La Mujer Latinoamericana Frente a la propiedad de la Tierra

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
La Mujer Latinoamericana Frente a la propiedad de la Tierra
Physical Description:
Mixed Material
Language:
Spanish
Donor:
Deere, Carmen Diana ( donor )

Notes

General Note:
;Importante estudio regional muestra avances sustanciales de las mujeres.
General Note:
Red de Comunicacion Alternativa de la Mujer para America Latina.
General Note:
A photocopy of this material.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
University of Florida
Rights Management:
All rights reserved by the source institution.
System ID:
AA00020142:00001

Full Text
^ S7- ^/la SICf^ 7W^ 0_3'^-Z3 ^^

LA MUJER LATINOAMERICANA FRENTE A LA


PROPIEDAD DE LA TIERRA

Important studio regional muestra avances sustanciales de las mujeres


por S ocorro Ramirez


(FEMPRESS) Asumir al
hombre, legal y socialmen-
te, como jefe del hogar ge-
ner6 durante much tiempo
la exclusion de las mujeres
de las reforms agrarias,
pues se consideraba que,
al beneficiary al jefe del ho-
gar, por extension se favo-
recifa atoda la familiar. A su
vez, la definici6n de la agri-
cultura como profesibn mas-
culina aliment6 no pocos
mecanismos de exclusion
legales, culturales, institu-
cionales y estructurales, que
les impidieron a las mujeres
hacer parte de los benefi-
ciarios. Esas son algunas
de las conclusions a las
que Ilegan las experts Car-
men Diana Ceere de la Uni-
versidad de Massachusetts
y Magdalena Le6n, de la
Universidad Nacional de
Colombia, en un studio que
muestra c6mo este panora-
ma ha ido evolucionando
hacia una mayor participa-
ci6n de la mujer en la tenen-
cia de la tierra.
Las autoras sehalan que
en la decada de los noven-
ta, la entrega de derechos
de propiedad de la tierra a las
parejas ha sido un advance
important en la igualdad de
generos, pues permit reco-
nocer que los derechoQs co-
nesponden tanto al hombre
como a la mujer, y a esta
ultima le incrementa el poder
de negociacion y su lugar en
la toma de decisions en la
casa o en la propiedad rural.
De ahi que decisions como
compra, venta o hipoteca s6lo
podran hacerse con la apro-
baci6n de los dos c6nyuges,
y los derechos de las muje-
rp.s quedan protegidos en si-
tuaciones de separacion, di-
vorcio, abandon o viudez.
Otro advance lo constitute
la prioridad que se ha otorga-
do a las mujeres jefes de
hogar en algunos progra-


mas de titulaci6n como "
una acci6n afirmativa di-
rigida a propiciar la su-
peraci6n de su tradi-
cional discriminaci6n. --
La titulaci6n con-
junta de tierras ya ) C
hace parte de la le-
gislacion agraria en -Sl9 .,.
Colombia, Costa
Rica, Guatemala,
Nicaragua y Repi-
blica Dominicana 1
como una obligacidn .
tanto para las parejas
casadas como para las
unions de hecho. En Ecua-
dor es obligatoria para pa-
rejas casadas, en tanto que Predominan los
las unions de hecho de-
ben ser designadas copro- programs de
pietarias; en PerO es obliga-
toria s6lo para parejas ca- titulaci6on como forma
sadas; en Brasil es una op- de garantizar la
ci6n quepueden solicitarlas
parejas, aligualqueenHon- posesion y estimular
duras, s6lo que en esta ilti-
ma s6lo pueden hacerlo las Un mas eficiente
parejas casadas. All se ha' mercado de tierras.
propuesto una ampliaci6n
de la legislaci6n existente
en el Plan para la Igualdad
de Gdnero en Agricultura
1999-2000. En el Salvador, ticipacin como beneficia-
la titulaci6n conjunta de tie- rias ha aumentado sustan-
rras para parejas casadas y cialmente.
unions de hecho se ha pro- En Colombia, por ejem-
puesto en las versions pre- plo, las mujeres pasaron de
liminares del c6digo agrario constituir el 11% de los be-
que aun esta en discusi6n. neficiarios entire 1961 y 1991
SAunque la informaci6n al 45% entire el 95 y el 98.
que consultaron las autoras En Nicaragua, se pas6 del
no es complete, porque 10% de los beneficiaries al
muchos pauses no suelen quesehabiallegadoduran-
recopilarla desagregada por te la reform agraria sandi-
sexo, los datos que consi- nista (1979/89), (a pesarde
guieron corroboran los be- que. esta pretendia benefi-
neficios de estas nuevas ciar a las mujeres sin tener
prcticas legales. De ahi en cuenta su estado civil, al
que el studio de Deere y 29% con la nueva legisla-
Le6n demuestra que desde ci6n (1993/98). El progra-
que la titulaci6n conjunta ha ma chileno de titulaci6n para
sido impulsada y se han pequehos propietarios
adoptado mecanismos ex- (1993/96) que otorg6 priori-
plicitos que incluyen priori- dad a [as mujeres jefes de
Stariamente alas mujeres en hogar, permit6 que 6stas
programs agrarios, su par- Ilegaran a ser el 43% de los


beneficiaries. Y en el pro-
grama de desarrollo rural
de Ecuador, Pronader
(1992/96), que otorg6 prio-
ridad en los planes de titu-
laci6n a las parejas, tanto
casada como en uni6n de
hecho, las mujeres se con-
virtieron en el 49% de los
beneficiaries.
Estos datos no son des-
preciables para las muje-
res que poseen tierras si se
Stiene en cuenta, como lo
Sindica el studio, que la ex-
propiaci6n, compra y distri-
buci6n de tierra por el Esta-
do como parte de la refor-
ma agraria parecen ser en
America Latina cosa del
pasado. Ahora predoininan
los programs de titulaci6n
como forma de garantizar la
posesion y estimular un mas
eficiente mercado de tierras.
Y ciertamente benefician
mas a las mujeres los pai-
ses que asumen que la titu-
lacion no es neutral al gene-
ro, y mas aun aquellos que
desarrollan mecanismos de
obligatoria inclusion. De
hecho en pauses que no los
tenian, como Honduras y
Mexico, sSlo el 25% en el
primero y el 21% en el se-
gundo de los beneficiaries
eran mujeres.
Ahora bien, los c6digos
agrarios que garantizan los
derechos formales de la
mujer a la tierra son una
condici6n necesaria, pero
no suficiente, para afianzar
a las mujeres como propie-
tarias y garantizar su con-
trol de la tierra, concluyen
Deere y Le6n. Es impres-
cindible que las mujeres ru-
rales est6n conscientes de
sus derechos y mantengan
una posicion que les permi-
ta sacar provecho de ellos,
a lo que contribuyen su or-
ganizaciones y los proce-
sos de empoderamiento de
los que hagan parte. 9


Red de Comunicaci6n Alternativa de la Mujer para America Latina I


zhiim