Gazeta de Puerto-Rico

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Gazeta de Puerto-Rico
Alternate title:
Gaceta de Puerto-Rico
Physical Description:
Newspaper
Language:
Spanish
Publication Date:
Frequency:
daily (except sunday)[1823-]
daily
normalized irregular

Subjects

Genre:
newspaper   ( sobekcm )
newspaper   ( marcgt )

Notes

Dates or Sequential Designation:
Began in 1806?
General Note:
After the change of sovereignty in 1898, briefly published by the government of the United States.
Funding:
Funded by NEH in support of the National Digital Newspaper Project (NDNP), NEH Award Number: Project #00110855

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item.
Resource Identifier:
oclc - 829938788
lccn - 2013201074
issn - 2327-3143
ocn829938788
Classification:
lcc - ISSN RECORD
ddc - 070
System ID:
AA00023800:00571


This item is only available as the following downloads:


Full Text
. s

FoL 485

V

Sbado 10 de Octubre de 1840.

Voltm 9.

Puerto-Rico 10 de Octubre de 1840.

Proclama del Exento. Sr Capitn General D. Santiago Mndez

HABITANTES DE LA ISLA DE PUERTO-RICO.
Habindome encardado del Gobierno sunerior v Canitana Ge

neral de esta Isla que S. M. la Reina Gobernadora se ha dignado
confiarme, es mi primer deber el expresaros los maternales senti sentimientos
mientos sentimientos de S. M. en favor de esta parte tan preciosa de la Monar Monarqua
qua Monarqua espaola, cuya prosperidad y ventura nunca olvida y me ha re-

comenuauo especialmente.
La paz que tan afortunadamente se disfruta en ella, la sensatez
y lealtad que caracteriza sus habitantes v la adhesin me en Indas

ocasiones habis acreditado hacala Metrnoli val trono de nuestra

joven Reina Dona ISABEL II, son prendas tan esenciales para
vuestra felicidad que ellas son bastantes para confirmarme desde lue luego
go luego en que sern cumplidos los deseos de S.M.,al mismo tiempo que

mi proposito en ei uesempeuo de este encargo C3 cual corresponda

a tan eievaaa coniianza y a la deuda que por el tengo contrada para
.COIl todos, yu.,. , t

Enterado por mi dierno antecesor el Rvnmn. Sn ftpnpml D.

- - ... w V v m-m w
Miguel Lpez de Bafios del estado en que se encuentran los diferen-

es ramos ae la amintracion de este Gobierno, y provisto de otras
noticias que he debido,. al salir de Esnafia. nersonas muv distin-.

guidas y muy interesadas en la felicidad de este pas, del cual han

cunservauo siempre los mas gratos recuerdos, luego que mo desem desembarace
barace desembarace de los asuntos mas graves y ponga en planta las primeras dis

yunciones ue mi aummistracion, recorrer la Isla con el objpto de

tonocer personalmente sus autoridades y Ayuntamiento, atender de
cerca las indicaciones de estas Corporaciones y dems habitantes,

v..iiui mao ucLaiiauumcniu sus necesiuaues y promover a su re remedio,
medio, remedio, ya rompiendo las trabas que detienen el desarrollo de su

piwpenuaa, o ya atajando con tuertes diques los torrentes que la
socaban. Para ello cuento anticipadamente con vuestra cooperacin

"iud! encaz; puuiendo aseguraros que vuestros sacrificios sern re remunerados
munerados remunerados con usura por el aumento rpido que tendrn vuestras

"i limas.
La sabia legislacin que rige en estos dominios, y la justicia,
quesera siempre el norte de todas mis disposiciones, erarantizaran cons

tantemente la seguridad y proteccin de. todos los habitantes. Dis-
lMlnr.1- i I I ...

rwiu d louas oras para escuchar vuestras quejas y necesidades, yo
prestar toda mi aquiescencia y consideracin, a la laboriosidad y bue bue-Jas
Jas bue-Jas costumbres, al mismo tiempo 'que vigilar sobre los dscolos y
icenciosos, que no encontrarn, tnganlo por cierto, ni disculpa en
proceder, ni la menor dilacin en recibir el castigo que las leyes
llenen sealado.
Ojal, habitantes de esta Isla, que el premio de mis afanes en
ste delicado cuanto honroso mando pueda recogerlo, al terminar mi
tierno, de vuestra gratitud y en la aprobacin de nuestra Sobera Sobera-na
na Sobera-na que es lo nico que ambiciona vuestro Gobernador y Capitn Ge Ge-I1e.ral!
I1e.ral! Ge-I1e.ral! Huerto-Rico 7 de Octubre de 18-10. Santiago Mndez de

NOTICIAS EXTRANGERAS.
CIUDADES ANSIATICAS.
JBremen 11 de Julio,
El 19 de Agosto prximo empezara a regir un tratado de comer

cio concluido con el gobierno prusiano. La ciudad gozar de las mis mismas
mas mismas ventajas que Hamburgo sin estar obligada & lo mismos sacrificios.

PRSIA.
Berln 6 de Julio

Nos escriben de San Petersburgo que se acaba de concluir en entre
tre entre los gobiernos ruso y austraco un tratado concerniente la nave navegacin
gacin navegacin del Danubio en Sulina en favor de los buques austracos. El
tratado ser ratificado inmediatamente despus de la llegada del em emperador
perador emperador San Petersburgo.

t

ITALIA.
Roma 7 de Julio.
El lunes prximo presidir el papa, el consistorio de cardenales
si se lo permite el estado de su salud. Los mdicos de S S. estn bas bastante
tante bastante inquietos porque han descubierto un vicio orgnico en el pe pecho
cho pecho del ilustre enfermo. Sin embargo confian en la robusta constitu constitucin
cin constitucin de S. S.

INGLATERRA.
Londres 15 de Julio.

El duque de Nemours y su esposa han devuelto la visita la
reina y la duquesa de Kent.
M. O'Connel predica abiertamente la revocacin de la unin y
la organizcion de un parlamento irlands.
El prncipe Gernimo Bonaparte pasa Londres para tratar de
los negocios de su tio Luciano Bonaparte.

FRANCIA.
Varis 17 de Julio.

0

QUE HAREMOS CON LOS REFUGIADOS CARLISTAS?
El gran nmero de refugiados carlistas que con Cabrera han
entrado millares en nuestro territorio merece llamar en alto grado
la atencin del gobierno. Por grande que sea la satisfaccin que la Fran Francia
cia Francia esperimenta por este feliz desenlace de la guerra civil de Espaa,
no nos es posible cargar con los gastos que acarrea y mantener sin,
ninguna compensacin doce quince mil hombres ctrangeros que
las operaciones militares de Espartero acaban de arrojar este lado
de los Pirineos. Nadie ha regateado los italianos y polacos pros proscriptos
criptos proscriptos que sucumbieron defendiendo la causa de la libertad, los so socorros
corros socorros que reciben de la munificencia francesa; pero habra tontera
en prodigar a las hordas de Cabrera los subsidios y socorros que ne negamos
gamos negamos nuestros propios necesitados, nucstro9 artesanos sin traba trabajo,
jo, trabajo, nuestros valientes soldados imposibilitados. Los carletas espaoles
no son prisioneros de guerra quienes estamos obligados mantener,
si no hombres vencidos que la suerte ha trado nuestras manos y
que la poltica nos prohibe hacer volver inmediatamente su pais.
Ignoramos cuales sean las intenciones del gobierno con respecto
ellos, y ya hemos manifestado uuestra opinin acerca del proyecto



48$ v
que se ha supuesto habia formado de enganchar, los tmevos refugia refugia-dos
dos refugia-dos para la legin cxtrangera y enviarlos a Africa. En Argel necesi necesitamos
tamos necesitamos tropas seguras, y no reclutas para Abd-el-Kader. Enviar
los carlistas Africa es ofrecer un aliciente la desercin', y compro comprometer
meter comprometer la suerte de nuestras posesiones esponindote ser cogidas en entre
tre entre dos fuegos. Emplearlos en Francia es crear nuestros propios ar artesanos
tesanos artesanos una rivalidad tanto mas peligrosa, cuanto que tendran que
luchar con hombres pensionados. Dejarlos en libertad no es posible,
no ser que se quiera resucitar en Espada la guerra civil, y tal vez
naturalizar en Francia los hbitos de pillage que no han renunciado
todf va esos hombres. No hay mas que un medio eficaz para conciliar
con respecto ellos lo que la Francia debe al infortunio, y lo que
debe la prudencia: este medio es el de organizados por escuadras
de trabajadores y enviarlos desecar las lagunas de Crcega y la lla llanura
nura llanura de la Mitidja.
la mayor parte de estos hombres, nacidos en pases clidos, se
aclimatarn muy pronto. La ocasin es favorable: un gran proyecto
de renovacin se prepara en este momento para purificar y fortificar
loshermosos alrededores de Argel que equivalen un departamento.
Mientras que nuestros soldados vigilarn sobre las cumbres del Atlas,
los refugiados carlistas abrirn el gran canal de comunicacin y tra trabajarn
bajarn trabajarn en las dems obras reconocidas por necesarias las salubri salubridad
dad salubridad y seguridad de nuestras posesiones. Regimentados como zapado zapadores,
res, zapadores, sometidos la disciplina militar y mantenidos bajo el mismo pie
que nuestras tropas adquirirn de este modo hbitos de orden y de
trabajo, que les har menos sensible el entrar otra vez en las necesi necesidades
dades necesidades de la vida civil cuando la poltica permita que regresen su
pas. La Crcega ve desarrollarse de dia en dia con esperanza y
ieconocimiento el magnfico conjunto de caminos con que el gobier gobierno
no gobierno de Julio ha dotado su territorio; perq sus lagunas no estn toda todava
va todava desecadas, y la prosperidad de aquella hermosa isla no quedar
asegurada hasta tanto que sea habitable en todos sus puntos y en todo
tiempo. Una parte de los espaoles refugiados podra enviarse Sain
Florent, Calvi, S. Porto-Vecchio y la llanura de Alera herma hermana
na hermana de la Mitidja,
Esperamos que el gobierno adoptar esta idea sencilla y de fcil
ejecucin. Las deserciones no sern de temer en Crcega pesar de
los espesos bosques de que se halla cubierta aqulla isla, porque los
que se escapan ellos huyendo de la justicia, no pueden vivir all si
no tienen relaciones con los habitantes del pas, Tampoco en el Afri Africa
ca Africa habr temor de que se escapen, porque los refugiados, ademas de
no tener armas, debern trabajar entre la lnea que forman nuestros
puntos avanzados y las posiciones ocupadas en el Sahel.
Entonces la vigilancia difcil y costosa de los pirineos ser casi
intil: la Espaila estar tranquila y la Francia igualmente cuando a a-quel
quel a-quel ncleo de fanticos trabaje por cuenta de la civilizacin en lu lugar
gar lugar de pelear contra ella. Para llevar cabo esta resolucin decisiva
no se necesita sino querer y obrar sin dilacin. Nuestros soldados vi viven
ven viven acampados debajo de las tiendas de campana; tambin acam acamparn
parn acamparn debajo de ellas los refugiados carlistas. Nuestros aduaneros vi viven
ven viven bien krlargo de las lagunas de Crcega y cumplen con su de deber?
ber? deber? por que pues no enviariamos all una parte de los soldados
de D. Carlos.?
Idem 20 de idem.
P3r orden del ministerio van ser dirigidos uno de los dep depsitos
sitos depsitos del interior los Sres, Muoz, Marichalar, miembros que fueron,
el primero de la junta carlista de Guipzcoa y el segundo de la de
Navarra.
Si hemos de creer la Revista dt Paris Cabrera ha ido sin
pena la fortaleza de Ham. No cree dice este peridico, que su
cautividad sea larga, y espera que muy pronto la completa estincion
de la guerra civil le devuelva la libertad. No le falta dinero y apro aprovechar
vechar aprovechar este forzado reposo para restablecer su salud quebrantada
por la fatiga y los placeres. Sus dos hermanas le acompaarn
Ham.

ESPAA.
NOTICIAS DE CATALUA.
1 Tehsa 18 dt Julio.
Entrad del resto de la faccin catalana en Francia.
Escriben de la Tour de Carol con fecha de antes de ayer:
Ayer las 6 de la maana ha llegado Benet Tristany Palaa

con 1500 infante! y 40 caballos, El gobernador de Puigcerd estaba
prevenido de la intencin que tenia este gef de entrar en territorio
lrancs. En consecuencia hizo una salida, y habiendo encontrado
los rebeldes cerca de la aldea de Cauhaus, los arrincon hcia Alp
(estrema frontera, Irente Oeja). La caballera facciosa hizo ade ademan
man ademan de querer resistirse, pero las primeras descargas de las tro tropas
pas tropas nacionales, volvi grupas y se entr en F.rancia. La infante infante-ra
ra infante-ra gan las alturas y pasla lnea divisoria poco despus. Unos
quinientos hombres han estado pique de caer prisioneros y si se han
salvado lo deben la ligereza de sus piernas, pues pareca que el
miedo les daba alas.

Seo de Urgel 9 de Julio.
COLUMNA DEL BRIGADIER ZRBANO.
El di 6 sali est columna k acampar al frente de Pons cuyo
punto estaba ya abandonado de tos rebeldes, y para sabir Segre ar
riba en cuya direccin iban bastantes enemigos se uni la de Cas Cas-taeda,
taeda, Cas-taeda, y ambas, emprendieron la marcha por las dos partes del Se Segre,
gre, Segre, pasando por muchos desfiladeros y por puentes cortados encou encou-trando
trando encou-trando tambin abandonadas dos inespgnables fortalezas en los mon mon-tes
tes mon-tes mas elevados, como tambin el pueblo de Orga; y que los
mismos que las haban abandonado, volviendo la noche siguiente, los
paisanos les cerraron las puertas .y tiros no los dejaron entrar, des despidindoles
pidindoles despidindoles para Francia. En este dia se present esta columna el
famoso Pasiego con 16 famosos caba los, el bloqueador de Albalate,
dejaron los caballos para la escolia del brigadier, y tomaron el pase
para sus tierras; pero como iban cargados de ropas entraron en un
pueblo por un bagaje, y no encontraron mas que un mulo del cura,
y como este se quedaba sin mulo,mand tocar somaten, y saliendo
los paisanos del pueblo con paloslos de los campos con hoces, y el
cura con un trabuqp, cargan los ladrones, que huian; unos mata mataron
ron mataron y otro les hicieron echar al Sgre: esto lo dice uno de ellos
que se ha refugiado nosotros, todo desesperado, y llorando la mala
suerte que habrn tenido sus compaeros H
Eldia 8 ha llegado dicha columna formando la vanguardia de
Castaeda este punto, en donde ya hemos tenido noticia de que el
grueso de la faccin en nmero de diez doce milhombres se Rabian
metido en Francia, y que decan que el rey (por imaginacin) les
mandaba retirar para entrar en mejor ocasin, pero se desengaaron
ya por ltima vez, cuando al entrar les hicieron dejar las armas,
con qu sentimiento las dejaban! (decian)i etos son los que queran
entrar en nuestro ausilio? No lo creemos. Los catalanes que quedan
todos se indultan. Que descansados hemos quedado! lo estamos viendo
y cuasi no lo creemos. K
Ahora se dice que las tropas iremos al campo de Barcelona,
pasaremos resista, tocarn fagina y cada pjaro su nido Los ladro
nes que queden, las patuleas los esterminarn.

Barcelona 16 de Julio

Como una prueba de la lealtad y virtudes que caracterizan a
nuestros soldados, referimos el siguiente hecho
Al tiempo de encarcelar los facciosos cogidos por el somaten de
Castelltersol, se Ies registr con el objeto de ver si guardaban algunas
armas herramientas Un soldado de la compaa de Guias del gene general
ral general encontr al feroz cabecilla Bosch 1000 rs., y aunqe este le brin brind
d brind con ellos por captarse sin duda la benevolencia del soldado, es e
se los devolvi diciendo: Los guias estn bien pagados y no necesitan
dinero de nadie$ lo que quieren es rendir sus enemigos, no robarles"

Nos escriben que en Monseny hay los cabecillas Calderer
Cardedeu, Jubany del pueblo de Monseny, capitn de cabal,iaca.
Isidro Argu de Marata: entre los tres renen 48 infantes y 44
ballos, y van reclutando Entre la canalla hay un fraile que paga
latrofacciosos razn de 6 reales diarios. Muy del caso sena q j
pronto se mandase al Monseny una partida de soldados del pai.f
mando de un oficial prctico en el terreno, para anodadar cuanto
tes esos foragidos que brbaramente se empean en prolonga
simulacro de guerra civil. i
(El Corresponsal.;



1

ESCENAS DE LA GUERRA CIVIL.
Keucion del fusilamiento d u patriota escrita por el mismo.
El 16 de Mayo de 1840 fu sorpfertdida frente de la villa de
Alcolea del Pinar la diligencia que de Zaragoza venia Madrid.
Asaltronla doce soldados de Balmasedaj capitaneados por dos
oficiales. Al acercarse al carruage, introdujeron dos de los fora fora-gidos
gidos fora-gidos po las ventanillas sus descomunales trabucos, y mandaron
i mi compaero y a mi, nicos viageros, que nos tendiramos en
el suelo, despus de habernos hecho apear y dei acompaar U
orden coa una cfila de blasfemias e impdicas espresiones. Des Descargaron
cargaron Descargaron los equipajes y dems efectos; y en seguida prendieron
fuegoal carruage que desapareci a poco tiempo entre un torbe torbellino
llino torbellino ,Je llamas y homo.
Poniendo luego su presa ert varias acmilas nos mandaron
montaren dos bagajes que tenan dispuestos, y seguirles en direc direccin
cin direccin al fuerte de Beteta, donde el tigre Balmaseda aguardaba'
con ansia el resultado de aquella rapia. Ademas de los trabajos
y penalidades de una marcha tan incmoda, tuvimos que sufrir
no pocos insultos que si no ern muy esplcitos, daban al menos
entender las ideas feroces de nuestros raptores. Seguamos el
camino por senderos escarpados, abiertos entre precipicios que sin
duda guardarn fnebres despojos de infelices caminantes. Atra Atravesamos
vesamos Atravesamos el Tajo de noche con inminente riesgo de perecer, y lle llegamos
gamos llegamos antes del'dia un pueblo llamado Pelayo, distante nueve
diez horas de Beteta, donde permanecimos Ijasta las cuatro de
la maana del 17, en cuya hora sin haber tomado mas que muy
escaso alimento, nos hicieron continuar la marcha para aquel
punto fortificado. A las doce del mismo dia, cuando entrbamos
en Valsalobre nos despojaron del dinero que llevbamos oculto,
y de algunas alhajas. Hizo la exaccin el capitn B.... valindo valindose
se valindose de atentas espresiones, pretestartdo la inseguridad qe amena amena-zaba
zaba amena-zaba aquellos efectos de permanecer en nuestro poder, y brin brindndose
dndose brindndose ser nuestro depositario para irnos suministrando lo
preciso, segn exigieran las circunstancias: pero su verdadero
objeto era apoderarse de nuestros cortos haberes, que segn su
cuenta habiari de caer ert las manos de los soldados que en Be Be-teta
teta Be-teta nos custodiaran. Nuestro aturdimiento y pesadumbre no nos
dejo conocer la arteria de aquel ladrony accedimos su ofer oferta
ta oferta con la mejor volurita'd y buena f. Concluido el despojo, y to tomado
mado tomado algn ligero alimento, encaminmonos Beteta, no sin
recelar algn dao nuestra entrada: tal era la fajna de los de defensores
fensores defensores de la fortaleza!
Hecho alto en medio de la plaza entre los mismos caballos
que nos condujeron, vmonos instantneamente rodeados de toda
la canalla de la guarnicin, que con su sonrisa y ademanes daban
claramente entender la comezn que les devoraba de descargar
sobre nosotros un sable una lanza Cortdujronnos luego por
entre aquel inmenso tropel presencia del monstruo Balmaseda,
quien con fiases ceremoniosas nos pregunt quines ramos, y
cul el objeto de nuestro viaje. Contestamos comedidamente pa para
ra para no excitar su exasperacin, aunque sin mengua y sin disfra disfrazar
zar disfrazar nuestros sentimientos polticos. Concibi de nosotros el fac faccioso
cioso faccioso alta idea de importancia que, si en otros momentos halage halagea,
a, halagea, en aquella triste coyuntura era sumamente desconsoladora;
pues tvola crueldad de exigir cada uno de los dos 5,000 du duros
ros duros de rescte, fijndonos para la entrega el plazo de doce dias,
Intil es aadir que con el decreto iba envuelta la amenaza
de fusilamiento en el desgraciado caso de no hacer efectiva aque aquella
lla aquella cantidad, lo cual era sumamente difcil, lo menos por mi
Parte, por la escasez de recursos en que la sazn se encontraba
toi familia. Despidinos el cabecilla, y desde su presencia fuimos
trasladados la prisin, en la cual escribimos nuestras casas
P'niando la horrible situacin en que nos veamos, y la necesidad
"e inauditos esfuerzos para rescatar nuestras vidas. Hambre, mi mirria
rria mirria y mal tratamiento esperimentmos en aquella sepultura de
vivos, donde geman otras ciento y tantas vctimas del furor de
Ruellos asesinos.
Al espirar el plazo recib noticias de mi familia, residente en
a corte, remitindome dos letras de una cantidad muy inferiora
s 5,0U0 duros exigidos: las dirig sin embargo al cabecilla, y en
CuatA dias no obtuve contestacin alguna.
Creca en tanto nuestra inquietud, y redoblbanse nuestros
abajos y pesares. Hallndose Balmaseda en cierta espedicion
un pueblo, distante dos leguas del lugar de nuestro martirio,
hizo conducir su presencia entre cuatro lanceros. Habia ya
8o i orac'on cuando salimos de Beteta, siguiendo pie el pa pa-o
o pa-o largo y el trote de los ardientes caballos de nuestra escolta:
quel momento pareca que ni en el cielo hubiese misericordia

487
de nosotros, pues una lluvia deshecha, con truenos y relmpagos,
acompaada de ja mas completa obscuridad, haciah mas difcil
el escarpado camino por donde nos llevban, iban acotando
nuestras ya escasas fuerzas: las amenazas los dicterios0 las es es-presiones
presiones es-presiones de nuestros conductores, convencidos de la imposibili imposibilidad
dad imposibilidad de seguirlos, nos estimulaban avanzr mas de lo que nues nuestro
tro nuestro cansancio permita. A medio camino acab el lodo de destro destrozar
zar destrozar mi calzado, y no tuve otro recurso que tirarlo: con los pies
desnudos, ensangrentados y entumecidos segu hasta Ptveda su sufriendo
friendo sufriendo de cuando en cuando en las piernas fuertes calambres,
que me obligaban tirarme al suelo y pedir auxilio anis conduc conductores:
tores: conductores: dbanmelo estos con pocousto; pero al menos reconocan
la necesidad de tender una mano de socorro al hombre dbil y
casi moribundo que los imploraba. A las once de la noche entra entra-inos
inos entra-inos en Poveda y dirigmonos con la escolta a una casa en cya,
puerta habia ri reten de caballera guardia de prevencin:
alli tomamos una jicara de mal chocolatery pasamos la noche
sin mas cama que la cpa dos tres veces
doblada. Bien se deja conocer qu te amargas reflexiones hara haramos
mos haramos en aquella situacin, desconociendo la intencin de nuestros
carceleros y llenndonos de pena incrtidiimbre las prgntas
qu os dirigan los soldados d la guardia, que a nuestras estu estudiadas
diadas estudiadas y cautelosas respuestas negaban su crdito, ltrajndonos
cotilas soeces espresiones que no sabe escribir una persona de e e-ducacion.
ducacion. e-ducacion. A las diez de la maana del dia siguiente se dej ver en
nuestro aposento u titulado ayudante enviado por el atroz Bal Bal-maseda,
maseda, Bal-maseda, y preguntando por m me dijo: "S. E. me encarga mani manifestar
festar manifestar V., qu no est acostumbrado sufrir se burlen de 61:
que ha pedido 5,000 duros; que solo se le entreg en letra una
cantidad muy indcente, y que se disponga V. ser fusilado."
Mand en seguida que a nadie dejasen entrar en el cuarto,
en el cual habia un crucifijo alumbrado por dos cirios amarillo;
por delante de la puerta se estaba paseando un hombre que mas
traza tenia de asesino que de ministro del altar. A mi compaero
que ya haba entregado cuatro mil duros, le concedieron otra
pronta de doc das para completar su rescate.
En vista de esto, y de que ya habia yo cohcebido la horro horro-rosa
rosa horro-rosa idea de que indudablemente iban a verificar conmigo el
sangriento alentado, supliqu aquel infame ayudante nuTper nuTper-minera
minera nuTper-minera dejar escrita una carta para mi angustiada esposa y des des-consolada
consolada des-consolada familia, dndoles noticia de mi muerte; peticin que
me fue negada. Viendo yo que el intimadorde mi sentencia iba
a mandar ai sacerdote que entrase en el aposento, no me qnedp
otro recurso que pedirle por favor que manifestara al que l ti ti-tulaba
tulaba ti-tulaba su esceiencia: "que yo tena deseos de cumplir su manda manda-to,
to, manda-to, pero que era indispensable me concediese otro plazo para es espedir
pedir espedir segundo propio a mi familia, fin de que hiciera el ultimo
esfuerzo; y si este no era suficiente que cumpliera mi destino
A pesar de negarme este favor en un principio imputarme
como crimen el ser empleado del gobierno y oficial de la milicia
nacional de Caceres, no pudo menos de acceder mis desespera desesperadas
das desesperadas suplicas, y alcanz de Balmaseda una tregua do ocho dias
con lo cual empec respirar y forjar en mi imaginacin una
existencia nueva.
Despus de comunicarme esta gracia, dispusieron nuestro
regreso Beteta en la misma forma y con iguales penalidades
que habamos sufrido la ida.
Ya no volvi Balmaseda al fuerte, pues habia emprendido
su ruta los pinares de Soria.
m Despus de nuestra llegada Beteta, dispusimos mi compa compa-ero
ero compa-ero de infortunio y yo entablar nuevas diligencias para reunir
las cantidades exigidas; pero aquel fue mas dichoso, pues los dos
tres das hizo la entrega total de los 100,000 rs. a uno que se de de-ca
ca de-ca primo de Balmaseda, quien los admiti sin dar recibo ni dis disponer
poner disponer la deseada libertad. Quiso sin duda conservar cautivo mi
compaero como prenda pretoria de mi rescate acaso con el oh.
jeto de que diera igual cantidad por mi, en caso de no aprontar
yo la que se me habia exigido.
Lleg por fin el trmino prefijado: regres el propio Beteta
con cartas de mi familia y dos letras de mayor cantidad que la
primera, las cuales, despus de visadas por los gefes que alli de dej
j dej Balmaseda, me fueron entregadas sin darme contestacin al alguna,
guna, alguna, ni resolver acerca de la suerte de entrambos prisioneros.
En la duda y agitacin que batallaba en mi espritu durante los
cuatro dias en que dur aquella inaccin, que por mil ideas con contrarias
trarias contrarias llegu creer favorable, discurr que las letras guardadas
en mi bolsillo ningn beneficio podan hacerme; y en consecuen consecuencia
cia consecuencia las endos a favor de unsugeto de mi confianza, residente en
Zaorejas, pueblo inmediato al de mi cautiverio. Pero antes de
que mi amigo pudiera proporcionarme el consuelo de contar los



488
caribes mi rescate; y al espirar aquellos fatales cnatro dias, dis
paso la canalla abandonar Beteta (era el 13 de Junio), y lo ve verific
rific verific las tres de la tarde, llevndonos en su compaa con otros
ciento y tantos prisioneros de guerra, y bastantes pudientes de los
que tenian en rehenes hasta hacer efectivos sus rescates.
Con nuevos y mas atroces peligros nos amenaz esta espe espe-dtcion
dtcion espe-dtcion que se diriga ios Pinares de Soria en busca del brigadier
Balmascda. El sol, el sudor, el polvo y la enfermedad que me a a-gobiaba
gobiaba a-gobiaba no me permitan seguir el trote de la caballera que nos
escoltaba. A la legua y media de marcha ya me era imposible
continuarla, y pesar de conocer el riesgo de una resolucin de desesperada,
sesperada, desesperada, me tend en medio del camino, suplicando por Dios
que me disparasen un tiro. El mismo Dios me es testigo de que
en tan amargo momento hubiera recibido la muerte como un de delicioso
licioso delicioso consuelo! Hzome levantar un lancero que se constituy
mi escolta particular: y debo confesar en honor de la justicia, que
si bien poco dulce en su trato y de entraas tan insensibles como
las de sus gefes, procuraba de cuando en cuando contener la fo fogosidad
gosidad fogosidad de su caballo para hacer menos crueles mis trabajos, pe pelo
lo pelo lleg un momento infeliz en que dio n su paciencia, porque, el
bruto marchaba con inquietud, y me amenaz enristrando su lan lanza
za lanza y obligndome la par de su (aballo hasta alcanzar la colum columna
na columna que nos llevaba no poca ventaja. Toda aquella tarde, toda la
noche, todo el dia siguiente continuamos caminando muy buen
paso, sin descanso ni alimento alguno, hasta que el 15, despus de
atravesar la carretera por Alcolea del Pinar, donde nos hicieron
prisioneros, nos llevaron al campo de Horma, donde se acamp
y reuni la canalla con sus restos, que se componan de Ta caba caballera
llera caballera del Turia, la de Palillos y parte de los hsares de Balma Balma-eeda,
eeda, Balma-eeda, ascendiendo la fuerza de toda aquella divisin vandlica
4,000 infantes, 800 900 caballos, 100 acmilas bien cargadas y
mucha bagajera.
Durante el campamento se entretena la soldadesca en de degollar
gollar degollar un numero considerable de rcses lanares y cabras que
fueron recogiendo en su devastadora marcha. Bien puede de decirse
cirse decirse sin ponderacin que cada faccioso mat una. Los campos
quedaron arrasados, tanto por las huellas de los caballos, como
porque los dejaban pastar en ellos su placer.
Serian las dos de la tarde cuando tocaron a marchar y &
pocos momentos ya iba andando la columna. Los ciento y mas
prisioneros escoltados por una compaa del' titulado primer ba batalln
talln batalln de Valencia, caminbamos buen paso retaguardia de
la divisin, cuya cabeza nos llevaba una ventaja de tres cuartos
de hora.
De repente el comandante de la escolta nos mand echar
correr, para ponernos vanguardia de la columna que no dejaba
de andar, y tuvimos que obedecer marchando por fuera de cami camino
no camino y entre precipicios. Todos corran con el mayor desorden, ca caballera,
ballera, caballera, infantera, la brigada, y nadie atinaba con el mtivo de
aquella repentina huida. Sobre la marcha nos hicieron variar de
direccin y subir un cerro, que tenia un campo grande, llamado
Mojares, y mandndonos formar en batalla a dos de fondo, se co coloc
loc coloc la fuerza seis pasos nuestro frente. "Seores, dijo el co comandante,
mandante, comandante, preprense ustedes para morir." A esta intimacin, u u-no
no u-no de los oficiales prisioneros que estaba mi lado derecho corri
abrazarse con el comandante, clamando "caballero oficial, los
dos somos militares y militares de honor: nuestras leyes no con consienten
sienten consienten que muramos asesinados."
Pero aquel monstruo, incapaz de un sentimiento humano, le
rechaz de s, tirndole al mismo sitio que antes ocupaba.
Acto continuo di la voz de jfuego! y toda la compaa dis dispar
par dispar sobre nosotros. Tirme al suelo maquinalmente; y anim
mi compaero que ejecutase lo mismo: ambos camos juntos, a a-quel
quel a-quel con un balazo que le atraves el muslo izquierdo, y yo ile ileso,
so, ileso, mientras ef valiente oficial que formaba mi lado cay ex exnime
nime exnime mi pies.
Indecibles son los tormentos que sufra mi alma al contem contemplarme
plarme contemplarme envuelto entre ochenta y tantos cadveres de liberales y
patriotas, oyendo de cuando en cuando los quejidos y angustiosas
convulsiones de los infelices que batallaban con la muerte. Asi
que hicieron la descarga nos abandonaron en aquel campo, y ba bajndose
jndose bajndose otro inmediato llamado Alborecas, sostuvieron por es espacio
pacio espacio de tres cuartos de hora un vivo fuego graneado. Esta ocur ocurrencia
rencia ocurrencia nos di entender que el valiente general Concha les ha haba
ba haba cortado la retirada y los estaba batiendo. As sucedi en e e-fecto,
fecto, e-fecto, aunque nuestro infeliz estado no nos permiti enterarnos
de los pormenos de aquella prspera accin.
Tendidos en el suelo permanecimos por espacio de hora y

media, cuando llegndose a nosotros dos hombres a caballo, al
parecer oficiales, nos hicieron levantar, dndonos cuartel y nos
condujeron un arro, distante una media legua del sitio de la
catstrofe, donde nos iban reunir un resto de la caballera de
Palacios. Echamos andar pie descalzo y sin aliento, desan desangrndose
grndose desangrndose por su herida mi desgraciado compaero, hasta que a
Ruellos dos hombres compadecidos de nuestra situacin, nos pro.
pusieron quedarnos en el primer pueblo que encontrsemos, para
que luego nos furamos al seno de nuestras familias.
Aceptamos esta oferta no sin algn cuidado y desconfianza
pero en breve desapareci nuestra zozobra, pues ai entrar en la
Torre de Valdealmendras, adelantndonos un poco entramos en
la casa del cura, quien dijeron nuestros conductores: "Aqu de de-jamos
jamos de-jamos en compaa de V. estos caballeros que no nos pueden
seguir: V. cuidar de que nadie los atropelle ni ultraje, pufes son
desgraciados." Y volvindose nosotros, continuaron: "Sn ust ust-des
des ust-des libres, vuelvan felizmente sus casas." Pronunciadas estas
palabras se alejaron.
Media hora habra pasado, cuando entrronlos rezagados
en el pueblo y comenzaron saquearle: llagaron la casa del se seor
or seor cura y se contentaron con robarnos lo poqusimo que nos que quedaba
daba quedaba encima. Pero tai vez hubieran cometido con nosotros y el
cura alguna atrocidad, si uno de ellos en quien se dejaba entre entrever
ver entrever algn tanto de finura y humanidad, no se hubiese constituido
en centinela de nuestras personas hasta que conejuy de pasar la
canalla. Entonces se despidi y le dimos expresivas gracias.
Procuramos inmediatamente salir del pueblo y con acuerdo
del cura nos proporcionamos caballeras y criados que al da si siguiente
guiente siguiente 16 de junio nos condujeron Sigenza y la libertad, A A-lli
lli A-lli me repusealgun tanto, dej mi compaero curndose desu he herida,
rida, herida, que o creo peligrosa, y en pocos das llegu al seno de mi
familia que dudaba de mi existencia. Qu sorpresa para una es
posa, para una familia entera!
Esta es la historia de mis tribulaciones que fielmente redac redacto
to redacto en Madrid a 9 de julio de 1840. A. P. de L.
(El Corresponsal)

REAL LOTERIA.
El 10, del prximo Noviembre se cer cerrar
rar cerrar en los pueblos de la Isla la venta de
billetes del Sorteo extraordinario nm. 11
que ha de celebrarse el 19 del mismo. Puerto-Rico
Io de Octubre de 1840. Her
nandez.

JUZGADO DE GUERRA.
Por auto de 5 de los corrientes recado en el espediente que se sigue en el espresado
Juzgado por D. Zoylo y D. Robustiaoo de la Cruz, Teniente de Milicias, para que el Sr.
Teniente coronel D. Juan Barranco les entregue los bienes que estn en su poder, como
apoderado de su hermano D. Joaqun Cruz, que acaba de fallecer en los Reinos de Espaa,
sin disposicin testamentaria, ni heredero forzoso, se ha prpvehido entre otras cosas lo si siguiente.
guiente. siguiente. "Ctese y emplzese en tres Gacetas consecutivas a los que se crean con derecho
preferente la succesion de este intestado, para que lo deduzca dentro de treinta dias ante
este Tribunal, con apercibimiento que si no lo verifican en el trmino espresado se proce proceder
der proceder loque en justicia corresponda, parndoles el perjuicio que hubiere lugar." S. Vi Viga.
ga. Viga. -Laguna. Jos Simn Izquierdo, escribano de Guerra.
Lo que se avisa al publico en cumplimiento de lo mandado. Puerto-Rico y Octubre o
de 1840. Jos.Simon Izquierdo, escribano de Guerra.!

Por auto de este Juzgado aprobado por la Real Audiencia se mandan publicar en Jos
peridicos de la Isla dos caballos, uno negro con pintas blancas por el cuerpo, de regular
alzada, un lucero blanco en la frente, patillano, una mancha blanca en el hocico y otra en
el menudillo de la pata izquierda trasera, de paso, y orejn. Otro rjotro zaino, chico, con
unos pelos blancos los lados del espinazo, las cuatro uas negras, y de paso muy pesad0.
Lo que se avisa al pblico, para que cualquiera que se crea con derecho ellos se presen e
reclamarlo, pues pasados quince dias del ultimo anuncio s han de vender en pblica
basta para pagos de costas. Caguas veinte y nutve de Setiembre de mil ochocientos cuaren cuarenta.
ta. cuarenta. Agustn Rosario, escribano publico. 1

ANUNCIOS.

Hallndose vacante el magisterio de primeras letras del pueblo de Bayamon por ren
cia del que lo desempeaba con la dotacin de doscientos pesos anuales que le es ta as ig
nada, sin perjuicio de lo que le satisfagan los padres de familias pudientes por la cnen r.
de sus hijos. La persona que quiera hacerse cargo de l en los mismos trminos puei le o
rir al Ayuntamiento y Comisin de instruccin del referido pueblo hacer la presen ta
de los documentos que acrediten su idoneidad y dems circunstancias que requieren p
obtenerlo. 3

Imprenta del Gobierno; & cargo de D. Valeriano de Sanmillam



Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8 standalone no
fcla fda yes
!-- Gazeta de Puerto Rico ( Newspaper ) --
METS:mets OBJID AA00023800_00571
xmlns:METS http:www.loc.govMETS
xmlns:xlink http:www.w3.org1999xlink
xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance
xmlns:daitss http:www.fcla.edudlsmddaitss
xmlns:mods http:www.loc.govmodsv3
xmlns:sobekcm http:digital.uflib.ufl.edumetadatasobekcm
xmlns:lom http:digital.uflib.ufl.edumetadatasobekcm_lom
xsi:schemaLocation
http:www.loc.govstandardsmetsmets.xsd
http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitss.xsd
http:www.loc.govmodsv3mods-3-4.xsd
http:digital.uflib.ufl.edumetadatasobekcmsobekcm.xsd
METS:metsHdr CREATEDATE 2014-08-21T18:26:57Z ID LASTMODDATE 2014-06-05T14:08:03Z RECORDSTATUS COMPLETE
METS:agent ROLE CREATOR TYPE ORGANIZATION
METS:name UF,University of Florida
OTHERTYPE SOFTWARE OTHER
Go UFDC FDA Preparation Tool
INDIVIDUAL
UFAD\renner
METS:dmdSec DMD1
METS:mdWrap MDTYPE MODS MIMETYPE textxml LABEL Metadata
METS:xmlData
mods:mods
mods:classification authority lcc ISSN RECORD
ddc edition 15 070
mods:accessCondition This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item.
mods:genre sobekcm newspaper
marcgt newspaper
mods:identifier type OCLC 829938788
LCCN 2013201074
ISSN 2327-3143
ocn829938788
mods:language
mods:languageTerm text Spanish
code iso639-2b spa
mods:note dates or sequential designation Began in 1806?
After the change of sovereignty in 1898, briefly published by the government of the United States.
funding Funded by NEH in support of the National Digital Newspaper Project (NDNP), NEH Award Number: Project #00110855
mods:originInfo
mods:place
mods:placeTerm marccountry pr
mods:dateIssued October 10, 1840
marc point start 1806
end 19uu
mods:frequency Daily (except Sunday)[1823-]
marcfrequency daily
normalized irregular
mods:recordInfo
mods:recordIdentifier source AA00023800_00571
mods:recordCreationDate 130313
mods:recordOrigin Imported from (OCLC)829938788
mods:recordContentSource University of Florida
marcorg DLC
eng
OCLCQ
mods:languageOfCataloging
Spanish
spa
mods:descriptionStandard rda
mods:relatedItem series
mods:part
mods:detail Enum1
mods:caption 1840
mods:number 1840
Enum2
October
10
Enum3
10
10
mods:titleInfo
mods:title Gazeta de Puerto-Rico
alternative displayLabel Alternate title
Gaceta de Puerto-Rico
mods:typeOfResource text
DMD2
OTHERMDTYPE SOBEKCM SobekCM Custom
sobekcm:procParam
sobekcm:Aggregation ALL
IUF
NDNP
sobekcm:Wordmark UFPKY
NEH
CHRAM
sobekcm:Tickler NDNP2013
sobekcm:bibDesc
sobekcm:BibID AA00023800
sobekcm:VID 00571
sobekcm:EncodingLevel 7
sobekcm:Source
sobekcm:statement UF University of Florida
sobekcm:SortDate 671963
sobekcm:serial
sobekcm:SerialHierarchy level 1 order 1840 1840
2 10 October
3 10
METS:amdSec
METS:digiprovMD DIGIPROV1
DAITSS Archiving Information
daitss:daitss
daitss:AGREEMENT_INFO ACCOUNT PROJECT UFDC
METS:techMD TECH1
File Technical Details
sobekcm:FileInfo
METS:fileSec
METS:fileGrp USE reference
METS:file GROUPID G1 JP21 imagejp2 CHECKSUM 4382ddc10c80cedf0fdb6088c67dd57b CHECKSUMTYPE MD5 SIZE 4778129
METS:FLocat LOCTYPE OTHERLOCTYPE SYSTEM xlink:href 1069.jp2
G2 JP22 dbe11bd7d41d2ec0e468b9b02e97eeb8 4443727
1070.jp2
G3 JP23 6595425032e22577196c91f264c01e39 4690805
1071.jp2
G4 JP24 64edc009cd3e217ec2aa0d74a84d9eda 4458547
1072.jp2
archive
TIF1 imagetiff dc68241cceb9eba986a3ccf1366a4975 38193447
1069.tif
TIF2 4ed00a4567e8b857662b2ae23367d307 35541238
1070.tif
TIF3 5e0b6be44efb365e0ef8b87e6178b959 37509892
1071.tif
TIF4 3e09e1761c33bc8ea94fc19162e1d7fa 35637334
1072.tif
TXT1 textplain 385d434376ee9abb198b7762f44f2a42 6384
1069.txt
TXT2 8634a874a4657c531b4716eb6f5d9cf0 9399
1070.txt
TXT3 f61e77ff8bab0df579c4d9f165a9019e 11088
1071.txt
TXT4 35932cac0b8217ea188ca2c5153e7b85 10764
1072.txt
ALTO1 unknownx-alto 4f19c418e24be3abe7e239f9a80066a3 189981
1069.alto
ALTO2 399f63ba92b1c7bd922a1c0a40e741f9 278820
1070.alto
ALTO3 129752ee141b0f7e1f7b16b4e14c6c32 313674
1071.alto
ALTO4 7a4558accdfc65bb39bdcdd0b9de55d0 313908
1072.alto
METS1 unknownx-mets 67ba7b3100a1c48114264e8b80180d17 8089
AA00023800_00571.mets
METS:structMap STRUCT1 physical
METS:div DMDID ADMID Puerto-Rico ORDER 0 main
PDIV1 Main
PAGE1 Page
METS:fptr FILEID
PAGE2
PAGE3
PAGE4 4
STRUCT2 other
ODIV1
FILES1