Revista de publicaciones navales

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Revista de publicaciones navales
Physical Description:
Mixed Material
Publisher:
Buenos Aires; Servicio de Inteligencia Naval ( Argentina )

Record Information

Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
aleph - 20934447
oclc - 26200495
System ID:
AA00019461:00027

Full Text








MINISTERIO DE MARINA

REVISTA
D E

PUBLICACIONES NAVALES

Tomo XXVIII.-Nurm. 235.-Afio XII. Buenos Aires, Mayo de 1915


GIROSCOPO ANSCHUTZ
DE LOS ACORAZADOS

"MORENO" Y "RIVADAVIA"

Informe del teniente de navio Joaquin Arnaut


I'RINCI1'1OS .DE LA ]'RECEsION

Es tin hecho conocido (pie tin giroscopo en movimiento tra-
ti de mantener suit eje en una mismina direcci6n.
Para comprender los principios dinAmicos que entrant en


Fig. 2


Fig. 1










REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


acci6n daremos una explicacion sencilla sobre ]a naturaleza del
moviniiento de ]a precesion, que aiunque no es complete, mnues-
tra el lado practico del problema de una manera simple.
El movimiento de precesi6n se cstudia ficilmente con el
simple giroscopo (que indica la figure 1.
Si se. 1o tomia tal coio se indica on ]a figiira, con cl pulgar
apoyado en uno de los tornillos yv el imdice en el otro, y se hace
girar r1ipidaiiiente el toro, inniediatamente se inotara que ofrece
1ifa grani resistencia a ser sacado (die su posici6n original, ejer-
cien(do iina presi6n c(0oi) para salirse de la mano. Observando
maiiis atetitanioente se vern quIe el eje tiende a universe en Angulo
recto con la direce.i6n de la fuerza Ique' trata do imnoverlo: este nmo-
vimienlto se llana de p)rec'sini>).
Sc ol)servari, tamil)icn quiie si el eje se ineve pnarallaeinei,
a si lisillo, cl giriOsc()o no ol'rece 1u1ingnt resistenicia.
En las figuiras 2 a G. la direcci6n dc la rotacionii del toro es Ia
IIIisilna enll to(dos los (casos.


Fig. 3


Fig. 4









( I I('s(olO) ANSCIIU'/z


Las flechas curvas indican la direcci6n de] movimniento del
toro y de la precesi6n, cuando se deprime un extremnio del eje
con la punta d(l l]piz.
En todas ]a figures sc usan flechas derechas para indicar
la direcci6n de la fuerza perturbadora, mientras que las curvas
indican la precesi6n correspondiente.
Las figures 2 y 3 indican la direcci6n del movimiento de
precesi6n cuando se trata de sacar el eje de su posici6n original.
En la figura 2 esta fuerza estA indicada como aplicada per un
l4piz, y' en la figura 3, por inedio de un peso que cuelga de un
extreme del eje del bien conocido (Gir6scopo de Wheatstone usa-
do en las experiencias de Fisica.
La figure -f indica la precesi6n en direcci6n opuesta, cuando
la fuerza estA aplicada en direction contraria i la de ]a figure 3.
Es necesario recordar que la precesi6n continue hasta tanto cese
de actual la fuerza perturbadora.
Las figures 5 v ( imuestran otros casos de aplicaci6n de la
fuerza perturbadora indicadas por T Y las correspondientes pre-
cesiones por las flechas P.


Fig. 5i


Fig. Gi










REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


EL (MIHO(COM\I 8 ANSC:, ITTZ

D)S,('RI'(i'ION (G:EN1IAL I, ILOS P 'fRIN(CI'lIOS D)EL {IROCOMPAS

Para ihacer uiina dlescripcin realinente ineligible del giro-
coimlpas, es necosario explicar priiii(ro las razolcs de la existen-
cia (de la fuerza directriz.
La teoria d Foucault da calt cel siguiente priicip]io: cualulier
Cierp)o qie gira libreinentc v al cual se Ie aplica iuna fucrza per-
turbadora, tiende Ai. colocar sui eje (de rotation paralelo al nuevo
eje de giro de dicha fuerza y por el camino mAs corto, de modo
que las rotaciones del gir6scopo y de la fuerza pertfrhadora ten-
gan lugar ien la niismia dircei6n.
Este es el p)riicip)io en l l uiie s fillida el fuclinioaiiiicntiito
del giroeomip/s.
Debe saberse ante todo quei en ilos giroonii)ases, el giro.seo-
po esti montado en 1un flotador (qulie piuede moverse libreniente
en una cubeta die niercurio, y construido (de modo qupie cuando)
se halla en reposo, todo el sisteiia puede balanicear enii cliIalquir
direccion conio uni pndulo. (Ver figure 10).
El ccntrol dc gravedad del sisteina iiovil csta debajo del
incetacentro. El g6r6scopo, esta niontado en la parte inferior deli
sistenia inovil con sutieje horizontal, de modo que si por cualquier
causa hubiera sido sacado de ella volveria A su position original
en cuanto cease de obrar ]a causa quo lo apart de ella, es decir,
que cuando estd en reposo, la fuerza dc la gravedad mantiene
horizontal el eje del gir6scopo y por consiguiente el flotador v
la rosa que estman rigidamente fijadas A 61 tonian su position co-
rrespondiente.

RAZ(N I'OR LA ('IAl I'N EXTREMO DEL),1 EIF 'E D)IRI(E SiEMI'RE
IIACIA El, NORTIN

La figure 7 sirvc para exp)licalr los prineipios generals.
La esfera representa la ticrra vista por arriba del polo N. y el









OIROSCOI'O ANSCH Trz 5

gir6scopo girando en el Ecuador. en la direction indicada por la
flecha en sui periferia.
Cuando el gir6scopo esta en la posici6n A, su eje es horizon-
tal v dirigido segfin la linea E-O. Al calbo de tn intervalo, la tie-
rra ha girado y cl gir6scopo se hliallanra en A, eiitonces en Ol caso
de un gir6scopo de tries cjes libres, cs dccir, uiiniforiniemnente sus-
pendido y libre para girar en todas direcciones, el eje no pernma-
necerA horizontal sino en ]a posici6n indicada en la figure en At.
es decir, paralelo i. la posici6n primitive; 6 en otras palabras, el
extremo negro del eje habrA quedado debajo de la horizontal.
Conio ya se dijo, el gir6scopo esta bajo la influencia de la
gravedad, la cual tiende d mantener el eje horizontal. Esta acci6n
])odemos representarla por una cupla indicada por las flechas
13 Y C, debido a la cual el gir6scopo inicia el minovimiento de pre-
cesi6on en la direcci6n de la flecha curva D, siendo el efecto produ-
cido exactamente scinejante al (ue sec obtendria si se deprimiera
un extrenio del gir6scopo, fig. 2. La direccion de esta precesi6n
serial, la mismnia, hasta tanto la acci6n de la gravedad no tenga
mais efecto sol)re el sistema flotante, lo cual se realize cuando el
eje del gir6scopo es nuevaniente horizontal. Esto sucede del si-


- .- .... WA ZArAL PAu A


Fig. 7









(3 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


guiente modo: En a fig. 7, la rotaci6n de ]a tierra hace que el cx-
tremo negro baje; sin embargo, cuando el eje cruza el meridian,
se ve cque la rotaci6n de la tierra hace que el extreme negro comien-
ce a subir y por lo tanto el eje volverA eventualmeite & ser hori-
zontal en una posicioni sinim6trica k ]a original, con respect al
ineridiano, es decir, a los 90.
Cuando el eje es horizontal, la precesi6n t oscilaci6n A trav6s
del nimeridiano cesa, y en todos los casos cuando esto ocurra (ex-
cepto cuando el eje es horizontal y en el inmeridiano), la acci6n
de la gravedad comienza A inclinar el eje del gir6scopo en direc-
ci6n opuesta, puesto que ahora el cxtreino negro que antes estaba
dirigido hacia el 0 esta mirando al E, invirtiendo por lo tanto el
movimicuto de precesi6n, lo cual harA, quc dicho eje, vuelva de
nuevo al meridiano.
Esto puede seguirsc, imaginando el gir6scopo en la posicion
A1 fig. 7, rcvirado, de mnodo que el extrenmo blanco est6 debajo
de la horizontal. En estas condiciones la precesi6n tendrk una
dirccci6n opuesta a la flecha D. Las figs. 3 y 4 serviran para acla-
rar estos concepts.
Si el eje de rotaci6n del gir6scopo no fuera paralelo al Ecua-
dor en la posici6n de salida A, una ligera considcraci6n mostra-
ria que es indiferente ]a posicion6u que 61 ocupa al iniciar su movi-
micnto, cxcepto cin la N S, y ([quC la rotaci6n de ]a tierra produci-
rA ]a precesion quc llevara cl cjc al nimcridiano, de mniodo que, lun
extreme vaya sicmpre al N y el otro al S, de acuerdo con la ley de
precesi6n.
La existencia de esta fucrza directriz, puedc observarse so-
lamente cuando ]a velocidad de rotaci611 del gir6scopo es muy
grande y se han tomado todas las prccauciones para la elimina-
ci6n dc la fricci6n, siendo, por consiguientc, sunmamniente dificil
el notarla, cuando en circunstancias ordinarias se usan pequenfios
models de dcmostraci6n.
Si ahora consideramos el gir6scopo de la fig. 7 en un para-
lelo cualquiera, tal como J en la fig. 8, ]a fuerza dc la gravedad
mantiene el eje horizontal y en la direcci6n del meridiano pot'
medio dc la fuerza directriz Ya explicada.









([IR6SCOPO ANSCHTTZ 7


POL 0








? fofACIO) D(I- ITI.RIt j ^






POt.O
Pig. 8

Doebe hacerse notar qu[le las explicaciones hasta aliora dadas
son soiamente aproximadas y (|ue niAs adelante, en el capiftulo do
la teoria, se dara un analisis comipleto (de estos moviniientos.
La fuerza directriz (qlue act'ia el giroscopo) y (que es engendra-
da por el movimiento do la tierra, disminuyc A media que nos
acercainos A los polos, puesto qlue cuando inmayor es la latitud,
mienor sera ]a distancia recorrida por el gir6scopo (en el cspacio)
on un ticmpo dado. En los polos mismos no existe fuerza direc-
triz, porque en ellos el piano horizontal no estA sujeto a ninguna
inclinaci6n, y por consiguiente, no hay tendencia para el eje A. ser
inclinado por la ac1in dc la rotaci6n de la tierra. AdemoAs, en los
polos no existe diferencia doe direcci61 pesto que cada line os
un meridiano.

MODELO P'ARA LA DEMOSTRAC1iN I)1'; LA IqUERZA I)IRECTRIZ

C'on el proposito de ilustrar ]a influencia do ]a rotaci6n de
Ia tierra sobre el gir6scopo, se ha construido un modelo indicado
en la figure 9. El anillo grande A puede girar alrededor del eje
fijo al pedestal y represent un meridiano terrestre. C es un pe-









SREVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


quei'o giro6scopo (que contiene lin pequefio motor trifasico, habien-
do en ]a base del pedestal un motor generador para convertir
corriente continue en trifisica para cl gir6scopo, y K K son pe-
quefios resorts que representan la fuerza do la gravedad en el
mnodelo.
Cuando los resorts K K no estaii fijados al peqluefio anillo
G, tenemos ]a rcpresentaci6n do un gir6scopo do tres ejes libres,
puesto que puede entonces ser movido en una cualquiera de las
tres direcciones, A saber:
1.o Alrecledor de sut eje de rotacion.
2. Alrededor de un eje perpendicular, piuesto quo el anillo
E puede girar en el pie F.
3.0 Alrededor de un eje Ai angulo rector con el eje del gir6scopo,
puesto que el anillo CG sobrc el que est5n montado est Ai suit vez so-
bre pivotes.
Si ahora l)onemos en moviinieiito el giroscopo por miedio de
la corriente elctrica y hacemos girar el anillo A, se notara que
este giro producird un pequefiisimo efecto sobre el gir6scopo (de-
bido a la fricci6n de los soportes) y que su eje continuar, aptun-
tando aproximadamente hacia el mismo punto en el cuarto.
Ahora si paramos el gir6scopo y fijamos los dos resorts
K al anillo E, habremos suprimido un eje libre y el gir6scopo es-
tarA en las condiciones de la anterior descripci6n, es decir, con dos
ejes libres. Los resorts representan el efecto de la gravedad que
en el girocompAs tiende a mantener el eje horizontal como va se
explic6.
Como el efecto de la gravedad es liacia el centro de la tierra,
asi los resorts en el modelo tiran hacia el centro del anillo mnieri-
diano A y mantienen horizontal el eje del gir6scopo, en lo (que
respect el model 6 sea tangente al ]a periferia del anillo.
Si ponemos en funci6n el gir6scopo y damos un pequetno gi-
ro al anillo A, veremos inmediatamente qtue en estas condiciones,
despues de unas cuantas oscilaciones, su eje so colocara. paralela-
imente al anillo mieridiano de nucstro modelo. Mientras no se mue-
va el anillo A, no existed tendencia algtiina ii movers del eje.
El pie F p)tiede sel colo(iado en tiia position ciuaiuiera so-













j.'A


d


U.


~*~- ,
~ '


~
ri-i


l.'ig. .)









G IROSCOPO ANSCIIUTZ


bre ol anillo A y fijarse por el tornillo L, de modo quo el girosco-
po pueda ser situado eiln uiina latitude deseada, pudiendo asi obser-
varso la disininuci6n de la fuerza directriz i A iedida (que se acerca
i los polos.
La construcci6n del minodelo no permnite la reversion del ino-
viniento del toro. Este efecto puedc sin embargo ser obtenido.
girando el anillo meridian 1800.
Hecho esto, el giroscopo girarn n andngulo de ] 800 v el extre-
1o que apuntaba al N estara ahliora en el S. Por esto puede decir-
se definitivamnente quei el gir6scopo posece un polo N v un S en los
extremes opuestos de su eje.

I)ESCRIPC'I6N GENERAL DEL (GIROCOMIP,.S PATRON

El girocompAis patron, adelnias (de indicar el N vordadero
sirve para transmitir sus indicaciones a otros llamados rcpetido-
res que pueden instalarse en cualquier part del buque. ('on el
objeto dc evitar en lo possible las vibraciones, conilociones por
los disparos d( la artilleria y' los efectos del balance del barco,
se colocarnt cl patron en el sitio que inenos se hliagan sentir di-
chos efectos.
El mortero (K) estA suspendido A ]a Cardano; pero cl anillo
exterior (mn) en vcz do star directaiiiente mniontado sobre la bi-
tacora va suspendido de ella por medio do una serie do rcsortes
hlielicoidales (H) aislados el6ectricamente de aquflla. Estos resor-
tes sirven para protege el gir6scopo contra la acci6n de las sacu-
didas violentas y vibraciones transmitidas por la extructura del
buque. Un anillo cardAnico interno (n) lleva una scrie de balines
do fricci6n (0), sobre los que va montado el mortero que es gira-
torio. Se verA ademas que hay otra serie de balines mas pequerios
(I) colocados en una ranura circular practicada en la pista supe-
rior y que sirven para evitar los desplazamientos laterales del
misnio; de este modo so obtiene un perfect centraje, asi como
tambi6n facilidad en el nmovimiento de rotacion.
Fijos al niortero v aislados de 61 so encuentran los anillos
de contact 6 colectores. que son los que conducen la corriente









10 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVAL.


al motor del giroscopo. Apovados en esos anillos van dos juego.
de escobillas, que A su vez son soportadas por brazos fijos al ani-
llo cardAnico interior. Este anillo lleva ademnas otro brazo que
soporta el motor reversible (V).
En la periferia del borde inferior del inortero se lian hecho
dientes que fornian Ia creinallera circular (p), donde engrana el
pifi6n (q) accionado por el motor reversible
El mortero, que al mismo tiemnipo es la cubeta que lleva el
inercurio, tiene una tapa (L) abierta en su part superior para
dar paso al flotador (8), fija a aquel por inedio de los tornillos
(N). Sobre la tapa va montado el cubichliete (a), c'ubierto por la
tapa de vidrio (G), formando asi un conjunto completarnente
cerrado para evitar ]a entrada de aire y polvo que oxidarian v
ensuciarian el mercurio y superficies internal. Sobre el borde del
cubichete hay un anillo que lleva el pedestal (e), que a. su vez so-
])orta el contrapeso (b): 6stc tiene por objeto amortiguar los ex-
cesivos balances del girocompas producidos por los violentos
rolios del barco.
La caja (B) donde va encerrado cl gir6scopo, lleva los coji-
netes de aqu6l y esta soportada por medio del vastago tubular
(D) fijo la eficpula del flotador (S), que consiste en un anillo cir-
cular hueco de acero que forma cuerpo coiln ]a parte superior.
lamada ]a cupula. El conjunto flota en ]a cubeta circular de ace-
ro (K) Ilena de mercurio. La rosa (R) estA, aislada y rigidaniente
unida a la cipula, y, por consiguiente, al giroscopo cuyos movi-
mientos sigue. El N S de aquella esta dirigido segfin e] eje de 6ste.
La caja lleva ademas los brazos C que sirven para la colocacion
de los pesos correctores, cuyos efectos se explicaran mas ade-
lante.
Dentro del vastago (D) y en la part que se uine k la caja (B)
se, yen dos cubiletes conchntricos aislados centre si y del cuerpo
general Ilenos en parte con mercurio. Estos cubiletes permiten ]a
entrada de dos de las fases de ]a corriente trifAsica dentro del
gir6scopo, mientras que la tercera tiene pasaje a; traves del mor-
tero, mercurio y masa minet6lica, sin perturbar en manera alguna
el funcionamiento del gir6scopo.





































, CoaIKcrTo Le


F,,. i0o..




















I- ,- \


IXI
//ri
















WEATRENCIAS
011
---- .... ="- v---_----"--:- i .. V-o-,,,,













4 AJSig.
cf^^^ 1 234^= 3_ fc8 R O'^L^








Vig. 10










aTR6SC'OP ANSCHUTZ


Por la parte interior del flotador y en el lugar donde tiene
nacimiento la cupula hay una virola (U) con el rebajo circular
(donde encastra el perno roscado de fijaci6n (X), con el objeto
de que el mercurio no salpique y vaya A la parte alta de la tapa
del minortero. Para el inismo objeto, hay otra virola (M) que sc
atornilla al brocal intern de la cubeta. Los ingulos salientes
(h) del flotador y sus correspondientes muescas en la tapa (L)
sirven tamnbi6n para evitar el escape del mercurio cuando el mor-
tero 6 el conjunto reciban sacudidas de cualquier g6nero.
En el border de la boca dc la tapa hay una virola (Z) con un
saliente anular en forma de canaleta; esta virola es roscada y se
atornilla a] citado reborde formando el brocal externo. La cana-
leta anular tiene varies pequerios agujeros que comunican con el
interior de la cubeta por intermedio de otros practicados en la
tapa. Mas tarde se verA su aplicaci6n.
Sobre el borde mAs saliente de la cuipula y aislada de ella
se halla fija ]a rosa (R); sobre 6sta va fija pero aislada la esfera
de contact (E), unida por un conductor con una arandeila de bron-
cc asegurada sobre la parte superior de la cipula. Esta arandela
estA aislada del sombrerete que forma la cuipula y lleva la rosa,
estando aquM1 6 su vez tambien aislado de la parte alta del flo-
tador: los tornillos de fijaci6n (r) de la arandela de bronce estAn
aislados de la cupula pero no del flotador donde esta practicada
la rosca donde se atornillan. Por lo expuesto se ve que la esfera
de contact (E) csta aislada de todas las parties interminediarias
para evitar faisos contacts; pero no de la part que conduce la
tercera fase que es la de la tierra. Por otra p)arte, de la misma
arandela de bronce sale otro conductor que atraviesa el vastago
(D) y va a] enrollamiento del inductor del motor del gir6scopo.
D)e la parte inferior de cada cubilete sale un conductor que
va al enrollamiento correspondiente del inductor, pertenecientes,
uno A ]a fase (1) y el otro A6 la (2). Para que el sistemna flotante se
mantenga centrado, la tapa de vidrio lleva fijo A. ella y aislado
completamniente el estilo invertido (S T), cuya punta sumerje en el
mercurio contenido en el cubilete pequeiio, sirviendo asi como
conductor de uiia de las fases. Concdntrico y tambieu aislad.o se









12 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

enciiuentra el conductor do una de las fases, fornmado por ]a vaina
(P), cuiy'o border inferior suimencrje en iel mnerc'urio del cubilete
grande.
Para evitar quc el miercnrio salpique fuera del eubilete graln-
de hay dos anillos d(e acero d(o quita pon, que dejan enitre ellos
el espaeio necesario para el pasajo de la vaina (P).
Debido al dispositive explicado, vnemos coino sin perturbar
para nada el funcionamiento (del gir6scopo se han introducido
las 3' fases de la corriente trifAsiea dentro do la caja del mismo.
El estilo (S T) estAi ligado a un terminal (f) situado fuera
del cubliChete por una laminina radial (v) y la vaina (P) por otra
i(ldntica (x) al terminal (i): de cada uno (de 6stos sale un condiUc-
tor (qule va a unirse ('on su correspondiente anillo (It contact en
el mortero. es decir, A los anillos (1) (2).
Alredcldor de la pared internal del cubilehete v aislados de ella
sc hallan fijados los seminnillos (\V1) (W2). ),nidos tambici por
conductors a sus respectivos anillos de contacto (\V1) (\V.).
Estos cuatro conductors piedoln verse esqueihmaticaiente re-
presentados en la fig. 21.




lIi I i v i I ~ I
4 1



4 10 d 31' 41 5i 1 10 Zd 3i 40 Si 2 IS U 3i 44 Si 3
"A 'M I -- -- .-i








OSCIA.ACIOtyfs NO AAMM4MGA.VAS


Los semiaillos estmn cortados en ]a (Iileceiohi corlCsjoll-
(lichit a] E 0 do ia rosa, sionclo su separaci6n nin or en ei 0. es
cir irIte :i osici e ocp a esfe d contact ().
1 IXL
,,, EE EEE EEIE IE EE EE EE



OSItl.ACICIOes MSO nSKT'tHlqU4t
Fig. l 1

Ijos seinianillos estan c'ort~ados eii la direccioii correspon-
diente al E O de la rosa, siendo su separation mayor en el O, es
decir, fr'ente ai la ])osic.idn iqui oeupa ]a esfera de e'ontaeto (E).









1iRO(sco'( ANSC('Hi"TZ 13


Hemos visto (lie una vez el gir6scopo ell mioviniienito, si eje se
mantiene fijo elln iina posici6n del cspacio, mientras no interven-
ganl fuerzas perturhadoras, de (I mode (ue al girarl A gran velocidad
iresiste poderosaillenlite A ser sacado de su posicion initial: por lo
tanto es fAcil vet qiue los puntos N y S de la rosa toiendriln grand es-
tabilidad. es decir, (ie no se (ldesplazaiiAl con respeeto al cul)i-
chete. inilentras (jile los piunitos E 0 podrAin mIoverse vertical-
nmente, pues entonces el imovimiiiento tiene ligar alcededor del
eje del gir6scopo. Esta es la razon quiic hacc posiblle la traisisiniioii
de las indieacioneos del giroconmppas.
La esfera de contact (E) estAi fija Ai hI rosa, teniendo d(os
l)osiciones, la de repose indica(lda por ]a figure ]lena v la de tra-
bajo por lineas finas. En cstc easo descansa sobre los seiniaiianillos
establcciendo contact (con aq(uel contra (1uien se apoya, y svlo
en una position (uedca fuera del eircuito, y es cuando esta exacta-
mente metida ell la separacio6n de los senianillos; pero se com-
prendera (liue tan pronto como el barco haga la mas minima gui-
filada, ]a esfera tocari u1no A otto de los semianillos, segui) sea la
direcei6n de aqu6lla.
Para evitar las perturbaciones que' podria producir iuna esfe-
ra rigidamiente iunida i la rosa, el brazo de esta esfera es mniv
flexible, ofreciendo, ])or lo tanto, pequienisima resisteneia al saltar
de la separation y resbalar por los semianillos.
El gir6scopo es un volante en forma de c'ampaina achatada.
liheclio de iUa sola pieza conjuntamente con el eje que lleva en el
interior de s periferia el eniirollamieniito del inducido. En el espa-
(cio anular del toro va el inductor montado soblre un tuibo fijo (A
ina de las tapas de la caja: este tubo da paso al eje del gir6scopo
cuyos dos extremes descansan en cojinetes de balines alojados ei
los salientes tubulares de las tapas; uno de estos cojinetes tiene
una ramilra circular para evitar los niovimiientos axialcs del gi-
r6scopo, minientras q(ie el otro es liso para permitir los pe(iueiios
desplazanilentos del otro extreme del eje.
El eje del gir6scopo es del tipo (Laval] 6 de (,eje flexible)),
coni objeto de quo cl centro de gravedad de today la masa girato-
ria coincide con el eje de rotaci6n tan pronto como pase de una










REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


cierta velocidad critica: aunque el eje es relativamente debil,
el gir6scopo no es sensible A los choques, porcque por pequeiia
que sea su duracion, a(llI ejecuta muinechas revoluciones (333
por segundo) durante su aeci,6n, quedando. por consiguiente, neu-
tralizada cualquier tendencia i, flexionarse.
Elsta cs la raz6n por I a cial uno do los extienios del eje es fi-


*' U 44 i i 1 t 3' 4 si t 10' u' a' 4 a' M3
OLA ON46 !L2I


OSGILACNIES AMORTIefu&DA9
Fig. 12


Fig. 1:1


jo, miientras que el otro puede teuer pequciios desplazamnientos
axiales. El eje esta provisto con bujes de balines hechos de acero
endurecido especial, teniendo luz suficiente para permitir la dila-
taci6n producida por el calor desarrollado por el motor del gir6s-
copo, y estA armado de modo tal que es fAcil reemplazar cualquie-
ra de ellos. Debajo de cada cojinete hay una aceitera de mecha pa-












(;ItRsCl'Opo ANSCllUTZ I]


Fig. 14













ra la lubricaci6n del eje. El motor del gir6scopo (no represen-
tado en las figures) consiste en un pequefio motor trifAsico, cuvo
inductor va rigidamiente miontado en una de las tapas laterales.
niientras que el inducido 6 rotor esta forniado por el mismo toro
en cuya periferia va encastrado el enrollaminiento. La velocidad
de rotaci6n normal del gir6scopo es aproxiinadamente do unas
20.000 rcvoluciones por miinuto.
Las divisions de la rosa. asi conio la linea de fe, puieden ver-
se a trav6s del vidrio (() ique cubre el cubichete, habiendo sobre
ella un pequefio nivel que sirve para observer cualquler inclina-
ci6n que tome el eje del gir6scopo.
Como el mortero gira exactamente el mismnio angulo) en sen-
tido contrario al hecho por el barco, se ve que la rosa no puede in-
dicar rumbo alguno, pues siempre su N 8 queda en la misma po-
sici6n relative respect A. la line de fe del cubichete. S61o en el
caso de haber retirado la esfera de contact, podrA la rosa indicar
los rumbos del- barco, puesto que en esas condiciones el mortero.
no girarA por no funcionar el motor reversible. Para indicar los
rumbos se ha colocado sobre el borde superior del cubichete una
corona anular graduada de 00 a 3600 (i), estando mnarcada la li-
nea de crujia sobre un cursor corredizo, con el objeto de colocar
exactamente la linea de fe en coincidencia con el piano longitu-
dinal del barco. El cursor va montado en el soporte (F) atornillan
do al anillo cardAuico interior.
El terminal en estrella que lleva la caja del gir6scopo, 'sirve
para conectar las tires fases del inductor, empleAndose solamente
para prueba de los enrollamientos.
La figure 14 da una vista externa del girocoimpas transmiisor.

DESCRIPcI6N DEL MECANISMO DE AMORT[GUOAMIENTO

El roce entiree el sistema m6vil en suspension y el mercurio
no es suficiente para causar un visible decrecimiento enii la anipli-
tud de las oscilaciones del gir6scopo a trav6s del meridiano, y
esta condici6n subsistirfa indefinidamente tal comnio lo demuestra
el diagrama de la fig. 11, si no se cinpleara un amortiguamiento
artificial.


R.VI.STA D)E PIB|IrACAION ES NAA.\LmS









m'!KO6SCOi'U AN.SCIIL'UTZ


Para amortiguar las oscilacionies se eimplea uni amortiguador
artificial tal como a continuacion se describe. En el capitulo dh
]a teoria soe dara unia demostracion mAis complete.
El efccto de este aniortiguaminento se ve en la figuira 12, (,ie
muestra el girocompas en el meridian despucs de tres horas de
liaber sido puesto en inarcha, arraneando de una position 1i -15I
aproximadamente del mismo.
En las caras laterales de ]a caja del gir6.scopo y cerca del
centro hay cuatro agujeros (g) para ]a admisi6n del aire (fig. 10)
con un tubo de escape (d) que sale do ]a perifcria de ]a misma.
El gir6scopo actia asi conimo una centrifuga de gran velocidad,
(1ue pone en movimiento una fuerte corriente de aire, que al mis-
mino tiempo que enfria el motor, sirve para amortiguar las oscila-
ciones.
Por la abertura del tubo (d) escapa constantemeute una
Ifuerte corriente de aire que original una fuerza de reacci6n perpen-
dicular al piano vertical que pasa por el eje del gir6scopo cuando
ol eje de 6ste estk horizontal. Esta fuerza tratard de inclinar el
sistema m6vil alrededor de un eje paralelo al del gir6scopo, lo que
sabemos no producirA perturbaci6n alguna.
Si el eje del gir6scopo estuviera inclinado respect 6 la ho-
rizontal, que como se recorder, es el caso en que dicho eje estA
en movimiento debido A la precesi6n, el chorro de aire que escapa
del tubo (d) quedaria A un lado del piano vertical que pasa por el
metacentro, originando, por consiguiente, una fuerza exc(ntriea
respect 6 la vertical que pasa por el mismo punto.
Bajo la influencia de esta fuerza exc6ntrica, se original un 11MO-
vimiento opuesto al de precesi6n y en una direcci6n tal como para
Ilevar nuevamente el eje del gir6scopo A ]a horizontal. De este
modo se amortiguan rApidamente sus oscilaciones, como puede
verse en la curva de ]a figure 12.

EXPLICACI6N DE LAS CORREOCIONES A EFECTUARSE

La siguiente ligera explicaci6n servira para darse cuenta de
las razones sore las correcciones necesarias a efeetuarse. IlAs









18 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


tarde, eii el capitulo de la teoria, se daran la expli(cacio6 niateiatica
de ellas en today su extension.

(cOHiE(('cION POR LATITi'I)i

Al cambiarde latitud, es neccsario hacer una pequeafi correc-
cion, como se verA por las siguientes indicaciones: el anAlisis de-
imuestra 4i1e esta correccion no hay (ilic tomarla eln c'uenta para
cainbios imenores (de 10().
La fig. 13 inuestra ique en u1 )iinpto cualhuieira I, la velocidad
angular de ]a tierlra <) alrededor (dc s1 eje, puede descomn)one'r-
se en:

1,) sen A alrededor de la vertical 0 P T.
(I cos 2 alrededor del meridiano I1 N.

(iirando la tierra (de 0 a E por debajo del coimpas y trataiindo
6ste de nlaiitener su eje en ]Ia nmismia direccion, se sigle (tile diclho
eje (uiedara retrasado en el lado E del mneridiano, A menos (iie
se le inmprinia ])or inedio de algunia cupla una velocidad de prece-
si6n (,. sen 2. Desde el nioniento (flie el eje emipieza i retrasar-
se, iunia parte de (t) cos 2 produce ina iliclinaci6n, introdilielndo
)por lo tanto la cupla de gravedad; pero simultaneaimente, la cupla
de amortiguamiento tiende A destriuir A aq(uella llevando de nuevo
el eje a la horizontal. Por consiguiente, habrA una posici6n de re-
traso en el cual el inecanismo de amortiguanmiento mantiene el
eje en ]a inclinaci6n indispensable para (ile la cupla de ]a grave-
(lad cause la precesion necesaria alrededor de la vertical. Debido
a la rotacion de la tierra la cupla de la gravedad tiende A ser au-
mentada en unia cantidad igual a la (lite el mecaiiisnio de aniorti-
guamniento tiende A d(isiinuitir; estas acciones contrarias hliacen
(lite ]a cupla se inantenga constant, la (uie a, su vez original una
precesi6n constianlite Io sen .(
Por suipuesto, esta preccsio6n es constant para tna latitude
dada. Colocando un pe(quefio peso en uno de los brazos C fijos
a la caja del gir6seopo (fig. 10), se introduce una cutipla (qute nianten-
drA el eje horizontal, siendo esta valida s6Io para una cierta la-




































COMPASS REPETIDOR


FiJ 17


















7iM/SfnA


FiG 20













titud, necesitandose, por consiguiente, una pequefia correcci6n
siempre (liue se (camlhie de aqu6lla en Ia c Pu se ajust5 01 peso.


TABLA I'ARA LAS CORRICCIONES I)l LATIT(TI)


Arre.glo en 50 die hItitud N. (Kiel)
Desvloi
/= + 600 0o 36' E
+ 500 oo 00' -
+ -to40o 00 30' 0
-+- 200 1o 06' 0
0o 10 36' 0
200 20 06' 0
= 400 2 42' 0
S 600 30 08' 0


.. Arreglo en el Ecuador ---
Desvios
+ + 60 2 12' E
-= + 400 lo 06' E
200 00o 30' E
O0 00'00
200 00 30' 0
400 10 06' 0
-. 600 20 12' 0


Enl todo lo expuesto se ha supuesto que el gir6scopo esta
inmn6vil sobre la superficie de Ia tierra; pero cuando el comps
estk montado i bordo y el barco se minueve de un punto a otro,
es necesario aplicar ciertas correcciones A sus lectures.


BARCO A VELOCIDAD UNIFORM

( Angulo 6 )

Si el eje del gir6scopo esta en el meridiano, es claro que cual-
quier movimiento del buque en la direcci6n E 0 queda inclufdo
(en el movimiento de ]a rotaci6n de la tierra y su acci6n es des-
preciable.
Si el barco se dirige hacia el N se producirA una cupla que
desviara el gir6scopo hacia el 0, debido A que su eje tiende a
inantener su direcci6n en el espacio, es decir, quoe ha quedado
inclinado respect la horizontal, lo que, coimo sabemos, intro-
duce la cupla de la gravedad.
Este desvio depend simplcmente de la latitud, velocidad y
rumnbo del barco y de ninguna manera del instrumento, siendo,


MI Rsco PO A.sNCfIUTZ










REVISTA DE PUBILUACIONES NAVALES


por colnsiguiclntc. calculable para todos los casos. Al linal (de es-
ta descripcion se (dan las tablas para la correeciI6n de diChos des-
vios.
En l( cas(i d(c un ruiinillo intoreardinal, por ejcniplo. N E,
solo la comiponenltc N de la vclocidad producell desvio, (liec para
111I latitude y velocidad dada, es piroporcionlalal (cos011no del r1imlbo.
Por ejemplo: en latitud ](0 (Nortc 0 Sud), A. una velocidad
de 12 mills, el iinl ilo (5 para el ruinbo N Cs 00 18' y para Cl N
E seria:

(0 18' co- ; 15 --: 0. -= ()>.r)


CAMBIIO 1)1\lI VlIO 'II )AI)

Desvio baliicro. )- ( lo q[ICe anteced', SC Ve que cuii aljuiirC
canibio de velocidad del barco ciiando lliiaVeCte r1umbos E u
0 no afectarPI el complis, plesto (quei el movimiento pendular
del sisteoma en suspension1 so efect.ua, cntonces alrcdedor de un
oje paralelo al del girlscopo, lo cual no produce dcsvio, porob
los cambios de velocidad en los rumbos N 6 S deben te6ricanientc
producir variaciones en las lecturas.
(!Considclrando el caso de 1n bareo (jilo navcga a1 N y (111c
para inllstantanleanlente, dobido A la inercia, el sistema en sus-
pension se inclinara hliacia adelantc y la direcci6n de la precesion
resilltianto os tal (jque producira un desvio occidental.
Este es llamado el ((desvio ba1istico y depcndc entertainment
dIe la construcci6n del instrument. En la practica, el mecanisnmo
do amortiguanlmiento ya descripto hliace possiblee la coincidenlcia
de dosvio balistico)(0 con el Angullo ( 6 ) para la nuova velocidad.
do inodo 1ue la corrlleiii pa1ra el An1ulo () puede iplicarst
illmn dia taientl .

l)l,;S('H 11'(.'1(') 1)1,: I. S (clll((. 'l'l'JO S lI,:I, I("l'JlI('l;S

IiI (orrioiCnte trifiAsica cmlipleada 1)para accionlar cl ilotor dhl
gi l'(sc1)0o v el motolr rCversillc dondc sc lialla cl inlocalliSlio de









GIR6SCOPO ANSCHUTZ 21


transmiision, es provista por un motor especial trifsico A6 unaI ten-
si6u de 120 voltios y de '33 periodos.
La corriente continue puede tomarse del circiito general de
illilinaci6n \Y ('el powder requerihdo paraiii toda la instalacion es de
700 vatios aiAs 6 menos. La corrienitc trifasica esti' comipleta-
nientc aislada de la corriente coiitiiinua. El inductor del motor
gencrador tienc 16 polos yv gira a una velocidad normal dc 2.5001
revoluciones por miinuito; esta velocidad la indica nil aparato co-
locado enii el extreiimo del eje. (oomo el enrollamiiento del iiiduetor
(lel giro6scopo s6lo formia dos polos. la velocidad (de 6ste ser'1:

[6 X 2.500
..,x 2. 2l).l00) revoluciones.
2

Nl idIueido es del tipo de fijado ien el interior del toro, mientras (ue el inductor esta 111011mo-
ta(Jo dentro del espacio anular ([el miismo.
Refiri6ndoniios a los diagrams dc las figures 20, 20a v 201).
veremos que hay dos iiinstalacioiines comnipletas para el funiiciona-
tioento de] girocoimpas: siendo iguales amibas, s6lo sera necesario
e('X])plicar una de ellas.
Cada instalacioii6n del motor generador consist de:
Un tablero de distribuci6n (5).
Una caja para la p)uesta en marcha v reigulaeion de los cami-
pos (6).
Un motor generator (7).
La corriente emtpleada para el fLincioiiamieiito del motor
generator sC tomia de dos circiiitos de 220 voltios ien las cajas dc
conexiones y fusibles (10), teniendo cada conductor uin fusible
d(c 25 amperios. Dos cables de dos coniductores unien estas cajas
con los termininales (a,), (b,), (a.), (b2), del tablero, llevando ade-
mais, cada uno dc ellos, en el mismo, un fusible de 10 amperios.
El cooimutador bipolar (l) faculta la eleccion (le la corricin-
te para la instalaci6n total del girocompAs ya sea dC e ullo it otro
c'ilclito. D)espli6s de pasar ]por este connmiitador la corriente se
Iiifurcil, 1iia do las ramas va :1 los terminales (a1), (0Y) v la otra









22 REVISTA DE PUBL1CACIONES NAVALES


a] trav6s de dos fusibles dce 6i amperios A los terminales (a) (b).
De a(luellos ]a corricintc v a los terminals (- ) y ( ) de Ia
caja de piucsta en mniarclia. Dcl polo positive la corriente se dirige
al sector en contact con el iiianipulador, recorre ]a resistencia
(I M) 6 inducido del motor volvicndo al polo ( -). Del manipulador
sale una derivacion (lue recorre ]a resistencia (C A), manipulator
(R), campos del motor y alternador, y vuielve al polo (-). Los
cables conectados A los extremes de las resistencias y que van
al polo ( ) sirven para amortiguar la extracorriente de ruptura.
La corriente trifAsica generada por el alternador se dirige
a, los terminals (1) (2) (3) del tablero, de aquf va al conmutador
tripolar (T), pasi por los fusibles dc 2 amperios y amperimetros
(A), terminando en las bornas (1') (2') (3'). De cstos terminales
la corriente se dirige A la caja del conmutador de .5 polos (P),
de donde sale para dirigirse A la caja de conexiones (L) al costa-
do de la bitAcora. En este punto Ia corriente se bifurca yendo una
parte al indicador de corriente y la otra al girocompas.
El indicador consiste en un motor pequceio trifasico de in-
ducci6n, cuyo rotor trabaja en contra de un resort espiral. SegAin
sea la periodicidad y tension de la corriente se producir6 una cierta
cupla cuyo valor serA indicado por la posici6n de la escala que
se halla rigidamente unida al rotor, pudi6ndose asi observer las
condiciones de la corriente. Cuando las corrientes sean normales
(333 periodos y 120 voltios) aparecerA la parte blanca de la escala,
la verde, cuando ]a tension y periodicidad sean mayores 6 menores
que la normal, y, finalmente, aparecerA la roja, cuando falle una
de las fases 6 aquellas sean menores que la normal.
La entrada de la corriente trifAsica en el girocompAs se efec-
tia conectando directamente los conductores que vienen de la
caja de conexiones (L) A las bornas (1) (2) (3) (fig. 21) situadas
en el anillo cardAnico exterior, de aqui, por medio de un cable
de tres conductores que sigue el anillo van A otros tres termina-
les (1) (2) (3). En este sitio se conectan tres trozos de conductores
A las bornas (1) (2) (3) del anillo cardanico interior, desde donde
sale un cable cuyos conductores van & conectarse a las bornas
del lportaescobillas quc estA fijo al mismo anillo, (figs. 21 v 24).










(,IR6scOPO ANSCHUTZ 23


except el conductor (3) (iue se emoiecta directaniente a] anillo
(ca rdaiico.
En ol portaescobillas se veol do1c bornas en cuatro hileras,
las tires de cada uiia de ellas estA.n en coinmmunieaeion V sirvcn:
unia para toma direct de ]a corriente v derivacion a] otro juego
de escobillas: la segmunda, para pasaje de la misina al anillo colec-
tor correspondiente, y ]a tercera, para admisi6n de ella al motor
reversible.
Dc las bornas (1) (2) sale tia derivacion (liUe va ia alimen-
tar el juego de escobillas opuesto, colocadas con el objeto de te-
ner ians seguridad en el funcionaniento. De las mnismas (I) y (2)
la corriente pasa por las de las escobillas y sale por las (1) (2),
situadas ai la izquierda de las auteriores, dirigi6ndose al motor
reversible, cuyos circuitos veremos niAs tarde.
Conmo el mortero es giratorio y tampoco es possible hacer
conexiones directas al giroconmpAs, que conlo sabemos perturba-
rian su funcionamiento, la corriente entra al ntortero por miedio
dc las escobillas, que apoyan sus extremnos en los anillos de con-
tacto 6 colectores; estos se hallan fijados A aqu6l pero aislados,
(figs. 10, l(Ma y 24). De cada uno de los anillos sale un conductor
(C), cuyos termninales (in) se elcuenitran en el horde alto del mior-
tero (fig. 21).
I)e los terniniales (mi) salen cuatro conductores, A. saber:
u11110) quoie da entrada A una de las fases de la corriente trifh.sica al
enrollamiento correspondiente del inductor, pasando sucesiva-
niente por el conductor conectado a la borna (f), lamnina radial
(v), estilo (S T), cubilete pequeiio, y, finalmente, por el conductor
(que va del contact bajo el cubilete al interior de la caja del gi-
r6scopo: el 2. sirve para el pasaje de otra de las fases, recorrien-
do, el conductor de uni6n A ]a borna (i), lamina radial (x), vaina
(P), cubilete grande y conductor lque sale del conitacto bajo el
cubilete al interior de ]a caja citada; el 3. une directamnente su
borua con el semnianillo (W1), y, finalmente, el 4. conecta la otra
con el semianillo (W2). Sabemos que la tercera fase entra al en-
rollamiento del inductor por un conductor cuyo contact esti
on0 c(ncxi6n coin el cuerpo metAlico. Dicliha concxion la hace al










24 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


tornillo ( terior y va al interior (Ide ia .aja del giroscopo. Se recordara. que el
tornillo ((Tierra,> de este csquenia es ]a representaci6n de la aran-
dela de bronce minencionada en la parte que trata de, la descrip-
ci6n, y ademnis que la esfera de contact (E) esti unida pero
aislada de la rosa y que es ella la que establece el circuit a uno
ii otro de los senmianillos (W,) (W,,).
Para seguir los cireuitos del reversible nos releriremos al
diagramina dC la figure 22, donde sera mins fdcil seguirlos.
Comio ya se ha dicho, do las bornas (1) (2) de la izquierda del
portaescobillas (fig. 21) salen dos conductores que correspondent
A las fases (1) y (2) y quie van al reversible; la tercera fase entra
por otro conductor cuya conexi6n se hace 6 un tornillo fijo al
inortero. En la figure 22, las lineas punteadas indican los tres
conductores nombrados; nmientras que los rectA.ngulos (1) (2) (3)
representan las tres bornas fijas Ai la envuelta del reversible.
De la borna (1) sale un conductor que va al enrollamniento
principal del inductor y que llamaremos (fase principal)); de 6sta
sale otro que terminal en la borna (4), do donde arranca otro que
va al puente formado por dos bobinas de inipedancia, ligados
respectivamente A las bornas (2) y (3); de manera que la corrien-
te circula siempre por ese circuit, siendo esta la raz6n por la que
el enrollamiento lleva el nonibre de ( ])Dc la borna (2) sale un conductor que va al puente formado
por d(os bobinas llamadas de reversibilidad y que constituyen,
cada una, separadamiente, el segundo enrollaniiento del motor di-
fasico, pues niunca funcionan simnultAneanmente. De cada bobina
sale un conductor que va Ai las bornas representadas esquemAti-
camente por los scinianillos (W,) (W2); pero que en el aparato van
d(e las bornas do la envuelta del reversible a las correspondientes
del portaescobillas, entrando las corrientes por las escobillas Ai.
los anillos de contaeto respectivos y de ahi por las derivaciones
(o) toinadas A esos anillos a las bornas (in) del cubichete, de don-
de se unen A los semianillos correspondientes. Volviendo al dia-
grama (22) vemos que de la borna (3) sale un conductor que ter-
mina en la bifurcaci6n en cuyos extromos est] a esferan, de co-









GIR6SCOPO ANSCHUTZ 25


tacto (E). De csa representaci6n se deduce, que la tercera fase
esta interriinpida inientras la esfera (E) est6 entire los semialillos
(\V1) (W), y (que tan. pronto comio gire el barco Ia csfera tocara
uno de ellos cerrando el circuito do una de las bobinas de rever-
sibilidad.
Se recordara que la esfera (E) esta unida i ]a fase (3) por un
conductor ([que va A ]a arandela de bronco, figurada en el diagra-
mia (21) por el tornillo ,Tierra). Habiamos visto al hliablar de los
circuitos del tablero, que del conniutador (I) sale una dcrivacionI
(que va Ai los terminals (a) (b) figurea 20b). De aqui la corriente
por medio de un cable de dos conductores so dirige A dos contac-
tos del conmutador de 5 polos (P) figurea 20).
Este conmutador sirve para conectar al girocomipais la mia-
,uina que se haya elegido para trabajar.
Dc los contacts mencionados, la corriente pasa por dos con-
ductores A, la caja dc resistencia (3) reduciendose la tension AI.
110 voltios, que es el voltaje con que trabajan los repetidores.
Dos conductors uncn dicha resistencia con las bornas (+) ( -)
dle la caja de conexiones (2) (fig. 20a). Del polo (-]-) Ia corrieinte
despucs de pasar por un fusible, borna (To), sigue por un conduc-
tor A la borna (To) de la caja de conexiones (L), y de aqui se diri-
ge a otra (To) colocada en el conmutador montado sobre el eje
del motor reversible. Esta borna (To) es el polo comnifin de las
varias conexiones del conmutador. Los rectAngulos (a) (b) (c)
representan 4 juegos de escobillas mniontadas a, 120 figurea 241),
correspondiendo cada juego Ai. un repetidor. De cada escobilla
(a) (b) (c) sale un conductor, que va A las respectivas bornas de
la caja (L), saliendo de 6sta para ir A ]a caja (2) k las bornas (a)
(b) (c) de la parte baja, unidas A. su vez A las bornas (a) (b) (c)
dc la parte alta, de donde finalmente salen para dirigirse A los
terminales (a) (b) (c) situados en el motor del repetidor, figurea
23). De estas tries bornas salen tires conductores que van a los en-
rollamientos (a) (b) (c) del anillo, formando asf el inductor del
motor. Como se ve, los terminales de los enrollamientos se unen
en un (conductor comuin del que sale otro que va la escobillh
(Idc un anillo collector, en donde se une el terminal (lel enrollamien-




































FiI. 20..


ZDNEXIDNE'5 OiL. 'lIRZPCZMPA 5









GIROSCOPO ANSCIIUTZ


to del inducido cuyo otro extremio se conecta A otro anillo colcc-
tor ligado por una escobilla A la borna (T). D)e sta sale nil coin-
ductor a la born (T) en la caja (2), siguiendo el circuit 1por1 otro
A ]a born (1), y bloque coinun (T) y, finalmente, al polo (--).
Las bornas (1) (2) (5) (-4) situadas arriba del bloque comiun
(T), caja (2) pertenecen cada 1uno0 un repetidor. Conoo el barco
tiene cinco repetidores y el tipo dc conniutador fabricado por la
casa constructora es solaimentc para cuatro, ha sido necesario
agregar otra caja tide coninmutaci6ln (1 A), por miedio de la cual se
elige el repetidor que sc (quicra hacer funciolnar. En ]a figure 20
se ve que la caja (I A) conecta alternativamniente los repetidores
de la timnoncra y del conipartiniento del tim6o6.
Explicados los circuits necesarios para el funcionaniiento
del girocompas y transmisi6in dIc sus indicaciones, s6lo nos falta
seguir los auxiliaries de iluminaci6nii de los repetidores.
Para este objeto se hace uso dc corriente alternative de 120
voltios de tension y 50 periodos, provista por un circuit perte-
neciente i la instalaci6n del buque, de done se toma una (leri-
vaci6n caja (10) (fig. 20). De los fusibles (de 10 amperios los con-
ductores van a ]a caja (2) terminando ien las hornas (-+-) (- ).
Del polo (+) sale un conductor al bloque (L +), y de ahi por fu-
sibles de 1 amperio A las bornas (1) (2) (3) (4), que correspondent
A los respectivos repetidores. De cada una dc 6stas sale un con-
ductor a las bornas (L) y de aqui otros A las (L) situadas en la bi-
tAcora de los repetidores, (fig. 23). De 6stas salen los conductores
A los re6statos (R), para ]a regulaci6n de la luz, circuitos de las
dos limparas, volviendo A las bornas (L), conductor de uni6n de
6stas 6 las cajas (2), bornas (L), bornas (1) (2) (3) (4) del bloque
(L ), y, finalmente, al polo (---) en la entrada de la caja.

rI)NCIONAMIENTO DEL G[ROCOMP'AS Y TRANSMISORES

La introducci6n de un gir6scopo A gran velocidad, en vez de
la aguja imanada permnite dar al girocoimpas una gran fuerza
directriz, lo que no es possible con el magnetico. En efecto, la fuer-
za directriz del girocompAs cS alrededor de quince veces mayor









REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


(que la de uni bumn compias miagnctico instalado eni tiln espaci,
libre de masas de hierro.
El girocompias estA coimpletamente libre de cualquier itifluein-
eia magnietica y comio vya se ha diclio resisted poderosanicinte a
cualquicr alteraci6n de direcci6n de sit eje, ya sea en el plano()
horizontal 6 vertical; en otras palabras, ]a rosa solamnente oscila
verticalniente con ]a linea N 8, colno eje, v, por consiguiente, lo
puntos E y 0 de ella, pueden moverse de arriba abajo, iniientras
((le los N S iaiitienen sienipre su posici6n liorizontal: ])or esta
raz6n, el contact) colocado eni la lica E 0 se movers de arriba
abajo, y no con nioviiiiento circulahir como suticede enl till colnipas
ianayitico.
Esta propiedad del gir6scopo ha sido aprovechada para trans-
initir A distancia las indicaciones del patron.
El motor del gir6scopo es del tipo conocido (de caimpo girato-
rio, teniendo uni enrollatniento tal (lite forma dos polos: el indii-
cido es del llaniado de (corto circutio).
Una vez pesto en march el alternador, coino se explicarl'
mia.s adelante, es faciel ver el fiunicionaiiiiento del gir6scopo recor-
(lando la descripci6n dada respect() a los circuitos clectricos.
Antes de explicar el funcionamiento dc los repetidores, da-
remos una ligera idea sobre los mecanismos interilnediarios.
El motor reversible (fig. 24) va montado sobre Un soport'
atornillado al anillo cardanico interior, consistiendo en iun motor
de enrollamiento difasico, para Jiacer possible el cambio dc march.
c(yos enrollamientos los constituyen, el llamniado principal, por-
([que siempre esta con corriente (vet fig. 22) y las bobinas de re-
versibilidad, las (ie funcionan segi'in sea el contact establecido
1)or Ia esfera (E). lque A su vez, depend del sentido en (lique el ba (rco
vire.
Las bobinas de impedeancia sirven para convertir la corrien-
te trifAsica generada por el alternador en difasica para el funcio-
namiento del reversible. Sobre un extrenmo del eje del inducido
haly In pinon, (tiue engrana en otro montado ien el eje del conuint-
tador (Q) (figura 2-1). Este oje lleva un sinfin (jite engrana con ]a
IRneda lid icoidal (R), I (lite a, su vez por Imedio de til ej(I fijado





















































TACeREo ME DI-STBUIO?


<... I 'Ae u T,f
TABLERO DE PUE5TA EN MABCHA


Fio 20 b


Gii(OscorO ANSCHUTZ -2,









30 REVISTA DE PU3LICACIONES NAVALES


en su centroy piii6n (q) en la cabeza del mismio. comunica sus mno-
vimrnientos A Ia cremallera del mortero (p).
El conmutador Q est6. formiado por dos semienvueltas que
cubren el extremo del eje que lleva el sinfin, siendo una dc ellas
de metal plateado y la otra de material aisladora (vidrio). Apoyan-
do en esas superficies se encuentran cinco) series doe tres cscobillas
montadas 6 120 una de otra; tal como (a) (b) (c) en la figure 24.
El bot6n estriado (D) sirve para mover A mano el mortero. Como
ya se explic6, cada series corresponde A, un repetidor y ]a escobilla
(To) es el polo conimn A todos ellos.
En ]a figure 23 tcnemos representado esquemnaticamente el
motor A corriente continue dc los repetidores; como se ve es de
enrollamiento en estrella, semiejante a] de un motor trifasico.
El eje (M) de este motor (figs. 18 y 19) tiene en su extremo un
siinfn qie engrana en la rueda hlielicoidal (R) de 100 dientes, cuyo
eje (N) esta fijado A ]a rosita (B) 6 rosa de los minutes. Sobre
el eje (N) y en su parte inferior hay fijo un piii6n de 20 dientes
(P), que engrana en la rueda dentada de 120 dientes (Q). El eje
de 6sta lleva en su extreme superior un piii6n de 20 dientes (S),
(pue engrana en la rueda de 120 dientes (T) montada sobre un bu-
je de balines giratorio alrededor del eje (N): sobre 6ste buje va
fija ]a rosa (0) dividida en 360.
Como puede verse, la re]aci6n d(c los engranajes de es 1 h 36,
es decir, que ]a rosita da 36 vueltas para una de la rosa; 6sta se
halla dividida en 10 parties correspondiendo cada una A un grado,
encontrkndose cada parte dividida A su vez en otras 10, que va-
]en, por consiguiente, 6 minutes. (Iracias A este dispositivo es muv
fAcil ver cualquier guifiada del barco, por mi6.s pequefia que sea,
lo (lue nos servirA para cerciorarnos del buen funcionamiento del
girocompi.s, pues coimo se comprende estarA en continue movi-
mniento) cuand)o el funcionamiento del sistema sea correct, dado
que es impossible mantener el barco 6 rumbo exacto.
La transinisi6n de los movimientos del girocompks 6 los re-
)petidores, se efectfa de ]a mnanera siguiente: al virar el barco,
ILno de los semianillos (W1) 6 (W2) tocar{a A la esfera de contact
(E), cerrando, por consiguiente, el circuit de una de las bobinas









( IR6SCOP'O ANSCIIU'TI.


de reversibilidad (fig. 22), (liueo liarA quo el ienduci(do del motor
reversible gire en un cierto sentido, transmitiendo ese movimienfto
al mortero por nmedio de los mecanismnos intermediarios va mien-
cionados. El movimiento del imortero coniti1ar1 liasta tanto la
esfera pernanezca en eontacto (con el semianillo, lo (ice sucedera,
inientras el barco vire, es decir, (quie el motor reversible deshari
el movimiento del mortero transmitido por el harco. La velocidad
con 4ue dicli(ho motor liace girar al mortero es mayor (que la de ro-
taci6n del biuque, de lo que se deduce que no puide. haber retar-
dado en las indicaciones dladas por 61.
Al funcionar el motor reversible liace girar el conmuitador
(Q) presentando alternativamente i las escob)illas sus superficies
('onductora v aisladora.
Se mlia visto (jl1e el anillo que est a eoi contact ('onil las eseo-
billas (To), quo(l es por (donde entra la c'orriente, esta uillido la
superficie conduetora del ioniuitador. Asi, ptls,e si suiponemlios
(Itte las escobillas (a) y (b) estal en colitIact(o ('on la p)arte mIetAli-
ca. la corriente se dirigir'a por los ('olidl('tores (a) (b) al motor del
repetidor. Al pasar la corriente por las .bobiMs (rOl'eso)i(dientes
formarAn dos campos imagn6ticos v como( la polaridad ique ad-
(litiere el inducido es siempre la misma, p)tes el sentido de la co-
rriente no cambia; es (lecir, (Jue suis dos extremios son dos polos
imagn6ticos invariables, result (que e] iiducido se orientara se-
gin la resultante de los campos. Si siiponemos alora (lie el con-
mutador ha girado Ai la derecha presentando a las escobillas (a)
y (e) la part aislada, la corriente se dirigirA por la eseobilla (b)
a su respective bobina, formando un campo id6ntico a] anterior-
miente formado por la misma, y como 6ste esta desplazado ai la
(dlereclma (ol respect al anteriorimete formado po)r las (a) y (b),
se deduce (quie el inlducido girarA hacia ]a dereclia, de modo que
su ])olo (N) (quiede frente al (S) formado por la bobina.
Siguiendo el giro del conmnitador se vera fAeilmente (itje el
inducido darol viueltas en el inismo sentido) (iue el de rotaci6n del
campo que A su vez lo ejecuta en el del conimutador.
('omo puede verse, hliaciendo) un croquis de las diversas pLo-
sicioies que las superficies del conmutador ocupan respeeto 4










:2 REV1STA DE PUBLICAC]ONES NAVALES


las escobillas, se encontrarAi, (que en una vuelta conompleta (ldel minis-
mo se estableceran sus conexiones diferentes, es decir, que el canm-
po del inductor habra tambi6n ocupado seis posiciones diferen-
tes, desplazadas una con respect 6, ]a anterior en un sexto de cir-
cuniifterencia; de lo (uie se deduce (que la exactitud del motor del
repetidor estara sienipre dentro del sexto de revoluci6n del con-
miutador.
El arreglo explicado mantiene el motor del repetidor en per-
fecto sincroniiismo con todos los movimientos del reversible.
Se debe agregar, finalmente, que para evitar que los repeti-
dores queden fuera de sincronismo con el patron, la corriente
continue del circuit del barco alimenta simultaneamente al mo-
tor generador y repetidores de modo que si diclia corriente fa-
llara momentAneamiente, los repetidores no perderian el sincro-
nismo de las indicaciones con el patron.

INSTRUCC1ONES 1'ARA EL MANEJO V CUIDADO DEL GIROCOMPAS

Putesta en mniarcha.- -Al tratar de los circuitos el6ctricos, hemos
visto que ]a instalaci6n posee dos motors generadores indepen-
dientes, con sus dos tableros de distribuci6n y re6statos respecti-
vos; por consiguiente, antes de todo, se deberk maniobrar al con-
mutador de cinco polos (P) figuress 20, 20a y 20b) para conectar
la maquina cque ha de entrar en funici6n. Notareminos, ademAs, que
hay otra caja de conmutaci6n (4)', que sirve para conectar al cir-
cuito, ya sea el repetidor de la timonera, 6 el del compartimiento
del tim6n, de minodo que maniobraremos dicho conmutador co-
nectando aquel que ha de funcionar.
Una vez hecho esto, entraremos A. operar en el tablero de dis-
tribuci6n correspondiente al motor generator elegido, siguiendo
las instrucciones que A continuaci6n se detallan:
1.0 Con6ctese el conmutador tripolar (T) A ino cualiquiera
d(c los juegos de fusibles. IntereAlese el voltfinetro A una tde las
fases; los amperimetros no necesitan ninguna maniobra, pues
estin directamente ligados A sus fases respectivas.
2. Col6q([uese la palanca de regulaci6n del campo del motor










cfjRnfcop 7 '67_TZ7J7^^
SZ7 IIOc M '



gI 7JJf v \~ -



II


-/ _ _

J. ~ ... ... -/ ,


'ig. 21









(:IR()SCOPO ANSCHUTZ


trifdsico (R) a la izquierda, es decir, en la posici6n de minima re-
sistencia, produciendo, por consiguiente, la inmxima excitaci6n
del campo.
3. Col6quese la palanca de puesta en march (V) en la po-
sici6n extrema izquierda, del sector titulado WPuesta en marcha,,
6 sea en la de maxima resistencia.









RI.VIS'TA DE P1UBIjrICACIONES NAVALES


4. Conectese el conmutador bipolar (I) A uno cualiuiera do
los contacts, (lue, como sabemos, pertenecen A, los dos circuitos
dle corriente contiima (luie alimnientan el sistemna.
En estas condiciones se verA en los amperinmetros (pie la co-
rriente crece gradualmente liasta llegar A 1.0 amniperlo; se dejarAn
las palancas (R) v (V) en sils respectivas posiciones por cinto) mi-
nlutos.
MlAs 6 mnienos, al final de ese interval y cuando el motor ge-
nerador d6e una velocidad dc 400 revoluciones, aproximadailneinte.
se IlevarA, la palanca de regiiulacion (R) A la position miarcada con
una (A), dejAndola alihf hasta (lie el motor generator alcance una
velocidad comprendida entire 1.000 y 1.200 revoluciones. Se no-
tarA ([ue cuando el motor generador gira a 400 recvoluciones, cl
gir6scopo produce tin chirrido ()iue no sc oye antes ni despiu6s de
haber pasado esa velocidad critica. Cuando el motor gencrador
alcance ]a velocidad citada, sc empezaran a mover, lenta v simnl-
tAneamente las palancas de reguilaci6n (R) y la de puesta en mar-
cha (V), (deI modo que la corriente alternative no phase de 1.5 am-
perios, hasta (que la palanca de regulaci6n (R) Ilegue A la posi-
cion extremia izqiierda 6 sea la de minima resistencia. Se sceuirfi
imoviendo la palanca (V) hasta (uie el motor geiierador d6 2.500


DIAGRAXA DE CONEXIONES DEL MOTOR DEL
RE#tTIDOR


Fig. 23










I6OSCOI'O AkNs(Jc II'Z


revoluciones por niinuto, cuidando de que ]a intensidad no pase
de 1.5. amperios; por ulltimo, se egular la i tension A 12() voltios,
nioviendo la palanca (R).
El girocompas deberA ponerse en march tres horas antes
de ser usado y s6lo en casos especiales se colocarA el N de la rosa
en coincidencia conl el nieridiano, debiendo hacerse esto antes de
aquella operacion y durante las primeras revoluciones.
Parade del gir6scopo. -Descon6ctese el girocompas y motor
generador por medio del conmutador tripolar (T), llevandose A la
posici6in (desconectado,> las palancas de rcgulaci6n (R) y puesta
en marcha (V) y, por fin, se retira el coninutador (I). El gir6scopo
continuara girando por largo tiompo, debido A su enorme inercia,
debiendo dejarlo que se pare solo.
(uidados durante lai miarchda. -- So cuidara, (que el motor mar-
chdie constanteniente ia 2.500 revoluiciones, observkndose de tiempo
en tiempo los amperimetros, para asegurarse quo la corriente es
]a minisma en las tires fases v el voltimetro que deberai indicar nna
tension de 120 voltios.
El motor generador 11o require mits cuidado qu(le el de un
motor 6 dinamo, atendiendose ()ue no se produzcan chispas. Cuan-
do sea niecesario se limpiardn con papel de lija fino (no de esmeril)
los anillos colectores, collector y escobillas. La aceitera del indica-
dot de revoluciones debe Ilenarse mas 6 menos cada ocho horas
con aceite de huesos. Si ]a aguja del indicador oscila much, de-
bera examinarse el acoplamiento al eje en la primera oportunidad
y camnbiarlo si fuera necesario.
Cualquier interrupci6n en el servicio, el encargado de la
Estaci6n Central, la conmunicarnt innediatamlente al Oficial de
(hiardia. Ademas, cada liora se cerciorara de (plue el girocompas
trabaja con sus tires fases (lando parte de haber ejecutado esta
operaci6n. (Cada semlana sc echaran dos gotas del aceite para el
gir6scopo en las aceiteritas del inidicador de revolucionies, para
lo cual se empujaran con una punta cuialquiera los vastagos de
las mismas.
Sincronizacioi. --Si por cualquier causa se desconectase el
girocompas del motor generador, el niimero (de revoluciones de
6ste decreceria rApidamente; pot lo tanto, no debera conectarse










3; REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


Ai l un motor generador que est6 dando 2.500 revoluciones, dC-
biendo antes sincronizar ambos. Para esto se para completamente
el motor y se deseonectan las palaneas (R) y (V); hecho esto se
conecta el motor parade al girocompas comenzando d introducir
lentamente corriente en el motor, sin mover la palanca de regu-
laci6n del Campoo del trifisico (R). En estas condiciones los amperi-
metros indicarAin una pequefia contracorriente que desaparecera
tan pronto como la velocidad del motor alcance A 1/8 de la del
gir6scopo. En el precise nmomnento que la aguja caiga. se mueve
ripidamente la palanca (R) hacia la derecha para excitar el cam-
po del alternador, vigilando al mismo ti(empo los amiperinimetros
que deberAn indicar una corriente normal. En este caso ser, fia-
eil regular el voltaje de la corriente alternada, continuAindose la
operaci6n tal como se hlia explicado en el pArrafo titulado (Puesta
en marcha'. Si esta tentative no tuviera 6xito, es decir, que los
amperimetros indicaran grandes intensidades minientras quo el
voltimetro s6lo indicate una pequeia tension, seria necesario
comenzar nuevamente la sinceronizaci6n, debiendo antes de efee-
tuarla esperar i que el motor est6 completamente parado.
Quema de fusibles. Si la corriente del barco fluctia violen-
tamente, es f'cil que se queen los fusibles.
a) Fusibles de corriente continue:
Desconetense las palancas de regulaci6n (R) y de puesta
en inarcha (V), renu6vense los fusibles y comineese la operaci6n
de sincronizaci6n tal conmo se ha explicado.
b) Fusibles de la corriente alternada:
Si uno de los fusibles de la corriente trifAsica se quemase o
si uno de lo podria continual funcionando con solo dos fases por un cierto
tiiempo no iimuv largo. Estas conldiciones se notaran por las indi-
caciones de los anmperfminetros, lque nmostraran dos fases con una
intensidad double mientras que la tercera estarl en cero; adeIoas,
el indicador die (corriente del girofoompas mosttrar condiciones irre-
gulares.
Para. restablecer el funcionamiento normal bastari conec-
tar el conniutador tripolar (T) al otro juego de fusibles y reponer
los quemados; inmediatamente se verA que los amperimetros y el
indicados de corriente vuelven A sus condiciones normales.










.[:lMFA5 FATR LN


3- U ( ii.t
d tj>-t ts.


Fdc, F4


MOTOR REVERSIBLE









38 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


Si cl girocompAs funcionara con dos fases por nids de cdos ho-
ras sc rccalcutaria, cxponi6ndose ;i quemniar el enrollamiento.
Por consiguientc, el hombre de guardia cn la Central inspeccio-
nari cada hora, los amperinmctros, voltinimetros 6 indicador dc
corricnte, dando parte innicdiatamente al Oficial (de Guardia
dc las condiciones diel funcionamiento.
Si cl conductor de una dc ]as fases se hubicra inutilizado
entrc el gencrador y el conmutador dc cinco polos (P), se hark
cntrar en funci6n el scgundo gcucrador, ejecutAndose ]a opcraci6n
de acuerdo con lo que se cxplicara cni el pkrrafo .Canibio de motor
mientras funciona el girocomphs. Si la interrupci6n fuera entire
el connintador (P) y el girocomi)as, sc reducira en seguida la miar-
cha del motor de modo quc girc entire 1.50(0 A 1.800 revoluciones.
En estas condiciones, el girocompas perdera algo de su exactitud;
pero podra usarsc como comps dc gobierno. Tan pronto coimo
el gir6scopo cst6 fuera dc sincronismio, no sera possible moverlo
nuevamente con s6lo dos fases.









MiR6scoPO ANSCIU'TZ 39


/'\


Fig. 2li

Si se quemaran dos 6 tres fusibles, el girocompas quedaria
completamiente desconectado, debiendo entonces parar el motor,
conectar el conmutador tripolar (T) al otro juego de fusibles v
comnienzar ]a sincronizacion coio en los casos ya explicados.

CAMBIO DKE MOTOR MIENTRAS FUNCIONA EL GIROCOMI'PA.S

a) Cuando por cualquier causa hiaya que poner en movimnien-
to el segundo motor generador, mientras el girocompas estA fun-
cionando con el otro motor, se lo pondrA en marcha dejAndolo
(iuc alcance una velocidad de 2.700 revoluciones y una tension
de 125 'b 1,10 voltios. Desde que el girocompas no se halla afin
concctado, ]a opcraci6n de puesta en march se hara. i mucho mAs
rApidamiento que lo que se indic6 al principio al tratar de la (Pues-
ta en marclia). Una vez en las condiciones mencionadas, se cambia
cl conmutador de cinco polos (P) al otro tablero, donde se regula-
r i el niimero de revoluciones y ]a tension. En seguida de hacer
ln coninutacion se parara. el minotor (que estaba, en funci6n.
b) Cuando la instalacion perteneciente a un tablero se inuti-
lice miientras estA en ftunci6n el giroconipas, se cambiara el conmu-
lador de cinco polos (P) a la otra que estA en ireposo y se conecta-
ra el motor a.l gir6scopo y circu'to dele barco, sincronizando ]a
marcha de ambos de acuerdo con lo anteriornmente explicado.
Repetidores. (Figs. 16, 17, 18 y 19). Antes de hacer entrar
en funmcil6n el girocompAs se hliarAn coincidir las indicacioncs de
los repetidores con la del patron, girando para eso el vAstago
(E), (colocado dentro (lel mortero Ny cubierto por la tapa (A) (fig.









410 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


19) hasta que el rumbo indicado por ellos sea el mismo que el del
patron. Desde ese moment seguiran en sincronisnlio con el giro-
compAs hasta que 6ste se pare, en cuyo caso sera necesario reajus-
tarlos nuevamente.














Fig. 27

Cada semana se inspeccionar' el conmutador de corriente
continue del motor reversible, limipidndolo con la ayuda de un
trozo de g6nero blando 6 cuero.
Cada mes se revisark la aceitera del motor reversible, y si
fuera necesario, se cambiarb, el aceite 6 se repondrA el gastado.
Los repetidores no requieren cuidado especial alguno, ins-
peccionAndose sus aceiteras una vez por aio. Las aberturas prac-
ticadas en el mortero, que sirven para el cambio de l]mparas y
ajuste de las rosas, se mantendrAn perfectamente cerradas para
evitar los efectos de la humedad.
Lubricaci6n del gir6scopo. El gir6scopo tiene dos aceite-
ras (Y) que deberan examinarse diariamente, y si el aceite se ha
obscurecido 6 ha Ilegado a ]a mitad de su nivel, se sacarAn y se lle-
nardn con el aceite especial que se provee para ese prop6sito.
Como regla general se cambiara el aceite despues de 8 6 10 dias
de funcionamiento; pero si la travesia fuera mayor, es convenien-
te esperar A la Ilegada A puerto para hacerlo, siempre que el in-
tervalo no pase do 20 dias; pues de lo contrario, podria recalentar-
so el gir6scopo. Si ]a operaci6n so efectfia mientras funciona el









GIR6OSCOPO ANSCHUTZ 41


gir6scopo, se prestara inucha atenci6n at destornillar las aceite-
ras, haciendolo con la mayor delicadeza para no perturbar seria-
mente las indicaciones del girocoinpas. Al Ilenar las aceiteras se
evitara que entire en ellas polvo 6 suciedad, pues de lo contrario.
se destruirifan rapidamente los cojinetes.

DESARME DEL GIROCOMPAS

El desarme del instrument s6lo se hara en las circunstan-
tancias que aquf mencionamos y cuya explicaci6n se da A conti-
nuaci6n. (Ver fig. 10).
Una vez cada dos ailos se sacarAi el mercurio de la cubeta
para su limpieza y la de las superficies con las que se halla en
contact. Para ejecutar esta operaci6n se seguirAn las instruc-
ciones siguientes:
1) Saquense los tornillos de fijaci6n del cubichete y desco-
nectense los cables pertenecientes a las bornas (i), (f), (Wl), (W2),
despu6s de lo cual se levantarA cuidadosamente el conjunto for-
inado por el cubichete y contrapeso.
2) Retirense los tornillos de fijaci6n de la rosa, sAquese la
arandela de ebonita que cubre A Ia de bronze (r), descon6ctense
los dos cables que unen ]a esfera (E) y vaina (P) con los tornillos
de la arandela (r), pudi6ndose despu&s de esto retirar ]a rosa.
3) Destornillese ]a virola roscada (k) que fija el vAstago
(D) a ]a cipula del flotador, haciendo uso de la Have de tetones.
Al hacer esta operaci6n, un ayudante asira el gir6scopo, con ob-
jeto de que el operator pueda destornillar la virola y tambi6n
para evitar que se caiga, debiendo tenerse much cuidado al eje-
cutarla, pues 6sta se halla fuertemente atornillada. El gir6scopo
se colocarA sobre su caizo especial de madera, habiendo tenido
antes ]a precauci6n de sacar el mercurio de los cubiletes y de
desmontar uno de los brazos (C).
4) Destornillese el anillo roscado (Z).
5) Fijense fuertemnente los anillos cardanicos, por miedio d'e
cutias 6 de cualquier otra manera, para evitar que un violent
movimiento del mortero haga derramar el mercurio.










42 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


6) ExtrAigasc el mercurio de la cubeta, hasta donde sea po-
sible, enmpleando comno sif6n Ia inauguera de gomna provista para
ese objeto.
7) Sfquense los tornillos de fijaci6on de la tapa de ]a cubeta
(N) levantando despues la tapa.
8) Retirese el flotador, habiendo antes destornillado el pa-
sador (x) quo fija el anillo (U).
9) Destornillese la virola roscada (M) y sa(quese el anillo (U).
Despu6s de haber ejecutado las operaciones anteriores, (que-
dara lista la cubeta para hacer la liminpieza de sus paredes.













Fig. 28

KxAi, 'Io l rVest o d, iicreTurio (tUe' hubicra quedado. se pro-
cedera A limpl)iar la siuperficie internal de la cubeta, empleando
primero algodon solo para sacar el 6xido y suciedad pegado A.
la mismai, fregando despu6s con algod6n emlpapado en alcohol
])uro liasta (ique se vea (ipn t(odo esta bien limpio: por ultinlo, so
pasa.ria algodo6i seco para quo noi (quedc alcohol, cuidando de no
dejar pelusa sobre las superficies. De la misnia mnanera se limpia-
r6n todas las demas parties que est6n en contact con el mercurio.
Una vez efectuiada la linipieza, introdfizcasc el anillo (U)
dejAndolo descansar sobre la cubeta, atornillese la virola (M),
.oloquese el flotador, fijando en seguida el anillo (U) por medio
del pasador roscado (X), y por filtimo, p6ngase la tapa asegurAn-
d(ola con los tornillos correspondientes y atornillese el anillo (Z).









GIR6SCoPO ANSCHUTZ 4 13


Filtrado y limpio el mercurio, por los procedimientos cono-
cidos, se estard en condiciones de llenar ]a cubeta. Esta operaci6n
puede hacerse de dos maneras: una consist eil echar el mnercurio
por el espacio comnprendido entre el flotador y el anillo (Z), y lia
otra, enl verterlo por un agujero, con tapiii roscado, (que sc ciliuelln-
tra en ]a tapa do la cubeta. Una vez que el mercurio aparezca i
ha altura de este agujero, so le pondra' el tapin y se continuara
echando por el cspacio ya citado, hasta ([ique se c(rea haya llegado
a] nivel (Jque debe teiner cuando se coloque c] gir6scopo. Para sa-
ber esto, se empujar li hacia abajo el flotador, por lo (|ue, si la
cubeta esti deinasiado lilena aparecerA much inercurio por los
aguijeritos que tiene (Z) oien el foindo de ]a ('analeta, si le falta, el
mercurio no alcanzarA a salir, y, finalimentc, si estA al nivel correc-
to, se verin aparecer apenas unas gotas. Si hubiera demnasiado
mercurio se lo extraeri por medio de una jeringa. IPara hacer la
limpieza del cubilete grande, se sacaran los anillos obturadores,
empleando las pinzas especiales, y se procedira como sc ha expli-
cado para la linipieza de la cubeta. El cubilete chico no se lini-
piar, con alcohol, pues siendo tan pequefio, es dificil sacarlo
completamente. Antes de colocar el gir6scopo se accitaran lige-
ramente los asientos c6nicos de fijaci6n. Para montarlo, sc lo
introduce por el interior de la bitAcora y se Ie atornilla la virola
(k), teniendo present tuie ]a ultima mniedia vuelta es muy dura,
por lo que sert necesario hacerlo, golpeando no muv fuertemniente
sobre el extrenimo de la Hlave de tetones, liasta que coincidan las
ranuras practicadas, una sobre el v6astago (D) y la otra sobre ]a
virola.
Antes de llenar los cubiletes se colocaran, hliaciendo uso
de las pinzas especiales, los anillos obturadores; enl seguida se
vierte el mercurio por medio de la jeringa, hasta que el nivel
quede aproximnadamente A 1.5 n milinetros por debajo de los ci-
tados anillos.
Terminadas esas operaciones se procedera al montaje de las
diversas parties operando en sentido inverso al explicado en el
desarnic. Si el girocompAs trabajara continuamnente, se hara la
limpieza del mercurio de los cubiletes cada dos ineses, v con me-
nos frecuencia en el caso contrario.










44 REIs.TA DE PUBLICACIONES NAVALES


Una vez completamente montado el girocompAs, se probard
si la posici6n final del flotador es correct, empujando suavemente
la caja del gir6scopo haeia arriba, hasta que ]a punta del estilo
(ST) toque en el fondo del cubilete; en tales condiciones esa
corrida debe ser aproxiinadainente de un inilimetro. Si por cual-
quier circunstancia fuera necesario sacar el mortero, no debe
olvidarse el desarmar los portaescobillas y aprovechar esa 'ir-
cunistancia para aceitar las pistas de los balines.

: i , i 1( i : :: i : : : : : | : :: : : ...L : :: ,::: 1,S ,i:: ::












Fig. 29


Si despuis de iucho tiemipo de uso se sospechara que el eje
y cojinetes del girocompas estuvieran sucios, es possible revisar-
los extrayendo el giroscopo fuera de su caja, para lo cual se sa-
carian los tornillos quie fijIanI Ia tapa lateral; los bujes peden
sacarse destoinillando los tapines que cubren los extremos de los
cojinetes. Como se recordar6, 11no de los extremes del eje puede
moverse a lo largo del buje, mientras qjue el otro estA fijo; en el
primer caso se sacara eCl buje destornillando elI tapin correspon-
diente, y en el segundo, despues d(e haber sacado su buje se ex-
traerA un pequcio tornillo (ju hay on eil interior y que es el quo lo
fija. Esta operacion debc hacerse con sunio cuidado, pues de Il
contrario se xponc a daniar el eje ique es muy delicado y coIio se
nrmprende estoi significant fa la inutiliaci6n del aparato.









ui6ROSCOOo ANSCIIUTZ [3


PRITEBAS DE RECEPCT6N DE LOS APARArTOS

1) La velocidlad normnial del gir6scopo es de 20.000 revolu-
ciones por minuto. (jque correspondent 4 una velocidad de 2.50(0
del motor generador. Para cerciorarse de ]a bondad del material
de constl'rucci6n del gir6scopo, se Ic hard girar a una velocidad
de 25.000 revoluciones durante treinta segundos, lo que necesitarAi
(que la velocidad del motor generador se cleve A4 3.125. El esfuer-
zo ejercido en la periferia del toro por la fuerza centrifuga desarro-
lada, es cerca de dos veces mayor que el esfucrzo normal.
2) Se pondrAn en funci6n el girocompas y ambos motors ge-
neradores por cinco horas. Al final de este interval, el aumento
de temperature del gir6scopo sobre la del ambiente no debe ex-
ceder de 600, mientras que para los motors generadores este
exceso s6lo sera de 40.
3) Cuando el gir6scopo gire A la velocidad normal, se llevar4
A4 mano el N de la rosa 4 que ocupe la posici6n E 0 verdadera.
Una vez dejado en dicha posici6n, debe volver al meridiano con
una diferencia menor de un grado y en no mas de tres horas. Es-
ta prueba puede ser combinada con ]a (2).
4) Cuando los motors generadores y girocompas marchen
A4 velocidad normal, se reducirA la tension de la corrienteconti-
nua al 90 %, sin alterar la posici6n de las resistencias regulado
ras de los motors. Como consecuencia de esta operaci6n, las in
dicaciones del girocompa4s no deben alterarse en menos de dos
grades. Lo mismo debe suceder si la tension se aumenta en un
10 % sobre la normal.
5) La conmutaci6n de uno al otro motor sobre el girocom-
ps, no debe causar oscilaciones del eje del giroscopo en el piano
horizontal mavores do un grado.
6i) Las indicaciones de todos los repetidores deben ser id6nti-
(cas A4 las del patron, cuando el barco vire a, pequefiia velocidad.
7) H-aciendo que el barco, navegando k velocidad normal.
describe un iefreulo en 10 minutes sob)re estribor y despu6s sobre
babor, el retraso del compAs, si es que hay, debe ser menor de dos
grados,










46 RIVISTI.A I>E I'I',IH1A(',CIONES NAVALES


Fig. 30

8) Navegando el barco hacia el N verdadero A 20 millas du-
rantc cuarenta numinutos, y virando rApidamente hacia el S, el
desvio balistico nionientaneo, causado por esta maniobra, no debe
excedcr de 20.5., debiendo tenersc en cuenta el Angulo ( 6 ) dado
por las tablas. Las pruebas (7) y (8), s6lo pueden ser lihechas cuan-
do se tengan puntos A los 1que se puedan inarcar, pues de otro mo-
do no se obtendria ]i exactitud necesaria para efectuar la veri-
ficaci6on.
TEO RIA

ECITACIONIS I)EL IMOViMIENTO DEL (IlROCOMP-AS

Por lo que ya se dijo, suponiecndo despreciables las fuerzas
de amortiguanuento, es claro que si el gir6scopo gira A la derecha
mirando desde el centro 4 un extremo del eje y se coloca 6ste


1I K I N ,I 1 1 1 1
I I I_ N

I I I ^ --I - - - - -


I I,





N1 I T -
I I -'T \i^7 7





II ii^ ^ ^ ^ ^ ^ ^

::^:: m ^^^









GIIRiS'OPO ANSC}I 'TZ ,17


apuntando al Oestc, el extreme en c'uesti6n girariAi hlacia el Norte
inclinaindose hacia abajo: mientras, (cue si se Ie apunta al Este
girara i hacia el inisnio punto pero inclinado hacia arriba. La fi-
gura 26 ha sido trazada siguiendo este caso cuando el eje del gi-
r6scopo ha pasado A traves del inmeridiano del Este a] Oeste.
En esa figure, MA represent el metacentro y (G el centro de
la gravedad de las parties in6vilcs del sistemna, tide niodo que la
distancia M (G es la altura imetacentrica (.
El eje del giroscopo esta representado |)or la recta C N in-
clinada respect al liorizonte de n angatilo fI, M ( v (' C N estin
en tiln Illsimno )lanio vertical, el lull Ilac'e till Anglilo ('ion cl
iueridiano al Oeste del mismo. Elin esta posicio6n, a serla (consi-
derado(l posit.ivo. El ingitilo M ( N vale 1i1 recto.
(Ciando el piano M(C N es vertical, cohiIo eln la t'igura. v dYstple-
ciailos tios clectos doe la, fricci6n v aiiiortiguiiiiiicnto, iji, Mse disciu-
tiraIl posteriorlelnto, ]a atnica ('c11pl (Ilt' o l)ri t ,l e] sistelna v
catusa pr'('osi()n, es:
M1 g sin ll/

donldeI M es la nilasa del sistonlia niovil vy g Ia acelraci6ol de ]a 'ra-
vcdad.
Si cl plano M (' N no fuiera vertical, sino ligeraniente inclinado
respect k ina linea ique pase por M y paralcia A C N, no sc produ-
ciria ningfin novinicento de precesion, desde que cl eje del gir6s-
copo ha sido inovido paralelaniecte i si iisimlo. El brazo de la
cupla M g a sin f se alterarh 1n poco; pcro siendo despreciable
comio se vera 1ias tarde, s6lo (quieda conio unica cup])la para produ-
cir precesioln:
M g a sinll

COMPONENTS D)E LA ROTACION 1)E LA TTERRA

En la figura 27, (o, represent la veloeidad de rotacion de
]a tierra, que se puede desconlponer en dos, una alrededor del
mnieridiano y la otra alrededor de la vertical de un punto cualquie-
ra, P, cuva latitud es )..









4, REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


AdeniAs In componente m cos ) puede (lescomponerse (ver
fig. 26) en:
1) (o COS ;. sen a alrededor de la horizontal CV que es per-
pendicular A C R.
2) w cos A cos a alrededor de C R.
La component o cos J sen a represent la velocidad
con que el piano horizontal sube 6 baja con respect al eje del
gir6scopo mientras que c) cos i cos a afecta solamente el valor
num6rico de ]a velocidad del gir6scopo respect A la de la tierra,
siendo por lo tanto despreciable.
La coinponente o sen 2). es ]a velocidad con que el meridia-
no gira por debajo del compas, asi, que cuando 6ste oscila, tiende
continuamente A retrasarse respect de aqu6l en el lado Este.
Por lo tanto si el eje debe seguir al meridiano, es necesario
introducir una cupla que produzca un movimiento de precesi6n
cuya velocidad en el espacio sea igual A w) sen ..

ECUACIONES DEL MOVIMIENTO

La velocidad de rotaci6n del toro en el compAs Anschutz
es de 20.000 revoluciones por minuto, la que da un moment
angular alrededor de C N (fig. 26), de 100.000 hasta 1.000.000
veces mayor que el producido por el movimiento de precesi6n,
3 por consiguiente, al deducir las ecuaciones del movimrniento
podemos considerar despreciable el moment angular de cual-
(quier part m6vil en comparacion con el del gir6scopo, denotando
a] moment de 6ste con H.
Por un teoremna de mecanica sabemos: que si a un cuerpo
que posee moment angular I o) 6 H alrededor de un eje OX.
se Ie aplica una cupla X de eje OY perpendicular A OX, dicho
nimomerncno girarA alrededor del tercer eje perpendicular OZ con una
velocidad angular determinada por la ecuaci6n: K = H Q.
El punt 0 puede ser un punto fijo del cuerpo 6 su centre
de gravedad; el signo de Q es positive cuando H N K son del mis-
mo sentido, de modo que OX se dirigira hacia OY.
Debe recordarse que lo dicho es solamente cierto una vez















t0/ LK To


2.t ir

T,


Fig. 31

en movimiento, es decir, cuando la precosi6n haya comenzado:
6 en otras palabras, para mantenor la precesi6n Q del momnnto
angular H, es necesaria una cupla K tal que, K H iQ.
La expresi6n H Q se llama frecuentemente la (,resistoncia
girosc6picas 6 sea aquella que H ofrece para girar alrhdedor de]
eje de K.
Explicados estos principios estamos en condiciones de es-
cribir las ecuaciones del movimiento del girocomp6s.
Refiri6ndonos a la fig. 26, y considerando que el moment
angular del sistema respect A CR, gira alredcdor dc la vertical
que pasa por C, debido 6 la cupla producida por la gravedad.
tendremos:
Moment angular = H cos f.
d a
Velocidad de precesi6n (en el espacio) = d + co sen 2.
d t
Cupla externa = M g a sen /f.
De donde se saca: H cos f/( w son ) g a sen f ()
\dt/ )

6 poniendo f8 en vez de sen f, desde que 6ste es muv peque-
fio debido al amortiguamiento, tendremos:


H -- + co sen 2 = M g a f


_iR(U(S'OPO ANSCUTZ









REVISTA DE PUBLICACIONLS NAVALES


El primer miembro de esta ecuaci6n es la resistencia giros-
c6pica que ofrece el eje i la cupla dc la gravedad y que sin la cual,
aquel se inclinaria bajo la acci6n de 6sta. Esto comprueba el prin-
cipio fundamental: Cupla external = Resistencia girosc6pica.
Ahora consideraremos el moment angular respect A CN
(fig. 26) en su movimiento de precesi6n alrededor de la horizontal
CV perpendicular k CN, bajo Ia acci6n de una cupla cero, alrede-
dor de MC
Tenemos: Momento angular = H.
Velocidad de precesi6n (en el espacio) -- 8t + u cos ,
dl t
sell (.
Cupla externa 0 (despreciando los frotamientos)
De donde se tiene:


H (--+ () cos sen a =0 (2)
( d t

Esta ecuaci6n nos muestra, que cuando se desprecian los
frotamientos, ]a velocidad con que el eje se inclina hacia arriba
o abajo es simplemente aquella con que la tierra sube 6 baja res-
pecto al eje, puesto que 4ste se mantiene iimn6vil en el espacio.
Diferenciando ]a ecuaci6n (1), tendremos:

d2a d 8
H dt K ga 3

ddt2 dt

y eliminando entire (2) y (3) se tendrA:
d t

H12 d2 a
Ma t + H o) cos ; sen a -= 0 (4)
M g a d t2

No hemos tachado H con el objeto de conservar la ecuaci6n
con las dimnensiones convenientes. Se ve quc las dimensiones
H2
.-- son las de un moment de inercia, mientras que H o) cos A
Mga









GIR6SCOPO ANSCHIUTZ


sen a es una cupla y represent la resistencia girosco6pica ofre-
cida por el eje A ser girado alrededor dc MC para sacarlo del meri-
diano. A esta la llamaremos (momento director) del girocompAs.
La forma de ]a ecuaci6n (4) muestra que el miovilniento co-
rresponde al de oscilaci6n de un p6ndulo Ai traves de la posicio6n
de equilibrio, a = 0, es decir, I) trav6s del meridian. sieiid(, el
H2
moment de inercia del p6ndulo -- que lo (lenotaremios c(on I.
El moment director H o cos ), sl n a s imiAxino )p)a;1
a = 900, es dccir, cuando el eje esta en el piano Este Oeste, y
en esc caso es igual a H w cos ,. Esto correspond con la fuerzx
directriz del compels magnetico, y lo Ilaniaremos ,coeficiente di-
rectors del girocomphs, desigunandose con la letra R.
El moment director en un moment cualquiera serfi enton-
ces R sen a. Siendo en la prictica a pequeilo so tendra:

To 2 V 7


6 -2 .H t/ -g a o (0)
V M g a a1) cos

N

NK17]GoSN


I
E
l.'ig. :!2










52 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES



AMORTIGUAMIENTO DE LAS OSCILACIONES

Hasta ahora hemos tratado la cuesti6n suponiendo que las
oscilaciones no son amniortiguadas, no considerando la acci6n de
los rozamientos. La fricci6n natural del mercurio en el girocompas
es nuVy pequeia para producer una disminuci6n apreciable en la
amplitud de las oscilaciones, comno puede verse en la fig. 11 v
para evitar ese inconvenient, se le ha aplicado al aparato un
amortiguador artificial, cuvo inecanismo ha sido ya descripto,
y cuvo efecto puede verse en la curva de ]a fig. 12.

DECSV$O I| I PRO|JJGIDO AL PARAR ON
BANCO A to MAIL.6S CM LA DIRECCION'
S:DEL E MRIDIAO.


::E :4 AG. DEL OECREnENTO = f.4
: : vA I CAMai Io SrANrT Eo o VaLoCIom
Il : : DISTANClA RECOlltIbA 660 YDS.





u .... ... .... k StllJ
Fig 333
Seh ::isto::l:hac:s= in:: dccipin del___ aiotiguo, qu
I I I I T I I"L IA I" I ,
I H+ f+:: ::^H ^ _







y I0] cnIguIcIII Ite, I .- Ia ui ol enerzaiet cbid 6. Iarve
d Ida .. .-a cho o dA -aje,- tsie de- A l arj 6 a ]a ic ri-








zoin tal, ciinuyen de Ire, dupia A In g ea A le este modo
I 1 IS! IS 1 4 45 sSm 5nu <0 (5 ]a 70 5 e IS la ga ve I1 y dei te mod
-- MINUTE$ --

Fig. ,3

Se ]la visto al tac~er la descripeion del a~mortiguador, que
tan pronto como el eje es desviado de] meridiano por cualquier
causal, comienza a baja.r 6 subir debido a ]a rotaeion de la tiena,
y por consiguiente, la cupla de enderezamiento debida a5 la grave-
dad entra en accion, mientras que, simulta.neamente, la cupla,
debida al ehorro de aire, tiende a5 llevar el eje a la position hori-
zontal, disminuyendo la cuplii de la gravedad, y de este modo









GIR6SCOPO ANSCHUTZ 53


reduce las oscilaciones A traves del mneridiano llcvando el giro-
compds a su posici6n de reposo por oscilaciones rkpidamente de-
crecientes.
Esta posiciin de equilibrio relative al incridiano la llamare-
mos la posici6n de reposo del girocompks.
De la construcci6n del amortiguador se deduce claramente
que su moment de reacci6n es proporcional a sen ft.
Podemnos entonces representar ]a cupla del amortiguador
por D sen fi donde, D seria su valor para f = 90.
Desde que f es pequerio la cupla se reduce a D A y como
la velocidad de precesi6n del gir6scopo en el espacio y en piano
azimutal (a) es tambi6n proporcional a f, segiin se deduce de
la ecuaci6n (1), se sigue que la cupla rotatoria del amnortiguador
es proporcional a la velocidad de precesi6n.
Actuando la cupla amortiguadora alrededor de un eje verti-
cal, la ecuaci6n (1), no se afecta; pero la (2) queda alterada, con-
virti6ndose dichas ecuaciones en:


(i) H + (o sen )= M g a f
\d t
(5)
(ii) H d -d o) cos sen n .-- D
(i)H d t8a ),
v eliminando ,8, la ecuaci6u de la oscilaci6n en azimut seri:

H2 d2 a
--- -d + H o cos sen --
M g a d t2
(6)
H D ( d a ,
M g a se ) 0

Aqui vemos que los dos primeros t6rminos de la ecuaci6n
(4) no han sido alterados; es decir, que la masa oscilante y el mo-
mento director originales no son afectados por el amortiguador.
El tercer t6rmnino corresponde en el pindulo A las fuerzas









54- REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


de amortiguamiento debido A los rozamientos. Su coeficiente
DH
i--- lo designaremos con la letra K.
M ga a
El tercer t6rminno nos muestra que el moment de rotaci6n
de la cupla amortiguadora esta comipuesto de dos parties: una
proporcional A la variaci6n del kngulo con el meridiano y la otra
a la velocidad angular del meridiano inismo en el espacio.
Estos resultados debian esperarse, desde que f8 (al cual la
cupla amortiguadora D f1 es proporcional) depend de las osci-
laciones del girocompAs en el espacio.
La segunda component aetUia siempre, cualquiera que sea
la posici6n del girocompas y la velocidad de oscilaci6n relative
al meridiano, dependiendo solamente de la latitud y magnitude
del coeficiente de amortiguanmiento K.
H D ,) sen A
El niomento de rotacion hace que Ia position
M g a
de reposo del girocompRSs se desplace formando un Angulo ao
conii el meridianio v do una magnitude suficiente para permitir que
la part pcriaiicntc d(e ia cupla amortiguadora equilibre a] mo-
imiiinto director.
La ecuacion que satisface t esta condici6n, es:

HD
o) cos 2 sen ao Mgao sen A
0 M g a
(7)
D
Mg a
y" sic mb to~ hiU\" P()Iuefi, 0o --a tg 2


(1 (1
Si ]Io vs el valor de ft ,iia do-- = 0. de la ecuaci6n
(6 i) se saca (jque:
H (o sen ,
Mg" aM g (8)


De donde se deduce que cuando f = 8o, a es un mdximo
positive 6 negative, es decir, que el eje del gir6scopo esta en su
maximo elongaci6n- del meridiano.










mIR6SCOPO ANSCHUTZ 55


Cuando dicho eje llega finalmente a su posici6n de reposo, y
solamniente en este caso, a0 es el valor de a correspondiente A f4e.
El valor &0 que permnite a! girocompas permanecer en la
posici6n de reposo, puede ser obtenido sencillamente, consideran-
do. que movi6ndose el meridiano hacia el Oeste debajo del comps
con una velocidad angular o sen )A, es por lo tanto necesario
que la cupla de gravedad imprima al eje del gir6scopo una velo-
cidad de precesi6n w sen A en el cspacio, para (qu el girocompAs
quede inm6vil con relaci6n A la tierra.
Esto exige que, M g a sen f1o = H ow sen A

H Im sen A
0 fo
M g a
Mga


Solamente en el Ecuador, la posici6n de reposo del girocom-
p1s estd en el piano horizontal y con su eje dirigido Norte Stir, A
menos que sea corregido para una cierta latitud, comno se expli-
card.
Si se agrega un pequefio peso A un lado de la caja del gir6s-
copo, introduciremos una nueva cupla de rotaci6n, que manten-
dra el eje de aqu6I en la direcci6n Norte Sur y en el piano hori-
zontal, desapareciendo por lo tanto en el kngulo a,.
Un cambio cualquiera de latitud introducirg ao, A menos
que se altere la posici6n del peso adicional, de acuerdo con dicho
cambio de posici6n.
A continuaci6n se da una tablilla de correcciones por lati-
tud. Si el girocompas esta ajustado para el Ecuador, los errors
A, corregirse, serdn:

Latitud Emor eu grades
60 N. 2 2 E.
40 N. 1 1 E.
20 N. 0 5 E.
00 Ecuador 0
20 S. 00 5 0.
400 S. I" I 0.
600 S. 20 2 .0.









REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


Por los valores de esta tablilla se ve que las corrccciones A
hacerse son pcquefias y que s6lo deben tenerse en cuenta para
(cambios do latitud mavores de 100.

MOVIMIENTO OSCILATORIO DEL COMPAS GIROSC6PICO ALREDEDOR
DEL MERIDIANO

HD
Substituyendo en la ecuaci6n (6)--ga por su valor en funci6n

de ao ya hallado, tendremos:
H2 d2 a a) H D d a 0
Mga dt2 H cos (sen aM-senao) + Mga dt -

Si hacemos a, -- a --- ao substituimos sen a por a y empleamos
las abreviaciones ya mencionadas, tendremos finalmente:
d2 a, da,
I dt2 K- Ra, 0 (9)

que es la ecuacion de las oscilaciones amiortiguadas de pequefia
amplitud.
La soluci6n d(o esta ecuaci6n es conocida. Si se cuenta el
ticmpo A partir del moment en que el eje pasa por la posici6n de
reposo a = ao tendremos:
Kt,
af, o A c 21 sen./ R K2 t (10)
V I- 4 12
donde A es ]a constant de la amplitud; de ahi se deduce para el
tiemrnpo de una oscilaci6n:
4 ;1 I
Tl= /4IR--K2 ()


y la ecuaci6n (10) puede escribirse:
Kt 2 t
ra A c 21 sen 17 4 a. (lla)









GIR6SCOPO ANSCIIUTZ 57


Si la ecuaci6n (11) K2 > 4 I R, no cxiste un tiempo real
(de oscilaci6n, sino simplemente una paracda aperi6dica. Este re-
sultado puede obtenerse construycndo el aparato de modo que
respond Ai esa condici6n; pero no se hace para las latitudes co-
rmunes.
Si K2 < 4 I R, las oscilacionesson reales y este es el caso
que vamos a tratar. (Ver figure 12).
Estas oscilaciones son asint6ticas y de duraci6n infinita (te6-
ricamente); pero despu6s de un corto tieminpo se hacen tan peque-
fias que se las puede despreciar.
Sus amplitudes disminuyen en una relaci6n constant, pues
K
si ponemos p 2 la ecuaci6n (Iha) se convierte en:

2 t
a A e -Pt sen P .- T I 1o
TI

de donde:

da 2,t 2.r 27zt
dt a p A e --Pt sen + -rA e --Pt cos 2t


da
y cuando --- = 0, es decir, al terminal una oscilaci6n, se tendrA:
dt

2at 2r '4:rI
2t T t 1 T 4 :r 1
tg T = -- = T
tg TI = p"^ T, K TI

Si llamamos ? A uno de esos Angulos, se sigue que los valo-
res sucesivos de t serAn dados por:

2a t
= y/ + n 7T


Si t1, t2 son los tiempos en los cuales ocurren dos amplitu-
des consecutivas a, y a, (fig. 28), y se tiene present que 6stas
son de direcci6n opuesta se tendra:










58 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


S2 -T t. 2 .7 t,
rr, T,

5 t'2 -- r T1


v el valor num6rico de la relacion


(t0 t1)


sera:


! prT,


que es constaiite.


3 4 5 6 7 8
-- Miurds-


9 to0 i It I1


COM,IA4 oe GoalEdioN
-__ oMpAS Dc PATrmd

Fig. 34

Esta relaci6n varia de 0.1 a 0.5. En ]a teoria de los movimien-
tos oscilatorios el logaritmo natural de esta re]aci6n se llamnia el
decremento logaritmico y su valor, en este caso es: F
siendo


K T1
4 I


D T3
4 H


Las curvas y2 = A e -pt son los limites de las oscilacio-
nes, A es ]a constant de ]a amplitud de estas curvas cuando
t, -= 0, y el tienipo empleado para que la amplitud do las curvas
K
sea despreciable depenle de A y 2 .


K T,
p *1I









GIROSCOPO AN.SCHUTZ 59


El mhnero de las oscilaciones intermiedias varia con la la-
titud desde que aqu6l depend de T1 (ecuaci6n 11).
Es notable la concordancia que existed entire las curvas de
amortiguamiento calculadas v las obtcenidas en la prdctica.
La curva de fig. 11 muestra la de un aparato sin amiortigua-
miento y la 12, la de uno con amortiguamiento.

ECUACIONES 81MULTANEAS DE a Y 18

Hasta ahora s6lo hemnios tratado de las oscilaciones del eje
del gir6scopo en el piano horizontal (a); pero siendo simultk-
neas con las que ejecuta en el vertical ( 8), hallaremos las ecua-
ciones del movimiento combinado.
No habiendo amortiguamiento se tienen las siguientes ecuia-
ciones del movimiento:

2 -7 1
(a) a=- A sen -
Tro
(12)
2, H 2 -r t
(b) f --A cos d-
To M g a To

que se deducen haciendo K = 0 en la (11 a) y por substituci6n en
la (3).
Por otra parte, tenfamos:

H () sen
So MgT -- (ell reposo).


Si colocamos estos valores de, (a) y (8) en un sistema de
ejes coordenados rectangulares, obtendremos una series de elipses
cuyos ejes estar6An en una relaci6n constant.
El eje mayor de cada una estara a una distancia fio, del
eje de las a y para cada valor de A se tendrA una elipse determi-
nada. Si el gir6scopo estk en reposo, tendremos n = 0 y8 = 8o.
En In figure 29 se hlia transladado el origin a este punto.









60 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

En esa figure ]a escala de fi estA atuimentada 30 veces. Si
tomamos en cuenta cl amortiguamiento, obtcndreinos resultados
semejantes, s6lo que el cxtrenio del eje describe una especie de
spiral eliptica eiin lugar de una elipse. En la figure 30 se ve ]a cur-
va descripta por el eje en el caso de amnortiguamiento, cuya ecua-
ci6n daremos enll seguida.
En la figure se ve que estando el origen transladado al punto
a = Uo 8 s = to, los valores de dichas coordenadas dadas
por la curva son en realidad a -- Ny 8 f ib-- ..o, ademds, vemos
da
(ie 0 cuando f8 --= o 3V (c en la posicion final, a = ao
dt
y f8 8 i. No se contiiiua el trazado de li curva hasta su
terminaci6n porquie sera niecesario on infini to nimero de circun-
voluciones para llegar a M1 El cartcter de estas oscilaciones se
inumiestra clarainente en mi i curva de la figura 12.
(.'uando se consider i a iiiortiguamniento, las ecuaciones (llIa)
- una combinaci6n d(le (55i) con (8), nos darun:
Kt 2 7.t
(a) V- A\ 21 e -T -I- a

H d c (13)
(b) 60,8
(b) f =-IMga -d-t
de donde:
H K ( 2 2 2- t K 2_ + t 3
__ T cos -- seln
fl --Mga
IM g T T 211
Para simplificar esta ccnaci6n harenios uso de las (11) y (5)
las que nos dan:
2 4-2 2 4 I2 I
T- y 1To2 -
I R-1 K2 R
4
4 ;T2 4 R K2
6 4 12

v substituyendo:
(2 ) ( )2 (2T (14
-T7-1 2 1 T,\









GMR6SCOPO ANSCIIUTZ 61


Ahora, construyendo el triAngulo rectingulo que resuelve
esta ecuaci6n, tendremos:
-2 COS
TK( T)
(15)
2 ;7 K
-T sell e 2


y, por consiguiente:

K T1
tgs- == Y- -
2 2 I 2 .1 2
2I22z
Aliora, substituyendo los valores da -2-

de ; en las ecuaciones (13) se tendri:


Kt 2 n t
(a) - A e 2 I Sen
Al 2 K


(b) 8 = -2 I7-_ K t
(b) Mga T 21

Si se comparan los valores de:


(2 at
Cos 7TI


K
2 en funci6n


C0

(16)

I-v4 -- fio


2T
('on tg I/ K
2I


se vera (que dichos Aingulos son coniplenlentarios, luego el angul(I
; sera el otro arngule agudo del triangulo en las figures (31a)
y (31 b).
La figure (31 b) es la mnisma que la (31 a) pero en diferonte
escala, y inuestra que:


Ti -2 + ---

introduciendo el valor r.


coino so deduce de la (14)









REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


Las figures 29) v 31 son las soluciuvns grificas dc las ecuacio-
incs (12) y (16).
Los datos (oil los que se lion construido dichas curvas, son
tornados de un gir6scopo en uso, euyas caracteristicas son:


Coeficiente director en el Ecuador:
Momento de inercia del sistema:
Periodo con amortiguamiento:
Perfodo sin amortiguaminiento:
Decremento logaritmico:
Lalitud:


R =H (w 20190 dinios c inm.
I =404 x 107 gr. cm2
T, = 4110 segs.
To =3680 segs.
S- 1.56.
), + -- 54 19'


CARACTERiSTICAS DE LOS GIROCOMPASES DEL ((RIVADAVIA
Y (MORENO)

Coeficiente director en el Ecuador:
(Rivadavia,: R = H o. 25240 dinios c. inm.
(Moreno): R = H (,) 25240 dinios c. in.
Momento de inercia del sistema osc.:
sRivadavia): 1 = 8168 x 106 gr. cm-2
(Moreno): [ =- 8592 X 106 gr. cm2-
Perfodo sin amortiguamiento en Kiel:
sRivadavia,>: To = 80 minutes.
((Moreno): To = 78 minutes.
Period sin amortiguamiento en el Ecuador:
(,Rivadavia,: To = 61 minutes.
sMoreno,: To = 60 minutes.
Periodo con amortiguamiento en Kiel:
((Rivadavia>>: T, = 86 minutes.
(iMoreno): T -= 82 minutes.
Periodo con amnortiguamiento en el Ecuador:
((Rivadaviam): 'T1 =-- 66 minutes.
(,Morenoi>: T1 = 63 minuto-
Peso del sistenia oscilante:
(Rivadavia,): P = 11.39 kg.
(Moreno.): P -= 12.24 kg.
Altura meitaccntrica:
(Rivadavia): a = 1.25 cm.
(











3-nL-


It i t - -

- - - - -
- - - -


i i iUi iiil44+.R IIHI;1444..11TT


7U6+


4 TTfn m fm Ffflq-I4R1-TIt


lit I


-H 4flt-ff


i-f-FFF
- - - - - -

TA +
H- +
. . --- 4W


M 4 m T
t4

-H+4


'iq F --H44+
HA+ 44... -IT 'AM *4
Uttr4- _j
44 '4 ITS
Fig. 35


IMZ


* 1-1


+4 -xT


I rI I I m I I- 1


#44#41


\smm\


Illli lllll] V


I


t--i-. LLJ


tl


mttttti+4-U


-mlfl ............


-11H Ilt .. ......... : -.:
-- --- -----
H+++J-H T -- T


giiiisaiilimucv ioil


------- Jlfffi Tww-TU


S- t-I -I-I [ 1.1 -. 1- .L L-


- -- T
- -------- ----









uR1USCOPO AtNsuL'TrZ


('ORRICCCIONE ADICIONA LES ANGULO 6

Anteriorinmente se habia dado una ligera explicaci6n, sobre
las correcciones a efectuarse a las indicaciones del girocompAs,
cuyos valores se darAn mas adelante.
Desde que el moment director del girocompAs depend de
la rotaci6n de la tierra, se sigue que el movimiento del barco A
un rumbo dado, debe influenciar sus indicaciones. Cualquier mo-
vimrniento de un buque puede ser descompuesto en dos componen-
tes, una N S y otra E 0.
La filtima component s6lo actUia aumentando 6 disminun-
yendo la velocidad de la tierra, y, por consiguiente, aumenta 6
disminuye el moment director; pero en una cantidad tan peque-
fia que se puede despreciar.
La component NS es equivalent A una rotaci6n angular
alrededor del eje EO y debe por lo tanto ser sumada 6 restada
vectorialmente A ]a velocidad de la tierra.
De ahi se deduce que la posici6n en que el moment director
es cero, cs ahora, no el meridiano, sino una horizontal desviada
rcspecto al meridiano de un angulo (. Si v cs ]a component de
la velocidad del barco en la linea NS y E el radio de. la tierra se

tendra quue sera la velocidad angular del barco alrededor de
la line EO y el Angulo 6 sera dado por:


b (siendo b pequefio) fig. 32.
hE wo cos I

Este Angulo alcanza Lil valor nuy pequenio arn A las mnayores
velocidades obtenidas en la practice; pero deben tenerse en cuen-
ta ciuando se desea un cierto gra(Io de exactitud.
El valor de 5 no depend de la construccion del giroconmpas,
siendo solamente una relaci6n geometrica entire la velocidad del
barco y ]a de ]a tierra. DC la figure se deduce que 5 es 0 para
rumbos al N. v E para los runibos al S









REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


DESVfO BALfSTICO

Ademas del desvio 5 debido A la velocidad y rumbo del
barco, existe otro desvio, Ilamado balistico, causado por cambio
de velocidad. Estos desvios son diferentes; pero la construcci6n
del girocompAs es tal que en la prActica s6lo debe considerarse
a .
Cualquier aceleraci6n actfia en el punto de suspension del
sistema oscilante, mientras que la inercia lo hace en el centro de
gravedad, que, comrno se recordara, esta A una distancia a de aquel.
Si el girocompas esta en el meridiano y se le aplica una ace-
leraci6n en el piano EO, 6sta s6lo lo harA oscilar alrededor de su
eje (NS) sin causar ninguna alteraci6n en ]a direcci6n que tenia;
pero si dicha aceleraci6n es en ]a direcci6n NS; es decir, en la del
eje mismo, la inercia del sistemna m6vil producira entonces un mo-
vimiento de precesi6n debido A la cupla de gravedad, introducida
por ]a inclinaci6n del eje del giroscopo.
Llamrnando ,' A esta aceleraci6n, tendremos, aplicando el prin-
cipio general sobre movimrnientos de precesi6n:
d a
H d = Ma (18)

y, por consiguiente, si p es cl correspondiente cambio en a
M a oT
/' 7 dt (19)

El moment director y el amortiguamrniento no serAn torna-
dos en consideraci6n, de modo que la ecuaci6n serA s6lo exacta
para el caso limite en que el tiempo T de la perturbaci6n pueda
ser tornado como infinitamente pequefio en comparaci6n con el
tiempo dc oscilaci6n del instrumnento.
rT
La integral y dt, en el limited cuando T = 0, mide ]a
.'0
velocidad generada por el impulso, pudiendo escribirse entonces:
Ma
/ ( (v. tV,) (20)









GIR6SCOPO ANSCHUTZ 65


dondc v,, v,, son las velocidadcs seguin PI mnvridiano antes y
despues del impulso.
Como se ve en la ectacion, ,u no depended de la rotaci6n de
la tierra ni de la latitud como es el caso en el desvio 6: sino so-
lamente de la construcci6n del instrument, pudi6ndoso de este
modo reducir su valor A una magnitude definida.
Con el objeto de obtener una formula convenient, introdu-
ciremos el tiempo de las oscilaciones sin amortiguamiento To
v tendremos entonces:

4 a2V 1
i1 ~ ---- -- (v )
Sg wo cos 2 To2 ( '


y si elegimos To como tiempo de las oscilaciones no amortigua-
das para una cierta latitud Ao tal como 50 N, se tendra:

i^ 1
; ,2 I
S- ( V,, V, ) (21)
g o cos 2o To2 -

haciendo ver asi mAs enfaticamente que /p no varia con 2. Es-
ta formula muestra que It es inversamente proporcional al cua-
drado del tiempo elegido To.
En la series de curvas dadas en la figure 33, se muestra para
cuatro diferentes valores de y, la re]aci6n entire los valores de
pu y los various de To, tornado como tipo.
Conoci6ndose la maxima velocidad possible del barco, y, por
consecucncia, el mayor valor de ( V2 V, ), se ve por la ecuaci6n
(21) la mAxima deflexi6n que puede alcanzar el girocompas en
las condiciones mAs desfavorables, como ser: cambios de rambo,
parar, zarpar, etc., etc. El valor de p correspondiente al inaxi-
mo possible de (v2 v, ), no podrA nunca ser excedido y puede
ser reducido a una magnitude cualquiera, eligiendo un largo pe-
rfodo To de oscilaci6n.
Tan pronto como se ha alcanzado la velocidad ,,, el giro-
compAs oscila de acuerdo con la curva de la figure 30 en su nueva
posici6n de reposo, la cual esta desplazada de la posici6n o
en un angulo 6 correspondiente a v,.








66(i( REVISTA DE PL'BLICACIONES NAVALES


Desde quie t y el cambio de 6 son siempre en el nismo
sentido v conio ,, depende solamente del tiempo clegido To,
inientras (lice 6 lo es de ]a latitude, se puede construir el aparato
de tal imanera (iue, para una latitud dada (2 ,), la deflexi6n ba-
listica sea exactamente igual A la diferencia centre el Angu]o 6
del rumbo anterior y el del nuevo, de niodo que el girocompas
llegue inmnediatamente A su mnieva posicio6n de reposo.
Para este prop6sito basta hliacer (lite el period de oscilacion
sea (Ie una loingitud apropiada.
Para encouitrar la dnracion de dichlo period. igualareimos
el valor de:

g (i) cos ,o To2 (

con el del canibio de b (pie es:
17. V,
A 6 ----- obteniendose
E co s ,

T2 4 -2 E cos 0'
g (1) COS A0

2n COS
Tg cos 2,
To = 2 g eo, s

Es interesante notar (quie el p)eriodo efectivo de oscilaciones
no amiortiguadas para la latitud 2,, para la cual los desvios ba-
listicos son aperi6dicos (denotado aqui por T para no confundir
con To, correspondiente A )0) es:

(22) T = 2 :r que se deduce recordando que:
g

T 2 -r H... -..- v To--2 J ... ..
V M g a (1 os CS VM g a v) COS ,
La ecuaci6n (22) nos dice, que para cualquier latitud en la
q(uie los desvios balisticos son aperi6dicos, el period efectivo de
las oscilaciones no aniortiguadas debe ser igual al period corres-









(iR6,SCOPO ANSCHUT 6'1


pondiente dle un pendulo simple cuya longitud sea igual al radio
terrestre: ese periodo es alrededor dC 85 minutes.
Al construir el instruinento, podemos fijar To de modo
que el periodo efectivo para una latitud dada. ),, pueda tener el
valor arriba citado. La correspondiente tablilla qupie se halla al
final de esta description da para varies valores de To (ya sea
para instruments diferentes 6 para diversos ajustes del mismo)
los correspondientes do it; y en la filtimnia column, los limits
de latitud dentro de los cuales las oscilaciones del girocompas
son prcticamente aperi6dicas: es dccir, en las que las oscilacio-
nes serAn sincr6nicas aproximiadaimente, con las de un p6ndulo
de longitud E, qu([lie es la condici6n que liace /t igual al cambio
en i.
Para otras latitudes, ,( desaparece por el amortiguaniento.
seglin la curva de ]a figure 30.
En la prictica nunca ocurren cambios instantdneos de ve-
locidad, y, por consiguiente, los valores observados del desvio
balfstico, seran mAs pequefios que los valores mAximos calculados
por la ecuaci6n (21). Con el objeto de aproximarnos mas A las
condiciones reales, haremos ciertas consideraciones sobre la na-
turaleza de ]a aceleracion.
Las curvas de la figure 33, han sido calculadas para el case
mas simple, cuando es constant. El m6todo para obtener la
soluci6n de este caso, se puede deducir, considerando el efecto de
una cupla adicional M a 7 en la eeuaci6n (1), y referirnos k la
curva de la figure 30 donde esta trazada la curva descripta por
el eje del girocomp6s.
Mientras el gir6scopo esta. en la posici6n de reposo,

r -= Ca o y 8 == 'd o

Si ahliora la aceleracion actia, la ccuaci6n (1) se convierte:


(23) H -- + o sen M) =Mga 8 + Ma 7


=Mga ('8 + -)








68 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


y ahora el valor de f# correspondiente a dt = 0 ser fio g

en lugar de fo,; es decir, el eje estA arriba de su posici6n de equi-
librio v oscila hacia 61, bajo la acci6n de la cupla rotatoria, segfin
una definida spiral eliptica, fig. 30, que es seguida hasta tanto
cese ]a aceleraci6n .
Cuando nuievamente el barco sigue a rumbo con velocidad

constant, la aceleraci6n y desaparece, la expresi6n = 0 y
g
el eje se dirigira A la posici6n de reposo, que se ha movido a la
correspondiente al valor de (5 para el nuevo rumbo.

UTsO DEL GIROCOMPlAs A BORDO

Al usar el girocompAs, deberAn tenerse en cuenta dos co-
rrecciones:
(1) Correcci6n por latitude, que depend de 6sta solamente.
(2) Angulo 5. que depend de la lat.itud, velocidad v rumbo
del barco.
La raz6n de ]a primera correcci6n, esta en el hecho que In
fuerza directriz es maxima en el Ecuador y minima en los polos,
variando proporcionalmente entire las dos posiciones.
El efecto de esto es alterar un poco ]a posici6n de reposo del
girocompas en las diferentes latitudes.
Para eliminar esta correcci6n de las lectures, se ha hecho
m6vil ]a linea de fe, de modo que al cambiar de latitud bastara.
mover dicha linea de acuerdo con la tablilla ya dada, obtenien-
do entonces las lectures directamente. Habfamos visto que s6lo
es necesario hacer esto para cambios mayores de 100.
En caso de no mover la linea de fe, dichas correcciones se
harAn tal cual se efectuian para un compAs magnf6tico.
Ejemplo:
En latitud 40 8, el rumbo del barco dado por el girocompAs
es 75 (se cuenta de 0. a 360 de N a E).










GIR6SCOPO ANSCHUTZ


Luego, el rumbo verdadero, sera:

R, = Ru -- )

siendo D el desvio por latitude

Ro = 75
D --- 1. I

R, = 730 9

Cuando se usa aparato con trafnsmisor, se puede mover la li-
nea de fe del patron pudiendo cada repetidor ser ajustado de mo-
do que la lectura corresponda exactamente al rumbo corregido.
pudiendose asi usar 6stos, ya sea para gobierno 6 para marcar.
Para efectuar ese ajuste hay en un costado de la bitacora,
una puerta que da acceso al interior, donde se maniobra una va-
rilla que hace girar la rosa. El angulo que deba girar, de acuerdo
con la magnitud de la correcci6n a efectuarse, puede verse obser-
vando el movimiento de la rosa central.
La segunda correcci6n a tenerse en cuenta, es el angulo (5.
(que depend de la latitud, velocidad y rumbo del barco; los va-
lores de esta correcci6n se dan en las tablas que se hallan al final
de esta descripci6n.
En ellas se ve que dichas correcciones son muy pequehas y
por lo tanto, en maniobras y cuando la velocidad del barco es
pequefia, se las puede despreciar.
Las variaciones en la corriente el6ctrica del circuit de ali-
mentaci6n, no tienen influencia apreciable, a menos que sean tan
grandes y de much duraci6n como para afectar la velocidad
del gir6scopo de una manera considerable.

TABLAS DEL kNGULO

Esta correcci6n se aplica a las lectures, del minismo modo que
si se usara un comps magn6tico. Las dos columns 5 oeste y (5










70 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


este, indican el sentido de los desvios para los diversos rumbos,
siendo dadas en grados y deciimos.
Por los valores dados en las tablas, se ve (tite estas correc-
ciones son pequeiias en la mayoria de los casos de la navegaci6n.
Una desventaja apareiintc del girocompis, es la del largo
tiempo que einplea para cstablecersc (e el mecridiano. Si al poner-
lo en marcha, arraica de una posici6in muuv desviada del meridia-
no, serA necesario esperar dos horas para usarlo para gobierno V
se nccesitarAn ccrca dic tires lioras si sec le quicre emplear para ob-
tener observacionies exactas.
Por otra part, debe recordarse (JUe, se sabe con mucha an-
terioridad cuando el barco se va a hacer a ]a mar, de modo quC
hay tiempo sobrado para poner en funci6n el girocompas, y que
al zarpar ya est6 indicando exactamente el meridiano. Ademas,
se lo puede poner en minarcha con macha anterioridad, porque el
desgaste en los cojinetes cs infinitesimal, como se hlia comproba-
do en instruments que han funcionado p)or 4.000 horas.
El citado tiemipo de espera puede reducirse considerablemen-
te, llevando pausadamente A mano, el eje del gir6scopo a las in-
mediaciones del meridiano y al misnio tiemnpo se lo mantiene
horizontal (lo que se ve en el nivel), cuando el gir6scopo va a toda
velocidad.
El girocompas no puede nunca hacer movimiientos bruscos,
ni amin sujeto a grandes choques, debido a su gran poder resis-
tente.
La resistencia de la masa del gir6scopo girando rapidamente,
hace que el girocompas sea independiente de los errors de retar-
do, de modo que el mas pequefio cambio de rumbo, se nota in-
mediatamente.
Esto puede observarse con mas facilidad en los repetidores,
donde tampoco existe retardo alguno, debido 6 la rosita central,
en que cada grado es un dcimo de circunferencia y su menor di-
visi6n de 6'
EXACTITUD

La exactitud del girocompas depend en muy pequeio gra-
do de ]a posici6n clegida para, su ubicaci61, siendo ]a inAs favo-










OIR6OSCOPO ANSCIIUTZ 71


rable, naturalmnente, en la inea metaceIntrica, 6 sino en algunai
cubierta rcforzada que est6 libre de vibraciones. Si se llenan c.s-
tas condiciones y no hlay grades fniambios en el voltaje del circui-
to de iluniiiinaci6noii. se pucdc coiitar con una cxactitd do 1 en uno
i otro sentido.
Pero si estas ()ondicioneiics no han podi(do scr lcnadas, podre-
mos llegar hasta un error de 2. Sc recoinienda que el Oficial de
Derrota determiine por una series de observaciones ]a exactitud
real con que puede contar en condiciones particularly.
La figure 34 muestra grAficamente las curvas de moviniien-
tos de dos compases magneticos y de un girocomnipas, debidos .1
los efectos del fuego de la artilleria, viindose en ellas que el giro-
compias no ha sido afectado por esa causa.










DESVfO BALfST1CO MAXIMO p
Alteraciones de la velocidad en las direcciones del meridiano
VELOCIDAD EN MIULLAS


2


62.0
15.5
3.9
1.7
1.0
0.8
0.6
0.5
0.4
0.4
0.3
0.3
0.2
0.2
0.2
0.1
0.1


TW,


% 5
.| 10
^ 20
cr 30
S 40
cs
S 45
cj
"I 50
C
E 55
ca
g 60
o 65
I 70
rn 75
0
W 80
I 90
o 100
o 110
120


90.
23.3
10.4
5.8
4.6
3.7
3.1
2.6
2.2
1.9
1.7
1.5
1.2
0.9
0.8
0.6


27.2
12.1
6.8
5.4
4.4
3.6
3.0
2.6
2.2
1.9
1.7
1.3
1.1
0.9
0.8


31.0
13.8
7.8
6.1
5.0
4.1
3.5
2.9
2.5
2.2
1.9
1.5
1.2
1.0
0.9


34.9
15.5
8.7
6.9
5.6
4.6
3.9
3.3
2.9
2.5
2.2
1.7
1.4
1.2
1.0


20 22 24


38.8
17.3
9.7
7.7
6.2
5.1
4.3
3.7
3.2
2.8
2.4
1.9
1.6
1.3
1.1


42.7
19.0
10.7
8.4
6.8
5.6
4.7
4.0
3.5
3.0
2.7
2.1
1.7
1.4
1.2


46.5
20.7
11.6
9.2
7.5
6.1
5.2
4.4
3.8
3.3
2.9
2.3
1.9
1.5
1.3


26 28


50.4
22.4
12.6
10.0
8.1
6.7
5.6
4.8
4.1
3.6
3.2
2.5
2.0
1.7
1.4


54.2
24.2
13.6
10.7
8.7
7.2
6.0
5.1
4.4
3.9
3.4
2.7
2.2
1.8
1.5


62.0
15.5
6.9
3.9
3.1
2.5
2.0
1.7
1.5
1.3
1.1
1.0
0.8
0.6
0.5
0.4


77.6
19.4
8.6
4.9
3.8
3.1
2.6
2.2
1.8
1.6
1.4
1.2
1.0
0.8
0.6
0.5


90.
31.0
7.8
3.5
1.9
1.5
1.2
1.0
0.9
0.7
0.6
0.6
0.5
0.4
0.3
0.3
0.2


46.5
11.6
5.2
2.9
2.3
1.9
1.5
1.3
1.1
1.0
0.8
0.7
0.6
0.5
0.4
0.3


70
60
550-60
450-55
300-45
00-30


I


I









UNA VELOCIDAD 1)E 1 MILLA


6 NEGATIVOS

RUMBOS 0


0.064
0.063
0.060
0.055
0.049
0.041
0.032
0.022
0.011
0.000


L A T I T U D


10


0.065
0.064
0.061
0.056
0.050
0.042
0.032
0.022
0.011
0.000


20


0.068
0.068
0.064
0.059
0.052
0.044
0.034
0.023
0.012
0.000


30


0.074
0.072
0.069
0.064
0.056
0.047
0.037
0.025
0.013
0.000


o--

0.083
0.082
0.078
0.072
0.064
0.053
0.042
0.028
0.014
0.000


50 60


0.099 0.127
0.098 0.125
0.093 0.120
0.086 0.110
0.076 0.098
0.064 0.082
0.050 0.064
0.034 0.044
0.017 0.022
0.000 0.000


Para obtener el valor de 6 correspondiente ti la vclocidad (d 1 ;baircom. basta iiiulti()licar 6sta por los in'meros da-
dos en la tablill2


6 POSITIVOS

RUMBOS


70


0.186
0.183
0.175
0.161
0.143
0.120
0.093
0.064
0.032
0.000


DESVIOS o PARA












ANGUIOS 5 EN (RAD)OS Y DECIMOS


Latitud 00


VELOCIDAI) EN MILLS


10


0.6
* 0.6
10.6
0.5
,0.5
0.4
* 0.3
1 0.2
I0.1


12 14 16


0.8 0.9 1.0
0.7 0.8 1.0
0.7 0.8 0.9
0.6 0.7 0.8
0.5 0.6 0.7


18 20 22


1.1 *1.3 1.4
1.1 1.2 1.4
1.1 1.2 1.3
1.0 1.0 1.2
0.9 1.0 1.1
0.7 0.8 00.9
0.5 0.7 0.7
0.4 0.4 I 0.5
0.2 0.2 0.3


( OESTE

RUMBO


(5 ESTE


RUMBO


0o
100
20
30
400
500v
60
70
80
90


00
350
3400
330
320
310
300
2900
280
270


6


0.4
S0.4
0.4
0.3
0.3
0.3
1 0.2
0.1
0.1


180
170
160
150
140
130
120
110
1000
90


24 26


1 .5 1 .Ci
I 1.5 1 (.C


180
190
200
210
220
230
240
250
260
2700


28


1.7


_ 30


1..9
1.8
1.7
1.6
1.4
1.2
1 .0
0.6
0.3







ANGULOS 3 EN (URADOS Y DECIMOS


Latitud 100 (Norte 6 Sud)

SOESTE 3 ESTE I VELOCIDAI) EN MILLA.-
UMBO RUMBO 8 10 12 14 16 8 20 I22 24 26 28 1 30
-.... -- 6 l= -12. __
0 00 180 180 0.4 0.5 0.6 0.8 0.9 1.0 1.2 1.3 1.4 .5 1.6 1.7 1.9
10 350 170 1900 0.4 0.5 0.6 0.8 0.9 1.0 1.1 1.3 1.4 1.5 1.6 1.7 1.8
20 3400 160 200 0.4 0.5 0.6 0.7 0.8 1.0 1.1 1.2 1.3 1.4 1.5 1.7 1.8
30 3300 150 210 0.3 0.4 0.5 0.6 0.8 0.9 1.0 1.1 1.2 1.3 1.4 1.6 1.7
40 3200 140 220 0.3 10.4 0.5 0.5 0.7 0.8 0.9 1.0 1.1 1.2 1.3 1.4 1.4
50 310 130 230 0.3 0.4 0.4 0.5 0.6 0.7 0.7 0.8 0.9 1.0 1.1 1.1 1.2
60 300 120 2400 0.2 0.3 0.3 0.3 0.4 0.5 0.5 0.6 0.7 0.8 0.8 0.9 1.0
70 290 1 110 2500 0.2 0.2 0.2 0.2 0.3 0.4 0.4 0.5 0.5 0.6 0.6 0.6 I0.6
80 2800 100 260 0 0.1 0.10.1 0.1 0.2 0.2 0.2 0.3 0.3 0.3 0.3 0.3 0.4
900 27001 90 270 | -i... .. i.

ii I
















II


6 OESTB

RUMBO I


00
350
340
330
320
310
3000
2900
280
270


ANGULOS ) EN (,RADOS Y DECIMOS

Latitud 20 (Norte 6 Sud)


) ESTE

RUMBO


1800
1700
1600
1500
1400
1300
120o
1100
1000
900


180o
1900
2000
210
2200
2300
2400
250o0
2600
2700


VELOCIDAD EN MILLAS


12


0.8
0.8
0.8
0.7
0.6
0.5
0.4
0.3
0.2


14


16 18


1 .1 1.2
1.1 1.2
1 .0 1.1
1.9 1 .0
).8 0.9
).7 0.8
).5 0.6
. 0.4
).2 0.2


24 26 28


0







AN(GULOS 6 EN GRADOS Y DECIMOS

Latitud 30 (Norte 6 Sud)


(I OESTE

RUMBO
Iii
00 00! o !
0 0 350 ,i
00 340 !
0 330 0!
0o 3200
30 310 0
30 300
3 290 ;i
30 280 0
)0 270 0


(5 ESTE ..

RUMBO 6


1800
170
160
150
1400
130
120
110
100
900


180
190
200
210
220
230
240
250
260
2700


II
0.4
0.4
0.4
S0.4
0.3
0.3
0.2
J 0.2
0.1


VELOCIDAD EN MILLS


8 10 12


16


1.2
1.1
1 1


20


1.5
1.4
1.4
1.2
1.1
0.9
I 0.7
S0.5
0.3


22


1.6
1.6
1.5
1.4
1.2
1.0
0.8
0.6
0.3


28 30


2.0 2.1
1.9 2.1
1.7 1.9
1.7 1.8
1.5 1.7
1.2 1.3
0.9 1.1
0.6 0.7
0.3 0.3












ANGULOS 5 EN (IRADOS Y DECTMOS

Latitud 400 (Norte 6 Sud)


Ii
0 OESTE 6 ESTE

RUMBO R; UMBO


10 00 ( 180 1
Y0 350 0I 1700 19
0 340 160 2(
0 330 150 21
30 320 0 140 22
30 310 0 130 23
30 3000 120 24
30 2900 ,'110 25
30 280 0 100 2(
30 270 0 900 2;
i]

|i'


VELOCIDAD EN MILLAS


!0
00
)00
0
!00
t00
[0
i0o
0o
*00


0.5
0.5
; 0.5
S0.4
0.4
0.4
S0.3
0.2
:0.1


;! 6


12U
IG 12 !


0.8 1.0
0.8 1.0
0.7 0.9
0.7 0.8
0.6 0.7
0.6 0.6
0.4 0.5
0.3 0.4
0.2 0.2
^ .... i


14 16 18


1.2 1.3 1 .5
1.1 1.3 1.5
1.1 1.2 1.4
1.0 1 .1 1.3
0.9 1.0 1.1
0.8 0.8 1.0
0.6 0.6 0.7
0.4 0.5 0.5
0.2 0.3 0.3


20 i 22

i


24 26


2.0 2.1


28 30


2.3 2.5
2.3 2.4
2.1 2.2
1.9 2.0
1.7 1.8
1.4 1.5
1.1 1.2
0.8 0.9
0.4 0.5


8 j
07I
0.7
0.7
0.6
0.6
0.5
0.5
0.4
0.3
0.1







AN(ULOS 6 EN (GRADOS Y )DEC'IMOS


Latitud 50 (Norte 6 Sud)


(b OESTH

tTUMBO


VELOCIDAD EN M1ILLAS


6 EsTE-

11UMBO 6, I 8
I

1800 180 0l 0.6 0.8
1700 1900 i 0.6 0.8
1600 2000 i 0.5 0.7 I
1500 2100 i 0.5 0.7
140 220 0 0.4 0.6
130 230 1 0.4 0.5
1200 240 0 0.3 0.4
110 250 0 0.2 0.3
100O 260 0 0.1 0.2
900 2700 ....


: !


16 18 20


1.8
1.7
1 .6
1.5
1.4
1.2
1 .0

0.3
0.3


22 24 26


12 14


1.2 1.4
1.2 1.4
1.1 1.3
1.0 1.2
0.9 1.1
0.8 0.9
0.6 0.7
0.5 0.5
0.2 0.3


2.6
2.5
S2.4
2.2
1.9
1.6
S1.2
0.9
0.5


2.2
2.1
2.0
1.9
1.6
1.4
1.1
0.8
0..1


00
350
340
330
320
310
300
290
280
2700


28 30


2.8 3.0
2.7 2.9
2.5 1 2.7
2.3 2.5
2.1 2.3
1.7 1.9
1.3 1 1
0.9 1.0
0.5 0.5











ANGULOS EN GRADES Y DECIMOS

Latitud 60 (Norte 6 Sud)


12


1.5
1.5
1.4
1.3
1.2
1.0
0.8
0.5
0.3


VELOCIDAD EN M1LLAS

14 216 18 20. 22 24


1.8 2.0 2.2 2.5 1 2.8 3.1


26 28


ESTE

BUMBO


OESTE

RUMBO p


00
350
3400
330
320
3100
3000
2900
280
270


6


0.8
0.8
0.7
0.6
0.5
0.5
0.4
0.3
0.1


1800
170
160
150
140
130
120
1100
100
90


8


1.0
1.0
0.9
0.8
0.7
0.7
0.5
0.4
0.2


180
1900
2000
210
220
230
240
250
260
270








ANGULOS 3 EN GRADOS Y DECIMOS

Latitud 700 (Norte 6 Sud)


VELOCIDAD EN MILLAS


10 12 14 16 18


i 1.9 I 2.2 i 2.6 3.0 3.4
5 1.8 2.2 2.6 2.9 3.3
1.7 2.1 2.4 2.8 3.2
S 1.6 2.0 2.3 2.6 2.9
S1.4 1.7 2.0 2.3 2.6
S 1.2 1.5 1.7 1.9 2.2
0.9 1.2 1.3 1.5 1.7
0.6 0.8 0.9 1.0 1.2
* 0.4 0.4 0.5 0.5 0.6


20 22 24 26


3.7 4.1 4.5 4.8
3.7 1.0 f.4 4.7
3.5 3.8 4.2 4.5
3.4 3.6 3.9 4.1
2.9 3.1 3.5 3.5
2.4 2.6 2.9 2.9
1.9 2.0 2.3 2.4
1.3 1.4 1.6 1.6
0.6 0.8 0.8 0.8


6 OESTE

UUMBO


6 ESTE

RIUMBO


00
350
340
330
320
310
300
290
280
270


6

1.1
1.1
1.0
0.9
0.8
0.7
0.5
0.4
0.2


180
170
160
150
140
130
120
1100
1000
90


180
1900
200
210
2200
230
240
2500
260
2700


28


5.2
5.1
4.8
4.5
4.0
3.3
2.5
1.7
0.9












APUNTES PARA EL DERROTERO


APUNTES PARA EL DERROTERO


(Informe del Teniente de Navio D. Ignacio Espindola)

Buenois Aires, 5 de mayo tie 1915.

Senoi' eereta rio Geiieral (lel Ministerio de Marina.

El Teniciiente de Navio Igmiico Espindola, se dirige A V. S.
,levandole adjunto un eroquis de las islas Orcadas del Sud,
levantado por minareaeiones, durante el iltimo viaje efeetuado
A dichas islas, al mando de la eorbeta Uruguay para relevar el
personal del Observatorio.
Este levantamiento fu6 heeho mientras se recorria la cos-
ta en demand de fondeadero, desde el punto de reealada, al
N. de la isla Coronaei6n, entire los cabos Pengiin y Concep-
ci6n hasta bahia Uruguay y de aqui hasta bahia Scotia, con-
torneando ]a isla Laurie por el Este.
Como las parties Sud y Oeste de Coronaei6n y los estre-
o:hos Lewthwaite y Washington quedaban fuera de esa derro-
ta, no fu6 possible hacer siu 'levantamiento, habi6ndose eomple-
lado el eroquis en esas parties, con datos que fueron facilitados
por el capitain del hallenero noruego Palmers que pescaba en
esas regions.
El piano que 6ste utilizaba, aunque mais exacto que la
(carta inglesa, tenia algunos errors, que pudicron comprobarse
por cominparaci6n con lo que fu6 observado desde la corbeta,
])or lo cual convendria, que esos estrechos y las parties Sud y
Oeste de Coronaei6n en el croquis adjunto que estAn sacados
como se dijo antes, del piano faeilitado por el capitin del









REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


]'almr's. se tomaran (on alglnas reserves, asi como las indi-
caciones que 6stc di6 sobre las inmcjorables condiciones de
navegabilidadl del estrecho Washington.
Se adjuntan a la present nota ademAis cuatro vistas pa-
ioramicas: de la isla Coronaci6n, de la entrada a bahia Uru-
guay, de la parte Este de Laurie, y de la entrada a bahia
Scotia, las cuales pueden ser de utilidad para reconocer la-s
costas y especialmente ambos fondeaderos del Observatorio.
So agregan taminbi6n algunos apuntes para el derrotero,
lodos ellos exactamente de acuerdo con lo que ha sido possible
observer desde la Corbeta, ampliados eon datos del capitan del
ballenero Palmers.


El Archipi6lago de las Orcadas del Sud, descubierto por
Powell en 1821, estai formado por las islas Coronaei6n, Laurie,
P'owell, Signy, Inaccesibles, Despair, isloles de menor importan-
cia y arrecifes.
El aspeeto de ostas islas es montanfioso y salvaje y sius
picos de altura variable, hasta 1642 metros en la isla Corona-
(ion, estai cubiertos por una capa de hielo y nieve, que se ex-
tiende desde la cima hasta el mar, dejando s6lo al descubierto,
en las proximidades de las costas, algunos acantilados, promon-
tories y picos agudos de poca elevaci6n.
La isla Coronaci6n es la mayor de todas. Tiene 27 minillas
centre los cabos Penguin y Bennet, que forman sus extremida-
des Noroeste y Nordeste respeetivamente y unas 29 minillas
cntre las cabos Return y Sur en sus extremes Sudoeste y Su-
deste, variando su anchura entire 9 y 18 millas. El pico mis
alto del archipi6lago llamado "Noble" de 1642 metros, se en-
cuentra en esta isla y es visible hasta una distancia de 45
millas en tiempo claro.
A unas 8 millas al Norte del cabo Penguin, existe la roca
Kartsen, cubierta con 9 pies de agua, la eual hace peligrosa
la aproximaei6n a la isla por esa parte.
El cabo Concepci6n, situado al Este del cabo Penguin,
ya (citado, despite restingas que se internal hasta dos millas en









APUNTES PARA EL DERROTERO


el mar y salvadas 6stas es possible navegar hacia el Este, A lo
largo de la costa, at una distancia no mayor de dos mills
de las puntas, presentAndose aquella en casi todo el trayecto
como formando todo un ventisquero, con soluciones de con-
tinuidad s6lo en algunos acantilados yen el calbo Foul, Ique
11no present ninguna particularidad digna de notarse.
La bahia Palmers, que se present mias adelante, no es
lfaicil de reconocer al pasar, por ser una sinuosidad de la costa
sin caracteristicas A las cuales referirse, sirviendo finicamente
de guia para notarla, tres islotes que se desprenden de la ex-
tremidad Sudeste de la entrada.
Esta parte de la costa terminal en el cabo Bennet, con su
islote, signiendo A continuaci6n un tramo de mar que separa
las islas Coronaci6n y Laurie, pasaje que estA dividido A su
vez en dos estrechos por la isla Powell, llamados Lewthwaitc.
el del Oeste y Washington el del Este.
El estrecho Lewthwaite, cuyo eje tiene una direcci6n apro-
ximada NNW-SSE, tiene un ancho medio de unas tres millas.
La isla Powell se present m's adelante. Tiene su mayor
longitud, de unas diez mills en direcci6n N-S aproximada-
mente. Su costa oriental, que forma el limited Oeste del canal
Washington, es limpia en toda su extension y navegable a
corta distancia, segin informan los pescadores de ballenas.
Al Sud tiene el fondeadero Falkland, protegido de los vientos
y la mar de esa direeei6n por la isla Christoffersen.
El estrecho Washington, de menor ancho que el Lew-
thwaite, separa la isla Powell de la isia Laurie y es utilizable
,/iniendo del Norte para tomar bahia Scotia 6 para eambiar
(,ste fondeadero por el de bahia Uruguay 6 vice-versa, cuando
la direcci6n del viento y la mar hagan peligrosa la permanen-
cia en uno fi otro fondeadero. Para esos easos es possible utili-
zar el paso del Oeste por punta Route, por ser el mais corto y
no ofrecer peligros.
La isla Saddle es la mayor y la situada mis al Norte de
un grupo de islas que se desprenden en aquella direcci6n desde
punta Route. Tiene la forma de una montura, con dos picos
de unos 500 metros de altura muy faciles de reconocer, Esta









REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


isla es de much utilidad para tomar bahia Uruguay, puies
una vez reconocida aquella y situados A una y media millas al
Este, se hace proa al mach6n "Austral" quo se destaca al Sud
verdadero aproximadamente. en el fondo de la bahia, proyec-
tado sobre un glacier.
El islote que queda inmlediatameunte al Sud de Saddle.
despite una resting algunas de cuyas crestas son visible, asi
como las rompientes en las parties en que aquella no vela.
A dos terceras parties del camino entire Saddle y el fon-
deadero de bahia Uruguay, y pr6ximo a la enfilaci6n del eabo
Mabel con punta Route, existed una roca que no vela y romipe
poco. Esta piedra es muy peligrosa, por su situaci6n casi so-
bre la derrota misma, por lo cual conviene poner proa al man-
ch6n "Austral" desde un punto A una y media millas al Este
de Saddle para pasar libre de ella a buena distaneia.
El manch6n "Austral" que sirve como se ha dieho antes,
de punto de referencia para tomar el fondeadero de bahia
"Uruguay" es una piedra de unos 40 metros de alto con la
forma de un pan de azficar, situada sobre la costa misma y
proyeetandose, vista desde Saddle en el centro de un gran gla-
cier que llega hasta el mar.
La isla Laurie que tiene unas 15 1/ millas de largo y
a 9 de ancho, consiste en una series de peninsulas estrechas,
de las cuales 4 estAn situadas en la costa del Norte y 2 en la
del Sud. De las primeras, las dos mAs occidentales llamadas
Mackenzie y Pirie, que terminal en la punta Route, la pri-
mera, y en el cabo Mabel la segunda, forman la bahia Uru-
guay, con su fondeadero en una caleta situada al centro de
la bahia.
Este fondeadero es poco seguro ; las anclas garrean fa-
cilmente por lo cual, es necesario tener siempre la maquina
lista. Si se fondea A dos anclas, se debe tener casi la seguridad
que las cadenas van A tomar las vueltas por la direcci6n varia-
ble en que soplan las rachas, por lo cual hay que tener much
vigilancia para mover convenientemente la maquina 6 levar
a tiempo una de aquellas, pues si se garrea teniendo las
cadenas con vueltas, se correrian peligros muy graves.










APUNTES PARA EL DERROTERO 87


El rondo es al p)arecer de cantos rodados que hacen dar
cestrepadas i las eadenas al tesarse. produeiendo la impresion
de quc las anelas garrearan.
La playa para desembarcar es de pedregullo y tiene una
pendiente bastante pronunciada, sobre la cual el mar rompe
cIon suficiente fuerza como para hacer molesto el abordarla
con botes, sobre todo en operaeiones de desearga.
Esta bahia es muy abierta hacia los vientos del 1 y 4"
cuadrantes que obligan A veees a abandonar el fondeadero
para tomar el de Scotia. situado al Sud de aquel, ya sea p:t-
sando p)or el Este. contorneando toda la isla Laurie 6 por el
l)paso del Oeste y el istrecho Washington. Los balleneros re-
comiendan este filtimio p)or ser mas .orto y tan seguro eomio el
primero.
Las otras dos peninsulas de la parte Norte de Laurie,
llaminadas Fergustie y Watson. terninanii en los eabos Geddes
y Buehannan, respectivamente.
Estando en las proximidades del eabo lBunchannan, se
avistan hacia el Sudeste los islotes A, B, C, separados de Lau-
rie comio unas 3 mills. Estos islotes son bajos, de pequeias
diniensiones y la mar no se ve romper en sus proximidades.
La peninsula Ferrier, que es la mAs oriental de las do.,
situadas al Sur de la isia Laurie, terminal en el cabo Dundas,
del cual se desprende una resting que se ve romper con fuer-
za hasta A una y media millas de la costa.
Despuntado el cabo Dundas se divisan haeia el Oeste
la isia Ailsa Craig, alta y de forma e6nica y al Sur de ella,
pero mas cercanos los islotes Murray y su larga resting con
much rompiente que se desprende en direcci6n hacia el Este
Lo miats indicado, una vez doblada la resting del cab.)
Dundas, es poner proa A la isla Ailsa Craig, pasando centre la
costa, alta y acantilada y los islotes Murray, pues si se trata
de doblar A 6stos y su resting por el Sur, p)uede el buque
ser tornado lejos de la costa de Laurie por alguna niebla 6
chubaseo de viento y nieve de afuera, y perdiendo de vista la
isla, correr el riesgo de navegar hacia la resting 6 ser aba-
tido sol)re ella por el viento, y la mar.









00 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


La isla Ailsa Craig es imuy caracteristica pues tiene una
forma c6nica muy regular y bastante elevada sirviendo de
guia para tomar bahia Scotia.
Esta bahia es mks cerrada que bahia Uruguay, de la cual
e.stAi separada por un istmo estrecho, fnico ]ugar llano de estas
islas, y donde se encuentra instalado el Observatorio Meteo-
rol6gico. La peninsula Mossman, la mas occidental de las dos
que se desprenden de la parte Sur de la isla constitute el
principal reparo de esta bahia contra los vientos y la mar
del Oeste y Sudoeste.
El fondeadero esta situado al fondo de la bahia y no
ofrcce dificultad el tomarlo, sirviendo de guia el istmo del ob-
servatorio que aparece visto desde la isla Ailsa Craig como una
quebrada 6 pasaje hacia el Norte, abierto en las montafias.
Al llegar al fondeadero es convenient no venir muy re-
costado sobre estribor por un bajo fondo pr6ximo A punta
Moreno.
E1 tenedero no es bueno aunque mas seguro que el de li:ihia
Uruguay y con respect A las precauciones A tomarse con las
anclas y la maquina, conviene seguir las indicaciones ya da..
das al hablar de esta filtima habia.
La playa es de pendiente mas suave que la de bahia Uru-
guay y la mar -rompe generalmente tan poco en ella que es
possible abordarla con los botes cargados y efectuar el desem-
barco del material por planchadas y sin correr el riesgo de
hacer minojar ni la carga ni a las personas que efectfian ese
trabajo.
Siguiendo al Oeste de los cabos "Burn Murdock" y "Vi-
tie" en que terminal la peninsula Mossman, se encuentra nue-
vamente el estrecho Washington; mAs adelante, las islas 6 is-
lotus de la parte meridional de la isla Powell, el estrecho
Lewthwaite y el cabo Sur, situado en la extremidad Sudeste
de la isla Coronaei6n.
La isla Signy es la mayor de las situadas en la parte Sud
de la isla Coronaci6n. Tiene en la parte Este el fondeadero
"Factory" y A unas 3 millas al Sud y 6 al Sudoeste, las rocas
Ballena y Cachalote, respectivamente.










APUNTES PARA EL DERROTERO


Del cabo Return que fornima. la extremidad Sudoeste de
(CoronaciOn, se desprenden various islotes, los Despair entire
ellos, los cuales terminan en las islas Inaccesibles situadas Ai
vina distancia de 15 millas al Oeste del cabo. Toda esta zonti
!)o ha sido adn bien explorada y se reconoec que su pasaje no
debe estar libre de dificultades y peligros.
La recalada A las islas Orcadas present algunas di-
ficultades, debido finicamente A las nieblas, pues de ellas se
derivan los tropiezos para situar el buque por observaciones
astron6micas, con la frecuencia convenient, el peligro de la
costa y de los ice-bergs, siendo este filtimno el finico que es po-
.ihiblc disnminuir en part, cuando se viene desde la Tierra del
Fuego, si se traza la derrota Ai unas 80 millas al Norte del ar-
ehipielago hasta llegar A los meridianos pr6ximos a 61el, pue.s
.ayendo entonces al Sud se corta lo mias normalmente posible
la zona de los ice-bergs.
Estando en las proximidades de las islas debe tomarse
lodo el tiempo cque sea necesario hiasta que la niebla permit
obtener una buena situaci6n astron6mi.ca, que servirh de puji-
to de partida para dirigirse hacia la costa, recomendfindose
como lugar de recalada, si el tiempo es brumoso, con lo que
habrA que contar siempre, el tramo de la isla Coronaci6n
comprendido entire los cabos Foul y Bennet, que es poco sinuo-
so, limpio y suficientemente Amplio para el caso de tener que
eontar con errors en las situaciones por alteraciones en las
marchas de los cron6metros.
Avistada la isla se reeorrera hacia el Este hasta recono-
cer Saddle y de aqui a bahia Uruguay 6 Scotia.
La isla Saddle es tambikn un punto notable para recalar
pero tiene el inconvenient de ser demasiado limitado para
el easo de tener, por los cron6metros, alguna duda en las si-
tuaciones, corri6ndosc el riesgo de pasarle por el Este y
aproximarse, con la niebla ia la parte Norte de Laurie y en-
trar en alguna de sus bahias que son al parecer muy sucias.
Las islas, como ya se ha dicho, estAn generalmente cu-
biertas de niebla, que a veces despeja para cerrarse de nuevo
i los pocos minutos, por lo cual hliabrA que contar con el serio in-










90 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


conveniente de la poea visibilidad para abordarlas, pues de lo
contrario se perderian lihasta dias enteros. acercaudose y ale-
jindose de las islas A inedida que el tiempo despejara 6 se ee-
rrara. Lo corriente es pues tener quie abordarlas con tiempo
no muy claro y en estos casos se podrA notar su proximidad
por el color muy azulado cque tonia el agua. por la mayor fre-
cuencia con (que aparecen ice-bergs por la proa y estando mAs
cerca por los gritos de los pengifines y ia desaparici6n de la
mar de leva. La sonda acusara eutre 60 y 40 brazas.
Si la poca visibilidad se debe A cubascos de nieve y vien-
to, las anteriores indieaciones seguraniente no se presentaran.






















T A:.~ *; *. .
~oBy~Idaa ~































RNj


















tw2. -