Revista de publicaciones navales

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Revista de publicaciones navales
Physical Description:
v. : ǂb ill., maps (some folded) ; ǂc 26 cm.
Language:
Spanish
Publisher:
Buenos Aires; Servicio de Inteligencia Naval
Place of Publication:
Argentina

Notes

General Note:
Began publication with May 10, 1901 issue. Cf. Library of Congress -- "A guide to the official publications of the other American Republics. I. Argentina."
General Note:
Naval art and science ǂv Periodicals.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
University of Florida
Rights Management:
All rights reserved by the source institution.
Resource Identifier:
aleph - 20934447
oclc - 26200495
System ID:
AA00019461:00016

Table of Contents
    Front Matter
        Front Matter 1
        Front Matter 2
        Front Matter 3
        Front Matter 4
    Mayo de 1909
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
    Junio de 1909
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 189
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
        Page 195
        Page 196
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
        Page 207
        Page 208
        Page 209
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
        Page 215
        Page 216
        Page 217
        Page 218
        Page 219
        Page 220
        Page 221
        Page 222
        Page 223
        Page 224
        Page 225
        Page 226
        Page 227
        Page 228
        Page 229
        Page 230
        Page 231
        Page 232
        Page 233
        Page 234
        Page 235
        Page 236
        Page 237
        Page 238
        Page 239
        Page 240
        Page 241
        Page 242
        Page 243
        Page 244
        Page 245
        Page 246
        Page 247
        Page 248
        Page 249
        Page 250
        Page 251
        Page 252
        Page 253
        Page 254
        Page 255
        Page 256
        Page 257
        Page 258
        Page 259
        Page 260
        Page 261
        Page 262
        Page 263
        Page 264
        Page 265
        Page 266
        Page 267
        Page 268
        Page 269
        Page 270
        Page 271
        Page 272
        Page 273
        Page 274
        Page 275
        Page 276
        Page 277
        Page 278
        Page 279
        Page 280
        Page 281
        Page 282
        Page 283
        Page 284
        Page 285
        Page 286
        Page 287
        Page 288
        Page 289
        Page 290
        Page 291
        Page 292
        Page 293
        Page 294
        Page 295
        Page 296
        Page 297
        Page 298
        Page 299
        Page 300
    Julio de 1909
        Page 301
        Page 302
        Page 303
        Page 304
        Page 305
        Page 306
        Page 307
        Page 308
        Page 309
        Page 310
        Page 311
        Page 312
        Page 313
        Page 314
        Page 315
        Page 316
        Page 317
        Page 318
        Page 319
        Page 320
        Page 321
        Page 322
        Page 323
        Page 324
        Page 325
        Page 326
        Page 327
        Page 328
        Page 329
        Page 330
        Page 331
        Page 332
        Page 333
        Page 334
        Page 335
        Page 336
        Page 337
        Page 338
        Page 339
        Page 340
        Page 341
        Page 342
        Page 343
        Page 344
        Page 345
        Page 346
        Page 347
        Page 348
        Page 349
        Page 350
        Page 351
        Page 352
        Page 353
        Page 354
        Page 355
        Page 356
        Page 357
        Page 358
        Page 359
        Page 360
        Page 361
        Page 362
        Page 363
        Page 364
        Page 365
        Page 366
        Page 367
        Page 368
        Page 369
        Page 370
        Page 371
        Page 372
        Page 373
        Page 374
        Page 375
        Page 376
        Page 377
        Page 378
        Page 379
        Page 380
        Page 381
        Page 382
        Page 383
        Page 384
        Page 385
        Page 386
        Page 387
        Page 388
        Page 389
        Page 390
        Page 391
        Page 392
        Page 393
        Page 394
        Page 395
        Page 396
        Page 397
        Page 398
        Page 399
        Page 400
        Page 401
        Page 402
        Page 403
        Page 404
        Page 405
        Page 406
        Page 407
        Page 408
        Page 409
        Page 410
        Page 411
        Page 412
        Page 413
        Page 414
        Page 415
        Page 416
        Page 417
        Page 418
        Page 419
        Page 420
        Page 421
        Page 422
        Page 423
        Page 424
        Page 425
        Page 426
        Page 427
        Page 428
        Page 429
        Page 430
        Page 431
        Page 432
        Page 433
        Page 434
        Page 435
        Page 436
        Page 437
        Page 438
        Page 439
        Page 440
    Agosto de 1909
        Page 441
        Page 442
        Page 443
        Page 444
        Page 445
        Page 446
        Page 447
        Page 448
        Page 449
        Page 450
        Page 451
        Page 452
        Page 453
        Page 454
        Page 455
        Page 456
        Page 457
        Page 458
        Page 459
        Page 460
        Page 461
        Page 462
        Page 463
        Page 464
        Page 465
        Page 466
        Page 467
        Page 468
        Page 469
        Page 470
        Page 471
        Page 472
        Page 473
        Page 474
        Page 475
        Page 476
        Page 477
        Page 478
        Page 479
        Page 480
        Page 481
        Page 482
        Page 483
        Page 484
        Page 485
        Page 486
        Page 487
        Page 488
        Page 489
        Page 490
        Page 491
        Page 492
        Page 493
        Page 494
        Page 495
        Page 496
        Page 497
        Page 498
        Page 499
        Page 500
        Page 501
        Page 502
        Page 503
        Page 504
        Page 505
        Page 506
        Page 507
        Page 508
        Page 509
        Page 510
        Page 511
        Page 512
        Page 513
        Page 514
        Page 515
        Page 516
        Page 517
        Page 518
        Page 519
        Page 520
        Page 521
        Page 522
        Page 523
        Page 524
        Page 525
        Page 526
        Page 527
        Page 528
        Page 529
        Page 530
        Page 531
        Page 532
        Page 533
        Page 534
        Page 535
        Page 536
        Page 537
        Page 538
        Page 539
        Page 540
        Page 541
        Page 542
        Page 543
        Page 544
        Page 545
        Page 546
        Page 547
        Page 548
        Page 549
        Page 550
        Page 551
        Page 552
        Page 553
        Page 554
        Page 555
        Page 556
        Page 557
        Page 558
        Page 559
        Page 560
        Page 561
        Page 562
        Page 563
        Page 564
        Page 565
        Page 566
        Page 567
        Page 568
        Page 569
        Page 570
        Page 571
        Page 572
        Page 573
        Page 574
        Page 575
        Page 576
        Page 577
        Page 578
        Page 579
        Page 580
        Page 581
        Page 582
        Page 583
        Page 584
        Page 585
        Page 586
    Septiembre de 1909
        Page 587
        Page 588
        Page 589
        Page 590
        Page 591
        Page 592
        Page 593
        Page 594
        Page 595
        Page 596
        Page 597
        Page 598
        Page 599
        Page 600
        Page 601
        Page 602
        Page 603
        Page 604
        Page 605
        Page 606
        Page 607
        Page 608
        Page 609
        Page 610
        Page 611
        Page 612
        Page 613
        Page 614
        Page 615
        Page 616
        Page 617
        Page 618
        Page 619
        Page 620
        Page 621
        Page 622
        Page 623
        Page 624
        Page 622-1
        Page 622-2
        Page 623
        Page 624
        Page 624-1
        Page 624-2
        Page 625
        Page 626
        Page 627
        Page 628
        Page 628-1
        Page 628-2
        Page 629
        Page 630
        Page 631
        Page 632
        Page 633
        Page 634
        Page 635
        Page 636
        Page 637
        Page 638
        Page 639
        Page 640
        Page 641
        Page 642
        Page 643
        Page 644
        Page 645
        Page 646
        Page 647
        Page 648
        Page 649
        Page 650
        Page 651
        Page 652
        Page 653
        Page 654
        Page 655
        Page 656
        Page 657
        Page 658
        Page 659
        Page 660
        Page 661
        Page 662
        Page 663
        Page 664
        Page 665
        Page 666
        Page 667
        Page 668
        Page 669
        Page 670
        Page 671
        Page 672
        Page 673
        Page 674
        Page 675
        Page 676
        Page 677
        Page 678
        Page 679
        Page 680
        Page 681
        Page 682
        Page 683
        Page 684
        Page 685
        Page 686
        Page 687
        Page 688
        Page 689
        Page 690
        Page 691
        Page 692
        Page 693
        Page 694
        Page 695
        Page 696
        Page 697
        Page 698
        Page 699
        Page 700
        Page 701
        Page 702
        Page 703
        Page 704
        Page 705
        Page 706
        Page 707
        Page 708
        Page 709
        Page 710
        Page 711
        Page 712
        Page 713
        Page 714
        Page 715
        Page 716
        Page 717
        Page 718
        Page 719
        Page 720
        Page 721
        Page 722
        Page 723
        Page 724
        Page 725
        Page 726
        Page 727
        Page 728
        Page 729
        Page 730
        Page 731
        Page 732
        Page 733
        Page 734
        Page 735
        Page 736
        Page 737
        Page 738
        Page 739
        Page 740
        Page 741
        Page 742
        Page 743
        Page 744
        Page 745
        Page 746
        Page 747
        Page 748
        Page 748-1
        Page 748-2
        Page 749
        Page 750
        Page 751
        Page 752
        Page 753
        Page 754
        Page 755
        Page 756
        Page 757
        Page 758
        Page 759
        Page 760
        Page 761
        Page 762
        Page 763
        Page 764
        Page 765
        Page 766
        Page 767
        Page 768
        Page 769
        Page 770
        Page 771
        Page 772
        Page 773
        Page 774
    Octubre de 1909
        Page 775
        Page 776
        Page 777
        Page 778
        Page 779
        Page 780
        Page 781
        Page 782
        Page 783
        Page 784
        Page 785
        Page 786
        Page 787
        Page 788
        Page 789
        Page 790
        Page 791
        Page 792
        Page 793
        Page 794
        Page 795
        Page 796
        Page 797
        Page 798
        Page 799
        Page 800
        Page 801
        Page 802
        Page 803
        Page 804
        Page 805
        Page 806
        Page 807
        Page 808
        Page 809
        Page 810
        Page 811
        Page 812
        Page 813
        Page 814
        Page 815
        Page 816
        Page 817
        Page 818
        Page 819
        Page 820
        Page 821
        Page 822
        Page 823
        Page 824
        Page 825
        Page 826
        Page 827
        Page 828
        Page 829
        Page 830
        Page 831
        Page 832
        Page 833
        Page 834
        Page 835
        Page 836
        Page 837
        Page 838
        Page 839
        Page 840
        Page 841
        Page 842
        Page 843
        Page 844
        Page 845
        Page 846
        Page 847
        Page 848
        Page 849
        Page 850
        Page 851
        Page 852
        Page 853
        Page 854
        Page 855
        Page 856
        Page 857
        Page 858
        Page 859
        Page 860
        Page 861
        Page 862
        Page 863
        Page 864
        Page 865
        Page 866
        Page 867
        Page 868
        Page 869
        Page 870
        Page 871
        Page 872
        Page 873
        Page 874
        Page 875
        Page 876
        Page 877
        Page 878
        Page 879
        Page 880
        Page 881
        Page 882
        Page 883
        Page 884
        Page 885
        Page 886
        Page 887
        Page 888
        Page 889
        Page 890
        Page 891
        Page 892
        Page 893
        Page 894
        Page 895
        Page 896
        Page 897
        Page 898
        Page 899
        Page 900
        Page 901
        Page 902
        Page 903
        Page 904
        Page 905
        Page 906
        Page 907
        Page 908
        Page 909
        Page 910
        Page 911
        Page 912
        Page 913
        Page 914
        Page 915
        Page 916
        Page 917
        Page 918
        Page 919
        Page 920
        Page 921
        Page 922
        Page 923
        Page 924
        Page 925
        Page 926
        Page 927
        Page 928
        Page 929
        Page 930
        Page 931
        Page 932
        Page 933
        Page 934
        Page 935
        Page 936
        Page 937
        Page 938
        Page 939
        Page 940
        Page 941
        Page 942
        Page 943
        Page 944
        Page 945
        Page 946
        Page 947
        Page 948
        Page 949
        Page 950
    Indice del Tomo XVI
        Page i
        Page ii
        Page iii
        Page iv
        Page v
        Page vi
        Page vii
        Page viii
    Back Matter
        Back Matter 1
        Back Matter 2
        Back Matter 3
        Back Matter 4
Full Text
%law














































v u



































10


















-v*


I








MINISTERIO DE MARINA

I=E'VTSTA

DE

PUBLICACIONES NAVALES


Tomo XVI.-Num. 169--Aflo IX. Buenos Aires, Mayo de 1909.





DIilidllldes relfls e l personal en Es1fdos Daidos


(Extracto del. ':U.'S. N. I. Proceedings)
... ,.,,. .,' .--: -.:.y
Par eLCapitir'li Fragata R. Smith

Cada afto ingresan en el escalaf6n unos 200 oficiales
-como guardias, marinas graduater midshipmen) y a]fereces
(ensignes). En pocos aftos habr& unos 1000 (dos classes de
midshipmen y tres de alf6reces).
El grado de teniente de fragata (It. junior grade) estA
por otro lado vacio. Pareceria razonable ascender por ley
en conijunto las dos promociones mas antiguas de alf6rez,
trees afios despu6s de su graduaci6n de la Academia Naval en
vez de tres afibs despnu6s de su graduaci6n final, como actual-
mente.
No hay dificultades actualmente con los tenientes de
fragata y de navio (It. commander). Los oficiales llegan
.al iltimo grado 12 afnos despu6s de su graduaci6n, lo que
es bastante temprano. La promoci6n al grado de coman-
-dante se efectua 4uizAs demasiado tarde, la de capitan de









REVISTA DE PUBI.ICAOIONES NAVALES


navio much mas y de almirante s6lo un anio 6 dos antes
del retire. Si se adopta alguna media para reducir a
55 anos la edad de promoci6n a official general (flag rank)
habria que escalonar en consecuencia las de 'los capitanes
de fragata y de navio.
Hay pui6s dos errors evidentes que enmendar: distribuir
los oficiales subalternos al pie de el escalaf6n y promover
mas temprano a los grades de oficiales almirante. Ningu-
na de las medidas present dificultad.
La lentitud de promoci6n en los grades superiores es
inherente A todo sistema de ascensos paso d paso 6 por
antigiiedad.. Pi efeco la experience enseoa que las per-
didas en todas las parties del escalaf6n son de un 30-0 /o
annual mks 6 menos. Si 22 anos es la edad de graduaci6.n
y 62 la de retire, tendremos ent6nces 40 arios de servi-
cio. Una promoci6n de 100 miembros perderA al cabo de
sus 40 afios y a raz6n de 3 01/0 annual 70 miembros quedan-
do 30. Si no se admite mA-' que 30 almirantes, todos ellos
estaran ent6nces en la misma gerarqnia y todos en el
iltimo afio de su servicio. Como consecuencia tambi6n
serAn viejos los capitanes de navio y de fragata. Esto es
lo que sucede actualmente siendo inherente al sistema 6
inevitable con 6ste.
Todas las marinas lo han reconocido y adoptado para
remediarlo 'uno de dos sistemas seleccidn 6 eliminaci6n.
El primero es el empleado en Inglaterra, Francia y
Jap6n; el segundo en Alemania y parcialmente tambi6n
en Inglaterra.
Los dos m6todos estan ilustrados en las figures 1 y 2
siendo facil ver la diferencia esencial entire ambos.
La edad promedia do graduaci6n es 22 afics. Las pro-
mociones en -fig. 1 son por selecci6n, en fig. 2 por an-
tigiiedad. La selecci6n para ser afectiva debe combinarse
con una edad de retiro. Asi en "fig. 1 tudos los tenientes
de fragata no elegidos a los 40 afos se retiran, los de
naviu A los 45, los capitanes de fragata a los 50 y los de









D1FICULTADES RELATIVES AL PERSONAL 3

navio los 55. Por lo tanto ningdn contralmirante pue-
de tener mas de 55 afios al ser promovido y el mis joven
puede tener 45 aftos. Los capitanes de navio pueden te-
ner de 36 a 55 aflos, los de fragata de 30 50 y asi
sucesivamente. Hay pu6s un Amplio mbrgen de edades
en cada rango.
Nyot"


Eaes med,.,s


En fig. 2 la eliminaci6n comienza en el grado de tenien-
te de navio. En este grado y en los siguientes habra
ordinariamente un exceso de plazas debido 4 la promoci6n
por antigiedad de las del grado inferior. Cada afio se
suprime este exceso por un process de eliminaci6n (selection
out). La promoci6n por antigiiedad hace que todos los
oficiales alcancen sus grados A una edad razonable.
Los arguments en pro y en contra son brevemente:
La selecci6n es mas anAloga las condiciones de la vida
civil, es un estimulo y lleva la cumbre hombres capaces
mientras son todavia j6venes. Su ventaja es que los oficia-








4 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

les mas antiguos en cada grado yen que ya no adelantar6n
y se desaniman, lo cual es un contrapeso de la mayor
eficacia de los j6venes del mismo grado. El resultado es
que no hay provecho en conjunto. Se theme siempre
qne los favoritismos influyan demasiado en las selecciones.
La eliminaci6n tiene ]a ventaja, ademAs de la adapta-
ci6n mas complete de ]a edad y experiencia al rango y a
las funciones, de que al proceso de elecci6n de los menos
eficientes para eliminaci6n (selection out) eleva el conjunto
de los que quedan no produciendo desalientos en el ser-
vicio active. Queda tambi6n cierto margen aun para la
selecci6n, A saber la del comandos y servicios. Todos los
oficiales de un grado son aptos para las funciones del
grado, pero para un servicio especial debe elegirse el official
mAs adecuado. En la eliminacidn, todos los que permanecen
en la lista active conservan aun su antigiedad primitive
y cada uno de ellos tiene sus posibilidades de llegar arriba.
Este metodo es por lo tanto el mas adecuado para el
servicio.
Se podria suponer que cualquiera de los m6todos men-
cionados al aumentar la lista de retirados aumentaria
tambi6n los gastos. Esto no sucede sin embargo. Con el pre-
sente sistema casi todos los oficiales se retiran como con-
tralmirantes antiguos (senior rear admirals) con el maximo
de sueldo que continian recibiendo durante su vida (unos 13
afilos en promedio). Con cualquiera de los otros dos m6todos
habria pocos retiros con los s.ueldos mayores pero un ni-
mero mayor de sueldos menores sin aumento do gastos
para la lista de retirados.
Con el m6todo propuesto en Septiembre 1906 (N I Pro-
cedings) el costo de la lista de retire queda aun dismi-
nuido.
Los m6todos adoptados en otras naciones son bremente
los siguientes.
Inglaterra.-La promoci6n en los grades inferibres es
completamente por selecci6n. A los grades de capitan de








DIFIOULTADES RELATIVES Al, PICISONAL


navio, contralmirante, vicealmirante y almirante es por
antigfiedad, pero nuevamente por selecci6n para el de aimi-
rante de la flota.
Las edades de retire son 70 para los almirantes de flota,
65 para los almirantes y vice, 60 para los contralmirantes,
55 y 50 para los capitanes de navio y fragata, 45 para
los tenientes y 40 pira los subtenientes. Hay tambi6n
cierta eliminaci6n 'puies 'un official que no es empleado
durante 3 6 3 1/ afis, sgun'.el grado,: debe obligatoria-
mente pedir su retire. -
Francia.-Selecci6n y antigiuedad combinados: 2/s de las
promociones de alf6reces son- por antigiiedad y /. por
elecci6n; la de teniente ]/2 por cada sistema- en los grades
siguiente todo por selecci6n. Las edades de retire son:
Vicealmirantes 65, contralmirantes 62, capitanes de navio
60, de fragata 58, tenientes 53.
Alemania.-Antigiiedad con eliminaci6n de'los ineptos 6
de aquellos cuyos servicios ya no son requeridos.
Jap6n.-Selecci6n exclusivamente. Sin embargo en el
grado de capitin de navio ella sigue casi exactamente el
orden de antigtiedad. Antes de ese grado ella es muy libre.
Edades de retire: almirantes 68, vice 65, contralmirantes
58, capitan de navio 53, de fragata 48, teniente de navfo
45, de fragata 43, alf6reces de navio (junior Its) y de fra-
gata 38.
Para hallar el sistema que debemos emplear nosotros
(E. U) estudiemos graficamente la situaci6n actual del per-
sonal (fig. 3).
La linea punteada es la convenient analoga a las figu-
ras 1 y 2.
A la derecha se yen los rests del personal antiguo.
Despu6s sigue una concavidad (clases-graduadas 1880 6 1904)
debida a la ley del 82 cerrando el escalaf6n. Por filtimo
a la izquierda las nuevas promociones duplicadas, decreta-
das per ley 1903 para corregir los efectos de la del 1882.
Como se v6 es facil nivelar la depresi6n y dentro de unos








REVISTA DE PUBLICAUIONESS NAVALES


10 6 12 afios, cuando la concavidad llegue al extremo de
las edades, la promoci6n funcionarA satisfactoria y nor-
malmente.
El problema por lo tanto consiste en saber cuantos al-
mirantes deben ser promovidos durante los 10 6 12 afos
venideros, de modo prestar servicios en este grado du-
rante un tiempo razonable antes de alcanzar la edad de
retiro. Si no se quiere dejar las cosas como estan no hay
mAs que uno de los procedimientos; selecci6n 6 eliminaci6n.







AV
'ez! -iiiitd
io df fc2de{







I!iaes at reuirlfa i~lde 60Ca ti'ta. Est/er,//to o
10 ~ 17 devnaa arriq euc adas era l sseil
O*' S % .. '9 S,, So ~oS
$ ,~e scd4j






Prom eioiess e** ,

El de selection, consistir en disminuir gradualmente (una
vez seleecionados los almirantes de entire los capitanes de
navio), p. ejm. 1 afno cada ano, la .edad de retiro de los
capitanes, hasta redueir0a de 60 a 55. Este m.todo con
las desventajas arriba enunciadas sera el mas sencillo.
El de eliminacion consistira en promoter cada amno ca-

pitanes de navio de dos fechas (de promoci6n) hasta lle-
garse A la fecha correspondiente A 55 afios. Se produciria
entoncos un exceso de almirantes y cada afo se lo elimi-
naria por elecci6n de los menos Atiles entire toda la lista







DIFIC1ULTADES RELATIVES AL PERSONAL


de almnirantes. Bastarian unos 6 alos pues los actuales
capitanes .de navio de 53 .a 60 aros y una mitad tienen
mas de 55.
So retirarian gran hnmero de almirantes y oapitanes. No
habria dificultad financiera sin6 una ganancia. Cada capi-
tan que se retirase como coitralmirante modern (junior
rear-adm.) economisaria al gobierno unos 20.000 $ pues
actualmente casi fodos ellos, se retiran como contralmi-
rante. anftiguos y con el maximum de sueldo.
UiJn expediente de resultaios inmediatos seria quizas una
ley autorizando A los capiaines de navio de 55 afios 6 mr6s
retirarse voluntariamente A. discreci6n del Presidente como
cbntralmirante modern, pues con la presrite ley mu-
chos tendrian que retirarse dentro de p6co tiempo como
comodoros es .decir con menos sueld6.
Tambi6n es necesario arreglar' convenientemente la pro-
porci6n de oficiales en cada grado que ha quiedado conm-
pletamenoe altea.da por los sucesivos auieiitos en el total
de plazas que no han sido acompaaadas pIor correspon-
diente arreglo de proporciones.
El remedio evidence es distribuir los grades en pro-
porci6n al conjinto. Lo mas co ivehiente, partir de
capitAn de navio, seria:

CapitAn de navio 5 /o'
de fragata (6 0o
Teniente de navio 16 0/o
S de fragata 40 0/o
yen los restantes grades 33 0/0 A. condici6n de que los
alfeieces fuesen promovibles A teniente modern (junior
grade) 3 aios despu6s de completar sus 4 arios de studio
en ia Academia Naval, y que ademAs no se redusca el ni-
mero. de ninguno cde.los actuales grados.I
En la actualidad no se. proporcionan las admisiones A la
Academia Naval con 3as necesidades del servicio. La pre-
sente ley, por la que entra .un doublee ndmero cada afo








REVISTA DE PUBLIOAOIONES NAVALES


expira en 1913, debiendo quedar para esa fecha el -perso-
nal total proporcionado al servicio. El nfimero de.ingresosw
despu6s deberia evidentemente ser capaz de mantener las-
proporciones.
El total de oficiales necesarios para una flota dada pue-
de obtenerse facilmente. Oqnsideiando nuestras propias..
hecesidades asi como la prActica de las demis armadas,.
asi como un cierto ndmero de computes oficiales hechos.
en diversas fechas parece ser una proporci6n reasonablee y
convenient la de 3 oficiales para cada 1000 toneladas,.inclu-
yendo (esto no debe perderse de vista) todo el personal
ya sea en servicio, ya en la Academia (Cadcet*s miskispmen
no graduados) asi como por otra parte tndq la flota en,
servicio 6 autorizada por el Congreso, cualqgiera que sea.
su carbcter.
La inclusion do los cadetes en el total,"tiene la ventaja.
de darnos facilmente el nimero de becas conveniente-
para cada afio.-Total de tonelaje multiplicado por rela-
ci6n entire personal y tonelaje, menos total de personal
existente.
El numero normal deberia ser un 7 0/o del personal totaL
Esto bastaria para dar mArgen a las bajas durante los es-
tudios y es el aconsejado por la pasada experiencia. A fin,
de evitar fluctuaciones excesivas convendria establecer li-
mites que no deberlan pasarse; por ejemplo siendo 7 ]a.
cifra normal, los limits convenientes serian 5 y 9.
Proponemos en definitive que:
1.0 Los alf6reces deben ser promovibles 4 alf6rez de
navio modern '(lieut junior grade) 3 aflos despuies de con-
cluir sus 4 afios de studios en Annapolis.
2. Los capitanes de navio de 56 aAos 6 mis podrin'
volutariamente retirarse como contralmirantes modernos, 4.
discreci6n del Presidente.
3. Se reduciri gradualmente hasta 655, Aios Ja edad de
los capitanes de navio. Se obtendra '6to disminuyendo
progresivamente la edad de retiro juntamente con la selec-








DIFICULTADES RIELATIVAb' AL PERSONAL 9

ci6n rango de almirante 6 por eliminaci6n progresiva-
unida con promoci6n por antigiiedad.
4. El personal total hasta contralmirante exclusive, in-
cluyendo guardiamarinas (graduated midsh) se distribuira-
en los diversps grades por O/% del total.
56.0 El personal ,total, inchiyenido cadets, mantendr' una.
relaci6n fija con el tonelaje de la flota (incluyendo buques.
autorizados) '.. i
6. Se creara un almirante por cada 600.000 tons.; un
vice-almirante por cada 200.000 y un contralmirante por-
40.000 tons.







REVISTA DR PUBLICACIONES NAVALES


CAUSAS DUE PUEDEN PAOUCIR LAS LLA, OE .RETORRO

EN LOS I8PAROS DE ARTILLERIA


(De Rivista Mat'ittima)

Los desastres que recientemente se han producido a bor-
-do del Georgia en la Marina de los Estados Unidos de
Norte America y del Kashima en la del Jap6n, han tenido
.su origen en la formaci6n de una llamarada en la culata
del caft6n apenas ha sido abierto el obturador despu6s de
un disparo con carga de p6lvora base de nitrocelulo-
sa; desastres que habiendo tenido ya precedencia en otros
anAlogamente verificados entire otras naves, han reclamado
ahora la atenci6n de los artilleros sobre la necesidad de
.estudiar la causa de este hecho y el modo de evitar que
61 se produzca.
El fen6meno no es nuevo: lo constataron por primera
vez los espaftoles, despues de algunos tiros con balistita
-con cafi6n de 254 mm. y el Coronel Mata lo describe en
.su tratado de balistica internal como una de las causes por
la cual, a su juicio, la p6lvora 6 base de nitrocelulosa gela-
tinada pura, tiene 6 manifiesta preferencia por aquella en
*cuya composici6n entra la nitroglicerina.
Much se ha estudiado y se ha pensado en impedir es-
ta llama de retorno (flash back) con aplicar al cafi6n, un
aparato especial que despues de cada disparo introduzca
en la camara un chorro de agua; pero el origen del fen6meno
permanence aun bastante obscure, sin embargo no carecerA
.de inter6s conocer aquello que sobre el asunto ha dicho el








CAUSAS QUE PUEDEN PRODUCER LAS LLAMAS DE RITORNO 11

Mayor Durn, de la artilleria de los Estados Unidos, en una
conferencia que tuvo lugar en el Naval War College y re-
.sumida por el Army and Navy Journal, del 7 de Septiem-
bre de 1907.
Segdn el mayor Durm, la catsa principal de la llama
de retorno, esta en la necesidad del empleo de una pe-
-quefa carga de transmisi6n de p6lvora negra (ceba), ]a
que para nuestro cafi6n modern de calibre mayor, alcanza
-ordinariamente, para cada carga de peso ImAximo de 760
gramos, teniendo para el cai6n americano de 12 pulgadas
un peso maximo de 14 lbs. Se trata en este caso de un
peso mAs 6 wenos important de p6lvora negra, la cual
-deja despu6s de cada disparo, una cierta cantidad de resi-
-duo s6lido, formado en su mayor parte de sulfato de po-
tasio de apariencia y consistencia viscosa, que se adhiere
tenazmente a las paredes de la recamara y del Anima en
.general.
Este residuo conserve una temperature elevada, pudiendo
.aumentar y aumenta, cuando se pone en contact con
granos de p6lvora negra y tambi6n con p6lvora sin humo;
-ahora,, si vemos despues del disparo adherirse A la recA-
mara del cafl6n una especie de gl6bulos rojos, 6stos deter-
minaran un incendio que, como veremos en seguida, pro-
-duce la llama de retom-no.
Se nota que la p6lvora a base de nitrocelulosa no pro-
-duce durante su combustion, una cantidad de oxigeno su-
ficiente para quemar todo .el 6xido de carbon (0 0) que
se desarrolla en cantidad considerable, sino que una cierta
cantidad de este gas, permanece en la recAmara 6 en el
anima, mezcland9se con el aire que penetra velozmente en
el interior del cafioa, cuando abriendo el obturador, se
-establece el tiraje, formandose una mezcla detonante, pa.
recida a aquella -que se produce en .un ambiente cerrado
-en el cual se hace pasar una corriente de gas ilumi-
nante.
Pero como en este caso la detonaci6n no confirmaria








12 REVISTA DE PUBLICACIOi ES SA VALES

nada, entraria on el am1biente con una llama encendida.
(ardiente), no prodwci6ndose la combinaci6n quimica del
gas, asi en la recAmara del caift6n no se produciria ]a lamar
Sde retorno, si el residuo de la p6lvora negra no propor-
cionara un element necesario.
Es possible que alii puedan contribuir residuos en igni-.
ci6n del saquete 6 envpltura de la c'iga quedado en el'
anima, pero la teoria que ]a infamaclo6n de la mescia del'
gas sea debida a a' peosBe preseh'cia en el arniia de gra-
nos de p6lvora ein comb6ustion, debe' excluirse abs6luita-
mente; puesto que el grano parcialmente en combustion 6&
es expulsado del anima 6 se consume dentro de ella en
un tiempo de' duraci6n inferior A aquel Ique se necesita.
para abrir el cierre u obturador.
Algunos han formado la hip6tesis que a lo largo del
Anima podria quedarse algdn grano de p6lvora parcial-
mente incombustible y .apagado, el cual, trasportado a la.
recimara por Ia corriente de aire direct de la boca A la
culata, habria podido encenderse de nuevo y terminar er
incendio por ]a llama de retomno; rigurosas experiencias hair
demostrado que, ain en las condiciones menos favorables.
la temperature de la recamara es veinte veces mayor que
aquella necesaria para encender un grano de p61vora negra,.
la cual es mas facil de encender que la p6lvora sin humo-
Parpce que, como no puede ponerse en duda, d6bese-
atribuir la llama de retorno, a la presencia de los residues de
p6lvora negra, los cuales tienen 6 pos6en la temperature.
suficiente y necesaria para hacer detonar la mescia de aire,
y oxido de carbon, formada en la recamara y en el ani--
ma del caiflon.
Esto establecido, 4qu6 debe hacerse? La repuesta mas.
clara a esta pregunta, parece ser la siguiente: estudiar y
rpbuscar una sustancia explosive la cual puede servir como.
ceba en lugar de la p6lvora negra y sin presentar los in-
convenientes de esta.
He ahi, el motive para career que la p6lvora negra pues-








OAUSAS QUE PUEDEN PRODUOIR LAS LLAMAS DE RETORNO 13

ta en contact con ]a p6lvora sin humo y especialmente
-con aquellas en cuya composici6n entra la nitroglicerina,
,ejerce sobre ellos un efecto delet6reo determinante de la
-descomposici6n; mientras es cierto, como lo han demostra-
do las experiencias del general Goussot; que la presencia
de la ceba cambia en detonaci6n la deflagraci6n expontA-
nea de la p6lvora sin humo.
Pareceria ent6nces convenient que los studios de ar-
tilleria fueran dirigidos:
1.0 A encontrar una sustancia explosive capaz de susti-
-tuir la p6lvora negra en la confecci6n de la ella;
2. A, confeccionar las cargas de manera de poderlas
conservar en dep6sito separadamente de ]a ceba, ]a cual
-deberia ser puesta solamente en el iltimo moment, al
cargar el cafl6n.
Este iltimo problema, especialmente para las cargas de
median y pequeno calibre, no se present fAcil, pero no
sera impossible.








REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


MARCAS DISTINTIVAS EN LOS GA.ONES


SU0 OBJ -E r TO


(De Revista de Marina,

Ouando se recibe el'material de artilleria ya sea para,
su uso en tierra 6 A bordo, debe tener ciertas marcas
indispensables hasta cierto punto y cuyo empleo paso A
describir mas adelante. Es natural que si dicho material
reune estas condiciones, los oficiales encargados de ]a arti-
lleria traten que esas marcas &e conserven. El presente-
articulo que no encierra nada de nuevo, tiene sin embargo
el prop6sito de tratar sobre algo que acontece en nuestra.
artilleriK y si realmente sucede, culpa de ellos es el mal
tan comfin entire nosotros, la apaiien, ia exterior, el primer
golpe de vista si se traduce la palabra; estoy convencido
que esto desaparecerA muy en breve y en la artilleria se
aplicarA todo lo que tienda esencialmente su eficacia.
Todo cafi6n entregad.o por !u constructor deberi tener
las marcas siguientes:
I-Tipo 6 marca del caf6n.
II-Ndmero del caf6n.
Ill-Fecha de construcci6n.
IV-Peso del caf6n.
V-Calibre expresado en pulgadas 6 milimetros.
VI-Una letra N 6 L.
VII-Una letra P.
VIII-Monograma de la naci6n.








MARCAS DISTINTIVAS KN LOS CANONES 15

El tipo 6 marca del canin, es colocado generalmente-
en nimeros romanos y se le da i los caiones que han
experimentados cambios esenciales en su construcci6n; asi
por ejemplo, los caftones de 152 mm. del Esmeralda cons-
tituyen una marca diferente de los de 152 mm. liegados
en 19Q2 que son de 45 cal.
El n#mero del canon, se da principalmente para conocer
las pequefas diferencias que existen muchas veces en los
cafones de un mismo tipo; de tal modo que aunque la.
artilleria del Esmeralda por ejemplo es de un mismo tipo,
sus cafones pueden tener pequehas variaciones y natural-
mente al hacer un pedido a Europa para un cierto can6n
habra que decir su nimero.
La fecha de construcci6n, para conocer A que afo perte-
nece el tipo del cani6n.
El pe.so, es itil para las faenas; debe exijirse que todos-
los cafiones de 9'2 para abajo que se pesen uno a uno; el
peso de los de mayor calibre se saca por cAlculo, tomando.
como base el primer cafion fabricado de esa marca.
El calibre, se expresa en pulgadas 6 milimetros.
Una letra N, significa que el caf6n es construido para
el servicio naval, (L, para los de tierra).
Una letra P, se coloca solamente A los cafiones que han
pasado las pruebas balisticas.
Monograma de la naci6n, se estampa por lo general sobre-
una letra P y cuando ha sido aceptado por la Comi.i6n-
naval.
Dado el caso que los cafiones tengan muf6n, las siguien-
tes marcas deben colocarse en el de la derecha; calibrer,
peso y niumero; en el de la izquierda, las iniciales del fa-
bricante el tipo del cafi6n y el aio de construction.
Adem.s de lo enumerado, la artilleria debe tener en el.
plano de culata las siguientes marcas:
Lineas horizontales, a ambos lados del alojamiento del
cierre.
Lines verticales, a ambos lados del alojamiento del cierre-








REVISTA DE PUBLICATIONS NAVALES


Linea vertical inclinada en el canto alto del refuerzo 6
:anillo exterior (muchos caflones llevan esta linea trazada
en el cierre.)






18 9 6N0 482.


Fig. 1 Fig. 2

NtImero del tubo del cafid6n.
Nimero de la pieza en que va alojado el cierre.
Nitmero del cierre.
En la boca del cafl6n se estampan lineas horizontales y
wverticales.
Las lines horizontales y verticales son para determininar
-de un modo precise el centro del caf6n; su importancia


Fig. 8


-tanto cuando se apunta para determinar el salto, como
,para cuando se rectifican las alzas, es muy grande.
La rectificaci6n de las alzas, se hace colocando un ante-
.ojo en la posici6n central de dichas lines y dos reticulos







MARCAS DISTINTIVAS EN LOS CARONKS


-en la linea de la boca; por medio de estas cuatro lines
.:se fija el centro del caf6n; las alzas por su parte van pro-
vistas de dos pequeios cilindros (b) los cuales abrazan el
marco de las alzas de barra y tambor, quedando compri-
midas por los tornillos (n), los cilindros (b) son susceptible
-de moverse hacia fuera 6 dentro por medio de los tornillos
(a) al exterior; sacando una de las bocinas; (b) mis 6 menos
,afuera, se rectifica el paralelismo con el piano vertical.
La rectiflcaci6n con el piano horizontal se hace por me-
'dio de las excentricas (c), (rara vez hay una exc6ntrica);
colocando una Have en los chaflanes (e), bajara 6 subirA
Ja bocina (b) hasta que se efectdie el paralelismo horizon-
tal. Los montages de las exc6ntxricas cuando llegan la
fabrica tienen trazada una pequefila linea (d) que significa
posici6n correct; pero los golpes, desmonte, etc., la hacen
variar si no se tiene cuidado. Varios cafones llegados A
la S. A. de G. tenian una variaci6n enorme en el para-
lelismo del alza y eje del cafl6n, si esto no se rectifica
- el cani6n es muy deficiente en su punteria puede llegar &
-scr p6simo; su eficiencia se habra disminuido en gran
parte; es un gravisimo error mover las bocinas (b) 6 ex-
-centrica; esto trae por consecuencia la inutilidad del alza
para hacer la punteria.
La linea vertical inclinada, colocada en el canto de arriba,
-es la que da la inclinaci6n del brazo en que va colocada
-el alza con respect al piano vertical; esta inclinaci6n es
la que corresponde al bngulo de deriva media (variable de
.30' A 2 30') segdn el rayado y cail6n.
Insisto en la importancia de esta linea que en uni6n con
las anteriores son hechas especialmente, para angular los
Serrores en los aparatos de punteria; un golpe cualquiera en
.el brazo en quo va el alza de barra y tambor, hara cam-
biar el 6ngulo y el medio para rectificarlo es poseer un ori-
gen como punto de partida; de aqui el valor de dichas
marcas borradas por el esmeril en muchos de nuestros ca-
fAones.


17 .








REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


Es impossible culpar de mala punteria un apuntador a-.
quien si le dan malos medios para hacer impacts y en:
vez de que la practica de punteria sea un refinamiento del
ojo del apuntador, contribute si se hace en las condicio--
nes enumeradas mas arriba, a disipar la exactitud en su
punteria que. adquiri6 en otros buques.


Fig. 4


El ntmero del tubo y de la pieza del cierre, se colocan,
para saber el material de que estin fabricados, de modo.
que al retubar el cafi6n quede con un acero de las mismas
propiedades.
El montaje, debe tener nimero y aquellas piezas como
ser: pedestal, cuna, etc., tendran estampado el peso.
Cada pieza de los accesorios debera tener su nfimero%
esto contribute A la facilidad para hacer los pedidos a las.







MARCAS DISTINTIVAS .EN LOS QARONES


casas extranjeras, donde se dejan estampados en sus dibu-
jos dichos niimeros.
Todas las piezas susceptibles de colocarse por ambas ca-
ras, no deben tener marca alguna, por ejemplo: los discos
de los platillos de fricci6n en los mecanismos de ronzar;
las piezas que tienen colocaci6n, por una sola cara (por la
opuesta no dalzai 'bidi)' se &aroarah con uh punito 6 circulo
que quede al exterior, por ejemplr: el dado del carro en el
cierre para el mecanismo de virar el tornillo de culata.
Las piezas que pueden colocarse en una sola posici6n ten-
dran una raya que abarque la parte movible y la fija, por
ejemplo: algunos de los pinzotes de los caflones de 76 cm. que
entran en su ppsici6n, en u,n solo punto de la circunferencia.
Seria una ayuda miitua, ademo s de presentar ventaja
tanto en la recorrida como en la inspecci6n del .material,
que todos estos pequefios .detalles fueran observados, con-
tribuyendo asi en parte a que el material conserve su ver-
dadero valor.








20 RHVISTA DE PlJ1LIOAOIONES NAVALICS


TRASPORTE ODE SUBMARINES



(De The Naval and Military Record)

El sefior W. J. Baxter, Constructor Naval de la Marina
Norte Americana, recientemente ley6, un folleto, ante la
Sociedad Naval de Arquitectos 6 Ingenieros, de Nueva
York.
bicdho 'folleto trataba del cTrasporte de los submarines,.
El sefior Baxter dijo que el trasporte por mar, de los
submarines, ya fueran completos, con cascos y mAquinas,
6 en secciones, habia sido muy discutido, y que se habian
propuesto muchos procedimientos nuevos para resolver el
problema. Las siguientes breves notas described una solu-
ci6n econ6mica sencilla y segura, que ha sido llevada A
]a prActica, ha tenido 6xito, y que puede ser variada para
adaptarse A las diversas condiciones locales.
Habiendo sido necesario trasportar dos submarines, de
eslora maxima 64' 9' de diametro (fuera del casco, y den-
tro de las quillas laterales) 11' 10, se resolvi6 enviarlos
desde el Arsenal de Nueva York, hasta un puerto dis-
tante, en un carbonero, (eslora maxima 322 pies, manga
maxima 43' puntal 23' 1 s/4, calado con carga normal
19' 17' '/2) y echarlos al agua desde la cubierta del carbo-
nero en el puerto de su destiny despu6s de lo cual el car-
bonero debia quedar lista para prestar inmediatamente su
sorvicio ordinario.
Se resolvieron satisfactoriamente los calculos necesarios
de estabilidad, para determinar; 1.0 las condiciones de es-







TRASPORTE DE SUBMARINES

tabilidad, cuando el carbonero se hallaba debidamente car.
gado con un gran cargaraento, y con los submarines 6
bordo; 2. los distintos cambios en el lastre de agna que
deberian efectuarse, durante el viaje, para compensar los
cambios en estiva y calado, producidos por el consumo de
carbon & fin de asegurar con cualquier tiempo, una con-
veniente estiva y una amplia estabilidad; y 3. la provision
de refuerzos locales adicionales adecuados para evitar ven-
cimiento 6 debilitamiento del casco 6 del submarine 6 im-
pedir que se produjeran p6rdidas por las costuras, rema-
ches etc
Se procedi6 enseguida 6 confeccionar los pianos difini-
tivos pero antes de terminarlos se construy6 un modelo
de submarine en escala de /4 de pulgada, dAndosele una
altura metac6ntrica correspondiente A la del submarine en
el moment de efectuarse su lanzamientos, tambi6n se
ensayaron cunas de various modelss, el modelo fud prime-
ramente lanzado dentro de una bafladera comt'in; pero, este
experiment result inutil, debido 6. la agitaci6n producida
en el agua, en un recipient de tan pequefias dimensions.
Se construy6 ent6nces un tanque de madera, de tamaflo
convenient para impedir esta acci6n de ondas reflejadas
y se lanz6 el modelo en varias condiciones distintas de
estiva y escora del carbonero, y, por iltimo, imitando el
cambio gradual en el declive del varadero quo se produ-
ciria por traslaci6n de los pesos en el period del lanza-
miento.
Habiendo estos experiments, comprobado plenamente
la exactitud de los cblculos, se prepararon plans para colo-
car 6, dos de estos submarines en las bandas de babor y
estribor, respectivamente, de la bodega de popa del car-
bonero, quedando sus secciones maestras, aproximadamente
por el trav6s del palo mayor, sus ejes, directamente sobre
las brazolas exteriores de las escotillas de carga y pa-
ralelamente al fondo de la quilla.
El varadero y los aparatos de lanzamiento, eran, prActi-








22 REVISTA "IE PUBLICACIONES NAVALES

camente, iguales los que se emplean para los lanzamien-
tos de costado, con esta diferencia: que se emplearon
cuatro' cunas y varaderos, dos en cada 'extremidad, estando
cada par ligado de tal modo, que obraba como una angui-
la y entire ellbs colocar6nse tries caIzos' de apoyo, por
encima de los' mamparos y baos.' Por consiguiente todo
el peso de cada submarine descansaba sobre cuatro pesa-
das cunas y tres s6lidos calzos, estando las cunas dispues-
tas de manera que se repartiesen proporcionalmente el peso.
Los tres calzos de apoyo, dispuestos de manera, que en
el moment del lanzamiento se los pudiese acufiar para
soportar todo el peso, y permitir el retire de las cunas a
fin de 'lubricar los varaderos.' Las cunas tenian que ser
desptiu6s puestas' de nuevo en su lugar, desmontAndose en-
tonces los calzos, dejando que todo el peso del submarine
descansase sobre sus dos cunas'anguilas quedando asi listo
para deslizarse, al cortar una retenida en el moment pro-
picio.
SLos baos de- cubierta fueron apuntalados y se colocaron
calzos de cufro entreh los dos submarines a proa y popa
del'palo mayor, dispuestos de modo que se los pudiera
tezar mediante tornillos longitudinales.
Se coloc6 un cierto nijinero de puntales, para impedir
todo mbvimiento en el sentido de proa a popa. Ademas,
se emplearon fuertes tuercas -de cabo de" alambre, provis-
tos de fuertes torniquetes, para asegurarlos a la cubierta,
y entire si y para impedir movimientos longitudinales re-
sultando que cada submarino hallabase perfectamente ase-
gurado por calzos puntales y de 'tuercas, evitAndose toda
teridencia de salir de su lugar,. cuando el carbonero se
hallara en una mar agitada. :
Los' puntales y cuftas podian -tezarse con cufas adicio-
hales y -las trihcas con sus t6rniqiites, de tal modo que
el patr6n del carbonero pudiese corregir facilmente cual-
quier tendencia de los submarines a movers. Personalmen-
"re creo que el carbonero podra- describir un' vuelco de








TRASPORTE -Da1) SUBMARINES 23

:360 sin producer el minimo desplazamiento de los sub-
-marinos.
Los terminales exteriores de las anguilas, eran portAtiles.
Estas no fueron colocados en sus sitios, hasta el moment
-de efectuarse el lanzamiento retir6,ndose moments antes
las p'nchlas del'.ostado dot: bque para facilitar la ope-
raoi6n.
Se abrieron en el casco un cierto nimero imbornales
suplementarios de manera que. pudiera evacuarse facilmen-
te el agua que inunda la cubierta.
Los submarines fueron acondicionados para el viaje,
-extray6ndoseles todos los objetos portAtiles, acumuladores,
timones,' etc., las maquinas fueron apuntaladas de manera
-que- no se .movieron durante el viaje, no se extrajeron A
-las h6lices. Una vez listo el carbonero los submarines fue-
zron izados -fuera del agua, por una gran grda flotante y
-arriados dentro de sus cunab.
Esta operaci6n dur6 tres -horas y se efectu6 coa todo
,6xito..,
En seguida se procedi6 a apuntalar, acufiar y trincar.
A. su debido tiempo, lleg6 su destine el carbonero con
-su cargamento de submarines, y ambos submarines fueron
.botados al agua, de la manera preestablecida. y. sin que se
.-tropezase con el menor incony.eniente. ..








%4 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


TRASPORTE DE SUMARINOS PARA EL JAPON


(De SeieniJic American)

La casa inglesa Vickers recibi6 del Jap6n a fines de-
1906, encargo de construir y remitir al Jap6n 2 subma-
rinos de 314 tons., 136 pies de eslora por 13'6" de manga.
y 12' de altura, 600 H P y 13 nudos en la superficie y
180 H P y 8 nudos debajo del agua, dos tubos de lanza-
mientos de 18' y carbon para un radio de acci6n de 1.500,
millas.
Para el transport la casa Vickers resolvi6 construir un
buque especial: el Transporter, que acaba de salir para.
Oriente, llevando en su bodega a los dos submarines.
Este transport mide 225' de eslora, tiene un castillete-
muy corto y las mbquinas instaladas lo mas atrbs posible-
de modo A dear espacio en el centro. Entre el mamparo-
del castillo y el de la miquina se extiende una espaciosa
bodega, cuyos baos son de quita y pon de modo a poder
cargar un objeto casi de las dimensions totales de la bo-
dega. Para compensar el consiguiente debilitamiento en ]a
estructura del casco el nimero y resistencia de estos baos-
es muy grande.
Para cargar los submarines se meti6 en dique seco al
transporter, se le sac6 la amurada de babor, brazolas.
de escotilla y parte de la cubierta de acero. Se admiti6
luego agua en el dique hasta.anegar el Transporter y se hizo.
entrar uno de los submarines colocandoselo en posici6n
convenient sobre el caizo preparado a estribor por me-
dio de buzos. A1 vaciarse el dique descans6 el submarine.








TRASPORTE DE SUBMARINES PARA EL JAP6N 25

en los calzos y fu6 asegurado, repiti6ndose despu6s las-
mismas operaciones para el 2. submarine que se coloc6 a
babor. Se repusieron entonces baos, cubierta y amuradas,
y el Transporter, terminados .sus demis preparativos, parti&
para el. Extremo Oriente.
A sa llegada el Jap6n poseer. 10 submarines, de los-
cuales 2 (de 85 tons.), construidos en arsenales japoneses-
Estos construyen actualmente otros 7 submarines.








-2 REVISTA D1 PUBLICACIONES NAVALES


EXPERIENCIAS OE. TIRO Y TORPEDOS CONTRA EL "FLORIDA"


(De Revue Marithnime y de Navy and Army Journal)

A continuaci6n del tiro ejecutado en Inglaterra contra
-el acorazado Hero, fu6 preparado en los E. U. el Monitor
4i dos torres Florida para experiencias de tiro efectuar
-con cafiones de 305 mm., de manera estudiar los efectos
de los proyectiles, sobre las torres, trasmisores de 6rde-
nes, etc.
Para esas experiencias a las cuales debia agregarse el
lanzamiento de torpedos contra el mismo buque, el Jefe
de la Oficina de Artilleria, contraalmirante Mason, habia
-establecido las siguientes disposiciones:
1. El objeto de estas experiencias es obtener por Ia
prActica, informaciones precisas sobre el efecto producido
por un proyectil de grueso calibre y de un torpedo sobre
una torre y sus instalaciones interiores como tambi6n so-
bre las demAs parties de la obra muerta del buque.
2. El Monitor Florida, baque relativamente modern,
fu6 elejido para estas experiencias, porque su construcci6n
interior se aproxima much 4 la de los buques de corn-
bate m6s recientes.
8.o Las experiencias serbn efectuadas en dos series;
primero las de artilleria, despu6s las de torpedos; ambas
:seran ejecutadas por las dos oficinas de construction de
artilleria que obrarbn de acuerdo.
4. Desde el Arkansas, gemelo del Florida, se tirara
-contra la torre de 6ste un proyectil de 305 mm., cargado
-con un potente explosive, con una velocidad inicial algo
inferior A la que es necesaria para perforar la coraza.







EXPERIfEWIAS DK TIRO Y TO'RPEDOS


I No se busca absolutamente atravesar -la coraza de la
-torre, y la experiencia no debe constituir en manera alguina
-sina lucha entire' la coxaza yel proyectil;- se trata' iinica-
mente de establecer el efecto de -choque contra la torre.
5. Despu6s de haber establecido el- resultado de esta
-experiencia, se haran various disparos eon cafiones de 160 mm.
y de 305- mm. del Arkansas, contra un, palo military insta-
lado especialmente con ese objeto a popa del Florida.
6. Por motives faciles de comprender no se tiene la
intenci6n-edo publicar los detalles del ensayo efectuado con
los torpedos; se hara saber inicamente que se lanzarAn
-sobre el Florida uno 6 dos torpedos bien ajuatados, en
-condiciones tales que la puesta a flote- Monitor, en caso
-de irse & pique- no present grandes dificultades.
No se tiene ]a intenci6n de destruir el buque ni de in-
fligirle averias de importancia. El; Florida, despu6s de
estas experiencias, debe ser reparado lo mAs pronto posi-
ble, de modo que pueda entrar nuevamente en servicio.
7:0 No tomarAn parte en la experiencia sin6 personas
-de caracter official y el resultado ser., -si asi se cree opor-
tuno, trasmitido a la prensa, despu6s -de haber recibido el
part, para la publicaci6n de 6ste.
I -El Florida fu6 remolcado hacia el ThimblyeLiglt Shoal,
ibahia Chesapeake acoderado cerca de Hampton Roads, en el
-centro de la linea que une el cabo Charles con el cabo
Henry, con una ancla A proa y otra A popa, en la direc-
.ci6n NO. El Arkansas tom6 posici6n cerca de 350 yards
(320 metros), al Oeste del Florida- y fonde6 alli, de- modo
.que los tiros dirigidos contra'el-Florida fuesen- mar afuera.
No se tienen detalles precisos, por falta de informaciones,
:acerca de la construcci6n del palo de experiencias de
una altura- de'-29.3 metros emplazado A- popa del Florida.
.Segdin un esquema aparececido en el cfferald y la breve
descripci6n que lo aoompafia, se puede inferior solamente
-que ese mastil era- formado por 48 tubo's de acero de 63
inm. de diametro en la base y 44 mm. en el extreme







28 RIEVISTA DO PUBLIC A CIONES NAVALES

superior; por el espacio central una escala conducia a la
plataforma superior. Gracias a este modo especial de cons-
trucci6n, el palo no seria destruido sino en el caso de que-
los proyectiles hubieran alcanzado todos los elements si-
tuados en un piano horizontal.
Este palo que pesaba 17 tons., ocupaba sobre la cubierta
principal un espacio de 9 ms. cuadrados y se adelgazaba hacia
la perilla, de modo que la secci6n en la parte superior no
era sino de 3,6 mns.; alli se encontraba una plataforma pa--
ra la observaci6n de los piques, sobre la que se habian
colocado, para hacer una experiencia, maniquies fijados con
hilos de hierro y provistos de aparatos para medir la pre--
si6n para que se pudiera medir el choque sufrido por la.
plataforma cuando el palo fuera alcanzado por un pro--
yectil.
Dos maniquies iguales habian sido instalados en el puen-
te de mando y sobre el techo de la torre, y otro sobre el.
piso, al costado de uno de los caflones de la torre.
. El ensayo fu6 ejecutado el 27 de Mayo, y, & pesar de.
las several prescripciones en presencia de various represen-
tantes de la prensa que pudieron, a iultima hora obtener-
autorizaci6n.
Se comenz6 hacia [las 9 de la maffana con un disparo-
de ensayo con granada lastrada de 306 mm. tirada contra.
un blanco de tela (de 16 X 3 pies) extendida sobre la
torre del Florida; este proyectil di6 en el blanco; despu6s.
se procedi6 las experiencias con una granada Dunnit de
305 mm. Se habia ante todo hecho bajar bajo el puente-
acorazado la parte de equipaje que, contrariamente & lo.
dispuesto en el caso del Hero habia quedado en el Flori-
da y que se componia del comandante un official y 20'-,
hlaombres. No se consider que el peligro fuese suficiente-
para exigir el abandon del buque. Sore el Arkanaas el
equipaje se puso tambi6n al abrigo detr6s de la coraza-
por hallarse los buques muy pr6ximos y temerse rebotes-
de los cascos dcle granada.








EXI'ERIENOIAS I)E TIRO Y TORPEDOS


En cuanto se puso la torre del Florida en la posici6n
-deseada, se tir6 del Arkansas un proyectil de 305 mm. car-
.gado con un explosive potente dunnita, que alcanz6 la
*coraza de la torre cerca de la tronera, fracturindola sin
-atravesarla y debilitando s6riamente la junta del blindaje
lateral. La plancha de coraza cedi6 y se desplaz6 y uno
-de los caftones simulados que reemplazaba la pieza regla-
mentaria do 12' de la torro fu6 bloqueado, sin embargo
los mecanismos de la torre como tambi6n los aparatos 6
instruments en ella instalados, en su mayor parte queda-
ron intactos 6 pesar de la violencia del choque.
La fuerza viva del proyectil parece haber sido comple-
tamente absorbida por el blindaje, pues la pantalla de tela
.dispuesta en el interior de la tronera no habia sufrido
perjuicio alguno, ningun casco habia penetrado pues por
las troneras, y el personal que se hubiese encontrado en
.el interior de la torre habria permanecido ileso. El iinico
habitante de la torre era un maniqui, provisto de resorts
hilos metAlicos, destinados A registrar los choques, coloca-
-do detrAs de la culata de uno de los falsos cafiones: 61 no
habia sido tocado.
Segdn las informaciones, la carga de explosive de la
granada no hizo explosion sino en parte, lo que se consi-
der6 como un defecto.
Se procedi6 en seguida al tiro contra el mistil; se tir6
con este objeto 100 granadas de ejercicio de 100 mm. y
al fin otra, tambi6n de ejercicio de 305 mm.; 6stas pro-
dujeron al palo en various puntos series averias; sin embar-
go no consiguieron derribarlo, A pesar de que se le habia
eolocado con una inclinaci6n de 10 y cargado con un
peso de 4 tons. arriba. Gracias su construcci6n especial,
descrita anteriormente, este mastil es sumamente resistento
y puede comparArselo con un cesto de mimbre que puede
aer atravesado por un centenar de agujeros sin disminuir
notablemente su resistencia ni modificar su forma exterior.
Ademis del maniqui, del que se ha hablado antes, otros








aU REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

dos habian sido colocados en la plataforma alta del palor
dos sobre el puente de proa y dos. en. ]a cima -de Ia torre-
Se not6 que.lcs maniquies de la. torre. no fueron dafadosr
A pesar de que Ia explosion de. ]a. granada que di6 en la.
torre, tuvo poder suficiente para destrozar la plancha aco-
razada de 11 pulg. de espesor.,.
Despu6s de los dos primeros tiros, una comisi6n se tras-
lad6 a bordo 6 inspeccion6 los cafiones de la torre; los volantes-
de punteria y los ascensores, funcionaban perfectamente, pero-
el alza de la pieza de estribor estaba rota y el mismo fal-
so cafi6n averiado. Se admiti6 que el rendimiento de la.
torre habia sido disminuido por dichas averias en la pro--
porci6n de un tercio.
El palo fu.6 igualmente examinado de cerca enseguida-
de los tiros: los tubos deteriorados se mantenian bien;, el
tubo acuistico, ain cuando parcialmente cortado, funcionaba.
afin, el aparato el6etrico del contralor de tiro estaba en
buen estado, A pesar de los pron6sticos de los peritos, quie-
nes decian que la explosion de una granada en las proxi-
midades de la instalaci6n electrica seria suficiente para des-
truirla completamente.
Sin embargo un cierto nimero de oficiales americanos-
estiman que los tiros de ensayo disparados contra el Flori-
da carecen de valor, porque uno de los proyectiles explo-
sives de gran carga disparado contra la torre no exploto
y que de haber explotado creen que hubiera bastado para.
demoler la torre.
Se piensa que se procedera A efectuar nuevos ensayos,.
En cuanto al palo military, se Admite generalmente que los-
resultados son concluyentes, .y que resisti6 muy bien.
Se dice que el acorazado Massachusetts debe recibir un,
mastil de esta clase.
El 10 de Junio se lanzaron contra el Florida torpedos
desde una embarcaci6n carbonera que habia sido fondeada-
A 120 mts. del Florida.
Para alcanzar de una manera precisa el costado en el







EXPERIENCIAS DE TIRO Y TORPEDOS 81

punto indicado entire el compartimento de calderas y los-
dinamos, el torpedo fu6 lanzado 6 lo ]argo de un cable con-
ductor. Tenia una velocidad alrededor de 28 millas y
alcanz6 al Florida debajo de la cintura acorazada, 2.4
ms. por debajo de la flotaci6n; hizo explosion con una de-
tonaci6n violenta, 'levantando una column de agua de.
25 mts. de:.bas'e vdiametro) y 70 de altura y produjo, uina
via de agua de 1.5 6, 2 metros, con hendiduras que se ex-
tendian 6. various metros. En las primeras informaciones se-
ha dicho que las averias. producidas por el torpedo se li--
mitaban al compartimento por 61 atacado; pero, segdn in-
formaciones posteriores, dos compartimentos mAs sufrie--
ron por la explosion. El agua penetr6 inmediatamente por-
]a via abierta y el buque asent6 con una lijera inclinaci6n
6 estribor. El torpedo Whitehead empleado para esta expe-
riencia tenfa una carga de cien kilos. de algod6n p6lvora.
Durante esta experiencia habia en el Florida, ademrs deL
comandante y de los 20. hombres nombrados, el director-
de construcciones de la marina de los Estados Unidos
contralmirante Oapps, el director de artilleria contralmi-
rante Mason. Las personas que se encontraban 6 bordo en
el moment de la explosion tuvieron la impresi6n de un
sacudimiento del suelo producido por un violent rayo. Se-
admite que el Florida, si hubiese sido tocado por un
torpedo de esa manera, durante el combat, habria con-
servado su flotabilidad, pero habria perdido al mismo tiem-
po parte de su velocidad 6 causa de su escora y aumento.
de calado.
Para tener una relaci6n segura de estas experiencias es-
necesario esperar la publicaci6n del informed official.







REVISTA DE PUBLICAOIONES NAVALES


EER0III08 DE OMB1E EN 1 RMRHE BIITINIGR


'(Del Scientifice American)

Este afo entran en vigencia en la armada britAnica mu-
-chas modificaciones importantes en las condiciones que
rigen los ejercicios de combat (battle practice). Su objeto
-es aproximarse cada vez mAs A las condiciones reales de
un combat naval. En primer lugar, el blanco que hasta
hoy se mantenia fondeado con boyas, sera remolcado este
-ano A 8 nudos; en segundo lugar, en vez de registrar los
impacts en conjunto, como se hacia antes, se anotarain
Scuidadosamente los hechos por los diversos tipos de cafo-
nes, dandose mayor coeficiente a los impacts con proyecti-
les pesados y disminuy6ndolo con el calibre de la pieza.
Esta reform era visiblemente necesaria pues es ridiculo
.avaluar un impact de granada 6" de 100 libias A la par
que una de 12' y 850 libras.
En tercer lugar se harAn entrar en acci6n ambos costa-
-dos en vez de uno solo como hasta ahora.
La introducci6n de estas nuevas condiciones ha reque-
rido la construcci6n de un nuevo blanco por no prestarse
el anterior para los remolques. El primer blanco de nuevo
tipo ha sido lanzado recientemente, (Nov. 1908) y es el
representado por la adjunta fotografia.
En su aspect general se asemeja al casco de un buque
con un gran tel6n rectangular encima. El casco es de acero
fuertemente lastrado con cemento, A fin de darle la esta-
-bilidad necesaria para remolque. Su largo total es de 140







EJFRCICIOS DE COMBATE EN LA ARMADA. BRITANICA 33

pies y su puntal, de la quilla a la cubierta, de 20 pies.
Sn manga es de 5 pies en casi todo el largo; pero desde
unos 25 pies de las extremidades hasta estas lleva unos
castillos levantados (el de proa con las lines de uni pequeifo
cafhonero) de 9 pies de manga.


*"S 4 '



.. .: ..' 4 ....
"" :~ ~ i -4--,


Una vez complete el blanco cala 20 pies y tiene 31 pies
,de superstructura. Sobre el enrejado rectangular de ti-
rantillos de 12' X 12' esta tendido un tel6n de lona de
90 pies de largo por 30 de alto, que forma el blanco. Sus
dimensiones son pues las mismas de los blancos emplea-
dos en los iltimos aros. El peso total es de 170 tons.; el
*costo de 2,500 $ oro y el tiempp exijido para su construc-
ci6n 6 semanas. Estos blancos se construyen y lanzan
-echados sobre un costado y se enderezan despu6s.
No carecerAn de interns algunas palabras sobre las con-
diciones generals en que se efectiian los ejercicios de







34 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

combat en la armada britinica. Inmediatamente antes;
del tiro el buque se dirije A un puefto abrigado -A fin de.
calibrar sus piezas, 6 sea de ajustar las alzas al desgaste-
del caf6n.'El Anima, especialmente en los cafones mayo-
res, sufre much erosion debido a los gases y al pasaje-
del proyectil, hasta tal punto que despu6s de 80 6 100'
disparos con un can6n de 12' es necesario retubarlo. Al
calibrar se apuntan los cantones sobre un alcanceconocido.
y se hace fuego, observandose los piques por oficiales es-
taoionados cerca del blanoo. Se toma el error promedio de-
un cierto mnimero de disparos y se alteran las alzas de'
modo a corregirlo.
El buque vA despu6s al sitio destinado al ejercicio de-
tiro con el Arbitro principal a- su bordo.
El official de derrota recibe un sobre conteniendo un
crequis de la ruta que debera seguirse, fijada por el Arbi-
tro 6 ignorada per todos, de modo que la tripulaci6n no-
sepa ni ]a distancia a que se rompera el fuego ni la banda
que lo iniciara. La distancia varia actualmente entire 5.000,
y 7.000 yards y al avanzar el buque en zig zag cada.
banda entra .alternativamente en "acci6n. El fuego dura
15 minutes. -,' -':- ,>.:-
Una vez concluid-o f. fuego los resultados son cuidado-
samente registrados per el arbitro que. los elev.a al Almi-
rantazgo. AliM son compilados mediate una formula con-
fidencial (manteni6ndose secretes los nilmeros de disparos-
6 impacts) y se publican los resultados come punto de-
m6rito. Se sabe que sin embargo que hay en promedio
un 35 A 40 0/o de impacts entire los diversos buques, dando
un 65 .0/0 los mejores.
Es imporftante no confundir estos ejercicios con los de
prueba de apuntadores, que se efectuia a 1.500 6 2.000-
yardas contra un blafico de 10 X 8 pies, y cuyos resul-
tados. se dan detalladamenfte a la publicidad. En estos se-
obtiene a menudo 80 /0o de impacts y es sabido que el
artillero Sparshott del Arrogant consigui6 hacer 11 impac--







EJIRCICIOS DE COMBAT EN LA ARMADA BRITANICA 35

tos de 11 tiros en un minuto con un caid6n de 6" y pro-
yectil de 100 libras.
Para terminar diremos que ]a energia desarrollada por
el Dreadnought con su andanada de 8 piezas de 12' es de
400.000 pies toneladas por andanada, lo suficiente para
levantar 20 Dreadnoughts a, un pie de altura. en el aire.
Hablando Altimamente en un banquet el Contralmirante
Sir Percy Scott, dijo que el Dreadnought podra lanzar
sus proyectiles m.s de 15 millas (26.400 yards) y que
la flecha de esta trayectoria seria de 16.500 pies pasando
2000 pies mAs arriba que el Pike's Peak de las montafias.
Rocallosas.







6 VISTAA DE PUpLICAOIOjE5 NAVALES


BASE PARA CONCURSOS EN LOS EJERCICIOS BE COMBAT


Extracto del g U. S. N. I. Proceedings


por el Capitin de Navio B. Fiske

Hay dos ventajas en hacer concursos de tiro. Una es
la emulaci6n y el consiguiente aumento de habilidad. La
otra Ia constituyen los datos recogidos acerca de lo que
puede dar el buque 6 el cafl6n y de los perfeccionamien-
tos que conviene introducir en el personal y el material.
Esto supone que las bases del concurso son correctas,
pues en caso contrario se original descontentos y las de-
ducciones hechas son err6neas.
En primer lugar es necesario colocar a los competidores
en perfect igualdad de condiciones 6 dar A algunos de
ellos handicaps cuidadosamente estudiados 6 multiplicar las
cifras resultantes por coeficientes determinados.
La habilidad de un buque en hacer impacts puede
descomponerse en dos parties: habilidad de las dotaciones
y habilidad dA los directors de tiro en proveer la distan-
cia correct.
Dejando A un lado la ouesti6n rapid6z del fuego y con-
siderando s6lo la habilidad de las dotaciones, las condicio-
nes en que habria que hacer el tiro son evidentes. Todos
los caffones deberian disparar contra blancos de ]a misma
dimension y a la misma distancia. En efecto si se dispa-
ran contra dos blancos de iguales dimensions y A la mis-
ma distancia conocida un cafl6n de 12' de trayectoria ra-








BASE PARA CONOURSOS EN LOS EJEROICIOS bE COMBAT 37

sAnte y uno d6 6' de trayectbria much mas encorvada,
enh las minismas coridicibneS y con la misia habilidad, los
proye'ctile6 debeii ir A lb mishbs sitios en los respectivos
blancbbs.
Pasahdb Ahri A o16 relatiiv' a la Direbci6n del tiro, el
rhmero y mas iinportante requisite es niaturalmente dai
cuaihto antes la distancia c6rrecta. Si el tel mietro de uho0
de los buiques d& lIa distancia inicial dentio de las 100 yar-
das y el de ctio dentio de 200 yds. el primier buque ti6-
ne una veiitaja initial sbbre el segundo. Recordando aho-
ra quie la iibxactitftd en la determinaci6n de la distancia
varia con el ciua'drfdo de esta, vemos que en lo qtm cobin-
cierne d este factor s6lo, convendria que la distancia fuese
II misma para todb los buques, pues de otro modo uno
iendriah VeitAjas desde un principio sobre otros.
Supongamos por ejemplo, que un buque est6 A 6000 yar-
dis y 6tro a 8000 yds. di sus respectivos blancos y que
Bus teleiiietros s'ean manejados "con igual habilidad. El erroi
got
telem6trico del ultimo seria entonces mayor que el del
primero; d6 iiianera que si el primer buqu'e comenzase con
ui error de 100 yards el segundo tendria un error de
177. En realidad la desproporei6n sera aun mayor sobre
todo en tiempo brumbso, pues hay entonces mas parti-
cUlas &te Vapor de agua entire el oj06 y un blanco distant
que entire el ojo y un blanco cercanb. Sucede A veces que
no se ve un blanco A 8000 yds. mientras se puede medir
con precision la distaicia de otro a 6000 yds;
Pasanido ahora a las corndiciones del ejercicio de tiro
uiia vez comenza'do el Spotting un raciocinio an-Alogo n'os
cohduciria A empilear disBtancias iguales, pues es 6vidente
que el error del spotting aumenta con la distancia.
El spoffiig i'6 's hib que uni m6todo 'de medicine de dis-
tancias somotido A la misma ley de los telemetros de que
su error va)ria con el cadr'ado 'd 'la distancia.
Considerando pues separadamente las dotaciones y los








88 BEVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

directors del tiro (telemetrista, Spotters y directors) el
plan racional.para un buen concurs entire ellos seriaemplear
para todas las piezas blancos iguales a distancias iguales.
En la prActica del combat empero ambos elements
entran A actuar no por separado sino conjuntamente y los
errors causados por, cada uno de ellos se suman para
former el error total puesto en evidencia por el niimero
de proyectiles que no dan en el blanco. En caso de un tiro
aislado no podemos separar 6 analizar los dos errores-
Pero sabemos que todo error en el alza original mayor
error en distancia para un proyectil de trayectoria curva
que para una rasante porque con un blanco a distancia
dada un error de alza causa menor variaci6n en la altura
de impact de un proyectil de gran poder que en uno de
poco powder en una proporci6n practicamente igual a la
de sus angulos de caida,
Con el prop6sito de poner A los diversos caflones en
situaci6n equivalent para el concurso se ha propuesto
hacerlos disparar contra blancos iguales A distancias dife-
rentes y tales, p. ej., que sean iguales los Angulos de
caida para los principles cafnones de los buques.
Pero evideptemente esto no satisface al prop6sito, pues
blancos a distancias diferentes subtienden Angulos diferen-
tes, asi en el plano vertical como en el horizontal.
Los artilleros en tal caso no solo tendran blancos que
abarcarian angulos diferentes, sino que la claridad. y brillo
de los blancos mAs lejanos seria ademas evidentemente
menores que los de los cercanos, haciendo mas dificil y
adn A veces impossible una correct punteria. Por iltimo
las diversas distancias no podrafi en ese caso obtenerse
con igual exactitud con teldmetro 6 Spotting segdn vimos
anteriormente.
Por lo tanto al buscar una compensaci6n por las velo-
cidades y pesos de proyectil desiguales colocando los
blancos a distancias de igual Angulo de caida, defraudamos
nuestro prop6sito.







BASE PARA CONOURSOS EN LOS FJIhRCICIOS DE COMBAT .39

Veamos ahora si podria obtenerse la equivalencia de
-condiciones para distintos calibres empleando blancos igua-
les a distancias iguales y dando cierto handicap A, las pie-
,zas de trayectoria rasante.
Hacemos c6n.tar ante todo que en un tiro aislado no
,puede reconocerse si un error en impact es debido al
apuntador 6 a la direccion 6 a ambos a la vez. Por otra
.parte y para el c6mputo final poco importa la causa de
los errors aislados, pues ]as cifras de m6rito son asigna-
,das al conjunto del buque: dotaciones y direcci6n del tiro.
Analizando ]a question por parte vemos que: ;
1.0 Si dos cafiones iguales se disparan en un mismo
:buque contra el mismo blanco, recibiendo los datos de !a
misma direcci6n de tiro el porcentaje de impacts sera
,evidentemente la just media de ia habilidad relative de
las dotaciones.
.2.0 Si doe cafones iguales .se disparan desde buques
odiferentes, en Ias xiismas.condiciones, contra blancos igua-
les A distancias iguales el porcentaje de impacts sera la mejor
"nedida de la relative habilidad de las dotaciones, desde
.que no podemos saber la habilidad relative de los respec-
Aivos directors -de tiroo y que por lo tanto no hay por
*que suponer A uno mejor que el otro.
Esto nos conduce A considerar razonable el efectuar los
*concursos de combat con blancos colocados A igual dis-
.tancia ann si los caflones estAn en diferentes buques.
3. Si dos caflones disparan desde un mismo buque con-
;tra blancos iguales igual distancia, recibiendo sus dis-
.tancias de dos directors diferentes de tiro, y uno de los
-canones tiene angulo de .caida de 6 por 4 del otro, y
'que ambas dotaciones produzen igual porcentaje de impac-
tos, sabemos que una de las dotaciones con su direcci6n
*de tirio ha demostrado mas habilidad que la otra dotaci6n
_ direcci6n del tiro.
Este caso puede dividirse en dos: ..
.4) Dotaci6n -de igual habilidad. La direcci6n del tiro







REVISTA DIE PUIBI.ICACIONES XAVALES


deol caf6n de mayor angulo de caida (6) demostr6 'eviden-
temente mayor habilidad. Esto se comprende facilment&
teniendo present los angulos de caida.
b) Direcciones de tiro de igual habilidad. Siendo iguales
los 'porcentajes de impacts, la dotaci6n que emplea el
cafi6n de 60 de angulo de caidta ha sido entonces mas
habil que la otra.
En ambos casos (a). y (b) convendria por lo tanto dis-
parar las piezas conftra b'lsancos iguales a ,distancias iguales,
pero multiplicar a la vez los 01o de imnpactos por deter--
minados factors.
En el caso (a) se ve que cl 0/0 hecho per la dotaci6n
de. mayor Angulo de caida deberfa ser multiplicado per
cierto factor mayor que 1 y menor que 1 1/2, debiend6
este factor -aproximarse a 1 /2. al predominar el elementoc
habilidad de la direcci6n del tire.
En el caso (b) convendria emplear -un factor igual que
tambi6n se aproximaria A 1 '1i al predominar el element
habilidad de la dotaci6n.
'Suponiendo igualmente important anibos elements, el
factor deberia ser 1 1/ nen ste casb 6 sea un promedio en
cada caso enre la unidad y Za relacidi entire los dngulos de
caida.
Aun cuando los cases (a) y (b) son extremes, el hecho
de que se deduce para ambos ]amisma regla surgiere qub
no nos ;alejaremos much de lo just si en un. caso inter-
medio, es decir en que ni las dotaciones .i los directors
sean de igual habilidad, empleamos blancos iguales d dis-
tancias iguales y multiplicamos el /o del caft6n de mayor
to per una fracci6n promedia entire 1 y la relaci6n de los
dos W, ya sea que los cafones est6n en un mismo buque 6
en buques distintos.
Aconsejamos pues que todos los cafiones en todos los
buques que participen en el concurso, disparen contra
blancos y a distancias iguales y navegando los buques A
igual velocidad; y que el /0 de impacts de cada cafi6n








BASE PARA COINOURSOS EN LOS EJERCIOIOS DE COMBAT 41

se multiplique por una fracci6n intermedia entire 1 y ]a
fracci6n cuyo numerador sea su M y denominador el mini-
mo (w entire los cafiones de concurso.
Este procedimiento evitaria todos los factors de in-
certidumbre del concurso, nos darla datos sobre las po-
tenoi'as -d6trutctor6ts do buiques diferentes & distancias-
iguales del enemigo, y por dltimo nos conduciria 6, la
prictica de cdxhb'to de esouadra que esperamhos iniciar-
dentro de poco.







REVISTA DE PUBLIOACIONES NAVALIS


IEFECTO DE LOS NUEVOS TORPEDOS INGLESES (LO00 YARDAS)

8MOBRE LA CONSTRUGCION DE NUEV08 BUOUES DE GUERRA



El teniente ingeniero ingles S. U. Hardcastle ha in-
ventado y construido recientemente un torpedo de grande
*-alcance del que se conocen los siguientes datos:
Calibre 21' =53 cm. mbs 6 menos.
Alcance 7000 yards == 6.400 m.
Velocidad =- 31 millas.
Carga explosive = 90 kilos.
En el nim6ro del 12 de Noviembre del Naval and Milita-
ry Record venia un studio interesante sobre el efecto
probable de este invento sobre la construcci6n de buques
,de guerra.
Haremos aqui un breve resfimen de esta relaci6n:
Despu6s de haber puesto en relieve la gran ventaja que
* obtiene con este invento Inglaterra respect A las demAs
potencias en cuanto al desarrollo de los torpedos; el autor
aparta la objeci6n possible de que no pueda utilizarse el
gran alcance del nuevo torpedo mediante una comparaci6n
del mismo con el iltimo tipo de torpedo ingles.
Este recorre su maximo aloance de 5.000 yards en 7
minutess, aquel su alcance de 7.000 yards en 6 3/4 minu-
tos. Por lo tanto se puede lanzar el nuevo torpedo contra
un buque una distancia mayor en un 40 /o con una
probabilidad de impact mayor en un 4 /o. Despu6s de
esta afirmaci6n se pasa considerar el desarrollo de los
tipos de buque en los iltimos 12 afos.








EFEOTO DE LOS NUEVOS TORPEDOS INGiL.KSES


El autor -hace constar que existe una sefialada tendencia
r:4 disminuir el nimero de tipos de buque. De 1896 4 1908
puede decirse que ha disminuido de 20 A 9, aproximAn-
dose cada vez mAs los tipos extremos: buques de linea
,crucero acorazado y torpedero. El cafi6n ha experimen-
.tado un desarrollo completamente semejante. En el aflo
,1896 estaba distribuido en 21 diferentes calibres y hoy dia
- solo en 8 (arriba do 3' = 7,6 cm.) como comparaci6n carac-
;teristica se present la del armamento del Albion 1896 con
el. del -Dreadnought 1906.

Albion Dreadnought

4 -30,5 cm. 10 30,5 cm.
12- 15,2
10 7,6 27 7,6

La semejanza de desarrollo del buque y del caf6n in-
Sduce luego al autor presentar la siguiente. tablilla:

1 Calibre de mas de 25 cm. 4 = buqoue de combat.
2 de 19 4 23 cm. 4 = crucero acorazado.
3 de 10 4 15 cm. 2 = crucero protegido.
4 de 10 cm. y menos = torpedero.

En cuanto 4 los acorazados de linea se nota un gumen-
-to considerable. El desplazamiento en 4 atos ha crecido
en un 18 /0; el armamento, de cuatro de 30,5 cm. y doce
Sde 15,2 cm. ha pasado A diez 6 doce de 30,5 cm. Es ade-
mas inminente un nuevo aumento, 4 saber el del calibre
,hasta 34,3 cm.
Como eiemplo de estos aumentos merece citarse el de
.la artilleria gruesa alemana.
En la actualidad se ha llegado al cafl6n de 30,5 como
,calibre minimun del armamento de los buques de linea y
4 las .18.000 toneladas como minimun del desplazamiento.
En cuanto 4 los cruceros acorazados el salto es auin mis
,grande: un.aunmento ,de .75 0/o en los desplazamientos en 5








44 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


aftos y la sustituci6n de los calibres de 33,4 y 15 cm. por
el de 30,5 cm.
Continuando la comparaci6n, fueron durante largo tiem-
po muy apreciados en Inglaterra los calibres medians y
los desplazamientos medianos en los cruceros protegidos
desde la construcci6n de los tipos King Edward y Black
Prince 1901 y 1902 no se emple6 ningdn can6n de .15,2
cm. y desde 1900 hasta 1907 no se construy6 un sold
crucero protegido. El afio 1906 sefiala el apogeo de la ten-
dencia mencionada con su program de 3 buques de line
de armamento principal fuertisimo y armamento antitor-
pedero reducidisimo, asi como de 14 destroyers. Reciente
en estos dias ha vuelto A rehabilitarse el crucero pequefio
(en 1907 el Boadicea; en 1908; 6 anklogos). Al mismo tiem-
po es reemplazado al caft6n de 12 libras (7.6 cm., por el
de 25 (10 cm.) como pieza de defense contra torpederos.
Los buques de combat puestos en construcci6n en 1908
recibiran caflones, de 12 cm. (segin otros rumors de 15
cm.) en vista del creciente aumento en los desplazamiento
de los torpederos.
Despu6s de estas digresiones el autor arriba 6 su tema
verdadero.
UJn torpedero capaz de lanzar sus torpedos desde los
6.400 metros de distancia al buque adversario con ciertas
probabilidades mas 6 menos razonables de impact, tiene
que ser combatido por un arma mas segura y eficaz que
el caft6n de 10 6 12 cm. El caflnn de 15.2 cm. puede con-
siderarse como el de calibre minimo capaz de rechazar
un ataque de torpederos desde las distancias 6 que puede
'emplearse el torpedo Hardcastle. La adopci6n de este ca-
n6n se habra generalizado seguramente en los nuevos bu-
ques de guerra antes de 1910. Queda por determiner si
sera possible hacerlo sin debilitamiento del armamento
principal 6 sin aumento del desplazamiento. El nuevo tor-
pedo encontrara empleo tambi6n a las distancias probables
de los combates de dia.







EFECTO DE LOS NUEVOS TORPEDOS INGLKSEb


En la guerra rusojaponesa 6stos fueron de 3.100 4 3.700
metros, siendo 5.100 4 6.200 las empleadas en los ejerci-
cios de combat de las escuadras inglesas, lo que se con-
sidera un mAximum compatible con un tiro de resultados
satisfactorios.
El autor consider luego el siguiente problema: 4PodrA
s.eguirse cumpliendo el principio practicado hasta hoy de
library la batalla deoisiva fuera de alcance del torpedo? La
batalla future se desarrollarA probablemente 9.100-11.000
metros.
En el case que se cumpliese tal profecia el nuevo torpedo
adelantAndose 4 la construcci6n del caf6n de 34.3 cm. exi-
giria ya un nuevo aumento del calibre & 41.9 cm. 6 una
reform esencial en la medici6n de distancias, servicio de
los caftones y observaci6n del tiro. En caso contrario el
buque de combat sera dotado de un armamento mixto
para servir segdn las circunstancias 3omo buque de arti-
leria 6 buque torpedero. En cuanto & torpederos ospecia-
les, costosos, independientemente de los buquws de corn-
bate, el autor no los conaidera justificados mas que en un
nimero escaso y destinados 4 servicios especiales que exi-
jan una alta velocidad como ser ataques de puertos.
Como armamento probable del buque de combat del
future se indican:
8 de 34.3 cm. como arma contra acorazados;
12 v 15.2 1 contra torpederos en el mar, especial-
mente de dia;
12 de 10 cm. contra torpederos en el puerLo, especial-
mente de noche;
10 tubos de 53 cm.;
Hasta aqui el author.
Es indiscutible que el gran alcance de los torpedos puede
muy bien modificar la tactica y que la construcci6n de
buques debe tomarlo en cuenta.
Sin embargo el problema no puede resolverse tan ficil-
mente como lo hace el author mediante su nuevo arma-







REVISTA DE PUBLIOACIONES NAVALES


mento y la supresi6n de las flotillas. En cuanto la abo--
]ici6n de los torpederos el autor mismo no tiene gran-
confianza en su propia opinionn ya que pretend armar
su buque de linea con caftones de 10 cm. y 15,2 cm. para-
rechazo de torpederos. La inutilidad de los torpederos-:
durante la noche la funda el autor de una manera muy
singular diciendo que un buque de combate'es tan di-
ficil de ver en la oscuridad A 6.400 m. como un tor-
pedero. La elecci6n del calibre de 10 cm. se explica.
probablemente por la necesidad de combinar un calibre-
tan grande como sea impossible con un cafl6n de peso
manejable que pueda ponerse durante el dia bajo protec-
ci6n de coraza.
Nos parece admisible Ia opinion de que el nuevo-
torpedero influiri en aumentar el calibre asi de la arti--
lleria gruesa como de la ligera contra-torpederos. Los
15,2 cm. propuestos se pondrian naturalmente bajo pro-
tecci6n de coraza. Agregando al peso de esta tambi6hn'
el producido por el mayor calibre, parece muy dudoso.
que disminuyendo en solo dos el nuimero de cafones..
gruesos de uun Dreadnought, se pueda mantener el mismo,
desplazamiento.
aEst& acaso en tales circunstancias justificado proveer
A los buques de linea con un armament de torpedos:
tan fuerte como lo propane el author? Esto depend pro-
bablemente de que se quiera 6 no, renunciar en deter-
minadas circunstancias a una decision por medio de la.
artilleria.
Si se zanja la cuesti6n en favor de la artilleria, en tal
caso se necesitara much munici6n y no convendra debi-
litar su aprovisionamiento por la construcci6n de numero-
sos tubos de torpedos que consumirbn un crecido tonelaje
.6No seguirin entonces siendo las naves ligeras los porta--
dores principles del torpedo? gNo se renunciarA enton-
ces & la instalaci6n-que costara millones-de los nuevos
tubos de mayor calibre en los buques ya existentes? aComo.







EFKOTO DE LOS NUEVOS TORPEDOS INGLESES 47-

se efectuarA la distribuci6n de roles entire la artilleria y
el torpedo? aQu6 alteraciones se producirian en la tActica?
Tambi6n convendria tomar en cuenta la posibilidad de
mayores aumentos en el alcance de los torpedos. Por uiltimo
queda por resolver una abundancia de cuestiones que A
penas ban sido tocadas en la relaci6n inglesa. Sin embar-
go es muy provechoso que se comienze ya desde ahora el
studio te6rico de la nueva arma y de las alteraciones que
pueda producer en los futures tipos de los buques.







REVISTA DE PUBLICACIOKES NAVALES


Servicio de artilleria en la marina francesa



(De Rivista Marittima)

Los diarios y las revistas t6cnicas franceseas se han
- ocupado extensamente del servicio de la artilleria en esa
.tnarina, a prop6sito de los desgraciados accidents ocurri-
dos en los buques, (y especialmente por su gravedad, la
catastrofe del lena) que determinaron la reciente crisis en
-el Ministerio de Marina.
Para nosotros presentan poco interns las opinions ma-
nifestadas, respect a ]a reorganizaci6n iniciada por el
Sr. Thompson del servicio de artilleria, en ]a administra-
-ci6n central, porque son completamente diversas las con-
diciones de nuestra marina. Pero el hecho de haberse
pensado en el contraalmirante Le Bris, para la reorganizaci6n
del servicio da gran relieve a las observaciones presentadas
.oportunamente por dicho almirante a la Comisi6n de in-
vestigaciones con motive de la catAstrofe del citado aco-
razado. N6tese bien, que en aquel entonces Le Bris era
.el comandante del Pothuau, buque escuela de tiro.
Las observaciones del contraalmirante Le Bris comienzan
-con estas palabras: tEncuentro que nuestra situaci6n del
punto de vista de la artilleria, es en este moment, excesi-
vamente mala; y peligrosa.
Y sigue seftalando las ventajas 6 inconvenientos de la
p6lvora B. Pocas son las ventajas: ausencia de humo y de
residues que entorpezcan el tiro y lastimen el Anima, lo
-que facility hasta cierto punto la rapidez del tiro. Su de-








SERVICIO DE ARTILLIRtA EN LA MARINA FRANCESA 49

flagraci6n no produce presiones violentas, y por lo tanto,
no son lesionadas las Animas de los cafiones, a condici6n
.sin embargo de que las p6lvoras est6n en buen estado.
Entre sus inconvenientes el primero es el de la descom-
posici6n, y Le Bris dice que, antes del caso del lena,
habianse constatado otros. Recuerda que siendo 61 coman-
'dante del Suchet, cuatro afios antes habiale ocurrido en una
inspecci6n de pafioles poder constatar que de ciertas jarras
,y c6psulas -salia un liquid, signo de una descomposici6n
Sexcesivamente avanzada>. Orden6se el desembarco de las
.p6lvoras de ciertas partidas, pero Le Bris creconoci6
, entonces, lo que despu6s ha debido constatar A menudo
>> que ]a contabilidad de dichas partidas 6 lotes no se lle-
- vaba con el mismo criterio en los buques y en la direc-
> ci6n de artilleria.
Segdn Le Bris, las p6lvoras B francesas carecen de es-
tabilidad; despu6s de cierto tiempo se modifican, variando
la presi6n y por consiguiente la velocidad inicial. Despu6s
de haber recordado que A bordo del Pothuau, en los tiros
hechos con las cargas de guerra, resultaban tales excess
-de presi6n que habia dificultad en abrir la culata y extraer
la cApsula, agrega: cEsto tuvo el grave inconvenient de
n mostrar al personal, (a pesar do lo que pueda decir-
se, comprende bien las cosas) que la munici6n de guerra
no era buena, y que, si el buque se hubiera encontrado
. frente al enemigo en semejantes condiciones, las conse-
cuencias habrian sido fatales para nosotros. Se coment6
Seste accident y se habl6 de la conveniencia de evitar
Ssu publicidad. Yo dije: no veo para que; si nuestra mu-
Snici6n es mala, podremos tender interns en ocultarlo;
mientras si se supiera probablemente la cambiariamos.
Y concluye: Por consiguiente y desde este punto de vis-
ta, ]a ejecuci6n y correcci6n del tiro se hace en los bu-
ques franceses en condiciones desfavorables. A 6sto debe
-, agregarse la frecuencia de averias.
Le Bris pasa A recorder una circular por la que se pres-
4








50 BEVISTA DE PUDLICACIONES NAVALES

cribia instalar en la culata registradores de presi6n; pero-
la circular comunicada hace dos afios permaneci6 letra
muerta. Y A la pregunta del president de la Comisi6n si
ella no habia sido ejecutada, Le Bris ha respondido: -No;
esa es la suerte comfin de las circularesi.
Muchas particularidades sobre el suministro de la muni-
ci6n A los buques, son sintomkticas: partidas distribuidas
con instrucciones correspondientes k otras; instrucciones
verbales en las que no se indicaba que tales cargas debian
conservare sine usarlas para ejercicios; instrucciones no
tenidas al dia.... cosas todas 6stas que hacen que el per-
sonal de 6. bordo no sepa que cosas tiene entire manos, y
qu6 medidas debe tomar.
Segdn el almirante Le Bris, los cafiones no son tampo-
co los que hey seria .iecesario tener en los buques; para
l61 los cafiones de gran velocidad inicial y de elevada pre-
si6n, si bien tienen mayor probabilidad de pegar, nopue-
den, sin embargo, disparar proyectiles de grandes cargas
explosives: ;el rayado helicoidal hace, que & menudo,
i cuando se tira con cargas de guerra, estas granadas ex-
ploten 6 en el Anima 6 en la boca de la pieza.... Cuando
Sreci6ntemente mandaba el Gaulois he tenido varias ex-
b plosiones prematuras. Ademis 6stas granadas de p6lvora
negra no produce grandes efectos. La carga no es
>> grande. Tirabamos cierto niimero de ellas cada cuatro
, meses contra la isla de Levante; el afto pasado he hecho
tirar cierto ndmero en el mes de Agosto despu6s de un
> largo period de seca; algunas de ellas explotaban, pero
) tuvimos tambi6n un principio de incendio. Y sigue
diciendo que nunca pudo conseguir para el tiro granadas
cargadas con melinita, aparentemente porque su nimero
es escaso, pero, en realidad, a lo menos, asi se dice:
c porque si tales granadas hiciesen explosion en el Anima
como las cargadas con p6lvora negra, explotarian tam-
bi6n los cafiones, lo que produciria graves accidents,
) Yo no comprendo este raciocinio dado que el peligro-







SERVICIO DE ARTILLRRiA EN LA MARINA FRANCESA 5L

i fuese efectivo. Se me podrA considerar como incapaz e
ignorante, pero, prefiero que se tenga de mi semejanto
Sconcepto y no aquel que podria formarse do una inteli-
gencia superior capaz de enviar contra el enemigo, buques
Sexpuestos & no servir mAs que durante cinco minutes de
, fuego,. Y habiendo el Presidente de la Comisi6n repe-
tido el parecer dado por el Director general del servicio
de la artilleria del Ministerio, es decir, el de que estaba
seguro de la bondad de las granadas cargadas con melini-
ta, pero, que no habria sido convenient por temor A algdn
accident en tiempo de paz por improbable que este fuese,
Sdejar en el piblico la impresi6n de que nuestro material
v no es bueno, lo que no es verdad; Le Bris ha agrega-
do: xLo que, quiza es verdad, senior Presidente.
Pasando de los cafiones a su sistema y emplazamiento,
Le Bris, 6. prop6sito de una nota enviada al Ministerio
de Marina, dice que en los tiros de la marina francesa,
se llega 6 resultados, que, parangonados con los de las
marinas extranjeras, son absolutamente deplorables. cLos
ingleses (no es absolutamente seguro, pero, yo creo sin
i embargo que es exacto, porqu6 las informaciones han
llegado por diversos conductos), tiran con los 305 un
tiro en menos de un minuto, y para los calibres casi
SanAlogos A los franceses, alcanzan celeridades de tiro de
cuatro 6 cinco veces mayores. Poseen cafiones de 152
. que tiran dos veces mas rapidamente que los 138.6 fran-
ceses,. Dice Le Bris que esto puede defender principal-
mente del hecho que las dimensions de los buques no
son generalmente el resultado de todas las necesidades
sentidas. Asi se ven, torres muy angostas, ascensores insu-
ficientes, aparatos imperfectos para la carga, dispositivos
de punteria poco precisos y lentos... cSe dice siempre que
nosotros tenemos la mejor artilleria del mundo, que to-
, dos nos imitan; lo deseo, porque asi los otros paises no
, tendrian nada mejor que nosotros. Pero, no es eso lo
Sque ocurre en este moment. Tal situaci6n es quizas me-








52 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

Y nos conocida en Francia, que en el exterior porque las
> cosas de la marina son poco conocidas,.
El comandante Le Bris critical despu6s el que se haya
ido quitando 6 los oficiales de marina toda intervenci6n
en la direcci6n de los asuntos que interesan A la marina
y toda oportunidad de manifestar sus opinions.
El comandante Le Bris ha sido ascendido recientemente
A contraalmirante y colocado por el Ministro Tompson al
frente de la direcci6n de artilleria naval.







TORRES DE 3 CA'tONES DE LOS GRANDES ACORAZADOS 53


TORRES DOF 3 CAONES Y ARMAMENTOS OE LOS GRANOES ACORAZAOOS



Este articulo del teniente Pecori Geraldi fu6 publicado
en la 1Riv. Marittima en Abril 1908 y reproducido recien-
temente por la Direcci6n del Naval Intelligence Departa-
mento del Almirantazgo en el Journal of the R. U. S.
Institution, Febrero 1909, lo que constitute un elocuente
testimonio del interns que ha despertado en los circulos
navales.
En vista de ]a gran importancia que en la actualidad
se da a la elecci6n y distribuci6n del armamento de los
grandes buques de guerra, he creido que el moment era
propicio para ofrecer las siguientes observaciones generates,
relacionadas con tan interesante tema aun cuando me doy
perfect cuenta de que carezco de la competencia de los
numerosos autores, que han manifestado anteriormente sus
ideas al respect.
He dividido este ensayo en tres parties, para mayor
claridad y concisi6n.
En la primera se trata brevemente de la cuesti6n de
las grandes torres; y se comparan las de dos piezas con
las que tienen tres, en vista del hecho de que, simulta-
neamente con el aumento en el desplazamiento de los
acorazados, gana terreno la idea de dotarlos de torres, con
tres piezas de gran calibre en cada una.
En la segunda parte, se discuten las principles cues-
tiones relacionadas con el armamento secundario, 6 sea el
destinado para repeler los ataques de las torpederas; y
por iltimo en la tercera parte, de acuerdo con las con-








RMWVISTA DEI PUJLA(;AOIONES NAVAINIS


clusiones que se ha arribado en las dos anteriores, se
presentan dos proyectos de armamentos para acorazados
de gran desplazamiento.


1. Comparaci6n entire la torre double y triple para
cafiones de gran calibre (12 pulgadas)

Hace ya algunos afos que se proven los grandes
acorazados de torres acorazadas con dos caflones de 12'
en cada una y es de observarse, que como resultado de
los recientes adelantos, dichas instalaciones han alcanzado
, un notable grado de perfecci6n y eficiencia prActica,
satisfaciendo completamente, 6 las necesidades del tiro
modern, 6 saber gran rapidez de fuego y eficacia en el
tiro gran distarcia.
Sin embargo, hace poco se ha suscitado la cuesti6n de las
torres de tres cafiones de 12", y conocidndose ya sus princi-
pales caracteristicas, no dejarA de ser interesante una breve
comparaci6n entire ellas y las torres del mismo tipo, pero
que s6lo montan dos cafiones. Este tema sera considerado
desde el punto de vista, tanto del armamento como del
trazado del buque. (1)
Peso de la instalaci6n.-El peso de una instalaci6n com-
pleta, montando dos piezas de 12" del uiltimo modelo, y
provista de maquinaria hidrnulica, es de unas 475 tone-
ladas; el de una instalaci6n complete de tres piezas de 12"
del mismo tipo; en cnanto 6 construcci6u y funcionamiento
es de unas 660 toneladas. Por consiguiente, el peso de tres
instalaciones de 2 piezas en cada torre, es de 1.425 tone-
ladas, mientras que el de dos instalaciones completes de
tries piezas de 12" en cada torre, es de unas 1.320 tone-

(1) Los detalles que mAs adelante se haran conocer han sido ex-
traidos de las obras mi recientes (",The Naval Annuali, 1907, (Jane*
y otras). y tambi6n de datos gentilmente cominunidados por los se-
fiores Armstrong, de Pozzuoli.







TORRES DE 3 OARONES DE LOS GRANDES ACORAZADOS 55

'ladas, habiendo, por consiguiente, una diferencia en peso
de 100 toneladas en favor de las torres que montan tres
piezas.
En estas instalaciones incluimos el peso de toda la parte
.giratoria de la torre, incluso aro de roletes, pista corres-
pondiente y arco dentado para direcci6n.
No ha sido pesible por falta de datos hacer intervenir
los pesos de la maquinaria fija para proveer de fuerza mo-
triz i, las torres. Puede admitirse sin embargo que no ha-
*bria diferencia sensible de sus pesos para ambas instala-
ciones.
Respecto a la cuesti6n muy important del peso de co-
raza de la barbeta fija, sabomos que es de 300 toneladas
para una torre de dos piezas, de 350 toneladas para las de tres
piezas, siempre que la altura y espesor de la coraza sea de
dimensions identicas en ambos casos; de manera, pues,
que con dos torres triples en vez de tres doubles, habria
nna diferencia en peso de 200 toneladas aproximadamente.
En total, la adopci6n de dos instalaciones triples en vez
-de tres doubles, implicaria pues una ganancia en pesos de
unas de 300 toneladas, lo que constituye una ventaja de
considerable importancia.
Sin embargo, es necesario tomar en cuenta el peso ma-
yor que se seguiria para el aumento en la masa de los
soportes para las torres de 3 piezas, si bien por otra part
dos torres de tres piezas ocuparia menos espacio que tres
*de dos.

Funcionamiento general de las torres

En las torres tanto de dos como de tres piezas efectianse
los diversos movimientos por medio de presi6n hidrAulica
suministrada por una bomba instalada con tal objeto.
Los aparatos de carga, elevaci6n, direcci6n, etc., son
id6nticos en ambas torres; la Anica diferencia es que mien-
ras la torre double tiene s6lo una mAquina hidrAulica para







56 REVISTA DE PUBLICA(CIONES NAVALES

direcci6n, las torres triples llevan dos que son indepen-
dientes, de modo que cualquiera de ellas puede accionar-
A la torre, estando sin embargo instaladas de manera &.
poderse acoplarlas si asi lo requirieran las circunstancias.
Este uiltimo dispositivo acuerda 4 la torre triple una
considerable ventaja sobre la double en caso de producirse
averias en una de las mAquinas.
Por los informes suministrados pareceria que una dota-
ci6n de doce hombres bastaria tanto en las torres doubles:
como en las triples, para obtener un movimiento lento en
direcci6n cuando se trabaje 4 mano.
Es sin embargo improbable que baste este nuimero para.
manejar eficazmente la torre triple, con su peso consi-
derablemente aumentado; en todo caso ]a velocidad del
movimiento en direcci6n seria probablemente much menor
aun que en las torres de dos rpiezas.
En las instalaciones triples habria una mayor acumula-
ci6n de prdyectiles y cargas, desde que seria necesario-
colocar tres en vez de dos ascensores: pero mediante dis-
dispositivos convenientes, esto no deberia entorpecer la
rapidez del fuego, siempre que el espacio disponible sea,
suficiente.
Las torres asi de dos como de tres piezas, pueden ser
dirigidas por un solo sirviente de direcci6n, instalado en
el escudo posterior de punteria.
La responsabilidad de la direcci6n de las tres piezas--
est4 centralizada en un solo individuo, lo que constituye-
una ventaja digna de ser tomada muy en cuenta.
AdemAs, debe apreciarse la circunstancia de ser mis
facil proveer un nimero reducido de los mejores apunta-
dores, que el ndmero mayor que el requerido por las torres-
dobles.
Respecto la direcci6n del tiro, trasmisi6n de 6rdenes-
y distancias ete., podrA admitirse que con un nimero
menor de torres, estas importantes y delicadas operaciones-
tenderAn 4 simplificarse, permitiendo A los oficiales, cuyo-








TORRES DE 3 CAIONES DE LOS GRANDES ACORAZADOS 57

ndmero A bordo nunca es excesivo, ejercer una vigilancia
mAs eficaz.
MAs ain serA possible reducir el ndmero de sirvientes,
necesarios para la torre.
El movimiento giratorio que el disparo imprime A la torre,
es un asunto que merece ser tornado muy en consideraci6n:
En las torres doubles el movimiento giratorio impartido
por el disparo de una de las piezas es de unos 2 20',
mientras que al hacer fuego una de las piezas exteriores
de la torre triple, siendo double la distancia lateral del eje
del c)ft6n al de ]a torre, puede anticiparse que la rotaci6n
excederA de 4. Come se comprendera en la torre triple-
se trasmitirA un enorme esfuerzo al eje principal del en-
granaje de direcci6n, a los dispositivos de fricci6n y a la
mAquina hidrAulica de direcci6n y apesar de que ]a resis-
tencia del material podra siempre impedir efectos perju-
diciales, sera necesario proceder a un frecuente ajuste de
los diversos engranajes, ruedas y acoplamientos. Otros me-
canismos, serian ademas mas 6 menos perjudicados por
el sacudimiento.
Pasemos a ahora considerar los campos de tiro que pue--
den obtenerse con la torre double.
De los croquis que acompafian se desprende, que mien-
tras las torres doubles poseen un campo de tiro total de.
300 150', a cada banda las torres triples tendran sectores-
de solo 260.
Esta reducci6n se basa en la siguiente hip6tesis. Dada
la disposici6n ordinaria de la superstructure de los bu-
ques, si una torre double tiene un campo de tiro de X,
el de una torre triple instalada en lugar de la double y en
la misma posici6n, evidentemente sera menor de X, puesto
que los cafiones exteriores se hallan A distancia much
mayor del eje de la torro.
Una reducci6n de 200 A cada banda en el sector de tiro
es una reducci6n considerable, y seria muy fAcil sefialar las-
desventajas tacticas que implicaria.








REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


Mirado desde este punto de vista la torre triple pare-
ceria muy inferior 6A la double pero en realidad no existe
tal desventaja, puesto que por una convenient disposici6n
de las superstructuras debe poderse dar A la torre triple
el mismo campo de tiro que a las doubles.
Con el prop6sito de discutir las respectivas ventajas de
instalar torres de 2 y de 3 piezas en los acorazados moder-
nos, sera convenient proponernos el caso de un acorazado
modern al que se quiera armar con 10 caflones de 12', y
estudiar la disposici6n general de las piezas partiendo del
principio de que conviene que el mayor ndmero possible
de piezas pueda hacer fuego de ambas bandas.
Tomando primeramente el caso en que se quiera dotar
:al buque con diez cafiones de 12' emplazada en torres do-
bles, se despronderia del examen de las figs. (a) y (b) que
si se ha de cumplir con una de las mAs importantes con-
diciones que rigen A la distribuci6n del armamento de un
buque modern, esto es, de que todos los cafones de grueso
calibre puedan hacer fuego A las dos bandas es necesario
recurrir 6 la distribuci6n sefialada en la fig. (a); pero, si
nos fijamos en la torre marcada (X) en el centro del buque,
se nos hace evidence que dicha disposici6n solo podria
emplearse en un buque sin chimeneas 6 sea con m6.quinas
de combustion internal.






Fig. A
10 de 12"

Por consiguiente el dispositivo indicado en la fig. (a)
parece ser puramente hipot6tico, y si se desea dotar 6un
acorazado con diez caiones de 12', capaces todos de hacer
fuego 6. cualquier banda, en un campo de tiro muy exten-








TORRES DE 3 CA'(ONES DE LOS GRADES AOORAZADOS 59

dido, habria que buscar la soluci6n del problema, en algin
m6todo como el sefialado en la fig. (b) adoptAndose torres
de tres piezas.








Fig. B
10 de 12" con dos torres triples

Admitido esto, podria considerarse una distribuci6n del
armamento anAloga 6. la de los nuevos oruceros acorazados
britknicos del tipo Inflexible, pero sustituyendo por torres
triples las dos torres doubles de crujia.
Sin embargo, en vista del espacio requerido por el ar-
mamento secundario y de la conveniencia en aumentar en
lo possible las zonas de mayor poder ofensivo, podriase
adoptar una distribuci6n arn mAs ventajosa que la ante-
rior, 6. saber la de fig. c, en donde las dos torres doubles
*estAn tambi6n colocadas en crujia y A mayor altura que
las torres triples.
Examinemos ahora mas detalladamente las ventajas y
*en las figs b y c.
Si se introdujeran torres triples, ellas permitirian el
fuego de todos los cafones a cualquiera de las bandas,
mientras que una disposici6n tal como la adoptada en los
Dreadnoughts s6lo permit utilizar el 80 /o del fuego.
Esto pareceria constituir una de las mayores ventajas
obtenidas con la adopci6n de las torres triples.
Es cierto que con el armamento de fig. b, el fuego de
trav6s de todas los cafiones no abarcaria un Angulo muy
grande; disponiendo convenientemente las superstructuras,








60 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVAI.ES

podria sin embargo conseguirse que este Angulo no baje de-
80 6 90. En todo caso con ]a distribuci6n sefialada en
la fig. c, (que preferiria A la de fig. b), la zona de mayor
poder destructive abarcaria un sector no monor de 100.
En lo que concierne al fuego circular (all round fire) de
las torres extremes, suponiendo que la posici6n de la su-
perstructura estuviera en lo possible subordinada al arma-
mento, puede admitirse que con torres triples se lograria
un campo de tiro de 280 por lo menos.






Fig. C
Con dos torres triples

Puede afiadirse aun las siguientes ventajas y desventajas.
a) Dos torres triples ofrecen menos blanco que tres-
dobles, por otra parte si una de las torres triples es ave-
riada queda fuera de combat una proporci6n mayor del
poder ofensivo del buque. A este respect conviene sin
embargo observer que en los Altimos combates navales
pocas veces han sido inutilizadas por proyectiles las-
torres de grueso calibre, es cierto que varias piezas grandes
han sufrido averias durante la acci6n, pero en general las
torres continuaban funcionando. Por consiguiente, podrA
suponerse como resultado de las grandes distancias a que
probablemente se librarAn las batallas del future, y de la
dureza de la coraza modern que habra muy poca proba-
bilidad de que un proyectil perfore la coraza de una torre,
penetrando en su interior, y consiga inutilizarla.
b) Con torres triples, habrA mayor cantidad de muni-
ci6n en las extremidades del buque. Este es un punto que
hay que tener muy present, al considerar el aprovisiona-
miento de munici6n para estas torres.







TORRES DE 3 CATONES DE LOS GRANDES ACORAZADOS 61

Esta circunstancia estA en pugna con un principio impor-
tante de la construcci6n naval modern, el de que con-
viene tener la dotaci6n de municiones lo mas distribuida
.que sea possible, con el objeto de disminuir las averias
producidas por explosions debajo de la linea de flotaci6n.
c) Para armamentos iguales, el espacio ocupado en
direcci6n longitudinal, por las torres triples, es considera-
.blemente menor, que el requerido por las doubles. Esto
-constituye una important ventaja de las primeras, en lo
,que respect A la ubicaci6n de las demds mAquinas del
buque.
Si el buque proyectado es de menor desplazamiento,
-con armamento principal de menos de 10 cafiones de 12I
(por ejemplo ocho piezas de 12') entonces la distribuci6n
m6s convenient seria la proyectada para los nuevos aco-
razados americanos del tipo Michigan, sefialado en la
figure (d).
Semejante disposici6n de los cafiones, permit utilizar
su fuego, A cualquiera de las dos bandas.






Fig. D
8 de. 12"

AdemAs, los resultados de los recientes experiments
-efectuados en la Marina de Guerra de los E. E. Unidos,
parecen demostrar que los cafiones de las torres super-
puestas (X, y) pueden hacker en caza 6 en retirada, sin
perjudicar al personal de las torres inferiores (Z U).
En cualquier caso, convendria que se pudiese por lo
menos disparar las piezas de las cuatro torres hasta muy
pocos grados de la linea de quilla.
Si se tuviese que instalar seis en vez de 8 cafiones de







REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


12" podrian adoptarse, ya sea dos torres triples ya tres
doubles torres, colockndolas en cualquiera de los dos casos,
todas en crujia; sin embargo y de una manera general,
seria probablemente mas ventajosa la segunda disposici6n
evitando el empleo do torres triples.
Por iltimo, hemos agregado la fig. e que represent un
buque armado con nueve cafiones de 12 pulgadas.
Esta iltima disposici6n pose (en comiin con las de figs.
b, c, y d) la notable ventaja de permitir que se concentre
el fuego de todos los cafiones sobre el trav6s: sin embar-
go, es dudoso que sea possible colocar dos torres triples 6
popa, en el buque en cuesti6n, tanto por los grades sa-
cudimientos que produciria el disparo simultkneo de todas
las piezas, como por la gran dimension de las torres, y
las grandes cantidades de munici6n que seria necesario-
almacenar en las santab6rbaras debajo de las torres.
La torre recientemente proyectada con 3 cafiones de
grueso calibre constitute un nuevo adelanto important en
]a construcci6n del material de artilleria, y mirada desde
este punto de vista, no puede dejar de causar ]a admira-
ci6n de todos los que se interesan en el studio de esta
armna ]a mas important de la guerra maritima; sin embar-
go, las ventajas que resultarian de la adopci6n de estas
torres triples no parecen ser de suficiente importancia para
justificar su inmediata aceptaci6n universal.
Creemos sin embargo, que podemos pronunciarnos en
favor de las torres triples en aquellos casos-unicamente-en
que su adopci6n permit concentrar el fuego de todo el ar-
mamento 6 ambas bandas; condici6n que es indiscutible-
mente de la mayor importancia al estudiar la disposici6n
de la artilleria en los mas recientes acorazados.

II.-El armamento secundario de los acorazados
modernos
De un studio del armamento de los grandes buques
acorazados de las principals marinas de guerra, se des-








TORRES DE 3 CARONES DE LOS GRANDES ACORAZADOS G3

prende que durante los iltimos, afios ha habido un aumento
en el calibre del armamento secundario, y que en la actua-
lidad subsist una tendencia es en el mismo sentido.
Por consiguiente, el cafon de 3 pulgadas que anterior-
mente se creia suficiente para el prop6sito, fu6 seguido
por el cafi6n de 3'.9, luego adiptar6nse los de 4.7 (6stos
iltimos en los acorazados de la marina americana), y por
iltimo, sogdn los ultimos informes se instalaran cafiones
de 6' en los nuevos acorazados de la marina japonesa.
Es tambi6n muy sabido que el armamento secundario
ha sufrido muchos cambios en lo que se refiere A su ins-
talaci6n, posici6n y protecci6n en los buques. En efecto,
los cafiones de pequeflo calibre son a menudo protegidos
por pantallas muy defectuosas careciendo en otros casos de
toda protecci6n.
En cuanto al notable aumento en el calibre de estos
cafiones, y a la necesidad reconocida de protegerlos eficaz-
mente se consider que, tomando en cuenta las exigencias
en la construcci6n de los grades acorazados actuales, la
instalci6n mAs ventajosa para la artilleria de 4.7 y 6' es
emplazar las piezas por pares dentro de torres, puesto que
este sistema ademas de ofrecer un blanco pequeflisimo,
asegura un amplio campo de tiro y posee las cualidades
de eficiencia prActica y rapido funcionamiento, tan esen-
ciales hoy en dia.
En las siguientes observaciones, se hace referencia a este
tipo de instalaciones.
Antes de examiner las principles causes que contribu-
yeron A los sucesivos aumentos en el calibre del armamento
secundario, sera convoniente considerar brevemente cuales
son sus funciones y sus requisites para la guerra.
El fuego de los cafiones del armamento secundario debe
servir para:
1. Rechazar los ataques de las torpederas.
2. Hacer las salvas destinadas a precisar las distancias,
auxiliando asi al armamento principal.







64 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

3. Demoler las parties no acorazadas de los buques, las
superstructuras, etc., y desmoralizar 6 las tripulaciones.
Con el fin de realizar eficazmente las primeras de estas
-funciones, sera. necesario que el armamento secundario del
buque sea lo que comunmente se denomina lijero, A. la
vez que numeroso y ventajosamente distribuido, de tiro
-r6apido 6 fin de producer una verdadera lluvia de fuego
*sobre las pequefias embarcaciones atacantes, haciendo fra-
casar su intent como consecuencia de los dafos asi ma-
.teriales como morales inflijidos.
Estas pequeflas embarcaciones son dirigidas con inteli-
gencia y arrojo, y para detenerlas y frustrar su ataque ser6a
precise causarles dafios de no pequefia importancia; por
-consiguiente el fuego de los cafnones de pequefio calibre
debe ser tan intense y exacto como sea possible, y el tipo
-de proyectil empleado ha de ser el que mejor convenga,
por la naturaleza del blanco que se les present.
Para cumplir debidamente con la segunda funci6n, an-
,tes mencionada, la de precisar la distancia, asi como con
la tercera (destrozar las parties no blindadas) sera necesa-
rio que los cafiones sean suficientemente poderosos y efi-
.cientes 6 largas distancias, adem"s de ser exactos y de
.manejo perfeccionado.
Por otra parte, subsiste siempre la necesidad del tiro
rapido 6. fin de permitir que se hagan las salvas para de-
.terminaci6n de distancia y se precise 6sta en el menor
tiempo possible.
Considerando lo que se hlia dicho mAs arriba, pareceria
-que el armamento secundario esta obligado en parte 6. lle-
nar condiciones contradictorias; sin embargo, teniendo
present la experiencia de los mas recientes combates
.navales, vemos que es razonable la tendencia actual A
aumentar el calibre y poder de estos cafiones, aunque
implique cierta disminuci6n en la rapidez del fuego, faci-
-lidad y lijereza en el funcionamiento y aprovisionamiento
,de munici6n.








TORRES DE 3 0AIONES DE LOS GRANDES ACORAZADOS 65

Con el aumento en la velocidad y exactitud de trayec-
toria de los torpedos de uiltimo modelo, ha sufrido tambi6n
un aumento considerable la distancia a que se efectuarAn
los lanzamientos, por consiguente, los cafiones de calibres
menores, deberAn ser eficientes no s6lo a cortas distancias,
sino a distancias variables entire 2.000 y 3.000 metros, a
las cuales un torpedero, gracias a su invisibilidad, podia
hasta la fecha fAcilmente eludir la vigilancia del enemigo.
Hoy dia no se podrA probablemente hacer lo misnmo
.con los nuevos destructores y torpederos oceanicos cuyo
desplazamiento tiende a aumentar cada vez mas.
Por consiguiente, el fuego de los cafiones del armamento
secundario debe ser muy exacto y eficaz a distancias
much mayores que en los tiempos pasados.
Para lograr este resultado, la zona batida debe ser grande,
y por tanto la velocidad alta; ademnAs el proyectil debe
ser suficientemente grande.
De esto surgi6 la necesidad de aumentar el calibre, de
3' a 4.7 puesto que el primero de estos solo produce
efectos muy pequeflos a distancias [mayores de 3.000 me-
tros teniendo una energia remanente a esa distancia, de
-de 27 dinamodi (87 pies toneladas) y una zona batida
de s6lo 58 metros para un blanco de 6 metros de altura,
y de s6lo 19 metros para un blanco de 2 metros de altura.
Existe aun otro motive relacionado con su funci6n do
piezas medidoras de distancias, que justific6 el aumento de
calibre.
Con el incesante aumento de las distancias de combat
Sse ha llegado hoy dia a iniciar el tiro A distancias de 6000
a 8000 metros, y A veces mas. Esto ha quedado amniplia-
mente confirmado por los mas recientes combates navales.
Ahora bien, durante los ejercicios de tiro, no es practica-
ble determinar las distancias con cafiones de grueso cali-
bres, y probablemente, lo mismo sucederia en caso de
Sguerra.
Si por otra parte, el armamento secundario solo consis-








6(5 RFVISTA DE PUBIICACIONES NAVALES

tiera de cafones de 3 pulgadas, seria dificil, sin6 imposi-
ble, observer sus piques A distancias de 5000 6000 metros,
ademA.s, la exactitud de esta arma, a tales distancias no-
Ilena las condiciones exigidas en una bateria destinada a
precisar distancias.
De todo esto se desprende que los acorazados que se-
construyen en la actualidad, deberian llevar un armamen-
to secundario, de calibre muy superior al de 3" y nos pa-
rece que el mas convenient para este caso seria el nue--
vo modelo de 4.7 pulgadas.
Empleando inicamente de 4'.7 como arma contratorpe-
deros, se obtendra por dos razones un volume de fuego-
mAs reducido que si se empleasen piezas do 3'; precisa-
mente debido al menor nimero de piezas llevadas; y, en
segundo t6rmino, debido A la menor rapidez del fuego;:
pero, en cambio, se obtendria much mayor efecto a dis-
tancias medianas, A ]a vez que probabilidad much mayor
de hacker impacts, ventajas que nos parecen ser de mucho-
mAs peso que ]as desventajas antes mencionadas.
Mas aAn, el calibre de 4'.7 es tambien convenient para
]a bacteria destinada A la determinaci6n de distancias.
Este tema serA tratado mAs adelante. Por ahora 'pasare-
mos A considerar el empleo de cafones de calibre mayor
que 4.7 A saber los de 6'.
Si bien el caf6n de 4.'7 es quizas, el mAs conveniente-
para rechazo de torpederos, en cambio el calibre del caf6n
para determinar distancias, esta directamente relacionado-
con el del armamento principal del buque en cuest.i6n;.
por consiguiente, se debe considerar qud piezas son las que
constituyen el armamento principal, sin perder de vista
que el fuego contratorpederos debe ser lo mAs intense
possible.
Es bien sabido que en la actualidad sdlo se emplea un
calibre grueso anico en los acorazados y cruceros de gran
desplazamiento, A saber: el de 12' (en los nuevos buques.
britAnicos, americanos y japoneses); sin embargo, otras na-








TORRES DE 3 CARONES DE LOS GRANI)ES ACORAZADOS 67

clones prefieren emplear dos calibres, y, en adici6n a los
de 12' llevan piezas de 10', 9'.4 y 8' (Austria, Francia
y Rusia); ppr ultimo, en algunos de los cruceros acorazados
de desplazamiento menores hay piezas de 10' y 9'.2 junto
con piezas de 7'.6 (Inglaterra Italia, etc.)
En el primer caso, esto es, cuando s6lo se montan ca-
fiones de 12', es de aconsejarse la adopci6n de un calibre
menor que 4.7 para el armamento secundario, por las
razones que ya se han explicado. No sera err6neo su-
poner que, con el tiempo, se alcanzara al calibre de
6' esta idea parece haber ya ganado terreno en la marina
japonesa.
En los otros casos, cuando junto con los de 12', hay
caflones de 10', 9'.4 y 8', etc., disminuye considerablemente
la ventaja de aumentar el calibre del caf16n menor a mbs
de 4.7, puesto que si este cafn6n no se considerase de ca-
libre suficiente para constituir ]a bateria determinadora de
distancias, se podria emplear para tal objeto A las piezas
de 8' y 9.'4 y ain para distancias que pasen de 6.000 me-
tros a las de 9'.4, sin que por ello se incurra en un peli-
groso gasto de munici6n.
Para ilustrar lo que se acaba de escribir, se ha compi-
lado la tabla siguiente, que ofrece una breve comparaci6n
entire pares de cafiones de 4'.7 y 6.


Cafiones de 152 mm. (6") Cafiones de 120 mm. (4"7)
montados en pares moutados en pares


Peso del cafi6n (50 cal) 8.890 Peso del cafn(4 (50 cal.) 3.852 k.
kg. (8 8/, tons.). (3 '/, tons.).

Peso medio del proyectil 45 Peso del proyectil medio 20.4 kg.
kg. (99 libras). (4.5 libras).


Peso de la carga, (Oordita M.D.)
6.8 (16 libras).


Peso de la carga (Cordita M.
D) 16 kg. (87 libras).









REF VISTA DF PUBLICAOIONES NAVAI1CS


Caiones de 152 mm. (6") Cafiones de 120 mm. (4"7)
montados en pares montados en pares


Energia inicial, 2.010 tonelA-
metros (16.492 pies tons.).

Velocidad initial (aprox.) 900
mis. (2.953 ps.)

Peso aprox. de una torre para
dos cefiones 70.100 kg. (69
tons.).

Peso total aprox, de una insta-
laci6n con dos cafones 87.880
k. (86 tons.).

Peso total de 5 instalaciones
con 2 cailones de 6" en c/u
'139.4 tons. aprox.

Energia initial por minuto, para
cada torre, (cada pieza 6 dis-
paros por minuto) 24.120 to-
nelAminetros (77.901 ps. tons.).


Energia en la boca, 841 tonelA-
minetros (2.716 pies tons.).

Velocidad inicial (aprox.) 900 ins.
(2.953 ps.).

Peso aprox. de una torre para
dos cafiones, 49.700 kgs. (49
tons.).

Peso total aprox. de una instala-
ci6n con dos cafiones 56.188 kg.
(55 'l1 tons.).

Peso total de 8 instalaciones con
2 piezas de 4."7 en c/ui 451,9
toneladas aproxin adamente.

Energia inicial por minuto, para
cada torre, compuntando 8 dis-
paros por minute pira cada ca-
fi6n 13.456 tonelAminetros (43.463
ps. tons.).


Observaciones

a. En cuanto al peso de las instalaciones, se desprende
de lo anterior que 5!"instalaciones de cafones de 6' corres-
ponden aproximadamente A 8 de 4.7.
b. La energia inicial del proyectil de 4.'7 es un poco
mayor que el tercio de ]a desarrollada por el proyectil de
6' y la diferencia en la energia aumenta con la distancia.
c. Si con un. armamento de 6' se desea que el peso del
aprovisionamiento de munici6n sea igual en todos los ca-
sos, entonces, puesto que un disparo de 6'- pesa dos veces







TORRES DE 3 OARONES DE LOS GRAND.ES ACORAZADOS 69

mas que uno de 4.'7 y que 10 cailones de 6 pulgadas (con
sus torres, equivalent en, peso A 16 de 4"7 (con sus to-
rres), se desprende que cada cafl6n de 6" deberA toener un
nimero de proyectiles igual A los 4/5 del que se adjudica-
ria a cada caf16n de 4'.7.
Por consiguiente no puede decirse que sea muy mar
cada la reducci6n que se efectia en la dotaci6n de muni
clones para. cada uno de los cafiones de 6'.
Examinando esta tabla, llegamos a las siguientes con-
clusiones:
(a) Se obtendrian las siguientes ventajas con un arma-
mento secundario de caftones de 6' montados por pares en
torres a bordo de aquellos buques cuyo armamento prin-
cipal es de 12' inicamente.
1.-Posibilidad de utilizar al armamento secundario, con
eficacia, en un combat de escuadras A distancias medias,
contingencia muy poco probable, pero siempre possible.
2.-Posibilidad de emplear proyeetiles cargados con altos
explosives en un combat de escuadras a distanhcias medias,
cosa actualmente muy dificil con cafiones de grueso ca-
libre.
3.-Facilidad para la determinaci6n de distancia.
4,-Mayor eficaoia de fuego a cortas distancias contra
embarcaciones pequefias, y A distancias medianas contra
esploradores, destroyers, etc.
5.-S.eria probablemente mas sencillo, al preparar los
plans generals del buque, montar en sitios adecuados
cinco 6 seis torres doubles de 6' que ocho 6 diez torres do-
bles de 4.7, A pesar de la. mayor longitud y dimensions
de aqu6llas.
b. En contra de estas considerables.-ventajas habrA que
opener las. siguientes desventajas, originadas por la adop-
ci6n, del calibre de 6'.
1.-Disminuci6n. en la rapidez del tiro contra torpe-
deros.
2.-Reducci6n en el nlmero de granadas disponibles







70 REVISTA DE PUBLICAUIONES NAVALES

para cada cafn6n, suponiendo que permnanezca constant
el peso de la muhiciln llevada.
3.-Distribuci6n menos extendida dil poder ofensivo del
buque, y por consiguiente mayor reduccio6n del mismo en
el caso de una inutilizaci6n partial.
Sin embargo, hay que tener en cuenta que, peso por
peso, un ndimero de doubles torres con piezas de 4'7 pre-
sentan un blanco mas grande que las cotrespondieiteS
instalaciones de 6'.
4.-Mayor desgaste y erosion de los caftones, si se adop-
ta el caf6ti de 6' contra las torpederas debe dofArsele de
utin Shrapnel poderoso, cargado de modo, de que con 61 se
obtenga nna extensa zona de dispersion, y por einde, una
buena probabilidad de tocar el blaico. Debe adinitire utih
Amplio margin de error al calculat las distanciias durante
el tiro nocturno.
Recapitulando las observacionies ariteriores si el arma-
mento principal de un btique grande se ha de componer
exclusivamente de cafnones de 12', aun q-ieda por resl-
verse entire los calibres 6' y 4',7 la cuesti6n de saber ctial
sea el mas ventajoso para armamento secundario, si bien
la balanza nos pareee inclinarse A favor del de 6'.
Sin embargo no se debe blvidar, qtie e6 ambos casos,
seria sin duda necesario tenef a boido un determiniado
niimero de cafiones pequefos (cuyo calibre no pase de 2'
y de un peso muy reducido) que puedan montarse con ra-
pidez y facilidad, de manera que al caer la noche y siempre
que se teman ataques de torpederas pudieran quedar pron-
tamente distribttidos en los puntos mas cofrvenientes del
buque.
Proyecto de arrmaniento
para un acorazado de gran desplazamiento

De acuerdo con fas anteriores conclusions sdbre los ar-
mamentos principal y secundario que parecen adaptatde
mojor a los modernos requisitos de tin acdrazado de gran







TORRES DE 3 CA1ONKS DE LOS GRANDES ACORAZADOS 71

-tonelaje presentamos a continuaci6n dos proyectos de ar-
mamento complete para acorazado de 19.000 toneladas.
Estos planes, no pretenden naturalmente ser originales y
-.solo difieren de los de los buques actualmente en construcci6n
.para las principles marinas de guerra, en que se adoptan






Fig. E
9 de 12" con tires torres triples

-en ellos torres triples de 12' y en el aumento del calibre
-de los cafnones que constituyen el armamentos secundario.

Primsr-plan-Buque armado
con diez cafiones de 12" y doce de 6"

Damos por admitidas desde un principio las siguientes
-condiciones basadas en los principios fundamentals que
rigen ]a elecci6n del armamento para un acorazado modern:
1. Que el armamento principal se componga del mayor
nfimero possible de cafiones, de calibre uniform y de alta
potencialidad, con el fin de obtener el mAximo efecto a
las mAximas distancias posibles.
2. Que se distribuya este armamento de uiia manera
-tal, que permit el fuego de todos los caftones hacia ambas
pandas.
3. Que las torres tengan el mnAximo campo de tiro p6-
sible, con el objeto de obtener extensas zonas eficaces.
4. Que el armamento seciindario debera coniponerse
-de caftones de tiro rapido, de calibre uiniforme y eficaces
.A distancias medianas.
5. Que este armaminento sea capaz de ser empleacdo







72 RFVISTA IDR PUBIACIONEA( Y NAVALES

como bacteria telemetrica para obtener la distancia y auxi-
liar el :tiro al iniciarse la acci6n, hasta un limited de 6000-
A 7000 metros.
6. Que los nuevos buques, para ainoldarse a las exi-
gencias de ]a tActica y estrategia modernas deberAn tener
una alia velocidad, nc pudidndose permitir que el peso de
sa armamento (incluyendo la munici6n)" exceda del 20 01.
del desplazamiiento total. ,
7,0 Que el desplazamiento de los buques.en cuesti6n
no debe exceder de 19.00Q....toneladas. -
Los dos proyectos de armamento, cuyos diagramas se
encuentran a continuaci6n han sido ideados, ajustAndose
en lo possible, a las anteriores condiciones; pasaremos aho-
ra a examiner mAs detalladamente, empezando por el ar-
mamento principal.
Apesar.de que algunas autoridades navales han discuti-
do el aumento del calibre del armamento principal de
12' A 13,'5 hemos admintido que por ahora el calibre mas.
convenient. es el 12', que no nos obliga a disniinuir el
ndmero de cafiones 6 ]a dotaci6n de municiones con el
desplazamiento indicado. -
Si se desea armar al nuevo buque con diez caflones de-
12 pulgadas, para cumplir con el desideratum expresado en.
el pArrafo 2, se tiene que recurrir a un plan de distribu-
ci6n, corco el sefialado en (fig. f) a saber: dos torres triples.
y dos doubles, estas filtimas a.un nivel superior al de las.
primeras Tomando en cuenta las consideraciones enuncia-
das en el parrafo 3, se ha dado a cada torre un campo de-
tiro de 2800.
De esta manera el sector del maximo de concentraci6n,
de fuerza abarcaria un angulo de 100 a cada banda, y
dentro de. este sector se concenrtraria el fuego de la tota-
lidad del armamento principal del buque.
En los sectors remanentes de 80 (fuego en caza-y
retirada) podria concehtrarse el fuego de la mitad de dicho-
armamento, esto es; el de cinco cafiones de 12'








TORRES DE 3 CARONES DE LOS GRANDES ACORAZADOS 7S

La protecci6n de los escudos de punteria y de las alzas
de los cafnones de grueso calibre en los buques de la
Armada Americana, ha sido dispuesta de modo permitir
el fuego de las torres superiores-en caza 6 retirada, si fuese
necesario.
Y por iltimo, ann en el caso en que no se considerase
convenient el fuego de quilla seria siempre posiblehacer
fuego dentro de los 20 de la linea de quilla; de modo-



r
. ''* o.. ,. .. ,,0-0, ... ,'. ,,''\ \ '** /










Fig. F
10 do 12"-12 do 6"

Campo de tiro 12" 2850
de proa y popa 150 -
[ tiro de travys 120
A = zona mAxima de conceniraci6n del fuego


pues, que en los dos sectores extremes de 40, tendriamos
el fuego de" trees cafiones de 12'; el de cinco cafionep, en
los otros cuatro sectors intermedios de 200, y finalmente
el fuego de diez cafiones de 12', en los dos amplios secto-
res de trav6s.
Nos hubiera gustado dar un campo de tiro de 300 6
- las torres de 12', pero lo hemos limitado. & 280,.con el
prop6sito de no reducir demasiado el espacio destinado k








REVISTA DEi PUBLICACIONES NAAALirS


los cafiones centrales de 6' y 4"7, y tanmbi&n para imipedir
lque ocurra una perjudicial interferencia en el fuego de lis
caflones.
A esta breve descripci6n so han agregado ciertas ti-
blas y diagramas, que sefialan las energies initial'&,
en las zonas de mnaxima concentraci6n de ftUego del
-armamento principal y del armameint cOntra torpedB-
ros, en el buque proyectado, comparadds conl lAis de
-otros buques de tipo analogo ya construidos 6 en cons-
trucci6n; las energies remanentes del armamento pro-
puesto a distancias variables entire 4000 y 6000 metros,
.las energies relative al desplazamiento y las dotaciones de
"munici6n, etc.


'Energfa inicial en las zonas de maxima concentraci6n de
fuego de los armamentos de algunos acorazados
modernos, comparados con los del tadop.

AR AMENTO PRINCIPAL


Despla- ARSMAIRNTO Energia
B U Q U E (Zona de mAxima concentra-
zamiento ei6n del fuego) imncial


Tons. Pies tons.
Dreadnought...... 17.900 8 de 805mm. (12".) 396.670
S4 de 305 ram. (12")
-Satsuima.......... 19.200 (12) 61.456
&--de 2'54 s (16")

4 de 305 mm. (12'1 1)
Danton.......... 17.700 3 10.707
S6 de 240 ) (9".t)

Michingan...... 16.000 8 de 305 mm. 330.080
Buque proyectado. 19.000 10 de 805 mm. (12") 540.056








TORRES DE 3 OASoNES bE LbS ORANIJES AdORAZADOS 75

Energfa initial jow, tb ahiada db d6solakirfiiefitb


B U Q U E Desplazamiento Enegia inicial
__pot_.tohelada


Dkradnoutght................
Sftunima ....................
D anton......................
Michigan..................
TBuque proyectado...........


iEnergia remanente del
nies A:


Tons.
17.900
19.200
*17.700
16.000
19.000


Pies tons.
22.16
18.88
17.57
20.61
28.42


blque pi'oykcfado con 10 caftd-


6.000 metros ..... 242.470 pies toneladas
4.000 ...... 310.112 1

Energfa inicial del armamento secundario de Ips
mismos buques

BUQUE Armamento secundario Energta inicial


Dreadnought ...
Satseuima........
bianitdn .........
Michigan.......
Buqueproyectado


cafiones de 76 mm. (3 pulg.)
120 (4.7 puilg.)
k 76 (3 ipulg.)
s 76 (3 pulg.)
S 152 (6 pulg.)
* 120 s


NoTA.-Las anteridres ndrgfas fuierOli expresadag en ton e-
lMiiethfo, en el original. Uta tdnelimetro de eiaergin cinftiea
equivale A unos 3,23 pies toneladas.


Pies tons.
lo.925
25.849
1i.214
22.429
77.908
43.463







REVISTA DE PUBLIUACIONES NAVALES


Como se des'prende d'e fig. f 'la'energga iiiicial'del' buque
proyectado, cuando el fuego de travys es dirigido en los
sectors de maxima concentraci6n del fuego, es much ma-
yor que ]as de los otros acorazados parecidos; y esto cons-
tuye un testimonio elocuente de la gran ventaja que se-
obtiene colocando 6 las grandes torres en la ]inea de crujia.
Tambi6n tiene un valor muy elevado la energia por
tonelada en los sectors de maxima concentraci6n de fue-
go; y la energia remanente a una distancia de 4.000 metros-
es poco menor que la energia inicial de los demas buques
considerados.
Respecto al calibre de los cafiones del armamento secun-
dario, hemos ya esplicado el porque son necesarios en la
actualidad cafiones de calibre superior a 3' y 3.'9- y homos
tratado de demostrar las ventajas que se obtendrian, adop-
tando el calibre de 6' pero; siendo innegable que *el cafi6n
de 4.7 present tambidn grandes ventajas hemos represen-
tado en fig. g ai mismo buque, con identico armamento
principal de .12: pero con un arnamnento. secudaxri1 com-
puesto de 16 cafiones de 4.7, en lugar de los 12 de 6' del'
primer proyecto.
Con el peso menor exigido por un armamento de 4.'7,
podria reducirse el desplazamiento d4el. buque .hasta 18.500'
toneladas 6 bien con el mismo desplazamiento de 19.000 tons.
aumentarse considerablemente el aprovisionamiento de mu-
nici6n.
En ambos pianos de armamento, teniendo en cuenta la
posici6n y caracteristicas generals del armamento contra
torpederos y la necesidad de aumentar su poder destruc-
tivo en el fuego de quilla para cortas distancias, se ha.
considerado convenient tener diez cafiones de un calibre
no mayor que 2', que puedan ser colocados, al anochecer,
en aquellos puntos (aproximadamente) sefialados en ]a fi-
gura (en -a, b, c, d etc.) puesto qune en esos moments sera
necesario protegerse mas eficazmEnte- contra ataques der
torpederos.









TORRES DE 3 CARONES DE LOS GRANDES ACORAZADOS 77

Dichos cafiones, manejables y faciles de montar deberian
guardarse en sitios bien protegidos, durante una acci6n
A largo alcance.


El peso
munici6n,
tabla:


Fig. G
10 de 12"-16 de 4.7"
Slos de 12"-280
Campo de tiro 0 de proa y popa lb0
los de 4.7" p
[ tiro de travys 120
A = zona maxima de concentraci6n del fuego

de este armamento subsidiario, incluyendo su
es muy pequefio como lo comprueba la siguiente


Calculo del peso del armamento y munici6n de un acora-
zado dotado de diez cafones de 12" y doce de 6".


PESO DEL ARMAMENTO


Toneladas


Dos torres con tres piezas de 12' en cada
una. ............................
Dos torres con dos piezas de 12' en cada
una.............. ... ...........
Seis instalaciones de dos cafiones de 6'
en cada una-(aprox.)..............

Peso total del armamento


1.328.00

950.00

527.280

2.805.280








RIVISTA DE PUBLIUACIONE8 NAVALFS


PESO DE LA& MUNIOI6N


Cafi6n de 305 mm. y de 46 calibres-Peso
de un tiro completo-552 kgs.-Cal-
culando 140 tiros completes para cada
caft6n obtendriamos un peso total de
munici6n para la artilleria de 12'....
Cafn6n de 6' y 50 calibres-Peso de un
tiro complete 61 kgs. Calculando 200
tiros para cada pieza, obtenemos un
peso total para la munici6n de 6'..

Peso total de ]a munici6n.........
Peso total del armamento..........

TOTAL ....


(Desplazamiento del buque-alrededor
ladas).


772.888 kgs.



212.280

9865.080
2.805.280

3.790.360


de 19.000 tone-


El mismo odipu!o para un buque qrmido con diez
caftones de 12" y dieciseis de 4".7


Toneladas


Peso de armamento y munici6n para diez
cafiones de 305 mm. y 46 calibres..
Peso de ocho instalaciones con dos ca-
fiones de 4'.7 y 50 cal. en cada una.
Peso de la munici6n para los cafiones
de 4'.7, calculando 390 tiros completes,
para cada uno. ...................

Peso total de armamento y munioi6n:

(Desplazamiento del buque--18.400 tons.
aproxi.nadamente.)


3.050.800-

451.904


169.728

3.672.432








TORRES DE 3 CASONES DE LOS GRANDE ACORAZADOS 79

PESO DEL ARMAMENTO Y MUNICI6N SUBSIDUIARIA

Peso de diez caiiones de 4.7 mm. con
sus montajes, etc................ .10
Peso de la munici6n At raz6n de 1000
tons. por caf16n ................... 31
PESO TOTAL. .. 41

N. B.-Al hacerse los cAlculos sobre la munici6n y las;
energies de los diversos caflones, se supone que las cargas.
empleadas son de cordita M. D.

De esta breve descripci6n, y teniendo present los de-
siderata mencionada en el comienzo de la misma, se despren-
de que el armament de los dos buques proyectados, to-
rnados como entidades, reunen, en el mayor grado posibler
las condiciones impuestas por estos desiderata puesto que:
1.0-El armamento principal se compone de un gran
niimero de cafiones de elevada potencialidad A las moder-
nas distancias de combat de calibre uniform, lo que es-
considerado como de la mayor importancia por diversas
razones, de las uales las principles son las siguientes:
(a) Mayor facilidad en la ejecuci6n y direcci6n del fue-
go; mayor exactitud y mayor probabilidad de dar en el
blanco A. largas distancias
(b) Mayor simplificaci6n en el almacenaje y aprovisio-
namiento de ]a munici6n.
(c) Dado un calibre maximum, que no se debe exceder,
es un hecho reconocido que para un determinado peso d&
armament, la energia que puede ser producida por un
cierto nilmero de caflones del peso total dado, disminuye
con la reducci6n del calibre.
1. Esto es de la mayor importancia al tomar en con-
sideraci6n las energias remanentes a largas distancias.
2. Todos los canones grandes pueden hacer fuego b
ambas bandas, condici6n de la mayor importancia desde








80 REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES

que es un hecho admitido que solo se emplearA el fuego
de travys.
3. El fuego circular, es muy extenso, tanto para el
armamento principal como para el destinado al rechazo
de torpederas; teniendo dicho fuego grandes zonas de
mkximo poder destructive; de esta manera se facility la
direcci6n tkctica del buque en lo relative & mantener una
continue concentraci6n del maximum de fuego sobre el
enemigo.
4. El armamento secundario se compone de cafiones
eficaces A distancias medianas, y de gran poder A distan-
cias cortas.
5. Este ,armamento secundario puede tambi6n ser em-
pleado como bacteria telemetrica a distancias no mayores
de 6000 metros. (Para este objeto es muy preferible el
proyecto figurea f), con cafiones de 6'.
6. El peso total de la artilleria, con un gran aprovi-
.sionamiento de munici6n, no excederia del 20 0/0 del des-
plazamiento de 19.000 toneladas en el buque proyectado.
Pasaremos ahora A examiner las ventajas del armamento
proyeetado para la ejecuci6n del ejercicio de tiro de com-
-bate (battle-prActice) prestando la mAs estricta atenci6n
hacia aquellas reglas que rigen al tiro migliordto, que hace
ya liempo estAn en vigencia en nuestra marina de guerra.
El director del tiro, estacionado en una posici6n lo mas
centrica possible y A una suficiente elevaci6n sobre la linea
de flotaci6n, tiene A su disposici6n una excelente bacteria
telenmetrica compuesta de seis cafnones de 6' (A ocho de 4' 7)
por medio de la cual puede precisar la distancia con
rapidez y exactitud.
Puede emplcar estos cafones hasta distancias de 6000
metros, lo que no seria possible con un armamento secun-
dario de cafiones de 3', 6 de 3',9.
Habiendo obtenido una distancia que merezca confianza
*- iniciado el fuego con los cafiones de grueso calibre,
puede aun continuar haciendo salvas de 6'; con un personal








TORRES DE 3 CARONES DE LOS GRADES ACORAZADOS 81

bien preparado, podra obtenerse quo estas se sigan unas
A otras con cortos intervals.
La disposici6n general de los cafiones en cuesti6n debe
ser tal que no haya intcrferencia:! en el fuego de las piezas,
.sobretodo en aquellos, sectors de inAximo poder destruc-
tive en que por lo.general se emplearA el tiro.
La trasmisi6n de 6rdenes y distancias y todas las deli-
cadas operaciones relacionadas con ol funcionamiento de
los cafones, quedarAn muy simplificadas, con un nimero
limitado de instalaciones dentro de torres acorazadas y
*esto contribuira no poco para la seguridad y continuidad
-de su funcionamiento.
Y por iltimo, con los cafiones de 6' (y aun con los
de 47) sera possible lanzar pioyectiles con suficiente carga
explosive para producer una column do humo, de color
caracteristico y de suficiente volume para que sea visible
.A largas distancias, facilitando de esta manera la pronta
.apreciaci6n del pique; lo que facilitarA grandem'ente la
tarea del director, del tiro en lo que se refiere A..la rApida
-determrinaci6n de las distancias.








82 REV1STA I)E P'UBLICACIONES NAVALES


LA COR01 KRUPP C[MNNIMD [XIMINmn CON MICR OPI



La aplicaci6n de los modernos medios de investigaci6n.
micrufotogrAfica al studio de los aceros de coraza, se-
hace en las principates acererias del mundo, desde al-
gunos afios A esta parte, con mAs amplitud que en el
pasado.







Fig. 1

La casa oFried Krupp A. G. posee en Essen (Ruhr), en
su colosal establecimiento, un maravilloso laboratorio para
el studio microsc6pico de los metales, donde se efectdan
investigaciones importantisimas bajo la alta direcci6n del
ilustre inventor del procedimiento patentado Krupp, Inge-
niero Emilio Ehrensberger.
La casa cShneider y 08.b en el Creusot, ha instituido.
tamnbi6n un laboratorio microfotogr6fico de primaria im-
portancia, y el Ingeniero Routy, director tecnico de la
fabricaci6n de las planchas de coraza, sigue alli studios.
de gran valor cientifico.
En la acereria de Termi funciona igualmente desde hace
algunos afos un laboratorio para los anAlisis microfotogri-









LA CORAZA KRUPP CKIMIN'ADA


fico de los metales, que poses muy buenos instruments
del mAs modern sistema, y donde, bajo la direcci6n del
Ingeniero A. Magroni, se han llevado A cabo studios
metalogrAficos de igual importancia.


Fig. 2


Menos ricos y menos perfeccionados son, generalmente,
los gabinetes de metalografia de las acererias inglesas y
norteamericanas, en las cuales con desgano se substituyen
a los viejop medios de investigaci6n, tradicionales,- algunas
veces inculpables de empirismo-los mas recientes de ca-
rActer mas rigurosamente cientificos.
El analisis microscopico del acero de corazas, como el
de cualquier otro tipo de acero, son no solamente necesarios
al fabricante, para obtener un buen product, sino tam-
bi6n, indispensable al que compra y prueba, a fin de dis-
poner del modo de estudiar a fondo todas las varias fases












84 REVISTA DE: PI'BILACACIONI.S NA\ALES


























JI'nit. 2

Aument,) 2 D


Fot. 2


Aunento 100CO 1)










LA CORAZ\ KiUPi ('EMENTrADA 85


Pot. 3

Anmento 2 D


Fot. 4

Aumento 300 D








REVISTA DE PUBLICACIONEIS NAVALES


de los diversos process de elaboraci6n empleados, de com-
parar entire si los products, y do darse exacta cuenta de
los buenos como de los malos resultados que pueden obte-
nerse en una prueba de tiro.


For. 5
Aumento 0 1)


Siguiendo este orden de ideas, el Ministerio de Marina
ha querido dotar a. la Usina de Termi de iun laboratorio
microfotogrAfico, cl cual, juntamento con el laboratorio
quimico y mecAnico, esta bajo la direcci6n del doctor Luis








LA CORAZA KRUPP CIMENTADA 87

Zambelli, quimico principal de la marina italiana, especia-
lista competentisimo en el anMlisis de metales. Sea por los
*6ptimos instruments que posee, sea por los studios que


Fot. 6
Anmonto 150 D


-en cerca de un trienio ha efectnado, el gabinete Quimico
[ecAnico, Microfotografico de la Usina de Termi puede
ciertamente sostener con ventaja la comparaci6n con los
-congeneres existentes en Italia y con buena parte de los
-extranjeros. Por otra parte, en cuanto sabemos-la marina









REVIS'TA DE PUBIAICAUIONES NAVALES


italiana es hasta ahlora ]a inica del mundo que use, en la
recepci6n de motales, la eficaz ayuda de ]a metalografia,
pues las otras marinas no posecn ningdn laboratorio propio-
para ese fin especializado.


Fot. 7 .
Aumnento 150 D


Entre los mAs interesantes studios mnicrofotogrAficos,.
ocupa primer puesto ciertamente el de la coraza Krupp,.
y esto porque el acero de que estA hecha, ademAs de-
tener una composici6n especial, est6 sujeto durante la fa-









LA CORAZA KRUPP CEMENTADA


bricaci6n A tratamientos mecanicos y termicos tan nu-
merosos, variados y caracteristicos como seguramente no
existen en ninguna otra elaboraci6n metalurgica. Quien
analice por tanto microsc6picamente una plancha de coraza
en todos los estados de su fabricaci6n, podrA no solamente


Fot. 8
Aumento 150 D


darse cuenta exacta, de la intima extructura de ella, sino-
que har& uno de los studios mAs importantes y completos.
de este g6nero.

Por espiritu do claridad, creo itil comenzar exponiendo
algunos datos mny sumarios sobre la fabricaci6n de la
coraza cementada Krupp.


Para fabricar una coraza Krnpp, se parte de un lingote-


89








U{ REVISTA DE PI'AIICACIONES NAVALES

,de acero fandido, al cromo nikel, obtenido con el proce-
dimiento Martin Siemens.
La composicion quimica de! lingote no es, en las diver-
sas acererias, y ni aun on la, misma acereria, rigurosamente
uniform.


Fot. 9
Aumnento 150 D


Los components principles: carbon, manganeso, cromo
y nikel, tienen porcentnjes casi constantes; en cambio los
components secundarios: el silicio, azufre, f6sforo varian
notablemente segin los hierros usados, pero no tienen si
estan contenidos en ciertos limits, influencia apreciable
en las cualidades t6cnicas del product, ni sobre su cons-
tituci6n microgrAfica.
El lingote de coraza al cual se refiere este studio, te-
nia la siguiente composicion quimica:
Carbono ............................. .0.31 0/o
Silicio .................. ........ 0 .02








LA CORAZA KRUPP CEMENTADA


Azufre ............................ 0.02 0/o
F6sforo....... .... ................. 0.016 >
Manganeso ............ ............... 0.30
N ikel ................................. 3 .90
Cronm o ............................. 1.78 )
Calentado el lingote en un apropiado horno A gas, A la
temperature de cerca de 1100 A 1200", se procede A la-
minarlo por cerca de una hora, hasta reducirlo A un poco


Fot. 10
Aumonto 150 D


mAs del espesor quo deberA tener la plancha. Al fin del
laminado, la temperatnra desciende A un nirnero de gra-
-dos que varia entire 600 y 650'.


La plancha proveniente de ]a laminiiaci6n debe ser inue-
-vamente recalentada en un horno; cuando ha alcanzado


91








' 92 RI:VJSTA Df, P'UBLICACIONES NAVAI.ES

]a temperature de 600', se la somete a la acci6n de la,
prensa hidrAtulica para enderezarla y despues, bien lim-
piada con much atenci6n mediante martilladura 6 mano-


Fot. 11
Anmento 150 D


y mec6nica, para sacar de su superficie toda traza d&
escorias 6 de otras impurezas, es preparada para ]a ce-
mentaci6n.


Las planchas que deben s r cementadas se disponen d&
dos en dos, con las caras a cementar vueltas la una contra
la otra y separadas por especiales reglas de acero (fig. 1).
Se forma asi una especie de caja, en la cual se intro-








LA CORAZA KRUIP CEMNINTADA 93

duce el gas de alumbrado, mientras el conjunto de las dos
planchas y de las reglas qne las separan, es mantenido,
por un tiempo variable segiida las dimensions de la plan-
cha, entire 7 y 20 dias, en el interno de un horno 6 suelo
m6vil, cuya temperature es de cerca de 900 A 930".


Fat. 12
Aumento 150 D


El gas de alumbrado cede su carbon A las planchas
entire las cuales se encuentra, obteni6ndose asi en. am-.
bas un estrato supra-carburado de profundidad de..cerca
de. 25 mm.
En ]a plancha, examinados los porcientos de carbon en
el estrato. cementado eran los signientes:








REVISTA DE PUBLICACIONES NAVALES


De 0 mm. i 5 mm. de prof. A partir de la sup.
id 5 id 10 id id
id 10 id 15 id id
id 15 id 20 id id
id 20 id 25 id id


Sacada la plancha del
peratura de 800 A 850,


externa 1.63
id 1.20
id 0.80
id 0.52
id 0.37


horno de cementaci6n, 4 la tem-
se la sumerje verticalmente en un


Fot. 13
Aumento 1-0 D)


recipient lleno de aceite de oliva, que, circulando conti-
nuamente en un refrigerator tubular de agua, es mante-
nido 6, la temperature de cerca de 20 a 30. Se evita asi
esa especial estructura de fragilidad del acero, que consis-
te en una cristalizaci6n muy desarrollada y se obtiene en








LA CORAZA KRUIP CEMENTADA 95


consecuencia mds homogeneidad en la distribnci6n de los
carburos de hierro contenidos en la masa metAlica.
Recalentada despu6s nuevamente la plancha en otro
horno especial A la temperature de cerca de 660, se la
sumerge rpidamente en un segundo dep6sito lleno de


Fot. 14
Aumento 150 D


agua corriente, obteni6ndose de tal modo el resultado de-
modificar sustancialmente ]a estructura del metal, por el
pasaje del cromo, del estado libre al estado de combina-
ci6n. En tal estado el carburo de cromo y el carburo de
hierro se encuentran en pequeflisimos granos esparcidos en
la masa del acero, siempre etencialmente constituido por
una mezcla del hierro, del nikel y de los otros componen-
tes. A tal estructura corresponde una trabaz6n fibrosa, en
la que reside la mayor garantia de tenacidad.








96 REVISTA DM* PUBLICACIONIS NAVALES

Cortados de los limbos de la coraza pedazos para prue-
ba, se les examine ]a superficie de fracture, y, si conviene,
los tratamientos al aceite y al agua se repiten mAs de una
vez, hasta que el acero haya adquirido aquella particular
estructura que es inclicio dc un grado de resistencia ele-
vadisimo.


Fot. 15
Anmento 150 D


Ultimados estos dos tratamientos termicos preliminares
ya descritos, la plancha es sometida a la prensa hidrAulica,
para darle.la forma segdn los pianos.
Llegados A este punto es necesario anudar la superfi-
cie extracarburada A la plancha la necesaria dureza, sin
caer en el defecto de la fragilidad; se sigue para esto lo