Revista de publicaciones navales

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Revista de publicaciones navales
Physical Description:
Mixed Material
Publisher:
Buenos Aires; Servicio de Inteligencia Naval ( Argentina )

Record Information

Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
aleph - 20934447
oclc - 26200495
System ID:
AA00019461:00020

Table of Contents
    Front Matter
        Front Matter 1
        Front Matter 2
    Mayo de 1911
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 42-1
        Page 42-2
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 110-1
        Page 110-2
        Page 111
        Page 112
        Page 112-1
        Page 112-2
        Page 112-3
        Page 112-4
        Page 112-5
        Page 112-6
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
    Junio de 1911
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 169-1
        Page 169-2
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 189
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
        Page 195
        Page 196
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
        Page 207
        Page 208
        Page 209
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
        Page 215
        Page 216
        Page 217
        Page 218
        Page 219
        Page 220
        Page 221
        Page 222
        Page 223
        Page 224
        Page 225
        Page 226
        Page 227
        Page 228
        Page 229
        Page 230
        Page 231
        Page 232
        Page 233
        Page 234
        Page 235
        Page 236
        Page 237
        Page 238
        Page 239
        Page 240
        Page 241
        Page 242
        Page 243
        Page 244
        Page 245
        Page 246
        Page 247
        Page 248
        Page 249
        Page 250
        Page 251
        Page 252
        Page 253
        Page 254
        Page 255
        Page 256
        Page 257
        Page 258
        Page 259
        Page 260
        Page 261
        Page 262
        Page 263
        Page 264
        Page 265
        Page 266
        Page 267
        Page 268
        Page 269
        Page 270
        Page 271
        Page 272
        Page 273
        Page 274
        Page 275
        Page 276
        Page 277
        Page 278
        Page 279
        Page 280
        Page 281
        Page 282
        Page 283
        Page 284
        Page 285
        Page 286
        Page 287
        Page 288
        Page 289
        Page 290
        Page 291
        Page 292
        Page 293
        Page 294
        Page 295
        Page 296
        Page 297
        Page 298
        Page 299
        Page 300
        Page 301
        Page 302
        Page 303
        Page 304
        Page 305
        Page 306
        Page 307
        Page 308
        Page 309
        Page 310
        Page 311
        Page 312
        Page 313
        Page 314
        Page 315
        Page 316
    Julio de 1911
        Page 317
        Page 318
        Page 319
        Page 320
        Page 321
        Page 321-1
        Page 321-2
        Page 322
        Page 323
        Page 324
        Page 325
        Page 326
        Page 327
        Page 328
        Page 329
        Page 330
        Page 331
        Page 332
        Page 333
        Page 334
        Page 335
        Page 336
        Page 337
        Page 338
        Page 339
        Page 340
        Page 341
        Page 342
        Page 343
        Page 344
        Page 345
        Page 346
        Page 347
        Page 348
        Page 349
        Page 350
        Page 351
        Page 352
        Page 353
        Page 354
        Page 355
        Page 356
        Page 357
        Page 358
        Page 359
        Page 360
        Page 361
        Page 362
        Page 363
        Page 364
        Page 365
        Page 366
        Page 367
        Page 368
        Page 369
        Page 370
        Page 371
        Page 372
        Page 373
        Page 374
        Page 375
        Page 376
        Page 377
        Page 378
        Page 379
        Page 380
        Page 381
        Page 382
        Page 383
        Page 384
        Page 385
        Page 386
        Page 387
        Page 388
        Page 389
        Page 390
        Page 391
        Page 392
        Page 393
        Page 394
        Page 395
        Page 396
        Page 397
        Page 398
        Page 399
        Page 400
        Page 401
        Page 402
        Page 403
        Page 404
        Page 405
        Page 406
        Page 407
        Page 408
        Page 409
        Page 410
        Page 411
        Page 412
        Page 413
        Page 414
        Page 415
        Page 416
        Page 417
        Page 418
        Page 419
        Page 420
        Page 421
        Page 422
        Page 423
        Page 424
        Page 425
        Page 426
        Page 427
        Page 428
        Page 429
        Page 430
        Page 431
        Page 432
        Page 433
        Page 434
        Page 435
        Page 436
        Page 437
        Page 438
        Page 439
        Page 440
        Page 441
        Page 442
        Page 443
        Page 444
        Page 445
        Page 446
        Page 447
        Page 448
        Page 449
        Page 450
        Page 451
        Page 452
        Page 453
        Page 454
        Page 455
        Page 456
        Page 457
        Page 458
        Page 459
        Page 460
        Page 461
        Page 462
        Page 463
        Page 464
        Page 465
        Page 466
        Page 467
        Page 468
        Page 469
        Page 470
        Page 471
        Page 472
        Page 473
        Page 474
        Page 475
        Page 476
        Page 477
        Page 478
    Agosto de 1911
        Page 479
        Page 480
        Page 481
        Page 482
        Page 483
        Page 484
        Page 485
        Page 486
        Page 487
        Page 488
        Page 489
        Page 490
        Page 491
        Page 492
        Page 493
        Page 494
        Page 495
        Page 496
        Page 497
        Page 498
        Page 499
        Page 500
        Page 501
        Page 502
        Page 503
        Page 504
        Page 505
        Page 506
        Page 507
        Page 508
        Page 509
        Page 510
        Page 511
        Page 512
        Page 513
        Page 514
        Page 515
        Page 516
        Page 517
        Page 518
        Page 519
        Page 520
        Page 521
        Page 522
        Page 523
        Page 524
        Page 525
        Page 526
        Page 527
        Page 528
        Page 529
        Page 530
        Page 531
        Page 532
        Page 533
        Page 534
        Page 535
        Page 536
        Page 537
        Page 538
        Page 539
        Page 540
        Page 541
        Page 542
        Page 543
        Page 544
        Page 545
        Page 546
        Page 547
        Page 548
        Page 549
        Page 550
        Page 551
        Page 552
        Page 553
        Page 554
        Page 555
        Page 556
        Page 557
        Page 558
        Page 559
        Page 560
        Page 561
        Page 562
        Page 563
        Page 564
        Page 565
        Page 566
        Page 567
        Page 568
        Page 569
        Page 570
        Page 571
        Page 572
        Page 573
        Page 574
        Page 575
        Page 576
        Page 577
        Page 578
        Page 579
        Page 580
        Page 581
        Page 582
        Page 583
        Page 584
        Page 585
        Page 586
        Page 587
        Page 588
        Page 589
        Page 590
        Page 591
        Page 592
        Page 593
        Page 594
        Page 595
        Page 596
        Page 597
        Page 598
        Page 599
        Page 600
        Page 601
        Page 602
        Page 603
        Page 604
        Page 605
        Page 606
        Page 607
        Page 608
        Page 609
        Page 610
        Page 611
        Page 612
        Page 613
        Page 614
        Page 615
        Page 616
        Page 617
        Page 618
        Page 619
        Page 620
        Page 621
        Page 622
        Page 623
        Page 624
        Page 625
        Page 626
        Page 627
        Page 628
        Page 629
        Page 630
        Page 631
        Page 632
        Page 633
        Page 634
        Page 635
        Page 636
    Septiembre de 1911
        Page 637
        Page 638
        Page 639
        Page 640
        Page 641
        Page 642
        Page 643
        Page 644
        Page 645
        Page 646
        Page 647
        Page 648
        Page 649
        Page 650
        Page 651
        Page 652
        Page 653
        Page 654
        Page 655
        Page 656
        Page 657
        Page 658
        Page 659
        Page 660
        Page 661
        Page 662
        Page 663
        Page 664
        Page 665
        Page 666
        Page 667
        Page 668
        Page 669
        Page 670
        Page 671
        Page 672
        Page 673
        Page 674
        Page 675
        Page 676
        Page 677
        Page 678
        Page 679
        Page 680
        Page 681
        Page 682
        Page 683
        Page 684
        Page 685
        Page 686
        Page 687
        Page 688
        Page 689
        Page 690
        Page 691
        Page 692
        Page 693
        Page 694
        Page 695
        Page 696
        Page 697
        Page 698
        Page 699
        Page 700
        Page 701
        Page 702
        Page 703
        Page 704
        Page 705
        Page 706
        Page 707
        Page 708
        Page 709
        Page 710
        Page 711
        Page 712
        Page 713
        Page 714
        Page 715
        Page 716
        Page 717
        Page 718
        Page 719
        Page 720
        Page 721
        Page 722
        Page 723
        Page 724
        Page 725
        Page 726
        Page 727
        Page 728
        Page 729
        Page 730
        Page 731
        Page 732
        Page 733
        Page 734
        Page 735
        Page 736
        Page 737
        Page 738
        Page 739
        Page 740
        Page 741
        Page 742
        Page 743
        Page 744
        Page 745
        Page 746
        Page 747
        Page 748
        Page 749
        Page 750
        Page 751
        Page 752
        Page 753
        Page 754
        Page 755
        Page 756
        Page 757
        Page 758
        Page 759
        Page 760
        Page 761
        Page 762
        Page 763
        Page 764
        Page 765
        Page 766
        Page 767
        Page 768
        Page 769
        Page 770
        Page 770-1
        Page 770-2
        Page 771
        Page 772
        Page 773
        Page 774
        Page 775
        Page 776
        Page 777
        Page 778
        Page 779
        Page 780
        Page 781
        Page 782
        Page 783
        Page 784
        Page 785
        Page 786
        Page 787
        Page 788
        Page 789
        Page 790
        Page 791
        Page 792
        Page 793
        Page 794
        Page 795
        Page 796
    Octubre de 1911
        Page 797
        Page 798
        Page 799
        Page 800
        Page 801
        Page 802
        Page 803
        Page 804
        Page 805
        Page 806
        Page 807
        Page 808
        Page 809
        Page 810
        Page 811
        Page 811-1
        Page 811-2
        Page 812
        Page 813
        Page 814
        Page 815
        Page 816
        Page 817
        Page 818
        Page 819
        Page 820
        Page 821
        Page 822
        Page 823
        Page 824
        Page 825
        Page 826
        Page 827
        Page 828
        Page 829
        Page 830
        Page 831
        Page 832
        Page 833
        Page 834
        Page 835
        Page 836
        Page 837
        Page 838
        Page 839
        Page 840
        Page 841
        Page 842
        Page 843
        Page 844
        Page 845
        Page 846
        Page 847
        Page 848
        Page 849
        Page 850
        Page 851
        Page 852
        Page 853
        Page 854
        Page 855
        Page 856
        Page 857
        Page 858
        Page 859
        Page 860
        Page 861
        Page 862
        Page 863
        Page 864
        Page 865
        Page 866
        Page 867
        Page 868
        Page 869
        Page 870
        Page 871
        Page 872
        Page 873
        Page 874
        Page 875
        Page 876
        Page 877
        Page 878
        Page 879
        Page 880
        Page 881
        Page 882
        Page 883
        Page 884
        Page 885
        Page 886
        Page 887
        Page 888
        Page 889
        Page 890
        Page 891
        Page 892
        Page 893
        Page 894
        Page 895
        Page 896
        Page 897
        Page 898
        Page 899
        Page 900
        Page 901
        Page 902
        Page 903
        Page 904
        Page 905
        Page 906
        Page 907
        Page 908
        Page 909
        Page 910
        Page 911
        Page 912
        Page 913
        Page 914
        Page 915
        Page 916
        Page 917
        Page 918
        Page 919
        Page 920
        Page 921
        Page 922
        Page 923
        Page 924
        Page 925
        Page 926
        Page 927
        Page 928
        Page 929
        Page 930
        Page 931
        Page 932
        Page 933
        Page 934
        Page 935
        Page 936
        Page 937
        Page 938
        Page 939
        Page 940
        Page 941
        Page 942
        Page 943
        Page 944
        Page 945
        Page 946
        Page 947
        Page 948
        Page 949
        Page 950
        Page 951
        Page 952
        Page 953
        Page 954
        Page 955
        Page 956
    Indice del Tomo XX
        Page i
        Page ii
        Page iii
        Page iv
        Page v
        Page vi
    Back Matter
        Back Matter 1
        Back Matter 2
Full Text











MINISTERIO DE MARINA



DH

PUBLICACIONES NAVALES


Tome XX.-Nm. 193.--Aho XI. Buenos Aires, Mayo de 1911.





SOBRE FHIBRTCIICTON DE CORIAZMS


por el Teniente de Fragata M. DIAZ PUMARA


Fabricaoi6n

El procedimiento empleado en la manufactura de las
planchas de corazas para los acorazados Moreno y Ricada-
via, en Homestead y South Bethlehem, respectivamente,
difiere solo en su endurecimiento, siendo los demds deta-
lles casi iguales. El material bruto es traido de la region
de los grandes lagos, en los limits con el Canada, y tras-
formado en lingotes de fierro de 18" X 4" (pig iron) en los
altos hbrnos de Homestead Steel Vorks, Munhal, Pennsyl-
vania.
Estos se transportan A los hornos de fundici6n en pe-
,quefos wagones en forma de cuchara, los que son intro-
ducidos al interior de aquellos por un brazo accionado por
un motor eldctrico; ademAs de esos lingotes se emplean
los recortes de metal procedentes del taller de maquinado
y las planchas que son rechazadas por no satisfacer comple-
.tamente 6 los limits requeridos en las pruebas.









2 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

El horno de fundici6n es de metal hasta una altura de-
60 cm., mas 6 menos, revestido de un material refractario
y las paredes y el techo son de ladrillo refractario.
En una de sus caras laterales tiene puertas, dos 6 tres,
como las asadas en las calderas y son para cargar el hor-
no; en la cara opuesta y en el piano del piso hay un
agujero como de 30 cm. de diimetro que sirve para des-
cargar el metal en el balde colocado frente A l61 y A una
distancia como de 3 m.; corre por una canaleta que tiene-


i I ^ i !^ ^ I El E E | { I i Z T :

I^ -^ -=F I i t, 1 I =) I i J :



SI 0 p0./e'r/o dCeZ Iorqo I
I i






muy poca inclinaci6n para evitar que el liquid se despa-
rrame. Este agujero esta tapado con barro y ladrillus mien-
tras se efectiia la fundicion.
La capacidad de los hornos usados para las cordzas va-
ria hasta un maximo de 60 tons*.; la mayor tempertura
es de 1250 a 1300 C; el combustible empleado es el gas
natural quo so inyectaepor. tubos colocados en los costados
del horno. El tiempo que dura la fundici6n varia entire 12 y
15 h., al t6rmino de las cuales se rompe el material refrac-
tario quo obstruye el agujero deo descarga y el metal liquid
se traslada al bali a. Con este se ileva al molde colocado en
las proximidades, y cuando el metal estA frio seo saca del
molde y se obtiene eCi ligote. El cromo se heclia al horno
runos 15 6 20os antes de desagotar el mismo, y el niquel
cuando el balde se encuentra mAs 6 menos por la mitad..








SOBRE FABRICACI6N DE CORAZAS


Esta hornada lleva un nilmero, que conserve durante
toda la manufacture de la plancha. 6 que se destina. El
balde tiene en su interior un tubo -vertical que obstruye
un agujero practicado en el fondo del mismo y que ma-
niobrado desde el exterior por medio de una palanca per-
mite desagotar el balde cuando se lleva al molde.
Sucede a veces que, el metal se adhiere por enfriamiento
A las paredes del balde; eso se evita echliando polvo de
carbon en los bordes interiores. La escoria se va deposi-
tando en la parte superior del balde a media que va ca-
yendo del horno; y cuando aquel se descarga al molded,
los residues permanecen en el fondo, pues el desagota-
miento se efectia por la part inferior, como se ha dicho.



Y "





J)esca.ry,f dZ IrI, ......



_4



El molde estA unido a un tubo vertical pr6ximo, por
el fondo, y por ahi pasa el metal; k la extremidad de ese
tubo se aplica el agujero que tiene el balde en su parte
inferior.










4 RIVISTA DE PUBILICACIONES NAVALKS

Como promedio de los diferentes comniponentos del aeero em-
pleado en las plaunclias do coraza, so puodo aceptar el signioiinto:
Carbon 35, fsforo 0,20, nmanganeso 40, silice 1, atzurre
(0.4l, niquel 3,50. cromo 2. Este promedio liha sido sacado
de los anAilisis hochos con'las viritas del metal prove-
nienies de nuestras planchas.
Una vez frio el lingote se lleva Ai nuna bahumza para, pe-
sarlo y luego so calieiita metiidolo en un horn, despues
de lo cual so le dai la prinmera forja, Las pronsas hidrau-
licas utilizadas son do 10.l(X) y 12,(XX000 tons.
En la prenisa so corta descontAindoselo un 30 '1! dol tope
para sacarle las imnpurezas (que quedan en esas parties del
lingote; se mide y so tionen n cuenta los recortes que
hliabrA que hacerle despues para tenor seguridad de que el
lingote alcanza para la p)lanch a que so quiere fabricar.
Iecho esto, so mete el lingote en el homo, para -recalen-
tarlo, y devolverle la constituci6n fibrosa que liha perdido
on la forja; so mete despuns la plancha en un baiio de
agta fria que al mismo tiompo de enfriarlo le sirve de
temple preliminary.










/i r,'irt de l /lo/,'S 4'e cuigea/ a 7 ?/ah Dic/i




1Hecho lo que antecede, vienen las operaciones ftnda-
mentales: carburaci6n, reforja y temple, al f6rmin6 de las
cuales se obtiene la plancha de coraza.








SOBRE1 FAI-M1UCACI6N DE CORAZAS


Carburaci6n
Una vez fria la plancha, desmpu6s de la primera forja,
se la somete al martillado en la cara que se vA a endure-
cer, y despues so la prepare para la carburaci6n del modo
siguiente:
En el taller denominado Harvey se encuentran los
hornos, bafios y demas material necesario para la operaci6n.
Se coloca la planchlia con su cara limpia hacia arri-
ba y se rodea la parte que se quiere carburar con
un hierro de Ang.ulo de mas 6 menos 450, dentro del cual
se echa el polvo de carbon; se. coloca encima del carbon
otra plancha con la cara A endurecer hacia abajo y se re-
llena despu@s la uni6n de las planchas y el hierro de in-
gulo con amianto para impedir que el gas penetre en las
junturas. Cuando no se quiere carburar toda la superfi-
* cie, se cubre la parte que -debe quedar blanda con otra
plancha mais delgada y con material refractario. Unia vez
listo esto, se colocan las planchas en el homrno, done per-
manecen de 10 A 12 dias, A una temperature que varia de
105() A 1075 C, empleando el gas como combustible.

Temple
Una vez carburada la plancha, se la saca del horno; y
una vez fria, se le hace el martillado en la otra cara; se
vuelve A recalentar para darle la segunda forja y el espe-
sor final. Esta operaci6n. constitute la reforja.
Se calienta nuevamente la plancha para darle la consti-
tuci6n fibrosa, se le dOil la forma que debe tener y se le

l./7wi ch a.



KNENN,~~ \WM\\ M 0\\








EVIJSTA DE PUBLICACIONES NAVALES


hace un taladio en su cara carburada para ver el carbon
que tiene A '/jG", 1/2" y 1" de su superficie. Se envia
la planchlia al taller de maquinado para el maquinado pre-
liminar y se sacan dos piezas para pruebas fisicas llama-
das odespues de la reforja, una en cada extremo de la
plancha y ubicadas A 1f.3 del ancho 4 contar de dos es-
quinas opuestas. Estas piezas se estampan antes de ser
sacadas.de la plancha, hliaci6ndose despu6s las pruebas de
tension, alargamiento, para ver el carActer del acero. Des-
pues de dsto viene el temple 6 endurecimiento por el agua
que se efectfia de la manera siguiente.
Sobre una plancha de. acero de 2 6 3" de espesor, se co-
loca una capa espesa de tierra refractaria, la que se rodea
con una pequeifia pared de ladrillo una vez que la plancha
esta sobre el polvo, apoyando con la cara que debe que-
dar blanda.
Las parties quie deben ser maquinadas despu6s de endu-
recida la plancha, como ser agujeros, portas de torpedos. y
cafiones y puertas, se cubren con un barro. especial y des-
pu6s se mete todo el conjunto en ui horno donde soporta
una temperature de 850 4 900 C meti6ndose luego al baflo
de lluvia. El objeto de cubrir con barro las parties antes
citadas es para que no se eleve su temperature al punto
* que la cara debe quedar dura, puesto que al colocarla en
el baiio la contracci6n no es muy grande.

Endurecimiento de planchas de dimensions dadas.
Partes blandas.
El procedimiento usado por las planchas del Rivadavia,
es el siguiente: Se practia el endurecimiento de la plan-
cha maquinando primeramente. tres m4rgenes y dejando
uno sin maquinar, por donde se corta la plancha para
darle las. dimensions exactas. La line entire el border sin
maquinar y la plancha se cubre con una capa de amianto
que varia desde 3" para una plancha de 4" hasta 6" para
una de 12", y se extiende del margen de la plancha de









SOBRE FABRICAC16N DE CORAZAS 7

1 1/2 a 2" para uia planclia de 12": para las planclias
de 4" la linea de amianto llega solo hasta el margin de
la misma.
AdemAs de la precitada linea de amianto se pone otra
de 1 '/2" de anicho en los mlrgenes maquinados para evi-
tar las rajaduras: ello mejora tambi6n las condiciones ba-
listicas de la plancha, pues evita que en los margenes se
desarrollen grietas que atraviesen la planclia de un lado A,
otro.


57t~-


En las planchas delgadas se omite el amianto y se usa
en su lugar una faja de arena.
Para asegurarse del efecto del amianto en las planclias
gruesas, se eligi6 una do //n" que. demostraba tenor un
endurecimiento de superficie de 2 /,s" en un agujero lihe-








l REVISTA DE PUBLIQACIONES NAVALES

cho en el centro y a 4" del margen se notaba un endu-
cimnieniito de 2 /41". En ambos agujeros las virutas ve-
niii fins domolostrando que ]a planchia habia sufrido en-
(irecimiTiato i miia proiundidad d( 4" de sn superficie.
.E\ il teorcr agnjero hecho en un punto situado A 2"
del margin d( la plancha terminada, las virutas venian







,. ; F_ .l I





_ ----__- -- -----------r- _
C 6 -


linas A 3" de ]a superficie: pero no obstante esto y de que
various taladros fueron gastados y ain rotos, uno atraves6
completamento la planch.a. De este' experiment parece-
ria desprendersc que el endurecimiento de la parte no ce-
mentada de la planclha no es seriamente afectada y que el
lspe.sor del endurecimiento no es afectado unima distancia
mayor do 4". La plancha es expuesta A una temperature
mayor en exceso la necesaria, para endurecer ifia pe-
quefia pieza de acoro do la misma composici6n, siendo el
objeto de esto que la temperature penetre hasta una cierta
I)rofundidad teniendo en cuenta el espesor que debe tener
el endurecimiento con relaci6n al espesor de la plancha.
La parte de la planchlia bajo el amianto no se elevari
inrs quo 6. una temperature tal que al templarla se endu-
rozca muy p)OCO.








SOBRE FABRICACTON DE CORAZ.AS


En caso de que el amianto cubriera solamente la parte
que debe ser cortada, se encontrarian parties duras que
producirian grietas.






^Sfa'-faf' caa/ las c2.s 7/c'ws
/za7rccsa as 3. 3




-- p- --

jVosfpando camno se olif'e/e ed ccpdz




El procedimiento empleado con l ]as plauclias del Moreno,.
hlia sido el que sigue: Se maquinan completameiite los
mArgenes en el sentido longitudinal, y en los mAirgenes
en el sentido transversal se hacen dos canaletas de ina
profundidad mayor (que la que tendrA el ndurecimiento:
se rellenan con virutas do acero las canaletas. y los hordes
maquinados se cubren con una fajia de barro, asi como
tambi6n las partes'que deban ser blandas, comno agujeros,
portas, etc. Una vez terminado el temple so arranican dos
pedazos del recorte al exterior de las canaletas y se obtionen
los cupones, uuo de cada extreme opuesto. Esto procedi-
miento para determinar el espesor del endurecimciento eni
una plancha es muy convenieinte puesto quo es el iii'.o
modo de conocer la existencia de cristales en la planclia.
Algunas veces se ha rocurrido al calentamiento local
para practical agujeros en la superficie dura, calentanilo
una pequenia Area alrededor de la superficie del. inismo,








10 REVISTA DE PUBTLCCAIOXES NAVALES

*-es decir, una area mayor que la que deba tener el agujero,
a't una temperature de 350 F. Este procedimiento no es el
noas indicado puesto que se produce grietas.
Otras veces se ablanda ]a planchla calentkndola y des-
pues do hliecho el agujero se la vuelve A templar. Este
procedimniento tamibi6n tiene sus inconvenientes, porque si
]a ])]anchlia estk completamente maquinada no se puedien
sacar cupiones y ]a estructura del metal no se conoce
perfectamente; en el caso del total maquinado se practican
dos taladros por sn cara blaida y asi se obtiene el ce-
mentado.


LA INSPECCIO6N Y RECIBO DEL MATERIAL.

Requisitos generals para la fabricaci6n de las planchas
de coraza

Todas las planchas do coraza para nuestros buques ser.An
I'abricadas con materials de la mejor calidad. libres de
tico y de una superficie lisa y en general correct. Seran
recil)idas por inspectors nuestros, de acuerdo con las
uspeeificaciones aprobadas por el gobierno americano y
modificadlas ])or. nuestro gobierno por intermedio de la
(omisionl naval en los Estados Unidos.
Tendrjiu la mejor mano de obra y serdn de un largo,
aiclio y cspe;or detallados en los pianos generals de la
coraza para los buques A que seran destinadas, plans que
se considerarai.n comio formando parte del conltrato, no permi-
ticndoso niinguln cambio en las dimensions dadas en dichos
pianos 6, excepci6n de las introducidas de mutuo acuerdo.
Tendr-An finalmoente la forma y dimensions detalladas
en los dibujos provistos por la comisi6n 6 por los plans
dc la casa constructora, que se diferencien solamente por
nmodificaicionos hechas de comnii acuerdo; las formas y'
dimensions tendrnu una tolerancia detallada mas abajo.








SOBRE FABRICACI6N DE CORAZAS 11

Los constructores barrenarAn y terminarAn los agujeros
por los cuales deben ir afirmadas las planchas. Los pianos
mostrarAn el nimero, posici6n y direcci6n de aquellos
agujeros y los constructores no estaran obligados a hacer
mas agujeros qne aquellos, sin una compensaci6n adi-
cional.
Tambi6n harAn los agujeros necesarios para levantar las
planchas y manejarlas y proveerAn .los tapones roscados
necesarios para tapar los agujeros.'
En resumen, los constructores estarAn obligados A entre-
gar las planchas con todos los agujeros necesarios para la
complete instalaci6n de las mismas.
El interior y exterior de todas 'las planchas de coraza
y forms. pueden ser terminadas por forja 6 lamiuado;
pero ellas deben estar razonablementoe pulidas y libres de
grandes 6 extensas irregularidades comio rajaduras, desni-
veles, etc., debiendo tamnbi6n hallarse libres (de escamas,
cenizas, etc. Antes de la. reforja, a cuyo ofecto se hliara.
una prolija inspecci6n. y antes del embarqne, deberiin
Jimpiarse diindoseles despu6s una buena inano de pintura
metAlica 6 ceinento: y los agujeros deberan ser tapados
con una estopa impregaiada de pintura para evitar que
l)penetre a la iumedad.

Forjado de corazas huecas

Los tubos de comuniicaci6n, tubos de munici6n y pro-
tecci6n de puntos de observaci6n, etc., (qle se designan
bajo el rubro de corazas huecas, seran liechos de lingotes
taladrados 6 agujereados; y las paredes del lingote, en
todo su espesor, seran reducidas por forja por lo minenos
en nn 4i0 0/0 salvo en casos especiales en que se necesite
una reducci6n menor que la qne rinde la forja, en cuyo
caso ese punto sera resuelto por la comisi6n.
A menos que no se especifique de otro modo en los
.dibujos detallados, no se requerira uuna terminacion mejor








12 REVISTA DE PIUBLTCACIONES NAVALES

qjne en cualquier otra coraza. La superficie podr! ser
dejada tal como viene de la forja, pero esta deberA ser


liecha con el mayor cuidado y la superficie deberiA qnedar
Io mas pulida possible y limpia antes de ser embarcada.

Pruebas ffsicas y tolerancias

Los lhmites para estas pruebas varian de acuerdo con el
espcsor do la planclia. Se han clasificado las planclias en
cuatro distintas categorias: A, B, C y D. Las de clase A
son de 5" arriba, B de 3" arril)a. C menores de 3". La D
consisto en formas linecas y seran de acero de mi trata-
iniento especial.
Las classes A y B constitnyen la coraza principal y la
C en plianicbas delgadas, y se usaran para techos de torres:
Para las prnebas fisicas se sacarAn dos barretas de cada
pJlancha, al estar estas con todos sus tratamientos, uua lon-
gitudinal y otra transversal, debiendo ddrseles un espesor-


- if 1-









SORE FABRTCACI6N DE CORAZAS


de 1/2 de diametro y medir en ellas 2" para determinar
el alargaminieiito.
Los limits para la tension serdn de 10,000 A 39,X)000 y
la elongaci6n de 10 /o d '30 "/o.
Entre las planchas del primer grupo para el Moreno te-
nemos este promedio: alargamiento 134.980 y 101.380 lb. y
7 6 27 .
Para las planchas de 7(6 mm. de acuerdo con una resoln-
ein(51 del jefe de la comision se tendra como minimo 100,000
lb. para la tension y 17 /o para el alargamiento. Estas
son planchas de acero niquel.
Para las cubl)iertas acorazadas: 90(),00) lb. y 24 /o.
La tolerancia de dimensiones seri la siguionte:
Corazas de la clase A y B: largo, mas 6 menos, 0,5";
ancio, mans 6 menos. 0,5"; espesor, 6 menos, 0,125".
La tolerancia de cnrvatara para las planulchas (de costado
y casamatas no tendra una variaci6n que exceda :3/"; mis
6 menmos, por cada 10' de largo 6 ancio proyectado do la
plancliha y 'i'," por cada 36' de largo () ancho en cual-
quier part de aquella.
Para las estructuras curvas como barbetas, torres, etc.,
la tolerancia en curvatura no debera, excedor de :'/4", mas
6 menos, por cadla 1()' de largo 6 ancho de ]a plancha y
1/'i" p)or cada 3(;" (1de largo 6 anchlio en cualquier parte.
de aquella.
La tolerancia para la clase C sera de 2 "/o por arriba 6
de 3 /o por debajo de su espesor.
Ademds de las pruebas de estirado hay las siguientes:
Prueba de endurecimiento de la superficie que se
efectta, de la signiente manera: Se divide la superficie de
la plancha en pies cuadrados y despu6s con un punz6n de
acero muy duro y un martillo, se trata de agujerear en
cada division, si la plancha es bien dura, el puiz6n salta
produciendo chispas y caso que no sea dura el punz6n p)e-
netra sin producirse chispas.
El espesor del endurecimiento se toma directamente del









].4 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

cup6n en pu]gadas pudiendo observarse al mismo tiempo
la existencia de cristales y el espesor.
Antes de sacar las barretas de una planclia se estampan.
con el sello de ]a comisi6n para asegurar que pertenece-
dicho material A la plancha que se quiere probar.
La prueba de adaptaci6n del con]junto es la iltima: es

D15POSI1CION Vf LA CORAZA EN LAS BARBETAS DE PROA.
ffA5t- W.rS -1C~f jr~


S.............. .. .. 9. . .- .. .


....... ....... ...... .. .......
"CA5-- I | X .. ... ....-...


C s 9 AS',1 *A$ ? 'CA. C .CA 4 A- '",
!] ; t . ;i ".^ -


AS-, -0'\ SAI- .-WI A0 S-9 0 I S6A-7 10- j BA5-6 6'


BAS-6


COHfl/, Of CAt',, 'A Of #0"


muy important ]puesto que planchas aceptadas en las
anteriores prnebas puedien ser rechazadas en esta.
Se coloca un determinado niuinro de planclias en hi
misma f'orma en que deben ir adaptadas al costado del
buque, so mide el exceso 6 def'ecto que haya en la longi-
tud del eoijiuito, y p)art.inlarmente, se mide el espesor y
se inspecciona la superficie endurecida con much proliji-
dad. To(jo csto se hace con el plano ci, la vista.
Si las planichas son aceptadas, pasan a la balanza antes
del emibarquo, debiendo quedar las plainclhas extremas para
continuar con la p)reiba coni las otras planclias.
Si algmna de las plahclias nio fuere acepl)tada, todo el
conijunto debe) peormaneier on la fabrica para volver ia ha-
cor la prnitieba con dichlia planiclia, sea nueva 6 vuelta tratar.










Planilla de anilisis y pruebas fisicas


C. 0h m l
ii C. I'li Mil >Snl
0n


(1"

7"



10/5"

1] 2 .,"

(1/1"


12/5"


28 0.11

21 0.10

37 0.20

50 0.12

35 0 20)

32 O. 19)


38 0.25


0.29

(0 24:

0.38

0.29


0.27

0.28


/
Si Ni Cr
i CO

1 21 4.041 2.01 8O

1.18 3.90 2.01 18

1.09 3.78 2.03


80
0.8 3 .'.9 i2 2(i 8j,


1.05 3.90 1.77 I ^

l.3l. 93.9 1. G9 82

0.84 3.808 1.93 56
01


Tonsiin Endi: riiti.eut., Ccris Fibra
g1


112.600
106.500
117.400
10';. 730

102.1501)

T117.41
108.550
11(6.14"
100 700
111 800
102.980
109.260
97.300


I 22
24
20
23

25

10


28
~22~
25
18


is26
26


2"
2. /J
1"

12. Ih


3.
8 ~' //
-3. Vh

3 /
1/4




3.1/12


0
0
0
0

0

2"
2. 1"/'
2. 1/1.2"
0
0
0
2. /4
0


3. VI"
7"


4.1/2"

1. 4"
3./4
6.1/4"
8. /
4.

4.1/5'
5"
8.1


OB..EIRVACIONES.-E-.tas planclias furirin legidlas para represcitar los grulpos 1, 8, 4, 5, itara la prueba balistica. Las dos
prilicl'ras fuerl-on legidus l0or su Imjo carlia'n y fallaron; pcrtenecian al primer grupo. Entonccs s,! dividi6
-ste grulpo (-i dos: p1ian'has triangulares y rletangnlares. La casa tuvo qtu liacer cuatro ilnuevas planchas
triangiiulr's y la (ii ts r ',.s .rnt6 ell la iinupela lba]i.ti('a fu' ]ia tercera de lia lista que pas6 satisfactoria-
intOle. Lia line r.prels-ntaliat a las rL'taliigulares, la de 6'/4", tamlniil'n pas6. Las planclias grusaits dieron
linly ltiit tiil r oilt hliis. Lia 'liian dit, l ista s,. eligi,1 pur tein r miiclias grielas. pIro di nil.v li n ii resni-
litl, ) y ais g.ril tis no uaii r tarli ll l i li VIi NxI'llsig' I li 11n p]1rofulilidud l.


Tope
F.ondo
Tope
Fondo

Tope

Tope
Fondo
Tope
Fondo
Tope
Fondo
Tope
Fondo









1h RKEVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


Prueba de uniformidad

Las pruebas que se hacen durante el process de la fa-
bricaci6n y quo sirven no solamente para determinar la
bondad de cada una de las planchas, sino tambi6n la uni-
I'ormidad del grupo, es decir, que al comparar los resul-
tados de las pruebas, las diferencias con los promedios
establecidos )por las especificaciones, demnuestren dentro de
lo posiblo, que el material do las diferentes planchas es
prdcticamente el mismo.
Como ya se hIa diclio, esas pruebas son: analisis del metal
Iiquido, despucs de la reforja y despu6s do endurecimiento,
)nruCbl)as de tension y alargamiento despu6s del endureci-
miointo: y roforja: prueba del endurecimiento despu6s de
Ih celnontacion, cantidad de carbon 1/16", 112" y 1"; inls-
jpoccion de superficie, minedici6n de la part endurecida,
endureciimiiento, cristales y fibra, pruoba de adaptaci6n
de] conijunto.
)Despuos que las planchas hayan recibido todos los tra-
tainiontos .1 quo deben sujetarse para su terminaci6n, se
hairpin pruiebas que sirvan para demostrar sus propiedades
relatives.
A esto obicto, sera comparado al final el carActer del
metal de las. planchas, tomiludose dos muestras de los
])plltos que el inspector indique, de cuya comparaci6n se
obtendra una indicacii6n d6 los resultados de cada plancha.
En el caso de planchas que deban ser endurecidas en una
cara por el process de la cementaci6n, esas pruebas serbn
hliechas despu6s de la introducci6n del carbon 6 de otro
elemento para endurecer, reforja, si tal procediliento es
nsado, temple, ablandamniento y despu6s endurecimiento.
En todos los casos estos espkcimens serdn cortados de las
planchlias endurecidas por. algunos de los procedimientos
indicados mAs arriba, de un lugar en que el ablanda-
iniento y la resistencia no puedan ser afectados por un








SOBRE FABRICACI6N DE CORAZAS


-cambio accidental en la composici6n de la superficie del
metal.
Si los constructores asi lo desean, dos agujeros quo no
excedan de 5/s" de diametro para planchas de 8" 6. menos
espesor, y de 3/4" de diametro para planchas de los mas
grandes espesores, se podrAn taladrar en la parte posterior
de la plancha, de manera k determinar la profundidad'
del endurecimiento. Si esto se hliace, despuos deberAnii ser
tarugados dichos agujeros con seguridad.
Si el constructor estima poco convenient este procedi-
miento para determinar la profundidad del (chill) endureci-
miento, un m6todo para determinarlo consistird en examiner
la fracture de la plancha en una cara despu6s del endu-
recimiento requerido. Este m6todo sera usado con la apro-
bacion de la comision.
Para las pruebas anteriormente citadas se usarAnii pun-
zones, limas, martillos, y cinceles i! otros medios anAlogos
y cualquier falta que so notare al p)rinicipio podrA ser
remediada por un tratamiento adicioiial.
Grietas pequeflas, roturas 6 desigualdades cin la superficie
de las planchas caracteristicas del process con que son
manufacturadas, no serdin necesariamente consideradas como
defects, si no son de tal especie que puedan af'ectar z las
cualidades balisticas de la planclia; pero la comnisi6n puede
Ssu discroci6n rechliazar individualmente las planchas que
muestren excesivas 6 extensas rajaduras, que on apariencia
disminuyan o' poder defensive del lugar del buque en que
deban ser colocadas. La decision final, en lo que se refiera
A las imperfecciones de esta indole, sera toma(lda por el
inspector.
Cuando una planclia sea rechazada para su instalaci6in
A bordo de un buque de acuerdo con el parrafo precedent.
dichlia planclia sera la elegida para representar el grupo
en la prueba balistica, si, en opinion de la comisi6n, con-
viene como representante de .eso grupo en cualidad v
tratamiiento.








REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


Especificaciones para pruebas balifsticas de planchas
de corazas y cubiertas protegidas

La prueba balistica es la principal, siendo el objeto de
las otras pruebas el asegurarse, dentro de lo possible de
quo las demis planchas de un grupo son capaces de so-
portar una prueba tan several como la sufrida por la
plancha balistica.
La uniformidad requerida entire las planchas de su grupo
sera solamente la "necesaria para este prop6si+o.
Las planchas de cada grupo que *se emplearin en la
prueba, serain elegidas por la comisi6n, despu6s que todas
las planchas del grupo hayan recibido su tratamiento final
y pasado satisfactoriamente la prueba de uniformidad.
Las planchas que tengan portas de cafiones, portas de
torpedos 6 puertas, seran excluidas de prueba balistica;.
despues que los agujeros hayan sido cortados, except en
los casos previstos en el parrafo anterior.
Siempre que lo consider convenient la comisi6n puede
dirigir la manufacture de una plancha especial y las di-
mnensiones que llevarAn ciertas planchas de servicio; y si
satisfacen las pruebas quimicas y fisicas de dicha plancha,
y se compare favorablemente con las planchas de servicio
designadas, despues que las tliimas hayan sido tratadas y
probadas, seri seleccionada la plancha balistica que repre-
sentari un grupo de planchlias de servicio.
En caso de elegirse una plancha balistica 6 cualquiera
de servicio antes que este completamente maquinada, se
deducira del precio del contrato, por el no maquinado de
los mirgenes, la cantidad (de 14.20 $ por pie cuadrado de
mirgen no maquinado y cargindose por el imported del
metal retenido, igual A la diferencia del peso actual y el
estimado en la plancha 3/4 0/0 por libra. Personas no rela-
cionadas con la comisi6n no podrAn presenciar las pruebas
balisticas, niii tampoco las personas extrafias al personal de








SOBRE FABRICACION DE CORAZAS 14

la fibrica, exceptnundose las designadas per la comisi6n
6 contratistas.
Los agujeros en las planchas de prueba sernii hechos,
siempre que sea possible, en la misma forma en que iran
en la plancha afirmada al costado del buque.
Despu6s que la plancha de prueba haya sido destinada
y recibida. la comnisi6n procedera a efectuar la prueba tan
pronto como sea possible; y el trabajo del grupo podnrA
suspenderse, si el contratista lo solicita, hasta conocer el
resultado de la prueba anunciada.
Las planchas balisticas seran clavadas d un armiaz6n de
roble dle W" y '/s" de planclia de buque. El soporte de la
plancha, incluso la madera, acero y las estacas para man-
tenerlos firmes, serin provistas, aseguradas y fijadas por
la casa constructora.
La total estructura sera ligada do atrAs y los pernos
seran de la misma clase que los usados i bordo.
Las reglas que establezcan las posiciones de los puntos
de impact, seran hechas de modo que ayuden A conducir
la prueba con regularidad;. los cailones seran apuntados a
esos puntos y ninguna concesion sera liecha por los erro-
res inherentes al fuego de la artilleria.
El espesor actual de la plancha determine la velocidad
de choque; pero las diferencias (de nivel de la suporficie
on el punto del impact, debidas A imperfecciolies de la
manufacture, no serni de beneficio alguno para el cous-
tructor al modir el espesor de las planchlas.
La prueba balistica para la aceptaci6n do la coraza sen'i
hecha, siemnipre que sea possible, de acuerdo con las siguien-
tes tablas, reservAndose la comisi6n el derecho de usar de
otros calibres que los designados para las planiiclias, siem-
pre que lo estime convenient.
En las pruebas (de corazas de la clase A se hlarAn tros
mpactos conil las velocidades de choque dadas por la si-
guiente tabla, debifndose usar proyectil perforante COIL
casquete.








PUBLICACIONES NAVALES


Peso Calibre Espesor
del proyOclil de la Velocidad de clioque
cnI-I 1 ( del cafi6n PLCIa
<'in <'iisiqirle planchia


1451' por segundo

1648

1836

1464

1631

1791

1412

1552

1685

. 1458

1568

1676


870 12 11 1424

870 12 12 1514


El primer imnpacto sera- colocado cerca del centro de la
plancha; los otros dos seran indicados por la comisi6n, no
debiendo estar ningun otro impact mAs cerca del borde
de la plainchla 6 de otro impact que tres calibres y medio
del proyectil usado.


1.05 ])

105


105

165

1 65


510

510()

51.0


REVISTA DE










SOBRE FABRICACI6N DE COBAZAS


En estos tres impacts, ni el proyectil ni fragments de
4ste, deberAn pasar trav6s de la plancha 6 almoadillado,
ni se desarrollard ninguna rasgadura hasta un borde 6 hasta
Qtro impact. Eni estos requisitos no hay penalidad por
excesivo desgarramiento de los hordes del impact; la pe-
nalidad indirecta consiste en el derecho de la comisi6n A
la ubicaci6n del 3. y 2.0 impact.
Para la clase B tambi6n se harin tres impacts con las
velocidades de choque dadas en la signiente tabla debiendo
usarse como en el caso anterior el proyectil con casquete.

Peso del Calibre del Espesor de la
proyectil con Velocidad do choquA
casquete caii6n plancha


3,51

4


4
4L


1330' por segundo

1460iO

1707

1403

1639

1281

1497


Respecto a la penetraci6n y efecto del proyectil se exi-
girAn lo mismo que la clase anterior.
Para la clase C se procedera de la siguiente manera:
Se colocara la plancha formando un ingulo de 7" con
la linea de tiro y apoyada en sus margenes por empalmadu-
ras que la aseguren A dos piezas horizontales que no es-
tarAn separadas de aquellos en mAs de 36'; se har. un tiro


33 lb.

33

33

50

50

(0()

G0










REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


con proyectil sin casquete usando las siguientes veloci-
dades.

Espesor de la plancha Oalibre del cafi6n Velocidad de choque



1" 4" 1912' .por segundo

1.5" 6" 1775

2 6 1850

2,5 6 1925

3 2000

Si ]a plancha no es agujereada, ni present rajaduras,
puedc considerarse la prueba como satisfactoria.
Si no es agujereada, pero present rajaduras, la comisi6n
podrA considerar las caracteristicas de la planchlia como
coniocidas por las varias pruebas a que se ]a ha sujetado
y despu's de tal consideracion podra aceptar 6 rechliazar
c] material representado por la planclia, 6 hacer pruebas
adicionales siempre que lo consider convenient.
Para j)lanchias que no tengan 1m espesor determinado
en las tablas, las velocidades de choque, se determinardn
por interpolaci6n, pudiendo la comisi6n decidir con que
cafniin so harai la prueba y si sera del mismo 6 de distinto
calibre.
En las pruebas balisticas de las cases A y B el pro-
yectil p)asart' A traves de marcos para determinar su
velocidad, siempre que sea posiblc.
Los proyectiles con casquete en uso en ]a fechlia de este
conitrato, podran ser empleados en las pruebas balisticas de
corazas.
Todos los esfuerzos posibles serAn hechos para qua el









SOBRE FABRICACI6N DE CORAZAS 23

cafi6n d6 la velocidad deseada, pero, esa velocidad no sera
garantizada por la comisi6n.
Las debidas consideraciones 'y concesiones serin hliechas
A fin de que un resultado adverse no sea' debido -a esa
causa.
Ninguna plancha que no represent un grupo balistico
podra ser probada por este contrato, salvo caso que asi se
establezca en el future.
El fuego una plancha podra ser suspendido en cualquier
memento, si en opinion del Inspector no ha demostrado la
plancha su capacidad en todas las pruebas.
Si la primera prueba es feliz, el grupo sera aceptado
en lo que prueba balistica concierne, siempre que las
*.planclias del grupo demuestren uniforminidad de classes y
tratamiento.
Cuando la comisi6n tenga motive para career. que hay
falta de uniformidad en un grupo 6 que planchas defec-
tuosas estan contenidas en 61, si la primera plancha sujeta
i' prueba balisticas pasa, la comisi6n podra probar otras
dos antes de dar su decision.











24 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


Planilla de corazas para la Repfiblica Argentina


Orden de ]a coraza N" 104.
Dimensiones de la plancha.
Calor N." 17319.

LINOOTE

Fcclia Molde arena Secci6n Secci6n Raz6n Fundici6n del
fnndici6n 6 hirro del lingote de la planclia tope 6 fondo


21/6 Arena 90 X 24 10 X 9 3,0 Fondo

ANALISIS DE LA COLADA

P C Ph. Mln. Sul. Si. Ni. Cr.

36 O.14' 32 25 0.76 3.80 1.80


LINGOTE PORJADO

Jl]'p;a] P'so Peso calculado de la planchlia Descuento

23/6 93500


PLANCHA RECOCIDA

Desmni'-s, del forzamiento Despw'-s del reforzamniento


24/6 16/8, 17/8, 15/9

PLANCHA CARBONIZADA

N.* do hornos Introducidlo Extraido N." de dias Observaciones

21 27/7 6/8 10


CALENTAMIENTO DE LA PLANCHA

DIespuiis Para
do la carbonizaci6n Para el roforjamiento Para endorezar el endurocimiento
por ol agua

3/8 15/8 9/1-17/1 26/1










SORE FABRICACI6X DE CORAZAS


fabricadas por la Carnegie Steel Company


Copia al ferro prusiato N. Moreno
Ubicaci6n: Casamata superior Marcas L CA S 3
Lingote N.' 3952 Plancha N.0 7


Grupo N. II
.Peso efectivo
Fecha de colocaci6n


ANALYSIS DE BARRAS DE PRUEB/i C 0, I Endurecimiento
S1por el agna
C I Ph. Mn. Sn!. Si. Ni. Cr. T 6 F --( *) Carburaci6n
Prel. Ult.


52 0.12 32 0.28 0.77 3.88 2.15. Tope 56( 68 38 23/6 16/1
320.10 32 0.26- 0.75 3.72 1.75 Fondo 70 (9 35 16/1


PRUEBAS FiSICAS

Fecha del ultimno. alargamiento Uhbicaci6n Cupuiies
Esfuerzo por pulgada
1/1 116150 21 Tope


Enildurecido Cristal Fibra Fecha

Conliciones de Ia superficie









Inspecci6n













Fecha de prueba para el endurocimieiiuto









26 nEVrISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

Sobrn'e la aceptacidn del grupo.-Si ambas planchas pasan,
el grupo sera aceptado: si wia 6 ambas de aquellas falla,
]a aceptaci6n del grupo depend de la comisi6n. Si la
j)laiilcha, de prueba fall, el fabricate puede pedir que otra
planchlia del mismo grupo sea elegida y sometida A prue-
)a. Si esta segunda plancha no pasa, el grupo sera re-
chazado; solamente por buenas razones la comisi6n decidira
si se continufia ]a prueba, 6 permitira un nuevo tratamien-
to de todo el grupo 6 de una parte de l61, despu6s de lo
cual1 la prueba comenzara otra vez.
Si esta segunda planclia pasa con dxito, el grupo, a
volmitad de la comnisi6n puede ser aceptado: pero si lo
desea, puede elegir otra plancha, la tercera, y con esa
p)rueba la aceptaci6n 6 rechazo del grupo serA definitive. Las


Fig. 10









SOBRE FABRICACI(o) DE CORAZAS


planchas destinadas a reemplazar Ai las de prueba, pueden
ser aprobadas 6 rechazadas por la comisi6n, si a su juicio
las pruebas fisicas y quimicas no son pricticamente uni-
formes con las demrs del grupo; pero si tales planchas son
rechazadas A causa de su supuesta falta de resistenicia para
la prueba balistica, los fabricantes puedenii pedir que ellas
sean probadas balisticamente.
El 6xito de la prueba balistica define el estado del grupo
en el sentido balistico, pero no salva A la plancha de su
rechliazo por causes que sdriamente disminuyan su resisten-
.cia 6 que sean de las referidas hasta aqui conmo objetables.


Elecci6n de una plancha para prueba balfstica

Como es 16gico, para elegir una plancha para prueba
balistica se hliarA de modo quo deutro de lo possible sea la
peor del grupo, para lo cual se compararal los resultados
,de todas las pruebas de que se ha hablado anteriormente.
Estos datos se encuentran todos enii una planiiilla hecha
.sacando aquellos de una especie d(e hiistorial llevado dia A
dlia, en el que figure todo el process dIe la construcci6in y
el nufimero de tratamiento que ticne cada plancha.
SEn general, para la elecci6n de una plaiincha hay quo
tener en cuenta al estudiar el grupo, el miiiiero de tra-
tamientos que hlia sufrido cada plaincha, el espesor del
endurecilniento, si hay cristales y su espesor, la teisi6n y
su rniforlmidad entire las pruebas de tope y fondo, el alar-
gamiento. Del filtimo anAlisis. 6 sea, del hecho despuCs
del eildurecimieiito, so preferirAn aquella. ) plaiiclias quo se
alejen much del promedio establecido. No pledo existir
para esto una regla fija. por cuaiito muchas voces liace
fracasar una plaiincha uno de los olementos Pionos in-
dicados.
Lo esencial es la profundidad 'del cndiurecimicnto y al
porcentaje de carb611 que result del iltimo aniAlisis. Iudu_
dablemente, la prueba fisica detorminhia casi con seguridad


27









1j REWVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

)a calidad de ]a plancha; pero tambi6n es cierto que el re-
sultado de dichas pruebas depend, 6 est6 en relaci6n
directa, do ]a mayor 6 menor cantidad de carbon.
Por lo tanto es esta la principal guia para queen un
moinento dado, se determine con bastante aproximaci6n el
resultado que dara ]a plancha on la prueba balistica.
El criterio seguido por la subcomisi6n de Pittsburgh ha
sido la elecci6n de planchas de bajo carbon, y el resultado
hla sido bueno, puesto que fallaron dos planchas de 6" en
las pruebas balisticas.
Tambi(ui se hal elegido planchas con grandes grietas,
pero el efecto del proyectil no hla hlecho variar en lo mds
minnimo, nid la extensi6ii, ni la profundidad de aquellos.
So han liecho disparos sobre rajaduras producidas por
proyeetiles y tampoco se hla notado diferencia alguna. .


Fify. 11









SOBRE FABICACI6OX DE CORAZAS 29

Observaciones sobre las pruebas balistieas de las
planchas del acorazado eMoreno,

El total de planchas para la coraza del Moreno se dividi6
en ocho grupos ei la siguiente forma:


I.er Grupo 32 planchas
8
4
Total... 44


3.er Grupo 22 planchas de 10"/5"

5.0 Grupo 16 planchlas de 12"/5"





7.' Grupo 28 planchas de 9"/8"


2. Grupo 24 planchas de 9"
6 o 12
6 0 11
4 0 9
Tlotal.. 40

4.0 Grupo 16 planchas de 12"/5"


(i." Grupo 22 ]lanchlias
14
56ota
Trotal... .~ 92


de -4"
d .V
S6


8 Grupo 44 p)lanchias tie 3"
2 v u 2


Del primer grupo fallaron dos planclias, una d(o (" y
otra de 7": como se ha dicho anteriormente, ellas fueron
elegidas por su bajo carbon. Estas planclihas eran muy
chicas y triangulares, y el represenitante de la casa pre-
sent6 como causa de dicha falla lo reducido del tamafio de
las planchas, por lo que la masa (de las misnias era reduLcida
y por lo tauto ficil su perforaci6n.
Se hizo in grupo especial con las planclihas triangulares
A1 y se resolvi6 hacer inieva prueba balistica para aceptar
esas planchas.
La plancha elegida soport6 con 6xito la prueba. la que
puso en evidencia que la falla de las dos primeras fue de-
bida mAs A descuido que falta de masa.
Las planchas de 3"3 y 2" -se someten i la misma prueba








REVISTA DE I'PUBLICACIONES NAVALES


que las planchas de cubierta, y ofrecen muy poco notable;
son para topes de torres.
Las planchas gruesas han dado un resultado excelente,
habiendo el poligono de Indian Head adquirido algunas
para prueb)as de proyectiles; entre ellas una de 12" que
tenia unia larga rajadura despues de la prueba balistica


Fig. 12


para ]a acep)tacion del grupo, sirvi para probar I)royecti-
les y rccibi6 en total 8 tiros de 12" siendo ])erforada sola-
inente tires veces por proyectiles especiales, como que
ropresentaba 1n lote. Las rajaaduras que tenia la plancha
anteriormento no siufrieron en lo mas minimio. Hay que
teiior en cuenta que el iinmero do tiros hliecho a esa plan-
Clhia es enorme, tenioiildo en cuenta que lia recibido -l
choque de 8 proyectiles en una superficie de 193 X 139.








SOBRE FABRICACION )DE CORAZAS


La existencia de cristal no influye mayormente en el
resultado final, puesto que la fibra anula casi por completo-
al proyectil despnus del choque con el eidurecimiento y
con dicho cristal.
Se ha observado que A pesar de la buena calidad de los
proyectiles. ellos se rompen en una enorme proporci6n,
bastindo 2" dce endurecimiento para anular su efecto.
En las pruebas hechlias recientemente por la marina ame-
ricana se ha. notado que proyectiles especiales de 12" di-
rigidos contra planchas de coraza de 10" A 4(500 yards


Fiq. 13


no las perforaron y se rompian. Las velocidades iniciales
de estos proyectiles eran arriba (1de 25(00' por segundo, sicii-
do aquellos de los llamados perforantes.









3'2 IEVISTA DE PUBLICACfONES NAVALES


Las rajaduras, grietas y (tears), no afectan absolutamente
A ]a plancha en sus p)ropiedades balisticas y solamente se
ban tenido en cuenta al rechazarlas el aspect poco est&-
tico que presentarian en un buque.


Ideas generals sobre la fabricaci6n 'de
cubiertas protegidas

El acero niquel que la casa Carnegie fabric para las
cub)iertas protegidas de nuestros dos buques es el que
figu'a en las especificaciones de 190(i como (Nickel Steel
Protective Deck Platiing>, -salvo algunas modificaciones que
sc veran mAis adelante.
La opcracion de fnndir y descartar el 20 6 30 0/0 del
lope, es como sc ha dichlo anteriormente al hliablar de las
<;orazas.
l7na vez listo el lingote se corta en various trozos Ilamados
slabs y las laminadoras los convierten, en planclias del es-
pesor (que se nocesita, p)asando despu6s.A las tijeras para
cortarlas A la media, dejAndoles sieminpre mayores dimen-
siones de las que tendrA la planchlia, para powder sacar las
piezas de prueba.
Del mill, donde se lian liecho las anteriores operacio-
nes pasan las planchas (llamadas A esta altura de la fabri-
(Cacion, green plates) a] dopartamento de corazas para
sor sometidas al tratamiento. Este consist en dos opera-
ciones: (water hardening 6 water temj)erinq) temple al
agua y (annealing) recalentado; el primero da A la plancha
resisteicia laM ruptura y el segundo al alargamiento. La
operaci6n del (annealing) es indispensable; pueAto que le
da A ]a aplancha la elasticidad necesaria.
El temple al agua se hace del modo siguiente: la plancha
ontra un liorno que estit i la temperature que corres-
polide, permaneciendo dentro de l61 por algfin tiempo,
colocada sobre caballetes para que reciba el calor por









SORE FABRICACI6N DE CORAZAS


igual en toda.s sits cars pasando imnediatamente despu6s
A un bafio de lluvia A la temperature ordinaria.
El recalentado, indispensable para devolver al material
la elasticidad que ha perdido en el temple, consiste en
mantener a la planclia en un horno a una temperature
*que va subiendo gradualmente, pero que iinuica llega A ser
tan alta como la del horno anterior, y luego sacarla al
aire libre para que se enfrie lentamente.
Por el anAlisis (metal liquid) y por el espesor de la
plancha, se determine la temperature de los liornos y du-
raci6n de las operaciones: nna carburacien elevada, estando
todos los otros elements dentro de los limits establecidos,
implica iua plancha de grain resistencia A la ruptura y


OW5POSiC.iO4 Di LA CORAZA IN LA CASAMATA
ALTA PROA BABOA- BA.SIItTA 1 PROA
_\_NJ


TJig. 11


poco alargamiento; luego le correspoude poca temperature
en *al temple al agua y much en el recalentado. Inver-


33









lEVISTA DE PIU- LIC'A ONES NAVALES


sainente. uina carburaci6n baja. temple al agna coiln hlorno-
Ai, alta tcmiileratiira y recalentado con poca.
Tamiii n ni mayor espesor de la planchas, corresponde-
mayor permaJii cia en el horno 6 on el bafio. A veces A
causra dle los trataniientos tomnan las )planchas las ondn-
lacioneis (ie se hacen dosaparecer con el laminado-
en frio.
)Despuns do terminado el tratamiento se cortaii las pie-
zas de ) prucha: si estas no llegan A satisfacer las condicio-
nios quiie sc iencionardn mils adelante, se somete la planclia
;'i 11 .,gundo tratainiento, teniendo on cuenta al hacerlo
no soimohnte los datos anteriores que determinaron el pri--
iner tratainionto. sino tambien este y las pruebas fisicas.
Si la uneval| pieza de ])reol)a taml)oco resist 6 las con-
dlicions exigidas, so vIllvo A tratar la planclia: y solo se
cilisihe'ra i esta rechazada definitivamente cuando al sexto
trat a.nimieto. no sou satisfactorias las )riuebas fisicas.
La planucha a.ceptadra en ])ruebas fisicas y quimicas se
somite al oxanien de snUp)erticic y al mismo tiempo se


S.RBEFI* A" TO4RE UtAa OISG381CIO't 11 LA CIZ
D0 CINT[L A C3ASAVAV BAJA


Fi,/. 1.,








SOBRE FABRIC(A(CION DE ('ORAZAS


rectifican su peso y medidas: si todo se encuentra de-
aciuterdo con las especificaciones. se autoriza ol envio al
poligono de la plancha elegida para prueba balistica.
Las pruebas fisicas de este material son el estirado y
la prueba caliente.
Para la priniera se saca nua barreta en el sentido lon-
gitudinal y en la maquina do estirado se ve si concuerda
con los limnites mencionados anteriormnente.
Para la prueba do doblar se eligen dos planchas de cada
temperature. y iA cada nna so le saca una barreta de forma
paralelepipedica. Sc las reduce l,'_ e de soccion y toe unl
largo mayor de 3": se calientan al rojo coreza y deben
soportar un doblez, una vez [f'rias, de IS("' sin mostrar la
nmcuor gricta.


Inspecci6n del material para corazas

Iiispeccioi de c.green pl'ftes .-Cnaundo Ia fabriica co-
innuzo el trabajo p]ara nuestros buqnes halia tie]empo para
que una persona de la comisi6n1 hiciera la inispeiciCn (id
diehas placas: pero cuando el trabajo anmeont6 no fui p)o-
sible hacer eso que, )or otra part., no es miny uvecosario,
p)uesto quc osta ein el interns misnlo de la casa constiructora
l lia(cer una inspccciOn prolija y roechazar las j)lanclias
defectuosas, porqne el no liac.erlo. implicaria un |)osible
rechazo de uina planclia terininada, / por consiguiente
mayor pordida.
La fibrica remito at la oficina d(e la comisi6n unas pla-
nillas lhnclamadas rolling-list, donde so indica cual es el ma-
terial rechazado y cual el aceptado ent la inspecci6n previa
queo la misma casa hace.
Antes (tie soparar las piezas deo prueba de Ias planchas
se estainpan; estas se encuentran taladradas y listas para
esa operaci6n: una vez arrancaFda la pieza, el. inspector
anota el niunmero de la planclia y e marca oen la misnima
pieza dicho nfimero.









REVI'STA ])E PUIHL1CACJONES NAVALES


Elstas piezas llamadas barretas tienen marcadas 2" para
vcr cl alargamiento despues de la prueba. Una vez ha min-
q (last.icidad y limited de ruptura, so mide el alargamiiento
en las 2" marcadias eni la lbarreta, ]a forma de ]a rotitra
y Na menor dimensi6ni de la misma.
Todos estos datos. se anotan en uila planilla, y so llcvwti
;i la oficina para pasarlos al libro historian. de qiie damos
una copia.

IRBETKT L ENTRO O IRAfL,1 FUEI 3E.Aqt 13-
Sno ,s CI4 v Q cA3s-T,
Lilt V 9*J.


Fig. 16


La prueba de doblar
COiMo se ha indicado.


para planchas de cubierta se hace


Inspecci6n antes del embarque

Antes de *embarcarse las planclias para el astillero so
les liace mna prolija inspecci6n de superficie. asi como
tambi6n de la, union de 'una con otra. Coincidienido ]las
dimenosiones y forma con la de los planios, se estampan y
quedan listan para ser embarcadas.










SOBRE FABIlCACi6N DE CORAZAS


R{esultados de algunas pruel)as:


Planelia Caii6n


AR 108'6" W '




I I1

A R !68 12" I
12"/5"




A R 121 10"
10"/5" 10"
10"


ARl 110
li"-8"


Velocidad de
Ihoqiiue

1665'



16 14
1641


1510
1530
1530


1559
l.-)5i
1577
1586



1617
1665
1651


Pe


netraci6n OBSERVAC1ONES


5" Planchlias pertenecien-
tes al Grupo A-L.
i (Trianguilares).
",'/2. Veloiilai die espeei-
2",/,, ficaciones 164b'


2", /4

3", ','



"'/4
1 /,.4




1"

.*1"


Plancuha pertenecien-
te al Gruipo V-Ciu-
tiuira. Velocidadde es-
pecificnaciones 1514W


Plancha pertenecienl-
al Grupo I1I-Cintu-
ra. Velocidad de es-
pecificaicones 1568'


Planclie pertenecien-
Sto al Grupo I. Cin-
tura. Velocidadl de es-
pecificaciones 1648'


Enii todas las p)ruebts efectuadas solamente fallaron dos
planclias triangulares del primer grunpo. Se hicieron I;
plauchas nuevas y la 1)8 que las representO. p)as6 con 6xi-
to la prueba.









'3.S EVI.STA DE I'UBLICA(CONES NAVALES


DESCRIPTION Y MFNEJO

DEL REFOKZftDOR DEL SONIDO SISTEMft TELEFUINKEN



Por el Flectriclsta Principal E. Dagassan

1.--La rccepcion de las sefiales radiograficas al] telfono
so li hamo muy dificultosa cuando estas son muy (ldebiles so-
Iro todo en los )iiuques done siempre hay algAin ruido
(jique impide la porcopcionl clara do los debiles sonidos emi-
tidos )por los telefonos de los receptors. Para salvar esta
grand dificultad liha sido necesario conisfriiir un aparato quo
plldiera re'orzar estas sefiales sin (quo3 las pertmrbaciones
locales, como ser los ruidos y vibraciones, pudieran in-
fliiuiiciarlo. El aparato llamado <(Reforzador del soniido)
y construido por la Gese]lschaft fur D)rahtlosc Telegra-
p)hie>> do Berlin, realiza amipliamente costa condicion.
2-Lja introducciOnii oil radiotelegrafia de las chispas mu-
sicales (con tonalidades bien definidas, hlia permnitidb ade-
mnis liacer, qnuo el mismo reforzador sea tambi6en inadoi de so nidos>>.
3. -Ia energia quO se puede poner en funcion por el
i0so del retforzador es mnuy grande si se comipara con la
recibida en el telefono del receptor: de esta ventaja se lha
sacado el priovolho de poder accionar, sin 6rganos inter-
mediarios muy comniplicados, un registrador Morse iddntico
al q(ue se emplIealba en los antiguos receptores de cohesor,
con la ventaja que ya no se emplea este revelador tan
impnerfocto y poco sensible y que, practicaminente, mpuede re-
cibirse A la misma distancia que coni el tcl(fono de alta voz.









I)ESCRIPCION Y MANE.IO DEL REFORZAD)01, ETC. .319)

4.-El aparato en cuesti6n no solamente rofuierza las
-sefiales, sin6 que las seleccioua y las registra.
Separadamente, y para mayor claridad. trataremos cada
una de estas condiciones.
5.-Sitema refora'ado. --La corriente producida )or el
detector termo-electrico del receptor (:fig. 1) lloga. obli-
gada por la presencia del eondensador de block C. A las
bornas T, y T,': desde estas bornas y por medio de un
cable de dos conductores llega A los terminales T,, y T,,'
del reforzador: de ahi pasa A las bobinas b y b' del pri-
mer grupo de ampliaci6n, corrandose por consigniento el
circuit coinpuesto por la bobina secundaria () aperiodica
del receptor, el detector y las dos bohinas b y Y/ dcl
grupo I. Veamios que es lo quo produce la corrielto iii-
termitente de mismo sentido. del detector al pasar por las
dos bobinas del grupo I. Los nficleos de las bobinas son
images permaiianetes lo mismo quo en los tel6fonos comu-
nes: la corriente al pasar. por las bobinas modilica el campo
mnagnftico de los nficleos. Sobre estos nuicleows, y a.gliisa
de armadura, hay nuna lamina cuadIranginlar do hierro dnice
agnanitada p)or una suspension bifilar a tensi6u variable.
Como se verA, lo quo vamos describiendo hliasta aliora no
*es mas quo el conjmunto de un simple telefono coin la l inica
diforencia de que en vez de tonerse una lainina vil)rante
enteriza, so tiene ocn este caso ihna laminilla suspenliila.
(G.-Las variaciones (de fliujo mnagnitico de los nicleos,
imprimen la lamina un moviiniento cuya amplitude de-
pendera de la energia que circula por las Iobi)nas y tamn-
bi6n de las condiciones do resonancia ontre el poriodo
propio de oscilaci6n mecdinica do la lamina y el do varia-
.ci6n del flujo de los ndcleos. La limiiina tal cual se defilne
mals arriba y cuand(o la resonancia es casi porfocta, oscila,
hasta para intensi(dades de corriente (iCnii las bobinas) del
-orden de 10-1 amporios.
7.-Sobre la lhmina vibrant hay un pequefio disco de
carbonn en contact cl6ctrico con 1la ldmina; sobre este disco









BEVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


5'.


-V









DESCR1PCI6N V MANE.JO DEL REFORZADOR, ETC. 41

hay un pequeio cilinidro ide carbon, uno de sus extremes"
terminal en una cavidad y el otro en una pieza de metal,.
la que tiene per objeto pernmitir ique este cilindro pueda
ser sostenido por un soporte adecuado, en presencia de la,
hminina de carbon y al mismo tiempo poderse variar la
distancia entire el disco y el cilindro-el espacio compren-
dido entire estas dos piezas, va rellenado por carbon en
granos ffinos;-para evitar que 6stos se desparramnef se iha,.
dispuesto una pequena defensia de seda, en forma de pincel,-
alrededor del ci]indro de carbni: este pincel reposa mnuy
suavemente sobre ]a lamina vibrante. Lo que acaba de des-
cribirse, no es otra' cosa que un micr6fonio de carbon pero-
de construcci6n muy especial, pues, notamos que con s6lo
haber colocido un disco de carbon sobre la lmnina vibrant,
ha sido possible utilizar 6sta para el tel6fono anteriormente
descripto y el micr6fono. Para fijar ideas podemos decir qne
1n grupo de amipliaci6n se compone de un tel6fono y un mi-
cr6fono cuyas lAminas se lian aproximado tanto hasta confun-
dirse en una sola. La fig. 2 da una idea de este dispo+itivo













--. r'a.'_ ____ )aca&rn -
--- -----d*--t--/ --- ---.--- -


s2.-









BEVISTA DE I'P;iCACIONES NAVALES


l.-liclnos dicho que el disco do carbon estaba en con-
tacto electric con l a l]anina vibrant: 6sta, A su vez, por
intermedio de la suspension bifilar esta. en comunicacion
con cil polo -i- de una bacteria de acumuladores de 4.5 volts
doe tension, pasando primer() por una resistencia variable
y nn iiiterruptor a enchufe (fig. 11.
El extreme metAlico del cilindro de carbon esta tambi6n
en circuit con esta bacteria A trav6s de las dos bobinas
.b7 hb' del grupo II, y un interrupter A enclinufe.
(Cuando ]a corriente del detector modifica el flujo delas
bobinas b bi y por consiguiente cuando la limina vibra,
los granites ide carbon se comprimen 6 se separan, lo que
liace variar ]a resisteicia del circuit cbmpuesto que hemos
descripto minils arriba; variando, pues, la resistencia 6hmica
y sieldo esta variaci6n ocasionada p)or las vibraciones de
]ta lamii,. ,i cada movimiento de esta corresl)ondera un
-Clambio do flnljo magn6tico eln las bobinas del II grupo, lo
(ne liara viiar ]ia lmunina'd(e este al unisono con la del I;:
poro coin ]a (lif'erencia que la amp)litud de la vibraci6n es-
tarai considerablemente aumentada, ples, la energia puesta
,en jnego es muchisimo mayor. Se estiima que para el caso
de tenerse en el primer gruipO na intensidadde 10,7 amp.
al del segund(Io puede ser aumentada hasta A 10,5 amp.
9.-En el cirenito del grnpo II y Ii[ se verifican abso-
uIntamente los mismos fen6menos que los descriptos para
el I: por lo dennims, los grupos son de construcci6n iddn-
tica y difieren inicanmente en ha resistencia 6hmica de las
bobinias, la que es ()' t2) para el I, 300 en el II y 150
en el III. La corriente A partir del punto III, puede fA-
cilmento alcanzar d valer 10,.2 amp. lo que es considerable.
El elevado valor de 6sta, p)ermnite la utilizaci6n de un tele-
fl'ono alto parlante; este estai instalado en el circuit como
lo indica la fig. I, despuks de un interrupter A dos direc-
-Cionles, una para el tel6fenoalto-parlante y la otra hacia
*.el rogistrad(lor Morse.
10.--El tel6fono alto-parlante, remata en una bocina Ai






































iL j


~da~


________ _________
_______________________ ,~s.Sc.a~4-tt.4.










7 4.


.Afo-rse












DESCRIPTION V MANE.IO DEL RiEFORZA)OR, ET(C. 4

* enchufe: esto constituye min resonador acfistico. Debe to-
.nerse especial cuidado de variarlo para powder asi encoin-
Atrar el punto donde el sonido sea mAis claro y fuerte.
Pu6dese tanibien, y esto es nmuy important, variar la
,distancia de la lamina vibrant de este telefono; para efec-

G~y.^e dii ft Arwfi za~irr~~r~ i& nl'


eig. 4e/lr
lig. 4









44 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

tuar esta operacien, no hliay inms que obrar sobre la parte
roscada del tel6fono.
11.-Cada grupo ostit conteniiilo en una caja estaiica de
metal revestida en su part iiiterna de una capa de corcho.
Los 6rganos interns descansau sobre uiina base de ebonita
de ]a quo ])arten los cuatro terminales correspondicntes A.
cada gru])o: estos sirven tamnbien para siujetar ]a caja al
conjuinto del reforzador por medio de cuatro tornillos de
coiitacto.
12.-Sobre la tapa de la caja met4lica, hay, para cada
gruipo, un iman circular, el que puede girarse comple-
tanmente; el ol).jet o e este iman es modificar sensibilizan-
do, la imnaiitacien de los micleos polanizado de los telefonos
de cada grupo.
13.-La regulaci6n por medio de estos images es muy
important y sol)bre todo en ('i gru])o I; ciando se oye rnuy
dobil ]a seia] reforzado 6 como p)uede suceder no se oye
1iada, lo primero (que debe atiuarse es tocar .el imain del
primer gi|upo. La influencia (de ste es menos marcada en el
II y casi inila cin el 111: (sto se ex)lica ficilmnente si se tiene
en cuonta las eljergias (jue circulan en estos circuitos.
14.-Los tries grupos, para los aparatos. tipo Marina, vail
colocados en niia suspension cardAnica la que A su vez..
descanza sobre un cojin noiumAtico. .D)e esta suerte so evi-
tan los cfectos del rolido y todas las vibraciones extrafias..

Sistema seleccionador
15.--] imos dicho eiin el parratf6 (; que la *laimina )odia
ponerse oi resonancia con el period de oscilaci6n del flujo
ile las bobiniias. De ahi result, puos, el powder selective del
apar'ato.
Se varia el period de oscilaci6n propia de la lamina en la
mismia forma como se precede para acordar cnalquier ins-
trimeilto de ccerda 6 sea variando la tensi6n de esta, en-
este caso se varia la tension de ]a suspension bifilar. El
)poder selective de este dispositivo puede considerarse liasta








DESCRIPTION Y MANE.IO DEL REFORZADOR, ETC. 45


.del 2 0i, es clecir que si el aparato esta acordado para
lRXX) periods ya acusaria con claridad una oscilaci6n que
tuviera 1020 6 980.
lf.-El poder do selecci6n de este aparato, At pesar de
la gran ventaja que ofrece para el caso de comunicaciones
-entre dos puestos con chispas sonantes de la misma to-
nalidad. es un inconveniente inny grave euando se debe
r:ecibir ondas que no son inusicales 6 que no sean del
mismo perio(do) que el del aparato. Felizmente este con-
tratiempo ha sido salvado de unia nianeiira mny I)ractica,
.sencilla y segura, adlaptando ti aparatito auxiliar llamado
Transfbrmador de tono.


Sistema registrador

17.-Bienu coniocidos son los incoiiveiiientes que presen-
taba el uso de los aparatos Morse A cohesor y-relhis en
radiotelegrafia.
Era realmente mnny raro j)oder obtener que el aparato
llegara A ser sensible y exacto. Hasta hace poco. se habia
abandonado casi completalnente su uso: pero hoy dia con
el nuevo dispositivo de la triple ampliaci6n de la energia
recibida por los detectors, ha podido realizarse un Morse
que funcione perfectamente, sin cohesor, y con mn-relai.
imuy seguro.
La esquemna N" 1, da ulna idea tiny clara del funcio-
namiento do este circuit.
18.-Hemos dicho que la corriente del III grupo llega-
ba a! las dos bornas del coinumtador A dos direcciones K
de la fig. 1. La corriento interrunmpida saliendo do K
1)asa por el primario de nn pequefto transformador estitico
Tr; ]a resistencia de este primario es igual A la de las bo-
binas del telgfono alto-1)arlante 6 sea mAs 6 menos rnaos
22 Q2. Esta corriente genera en el secundario del transformnador
otra mnas intensa pero peri6dica y con menor tensi6n-la
resistencia del secnndario es apenas de 8 -2. '








RIVI'STA DIE P'IHBICACOA(ONES NAVALES


Comno la corriente al salir de las bornas del secundario
es periodica, para que teniga acci6n sobre las dos bdobilqias
del relais J., es enderezada por un detector de pirita I)
puesto en s6ri en el i circuit -este detector deja pasar ha
(corriente uada niis (pie en un 1 solo sentido. Ia energia que
vAl a las bobinas d(l relais es solainente ]a mitad de la
generada por el traiisforimador: p)ara reciuperar ]a otra mitad,
s pone e pr eparalaelo en el circnuito u'n condensadar do )block
do 2 microfarads de capacidad-este condensador recnpera
lia energia q(ci no pasa ])or el detector y ]a devwelve opor-
tiniamente para que p)rodnzca nil efecto fitil sobre las bo-
biinas del relfiN.
Relais polarizado

I19-Este re/ais es diferenite ial qiue so emplleala en los
ai.ltiguos Morse.
IJia, diferelncia caj)ital cosiste en lia coistruccion de la
liigiieta. J"sta ya no pivota mils sol)'ro una aguja de acero
sieo [que esta suijeta (directaminite a, ni soporte por uiina
laimina flexible-por lo tanto. no so corre el riesgo de qucie
se r0ompl)a i] desannar o por nil golipe finerte como sucedia
Iantes inly 'i. 3ienntdo.
LIas bobinias son ouchlo mils chiies y son visiblcs sus
ilicleos rij)olarizados) 'orinnan las zapatas del antiguo relais.
so pnede variar la p)osici6n1j de 6stos por dos tornillos de
a)roximaci61n. nulcheo m'is practices quile los de presi6n. que
s0 lSal)tla antes.
l'inalmente., la engiigeta en1 vez de reniatar eni dos pla-
quiitas de platino, ternina enoil l )equeOfo disco del miisimo
metal dispintesto perp)endicularniente al eje de i la lengiieta:
los cantos de este disco son perfoctamente redonideados
de manera que cuando esti en contact con los tornillos
qu(Io formani uno el tope de repose y el otro el de trabajo,
este contact so haco sobre un solo punto, piles, la cara del
tor'illo es plana y perfectamenite pulimentada. Cuando
por efecto de las cliispitas que pueden )roducirse, el dis--







D)ESC(R1I'(')6N Y MANE.IO DEIL RIFOHZAI)OR, W'TC. 47


+






_Pe.J.so I
T^













0=
-< ~


S, "^ ii ftf-

-- 1 >1






ieee/tor / EA

\ Mm








REVISTA JE J'PUBLI(CA('IONES AVALE.I


-qiiito no liace lbueni coritacto, es may fAcil cambiarlo de
posici6iu; basta aflojar el tornill'o quo lo sujeta a ]a len-
giieta.
'20.-El todo estai contenido ei una caja estanca y sobre
la tapa hay Un iman circular movible. El objeto del iman
es modificar el filujo magn6tico de los nucleos y, por consi-
guiente, )a acci61 de ambos sobre la lengiieta: por sn-
puesto quo cuaido la position del iman tiende A debilitar
-l flujo del polo antagonist.a, el relais estara mAs sensible.
Con el iman descripto, ]pnede sensibilizarso a groso modo
el relais: p)ero para hacer una regulaci6u exacta ha sido
necesario sobreponer sobre el mismo, otro iman pequefo
en forma de barra, este filtimio modifica A su vez el flujo
aiis do unI modo perfect y ci muy ])oco tiempo.
21.-Para alisorber las chispas (de ruptura que se pro-
ducenii enitre la lengfieta y el.tope. se pone en paralelo en
ol circuito una resistencia 6hminica minny .grande-sin selfin-
diicci6n-esta resistencia reemplaza aqui las ((baterias po-
]arizabloes> del antiguo Morse. El funcionamiento de esta
resistencia es bien sencillo: cuando se interrumpe el cir-
cuito ]a ouergia de extra-corriente oncuentra mAs facilidad
en escurmrirse ]p)or la resisteicia que por el aire en forma de
cliispa, y como ]a resistencia es tan grande, la corriente
que pasa no logra influenciar las bobinas d6l Morse.
]ja bacteria del Morse consta de dos elements secos de
1.5 volt cada mna puestas en sdrie.
22.-La puesta en circuit de los diversos 6rganos del
reforzador se hliace automaticamente.
Cuando la estaci6n transmit se deben para evitarpeliyqro
die averiar todo el reforzador,-desconectar los circuitos
de los tires micr6fonos. Hemos visto por el esquema de
la fig. 1 quo cada grupo tiene un double interruptor. Estos
interruptores estan comandados por un relais que se in-
tereala en s6rie con el relais de piso y el interruptor de
antena (bloqueo)-so sobreentiende, que cuando se co-








DESCRIPCI6N Y MANETO DEL REFORZADOR, ETC.


necta el relais del <> debe suprimirse la lAmpara
incandescente que siempre se instala en el circuit del re-
lais de piso. La fig. 3 da una -idea de las conecciones
de este relais.
La corriente continue pasando por el relais de piso y
el interruptor de bloqueo llega las bornas S-S, de ahli,
pasando por el puente P se sierra el circuit A travds de
la bobina'Br del relais del reforzador-en este instant la
armadura penetrante del relais es traida violentamente
hacia arriba. lo que hace que el puente P se abra y que
d6 entonces en series en el circuit la lamparita roja L que
esta en la parte superior del aparato. Al mismo tiempo
el puente cierra el circuit en las bornas 2-2-las que
estan en series con la part del relais de piso por done
circula la; corriente alternada de 500 manipulador y pri-
mario. Al desconectarse la palanca de bloqueo, se in-
terrumpe la corriente de la bobina del relais y la ar-
madura penetrante cae por su propio peso. Al caer la
armadura, los interruptores t enchufe quedan conectados
y por consiguiente el reforzador esti listo para funcionar
nuevamente.
23.-AdemAs de estos interruptores automAticos, hay
dos k mano que ya se hAn mencionado en esta discrip-
-ci6ih: Uno de ellos es A dos direcciones y es el que per-
mite que se envie la corriente que sale del tercer grupo,
ya sea, al telefono alto-parlante 6 al circuit dcl Morse.
El otro esta en serie con las bobinas del Morse.

Transformador de tons sistema Telefunken
24.-Para poder utilizar el cuando las ondas a recibirse no poseen el tono correspon-
diente al aparato, se emplea un auxiliar llamado , formador de tonos>.
El principio de este aparato es bien sencillo; la fig. 4
permite'darse cuenta exacta de su funcionamiento.
25.-La corriente de una bacteria de dos elements llega
4








5() REVIrSTA DE PUBLICACIONES NAVALES .

las b)ornas B, y B2-sigamos el conductor que parte de
B3I-llega a] enchulife Si y de ahi pasa al interruptor del
vil)rador de ]a izquierda del aparato; del interruptor pasa
a las bobinas del mismo y de ahi al otro encIhufe S2-el
circuito so cierra finalmente pasando la corrientoe al enchulfe
i--bobinas solamente del vibrador de la dereeha,-enchufe
Si y born B1>. Vemos pues que ]a corriente de ]a bacteria
pasa por las bobinas do los dos vibradores y que se inte-
rrumpe finicamcnte en el de la izquierda.
2;.-Antes de segnir adelante, nosdetendremos un l)oc(
para definir los vibradores en uso en este aparato.
Sobre los polos de los dos electro-imanes estA suspendida
por iina susp])ensi6n lbifilar mia himina de hierro dulce que
'ormnia la armadura. La tension de la suspension bifilar es
variable y perminite cambiar su period de oscilacion pro-
pio-los limnites de variacion soni dcsdc 35() A 1.20() oscila-
c(iones ]por segundo.
Sobre la lAimina hay un pnentecito de 1)platino, que es a la
vez 1no de los electrodos del1 interrupter: el otro estA cons-
titnido |)or m li lito de platino q(ie va generalmente cru-
zado sore el plenite.
La distancia entire el puentle y el liilito, se regular por
un volante quc estA sobre la tapa del vibrador. Para evitar
quo el hilito descanse con demasiada'presi6n sobre el puenlite,
se himita su cursor por un tornillo (de tope. La tension de
la suspension bifilar se varia por otro volante que estA a
un costado del vibrador.
Lo expuesto es para todos los vibradores, yasoan lpara
el aparato qnue nos ocupa 6 para los ondametros y tain-
bien para prueba y mediciones.
El que so encuontra Ai, la derecha del transformador de.
tono difiere unl poco de los demAs en su construcci6n1-en
vez de tender dos enchufes tiene cuatro--dos de ellos, los
de la part inferior, correspondent al circuit compuesto por
las dos bobinas y los otros dos, (A cuchillo) que se encunen-
tran on los extremes, correspondent a otro circuit corn-








I)ESC'RIPCION Y MANE.JO J)EL REFORZADOR, YETC.


puesto por el interrumtor y completamente independiente-
de las bobinas.
27.-Al pasar la corriente de la bateria por el vibrador
de la izquierda, hace vibrar la hlmina la que produce un
sonido musical-se regular la tension de la suspension hasta
que el sonido producidoseael q(ue so desee, 1000, por ejem-
plo; es decir correspondiente A. mril oscilaciones de la laminia.
Como las bobinas del vibrador de la derecha estAln en
serie con las del otro, pasar-n tambi6n 100( impulsos de
corriente A travds de ellas. Si el period de vibraci6n
de la armiadaura esta! en resonancia con el de las bobiniias,
*sta vibrard al unisono con la armadura del otro vibra-
dor. En ello consiste precisamente laparticularidad del sis-
tema, es decir: dado un vibrador que funcione i cierto tonuo
lhacer funIcionllar otro al unfsono.
(Qu6 pasarn entonces en el contact K2 entre el pnenIte
y el hilito? habia tambien 10)00 interrupciones y si en este
circuit cireula una corriente, esta sera intarrumpida 1lO)(4
veces.
28.-Consideremos ahora la corriente de un detector queo
Ilegue del receptor A las bornas Ei, E2 del aparato y su-
pongamos que esta corriente tenga solamente 8()0 impuil-
sos. El primer efecto de esta corriente sera el de cargar
el condensador SK el que una vez cargado se descarganra,
pero a trav6s del interrupter K, (que en este instainte in-
terrumpe 1000) veces; entonces la energia que etr5 al apa-
rato por las bornas Ei, E2 oscilando a raz6n (de 80( iin-
pulsos por segundo, se recogerA el las bornas TI,, T2' donee
se' conecta un teldfono 6 el oReforzador del sonido>>) con
1000 periods.
29.-Si la elergia recibida en el receptor proviniera de.
un transmisor de chispa lenta y estando todo disluesto
como para el caso anterior, ctambidn se obtendria un so-
nido musical de 1000) periods en los terminals T1, T'1 del
transformnador de tonosi.
30.-Parak probar el funcionamiento general del aparato,


51








REVISTA DE PUBLICACIONXES NAVALES


se ha dispuesto de una pila seca I) y de las dos bornas
dc prueb)a Pi, P2.
Ija prneba del aparato se efectlia de la siguiente ma-
nera: Primniero, se pone en marclia el vibrador de la iz-
q(juierda y se acuerda con un diapas6n al period quie se
(juiera. Segundo, se busca la resonancia del vibrador de
]a derecliha: para esto se varia el tornillo de tension y si
Cs niiecesario tambi6n el de aproximaci6n liasta que la ar-
madura vibre, nna vez esto obtenido se establece un puente
.con dos dedos de la mano que este libre entire las bornas
de prueba P1 y P2; si todos los circuitos estAn bien, se
oira' en .el tel]6fono conectado en las bornas T, y T! el
mismino sonido que a] que ha sido acordado el vibrador
izquierdo.
A] liacerse el puente entire las bornas Pj, P2 se carga
el condensador con la corriente de la pila y se des-
q-arga h traves del interruptor KI.i comno en el caso de ]a
lnergia de un receptor.


Dispositivo Duplex sistema Telefunken

31.--Por este dispositivo es possible recibir sinmultnea-
mente en la misina antena dos ondas de diferente longitud
sin que por eso se pierda energia como sucedia cuando se
usaban los dispositivos antiguos.
La construcci6n del aparato para este montaje es muy
simple.
La armadura de un vibrador se prolonga de tal forma,
.que pueda correr sobre la barra de prolongaci6n un peso
equilibrador G. El extremo de la barra terminal en una
pieza de lMminas con dos contaetos: esta pieza esti aislada
con respect a la barra y tiene la forma de una pinza; entire
sus dos brazos se rellena con fieltro. Esa pieza va conec-
tada directamente A la antena; enfrente de cada contact
de la piniza hay un tope ia tornillo que corresponde A cada
receptor (fig. 6).









DESCRPCIPON Y MANEJO DEL REFOEZADOR, ETC. 53

32.-CiCuando la corriente de la bacteria pasando por la
borna B1i-bobina m-interruptor K y B2 circula, el vi-
brador fumiciona y la pieza Fi, F2 toca unam vez en Ki y
otra en K2-como estas vibracionas se repiten muchas ve-
ces por segundo, tendremos que en cada receptor se oira
una series de puntos en vez d6 un sonido continue; pero
la oscilaci6n conservara su energia y si la chispa que trans-
mite es musical, se oir4 con su verdadero tono.
Variando la posici6n del peso G, se varia la velocidad
de vibraci6n de Ia armadura C.
Entre las bornas A-Ei y E! puede establecerse un
puente para cualesquiera de ellas de modo que el aparato
puede star siempre en la antena y sin funcionar; para
que haga eomunicaci6n bastard bajar el puente hacia el re-
ceptor que quiera hacerse trabajar.
La bacteria ser4 compuesta de dos elements en s6rio de(10
1.5 c/u.
Para evitar que las oscilaciones de la armadura moles-
ten al operator con su ruido continue, se encierra todo
en una caja metAlica revestida en su interior con una capa
de corcho.
La fotografia adjunta represent el aparato abierto.









REVISTA DiE PUBLICACIONES NAVALES


COMPORTAMIENTO DE LOS COMPWASES

A BORDO DEL "NORNBERGi"




(De Marine Rundscian)


MAs de minna vez me ha sido dado recoger durante mi
cestadia en el extranjero la opinion de quo para contralor
del comppas es suficiente la vigilancia constant de la per-
turbaci6n al rumbo A que se navega. Tal opinion se basa
en qlue los resultados obtenidos en uia determinaci6n com-
pleta de perturbaciones, son algo muy pasajero y dejarAn
probablemnite de regir para el nuevo puerto de escala
debido al important cambio de caracteristicas del magne-
tismo torrestre.
En el prosente informed se vera que estas variaciones son
en efecto considerables. Sin embargo, la expresada opinion
es completamente err6nea. El que procede de acuerdo con
ella poco podri exigir del mis dtil de sus instruments
-el compas-en los casos dificiles de navegacion costa-
nera y tendrA quo recurrir al problema de la carta, para
cuyo empleo no siempre se presentaran las circunstancias








V/1,4*E DEt A1UR1BS`-
r.ps AFieroJ rona~us Jde W/Zesx loZ .









56 REVISTA DE PUBLTCACIONES NAVALES

favorables, A menos que prefiera navegar A ojo, librado a,
todas las posibles contingencies y errors.
El objeto de estas lines sera hacer resaltar con mdximo-
relieve la indispensable necesidad de las determinaciones
completes de desvios. Segiin mi experiencia A bordo del
Nlirnberg, el Registro de Compases del navegante que ha
determinado las variaciones de sus compass en circuns-
tancias las mAs diversas, permit, en lo sucesivo, conocer en
cualquier moment las perturbaciones con exactitud muy
suficiente para la prkctica. El valor de una determiniaci6ii
aislada de desvio consist menos en la apreciaci6n del es-
tado momentkneo de la .perturbaci6n, que en el hecho de
facilitarnos un concept claro acerca de los cambios sufri--
dos por los compass con los cambios de latitud.
Nuestros actuales textos no contienen ejemplos de conm-
portamiento de compass en circunstaincias muy variadas
y, creemos, que serAn de especial inter6s los resultados ob-
servados 4 bordo del Niirnberg por tratarse de un buque
nuevo que en su primer semestre de servicio realize una
campafia A Oriente y casi inmediatamente despu6s un viaje-
de circunnavegaci6n por los mares del Sur.
El Iiirnberg estuvo en las grades durante 7 meses orien-
tado al S '/4 0 (1906); hizo sus pruebas 'de Abril A Julio-
1908 y permaneci6 desde. entonces hasta su primera co-
misi6n (Febrero 1. de 1910) en el Arsenal de Wilhelmshaven.
EstA provisto de 7 compases del iiltimo modelo (M 08) todos:
Compas patron: detrAs de la chimenea popel
> azimutal: sobre la casilla
>> de gobierno: sobre el puente
de toyrre: tim6n de combat
> degobiorno A mano: rueda 6 mano
>> central /puestos de reserve para gobierno en
>> del cuartodetim6n coinbate.
Poco antes de la partida para Oriente el Arsenal de
Wilhelmshaven hizo una compensation. La planilla de-









COMPORTAMIENTO DE LOS COMPARES 0(


I- ComIs P9 TROA


























Ttn''x4itiflfAlVEP14 b
4 6 fo 0 6 a: 1 6 .1 0.c)




1 -- --.
co I Hil II I-

60







,60,







ISO - -- .- .
4gO













cf I, v .. ... 1; ; lo




P* en'r 0 6tii!*e' b V
, .-. ./ f. 14 10.

--_^.,. u,,n. 26.6. o.


+
A 10 5 6 4 9 0 i 4 5 1 v In *





















"150
- W H l II I



eo -- -- --- --- ---/----- .

G o - -.. --.. - -. ( >- .- - -

So - -. -. - . . . .


1 O .. ..-- -- .-- ---- .
400 1 -- -





ISO -- ------


U0.

980




30011
-I li-- I I I` ----- - -



sw .. .- /... ; ... -a..-8, .o



340-o
i1 1
2W -.- -- a- A.D. .---- ---

30.--- - - 00.0 71. 28. G. 10- --

-. 6h.. ill^ 201-0



-x--- #~nn o&8.6.10.


i* il [I O.
I I h < V1!


wr,









TEVISTA DE P'lBLICACTONES NAVALES


* desvios remanentes acusaba cantidades muy poquefias que
nio pasahaii de 1" A 2" para los compases sobre cubierta
y de 3 Ai 4" para los de entrepuentes. (Pueden verse las
cuirvas extractadas en los diagramas I.i. IV). (*)
JDurante los prinmeros dias de navegaci6n se utilize fini-
camente el eompAs azimutal que en las travesias A Barcelona
y A Port Said no sufri6 variaci6n alguna, habiendosele
observado prolijamente A todos los rumbos. Apoyado en
estos antecedentes mi predecessor crey6 poder anticiparme,
al efeotuarse el relevo en Port Said, que eran de esperarse
miuicame-nte pequenas perturbaciones cada vez menores. Des-
graciadamente se echo a perder muy pronto tan favorable
estado de cosas.
Sirva lo Ique sigue de lecci6n acerca de la importancia
do un concionzizudo contralor de los compases: Durante la
travcsia del mar Rojo, el compas azimutal conserve afin su
)ortrl'baci6in casi idula de 0)" A-I* para el rumnbo 160i y
niada hacia sospeehar futuras alteraciones en las curvas de
desvios. Sin embargo, utilize todavia la amplitud de la
tardo para com])iprobar una vez mAs el desvio en aquellos
rnmbos que iban Ai seguirse durante la 'noche para fran-
quear A Perim y Aden. El resultado fug tan sorprendente
que se reiteraron las observaciones.
A los 110 del compAs azinital sc liall6 unftna perturlaci6n tde + 3"
70" ,. o + 7"
5." + 4 9",5
o 0 0 0 o ( ^
20 + +7",5

(*) A fin de evitar ia complicaci6n de un excesivo niimero de
Scurvas s6Io hemos reproducido, ademAs de las curves obtenidas en
Willieliusliaven y en '.sing Tan (25 Oct.):
Para el compiis patron ]a de Aden (mAxima variaci6n de 0) y ]a
de Guam (mixima variaci6n de D).
Para el compias azinmutal la de Suva (fUerte variacidn de B3), la
de Tsing Tau (7 Jtnio) y la de Guam (variaci6n considerable de D).
Para el comnpis de torre la de Aden (mAxima variaci6n de C) y la
do Tsing Tani 7 Junio); considerable variaci6n dtie D).
Para el compAs tidel compartimiento dtie timn6n la dtie Singapore (Abril
"9i; variaci6n maxima de 1) y bastante crecida de C).








VOMPORT.


i4 2. 11' s e4 4 6 6 If 14
0

JEt JF:




lle:
o ,-------





'6^: ::: I!: i : 11:: : ::




^ - - --',T --^ - iT
i \ J

I^- - - .> ; - . .


/4210
--------- g./on. 16.3.10.
-FW -4--F--- ?A 7. /a.------


f IS. 3 ;.10. /0.


AMTENTO DE LOS COMPARES 59
WV.-CoMPAS ,7el C,7P/) o9C

1 1 1 1 1 1 1i i' ,I' 1 s
I 11- K t III


MH
19x Q
i I






: 1




II


I r ,






<;0 -- -- --j A 1--- t,-- 4-
300 -- I -il?- - .... ...



i !-- -- 1 - !- - - l --


L, : I .1 I




----/ff 'ndaio'a 9 4-. 10 .
-*-*- p.iiyt,, *?.* o../o.


OAr.









REVISTA D)E PUBLICACIONES NAVAIA1S


Sc hacia tambiun urgentemente necesaria la determina-
ci6n do una nueva curva de desvios y se la emprcndi6 d
Ia salida de Aden. Por otra, parte el accidente demostraba
desdo ya quo cl studio de las condiciones magneticas del
buque proesentaria gran interest.
En el trascurso de las ulteriores travesias, representadas
con trazo grueso en el croquis fig. 1, se tomaron a inter-
valos regulares y en sitios conveniences series completas
de desvios cuyos resultados pueden verse en los digramas
I A IV. Se ban representado en un mismo diagrama las
diversas curvas do un mismo compas A fin de poner mAs
en evidencia las variaciones de las curvas. Las curvas ob-
tenidas en comisiones anialogas de magnetismo terrestre se
ban representado con trazos iguales, a saber:

las obtenidas en latitudes mayores que 45 N


-[+-) -+ > entire 150 N y 450 N
x x

S > >> 15" N y 15 S
- ---------\J


El diagrama I se refiere al compAs patron; sus curvas
ovidencian lun comportamiento muy unifornie. El del com-
lpis azimutal, diagrama II es considerablemnente menos
satisfactorio: el N.0 III es el del comps de torre y el IV
del compl)a's del comnl)artimento timon.
Las ol)servaciones de desvios se hacian de 10 en 10
grades por resultar insuficiente la exactitud de las curvas
coni observaciones de 15 en 15; para las marcaciones se
utilize siempre al sol en sus moments de miniino movi-
micnito azimutal. IDe especial intords fueron las determi-
uaciones hechas en Singapore promediando giros A ambas:
bandas, por el hecho de ser -.










COMPORTAMIENTO DE LOS C03MPASES 61


.1V.- COP.S AzirvuTrAL


VJ.ComNPIs 'P~.qr~o/v


'A -A 10B6 0 '#6 s ll U4
AS,.ts1 s ,es 6; ';17,.
..... ',ncly o ys owtes "*


*wt~









)2 REVI'STA DE PUIBLIC'A('IONES NAVALES

Las deteorminaciones do desvios se efectuaron el

1; Marzo on Aden, aproximadarnente 120 N
9 Abril > Singapore > 10 >
8 Mayo Tsing-Tan 6 3 >
7 .Junio )> >> 36" >
28 > )> Gnami (Marianas) >> 120 >
3") .J nlio >> A pia (Samoa) >> 8" S.
12 Agosto Y, Vor Suv'a (Fidji) > 150 >>
4 Sop1)li oin )re >, llansa (Niteva Guiinea) > 50 )
3(0 >> Singap)ore >> 1 N
25 O)t.uto'(;, >> Tsing-Tan >> 3(" >>

IDo entre esil.as delterminacionies debe apartarso la del 8-
do Mayo j)(' s'or do insiificiente seg'uridad del)ido A que el
coin|pis azilmntal (emipleado ])or exeepci6ni eii Ingar del
patron para l]ais iarcaciones a] sol) quediF) fuerteimente per-
tnrbado I()pr 1111 tiro de regimen qnuo preeedi6 en algunos
dias ]a operaci6n, trasportaimd(lose sus errors A todos los
(demis (oim|ases. Por otra parte este mismo fen6inmeno de
l)(rtirl)aci6n presonta sufficient interes para clue haya
tratado do p)onerla en relieve mediate el (diagrania V. Se
ve (que en la iprimitiva curva (punteada Singapore Abril 9)
do cair(ctcr semicircular se ha anulado casi comnpletamente
el coeficicinte .B13 (curva de -trazo Ileno); la curVa punteada
obtoenida min mes intis tarde todavia (7 Jrnio) permit ade-
mas reoonocer quo esta perturbaci6n no se liabia desvane-
cido ann totalimonte habiendo trascurrido alguin tiempo mAs
hliasta quo la curva volvio a sn primitive forma
Conviene asimismo dejar de lado la determinaci6n hliecha
en Apia, Junmio 30, por no liaberse dispuesto en ella de
tiempo suficiente y, por fin, la del 4 de Septiembre en
Bahia llanza por hliaber influido en ella la escora.
Ljas restantes determinaciones son las registradas en las
tablillas de coeficientes de desvios y parcialmnente en los
diagramnas [ A IV. Pademos ver que la mayor parte de los:









COMPORTAMIENTO liE LOS (OMI'AS.ES ()3

compases, inmediatamente de entrar a la zona tropical
adquirieron perturbacidn de valor inadmisible.
Una nueva comipensaci6n debe ser efectuada cuando el
desvio pasa de los 6 en un compAs de navegacidn y de
10 en los derais. De los compases del Nii'inberg quedaban
-con desvios inferiores A tales liniites:
el patron con 4" de desvio maximo
el de latorre con 8" > >
el de gobierno A mano con 5 de desvio maximno
y con dclesvios excesivos:
el azimutal con 10 de desvio maxinmo
el de gobierno > 12 >
el central I 11" I ,
el del compartimiento timdn [ 3" .3
Sin embargo se resolvi6 prescilndir en este caso de la
conipensacion inmediata, punes era ldgico suponer ([qe con
el cambio ulterior de latitud-el buque iba directamiente a.
Tsingtau, los desvios ibaln a sufrir un process de variacioi.
inverso del observado.











i4 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


Tablilla de coefi


CompiAs azimntal Oompas paftr6n
Sitio y feeia i,, la
Observanti6n
A B C ]) E A B C D E



Willihlenshaven 7 2 0 1+0,08+0.02-0:08 0,07-0.05 +0,11+0,48+0,06+0,28-0,23
Singai.re 4 i10 +0,27+7,74+1,92-+2,49-8.311 +0:29 -1,78+1,81 +1,05-+0.49
Iciakilscello (1 7 6 10 +0,42+1,15-+0,20+2,00+0,37 +0,52- 0,05+0,10+0,27-0,12
liiam 28 ; 10 -0,02+4,95+1,10+2,52-0,57 -0,05+0,45+1,151+l,75-0,30
Apia-Suva 12 S 10 4-+1,37+12,2 -+0.80+1,27+0,02 +0,57-1,90+2,05+0,97-0 12
Singipore, sil (IM
Mar tde Clinita 30 9 10+129+11,95+1,7a+1.24-0:65 +0-86-2,562+1.90+1,43-0,38
Kiantsclon 2o 10 10 +, 045-2,44+2,03+0.8;- 0,01 +0,50-0,19+1,97+0,80 -0,36





SCompips (le casilla n s ntrl
Siti,, y fo.ha i. la t (golierno i mano) Oompas central
o1servaci6n
A B C D E A 13 0 D E


\Vilhclmshaven
Go,,lfo de Aden
Singapore
hialt selou
C, ham

Apia-Suva
Singapore, sud delI
Muir ie ]a China
Kiantschlou



I


210 -0.15-0714+0,61-0,15-0,11
3810 +0,84-0,52+4,76+1,95+1,41
410 +0,G I- 279 097+176 0,35
610 +0.45+o,70+0,80+1,07- 0,05
610 + 012 1,05 + 3,50 + 2,37 0,61
810 -+-0,17-5.35+1,20+1,55-0,55


+1,12-0,65+1,37-0,20+0,65
+ 2,09 3,23 +4,32 + 6,56+0,48
+1,01-4.51 + 5.03+7,11+1,00
+ 1,65+0,15-0,55+4,95+0.,.f0
+1,07 -3,30+3,65+7,.'2+1,07
+2,32-2,40+1,55+7,77+0,62


H10 910 +1,1!;-4,23+2.72+1,88 -0:36 +2,28-2,92+2,28+3,97+0,17
2510 1l +0,60-1,35+2,64+0.80-0,38 +1,79+1,041+5,52+1,90+0,25


Observaclones:-1) Los colicivnt,,s scritos con cifras gruesas faeron obtenidos
2) '* Fu inmecliatamnente roctificado. La tabla 3 da ol estado.










COMPORTAMIENTO DE LOS COMPASES


cientes de desvfos


Compas de gobierno Compits de torre


A B C D E A B C D E


+- 0,15 0,86 + 0,64 + 0,05 -- 0,31 0,56 + 0,00 + 0.36 + 0.48 0,381
+ 0,6 + 4,80 + 8,11 + 3.91 1,09 + 0,21 0.07 + 5:. 9 + 3,45 0:,6
+ 0,58 + 6,387 + 1.90 + 4,44 0,61 0.57 0,53 + 4,58 + 8,68 0,28
+ 0.67 + 2.15 0,30 + 2,97 1- 0:25 0,17 + 0,90 0,05 + 2,65 + C,02
+ 0,835 + 5,S5 1,15 + 5,60 0,70 0.97 1,40 + 2,65 + 83,80 0,30
+ 160 + 8,65 + 1.45 5 3:52-0:10 + 0,17 -1,35 +4,60+ 3,87 0,27


+ 1,52 + 6,83 + 1,59 + 83:21 0.93 + 0,15 2,81 + 3,90 0,78- 1,09
+ 0,73 2,12 + 1,93 + 2,42 0 -- 0.014 4,01 +0,97 2,74 -+ 0,06





Compas (h1. compartimnnato


A 13 C D E


0,J2 1,44 + 1,43 + 1.67 0.72


O 80 2.59 + 3,69 + 9,15 0.83
0,12 0,10 + 0.05 + 7,32 1,02
0,20 + 1,30 + 2,80 + 9,30 2,05
-0:80-1,15 + 1.07 +10,17-0,35


0.90 0.,34 0,40 + 9,31 1,19
+ 0,00 + -1,35 + 2,65 + 6,83 1,35




por una Compltinsaci6fi ulterior.








fib IEVISTA DE PUBLICTA(IONES NAVALES

Tal precdiccini, sin embargo, solo parcialmente se realize,
segulin ])iuede verse en las tablillas. Por otra parte es muy
sorprcndflente eli hecho de, que despu6s de la segunda y nids
breve permanencia en el Sutr, los desvios disminuyeron
inucho incenos al regresar a Tsingtau que la prinmera vez.
on( que todos los comipases habian vuelto ai perturbaciones
admisibles. Por otra part una compensaci6n ulterior debia
efectuarse en Mayo, una vez que hubiera perdido sui inm-
portancia la actividad del buque en la region del Yang Tse,
asi como la influencia perturbadora del tiro efectuado en
ol comnpas azimutal. Interesaba por lo tanto observer nue-
vameniete el comportamiento de los compass durante el
viajo hacia el Suir.
Al efecto convenia ihaer lo siguiente:
1." Completar durante el viaje al Sur en condiciones lo.
inas diversas posibles, los datos y observaciones obtenidos
aiiteriormente.
2., En tiempo oportuno disminuir el considerable coefi-
(ciente D que, segiin puedle verse en la tablilla 7 de los
Coeficieintes, habiendo sido casi totalmente compensado en
Wilhelmshaven, habia adquirido durante las primeras tra-
vesias del nuevo buque, hasta Aden, dimensions muy coin-
siderables que habia conservado en las posteriores deter-
ininaciones, lo que era l6gieo por tratarse de un desvio.
inde])endiente de las condiciones del magnetismo terrestre.
3.0 Disminuir B y C en lo possible en los compases en.
que fuera necesario, para lo cual, liabia que detenerse en.
umi valor medio tal, que produjera desvios minimos para-
todos los diversos puntos de possible estaci6n del buque.
A los ofectos del 1.0: El viaje al Sur no procur6 ulterior-
oxperiencia. Correspondiendo a la dismininuci6n de la latitud
aumentaron las perturbaciones maximas, manteniendose las.
formnas de las curvas analogas A las que se tenian. El com-
pas azimutal evidenci6 hacia los 150 a 200 Sur y ruimbo
pr6ximos al Sur la inestabilidad que era de esperarse sin
llegar 6sta sin embargo A una importancia que exigiese urr








COMPORTAMIENTO DE LOS COMPARES


cambio de los imanes de escora. En el diagrama VI esthin
representadas iuna curva del compas patron calculada para
Guam jmunto con la que se obtuvo en realidad, interesante
trabajo del official de derrota.
A los efectos del 2.: Durante la mafiana y tarde del 12
de agosto fu6 puesto el buque a disposici6n de los compen-
sadores. Teniendo en cuenta qne la latitud magni6tica del mo-
mento quedaba completamente alejada de las estaciones
asignadas al buque, se cimpensaron unicamente los excesivos.
desvios cuadrantales D:
Compas de gobierno D = 4"
>> torre 4
central 1;"
compartimiento timn6n 9 (!)

Se puso mediate el compais patr6n la proa A un rumbo-

intercar(ldinal -+ ) y se trat6 de aproximar las esferas
2
liasta anular el desvio correspondiente 6 D que' en todos.
los casos era positive. En el compAs del compartimiento
del tim6n, iunicamente podia conseguirse compensar la causa
del enorme desvio. Desgraciadamente nada pudo hacerse
con los medios disponibles, pues las esferas de 25 cm. co
locadas en ese compas estaban ya tocando al mortero.
En el compas central se consigui6 corregir 30; en el de
gobierno solamente .005. En cambio en el compas de torre
se pudo angular totalmente la D.
A los efectos de 3.0: La perspective de compensar opor-
tunamente B y C para una latitude media (de unos 20 N),
de modo i obtener valores minimos para los diversos pun-
tos de estaci6n, no pudo realizarse por causa de mal tiem-
po. Unicamente se compensaron por lo tanto reci6n en
Tsing-tau los errors excesivos para un valor medio seguil
mencionamos anteriormente. Un estado claro de las per-
turbaciones viene dado (pnnteado -. -. ) en los diagramas
I A IV con fecha 25 de octubre. El compAs central no se








I 05 REVISTA TDE PUBLICACIONES NAVALES

tuvo en cuenta en la compfensaci6n pues se habia resuelto
caimbiarlo de uIngar en primera oportunidad A fin de sus-
traorlo A la infiueicia nociva Ade los motors.
Por diversas razones se prescindi6 de una compensaci6n
ulterior complete. Por una parte se carece en Oriente de
instalaciones como los sistemas de balizas que faciliten tal
tarea (recien iltimamente se ha ocupado de este asunto el
observatorio de Tsingtau);: por otra parte no existia min-
guin motive fundado para alterar aquellos coeficientes cuya
comp)ensacion se habia acreditado en diversas circunstancias.
Las mejoras efectuadas debian probablemente ser sufi-
cientes en lo future. En todo caso el pr6ximo largo
viaje demostrara si era acertada tal suposici6n y si los des-
vios remanentes resultan satisfactorios afin en circunstan-
cias muy diversas del magnetism terrestre.
Para terminar same p)ermitido afirmar, una vez mds, que
con un coniocimiento suficiente acerca de los compases del
1bi(|no, s6lo puode obtenorse mediante frecuentes determi-
niacionuos completas de desvios. Tal conocimiento, por otra
])arte, es indispensable, no solamente para tener continua-
monte una idea clara de los cambios A esperarse en los
desvios, sino tambi6n para que en todo momento cada
compass (lel buque se encuentre en buen funcionamiento y
p)or lo tanto do ntilizaci6n como en tiempo de guerra. No
Cs possible obtenerlo mediante el solo contralor del comn-
])pas al rumbo quo se lleva y una negligencia al respect
])odria traer consigo graves consecuencias en ciertos cases.
Per las razones expuestas no seamos demasiado parcos
con el tiempo durante el cual se ponga al buque A dispo-
siciO6n do los oficiales de derrota. La necesidad de esas
pocas horas se funda en la mayor seguridad del buque.-F. A.








DETERMINACION DE LAS RELACIONES DE LA HIELICE, ETC. 69


DETERMINATION DE LAS RELACIONES

D y D
t y
a H

DE LA HELICE PROPULSORA


(De Revue Maritime)

En los cAlculos de establecimiento de hdlices, la deter-
minaci6n del valor del paso del diAmetro para realizar una
velocidad provista con una fuerza motriz dada, depend
del nimero de ejes sobre los cuales se ha repartido la
fuerza de la mAquina y del ndmero de revoluciones de
cada eje.
Para las h6lices accionadas pot maquinas alternatives, so
fija el nfimero de revoluciones teniendo en cuenta el fun-
cionamiento econ6mico del motor y la velocidad initial
maxima que ha de darse A los pistons. Conocido ese nii-
mero de revoluciones, la velocidad prevista da el advance a
y por consiguiente el paso H teniendo en cuenta el res-
balainiento segiin la experiencia en buques de anAlogo to-
nelaje y por mas (*); se deduce luego un diAmetro D con-
D D
veniente por comparaci6n de las relaciones y H con otros

otros buques semejantes; si los resultados no son satisfac-
torios, hay que modificar D y H 6 N.

(* El pasbo H debe tamnbien satisfacer i la condici6n de realizar
un Angulo de ataque convenient.









REVI'ST'A D\E I'MiACIONES NAVA1ES


Para los buques de tur'liias, A causa de las condiciones
d(e Iuicionamiento que exigen las helices y la turbina, 1no
se puede fijar de aitemano el mimero de revoluciones de
los ejes. Se consiente una reducci6n del rendimiento de
Las h6lices por inchamiento del nimero de revoluciones de
tuiirina. de minanera de obtener un rendimiento global (tur-
biNna-h('lice satisfactorio'y un peso por caballo que no su-
peore al de ia milquina alternative de igual poder. La deter-
minacion de los elements del propulsor se hace entonces
buscando primer'o la sulper-ficie propi'bulra de" la- allice que
convenga al desplazamiento y velocidad del buque. sup)er-
ficie cnya presiOn ejercida sobre el agua no debe pasar
scgiin la experiencia de 0.900 kg. para evitar la cavitaci6n. (*)
Se obtieine asi uni diAiinietro D; se da uno on seguida, por

colnparaci6i1 con otros. 1)uques somejantes, la. relaci6i.H-

sy obticnle el paso IH; con 6ste y la velocidad prevista
so detorminina el umnmero aproximado de revolucionues por
]a consideracion do que la velocidad circunferencial de la
lh1lico no paso 51 6 55 nm.
En aniblos casos, esa lbmsca 'de lbs elements de la hie-
lice impone tanteos y cAlculos basados sobre la compara-
D L)
471 de las relaciones y -1 (de los elementos (le la h6lice

Preoyctada) con las relaciones anAlogas 'que resultan del
examen de various modelos de h6lices mn6ntadas en bu-
qu[1s do tonelajo ignal y de fornmas semejantes, acciona-
(la )or motores analogos. Esta manera de hliacer podria
abreviarse determinando para un miismo tipo de buques el

(1) La R es la resistencia de arena mediaa por uniia prueba con
in model 6 calculada), se debe tenor:
-. .-c- a I = 0.900 kg. 6 ... 0.900 kg.
,iij). proyectada (le Ii helice ". 2
I '. X 7- f -









D)ETERMINAC10N DE LAS IELACIONES 1DE l.A I1ELICE, ETC. 71

PD
valor de las relaciones- y por la consideraci6i do la

velocidad- circunferencial maxima de la helice en proyecto
y de la del resbalamiento probable de la h6lice.
La velocidad circunferencial, en efecto, es un factor iim-
portante del funcionamiento de la helice: es proporcional
A la fnerza del motor; determine el moment resistente de
la helice, que es ? 3.49 D N C p; limita el product DN
del diametro por el nimero de revoluciones (). AdemAs, si
la velocidad circunferencial de la helice asume un valor
exagerado, la velocidad de resbalamiento que le es pro-
porcional crece en el mismo sentido y puede producirse
la cavitacion (6""). Por otra part, siendo proporcional el res-
balamiento al Angulo aparente de ataque en la circunfe-
rencia de la h6lice y siendo este inversamente proporcio-
nal A la velocidad circunferencial de la helice, se ve que
esta filtimna interview taminbien en el modo de acci6n de
la hIelice en el agna.
Vamos A establecer, pues, el valor de las relacionos:
T) P
-- y por la consideraci6n de la velocidad circunferen-
(i'H
cial y del resbalamiento A quo debe responder la hi6lice


(*) Para una velocidad circunferencial W = 7- D N.


W = 30 m. DN = 572 W = 50m D N- 955
=35 =675 = 55 =f1058
= ,10 = 764 = 60 = 1154
= 45 = 865 =65 = 1250

Si N es fijado por la clase de motor se deduce fAcilinente D, quo
es limitado por el calado.
N
(*') Velocidad de resbalamiento = N H p V tg

p =coeficiente de resbalamiento; = Angulo aparente de ataque.








2 ~ REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

despues, conociendo esas relaciones, el nimero de revolu-
ciones de los ejes, fijado por el constructors de acuerdo-
con el reparto del poder sobre cada uno de los ejes, y la
velocidad prevista, determinar los elements D, H de la
hdlice, asi como la fracci6n de paso (*).
D
1.--])etermiaci6n del valor de la relacion .- Conside-
a
remos un element mn de la superficie laborante de la
h6lice comprendido entire dos secciones cilindricas infinita-
mente pr6ximas de radios R y R', que giren alrededor
del eje XX'.
Esa posici6n de pala puede considerarse como una recta
situada en el piano tangente al cilindro conc6ntrico qu&
pasa por 0 y normal al plano tangente (piano de la figu-
ra); su inclinaci6n es dada por la relaci6n:

271R D
tag 2 --
H H

correspondiendo R a la extremidad de 'la pala.
Durante la rotaci6n, ia trayectoria absolute del punto 0
del element se obtiene componiendo la velocidad 0 B
debida a la rotaci6n 6 W R (W velocidad angular) y la
velocidad 0 A 6 V,,, igual A la del buque, components
situadas en el piano tangente. Esa trayectoria 0 C 6 velo-
cidad del element con respect al agua, gira alrededor

() asrolaciones D D
() Las relaciones y D- tienen influencia sobre el rendimiento.
a R
de ]a h6lice. Ciando cbrresponden A una utilizaci6n maxima, toda
variaci6n por exceso de una de esas relaciones entraiia una dismi-
D
nuci6n de rendimiento. Sin embargo, la influencia de g es menor que

]a de D A causa de la disninuci6n del resbalamiento provocada
a
D
por el aumento de D
RJ








DETERMINATION DE LAS RELACIONES DE LA HtLICE, ETC. 73

del eje X X' conservando con la direcci6n de la velocidad'
O A del buque un angulo a' dado por la relaci6n:


B C'
., -
Ir / it
,

I l
I 'I

II! I It







A 11
I N
I ~I I
I- Is 1 I

,, a
/\ I \ i I!












E nt-l '=dt c=?e el ,,iigul de :tq
apren ; oc y t nl iuaes ns eddr
\\ '/


\ i iI
\ I
-, I
/ K I -
/ /' -







'-WR -%R R0 2^ _B D
V,,1 (1i a a


siendo R = radio de la pala.
La direcci6n 0 C es aquella segdn la cual ataca la
h&liice al agua supuesta inm6vil.
El angulo C00' = a' - = es el angulo de ataquo-
aparente; a y a' en la figure estan en su verdadera
magnitude.








74 REVISTA DE PUBLICACIONIES NAVALES

El resbalamicnto absolute A H 0= H 0 A tiene por
valor:


I\tg tg't)

Sentado esto, el trihAngulo rectingulo A 0 C da:

A C = A 0 tg .'
Pcro

A C = W R = velocidad circunferencial = W

A () 0 velocidad del buque = V,,,

por tan to
W = -V,, tg '
y
w
= tg .'

Aliora bieu:.

tg.--- -
a
de modo (Ue
W _ D


y

Vill w I

a)
W~ 1




La velocidad del buque en metros es proportional, pues,
ai la velocidad circunferencial de la h6lice 6 inversamente

proporcional a la relaci6n -. Se ve tambi6n que para una
a,









DETERMINATION 1)E LAS RELACIONES JDE LA IIELICE. ETC. 75

variaciOn en el valor de la velocidad circunferencial de la
h6lice, si se quiere conscrvar constant la velocidad V,,, del

l)uque, es necesario que el denominator de la fracci6n
a
W
T^ varie en el mismo senti(do.


De ahi result que para tener una mayor velocidad de
rotaci6n del motor, Ai igualdad de velocidad del buque, se
D
requierc aumentar la relaci6n a.
a
Para hblices accionadas por mniquinj1as alternatives, ha
velocidad Je rotaci6n del motor. pronto alcanza un limited
maximo, que, como es sabido, depend de la velocidad
lineal de los pistons, la que nunca lha pasado do0 6m. en
las milquinas de contratorpederos. Ese liinite de la velo-
cidad de rotac6iin se extiende imuchlio con las turbines que
accionan li6lices y entonces la relacion es muclio mayor.
a,
Asi, por ejemplo, si en un buque que marcha a 28 n. la

rclacion-D vale 0.840 para cada helice quo tire con una velo-

cidad circunferencial de 38 min.. esa relacion seri de 1.( )83 en un
buque identico comb forma y como tonelaje, pero en el cual
tengan las helices una velocidad cireunfterencial de 5() m.
Es evidence que no podria alcanzarse tal velocidad
circunferencial de la helice con una miaquina alternative
sin dar Ai esta, dimensions inadmisibles. Esas velocidades
solo .convienen A las hlices accionadas por motors rota-
tivos, y en particular iA las turbines.
Las mayors velocidades circunferenciales de la h6lice
alcanzadas en la practica no pasan de 401 min. con las maiqui-
nas alternatives, miientas que con las turbines cminpleadas
en la navegaci6n pasaui de 45 min. esas velocidades y A veces
llegan ii 15 inm.









76 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

En el primer caso encarado en que

1)
-- = ().840
a

se tiene

W
tg -- 2.63
V9m

y

-' = 69) 10' pr6ximamente.


En el segundo caso se tehdria


tg ,' = Wj 3.402 m.
SMl

y
.= 73040' pr6ximamente.


El auimento del valor de la relacin tiene tambidn
a
por efecto aumentar el inguilb que forma con el eje de la
hdlice el desarrollo de la trayectoria de la velocidad d'e la
pala en la extremidad del radio. Segfin la teoria del ren-
dimiento de la h6lice, la utilizaci6n que corresponde A la
I)
relaci6n- =- 0.844) serA mayor quiie aquella cuya relaci6n

1.083; p'ero, por btka parte, ese ahinento de la relaci6n
ai
1)
- procura la ventaja considerable, para una minisma fracci6n
a
de paso total, de realizar una superficie propilsora mayor,-








DETERMINACI6N 1)E LAS RELACIONES DE LA HELICE, ETC. 77

ventaja cuya importancia es manifiesta en las helices de
-velocidad de rotaci6n muy grande.
V~ 1
De la expreci6n general V,,, -= se saca:



D W 1


D
it V,, 7


La relaci6n depend, pues, de la velocidad' circunfe-
a
rencial de la helice y de la velocidad del buque.
De esa igualdad se saca:

D W
S- tg -


Puede, plies, decirse que la rela-i6n de ha velocidad cir-
.cunferencial de la h6lice y la velocidad en metros del buque
determine el Angulo que forma con el eje el desarrollo de
la trayectoria de la velocidad de la pala, 6 bien, que esa
relaci6n limita el valor del radio exterior de la pala, pues
se tiene:

(I a W
R -- to, 0,' ---
2 2 -, V


a -= advance, VA, velocidad en mts.
Esa relaci6n permitiria calcular el diAmetro de una helice
-cuando se conocen W, V1,, el iinimero de revoluciones y
la velocidad prevista.
En efecto, tenemos:

01.514 V,, X
N









REVISTA ID PUILICACIONES NAVALES


D AV 1
Conocidos cl valor doe la relacionii -- X-- y a, se
a V,
I iene el valor de 1). Asi, si so ha repartido la fuerza en un
Imuquc en IT rCes ejes por ejeinplo, (qu den 115 revoluciones
para realizar iia velocidad de 19.4 ni. Con una velocidad
circuiinfereincial de .3)0 m. para las helices, la aplicaci6n de
la f6rmnula da:
1)
...... 0.959
ft

N y V,, dan:

S 5.20)7 in.

y Ihlego

1)=- 4.99)3 in.

Si aj)licamos ]a relacion:



2 7 Von
tendroemnos:

4.9927 in.


2." D)eterminaci6n del ralor de la relacion .-La veloci-
H
dad eirecnflerenicial de la hielice puede expresarso asi:

N
WD ............... -(1)

Por otra ]parte, ]a velocidad del buque en metros:

N
0= a
60








DETERM1NACION I)E LAS RELACIOXES D])E LA HI.ICE, EFC. 79

Si expresamos el advance real en funci6n del resbala-
miento:
a ]- (1- p)
tendremos;

V, I (I ) ........... (2)

Dividamos ordeniadamente las (1) y (2); sera:





y
it -- w
VIA 14 1




DD
La velocidad del buque es, pues, inversamente propor-

cional A la relacion y varia tainbi6n con el resbalamrniento

?, el cual d sn vez depend doe la h6lice y del casco.
De esa relaci6n se deduce:

D W I1
H_ V,,


La relaci6n es proportional al cociente -- .y varia
H VW
tamnbini con el resbalamniento.

En la determninaci6n de la relaci6n D siempre habrA in-

certidumbre para el valor A atribuir a p (*).

Determinada la relaci6n y obtenido el valor de D,.
H


(*) Para h6lices accionadas por mAquinas alternatives, p variaj.
de 0.08 A 0.15; con turbines p alcanza y pasa de 0.25.








80 tREVISTA 1)E PUBLICACIONES NAVALES

como antes dijimos, se determine fAcilmente el paso I (*).
Si volvemos A tomar los datos del ejemplo que antes
vimos, haciendo p = 0.1, tendremos:
D W 1--
m I 1 = 0.862
H Vl l
Como
D 4.993 m.
sera:
H- 5.792 m.
Tenemos tambien:

a' =71,35 y a = 690.48
de modo que:
S= =.= 10.47
3 "Jletcin eh'elasraznesD 1)
3." Relacwn centre la- razones y .-Hemos hallado
a H

W _ ID

y
Vill a

-w- =- ^^ "
V ,,, ~1 -- ?-

De esas igualdades saeamos:

D 1

Tenemos tambi6n:

S-1 W


a s l-e ? Wv
-- 7 V ,,

(*) Cuando la h6lice es de paso variable, H es el paso medio.









DETERMINACION OlE LAS RELACIONES DE LA H]LICE. ETC. 81

Rostemos ordenadamente estas dos iguales:

1) 1) W
a H v V ,,

,D I)
.expre-iones que ligan a y
a

D .V 1-?
i11Y.,,

,sacamos:


t.g .7 (l-p,


Eii resunieni ol conocimiiunto lde las relacioines )v D
a H
permiite cideterminiar el diiinmetro, ol paso y el Angnlo de
ataque aparente e mm h1liice citando se conoc el niunmero
de revoluciones. ha vclocidad )i'evista y la vcloeidad cir-
cunil' fereiicial inixiima al extremo de la pala.
Las formulas 'i undamentales determninadas soin:

D AV 1. AV
\/, t1 n --
-a V 1 -,

1) -W I -- \
__ --(. -/


a) I)
n N **tg 7' S 1 -




En el cuadro siguiento damos los valores de y ipara

valores de AV y V,,,. Los resultados pueden uitilizarse eni
un anto-proyocto de ielice, cnyas caractoristicas so apro-
ximarAn A las del cuadro.
o


















11 A T 0 S I{E.SLTADOS it ILOS C.AMTI.I)


I- ,ei 1 Ve j S d .II i
_j H- c' "D


in.
25
Alterunativas............. W0
830
Turbinas ................ 45
45
Alternativas ............. 30
35
Turbinas ................ .50
Alternativas ............ 35
4i0
Turbiuias 50
Turbinas ................ 55
Alternativa ..............
40
Turbinas ............... 5

I 40
50
1 )0
Turbinas ................ 5)
05
Altrrnativas ............. 40
Trl.)inas 50
ur ina ............... (30


Ti. iTI.
18 22 0.12 2.712 0.863
19 9 77 0.12 3.077 0.977
2W 10.28 0.12 2.912 0.927
19 9.77 0 23 4.600 1.464
20 10 28 0.21 4.370 1.391
2d 11.80 0.10 2.542 0.809
23 11.80 0.10 2.963 0.943
203 11.80 0.23 4.23-5 1.348
25 12 35 0.1 2.834 0.902
25 12 35 0.13 3.329 1.031
25 12..5 0.23 4.050 1.280
25 12.35 5.23 4.513S 1.44.3
28 14.40 0.10 2 431 0.774
28 14.40 0.10 2.777 0.884
28 14.40 0.26 a.472 1.105
28 14.40 0.23 3.820 1.219
30 15.42 |0.13 2.464 0.784
30 15 42 0.13 2.5.0 0.824
0 15.42 0.2H 3.242 1.032
30 15 42 0.23 3.566 1.136
0 15.42 0.25 3.,889 1.238
30 15.42 0.25 4.215 1.342
"5 16..99 0.13 2.3553 0.749
35 16.9 K) 0.25 2.941 0 940
35 16.99 0.25 3.530 1.124


0.759 69.45
0.861 72.00
0.842 71.55
1.127 77.40
1.042 I 77.00
0.785 (.30
0 848 71.20
1.057 76.45
0.785 70.34
0.896 72.51
0.993 76 10
1 111 77 W5
0.696 67.40
0.795 70.12
0.851 78.56
0.936 75 04
0.682 67.55
0.717 69.00
0.795 71.52
0.874 74..20
0.957 75.137
1.006 75 40
0.652 67.00
0.702 71.15
9.842 74.00


67.15 2.30 0.800
69.40 2.20 0.800
618.40 2.45 0.800
74.10 3.30 0.701
73.00 4.00 0.720
66.20 2.10 0.819
69. -5 1.55 0.817
72.52 3.48 0 695
57.55 2.39 0.793
70.20 2.25 9.795
72.13 3 47 0.700
73.'>2 4.13 0.712
65.26 2.14 0.810
60.11 2.01 0.817
70.00 3.56 0.700
71.04 4 00 0 700
05.00 255 0I .792
66 00 3.CO0 0.789
6S.10 :3.42 0.700
70.00 4..20 0.700
71.40 3.57 0.701
2.25 3.15 0.6S3
64.00 3.00 0.791
65.35 5.40 0.683
(N. 35 5.25 0.682









DETERMTINACl6N I)E IAS RELACIONES D)E LA HELICE, ETC. 83

Obseraciones.-La velocidad circunferencial do las helices
accionadas por miquinas alternatives en los torpedoros y
contratorl)ederos no pasa de 40 in. En el Chas.eeir, (te
turbines, se llega A (65i.m.
El Aingulo de ataque aparente estd comprendido entree
2 y 3 para h6lices accionadas por maquinas alternatives,
siempre excede de 330 con turbines.
La ntilizaci6n de estas h6lices es inferior en 10 (),') A las
de las helices de las alternatives que imprimen la misnma
velocidad al buque.
Deternminacin aproJ'i.miada de a fi'acci de paso total de-
una helice.-D)eteriniados el diAmietro y el paso, queda
por hallarse la f'racci6n de paso total que convene al bu-
que, enii otros t6rminos, hallar para la velocidad inmixima
prevista, 6 para la velocidad de ruta impuesta (segfin que
se trate d(C bucques de comnbate 6 die )aqiietes) la relaci6n
entire la superficie proyectada (de la hliece y la sn)erficie
inmergidla de la maostntra que coloque A la hnlice en las
mejores condiciones de i'uncionamiento.
La superficie., proyectada de rna helice es la (pue se ve
mirando (des(do popa al propulsor: ella es dada por la ex-
7T)2 :1
presi6n aproximada f / donde /' = relacio6n del Area
4
desarrollada de las palas en la superficie del disco. Esa
superficie constitnye la superficie de empuje del propilsor.
Durante la marclia del buque, se admhnite que hay equi-
librio i cada instant entire el eimpuje de la hlelice y la
resistencia A la marchlia.
Ese empuje, de acuerdo con la teoria del piano delgado,
depend para la incidencia mi.xima constanite (1e 2.0 52' do
la velocidad (de advance y de la superficie sobre la cual se
ejerce el emnipuje. Se la expresa p1or la relaci6n P -- K S V'
donde K = 14.5 mm2.
Tenemos, pues:


K S V2 = K B2 V2









54- fINVI1'SA DiE PI'JILI'ACIONES NAVALES


y
3 2
i [)"
14.5n/ 4 r KB-
4

Rcmieflndo tod(los los factors rennmericos on uno solo
y simplificaiildo. vienc:

[f 4-' 1 _K
JB3- 11].38


El primer mieimlro es la resistiencia relative de la h6li-
ce, K es el coeficiente de resistencia de carena, que varia
de 4 il. (; kg. segti la velocidad eii los buqucs de median
y fuerto tonola.je. Para los buques finos y los contrator-
]pcderos K varia dce 4.5-1kg. a pequefia velocidad A 13 kg. A
grand velocidad.
I)e inodlo (queo la resistencia rolativa mniAxima de la helice
"scrl'i/,;


I." Pa'a ntm(liles dle mnediano y n i. :" "
1 ~ ~ ~ 0 -:' 2) n/4-=O 7:
fuierte tonelaje.......... B2

2." Para iiiques finios de d6- .3 1-
bil toielaijo y para con- -- = 1.14.
tratorpcd(eros .. ...... 2

Es ficil, pies, dados 1) y BI doterminar f
Sc verifica lhitego q(ne el valor asi hliallado de f da una
siiuporficie propulsora suficicnto de la lihlice, por iledio de
la f6rimula do Normaiid:
F
nl ])2r 4 = J .....
V2

dondc el primer miiombro represent ]a superficio propul-
Isora:








DETERMINACION DE LAS REIACIONES DE LA IEILICE, ETC.

'r = relaci6n de la superficie de las palas de una h6lice
A la del circulo circunscripto;
F = fuerza mnaximina en caballos;
V = velocidad correspondiente en nudos;
J = coeficiente no inferior A 0.6.
Determinado el valor de la fracci6n de paso que con-
viene a una pala, se la reparte sobre la longitude de la
pala segdnii las reglas propias de cada constructor.
Para concluir de determinar la superficie laboranite, se
da uno la forma y la indicaci6n de la generatriz.

Deferminaci6n de los elements de las helices
de algunos buques
Estas alplicaciones seran una comprobaci6n de los resul-
tados obtenidos con la aplicaci6n de las f6rnmulas hlialladas:
1. Acorazado <>
D)atos Rsuillitados
3 helices I)
N =120.4 a X
V = 19.4 n. 1) = 4.986 m.
W 31.3() m. %' = 720 25
V,,, 9.83 m. D
W = -0.887
3.154
V,, H = 5.621 m.
4.949 m. = o = 2." 15_
= 0.1.16 /' 0.3)99
B2 =- 179m2

Las medidas dadas por el registro descriptivo de la
mniquina son:
laterales -= 4.971 0 m.
DiAmetro de las h6lices erales 4.9
i centrales = 4.8,50
laterales = 5.64
Paso de las h6lices c
d centrales = 5.50(
Fracci6n de paso de una pala = 0.3101








R, EVI'ST'A DE PIUHLICACIONES NAVALES


El dianetro y el paso determinado por el cAlculo con-
vendrian al caso en qne fneran idWnticas las h6lices. Ahora
bieii, enii tal caso, sabemnos por la experiencia que A causa
es menor cl ninmero de revolnciones de 6sta quo el de
cada una de las helices laterales. Para disminuir esa
resistencia A la rotaci6n y para realizar la igualdad del
iinimero de revoluciones en los tres ejes se liacen algo
menores (Ine en las h6lices laterales el diametro y el paso
die hI lice central.
En el Liberte, apesar de la disminucion del paso y del dia-
metro do lia h6lice centra], el iiimero de revolnciones de
('asa es inferior en dos al de cada uno de las helices laterales.
Lia aproximacion obtenida por el c'llculo sera sin embargo
mny sificiente para establecer un an teproyecto.

2.0 Acorazado <<.J.Tustice>
])atos Rtsuiiltadios
3 helices 1)
= 0.959
N=1I5 a(
V = 19.4 n. 1) = 4.9$, m.
V = 31 )m. o.' = 71 0 35
9.97 m. ) = 0.8(2
= = H86
... 3.0I 1
V 301 11 = 5.792 m.
a 5.2()7 min. = (9 48
p= 0.1 = ,'.-- =-- 147
B" = 179 in" /' 0.382
Las dimensions medidas son:
,.., 1 1 ,. \ aterales. .. .. .. ... 5.(X)7 m .
D)iAmetro de las helices latras ......... .(7 .
Scentrales ......... 4.85()
B ........ ....... 5.729
Paso de las helices T ............. .. 5.714
C ................ 5.5404
Iguales observaciones que para, los casos precedentes.









DETElMINACI6x ])E LAS RELACIONES DE LA ]-llJICE7 ETC. 87


3.0 Contratorqedero <.Escopette>>


Datos
2 h6lices
N = 275)
V 27.5 n.
AV = 35 m.
V,,, = 14.14m.
2.475

a =3.(0)62 m.
0 0 (9).i


RI suitados
D
- 0.780
a
D = 2.3(i8m.
y' = 68
D- 0.717

H -= 3.325 m.
= -66.05
c, =.'-- = 1o55


Las medidlas halladas son D= 2.910m.; H- = 3.219 m.







4. Conhratorpedero Cha.sseur>


Datos
3 helices
N = 95()
S- 30.2 n.
AV =68 im.
V,,,-= 15.57m.

-\ = 4.36
' 111
a = 0.984 m.
o = (0.20


Result adous
D
= 1.391
a
D = 1.369 im.
, = 77o

= 1.068
H
H- = 1.3(02 m.
= 73.20
S= 7. = 3.4(


Las medidas halladas dan =) = 1.4(m)in.; H = 1.3001) m.








REVISTA DE PUBLICACIONES XAVALES


5.0 Acoraizado < Voltaire>


J)ai.OK
4 helices
N 321)
V =19.5 ii.
W = 45 inm.
V,= 10.0)2 in.
W
, = 4.5.

a= 2.(X4 inm.
? =0.23.


(,Svegqn las previsiones)

Resultados
D
1.432.
a
D) =2.864 Inm.
.'= 770.2)0.
D
= 1.103.

H= 2.596 nm.
7- 73.50.
9' ,. = 30.30.


I as medidas halladas son = 2.820 min. y H = 2.6(X) inm.

Estos ejemplos p)ermiten comprobar que los resultados-
obteilidos por la aplicacion de las formulas hlialladas se
apartaii p)OCO de las dimensiones medidas on las h6lices:
el paso 'H asi doterminado satisface en seguida a la condi-
cion (de realizar mil Angulo de ataque convenient.
13 D
Las f6rmiulas que (dan el valor (de las relaciones- y D son

do mna rigurosa oxactitud puesto que no se apoyan sobre
hip)otesis algimuna. Su empleo podra ser de cierta utilidad
eni el studio de un anteproyecto de slices que deba,
responder t un program dado.








ORGANIZACI6N DEL SERVICIO MIEDICO


ORGFNIZICION DEL SERVICIO M EDICO

EN EL FUESTO FRINCImfL DE COMBAITE



(De Marine Ru.ndsehau)

El hliecho de haber tratado nosotros de establecer nornias
sanitarias fijas, fundadas en la organizaci6n, antes de co-
nocer los informes de los japoneses sobre la filtima guerra.-
obedeci6 ante todo A dos motives:
En primer lugar, la guerra ruso-japonesa tenia con las-
dos anteriores, la chino-japonesa y la hispano-americaima,
el rasgo comiin do la complete inferioridad de uno do los-
dos enemigos. De ambos lados, la diversidad en la eficacia
de las armas existentes, pero) especialmente en su uitilizaci6n
era tan gran(le que en nlingnila de esas guerras podia ha-
Ilarse la igualdad de condicionies (le los adversaries. cLas
Sguerras futiuras entire enemnligos que esten A igual altura
> traerAn una luclia mAs (lura para consegnir el 6xitoo.
Asi como en el baiid(lo que sufri6 la derrota fracas la tri-
pulaci6n en el combat. y por coiisiguiento presoenta una
ensenianza negative, asi tani])oco el servicio m6dico en los:
buques rusos resistio it la prueba, salvo alguniias hlonrosas:-
excepciones. Esto seve por los infornimes (d Semenoft'.
Okuniewski y otros. Pero por el lado de los japoneses
vencedores la prueba para el servicio de sanidad 'ue ( de-
masiado fAcil. Si nos confiamos nosotros demasiado en las-
experiencias jal)onesas tendromos que sufrir en las guerras
futuras fuertes dcesilusiones.
Es realmente sorprendente cuan poco se sabe acerca dpl-,








REVISTA iE P'UBIC(ACIONES NAVALES


servicio meidico en ]a gnerra naval, por parte de los japo-
neses. ]Lias pocas noticias que existen se contradicen mu-
Il namenie. Si so cotmpara con esto el cfimulo de informaciones
refercntes A experiencias medicas (despues de nuestra guerra
de 1 870/71, que (on eiianto A importancia para los japoneses
so asemeja bastantc a su guierra con lRusia, si so tiene
coiciencia de quo el servicio m(dico para los japoneses es
tambieni el servicio medico comiii de la humanidad, en-
tonces iiivolnmtariamente se llega A la creencia de que esta
pequefia prueb)a no hla traido realmente nada nuevo (A
oiarte de los datos estadisticos, (jIne no deben dospreciarse).
Es possible (que las obras niiacionales de los japoneses, que no
comJprendemos, contojigan nas noticias. Pero los japoneses
son y so consideran en material medical como discipulos de
la ciencia alemaimna, y ellos acostumbl)ran A expresar su agra-
decinionuto j)ublicanldo trabajos meldicos en alemAn, idioma
quie pose cualquieor medico jiapon6s, en revistas alema-
nas de medicine. Pero hasta alhora no han publicado
nada en esas revistas sobre las experiencias do la guerra
naval ai ese resjpecto.
No queremos investigar si existen para esto otras cau-
sas. Sin eml)argo, no creemos que haya dereclio A me-
nospreciar la cuestion de la organizaci6n de los puestos de
primeros auxilios en combat antes de que se conozca el
informe dic la sanidad naval japonesa. No hablaremos so-
)re el lugar mismo do vcndajes en combat, locales de de-
])posito, transp)orte de hlieridos y otras numerosas cuestiones,
sin) (lie nos conicretaromos A ]a organizaci6n en el puesto
principal de l)rimeros auxilios en combat.
Con la soriedad y energia de la instrucci6n military que
existed actualnmenteo nos parece dudoso que el nimero de
los leridos en la guerra naval, quo hlia resultado como pro-
medio de las perdidas de los rusos y japoneses; se man-
tonga on las guerras futuras centre enemigos mAs 6 menos
do igual fuerza. Este nifimero alcanza A 20 01o de pderdi-
d1s, do laIs cuales 4 )"/o muertos, 8 /0, heridos gravemente








ORGANIZACIN 1)EI, L SERVICTO ME1)ICO


y ..8 '/ heridos levemente. Esto significaria para un mo-
derno buque de guerra 4() muertos. 8(0 heridos leves y 8(1
graves, cifras cque, como so hlia dicho. cstai en el limited
inferior de las probabilidades. Pero podemos dejar de lado
en nucstra investigaci6n el monto absolute de las perdidas.
SEs imas inmportante afirmar que los hlieridos en combat
vendran eiL tropel al lugar do primeros auxilios. Esta en-
trada A einpujones do los heridos es informada por los
rusos, y es tambi6n de esperar en las guerras futuras, por
que el transport ten(lra luhigar preferentonemente en las
pausas del combate.
Para realizar esta remlision do heridos mnAs 6 menos gra-
ves se disponie de nilt pequefio nfimero de medicos, 6 sean
,los y A lo mans tres. Trabajan los medicos en un local
echo lo inm is apropiadamnento possible, pero en si mismo
poco apropiado. con Iuz artificial y entrada de airo artifi-
cial. Adeinmas su actuaci6n portenece a una especialidad
que los menos tienen ocasi6n de dominar. Oettingen cal-
cula que en la guerra terrestre '/20 C de los medicos soi ciruja-
nos de profesion. nfimero que debe ser mas 6 menos igual
ipara inestra marina.
Todo esto seria motive suficiente para exigir la respon-
sabilidad do in trabajo correspondiente; un esquema del
modo de obrar. Se entionde qne cada uno podlra modi-
ficar este esquema segiin las circiunstanicias do lugar.
. Las palabras claras de Bergmann: - lugar de veiidajes, la disposicioid de los medicos ont l y
> la separation de los lieridos que se amonitonain, son las
> coiidiciones previas indispensables para el trabajo salva-
>> dor y de curaci6n en el Ingar de reunion de las victi-
> mas del campo de batalla> no tienen solamente valor
para el ej6rcito de tierra, sin6 mns todavia para el conm-
bate naval.
Los models cnuya orgaiiizaci6n hlia resistido ia la prneba
del fuego, se enicientran en primer lugar en el ejercito.
La actividad en el pesto de vendajes en combat corres-








REVISTA )DE PUBILICACIONES NAVALES


])ondera A bordo en general al pesto principal de venda-
jes del ej6rcito.
En muchos sentidos los heridos en el combat naval
estarAn colocados enll situaci6n mas desfavorable y sobre todo
estarAn confiados 4 un nminero menor de m6dicos, aparte-
de que sus hlieridas, como heridas de artilleria, son en la
mayor parte de los casos mas graves; pero, por otro lador
encontraran circunstancias mias favorables. La herida del
combat naval toca 4 un cuerpo limpio, con ropa recien
lavada; el tiempo que transcurre liasta que el herido cae-
en manos de medico es de algunas horas en el peor de-
los casos; sn transport es siempre corto, lo que tiene imn-
portancia con respect A otras heridas mnecAinicas y espe-
cialmente con respacto Ai infecciones; los medios de auxilio,
do liheridos ai bordo son much mayors y su utilizaci61on
menos dependiente do la desventaja do circunistancias d&
lugar; por fin, los leridlos, despu6s de haber sido aten-
didos, eiin hlugar de sufrir el ]argo transport terrestre. soni
transp)ortados por agua, done es mas fAcil iuna alimenta-
ci6nii suficiente y tratamiento medico adecuado, que eib
el transport por tierra.
Segiun el Reglamento do Sanidad do guerra. de 27 deo
enero de 19)7, el lugar principal (de venidajes divide str
personal en dos secciones: la secci6n de recibo y la secci6nt
de vendajes. La misi6n principal de la primera es la
seleccion de los leridos que llegan en primer lugar
dividi6ndolos en heridos capaces du marchar (tablilla.s
blahucas): y en heridos suceptibles de ser transportados quo
necesitanii tratainiento ien el hospi-tal, pero que sin grandes
desvenitajas pueden ser llevados A los hiospitales de campo
instalados A retaguardia (tablillas en un costado blancas
coni una raya roja longitudinal); heridos que no pueden
ser transportados como los que tienen lieridas en el vien-
tre, que A lo snio lpueden ser llevados p1or un corto tra-
yecto (tablillas blancas coni dos rayas rojas longitudinales
umna cada lado). Los lieridos provistos ya con un ven-








ORGANIZATION IDEL SERVIC1IO MiDI('O


*dajo suficiente, 6 que requieren pequefios arreglos, 6 aquellos
que neceositan solamente uni vendaje sencillo de proteccion,
-son ateididos por la seeci6n do recibo. Los heridos
prlximos a expirar son colocados aparte. Todos los dcemAs,
esp)ecialnente los que necesitan auxilio medico inmediato
*. important, son remitidos a la secci6n de vendajes.
La secci6n de vendajes tiene princil)almente por misi6n
preparar a los lieridos quo se le remiten para su trans-
porte ulterior, evitando todo examen que no sea oxtrie-
tainmente necesario. colocar los venda.jes necesarios para
*esto 6 reforzar los ya colocados y efectuar operaciones
imposterg'ables do las q(ie depend(la lat vida del lierido.
v techo a todos los lieridos, si es possible en el mismo dia
>> de la batalla y proveerlos con vendajes protectores 6
> veiwlajes de apoyo >.
_1-asta a(qui cl citado Roglamiento de Sanidad do (luerra.
Con rcspeceto A a spe)aracioni do las dos seccioncs en
seecio1 de recibo y de vendaje, J)odemos (docir quo sus
nombres tienen vn fmndamnento histoirico. Ell Reglanmento
-do Sanidad de Guerra, de 111 de enero dc 1878 prevoia
adenlas de ostas dos, unia seccl('ion de operaciones la qu(e
qued6o sU primilda con la nucva reglamiintaci6n do 1907. Si
misi6u pas) A la secci6in de vendajos, de maiiera (uie los
nonibres de las secciones ya no corrosponideii completa-
imente i si destino.
Pareco (lie con un grand hiacinamiento do heridos solo
la observaci6n de estas indlicacionies. liace dar a cada lihe-
rido s deeo i y ((ue con poca cantidad do literidos, aiun
sin esta organizaciin pneden ellos set atendidos suficieitte-
111011to.
Lo miisino piasa a bordo: si vioenn pocos heridos, tanto
el m6dico del biitue conmo el m(edico auxiliar se podran
dedicar at ellos sin perjiundicar Ai otros: si vienen muchos,
entoonces sera nocsario m1a division (del tralalijo() y do la
resp)0sab)ilidad segin el p)rincipio de las secciones de re-








)4 REVISTA DE PUBLITCA(CIONES NAVALES

cil)o y de vendajes, para qie algnios no queden atras en,
eC b)eneficio de otros, 6 queden olvidados.
Aqni se presenta la primera dificiultad. En tierra traba-
jan en comnbinaci6n la secci6n de recibo y ]a de vendajes.
Cada unia de ellas esta baJo la direcci6n de un medico de
Estado Mayor, el que es responsible para ante el medico
jefe de la compafiia de Sanidad, que cs un medico superior
de Estado Mayor. Pero A. bordo no hliay mis que (los y
cuando mas tres m6dicos. El medico del Ibuque tiene today
la responsabilidad. El 6 los inmedicos auxiliares trabajan
por su orden y en sn nominbre. Es impossible que pueda
vigilar ambas cosas est.() es el recibo y la atenci6n ulterior
por el lieclio solo de (quie ambas cosas tienen exigencias
distintas. D)e mainera que l61 se dedicara A ]a actividad do
mayor responlsabilidad y esta seria en general la atenci6nk
ulterior de los lheridos graves qne correspJonde A la secci6n
de venidajes.
El m6dico auxiliar sep)ararA los lheridos loves de los'
graves y atender 61 mismnio A los priimeros, enviando a los
iiltimos a] m6dico del bnque, A una segmida mesa (le ope-
raciones. De modo qne sa cuidado sera )riincipalnelite la
dleterminacion del lierido y de la urgencia de su atenci6n..
Cuando hlia llenado su misi6n, entonces pasa a manos del
m6dico (lel buqne, sero convenient (que este le pase eut
primer lugar vondajes, los (lue salon de la 6rbita de sus
hincionos.
Si so amontoijian los heridos que requieren mia interven-
ci6n, entonces son ellos colocados en primer lugar en Un
local de deposito lo mas cercano possible y determinado con
antorioridad.
Si so supoone quo no so o'fectina osta soparacion sino que
los dos m6dicos traten A todo herido lo mas pronto y lo-
inejor possible, se determinarA la 6poca de entrega en el
lugar de vendajes, segiiin sea la gravedad y urgencia de sui
estado. Hasta los m6dicos que no trabajan con organiza-
ci6n pueden saber la importancia del concurso del herido.








ORGANIZACION DEl,. SERVICIO MIEDICO ,

para la eficiencia de combat del buque: Seguramente so-
encontrardn en abundancia personas que con indicaciones
continuas para que se efectnen otrasintervencionies, obsta-
culizaran la actividad tranquil de los m6dicos. Tal vez
de esta man era se conseguir Ai veces salvar ha vida .i he-
ridos que se desangran 6 que se ahliogan; pero el que
conoce la opinion propia do lejos sobre la urgencia de
una intervenci6n, ese sostendrn con nosotros la 1)robabilidad
de que tales indicaciones no sean atendidas por incomodas
y que el medico se dedique a atender al miias pr6ximo y
que Ie parezca mas nieccsitado. si tiene las mlanos libres.
Ni ai'n en tierra. sin ]a organization citada, 1)puede pen-
sarse en dominar de un vistazo A los lieridos: inicho meiinos
a bordo, donde angulos, esquinas, pasillos y ha deficiente
luz del dia. ainularAn la mejor bLena voluntad.
Dejamos de lado el hliecho de que el combat pueda dis-
minuir tambinii el renoso y la vision general del medico-
separado del mniido exterior qune trabaja en el lugar de
venidajes, debajo de la cunbierta b)lindada.
La consecuencia ineludible seri. (lie ien cuanto el nnniero
de heridos pase de cierta cantidad, mientras los mdl(Iicos
atienden A los (que requieren menores cuidados, otros su-
cuniban cuand(lo tal vez nlna peouefia ayuida les hlubiera
salvado la vida.
Sin embargo, como cin cada comlb)ate existe la posibilidad,
mis todavia, lia p)robalbalidad de un gran minnmero de lihori-
dos, solo la division dcl trabajo; segtnl las bases citadas,
puede 1)revenir tales p1rdidas innecesarias y sus consoe-
cuencias.
Tan indispensable nos parece lai adoj)cion do estas bases
fundamnentales por ]parte del oje(rcito, que creemos conve-
niente no nmaiteonerse en las denominaciones adoptadas
para las secciones en el IReglamento de Sanidad de (Guerra.
Ellas podriani inducir en error yv en la Marina no existe
un minotive hist6rico para maintenorlas.
Es cierto ique el nombre ,c ecoi(ln doe rocibo< caracteriza








]Io\VISTA DE J'UBI'AC(IONES NAVALES


Ibien la actuaci6n del medico auxiliar, con su personal,
pero mas bien le dariamos el nombre die atenci6n,, pues que ademas del vendaje, la misi6ii del me-
dico del huque es tambini de intervencion.
El medico del buque necesitariA por lo menos de iun asis-
tente. Sino existent mis que dos m6dicos A bordo, enton-
ces tendrA que servirle do tal, im cabo enfermero. El ayu-
dante de *sanidad no tcndrA que star impedido, por la
niiecesidad de mantener sus manos eni libertad, de contri-
buir A ]a anesthesia y A ]a mamnutenci6n del orden.


U |LugimJeres mP~pso \?
Sscritorios
4 40
1srtyfdor.'on auler Je aiomJ;



. . I D -::._
'0 f miif* di, s.'"d.?c
.... ~ ~ 0 0-g N --..


Seei"e Ferio. 60.1 ve aloen

' | ^"-ss A Vr~os | |
0 Af--pica;


.6r', k trwnsforte
--led'oe del d e/ h e conerjed,'o-
lftsisent o'.marjrwro Suteier/p ee Sefif


0 ZeFRvJeOS
APR4,avn yZSCeFIBIEN T.


Si el medico auxiliary. 6 ino de los medicos auxiliares,
fuese cirnujano, entonces se le encarg-ara del trabajo de
cuidar los heridos graves y en tal caso el medico del bu-
que se eiicargar'i de la estacion de recibo. -
Por lo que se refiere al personal auxiliar demandado por
-el puesto de vendajes en conmbate, en primer lugar, debe


Gf6P. SP4'5A'7