Códigos de Cuba

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Códigos de Cuba Constitución de la república, Código civil, Código de comercio, Ley hipotecaria y reglamento para su ejecución, Ley de notariado y reglamento para su ejecución, Ley de enjuiciamiento civil, Código penal, Ley de enjuiciamiento criminal : vigentes en Cuba con las modificaciones introducidas desde el cese de la soberanía española, brevemente anotadas
Uniform Title:
Laws, etc. (Códigos de Cuba : 1925)
Physical Description:
1 online resource (viii, 1437 pages) :
Language:
Spanish
Creator:
Cuba
Barbé y Huguet, P ( Pablo )
Fernández Supervielle, Manuel, 1894-1947
Cuba
Edition:
Cuarta edición -- autorizada por Decreto no. 598 de fecha 15 de abril de 1925 y publicada bajo la dirección de M. Fernández Supervielle, abogado del Colegio de la Habana.

Subjects

Subjects / Keywords:
Constitutions -- Cuba   ( lcsh )
Civil law -- Cuba   ( lcsh )
Commercial law -- Cuba   ( lcsh )
Civil procedure -- Cuba   ( lcsh )
Criminal law -- Cuba   ( lcsh )
Criminal procedure -- Cuba   ( lcsh )
Mortgages -- Cuba   ( lcsh )
Derecho civil -- Cuba   ( bidex )
Derecho mercantil -- Cuba   ( bidex )
Derecho penal -- Cuba   ( bidex )
Procedimiento civil -- Cuba   ( bidex )
Hipotecas -- Cuba   ( bidex )
Procedimiento penal -- Cuba   ( bidex )
Constituciones -- Cuba   ( bidex )
Genre:
legislation   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )

Notes

General Note:
"Preparaba el dr. Pablo Barbé la cuerta edición de los Códigos de Cuba cuando lo sorprendió la muerte." Prólogo.
Statement of Responsibility:
por P. Barbé y Huguet, abogado del ilustre Colegio de la Audiencia Territorial de Barcelona, Académico de la de Legislación y Jurisprudencia de aquella ciudad, ex-diputado a Cortes, etc., etc.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by fair use or other copyright exemptions. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions may require permission of the copyright holder. The Smathers Libraries would like to learn more about this item and invite individuals or organizations to contact Digital Services (UFDC@uflib.ufl.edu) with any additional information they can provide.
Resource Identifier:
oclc - 757649552
ocn757649552
Classification:
lcc - KGN46 .C83 1925
System ID:
AA00021666:00001

Table of Contents
    Front Matter
        Front Matter
    Title Page
        Title Page 1
        Title Page 2
    Prologo
        Page v
        Page vi
        Page vii
        Page viii
    Constitucion de la Republica de Cuba
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
    Codigo civil
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 189
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
        Page 195
        Page 196
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
        Page 207
        Page 208
        Page 209
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
        Page 215
        Page 216
        Page 217
        Page 218
        Page 219
        Page 220
        Page 221
        Page 222
        Page 223
        Page 224
        Page 225
        Page 226
        Page 227
        Page 228
        Page 229
        Page 230
        Page 231
        Page 232
        Page 233
        Page 234
        Page 235
        Page 236
        Page 237
        Page 238
        Page 239
        Page 240
        Page 241
        Page 242
        Page 243
        Page 244
        Page 245
        Page 246
        Page 247
        Page 248
        Page 249
        Page 250
        Page 251
        Page 252
        Page 253
        Page 254
        Page 255
        Page 256
        Page 257
        Page 258
        Page 259
        Page 260
        Page 261
        Page 262
        Page 263
        Page 264
        Page 265
        Page 266
        Page 267
        Page 268
        Page 269
        Page 270
        Page 271
        Page 272
        Page 273
        Page 274
        Page 275
        Page 276
        Page 277
        Page 278
        Page 279
        Page 280
        Page 281
        Page 282
        Page 283
        Page 284
        Page 285
        Page 286
        Page 287
        Page 288
        Page 289
        Page 290
        Page 291
        Page 292
        Page 293
        Page 294
        Page 295
        Page 296
        Page 297
        Page 298
        Page 299
        Page 300
        Page 301
        Page 302
        Page 303
        Page 304
        Page 305
        Page 306
        Page 307
        Page 308
        Page 309
        Page 310
    Codigo de comercio
        Page 311
        Page 312
        Page 313
        Page 314
        Page 315
        Page 316
        Page 317
        Page 318
        Page 319
        Page 320
        Page 321
        Page 322
        Page 323
        Page 324
        Page 325
        Page 326
        Page 327
        Page 328
        Page 329
        Page 330
        Page 331
        Page 332
        Page 333
        Page 334
        Page 335
        Page 336
        Page 337
        Page 338
        Page 339
        Page 340
        Page 341
        Page 342
        Page 343
        Page 344
        Page 345
        Page 346
        Page 347
        Page 348
        Page 349
        Page 350
        Page 351
        Page 352
        Page 353
        Page 354
        Page 355
        Page 356
        Page 357
        Page 358
        Page 359
        Page 360
        Page 361
        Page 362
        Page 363
        Page 364
        Page 365
        Page 366
        Page 367
        Page 368
        Page 369
        Page 370
        Page 371
        Page 372
        Page 373
        Page 374
        Page 375
        Page 376
        Page 377
        Page 378
        Page 379
        Page 380
        Page 381
        Page 382
        Page 383
        Page 384
        Page 385
        Page 386
        Page 387
        Page 388
        Page 389
        Page 390
        Page 391
        Page 392
        Page 393
        Page 394
        Page 395
        Page 396
        Page 397
        Page 398
        Page 399
        Page 400
        Page 401
        Page 402
        Page 403
        Page 404
        Page 405
        Page 406
        Page 407
        Page 408
        Page 409
        Page 410
        Page 411
        Page 412
        Page 413
        Page 414
        Page 415
        Page 416
        Page 417
        Page 418
        Page 419
        Page 420
        Page 421
        Page 422
        Page 423
        Page 424
        Page 425
        Page 426
        Page 427
        Page 428
        Page 429
        Page 430
        Page 431
        Page 432
        Page 433
        Page 434
        Page 435
        Page 436
        Page 437
        Page 438
        Page 439
        Page 440
        Page 441
        Page 442
        Page 443
        Page 444
        Page 445
        Page 446
        Page 447
        Page 448
        Page 449
        Page 450
        Page 451
        Page 452
        Page 453
        Page 454
        Page 455
        Page 456
        Page 457
        Page 458
        Page 459
        Page 460
        Page 461
        Page 462
        Page 463
        Page 464
        Page 465
        Page 466
        Page 467
        Page 468
        Page 469
        Page 470
        Page 471
        Page 472
        Page 473
        Page 474
        Page 475
        Page 476
        Page 477
        Page 478
        Page 479
        Page 480
        Page 481
        Page 482
        Page 483
        Page 484
        Page 485
        Page 486
        Page 487
        Page 488
        Page 489
        Page 490
        Page 491
        Page 492
        Page 493
        Page 494
    Ley hipotecaria
        Page 495
        Page 496
        Page 497
        Page 498
        Page 499
        Page 500
        Page 501
        Page 502
        Page 503
        Page 504
        Page 505
        Page 506
        Page 507
        Page 508
        Page 509
        Page 510
        Page 511
        Page 512
        Page 513
        Page 514
        Page 515
        Page 516
        Page 517
        Page 518
        Page 519
        Page 520
        Page 521
        Page 522
        Page 523
        Page 524
        Page 525
        Page 526
        Page 527
        Page 528
        Page 529
        Page 530
        Page 531
        Page 532
        Page 533
        Page 534
        Page 535
        Page 536
        Page 537
        Page 538
        Page 539
        Page 540
        Page 541
        Page 542
        Page 543
        Page 544
        Page 545
        Page 546
        Page 547
        Page 548
        Page 549
        Page 550
        Page 551
        Page 552
        Page 553
        Page 554
        Page 555
        Page 556
        Page 557
        Page 558
        Page 559
        Page 560
        Page 561
        Page 562
        Page 563
        Page 564
        Page 565
        Page 566
        Page 567
        Page 568
        Page 569
        Page 570
        Page 571
        Page 572
    Reglamento para la ejecucion de la ley hipotecaria
        Page 573
        Page 574
        Page 575
        Page 576
        Page 577
        Page 578
        Page 579
        Page 580
        Page 581
        Page 582
        Page 583
        Page 584
        Page 585
        Page 586
        Page 587
        Page 588
        Page 589
        Page 590
        Page 591
        Page 592
        Page 593
        Page 594
        Page 595
        Page 596
        Page 597
        Page 598
        Page 599
        Page 600
        Page 601
        Page 602
        Page 603
        Page 604
        Page 605
        Page 606
        Page 607
        Page 608
        Page 609
        Page 610
        Page 611
        Page 612
        Page 613
        Page 614
        Page 615
        Page 616
        Page 617
        Page 618
        Page 619
        Page 620
        Page 621
        Page 622
        Page 623
        Page 624
        Page 625
        Page 626
        Page 627
        Page 628
        Page 629
        Page 630
        Page 631
        Page 632
        Page 633
        Page 634
        Page 635
        Page 636
        Page 637
        Page 638
        Page 639
        Page 640
        Page 641
        Page 642
        Page 643
        Page 644
        Page 645
        Page 646
        Page 647
        Page 648
        Page 649
        Page 650
        Page 651
        Page 652
        Page 653
        Page 654
        Page 655
        Page 656
        Page 657
        Page 658
        Page 659
        Page 660
        Page 661
        Page 662
        Page 663
        Page 664
        Page 665
        Page 666
        Page 667
        Page 668
        Page 669
        Page 670
        Page 671
        Page 672
        Page 673
        Page 674
        Page 675
        Page 676
        Page 677
        Page 678
        Page 679
        Page 680
        Page 681
        Page 682
        Page 683
        Page 684
        Page 685
        Page 686
        Page 687
        Page 688
        Page 689
        Page 690
        Page 691
        Page 692
        Page 693
        Page 694
        Page 695
        Page 696
        Page 697
        Page 698
        Page 699
        Page 700
        Page 701
        Page 702
        Page 703
        Page 704
        Page 705
        Page 706
    Ley del notariado
        Page 707
        Page 708
        Page 709
        Page 710
        Page 711
        Page 712
        Page 713
        Page 714
        Page 715
        Page 716
        Page 717
        Page 718
        Page 719
        Page 720
    Reglamento organico del notariado
        Page 721
        Page 722
        Page 723
        Page 724
        Page 725
        Page 726
        Page 727
        Page 728
        Page 729
        Page 730
        Page 731
        Page 732
        Page 733
        Page 734
        Page 735
        Page 736
        Page 737
        Page 738
        Page 739
        Page 740
        Page 741
        Page 742
        Page 743
        Page 744
        Page 745
        Page 746
        Page 747
        Page 748
        Page 749
        Page 750
        Page 751
        Page 752
        Page 753
        Page 754
        Page 755
        Page 756
        Page 757
        Page 758
        Page 759
        Page 760
        Page 761
        Page 762
    Ley de enjuiciamiento civil
        Page 763
        Page 764
        Page 765
        Page 766
        Page 767
        Page 768
        Page 769
        Page 770
        Page 771
        Page 772
        Page 773
        Page 774
        Page 775
        Page 776
        Page 777
        Page 778
        Page 779
        Page 780
        Page 781
        Page 782
        Page 783
        Page 784
        Page 785
        Page 786
        Page 787
        Page 788
        Page 789
        Page 790
        Page 791
        Page 792
        Page 793
        Page 794
        Page 795
        Page 796
        Page 797
        Page 798
        Page 799
        Page 800
        Page 801
        Page 802
        Page 803
        Page 804
        Page 805
        Page 806
        Page 807
        Page 808
        Page 809
        Page 810
        Page 811
        Page 812
        Page 813
        Page 814
        Page 815
        Page 816
        Page 817
        Page 818
        Page 819
        Page 820
        Page 821
        Page 822
        Page 823
        Page 824
        Page 825
        Page 826
        Page 827
        Page 828
        Page 829
        Page 830
        Page 831
        Page 832
        Page 833
        Page 834
        Page 835
        Page 836
        Page 837
        Page 838
        Page 839
        Page 840
        Page 841
        Page 842
        Page 843
        Page 844
        Page 845
        Page 846
        Page 847
        Page 848
        Page 849
        Page 850
        Page 851
        Page 852
        Page 853
        Page 854
        Page 855
        Page 856
        Page 857
        Page 858
        Page 859
        Page 860
        Page 861
        Page 862
        Page 863
        Page 864
        Page 865
        Page 866
        Page 867
        Page 868
        Page 869
        Page 870
        Page 871
        Page 872
        Page 873
        Page 874
        Page 875
        Page 876
        Page 877
        Page 878
        Page 879
        Page 880
        Page 881
        Page 882
        Page 883
        Page 884
        Page 885
        Page 886
        Page 887
        Page 888
        Page 889
        Page 890
        Page 891
        Page 892
        Page 893
        Page 894
        Page 895
        Page 896
        Page 897
        Page 898
        Page 899
        Page 900
        Page 901
        Page 902
        Page 903
        Page 904
        Page 905
        Page 906
        Page 907
        Page 908
        Page 909
        Page 910
        Page 911
        Page 912
        Page 913
        Page 914
        Page 915
        Page 916
        Page 917
        Page 918
        Page 919
        Page 920
        Page 921
        Page 922
        Page 923
        Page 924
        Page 925
        Page 926
        Page 927
        Page 928
        Page 929
        Page 930
        Page 931
        Page 932
        Page 933
        Page 934
        Page 935
        Page 936
        Page 937
        Page 938
        Page 939
        Page 940
        Page 941
        Page 942
        Page 943
        Page 944
        Page 945
        Page 946
        Page 947
        Page 948
        Page 949
        Page 950
        Page 951
        Page 952
        Page 953
        Page 954
        Page 955
        Page 956
        Page 957
        Page 958
        Page 959
        Page 960
        Page 961
        Page 962
        Page 963
        Page 964
        Page 965
        Page 966
        Page 967
        Page 968
        Page 969
        Page 970
        Page 971
        Page 972
        Page 973
        Page 974
        Page 975
        Page 976
        Page 977
        Page 978
        Page 979
        Page 980
        Page 981
        Page 982
        Page 983
        Page 984
        Page 985
        Page 986
        Page 987
        Page 988
        Page 989
        Page 990
        Page 991
        Page 992
        Page 993
        Page 994
        Page 995
        Page 996
        Page 997
        Page 998
        Page 999
        Page 1000
        Page 1001
        Page 1002
        Page 1003
        Page 1004
        Page 1005
        Page 1006
        Page 1007
        Page 1008
        Page 1009
        Page 1010
        Page 1011
        Page 1012
        Page 1013
        Page 1014
        Page 1015
        Page 1016
        Page 1017
        Page 1018
        Page 1019
        Page 1020
        Page 1021
        Page 1022
        Page 1023
        Page 1024
        Page 1025
        Page 1026
        Page 1027
        Page 1028
        Page 1029
        Page 1030
        Page 1031
        Page 1032
        Page 1033
        Page 1034
        Page 1035
        Page 1036
        Page 1037
        Page 1038
        Page 1039
        Page 1040
        Page 1041
        Page 1042
        Page 1043
        Page 1044
        Page 1045
        Page 1046
        Page 1047
        Page 1048
        Page 1049
        Page 1050
        Page 1051
        Page 1052
        Page 1053
        Page 1054
        Page 1055
        Page 1056
        Page 1057
        Page 1058
        Page 1059
        Page 1060
        Page 1061
        Page 1062
        Page 1063
        Page 1064
        Page 1065
        Page 1066
        Page 1067
        Page 1068
        Page 1069
        Page 1070
        Page 1071
        Page 1072
        Page 1073
        Page 1074
        Page 1075
        Page 1076
        Page 1077
        Page 1078
        Page 1079
        Page 1080
        Page 1081
        Page 1082
        Page 1083
        Page 1084
        Page 1085
        Page 1086
        Page 1087
        Page 1088
        Page 1089
        Page 1090
        Page 1091
        Page 1092
        Page 1093
        Page 1094
        Page 1095
        Page 1096
        Page 1097
        Page 1098
        Page 1099
        Page 1100
        Page 1101
        Page 1102
        Page 1103
        Page 1104
    Codigo penal
        Page 1105
        Page 1106
        Page 1107
        Page 1108
        Page 1109
        Page 1110
        Page 1111
        Page 1112
        Page 1113
        Page 1114
        Page 1115
        Page 1116
        Page 1117
        Page 1118
        Page 1119
        Page 1120
        Page 1121
        Page 1122
        Page 1123
        Page 1124
        Page 1125
        Page 1126
        Page 1127
        Page 1128
        Page 1129
        Page 1130
        Page 1131
        Page 1132
        Page 1133
        Page 1134
        Page 1135
        Page 1136
        Page 1137
        Page 1138
        Page 1139
        Page 1140
        Page 1141
        Page 1142
        Page 1143
        Page 1144
        Page 1145
        Page 1146
        Page 1147
        Page 1148
        Page 1149
        Page 1150
        Page 1151
        Page 1152
        Page 1153
        Page 1154
        Page 1155
        Page 1156
        Page 1157
        Page 1158
        Page 1159
        Page 1160
        Page 1161
        Page 1162
        Page 1163
        Page 1164
        Page 1165
        Page 1166
        Page 1167
        Page 1168
        Page 1169
        Page 1170
        Page 1171
        Page 1172
        Page 1173
        Page 1174
        Page 1175
        Page 1176
        Page 1177
        Page 1178
        Page 1179
        Page 1180
        Page 1181
        Page 1182
        Page 1183
        Page 1184
        Page 1185
        Page 1186
        Page 1187
        Page 1188
        Page 1189
        Page 1190
        Page 1191
        Page 1192
        Page 1193
        Page 1194
        Page 1195
        Page 1196
        Page 1197
        Page 1198
        Page 1199
        Page 1200
        Page 1201
        Page 1202
        Page 1203
        Page 1204
        Page 1205
        Page 1206
        Page 1207
        Page 1208
        Page 1209
        Page 1210
        Page 1211
        Page 1212
        Page 1213
        Page 1214
        Page 1215
        Page 1216
        Page 1217
        Page 1218
        Page 1219
        Page 1220
        Page 1221
        Page 1222
        Page 1223
        Page 1224
    Ley de enjuiciamiento criminal
        Page 1225
        Page 1226
        Page 1227
        Page 1228
        Page 1229
        Page 1230
        Page 1231
        Page 1232
        Page 1233
        Page 1234
        Page 1235
        Page 1236
        Page 1237
        Page 1238
        Page 1239
        Page 1240
        Page 1241
        Page 1242
        Page 1243
        Page 1244
        Page 1245
        Page 1246
        Page 1247
        Page 1248
        Page 1249
        Page 1250
        Page 1251
        Page 1252
        Page 1253
        Page 1254
        Page 1255
        Page 1256
        Page 1257
        Page 1258
        Page 1259
        Page 1260
        Page 1261
        Page 1262
        Page 1263
        Page 1264
        Page 1265
        Page 1266
        Page 1267
        Page 1268
        Page 1269
        Page 1270
        Page 1271
        Page 1272
        Page 1273
        Page 1274
        Page 1275
        Page 1276
        Page 1277
        Page 1278
        Page 1279
        Page 1280
        Page 1281
        Page 1282
        Page 1283
        Page 1284
        Page 1285
        Page 1286
        Page 1287
        Page 1288
        Page 1289
        Page 1290
        Page 1291
        Page 1292
        Page 1293
        Page 1294
        Page 1295
        Page 1296
        Page 1297
        Page 1298
        Page 1299
        Page 1300
        Page 1301
        Page 1302
        Page 1303
        Page 1304
        Page 1305
        Page 1306
        Page 1307
        Page 1308
        Page 1309
        Page 1310
        Page 1311
        Page 1312
        Page 1313
        Page 1314
        Page 1315
        Page 1316
        Page 1317
        Page 1318
        Page 1319
        Page 1320
        Page 1321
        Page 1322
        Page 1323
        Page 1324
        Page 1325
        Page 1326
        Page 1327
        Page 1328
        Page 1329
        Page 1330
        Page 1331
        Page 1332
        Page 1333
        Page 1334
        Page 1335
        Page 1336
        Page 1337
        Page 1338
        Page 1339
        Page 1340
        Page 1341
        Page 1342
        Page 1343
        Page 1344
        Page 1345
        Page 1346
        Page 1347
        Page 1348
        Page 1349
        Page 1350
        Page 1351
        Page 1352
        Page 1353
        Page 1354
        Page 1355
        Page 1356
        Page 1357
        Page 1358
        Page 1359
        Page 1360
        Page 1361
        Page 1362
        Page 1363
        Page 1364
        Page 1365
        Page 1366
        Page 1367
        Page 1368
        Page 1369
        Page 1370
        Page 1371
        Page 1372
        Page 1373
        Page 1374
        Page 1375
        Page 1376
        Page 1377
        Page 1378
        Page 1379
        Page 1380
        Page 1381
        Page 1382
        Page 1383
        Page 1384
        Page 1385
        Page 1386
        Page 1387
        Page 1388
        Page 1389
        Page 1390
        Page 1391
        Page 1392
        Page 1393
        Page 1394
        Page 1395
        Page 1396
        Page 1397
        Page 1398
        Page 1399
        Page 1400
        Page 1401
        Page 1402
        Page 1403
        Page 1404
        Page 1405
        Page 1406
        Page 1407
        Page 1408
        Page 1409
        Page 1410
    Indices
        Page 1411
        Page 1412
    Indice del codigo civil
        Page 1413
        Page 1414
        Page 1415
        Page 1416
        Page 1417
        Page 1418
    Indice del codigo de comercio
        Page 1419
        Page 1420
        Page 1421
        Page 1422
    Indice de la ley hipotecaria
        Page 1423
    Indice del reglamento para la ejecucion de la ley hipotecaria
        Page 1424
    Indice de la ley del notariado - Indice del reglamento organico del notariado
        Page 1425
        Page 1426
    Indice de la ley de enjuiciamiento civil
        Page 1427
        Page 1428
        Page 1429
        Page 1430
        Page 1431
    Indice del codigo penal
        Page 1432
        Page 1433
        Page 1434
    Indice de la ley de enjuiciamiento criminal
        Page 1435
        Page 1436
        Page 1437
Full Text

















This volume was donated to LLMC to enrich its on-line offerings and
for purposes of long-term preservation by

University of Florida Library







'CODIGOS DE CUBA



CONSTITUCi6N DE LA REPfJBLICA----.,,

CODIGO CIVIL. CODIGO DE CO
01
LEY HIPOTECARIA
Y REGLAMENTO PARA SU EJRCUC YX

LEY DEL NOTARIADO
Y RHGLAMRNT0 PARA SU RJECUCI

LEY DE ENJUICIAMIENTO CI c6DIGO PENAL LEY D, ENJUICIAMIENTO CRIMI A



VIGENTHS UN CUBA CON LAS MODIFICACIONKS INT RODUCIDAS
D13SDE 13L CHSH DR LA SOBERANIA ESPAROLA,
BREVRMENTH ANOTADAS

pox

P. BARBt Y HUGUET
Abogado del Ilustre Colegio de la Audiencia Territorial
,de Barcelona, Acad mico de la de Legislaci6n y jurisprudencia de
aquella ciudad, Ex-diputado a Cortes, etc., etc.


CUARTA UDICION


AUTORIZADA POR DECRETO No. 598 BE FECHA 15 BE ABRIL BE 1925
y PUBLICADA BAJO LA DIRECTION BE
M. FERN.4NDEZ SUPERVIELLE.
Abogado del Colegio de la Habana.


PROPE or
ENTERIMATIO SLEPHONE
AND TELEGRAm uatraR,&TION U.W TABIMRY

HABANA
IIBRHRIA tBENAVRNTP,
Pi y.Margall (Obispo) 56, esq. a Compostsla 1925

L AW LI MO. y








































Es I)rol)iedad. Queda becho el dep6sito que marcs la ley.







































Imprenta Fl Siglo XX., RetAblica del Brasil 27.-Habana.












PROLOGO



Preparaba el Dr. Pablo Barb6 la cuarta edici6n de los C6digos de Otba cuando lo sorprendi6 la muerte. El prop6sito de recuperar y obtener para'sus hijo.s y su viuda el dinero ya invertido por 61 en esta obra. y su probable utilidad, y !a convicci6n de 'que asi satisfacia lo que hubiera sido indudablemente su disposici6n de filtima voluntad, de haber podida expresarla, me Ilevaron a continual y terminal la labor emprendida, y justifican estas iineas, dedicadas a decir algo de la obra y a exponer dos palabras aoerea do su autor.
De los C6digos de Cuba nada nuevo podr6 decir porque este libro result de sobra conocido por nuestro foro en general. Basta, para acreditar esta afirmaci6n, el hecho elocuente de haberse a.-otado tres medicines desde el aflo 1917 en que apareci6 la primer de ellas, y yo, personalmente, he podido comprobarla 'pues he visto los CMigos de Cuba en nuestros Tribunals y Juz-ados y sobre la mesa de trabajo de muchos, de innuml rablles compafieros.
Do esta obra dijo el Dr. Pablo Barb6 en el pr6logo de la primera edici6n lo siguiente:

"No nos propusimos hacer do este volume un libro de consult para los abo-ados, ni afin una obra complete, en el sentido de comprender en ella todas las leyes de cardeter civil y penal vigentes en Cuba. Quisimos solamente incluir en un libro manual los C6digos fundamentals que se fallen en vigor, en gu forma mAs sencilla, sin comentarios, ni mfis acotaciones quo las estrietamente indispensable para quo pudiera conocerse la fuente de donde derivan las modifleaciones hechas en el texto, cuando 6ste lo variabainos al tenor de las disposiciones posteriors a la promulgaci6n de aquellos cuerpos legalese.
"La sen cillez y la claridad que hemo,% querido imprimir a la obra, nos han obligado a redactar texts por nuestra cuenta, que respondieran lo mAs fielmente possible a lo vigente; pero cuando esto con avarienta parquedad hemos hecho, cuando la fuerza de la necesidad, dentro de nuestro prop6sito, nos




VI

ha inducido a suplir y sustituir el texto originario por otro no autorizado expresamente por luna ley, aunque virtualmente conteAido en ella, hemos cuidado, ipor medio',de notas brevisimas, de hacer observer la procedencia de la sustituci6n, para que el lector interespdo, pudiera consular el texto literal de la modificaci6n en la 'Ley, Decreto, Reglamento, u Orden que ra impuso."

Esta edici6n que ahora ve la luz, la cuarta, constitute propiamente una edici6n nueva lior las innovaciones que en ella se han introducido, pues apart de haberse aficionado la Ley del Notariado y el Reglamento para su ejecuci6n, se ha alterado el orden de colocaci6n de los diversos cuerpos legalese que eontiene, insertAndose cada una de, las leyes procesales o adjetivas a continuaci6n inmediata de su ley o leyes positivas correspondents. Parece que de este modo la obra regulta de mAs fficil y c6modo manejo para el lector, que regularmente tiene que relacionar lospreceptos de los C6digos Civil y de Comercio y los de la Ley Hipotecaria con los de la Ley de Enjuiciamiento Civil, y los del C6digo Penal con los de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
Ademhs, y sobre todo, se.ha aficionado un gran nfimero de notas para mejor aclarar y explicar las alteraciones en la letra de los precepts modificados y se han introduced en el texto las disposiciones legalese dictadas desde el aflo 1922, en que apareci6 la edici6n anterior, hasta esta fecha, entre las que figuran, en primer t6rmino, la Ley de Refacci6n Aglico la de 2 de Marzo de 1922; Ia de 1.7 de Marzo de 1922 sobre el recurso de inconstitucionalidad, y las creadoras de distintos Re'istros de la Propiedad. Y por filtimo, han sido cuidadosamente salvadas lap, erratas, bastante numerosas por cierto, advertidas en ]a tercera edici6n.


El estado de profound abatimiento moral en que lleg6 Barb6 a nuestro pais hace doce afios, de una parte, y la intensidad de las laborers que acometi6 al poco tempo de estar entre nosotros, de la otra, tan.to como su modestia excesiva, le hicieron mantenerse alejado del seno de nuestra sociedad, en donde, de haberlo 61 querido, hubiera aleanzado desde el'primer instance el pesto de honor a que lo hacian alereedor su caballerosidad intachable, su correction exquisite, y su trato ameno, agradable




VII
s e iDstructivo de hombre superior por su inteli-eiieta. y por su
culture extraodinarias. Creo que algunas lines dedicadas a pintar -afin a grades rasgos la personalidad de Dn. Pablo Baxb6 serAn leidas con interns por todos aquellos que, conociendo su obra, nada saben de su autor. Pero, en atenci6n a que mi testimonio pudiera ser objeto de tacha y careers, a lo menos, exagerado en la exaltaci6n de las virtues que adornaron a Barb6, ya que lul su. amigo y su socio de Bulete por e8paeio de ci, aco afios, los ffltimos de su vida, me limit a transcribir en este lugar various pArrafos del articulo que dedic6 a su memorial el Diario
de la Harhia.

"La historic del Dr. Barb6 es tan interested como, digna de
conocerse. En el foro espafiol, en la political de Cataluila Y en el Congreso de -Madrid, su personalidad se destac6 con relieves nada communes. Abo.-ado estudioso, su bufete lleg6 a ser de los preferidos en la Ciijdad Condal. Baste decir que i odeaban a Barb6 una docena de peasants, que sentian por 61, admiraci611 y resT)eto semejantes a los que disfruta, por ejemplo, el Dr. Sdncl ez de Bustamante en Cuba.
Su popularidad y fama como abo.gado, y las suggestions
de sus clients y en especial de su pariente Vall6s y Ribot, el memorable tribune del federalism cataMn, Ilevaron a Barb6 a la brega political, y le dieron el acta de Diputado en distintas campafias electorates, Por sus conocimientos especiales sobre materials econ6micas, el estadista espafiol Villaverde re7 cab6 su concurs para el desarrollo de la c6lebre reform tributaiia que -ane6 la Hacienda espafiola algfin-tiempo despu6s del desastre colonial. Fu6 ademis en varies legislatures, Secretario del Congreso de Madrid.
"Espiritu emprendedor, hombre de audacias nobles, organiz6 una instituci6n bancaria en Barcelona, la cual en poco tiempo adquirM pujante er6dito. Pero una de ]as guerras frecuentes en los Balkanes, motive la quiebra del Banco de Barb6, debido a que la generalidad de sus condos habian sido in-vertidos en valores de aquellos passes convulsions.
"Barb6 hubiera podido salvarse de su desastre bancario, con
a].-una combinaci6n habilidosa; pero hombre de rectos principios y caricter exemplar, prefiri6 perderlo todo, hasta el filtimo c6ntimo, antes que burglar a los acreedores de aquella organizaci6n; y al effect, quiso que sus fincas, sus propiedades todas, incluso los libros y effects de su bufete, respondieran de Ja quiebra, y asi redujo al minimum las p6rdidas de los afectados en la desgracia. Entre los bienes de Barb6 entregados a la Comisi6n liquidadora' del Banco, figuraba una finquita de Villanueva y Geltrfi, en la que vivia su propio padre: s6lo rog6 a los, liquidadores que al ser enajenada la finquita,





VITI

no fuese lanzado do ella violentamente el anciano autor de sus dias.
'Fu6 entonces cuando Barb6 se expatri6 y vino a Cuba, por simj)atia a esta. tierra y por residir aqui un antiguo amigo suyo. Lleg6 a la Habana, materialmente con dos pesetas por capital; se encerr6 en un ostracisrao voluntario casi herm6tico; fu6 dopendiente de la Libreria de Pote; empleado y consejero, mhs tarde, de la notaria, y bufete do los Dres. Cabrera; recopil6 en -tin tomo quo todos los abogados y curiales conocen los C6digos y leyes cubanas; organize, luego, compafiias; contrajo relaciones financiers ; levant empress importance en la 6poca del alza del azficar; supo consolidar el capital obtenido; y en el apogee de su felicidad le ha sorlprendido la muerte.

La vida ofrece a diario estos ejemplos dolorosos y la muerto estas alevosas sorpresas. Cuando ya on los lines de la vejez, pero de una vejez al parecer henchida de vida. y de salud, en la plenitude de su vigor fisico e intellectual, se disponia Barb6 a disfrutar en -la paz y recogimiento de su hogar, modelo de todas las virtues, delreposo que le brindaba la. fortuna -modesta bien ganada con su. trabajo intelligent y hon-, rado rendido en el filtirno esfuerzo de su vida, una mariana. del pasado mayo, sobre el lecho afin en que habia dormido su. filtimo suefio sobre la. tierra; un ataque de traidara enfermMad del coraMn, insospechada hasta entonces, lo hizo pasar, casi sintransici6n, desde aquel suefio al, otro que es eterno.

AT. FERIITINDEZ SUPERVIELLE.

Habana, agosto de 1925.





























CONSTITUTION BE LA. REPUBLICA BE CUBA ENAMIENDA. PLATT TRATADO DE PAZ ENTRE ESPARA:
Y LOS ESTADOS UNIDOS
























C6DIGOS

















































































4 x










MOPERTY OF
INTtFWATIP YAL TZILEPHONE
AND TELEGRAPH O' "Pul'CMITION LAW LIBRARY
%
CONSTITUTION

DE LA


REPUBLICA DE CUBA




Nosotros, los Delegados del Pueblo de Cuba, reunidos en Convenci6n Constituyente, a fin de redactar y adopter la Ley Fundamental de su. organizaci6n como Estado independent y soberano, estableciendg un gobjerno capaz de cumplir sus obligaciones internacionales, mantener el orden, asegurar la libertad y la justicia y promoter el bienestar general, acordamos y adoptamos, invocando el favor de Dios, la siguiente Constituci6n:

TITULO PRIMER
De la. Nacift, do su forma de Gobierno y del territorio national,

Articulo 19 El pueblo ide Cuba ise constitute en Estado, indepeudiente y soberano, y adopt, tomo forma -de gobierno, la republican.
29 Component el territorio ide la RepAblica, I& Isla do Cuba, asi como las islas y cayols adyacentes que con ella estabam bajo la soberania -do Espaiia hasta la ratificacAn del Tratado de Paris de 10 de diciembre de 1898.
39 El territorio de la RepAblica so -divide en las seis Provincias ;que existent aetualmente, y con sus mismos limits; correspondiendo al Consejo Provincial de cada una determiner 6us respectivas denominaclones.
Las Provincias podrAn ineorporarse unas a otras o dividirse par: former nuevas Provincias, mediate acuerdo. de los respectivos Consejos Provinciales y aprobaci6n del Congreeo.

TITULO H
Do los cubanos.
49 La c6ndici6n de tubano se adquiere por nacimiento -o por naturalizaci6n.
59 Son cubanos por nacimiento:
19 Los nacidos, dentro o fuera Ael territorio de la Repfibliea, de
padres cubanos.






4 c6DIGOS DF CUBA

29 Los nacidos en el territorio de la Repliblica -de padres extran-.
jeros, siempre que, cumplida la mayor edad, reclamen su inscripci6n, como cubanos, en el Registro P'orr6sp6ndiente.
39 Los nacidos en el extranjero de padres naturals de Cuba que
hayan perdido la nacionalidad cubana, siempre que, cumplida la mayor edad, reclamen su inscripci6n, como cubanos, en el mismo
Registry.
69 Son cubanos per uaturalizAci6n:
19 Los extranjeros que, habiendo pertenecido al ]Ej6reito 'Liberta,dor, reclamen la nacionalidad cubana dentro de los seis meses siguientes a la pramulgaci6n de esta Coustituci6n.
29 Los extraujeros que, establecidos Nen Cuba antes del 19 de
-Unero -de 1899, hayan eonservado su domicilio despu6s de dicha fecha, siempre que reclamen Is, nacionalidad cubana dentro de. los seis meses siguientes a la promulgaci6n -de esta Constituci6n, o, s!
fueren menores, -dentro -de un plazo igual desde que, alcanzaren. lala mayoria de edad.
39 Los extranjeros quo, despu6s. de cinco aidos de. residence en el
territorio -de la Repfiblica, y no menos de dos desde que declared su intenci6n de :adquirir la nacionalidad cubana, obtengan carta
de naturalizaci6n -con arreglo a las leyes.
4Q- Los espafioles residents en el territorio de Cuba el 11 de Abril
-de 1899, que no se hayan inscripto e6mo tales espaRoles en los Registros',3orrespondientes, hasta igual mes 'y -dia do 1900.
59, Los africanos- que hayan sido eselavos en Cuba, y los emancipados camprendidos en el Articulo 13 del Tratado de 28 de Junio -de
1835, celebrado entre Espaiia e Inglaterra.
79 La condici6n de cubano se pierce:
19 Per adquirir ciudadania extranjera.
2g- Per admitir empleo u honors de otro Gobierno sin liceneia del
Senado.
39 Por ent.rar al seMcio de las arm.as de una Naci6n extranjera
sin la misma licencia.
4Q Por residir el cubano naturalizado -cinco aflos -continuos en el
pais de su nacimiento, a no ser por raz6u de empleo o Pomisi6ja del
Gobierno de la Repfiblica.
89 La eondici6n de cubano podr6, recobrarse con arreglo a lo que
prescribed las leyes (1).
99 Todo cubano est6. obligado:
19 A server a la patria con lae armas, en los cases y forma que determinen las leyes.
29 A contribuir para los gastos pfiblicos, en la forma y proporei6n
que 'dispongan las leyes.



(1) V,ase el artictAo 21 del COdigo Civil. La Repfiblica Cubana no ha dictado ley alguna. especial sobre este. punto.




CORSTITUci6N DE LA REPfJBLICA


TITULO III
De los' extranjeros.

10. Mos extranje ros residents en el territorio de la Repfiblica, se equiparan a los cubanos:
19 En cuanto a ]a proteccl6n -de sus persona's y bienes.
29 En euanto al goce de los dereebos garantizados en la Secci6n 14
del Titulo siguiente, con excepci6n de los que en ella se 376conocen
exclusivamente a los nacionales.
39 En cuanto al goce de Us dereebos civiles en las oondiciones y
con las limitaciones que establezea laLey de Extranjeria.
49 En cuanto a la obligaci6n de observer y cumplir las leyes, -decretos, reglamentos y demds disposiciones quo est6n en vigor on
la RepAblica.
5,) En cuanto a la sumisi6n a la potestad. y a las resoluciones -de
los Tribunales y demhs autoridades de la Repfiblica.
69 Y en _uanto a la 6bli.-aci6n do contribuir a los gastos pfiblicos
del Estado, ]a Provincia y el Alunkipio.

TITULO IV
Do los derechos quo garwitiza esta Constituci6n,

SECC16N PRIMER
Derechos individuals.

11. Todos los cubanos son iguales ante, la Ley. La Repfiblica no re,conoce fueros mi privileges per sonales.
12. Ninguua ley tendrA effect retroactive, except las penales, cuando sean favorable al delincuente o procesado.
13. Las obligaciones de carActer civil que nazean de los contracts o de otros acto-s u omissions que las produzean, no podrAn ser anuladas ni Alteradas por el Po4er Legislativo ni por el Ejecutivo.
14. No podr6, imponerise, en ningun case, ]a pena, de rnuerte por dolitos de cardeter politico, los cuales ser6n definidos por la Ley.
15. Nadie podrk ser detenido sino on los casos y en la forma que prescriban las leyes.
16. Todo -detenido serA pesto en libertad o entregado al Juez o Tribunal competence, -dentro de. !as veinticuatro horas siguientes. al acto de, la detenei6n.
17. Toda detenci6n se dejari sin effect, o-se elevar& a prisi6n, dentro do las setenta y dos horas do haber side entregado el -detenido al Juez o Tribunal competente.
Dentro del mismo plazo se notificarA al intefesado la providence quo se dictate.
18. Nadie po dr4 oer prose, sino en virtue de mandamiento de Juez
0 Tribunal competence.
El auto en que se haya ;dietado el mandamiento se ratificarA o repondrA, oido el pr sunto reo, dentro de las setenta y dos horas siguientes al acto de la prisi6n.







6 c6DIGOS DE CUBA

19.' Nadie podrfi, ser procesado ni sentenciado sino por Juez o Tribunal competence, en virtad de leyes ante rior es al delito y en la forma que 6stas establezean.
20. Toda persona presa o detenida sin las f ormalidades legalese, o fuera de los casos previstos en estaConstituci6n o en las leyes, seri puesta en libertad a petici6n suya o de cualquier ciudadano.
La Ley determinari la forma de proceder sumariamente en este caso.
21. Nadie est6. obligado a declarer contra si mismo, ni contra su c6nyuge o sus parents dentro del cuarto grado de consauguinidacl 0 segundo de afluidad.
22. Es inviolable el seereto de la correspondencia y dem5.s documentos privados, y ni aqu6lla ni 6stos podrin ser ocupados ni examinados sino por disposici6n de Autoridad competence y con las formalidades
-quo prescriban las leyes. En todo caso se guardar4 secret respect do los extremes ajeno.9 al asunto -que motive la ocupaci6n o examen.
23.' El. domicilio os inviolable, y en consecueneia Dadie podri penetrar de noche en. el ajeno, sin el c=sentimiento Ae su morador, a no ser para auxiliary o socorrer a victims de delitos o desastre; ni de dia, sino en los caisos y en la forma -determinados por las leyes.
24, Nadie podr6, ser compelido a mudar de domicilio o residence sino por mandate de Autoridad competence y en los casos previstos por las leyes.
25. Toda persona podr6, libremente, y sin suje4,i6n a censure previa, emitir su pensamiento, -de palabra o por escrito, por medio de la imprenta o por cualquier -otro procedimiento; sin perjuicio. de las responsabilldades que impongan las leyes, cuando por alguno de aquellos Xnedios so atente contra la honra de las personas, el ordeu social o lo tranquilidad p6blica.
26. Es ilbre la profesi6n de todas las religions, asi como el ejercicio de todos los cults, sin otra limitaci6n que el rospeto a la mo-ral cristiana y al orden p-dblico.
La Iglesia estarA separada del Estado, el cual no podrA subvencionar, on caso alguno, ningAn c lto.
27. Toda persona tiene el derecho de dirigir peticiones a las Autoridades, -de que sus peticiones sean results, y do quo se le communique la re6oluci6n que a ellas recaiga.
28. Todos los habitantes de la Repliblica tienen el derecho de reunirse pacificamente y sin armas y el de asociarse para todos los fines Heitois de la vida.
29. Toda persona podrA entrar en el territorio de la Replhblica ' salir do 61, v iajar d ntro ds sus limits y mudar de residence 6in necesidad de carta de seguridad, pasaporte u otro requisite semejante; salvo lo que se -dispon-ga en las leyes sobre inmigraci6n, y'las facultades atribuidas a la Autoridad en caso de reeponsabilidad criminal.
30. Ningfin cubano podrA ser expatriado, ni a ninguno podr6, prohibirsele la entrada en el territorio de la Repfiblica.
31. La ensefianza primaria es obligatoria, y asi 6sta "mo la. do Artes y Oficios ser-An gr atuitas. Ambas estarhm a cargo del Estado,





CON8TITuci6N DR LA 1tFPtBLIC'A 7

mientra6 no puedan sostenerlas respe-etivamente, por 43arecer do recursos sufleientes, los Municipios y las Provincias.
La segunda ensefianza y la superior eStar6n. a Pargo del Estado. No obstante, toda persona podrk aprender o euseflar librenientecualquier ciencia, arte o profesi6n, y fundar y softener establetimientos de educaci6n y de ensen-anza; pero, COTTCsponde al Estado la determinaci6n de las professions en que exija titulos especiales, la -de Ins condiciones Para 9u ejercicio, la de los requisitog necesarios Para obtener los titulos y la expedici6n de loks mismos, de conformidad con lo que establezean las leyes.
32. Nadie podrA ser privado de su proTiedad sin o por Autoridad competence y por eausa justificada do utilidad PAblica, previa la correspondiente indemnizaci6n. Si no precediere este requisite, los Jueees y Tribunals ampararfin y, en su caso, reintegrar6m al expropiado.
33. No podrA imponerse, en ningfin cas o, la pena de confu caci6n de bienes.
34. Nadie esth*obligado a pagar contribuci6n ni impuesto que no e6tuvieren legalmente establecidos, y cuya cobranza no se hiciere en la forma prescrita por las -leyes.
35. Todo autor o inventor gozar& -do la propiedad extIusiva de su obra o invenei6n, por el tempo y en I la formaque determine la Ley.
36. La enumeraci6n de los derechos garantizados -expresamente por esta Constituci6n, no exclude otros, que se driven del pTincipio de la soberania del pueblo y de la forma republican de gobierno.
37. Las leyes quo regulen el ejercicio de los derechos quo esta Constituci6n garantiza, ser-An nulas si los disminuyen, restoring o. adulteran.

SECcift SEGTJNDA
Derecho de sufragio.

38. Todos los cubanos varones, mayors de 21 aflos, tienen derecho de sufragio, con excepci6n de los siguientes:
Primero: Los asilados.
Segundo: Los incapacitados mentalmente, previa declaraci6n judi. cial do su incapacidad.
Tercero: Los inbabilitado-s judicialmente por causa de delito.
Cuarto: Los individuals pertenecientes a las fuerzas de mar y tierra
que estuvieren en servicio active.
39. Las leyea establecerhii reglas y procedimientos que aseguren. la intefvenci6n de-las minorias en la formaci6n del Censo de electors demhs operations electo-rales y su representaci6n en la C6,mara de Representantes, en los Consejos Provinciales y en los Ayuntamientos.

sEcc16N TERCERA
Suspe"i6n de las garanti" constitucionales
40. Las garantias establecidas en los articulos d6cimo quinto, d6cimo sexto, d6eirno s6ptimo,, d6cimo noveno, vig6simo segundo, vig6slmo-tercero, vig6simo cuarto y vig6simo s6ptimo de la Seccl6n primer -de este Titulo, no podrku suspenders en tcda la Repfiblica ni en parte de ella, sino temper lmente y cuando lo exija la seguridad -del Estado, en caso






8 c61DiGos E cuBA

do invasion del territorio o de graxe perturbaci6n del orden que Amenace la paz pAblica.
41. El territorio en que fueren suspendidas las garantias que se doterminan en el drticulo anterior, se regirk durante la suspension, per la Ley de Orden PfIblico, dictada do antemano. Pero ni en -dicha Ley, ni en oti-a alguna, podrA disponerse la suspension de mks garantias que las ya mencionadas.
Tampoco podr5, hacerse, durante la suspension, declaraci6n de nuevos delitos, ni imponerse otras penas que las establecidas en las !eyes vigentes al decretarse la suspension.
Queda prohibido al Po-der Ejecutivo el extrafiamiento o la deportaci6n de los ciudadanos, sin que pueda desterrarlas o mAs -de ciento veinte kil6metros de su domi ilio, ni detenerlos per mks de diez dias, sin hacer entrega, de ellos a la Autorida d judicial; ul repetir la detenci6n durante el tempo de. la. suopensi6n de garantias. Los detenides no podrkn serIo sino on departments especiales de los establecimientos pAblicos destinados a la detenei6n de procesados per causa de delitos romunes.
42, La suspension. de .1as garantias de que se trata -en el artieulo cuadrag6simo, -61o. podr6. dictarse por medio de una ley o, cuando no estuviere reunido el Congreso, per un decreto del Presidente de la, Repfiblica. Pero 6ste ro podr6. decretar la suspension mks -de una vez durante el perfodo comprendido entre dos legislatures, ni per tiemp o indefinido, ni mayor de treinta dias, sin eonvocar al Congreso, en el misme, decreto -de suspension. En todo, caso deber6. darle cudnta para, que resuelva lo quo estime procedente.

TfTUL0 V
Do la Soberania, y log Poderes pfiblicos.
43. La Soberania reside en A pueblo -de Cuba, y do 6ste dimanan todos lo.s Poderes p6blicos.
TiTULO VI
Del Poder Legislativo.
sEca16N PRIMER
Do los Cuerpos Colegisladores.
44. El Poder Legislativo se ejerce p6r.dos Cuerpos electives que so denominan IIC6,mara -de Representamtes" y I'Sen ado" y conjuntamente reciben el nombre de "Congreso".
SEcc16N SEGUNDA
Del Senado, su composiei6n y atribu clones.
45. El Senado se compondrd de cuatro Senadores per provincial, el egidos, on cada, una para un period de ocho aflos, por l os Consejeros Provinciales y per doble nfimero de Compromisarios, constituidos con aqu6llos en Junta electoral.
La mitad do los Compromisario 3 ser-An mayors c ontribuyentes, y la otra mitad reunirAn ]as conditions do capacidad que determine la Ley; debiendo ser todos, ademis, mayores,,do edad y vecinos de.- t6rminos municipales de la pro-vihcia.





CONSTITUci6N DE LA REPfJBLICA

La elecei6n de los Compromisarios se harA por los electors de la Provincial, cien dias antes de la do SenadoreB.
El Senado se renovarA por mitad, ea.da cuatro alaos.
46. Para ser S6nador Be Tequiere:
I? Ser cubano por nacimiento'
2,) Haber cumplido 35 aiios de edad.
3() HallaTse on el pleno goce de los derechos eiviles y politicos.
47. Son atribucionea.propias -del Senado:
I? Juzgar, constituido en Tribunal de Justicia, al Presidente de la
Rep6blica, cuando fuere acusado por la C-Amara do Representantes -de delito-e-ontra la seguridad exterior del Estado, contra el libre funcionainiento -do los Poderes Legislativo -o.Judicial, o de infracei6n -de los precepts coustitucion ales..
2? Juzgar, constituldo en Tribunal Ide Justicia, a los Secretarios.del
Despacho, cuando f ueren. acusados por la CAmara de Representantes de delitos contra la seguridad exterior del Estado, contra el libre funcionamiento de los Pod.eres Legislativo o Judicial, de infracei6n do los precepts Constitucionales, o de cualquier otro'.delito de carAeter politico que las leyes -determinen.
3? Juzgar, -constituido en Tribunal de Justicia, a los Gobernadores
de Ins Provincias, cuando fueren acusadoe, por el Consejo, Provin,cial o por el Prasidente de la Repfiblica, de tualquiera de lo;s delitos expresadosen el p rrafo aDtorior.
Cuando el Senado Be < onstituya en Tribunal do Justicia, seria
presidio por el Presidente del Tribunal Supreano, y no podrA imponer a los acusados otras penas que Ia de destituci6n, o las d6 destituci6n e inhabilitaci6n para el ejereicio de cargos pAblkos, sin perjuicio -de que, lo Tribunales que las leyes declared competentes, les impongan eiialquiera, otra en que hubieren ineurrido
4o ApTobar los nombramientos que haga el Presidente de la Repfiblica, del Presidente y Alagistrados -del Tribunal Supremo de Justicia; do los Representantes diplombticos y Agentes cousulares do ]a Naci6n, y 'de los demAs funcionarios tuyo nombramiento requiera su aprobaci6n, segAn las leyes.
59 Antorizar a los nacio nales para admitir employs. u honors de
otro Gobierno, o para servirlo eon las armas.
6Q Aprobar los Tratadas que negociare el Presidente do la Repflblica eon otras naciones.
sEcci6N TFRCFRA
De la Ctimara do Bepresentantes, su composici6n y atribuciones.
48. La C6.mara -de Representantes Be PompondrA de un Representan-, to por cada 25,000 habitaDtes o fracci6n de mAs do 12.500, elegido, para un period de cuatro afi6s, por sufragio -directo y en la forma que determine la Ley.
La C-Amara de Repiesentantes Be renovark por mitad, cada doB afios.
49. Para ser -Representante Be require:
I? Ser cubano por nacimiento o liaturalizado eon oeho afios de re
sidencia en la RepAblica, contados desde la naturalizaci6n.






10 C6DIGOS DE CUBA

Haber curnpltdo 25 aflos de edad.
3? Hallarse en el pleno goce. & los derechos civiles y politicos.
50. Correspond a Ia Okmara de Reprefsentantes, acusar ante el Senado, al Presidente, de Ia Reydblica y a los Secretarios del Despacho, en log casos deterini ados en los
in pirrafos 19 y 2? del articulo 47, cuando lag
dos terceras parties del nfimero total -de Representantes a:eordaren ell i5esi6n secrets Ia acusaci6n.

suc16N cuAaTA
Disposiciane8 colnunes a los Cuerpos Colegisladores.

5L Los cargos de Senador y de Representante son incompatibles eon cualesquiera otros retribuidos, de nombramiento del Gobierno; exceptudndose el de Catedrdtioo por oposici6n de, Establecimiento official, obfenido eon anterioridad a Ia elecei6n.
52. Los Senadores y Representantes recibirfin 4el Estado una dotaci6n, igual para arnbois cargos, y- cuya cuantia padrA ser alterada en to, do tempo; pero no surtiri effect Ia alteraci6n hasta que scan renovados IGS Cuerpos Colegisladores.
53. Los Senadores y Representantes serAn inviolables por lag opiniones y votos que ernitan on el ejercieio -de 6us c:irgos. Los Senadores y Representatives 1s6lo podrkn ser detenidos o proesados eon autorizaei6n del Cuerpo a que pertenczean, si estuviese rounido el Congreso; except en el caso de se- hallado in fraganti en Ia comisi6n -de algfin delito. En este caso, y en el do ser detenidos o procesados cuando estuviere corrado el Congreso, se dar-A cu6nta, lo mAs pronto possible, al Cuerpo respective, para Ia resoluci6n que eorresponda.
54, Lais CArnaras abrirAn y cerrarAn sus sessions en un mismo -dia, residirkn en una misma population y no podrAn trasladarse a otro lugar, ni suspender sus sessions por rnfis de tres dias, sino per acuerdo de ambas.
Tarnpoco podrd comenzar sus gesiones sin Ia presencia de lag -dos terceras parties Ael nfimero total de sus miembros; ni continuarlas sin Ia mayoria absolute de ello-9.
55. Cada CArnara resolver4 sobre Ia vilidez de Ia clecei6n de qus respectivos miernbros, y sobre lag renuncias que prosenten. Ningfin Sena-dor o Representante podrA ser expulsado de Ia Ckinara a que perte.ezea, sino en virtue de causa previamente determined y por acuerdo de lag dos tercerag parties, por lo menos, del nArnero total de sus. inienibros.
56. Cada CArnara formarA su Reglaniento y elegirb, entre sus miembros su Presidente, Vicepresidente y Secretarios. No obstante, el Presidente del Senado s6lo ejercerb. su cargo cuando falte el Viceprosidente de Ia Ropfiblica, o est6'ejorciendo Ia Presidencia de Ia. misma.

sEcc16N QUINTA
Del Congreso y sus atribuciones.
57. El Cangreso se reunirfi, por dereeho propio, dos veces al afio, y pormanecerA funcionando durante cuarenta dias h6biles, por lo menos,






CONSTITUci6N DF LA RFPfJBLICA

en cada logislatura. Una empezar6, el primer lunes :de Abril y la otra el primer lunes -de Noviembre.
Se reunirA en sessions extraordinarias en los cases y en la forma que determine los Reglamentos de los Cuerpos Colegisladores, y cuando el President de la RepAblica lo convoque con arreglo a lo establecido on esta Constituci6n. En dichos casoE s6lo se ocuparA -del asunto o asunto.
que motive su reunion.
58. El Congreso Se Teunir6L en un solo Cuerpo para proplamar al Pre6ideDte y ViCepTesidente de la RepAblica, provia Teetificaci6n y comprobaci6n-del oscrutinio.
En este caso desompefiari la Presidencia del Congreso el Presidente del Senado, y en su defecto, el de la Cbmara de Representantes, a titulo
de Vicepresidente del propio Congreso.
Si del eserutinio para Presidente rosultare que ninguno: de los candidatos reune mayoria absolute -de votes, o hubie;se empate, el Congreso per igual mayoria, elegirh el Presidente -de entre los dos caudidatos que hubieren obtenido mayor nfimero de votes.
Si fuesen mAs do dos los que se encontraren on este case, per haber obtenido dos o mAs candidates igiYal nAmero do votois, elegir5, entre todos
ellos el Congreso.
Si en el Congreso resultare tambi6n empate, se repetirA la votaci6n; y si el resultado de 6sta fuese el mismo, el veto del Presidente decidirA.
El procedimiento establecide en el phrrafo anterior, se apliear& a la elecei6n del Vicepresidente, de la RepAblica.
El escrutinio re efectuarA eon anterioridad a la expiraci6n -del t6rmine presidential.
59. Son atribuciones propias del Congreso: Io Former los C6digos y las leyes de carActer general; determiner el r6gimeu que deba observers para las eleceiones generals, proviDeiales y municipals; dictar las disposiciones que regulen y orgailicen cuanto se relacione con la administraci6n general, la provincial y la munkipal; y todas. Ins demhs leyes y resoluciones que estirnare convenient6s sobre Pualesquiera otros asuntos -do illter6s pfiblioo.
2Q Discutir y aprobar los preoupuestos de gastos e ingresos Ael Estado. Dichos gastos e ingress, con exceped6n de las que so mencionarAn mfis adelante, se incluirAn en presupuestos anuales y s6lo regirAn durante el afio para el cual 'hubieren sido 4ro bador.
A Los gastos del Cong'reso, lo do la Administraci6n do Justicia,
los de interests y aaiiortizaci6n de empr6stitos y los ingress con quo deben ser cubiertos, tendrhn el carficter de permanentes y se ineluirAn en Presupuesto. fijo, que regir4 mientras no sea reformado por leyes especiales.
3o Acordar empr6stitos, pero eon la obligaci6n de votar, al mismo
-tiempo, los ingress permanentes, necesarios. para el pago de intereses y amortizaci6n.
Todo aeuerdo sobre empr6ztitos require el voto de las dos






12 C6DIGOS DE CUBA

terceras parties del nfimero total de los mlembros do eada Cuerpo
Colegislador.
4o Aouflar moneda, determinando su pati6n, ley, valor y denominaci6n.
Regular el sistema -de pesas y medidas.
6? Dietary disposiciones para el r6gimen y foment del comercio
interior y exterior.
7? Regular los serviclos -de communications y ferro-carriles, oaminos,
eanales y puertos, oreando los que exija la eaonveni2RSj .)
89 Establdeer ]as contributions e impuestos, de cardeter national,
que sean necesarlos para las atenciones del Estado.
9? Fijar ]as reglas y propedimientos para obtener la naturalizaci6n.
10. Conceder amnistias.
11. Fijar el nfimero de las fuerzas de mar y tierra y determiner su
organizaci6n.
12. Declarar la guerra y aprobar los Tratados de paz que el Presidente de la Repdblica haya negociado.
:13. Designer, por me-dio de una ley especial, qui6n debe ocupar la
Presidencia -d e ]a RepAblica, en el -caso -do ;que el Presidente y el Vicepresidente sean destituidos, fallezean, renuncien o so incapaciten.
60. El Congreso no po-drb, incluir en las leyes do presupuestos, dispo'siciones que ocasionen reforms legislative o administrative do otro orden: ni podri reducir o suprimir ingress -de car&cter permanent, sin establecer al mismo tempo, otros que los substituyan, salvo el. easo quo la reducci6n -o supresi6n procedan de reducci6n 6 ksupresi6n do gastos permanentes equivalent; ni asignar a ninglan serviciG quo deba ser dotado en el presupuesto anual, mayor cantidad que la propuesta en el proyeeto -del Goblerno; pero si podr& orear nuevos servicios y reformer, o ampliar los existences por medio de leyes especiales, sEcci6x SEXTA
De la iniciativa y formaci& de las leyes, su sanci6n y promulgaci6n.
61. La iniciativa de las loyes se ejerceri por cada uno de los Cuer. pos Colegisladores indistintamente.
62, Todo proyeeto do ley que haya obtenido la aprobaci6n de am, bos Cuerpos Colegisladores, y to da resoluci6n -de los m-i6mos que haya de ser ejecutada por el Presidente do la Repfiblica, deberdn presentarso a 6ste para su sanci6n. Si los aprueba, los autorizar4 desdo luego, devolvi6ndolos, ell otro -caso, -con las objections quo 'hi,iere, al Cuerpo, dolegislador que los hubiere prop'uesto, el cual consiguari las referidas objections integramente en acta, -discutiendo de nuevo el proyeeto o resoluci6n.
Si despu6s de esta discussion, dos terceras parties del nfimero total -do los miembros del Cuerpo Colegislador, votasen en favor del proyeeto o resoluci6n, so pasark, con ]as objeciones del Presidente, al otro Cuerpo, quo tambi6n lo discutird, y isi per igual mayoria lo apraeba, seri ley. En todos estos casos las votaciones serdn nominates.
SI dentro de los diez dias hAbiles sikuientes a la iemisi6a del pro.





CONSTITuci6N DE LA REPtBLICA 13

yeeto o resoluci6n al Presidente, 6ste no lo devolviere, se tendrb, poi sancionado y serb, ley.
Si, dentro de los filtiinos diez -dias de una. legislature, so presented un proyeeto de ley al Presidente, de la Repdblka, y 6ste' se propusiere utilizar todo el t6rmino que, al effect de la, sanci6n, so le concede en el Varrafo anterior, comuniear& su prop6sito, en el mismo dia, al Congreso, a fin -de que permanezea reunido, si lo quisiere, hasta el vencimi ento del expresado t6rmino. De no hacerlo asi el Presidente, so ten.drA Jor.sancionado el proyeeto y serfir-ley.
,Ningfin proyeeto de ley desechado totalmente per aIguno de los Cuerpos Colegisladores, podrA discutirse de nuevo en la misma legislatura.
63. Toda ley serA promulgada dentro de los diez dias siguientes al de su sanci6n, proceed 6sta del Presidente o -del Congreso, segfin los cases mencionados en el articulo precedent.

TITULO VII
Del Feder Ejecutivo.
I
sEcc16m PRIMER
Del ejereicio del Poder Ejecutivo.6L El Poder Ejecutivo se ejerce per el Presidente de la Repfiblica.

SECCI6N SEGUNDA
Del Presidente de la BepAblica y de sus atribuciones y deberes.
65. Para ser Presidente de la Repfiblica so Tequiere:
IQ Ser cubano per nacimiento o naturalizaci6n, y en este Iltimo
caso, haber seivido con las armas a Cuba, en sus guerras de Indepandencia, diez afios per lo menos.
2Q Haber cumplido cuarenta aflos de edad.
39 Hallarse. en el pleno goce de los derechos civiles y politicos.
66. El Presidente de la Repfiblica ser6. elegido per. sufragio do segundo grade, en un solo dia, y conform al procedimienf6 J"que establezea la Ley.
Iql cargo durarA cuatro-afios;-y nadie podrA ser Piesidente en tres periods cousecutivos.
67. EI Presidente jurarA "o -prometerA, ante el Tribunal Supremotdejusticia, al tomar posesi6n d.e su cargo, desempeflarlo fielmente, Cu'mpliendo y hacienda cumplir la Constituci6n y las leyes.
8. Correspond al Presidente de la RepAbliea:
19 Sancionar y promulgar jas ieyes, ejecutarlas y hacerlas ejecutar; dietary, cuando no lo hubiera hecho el Congre6o, Jos reglamentos para In mejor ejecnei6n de las leyes; y expedir, aderoks, los decretos yjas 6rdenes que, para este fin y para cuanto incumba al gobierno y administraci6n del Estado, creyere conveniente, sin contravenir en ningfin case lo establecido en dichas
leyes.
29 Convocar a sessions extraordinarias al Congreso, o solamente al





14 c6DIGOS DE CUBA

Senado, en los casois que senala esta Constituci6n, o emando, a su
juicio, fuere neeesario.
3, Suspender las sessions del Congreso, cuando tratiludose en 6ste
de su suspension, no hubiere acuordo acerea do ella entre los
Cuerpos Colegisladores.
49 Presenter al Congreso, al principio de cada. legislature y siem,pre que lo e6timase oportuno, un Mensaje reference a los actos de la Administraci6n y demostrativo del 'estado general de la Repdblica; y recomendar, ademAs, la.adopei6n de las loyes y resoluciones que creyere necesarias o fitiles.
59 Presenter al Congreso, en cualquiera de sus C&maras y antes
del dia 15 de Noviembre, el Proyeeto de los Presupu9stos anuales.
G? Faeilitaf al Congreso lo s informed que 6ste solicitare sobre toda
clase de asuntos que no exiJan reserve.
79 Dirigir Ins negociaciones diplomdticas, y colebrar tratados eon
las otras naciones, debiendo someterlos a la aprobaci6n del SenRdo, sin CUYO Tequisito no tendrAn validez ni obligarAn a la
Ropfiblica.
89 Nombrar y remover libreme nte a los Secretaries del Despacho,
dando cuenta al Congreso.
99 Nombrar, eon In. aprobaci6n del Senado, al Presidente y Magistrados del Tribunal 'Supremo de Justicia, y a los Representantes diplomhtic-os y Agentes eonsulares de la Repfiblica; pudiendo hacer nombramientos interinos de dichos funcionarios, cuando en
ease de vacant, no est6 reunido el Senado.
10. Nombrar, para el desempeflo de los demis cargoes instituidos per la Ley, a.los funcionarios c-orrespondientes, cuyo nombramiento no est6 atribuido a otras Autoridade s.
11. Suspender el ejereicio de los derechos que se enumeran en el articulo 40 do esta Constituei6n, en los easos y en I& forma que
expresan los articulos 41 y 42.
12. Suspender los acuerdos 'de los Consejos Provinciales y de los Ayuntamientos, en los casos y en la forma que determine esta
6nslituci6n.
13. Decretar la suspension do los Gobernadores de Provincia, en los cases do extralimitaci6n de funciones y do infracei6n de las leyes, dando cuenta al Senada, seg-dn lo que se establezea, para la
resoluci6n que correspond.
14. Acusar a lo.s Gobernadores do- Provincia, on los casos expresados en el pArrafo 3? del articulo 47.
15. Indultar a los delincuentes eon arreglo a lo que prescribe la Ley, except cuando se trate de funcionarios pfiblicos penados
por delitos Pometidos en el ejercicio de sus funciones.
16. Recibir a los Representantes diplomAticos y admitir a los Agentes consulates de las otras Nacioneis.
17. Disponer, como Jefe Supreme, do las fuerzas de mar y tierra ,do la Repfiblica. Pro-veer a la defense de su territorio, dando -cuenta al Congreso; y a la conservaci6n del ordcn interior. Siempre que hubiere peligro de inva si6n -o cuando a1guna rebeli6n





CO NsTiTuci6N DF LA REPtBLICA 15

amenazare gravemente la seguridad pfiblica, no eStaUdO TeUnidO el Congress, el Presidente lo convocark sin demora, para la resoluci6n quo correspond.
69. El Presidente no podrh salir'del territorio do la RepAblica, sin autorizaci6n del Con greso.
70., El Presideute ser& responsible, ante el. Tribunal Supreme do Justicia, por los delitos do car icter ccojnfin, que cometiere durante el ejereicio de su cargo; pero no'podr& ser procesado sin previa..autOTiza cift del Beiaado.
71. El Presidente recibirA del Estado una dotaci6n, que padrk ser g1terada en todo tempo; pore no surtir& effect la alteracUn, 6ino en les periods presidenciales siguientes a aquel en ;que se ucordare.

TITULO VIII
Del Vicepresidente do la, Repiftblica. 72. Habr& un Vicepresidente, de la Repfiblica, que serA elegido on la misma forma y pars, igual period de tiewpo quo el Presidente, y conjuntamente con 6ste; requiri6n.dose pars, ser Vieepresidente las mismas conditions que prescribe esta Constituvi6n para ser Presidents.
73. El Vicepresidente de la Repfiblica ejercerb, la Presidencia del Senado; pero s6lo tendr6, veto en los casos de empate.
74, Per falta temporal o definitiva del Presidente de la RepAblica, le substituirfi el Viep-presidente en el ejerekio del Poder Ejecutivo. Si la falta fuere definitive, durarA la subtituei6n hasta la terminacift del period presidential.
75. El Vicepresidente recibir6, -del Estado una dota,66n que podrA oer alterada en todo tempo; pero no surtiri effect la alteraci6n sine, en IDs periods presidenciales siguientes a aquel. on quo so acordare.

TiTULO IX
Do los Secretahos del Despacho.
76. Para el ejercicio de sus atribuciones tendrA el Presidente de la Rep fiblica, los Secretarios del Despacho ique determine la. Ley; debiendo recaer el nombramiento de 6stos on ciudadanos oubanos que 6e fallen en el.pleno goce de los derechos eiviles y politicos.
77. Todos los decretos, 6rdenes y resolueiones del Presidente do la Repfiblica habr6,n de ser refrendador, per el Secretario del ramo corFespondiente sin cuyo requisite careeerfim de fuerza obligatoria y no serkn cumplido,
78. Los Seeretarios serfin personalmente responsible do los actos que refrenden, y, adomfis, solidariamente, de los que, junto's, acuerden o autoricen. Esta rer ponsabilidad no excluye la personal y direct del President de la Rep-ablica.
79. Los Secretaries del Despacho ser-An acusados per Is CAmara -de Representatives, ante el Senado, en los cases que se monicionan en el pfirrafo 29 del articulo 47.
80, Los Sceretarios del Despacho ieeibirfin del Eitado una dotaci6n que podrA ser alferada en todo tioutpo; pero no eurtix& effect la






c6DIGOS DE CUBA

alteraci6n sino on Jos periods presidenciales siguientes a aquel en que se acordare.

TITULO X
Del Poder Judicial.

SECc16N FRIMERA
Del ejercicio del Poder Judicial.

81. El Poder Judicial so ejeree por un Tribunal Supremo de Justicla y por los demis Tribunales :que las loyes. establezean. Estas regnlardn sus resppetivas organizations y facultades, -el niodo de ejercerlas y la.s conditions que deban coneurrir en los funcionarios que Jos compongan.
sEcci&T swuN-Di
Del Tribunal Supremo de Justicia.

82. Para ser Presidente o Magistrado del Tribunal Supremo de Justicia, se require:
I? Ser cubano por nacirniento.
2o Haber cumplido 35 aflos -de odad.
3Q Hallarse en el pleno goce de los derechos civiles y politicos y no
haber sido condenado a pona aflictiva por delito comfin.
4? Reunir, ademds, alguna de las, eircumstancias siguientes:
Haber ejercido, en Cuba -durante diez aflos, por, lo menos,
la profesi6n de abo.ado; o. desempeflado, por igual tempo, fun clones judi-ciales; -o explicado, el mismo nAmero de aflos, una cb,
Ifedra de, Derecho en Establecimiento official -de enseflanza.
Podrdn ser tambi6n nombrados para los cargos de Presidente
y Magistrados del Tribunal Supremo, siempre que reunan las
conditions de los, nfimeros 1, 2 y 3 de este artkulo:
a) Los que hubieren ejercido, en la Magistratura, -cargo do
,categoria igual 0 inulediatamente inferior, por el tempo quo
determinea la Ley.
b) Los que, con anteripridad a la promulgaci6n de esta
Constituci6n, hubieran sido Magistrados del Tribunal Supremo de
la Isla -do Cuba-.
'El tempo ide ejercicio de functions judiciales se computara
como de ejeroicio de la -Abogacia, al effect de capacitor a los Abogados para poder ser mombradoe Magistrados. del Tribunal
Supremo.
83. Adcmds de las atribuciones que le estuvieren anteriormente sefialadas y de las que en lo sucesivo le confieran las leyes, correspondent al Tribunal Saprenia las siguientes:
IkL Conocer de los recursos de casacio'n.
2,% Dirimir las eompetencias entre los Tribunales quo le sean inmediatamente inferiors o no tengan -an superior coffin.
34 Conocer de los juicios en quo litiguen entre sl Pl Estado, las
Provincial y los Municiplos.





OONSTITUci6N DE LA REPtBLICA 17

44 Decidir sobre.la constitucionalidad de las leyes, decretos y reglamentos, cuando fuere objeto de controVersia entre parties.

SECCI6N TERCERA
Disposiciones generates acerca de la administraci6n'de justicia.

84 La justicia so administrar5, gratuitamente en.todo el territorio de la Repfiblica.
85. Los Tribunales conoper6m do todos los Juicios, ya scan civiles, oriminales o cot ten cio so-a drainistrativos.
86. No se podrdn erear, en ningfin caso, -ni bajo ninguna denorninaci6n, Camisiones judiciales ni Tribuna.les extraordinarlos.
87. Ning m funpionario del orden judicial podrk ser suspended ni separado do su destino o empleo, sino por razones de -delito u otra, causa grave, dobidamente acreditada, y siempre con su aiidiencia.
Tanipoco podri E;er tr sladado sin su consentimiento, a no sei par motive evidence de convenience, pfiblica.
88. Todos los funcionarios del orden judicial ser&n personalmente responsible, en la forma que determine las leyes, -Ide toda infraeci6n de ley que cometieren.
89. La -dotaci6a do los funcionarios- del orden judicial-no, podr& ser alterada sino en periods mayors -de cinco afios, y por medio de una ley. Esta no podrA aksiguar distintas dotaciones a cargos cuyo grado, eategoria y funciones scan iguales.
90. Los Tribunales de las fuerzas de mar y tierra se regularAn por una ley orgAnica especial.

TITULO XI
Del r6gimen provinciaL

sEcc16N FRIMERA
Disposiciones generates.

-91. La Provincia c omprende los Wrminos Alunielpales enclavados dentro de sus limits.
92, En cada Provineia habr6, un Gobernador y un Consejo Provincial, elegido6 por sufragio de primer gTado, en la forma que prescribe la Ley.
El nAmero de Consejeros, en eada, una, no serA menor de otho-ni mayor do veinte.

sEcc16x SFGUNDA
De los Consejos Frovinciales y de sus atribuciones.

93. Coiresponde a los Consejos Provinciales11 Acordar sobre todos los asuntos quo conciernan 9, la Provineia,
y que, por la Constituci6n, par los Tratados. o, por las leyes, no correspondan a la c9rapetencia general del Estado o a la. I)Tivativa
de los Ayuntamientos.





c6DIGOS DF CVBA

2o Form:ar sus presupuestog estableciendo IOS ingreSOS. necesarios
para cubrirlos, sinotra limitaci6n que lade hacerlos compatibles
con el sistema tributario del Estado.
3? Acordar empr6stitos para obras ydblicas de interns provincial;
pero vo-tando al mismo tempo los ingress permanentes necesarios para el pago de sus interests y amortizaci6n.
Para que dich6s empr6stitos puedan realizarse, habrAn do ser
aprobados por las dos terceras parties de los Ayuntamientos do la
Provincial.
49 Acuisar ante el Senado' al Gobernador, on los casos determinados en el pArrafo tereero del articulo 47, cuando los dos tercios del nfimero total de los Consejeros Provinciales aeordarelf, en
sesi6n secret, la acusaci6n.
5? Nombrar y remover los empleados provinciales- con arreglo a lo
que establezean las leyw.
91. Los Consejos Provinciales no po-drfin reducir o suprimir ingresos de carActer permanent, sin esta.bleeer-al mis-mo tempo otros quo los
-ustituyan; salvo en el caso de que la reducci6n o supresi6n procedan de reducci6n o supresi6n de gastos permanentes equivalents.
95. Los acuerdos de-los Consejos Provinciales serAn presentados al Gobernador de la Provin-cia. Si 6ste los aprobare, Igs autorizarA con su firma. En otro caso, los devolverk con sus objections, al Consejo, el cual diecutirA de nuevo el asunto, Y si despu6s de la segunda -discusi6n, las dos ierceras parties del nfimero total de Consejeros votar'en en favor del acuerdo, 6sto serd ejecutivo.
I Cuando el Gobernador, transcurri dos diez dias desde ]a presentaci6n de un acuerdo, no lo, devolviere, se tendrk por aprobado y serA tambi6n eje-cutivo.
96. Los acuerdos do los Consejois Provinciales podrAn ser suspendidos por el Gobernador do la Provincia o por el Presidente de la Repfibliea, cuando, a su juicio, fueren contrarios a la Constituci6n, a los Tratados, a las leyes, o a los acuerdos adoptados por los Ayuntamientos, dentro de eu& atribuciones propias. Pero se reservarA a los Tribupales -el conocimiento y la resoluci6n de las reclamaciones que se promuevan con motive de la suspension.
97. Ni los Consejos Provinciales, -ni ninguna Secci6n o Comisi6n de su. seno o por ellos designada fuera de 61, podrAn toner intervenci6n en las operations que correspondent al procedimiento electoral para cualquier clase de elecciones. (1).
98. Los Consejeros Provinciales serAn personalmente responsible, ante los Tribunales, en la forma quo las loyes prescriban, de los actos quo ejecuten en 61 ejercicio de sus functions.

SECcift TERCERA
De los Gobernadores do Frovincia y sus atribuciones.
99. Correspond a los Gobernadores de Provincia:

(1) La Primitiva redacci6n del artIculo rio era 6sta. Fus modificada en virtild de la aclaraci6n hecha porel Decroto 1277 de 16 de Octubre de 1916.





0014STITUC16N DF LA REPfJBLICA

lo Cumplir y hater cumplir, on los extremes que les conciernan,
las leyes, decretos y reglamentos generals do Ia Naci6n.
29 Publicar los acuerdos del Cousejo Provincial quo tengan fuerza obligatoria, ejecuUndolos y haci ndolos ejecutar.
3- Expedir 6rdenes y dictar ademhs las instructions y reglamentos para Ia mejor ejecu-,i6n de los aeuerdo del Consejo. Provin-cial, cuando 6ste no los hubiere hecho.
4o Convocar al Consejo Provincial a sesiones extraordinarias cuan'do, a su juicio, fuere necesario; expreshndose on Ia convocatoria
el objeto de las ise6ioues.
5Q Suspender los acuerdos, del Consejo Provincial y de los Ayun--tamientos, on los casos que det rmina esta Constituci6n.
6? Acordar Ia us:pensi6,u de los Al-ealdes en los easos de extralimitaci6n de facultades, violaci6n do Ia Coiastituci6n o de las leyes, iufracei6n de los acuerdos do los Consejos Provinciales, oincumplimiento de sus deberes; dando cuenta al Cousejo Provincial, en los t6rminos que ntablezean las leyes.
7? Nombrar y remover los empleador do su despacho conforme a
lo que establezean las leyes.
100. El Gobernador seTA responsible ante of Senado, en los cases que en esta Constituci6n se sefialen, y ante los Tribunales, en los demis casos de delito, con arreglo a lo que presoriban las leyes.
101. El Gobernador recibir&del Teso ro Provincial-una dotaci6n, quo podrA ser alterada en todo tempo; pero no surtirA effect Ia alteraci6a sino despu6s que se verifique nueva elmei&a de Gobernador.
102. Por falta, teraporal o definitive, del Gobernador de Ia Proviucia, le sustituir& on el ejereicio de su cargo of Presidente del Consejo Provincial. Si Ia. falta fuere definitive. durarr Ia surstituci6n hasta que termite el period para ;que hubiere sido elect of Gobernador,

TITULO XII
Del regimen municipal.

SECC16N PRIMER
Disposiciones generaZes,

103. Los Wrminos municipales serhn regidos pbr Ayuntainientos, compue6tos de Concejales, elegidos por sufragio de.primer grado, en of nfimero Y c'n Ia forma que Ia Ley prescribe.
104. En cada Wrmino municipal habrh, un Alealde, elegido por sufragio'de primer grado, en Ia forma que establezea Ia Ley.

SECTION SEGUNDk
De los Ayuntamientos y sus atribuciones.

105. Correspond a los Ayun!amientos:
19 Acordar sobre todos los asuntos que conciernan exelusivamento al Urmino municipal.
2? Pormar sus presupuestos, estableciendo IoG ingress necesaTiOS





20 c6j)iGo.S DE CUBA

para eubrirlos, sin otra. limitaci6n que Ia de hacerlos compatibles con el sistema tributario del Estado.
39 Acordar empr6stitos, pero votando al mismo tiompo los ingresos permartentes necesarios para el pago de sus interests y amortizaciones.
Para que dichos empr6stitos; puedan realizarso habr4n de ser aprobados por las dos terceras parties 'do los electors del Urmino municipal.
49 Nombrar y remover Jos empleados municipals conform a lo
que establezean las leyes.
106. Los Ayuntamientos no podrAn reducir o suprimir ingress de cardeter permanent sin establecer al mismo tempo otros que los substituyan, salvo en el caso de que ]a reducei6n o supresi6n procedan d& reducei6n o supresi6n de gastos permanentes equivalents.
107. Los acuerdos de los Ayuntamientos serAn presentados al Alcalde. Si 6ste los aprobare, los autorizarA con su firma. En otro caso, los devolved, con sus objections, al Ayuntamiento, el cual discutirfi de nuov& el asunto. Y si,_ despu6s de Ia segunda discussion, las dos terceras parties -del numero total de, Concejales votaren en favor del acuerdo, 6ste serA ejecutivo
Cuando el Alealde, transcurridos diez diae desde ]a presentaci6n de un acuerdo, no lo -devolviere, se tendrfi por probado y ser4 tambi6n P.jecutivo.
108. Los acuerdos de los Ayuntamienios podrfin eer suspendidos per 61 Alcalde, per el Gobernador de Ia Provincia o por el Presidente de Ia Repilblica, cuando, a su juieio, fueren contraries a Ia Constituci6n, a los Tratados, a las leyes o a los acuerdos adoptados per el Consejo Provincial dentro de sus atribuciones propias. Pero se reservard a los Tribunals el conocimiento y Ia resoluci6n de las reclamaciones que se promuevan con motive de Ia. suspension.
109. LGs Concejales serdn personalmente responsible ante los Tribunales do Justicia, en Ia forma que las leyes prescriban, do los actos que ejecuten en el ejerekio de sus functions.

SEM6N TERCERA
De los Alealdes, sui atribuciones y deberes.
110. Corresponded los Alealdes:
I? Publicar los acuerdos de Jos Ayuntamientos quo tengan fuerza
obligatoria, ejecutkndolos y haeikidolos ejecutar.
2? Ejercer las functions activas de Ia administraci6n municipal,
expidierido, al effect, 6rdenes y dietando, adeinds, instructions y'reglamentos para Ia mejor ejecuci6n de los acuerdos del Ayuntamiento, otiando 6ste no los hubiere hecho.
39 Nombrar y remover Jos empleados de su despacho, eonforme a
lo que establezean las leyes.
111. El Alealde serA personalmento -responsable, ante Jos Tribunales do Justicia, en Ia forma que las leyes prescriban, de los actos que execute en el ejereicio de sus functions.






CONSTITUCI(5N *DE LA REPUBLICAN

112. El Alcalde recibirk del Tesoro Municipal una dotaci6n quo podroA ser alterada en todo tempo, ipero no surtir t effect la alteraci6n sino despu6s que se verifique nueva elecci6n de Alcalde.
113. Por falta, temporal o detinitiva, del Alcalde, le sustituir& en el ejercicio de su cargo el Presidente del Ayuntamiento.
SI la falta fuere definitive, dUraTA la sustituci6n hasta quo termite el period para quo hubiere sido elect el Alcalde.

TiTULO XIII
Do la Hacienda Nacional.
114. Perteneeen al E6tado todos los bones existences en el territorio de Is, Repfiblica, que no correspondan a las Provincias o a los Mu-nicipios, ni scan, individual o colectiNamente, de propiedad particular.

TiTULO XIV
Do la reform de la Constituci6n.
115. La Constituci6n no podrA reformarse, total ni parcialmente, sino por acuerdo de las dos terceras parties del nfimero total de los miembros de cada. Cuerpo Colegislador.
Seis meees despu6s de acordada la reform, se proceder& a convoear una Convenci6n Constituyente, que se 11mitarA a aprobar o desechar la reforms, votada por los Cuerpos. Colegisladores; los cuales continuarAn en el ejercicio de sus functions con enter independence de la Convenei6n.
Los Delegados a dicha Convencl6n serAn elegidos por provincial on la proporci6n de uno per cada eincuenta mil haVtantes, y en la forma que establezean Ins leyes.



DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Primer. La RepAblica de Cuba no reconoce mAs -deudas y compromisos que los contraidos, legitimamente, en beneficio do la Revoluci6n, por los Jefes del Guerpo del Ej6rcito Libertadoi, despu6s del 24 de febrero de 1895 y con anterioridad al 19 do Septiembre del mismo. afio, fecha en que se promulg6 la Constituci6n -do JimaguayA ; y las deudas y compromises que el Gobierno Revolucionario hubiere contraido posteriormente, per s! o por sus legitimos representatives en el extranjero. El Congress calificarA dichas deudas y COnIPrOMiSO9, y Tesolveril sobre el pago de los que fueren legitimos.
Segunda. Los nacidos en Cuba o los hijqs de naturals de Cuba que, al tempo do promulgarse esta Constituci6n, fueren ciudadanos de algdn Estado extranjero, no podrAn gozar de la nacionalidad cubana 'Sin renunciar, previa y expreshmente, la que tuvieren.
Tercera. El tempo que los extranjeros hubleren servido en las guerras por la independence. de Cuba, se computarA como tempo -de naturalizaci6n y de residence pars, la adquisici6n del derecho quo a los naturalizados reconoce el articulo 49.






.22 c6DIGOS DE CUBA,

Cuarta. La base de poblaci6n que se establece, en rela ei6n con las elecciones de Representantes y de Delegados -a la Convenci6n Constituyente, en los articulos 48 y 115, podrA modificarse por una ley cuando a juicio del Congreso lo exigiere el aumento de habitantes que resulted do los census peri6dicamente formados.
Quinta, Al constituirse por primera.vez el Senado, los Senadores, al effect de su renovaci6n, se dividirAn en dos series. Los comprendidos en la primer, cesarAn al fln del cuarto aflo y los comprendidos en la segunda al terminal el octavo, decidiendo la suerte los dos Senadores que correspondent por eada provincial a una y otra serie.
La ley establecerh, el procedimiento para la formaci6n de las dos series en que haya. de dividirse, a los effects de su renovaci6n partial, la Chmara de Representantes.
Sexta Noventa dias de6pu6s de promulgada. la Ley Electoral que habrA de redactar y adopter la Convenci6n Constituyente, se procederA a elegir los funcionarios credos por la Constituci6n, para el traspaso del Gobierno de Guba. a los que resulted elegidos, conform a lo, dispuesto en la Orden n-draero 301 -del Cuartel General de la Divisi6n :de Cuba, de 25 de Julio del afio 1900.
Sdptima. Todas ]as leyes, decretoe, reglamentos, 6rdenes y demks disposiciones que estuvieren en vigor al promulgarse esta Constituci6n, continuarAn observ6mdose en cuanto no se opongan a ella, mientras no fueren legalmente derogada& o modificadas.

Sala de Sesiones de la Convenci6n Constituyente, en la Habana, a 21 de Febrero de 1901.

Domingo Mendez Capote, Presidente.-Juan Bius Bivera, primer Vicepresidente.-Jos6 Miguel G6,mez.-Eudaldo Tamayo.--Jos6 B. Alemdn.Jos6 J. Monteagudo.-Martin Mor6a Delgado.--Jos6 Luis Robau.-Luis Fortfin.-ManuelB. Silva.-Pedro G. Betancourt.-Eliseo Giberga.-Joaquin Quilez.-Gonzalo de Quesada.-Diego Tamayo.-Manuel Sanguily.Alejandro Rodriguez.-Miguel Gener.-Emilio Niiiez.-Leopoldo Berrief.Jos6 Lacret.-Bafael M. PortuoMo.-Jos6 Ferndndez de Castro-Antonio Bravo -Correoso.-Jos6 N. Ferrer Juan G-aalberto G6mez.-Bafael Manduley.-Salvador Cisneros.-Pedro Gonzdlez Llorente.-Alfredo Zayas, Secretario.-Enrique Villuendas, Secretario.


id
ENAIIENDA PLATT

La Convenci6n Constituyente, procediendo de conformidad con la Orden del Gobierno Militar de la Isla de 25 de Julio de 1900, por la cual fu6 convocada, acuerda adicionar y adiciona 7a Constituci6n de la Bepfiblica de Cuba, adoptada en 21 de Febrero 67timo, con ez siguiente

APtNDICF:
Articulo 19 El Gobierno de Cuba nunca celebrarA con ningfin Poder o Poderes, extranjero-s ningfin Tratado u otro pacto que meno scabe o

A






CONSTITUci6N DE LA REFtBLICA 23

tienda a menoseabar la inddpendencia do Cuba, n! en mantra alguim autoriee o permit a ningfin Poder o Poderes extranjeros obtener por colonizaci6n o para prop6sitos militaries o navales o de otra mantra asiento en o jurisdicei6n sobre ninguna porei6n de dicha Isla. .
2,? Dicho Gobierno no asumirA o contraeri ninguna deuda pliblica para el pa.go de cuyos intereces, y amortizaci6n definitive, despu6s de cubiertos los gastos corrientes del Gobierno, -resulten inadecuados los ingress ordinaries.
39 El Gobierno de Cuba.consiente que los Estados Unidos puedan ejercer el derecho, de intervenor para la preservaci6n de la independencia de Cuba y el isostenimiento de un Gobierno adecuado a-la, protee-. ci6n de la vida, lapropiedad y la libertad individual, y al cumplimiento de las obligaciones con respect a Cuba, impuestas a los Estados Unidos per el Tratado de Paris y que deben ahGra ser asumidas y cumplidas per el Gobierno de Cuba.
49 Todos los. actos realizados por los Estado-s Unidos en Cuba, durante su ocupaci6n military, serAn ratificados y tenidos por v-Alidos, -y todos los derechos legalmente adquiridos a virtud de aqu6llos serhm mantenidos y protegidors.
59 El Gobierno de Cuba ejecutark y hasta donde fuere nepesurio anipliarA los planes ya. proyeetados u otros que mutuamente se conven:gan para el saneamiento de la8 poblaciones de la Isla, con el fin de evitar la recurrencia de enfermedades epid6micas e infeeciosas, prote-giendo asi al pueblo y al comercio de Cuba, lo anismo que al eomereio. y al pueblo de los puertos del Sur de lo& Estados Unidos.
69 La Isla de Pines queda omitida de los limits de Cuba propuestos por la Constituci6n, dejAndose para un future tratado, la fijaci6n de su pertenencia.
79 Para poner en conditions a los Estados Unidos de mantener la independence & Cuba y protege al puebjo de la misma, asi como para su propia defense, el Gobierna -de Cuba venderA o arrendar5. a los Estados Unidos las tierras necesarias-para carboneras o estaciones navales en eiertos punts deterininados que ee convendrfin 'con el Presidents -de los Estados Unidos-.
89 El Gobierno de Cuba insertar-A las anterio-res disposiciones en un Tratado permanent con los Estados Unidos.
Sal6n de Sesiones, Junio 12 de 1901.
LA CoNvENc16x.



TRATADO DE PAZ ENTRE ESPAIRA
Y. LOS ESTADOS UNIDOS DE AM.RRICA
FIRMADO EN FARfS LL 10 DE DICIEMBRE DE 1898

RATIFICADO EN 11 DE ARRIL DE 1899

Su Majestad la Reina Regente Ae Espafid en nombre de Su Augusto Hijo D. Alfonso XIII, y los Estados Unidos de Am6rica, deseando poner






24 ODIGOS DE CUBA

t6rmino al estado de guerra hey existence entre ambas Naciones, han nombrado con este objeto por sus Plenipotenciarios, a eaber:
Su Majestad la Reina Regente de Espafia a:
Don Eugenio Montero Rios, Presidento -del Senado;
Don Buenaventura -de Abarzuza, Senador del Reino, Afinistro que ha side do la Corona;
Don Jos6 de Garnic, Diputado a Cortes, Magistrado. del Tribunal Supreme;
Don Wenceslao Ramirez de Villa-Urrutia, Enviado Extraordinario y Alinistro Plenipotenciario en Bruselas;
Don Rafael Cerero, General de Divisi6n.
Y el Presidente de los Estados Unidos do Am6rlca a:
William R. Day Cushani X. Davis, Williain P. Frye, George Gray-y Whitelaw Reid, ciudadanos de los Estados Unidos;
Los cuales, reunidos! en Paris, despu6s de haberse comunicado sus plenos podereo, quo fueron hallados en buena y -debida forma, y previa la diwusl6n de las materials pendientes. han convenido en los siguientes articulos:
Articulo 19 Espafla renun7cia todo derecho de soberania y propiedad sobre Cuba.
En atenci6n a que dicha isla, cuando sea evacuada per Espaiia, va a ser oeupada per los Eetados. Unidos mientras dare su Dcupaci6n, tomarAn sobre si y cumplir5m las obligaciones que per el heeho de ocuparla, les impose el Derecho international, para la protecci6n -do vidas y haciendas.
29 Espaiia cede a los Estado3 Unidos la isla do Puerto Rico y las demds que estAn ahora bajo 6u. soberania en las Indias Occidentales y Ja isla de Guam, en el archipi6lago de las Marianas o Ladrones.
39 Espafia cede a los Estados Unidoa el archipi6lago conocido per las Islas Filipinas, :que comprende las islas tsituadas dentro de las lines siguientesUna linea que corre de Oeste a Este, cerea del'20' parallel de latitud Norte a trav6s' de la mitad del canal navigable do Bachi, desde, el 118* al 127' ide longitude Este de Greenwich; -de aqui, a. lo largo del ciento veintisiete (127) grado meridional de longitlid Este de Greenwich, al parallel cuatro grades cuarenta y cinco minutes (4*,45) do latitude Norte; de aqui siguiendo, el parallel de cuatro grades cua'enta y einco minutes de latitude Norte (4',45) hasta su intersecei6n con el meridian de longitude ciento diez y nueve grades y treinta y cinco minutes (119',35) Este Greenwich;, de aqui siguiendo el meridian -do longitude (119',35) Este de Greenwich, al parallel, de latitude siete grados cuarenta minutes (7',40) Norte; de aqui, siguien do el paralelo -de latitude siete grades cuarenta minutes (7*,40) Norte a su interseecift con el ciento diez y seis (116*) grade meridiano de longitude Este de Greenwich; de aqui per una linea recta a la intersecei6n -,del d6clmo grade parallel de latitude Norte, con el ciento diez y -ocho (118') grade meridian do longitude Este de Greenwich, y de aqui, siguiendo el ciento diez y o.-ho (118') meridi'ano de longitude Este de Greenwich, al punto on quo comienza esta demareaci6n.






CONSTITUci6N DE LA REPfJBLICA 25

Los Eetados Unidos pagarfin a Espafia la suras, de veinte millions de dollars ($20.000, 000) dentro de los tres meses despu6s del eanje de ratificaciones del presented Tratado.
49 Los Estados Unidos durante el t6rmino do diez aflos, a contar desde el canje de la ratificacihn del present Tratado, admitiran en los puertos do las Islas Filipinas los buques y las mercancias espaflolas,,bajo las mismas conditions que.los buques y las inereancias de los Estados Unidos.
5Q Los Estados TJnidos, al ser firmado el presented Tratado, transportarAn a Espafia, a su. costa, los soldados espafioles que hicieron prisioneros de guerra las fuerzas americanas al ser capturada Manila. Las armas de estoe soldadosles serhn devueltas.
Espafia, al canjearse las ratificaciones del presented Tratado, procederA a evacuar las hlas Filipinas, asi como la ;de Guam, en conditions semejantes a las acordadas por las Comisiones nombradas para concertar la evacuaci6n de Puerto Rico y otras islas on las Antillas Occidentales, segun el Protocolo de 12 de Agosto de 1898, que continuarA en vigor hasta que scan cumplidas sus disposiciones completamente.
El t6tmino dentro del cual serA completed la evacuaci6n de las Islas Filipinas, y la do Guam, ser6, fijado por ambos Gobiernos. SerAn propiedad de Espafia banderas y estandartes, buques, de guerra no aprosados, armas portiltiles, caflones & -todos calibres con sus montages y accesorios, p6lvoras, municiones, ganado, material y efeetos -de toda clase, pertenecientes a los ej6rcitos de mar y tierra de Espan ia, en las Filipi. nas y Guam. Las pizzas de grueso, calibre, que no sean artilleria, de campaiia, colocadas en las fortificaciones y en las costas, quedarAn en sus emplazamiento-s por el plazo do. seis meses a partir del canje de ratificaciones del presented Tratado; y los Esta dos Unidos podr6D, durante ese tempo, camprar a EGpafla dicho material, si ambos gobiernos Ilegan a un acuerdo satisfaction sobre el particular.
69 Espaiia, al ser firmado el presented Tratado, pondrA en libertad a todos los prisoners -de guerra y a' todos las detenidos. o pres os por delitos -politicos, a conisecuencia de las.insurreceines en Cuba y Filipinas, y de la guerra con las Estados Unidos.
Re-ciprocamente los Estados Unidos pondr.An en libertad a todos. los prisoners de guerra hechos por las fuerzas americanas, y ge6tionarAn la libertad de todos los prisoners espailoles -en poder de los insurrectos de Cuba y Filipinas.
El Gobierno de los Estadoe, Unidos transporterr, por su -cuenta, a 'Espafia, y 'el Gobierno de Espafia transportarA., por su cuenta, a los Estaders Unidos, Cuba, Puerto Rico y Filipinas, con arreglo a la situaci6n de sus respectivos hogares, los pri6i6neros que pongan o que hagan Poner en libertad, respectivamente, en virtue do este articulo.
7Q Espafia y los Estados Unidos de Am6rica renuincian mutuamente, por -el presefite Tratado, a toda reclamaci6n de indeinnizaci6n nacional 0 privada de cualquier g6nero de un Gobierno, contra el otro, o -de sus sfibditos o ciudadanoa contra el otro Gobierno, que*pueda haber surgido desde el comienzo ;de la filtima- insurrecei6n en Cuba y sea -anterior






26 c6DIGIDS DE CUBA

a] canje de ratificaciones del presented Tratado, asi como -a toda indemnizaci6n en concopto -de gastos ocasionados por la guerra.
Los Estados Unidos juzgarfin y resolverAn Ins reclamaciones de sus ciudadanos contra Espana, a que renuncia en este articulo.

8g- En cumplimiento de lo convention en los articulos 1, 11 y III de este Tratado, Espaiia renuncia en Cuba y cede en Puerto Rico y en Ins otras islas de Ins Indias Occidentales, en In, isla de Guam y en el Archipi6lago de Ins Filipinas todo& los edificios, muelles, cuarteles, fortalezas, establecimientos, vias pfiblicas y demAs bienes inmuebles que con arreglo a derecho son -del dominion pfiblico, y corno tal correspondent a la Corona de Espafia.
Queda, por lo tanto, declarado que esta renuncia o cesi6n segfin.el caso, a que se refiere -el pfirrafo anterior, en nada puede -mermar la Propiedad, o los derechos que correVondan con arreglo a las leyes, al po6eedor pacifico, de los bienes, de todas classes de Ins provin-cias, municipios, establecimientos pfiblicoa o privados, corporations: civiles y eelesiAsticas, o, de cualesquiera otras colectividades que tienen personalidad jtiridica para adquirir y poster bienes en los mencionados territorios renunciados o eedidos, y los de los individuals particulars cualquiera que sea su nacionalidad.
Dicha'renuncia o cesi6n, seg-dn el caso, ineluye todos los dopumentos quo se refieran exclusivamente a* dicha soberania renunciada, o cedida, que existan en los archives de In, Peninsula. I
Cuando estos -documentos exi6tentes en dichos archives, s6lo en parte correspondent a ;dicha soberania, se facilitardn copies de dicha rparte siempre quo scan solicitadas.
Reglas anAlogas habrAn reciprocamente de observers en favor de Espalla, respect de los documented existences en los archives de Ins islas antes mencionadas.
En Ins antecitadas renuncia 0-cesi6n, segfin el caso, se hallan comprendidos aquellos derechos de ]a Corona de Espaiia y de sus autoridades sobre los archives y iegistros officials, asi administrations como judiciales de dichas islas, que se refieran a ellas y a los derechos y pro-, piedades de sus habitantes. Dichos'archivos y r'egistros deberfin ser cuidadosamente conservados, y los particulars, sin excepei6n, tendrAn derecho a 6acar con arreglo a Ins leyes, Ins eopias autorizadag de los contratos, testaments y dernfis documents que former parte de IoR protocolos notariales o que se custodian en los arAivos administrations o judiciales, bien 6stos se fallen en Eapafia, o bien en. In& islas de quo se hace menci6n anteriormente.
99 Lors sfibditos espafioles naturals de la Peninsula, residents en el territorio cuya soberania Espafia renuncia o cede por el presents Tratado, podrAn p ermanecer en dicho territorio o marcharse do 61, eonervando en uno o en otro caso, todos sus derechos -de propiedad, con inclusion -del derecho de vender o disponer de tal propiedad o de sus products; y ademks tendrAn el derecho do ejercer su industrial, cornercio o profesi6n, sujetindose, a este respect, a Ins leyes que scan applicable a los demds extranjeros. En el caso de que permariezean en el territorio, podr-An conservar su nacionalidwl espafiola, hacienda ante una






CONSTITUC16N DE LA REP(JBLICA 27

oficina de registry, dentro de un aflo despu6s del cambio de ratifleaciones de este Tratado, una declaraci6n -de su prop6sito de conservar dicha nacionalidad: a falta de esta declaraei6n, se consideraiA que han renunciado dieha nacionalidad y adoptado la del territorio, en el cual ueden residir.
Los deree'hos civiles y la condition political de los habitantes naturales de los territories aqui cedidos a los Estados Unidos, se determinarhu por el Congreso.
10, Los habitantes de los territories cuya, soberania Espaila renuncia o cede, tendrAn asegurado el libre ejercicio de sa religion.
11. Los espafioles residents en los territories cuya soberania cede o renuncia Espaila por este Tratado, estardn sometidos -en 10 eivil y en lo criminal a los Tribunales del pals en que residan, con arreglo a Ins leyes communes :quo regulen su competencia, pudiendo comparecer, ante aqu6llos, en In misma forma y empleando IGs mismos procedimientos quo deban observer los ciudadanos del pals a que pertenezea el tribunal (1).
12. Los procedimientos judiciales pendient6s al canjearse las ratificaciones de esie Tratado, en los territories sobre los cuales Espaiia renuncia o cede su soberania, se determinar6oi con arreglo a las reglas siguientes:
1. Las sentences dictadas en causes civiles entre particulars o
en material criminal, antes de la fecha menpionada, y contra las cuales no haya apelaci6n o casaci6n con arreglo a las leyes espafiolas, ee considerar6n como firms, y serAn ejecutadas en debida forma per la Autoridad competeDte en el territorlo
dentro del cual dichas sentences deben cumplirse.
II. Los pleitos civiles entre particulars que en la, fecha mencionada no hayan sido juzgados, continuar6n su tramitaci6n ante el Tribunal -en que se halle el process o ante aquel que lo
sustituya.
III. Las accionee en material criminal pendientes en la fecha mencionada ante el Tribunal Supreme de Eapaiia, contra ciudadanos del territorio que, eegfin este Tratado, deja de ser espaiioll continuarAn bajo su jurisdicei6n basta que recaiga la senten-cia definitive; pero, una vez dictada esa sentencia, su ejecu66n serli encomendada a la Autoridad campetente del lugar
en que la acei6n se suscit6. I (
13. Continuardn respet6ndose los derechos de propiedad literaria, artistic e industrial, adquiridos -por espafioles en la isla de Cuba y en las de Puerto Rico, Filipinas y dem6,s territories cedidos, al hacerse el canje de las ratificaciones de este Tratado. Las'obras espaRolas cientificas, literarlas y artisticas que no sean peligrosas paTa el orden pfiblico en dichos territories, eontinuarAn entrando en los mismos con franquicia de todo derecho de aduana por un plazo de diez aflos, a contar desde el canje de ratificaciones de este Tratado.
14. Espafia. pod I rh establecer Agentes Consulares en los puerto6 y

(1) Sobre cauci6n de arralgo, v6ase la, disposici6n cTe la Secretarla de Estado y Justicia de fecha 10 Febrero de 1905, Publicada en la "Gaceta Official" en 16 del Propio Mes.






28 c6DIGOS DF CUBA

plazas de los territories cuya renuncia y cesi6n es objeto Ze este Tratado.
15. El Gobierno de cada pais concede erA, por el t6rmino de diez aflos, a los buques inereantes del 'OtTO, el mismo trato en cuanto a todos los derechos, de puerto, incluyendo los dQ entrada y salida, do faro y tonelaie, que concede a sus propios buques mereantes no einpleados en el comercio de cabotaje.
Este articulo puede sdr denunciado en cualquier flempo dando noticia previa de ello, cualquiera de los dos Gobiernos al otro, con seis meses do anticipacil6n.
16. Queda entendido, que cualquiera oblikaci6n aceptada en este Tratado por los Estados Unidos con respect a Cuba, estA limitada. al tempo quo dure su ocupaci6n en esta isla, pero al torminar dicha ocupaci6n, aconsejar5,n al Gobierno que se establezea -en la Isla, que accept las mismas, obligaciones.
17. El presented Tratado serk ratificado per Su Afajestad la Reina Regent de Espafia, y poi el Presidente de los Estados Unidos. -de acnerdo y con la aprol aci6n del Senado. y las ratificaciones se canjearhn en WAshington dentro del plazo de seis meses desde esta fecha, o antes si possible fue6e.
En fe de lo cual, Jos respectivos Plenipotenciarios firmaii y sellan este Tratado..

Hecho por duplicado en Paris, a diez de Diciembre de mil ochocientos noventa y ocho.

(Firmado) Eugenio Montero Blos.
(Firmado) B. de Abarzuza.
(Pirmado) J. de Garnica.
(Firmado) W. R. de Villa-Urrutia.
(Firmado) j afael Cerero.
(Firmado) William R. Day.
(Pirmado) Cusham K. Davis.
(Firmado) William P. Frye.
(Firma;do) George Gray.
(Pirmado) Whitclaw Beid.




















CODIGO CIVIL

































































*At

















CODIGO CIVIL




ANTECEDENTS LEGALESE Y DISPOSICIONES QUE DECLARAN
EN VIGOR ESTE C6DIGO

LEY DB BASFS DE 11 MAYO 1888

LEY.-Don Alfonso XIII, per ]a gracia, de Dios y )a Constituei6n, Rey de Espafia, y en su nombre y duran'te su. menor edad I& Beina Regents del Reino,
A todos Jos que la presonte vieren y entendieren, sabed: quo las Cortes han decretado y Nos sancionado lo siguienteArticulo 19 Se autoriza al Gobierno para publicar un C6digo civil con arreglo a las conditions y bases establecidas en esta ley.
29 La redac'cl6n de este cuorpo legal se llevarA a cabo por la, ComiSi6n do C6digos, cuya Secci6n de Derecho civil formulary, el texto del proyeeto, oyendo on los t6rminos que, crea mis expedites y fructuosos, a todos los individuals de la, Comisi6n, y con las modificaciones que el Gobierno crea, necesarias, se publicari on la Gaceta de Madrid,
39 El Gobierno, una, vez publicado el C6d1go, dar6, cuenta, a lai Cortes.. si estuvieren reunidas, o en Ja, primer rouni6n que celebren, con expresi6n clara. de todos aquellos punts en 'quo haya, niodificado, ampliado o alterado en alg'o el proyeeto redactado por la, Comisi6n, y no empezari a regir como ley ni producirb, effect a1guno, legal hagta cumplirse Jos sesenta dias siguientes a aquel on que se haya, dado cuemta a las.Cortes de su publicaci6n.
1 49 Por razones justificadas de utilidad pfiblica, el Gobjerno, al dar cuenta, del C6digo a las Cortes, o por virtue de la, proposici6n que en 6stas se formula, po-drA; declarer prorrogado ese plazo de sesenta dias.
59 Las provincial y territories en quo subsist, derecho foral lo, conservarAn por ahora en toda, su integridad, sin que sufra, alteraci6n su actual r6gimen jurldieo per la, pubIicaci6n del C6digo, que regir& tan s6lo conlor supletorio en defect del quo lo see en cada una do aqu6llas por-sus leyes espeeiales. El titulo preliminar del C6digo, on cuanto estableze-a Jos effects do las loyes y do los estatutoo, y las reglas gencrales para su aplicaci6n, seri obligatorio para. todas las provincial del Reino. Tambi6n lo serin las disposiciones que se dicten para el desarrollo do la base 34L, relative, a las forms de niatrimonio.






32 C6DIGOS DE CUBA

69 El Gobierno, oyendo a la Comisi6n de C6digos, presentar6, a las Cortes, en uno -o en varlos proyeetos de ley, los dp6ndices del C6digo civil, on los que se contengan las institutions fo rales que convene conservar en cada una de las provincial o territorial donde boy existent.
79 No obstante lo dispuesto en el, articulo anterior, el C6digo civil empezarb, a regir en Arag6n y en las islas Baleares al mismo tiernpo quo en las provincial. no aforadas, en cuanto no se oponga a aquellas -de sus disposiciones forales o consuetudinarias que actualmente est6n vigentes.
M Gobierno, previo informed -de las Diputaciones PTOVinciales do Zaragoza, Huesca, Teruel e islas Baleares y de los Colegios. de Abogados do las capitals de las mencionadas provincial, y oyendo a la Comisi6n general de codificaci6n, presenter& a la aprobaci6n de las Cortes, en el .plazo xnAs breve possible, a contar desde la publicaci6n del nuevo C6digo, el -proyeeto de ley on quo han de contenders las institutions civiles. de Arag6n e islas Baleares que convenga couservar.
Iguales informed deberA oir el Gobierno en lo referente a las demAs provincial de legislaci6n foral.
89 Tanto el Gobierno como la Comisi6n se acomodarhn en la redaeci6n del C6digo civil a las siguientes bases:
Base IQ, El C6digo tomarh por base el proyeeto. do 1851, en cuanto se halla contenido, en este sentido y capital pensamiento de las instituciones civiles del derecho hist6rico patriot, debiendo formularse, por tanto, este primer cuerpo legal de nuestra codificaci6n civil sin otro alcauce'y prop6sito-que el de regularizar, aclarar y armonizar los preceptos -de nuestras leyes, recoverr las ensefianzas de la doctrine en la soluci6n de las dudas suscitadas por Ja prActica, y atender a a1gunas necesidades nuevas con soluciones que.tengan un fundamento scientific o un -precedente alltOTizado en legislaciones propias o extraflas, y obtenido ya comhn asentimiento entre nuestros jurisconsultos, o que reksul. ten bastante justificadas, -en vista -de las exposiciones de principios o de m6todo, hechas on la discussion de ambos Cuer.pos Colegisladores. I Base 2Q. Los effects de las leyes. y de los estatutos, asi como la nacionalidad, la naturalizaci6n y el reconocimiento y conditions de existeucia, de las personas juridicas, se ajustarAn a los precepts constitucionales y legalese hoy vigentes, con las. modificaciones precises para descartar formalidades y prohibiciones ya desusadas, aclarando esos conceptos juridicos, universalmente admitidos en sus capitals fundamentos, y fijando los necesarios, asi para. -dar algunas bases seguras a las relaciones internacionales eiviles, como para. facilitar el enlace y aplicaci6n del nuevo C6digo y de las legislaciones forales, en cuanto a las personas y bienes de los espafioles en sus relaciones y cambios do Tesidencia o veeindad en provincial de derecho diverse, inspire ndose hasta donde sea convenience en el principle y doetriua de la personalidad Ze los estatutos.
Base 3 L Se e6tablecerAn en el C6d!go dos forms de matrimonio: el ean6nico, que deberAn contrary todos los que profesan la religion cat6lica, y el civil, que so celebrar6, del modo que determine el mismo Migo, y en ammonia con lo prescripto en la Constituci6n del Estado.





C6DIGO CIVIT, 33

El matrimonio can6nico producir-A todos Jos effects civiles respect de las personae y bienes de Ion c6nyuges y sus descendientes, cuando se celebre en conformidad con las disposiciones de la Iglesia cat6lica, ad. mitidas en el Reino por la Ley 13, tit. I, libro I de la Novisima Recopilaci6n. Al acto de su celebraci6n asistirA el Juez municipal u otro funcionario del Estado, con el solo fin de verificar la inmediata, inscripci6n del matrimonio en el Registro civil.
Base 4kL Las relaciones juridicas derivadas del matrimonio en euanto a las personas y bienes de Ion c6nyuges y desus deseendientes, paternidad y filiaci6n, patria potestad sucesiva del marido *y do la mujer' sobre sus hijos no emancipados, efeeton civiles del contract, y, en suma,. cuantas constituent el derecho de familiar, so determinarfin de. confermidad con Ion principios esenciales on que so funda el estado legal preeente, sin perjuicio de lo dispuesto en las bases 17, 18, 22 y 25.
Base 54 No se admitir& la investigation de la paternidad sino on Ion casos -de -delito o cuando exist, escrito del padre en el que conste su voluntad indubitada, de reconocer por suyo al hijo, deliberadamente expresada con ese fin, o cuando medie posesi6n de estado. Se permitir& la inve6tigaci6n de la maternidad, y se autorizarA la legitimaci6n bajo sus dos forms de subsiguiente matrimonio y concesi6n Real, limitando 6sta, a los casos en que medic irnposibilidad absolute de realizer la primera, y reservando a terceros perjudicados el derecho de impugner, asi Ion reeonocimientos como las legitimaciones, cuando resulted realizados fuera de las conditions do la, ley. Se autorizarb. tambi6n la adopei6n por escritura pfiblica, y con autorizaci6n judicial, fijkudose las condi clones de edad, consentimiento y prohibiciones que se juzguen bastantes a prevenir los inconveniences que el abuse de ese derecho pudiera traer consigo para la organization natural de la familiar.
Base 6kk So caracterizarAn y definir-An Ion casos de ausenci-a y presunci6n de muerte, estableciendo las garantias que aseguren los derechos del ausente y de sus herederos, y que permitan en su dia el disfrute de ellos por quien pudiera adquirirlos por suce6i6n testamentaria, o, legitima, sin que In presunci6n de muerte Ilegue en ningfin caso a autorizar al c6nyuge prpsente para panar a segundas nupcias.
Bane 7Q; La tutela de Ion menores no emancipados, demented y Ion declarado6 pr6digos o en interdicei6n civil, se podri difeTir por testamento, por In ley o por el Consejo -de familiar, y se completarA con el restablecirniento en nuestro derecho de ese Consejo y eon la instituci6n del protutor.
Base & So fija-rA la mayor edad en Ion veintitr6s afios para los effects de la legislaei6n civil, estableciendo la emancipaci6n por matrimonio y ]a voluntaria por actos entre viv'os, a contar desde Ion diez y ocho aflos de edad en el menor.
Base 9,% El Registro del estado civil comprender6, las inseripciones de naeirnientos, matrimonios, reconocimientos y legitimaciones, defunciones y naturalizaciones, y estard a cargo de los Jueces municipals u otros funcionarios del orden civil en Espaila, y de los agents consulares o diplomkticos en el extranjero.
Las actas del Registro serfin la prueba del estado civil, y 661o poC6DIGOS 2






34 c6DIGOS DF CUBA

dr-A ser suplida por otras en el caso de que no hayan existido o hubieran desaparecido los libros del Registro, o cuando ante los.Tribunales se suscite contienda.
Se mantendrh, la obligaci6n, garantida con sanci6n penal, de inscribir los actos o facilitar las noticias necesarias para su inscripei6n tan pronto como sea possible. No se darh. effect alguno legal a las naturalizaciones, mientras no aparezean inE;criptas en el Registro, cualquiera que sea la prueba con que se acrediten y la fecha en que hubieren sido concedidas.
Base 10. Se mantendrdn el concept de la propiedaA y la division de las cosas, el principio de la accesi6n de oopropiedad con arreglo a los fundamentos capitals -del derecho patriot, y se incluirdn en el C6digo las bases en que descansan los concepts especiales de determinadas propiedades, come las aguas, las minas y las producciones eientiflliterarias y artisticas, bajo el criteria de respetar las leyes particulares per que hoy se rigen en su sentido y disposiciones, y deducir de cada una -do -ellas lo que pueda estimarse come fundamento orgAnico de derechos civiles y sustantivos, para incluirlos en el C6digo.
Base 3.1. La posesi6n se definirA en sus dos concepts, ab6oluto o emanado del dominion y unido a 61, y limitado y nacido de una teneneia de la que se deducen hechos independientes y separados del -dominio, manteni6ndos e las cousecuencias de esa distinei6n en las forms y medios de adquirirla, estableciendo los peculiares a los bie'nes hereditariors, la unidad personal en la posesi6n fuera del caso de indivisi6n, y determinando los effects en Puanto al. arnparo del hecho por la Autoridad pfiblica, las presunciones a su favor, la pereepci6o. de frutos, segfin la naturaleza de 6stos, el abono de expenses y mejoras y las conditions a que debe ajustarse la p6rdida del dereeho posesorio en las diversas classes de bienes.
Base 12.-El usufructo, el uso y la habitaci6n ise definirAn y regular6n como limitaciones del dominion y forms do su divisi6nj regidas en primer t6rmino per el titulo que las constituya, y en su defect por la ley, come supletoria a la determinaci6n individual; se deelarar-5,11 los derechos del usufructuario en cuanto a la pereopei6n de frutos, segfin sus classes y situ ci6n en el moment de empezar y de term'inarse el usufructo, fijando los principios que pueden eervir a la resoluci6n ae las principles dudas en la prActica respect al usufructo yuso de minas, montes, plantlos y ganados, mejoras, desperfectos, obligaciones de inventario y flanza, inscripei611, page de contributions, defenses de sus 4crechos, y los de propietario en juicio y fuera de 61, y modos -naturales y legitimos de extinguirse to dos esos derechos, con s ujoei6n todo ello a los principios y pr6etieas del 'derecho do Castilla, modificado en algunok; importance extremes per los principios de la publicidad y -do la inscripei6n contends en la legislaci6n hipotecaria no-visima.
__ Base 13. El titulo de las servidumbres contendrA su clasificaci6n y division on continues y discontinues, positives y negatives, parents y no aparenteis per sus condiciones do 'ejeraicio-y disfrute, y legalese y voluntaries por el origin de su constituci6n, respetAndose las doctrines hoy establecidas.en cuanto a los modos de adquirirlas, derechos y obli-





05DIGO CrVIL

gaciones de los propietarios de los predios dominate y airviente y modo de extinguirlas. Se definirAn tambi6n en capitulos especiales las principales servidumbres fijadas por la ley en material de aguas, en el. r6gimen de la propiedad rfistica y -urbana, y se procurard, a tenor de lo establecido en la Base IkL) la incorporaci6n al C6digo, def mayor nfimero possible de disposiciones do las -legislaciones de Arag6n, Baleares, Catalufla, Galicia, Navarra y Provincias. Vascas.
Base 14. Como uno de los medics de adquirir, so definird la, ocupaei6n, regulando los derechos sobre los animals dom6sticos, hallazgo casual de t soro y apropiaci6n de las cosas mu6bles abandonadas. Les servir6n de complement las leyes especiales de caza, y pesca, haci6ndose reference, express a ellas en el C6digo.
Base 15. El tratado de las sucesiones se ajustarxa en. sus principios capitals a los acuerdos que la Comisi6n general de Codificaci6n reunida en pleno, con asistencia. & los 6eflores Vocales correspondents y de los sefiores Senadores y Diputados, adopt e4i las reunions celebradas en Noviembre de 1882, y Pon arreglo a ellos se'mantendr& en qu. esencia la legislaci6n vigente sobre los testamentos en general, su forma y solemnidades, sus different classes do abierto, cerrado, military, maritimo y hecho en un pais extranjero, afladiendo el ol6grafo, asi como todo lo relative a la capacidad para disponer y adquirir por tostamento, a la instituci6n de heredero, la desheredaci6n, las pandas y legados, la instituci6n conditional. o a t6rmino, los albaceas y la revocaci6n o ineficacia. do las disDGsiciones testamentarias, ordenando y metodizando 10 existent e, y completfindolo con vuanto tienda. a asegurar Ia. verdad y facilidad de expresi6n de las Altimas voluntades.
Base 16- Materia, de ]as reforms indicadas serAn, on primer t6rmino, las sustituciones fideicomisarias, que no pasarku, ni aun en la linea, directa, de la. segunda. generaci6n, a no, ser que se hagan en favor de persona que todas vivan al tempo del fallecimiento del te6tador.
El haber hereditario se distribuirA en tres parties iguales: una que eonstituirA la legitima de los hijos, otra que podrMsignar el padre a su arbitrio como mejora entre los. mismos, y otra de que p6drfi disponer libremente. La mitad do la herencia on propiedad adjudicada. per proximidad de parentesco y sin perjuicio de las reserves, eonstituirA, en defect de deseendientes, le.-itimos, la legitima de los aseendientes, quienes podrAn optar entre 6sta y los alimentos. Tendr-An los hijos naturals reconocidos derecho a una porci6n hereditaria, que, si concurren con hijos legitimos, nunca podri -exceder -de la, mitad de lo que per su legitima. corr.esponda a cada uno de 6stos; pero podrb, aumentarse esta Porei6n cuando s6lo quedaren aseendientes.
Base 17. Se establecerk a favor del viudo o viuda el usufructo que a1gunas de Ins le0slaciones especiales le eonceden, pero limit6aidolo a una cuota igual a lo quo por an legitima, hubiera de percibir cada uno de los hijos, si los hubiere, y determinando los casos en que ha de cesar el usufructo.
Base 18.. A In sucesi6n intestada. serfin llamados: 19 Los descendientes. 2o Los ascendientes. 39 Los hijos naturals. 49 Los herManos e hijos do 6stos. 5? El c6nyuge viudo. No pasar-A esta sucesi6n






36 c6DIGOS DE CUBA

del sexto grado. en la linea collateral. DesaparecerA la diferencia que nuestra legislaci6n establece respect a los hijos naturals entre el padre y la madre, Jandoseles igual derecho en la sucesi6n intestada de uno y otro. Sustituirfin al Estado en esta sucesi6n, cuando a ella
-fueren Ilamados, los e9tablecimientos de Beneficencia e instrucei6n gratuita del domicilio del testador; en su defecto, los de la provincial; a falta de unos y otros, los g6erales. Re'specto de las reserves, el derecho de nerecer, la aceptaci6n y repudiaci6n do la herencia, el beneficio de inventario, la colaci6n y partici6n, y el page de las deudas hereditarias, so desenvolverdn con* la mayor precision possible las doctrines de la legisl I aci6n 'vigente, explicadas y completadas por la jurisprudence.
Base 19. La naturaleza y effect de las obliaaciones serAn explicados coo aquella generalidad que correspond a una relaci6n juridica cuyos origenes son muy diversos. Se mantendrA el concept hist6rico de la mancomunidad, resolviendo per principios generals las questions quo nacen de la solidaridad de acreedores y deudores, asi cuando el objeto de la obligaci6n es u;a cosa, divi I sible, come cuando es indivisible, y fijando con precision los effects del vinculo I legal en las distintas espccies de obligaeiones, alternatives, condicionales, a plazo y con clAusula, penal. Se simplificariln los modes de extinguirse las obligacioneks, reduci6ndolas a aquellos quo tienen esencia different, y sometiendo los demAs a las doctrines admitidas respect de los que come elements entran en su composici6n. Se fijarAn, en fin, priucipios generals sobre la prueba de las obligaciones, cuidando de armonizar esta parte del C6digo con las disposiciones de la, modern Ley do Enjuiciamiento civil respetando los precepts fgrmales de la legislaci6n notarial vigente, y fijando un maximum, pasado el cual, toda obligaci6n de dar o de restituir, de constituci6n de derechos, de arriendo de obras o de prestaci6n de oervicios, habrA de co-star por escrito para que pueda 'pedirse en juicio su cumplimiento o ejecuci6n.
Base 20.- Los contracts, corno fuente de las obligaciones, 'serdn considerados come m( Lrps titulos de adquirir en cuanto tengan per objeto la traslaci6n de do.minio o de cualquier o tro derecho a 61 semejante, y continuardo. sometidos a] priheipio de quo la simple coincidence de voluntades entre los contratantes establece el vinculo aun en aquellos casos en qve se exigen solemnidades determinadas para la transmisi6n de las cosas, o el otorgamiento de escritura a los effects expresados en la baAse procedente. Igualmente se cuidarA de fijar bien las conditions del consentimiento, asi en cuanto a la capacidad como en cuanto a la libertad de los que lo-presten, estableciendo los principios consagrados por las legislaciones moderns sobre la naturaleza y el objeto de las convenciones, su causa, forma e interpretaci6n, y sobre los motives que los anulan y rescinded.
Bas9 21. Se mautendr& el concept de los cuasi contracts determinando las responsabilidades que puedan surgir de los distintos hechos voluntarios que les dan causa. conform a los altos principios de justicia en que descansaba la doctrine del antigno derecho, unfinimemente seguido per lGs modernos C6digos, y se fijar-An los effects de ]a eulpa y negligencia, que no constituent delito ni falta, aun respeeto de aque-




c6DIGO CIVM 37

Iles bajo cuyo cuidado o dependencia estuvieren los culpable o negligentes, siempre que sobrevenga perjuicio a tercera persona.,
Las.obligaciones procedentes de delito o falta quedarAn sometidas a las disposiciones -del C6digo penal, ora la responsabilidad civil. deba exigirse a los reos, ora a las personas bajo cuya cust odia y autoridad estuviesen constituidos.
Base 22. E! contract sobre bienes con ocasi6n del matrimonio tendr6, por base ]a libertad de estipulaci6n entre los futures c6nyuges, sin
-otras limitaciones que las sefialadas en el C6digo; entendi6ndose, que cuando falte el contract o sea deficient, los esposos han querido establecerse bajo el n5gimen de la sociedad legal de gananciales.
Base 23. Los contracts sobre bienes con ocasi6n del matrimonio se podrdn otorgar por Jos menores en aptitude de contraerlo, debiendo concurrir a su otorgamiento y completando su capacidad las personas que, se,(In el C6digo, deben prestar su consentimiento a las nupcias; deber.An co-star en escritura pfiblica si exceden de cierta suma, y en los casos que no Ilegue al m5,ximum que'se determine, en documents que reuna alguna garantia de autenticidad.
Base 24. Lac, donaciones de padres a hijos so eolacionar, n en los c61nputos de las legitimas, y se determinarhn las reglas a que hayan de sujetarse las donaciones entre esposos durante el matrimonio.
Base 25, i1a eodiei6n do la dote y de los bienes paralenales podr estipularse a la constituci6n de la sociedad conjugal, hablendo do considerarse a.qu6lla inestimada a falta de pacto. o capitulaci6n que otra cosa establezea. La administration de la dote corresponder-A al marido, con las garantias hipotecarias para asegurar los derechos de la mujer y las que se juzguen mks eficaces en la prfictica para los bienes muebles y valores, a cuyo fin se fxjarAn reglas precises para las enajenaciones y pignoracionee de los bienes dotales, su usufructo y cargas a que esta suieto, admitiendo en el C6digo los principios de la Ley Hipotecaria en todo lo que tiene do material propiamento orgfinica y legislative, quedando a salvo los derechos de la mujer durante el matrimonio para aeudii en defense de sus bienes y los de sus -hijos contra la prodigalidad del marido, asi como tambi6n los quo puedan establecerse respeeto al uso, disfrute y administration de cierta clase de bienes por la mu jer, constant el matrimonio.
Basse 26. Las forms, requisites y conditions -de cada contract en particular se desenvolverdn y definir6n con sujeci6n al cuadro general de lae obligaciones y sus effects, dentro del criteria de mantener por base la legislaci6n vigente y los desenvolvimientos que sobre ella ha consagrado la jurisprudence, y Jos que exija la incorporaci6n al C6digo de ias doctrines propias de la Ley Hipotecaria, debidamente aclaradas en lo que ha sido material de dudas para los Tribunales de jugficia y de inseguridad para el cr6dito territorial. La donaci6n se deflnird f1jando su naturaleza y effects; personas que pueden dar y recibir POr medio de ella; sus limitaciones, revocaciones y reducciones, las formalidadeG con que deben ser hechas, los respectivos deberes del donante y donatario y cuanto tienda a evitar los perjuicios que de las O.Onaciones pudieran seguirse a los hijos del donate o sus legitimos







38 C6bIGOS DE CUBA

acreedoreso a losderechos de tercero. Una ley especial desarrollar-A el principio de la rebni6n de los dominion en los foros, subforos, derechos ae superficie y cualesquiera otros gravdmenes semejantes constituidos sobre la propiedad inmueble.
Base 27. La disposici6n final derogatoria serk general para todos los cuerpw legalese, usos y costumbres que constituyan el derecho -civil l1amado do Castilla, en todas las materials que son objeto 'del C6digo, y' aunque no sean coutrarias a 61, y quedarkn :sin fuerza legal alguna, asi, en su concept de leyes directamente obligatorias, c;mo en el de derecho supletorio. Las variaciones que perjudiquen derechos, adquiridos no tendrdn effect xetroactivo. Se establecerAn, con el cardeter de disposiciones adicionales, las bases orgdnicas necesarias para que en periods, de diez aflos formula la Comisi6n de C6digos y eleve al Gobierno las reforms que convenga introducir como resultados definitivamente adquiridos por la experience en la aplicaci6n del C6digo, per los progresos realizados en otros passes y utilizables en el nueetro, y por !a jurisprudencia del Tribunal Supremo. ,
Per tanto: M.andamos a todos los Tribunales, Justicias, Jefes, Gobernadores y drinks Autoridadea, asi eiviles como militaries y eclesiAsticas, de cualquier clase y dignidad, que garden y hagan guardar, cumplir y ejecutar la presented ley en todas sus parties.
Dado en Palacio a 11 de mayo do 1888.-YO LA REINA REGENTE.-El Ministry de Gracia y Justicia, Manuel Alonso Martinez.

R. D. DE 6 OCTUBRE 1888

Exposici63i.-Seflora: La Ley de 11 de Mayo de este afio autorizo' al Gobierno de V. M. para publicar un C6digo civil con arreglo, a las bases establecidas en la misma, Ilenando asi una necesidad' sentida desde hace einco silos y no satisfecha afin, a pesar de los laudables esfuerzos de algunas de las generacionee que nos ban precedido.
El C6digo civil, que hiteresa por igual a toAas las classes socials, y realize, no una inspiraci6n pasajera, sino un anhelo constant del pueblo espailol, puede ser un titulo de honor para lo 6 contemporAncos, a los ojos de la posteridad, y el mAs bello flor6n de la corona que cifie V. M. tan merecidamente por sus grades virtues y raras prendas.
Pocos serbn ya hoy en Espaila los que desconozean la convenience de substituir le lagislaci6n civil vigente, desparramada en multitud de cuerpos legalese promulgados en la 6poca g6tica, en la Edad Media y en tempos mds reeientes, pero siempre distances de nosotros; y que, de todos modos, retratan estados socials distintos y aun opuestos, por un monument legislative arm6nico, sencillo y claro en su m6to-do y redacci6n que refleje fielmente nuestras actuales ideas y costumbres, y satisfaga las complejas necesidades de la modern eivilizaci6n espafiola.
Asi, pues, V. M. puede estampar su firma en este proyeeto de. decreto con aquella satisfacei6n interior que engendra siempre ell el Animo del Jefe Supremo del Estado la conciencia de que no pone su Autori-dad






c6DIGO CIVIL

au, Usta al servicio de una parcialidad political, sino al de la Naci6n enter.
Por esto, el Ministro que suseribe estima camo un halago de la fortuna ser 61 -quien tiene la honra de someter a la. aprobac!6n de V. M. el C6digo civil redaetado per la Secci6n quo ha muchos a-nos viene presidiendo, despu6s de haber oido, en los t6rminos que ha credo mfis expedites y fructuosos, a todos los Vocales de la, ComW6n Codificadora, compuesta de sabios jurisconsultos, afiliados a escuelas juridica y partides politicos different.
En el punto a que dichosamente ha llegado en Espafia la obra de la codificaci6n civil, buelga ya todo razoiiamiento. Pas6 la hora de discutir. Hoy se trata no m5,s que do la mera ejecuci6n.-de un precepts terminante de la ley; y el infraserito, en jrsto acatamiento a lo que 6gta ordena, tione el honor de proponer a V. M. el siguiente proyeeto de decreto.-Sefiorn: A. L. R. P. de V. M., Manuel Alonso Martinez.
Real decreto Teniendo presented lo dispuesto -en la Ley de 11 de Mayo de este afio, per 'a coal se autoriz6 a mi Gobierno para publicar un C6digo civil con arreglo a las conditions y base establecidas -en la misma, conformfi hdome con lo pTopuesto per el Ministro de Gracia y Justicia, y do acuerdo con el parecor de mi Consejo de Ministros: en nombre de Mi Augusto Hijo el Rey Don Alfonso XIII, y como Reina, Regenie del Reino,
Vengo en decretar quo so publique en la Gaceta de Madrid el C6digo civil adjunto, en cumplimiento -de lo que preceptfia el art. 2Q le la mencionada Ley de 11 de Mayo -61timo.
Dado en Palacio a 6 de Octubre do 1888.-MARfA CRISTINA.-El Ministro de Gracia y Justicia, Manuel Alonso Martinez.

R. D. DE 11 FEBRFRo 1889
Real decreto.-Pr6ximo a veneer el plazo de sesenta dias establecido on el art. 39 de la Ley de 11 -de Mayo de 1888 pard que comenzara a regir Como ley el C6digo civil publicado en la Gaceta de Madrid on cumplimien'to de lo dispuesto en Real decreto de 6 de Octubre filtimo y formulada en las Cortes ]a proposicift prevista en el art. 49 de la profit ley: ConformAndome con lo propuesto por el Ministro -de Gracia y Justicia, y de acuerdo con el parecer de mi Consejo de Ministros:
En no-mbre de Ali Augusto Hijo el Rey Dori Alfonso XIII, y como Reina Regente del Reino,
Vengo on declarar prorrogado basta 19 de Mavo del corriente afio el plazo & 10.9 sesenta dias establecido en la Ley de 11 de Mayo de 1888.
Da-do en Palacio a 11 de FebTero de 1889.-MARfA CRISTINA.-El Ministro de Gracia y Justicia, Jos.6 Canalejas y MJndez.

LEY DE 26 MAYO 1889
LEY.-Don Alfonso XIII, per la gracia de Dios y ]a Constituci6n, Rey de Espafia, y en su nombre y durante su menor edad, la Reina Regerite del Reino:







40 c6DIGOS DE CUBA

A todos los que la presented vieren y entendieren, sabed: qne Ins Cortes ban decretado y Nos sancionado lo -siguiente:
Articulo 19 kI Go'bierno arA una edicion del C6digo civil, con ias enmiendas y adiciones que a juicio de la Secci6n de lo civil de la Comisi6n general de Codificaci6n sean necesarias o conveniences, segrin el resultado de la discussion. habida en ambos Cuerpos Colegisladores.
29 Esta edici6n se publiear5. lo mfis pronto possible dentro del plazo de dos moses.
AdemAs, se insertandn en In Gaceta los articulos del C6digo enmendados o aficionados.
Por tanto: Mandamos a todos los Tribunales, Justicias, Jefes, Gobernadores y dem;Is Autoridades, asi civiles como militaries y eclesiAsticas, do cualquier clase y dignidad, que garden y hagan guardar, cumplir y ejecutar la presented ley en todas sus parties.
Dado en Aranjuez a 26 de Mayo de 1889.-YO LA REINA REGENTE.-El Ministry de Gracia y Justicia, Jos6 Canalejas y M6ndez.


EXPOSICI(5N DE MOTIVES DE 30 juNio 1889

Exposicidn.-Exemo. SeiiGr: V. E. se sirvi6 comunicar a esta Comisi6n, para su cumplimiento, la Ley de 26 de Mayo filtimo, que manda hficer una edici6n del C6digo civil, con las enmiendas y adiciones que a juieio de la Secci6n de lo civil -de ]a Comisi6n general de Codifleaci'n, sean necesarias 6 conveniences, segfin el resultado de la discussion habida en ambos Cuerpos Colegisladores. Cumpliendo e6te mandate, la Secci6n ha revisado detenidamente todo el C6digo, y en particular las disposiciones que ban sido objeto de controversial y e critical entre los Senadores y Diputados en los filtimos debates parlamentarioa. Ha hecho tan prolijo examen, sin rods prop6sito que el de mejorar la obra en todo lo que pareciese defectuosa y sin otro cirterio, que el de In, mas several imparcialidad. Fruto de esto studio es el trabajo que adjunto tiene el honor de presenter a V. E.
Todas las obsorvaeiones expuestas en el Parlamento han sido atentamente examinadas y discutidas en el seno de la Secci6n, reeayendo sobre cada una el acuerdo que se ha juzgado procedente. Son 6stas de diversas eases, segfin el espiritu que Ins informal, el fin a que tienden, In. suposici6n mAs o menos fundada -de que parten, la varia interpretaci6n de algunos articulos, la diversidad de opinions individuals sobre determinados problems juridicos y la obscuridad de expresi6n o dofcctos de estilo que se ha credo encontrar en algunos texts. La Seeci6n, que no pretend haber hecho una obra perfecta, torque si no lo es ninguna de Ins humans, mucho menos puede serlo un C6digo civil, que affects, a tantos, tan aiversos y acaso tan contradictions interests, hAbitos y costumbres, ba reconocido, con la sinceridad y la imparcialidad que le son propias, la justicia o ]a convenience de algunas de las enmiendas y reforms indicadas en los Cuerpos Colegisladores. Pero al. mismo tiompo ha tenida- que prescindir de muchas de ellas, que, por causes diversas, no le han parecido necesarias ni justificadas.




c6mo CML 41

Hay efectivamente en el C6digo varios*articulos cuya reform parece justa o convenience, ya para la mayor claridad del concept, ya para que no parezean en disonancia eon otros a que so refieren, ya para prevenir las dudas a que pudiere dar lugar la suspicacia o la malicia de los quo litiguen sobre su aplicaci6n, ya, en fin, para corregir los erTore6 de imprenta o de copia de que adolecen. Hay tambi6n rticulos que continent principios indiscutibles, de justicia, o convenience, pero que necesitan anipliarse y desarrollarse para su. aplica.ei6n, a fin de que no den lugar a una jurisprudence varia y aun contradietoria. La Seeci6ni feniendo todo esto en cuenta, ha procurado el remedio, prestAndose a todas las modificaciones de coneepto y expresi6n que ha podido exigir la mqs severs, critical.
La verdad es que, fuera de may pocos punts en quej por diversidad de escuela o de piop6sito, no puede convenir la Seeci6n eon algunos de sus censors, en todos los demAs las diferencias consistent, rn ls bien que
el fondo, en la expresi6n del coneepto. Se ban expuesto ciertamente consideraeioneG generals muy importance sobre las novedades introdueidas por el C6digo en el orden de la familiar, en las relaciones juridicas entre sus individuals y en las sucesiones hereditarias; pero la Seeei6n. se ha abstenido de controvertirlas, tanto torque easi todas ellas proceden -de la ley de bases para redaptar el C6digo, a las cuales ha tenido quo sujetarse, cuanto por no ser 6ste ya el moment oportuno de exponer los motLvos do toda aquella obra. Pasada su oportunidad crumple s6lo a la Secei6n manifestar el orden y m6todo eon que ha verificado su revision, la extension y los limits de su labor y los fundamentos, de las principles eniniendas y-adiciones adoptadas.
Expuesto queda el m6todo seguido: rerpecto a la extension de su: trabajo, se ha limitado la Secei6n a revisar solamente aquellos artieulos que ban sido, objeto de discussion y de critical. en las Cortes; pero eomo algunos de ellos tenian relaci6n eon otros pasado6 en silencio, no ha sido possible prescindir en absolute de 6stos. Por eso advertira V. E. que no s6lo aparecen retocados algunos de, ios articulos censurados por oradores del Parlamento, sino otros que no fueron criticados por ellos; todo sin perjuicio de corregir al paso los errors de copia o de imprenta que han enco ntrado en el texto dado a luz.
Una de las questions mds viva y extensamente disentidas en ambas C&maras, fu6 la de la subsistencia del Derecho foral, en las relaciones en-. tre los habitanteg de las provincial y territories que lo conservan, y los do los territories y provincial en que rige el Dereeho, coffin. Los primers recelaron, aunque sin raz6n, que el titulo preliminary del C6digo, obligatorio para -todas las provincial -del Reino, contenia disposiciones contraries a sus fueros, por cuanto el art. 12, que consagra la subsistencia del actual regimen foral en toda su integridad, no comprendia expresamente el Derecho foral consuetvidinario, como si 6ste no formara parte de dicho r6gimen.
Atentado afin mAs grave contra lof; fu eros creyeron hallar en el art. 15, por cuanto declarabs, sujetos al C6digo a los nacidos en provineias de Derecho comi5m,,del mismo, modo que la Constituc16n del Estado d eclara espafioles a los nacidos en Espaiia. InterpTetada esta disposic-i6n sin tener en cuenta la del art. 12, que manda conservar el regimen foral





42 C6DIGOS DE CUBA

en toda su intogridad, raz6n habria para estimarla contrarian a log Fueros, que no reconocen en log hijos otra condici6n que la do sus padres. Pero c omo lais disposiciones de un C6digo no se deben interpreter aisladamente sino en combinaci 6n con todas las otras que tienen relaci6n con ellas, habria debido entenderse el art. 15, sin perjuicio -de Io dispuesto en el 12, el cual consagra la integridad del regimen juridico foral, en justo acatamiento al pr.ecepto claro y terminate del art. 59 de ]a Ley 11 de Afayo de 188S.
Ya que esta interpretaci6n no tranquilize bastante a log que ententhan de otro modo el art. 15, ]a Secci6n ha procurado aclararlo y f1jar su verdadero sentido, -de suerte que no pueda quedar duda al mds cuspicaz de que por 61 no se introduce novedad alguna en el regimen juridico de ]as provincial forales.
Tambi6n ha modificado la Secei6n, no el concept o, sino la forma del art. 29, que declare la condici6n y log derechos de log p6stumos. Decia este articulo, en su redacei6n primitive, que aunque el nacimiento -determina la personalidad humana, la ley retrotrac -en muchos casor, a una ,fecha anterior log derechos del nacido. -Halldndose estos casos Sefialados en diversos lugares del C6digq, y siendo todos aqu6llos en que podia optar el p6atumo a algdn beneficio, esta disposici6n no alteraba el preeepto de nuestra antigua I-gislaci6n, que considerable al p6stumo Como nacido para todo lo que le fuera favorable. Alas para que no pueda quedar duda de que este mismo es el sentido del art. 29, se ha variado su redacei6n, adoptando la formula gen6rica y traditional de nuestro antiguo derecho.
Ha sido igualmente objeto, de interpretaci6n equivocada el art. 54, suponiendo que, segfin 61, la posesi6n de estado, con las actas del nacimiento de log hijos en concept de legitimos, era por si sola prueba bastante del matrimonio. No hubo de entenderse que 6sta no se admitia sino Como prueba supletoria en defect de la.principal, contenida en el articulo 53, en el eual so declare que log matrimoniois futures se probal-dn eon ]as actas del Registro civil, y que faltando 6ste, podria abrirse paso a otra species de pruebas. S61o on este Case, y come una, de estas pruebas supletorias, admitia la posesi6n do estado el art. 54. ,Mas para que nadie pueda abrigar duda sobre este punto, la Secci6n present modificado el articulo, refiri6ndolo expresamente al que le antecede y hacienda co-star quo la posesi6n de estado, .,con las demds eircunstancia6 expresadas, no serd mds quo -one de log medics de prueba que podrhn emplearse, cuando por cualquier causa falte absolutamente el Registry civil.
La Gmis16n de dos palabras, cometida en la copia o en la impresi6n del C6digo, di6 lugar a que se creyera que el art..85 autorizaba al Gobierno para dispenser en el matrimonio civil el impediment de afinidad en linea recta. De aqui la necesidad de afiadir las palabras oirnitidas, quedando as! restablecido el texto verdadero y desvanecido el error a que habla -dad o lugar este articulo.
Cuando la Secci6n trajo de la Ley del Matrimonio civil al C6digo el art. 102, que declaraba pfiblica la acci6h para pedir la nfilidad del matrimonio, entendia, Como entiende hoy, que la acei6n pfiblica. no es la





C6DIGO CIVIL -13

que puede. ejercitar todo eiudadano, sino a quo e-orresponde al Ministerio fiscal. Pero como a1guien creyese que los- t6rromos en que apareci6 redactado dicho artieulo autorizaban a cualquiera para prom6vu demands de nulidad por malevolencia o interns ilicito, la Secci6n lo ha redactado de nuevo, limitando el derecho do ejercitar dichm.-acei6n a los c6nyuges, a los que tengan algfin inter s en ella, y, con sefialaAaa-limitacioues, al Alinisterio pilblfco.
Aunque el C6digQ no ha adoptad6 la antigua denominae!6n do alimentos, naturals y eivil&s, ha reconocido, la diferencia que estos nombres significaban, en cuanto a, los Iserviciog coloprendidos en la obligaci6n de alimentar. El C6digo no habia tomado bastante en. cuenta esta diferencia, eon relaci6n a ]a diversidad de personas, a quienes ya confirmando las leyes o la jurisprudence antigua, ya eomplethudola o fijAndola, se concede el derecho do alinientos. Asi 1A Secci6n, despu6s de darlos.en toda. su extensi611 a lo,:i c6nyuges, a los deseendientes y aseendientes legitiings y a los padres y a los hijos naturals, le.gitimados 61 reconocidos, los r strange entre padres e hijos ilegitimos no. naturals y entre 'hernianos consanguineos o uterinos, 4cuando alguno de 6stos no puedo procurarse la 6ubsistencia per causes que no le sean imputables.
La clasifleaci6n que se hacia en el capitulo 111, titulo I, libro II, de los bienes de doininio pflblieo, o. no era bastante comprensiva, o podia dar lugar a duda en.casos especiales. Por ello, ha parecido oportuno a la Secci6n definir estog_ bienes, teniendo en -cuenta su destiny m5.s bien que ou denominaci6n y sus analogies, sefialando -despu6s tan s6lo como ejemplos los quo antes aparecian, como regulators exclusives de la clasificaci6n. El Estado posee bienes Idestinados al uso coffin y bienes que, sin ser do uso coffin, estdn destinados a algfin servicio pfiblico. Unos y otros son bienes de dominion pfiblico, y se distiriguen de los patrimoniales enque,_si bien 6stos pertenecen tambi6n al Estado, careen do aquellas circunstaneias. Igual distinei6n- so observe en los, bienesde los pueblos y provincial, sin m-As diferencia que la de perteDecer su propiedad a las. provincial o a los pueblos.
El art. 570,' que declare subsistentes las servidambres pecuariais establecidas, necesitaba alguna ampliaci6n- a fin do determiner claramente su r6ginien-en lo future, tanto para que no se-creyera que iban a desaparecer las anchuras sefialadas per la legislaci6n anterior a algulia de estas servidumbres, cuanto para fijar la. media do las forzosas que en adelante se establezean, con de8tinoi al paso y abrevadero do Tos ganadog. Para eumplir estos fines, guardando -prof undo Tespeto a los
-derechos adquiridos, ha refundido la Secci6n el expresado articulo.
El art. 591 no permitia plantar 6,rboles altos cerea de una. heredad. ajena a menos distancia de tres metros, jai firboles bajos y arbustos a nionos de dos do la linea divisoria entre ambas heredadeg. Esta,3 distaneias hubieron do parecer excesivas y no bastante justificadas, 6, log que creian que. con otras mucho menores. no sufr1ria tampoco usurpaci6n ni perjuicio el dominion ajeno. La Secci6n lo ha credo asi tambi6nj y, ell su consecuencia, ha reducido aquellas distancias a dos, metros y a 50 centimeters, respectivarnente, salvo lo, que dispongan en todo caso







44 c6DIGOS DE CUBA

las Ordenanzas rurales, o lo que se -haya autorizado por la co6tumbre de ia localidad.
Por no apartarse la Secci6n de nuestro antiguo derecho, habla aceptado la prohibici6n de heredar y do hacer testament impuesta a los religious ligados con votes solemnes de pobreza en ]as 6rdenes mejAsticas. El derecho can6nico les abia privado de la facultad de poster, aunque no de la do adquirir, disponiendo que lo que adquiriesen lo transfiriesen a los monasteries. La ley civil, ya para reforzar la observaneia de este precepts, ya pata contender en parte los progress do la amortizaci6n de los bienes races, priv6 a los religious del derecho de adqWrir lo que no deblan retener y habla necesariamente de pasar at dominion de Ins comunidades respectivas. Pero esta prohibici6n suponia la absolute capacidad de los monasteries para adquirir y poster bienes inmuebles. AsI es quo, desde el moment en que las leyes civiles no s6lo les privaron de esta facultad, sino que los suprimieron on su. mayor parte, qued6 sin effect, de hecho, el precepts cau6nico, y sin justificaci6n sufleiente las leyes que prohiblan a; los religiosos tester y adquirir bienes por testament y abintestato. Per eso fueron derogadas mAs de una vez las prohibiciones antiguas, mientras prevalecieron en toda su P-rudeza las leyes desamortizadoras y las que negaron su reconocirniento a las corporations religious.
I Pero han cambiado, con provecho de todos, las relaciones entre el Estado y la Iglesia, las 6rdenes mongsticas ban side permitidag o toleradas, y al punto ha surgido Ia. duda de si, con ellas, debian estimarse restablecidas las antiguas ineapacidades para tester y adquirir por sucesi6n y herencia. La Secei6n, come queda dichoi opt6 per la afirmativaj considerando que esta soluci6n seria mAs conform con el Derecho can6nico. Pero Obispos respectable, que han levantado su voz en el Senado y otros oradores insignes, pertenecientes a partidos diversos, por different y aun contradictorios motives, ban pedido la soluci6n contrarian, estimando quo, restituida la facultad de adquirir, y poster a las comunidades religious, se cumpliri en todos sus punts -el Dereeho ean6nico, y habrh igualdad debida entre todos lus ciudadanos, sin distinci6n de profesi6n y estado, de eclesiAsticos y seglares. La Seeci6n, pre6tando atento oido a estas considerations ydeseando marehar siempre de acuerdo con los dignos Prelados de la Iglesia, despu6s de reconocer a los monasteries el derecho de adquirir, ha suprimido, entre las incapacidades para tester y para suceder, la de los religious ligadoe, con votes solemnes.
Algunas otras pequeflas variaciones ha introduced tambiki la Seeci6n en el capittilo de los testaments, encaminadas todas a determiner mejor las, conditions necesarias para asegurar su autenticidad y alejar el peligro de ias falsedades. Con e6ta mira, y adeptando indicaciones hechas en las Cortes, ha restringido la facultad de hacer testament ol6,rafo, concedi6ndola tan s6lo a los mayors de edad, aunque baste la de catorce aflos para tester en otra forma.
Ha reducido tambi6n a t6rminGs mds adecuados a la prActica el acto de otorgar testament abierto, garantizando,. ademfis, con nuevos requisitos el do las personas desconocidas, y f1jando a la vez los justos





C6DIGO CIVIL 45

limits de la responsabilidad de log Notaries que autorizan estos actog. Con el mismo fin de asegurai bl cumplimiento de la filtima voluntad de log testadores, se han estrechado alafin tanto las condi6ones necesarias para determiner la validez y la nulidad de log testaments cerrado&
La condici6n impuesta a lit mujer casadA, en el art. 995, de fio aceptar fie4ncias sindi a beneficio de inventarioi era, en verdadj excesiva e injustificada. Obligar a la hija a no recibir la herencia do sus padres, ni In de sus hijos, sino con aquella protest, era en muchos cases, y aun en log infis, lastimar sus sentiments do filial respect y cariflo, sin raz6n valedera que lo justificam Si en 'algunas eircunstanclas puede ser esta precauci6n necesaria, podrAn utilizarla ]as fmujeres a quienes favorezea, sin que sea menester obligarlas a ello. La Comisi6n ha entendido que con esta facultad, y con no responder en todo case de las deudas hereditarias log bienes de la sociedad conjugal eiistentes al ser aceptada la herencia, quedar6n suficientemente protegidos log interests matrimoniales.
El art. 1.280 determine log contracts que deben hacerse coustar en document pfiblico per raz6n de lots objets sobre que versen o de sa uaturaleza jurldica, cualquiera que sea su cuantia. Esta disposici6n podia ofrecer el inconvenience de difficult log contratos de poca entidad, per temor a log gastos que ocasionara su reducei6n a documents pfiblico. Para evitar este peligro, una adici6n al art. 1.280 exime de aquella formalidad log contracts no comprendidos en log seis nfimeros del mis.mo articulo, y permit hacerlos valer aunque sii imported exceda de cierta suma, si constant s6lo por escrito privado, quedando libres de to da solemnidad log mismos contracts de inferior cuantia.
Tambi6n ha rectificado el art. 1.296, qub eximia do ]a rescis'16n las capitulaciones matrimoniales de log menores celebradas.con intervencift de sus tutors, torque ni en tale capitulaciones intervienen log tutors, ni podfa 2erj per tanto, este g6nero de contracts, el que tenia per objeto dicho articulo. Una reference equivocada al. nfim. I- del articulo 1.291, que debla ser al nfim. 2? del mismo, ha podido dai lugar a este error. En este filtimo nfimero se mencionan log e:ontratos celebrados en re presentaci6n de personas ausentesi con autorizaci6n judicial, y estas cireunstancias bastan para que en ellos no tenga lugar la rescisi6n. Pero las capitulaciones snatrimoniales de log menores, aunque otorgadas con la intervenci6n de sus aseendi6ntes o la del Congejo de familiar, no tiene-1 en su apoyo tantas garantias de equidad, que fasten para declararl" irrescindibles.
Fu6 igualinente objeto de Pontroversia en las Cortes la cabida serialada en el art. 1.523 a las.heredades que, en caso de venta, pueden 6er objeto del retract de colindantes. La Secci6n, para facilitar, con el transcurso del tempo, algfin remedio a la division excesiva de la propiedad territorial, alli donde este excess afrece obsticulo insuperable al desarrollo de la riqueza, y siguiendo el ejemplo de otras naciones, concedi6 a log propietarios aledaflo6 el dereclio do retraer per el tanto, las heredades de dos hectAreas o ineilos, linlitrofes a las snyas. Esta cabida hubo de parecer excesiva a a1gunos seflores Diputados, que pre.endian reducirla a 50 centifireas. Tambi6n habia establpcido la See-






46 c6DIGOS DE CUBA

ci6n que. cuando dos o mfis-propietarios solicitaran el retract, fuera preferido aquel cuya finea, tuviese menos cabida, y no. el duefio de la mayor, segfin propuso despu6s alguno de. los impugnadores del articulo. En vista de las observations expuestas, ha accedido la Secci6n a reducir a la mitad la cabida de.1as heredades, sujetas a aquel derecho; pero tambi6n ha credo que debia mantener la preferencia. a favor'del duefio do la finca menor," considerando que esta soluci6n, es la mas conforme con el fin del, retract. En cambio, ha aceptado con usto la idea de supri.mir.la formalidad del requerimiento ante Notario.
El C6digonada. -dispone respect a los foros y subforos constituidos bajo la antigua legislaci6n, remitiendo lo que se refiere a ellos a una ley especial,, anunciada repgtidas veces y, en., elaboraci6n hace tempo. Pero come el art. 1.611 sefiala el tipo para la redenci6n do los census impuestos antes deja promulgaci6n del C6digo, hul)o de cludarse si esta di posici6n seria applicable a la redenci6n de los foros.. Aunque.la duda no parezea bastante fundada, torque el articulo eitado trata dDicamente de los censos,-Ia Secci6n se.ha prestado a resolverla mediate una adici6n al mismo, en que se declaran excluidos, de 61 los for.os.
Algunos sefic'res-Senadores y.Diputados echaron de.menos en el C6digo las disposiciones transitorias que habian de determiner, con re7 gularidad y justicia, el paso de la antigua le.-islaci6n a la nuova, de modo que 6sta-no tuviera.efecto retroactive, y quedarlan a salvo todos los derechos legitimamente adouiridos bajoel anterior r6gimen juridico. La observaci6n do estos oradoTes era muy fundada.. No bastaba deciren el art. 1.976 que las variaciones en la legislaci6n quo perjudicaran derechos adquiridos no tendrhu effect retroactive, pues la definici6n y la determi-naci6n de estos derechos es hey uno. de los problems mfis dificiles de la ciencia de la Idgislaci6n.Tal vez habria sido mejor hacer esto en una ley separada, como se I verific6 en Italia y en otros passes, donde, bien directamente por el Poder legislative, bien por 'el Gobierno mediate. autorizaci6n constitutional,
e dictaron estas disposiciones transitorias.. Pero no habi6ndose dado, ni siquiera iniciado dicha ley, y teniendo la Secci6n el.cucargo do -hacer en el Udigo las enmiendas. y adiciones quo -creyese necesarias, y convenientes, segfin el resultado d.c. la discussion habida en ambos Guerp.os 'Colegisladores, se ha credo en el deber de e6tablecor tambi6n las reglas, -eg(in las, cuales, deben apliCaTSO las nuevas disposiciones quo varien en algfin punto el derecho anteriormente constituido. .
Dos sistemas podian seguiroe para el desempefio de esta dificil obra: uno, sehalar minuciosamente todas, aquellas variacioiaes;, determinando en cada caso la aplicaci6n del derecho correspondent; otro, estableeer reglas generals, applicable a. todos. los casm que pue( an ocurrir de aquella species. El primer de..estos sistemas daria lugar a un casuismo indefinido y tal vez. deflQiente; el segundo, responderia mejora su objeto; pero, sobre ser de dificil ;ejecuci6n, no daria un reGultado tan comprensivo que excluyera en absolute la necesidad de reglas especialeq para cases determinados.
Era, pues, necesario, deterniinar cuilles son las variaciones de ley que perjudican JerechosF aiatcriormente adquirldos, y que no deben,





c6DIGO CIVIL 47

per tanto, aplicarse con effect retroactive,. Para ello, no basta decir que son aquellas disposiciones legalese que privan de la posesi6n actual de algfin beneficio, interns o acci6n juridica; pues si la existence, efectividad o extension del derecho dependent de eventualidades independientes do la voluntad del que lo posee, podrA 6ste tener unp, esperanza, pero no un verdadero derecho adquirido. Por eso log herederos logitiMOB y log instituidos, asi como los legatarios de las personas que viven, no tienen derecho alguno adquirido hasta la muerte de 6stas, porque la existence del que en lo future podrdn disfiutar, depended, ya de la eventualidad de su propia muerte, ya de' las Ivici.Bitudes de la fortune o do la libre o variable voluntad do log testadores.
Fundada en estas considerations, la Comisi6n, que estima peligrosa la definici6n ab-tracta do log dereebos adquiridog, ha preferido desenvolver las doctrines Tnfts comfinmente admitidas -.en a1gumas prescripcioReg generals y en una serie do reglas concretes, que puedan ofrecej soluci6n a log casos m-As frecYciates y server de criteria en todos log anAlogos.
Lo primer que debia resolver era el punto de partida: de loa derePhos, a fin de determiner cufiles. quedaban al amparo do la legislaci6n antigua y cuddles sometidos. a la nueva. Y como todD derecho Race necegariamente de un hecho vol'untario o independent de la humana votuntad, la fecha de este hecho, que puede ser anterior o posterior a la promulgaci6n del C6digo, es la que debe determiner la legislaci6n quo ha de aplicaTse al derecho que de aquel hecho naciera. Ni es necesaTio que derecho originado por un h echo ocurrido bajo la legislaci6n- anterior Be halle en ejerelcio para que merezea respect, puea si existia legitimamente, segfin la ley bajo la cual tuvo origin, si dependia solamente de la voluntad del que lo poseyeTa ponerlo o no on ejercicio, es un derecho tan adquirido como el que hubiera ya production o estuviera produciendo su debido effect. Pero si se trata de un derecho nuevo, declarado por primer vez en el C6digo y no reconoeido por la legislaci6n anterior, deber6, regirse por el mismo C6digo, aunque el heeho que lo origin hubiera tenido lugar bajo aquella legislaci6n, a menos que perjudique a o1ro dere6ho adquirido bajo la misma; porque en este caiso es nIAS digno de respect el que va a sufrir el dafio que el que va A recibii un beneficio gratuity.
Establecido este principio en la rogla IkL, no se podrA, hacer novedad. a1guna en el ostado legal de las padres que, siendo viudas y ejerciendo .]a patria potestad, hubiesen tontraido nuevo anatrimonio antes de regir el C6digo, aunque 6ste prive de aquel derecho a las padres vindas. que Be casen despu6s. Por igual raz6n, las ineapacidades para heredar, asi absolutes tomo relatives, eberfin calificarse con arreglo a la legislaci6n vigente a la muerte del testador o causante de la herencia. Por id6ntico Inotivo, y conforme a la misma regla 14L, no deberb. entenderse que han perdido el beneficio de la reetituci6n in integruan las personas que. lo tuvieran -por la legislaci6n anterior, cuando el hecho que haya ocasionado lel perjuicio que deba reparaTse hubierm tenido lugar bajo aquel regimen; y's6lo Puando hubiese ocurrido despu6s, deberdii aplicarse las disposicio. ries del capitulo V, titulo 11, lib. IV del C6digo. De la misma regla





4S c6DIGOS DE CUIU

14 emana Ia 74,, que no permit a Las padres, padres y abuelos retirar Las flanzas que tengan constituidas por Ia curatela que se fallen ejerciendo de sus deseendientes. Esta garantia es un derecho adquirido por Los menores e ineapacitados, del coal no se les puede privar sin injusticia, aunque Ia nueva ley dispense para lo sucesivo de Ia obligaci6n de aflan.zar a Las personas anteriormente nombradas, cuando Las llama a Ia tutela, de sus deseendientes.
De esta regla general se derivan otras varies, que Ia Seeci6n ha consi.-nado tambi6n, aunque sea por via de ejemplo. Asi, pues, conforme a Ia regla 2@L, Los actos y contracts celebrados bajo el r6gimen de Ia legislaci6n anterior, que fueran vilidos segfin ella, deben 6eTIO tamWn despu6s de promulgado el C6digo, aunque con Las iimitaciones, en cuanto a su ejecuci6n, establecidas en Las disposiciones transitorias. Por eso deben valer Los te tamento,3 otorgados bajo aquella legislaci6n, con arreglo a Ia misma, est6n o no otorgados en forma autorizada despu6s. Por-eso serdn vdlidos, aunque el C6digo-no los permit, siempre que procedan del tempo en que region Las leyes que Los autorizaban, Los testamentos mancomunados, Los poderes para tester, las memories testamentarias, Las clAusulas Ilamadas ad cautelam y Los fideicomisos en que el testador enearga al fiduciario dar a sus bienes un destine descoDocido. Lo que no podrd hacerse es alterarlos ni modificarlos en manera aIguna despu6s de regir el C6digo, sino testando Pon arreglo al mismo, torque lo que pudo hacerse legitimamente bajo el r6gimen anterior, no es liciro repetirlo bajo el nuevo regimen.
Por effect de Ia misma regla 24, no podrd alterarse el estado legal on que se fallen Los que, por pacto anterior a Ia promulgaci6n del 06digo, est6n dando o recibiendo alimentos; ni el hijo, adoptado bajo Ia legislaci6n anterior habrA perdido su derecho a heredar abintestato al padre adoptante, aunque el C6digo no reconozea este derecho a Los adoptados despu6s. En el mismo caso se hallan Las reglas que determinant Ia. colaci6n de Las dotes y Las donaciones de cualquiera species otorgadas bajo el r6gimen anterior en todo aquello en que difieran -de Las consignadas en el C6digo. Tambi6n es consecuencia de Ia misma regla 2@6 Ia 6a, que permit al padre continual disfrutando -los derechos quo se haya reservado sobre Los bienes adventicios del hijo, a quieD hubiese cmancipado con esta condici6n. Tbdos estos derechos, como originado's de pacts o convenios celebrados bajo, Ia legislaci6 n precedent, son dignoks del mayor respect, aunque el C6digo no lo reconozea o lo estime de modo diverse. En el mismo caso so hallarfin cualesquiera otros derechos nacidos de contracts licitos en su tiernpo, aunque no sean permi-* tidos despu6s.
Por lo mismo que deben respetarse y surtir su effect Los derecho s nacidos de hechos pasados bajo Ia legislaci6A anterior, Los que, seg(n 6sta, no porducian penalidad civil o p6rdida de derechos y 8e ejecutaron en aquella 6poca, no deberAn producirla aunque el C6digo despu6s Ia establezea. En este caso podr5,n hallar6e los matrimonios contraidos antes, sin Ia licencia b -el consejo de quien correspond.
Pero si es justo respetar lo-s derechos adquiridos bajo Ia legislaci6n anterior, aunque no hayan sido, ojercitados, ninguna consideraci6n de





C6DIGO CIVIL 49

justicia exige quo au ejercicio posterior, su duraci6n y log procedimientoa para hacerlos valer, se eximan de log precepts del C6digo. Todas estas. disposiciones tienen marketer adjetivo, y sabido es que las leyes de esta e4specie pueden tener effect rtroactivo. Asi, pues, seg(n Ia regla 44,, log. derechos adquiridos y no ejercitados todavia cuando el C6digo empez6 a regir, deberAn hacerse valer por log procedimientos en el mismo estabb7cidos, y s6lo cuando 6stos se fallen pendientes en dicha 6poca, podr6.n optaT log interesados por ellos o por log nuevos.
Consecuencia es tambi6n de esta regla Ia 84 que mantiene en su cargo a log tutors y curadores nombrados antes de regir el C6digo y a log poseedores y administrators interiors de bienes de ausentes, pero someti6ndolos, en cuanto a su ejereicio, a Ia niteva le.gislaci6n.
Tambi6n.emana de Ia misma regla 24 lo dispuesto en Ia ga, que manda constituir, bajo el regimen de Ia legistaci6n anterior, las tutelas y curatelas cuya constituci6n est6 pendiente de Ia resoluci6n de los.Tribunales; pero entendi6iadose esto sin perjuicio de que log curadores ya en ejercicio tomen el nombre gen6rico de tutors, y de que todos ellos se sometan, en cuanto al desempeflo de su cargo, a las disposiciones del Udigo.
De Ia regla 2@ precede igualmente Ia 11% que manda sigan su curso los expedients de adopei6n, emancipaci6n voluntaria y dispense de ley, pendientes ante el Gobierno y log Tribunales.
Pero el rigor de Ia -regla fundamental en esta material, o sea Ia de tender a Ia legislaci6n vigente al tempo de adquirime el derecho, exige tambi6n ciertas excepciones, aunque de corta trascandencia. Los effects de Ia patria potestad respect a log bienes do log hijos, segfin el C6digo, no siempre convienen con log mismos efeetos segfin'la legiis-, lacioln anterior. En su consecuencia, aquello en que difiera deberia regirse por dicha legislaci6D, cuando log padres estuvieren, conform a ella, ejereiendo su potestad. Pero Ia patria potestad en el modern derecho no tiene, ni ha tenido a log ojos. de log authors del C6digo, el sentido que le di6 Ia legislaci6n romana. Cone6dese a log padres el poder tuitivo a que se llama patria potestad, no para su personal provecho, sino para el m6s Mcil cumplimiento de log altos deberes quo Ia, naturaleza y Ia ley les impose respect a eus hijos. A este fin se encaminan, de un lado, el reconocimiento de Ia autoridad paterna, y de otro, el disfrute y administration de log peculios.. Por lo mismo s6lo se pueden mantene.r v asegurar al padre estas facultades, en cuanto subsistanlog deberes para cuyo cumplimiento fueron otorgadas. Si, pue6, los hijos, al salir de Ia patria potestad, prefieren vivir bajo Ia autoridad y en el domicilio de sus padres y seguir, como en tales casos es presumible, Ia direcci6n y log consojos de 6stoG, parece natural que subsistan Ia administration y el usufructo de los peculios por todo el tempo quo Ia anterior legislaci6n log mantenia. No serA entonces el leislador, sino Ia voluntad theta del hijo, quien prorrogue Ia autoridad y las facultades paternal. Y por Ia misma raz6n, desde que el hijo mayor de veintitr& aflos salga de Ia casa de su padre cesarfi Ia presunci6n en que descansa Ia. regla 5 L y con ella log derechos de administraci6n y usufructo que al padre correspondent sobre log bien-es del peeulio.


PROPERTY OF
.,,T'k-nj"T r'r PHONE
THTEW 4111U i E
D TELECJ?!-,-__ -IfORATZON





50 c6DIGOS DE CUBA

Pero euando los derechos del padr3 procedan de un acto suyo, legitimo y voluntario, otorgado con conditions reciprocal, bajo el antiguo regimen juridico, la justicia manda respetarlo y mantenerlo, sin.limitaci6n algana. Asi, el padre que voluntariamente hubiese emancipado a un hijo, reserv6ndose algfin derecho sobre sus blends adventicios, podri continual disfrutAndolo hasta. el tempo en que el hijo deberia salir do la patria potestad, segfin la legislaci6n anterior.
Tambi6n tione carficter, en cierto modo exceptional, del principio .quo domino esta material la regla 10, que establece ciertas restrictions a la introducei6n inmediata del Consejo de familiar, cuando la tutela estaba ya constituida o coz stituy6n dose al empezar a regir el C45di.p. Siendo esta nueva instituci6n enteramente desconocida en Espafia, su estahlecirniento require temperaments de 'lentitud y prudencia, si no ha de comprometerse su 6xito. Per eso, aunque el C6digo, legislando para lo porvenir, dispose quo los Jueces y Fi6cales municipals procedan de oficio al n'mbramiento del Consejo de familiar si superman que hay en su territorio alguna persona sujeta a tutela, la Secci6n entiende que este precepts no es applicable sino a los menores o incapacitados cuya tutela no estuviese definitivamente constituida, al empezar a regir el C6digGj sin perjuicio de quo, tanto en e6te casocomo on el de estar funcionando el tutor, deberA no.mbrarse el Consejo cuando lo solicited persona interesada, y siempre que deba ejecutarse algfin acto que requiera su intervenci Mientras no vaya entrando en Ins costumbres la nueva instituci6n, la iniciativa fiscal, para promoter so uso, podria m&s bien perjudicarla que favorecerla. Por la misma raz6n, cuando la tutela e6tuviese ya constituida bajo el r6gi-inen de la legislaci6n anterior, no se deber6, proceder al nornbramiento del Consejo, sino a instancias de cualquiera de Ins personas que tengan dereAo a former parte de 61 o de tutor; y seguramente no faltarfin estas instancias, siendo tantos 106 casos en que log actos del menor o de la administraci6n, de su patrimonio no pueden verificarse legalmente sin ]a interven--i6n del Consejo de familiar. A estos caso,3, mds que a la espontfinea acei6n fiscal, se deberdn con el tempo la realidad y ]a priletita de la nueva instituci6n.
Algo de exceptional ofrece tambi6n la regla 12, la cual, despu6s de prescribir que los derechos a la herencia de los fallecidos, con testamento o sin 61, ant" de eistar en. vigor el C66igo, ise rijan per la legislaci6n anterior, y que la de los fallecidos despu6s se reparta y adjudique coil arreglo a aqu6l, dispose que se respeten las legitimas, las mejoras y Jos legados, pero reduciendo. su cuantia, si de otro modo no se pudiese dar a cada participe en la herencia lo que le correspond, segfin la nueva ley. La legislaci6n anterior no, reconocia porci6n legitima a los c6nyugef3 ni a los hijos naturals, -como lo hace la vigento, ni permitia al padre disponer libremento del tercio de su haber. El quo hizo testament vftlido bajo el regimen de aquella legislaci6n, no pudo disponer, teniendo hijog, mAs que del quinto de sus bienes, ni mejorar a cualquiera de aqu6llos en mfis del tercio do 6stos. Pero si muri6 despu s, rigiendo el C6digo, como por raz6n del tempo en que ha, ocurrido su muerte, resultarA aumentada la parte disponible del testador, y reducida, por tanto, la le-itima, y acrecentadas en su caso, las mejoras





c6DIGO CIVIL

el testaxnento habr6 de cumplirse reduciendo o aum6ntando lag porcio nes hereditarias, si asi fuere necesario, para que todos los participles forzosos en la herencia,,E;egihn el nuevo derecho, xeciban lo que les corresponda conform al mismo.
Aunque la Secci6n ha bu scado d I etenidamente en er d6digo todos los casos de Ponflicto que puedaA ocurrir entre sus disposiciones y las del antiguo derecho, y, cree que. todos Ins conocidos podrAn resolveme por las reglas transitorias que quqdan expuestas, le ha parecido coave niente prefer otros casos que puedan ocurrir en la prActica y no. se fallen directamento comprendidos en aqu6llas. Si esto ocurriese, toca -04 los Tribunales decidir lo que a so juicio corre&ponda, pero no a su libre arbitrio,. sino, aplicando, segfin la regla, 13, Ins rincipios que siren do fundamento a las demAs transitorias.
Fuera de las enmiendas y adiciones que. quedan indicadas, nada mhs ha tenido que hacer la, Secci6n, sino algunascorreeciones do estilo, o de erratar, de imprenta, o de copia, cometidas.en la primer edici6n del C6digo. Fbcil ser-A advertirlas comparando los textos adjuntos con los rpublioados, y asi s*e verA que sus diferencias son tan poco importautes y sms motives. tan evidences, que no es necesario llamar la atenci6n sobre ellas.
I Expuestas las cousideraciones que. precedent, y dado a concern en ellas lo que principalmente merece notarse. en los Itrabajos a qu'e se refieren y en el espiritu que los ha animado, Pree la Secci6n debe dar qqul por terminado el encargo recibido.
Diosguarde a V. E. muchos afios. Madrid 30 de Junio de 1889-manuel Alonso Martinez, Presidente; Francis co de Cdrdenas, Salvador de Albacete, GeTMdn Gamazo, Hilario, de Ig6n, Santos de Isasa, Jos6 Maria Manresa, Vocals; Eduardo Garcia. Goyena, Vocal auxiliar-Exemo. Sr-Ministro de Gracia y Justicia.
R. D. DE 24 ft jumo 1889

Real decreta.-Tenienclo presented lo di6puesto en la Ley de 26 de Mayo filtimo; conformfindome con In, propuestolpor el Ministro de Gracia y Justicia, y de acuerdo con el parecer de mi Consejo de Ministros:
En nombre de Ali Augusto Hijo el Rey Don Alfonso XIII, y como Reina Regente del Reino,
Veligo endecretar que so publiqu.e.6 inserted en la flaceta de Madrid el adjunto texto de la, nueva edici6n del C6digo civil, hecha con las enmiendas Y adiciones propuestas por.la Secci6n do lo civil de la; Comisi6n general do Codifleaci6n, seg(in el resultado de la discussion babida en ambos Cuerpos Legisladorns y en cumplimiento de lo preceptuado por la mencionada, Ley de 26 de Mayo filtimo.
Dado on San Ildefonso a 24 de Julio de 1889.-INTARfA CRISTINA.-El Minis tro de Gracia y Justicia, Jos6 Canalejas y Mgndez.

R. D. DE 31 jumo 1889

Willisterio de U1tramarEx1,osici6N-Sefiora: El vivo, interns de todos los Gobiernos por el beneficio de nnestris provincial do Ultramar,






C6D1G4DS DE CUBA

hd se'rvido de estimulO c6n6tdnte para Ilevar a aqu6lla las disposiciones legislatiVas vigentes en la Peninsula; y especialmente las eneargadas de resolver problemag geneiales de '.a vida; que no siendo el resultado de opinions parciales ni do luchas political, por to os 8on juzgadas eon poen difference de criteria.
Si las leyesi ademds, se refieren a punts y 6rdenes substanciales e Intimos, de la sociedadi 6i no contrarian tradiciones ni tendencies e6peciale de aquellos pueblos, sino que aclaran y simplifican la norma de acci6n, explican mejor su origin y manifiestan, ademAs, sus prestripcion6s cork sencillez, facilitando el conocimiento de todosi yj en 6uma, bnvuelven un progress evidence y por extreme beneficioso a nuestros hOrmanos de Ultramar, el prop6sito natural en cl Gobierno se converted en dictado de deber y obligaci6n para que aquellos habitantes participen de las ventajas que los peninsulares pueden alcanzar.
Tal suede con el C6digo civil hoy vigente en la Peninsula. Cualesquiera que hayan sido las opihiones y juicios emitidos en las discusionei que motive es indudable que res onde a la constant aspiraci6n de &sta sociedad, de todos modos manifestada hace medio sigloj y que, aun negdndole otras ventajasi produce la indiscutible de reducir a una sola, I s mi5ltiples, different y encontradas fuentes de nuestro derecho positivo civil, modiflea en t6rminos rationales el derecho sucesorioj aclara y mejora el relative a la pemonalidad, yj en general tomando por base* la tradici6hj envuelve y determine A toda clase de relaciones juridicas privadas en una forma mAs rational, mAs sistemAtica y scientific que la usada ea los libroE iegaies de que tan valiosp. y abundance serie han d6jado lbs Anteriores siglos.
I Ni en las Antillas ni en Filipinas hay derecho civil peculiar y diferente del que rigi6 en la Peninsulai ni la organization de la familiar y de la propiedad en aquellas lejanas provincial demands especialidad alguna de reglas para una vida que en lo privado se desenvuelve lo mismo que en el resto de la Naci6n, torque aquellos pueblos, quo tienen su sentido propio, y -en algo distinct, del 'pueblo espafiol, se acomodan desde luego en sus relaciones civileg a las leyes que alli Ilevaron nuestros conquistadores y misionerogi que crau las mismas de an propia patria espafiola.
No hay, pues, el peligro de Ilevar innovaciones Irreflexivas que pudleran resultar malsanas para aquellas families, ni trastornos perjudiciales para una propiedad que se adquiere, se, congerva y se pierce conform a los modos establecidos en la anti&a legislaci6n espaflola, y que no da lugar ni a modos, ni foxmas, ni relaciones aqui desconocidas que fuera precise consagrar en la ley. Asi es que la Comisi6n de C'digos de Ultramar represents al Gobierno de S. M, cuando el civil se discutia en las Chmaras, la convenience de extenders a las provincial de Ultramar, una Vez que fuera ley, sin necesidad de.hacer modificaci6n alguna que alterara el coDtenido y la forma en que fuera promulgado.
Y si es indudable que S. M. puede abrigar la satisfacei6n de considerar co-mo suceso feliz de su reinado el -dotar a la Naci6n de un C6digo civil quo con tanta ansiedad y durante tanto tempo ha vivido solkitando, no lo es menos que aquel puro y elevado sentimiento ha de








robustecer-se y ensancharse, IlevAndolo a lag provincial de Ultramrar, queen este orden de la legislaci6n sufrian los, mismos inconveniences, y obtendrAn ventajas iguales a lag que so disfrutarAii en adelante 6ai' la Peninsula.
Ningfin element social enlaza tanto a, loks pueblos y los une on el seno de una culture coming, come la.unIdad de legislaei6n, y especialmen to de la eneargada de regular la esfera mAs intima, mfis querida y mfis important de la vida y de la libertad humanaj que es la civil. Y. gi Espafia inspir6 siempre su conductai respect a los pueblos que domi--46 on otro hemisferio,, en el levantado prop6sito de una paternal poll. tica que los habrfL de ednducir pronto a constituir un.elemento intLgrante en esta hermosay concertada unidad do la patria; si jam&s les aplie6 el x6gimen utilitario y egoista de explotac16n y aproviechamiento, y si nuestra historic estA Ilena do monuments que atestiguan c6mo-el aliento de la patria nunra regate6 su inspiraci6n para levanter generosamente y traer a su propio seno los elementos, vivor, de los pueblos colonials y educarlos y regirlos come se educaba y regia a si misma. ; si come feliz resultado de esta conduct bienhechora y de abnegaci6n se, implants de antiguo el mAs important de Jos beneficios en el orden legal, que es la identi dad -en el derecho civil, eR rational y exigente eonveniencia de gobierno mantenerla, conservando asi el titulo mAs honroso y el bien mAs inestimable que puede ofreber una naei6n respect a' los pueblos que dominai y que consisted On asbhtar.la vida civil en la: ig djl dad y conceder a todos la suma de dbrechos do que ella m:Isma goza.
Fundado, en estas considerations el Ministro que suUc ribe, do acuerdo con el Consejo de, Ministros, tiene el honor de sorneter a la aprobaci6n de S. M. el siguiente proyeeto de Decreto.
Madrid, 31 de Julio de 1889. Seflora: A.'L. R. P. do V. M., Manuel Becerra.
REAL DECRETO A propuesta del Ministro de Ultramar, de acuerdo con el Consejo de Ministros:
I En nombre de Ikli-Augusto Hijo el Rey Don Alfonso XIII, y come Reina Re.aente del Reino,
Vengo en decretar lo siguiente:
Articulo iQ Se hace extensive a ]as Was de Cuba, Puerto Rico Filipinas, el C6digo civil vigente en ]A PerlinSUla, Tddactado de eonfor midad con lo dispuesto en la Ley de 11 de-May6 de 1888, y aprobado'POT Real decreto de 2.1 del actual.
29 Empezard a regir este C6digo en las islas referidas a Jos veinte dias siguientes de su publicaci6n en los lier16diebg dciales de ]AS I gnim.
39 En ammonia con lo dispuesto en, el art. 1 del mismo Udigo,,Ilas leyes regirfin en las provincial do Ultramar a los veinte dias de su-pro,, Inulgaci6n, entendi6ndof3e 6sta hecha el dia en que termite su inserci n en los peri6dicos officials de las islas.
Dado en San Ildefonso a 31 de Julio de 1889 MARfA CRISTixA.--El Ministry de Ultramar, Manuel Becerra.







4 C6DIGOS DE CUBA

GOBI-ERNO GENERAL DE LA ISLA.DE GUBA-Becretaxia SEccift DE GRACIA i JusticiA.-Asuntos judiciales.-Por el Ministerio do Ultramar se comunica al Excelentisimo Sr. Gobermador general, con feeha
6 del actual y bajo el nimt. 927, Ia Real orden siguiente:

"Exemo. Sr.: De Real orden tengo el honor do remitir a V. E. un exemplar de Ia Gaceta de Madrid, correspondent al dia de hoy, on Ia que se public el Real decreto hacienda extensive a las islas de Cuba, Puerto Rico y Filipinas, el Cddigo civil vigente en- Ia Peninsula, redaefado de conformidad con lo. dispuesto en Ia Ley 11 de Mayo de 1888, y apr9bado por Real decreto de M del pasado mes de Julio. Y al propio tempo acompaho un exemplar de Ia -edicl6n official del citado C6digo, para k9u. inserci6n en los peri6dicos officials do esa isla.
Y acordado per S. E. su. cumplimiento on 27 'del actual, de su orden se public en Ia Gaceta aflcial, asi como el Real decreto citado y el C6digo de reference, para general conocimiento.
Habana, Agosto 30 de'1889.-Pedro A. Torres.




PROCLAMA DEL GOBERNADOR MLrrAP DE CUBA DE 19 DE ENXRO DE 1899

Quedarin en fuerza'el C6d!go civil y el criminal existences antes de finalizar Ia soberania espaflola, modific5,ndose y cambiAndose 6stos, de tempo en tempo, cuando sea necesario para el mejor gobierno.



ouDEN NfjmEm 148 DE 1902

Per Ia. presented se declar.a y ordena quo todas y cada una de dichas leyes, decretos, reglamentos, 6Tdcnes y demfis disposiciones dietadas y promulgadas per el Gobierno military de Cuba o por su. autoridad, se consideringn de carAeter general y duradero, y applicable y obligatorias para, todos los funcionarias del Gobierno do Cuba, sean cuales fueren las ,clen.ominaciones o titulos, de los quo cucedan a los empleados del Gobierno military, y que cGntinflan en fuerza y vigor sea cual fuere el Gobierno'que en Cuba exist, hasta que sean legalmente derogadas o modificadas, conform a los prec.eptos que se consignan en Ia Constituci6n antes mencionAda.

DISPOSICIft TRANSITORIA 74L DE LA CONST=CION DE LA REPtBLICA

Todas las leyes, decretos, reglamentoo, 6idenes y demfis disposicioues que estuvieren en vigor al promulgarse esta Constituci6n, continuarfin observfindose en'euanto no se opongan a ella, mientras no fucren legalmente derogadas o modificadas.

















CODIGO CIVIL




TITULO PRELBUNAR

De las leyes, de sus effects y do laa reglas generales pax& su splicacift.

Articulo 19 Las leyes regirin en Cuba a los tres (1) dias de su pTomulgaci6n, isi en ellag no se dispusiere otra cosa.
So entiende hecha la. promulgaei6n el dia en quo termite la insered6n de la ley en la Gaceta official de la Bepftblica (2).
29 La ignorancia de las leyeg no excuse de su eumplimiento.
39 Las leyes no tendrfin effect retroactive, si no dispusieren lo contrario (3).
49 Son nulos los actos ejecutados contra lo dispuesto en la ley, salvo los casos en que la misma ley ordene sa valide7
Los derechos concedidos per las leyes son renunciables, n no ser esta renuncia contra el inter6a o el orden pfiblico, o en perjuicio de tercero.
59 Las leyes s6lo, se derogan per otras leyes posteriors, y no prevalecerA contra su observancia el desuso, ni la costumbre o la. prictica en contrario (4).
69 El Tribunal que refuse fallar a pretext de silencio, obsearidad
0 insufleieneia. de ]as leyes, incurriri en responsabilidad (5).
Cuando no haya ley exactamente applicable al punto controvertidoj se aplicari la costumbre del lugar, y, en su defecto, 16s principios ge-. nerales del Derecho.
79 Si en las leyes se habla do meses, dias o no ehes, se entenderd quo los meses son de treinta dias, lois dias de veinticuatro horas y las no-ches desde que se pone hasta que sale el sol.

(1) Ley de 29 Julio 1918.
(2) El Decreto del Presidente, de la Replablica, de 30 de Junio (Te 1902. cre6 la "Gaceta Oncial de la Repfiblica de Cuba", que substituy6 la -Gaceta de 16 Habana", cuya publicaci6n tenfa tambi6n carActer oficiai en virtue de la R. 0. de 3 de Mayo de 1866, ratificada per la Orden mintar nfll-n. 31 de 31 de Mayo de 3899.
(3) Excepto las penales cuando son favorabIes al reo, con arreglo al artieLio 12 de la Constituci6n.
(4) Sin embargo, Puede prevalence contra ellas una declaracl6n de inconstitucionqlidad en los casos en que el Tribunal Suprerno la pronuncle con arregio al art1culo 37 cTe la Constituci6n Y en uso de las facultadeg que le atribuye el 84 do dicho c6digo fundamental.
(5) El artIculo 364 del C6digo Penal determine la, sanci6n.,





c6DI"S DE CUBA

Si los meses 6e determinant por sus nombres, se computar4n por los dias que respectivamente tengan,
89 Las leyes penales, las de policia y las de seguridad pfiblica, obligana todos los que habiten en territorial cubano (1).
99 Las leyes relatives a los derechos y deberes de familiar o at eistado, condici6n o capacidad legal de Ins personas, obligan a los cubanos aunque residan en pais extranjero.
10. Los bienes muebles estAin sujetos a la ley de Is naci6n del propietario; los bienes inmuebles a las loyes del pais on que estAn sitos.
Sin embargo, Ins isucesiones legitimas y jas testamentarias, asi respecto at orden do suceder como a la cuautia de los derechos sucesorios y a Is validez intrinseea de sus disposiciones, so regularAn por Is ley national de la persona de 6uya sucesi6n se trate, cualesquiera que Bean la naturaleza de los blends y el pais on que se encuentren (2).
Las forms, y qtq-i1idades do los contratos, testaments y de" illstrume*]lto6, publics, se rigen por las leyes del pais en que se otorguen,
cuando los actos refe'ri6s sean autorizados pot funpionarios diplomk4p'os Q 'Ponsulares Ae Cuba *n. el extranjero, so observarAn en su otorgamiento las solemnidades iestablecidas por la6 leyes cubanas.
No obstante to dispuesto en este articulo y en el anterior, las leyes prolAbitivas concernientes: a las-personas, sus gotos o Bus bienes, y las quo tienen por objeto el orden pfiblico y Ins buenas costumbres, no quedarfin sin effect por leyps o sentences dietadas, ni por disposiciones o convenciGne4 acordaclas en pais extr4njero.
12 a!15.
16. En las materials que se rijan por leyes especiales, In deficiencia de 6stas se suplird por Ins disposiciones de este C6digo.

















U)"','Concuerda cou'los artieLlos 10, pArrafo 40 y 11 de la, constituci6n y aflculos 5f y 70 de la Ley de Enjulciamiento Civil.
.(2) El filtimo PArrafe, del C6d!go espafiol se reflere a los vizeatnos que en Cuba deben ser considerados extranjeros como los derads espafioles_ P-or epto dicho p&rrafo career de aplicaci6n en Cuba y se ornate en 81 texto.
(45). 'Lds articulos 12,','13, 14 y 15 se refleren a pr ovlncl s espafiolas de r(!glmen foral. por lo cual huelgan en el C6digo cubano.








c6DIGO CIVIL 57





LIBRO PR I TMERO
DE LAS PERSONAS

TITULO PRIAFERO
De loa cubanos y bxtranjeros.

17. La. condici6n de cubano se adquier.e pornacimiento o por naturalizaci6n (1).
Son cubanos por naeimiento:
lo Los nacidos, dentro. o fuera del territorio de la RepAbIlea, de
padres. cubanos (2).
2o Los nacidos en el territorio de la Repfiblien de padres extranjeros, siempre que, eumplida la mayor edad, reelamen su inseripei6n, como cubanoq, en el Registro corre, _pondiente (3).
3o Los nacidos en el extranjero, do padres naturals de Cuba 4uL
hayan perdido la nacionalidad oubana, Plempre que, euml)!ida ht mayor edad, reclamen su inscripei6h, como eubanos, en el mismo
Registry (4).
Son cubanos por naturalizaci6n:
19 Los extranjeros que, habiendo pertenceido al ej6reito Libertador,
reclamen la nacionalidad cubana dentro, de los seis meses siguientes a la promulgaci6n de la Constituci6n (5).
2o Los extranjeros que, establecidos en Cuba antes del lo de Enero
do '1899, bayan conservado su domicilio despu6s de dicha feeha; siempre que reclamen la nacionalidad cubana dentro de los. gels meses siguientes a la promulgaci6n de ]a: Constituci6n, o, 61 fueren menores, dentro de un plazo igual desde que alcanzaren la
mayoria de edad.
39 Los extranjeros que, despu6s de eineo afios do residence en el
territorio de ]a Repfiblica, y no menos de dos desde que deelaren su intenci6n do adquirir ]a nacionaliduad cubana, obtengan carta
de naturalizaci6n con arreglo a las leyea.
4o Lots espafioles residents en el territono de Cuba el 11 de Abril


(1) Articulo 49 de la Constitucift.
(2) El territorial cubano queda f1jado en el artfeulo 29 de la ConstituCi6n. Sin embargo debe considerarse ftbra de dicho territorio la parte arrendada en Cualivinamo Y 13--hia lionda a los Estados, Unidos mientras subsist el arriendo, segian el articulo 39 del convention de 23 de Febrero do 1903, que reconoce jurisdicei6n Y nleno sefiorib sobre el Area arrendada, a, Ja Repfiblica, Norte-Americana, en cumplimiento del art. 79 de la "Bnmienda Platt".
(3) Artfeulo 59 de la Constitu ci6n. vleiase e'l articulo 326 de este 05digo.
(4) Articulo 59 de ]a Constituci6n.
(5) Fur2 Promulgaaa Por Ia Orden del aobernador Militar n6m. 181 en 20 de Mayo de 1902.








5S ODIGOS DF CUMk

de 1899 que no se hayan inscripto como tales 'espaRoles en el
Registry correspondent, hasta igual mes y dia de 1900 (1).
5o Los africanos que hayan sido esclavos en Cuba y los emancipados compare ndidos en el articulo 13 del Tratado de 28 de Junio
de 1835, celebrado *entre Espafia e Inglaterra (2).
18. Los hijos, mientras permanezean bajo la patria potestad, tienen la nacionalidad de sus padres (3).
19. Los actos en cuya virtue se adquiera, pierda o recupere la nacionalidad cubana, se handn co-star por medio de inscripei6n en la Secei6n de Ciudadania del Registro del estado civil (4).
Las persoDas comprendidas en los casos a que 6e refieren los incisos 2Q y 3? del art. 5o de la Constituci6n y la 2a, de las disposiciones transitorias de 6sta, que residleren en el extranjero, ejercitarfin el dereeho que aqu6llos le otorgan ante el Agente diplomftico o consular de Cuba mAs pr6ximo al lugar en que re-sidan (5).
En los casos en que el nacimiento de los interesados, de sus esposas ,o de sus hijos, hubiece sido inscripto en el Registro del estado civil de esta Isla, o en el Registro a cargo de los Agentes diplomkicos o consulaTes, la adquisici6n, p6rdida o recuperaci6n de la ciudadania cubana sa harA por nota marginal en In inscripci6n de nacimiento, a cuyo efecto el eDcargado del Registro en que tenga lugar la adquijsici6n, p6rdida o recuperaci6n mencionadas, remitirA dentro del t6rmino de quince dias, contados desde el. en que tuvo effect la adquisici6n, p6rdida o recuperaci6n, certificado do 6stas al eneargado del Registro -en que consten los nacimientos expresados (6).
20. La condici6n do cubano se piorde (7):
19 Por adquirir ciudadania extranjera.
2? Por admitir empleo u hoiaor s de otro Gobierno sin licencia del
Senado (8).
3Q Por entrar al servicio de las armas de una naci6n extranjera sin
la misma licencia (8).
4? Por residir el cubano naturalizado cinco affos continuos en el
pais de su nacimiento, a no ser por raz6u de empleo o comisift
del Gobierno de la Repfiblica.
21. El cubano que pierda esta calidad por adquirir naturaleza en pais extranjero, podrA recobrarla volviendo a In Repfiblica, declarando que tal ea so voluntad ante el encargado del Registro civil del domicilio


(1) Se refiere al Registro que se abr1r en la Secretarfa de Gobernaci6n insiguiendo lo establecido en el articulo 9o del Tratado de Paz Webrado entre Espafia y los Estados Unidos en fO de Diciembre de 1898 Y ratificado en 11 de Abril de 1899.
(2) ArtleLlo 69 de la Constituci6n.
(3) El C6digo espafiol contiene un segundo pArrafo por el cual los padres extranjeros pueden a nombre de sus bijos optar por la nacionalldad espafiola. En Cuba, por el inciso 2a del artIculo 5o de la Costituci6n, no puede el hijo de padres extranjeros'optar por la iiacionalidad cubana sino por un acto personal.
(4) Creado por la Orden 218 de 21 de Octubre de 1901.
(5) Articulo 1Q de la ley de 30 de Octubre de 1902.
(6) 1"Irrafo 3Q art. 3o, de la ley de 30 Octubre 1902.
(7) Articulo 7o de la Constituci6ii.
(8) Par-, obteiier estA licencla, v(?ase ei, procedimlento y requislto6 exigidos por la ley de 24 de Marzo de 1903.







C6DIGO CIVIL

que elija, para que haga. lp- ii3scripei6n correspondent, y renunciando a ]a protecei6n del pabell6n do aquel pais (1).
22. La mujer casada sigue la condicAn y nacionalidad de su marido.
La eubana que easare con extranicTo, podT-d, disnelto el maty-3monio, recobrar la nacionalidad cubana, Ilenando los requisites expr esadog en el articulo anterior.
23. D cubano que pierda esta calidad por admitir empleo de otro Gobierno o entrar a] servicio de las armas de una potencia extranjern 6in licencia del Senado, no podrA recobrar la nacionalidad cubarta Fan obtener previamente habilitaci6n del Senado.
24. Los nacidos en el extraiijero de padres naturales de Cuba que hayan perdido. la nacionalidad cubana a4dquirirfin 6sta siempre que, cumplida la mayor edad, reclamen su inscripei6n, Como eubanos, en el Registry corretspondiente (2).
25. Para ser inscriptas, Como ciudadanos cubanos, las personas comprendidas en los incisos 2? y 39 del art. 6o de la Constituci6n, deberAu justificar ante el encargado del Registro civil de su domicilio, en Cuba la residence que exigen los mismos incises, mediate documents ant6ntico o informaci6n testifical, practicada en la forma establecida on el art. 8- de ]a ley de 30 de Octubre do 1902. La declaratoria de intenei6n, a que se contrae el inciso 3o del art. BQ do la, Constituci6n, deberA hacerse ante el eneargado del Registro civil diel domicilio quo tuviere en Cuba el interesado, con ]as mismas formalidades que la inscripCi6n (3).
En todas las inscripciones a que se refiere esta ley, so bar!! eoustar que I 08- interesados renuncian su nacionalidad anterior y que jur-an cumplir la Constituei6n de la Repfiblica, las leyes que rigen actualmente en esta Isla y Ins que rigieren en lo sucesivo
26. Los' cubanos que trasladen su domicilio a un pais extranjero, donde sin md,3 eircunstancias que la de su resideneia on 61 scan considerados Como naturals, nepesitarfin, para conservar la nacionalidad do Cuba, manifestar que 6sta es su voluntad al Agente diplomdtico o cmisular cubano (5) quien deberA inscribirlos en el Registro de cubanos residents, asi Como a sus c6nyuges, si fueren casados, y a los hijos que

27. Lps extranjeros residences en el territorio de la Repfiblica se equiparan a los eubanos:
I? En cuanto a la protecei6n ae sus personas y bienes.
2, En euanto al goee 'do los derechos garantizados on la seeci6n 1*
del titulo IV de ]a Constituei6n, con excepei6n de los que an ella
se reconocen exclusivamente a los naelonales.
39, En euanto al -goce de Jos derechos civiles, en las conditions y
con ]as limitaciones quo establezea la ley de extranjeria.

(1) Artfcuio S. de la Constituci6n.
(2) Articulo 5 nfimero 3o de la Constituck6n y ley de 30 de Octubre de 1902.
(3) Artfeulo 6. de la ley de 30 de Octubre do 1902.
(4) Artfeu 9 de ]a ley de So de Octubre de 1902.
(5) Articulo
f o rv Pdrrafo 4o del Reglamento del Registro Civil.
6 Art culo 8 Y del Reglainento del Registro Civil.






c6DIGOS DE CUBA

4o En cuanto a la obligaci6n de observer y cumplir las leyes, decretoo, reglamentos y denies disposiciones que est6n en vigor en la
Repfiblica.
5o En cuanto a la sumisi6n a la potestad y a las resoluciones, de los
,-Tribunales y dern.As Autoridades do la Repfiblica.
6Q Y en cuanto a la obligaci6n de contribuir a los gastos pfiblicos
dolEstado,,la provincial y. el Milnicipio (1).
$_Las corporjeiones fundaciones y asociacione6, reconocidas per la-ley y domiciliadas en Cuba, gozar.An de la nacionalidad cubana, siempre que tengan el concept de personas juridicas con arreglo a las disposiciones del presented C6digo.
Las asociaciones domieiliadas en el extranjero tendr.An en Cuba la con.sideraci6n y los derechos que determined los Tratados o leyes, especiales.


TITULO II
Del nacimiento y la extinci6n de la personalidad civil.

CAPfTULO PRIMER
DELAS PERSONAS NATURALS

29. El nacimiento. determine In personalidad; pero el concebido se tiene per nacido para todos los effects que le sean favorable, siempre que nazea Pon las conditions que express el articulo siguiente.
36- Para los effects eiviles, s6lo se reputarA nacido el feto que tuviere figure humana y viviere veinticuatro horas enteramente desprendido del seno, materuQ.
31. La prioridad del nacimiento, en el case de parts doubles, da al primer nacido los derechos que la ley reconozea al primog6nito.
i 32. La personalidad civil so extin ue per la muerte de las personas
La menor edad, la dementia o imbecilidad, la sordomudez, la prodigalidad y la interdicei6n civil, no son mAs que restriecione6 de la personalidad juridica. Los iue se hallaren en a1guno de esos estados son' suseeptibles de derechos, y ami do obligaciones cuando 6stas nacen do los hecho6 o de relaciones entre los bienes del ineapacitado y un tereero.
33. Si e duda,_ entre dos o mAs personas Ilamadas a sucederse, qw6n de ellas ha muerto primer, el que sostenga, la muerte anterior de Una o de otra, debe probarla; a falta de prueba, se presumed muertas gI mismo tempo y no tiene lugar la, transmisi6n de derechos de unos a otrOS.
34. Respect a la presunci6n do muerte del ausente y sus efeetos, se estar-A a lo dispuesto en el tit. VITI de este libro.



(1) Articulo. 10 de la Constltuci6n.







c6DIGO CIVIL 6 1


CAPfTULO Il
DE LAS PERSONAS JURfDICAS

35. Son personas juridicas:
I? Las COrporaciones, asociaciolies y fundaciones de interns pfiblico reconocidas por la ley.
Sa personalidad empieza desde el instainte mismo en que, con
arreglo a derecho, hubiesen quedado vAlidamento constituidas.
2? Las asociaciones de interns particular, sean civiles, mercantile
o industrials, a lag que la ley concede personalidad propia, independiente de la de cada uno de log asociados.
36. Las asociaeiones a que se refiere el nfimero 2? del articulo anterior se regirdn per lag disposiciones relatives al contract de sociedad, segfin ]a naturaleza de 6sta.
37 La capacidad civil do lag corporations se regular por lag leyes que las hTyan credo o reconocido; la de lag asociaciones por sus estatutos, y la de lag fundaciones per ]as reglas do su instituci6n, debidarnente aprobadas per disposici6n administrative, cuando oste requisite fuere necesario.
38. Las personas juridicas pueden adquirir y poster bienes de todas classes, asi corno contrary obligaciones y ejercitar acciones civiles o criininaleo, conform a ]as leyes y reglas de su constituci6n.
La Iglesia se regard en este punto, por lo concordado entre ambas potestades; y Jos establecimientos de instrucei6n y beneficencia per lo que dispongan lag leyes especiales.
39, Si por haber expirado el plazo durante el cual funcionaban legalmente, o por haber realizado el fin para el cual so constituyerony o por Ser ya impossible aplicar a 6ste la actividad y los medics de quo disPonian, dejasen de funcionar lag corporations, asociaciories y fundaciones, se dard a sus bienes la aplicaci6n que lag leyes, o los estatutos, 10 lag clAuslas fundacionales, les hubiesen en esta previsi6n asignado. Si nada so hubiese establecido previamente' se aplicardu egos bienes a la -realizaci6n de fines anAlogos, on interns de la, region, provincia o mu"ieiPio que priDeipalmente debieran recoger l.os beneficios de lag instituciones extinguidas.

TITULO III
Del Aorai.ciiio.
40. Para el ejercicio de los derechos y el cumplimiento de lag obligaciones civiles, el dornicillo de lag personas naturals es el lugar de su residence habitual, y en su caso, el que determine la Ley de Enjuiciamiento civil.
El domicilio de los diplom/ticos residents por raz6n do su cargo ell el extraniero, quo gocen del derecho de extraterritorialidad, sera el Iltirno que hubieren tenido on territorio cubano.
41. Cuando ni la ley que lag haya credo o reconocido, ni los estatnt0s 0 lag reglas de la fundaci6n fijaren cl domicillo de lag personas ju-





62 C6DIG40S DE CUBA

ridicas, se entenderA que lo tienen en el lugar en que se halle stable cida su Tepresentaci6n legal, o donde ejerzan las principles functions de su institute.

TITULO IV
Del matrimmio (1).

CAPtTULO PRIMER
SECci6N PRIMERA.-Unica forma. del matrimonio.

42. El matrimonio es un contract civil y s6lo producirk efectog legales cuando se celebre en la forma establecida en este C6digo (2).

SEcc16N SEGUNDA.-Disposiciones generals.

43. Los esponsales de future no produced obligaci6n do eontraer matrimonio. Ningim Tribunal admitirb, demand en que se pretend su cumplimiento.
44, Si la promesa se hubiere hecho en documents pfiblico o privado por un mayor de edad, o por uu menor asistido de la persona cuyo consentimiento sea necesario para la celebraci6n del matrimonio, o si, so hubieren publicado las proclaims, el que rehusare casarse sin justa causa, estarh obligado a resarcir a la otra parte los gastos quo hubiese hecho por raz6n del matrimonio prometido.
La acci6n para pedir resarcimiento de gastois, a que se iefiere el pArrafo anterior, 96lo podrA ejereitarse dentro de un afio, contado desde el dia de la negative a la celebraci6n del inatrimonio.
45. Estb, prohibido el matrimonio:
19 Al menor de veintifin afios que no haya obtenido la licencia (3).
29 A la viuda durante los trescientos un dias siguientes a la muerto de su marido, o antes de su. alumbramiento ai hubiere quedado en cinta, y a I'a major euyo ma.riinonio hubiera sido deelarado nulo, en los mi6mos casos y t6rminos, a cQntar desde su separaci6n legal.
3o Al tutor y sus deseendientes con las personas que tengan o
hayan tenido en guard hasta que, fenecida la tutela, se aprueben las cuentas de su cargo; salvo el caso de quo el padre de la persona sujeta a tutela hublese autorizado el matrimonio en testamento o c6critdra pAblica.
46. La licencia de que habla el nAm. 1? del artieulo anterior, debe ser concedida a los hijos legitimos por el padre; faltando 6ste 0 ha11-Andose impedido, corresponded otorgarla, por su orden, a 1.a madre, a los abuelos pattern y materno, y, en defect de, todos, al Consojo de f amilia.

(1) Por las disposiciones finales de la ley de 29 de Julio de 1918 so derogaron todas las leyes y dernAs disposiciones quo se opusieran al cumplimiento de aquLlIas y especialmente la orden 140 de 28 de Mayo do 1901, except su articulo III, la Orden 307 de 8 de Agosto de 1900, y todas aquellas que establecieran corno vAlido y efleaz el matrimonlo religioso y cualquiera otra que se oponga a la Indole del matrimonio tal como ha quedado definido en el articulo 42 del C6digo.
(2) Reformado Por el artleulo 29 de la ley de 29 de Julio, de 1918.
Articulo 3o de la ley de 29 de Julio de 1918.




C6DIGO CIVIL 63

Si se tratase de hijos naturals reconocidos o legitimados por conce6i6n Real, el consentimiento deberA ser. pedido a los que los reconocieron y legitimaron, a sus aicendientes y al Consejo de familiar por el orden establecido on el phrrafo anterior (1).
Si se tratare de hijos adoptivos se pedirA el cons entimient6 "al padre adoptante, y, en su defecto, a las personas do la familiar natural a quienes correspond.
Los demds hijo6 ilegitimos obtendrAn el consentimiento de su. Madre cuando fuere legalmente conocida; el de los abuelos'maternos en el misulo easo, y, a falta de unos y otros, el del Consejo de familiar.
A los Jefes de las casas de emp6sitos corresponded prestar el consentimiento para el matrimonio de los educados en ellas.
47
48, La licencia para contrary matrimonio deberd aereditarse al solicitar la celebraci6n de 6ste por medio de documents notarial o por comparecencia do la persona que deba otorgarla ante la autoridad o funvionario que vaya a celebrarlo, o ante el Juez municipal del domicilio del solicitante (2).
49. Ninguno' de los llamados, a prestar su consentimiento est& obligado a manifestar las razones en que se funda para coneederlo o negarlo, ni contra su disenso ec da recurso alguno (3).
50. Si, a pesar de la prohibici6n del articulo 45, se casaren las personas comprendidas en 61, su matrimonio serfi, vAlido; pero los contrayentes, sin perjuicio de lo dispuesto en el C6digo penal (4), quedaiAn soinetidos a lag siguientes reglas:
lu Se entenderk contraido el casamiento con absolute separaci6n
de bienes, y cada c6nyuge retendrb, el dominion y administracift de loG que le pertenezean, hacienda suyos todos los frutos, si bien con la obligae!6n de contribuir proporcionalmente al sostenimiento de las caygas del matrimonio.
2,% Ninguno de los c6nyuges podrk recibir del otro cosa alguna por
donaci6n ni testament.
Lo dispuesto en ]as dos reglas anteriores no se aplicarA; en lo.,
casos del nfim. 29 del art. 45, si re hubiere obtenido dispense.
34. Si uno de los c6nyuges fuere menor no emancipado, no recibir-11
]a administration de sus bienes hasta que llegue.a la mayor edad.
Entretanto s6lo tendrh derecho a alimentos, que no podi-An exceder
de la renta liquid de sus bienes.
4q JEn los casos del nfim. 3? del art. 45 el tutor perderA ademks la,
adminictraci6n de los bienes do la pupils durante la menor edad
de 6sta.
51. No producirA effects civiles el matrimonio can6nico o civil


(1) Como en Cuba no Puede haber concesi6n Real, este art1ci;Jo sOlO apiicable a los que hubiesen adquirido las conditions a que se reflere durante la dirninaci6n espafiola.
(*) Derogado Por la ley de 29 de Julio do 1918.
(2) ArtIculo 4. de la ley de 29 de Julio de 1918.
(3) Articuio 5 de la ley de 29 de Julio de 1918.
(4) Artfeuios 494 y siguientes del COdigo Penal.







64 c6DIGOS DE CUBA

cuandO cualquiera de los c6uyuges estuviese ya casado legitimamente.
52. El matrimonio se disuelve por la muerte de uno de los c6nyuges, y pat divorcio con disoluci6n del vinculo

SEcc16N TERCERA.-De la prueba del matriinonio.

53. Los matrimonios celebrados antes de regir este C6digo, se probarfin por los medics establecidos en las leyes anterioTes.
Los contraidos despu6s se probardn s6lo por certificaci6n del acta del Registro civil, a no ser que Los libros de 6ste no hayan existido o hubiesen desaparecido, o se suscite contienda ante los Tribunales, en euyos casos serd admissible toda espeeie de prueba.
54. En los casos a quo so refiere el p6,rrafo 9egundo del articulo Anterior, la posesi6n eon6tante de estado de las padres, unida a las actas do nacimiento de sus hijos en concept de legitimos, ser-d.uno de Los medics de prueba del matrimonio de 'aqu6llos, a no co-star que alguno do los dos estaba ligado por otro matrimonio anterior.
55. El easamiento Pontraido en pais extranjero, donde estos acto6 no estuviesen sujetos a un registry regular o aut6ntico, puede acreditarse por cualquiera de los medios de prueba admitidos en derecho.

Suc16x CUARTA.-De los derechos y obligaciones entre mdrido y inujer.

56. Los c6nyuges estAn obligados a vivir juntos, guardarse fidelidad y socorrerse mutuamente.
57. El marido debe protege a la mujer, y 6sta obedecer al marido.
58. La mujer est6, obligada a seguir a su marido donde quiera que fije su residence. Los Tribunales, sin embargo, podrAn con justa cana eximirla de esta obligaci6n cuando el marido traslade su'residencia a pais extranjero.
59. El marido es el administrator de Los bienes de la sociedad Collyugal, salvo estipulaci6n en contrario y lo dispuesto en el art. 1.384.
Si fuere menor de diez y ocho afios, no podr6, administrator sin el consentimiento de su padre; en defect de 6ste, sin el de su madre, y a falta de ambos, sin el de su tutor. Tampoeo podr& comparecer en juicio sin la asistencia de dichas personas.
En ningfin casd, mientras no league a la mayor edad, podr6, el marido, sin consentimie'nto de las personas mencionadas en el pArrafo anterior, tomar dinero a pr6stamo, graver ni enajenar Los bienes races.
60. El marido es el represe'ntante de su mujer. Esta no puede, sin su licencia, comparecer en juicio por oi o por medio de Proeurador.
No necesita, sin embargo, de esta licencia para defenders en juicio criminal, ni para dernandar o defenders en los pleitos con su marido, o cuando hubiere obtenido habilitaci6n conform a lo que dispose la Ley de Enjuiciamiento civil (2).


(1) Lo filtimo no es del C6digo, pero ilTiDorie su adicift al artIculo la ley do divorcio de 29 Julio de 1918, Sefin se verd en su lugar.
(2) ArtIcUos 1994 y k lgulentes de la ley procesal civil.




CODIGO CIVIL 65

No la necesita tampooo cuando so trate de ventilar derechos en relaci6n con- sus bienes dotales o parafernales, en cuyo caso podr& eomparecer en juicio sin liceneia marital, bien personalmente, bien otorf gando los poderes o documents pfiblicos necesarios al efeeto (2).
61. Tampoco puede la mujer, sin licencia o poder de su marido, adquirir por titulo oneroso ni lucrative, enajenar sus bienes, ni obligarse,
sino en los cases y con las limitaciones establecidas per la ley (3).
62. Son nulos los aetos ejecutados per la major, contra lo dispuesto
en los anterioreG articulos, salvo cuando se trate do cosas que por su naturaleza est6n destinadas al consume ordinario de la familiar, en euyo caso las compras hechas por la mujer serAn vfilidas. Las compras do joyas, muebles y objets preciosos, hechas sin licencia del marido, s6lo se convalidardu cuando 6ste hubiese consentido a su mujer el uso y
disfrute do tales objets.
63. Podri la mujer sin licencia de an marido (4):
1? Otorgar testament.
29 Ejercer los derechos y cumplir los deberes que le correspondent
respect a los hijos legitimos o naturals reconocidos que hubiese
tenido de otro, y respect a los bienes de los mismos.
64.
65. Solamente el marido y sus herederos podrAn reelamar la nulidad de los actos otorgados per la mujer sin licencia o autorizaci6n conipetente.
66.. Lo establecido en esta secci6n se entiende sin perjuicio de '10
dispuesto en el presented C6digo sobre ausencia, ineapacidad, prodigalik dad e biterdicei6ix del marido.

SECCI6N QUINTA De los effects de la nulidad del matrivionio -y los del divorcio.

67. Los Tribunales eiviles ordinaTios-serAn los finicos compeiente-3
para concern do los juicios sobre nulidad do matrimonio y sobre -divorCio, conform a la orden 57, de 12 de Mayo de 1899 (5).
68. Interpuestas y admitidas las demands de que habla el articulo
anterior, se adoptarAn, mientras durare el juieio, las disposiciones siguientes:
IQ. Separar los c6nyuges en todo case.
24, Depositar la mujer en los casos y forma prevenidos en la Ley
de Enjuiciamiento civil.
3 Poner los hijos'al cuidado de uno de los c6nyuges o de los dos,
segfiri proceed.
4a Sefialar alimentos a la mujer y a los hijos que no queen en
iPoder del padre.(2) ArtleLlo 3o de la ley de 18 de Julio de 1917.
(3) Wase el a rtlculo 1444.
(4) Wase el articulo 1444.
(*) En la Repfiblica Cubans, no existent honors que, constituyan
Privilegios o Preeminencias socials. No puede, pues, Per applicable a esta Isla el articulo 64 del COdigo espafiol-clue dice asf: "La mujer gozar& do los honors de su rnarido, except los que fueren restrict y exclusivarnente Personales, y los conservarh mientras no contraiga nuevo matrimonio."
(5) Parrafo 2o, apartado 9o articulo 29 de la Orden 140 de 1901.
C6DIGOs 3





06 c6DIGOS DE CUBA

5 Dictar Jas medidas necesarias para- evitar que el marido qut
hubiesedado causa al divorcio, o contra quien se dedujere la demanda, de nulidad del matrimonio, perjudique a la mujer en la
administration de sus bienes.
69. El matrimonio contraido de buena fe produce effects civiles, aunque sea declarado nulo.*
Si ha intervenido buena fe de parte de uno solo de los c6nyuges, surte finicamente effects civiles respecto de 61 y de los hijos.
La buena fe se presumed si no costa lo contrario.
Si hubiere intervenido mala fe pqr parts de ambos c6nyuges, el matrimonio S61o surtirA effects eiviles respect de los hijos.
1 70. Ejecutoriada la nulidad del matrimonio, quedardu los hijos va. rones mayors de tres aflos al cuidado del padre, y-la,3 hijas al cuidado de la madre, si de parte de ambos c6nyuges hubiese habido buena fe..
Si la buena fe hubiese estado do parte de uno solo de los c6nyuges, quedardn bajo su poder y cuidado los hijos de ambos sexes.
Si la mala fe fuere de ambos, el Tribunal resolver-k sobre la suerte de los hijos en. la forma que dispose el pArrafo segundo del nfimero 2? del art. 73.
Los hijos e hijas menores de tres aflos estarAn en todo caso, hasta que cumplan esta edad, al cuidado de la madre, a no ser que, por. motivos especiales, dispuksiere otra cosa la sentencia.
71. Lo dispuesto en los pdrrafos primer y segundo del articulo anto6or no tendrA lugar si los padres, de coffin acuerdo, proveyeren de otro modo al. cuidado de los hijos.
72, La ejecutoria de nulidad producirk, respect de los bienes del matrimonio, los mismos. effects que la disoluci6n por muerte; pero el c6nyuge que bubiere obrado de mala fe no tendrA derecho a los gananciales.
Si la mala fe se extendiera a ambos, quedarA compensada.
73. La sentencia de divorcio producirA los siguientes effects:
Io La separaci6n de los e6riyuges.
2g- Quedar o ser puestos los hijo4s bajo la potestad y protecei6n del
c6nyuge innocent.
Si ambos fueren culpable, se proveer;ar de tutor a los hijos, conforme a Ins disposiciones de este C6digo. Esto no obstante, si la sentencia no hubiera dispueisto otra cosa, la madre tendrfi. a su
cuidado, en todo caso, a los hijos menores de tres afios.
A la muerte del c6nyuge innocent volveri el culpable a recobrar
la patria potestad y sus derechos, si la eausa que di6 origin al divorcio hubiere -sido el adulterio, los males tratainientos de obra o las injuriats, graves. Si fu6 distinct, se nombrark tutor a los hiJos. La privaci6n de la patria potestad y de sus derechos no exime al c6nyuge culpable del cumplimiento de las obligaciones que
este C6digo le impose respect de sus hijos.
3? Perder el c6nyuge culpable todo lo que le hubiese sido dado o
prometido por el innocent o por otra persona en consideraci6n a.
6ste, y conservar el innocent todo cuanto hubiese recibido del culpable; pudiendo adomfis reclamar desde luego lo que 6ste le hu
biera prometido.





c6DIGO CIVIL 67

4o La liquidaci6n y separaci6n de los bienes de la sociedad conyugal (1).
59
74. La reconciliaci6n pone termino al juicio de divorcio y deja sin effect ulterior la sentencia dictada en 61; pero los c6nyuggs deber5m. poner aqu6lla en conocimiento del Tribunal que entienda o haya enten. dido en el litigio. ,
Sin perjuicio de lo dispuesto en el pArrafo anterior, subsistirlin, en cuanto a los hijos, los effects do la sentencia cuando 6sta se funde en el conato o la connivencia, del marido o de la mujer para corromper a sus hijos o prostituir a sus hijas; en euyo case, si aun continfian los unos o las otras bajo la patria, potestad, los Tribunales adoptarfin las medidas convenientet3 para preservarlos de la corrupei6n o prostituci6n.

CAPiTULO H
DEL MATRIMONIO CAX6NIC0

75 a 82 (2).

CAPiTULO M
DFLMATIUMONIO CIVIL (3)

SECc16N PnimE.A.-De la capacidad de los contrayentes.

83. No pueden contrary matrimonio:
lo Los varones menores de Patorce 'afios cumplidos y las hembras
raenores do doce, tambi6n cumplidos.
So tendr6, no obstante, per revalido ipso facto y sin necesidad de declaraci6n express, el matrimonio contraido por impfiberes, si un dia despu6s de haber Ilegado a la pubertad legal hubie6en vivid juntos sin haber reclamado en, juicio contra su validez, o si la mujer hubiera. concebido antes de la pubertad legal o de
haberse entablado la reclamaci6n.
20 Los que no estuvieren en el pleno eje rcicio do su raz6n al tienipo,
de contrary matrimonio.
39 Los que adolecieren de impotencia fisica, absolute o relative para
]a procreaci6n con anterioridad a la celebraci6n del matrimonio, de
una mantra patented, perpetual b incurable.
49 (4).
50 Los que se fallen ligados con vinculo matrimonial.


(1) ArtfcLIo 6o de la ley de 29 de Julio de 1918.
(*) Suprimido'por la ley de 29 de Julio de 1918.
(2) Este capltulo que comprende los articulos 75 a 82, rigi6 hasta que SP dict6 la Orden 66 de 31 de Mayo de 1899. Luego fueron aqu6llos substituldos per los articulos 49 y 8o de la Orden 140 de 1901 y mftsjarde POr las disposiciones finales de Is, ley de 29 de julio de 1918 fu6 derogada dicha Orden 140, except en su artleulo 39, con lo cual este capitulo no tiene hoy objeto en el C6digo.
(3) Articulo 3o, apartado 19 de la Orden 140 de 1901, que queda sub-. Aistente con arreglo a las disposiciones finales de I L ley de 29 de Julio de 1918.
(4) SuPrlrnido Por el articulo 7o de la ley de 29 de Julio de 1918.





C6DIGOS DE CUBA

St Timpoco pueden contrary matrimonio entre si19 Los aseendientes y descendientes por consanguinidad o afinidad
legitima o natural. 1
2? LoG colaterales por consanguinidad legitima o natural hasta el
segundo grado, inclusive.
3? M padre o madre adoptante y el adoptado; 6sto y el c6nyuge
viudo de aqu6llos; y aqu6llos y el c6nyuge viudo de 6ste.
49 Los que hubiesen sido condenados como authors, o como autor
y c6mplice de la muerte del e6uyuge de cualquiera de ellos (1).
85. El GobierDo, con justa causa, puede dispenser, a instancia de parte, el impediment comprendido en el niamero 29 del art. 45.

SEcc16N SEGUNDA.-De la, celebraci6n del matrimonio.

86 Los que con arreglo al art. 42 hubieren de contrary matrimonio en la forma determined en este C6digo, presentarkii. al Juez municipal de su domicilio una declaraci6n, firmada por ambos contrayentes, en que consten:
1? Los nombres, apellidos, edad, profesi611, domicilio o residence
de los contrayentes.
2? Los nombres, apellidos, profesi6n, domicilio o residence de ios
padres.
AcomlJaflarbm a esta declaraci6n la partida de nacimiento y de
estado do los contrayentes, la licencia, si procediere, y la dispense,
euando sea necesaria.
En los expedients quo so instruyen para ]a celebraci6n de los
matrimonios, podrAn suplirse, siempre que se desee, las partidas parroquiales de nacimiento de los contrayentes y las de defuncift de los padres y drinks aseeDdientes de los mismos, por medio do informaci6n testifical (2). Esta informaci6n podrA practicarse ante el propio Juez municipal que haya de instruir el expedience, u otro* cualquiera, y se limitarA alla comparecencia de dos testigos, que declaranin bajo jurainento, la edad, naturaleza y lugar del ijacimiento o defunci6n de la persona a que se contraiga.
Cuando el nacimiento o defunci6n haya ocurrido fuera de la Isla
de Cuba, podrA tambi6n acreditarse en la forma antes citada.
Las certificaciones del Registro de estado civil podrAn tambi6ti
suplirse en los casotg y forms preceptuados, pero s6lo cuando so justifique no haber existido o haberse destruido los libros del Registro quo en dicha partida debiera inscribirse, por. medio de informe del Juez de primer instancia correspondent, que debeTA ser pedido de oficio por el Juez municipal, a solicited de parto
ir.teresada (3).

(1) Articulo 89 de la Orden 487 de 1900 y nfimero 6o, artfeulo 29 de la Orden 140 de 1901.
1 (2) Wase la consult del Juez Municipal de Pinar del Rio sobre la forma de suplir aquellos documents por una informaci6n evacuada por la Secretariat de Justicia en 13 de Septiembre 1916. ("Gd eta" de 27 del propio mes.)
(3) Articulo lo de la Orden 42 de 26 do Eriero de 1900.





cftmo CIVIL 69

87, El matrimonio podrA, celebrarse personalmente o por mandate rio a quien se haya conforido poder especial, pero siempre ser6' n6cesaria la asistencia del contrayente domiciliado o residents en el district del Juez que deba autorizar ol casamiento.
Se expresark en el poder especial el nombre de la perso i con quien ha de celebrarse elmatrimonio, y 6ste ser6. vOido si antes de on celebraci6n no se hubiera, notificado al apoderado en forma aut6ntica la, revocaci6n del poder.
88, (-). I .
89. El Juez municipal, previa ratificaci6n de los pretendientes, mandarA fijar edicts o proclaims por espacio de quince dias, anunciando la pretensi6n con todas las indicaciones contends en el art. 86, y requiriendo a los que tuviesen noticia de algfin impediment para. quo lo denuncien. Iguales edicts mandarA a los Jueces municipals de Jos pueblos en que hubiesen residido o estado domiciliados los interesados en los dos filtimos ailos, eneargando que se fijen en el local de su andiencia, pfiblica por espacio de quince dias, y que, transcurridos 6sto's,
-los devuelvan con certifleaci6n de haberse llenado dieho requisite y de haberse o no denunciado algfin impediment.
90. Los militaries en active servicio que intentaren contrary matrimonio estardn dispensados de la publicaci6n de los edictos fuera. del punto donde residan, fi presentaren cortificaci6n de su libertad expedida por el Jefe del Cuerpo aTmado a que pertenezean. 91. Si los interesados fueren extranjeros, y no llevaren dos aflos de residence en Cuba, acreditarfin con certificaci6n en forma, dada por antoridad competence, que en el territorio donde hayan tenido su domicilio o residence durante los dos aflos anteriores, se ha, hecho con todas las solemnidades exigidas en aqu6l, la publicaci6n del matrimonio que intentan contrary.
No serh necesario que acrediten la publicaci6n a que se refiere este articulo, siempre que prueben por mMio de certificado expedido por Autoridad competence o por otro medio de prueba a satiisfacci6n del Juez municipal que haya de autorizar el matrimonio, que, de conformidad con ]as leyes do sus respectivos. passes, tal formalidad no es necesaria (1).
92. En todos los demAs casos solamente el Gobierno podrh dispenser la publicaci6n do los edicts, mediando causes graves, suficientemente' probadas.
93, No obstante lo dispuesto en los articulos anteriores, el Juez muilicipal autorizard el matrimonio del que se halle en inininente peligro d.e muerte, ya est6 domiciliado en la localidad, ya sea transeunte.
Este matrimonio se entenderA conditional, mientras no se acredito legalmente la libertad anterior de Jos contrayentes.
94. -Lois Contadores de los buques de guerra y los Capitanes do los luereantes autorizarAn los matrimonios que se celebren a bordo en inminente peligro de muerte. Tambi6n estos matrimonios se entenderfin condicionales.

Derogado Por la Orden 140 de 7 de Abril do 1900.
Articulo 2o de la Orden 42 do 26 de Enero de 1900.





70 C6DIGOS DE CUBA

95. Lo dispuesto en el articulo an'terior' es aplicable a los Jefes dclos Cuerpos militaries en campaiia, en defect del Juez.municipal, respecto do los individuals de los mismos que intenten celebrar matrimonio in articulo inortis.
96. Transcurridos los quince dias a que se refiere el articulo 89 sin que se haya denunciado ningfin impediment, y no teniendo el Juez municipal conocimiento de alguno, procederA a la celebraci6n del ma-" trimonio en los t6rminos que se previenen en este C6digo.
Si pasare un aflo desde la publicaci6n de los edicts sin que se efeetfie el casamiento, no podrA c elebrarse 6ste sin nueva publicaci6n.
97. Si antes de celebrarse el matrimonio se presented a1guna persona oponi6ndose a 61 alegando impediment legal, o el Juez municipal tuviere conovimiento de algimo, se suspenderA la celebraci6n del inatrimonio hasta que se declare por sentencia firme la improcedencia o falsedod del impediment.
98. Todos aquellos a euvo conocimiento Ilegue la pretensi6ii de inatrimonio, estAn obligados a denunciar euqlquier impediment que les conste. Hecha la denuncia, se pasarA al Ministerio fiscal, quien, si encontrare fundamento legal, entablarA la oposici61a al matrimonio. S61o los particulars que tengan interns en impedir el casamiento podr6n f ormalizar*por si la oposicio'n, y en uno y en otro Paso se sustanciarA 6sta conf orme a lo dispuesto en la Ley de, Enjuiciamiento civil, dkndole la tramitaci6n do los incidents.
99. Si per sentencia firme se declararen falsos los impediments alegaqos, el que fundado en ellos hubiese formalizado por si I a oposici6n al matrimonio, queda obligado a la indemnizae!6n de daflots y perjuicios.
100. So celebrarA el cmamiento compareciendo ante el Juez municipal los'contrayentes, o uno de ellos y la persona a quien el ausento hubiese otorgado poder especial para representarle, acompailadoo de dos Lestigos mayors de edad y sin tacha legal.
Acto seguido, el uez municipal, de6pu6s de leidos los arts. 56 y 57 de este Udigo, preguntarh a cada uno de los contrayentes si persiBte en la resoluci6n de celebrar el matrimonio,. y si efeetivamente lo celebra; -y, respondiendo ambos afirmativamente, extenderA el acta de ca samient o con todas las eircunstancias necesarias para hacer co-star que se'han cumplido las diligencias prevenidas en esta secei6n. El acta serh firmada por el Juez, los contrayente's, los testigos y el Secretario del Juzgado.
Los C6nsules y Vicee6nsules de la Repfiblica ejercer-dn en los matrimonios de cubanos quo se celebren en el extranjero las functions do Juices municipals (1).
Los derechos u honorarios que so cobrarfin por ja celebraci6n de los matrimoniosleiviles se limitarftu a un peso, moneda do los Estados Unidos, o su equivalent. Iguales derechos se cobrarhn por la instrucc!6n do los expedientes para justificar la filiaci6n de los contrayentes a que se refiere el nfimero 79 del art. 2? de'la Orden 140 de 1901, cualquiera que sea el ndmero de personas a que dichos expedients se contrarian (2).

(1) Ley de 29 Julio artfeulo 9Q
(2) Artleulo 2o y a artado 2o, articulo 39 de la Orden 140 do 1901.




c6DIGO CIVIL 71

SECCI6X TERCERA.-De la nulidad del anatrimonio.

101. Son nulos:
I? Los inatrimonios celebrados entre las personas a quienes se refieren log arts. 83 y 84, salvo log casos de dispense.
2? El contraido por error en la persona, o por coacel6n o miedo grave que vicie el consentimiento.
39 El contraido por el raptor con la robada, inientra6 6sta se halle
en su poder.
4o El que se celAre sin-la intervenei6n de la Autoridad o funcionario'que deba autorizarlo o sin la asistencia de log testigos que para
eada caso exige la ley (1).
102. La acci61a para pedir la nulidad del matrimonio.corresponde a log e6nyu.-es, al Alinisterio fiscal y a cualesquiera personas que tengan interns en ella.
Se exceptflan log casor de rapto, error, fuerza o miedo, en que solamente podrA ejercitarla el c6nyuge que log hubiese sufrido; y el de impotencia, en que la acei6n corresponder6. a".uno y otro c6nyuge y a las personas que tengan interns en la nulidad.
Caduca la acci6n y se convalidan log matrimonios, en sus respectivos cases, s! log c6nyuges, hubieran vivid juntos durante seis meses despu6s de desvanecido el error o de haber cesado la fuerza o la causa del miedo, o si, recobrada la libertad por el robado, no hubiese 6ste interpuesto durante dicho t6rmino In demand de nulidad (*).
103, La competencia para concern en juicios en que el divorcio se reclame, o bien la nulidad del matrimonio, ser6, privativa de log Tribuliales civiles. S610 estos Tribunales podrAn dictar sentences que surtar, en dichas materials effects civiles (2).
Dichas sentences declarando la nulidad del matrimonio o el divorelo no se podrAn dictar sino en virtue de las causes que so determinant en log articulog 101 y 105 del C6digo civil. Loe effects de las expuestas sentences serAn log que el propio C6digo express. (3)1

SFcci6N CUAItTA.-Del divorclo
19--De los effects del divorcio.

El divorcio puede pedirse para que produzea implemented ]a suspensi6n de la vida coffin de log casados o para la disoluci6n del vinculo M.

(1) Ley de 29 de Julio de 1918, articulo 9o
(*) Deregado per la le de 29 Julio de 1919 ei articuIo 2Q de la Orden 140 en cuanto hacfa applicable 6ste y ei precedent artfeLlos al matrimonto religiose.
(2) Articulo Io de la Orden 57 de 13 de Mayo de 1899, confirmed Per los Preceptos de leC 140 de 1901.
(3) Articulo 2o de dicha Orden. 57.
(*) Toda esta Seeci6n es distinct de la del C6digo. S61o hemos podido eonservar en el 2o los articulos 104 y 1.05 y en cuanto a log 106 y 107, que con aqupllos dos constitufan la Seccift Cuarta ha side precise reservaries Para former el 11. Los dem5,s pdrrafos on de la ley de .29 de Julio de 1918, que introducimos en este lugar Por er ei irldicado, sin art1culadopara, no alterar la numeracift delC6digo y en vista del articulo 2- de ]a expresada-ley.
(4) ArtieLlo 1. de la ley de 29 de Julio de 1918.






72 c6DIGOS DF CUBA

El c6nyuge innocent podrd pedir a prevenei6n,.en.su demand, el divorcio con los effects del articulo 104 y per las causes del 105 de este C6digo o el estatuido per la ley de 29 do Julio de 1918, en las dis. posiciones, que constituirfin los pdrrafos 3o, 49, 5?1 69, 79, 89 y 9Q de esta 6ecei6n (1).


29--Del divorcio con s6lo la swpensi4n de la vida coffin.

104. Este divorcio s6lo produce la suspension de la vida comfin de los casados.
105. Las causes legitimas del divorcio son:
lo El adulterio de la mujer en todo case y el del marido cuando resulte escAndalo pfiblico o el menosprecio de la mujer.
29 Los malos tratamientos de obra, o Ins injuries graves.
3o La violencia ejercida per el marido sobre la mujer para obligarla- a cambiar do religion.
4? La propuesta del marido para prostituir a su mujer.
5Q El conato del MaTidO o de la mujer para corromper a sus hijos
o para pTostituir a sus hijas y la conalvencia en su corrupci6n o
prostituci6n.
6? La condena del e6nyuge a cadenza o reclusi6n perpetual.

39-Del divorcio con disoluci4n del vinculo.

El divorcio establecido per la ley de 29 de Julio de 1918 produce la disoluci6n del vinculo matrimonial, dejando a los e6nyuget% en aptitude do contrary nuevas nupcias 4dentro del tempo y con las limitaciones que en la propia ley se establecen (2).
Las causes per las cuales precede el divorcio con disoluci6n del vinculo matrimonial, son las siguientes:
1 El adulterio.
2Q, Cualquier acto del marido que tienda a prostituir a isu mujer.
o el de cualquiera de los c6nyuges para corromper o prostituir a los hijos, y la coparticipaci6n o provecho 'en, su corrupei6n o prostituci6n.
3Q, La injuria grave de obra.
4 Las injuries graves y reiteradas do palabra.
5Q6 La comisi6n, despu6s del matrimonio, de un delito grave, on grado de consumado o frustrado y en concept de autor o c6mplice, siempre que se hubiere impuesto al culpable cualquiera pena perpetua, except la de inhabilitaci6n, o la de cadena, reclusi6n o relegaci6n temporal en cualquiera de sus grades, o la do presidio o prisi6n mayor en su grade mAximo, y despu6s que hubiese quedado firme la sentencia condenatoria.
64 La comisi6n de un delito grave en grade do tentative y en concepto de autor o c6mplice contra la persona del otro c6nyuge o de

(1) Articulo, 2o de la ley de 29 do Julio de 1918.
(2) Artfeulo 1 de la ley de 29 de Julio de 1918.





c6DIGO CIVIL 73los hijos, siempre que hubiese quedado firme Ia sentencia condenatoria.
7k, La ebriedad con suetu din aria.
8 El vicio inveterado del juego.
9q. El abandon voluntario sin interrupei6n del hogar, por mds' do;'
dos aflos.
10. La falta de cumplimiento'voluntaria y reiterada del marido en
el sostenimiento del hogar.
11. El transcurso de dos aflos, despu6s de Ia declaratdria jAdicial
de ausencia sin haberse tenido noticias del ausente.
12. La enfermedad contagious de origin sexual contraida despu6s de
]a celebraci6n del matrimonio y fuera del mismo.
13. El mutuo disenso (1).
Para quo Ias eausas s6ptima y octavo, del divorcio produzean ele,tos legalese, es necesario que no fueran conocidas por el c6nyuge inocento al celebrarse el matrimonio (2).
=Los c6nyuges divorciados perdeydn los honors, apellidos. y dis-, tinciones que les hubiesen pertenecido reciprocamente durante el matrimonio (3).

49-De Ia acci6n del divorcio con disoluci6n del vinctao.
La acei6n de divorcio es pefsonal,'no trasmisible a los herederoa, y s6lo puede ejercitarse en vida del otro c6nyuge sin que en ningfin caso pueda fundarse en hechos imputables a quien Ia ejercita (4).
Dlcha acci6n prescribe por el transcurso de seis meses tuando se funda en las causes primer, segunda, tercera, quinta. y 6exta del divorcio. Por las eausae cuarta, s6ptima, octave, novena, d6cima, d6cima primer y d6oima segunda, podrA ejercitarse en eil-alquier tempo mientras subsistan los hechos que Ia motivan (5).
El t6rmino de prescripei6n comenzar-A a contarse, respect de Ins causes primer y segunda, desde que llegase a conocimiento del c6nyuge reclamarte; respect de Ia causa tereera, desde que'se' realizan los hechos que Ia motivan; y respeeto de las causes quinta y sexta, de6de que quedase firme Ia sentencia (6).
La acci6u de divorcio es irrenunciable y no podr5, ser objeto de Pacto en las Capitulaciones, matrimoniales (7).
La acci6n do divorcio no podrA ejercitarse on forma reconvencional (8).

59-Del nuevo Tnatrimonio. El nuevo matr'imonio, tanto d el c6nyuge innocent como del culpable, no podrd celebrarse sino despu6s de un afio, a contar desde que quodara 'firnie Ia sentencia de divorcio (9).

(1) Artfeulo 3o de Ia ley de 29 de Jiflio de 1918.
(2) ArtfeLlo 4 o de Ia ley de. 29 de Julio de 1918.
(3) Articulo 5 Cie Ia ley de 29 de Julio de 1918.
(4) ArtIculo 6o de Ia. ley de 29 de Julio de 1918.
(5) Articulo 76 de Ia ley de 29 de Julio de 1918.
(6) Articulo 8. de Ia ley de 29 de Julio de 1918.
1 7) Artfeulo 9 de Ia ley de 29 de Julio de 1918.
(8) Articulo 10 dela ley de 29 de Julio de 1918.
(9) Articulo 11 de Ia ley de 29 de JLlio de 1918.





74 c6DIGOS DE CUBAL

podrAn contrary nuevo matrimonio las personas siguientes:
a) El c6nyuge que hubiese sido declarado culpable per la. cauga segunda de divorcio.
b) El c6nyuge que hubiese sido -declaTado culpable clog veces de divercio (1).
Los c6nyuges divorciados, con excepci6n do la causa segunda do
divorcio, podr5,n contraer en cualquier 6poca y entre si nuevo rriatrimonio (2).

69-De la separaci6n de bienes.

El divorcio'con disoluci6n del vinculo, producird, entre sus effects, log siguientes:
a) La complete separaci6n de log bienes de log c6nyuges, previa I!quidaci6n de la sociedad conjugal, de acuerdo con las capitulaciones matrimoniales si las hubiere, y, en su defect, conform a lo o9tatuldo eD el C.Odigo civil parg, la liquidacl6n de la sociedad de
gananciales.
b) Perder el. c6inyuge culpable todo lo que so le hubiese dado o prometido per el innocent o per otra persona en consideraci6n a 6sta y consservar el innocent todo cuanto hubiese recibido del culpable; pudiendo, ademAs, reclamar, desde luego, lo, que 6ste le hubiere
prometido.
c) -El derecho a percibir la mujer divorciada no culpable una: pension
alimenticia independent de la que correspond a log hijos que tenga a su cuidado; esta pension la sefialard el Juez provisionalmente durante el juicio, y la ratificar-A o modificarA en la sentencia definitive, si se hubiese pedido, y cesarA cuando contraiga nuevo matrimonio, le correspondent bienes propios, suficientes a su sogtenimlenlo sin aquel auxilio, en la.separaci6.n de la sociedad conyugal, o log adquiriese despu6s, y siempre que llovase una vida desarreglada. El Juez cuidar5, de que la pension quede debidamente
garantizada (3).

7Q-Del cuidado de los hijos.

La disoluci6n del vinculo matrimonial no exime a log padres de su,; obligaciones para con log hijos, ni priva a,.6stos de sus dereelm respecto de aqu6llos (4).
Una vez establecida. la demand de divorcio, el Juez, mediante el procedimiento que so establece en esta ley, atenderA provisionalmente al cuidado de log hijos menores de edad, observando.las reglas siguientes:
a) Egtarfi. a las convenciones que sobre el particular celebren log
c6nyuges.


G) Articulo 12 Capitulo Ili do la ley de 29 de JLl1o de 1918, (2) Articulo 13 Capitulo III de la ley de 29 de Julio de 1918.
(3) Artfeulo 14 Capftulo IV de In ley de 29 do Julio de 1918.
(4) Articulo 1.5. Capitulo V de la ley de 29 de Julio de 1918.




CODIGO CIVIL 75

b) En defecto de ellas, dispondrd lo convenient al cuidado do los
hijos.
c) Los hijos menores de cinco afios tendrdn necesariamente, y en
todo caso, que quedar al abrigo de la madre, salvo que alguna cansa muy grave Y en relaci6n con la madre culpable no lo hiciese
convertionte.
d) En caso de ten r el Juzgado que decretar la suspension o priva-ei6rk de la patria potestad de los padres, confiarA la guard de los hijos a los parents per el orden en que 6e defiera la tutela, constituyendo 6sta en forma legal.
e) Cuando el Juez lo estimate convenience digpondr& su. gnarda en
establecimiento de ensefianza pfiblica o privada, teniendo en cuenta los recursos de Jos padres y la mejor educa:ci6n de los hijos.
f) En todo case el Juez dispondrd lo convenience para que los hijos
menores, no queen privados de comunicaci6n escrita o de palabra
con sus padres (1).
=Las reglas provisionals acordadas para la guard de los hijog serAn ratificadas o modificadas en la sentencia definitive del 3uicio de divorcio, la que habrA le contender 'especial determinaci6n sobre la matoria (2).

8,?-Del procedimiento para el divorcio eh general

Las demands de divorcib se substanciardn per los tramites del juicio declarative de mayor cuantia con las modificaciones establecidas en la ley de 29 de Julio de 1918 (3).'
El Fiscal ser&-parte en el juicio principal y en todas sus incidencias (4).
=Una vez emplazado el demandado antes de conferir el trAmite do Contestaci6n, el Juez convoeark a las parties a una comparecencia verbal sefialando dia y hora al effect, y excitAndolas, si concurriesen, para quo se.pongan de acuerdo en la continuAci6n de la Vida matrimonial. 'Si el acto no diase resultado o no coneurriese alguna de las parties' se dard per intentado sin effect. Si hubiese acuerdo, el Juez dictard ante ordenando su cumplimiento y no proceder-A en adelante el divorcio per heehos realizados hasta la fecha do dicho acueTdo (5).
En el caso de haberse dado por intentado sin effect el acto conciliatorio dispue.9to en el articulo precedentei el Juez hard otra convocatoria a-una comparecencia personal, a la que podrAn concurrir las parties per' si 0 per medio de representative legal y asigtidos o no de Letrado, seiialando dia y hora al effect, y en iuya co_ areceneia se proceder5. al


(1) A:rtfcfflo 16 de la ley de 29 de JLIio do 1918.
(2) Articulo 17 de la ley de,29 de Julio de 1918.
(*) Aunque las disDOsiciones de este pqrrafo y del Siguiente son mas I11,,1pias de la ley procesal, las consignamos on este lugar para no romper e._, ,amente la unidad de la ley del divorclo con disolucion del vfnculO
'in perjuicio de indicarlas en la de Enjuiciamiento Civil, despu6s de los juieloo declarations.
(3) Articulo 18 de' la ley de 29 de Julio do 1918.
(4) Articulo 19 de la ley de 29 do Julio de 1918.
(5) Artfeulo 20 de 12L ley de 29 'de Julio de 1918.




76 C6DIGOS DE CUBA

dep6sito- de la mujer, si ya no estuviese decretado, a su pension alimenticia y al cuidado de los hijos, en la forma establecida en esia ley. El Juez.podrA dar por terminado el acto y dictar auto, dentro de tres, dias, aplicando las reglas prefijadas para dichos particulars (1).
El acto verbal a que se refiere el articulo precedent padrA abrirse % prueba isi se soliciita justificar algunos particulars de influence, a juicio del Juez, en las medidas que van a tomarse, sin que dicho plazo deba exceder do treinta dias. Las pruebas se practicarkii en. la forma establecida para el juicio principal de que se trata (2).
Concluido el t6rniino de prueba se reanudarA la comparecencia seiialando dia y hora al effect, y oidas en ese dia las parties o sus defensores se dictarA auto en el t6rmino de tres dias resolviendo los particulares referidos. Dicho auto, como el del articulo 21, es apelable en un solo effect (3).
Una vez dictado cualquiera de los autos a que se refieien los ar ticulos anteriores, se darA traslado al dema-adado para que contest la demand (4).
En lo adelante se formarA un ramo, separado con las constancias que isefialen las parties y el Juez disponga para tratar, aun despu6s de dietada la sentencia definitive, de todo lo reference a la mujer, euidado do los Iiijos, mesadas alimenticias y dermls particulars de anhloga naturaleza (5).
El allanamiento a la demand y la confesi6n favorable al divorcio no serfin, por si solos, elements probatorios suficientes a fundar una sentencia condenatoria (6).
El Juez podrfi de oficio ordenar la prActica de Ins pruebas que estime convenience s, aunque se refieran a hechos no articulados ell los escritos respectivos (7).
El Suez, antes de dictar sentencia, podrk solicitar informed conIfidencial, con vista de los autos, do tres padres de familiar no divorciados en ningfin tempo y de notoria reputaci6n y moralidad, sefialando el tempo en que deben evacuar su informed, que podr& ser oral o escrito, y disponiendo, despu6s.de evacuado, se conserve secret, o se haga constar en los autos, segfin lo estime ebnveniente, do acuerdo con los informantes (8).
S.e tendrA por desistido al actor, en cualquier estado del juicio, siempre que no se hubiese dietado la sentencia, si lo -solicitare, y sin dar
a las otras parties (9).
Si durante el curso del juieio de divorcio muriese alguno do los c6nyuges, cualquieTa que fuese el -estado del procedimiento, quedarA ipso facto terminado. Todas las actuaciones que con posterioridad se celebren, a menos que se refieran a acreditar el fallecimiento, a dar por

(1) ArtIculo 21 de la ley de 29 de Julio de 1918.
(2) Articulo 22 de la ley de 29 de Julio de 1918.
(3) Artfeulo 23 de la ley de 29 de Julio de 1918.
(4) Articulo '24 de la ley de 29 do Julio de 1918.
(5) Articulo 25 de la ley de 29 de Julio de 191& (6) Artfculo 26 de la ley de 29 de Julio de 1918.
(7) Articulo 27 de la ley de 29 de Julio de 1918.
Q) ArtfcLjo 28 de la ley de 29 de Julio de 1918.
(9) Articulo 29 de la ley de 29 de Julio do 1918.




c6DIGO CIVIL 77

terminado y, a mandar archivar el expedience, y otras anAlogas, serdn nulas (1).
Antes de dietary sentencia, el Juez repetirA la comparecencia, establecida On el articulo 20 de esta ley (2).
Cuando ninguna do lag parties Apelare de la 86,tencia disoh-lendo el vinculo matrimonial, o en el case de apelar alguna de e las, abandb-nare despu66 la, apelaci6n, el fallo serA elevado por el Juez, de ol cio, en consult, a la Sala do la Civil de la Audiencia respective; suspendAmdose mientras tanto su ejecuci6n y substancifin dose la consult qOmO si fuese una apelaci6n en juicio de inenor cuantia, considerindose aper lanto al c6nyuge declarado culpable o al Alinisterio fiscal en su defect y disponi6ndose de oficio la tramitaci6n que no instare ninguna de lag parties. La sentencia.que diete la Saia puedc ser confirmatoria G revocateria y contra ella so dard el recurso dj casaci6n (3).

9 --Del proceed miento especial para el divorcio par inutuo disenso.

El juicio de divorcio por mutuo disenso se regirA por lag siguientes disposiciones en cuanto al procedimiento:
a) Los c6nyuges deberAn comparecer personalmente ante el Juez
en un mismo acto, acreditando ambos ser mayores de edad y manifestarAn su voluntad de separarse.
b) El Juez puede reclamar de los comparecientes todas lag explicaciones e informed relacionados con la vida conjugal y personal de los c6nyugos, y, comprobando la* voluntad libre de los esposos
propondri los medics conciliatoriosque crea, oportunos.
0) Si estos niedios conciliatorios no dieren resultado, el Juez docretarA la separaci6n personal de los e6nyuges. Adoptari medidas provisionals relacionadas con la situaci6n de los hijos menores, de 'Jos bienes y de la persona de los c6nyuges, conform a lag convenciones conyugales que hubiese aprobado, y de acuerdo con lag
disposiciones de esta ley en su defect.
De todo lo ocurrido, propuesto, deliberado y resuelto se levanter&
acta que ser4 firmada por el Juez, los c6nyuges y -el Secretario.
d) Acto continue el Juez sefialarfi -una. audiencia, para seis moses
despu6s, do A que notificari en el mism6.-acto, a lag parties, para.
que concurran personalmente a manifestir-isr-per'sisten en su pro-p6sito de separarse.
e) Si concurrent ]as parties pemonalmente a esta audiencia, el Juez
procederd conform a lo prescripto anteriormente, levantando acta eircuristanciada quo firmarAn los c6nyuges. Acto continuo el Jue7 sefialarA nueva audiencia, para seis meses mAs tarde, notificando On el' acto a 1w c6nyuges para quo concurran personalmente a
-anifestar si persistent en su voluntad de separarse.
f) Si los c6nyuges' comparecen esta segunda vez y ratifican su vo(1) Artfeulo 30 de ]a ley de 29 de Julio do 1918.
(2) Articulo 31 de la ley de 29 de Julio de 1918.
(3) Artfeuio 32 de la ley de 29 de Julio de 1918.




71 COD16S -DF 'CMA

luniad de separarse, volverk a conced6rseles un nuevo plazo de sel's
meses,, levautAndose acta como de las anteriores.
Si los c6nyuges comparecen esta tercera y Altima vez y manifiestan on definitive eu voluntad de divorciarse, el Juez dietar-A
e tencia,'eclarand con lugar el divorclo por mutuo disenso y adoj tando wedidas respect del cuidado de los hijoG y de la separaci6n de los bienes, do acuudo con las prescripciones establecidas en esta ley.
g) Si ambos c6nyuges no comparecen personalmente a la primer,
segunda o tercera audiencia schaladas por el Juez de acuerdo con lo que se establece en lae disposiciones anteriores, se les tendrk por desistidos, sin mis trhmites, y no podrAn hacer valer lo actuado si con posterioridad insistieren en su voluntad de divorciarse (1).


10.-Criterio de, transici6n.

La subsistencia del effect p-rimero del articulo 73 del C6digo civil en las sentences de divbrcio dictadas hasta la promulgaci6n de la. presente ley, serk causa, bastante para la aplicaci6n del divorcio que por 6sta' se establece (2).
Tambi6n podrk pedirse la aplicaci6n del -divorcio establecido por esta ley, a los cases results per Tribunales -extranjeros con anteriorida.d a An prornulgaci6n, siempre que el fundamento de dichas sentencias haya sido-igual o anAlogo a a1gunas de las causes que so estatuyen por la pTesente (3).
Las solicitudes do transic!6n a -que se refieren los.dos articulos precedente; p eden hacerse en cualquier" tiempo por cualquiera de' los c6nyu."s, y se substanciarAn por los trdmites do los incidents con intervenei6n del Ministerio fiscal.
-No podrA hacer dicha solieitud el c6nyuge que hubiere sMo declarado culpable Por las- causes ouarta y quinta del articulo 105 del C6digo civil.
El afio para contrary nuevos matrimonios a que so refiere ol articulo:-11 se contarA desde la fecha en que qued6 firme la sentencia quo &a lugar al incident si 6ste -so Aeclara con lugar (4).
-En los intidentes gobre. aplicaci6n do la precente ley a. los divorcios deeret0os por seritencias nacionales, 61 demandado s6lo podrA oponerse 6 sAndose en la interrupci6n Ael effect' sefialado en el nfimero primer del article o 73 del CMigocivil (5). : En-los incidents sobre aplicaci6n do lalpresente ley a los divorcios (.1ecretado s por sentences, ext-ranjeraG, el demandado podrA oponerse fundAndoso en la falta ae autenticidad'de los;documentos presentados, o en. quo la causa do divorcio no -fu6 igual ni anMoga a ninguna de las Vnurneradqs en esta ley, o, en que, si6ndolo, no fu6 debidamente comprobada (6).

(1) Artfeulo 3 de ]a ley de 29 de Julio de 1918.
(2) Articulo 34 de la ley de 29 de Julio de 1918.
(3) Artfculo 3Nde.la.ley (Te 2.9 de Julio de 1918.
(4) Artfeulo 36 dZ Ia. ley, de 29 de Julio de 1918.
(5) Artim-lo 37 de ]a ley de 29 de Julio de 1918.
Articulo :18 de la ley:-de 20 'de Uulio de 1919.





C6DIGO CIVIL 79

En log juicios de divorcio pendientes- de tramitaci6n en pxiinera instancia al promulgarse -esta ley, se dar-A traslado al actor, cualquiera que tgea el estado de log mismos, para que en el t6rmino de diez dias ma,nifieste -si se acoge o no al divorcio estatuido por la ley de 29 de Julio de 1918 y, exi su caso. y oportunidad, se dictarA sentelicia decretando la disoluci6n del vinculo o la mera separaci6n de cuerpos, si proceiesen (1).
En log casos a que se- refiere el articulo anterior, si el actor optase, por acoger6e a log preceptos-de dicha ley, el Juez convocarA a Us cornparecencias verbales estatuidas para buscar una soluci6n entre log consortes y para tender al cuidado de log hijos y demfLs particulars anAlogos, adaptando log preceptos que sobre log miuppis quedan estableL & 1freig
"q'4
11-Disposiciones communes a ambal forms de divor&o.

106. El divorcio s6lo puede ser pedido por el c6ny-uge inoceute (3).
107. Lo dispuesto on el art. 103 serA applicable a log pleitos de divorcio y sus incidencias.

TfTULO V
De la paternidad y-filiaAci6n.

CAPfTULO PRIMER
DE LOS HIJOS LEGfTIMOS

108. Se presumirAn hijos legitimos log nacidos despu6s de log client ochenta dias siguientes al de la celebraci6n del 3natrimonio, y antes de log trescientos dias siguientes a su disoluci6n o a la separaci6n de log c6nyuges.
-. Contra esta presunci6n no se admitirA otra, prueba quo la' do la iniPosibilidad fisiea del marido para tener access con su mu*er en log pri-eros ciento veinte dias de log trescientos que hubiesen prece ido al nacimiento del hijo.
109. El hijo se presumirA legitimo, aunque la madre hublese declarado cofitra su leg ti.idad hubiese sido, condenada como adfiltera.
110. So presumirh legitimo el hijo nacido dentro do log ciento ochen.ta dias siguientes a la colebraci6n del matrimonio,' si concurriere alguim de estas eircuiastancias:
11A Haber sabido el marido, antes de casarse, el embarazo de' su
miujer.
24 Haber consentido, estando pre3ente, que se pusiera su apellido
en ]a partida de nacimiento del hijo que su Mujer hubiese dadd
a luz.
3Q- Haberlo, remiocido c'omo. -soyo express 6 t6citamente.

(1) Artfculo 39 de !a ley de 29 de Julio de 1918, (2) Articulo 40 de ]a. ley do 29 de Julio de 1918.
(3) Fste es el texto.literal del artfeulo del C6digo, confirmed Implf citarriente con los 2o y 6o dQ la ley de 29 de Julio de 1918,





c6DIGOS DE CUBA

111. El marido o sus herederos podrAn desconocer la legitimictau 4el hijo nacido despu6s de transcurridos trescientos dias desde la disoluci6n del matrimonio o de la separaci6n legal efectiva de leg e6nyuges; pero el hijo y su madre tendrAn tambi6n derecho para justificar en este Paso la paterni-dad del 'marido.
112. Los herederos s6lo podrdn impugnar la legitimidad del hijo en los casGs siguientes:
I? Si el marido hubiese fallecido antes deltranscurrir el plazo seFialado para deducir su acci6n en juicio.
2Q Si muriese despu6s de preisentada la demand, sin haber desistido de ella.
3? Si el hijo nac16 despu6s de la muerte del marido.
113. La acci6n para. impugner la legitimidad del hijo deberk ejercitarse dentro de los dos meses siguientes a la inseripei6n del nacimiento en el Registro, si se hallare en el lugar el marido, o en su case, cuaiquiera de sue, herederos.
Estando ausentes, el plazo serA de treG meses si residieren en Cuba; y de. seis si fuera de ella. Cuando se hubiere ocultado el nacimiento del hijo el t6r.mino empezark a contarse desde que se descubriese el fraud.
114. Los hijos legitimos fienen derecho:
I? A llevar los apellidos del padre y de la madre.
2o A recibir alimentos de leg mismos, de sus ascendientes, y en su
caso, de sus hermanos, conform al articulo 143.
3? A la legiffina y devils derechos sucesorios que este G6digo leg
reconoce.
CAPfTUL0 11
DE LAS PRUEBAS DE LA FILIAci6N DE LOS IIIJOS LFGfTIMOS

115. La filiaci6n de los hijos legitimos se prueba por el acta de nacimiento extendida en el Registro Civil (1), o por docuraento aut6ntico o sentencia firme en los casos a que se refieren los articulos 116 al 113 del capitulo anterior.
116. A falta de leg titulos sefialados en el articulo anterior, la filiaci6n se probarA por Is, posesi6n constaute del estado de hijo legitimo.
117. En defect de acta de nacimiento, de document aut6ntico, de sentencia firme 6 de posesi6n de estado, la filiaci6n legitima podrA probarge por cualquier medio, siempre que haya un principio de prueba por escrito que provenga de ambos padres conjunta o separadamente.
118. La acci6n que para reclamar su legitimidad compete al hijo dura toda la vida de 6ste, y se transmitirk a sus herederos si falleciere en la menor edad o en estado de dementia. En estos casos tendrAn los. herederos cinco aflois de t6rmino para entablar la acci6n.
La acci6n ya entablada por el hijo se transmit per su muerte a los
-,herederos, si antes no hubieGe caducado la instancia (2).

(1) Wase la ley de 27 de Enero do 1912 modifleando el artfeulo 49 del Reglamento Dara la ejecuci6n de Is. ley de Registro Civil on el sentido do que pueda hacerse en todo tempo la inscripcift del nacido.
.(2) Sobro caducidad de la instancia, vdanse leg articulos 410 y 411 de la Ley Proceml. civil.




CUM CIVIL 81



CAPITULO III
DE LOS HIJOS LEGITIMADOS

119. S61o podrAn ser legitimados los hijos naturals.
Son hijos naturals los nacidos, fuera de matrimonio, de padrw que al tempo de la concepci6n de aqu6llos pudieron casarse sin dispense o con ella. . I
120. La legitimaci6n tendrA lugar:
I? Por el subsiguiente matrimonio de los padres.
29 Per concesi6n Real (1).
121. S61o se considerarAn legitimados per subsiguiente matrimonio los hijos que hayan sido reconocidos por los padres antes o despu6s de celebrado.
122, Los legitimados por subsiguiente matrimonio disfrutarqn- de los mi6mos derechos que los hijos legitimos.
123. La legitimaci6n surtirA sus effects en todo caso desde la fecha del matrimonio.
124. La legitimaci6n de los hijos que hubiesen fallecido antes de pelebrarse el matrimonio aprovechar6, a sus descendientes.
125. Para la legitimaci6n por concesi6n Real deberAn coneurrif los tequisitos siguientes:
lo Que no sea possible la legitimaci6n por subsiguiente matrimonio.
2o Que se pida por los padres 6 por uno de 6stog.
19 Que el padre o madre que la pida, no tenga hijos legitimos, ni
legitimados por subsiguiente matrimonio, ni descendientes de ellos.
4o Que, si el que la pida es casado, obtenga el consentimiento del
otro c6nyuge.
126. Tamibi6n podr& obtener la legitimaci6n per concesi6n Real el hijo cuyo padre o madre ya muertos, hayan manifestado en su testamento o en instrument puAlico su voluntad de legitimarlo, con tal que eoncurra la condici6n establecida en el nfimero 3? del articulo anterior.
127. La legitimaci6n por concesi6n Real da derecho al legitimado: I-) A Ilevar el apellido del padre o de la madre que la hubiese solicitado.
2o A recibir alimentos de los mismos; en la forma que determine el
articulo 143.
39 A la porei6n hereditaria que se establece en este C6digo (2).
128. La legitimaci6n podr5, ser impugnada por los que se crean perjudicados en sus derechos, cuando se otorgue a favor de los que no tengan la condici6n legal de hijos naturals o. cuando no concurran los requisitoe, sefialados en este capitulo.




(1) Ast dice el texto espahol. En Cuba, LpocTrA otorgar la Iegitimaei6n cl Presidente de la Reptiblica? No hay ley alguna qt :e para ello le autorice.
(2) Respecto de este artfculo y los dos que le precedent nos referlmos a la nota 01tima.




82 c6DIGOS DE ZUBA


CAPf TULO IV
DE LOS HIJOS ILEGfTlMOS

SECC16N PPIMERA.-Del reconocimiento de los hijos naturals.

129. El hijo natural puede ser reconocido per el padre y la madre conjuntamente, o por uno solo de ellos.
130. En el case de hacerse el reconocimiento por uno solo de los padres, So presumirA que el hijo es natural, si el qu*e lo reconoce tenia capacidad legal para contrary matrimonio al tempo de la concepci6n.' 131. El reconocimiento de un hijo natural deberA hacerse en el acta de nacimiento, en testament o en otro documents pAbli6o.
132, Cuando el padre o la madre biciere el reconocimiento separadamente no podrb, revelar el nombre de la persona con quien hubiere tenido el hijo, ni expresar ninguna circunstancia per donde pueda Ser reconocida.
Los funcionarios pAblicos no autorizarAn documents alguno en que se falte a este precepts. Si a pesar de esta prohibici6n, lo hicieren, incurrirAn en una multa de 25 a 100 pesos (2), y ademfis se tacharAn de oficio las palabras que contengan aquella revelaci6n.
133. El hijo mayor de edad no podrA ser reconocido sin su consciatimiento.
Cuando el reconocimiento del menor de edad no tenga lugar en el acta de nacimiento o en teLgtamento, serh necesaria la aprobaci6n judicial con audiencia del Ministerio fiscal.
El menor podrA en iodo case impugner el reconocimiento dentro de los cuatro aflos siguientes a su mayor edad.
134. El hijo n tural reconocido tiene derecho:
1Q, A llevar el apellido del que lo reconoce.
2o A recibir alimentos del mismo, conform al articulo 143.
3o A percibir, en su caso, la porci6n hereditaria que se determine
en este 66digo.
135. El padre esta obligado a reconocer al hijo natural en los caSOS siguientc6:
I? Cuando exist escrito suyo indubitado en que expresamente reconozea su paternidad.
2o Cuando el hijo se halle en la posesi6n continua del estado de hijo
natural del padre demandado, justificada per actos director del
mismo padre o de su familiar.
En loG cases de violaci6n, estupro o rapto, se estard a lo dispuesto en el C6digo penal en cuanto, al reconocimiento de la
prole (1).

(2) 4 omo consecuencia de la creacift de la moneda naclonal, el Decreto 1227 de 11 de Septierobre de 1915 orden6 que cuando las leyes expresaran cantidades er, pesetas, resales, escudos y pesos, se entendiera heeba ]a reducci6n a pesos y centavos a raz6n de 20 centavos cada peseta, 10 centavos el real, 50 centavos el escudo y peso por peso. En el texto dejamos hecha. la reducci6n en cada caso y damos, por reproducida esta nota en todos ellos.
(1) Articulo 468 del C6d!go Penal.




C6DIGb CIVIL

136. La madre estA obiigada a reconocer al hijo natural:
IQ Cuando el.hijo se halle, respect de la' madre, en. cualquiera. de
los casos' express (dos en el articulo anterior.
29 Cuando so pruebe cumplidamente el he(;ho del parto y la identidad del hijo.
137. La!3 acciones para el re onocimiento de hijos naturals s6lo podrAn ejercitarse en vida de los presuntos padres, salvo on los casos siguientes:
lo Si el padre o la madre hubiesen fallecido durante la menor edad
del hijo, en cuyo caso 6ste podrA deducir la acei611 antes de que
transcurran los primers cuatroaflos de su mayor edad.
29 Si despu6s de la muerte del padre o de la madre apareciere alg(n
documents do que antes no se hubiese tenido noticia, en el que
reconozean expresamente ali hijo.
En este caso, la acei6n deberA deducirse dentro de los s6is meses siguientes al hallazgo- del documents.
138. El reconocimiento hecho a favor de un hijo quo no reuna las conditions del ph;rrafo segundo del art. 119, o en el cual se haya faltado a las prescripciones de esta secei6n, podr1A ser impugnado por aqueflos a quienes perjudique.

SEcc16x SEGUNDA.-De los demds hijos ilegitimos.

139. Los hijos ilegitimos, en quienes no cone urra la condici6n legal de naturals, s6lo tendrdu derecho a exigir de'sus padres alimentos conforme al art. 143.
140. 1 1 derecho a los alimentos do que habla el articulo anterior, S61o podrA ejercitarse:
10 Si la paternidad o maternidad se infiere deuna sentencia firme,
dictada en proeckgo criminal o civil.
20 Si la. paternidad o materuidad result de im documents indubitado del padre o de la madre,.en que expresamente reconozea; la
filiaci6n.
3Q Respect de la madre, siempre que se pruebe cumplidamente el
hecho del parto y la identidad del hijQ.

TITULO VI
Do los alimentos entre parientes.

Ill. Pue ra de los casos expresados en los nfimeros lo y 2o del articulo anterior, no se admitird on juicio demand alguna quo, direct R' 111directamente, ten-ga por objeto investigator la paternidad de los hijos ilegitimos on quienes no concurra la condici6n legal de naturales.

142, Se entiende por alimentos. todo lo que ps indispensable p'ara el sustento, habitnei6n, vestido y asistencia m I dica, segfin la posici6n soCial de la familiar.
Los alimertos comprenden tambi6n ]a educaci6n e instrucci6n del alimORtista cuando es menor de edad.
143. EstAn obligados reciprocamente a daree alimentos, en- toda Ift extension que sefiala el articulo precedent:




84 C6DIGOS DE GUBA

19 'Los c6nyuges.
2? Los ascendientes y descendientes legitimos.
3o Los padres y los hijos legitimados por concesi6n Real y los doscendientes legitimos de 6stos.
49 Los padres y los hijos naturals reconocidos, y los descendientes
legitimos de 6stos.
Los padres y los hijos ilegitimos en quienes no coneurra ja condici6n legal de naturals, se deben per raz6n do alimentos, los auxilios necesarios para la subsistencia. Los padres estAn ademAs obligados a costear a los hijos la instrucei6n elemental y la enseflanza de una profesi6n, arte u oficio.
LoG hermanos deben tambi6n a sus hermanos legitimos, aunque
s6lo scan uterinos o consanguineous, los auxilios necesarios para la vida, cuando por un defect fisico o moral, o por cualquiera otra causa que no sea imputable al alimentista, no pueda 6ste procurarse su subsistencia. En eistos auxilios estAn, en su caso, comprendidos los gastos indispensable para costear la instrucei6n elemental y la enseilanza-de una profesi6n.' arte u oficio.
144. La reclamaci6n de alimentos, cuando proceed y scan dos o' mU los obligados a pr6starlos, so har-A por el orden siguiente (1):
1? Al c6nyuge.
2? A los descendientes del grado mhs pr6ximo.
39 A los ascendientes, tambi6n del grado m6s pr6ximo.
4o A los hermanos.
Entre los desee'ndientes y ascendientes se regularA. la gradaci6n
por el orden en que sean Ilamados. a la sucesi6n legitima de la
persona que tenga derecho a los alimentos.
145. Quando recaiga sobre dos o mils personas la obligaci6n de day alimentos, se repartir6 entre ella6 el pago de la pension en cantidad proporcional a qu caudal respective.
Sin embargo, en caso de urgent necesidad y por circunstandas especiales, podrk el Juez obligar a una- sola de ellas a que los presto provisibnalmente, sin perjuicio de su derecho a reclamar de los demAs obligados la parte que les correspond.
Cuando dos o xn A6 alimeritistas reclamaren a.la vez alimentos de una misma, persona obiigada legalrdente a darlos y 6sta no tuviere fortune bastante para tender a todos, se guardarh el orden establecido en el articulo anterior, a no ser quo lo8 alimentistas coneurrentes fuesen el c6nyuge y un hijo sujeto a la patria potestad, en euyo easo 6ste serA pref rido a aqu6l.
146. La cuantia de los alimentos, en los cases comprendidos en los cuatro nfimeros del articulo 143, serk proporcionada al. caudal o medics do quien los da y a las necesidades do quien los recipe.
147. LoG alimentos,-en los casos a que se refiere el articulo anterior, so reducirAn o aumentarhn proporcionalmente segfin el aumento o disminuci6n que sufran las necesidades del alimentista y.la fortune, del que hubiere de satisfacerlos.

(1) Titulo 18,?, libro 2o de la Ley Procesal civil.




C6DIGO CIVIL 85

148. La obligaci6n de dar alimentos serd exigible desde que los neceAsitare para subsistir la persona que tenga derecho a percibirlos; pero no se abonardn sino desde la fecha en que se interponga la demand.
So verificar-d el pago por meses anticipados, y, cuando fallezea el alimentista, sus herederos no estarian obligados a revolver lo que 6ste hubiese recibido anticipadamente.
149, El obligado a prestar alimentos podrd, a su elecei6n, satiisfacerlos, o pagando la pension que so fije, o recibiendo y. manteniendo Nen su propia casa at que tiene derecho a ellos.
150. La obligaci6n de suministrar alinientos cesa con la muerte del obligado, aunque Jos prestase en cumplimiento de una sentencia firme.
151. No es renunciable ni tranemisible a un tercero el derecho a los alimentos. Tampoco pueden compensarse con In que el alimentista.deba al que ha de prestarlos.
Pero podrAn compensarse y renunciarse las pensions alimenticias atrasadas, y transmitirse a titulo oneroso o gratuity el derecho a demandarlas.
152. CesarA tambi6n la obligaci6n de daT alimentos:
I? Por muerte del alimentista.
2 Cuando la fortune del obligado a darlos se hubiere reducido
hasta -el punto de no poder satisfacerlos sin desatender sus pr
pias necesidades y las de su familiar.
39 Cuando el al.iiii-entista pueda ejercer un oficio, profesi6n o industria o haya adquirido un destiny o mejorado de fortune, de suerte que no le sea necesaria. la pension alimenticia para su
subsistencia
4o Cuando el alimentista, sea o no heredero forzoso, hubiese cometido alguna falta de las que dan lugar a la. desheredaci6n.
59 Cuando -el alimentista sea deiseendiente del obligado a dar alimentos, y la necesidad de aqu6l provenga de mala conduct o de
falta de aplicaci6n al trabajo, mi6ntras subsist esta causa.
153. Las disposiciones que precedent son aplimbles a los demds caCos en que por este C6digo, por testament o por pacto se tenga derecho a alimentos, salvo lo pactado, lo ordenado por el testador, o lo disPuesto por la ley para el easo especial de que se' trate.

TITULO VII
Do la patria potestad.

CAPIT-ULO PRIMER
I)Isposici6N GENERAL

154. El padre, y en su defect ]a madre, tienen potestad sobre sw hijos legitimos no emancipados; y los hijos tienen la obligaci6n de obe(leeerlos mientras permanezean en su potestud, y de tributaries respect Y Ieverencia siempre.
Los hijos naturals reconocidos, y los adoptivos menores de edad, Ustdil bajo Ia poteistad del padre o de la madre que los reconoce o adopta, y tienen la misma obligaci6n do que habla el pfirrafo anterior,





c6DIGOS DE CUBA


CAMULO II
E FECTOS DE LA PATRIA POTESTAD RESPECT A LAS PERSONAS DE LOS HIJOS

155.. El padre, y en su defect la madre, tienen, respect de sus hijos no emancipados:
I? -El deber de alimentarlos, tenerlos en -su compaiiia, educarlos e
instruirlos con arreglo-a su fOrtUna, y. representarlos en el ejereicio de todas las acciones que puedan redundar en su provecho.
2-1 La facultad de torregirlos y castigaxlos moderadamente.
156. El padre, y en su caso la madTe, podrAn impetrar el auxilio de la-Autoridad gubernativA, que deberaserles prestado, en apoyo de* s i-i propia autoridad, sobre sus hijos no emancipados, ya en el interior del ho.-ar dom66tico, ya para la detenci6n y aun para la retenci6n de Id hi mos en establebitnientos de instrucciOn o on institutes legalmente
W"izados que los reeibieren (1).
I Lo dispuesto en el pdrrafo anterior comprende a los hijos legitimos, lentimados, naturals recoiaocidos o adoptivos.
157.
158..

CAPITUL0 III
DE LOS'EFRCTOS DE LA PATRIA POTESTAD RESPECT A LOS BIENES DE LOS HIJOS

159, El padre, o en 6u defeeto la. madre, son los administrators legak's de 'los bienes de los hijos que estAn bajo su potestad. (1).
160. Los* biehes que-el. hijo no emancipado haya adquirido o adqijiera con -su trabaj6 o industria,'o por cualquier-titulo lucrative, peri'e nec4n,'al.hijo en propiedad, y.en. usufrupto al padre 0 a la madre que le tejigi'eii sii'potestad y e6nipafiiai'pero si el hijo, con consentimiento el. suis padres, viviere independiente de 6stos, se le re-putark para todos ios efeet6s felativos a diehos bienes Como emancipado, y tended en ellos el dominion, el. usufrueto y la administration.
161. Pertenece a-los padres en propiedad'y usufructo lo quo el hijo adquiera Con' caudal de los mismos. Pero si los padres le cediesen expresamente el todo'o parte -de-las -ganancias que obteDga, no le ser6m 6stas imputables on la h6rencia" .
162-Corresponder-An. en propledad y on usufructo al hijo no emancipado los bienes o rentals donados o legados para los gastos de su educaci6n e inGtrucci6n; pero tendrAn su aaministraci6n el padre o la ma-tire, si en la. donaed6n o on el legado no se hubicre dispuesto otra cosa, en'cuyo caso se curnplirk estrictamefite la voluntad de los donates.
16: Lo's padres tienen, irelativamente a los bienes del hijo cia quo

(1) En el C6digo Espafiol sigue un pArrafo 2o que fu6 derogado- por el :6ftfoulo 7o de lasecci6n 73j, Orden 271 de 7 de Julio de 1900.
(-) Derogado tAcitamente por el articulo 7Q, secci6n 73 de la Orden 271, do 7 de Julio do 1900, clue, al suprimir el pOrrafo 2o del articulo 156, hizo.,inaplicable,% aCuba los 1.57 y 158.
(1) 'Wase el- artleii1o 200 de'la Loy Hipite6aria.'






C6DTGO CIVIL :87

les corresponded el usufructo o administraci6n, las obligacione.3 det tq4o usufructuario o administrator, y las especiale.s es.tableci as, en Ia seeci6n 3,% del, titulo V de la Ley Hipotecaria.,
Se forward, invent4rjo, con intervenei6n del Ministerio fical, 4e.,IDS bienes de los hijos en que los padres tengan s6lo Ia administraci6u;, y 'A. propuesta delmismo Minist6rio, podrA decretarse par el Juez el deposit de. los valores mabiliarios propios dol hijo. t p 1. 1
164. El padre, o Ia madre, en, su caso,, no podrAn enajenar loq b el es inmuebles del hijo en que les corresponda, el usufructo o Ia, adm.inistraMn, ni gravarlos, sino por causes justificadas de utilidad o ne-cesidad, y previa Ia autorizaci6n del'Juez del .domicilio, con audiencia del 211nisterio fiscal, salves las disposiciones, que en cuanto a los effects de la, tranemisi6n, establece Ia Ley Hipotecaria.
165. Siempre que en algfin asunto el padre o-la:madre tongan un inter6s opuesto al de sus hijos no emancipados,'se nonibrarA a 6stos UA-Aefensor que los represents en juicio y fura 'do-61. I 1 1, ow;
El Juez, a petici6n del padre o de Ia madre, del mismo, menor, del Ministerio fiscal o de cualquiera persona capaz de c omparecer en juicio, conferir5, el nombramiento de defensor al-pariente del menor 'a quieh on 6u ca6o correspondoria, Ia tutela legitima, y a falta de 6ste, d'otrd. pariente o a un extraflo.
166.' Los padres que recoliocieren.o.-adoptaren,. no adquieren el-usufructo de Ios.bienes de los hijos reconocidos o adoptivos, y tampoco ten(Irfin Ia administration, si.no aseguran con fianza sus resultas- a. satisfacci6n del Juez del domicilio del monor: o de- 43:personas -qua;, deban concurrir a Ia. a(lopei6n.,


CAPITULO IV
DE LOS MODOS DE ACABARSE tA PATRIA POTESTAD

167. La patria potgstad se acaba:-,
IQ Por Ia muerte do 110's padres 0 del hijo.
2o Por ]a e mancipaci6n.,
3? Por Ja adopci6n del-hijo.
168. (1). La madre, que pase a segundas P.ulteriores nupcias, conservarA Ia patria potestad kso15re sus hijos de anteriores matrimonios.
169, El padre, y, en su caso Ia -perderAn Ia poteksia d.!',sobre
sus hijos:
19 Cuaiido por sentencia firme e n ca us a crimi nal se le imp ong a e o I z n I o
pena Ia privaci6n de dicha potestad.
2, Cuando por semtencla firme, eii pleito de divorcio asi se i4cia re,
mientras duren los effects de Ia- misma.
170. La patria potestad so suspended por ineapReidad o ausencia del

(1) La ley de 18 de Julio de 191-7 'sobre, Ia capacidad de I& ;rTjuj(jr d sada derog6 y modiflc6 various artfeulos del C6digo Los precepts de
Icha ley 108 hemos interealado en el texto, de' los 'articulos afectftdos Por Ia reform segrin puede verse en ;Iog,172,,1263, 1357,,1362, 1444%yItros a los cLaies y a sus notas nos remitimos. El 168 fu6 e cpresarftmte derogado y 10 que se lee en el texto res onde, a lo dispuesto en el -artfou16 de dicha ley. P







C6DIGOS DE CU13A

padre o, en su case, de la madre, deClaTadas jadicialmente, y tambl6n poi la interdicei6n civil.
171. Los Tribunales podrAn privar a los padres de la patria potestad, o suspend der 61 ejereicio de 6sta, si trataren a sus hijos con dureza excesiva, o g3i les dieren 6rdenes, consejos o ejemplos eorruptores. En estos cases podrAn asimismo privar a los padres total o parcialmente del usufructo de'los bienes del hijo, o adopter las providencias que estimen' conveniences a los interests de 66te.
172. (1).

CAPiTULO V
DF LA ADarc16N

173. Pueden adopter los quo se hallen en el pleno uso de sus derechos eiviles y hayan eumplido la-edad de cuarenta y einco aflos. El ;),doptante ha de tener por lo menos quince. ailos mAs quo el adoptado.
174. Se prohibe ]a adopei6n:
1 A Ics eclesi6sticos.
29 A lof; qIle tengan deseendientes legitimos o legitimados.
3o Al.tutor respect a su pupils hasta que le hayan sido aprobadas
definitivamente sus cuentas.
4- Al e6nyuge sin consentimiento de su consorted. Los c6nyuges
pueden adopter conjuntamente, y, fuera de e6te caso, nadle puede
ser adoptado por mfis de una persona.
.175. El adoptado podrb. usar, con el apellido de su familiar, el del adoptaute, expresAndolo asi en la escritura de adopel6n.
176. El adoptante y el adoptado se deben reciprocamente alimentos. Esta obligaci6n se entiende sin perjuicio del preference dereeho de los hijOS natUTales reconocidos y de los aseendiente6 del adoptante a ser alimentados por 6ste.
177- El adoptante no adquiere derecho alguno a heredar al adoptado. El adoptado tampoco lo adquiere a hered:dr fuera de testament, aladoptante, a menos que en la escritura de adopei6n se hava 6ste obligado a instituirle heredero. Esta obligaci6n no surtirii effect alguno cuarido el. a4optado inuera antes que el adoptante. El adoptado conserve los derechos que le correspondent en su familiar natural, a excepei6n de 'los relatives -a la patria potestad.
178. La adopci6n. ge verificar5, con autorizaci6n judicial, debiendo co-star necesariamente el eousentimiento del adoptado, si es mayor de edad; A es menor, el de las personas que debieran darlo para su easamiento; y si estA incapacitado, el do su tutor. Se oirb, sobre el asunto al MiRiSteTiO fiscal; y el Juez, previas las diligencias que estime nece(1) Derogado Por la ley de 18 de Julio do 1917 sobre capacidad de la mujer casada. Puede estimarse substituted (!ste articulo por el p5.rrafo 2* del Io de dicha ley, que no continuamos en el texto por referirse a un period de transici6n y dice ast:
I "Las mujeres casadas en segundas nvpcias que, al Promulgarse esta ley, tuvieran hijos de anterlores matrimonios recobrar&n la patria potestad sobre los mismos, que hubleren Derdido al pasar a segunclas nupcias, disolvi6ndose 1. Consejos do familiar que a ese effect se hublerell constituido."




c6DIGO CIVIL

arias, aprobarA la adopei6n si est6, ajustada a la ley y la cree conveniente al adoptado.
179. Aprobada la adopei6n per el Juez definitivamente, se otorgand escritura, expresando en ella Ias conditions con que se haya hecho, y se inGeribiri en el Registro civil correspondent (1).
180. El menor o el ineapacitado quo haya sido adoptado, podrA impugner ]a adopei6n dentro de los cuatro afios siguientes a la mayor edad o a In, fecha en que haya desaparecido la incapacidad.


TITULO VIII
De la ausencia.

CAMULO PRIMER
MEDIDAS PROVISIONALES EN CASO DE AUSENCIA

181. Cuando una persona hubiere desaparecido de su domicilio sin saber su paradero, y sin dejar apoderado que administer sus bienes, podri el Juez, a instancia de parte legitima o del Ministerio fiscal, nombrar quien le repTesente co. todo lo que fuere neeesario'
Este raismo se observar6, cua:ido en iguales eircunstancias eaduque el poder conferido por el ausente.
182. Verificado el nombramiento a que se refiere el articulo anterior, el Juez acordarA las diligeheias Decesarias para asegurar los derem chos e interesea del ausente, y sefialarfi las facultades, obligaciones y remuneraci6n de so representative, regulAndolas segfin las circunstamelas por lo que estA dispuesto respect de los tutors.
183. El c6nyuge que se ausente serh represented por el que se haIle presented cuando no estuvieren legalmento separados.
Si 6ste fuere menor, se le proveerh de tutor en la fornia ordinaria A falta del e6nyuge representarfin al ausente los padres, hijos y abuelos, per el orden que establece el articulo 220.

CAMULO 11
DE LA DECLARAC16N DE AUSENCIA

184. Pa6ados dos afios sin baberse tenido noticia del ausente' o desde que se recibieron ]as filtimas, y cinco en el caso de que el ausente hubiere dejado persona eneargada de ]a administration de los bienes, POdr declararse la auselicia.
185. Podrfin'pedir la declaraci6n de ausencia:
19 El e6nyuge presented.
21 Los herederos instituidos en iestamento, que pre6entaren copia
fehaciente del mismo.
3o
Los parents que hubieren de heredar abintestato.
41 Lo s que tuvieren sobre los bienes del ausento alg-dn derecho
subordinado a la condici6n de su muerte.

(1) Artfeulos 21 de la Ley del Registro Civil y 55 del Reglamento Para su ejecuci6n.





90 C6DIOS DE bUBA

La declaraci6n judicial do ausencia no surtirA effect hasta seis
meses despu6s de su publicaci6n en los peri6dicos officials (1).

CAMULO III
DE LA ADMINISTRATION DE LOS BIENE S DEL AUSEN E
administration de los bienes del ausente se conferir64 por P vnxdemque establece elarticulo 220 a las personas inencionadas.en el mismo.
188. La mujer del ausente, si fuere mayor de edad, podrA disponer
libremente de los bienes de cualquiera.-clase que le pertenezean; pero no
-,podr5, enajenar, permutar, ni'hipoteear-los blends propios del marido, ni los do la sociedad conjugal, sino con autorizaci6n judicial.
Cuando ]a administraci 6 n correspond a los hijos del ausente, y 6stos sean menores, se les proveerk de'tutor, el cual se har5, cargo de los bienes con las formalidadeg de la ley. 1 190. La administration Cesa en cualquiera de los casos eiguientes: ,"I ', ',Cuando comparezes, el auento por si o por medio de apoderado.
(2 'Guan do se credited la defunci6n del ausente, y comparezean sus
-.. "'(hbrederos testamentarios o abintestato.
39 Cuando sd'bres6nfe 'un tercero, a6reditando con el correspondent
;"- -documento haber adquirido por compra ii otro titulo los bienes
del ausente.
-,)W)! (;I n estos: casos cesAY6 el administrator en el desempeflo de su 1
cargo, y los bi(mos quedandn a disposici6n de los que a -ellos tengan
")Fdere Cho.
CAPITULO IV
DE LA PI ESUN66N DE AIUERTE DEL AUSENTE,

191. Pasados:treiata aflos deisde quo desapareci6 el ausente o se rejbjApon, las filtimas Aoticias de 61, o noventa desde su nacimiento, el auny)j at i;lstane.i,%,Op,,pgrte.interesada,,declararh la presunci6n de muerte.
192. La sentencia en quo aQ,,declare lapresunci6n de muerte de un ausente, no se ejecutarA hasta despu6s de 6eis meses, contados desde su publicaci6n en los peri6dicos ofieiales.
193. Declarada ftrj Le .1a.Bentencia de presunci6n de muerte, se abrirA' la sucesi6n en los bi ne's del ausente, pTocedi I 6nd ose a su adjudicaci6n por Jgs-,trAmiter, 4q los j icios de, testamentaria- o abintostato, segftn los

Si el ausente sepresenta, o sin presentarse, se prueba su existencia, recobrarh sus-bienes en el estado que tengan, y el precio de los enaJenados o los adqtji ois eon 61;,,,pero no podrd replamar frutos ni rentals.
C, I'uuw V
DE LOS EFFECTS DE LA AUSENCIA RELATIVAMENTE A LOS DERECHOS VENTUALES DEL AUSEN E
--195. El que reclame un derecho perteneciente a una persona cuya existence no estuviere reconocidd, 'deberb. probar que existia en 61 tempo en que era necesaria su existeDeia para adquirirlo.
(1) La "Gace ta la Repfiblica" es el finico ofictal.





CODIGO CIVIL

196. Sin perjuicio de lo dispuesto en el articulo anterior, abierta una sueesi6n a la quo estuviese Ilamado un ausente, acrecerA la parte de 6ste a sue, coherederos; a no haber persona con derecho propio para reclamarla. Los unos y Jos otros, en su caso, deberAn hacer inventario de dichos blends con intervenei6n del Ministerio fiscal.
197.' Lo dispuesto en el articulo anterior se entiende sin porjufdo de la s acciones de petici6n de herencia u otros derechos que eorope6n al ausente, sus representatives o cau6ahabientes. Estos derechos no so extinguirdn sino por el lapso de tie.mpo hjad6 'para la prescripci6n. -En la inscripci6n quo se haga en el RegicAro de los bienes inmueblei''q16 acrezean a los coherederos se exprosard la eircunstancia de quedar '8ujetos a lo que dispose este articulo.
198. Los quo hhyan entrado en la herenci *ha riin suyos los fPfttos percibid os de buena fe' miekras 'no, co'mparezea el ausente, o sus, ad. clones no sean ejercitadas por sus representatives o causahabienti si.'


TITULO IX
De la, tutela.

CAMULO PRIMERO
DISPOSICIONES GENERALS

199. El objeto de In tutela es la guard de ia persona y bienes, o-soUlneiite de Jos bienes de lor, que, no estando bajo la patTia potestAd, son hicapaces de gobernarse per si mismos..
200. EstAn sujetos a tutela:
lo Los-menores de edad no emancipados legalmente.
2o Los locos o demented, aunque tengan intervals Ificidos, y los
sordomudos que I no sepan leer ni escribir
3Q -Los que por sentencia firme hubiesen sido declarados pr6digos.
4? Los'-que estuviesen sufriendo la pena de interdicei6n civil.
201, La tutela se ejercord por un solo tutor, bajo la vigilaneia del PrOtutor y del ConSejo de familiar.
202. Loa cargos de tutor y protutor no son renunciables sino eh: vhtud de causa legitima debidamente justificada.
203. Los Jueces municipals del lugar I en que residan las personas suietas a tutela proveerAn al cuidado de 6stas y de sus bienes muebles hasta el nombrainiento de 'tutor, cuando por la ley no hubiese otiam Ineargadas de esa obligaci6n.
Si no lo hicieren, serdn responsible de los daflos*que por esta causa sobrevengan a los menores o incapacitados.
204. L, tutelftl se defiere*
Por testamolito.,
2Q Por la'ieY.'
3' Por el Consejo de familiar
205, El tutor no entr'ard, en el deeempeflo-de sus function's sin*, que Su, liombramien t o baya sido.,inscriptoen el..Registro de tutelas.






92 c6DIGOS DE CUBA


CAMUL0 II
DE LA TUTELA TESTAMENTARUL

206. El padre puede nombrar tutor'y protutor para sus hijos meaores y para los mayores ineapacitados, ya sean legitimos, ya naturals reeonociclos, o ya alguno de'los ilegitimos a quienes eeg-hn el. artieulo 139, eA5, obligado a alimentary.
Igual facultad corresponded a la madre; pero si hubiere contraido segundas nupcias, el nombramiento que hiciere_ para los hijos de su priruer matrimonio no surtirk effect sin la aprobaci6n del Consejo, do familiar.
En todo caso serA precise que la persona a quien se nombre tutor o pretutor no se halle sometida a la potestad de otra.
07. Tambi6n puede nombrar tutor a los menores o incapacitados el. que les deje herencia o legado, de importaucia. El noinbramiento, sin oTbaTgO, DO surtir6. effect hasta que el Consejo de familiar haya resuelto aceptar la herencia o el legado.
1 208. Tanto el padre co.mo. la madre pueden nombrar un tutor para cada uno de sus hijos, y hacer diversos nombramientos a fin de quo so sub'stituyan unos a otros los nornbrades.
En caso de duda so entenderb, nombiado un solo tutor para todos los hijos, y se disvernirb, el cargo al primer de los que figure en el nom209. Si por different personas se hubiere nombrado tutor para un mismo, menor, discernirA el cargo:
19 Al olegido per el padre o por In madre.
2Q Al nombrado, por el extrafio quo hubiese instituido heredero al
menor o lucapaz, si fuere de importance la cuantia de la herencia.
39 Al que eligiere el quo deje manda -de importance.
Si hublere mhs de un tutor on cualquiera de los cases 2Q y 39 de
este articulo, el Cousejo, de familiar declararA qui6n debe ser proferido.
Si hallhudose en ejercicio un tutor apareciere el nombrado por el padre, se le transferirfi inmediatamente la tutela. Si el tutor que nuevamente apareciere fuese el. nombrado por un extraflo comprendido on los nfims. 29 v 3Q del articulo anterior, se RinitarA a administrator los hiene, del que lo haya nombrado, mientras no vaque la tutela en ejercicio.
CAPITULO III
DE LA TUTELA LEGITIMA

SEcc16N PRimERA.-De la tutela de los menores.

211. La tutela legitima de los menores no emancipados corresponded finicamente:
19 Al abuelo patern.p.
29 Al abuelo materno.
39 A las abuelas paternal y maternal, per el. mismo Orden; mientras
se couserven viudas.





C6DIGO CIVIL 93

4Q Al mayor de los hermanos varones de doble vinculo, y, a falta
de 6stos, al mayor de los hermanos consanguineous o uterinos.
La tutela de que trata este articulo no tiene lugar respect de
los hijos ilegitimos.
212. Los jefes de las casas de exp6sitos son los tutors de los recogidos y educados on ellas. La representaci6n on juicio de aquellos funcionarios, en eu ealidad de tutors, estarA a cargo del Ministerio
fiscal (1).

SEcc16N SEGUNDA.-De la tutela de los locos y sordomudos.

213, No se puede nombrar tutor a los locos, demented y sordomudos
mayors 'do edad, sin que precede la declaraci6n de que son incapaces
para administrator sus bienes.
F 214. Pueden solicitor esta declaraci6n el c6nyuge y los parents del
presunto incapaz que tengan derecho a sucederle abintestato.
215. El Ministerio pfiblico deberA pedirla:
IQ Cuando se trate de demented furiosos.
29 Cuando no exist ninguna de las personas mendionadas en el
articulo precedent, o cuando no hicieren uso de la facultad qua
les concede.
39 Cuando el c6nyuge y los herederos del presunto incapaz sean
menores o carezean de la personalidad necesaria para. comparecer
en juicio.
En todos e6tos casoslos Tribunales nombrarAn defensor al presunto incapaz qire no quiera o no pueda defenders. En los demfis,
ser6, defensor el Ministerio p-6blico.
216. Antes de declarer la ineapacidad, los Tribunales oirAn al Consojo de familiar y examinar6,n por si mismos al denunciado eomo incapaz.
217. Los parents que hubiesen solicitado la declaraci6n de incapacidad no podrd)l informer a los Tribunales como miembros del Conscio de familiar; pero tienen derecho a 6er oidos por 6ste cuando lo
solicited.
218. La' declaraci6n de incapacidad deberg hacerse sumariamente.
La quo se refiera a sordomudos fijard la extension y limits de la tutela
segfin el grado de ineapacidad de aqu6llos.
219. Contra los autos que pongan t6rmino al expedients de incapaeidad, podrAn los, interesados deducir demand en juicio ordinario.
El' defensor de los incapacidados necesitarh, sin embargo, autorizaci6n
especial del Conseio de familiar.
220. La tutela de los locos y sordomudos corresponded:
lo Al c6uyuge no separado legalmente.
29 Al padre, y en su easo a la madre.
39 A los hijos.
49 A los abuelos.

Abr (1) ]El Decreto nrmero 452 del Gobernador Provisional, de 23 de
a de 1907, atribula al Secretario de la Junta de Beneficencia las fa"'Itades qLe el C6digo confiere al Consejo '(Te familiar y al tutor; pero el artfeulo 309 de Ia Ley Orgdntca del Poder Ejecutivo dispose que talee4
facultades, derechos y deberes Ios ejerza el Director de Beneficencia.