Gazeta de Puerto-Rico

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Gazeta de Puerto-Rico
Alternate title:
Gaceta de Puerto-Rico
Physical Description:
Newspaper
Language:
Spanish
Publication Date:
Frequency:
daily (except sunday)[1823-]
daily
normalized irregular

Subjects

Genre:
newspaper   ( sobekcm )
newspaper   ( marcgt )

Notes

Dates or Sequential Designation:
Began in 1806?
General Note:
After the change of sovereignty in 1898, briefly published by the government of the United States.
Funding:
Funded by NEH in support of the National Digital Newspaper Project (NDNP), NEH Award Number: Project #00110855

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item.
Resource Identifier:
oclc - 829938788
lccn - 2013201074
issn - 2327-3143
ocn829938788
Classification:
lcc - ISSN RECORD
ddc - 070
System ID:
AA00023800:02794

Full Text
mSWh jpiBBttJDJtD

SE PUBLICA

todos los.nmrtes, jure y sb.nlot,

8 IB QItf9(D)MIBja
KN LA IMPRENTA DEL GOBIERNO
calle de a FprUjxa nm. 91,

P'l l P i f
r u w i tu

ID IP fl

ANO 1861.

JUEVES 22 DE AGOSTO;

ARTE 0FIIAL.

PERSONAL QUE SJ5 C f T A

SECRETARIA GENERAL
DEL SUPERIOR GOBIERNO
CAPITANA GENERAL
Superintendencia Delegada de Real Hacienda
DE LA ISLA DE PUERTO-RICO.

CLASES

K0.MBUR8.

DESTINOS,

Relacin de los individuos que han sido sorprend- Consultor en Jefe...
dos en juegos ilcitos en el pueblo que se expresa
continuacin. j
Ponce,
Relacin de los individuos que fueron sorpren- Primeros Ayudantes.
didos en juego prohibido la noche del 11 del
corriente por la guardia municipal en ra raa
a raa de D. Manuel Duran barrio 3. de esta
poblacin, los cuales te les impusieron tos
multas correspondientes con arreglo al art.
eulo 17 del Bando de polica y buyi gobierno.

NOMBItES.

Penas.

D. Manuel Duran. ...
D. Camilo Simompjetri
D.Jos. Antonio Bejona.
I). Jos Crlos
I). Pedro Bayonet
D. Galo Rosado
D. Crlos Lespier
I). Pedro Ruiz
I). Ramn Linteres 2.

30 00
15 00
5 00
5 00
5 00
5 00
5 00
5 00
5 00
80 00

Segundos Ayudantes....

Y por disposicin del Excrao. Sr. Gobernador Ca-
pitan General Superintendente se publica en este pe

ridico para conocimiento del pblico. Puerto-Rico 20

de Agosto de lobl. hl becretano general interino,

Juan Antonio Daz.
CAPITANIA GENERAL
DE PUERTO RICO.

ESTADO MAT0R.
Seccin 1? Archivo. Negociado 3?

1 Presidente de la Junta general de liquidacin
del personal de Guerra del distrito de Valencia, se ha

irijiuo ai Mtmu. o. Kupnuu uenerai ue esta sia,
con el fin de que se sirva ordenar la insercin en la
Gaceta de Gobierno del siguiente llamamiento.
"Junta general de liquidacin del personal de Guer Guerra
ra Guerra del distrito de Valencia. Intervencin Militar de
Valencia. Lo individuos que continuacin se es espresan
presan espresan y que perteneciendo la seccin de farmacia
en el cuerpo de Sanidad Militar sirvieron sus destinos
en este distrito desde Octubre de 1840, hasta Mayo del
41 ambos inclusives, y en su consecuencia debieron per percibir
cibir percibir sus haberes por el habilitado respectivo, cerca de
estas oficinas militares, se servirn remitir esta Jun Junta
ta Junta establecida en el archivo de la Intervencin Militar
los ajustes que debieron recibir 6 en su defecto una
coia debidamente autorizadas, pudiendo efectuarlo los

herederos de los qu$ hubieran fallecido, lo cual podrn!

ventear en ei preciso termino ae tres meses, los
que existiesen en la Pennsula Islas adyacentes 6
Canarias, posesiones de Africa: de seis para los que
estuvieren en la Isla de Cuba " Puerto-Rico y de ocho
para los que se encuentren en el extranjero y Filipi Filipinas
nas Filipinas segn se previene en el artculo 5" de las Instruc Instruc-cionei
cionei Instruc-cionei de 2 de Setiembre de 1857.

Practicantes.

Doctor 1). 'Magn Aiegret. ........

I). Flix de Azua
Esteban Corp y Planas
Jaime Camprecios ......
,, Tadeo de la Puente
Jos Mara Gimnez

I). Andrs Aiegret

Kanion llalva
Francisco Ravep
Narciso Oliveras
Antonio lirilmega r f .
Andrs Girona:
Domingo Crespo. .f f .
Francisco Mir ...... '.
Juan ternat y Fabca
Agustn Rossell.
Eustaquio Snchez... ...... ',

I). Francisco Barrajon..
Juan Roldan
Mariano Amoros
Jos Martinez Espso
Dmaso Macas .....
Pedro Espariol
,, Francisco Planes
Jos Aniat

Jos Mara Reig
Manuel Criado Alvarez
Francisco Mart
Vicente Rios.
Rafael Barbera
Jos M a torras
Juan Wilton...,
Manuel Martin,.
Celestino Mafias
Ramn Guerra
,, Manuel Aedo
M Ramn Avella

Enrique Mara Marrcro

f f

V Distrito de Vlela,

Antonio Egea,
Luis Bercial.

,, Juan Antonio Romero.
Felipe Domnguez
Joaqun Sorolla
Pedro Romeral ,
Patricio Rodrguez

santiago Garca
J os i.orenci . . . ... m

ff Jos Vzquez
ff Francisco Jos Gutirrez
Jos Estbanes
Mximo Rodriguez
,, Pedro Lapuente
,, Pedro Loreute
Justo Trgo
Julin de Begofia
i i i

Francisco Coll...

Terencio Ramos,

S .'.',!...)



CLASES.

X O MIARES.

DEST1KO

A-

y

Practicantas..

I). Matas Sanz
Facundo Honrado
Antolin Alvarez
Mariano Lpez
f Antonio Cabid ..
Gabriel Moreno.......
Jos Bernaite
Primo Feliciano Roca.
Joaqun Gmez,
Mariano Cardenal
Agapito Esteban
Juan Ventura Prez..
Apolinar Montoya. t .
f, Miguel Baso y Costa. Distrito de Valencia.
Mnuel Sillero
Lucio Sanz y Vaccino
Antonio Barrios...
Juan de Dios" Almagro
Miguel Lucio Garca
Jos Baldo
Julin Marn.
Cosme Monge
Jos Odriozola
Narciso Ibaez
Gabriel Valles
Gumersindo Gmez
,, Juan Alarcon
Flix Jos Valenzuela

Distrito dictado en este da, en los ejecutivos seguidos
por Do, Eduardo Acosta, contra D. Cristo val Ramos
y su esposa Doa Encarnacin del Toro, en cobro de
cantidad de pesos, se ha dispuesto dar un nuevo cuar cuarto
to cuarto pregn de remate una casa embargada, de alto y
bajo, radicada en esta Ciudad calle de San Sebastiaif,
sito nombrado el alto, marcada con el nmero 91, y
colindante con una de la viuda de Navaja, y con otra

I de D. Juan Senger, y cuya .fiiicala sido tasada en la

suma de i ,000 pesos inertes. Y habindose selalado el
da 26 del corriente y hora de la una de su tarde, se
anuncia al pblico por medio del presente, parala con-

euirencia de limadores, advirtiendo que el indicado
i acto tendr efecto en las puertas del Juzgado, y que
j dicha finca reporta un gravamen por timbos esposos de
j 2,000 pesos fuertes moneda corriente en el comercio,

y z22 pesos 2o centavos tuertes espaoles a favor de
dicho Acosta, con mas los intereses legales, y ademas
se haya gravada tambin con 3,666 pesos moneda ex extranjera
tranjera extranjera favor de Doa Ins Fagundo.-
Puerto-llico, Agosto 0 de 1861. Manuel Camu

as.

Escribana pblica de Slumacao
Pur iJi posicion de! S.ii- AI i! L Mayor de este distrito
'; ? lia ni tii.Ia io rn lu U,3!aiii.murn de I Franriseu Mado Mado-nado
nado Mado-nado vecina que fu de vte pueblo, vender en pblica suba-
ta una casa de madera y teja sita en la calle de la Carrera
de esta poblacin y su halla t-sada en $ 3u0; ('talndose
! para los pregones ordinarios- los dina 13 y 22 del que eurs-i
y prirneio du Setiembre prximo venidero. Lo qu e anun-
eia ai pblico p.ira la 'concurrencia de lidiadores! Hu macan
! Agosto 12 de I8l. Eugenio de Torra. 2

ir !
uaia tita i

Valencia 27 de Junio de 1861. 1'. A. 1). S. J. El Comandante Vocal, Secretario. Fran Francisco
cisco Francisco de Paula Velazquez y Sanz."
Lo que de orden de S. E. se inserta e:i la Gaceta de este dia para conocimiento de las per personas
sonas personas quien corresponda y dems efectos que se solicitan. Puerto-Rico 19 de Agosto de 1861.
El Coronel Jefe de E. M., Crlos de Fridrich.

Habiendo desertado el confinado al presidio
de esta Plaza Antonio Esclavo cuyas seas se
expresan en la siguiente media filiacin, ha dis dispuesto
puesto dispuesto el Excmo. Seor Capitn General que
los Corregidores y Alcaldes, practiquen las mas
eficaces diligencias hasta lograr su captura, y
que con la competente seguridad sea puesto su
disposicin el expresado Antonio Esclavo si se
consiguiese, quedando responsables de cualquie cualquiera
ra cualquiera omisin en este punto en que est interesado
el bien del servicio. -'.
Lo que de rden de S, E. pongo en conoci conocimiento
miento conocimiento de UU. para los efectos correspondientes.
Dios guarde UU. muchos aos. Puerto-Rico
19 de Agosto de 1861. El Gefe de E. M.,
Crlos de Fridrich.
Sres. Corregidores y Alcaides de los pueblos
de esta Isla.
Media filiacin de ;
Antonio Esclavo, hijo de Pedro y de Mara, na natural
tural natural de Maunabo Provincia de Puerto-Rico,
Capitana General de id. sus seales: pelo pasa,
ojos melados, cejas pasa, color negro, nariz an ancha,
cha, ancha, barba poca, boca regular, estatura 5 pies
4 pulgadas.

Puerto-Hico 22 de Agosto.

Relacin de los reos prfugos cuyas causas lian sido

falladas en rebelda y se encuentran 'pendientes de

vj.-i v. w uuuv uv nieta i itisiuncm
del Distrito de San Francisco. 1

'Gumersindo Reyes, encausado' por hurto de res en el
pueblo de Cangrejos: no consta bu identi iad.
Jos Villegas, natural y vecino A Rio-piedrs. mulato
libre, mayor de veinte y un ao?,: labrador, hijo, de Antonio
y Polonia Garca, difunto el prt'inro, sin hijos ni instruc instruccin
cin instruccin encausado por sospechas, de hurto 'de dos 'sortjas 'de
oro.
Anselmo Benitez. natural y vecino, de Tculll-.bajo, Li Lijo
jo Lijo lejtimo de Elias Benitez y de Can lelau BeniteZj de
veinte y ocho a03, estetura regular, regordete, color negro,

pelo pasa, labrador, encausado por robo de dinero y pren prendas
das prendas con fractura D. Juan de la Cruz Crdova.
Julin Soriauo, natural de Manaty, vecino de Toa-baja,
casado, de sesenta y siete afios, pardj libre, ejercitado en
los trabajos martimos, encausado por injurias y falta de
respeto un Comisario de barrio.
Camilo de Rivera, de estatura algo elevada, pelo pasa,
ojos regulares, nariz chala, patilla cerrada, viste con ropa
andrajosa, soltero, como de veinte y ocho aos; encausado
por hurto de herramientas.
U Francisco IMaez, encausado por quiebra fraudulenta.
Bernardo Reyes, encausado por estiaecion de dos ne negros
gros negros africanos, vecino de Yabucoa, estatura alta, de trein treinta
ta treinta y echo aos, color trigueo, pelo pasa, frente y boca gran grande,
de, grande, barba poca y cejas al pulo.
i). Lauro Oiler, coior blanco, natural y vecino de la Ca Capital,
pital, Capital, rubio corno de diez y nueve aos, cuerpo delgado, es
tatua regular y de poca barba; encausado por hurto de

bestias y resistonci i a um patrulla.
Merce-l Alontanz, n unral de Trujillo bajo, vecino de
la Capital, soitero. negro libre, de oficio caletero, de cuaren

ta alios de edad; encausado por heridas.

Puerto-Rico, Agosto V de Icol. nanuel Lamimos.
3

Secretaria del Excmo. .juntamiento.
l-'n el sorteo .e la I?t.il L-itera qu. tendr lucrar el '12
dtl actual, juegan estos ton ios pblicos con el n ni. 10 350.
Lo tpju se hace notorio al pblico para su conocimiento,
l'ui rto -Rico. Agosto 17 de 1861 o. loiUtsmo. 'Z

U) i! I M ST A C I) X I! E 1 11 L
De Correos de Puerto-Hico.

OTEASES.

AD9IINIST1ACI01V general

Habiendo quedado sin efecto el remate de arrenda

miento de loa ramos de Villar y Bochas del pueblo de
Arroyo por el trienio de 1861 al 63, se anuncia para
el dia 10 del raes entrante nueva doble subasta bajo el
tipo de $ 316 63 centavos pagaderos por terceras partes
fines de Diciembre do dichos tres aos prdvia fianza
y dems liases y condiciones que se han publicado an anteriormente.
teriormente. anteriormente. Puerto-Rico, 19 de Agosto de 1861.
P. A., Bemardino Caldern Ibarra, 2
. Secretara Emmp...-AxUL.am.eji(b
VA 31 del corriente, la una do la tarde, se reunir en
las (alus consistoriales ia Junta de subastas, con objeto de
celebrar 'a de blanqueo y varias operaciones en el edificio
de la Crtel, presupuestas en 240 $ S5 cu. y aprobadas por
el Superior Gobierno., Lo que se avisa al pblico para la
concurrencia ?e licitadores; los cuales podrn amerarse del
pi'ivu de condiciones facultativo dictadas para el remate,
que encuentra de' manifiesto en esta oficim. Puertc-'-co.
A'-osto 16 de I861.-S Tose Montesino. 2

Helavion de las tartas detenidas bor falta

ttt suficiente franqueo en el mes de la fecha.

Sres. Cano y Mier.
Etlevem Miniet
Herse Seichecinif t.
Juan Berrios.
J. B. A ud use.

Juan Ainoros.
Juan N. F Sanjurjo.
Jos R. Castro.
Jos Veray.
Jos Zuind
Jaime Cail niiir..
MerioUiiuy he fina nos.
Matas G. do it.o.

Nicols G .'irriga.
Lorenzo Garca.
Lamel Ban.
Sa-s. iSchon V'ilnch
Sres. Svhon Villinch.
Jedro Xolasco.
' Vicente Ricioni.

Mugtres.
Isabel Surga.
Juai Bernentos.
Tomasa Vi la.
Cariin.'ii Montijano.

l3uerto-Rco Agosto 17 de S.Jos A. Paramo. 1
Secretara de la Munidpalidtut de Rio-piedras Vacan Vacante
te Vacante la plaza de Carnicero de este pueblo dotado con nueve
peses mensuales, ia Junta con aprobacin del Excmo. Sor.Go Sor.Go-bernador
bernador Sor.Go-bernador Capitn Gral. acord se saque en pblico reinatf"
SHalndose al efecto el dia, 21 del que cursa, siendo de
advertir que t i lematisti ha de prestar fianza por la canti cantidad
dad cantidad de $ 50. Y se anuncia id pblico -para la concurrencia
de licitadores. RL-piedraa, Agosto 19 de 1861. Manud P.
de Len. j

Escribana pblica del Distrito de San Francisco.
-Por auto del Sor. Alcalde mayor accidental de este

Secretaria del Corregimiento de la Villa de San Gor Gorman.
man. Gorman. En esta jurisdiccin han sido aparecidos y deposi depositados
tados depositados por rden de! or Corregidor en poder de l). Dma Dmaso
so Dmaso Nasario y D. Gabino Rodrguez Garces los anmalos
siguientes -Un cabal o zaino oscuro las cuatro putas blan blancas,
cas, blancas, un lucero blanco en la frente, alzada 6;4 y media p:o
devanado. Y otro caballo colorado una nata blanca crin
y cola regular, paso devanado, alzada 5i mas menos. Lo
qu i se lince notorio para conocimiento de quien correspon corresponda,
da, corresponda, entendido: que trancurrido dos meses desde esta publi publi-cion
cion publi-cion fin haberse presentado su duefio duelos, e procede
ra lo que determina el artculo 155 del bando. San Ger Germn,
mn, Germn, 18.de Agosto de ISl. Luis Gomdn.

-.''Sectaria de la lcaltUt y Municipalidad ,le Niguaba
Por orden del Sor. Alcalde se halla depositado ni po ler
de Antonio Enrique, un nunlio blanco, aparecido en esta
jurisdiccin el onco del corriente lrse avisa al publico
los efectos dispuestos en el aruYulo 155 del Bando de polica
viente. Nabato 15 de Airosto de 1861. V.o no fci ai.

VUiui jjli IW.IU. uuut kZltl'IU.

Secetaixa de A'roio. Loa fon.loj pblicos de est pue
blo juegan en la Lotera del presente mes con el billete ente entero
ro entero nmero 10.312 y con el medio billete nmero 9 013
Arroyo 13 de Agost. de 1861. El vocal Secretario acciden
tal, Pedro V. Duque g



SecrcLnvui ,.V .. AtU lii y Junla AhnicijnJ de Xia Xia-boja.
boja. Xia-boja. Las fondos pbcc de eto pueblo juegan n el sor sorteo
teo sorteo ordinario nmero -17 de la iit al Lotera que ha do ce celebrarse
lebrarse celebrarse el -2-2 del actual, -ou lo? medios billete? nmeros
7. !o6 y 4.553. Y en cumplimiento lio lo que est dispuesto',
se hace pblico para conocimiento de este, vecindario. Vesra Vesra-baja,
baja, Vesra-baja, y AjtoJo 14 de IBl. V. 11", E! Alcalde, Car Za.

EL MONJES M SAX A.YT0MX.

,.

1 N '-4 WtSuO
- 1 i

ar j Vi7 ta en i

ma- mi VaiDitmm

&isju ana aiwjjj;

Y OFICIOS BESAN ILUELFONSO.

1 I.-. -...4-.-V,.. V. Lt IT I. t

"lorie le (ja practicado hoy Julio 31 de 1801.
Pesos Cts.

Existencia efectiva anterior segn cuenta
publicada en la Gaceta del Gobierno
mnieio v referente al mes de Junio. 2.395 03

Entradas en el mes Je Julio
Efectivo cuenta de los productos de las
ventas en el Bazar
Id. id. id
Id. id. id.
Producto de la venta de dos vestidos
Donativo del Sr. Mayans
Rditos del capital de la asociacin del mes
de Junio
Limosna de la Sra. de D. Luis Cap ..
Suscricion correspondiente al mes le Junio
v rditos de la menor Beln

300 00
200 00
59 20
12 00

w r
O

1 t n r.

1U

a,

12 98
8 00
139 00
144 96

7 87

4 00
50 00
84
170 00
8 00
3 50

Salidas eu el mes de Julio.
Efectivo que se deposit en Ar Arcas
cas Arcas Reales para optar al re remate
mate remate de las roas del Hospi

tal 10 00

ft . i Li n .-i fin 1 ll O O

ja na ios uaj. iao in,utiuuo
1 ...

rara hilo y cintas
Efectivo la Sra. Vocal Prove Proveedora
edora Proveedora Por un earreo y compostura de
una cafetera
Efectivo que se paga al contra contratista
tista contratista Sr. Pagani
Por una caera de plomo.......
Consumo de cas en Junio.

Efectivo que pag la Sra. Vice Vice-Presidenta
Presidenta Vice-Presidenta D- Consuelo Pe Peralta
ralta Peralta del Riego Pica al Sr. Pa Pa-'ani
'ani Pa-'ani y que tenia n su poder
para atender los gastos de
la fbrica 40 00
A la Seora Proveedora ........ o uu
Por un plumero para sacudir el
polvo 2 00
Costuras pagadas varias per personas
sonas personas que han auxiliado en
las costuras de la ropa contra-

tadas del Real Hospital o uu

Hilo agujas &
Papel timbrado para borradores
sobres &
Sueldo del cobrador por Junio.
Sueldo de', las empleadas de la

4 22

1 25
10 00

casa

39 00

A la Sra. Proveedora 0 00 1.017 C8j
Existencia efectiva hoy 31 de Julio de
18 til ........ tll
NOTA: Las deudAs cedidas
favor dla casa son las ya
publicadas ascendentes 91t 1'-
OTRA: La Sra. D? Alejandra
Campillo de Trilla ha cedido
-la -Gasa un solar ..que.pojee.
en Truj lio-alto con una casa
antigua de madera.
Puerto-Rico Julio 1 delSl. La Tesorera, Jo Jo-ufa
ufa Jo-ufa Sevilla de Lpez Pinto.--La contadora, Julia

Antonia Montilla ae arroyo.

LK Y E V 7) A
I.
Entre las sombras de la noche, amedrentaba el ru rugido
gido rugido del mar, como entro las terribles sombras del pe pecado,
cado, pecado, el imponente grito de la conciencia.

El pintoresco valle de san Jorye, gala preciosa de

la Astum oriental, haba perdido todos sus encantos.
El risueo paisoje que en las frescas orillas del Jledn
brindaba otros dias deleitable solz, presentaba un as

pecto tristsimo; era la desconsoladora imiten de la

juventud que muere entre las tormentas de las pasiiii.es;
era el cuadro doloroso de la heimosura que se burra,
que va palideciendo, que espira, falta de hu de la ino ino-,
, ino-, cenca.
! Una hora escasa habla pasado desde que las cam campanas
panas campanas del Monasterio de an Antolin hicieran or el
i melanclico toque de la oracin, y ya los honrados y
medrosos campesinos se haban ido ocultar en sus
humildes v diseminadas chozas.
El eco triste y prolongado de aquellas campanas,
i pareca escucharse aun como una splica en el fondo
del valle.

Tal vez se confunda con el agudo silbido del vien viento
to viento que azotaba furioso las empinadas colinas.
II.
La tempestad avanzaba en su carro devastador.
El trueno zumbaba lo lejos como una amenaza
del Dios ofendido.
El relmpago, brillando como nuncio de la lucha

' de los elementos, se reflejaba en las espumosas olas del al fin en lucha con la materia, que se hace dspota y

mar cania uno. souerana seora, oireeienuo siempre a .sus- esclavos la
j El silencio que suceda al fragor del trueno era un j seductora copa del placer.
silencio ater.ador. All lo lejos el murmullo sordo de y el fuego de una pasin influye fatal y tembl tembl-laslas.
laslas. tembl-laslas. En el fondo del valle el spero rechinar de ,UCIItc tMI auaM naturalezas. Es un fuego devastador
las ventanas sacudidas por el viento. Alguna vez el l-; 1UC conjUce basta el crimen.
gubre y fatdico plair del ave agorera. ?or e8Q Qmhn do Elyira que & 'nto
j Sobrecojida de espanto la oscuridad tras la luz del atq caballero todo un mundo de dulcsimos recuerdos
relmpago. Solo se vea all sobre el negro pen la j cu (iue 8e confundan lgrimas, besos y suspiros de
j vacilante llama de la hoguera que los pescadores encen- amorj evocaba la vez la sombra ensangrentada del
dian. Quizs el plido fulgor de una luz moribunda se ; anciauo que al ir recobrar su perdida hija encontr
I divisaba entre las miserables chozas. j eI1 su camino ul desesperado amante que en un instan-
j La noche avanzaba, avanzaba; pero la voz del hu ; te de delirio hundi en su seno el pual homicida,
i racau se oia siempre. i Aquella sombra pesada sobre bu abatida frente y se al-

En algunos instantes pareca que el viento llevaba zaba terrible en su conciencia donde aun resonaba el
entre sus gemidos el eco de acentos humanos, como i eco de una maldicin.
una montona y tristsima cantura que iba cstinguin- f
dose entre las quiebras do las montaas. ; V.
Quizs alguna madre pretenda calmarla inque-!
tud de su nio amedrentado, entonando junto la cuna i 1 caballero descendi como un loco del montecllo,
su cancin favorita, cuyos acentos tornbanse tristes y cruz el ancho valle vugando la ventura,
su pesar. j Dirase que hua de una sombra que se adhera
Tal vez la abandonada doncella repeta fantsticas 8U8 Pas3 v (lue le Pseguia su pesar. Pero eran va
baladas de amores infortunados, aprendidas en la edad 1103 sus estuerzos, por que aquella sombra era la suya

a las asechanzas del mundo. ProPw y ,n!l. se pandaba cuanto 61 mas se guareca

i entre las colinas.

IV.
La calma de la muerte sucedi la lucha de los
elementos.
I a sombra blanca, se alej con incierto paso y fu
perderse entre las sinuosidades do la montaa.
El caballero, sintiendo su eorazon esmbatdo por
mi! contrarias emociones, se llevaba las manos la fren
te y luego se golpeaba el pecho, como dudando de su
propia existencia y queriendo darse cuenta de que to todo
do todo l que haba visto y oido era hijo de una fasciuaciou.
-Elvira! esclam despus con acento conmo-
vid i. Y como si aquel nombre trajera su pensamien pensamiento
to pensamiento ua mundo de encantadores recuerdos, y su con conciencia
ciencia conciencia te do el peso de uu crimen horrible, sonri como
sonrio el adolescente ante la hermosa imgen del pri primer
mer primer amor, y despus dej caer sobre el pecho su fren frente
te frente nublada por la sombra del remordimiento.
Aquel nombre haba sido repetido mil veces por las
perfumadas brisas, turbando dulcemente el silencio de
las citas misteriosas.
Aquel nombre encerraba todo un poema de amor
pursimo y todos les encantos de la pasin mas ardien ardientemente
temente ardientemente voluptuosa. ;
Porque '"Ivir y Ricardo que se encontraron en el
mundo con el corazn todava nio, se amaron prime primero
ro primero con la inocencia de los njeles, con la tranquilidad
del espritu que reina solo, sin el tormento do la lucha!
Pero cuando un suspiro de la tierra se exhal de sus
puros ibi- s, y descendieron tronzadas las alas de los
njeles, se encontraron las manos trmulas del hombre
y la mujer, y en sus miradas ardientes sorprendieron
un rayo que embriagaba, que atraa irresistiblemente,
que mataba y haca morir con una dulzura infinita
oh! entonces, las locuras de la pasin borraron la ino

cencia del amor tranquilo; el espritu ceg y sucumbi

dichosa en que no tema

III. Cuntas veces huimos del mundo y de las exigencias
j de la sociedad que creemos la causa de nuestro torme torme-En
En torme-En aquellos solemnes momentos descendia por la j to, y cuando nos hayamos solos, frente frente de no-

mas empinada colina un caballero sin armas, con el j sotros mismos, es cuando nos convencemos de que den-

puestas las facciones, dri- I tro de nosotros esta nuestro nico enemigo:

rostro descubierto, deseomp

giendo en torno suyo miradas de terror.

Al trasponer luego un montecillo se detuvo jadean jadeante,
te, jadeante, trmulo, volviendo atrs la vista con ansiedad hor horrible.
rible. horrible. Y escuch un instante.
En alas del huracn lleg sus odos un grito des desgarrador,
garrador, desgarrador, y tembl mas al convercerse de que aquel
gri'o era de mujer; do una mujer que pronunciaba su
nombre.
Y aquel grito le repeta cien veces el viento entre
sus agudos silbidos.
Un sudor fri corri por la frente del caballero que
en vano pugnaba por cubrirse con I03 embozos de su
ancha capa.
Ricardo! Ricardo!;, repeta la voz mas cercana
cada vez.
Y el caballero temblaba mas que nunca, viendo
avanzar hcia l una ligera sombra blanca.
La sombra subi al fin la cumbre del montecillo,
se acerc al caballero, le abraz con efusin, y exha exhalando
lando exhalando un ahogado suspiro le bes en los lbios.

La luz intensa de un relmpago ba aquellas dos

figurascX'omtFaOe"'ployeCtabau "gigantescas al
pi del montecillo.
Ricardo! dijo aquella mujer cuya mirada brillaba
siniestramente; te he perseguido para darte este lti ltimo
mo ltimo beso, porque mi amor es mas grande que nuestro

El mayor ve: dugo del caballero era su propia con

ciencia. El crimen le abrumaba, pesar de que le ha haba
ba haba cometido en un momento de fiebre, de delirio, de
estravo completo de la razn.
El cansancio vino por fin rendir tambin sus fuer fuerzas
zas fuerzas fsicas, y cay despoblado, presa de un repentino
vrtigo.
Cuando sali del desmayo empezaba despuntar
la aurora.
Se hallaba frente al Monasterio de San Antolin.
Una idea consoladora vino prestarle fuerzas, y se le levant
vant levant como un mrtir, apoyado en la fe.
Se acerc al prtico del convento. Los acentos gra graves
ves graves del rgano y las voces acompasadas de los monjes
le infundieron nuevo aliento, una vida, que l igno ignoraba.
raba. ignoraba. Llam, y las puertas del monasterio se abrieron.
Quin sois y qu queris? dijo una voz spera
que parecia salir de entre los pliegues de una espesa
capucha.
Soy, dijo el caballero, un miserable peregrino
estraviado que va buscando senda mejor y mas segura;
quiero ver al reverendo Abiu, que pienso ha de mos mostrarme
trarme mostrarme esa senda que yo no encuentro.
Creo comprenderos. Pasad y aguardad un instan
te, que los hermanos estn en el coro y nuestro supe superior
rior superior reza con ellos tambin.

Pas el caballero y la puerta se cerr tra l con

m unen...

S; pero, Maldito seas t! y maldito tambin es- estrpito que so hizo sentir en los dilatados claustros,
te misnij emor por el que he venido hacerme cm- 1 misterioso portero haba desaparecido.

Y por disposicin dla Sra. Presidenta, y en cum-
el artculo 17 de los llea-

piimienio a publicar la anterior cftena i plice de la muerte de mi padre. Maldito seas! maldito Nuestro hroe se encontr en un zagun, iluminado
S?ia?Seriddic8-de la plaza para conocimiento del p- seas! . dbilmente por la luz amarillenta de una pequea lm-

blico. Puerto-Rico, fecha ut supra. La bjcretana,
attie F. Brewer de Vizcarrondo.

Y el eco de aquella terrible maldicin zumbaba en I para que penda de la oscura y abovedada techum-

el e9naeio como la. nnnonente voz de la temDestau. ure.



VI.
Se hallaba solo. Solo con 3us pensamientos y las
eternas sombras de su inquieta conciencia.
A su pesar temblaba.
La luz vacilante de la lmpara, ya le baaba con
triste claridad, ya le dejaba oscuras iluminando el
opuesto ngulo, dibujando y borrando con us conti continuas
nuas continuas oscilaciones fantsticas figuras que se desvanecan
y reaparecan sin cesar.
El viento silbaba aun despus de la tormenta, y
remedaba mil gemidos en las largas crugas del con convento.
vento. convento. Los graves y montonos acentos de los monjes, lle llegaban
gaban llegaban confusamente los oidos del caballero que, pol polla
la polla agitacton de sus lbios, pareca que murmuraba al alguna
guna alguna plegaria. Tal vez repeta horrorizado la maldi maldicin
cin maldicin que escuch tras el ltimo beso de su nico infor infortunado
tunado infortunado amor, en la cumbre del montecillo.

El canto o los monjes se fu estinguiendo poco a
poco, y despus se oy el ruido de algunos pasos.
Se abri una pequea puerta, y un monje anciano
aielant fecia el caballero.
7t-Sois voz quien- desea verme? dijo despus de un
instante. Si es asunto de conciencia el que tratar que queris
ris queris seguidme.
Sois vos el reverendo Abad?
No soy mas que vuestro hermano en J esucristo,
contest el anciano con melanclica dulzura.
Aquella yps seren el espritu del caballero, que
sigui los pasos del monje cerno el sediento peregrino
quien pe marca la senda que conduce la escondida
fuente.
VIL

Desde aquel dia la vida del caballero fu una vida
de penitencia. Pareca que le ahogaba el aire que res respiraba
piraba respiraba fuera del convento.
No hallaba calma su corazn sino en la santa sole soledad
dad soledad de los clustros.
' Las plegarias de los monjes, acompaadas de los
graves aeentos del rgano, elevaban su alma un mun mundo
do mundo desconocido.
El anciano Abad lleg ser para l un carioso
Sadr, y l acuda siempre como al nico puerto don-
e.1nna.hiLn la.ii tempestades de su espritu.

La materia, vencida al fin en aquella lucha a muer muer-Ce,
Ce, muer-Ce, languideca, se consuma lentamente entre los rigo rigores
res rigores Je la penitencia, como avergonzada de haber opri oprimido
mido oprimido con los mezquinos lazos de la tierra lo que tiende
elevarse irresistiblemente al cielo por una aspiracin
sania infinita.
Cuando el caballero, aconsejado por los mismos mon monjes,
jes, monjes, abandonaba el convento, para distraer el nimo pa paseando
seando paseando por el valle, insensiblemente y absorto en sus
meditaciones se diriga hcia la orilla del mar. Quin
podra comprender todo lo que aquel combatido es espritu
pritu espritu decan laslas con sus eternos murmullos?...
Inmvil, desde la empinada roca, las veia avanzar
soberbias y amenazadoras, las veia estrellarse en las
duras peas, y retroceder sepultando en las profundas
ollas la hirviente espuma. Y siempre igual, aquella lu luana
ana luana incesante representaba sus ojos la imgen de la

que el hombre sostiene dentro ae su aima raienu-uo -1
ta la spera senda de su tristsimo destierro. Y enton entonces,
ces, entonces, Inclinbala frente plida ante aquel espectculo de
la naturaleza, y lloraba, porque todava no era tan des desgraciado
graciado desgraciado que se hubiese agotado en l la consoladora
fuente de Jas lgrimas. Y si al murmurar entonces una
oracin, diriga al cielo sus miradas, quizs veia cruzar
pon raudo vuelo las blancas palomas de mar; y enton entonces
ces entonces sonrea con melanclica dulzura, porque a uellas
palomas le parecan otras tantas almas, tornando ale alegres
gres alegres su patria bendita.
VIII.
Una tarde hallbase el caballero la orilla del mar,
absorto en las contemplaciones de la naturaleza.
Cumplase un ao desde que, huyendo 4el teatro de
sus amores y de sus terribles desgracias, habia venido
a refugiarse al valle de San Jorje, y encontrar un
santo asilo en el hospitalario monasterio de San Antolin.
Pero aquella tarde no se oa la imponente voz dla
tempestad.
La suave luz del crepsculo iluminaba el horizonte.
Poco poco iban desvancindose las purpreas tintas
de los ltimos rayos del sol.
Los pajarillos volaban silenciosos en busca de su
blando nido.
La natureleza entera se preparaba las misteriosas
horas del sueo.
Solo el mar se agitaba, murmurando, aunque lenta lentamente.
mente. lentamente. Cambien cuando reposa la naturaleza del hom hombre,
bre, hombre, se oyen, aunque mas pausados, los latidos de su
agitado corazn. Porque el corazn del hombre es un
mar que se agita siempre.
En aquellos solemnes momentos llegaron los oidos
del caballero unos gritos confusos que salan de las le le-jaAMchosaa.
jaAMchosaa. le-jaAMchosaa. tyej de seguir con la vista los movimientos de las
olas, y se volvi mirar hcia el valle, escuchando atentamente.

La loca! All va la loca! gritaban sin cesar.
Y el caballero temblaba, temblaba pesar suyo,
como si aquellas voces llegasen amenazadoras hasta su
conciencia.
Las campanas del monasterio tocaron la oracin,
y los gritos cesaron. Kein en el valle el silencio mas
profundo.
Pero el caballero miraba y escuchaba siempre.
All entre las so-nbras de las colinas pudo distinguir
un bulto blanco y ligero, que unas veces corria y otras

se paraba, ya volva sobre sus pasos, ya abanzaba nue nuevamente,
vamente, nuevamente, hasta que en sus incesantes movimientos llego
al pie de la roca donde l se hallaba inmvil. Entonces
pudo distinguir que el bulto blanco era una mujer.
Y aquella mujer dio un grito. Y desatentada, febril,
delirante, subi al pico de la roca y se acerc al caballe caballero.
ro. caballero. Una suave rfaga de aire ech su espalda los ca cabellos
bellos cabellos que flotaban en desorden sobre su plido ostro.
Sus oos brillaban con el ardor de la fiebre, lijos en

los del caballero.
Elvira!... murmur este, dominado por aquella
mirada que le atraia irresistiblemente.
Y t me conoces? dijo ella sonriendo con amargu amargura.
ra. amargura. Pero yo no soy Elvira, no. Porque me das ese nom nombre?
bre? nombre? Llmame la loca, como me llaman esos pobres cam campesinos.
pesinos. campesinos. No has oido sus gritos? All va! all, va la
loca! J, j, j! Pobres gentes! No saben ellas don donde
de donde yo vengo. Ignoran que hace un ao abandon el cas castillo
tillo castillo donde aun vagaba la sombra de mi padre, para
perseguirte y buscar tus perdidas huellas; para darte
la luz de un relmpago el ltimo beso de un amor que
encerraba todas las dulzuras del paraso y todos los tor
mentos del infierno. Ignoran tambin que hoy abando abandono
no abandono los peascos donde me he guarecido y alimentado
como las fieras, para venir exhalar en itus brazos mi
ltims suspiro. Porque yo voy morir; Hicardo, voy
morir amando Dios y pidindole perdn, como pue pueden
den pueden los locos, con la razn estraviada. J! j! pero
con toda la fuerza del sentimiento. Por eso quiero pe -dirte
perdn tambin t, Hicardo. Te acuerdas de
aquella noche terrible en que zumbaba el trueno?... Creo
que entonces empez mi locura. Yo sell tu boca con el
fuego abrasador de mis lbios. Despus... yo te maldije:
yo maldije nuestro amor, sin comprender, sin adivinar
que habia de despojarse de todo lo mezquino de la tier tierra
ra tierra y de todo lo sangriento del crimen, para revestirle
de la pureza de sus primeros inocentes goces... Ah! Ri Ricardo,
cardo, Ricardo, yo misma rechazo aquella maldicin, porque t
tambin te has purificado. S, yo s que se ha purificado
tu alma en el crisol de la oracin y la penitencia. Tam Tam-1
1 Tam-1 v: lo r,rtVio miA t.A Ws v te maldiie en la cumbre del

modtecillo, el cielo, el mar y la tierra estaban preados
de horrores, y hoy, ya ves como aparece la noche pura
y serena: la luna hermosa que en el cielo brilla, se re retrata
trata retrata melanclica en las aguas apacibles Oh! dame
tus manos, Ricardo, que desfallezco. Me siento morir

y creo que mi razn se esclarece. Hace tanto tiempo
que uo lloro! .. Y ahora... brotan de mi corazn las la lagrimas
grimas lagrimas de uaa ventura ignorada. ..Padre mi perd-

nanos!

Elvira! grito el caballero, sintiendo en sus brazos
todo el peso de "un cadver. Y luego cerr piadosamen- r
te aquellos ojos que aun le miraban travs de dos l- j
grimas con una dulzura indefinible, haciendo tambin
la seal de la crux en aquellos libios que se estreme estremecan
can estremecan hasta despus de halfljr exhalado el ltimo suspiro.
IX.
El buen caballero or largo tiempo al lado del o o-dver
dver o-dver de aquella pobre loca, que sutri el martirio de
un ano, para espirar fortaleciendo el alma atribulada
de su amante, y volar al cielo como ngel de su reden redencin.
cin. redencin. Kl caballero se levant al fifi tranquilo y consola consolado,
do, consolado, y descendiendo d.- la roca, se dirigi con insegura
planta hcia el monasterio, donde le esperaban impa impacientes
cientes impacientes los monjes.
FU n.nM,nn Ahx.d lf rAfnhi'i nnn los brazos ahiertOB

y escuch atento el relato del fin de la infortunada El Elvira,
vira, Elvira, y la manifestacin de un deseo que agitaba tiem tiempo
po tiempo hacia el alma del caballero, pero que quiso ocultar
hasta verse enteramente purificado.
Era media noche. Algunos monjes con hachas do
viento y conducidos por el caballero, se dirigieron la
empinada roca recojer el cadver de Elvira.
Al acercarse, dos blancas palomas se alzaron lan lanzando
zando lanzando un triste arrullo. Gemia la brisa. Kl mar cant cantbrico
brico cantbrico murmuraba no s que misterios. La 'luna sali me melanclica
lanclica melanclica de entre un pequeo grupo de nubes, y ba
con su luz suave el rostro plido de la loca. Pareca
dormida. En sus cerrados prpados temblaban aun dos
lgrimas. Armellas lgrimas prometan un cielo.

Cuando las puertas dol monasterio se cerraron lue luego
go luego tras las fantsticas sombras de los monjes, los acen acentos
tos acentos del rgano preludiaron un canto fnebre.
A la maana siguiente, las sencillas aldeanas iban
con supersticioso temor besar el pobre tmulo donde
yacia el cadver de aquella pobre loca que vean cru cruzar
zar cruzar por los sembrados, ocultndose en las fragosidades
de la montaa.
Todas juraban que media noche haban llegado
sus oidos lo3 ecos tristes de una cantura lgubre, y
que en sueos haban visto la hueste de fantasmas blan blancos
cos blancos y con luces alrededor del cementerio y en torno de
la roca donde se dirigia muchas tardes el misterioso
caballero del convento, que un ao despus oraba so-
bre aquella misma roca envuelto en el hbito de monjti
de San Antolin.
Eduardo Bstillo.

TRATADO ELEMENTAL

VE

(Ctuc compren&c laa principales noriones 5e la jfoiologia comparad

Profesor agregado la facultad de Medicina de Paria etc.
TRADUCIDO DE LA ULTIMA EDICION, POR LOS SEORES
D. Miguel de la Plata y . Joaqun Gonzlez Hidago, alumnos internos de la facultad

de Medicina de Madrid. Obra acompaada de 213 grabados intercalados n el testo.

., .1 I '. I?'

I

HISTORIA UNIVERSAL

por Csar Ca nt
traducida al castellano,
por m. Antonio rrct bel ttio, inbiuibuo be io Ueal SUctbena espaola.

IMPRENTA DEL GOBIERNO.