Revista de publicaciones navales

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Revista de publicaciones navales
Physical Description:
Serial
Publisher:
Buenos Aires; Servicio de Inteligencia Naval ( Argentina )

Subjects

Genre:
serial   ( sobekcm )

Record Information

Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
aleph - 20934447
oclc - 26200495
System ID:
AA00019461:00030

Full Text





















6:4 I. 70 i\ A




*1 11 *I~ 11 *I~I

in11 1*11 r4 11II*II

ng,-7










RESERVADO 0 050


MINISTERIO DE MARINA

REVISTA
DE

PUBLICACIONES NAVALES

Tomo XXXI.-Num. 253.-Afio XIV. Buenos Aires, Noviembre de 1916




TIRO A GRAN ANGULO

FOR EL MAYOR ALSTON HAMILTON, C. A. C.

(De la <)

Recientes experiencias efectuados por The Coast Artillery
Board en Fort Monroe, han dado nuevas luces a la balistica exte-
rior de los morteros.
Los oficiales de marina conociamos hasta hoy los calculos del
Jubilee Shot, de tiro a gran Angulo. Este procedimiento fu6 emplea-
do por largo tiempo en Estados Unidos, pero en la actualidad se
ha abandonado y se emplea el sencillo metodo deducido por el ma-
yor Hanmilton.
La, finica parte que afin queda por resolver es la referente a
los cambios de p6lvoras. Hamilton di un procedimiento, pero en
las experiencias y calculos que en la Escuela de Fort Monroe hemos
efectuado, no se ajustan a los resultados practices. El Board es-
tudia este punto que va en camino de ser muy pronto soluciona-
do.
]. Principios fundamentales

1.-En el tiro de morteros se emplean varias velocidades
iniciales, cada una de las cuales corresponde A elevaciones compren-











REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


didas entire 45 y 65 en las diferentes zonas en que esta dividido el
campo de fuego de este armamento. El nfimero de estas zonas, y
la cantidad que la una se sobrepone a la otra, esta limitado por
las condiciones locales de la bateria y por la naturaleza de los mon-
tajes.
Las bases de una tabla de tiro de morteros son:

La velocidad inicial.
El Angulo de elevaci6n.
El proyectil.

La velocidad inicial se represent por V, el angulo de eleva-
ci6n por p, y el proyectil por su coeficiente balistico C, el cual,
analiticamente definido, es como sigue:


CS, W

en donde,
1 es la relaci6n de la densidad normal a la densidad actual
8
de la atm6sfera.

w es el peso del proyectil en libras.
d es el calibre del proyectil en pulgadas.
i es el indice del proyectil, si se refiere a su forma.

El valor de i, es la unidad para los proyectiles de dos radios
de ojiva, y de 0.75 para los de 7 de ojiva.
2.0-Con referencia a los proyectiles de 2 radios de ojiva, sin
casquete, la retardaci6n es la siguiente, considerando la ley de re-
sistencia ordinaria para las velocidades actualmente en uso en los
morteros americanos.

r F -= 0.00004676 V'
C C
en la cual,

=-'(5,6699) P-










TIRO A GRAN ANGULO 3

En las esperiencias efectuadas con proyvectiles con casquetes
la formula result ser:

F(V) K V
-- c C
en la cual,
K= 0.00005 {1 100(Y-8002
4 100oo + (Y 8oo)Y

100 (Y-- 800)
= 5,6990 1 100W + (V 800)2


Los valores de log. K se dan en la tabla I en relaci6n con las
velocidades. Su computaci6n, para cualquier velocidad, no pre-
senta dificultad alguna.
3.0-En el punto de caida, la relaci6n entire la distancia X
(en pies) y las cantidades fundamentals, se encontr6 ser la siguien-
te:
VPsen2T 4 F(V) p
.qX + sen


en la cual, g es la aceleraci6n debida a ]a gravedad (=32.16 p s.) y

2.4
sen( = (1 +-- 2 sen )p


Los valores log X sen qp = log E, se dan en la tabla II.


4.. Representando M por la relation 2 Xn
W7 sen 2 y
3 T
i por N la relaciou 2 T
S2 V sen (p

en las cuales T es el tempo de trayecto en segundos en el punto
de caida, para la distancia X, se encontr6 en las experiencias que









4 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


1+B1

en la cual,
B=4 F (V)
B =-4- F -(V). X sen q) para todos los proyeetiles

i N= M 1I + V0,00' para proyectiles de 1,046 lbs.


N = 16,884 ( -- para proyectiles de 824 i 700 lbs.

5.o-Las expresiones para la deducci6n de los demAs elemen-
tos de la Tabla de Tiro se deducen de las siguientes formulas da-
das en las experiencias:

M VI Isen 2 ( 'M" V sen 2
Alcance (eu yards) = '-- 3 3 96.48
2 A V sen q, __ N V sen
Tiempo de trayecto = T 2 A V N 16sen N Yen08
3 16.08
ds
Deriva gradess) = 2 (1- K) 9- o sec 1 = P D (Tablas III y IV)
w n3

Velocidad en el punt de caida = Vow = M31 V cos sec w
Espesor de cubierta de acero penetrable
r-.7-- )pF^( 9 21
[5,4175]VIE I V il- j F (

En estas formulas, M, N, w, d, representan los valores ya da-
dos anteriormente.
4
k es una costante de la Deriva, que tiene un valor de pa-
ra proyectiles con casquete Johnson; y un valor de 0.837 para pro-
yectiles de 7 radios de ojiva.
n es otra costante de la Deriva y represent el niumero de ca-











TIRO A GRAN INGULO 5

libre en una vuelta del proyectil dentro del Anima. Asi los morte-
ros modelo 1.890 tienen una vuelta en 25 calibres, siendo natural-
mente entonces n 25.
e es el espesor penetrable de una cubierta de acero, expresa-
do en pulgadas.
v a, y (o, son las velocidades de caida y el Angu]o de caida,
respectivamente.


En e1 valor dc e, el factor 1 1 ) 2 es factor de pene-
tracion, en el que se toma en cuenta la oblicuidad del impucto.
Asi para 60 de caida, su valor es de:

S90 60)209 = 0.91.
1- (100 =1-.9 O..

La deriva se da en grades. Los valores de D = p sec 9 estan
tabulados y se dan en la Tabla. Y los valores de p 2 (1 K)
- se dan en la Tabla IV.
tv n


En ]a Tabla I se tiene:

log = log K

log F(V) = log K V

4 F(V)_
log 3 log H.
y en la Tabla II.
log A sen ci = log E
A~f que:
II. E
B-


1 + B.
I+ B.











6 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


II.-Correcciones para condiciones anormales

Las Tablas de Tiro se calculan para las condiciones normales
es decir, bajo condici6n de que no existan variaciones en la velo-
cidad inicial, en la densidad atmosf6rica y que no haya viento.
Como estas condiciones ideales en la prActica no existen, es
necesario entonces adoptar un sistema de correcciones aplicables
a la elevaci6n para las condiciones actuales.
Las formulas para este objeto se encuentran comno sigue:

1 T sen 2 4 F(V) sen
illr 3 3 gO

4 V2 K
= 1 -- ~C ~ -; X sen ,p

Simples diferenciaciones dan:
l (2 d V 4- _sen_2 y )
M V sen2 p Y

( I1 ) ) 2d V d dK d senp
7 -f ( V C + K + I
Ahora,
sen 2.4
A, sen 5
(1 +- sen 2 ,) -,5
yde consiguiente:

dA q 5 dsen 2
A sen u 3 1 +sen 2

De manera que:
dX dV dK
x 2M v ( )
d 0
+ (1 -M) -

,11 (1 M) sen 2 d d sen 2 cp
+I + sen2, } sen 2cp











TIRO A GRAN ANGULO 7

Esta formula proporciona los medios de hacer ligeros cambios
pero es mas convenient una recalculaci6n, empleando una V 6 va-
lor de C modificado seglin los primeros resultados.
Especificando, las correcciones necesarias para las anormali-
dades pueden clasificarse como sigue:
1. Cambio de las condiciones balisticas de la p6lvora, debido
a su almacenaje.
2. Cambio ]a densidad atmosferica.
3. Viento.

1.-Cambios en las p6lvoras

Este es un punto un tanto complejo, pero puede resumir-
se diciendo que un cambio debido a las condiciones de las p6l-
voras que produzca un efecto de 1 % en la distancia, ya sea con
proyectiles de 1.046 libras y velocidad 1.300 pies, producird cam-
bios en las otras zonas tales como se indican en la tabla A que se
da 6 continuaci6n.
Debe notarse que habiendose determinado para una zona el
porcentaje de correcci6n en distancia, se debe encontrar por pro-
porci6n para cada una de las demas.

Tabia A.


Zona. V. R/R



1 550 1.93
2 600 1.84
3 660 1.80
4 725 1.80
5 810 1.70
6 915 1.40
7 1.950 1.00
8 1.300 1.00










REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


En los ejemplos pr6cticos que se dan mAs adelante se expli-
ca este procedimiento.

2. Atm6sfera


F6rmnla: d (1 ) =(1- ) ( )
-IF -C- ( ) --


3. Viento

Debido 6 las grandes altitudes 6 que alcanzan los proyecti-
les de los morteros, la direcci6n media y la fuerza del viento pue-
de apreciarse finicamente mediante la caida de los primeros pro-
yectiles. Al mismo tiempo, prActicamente ha podido demostrar-
se, por medios analiticos, que la deflexi6n producida en las tres
classes de proyectiles de los morteros mediante en viento de 10 mi-
Has por hora-(componente lateral)-equivale A una moci6n late-
ral de un 8.7 % de la deriva del proyectil. Esto es muy important
y se debe tener siempre present, pues permit hacer una correc-
ci6n del viento mediante un porcentaje sencillo de la deriva.
SRespecto al efecto del viento en distancia, se debe tomar en
consideraci6n el siguiente resultado deducido de las experiencias
y cAlculos efectuados:
a). El efecto en distancia del viento es sensiblemente constan-
te en cualquiera zona, entire 45 y 65.
b). En el caso de los morteros de 12", este efecto, en yards
es dado por la siguiente formula:

R--- 5VX 1-000

en la cual W, es la velocidad en millas por hora, componente lon-
gitudinal).
De manera que un viento de 10 millas tiene un efecto de:

R= 50 2


para las tres cases diferentes de projectiles.










TIRO A GRAN ANGULO


III.-Ejercicios ilustrativos

Ejemplo 1.-Calcular el alcance con 45 y 65 de elevaci6n pa-
ra proyectiles de 1.046 libras, con casquete. Velocidad inicial de la
tabla de tiro.
Luego C-- 1046 _= 7.2636
144

log C = 0.8612

De la Tabla I se obtiene log H, y de la Tabla II se obtiene el
log E.
Para 45.

V 550 600 660 725 810 915 1050



log. H 1.83321 9143 00042 0.0865 0.1227 0.8820 0.3198
col. C 1.13881.13881.1388 1.1388 .1388 1.1388 1.1388

H -- -
log. H 2.97201.0531 1.1430 1.2253 1.2615 13208 1.4586
log. E T.8785 T.8785 1.8785 1.8785 8.87851.8785 1.8785


log. B 2.8505 2.9316 1.0215 1.1038 1.14001.1993 1.3371
B 0.0709 0.0854 0.1051 0.1270 0.1380 0.1582 0.2173
1 + B 1.0709 1.0854 1.1051 1 1270 1.1380 1.1582 1.2173
colog. 1 + B. 1.9703 1.9644 1.9566 1.9481 1.9439 1.9362 1.9146
2 log. V 5.4807 5.5563 5.6391 5.7207 5.8170 5.9228 6.0424

log sell2-- -2.0156 2 0156 -2.0156 2.0156 2.0156 2.0156 -2.0156
3 g


log. R 3.4666 3.5363 3.6113 3.6844 3 7765 38746 3.9726

R 2928 3438 4086 4835 5971 7492 9389











REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


Para 65.


V 550 600 660 725 810 915 1050

H L --__-~
log. 2.97201.0531 1.1430'1.2253 1.2615 1.3208 1.4586
log. E T.9685 1 9685 1.9685 1.9685 1.9685 -1.9685 1.9685


log. B 2.940510216 1.1115119381.23001.2893 1.4271
B 0.0872 0.1051 0.12931 01562 0 1698 0.1947 0.2674
1 + B 1.0872 1.1051 1.1293 1.1562 1.1698 1.1947 1.2674
col. (1 + B) 1.9637 1.9566 1.9472 1.9370 1.9319 -1.9227 1.8971
2 log. V 5.4807 5.5563 5.6391 5.7207 5.8170 5.9228 6.9424
sen 2 f I- 8998
log -13.8998 3.8998 3 8998 3.8998 3.8998 3.8998 3.9998
I ___ __

log. R 3.3442 3.4127 3.4861 3 55751 3.64871 3.7453 3.8393
R 2209 2586 3063 3610 4453 5563 6907


Eijercicio 2.-El termifmotro mar)ca 79' F y el bar6metro 29" 40.
AQit efecto causa efi el alcmuce?
La tabla de densidad del Manual de Artillerfa de Costas -
Part. III da:

w =1.050 .
Ahora,
d R rd

y en este caso,

dC A 1 = 0.050
C T










TIRO A GRAN ikNGULO 11

Los valores de M son las reciprocas de (1 + B): y el colog.
(1 + B) es el log. M. De consiguiente, se tiene:


V 550 600 660 725 810 915 1050
_ _ I _ _ _ ]_ I _

M,o 0.9339 0.9213 0.9049 0.8874 0.8788 0.8634 0.8215
(1 -Ma) 0.0661 0.9787 0.0951 0.1126 0.1212 0.1366 0.1785
MI, 0.9198 0.9049 0.8855 0.8650 0.8549 0.8370 0.7890
(1-M,,) 0.802 0.0951 0.1145 0.1450 0.1451 0.1630 0.2110

Luego, los. porcentajes de cambio en distancias serin:


A 45 0.00331 0.00394 0 00476 0.00563 0.00606 0.00683 0.00893
A 65 0.004010.004760.00573 0.007250'007260.008150.01055

Y los alcances actuales serdn:


A 45
A 65


19
18


Ejemplo 3.-Calcular los valores del loq. H, y del log. C para
las siguientes zonas de un mw'rtero de 12". Modelo 1890:

a) V = 1300.... Proyectil de 824 lb., casquete Johnson.
b) V = 1250.... Proyectil de 700 Ib., 7 radios de ojiva.
c) V = 1500....











12 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


V 800
(V 8000)?

1002
100 (V 800)
100o + (V 800)2
Razon
Srazon

1 razon
log.
log. V 2
colg. 20000
c. log. g


(a)


500
250000
10000
50000
.260000
5/26
5/104
99/104
1.9786
6.2279
5.6990
2.6176


log. H 0.5231 0.4868 0.6533


log. w 29159 2.8451 2.8451
colg. d( 3.8416 3.8416 3.8416
colg i 0.0000 0.1249 0.1249
__ _ ___o__ _ I _ I_ _ _

log. C 0.7575 0.8116 0.8116


Fjemplo. 4.--Dadlo:
V = 1500
p = 56
R? = 13875 yards.
Proyeetil de 700 lb. radio de ojiva 7.


(b) (c)


450 700
202500 490000
10000 10000
45000 70000
212500 500000
18/85 7/50
9/170 7/200
161/170 193/200
T.9764 1.9845
6.1938 6.3522
5.6990 5-6990
2.6176 2.6176










TIRO A GRAN ANGULO 13

Calcular: a) Tiempo de trayecto.
b) Deriva.
c) Angulo de caida.
d) Ordenada maxima.
e) Velocidad restante en el punto de caida.
f) Espesor de coraza penetrable.

a). Tiempo de trayecto
Se tiene:
( sen
N= 16.884 V'n


T 2 N Vsen,


S1.05 VY" (sen )1"2

log. 1.05 = 0.0212
0.6 log. V = 1.9057
1.2 log. sen.0 =1.9023

log. T = 1-8292

T = 67.48 segundos.
b). Deriva.

(1) 1 (2)


2(1-K) = 2 X 0.163=0.326


1
log
colg.
colog.
log. b se

log


og. 0.326......: ---=1.5132
d ................ --3.2375
w............... 3.1549
n............... = 2.6990
ec. ........... = 2.0006

Deriva. ....... 0.6052
Deriva........= 4.029


log. p = 2.6046 ( Tabla IV)
log. D = 2.0006 (Tabla III)

log. Deriva = 0.6052
Deriva = 4.029











Il REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

c). Angulo de caida.
F6rmula: tang. w 1 V sen2 q
tang. 9 Mf 3 gR


tang w 2 V4sen2 V=s.n24 p taug. tang. 4
96.48 R 48.24 B M
2 log. V = 6.3522 log. 3g = T.9844
2 log. sen = 1.8372 log. R = 4.1422
colg. R = 5.8578 2 col. V '3.6478
colg. 48.24 = 2.3166 col. sen 2 = 0.0328

log. tang. = 0:3638 log. M = 1.8072
,,- 60 36 colog. M = 0.1928
log. Tg. cp = 0.1710

log. tg. w = 0.3938
w =6636'


d). Ordenada mdxima.

yo =,I g T2
= 4,02 T2
2 log. T = 3.6584
log.'4.02 = 0.6042

log. y- = 4.2626

y.o = 18306 pies.

e). Velocidad restante en el punto de caida.

v wi = f2 cos o sec
3/2 logil M = 1 .7108
log V = 3.1761
log cos 0 = 1.7476
colg cos... 0.4010

log v w = 3.0355
v a = 1.085 pies.









TIRO A GRAN ANGULO 15

f). Espesor de coraza penetrable.

V iv-17-v \ w^ \ ( 90- w)21
e 5[,4175] \ d/w {1- ( 90-

w = 66.6
90 w = 230.4
( 90 -)t\2
1_00 = 0.0.55
1- (10- -2 =0945.

3l.g v 9 = .1065 5.4362
log it = 2.8451 log const. =_5.4175
colg d = 2.9208 log 0.945 = 1.9754
10.8724 : 2 log const. e = 0.&291
5.4362 e = 6".747.

Ejemplo 5.-Al1 disparar ciertos tiros de prueba en la zona 5-
(1.046 lb. y 810 pies)-con bar6metro 29" .4 y term6metro 79 F.se
obtuvo un alcance de 6.100 yards a 45 de elevaci6n. No habia vien-
to, y las nubes no tenian movimiento. Se pide.
a). jQu6 parte ha sido debida a la p6lvora.
b). iQug porcentaje de correccci6n debe hacer.se, debido a la p6l-
vora?
Datos de los ejemplos 1 y 2.
U). En el ejemplo 2 se ha visto que 36 yards fueron debidas
a la densidad atm6sferica; de manera que el alcance, descontando
la influencia de la densidad, fu6 de 6.100-36=6.064 yards.
En el ejemplo 1, se da en la tabla de tiro, 5.977 yards, 6.064
-5.977=87 yardas=1.45 %.
La Tabla A da 1.70 % como correspondiente A la zona 5.
Entonces debemos multiplicar los ndmeros de la Tabla A por la re-
laci6n:
1.45 29
-- 6, lo que es lo mismo, por-
1.70 34










lt REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


lo que da los siguientes resultados:


Zona Efecto Correcci6n


1 1. 6-5 O/o 1.65 0/
2 1.56 -1.56 )
3 1.53 1.53 )
4 1.53 1 --.53
5 1.45 ) -1.45 )
6 1.19 1.19 e
7 0.85 0 0.85 ,
8 0.85 0 0.85


Tabla I.










TIRO A GRAN ANGULO 17


Tabla II.

Valores de log. E ( X sen ).


Slog.E A' log. E A
&I


1.8785
1.8787
1.8794
1.8805
1.882a
1.8840
1.8865
1.8894
1.8927
1.8964
1.9006
1.9053
1.9105


1.9161
1.9222
1.9287
1.9357
1.9432
1.9512
1.9596
1.9685
1.9779
1.9878
1.9982
0.0092
0.0208










10 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


Tabla III.

Valores de log.. ( p sec. ) = log. D.


Slog. f sec. ( log: o sec. p


1.8037
1.8210
1.8383
1.8558
1.8733
1.8909
1.9081
1.9267
1.9488
1.9632
1.9818
2.0006
2.0198


58
59
60
61
62
63
64
65
66
67
68
69
70


2.0392
2.0590
2.0590
2.1000
2.1209
2.1209
2.1644
2.1870
2.2102
2.2342
2.2589
2.2846
2.3110


Tabla IV.

Valores de log. p.-Proyectiles.











TIRO A GRAN ANGULO 19


P = 2 (1 K). u
W a'*-

Deriva = p D.

A quienes se interesen por los nuevos cAlculos que hemos de-
tallado, les recomendamos que por este sistema resuelvan el pro-
blema del Hihg angle fire del Jubilee Shot, por el Teniente Wolley
Dod R. A., dado en nuestro Text Booh of Gunnery, Paj. 225-6, Edi-
ci6n de 1902.
Los resultados son muy aproximados, y el sistema de Hamilton
require un trabajo unas diez veces menor.













DERECHO INTERNATIONAL MARITIMO 21


Asunto do Dereoho Internacional Maritimo


Las propuestas de Mr. Lansing

Informed del Capitan defragata A. Celery

Las propuestas del Secretario de Estado del Ministerio de
Relaciones Exteriores americano Mr. Lansing, exijen una consi-
deraci6n mas circmunstanciada.

1. ((Un no combatiente tiene el derecho de viajar d bordo de un
buque mnercante que navegue bajo la bandera de una de las potencias
beligerantes y de cruzar el oceano, contaundo, para su protecci6n, con
las determinaciones del Derecho de gentes y de la Humanidadb).

Esto significaria desde luego, que desapareceria la diferencia
entire un buque de pasageros y uno de carga etc. por consiguiente
un no combatiente tendria el derecho, en todo buque mercante
la protecci6n de las disposiciones del Derecho de genes y de Hu-
manidad es decir, de un Derecho de genes y de Humanidad como
lo estipulan las propuestas de Lansing. Un no combatiente k bordo
de un buque mercante que navegue bajo la bandera de una de
las potencias beligerantes, seria por consiguiente, bajo todas las
circunstancias y condiciones, una protecci6n para este buque. Todo
buque mercante enemigo con un no combatiente A bordo, deberia
set tratado segun las disposiciones siguientes y debe observarse,
especialmente, que esta determinaci6n niegac, sin decirlo expresa-
mente, la declaraci6n de ciertas aguas como territorio de guerra,
como zona de guerra. La disposici6n del gobierno alemndn del 4 de
febrero de 1915 caducaria.











22 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

2. #Un buque mercante de cualquier nacionalidad, no debe ser
atacado sin previo aviso)s.

A un submarine que efectUia la guerra commercial, -pues sin
decirlo claramente se trata aqui de uno de 6stos- le seria quitado
mediante tal disposici6n ilimitada, una gran parte, y en ciertas
circunstancias, la mayor parte de sus perspectives de 6xito mili-
tar: el aviso no s6lo vende al submarine el vapor sino tambien A
las pequelias y rapidas embarcaciones de guerra enemnigas que bus-
can A los submarines. Mediante el aviso, el submarine se expone
al peligro de ser destiuido 6 ahuyentado por estas embarcaciones
de guerra. Tambi6n existe la probabilidad de que el buque mercan-
te haga fuego inmediatamente despu6s del aviso, espolonee 6 hu-
ya. Ademas, las circunstancias y condiciones, consideradas military
6 nAuticamente, bajo las cuales un submarine puede avistar 6 un
buque mercante, son tan distintas que este solo hecho deberia bas-
tar para hacer inaceptables, para cualquier potencia que consider
la guerra al comercio con submarines como un mntodo de combatir
correspondiente d sus intereses la segunda exigencia de Lansing.

3. (sUn buque mercante de una potencia beligerante debe dar
cumplimiento inmediato d la orden de (paran).

Llama la atenci6n, que la obligaci6n de parar s6lamente se re-
fiera aqui a los buques mercantes de una potencia beligerante pero
no sobre aquellos de una neutral. El submarine se veria en vista de
la usurpaci6n de las banderas por Inglaterra, ante la imposibili-
dad de obligar A un buque mercante que navegue bajo bandera
neutral A que pare, medianrte tiros A bala, si no diera cumplimien-
to 6A sefiales de (parai)>. Si esta determinaci6n estuviera en vi- .
gencia, todos los buques mercantes sin duda alguna, ingleses, fran-
ceses, italianos etc. arbolarjan permanentemente la bandera neu-
tral y serian, por ello, sagrados. Por lo demAs, s6lo basta recorder
el caso del vapor (Melanie#, que par6 6 la seal del submarine
pero que para estar completamente seguro abri6 incontinenti el
fuego de artilleria y trat6 de espolonear siempre bajo bandera











DERECHO INTERNATIONAL MARITIME


holandesa. iExiste una disposici6n escrita que pueda evitar 6 restrin-
gir tales sucesos?

4.o ((No puede dispararse sobre un buque mercante, salvo el ca-
so que hiciera resistencia. Aun en este caso debe suspenderse inmedia-
tamente el ataque, si cesa la huida 6 el ataque).

Tambien para .sto, el caso del (Melanie) ofrece un ejemplo
drastico. La exigencia de Lansing aparece te6ricamente, muy
plausible. Pero en la practice real, esta coloca al submarine, como
las demas exigencias, en una situaci6n peligrosa, 6 le quita el 6xi-
to de las operaciones. En todos los casos este punto de vista es
valido en general para todas las propuestas de Lansing, parece que
Mr. Lansing fall, sobre lo que el submarine debe 6 no debe, 6 lo
que le sea possible 6 impossible hacer, s6lamente del punto de vista
y en el interns del buque mercante, pero no bajo el de la conducci6n
de guerra. Del punto de vista americano se consider 6sto compren-
sible por cuanto alli falta el interns military. Por esta causa desde un
principio, las propuestas no encuadran con el punto de vista 6 inte-
res alemanes.

5. So1o cuando sea impossible dotar al buque presa con una tri-
pulaci6n se autoriza la destrucci6n en cuyo caso serdn puesto en buen
seguro las personas que se encutentran 6 bordo).

La primera parte de la frase es una determinaci6n antigua-
mente reconocida; ella se encuentra tambien en la Declaraci6n de
Londres de 1909. En la segunda parte se expone como muy natu-
ral, la exigencia categ6rica de que las personas que se encuentran
A bordo de la presa sean puestas en seguridad. Esta frase seria
acceptable si le fuese agregado como frase suplementaria:(Siempre
que exista para el submarine bajo el punto de vista nauitico, la
la posibilidad permitida por sus operaciones militares, de no per-
judicar sus tareas y mientras como no se exponga, por si mismo,
al peligro de ser destruido). Sin esta restricci6n, bastaria esta sola
determinaci6n para hacer impossible una guerra de 6xito con sub-
marinos.










24 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

Segin la misma comnunicaci6n de la prensa americana debe
Lansing haber comunicado a las potencias beligerantes que los
buques mercantes armados s6lo pueden tocar en puertos ameiica-
nos, si antes han firmado determinadas condiciones americanas.
De lo contrario serian admitidos de acuerdo con las determinacio-
nes vAlidas para buques de guerra.
Una tal determinaci6n seria en la practice para Alemnania de
naituraleza poco important. Ella no daria ni sombra de garantia
para que los buques mercantes enemigos de cualquier clase no se
presentasen en el mnomento como los armados, donde ellos se en-
contraran con un submarine alemAin.
Si los buques mercantes ingleses, franceses etc. firmaran 6 no
tales condiciones americanas, quedaria por consiguiente fuera de
toda consideracion.
Por todo esto result perfectamnente claro de estas cortas ob-
servaciones, que las proposiciones de Mr. Lansing harian imposi-
ble llevar d cabo con exito una guerra de submarines contra el co-
gnercio. En todas las propuestas se ve un punto de vista que sig-
nifica que el submarine, en la ejecuci6n de la guerra mercante, de-
be comportarse como un buque ordinario. Hace pr6ximamente seis
meses hemos expuesto aqui por repetidas veces que el submarine
renuncia con ello a una de sus propiedades que lo hace un arma
de guerra utilizable y de exito. No cxiste una cosa mas vulnerable
que un submarine a flote. Los certeros tiros por mds pequeios que
sean, lo pejucldican y lo ponen fuera de combat. Segfin recientes
noticias de los Estados Unidos, el gobierno tiene la idea, que el
submarine debe ser reconocido en su propiedad de conductor de
la guerra contra el comercio.
Las propuestas de Lansing muestran que este reconocimiento
seria condicional, pues ulteriormente se quitaria al submarine,
por un convenio international, stu propiedad de submarino. Por
esto resultaria este en si inservible no s6lo para Ilevar A cabo la
guerra commercial 'ino que, en general estaria sin protecci6n y se-
ria poco defendible. Otra noticia americana hizo resaltar hace po-
cos dias el gobierno alemAn se habia comprometido A ejercer s6-
lamente la guerra submarine commercial en aguas tranquilas de











1)ERECHO INTFRNACIONAL MARITIMO


costa, done estuvi-ra asegurado el salvataje de las tripulaciones
de vapores mercantes. Naturalmente, esta noticia no es exacta, pe-
ro nos conduce a la idea de que, cuanto m6s pr6ximo est6 de las
costas enemigas mas en peligro se encuentra el submarine. Ya
ahora minismo tienen los ingleses en servicio ciento de pequefias em-
barcaciones, rdpidas armadas con artilleria liviana, para correr y
destruir submarines. Estas son los enemigos mas peligrosos de
aquellos. Principalmhnente, por ser embarcaciones que navegan en
la costa y en las aguas de la costa britAnica como asi en el canal de
la Mancha, tienen por su cantidad mayor posibilidad de eficacia.
Pero, justamente para las aguas de la costa exije, al parecer,
el gobierno americano la puesta en seguridad de las tripulaciones
de los vapores como una cosa natural y result, por consiguiente,
el suicidio del submarine 6. desde el principio, el disistiminento de
la ejecuci6n de la guerra al comercio.
,Que exigencias se podria poner de manifiesto y que determi-
naciones podria desearse? el submarine debe poder hacer valer por
complete las propiedades que posee como arma submarine por cu-
ya causa ha sido cieado, en la condici6n de la guerra 6 queda como
instituci6n homicide y no una arma fitil para la guerra.
La conexi6n que se ha supuesto aquf entire el debate del blo-
queo en la cimara inglesa de los Comunes y el viaje del Coronel
House A Berlin, parece confirmarse por la acci6n de Lansing pro-
ducida al mismo tiempo.













MODIFICACI6N A LA LEY DE PRESAS S7


Modificacion a la Ley de Presas de 30 de Septiembre
de 1909, segon decreto imperial de 22 de Julio de 1916


(Informe del Capitdn de fragata A. Celery)

Berlin 11 de agosto de 1916.

El departamento de Marina Imperial ha lanzado un decreto
con fecha 22 de julio dc 1916 modificando la ordenanza de press
de 30 de septiembre de 1909 declarada ley en 19141 en su parte
III y que se refiere a econtrabando de guierra>, y publicada en la
Revista de P. Navales, num. 239.
El considerando del decreto dice:
Como otras iepreralias por la desviaci6n de Inglaterra y sus
aliados de la Declaraci6n de Londres sobre el derecho de guerra
naval de 26 de febrero de 1909 dispongo yo (el Emperador) pa-
ra ]a present guerra las siguientes modificaciones a ]a Ordenanza
de Presas de 30 de septiembre de 1909 asi como de sus agregados
de 18 de octubre 23 de noviembre y 14 de diciembre; de 18 de abril
de 1915 y de 3 de junio de 1916).
En lugar de lo dispuesto en los pkrrafos 21 23, 27, 30 y 33
y agregado al 23, se tendrAn presents las modificaciones resueltas.
Las uiltimas modificaciones han entrado en vigencia el 22 de
julio pr6ximo pasado.

PARTE III

Contrabando de guerra
A4. Objetos de contrabando

Art. 21. (modificado). Como contrabando de guerra se con-
sideran los siguientes objetos y materials, los cuales es-
taran bajo el titulo de contrabando absolute:











- REVISTA DE PUBLICACIONEJ NAVALES

1. Las armas de toda especie comprendiendo en ellas las
de sport, sus piezas sueltas y los articulos propios para
su fabricaci6n.
2.0 Los proyectiles, cartuchos y vainas de cai6n y de toda
especie, sus piezas separadas y los articulos propios pa-
ra su fabricaci6n.
3.0 Las p6lvoras y los explosives de toda especie, las mate-
rias fumigenas y los articulos de alumbrado, ]as materials
incendiarias, los gases empleados en los combates y los
articulos empleados para su fabricaci6n comprendiendo
en ellos: el acido nitrico y los nitratos de toda especie
el amoniaco, el amoniaco liquid, la sal amoniacal las
sales de amonio; el azufre, bi6xido de azufre, el acido sul-
firico, el acido sulffirico fumante (aceite), el sulfuro de
carbon; el acido ae6tico, las acetatos, por ejemplo el
acetato de calcio (cal d6bil); 6ter ac6tico, 6ter f6rmico,
6ter sulfiurico; acetona, etilo y alcohol metilico (espiri-
tu), por ejemplo e] alcohol sulfitado; firea; los pro-
ductos resinos, el alcanfor y la trementina (aceites asen-
cias); carburo de calcio; cianAmide, cianuro de sodio, de
bario, de calcio, el cloro, la clohidiina; el fosgeno (clo-
ruro carb6nico); el bromo, el cloruro de zinc; el mercurio
la pez, el alquitran, comprendiendo en ellos el alquitran
vegetal, el aceite de alquitr6n vegetal; el benzol, el to-
luol. el xilol, la nafta (empleada como disolvente) el
fenol (acido fenico) cresol ; naftalina como tambien sus
mezclas y sus derrivados; anilina y sus derivados; gli-
cerina; bi6xido de manganeso; arsenico y sus compues-
tos; f6sforo y sus comparaciones; los cloratos y perclora-
tos de sodio de bario y de calcio.
4. Los cafiones, afustes, avantrenes, cajas de munici6n,
cocinas y hornos de campafia, furgones,fraguas de cam-
pafia, proyectores y sus accesorios y sus piezas sueltas.
5. Los telemetros y sus piezas sueltas.
6. Los anteojos, los telescopios, los cron6metros, y los di-
versos instruments naifiticos y de balistica.











MODIFICACI6N A LA LEY DE PRESS 29

7. Los efectos de vestuarios y de equipo de carActer evi-
dentemente military.
8. Los animals de silla, de tiro y de carga propios para ser
utilizados, ahora 6 mas tarde, en la guerra.
9. Los arneses militares caracteristicos de toda natura-
leza;
10. El material de campamento y sus piezas sueltas.
11. Las places de blindaje.
12. Alambres de acero y de hierro; alambres de pia y los
instruments que sirven para fijarlos y cortarlos.
13. Planchas estafiadas 6 galvanizadas.
14. Los buques y embarcaciones de guerra y las piezas
sueltas caracterizadas especialmente como que no pue-
den ser utilizadas sino en un buque de guerra; planchas
y acero propios para la construcci6n de buques.
15. Los aparatos de sefiales acfisticas submarines.
16. Los aparatos aereos de toda especie comprendiendo
los aeroplanos, las aeronaves, los globos y aer6statos de
toda naturaleza, sus piezas sueltas asi como los acceso-
rios objetos y materials propios para servir a la aeros-
taci6n 6 A la aviaci6n; pelicula de tripa de buey.
17. Los articulos fotogrAficos.
18.0 Los instruments y aparatos exclusivamente desti-
nados A la fabricaci6n 6 reparaci6n de armas 6 de mate-
rial military.
19. Los tornos y otras maquinas y mAquinas-herramientas
que pueden servir para la fabricaci6n de municiones de
guerra.
20. Los articulos de electricidad utilizables en el guerra
21. Las maderas de construcci6n para minas compren-
diendo las maderas brutas y ligeramente trabajadas
destinadas A las minas, el junco, bambd, corcho com-
prendiendo en este el corcho en polvo.
22.0 El carb6n y el coke.
23. El lino. el cAfiamo, la pita, las fibras vegetables y sus
hilados.











REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


24. La lana bruta peinada 6 cardada; los residuos de la-
na, las bolas de lana, las cintas de lana, los hilos de lana
peinada y cardada; las cines y pelos de animals de toda
especie, los copos, madejas 6 hilos y filetes de estos pe-
los.
25. El algod6n bruto, las fibras de algod6n, los desperdi-
cios de algod6n, los hilados de algod6n, los tejidos de
algod6n y otros products sacados de algod6n suscepti-
bles de ser empleados para la fabricaci6on de explosives.
26. Toneles de toda especie y sus piezas sueltas.
27. El oro, la plata, en monedas y en lingotes, los pape-
les representatives ,de la moneda, todos los papeles de
comnercio negociables y todos los valores que se puedan
vender.
28. Los pneumaticos y bendajes para automn6viles asi co-
mo los articulos y materials especialmente empleados
en la fabricaci6n 6 reparaci6n de pneumaticos.
29. El caucho (compiendiendo en ello el caucho bruto,
usado y recuperadc, las soluciones y pastas- que contie-
nen caucho 6 cualquiera otra preparaci6n que contenga
caucho, la balata, la gutapercha y las variedades siguien-
tes de caucho; borneo, Guayoel6, Jelutong, Palembang
y otras substancias que contienen caucho); asi como los
objetos hechos enl todo 6 en parte en caucho.
30.0 Los aceites mininerales (comprendiendo en ello los betu-
nes liquidos, el petr6leo, la bencina, la nafta, la gasoli-
na).
31. Las materials lubrificantes.
32. Las materials para curtiduria de toda especie compren-
diendo en ellas la madera de quebracho y los extractos
que sirven para la curtiembre.
33. Las pieles de ganado, de bfifalos y de caballos; las pie-
les de terneros, de puercos, de cabras y de animals de
caza; adem6s el cuero manufacturado 6 no, propio pa-
ra silleria, los arneses, calzados 6 efectos militares; las
correas de cuero, los cueros impermeables y los cueros
para bombas.










MODIFICACI6N A LA LEY DE PRESS


34. Los minerales siguientes: los minerales de wolfram (la
wolframita y la echeelita), la molibdenita; de mangane-
so, de nikel, de cromo, de zinc, de plomo, de ematita;
las piritas y sus residues, los minerales de cobre.
35. El aluminio, las sales de aluminio, la arcilla calcinada
la pauxita.
36. El antimonio y sus combinaciones sulffiricas y sus
6xidos.
37. El feldespato.
38. Los metales siguientes: wolfram, molibdeno, vanadio
nikel, celenio, cobalto, hierro ematita; el manganeso
6 sus aleaciones; el cobre 6 sus aleaciones; el estano,
el plomo.
39. Las aleaciones de hierro comprendiendo en ellas el
ferro-wolfram, el ferro-manganeso, el ferro-vanadio y
el ferro-cromo.
Art. 22.-Son tambien de contrabando absolute aquellos
objetos y materials que lo sean especialmente decla-
rados como tales por el Imperio Alem6n.
Art. 23.-(modificado)-Como contrabando de guerra se
comprenderi A los siguientes objetos v materials utiliza-
bles con fines guerreros 6 pacificos, los cuales estar6n
bajo el titulo de contrabando relative.
1. Los viveres.
2. Los forrajes y materials de toda clase propias para la
alimentaci6n de animals. los granos oleaginosos; nue-
ces y pepas; los aceites grasas de animals, de peces y
de vegetables diferentes de los empleados como lubri-
ficantes y no comprendiendo d los aceites esenciAles.
3. Los objetos siguientes si son utilizables para la guerra
los vestidos, los tejidos para vestidos, los zapatos, las
pieles y los forros de pieles utilizables para el vestido,
los botines y los zapatos.
4. Los vehiculos de toda especie que puedan servir para
la guerra y las piezas sueltas asi como los accesorios so-
bre todo los de autom6viles.










REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


5. El material fijo y rodante de los ferrocarriles, el mate-
rial de telegrafos, radio-telegrafos y tel6fonos;
6. Los combustibles con excepci6n del carbon, de coke
y de los aceites minerales.
7. Las herraduras y el material de albeiterfa.
8. Los objetos de armas y de silleria.
9. Los navios, buques y embarcaciones de toda especie
los diques flotantes, las parties de dArsena asi como las
piezas sueltas.
10.0 El cemento.
11. Las maderas de toda especie, brutas 6 trabajadas (en
paiticulas de madera tallada, acerrada, pulida y con ra-
nuras), con excepci6n de las maderas para construcci6n
de minas, etc. (v6ase art. 21 N. 21).
Art. 24.-Son tambien de contrabando relative los obje-
tos y materials que havan sido declarados expresamente
como tales por el Imperio Aleman.
Art. 25.-Las declaraciones contenidas en los arts. 24 y 25
serAn comunicadas d los gobiernos aliados y neutrales
y A los comandantes de los buques de Su Magestad.
Art. 26.-Los objetos y materials que no puedan utilizar-
se en la guerra, no pueden considerarse como contra-
bando de guerra.
Art. 27. (modificado)-No pueden ser declarados como con-
trabando de guerra los siguientes articulos.
1. Seda cruda.
2. Recina, barniz, liipulo.
3. Astas, huesos y marfil.
4. Abon'o natural y artificial.
5. Tierra arcilla, cal, tiza, piedra incluyendo el m6rmol
ladrillos, pizarra y teja..
6. Porcelana y vidrio.
7. Papel y materials preparadas para su confecci6n.
8. Jab6n, pintura incluyendo las materials primas para su
confecci6n y barniz.
9. Cloruro de cAlcio, soda, hidrato de soda, azufre s6dico
en tortas, vitriolo de cobre.










MODIFICACI6N A LA LEY DE PRESS 33

10. Maquinas agricolas, para la industrial textil y para im-
prenta.
11.0 Piedras preciosas, semi-preciosas, perlas, nAcar y coral.
12. Relojes para torre y pared, de pi6 y de bolsillo con ex-
cepci6n de cron6metros.
13. Articulos de modo y bisuteria.
14. Plumas de cualquier clase.
15. Objeto para instalaciones de casa y para adornos de
viviendas; muebles para escritorio y fitiles para los mis-
mos.
Art. 28.--No pueden considerarse como contrabando de gue-
rra:
1. Los objetos y materials que sirven exclusivamente pa-
ra tender A. los enfcrmos y heridos, pero si, con arreglo
6 lo determinado en el art. 29, siempre que las auto-
ridades militares lo exigieran pagando una indemniza-
ci6n.
2. Los objetos y materials que se encuentren A bordo de
un buque para ser utilizados por la tripulaci6n y pasage-
ros 6 por el buque mismo durante el mismo.

B. Disposiciones para el tratamiento del contrabando

Art. 29.-Los objetos del contrabando absolute estAn so-
metidos al embargo (v6ase 43) cuando se compruebe que
su destiny es territorio enemigo, ocupado por 6l 6 que
sea del enemigo mismo. No se hace diferencia si la con-
ducci6n de los objetos es inmediata 6 por si deben ser
trasladados 6 transportados despues por tierra.
Art. 30. (modificado)-La determinaci6n de enemigo indicada
en el art. 29 debe considerarse sin mAs como existente.
a. Cuando la mercaderia debe ser descargada en un puer-
to enemigo 6 entregada 6 la fuerza enemrniga.
b. Cuando el buque s6lo deba tocar puertos enemigos,
cuando toque un puerto enemigo 6 encuentre fuerzas
enemigas antes de llegar al puerto neutral 6 que la mer-
caderfa estA destinada.









REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


Sin tener en cuenta cual es el puerto de destiny, siempre
que las circunstancias no lo contradigan, la indicaci6n
de enerrigo expresada en el art. 29 tendrA aplicaci6n
si la remisi6n esta dirigida.
1) Directa 6 indirectamente A una autoridad enemiga 6 a,
sus agents.
2) A la orden, 6 a un destinatario que no result visible en
los documents del buque, 6 direct 6 indirectamente
A una persona que se encuentre en territorio enemigo
i ocupado por este 6 que durante la present guerra ha-
ya entregado contrabando en territorio enemigo i ocu-
pado por este, 6 que lo ha hecho, direct 6 indirectamente
A una autoridad enemiga 6 a los agents de este.
Art. 31. Si un buque tiene d bordo objetos de contra-
bando absolute debe aceptarse lo manifestado en sus do-
cumentos para la continuaci6n de su viaje, siempre que
no se haya desviado de la ruta que seglin ellos debi6
llevar 6 que en este caso pueda justificar debidamente
que las circunstancias lo ban obligado 6 ello, siempre
que no pueda comprobarse irrefutablemente que los
papeles son falsos.
Art. 32.-Los objetos de contrabando relative que se en-
cuentren en las' condiciones del art. 35, estan someti-
dos al embargo si se comprueba que deben ser utilizados
por la fuerza enemniga 6 por la administraci6n del mis-
mo; esto se hard, si en uiltimo caso, se comprueba, por
el testimonio de las circunstancias que dichos objetos
pueden ser utilizados en esa nmisma guerra.
Art. 33. (CnodificcIlo)--Iieitras !as circunstanmias no se
opongan se supone la destinaci6n enenmiga indicada en
el art. 32, si el envio est6a dirigido:
a) A una autoridad enemiga, 6 los agents de 6sta 6 a uni
comierciante del cual se est6a seguro que ha provisto ob-
jetos de las calidades en cuesti6n 6 products a las fuer-
zas 6 adnministraciones de los Estadoe enemnigos.
b) A la orden, 6 d un destinataio que no result isible en










MODIFTCACI6N A LA LEY DE PRESS


los documents del buque, 6 direct 6 indirectamenite
unma persona que se encuentre en territorio enenmigo
i ocupado por este, 6 que durante la present guerra
liaya entregado coniitrabaniido en territorio enenigo ui ocu-
pado por 6ste, 6 que lo ha hecho, direct 6 indirectamente
una autoridad enemniga 6 a los agents de 6ste.
e) Directa 6 indirectamente hacia A una plaza fortificada
del enenmigo 6 hacia el lugar que sirva a las fuerzas ene-
inigas como base de operaciones 6 aprovisionamientos.
Los mnismos buques mercantes no pueden considerarse
como destinados A una potencia enemiga 6 A su admi-
niiistraci6n do los Estados enemigos, por el mero hecho
de enc.ontrarse ellos ei) viaje A los sitios indicados en c.
Art. 34.-No ocurriendo ninguno de los casos especifica-
dos en el art. 33, s6lo el comandante puede suponer
una destinaci6n enemiga en el ,entido indicado en el ar-
ticulo 32 cuando existe una presunci6n fundada la cual
debe comprobarse.
Art. 35.- -Los objetos de contrabando relative s6lo estAn
sometidos al embargo, en un buque que se encuentre en
viaje hacia territorio enemrigo d ocupado por 6ste 6 hacia
la fuerza enemiga, siempre que estos objetos no deban
ser desembarcados en un puerto intermedio, 6sto es, en
un puerto que deba tocar el buque antes de llegar A su
destino.
La restricci6n.del parrafo anterior no tiene aplicaci6n.
a) Si se tiene present lo supuesto en art. 33 b, 6
b) cuando el buque sea destinado A un teriitorio neutral
y se haya comprobado que el gobierno enemigo recibe
desde alli los objetos en cuesti6n.
Art. 36.-Si un buque tiene A bordo objetos sefialados como
contrabando relative, debe creerse lo manifestado en
los documents sobie la continuaci6n de su viaje y sobre
el destino de descarga de las mercaderias, siempre que
no se haya desviado de la ruta indicada en sus documen-
tos, siempre que no haya hechos de los cuales pueda de-










0 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

ducirse irrefutablemente que esos documents son fal-
SOS.
Art. 37.-Si los documents no contienen declaraciones so-
bre la continuidad del viaje del buque 6 le permiten to-
car en un puerto enemigo, el comandante puede suponer
que se encuentra en viaje hacia A uno de estos.
Si los documents no contienen declaraciones sobre
el punto de desembarco de los objetos de contrabando
relative 6 si ellos permiten desembarcarlos en un puerto
enemigo, el comandante puede suponer, tanto como sea
possible tocar un puerto enemigo, de que los objetos men-
cionados deben ser desembarcados en puerto de esta
clase.
Art. 38.-No teniendo el territorio enemigo un limited de
mar territorial queda sin fuerza lo determinado en el
articulo 35, bastando Ilenar las condiciones indicadas en
el art. 32 para justificar el embargo de los objetos de
contrabando relative.

C. Tratamniento de los buques y del contrabando

Art. 39.-Si un buque conduce objetos que estan someti-
dos al embargo como contrabando absolute 6 relative,
puede l61 ser apresado en alta mar 6 en aguas de los com-
batientes durante el tiempo de su viaje afin cuando ten-
ga la intenci6n de tocal en un puerto intermediario
antes de llegar A puerto enemigo.
Art. 40.-A base de un contrabando ya exportado anterior-
mente no puede llevarse a cabo un apresamniento pero, F
el buque ha llevado contrabando al enemigo contraria-
mente a lo indicado en sus documents, quedark some-
tido al apresamiento y detenci6n hasta la terminaci6n
de la guerra.
Art. 41.-Los buques mismos son considerados como con-
trabando y estan sujetos k la detenci6n.
Un buque apresado por la conducci6n de contrabando









MODIFICACI6N A LA LEY DE PRESS 37

esta sometido A la detenci6n, si el contrabando segfin va-
lor peso, volfimen 6 derecho de flete alcanza 6A mas de
la mitad de la carga.
Art. 4-2.-De la carga est6An sometidos 6A la detenci6n:
a) Objetos que pueden embargarse como. contrabando
absolute 6 relative.
b) Las mercaderias pertenecientes A sus propietarios.
El resto de la carga de un buque neutral no puede ser
detenido inclusive los bienes enemigos.
Art. 43.-El embargo de los objetos indicados en el art. 42
(a y b) debe hacerse regularmente por intermedio de la
capture. Para las excepciones v6ase art. 46 y 47.
Art. 44.-Si mun buque al ser detenido demuestra que no ha
tenido conociniento de la ruptura de las hostilidades 6
de la declaraci6n de contrabando que pueda hacerse so-
bre su carga (v6ase art. 25) puede efectuarse el em-
bargo del contrabando mediante la capture del buque;
pero esta sometido A la detenci6n s6lo contra indemniza-
ci6n mientras que el buque y dem6s carga quedan excep-
tuados de la misma.
Nota. Bajo estas condiciones, si se ha apresado un bu-
que enemigo el contrabando fletado queda sometido,
tanto como sean bienes del enemigo k la detenci6n sin
indemnizaci6n.
Art. 45.--Para juzgar si existe el conocimiento de las cir-
cunstancias de guerra debe considerarse.
a) Que el estado de guerra en puertos alemanes, aliados y
enemigos, es conocido inmediatamente si hay telegrafo.
b) Que el comienzo de las hostilidades es hecho saber te-
legrAficamente 6A los Estados neutrales y ellos por la
misma via darn conocimiento 6 las autoridades de puerto
c) Que las declaraciones de contrabando al empezar las
hostilidades, son hechas en el Imperio Alemkn y comu-
nicadas 6A los aliados y gobierno neutrales los que A su
vez lo har6An conocer A sus autoridades de puerto, to-
do telegr6Aficamente.










:18 REVISTA DE PUBLTCACIONES NAVALES

d) Que ]a declaraci6n do contrabando no sert conocido
en los(puertos neutrales inmediatamente.
Art. 46. -- El comandante puede desistir de apresar un
buque fletado con contrabando que no est6 sometido i
Ia detencion segun el art. 41, siempre que el capitan est6
dispuesto 6 entregarle el contrabando. La entrega del
contrabando debe hliaceise constar en el libro de bit.-
cora del buque detenido; el capitn de este buque debe
entregar al comandante para el process ante los tri-
bunales de press, una copia legalizada de todos los
documents que puedan serle titiles.
El comandante estA autorizado a destruir el contra-
bando asi entregado.
Art. 47. --- Con referencia al derecho de embargo A las parties
nombradas do la carga en el art. 42 y al caso en que se
desista de la capture, v6ase 121.
En el caso del articulo 44, no tiene aplicaci6n este
derecho sobre la mercaderia de contrabando pertene-
ciente al propietario.









TRATAMIENTO DE BUQUES MERCANTES ARMADOS 39




Memoria del gobierno aleman referente al tratamiento

de buques mercantes armados


Informed del Capitan de fragata A. Celery

I

1.0 Ya desde el principio de la guerra actual, el gobierno bri-
tinico habia dado ocasi6n k las compaiiias de vapores para armar
con artilleria 6 sus buques mercantes. El 26 de marzo de 1913, el
entonces Primer Lord del Almirantazgo, Winston Churchill hizo
una declaraci6n en el Parlamento Brit6anico (anexo 1) en la cual
decia que el Almirantazgo habia solicitado de las companias de va-
pores que armaran una cantidad de vapores de primer orden co-
mo protecci6n contra peligros que amenazarian, en ciertos casos
por esto adquiririan el car6Acter de cruceros auxiliares. El.gobier-
no queria proveer A las companias de estos vapores de las piezas
de artillerfa necesarias como asi poner 6 su disposici6n el personal
practice para la enseianza de la tripulaci6n.
2. Las compafias de vapores inglesas han aceedido con gus-
to al pedido del Almirantazgo. Asi, el Presidente de la Royal Mail
Steam Paket Company Sir Owen Philipps, pudo comunicar A los
accionistas de la Compafia en mayo de 1913 que los vapores de
mayor calado de la compafia habian sido armados con artilleria;
adem s en enero de 1914 al Almnirantazgo Britanico public una
lista segfin la cual 29 vapors de distintas lines inglesas tenian
instaladas artilleria A la popa.

II

1 .0 Efectivamiente: bien pronto pudieron coniprobar los criti-
ceros alemanes despu6s de estallar la gferra, que vapors de pasa-










REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


jeros habian sido armados. Por ejemplo, el vapor (La Correntina)
de la Houlder Linie de Liverpool, que ha sido apresado per el cru-
cero auxiliar aleman: (Kronprinz Friedrich Wilhelm)) el 7 de octu-
bre de 1914, tenia en su popa 2 piezas de 4, 7 pulgadas. Tambien
el 1.0 de febrero de 1915 fue atacado en el canal un submarine ale-
man por un yate ingles. En lo que se refiere al carActer, en el De-
recho Internacional, de los buques mercantes armados, el gobier-
no britanico ha tornado como punto de vista para sus propios bu-
ques mercantes que tales buques mantendrian el caracter de bu-
ques mercantes pacificos pues s6lo conducen las armas para obje-
to de defense. De acuerdo con esto, el Embajador BritAnico en
Washington ha dado al gobierno americano las seguridades mas
amplias, en un escrito fechado el 25 de agosto de 1.914 (anexo 2),
que los buques mercantes britAnicos nunca serAn armados con ob-
jeto de atacar, sino s6lo con el de defenders y que por lo tanto
nunca haran fuego siempre que no se haya disparado contra ellos
primeramente. Para los otros buques armados de otras banderas
el gobierno britAnico ha establecido la base fundamental de que
6stos serAn tratados como buques de guerra; en las reglas de la
Corte de Presas que han sido decretadas por la orden del Consejo
del 5 de agosto de 1914, se ha expresado terminantemente bajo
el N. 1 de la orden 1 que: (Los buques de guerra incluyen a los
buques armados).
2. El gobierno aleman no tiene alguna duda de que un bu-
que mercante, por el hecho de ser armado con artilleria, recibe el
caracter de un buque de guerra y esto, sin distinci6n si la artille-
rfa s6lo debe servir para la defense 6 tambi6n para el ataque. Con-
sidera toda actividad guerrera de un buque mercante enemigo
como contraria al Derecho de genes, ain cuando tenga cuenta la
comprensi6n contraria de que no consider A la tripulaci6n de tal
buque como pirata, sino como beligerante. Parcialmente, result
su punto de vista de la nota de octubre de 1914 al gobierno ame-
rircano y A otras potencias neutrales sobre el tratamiento de bu-
ques mercantes en puertos neutrales (anexo 3).

III

1.0 En el transcurso de la guerra se llev6 A cabo, en su genera-










TRATAMIENTO DE BUQUES MERCANTES ARMADOS 41

lidad, el armamento de buques mercantes ingleses. Por los infor-
mes de los buques de la marina alemana se conocieron numerosos
casos en los cuales buques mercantes ingleses no solo opusieron re-
sistencia armada A los buques de guerra alemanes, sino que por
su parte tambien procedieron al ataque de los mismos para lo cual
muy a menudo, se servian de banderas falsas. Una recopilaci6n
de tales casos se encuentra en el anexo 4 que segun la situaci6n del
asunto s6lo puede abarcar una parte de los ataques realmente lle-
vados A cabo, Tambi6n result do la recopilaci6n que el proceder
mencionado no s6lo es empleado por buques mercantes ingleses
sino que, en muchos casos, es imitado por buques mercantes de
los aliados de Inglaterra.
2. Las aclaraciones para el proceder mencionado de los bu-
ques mercantes ingleses, est6n contenidas en las 6rdenes reservadas
del Almirantazgo Britdnico reproducidas fotogrdficamente en los
anexos 5 6 12, que han sido encontrados en buques apresados por
buques de guerra alemanes. Estas 6rdenes regulan hasta lo mas
minucioso el ataque con artilleria por buques mercantes ingleses
A los submarines alemanes. Contienen prescripciones minuciosas
sobre el recibimiento, tratamiento, actividad y control de los sir-
vientes britdnicos de la artilleria A bordo de los buques mercantes
los que, por ejemplo, no pueden usar uniform en los puertos neu-
trales, es decir que pertenecen abiertamente 6 la marina britAni-
ca. Pero ante todo result de ello que estos buques armados no es-
peran cualquier disposici6n maritima legal de los submarines ale-
manes, sino que los atacan sin esperar mas. En vista de esto son
sumamente instructivas las siguientes prescripciones:

a) Las (Rcglas para el empleo y la conservaci6n cuidadosa
del armamento de lds buques mercantes, que son armados
con el objeto de defense> (anexo 5, 6) determinant en el p6-
rrafo combated bajo el N.0 4: (no es convenient abrir el
fuego 6 mayor distancia do 800 yards, salvo el caso, que
el enemigo haya ya abierto el fuegos. Fundamentalmente
con esto tiene el buque mercante la autorizaci6n de abrir
el fuego sin conisideraci6n al comportamiento del submari-
n10.











REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


b) Las ((6rdenes referente A submarines, editadas para bu-
ques que son armados con el objeto de defensas (anexo 9
10), prescriben bajo el N.0 3: (Si durante el dia, un submari-
no persigue abiertamente A uin buque y, si el capitan le
parece evidentemente que tiene intenciones hostiles, el bu-
que perseguido debe abrir el fuego para su defense afin cuan-
do el submarine no haya efectuado un acto hostile como por
ejemplo, disparos de artilleria, 6 de un torpedo. Tambi6n
seg6.n esto, es suficiente la aparici6n de un submarine en
la linea de quilla de un buque mercante para que ello sea
considerado como un ataque armado.

En todas estas 6rdenes, que no s6lo se refieren a la zona de
guerra de Inglaterra, sino que son ilimitadas en su extension y va-
lidez (comp6rese para el Mediterr6neo el anexo 12), se exije la
mas extricta reserve, probablemente con el objeto de que los neu-
trales no conozcan el proceder illegal que estA en complete contra-
posici6n con las seguridades dadas por los britAnicos (anexo 2).
3. De acuerdo con esto se ha comprobado que los buques mer-
cantes ingleses tienen el encargo official de sorprender maliciosa-
mente en todas pdrtes los submarines alemanes donde quiera
que se aproximen, es decir de hacerles la guerra sin miramientos.
Como las reglas de la guerra maritima de Inglaterra son aceptadas
sin m6s por sus aliados, debe considerarse como comprobada la
evidencia tambi6n para los buques mercantes armados de los Es-
tados enemigos.
IV

1 0 Bajo las circunstancias anteriormentc expuestas no tie-
nen buques mercantes enemigos que estan armados con artille-
ria, derecho alguno para ser considerados como buques mercantes
pacificos. Por esto, los buques de guerra alemanes recibir6n la or-
den de tratar 6 tales buques como beligerantes, despues de un cor-
to plazo, que conviene A los intereses de ls neutrales.
2. El gobierno alemdn da conocimiento a las potencias neu-
trales de este cstado de cosas, para que pueda prevenir A sus ciu-
dadanos que en lo sucesivo no confien su persona 6 su capital A
buques mercantes armados de las potencias que se encuentran
en guerra con Alemania.










COMUNICACIONES INGLESAS A LOS BUQUES MERCANTES 43


Comuniaaoiones y ordenes seGretas de las autoridades
inglesas a los buques mercantes


Informe del Capitdn de fragata A. Celery

Entre las 6rdenes secrets y comunicaciones de las autorida-
des inglesas 6 algunos de los buques echados A pique, las siguien-
tes son de interns.

Aviso Ai los buques que navegan hacia el sur 6 mediterrineo

Navegar a toda velocidad hasta pasar Ushant. Tomar el me-
dio del canal tan pronto como sea possible y conservar un rumbo
por el medio del canal pasando bien al oeste de las islas Scilly
fuera de la vista de la tierra. A Ushant y a la costa espaiola se
le dara much resguardo. No se mostrarA la bandera hasta el sur
de UIshant A menos de encontrar un buque de guerra britanico
6 aliado en cuyo caso se mostrarA el pabell6n ingles.
De acuerdo con ]a posibilidad que buques ingleses sean re-
conocidos por sus marcas de la linea de flotaciin, se han dado ins-
trucciones para que se retengan las marcas permanentes de car-
ga. Sin embargo, las letras que indican los lines de carga podrAn
ser cambiadas por letras de otro idioma A discreci6n del capitAn
de manera que esten de acuerdo con cualquier cambio hecho en
la apariencia del buque, siempre que las marcas sean indicadas
correctamente. Las marcas podrAn ser oscurecidas 6 hechas me-
nos notables A discreci6n del CapitAn.
Las autoridades inglesas nos recomiendan instruir a Ud. que
tenga much cuidado, durante la present crisis, no hacer anota-
c16n alguna ya sea en su libro official 6 en el de bitacora, de haber
avistado 6 comunicado con algun buque de guerra britAnico 6 alia-











44 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

do 6 auxiliares. Todos los detalles de esta clase deberan ser consi-
derados como estrictamente confidenciales y anotados en un li-
bro privado que s6lo sera mostrado 6 representantes de Sn Majes-
tad 6 de los gobiernos aliados, 6 su pedido. Sirvase hacer cumplir
estas instrucciones cuidadosamente.

Confidencial

Ordenes generals de Devonport. 243

1.-Buques provistos con tibos lanzatorpedos.-Un caso ha
ocurrido de un buque mercante que ha sido echado 6 pique por
un torpedo lanzado probablemente desde un buque mercante y
todo buque queda prevenido que en lo future podr6A esperar es-
te modo de ataque.
2.-El buque sospeehoso era de unas 2.000 toneladas de des-
plazamiento con una chimenea, dos palos, con cubierta a popa
y castillos elevados.
3.-Todo buque que corresponda A la anterior descripci6n
ser6a conducido A puerto para su examen.
Portsmcuth C. T. M. 339.
Firmado G. LE. C. EGERTON

Se previene sobre la presencia de submarines enemigos que
operan en el canal Ingles y mar de Irlanda. Se deberA mantener
una cuidadosa vigilancia durante todo el pasaje, la mayor veloci-
dad possible y conservar un rumbo en zig-zag.
Se dara un gran resguardo al Lizard y A Land's End y se cui-
darA estrictamente de mantenerse lejos de los cabos prominen-
tes y se evitar6An los puntos de recalada ordinarios.

Direcciones del Almirantazgo

Se transcribe para su informaci6n confidencial la copia del
siguiente telegrama recibido del Almirantazgo:
<(,Se previene A los buques brit6nicos que mantengan una es-










COMUNICACIONES INPLESAS A LOS BUQUES MERCANTES 45

tricta vigilancia con los submnarinos e izen banderas de paises neu-
trales 6 no muestren ninguna mientras se encuentren cerca de las
islas britinicas. Sin embargo, se deberd izar el pabellon ingles si
se encuentran buques de guerra ingleses 6 aliados. No se izara la
bandera de la compaiia y las marcas de identificaci6n tales co-
mo el nombre y puerto de iegistro seran oscurecidas>>.
Con respect A lo anterior se izara una de las siguientes ban-
deras: americana, italiana, escandinava i holandesa.
Los nombres no tendrAn un pedazo de lona colgado sobre
ellos sino que seran borrados; tambien lo seran las marcas distin-
tivas de las chimeneas 6 se colocarA una pieza de lona sobre ellas.

Aduana, Malta 6 julio 1915.

Confidencial

Se previene a los capitanes de buques mercantes que los sub-
marinos alemanes operan algunas veces disfrazados de buques pe-
quefios costaneros 6 combatientes y que a veces se arreglan indis-
tintamente como vapores colocandose dos chimeneas supuestas y
dos palos; de una de las chimeneas se ha visto salir humo espeso.

firmado. ROB. J. BRIFFA
Colector de Aduanas y Superintendeute de Puertos.
Confidencial

Uso de banderas neutrales, uso de nombres falsos, etc, por trans-
portes y auxiliares de la flota mercante

Banderas neutrales

Los transportes podrAn hacer un uso limitado de banderas
neutrales, a, discreci6n del capitAn. Los transportes para largas
distancias y aquellos que recorren rutas regulars alrededor del
Reino Unido, seran provistos de banderas neutrales siempre que
conduzcan cargas valiosas. La bandera neutral podrA ser cambia-
da segdn la ruta, como sigue:










46 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

Ruta Canal de Bristol y parte sud del canal de Irlanda, ban-
dera 1. Noruega, griega 6 2. italiana.
Ruta Liverpool, Glasgow y part norte del canal de Irlanda
banderas, 1. espafiola 2. noruega.
Costa este del Reino Unido banderas 1. Cualquier bandera es-
candinava y (al sur de los Hartlepools) 2. holandesa 6 espafiola.
Los transportes que cruzan el canal no largarAn bandera al-
guna.

Nombres

PodrAn 6stos ser oscurecidos pero la pintura de nombres fal-
sos s6lo podra ser permitida bajo circunstancias excepcionales lo
que serA decidido por el official del transport personalmente en
el puerto de salida, asegurandose el secret mas estricto.

Nnteros

Se llevarAn en cuadros y s6lo seran expuestos al aproximarse
A sitios de examien 6 puertos aliados.

Marcas en el casco

Las marcas visible deberAn ser borradas y, en los que sea po-
sible, seran pintadas en forma que se parezcan A las correspon-
dientes de los buques neutrales que usan la ruta.
Alternativamente, un buque debera ser pintado parecido A
un buque de comeicio ordinario de su tipo.
Es necesario que todos los buques excepto buques hospita-
les 6 conductores de hospital, y cruceros mercantes armados y
vapores de visit) (boarding steamers) fletados por el gobierno pa-
ra el servicio military 6 naval, no lleven marcas distintas 6 nimeros
que indiquen que estan empleados por el gobierno. Tales buques
no deberAn estar pintados de manera diferente A los buques ordi-
narios de comercio de su clase, exceptuando las marcas 6 colors
de sus propietarios en las chimeneas, las que deberan ser siempre










COMUNICACIONES INGLESAS A LOS BUQUES MERCANTES 47

sacadas; las chimeneas pintadas de negro y el nombre del buque
y puelto de registro oscurecidos. Los buques al servioio del gobier-
no s6lo deberdn izar su distintivo y bandera en el caso de comunicar
ellos mismos, con una estaci6n de seiales 6 al entrar en bases navales
i otros puertos en que se encuentren buques de guerra britdnicos.
(M. 01905, 12 marzo 1915)

Luces

Durante la guerra, los auxiliares de la flota, carboneros, etc,
no mostrarAn las luces superiores de navegaci6n.
Los buques que salgan de este puerto bajo escolta de otro bu-
que deberAn apagar sus luces de navegaci6n y cubrir las otras lu-
ces de manera que sean invisibles desde el exterior.

Precauciones para mantener el secret

Las llegadas a puerto de los auxiliares de la flota mercante
no se comunicard a los propietarios por tel6grafo sin6 s6lo por carta.
No se anotard en ninguno de los diarios de abordo, los nom-
bres 6 movimientos de los buques de Su Majestad. La comuni-
caci6n de tales movimientos serA restrinjida sAlamente a las f6r-
mulas C. 0.(( (A. W. 0. 346/1915).
Despacho del Comandante en jefe Devonport 15 marzo 1915.

Instrucciones del Almirantazgo i los buques mercantes
britAnicos

COmnfidencial

En ninguna circunstancia se permitirfi que este papel caiga
en manos del enemgo

Esta memorial es para informaci6n personal del capitdn. No
debe ser copiada y cuando no se use sera conservada en lugar segu_
ro en que pueda ser destruida inmediatamente.










48 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

Todas las 6rdenes previas sobre este sujeto quedan cancela-
das.
Las parties de esta memorial necesarias para deberAn ser comunicadas verbalmente A los oficiales que concier-
nan.
10 febrero 1915

Instrucciones para propietarios y capitanes de buques mercantes
britfinicos, referentes a las operaciones de submarines ale-
manes contra la Tlota mercante britAnica.

Sec 1.-Informacidn respect d submarines.

A.-Los submarines britanicos 6 franceses tienen orden de
no aproximarse a los buques mercantes (otros que buques pesca-
dores) dentro del area siguiente:
Latitud 43N. 6a latitud 63oN.
Longitud 4 E. 6A longitud 13 W.
Dentro de estos limits, cualquier submarine que por su ac-
ci6n demuestre que trata de acercarse 6 comunicar con un buque
mercante, debera ser tratado como hostile.
B.-Dibujos de siluetas de submarines britAnicos, franceses
y alemanes se encuentran en un folleto titulado (Submarinos en
aguas nacionales, publicado confidencialmente por el Board of
Trade y entregado en la misma forma a los buques. Todo buque
que navegue en aguas nacionales debera tener a bordo una copia
de este panfleto.
C.-Es possible encontrar submarines franceses fuera de los
puertos franceses. Los submarines britanicos pueden ser encon-
trados al este de Portland 6 al sur de Aberdeen; tambien fuera de
Devonport y en el Filth of Clyde. Fuera de estos limites IPs pro-
babilidades son de que los submarines avistados sean alemnanes.
D.-La velocidad del submarine alemAn en la superficie exce-
de A la del buque mercante ordinario, pero la velocidad bajo el agua
es baja. Un submarine no puede ver bajo el agua.
Si esta sumergido cstd obligado, a intervahlos frecuentes A.










COMUNICACIONES INGLESAS A LOS BUQUES MERCANTES 49

sacar fueia de ella un largo tubo, llamado periscopio, para poder
ver donde vi. Algunos submarines estdn armados con un cation
pero 6sta es un arma inferior incapaz de inflingir dafios serious A un
vapor de hierro except a corta distancia.
Todos los submarines llevan torpedos pero su provision es
limitada y son muy contrarios a dispararlos contra buques mercan-
tes, Es muy dificil A. un submarine tocar a un buque en movimien-
to con un torpedo, especialmente si esta casi enfilado y la expe-
riencia ha demostrado que un gran numero de torpedos ha sido
lanzado sin resultado alguno. En el caso de que un buque sea to-
cado por un torpedo la tripulaci6n tendra, generalmente, amplio
tiempo para escapar en los botes, si estos son conservados prontos
para el servicio.

Sec. 2.-Procedimiento si se vista un submarine enemigo.

A.-Ningin buque mercante britknico se rendirn mansamen-
te A un submarine, sino que harA todo lo possible para escapar. El
buque que se rinde esta seguro de ser echado 6 pique y la tripula-
ci6n dejada al garete en los botes. El buque que hace una tentati-
va determinada de escapar tiene muchas prjbabilidades de conse-
guirlo. Ain en el caso de fallar y de tener la poca sueite de ser to-
cado por un torpedo enemigo, la tripulaci6n, en la mayoria de los
casos tendra amplio tiempo para tripular los botes.
B.-Si se v6 un submarine A una distancia 6 un periscopio
cAmbiese de rumbo, dU atras 6 siga A toda velocidad. Si el submari-
no persigue al buque en la superficie, dirijase hacia la tierra mAs
pr6xima 6 profundidades menores presentando siempre la popa.
Si el submarine abre el fuego con un cation, continuiese el rumbo
d toda costa-si para, este, seguro debe ser torpedeado-pues el
fuego de cation de muchos submarines no es peligroso. En caso
de ser canioncado la tripulaci6n del buque se guarecerd bajo cu-
bierta y estarA lista para tapar los agujeros hechos por los proycc-
tiles ceica de la flotaci6n. Si el submarine no dispara se podrd su-
poner que no titne canon y, en cste caso, no podra averiar si so le
present siempre la popa y se observa cuidadosamente si lanza un










REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


torpedo. Con el submarine en esta posici6n, un golpe de tim6n
podrk evitar el torpedo, cuya estela puede verse por una linea de
burbujas de aire.
C.-Si un submarine aparece repentinamente cerca por la proa
con intenciones hostiles indudables, gobi6rnese directamente ha-
cia 61 6 su mayor velocidad, alterando el rumbo lo necesario para
mantenerlo por la proa. Probablemente el submarine se vera obli-
gado a sumerjirse, en cuyo caso se habrA puesto en seguro al va-
por pues aquel se vera obligado A aparecer por la popa de 6ste.
Arreglarse de manera que la maquina tenga un suplemen-
to de velocidad listo para emergencia. Unos pocos minutes podrdn
ser suficientes para salvar al buque.
D.-El buque que es perseguido 6 que escapa de un submari-
no debera larger la bandera mAs grande que tenga A bordo A me-
dia asta del palo de proa 6 en el de popa.
E- A ningin buque britanico en alta mar le es permitido
asistir a un buque que ha sido torpedeado por un submarine. Di-
cha asistencia debera ser dada por los pequefios buques costaneros
pescadores i otros buques pequefios de poco calado.
F.-En el area de submarines se debera acercar con precau-
cion A todo buque que haga sefiales de auxilio pues possible que 61
actue como seiiuelo de un submarine.

Sec. 3.- Llegada 6, 6. salida de puertos ingleses 6 franceses.

A.-Entre las latitudes 43 y 63N. y al este de la longitud
13W. se debera mantener una estricta vigilancia sobre los subma-
rinos v los buques que naveguen en esa area deberan tener sus bo-
tes afuera, cominpletamente aprovisionados y listos para ser arria-
dos. El peligro es mayor en las proximidades de los puertos y A
la vista de los puntos promninentes de la costa. Siempre que sea po-
sible, la recalada a los puntos importantes, dentro del area debera
hacerse antes de oscurecer.
B.-Los submarines no operan con gusto, de dia, en aguas ba-
jas. Se aprovechara do esta ventaja siempre que sea possible. De
noche, los submarines prefieren buscar abrigo cerca de la costa en










COMUNICACIONES INGLESAS A LOS BUQUES MERCANTES 51

aguas tranquilas por lo que conviene que los buques se manten-
gan bien afuera.
C.-Mientras los vientos y mareas lo permitan, los buques de-
beran hacerse A la mar al oscurecer y recalar a los puertos al ama-
necer. Si estan obligados & esperar fuera del puerto sin fondear, se
navegar 6a toda fuerza cambiando rumbo a cortos intervals.

Sec. 4. Alumbrado, colors, etc.

A.-De noche es important que los buques ingleses se parez-
can lo mas posib]e a los neutrales. El brillo de las luces de navega-
ci6n no debe exceder al prescripto por los reglamentos. En el buque
no se mostraran luces brillantes y en muchos casos serA aconse-
jable apagar todas las luces. Si los buques neutrales emplean al-
gun sistema particular de luces, este debera ser copiado por los
buques ingleses.
B.-El empleo de bandera talsa y disfraces por los buques que
tiatan de escapar a la capture, es una costumbre bien estableci-
da en la historic de la guerra naval. De ninguna manera es des-
honrosa. Por consiguiente, los propietarios y capitanes estaran den-
tro de su derecho si emplean cualquier cosa para inducir en error
al enemigo A confundir los buques britanicos con los neutrales. Se
evitarAn los m6todos excepcionales de pintura y las marcas no-
tables en las chimeneas que no se parezcan 6 las de los neutrales.
En los casos en que la construcci6n del buque 6 el servicio en
que estA empleado d6 alguna posibilidad de engafiar al enemigo
no se usari difraz ni se izara bandera extrangera.
Los empleados de Aduana y otrps serAn instruidog para que
no intervengan en la discreci6n de los capitanes y armadores en
la alteraci6n de la apariencia de sus buques de acuerdo con el jui-
cio de ellos de la mejor manera para engafiar 6a nuestro poco es-
crupuloso enemigo.
Cuando un buque britdnico reciba de un buque de guerra bri-
t6nico 6 aliado la orden de parar 6 al entrar 6 salir de un puerto
neutral, izara la bandera mercante inglesa.










REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


Sec. 5. -Telegrafia sin hilos

Hasta ahora no se ha permitido d los buaues britanicos el uso
de la telegrafia sin hilos 6 izar sus antenas en aguas territoriales
britknicas 6 aliadas.
En interest de la seguridad esta prohibici6n podrd ser ate-
nuada en caso de tratarse de cieitos buqucs y bajo las siguientes
condicioncs:
1.0-Dentro de las 100 millas de cualquier parte de la costa
britAnica, no se haran seriales con radiogiafia 6 menos de peligro
grave debido al enemigo 6 k causes naturales.
2.0-Se mantendrd una guardia de escacha tan constant co-
mo sea possible con los operadores de abordo.
3.0-Si un buque britknico es atacado por un submarine y tie-
ne neccsidad de asistencia harA la serial S. 0. S. seguida de una se-
ne de S, para diferenciarla de una llamada de auxilio debida k
causes naturales.
Al recibir esta serial se enviark asistencia armada pero los bu-
ques mercantes britanicos no deberan aproximarse A la vecindad
dcl llamado.
Los buques que deseen hacer uso de este privilegio deberan
dirigirse al almirantazgo y la autorizaci6n sera concedida siempre
que se instale, en los cables principles de fuerza, un interruptor
controlable s6lo por el capitdn en tal forma que no sea possible en-
viar un mensaie desde el buque sin su conocimrniento y aprobaci6n.
A los buques d los cuales se les conceda este privilegio se les
permitira izar sus antenas poco antes de abandonar los puertos
britanicos y cuando se dirijan hacia ellos se les permitira mantener
izadas las antenas hasta su llegada a puerto.

Sec. 6.-Lista de los puertos en los cuales existed, generalmente, de-
fensa y asistencia armada y d los cuales pueden retirarse los bu-
ques mercantes si son perseguidos por un submarine.

Inglaterra y Gales Escocia
Rio Tyne ...... Bahia Portland ... El Clyde (Ardossan)
Rio Humber .... Bahia Plymouth... Stornoway











COMUNICACIONES INGLESAS A LOS BUQUES MERCANTES 53


Inglaterri y Galesc

Great Yarmouth Bahi Falmouth ..
Lowestoft........ Milford Haven ....
Harwich ....... Liverpool .........
Sheerness .............. ; ..........
R am sgate........ ..................
Dover
Dentro de la isla de Wight


Irlanda


Queenstown ....
Berehaven ......
Bahia Galgway .
Bahia Blacksod .
Lough Swilly ...
Lame Harbour .
Belfast .........


Kingstown ..
Rosslare ....


Escocia


Kirkwall (islas Orkney)
Lerwick (islas Shetland)
Peterhead
Dundee
Firth of Forth


Francia
Dunquerque .
Calais .......
BoAlogne ....
Dieppe ......
Fcamp .....
El Havre ....
Cheburgo ....


San Malo.
Brest
Lorient
San Nazaire
La Pallice
Bocas del
Gironde


Confidencial

Agregado N.0 1 a las instrucciones respect A submarines hostiles.

Para ser agregado 6 las instrucciones de 10 de febrero de 1915.

1. Se darA particular atenci6n A los siguientes puntos ya tra-
tados en las instrucciones anteriores.
a) Se recalara A los puntos importantes, de noche.
b) Se darA gian resguardo A las puntas de tierra prominentes
a menos que los fondos alrededor de ellas sean bajos.
Los submaiinos no opeian en canales navegables dentro de
bajios.
2. Hasta ahora las indicaciones son que los submarines, co-
mo regla, atacan sin salir A la superficie. Sin embargo, son con-
trarios A desperdiciar torpedos y, por esta raz6n, tratarAn de acor-
tar la distancia antes de disparar. Si se conserve una buena vigi-
lancia hay muchas probabilidades de ver el periscopio. El peris-










54 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

copio de un submarine present una apariencia muy visible de-
bido a la estela de espuma que forma a su passage A trav6s del agua.
Se requieren, por lo menos, dos vigias uno de cada lado. So les da-
ra instrucciones para que vigilen continuamente desde la proa
hasta el trav6s a una distancia entire 300 y 800 yards del buque.
Se instalarA tambi6n un vigia en los altos para avistar a los sub-
marinos que esperan en la superficie. Este hombre deberA tener
anteojos y estar protegido del viento todo lo possible; un barrel da
buena protecci6n. Se sugiere que se ofrezca una gratificaci6n al
vigia cuya vigilancia demuestre que ha salvado al buque de un
ataque que hubiera podido tener exito.
3. Es important que la tripulaci6n no desert su buque in-
mediatamente que 6ste haya sido tocado por un torpedo. Muchos
buques han quedado A flote por muchas horas despu6s de haber
sido torpedeados y hubieran sido salvados indudablemente si sus
tripulaeiones hubieran quedado A bordo en lugar de embarcarse
en los botes. El buque que ha sido torpedeado estA en libertad de
hacer todas las sefiales de auxilio ordinarias, pero tendra cuidado de
izar el pabellon A media asta del palo de proa 6 del estay de proa
como un aviso A otros buques grandes de la causa del accident.
De noche mostrara una simple luz roja con el mnismo objeto.
4. Se tomaran disposiciones para proveer remolcadores en
estaciones convenientes a lo largo de la costa ademAs de las esta-
ciones de auxilio naval mencionadas en las instrucciones del 10
de febrero.
5. Los buques de pasageros yotros buques rApidos pueden re-
ducir considerablemente la probabilidad de 6xito de un ataque
de torpedo, navegando en zig-zag, es decir, alterando el rumbo A
intervalos cortos 6 irregulares. Este procedimiento es muy descon-
certante para un submarine sumergido y evita que se ponga en
posici6n para hacer un ataque por sorpresa.
La navegaci6n en zig-zag debera llevarse a cabo cuando el
buque se encuentre en aguas en que se tema que operen submari-
nos, A menos que el nimero de buques en la vecindad sea bastante
grande para hacer peligrosa la alteraci6n frecuente de rumbos,
por colisiones posibles.











COMUNICACIONES INGLESAS A LOS BUQUES MERCANTES 55

La navegaci6n en zig-zag es s6lo fitil antes de un ataque y
cuando el submarine estA sumergido. El buque perseguido por
un submarine en la superficie no hara zig-zag sino que navegara a
toda velocidad y s6lo cambiara de rumbo para mantenei al subma-
rino por la popa.
6. Se cree que los submarines alemanes que operan actual-
mente no estan provistos de tubos por el traves, por consiguiente
estAn obligados A presentar la proa antes de que puedan disparar
sus torpedos. Esta informaci6n puede ser de utilidad 6 los capita-
nes que maniobran sus buques para evitar un ataque. La velocidad
bajo el agua, afin en los iltimos submarines no excede de 9 a 10
nudos y todavia, esta velocidad no puede ser mantenida por mAs
de una hora.
7. Los cafiones provistos A los filtimos submarines aunque
cortos son de relativamente grande anima y disparan una granada
que, A corta distancia, es efectiva contra buques mercantes. La
practice de los submarines, cuando estan en condiciones de acer-
carse a un buque, parece ser la de aproximarse a este por la ale-
ta y disparar 6 una distancia que es impossible errar.
Esta tdctica obliga d modificar las instrucciones dadas hasta
ahora. Se consider que todo buque al avistar un submarine tra-
tarA primero de escapar. El submarine podra ser lento 6 el estado
del mar podra impedirle que navegue ligero. Si al capitAn le pare-
ce que el submarine se acerca rApidamente, sin ayuda A la vista,
serA lo mejor ponerle la proa antes de que este demasiado cerca.
Este lo obligarA A sumnergirse por temor de ser espoloneado. $i se
sumerge pierde enseguida velocidad y queda atras de manera que
la mariobra puede repetirse. Si no se sumerje hay una buena pro-
babilidad de abordarlo y, en todo caso, estara en la peor situaci6n
possible para usar el cation 6 torpedo.
El torpedo disparado A un buque desde una posici6n, traves
la proa, se evita mejor modificando el rumbo hdcia el torpedo.
Igualmente, un torpedo disparado desde una posici6n del trav6s
A popa se evita mejor modificando el rumbo alejdndose del
torpedo.
8. Los submarines alemanes estAn provistos de telegrafia sin










56 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

hilos y estin continuamente en acecho por buques con cargas
valiosas. Los capitanes de buque tendrdn el mayor cuidado en no
hacer sefiales radiogrAficas que habiliten a un submarine a calcu-
lar su posici6n aproximada. Se cree que los submarines se ocupan
en engariar A los buques por medio de radiograffa usando la serial
S. 0. S. y otras seiiales ingeniosas. Su nota normal es muy alta
y distinta pero es possible que est6n provistos de series especiales
que no se distingan de las de un buque britanico mercante.
9. Se recuerda a los capitanes que, cuando el tiempo y otras
consideraciones lo permitan, se puede aumentar la flotabilidad de
los buques vaciando algunos 6 todos los tanques de lastre.
Los torpedos disparados por los submarines chocan general-
mente cerca de la linea de agua de manera que la existencia de
tanques de lastre vacios pueden ayudar algunas v eces material-
mente a un buque aveiiado, para conscrvarlo A flote.
10. Una patrulla de yachts armados y de buques pescadores
todos de constlucci6n inglesa, ha sido organizada en la costa del
Reino Unido con el objeto de operar contra los submarines enemni-
gos y sus buques proveedores, buques mninadores y otros buques
del enemigo empleados en operaciones hostiles bajo el difraz de
buques mercantes.
Probablemente, los buques enemigos empleardn pabell6n
ingles 6 neutral y su identidad s6lo puede ser comprobada por los
buques patrullas, acercdndose A ellos, llamdndolos 6. en caso de
duda yendo A bordo.
Los buques mercantes britknicos darAn toda la ayuda posi-
ble A los buques patrullas y no se haran sospechosos dandose A
la fuga pues correrAn peligro de que se les haga fuego. Cuanto mAs
ripidamente se detengan al aproximarseles un buque patrulla,
tanta mayor seguridad tendrk 6ste de su cardcter amigo.
Tanto como se ha podido saber, los buques pescadores ene-
migos no operan en el Canal Ingles 6 en la costa britanica. Por el
present es seguro pensar que cualquier pescador 6 yacht que ten-
ga la serial M. N. izada (pare imediatamente)en un tope y la ban-
dera de guerra britanica ei' el otro 6 en el asta de popa que trata de
comunicar con un buque mercante, es uno de los buques patrullas










COMUNICACIONES INGLISAS A LOS BUQUES MERCANTES 57

britAnicos. Si los buques de la marina mercante estan siempre lis-
tos a parar 6 maniobrar para iecibir una comunicaci6n de los bu-
ques patrullas quo ellos deban hacer, el trabajo de. estos se facili-
ta y se hace mas Feguro ya que ellos deberdn pensar que un bu-
que que huye es un enemigo.
A los buques de patrulla auxiliares se les ha ordenado, en
aguas nacionales, que izen al tope del palo ademds de las sefiales
prescriptas, un cono con la punta para arriba, cuando traten de
acercarse 6 comunicar con un buque mercante. Los capitanes de-
beran instruir 6 sus oficiales que tengan esto present, ya que un
cono puede v erse algunas veces cuando d causa del viento A otras
las banderas son casi invisibles.
El objeto del cono es atraer la atenci6n sobre la serial.
Como esto puede ser copiado por el enemigo el cono no debe-
ra ser considerado como infalible prueba de carActer amistoso.
A todos los buques patrullas se les ha entregado una copia
de estas instrucciones, quienes estan prevenidos para evitar las
interferencias innecesarias y cuando los buques son reconocidos
por su apariencia conocida, no los detengan A menos que tengan
prevenciones i otras noticias que transmitir 6 esten necesitados de
informaci6on.
11.0 Los capitanes de buques que necesiten ayuda 6 asistencia
con respect A estas instrucciones se les recomienda hacerlo per-
sonalmente 6 por escrito A:
El Director de la Divisi6n de Comercio, Almirantazgo, Whi-
tehall, London, S. W.
0 en el Distrito de Liverpool A:
Capitdn G. C. Frederick, R. N., 10 Water Street, Liverpool.

Confidential

Notas sobre minas y torpedos
Hay razones para career que muchop de los torpedos dispara-
dos por los submarines alemanes estan preparados para flotar des-
pu6s que han terminado su recorrido.
Los torpedos flotantes pueden continuar siendo un peligro









58 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


para la navegaci6n por un period indefinido y cualquiera de es-
tos encontrado en esas condiciones deberA ser salvado en inter6s
de la comunidad maritima.
Las notassiguientes para salvar torpedos, son dadas como guifa
para los capitanes de los buques mercantes:
1. Un torpedo es un cuerpo en forma de cigarro de 15 A 22
pies de largo y de 14 A 22 pulgadas de diAmetro, su peso es de 1/2
A 1 1/4 tons. Estk construido de acero 6 de bronce.
Uno de los extremes del torpedo es agudo y es llamado la na-
riz 6 cabeza de combat, contiene la carga explosive y el mecanis-
mo de fuego. El otro extreme del torpedo es mas agudo y terminal
en los propulsores que son usados para navegar al torpedo bajo el
agua.
2. El torpedo estalla si recibe un golpe en la .
3. Todos los torpedos flotantes deberAn ser salvados 6 echa-
dos A pique porquc si se dejan a flote constituyen una amenaza
para toda la navegaci6n.
4. El salvataje es preferible A echarlo A pique pues ello d6a in-
formaciones de gran importancia.
5. No se trate de hundir torpedos espolone6Andolos porque si
se choca con la part posterior de 61 es possible que gire y choque
con la cabeza contra el buque propio.
6. El mnecanismo de explosion del torpedo es, generalmente
extremadanmente simple.
7. Consiste en un percutor A corredera colocado en la cabeza
El percutor es conservado hacia adelante por uno 6 various pernos
do seguridad, cuyo objcto cs evitar que el percutor sea obligado 6.
retroceder por otra cosa que por un fuerte clioque contra un cuer-
po s6lido. El golpe re(juerido es muy considerable. (El percutor
no puede ser forzado hliacia atr6s por el peso do un hombre)..
8. Gencralihnente el pereutor tiene tres 6 cuatro aletas uni-
das 6 61. Estas aletas tienen puntas afiladas y eii(lurecidas y su ob-
jeto es hacker retroceder al percutor aun si el torpedo recibe un gol-
pe repentino.
9. El percutor con sus aletas es conocido con el nomibre de
pistola.










COMTUNICXCIONES 1NGLESAS A LOS BUQUES IMERCANTES 59

10 LD pistola se saca facilmentc de la cabeza de combat v
cuando esto se ha hecho el torpedo puede ser manejado sin el me-
nor peligro.
11 .0 La pistola esta asegurada A la cabeza do combat del tor-
pedo por uno de los tres m6todos siguientes:

a) Atornillada fuertemente en 61.
b) Asegurada por tres 6 ma; tornillos de proa k popa, situados
alrededor de la base y cuya posici6n indica facilmente su
uso.
c) Asegurada por medio de ganchos A resort parcialmente
ocultos en el cuerpo de la pistola. Una detenida investiga-
ci6n revelard probablemente 6 dichos resorts y ellos po-
dran scr empujados hacia adentro ya sea por medio de dos
punzones 6 trav6s de los agujeros de la cabeza, justamente
abajo de la pistola y provistos para ese objeto 6 colocando
dos destornilladores detrAs de los resorts y haciendo fuer-
za sobre ellos.

12. Cuando se remueve la pistola generalmente sale con ella
la ceba que es un largo tubo que contiene explosive sensible que
es necesario para dar fuego .al otro menos sensible contenido en
la cabeza de combat.
13. La separaci6n de la pistola de la ceba deberA llevarse A
cabo por personas que tengan conocimientos t6cnicos del asunto.
14. El procedinmiento general para el salvataje de im tor-
pedo activo depend enteramente de las condiciones del tiempo
prevalentes pero pueden ser resumidas como sigue.

a) No golpear al torpedo en la b) VAyase 6 su costado en un chinchorro si el tiempo lo per-
mite.
c) AmArrese un alambre grueso 6 dos alambres en la cola y
rem6lquese al torpedo hacia aguas tranquilas.
Nota. El torpedo navega mejor si se amarra un chicote 6 ca-
da aleta.









REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


d) Estando en aguas tranquilas vatyase al costado del torpe-
do con un bote pequefio y col6quese un estrobo alrededor
de 1l.
Nota. El centro de gravedad esta pr6ximamente en el cen-
tro del torpedo donde hay siempre proyecciones que im-
piden que el estrobo se corra.
e) Izarlo cuidadosamente.
f) Remover la pistola si es possible hacerlo sin usar fuerza.
g) Si se tiene la mas pequefila duda sobre (f) d6jese colocada
la pistola y pidase asistencia t6cnica en primera oportu-
nidad.
Nota. Si se encuentra un pequefio abanico 6 helice que gi-
ra sobre un tornillo en la extremidad de la pistola, aquella
debera ser atornillada hasta que se apoye sobre el cuerpo
de la pistola. De esta manera esta quedarA inactive. Sin
embargo los torpedos alemanes recogidos hasta la fecha no
han sido provistos de este aparato.

El hecho de haber recogido un torpedo debera ser comunica-
do A la estaci6n naval mas pr6xima. Se abonarA una gratificaci6n
por un torpedo que haya sido recogido cuando flotaba en el mar.

Minas

Es de desear que las minas y otros objetos sospechosos que
se encuentren en el mar sean examinados lo mas cerca possible y
que se d6 de ellos una descripci6n lo mas exacta possible.
Las minas pueden ser encontradas, fondeadas A algunos pies
bajo la superficie del agua, flotando en la superficie unidas A sus
muertos 6 flotando libremente en la superficie.
En las dos iltimas condiciones podrAn estar en seguro pero
no se debe confiar en ello. Muchas minas tienen la forma de pera
de unos 4 pies 6 pulgadas de alto con ]a parte superior esferica de
unos tres pies de didmetro. Pueden estar-pintadas de cualquier
color.
De la part esf6rica salen cuatro k cinco proyecciones de unas









COMUNICACIONES INGLESAS A LOS BUQUES MERCANTES 61

seis pulgadas. Cualquiera de 6stas que se rompa producirA ]a ex-
plosi6n de la mina A menos que este en el seguro lo que como se
ha dicho antes es de poca confianza.
A todo objeto sospechoso debera aproximarse con precauci6n
y si se arria un bote el objeto no deberA ser tocado con un bichero
Smenos que se este completamente seguro que no se trata de una
mina. En cualquier caso que sea, se debera tener el mayor cuidado
de no dejarse arrastrar sobre una mina 6 no hacerlo sobre otra
cuando una es examinada.

Comunicaciones
Los siguientes particulars deberan ser anotados siempre que
sea possible.

a) Posici6n exacta donde la supuesta mina ha sido vista.
b) Fecha y hora.
c) Distancia a que ha sido vista.
d) Forma.
e) Apariencia.
f) Color.
g) Si flotaba libremente en la superficie 6 si estaba fondeada
en este iltimo caso, a que profundidad.
h) Si tenia cuernos 6 proyeciones.
i) Cualquier otro detalle que pueda hacer conocer si se tra-
ta de una mina 6 de un cuerpo inofensivo.
k) Donde ha sido hundido.
m) Donde ha sido aboyada.
La informaci6n requerida en los (a) A (min) debera ser da-
da tan pronto como sea possible k la autoridad naval m6As pr6xima
guardacostas, aduanas, oficiales de pesquerias, y debera ser dada
ya haya sido la mina echada a pique 6 no.

Echada i pique

Las minas que estin en la superficie deberan ser echadas A
pique, siempre que sea possible, por medio de fuego de fusil desde
una distancia no menor de 100 yards.










REV1STA DE PUBLICACIONES NAVALES


La mejor arma para este prop6sito es un fusil de alta v eloci-
dad do poco calibre que dispara un proyectil con camisa endureci-
da. Los proyectiles ordinarios disparados 6 pocav elocidad so aplas-
taran seguramente contra la mina sin echarla A pique.
En interns general de todo buque se recomrnienda a todos 6s-
tos que cruzan 1i operan en el mar del Norte, que se proven de
un rifle convenient para echar minas A pique 6 como defense con-
tra enemigos aereos.
Por el moment no se puede disponer de rifles de servicio pe-
ro en los almacenes por menor se pueden adquirir algunos que sean
cony enientes. El comprador de un rifle debe comunicar el prop6si-
to con que lo hace y dar otros particulares que puedan ser confir-
mados por cualquier armero.

Confidencial

Rutas comerciales dlrante la guerra

(Las rutas comerciales durante la guerra fechadas el 3 de
noviembre de 1914 quedan canceladas.

Instrucciones del almirantazgo A los capitanes de los buques mer-
cantes britinicos

Estas instrucciones son de naturaleza general. No son echas
para interferir con la discreci6n del capitdn en caso que 61 conside-
rase necesario separarse de ellas 6 que recibiera otras instruccio-
nes de autoridad competent.
1.0-Ultimas instrucciones antes de abandonar el Reino Uni-
do.-Antes de abandonar el Reino Unido todos los capitanes debe-
ran obtener las filtimas copias de los avisos a los navegantes del
Almirantazgo. Estas, junto con el filtimo'sumario mensual, pue-
de ser obtenidas gratis en cualquiera de las oficinas de la marina
mercante en el Reino Unido. Los capitanes deberAn tambien pe-
dir al receptor de aduanas las iltimas instrucciones respect A la
navegaci6n en aguas nacionales y una circular confidencial que










COMUNICACIONES INLGESAS A LOS BUQUES MERCANTES 63

explica A los capitanes la mejor manera de evitar a los submari-
nos enenmigos.
2.-Ultimas instrucciones antes de abandonar los puertos en
el exterior.-Antes de abandonar los puertos en el exterior los ca-
pitanes deberAn pedir al Reporting Officer consejos y la filtima in-
formaci6n. Esto es particularmente important en el caso de bu-
ques que zarpan directamente para aguas nacionales porque es
possible que campos minados fi otras instrucciones hayan sido co-
locadas, ayudas A la navegaci6n alteradas 6 cambiadas de posesi6n
y las estaciones de pilots movidas en cualquier moment sin avi-
so previo.
Los capitanes de buques que pasan A trav6s del canal de Pa-
nama deberAn ir a Col6n 6 a PanamA A pedir las lfitimas instruc-
ciones. Han ocurrido casos en que por haber dejado de pedir ins-
trucciones han sido hliechos directamrnente responsible por la per-
dida de su buque.
3.-Ordenes dads por buques de guerra britdnicos.-Todas
las 6rdenes recibidas de buques de guerra britanicos deberan ser
obedecidas sin discusi6n. En aguas nacionales se emplean un gran
nfiumero de buques auxiliares de patrullas (yachts y pescadores etc).
Estos buques cruzan frecuentemente con el objeto expreso de pre-
v enir A los buques mercantes sobre camnpos minados, submarines
fi otros peligros. Puede suceder que los buques mercantes que se
aproximan a los puertos nacionales sean detenidos mis de unavez
por estos buques; esto podra aparecer innecesario pero los capita-
nes deben recorder que las prccausiones son muy necesarias para
prevenir contra buques minadores disfrazados ingleses.
4.0-Evitaci6n de las rutas comcrcidles.-Las perdidas sufri-
das por la marina inmercante cn las rutas comerciales ocegnicas ha
sido hata ahora ligeras comparadas con el enormie volimen del
comercio. Estc. afortunado 5xito debe ,,er atribuido totalmente al
hecho de haber desparramniado ampliamente A los buques sobre
las rutas comerciales. Es muv iincccsaiio qjue esta political sea con-
tinuada afin cuando el nuimero de cruccros enemnigos que estan al
largo sea muy pequeio Los capitanes deben record. que A pesar
de la grandisima vigilancia por parte dc la gran flota ella no puede










64 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

cerrar enteramente el Mar del Norte. Existe siempre la posibili-
dad de que un nimero de cruceros rapidos puedan escapar y apa-
recer repentinamente en las rutas comerciales del AtlAntico sin que
se haya recibido aviso. Es possible tambien que el enemigo elabo-
re un proyecto para proveer de cafiones y munici6n A algunos de-
los numerosos buques mercantes abrigados en puertos neutrales
por todo el mundo. Cualquier relajaci6n de las precausiones has-
ta aqui consideradas necesarias sera conocida del enemigo y sera
una inducci6n direct para preparar un ataque que, si tiene 6xito
podrA infligir enormes p6rdidas en muy cortos tiempos.
5.o-Comunicacijn confidencial de rutas.-Ha ocurrido fre-
cuentemente que la primera indicaci6n de la presencia de un ene-
migo en una de las rutas comerciales ha sido la comunicacion que
uno 6 mas buques estan retardados. Hubiera sido de considerable
ayuda para el almirantazgo si en estos casos ellos hubieran co-
nocido la ruta aproximada seguida por los buques en cuesti6n.
Los capitanes de buque que van a realizar un viaje oceAnico a tra-
vez del Atlantico deberAn determinar antes de zarpar el rumbo
aproximado que intentan seguir y antes de abandonar un puerto
del Reino Unido deberan comunicar su decision A sus armadores
para que informen al Almirantazgo si esto es pedido.
Se pide a los armadores que reserve esta informaci6n has-
ta la terminaci6n del viaje. En el caso de buques que zarpan de
un puerto en el exterior esta informaci6n debera ser dada por es-
crito al Reporting Officer de tal puerto (v6ase la lista de estos ofi-
ciales en el reverse de las formulas C. 0.) Si durante el viaje se
presentan circunstancias que aparezcan al capitan como suficien-
tes para alterar la ruta indicada tendrA libertad para hacerlo asi.
En ninguna circunstancia esta informaci6n sera trasmitida
por correo fuera del Reino Unido.
La informaci6n requerida es: Nombre del buque, fecha de
zarpada, velocidad aproximada de navegaci6n, puertos de escala
ruta aproximada que se propone seguir. Fuera del envio de esta
informaci6n a las propias autoridades no debera hacerse menci6n
ni por escrito ni en conversaci6n de las rutas seguidas.
6 0-Ventajas de la dispersion.-Al elejir una ruta los capita-









CO.MUNTCACIONES IN(,LESAS A LOS BUQUES MIERCANTES 65

nies deberain recorder ([Lie el objeto es dispersar los buques tan am-
pliamente como sea possible. Los capitanes de buques que zarpan
de un puerto (v6ase ]a f6rmiula C. 0.) deberAn consultar .1 este ofi-
cial sobre las rutas A seguir de manera que sea possible llevar A ca-
bo arreglos para asegurar q(ue los buques (lue zarpan mnts 6 imenos
al mismo tiemnpo tomen rutas completamente diferentes. Las Areas
tales coimo estreclihos eni el eial la navegaci6n tiene que reconcen-
trarse necesariameite deberan ser pasados do noche siIempre (lue
sea possible. El comercio estA necesariamente concentrado en la ve-
cindad de un puerto y por consiguiente los buques deberAn arre-
glarse para abandonarlo despucs de oscurecer y para llegar A 6s-
te al aclarar.
7. Agqas territo,'iales ,eidrales.--Los buques hostiles no
parecen que operan a la vista de costa. Siempre que sea possible
.se aprovechara la protection dada por las aguas neutrales territo-
riales (6stas se extienden 6a tres inillas de la costa neutral) pero no
(debe presumirse (liue Li crucero enemrnigo se abstendrA de capturar
una presa en aguas neutrales" poco frecuentadas. Este parAgrafo
no se refiere A zonas en las cuales se sabe que operan los submari-
nos eneinigos.
8.0- Cuidados respeuto a cruceros enemigos, exploradores, etc.
--Frecucntecinte los cruceros enemigos estAn acompafiados por
buques mercantes que actfian como exploradores. Estos buques
estan esparcidos sobre un gran frente y provistos de telegrafia sin
hilos con lo cual piueden llamar al crucero cuando un buque in-
gl&s es avistado.
En las rutas de navcgacion oceanicas se debe conservar una
estricta vigilancia alrededor y .si se avistan humos 6 los palos dd
un buque a cierta distancia, se debera, tomar un rumbo perpendi
cular A la direcci6n de lo avistado. Si el buque cojitinAa acercan-
dose se deberA suponer que. 6ste es cnemigo y entonces se 1e pre-
sentara la popa.
Los buques tnercantes armados del enemigo y, exploradores
estan pintados corno los buques.britanicos yes possible quo se em-
pleen como exploradores A buques de. construcci6n inglesa,
Debe recordarse que el pabellon no es guja de la nacionalidad










REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


del buque hasta que el fuego ha empezado y los perseguidores del
comercio, alenianes, usan frecuentemente pabell6n neutral 6 uno
de los aliados.
9.-Materiales explosives 6 incendiarios en la carga.-Han
ocurrido casos de incendios inexplicables y descubrimiento de ma-
teriales explosives 6 incendiarios 6 bordo de buques brit.nicos.
Se han recibido comunicaciones que agents alemanes estkn k la
espera de oportunidades para incendiar 6 averiar 6 buques brita-
nicos.
Los capitanes, por ninguna raz6n, deberAn tratar con firmas
alemanas 6 agents alemanes en los puertos exteriores y deberan
realizar la m6As extricta inspecci6n en la carga de sus buques. Las
sustancias aceitosas son particularmente peligrosas en el carbon
y dificiles de notar pues un incendio producido por ellas podrA apa-
recer como ocasionado por combustion espontinca. Un cuidado
particular es necesario cuando una parte de la carga est6A compues-
ta de artculos militares valiosos. Ha ocurrido un caso en que una
mAquina infernal fu6 introducida a bordo por un hombre que ves-
tia el uniform de la Mosi6n de Marineros. En este caso, la bomba
estaba oculta en un paquete dirigido A un capell6n brit6anico en
Buenos Aires y era embarcado en un puerto britanico. Las muestras
paquetes y consignaciones entregados por desconocidos deber6n
ser considerados como sospechosos.
Las bombas empleadas hasta ahora han consistido en cilin-
dros de plomo que contenian un 6acido y un polvo y construidos
de tal manera que despues de un lapso de un cierto nfimero de dias
el Acido se ponia en contact con el polvo y esto producia bastan-
te calor como para producer un incendio en un dep6sito de espi-
ritu contenido en la misma bomba.
10.O-Destrucci6n de documents y diaries antes de la captu-
ra.-Han ocurrido casos en que el enemigo ha obtenido importan-
tes informaciones en peri6dicos sobre navegaci6n y otros captura-
dos A bordo de buques britanicos. Es pues de desear que todo est&
preparado para destruir tales papeles por el fuego inmediatamente
que se yea que la capture es inminente.
Las cartas, diarios de navegaci6n y otros papeles que den in-










COMUNICACIONES INGLESAS A LOS BUQUES MERCANTES 67

formaciones sobre el rumbo del buque y sobre precauciones para
evitar la capture, deberan tambi6n ser destruidos.
Se tendrA especial cuidado en destruir todas las instruccio-
nes dadas por el Alnmirantazgo.
No se harAn anotaciones sobre el avistage 6 comunicacion
con buques britanicos 6 aliados en el libro de bit6cora Ai official del
buque.
11.-Ventajcas de la cargo, neutral.--Han ocurrido dos casos
en que valiosos buques han sido dejados libres por los cruceros
alemanes debido 6 la creencia de ser la carga de propiedad neutral.
En un caso efectivamente, la carga era de propiedad americana
en el otro caso el capit6n ocultando sus conocimientos pudo en-
gafiar al official y hacer que se dejara libre una carga (jue costaba
. 200.000.
Sobre esto habrA que tener present que cuando una carga
neutral que no es contrabando es echada a pique A bordo de un
buque britanico, el gobierno aleman csta obligado A compensar
6 los propietarios neutrales. De esto se sigue que si el capitan de
un buque britanico puede convencer al official por cualquier me-
dio que su carga es de propiedad neutral, hay nuchas probabili-
dades de que se le deje continual el viaje sobre todo si la carga es
valiosa.
12.0-Telegramas finjidos y mensajes, guardarse contra ellos"
---El enemigo ha adoptado numerosos expedientes para obtener
noticias sobre fechas de salida y ruta probable de los buques bri-
tanicos. Pueden mencionarse telegramas y mensajes tele-
f6nicos ap6crifos. Algunas veces los buques neutrales han pre-
tendido inducir 6A los buques britanicos 6 dar su posicion por me-
dio de radiografia. Todos los enemigos estan provistos de radiote-
legraffa y como muchas series Marconi han sido capturadas, la
notaa)) no debe considerarse como una prueba del caricter de ene-
migo.
Los cruceros enemnigos son muy econ6micos en el uso de la
radiografia y segfin nuestra experiencia actual prefieren mAs bien
contestar un llamado que de iniciar uno. La posibilidad de que ten-
gan en su poder una copia del c6digo M. V. deberA tenerse siempre










REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


present y en todo caiso, es possible que ellos conozcan los signos.
de trabajo.
13.-Contralor sobre los aparatos radiotelegra(ficos.-No se
usarA la radiotelegrafia except en casos de emergencia y los ca-
pitanes deberin tener contralor sobre los aparatos de trasmision
de manera que ningun telegrania pueda ser enviado ni llamada
contestada sin su autorizaci6n.
DeberA recordarse que las invenciones recientes permiten to-
mar minarcaciones A un buque que hace scales de TSH. y con ello
han aumentado considerablemente el peligro de las sefiales inne-
cesarias.
14.0--Precauciones respect 6 los operadores de T. S. H. Es-
posible que el enemigo trate de colocar sus agents comno operado-
res de T. S. H. k bordo de los buques britdnicos.
Todos los capitanes especialmente aquellos que navegan eii
aguas nacionales ejerceran una extricta vigilancia sobre la insta-
laci6n de T. S. H.
Ciertos buques han sido provistos con un interruptor en los
cables que dan corriente los aparatos de T. S. H. para evitar que
cnvien mensajes sin conocimiento del capitAn.
Esta precauci6n es considerada adecuada bajo circunstan-
cias ordinarias pero no es suficiente para evitar que una persona
mal dispuesta y que est6 al corriente de la T. S. H. pueda enviar
un mensaje no autorizado.
En muchos casos el cable provisto para la luz de la oficina
es bastante fueite para conducir ]a corriente necesaria para la T. S.
H, de manera que colocando un fusible mns poderoso en el cuadro
de distribuci6n se podri dejar de usar los cables director k los apa-
ratos y nada importard que el capitan corte la corriente en el in-
terruptor arriba nombrado.
15.-Luces.-En todo el buque las luces deberan ser oscurc-
cidas y la de navegaci6n reducidas el minimum requerido por el
reglamento para evitar colisiones en el mar.
16.0-Submarinos hostiles. -Pueden encontrarse submarines
hostile en el MediterrAneo y en la ruta de navegaci6n centre Gi-
braltai y Ushant lo mnismo que en aguas nacionales. En lo future










COMUNICACIONES INGLESAS A LOS BUQUES MERCANTES Gil

es possible que ellos operen mAs lejos y si esto ocurriera los Repor-
ting Officers debern informar inniediatamente a todos los eapi-
tanes sobrc la localidad en que a(quellos operani. Es possible que Se
hagan correr rumors falsos sobre operaciones de submarines en
ciertas localidades, por personas interesadas. No so pagarnit aten-
ci6n a tales rumors a6 menos que no sean confirmados por un re-
presentantc del Gobierno do su Majestad. En cualquier loealidad
que los submarines operen, se toinaran las mismas precauciones
que se usan aliora en aguas nacionales. Debe esperarse ([que los sub-
marinos que operan en el exterior so disfracen para asemejarse a
buques locales, ya sea de vela 6 a vapor.
Se conservara sienipre una estrieta vijgilanwia alrededor del
buque.
Para nias instrucciones respeeto A subinarinos, so recomijenda
a los eapitanes las instrucciones va dadas con ese objeto.
] 7.- -Cuiid(do respect 4 las minais.--Hay razones para career
que el enenligo hlia adloptado el plaii de colocar unas pocas miinas
en areas elegidas en las rutas de la navegacion mercante.
Estas niuinas estAn colocadas generalmniente muy cerca de algu-
na marca muiuy conocida, buquc faro 6 boya, lo que perniite A los
submarines enemnigos nimantenerse claros de la zona minada tem-
poraria.
Por consiguiento, los buques mercantes deben aproximnarse
a tales niarcas con cuidado.
18.-Empleo de periscopios simulados comio senuelos. -Lo)s
capitanos deben recorder que periscopios simulados podran es-
tar unidos A minas al garete con la esperanza de inducir a un bu-
que que pasa A emplear la tactica de espolonear.
Existe un tipo de mina (llamada minna Le6n) que no requiere
muerto y que, por medio de un mecanismo interno, puede ser he-
cha flotar a la profundidad que se desee debajo de la supe,)ficie del
mar. Un periscopio simulado unido A una de estas minas tendrA'
un complete parecido con el verdadero articulo. Esto sera possible
reconocerlo por uno i otro de los siguientes signs:
1.0 Completa ausencia do lo estela de espumia que inarca el
passage de un verdadera periscopio & trav6s del agua.










REVISTA PE PUBLICACIONES NAVALES


2.0 Longitud innecesaria del periscopio. En dia de calma un
verdadero periscopio s6lo sale iun pie 6 dos sobre la superficie.
3.0 Inestabilidad A oscilaci6n en aguas poco movidas. Un ver-
dadero periscopio queda practicamente stable.
Las minas de esta clase pueden ser colocadas por submari-
nos y pueden ser encontradas en cualesquier aguas en que ellos
operen. Ha sido conunicado un caso de un periscopio de submari-
no usado para emitir sefiales ordenando A los buques de parar:
por consiguiente, los capitanes deben estar en guardia contra se-
mejante estratagema.
19.-Precauciones contra personas no autorizadas que se em-
barcan a bordo.-Se han producido casos en que personas no desea-
bles han entrado 6a bordo para hacer mal i obtener informaciones.
Tales individuos han hecho esto difrazados de capitanes ins-
pectores, proveedores 6 representantes de un departamente del
gobierno. No debe permitirse la entrada 6 bordo de persona al-
guna que no sea conocida personalmente del capitan.
Se tendra gran cuidado al embarcar tripulaciones en el ex-
terior y en el nomnibramiento de guardianes nocturnos. En puertos
en el exterior la vigilancia nocturna deberia estar 6 cargo de los
oficiales; no deberia ser confiada 6 guardianes nocturnos.
Los buques que se encuentren atracados da muelles en puertos
neutrales seran mantenidos alejados de 6stos por mnedio de tango-
nes.
20.-Precauciones contra el fuego.-Los aparatos apagado-
res seran mantenidos preparados para constant uso, en todo mo-
mento especialmente en puertos neutrales 6 cuando esten en puer-
tos que puedan ser atacados por buques enenmigos aereos.
21.0-Importancia del secret respect d rutas y asuntos con-
fidenciales en general.-Todas las comunicaciones sobre ruta. de-
beian ser consideradas como confidenciales. No se darn infor-
maciones confidenciales 6 persona alguna que no le concierna di-
rectamente, ni estas podrAn ser tocadas en conversaciones en nlu-
gares piblicos. Las informaciones confidenciales no podrAn ser
trasnmitidas por telefono 6 telegrafo en el Reino Unido 6 en cual-
quiera otra parte, ni deberan ser enviadas por cartas postales A,
6 desde un lugar fuera del Reino Unido.










COMUNICACIONES INGLESAS A LOS BUQUES MERCANTES 71

22.0-Inspecci6n de los buques antes de zarpar.-Se han pro-
ducido atentados para averiar accesorios del buque a fin de poner
A este en malas condiciones de mar en caso de mal tiempo. El capi-
tin y el ingeniero jefe debeian hacer una cuidadosa inspecci6n
antes de salir.
23.0-Precauiciones en el mar.-Se han comunicado casos de
buques en apariencia inocentes que actuaban como sefiuelos 6 vi-
gias de submarines 6 cruceros. Los capitanes aprovecharAn la
primera oportunidad para dar cuenta de todos los casos de bu-
ques que procedan de modo poco usual y sospechoso.
La informaci6n contidencial 6 que pueda ser de alguna uti-
lidad a un enenhigo no sera comunicada A buques desconocidos en
el mar.
Los capitanes deberAn recorder que un buque aprovisionador
enemigo podrA arbolar pabcll6n britAnico, aliado 6 neutral.
24.0-Cuidados contra la tdctica de espolonear llevada d ca-
bo por buques a. sueldo alemdn.-Los capitanes de buques que na-
vegan en el Rio de la Plata y en la costa de Sud Am6rica son pre-
venidos que muchos de los vapores locales estdn mandados por
alemanes y controlados por capital alemiAn. Comunicaciones muy
detalladas han sido recibidas sobre qcue ciertos de estos buques
han hecho tentativas deliberadas para espolonear buques brita-
nicos valiosos.
Es possible que esta tActica sea repetida en cualquier otra par-
te y los buques de cargas valiosas tales como buques petroleros
cargados con carnet 6 llevando municiones, deberAn estar preveni-
dos contra tales tentativas.
Estado Mayor de Guerra del Almirantazgo, Divisi6n de na-
vegaci6n.















MPTODO PARA 1)ETERMTNAR LA HlORA MEDIA DE (IREEN\VICH 7:


METODO FAIL Y PBAITICO PARA DETERMINAR EN

EL MAR LA HORA MEDIA DE GREENWICH


:'OR El, CAP]TAN WOO)


(De Xwilicral S.,,il'.')



sRibera y ITriburu, en su Tratado de Nave-
cacidi (2.a Edieio6n), paigina 521, dice a la letra:
Longitud por ascensiones reclas de la huna. Este
nimtodo para calcular Ia longitude result afin
nmis err6neo que el anterior, pues si bien la
pratctica de las observaciones de alturas en que
se funda, present menos dificultades y se hace
con mayor exactitud, en camlbio, el error en
longitud, quo suele scr como en el caso ante-
rior, 30 veces mayor que cl de la ascension
recta, viene aumentando en el que experimen-
ta esta coordenada a consecuencia de la altura.
porque siendo 6ste
Iti - - _da-- ()
cos 1. sen Z
y su denominator menor (que la unidad, d h
es siempre mayor que d a, eic.s. N. DEL "I'.



El ('apitan Wood, del Dundee TechIi i cal College propose el
siguiiente proccdiiieinto para dteriiiiinar la hora media de Gr(een-
wich y por consigiuiente li longitudI del] olservador sin el itxili(
de los (cronlletros, eln reeinplazo del de la.s SDilstaincias [Liiiaires,>

(*) IHsta cxprcsio ( da el error d( hl minutes de arco (quc se trans-
mite al horario de iln astro por un error d a minutes de arco cometido
en la altura. paigina 311, del texto dle navegacion Capit'an Mcry, 2.a
iEdici6n. N. i).i T.











REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


dia hoy endesuso por lo engorroso del m6todo, la gran cantidad de
guarismos empleados y mas que todo la poca confianza que mere-
cian sus resultados, dadas las dificultades que do por si present la
oDoservaci6n.
Una rApida inspecci6n del Almanaque Nautico,> muestra que
de los elements con que en el mar cuenta el observador dentro
de la observaci6n, la ascension recta de la luna es el que varia
mas rapidamente en funci6n de la hora. La luna continuamente
atraviesa el cielo por sobre las estrellas, las cuales pueden conside-
rarse como que tiene fijo este element. Si para un instant dado
puede obtenerse por el calculo la diferencia. de ascensiones rectas
entire la luna y una de estas estrellas (lo cual tambien es la diferen-
cia de sus dngulos horarios), es claro quc para este mismo instant
podra tambi6n determinarse la ascension recta de la luna y com-
parandola con la que da el Almanaque se obtendra la hora media
de Greenwich mediante una simple propoici6n.
El calculo de este problema es ?encillo y fAcil para los efectos
de exactitud y para hacerlo de mas valor, debera seguirse en su re-
soluci6n las siguientes reglas:
1. La luna y estrella deberAn encontrarsc A una distancia
considerable del meridiano, dependiendo el resultado de sus proxi-
midades al vertical primario.
2.0 Si hubiere duda respect d las condiciones normales de
la refracci6n atmosf6rica, la altura de la estrella no debera obser-
varse sino hasta que sea muy pr6xima a la que tenia la luna.
3. Si hubiese trascurrido un intervalo considerable entire las
horas en que fueron observadas las alturas (digamos que la luna
haya sido observada durante el dia y la estrella al crepisculo) la
refracci6n correspondiente a cada altura debera s.r cuidadosamen-
te corregida para las indicaciones del bar6metro y term6metro.
4. El mismo observador debera tomar ambas alturas y em-
pleara el minismo instrument.
En vez de una aplicaci6n detallada para la clara comprensi6n
del procedimiento, se da el siguiente ejemplo.
El 2 de Enero de 1915 al ser la hora media exacta de Green-
wich=13h 25" 19' en posici6n estimada Le =45 00' N. y Ge











MIETODO PARA DEiTERMINAR LA HORA MEDIA DE GREENWICH 75

=60 00' 0., se pararon los cron6nometros y e] observador aprecian-
do A. aquella en 131' 20" y con el objeto de determinar la longitud
observe al Este del meridiano el limbo inferior de la luna, A ob (I
= 36 15' 00". Despu&s de un intervalo de 5 ninutos y con el mis-
1mo sextaiinte se observe, tanibi6n al E.te del meridiano, la altura
de de Cidncer que result ser A ob -320 27' 44".
Altura del ojo = 18 pies (5.5 metros). El buque permaneci6
estacionado durante el tiempo trascurrido entire las observacio-
nes, puies de otro modo habria qupie hacer una pequefia correccion
l ]a altura de la estrella.
Siendo la Hm. Gr. = 131' 2(1m (supuesta) para. el 2 de Enero,
se correjirAn para esta hora los elements de la luna, enseguida se
calcularan los horarios de la luna y estrella por la conocida f6rmu-
la del horario.
La lbna,


Aob i =
Dep =


15' 00"
4' 09"


Aap. =
(p. Ref.) =


36 10' 51"
-4- 43' 47"


A v = 36 54' 38"
Sd = +15' 30"


37 10W 08"
45 00' 00"
67 24' 15"

149 34' 23"
74 47' 12"
37 37' 04"


colog cos = 0. 150 515
colog sen = 0. 034 686


log cos
log sen


2 log sen
log sen

(oriental)


= 1. 418 985
= 1. 785 608

= 1. 389 794
= L. 694 887
= 1" 58'" 46W
= 3"1 57"' 32"


Av c
L
A

28
S
S-A










REIVD'1'A DI PUBLICACIONES NAVALES


)' tI C ('n 'er


A ob = 32 27' 44"
Dep. = 4' 09"

A ap = 32 23' 35"
BRf;. = 1'31"

Av 32 22' 04"
L = 45 00' 00"
A = 68 13' 32"

2S = 1450 35' 36"
S = 729 47' 48"
S-A = 40 25' 44"


colog cos = 0. 150 545
colog sen = 0. 032 147


log cos
log sen


2 log sen ,P *
log seon P *
ie P*
(oriental) P *


P = 4" 21'" 43"-
Int. trausc0. = 5'" 00'.83


= 1. 470 944
=1. 811 913

- T. 465 519
= 1. 732 759
= 2" 10'" 5P1'.5
-- 4' 21' 43".


(en tiempo si-
dc reo).


P reducido a la 1.a obs. = 4" 26'" 43'.83
P.c = 3" 57' 321

P* _P 0" 29'" 11'.83
AR = 8" 38"' 24'.44

AR c calculada =- 8" 09'" 12s.41
AR c del almanaqu'e para 13" 8" 08'" 13.47 (Enero 2)

Difa. = 584.94


do donde result 2(6 34'.
La 1 Hm. Gr. obtenida por el edlculo es 13 2(im6" 3 Is.,
En el instant en ([11 so efectu6 la observaci6n dc la lhna es
el instaute corr'espondiente a la presunta Hm. Gr. y como la es-
trella so observe' 5 ninutos mas tarde 6 sea que este astro so on-










METODO PARA DETERMINAR LA HORA MEDIA DE GREENWICH 77

(colntraba 5 minnutos mnis al Este do su horario calculado, este da-
to necesita pues auinentarse en 5 miinutos do tiempo medio redi-
cido d sid6reo.
La Hm. Gr. el 2 de Enero a las 13" 26' 34s se ha obtenido co-
rrijicndo la declinaci6n de la hina para una hora err6nca en 5 mi-
nutos (131' 20"1), por consiguicnte la declinaci6n de la luna debe
correjirse nuevamente para la Hm. Gr. encontrada v rehacer el
cAlculo del horario:


Ar =c 37 10' 08"
L = 44 00' 00" colog cos = 0. 150 515
A = 67 25' 16" cologsen = 0. 034 633

2 S' = 149 35' 24"
S = 74 47' 42" log cos =1. 418 753
S-A = 37 37' 34" log sen. = I. 785 690

2 logsen PC =1. 389 591
log sen P PL = 694 795
I P = 11 58m 441

PC =311 57i. 28s
P vorrej0. de la aceleracion = 41 26m 43'.8

p -P P = Oh 29'1 15'.8
AR = 8h 38m 24s.2

AR c calculada = 8h 09T" 08s.4
ARC del Almanaquepara 131 = 81, 08" 13"s.5 (Enero 2).

Dif'. = 55s.1

d' done resulta 24"' 50s.
La Hm. Gr. encontrada por el edlculo para el 2 de Enero es
I ', 2.14"' 56-'.
Considerando en comfin este problema y el de distancias lu-
narcs. en lo que so refiere A los various miinutos de arco (que se acep-
ta como limite y dentro del cial el observador debe fiarse para
su situaci6n, result que la hora obtenida mas arriba es de aproxi-











REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


mnaci6n suficiente; pero si se disease una mayor exactitud s6lo Las-
tari volver a correjir nuevamente la declinaci6n de la lumna para
la nueva Hni. Gr. (13b 24"' 5(O) y rehacer el cAlculo comrno anterior-
mente.
De este modo tenemnos:


37 10' 08"
45 00' 00" cologcos
67 25' 00" cologsen

149 35' 08"


74 47'
37 37'


1' corrjo.


2 1o
lo


de la


AR
AR a del Almanac


= 1. 150 515
= 0. 034 647


34" log cos = 1. 419 816
26" log sen =1 785 668

g sen 1 P C =1. 389 646
g sen P C = 1. 694 823
I P c = 1, 58- 44'.65
p a 31, 57n, 29'.3
aceleraciou = 4h1 26" 43 .8

P* P c = 0h 29" 14'.5
AR = 81 38m 24s.24

a calculada -= 81, 09- 09'.74
que para 13h -= 8h 08"' 139.47 (Enero 2)

Flif". = 56-.27


de dond& result 25'm 21s.
La Hm. Gr. encontrada, es, pues 13' 25" 21'. Si la declina-
ci6n de ]a hluna se volviese 6 correjir para esta hora, el resultado sc-
ria 13 25 ] 7. La diferencia entire estas horas es pequefia y la
Hm. Gr. exacta quedard comprendida entire aquellas que concuer-
dan estrechamente con la Hm. Gr. para las cuales se calcularon
las alturas, v aunque la hora de Greenwich se ha obtenido aquf
con bastante exactitud, el observador dbe penetrarse de que en
el present caso no ban entrado los errors de observaci6n, y ps-
4


A v C
L
a

28
S
S- A


78










METODO PARA DETERMINAR LA HORA MEDIA DE GREENWICH 79

tos, como se sabe, obligan tanto -A este problema lo mismo que a
sus similares, a dar amplitud de un minuto de arco a la longitud
obtenida.
Determinaci6n de la longitud.-Tomando la Hm. Gr. exacta
y que queda comprendida entire las dos filtimas obtenidas por el
cAlculo, aquella serA 13 25' 198 del 2 de Enero.
Asi pues:

AR a el 2 de Enero a las 131 25'" 19s = 81 91' 10s
P C = 3h 57m 29s

H. s. = 4h 11,W 41,
AR G m = 181h 46"m 24s

ir2 L = 9h 25m 179
Hmi. Gr. (por el cnlculo) = 13h 25" 19s

G = 41 00m 02" 0.
G = 60 00' 30" 0.

Puede aceptarse que el resultado obtenido por este procedi-
miento original algunas molestias, pero en cambio el m6todo de por
si es tan sencillo que cualquier observador puede calcularlos, aun-
que tenga poca practice. Comparemos el m6rito de este procedi-
miento con el antiguo de las distancias lunares, el cual, por lo ge-
neral, estaba afectado de errors en la distancia observada, algu-
nos de los cuales eran los siguientes:

a). Error de excentricidad del sextante.
b). Error de colimaci6n.
c). Error de indice poco exacto.
d). Error de los vidrios coloreados.
e). Ecuaci6n personal del observador.
f). Variaciones de la refracci6n, segfin las condiciones de la
atm6sfera.

Aunque estjs errors tienen su efecto mas perjudicial en la










REVISTA DE PUBLICACIONER NAVALES


Hm. Gr. obtenida por distancias lunares, no 1o tienen material-
iiente en ]a Hm. Gr. calculada por el metodo de que se trata. Ad-
mitamos como un argument que el total de estos errors sunic 2'"
eantidad no muy grande, pero) que en las distancias lunares equi-
vale por lo menlos A 4"' de error en la Hmn. Gr. 6 sea 10 en longi-
tud. La misma cantidad de error 2' agregada A cada una de las al-
turas en el problema en cuesti6n, alterarin los horarios alrededor
dle 11s, pero los 'ngulos horarios variarani en eonjunto y del tal
manera, quc ]a diferencia de ellos se alterarn! s6lo una fraeci6n de
segundos y en tal virtud la citada diferencia sera el inico punt
de importancia. Igualmente hliabrA que considerar el pequefio error
(que pueda existir en la latitude (que se use, puies si esto ocurriese
v sc calculate, los dos horarios, ambos resultarian err6neos y es-
ta variaci6n ii error tendrat poco efeeto en la diferencia de aquellos,
la cual es el uihico elemnento aqui usado en la deterninaci6n de la
ascension recta de la luna.
La cantidad do refracci6n debido al cambio de las condicio-
nies atmosf6ricas, en el mar no se Ie puede correjir exactamente
y el error debido a esta causa, tiene un efeeto perjudicial en la. Him.
Gr. encontrada por distancias lunares. Lia influencia de la varia-
cion de la refraccion, originada por el canibio de las condiciones
atmniosfericas,. afecta, por lo general, A las observaciones directs
hechas por cl observador. Mientras mas pequenia sea la altura del
astro, mayor serai, el desplazamiento debido A esta causa, y mien-
tras mayor sea la diferencia de altura de los olos astros, mayor sert
tambi6n sobre ella el efecto de cualquier refracci6n normal en
las alturas. Generalmente el Almamlaque no traia distancias lu-
nares inferiores A 30, porque dentro de esta distancia y debido 'I
(que el angulo bajo el cual la estrella v la hiina se aproximan la dis-
tancia amenudo disminuiye mas dlespacio' v en razon variable.
Se deduce de esto ([ue en el problema de las dlistancias lunares don-
de la, lna v estrella deben tener alturas nuy diferentes, permit
<(tic el efecto de cualquier condlici6n anmorinal de refriacci6n obre eln
today su extension.
En el nmetodo aqui propiesto. tomando umta estrella (ite ten-
ga alproximadamniiente la mrismna altura que la una. cualquier ecambio











METODO PARA DETERMINAR LA HORA MEDI)IA DE GREENWICH 81

anorma] en la refracci6n no tiere importancia alguna, pues conmo
ambos astros estan afectados en lan misma cantidad, los horarios
se alterarAn por igual en una ciorta cantidad que materialmente
en nada afectarA su diferencia.
Por medio de este procediniento v el cmplco de cualquicr sex-
tante se puede obtener buenos resultados, mientras que para me-
dir la distancia lunmar observada se require un instrumnento ca-
si perfect: la inica imperfecci6n del sextantc que puede dar una
soluci6n err6nca es la mala graduaci6ii del limbo, y aimn estc defec-
to se puede subsanar. El observador s6lo tender que observer la
altura de la hmana, fijando por complete la alidada en el sextante,
anotar el intervalo de tieminpo trascurrido hasta (que la estrella ten-
ga la misma altura ([ique la luna 6 sea la que indica la posici6n dc
la alidada v en esta circunstancia ambas alturas estarAn igualmen-
te afectadas por cualquier error del instruimento. Y poniendose en
el caso extreme, ([ue es el de no tener sextante, se puede tener la
situaci6n por cste procedimniento en aquellos puntos de ]a tierra
donde los astros se vean nacer y ponerse.
El m6todo aqui indicado es much mas sencillo para calcular
y por muchas razones es superior al antiguo problema de distan-
cias lunares, pero en ningin caso podrk competir en precision con
los cron6metros, aun cuando las alturas scan tomadas con toda
exactitud, pues las tablas corrientes de logaritmnos no estan adop-
tadas para deducir las pequefias diferencias nccesarias y dar los
resultados de los cron6metros, ya sea clue se emplee el m6todo
propuesto 6 el de distanciass lunares. Cuando los cronometros se
parent Fe-rA el caso inico acceptable para dar un lniite considerable
de incertidumbre d la posici6n del observador, obtenida por 6s-
te 6 cualquicr metodo, v a fin de establecer un liumite doe confian-
za personal, convendrk de vez en cuando, hacer observaciones de
esta niaturaleza, comparando la hora asf encontrada con la quc in-
dican los cron6metros. Cada observador debe, pues, establecer
su propio imiite, dcsde que no todas las personas tienen ]a misma
pricisi6n para hacer sus observaciones.
El secreto del 6xito descansa en hacer las observaciones con
cuidado. Las alturas no necesitan observarse con muchlia exacti-










82 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

tud, pero cualquier pequeiio error que se tenga en una de ellas, de-
be tenerse taminbi6n en la otra, es decir, que si la altura de uno de
los astros fu6 tomada haciendo un contact muy fino, el contact
entire el otro astro y el horizonte debe hacerse tambien igual y
vice-versa.
Las alturas deberdn tomarse cuando el horizonte sea claro
y perfectamente definido, lo que generalmente sucede bastante
tiempo antes y despues del orto y ocaso, durante cuyo intervalo
las estrellas son perfectamente visiblEs en el cielo.
Cuando trascurriese un intervalo considerable entire las ob-
servaciones de la luna y estrella, la latitud correspondiente a ca-
da observaci6n debeii determinarse con todo cuidado, porque cual-
quier error en este element y limitado finicamente al cdlculo de
uro de los horarios, producird naturalmente un error en la hora de
Greenwvich buscada.









MADERAS LABORABLES 5





EspecifiGaciones para el material de la Marina de

Guerra Imperial Alemana


(Informe del Capitdn de fragqat'a A. Celery)


Maderas laborables

Generalidades sobre la designaci6n de los )nateriales de madera

a Los materials de madera trabajados a escuadra para el
servicio de astilleros y los empleados generalmente para
el equipo de buques, se designan con los nombres de vigqas,
tirantes, tablones y tables. Las piezas de 24 cm. de espesor
6 mAs llAmanse vigas; las de 5 A 23 cm. tirantes si son tra-
bajadas con hacha y tienen aristas; troncos 6 trozos, si arm
conservan la cascara del Arbol; tablones 6 tablas llAmanse
las piezas de 1 A 4,5 cm. de espesor. MAs adelante se dA una
aclaraci6n precisa sobre el concept tablon. al tratar de
las condiciones t6cnicas de los tablones de roble vasee II
d 3).
Las maderas que se entreguen labradas octogonalmente
como asi las entregadas en estado completamente bruto,
se designan como vigas redondas; las de pino blanco y pi-
no silvestre, cuyo diAmetro imported 30 cm. y menos; como
perchas y bordones. Las maderas para palos llAmanse vigas
redondas 6 perchas cuando su diAmetro sea de 26 mm. 6
mAs por metro de largo.
El material de madera que se entrega para ]a prueba
para objetos especiales y trabajada en forma visible, es de-
signada seguin el uso A que se le destina, como ser: ((duelas>










,REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

,
cmbutido etc.

Genejralidades sobre li prieba de los materi(des de fmadera

STodos los materials de madera que deban adquirirse
con destino al servicio de astilleros y para equipos de buques
antes de ser aceptados dcfinitivamente, eu el astillero im-
perial, serAn sometidos 6 un exAmen t6cnico ante una comi-
si6n especial formada por empleados de construcciones na-
vales y un ingeniero de nmarina 6 maestro de taller. Los
miembros de la comision receptora soil responsables en con-
junto de la bondad y exacta medici6n de los materials en
condiciones de aceptaci6n. En caso de producirse difercn-
cias de opinion, decidird como president de la conmisi6n el
cinpleado superior de construcciones navales.
S El maestro de taller tiene derecho de apelar ante la auto-
ridad comitente, contra la decision del president. Esta ape-
laci6n debe hacerse por escrito, designando aquellas piezas
que, al parecer del maestro del taller, no se hubieran debi-
do recibir 6 en las cuales la media no ha sido calculada de-
bidamente.
Si el maestro de taller no hace uso del derecho, dentro
de los tres dias, despu6s que se le haya hecho conocer la
decision del president, de protestar contra esa decision, se
le harA responsible por la bondad y por la media exacta de
las piezas.
Las vigas, tablones, trozos y tablas aceptadas por Ia
comisi6n de recepci6n serAn marcadas por 6sta con una es-
tampa de la marina pucsta en los dos extremos.
Las maderas (con excepci6n de los troncos de miadera
de guayacin), vigas, tablones y tablas ademAs de esto, se-
ran serialadas, ademas con niimeros y las medidas.
6 La comisi6n de recepci6n, formulary listas segia es-
tas medidas las cuales estardn ordeuadas segun calidadcs
espesores y numcraci6n correlativa, como asi segun el lar-










MADERAS LABORABLES 85

go y anchlio y, si fuse necesario para los cdlcuilos, con el vo-
I'imen dc cada picza.
La comlisi6n de recepci6n debe certificar la exactitud
de las listas do las medidas, entregando estas iltimnas a los
provcedores, quienes las devuelven adjuntas A las cuentas.
El astillero recibidor, debo comprobar si el nimero de
piezas estA de acuerdo con la lista de medicine enviada y,
si durawit el transport han ocurrido averlas.
Para los calculos de los mayores anchos de diametro
v6ase 31 (lie trata sobre las condiciones especiales de en-
trega.
Para los posts de guayacAii, como asi para los materia-
los de madera que no se lhan dosignado anteriorinmente, no se
hace necesaria la confecci6n d( listas do medidas y, la co-
misi6n de recepci6n debe certificar directamente la exacti-
tid de las cantidades do estos materials aceptados cornmo
buenas, sobre las mnismias cuentas.

I (eiieralidaldes sobre lai nedici6in de los maleriales de madera.

El largo do lht madera debe ser siempre medido en el
(centro del aicho, si existen superficies torcidas, centre los
extremos rectanigulares que pueden obtenerse. Si las made-
ras resultan adecuadas para unions longitudinales, coimo
set: quilla, sobrequilla, durmnientes etc. y ella tiene cortes
inclinados quo pueden ser emipleados para empalmes, de-
be tomarse la imedida de la part utilizable de las mismas
(in la mitad del largo.
La nmadera debe minedirse en centimnetros completos. El
sobrante do mnodio decinietro v menos, no se tomari en con-
sideracion; el sobrante que paseo de nmedio centimetro es to-
inado on consideraci6n cada dos decimetros.
Los anclios y espesores do la minadera debon averiguarse
ien las piezas derechas y sesgadas en el centro del largo; en
los curvados, en el centro del largo de cada brazalote. Si
tmio de estos tiene minedidas esoncialmente menores que cl











REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


otro, debe sefialarse cada media en forma de quebrado
v de tal manera que el numerador de los tres quebrados
contengan las minedidas en un sentido y los denominadores
las del otro.
Las medidas transversales de ancho y espesor de la
madera debe tomarse en centimetros enteros redondeando
No se tendrAn en cuenta sobrantes menores de un centi-
metro.
Los trozos con cantos irregulars pueden ser aceptados
siempre que la superficie cuadrada media sobre la medula
de la madera imported 4/5 de todo el ancho 6 espesor y, que
los cantos terminen, en lo possible, parejos en los dos lados.
No se harAn descuentos por las aristas irregulares admi-
tidas.
Como diaietro de las maderas redondas y perchas, se
indica exclusivamente el diametro interno del centro, es-
to es, el promedio entire los extremos del pie y la cabeza de
la pieza.
El diametro medio de la m6dula, debe tomarse en cen-
timetros enteros.
El largo de las vigas, tablones y tablas debe tratarse
en la misma forma que el largo de las maderas. Su ancho
debe medirse en el centro del largo y, esto en las vigas y
tablas en el menor de ]a albura, en los tablones en el centro
de Ia irregularidad de las aritas y se expresark en centime-
tros completes.
El espesor de las vigas y tablones de mias de 10 cm. de
espesor, debe tomniarse en la parte mas debil y, expresarse
en centimetros completes de man)era que al efectuarse la
medici6n se tome en cuenta el centimetro mas pr6ximo me-
nor.
En las vigas y tablones de mnenos de 10 cm. de espesor
como asi en las tablas que, en todas parties deben tener el
espesor respective, debe medirse el espesor en medics ceiin-
timetros y de tal manera que siempre se tome en cuenta
el medio centimetro menor inms pr6ximo.


86










MADERAS LABORABLES 87

Para los tablones gruesos que se emplean en la cons-
trucci6n de botes, son vdlidas otras prescripciones especia-
les, vase capitulo II. Las tablas de todas las classes de made-
ras pueden ser entregadas sin repulgar. De esta determinina-
ci6n quedan excluidas las tablazones de cubierta, tablas
para andamio y para cajones de encajonar.
Con respect 6 la tenida en cuenta de la albura en algu-
nas calidades de madera v6ase el capitulo II.
Si la unidad de computo prescripta exije la averigua-
ci6n del cubicaje de los materials de madera que deben en-
tregarse, esta debe efectuarse segiun las tablas de cubicaje
para medidas metricas de Hildebrand y, siempre con tres
numeros decimales.











II.-MATERIAL

PR])EPARACI6)N, .EMPi,'LEO Y PI'RUEBAS

oo ooObservaciones
Nombrc y empleo C Condiciones t6cnicas referente a la prueba del material
del material y la comnprobaci6n de las pruebas
I)u


a A,,'- (,'robhl).

1. Tlablas de arce y'
ttiablo s Ipara illiP-
hi us



2. Embutidos d(it airc
(maple. Bird's eyes)i
|i ra III ,i1blies.

1) Hliy.,.

1. Tablln's h de HIava
(olorada para ar-"
tiulos (dle inventa-,
rio v h'erranitllets.


Deben ser (ortados de inmadera blanca v Si las tablas v tablenes dehen ser fonsi-
idel,ada. secada al aire: entregada excenta deradas como secadas al aire, le decide la
ilt. de rajaduras v falls. pudiendo contener so- coniisi6n de reception it su juicio y confor-
laimenlte algitItos nuldos i uefions, sanos y line su deber.
s6lidos.

Dl)eben ser entregados en las medidas co- Al presentarse el pedido, se eomp)robara
merciales usuales corTrespondIentes i Ia prine-cada vez especialmenite, el dihbujo y colora-
pieza ha fijada. ci6en de los unibutidos mediante itmuestras
de, por lo menos. 210 20 (cim.


I)eben scr sainos v ni deben ientregarse 'as- No se disponiien reglas generals sobre la
tillados in tenet grades rajaduras y dema-lcantidad v tamanio de los nudos y rajaduras
siados minudos. admitidas. La coimisi6n de recepcii6n, de-
'm. be por Io tanto dridlir sefiln su 81riterio i
isu deber.








Sy e I4 Observaciones
Nombre y empleo ('ondcliciones tkcnicas referente a ]a prueba del material
del material ad
dl material y la comnprobaci6n de las pruebas
_____________i^ "_____________________\_____________________


2. Tablones de Haya
blanca para models
cuiias y articulos de
inventarios.
c Ciprks.
(taxodiumni distichuin
Tablones v tablas
para construcci6n de
botes.
(I Roble.
1. Vigas de canto pa-
ra tacos de varade-
ros y dormidos de
proa.


Como lo anterior.


Como lo anterior.


1)eben ser sanos v secados al aire, con una No se disponen reglas generales sobre la
S albura comipletanmente sana; s6lo pueden te- cantidad y tamaflo de los nudos y rajaduras
S ner pocos y pequenios nudos sanos v no star adinitidas, comio asi sobre el secado al aire.
in. astillados ni torcidos. La comisi6n de recepci6n, debe por lo tanto
decidir segn su criteria y confornie su deber.

Deben ser cortados en invierno. Deben en- No se (disponen reglas generals sobre la
itregarse en ]as mejores condiciones v deben cantidad v taianio de los nudos, rajaduras
* iser trabajados de manera que las superficies y concavi'dades adinitidclas. Por lo tanto, la
Smeinc3 itrabajadas importen, por lo menos, 415 par- coniisi6n de reeepci6n decidird segin su cri-
S tes de todo el anclho 6 espesor. Ademiis no terio y conlormnie A su deber, teniendo espe-
deben presentar torsiones ni contender gusa-Icial cuidado que los nudos, rajaduras y (con-
nos, parties podridas y rajaduras, que pue- cavidades de eualquier especie est6n situa-
den perjudicar la capacidad del einpleo. dos en tal formnia y sean de un tainano que
SSe admitiirAn pequenios nudos podridos no pueda perjudicar la solidez de la miadera
siempre que se encuentren en parties donde en atencion al objeto en que deba eniplearse.
;no perjudiquen el objeto del enipleo pero si Si una concavidad es demasiado proftunda
'deben ser descontados. podrd hacerse, segin las cireunstancias, pa-
ira aminorar las minismnas un descuento en el
j sobrante.


i













Nombre y empleo
del material


2. Vigas, de roble, pa-
ra rodas de botes,
curvas y gaviete.



3. Tablones de roble
para construcci6n de
botes.


0

U'0 P
"0*


piezas





mc3


Condiciones tecnicas


Observaciones
referente a la prueba del material
y la comprobaci6n de las pruebas


Deben ser proporcionados al dibujo, del No se disponen reglas generals sobre la
mnadera firme y sana y ser cortados segiln cantidad y tamafio de los nudos y rajaduras
media de canto filoso y libre de albura; no admitidas. La comisi6n de recepci6n, debe,
deben contener mayores nudos sueltos 6 po- por lo tanto, decidir segun su criterio y su
dridos ni rajaduras grandes. deber.


Deben ser de troncos cortados durante el
invierno y que sean sanos y ser entregados
en las mejores condiciones. Deben tener,
siempre que no sean derechos, una curvatu-
ra con cantos paralelos. No deben estar as-
tillados, ni presentar nudos grandes. En el
lado medio deben estar excentos de albura.
No deben contender gusanos, parties podri-
das ni rajaduras que puedan perjudicar el
objeto de su empleo.
Pueden tener pequefios nudos podridos
siempre que est6n situados en parties que no
perjudiquen el objeto de su empleo, pero.
deben ser descontados.


La prueba de los tablones de roble debe
hacerse en la mismna forma que la de las vigas
de roble.









Observaciones
Nombre y empleo Condiciones tecnicas referente a la prueba del material
del material y la comprobaci6n de las pruebas
0 __________________________________________


4. Tablones y tablas
de robles para cons-
trucci6n de botes 3
muebles.





5. Tablones gruesos d(
roble para construc-
ci6n de botes.


Deben scr cortados de madera sana, firnic
y del mismo espesor, y no deben entregarsz
,con astillas ni grandes nudos sueltos 6 podri-
m dos y grandes rajaduras y deben haber sido
Isecadas al aire. No deben existir grandes ra-
jaduras. Dentro del ancho medido, las ta-
bias y tablones deben estar excentos de albu-
ras.

S Deben ser cortados de los troncos mejore-
delgados y mAs sanos, no deben haberse
m criados torcidos y su cortadura, de igual es-
pesor, debe ser en direcci6n de los rayos de
la medula; deberdn ademas, ser entregados
libres de nudos, rajaduras y fallas de cual-
quier especie; deben ser secados al aire y si
tienen una curvatura pequefia los cantos
deben correr paralelamnente. Las tablas, en el
ancho medido, deben star excentas de al-
bura. S61o se admiten, desviaciones del espe-
sor prescripto hasta el 5 % del misino.


No se disponen reglas generals sobre la
cantidad y tamafio de los nudos y rajaduras
admitidas comno asi sobre el secado al aire.
La comisi6n de recepci6n debe, por lo tanto
decidir segdn su criterio y deber.




La comisi6n de recepci6n deberi decidir
de acuerdo con su criterio y su obligaci6n,
Fi las tablas entregadas deben ser considera-
das como secadas al aire.











Nombre y emplCo z o s t Observaciones
del material i Condiciones tcnicas referente a la prueba del material
I y la comprobaci6n de las pruebas


6. Duelas de roble pa-i Las piezas para toneles v para fondo dc Si sc cntregan piezas que hliayan adquiri-
ra trabajos de tone- los mismos deben ser do buena mnadera do do color oscuro a causa de miucho tiempo
leros. piezi roble, libre de fallas y, ser entregadas en ]as de d inedidas pedidas por partidas bien secas, sa- del total v ellas seron cepilladas de los dos
nas, libres de albura v de nudos; no deben lados.
iestar agusanadas ni con estriadas 6 llonas de Si al practicarsc esta maniobra resultan
grietas. piezas con fallas, so rechazara la entrega 6
so recoimendara al proveedor hacer ce)pillar
S I :todas las piezas de los dos lados volviendola
S Ia p)resentar (dv nuevo.
El grado de soquedad do las duelas es su-
ficiente, si la perdida dc peso de cualquier
picza elogida despJues do 24 horas de scoado
sobrc el inuro de una dc las calderas que so
encuentrain on scrvicio, no sobrepase del 5 %.

7. Troncos de roble. mc3 Deben ser cortados durante cl invierno, comno para d 1.
debiendose entregar en las mejores condicio-
nes. Adeinds, no deben ser torcidos, i con-.
tener gusano 6 prcsentar grandes parts po-
dridlas, nudos y rajaduras que influyan en
la capacidad de su cnmpilco.






Nombre y empleo al 0 ': Observaciones
ombe empio Condiciones t6cnicas referente a la prueba del material
e material y la comprobaci6n dc las pruebas


/ Aliso.
Tablones
de also
delos.


y tablas
para mo-


q Fresuo.
(Fraxinus excelsior
1. Tablones y tablas
de fresno para mue
bles y botes.


II

Deben ser cortados de troncos buenos vi No se cstablecen reglas gcnerales sobre
sanos y de igual espesor y ser entregadas sc- Ia cantidad v tamailo de los nudos v rajadu-
in. cadas al aire. Principalmente deben compo- iras admitidas. La comisi6n de recepci6n
nerse dc material de costado. S61o sc admi-Idebe, por lo tanto, decidir segfin su erite-
ten tablones v tablas de la parte del coraz6n rio v su obligaci6n.
del tronco si, las mismas medidas en el cen-
tro del largo conservan, por lo menos, 36 cm.,
de anchor. S61o pueden contender nudos pc-
quefios, sanos y pequeiias rajaduras, no es-
tar astillados Y no tender un grano blando,
suelto y gris.

)i Debcn ser cortados de troncos de un color, No se estableccn reglas generals sobre la
sl 'gris moreno claro, no haberse criado torci-lcantidad v taimaiio d- los nudos admitidos
dos y deben ser del mismo espesor y secladoscomno aqi sobre el seeado al aire. La comnision
I m. !al aire. |de recepci6n, debe por lo tanto, decidir se-
Deben coinponerse en su generalidad dcll!gfin su critcrio v su obligacio6n.
S material de costado. S61o pueden contener!
unos pocos pequenfios nudos v pequeias raja-,
duras. Las rajaduras del aire s6lo dcberan pc-!
netrar hasta 1/6 del espesor. La part del
coraz6n del tronco s6lo es admitida en tablo-i
nes y tablas, si las mismnas, mnedidas en cl
centro del largo, tiencn, por lo nmenos, 36 cm.i
ide an'ho.













Nombre y empleo
del material


2. Maniguetas de fres-
no para barras de
molinete.

h Pino.
Palos redondos, per-
chas, palo para bi-
chero.




i Pino silvestre.
(Pinus silvestris).
1. Perchas de pino sil-
tre para perchas de
telegrafia sin hilo y
pequeiias maderas
redondas para bo-
tes.


- 0

41
-0I


In.




nm.












pieza


Condiciones t6cnicas


Observaciones
referente a la prueba del material
! y la comprobaci6n de las pruebas


Deben ser dc fresno blanco do jardin, du-
ro y criado derecho, ser cortados cuadrados<
y sin corazon. I


Deben hliaberse criado derechos 6. en lo po-
sible poco torcidos, ser sanos y ser entrega-
dos con solo pocos nudos sanos. Los nudos
no heben estar situados nimy cerca uno de
otro. La corteza no debe sacarse d causa de
la facilidad de rajarse. No deben existir ra-
jaduras grandes.

No deben haberse criado torcidos 6 en es-
piral. No deben estar carcomidos en el tron-
co 6 en la m6dula, ni tener nudos sueltos 6
asegurados artificialmente. Los nudos sanos
no deben scr demasiado grandes.


No se establecen reglas generals sobre
la cantidad y tamaio de los nudos'y raja-
duras admitidas. Por lo tanto, la comisi6n
de recepci6n debe decidir de acuerdo con
su criterio v su obligaci6n.



Los nudos deben exaniinarse perfectamen-
te bien y se verA si se pucden aflojar, debi6.n-
dose tener especial cuidado con los nudos ase-
gurados artificialmnente. No se establecen
reglas generals sobre la cantidad, taniaiio y
seguridad de los nudos, rajaduras y coordi-
naciones admitidas. Por lo tanto, la comni-
si6n decidirA i su criterio.







0 -, Observaciones
Nombre y empleo M a) Condiciones t6cnicas referente a la prueba del material
del material y la comprobaci6n de las pruebas
UD


2. Entablados de pi-
no silvestre y de pi-
no para Santa BAr-
baras.


3. Vigas de pino silves-
tre y de pino para
entablados.



4. Tablones de pino
silvestre para cubier-
tas.


Deben ser de troncos sanos y ser cortados No se establecen reglas generals sobre el
derechos y a escuadra. Esta madera no debeifinmero y tamaio de los nudos y rajaduras
tener en general ni nudos podridos ni suel- admitidas por lo tanto, la comisi6n de recep-
tos, sino sanos y s6lo en una cantidad redu- ci6n decidira de acuerdo con su criterio.
cisa y, la albura no debe estar podrida.

Deben ser sanas y derechas y, en lo posi- No se ostablecen reglas genorales sobre la
ble, con aristas vivas y no ser cntregadas cantidad y tamafio de los nudos y rajaduras
con nudos demasiados grandes. admitidas, como a-i sobre si son secados al
aire, por lo tanto, la comisi6n de recepci6m
|lecidira de acuerdo con su criterio.


Deben ser cortados de inaderas sanas v
libres de coraz6n, no deben ser entregados
astillados ni torcidos. Deben estar libres de
ilbura, s6lo pueden tener pocos nudos pe-
luefios y sanos y deben ser repulgados so-
bre el ancho pedido, de tal manera que la
parte del coraz6n est6 situado, en lo possible
en el centro del tabl6n.
Las rajaduras por el aire s6lo podrdn pene-
trar hasta 1/6 del espesor deltabl6n respec-
tivo.


No se establecen reglas generals sobre la
cantidad y tamaio de los nudos y rajaduras
admitidas. La comisi6n de recepci6n, de-
be por lo tanto, decidir a su criterio.
Especial cuidado debe dedicarse a los nu-
jos artificiales.












'Nobre y empleo 2 0;: Observaciones
Nombre y empleo Condicioncs tecnicas referente a la prueba del material
del material y la comprobaci6n de las pruebas
________'___________________________


5. Tablones v tablas
de pino silvestre pa-
ra mueblos, botes
6 instalaciones de
cualquier species i
bordo v eni servicio





6. Tablones para anda-
mio de pino silves-
tre y de pino.


k Alerce.
(latix europaea).
Perchas de alerce
para masteleros etc.


Deben ser cortadas de maderas sanas v.I No so establecen reglas generals sobre el
ser entregados en las mejores condiciones'niinero y tamaio de los nudos y rajaduras
S v sersecados al aire. Estos deben componorseladmitidas. Por lo tanto, la comisi6n de re-
*I principalmente de material de costado. S6-cepci6n est' obligada ;i dccidir segun su cri-
! ilo deben tender unos pocos nudos pequeinoskterio.
m. YV sanos v s6lo opequenas rajaduras; ni ostari
S astillados ni torcidos. Las vigas, tablones yi
tablas deben toener una albura sana v blanca.'
SLas rajaduras por el aire no doben pene-
trar mis de 1/6 del espesor.


D)eben seor cortados rocientoinemente doe
troncos sanos v derechos y ser repulgadosi
paralela 6 trapezoidalniente al ancho pedi-,
do. No deben estar astillados ni ser entre-
gados con nudos deniasiado grande.

Deben ser dereclias, en lo possible poco ta
ladas v sanas. S61o deben tender pocos nu-
dos sanos v fires v que no esten situados
ituno cerca del otro.


Igual A la obsorvaci6n anterior.


i







Nombre y empleo Observaciones
0r y e 7 Condiciones t6cnicas referente a la prueba del material
del material S y la comprobaci6n de las pruebas


1 Tilo.
Tablas v tablones
para muebles.


?n Caoba.
1. madera de caoba
para muebles como
asi instalaciones a
bordo v en los bo-
tes.





2. Tablones v tablas
de caoba para mue-
bles 6 instalaciones
a bordo y en los bo-
tes.


s!


Il.



C111.




cm3









rn.


Deben ser cortados del mismo espcsor de
troncos sanos de tilo y, ser entregados se-
cados al aire y libres de rajaduras grandlcs.
S61lo pueden tener unos pocos nudos pe-
uefios y sanos.

Debe ser confeccionada de troncos sanos
y duros y, en tal forma, que las superficies
cepilladas importen, por lo menos, 4/5 par-
tes de todo el ancho 6 espesor. Debe ser en-
tregada, va sea derecho 6 con curvatura
igual.
S61lo deben existir rajaduras de pequeili-
simo grado.

Deben cortarse de vigas de igual espesor
ser derechos 6 tener una curvatura peque-
nia que corra paralelamente. No deben es-
tar astillados 6 torcidos, libres de rajadu-
ras y ser entregadas del color estipulado
en una de las pruebas.
Rajaduras del aire s6lo deben penetrar
hasta 1/6 del espesor de la viga correspon-
diente.


Igual A la observaci6n anterior.





La prueba de las mniaderas de caoba cs
igual d las de roble.
(v6ase observaci6n para d 1).







No se establecen reglas generals sobre la
cantidad y tamailo de los nudos y rajaduras
adminitidas. Por lo tanto, la comisi6n de re-
cepci6n decidira de acuerdo con su criterio.
Si fuera necesario, se comprobara el color
de las vigas y tablas de caoba por muestras
que por lo menos deben ser de 0,5 m. de lar-
go y 30 cm. de ancho.















Nombre y empleo Observaciones
del material C0 2 Condiciones t6cnicas referente a la prueba del material
i y la comprobaci6n de las pruebas


3. Embutidos de cao-
ha.

n Nogal.
1. Tablas, vigas y ta-
blones para mnuebles.


pieza



In.


2. Embutidos do nogal pieza


Deben corresponder a la prueba y ser on-
tregados en el espesor exigido.


Deben scr cortados de maderas sanas y
de un mismo espesor, ser derechos 6 con una
pequeiia curvatura quo sea paralela. No de-
ben ser astilladas 6 torcidas, libres de albu-
ra y ser entregadas sin rajaduras y tender el
color establecido en una de las pruebas co-
rrespondientes. Las rajaduras de aire s6lo
deben penetrar 6 lo sumo hasta 1/6 del es-
pesor de la tabla correspondiente.

Debcn ser entregadas de acuerdo con
la prueba estipulada y on los espesores exi-
jgidos.


Si fuera necesario, se comprobara el co-
lor de los embutidos, por un dibujo y mues-
tras de por lo menos 20 X 20 cm.

Si fuera necesario, so comprobarA el co-
[or de la madera do nogal niediante una
inuestra de, por lo mcnos, 0,5 in, de largo
y de 26 cm. do ancho.






Si fuera necesario sc comniprobara el color
de los embutidos por una mucstra dc un ta-
niaiio de 20 x 20 cm.