La policía judicial ante los delitos públicos

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
La policía judicial ante los delitos públicos obra de texto oficial notablemente corregida : tratado completo de sus atribuciones y deberes con formularios
Physical Description:
1 online resource (311 p.) : ports. ;
Language:
Spanish
Creator:
Segura Cabrera, Andrés, 1864-
Publisher:
Imp. "La Universal"
Place of Publication:
Habana
Publication Date:
Edition:
5a. ed.

Subjects

Subjects / Keywords:
Administrative law -- Cuba   ( lcsh )
Criminal law -- Cuba   ( lcsh )
Police -- Cuba   ( lcsh )
Criminal procedure -- Cuba   ( lcsh )
Derecho administrativo -- Cuba   ( bidex )
Derecho penal -- Cuba   ( bidex )
Policía -- Cuba   ( bidex )
Procedimiento penal -- Cuba   ( bidex )
Administrative law   ( fast )
Criminal law   ( fast )
Criminal procedure   ( fast )
Police   ( fast )
Cuba   ( fast )
Genre:
non-fiction   ( marcgt )

Notes

General Note:
"Vocabulario de alugnas términas y frases": p. 100-112.
Statement of Responsibility:
por Andrés Segura Cabrera.

Record Information

Source Institution:
University of Michigan Law Library
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 767525062
ocn767525062
System ID:
AA00021671:00001

Table of Contents
    Front Matter
        Page i
    Half Title
        Page 1
        Page 2
    Title Page
        Page 3
        Page 4
    A manera de prologo
        Page 5
        Page 6
    Prologo
        Page 7
    La policía judicial ante los delitos públicos
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 12a
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 189
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
        Page 195
        Page 196
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
        Page 207
        Page 208
        Page 209
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
        Page 215
        Page 216
        Page 217
        Page 218
        Page 219
        Page 220
        Page 221
        Page 222
        Page 223
        Page 224
        Page 225
        Page 226
        Page 227
        Page 228
        Page 229
        Page 230
        Page 231
        Page 232
        Page 233
        Page 234
        Page 235
        Page 236
        Page 237
        Page 238
        Page 239
        Page 240
        Page 241
        Page 242
        Page 243
        Page 244
        Page 245
        Page 246
        Page 247
        Page 248
        Page 249
        Page 250
        Page 251
        Page 252
        Page 253
        Page 254
        Page 255
        Page 256
        Page 257
        Page 258
        Page 259
        Page 260
        Page 261
        Page 262
        Page 263
        Page 264
        Page 265
        Page 266
        Page 267
        Page 268
        Page 269
        Page 270
        Page 271
        Page 272
        Page 273
        Page 274
        Page 275
        Page 276
        Page 277
        Page 278
        Page 279
        Page 280
        Page 281
        Page 282
        Page 283
        Page 284
        Page 285
        Page 286
        Page 287
        Page 288
        Page 289
        Page 290
        Page 291
        Page 292
        Page 293
        Page 294
        Page 295
        Page 296
        Page 297
        Page 298
        Page 299
        Page 300
        Page 301
        Page 302
        Page 303
        Page 304
    Index
        Page 305
        Page 306
        Page 307
        Page 308
    Back Matter
        Page 309
        Page 310
        Page 311
Full Text








This volume was donated to LLMVC to enrich its on-line offerings and
ffor purposes of long-term preservation by University of Michigan Law Library





















LA POLICIA. JUDICIAL












LA POLICIA JUDICIAL



ANTE LOS DELITOS PUBLICS



013RA DE TEXTO OFICIAT


NOTABLEMENTE CORREGIDA



Tratado Gompletodesus atribudonesydeberes con formularies


rOH 3M


DR. ANDRES SEGURA'GABRERA

ABOGAMMOTAL110, ETG.







11A 13ATqA

IMI-. "l-A TJW1V:lCn8Ar.,- Omspo a4















A MANTRA DE PROLOGO






POLICIA WAOXONAT,

MABANA.



Habana y Febrero 18, 1926.

Sr. Dr. Andr6s Segura Cabrera.

-Ali distinguido doctor y amigo:
11) Me satisface grandemente saber que se ocupa usted en
dar t6rmino a Ia quinta, edici6n de la obra de texto para la Policia NacionaI, denominada LA POLICIA JUDICIAL ANTE LQ3 DELITOS PUBLICOS; y er6ame que su necesidad era cada er d1a rfi&s sontida, pues agotada la cuarta, edicl6n habfa un
gran vaefo en ei studio, y Preparacift para, exAmenes, segfin las Ordenes militaries; 156 y su coneordante 181 de 1901 en que la misma se exige y constitute expert, y garantizada
ensefianza.
Tenga, usted la seguridad de que recomendar6 su adquisici6n por CIRCULAR a ]as fuerzas de mi mando, tan pronto OePa se halla Ya a la venta, como desde luego lo hago por h presented, que Is autorizo, como me pide, a insertarla en
dicha obra.
Soy suyo muy afmo. y devote amigo,
Pablo Afendieta.


Al














PROLOGO


DE ESTA QUINTA EDITION


Revisada y puesta, al dfa por su competence y conocido autor el Dr. Andr6s Segura Cabrera, sale a luz boy, la quinta edici6n de esta obra cada dfa mds apreciada y mds solicitada, por tanto; habi6ndonos guiadc ahora mAs que nunca, el deseo vivfsimo de ofrecer, como ofrecemos al tan revetable como brillantfsimo Cuerpo de Poliefa Nacional de la Habana y a los de Ias demds Provincias de la Repdblica, un texto efficient por complete y bien dispuesto y ordenado, en el que encontrardn la filtima palabra en las materias que le atailen, como, entre otras, podemos sefialar muy especialmente lo reIativo a la "Ley creando Ins Comisiones de inteligencias y Reglamentos y Tarifas de jornades mar1timos del Puerto de la Habana" que, con taxativas prescripciones ingiere a la pc-11cfa en los problems que nazean de las diferenclas entre patrons y obreros, huelgas, luchas Por causes de rivalidades obreras y vigilancia; y una gran ampliaci6r del Vocabulario de los t6rminos y frames cuyo conocimiento exact es fitil la los Ag entes do Pollefa, insertAn(lose en 01 cuanto, vocablo nuevo se ha recogido en el Dicelonarlo de la lengua castellana por In Academia espafiola, como en los de Voces cubanas mds recientemente publicados.
La enorme y constant demand de la obra desde que ha a1guncs meses se nos agot6 la cuarta edici6n, nos ha sldc de grandisimo estfmulo para nuestra labcr, encomendada su revisi,5n, como al principle decimos, al autor.
LOS BDITORES

























rl Vi


























M;





BRIGADIER PABLO MFNDIKTA
jefe de la Policia Nacional














EL RETREAT DEL BRIGADIER MENDIETA




El autor y los editors de esta obra creen firmemente es un deber de ellos per igual. tenido, inserter en sus primeras pAginas eI retreat del pundonoroso y distinguido Jefe de la Policfa Nacional, Brigadier Pablo Mendieta; y asf mismo estiman muy oportuno y procedente, ya quo no hacer una biograffa do personalidad tan conccida en todos los cIrculos; de nuestro medlo, el social, el civil, el military y on todos Jos qu6. se destaca su figure, sf recorder que el Municiplo de la Habana, recientemente, el dia 12 del corriente mes, de Febrero de 1926, en sesi6n ordinarla accord condecorarlo con la medalla de aro con distintivo blanco de antigUedad mdxima, concedida a los mlembros del Cuerpo de Pol1cfa por acuerdo del propio Municipio de 4 do Enero del aflo, antes paaado de 1924.
El peri6dico "El Mundo" de esta capital del martes 16 do Febrero del corriente afto do 1926, reflri6 asl el caso Insertando Integra la moci6n que fu6 presented, par a1gu no@ seflores Concejales y aprobada unfLnimeniente y con el mda grande benepldcito:

"Altc di8tinci6n a7 Jefe de la PoNcia Alacional-El Consistorio acord6 concederle una Tneda7la de oro como
wterito a los servicios que ha prestado a la Patria.

Seon publicamos oportunamente, el Consistorio habamero, en su filtima sesi6n acord6 conceder al General Pao






blo Mendieta, Jefe de la Policla, Nacional, la Medalla de ore eon distintivo blanco de mdxima antigUedad.
He aquf la moci6n referida, que fu6 presented per varies concejales y aprobada, por unanimidad:

A I" seflores concejales del Ayuntamiento de la Habana:
Los quo suscribimos, conceiales del Municipio de la Habana, rcgamos a nuestros ilustres y distinguidos compafieros, enaltecidas, de someter a su considerael6n y aprobaci6n la, siguiente:

Moci6n:

EX Mayor General Pablo Mendieta y Montefur, Jefe de la Pallcla Nacional, entre sus mfiltiples m6ritos, que nos ingpira esta, Mocift, tiene la excepci6n idnica que mAs nos oblige, de ser el primer Jefe de la Policia Nacional tan estrechamente ligado con nosotros, que ha side Conceial, y por tanto antiguo compaftero nuestro en la era de felicidad de nuestra Repfiblica alcanzada por el heroism y martirio do sus libertadores de ]a Metr6poli entre los que resalt6 on la primavera de su vida y alcanz6 por su valor y hazaflas ei grade de Coronel.
En la paz que nos proporcion6 la dicha sofiada de ciudadanos Iibres con nacionalidad propia se distinguI6 siempro el General Mendieta, come Director del Monte de Piedad; C6nsul de Cuba en Cddiz y C6nsul General en Barcelona; Jefe del Ej6rcito Nacional, distingul6ndose inolvidable en ]a fundaci6n y organizac16n de la Artillerfa de Costa y retirdndose con sentimiento de sus jefes, compaheras y subordinados con el grado que ostenta de Mayor General del EOreito de Cuba.
Fu6 Jefe de la Poliefa Nacional en Comisl6n elegda con ualdnime benepldcito en moments d1ficiles, que su tacto, pericia y ocuanimidad solvent con el mayor 6xito.
10





Fu6 Presidente de la Cruz Roja Nacional de Cuba, t1tulo quo conserve de Honor, otorgado por la unanimidad de los Conseieros de dicha ben6fica y altruista Asociaci6n. Fu6 Jefe de la Comisi6n Nacional do Boxeo y Luchas, coifservando tambi6n tftulo de HGnor otorgado por sus componente3. Y pertenece a las mds distinguidas Asoclaciones de nuestro mayor rungo social.
AdemAs posee condecoraciones nacionales pensionadas y de extraordinary valor meritorio autorizadas por el Monares. de Espaffa, algunas; y las demds por nuestro Gobierno y Presidentes de Asociaciones donde su recuerdo de caballerosidad, idoneidad y probidad es inolvidable.


Por tanto:


No vaellamos; en proponer como lo proponemos, impartiendo la aprobaci6n unAnime de que so concede al Maor General Pablo Mendieta y Montefur, Jefe de la Policla National, la Medalla. de oro, con distintivo blanco, de mdxima antigiiedad, con todos sus boneflelos, en justo y digno reconoemiiento de sus milltiples ni6ritos contrafdos con ]a Patria y por la excepcional y gratfsima circunstancia de ser antiguo y querido compafiero del Consistorio de la Habana, donde habrA do impon6 sele por el seflor Alealde Municipal de la Habana la medalla referida en acto solemn que rogaremos la asistencia del Honorable senior Presidento de la Repilblica y a las autoridades del Gobierno y a la prensa, testimony indiscutible de la opinion pfiblica.
Esta moci6n surtird l6gico. effect retroactive additional al acuerdo respective de este Municipio de fecha 4 de Enero de 1924.



Esa medalla u otra an&loga, si como se asegura el se-





fior Alcalde lo cree asl mejor, serd entregada al Generaf Mendieta, en sest6n solemn del Ayuntamiento, a la cual asistirl el senior Presidente de la Repfiblica y otras autori-I dades."



Distincl6n morecidIsima que premia a un hombre de grades m6ritos y muy relevantes serviclos en cuanto cargG ha desempefiado.
































12























































DR. ANDRES SEGURA CABRERA
Autor de esta obra









EL RETREAT DEL AUTOR DE ESTA OBRA

DR. ANDRES SEGURA CABRERA



Los editors de esta obra han'crefdo, aef mismo, quo es deber de consecuencia en ellos inserter tambi6n el retreat del autor, el conocido y reputado publicist, Abogado, Notaxio y Perito Dr. Andr6s Segura Cabrera, que, en este afto de 1926, precisamente, cumple el cuadrag6sime aniversarlo de publicist de obras todas del mayor m6rito, muy buscadas siempre por los elements mds intellectuals del pals, en raz6n a sus provechosas ensefianzas y prActicas y expeditas aplicaciones de ellas.
Esta misma, texto para la Policla Nacional de la Habana, adoptado tambi6n por las de otras Provincias y localidades de la Repdbllea, es un exponents de ello; y lo que dicen de su positive m6rito y balance las carts que, con el mayor gusto reproducimos a continuaci6n nos ahorran todo otro comentario.


JIUMV,

IPOr ICIA WACIOWAY,
Habana, Enero 19 de 1924.
FFADAW,&



Dr. Sr. Andr6s Segura Cabrera. Distinguido Dr. y amigo:
Me es grato comunicarle que en el acto, de conmemo13





,r=16n del 25 aniversario de la fundaci6n del Cuerpo de la .Poliefa Nacional celebrado en la Tercera Estacift de Policfa y honrado con ia presencia del Honorable seflor Presidente do la Repfiblica, autoridades, representations de tGdos 'Jos elements socials; y de la prensa de la capital, so ha tenido, el alto honor de recorder a usted como testimo-mio inequfvoco de la admiraci6n y gratitu d con que se le
-distingue en eI Cuerpo que commando.
Inspfraso esta gratitude en el reconocimlento de los be.zieficios de ensefianza que usted ha, ofrecido al Cuerpo con su excellent libro editado varies veces desde la fundacift ,do la Policfa y declarado de texto official Para los exdmenos do ascenso de Ja instituci6n por su complete, compendio de materials 11tiles Para el buen funcionamiento del policla.
Comparto el recuerdo que so le ha tributado y como slempre quedo de usted afmb. amigo y s. s., Mcido Herndndez.


DR. ANDRES SEGURA CABRERA
ABOGADO Y NOTAF110
0 A U T A

Enero 22 de 1924.
Sr. Brigadier Pldcido Herndndez.
Jefe de la Policia Nacional.
Habana.

'Distinguido amigo: Su carta del 19 del corriente ha Ilegado hey a mis, manos produci6ndome la mds grata im-1yresi6n por -]a benevolencia con que estd escrita y la, exaltaci6n que en eUa se hace de mi humilde personalidad y de mi libro La Policia Judicial ante los delitos pfiblicos, que es el texto Para las fuerzas de ese Cuerpo de su tan ,digno, como merecido mando.
14





Yo me enter por el "Diario de la, Marina" en la resofia que hizo de la fiesta con quo ustedes celebraron el 25 aniversario de la fundacift 4del Cuerpo.y la inaugurael6n del "Club Atl6tico" en la, Tercera, Estaci6n,-y a cuya fiesta me fu6 impossible asistir,-de rescuer do que tuvo, para ml el Teniente Sr. Carlos Garefa, Sierra al entregar & usted un pergamino en que Is testimcnian su affect y consideraci6n ]a oficialidad, classes y vigilantes do dicha Estael6n; y en seguida, le escribI a dicho Sr. Garcia Sierra, una carta que usted quiz&s, ha lefdo y en la cual verfa lo, que. le consignaba, con sinceridad absolute.
La Pollefa Nacional, entre otras cosas le decfa, es hoY Para todos los que en ella, y sus grades condiclones se, f1jen, motive del mAs legItima orgullo patriot.
Y.esto cada vez mds mareadamente.
Verdad que ese Cuerpo ha tenido siempre Jefes dignlsimos y hoy tiene a quien como usted es a m&s, un probado funcionarlo en la misma carrera; y asI, "manda", "predicando con el ejemplo".
Yo loo sus eirculares con toda ateuel6n y tengo, por ello, motive para decirlo asf. Ann recuerdo una en que disponla determinadas cosas, sugiriendo el plan de ejecuci6n, asegurando que con ello habla, obtenido, siendo Capitdn del Cuerpo, el mejor resultado y tenfa, por tanto, experience del hecho.
Esto es, positivamente, muy fructIferop torque hay In "conciencla" de lo mandado que ha de producer necesariamente su mayor eficiencla.
Y termino: un mill6n de gracias por sus bondades y un abrazo que selle mi adhesion a la Policia de la Haban& por siempre y mi affect personal a su dignfsimo, Jefe.
Cordialmente suyo amigo y S. S.,

Dr, Andr6s Segura Cabrera.





DR. ANDRES SEGURA CABRERA
AROGADO Y NOTARIO
BAUTA

Enero 19 de 1924.
Sr. Carlos Garcia Sierra.
Teniente all mando de la Tereera Estaci6n do Policia.
Habana.
Muy distinguldo senior m1o:
Day a usted las inds expresivas graclas por sit bondad al recordarme, en la fiesta magnifica celebrada por ustedes ayer, para conmemorar el cuarto de siglo de la fundaci6n de la Poliefa do la Habana, como autor del Tratado de texto para ese Cuerpo, a que usted tan dignamento pertenece, La Policia Judicial ante los delitos pablicos que ha veintieinco afios publiqu6 por vez primer, cuando mi pariente el General Mario G. Menocal, "su fundador, quiso y logr6 hacer que las fuerzas que lo formaban estuviesen suficientemente preparadas para sus functions mAs frecuentes, la de la persecuci6n de los delitos y faltas.
Y he de aprovechar la ocasl6n que su bonded me brinda, para significarle Una vez mds a usted y a todos los miembros del Cuerpo de Policla Nacional, desde su competente Jefe el Brigadier Sr. Pldcido Herndndez, hasta el m6Ls naoderno do los vigilantes que lo integral, mi adhesl6n mfis sincere y mi earifto mds profound.
Yo me siento como parte integrate de ustedes y me oatisface extraordinariamente la observaei6n quo hago del progress constant en todo que.ha tenido la institucift desde su origen, marcAndoso en ella siempre ]a tendencia, aleanzada en todas eircunstanclas, a la mayor perfecei6n y mejorainiento.
La Poliela Nacional do Cuba es boy para todos los que en ella y sus grades conditions so 11jen, motive del jnA9 legftimo orgullo patriot.





De ml libro por usted aludido con un recorder, afectuoso que nunca le agrAecer6 bastante, torque esas manifestaciones Ilegan al fondo del coraz6n de.los que las saben recibir, como a mi me suede, se estd terminando la quinta edici6n por "La Universal" de Ruiz y Compafifa
-en Obispo 34-hocho este en que no pude pensar cuando escribI mis modestos apuntes que constituyeron la primera edici6n, por m s que el General Menocal y sus adjuntos Mr. Jonh Gary Evans y Mr. Jonh Cullagh, asf como los generals shores R. do Cdrdenas y E. Loinaz del Castillo y los sefiore3 Alfcnso L6pez y M. Puri, me lo auguraron al felicitarme por haber aleanzado la declaraci6n de Texto por la Orden nfim. 156 de 1901, dictada dos afios despu6s de ]a publieacift del libro, y apreciado por tanto, en la prdetica su eficacia; observacidn esta, que entonces me hizo el boy Brigadier del Ej6rcito Sr. E. Pujol, CapitAn a la sazOn del Cuerpo de Poliefa. Le reitero el testimony, en 6sta, de mi gratitude por sus concepts y frase3 en ]a memorable tarde de ayer, y soy de usted obsecuente amigo y afm. s. a. q. b. s. m.,

Dr. Andr,6s Segura Cabrera.

















17














(De la primer, edicift)



AL GENERAL SR. MARIO G. MENOCAL

Jefe de Policia de la Habana.




Habana, 1.* do Marzo 1899.
Seflor:
Convencido do la utilidad que habrfa de reporter al Cuorpo de Policla. de que usted es digno Jefe, como asimismo a toda la poliefa ruraJ y a la do otras provinclas de la, Isla, un Tratado que desenvuelva por complete en forma sistemdtica y ordenada, los precepts legalese que marcan a dichos funclonarios sus derechos y deberes como pollefas judiciales, frente a Ios delitos pfiblicos quo so cometan y debcn reprimir, ensefiAndoles en perfeeta, nomenclature, cudles son 6stos, mediate ]a definici6n de los mismos y sus mareadas diferencias, como tambi6n do las faltas, dando para eada, caso un formularlo de Instruccift exactamente legal, con otros muchos eonocimientos complementarios; convencido, digo, de las ventajas quo ello reportarfa, y ansioso yo, como nadle-porque desde el cargo que desemPeflo me ha side dable siempre apreciar las ventajas de una pollefa, docta y bien dispuesta, en los various aspects de sus diversos cometidos--de que lo est6 la que boy es
-garantfa del orden prblico en nuestra, patria, he Nevado a 19





Ormino esa obra, que someto a su consideraci6n, torque si recibiese su apoyo, y sancidn y usted se dignara ast comuniedrmelo, yo la daria a la imprenta para hacer de ella una edici6n do bolsillo muy manuable, y en el nrmero de ejeniplares que me aconsejaxa usted que posee el conocimiento estadfstico del personal del cuerpo y grupoe a que .he venido contray6ndome.
Completard el trabajo, la insercl6n, on su Ap6ndice, de un plane de la Habana con copia de la orden do su actual division territorial; los toques do incendio; un directorio general de los edificios priblicas, la division judicial y municipal de la Isla toda, con expresi6n de sus provincial, cabaceras, etc.
Creo que el examen de todos los antecedents, y lo exDuesto, hardn a usted inclinarse a la recomendaci6n a que aspire, de 11til el libro al Cuerpo de su merecida jefatura; y esperando sus letras, de ello expresivas, y los dates quc para su caso me he permitido rogarle, me reitero suyo, con la mAs preference consideracift s. 9. q. b. s. m.,

Dr. Andr6s Segura Cabrera.


















20













POLICE DEPARTMENT

City of Havana

office of the Chieff of Police



Habana, Cuba, Marzo 9 de 1899.

Al Dr. Sr. Andr6s Segura y Cabrera.

Autor de un Tratado sobre functions de la Policla Judicial.

Seficr:
Enterado culdadosamente de su comunicaci6n del dia 1.1 del corriento y examinado el contenido de su obra La Policia Judicial ante los delitos pfiblicos, o, sdase el tratado complete do la-s atribuclones y deberes de aqu6lla, que usted somete a mi consult y juicio, debo manifestarle, con toda franqueza, que su trabajo, colma uno de mis mAs principles anhelos en el Cuerpo cuya jefatura Ilevo, torque merced a los conocimientos quo en aqu6l adquieran los individuals que 6ste forman, podrd contarse en e5ta Isla, con Una poliefa sufletentemente instrufda y con la competencia, per tanto, quo debe toner ]a de todo pafs eivilizado.
No vacilo, pues. en recomendar para la instrucei6n legal de mis fuerzas, su met6dico y ordenado Tratado de, quo me ocupo; y en recomendarlo, no ya como, fitil, at que como necesarto a toda la poliefa de las demls provincial, y muy prinelpalmente a la rural, cuya mayor esfera de ac21




ci6n les hace mds indispensable Jos conocimientos que nsted les brinda en su valloso trabajo.
Tengo mucho placer en incluirle con la Presente, Como usted lo desea, un exemplar del Plano de ]a Habana con el. trazado de su. nueva division y copia -de la orden en que se dispuso 6sta, para que Como me dice, lo inserted en un Apdndice del libro; signifiedndole en filtima, que es mi opinion haga usted una tirade de esta edici6n de su referido Tratado, en cantidad proportional al cupo de la policfa, o sdase, aproximadamente de 1,500 a 2,000 ejemplares, quo entre los individuals de ella per lo menos, es evidence habrd usted de colocar.
Y felicitdndolo de nuevo por su empeflo, que tanto, me satisface, y quo bien. puede califlearse a la par, de patri6tico, per cuamto cede en beneficio exclusive de nuestra culture, cimentando en la s6lida base de la competencia do sus guardians, al orden prblico, t6rmino repiti6ndome rauy verdaderamenie suyo siempre,

M. G. Menocal.



















22













PROLOGO

DE LA PRIMER EDITION


Acaso como esta vez, no pueda, nunca, sin caerse en la inmodestia, asegurarse al ofrecer al piablico una obra o escrito cuaJquiera, que se llena con 61 una. necesidad, tanto mdo grande, cuamto que su satisfacel6n es la de los generales interests y del orden pilb.lico, confiado a los quo est6. llamado a auxiliar el presented Tratado.
La misi6n que tiene por la Ley la policla judicial, de investigator por sf y sin que modie requerimiento a1guno, los delitos pilblicos que se cometieren en su teritorio o demarcaci6n; el cGncepto de auxillares del Ministerio Fiscal y de los Jucces y Tribun des ordinaries clue la Ley flja a todos y a cada. unc de lGs Individuos que la forman; y m&s quo nad-a el. no extstir en esta, Isla una publicael6n que coloque al. funcionario de la policla judicial en presencia del dellto pfiblico cometido, seflaUndole con el precepts de la Ley ouAles son sus deberes y atribuciones, nos ha resuelto a la publicaci6n de este Tvatado, que iniciando a los Individuos del nuevo servicio en el conocimiento de los delitos, per medlo de sus definiclones y mareadas diferencias que do ellos hacemos y en la forma de proceder a la instruccift de diligencias en que se depuren los heehos y reconozca al delincuente, les prestaTA. el mAs eficaz servicio, al ponerlos en conditions de llenar sus cometidos con exactitude y a conciencla, en beneficlo de la sociedad a quien





guard y custodial la tranquilidad y el orden. Llamado a instruir y encaminar principalmente al nuevo personal del servicio pilblico, nuestro trabajo, hemos procurado presentarlo en la m&s, fdcil y comprensible forma, dejando el discurso y toda controvemia, torque de ello Alo nacerfa la confusion mAs lamentable y opuesta al fln que persegulmos, y el que serd para nosotros gran satisfacci6n, ver que resulte cumplido.
Del orden pilblico garantido por funcionarios probes, intelligence y bien dispuestos, depended nadie ha de dudarlo, en gran mantra nuestro bienestar future y si se quiere nuestra personaliclad como pueblo libre. Preocupaei6n, pues, de todos debe ser ellc,; y pues que nuestra lo es y pensamos como hemos escrito antes, aprontamos el granite de arena que significar pueda este nuestro humilde esfuerzo para el hermoso y anhelado edificio de la patria cubana.

Dr. Andr6s Segura Cabrera.





















24













PROLOGO


DE LA SEGUNDA EDITION


Agotados todoe los ejemplares do la primer edici6n do esta obra, quo por la Orden del Gobierno Militar nrm. 156, do Junio 11 do 1901, fu6 declarada do texto para la policla do la Habana, BujetAndose a ella, entre otras materlas, los conocimientos quo en los exAmenes para aseensos en el cuerpo, debfa demostrarse, se impose la tirada de una segund-a ediel6n, como lo hacemos en la presented corrigiendo Y aumentando notablemento la primer, de la que We bemos suprimido los retreats, do los sefiores organizadores y Jefes, do los establecimientc-s penales, que en su mayor parto tienen boy otros destines y usos.
Nos allenta en este empeflo, y nos mueve, al fin,. a acometer esta important tirade, la inmensa, demands, que ha alcanzado en estos filtimos tempos la obra, demands. que en absolute hemos podido tender por la total carencia de ejemplares,, y que se ha sostenido a pesar de existir otros texos anh.Iogos a] presented, sin duda por ser dste y no aqu6Uosy el que Ilena el program de exdmenes y el finico que ha obtenido la espontAnea declara-toria de texto que contleno la orden antes citada.
25














PROLOGO


DE LA TERCERA EDITION


La gran demand de ella, que agot6 toda ]a segunda
edici6n de esta obra on brevfsimo tempo y la constant t
solicited de la misma, por individuals de los Cuerpos, de Poliefa de toda la Repiablica, Guardia rural, empleados del foro y hasta particulars que desean teuer en un tomo coloccionadas, corno lo estdn aquf, tantas disposiciones de cardeter general y muchas obligatorias a todo cludadano y de interns por ende, para todos su conocimiento, nos obliga a la tirade de esta tercera edici6n, que mAs corregida aun que lo fu6 la anterior y con todo Io legisIado y vigente hasta el dfa, ha de satisfacer a las mayors exigencies en la material, cubriendo, como cubre, con excess, los programas de ex&rnenes do la Pollcfa, pars, la que estd declarada de texto por la Orden military nrm. 156 de Junio 11 de 1901, y siendo en consecuencia de la mayor utilidad en todo.
Result hoy mds que nunea, este texto, un poderoso auxillar de consuIta, tanto al element official que de 61 ha do servirse, como al ciudadano a quien atafien todas y cada una de sus pAginas.
26














PROLOGO


DE LA CUARTA EDITION


Agotada la extensa, edici6n tercera, de esta obra, vdmonos on el case de dar esta. cuaxta que Ileva en sf cuantas reforms so ban hecho hasta, el dfa en que los tennis objeto, del texto, ampliado a su vez a innumerable materias quo dan los conocimientos mds avanzados en el Cuerpo y que son proplas de Jos Tenientes, Capitanes y Jefes por raz6n de su naturaleza y aplicaciones, Io que la harft cada vez m&s solicitada por los individuals de toda gerarquIa do los Cuerpos de Policla, y Guardia Rural para, quienes principalmente fu6 escrita y para el primer de los que esti declarada de texto per la Orden military nfim. 156 de Junio, 11 de 1901, aal como por los particulars que deseen tener,-y Bon muchos los que la solicitan,-en un volume, las innumerable disposiciones que ella encierra.
En In impresift nos hemos esmerado, m6.s sl cabe que en las anteriores tirades, propendiendo siempre al mejoramiento no s6lo del fondo, sino de la forma del utillsimo libro del Dr. Andr6s Segura y Cabrera, de que somos editores propietarlos. 1
27



















rr :0

















LA POLICIA JUDICIAL


L-Quidnes la constituyen.-2. Sus deberes.--3. Plazo para dar conocimieno a la Autoridad judicial de las diligencias que practique.-Ii. Juez a que debe darse conocimiento.-5. A qui6nes debe detener Ja policia judicial-6. Tempo que puede durar la detenci6n.7. ResponsatAlidad criminal en que puede incurrir Za policia judicial por prolonger indebidamente la detenci6n. 8. De Jos registers en lugares habitados.
Cudndo proceden. C6mo deben practicarse. Responsabilidades que crea el hacerlos indebidamente.-P. Del
comportamiento de 7a policia judicial.

1. Constituyen la palicla judicial y serAn auxillares del Ministorio fiscal, de los Rioces de instruccift, de los Correccionales y de Jos municipios en su caso:

1.0 Las Autoridades administrative eneargadas de ]a Segurldad pfiblica y de ]a persc-cuci6n de todos los delitos o de a1gunos' especiales.
V Los empleados o subalterno -de, policfa, de seguridad, cualquiera, que sea su denominacl6n.
3.o Los Alca-des, Tenientes de Alealdes y Alcaldo3 de barrio.
V Los Jefes, Oficiales e individuors de cualquiera otra fuerza destinada a la persecucift de malhechores.
5.* Los vigilantes, serenos, celadores y cualesquiera otros agents municipales, de policfa, urbana o rural.
6.* Los guardfas particulars do montes, caanpos y senibrados, jurados o confirmados por la Administraci6n.
7.' Los jefes do los; establecimientos pena4es, los Alcaides de ]as cArceles y sus subalternss,
31





8.* Los Alguaciles y dependientes de Jos Tribunales y Juzgados.

2. Es deber de la poliefa judicial averiguar ]as delitos pdblicos que so cometieren on au territorial a demarcaci6n; practical, segdn sus atribuciones, lps diligencias nocesarias para comprobarlos y descubrir a Jos delincuentes y recover todos los effects, instruments a pruebas del delito par cuya desapaxici6n hubiere poligro, ponidndolou disposici6n de la Autoridad judicial.
Si el dellto fuere do los quo s6lo pueden perseguirse instancia de parte legftima, tendrA la misma obligael6n expresada en el p6rrafo anterior, A so le require al efeeto.
Los delitos que s6lo pueden perseguirse a instancia de parts legItima son: los do adulteria, estupro, violact6n, rapto, caIumnla e injuria.
IA policla judicial debe, par consiguiente, practical par propio derecho y sin que medie requerimiento de Juez, las dillgencias conducentes a ]a averiguacl6n do los delitos, y de haber modiado aqu6l, comunicarAn el resultado obtenido en los plazas que se les hubiesen f1jado.
El Mintsterio fiscal, los Jueces de instruccl6n, los correccionales y los municipals en su case podrdn entenderse directamento con los funcionaxios do poliefa judicioil, cualquiera que sea su categaria, para, todos los efeetos de las disposiciones anteriores; pero si el servicio que de ellos exigiesen admitieso espera, deberdn acudir al superior respective del funcionario de poliefa judicial mientras no necesitasen del inmedlato auxilia de 6ste.
El funcionario de policia, judicial que par cuadquier causa no pueda cumplir el requerimiento a !a orden que hubiese recibido del Ministerio fiscal, del Juez do instruecift, del Juez municipal a do la Autoridad a agent que hublese prevenido las primers diligencias, lo pondrd inmodiataimente en ecuiocimiento del que haya hecho el requerimiento a dado la orden, para que prove de otro modo a su ejecucl6n.
Si ]a causa no fuere legItinia, el que hubiese dado la orden a hecho el requerimiento lo pondrd en conocimiento del superior jordrquico del quo se eycuse, para que lo corrija disciplinariamente, a no ser que hubiere incurrido en mayor responsabilidad con arreglo a las leyes.
El superior jerdrquico comunicard a ]a Autoridad o
32






funcionario que le hublere dado ]a que.ja la resolucidn. que, 'Idopto respect de su subordinado. I El Jefe de cualquiera fuerza pfiblica que no pudiese,
prestar el auxilio que por los Jueces o por un funcionario, de poliefa judicial le fuere pedido, lo pondrA en su conocimiento para quo prove de otro modo a su ejecuc!6n.
El que hubiere hecho el requerimiento, lo pondrA en cortoo-finiento del Afe superior inmediato del que so excusare en la forma y para el objeto expresado en los pdrrafos anteriores.
Los funciGnarios de poliefa judicial se abstendrdn, bajo su responsabilidad, de usar medics do averiguaci6n que la. Ley no autorice.

3. Inmediatamente que Iw funcionarios de po lcfa judicial tuvieren conocimlento de un delito pfibIico, o fueren requerldos para prevenir la instruec!6n de diligenclas por raz6n de algln delito privado, lo participardn a la Autoridad judicial o al representative del Ministerlo fiscal, si pudieren ha;cerlo sin cesar en. ]a prdetica de las diligencias de prevencift.
En otro caso, lo harAn asf que las hubieren terminado.
Si concurriere algfin funcionario de poliefa judicial de categorfa superior a ]a del que estuviere actuando, deberl 6ste dairJe conocimiento de cuanto hublere practicado, poni6ndose desde luego a sudisposici6n.
Lois funcionarlos de poliefa judicial extenderdn un atestado de las diligencias que practiquen, en el. cual especificardri con la mayor exactitude los hechos per ellos averiguados, insertando Irs declaraciono3 e informes recibidos y anotando todas 'as circunstanclas que hubieren observado y pudiesen ser prueba o indiclo, del delito.
El atestado serd firmado per el que lo haya extendido. y si ushre sello, lo estampara con su rilbrica en todar. las hrJas.
Las personas presontes, periods y testigos que hubleren intervenido en. las diligencias relacionadas en el atwtado serfin invitadas a firmarlo, en la parte a ellog referente. Si no lo hicieren, so expresard la raz6n.
Sl no pudiere redactar el atestado el funcionario a quien correspondiese hacerlo, se sustituir& per una relacift verbal circunstanciada, que reducird a escrito de un modo fehaciente el funcionario del Iffinisterio fiscal o el Juez a quien deba presentarse el. atestadG, manifestAn33





dose el motive de ijo habeme redactado en la forma ordinaria.
Cuando el Juez se presented a forma el sumario, cesardn las diligencias do prevencift que estuviere practicando cualquiera Autoridad o agent de policla, debiendo ,6stos entregarlas en el acto a dicho Juez, asl como los efectos relatives al delito que se hublesen recogido, y ponlendo a su dinosici6n a los detenidos si los huibere.
Los atestados que redact,-.Yen y las manifestaciones que hioieren los funcionarios de policla judicial a consecuencia de las averiguaciones que hubieren practicado se considerard.n. denuncias para los effects legNes.
Las declarciones que prestaren deberdn ser firmadas y tendrdn ol valor de declaraciones testificales en cuanto se refleran a hechos de conocimiento proplo.
En todo, case lo funcionarios de policla Judicial estdn 4obligados a observer estrictamente las formadidades legal03 ,en cuantas diligencias practiquen.
Las diligeacias contenidris en el atestado sordn secretas.
En ningiln caso, save eI de fuerza mayor, los funcionariois de poliefa judicial podrdn dejar transeurrir mds de
-reinticuatro horas sin dar conocimiento a la Autoridaa ju-dicial o al Ministerio fiscal de las diligencias que hubleren practicado por consecuencia de un delito.
A los que infrijan esta disposici6n previene el artleuIo 295 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, se leg corrija disciplinariamente con multa de 62.50 a 250 pesetas, A Ia
-orxllzi6n no mereciere la calificael6n de delito.
Los que, sin exceder el tempo de las veinticuatro hoYas, dilataren mAs de lo necesario el dar conocimiento, seYdn corregidos disciplinariamente con multa de 25 a 125 I)esetas.
Cuando los funcionarlos de policfa judicial que hubieren do ser corregidos disciplinarlamente eon arreglo a la ley, fuesen de categorfa superior a la de la Autoridad Judicial o fiscal que entendiesen en las diligenclas en que se hubiese cometido la falta, se abstendrdn 6stos de imponer por st mismos la correcei6n, limitdndose a poner lo ocurrido en conocimiento del Jefe Inmediato del que debiere ser corregido.

4. La pollefa judicial debe dar conocimiento de log dolitos de que tenga noticia y entregar el atestado que 34





hubiere formado el Juez do instrucci6n o correctional, eeOn el caso, del partido o, demareacift en que el dolito se haya cometido.
Si en al. pueblo o demaireaci6n en que -el delito se ha, cometido, no residiere el Juez instructor, se darA cuenta al Juez municipal respective, quien por delegaci6n del Juez instructor y a falta de 6ste debe practical las primers diIlgencias criminals.
Puede ocurrir que no conste el lugar en que so hayx cometido un delitG y por consiguiento se ignore a qud Juez debe darse cuenta, en cuyo caso se dard conocimiento por este orden:
1.* Al Juez del t6rmino municipal, partido o circunscripei6n en que so hayan descubierto pruebas materials del delito.
2.1 A] Juez del t6rmino municipal, partido o circunscripei6n en que el presunto roo haya sido aprehendido.
Al entregar el ato-tado al Juez debe hae6rsele entrega. tambi6n de todos los effects, armas e instruments que, por estar relaclonados con el delito, se hubieren recogido por la poliefa judicial, poniendo a disposici6n do aqu6l lag personas de Jos detenidcs.

5. La Autoridad o agent de poliefa judicial tundra obligaci6n de detener:
1.1 Al que intentare cometer un dellto en el moment de Ir a come erlo.
2.o Al delincuente infraganti.
Se eonsideraTd flagrant delito el que so estuviere cometiendo o se acabare de compete, cuando el delincuente c deIincuentes scan sorprendidos.
3.o Al que se fugare del establecimiento penal en Qua se halle extinguiendo condena.
4.G Al cue so fugare de la edrcel en que estuviere esPerando su truslacift al establecimiento penal o lugar en quo deba cumplir la condena que so le hublese Impuesto, por sentencia firme.
5, Al que se fugare al ser conducido al estableclmiento o lugar mencionados on el nfirnero anterior.
6.* Al que se fugare estando detenido o, preso por causa, pendiente.
7.o Al pracesado o condenado que estuviere en rebeldfa.
S.* Al que astuviere procesado pGr delito que tenga se35




fialado en el C6d!go pena superior a la de prisi()n correccional.
9.o Al procesado por delito al que est6 sefialada pena inferior, si sus antecedents o las eircunstancias del he,cho hicieren presumir quo no compareceri cuando fuere Ilamado por la Autoridad judicial.
Se exceptfia de lo dispuesto en el pdrrafo, anterior al procesado que presto en el acto flanza bastante, a juicio de la Autoridad o agent que intent detenerse, para presumir racionalmente que comparecerA cuando le Ilame el Juez o Tribunal competence.
10. Al que estuviere en el caso del ndmerD anterior, aunque todavfa no se hallase procosado, con tal que eoncurran las dos circunstancias siguientes: la. Quo la Autoridad o agent tenga motive racionalmente bastantes para creer en la existence de un hecho que prosente los caracteres de delito. 2a. Que los tongs, tambi6n bastautes para creer que la persona a quien intent detener tuvo, participacift en 61.
11. A aquel contra el cual exist mandamiento de detenc!6n del Juez Instructcr o Tribunal competence.
La Autoridad o agent de policla judicial tomarA nota del nombre, apellido, domicilio y demds circunstancias bastantes pars. la averiguacift o identifleaci6n do la persona del procesado o del delincuente a quienes no detuviere por no estar comprendido en ninguno do los casos anteriores.
Esta nota serd oportunamente entregada al Juez o Tribunal que conzea o deba conocer de la causa.
El que detuviere o prendiere a algfin presunto culpable tomarA las precauciones necesarlas para que el detenido o presc, no haga en su persona o traie alteracift alguna quo pueda difficult su reconocimiento por quien corresponda.
Andlogas precauciones deberdn tomar los Alcaides de las edreeles y las Jefes de los dep6sitos de los detenidos: y si en los establecimientos de su cargo hublere trajo reglamentario, conservax&n cuidadosamente el que Ileven los press o detenidos al ingresar en el establecimiento, a fin do que puedan verstirlos cuantas veces fuere convenlente pars, diligencias de reconocimiento.
No se podrd detener por simples faltas a no ser quo el presunto reo no tuviese domicilic. conocido ni these flanza bastante a juicio del agent que intent detenerlo.






La Autoridad o agent de poliefa judicial toward nota ,del nombre, apollido, domicilio y demgs circunstanclas bastantes para la averiguac!6n e identificaci6n de ]a persona
-que haya cometido una falta y a quien no, haya detenidG ,por tener domicilio conocido.
Esta nota serd entregada oportunamente al Juez municipal del lug x del district en quo la falta se haya cometido.
La detencift debe ofectuarse de la mantra y en la forma que perjudique lo meno-s possible a la, persona y a la reputacl6n del inculpado.
Su libertad no debe restringirse sino, en los 11mites absolutamente indispensable para asegurar su persona e impedir las comanicaciones que puedan poijudicar la instrucci6n de ]a causa.
Los detenidas estaxAn, a ser possible, separados los unos
-de loe otros.
Si la.separaci6n no fuese possible, se culdarl de que no se retina personas de different sexo ni los correo4 en
--una misma prisl6n y de que los j6venes y no reincidentes se fallen separados de los de edad madura y do los reincidentes.
Para e3ta separaci6n. Se tended on cuenta, el grado
-de oducaci6n del detenido, su edad : la naturaleza del delito que se le impute.
Todo detenido puede procnrarse a -sus expenses las
--comodidades y ocupaciones compatibles con el objeto do ]a ,detenci6n y con el regimen de la circel, siempre que no
cornprometnn su. seguridad o la reserve del sumario.
Cuando el detenido deseare ser visitado par un Ministro de su religi6n, por un Ml6dico, por sus parents, o personas con quienes est6 on relaci6n de Intereses, o por ]as que puedan diaries sus, conseJos, deberA permitfrsele con ]as conditions; prescripts en el reglamento -do cArceles, .a! no afectason ul secret y 6xito del sumario. La relaci6n con el abogado defensor no podrd impedfrsele.
No se adoptaTd contra el detenido ninguna media e- traordinaria de seguridad s! no en caso de desobediencia, lie vioIencia o do robeIi6n, o cuando haya Intentadc o hecho 'preparativo3 para, fugarse.
Esta modida deberA sor temporal y s6lo subsistirl el Alempo estrictamente necesarlo.
EstA absolutamente prohibldo a todos los individuals
-de ]a poliefa judicial el dar golpes o maltratar a las per37





sonas de los detenidos, asl como eMPIeMr con ellos ninglin.. g6nero de amenazas para que declared ni hacerles preguntas capciosas.

6. El particular, Autoridad o agent de poliefa Judicial que detuviere a una persona en virtue de lo d1spuest& en el artfeulo, 5o. deberd ponerla en libertad o entregarla al Juez n &s pr6ximo al lugar en que hubiere hecho la detenci6n, dentro de las vinticuatro horas siguientes al act& de la misma.
Si demrrare la entrega, ineurrinS en la responsabi-lidad que establece el C6d!go penal, s! la dilaci6n hubiereexcedido de veinticuatro horas

7. Todos los individuals de la policla judicial se reputan funcionarios pilblicas, a los efectog de la responsabilidades crimiriales que pueden contrary en el ejercicio de sus functions. En tal concept les son aplicables las stguientes disposiciones:
C6digo penal. Artfculo 198.-El funcionario pfiblicoque detuviere una Pprsona sin estar autorizado por una ley, a no ser por raz6n de delito, no estando en susPenso las garantfas constitucionales, incurrirA en las penas de mulde 325 a 3,250 pesetas si In detencift no hubiere excedido de tres dfas; en la de suspeiisi6n en sus grades mfnimo. y medio, si pasamflo de este tempo no hubiere Ileggado a quince; on ]a de suspension en su grado mdximo a inhabilitaci6n absolute temporal on su grado medio, si no hablendo bajado do quince dfas no hubiere Ilegade, a un mes; en la de prisi6n correctional on su grado mdximo a Prisf6n mayor en su grado mintmo, si hubiere pasado de un mes y no hubiere excedido de un aflo; y en la de pris!6n mayor en su grado medio a reclusi6n temporal en toda su extensi6n, si Vublere pasado de un aflo.
Art. 199.-El funcionarto pfiblico que dilatare el cumplimiento de un mandate judicial para que se ponga on Iibertad a un preso o detenido que tuviere a su disposict6n, serd castigado con las penas inmeditamente smPeriores on, grado a las sefialadag on el artleulo anterior, on proporci6n, al tempo de la dilac16n.
Art. 200.-Ineurrirdn respectivamente on las penas suporlores en grado a las sefialadas en el articulo 198, el' funcionario pfiblico que no siendo Autoridad judicial, yno estando en suspense las garantfas constituclonales, de88






tuviere a una persona por raz6n de delito y no la pLsiera a disposicidn de Autorid ad judicial en las veinticuatro horas siguiente3 a ]a en que so hubiere heehG la detenci6n.
Art. 201.-Ineurrirdn tambi6ii en las mismas penas, en sus respectivos easos:
L, El Alcaide de edrcel o cualquier otro funcionario pilblico que recibiere en calidad de detenido a cualquior persona y dejare transcurrir veinticuatro horas sin ponerlo en conocimiento de la Autc-ridad judicial.
2.* El Alcaide de edreel o cualquier otro funcionario pfiblico que no p usiere en libertad al detenido que no hubiere sido constituldo en prisi6n en las setenta y dos horas siguientes a la en que aqu6l hubiere pesto la detenci6n ,en conocimiento do la Autorldad judicial.
3.1 DI Alcaide de cdrcel o cualquier otro funcionario pablico qu recibiere on calidad de prego a una persona, a no ser en virtue de mandamiento judicial, o la retuviere en prisi6n despuds de las setenta y dos horas de haberle 61do entregado en tal concept o habdrsele notificadr, el auto de prisl6n Fin que durante este tienipo le hubiere sido notificado ta.nibi6n el auto ratifleando aqu6l.
4.1 El AIcaide do edreel o cualquier otro funcionario pfiblico que ocultare un preso a la Autoridad judicial.
5.1 El Alcaide de cdreel o Jefe de establecimiento penal, que sin mandate de Autoridr,d judicial, tuviere, a un preso o sentenciado incommunicado o en lugar disinto del que le correspond.
6.* El Alcaide do edreel o Jefe de establecimiento penal que impuslere a los press o sentenciados privaeiones Indebidas o u are con ellos de un rigor innecesar1o.
7.* El Alealile de edreel o -Jefe de establecimiento penal que negare a un detenido o preso, o a quien le representare, certiflevel6n de su detefic16n o prisi6n, o que no there eurso a cualqu-Ter solicitud relative a su libertad.
8.1 El Jefe de establecimiento penal que retuviere a una persona, en el estableclimento despufs de tenor nott-cla ofleial de su indulto, o de3pu6s de haber extinguiio su condena.
Lo dispuesto en los ndmercs Io., 2o., 3o. y 5o., no tendrd aplicacift cuando el Alcalde Ue la edreel, el Jefe de establocirniento penal c el funclonario pfiblico obre en cumplimiento de una orden de Autoriqad civil o military, dicta,da en ejercicio do atr!bUCIOII03 conforldas por una ley.
.19





8. Los agents do policla judicial podrdn proceder da propia autoridad al registry de un lugar habita,7o:
1.* Cuando haya mandamiento de priEi6n cc.-ntra Una persona y traten de Ilevar a efeeto su capture.
2.* Cuando un individual sea sorprendido en flagrarte, delito.
3.* Cuando un delincuente fh-meliata nente rerseguido por los Agentes de la Autoridad, se oculte o refuge en Una casa.
El auto del Juez es necosario cuando no coneurriendo ninguna de las circunstancias expresadas en los dos epfgrafeg anteriores se opone al duefio c, eneargado de ]a habltacift a su entrada y registry, invocando, hi inviolabilidaddel domicilio.
Cuaado faIte el consentimiento del dueAo de Una ha-bitacift, no es posibIe legalme-to practPear la entrada y reg'stro (le la misma sin -auto motivado del Juez quo so notificarA a la persona interesada inmerHatamente, o lo mfis, tarde, dentro ide las vointicucitro horas de haberse dictado.
El Jifez qud i dn6clere de la causa podrd decretar la, entrada y registry do dfa o, do noche en los edificios y jugares piftblicos, sea cuglquiera el territorio on que raliquen, cuando, hubiere indiclos de encontrarse allf el procesado amefectos o instrumento-s del delito, o libros, papoles u otrom objets quo fpuedan server para on descubrimiento y comprobacl6n.
Se reputarfLu edificios o lugares pfiblicos para la, ob3er-vancia de lo dispuesto en el pdrrafo anterior:
1.1 Los que estuviesen destinados a cualquier servicio official military o civil del Estado, d e la Provincia o del Municipio, aunque habiten allf lors encargados de dicho servicio. o los de la conservacift y custodial del edificio o lugar.
2.* Los que estuvieren destinados a cualquier establecimiento de reunl6n o recreo, fueren o no Ifeltos.
3.* Cualesquiera otros ediflcios o lugares cerrados que-, no constituyeren domicilio de un particular.
4.* Los buques del Estado.
El Juez necesitard para la entrada y registry an el Pa-lacio do cualquiera de los Cuerpos colegisladores la autorlzacl6n del Presidente respective.
Para la entrada y registry en los temples Y dom6s lu-gares religious bastard pasar recado de atencift a las per-sonas a cuyo cargo estuvieren.
Si se tratare de un ediflelo o lugar pfiblico compreit40






4ido en log anterlores w1meros, el Juez oficlarA a la Autoridad o Jefe do quo aquOlos dopendan en la misma pobla-ei6n. Si 6ste no contestare en el t6rmino que se le flie en el ofloio, so notificarf, el auto en que so disponga. la entrada ,y registry, al eneargado de la conservaci6n o custodfa del ,edificio o lugar en que se hubiere de entrar y registrar.
Si se tratare de buques del Estado, las comunleaciones :Be dirigirdn a Jos Comandantes respectivos.
Cuando el edificio o lugar estuvire destinado a cualquier establec'miento de reunion o recreo, ]a notificacl6n se hard a Ja persona que se halle aI frento del mismo, o a
-quien haga sus voces, si aqu6l estuviere ausente.
PodrA el Juez que conociere de la causa ordenar ]a entrada o registry do dfa o, de noche, si ]a urgencia lo hlIciere necesario, en cualquier edificlo o lugar cerrado o parto de 61, quo constituya domicillo de cualquier ciudadano ,o extranjero residents on la Isla, cuando hublere indicio de oncontrarse 'allf el procesado o, effects o Instrumentos del delito, o libros, papeles u otros objets que puedan server para su descubrimiento y comprobacift.
Si el interesado nc, prestare su consentimlento para ]a ,entrada y registry, se practical 6ste en virtue do auto motivado, que se notifiearA a la persona interesada inmediataniente, o lo mds tarde, dentro de las vinticuatro horas do haberse dictado.
Si no fuere habido, el interesado a ]a primer diligencia en. su busca, se notificarA el auto a su. encargado.
Si nG fuere tampbeo habido el encargado se hard ]a notlficacl6n a cualquiera otra persona mayor de edad que, so hallare en el domicillo, prefiriendo para esto a log indi,;Iduos de la familla del interesado.
Si no se halla a nadie, se harA co-star per diligencla,
-quo se extenderA con asistencla de dos vecinos, log cuales deberdn firmarla.
Se reputan domicilic, para los effects do log pdrrafos anterjores:
El ediflcio o lugar cerrado, o la parte de 61, dostinada. principalmente a la habitacl6n do cualquier ciudadano o extranjero resldente on la Isla y de su familiar.
Los buques nacionales mercantes.
Las tavernas, casas de comidas, posadas y fondas no se reputaxAn como, domicilio de log que se encuen tren o residan ,en ellas accidental o t6mporalmente; Y 10 veran tan s6lo ,do log taberneros, hosteleros, posaderos y fondistas que se 41





fallen a su frente y habiten allf eon sus families en la parto del edificio a este servicio destinada.
PCxa la entrada y registry en los edificios a la habitaci6n u oficina de Jos representatives de las Naciones extranjeras acreditadas cerea del Gobierno, les pedird su venia el Juez por medic, do atento oficio, en el que les rogarA que conto3ten en Ormino de doce horas.
Tampoco podrA entrar y registrar en los buques morcantes extranjeros sin la autoriza;ci6n del Capitdn, o A 6-ste la denegare, sin la del C6nsul de su Naci6n.
En los buques extramieros de guerra, la, falta de autorizaci6n -del Comandante se suplird por la del Embajador o Ministry de la Naci6n a que pertenezcan.
So podrd entrar en las habitaciones de los C6nsules extranieros y en sus oficinas, pasandoles previamente recado do atenci6n y observando las formalidades prescripts en la Constituci6n y en las leyes.
Dosde el moment en que el Juez acuerde la entrada y registry en cualquier edificio o lugar cerrado, adoptar& las medidas de vigilancia conveniences para evitar la fuga del procesado o sustracei6n do los instruments, efectos del delito, libros, papeles o cuaJesquiera otras cosas que hayan de ser objeto del registry.
El auto de entrada y registro en el domicilio do un particular serd siempre fundado, y el Juez expresard en 61 concretamente el edificio o lugar cerrado en que haya do veriflcarse, si tendr& lugar tan s6lo de d1a, y la Antoridad o funclonario que lo haya de practical.
El registry ise harl a presencla del interesado o de la persona que legfti7mamente lo represented.
Si aqu6l nc, fuere habido o no quiere coneurrir ni nombrar representative, se practlearA a pregencia de un Individuo de su familiar, mayor de edad. Si no lo, hubiere, se bar& a presencia de dos testigos vecinos del mismo pueblo.
Ul registry, se practicarft siernpre a presencia, del Secretarlo y dos testigos, sin contar los de que babla el p&rrafo anterior, extendiOndose acta que firmarAn todm los concuA rrentes.
La resistencia del Interesado, de su reprosentante, de los, individuals de su familiar y de los testigos a presenciar el registry, producirfL la responsabilidad declarada, en el C6digo penal, a los reos del delito de desobediencia grave a la Autoridad, sin perjuicio de que la diligencia, se practique.
42






Si no se encontrasen lag personas u objets que so busquen ni apareciesen indicios sospechogos, se' expedird una certificaci6n del acta a la parte interesada, A la reclamare.
Cuando el registry se practique en el domicilio de un particular y expire el dfa sin harse terminadoy el que lo haga requerirA al interesado o a su representative, si estuviere presented, para quo permit la continuaci6n durante la noche. Si se opusiere, se suspenderA la dUigencia, cerrando y sellando el local o los muebdes en que hubiere de continnarse, en cuanto esta precauci6n se conEddere necozaria para evitar la fuga de la persona o la sustracci6n de lag cosas que se busean.
PrevendrA ashnismo el quo practiquen. el registry a los que se hallen en el dificio o lugar do la diligencia, que no levanten los sells ni violenten lag corraduras, ni permitan que lo hagan c-tras personas, bajo la responsabilidad establecida en el C6digo penal.
El registry no se suspenderA sino per el tempo en que no fuere possible continuarle, y so adoptardn durante ]a suspension lag medidas de vigilancia necegarias.
En la diligence de entra)da y regi--tro en lugar cerrado so expresardn lag nombres del Juez o de su delegado, que In practique, y do lag demd3 personas que interven-gaii, los incidents ocurridos, la hors, en que so hubiese principiado y conclufdo ]a diligoncia, y la rolacl6n del regis-tro per el orden con quo se haga, asf conio los resultados obtenidos.
Cuando en Ia entrada y registry do lugar cerrado log funcionarios de poliefa judicial infringleren los precepts que homes sehalado, ineurrirAn' en lag rosponsabilidades siguientes
C6dIgo penal. Artfculo 203.-IneurrirAn en lag penas do suspens!6n en sus grades mfnImo y medio y multa do 325 a 3,250 pesetas.
1.1 El funcionario pdblico que no siendo Autoridad judicial y no estando en suspense las garantlas constitucirynales, entrare en el domicilio de un eiudadano o extranjero sin su consentimiento, a no ser en los cases y en hs forms expresamente prevista,3 en lag leyes.
2.1 El funcionarlo pilblico que sin estar autoriza.do per una ley, no siondo AutoridPd judicial, y no estando tampoco en suspense lag garantfas constitucionales, registrare los papeles do un ciudadano o extranjero y efeetos 43




que se hallaren en su domicilio, a no ser que el duefio, hubiere prestado su consentimiento.
Si no devolviere al dueiio, inmediatamente, despuds del register log papeles y effects registrados, la pena ser& la inmediatamente superior en grado.
Si log delitos penados en Tog dos ndmeros anteriores, fueren cometidos de noche, las penas serdn las de suspensi6n en sus grades medio y mdximo y multa de 625 a 6,250 pesetas, salvo lo dispuesto en el pdrrafo 2o. del nilmero "o., mpecto a los cuales la pena serd la inmeditamente supe-rior en grado a las en ellos sefialadas.
Artfculo 204.-Incurrirdn tambi6n en las penas de suspensi6n en sus grades minimo y medio y multas de 325 a 3,250 pesetas, el funcionario pfiblico que, con ocasi6n del reghtro de papeles y effects de un ciudadano, cometiert cualquiera otra vejaci6n injusta contra Aas personas, o, dailo innecesario en sus bienes.
Si los sustrajere y se log aproplere, serd castigado como reo del delito de robo con violencia en las personas.

9. Lors Jueces y log Fiscales calificardn en un registro reservado el comportamlento de log funcionarias que bajo su inspecei6n present servicio s de policia judicial, y cada somestre, con reference a dicho registry, comunicardn a los superiors de cada uno de aqu6llog, para. log effects a que hubiere lugar, la calificaci6n razonada do Sul comportamiento.
















44
















EL DELITO


l.-,Ru definici6n.-2. Sus grados.-3. Responsables de 61.4. Circunstancias modificativas de la responsabilidad del
delincuente.

Es delito toda, acci6n u omisl6n voluntaria penada por ]a Ley.
Las acciones y omissions penadas por Ja Ley se reputan siempre voluntaries, a no ser que conste lo contrario.

2. 'Son punibles, no s6lo el dellto consumado, sino el frustrado y la tentative.
Hay delito frustradr, cuando el culpable practice todos los actos do ejecuci6n que debieran do producir como rcsultado el delito, y sin embargo no lo producen por causes independientes do la, voluntad del agent.
Hay tentative cuando el culpable da principio a la ejecuci6n del delito directamente, por hechos exteriors, y no pmetie-a todos los actos de ejecuoJ6n que debieran producer el delito, por causa o accident que no scan su propio y voluntario desistimiento.
La conspiraci6n y la proposing para compete un delito, sOlo son punibles en los casos en que la Ley las pona especialmente.
La cowpiraci6n existed cuandG dos o mds personas se, conclertan para, la, ojecucl6n del dolito, y resuelven ejecutarlo.
La, proposici6n existed, cuando el que ha resuelto cometer un dolitr, propane su ejecuc!6n a otra u otras personas.
Se reputan delitos graves los aue la Ley castiga, con penas que en cualquiera de sus grades sean affictivas.
45





Se reputan delitcs menos graves los que Ia Ley reprime con penas que en su grado m5aimo sean correccionales.

3. Son responsible criminalniente do los delitos:
L' Los autoTes.
2.o Los c6mplices.
;3.1 Los encubridores.
Se considering authors:
1.* Los quo toman parte direct en Ia ejecuci6n del beeho.
2.* Los que fuerzan o inducen directamente a eje.cutarlo..
3.1 Los que cooperan a Ia ejecuci6n del hecho per un acto sin el cual no se hubiera efeetuado.
Son cOmplices los que no halldndose ccmprendidos en
-los pArrafos precedents cooperan a Ia ejecuci6n del hecho por actos anteriores y simultineos.
Son encubridores los que con conocimiento, de Ia perpetraci6n del delito, sin habor tenido participaci6n en 61 come authors ni Omplices intervienen con posterioridad a su ejecuci6n de alguno de los modos siguientes:
I.o Aprovechdndc ;e por A mismos o auxiliando a los delincuentes para que se aprovechen de los effects del delito.
2.* Ocultando o utilizando el cuerpo, los effects o los instruments del dolito para impedir su des-cubrimiento.
V Albergando, ocultando o proporcionando Ia fuga al culpable, siempre que coneurra alguna de las circunstancias siguientes:
Primer. La de intervenor abuses de functions prbli-cas de parte del encubridor.
Segunda. La de ser el delincuente, reo de tralei6n, parricidio, asesinato, atentado contra Ia vida del Gobernador General (hoy Presidents de la Repfiblica) ; o reo conocidamente habitual de otro delito.

4. LageircOnstanclas quo modifican ja responsabilidad del delincuente pueden ser de tres classes, a saber: Eximentes, Atenuantes y Agravantes.
]DstAn comprendidas en las del primer MW-laa eximentes-y por tanto no delinquent.
Ia. El imb6cil y el loco a no ser que 6ste haya obrado en un intervals do raz6n.
46





2a. El menor do nueve aflos.
3a. El mayor do nueve aiios y rnenor de quince, a no ser que haya, cbrado con discerniniiento.
4a. El que obra en defense de su 'persona o derechos, siempre que concurran las circunstanclas siguicutes:
Primer. Agresi6n ilegItima.
Segundo,. Necesidad rational del rnedio empleado parx impedirla o repelerla.
Torcera. FaJta de provocaci6n suf1clente por parte del que se defended.
5a. El que obra en dofensa de la persona o derechos do su c6nYuge, sus aseendientes, descendientes o hermanos legftimos, naturals o aidoptivos, de sus aflues en los misnios grades y de sus consangulneas hasta el cuarto civil, slonipre que concurran la primer y segunda circunstancias prescripts en el nfirnero anterior, y la de que, on caso do haber precedido provocaci6n de parte del acometido, no hubiere teuido participaci6n on ella el defenscr.
6a. EI que obra en defense de la persona o, derech,)s de un extraho, siempre que concurran la primer y seganda circunst-Incias prescritas on el nfimero 4 y la de que el defensor no sea impulsado por venganza, resentirniento ti otro motive flegftimo.
7a. El que para evitar un mal execute ur. hoo.ho que produzea daiio en la propiedad ajena, siompre que concurran. las circunstancias siguientes
Primer. Realidad del mal que se trata de evitar.
Segunda. Que sea mayor que el causado para evitarlo.
Tercera. Que no haya otro modio practicable y menos perjudicial para Impedirlo.
Sa. El que en ocasl6n de ejecutar un acto Mcito con la debida diligencia, causa un nial por mero accident, sin culpa ni intenci6n de causarlo.
9a. El que obra vioIentado por una fuerza irreslstible.
10. El clue obra Impulsado. por miedo insuperable de una mal igual o mayor.
11. El que obra en cumplimiento de un deber o en el ejerelcio legftimo do un derecho, oficlo o cargo,
12. El que obra en virtue do obedlencia debida.
13. El que incurred en alguna omis16n, hallAndose !inpedido por causa legItima o insuperable.
Son ]as atenuantes:
47





Ia. Las expresadas en el artfeulo anterior, wando no concurren todos lo.3 requisites necesarlos Para eximir do iesponsabilidad eu sus respectivos cases.
2a. La de ser el culpable menor do diez y ocho aike.
3a. La de no habor tenido el delincuente intenci6n. ?e caesar un mal de tanta gravedad como el qtt-i produlo.
4-1. La de habcr precedido inmediatarnente provocaciOn o amenaz adeduada do parte del ofeadido.
5a. La do habor ejecutado el hecho, en vindwaciOn pr6xIma de una oiensa grave catipada al autor del delitc, su c6nyuge, sus ascendientes, desimndicutes, hermanos legftimos, naturaAes o adoptivos o, lafines en los mism.os grades.
6a. La de ejecutar el hecho on estado do embriaguez, cuando 6sta no fuere habitual, o posterior al proyeeto de comoter el delito.
7a. La de obrar per estimulos tan poderoso3 que naturalmente, hayan production, arrebato y obeecaci6n.
Y, filtimamente, cualquiera otra cireunstancia de igual entidad y amlloga a las anteriores.
Son circunstancias agravantes:
Ia. Ser el agraviado c6nyuge o ascendiente, descondiente, hermano legitimo, natural o adoptive, o afin en los mismos grades del ofensor.
2a. Ejecutar el hecho con alevosfa.
Hay alevor fa cuando el culpable compete cualquiera do los delitos contra las personas, empleando medics, medos o forms en Ia ejecuci6n, que tiendan direct y especialmente a asegurarla sin riesgo Para su persona, que proceed de Ia defense que pudierv, hacer el ofendido.
.a. Cc nnetor el delito mediate precio, recompense o promesa.
4a. Ejecutarlo per medio de inundaci6n, hicendio, veneno o explosion, varamiento, de nave o averfa causada do prop6sito, descarrilamiento de locomotora o, del use de otro artificio ocasionado a grades extragog.
5a. Realizar el delito per medic, de Ia imprenta, litograffa, fotograffa u otro medio andlogo que facility Ia publicidad.
(Esta circunstancia Ia tomardn en consideracl6n los Tribunals Para aprecivx1a come agravanto o atenuante, seon Ia naturaleza y los effects del delito.)
6a. Aumentar deliberadamente ol mal del delito, causando otros males innecesaxios Para su ejecuci6iL
48





7a. Obrar con premeditacift conocida.
Sa. Emplear astueia, fraud o disfraz.
9a. Abusar de superroriclad o emplear molio qua debilite ]a defense.
10. Obrar con abuso, de conflanza.
11. Prevrlerse diel cardcter pilblico que tenga el culpable.
12. Emplear medics c, hacer que coneurran circunstancias que ahadan la ignominia a Jos effects pr5pios del hecho.
13. Cometer el delito con ocasi6n de incendio, ulufragio, u otra calamidad o desgracia.
14. Bijecutarlo con auxilio de geqte armada o, de perocnas quo aseguren o proporcionen la impunfdatt.
15. Ejecutarlo do noche o en despoblado, o en cuadrilla.
(Estas eircunstancias las tomardn en consideraci()n los Tribunades segidn ]a naturaleza y aceldentes del delito.
16. Ejecutarlo en desprecio o con ofensa do la, autorlrodad pidblica.
U7. Haber sido eastAgado el culpable anterkrinente por delito a quo la ley seilale Igual o mayor pena, o por dos o mds delitos a que aqu6lla sefiale pena menor.
(Esta circunstancia, la tomardn en consideracift los Tribunals, se-dn ]as conditions del dolincuente y la naturJqeza y los effects del delito.)
18. Ser reincidente.
Hay reincidencia cuando al ser juzgado el culpable por un delito estuviere ejecutoriamente condenado por otro comprendido en ei mismo titulo del C6digo.
19. Cometer ol. delito en lugar sagrado, o donde la, autoridad pfiblica se hallare ejerciendo sus funclones.
20. Ejecutar el hecho con ofensa, o degPrecio del respeto que por la dignidad, edad o sexo mereciere el ofendido, o en su morada, cuando no haya provocado el suceso.
21. Ejecutarlo con esealamiento.
Hay escalamiento cuando so entra por una via que no sea ]a destiny al effect.
22. Ejecutarlo con rompirniento de pared techo o paNrimento, o con fractures de puertas y ventanas.
49





23. Ser vago el culpable.
Se entiende por vago ei que no posee blends o rentals, ni ejerco habitualmente profesi6n, arte u oficio, ni tiene empleo, destiny, industrial, ocupac!6n Ifetta o algfin otro, inedio legItimo y conocido de subsistencia, por mds que sea casado y con domicilio fljo.
24. Ejecutarlo hacienda uso de armas prohibidas por los reglamentos.

















GLOSARIO

DE: T OS

DELITOS PENADOS EN EL CODIGO VJGENTE


ABANDONO DE N190S. Es el desamparo en un caso, la dejac!6n o ontrega en un establecimiento pfiblico o a otra persona sin cbtener el que tal hace la anuencia del que so lo hublere conflado o en su defect do la Autoridad, en otros. Ambos casos son penados en el C6digo.
ABORTO. Es el parto antes del, tempo natural.
Castiga el c6digG vigente aJ que de prop6sito causare un aborto, si apareelere violencia en la persona do ]a mujer embarazada; st, aunque no la ejerciere, obrare sin consentimiento de la mujer y afin, el que lo oc-asionare a mujer que lo consintiera.
Aunque con menos penalidad que la que impose el C6go en cualquicra do los casos anteriores, castiga tambi6n el aborto ocasionado violentamente cuando, no hubiera prop6sito de causarlo a la mujer que causare, su aborto, disminuyendo aun mAs la penalidad de 6sta s! hublese obrado asl para ocultar su deshonra.
Tambi6n. el facultative quo abusando do su arte cansare aborto o cooperate a 61; y el farmac6utico que sin ]a debida prescripci6n facultative expendlese un abortive incurrird en ]a responsabilidad del delito.
ABUSES CONTRA LA HONESTIDAD. Compete eI dollto el funcionario pilblico que solicitare a una muier que tuviere pretensions pendientes do su resoluci6n, informed o consulta;y el Alcaide o Jefe do prisi6n que solicitare a una muJer suieta a su guards.






ACUSAC ION Y DENUNCIAS SALSAS. Se cometeeste delito, imputando falsamente a alguna persona hechos que si fueren ciertos, cinstituirfan. delito de los que dan lugar a procedimientos de oficio si esta imputaci6n se hiclere ante funcicrnario administrative o judicial que por raz6n de su cargo debiera proceder a su averiguac!6n o castigo. No se procederd, sin embargo, contra el acusador o denunciador sino en virtue Lde sentencia o auto de sobreseimiento firme.
ADULTERIO. Cometen adulterio la mujer casada que, yace con var6n quo no sea su marido y el que yace con ella, sabiendo que es casada, aunque despu6s se declare nulo el matrimonio.
ALLANAMIENTO DE MORADA. Es la entrada en ]a casa ajena contra la voluntad de su morador, vcrificad& por un particular, y aunque no medie violencia ni intimidacift, pues la concurrencia de estas circunstancias s6lo trae consigo la agravac!6n de pena.
AAIENAZAS. Son la acci6n, acto, gesto o palabras con que se da a engender que se quiere hacer aIgiln mal a otro.
ANTICIPATION, PROLONGATION Y '_kBANDONO DE FUNCIONES. Compete este delito el quo entrare'a desempehar un cargo pfiblico sin haber prestado en debida forma el juramento o flanza requerido por las leyes: el funcionario pilblico que continue ejerciendo, su empleo, cargG 0 comisAn despu6s que debiere cesar: el funcionario pfiblico quo sin hab6rsele admitido la renuncia de su destino, lo abandonare con daho de la causa pfiblica.
ASESINATO. Es la muerte violent de una persona de ]as no comprondidas en el parricidio, concurriendo a1guna, de las circunstancias siguientes: alevosla, precio o promesa remuncratoria, inundaci6n, incendio o veneno, premeditv.ci6n conocida, ensahamiento que aumente deliberada inhumanamente el dolor del ofendido.
ATENTADO. Cometen atentado contra la Autoridad y sus agents:
Lo3 que sin alzarse pfiblicamente emplearen fuerza o intimidacift para alguno de los objets sefialados en los delitoS Lde rebeli6n y sedic!6n.
Los que acometieren a la Autoridad o a sus agents o emplearen. fuerza contra ellos, o las Intimidaren gravemente, o le hicieren. resistencia tamblOn grave, cuando se. hallaren derciendo, las funcione3 de suss cargos o, con ocasi6n de ellas.
52






CALUMNIA. Es la falsa imputaci6n de un delito delos quo dan lugar a procedimiento do oficio.
CASAS DE PRESTAMOS SOBRE FRENDAS. IncuYre en responsabilidad el prestamista que no, lleva librom para asentar sus operations, con los requisites que le marca el artfeulo, 570 del C6dfgo penal; y el quo no da el debido resguardo o seguridad de la prenda que recipe.
COACCION, Es el acto per el que sin estar legitimamente autorizado se impede a otro con violoncia, hacer lo que la ley no prohibe, o se Is compete a efectuar lo quo no, quiere, sea justo o, injusto.
COHECHO. Lo comet el funcionario pilblicc, quo rocibiere por sf o persona intermedia, dddiva o prosente 9 acoptare ofrecimientos o promosas por realizar actos iridebides en su cargo. Tambi6n es responsible do este delitoel que con dddivas, presents, ofrecimientos o, promesas corrompiera a Jos funcionarios pdblicos.
DEFRAUDACIONES. Comprende, este delito el alzarniento do una persona con sus bones en perjuiclo de sug acroodores; y asimismo la quiebra, concurso e insolvencia punible.
DESACATO. Lo compete Jos que halldndose una Autoridad en el ejerciclo de sus funclones o con ocasi6n de 6stas la calumniare, Injurlare o Insultare de hecho, o de palabra en su presencia o on escrito que les dirigieren o ]as amonazaren: el funcionario pilblico que halldndose su superior jerArouico en el ejercicio de su cargo, lo calumniare, injuriare o insultare de hucho o do palabra, en su presencia o en. escrito que le dirigiere o amenazare.
DESCUBRIMIENTO Y REVELACION DE SECPETOS. Compete este delito el que para de-scubrir los secretes de otros so apodera de sus papeles o carts y divulge aqu6llos: el administrator, dependiente o criado que en tal concept supiere los secrotos do su principal y los divulgare: e1 encargado, empleado u obrero de una f1brica u otro estSble- cimiento Industrial quo con perjuicio, del duefio descubriese los secretes de su industrial.
DESOBEDIENCIA Y DENEGACION Dn AUXILIO. La eometen los funcionarios judiciales o adminfstrati,,ros que se nioguen abiertamente o suspendieren la ejecuci6n do alguna orden superior, o, no prestaren la debida cooperac!6n a la admInIstracift de justicia u otro servicio, pilblico: cl que rehusare o so negare a desempefiar un cargo do elecei6ir popular, sin presenter ante ]a Autorldad quo corresponda 63






-excUsa legal c, deapu6s que la excuses. fuere desatendida: el Jurado que voluntariamente dejare de desempeflar su cargo sin excuEa admitida; y el period y el testing que dejare tambi6n voluntariamente de comparecer ante un tribunal a prestar su dedaraci6n cuando hublere side citado al effect.
bE SuRDENES PUBLICOS. Los cometen los que causaren tumultos o turbaren gravemente el orden en la audiencla, de un Tribunal o Juzgado, en los actos pfiblico y propios de cualquiera Autoridad o Gorporaci6n, en algdn Colegio electoral, oficinas o establecimientos pidblicos, en eapectdcuIos o solemniaad o reunidn numerosa: los que ,causaren tumultos o turbaren gravemente el. orden en las haciendas o en los ingenious, nogdndose al trabajo, desobe,deciendo o re-istienao a las personas encaTgadas de su direeci6n o administract6n: los que turbaren gravemente el orden pfiblico para caesar injuria u otro mal. a alguna persona particular: las que dieren grits provocations da rebeli6n o sedici6n en cualquiera reunion o asociacion 0 en lugar pfiblico: los que extrajeren de las c5,rceles o de les estableelmlentos penales alguna persona detenida en ellos, o la proporcionare la evasion: los quo causaren des-Perfec. tos en los caininos de hierro o en las lines telegrdficas, o interceptaren las communications o, la correspondencia: los que destruyeren o deterioraren pinturas, estatuas u otros monumentos p(iblicos de utilidad u ornate.
DETENCION ILEGAL. Es el acto por el que fuera de los cases permitidos por la ley, el particular encierra, aprehende o detiene a otro o en cualquier forma le priva de su Iibertad.
DUELO. Es un combat singular entre dos personas en presencia do testigos o sin ellos, precediendo, reto o dosaffo hecho per palabras, per esscrito o por gestos, y aplazando tempo y lugar con objeto de vengar o reparar una injuria verdadera o suPuesta.
ESCANDALOS PUBLICOS. Se compete per el que haIlAndose unido en matrimonlo, religiose, indissoluble, abandonare a su consorted y contrajere nuevo matrimonto, segfin la. Ley Civil, con otra persona, o viceversa, aunque el matrimonio religioso que nuevamente contraJere no fuera indisoluble; y per los que de cualquier modo ofendleren el pudor o las buenas costumbres con hechos de grave esc&mdalo -0 trastendencia, no comprendidos expresamente en otros artfculos del C6digo.
54





ESTAFA. Es la aProPlaci6n de cosa aiena mediate engaflo, xtiticio o ardid, con dnimo do lucro.
ESTUPRO Y GORRUPCION DE INIENORES. Es el primer el concfibito voluntario con mujer'doncella o viuda de buena fama, mayor de doce ahos y menor do veinte. Consisto el segundo delito en iniciar, promoter o facilitar la prostituci6n do menores de edad para satisfacer los deGeos de otros.
FALSIFICACION. E3 contrahacer, adulterer o corromp er alguna cosa como la escritura, la moneda, la medicina; y ahadir o guitar algo a una cosa con perjuicio do tercero.
FALSIFICATION DE MONEDAS. La compete el que fabricate moneda falsa de un valor inferior a la legItima, imitando moneda de oro o de plata quo tenga curso legal; el que cercenalre moneda legItima; el que fabricate monoda falsa del valor de la legftima, imitando moneda que tonga curso legal; el que fabricate moneda falsa imitando moneda que no tenga curso legal.
FALSIFICATION DE DOCUMENTS PUBLICS, Y DE COMERCIO Y DE DESPACHOS TELEGRAFICOS. La compete el funcionario pfibliec, que abusare de su oflcio, contrahaciendo o fingiendo letra, firma o rilbrica, suponiendo en un acto, la intervenci6n de personas que no la han tenido, atribuyendo a las que han intervenido en 61 declaraciones o manifestaciones different de las que hubleren hecho, faltando a la verdad en la narraci6n de los hechos, alterando las fechas verdaderas, hacienda en documents verdadero cuaIquiera alteracl6n o intercalaci6n que varfe su sentido, dando copia en forma fehaciente de un documento supuesto o manifestando en ella cosa contrarian o diferento de la que contenga el verdadero original, intercalando, cualquiera escritura en un protocol, registry o libro oflefal: el particular que cometiere en do-cumento pilblico u ofleial, o en letra de camblo u otra clase de documents mercantiles alguna do las fa4sedades desiganadas anteriormente; e.1 que a sabiendas presented en juiclo o usare, con Intencift de lucro, un documents falso de los antes descriptos; los funcionarios pfiblicos encargados de los tel& grafos, que supusieren o falsificaren un despacho telegrdAco; y 'el que hiciere uso do un despacho falco con intencift de lucro o, deseo de perjudicar a otro.
PALSIF-ICACION EN DOCUMENTS PRIVADOS. La compete ]a que con perjuicio de tercero o con Animo do causdrselo cometlere en documents privado a1gunas de las
65





facultades enumeradas antes on los pdblicos. El que sin haber tomato parte en la falsificaci6n, presented en jui,clo o hiciere uso con intenci6n do lucro, o, con perjuicio de tercero y a sabiendas de un documents falso.
FRAUDS Y EXACCIONES ILEGFALES. Los cometo el funclonario pfiblico que interviniendo por raz6n de u cargo en alguna comisi6n de suministros, contracts, ajustes o liquidaciones de effects o do habores pfiblicos so toncertare con los interesados o especuladores, o, usare cualquier otro artificio para defrandar al Estado; o que directa o indirectamente se interesase en cualquiera clase de (-ontrato u operaci6n en que debi intervenor por raz6n de su cargo. Fsta disposici6n es applicable a los Peritos, Arbitros y Contadores particulars respect de los bienes o cosas on cuya tasaci6n, participael6n o adjudicac!6n hubieren intervenido, y a los tutors y albaceas respect de los pertenecientes a sus pupils o testamentarfas.
El funcionario pfiblico que exigiere direeta o indirectamento mayors derechos que los que estuvieren sehaladc's por raz6n de su cargo.
HOMICIDIO. Es la muerte violent de una persona de la s no comprendidas en el parricidio,-y sin que cor.cuYran en el delito ninguna de las circunstancias que caracterizan el asesinato.
HURTO. Consists el delito de hurto en tomar, con Animo, de lucrarse, las cosas muebles arenas sin la voluntad do su dueho y sin emplear violencia en las personas, ni fuerza en las cosas.
INGENDIO. Els un fuego grande que abraza, edificios, misses, etc. Aunque incendio y abrasainiento son sin6nimos, hay entre ambas palabras marcada diferencia por lo i ue comunmente expresan. En effect incendio e3 un fuego, que despu6s dehaber quemado una parte de un eliflcio o de al una otra masa combustible, so comunica suce-ivamente a otras parties, las penetra todas y concluye por producer un C;rande abrasami6nto, que e3 una cornbusti6n total.
INFANTICIDIO. Aluerte dada violentamente a un niho o a un Infante.
INFIDELIDAD EN LA CUSTODIAL DE PRESS. La compete el funcionario pfiblico o el particular que favoreciese la evasion de un proso cuya conduccibn o custodial le estuviese conflada.
INFIDELIDAD EN LA GUSTODIA DE DOCUMEN66






TOS. La compete el funcionario pdblico, los eclesidsticos y los particulars encargados accidentalmente del despache o custodial, de documents o papeles por comisl6n del Goblerno o de funcionarios a quienes hubiesen sido confladog aqu6llos por raz6n de su cargo cuando los sustrajeren, destruyeren u ocultaren.
INJURIAS. Es toda expre.zi6n proferida o acci6n ejecutada en deshonra, deser6dito o menosprecio de otra, persona.
IMPRUDENCIA TEMERARIA. E:s el defecto de ]a advertencia o previsi6n que debia haborse pesto en alguha cosa. El hecho cometido por imprudencia no es excusable cuando ha causado dafio o perjuicio a alguna persona.
JUEGOS PROHIBIDOS. Lo son todas los do suerte y azar o de fortune o en que intervenga invite, Jos de alhajas, prendas u otras cualesquiera bienes muebles o races, en poca o mucha cantidzd, ccmo tambMn los jue.-os a crAdito, a] flado o sobre palabra. Tamb!6n se pena al expendicl6n de bIlletes do loterfa o rifas no autorizadas.
LESIONES. Los dahos o detriment corporal causados por una herida, golpe o onfermedad.
Se hace generalmente sin6nimo -do lesions y heridas; pefo la idea do lesi6n es mucho rnds extenga que la de herida, porque abraza no s6lo el orden material a que 6sta se concrete sino al orden moral y Ias distinguen ademAs otras varfas acepciones. La herida puede ser casual, la lesi6n supone un deseopremeditado. En ]a herlda se ve siempre un daflo, un dolor que sufre ]a parte f1sica del individuo: on la lesi6n hay siempre una injusticia; que affect no s6lo a ]a parte ffstca, Sino ]a moral del individuo, porque a las dos so extienden sus effects.
Las lesions que produzean a] ofen dido la inutilidad para. el trabajo de 8 a 20 dfas o necesidad de asistencia m6dica por igual tempo se reputan como delito. Las que s6lo, impidan al ofendido trabajar de uno a siete dias, o hagan necesarla por igual tempo la asistencia facultative, se califlean como falta. Cuando el facultaLivo certlflque quo las lesions son de pron6stico reservado deberdn entenderse, como consecutive de delito.
VALVERSACION DE CAUDALES PUBLICOS. La
coy-ete el empleado que teniendo a su cargo caudales o efectos pfiblicos 103 sustrajore o consented que otro los sustralga: los aplicare a usos propios o aliens o le there una apli,caci6n pfiblica different do aqu6lla a que estuvieren asig-






nados; y el quo debiendo hacer un pago como tenedor de condos del Estado no lo hiciere.
Igualniente son responsible de este delito Im que se hallaren encargados por cualquier concept de condos, rentals o effects provincials o municipals, o pertenecientes a un ostablecimiento de industrial o Deneficencia, y los administrators o dopositarios da cauaales emboArgados, secuostrados o depositados por autoridad pAblica, aunque pertenezean a particulars.
MAQUINACIONES PARA ALTERAR EL PRECIO DE LAS COSAS. Son reos de este delito los que por promesa o dAdiva se apartan de subastas pdblicas y los que interitan alejar de ella a los postures, lw quo enearecieren o abamtaren abusivamente el precio del trabajo: y los que propalan rumors falsos para alterar el precio natural de las mereanclas, acciones, rentals, etc.
MATRIMONIUS LEGALESE. Son los colebrados kin hallarse con capacidad para ello cualquiera de los otorgantes, por la exLtencia do otro anterior no disuelto por impedfinento directamente, por falts, de consentimiento los menores, por no haber transcurrido, para el de la viuda, S01 dfas deapu6s de la muerte de su marido o por veriflcarlo antes del alumbramiento si hubiere quedado en cinta: por falta de dispense el adoptante, y por no haber obtenido el tutor aprobacift legal de sus cuentas cuando hubiere de contrary matrimonlo o prestar gu consentimiento para que lo contraigan sus hijos o descendientes con la persona de su guard, a no ser que el padre de 6ste hublere autorizado el matrimonio.
NECOCIAGIONES PROHIBIDAS A LOS EMPLEADOS. Las son: toda operaci6n direct o indirecta de agio, trdfico o granjerfa dentro do los 11mites de su jurisdiccift o mando, sobre objets que no fueran products de sus bienes proplos.
OCULTACION FRAUDULENT DE BIENES 0 DL INDUSTRIAS La, compete el que requerido por el co-npetente funcionario administrative ocultare el todo o parte de sus blends o el oficio o Industria que ejerciere con el prop6sito, de eludir el pago de los impuestos que por aqu6llos o 6stas debiere ntisfacer.
PARRICIDIO, Es hj muerte violent que alguno da a su padre, madre o h1jo, sean legftinio3 o ilegftimos o a cualquiera otrr do sus ascendlentes o deseendlentes 0 a su c6nyuge.
Antiguamente y hablando en rigor, s6lo era parricide 58





el que mataba a sus Padres, pero tambi6n so llam6 desPu6s asl por las leyes romans y luego por las nuestras a la perpetraci6n. del delito contra las personas quo hemos indicado.
Para los authors; de este abominable delito no quiso establecer en Atenas el c6lebre Sol6n, pena alguna, no pudiendo persuadirse que hubiera jamds una persona tan perverse que osase romper los vfneulos mis sagrados y dulces de ]a naturaleza, y arrojarse al crime mis horroroso y. repugnant.
PERJURIO. Cometen este delito, los que deliberadamente airmen ser clerto un hecho que sabon es falso, despu6s de haber prestddo juramento u obligdndose a decir verdad, en otra forma autorizada por la ley, como equivadente de juramento, de testificar, de6larar, deponor o certfficar la verdad ante un Tribunal, Juez, funcionario o persona competence, en cualquier procedimiento civil o criminal u otro caso en que, por minister do ]a Ley, deba prestarse tal juramento, o contraerse, en otra forma, la obligael6n do decir verdad. Y lcp que, por inducel6n, persuaci6n o fuerza, hubiesen obtenido que otro faltara a la verdad on las condicione3 anteriores.
Este delito se pona en la forma y media que sefiala la Orden nfimero 116 de 17 de Alarzo do 1900, que so inserta por su importance, fntegramente en otro lugar de esta obra.
PREVARICAOION. Cometen este delito los empleados pfiblico3, y especialmente los Jueces quo faltando a ]as oblig,!eioncs do su offelo quebrantan la palabra, fe, religion. a juramento. Y el. Abogado y Procurador quo vlolando la f1doliJad debida a su client favorecen a su contrario.
RAPTO. Es el robo que so hace do alguna muier mayor do doce afios y menor de veinte, saedndole de su casa Para IlevarIa a otro lugar con el fin de corromperla o casarse con ella. Hay dos esrpecies de rapto: rapto de fuerza y rapto de seducci6n: ol primer es el quo se ejecuta con violoncia contra la voIuntad de la persona robada; y el segundo es el one Ee hace sin resistencia de la persona robada, cuando 6sta consented en 61 por promesas, halagos o artificios de su rapto.
ROBO. Consisted el delito de robo en aPoderarse, con dnImo de luero, de laa cosas mueble3 arenas con -violencla o Intimidacift on las personas, o empleando fuerza on. ]as cosas.
SALUD PUBLICA. Se compete delitos contra la salud59





p-dblica cuando sin competencia para ello se elaboran y venden sustancias nocivas a la salud c production qufmi,,-os que puedan caesar grades estragos: cuando pGr los farmac6uticos se despacharen medicamentos deteriorados o los sustituyeren unos por otroa: cuandc, so exhumaren o trasladaren rostos humano3, infringiendo las disposiciones sanitarias del caso: cuando con mezelag nocivas a la salud se alteraran las bebidas o comestibles destinados al consumo pdb!lico o se vendleren g6neros corrompidos o averiados: cuando so escondieren o sustrajeren effects destinados a ser inutilizados o desinfectados, con objeto de venderlos o comprarlos: cuando se arrojen sustancias nocivas al agu,, que sirva de bebida pqbliea.
SUICIDIO. Es ol homicidio de sl mismo o la acei6n de
-quitarse a sf mismo la vida.
SUPOSICION DE PARTS Y USURPATION DE BSTADO CIVIL. Parto se dice al acto de alumbramiento y tambi6n al mismo feto despu6s quo a salido, a luz. Hay dos delitos relatives al parto: uno, Ilamado exposicift de parto, y el otro suposicift de parto. El primer consisted en dejar abandoned ell lugar pidblico o privado alguna criatura incapaz de proveer por sl misma a su subsistencia. M se..gundo estriba on bacer pasar a un niflo, por hijo de personas a quienes no debe el ser: y lo compete la mujer que mo pudiendo, haber hijo do an marido se finje preflada y ,al fiempo del parto, Introduce y supone como suyo el ajono. De estos delitos son responsible al par que la supuesta parturienta, el facultative o funcionario pfiblico quo abusando de su profesi6n o cargo, cooper a la ejecuci6n do ello.
La usurpaciOn de estado civil es la atribuci6n de la condicl6n o calidad baJo la cual se halla constituldo, el
-usurpado en la sociedad o en la familiar, atendido su na-cimiento, su filiaci6n, su sexo, etc, etc.
SUSTRACCION DID MENORES. Pena el C6digo la del que no ha cumplido siete aflos como asimismo la no presentaci6n do un menor por la persona eneargada de 61, a sus padres o guardadores sin quo le there explicacift satisfactory aceres, do su desaparici6n.
Tambidn castiga el C6dIgo al que indujere a un menor de cdad, pero mayor de siete aflos, a abandonar la casa do sus padres, tutors o encargados de su. persona.
USURPACION. Es reo de ella: el que con violencia o, Intimidacift en las personas, ocupare una cosa himueble
60





o usurpare un derecho real de ajena pertenencia; o el tiuo alterase t6rminos o Hades de los pueblos o heredades a cualquiera clase de sefiales destinadas a fijar los 11mites de predios contiguous.
USURPATION DE ATRIBUCIONES Y NOIMBRABIIENTOS ILEGALES. Se compete estos delitos per el funcionarlo pfiblico que invadiere las atribuciones del Po(ter Legislative, o se arrogare atribuciones propias de la. Autoridad Administrativa: el que continue, procediendo antes que se decide la contienda, jurisdiecionaJ habiondo, sido legalmente roquerido do inhibici6n: los funclonarlos administrativos o militaries que dirigieren 6rdenes o intimidaciones a una Autorldad judicial relatives a causes o negocios cuyo conocimiento o resolucl6n sean de la exclusive competencia, do los tribunals de justicia. el funcionario pfiblico que, a sablendas, propusiere o, nombrare para, cargo pfiblico persona en quIen no concurran los requisites legalas.
USURPATION DE FUNCTIONS, CALIDAD, TITU-10, BITC. La corneto el que sin Mule, o causa legitima, ejerciere acios propios de una Autorldad o funcionario pilblico, atribuy6ndose carActer official.
VIOLATION Y ABUSES DESHONESTOS. Es viela,ci6n el abuso de una mujer contra su voluntad.
So compete vlalacl6n yaciendo con la muier en cual,quiera de los cases siguientes: cuando se usare de fuerza o intimidacidn: cuando la muier se hallare privada de raz6n o do sentido per cualquier causa: cuando fuere menor de doce ailos cumplidos; aunque no concurriere ninguna de las eircunstancias expresadas anteriormente.
Los abuses deshonestos se compete concurrIendo, en personas do uno u otro sexo cualquiera de las eircunstan,cias antes exi)rosadas.
VIOLACION DE SECRET170S.-Comete este delito el funcionario pilblico que revelare los secretes do que tenga ,conocimiento per raz6n de su ofledo, o. entregare indebidamente papeIes o copies de papeles que tenga a su. cargo y no aeban ser publicados.
VIOLATION DD SEPULTURA E INFRACCION DE LEYES SOBRE INHUMACION. Compete este delito el que violate el sepulcro o sepulture, practicando cualouler acto quo tienda directamente a falter al respect debido a la memorial de los muertos. Estl en el sagundo, case el quo practice o hubiere heeho practical una Inhumael6n. contraviniendo lo disipuesto per Ias leYes: y reglamentos respect* a flempo, sitio y demqs formalidades prescritas.
61















LAS FALTAS



1. Su definici6n.-2. Sits responsables.-3. No tienen grados.-4. Sus classes segiin el ord6n a que afecten.

1. Son faltas Ins acciones u omislones penadas en el libro tercero del C6digo penal.
2. Son responsible criminalmente de ]as faltas:
1.0 Los authors.
2.o Los c6mplices.
Se considering authors:
1.1 Los que toman parte direct en la ejecucl6n del hecho.
2.* Los que fuerzan o induce directamente a otros a ejecutarlo.
3.* Los que cooperen a la ejecuci6n del hecho por un acto sin el cu"l no se hubiera efectuado.
Son c6inplices los que, no halldudose comprendidos en el pSrrafo anterior cooperan a In ejeEuci6n del hecho por actos anteriores o sirnult&neos.
3. Segfin el artfeulo 5.o del C6d!go Penal, las faltas s6lo se castigan cuando han sido consumadaB.
Se exceptfian ]as faltas frustradas contra la persona o, ]a propiedad.
4. Las faltas por el orden a que afectan se dividend en faltas contra el orden pfib7ico: faltas contra los intereseg generals y regimen de las poblaciones: faltas contra las personas y fa7tas contra la propiedad.
De las primers, o s6ause las. contra el orden p(lblico, se ocupan los artfeulos 593 al 599 inclusive, y son ellas las que consistent en apedrear o manchar estatuas o pinturas o caesar un daflo cualquiera en las calls, parques, jar62






,dines o passes, en el alumbrado o on objets, de ornate o pilblica utilidad o recreo, sun cuando pertenecieran a particulares: en perturbar un culto u offender Jos sentiments rellglosos de los concurrentes a ellos, de un modo que no constituya delito: en la exhibie!6n do estampas o grabados, o en la, realizaci6n. de actos quo ofendieren la moral y ]as buenas costumbres sin cometerse dellto: en disparar dentro de la poblael6n o en sitio pfiblico o frecuentado, armas de fuego, cohetes, petardos u otro proyeetil cualquiera que produzea alarm o pellgro: perturbar levemente el orden en ]a Audiencla o Juzgado, en Jos actos. pfiblicos, en espectaculos, solemnidades o reunions numerosas: en falter, los subordinados del orden civil, al respect y sumisi6n debidos a sus superiors, cuando el hecho no tuviere sefidlada pena en el Migo penal o en otras leyes: en promoter y tomar parts active en cencerradas u otras reunions tumultuosas, con ofensa de alguna, persona, o con Perjuicio o menoscabo del sosiego pfiblico: en turbar el orden pilblico, sin compete delito, yendo en rondas u otros esparcimientos nocturnes: en. caesar perturbaci6n o esedndalo por embriaguez: en turbar ,Bl orden pilblico, usando de medlos quo racionalmente deban producer alarm o perturbaci6n: en falter al respect y considerael6n debidos a In Autorldad o desobedecerla levemente, dejando do cumplir las 6rdenes particuIares que les dictare, si la falta de respect o la desobediencla no constituyeren delito: en offender do un modo, que no constituya, delito a los Agentes de la Autoridad cuando ejerzan sus functions o desobedecerlos: en no prestar a la Autoridad el auxilio quo reclamare en caso de delito, de incendio, do naufraglo, inundacl6n u otra calamidad, pudiendo hacerlo sin perjuicio ni riesgo personal: en ocultar su verdadero nombre, vecindad, est do o domicilio a la Autoridad o funcionario pfiblico que se lo preguntare por raz6n 4de su cargo: en ejercer sin tftulo actos de una profes!6n quo lo exija: en salir de mascara en flempo no permitido, contraviniendo a las disposiciones de la Autoridad, y on usar armas sin licencia.
Preveen y castigan hs faltas contra los interests ge-nerales y regimen de 7as poblaciones, Jos artfeulos 600 al ,609 Inclusive; y consisteir Ins mismas: en negarse a recibir en pago moneda legftima: en expender la falsa que so hublese recibldo de -buena fe, luego do co-star aquel extremo, sf se hace en cantidad menor de 325 pesetas y mayor de 70, en defrauder con pesas y medidas que estuvieren
63





al effect dispuestas con al'gidn artificio: en defrauder al Dfiblico en la venta de sustancias, ya sea en cantidad, ya en calidad, por cualquier medio, no penado expresamente: en llevar los trafleantes y vendedores sustancias, alimenticias que no tengan el peso, media o calidad que corresponda: en esparcir falsos rumors o usar de cualquier otro :irtificio illelto para alterar el preclo natural do las cosas Ei 0 hocho no constitute delito: en infringir las reglasdo policia dirigidas a asegurar el abastecimiento de las poblaciones:, en promoter y tomar parte, en sitio pdblico, en cualquier clase de juegos de -.zar que no fuere do puro pasatiempo, y recreo: en expender los farniae6uticos, medicamentos do mala calidad* en expender, las duehos o eficargados do tondas, confiterfas, panaderfaa u otros establecilmentos an&logos, bebidas o comestibles adulterados o alterados, Perindiciales a la salud, o en no observer en el uso y conservaei6n de las vasijas, medidas y fitiles destinados al serviCIO, las reglas establecidas o las precauclones de costumbre, cuando el hecho no constituya delito: on baAarse faltando a las reglas de decencia o do seguridad establecidas por ]a Autoridad: en infringir las disposiciones sanitarian tie pol1cfa sobre prostituci6n: en infringir las reglas dietadas por la Autoridad en tienipo do epidemic o contagion: en infringir los, reglamentos, ordenanzas y bands sobre cpidemia de animals, extinci6n do langosta u otra Plaga semejante: en infringir las disposiciones sanitariag dictadas por la AdministraciOn, sobre conducei6n de eaddverer, y enterramientos, en Ion casoa no previstos como delito: en profaner los eadAveres,, cementerios o lugares de enterramiento, por hechos o actos, que no constituyan delito: en arrojar animals muortos, basuras o escombros en las cailes y en los sitios pfiblicos donde est6 prohibido haeorlo, o ensuciar las fuentes 0 abrevaderos: en infringir las reglas o bands de p9liefa sobre la elaboraci6n do sustancias. f6tidas e insalubres o arrojarlas a la calle: en infringir en forma que no constituya delito, los reglamentos, ordenanzag o bands sobre hygiene pfiblica, dietados por la Autoridad dentro del eirculo de sus atribuciones: en. dar espectAculos pfiblicos o colebrar cualquier clase de reunions min obtener la debida licencia o Araspasando Ion 11mites de ]a que fuere concedida: en abrir establecimientos de cualiquier clase sin licencia de I'a Autoridad enando, fuere necesario, en apagar el alumbrado pfiblico o del exterior de los edificios, o el de los ortales o escaleras de Ion mismos: 64






en falter a ]as reglas establecidas para el alumbrado p-d. blico donde este servicio Be hicleere per log particulars: on no dar parte, los facultativos, de las sehales de envenenamlento o de otro delito en la persona que asistieren: en dejar vagar per las calls y sitios pilblicos a lbs locos, sin la de-bida vigilancia: on dejar sueltos y en disposici6n de can-sar mal, a Jos animals feroces y dafiinos: en infringir log reglamentos, ordenanzas y bands relatives a carruajes pfi-blicos: en obstruir ]as calls y sitios pfibllcos, o en arrojar a log mismos agua, piedra u otros objets que puedan caesar daho a las personas o en las casas: en ten6r en log parajes exteriors a la morada, sobre la calIe o via pilblica, objets quo amenacen caesar dafio a log transountes; tn dejar de dar a la Autoridad log parties prevenidos en las ,ordenanzas, los dueflos do fondas, posadas y demds estable,cimientos destlnados a hospedaie: en dejar de cumplir log criados de servicio, mozos y dependientes las prevenciones establecidas per la Autoridad pfiblica para garantfa y so-guridad: en contravenir a hs reglas establecidas para evitar la propagacAn del fuego en las mAquinas. de vapor, calderas, hornog, estufas, chimeneas u otros lugares semejantes, o colocar o construir dichos objets con infraccift de Jos reglamentos, ord6nanzas o bands o deJar de limpiarlos o cuidarlos con peligro, de incendio, on descuidar ]a reparaci6n de edificlos ruinosos o de mal aspect: en infringir las leyes de seguridad concernientes al dep6sito de materials, apertures do pozos o excaVaciones, y en infringir log reglamentos, ordenanzas o bands do la autorldad, sobre la elaboraci6n y custodial de materiaIes Inflamables o corrosives, o products qufmicos que puedan caugar estragos.
Trdtase de las faltas contra las personas, on log artfeulos 610 al 613 inclusive, y son aqu6llas: caesar lesionos que no impidan al ofendido dedicarse a SUB trabajos habitualeg nI ex1jan asistencia facultativa: maltratar a SUB mWeres, log mafidos sun cuando no Is causaren lesiones de las antes dichas, on desobedecer, las mujeres, a SUB
-maridos que leg maltraten do obra o de palabra: escandalizar, log c6nyuges, con sus disensiones dom6sticas, despu6s de baber sido, amonestados per Is, Autoridad: abandoner, log padres do familla, a sus hijos, no procurAndoles la oducacift que requiera su clase y SUB facultades Is permitan: desobedecer log precepts: sobre instruccift primarla obligatoria o abandoner el cuidado de SUB pupils, menores de





quince ahos, sus tutors o encargados: falter, los hijos de familiar al respect y sumist6n debidos a sus padres, o los;
-pupilos hacla su% tutors: no presenter a la. Autoridad o a su familiar al menor de slete aflos que se encontrare uno abandoned, con peligro de su existence: quebrantar ]as. re.-las o costumbres, sobre exposicift de nifios, establecidas en la localidad respective, y dejar de l1evar al. asilo de exp6sito;s o a lugar seguro a cualquier nifio que encontraren abandoned: no socorrer o auxiliary a una. persona quo. se encontrare en despoblado, herida o en peligro de perecer, cuando pudiera hacerse sin detriment propio a no ser quo esta omisi6n constituya delito: golpear o maltratar a otro, de obra o de palabra, sin causarle lesi6n: amenazar a otro con armas, o sacarlas en rifia, coino no sea en justa defense o no so halle en el caso comprendido en otras disposieiones del C6d!go penal: amenazar de palabra, y en el calor de la ira, a otro con causarle un mal que constituya delito y por actos posteriors so demuestre persistencia, en la idea significada con la arnenaza, siempre que por la3 eircunstancias, el hecho no estuviere comprendido entre log constitutions de delito: en ainenazar, do palabra, a otro, con causarle un maI que no constituya dellto: caesar a otro una coacei6n o vejaci6n injusta, no penada. como dellto: negarse el director de un peri6dico, en el cual. se hubleren anunciado hechos falso a inserter, gratis, dentro del Ormino do tres dfas la rectificaci6n oportuna: divulgar, maliciosamente, por medio de la imprenta, litograffa u otro medio de publicaci6n hechos relatives a la vida privada, quo sin ser injurlosos puedan producer perjuicios o graves. disgusts en la familiar a que la noticla, so refiere* injuriar livianamente a otro de obra o de palabra, si reclaraare el ofendido, cuyo perd6n extinguiria la pena: dejar de prestar auxilio luego de haber sido requerido Para ello a fin de evitar un mal mayor slernpre que no hubiere de resultar perjulcio alguno: y caesar un mal, por simple imprudencia o por negligencla, sin compete Infraccl6n do los reglamentos, cuyo mal, si medicare malicia, constituiria por sf, delito o falta.
En los artfculos 614 al 627, inclusive, por i(Iltimo, sc tratan y penan las faltas contra la propiedad; y 6stas consisten: en interpreter suehos, hacer prou6sticos o adivinaclones, o abuser de la crodulidad pfiblica de otra. mantra semejante, Por interns o lucro: en entrar en heredad o campo aieno Para coger frutos y comerlos en el acto: en 66







coger en la misma forma, frutos, misses u otros products ferestales, para, echarlos en el acto a caballerfas o ganados:, en entrar, sin permiso del duefio, on heredad o campo ajeno, antes de haber levantado per complete la cosecha, para aprovechar el espigueo u otros rests de ella: en entrar en heredad agena, cerrada o oil ]a cereada, si estuviere manifiesta la prohibici6n de entrar: en entrar a cazar o pescar en beredad cerrada o campo vedado, sin permiso del duefio: en atravesax, con cualquier pretext o motive, plantfos, sembrado, vifiedos u olivares: en emplear medics prohibidos per las ordenanzas, para eazar o pescar en terreno de dominion pfiblico o de cornrin aprovechamiento: en el solo becho de entrar en heredad murada y cercada, sin permlso del dueflo: en compete alguno de los excesoa anteriores, Ilevando carruajes, cabalIerfas o animals dafilnos: en destruir o destrozar chozas, albergues, setos, cereals, valladas u otras defenses de las propiedades: en caesar daflos arroJando desde fuera piedras, materials o proyeetiles de cualquier clase: en entrar un ganado en heredad ajena, eausando daho que exceda. de quince pesetas: en ejecutar inceiidies de cualquier clase, que no est6 penado como delito: en infringir los reglamentos o bands de buen goblerno s obre querna, de rastrojos u otros products forestalls: en infringir las ordenanzas do eaza y pesca: en caesar daflos cuyo imported no exceda de 125 pesetas: en mortar Arboles on heredad ajena o talar ramaje o lefla; en caesar dailo al aproveahar aguas que pertenezean a otros, o distray6ndolag de su curso: y en caesar un daho cualquiert, no penado en el c6digo intenclonalmente o per negligencia o dozeuido.















67

















DE LAS PENAS



1. Generalidade&-2. Sus clases.-3. Su duraci6n.-4. Extinci6n de la responsabilidad penaZ.

1. No serd castigado ningidn delito ni falta con pena que no se halle establecida por ley anterior a su perpetraci6n: las leyes penal'es tienen effect retroactive en cuanto favorezean al reo do un delito o falta, aunque al publicarse aqu6llas hubiere recaldo sentencia firme y el condenado estuviere cumpliendo condena: el perd6n de la parto ofendida no extingue la acci6n penal. Esto no se entiende respect a los delitos que no pueden ser perseguidos sin provia denuncia o consentimiento del agraviado. La, responsabilidad civil, en cuanto al inter6s del condonante, se extingue pGr su renuncia, express.
No se reputardn penas:
1.* La detenciOn y la prisift preventive do los procesados.
2.* La suspension do empleo o cargo p-dblico acordada durante el process o pars, instruirlo.
V Las multas y demAs correcciones que on uso do las atribuciones gubernativas. o disciplinarlas impongan los superiors a sus subordinados o administrators. 4.1 Las privaciones. de derechos y las reparacionea que en forma penal establezean las leyes civiles.
2. Las penas que pueden Imponerse con arreglo al Migo Penal y sua different classes, son las que comprende la siguiente:
68







ESCALA GENERAL.

Penas affictivas.
Muerte.
Cadenza perpetual.
Reclusl6n perpetual.
Relegac!6n perpetual.
Extraflamlento perpetuo.
Cadena temporal.
Reclusi6n temporal.
Relegael6n temporal.
Extrahamiento temporal.
Presidio, mayor.
Prisift mayor.
Confinamiento.
Inhabilitaci6n absolute, perpetual.
Inhabilitaei6n absolute temporal.
Inhabilitacift especial perpetual. Para cargo pfiblico, derecho de sufraglo, active y pasivo, proInhabilitaciOn especial temporal. ffest6n

Penas correccionaZes.
Presidio correctional.
Prisf6n correcclonal.
Destierro.
Reprensift p6blica.
Suspension de cargo PlIblico, derecho de sufragio activo, y pasivo, profesi6n u oficio.
Arrest mayor.
Penas leves.
Arrest menor.
Reprensl6n privada.

Penas communes a las tres classes anteriores.

Multas.
Cauci6n.
Penas accessories.
Degradation.
Interdlecift civil.
Sujec!6n a la vigilancia de ]a Autorldad.
P6rdida o comiso de los instruments, y effects del ,delito.
69






Pago de costas.
La multa cuando se impusiere sola, se reputarA pena zaflictiva, si excedlere de 6,250 pesetas; correctional, si no ,excediere de 6,250 y no bajare de 325; y leve, si no Ile.:gare a 325 pesetas.
Las penas de inhabilitaci6n y suspension para cargos pfiblicos y derecho de sufragio, son accessories on los ca::sos en quo, no imponi6ndolas especialmente la ley, declare
-que otras personas las Ilevan consigo.
Las costas procesales se entienden impuestas por la ley a los criminaJes responsible de todo delito o falta.
3. Los condenados a las penas de cadena reclusi6n 3, relegaci6n perpetual y a la de extraflamiento perpetuo .,serdn indultados a los treinta ahos de cumplimiento do la condena, a no ser que por su conduct. o por otras circunstanclas graves no fuesen dignos del indulto, a juicio del Goblerno.
Las penas do cadenza, reclusi6n, relegael6n y extra'fiamiento temporales durardn de doce afios y un dfa a veinto afios.
Las do presidio y prisi6n mayors y la do confinamiento durardn de seis ahos y un dia a doce afios.
Las de inhabilitaci6n absolute e inhabilitaci6n espe-cial temporales durardn seis aflos y un dfa, a doce aflos.
Las de presidio y prisi6n correecionales y destierro duxaran de seis moses un dfa. a seis afios.
La de suspension durar& de un mes y un dia, a seis oflos.
La do arrest mayor durard de un mes y un dfa a ,seis meses.
Las de arrest menor do uno a treinta dfas.
La de cauci6n durarA el tempo quo determine los 'Tribunales.
Lo dispuesto en el artfeulo anterior no tiene lugar respect de las ponas que so Imponen como accesorlas de otras, en cuyo caso tendrdn las penas accesorlas la dura66n quo respectivamente se halle determined per la ley. Cuando ei reo estuviere preso, la durac!6n de las penas temporales empezard a contarse desde el dfa en que la sentencia condenatoria hubiere quedado fIrme. Cuando 4el reo no estuviere prose, la durac!6n de las penas que consistan en privaci6n de libertad, empezarA a contarse desdo quo aqu6l se halle a disposiel6n de ]a Autoridad judicial para scumplir su condena: la duraci6n de las penas de extrafiamiento, confinamiento y destierro no empezarA a contarse
70






sino desde el d1a an quo el reo hublere empezado a cumphr Ia condena. Cuando el reo entablare recurso do casaci6n y fuere desechado, no se Ia aboard an Ia pena el tempo transcurrido desde Ia sentencla do qua recurA6 hasta Ia. sentencla qua desech6 el recurso.
4.' La responsabilidad penal se extingue:
1.1 Par Ia muerto del reo an cuanto a las Penas personales siompre; y respect a las pecuniaxias, s6lo cuando. a su fallecimlento no hubiere recafdo sentencia firme.
2.1 Par el cumplimiento de condena.
3.1 Por amnistfa, Ia cual extingue par complete Ia pena y todos sus effects.
4.1 Par indulto.
El indultado no podrA habitat por el tempo qua, a no haberlo sido, deberfa durar Ia condena, an el lugar an. qua viva el ofendido, sin el consentimiento de 6ste; quadando an otro, caso sin effect el indulto acordado.
5.1 Por el perd6n del ofendido, cuando Ia pena so haya, impuesto poi delltos qua no puedan dar lugar a procedimiento de oflcio.
6.* Par Ia prescripc!6n del dellto.
7.* Par Ia prescripe16n de Ia pena.
Los delitos prescriben a Jos veinte aflos, cuando so-fialare Ia ley al delito Ia pena de muerte o de eadena per-petua.
A los quince ailos cuando sefialare cualquiera otra pena aflictiva.
A los diez cuando sehalare penas correccionales.
Exceptilanse los delitos do calumnia o injuria, de Jos. cuales los primers prescribirAn al aflo y los segundos a. los sels meses.
Las faltas prescriben a Jos dos moses.
Cuando Ia pena sefialada sea compuesta, se estard a )a mayor para Ia aplicaci6n de las reglas comprendidas anlos pdrrafos primer, segundo y tercero.
El t6rmino de Ia prescripc!6n comenzarA a corner desdeel d1a an quo se hublere cometido el delito; y si entonces norfuere conocido, desde qua so descubra y se empiece a proceder judicialmente para su averiguacl6n y castigo,
Esta prescripci6n se Interrumpird desde qua el procodimiento se dirija contra el culpable, volviendo a correrdo nuevo el tempo de Ia prescripci6n, dasde qua aqu61 termine sin ser condenado, o se paralice el procedimiento, a, no ser por reboldfa del culpable procesado.
71






Las ponas impuestas por sentences firms prescriben:
Las de muerte y cadenza, perpetual a los veinto atios.
Las demAs penas. aflictivas a los quince aftos.
Las penas correccionales, a los diez afios.
Las leves al afio.
El tempo de esta prescripei6n comenzarA a corner des-de el dia en que se notifique personaltnente al reo la sentencia firme, o desde el quebrantamiento de la condena, si hubiere 6sta comenzado a cumplirse.
Se interrumpird, quedando sin effect el tiompo transcurrido para el caso on que el reo se presented o sea habido, cuando so ausentare a pafs extranjero, con el cual no so tenga celebrado tratado de extradiel6n, o, tenidndolo no estuviere comprendido en 61 el delito, o cuando cometiere uno nuevo antes de completer el flempo de la prescripci6n, sin perjuicio de, que 6sta pueda comenzar a corner de nuevo.
La responsabilidad civil naefda de delitos o faltas so
-extinguir& del mismo, modo que las derads obliguiones, con
Sujecift a las reglas del derecho civil.























72

















INCOMUNICACION

DE

DETENIDOS 0. PROCESADOS


ORDrN NbLiTAR Num. 109 DE 1899.

Artfculo I.-Queda Por el Dresente Decreto SUDrimida. en las ]eyes vigentes de procedimlento criminal la incomu-nicaci6n de detenidos o procesados.
Art. 2.-Toda persona desde que sea puesta, a disposicift de la Autoridad Judicial tendri derecho a ]a comPareeencia Inmediata ante esta Autoridad y a quo so Is haga, saber de qu6 se le acusa, por quMn y qu6 cargos se Is dirijan. Los autos en que se decree un procesaralento serdn fundados y se notificarin fntegramente a aqu6llos. contra Jos cuales so hubleren dictado.










73

















MENORES DELINCUENTES


ORDFN MILITIA. 271, SERiE DE 100.


Secei6n 9.1-Cuando un menor que tenga o apparent tener 4e 10 a 16 aRos de edad fuere convict ante un Tribunal
-competente de una falta. o delito, aunque en su cometimiento hays, procedido 61 con discernimiento o no, deberd dicho, Tribunal, a menos que a su juicio sea mds conveniente, entregarlo al cuidado, de un pariente o amigo, dispuesto y capaz de mantenerlo y ensefiarle, reirnitr dicho menor hasta. quo cumpla 18 afios, a la Escuela Correccional para niflos de Cuba, si fuese var6n; y si hdmbra a la de Aldecoa.
Se autoriza a todo Tribunal legalmente constituldo quo tuviere pruebas satisfactorias de quo algfin menor, (var6n o hembra) do 10 a 16 aflos de edad y residents dentro do su jurisdicei6n, fuere vago de oficio y cuya. educael6n moral estuviere tan atrasada que exist el peIlgro de que dicho menor so convierta en un criminal en el dfa de mafiana. st se dejaze abandGuado a su propla suerte, a remitirlo a la Escuela Correccional correspondent. No podrd adoptarse, sin embargo, esta media. por la raz6n finica de que un menor se encuentre desvaltdo y sin hogar. Por lo menos, tres dfas antes de enviar a un menor a la Escuela ,Correecional se notiflear& a sus padres o, tutors, tal roselucift.




74















TESTIGOS DEESTADO
a

ORDEN No. 24 DE 17 DE ENrRO DE 1900.

El Gebernador General de Cuba a propuesta del Socretario de Justicia, ordena, la publicac!6n de la Orden si-guiente:
1. Los authors, c6mplices o encubridores de los delitos a que se refieren los nfimeros -1 y 2 de la Circular nflniero 31 de la "Divisi6n do Aduanas y Asuntos Insulares" del Departamento de la Guerra, que ejerce jurisdicei6n directa sobre las Aduanas de esta Isla,- contenida. en la Orden nrmero 159 de este Cuartel General (I)- qffledarAn libres do acc!6n penal en los casos, en que so constituyan, en testigos de Estado y stempre que asf lo declare al Juez competence el Gobernador General.
11. Esta disposiel6n, come favorable al reo, tendrA effect retroactive.
El Brigadier General, Jefe de Estado Mayor,

ADNA R. CHArFm

(1) Las disposiciones de esta orden quo so citan, df--cen asf:
1. St cualquier duefio, fmportador, consignatarlo, agent u otra persona hiciere o Intentare hacer la entrada de mercancfas Importaclas, va]iLsndose de cualquier factura fraudu-lenta o falsa, declaract6n jurada, carta, papel o relac16n fal-sa, escrita o verbal, o vall6ndose de cualquier recurso o media, falso o fraudulent; o fuere culpable de cualquIer acto voluritario u ornisl6n por el cual se private a la Isla de Cuba de los derechos legalese, o parts do esos derechos, que provinieren do ]as mercancfas, o cualquier parte de ellas, comprendidas en o a que se reflere la tal factura, declaraci6n jurada, carta, Pape] o relac16n; o se vlere perjudicada Por tal acto uomlsl6n, tales mercanctas o el valor de ellas serAn decomisadas con el objeto de recuperar Ios dichos derechos de la persona que hiciere la entrada, cuyo decomiso serA s6lo aplicable a la totalidad de ]as mereariefas o al valor do las enva75















LEY DE PERJURIO
0

ORDEN No. 116 DE 17 DE MARW DE 1900.

El Gobernax1or General de Cuba propuesta del Secretario de Justicia, ordena la publicaci6n de la siguiente Orden:
1. Son reos de perjurio:
1.* Los que deliberadamente afirmon ser cierto, un hecho que saben es falso, despu6s de haber prestado juramento (u obligdndose a decir verdad en otra forma autorizada p6r la ley, como equivalent al juramento) de testificar, declarar, deponer o certificar la verdad ante un Tribunal, Juez, funcionario o persona competence, on cualquier procedimiento civil o criminal u otro caso en que por Ministerio de la Ley, deba prestarse tal juramento, o contraerse en otra forma la obligaci6n de decir verdad.
2.o Los que por Inducci6n, persuaci6n o, por fuerza hubiesen obtenido que otro faltara a la verdad en las condiciones anteriores.


sadas en la caja o fardo contenlendo el artfeulo o artleulos do Im mereanclas a que se reflere el fraud o papel o relaci6rx falsa.
Y tal persona, al ser comprado el delito, ser6. condenada. por cada infraccl6n a una rnulta que no sea mayor de einco mil pesos, o eneareelado por un t6rmino que no exceeds, do dos aflos, o ambas penas a juicio del tribunal.
2. Toda persona que voluntariamente ocultare o destruyore cualquier factura, libro o papel, que haga reference a cualquiera mercanefa sujeta a derechos y que haya stdo Importada o se importare en la Isla de Cuba, de cualquier puerto o pafs eytranjero, despuEs que haya sido girada la v1sita de inspeccl6n por el collector de cualquier distrlto de recaudael6n; o que en cualquier tempo ocultare o destruyere cualquier factura, libro o papel con el fin de hacer desaparecer cualquier prueba de fraud contenida en H serg, castigada con uila multa que no exceda de cinco mil pesos, o sufrir& prisi6n. no menor de dos afios; o ambas penalidades, 76






11. No serd 6b1ce para, que se tenga por cometido el delito de perjurlo quo el juramento (o forma do obligarse a decir verdad) sea prestado omiti6ndose algifin requisite en la f orma.
111. El perjurlo se castigard co ]a Pena do pris!6n no menor de un aho ni mayor de doce: except en los casos on que par virtue del perjurio hubiese sufrido un reo la pena de muerte o comenzado a sufrir Pena que abarque mds de doce afiQs de privaci6n do l1bertad; pues entontes, la privaci6n de libertad, en el primer caso, serA por treinta afios y con trabajos forzados; y en el segundo por un lapso de tempo no menor de doce aflos y un dfa, ni mayor de veinte.
IV. En todos los casos en que a consecuencla de perjurio se hublere condenado a un procesado a Pena que consista en privaci6n de libertad, la que se imponga al perjurio serd de igual clase que la que se hubiere impuesto al procesado.
V. Cuando a consecuencia del perjurio hubiese sido condenado un procesado, Pero no hubiese comenzado a cumplir la Pena quo le hubiere sido, imPuesta, los Jueecs y Tribunals tendrdn en cuenta esta circunstancia para ]a fijac!6n de ]a Pena de perjurio.
VI. Quedan modificadas las disposiciones del C6d1go Penal vigente reIativas al falso testimony en Jos t6rminos que express esta Orden.
El Brigadier General de Voluntarios, Jefe de Estado Mayor,
ADNA R. CHAFFEE.













JUZGADOS CORRECCIONALES

OPDEN 213 DE 25 DE MAYO DE 1900.

El Gobernador General do Cuba, a propuesta del Se-cretario do Justicia ha tenido, a bien digponer la publicaci6n de la siguiente Orden:
Art. 1.1-Por la presented se crean dos Juzgados Correcnales en la Habana y uno en los T6rminos Municipales de Matanzas$ CArdenas, Cienfuegos, Santa Clara, Santiago der, Cuba y Puerto PrIncipe.

DE LA DEWUNCIA.
Art. 3.-El procedimlento ante los Juzgados Correccionales empezar& por la denuncia y en cada Juzgado habrA siempre impress formularlos de denuncias, redactados, del modo, siguiente:

Isla de Cuba.-Urmino Municipal de ...................
Yo ................. bajo Juramento (o, afirmaci6n)
declare que reside en ............ y que el dia ........
do ............ de 19 .... un Individuo, ........... *fc '
cuyo nombre ............... infringi6 a -sablendas ia
pesto que .....................
Firma ..................
Firmado bajo, juramento, ante ml, este ..............
d1a de .................... de 19....

Art. 4.-La denuncia podrd hacerse ante cualquier Juez; Correccional, hacienda co-star que un individuo, ha amenazado compete un acto punible contra la persona o propledad de otro. Recibida la denuncla, el Juez examinar& al denunclante, bajo juramento, y a los testigos quepresentare, consignando per escrito las declaraciones, quehard firmer per los declarantes.
78







Si de las mismas aparecen motives fundados para creer que el denunciado ha amenazado compete el acto punible de que se trata, el Juez library la correspondent orden de arrest, la cual sera dirigida a cualquier funcionarlo de policla, expresando en la misma lo sustancial de ]a donuncia, ordenando a dicho funcionario que proceed a la detenci6n del acusado y lo conduzea a prosencia del Juez. Si despu6s de haberse prestado las deolaraciones de todos los interesados no apareciesen motives fundados para creer que el acusado ha amenazado compete el acto punible denunclado, el Juez ordenarA que so le ponga en libertad, pero si do dicha audiencia resultaren niotivos fundados para
-creer que el denunclado ha amenazado cometer tal acto punible, se Is podrd exigir la prestac!6n de una flanza que no excederd de quinientos pesos, y quo presented uno o mds fladores, a discreci6n del Juez, obligiAndose a no perturbar el orden -social y especialmente a no molester al denunciante. Esta flanza, serd efleaz duranto el t6rmino de sels meses, y en el caso de nueva denuncia se le podrd exigir una nueva flanza.
Art. 5.1-Despu6s de prestada ]a flanza, el denunciado serd pesto en libertad. En caso contrarlo, serd reducido a prisi6n, duranto un perfodo que no excederA de treinta dfas, y el Juez consignard en el mandamiento, que se previno al denunciado que prestara flanza, el imported de la misma, y que no ha sido prestada; mas si luego el detenido prestare la flanza requerida, podrd ser pesto on libertad por el Juez.
La flanza serd depositada en poder del Juez ante quien se hublere presented la denuncia original.
Art. 6.-El que en presencia de un Juez Correcclonal acometiere o amenazare agredir a ctro, o tratare de cometer cualquier acto punible contra la persona o contra la propledad de otro, o que turbare la march do los procedimientos del citado Juzgado, profiriendo palabras impropias on alta voz, podrd ser requerido per el Juez para que presto flanza on la mantra como arriba se dispose y si rehusare hacerlo o no lo verificare podrA ser reducido a prisl6n durante un Ormino que no excederd de treinta df as.
Art. 7.o-Cuando el que haya prestado flanza en la forma prevenida on Jos artfculos que precedent sea convict de cualquier quebrantamlento del orden social, se consideYard responsible la flanza, y, previa orden expedida per
79







el Juez ante el cual se hubleran comprobado Jos hechos imputados, so procederl inmediatamente a hacer efectiva, dicha flanza.

DEL MANDANIENTO DE*An.ESTO.

Art. 8.-E1 mandamiento de axresto se redactargL d& la manera siguiente:

Isla de Cuba.-T6rmino Municipal de ...................
El Juez de ............. a cualquier funcionario dePolicta do la Isla de Cuba:
Habi6ndose donunciado ante mi, bajo juramento el dia ..... do ............. do 19.... per .............. que,
el acto, punible ............ se ha cometido ............
acusando a ............ del mismo, se Is ordena a usted
que, sin dilaciOn a1guna, proe.oda a detener al arriba mencionado .............. conduci6ndolo a mi presencia r, a la
del Juez Correcclonal quo est6 mAs prOximo o mfLs aceesible, al lugar en que st halle detenido el mencionado ..........
Pochado en ..... este ....... dia de ........ de 19..

Art. 9.1-Todo mandamiento de arrest decretado de conformidad con lo, expuesto, podr& ejecutarse en cualquier punto de la Isla de Cuba per cualquier funcionario do po-liela, a quien dicho mandamiento se entregue.
Art. 10.-Cuando el acto denunciado, constituya una falta, y el acusado sea detenido fuera del Wrrnino, Municipal en que se libr6 el mandamiento, debe el policla que haga el arrest, si lo pide el detenido, l1evarlo ante el Juez Correctional del Wrmlno donde se haya efectuado el arresto, y este Juez deber& admitir la prestaci6n de flanza yotorgar& ]a misma para asegurar la comparecencia del acusado ante el Juez que expidi6 el mandamiento.
Art. 11.-Al admitir In flanza, ei Juez hard co-star la prestac16n de la misma, on el mandamiento, entregando Astecon el acta de la flanza al poliefa encargado del detenido, dicho funcionario, entonces, pondrfL en libertad al acusado, y sin dilacift Innecesaria, entregar6 el mandamiento yel acta de la, flanza al Juez que decret6 el arrest.
Art. 12.--Cuando el acto denunciado coustituya un delite, el policla, que efectfie el arrest conducird al detenido. ante el Juez que libr6 el mandamiento, de arrest, euttegando, a la vez a dicho, Juez el mandamienta, hacienda,






co-star en el mismo, por medio de nota, firmada por 61, que verific6 la detencift del acusado.
Art. 1S.-En todos los casos y sin dila iones innecesarias, el acusado ser6L conducido, a presencla del Juez, y cualquier abogado, legalmente capacitadc, para ejercer la profesi6n en la Isla de Cuba,'podr6. visitor al detenido, en cualquier tempo posterior al arrest, y a petici6n del mismo.

DF LAs DETENCIONES.

Art. 14.-Ninguiia persona arrestada serl sometida a mayor restricei6n que la absolutamente precise para efectuar su arrest, y quedar sujeta a la custodial, de un policla.
Art. 15.-Un poliefa podrd efectuar un arrest en cumplimlento del mandamiento que se libre, o sin el mismo, en los casos siguientes:
L, Cuando so comet o intent compete un acto punible en su presencia.
Cuando el detenido haya perpetrado, un delito fuera de su presencia.
3.1 Cuando tenga conoelmientco de que, en effect, se haya cometido, un delito, y tenga motives fundados para creer que el acusado es el delincuente.
Art. 16.-Si el acto que se impute constitute un delito, el arrest podrd hacerse en cualquier dfa y a cualquier hora del dia o, de la noche. S! se tratare de una falta, a no ser en el caso en que se haya cometido, en presencla del poliefa, no podrd Ilevarse a cabo, el arrest de noche, siempre que no sea por mandate especial del Juez que hubiere l1brado, el mandamiento,' consignando aqu6l dicho mandato especial por medio de providence en el mismo mandamiento.
Art. 17.-El poliefa quo llevare a cabo, una orden de arrest, debe hacerle saber a la persona a quien va a arrestar que tiene ese prop6sito, el motive para ello y la autor1dad que tiene para verificar dicho arrest. Nada de esto tendrd lugar cuando, el acusado est6 cometiendo un dellto, o intent cometerlo, o se le est6 persiguiendo, inmediatamente despu6s de haberlo cometid(y, o despu6s de su fuga-, slempre que ]a detenci6n so efectde medfaute una orden do arrest, deber& ensefiArsela al acusado, si lo pidiere,
Art; M-El policla quo verificare la detenc!6n, ocupard al detenido cualesquiera armas quo pueda Devar, consigo, y las entregarl aI Juez ante el cual le conduct& Cuan81







do la detencl6n se efect(le sin mandamiento de arrest, el detenido serd conducido, sin demoras innecesarias, a presencia del Juez Correccionalmds br6ximo o mds accessible al lugar en que se veriflc6 la detenct6n y se hard Una denuncia ante dicho Juez, esbecificando Jos cargos que So imputan al detenido; except cuando la detenci6n sea por faltas, o sea efectuada de noche, en cuyos casos un official de poliefa puede admitir flanza al acusado Para asegurar su comparecencia al sigulente d1a.
Art. 19.-Cualquier Juez Correccional podril dar 6rdenes veTbales a un funcionario de poliefa Para que detenga al que est6 cometiendo o intent compete un acto purdble en presencia do tal Juez.
Art. 20.-Cualquier Juez Correccional podrd, pGr medio do providence firmada por 61 en mandarniento de arresto, autorizar la trasmisi6n y ejecuel6n del mismo por tel6grafo y enseguida podrd mandarse por tel6grafo Una copla de dicho mandarniento a cualquier funcionario de policla de la Isla y toda orden telegrdfica asf trasmitida tendrA en las manos de cualquier funcionarlo de poliefa tanta fuerza conio si fuera un mandamiento original librado por el Juez que dicta la providence. Todo Juez que ordenare el curso de Una copia telegrdfica, de un mandamiento, lo hard por duplicado Para que Una de las copies So quede en la oflcina telegrdflca y la otra le sea devuelta por el jefe de 6sta, firmada y sellada, hacienda co-star haberla ya trasmitido.

FIANZAS DE LOS JUZGADOS CORRECCIGNALES.

Cuando el acusado de un hecho punible de la competencia de los Juzgados Correccionales quislere gozar de Hbertad provisional, mientras se celebre el juiclo correspondiente, la flanza que habrA de exigIrsele ser6, de $100, conforme a la Orden Alilitar w1mero 387 de 1900, cuando fuere por delitos; y de $25 si se tratare de faltas, ambas en orc americano.
En ning'an caso se admitirdn flanzas personals, excepto con ]a autorizaci6n express del Juez respective, y s6lo 6ste podrfL decretar la libertad provisional de un detenido que se encuentre a su disPosici6n sin la prestacift de aqu6lla.
Las hoJas de remisl6n de los acusados que han prestado flanza en las Estacicues de Policia, se remitirAn al Vi82





vac a las 5 a. ni., euidando de consigner al dorso de la3 mismas, que prestaron flanzas y quedaron notificados do comparendo ante el Tribunal que deba juzgarlos. (Orden General wimero 204 del Departamento de Pollcfa de 2 Agosto do 1900.)



El Tribunal Supreme de Cuba consider que dicha Orden 387 no ha mcdificado el artfeulo 495 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, (v6ase a continuaci6n) pesto que ella s6Io flia la cuantfa do las flanzas, pero no los casos en que deban exigirse las mismas, quedando vigente lo dispuesto en lo relative al domicilio, conocido.
A ticulo 495 que so cita: "No se podr& detener per simples faltas a no ser que el presunto reo no tuviese domicilio conocido ni these flanza bastante a juicio de la antoridad o. agent que intent detenerlo."

CELEBRATION DE LOS JUICIOS DE FALTAS.

Art. 21.--Cuando el acusado en ]as d1ligenclas preven1das, sea conducido. ante el Juez, acusdndole de haber cometido un acto, punible, el Juez Ie instrufr6, de los cargos que se le hacen, y el derecho que le asiste para valerse de letmdo en todo el curso del procedimiento. Tarnbidn conceded al acusado un t6rmino prudential para proveerse de un letrado, y can este fin suspenderA el Juicio, orde, nandc, a peticift del acusado, a un agent de poliefa, (jue Ileve recado al letrado que nombrare el detenido y que se encuentre a distancia que lo permit, sin que per esta diligencia se devenguen derechas de ninguna clase.
El precepts consignado en el pArrafo anterior so erttenderd sin perjuicio del derecho que asiste al acusado para defenders per sf mismo.
En los Juiclos de faltas cualquier persona de buena reputacift pcdrd ser admitida per el Juzgado para Ilevar IS, representac!6n del acusado. Cuando 6ste, solicite la asistencia de un abogado, el Juez despu6s que haya comparecido el letrado, o cuando hablendo desperado durante un t6rmino prudential, no compareciere, procederl a la celebracl6n del juicio.
Art. 22.-Preguntarl al acusado si eg 0 no culpable do ]a falta que se le impute. SI respondiere afirmativamen83





te, el Juez fallar& en seguida, y si negare o se abstuviere de contester, proceder& a interrogar a los testigos, previo juramento o firmaci6n de decir verdad, pudiendo hacerlo tambi6n el denunciante y el Perjudicado. Terminadas las pruebas, el Juez dictara sentencia condenando o absolviendo al acusado. En este filtimo casG lo pondr& en libertad sin dilaci6n. El julcio se terminara en una sesi6n, a no ser que el Juez hallare a su juicio, o en las pruebas en descargo del acusado, motives fundadoz para suspenderle.
Art. 23.-Ninguna suspension durarA mAs de dos dtas consecutive y no pasard de seis en su tota.11dad, a no ser con el consentimiento o a petici6n del acusado. Durante dicha suspension el Juez admitiri al acusado la flanza que ofrezea, la cual no sera mayor de cien pesos, o en defect de la misma, ordenarA que sea reducido a prisl6n.

DEL PROCEDIMIEN'TO EN LOS-CASOS DEL DELITO.


Art. 24.-Cuando el acusado lo sea de un delito, el Juez permitiri que cualquier persona de buena reputaci6n comparezea en representaci6n del mismo. Si el acusado solicita vaJerse de abogado, el Juez, inmediatamente despu6s de la comparecencia de aqu6l o de haber desperado durante un Ormino prudential, sin que lo verifique, celebrarl el juicio.
Art. 25.-Cuando se trataTe de delitos que no sean de los que despu6s se mencionarAn como de la competencia del Juez Correecional procederJ, el Juqz de la mantra siguiente:
Preguntara al acusado si se conf-esa o no culpable del dellto que se le impute admitirl las pruebas que se le presenten y si considerate haberse cometido el delito por el cual so proceed y que existan Motivos fundados para creer al acusado responsible del mismo, el Juez decretar5. la prisi6n del detenido y elevarfL el procedimiento al Juez de Instrucci6n del district en que se hubiere cometido el delito y dard parte de ella al Fiscal. Si el Juez estimate que se ha cometido un delito distinct de aquel por el cval se precede, y que hay motive raclonal para, creer que ha sido cometido por el acusado, elevard lo actuado al Juez de Instrucci6n. respective.
Art. 26.-Cuando se proceed por los delltos que despu6s se especificaran, el acusado se confesard c, no culpa84






131e. En el primer esso serA condenado inmediatamente, y ,e.u el segundo, se procederl a la celebraci6n del juiclo.



Artfculo 41. Define los 42 delltos sometidos por la ,Orden 213 de 1900 a la competencia, de los Juzgados Correccionales, cuyos delitos no definimos seguidamente por haberlo sido ya on el cuerpo de esta o'bra.
Los artfeulos de esta Orden 213, desdo el 27 al 40, fueron derogados por la 84 de 1902; so referfan al Jurado, ,cuya instituc!6n qued6 suprimida por la misma. Razones ,do orden moral influyeron en la supresi6n del Jurado. Criminales de triste fama, sorprendido-s Infraganti en la, comisift de delitos contra la propledad, obtuvieron de estos TrIbunales veredictos de punible absolucti5n. Los finicos acu-sados que no pedfan Jurado cran los que no tenfan antece-dentes penales. Delincuentes hubo que no tuvieron inconveniente en manifestar al Juez, "que querfan se le celebrara el jUiCiG por Jurado, lines de lom contrario serfan salcochados por 61".

DEL CUMPLIMIENTO DE LAS CONDENAS.

Art. 42.-Cuando la pena Impuesta "fuese la de arrest, Zispondrd el Juez en el acto ]a remisi6n. del condenado al establecliniento donde deba cumplirse el arrest.
Art. 43.-S! ]a pena hubiese sido la, de multa, disponZrA el Juez que sea requerido el condenado por el Secretarjo para quo en el acto abone la suma que imported su
-condena, y sl no lo efectuare dentro de tres horas, mandarA a constituirlo en arrest en la forma que sehala el artfculo 632 del C6digo, Penal. En cuaIquier tempo de9pu6s de arrestado podr.4 el condenado a prisl6n subsidiaiia pagar la multa, libertqndose del arrest, debiendo descontdrsele un peso por cada d1a que hublese estado aTrestado.
Art. 44.-En defect, del pago de las Multas y de las
-demtLs responsabilidades contrafdas a favor de un tercero, quedard el preso sujeto a una responsabilidad personal subsidlarla a raz6n de un dfa por cada peso; pero en ningfin ,caso exceder& este perfodo de seis meses, slempre quo Se trate de delitos, nI de treinta dfas cuando se trate de faltas.





DisposicioNm GENERALES.

Art. 45.-El acusado, podrd, A lo tuviere a bien deelarar en su propia causa, pero primer se le recomendard. decir verdad.
Art. 46.-No so admitirAn testigos de reference en lo& Juzgados Corroccionales.
Art. 47.-Siempre que so tratare de faltas el Juez po-drS, imponer condenas que no excedan do treinta dfas dearresto con o sin trabajos, a discreci6n del Juez, o multas. que no sean superiors a treinta pesos.
Art. 48.-Tratdiadose de delitos de la competencia del Juzgado, el Juez podra imponer condenas quo no excedan, de seis meses de eneareelaraiento, con o sin trabajos o, multas quo no pasen de quinientos pesos, pero en caso deno pagarse la multa impondrti la pena do prisi6n, a raz6n, de un dfa por cada peso no pagado, como queda dispuesto en el artIculo 44.
Art. 49.-No habr6, recursos contra las sentences del, Juzgado; -el Juez ImpondrA las condenas y las multas porel t6rmino que discrecionalmente estime procedente.
Art. 50.-El Juez tendr& el derecho do maudar expedircitaciones y mandamientos de registry, y adoptaxA todas las medidas necesarias; para Ilevar a effect las 6rdenes. del Juzgado.
Art. GI.-Cuando el Juez Correccional estuviese ausente o enfermo, serl sustituldo, por el Juez Municipal. En, la Habana, dicho Juez Municipal ser6L designado por el, President de la Audiencia.

DF LA PREscaipcim

Art. 52.-Las acciones correspondents a los delitos de la competencia do log Juzgados Correecionales prescribirAn a log dos aflos.
Las faltas prescribir&n a los dos meses.
No se contard en el c6mputo a que se refleren log precedentes pdrrafos, el tempo durante el cuaJ el acusado no. haya residido pormanentemente en la Isla.
En log julcios criminals se considerard que el procedimiento fu6 iniciado el dfa en que se present la denuncia ante el Juez Correccional.
86







DisPOSICIONES FINALES.

I.a Los procedimientos que se Iniclasen por Jos
-Jucces do Instrucci6n y Municipales para la averiguacl6n y castigo de los delitos enumerados en el artfeulo 41 de ,esta Orden,.y do las falta8, respectivamente, o que, estu,viesen sustancUndoso en los lugares donde no So constituyan Juzgados Correccionales, se ajustarAn a ]as prescripelones contends en la Ley de Enjuiciamlento Criminal.
Los procedimiezitos quo estuviesen pendientes de resolucift anto Jueces y Triburiales relatives a faltas y delitos expresados en el pdrrafo anteriCT en Jos lugares donde se establezean Jueces Correcclcmales seguirctn sustanclAndose y so resolverdn conform a ]as disposiciones do la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
De&de )a publicaci6n de la presented Orden, los Jueces ,y Tribunals impondrdn las penas seflaladas por la misma a los responsible de faltas o delitos do los menc-lonados en olla, asi como observardn sus precepts relatives a la pres,crlpc16n de, los mismos.
2.a En todo lo, quo no se oponga a esta Orden se observarAn como complementarias, las prescripelones del C6digo Penal Y la Ley de Enjuiciamiento Criminal en cuanto,
-sean applicable.
3.a Las disposiclones legalese vigentes contraries a lo, ,dispuesto en esta Orden quedan derogadas.
















87













HABEAS CORPUS(,)


OuDEN No. 427 DE 15 DE OCTUBRE DIE: 1900.

El Gobernador General de Cuba, a propuesta del Secretario do Justicia,, ha tenido a bien disponer la publicaci6n de la siguiente Orden, relative al mandamiento deHabeas Corpus.

Quien puede solicitor el Mandamiento. Este podrd ser
expedido los dias festivos. Parties.
1. La persona que haya sido privada do su libertad.dentro de la Isla de Cuba, por cualquier causa, o bajo cualquier pretext, tiene derecho, except cuando haya sid(y, encarcelada o detenida por virtue de una sentencia. de Juez, o Tribunal competence, a un mandamiento de Habeas Corpus, como se prescribe en esta Orden, con el fin de averiguar cuMes son las causes do la prisi6n oprivaci6n do libertad, y para que en los casos previstos se le devuelva 6ata. El mandamiento de Habeas Corpus podrA ser exPe-dido y entregado todcs los dfas, pero no se verA el casopara resoluci6n, sino en dia hdbil.
Las parties, en un procedimiento instituldo por medio, del mandamiento de Habeas Corpus, podrAn comparecer pormedio de representative como en otros casos.

C6mo y ante quien debe hacerse la solicited para el Mandamiento.
II. La solicited para el mandamiento ha de hacersepor medio de petici6n escrita y firmada, blen por la perso(1) Esta Orden segian lo dispuesto en la No. 478 de 21 de Noviembre de 1900, comenz6 a regir el 20 de Diciembre dedicho afto.
88







ma de cuya libertad se trate, o blen en su nombre por 'cualquiera otra, prosentindola a cualquiera de los si,guientes Jueces, TrIbunales y Presidentes o Magistrados de los mismos:
I., Los Jueces de Instruccl6n, en los casos que pro-cedan de actas de los; Jueces Municipales y Correcclonales, dentro de la jurisdicei6n territorial de dichos Jueces de
-Instruccl6n.
2.1 A ]as Audiencias y Sala de lo Criminal de la Audiencia do ]a Habana, en los casos que procedan de actos ,de Jos Jueces de Instrucci6n sometidos a la jurisdicei6n
de dichas Audienclas y Sala do lo Criminal.
3.* Al Tribunal Supremo en los casos que procedan ,de actos do las Audiencias o Sala do lo Criminal de la Audiencia de la Habana.
4.0 A los Jueces de Instruccift o Audiencia o Sala de lo Criminal do la Audiencia de la Habana, a elecci6n ,del solicitante, en los casos que procedan do los actos de
cuaIquier autoHdad civil o empleado del mismo orden, o de lcu, Iquiera corporaci6n, asociaci6n o individuo particular, por Jos cuales cualquier individuo haya sido privado de i-su libertad.
Cuando correspond concern del caso a una Audiencia o Sala do lo Criminal do la Audiencia de ]a Habana, o 'Tribunal Supremo, podrA presentarse la solicited a cual-quiera de sus Presidentes o Magistrados.

Contenido de la Solicitud.

Ill. Para f1jar la autenticidad de la solicaltud y la identidad del quo la presented, 6ste prestard juramento sin pagar por ello derechos ante un Notario PCiblico, o el Juez
-o un mlembro del Tribunal a quien se presented d1cha sollcitud. En 6sta se consignarA:
I., Que la persona a cuyo favor se pide el mandamiento estA encarcelada o privada de su libertad, el lugar de la prisift o privaci6n y el nombre o designaci6n del em-pleado o la persona por quien ha sido presa o privada de ,isu l1bertad.
2.o Que no ha sido encarcelada ni detenida por vir-tud de ninguna sentencia de un Juez o Tribunal.
3.* La causa o pretexts del encaroelarniento o de la ,privacift de la libertad segdn el leal saber y engender del ,peticionario.
89







4.* St eI encarcelamiento o privacift de libertad existo por virtue de un auto, providence o decreto se agregar6L una copia del mismo a la solicited, a no ser que el. solicitanto asegure que, por razones de traslaci6n o de laocultacift de la persona encarcelada o privada de libertad con anterioridad a la solicited, no pudo exigirse tal copia, o que 6sta se exigi6 y fu6 rehusada.
5.o Si alega quo el eneareelamiento y privaci6n de libertad es legal, el peticionario harA co-star en qu.6 consiste la ilegalidad que aduce.
Si el solicitante ignorase alguna de las eircunstancias. que se Indican en este artleulo, deberA tambi6n consignarlo expresamente

Cudndo se ha de conceder el Mandamiento.
Penalidad por negarlo.

IV. El Juez o Tribunal autorizado para conceder el', mandamiento lo cmeederA t#in demora, siempre qUe. se. presented una petici6n al mismo, como se prescribe en esta. Orden, a menos que aparezca de la, peticift misma o de los documents que la acompafien, que el peticionario no tiene fundamento legal para obtener el mandamiento. SL so quebrantare este pArrafo, el Juez o si la solicited fu6 hecha a un Tribunal, los miembros del mismo que consientan el quebrantamiento, indemnizartm mancomunada ysolidariamente a la persona presa o privada de su libertad con cien pesos, que se cobrardn por medio, del ejercicio deuna acc!6n a nombre de Csta.

Forma del Mandamiento.

V. El mandamiento expedido como se prescribe en esta-Orden tendrA sustanciaJmente la siguiente forma, y los, blanco se llenarqn debidamente:

El pueblo de la Isla de Cuba. A ..............
Ordenamos a usted que presented a ...................
que se dice preso o privado de su libertad por usted; haciendo co-star cuAndo y por qu6 se realizO tal prisiOn c privaci6n de libertad cualquiera que aea. el nombre porque dicho ...................................... sea co90







mocido o Ilamado, o el delito quo so le impute, ante ........
....... (Ins6rtese aquI el nombre del Juez o Tribunal) eiri ..................... inmediatamente despuds del
recibo de este mandamiento, para estar a lo que dicho Juez ,o Tribunal resuelva, debiendo traer usted consigo este man,damiento.
Firmado el dfa ..... do ........ ....... de 19..

Eficacia del Mandamiento.

VI. El mandamiento no s,,,r& desobedeeldo, por ningirin ,defecto de forma, con tal quo en 61 so llonen los siguientes ,requisites:
I., Si el que tlene la custodla de la persona press, o privada de su libertad es designado, blen por su tftulo officiall sl lo tiene, o, bien por an propio nombre; o si ambas cosas son desconocidas o inciertas per su apelativo supuesto D apodo. Cualquiera persona a quien se haya entregado el mandarniento se considerarA ser aqu6lla a quien se ha diri,gido aun cuando se haya dirigido con un nombre o generales equivocados o a otra persona, slempre que bajo su poder o custodia o diisposici6n, se encuetre la persona presa o de tenida.
2.* SI ]a persona que se ordena spa presented es designada por su nombre o se describe de cualquier otra manera do modo que pueda venirse on conocimlento de la persona que se desea.

Cuando se ha de exPedir el Mandamiento sin previa solicited.
VIL Cuando un Juez o miembro, de un Tribunal auto-rizado per esta Orden para library mandamiento do habeas
-corpus tenga pruebas de que cualquiera persona estA ile-galmente detenida 0 privada de su libertad, dentro, de su jurisdiccl6n, expedirA un mandamiento de habeas corpus .para socorrer a esa persona aun cuando no se haya hecho petici6n con ese fin.

Cumplimiento del Mandamiento. Sit contenido.
VIII. La persona a quien ha sido debidamente entre-.gado el mandamiento, expresarA clara e ineQuIvocamente ,en un informed per escrito:
91







1.* Si tiene o ha tenido bajo su custodial, poder c, onjecift, a Ia persona para cuyo socorro se ha expedido el mandamieuto.
2.1 Si en este concept tenfa a dicha persona cuando el mandamlento Is fu6 entregado y aun la-tiene, expresar&, con qu6 autoridad y por qu6 causa realize sid prisl6n o privaci6n do libertad. Si el deteutdo lo estuviere en virtue, de un auto, provideucia o decreto, se agregard, una copla del mismo al informed, y cuando se devuelva el mandamiento de habeas corpus se exhIbIrA el original al Juez o Tribunal.
3.0 Si hubiese tenido tal persona presa o privada de. su libertad, pero no hubiere traspasado Ia custodial o sujeci6n do Ia misma a otro, el informed so ajustard a lo& requisito-s que se exigen en el inciso 2.0 de esto artfeulo, except que s6lo expresaT& lo esencial del auto, providencia o deereto, si el original no estuviera ya en poder del, que ha de informer y que en el informed so consignard particularmente a qui6n, en qu6 tempo, por qu6 causa y por orden de qu6 autoridad se Ilzo el traspaso.
El Informed ser6. flrmado por Ia persona que lo M, Ia. cual prestar6 juramento sobre su autenticidad, de Ia Misma manera que se exige al pettelonario del mandamiento,. y sin pagar derechos.

Tempo dentro del cual debe cumplirse el Mand(Tmiento.

IX. Cuando el que ha de presenter al preso o privado, de libertad no se encuentre a mayor distancia de treinta, ki]Ometros del lugar en que ha de presentarlo, lo presentaA. junto con el informed dentro de las veinte y cuatro horas despuAs de recibido el mandamiento, y el mismo tempo se coneedeA. por caaa treinta kil6metros adicionales.

Serd presented Ia persona presa o privada de libertad.

X. La persona a quien se haya dirigido debidamente. un mandamiento de habeas corpus presentard al preso o privado de libertad, que est6 bajo su custodial, de eonformidad con lo ordenado, en el mandamiento, a menos que presente con su informed una certificael6n do un m6dico, quehaya prestado juramento ante un Notario Pfiblico o un Juez o Magistrado, sin pagar derechos por ello, sobre er hecho de que Ia persona presa o privada de su libertad est& 92








enferma, que su presentacift pondrA en peligro su vida o su salud; pero en este case el Juez o Tribunal podrA nombrar un m6dico para que haga un examen, y le informed y podrA ordenar la inmediata presentaci6n de la persona encarcelada o privada de libertad.

Procedimiento por desobediencia al Mandamiento.

XI. Cuando una persona a quien se haya dirigido debidamente un mandamiento, rehusare o desculdare obedecerlo, sin causes sufleientes debidamento demostradas, el Juez o Tribunal a quien se ha de presenter el preso o prlvado do libertad, una voz probado quo el mandamiento fud debidarnente entregado, expedirA inmediatamente una orden de arrest, dirigida en t6rminos generals a cualquier empleado do pollefa en In Isla, previni6ndole quo inmediatamente prenda al desobediente y la condimca, ante el Juez o Tribunal. En el acto do comparecer el desobediento se expedirA una orden para su enearcelamiento. La orden disPondrA que permanezea encarcelado hista que informed sobre el mandamiento do habeas corpus que rec1b16 y lo cumpla.

Orden para presenter a la persona presa o privada de libertad.

XII. El Juez o Tribunal podrd tambi6n discrecionalmente al tempo de expedirse In orden de arrest, o despuds, prevenir al empleado do Pollefa a quien dicha orden se ha dirigido, que inmediatamento conduzea a la presencia del Juez o del Tribunal a la persona en favor de la cual fu6 expedido el mandamiento de habeas corpus; y dicha persona desde ese moment continuarg bajo ]a custodia del empleado que crumple la orden, hasta que sea puesta en libertad, o se le admit flanza, o vuelva, a ser encarcelada segirin lo ordenare el Juez o Tribunal.

Procedimiento cuando se inforina al Mandamiento.

XIII. El Juez o Tribunal ante qulen la persona encareelada o privada do libertad es conducida per virtue del mandamiento expedido como se proscribe en esta Orden, deberd Imnediatamente despuds de recibido el informed al inandamiento, celebrar vista y en ella oir a los intresados
9.1







y testigos y apreciar los hechos alegados en el informed, y ]as causes del encarcelarniento o, sujeci6n de la persona encarcelada o privada de libertad; y deberd expedir una orden de libertad si entendiere que precede.

Cuando se ha de volver a encarcelar a la persona
presa o privada de su libertad.

XIV. El Juez o Tribunal inmediatamente expedirl una orden para que de nuevo sea encarcelada la persona press, o privada de su libertad, s! aparecie3e que estA privada do libertad por virtue de sentencia de un Juez o Tribunal competente, y que el tempo durante el cual puede ser legalmente asl detenida no ha vencido.

Procedintiento en caso de encarce.1amiento irregular.

XV. Si apareciese que la persona presa o privada de libertad ha sido legalmente encarcelada por un hecho punible, o si constare por las pruebas presentaffas en el informe dado al mandamiento pedido o practicadas en la vista, quo hay motives para presurnir que dicha persona es culpable del referido hecho punible, aun cuando el encarcelamiento sea irregular, el Juez o Tribunal, ante quien sea conducida esa persona, expedird hamediatamente una orden para quo sea puesta en libertad, bajo flanza, si 6sta fuere procedente, y si no lo fuere, para que vuelva a ser encarcelada.

Fianzas. --Cudndo y c6mo deben admitirse.

XVI.-Si del informed a un mandamiento expedido de la mantra prescrita en esta orden apareciere que la persona pre-sa o detenida tiene derecho a quedar en libertad bajo flanza, el Juez o Tribunal dictarA resoluci6n f1jando la suma que ha de serle admitida como, tal flanza; y prestada 6sta serd puesta en libertad con arreglo, a la Ley. Si se ofneciese inmediatamente la flanza sufficient, el Juez o Tribunal debera admitirla; en otro caso, 6sta podTA ser PTeStada despu6s ante el Juez o Tribunal que conozea de los autos en que se dispuso el encarcelamiento de la persona prosa o privada de libertad.
91





Cudndo Za persona pAesa o privada de libertad podrd
ser entregada a otro empleado.

XVIL Cuando la persona presa o privada de libertad no tenga derecho a disfrutar de 6sta, o si teni6ndolo bajo flanza, no la prestare, se la volverd a poner bajo la custodial en quo estaba, a menos que el que la custGdiaba no fuere competent para ello, en cuyo caso, se pondrA bajo la custodia de aqu6l a quien correspond.

Custodial de la persona presa o privada de libertad
pendiente el procedimiento.

XVIII. Pendiente el procedimiento de habeas corpus, el Juez.o Tribunal ante quien la persona presa o privada fl, libertad ha sido conducida, podrA ponerla bajo la custodia del Alcaide de la CArcel del lugar donde reside dicho Juez o Tribunal, o bajo la que su edad u otras circunstanclas hagan necesario.

Aviso quo ha de darse antes de poner en libertad
la persona presa o detenida.

XIX. Cuando, aparezca del informed al mandamiento expedido que la persona presa o, privada de Iibertad lo, estd por virtue de providence judicial, no, so celebrarl la Vista sin provia citaci6n del Ministerio Fiscal.

La persona presa o privada de libertad podrd refutar el
informed dado al mandamiento expedido.

XX. La persona presa o privada de 11bertad que ha sido presented por virtue del mandamiento podrd presentar pruebas, bajo juramento, para demostrar, que su encarcelamiento o detenci6n es legal, o, que tione derecho a ser puesta en libertad.
El Juez o Tribunal procederd entonceg de una manera sumaria, a practical en la misma vista las 'pruebas propuestas on apoYo, o contraries, al enearcelarniento o detenc!6n y a disponer de la persona encarcelada o privada de libertad, segfin lo hagan necesario las circunstanclas del caso. Durante ]a vista el Juez o Tribunal podrd examiner a la persona encarcelada o privada de libertad,
95







y a cualesquiera otros testigos que a su juicio, sea_ conveniente oir; con este fin se podrA sefialar un plazo, que no excederd de tres dfas, except, si la persona encarcelada privada de libertad -solicitase mayor t6rmino.

Procedimiento en caso de enfermedad de la persona
encarcelada o que haya sido privada de libertad.

XXI. En el caso de enfermedad a que se reflere el articulo X de esta Orden, si el Informe al mandamiento Ilenase los requisites exigidos y el Juez o Tribunal no dudase de la veracidad del certificado m6dico, decidird el caso desde luego, y procediendo como si la persona encarcelada o pTivada de libertad hubiese sido presented. Ptro serd o1da la persona que se presented a defenderla, sin exigInsele poder.

Obediencia a la Orden de libertad. Modo de hacerla cumplir.

XXII. La obediencla a una Orden para poner en libertad a la persona encarcelada o privada de su libertad, podrA ser impuesta por el Tribunal o el Juez que hubiese expedido la misma, por medio de un mandainiento de arresto, con los mi smos efeetos quo cuando se trata de negative o negligencia en dar el informed al mandarniento de habeas corpus. El culpable de tal desobediencia indemnizar& a la persona presa o privada do su libertad, con clen pesos, que ser&n reclamados por medio del ejercicio de una acei6n a su nambre.

Caso en que puesta una persona en libertad no puede
ser encarcelada nueva7nente.

XXIII. La persona enearcelada o privada de su libertad, que haya sido puesta en libertad por una Orden expedida a consecuencia de un mandamiento de habeas corpus no volverA a ser encarcelada, privada de su libertad o puesta en custadia por la misma causa. Pero no se considerarA que la causa es la misma en los casos sigulentes:
1.* Cuando ha sido pesto en libertad el que estaba, preso a consecueneia de un auto de prisi6n dictado en virtud de acusaci6u de un hecho punible, y es eneaTcelado
96






por el mismo hecho, en virtue de resoluci6n del Tribunal que le exige flanza para responder de su comparecencia, o que la ha sentenciado en el misnio process.
V Cuando ha sido pesto en, libertad por falta de pruebas o por defecto en el mandamiento de prisi6n, y es preso despu6s, en virtue de pruebas suilcientes en cumplimiento de un auto dictado en la misma causa.

Quebrantamiento del articulo que precede.

XXIV. Si un Tribunal o Juez a cualquiera otra persona quebrantare de cualquier mantra, a sabiendas, a hiciere que se quebrantare, o ayudare a quebrantar el articulo que precede, 61, o A el acto u oinisi6n fuese cometido per un Tribunal, los miembros del mismo mancomunada y solidariamente, que consintieren dicho quebrantamiento, indemnizardn a la, persona prosa o privada de su libertad, can cien pesos, que serdia reclamados por medio del ejercicio de una acei6n a su nombre.

Traslaci6n u ocultaci6n de la persona presa o privada de
libertad con el fin de eludir el Mandamiento.

XXV. Todo el que tenga bajo su custodial a bajo su poder a una persona a quien asista el derecho a un mandamiento de habeas corpus, o a favor de Id cual haya sido debidamente expedido un mandamiento de esa clase, que con intenci6n de eludir el cumPlimiento del mismo, o para angular sus effects, trasladare a la persona encaxcelada 0 que haya sido privada de su libertad a la custodial, a poder de otro, a la ocultare o cambiare el lugar de su enearcelamiento; y el que a sabiendas contribuyere a Ia realizacidn de estos actos, incurrirdn en la responsabilidad criminal que correspond, ademAs de la pecuniaxia a que se reffere el articulo anterior.

Mandamiento para el caso en que se pretend Ilevar fuera
de la Isla a lzna persona privada de libertad.

XXVI. Siempre que un Tribunal a un miembro de un Tribunal o Juez, autorizados para librar-el mandamiento do habeas corpus se convenza de que una persona estl ilegalmente privada, de libertad-y que existent rnotivos su97






-ficientes para creer que serd llevada fuera de la Isla, el Tribunal, miembro del mismo, o Juez expedird las 6rdenes necesarlas para impedirlo, dirigidndolas a las personas que, juzgue oportuno, para que so apodere de la persona do que se trate, y la conduzean inmediatamento a presencia, del Jue7, o Tribunal, para lo que proceed segfin las leyes.
En este caso si la persona que tiene a la otra privada de, su libertad, estuviere presented, se le notificar& la orden, que surtirA respect a ella, todos los effects de un mandamiento do habeas corpus, y estarA obligada a reraitir inmediatamente el. informs.

Arrest de la persona que tiene detenido al que ha sida, privado de libert6d.

XXVII. Cuando las, eircunstancias que ban producidoel. conocimiento de que se ha hecho menci6n en el artfculo, que precede fueren suflelentes paia justiflear el arrest do la persona que tiene bajo su custodial al que haya sido privado de su libertad, y sus actos constituyan hechos puni-bles, se dietarA orden para dicho arrest, poni6ndose al arrestado, a disposici6n. del Juez o Tribunal correspond lent e.

Negative de un Juez a expedir ej Mandamiento.

XXVIII. Cuando correspond al Juez de Instruccl6n expedir el mandamiento de habeas corpus, si rehusare librarlo, podrd el. solicitante acudir con su solicited al Presidente o cualquler Magistrado de la Audiencla, o Sala, respectiva Jurando haberse negado el Juez a expedir el mandamlento.

Peticidn de segundo Mandamiento.

XXIX. No se podrA repetir la solicited de mandamiento de habeas corpus, por la misma prisi6n o privaci6n de. libertad, a menos que nuevos hechos hayan desvirtuado log motives. que justiflearon aqu6lla. Esos nuevos hechos deberdn precisarse bajo juramento en la solicited, para que sean apreclados, antes de resolver sobre la expedic!6n del mandamiento.
La persona a quien so dirija un mandamlento de habeas corpus, deberA, en su informs, consigner si la prisi6n o privaci6n de liber-tad a que aqu61 se reflere ha sido ya 98