Gazeta de Puerto-Rico

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Gazeta de Puerto-Rico
Alternate title:
Gaceta de Puerto-Rico
Physical Description:
Newspaper
Language:
Spanish
Publication Date:
Frequency:
daily (except sunday)[1823-]
daily
normalized irregular

Subjects

Genre:
newspaper   ( sobekcm )
newspaper   ( marcgt )

Notes

Dates or Sequential Designation:
Began in 1806?
General Note:
After the change of sovereignty in 1898, briefly published by the government of the United States.
Funding:
Funded by NEH in support of the National Digital Newspaper Project (NDNP), NEH Award Number: Project #00110855

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item.
Resource Identifier:
oclc - 829938788
lccn - 2013201074
issn - 2327-3143
ocn829938788
Classification:
lcc - ISSN RECORD
ddc - 070
System ID:
AA00023800:02186

Full Text
NM. lia. MARTES 18 DE SETIEMBRE DE 1855. VOL. 34.

ESTE PERIODICO
publica' to dos los ai a RTES
UEVES Y SABADOS.

. ; ;mmwfmy se suscribe-" ..
: 4gpHI W imprenta. im gobierno. ;
:K&;k rL'M '"$f$&&&. CALCE DE la fortaleza N? 23- V

SIEII fifi ff lllllll
- r. r- ,T1
' Y ... I .

PARTE OFICIAL.

SUPERIOR GOBIERNO
Y CAPITANIA GENERAL
DE LA ISLA DE PUERTO-RICO.
Habiendo resuelto por providencia del da
de aygr, recada en el expediente instruido so sobre
bre sobre la conveniencia de establecer en Cangre Cangrejos
jos Cangrejos un Juez local independiente del d Rio Rio-piedras,
piedras, Rio-piedras, que aquel pueblo quede separado de
ste, que fu agregado provisionalmente en
18 de Diciembre de 1852; nonjbro D. Ra Ramn
mn Ramn Ramos, vecino del mismo pueblo de Can Cangrejos,
grejos, Cangrejos, para que sirva en propiedad el cargo
de Alcalde con las mismas atribuciones y ju jurisdiccin
risdiccin jurisdiccin que los dems de la Isla. Puerto Puerto-Uico
Uico Puerto-Uico 15 de Setiembre de 1855. Lemert

CAPITANIA GENERAL
de la isla de Pucrto-Uico.
' iri Estado JUayon
Seccin l Negociado JVwm. 65.
Orden general del 14 de Setiembre de 1855
en Puerto-15 ico.
El Excmo. Sr. Ministro de la Guerra con

fecha 19 de Julio ltimo dice al Excmo. Sr. Ca-

pilan ueneral de esta Isla lo que sigue :

"Excmo. Sr.He dado cuenta la Reina
(Q,. D. G.) de la instancia que el antecesor de

del ao prximo pasado, en la cual D. Casimi Casimiro
ro Casimiro Cueto, Subteniente del regimiento infante infantera
ra infantera de Asturias que hoy pertenece al Eircito

do la isla de Cuba, solicita que se lo conceda
mayor antigedad en su empleo, fundado en

nanerie correspondido el grado del mismo, se segn
gn segn l Real orden de 16 de Enero de 1852,
cuyos beneficios no le fueron aplicados. Ente Enterada
rada Enterada S. M., y oido el parecer del Director ge general
neral general de infantera y de la Junta consultiva de
Guerra, se ha servido resolver, que tanto-el
interesado como los dems de su nronia clase

que se encuentren en igual caso por haber

vuiiipiiuu uus mus ue uiecimuau en su ante anterior
rior anterior empleo do Sargento 19 al tener lugar el
nacimiento de la augusta Princesa de Astu Asturias,
rias, Asturias, opten las gracias que les correspondan,
con arreglo las bases establecidas en el Real
decreto de 5 de Enero de 1852 y Real acla aclaratoria
ratoria aclaratoria citada de 16 del mismo mes; cuyo
efecto es la voluntad de S. Al. que formalice
V. E. la correspondiente propuesta. De Real
orden lo digo V. E. para su conocimiento y
fines consiguientes, con inclusin de copia de
la Real aclaratoria que se hace referencia."
Lo que de rden de S. E. se hace saber en
la general de este dia para conocimiento de
las clases militares de esta' Capitana gene general!
ral! general! El Coronel Oefe de E. JM.Crlos de
Fridrich. -Copia
que se cita.
Ministerio de la Guerra. Mm. 10.
Excmo. Sr. Conformndose la Reina (que

Dios guarde) con lo propuesto por V. E., se
I !1 I n

na semuo resoiven ivj vtue ios ires anos
de efectividad de ltimo empleo requeridos en

el art. 3? del lieal decreto de 5 del corriente
mes para optar al grado del empleo superior
inmediato, se reduzca dos respecto lacla laclase
se laclase de Sareento 19Y 29 Que las cruces de

W . ( m ;
San Fernando Isabel II que desde el dia
10 de .Octubre de 1846 a la fecha hayan obte obtenido
nido obtenido los Gefes. Oficiales v Sargentos Dor al-

gun hecho de armas conocido, determinado v

justificado, no so consideren como gracias na-

ra el electo ue optar a las que se conceden por
el expresado Real decreto de 5 de esto mes.
De Real rden lo diso V. E. Dar su inte-

M
ligencia y dems efectos. Dios guarde V. E.
muchos aos: Madrid 16 de Enero de 1852.

Lara. Sr. Director general de infantera.
Es copia. Rubricado. Sello del Ministerio

de la Guerra. Fridrich.

ORDEN -DK LA PLAZA.
1

SERVICIO PAHA EL 18 l)E SETIEMBRE E 1855.

Gee de dia. El Teniente Coronel era-

auado 13. Cayetano spino.
Cuerpos de servicio. Los de la guarn-

cion.

Hospital, rondas v contra-rondas. Ma-

dnd. De rden del Excmo. Sr. Gobernador

y Capitn General. El Brigadier Teniente

de uey. iosch.

ESPAA.

(Del Correo de Ultramar.)
El Sr. Ministro de Estado de Espaa aca acaba
ba acaba de dirigir los Agentes diplomticos de la
Reina cerca do las cortes extranjeras, una Cir-

9
cular en que expone la diferencia ouo acaba do

surgir entre el Gobierno espaol y la Corte de

Liorna, lie aqu esta Uircular, cuyo texto es

autentico :

Excmo. Seor :

El encanrrdo do Neirocios de S. S. en esta crte

ha solicitado y obtenido sus pasaportes del Gobierno

de la Keina retirndose apresuradamente de la Pe Pennsula.
nnsula. Pennsula. Tan grave determinacin que el Gobierno
de la lleina estaba muy lios de esperar, habiendo

ofrecido la Santa Sede cuantos testimonios de ad

hesin v amistad son comoutihles con los altos intere

ses polticos que le estn confitdos, no ha podido me menos
nos menos de ocasionarle honda sorpresa. Pero lo que mas
ha lastimado al Gobierno de S. AI. y lo que le pone
en la obligacin de someter su conducta al juicio de
las dems potencias catlicas, es el contexto de la l-

tima Nota que, con ocasin de pedir sus pasaportes,
le ha dirigido el representante en Madrid de la Santa
Sede. Afrmase en este documento que el Santo Pa Padre
dre Padre se v forzado a retirar de Espaa su renresen-

tanto "por la serie de hechos que en ella han sobre sobrevenido
venido sobrevenido con ofensa de la Religin y do la Iglesia, y

con manifiesta infraccin del solemne tratado cele celebrado
brado celebrado entre el Gobierno de S. Al. Catlica v la Santa

Sede." Y aunque no sea esta la primera vez que la

oanta Sede haya convertido, sin pensarlo, sui contro controversias
versias controversias econmicas v administrativas en cuestiones

0
puramente religiosas, alarmando, sin querer, las con conciencias
ciencias conciencias de los subditos y cohibiendo poderosamente
los Gobiernos, y aunque sea claro y patento todo

el mundo que el Gobierno de la Reina que se honra
con el titulo de catlico, no ha deiad de ser nor un

qlo momento catlico, ni ha .inferido la menor.ofunsa
los dogmas de la Religin y las gradN doctriV
0?8 de, la. Iglesia, todava tan gravea sunosiciones coi

do las que contiene la fota de la Saota Sede, mere-,
ven ser. clara y solemnemente refutadas v deHvanecU

das. Do este modo parecer mas v mas censurable .

los ojos del mundo la conducta de la Santa Sede, si,
lo que no es de esperar en su prudencia, con hacer
pblicas semejante suposiciones 'ofreciese autoriza-.

. m
dos pretextos los enemigos del rden para alterarlo

en la t.eninxula, creando una complicacin mas al
Occjdente que hoy, en tan recia como legtima luchu.

tiene distradas su atencin y sus fuerzas. De esta,

modo ser menos excusable ante la historia, la facili

dad con que hoy se lanza la Santa Sede a era va r

y hacer mas peligrosa y difcil la suerte de una na

cin Bumisa siempre a sus espirituales preceptos, quo
la ha ayudado generosamente en das da desventura.

que tenia derecho esperar, por esto al menos cuan-.

jo no benevolencia, recta y desapasionada justicia.
Pero aun cuando, con demostrar nue no ha inferido

la menor ofensa la Religin ni a la Iglesia, pudiera
cumplir su propsito el Gobierno de ta Reina, no por,
eso dejar de hacer patente, en breves palabras, quo
tampoco ha infringido gratuitamente el concordato de
1851, poniendo en Contradiccin abierta su, conducta,
con la legalidad existgnte. As so comprender del
todo, cuan profunda ha debido ser la sorpresa del Go Gobierno
bierno Gobierno de S. Al. al ver la ara ve determinacin da Su

Santidad y los duros trminos con nue le ha sido anun

ciada.

La mas importante de las discusiones entabladas

por S. S. con el Gobierno de la Reina, v la nue mas

carcter tiene de discusin religiosa, es la nue se re-

nere a la base segunda de la futura Constitucin del
Estado, votada por las Cortea constituyentes que di dice
ce dice de esta manera: MLa nacin se obliga . mantener,
y proteger el culto y los AI i n tros de la Religin cat cat-lica
lica cat-lica que profesan los espaoles. Pero ningn espaol
ni extranjero podr ser perseguido por sus opiniones
creencias mientras no. las manifieste con actos p pblicos
blicos pblicos contrarios la Rolision." Y bien nuede decirsn'

sin reparo que po hay en la Constitucin de ningn'
pueblo catlico, en las leyes civiles de ningn pueblo
cristiano, un testimonio mas vivo de religiosidad v da.

fe; se obliga la nacin mantener el culto, se obliga

a protegerlo, declara que el catlico es el que profe profesan
san profesan sus hijos, todos sus hijos. Esto,' menos que esto,
deca la Constitucin onterior: obligbalo en ella la
nacin mantener el culto, declarbase que el cat catlico
lico catlico era el de los espaoles, pero no se obligaba la na nacin
cin nacin protegerlo como se obliga por la presente. En
ella queda terminantemente prohibido todo acto p pblico
blico pblico contraro la Religin; y no se autorizan por eso
los secretos, no, sino que se consideran fuera de. la
accin de las leyes. La unidad catlica queda intacta.
Qu es pues, lo que ha dado causa las reclamacio reclamaciones
nes reclamaciones de Roma? Cules son pues, las palabras con quo
se ofende en la base constitdcional, 6 la Religin y
la Iglesia? Por extrao que parezca, por sensible quo
seo proclamarlo, fuerza es decir, que lo que encuen encuentra
tra encuentra injusto la Santa Sede, es que no so persiga, segn
la base, ningn espaol ni extranjero por sus opi opiniones
niones opiniones creencias, mientras no las manifieste por ac actos
tos actos pblicos contrarios la Religin.
IJien pudiera el Gobierno do la Reina presentar
sin comentarios este hecho la consideracin del mun.

do catlico. Cuando la unidad religiosa no quedara
intacta, cuando el Estado, manteniendo y protegiendo'
el culto catlico no persiguiese sin embargo ningn
ciudadano por actos contrarios la Religin, todava
no podra tacharse al Gobierno espaol de mal cat catlico;
lico; catlico; que eso y mas toleran, aue eso v mas hacen v fin

jan hacer la mayor parte de Ibs Gobiernos catlicos,
a n nollna a nninnau mna t l. I O t .1 r i

--vuv ma uvuo ia oauia oeue. uue na-
L -A J- J r t

uruueuecirso cuanao lo nico que se garantiza al

omure ae contraria creencia, es que no se escudria-



I

r su conciencia, que no se violar el secreto de su
' bogar, que no se emplearn nunca en contra suya los
' antiguos procedimientos del famoso tribunal de la F!
Pero aun aparece mas injusta con ,el Gobierno de

S. M. la-Santo Sede, si se considera que lo que hoy

consigna la Constitucin del Estado, rige, de hecho,

en nuestra nacin b muchos aos, ha sido, de hecho

tolerado por la Constitucin de 1837 y por la de 1845,

y existe, de derecho, desde 1848, en que se promulg
. M M.M a

el Cdigo penal, donde una, dos, tres veces en diver

sos artculos y bajo diversas formas quedo terminan
teniente establecido, que la publicidad fuera la condi

cion esencialjdel delito religioso, que rio lo hubiese sin
ella, que no se impusiera pena ninguna ningn acto

secreto, por contrario que fuese al culto catlico. En
vano se alega el texto del artculo primero del concor

dato de 1851, donde se consigna que "la Religin ca

tlica, apostlica, romana, continua siendo la nica
de la nacin espaola," porque este es solo un hecho,
que la base constitucional declara de la misma mane manera;
ra; manera; y en cuanto la segunda parte de aquel artculo
solo se 4ce en ella que "el culto catlico" conservar
( s conservar) siempre en loa dominios do S. Al.
" catlica todos ( con todos) los derechos y prerogati prerogati-vas
vas prerogati-vas de que debe gozar segn la ley de Dios y los sa sagrados
grados sagrados Cnones." Vago precepto que puede ajustarse
lo mismo con la unidad catlica que con la tolerancia
de cultos. Es pues evidente, es cosa fuera de discusin
que nihay ofensa la Religin, ni hay siquiera infrac infraccin
cin infraccin del Concordato en la base controvertida. lia po podido
dido podido dudarse en Espaa si era no conveniente, bajo
el punto de vista poltico, consignarla en la Ley fun fundamental
damental fundamental del Estado; ha podido haber opiniones sin sinceras
ceras sinceras que disientan en este punto; pero nadie i m par parcialmente
cialmente parcialmente puede decir que se establezca nada nuevo
desconocido, que se ofenda de ningn modo la Re Religin
ligin Religin catlica. La prohibicin de que entren monjas
en los conventos, mintras no justifiqu cada uno de
estos que tiene las condiciones legales en el Concorda Concordato
to Concordato exigidas; y la suspensin de conferir rdenes min mintras
tras mintras el arreglo del clero parroquial no se lleve cabo,
son medidas contra las cuales ha protestado enrgica enrgicamente
mente enrgicamente la Santa Sede, y son acaso ofensivas en su con concepto,
cepto, concepto, la Religin y la Iglesia. Si para poner en
su punto de verdad la significacin de la base religio religiosa,
sa, religiosa, basta con examinar mparcialmente su contexto,
para dar conocer la razn y la prudencia con que el
Gobierno de S. M. ha procedido en las dos cuestiones
de que ahora tratamos, no es menester mas que leer
los artculos del Concordato, de ese Concordato misino

que tanto invoca la Santa Sede,' y tener algn cono

cimiento de lo que est aconteciendo en Espaa. E

articulo 30 del Concordato no habla mas que de mu

jeres llamadas y consagradas, al mismo tiempo que

la vida contemplativa, "a la activa de la asistencia de

los enfermos, enseanza de las nias y otras obras y
ocupaciones piadosas y tiles;" de casas de religiosas

que la vida contemplativa renan "la educacin

enseanza de laa nias otras obras de caridad;" de

conventos en que solo se permite la profesin de no

vicias "proponiendo los Ordinarios los ejercicios de

enseanza de caridad que deben dedicarse. Es

decir, que las casas de religiosas dedicadas unicamen

te la vida contemplativa, no tienen existencia legal

segn et Concordato; las que haba debieron cam

biar de forma; ser cerradas, desde su promulgacin.
Nada d esto se ha hecho sin embargo, y, durante al algunos
gunos algunos aos, el Gobierno espaol ha tolerado la admi

sin de novicias sin que, en los conventos en que en

traban se hiciese mudanza alguna. Pblico es esto, y
fuera de duda; notorio debe ser tambin que el Go

bierno no ha hecho mas que exigir la ejecucin del
Concordato al evitar el faumento indebido de monjas

"inierin, aice ia circular, no conste en ei Ministerio
de Gracia y Justicia si las respectivas comunidades
cumplen y en qu manera las condiciones de su exis existencia
tencia existencia legal." Y aun es mayor s cabe la razn que le
asista para disponer que "no se confieran rdenes
sagradas, por ahora, y mintras no se verifique el ar arreglo
reglo arreglo general del clero parroquial;" mnos que "los
ordenados no obtengan ya, en' adelante obtengan
prebendas y beneficios eclesisticos," mnos que
no hayan ya "ascendido al subdiaconado, sean de los
religiosos exclaustrados que no hayan recibido rde rde-nes'sagrdas
nes'sagrdas rde-nes'sagrdas y deseen hacerlo," todo con el fin de no
perjudicar derechos adquiridos. Sabidos son los per perjuicios
juicios perjuicios qu ha ocasionado en todos tiempos la abun abundancia
dancia abundancia de clrigos sin beneficios, sin ocupacin, sin
medios de sustentacin,' que, ljos de servir al bien de
la Iglesia y del Estado son para aquella y para este
perenne manantial y semillus de disgustos. Las leyes
eclesisticas y civiles condenan de consuno este abu

so, que, solo ha logrado desenvolverse y prosperar en
tiempos do corrupcin en la disciplina eclesistica y
de decadencia en el Estado. V.
Al Hacerse el Concordato de 1851.se reconoci, es
verdad, como no podia menos eo los Obispos ldere ldere-c!lV(!?,(conkrr
c!lV(!?,(conkrr ldere-c!lV(!?,(conkrr rdenes sagradas: tampoco ahora los
desconoce, ni 'podra, desconocer lo,' siii orrjtr una
inipjdad notoria, el Gobierno de la Reina.' Perores Perores-tas
tas Perores-tas facultades 'de los Ordinarios tiene lio" imite.qupno
es menester consignar en ningn Concordato, ciuq no

es menester declarar en ninguna ley, porque hay mu muchas
chas muchas ya que claramente lo fijan, y aun falta de
ellas, lo fijara el buen sentido. Los Obispos pueden
hacer cuantos clrigos sean necesarios para el culto,
cuantos del culto puedan mantenerse, pero no pueden
hacer clrigos ociosos, intiles, miserables, no pueden
prodigar las rdenes sagradas mas all' de la necesi necesidad
dad necesidad y de la conveniencia pblica. Es pues indispensa indispensable
ble indispensable conocer y fijar, para que luego quede libre la fa facultad
cultad facultad de los Obispos, el nmero de ordenados que
debe haber en una nacin, prximamente al mnos,

como estas cosas pueden conocerse y fijarse. Por eso

esos bienes, ha prescindido el Gobierno de S. M. do
ciertas formalidades en el Concordato pactadas. Pero
no es la Santa Sede, que nada ha hecho pura cumplir
por su parte, quien debe censurar la conducta. del Go Gobierno
bierno Gobierno espaol, determinado por l funesto ejemplo

que se haba dado, por las exigencias de la opinin
justamente disgustada, por otras consideraciones, que,
ya que de esto se trata, ponviene'exponer. El Gobier Gobierno
no Gobierno de S. M. una vez presentado las Cortes el pro proyecto
yecto proyecto de ley de desamortizacin, una vez votado, san sancionado
cionado sancionado y promulgado, hall que su ejecucin se opo-

man, con el estimulo que les da oan lus reclamaciones

el Concordato determin en su artculo 24 "que se de la Santa Sede, no pocos Prelados de la Iglesia do

procediese formar un nuevo arreglo y demarcacin Espaa. Al paso que algunos de estos, con loable ejem ejem-parroquial
parroquial ejem-parroquial en las dicesis del Reino, teniendo en po de mansedumbre, se mostraban obedientes los

cuenta la extensin y naturaleza del territorio y de la preceptos del Gobierno, representaban respetuosa respetuosa-poblacon,"
poblacon," respetuosa-poblacon," y las dems circunstancias locales que era mente lo que mas til crcian la Iglesia y al Estado,
necesario para esto tener presente. Por eso el Go- los ha habido por desgracia que, con mengua de su

bierno espaol ha hecho, desde el Concordato ac, patriotismo 'y de sus evanglicas obligaciones, se han

cnanto ha estado de su parte para que el arreglo par- colocado en una situacin no solo hostil, sino rebelde

roquiai se lleve efecto en breve plazo. Pero no ha y punible. De esta suerte han obligado al Gobierno
podido conseguirlo hasta el presente, ni ha hallado de S. JV1. evitar con ciertas medidas de previsin,
por cierto en la Santa Sede, acerca de este punto, la mayores males, separando de sus dicesis algunos

solcita premura que ha puesto en que otros puntos Obispos, mintras la ejecucin de la ley pueda ser con con-del
del con-del Concordato se cumplan; y, en el nterin, se han trariada. De esta suerte tambin se ha impedido dar-

multiphcado las ordenaciones, tal vez con necesidad, le al clero en la enagenacion de los bienes eclessti eclessti-pero
pero eclessti-pero sin estar esta necesidad probada,' tal vez sin da- eos la participacin nue el Concordato le ofreca, v nue

no publico, pero no demostrndose que no lo haba, era absurdo darle, cuando tan contrario se mostraba
Preciso era poner un trmino esto, y preparar, con su ejecucin. El Gobierno de S. M. denlorandn nro-

la suspensin de las rdenes, la ejecucin del artculo fundamente estos hechos, v confesnndo lealmentf n

24 del Concordato; preciso era, y mas cuando de esta qu, y por qu ha tenido que apartarse de algunas de
manera no se infringa el Concordato sino que se cm- lus prescripciones del Concordato, cree sin embargo

pna, no se interia ninguna ofensa a la Religin y al no haberfaltado en nada esencial, en nada verdade verdade-Estado
Estado verdade-Estado sino que notoriamente se procuraba que su ramente esencial de cuanto se consigna en sus nrt-

esplendor no fuese en un punto importante oscuro culos. 1

Cid O. I ; Por nrrtlm rln pnnviena ftar r si omit ln mtn

Habrse notado ya, que las dos ltimas disposi- bia de esencial en este punto. El derecho de adnuirr

ciones de que hemos tratado han sido provocadas por la Iglesia consignado en el artculo 41 del Concordato
el descuido inconcebible con qe'ha mirado la Santa no ha sido conculcado, no ha sido desconocido or un

Sede la ejecucin de algunos de los artculos esencia, solo momento en las leyes y decretos emanados del
les del Concordato de 1$5L Falta demostrar este mis- Gobierno de la Reina. En el artculo 22 de la lev da

mo descuido en una materia, que es si no la mas im- desamortizacin Pe dice que " medida que se enage enage-portante,
portante, enage-portante, la que con mas f, con nas insistencia ha nen los bienes del clero se emitirn su favor inserin-

discutido siempre la Santa Sede, la que da verdade- ciones intransferibles de la deuda consolidada ni 3 por

ramenie causa ai rompimiento que hoy deploramos. 1UU por un capital equivalente al producto de las ven ven-El
El ven-El artculo55 del Concordato, al devolver las coinu- tas;" y los artculos 26 v 27 de la misma ley declaran

umuut religiosas ios uienes ae su anugua pertenen- "que los bienes donados y legados que se donen y
cia quo estaban en poder del Gobierno todava, de- leguen en la sucesin manos muertas." entre las cua-

termino que "en consideracin al estado actual de les se comprende la Iglesia, "sern puestos en venta

ama uieues y iras particulares circunstancias, a nn redencin para ser tambin convertidos en ttulos de
de que con su producto pudiera atenderse con mas la Deuda ublica." Claramente se dfiducH d ..ni

igualdad los gastos del culto y otros generales, los este deretho esencial de adquirir queda inclume en
Prelados,,en nombre de las comunidades religiosas la Iglesia. Podr'adquirir cuanto se le legue se le
propietarias procediesen inmediatamente y sin demora done en rentas pblicas: podr tambin convertir en
la venta de los expresados bienes, convirtindose su rentas pblicas cuanto se le legue se le done en be-
producto en inscripciones intransferibles de la deuda nes raices. Lo que la ley prohibe la Iglesia es po-
del Estado," y el 38 dispuso lo mismo con respecto, seer esta ltima clase de bienes, y eso no porque sea
segn la interpretacin de la Santa Sede, a los bie- la Iglesia quien los posea, sino porque la Iglesia es
nes que restaban de las comunidades religiosas de va- mano muerta, y se establece y promulga el principio
roes, conforme la interpretacin del Gobierno de absoluto de que ninguna mano muerta puede poseer
la Reina, con respecto todos los. bienes raices, cen- bienes raices en el territorio espaol. Pudiera recla-
sos y foros devueltos al clero sin distincin alguna, mar la Santa Sede, si, solo la Iglesia se impusiera
Aceptando por un momento la interpretacin de la esta limitacin en la manera le poseer su propiedad;
Santa Sede, el hecho es que deban venderse inme pero no debe, no puede nueiarse de nue se nclnvn

dialamente y sin demora todos los bienes que haban la Iglesia en una regla general, que no tiene excep excep-pertenecido
pertenecido excep-pertenecido las comunidades religiosas, as los de con alguna. Y quin puede negar la Nacin espa

las existentes, como ios de las suprimidas; y sin em- ola y al Gobierno que la representa, quin puede ne ne-bargo
bargo ne-bargo es notorio en toda Espaa que, durante el trans- gar al poder temporal el derecho de establecer semn-

curso de cuatro aos, apenas para cubrir las aparien jante regla y semeinnte principio? jPor ventura no ha

cias, se ha vendido una finca sola; y notorio es tam- ejercitado siempre el poder temporal el derecho da

bien que, en todo este tiempo, ninguna gestin ha he- Miar lmites, condicione, formas la nroniedad. ron

cho la Santa Sede para que tan esencial condicin se tal le no herir su esencia v su naturaleza? iNo se ha

cumpliese, ningn esfuerzo ha hecho que en estu, co- ejercitado siempre este derecho aun cop respecto la
mo en otras materias, demostrara su celo por la pron- propiedad nartieular. mas riMnietnldn Riomnm un l

ta ejecucin del Concordato. Conviene fijar la atencin propiedud corporativa, como que la primera nace del
sobre este punto antes de entrar en el examen de la derecho natural v la segunda nuce de la lev nue es la

desamortizacin, tal como se ha proclamado en prin- que da vida las mismas corporaciones? El poder
cipio, tal como se ha llevado cabo en la prctica, temporal, el poder civil legislativo que ha podido po po-Porque
Porque po-Porque no es el principio solo lo que ha suscitado las ner tantos lmites I propiedad, en materia de lti lti-reclamaciones
reclamaciones lti-reclamaciones de la Santa Sede, sino mas particular- mas voluntades, quo ha podido prohibir los mayoraz-,'
mente todava la manera con que est "decretada la gos y vinculaciones, por ser manos muertas sns po-

cjecucion. X es preciso no olvidar los precedentes de seedores; que puede Incer y hoy hace con efecto en

os sucesos para comprender los sucesos mismos: es Espaa que las corporaciones municipales, beneficien
reciso teirer presente que la Iglesia no haba hecho y administren tambin la forma de su propiedad.'

nada en cuatro aos pura cumplir aquello que tena puede hacer tambin que cambien dn forma, en la su su-por
por su-por evidente, que no le ofreca ninguna duda, para ya, las corporaciones eclesisticas.' Y esto es de dere-

comprender porqu la opinin pblica ha reclamado, cho humano, y esto puede hacerse con entera inde inde-porque
porque inde-porque e Gobierno se hu visto obligado emplear pendencia de la Santa Sede. Lo que esta ha podido,

cierta rapidez en realizar todo lo que, en su propio pactar, en nombre de la Iglesia, es que solo conserve

concepto, era debido. A liarte el mus e mnos, que el derecho de adquirir, que se la asegure la posesin

es lo que divide en la apreciacin de este punto am- de sus capitales adquiridos; pero no de modo alguno,
has Potestades, sosteniendo Espaa que la desamor, que se mantenga, en obsequio suyo, una forma de po po-tizacion
tizacion po-tizacion se extiende debe extenderse, segn el Con- seer perjudicial al. Estado, y que el Estado no quiero'

cordato, todos los bienes eclesisticos, opinando la consentir en su seno. Tales principios pudiera ser quo
Santa Sede que solo puede realizarse en los bienes hubiesen impulsado al Gobierno de S. M.' llevar
pertenecientes las comunidades religiosas, el caso cubo la desamortizacin en todos sus extremos aun
es que ni. el Gobierno de S. M. ni la Santa Sede pue- cuando se opusiese ella, por un error gravsimo do
de negar lealmcnte dos cosas: primera,. que desde la redaccin, el Concordato. Pero afortunadamente nada
promulgacin del Concordato hasta el presente la Igle- se dice, nada hay en este documento, que contradiga"
sia ha mostrado en la enagenacion de sus bienes una la desamortizacin: ni uno solo dess artculos indica
lentitud y un descuid evidente contrario lo pactado; que la Iglesia haya de poseer precisamente bienes
cgundo, quo e'r) la enagenacion, ahora dispuesta de raices, que los, bienes raices de la Iglesia vhoyan de-



-3-

0

ser, en su forma inviolables. El principio esencial del
.Concordato en esta materia quedar, pues, salvo

siempre que se entreguen la Iglesia como se la en

tregaran, a camino de sus bienes raices, ttulos de la

Deuda y de la Deuda privilegiada del Estado.
Si alguna prueba mas se necesitara pura taer el
nimo el convencimiento de esta verdad, podra obte obtenerse,
nerse, obtenerse, recorriendo uno por uno los artculos del Con Concordato
cordato Concordato que hablan de propiedad y de bienes. Al mis mismo
mo mismo tiempo que se declara inviolable en uno de ellos la
propiedad de la Iglesia se ordena en otros enagenar
sus bienes raices y convertir su producto en rentas p pblicas:
blicas: pblicas: luego, juicio de la Santa Sede, la inviolabili inviolabilidad
dad inviolabilidad de la propiedad de la Iglesia no desaparece con
la enngenacion de sus bienes raices: luego, juicio
tambin de la Santa Sede, queda inco'lume la propie propiedad
dad propiedad de la Iglesia', aun cuando se convierta y se cifre
en papel de la Deuda del Estado. No bay que entrar,
porque no se necesita para esto, como no se ha nece necesitado
sitado necesitado para obtener otras consecuencias, antes de aho ahora
ra ahora deducidas, en la cuestin de si prescriba el Con Concordato
cordato Concordato la enagenacion de todos los bienes races ecle

sisticos, solo la de una parte de tales bienes. De
uno otro modo la Santa Sede ha reconocido que pue puede
de puede quedar inviolable la propiedad de la Iglesia, ena enajenndose
jenndose enajenndose bienes races de su propiedad. Pero si fue fuera
ra fuera cierto, segn cree sinceramente el Gobierno de la
Reina, que el artculo 33 del Concordato de 1851, asi
quiso comprender en la enegenacion los bienes res restantes
tantes restantes de las comunidades religiosas de varones, co como
mo como los dems bienes eclesisticos, devueltos al clero
en la ley de 1845, no hay duda que seria palpable la
sinrazn con que hoy protesta la Santa Sede contra
la ejecucin de lo que entonces qued pactado. Eso
se lisorge un tiempo el Gobierno de S. M. de hacer
confesar y reconocer al Gobierno de la Santa Sede;
eso juzga toduva que, con mas mparcial exmen,
pudiera ser confesado y reconocido. No insistir en
ello sin embargo. La cuestin es de sentido, de recta
inteligencia de un artculo, mal redactado desde lue luego;
go; luego; pero cuya redaccin harto mas se inclina la in interpretacin
terpretacin interpretacin que le da el Gobierno espaol, que no
la que ofrece en cambio la Santa Sede. En el punto
en que estn las cosas, la altura en que hoy debe ya
tratarse la cuestin, poco pueden alterarse sus trmi trminos
nos trminos porque se extienda de este del otro modo el
artculo referido'. El Gobierno de S. M. tiene la con conviccin
viccin conviccin de que lo expuesto ha dicho bastante para
que las naciones catlicas reconozcan la razn que le
asiste, as en este punto como en otros que aparecen
como causa del presente rompimiento. No concluir
sin embargo en este punto sin manifestar el profundo
sentimiento con que su nimo sinceramente catlico
v empeada la Santa Sede en una lucha donde,
aun concedindole cuanto pretende, solo se trata de
intereses materiales y mundanos. Y estq es tanto mas
injusto, cuanto que lucha con una nacin sobrado ge generosa
nerosa generosa quizs, que paga su clero ciento setenta y
nueve millones novecientos quince mil setenta y tres rea

les anuales, mas, mucho mas proporcionulmente, que
ninguna nacin catlica del mundo; de una nacin
que tolera el escndalo de que en muchas de sus pro provincias
vincias provincias no baste el producto ntegro de los impuestos
para cubrir las Atenciones de la Iglesia; y eso sin con contar
tar contar sus propos emolumentos y derechos parroquiales
que son ya una contribucin no despreciable. En cam cambio
bio cambio la Santa Sede formula graves cargos al Gobierno
de la lieina, porque el presupuesto del uo presente,
en medio de los trastornos y d las pblicas calami calamidades
dades calamidades que han afligido la nacin descuenta el mis mismo
mo mismo tanto por ciento en las asignaciones del clero, que
modo de pasagero tributo, viene descontando, do
algn tiempo ac, 'en los sueldos de los funcionarios
pblicos, de las viudas, de los hurfanos, de los defen defensores
sores defensores de la patria.
( No teme pues, el Gobierno de la Reina que se com compare
pare compare su conducta con la conducta de la Santa Sede;
no duda en someter, como hoy somete sus disidencias
con la Santa Sede al fallo imparcial de las naciones
catlicas. Ha dicho ya que considera la ruptura de re relaciones
laciones relaciones entre7 ambas, Potestades como un deplorable
acontecimiento. Por evitarlo ha hecho antes cuanto su
posicin y sus deberes le han permitido; por hacerlo
cesar se le hallar dispuesto siempre ceder en todo
loque sea justo y prudente. Pero tranquilo en tanto
en su conciencia, seguro de no haber inferido la me menor
nor menor ofensa la Religin ni la Iglesia, seguro tam tambin
bin tambin de no haber infringido esencialmente el ltimo
Concordato, no solo aguarda que el mundo catlico le
haga justicia desde hoy, sino que se atreve esperar
que antes de mucho, con mejor acuerdo, se la har
cumplida la Santa Sede. Firmemente adherido sus
principios, que son los de la catlica nacin espaola,
la Religin, la Iglesia, el Pontificado mismo, tendr
siempre en l un subdito espiritual, un protector y un
defensor si fuere necesario. Y si por desgracia persis persistiese
tiese persistiese la Santa Sede en su conducta, si de resultas de
su hostilidad, mas mnos patente, surgieran graves
conflictos, al reprimir, al castigar, al usar del derecho
de propia defensa, procurara aunar, con la mas in inflexible
flexible inflexible energa, el respeto debido siempre, cualesquie cualesquiera
ra cualesquiera que sean sus actos, al Padre comn de la Iglesia-

Solo deplorara en este caso la funesta ceguedad que! Otros hacen subir mucho mas el guarrsVrto de las
nrtmlrn o il.Tn- ciifAciir lo Snn Pern en si nwvinpt I ,riAaa '

.i-i r' ii- :

iie ios enemigos oe una iiuciuij crisumin y chiuiicb, que i

en serlo cifiu y ha cifrado siempre la mayor de sus

gloras.

De este despacho dejar V. b. copia ese seor

Ministro de Negocios Lxtranjeros.
Dios guarde V. E. muchos aos. San Lorenzo
24 de Julio de J855. Juan de Zavala.

NOTICIAS 11VEKSAN.

(De JEl Eco Hispano-Americano.")
Ga'lanteria tudesca. De Messna escriben el

27 le Julio, al Corriere mercantile de Genova, qun los

oficiales austracos de la corbeta Diana se permitie

ron insultar unas cuantas seoras en el paseo un

domingo; pero que el domingo siguiente volvieron

tierra, atrevindose presentarse en el mismo paseo,

teatro de sus hazaas, cuando he uqui que una multi

tud de personas los rode y los sigui chichendolos

y slvndolos con el mayor estrpito y ulguzara. Los
galantes tudescos se vieron precisados reembarcarse

mas que de prisa, y la Diana abandono aquel puerto

italiano toda vela.
Progreso y especulacin. El gobierno holn

ds ha vendido ya por 8 millones de florines unas 1G

mil 822 hectreas del terreno gn nado por el desage

del mar de tlaarlem. bl desage ha costado 9 millo millones
nes millones de florines. El gobierno cubrir los gastos, y aun
le quedar un capital sobrante. Las nuevas tierras
formarn un consejo denominado "Mar de Haarlcm."
Terremotos.- Los que han tenido efecto en la
Suiza, el 25 y 26 de Julio, han producido males incal incalculables,
culables, incalculables, desastres inauditos. Ls villas de Viege y
San Nicols, en las cercanas de los Alpes, han sido
completamente destruidas. Los templos, las casas, to todos
dos todos los edificios se han desplomado. Solo se citan dos
casas que por casualidad quedaron de pi. Los habi habitantes
tantes habitantes vagan despavoridos y desconsolados en campo
raso. Las desgracias han sido inmensas, tanto en esos
dos pueblos como en Stalden, Interlaken y otros va varios.
rios. varios. Los sacudimientos se han hecho sentir tambin
en Berna, Basilea, Zurich, La usa na Ginebra y Lu Lugano.

Ladrn enamorado. En Fonteney-suos-Bois

hay una viuda rica, lo que vale tanto como decir que
no le faltan obsequiantes. Distinguase entre estos un

caballerto, quien con la mayor elegancia y donaire

logr algunos favores de In interesante viuda, la cual

no tuvo reparo en admitir su brazo, un domingo, mar

chando los dos juntos al paseo, y despus comer

una de las primeras fondas de la ciudad. Al llegar
los postres, despus de haber devorado los manjares

mas exquisitos y costosos de la fonda, el galn pretes pretes-t
t pretes-t un quehacer urgente, y dijo que se ausentaba por
cuatro minutos. Tres horas haban transcurrido ya,
sin que el enamorado pareciese. Al rabo de este tiem

po, viendo la abandonada viudita que su galn no vol volva,
va, volva, ech mano su bolsillo, y hall que ste tambin
la haba abandonado, como su obsequiante (y con su
obsequiante). Dej su reloj y sus joyas en rehenes,
cuenta de la comida, y sali corriendo hcia su casa.
Pero aqu le faltaba ver lo mejor. Tambin haba per per-dido
dido per-dido la llave: que el amor es muy distrado. Un cerra cerrajero
jero cerrajero vino abrirle la puerta, y no tard en convencer convencerse,
se, convencerse, la infeliz viuda, de que su amoroso obsequiante
era nada menos que un solemnsimo y nubilsimo la ladrn,
drn, ladrn, quien habia visitado ya su habitacin, mintras
que ella le esperaba en la funda, y le haba robado
cuanto dinero, alhajas y dems objetos de valor tenia

larinrautu muger en su casa. Dios le de otros amores
mas felices que stos.
Civilizacin inglesa. Rijo el repugnante ep epgrafe
grafe epgrafe de. "Venta de una muger," publica el Standard,
de Londres, el prrafo siguiente: "La odiosa escena
de la venta de una muger hace presenciado estos l ltimos
timos ltimos das en Thirk. Una jven fresca, esposa de-M.
W. Marshall, de Womblcton, cerca de Kroy Moorsi Moorsi-de,
de, Moorsi-de, era conducida con una cuerda y vendida por el
precio de dos chelines y seis peniques ( unas tres pe pesetas)
setas) pesetas) un caballero de San Crispin. M. Marshall te tena
na tena 04 aos en la poca de su casamiento, y su esposa
solo tenia 19 aos. Los do9 habian continuado vivien viviendo
do viviendo sin embargo en buena armona durante 1C aos,
al cabo de los cuales, viendo que los achaques de la
vejez aumentaban rpidamente, los dos esposos con convinieron
vinieron convinieron entre s en que el lazo matrimonial que los ha

ba unido tanto tiempo deba romperse ya, y la venta
que acaba d,e efectuarse qued acordada."
Glorias de Sebastopol. Segn los -datos pu publicados
blicados publicados por los peridicos ingleses, especialmente por
El,Globo, rgano del ministerio, y segn los que ha
suministrado al parlamento lord Clarendon, las prdi prdidas
das prdidas sufridas en el concepto de muertos inutilizados
durante la presente guerra, se calculan del modo si siguiente
guiente siguiente :
Turcos, 130,000; franceses, 70,000; ingleses, 28
mil; piamonteses, 1,800; rusos, 210,000; austracos,
23,000. Total, 407,800.

MEMORIA
sobre In exposicin le ganados, instrumentos

y productos agrcolas, verificada en v rancia
en 1851, escrita por IJ. Augusto Beltia, pen pensionado
sionado pensionado por el Gobierno do S. M. para eJ
estudio du la agricultura en el extranjero.
(Continuacin.)
AVES DE CORRAL V CONEJOS, i
Esta exposicin, como nueva, no presentaba gran1
inters ni se ha hecho ninguna clasificacin en ella,
dejando la Administracin al arbitrio del jurado el dis distribuir
tribuir distribuir la cantidad que estaba asignada como mejor
le pareciese. Segn personas competentes, la mayor
parte de los animales tenan mas de, curioso que d

interesante bajo l aspecto agrcola. $in embargo, ha haba
ba haba algunos dignos de fijar la atencin y de entrar ert
la mejora d las castas pie pueblan ios gallineros y
corrales, que es un ramo de economa rural que no
tiene nada de insignificante. Huida gigantescas galli gallinas
nas gallinas de Cochinchna, tan bateadas por su precocidad,
facilidad de cebarse y fecundidad en poner huevos
incubarlos en todas estaciones; esta casta, es e1 cqui-valcnte-del
Duiham entre las gallinas. Pavos de gran
dimensin y gansos grandes; ademas putos, pintadas,
faisanes y palomos. Como cosa notable, un magnifico
conejo de la casta llamada n Francia Itilicr, por su

gran tamao. (

El dinero destinado est rase se distribuy en
varios premios, desde 95 1,140 reales; de modo quo

casi todos los que huhbin expuesto en esta clase sa

lieron premiados, debiendo considerarse esto mas bien

como un estmulo para llamar la atencin para otro
ao, que no como recompensa debida al mrito de los

objetos.

INSTRUMENTOS, MAQUINAS, UTENSILIOS Y APARATOS
DESTINADOS A DIFERENTES USOS AGRCOLAS.
Hemos llegado esta parte, en que no habiendo
la administracin francesa adoptado ninguna divisin,

tendremos nosotros que forjar una, so pena de hacer

muy difusa esta explicacin, por el gran numero y di
versidad d objetos que encerraba esta clase, que pa pasaban
saban pasaban de 300 siendo 94 los expositores;
Primera clase," -Bajo de ella comprenderemos los
instrumentos y mquinas destinados al cultivo, pro propiamente
piamente propiamente dicho.
Segunda clase. -instrumentos destinado al servi servicio
cio servicio interior del cortijo, y las cosechas despus do
recogidas.
Tercera clase. Instrumentos que no entran en lac
clases anteriores. 1
PRIMERA CLASE.
Instrumentos y mquinas destinados al cultivo dla

tierra. En esta clase se pueden poner por rden do

prioridud Ips destinados mejorar las propiedades tsi

cas del suelo por largo tiempo, que forman lo que loa

extranjeros llaman ameliorations foncteres. En estos,'

el primero en importancia para aquellos pases es el

llamado dramage, o saneamiento de las tierras por
medio de tubos de barro cocido; los constantes eafuer-.

zos de los agrnomos y de la Administracin francesa

han logrado generalizar en Francia esta mejora, quo,
ha trasformad Condado enteros de las Islas Brit

nicas.

Varias eran las mquinas instrumentos destina

dos ente objeto. La exposicin posea seis de ellas

para fabricar los tubos de desage (Drams), unas do

simple, otras de doble efecto, .que han alcanzado una

medalla de oro, dos de plata y dos de bronce; como
so ve, se ha tratado de estimular y se ha premiado
todo el mundo.
Para la fabricacin en grande, In de doblo efecto
de Mr. Mauren parece excelente: tiene dos cuerpos
do bomba que trabajaban alternativamente, do mdo
que no se pierde tiempo ninguno; mientras el uno tro tro-baja,
baja, tro-baja, el otro se llena de arcillo y prepara: su precio
son 3,800 reales. He aqu su descripcin: es la m mquina
quina mquina inglesa do Scragg con mejoras importantes.
Consiste en dos cuerpos de bomba do hierro fundido,
de eje horizontal, y puc&tos cierta distancia entro s,
sobro el mismo plano. ,
Por la parte superior se abre una compuerta, y or
cargan de arcilla amasada y purificada, como para -construir
ladrillos: el pistn es una placa de hierro
que est puesto en molimiento par una burra de hier

ro dentada, que una rueda del pin montada en el
eje de los munubrios hace avanzar: este pin es en;
forma de linterna. Lu bara puede avanzar en la dos
direcciones opuestas. La otra extremidad do la barra
lleva el mbolo, que entra en el otro cuerpo de: bom bomba.
ba. bomba. Por este medio,' cuando se da vueltas al manubrio
de derecha izquierda, la barra avanza en la misma
direccin; el mbolo del cuerpo de bomba de la dere derecha
cha derecha sale, y se puede cargar este de arcilla, mientras,
por el contrario, impele el mbolo del cuerpo de bom bomba
ba bomba de la izquierda, y comprimiendo la arcilla, la obli obliga
ga obliga salir en forma do tubo por dos aberturas anula-



-4-

re que tienen delante ta placa de hierro fundido que
tapa el cuerpo de la. bomba por equel lado.
Estas planchas se mudan para cada dimetro di di-ferente
ferente di-ferente de tubos: delante se presenta un plano forma formado
do formado de rodillos de modera cubiertos con una tela Con Continua,
tinua, Continua, sobre la cual se extienden los tubos que salen
de una manera anloga lo que sucede en la fabrica

cin de la pasta llamada macarrones: entonces se cor

tan la longitud conveniente por medio de unos hilos

de latn que divinen en cuatro panes la longuua aei
tubo que ha salido. Estos hilos estn tendidos por unos
arcos de hierro fijos en una varilla del mismo metal,
que est lo largo del plano en que se extienden los
tubos. El cuerpo de bomba del otro lado es idntico,
y trabaja alternativamente con este, de modo que la
mquina lo hace sin interrupcin.
Con dos hombres que la mueven, y otro para car cargar
gar cargar los cuerpos de bomba, cortar los tubos y quitar quitarlos,
los, quitarlos, y un muchacho para ayudar y traer la arcilla, ha hace
ce hace por hora de 1,200 1,500 tubos de 30 milmetros
"ele dimetro.
r Esta mquina tiene en el interior una rejilla, don donde
de donde se quedan piedras y otras impurezas que han es escapado
capado escapado la primera depuracin: mudando las placas
de delante y poniendo otras de aberturas convenien convenientes,
tes, convenientes, se pueden hacer ladrillos ordinarios y ladrillos
huecos, del Coronel Morren, que tanto se generalizan
en los edificios de Pars por las muchas ventajas que
presentan, y que se han aplicado en los invernculos
estufas para conductos de calor. Haba otras varias
mquinas anlogas esta, pero con un solo cuerpo de
bomba. En fin, una en que ePcilindro, formando el
cuerpo de bomba es vertical, solo fabrica cinco tubos
la vez, y solo cuesta 2,470 re.; per su trabajo sufre
alguna intermitencia por el tiempo que se tarda en

cargar el cuerpo de bomba.

( Continuar.)

PUERTO-RICO 18 DE SETIEMBRE DE 1855.

BOLETIN MUNICIPAL.

DIPUTACIONES DEL EXCMO. AYUNTAMIENTO EN EL
MES DESETIEMBRE.
Polica.
Ci.RCKL.--Sr. Regidor, D. Pablo Rodrguez.
Ano si Caixis t Awmbbdo. Sr. idem D. Eusebio P.
Abasto pblico.
' DiroTAOio db abxicbbU, 8r. Regidor, D. Ramn Pascual i
Idix db Piasa, 8r. id, D.Baltazar Panlagua.

PROVIDENCIAS JUDICIALES.

Don Gaspar de Estrada, Alcalde mayor, Juez letrado por
S. Jl. de este partido.
Por el presente segundo edicto, cito, llamo y emplazo los
reos prfugos D. Tomas Tala vera y Eufracio Hamos, contra
quienes se sigue causa en unin de otros reos, 4 consecuen consecuencia
cia consecuencia de la seduccin de un esclavo para que se fugase, hurtan
do so dueo, y de la subsiguiente muerte del mismo siervo;
para que dentro de nueve (lias siguientes, contados desde hoy,
se presenten ante este Tribunal en la real Crcel de esta ca-"
becera de partido, excepcionarse de los cargos que le resul resultn;
tn; resultn; en inteligencia, de que si as lo hicieren, se les oir y ad administrar
ministrar administrar justicia; y en caso contrario se sustanciar y falla fallar
r fallar la causa en su ausencia y rebelda, parndoles el mismo
perjuicio que si estuvieran presentes.
. Dado y refrendado por m el infrascrito Escribano en es este
te este pueblo de Aguadilla los cuatro das del mes de Setiembre
de mil ochocientos cincuenta y cinco. Gaspar de Estrada.'
Ricardo Diez. 3
SUBASTAS,
SECRETARIA DE IA JJVTA
( Directiva de Caminos.
- La Junta ha sealado el da 2 de Octubre prximo, las
siete de la noche, en la casa del Gobierno, para el remate por
pliegos cerrados del arriendo del portazgo establecido en el
puente de la Aurora, situado en la carretera de esta Capital
af pueblo de Rio-piedras, por tiempo de dos anos, y entidad
menor admisible'de dos mil doscientos noventa y seis pesos.
Lis condiciones, aranceles y dems estarn de manifiesto
en la Secretara de la Junta. Puerto-Rico 14 de Setiembre
de 1855. Juan A. Diaz. 1
SECRETARIA DE LiA JJVTA
1L JlMrecTa de Caminos. 7
v La Junta ha acordado contratar el suministro de piedra ca caliza
liza caliza en bruto para las reparaciones y entretenimiento de la
carretera de esta Capital al puebJo de Rio-piedras, bajo las
condiciones siguientes:
1 La piedra se colocar en malecones sobre los paseos
del camino, & las distancias que disponga el ingeniero de la l lnea.
nea. lnea. ..i ,.,

ra

2' Ser de cuenta del contratista la extraccin de la pico pico-de
de pico-de la Cantera, la cual se nronorcionar el misma contratia.

Ja; los gastos de herramientas, conduccin y distribucin en
los puntos en que deba colocarse.
3' La cantidad mayor admisible enel remat ser de ocho

reales por vara cbica de piedra para la que se ponga desde
el pueblo de Rio-piedras hasta el puente de San Antonio, y
de diez reales tambin por Vara cbica para la que se coloque
desde dicho puente hasta la Puerta de Tierra de esta Ciudad.
4? Ser de cuenta del contratista los gastos de la escritu escritura
ra escritura de contrata y de la fianza que deba otorgarse, lo mismo que
los de los testimonios necesarios.
El remate tendr lugar el dia 2 de Octubre prximo, las
siete de la noche, en la casa de Gobierno, por pliegos cerra cerrados,
dos, cerrados, que podrn entregarse la hora que gusten los proponen proponentes,
tes, proponentes, durante todo el dia fijado para la subasta; pero principia principiada
da principiada sta se entender terminado el plazo para la admisin.
Puerto-Rico 14 de Setiembre de 1855. 'Juan A. Diaz.
Secretaria de la Junta municipal de Loiza. Por su acuer acuerdo
do acuerdo de esta fecha, se manda publicar de nuevo el remate al su suministro
ministro suministro de bagajes, por el trmino de sesenta das, contados
desde esta fecha, en cuyo trmino, el que quisiere hacer pro proposicin
posicin proposicin dicha subasta, presentar en esta Secretara sus
proposiciones, las cuales han de ser con arreglo la ltima
disposicin del Superior Gobierno de esta Isla. Loiza 2 de Se Setiembre
tiembre Setiembre de 1855. Felipe J. Disdier, Secretario. 1

Secretaria del Gobierno Poltico y Militar d la Isla Es Espaola
paola Espaola de Vieques y de la Junta municipal de la misma.
En sesin extraordinaria, celebrada en este dia, se ha man mandado
dado mandado sacar nuevamente subasta el arrendamiento de la ter terminacin
minacin terminacin de la obra de la Santa Iglesia de este pueblo, cuyo
presupuesto asciende 2,818 ps. 4 rs. macuqs.; habindose
fijado para admitir las proposiciones, en pliego cerrado, desde
el dia 1. al 11 del entrante mes de Octubre, en cuyo dia es estar
tar estar reunida la Junta municipal desde las doce de la maana
hasta las tres de la tarde, y se adjudicar el remate en favor
del mejor postor, con arreglo al pliego de condiciones que se
halla de manifiesto en esta Secretara de mi cargo, para cono conocimiento
cimiento conocimiento de los licitadores. Vieques 11 de Setiembre de 1855.
Juan de la Cruz Cordero, Secretario. 1

Escrbanla pblica de Humacao
"Par mito Aa 3 del corriente. Droveido Dor el Sr. Alcal-

r -. --
de Mayor Juez de este partido, escrito presentado por
el representante de la sucesin menor de Da Monserrate
Melendez, vecina de Naguabo, en l intestado formado

su fallecimiento, se manda citar y emplazar todas las

personas que se creyeren con derecho los bienes que
han remanecido; para que dentro del preciso trmino de

treinta dias siguientes esta fecha acudan al Tribunal por
s 6 por medio de poder bastante, con loa documentos ere ere-ditivos,
ditivos, ere-ditivos, usar de laa acciones y derechos con que se cre creyeren
yeren creyeren asistidos, con apercibimiento de que no hacindolo,
transcurrida la dilacin, se proceder lo que en justicia
corresponda, parndoles el perjuicio que hubiere lugar
Y para que no se alegue ignorancia y en cumplimiento de

lo que est dispuesto en dicha providencia, se publica y
fija el presente aviso en Humacao siete de Setiembre de

mil ochocientos cincuenta y cinco. llamn d Jorres. 3

ANUNCIOS OFICIALES.
CORREGIMIENTO DE LA CAPITAL.
Necesitndose la persona de Juan Cornelio Diez, para la
recta Administracin de Justicia, se suplica losSres. Corre Corregidores
gidores Corregidores y Alcaldes ie la Isla lo hagan comparecer lo mas pron pronto
to pronto posible. Puerto-Rico Setiembre 13 de 1855. Ramn Fer
nandez. 1
Secretaria de la Junta municipal de Fajardo. Creada
en este pueblo, con aprobacin del Excmo. Sr. Capitn Ge General,
neral, General, un establecimiento de Escuela de nias, con la dotacin

de 2u0 ps. anuales, ha acordado I Consistorio, en sesin or-

amana aei uia ie noy, se anuncie en la U aceta e Gobierno

para que las eneras que quieran optar ella se presenten el
dia 10 del entrante .Octubre, en que se hallar reunido el Mu Municipio,
nicipio, Municipio, en la Sala de sus Acuerdos, con el objeto indicado;
en la inteligencia que la Seora que se encargue dla escue
la ha de ser Profesora titulada, y debe ademas ensear cons
tantemente gratis diez nias pobres que elegir la Corpora Corporacin.
cin. Corporacin. Fajardo 12 de Setiembre de 1855. Andrs A. Sauri, Sauri,-Secretario.
Secretario. Sauri,-Secretario. 1
Secretara Municipal del pueblo de Guayama. En este
partido existen depositadas, por haber sido aparecidas, las bes bestias
tias bestias siguientes. Un caballo alazano, lucero en la frente, una
pata blanca y de mucho paso. Una yegua oscura, de mucho mucho-paso
paso mucho-paso y bonita estampa. Una potranca colorada, la pat iz izquierda
quierda izquierda blanca, un lucero apagado en la fente y chica de
cuerpo. Un caballo colorado, careto, las dos patas trasera
blancas, y de cinco cuartas de alzada. Una yegua saina co colorada,
lorada, colorada, un cordn blanco en la frente, un lunar en el hocico,
patas negras, crines abultadas, paso trote, y una manchita blan blanca
ca blanca en la pata izquierda.; Se hace notorio, para que los que
se consideren con derecho ellas, acudan solicitarlas con
los documentos que justifiquen su propiedad; en la inteligen inteligencia,
cia, inteligencia, de que pasados los dos 'meses marcados por el Bando do do-polica,
polica, do-polica, se proceder su venta en pblica subasta. Guaya Guayama
ma Guayama 1 1 de Setiembre de 1855. Jos Vicente Boscna. 1
' Secretara de la Junta municipal de Utuad. Lo Fon Fondos
dos Fondos pblicos de este pueblo juegan en el Sorteo ordinario n nmero
mero nmero 156, que ha de celebrarse el dia 21 del corriente, con
el nm. 4.388. Y se hce saber al pblico para los fines con consiguientes.
siguientes. consiguientes. Utuado 10 de Setiembre de 1855. Santiago Fa Fa-lau.
lau. Fa-lau. Secretario. 1

SECRETARIA

DE LA JUNTA MUNICIPAL DE SANIDAD.
Necesitando carenarse el Pontn Lazareto consecuen'
ca de estar haciendo agua; se avisa los que quieran encar encargarse
garse encargarse de la obra, presenten sus proposiciones en esta Se Secretara
cretara Secretara hasta el 22 del corriente, que reunida la Junta respec respectiva,
tiva, respectiva, resolver lo que mejor convenga. Puerto-Rico 11 de Se Se-tiembre
tiembre Se-tiembre de 1855. Jos Montesino, 3

Escribana del Juzgado de Guerra. -Instruida y apro

bada por ste Tribunal, pedimento de la seora Viuda y
Curador de los menores hijos del mayor Comandante de irt-

fanter-i t. Luis Mara Padial, la correspondiente informacin
de la utilidad y necesidad de que se venda en pblica subasta

la casa alta y baja de piedra y azotea, que pertenece dicha

seora y sus hijos, sita en esta ciudad, calle de la Cruz esqui

na la de la Luna, marcada con el num. 25, y valorada en
treinta y dos mil pesos; se hace notorio que tendr efecto el
acto de la venta eu la forma expresada, el da 1. del entran entrante
te entrante Octubre, principindose las dos de la tarde; debiendo por
consiguiente concurrir los que se interesen en la adquisicin
de la referida finca, la casa en que habita el Sr. Auditor de

Guerra de esta Capitana General, frente al reloj de la Plaza
Mayor. Puerto-Rico 11 de Setiembre de 1855. Eusebio

Mez. 1 3

' Alcalda ordinaria de Aibonito. Los Fondos pblicos
de este pueblo juegan en el Sorteo ordinario nm, 156, que
ha de celebrarse el 21 del corriente, con el billete nm. 7,172.
Lo que hago notorio en cumplimiento de lo mandado. Ai Ai-bonito
bonito Ai-bonito 6 de Setiembre de 1855. Francisco Gimnez Prieto,
Secretara Municipal del pueblo de Aasco. En el Sor

teo ordinario nm. 156, que ha de celebrarse el 21 del corrien

te, juegan los rondos pblicos de este pueblo con el numero
10,107. Y lo anuncio por medio del presente los efectos
convenientes. Aasco 1. de Setiembre de 1855. Juan J
Caro, Secretario. S s
Secretaria de la Alcalda de la villa de Coamo. Habien Habiendo
do Habiendo sido aparecido en esta Villa un caballo color alazano ama amarillo,
rillo, amarillo, con un cordn bhnco desde la frente hasta el hocico, la
pata izquierda trasera de la rodilla abajo blanca y la delantera
del menudillo abajo tambin blanca, de alzada creciente y co como
mo como de cinco aos de edad; el cual se halla depositado en la
estancia de I). Vctor Prez, vecino de esta jurisdiccin y bar barrio
rio barrio del Pasto. Y por disposicin del Sr. Alcalde de esta Vi Villa
lla Villa se hace notorio al pblico para los oportunos efectos ex expresados
presados expresados en el art. 155 del Bando de buen gobierno. Coamo
6 de Setiembre de 1855. Rafael Gonzlez y Garca, Se Secretario.
cretario. Secretario. 3.
Alcalda ordinaria de Hato-grande. Los Fondos pbli pblicos
cos pblicos de est pueblo juagan en el iSorteo ordinario nm. 156
que se h de celebrar el 21 del corriente con los dos medio
billetes nmeros 5,791 y 9.771. Lo que se anuncia tlos
efectos consiguiente. Uaio-graude 3 de Setiembre de 1855.
Juan Eloy Tinajero. 3
Secretara municipal del pueblo "de Guayama. Los Fon Fondos
dos Fondos pblicos de este pueblo juegan con el billete nm. 11,273
en el Sorteo ordinario que ha de celebrarse el 21 de los cor corrientes.
rientes. corrientes. Se hace notorio a los efectos consiguientes. Guaya-,
ma 1. de Setiembre de 1855. Jos Vicente Eoscana.Z

Secretara del Excmo. Ayuntamiento. Ala un del dia

22 del corriente se reunir en las Salas Consistoriales la Jun

ta de Subastas Con objeto de adjudicar en el mejor postor la

casa y cnerda de terreno que posee el Consistorio en Palo Palo-seco.
seco. Palo-seco. Puerto-Rico 12 de Setiembre de 1855 Jos Monte Montesino,
sino, Montesino, 3

Secretara del Excmo. Ayuntamiento, El 22 del corrien
te la una del dia se hallara constituida en las Salas Consis-

toriales la 'Junta de Subastas fin de enagenar en quien me.

jores proposiciones hiciere, un solar situado en la Meseta
frente Cs blanca. Puerto-Rico 12 de Setiembre de 1855.
Jos Montesino. 3'
Secretaria de la Junta municipal de Humacao. Debien Debiendo
do Debiendo procederse con aprobacin del superior Gobierno repa reparar
rar reparar los deterioros que contiene el puente de Jioca-piieta, l lmite
mite lmite de las jurisdicciones de Aaguabo y Humacao, cuyo pre presupuesto
supuesto presupuesto asciende & la cantidad de mil seiscientos pesos; te
h acordado, por las respectivas Municipalidades, en sesin
celebrada en este di, que se anuncie la egecucion de esta obra,
para que los inteligentes que quieran tomar su cargo la re reparacin,
paracin, reparacin, concurran al saln de esta casa Consistorial, las
doce del dia 20 del mes venidero, donde se les adjudicar por
la Corporacin, si sus ofertas fueren ventajosas; para lo cual
es requisito indispensable que las consignen bajo su firma, en
pliegos cerrados, que han de preseutar en esta Secretara an antea
tea antea del dia de la adjudicacin Y para noticia de las personas
& que pueda convenir lo hago notorio en Humacao 25 de
Agosto de 1855, Fructuoso Garca, Secretario, 8

Sk CAPI.

FANIA DEL PUERTO.

salitradas y salidas tic buques.
. Entradas.
Sbre. 14. De Gibara y Santo Domingo, gol. esp.' Otilia, ca capitn
pitn capitn D. Vicente Prez, con tabaco.
De Santomas, bote ing. Fortitude, pat. Skerett,
en lastre.
Comunic el vap. ing. Magdalena, procedente
de Jamaica, con correspondencia.
15. No hubo.
;-- 7 Salidas."
Sbre. 14. Para A recibo, go, ing. Me. Nob, capitn Robert
Stan, con la carga que condujo.
Para Ponce, berg. esp. Jess, cap. D. Domingo
de Ornar, ron parte de su carga.
Para Guayama, gol. id. Delencita, pat. Francisco
Estvan, con provisiones.
Para Loiza, bal. id. Flor de la mar, pat. Andrs
Subir, en lastre.
15. Para Manat, guairo id. Buena Esperanza, patrn
Juan Giliberty, con provisiones;
Para Guayama, gol. id. Anita, pat. D, Julin Mo-,
rales, con id.

Imprenta del dobiernu.

1