Gazeta de Puerto-Rico

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Gazeta de Puerto-Rico
Alternate title:
Gaceta de Puerto-Rico
Physical Description:
Newspaper
Language:
Spanish
Publication Date:
Frequency:
daily (except sunday)[1823-]
daily
normalized irregular

Subjects

Genre:
newspaper   ( sobekcm )
newspaper   ( marcgt )

Notes

Dates or Sequential Designation:
Began in 1806?
General Note:
After the change of sovereignty in 1898, briefly published by the government of the United States.
Funding:
Funded by NEH in support of the National Digital Newspaper Project (NDNP), NEH Award Number: Project #00110855

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item.
Resource Identifier:
oclc - 829938788
lccn - 2013201074
issn - 2327-3143
ocn829938788
Classification:
lcc - ISSN RECORD
ddc - 070
System ID:
AA00023800:01141


This item is only available as the following downloads:


Full Text
i
I
V

1

f

V,

NUM 135.
VOLUMEN 15.

Este peridico se publica to todos
dos todos los Martes, Jueves
. v Sbados.

sfipy VTC IAm
v i

,!AiTESio;k',"';;r
M VI Elin '.DE 1 Q.

-u.;im

Se suscribe fin la Imprenta del
Gobierno, callo ,de la? Frtat
:: : ; kza Nmero 21. i f i i

'I

rlt

si ,;v! 11 iTi ij ii"'v 1 "" ri st rr ra c""i rrrV rio Vsrv

0

3 11

no

lif.
i. Jl i-ill l.i

.

1

5
1

OSHMI

LA GACETA.

Piierto-ilico 10 de Noviembre de 1846.
En el momento de recibir el Excmo. Sr. Gobernador y Ca Capitn
pitn Capitn jeneral de esta Isla la Real orden, de que ya tienen noti noticia
cia noticia nuestros lectores, que manifestaba haber tenido lugar los re re-jios
jios re-jios enlaces de S. M. la Reina Nuestra. Seora y de su augusta
Hermana; hallbase S. E. de sobremesa acompaado de diferen

tes personas. Todos los concurrentes al saberlo, saludaron con

la mayor efusin y respeto tan fausto acontecimiento; disponien disponiendo
do disponiendo el Exorno, Sr.r Capjtnn,joorl .onfh &nppi?;t3:tt?si Of SJ&iW

nicase al pblico por extraordinario, lo que se efectu colmando
de jbilo los fieles y leales habitantes de esta capital.
Por la noche se improvis un baile en la Casa d Gobierno
que, atendiendo al poco tiempo en que se dispuso, estuvo suma sumamente
mente sumamente animado, reinando la mas sincera alegra por la plausible
nueva que lo motivaba. Las msicas de los Tejimientos dla
guarnicin ejecutaron diversas tocatas en la plazuela de la Real
Fortaleza en la que se hallaba reunida multitud de jente.
Semejantes muestras espontneas de regocijo son, no du dudarlo,
darlo, dudarlo, precursoras de otras mas grandes que se disponen y que
acreditan la adhesin y respetuosos sentimientos de los sbditos
jje S. M. en esta Isla.
Lo avanzado del tiempo no nos permite insertar otras noti noticias
cias noticias de la Pennsula; bien que todas ellas estn reasumidas en
la que al presente nos ocupa, las comunicaremos en los nmeros
siguientes.
ARTICULO DE OFICIO.

1XTEXDEXCIA DE

Superintendencia Delegada de Klacienda
DE PUERTO-RICO.
Seccin 3? Circular.

Por Real resolucin de 2S de Mayo ltimo, se dign S. M.

la Reina (Q. D. G.), autorizar al jefe que tenga su cargo la
Direccin de la Real Lotera para que firme' los Billetes: en su

cumplimiento he dispuesto que los que se espendan desde el cha
20 del corriente para el prximo sorteo ordinario nmero 88 y

los sucesivos, solo llevarn la firma entera y rbrica del Direc Director
tor Director nombrado por S. M., D. Pedro Calvo. Lo que comunico
U. nara su conocimiento y efectos correspondientes.

Dios guarde U. muchos aos. Puerto-Rico 4 de Noviem

bre do 1846. Manuel Josc Cerero.br....

De la Revista literaria que publica en Madrid El EspaTiol9

tomamos el siguinto artculo.

. ESTUDIOS LITERARIOS. 1
. noracio-Burgos.
No es de este lugar esplicar y resolver la cuestin que lian li

tado algunos sabios humanistas sobre el mrito respectivo de Grecia y

Roma en materias de literatura y de gusto. Lsta profunda discusin,
para la cual tampoco nos juzgamos competentes, exijiria mas espacio
del que nos permite la naturaleza de esta publicacin. Bstenos decir,
que aunque los romanos, fueron discpulos de los griegas, se aventaja aventajaron
ron aventajaron de tal modo, siguiendo las huellas de sus maestros, que llegaron k
hhr mhiM:kl eraiatc.'i cartda m IfaWlo de declarar a
primaca, es ina prueba de la excelencia de aquellas obras majistra
les, que han llegado hasta. nosotros como monumentos de la grandeza
romana. Jeneralmente se reconoce que acaso fueron los romanos supe superiores
riores superiores los griegos en la correccin, gusto y sana crtica, y quiz in inferiores
feriores inferiores en 1 fuerza de la invencin, y en la grandeza de lasimjenes.
Esto puede depender de causas diversas y locales, ya naturales, ya po polticas,
lticas, polticas, asi como de la ndole de la lengua griega, instrumento que se
considera como mas aventajado para los oradores y poetas.
El siglo de oro de la literatura latina, que jeneralmente se cono conoce
ce conoce con el nombre de Augusto, ha merecido aquella calificacin por la

multitud y excelencia de sus oradores, de sus historiadores, y poetas
en todos los jneroa. En esta poca feliz apareci Horacio que, des

pus de haber debido la naturaleza unas facultades privilejiadas, y

de haberlas cultivado con el estudio de las letras humanas y de la filo filosofa
sofa filosofa en Roma y en Atenas, y despus de haber abandonado las armas,

que por un arrebato de su imajinacion empuo en favor del partido

republicano, y para cuya profesin no haba nacido, se present ea
Roma, donde la amistad de Virjilio y de Vario le proporcion el fa favor
vor favor y la proteccin de Augusto y Mecenas. Horacio, en concepto de

Quintiano, es el mas grande y. el nico de los lricos latinos, que me-

rece ser ieiuo, e tal mouo que poco ueue sentirse que no nayan ie
gado hasta nosotros las producciones de todos los dems. Batteux, uno

de los crticos mas juiciosos y de mas gusto de r rancia, lo califica co como
mo como "el primero y eLnico de los lricos latinos, que, nutrido con la
lectura y estudio de los lricos griegos, lleg en la oda la perfeccin.
Segn la naturaleza de los asuntos que trata, se distiguen en l la gra gravedad
vedad gravedad y nobleza de Alceo, la elevacin y arrebatamiento de PndarOj
el fuego de Safo, y la suavidad y dulzura de Anacreonte. Se le' po podra
dra podra aplicar lo que l mismo dice del destino, que se asemeja un ri,
que ya en silencio y tranquilo se desliza hacia al mar, ya, cuando
los torrentes han aumentado sus aguas, arrastra consigo las piedras y
rboles que ha arrancado, y las mieses de los vecinos campos, hacien haciendo
do haciendo que en las montadas y bosques lejanos resuenen suj bramido!." El
seor Burgo?, que ha dado sealadas muestras de que quiz ha estu estudiado
diado estudiado mas que nadie la ndole y carcter de Horacio, y las admirables
bellezas que tan felizmente ha sabido reproducir, resume su juicio ea
tas siguientes palabras. "Las inspiracioues de Horacio tienen jeneral jeneralmente
mente jeneralmente el carcter que corresponde la naturaleza del objeto qae tz
las sujiere, es decir, que injeniosas siempre y delicadas, sea era ele elevadas
vadas elevadas y enrjicas, y era tiernas y voluptuosas; Su espresica, preper-

i
7



cionada asimismo la ndole de las composiciones, se distingue, ya por
el vigor y la vehemencia, ya por la facilidad y la gracia, y casi siem siempre
pre siempre por la viveza del colorido. Alguna vez sin embargo se abandona
el poeta esta aquella inspiracin esrntricaj alguna vez tambin
hacen su espresion oscura, 6 ambigua, afectada, ya el empleo de
ciertos modismos griegos, poco conformes las reglas de la sintaxis
latina, ya el lujo d los tropos, y ya quiz, la precipitacin con que
secomnuso una otra pieza, la poca importancia que le di su
autor."
Este es en resumen el juicio mas unnime y exacto que la poste posteridad
ridad posteridad ha formado del lrico de Venuso, sin entrar en otras considera consideraciones
ciones consideraciones ni empellarse en citar pruebas, que aparecen, ya en las impor importantes
tantes importantes y copiosas notas de su sabio comentador, ya en l testo mismo
del poeta latino. El entusiasmo ha ido en algunos crticos mucho mas
all, y han juzgado que las amables gracias de Anacreonte, aada
un pincel mas delicado, y que igual algunas veces Pndaro en la ele elevacin,
vacin, elevacin, sus cuadros son mas acabados, siendo dado solo Horacio fal falsificar
sificar falsificar el pronstico que hizo en la oda segunda del libro cuarto, de
que quien tuviese la osaJ de pretender igualarse Pndaro tendria
el mismo castigo que Icro, cuando con alas de cera quiso elevarse
hastlel s5V: Jy':r,,n, :; ;
: Sus stiras carecen d la rabia d Arqulloco, y de la acritud de
Jverial. Modelo en este jnero, ha sabido emplear aquellas tintas, que
combinan la cultura y elegancia, y el placer de los lectores con c ob objeto
jeto objeto moral de censurar el vicio. Es menester no irritar al que se pre pretende
tende pretende cdfrjir prsuir los .vicios y no fas personas; porqu si lo pri primero
mero primero es laudable y moral, lo segundo descubre nicamente el prop propsito
sito propsito de deleitar la malignidad, siendo, segn decia muy oportunamen oportunamente
te oportunamente Filanjieri, el pretesto de la envidia, el espritu de los necios, y el
azote del injenio. Este jnero, tan popular acaso como la comedia, di
conocer Horacio, y dtsbrtsU talento potico; pero al seguir es est
t est rumlo no podia desentenderse de lo rjue exijian su propio decoro,
la societlad culta que destinaba sus obras, y su esperiencia propia
en las vicisitudes varias de su fortuna. De esta manera se conserva el
prestijio del poeta afirma su merecida popularidad y constituye una
especie de tribunal, donde se falla de todos los vicios y defectos,
que desnaturalizan ol. hombre y la sociedad. Las stiras de Horacio
renen todas las gracias de que este jnero es susceptible, y estn sa-
;3tovoa$ .agrd Q&iJeaaotEtfbO'.cIfe ells; su filoso
fia esxul corresponde 4. un jGlsoJfor que vi tu peraloi Afecto de' los
hombres, y sus estravagancias. Los cuadros que ofrecen de la vida hu humana
mana humana solo comprenden caractres jenerales. No descubre Horacio en
sus stiras una ndole maligna y atrabiliaria, la de un hombre enemigo
de jnero humano; pues considera los hombres como un objeto dig

no, mas de compasin y de risa, que de odio. En este jnero, en que
el poeta discurre con sus amigos sobre los acontecimientos de la vida,
y las flaquezas del corazn humano, se reconoce lo mismo que en to todos
dos todos un poeta, que domina el asunto, y lo ha hecho suyo, y muy par particularmente
ticularmente particularmente un cortesano delicado, que no pretende otros aplausos
queJos de las personas doctas, y de cultura.
v Pero aunque Horacio en casi todas sus obras presenta modelos
acabados en todos Jos jneros que. cultiv, como maestro del arte qui quiso
so quiso en su Epstola los pisones, que Laharpe miraba como el cdigo
eterno del buen gusto, darnos las reglas que pueden dirijir el jenio y
evitar sus estravos. No hace mucho que el espritu de novedad la
ley ; de la moda difundieron algn tanto entre la juventud inesper inesper-ta
ta inesper-ta el desprecio de toda regla, abandonndose ciegamente los impul impulsos
sos impulsos de una imajinacibn febril. El exceso mismo del mal produjo en bre breve
ve breve una saludable, reaccin, que cada vez se hace mas sensible, y que
muy pronto llegar su complemento. Entre tanto con mucha razn
califica, el, seor de Burgos de desigual y anmalo 1 carcter de la ci civilizacin
vilizacin civilizacin presente, aadiendo que el medio mas-seguro de fijar el
gusto en literatura es el de meditar y aun aprender las obras de los es escritores
critores escritores irisignea de Atenas y de Roma. En una academia literaria,
clebrelpor los eminentes poetas y literatos que produjo, y porlosca1
ractres'de estilo que jeneralmente distinguen las composiciones po poticas
ticas poticas de 'estos,' todo el estudio de las Humanidades se limit por mu mucho
cho mucho tiempo esponer, interpretar, esplicar y traducir a Horacio, ana analizando
lizando analizando prolijamente cada una de sus obras, y traducindolas ja en
verso ya enprosa. ; -! i-.-t i
v Emefecto, cuando por medio del anlisis, y con el auxilio de la
filosofa, se han examinado estas mismas reglas cnones del gusto,
dsd'e luego s ha reconocido su excelencia y los slidos fundamentos
en:que fce apoyaban. La naturaleza y la razn las haban dictalo, y la
experiencia de muchos figles las ha comprobio cada vez mis. El je jenio
nio jenio no. suele someterse U autoridad; pero al cabo reconoce y no des desdea.
dea. desdea. ei yugo de la Tazn. En buen hora que aquel se abra nuevos ca ca-rainesy
rainesy ca-rainesy sfcndas inusitadas, que pretenda ser orijinal, que quiera lha, lha,-fpr
fpr lha,-fpr cen cesas nuevas: mas esto no se embaraza con las reglas, que so so-o
o so-o tienen por objeto evitar ios estravos y precipicios, impedirla cor

rupcin y los delirios de una imajinacion ardiente. Las reglas, en que
deben distinguirse las jenerales y constantes de las accidentales y lo locales,
cales, locales, no embarazan la creacin de bellezas, sino la de monstruos: no
impiden que el jenio seleve con sus alas hasta los cielos, sino qu
tuerza su vuelo majestuoso y atrevido, y se arroje en un abismo. Se
equivoca lastimosamente quien considere las reglas como impuestas
aquel y como rmoras del mismo; quien realmente se imponen es
la debilidad y limitacin de nuestras facultades. Cuanto se hace bien
y acertadamente, se hace por reglas, que son, si nos es lcito esplicar esplicar-ns
ns esplicar-ns asi, como los guardacantones que sirven solo para sealar el ver verdadero
dadero verdadero camino impedir que el caminante se estrave y d en un
precipicio, sin oponerse en nada su actividad y la enerja de sus
fuerzas,
Pero estas reglas, que un instinto raro y privilejiado revel .
Homero, y los primeros poetas de todos los pueblos, son de tal ma manera
nera manera seguras y exactas, que constituyen los principios inconcusos de
una ciencia. La poesa, lo mismo que la elocuencia, pintura, arquitec arquitectura
tura arquitectura y dems bellas artes, reconocen principios, que son leyes.invaria leyes.invaria-bles,
bles, leyes.invaria-bles, que se deducen de la ndole del instrumento respectivo de cada
una, del objeto que cda Cual de ellas se encamina, de la naturaleza
de nuestras sensaciones, y cuyas leyes corresponden ya a la gramti gramtica
ca gramtica y jeografia descriptiva, ya la acstica ideoloj; y tan natural
como es en el nombr el sentimiento de la belleza, otro tanto lo es la
necesidad la facultad de reproducir tales bellezas. Si la vista del
firmamento tachonado de estrellas nos suspende y absorbe nuestras fa facultades,
cultades, facultades, si las magnficas escenas de la naturaleza arrebatan nuestra
imajinacion, parece que la impresin vehemente que nos causan no
puede contenerse dentro de nosotros, y que necesita comunicarse
nuestros semejantes. Si el placer nos conmueve, mas nos conmueve to todava
dava todava cuando conseguimos reproducirlo con la mayor enerja, y trans transmitirlo
mitirlo transmitirlo cuantos nos rodean ;stos sentimientos, esta singular dispo disposicin
sicin disposicin son universales al jnero humano, y por eso forman la :fuente
de los primeros principios de la ciencia potica y artstica; principios
de los" cuales se deducen mtodos prcticos y seguros de acertar, su su-jeridos
jeridos su-jeridos por la misma razn, y confirmados por la esperiencia de todos
los hombres. El estudio del hombre, es el objeto de la filosofa: la des descripcin
cripcin descripcin de su complicada mquina forma la anatoma; la de sus fun funciones
ciones funciones naturales y orgnicas constituye la fisioloja; la que nos d
conocer la bondad malicia de sus acciones, es la moral; la que nos
ddoubre el (frjen, jrnercion y anlisis de nuestras4deas, se f ortoc
con el nombre de Ideolojis, y qu otra sino la ciencia potica y lite literaria
raria literaria nos muestra la naturaleza de nuestras impresiones, en cuanto que
por medi de estas, el hombre recibe placer dolor, y que elas,
don precioso del hacedor de la naturaleza, puedan proporcionarnos

ios mas puros e inocentes piaceresr
Hemos dicho que Horacio al mismo tiempo que nos di las recias

nos presento tambin en sus obras insignes ejemplos y los modelos mas

acabados y perfectos. Las primeras se comprenden en breve espacio,

y como Hemos espiicado, estn reducidas aquellos principios que for forman
man forman la regla invariable y eterna del buen costo. En cuanto las obras

de Horacio en los diversos jneros que cultiv, solo nos falta aadir,

que cualesquiera que sean las vicisitudes del gusto, con tal que no de-

jenere y se corrompa, y que no se subyugue miserablemente Jos ca-

pnuiob ue la moua, siempre debern considerarse como los mejores
modelos que pueden imitarse, y como producciones dienas de un es

tudio profundo y constante. Es singular por cierto que cuando los pin-

iyica,.cvuiiurc5 y arquuecios esiuuian incansaies los monumentos de
la antigedad griega y romana, y los de la moderna Italia, analizn
dolos escrupulosamente, para imitar aquello en que mas se distinga v

sobresalga cada uno de ellos, solo en la poesia y en la elocuencia juz

guen algunos, que ni merecen nuestro estudio los grandes modelos de
Grecia y Huma, ni que deben ser imitados, desdeando como vil nla-

jio toda imitacin, no reconociendo ningn modelo, y aspirando la

no enviuiauie orijinaiiuaa ue la absoluU carencia de firmas convenien convenientes,
tes, convenientes, de estilo propio, y degusto forraadu por el estudio. Sin este, bien
dirijido, y sin un profundo conocimiento de las reglas "del arte, po podrn
drn podrn algunos, aunque muy pocos, a merced de unas disposiciones fe felices,
lices, felices, obtener muestras de la benevolencia publica, queden su mayor
parte se deban al favor de alguna-pircialidad, alguna circunstancia
accidental, la ley instable de la moda; pero tales producciones, que
nunca sobreviven a circunstancia que debieron su bogi, desegu
re-ho pasarn a la .posteridad, y quedarn sepultadas en el olvido
mientras que las obras d los eminentes poetas y oradores, qu son de debidas
bidas debidas la imitacin de grandes modelos, y &) estudio improbo y asi asiduo,
duo, asiduo, durarn mientras dure el habla castellana.
Esta.es la gloria que est reservad al esclarec lo p u, literato
insigne, que casi desde su infancia, ha consgrido tolos fo3 ocios
de su laboriosa vida la interpretacin y traduccin de Hbraci
en metros castellanos Su estudio, sus profundas y esquisitas investi investigaciones,
gaciones, investigaciones, y su constancia, han sido proporcionadas i. su entusiasmo



por el arte que ha inmortalizado al lrico de Venuso. Teniendo de la
belleza potica la elevada idea que el conocimiento de los grandes mo
dlos sujiere, y aspirando un tipo de perfeccin ideal, na se satisfi satisfice
ce satisfice con la aprobacin unnime de los amigos quienes presenta los ma manuscritos
nuscritos manuscritos de su obra, mucho antes de que viese la luz pblica por pri primera
mera primera vez en los aos de 20 al 22, y de quienes recibi Un lisonjeros
testimonios, que el gran Melendez, el restaurador de nuestra poesa,
pecia entre otros, que Burgos hacia hablar al culto y delicado Hora Horacio
cio Horacio en metro castellano con tanta elegancia, y acaso mas estro y mas
espritu que el cantaba en latn. "Desde que apareci la primera edi edicin
cin edicin hasta que la segunda ha visto la luz pblica fines del ao ante anterior,
rior, anterior, han transcurrido cerca de 25 aos, y en todo este tiempo, pesar
de las graves ocupaciones del ilustre traductor y de los importantes car cargos
gos cargos que ha desempeado, pesar de su avanzada edad, y de su salud
quebrantada, ha trabajado constante infatigable en correjir, limar y
perfeccionar su trabajo hasta el punto de que han sido capaces su je je-nio
nio je-nio potico y su esquisito gusto. El resultado de esta mproba tarea ha
sido tal, que segn dice l mismo en el excelente prlogo que se halla
al frente de la obra, "de las ciento y veinte odas que forman la colec coleccin
cin coleccin de las de nuestro poeta, hay treinta lo menos, de que presento
mis lectores una traduccin enteramente nueva; otras tantas en que
apenas ha quedado una u otra de las antiguas estrofas; y de las sesenta
odas restantes, no hay una sola en que no haya hecho mas menos im-
portantes correcciones. Estas se han estendido igualmente las stiras
y las epstolas; bien que por ser mas fcil su intelijencia, y mas senci sencilla
lla sencilla su espresion, y por haber sido unas y otras traducidas en edad mns
madura, que las odas, adolesciesc su versin de mucha menos negii negii-j
j negii-j enca. 77
ConfewSamos francamente que el ejemplo de muchas obras de gran
mrito, en que el empleo excesivo de la lima, en vez de pulirlas y de
hermosear su esterior, habia un mismo tiempo correjido defectos y
disipado no pocas bellezas, sujeridas por un fuego de imajinacion, que
veces no se conserva despus de un largo trascurso de tiempo, y en
medio del afn prolijo de la correccin, nos hizo estar desfavorable;
mnte -prevenidos contra esta segunda edicin, Pero el examen dete detenido
nido detenido y el estudio que de ella hemos hecho, nos han dado conocer,
que aun cuando nuestros recelos se fundan en una observacin jene-

ramente comprobada y exacta, de ningn modo ha podido tener apli

cacin quien, ademas d conservar todo el ardor de sus primeros

aos, y-pada vez mas delicado el instinto dehguitO, sos esqruisitas til
vesticaeiones acerca de la mas cabal intelijencia del testo latino, y el

estudio incesante y profundo que de el ha Hecho, le ha debido descu descubrir
brir descubrir uuevas bellezas, que su talento potico ha sabido reproducir con

el mismo brillo del orijinal. El que traduce a un-poeta ''de la antige antigedad
dad antigedad se acercar tanto mas la perfeccin, cuanto mas penetre las be bellezas
llezas bellezas del testo; y para esto no baxt el jenio potico, por que este
no es dado reproducir lo que la intelijencia no comprende por hallar hallarse
se hallarse envuelto en la oscuridad de una frase, de una alusin mitoljica.
Por eso esta segunda edicin aparece tan copiosamente enrique enriquecida
cida enriquecida de notas de todo jnero, y especialmente de mitoloja, y las rela rela-t:.,oo
t:.,oo rela-t:.,oo h iicns r.naiimhres de la nnea. v las nue dan noticia de los

personajes de qne hace mencin Horacio. Las mitoljicas sobre todo
son producto de un estudio profundsimo que ha debido hacer el tra traductor
ductor traductor del poeta vtnusino sobre las doctas y esquisitas investigaciones
en que algunos humanistas extranjeros, y principalmente alemanes, se
han propuesto esplicar la mitoloja por la historia. "No tocaba en ver verdad
dad verdad un comentador de Horacio, dice el Sr. Burgos, establecer un
sistema mitoljico completo, que crticos hbiles, y especialmente de dedicados
dicados dedicados estallase de investigaciones, no habian alcanzado fijar;
pero le incumba penetrar en el laberinto de aquellas creencias, y tra trabajar
bajar trabajar en sorprender alli el secreto de su orjen, y en desvanecer los
errores que sobre sus principios y su objeto habian cundido y arraiga arraiga-dose
dose arraiga-dose durante muchos siglos. Durante otros muchos fueron ellas acata:
das en todos los pueblos de la tierra; y no porque desapareciesen al
sopto de los dogmas mas sublimes y puros de la relijion del Salvador,
se debe reputar absurda la que por mil quinientos aos profes el mun mun-dn'pntero:
dn'pntero: mun-dn'pntero: la nue profesaron Scrates, Platn y Aristteles, Jenofon

te Tucdides v Polibio, Salustio, Cicern y Sneca, Tito, Marco

Aurelio y Trajano, y otra multitud de personajes que intervalos

descollaron en aquel largo periodo por grandes laienios o por eminen eminentes
tes eminentes virtudes. Puede suponerse que tantos hombres superiores creye creyesen
sen creyesen que el primero de los nmenes de su O'impo se transformaba al al-ternativa.
ternativa. al-ternativa. sucesivamente en toro, en cisne, en lluvia de oro, para
corromper castas virjenes respetables tnatroim? Puede creerse bor borrado
rado borrado estincuido el instinto del pudor, hasta el punto de que cin

cuenta mas jeneraciones adorasen dioses manchados con robos,
Adulterio, incestos v con todo linaje de crmenes? De estas conside

raciones se infiere naturalmente que las aventuras de jos dioses y de

los hroes del paganismo, no son siempre hechos materiales, ni dan iu
gar por consiguiente las deducciones que de ellas se desprenderan

si como hechos hubiesen de considerarse. Tal vez desfigur la mitolo
ja los consignados en la historia y las tradiciones de los pueblos para
que como los inveutados por los primero instructores del mundo an
tiguo, presentasen emblemas smbolo, dt atinados rmterilizar, ya
la adoracin de los objetos dignos de acatamiento, ya la regas de la
moral, y el respeto las instituciones civiles, que en fa infancia de

las sociedades necesitaban el apoyo ue las creencias reujiosas. ri pa parecer
recer parecer entrao que aquellos emblemas smbolos fuesen veces gro

seros, y aun obscenos en apariencia, cuando se rtlexione sobre la su

persticin habitual, el fanatismo estrecho y la jeneral ignorancia de
las sociedades primitivas. Emblemas y smbolos de la misma clase ofre

cen todas las relijioues de la tierra, y aun de la que diez y ocho siglos
ha se dign revelarle el hijo de Dios, no se esplicarian ciertos hecho?,

ni se comprenderan ciertos dogmas, si la piedad ilustrada de los co comentadores
mentadores comentadores de los libros santos no hubiese descubierto en la divisin

de los sentidos anagjico, tropoljico y mstico, la clave de la inter

pretacin. Y porque -no ser interpretable de la misma manera lo

que en las dems creencias aparezca de chocante en los hechos, de
singular en las doctrinas?77

Una de las circunstancias que primero se observa en esta traduc

cin es la maestra con que el traductor se ejercita en toda clase do

metros castellanos, demostrandoieuan familiarizado se halla con todas
las formas de nuestra locucin potica y con todos los recursos de la
leniua. Por eso cuando reproduce los pensamientos del orijinal, sabe

comunicarles aquella animacin, aquel espritu que supo darles el

poeta, v que habia derecho esperar del talento del br. Uurgosy do

sus brillantes facultades naturales. Su conocimiento del arte se mani

fiesta en cada pajina, y muy especialmente en el tino con que acomo acomoda
da acomoda los diversos metros castellanos a la naturaleza de los asuntos. Asi

cuando Horacio describe los placeres en el tono lijero de Anacreonte,
la traduccin aparece en romances, ya de siete, ya de ocho slabasf

consagrados en nuestra poesa la espresion de los sentimientos suaves

y tranquilos.
Para apreciar justamente la traduccin en verso de un poeta co como
mo como Horacio, hay que aiadir al mrito de la ejecucin el de las dificul dificultades
tades dificultades vencidas. Por lo mismo se reconoce como mas difcil traducir
bien que producir obras orijinales. En lo primero no es dueo el poe poeta
ta poeta de los pensamientos, y tiene ademas que luchar con los obstculos;
vece? insupeeabtesrgue, ofrecen la yersican y,cUiom qua.maii
ja.: Por eso sorr' tan pocas aa i Dueas traducciones de los poetas de la an antigedad;
tigedad; antigedad; y cuando todos los diasse publican composiciones orijinales
que se leen con placer, aun estamos deseando una traduccin de la
Eneida de Virjilio, que sea digna del orijinal. El mrito de una traducr
cion se juzga de dos maneras; en s misma, y en su comparacin con el
orijinal, al cual debe acercarse en cuanto sea posible. Puede decirse
que es como un retrato, que ademas que debe estar desempeado se segn
gn segn todas las reglas del arte, se halla tambin destinado sr compa comparado
rado comparado con el sujeto que representa. Esta comparacin es terrible!

PUEKTO-MCO 10 E NOVIEMBRE DE 184G.

BOLETIN MUNICIPAL.
Medico de Mes. Lic. D. Juan Pallares.
Practicante. Trinidad Elias.
ADASTO TUDLICO.
Diputado de Plaza. Sr. Rejidor D. Saturnino Gonzlez.
Idem de Carnicera. Sr. Rejidor 1). Diego Lpez.

TRECIO DE LA CARNE.
Domingo 8. A 16 y 17 mrs. libra.
Lunes 9. A 17 mrs. libra.
Martes 10. A 16 y 17 mrs. libra.

EXISTENCIA DE GANADO.
Para el 8 de Noviembre 66 resea.
Para el 9 de idem 59 dem.
Para el 10 de idem 62 dem.

DIPUTACIONES DEL EXMO. AYUNTAMIENTO EN TODO EL BIES
Polica.

Barrio de SanFrancisco y Sta. Barbara. Sr. Rejidor D. Romn Carreras,

de San Juan y 5to. uomingo. &r. uejioor u. uose nspar.
Vacuna. Sr. RejiJor D. Hilarin Moreno.
Alumbrado. D. Roraan Carrera. .
Hospital. ,, ,, D. Diego Atilea. ?

i

MOVIMIENTO DE LA POULACION EN EL MES ANTERIOR.
Nacidos 54. Muertos 33. Matrimonios 4.

l"KOVIIfcflCMS JUDICIALES.

Alcalda mayor de Caguas,
Relacin de los reos prfugos que han sido juzgados y sentenciados por este Tri Tribunal,
bunal, Tribunal, cuya captura se rceiuarga los res. Jueces, Jllcatdcs, Tenimtts a gver
ra y anas Autoridades de esta hla de rden de S. 2, la Real .'ludiendo.
Francisco Planas: por rias y heridas; cuya identidad consiste en ser t)3jo do
cuerpo, regordete, lampio, blanco plido, pelo laso y cerno de 21 anos.



3a

, t Simn Serrano: por transitar sin licencia; de cuerpo regular,, bastante grueso, ca cara
ra cara redonda, ojos pardos, nariz chata, pelo pasudo, dentadura completa, color negro
retinto.
Juan Millan: por hurtos; estatura regular y delgado, color indio claro, cerrado
de barba y romo de 45 anos de edad.
1), Isidoro Echevarra: por muerte al miliciano Carlos de Santiago; regular de
cuerpo, regordete, trigueo, pelo crespo, ojos azules, pi grande, lampino, habla grue gruesa,
sa, gruesa, soltero, como de 35 aiios.
- Manuel Carrasquillo Lugo: por heridas Francisco Baez; de estatura regular,
grueso, blanco que tira amarillo, cara grande, ojos saltones, mirar humilde, nariz
chica, pelo negro laso, cargado de espaldas, poca barba, y como de 25 30 aos
de edad.
: r Gregorio Pinillo: por muerte que dio Lorenzo de Santiago; regular de cuerpo,
mulato claro, ojos grandes, pardos y saltones, lleva una argollita de oro en la oreja
izquierda' con una estrellita colgando, cargado de espaldas, cuando anda mira hacia
al cielo, de oficio zapatero, natural de Costafirme y como de 30 35 aos de edad,
Jos Padilla: se ignora su identidad. (
Jos Vicente Ribera: por hurto de reses; se ignora su identidad.
Anjel Cardona: por hurto; se ignora su identidad.
Juan Suarez: por sospechoso y transitar sin licencia; se ignora su identidad.
. Julin de la Rosa: por ratero, vago y mal entretenido; se ignora su identidad.
Caguas 18 de Setiembre de 1846. E. Luis Alarcon. Por su mandado Agus Agustn
tn Agustn Rosario. 3

. Juzgado jeneral de tenes de difuntos. Por auto de 31 de Octubre ltimo
provedo en el, intestado de D. Sebastian Rosa, por el Sr. D. Alberto Bosch,
Auditor de guerra honorario y Juez jenerJ ddl Juzgado de bienes de difuntos
en esta ls!a, se manda citar y emplazar los que se crean con derecho sus
bienes, para que se presenten deducirlo en dicho Juzgado en el trmino de
treinta dias. Puerto-Rico 2 de Noviembre de 1846. Jos Antonio Grajirena. 2
Juzgado de ll instancia de la capital. En loa autos promovidos por la viuda
Doa Ana Mina Andino haciendo cesin de bienes favor de I09 acreedores de
6 difunto marido D. Pedro Martnez Trinidad, se ha provedo el auto siguien siguiente.
te. siguiente. "Puerto-Rico Octubre treinta do mil ochocientos cuarenta y seis. Se
aprueba el acuerdo que antecede, y en su virtud se ha por admitida la cesin he hecha
cha hecha de los bienes que quedaron al ftllecimento de D. Juan Pedro Martnez .Tri .Trinidad,
nidad, .Trinidad, con calidad y reserva de que el Curador de los menores promueva lo con con-veniento
veniento con-veniento para acreditar la utilidad y necesidad de dicha cesin. Uonvquense
nuevamente los acreedores para el lunes veintitrs de Noviembre prximo en entrante,
trante, entrante, la una del din, fin de que en junta de los mismos se proceda al nom nombramiento
bramiento nombramiento de Sndico, se exhiban los documentos de crdito para confrontarlos
con la relacin presentada, ee lejitime la personera de los que representan los
acreedoras, y ne trate de la venta, administracin conservacin de los bienes
cedilos y dems negocios del inters de dichos acreedores, apercibindose al que

no comparezca en di ha junta, de que le parar el perjuicio que haya lugar. Y
bgise saber los presentes publicndose en los peridicos de esta ciudad para
qutj llegue noticia d tos dems interesados. Bosch. Joaqun Martnez"

r ..... --,7- - t

Escribana del Tribunal de Cuentas. En el espediente preparatorio dlas
cuentas de propios y gastos pblicos del pueblo del Rincn, del ao 1829, se manda
citar por el termino de diez das los herederos de D. Tomas de la Concha, para
que se presenten contestar los reparo de dichas cuentas. Puerto-Rico 30 de Oc Octubre
tubre Octubre de 1846. Jos Antonio Grajirena, 3
, Tribunal de Marina.-En los autos sobre cesin de bienes hecha por Doa
Dolores del Valle, viuda de D. Pedro Ruiz, vecina de la Isabela, se ha provedo
o siguiente. "Puerto-Rico 26 de Octubre de 1846. Por presentado con las
adjuntas relaciones que rubricar el presente escribano; convqunse desde lue luego
go luego los acreedores listados para que concurran con los documentos calificativos
de su crdito el dia 14 de Noviembre prximo, por s personas autorizadas con
poder bastante, paro celebrarse la junta jeneral en la sala de audiencia, las do doce
ce doce de su maana. Y para que llegue noticia de todos, espdase despacho exhor exhortarlo
tarlo exhortarlo al Sr. Gobernador de San Thomas por conducto del Excmo. Sr. Goberna Gobernador
dor Gobernador y Capitn jeneral, quien se remitir con las urbanidades de estilo para su
direccin en primera oportunidad, con objeto de que se sirva emplazar los Se Seores
ores Seores O. J. Berguesty Compaa, H. Degetau y Compaa, y G. Nuez y Com Compaa,
paa, Compaa, librndose oficios requisitoiios los jueces territoriales de la Isabela,
Aguadilla y Mayages, para la citacin de los residentes en eus distritos que se
marjinarri en elfos, prvia insercin de este auto en los peridicos oficiales de
esta Plaza para intejencia de los ausentes, desconocidos ignorados, despus
de fijarse edictos en los parajes acostumbrados, fin de que les pare el perjuicio
que lugar hubiere en el caso de que no asistan. Cagigao. Silva Suarez. Ger Gervasio
vasio Gervasio Puente.1 ;
Lo que se anuncia al pblico en cumplimiento de lo mandado. Puerto-Rico
27 de Octubre de 1846. Gervasio Puente. 3
' SUBASTAS.
m -. n i , r I .1 I I
k ,., Junta de subastas del Excmo. Ayuntamiento. A consecueuca de resolucin
del Excmo. Sr. Gobernador y Capitn jeneral Conde de Mirasol y consiguiente
acuerdo del Excmo. Ayuntamiento, se vuelve sacar subasta el Pasaje y asien asientos
tos asientos de corrales de pesca de Palo-seco, en el supuesto de que su arrendamiento
durar solamente el trmino de dos aos, con sujecin & las condiciones ya es establecidas;
tablecidas; establecidas; sealando la Junta para los pregones ordinarios los dias 12, 21 y SO
del corriente mes, las doce, en la casa Capitular.
En los mismos dias, hora y lugar, se darn por la propia Junta, los prego pregones
nes pregones ordinarios & la contrata que debe celebrarse con el licitador que mas venta ventajas
jas ventajas ofrezca, para hacer ciertas reparaciones necesarias en el edificio del Coliseo
y su aljibe, de que sern instruidos oportunamente los interesados. Puerto-Rico 5
de Noviembre de 1846. Julin Garda Secretario. 1

siguientes ; una casa de madera cubierta de ladrillos; cinco cuerdas de terreno donde
est situada dicha casa; dos tendales y dentro de ellos como diez mil ladrillos, tasado tasado-todo
todo tasado-todo en dos mil doscientos ocho-pesos. Y para la concurrencia de.licitadores el dia
sealado, pongo el presente que firmo en Puerto-Rico 5 de Noviembre de 1846.
Jos Hinoj osa. - 2
ANUNCIOS OFICIALES. .
Secretara de la Intendencia de Ejrcito, Superintendencia Delegada de Ha Hacienda
cienda Hacienda de Puerto-Rico. Habiendo ocurrido esta Superintendencia Delegada de de-Hacienda
Hacienda de-Hacienda D. Guillermo H. Clement, vecino de la jurisdiccin de Femandina, en la
isla de Cuba, en solicitud de privilejio por el invento de una mquina para la elabo elaboracin
racin elaboracin del azcar de caa; la Junta Superior Directiva en la celebrada el dia 25 de Ma Mayo
yo Mayo ltimo, se ha servido acordar la gracia que solicita, por el trmino de quince os
con sujecin lo que se previene en la Real Cdula de 30 de Julio de 1833. Puerto Puerto-Rico
Rico Puerto-Rico 27 de Octubre de 1846. Por ocupacin del Secretario. Jos Mara Carron,
Alcalda de esta capital. Habindose seguido espediente por el Excmo. Ayun Ayuntamiento
tamiento Ayuntamiento acerca de las casas que se estaban construyendo en la capital sin el permiso
y alineamiento correspondientes, de que resultaba hallarse algunas fuera de su verda verdadera
dera verdadera lnea, acord, en sesin ordinaria de 29 de ctuore prximo pasado, prevenir
en la forma acostumbrada, los directores, maestros, dueos de obras de aquella
naturalezaque ninguno las puede ni debe emprender sin que preceda el dicho alinea alineamiento,
miento, alineamiento, cuyo efecto se solicitara, por escrito, de la Corporacin, que lo otorgar
con arreglo las disposiciones vijentes, imponindose al solicitante, por quien cor corresponda,
responda, corresponda, de cuanto concierna al mejor orden de la fachada, conforme los modelos
aprobados; apercibido en caso contrario el contraventor de la multa de seis pesos se sealada
alada sealada en el art. 109 del Bando de buen gobierno vijente, con mas la demolicin de
lo hecho sin dicho permiso. '
Lo que se hace saber al pblico para intejencia de aquellos quienes compren comprende
de comprende y que ninguno alegue ignorancia. Puerto-Rico 4 de Noviembre de 1846. Domin Domingo
go Domingo Garcu. Julin Garca, Secretario. 2

Acordado el establecimiento de un mdico titular del pueblo de Vega-alta con 1
dotacin de 250 pesos anuales; se avisa al pblico por disposicin del Excmo. Sr. Go Gobernador
bernador Gobernador y Capitn jeneral para que se presente la Junta de visita del precitado pue pueblo,
blo, pueblo, los facultativos que deseen obtener el destino. Puerto-Rico Octubro 20 de 1846.
Jos Estvan, Secretario. 3

ANUNCIOS.

Juzgado de 1' instancia de la capital. Por auto de este dia provedo por el
Sr. D. Alberto Bosch, Auditor de guerra honorario y Juez de 1? instancia de esta ca ca-pital,
pital, ca-pital, ee manda proceder al cuarto pregn de remate el dia catorce del corriente, en
las puertas del Tribunal, los bienes embargados & D. Cayetano Nater para hacer
.efectivo el pago de la multa y costas en que ha sido condenado, en la causa que se le
sigui por falta de re&peto la autoridad local; constando el embargo de los efectos

REAL LOTE III V.
El jueves 19 del corriente, las doce del dia, y en cele celebridad
bridad celebridad del dia de S. M. la augusta Reina Doa Isabel ii,
se celebrar el Sorteo estraordinario nm. 17, cerrndose
la venta de billetes en las Administraciones de Rentas in internas
ternas internas do esta capital las ocho de la niafiana, y en el es es-pendio
pendio es-pendio de la Direccin las diez. Puerto-Rico 1. de No Noviembre
viembre Noviembre de 1846. Pedro Calvo.

Seseosos los empicados que tienen la honra de servir
S. UI. la Reina Ntra. JSra. en esta Isla con dependencia del Ministerio de de-Hacienda,
Hacienda, de-Hacienda, de mauifestar su contento por el augusto matrimonio de S. M. y de dejar un
pblico testimonio al pais que recuerde perennemente sus filantrpicas miras, lian pro propuesto
puesto propuesto sufrir un descuento gradual para reunir 2,000 peSOS que se repartirn en entre
tre entre Cuatro dotes de a 00 IlfSOS. nara otras tantas nia nnhrps nprlPMPmpnto ;

familias honradas vecinas de esta La; para este objeto convoco el Sr. Superintenden-

ie una Jimia v su uespacno compuesta ue ios jeies-y un subalterno ue cada depen dependencia
dencia dependencia de esta capital y votacin se nombr una comisin encargada de calificar

ida jvenes auieeuuras ai premio, resuuanuo ei.or. superintendente ll. Manuel Jos
Cerero para presidente, los Sres. Intendentes honorarios Contador mayor U. Andrs
de Solaun y Contador principal l). Jos Gregorio Hernndez, Comandante del Res Resguardo
guardo Resguardo D. Santiago Lirio y Fiscal de Hacienda . Manuel Valds para vocales, y el
que suscribe para Secretario.
Podrn aspirar la dote todas las jvenes pobres pertenecientes a familias hon honradas,
radas, honradas, prefirindose en la adjudicacin las de empleados de Ueal Hacienda in individuos
dividuos individuos que hubiesen correspondido a las dems carreras del Estado, contrado ser servicios
vicios servicios S. M. y alpblico.
Las dotes no las recibirn las agraciadas hasta el dia que contraigan matrimonio!
pero percibirn su vencimiento los intereses legales que devengaren en la finca don donde
de donde se hipotecarn mientras llegue el caso de la entrega; y si fallecieren antes de po ponerse
nerse ponerse en estado, la Junta Directiva de Real Hacienda cuidar de sealar la dote otra
meritoria de las que se hayan presentado, y que la Comisin opinase desde ahora mas
inmediata por sus circunstancias las dotadas.
Todas las que se juzguen con derecho t las dotes, presentarn sus mociones al
Sr, Superintendente en el termino de quince dias contados desde la publicacin de es
te aviso, que suplica la Junta las Autoridades de todos los pueblos de la isla, procu procuren
ren procuren propagarlo para que llegue noticia de todas las dignas, cuyas solicitudes podrn
informar si lo creen de justicia en obsequio la mejor exactitud de la adjudicacin.
Y de'rden de S. S. se inserta en los peridicos de esta capital. Puerto-Rico 4 de
Noviembre de 1846. Joss Antonio de Quano.
1 encargado de las Escribanas de Kcal Hacienda
y deljuzgado jeneral de bienes de difuntos, pone en conocimiento del pblico
haber trasladado dichas oficinas una de las accesorias de la casa nm 4, callo
de la Cruz. j
El Lic. en medicina D. Manuel Soto Espaa, residente
en el pueblo de H uto-grande, se ofrece al ilico en su profesin.' 3
De venta.
Una mtilatica de 11 anos, sana, sin tachas y muy humilde, en 220 pesos; tam tambin
bin tambin se cambia por una cocinera, abonando la diferencia de precio. En. esta impren imprenta
ta imprenta impondrn del vendedor. -3

Imprenta del Gobierno.



Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8 standalone no
fcla fda yes
!-- Gazeta de Puerto Rico ( Newspaper ) --
METS:mets OBJID AA00023800_01141
xmlns:METS http:www.loc.govMETS
xmlns:xlink http:www.w3.org1999xlink
xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance
xmlns:daitss http:www.fcla.edudlsmddaitss
xmlns:mods http:www.loc.govmodsv3
xmlns:sobekcm http:digital.uflib.ufl.edumetadatasobekcm
xmlns:lom http:digital.uflib.ufl.edumetadatasobekcm_lom
xsi:schemaLocation
http:www.loc.govstandardsmetsmets.xsd
http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitss.xsd
http:www.loc.govmodsv3mods-3-4.xsd
http:digital.uflib.ufl.edumetadatasobekcmsobekcm.xsd
METS:metsHdr CREATEDATE 2014-08-21T18:21:25Z ID LASTMODDATE 2014-06-05T14:08:03Z RECORDSTATUS COMPLETE
METS:agent ROLE CREATOR TYPE ORGANIZATION
METS:name UF,University of Florida
OTHERTYPE SOFTWARE OTHER
Go UFDC FDA Preparation Tool
INDIVIDUAL
UFAD\renner
METS:dmdSec DMD1
METS:mdWrap MDTYPE MODS MIMETYPE textxml LABEL Metadata
METS:xmlData
mods:mods
mods:classification authority lcc ISSN RECORD
ddc edition 15 070
mods:accessCondition This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item.
mods:genre sobekcm newspaper
marcgt newspaper
mods:identifier type OCLC 829938788
LCCN 2013201074
ISSN 2327-3143
ocn829938788
mods:language
mods:languageTerm text Spanish
code iso639-2b spa
mods:note dates or sequential designation Began in 1806?
After the change of sovereignty in 1898, briefly published by the government of the United States.
funding Funded by NEH in support of the National Digital Newspaper Project (NDNP), NEH Award Number: Project #00110855
mods:originInfo
mods:place
mods:placeTerm marccountry pr
mods:dateIssued November 10, 1846
marc point start 1806
end 19uu
mods:frequency Daily (except Sunday)[1823-]
marcfrequency daily
normalized irregular
mods:recordInfo
mods:recordIdentifier source AA00023800_01141
mods:recordCreationDate 130313
mods:recordOrigin Imported from (OCLC)829938788
mods:recordContentSource University of Florida
marcorg DLC
eng
OCLCQ
mods:languageOfCataloging
Spanish
spa
mods:descriptionStandard rda
mods:relatedItem series
mods:part
mods:detail Enum1
mods:caption 1846
mods:number 1846
Enum2
November
11
Enum3
10
10
mods:titleInfo
mods:title Gazeta de Puerto-Rico
alternative displayLabel Alternate title
Gaceta de Puerto-Rico
mods:typeOfResource text
DMD2
OTHERMDTYPE SOBEKCM SobekCM Custom
sobekcm:procParam
sobekcm:Aggregation ALL
IUF
NDNP
sobekcm:Wordmark UFPKY
NEH
CHRAM
sobekcm:Tickler NDNP2013
sobekcm:bibDesc
sobekcm:BibID AA00023800
sobekcm:VID 01141
sobekcm:EncodingLevel 7
sobekcm:Source
sobekcm:statement UF University of Florida
sobekcm:SortDate 674185
sobekcm:serial
sobekcm:SerialHierarchy level 1 order 1846 1846
2 11 November
3 10 10
METS:amdSec
METS:digiprovMD DIGIPROV1
DAITSS Archiving Information
daitss:daitss
daitss:AGREEMENT_INFO ACCOUNT PROJECT UFDC
METS:techMD TECH1
File Technical Details
sobekcm:FileInfo
METS:fileSec
METS:fileGrp USE reference
METS:file GROUPID G1 JP21 imagejp2 CHECKSUM c8019b65a64ef253bda11ccad9cd18cc CHECKSUMTYPE MD5 SIZE 4628032
METS:FLocat LOCTYPE OTHERLOCTYPE SYSTEM xlink:href 0406.jp2
G2 JP22 7e92a5d9c06c8d3e6cc9cc82361f61df 4384886
0407.jp2
G3 JP23 3fea8f01aa863d83678bd0370fb93ad0 4558313
0408.jp2
G4 JP24 6299aa71fc9fe3bdfbf4a7979967a2d9 4488596
0409.jp2
archive
TIF1 imagetiff 79dbad845ef143453a0a60aa5b1666dc 37007651
0406.tif
TIF2 dde1743bf2c8aeac7c874c04daa1332c 35069924
0407.tif
TIF3 1b9032a31ad789226ebc36656420bb0d 36442516
0408.tif
TIF4 79c2eafd513b2b3dff79b30235163304 35884624
0409.tif
TXT1 textplain 84ccb704fa0f05a72ed95eaf62a30c82 6867
0406.txt
TXT2 ef445a369f9174e05b1956c014ddd621 12393
0407.txt
TXT3 3b387b6bcf3f1f6f96f646c10c24b4a3 11325
0408.txt
TXT4 362d7adfee911ace227065e234c484ad 14225
0409.txt
ALTO1 unknownx-alto ea3fda926f1b3fa65492fa44fe7da2be 213114
0406.alto
ALTO2 d8d7741a0b1ae912d0483d40c6c5b87e 358078
0407.alto
ALTO3 84650ce88d34ee20d005672b7e3f0458 336176
0408.alto
ALTO4 140965f78d40bbdf0bf2c5a590d1c3b8 415386
0409.alto
METS1 unknownx-mets 36e9e522d7a2236a631a05621cae2952 8093
AA00023800_01141.mets
METS:structMap STRUCT1 physical
METS:div DMDID ADMID Puerto-Rico ORDER 0 main
PDIV1 Main
PAGE1 Page
METS:fptr FILEID
PAGE2
PAGE3
PAGE4 4
STRUCT2 other
ODIV1
FILES1