Gazeta de Puerto-Rico

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Gazeta de Puerto-Rico
Alternate title:
Gaceta de Puerto-Rico
Physical Description:
Newspaper
Language:
Spanish
Publication Date:
Frequency:
daily (except sunday)[1823-]
daily
normalized irregular

Subjects

Genre:
newspaper   ( sobekcm )
newspaper   ( marcgt )

Notes

Dates or Sequential Designation:
Began in 1806?
General Note:
After the change of sovereignty in 1898, briefly published by the government of the United States.
Funding:
Funded by NEH in support of the National Digital Newspaper Project (NDNP), NEH Award Number: Project #00110855

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item.
Resource Identifier:
oclc - 829938788
lccn - 2013201074
issn - 2327-3143
ocn829938788
Classification:
lcc - ISSN RECORD
ddc - 070
System ID:
AA00023800:02200

Full Text
ISVM. 126. SABADO SO DE OCTUBRE DE 185?. VOL. 34.

ESTE PERIODICO
SE PUBLICA TODOS LOS HARTES,

t.'t ,4 1

JUEVES Y SABADOS.

SE fcCIlIlifi
EN LA IMI'KEMTA DEL (OMEIIVO,
CALLE DE I.A FORTALEZA !? 23. ?

t mim n mnM

f-"l -T

wx. SSTO W

-7 MW,

t'5 ?

PARTE OFICIAL

ORDEN 11 II.A PLAZA.
' SERVICIO PAKA El. 20 DE OCTUBRE DE'' J 855.
Gefe de din. El Coronel graduado Don
Luis del Riego y Pica.
Cuerpos de servicio.- Los de la guarni guarnicin.
cin. guarnicin. Hospital, rondas y contra-rondas. Valla Valla-dolid.
dolid. Valla-dolid. De orden del Excmo. Sr. Gobernador
y Capitn General. El Brigadier Teniente
de Rey. Boscii.

SECRETARIA DE LA SUPERINTENDENCIA
General Delegada de Hacienda
DE LA ISLA DE PUERTO-RICO.
CONCLUSION' del Reglamento del Tribunal de
Cuentas, principiado en la Gaceta. Vase los n nmeros
meros nmeros 121, 122, 123, 124 y 125.

CAPITULO CUARTO.

Disposiciones reitrales. V?---.-

ArtJ 153. Sin perjuicio de los apoderados que

to, podrn valerse las partes para hacer su defensa de
Abogados que se hallen legalmente en ejercicio.
Art. 154. Las alegaciones y defensas que tengan
lugar sern concisas y directas. La Sala propuesta
del ponente acordar la resolucin que corresponda,
siempre que en las defensas no se guardase el respeto
y consideraciones debidas.
Art. 155. El Secretario de Sala es el inmediato
encargado de ejecutar las diligencias y actuaciones
acordadas por aquella. A este, efecto tendr en su caso
sus inmediatas 5rdenes los ugieres.
Art. 156. Los plazos marcados en la Ordenanza.
tt m cofa Rnrrljmnnn ann rorontnrra lns fUllft Rfi lpiin

al arbitrio de la Sala, sern solo de la duracin nece necesaria
saria necesaria para que el acto se ejecute, y no podrn proro proro-garse
garse proro-garse sin justa causa.
Todo plazo se entender de dias tiles, no contn contn-dose.el
dose.el contn-dose.el de su fecha ni el de su vencimiento.
Art. 157. Los plazos sealados al Fiscal para
emitir sus dictmenes se entendern siempre en cuanto
lo permita el despacho de los negocios que tiene su
cargo.
Art. 158. El trascurso de un trmino sealado
por la Ordenanza 6 este Reglamento para el ejercicio
de un derecho, lleva consigo la prdida de este.
Art. 159. Sin embargo se suspender el expresa expresado
do expresado trmino por la muerte de la persona interesada 6 de
su apoderado en su caso. No volver correr contra el
primero en el segundo caso hasta que se le haga saber
en forma la providencia de que nazca el derecho, si el
caso fuere tal; ni contra sus herederos en el primer ca caso
so caso hasta igual notificacin 6 hasta el vencimiento del
tiempo concedido para inventariar 6 deliberar, si el de derecho
recho derecho fuese de otra naturaleza.
Art. 160. Serjjondenado satisfacer daos y
perjuicios:
Primero. La parte que solicitare sealamiento de
trmino en virtud de falsos motivos.
Segundo. La que para asegurar el xito de sus pre pretensiones
tensiones pretensiones utilizase medios de marcada mala f.
Art. 161. Las multas que imponga la Sala, ex exceptuando
ceptuando exceptuando las establecidas por el artculo cuarenta y
cuatro de la Ordenanza, no podrn exceder de tres trescientos
cientos trescientos pesos, y debern unas y otras ingresar ntegras
en las Arcas del Tesoro, por medio de la adquisicin
del papl correspondiente. Queda en su virtud abolida
la participacin aue en su importe estaba sealada
los funcionarios del Tribunal.

Art. 162. Sin perjuicio de las penas que" van de declaradas,
claradas, declaradas, si los escritos producidos en los expedientes
contuviesen imputaciones calumniosas "" 6 injuriosas, la
Sala podr mandar que estas s tachen quedando sierri sierri-pr
pr sierri-pr salva la accin d calumnia injuria nt la auto autoridad
ridad autoridad competente. '
Art. 163. Sern condenados pagar daos y
perjuicios y multados los actuarios y dependientes que
hubiesen practicado una diligencia declarada despus

nula, siempre' que la Sala estime que hay mritos para
la condenacin. '
Art. 164. Los actuarios y dependientes, lo mismo
que los defensores de 'las partes que infringieren las
disposiciones de este Reglamento, sern corregidos por
la Sala, la cual podr multarlos por la primera vez
hasta en cincuenta pesos, y hasta en ciento caso de
reincidencia.
Art. 165. Las penas que quedan referidas se im impondrn
pondrn impondrn con audiencia de aquel quien se aplicaren,
previo el depsito de la multa si no consintieren la pro providencia.
videncia. providencia. ? :
Art. 166. En caso de concurrencia contra los bie bienes
nes bienes de la parte condenaba, entre la multa y la indem indemnizacin
nizacin indemnizacin de perjuicios, ser esta satisfecha con. prefe preferencia.
rencia. preferencia. Art. 167. Las frmulas, trmites, trminos y ac actuaciones
tuaciones actuaciones que en el curso de los negocios puedan ser pre

cisos y no se hallen prescritos m en la Ordenanza, ni
en este Reglamento, se arreglarn las prescripciones
del -.fuero' comn en Ultramar, i .-' .";'
PARTE TERCERA.
TITULO CUARTO.

De las relaciones especiales de los Tribu-' ochocientos cincuenta y cinco.

nales.de cuentas de Ultramar
con el de la Metrpoli.

CAPITULO PRIMERO.
Art. 168. Para que el Tribunal de cuentas de la
Pennsula pueda ejercer las funciones de inspeccin y
vigilancia que le comete el artculo veintids de su ley
orgnica, los de Ultraiiar le remitirn cada tres meses
listas debidamente especificadas de los expedientes en
ellos pendientes sobre cuentas', alcances y fianzas con
razn de su origen, instruccin y estado.
Art. 169. Remitirn adems en el primer semes

tre que siga al ao que las cuentas se refieran una
redaccin general de ellas Y un resumen exacto del

riores la reorganizacin de aquellos Tribunales con
un informe en que indiquen su importancia y tras trascendencia.
cendencia. trascendencia.
' "Art.1 174. '( Le remitirn adems cada tres,1 meses
un estado comprensivo de los posteriores sus fallos y
resultas:" ,:" '
Art. 175. Le informarn con puntualidad de
cuanto notable ocurra con relacin' ' los' Tribunales,
sus Ministros y sus procedimientos en una memoria
que contenga las observaciones convenientes para pro promover
mover promover las reformas que dieren lugar los abusos co cometidos
metidos cometidos en la recaudacin y distribucin de fondos p pblicos
blicos pblicos y los vicios notados en la contabilidad por resul resultas
tas resultas del exmen de cuentas. ?
Art. 176. Cumplirn con exactitud las instruccio instrucciones
nes instrucciones y rdenes que reciban del mismo, y le darn cuen cuenta
ta cuenta de las infracciones que noten de la Ordenanza y del
Reglamento, as como del resultado que una y otra
ofrezcan para lo sucesivo y de lo que en ellos conten contenga
ga contenga reformar suprimir. i
PARTE CUARTA. V
TITIiO UITOIO;
De las competencias de J ur isd ice ion
Art. 177. Cuando los Tribunales Juzgados del del-fuero
fuero del-fuero comn 6 de los especiales, 6 cualquiera autoridad
usurpen la jurisdiccin 6 las atribuciones del Tribunal

do cuentas, propondr su Presidente la oportuna com competencia.
petencia. competencia. .- ..(
Art. 178. Estas competencias se decidirn por
las Reales Audiencias con arrecio al artculo noventa

y ocho de la Real Cdula de treinta do Enero de mil

Dado en Aranjuez treinta de Abril de mil ocho

cientos cincuenta y cinco. Est rubricado deia Real
mano. El Ministro de Estado, Claudio Antn d
Luzriaoa. s copia conforme. ,-.
NOTICIAS KXTIIVJrciMS.

na

(De la "Revista Militar.)
TOMA DE SEBASTOPOL.
Todo lo que hnto ahnru uIxmiox acerca do los
a8Hltos dudod por el i'jrcito fitidor contra las princi princi-imle
imle princi-imle fortalezas que cubran la plaza de Sebaitonnf.

producto de sus rentas pblicas, de sus ingresos por j e reduce lo que puede inferirle del Uconiimo da

atrasos y de la distribucin de uno y otro, con las ex- oh parte trasmitidos por la fia telegrfica. La Insto-

pilCaClUIlca J uuiupx uuautea iju do icijuiticu pui iua
artculos trece y catorce de su Ordenanza, y con indi indicaciones
caciones indicaciones especficas sobre las partidas que podrn au aumentarse
mentarse aumentarse ai respectivo Presupuesto de ingresos, y las
que convendr suprimir 6 rebajar en el de gastos.
Art. 170. Evacuarn los informes y remitirn los
expedientes que por el de la Metrpoli so les preven prevengan
gan prevengan con la brevedad y puntualidad posibles.
Art. 171. Remitirn igualmente, para su reconoci reconocimiento
miento reconocimiento y mas que proceda, las cuentas, aunque estn
ya aprobadas, que el de la Capital les reclame el Go Gobierno
bierno Gobierno les prevenga, y tambin con informe y justifica justificacin
cin justificacin los recursos de las partes, en que se solicite dicho
reconocimiento.
Art. 172. Cumplirn con puntualidad las provi providencias
dencias providencias que el Tribunal superior dicte, no solo en di dichos
chos dichos expedientes de reconocimiento de cuentas, alcan alcances
ces alcances y fianzas, sino tambin en los de la redaccin y re resumen
sumen resumen general, en los personales de sus Presidentes y
Ministros y en las dems acordadas que les dirija.
CAPITULO SEGUNDO.

De las relaciones de los Fiscales de los
Tribunales de cuentas de Ultramar con el
de la Capital.
Art. 173. Los Fiscales de los Tribunales de Ul Ultramar
tramar Ultramar remitirn al de la Metrpoli dentro de seis me meses
ses meses una lista debidamente especificada de loa expedien expedientes
tes expedientes pendientes, sobre cuentas, alcances y fianzas ante-

enar, de seguro, muchas pginas con la relacin

de los hecho tan'hero'icos como sorprendentes deque
durante un ao Un sido teatro la pennsula turida, y
ciertamente que no encontrar trminos con que pa pa-gur
gur pa-gur el merecido tributo de admiracin los valientes
soldado, que desafiando la inclemencias del cielo y
soportando las mns inauditas privaciones 'y fatigas,
hon visto, por fin, coronados sus esfuerzos con vic victoria
toria victoria mas completa de que hay memoria en los ana ana-'s
's ana-'s modernos.

Ahora que con la cada de Sebastopol no tienen
necesidad los aliados de guardar la reserva en quo
con tanta tenacidad se liubia encerrado el ya mariscal
Pelissier, es probable que se publiquen los diarios do
operaciones que ha debido llevar el cuerpo de inge ingenieros,
nieros, ingenieros, y que tengamos relaciones completas y-deta-lladas
de lodo. Entre tanto, vamos a m n con auxi auxilio
lio auxilio de varias cartas particulares, que han llegado
nuestras mano, podemos dar una dea aproximada
de lo que ha debido ser la toma de Sebastopol. Las l ltimas
timas ltimas noticias recibidas en Madrid del campo de los
sitiadores, por el correo ordinario, no psan del 31 da
Agosto: las llegadas por la va telegrfica, alcanzan al
15 de Setiembre.
El principal punto de ataque era el frente de la
plaza que corre desde el puerto militar hasta el da la
Carena. El puerto militar estaba cerrado por bateras
eo distintas direcciones, caballos de frisa, talas, pozos
de lobo, emboscadas para tiradores y por cuantos otros



medios de defensa se conocen. En el espacio compren comprendido
dido comprendido entre el puerto militar y el barranco de Karahel Karahel-naya
naya Karahel-naya tenion los runos el gran Rediente, cuyo ataqae
estaba confiado al ejrcito ingles. Enlazado con el
gran Rediente se encontraba la torre Malakoff, y con
esta I rediente de la Carena, que era un reducto aba abaluartado,
luartado, abaluartado, al cual seguan varias bateras llamadas de
la Punta, que cerraban toda la linea liHSta el puerto
de la Carena. Del ataque de toda esta parte se halla hallaban
ban hallaban encargados los franceses bajo la direccin del ge ge-neral
neral ge-neral de brigada del cuerpo de ingenieros, Froisard.
Para proceder con o'rden al hablar de los ataques,
comenzaremos por el de los ingleses. Hallbanse es estos
tos estos en la quinta paralela, y por mas esfuerzos que ha haban
ban haban hecho se encontraban todava 300 metros, cuan cuando
do cuando menos, de as obras rusas. Las bateras las teman
construidas los ingleses con el mayor esmero; no as
los ramales y paralelas en que'parecian haber puesto
muy poco cuidado, por considerarlos acaso de un or orden
den orden secundario. Muros simples de piedra seca mal ar arreglada
reglada arreglada y de no suficiente elevacin, formaban en ge general
neral general estos trabajos, que no cubriendo el fondo fie las
trincheras en muchos puntos, sealadamente en los ra ramales
males ramales en zig zags, eran causa de las continuas pr prdidas
didas prdidas de que con tanta frecuencia se ha lamentado el
general Simpson.
El centro del ataque francs se encontraba en el
Mameln Vert, y mediados de Agosto tenia el sitia sitiador
dor sitiador armadas 35 bateras, y estaba armando una, que
deba-constur de 40 morteros. Adems de las obras,
frente la torre Malakoff y al rediente de la Carena,
tenan los franceses sobre su derecha las que los ru rusos
sos rusos llamaron blancas y que los sitiadores denominan
Lavarande, del nombre del general que muri a) asal asaltarlas
tarlas asaltarlas el dia 7 de Jupio. Consistan en tres reductos
que los franceses haban convertido su objeto, lign ligndolas
dolas ligndolas y defendindolas por paralelas y comunicacio comunicaciones,
nes, comunicaciones, as como los ramales de contra-aproche. Desde
estas obras se posaba por ramales de comunicacin
Jas bateras del Monte Sapona, levantadas con el ob objeto
jeto objeto de impedir los vapores rusos que se entrasen al
puerto de la Carena, y desde l barriesen el barranco
por donde deban pasar lasfuerzas para el asalto, co como
mo como aconteci el 18 de Junio.
El punto mas avanzado del ataque francs se en encontraba
contraba encontraba frente al reducto abaluartado unos 85
metros de su saliente. Desde este ataque arrancaba
una sexta paralela para reunirlo al dirigido contra la
torre Malakoff, y se trabajaba con el mayor ahinco
eri terminarla; pero con muy poco fruto, porque no

habi sido posible l formacin de zapa pesar de
Jos diferentes arbitrios que se haba recurrido, has-

ta que por fin se habia adoptado el marchar siempre

prpiunmzando hasta I myu para que el zapador es

tuviese cubierto por el terreno natural. El parapeto lo

.formaban con un montn informe de sacos de tierra,

que apenas se mantenan contra el incesante y pode

-roso fuego de la artillera enemiga. La colocacin de

cestones haba sido preciso abandonarla, porque en la
ltima noche en quo se intent esta operacin, no hu hubo
bo hubo uno solo que quedase en pi, ni zapador que no
pagase con su vida la temeridad de colorarlo.
Del ataque de la izquierda diremos tan solo, pues puesto
to puesto que solo ha representado un papel secundario en el
sangriento desenlace del drama, que comprenda 57
hateras dotadas en su. mayor parte con piezas de
hierro de marina. El punto mas adelantado de los tra trabajos
bajos trabajos se hallaba enfrento del baluarte del Mstil, y
consista en una serio de hoyas producidas por la vo voladura
ladura voladura de varios hornillos franceses y rusos, corona coronadas
das coronadas en la parte que haba sido posible hacerlo. La dis distancia
tancia distancia que los separaba del recinto era de unos 40
metros, y se continuaba en ellos con mucho silencio y
exposicin, por ser el receptculo de gran nmero de
.bombas y granadas que el sitiado diriga all en cuan cuanto
to cuanto notaba reunin de gente. Esta 6rie de hoyas se
encontraba delante de la quinta paralela, que venia
ser una media plaza de armas. Lu direccin de los
trabajos por esta parte, la tenia el general de divisin
de ingenieros Dalesme.
- 4. Para que se forme una' idea siquiera sea muy im imperfecta,
perfecta, imperfecta, de las inmensas dificultades con que ha te tenido
nido tenido que luchar el sitiador, citaremos algunas que
, acaso no sean las mayores. La primera bu consistido
en la naturaleza le terreno, que componindose en
)casi todo el desarrollo de las obras de capas de piedra
' J en algunos parajes de bancos de roca calcrea, no
Jha permitido trabajar sino con mucha lentitud, en tr tr-.minos
.minos tr-.minos de que por lo general se hit empleado cuatro
. lias en el trabaja qne el manual del ingeniero asigna
para una noche. De aqu resultaba que al amanecer,
despus de Imbtr trabajado toda la noche, ta encon encon-.
. encon-. traban lozpudore sin haber ca movido la super super-firia,
firia, super-firia, superior te la trinchera, descubiertos y expues expues-,,to
,,to expues-,,to al fuego terrible de las dirs rusas, con mas la
!, accin de los proyectiles sobre Jss piedras que forma forma-ban
ban forma-ban su exiguo parapeto. El gran desarrollo' de los tra trabajos
bajos trabajos exiga un crecido tniero de cestones, fagina

, y otros recursos indispensables, y habindose togMado
s el ramaje en el pas, el sitiador ha tenid0"qia acudir
, ,,a Conslantjnopla. trapoitndolo Kmiesch,y desde
flqui al, parquele ingenitrus, que distuba como legua

y media. A estas dificultades y las del terreno, hay
que aadir en segundo lugar el tremendo incesante
fuego de la artillera rusa, el temor de las salidas de
la guarnicin y el deseo de adelantar terreno, que in induca
duca induca algunas veces af abandono de las reglas propias
de la prudencia, todo lo cual ha sido causa de que no
se haya empleado la zapa plena en la ejecucin de
los trabajos, avanzando siempre la zapa volante.
Adems de cestones y faginas, se han empleado
en las obras de sitio los barriles y cajas procedentes
de los empaques de vveres y municiones, los sacos y
la piedra seca, y cuanto se encontraba mano. La es escasez
casez escasez de materiales se explica por el inmenso desar desarrollo
rollo desarrollo de los trabajos, que, segn los mejores clculos,
asciende unas diez y seis leguas de Castilla. El si sitiado
tiado sitiado ha trabajo por lo menos oteo tanto; de muera
que seria preciso remontarnos los tiempos fabulosos,
cuando menos los sitios que Csar sostuvo en las
Galias, para encontrar algo que se acerque lo lie
Sebastopol. No es jor lo tanto de extraar que el cuer cuerpo
po cuerpo de ingenieros fr arns contra mediados le Agos Agosto
to Agosto un general y 33 gefes'y oficiales muertos, y mas de
40 heridos. La cantidad de balas de todos calibres, de
metralla, de granadas, de bombas y sus caicos que
cubran el fondo de las trincheras y de los barrancos,
los claros abiertos cada momento en e! parapeto, y
el incesante ruido de los proyectiles, son las mejores
muestras de la heroicidad del ataque y de la defensa.
Bign puede asegurarse que el terreno ha quedado co
piosamente regado con sangre de valientes soldados,
gefes y oficiales de ambos ejrcitos.
Como la toma de la torre Malakoff ha, decidido
de la suerte de Sebastopol, es de inferir que el sitia sitiador
dor sitiador concentrara todos sus esfuerzas contra aquel pun punto,
to, punto, y est fuera de duda que todas las bateras, aun
las de los ingleses y tas que estaban en frente del re rediente
diente rediente de la Carena, haban recibido orden de em emplear
plear emplear sus principales fuegos sobre la misma torre. F Fcil
cil Fcil es concebir que no pudiera resistir semejante
lluvia de hierro, y debe tenerse por cierto, que cuan cuando
do cuando los franceses olieron el asalto, estaban medio ar arruinadas
ruinadas arruinadas las defensas y apagados la mayor parte do
los fuegos. Los de los sitiadores, particularmente loa
curvos, deban tener por principal objeto impedir que
los rusos aglomeraran mucha gente, y que les falta faltasen,
sen, faltasen, por consiguiente, medios da defensa. E de ad advertir
vertir advertir tambin que, segn las noticias del 31. la de defensa
fensa defensa de los rusos habia aflojado mucho, bien fu por porque
que porque no pudiesen otra cosa,' porque se hallasen desa desalentados.
lentados. desalentados. Ello es que los franceses babian conseguido,
con insignificante prdida, reunir la zapa volante

la sexta paralela del ataque contra el rediente al de

la torre Malakoff. Se conoca que faltaban all el vi
gor, la energa y la inventiva del general Totleben.
Algo de todo esto se echaba ya de ver en bs par partes
tes partes dados por el prncipe Gortschakoff pocos dias an antes
tes antes de la prdbja de la plaza. Siempre haba dicho que
lo artillera rusa contestaba con xito la del sitiador.

y que la guarnicin reparaba con facilidad los destro destrozos
zos destrozos que el enemigo causaba en las defensas; pero cam cambiando
biando cambiando repentinamente te tono, lleg confesar que

la plaza sufra mucho de los fuegos del enemigo.

Por lo que respecta al asalto, solo sabemos quo

los franceses salieron victoriosos en el de la- torre
Malakoff, mientras que el empuje de las reservas y

los efectos de la artillera de los rusos no les permi

tieron posesionarse del rediente de la Carena. Otro
tanto sucedi los ingleses en su ataque al gran Ra Radente.
dente. Radente. No hablamos do dos asaltos infructuosos al

baluarte Central, porque no tuvieron mas objeto que

poner en mayor aprieto a los rusos. Resulta, pues,

que al rechazar esto cinco de los seis asaltos que dio

el sitiador, respondieron lo que de ellos se espera

ba, y es adems una prueba de que estaban perfecta perfectamente
mente perfectamente apercibidos y de que disponan de las necesa

rias reservas. Como es, sin embargo, que la sola lo loma
ma loma de la torre Malakoff les decidi evacuar com

pletamente la pinza? Eto lo aclarar el tiempo. Por

ahoraj lo n'n'O qua sabemos es que las defensas de la

segunda lnea estaban, poderosamente artilladas, y
que todo el interior le la plaa se encontraba erizado
de fortificaciones. Se ha dicho, es verdad, que la ex excesiva
cesiva excesiva acumulacin do bateras sobrepuestas en las

obras de la torre M a lakoff. haban impedido obrar

as de lu segunda linea; pero semejante excusa es

inadmisible, porque no puede concebirse que ingenie ingenieros
ros ingenieros tan hbiles rodo los que hin dirigido la defensa

de Sebastopol, bebiesen cometido un falta tanto mas
imperdonable, cuanto que habian tenido tiempo de
sobra para conocerla y remediarla.

El pnico, que ian comn. suele ser en la guerra,

tampoco nos da explicacin del enigma, poique en

iruner lugar, no es comn que suceda en una plaza

londe el asalto es cosa muy prevista con anticipacin,

y en segundo lugar, poique la circunstancia de haber

sido rechazados de los dos redientes los franceses y

os ingleses, indica que los defensores se conservaron

firmes en sus jiii ritos' Ha v oue admitir or lo tanto.

i i ----- -,

que ei aiianiinno de plaza y ia retiraba ue la guar guarnicin
nicin guarnicin la parte septentrional de Sebastopol, fu cosa
deliberada por el procipe tiortsclmkoff. t Vocu mnos
hacia de un mes que el general 'ruso haba dispuesto

la construccin de un puente de balsas que arrancan arrancando
do arrancando del fuerte Catalina, atravesase el gran puerto en
toda su extensin, es decir, de unos 900 1,000 me metros.
tros. metros. El puente tenia sobre siete de ancho. Solo con contando
tando contando con los inmensos recursos que encerraba la pla plaza
za plaza de Sebastopol, puede concebirse la ejecucin de
una obra que tan grandes dificultades habia de pre presentar.
sentar. presentar. Los rusos la llevuron cabo, sin embargo, en
muy pocos das. Es probalde que el prncipe Gorts Gortschukoff
chukoff Gortschukoff considerase este puente como la nica ncora
de salvacin que le quedaba, y temiendo que los sitia sitiadores
dores sitiadores pudieran cortrselo por medio de bateras que
les hubiera sido facilsimo establecer sobre el punto
mas conveniente de la orilla del puerto, quiso sin du duda
da duda aprovechar los momentos antes de que le sucediera
el menor contratiempo. As, y no mas, es como encon encontramos
tramos encontramos explicacin la sbita retirada de la guarni guarnicin
cin guarnicin de Sebastopol, dejndolo todo, hasta los heridos,
en poder del enemigo, y as nicamente se concibe
que el general ruso haya dado tanta importunla la
retirada, presentndola como una operacin concebi concebida
da concebida y ejecutada con singular acierto. El prncipe calcu calcul
l calcul sin duda, que retardando la retirada, poda acon acontecer
tecer acontecer el rompimiento del puente, y que no siendo po posible
sible posible restablecerlo no le quedaba la guarnicin mas
recurso que el de entregaise'para salvar las vidas.
Otra de las cosas que no acertarnos a explicar; es
el que los rusos sumergieran incendiaran con tanta
precipitacin todos los buques que aun conservaban
flote. Qu riesgo corran por de pronto, habindolos
colocado en la banda septentrional del puerto? Ningu Ninguno,
no, Ninguno, absolutamente, y en todo caso, tiempo quedaba de
sobra para destruirlos, cuntido Re hubiese visto que no
habia mas remedio. Mientras tanto, mucho dao po podan
dan podan haber causado al enemigo haciendo fuego ince ince-sanie
sanie ince-sanie sobre la plaza.

Y d diremos del ejrcito de socorro, que con
los brazos cruzados ha permanecido impasible pre presenciando
senciando presenciando lu cada del gran baluarte que estaba en encargado
cargado encargado le defender? Supnese por algunos que la
leccin sufrida en Traktir le obligaba ser cauto, y
que hubiera habido temeridad en ir buscar otra
derrota. Es de advertir, quedas prdidas experimen experimentadas
tadas experimentadas por los rusos en'Traktir'no fueron tan conside considerables
rables considerables que debieran conmover un general de nume numeroso
roso numeroso ejrcito, pues no pasaron de 4,000 hombres. Pa Para
ra Para las ocasiones supremas son los grandes esfuerzos
y sacrificios; y si los franceses, por haber perdido en
el primer asalto de Malakoff do 8 10,000 hombres,
se hubieran amilanado, es bien seguro que el fin. de
la campaa hubiera sido para ellos desastroso. Todo
lo mas que puede admitirse, es que, convencido el
principe Gortschukoff de que era imposible ssUvar
Sebastopol, tratase de conservar un ejrcito, con el
cual acaso considere todava factible tentar la" suerte
da las armas, impedir al enemigo que se apodere
de toda Ir pennsula turida. Pero en ese raso, qu
se bin hecho los grandes refuerzos de tropas de que
hablaba el prncipe Gortsrhakoff, cuando dijo su
ejrcito, en una reciente alocucin, que en breve qae qae-daria
daria qae-daria barrido el enemigo como paja?
Dos cosas han que lado perfectamente aclaradas
con la toma de Sebastopol. Primera: que durante un
ao no han podido los rusos reunir fuerzas suficientes
paro arrojar ni mar sus enemigos, obligarlos ca capitular,
pitular, capitular, y eso que en algunas ocasiones d ejrcito eli elido
do elido no ha constado lo sumo de mas de 50,000 hom hombres
bres hombres sobre las armas. Segunda: que elfin del sitio no
ha correspondido lo que se habia visto durante el
curso de l. Si se nos hubiera dicho que los mismos
hombres que durante un ao han sostenido la defensa

con inteligencia, perseverancia, tenacidad y aun he-

roMmo, baldan de perderlo todo en un solo da, hu-

biramoslo tenido por un rrande absurdo militar. Ba

jo esfe puntofde vista, confesamos sin rebozo que nos

hemos profundamente equivocado, hasta tal punto que
lo e.tamo viendo y nos cuesta trabajo darle crdito.

Muestra justificacin se encuentra en lo que el mismo

general Pelisser dice un respecto los inmensos re

cursos que ha encontrado en la plaza. Creemos, con

efecto, que la imaginacin no puede concebir lo mu

cho de todas clases que all se encerraba.

Algo tendramos que decir acerca de otros inci

dentes del sitio, pero necesitamos hacer punto, por. por.-que
que por.-que este artculo ha tomado mayores dimensiones de
las qur de ordinario podemos consagrar esta sec seccin
cin seccin de Lu Revista.
NO TICIAS DIVMNAS.

(Del Eco IHspano-flmericano.)
Proceso curioso. El Teatro de lu Puerta de
San Martin, de esta capital, ha puesto en escena un
drama intitulado Pakis. escrito por M. Paul.Meuri Paul.Meuri-ce;
ce; Paul.Meuri-ce; y el escritor, cosa extraa, pide que se borre su
nombre en el cartel, donde se ha publicado sin su con consentimiento,
sentimiento, consentimiento, y contra un acuerdo 6 contrato formal,
celebrado entre l y M. Eournier, director del Teatro.
Por qu el autor reniega de su obra? Por qu, pe pesar
sar pesar de obtener sta, todos los laureles del triunfo en la
Puerta de San Martin, donde e la aplaude frentica-



-.3-

mente cada noche, el poeta renuncia as ta primera,
tal vez I nica recompensa de 8 trabajo, que e
eso que llaman la gloria, y se empea en guardar el
incgnito? ;Por qu sin respetar un convenio firmado
por l, M.. Fournier publica el nombre de Paul Meu Meurice
rice Meurice en sus carteles?
Vamos decirlo en poras palabras. El drama de
PARIS comprende la historia de esta ciudad, desde
Julio Csar hasta Bonaparte, cuando en 1797 volvi
de la campaa de Italia, tal cual le escribi Paul Meli Melifico,
fico, Melifico, quien confiesa injnua y valientemente, que l
no quiere hablar del Imperio; que hasta el 13 bruma bruma-rio
rio bruma-rio har cuantos cuadros le pidan; pero que, partir
de esa fech, no pondr su pluma en la historia de
Napolen.
En cambio, el poeta representaba Bonaparte ha hablando
blando hablando con Talleyrand, y repitindole aquellas pala palabras
bras palabras que habia dicho el primer confu los diplom diplomticos
ticos diplomticos de las vieja monarquas: "La Repblica france francesa
sa francesa es corno el sol, el que no la v, est ciego:" y lo
que es mas duro aun, PhuI Meurice hacia flurur
Voltaire, su entrada triunfal en Pars en 1778, en entre
tre entre los aplausos de los parisienses que se jlisputaban
el verle y abrazarle y tocar y besar sus vestidos;
Voltaire, diciendo Turgol: "Dejad que estreche en
las ma esa mano que firm la salvacin del pueblo,"
y bendiciendo despus hI nieto de Benjarnin Franklin

en nombre de "Dios y la libertad;" y otras muchas
cosas por el estilo. Ni, la censura de Teatros ni tam tampoco
poco tampoco el Director Fournier quisieron llevar hoy la
escena nada de esto, que tan poca consonancia guar guarda
da guarda con las circunstancias; pero habiendo la empresa
hecho ya numerosos gasto de decoracin, se proposo
ol autor transijir, para evitar tantas prdidas. Consin Consinti
ti Consinti en ello Paul Meurice, amigo del director, y firma firmaron
ron firmaron un contrato, segn el cual la pie.u, reformada
por NI. Fournier, quien tambin escribe para el teatro,
suprimiendo en ella esas y otras escenas mal-sonantes,
ajuicio de fa censura y juicio del director, y aa aadiendo
diendo aadiendo otras escenns enteramente bonapartistas, entre
ellas la distribucin de las guilas por Napolen 1 en
el Campo de Marte, se ejecutara en la Porte-deSaint-Martn,
con la condicin expresa de que no se
publicara el nombre del autor, ni en los carteles ni
en el Teatro, etc.
No obstante esta reforma, tal vez causa de es esta
ta esta reforma, la pieza ha sido furiosamente aplaudida
por el pblico, que gritos pedia el nombre del autor.
Conforme lo convenido, ja respuesta era que "el au autor
tor autor deseaba guardar el annimo." Asi sucede un din,
dos dias, cuatro das, y el pblico siempre pide el nom nombre,
bre, nombre, y siempre recibe la misma respuesta. Mas al ca

bo del qtwnto dia, ios carteles publican en gruesos ca

racteres el nombre de Paul Meurice, como autor del

drama PARIS. Paul Meurice, que no ha dado consen consentimiento
timiento consentimiento para ello, se exaspera, y reniega del drama
aplaudido, diciendo que no es eso lo que l ha escrito
y lo que debe patrocinar su nombre. Y Al. Fournier
contesta.... Qu creern nuestros lectores que contes contesta?
ta? contesta? Que el nombre de M. P. Meurice es muy querido
del pblico, y que no podr menos de aumentar los
productos de la entrada. Aumentar la receile, llenar
la caja, ya vale la pena de que un director de teatros
infrinja el contrato y disponga de esa propiedad sa sagrada
grada sagrada que se llama el nombre de una persona, y que
parece debiera pertenecer esta. Nuda de eso: aqui
todo se resuelve en cuestin de dinero. Si es licito
M. Fournier comerciar con el nombre de M. Meuri Meurice,
ce, Meurice, contra la voluntad de ste, que no quera soltarle.
bien si puede y debe M. Meurice guardar su nom nombre
bre nombre y no ponerle en berlina cuando la especulacin
fie le antoje; he aqui, la curiossima cuestin que van
decidir los tribunales de Pars, propsito del dra drama
ma drama de idem (Pars).
A ltima hora.-El tribunal ha desestimado la de demanda
manda demanda de P. Meurice y condendole en las costas del
, proceso, porque el contrato que celebr con Mr. Four Fournier
nier Fournier no estaba legalizado.
Historia que parece novela. Halda en Pa Pars
rs Pars una familia distinguida, compuesta solamente de
cuatro hermanos hnifanos, dos varones y dos hem hembras.
bras. hembras. Los primeros emprendieron tabarrera de las
armas, con tan infnista suerte, que ambos han muer muerto
to muerto ya en el sitio de Sebastopol. Las hermanas o ha hallaban
llaban hallaban en esta capital bajo la tutela de un pariente le lejano,
jano, lejano, anciano y distinguido general del ejrcito fran francs.
cs. francs. Cuan grande fuese el mor que estas dos seori seoritas
tas seoritas hui fanas profesaban sus hermanos, puede co colegirse
legirse colegirse de la heroica resolucin (pie les ha inspirado
la extremada penaViiusada por su muerte. Muy bien
relacionadas en el gran mundo, gracias su elevada
clase, su fina educacin y su hermosura, las dos
pupilas del ilustre general C... frecuentaban las ine-
jores sociedades dla capital de Francia; y una le
ellas estaba para casarse con un jven de la antigua
nobleza francesa, que est perdidamente enamorado
de ella; ' ' '
Apesar de todo esto, no bien ha llegado Pars la
- infausta nueva de la muerte de sus dos queridos her hermanos,
manos, hermanos, en ese vasto insaciable cementerio de Euro Europa
pa Europa que llaman la Crimea, cuando, una vez pasados

j rodo, en a formn que hornos llamado seco: segundo, &

consecuencia de una cun mu que se na aeaaieoaiao, o
que no sn h sabido correg: letrero, puede desarrollar
se desde luego de una manera repentina.
De torio modos, jos sntoma que nos harn conocer
que el cpleru se ha desenvuelto con toda su ntensidadBen
un individuo son los siguiente:
Semblante profun lamente alterad.; ojoa trtps, hun hundid
did hundid s en las rbitas y rodeados de un crculo lvido; nariz

afilad y muy fra, como ti'd ta superficie del cuerpo
j color terroso de la cara; las mejillas y 'los labio presen

los primeros momentos debidos siempre ni llanto y al
desconsuelo cruel, las dos hermanas deciden unnimes
el dejar resueltamente la vida de este gran mundo,
para consagrarse al servicio de la humanidad doliente
y de las grandes obras de caridad, arrojando las gu gulas
las gulas y trocndolas por el tosco sayal de las hermanas
hospitalarias le S" Vicente de Paul, con el objeto
de pasar al Oriente prestar su asistencia los mili

tares heridos en el sitio de Sebastopol, Y estas ho horas,
ras, horas, las dos religiosas, quienes no han podido hacer

desistir de su empeo ni los ruegos del viejo tutor ni tan un tinte violado, y a'gunai vecs toda la piel aparece

ias suplicas uei novio auanuonauo, van camino tie la u" j""1' uihiu hhii auiii un uniiiuo uniiiuo-Crimea.
Crimea. uniiiuo-Crimea. sidad f. i y .viscos I sensaci-m de humedad y frialdad
Pero ahora falta lo mas singular. Hasta hoy se ha-' quH P?ibe hl tf "r nf,rm'..a cWsi' estad
b: j- i , , partas hubieran testado sumergidas largo tiempo en agua
la visto algunas mujeres quienes la muerte e r i 4 i r
... b ; las unas tambin participan de I coloracin azul da
olvido privaba de sus mantea, renunciar al mundo y p,. or.,ta,W de cundo en cuando calambres c c-consagrarse
consagrarse c-consagrarse a la religin. Lo que no se ha visto j ms CUI tnicos, mas inns violentos, en lo miembro.'
es un enamorado a quien abandona su hiiiiiiIii, y ta lengua est hmeda y friu ; hay Vmitos pertinaces, pri pri-quen,
quen, pri-quen, con tal de seguirla, abandona l tambin la vi-v mrro de sustHiivHs biliosas, y lt'nWhte de un lquido se seda
da seda muelle y altamente aristocrtica que llevaba en Pa- raso, blanquecino; c.Amtras repetidas, aburi lantes, aimul aimul-ris.
ris. aimul-ris. y cambindola por la humilde posicin de imple l1" "'una vezcn los vmitos, de materiales serosos
soldado raso,-nasa' la Crimea 'hacerse mular tal ,ar,"J" agua de arroz y utez ,d..sde copo albumi-

vez, par ser curado despueaVn los hospitales de can.. "(' sanguinolentos, c,,m el agua donf
i ,, re. se ha hvado h carne; hty supresin de orina, sed ines
pana por su amada convertida en religiosa. Pues esto r . . ... iBC1",c"7

la muerte y un ardor quemnite taboca del estmago
que lrsa al enfrmo. ,i voz et 4 'alterada, dbil y ape

es precisamente lo que del general su protector soli solicita
cita solicita hoi con grande Bfan el joven novio, no menos de decidido
cidido decidido poner en ejecucin este ptan que las dos her

vidor aun que es la patria ilustre de Heloisa y Abe
lardo. j

as perceptible; la respiracin entrecot tada y anhelosa.

manas lo estuvieron para practicar el suyo. Parece y el aliento se hce tmamtite fro; el pulso es pequeo
mentira que el Paris del siglo XlX produzca aun es- y contrado, y alguna veces imperceptible, como las pul pul-tas
tas pul-tas naturalezas y estas escenns, donde tanto brillan el saci mes del corazn, estado sflico,
puro sentimiento del amor, el desinters v la abuela-1 Lh8 full'1 intelectuales se h .itan por lo comn en

cion. Pero est visto que Paris no quiere li cerno o- T dK ,mSr,a(1. alguna vez se piejan los en-

,iciiii'n io i-ini ii mu uiiuiciii" j n niirun n,

, Af utuna'tamente el cuadro d ntomas que acabamos
de presentar no es el qun tenernm que combatir siempre!

ESTAFADOR AUTOGRAFICO. Hse descubierto en &t cuadro comprenda mas de una frm- de las que co co-Paris
Paris co-Paris un gnero de estafa bstanle regular; trtase mu"me"te ofrece la enfenned- y de .qi el por tju4 los
de cierto individuo q(,e habia imaginado una manera aotZ han vld;do en VHri" '
de vivir, explotando esa aficin que poseen muchos' Nosotros, que al presentarnos 4 la eabecera del enfer-
.. . mo no ns prometemos curarle por periodos, amo confor-
capitalistas ociosos, y sobre todo muchos lores, que m a rupo de sntomas m nntslde, nos creemos dispen dispen-quieren
quieren dispen-quieren tener siempre en el ocio una parte deu ca-.a(03 hacer estaivision, aunque sexmos mas prolijos
pital, emplendole en lo que nada les puede producir, i en el fondo, puesto que siendo' vario los medicamentos

si no es la pequea satisfaeccion de un inocente va ni- de que disponemos para curar la enfermedad, neceaitarhos

datf. Sabida es la mana que muchos ricos tontos

aqueja por poseer un autgrafo de personas clebres

en cualquier gnero que sea; y el comercio ilcito pie
en Europa se hace con este articulo, dando de ordi ordinario
nario ordinario gato por liebre, y vendindose" hoy muy bue-

dividir el total de los sntomas en otros tantos cuadros po

sioies aei rnai.

.Los medicamentos que ms comunmente triunfarn

clera bien caracterizado, en sus diferentes firmas, soii
lina aiiiiilAnlol mtti til if t. aa.mm.m 2

nos precios los manuscritos de todos los jperaonajes aci(unl Wrci'ncta: P
nacidos y por nacer, desde Adn ac y acuita. Pues Una.vez que. jemos presentado bajo un solo golpe de
bien, un tunante de Pars ha inventado algo nms quei vista un cuadro, del clera epidmico' tan completo como
etstoj poes l posee el arte de obtener y vender des- j puede ofrecerse nuestra observacin, no creemos nece-
... .i 1 i.. i 'i i J -' -1 i.rAii ::i ; i j i

imi-f. i iiniini i:ui venia hitos Huiogrni ihs ne lonas as pari reproducirlo ai irtunr ae cana uno ae ios metcamen

celebridades de nuestro tiempo, ilfsde l torero Mon

tea hasta el prncipe Mensch'knfF. desde el mismsimo

Czar hasta Ja celebrrima Lola Montes.
Al efecto, nuestro aventurero escribe una carta
dirigida por l alguna de esas mil notabilidades, en
la'cual se lamenta de sus fingidos infortunios y reve reveses,
ses, reveses, que le es imposible soportar, y anuncia resuelta

mente la fatal decisin que ha tornado do quitarse una
vida para l ton llena de pesares. El veneno, la pisto pistola
la pistola la siniestra onda del Sena estn esperando ya esta
otra supuesta vctima de la suicido-mana moderna.
El personaje que recibe la cartu, escrita con eso bar barniz
niz barniz de cultura y esa finura estereotipada que tanto
distingue los Jyons de Paris, no puede menos de caer
en el lazo, y descorre loa cordones de su bolsa para
impedir talyez aun el postrer acto! desesperacin de
un elegante desgraciado; he aqu el primer acto y el
primer beneficio del hbil autor y actor de este secre secreto
to secreto drama. Pero adems, el personaje en cuestin con contesta
testa contesta naturalmente algunas lneas tan estudiada y tan
sentida carta; y si ese personaje se llama Lamartine,
Guizot Lamennais, no dejar de hacerle importantes
reflexiones acerca del suicidio, tal vez un curso com completo
pleto completo tle moral filosfica y cristiana, escrito con la vi vibrante
brante vibrante inspiracin de un caso tan arduo. He aqu un
autgrafo excelente! y nuestro tunante va en seguida
y lo vende los mercaderes de autgrafos y otruh cu curiosidades
riosidades curiosidades que estn esperndole en sus tiendas de los
Qltais. En el segundo arto. De todos los tres escrito escritores
res escritores que hemos citado, del barn rio Humhold, le ge general
neral general Cavainac, de Espartero, del duque de Braban

te, de lord Palmerston, de Arago y de otras muchsi

mas notabilidades, se ha descubierto que el tal peri perilln
lln perilln habia recogido sus buenas monedas y sus buenos
autgrafos que para l eran otras tantas letras de

cambio.

INSTRUCCION METODICA,
AL ALCANCE DE TODA CLASE DE PERSONAS, ACERCA DEL USO

DE LOS REMEDIOS HOMEOPATICOS PRESERVATIVOS V CURATI

VOS DEL CLERA EPIDEMICO, POR DON TOMAS PELLICER.

(Continuacin.)
Segundo. clera confirmado. -tratamiento in to todas
das todas SUS FORMAS SINTOMATICAS.
; i ir

. El clera-morbo epidmico puede mtnifettirse; pri primero,
mero, primero, despus de no haber podido domioar l primer pe

tos en particular, sino con relacin lo sntomas carao

tefsticos ditptivos de cada uno. D esta manera el prc prctico,
tico, prctico, y las personas que se vean olligtdas servirse d
esta instruccin, 'podrn elegir con seguridad, y tan proa
tn como las circunstancias Jo exijan, el medicamento mas
adecuado al conjunto de sntomas qu traten de combatir.
Formado ya el diagnstico con presencia de todos los

que caracterizan el clera, la cuestin es de destruir los
mas predominantes, sean los que primitivamente dan &

la enfermedad toda su importancia; y para conseguirlo
importa saber las circunstancias que distinguen unos me
dicnmentns de otros.
Si se trata por ejemplo de un clera de mediana inten intensidad
sidad intensidad en que las cmaras son poco frecuentes, con dolo
res al rededor del ombligo y tenesmo, predominio de v vmitos
mitos vmitos mucosos biliosos, aflujo de saliva & la boca, calam calambres
bres calambres ligeros en las pantorrillas y aturdimiento de cabezi,
ipecacuana ser el medicamento mas indicado, y por don
de deber comenzarse.
El mejor modo de administrarlo, toda vez que el vmi vmito
to vmito puede evitar que dado en disolucin permanezca en el
estmago el tiempo necesario, ser poniendo tres glbu glbulos
los glbulos sobre la lenguaacada 15 cada 30 minutos, couformo
la necesidad I ).
Veratrum. Este medicamento es el primero que debe
usarse cuando se trata de un clera bien caracterizado,
ya sea para continuar con l mientras se sostengan los
alivios que produzca, bien para reemplazarlo con arte
nicum Los sntomas que debern fijar la atencin para el
uso oe veratrum sern sntomas generales del clera con
firmado, stiber: ansiedad; malestar general; nuseas;
cmaras frecuentes, abundantes, de diferentes colores;
vmitos muy repetidos de lquidos blancos; supresin de
orina; semblante descompuesto; voz alterada, dbil; ojos
hundidos; calambres en las piernas &c. Sntomas carac

tersticos de este medicamento: grande ansiedad si est-

mago con terror y mi-do la muerte; frialdad suma en
todo el cuerpo, especialmente en las extremidades, en la
cara y lengua; estado lgido; mucha sed, con deseos de
beber grandes cantidades de agua; sudor fro y viscoso;
mu' h-t debilidad; pulso lento y muy pequeo; respiracin
embarazad y aliento fro.
Inmediatamente se proceder & la administracin 00
este medicamento en la dssdetres glbulos sobre la len lengua,
gua, lengua, repitindola cada 10 15 minutos, hasta que se ob observe
serve observe un marcado alivio. Si efectivamente las cinco 6
seis dsis disminuyeran los vmitos y las cmaras, y co comenzara
menzara comenzara el fri perder su intensidad, se procurar que
los ntrvalos sean de media hora, Insta que el calor se res
tabletea por igual, el pulso se haya desarrollado, y la mo
ral y las fuerzas hayan perdido aquel sello imponente que
1 E11U circunstancia es extensiva i todos los medicamentos siem siempre
pre siempre que, dados en disolucin, el vmito no los deje reposar por sljrun tiem tiempo
po tiempo en el estmago., Las diluciones eo qus deban unan ukn signadas
en el reemen de medicamentos. . h p



-4-

daban 4 la enfermedad. A peaar de que eato suceda, no
ae abandonara el medicamento: ae continuar coo l con
intervalo de una, dos y nauta trea horas, basta que el
enfermo naya salido del peligro.
Pero ai han pasado dos 6 trea hora a desde qu comen
z 4 usarse el veratrum in que ae haya operado en la en en-fermedad
fermedad en-fermedad cambio alguno favorable, y se observan ade adems
ms adems loa sntomas siguientes: vmitos y diarrea simult simultneos;
neos; simultneos; ansiedad precordial con ardor y opresin de pethn;
voz muy apagada; sed violenta, sin poder beber mucho
de una vez, con aequedad en la lengua y fauces; ardor abra
aador en la boca del estmago, sin embargo de percibir percibirte
te percibirte al exterior un fri glacial; enflaquecimiento rpido: an angustia
gustia angustia extrema, con mucho miedo la muerte; agitacin
continua que no deja estar quieto al enfermo ni un ins instante,
tante, instante, obligndole & descubrirse y salir de la cama; en
este cuso no deber diferirse el uso de arsenicum dado del
mismo modo que veratrum la dilucin scxt con el in intermedio
termedio intermedio de una cucharada de agua fra de un terronci terronci-to
to terronci-to de nieve en la boca.
Las dsia de este medicamento se repetirn con la mis misma
ma misma observacin que las 'de veratrum y tngane entendi entendido,
do, entendido, por mas que los autores proclnmen veratrum como
el remedio soberano del clera, que arsenicum es el que
ha de dar la mayor glora nuestro tratamiento en el c clera
lera clera grave, como hemos tenido lugar de verlo nosotros
mismos, y como lo han observado varios de nuestros com comprofesores
profesores comprofesores de provincia.
Si enmedio del tratamiento, ya sea por veratrum, ya
por arsenicum, sobrevinieran calambres muy dolorosos,
hasta el punto de arrancar gritos los enfermos, no hay
inconveniente en administrar una mas dsis de cuprum
como otermeliarHs; pero nosotros y con nosotros diferen diferentes
tes diferentes homepatas distinguidos, con objeto de no desatender
ni por un instante las indicaciones tan perentorias de los
anteriores medicamentos, hemos hecho uso en estos casos
de.l cobre al exterior, aplicando placas otros objetos en
que se encuentra este metal, como el latn y el acero so sobre
bre sobre las partes afectas, y hemos conseguido aliviarlas.
Sin embargo, hay una forma de clera, llamado con convulsivo,
vulsivo, convulsivo, caracterizado por el predominio de calambres cl clnicos;
nicos; clnicos; movimientos convulsivos de los msculos de la cara
y d los ojos; vmitos con expasmos abdominales; hipo;
constriccin dolorosa al pecho; cara azulada Sto. En es estos
tos estos casos, cuprum ser el medicamento que deber alter alternar
nar alternar con veratrum, hasta haber mitigado estos fenmenos.
Si beneficio de uno otro de estos medicamentos han
cesado disminuido los vmitos, permaneciendo incoloras
las deposiciones, secae cornutum, administrado como los
tenores, restablecer la secrecin de la bilis, cuyo sn sntoma
toma sntoma hemos tenido lugar de apreciar como el mas seguro
presagio de una feliz terminacin.
EUtecale tiene adems una indicacin bastante justifi justificada,
cada, justificada, segn la opinin de algunos prcticos, en los sugetos
dbiles,' enfermizos, destruidos por la edad por padeci padecimientos
mientos padecimientos anteriores, especialmente si los sntomas gene generales
rales generales del clera ae aaden: cabeza embarazada, aturdida
Como en la embriaguez: embotamiento de loa sentidos, y
especialmente del oido: profundo desmayo y preocupa preocupacin
cin preocupacin constante de la muerte. (Continuar.)

PUERTO-fiiCO 20 )E OCTUBRE B 1855,

BOLETIN MUNICIPAL.

DIPUTACIONES DEL EXCMO. AYUNTAMIENTO EN EL
MES DE OCTUBRE.
Polica.
. , CiBcm.8r. HrgiJor, D. Ramn Pascual.
Atso Cubs i Aiomum.oo. Sr. idem, D. B<azar Paniagua.
Aft:tto publico.
Diri'TACio m ('Hmcica.iA, Sr. Regidor, D. Ensebio P.
Imm m Plaxa, 8r. id., D. Jos M. Izaguirre.

lROVIIUNClAS JU

IUCI

El Exrmo. Sr. Gobernador y Capitn General ha recib recib-'do
'do recib-'do del tir. Juez de 1' instancia de Ponce, la comunicacin
que sigue :
, Juzgado de 1' instancia de Ponce. En la informacin
. de insolvencia promovida por Julin Kodnguex Cintrona, ve vecino
cino vecino que fu de Juana Dial, he provedo con fecha 13 de
.Agosto ltimo, el auto que copiado dice as. Vistos: se de declara
clara declara con tugarla insolvencia promovida por Julin Kodri.
, guez Cintros, vecino de Juana Daz, condenando en las eos eos-.
. eos-. tas 4 los impugnadores Torres hermanos, desde f js diez en
que le hicieron parle. En su consecuencia asstale a Cintr Cintrla
la Cintrla como pobre en las reclamaciones judiciales que le ocur ocurran
ran ocurran con calidad de por ahora y a reserva, publicndose esta
' declaratoria en el peridico de la Plaza y en U Gaceta del
Gobierno, y comunic ndose al Anotadorde hipotecas del dis distrito
trito distrito para los efectos comprendidos en el dcimo particular de
la ltima circular de la materia; y toda vez que de los huios
resulta que el dich Cintrona es desafelo al trabajo y tiene
abandonada su familia, pngase asi en conocimiento del Ex Excelentsimo,
celentsimo, Excelentsimo, Sr. Gobernador y Cspiun General segn se dis dispone
pone dispone en la misma circuir y citada, todo ello sin perjuicio
de lo que determine el Superior Tribunal de S. A. la Keal
Audiencia 4 donde se remitirn en consulta estas actuaciones
ordinales, citadas y emplazadas ls panes: doy f. Pedro
de Ou. Francisco Parra. i
' Y de orden de S. E. se inserta en este peridico. Puerto Puerto-Rico
Rico Puerto-Rico Octubre 18 de 1855. Francisco Garca, Secretario.
El Excruo. Sr. Gobernador y Ca-itn Genert.1 ha recib recib-do
do recib-do del Sr. Juca de 1 instancia Ua Pones, la comunicacin
jas sigue :

Juzgado de 1 instancia ds Ponce.--En la informacin
de insolvencia promovida por Juana Kios, de este vecindario,
se provey el auto que copiado dice as. Ponce Julio 31 de
1855. Vistos: por lo que 'resulta de estas diligencias, se
aprueba cuanto ha lugar en derecho y sin perjuicio este infor informativo,
mativo, informativo, declarndose en consecuencia la viuda Juana Ros
acreedora los beneficios de la insolvencia, con calidad de
por ahora, cumplindose lo dispuesto en el artculo dcimo
de la ltima circular de la materia; esto sin perjuicio y 6 re reserva
serva reserva de lo que resuelva el Tribunal Superior de S. A. la Real
Audiencia a quien se consultar esta providencia, prvi cita citacin
cin citacin y emplazamiento de partes: doy f. Pedro de Oa.
Francisco Parra. 1
Y de orden de S. E. se inserta en este peridico. Puerto Puerto-Rico
Rico Puerto-Rico Octubre 18 de 1855. Francisco Garca, Secretario.
v Escribana pblica. Por auto del Sr. Juez d !. ins instancia
tancia instancia interino de esta Capital, dictado.en la causa criminal
seguida contra Jos del Rosario Mendoza, por conato de ro robo
bo robo en el Teatro de esta Ciudad, se ha dispuesto entre otras
coshs llamar por medio de los peridicos de la Plaza Feli Felipe
pe Felipe Neira, fin de que comparezca I mayor brevedad en
el Juzgado, para prestar un declaracin en el indicado pro procedimiento.
cedimiento. procedimiento. Puerto-Rico 19 de Octubre de 1855. Manuel
Camuas, Escribano pblico. 1
Escribana pblica. Habiendo promovido I). Antonio
Vicente Rodrguez justificacin para acreditar su estado in insolvente,
solvente, insolvente, fin de seguir el lilis que le promoviera el caballe caballero
ro caballero Sndico de esta capital, nombre de la esclava Natalia, So Sobre
bre Sobre la libertad de esta se provey el auto siguiente:
Puerto-Rico 3 de Agosto de 1855. Vistos en el artcu artculo,
lo, artculo, se declara pobre de solemnidad D. Antonio Vicente Ro Rodrguez,
drguez, Rodrguez, para ser asistido como tal en el pleito que le ha ini iniciado
ciado iniciado y le sigue el caballero Sndico de esta Capital, en re representacin
presentacin representacin de la esclava Natalia sobre la libertad de esta.
Notifiquese esta providencia que producir sus efectos sin
perjuicio de otra determinacin A el promovente mejorase de
fortuna, consultndose con el Superior Tribunal de S. A. la
Real Audiencia en el caso de no interponerse apelacin, y
si mereciese la superior aprobacin, publquese la declarato declaratoria
ria declaratoria en la Gaceta del Gobierno, y hgase saber al Anotador
de hipotecas los fines prevenidos en el arl. 10 del ..ultimo
Acuerdo sobre insolvencia. Ledo. Demetrio Santaella.
Manuel Camuas.
Y habiendo tenido bien el Superior Tribunal de S. A.
la Real Audiencia aprobar el auto, libro la presente para su
insercin en los peridicos. Puerto-Rico Octubre 8 de 1855.
Manuel Camuas. 4

SUBASTAS.

Secretara del Excmb. Ayuntamiento.
Habiendo acordado el Consistorio se repita la subasta del
solar situado en la Meseta, en los mismos trminos ya anun anunciados
ciados anunciados y en defecto de comprador que se ofrezca censo de
un cinco por ciento anual sobre loa 63 1) ps. en que est tasa tasado;
do; tasado; se reunir la Junta respectiva el 3 del mes entrante la
una del dia en las Salsa Consistoriales, fin de xaminar las
proposiciones que se hicieren. Puerto-Rico 16 de Octubre de
1855. Jos Montesino. I
ADMINISTRACION DE ESTA REAL ADUANA.
Por rden del Sr. Intendente de Ejrcito y Hacienda de
esta Isla, de 18 del actual, se h dispuesto sacar euhasta

pblica y en uu solo acto, 32 fanegas de sal que h n cado en
comiso, cuyo artculo se halla depositado en los almacenes de
esta Real Aduana. Y debiendo tener efecto dicha subasta el
24 del corriente las doce del dia, se avisa al pblico para
su conocimiento. Puerto-Rico Octubre 19 de 1855. Juan
Snchez de Toledo. ; 1
Tribunal de Marina. Por auto de este Tribunal, se
manda sacar pblica subasta el pasaje y corrales de pesca
de la boca de Cangrejos, sealndose para los pregones ordi ordinarios
narios ordinarios el 25 del corriente, 3 y 13 del venidero Noviembre.
Lo que 8e avisa al pblico para la concurrencia de licitado licitado-res;
res; licitado-res; advirtindose que no se admitir postura alguno de los
deudores los fondos. Puerto-Rico 18 de Octubre de 1855.
Gervacio Puente, 1
Tribunal de Marina. Por auto de este Tribunal se seala
para el cuarto pregn del pasaje y corrales de pezca del no de
Manat el 26 de los comentes Y se avisa al pblico para la
concurrencia de limadores. Puerto-Rico 17 de Octubre de

1855. Gervacio Puente. I

Juzgado de l" instancia. Escribana de D. Pedro
Gutirrez del Anoyo, -En la terrera interpuesta por Doa
Cristina Taftr, en o autos ejecutivos que sigue I) Teresa
Balboa contra I). Pedro Irizarn, se hn sealado para Ion pre pre-gones
gones pre-gones ordinario' del hacienda de Cif sita en Quebrada Quebrada-armas,
armas, Quebrada-armas, jurisdiccin de Cgtias, regulada en diez pemu cada
cuerda, lo dias 18, 27 del actual, y. 5 le entrame Noviem Noviembre.
bre. Noviembre. Puerio-Rico 15 de Octubre de 1855. Pedro Gutirrez
del Arroyo. 1

Escribana publica de ). Agustn Itosario. No ha habiendo
biendo habiendo tenido electo el remate del esclavo Isidro Dial, por
no haber habido postura legal; y habindose hecho nueva ta tasacin
sacin tasacin de l, se ha dispuesto por su Sra. se vuelva 4 subas subastar
tar subastar sealndose para dicho acto el lunes 22 de los corrientes.
Y nara la concurrencia de lidiadores fijo el presente en

Puerto-Rico 17 de Octubre de 1855. Jos Manuel Jiossy 1

Guerra, escribano auxiliar.

ante esta oficina con los documentos que acrediten su aptitud.
Utuado 11 de Octubre de 1855. Pablo de Ribera y Garca.
Santiago Palau. Secretario. 2
Alcalda ordinaria de Utuado. Tacante la escuela p pblica
blica pblica de rias de ene pueblo, con la dotacin de 96 ps. anua anuales,
les, anuales, se anuncia al pblico para que la persona que quiera op-'
tar ella, se presente rjie esta Alcalda con los documentos
que acredite su aptitud. Utuado 11 de Octubre de 1855.
Pablo de Ribera y Garca. Santiago Palau, Secretario.
Alcalda ordinaria de Cayty En poder de Leonardo
Vzquez se Inlla en cise de depsito por rden de esta Al Alcalda,
calda, Alcalda, y hasta que se presente su dueo otra'cosa se dis disponga:
ponga: disponga: un cabaljo entero, de cuerpo chico, 6aino, de seis cuar-'
tas, la ua de la pata derecha blanca, y sobre ella blanco tam tambin
bin tambin los'pelos, bullado de crin y cola, de buen" paso, y pin pinta
ta pinta en los hijares. La persona que se considere con derecho
U el, se presentar en debida forma reclamarlo. Cayey 13
de Octubre de 1855 Francisco Sicard. ,2

Alcalda ordinaria de Trujiflo-alto.En esta jurisdic jurisdiccin
cin jurisdiccin se ha aparenlo un caballo oayo, cabos negros, paso ta taconeado,
coneado, taconeado, como de ocho unos de edad y de cinco cuartas cin cin-co'pulg.das
co'pulg.das cin-co'pulg.das y media de fizada. Lo que se hace notorio pa pa-ra
ra pa-ra que quie sea su dueo acuda recojerlo con las formali formalidades
dades formalidades de costumbre. Truj i lio-alto 15 de Octubre de 1855.
Jos B albino de Torres. 2
Alcalda ordinaria de Cangrejos. En el barrio del
Puente sitio del Condado, de esta jurisdiccin, ha sido apare aparecido
cido aparecido el domingo ltimo 14 del actual, un caballo de color ala alazano,
zano, alazano, como de 7 aos de edad, de siete cuartas de alzada, ca ca-reto,
reto, ca-reto, gacho de la oreja derecha, y la pierna del mismo lado
blanca hasta la corba. Se avisa al pblico fia de que la
persona que se considere con derecho al mencionado caballo,
ocurra esta Alcalda con los documentos que justifiquen su
pertenencia. Cangrejos 16 de Octubre de 1855. Ramn
Ramos. 2
Alcalda ordinaria de Salinas En esta fecha ha sido
aparecido en la hacienda de O. Jos Antonio Torre, un buey
color amarillo, marcado en los cachos con las iniciales S. C.
y en la pierna derecha otra marca confusa, los cachos parados
y largos con tus puntas cortadas, y como de 17 arrobas de
carne. Lo que se hace saber para que llegue noticia de su
dueo y concurra ste con los documentos de propiedad re recogerlo.
cogerlo. recogerlo. Salinas 13 de Octubre de 1 855. Francisco Mart Martnez.
nez. Martnez. 2

Secretara de la Alcalda ordinaria y Junta municipal
de Juana Diaz. En poder de Pedro Rodrguez (miliciano),
existe depositado un caballo saino, crin y cola regular, unos
pelos blancos en el espinazo y en las patas, teniendo la iz

quierda de atrs del menudillo para abajo blancas, alzada 7
cuartas, paso trancado y de 7 aos de edad. Y por disposi disposicin
cin disposicin del Sr. Alcalde lo pongo en conocimiento del pblico, 4
fin ile que el que sea su dueo, se presente sojicitarlo con
el correspondiente documento de propiedad en e.1 trmino de
dos meses; entendido que si no lo verifica se llevara efecto
lo dispuesto en el art. 155 del Ramio de polica vidente. Jua Juana
na Juana Daz 8 de Octubre de 1855. Jos Benito Benitez de
Aguayo, Secretario. 3f
Alcalda ordinaria de Hato-grande. Los Fondos pbli pblicos
cos pblicos de ente pueblo juegan en el presente mes. en el Sorteo
ordinario nnn. 157 que ha de celebrarse el 20 del corriente,
con los dos medios billetes nms. 9,086 y 9.ti88. Lo que
se hace notorio los fines consiguientes. Hato-grande 9 do
Octubre de 1855. Juan E. Tinajero, 3
Alcalda ordinaria de Aibonito. Los fondos pblicos de
este pueido juegan en el Sorteo ordin rio nm. 157 que ha d
celebrarse el 21 del corriente.' ron doe medios billetes de la
Real lotera, nms. 267 y 2,238. Y en cumplimiento de lo
prevenido se anuncia por medio de la Gaceta del Gobierno.
Aibonito 8 de Octubre de 185.. Gimtnez Prieto. 3,
i

AVISOS.

A MIMAOS OFICIAMOS.

Alcalda ordinaria detuado. Vacante la plaza de M Mdico
dico Mdico titular de este pueblo con la dotacin de 400 ps. anuales
incluso la piopagacion del fluido vacuno, se anuncia al pbli pblico
co pblico para qut la persona que quiera opur 4 ella, se presente

Las personas que se interesen en la com compra
pra compra Oe los uwruuieiilo y maieriitlv que consuman la herre herrera
ra herrera del finado I). AniOoio Orniola. mie lan acercarse su hi-

jo I). lLrclo Grnela, quien 'encontrarn en el estableci-

mienio rei-noo. o

DEYENTJ.
Reglamentos para los juicios de paz fie
ronciliaciuff, de menor cuanay verbales, Un
cuaderno, 4 rs.
Real Cdula de 30 de Enero d 1855, so sobro
bro sobro reformas en la Administracin dp Justicia
en las provincias de Ultramar. Un cuader cuaderno,
no, cuaderno, 6 rs.
Auto acordado de la Real Audiencia de
Pueriq-Iiico, de 22 de Diciembre de 1854, re relativo
lativo relativo la creacin de Oficios Registros de
Hipotecas, con las leves de la Novsima Reco Recopilacin
pilacin Recopilacin y Iteales Cdulas que en l se citan.
Un cuaderno, 4 rs. ;
Librera de Mrquez, calle de la Fortale Fortaleza,
za, Fortaleza, nm. 23. '8

Imprenta del Gobierno.

A I I

I