Gazeta de Puerto-Rico

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Gazeta de Puerto-Rico
Alternate title:
Gaceta de Puerto-Rico
Physical Description:
Newspaper
Language:
Spanish
Publication Date:
Frequency:
daily (except sunday)[1823-]
daily
normalized irregular

Subjects

Genre:
newspaper   ( sobekcm )
newspaper   ( marcgt )

Notes

Dates or Sequential Designation:
Began in 1806?
General Note:
After the change of sovereignty in 1898, briefly published by the government of the United States.
Funding:
Funded by NEH in support of the National Digital Newspaper Project (NDNP), NEH Award Number: Project #00110855

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item.
Resource Identifier:
oclc - 829938788
lccn - 2013201074
issn - 2327-3143
ocn829938788
Classification:
lcc - ISSN RECORD
ddc - 070
System ID:
AA00023800:02145

Full Text
NURI. G8.
JUEVES 7 DE JUNIO DE 1855.
VOL. 24.
ESTB PERIODICO
PUBLICA TODOS LOS MARTES,
JUEVES Y SABADOS.
SSCMBB
SE
EN LA I Al
V
CALLE
PRENTA DEL GOIHERN,
DE LA FORTALEZA N? 23. ..

7 n ipijiiii n 1rpi
Hll 1 11 Klyl

i

lilil

5Pw

ftfVs-iS.

. )" 1... ''i..

. ti V

PARTE OFICIAL.

, SUPERIOR GOBIERNO
Y CAPITANIA GENERAL
DE PUERTO-RIC.

lcaZ Cdula de 30 ce Uero de 1855 soore
arreglo de los Tribunales de Justicia en estos
dominios, publicada en 4 de Junio del mismo
ao y que deber empezar regir en igual dia
&el mes de Agosto prximo venidero.
(Continuacin.)
CAPITULO III.
Seccin segunda
De las facultades de las Audiencias.

Art. 51. Corresponde las Audiencias de Ultra Ultra-,
, Ultra-, mar: ''- '-
Primero. Promover cada una en su territorio la ad.
tninistracion de justicia y velar muy cuidadosamente
' sofcrc fctla," para lo cul ejercern sbrelo fespectivos

Jueces interiores la superior inspeccin que es consi consiguiente,
guiente, consiguiente, podiendo pedirles los informes y noticias que
estimen necesario respecto las causas civiles o cri criminales,
minales, criminales, fenecidas y el estado de las pendientes, pre prevenirles
venirles prevenirles lo que convenga para su mejor y mas pronta
espedicion; y cuando haya justo motivo censurarlos,

repuderlos, apercibirlos, multarlos, y aun' formarles
causa de oficio, instancia de parte, por los retra

sos, descuidos y abusos graves que cometieren.

'Segundo. Hacer cada ao por medio de un Minis Ministro
tro Ministro que al efecto elijan, la visita de los subalternos del

Tribunal para ver si cumplen bien con las obligacio
lies de sus oficios.
Tercero. Examinar los que en su distrito pre
tendan ser abogados, escribanos y procuradores, pr

vio8 los requisitos establecidos, que se establezcan

por las leyes.

Cuarto.' Dirimir las competencias de jurisdiccin
que se susciten entre los Juzgados de su territorio,

bien sea de los ordinarios d privilegiados entre si, (
con otros del mismo diferente fuero.
Quinto. Proveer los recursos de fuerza y pro
teccion que se introduzcan de los Tribunales, tirela

dos otras cualesquiera autoridades eclesisticas de

su territorio.

.sexto. vomeier ei conocimiento ae ias causas o
pleitos en que huya sido recusado in toium el Juez

competente ni leirano que estimen oportuno, y nom

brarle acompaado en los casos que se expresarn

mas adelante.

Sptimo. Conocer de los recursos de nulidad que
se entablen de las providencias d actuaciones de los
Jueces subalternos en que no quepa el ordinario de

apelacin.

-Octavo. Conocer en segunda instancia: De los

asuntos civiles y criminales que los Juzgados devpri

mera instancia ordinarios especiales deban remitir

les en apelncion o consulta. Respecto de aquellos ne negocios
gocios negocios pertenecientes la jurisdiccin de Marina que
con arreglo las disposiciones vigentes tieneirdos ins instancias
tancias instancias ante los Juzgados del ramo, se tendr en cuen cuenta
ta cuenta lo dispuesto en los artculos noventa y seis y noven noventa
ta noventa y siete. () De las providencias 6 resoluciones dicta dictadas
das dictadas por los Gobernadores Capitanes Generales de que
con arreglo las leyes de Indias y lo dispuesto en el
capitulo sexto de este Real decretse alzaren los que
por ellas se consideren agraviados. De los recursos de
responsabilidad que se entablen ante los Jueces de

partido por las actuaciones d providencias de los Jue

ees locales. De las causas que contra los mismos Jue-'gunda instancia sea mayor que el estrictamente noce noce-ees
ees noce-ees locales se instruyeren or delitos oue cometan n i . ......

aL i.;.i:.V. ri 1 -j """" urregiu u 10 preveniuo en el articulo ciento
acin de justicia. De las providencias que noventa. f. . ,,(,

la administra

de plano y sin figura de juicio dictaren contra los mis

mos los Jueces de partido. Do los recursos de splica
contra las providencias de las Salas de justicia en Jos

casos que se determinan en este Real decreto.
Noveno. Conocer n primera instancia con apela apelacin
cin apelacin al Supremo Tribunal d Justicia, de las causas
que por delitos relativos al ejercicio del ministerio ju judicial
dicial judicial se formen contra los Jueces de partido, los Ase

sores de los Tribunales de Comercio v de los Gober

nadores y los Jueces eclesisticos, cuando uor ellos

hubiera de juzgarlos la jurisdiccin Real.

Dcimo. Dar los Gobernadores Capitanes Ge

nerales los votos consultivos que les pidieren con arre

glo lo dispuesto en l captulo sexto de este 'Real

decreto y ejercer las dems atribuciones que les estn
' i e. j i 1 1 ,. .

u 10 lucicu naiguiiuaH por ibs leyes y aemas disposicio disposiciones
nes disposiciones videntes en aaullos dominios.

Art. 52. Ll ejercicio de las facultades contenidas

en los artculos que preceden compete lus Auden
cas respectivamente en Acuerdo, en Salas de justi

: i j 1 .

uiu, eguu m iiiuuiu us ios negocios, aeterminaaa en

las leyes y ordenanzas.

Art. 53. Las Audiencias, fuero do las facultades

Art 95 y 96,

drn avocar ninguna causa pendiente en nrimera ins

tancia ante los Jueces inferiores, ni entrometerse en el

fondo de ella cuando promuevan su curso, d se infor informen
men informen de su estado, ni pedirla ad efectum videndt, ni.re ni.re-tener
tener ni.re-tener su conocimiento en dicha instancia cuando ha

ya apelacin de auto interlocutorio, ni embarazar de

otro' modo dichos Jueces en el ejercicio de la juris

diccin que les compete de lleno en la instancia refe

rida.

Art. 54. Siempre que las Audiencias juzgaren
conveniente para la mas perfecta administracin de

justicia confiar el conocimiento de una causa crimina
. !J I--. .. I 1

a un juez ue 01ro panino uintinto ue aquel a quien
correspondiere con arreglo derecho, podrn verifi

carlo asi, acordndolo previamente en Tribunal pie
no, y dando cuenta al Presidente.
Art. 55. Los Regentes, Ministros y Fiscales so

metern la deliberacin del Real Acuerdo, siempre

que lo crean conveniente, y una vez al ao cuando me

nos, las observaciones que les sugiera el estudio y la

prctica de los negocios, de las cuales pueda deducir

se la necesidad de adoptar alguna medida relativa
la administracin de justicia.. Si en su vista resolvie

ra la Audiencia dictar algn auto acordado, con arre
glo lo dispuesto en las leyes de Indias, podr hacer
lo y ponerlo en ejecucin, con asentimiento de su Pre
sidente; pero si la materia fuese de tal ndole que al
tere modifique las disposiciones Vigentes, se remili

r por conducto y con informe del Tribunal Supremo

de Justicia Mi Real aprobacin, sin cuyo requisito

no podr publicarse ni ejecutarse

Art. 56. En la sustanciaron de los negocios ci

viles y criminales dos votos-al menos harn sentencia
en todo aquello en que estuvieren conformes de toda

conformidad, no siendo denegacin de soltura, admi

sion 6 denegacin de prueba, determinacin de for

mal articulo d alguna otra providencia que pueda cau
sar perjuicio irreparable, en cuyos casos sern nece

sarios tres votos conformes.

. Art. 57. De los autos de sustanciaron que las

auaiencias ateten sin previa tiih, pueue peairse re-

forma en la primera audiencia despus de la notifica

cin, y la Sala, mejor informada, podra variar su pro provedo,
vedo, provedo, de plano oyendo por tres dias lo mas, la

parte contraria.

Art. 58. Ha lugar al recurso de suplicas contra

las sentencias definitivas de las Audiencias' dictadas

en asuntos criminales en los casos en que es admisi

ble en esta materia segn la legislacin vigente. No

habr, sin embargo, lugar este recurso cuando el
nmero de los Ministros que hubieren fallado en la se-

Art. 59. Habr lugar la splica do una senten-
cia definitiva en lo civil: '.. 1 ..,.
Primero. Si hubiese' contrariedad sobare sus dis-
posiciones. .. 31 '. ; '. :
Segundo. Si hubiese recado en cosas no pedidas.
Tercero. Sien ella se hubiese omitido nroveer

sobre alguno de los captulos de la dennmda.

Art. G0. Proceder asimismo la splica en loci-
vil de una definitiva cuando la Audiencia hubiere dic- 1

tado resoluciones contrarias entre si, respecto le lo I

mismos litigantes, sobre el propio objeto y en fuerza
de idnticos fundamentos. 1. ... ...

Art. 61. Habr lugar la splica de la definitr I
va en lo civil que se hubiere dictado en virtud de con

fesiones y allanamientos hechos sin poder d-autoriza-

cion suncientes, por los detensores de las ? partes en ji
estrados por escrito, si las expresadas. confesiones c 1
allanamientos fuesen contradichos por los interesados
demostrada su falsedad. m i 1
t Art., 62. Habr tambin logar la splica' do
una definitiva en lo civil: h .i : t !, t. i-iT 1
Primero. Si despus de pronunciada se recobra-

ren documentos decisivos,' detenidos .por fuerza ma-

, f 1 vn.umcumo iicuisivus. ueie

' Segundo. Si hubiere recada en virtud de docu documentos
mentos documentos que al tiempo de dictarse ignoraba una de lua
partes haber sido reconocidos y declarados falsos,

cuya falsedad se reconociere o' declarare despus.)

Tercero. Si habindose dictado en virtud de

prueba testifical d deposiciones, uno inufbos- lesti-
gos, la parte, fueren condenados corno falsarios en
sus declaraciones.
Cuarto. Si se hubiere ganado en virtud de cual cual-quiera
quiera cual-quiera otra sorpresa maquinacin fraudulenta.
Art. 63. Sern tambin suplicables las definiti definitivas
vas definitivas dictadas en perjuicio de los menores de edad en entredichos
tredichos entredichos de administrar sus bienes, cuando SU9 tuto-
res 6 curadores hubieren descuidado el presentar '.
su favor documentos decisivos.
Art. 64. Podrn ser suplicadas por los acreedo-
res los quo de ellos traigan causa, las definitivas quo

se hubieren dictado contra su deudor, contra su cau- ;

sante, en fuerza de eolusion atentado contra sus de-

rechos. i

Art. 65. Sern suplicables las sentencias nter-

locutorios jlictadas por las Audiencias, as en materia
civil como criminal, siempre que no se refieran otras

de la anterior instancia.

Art. 66. Tambin podr suplicarse de las provi

dencias de las Salas en que de plano se multe impon

gan costas a un Juez interior. De la sentencia que re recaiga
caiga recaiga cabe apelacin para ante el Tribunal Supremo
de Justicia, si el importe de la multa costas pasa do

quinientos pesos. Si la providencia se limita adver advertir,
tir, advertir, encargar apercibir al Juez, tambin se admitir

la suplica; pero la resolucin que recaiga ser firme.'

Ln ambos casos se permitir el uso del papel sellado

de oficio y no se le exigirn derechos no ser que su
recurso fuese desestimado con costas, ni se le obliga

ra a otorgar poner.

Art. 67. No habr lugar la interposicin de est

recurso por. error material que se hubiere cometido
en la sentencia, en cuanto los nombres, calidades y
pretensiones de las partes, por simple yerro de cl-

culo en la parte dispositiva. Podr pedirse sin embar

go la rectificacin del error, y en el caso de que hu hubiere
biere hubiere lugar ella, se extender al mrgen 6 conti continuacin
nuacin continuacin de la minuta de la sentencia.

f 0 j
Art. 68. El recurso de splica se interpondr an

te la misma sala que hubiere dictado la providencia
cuya enmienda se tratare de obtener.

Art. 69. La sustanciacion del recurso de snlici

en las causas criminales se reducir la entrega d

atos'para instruccin, permitindose escritos nica-

"5

i!
T
; i
i



mente cuando se hayan de presentar nuevos documen documentos
tos documentos o solicitar prueba con arreglo las leyes.
Art. 70. El plazo para suplicar de una definiti definitiva
va definitiva en asuntos civiles, ser el de diez dias contados
desde su notificacin en los casos del artculo cincuen cincuenta
ta cincuenta y nueve, y el de tres meses partir de la misma
diligencia en los expresados en los artculos sesenta,
sesenta y uno, sesenta y dos, sesenta y tres y sesenta
y cuatro.
Art. 71. Interpuesta la splica en materia civil,
y admitida si la Audiencia lo estimare procedente,
expresar de agravios el suplicante. Cumplido este
requisito proceder el Tribunal sustanciar el recur recurso,
so, recurso, enmendnndo su tiempo, si lo concepta justo, la
sentencia impugnada, en todo d en parte, segn que
los fundamentos de la splica se refieran la totalidad
d tan solo algunos de sus captulos.
Art. 72. En la misma definitiva de revista pro proveer
veer proveer la Audiencia sobre el fondo de la cuestin que
haya sido objeto de la resolucin enmendada.
Art. 73.- En el caso de que la splica se interpu interpusiere
siere interpusiere de alguno de los autos que se refiere el artcu artculo
lo artculo sesenta y cinco, el Tribunal despus de admitirla,
si la creyere procedente, fallar ejecutoriamente sin

mas preparacin qoe el informe oral de las partes.
Art. 74. La introduccin de este recurso en lo
civil no suspender la ejecucin de la sentencia que
le motive. Podr sin embargo la Audiencia, en vista
de las circunstancias especiales que concurran sobre sobreseer
seer sobreseer en su ejecucin, exigiendo fianza al demandado.
Art. 75. En las causas criminales de que las Au Audiencias
diencias Audiencias pueden conocer en primera instancia, sa saber;
ber; saber; las que ocurran contra Jueces de partido en su
territorio, con relacin al ejercicio del Ministerio ju judicial,
dicial, judicial, estarn autorizados dichos Tribunales para
proceder, no solo instancia de parte d por interpe interpelacin
lacin interpelacin fiscal, sino. tambin de oficio,' cuando de cual cualquier
quier cualquier modo vieren algn justo motivo para ello; y en
el procedimiento y determinacin debern observar
las disposiciones siguientes:
. Primera. Que si la causa empezase por acusa acusacin
cin acusacin d por querella de persona particular, no se debe deber
r deber nunca admitir la querella d la acusacin sin que la
acompae la correspondiente fianza de calumnia, y
de que el acusador d querellante no desamparar su
accin hasta que recaiga sentencia que cause ejecuto ejecutoria.
ria. ejecutoria. La cantidad de dicha fianza ser determinada por
el Tribuna) segn la mayor d menor entidad y conse consecuencia
cuencia consecuencia del asunto. :
Segunda. Que i aunque comience la 'cansa de la

manera sobredicha, siempre debprr ser parte en ella
cf Fiscal de laAudetfcia. T C; ';1

Tercera., Que sta no podr suspender al Juez

procesado sino cuando procediendose sobre delito
que por la ley est sealada pena de privacin de em empleo
pleo empleo otra mayor, estime necesario suspenderle des despus
pus despus de formalmente admitida la acusacin la que querella
rella querella d de resultar mritos bastantes, si el procedi procedimiento
miento procedimiento fuere de oficio. Pero podr hacerle comparecer
personalmente ante s siempre que considere reque requerirlo
rirlo requerirlo el caso, y aun ponerle en arresto cuando lo exi exija
ja exija la gravedad del delito sobre que se proceda.
Cuarta. Que las actuaciones de instruccin en
el sumarioy las que requiera el plenaro debern en encargarse
cargarse encargarse al Ministro quien por turno corresponda;

y las diligencias que hubiere- que practicar fuera del

la residencia del Tribunal, y que no pudiere evacuar
por s dicho Ministro, se cometern siempre la pri primera
mera primera autoridad ordinaria del pueblo d del partido res respectivo.
pectivo. respectivo. Durante el procedimiento no podr el acusa acusado
do acusado d procesado estar en el pueblo donde se practiquen
actuaciones de su causa, ni en seis leguas en con contorno.
torno. contorno. ,, v. ; w :. '. .':
t Arti 76. En esta clase de causas habr lugar
apelacin siempre que.se imponga pena mayor de qui quinientos
nientos quinientos pesos de multa d 'seis meses de suspensin de
empleo o sueldo.
' Art. 77., Interpuesta la apelacin y admitida
cuando proceda, se emplazar al procesado para que
dentro de seis y doce meses respectivamente segn se
interponga de las Audiencias do Amrica d Manila -se
presente ante el Supremo Tribunal usar de su de derecho
recho derecho por s d por medio de Procurador. con poder bas bastante,
tante, bastante, apercibido que d no hacerlo le parar perjuicio.
Art. 78V!. Cuando llegare noticia de las Audien Audiencias
cias Audiencias algn delito d falta cometida por los Jueces loca locales
les locales en el ejercicio desiijpr8(ccion,.podrn dictar, las
disposiciones que' estimen conducentes para que el
Juez ordinario proceda.con actividad y. arreglo de de-fchrt
fchrt de-fchrt en la sustanccion y decisin' del proces que
deber formar conforme lo' prevenido en el artculo
veinte de este HeafaecretoV "" '". ''

CAPITULO III.M

.

Seccin tercera. f Li
Del rgimen interior dt tai Ilakilldienias.-1
Art, 79. Las Salas de las Audiencias reuni reunirn
rn reunirn todos los das'nrt feriados y dedicarn al despacho
de los negocios trcVhoraa'pbr lo menos. 'AV ilcspacho

y vista pblica de las causas criminales se destinar
todo el tiempo que sea necesario para acelerar su tr trmino,
mino, trmino, dndoles preferencia sobre los negocios civiles.
Art. 80. Terminados los asuntos de justicia se
reunir la Audiencia en Acuerdo d en pleno para des despachar
pachar despachar y decidir los negocios de que debe conocer en
esta forma. Solamente en casos graves y extraordina extraordinarios
rios extraordinarios podr proceder la reunin dla Audiencia en
Acuerdo su reunin en Sulas.
Art. 81. El Ministro que se crea impedido de

ser Juez en alguna causa, o manifestar oportuna

mente al Regente para los efectos que expresa el ar

ticulo ciento setenta y siete. ()

Art. e. bmpezado el despacho o la vista de un

negocio, no se suspender si para su conclusin bas

tase alguna hora mas de las de ordinaria asistencia; y
si el negocio fuere criminal y hubiere reos presos se

prolongara la audiencia todo el tiempo posible a juicio

del Presidente.

Art. 83i Una vez dada cuenta del negocio d aca

bada la vista, no se disolver la Sala hasta dar provi

dencia; pero si algn Ministro antes de comenzar la
votacin espusiere que necesita ver los autos d exa examinar
minar examinar el memorial ajustado podr suspenderse y de

ber darse la sentencia dentro de los trminos seala sealados
dos sealados en el artculo ciento ochenta y cuatro. ()
Art. 84.' Si empezado ver un negocio d visto
ya y no votado enfermare d de otro modo se inhabili inhabilitare
tare inhabilitare alguno de los Ministros concurrentes en trminos
de no poder continuar d dar su voto en voz d por es escrito,
crito, escrito, no por eso se suspender la vista d la determi determinacin
nacin determinacin si con los dems Jueces hubiere suficiente n nmero.
mero. nmero. Si no lo hubiere ni probabilidad de que el im impedimento
pedimento impedimento cese dentro de pocos dias, se proceder
nuevo sealamiento y vista en el caso de no haberse

acabado la primera; y si se hubiere esta concluido ve

r la causa otro Ministro y acudir votar con los
dems que antes la vieron.
Art. 85. Siempre que para decidir un punto de
derecho mediase discordia y dos Ministros al mnos
votasen contra la decisin de la Sala, esta, sin perjui perjuicio
cio perjuicio de ejecutarse el fallo, elevar la oportuna consulta
al Tribunal Supremo de Justicia, esponiendo las ra razones
zones razones de la mayora y la minora.
Art. 86. El Tribunal Supremo, 'si creyere nece necesaria
saria necesaria la aclaracin d interpretacin autntica de la ley,
redactar el oportuno proyecto y lo pasar al Gobier Gobierno;
no; Gobierno; pero si la conceptuase innecesaria, lo manifestar
as la Audiencia que hubiere consultado.
Art. 87. Siempre qu las Audiencias remitan al
SWremo Tribunal ,e Justicia qlgunas actuaciones,

i;uMiiuiura ijue sea i causa ae ta remisin, acompa acompaarn
arn acompaarn en pliego cerrado la correspondiente certifica certificacin
cin certificacin de todos los, votos reservados de cuantos ''Magis ''Magistrados
trados ''Magistrados hubieren intervenido en los fallos, d negativo
en su caso. Los Ministros podrn exponer los funda fundamentos
mentos fundamentos de sus votos en la misma certificacin d en
papel separado. (Continuar.)
ORDEN D K LA PLAZA.
SERVICIO PAKA EL 7 DE JUNIO DE 1855.
Gefe de da. -El Comandante graduado

D. Luis Quijano y Font.

Cuerpos ae servicio.- Los de Valladolid,

Artillera, Cdiz y. Madrid, r

Hospital rondas y contr awr ondas. C

diz. -De1 rden del Excmo. Sr. Gobernador
y Capitn General.- El Brigadier Teniente de

Rey. -loscH.

Orden de la Plaza del G !c Junio de 1855.

Maana, en celebridad del Santsimo

Corpus Cristi, vestir la tropa de gala, se
izar el pabelln nacional eri los fuertes y de

ms pa mi es de costumbre, y la artillera de

la Plaza har las salvas de ordenanza.

Por la tarde saldr la procesin de la Ca

tedral las cinco y media, s no lloviere,
! i n i i

cuyo acio asistir con ta veai Audiencia, el

Excmo. Ayuntamiento y las dems Corpora

ciones y personas que gustaren concurrir. La

carrera se hallara cubierta por los Cuerpos de
la guarnicin en esta forma:
El regimiento de Valladolid formar el pri primero
mero primero frente la puerta principal de la Iglesia
y s prolongar por la calle del Cristo y la de
la Fortaleza; seguir la fuerza disponible de
Artillera; luego el regimiento de Cdiz y des despus
pus despus el de Madrid, colocndose la tropa en dos
fis abiertas distancia razonable de hombre
hombre. Si la carrera! no pudiere cubrirse
as completamente, el Sr. General 29 Cabo,
que mandar la lnea, dispondr que, conforme
,.iVaseelart. 175. ..
Vase el 182.'i

vaya pasando la procesin, acudan los Cuer Cuerpos
pos Cuerpos cubrir la parte de carrera que falte, has hasta
ta hasta volver entrar en la Catedral. Los Coman Comandantes
dantes Comandantes de E. M. Garca y Gamir, acompaa acompaarn
rn acompaarn caballo al General 2? Cabo. Las bande banderas
ras banderas se tendern ante la Divina Magostad, se segn
gn segn est prevenido.
Los gastadores de todos los Cuerpos for formarn
marn formarn un piquete que ir delante de la proce procesin,
sin, procesin, mandado por el cabo mas antiguo. La
compaa de granaderos de Valladolid y su
msica seguirn detrs de la procesin.
Los Sres. Gefes y Oficiales libres de ser-,
vicio y residentes en la Plaza, los empleados
de todas clases y las Corporaciones y demp
personas visibles que gustaren asistir, se co colocarn
locarn colocarn despus d$l Excmo. Ayuntamiento,
sin atenerse impertinentes etiquetas de pre precedencia.
cedencia. precedencia. El Sr. Coronel Sargento Mayor de la Pla Plaza,
za, Plaza, con los Ayudantes de la misma, queda en

cargado de mantener el orden en la direccin
de la marcha de la procesin. Luego que esta
vuelva entrar en la Catedral, el General 2?
Cabo mandar regresar las tropas sus res respectivos
pectivos respectivos cuarteles. El Gobernador Capitn
General. Camba.

NOTICIAS MTKANJEKAS.
CDel Correo de Ultramar.)
Francia. Pars U de Mayo.
ATENTADO CONTRA LA PERSONA DEL EMPERADOR.
He aqu algunos detalles sobre la tentativa efe ase asesinato
sinato asesinato cometida contra la persona del Emperador en
la tarde del 28 de Abril.
Entre cinco y cinco y media de la tarde, pasaba el
Emperador caballo por la avenida de los Campos
Elseos la altura del Chateau des Flenrs, con los dos
edecanes que el Monitor ha designado, cuando se acer acer-cd
cd acer-cd S. M. un hombre y le dispar un primer pistole pistoletazo.
tazo. pistoletazo. El Emperador advertido por la detonacin que
haba hecho saltar su caballo, haba percibido al ase asesino
sino asesino y apartado ligeramente lacabeza, mientras que
parta el segundo pistoletazo; porque parece positivo
nue el asesino ha disnarado don tima, v Knntn nrAnn.

. , j (
raba una tercer pistola, cuando un corso llamado Ale Ale-xandri,
xandri, Ale-xandri, que iba en el coche que segua al Emperador,
se arrojd sobre el asesino, y luchando' con l le hirid
con un arma que llevaba consigo: ambos fueron rodan rodando
do rodando por el suelo, y el sombrero "del asesino cayd al algunos
gunos algunos pasos, circunstancia que ha hecho circular la voz
de que haba cado el del Emperador. S. M. miro si
su caballo estaba herido, luego levanto' su sombrero
para saludar al gento, y abrid su vestido para probar
que no haba sido herido. En seguida sus primeras pa palabras
labras palabras habriarrsido estas, dirigidas M. Edgar Ney:
"Corred adelante id tranquilizar Eugenia." En
efecto, Ih Emperatriz se haba unticpado al Empera Emperador
dor Emperador al bosque de Boloa, en coche; luego el Empera Emperador
dor Emperador continu su camino al paso, al lado de la Empera Emperatriz
triz Emperatriz
Como era natural, las manifestaciones mas vivas
han protestado cerca del Emperador contra el crimen
que acababa de frustrarse. Algunos obreros ocupados
cerca de all en la construccin de una casa, se han
hecho notar por la energa de su entusiasmo.
Desde que circul por el paseo el rumor del ase asesinato,
sinato, asesinato, una porcin de caballeros y amazonas corrie corrieron
ron corrieron buscar al Emperador y la Emperatriz y les
formaron una escolta la vuelta. La Emperatriz, al
volver, no podiu contener su emocin y sus lgrimas.
El Emperador, su nueva salida y'por la noche su
paso por los boolcvards, igualmente que su presen presentacin
tacin presentacin en el tatro de la Oneru-Cdmca. ha sido ac-.

julo con grande entusiasmo.

Ln cuHut. al asesino, se sabe que ha sida arresta arrestado
do arrestado y inetfdo inmediatamente en un roche. Se le cree
natural de Faenza (Italia), se llama Piamori, y en los
interrogatorios que se le han hecho, ha declarado que
era irti zapatero de Roma, y que el din en que se ha haba
ba haba tomdo la ciudad por el ejrcito del presidente de
lo Repblica, habia jurado matar al gefe del gobier gobierno
no gobierno francs.
Se dice adems que en el momento del atentado,
el asesndtenia una listla de dos caones (con la que
hizo fuego), don cachotrillos, un pual y cien, francos
en oro. Su pasaporte era piamonts, su pistola, segn
se usegura, era de fbrica inglesa, su sombrero nuevo
y comprado en Londres, lo cual hace suponer que lle llegaba
gaba llegaba do eso 'capital. v
Eso hombro parece tener unos treinta aos. Traa
un palet gris, y se dice que estaba sentado en un caf
en el momento de pasar el Emperador, y que enton entonces
ces entonces se levanid precipitadamente para consumar el acto
que meditaba.
Se pretende que, cuando se aseguraron de l, ha-



-3-

bfa annnciado otros crmenes del mismo gnero; pero
ese es un rumor inseparable de todos los acontecimien acontecimientos
tos acontecimientos de esta especie. Conviene tambin no emitir aun
ningn fall, ni aun provisional, sobre la hiptesis de

que ese atentado tiene relacin con un vasto compl
jue deba estallar en ausencia del Emperador, y cuya
ejecucin habra tenido lugar en la forma de crimen
aislado consecuencia de la nueva suspencion del via viaje
je viaje de S. M.
Solo la justicia, en cuyas manos est el asesino,
toca esclarecer estas conjeturas. En virtud del art artculo
culo artculo 54 de la Constitucin, un Alto tribunal de justi justicia
cia justicia juzga sin apelacin ni recurso de nulidad todos
los atentados y conspiraciones contra el gefe del Es

tado, y esta disposicin del pacto fundamental ha sido

completada por la ley votada por el Cuerpo Legisla
tvo en Marzo de 1853 y que pone en vigor los art

culos 86 y 87 del Cdigo penal, que impone la pena

de los parricidas los acusados cuyo atentado contra

la vida o la persona del Emperador haya sido pro
bado.
Se han hecho muchos arrestos entre los refugia

dos que hay en Pars, y entre ellos figura otro ita

liano.
. Se han enviado inmediatamente partes todos
los soberanos por sus embajadores. El Emperador, al
volver de la Opera, ha podido recibir aun de esos
embajadores las respuestas d sus soberanos, las cua cuales,
les, cuales, con especialidad la del Emperador de Austria y
la del rey de Frusia, expresan los sentimientos mus
tiernos y simpticos.
El dio 29 ha sido recibido el Senado por el Em Emperador,
perador, Emperador, y el presidente de ese cuerpo le ha dirigido
las palabras siguientes-:
"Seor, (
"Una tentativa de homicidio ha tratado de respon responder
der responder las aclamaciones de Ldndres y al legtimo or orgullo
gullo orgullo que la Francia ha sentido; pero la mano protec protectora
tora protectora de Dios es aun mas visible que la de ese fantico
extranjero cuyos proyectos han sido confundidos.
"Bendigamos, seor, la admirable lo'gica que pre preside
side preside los decretos de la Providencia. Ella ha querido
que vuestro trono se levantase como un baluarte entre
la Francia y las revoluciones, y quiere por consiguien consiguiente
te consiguiente que las facciones no puedan impediros el cumplir
la gran misin de que dependen los destinos de la Eu Europa
ropa Europa y el porvenir de la civilizacin. 1
"Nosotros unimos nuestras sentimientos los de
la" Emperatriz. No hay un corazn francs que no ha haya
ya haya palpitado como el suyo." 4
El Emperador ha respondido:
"Doy gracias al Senado por los sentimientos que
acaba de expresarme. Yo no temo nada de las tenta tentativas
tivas tentativas de. los asesinos. Hay existencias que son los ins instrumentos
trumentos instrumentos de ios decretos de la Providencia. Mientras
que yo no haya cumplido mi misin, no corro ningn
peligro."
Estas palabras han sido seguidas de las aclama aclamaciones
ciones aclamaciones de: ; Viva el Emperador! Viva la Emperatriz!

.Tribunales,
CAUSA PIANORI..
El acusado Pianori no ha comparecido ente un
Alto tribunal de justicia! sino ante el jurado del Sena
el dia 7 de Mayo.
Pianori es un jo'ven de 28 aos, de mediana esta estatura,
tura, estatura, y de una fisonoma fina y facciones regulares
que revelan mucha firmeza. Gan patillas y bigote,
y trae un ancho paletd oscuro abotonado hasta el cue cue-JIoYy
JIoYy cue-JIoYy sin corbata. 1
La acusacin contra Pianori est concebida en
estos trminos :
El llamado Juan Pianori que ha tomado en un
pasaporte el nombre de Antonio' Liverani, naci en
una de las provincias romunas que l so h t negado
manifestar. Es soltero y de oficio zapatero. En 1849,
negun su propia confesin, formaba parte en calidad
de soldado voluntario, como l mismo se llama, del
ejrcito insurreccional romano bajo las rdenes de
lino de los gefes revolucionarios que entnces lo
mandaban y que l pretende no haber conocido. Por
ese tiempo se vio obligado dejar los Estados roma romanos
nos romanos y se, refugio con otros muchos en el Piumonte,
donde permaneci nauta el fin de 1853 principio de
1854.' :
Desde esa poca, ha pasado Marsella donde re residid,
sidid, residid, durante algunos meses con el nombre de Live Liverani,
rani, Liverani, trabajando para marinos, lo menos segn su
declaracin; en seguida se le v recorriendo diversas
cigdades de Francia, Lyon, Chalona, luego Paris, en
donde tom una licencia para residir con el nombre
de Liverani, sin que parezca que ha pedido al traba trabajo
jo trabajo medios muy seguros de subsistencia. Le haban re recomendado
comendado recomendado un seor Mallet, maestro zapatero, que
haba consentido en darle obra. Pero Pianori, habien habiendo
do habiendo descontentado ste, se vid pronto despedido.
Despus de una permanencia de algunos, meses en
Paris, partid sbitamente para Ldndres, en donde,
dice, ha pusado como unos tres meses.

Qu motivo le h inducido dejar la Francia? No

lo manifiesta; pero se. puede afirmar con certeza que

no toe la falta de trabajo lo qrjp le ha arrastrado a una

uerra extranjera, puesto que en .t ns nunca na que-
i' i 'ii'

riuu sacar paruuo uei que se je oirecio.
Como quiera que sea, lleg Londres en Diciem Diciembre
bre Diciembre de 1854, y hallo sbitamente el medio de ganar

dos libras y meda por semana, es decir, cerca de 55

francos: el es quien lo declara; pero no le es posible
hacer conocer el que le suministraba obra para ganar
semejante salario, romo tampoco sus seas, ni aun el
barrio en que est situado su establecimiento.
Pianori gana pues 55 frs. semanales, y halla, dice
l, el medio de economizar 30 frs. por semana, lia pa pasado
sado pasado tres meses en Londres, le donde se puede de

ducir que cuando ha dejado esa ciudad, poda, si hu
dicho la verdad, poseer una suma como de unos 300
francos. Eso es tan imposible como inverosmil.
Ni ngun obrero del oficio del acusado puede ganar
en Ldndres semejante salario y hallar all, despus de
haber pagado sus gastos, la fuente de tan considera considerables
bles considerables economas. Do sbito, en lugar de conservar una
posicin que le hace vivir cmodamente, deja Ldn

dres el 20 de Marzo y vuelve a Pars. Que hace des desde
de desde esa poca? El Sr. Mallet lo haba despedido, por porque
que porque no trabajaba bien. El Sr. Michelet, su posadero,
que vive en el boulevard Pgale nm. 40, declara que
Pianori, que antes de su viaje Inglaterra pareca te tener
ner tener obra y muy contento, no trabajaba desde su vuel vuelta
ta vuelta Paris, y pareca corno un hombre preocupado de
un proyecto que le absorba completamente. Se puede
pues afirmar que, en realidad, Pianori solo es obrero
de nombre, y que no es al trabajo' al que ese hombre
pide desdo hace largo tiempo sus medios de existen existencia.
cia. existencia. Sus manos no llevan las marcas de un trabnjo du duro,
ro, duro, y cuando se le ha preso, calzaba botines charola charolados
dos charolados que l no haba hecho y que haba comprado A
pesar de su elevado precio.
Cuando se sabe l crimen abominable de que es
acusado Pianori, se presiente ya el inmenso inters

que puede tener en disimular el origen de los recursos

con cuyo auxilio hu vivido hace ya tanto tiempo, y los
motivos que le han inducido pasear su vida errante
por Marsella, Lyon, Chalons, Paris y Ldndres.
Soldado de la insurreccin-de 1849, Pianori ha
permanecido desde aquella poca fiel su bandera, y
se le halla en 1855 lo que era hace seis aos, conspi

rador exaltado, llamando el asesinato al servicio de

sus execrables doctrinas polticas. Hace un mes que

ha dejado Londres, ese centro de los mas audaces

HniaooreH, oe esos nomores a quienes. w raoiu oe la

derrota arrastra hasta el furor, y que han llegado

un punto en que el apelar al crimen es para ellos el

nico medio de servir sus proyectos ambiciosos, sus

apetitos materiales y su necesidad de poder. En me

dio de esos refugiados ha pasado muchos meses Pia

nori, refugiado tambin. En vano se esfuerza por ne

garlo, los hechos hablan mas alto que sus negociacio

nes y. le acusan con fuerza.

Confiesa que durante su permanencia en Ldndres

ha comprado por 150 francos la pistola de dos cao-

nes que se le cojio en el momento en que acababa de

emplearla contra el Emperador. De Ldndres ha tra trado
do trado tambin dos cachorrillos, que se le ,cojieron en el

momento de su criminal tentativa. Para que esas ar

mas: Dice que ha comprado esa pistola para hacer el
comercio, y que ha recibido los dos cachorrillos de un
criado para quien haba trabajado, y que, no puden puden-do
do puden-do darle dinero, se las ha dado en pago estando para
partir para Amrica. Semejante respuesta no merece
refutacin, y se destruye por s misma por lo que tie tiene
ne tiene de absurda.
TJn vez en posesionle esas armas, Pianori deja
Ldndres y pasa de nutVo Paris el 26 de Marzo.
Se sabe ahora que no ha trabajado seriamente, y sin
embargo ha hallado el medio de procurarse vestidos
de lujo y un pual por 11 frs.
Pasa un mes en la inaccin y el desdrden, porque
la vspera de su arrest han ido buscarle su casa
dos mugeres de mala vida. El acusado tiene que con convenir
venir convenir en ello. Durant un mes, ha tenido cuidado, sin
trabajar, de ocultar sus relaciones y sus pasos, y ha
sido tal su reserva, que ha sabido burlar toda vigi vigilancia.
lancia. vigilancia. El 28 de Abril sale Pianori de su domicilio
por la maana, y bien armado. De su cintura pende
su pistola de dos caones cargada y cebada; en los
bolsillos de su pantaln lleva ocultos los dos cachorri cachorrillos
llos cachorrillos tambin cargados y cebados, igualmente que su
pual, y se halla tambin con l una navaja de afei afeitar
tar afeitar bien afilada. Entre la ropa ha metido tambin
una gorra fin de que, perpetrado el crimen, si logra
no ser preso, pueda cambiar el sombrero por esa gor
ra y huir con mas seguridad.
Preparado asi, Pianori, sereno, fro, dueo de s
mismo, como loa asesinos resueltos, se dirige los
Campos Elseos. Sabe que ha de pasar por all el
Emperador, qu habtualment djrge hcia ese lado
su paseo. Sabe adems que S.M., sin desconfianza,
no es escoltado por ninguna comitiva, porque descansa
en el respeto y la adhesin de cuantos le rodean. Pura
el acusado la ocasin I no puede ser mas favorable, y

vedi ah que ponindose en emboscada aguarda sut
vctima.
A eso de las cinco y media de la tarde el Empe Emperador,
rador, Emperador, en efecto, dirigindose al Rosque de Roumj Roumj-ne,
ne, Roumj-ne, sale de Pars por la barrera de la Estrell; va su
caballo, y sin escolta: una sola persona 'so hall u
izquierda. Pianori, colocado en la acera so adelanta
la carretera" la atraviesa eri parte y llega " cuatro
o cinco pasos del Emperador; luego agarrando rpi rpidamente
damente rpidamente su pistola do dos caones, dispara losslosti-j
ros uno tras de otro contra la persona del Empera-
La Providencia no ha permitido que se consuma-
ra tan villano crimen. El Emperador, que so habin
parado al punto, pudo tranquilizar l mismo ni cen-

to que le rode presuroso y tan indignado del crimen
w rvi Xifi.lr. I I c l 0

vuiii. aiiuu U6 cuiumiipiur en tu aciiiuu y las faccio facciones
nes facciones del soberano la animosa sanare fra nuc iumsle

ha abandonado.

Un agent apostado sobre el teatro del crimen se
preciptd sobre Pianori, en el momento en que ese

furioso empuaba una segunda pistoa, le derrib y
logr impedir una nueva tentativa de su purte. Acu-

dieron otros agentes de la fuerza publico, y bien pron pronto
to pronto fu puesto Pianori en manos do la justicia. No ne

g su crimen, no lo niega tampoco hoy, 'y trata de

explicarlo dicendaque tiene odio ul Emperador
causa de la expedicin de Roma que, dice l, ha ar.
ruinado su pas v su familia.

En efecto, ios, ojos de las gentes de desdrden, un

pas est arruinado cuando se restablece en l la tran

quilidad, cuando la autoridad llega hacerse recono-
cer, y especialmente cuando las persona honradas,
reunindose contra el enemigo comn, rechazun los

pillos que, con el titulo de hombres polticos, no se pro proponen
ponen proponen otro objeto que la, expoliacin,' en provecho
propio, de todos los que han sabido adquirir con-

servar alguna fortuna por medio del trabajo y la cco-

mima. Ha es ei paruuo oe que i lanori se na necno t
instrumento; ese es el partido cuyos .apetitos hu que querido
rido querido favorecer, cuvas venganzas ha auerido secundar

(- ( o. T "
por medio de un odioso asesinato. Se creer en su
odio contra el Emperador, odio en verdad muy tar tar-o't
o't tar-o't y' que ha aguardado Jargo tiempo para hacer ex explosin?
plosin? explosin? No, Pianori no ha obrado bajo el imperio do
sentimientos de enemistad personal; asesino resuelto
y pagado h sido e brazo del partido que le ha sumi suministrado
nistrado suministrado el pual y las pistolas, y que al lado de esos
instrumentos de asesinato ha colocado en s la. infame
mano del sicario el oro y la plata de que se ha halla-.

do una parteen su posesin cuando fue preso. Li

luriucutia, iiuiii;a;u rp;tjiiriaemasiauo,.naies via viada
da viada un golpe tan odioso fia frustrado el compl, y la
Francia, felizmente, no tiene que gemir hoy por un
nuevo regicidio; pero la justicia no debe por eso de

jar de juzgar al culpable imponerle un castigo har

to bien merecido.
En consecuencia se acusa d Giovanni Pianori do
haber cometido en Paris el 23 de Abril de 1855 un

atentado contra la vida la persona del Emperador.

crimen previsto por el art. 86 del Cdigo penal.
Asi que se di lectura de esta acusacin, el pre

sidente Partarieu Lafosse procedi al interrogatorio,
cuya parte mas notable es como sigue:
El Presidente. Acusado, jno habis hecho parto

del ejrcito insurreccional de Roma, en 1849?

Acusado. Si, seor.
Pregunta. Habis conocido los gefes do esa

ejercito:

Respuesta. S. he. conocido al coronel. No ma

acuerdo de los otros gefes.

Preg. Se han tomado noticias sobre vos cerca do

la legacin francesa en liorna, cuando se ha sabida
vuestro nombre. He aqui el primero do los dos partes

que nos han llegado: "Pianori Snezzio, llamado rizzt

Chellino, de edad de treinta y dos aos; tiene dos h-

jos, se lia evadido de las crceles de Servia despus

de un asesinato poltico, se ha refugiado en Gnova.

Volva menudo su pas a cometer nuevos crme

nes." Habis llevado esos apellidos nombres?

Resp. Si; asi me llamaban.
Preg. De ah resulta que sois culpable do un ase

sinato y que os habis evadido de la crcel.

Rcsp. No es cierto; nunca he sido condenado.
Preg. He aqui el resumen del segundo parte fe

chado en Roma el 5 de Mayo de 1855. "Datos posi positivos:
tivos: positivos: Pianori, condenado doce aos de galeras por
asesinato. Est acusado de dos incendios en 1849."

Son exactos estos datos?

Resp. Verdad es que he estado en la crcel seis

meses; pero no s por qu causa. Jams ho sido con

denado.

Preg. En fin, resolta do estos datos que os ha

bis evadido de la crcel de Servia en 1852. Estis
notado como un asesino terrible. Habis ido en se

guida al Piamonte?

Resp. S, seor.
Preg. Habis permanecido all muchos meses?
' Resp. S, seor.
Preg. Habis pasado en seguida Hastia, y
uego Marsella? ; ;
Resp. S, seor.

s



Preg. No tenais un pasaporte con el nombre
de Antonio Liverani? Para qu ese nombre falso?
Resp. Kra el nombre de un primo mi.
Preg. Qu hacais en Marsella?
Resp. Trabajaba en mi oficio de zapatero para
ganar mi vida, unas veces como obrero y otras por
mi cuenta.

Preg. No habis do los Campos Clseos?
Resp. He salido las cuatro, y he llegado los
, Campo! Elseos no s qu hora.
Preg. Bien sabais, como todo el mundo, que
el Emperador iba pasearse de ese lado todas las
tardes, hacia esa hora?
Resp. No.
Preg. Pero lo habais visto ya?
Resp. S, le haba visto; y le habla sacado el
sombrero como todo el mundo.
preg. No habis ido con frecuencia beber en
un establecimiento de cerveza cerca del lugar en que
habis cometido el atentado?
Resp. Casi todos los das.
Preg. A eso de las cinco y media no habis
visto al Emperador saliendo de Pars? Estaba la
altura del Chateau des Fleurs, del lado de los terre terrenos
nos terrenos del barrio Beaujon. Estabais en la acera?
Resp. S, seor.
Preg. Os habis adelantado a carretera y ha hallis
llis hallis llegado cuatro cinco pasos del Emperador;
habis agarrado una pistola de dos caones oculta en
vuestro paleto' y habis disparado dos tiros?
Resp. He disparado un tir; no recuerdo haber
disparado el segundo.
Preg. En fin, reconocis haber sido vos?
Resp. S, seor.
Preg. Alexandr, agente de polica, se ha arro arrojado
jado arrojado sobre vos; pero un coche le ha, separado, hu tro tropezado
pezado tropezado contra las ruedas y ha odo los dos tiros.
Cuando llego sobre vos, hallo' en vuestra mano una
segunda pistola preparada?
Resp. No es verdad; la'ha sacado de mi bolsillo.
Preg. Os ha agarrado los brazos y habis cado
con l; habis sido herido por su pual en el brazo y
los rones. En seguida os han registrado; erais por portador
tador portador de una tercera pistola de bolsillo?
Resp. S, seor.
Pi'eg. Tenais tambin una navaja de afeitar
afilada por la maana?
'Resp. Si, seor.
Preg. Habis comprado esa pistola por 150 frs.

en Londres?, '.'.. ; : fc
Resp. S, seor. -i
' Preg. Pero para un obrero es muy caro. Qu
querais hacer de ella?
Resp. El comercio.
Preg. Ah! Querais volver d venderla?

Preg. Pero los cebos eran tambin de origen in

gles. Y el pual?
Resp. Lo he comprado en Puris por 11 frs.
' (Presentan al acusado las pistolas que le encon encontraron,
traron, encontraron, y las reconoce igualmente que el pual.)
Preg. Debemos preguntaros edmo habis reu reunido
nido reunido esa cantidad de armas; eso prueba que habais
resuelto hace largo tiempo el atentado que habis co cometido?
metido? cometido? Resp. No es cierto; esa idea me ha ocurrido en
el mismo insta nte.-
Preg. Como habrais podido pagar unas armas
tan costosas si no las tuvieseis de vuestros amigos po polticos?
lticos? polticos? Teniais vestidos nuevos; de consiguiente ha habais
bais habais recibido dinero?
' Resp. No, seor.
' Preg. Para qu habis ocultado una gorra bajo
la ropa?
' Resp. No lo s.
Preg. Era evidentemente para disfrazaros des despus
pus despus de haber cometido el crimen? V
Resp. Oh! no me acuerdo
Preg. En fin, despus de hechos todos esos gas gastos,
tos, gastos, os quedaban aun 114 francos en oro?
Resp. S, seor. Los haba ganado con mi tra trabajo.
bajo. trabajo. f.
Preg. La acusacin sostiene que erais el soldado
del asesinato de los refugiados polticos.'
Resp. Eso no es verdad.
Preg. Se os ha preguntado desde el principio,
puesto que confesis el crimen) cul era.el motivo quo
os haba arrastrado l.
Resp. Era mi dea, mi sentimiento, causa de
la expedicin de Roma que ha arruinado mi familia
y mi pas. (El acusado cuenta con extremada volubi volubilidad
lidad volubilidad los ltimos aos de su vida y una tentativa de
suicidio que habia cometido en Bastia; y termina de declarando
clarando declarando que no ha sido excitado por nadie al crimen
que ha cometido.) '. V'
Despus de la deposicin de los testigos que no
presenta ningn inters, M. Benito Champy, defen defensor
sor defensor nombrado de oficio, invoca la misericordia del ju jurado.
rado. jurado. Este, oido el resumen del presidente, se retira
U sala de las deliberaciones, y vuelve muy luego
coa uq veredicto de culpabilidad.

En su virtud Govanni Panori ha sido condenado barrio de Ilumata, de esta jurisdiccin, ha sido aparecido un
la pena de los parricidas. Despus de oir su senten- ternero hosco lomi-byo. el cual por disposicin del Sr. Al-

ca, se retira con la calma impasible que no le h aban- ca'de se hava depositado en poder de I). Hermenejildo Nie Nie-donado
donado Nie-donado un instante. O ves. Y lo hago notorio los fines consiguientes. Aasco 29

Panori apeld en Casacin contra la sentencia que da M de lS55'Juan Lar0 Secretario.

te condenaba a la pena de muerte; pero el tribunal

rechazo' la instancia en su audiencia del 12 de Mayo.
I? 14J-B1 i t

usm maana 14 ue uiayo a las cinco, el condena condenado
do condenado ha sido ejecutado ante la crcel de la Roquette.

uicese que la sangre tria que mostr ante los deba

tes no se desminti en aquella hora suprema.
PUERTO-RICO 7 DE MIO DE 1855,
PROVIDENCIAS JUDICIALES.

Licdo. D. Demetrio SantaeUa. Alcalde mavor. Juez Letra

do de primera Instancia interino de esta Ciudad v su dis-

iruo juatctai.
Por el presente segundo edicto cito, llamo v emplazo al Dr

fugo Jos Pantoja (a) Aguayo; contra quien estoy siguiendo

causa criminal por crersele autor del hurto de una vaca

U. Kafael ronce, vecino del Dorado; para que dentro de nue

ve das que corren y se cuentan desde hoy, comparezca per

AVISOS.

DICCIONARIO DE PRONUNCIACION

DE LAS

LENGUAS ESPAOLA E INGLESA,

POR

MARIANO VELAZQUEZ DE LA CADENA.

Compuesto sobre los Diccionarios Espaoles de la Academia
Espaola. Terreros, Salva, y el de Baretti y Neman
por el Ir. Seoane. y los Inglses de Webster, Worces Worces-ter
ter Worces-ter y Walker, aumentado con mas de ocho mil palabras,
idiotismos, y fivses familiares, las irregularidades de los
verbos y la sinpsis de mbas lenguas. "
EN DOS PARTES:
I. Espaol Ingl3. II. Ingls y Espaola

sonalmente en este Juzgado 6 en la real Crcel de esta Cu-, n tomo en 8t0 mayor, de mas de 1,300 pginas hermo

dad defenderse de los cargos que le resultan; pues si as lo

luciere le oir y guardare cumplida justicia en lo que la tu tuviere,
viere, tuviere, y no hacindolo sustanciar la causa en su ausencia y
rebelda, sin mas citarle ni emplazarle hasta la sentencia de definitiva
finitiva definitiva inclusive, entendindose los autos y dems diligencias
en los Estrados del Tribunal, parndole el perjuicio que ha haya
ya haya lugar. -Dado en la Ciudad de Puerto-Uice 28 de Mayo
de 1855. Licdo. Demetrio SantaeUa. Por mandado de su

Sra. Agustn Rosario. 2
SUBASTAS.

smente impreso, y bien encuadernado.

ffPEn la librera de D. Francisco Mrquez,
calle de la Fortaleza, nm. 23.

ADMINISTRACION DE LA REAL ADUANA
DE ESTA CAPITAL.

En la misma Librera se hallan de venta

varias obras interesantes, cuyos ttulos son los

siguientes: :-

Amigo de los nios, con laminas, media pasta.
Jirte explicado, por Mrquez Medina, pasta labrada.
Balines; el protestantismo comparado con el Catolicismo,

2 volms. pasta labrada.

Id. Lgica, media pasta.

La Sagrada Biblia, magnfica edicin de 1853, con infi

minas, id. id.

En virtud de providencia del Sr. Intendente de ejrcito v nidad de lminas Bobre acero, encuadernada lujosamente, dos

Real Hacienda de esta Isla, se proceder el virnes 8 del ac- volms. pasta labrada.

tual las doce en punto, y en el edificio de esta propia Adua- Duchan, medicina domstica, pasta labrada,
na, la venta en subasta pblica, en lotes 6 al pormenor, de El Bvffon de los nio, con infinidad de lam

vanos eiecios declarados decomiso que consisten: En baque- camino aei cieio, con laminas, m. iu.
tas para calzado. En zapatos de charol. En borceguies de Ileuri, Catecismo histrico, muy bien encuadernado en

io. en meaias cotas de id. tin cajas de vinos y licores de canon.
varias clases. Catecismo de la doctrina Cristiana, por Aetete.

Lo que se hace saber al pblico para su inteligencia.! Id. id. explicado, por . Santiago Garda Ma

Puerto-Rico 4 de Junir de 1855. El Administrador interi- ltima edicin, aadida con el Diario de la Piedad, del

no, Juan Snchez Toledo.

Alcalda ordinaria de Maunabo. Habiendo merecido

la aprobacin del Excrao. Sr. Gobernador r Capitn Ge-

! J T-l- l ". i i

ueiai u ceia isla, la reparacin que necesita la casa 06

Rey de este pueblo: y dispuesto se saque pblica subas

ta dicha obra; la Municipalidad, en sesin de este dia.

ha acordado sealar para dicho acto el dia 15 del prximo labrada.

mes de Junio, siendo de advertir que el presupuesto as- Irene v Clara a madre imperiosa, novela moral cou l

i i V I. "...

cienue a la suma ae aoscientos once pesos. Lio que se minas, pasta labrada,
hace saber al pblico por medio de este Edicto para la Marte, fbulas, pasta fina.

Samamego, id. d. id.

mismo autor, ilustrada con su biografa y adornada con su re

trato y muchas lminas, pasta labrada.
Escriche, elementos del derftho espaol, aumentado con
un compendio de la historia del mismo, 1 vol. pasta fina.
Heineccio, elementos del derecho romano, pasta labrada.
Id. recitaciones del derecho civil, 3 toms. id. id;

Huffeland, manual de medicina prctica, 2 volms. pasta

mayor concurrencia de licitadores. Maunabo 21 de Mayo

de 185. Juanuel Snchez de Palma. 3
AfltfflCiOS OFICIALES.

SECRETARIA DE LA SUPERINTENDENCIA

General Delegada de Hacienda
Y DE LA JUNTA SUPERIOR DIRECTIVA.

Habiendo ocurrido al Ezcmo. Sr. Superintendente, Don
Juan Ramos, vecino de Manat, solicitando privilegio, con
el fin de asegurar la propiedad de un aparato de su invento

para obtener en la elaboracin del azcar economa de bra

zosf combustible y tiempo; la Junta Superior directiva, en

Lamartine, poesas, un tomo con el retrato del autor, id. id.

Los libros poticos de la Santa Biblia, traducidos en ver

so castellano por Carvajal, 2 volros. con lms., id. id.

Ligoun, las gforias de Mara, id id.
Alelendez Vail, poesas, 4 tomos pasta.
Mora, leyendas espaolas, l id. labrada.
Novsima recopilacin de las leves de Espaa, intercala

da en sus lugares las del suplemento para los aos 1805 y

loiio, y aadidas las ordenanzas de Uilbao, segn la ltima

edicin de Madrid de 1819. 5 volms. pasta fina.

Aplicacin de la geografa 6 la historia 2 tomos pasta.
Lamat tine,' viage Oriente. 2 tomos pasta.
Oficio de la Stmana Santa, con hermosas lminas en ta

filete.

Id. id. en verso, por atorres, con id. id. id.

c ; i ; ji .1 1. -.

sesin de 9 de Mayo ltimo, tuvo bien acordar el referido , wutM """"" uo u ucrecno espanoi, vo-.....i.-
ii.. -,o..f.v 1.. lmenes, pasta labrada.

Real Cdula de 30 de Julio de isk cuyo trmino fenecer .' flalUr marMU dd derecho Mstico universal, pasta

.. i ..- i- idii mu

cu igui uiu y uica uci uno us ioo.
JiO que de orden de S. E. se inserta en los peridicos ofi

cales de esta Plata, par conocimiento general. Puerto-Rico

6 de Junio de 1855. llamn SantaeUa, Secretario. 1

xia.

Tratado de aritmtica por D. Juan Cortzar, 1 tora, pasta.
Id. de lgebra por id. t id.
Id. de geometra por id. id.
Id. de trigonometra por id. id.

Principios de geografa astronmica, fsica y poltica,

Alcalda ordinaria de Guav anilla. Ue la hacienda lie

peerada, de U orooiedad de . Jos Lucca, y radicada eu 1 antigua, de la edad media, arreglado al estado actual del mun

I i I I . .1.. ti . I A r Aun ntiL.K... f..kln. ail.... n P. f 71..

eie nriiuo, se na uesapareciuo un eaciavo uoiuoruuaiueriu, i ""'" -mi, hiub qru., uur jl, xiucco

de color retinto, 5 pies 9 pulgadas de estatura, natural de Mar reraejo.-id? eaicion (iod;. i voi. pasta.

tnica, como de 35 aos, ohcio tone ero. nabla mirles, trncs novsima guia ue couve rscior.es mKiernas en espaol.

J W IjB

y castellano, un poco sordo y lampino. El que presentare irncs, ingl nueva edicin seguti Pardal, Ochoa, Ri

el citado esclavo su dueo, ser craticado con ti OS 011- cnani, voron y onoier f ieoi. i voi. media psta.
- ... . . .1 n. i -- jt-tA. ..i l.

zas UC oro. Uuayauula de juuio ue iboo. Manuel aaiumua mosoncus soore ei cris nanismo, por Augusto

nicoias t euicmn aiaorKi, loodj, d vois. pasta.

ifooles, elementos de historia natural, 1 vol. pasta.
Schlegel, historia de la literatura antigua v moderna.

A.. r

v tomos en i voi. p8ta.

Curso de temas franceses gramtica prctica, por Ber-

oreuggcr, un lomo pasta.

Uras de Bretn de los tierreros, 4 tomos pasta.
Id. de Zorrilla, edicin la mas completa hasta el dia, 3 to-

Boscanu.

Secretara de la Alcalda ordinaria de Vabucoa.Vor
acuerdo de esta Junta municipal de 1. del actual, se ha dis dispuesto
puesto dispuesto anunciar en la Gaceta Oficial del Gobierno, hallarse
vacante la plaza de Propagador de la vacuna de este pueblo,
dotada con 120 ps. anuales. Los que quieran optar al desem desempeo
peo desempeo de ella, dirigirn sus solicitudes a esta Secretara para

el curso correspondiente. Yabucoa2de Junio de 1855 Fran-1 mos, pasta labrad.

cico uutierrez, Secretario. . ; 1

PAPEL PARA CARTAS,

Alcalda ordinaria de Hato-grande. Los fondos pbli

cos de este pueblo juegan con el nm. 10,279 en elSoneo blanco, QZul V do luto en 49 y en 89. de eXCO
extraordinario que ha de terebrarse el Oa k3 del corriente. I, ,. . J

Lo que se hace saber al pbhco para los efectos consiguien consiguientes.
tes. consiguientes. Ilato-grande Junio 2 de 1855. Juan Eloy Tinajero, 1

lente calidad.

Secretara de la Alcalda ordinaria de Aasco. En el

Imprenta del Gobierno.