UFDC Home  |  Search all Groups  |  Digital Library of the Caribbean  |  Caribbean Newspaper Digital Library  

Revista de la Biblioteca Nacional

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Revista de la Biblioteca Nacional
Added title page title:
Revista de la Biblioteca Nacional (Havana, Cuba)
Physical Description:
50 v. : ill. ; 26 cm.
Language:
Spanish
Creator:
Biblioteca Nacional (Havana, Cuba)
Biblioteca Nacional José Martí
Publisher:
La Biblioteca
Place of Publication:
Habana, Cuba
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Bibliography -- Periodicals.
Cuban literature -- Bibliography -- Periodicals.
Cuba -- Bio-bibliography -- Periodicals.
Genre:
serial   ( sobekcm )

Notes

Citation/Reference:
Also, Biblioteca Nacional "José Martí". Revista de la Biblioteca Nacional "José Martí" (OCoLC)2454556
Bibliography:
Indexes: T. 1-4, 1949-53 with t.4.
General Note:
Title from cover.

Record Information

Source Institution:
Biblioteca Nacional José Martí
Holding Location:
Biblioteca Nacional José Martí
Rights Management:
All rights reserved by the holding and source institution.
Resource Identifier:
oclc - 2459262
System ID:
AA00019219:00131


This item is only available as the following downloads:


Full Text







SIS
I 10 c
31



O|
NiiiliiiiiiiA CIiO N AL~iii...
Jo b.iiiiii i!!ii M R I


liii~iii!iiiiiiiii~iiiii~iiiiiiti 'A'' I"







Revosta de la Bablooteca Nacsional Josep'Marti










Director anterior: JUAN PAREz DE LA RivA (1964 m. 1976) Director-, JULTo LE RivEpxNn


Consejo de Redacci6n: OLxNTA A910SA, RAM(5N DE ARmAs. ]ENRIQUE CAPABLANCA, MANUEL COFIRO, CARLos FARrRAS, MANUEL L6pEzOLIVA,, ENRIQUE SAfNZ


Jdfe-,.de .-Red acci6n: SkviwR BUENO.


Redacci6n: CARMEN SuAREz LON


Canje: Revista de la Biblioteca Nacional Josd Afarti,
Plaza de la. Revoluci6n,
Ciudad de La Habana, Cuba. T61ex: 511%3
ISSN 00064727



Primer i6poca: 1909-1912 Segunda 6poca: 1949-1958

Tercera 6poca: 1959La Revista no se consider, obligada a revolver originals, no solicitados.







Cublefta: Grabado en metal, 13 cm x 9 cm.
"Don Fernando el Rey de Castilla y Dofta Isabel de Castilla, admiten la empress de Don Crist6bal Col6n, y sale de Palos.
para su viaje a las Indias el 3 de Agosto, de 1492." [Tomado de: Hmmtn, ANTomo DE. HWoria Gener4l de Ids Indias Occident4les d de tos hechos de los casteltanos en las Islas y tierra














R-evis ta de la

Bibiloteca Nacional Jose' Martf

I..,
Afio 75/3ra. 6poca-vol. XXVI Sep tiembre-diciembre., Nfimero 3
Habana Cuba

C4& autor se responsabiliza con sus opinions

TA13LA DE CONTENIDO
DjFm&-GARcfA, Rai mA Fj Amifrica r4al y maravillosa de.Jose Mart(
JUAN MARINELLO POW0 de 14 T0rri9Wc,,8riR;t;.,A&*e., de 0uha,.,7.,.4e. EispoifW; 19 ANA CAiRo
La salidaridad espaRola hacia los intetectualesantimacha.
distas 33
histls GUANCH12 Aportes canaries a la culture campesino cubana ........ 43 ZoiLA Upiou-E
La Revolucidn Cubana (1868-1878) a travds de la prensa integrista ........... ....... 75
ERNESTO CHAVEZ ALVAREZ La quema del mun-eco de San Juan .................... 83
PATmcio BoscH QTjrDpmLo Fermin Salvoechea,, un gaditano amigo de Cuba ....... 93 AuRrA MATiLnE FjRRxANDEz MuRia El colonialismo como forma de enriquecimiento de diversos sectors sociales en Espana ...................... 103








JUAN IDUATE
Un socialista cataldn del siglo XIX: el primer cantor de
Isla de Pinos, Antonio Ribot Fontserg ............. 125
RAtLR. Run
Estatuapara un rey sin majestad. (En forno a uno de
los mds beltos exponents de la estatuaria en Cuba) 147 Jumo LE RivEmm
Problems de la formaci6n agrarian de Cuba (Siglos XVIX-VII) (Capitulos VI, VII y VIII) ............ 159

CHRONIC
ALEJO CARPENTMR
Trayectoria del Gallego ............................ 197

RESESAS
CARMENSuARP-z LE6N
Nicolds Guilign, naci6n, mestizate o donde se habla de
nosotrosmtsmos 199
CARLW DELTORo GoxzALEz
Solidaridad cubana con la Repilblica Espa hola .......... 203 LIBROS ADOUIRIDOS EN EL EXTRANJERO .... *W.. 207 COLABORADORES ................................... 209












La A. mePrica, real y maravillo'sa
de Jose" Mard


DENIA GARcfA RONDA

Eri el articulo "De lo real maravilloso ame *cario"
do en Tientos Y diferencias (1966),p Alejq Carpentier, creator del concept y su mejor ejemplo en la prActica, novellstica, d*io:.

Lo maravilloso comienza a serlo de mantra inequivoca cuando surge de una inesperada alteraci6n de Ia reahdad (el mi'lagro), de una revelacii6n pnivilegiada de la realidad, de una iluminaci6n inhablitual o singularmente favorecedom de las madvertidas nquezas de la. realidad, de una ampliacii6n de las escalas y categorfas de la reaI*dad, Percibidas con particular intensidad en virtue de una exaltaci6n del espiritu que lo conduce a un modo de
44 estado, Ifinite".1

E.S indudable que todo el que ha logrado tener, en mayor o menor media, esa 4t revelaci6n privilegiada de la reallidad" de nuestro continent, ha intentado reflejar, de acuerdo con su
'dad esa asombrosa especlificidad lati
capaci Moamericana, que le
viene de su naturaleza v de su historic. Baste recorder hombres como Dww* Humboldt
in Y quienes buscando la ciencia encontraron la maravilla.
Hay un aspect, sln embargo, que no slempre estA presented cn los que se enfrentan y logran captar ""con particular inten. sidad"" las escalas y categorlas latinoamericanas. Aspect que no Proviene, directamente de la limpresii6n, stno del punto de vista que adopted el suj'eto. En este sentido, la. teorfa c carpenteria de Io real mara "Iloso implica. un ot)jetivo descolonlizador a partir de las condiclones resales y propias de nuestro continent.
Puba ha tenido ]a suerte de contar con grades latinda'meIP 0
ricainstas que han conformado una linea de desarrollo, que fieCA*Pmamp Ajim "De Io rml MaMVH1036 amencanV. Tientos Y diferendas. La Habana, Ed. UNEAC, 1966.






ne sus ongenes en Jose' Maria Heredia y su actual manifestation en la vocaci6n nuestramericana de la presented generaci6n. En esa, linea hay que sitar, en lugar preponderance, a Jos6 Martf., cuyo',obj" etivo al describir a nuestra Ann4rl ca no fue. -como, no ha''sido el',die'Al djo.Ca pent*ler-- --si' merfte mostrar una readtk q. 'ar S I
cor4p. aci6n con los cAnones "cldsico ", revi Ste visos de maravilla, sino desuncir al latinoamericano del yugo econ6mico, politico y cultural a que lo' sometieron las civilizaCiones conquistadors, tanto colonials, como neocolopiales, V que pueda mostrarse, orgulloso de su cobdition."'a qu e'' ell mun-do lo respite.
Denqa. de, ese,afAn descolonixador sa. *t tyi 14, neces'IW44 de prqpqgn;w rodupi 1"teraturay ux ,.Arte. propios,. no
des&fiadoores de aportes que acervo universal pueda
brinda-r,,-,,perq, no. epidor, servil Ao patrons% -ext, s, ya, 11cla 9,lcQ.s ya 4p mo-da,
Martf descubr'e' fikie'ra.Akfo C',arpentidr medlio
siglo ,c espues- una;,Amenca, -nufstra Am a- kal M*
fteirfpq ItA y m"Al-am- I otty "Y hace -'Oho. jetivos de su VfdA. revelaila al i u -nOo" ""pL 31
I -propioiatinoamoncano. Muy temritrit 61, -su eiiinciw en: &ta-'Ie'ra'aIa e6im''16s os: 1877
f-878; pei d6p"61 A ii in: te' Ja ;;a c -0- n-, inentb,,,Tpestizo, su. specific I clad que Parte, entre otros fictbre's,' de- I
0 as-condic.*0nes. de la conquis ta. Por eso, ya puede decir en Los c 6-* digos nueftitei-rumpida:p6r-la conquista la obra naturdly MI estuosa izaci a s cre con
'de Ift 6 il 6n m6i "a d 6 1- a d;v6-"
-nimiento de- los, europeos un Ipuebl ex"t ako m espa-.:
no torque Ia; viA fiu6 7-reebaza, el C,14 r]?Oindigena, torque se ha sufriido la ingerencia, de V
'I actionn devasta4wi4, dospalibras qug, Oon4p -up- anagonismo consdt uygn uw, procesq;.- se.,cre:O t n,,pqpblo a.- U con.. a recon "sta. de,
Uw$Idz.O en.1 form? I' qW sw fiber
SU.,* IMaprq
tajj desenvuglye y y9staur.a a pm 2,
tirlest&-p6 jrTaf esfiin n OS, como se d,
-conik''s24"' Pue e.
que o, pd. Q!7 :
71
ilg u no- s I i :'d mar vi d"afnelo
or confoMai bres '(fe 16,1tal-,"",
ricand* ; --'Naf6' "de"& o que
-superporgM6n esta s Aa por
resultadorjun -pueblo .-"extra&Y: ni,.: icv 0 Ind an w, fg6na .. sino.
reiultadq, de,Ia -axnalgamadc x-az4s.Obra camp "bafta,
tNCP 1%3. t. VIL P. 98-102.

6







productidni de hdbitos, de'-1historia, -. lo a'ut6ctono (napiral) en iucha desveintaicisa.cwitra to t64 impues, erb p res6nte eiempre,
siquiera como, sustrato en este',001tinerA6 Al qt1'eJ#-eTf'6tro texto del mismo ano'.1 1877;, Marti identificara',-,c6mci giganw. desconbcido, E. 1, Am6ricafabitlosa ".3,Tambidn s6infiere te caracterfstico-,de esa-vision "pr ivile"g Lada .-de Ahi&fca, "C'uando menciona el -gipatente -an-tagoniswo de .'civi1fZaci6n,'deOastadoM que kmei & todo, un procego: just=ento eF-de:1A -conforwaci6n de Ja especif licidid, arnerkana.
En,. Ouitemalaadr n no habia, madura4o suficieptcnwnte el WO latinoamerkawsia'46" Min!; le T ftaba cn6 nfarse a Ia Ig' fine n te," 'd
Roma. americajaa I%, ua u-concep
PIP
ci6n 1=4- illosa 'A i W trp co itinente tambien estaba
en franco, process de dcfin'*ci6n,,-pprque

No.,se. vcm,,bien 1 s'rnarqsOlasxuando iir. pst4- dentro de ella*s. t4s'colosaJes figuras-)ps 6olQ sales hechos, s6lo a distancia adqpieren sus,-naturales-proporcionesy se enSenan-en suconjunto y 4hermosura
Pemcs- dudable,.,q
ve jo qup qprehendO a I c
i. f, -.1 omlo-, lo que
le habia aportado Wxlico y lo que le iba a'brindar Venezuela .mAs- tarde, estd en. Ia -base de su -visi6n, madura- da. nuestriaAm'rica, en-cuanto. toca a-su wkturaleza, a.-su realidad social. den tro., d e l qio., -sobre,. todp,. .A Ia, pppsew. ja'del. inoip y, 7sus 4ipqrtes a, las. m;a.nifes*c*lones-,Id'los'lncrdsicas,,.,y,..cult'urales americana.s.

Su admiraci6a-por Ia..-civilizacio'n precolombina -y Ia- rals Oil descolomzad6ra. que, se-, trazcK -lo-, Bevan, por ejemp 1% -.4 expon-ef-Jas, sein6jamas:-entre Jas creencias -r-PrActic4s- -ritulalvs .410
1
los anfiguos habitantes de Am6rica y las de otras' ci'liZagiones
I
con id. objetivo- de negar las 4 p ptplinacioncs Ae "s a1v J' s' C'bArbair"os'"'que ks., eran','itilbuid

HaY reyes- com. 0 cl -, chich'irncc4''Ne,,tzahufkl.,P, I 11#:,,q4e z m;4-r,
hi s torque,.
tan .,a sus. jd fe-ha
de-j6. matar., alt.. suyo,,v1 roManO,Bruto radoits,,qug se levantan Ilorando, corno el flascalteca. Xicotencad, a

4 "CAM a VaJero Puiol". O.C. t. VIL P.JW112.
4 "'Escenas norteamencanas". Cr6nicat def 15' & marzo.
de 1885t O.C. t. Xo p. 184.







rogar a su pueblo que no deje entrar al espafidl, c6mo
levant Dem6stenes a rogar a. los griegos que no dejasen entrar a Fillipo; hay monarchs justos como Netzahualcoyotl- el gran poeta. rey de los chichimecas, que sabe, como el hebred Salom6n., levanter temples magnfficos, al Creador del mundo, y hacer con alm'a de padre justicia, entre los hombres. Hay sacrificios de AVenes, hei-mosas a los doses invisible del cielo, lo mismo que los hubo en Grecila, d6nde eran'tantos a veces los sacrificios que no fue necesario hacer altar para la nueva ceremonial, torque el mont6n de cenizas de ]a filtima quema era tan alto que podfan tender Of a las victlimas de lo ., sacnifficadores; hubo, sacrificaos de ho mbres como el ciel hebreo Abraham, que W sobre los lefios a Isaac su hijo, para matatto con' sus mismas manos, porque crey6 ofr voces del cielo que le mandaban claver el cuchillo al hl'*io. cosa de terrier satisfecho con esta sangre a su Dios; hubo sacnricios en masa, Como 116s habia en la Plaza Mayor, delan'te de los obispos y del rey, cuan.
do la Inquisici6n de Espaha quemaba a los hombres viiA R
vos, con mucho, lujo de lefia y de procession, y veian la
quema las sefloras. madrileflas, desde los balcones.6
Marti, se sabe, estd conscience de la causalidad y tempora'k # tol6gi
fidad de las creencias y, pr6cticas mi cas, ya sean griegas, biblicas o de cualquier otro ongen, pero no s6lo las rechaza en tanto "poesia de la imagiinaci6n,"I sino queen rnds de un trabajo express su admiraci6n por la. belleza y aun el humanismo de la mitologfa de aquellos pueblos que "no imagina'ron como los hebreos a la mujerhecba de un hueso y al hofnbre hecho de lodo; -1sino"a ambo' nacidos a un flempo, de la semilla de la palma!"'s
Sabe tambidn Marti que algunas de esas creencias han supervivido mezcladas, Integradas, transculturadas, o parallels, independents de las limpuestas: v si quiere que en tanto concepci6n del mundo se vayan abafidonando, torque "la'superstici'6n Y la ignorancia hacen bArbaros a los hombres en- todos los pueblos no niega que ellas han miflulido, por su adecuacioT1
5 J*La3 ruanas indias". La Edad de Oro. O.C. t XV111, p. 380.
389.
0 "IRI hombre antiguo de Axn6rica y sus artes prmiltivas"
O.C. -t, V111F p. 332-335.
"Us ruins indias". Op. Cit.









las conditions resales -del tont"nente, en el perf R de nuestra Amdrica y 61 mismo, en su obra, se vale de la cosmogonfa, indfgena sobre todo :en el plano simbo'o lico.
La superposicion de edades, de fon-nas de vida y desarrollo, que establece contrasts o symbiosis sorprendentes, no fue ajena a la perception martiana de Am6rica Latina. El mejor ejemplo, de los muchos que se pueden encontrar en su amphslima obra escrita es "'Nuestra America", en donde analiza, de una mantra poetic y por lo mismo sintetica, la verdad de la conformacion ca6tica de nuestro continent, por el colonialism Pnmero, por el neocolonialism despues, por la mentalidad colonlzada siempre, mientras lo natural, lo propio, lo autictono nos daba vueltas alrededor". La inadecuacion de fonnas de gobierno, extraldas libremente de experiences arenas a las condiciones concretes, especlificas de nuestra Am6rica, vista por el o jo avisado de Josd Marti y reflejada con una prosa -1a de su madurez- que se ajusta. perfectamente al contenlido, nos muesIra una if cro'nica de lo real maravilloso".

P P Como los poderes arrollados en la arrernetida i6plica zapaban con la cautela fe-lina de la espec e y el peso de lo real, el edificio que habla izado, en las comarcas burdas y singulares de nuestra Anicrica mestiza. en los pueblos de pilerna, desnuda y casaca de Pan"s, la bandera dc los pueblos nutn'dos de saviia gobernante en la praktica continua de la raz6n y de la Ilibertad- como la constitucion jerarquica de las colonies resistia la organization democra"fica de la Repu"blica, o las capitals de corbatin dejaban en el zagu a*' n al campo de bota de potro,, o los redentores bibliogenos no entendieron que la revaluci6n que triunf6 con el alma de la tierra, desatada a Ja voz del salvador, con el alma de la tierra habia de gobemar, y no contra ella ni sin ella, entr6 a padecer Am6rica, y padece, de la fatlga de acomodac116n entre los elements discordantes, y hostiles que hered6 de un ibolonizador desp6tico y avieso y las ideas y fonnas importadas que han venido ritardando, por su falta de realidad local, el go'bierno 16gico. El continent descoyuntado durante tres silos por un mando que negaba el derecho del hombre al ejermclio de la razon, entr", desatendiendo o desoyendo a los ignorantes que lo habian







-n-judado a redimirse, en un gobierno que tenfa por base
la razon.

El 'Irecurso del metodo" m.As que el "discurso del m6todo, jj cartesiaho podfa subtitulaise este eselarecedbr parrafo de Nuestra America". De esa m-entalidad colonizada y' de g, binete en un medio que por naturale'2.a e historic, rechaza los molds' cldsicos, surgeon muchos de los 6 contrasts hist6ri*cos que nutren de: realismo maravilloso, en el 'sentido'carpe'nteriano de inso,'lito, las cosas de nuestra Amdrica.

grams charreteras y togas, en, pa ises que v'enian al mundo con la alpargata en' los p ies y la. v' incha en la cabeza.[..']. Ni el libro europe o, ni el libro yanqui daban
la clave del enigma hispanoamericano ( . A *Iw

Como su conformaci6n hist6rica, de la realidad makavillosa de Arn-e-ricaes.,responsable tambidn, y en alto grado', su naturaleza. selwitica, volcAnica,: contrustada, ."fabulosa"'. -Martf la supo apreciar y relacionarla, no determinlistamente sino en Su justa ruedida, con las character f sticks generals del continent mestizo.
N-6 nos dio, la Naturaleza en vano -dice en "Men'te latina las

...palmias para nuestros mosques y Amazonas y Orinocos para regar nuestras comarcas; 'de estos rios la abundancia,-y de aquellos palmares la emifiencial tiene la. mente hispanoamer I cana por lo que co- nserva el indio, cuerda- por Io que le viene de la tie'rra, fastuosa y voIcAnica; Por lo que de Arabe le, trajo eIespaftol, perezosa y artistic [ ., - 1 ."0

En el articulo con motive de la muerte de Darwin, Marti redescribe lo vi to en nuestro continent pojr tl sabi6iffiglds, de wyo genio dice que "dio flor en AmOrica; nuestrb su6lo incuK nuestras maravillas lo avivaron;- lo crearon nuestros bosques suntuosos; Ici sacudi6 y puso en pie nuestranatuialeza PO:R 9. 44 Nuestra Amdrica". 0,C. t. VI) p. 15-21
Q Ibidem.
latinapp. O.C t.-Nij P-2446.









tentisinia".11 Allf pinta, torque la plasticidad del lenguaje no permit. otro verbo, la zona 'que recibio a Darwin, como si el recorrido hubiera sido realizado por 61 mismo. Su vision, que en las cosas. de nuestra Am6rica participate de esa "exaltacio"n del espfritu" de que babla Carpentier, nos da una images verdaderamente fabulosa.A caballo, anduvo, la Am drica frondosa; vio valleys como-I recent. hechos defango; vio rios como el Leteo; navego baJo toldo de mariposas, y bajo toldo de 'truenos,* asisti6 en la boca del Plata a batallas de rayos- vio el mar luciente, como serdbrado de astros; pues elas fos.forescencias no son como las nebulosas de los mares
Vio la nocbe, lui osa, quie Ilena- el corazon de -luz de estrella; gusto" caf6 en las vents del Brasil [ - I vio reir a Rosas, que tenfa risa terrible; atraves6 la Patagonia h0meda; la tlierra del Fuego desolada'; Chile Arido; Perfl supersticioso. Aguairdase a monarch gligantesco cuando.
se enbra en la selva brasifleba, e imagiffiale el espiritu. sobrecoglido con gran manto verde, como de falda de montafia, coronado de vAstagos nudosos, enredada la barba en Iianas Itiengas y apartando a su paso con sus manos, velludas, como piel de toro afloso, los cedros corpulentos.111

La descripci6n. no puede ser sino barrocA, enumerative, de gradac16n asceridente. Como dijo, el propio Alejo, Carpentier, Amdrica- es la tierka de elecci6n del barroco, como lo es de lo rdAl maniviillosoi,, y ies sigmificativo que el barroquismo, de la Orbs A mArtianase'man'lfii!ste.mis evidentemente cuando trata asuntos. americanos. Sigue Marti en el articulo sobre Darwin:

Y m6g, alla" *qiA6 magnffica sorpresa! Allf, iestAn lo's roedores gigantescos, testigos de otros mundos; rests & niegalornis; huibs'os de megaterio, vestigio. -del gran caballo amerl"cano. Y -que ancas las de esas bestias moiitan"osas. ique garras, que.parecen broncos de Arbol! Y st sentaban Al, p ie de aq'ellos Arboles colo sos y ab razzidos -a elbs, tral 0 an a si las ra m*as,- con estr'endo de monte que se -despe nba, y comi 0 an de, ellas [ . A Ruge el jaguar que pasa, -segulido de gran nfimero de zorras, como
"Darwin ha muerto". O.C. t. XV, p. 371-380.
Ibidem.









en la India. siguen al figre los chacales, que Io que en otras ti"erras es chacal, en Amdrica. es zorra. 0 es el, ganado airoso de las pampas, que sorprende al viajero por su. elegancia y perspicacia, torque parece el rebafio
una parvada de escolares traviesos."a

Lo m's6fito, lo exorbitant, lo enrevesado, Io poll"cromo. Eso es maraviHloso, como dirla Carpentier. De esa. combinaci6n arm6nica en su apparent parado"a de la naturaleza americana, y del agonico enfrentamiento entre natural americano y las forms extrafi as que s-e le imponen sin adecuaci6n stificlente, nace, para Marti 0 Io especiffico americano. Y del contrast singular entre Jos adelantos tecnicos que, sin orden ni concerto, ilegan a nuestras tierras y el retraso de las forms de production' a que sobreviven.
Sli Alejo, Carpentier pudo comprobar la existence de hombres del Neolitko que huyen ante los iros de un avi6n, Marti" los habla descrito en la. misma condition, en la #poca del ferrocarr'I

Pues hoy niismo, en que andan las locomotoras por el.
aire, y como las gotas de una copa. de tequila lanzada a lo alto, se quiebra en altomos invislibles una roca que estorba [ ... 1, los hombres que estAn naciendo ahora eii las selves en medio de esta avanzada condition geolo'.gica, luchan con animals, vWen de la. caza, y de la pesca, sc cuelgan al cello rosanos de guijas, trabajan la piedra, el asta. y el hueso, andan desnudos y con el cabeIlo hirsute I como los hombres todos en su epoca
A mitiva 14
Pri
SI Carpenter se tropezo' con una suerte de "Cancion de Rolando"" creada. por un analfabeto poeta popular, Marti hablia descub*erto a un Homero gaucho a travel del fibro La painpa, del francs Alfred Abelot:

A] 11' esta e.1 poema. donde el hombre alborea, como en las edades virgenes; rnata a fuerza de brazo al leo'n que le niega su morada; copia en la piel, a punta de-pufial, Jos

i's Ibidem.
41 El hombre antliguo de Amdrica y sus artes pri itivas" Op. Cit'.









a" roles, los combats y las nubes; canta de noche, at son de las. estrellas, el triste y el cielito.; marca de un tajo la cara del que le ofende o le dispute el pesto, y cae de rodillas ante la civilizac16n., roto, el jarrete por la reja del arado. ZA qu6 leer a Homero en griego, cuando anda vivo, con la. guitarra at hombre, por el desierto americano.

Ante estas coincidencias de los dos grades escritores cu.0
banos se pudiera parodiar, en cuanto a la perception de to real maravilloso de nuestra America, la frase de los evangellos cristianos "Vea, el que tenga ojos para ver".
Esa supervivencia de forms arcaicas en plena 6poca. capitalista, esas superposiciones, y symbiosis de relaciones de producci6n necesariamente antag6nicas, pero que subsisted sin#C.r6nicamente; el exabrupto y la compleji'dad de ]a naturateza; esos hechos y personalidades hist6ricos que parecen salidos de obras de Pura fiction; esos, acontecimientos sorprendentes que Ilenan la. historic de Am'rica. "de los incas. aca"', y que Ilevaron a un escritor medularmente latinoalnericano como Alejo Carpenter a conceptualizar un fen6meno que bablia. visto manifestarse parcialmente en otros escritores,, y a conformer un m6todo artistic, esencialmente nuestro, fueron percibidos tambien dUfanamente- por jose" Marti'. Por eso no es,
de extrafiar queambos escritores hayan propugnado e inaugurado cada cual en su. momento- una literature que respondiera a esa sineular realidad.
Josd Marti' clam6 por una literature. que reflejara tanto la 6poca --que 61 sabia transicional- como, lo proplio, to natural americano, tanto en cuanto a su naturaleza como, a su reallidad social, su conformaci6n hist 'rica, su idiosincrasia. Utia -literatura original, no mime" tica, no colonizada. Ya en el ano 1878, le dice a Jos,6 Joaquin Palma:

Dormir sobre Musset; apegarse a las alas de Victor Hugo; herirse con el clifidio de Gustavo Bdcquer; arrojarse en fas simas de Manfredo; abrazarse a las ninfas del Danubio; ser propio y queer ser ajeno; desde-ar el sol.
patriot, y calentarse at viiejo sol. de Europa; trocar las pahms por los fresnost los lirios del Cautillo por la amapola pdlida del Darro, vale tanto, -oh amigo mfol tan11 -------- Ii.-. "La pampa". O.C. t. VII, p. 367-375.








to como apostatar., Apostasias en Literatura.. q ue preA#
paran muy flojamente los anuinos- para las venideras y originals luchas' de la patria. AM' comprometeremos sus destines, torcyendola a sercopia de.historia y"pueblos
extran"os.1111

Pero es, ma's expl'dto y profound en el apunte--de 1881:
Ni sera" escritor en Am6rica, y corno el Dante, ..el Lutero,. el Shakespeare' o el Cervantes de lo' Axne'ricanos, sino aquel que refl6'e en st las conditions mAlti s y CO fusas 'de esta epoc a, condensad'as'',', des'p r'os"adas, ameduWas, informadas por su'o genio ardistico.,


Y en 61, -asunto continental, que sea fuente. his t6rica, y monument visible a distancia- -con: lo que por, espintu, y por forma, quedaral su obra.,como,.representaclon doble de lapatria. cuya, lifteratura entra a fundar,,-F

Originalidad yadecuaci6na. la realidad-americana que-no podia lograrse con la imitaci6n & cAnones extrafios t ni de. temas prestados. Los asuntos del continent del "exabrupto, la brotacio"n las revelaciones, la vehemencia precLsaban de' una expTesion nueva americana. Ese -es el, crite'o que 10 Ileva a, con;siderar a.Jose" Marla Heredia el primer, poeta, de Amdrica,,!Po que O.Fs6lo eI ha pesto en sus versos-la, sublimidad, pompa' -Y fuego de su naturaleza", torque "61 -es voIcAnico como sus entraflas y sublime comb sus alturas".1"I
'LO que. se ha trazado como su m'si6m,"'dar vida a' Am6rica'. hace'r' resucitar la antigua, fortalecer y, reveler la pueva,",'. es taxnbli6n, su. legado a los e'scritor'es Iatinoam. ericanos. A los. draiiaaturgos se dinge, Por boca de la'Poesia. dramAtica amencana., para decirles:

P 6 c Por, qud perezosamente canvas los devaneps comunes de tu espiritu? Veme aqui con mi.cortejG.hist6rico y
is "'Carta a Jos6 Joaquin PaIrna". O.C t. V. p. 95-906.
ILT "Ni ser.4 escn'tor... .", O.C. t XXI, p. 163-164.
."Heredia". O.C. t. v., p-0,131-139..
"Carto: ja Newado". O.C., t., XX,4' p... -31-11p,







10
fantAstico Ni, la Sierra de Puebla. guard mas esmeraldas que yo glories, n1i el'cielo del Paciflico mAsIorizonte te podria ofrecer que yo. -Yo traigo conmigo conquistadores legendarios, tenaces conquistadors, indias de oro, indlos, de hierro, encores, de raza,, infortianios inmenSOS, -fuertes cu'erpos quemados en los valles,'tb rnas almas burla'das- y vendida','plumas de Cuauhte'rnocsin, cascos de Hernan Cortes',JAgrimas de Marina, .. crueldades'de Alvarado! Yo. traigo aqui conmigo no contados, cuentos, no descritas guerras, no.pintados characters, no revelados. lAnguidos mores. Yo tambien tengo, come los Inlor's-de Aliaferia, como los jardineros de la Alham'6ra' mis lindas cautivas, mis rudos herejes, rnis donceHas her*das'de mores, mis historians de iaravillas iincreibles, de misteriosas fugas, de magicos restates., Ten0 ba*o el cielo vasto.un mundo nuevo..'. P?20

Per eso -adxh*r6 libros come La pampa, al que llam6 "'libeo argentino del francs Abelot". Le admire el asunto, rechaza el cientiricisrhd -falso, las opinions '"a"prendidas y- prehechas", eYp"rejuticlo' -del ftanc6s al ver bar'baric- donde s6lo h4bla vida. 'Por-eso tambidn alab6 las CrJnkas potosinas de Vicente Quesada, torque ddalli se juntari'j, hibndasi la m1tologia india, no menos delicada que la'griiegai, y 1A pompa espaidola, allf fiestas de indigents, y justas de hidalgos, y rifias de cabildos, y bands de vascos y criollos, y 10yendas de 'on*as v de diablos y de inquL gidotes"?,
Es que, como dice el propio Marti en el articulo dedicado al Poeta colombiano Rafael Pombo,

0 la literature es cosa vacia de sentidos, o es la expre'Si6n del pueblo que la crea; los que se limitan a. copier el espirlitu de los poets de allende, -no ven que con eso'"
reconocen que no tienen, patria, ni espiritu Propio, A sonwAs que sombras de. si mismos, que de limosna, andan vievos por la tierra?122

Z Qud lenguaje hablaria el elseritor nuevo de nuestra- AmdrlNo., Por -c* rto, el conventional, el que por correspond r a
20 J4 4
Poesia draniAtica americana". O.C. t. VITj p. 173-177.
21 Las Cr6nicas. polosinas"... O.C.-_t. VIL p. 379-381.
22. "Rafael Pornbo".,O.C.I t. V.110..p., 405408..

15








Otras realklades ya, resultaba caduco, tampoco el de la irnitaclon de modas pasajeras, por afdn de novedad, sino. uno

. que del propio, matemo reciba el molde, y, de las lenguas que hoy influyen en la America soporte el necesario influjo, con antejtnc*o sufficient para grabar lo que ha de quedar fijo luego de esta, dpoca de genesis, y desden"ar lo que en ella se anda, usando lo que no fiene conriciones de fijeza, niq se acomoda a la indole de nuestra lengua madre, harto bella y por tanto ponderosa, sobre serlo por su so'lida structural, para ejercer a la posture, luego del acrisolamiento, dominion sumo -tal ha de ser
el le-nguaj*e que nuestro Dante hable. 23

Que. ese lenguaje debia responder coherentemente a la esPeeffica realidad americana, lo refiere en el mismo apunte, y aun mas claro, en el ya citado articulo sobre Rafael Pombo:

... Su mal ha sido el de liml'tarse a ceffir a forms estrechas y convencionales 61 rebosante e impacliente es6
P I tu de Ami6 "ca Lengua"n m urea, caudaIosa y vibrante habla el espfritu de America, cual convene a su
lumlinosidad, opulenclia y hen-nosura.24

No nos debe extrafiar, decfamos anterionnente, las coinclidencias entre Jos6 Marti" y Alejo Carpentler en aspects fundampo I &
mentales de su vision de nuestra Arnerica y en la expression ha
teraria que mejor la reflejaria. Ambos tuvieron --cada cual en su morneiato h'st6rico y con characteristics propias- una clara percepci O-Jn de la realidad amerlicana a Parfir del conoclimliento director y de su extraordinaia erud*ci6n que les permitio" Como 1.,*
render mejor lo especiflico latlinoamericano, torque como Clijo Ho universal. Ambos tuvieron experiences viitales fuera de nuestra Arn6ri*ca que les famllitaron, mediate la comparac116n, comprender mejor lo specific latinoamencano; torque como cujo Marti "no se ven b*en las maravillas cuando se estA dentro de ellas". Pero sobre todas estas coinc4dencias, ambos tuvieron un alto sentido descolonizador en su teoria y Practica Ifterarias, e hicieron de la develac16n de la maravillosa realidad ameficana una de sus principles areas intellectuals.

"Ni serd escritor..." Op. cit.
24 "Rafael Pombo". OP. Cit.







No es casual que sea Jose" Marti una de las personalldades mas admlradas por Carpentier desde que, por los a-nos veinte,. otro gran latinoamericano, Juan Marinello, le revel6 -segrdn el propio novelista- "la gran-deza y profund'dad de ]a obra marianaa. No es tampoco casual que en la teona literaria carnter*ana palpite vivfs*mo el legado, martian: el que fuera I"do6logo e iniciador de la necesaria segunda independencia, poIffica. de nuestm Am6rica,, fue asimismo, el mAs alto propugna. dor y el mejor exponent, de una nueva. expresi6n americana que reflejara la original conformaci6n del continent mestizo, su autdntica culture, superadora del espfritu de aldea, el desarraigo, el colonialism, intellectual, -mectiante "asunto confinen& 111 Is
tal que sea fuente hist6raca y monument visible a distancia" y una. lengua "'Aurea, caudalosa y vibrante.
e,Qud mejor antecedents pam -una teorfa que parte de los mismos princi*pios y un m6todo artIsfico cuyos frutos son hoy monuments visible a distancia" de la literature latinoamericana actual'.)
























17






















':, '.1 ... 4 m .. ..... ..
.. "m ..... !"- ,,!. .- ,- ,- ,...,.- '. ..:...,. .!, ... -, I I.. . -'! 1 ,::'7.1-,'.'::',, : '. ....' '!:::::--. 7- ; :. ., . ,7'r .... ,. t
. .... .. .. .. 1. I., . . I . ... . I I I ..
.. .. . ..... ... .. . .. I. . . ... .. . : .. :.,. -:, -- .1 . I ... ,
T .. - ", ...... 7" ",- ,", '' " """' -- ' I I . .. . ... ...
I I ..
. . . I
,:.- I ... 1. ., I . .1 .. I .. . .. ... ... . :., I
.. . .. ... . : I, .. .. I .:. '.
X ... . :. .. . . .. .. .. .. .. I
. .
.
f-41 .i .. -, .;4 ::.,7 .. I
.. 11 1 1 ". : ,. r .. .7 .. : ::,:-. .U ... :, : 1: I. .. - - .:
I- ... I t. .. $ . " " " 7 ': 0:1. 'N .. ,
.. L )kl I) ::, D 1 :. ...,
.:. .4, :" .. .. .. .1. :: .1 ::,-, .
.. .. .. m
.1 . .. .: -1,13 :
I . I .
J:.. . .. ,. I
.. I . . . ...
... 1. I .. . '. ... .: .... I .... . .., . I .. ". . ... .. ..... -7, ... -. 1. .. -..::: .. ..... .. ..- .: . :
.., ... . .. .. ... ... % .- ...... ....... .. ..... .- -,. I I .. . .. ... .
; . ' .:: . .. ... . ... .... .1 .
L'.. I .. 11 . .. - .. - -: , .- .'. "t." I I.. I ..,. I
.. . . .. I .. 11 I ,.
.1 7: ... --X, .... .:: ,. I 11.1 .1
Z ... 1. ..... .. .. .1 1 . I : .. .: .. I., :. .... 1-11 .. .. ..
... :-1, .,. .. :Z ... ....
::,::: : ,: .::. .: : .. .1 ...
.. ... .,
.. .. . .
. I 'L"
. I I .
.. 1. .. . I . e ... .
I .. I . . I . ... 1
.. I I ': I I.. I ..: .": .. .. : ..
i.. I : I ... .. .1 : ... ::: 7*-: .,-:- :.:. ..... X .. :,...- .. : I . : : .. .: I I
. : : -, .. . .... . . .. I
.. . 1. I I .. I I ,. I. .,. .:.., ... ..
... . I 1. . : I. I I ..., I I 1. ,.,. .:. '. I.. . ... I , I .. I ..... ....,
I I I .. I .. .. x ..::::. ..::,-,L:.,., ,.,. . .. . ... I .. I .. .. .. .. .... ... .. . ..
.. : I I ... ... .. ... .. .. . .. m .
..... I . .... .I.. I '.. L .. :- . . . .1 .1 1 . ... I .,. 1,
:. :.1.7::: : ::.,. : .... .. I :. .. I I I .. -.: 1. ; :.4 :: '_..:.:_ !,:., ' L. ... ..: : ". ::
.. I . : I : .... I
,'% 'T' -, ., I . I I .. ... . .... ...., ... . ,."., '... ., ., .... .,.: .... I .. .. : ., . .
-% I .. I : ,- .. '. . I ", .. ...
.. , . 1. .. I I 11 . I :. . .... I . .. : : .. .. .. . . ... I. ..
I I .. .1 . .1 . ". I... : .I. . .. I I .1 ".: - :.. :.:.: .. ".. . ... ... I ... I I I I I I I .,.
r I . I . I . .. I ... . : I I -:-, '.. .':. .: : .. .. .. . .... . .. I :
.. .. .. : ": .... ...... .
... I . . . .. .. ..' .. .. .... .
-L .1 ... .. . ... L .. . .. .... ... . ..
1. I .1 . :- .. ., :-, I :.. '. . :7. : . . ... I . . ... ... .. I, . 1: . . I
I I .1 .. -.-' . ,- :., . I . I ... .., . ., . .. :7 .. ...



, . . I .. : . , :,: :-:- .11 ::,.: ", .'. .. . .... .. .. ,(. A ,-- ,. . I .. I 1-1: . .1 -& . . I . .. .. . .. ... .
.1 ', : .. .. . ... .: .. 1. .. .. .,:." ,-: I.. , I ... m, ..: ;;. .. .. ... .... .. .. .::. .:
...... . .. 1, I ... . I I.. .. . ... . ::;:. ...:: I .:. ,:, .: ': ... ... .- ... . . . I." . . . ::::7
. . . . I
.. I 1. I I ,. 1-1 .. I .. I ". .... 1, .. .: I : .,::" :::. "7,::, %.,X ,.,:: ..: ,.:,. ':. . .... .. .. '. : .: : -:- I
. . ... .. ... ..
. . .. I.. .. ...... ..... ... .. .. . .. ..:. .. ... I I .. , ::.:.. :, I
:':.. ". . . .... . .. ., 1, .. ... .1. ... ... ... .:. ... ,.: % "'
. : .. .. : , ,.: ... .. ., .., ... . L. .: .:., ..... I 1 7.1. . ..... ,
) I . . I I 1, . , I. .. ': ":: .:::::: '. : A: .... . .. .... 11 r ,

I -* :' . I .... ..I. :.- I . . .. . .. .. 7.1 ..., I
.. I .. . . . . .. I m ....
.... .. . ..
..,.. . . .. ., .. ... ..... .... '... .., .. I .. . .....:. 41. ... I.: .::. . : . ... .. ... . . ... . . . ...
I . I .. . I . ..s - 1. ...
.. .. I ... .. .. I. ., : ,:::: .. .1 . .. . ..
!. .1 .1 I I ... .. .1 .. . 1. .. I ... .
.. , I : .. I I . . 11 -:.,
- .m .:
. ... ... ... . I .. .;:., :! .... ..... ..
.1 ... !:.': I .. .. . ..
.. .': '. '..,. .. .. . . .1 .. ....,
1. .. I -, ... ., ... ... .... ....., . I ... .4 . ... I., .
1. : .. I I .. . I .. . . . ... . ". ... :: ,:I, . I ., :,., . ... I .
I I . . 1.
. .. . J. . . ... . . : : .. : . .. I - : .. I I .1 . '.... . I
... ... 1 1 .: ... . ... I . .... . .. I . ., .. I
.1. : ... .::, I .... %'. .- .. I... . ... .. .. . I 11 . .. I ..
I . ... .1 . -. ... ., . .. .. . . I .. . - I I I :.:. : I..; . 1. ... ,.: ,:: e.. 1. I ......
... I I - . .. 1. I . .
... .. .... .. .. .. . . . ..
.. I .. : : :4 .. . .. .. .. :: . 4 to ..:.. %.: e.:.. .... :. . ::. ... .. .
I I . :- -$.: I I ..
-, . . m ::.. . L . . . I . I . .... I
.. . . ..: . "I .. .. :7-- ,:", . .. . . .... . .1. .. :
. . . . . .
. . . 1.

::: I .... . . .
.. . .. ...
1. .: .., ... - . ...: ... X .1 .. .
t . '. . m .. ..... .. .
... .. : I '. % - . .. .1 I., k: 1. I . .. 1. ... I I I :- .:::. ... I .. I i .
I . .. ... ... .. I .... -, : .. .. .. .
I "' , , .. .1 '.. 1. .. .. .. ..
.1 I :1 .. I . .If .. ..... . ... ::.. :;,., :), ::. ..: .. . :
.. . .
.... ... : .. .1 . ..., ... .. "... I 11 I .:
,
O .:." .,. -,- .. - .. . -:.. ... . I .. ., .. . . .
. . . .. ... .. .. ... .. . 7"- :.:. .1 .... ..: ;,,: .. ... ..:.: .-., ...... :., x, ,:. : .., .:..., . .

L 7, : :,. -, , - -- . . . : : I .", , ': :- -.- -, ':': ,::" .1 .. ... .. .
1 ... .. .. 1. ,:.y I I I .
.. .. . .. .
I I .. . - . .... ... .. ... ..... ... .. .1 .. :.:::. :. ,::::. ..:: : : ...... .... .. I .



I . ... .. .. .
. .. I "I . ... I .. . .... .... .. ...
:.', . . , , I , I.... , L '. . .. : : '. , .. .. .. -.. .. I I ", . .1. .. L.' ,+. I :..,. :..1 ... I I -. ... ... 1. 7 1 I -1
.. ... .. .. .. . . .,.. I ..I. . .-. .- !, : ..:.." ..: ,".. . .1 . .1 ... ...
.. ... . ... .. I ., .:.. .. . .: I... .. .. .. . . I . . .1 .. I... .. ..
I I I . -:, .. .. :::. ..::: -.::, 4 ::... .. . ... ., ....
. ... .... .... ...
': :I_ .. "' .... .. - .. ..
: .. . I I .. ... . .1 I .. """' I I g - : .. 1. ... .. I .. . .. . I , I .., A I , , " ; .. I .,.. ... I
,
-. .: . .::, '.. , .
,f'- i,:::", ., ..,.::, : I'" - :- m .. 4 -f*::- : .-- .: : - X:. X, ... J! , .::. ': .. ... :.. ,.:. -,
.: ... .., .. '. I . . . 4 I.- 74 .; li . ... I .... .. .........'... ..... .. .. .., . .::
1. . .. ... . .. ... . .. .. ...
.... .. .. .... ... ... ... I ... I L.
.... .- ....., I..... .... .. .,. .L
":, 1. ... .. . I :.,.,. ... . . ... 1. .' i.;- i... .. .io ..: .1. :.... .... ::!-,:. -..: -.' X :..::: ..:,. :'. ..,:. . ,
-, .. .. I .. ri ,
... .. . .:.. .. .. ...... ..Z .,. -....., ..... ................., .... ....: -. .- :. -:.- .. i :Z ..
.
... ., 9 ... .. .. ..... ...... ... . . . .. . I
:4 1-- "' , . 4 .-.. .. I

... I I , .. .....
.:k.::,.::::, . .. 0;:. -x: , ... .., I . !.! :; i
.:: ::.:.. ,:..-:":::: ': I - :: .. . .. .. .. .. '. ",:
1. 1. 'r ... 1. ... ... I.. % 1. I .. . ... .4 /. -.' ::-. : ,:- -, .., 11
.. .. ..... 1. ... *:: -.,::-7i ". '.. ". ., I . . ...
... ... . . . ... I .. .... ......:- ..:---.*:-::, :.. ...., -.- -.
-- 2" ::, .. 4-k .:-:,:.
.:.,.":, -::-, ..::. -'.k:. :.:.:.. : . . I .1 f ... .. . :
.... -.... -, :.-, .::: ,::-..::. . .... . ... ,!?: -rO % - i,,-. I . ... I .1 ..::.-. ,- ... .. '. ...
.. ..... .. ..
::, ,:: .. ..".:. ". ,:. ::: '.. ;: -.. .
'... .. ry -: : r.. ..: .

I- ,
..'' ... ,.::,:. ".::: I :..:.. .;: 7 ,.,.:,:: ::, ,:] .J :"- ::: ;bi'E:,:, -:: -f :+ I . . . ... .
, .. . I . 0 ,:.,,. .. ... ...m. .... I .
I : ::- .;: 7::: ::a -.:,.-- : :. .: ... : -..... - . , , ..:.. 4 .., ........ I...., ...... , ..... .
1, I.. w f , .. I
:7- .
k- tl: I-A e "' i . ,-- 1. "s. ,
... . ::...' :.. A . .1
.: -4 ::,7: .. .. ... ."... .... ... I .. ... 'A .. I ..' I I ... ...
... . .10: 1.7.... .,, .. <". -
'... .. ....'. ..: . . I . .. .. I. .. . ... .... I r .., I I , , .. I... I . . I.. ,
.1 ...:., ,.:.:.. ', . ,q. *" ,: 4 :, .. :..:, .... .. ..
!, .", ,. - : : .::::. ::: ? :: 1. .. .1, ,..,:
.. 'i r , ,.
:.., "' , I . I


... . 1. .. .: L - "' -'-' -' .. -- . ..... . , , . . '. m, .: : 1. , : I I .... m
..: ,::::.: ,.:: Im, ,:' .. .. .... I L '. 7 r.,,I .... 1 .F. *
.( . .: .. L. ........ L '.L.' j .., .... ..... . .. ,
., :1 .., ".L
.. -, .. ... : . -,
.V ": ,:: 4:" M:: ..,:t ..:, .. I I
." .. ..
% ... ' '.' : .'- -' "' L L .... .. .::.:.., . 'L ...
.- 1. 1. .. I : ': I . / , :' I I . . ... ::: , ::: ;;: ]: ,, .:.:., . ..... ..
,.. --.:. ,..:f L 7- -.: I .::. 1. . . . .. X. .
..... I .... ... .. .... .... ... ... .:. ,::. .: -:, .... .... .... . I .. . . I -- .. 1. I . ..
... ... .. ... .,... ... ..,.. X .. 1. . I..... ..... -'-L .... .,. I ... - :.A A- ,:: '5x. ....8 I I .... ... I . .: ,.:..,; : -1 .:" .... .
I I I I I ., I I : ... .:..: .... ... ..... ... .,:
... .. ,:, I :: 1. ....... ...., ,
.
: . I . .' I I .... . .... I .,.L
.. . . . . :.. .: :L .: : jo.*..
... ... ..... ..... ...... ..... ... - .. . ... .. I . . ... 4 ., ...... . . L . L .
. . . . . . .
. . .. ... ... : :.::. .. .:: :!Z. .k .. I .:, '001 .
..... ... I .. "..... ... ..I.... .L. ... . i "' , . .
I . . . ...... -4 ..: .: L. :.. ... r .:, ,j.y
.. I . .. I : r!., -d a. t!- -.1 .m. ....
.1 t "'
P ,:L, L 'L .. ... I .
'... -:; :.- : :.::. ':"L, 1, ...
.. '. . i I ,:. : N . .1 . .: L I
.. I . . I : . :: .:
...... - I . ... , .... .... . 4 . . .
... ... :.:::. :::j:] ... - . ... 1 il '. , t ... . . . L .
.. I ... ... :: ..... ii:::-: .-:i: '."')NkL. - I .. . I ;..... .... . %.... ........ I k, ... - ..4, 1 I . I . . .. ': .
L . .: ,, q : L .. . : . . : .
.: r . : I I 1. ..r ,.. C- .L ':L: ., :. .: L . . ..
.. .. .. ..., .. . . .... . .. .. .. mr, .. . . .
.... ' L . ." *.:' ..::, :.. .. ,' L .. : ... 11 I Im- 11 . . I . I I .... .., "
I I I I I .- ': ..... . .:::::;*,:::... .. ., .. -, ,
-'-- I I I I ., . I I I I : ... I -:-.- .:: L : . . : A
. . , t i ::: %, . ..... ..:.. : : : ::4.' : : : % ,
': -' .,. .'. ' 7. "': . :. ;, -. .. I I j . )k I I ... I I ': .

I I - . . . ..
.,..... . . . . . . I . -, ;.. . . I .. .... ... . . I . . .. t . 1: I I I
. . . . ... N+. .... .... --'."-a&
. .. . . .. . .. .. .. r .: .: I., .. ::: ..... ., .... .. . m m ..: '- ... . I ., I :. . . ... M.: ..: ... 1,X .
C. : L. ::: : 4 ; . L . .: 4 N." I I I : I
. ., -. 4 -. : ::. .. : :. : . . .
. .r, . ,::!, 1, kl1-1 I I ... : . :.:. ::: . . . :- .j
.. .::., .. L ; : : :'.".: ". '. ... . ... .. . I L . 11 .. I .... ...... I 7--: I .
1, , .,
I-," 7 :-. ,! : 7 I !- A,4 , ,:
... 1, . . : .: ., :: I ... . , . ., % .. .:- I I .. .
.
... . . . .... ......, V... . .... .. I .1 I I . . ... .-I ". : S
...:e .. .... L '. . . . . . .. . .. .. . ... ., .. ... .L.'.'.' ..... . .
I . . I -- .. . . ... . : : : , ::: ::: .'*-- ::. .. .
,..: 7,7 .:- : ;t. .: ,, %7 .. . .. .. .. . . %: . I . . . ... ..... -.....:. .. ...... ... ..... .
... . ... . . ... , , . : .: . I ... I : I . L
: , , -'- . '- '- . :., ::..::: :, : ., . '. L : , .. -, L.
T : : : .. :. ': I::,. I - . , , .:
.. ..... L , I :1 o : . . : .' .'.'. .' . .' ' '. : .'% L: ,.: : .
. . . . . .
.. .,. ..., . ... I .... I V . . . .
. :: .::. t'. :: : .. -' -1
.- :::: ," :..:. : . I . . . .:: . : : ax -: r, .... . I ': b .:%:.' ; ', '. ":'.' 7 ' L ': ' I I
.,., .. I . . . . : - L ..... .: I -:: :: "I .
- - : .: -:-: . . . I .. I .., . . P: . . : ; ': .., , .,.,. '. I ,. . .. . . . .
. .
.. .. . : . :1 :L .1
.::: .,.,.. ..:.: :: 4 : ., :.:: L '. L. L" .. I ..... ... .. ... . I .. .:: ... : L -': L.- : : ... I L. .
.. .. .. ... I.- ..
X . . -, :.... . :-*-:-' -: I X : W . " .1 .:. ,
.. .... .. :. ..... I ,.:: ::: .... -- ., -:.: .
.. 4 : .. .... ;",, :4 AV .. .. L. . ... . . .. . 1. I .... ...., ., .
.. . I ... .. :::.
.. . .... .... ... ::::: :..:::" :::::: .;.::!: :.:.:.
..., ....
... .. .. . ..
X:- %.: ,:.::., :", ": . .1 .. ': ... W --- L I... q
.. : I ,--..,. ... .. .: Ir I .1 I 11, -,
:1, .. ...... .. .. .. .... .. ''. .,... ." ... ., :::: .. . :: .d, ,_4
W .., ,;;kl I .. . .....::: .I.. . .: :-:: .:.:r .: ...Im.. ,. .::. I .:: ... : 1. : : .: .: m ..: ,.: :, I.:, ., I .. ..: ,
. ,. %.- . . . I . . :-:. I . . . I L I . . . . . . . I
I . . . , I L .. . . ....
.... . . I :. .... I . L , : L _: : :_ . I . . L :: : i:: L ,-:
I : I..... .' '.L .1 I I . LL . I.... .. . . :,
... .. .. . . . . ...:.. y ... . .. .. .. .... .. .. .. "I I L ... .. I - : L:%.. I :-, I -: : : -I .... . .. I ... ... .; .... I .... .1. . .1 .... .. .... . . . . . I .. . ... . I . . .
... L ... . ... . ::::::. :.::: ...- :- -.- ..... .. I ,I
-. ..... ,- I .. . .. : :. . ... :.. ... ::,.+- ,, .. . ... . I., ., I . . : : :- -,
.. . - . I I I I 1: . I . ... I . -, >. ,. ik, .. I ... ': : .,- : q r .... +:.. .. ... I ". : .... ,: ,'. ,-ii ::-:
. . . I I . I : , : n 'r
I L : ; ., .. .:: ." x- !: ,!::- : : .
-. . 1. ..... . ...., . . . . .... : ' -'L::. .. --j -f
. L I . .
X, -L-.- ._ :::::
,. .. .1 I .. .... .... I -I .. ...... I ,... . ,::: : "
L .. . L L .. ....., . .... .:.: : ::
: : :.: : :1 : : : .., . . I L . . e. : .. !' ..L. . I L .L, . :.
.. . .. . :::_ *. ...: .L :.:, ..:., :. ,_: ,' : : ;. It
... I ... . .. : ... .. ... '--L.L ,L:::: ::
. I L . . . . . '. . . I . .. .. Al 1. L . L .... . .... ,.,.:. .. -, ..
..
.. .... ': ":::., -, : '- ..::. ::- ,.:: .. : -' , .. .1 , I . I ; : I., xf% ., :: : ... ... ... :.: : :.:, :,::: : :
-...... :7:: .:,.,:: -: .1 ... "' ...., .., ., . L :
"" : "" " "" . .7 L .. .. ... 1. I .:.::. :.:.:: X-:- ,. j :7: -,: j I .... ::; %. I.::. :::::::,: If... :.:::.:., ..::. :...:
... .. .. . "' -.. '..... ....... .. .1
. . .
. . .
C , ... !- .. .4 1', .." .. .14: .,.. ..
.L.' ... I . ... . . ... ..., .., ...., .. : "K . ':L, :
L. -, .. L 1. ...
": :.-. .. "-' ', "" "' "' ' .... -1 ,.:. 1:1 ....
,- ,: _, ,_ ... .j:, . ::,.!: . ":. .. R....k. :. ., .:.: ,X., ....:. .: -:--: :::I' - .. .
., .., I :. :.'.:.. .:_ -'L ,
.;..:.:..:.:.:4 .. +.:
.. I : I ., . : :.:.: 6 :.,. .
: . ... C. : : ... ... . ....
... . .. . L .... .... ... L I .
. ...'.L. ... ... .... ..... . ... ...... ... A ... ... ..
.... ... - ... ... ... I . ... 1. .. ..
t . ... .... . ... ... , .. '.
.. ... I ... .. I L .. : : : ,,, . .... ., .....
I I .. .-:-: :.. -: :,: ;.:: : ': ,:::.": ::::: :::.: I : : ..
U .. . I ,. . :, .. .. . I .. . .. I z .'. ,: '-7- .. % ...' . .., . . I
::.-: .::: ::, : .... ... :':': ::L: ... ., .. .. I .. .. . . I I L . . I .L... I ...
.. .. I :!' ..... ".: :, 1.
... I .... . . ... .. : -0 :! .., , , I I L'I, ', ,
L .. .. .. -:: .:!' ...... %, ..,
", . . ... , , ", ", ", - .... .. ... I
: :.. . .... .. ... ...
. ... .. .. .. 1. ." ..: . ... .. I 11 :.., ... :: < ':' L '. :' -- : . .. .. . .
-:-;I ,, .:.,.:.:. X... :.:, --, ". ... .1 .. .. :. I.. I :: I .. ': ,%.: :' I I 1. .. ... .
...... .. .. ... .. ....... ... . ,- .... . I . .'. ..
.: . . I ... L . .. L'. .... ... . ... I . I . .. I .... ... .
I .. .. : . ::. x::, '." '" , - - : 11
[ ." ..' '.., ., .. "" -f
.:L ;.: 7- :"-':'-'-- :::" -': :L ...L ... . 7. ... -- :: ;"" . .L
. . I . . I . .
.. .. . ., -1, ... ..'., . : ... ... . . .. .. ..- :: .. : q ... .,
... . .... .... I I : , . .-I .., .., m : .. ,
'. . . . .. . . .. . 1. .:. ; . ... . -, .-:- I . ... I
L . . I . .
.1 I .... I . . . I :' A . ... . . :
""' ""'" ,:::,:, F::: ... :. 'a.::. .: ... . . 1, IW- ,. , ..., I.. 1. : . I, .
, ,
-:: .. M. .: :.:,. I .. , . ..." .' '. I I I I I I r I I :, : ... I .. I ., .,.. I I. I . -1 . . .
.. ., .. ... . . I ..
. I . x % ... : 'k 1: ... . I
: . .. .. . . .1 ..,. 1, ..., I I ... ..... ..... . ,.. ; ': : .1 ., ... ::: :: .: .
.1 . ,.. .. . . : -, m .. . . ... I . m . .M. '-L .... . ... I ...... I .
- .. ....... .:..." . -L ... .. ., I . I
. ...... ....... ..... ..... ... . . .1. .., .., . . ...... ".L... .... I .. ... . I . L - - . . . . . I . I
... I.... ..L. . . . I ... . .. . ... ... ... L .... .. . . . L . L . . .. I ., . '-L I I . . .... 1. .. ..
.. .... I .. 1-1 . . . L .. ....., .. ... .. . . ... I . ... .,.
." L , . I .1 I .. . . . .. .. .. . . .1 .. .. .., .. I ... .1 .., .. I I.... .,... .,... ... '... ...... I ... '... . .. ." :. . I I
L I . . I . . .
.: L r: : : I I ...: : .. . . . . .
. 1. .. V "... . I I . . .


--l'- ..... .. ., .. . ..., .... .. . .. .. .. ... I,, L.L ... . .... .1 : .'.:.: L ... ... - - . -.- .-. .. .- .. .1 L'' ..... .. .11
. I . ... .. . ... ... . . . . . ..I'
..,. :.: . .." "::2 .. . . . ... .. ... I . I .., . I ... ..... . . . . . . 1 I$
:-. ..: : ... . , . . I ... ... .. % .... ..... .1 . I ... .. ... ... I . I .. I I ,
d I .- .. .- . . ... ...... I..... . , ,., : L :.,., .:.: ': . . I ,
. I I I . . . .. . . . . I .1 :. .: _:. :_ _ -:. :.:.: r '::' 0 :, :. 1, ,:: ...: :':, L ... I -, !.:. .:.:.. . .. . ... L. %.. . ,-, : ... "i
... . . I L .. . I '... I .... ,, "I ... . . L . . .. I ... ... : .. I I .. ... .., I... ... ', I .. I.. I . I . .... I r,
.. ... ... ... I . . ., :- .. - ... . .... L. .
. . . . % .... ., ......
t .- ". ""' "" ""' "' .. .. .. .. I .
I .. .. . . . . . . I . . I . ...
...... ....... . . . . . . . . .. .L . I . . . .. .. : .. L .. .. .
( ,"' ':", : : : " "":': ':::' ""' ":':: ': 'L , - : . . . . L . I . . . ...L . . . I . ,. . .. ... . .... . ....... . I . I . I I I ., . .
.4:' L ." ::. "' "-' "' " . .. . I .. I.. L '.' L . ... .. . L . . I ... -L -: % -x. . .: . .. I L . .. .. I . . . .1
... .... X .". :,: : .1 : I -, .- - -,-. . .. ' L I .. :-. 7 :. ', . . . . . ... . . ... . . . 1. . . ... : . I
.: L : : :. m . . m r :., I ::: r -- .. . L . . ... ..... .. . L. . .. I . I I .
. . . . . . . . . I I I I I . . I . -, : I 4
.., I . . .. .. ..... . . I ... I. ..... . .. .... . I :. q . . .. ....... .. . . . .: .. . I '... .X L:.. . .: . .
. . . . . . . . . I . . I . . . :.
,L . . . I . . . , ... . . . .
I . :.:: :: : .::::' ;, '.::' :': ........ L". . .:: : : I : :-, : I ., ...
: :-: : :::.,. -, .... .. . I ., '. . ."L ':: .... : : : . . I
.. - : : ..: .: . . ...... ... :: :+ '... I I I I .
- ... . I ... X ::. 7. ::: : I



.: :- L : .. I .. ...., I ., 7 X, 1, I.... . .. -1 I I : I . I
,:: ..:::,. ::: : . . .. .. L .. -'.. ... L. .. . ... :. , .. .. . L' .



L . . . I ::: L I . . . I .
: -: : -:-:-. .-:-: -m : :-- .. .. . ., L .. . .
.I: : L. 1. .. ... I ... .4: : : :' .L. -.' ". ".L: : ". L :-::L :-:':' :::" ": -, ,

.. I L . L L L X -:- ....: : ... I I . ... . .... .. . L.. .. .. .-I .. ,.-. . .% . . .. .. ... .. I .. . I I . ... ..... .., .

- - .... ...... ..., .. I ... L . %. - .: .:, , - "'
.1 ". L I . I I I : . L '::' ":L I ..
I z-.- , . I I ..
.... v.- :.:: ...... I ...:-. . . '. .. . . .L .. .:. :.-: : L ... .. I ... L -: ... .. '. . .... ... . . . .
.:. : . .. .. .1 .. .. I . . ......, .. % ..
.. . .. .. ... .. .... .1 ., .1 ... .. ... ...... . . ... I .. . :f
... .. ,::: '. .:::i: ".. '.- ... L. .. .. ,7:i: : ::, :,:.. .... ...... .1 .... .: .. ..... .. -:. :- -- .. -- ...., ..
y ' ' '--" "r .. ". I 1. ... .. I ,:,. L I . .1 L .- ,: ... .
11 .1 L ..... .... .. ... ... . .. .. ... . I -: I I I I . '. I r :: : I I I :.: .:..: ', I.
.... ...... ... ........ ... .... ... L L .. .... .... ... . ... I -m -... % . L.' ... . ::: ..] : : .: : .1 I .. ...... ... I .1. . ..
.. ',...:.. - :, -:- .: .'-, ::,., ." .. I ... . . . .. ... .... ... . . ... ... ..
w ,,,, I . . ... I .. .-I.. .... .. .... .. I . I . .. ....
I I I I L. . .... ... .: . . ...
'. . .:. ..:.: "::.::: 'P.::. ., I .
I . . -L .. : , .
1. :.:.::: .::.:.' .... :. .... .:.... .. .. .. ..... -I L '. I I .. .1% I . I . ..
... . ....
.- ... ... .. .. . I . . N . . L .. .. ...
-- : : . :.. . .... ...
.. . .: :: m : ... ..... ... ..... .. . . . .... .. .. ... ,... . ..
.. ;e .7 .. .. .... ... .1
. ... ... ...
.. I... ....:. ":.,. -:-:- :-. ,- ,:. .. I . I.... .... m. . . -. ... .... .. .I... I. . . .. ... ..... ... ; .:., :: ': .
L P L .: I ... . . .., ... .. . .% . . . ..
,T :ff "' 7::. .: '- '... .. . .. .. ....
, I : ,..: - ..... ....', .:
: .. 1, .; , : . .. I I . . . 1 .. ,* I . .. .... ". : 1: .1, ; .. I .. I%. L I
.... I : ...... ..... I . '. X ... I., . .. . . .. . I I .. L. .. I ... ..#. ,- . 1, ... I .. .. .. .. .. ... .. .. I 1. I
: i .. .:..... -..-. - '. ' -'-'-L- '.' -' .' "' ..* ..,. +... ....... . :-.-. .. . . ..... .: :::::'..










0- -h
Pahl -0 do, la, To,*,,*r ienfe, hle, *oe de Co
dt2o', Espiftfila*

JUAN MARINELLO

Como.-era Pablo.de Jq- Torrimite
'Ha""th 1* s'I- hombres- single, 'arcs, wi perf R in timo,, tin "modo distinct, que no pa-sa a sus biogfaffa, ,_. constritypn por lo.:comuna o-lier
slempre, por, os que,.no -to. cippocieroa...Es nor dad of re'er ;Llguna pord n. de I' ell -puti 11-1
ferible -de geptes que nQs ,.son contempordnQAs. personalidades .de,, genui.na talestest.imoni.os. '.:-A
rendimient
Se'han-e--scriwalguna9 Cosas Certeras sobre Pablo de;la ToA 1. 1 M UPIT
rri&ite' Brati Sin embargo, cho de- su nattlrakza- ha rbsi-f1do
O'Haber &oiiv*vido ou-41 s enel-.Pr
el corc" C p k- -,:se'* ig m6 961 e"sid-io
Pat' iivlans*
de rsla de P*pO.S-,Y-Cr1 t
eil ,) de S'.u
r aso.
Pablo de 11a' TbrH e-hti ftieun jqteg aJ1,sii-ao-,-c, de- hurna.Ji.,
q W11.
dad; ''de 'hurn ani ciao en t e 6 d lidiii C On'' 10-'. t'1'7 If U'ft li&diii "d T h
_n a
a, ija'- M"a'rlifl- -_ brb, U asppq o nsico conve.,nia a _rhg- Vi tc ""P7
con su maquina interna....or quq ..i A,.su n
(so'lo para. quien ttwleso oro--tunicEd ae dv-c"Tl
pallardia y Ia sensibil!"Idad. Alto, fuert, zkyroaant'p, aflOico_' U
t? . .1 q - , I
dea c, ,, la br
prewncia imponfa, y dezi.ba mu ba 'veces 1 usqiwd.po, de laaltanerfa. Perp, mir-arlo w -a's de corca,-,habl e(-,
!as- interminable tardes del Pres,14jo, Qjrj Yctlo 7 hasta .cf fondo. Eatanccs,- p,,tocabq-toda ]a afilada_.intelicrenc'i4 i'.LOcla JA.serei-(a erspic acia, to da, Ia, -rec ia terriura -,de a uet,-,gigapte al4orw-,(t
Dentro de su cldyidad c'nitaf, tuv'6 Pablo' U'tur "'ran
iuftfices' Y 'oo"' o todo'. gran ibspfritu, 'pr' f6rididadc R
.G-vas- No fue tomp ejo, Pero. si intensci. L a: fitescu''a -de re"
sin ar '6z alen''no
66h,6s Alegre itafidbr' diid" "J61i rfi- i Q
conv es -&n 61 b" Oeiiipgy ip- -enfa coino =I much akho_ 86_q-1 '1 0 0 tt4 ,L a
un-, -dep6r 6' qi I&I Ang''iii" f r "Ta
mesurado, cbrnoi ti'st --en ,ef ue

A 'TORRIENtS' Bkuo PABi D Dt u, .-Peleat0b con -40',s
nzilicim4os. -1zt Ffab.4nL 1Edkionea Nuevo Mundal 1962.









expresi6n 101mmediata, de la salud y de la. fuerza. Fue, sin lifteratura, otro flustre desconoci'do. No torque tuv era inte "
I I res en
ocultar su condition (lo que hubiera repugnado a su sinceridad impetuosa) sino torque la "joie de vivre"' ocupaba lugar en su ser y torque una generosidad ingdnita Io empujaba a ser simple, grato y bendfico. iQud lejos estuvieron muchos de los que Io trataban de descubrirle la calidad entera.1 Todos lo veian como una gran promesa. Mucfios decian: -Cuando este muchacho madure. A Nunca sospecharon. que habla madurado ya, y hacia de ello, buen tempo. S61o que su juvenilia, como el bombo de nxia orquesta. exaltada,-apagaba de, continuo los sonidos meditabundos,, penetrates y anslosos.
Toda. larga prisi6n tumultuaria es' un sernillero, de conflictos, y la, obligada presencia del -torpe y del maldiciente Ilega a hacer de Ia A& entre rejas una larga asfixia. En medio de aquel trasiego febrile. que era la circel machadlista, Pablo de la Tckrriente fue un ejemplo de coraje, dignidad, y buen sentido. Nadie Iogr6 de 61 una sumisiOn ofensiva; nadie, una protest aventurera. Aquel. muchacho ruidoso, que caminaba como un marinero en tierra, que andaba a bandazos, como si atravesase un monte diffeil, tenfa, el mspeto del discolor y del intrigante, del tfmido y del des orbitado. Lo defendant el. valor sin alardes, la hombria permanent y ]a simpau a radiant. Era una C1fra intachable; y ahi estaba su poder, del que nunca us6 in*ustamente. Por una corriente de selecc116n impuesta por -la'v*rtud, Pablo fue en todos los moments la voz de los press. Su fiera honestidad peleaba lo, mismo con el carcelero desmandado que con el compaficro irresponsible.
EI hombre de las nueve de la noche
En las horas de lecture y conversaci6n se rcvelaba al hombre sensible y profound. Declit, sonriendo, cosas certeras e inolvidables. Le atnifa la aventum, el sacrificio, lo heroic. Amo, ante todo, lajaudacia,, me repetia.. Se exaltaba. leyendo sucesos de la Revoluci6n Francesa, en una viej'a edici6n maltrecha.pero el hombre xnejor era el de las nueve de la noche. A esa hora las Cometas tocaban silencio y Pablo se sentaba en su cama, frente a la nifa, abeber lentamente un enon-ne vaso de agua con azflcar prieta. Entre un sorl>o y el otro venia el comentaxio sobrio Y agudo, la 14cida apreciaci6n. polftlica, el julicto mediator sobre una obra. o un hoiabre. En todo ponfa ]a mAs delicada responsabilidad. Los "ojos, grades, negros y brifflantes., bablaban tanto cotno la bocaj, un Pow triste balo laDelambre co-







4
piosa. El meditador sagacisimo suplantaba por horas al mozo audaz. A la man- ana, de nuevo la risa sana y la alegria a punto.
Alguna vez me di*j*o un compan-ero de cArcel que habia dos Pablos. No ten"a raz6n. Hubo uno solo, radiant y meditadur. No traicion6 su sanidad bullente y su clara rebeldfa, pero tampoco el respect a su, intelligence y a su oficio de pensar y es. cribir. Hombre natural y civilizado, impetuoso y responsible, culd6 de su alegria y de su deber. Su modestia lo hizo, para el gran nilmero, un muchacho valiente y nada mis. Como ciertas frutas, habia madurado hada dentro, pero la corteza se le mantenfa lustrosa y sedienta. Muchos no pasaron de la corteza.
El contrapunto, entre gesto y rrsponsabi'llidad -entre lo dionlisiaco y lo austero- teni'a en Pablo races muy resales, que pocos conocian. Espiritu de altiva dignidad, habia sufrido desde ninho golpes cruelest, a los que aludia s6lo en instances de intimidad necesaria. No le faltaron, ya en la cArcel, herida's nueivas. Pero ninguna se le encon6; delaban, sl, la huella urticante que eA disolvi"a en una comprensi6n serenade y viril. Como su color era la nobleza no infligia a otros la pesadumbre propla', ni la herida injusta le axnargaba la risa.

El Who grande
An otemos a Igo de su travesura. S lo asi conoceremos la medida del contrapunto.
Pablo estuvo preso sobre dos an-os en el Presidio de Isla de Pinos por combafir de frente la barbarile machadista. Allf lo encontr6 yo, cuando Ilevaba buen tempo de encierro. Juntos estuvimos seis meses. Confieso mi turbacion cuando, el dia de mi Ilegada al Patio de las lzquiferdas, se me abalanz6 un gigante desnudo. con barbs que se le acercaban a la cintura -sus "barbas asirias to y cabellera derramAndosele sobre los hombros. At oir la voz inconfundible, reconoc' a Pablo. En seguida me explic6: "-Aquf me han traido contra mi voluntad y sin raz6n alguna. No tengo por qud gastar n1i ropa ni barber, Y asl' sig-LiM todo el tempo del cautiverio.
Tengo muy presented un gran gozo de Pablo, a poco de encontrarlo en el Presidio. No recuerdo alegria tan consustanda11 y lozana. Ocurri' asf. Con frecuencia nos reclamaban de La Habana, donde debiamos responder, ante el Juzgado Especial, (le Incontables process politicos. Cumplido el trAmite judicial,
91









[IDS a la pequefia- isla. Un dia diz spedirnos, aPabrb pa va
estc yjj_ ,jester. Metido,-ezi -swuniforme!4e pcnad6 ycabelleni-X. barba muy atisadasi- Ll io a tomar el barco., entre dos soldado., iiha -,hizo P WO exDurmftC la traivesta entre isla-y la--otfa, a
hfigds CO'n SU S atstodkjs,' 'dbs cArhOsmos eric"fflbs 'Y cordial s,*'V'1166at-h- La:Ha(bana- br-1A EsfAc'n Ter-'n:na1;*k,% r090 aiiib,:: cii -vez & Aom ar'' vibli"cul '.hast- el, Uvistillo. d -1 Pffrid-po --donao 'de6ia aguardar'la hora, &'--c6inp irecer' a]
biC1&arf,-'-'efl ttaybcto-a pie Alacfa IArgo fiempo que rfo vdift gcfttO. y'as( al nbn6s, gozaria mi'Momerft,'-de Aparen te-llberfa4. Acoodiieron, Jos soldadosgaiiadcis ya'- pobr" 'sti'Mb 0-t f-a et e -.;,- burdacla, y la camlinata. fiLie para 61 la mas hermosa 'La. Atrgveso -escoltado calles muy principale:s Y.pQncurriaas:
n, f r os fi ,sta_ ilegOr a la loma del Priiwip,,
impression. Que causo su en,, los tranquil jQ -.66dadams
qtiq a. aq anan -a- s, irigian a su.sllqila -h6ra -nuevp d& ta im d".
hat 6 ui di sup one se ''To r de pronto co
q, s P _r., .. n un gigan,.W
6-k,-C-abQl1Qra,.ba't a lo" hoitib baibas, hast. el o bli go' i i it rlc C OS. S d- dos-r'no ctkulb Vrcley; nW ni. tv4nqu.,;tabah' a vi ligerab- n c otrog
zE4 )r, lue s apar sta. y a 4. p6so
-A'* b CO amigo cereano-qqp se. t I r de, wvro
d6fii-i a dl n, el Mab.at
de alo-lln terrible mashed or cazaad en'16 mas negro dcl'm- onle. Y Pablo, regodiado como un nifto con un Ka *sta en los mas asomb
Ita vi rados y les rugla con' toda la
hoca. La a I cgri4, a J a vue.1 t4, le- dur6 una se-man a

El creator
Esid 'muchacho. de, tan desaforad-a *ocundia; fue- una de Iasmmrz.5. ma's -, af inadas- y selects que se hayan producldo en,
-14 a. to de-la.
t fe. ra cubana. 'S u enten aimien creaciky artistic era tal,
r -4 ig
que,-- muchas veces hada. pimsar en una renz anormalidad. %zEn que iempo habifa-,ab sorbido- aquel deportista apkesurado --lo' ek rnemtos '--ndispengables .-para-.stis;,- juldos? e-Cf6mo podia,--con s6l'o :algunos da"tos atrapados, al, vuelo, construirse-1a vislwl' cuffial de un fen6meno coniplejo? Su c*apacidaid de sintes'is a oth_'
I btAen- OqtO; era como un"Adema n de su se-r-.'-Efi tod6. porn"a, la sencilla, digrAda"d y el glarbo' Rroplb. Hasta",en 'Ibt' cosas, Materialic s de 4b a. Pablo may A 1, n zide su lim*Z4,"de su a...
ii-iieiit"...,dp.su"pqnetran'te luc'1'd6i..'Su-'trab *o: de' carpintema "A, PQ
razatqtes,_, '' ft'
.b pend qntOs, ple gader'as,-. .- hechos en el pe,.qqenol
taller: del-.. Patio, -, no .'se 1. parecieron nunca, a., los.,de Jos Ggf0p,-roc owdp'd su, awistad,. 41-gunas de estas- obrasmeno-








S-At6
L es. E n tod-a:s,,--q5taJ'su Personal ca-lidadj, su,.d sembbLrazada-,y directa Maestn"a.
Tengo la c utlidumbre de.. que con Pablo de la, T 4 ntc Muri6.' u no de lo's m* as,- cabal-es r re -Su ha 'ado i'de tiem 6 6tib.EMO. Np'dio su qp-fdida,, pero anunozio', su tamado. ,..quel rr rar'_ et Mundot con ojwos hil-fiP105' y -dulces ; aquella -si"tonfa s6di q a co n. lo, circumdantc, aquella serenidad. pxQ tristeqUe C,047'
duda.af-;c6ra z6n de lo's'hor e'
Y' los. h cho' 'd Ja
7 7 rki psa
anotacion nerviosal, inesp6rada, sor-presiya-, e8taban'halclfenjo. U grAn i ta, aj
povej s. os Qws-de'los'qpe le cono.dan f6da'las ViAiides,.
Cuan4o aO. en Majadahon&. (lindo, nombre, cle- rornapce casiellano ra, encan ocomo ondo de u
que Je. hubie fad' ii cuento
Campesluo), 116ramo's mukho su.- mutrte porqu.e, sabi m s.-que con eR s'e h4b1fa deshecho un rar'o ca s o -de venturusa- lntegK,.4pon,
Men, C(,)MG encamat)a en au generaci6n al lftombre enter-6 V. transpa I -6nie bronco v tierno, apdazy.ineditador, impetubs'o y preocup4do? Sus an-os, maduro's hubieraxi Isido ... gradess, $u saber'y su de'cir se hubieran'. h n'chido y' depijradc ;,-., 4 alegna fiS1*o16g!<.a Jo hublie'M defen'dido hasta [a' hora illtima gura que aportan los muchos anos de acci6n y pensa nuento.. Su entustasmo poderoso no hubiera mermado con N, edad, porqu I e parti& de- una naturaleza. solar.:,Y- su deseo de befleza, ydd bl"e" habri-an, sustentado con certera firmeza, la obra y la -conducta. De -vivir mas,'-hubi'drarnos- tenido -en.% Pablo de-,.hi-Torrie-nte' et ejemplar-dichoso y'-pleno de-dudadano, de--revokicionan'o y de creator que -anunciaba su fuerte juventud, punzant6 -de ra'ros; valore .

El cambio- de rio
I
'Salido del-- Presidio-, 'confinuo'. Pablo -su en6rglco -Cumbava contra: los .-.. gobiernos- cubanos Oie, a -su, turnoli, daban, la mano
0
al imperialisffio --y Aa -es'alda at pueblo.-Periodista agitator, narrator, combatiente d*o cuartel, hi -solic Iito' gracia. La. s"
i t,: no i lr
tuaci6n, I-leg6,a serle, tan wngrat y. dificil que. iarti6 hacia N&xv York, donde continu6''su tarea.-Infatigable.
U'etapa-- nebyorquina: de -nuestro hon bre fue, COMD .Un. Crisol violento.'eomo- un-0 Imaduracion arA tic ipadai, Conoci6 en Ia.-.granciudad, comb Aantos hichadoreis honestosl,- "to.da.,- la,:crueldad & Ia expoliadc'n ii-nperi*alistai.,-.F.regador, de plates vende'dordd. helados -mandadero, caniarero en -Harlem ;II mientr as,, m4scono-,









Ce '"las entrafias del monstruo", mejor trabaja para vencerlo. Funda, con un grupo de compan-eros de exillio, el "Club Cubano Jos6 Martf",,que adopt dos consigns pn"mordiales: "Contra el limpeialismo. Por la libertad de Cuba."' Es omdor solicitado en los actos del MeRa, y active militant del Comite Antifascista. Describe, confeeciona y distribute el pen6dico Frente Onico. Partlicipa en mWnes, reumones, conferences, demostraciones de calle y laborers de solidandad con los, pueblos oprimidos por el comiln enem'go norteno. Colabom en pen16dicos de Estados Unidos, Mdx*co, Venezuela, Ecuador, Chile y Argenfina. El escritor es el mi"smo hombre & valor y servildio que vive en la asamblea y en la plaza.
El 6 de agosto de 1936 describe P;tblo: "He tenido una Iidea OW Is
mar-avillosa.- me voy a Espafia, a la revolution espanom No se trata, desue: juego, de una. ocurrehda adventurer; menos de un estrecho inter-6s peniodistico. La idea de fundirse en la lucha del pueblo espan"ol lo conmueve hasta las rakes, como, desde las ventanas del Presidio Modelo, la vida en march, Ilena de suggestions, y promesas. Es un hombre preso, mucho mAs que en Isla de Pinos. New York lo asfixia y despedaza. Se ha vuelto '0 IF
tomillo y quiere dejar de scrlo: "Algaa dia me vengare -de nueva York..."
El impetus revoludonario y la maestri. expresiva se le juntan aliora para decir su angustioa Y su esperanza. Quiere cambi'ar
Ike%*
de rio. Lo manifiesta con fuerte belleza. "AJgunas veces -dicohe sidoarrastrado por el no nocturne de Broadway, bordeado por la gorilla de montes mcend ados con fuegos infinitos de bengala. A la puerta de cada burlesque, de cada cline, el rfo hace remohnos W y por las escaleras del subterrineo se hunden los hombres ya cansados. Porque aqui, donde todos son tan actions, todos estAn siempre cansados. Y a-I sol s6lo Io hp, visto en el tren subterrineo,-, el Subway Sun .." Y con hermasa. decision, nta: "Pero ahora yo me vgy a. Espaiia, a ser arrastrado por el gmn rio de la revoluci6n. A ver un pueblo en Iucha. A concern heroes. A oir el trueno del cafi6n y senior el viento de la metralla. A contemplar icendios y fusiflamientos. A estar junto algran remolino silencioso. de la muerte af#
La idea de pelear junto A pueblo espafiol se le hace inquietud desbordada, impaciencia febril: "Y no duermo. Y estoy "inquieto, nervioso imtado. Desde que deci di& la partida, afinna) "'el gran mosque de mx imaginaci6n. estA incendliado y el resnlandor alorioso flurruffia hasta los remotes, confines de mi








vida, hasta los tres horizontes, de ayer, de hoy y de mandana - pp Y, "el mosque lincendiado" tiene claridad Para ofrecerle el panorarna de su escala espafiola. VeAmoslo.
En Espanha, dice Pablo, "me acercar6 a los lideres, Para saber lo que piensan. Ir6i a donde estAn Peleando las militias, en las montafias y desfiladeros, contra el eje rcito traitor. Hablare" con la Pasionaria, la jefe de las majeres de coraz6n de acero., Ir6, hasta los barcos de la escuadra, mandados por marineros que han salvado la revoluclion con su lealtad y su valor, impidiendo el paso de los mercenaries de Marruccos. Presenclar6 el fusilamiento de los, jefes fascistas... Acaso estate all:&, cuando Mussolini y Hilt er, no pudiendo sostenerse mas, se lancen a la guerra y vendrA entonces, la batalla defiitiva entre oprimidos y opresores.. -Y asiistir6 de todos modos, al gran triunfo de la revoluci6n I I IN"'
El 24 de septiembre de 1936 estA, Pablo en Madrid, despues de haber pasado algunos. dfas en Barcelona. Lleva en el bolsi'llo fas credenciales de New Masses de New York y de El Machete de M6x*co. Con asombrosa comprensi6n se hunde en el gran rfO apetecido, en el gran hec o heroic y, hasta su muerte, serA un combatiente exemplar de la gran pelea liberadora. Nos deja por dos caminos la images de la filtima etapa de su vida, el de la carta y el de la cr6n*ca. Los dos vebiculos se avienen ajustadamente con su modo director, espontalneq, que tanto tiene de la f6tograffa, del cine y de la novel.
Aunque muy semejantes, preferimos las carts a ]as cri6nicas. En 6stas encuentra mejor desarrollo la hazan-a. imaginative y ]a caclidad, phistica, pero aquella mantra personall'sima de comunicacion vigorous y hasta agresiva, esta mejor en las carts. El corresponsal se converted para Pablo en el confidence con, cavo, al que nada puede dejar de decirsele y del que se espera el juicio coincidente o rectificador. El obstAculo que levant ]a irritacio"n moment6nea,'la queja por la incomprenslio'n o el despego, no son para la cro'nica, pero si para la carta.. Y aidn en estos, accidents pasaieros, la protest amiable tiene el interns y eJ relieve del escritor que habla como vive y piensa. En las carts estA, ademis, la preocupaci6n urticante por la eficacia de su trabajo y la ansiosa inquietud por las cosas de su tierra.

El Periodista
No creemos que exist mejor testimonvo de la guerra espanola que el de Pablo de la Torriente. Para' ello hay razones de-"%E*






ic1sivas, de distinct cardcter. Pablo es, en lo mAs profound, una personalidad encarnizadamente instalada en, el torreiite hispanico. Su. identification con el -palisaje ffsico y human de la pp.ninsula esta a mil leguas de la anotacion sorpren.dida del periodista extranjero. Espafioles son -y mas' de una. vez se 10 dije en nuestros ciialogos del, presiidio-,.su bronco hombria. vsu profunda bumanidad,,S'u gusto Por 1a.audacia a punto, su' ainor por la expres16n popular y'su. vitall"Clia disposition de irl estar a todo". Es por ello que ni en sus carts ni en sus cr64
nicas encontrambs; una sola fisura entre el espc&dculo y el esp ectador. Se mete de rond6n en, la' intimidated espafiola y vive, pelea, sufre y goza como -un hombre nac"do en Asturias, er) Madrid o en Sevilla. Lo que en otros periodistas que acudieron a Espana por Jos, mismos dias es asombro estremecedor-, 'se coca en Pablo como wia coniprobaci6n familiar nacida de muy adentro.
En nuestro escritor se produce, como en pocos casos, la ensambladura arimoniosa y contrastada entre lo tradiciona10 10 national y lo universal. Su cubanismo fue, al mismo tempo, sotcrrado y ostensible. Recuerdo bien que cuando. un, tOrpe.. quiso sehalarle, en los dias de Isla de Pinos, de'spego por Jo. nues'tro en su ancha curiosidad, universal, Pablo miro" adusta-' mente al atrevido, espetandole: "-A mi nadie puede darme lecciones de cubanis'rno, torque aprendi" a leer en, La Edad de. Oro." Su. chronic espariola esta' inechada de fragantes crio'' His mos. enhebrados gozosamente'en la recia'trama hispAnAca de, su lengua.
Marxista de fit-me convicci6n Cpara el Partido, todo
Se sabl"a bien que so'lo con el venclimliento de 4a opresion social en toda la tierra, se asegura y profundiza el ser national, para 61 gozoso y apetecible. Cub ano hasta el tuetano, hispanico de
'ba a abajo, acud"a a Espan' o.. torque 44 all'
rri I a, como confess"
palpitan hoy las angustias del mundo enter de los oprimidos' Espafta fue, por ello, en su sanerre y en su sed de 4 usticlia, la ocasi6n y el crisol de su entendimliento revolucionario.
Para ser perio dis t a cabal posee Pablo de la Totriente capacida.des specifics y relevantes. Es un'escritor natural de cha'sabiduria. Es distinct, y Ile'ga a todos. Trlan'srrdte'lo que ve sin artificlio ni revoque, pero siempre con acento propio y, modo nuevo. Su amor a la vida C'Te digo que es bello vivir ... to 01 Yo asisto a- la vida con. el hambre, y la emotion con, que voy
al cine. lo identifica con,-toda. penpecia y a todo le lindaga

26








su.,razon de existence. La originalidad le Ilega. a cada paso del recuerdo sensual la Bahl"a de La Habana, donde la tanta luz no deja dormir a los tiburones". .), pero todo confluye, al fi n6l, en una march ascendente, benefica, de profound senfido moral.'Lo d1onlisiaco nacido de su naturaleza ponderosa y active, sirve _en la perspectiva,'como en MarI4, al duro, deber. -Se sabe. bueno. N como bueno, debe niorir de cara al sol.
La calidad del testlimoni"o espafiol de Pablo de la Torriente nacede-! la profunda sustanclia de Io anotado y del poder conI
digno ael anotador. Todo el, Iibro es un conjunto de hazafias singulares, cas! increl"bles. Laimaginacion i ncansable del periodista queda a veces por debajo del suceso real, y los hechos. toman el mando exiglendo un registry restrict y punctual. Por eso, dI ap a:sionado del dine y el novelista- en ciernes se encuentran, a sus anchas. La estancia en el parapet -forcejeo altivo de lzi'vida y la muerte- queda como capitulo de la que pudo set, de la que debi6 ser, la novel de Pablo sobre ]a guerra espanola, El suceso de''Mejorada, en que estuvo nuestro heroe a un milimetro de la muerte, es en verdad un gui6n cinematografico que, estA plidiendo desarrollo y rodaie. Y esta cita de lo hrico y Io n6velado, de la meditaci6n y la violencia, ofrece no solo una obra desbordante de realidad lumin-osa sino el peril, de un creator pertrechado con las mejores armas.

Server ma's, server mejor
La tircunstancia de d-axse On Pablo las virtues del escritor terrain en una inquietud ansio.
el uego del combatiente lo end I
szi-. En carts y cr6nicas maldice de lo escaso del tempo para 10
Clilm i-n.'Ar sus tareag: ""--- -Me sobran energies, pero me falta
IV .
tiem po' -di'ce. Yanda -sicinpre a pleito con las "veinte y cua10
trio horas- MIs erable8 que tiene el -dia".. QuIere server mas; pero tambien quiere. server mejor. Y aquff se le abre la otra contra ic'K.,
cion angustiosa.
Nuestro hombre coi-ig-_)ce y mide lo que supone ofrecer a lo-s arnericanos del Norte y, del, Sur una images viva y v eraz de, la, guerra espan'ola. Se esponja de gozo cuando le dicen, desde: New York, que una cro"nica suya se ha reproducido en mAs de un pueblo -heritatio., Todo. gran hecho necesita testigos a Su nivel- y Pablo conoce la lealtad de su escritura. Pero ya he dicho cuiinto' espacio tenfa en el hombre la pordO"n natural yact'va, el empuje aveisallador, la- daci6n personal- y el, sacrif IL cio'-heroico. Este costado venci6 al f Iin, y hoy lo: recordamos no







solo como intellectual en su pesto sino como gran hi6roe de Espafia y de Cuba. En las cr6nicas se advierte el trdnsito obli9
gado. MAs de una vez se queja en ellas de que su tarea de pe& I & .
nowsta le robe horas a su oficio, de soldado. Al fin, le repugna Ta espera frente al papel, hurtada al trabajo del fusil. En los ultimos flempos Pablo se submerge definitivamente en la gran marea peleadora y muere con el uniform del e*e*rcito del pueblo y como su Comisario Politico.
Como su amado Martf, destroza sus sueflos, y su poder creador en el cumplimiento de su deber politico.

El vaticinio aplazado
A la conjunci6n felliz de las facultades con las areas, se debe, sin duda, la consistencia del juicio pontico de Pablo tanto en las cro'nicas como en las carts. La estimad6n del pano-rama europeo expresada en su cr'nica francesa posee una perspicacia inesperada en hombre de sus afios y preferendias. Su opl*nion sobre el desencadenamiento de la segunda guerra mundial aparece, vista desde hoy, una provision impeccable. En el enjui!l damiento de la naturaleza y la obra de los groups y partidos que actu,an en la, guerra espaftola, sus cons ideraciones primordiales son certeras. Su. denuncia y.combate del trotskismo con--stituyen una prueba excellent de su sagaz honestidad.
eco'Mo. podria preguntarse,, contradict la realidad aquella creencia terca y persistent de la victoria del pueblo espafiol sobre el fasclismo? Porque es dsta, en la etapa espanola de Pablo, una reiteraci6n mantenida frente a todos los obstAculos. Ni aun en los moments en que es mis perceptible la monstruosa traic16n de las democraciesas", flaquea la fe de nuestro amigo. Antes de saliK-hacia Espan-a. prodama su seguridad en la victoria: "Y asistird, de todos modos, al gran triunfo de la revoluc116n..." Muy cerca de su rnuerte insisted en que nada podra' aplastar la decision del pueblo: ""Teago ma"s fe en la victoria que en que yo soy yo - Con todo, el gran ejdrcito que le tuvo en sus filas no gan6 la partida, aunque las virtuess, abnegaciones y heroismos fuesen la trama de su. acci6n.
No han faltado traidores a la revoluci6n cubana interesados en convener de que nuestro hermoso process libertador sera" derrotado en definitive, coirno, lo, fue el espan"ol. Los que tal proclaman declaran en su malicia que son incapaces de senior y engender la fuerza hist6rica de la transformaci6n universal

28







que nuestro fiempo impulse; y creen en su minu" scula maniobra, que los pueblos estAn hechos de su. condicioln deleznable.
Bien claro estA que nos ha tocado, en un. sentido mundial. acud*r a la lucha entre los pueblos y sus opresores, entre los personeros del privilegio y los peleadores. por la democracy verdadera. La gran pugna no puede resolverse slino a travel's de un forcejeo a muerte cuya media en tempo y tapas ha de estar
la altura de su Profunda si nificac116n. Los grades hechos .Politicos no se define n* resuelven sino en virtue del enfrentamiento tenaz de factors positives, y negatives. Los pueblos, con los trabaiadores al frente, alcanzaran su liberaci"'n e impondralin la sociedad s*n classes; pero contra este esfuerzo se conjugal en occasions las fuerzas regresivas, nacionales y mundiales, y la wctoria indefectible se retrasa alg(in tempo. EstA claro que cuando la lucha 4plica de Espana no habian madurado, las condi'dones generals, para. asegurar su tr*unfo; cuando 6stas sean oportunas. -y el. di'a esti cercano-I el insi4gne esfuerzo, momentaneamente derrotado., ensehara su ancho impulse.
Diferencias sustanciales disfinguen el caso de Espaha en 1936 y el de Cuba en. 1961. Aportar el antecente espanol en el vano intent de quebrantar la fe de nuestros pueblos es tarea absurd, a mAs de maligna. El companero GonyAlez Jerez ha estableddo con mucho acierto los factors que diistancian un caso del otro, pero no sera" ocioso volver sobre la question.
Que las situac.4ones en que se desenvuelven un caso y el. otro son muy distintas, estA claro. Precisemos las cosas. Ni los hechos espaRoles, de su dia ni los de la Cuba de ahora pueden entenderse y'juzgarse fuera del juego de fuerzas que integral el panorama international. Cuando lo de Espan"a, la correlaci6n de fuerzas en el mundo se ladeaba cuantiosgimente hacia el campo de los opresores, del imperialism agresor y guerreri"sta. Contra un herolsmo siqn par y una solidaridad popular ostenslible en todas parties, se pudo vestir la. marioneta de la "no 16 IP. 1 6
intervenci6n' maginar hoy la poslibillidad de una maniobra reacclonaria de aquel balance seria demenclia. La ayuda ejemplar de la Unio"n Sovidtica --que period 46 buques y muchas vidas preciosas en su apoyo al pueblo espafiol-, estaba limitada Por la significaci6n del pal's. socialist, considerable pero no declisiva en el conjunto de fuerzas mundiales. No s6lo suMan opresi6n los passes que integral. hoy el mundo socialist; mAs de sesenta pai'ses que hov 9ozan de independencia nacional, eran entonces factors privados. de presencia, y acc116n solidaria.
130







La revolucio n cubana, se produce en los. dias en que A socialismo es un sistema mundial, lo que supone un obstakula infranqueable al advance y domino de la opresion.lImperialista. At' proplio fiempo, la conciencia I de''lag' ma:sa s pbp-utari s de Africa,'Asla y Arridrica Latina''' se alzA cbn*tra 04 muhdb .4 'Ios 1honopollos, y express su conformidad ctm las'reaIlzadolies'de Oues tra revolucl6n El Po der inifitar del c'a'tnpo i M- peria I usta.era, 'dn 1936, muy superior al del camipo s'bcialisaa y de1us pueblb-s 'I 'Iberados. Hoy ocurre I todo, lo contra*riQ. E. 1 impe'rikflis'mo es ahora una fuerza en derrota; el socialismo unagran vict6ri- march hatia la mas justa y dichosa de la's convivencidg, communism. Sin que restemos' imip'orta'neia., a lo'cjU'e sigrifficCI la obra de liberacidn impul'sada polr'cada pa es, es justo 4uc tellgamos en cuenta la debilidad o el poder de Ios'eneniigo's'int0',r-nos y exteriors.
Por otro lado -y ello ha sido. sustanciado debidamente por el. compahero Gonzdlez Jerez- el -camino de Ia revolution .,cubana ha. sido distinct del de la espa fiola en, aspectos.fundamexiii cales. Los cambios estructurales profundos y oportmigs suponen una doble vent "a'en la makcha ded-la kev6luci6n: afianzan I a .'fe de las masa's 'e'n su liberadon y i*estan", ele'f e'nf6s.,'de S-P'- erI I f '' 1 -1 T21
Yixiencia y recoliqq'sta a sus opresores. _,.AI triun 0 CIVICO C. .193l.en Espaha no siguieron canibios consider4bles'. Ni,..Retor"ffia Agra''ria ni 'libertades-deriioc'rAfi*c*as. para' to's trabajAd6rC"'5S It
y parcel pueblo'. Al'camipesino'no sie le" did'fiier'ra sino metkaffla en Arnedo y- Casas Viejas;'Ios trabaja.dores-no-'re c1-bie ran derecho' sino balas donde quiera, que'-se organizaron.-por sus-demandas. Ya se. s'abe que el aparato official ---el mil-ii tar, cl -'* i wfdko, el buromitico-, se -mantuvo- intacto. -E1- terratenichte retuvo a sus 6rdenes at jefe military, AIjuez,.-al obispo y al jefie de despacho. El cleio reaccionario conserO los' canai-I&S. not,.sarios para confundjra las-gentes.--sencinas y ahondar su_6b!fA opresora.
En-nuestro caso nose ha production c4jJn do airedC.,sdichado, que contend al pueblo, espan ol. Gueremos depir que no ba, habido entre nosotros el Punto muerto, qucva,, del. 3 1- al,36, arteramente aprovechado por la insurrection talangis.M. la.quincolumna y sus valedores extranieros., Eia verdad, _Cuando: S.e Ilza la maravillosa lucha. popular en,,c.arnpos y ciuc4ades poninsulares,, el pueblo espahiol es un or i ganismo poderosoy vibrante- pero.aherro ado, presQ, por infinitas. ligadurAs min'4SCUI-a's. I wfuerzas reacclomrias queordenaban Ja_ situaci6m iwer'nacional pudieron veneer at gigante aprisionado. En Ctiba,TGT, 1 -0

30







-contrario, no hubo ni e pacio n1i vado para que el enemigo mantuviera la iniciativa.
Cuando' una'revoluci 6% cons uma una honda y verdadera Reforma 'Agrarlia, nacionaliza jas grandes empress extranjeras y I", naclionales de magnitude considerable- cuando limpulsa la explotac*On collective de la sierra y'-una reforina educational scientific ablerta a todos, cuando desarrolla un plan de industri'alizacion inspirado en la satisfacci i on plena de las necesida-des populares y nadionales- cuando orgraniza un Ej"6rc*to y unas Milicias que son el pueblo armada; cuando hace del pro.letaria'do el Aestacamento primordial en el desarrollo do. la revolucio'n', cuando entrega la vivienda al que la habitat y I'a construe at que no la tienecuando practice una political internacional independent y en permanent servicio de la libera,C*6n de todos lospueblos. y de. lucha por la paz, la revolution que tal, hace es un hecho irreversible.
La revoluibi6n cubina nacida de pr. o-fundas ral"Ces hist (oriCLIAS y duefia de los resorts fundamentals a su. defense y. a su rable'a la lib" aci "n del
advance es, por fuerza, un hecho favo' er 0
pueblo espaifiol, El impact de nuestra- victo'Aa ba sid'o considdiable y inant e*nl*do 'e'n'la- Espa&'actual. Sabemos que no.- 'I SiA 'ciano el moment en que festejemos, en honda id''ntifi',-cici'" la derrota de los enemigos communes y, sobre las bases de Guanta'namo y Cartagena, se haga realidad ei suen-6--de Nblo de la Torriente.
Hay en ellibro'espanbol Gle Pablo un -aspecto'. que 11'a''ma, a
1 11 Vm .
cuidada meditaci6n. Me refiem al aplauso y clogio, tribuiados
personalidades res'onsables en la lucha espafiola que, en los 'filtimo tie'mpos de la guerra y despue's de ella, tralCionaron puebIG.. En iedlio de un process tan intense'. alterado y com'' plejo-, no puede medirse a veces ]a callidad exacta y el co'eficiente -de fidelidad de ciertas genes. En losmomentos de alza. revolucionaria sullen el opoi-tunista y-el aprovechado alzar mucho Ia *oz. y ganar con el tono cuantiosas volIntades, dircundantes. Cuando Jas cosas no mai-chan bien, bajan la voz y'se pasanal enemigo. At vencimliento, el desa"'n-imo bace estragos, la p 6rgpectiva se pierce para a1guno y ]a escoiia se desprende'def"o-rb verdadero.
Lo ocurrido eh los casos en que Pablo de la Torriente es inal profeta debe s'e-r para nosotros otra experience val'l'osa-.,'-El rumpli'miento, del deber revoluclionaiio no puede ser ni priviilegio ni franquicia. Cada arnaiiecer debeser para nosotros opor31









tunidad de recuento vigilante. Nadie debe valer por lo que hizo Sino Por lo Que hace, y la condici6n humana serA por mucho tempo suma de sorpresas desdichadas. Absorbamos, en el instante que vivi*mos y frente a agresiones numerosasi, el testimonio de generous error que nos entrega Pablo en su libro espa-ol.
El vaticiWo del hombre sensibde y vertical que hoy recordamos so'lo esta" aplazado. Lo que ser4 la Espafia liberada estaba en su deber politico y en su sueno creator. En lo mas duro de la lucha escr*bi6.- "Yo pienso con alegria profunda, con una imaglinacii6n feliz de antecrearlo, en lo que serd este pals des.puds. Maravillosa sera' Espanda. Mientras mAs dura y cruel sea la lucha, mas grande y mis justa seri toda ella." Esa Espan-a. la de Pablo de la Torriente, estal 11amandb a fas puertas del mundo. Un genio naclional inconfundible y recio, apasiona.do y hondo, razonador y voluntarioso encontrard los casinos que se le han negado por si los y su aporte., a la gran causa del hombre y de su libertad, serA de inedible trascendenda.
En un moment de sus er6nicas describe Pablo de la Torriente: "Sin duda; venceremos," Desde hoy y rnirando hacia su Espaiia debemos los cubanos hacer coro, a su predicci6n y repetir con 6: iVenceremos!

Venceremos
En los dias de la guerra espaftola, visited, con un grupo reduc *do, de cubanos, la tumba de Pablo en el cementerio de BarceIona. Hacia poco de su, muerte. Todos, sin advertirlo, estuvimos siilenciosos, sentados buen tiernpo frente al nicho. Nada. nos dijimos, pero en todos vivfa aquella energia tenz que habia coronado cada dolor con una sonrisa de tranquila Victoria. El parade y la hora Ilenaban de sent1do el recuerdo del muchacho exceptional. La tumba, estaba en un montfculo y frente al mar. Cal"a la tarde y, al, tender la vista desde sus rests, al descansay la pena sobre el suave decline de tngos y ofivares, pensAbarnos en c6mo hubieran contemplado sus ojos aquel record del MediterrAneo, con todas las, resonancias de la aventura y de la historic, sus dos grades pasilones.
MAs de una vez, al recorder aquel moment, me ha inquietado, saber si todavia estAn sus huesos an lo alto de, aquella colma y frente al rumor marmio. Lo probable -y natural- es que se hayan aventado sobre el campo. Aquella presenclia inerte ha tenido aue ser una, acusaci6n demasiado violent nara los







w 0 ro.
que significant su mAs rencorosa negaci6n. Si no ha ocurr'db
1' 1 todavi"a est'n allA sera" obligado,
as si a I sus rests bienamados,
cuando el. moment Ilegue, partirlos entre sus dos ti"erras matrices, la de su nacimiento y la de sumuerte. Alli debe quedar una porcion de sus huesos, mezclada con la sierra que reco& su. sangre y en la que. el vio una escala decisive en la liberaci6n humana. Otra parte de sus rests debe reposar sobre la Isla que le dio su tono y su gesto, su Impetu y su gracia.
Sin restablecerse el di d logo marchamos lentamente hacia la ciudad cercana. Al entrar en sus, calls, algunos comenzaron a discurrir sobre la vida y la muertc del gran. compatriot. MAs de uno lament el final premature y se dio a imaginary la madurez dichosa de las. dotes deshechas por la metralla fascist. Con una facundia muy nuestra, cada quien se dio, a imaguiar el curso posib le de aquella parAbola rota.
Debo confesar que me asalt6 ientonces un pensamiento. her6t'co. cPara quien slno para Pablo de la TorriLente se hicieron esas occasions dramAticas en que la vida se tira al camino como un a-.,%cua que nos revienta en la frente? -Para quien sino para 61 se dibujo ese peril incansable del vuelo detenido en lo mds alto y poderoso .), Quien le conoc*6 el amor por el deber y el f-acrifficio tiene derecho a sospechar que si se le hubiera dado a escuger entre una existence dilatada y serena y la trajinada, breve, I'lameante, que tuvo, aquel muchacho que fue muchas cosas pero, sobre todas, grito de pelea-y clamor de justicia, se hubiera decidido por la. vida y la muerte heroics que estaban nn su entran"a, por la vida y por la muerte iluminadas que hoy recordamos con dolor y con orgullo. Esa hubiera sido, imaginamos, Su elecc16n; no la nuestra,
In "It I
La valentia y la limpieza, la palabra y la escritura sin descanso nisombra de Pablo de la Tornente nos ban hecho mucha falta en el largo perl"Odo de luchas cruentas culminado con el triunfo de ahora. Vivida hoy su mejor hazafia, en la que irian de la mano su meditaci6n y su arrOjo. La obra del imperialisrno en agresiva r*6tirada lo ha impedido. Pero ante un presented digno de su estatura nosotros recordamos sus senciHas palabras y escribunos con efl, por Espana, y por Cuba: S i*n duda. Venceremos





33





















































u





























Ek






















i.: tr IL TI IM,
4, vol



















Cafibe. Op. 6t.
A-,









La sblidaridad espahola hacta los
intellectuals' anum, -achadistas

ANA CAIRO

La satrapi'a de- Gerardo M tchada, Morales .(1925-1933) ya habl'a cumplido un aho y medio, cuando: don. Fermando Ort1z; el insigne--pbligrafo y-presidente deA a Sociedad Econ6mica -de Arfii-gos -,det, Pal"s,'ley6 a. la Junta de Gobiem'cf _deAa- mlisffia el proyecto para constitulir la Instlituci6n Hispano-Cubana de Cultufa, q'e, fue apiobbLdo porunanimidlad "
De inmediato, Ortiz envi6 -cartas a un- gr,!jpo de intellectuals entre, ellos a Juan Marine to, Para I ierz .4 unA
ped i rl e ,qye as ist
reu4i6n del comit6,.prganizador.
El 22 de noviembre se efectuo la asainl le'a' 'en !'a-.%ed6 de fa Sociedad-Econ6 a, (Dragwies nfim 62_-).,Se--.prespnt.aron a discu i&n* IbLs la'''fdtura enti6-d- 6fiVo.- 'ekfA
procurar el increments -de''las- telaiciones'int lectWdes entre Espafta C-6ba piar -m- edio- Ad i nitercaMbio de;sius h6hibres "de"' ciencia, artists y' -estudiantes ---- crta.616n, i Y.ra
s 6 s ie m", m' 1 en t o' d e C'a t e' d r a's, ' Ili'ki6h Je propagaii&; Qpn !oj fin. exclusive de intensificar- y. d-ifundir la culture, que no I s es propia, para que siga, siendo.'ufto de. los i AS,
bcll6s rififids" de- la, civ1'lizaci*6n,"un'1*"' A
.Del mighio ft16do, s:&, 6stabkcfa que, la. asoc i n ;dstanainspirada en )a mAs prdt nda-y -r"ecfproca- tolerancia, que- es'.caracterist Iica -dev.na alta_-ciliv-hizacift como',eis' la ie as Adeas, noblv mente
-e$%rA---ab4 rta'a todas-1 I
.s=tidas,. y sgrenamente expuest,"..,- siempre qua savex-P '6a, po-- exccda de los fines-.e I Iturales
str*ctamente CU
que le sdn _pt0p1os...

Tre _o' os ,d e s qdqs f narlan la.,membresfa:, 1ws..tttu-jarps _-entro.1 p m Is- v MS.R
-UjAinstituc 16n -,hispand- Wbana. de ciWture. R,Mstd: Bimetrg:_ Ciibana. La Habidna, Novicmbkp-diciem4re- 1426;-';'-,&994

35








tx*gio2) quienes pagarfan un peso sensual y tendrian voz y voto; (os ex officio, condiclo'n que se otorgarla a las personas responsabilizadas con cargos como rector de la Universidad de la. Habana, como presidents o delegados de asocliaciones cuba. nas o espanolas que aceptaran el reglamento, y Ios protectors, todos los contrfibuyentes con una cuota de dos pesos para su. fragar los gastos.
La agrupaci'n serfa gobernada, del siguiente modo: la Junta General (integrada por todos los socios titulares y ex officio) tomarfa los acuerdos; la Junta Ejecutiva. (com.puesta por el pre. sidente, tres vicepresidentes., un secretary, un tesorero., un contador, un director de propaganda y nueve vocals, elegidos por el perfodode dos afts entre los titulares) los harfa. cumplir.
Los asestentes a la reun116n del 22 de'noviembre aprobaron el proyeeto y detenninaron que esa reun16n fuera el acto fundacional de la Instiaici'n Hispano-Cubana de Cultura. El 8 de diciembre volvieron a sesionar para la elecci6n de la Junta Ejecutiva. Ortiz fue proclamado president y Juan Marinello, uno de, los nueve vocals.
A partir de 1927, la Hispano-Cubana. abn*6 f 'liales en Santiaco de Cuba, Manzanillo, Caibaii6n, Sagua y Cienfuegos, entre was ciudades. En las dist*tas tribunal de la Instituci6n, fundamentalmente en la -babanera, disertaron, numerosos,.intelectuales espaAoles, como Luis Ara4uistaffi, Fernando de los Rios, Luis Jimenez de Asda. y' Gregorlio Maran6n, entre otros.
La association propicio un ambience de *tercambio cultural, que favorecila, mliciativas como la conmem''Oracift del mercer centenario de Luis de G6ngora,.o una conference sobre Goya o laalegrehospi'talidad a Federico Garcia Loma a su. paso por La Habana y Santiago de Cuba en 11930.
Ios visitahtes. espaftoles manteman correspondencia, con algunos anfitriones cubanos, por Io que conocian c6mo, se intens Ificaba la lucha antimachadista. A modo de ejemplo, Luis Araquistafan mostro PAblicas simpatfas por esa causa en el capitWo XI del libru La agonia antilland (1930).

Por ejemplo, Ortliz le dijo a Marinello (en carta kchada el 16 de noviernbre) que Io invitaba porque 61 era "mconocidamente enthusiast
-le todo lo que significaba. culture. y progress". Wase la epistola en ef Condo 'Juan Ma*ne'Uo de !a Biblioteca Nacional Jose" Marti'. Agradezco a Marta Garcia-Hernindez las facilidades para su consulta.







Si la wayorla de los cubanos no soportaba, a Machado, tam. Pow los espan'oles al general Prlimode Rivera (quienentronizo una dictadura del 12 de septiembre de 1923 at 30 de enero de 1930). Si los opositores a ambos se identificaban--aunque tuvieran diferencias ideol6gilcas -sobre otras cosas _-, las dos satrapfas establecieron nexos tan estrechos, que surgi6 la Iidea de erigir un monument a Machado en el centre de Madrid, Como "homenaie a Cuba".
Al nacer la Segunda Rep4blica, Espafiola (14 de ab A Ide 193 1) se proseguia con la idea ignorada pori la opinion plblica. Juan Marinello, ya secretary de la Hispano-Cubana, su I _po que el escultor Benlliure.conclufa el monumento.a Machado y solicitor"

de un grupo de intellectuals dignos y de estudiantes rebeldes la suscripelift de un documento'enque pl*di& semos a los hombres de pensamiento de. Espamw -tan gallardos en su actitud frente a la peripecia polftica de la peninsula- e.1 esfuerzo necesario a que dicho monumento no se emplazase, toda. vez que el general Machado representaba un modo de- gobierno repudiado por los firmantes.3

El manifesto habl'a sido enviado a Luis Jimenez de Asu'a., quien en una epi Pstola (fechada el 27 -de -mayo ae 193 1) respond'a a Marinello:,

Mi muy quei:ido amigo:
He acogido su carta, parte con alegria y parte con* co'nsternacion. wempre'es para mi jubiloso saber de Vds., y en esta coyuntura, el saber tales cosas es, sin embargo doloroso.
Ya que me creen. Vds. el ma's apto para capitanear la protest contra esa Cuba dictatorial, me he pesto en el acto en campana y le envio los recortes de los diaries,
han publicado en el acto el manifesto, comentado
por algunos peri6diicos como La Voz Y'EI Sol.
-He visitado, a Gr gorio Mara AOn, a Fernando de'los Rios y a Luis Araquistain. Estos dos Wtimos no podrdn asisCana de Juan Ma*nello'a Manuel Castelianos Mena (fechada el 22 de julio de 1931) en el citado fondo.

37







t ir -- a la's -- reunions --. que vamos a cel-eb r. ari,- por, es"t ar el
u, Itis moi -ausente y ser Ministro el primero.
Los demas. pensamos., vernosl el .-Pr6ximos-Abado encase de.Maran6n.y redactar un documents deprotesta contra M.anhadq y de- sqfidarid l con Vds.'B'uscaremos las.fj-mas mas prestigliosas die erqre los in-telectuales de Espana y le enviiard cuanto antes un-ejemplar.
Co..nI..rn* -adhesi6nI- de.. d-olor'.y 4ecto, y abrazo .-Pnt-ramble
de su.buen amigo 0 4

Lbs linrelocwaks esj afioles .. propusieron' que. lu 9-- ar,donde pensaba. eri irse el monument al saitrapa, se levantara una, a, Josd- Mara- corno homenaje al pueblo -cubano- Por la confo..sio"n de.,,Marinello- al periodis-ta, Manuel- C astella -nos -Mena, se sabe qud.

Como' replica :A nuestqa I exciftaci6n, suscribieron: Unamiino,---O'rteg'a,'y-'Gasset,.:Mene'ndez P1-dal.-Valle Inclan,
Azorin M4 b61 d u Ztflueta Cabrera
rani-J!,-T, e-.As-a,, ,'-'Corpu.s
A
Barga, Lorenzo, Diaz Fernaindez, Esplina,'Wk :h6, Castrovido, de Tapia, Lafora, del R1o Ortega, Novoa Santost
VaftIa'Radi-G-,y' Hernat.-dd
P P
--redactAdo -'#dfAA manOAnsigne"de don M.igu4A -de'Una-' muno- en. el. que, a] expresar la identlidad de seritimi ntos con los intellectuals de Cuba, dicen con la. enera'a y claridad que eran neces-airia'J's-'; s'u conderia6'n'-al r*'g.imen machadi5m. P.os.eo original de dicho documents,
paAado 'de una. -cartal Hena, de
acom ter6s.,en. el que
Jim6nezde Asda, me da cuenta' del entus P asmo. con que -en medio del ,ag4.4cioneselectorales,.:fue,,acordada y realizada fa declaradonide nuestros, Iflustres companeros -yxtaegtros-z- -espafi6les.

Juan -Marinello, Junto con Jos6 M. Irisarri, fund6 la*- revista
I ica. En re rim *6.
P61 ilida el' p er ndmero, Rt ( aoareci w io
de 193 1, intdgramente fue'c6fifecdionado pof Man hello., pesto ,01P
que: Insarriestaba- preso. En -este ejemplarMarinell' :publiico

4 Carta de' Luis Jim6nez de As4a a Marinello fechada en Madrid el 27 de mavo de 1931) en el chado fondo. G Ve"ase la nota 3.

38







el articulia La adhes iod espafiola" en:el --que rel''taba lo' ante,. cedentes de modo sucinto, explicaba. las razonesAel vianifiesta de los intellectuals cubanos y en un- recuadro insertaba el, texrtp, incluido a continuacio"n.del...presimte trabap,
Marinello, -en carta a Hfix Lizaso de 27 de julio de 193 to Je: d lij 0
te Political? El segundo number, ya.- rauy Oelantado,
i =4 Ia debilidad del pnimero,'h666 "con sacrifi"elos y dificulta&s sin cucrito. El, segundotendr" nlAs p"Aginas y en ; f0dos'sentidos'ma s- interest. En 6 1'.vi r4, Ia' 1u'z'.el'.do -t cumento -escrito por don Miguel----:* ei que el,'0rt'eg a*_'
Ga set, Menendez Pidal, Azorin, Valle Iucla'n, otc. etc.,
le .. encienden el pelo a Machado. .. Veras que, cosa mas
contundente.1

Sin embargo, el segundo y Atimo. n6mero, ..de -Politica no aparecio hasta enero de 1932. En los 'eses, transicurridos entre Ia fechade la.-carta a Lizaso yeliniicio del nuevoAho; Ia slitua-Non Poll"fica se habia agravado tanto-que o tro'' -aconteci mientos-reclamaban Ia Prioridad v el wanifiesto de los intellectuals aspafioles no fue Publicado.8
bu'- inte Ia Segunda' Repfiblica. en. Espafta 5e produjeron otras forms de solidanidad con'los intelectuales'.inti'achadisto,,, Por ejemvlo, Alfonso Herwindez CatA. (gran ha'rra dor y diplomklico), quien fue'cesinteado por Ia satrap'a el 7 de abril de 1933, reallizo" numerosas laborers de div"Iul acio n de'los horrores del regimenn en Madrid, como Ia- conference ia,,dlctada

6 Politic'a s6lo, existed complete (dos n*meros) 'en. Ia Bi4jloteca del institute de His toria. del Movi miento Obrero. y de. Ia. Revoluci6n Sociaifsta de Cuba... Agradewo a Ia doctor Btanca Mercede's Mesao su dirce. tora, las facilidades par I a Ia coiisulta., En Ia Biblioteca -Nacio"nal Josd Marti es tli tar6bidn el primer n4mero.
Carta de Marinello a Fdl'l'x Lizaso'(uno de los editors' de. Ia Revista de Advance y colaborador de. Fernando Ortiz) -,!'e'n' Archivo Ngicional de Cubajondo Donativo,'caja 734,**-N4m. 4:
;8- A Pesarde un registry. minucioso en, el ya cita& fondo Marm*ello, fod.ivia' no se h encontrado-, el interesan-te maniffiesto r6dactado por Unamuno. Por desgracia, las InnuTnerables'per'secu6ones political y registros de Ia pollicia, que sufri6 Marinello entre 1930 y 1958, determinaf dnque-una parte de su archIMS persojaal 'se perdiera.- Se ignom'si fue publicadu en Ia prensa,. espanola, -ojali!, torque fiton'es- podriaobftneiw- una fotocopia..,

39








en cl Ateneo "Un cementerio en las Antillas". Del mismo modo., z4 "1 edit-' un libro de titulo hom
0 onimo A de la disertaci'n, en el
que reunI6 adeinds seis cuentos.
La obra, destinada a los Jectores espafioles,. tenfa, tin of Epi'logo," que-jue escrito despu6sde la caida de1a dictadura. -(el, 12 de agosto de 1933).
Alejo Carpentier, quien estaba en Madn*d el dia en que Machado hufa, a- Nassau, dej6 en el articulo "La revolum' dc Cubay el blico europeo" un testimoruio sobre la alegnfa solidaria con qqe el pueblo espaftol recibio" la noticila del fin de la horrenda tiram 0 a:
Nu nca olvidare la expos *0"n de enthusiasm, I a Ilamara d a "de optimism. que cundio por Madrid, el dia en que los peribaicos anunciaron la definitive caida del machadato.. En primers plans aparecian grades fotografias .del firano, rodeado por sus sat6lites'A bajo texts que conjugaban al linfinito un maravilloso mensaje impli.
cito en dos palabras: Cay6 Machado... C4y6 el t ira no. .
El dia de la 'afda del regimen, cuando edicion"es
sucesivas de los diaries iban informan.donos bora poy hora de la march de los aconteefinientos, el entusiasmo m6s espontAneo reinaba en las, calls de Madrid. Y no eran.solamente los muchos cubanos residents en la villa quienes contribufan. a alimentary ese cntusiasrno. La misma alegr # a era comparti 6 c m, claro estd, por millares de lationoarnericanos victims, ayer y fioy,- de tirank -is sem *antes. Pero lo n is entemecedor era obse'rvar que
ej
este sentimiento de liberaci6n, esa eufona det convaleciente que sale por primer vez al aire despu6s de var1as sidrnanas Ae reclusi6n en una alouba'. PODIa
pesadillas, se habl"a contagliado tambidn'ai pue I wo humilde de la capital- Nunca olvidare c6moY aI entrar con Carlos Enriquez y algunos ainigos cubanos en una ta, bema popular, un grupo de obreros, que arenas hab f an tenido el flempo de enterarse de la noticia, nos. recibilp con verdaderas aclamaciones. En las calls, nos vefamo;s interpelados por desconocidos que, arenas nos 'dentificaban por el terna 4nico de nuestras conversations, inos
saludaban con grits de: ,-Viva Cuba fibre!"'....9
CARPENTm, AL-jo. 'I'La revolucift de Cuba y el pftlico-europeo". Cartels. La Habana, 18 de febrero de 1934, p. 14. Agradezco a IoL doctora Araceli Garcia-Carranza la reference bibilogrAfica Para localizarlo.
J^








A cincuenta ahos de la victoria popular contra Machado, todavia. no. ha podlido realizarse un studio "haustivo"I de las forms de solidaridad entre los pueblos cubano y espabo'l durante el combat anti machadis ta, pero es indudable que en el perfodo estdn los antecedents de fas palginas gloriosa de hermandad desarrolladas., durante los, tres aflos (1936-1939) en que heroicamente se cornbati' por la supervivencia de la Segunda Republican.



A LOS INTELLECTUALS ESPAROLES

Coin-Pan"eros: I
La actitud dc ]a intelectuallidad espafiola. frente a ]a reallidad polftica de los ulftirnos anos nos da occasion ydnimos para dirigirnos a ustedes en deirnanda de una acci6n que con nuevo y generous sentido de los. deberes civics, tanto interesa a Espafia como a Cuba.
No pueden ignorar ustedes que en estos moments se ultima en Madrid an monument a Cuba y al general Machado. El gobiemo del general Primo de Rivera, reincidiendo en el vacuo hispanoamerlicanismo official, manto de mAs de un interns. lilegitimo y oportunidad de grotescas vam"dades, patrocin6 el proyeeto de erligir ese monument. Las adulaciones lamentable que en Cuba y en Espafia tiene el poder trabajaron con miras de pequeno egoismo en esa inoportuna glorificac116n. Si una labor en6rgica no lo impede, verd Mad-rid honrado de mantra extraordinaria a u.no de los presidents que merece, con xnds, t'tulos, ]a repulse. y la condenacio"n de los pechos honrados.
Representante desde su exal-tac16n, al alto cargo, de las mas reaccionarias corrientes y dtn. los mAs desatentados despotismos. el period del gobierno del general Machado se ha distin. ulido por el diario ataque, no ya a los derechos individuals sino a los ma""s elementales respects humans. En los uItImus fiempos, ante la protest firmlsima de todo el pueblo cubano, la incivilidad y la violencia no han conocido 11"mites. Poseido de la furia de los dictadores iletrados contra la enseflanza y ]a culTO La prensa espahola (sobre todo pcri6dicos) en las bibliotecas habaneras, que son ]as P.-i6s importance por la riqueza de sus fondest result escasa para esta labor.






tura, Machado ha llenado las careless de escritores, professors y hornbres de ciencia, ha impedido por largos dias la public .. cion de los primers perioclicos e af
d'I p fs, ha clau'surado la Unl"-'
'I It
versidad, las Escuelas Normales Y los Institutos de Segunda Ensenanza. Sin publicacionesy sin centers. docents, Cuba su-, fre hoy el moment. mas doloroso de su vida social.
Si quien maltrata la dignidad del ciudadano y la del hombre, quien persigue al intellectual corno a ser nocivo y despreclable, recibe, en el seno de una naci6n de hermosa tradici6n 6uridica y probada sensibil.idad civil el homenaje de la perpetuacio"n; si los, escritores, hombres de. cienciay escritores de Espafia no impiden la' creccion en' Madrid de la estatua al general Machado, habra que reconocer tristemente que. nada es todavia la conciencia universal, que debe hacer del hornbre de pensamiento, velador v defensor de los al tos interests, humans. Sabedores de lo que ustedes significant en el seno'de la sociedad espafiola, va nuestro ma's esperanzado ruego para que poniendo a contribuci'n el adecuado esfuerzo, eviten que al glorific'arse en Espafia una gran injusticia, mornentdnearnente triunfante, Espaila y Cuba sufran afrenta ligual.

Muy cordialmente de ustedes,
Juan Marinello, Herminio Portell Vila", Henry Salazar, Rafil Roa, Pablo de la Torrientei, Rita Shelton, Gustaw) Alderegula, Manuel Bisb,6, Juan Antiga, fos6 M.''frisa-_'rrii, Ofellia Rodriguez Acosta, Jorge Manach, Flora Diaz Parrado Elmill o Roky de Leuchsenring, Otto Bluhme, To.
mas Castan-eda' Led6n, Pedro L6pez Dortico's, Conrado W. Massaguer, Virgilio Ferrer Guti6rrez, Jose" Z. Tallest .
Mariblanca Sabas Alomd, Jo's6 Hurtado Mendoza", Agustin Acosta., Manuel A. de Varona, Rafael Escalona, k6berto Lago y Pereda, A. SAnchez Arango, Carlos Prfo, S.
Shelton, Raoul Ruiz,, Zoila R. Muleit, Manuel Gu lillot, Calixta Guiteras, Porfirio Penda's, Clara Luz DurAn, Sara del Llano, Jose' Morel Romero, Carlos M. Fuertes, Ines Segura Bustarnante, Silvia E. Martell, Ramiro. V. Dauss;i, R. del, Gar6n, Fernando 1.0pez Femandez. (El doctor Fernando Ortiz no "udo firmer por estar en los Estados Unidos impedido de volver a su pais por elgobierno dictatorl'al de Machado.)

Tomato de: Politica, j ulio de 1931 p P.. 6.


42











Aportes canaries a la 'Uhura
campesino cubana


Jmls GUANCHE

himigrad6n canaria
Result important concern el process de inmigracio'n. canaria para realizer el studio del components hispanico en las areas rura les de Cuba, torque forma parte esencial de los antecede'ntes & la culture popular campesino, la cual. ha presentado, desde sus origenes, di'versos elements 6tn 1"cos aportados por los lisleflos.
Si el principal nu"Mero de immigrants hispdni*cos estuvo constituido por peninsulares., no es menos cierto que la Regada de canaries a la mayor isla de las Antlillas se produjo desde, el mismo siglo xvi, debido a la s condiciones hist6rico-geogra"'ficas de los islehos y por el estimulo de las relaciones commercials econ6micas en general establecidas con Cuba desde ese flempoi.
Las Islas Canarias constitufan la 'Itima e ideal escala en, el amino de Espafia, a America para embarcar Pobladores, t e cnL cos, professionals, agua, ani'males, alimentos, bebidas y mercanclas, tanto autorizadas corno prohibida.s. En este d Itimo aspect,
cornercio y trar-co legal es lo que va a tipificar esta. escala y Oterminar.toda la. organization, que el. vinculo canario-americano ofrece. Este sistema, de contraband y fraud se. facility debido a la ubicaci6n de las islas, alejadas de la administration peninsular, y por ta falta de celo y vigilanclia, de las autoridades enciargadas de controlar el tr4fl'co (MORALM, 1970, p. VII-VIII).'
Cuando en la primer mitad del siglo xvi se fijaron. las sa.lidas Perio' a" icas de las Flotas,'a las cuales debl"an inco rporarse btiques canaries, surgieron una serie de. problems que a la lairga facilitar6n'el traffic no dependent de la. peninsula. Por un lado, se'Ignoraba la fecha de llegada y' el puerto donde fonI Las Was entre par6ntesis remiten a los authors que aparecen en la BibRograffa, al final del trabajo [N. del E.J.
A :2








dearfa la Flota, Porque el barco que -segln la legislaclio'n- de". bl"a adelantarse Para anunciar la llegada no venia; por otro, cuando se obtenian noticias. a tierapo, Pero la Flota retrasaba su salida de Sevilla o Cddiz por algdn' inconvenience, los barcos canarios que habian zarpado tenian que volver a carenar y Clio, por supuesto, creaba m U-11tiples, trastornos. Todos aquellos problemas determination la sal'ida de barcos de Cariar-ias apart de la Flota y obviiamente, se increments" el. trAfico legal.
S1 se consider que en las Islas Canarias hadan escala todos' los buques que se dingian, a Cuba, que fueron islehas las primeras mujeres blancas que aqui se estableclieron, debido al caracter peculliarmente familiar de esta inmigraciun, a diferencia de casi todas las deirnas, y que de Canarlias vinieron los Primeros animals domestics y las primers plants y simientes que fueron objeto de cultivo, es 16gica I& conslideraci6n de que fueran ca=rios tambien los primers labradores de tierra, (FIGUERASIV 1959, p. 363).
La situation geogr-Ifica de Islas Canarias como estaci6n reabastecedora en el. camino hacia Amenqca trajo consigo, no sok) el continuo abastecimiento de. navfos que se diriglan a las hidias Occidentales, smo la rdpida incorporaci6n de sus pobladores, que como otros muchos, ocuparon las estrechas bodcga;s de los, barcos en busca. de mejores niveles de vida. Los primers en embarcar debieron. ser fundamentalmente mariners y especialistas en cultivos como el de la cafta de azf1car.
Antes del descubrimiento de America Para Europa ya Cristobal Colon conocia las Islas Canarias. Cuando atraco en ellas durante el bistorico via*e, repararon y abastecieron sus naves poniendoles un nuevo timon a La Pinta, un nuevo velamento a La Nifia y les suminlistraron cargas de viveres frescos, aguai, Jefia y animals viivos. Es precisAmente en una de estas islas donde se. le refuerza la esperanza de encontrar flerra continental a trav6s del camino a occidente y es. por eso que anota en su diario el 9 de agosto de 1492: "hombres honrados espa-oles qui en la Gomera estaban con Doba Ines Peraza, que eran vecinos de la isla del Hierro, juraban que c da an"o vel"an tierra at oeste de las Canarias, que es al. Poniente, y otros de la Gomera afirmaban otro tanto con juramento". Incluso, cuando Ilegan a Amdrica., el patron human comparative que utfliz6 Colo"n para describir a nuestros aborigines fue especiff icamente el de los abongenes canaries y no otro, lo cual es una muestm de sus vivencias islen"as' previias al viiaje.

44







'La presencia de aborigines canaries en Amdrica, sin una preJ *
incision numenca conocida, se observe al menos desde el segunJ.
do viaje de Col6n, a travel del episodic del canario corridor, del cual se sefiala que era "'un canan"o veloci*simo y muy valienA
te", Por haber aprehendido a la mujer de un cacique que corrie como un garno (RODRfGUEZ, 1956, p. 5).
Posteriormente, sigulendo, la poliftica, ernligratoria de ]a Co. rona, muchos isle-nos fueron reclutados Para former parte de varies expediciones. Isleflos fueron con NicolAs de Ovando (1502), Alonso Quintero (1504), Pedrarias DAvila (1514), Fran.isco Montejo. (1526) y Pedro de Heredia (1532), entre otros, en sus respectivas fuerzas,
Sin embargo, desde la segunda mlitad delsiglo xvi comenzo la emigrad6n masiva, mediate groups familiares. A diferencia de la peninsula 1b6nca desde donde emigraban mayormente hornbres, las. salidas fueron reglamentadas y se mantuvo cierta observancia en torno a ]a calidad y condici6n de las famill'as agricultoras. Esto gener6 que ]as Islas st., convirtieran "pida. mente en un trampoline para altar a Am6rica.
En 1561 se ratifico y prorrogo la merced que tenian los islefios para emigmr a las Indias, aunque condicionada por et estncto cumplimiento, de las Ordenanzas de la. Casa de Contratacio"n de Sevilla. Se recalcaba que ningrdn barco, debia admitir extranjeros, a no ser que hubieran residido diez abos en lasislas poseyendo casa y bienes, ademas de estar casados con mia natural.
Las licencias de embarque contends en el Cedulario de Canaries references a Cuba s "lo abarcan la segunda mitad del siglo xvi. Las 65 personas (7 famillias y distintos pasajeros con acompahantes) que emi4graron de mantra legal entre 1569 y
-P
1589 ilustran que el process emigratorio comenz 0' desde Una fecha muy temprana, pero result insuficiente Para un andliesis J#
de character estadistico, aunque a ello an-adieramos el 50% mimino considered por los historladores espan-oles Para la emigracion fraudulent, la cual en Canarias fue sin dudas mayor
Desde la.'Metr6poli arribaban subditos espadoles a Canarias con el objetivo de embarcar hacia America en uno de los na-2 En el Cedulario de Canarias s6to aparecen licencias references. a Cuba en el tomo 1. Las licenclas de ios siglos xvii y xviii seg-an el propio Morales Padr6n, aun no han sido publicadas y necesitarfan de un inten. so trabajo de b6squeda y claslficacl6n en el Archivo de Sevilla.

45







vios de paso, aunque fuera. demodo, illegal. Unos. -alegaban. que venian de la Peninsula para establecerse en las Islas y en Ja primer ocasi6n se embarcaban Para el Nuevo Mundo. Otros, aquellos pasajeros que hablan perdi'do la Flo-ta. torque habl"an Regado tarde.a Sevilla, se dirligian al archipieRago para- tbmav otro barco que los conduiera al lugar de destiny.., Este, tipo -de emigraci6n fue prohiblida por la Corona, que orden 0' estrechar la vigilanda. en los puertos, pero d& to'dos modos co'nbhu 6' efectuarndose de mantra. creciente.
Muchos extranjeros, sobre todo portugueses,3, iban en sus navfos hasta Canarias, vendian una parto, de las mercancfas" y continuaban el viaje hada. Ameriica; en otras ocas1ion*6s'entra.;-' ban en Canan4as, simulaban la venta del buqqe y seguian hacia [as Indias como capitanes de los barco.s. Los canarios,'pQr''supuesto, aprovechaban cada barco (lus't'ano o mo) que atrac.ab:4 para exporter y ernigrar.,Fueron mu'luples las acusacioncs, con-' fliscaciones y registers contra los canaries por el embarque ile,gal de pasajeros -los, cuales. se situaban en la 'Gomera. para Subir a los buques incorporados a' la Flota-, por el uso -Cfe barcos extranjeros para emigrar, y por tolerar el embarque ae negros ycl6n*gos sin permiso., entire o tros -Los propios Jueces de Registry, que fiscalizaban el trance fueron acusados Ae' co" hecho po*r permlitir el envio a Iodias de persohAs SM Dermi Soo por whc6der registers indebidos,'y por' realizer visit "it re 14res. Del Juez Pedro de l6s Rios se de'cla. que ""deja pasar a las In'-' se lo agan, as 11-1 nat uraloS C O.'Mo dias a todas' cu'antas pe"rsona-s' P"' I -, 1.
extranieros, frailes y cldrigos delincuentes y a personas que viehen desterradas de Indias Por casadas en Espa5'ay asimismo despacha navies, para. las Indias con vinos y- merc aderlas fuem del fiempo y mumero que disponen lasordenanzAso (MORALI % 1970;.t. 1, 'p. XVI; t. TIP p. 26Y 33o 34t 39, 60,68,88,91, 02).
Todos estos problems concermentes al gran'flujoiraudulen'to desde Canarias a Am6rica trajeron por resultado que tarito. historiadores, como etn6grafos y dem6grafos, debido a--..I.a

Es M ly important destacar que como "portugueses" pasaban muchos judlos (marranos o no) a Amdrica (L-wis, 1960, ., 26)
4 Las Ordenanzas contra el contraband de 1591 sefialaban que los barcos canaries ten-fan que sufrir re istro- e incorporarse a las -flotas
tbdd na-vib- clue fuera, dc la Penfnsula a Canarias para;- carpt .-y petorn.ar- n6'hiciera 'esto y se marchara a Amdrica Aebia ser-cunfisca& Wedulario-'de Canarias,,,t. I, p, XIV).

46








escasez de datos, y fuentes. aclaratorias, no se hayan pesto de acuerdo en estiMar el n dmero general de emigrants.
El, dxodo canario hacia Ame-rica provoc6 un rapid process
mdxime sise toma en consideraci6n que las. Islas se encontraban entonces relativamente poco potaladas. Una muestm de ello se apred 6 en que ]a falta de fuerza de trabajo p IF
para los cultivos motive el empleo de las correrfas o cabalgadas en la. vecina costa afficanai con el fin de cautivar hombre's, es4 lavizarlos, y ponerlos a trabalar en la roturaci6n de tierras, en el cultivo de la uva y la canda de'az4car. Aunque tr*ataron de ponerle coto a la emligraci6n, ya a fines de la deCimosexta centuria las propias Islas reflejaban los prejuiclios. del despoblamiento. "' Es tanta"la gente que ha sal 'do L describe eil Juez del Reg iis tro de Tenerife] que se tiene por cierto ser mds los naturals della.
'Ilas provincial [1as Indias]
que resident en aque 1 que los que avitAn en' Osa isla." El Juez de Gran Canaria, I Pedro de Escobar, e8cribe alarmado de esta despoblacion a Fellipe 11. El vie que la is] a sequeda desierta e indefensa frente a los "navlos luteranos Y. otros enemigos y P 4de P y cons igue, que el rey prohlib a en 1574 la salida de los vecinos (MoPALES, 1950, p. 5-6).
sm' embargo, la necesidad imperiosa de colonizat la's nu6vas tfeiras frente al empuje de las dema's potencies europeas hizo, que a fines del siglo xviii se observara unl*ncremento de, [a corriente emigratoria por 6rdenes express de la- Corona.'Diversas zonas de Campeche, Cuman,4, las Antillas Mayores (Cuba, Santo Dimingo, y Puerto Rico), Florida, Venezuela y Montevideo enriquecieron su poblacion con emigrants cananos.
El archlipidlago 'tenia la obligaci6n contraida de rernitir a.nualmente determined cantidad de families por cada cierto' number
P de toneladas de products' propios exportados' Este
coMproihiso nunca se cumpli6,,p ero ya en 1718 quedaba estipu14do en el art1culo 16 del Reglamento de Emigraci6n, que saldn'an cincuenta families anuaIes, de cin'c'o personas cada una,
raz6n de una familiar por tonelada exportada. S* se hie
osible el embarque de tales' fami I ias, el due-o'de'l 'r'egi'tro debfa pagar mil resales de la moneda corriente en las Islas; dic'ha'cantidad se destinaba al dueho del otro registro que condujese a la-s famillas no embarcadas (MORALEs, 1950, P. 11).
Par'a faciffitar la emigraci6n, el rey dispuso que a cada verso. na emigrate se le diera un. dobl6n de cuatro escu'dos d-&:plau a Je
y se le'exonerara de los gas-tos del. pasaj e., A cada-:fam' ilia si-








rovev6 de dos azadas, dos hachas y una barra de hierro. A cada cincuenta families se les proporcion6 dosciientas libras de hierro y cincuenta de acero Para construir machetes y otros objetos, necesarios. Ya en America, se les repartio tierra para solares y peonfas, semlillas Para labranza, ganado de venture (predominio de ganado hembra, destinado a la reproducei6n) y se les exceptuaba del pago de alcAbalas por cierto tempo.
Muchos maestros de azdcar y agricultores de con's [ante em. peno vieron cifradas sus esperanzas en las islas antillanas, ya que 6stas iban desplazando a las suyas en la. economic comercial de Espafia, y el otro lado del Atl Antico fue convirtiendose para un gmn ndmero de trabajadores canan"os. en una species de tierra prometedora que les facilitarfa un mayor nivel de vida.
La protection a la, entrada de isle-nos habla sido autorizada por medio de la Real Cddula del I I de abril de 1688, por la cual se encargaba a las autorlidades que ofrecieran facillidades y tierras en lugares apropiados a families canaries que flegaron tanto a Cuba como a Puerto Rico. "'Es dificil comprobar hasta qu6 punto estas disposiciones fueron cumplidas, pero en cuan. to a los canarl'os es sablido que, por lo general, se asentaron en el interior, en tierras agricolas, lejos de los centers urbanos, lo cual -aparte de que respondfa a la cali'dad de l's linmigrantes- puede ser un *dicio Oe que la protecci6n les fue efectivamente dada"' (Lu RrVOMND, 1974, ps 19)*
La inmigraci 6 n de famillas desde Canarias a la Florida promovida. Por la Real Companfa de La Habana fue una muestra del intends. que Espana mantuvo por ef asentamiento de agncultores, en Amdrica durante todo el siglo xvin. La empress di'sponia de dos barcos que anualmente recogian en Santa Cruz de Teneriffe !as cincuenta families fijadas; ello I"nfluyo consliderablemente en el aumento de ]a poblacion rural de Cuba, pues muchos isleflos desertaban en La Habana y se internaban en el interior de la colonial. Racia finales del proplio siglo, durante-lef gobierno de don Luis de Las Casas (1790-1796), se introduieron aun muchos cananos con la ayuda de las autoridades coloniales.
Junto con la emigrac16n se uni 0* el trAfico marftimo realizado entre Canarlias y Ame'nca, el cual fue continuo y creciente durarite los silos xvi al xviii. En 1551 zarparon de La Palma diez barcos. con destino a Tierra Firine e Islas del Mar Oc6ano
al a'no si iente salieron tres. barcos Para las Indias. Desde 1559 se observe en los archives e'spa-oles la sallida de, buques.








desde Canarias bacia Ciha,'Io cuat'n-o exc1aye que los -anteriores hayan estado' en la mayor de las. islas. antillanas. y de 'uestra que. la entrada.,de canaries precede, eh. una d6cada, o, mas a la fecha del otorgamiento legal, de licenelas de embarque anteriormente sen-alada. Los Periodos. de mas flujo. marftirno- commercial de, Canarias a Cuba fueron- los sliguientes:
f6i,09-1620.(52 bu'ques)-- 1679-1699 (26 buques')-# -1706-1767 (97 buhan'de I.-! PaIma
ques -.,Las --embareaciones'sa Santa Cruz y Ga:rachico,''tenian por destiny los puertos de La'Habana y Santi'a go-de Cuba, Y la-carga que traffan consigo era fundamentalmente de aguardiente, vino,, vinagre,. ftutas secas- Y cera blanca .(MoRA ,Es, 1955, -.p., -320,y ss.). Al mismo uempq., este proc !so no pueOo. desvlin cularse de la emigraci.6n, pues.-1as relaciones. comers ciales fueron la, principal via para trasladarse hacia. America, tanto,,,.Oi mantra official, como por medics fraudulentos.
inrnigraci6n, cana *a se debe- ffindamentalmente el alsen''for iaci'n de' una, s* r ie' de, comun dad' s ru: ale n;; tam ento y I e r s e
el inferior de La Habana, que se dediearod b6sicamente al, cultivo' deffabaco. Lejos de ubicars6.eii las c'I*udades,..1OS.iSlefioS se integraron a la explotaci6n agncola tabacAleria'. m:'ientras 'qtio, eltrab4io esclavo de los negrps. afficanos era casi exclusivaTuente uti lizado en las zonas azucarerasy c4feta'leras. I De este modo iue realiz.;Andose, desde el s1igloxvI,.un..a1scendente proreso.do colonization en, cuan.to a la poses on y aprovecharniento de. terrenos de mantra mas.intensa.. Las vegas de tabaco comtituyeron forms de explotaci J n naturals y s igpificaron, Up
-tante elernento agrario si se cqMparap por Otra"._Parte, cQu Jag '46end as "'gan.'aderas. Las primers lestaban formadas por pe' quenos terrenos a orifflas de los rios, (vegas naturalss, here dadas de la antigua ubicaci 6n. aborligen Y t.endie.ron -a la coocentrad6n..poblacional,,de ahl su gran. importance demografi; .aimicntras que las otras, por-resrwnder a la organiz-acio'n trad 'k 4 1 an Aeci al latifundior- tendi ron. a la d'
icional hisp -1 ica -es Ir le ispersl6n,, (LE RiVEREMDj 1974, p c 6)...
'En relac16ii con'la presencia banana el historiador' Figuerds se figdo' que: ",Comarcas enters hay en Cuba, y. L. Vu''tT.
m Abalo' es: una de ellAs', donde la, tradition catribuye a loscanawmydesmonte'& la- parte d' I's -f incaS LPor
rios la aper'' mayor e a i
to quf. ambidn, se I es denolmin mon teros ]. H a habldo epp"s ent qo jos.. valleys de' GU ines, Y -del Nuiud, .,ambos de nomb radia., en el cultivo de frutos men'ore's- [y. del tabacol, 'pareefan -una ret .producci6n. exacta,7del- 'alle de Orotava.: at nor, te del p11CO -del Teide en Tenerife] y todavia en [la primer mitad-de sigloXI-XI






fwayajigua, 1as---Vuelt*as-P Caffiajuanf, Gibara. y various otros, se .1abra. la fierra- con esmero y en pequefia escala [6onstitufan verdaderas comunidades] de canaries consagradas a su modo a las faenas- -de la agricultum"' (1959, p. 357).,
El ejemplomAs transcendent de la importance de la immigrac16n, canaria en' la economic tabacalera cubana fue'la sublevacion, de los vegueros en 1717-1723, la que se conocio tambien como rebeli6n de Jos islen"os. Ell-fa un acontechnl*ento hist6rico que I mar66 61 in.icio de la tradici6nde lucha del campesinado en Cuba' contra todo fi o'de opresi6n.
El crecimiento- continuo de lairimligrad6n canaria. se debi6, conjuntamente, al aumento de las exportaciones de'tabaco, cuyo U1 ivo 'stuvofavore Wo por el labored familiar de las tierras, aspect que constitufa el 4nico modo de subsistencia. en una. so ciedad bas;4da en la esclavitud del africana. Por estemotivo, el tab4c 6 fue la via principal para la r-Aplida eoloniz'aci6n que sigui" las' rutas fluviales, p'erm*ti6 la amplia'66n de las comuni.cad r ones ifite comuna'les y junto i ello, los consecuentes aportes-..,. ciAturale-s-cafiarios'.
Antes de -1760 apareciieron'ndcleos de poblaci6n de cierta impo'Mincia en-ellrea occidental de-la Isla Ourisdkci6n de Li Habana),- que duwanw el siglo xvii, salvo a1guria excepci6n, no aparecfan en, los'.docutnentosr Al oeste de La Habana, secon. taban'las comunidades'd6 Guane, Pinar del Rio.,'Consolaci6n, PO:gAs' Gua nez, Mantua y
,o najay, Candelaria,, San Juan y Martf ''
Los Palacl*os. Eri la tona ffirriediata. a la capital se encontraban las de San Miguel del Padr6ni, San Antoni de R 'Blanco; Santiago de las Vegas, GWn6,_'BatabAn6, SantaMarfa del Rosario, Bej ucal, Gilira & Melen4., Guatao, Tibacoa, Managua Jesfis del Mont &, Regla y CasabancA. Hada el este, ademfis de Matanzas.
I Wrffue fundada por ario ieron poblacionds que tAm i I can' t surg tral, ad&en" Guwmwas,, Macuriges'y Guamacaro. En la zona. cen na6s de Remedios, Santa Clara y Tr*.*dad,, estab m formAndoso jos centros-de Sagua, donde habla vegueros antes, de 1700 y de Guaraca 4a. (Placetas). Finabaente en el extreme": orientat, y sin contar'a Bayamo, Holgufn,, Jiguanf. y Santiago de Cuba, se"16rina Mn'los nilckos de Mayarf, Fl,, Cobre y Tiifias
En este senfl& se puede 4preciar que el mayor'indice de poblamientb se efeetti6--en la- reeoxi'p'r6piamente habunera y ha6A o cidehtef.,- c6mo corfesponde'a"uh erlodo'hist6ritoen que todaida'.el iabato desempeFaaba el' pn mer papel -en la-economfa de lar Ooloni*a.

50






Sin embargo, los n&leospoblacionales cle isle -nos no- adquirieron su verdadera significacl6n, econ6 'Mica, y no se consfitu* -1 1
yeron como comumoaces, stables hasta que. ]a accL&i.de la Fac.. torla de Tabacos -.a paft*r de 1791-1,-. como: sen"ala-.Le. Riverend, leslleW al comercio, Jo's-'enriquecWe inclO...al jnanteni miento de las communications contlinuas con los centers furx&mentales del mercado colonial. Todo ello demuestra p(?r ,qu6 los pueblos- tabacaleros de la re 16n hAb jhera-ho'- qtie&roin constituidos'hatta el Siglo XVIII rn' a em s. 'id
ientras que los & I ''
nas, un poco al niargen de las facilidade S-" Wifterciales, I'Se.. Mdifl tuviero*n e6mo gimples comunidftde lru*rale hasta'ontrado-- 61 siglo xTx'(1974, p". 24-25).
Aunque la. presencia canan 6 a en la lAdustria azuearera fuo incompara blemente inferior que en el ru ro del tabaco, el pn*rner inkenio que en Cuba se foment&-hadaAa, -u"Itima d6cada del siglo xvir e, 10 ,patrociin6 una isle'n-a "Catalina He6dndez,.q-- y -el primer, que aplic6 a la fabricacii6n de izAcar fix. indquina de, vavpor fue el- Conde Jaruco, y -su -, apellido Saftta ,,Ciuz, e's elocueff. te, para sen-alar uascendencia canarla. (IFIGUERAS, 1959 ,,p.- 357)-..

,Aportes culturales
De todo lo anterior es possible inferior que los aportes culture rales canaries en las Areas rurales, particularmente, hacia. occidente, no sufrierO"una dis-rd''p6i6n -tan in-Aeusa de* o los- antAcedente' ifficano- s no. 6bs4fit6 's'er' de l "a"' cuhiiiA- d6m'ina'da-por-lo representatives del oder'colonial s-in-d'4ii-10 la propia concentrac"1'6npobla'-c'ion la Oridicion-*-de h br6' libi-es y la. conserVaCi6n de urri base econ6lnica esIstIAe,."d6idOa ]a cobes*6n familiar-comunal, facilitaron determinada uni ad .- ;" 0 PO
64W' r al q-ue tarajct! Hi6 "'a la cla's"e" c'a inp* e*s'iha". die 6iba' e';, inter elements cufturales -n ,,.a
n!As e L e ii
q ie., isd6 eLpunto de vista,,&nko, Ia'fnte&4!c ion inter6tfixc'qresultante de Ih toncurrencia hispanica, estuvo -Aconlpa en-14a A-rOAg'%rttjralqi, de Ctibei, de una e9pecif ica -ifiteg'' r at'16q -:.p6 r* del," Tonente, canario Dn ofr6s, cqMponen p
ropeos q africapos qt e p'airticipar.6n tarfilb iie'n en et.. p"ceso, 46 pobla-mieuto. rural. (GUANCHE, 1980, P. 36). Tanto por- su. valor
-uafitftativo _bomb por su transformaci6n cualitativa; ]a vultnra antecedents de la. formaci& del icam-pesinadd,6h Ciiba-es
4 a
esencai Imente de ongen cannot.
tq pr 0 m. i1pleps poblac'onales -de pX-opede
eros n ncia .. ca i4na.
.que. se asentaron enlas ireas rurales de Ja Isla. .poseyrmn- co&

51







turnbres airerenta a las de los perfin'sulares, que- vihlierOn con Mfulas, de poder, y noblezaA y a Ias de los campesinos, castellanos, andaluces, o extremeaos, quienes con el afAn de mej orar socialrn nte se,-ubicaron, por Io'gen&al, en la peiriferia de ]as primers villas, hasta' ir transfer m'A dinos. ndose- en pobladares "CitaSalidas de Canarias debido a .. Ia. poca feraclidad de,_1 archipi6lagoO Ia.. Mayoria -de families que arrib6 a Cuba fue estacio.nAndose en- tierras muy fdrtiles (areas de vegas naturales y, valle s cercanos a rios), hecho queJncidir A en Ia transform. do'n de su modo de vida y en Ia adquislici6n de nuevas -costumbres, debido, a Ia adaptation al medio geograffico favorable para
J#
01'sustento economico'..
Aunque el-'Ynayor nume'ro de poblaciones rurales de Cuba se gestol., des'de Ia segunda mitad, del siglo. xvn,- has ta muy entrado, el siglo xlx,, s6lo ha sido, pos ible -abordar un esbozo, etno. graffico atravdsdelas referencias, ma's o menos detalladas, que, realizaron a1gunos viajeros, y efectuar determinadas. consider-aciones generalizadoras que facifiten, tras una evaluacio'n cr*t*ca de los datos, Ia determinaci6n valorativa detste"aspi cto tan important de Ia etno 'nesis cubana como es Ia culture campesina.
De'sde'el punto de viis'ta clasika., hacia fines del sig10AVIII #4 la clase campesifia muestra ya rasgos propios: casa modestfSima, en Ia cual no.hay nada superfluo, y donde, sinembargo, no faltan un rinc6n ni un plato para el trans6finte; v Ida ruda quq no ernpaha,- a Ia sonrisa acogedora, Desde entonces. el- guaj'1rp1'1

El Archipidlago Camarioesti situado frente a las costas occidentales de.-Afric' Y' to forman siete islas. Lanzarote, fuerteventu'ra, Gran Canaria, Tenerife' Gomera, Lgi Palma y Hierro; y' sells -1sloteg: Gmdosa "Montan"a Clara', A16'inza, Roque del Oeste o'delInfier n6; Roque del Este y1obos. Estas islas son de origin votc;kico, forznadis pot Ia acu,mulaci6n. de lavas de different erupciones iniciadas enl6poeas.remotas. ,Irenerife'- (1946. km'2) es. Ia, mayor y mAs Wfil de las Islas del archiOidlago, el're to'es zonsiderablemerite Arido. Su Witud es cercana a] tr6pico., U situad6n, de Aas i'las 'e'rca. de las costas african''as, en 'Ia 'zona de los afid6s -que arrastran grande:g canfidades de arena que lo's isleffos Haman jable&--, inside. en lapoca fertilidad y., dan al ajrchipi4 lago learacteristicas saharianas.
Is Esteban Pichardo, en su Dic&bnario piovin'cial cdsi ra'zonado de VOzes yjra es cubanas, editado porprimera vez en 1836 sefial6: "Aquf e ualtroes s 6nimo ca ISO
"' ih' de mpesino, e 'to es, Ia pe na dedicada at
campo coh absoluia residential en i6l, y, que como tal usa el vestido,, L s

52







viste calzone, largo ordinario; calza zapatos altos, de p 1 mal curtida; se protege del sol, con un sombrero de paj a y usa afiladisin-io mache te al 6 n to" (PoRw- ONT)O, 1975,'p, 247).

Cultural, material
Esias characteristics hacen -posible ;estudiar su cuIttira material. siguiendo, de mahera'general', un patr6n,'diacr6hico re-lbaivamente'vftable, debidoa que el"'proces'o cultural de -estas comunidades ha evolucionaddlentamente a-causa de s'u" condimaneras y demAs particularidades de los de su'dase. Hasta en las poblaciones se-distingue desde lejosel guajiro; camligay calzonesde pretina, o vedija (corno dicen.) blanco o.de listado de, hilo, sin, nada de Orantes., chaleco, casaca, ni media; zapatos de vaqueta o Yenado; sombrero' de guano yarey'de tejl' do fino y ligero'; a1gunas veces p,6r corbata un pahuelo casi a estilo muieril, por plegado y flojo, to do coTno lo demand el clitna. Sin embargo, este vestido que HaThan de largo no varia en, la est,- 66m: de frio, si -aiguna vez-no, echa. mano 41. capote: en los casinos Ic acompafia al Cinto un machete terciado-con insatisfecha indiferencia, cabo atrAs, cuando monta en una. atbarda c6moda sobre un brioso'cAballo, ape vuela Por los carm"nos al toque de las espuelas de plata.- otras veces con paso mfis pausado Ileva abierto el quitasol, Y algOn cuero. [14tigol signo de su juisdicci6n domdstica rural: para 61' no hay rnal tempoo ni malos camirios; sobno, se content con pdc corrida [7], mucho-o poco, 'Con'tal aue no. falte el tabaco,' una' wa de, cafd y una. pelea de gallons el domingo: franco y generous, todo lo da, lo gasta o lo, juegt- perp-ind6mito vengativoy ce'loso a la mAs ligera ofensa, a la chanza m4s discrete, pela por el quimba (o jala por el machete) de una M"anera brutal, iiplac:able, sin*reparar en n4mero, categorlas ni circunstancias,; pero dondc oy6 sonar una cuerda allf le arrastran los pies at zapateq; y canta sus ambrios con el mism"O descaro y entusiigrno, 'en. un ., coinvi te extrafio,, que en la cArcel o 'en Jos caminos: t6cales a su vez la super'oridad de conocimientos prd ficos en el campo: botAnicos, m6dicos' agriculture; no hay vegetal que no, conowan y distingan con sus propiedades' terap6uticas y demAs' ufflidades; riense de los quimlicos e inuiovadores, convenciendo su maestrIa con ]a Tnejor az(tcar diell-,mundo que elab6ran sin m'a"yor studio o'el taboo que cultivan con mil penalidades y'vigilias; porque los'guaj1iros son de poco dorrnir; penetran en el fondo y calidades de los 'terrenos a simple vista; estudian en la naturaleza ]as costumbres v partioularidades de todos los animals; conocen prActicamente el pais con'la's nds ninuciosas circunstancias de st4 topografia y ca si todos son arquitectos rdsticos, carpinteros. Otros hay que se emplean de barriers, carreteros, malojeros,.Carboneros, como en inferior catego.ria, con las faldas'de la camisa por afuera, de. Jos calzones, durmiendo a la lintemperie unos, ataseados otros en los.'malos camiros echando maldi'dones, fiznados aquellos hasta los 6s,' todos saludables, todos -aIegres. Este es el guafiro. el hornbre pec'.uliar de ]a Islade Cuba,, que bien merece ser ddsc4to 6ou'aIguna'extensi6n"' -(1976.. P,'296-297)9

53








cibn his'06ca --.& -vlase- explota'da,. 1.o cual .- se refleja fielmente en..,todo el -s"s-te 'a ..do, rel esii m aclon Sociales y en, el valor persistente de lgi :tradicianes, que se observant en 4 resultado -del tiabajo con informants, del Area occidental del pais.
La vivienda rural propia de los primers campesi 0 nos & u ri ge-q- canarip. asim#6 ,en su construe ci6nlos -materiales empleaOs porJos ab .orf 0 genes agroalfareros, ps decir, --la yagua y el gtW go.. de la palMa rpat (Roys tonea regia, Lin.) ambidn fue muy frecuente AA i tilizacio"n delas hojA.s, de la palma c4na .( qbal umbraculifera, Mart)- y denomin6 bohlbs a ]a mayoria de sus edificaciones. Utilize" la'planta 'rectangular y el techo a dos Ap4s; at de acuerdo con estudios realizados en la I
,;Nue ...unima
&cadajiuerondeslacadas- en la-mgi6n oriental delpais varies, planias eri- forma'de, L y Tj con dis tihitos pr ocedimientos 'en I& diArib, *66ft de I Ws spacious ademas de la planta rectal ular se"aladacpn.diferentes variaciones en. el largo i 9;Wr
v -el ancho (MORENO, 19681 p. 35-37). El pliso de la vivxenda* fue, por, lo- conifin, 4e. fferra apisonada con ceniza y agua,,,y -donde lAs "to iciones geo 6gicas lo'permitlan, permanecla blanquea' 'n d *---* ' **
I q.4e as pare. co
ap-.0 aj_;gU d6s,1. 'n na--.soluci n de s4fato de calda mewl-ado con. aguaconocida entre.los campesinos por co.C6.
....Varwos cronistas, .v'- via s han de-scrito en sus pe IiVas.. epocas. la construct On d!e la casa del campos ino en Cuba y casli t6dmos- coinciden- en el prOcedimiento empleado, junto con. la cohngtabi6n sbitial..4ueitnplicaba e: 1gir un nuevo hogar. A modo
wi.
de'-*'ej e pp [o 4 1 .. zarem"obs la -. real iii kda' en la pri m'era m itad &,! sAg1o'.xm.por Ja Cpndm, de Merlmi: "La vivien'da del campesino:--,estaba,. forniada'-pbr ocho broncoss] de igq4l attura clava,, dot en --la, -tierra, y oformando un -cuadrado perfecto, sustentan bambfies colocados transversalment e atados a'los, broncoss], con Hana, o'enre-J, recent y son
da'dexas. Lb.6'ucosl. El t cho, se cul recon h *as de'palm 'ia 'y' $'e', Ila'ma"guano, Para este, i er trabajo que duramis de un-dia, Ila baw, paka-!que los ayudew ;I gtis.vecinos, y no bienacabado., AW'db: lelah6ii eii medid de la" -mleva "ca8a 4 y,, se lo 'comen em.
io,,(e,-,qnaal gria'16'iifini't'a.. Des"u6s foriiian dio de ta-' iqpps A :neclioes sala, en'. I
b res habitadones, ligyalds a !a.
Qtras- -dos duerme la famil ia.. Los tabiques-,,, formado lo Mim'mo qlae _vl- t6cha ik [Palos-atados ] transversalmente.,', e .,cubrely'de
eza de'pAlmerit; qu&"detJnad;a ;i 0ste dlo torfia 61 nbn i re d str*buci'n especial comp s a te
,gi a. LT Iif"Q a i i lo'"'m- r To
seen.. total.. yippcia, en el airea occ ideqital de, Cuba]. Uicasa, se, conclude en dos o t dfas.. La. clari dad no peneara en, ella s 'Do'







por dos'puer-tas parallel as. la una -a la otra, para que entre: el ai re. Estas puertas. son -,tambien de vagua, Y. no,estAn unidas, al edificio Sino por la parte. superiorr. de -manera que se abren perpendicularmente, y permanence suspendidas por mediodeuna vara de Mum que _Ias sostiene en el aire durante el dia, Por la noche la vara, sirve paratrancar la puertaJObs6rvese Io rud*
qP A
mentario de la vivienda en cuanto a la Puerta con un sistema de aperture vertical, ya que las visagras para abrir y cerrar horizontalmente eran conocidas en- Espafia- desde mucho antes de la colon lizaci6n. Enfrente de lh -casa se levant otra cabana construMa con los mismos materials, peromtis peque-Ja y de: dos solos departments; el uno sirve de perrera, y de caba. fle"a durante las Ruwas, y el otro de cocina; ni el uno ni el otro estAn cerrados por n miguna, parte una pared rn'edianera los sostiene a los dos, y los preserve del viebto'; Io demAs esU at descubierto, y resguardado del Sol por el guano" (1974,,P, 296297)0.
Durante la construction de la vivienda, corno puede apreciarse, se establecfan vfnculos. socIales entrr, los part' i antes, de mantra que cada farn ili a o grupo de persona's levantaba la casa. en collective. r1r3sta costurnbre traida, por Jos inmigrAntes', utilizada anteriormente por los aborigines y characteristic, de los pueblos africanos, devino en una tradic16n,carnpesina conocida adn hoy por junta. En ella se reunfan o juntabanpor asi -decir,. un, number indeterminado de farnifiares, arn F Ros 6 vecihos, mien tras los, hornbres s e dedicaban a colocar las yaguas., atarlas, con bejoucos y a preparer la cob" las mujeres confeccionaban Ia' corni'da par-a IA junta y todos. part icipaban, col. ectivamente en el banquet. Este acto era todo, un signo de' uniodad social', tanto mediate la vivienda como a trays de- la 'comida (v6ase. T6KAREy, 1971, p. 40 y' ss.). 'MAs tairde continuaban, basta inte-rrumpir el trabajo, para -d siguiente dia, o hasta concluirlo.
El menace de la casa, era muysenciffio y sobrio. En la sala se encontraba un, grupo de taburetes (sillas- con respaldo y asierlto de cue'O de res, mal cuxtido, fabricados de majagua, cedro o, caoba), t*po de as 6 ento que es comdn en Gran Canaria, y una mesa de cuatro patas, en la quib ,coloq aban los,-.allmentos durante las comidas.'.En las habitaciones' -era caratteristico-'O us6 del catm hecho- de madera'ylona, -y/o lahamaca. de lorfa- o d:e Saco, que era colgada d e dos palos duratite IA-, noche -para dermir, mientfas que pennanecia enrollada y atada a uno de les. maderos duran te ef dia. La ropa era guardada, en un baul de cedro que permanecia.en la esquina de lahabitac116n. FueM

55







de la, vivienda, como parte inseparable del menaje.. sobre una rnesa tosca estaba la batea de madera para lavar la ropa, cuando no era corndn-lir al rfo-gara-real*zar esta actividad? el-p*16n (aportado por el africana), para descascarar granos-, y -los haces. de leiia. o los -troncos- cortados que,oportunamente -seierfa',n-,as; tillados y-condticlidos a la cocina como -coixibustible. Otro-elernento characteristic .-delajuar del campesino. -cubano es et incH fino de grants; -compuesto- por dos'pliedras pbrosas; redwidas Y Plans, una fija Iffif6rior y otra giratona superior.,'Este objeto'aparece como parte de la culture material," dc" 10's, aborigines canardss, y. constitute una muestra ej empliff licadora m6s, de laPresenda de-Jis-ldiosch Cuba (DIEGO, 1968j:uM..-Lv1I)*0 Jlk
En, la construccHon anexa utilizada. para cocinar se, colocabaiitres. piedras grades que servian. de hornillas; entre- estas :s e. i tuaba la lefia seca cor tada en el mon te q. el carboln ve getal que. se obtenfa de h6rnos-'previamcnte hechos; sobre las piedras .se colocaban las ollas doiide cran cocidos los alimentos, y en torft6 a'este obnjunto habioa diversos Firoduct6s -Vegetalies Como PA.Atanos, bon-iatos, papas y malangas que;,eran conservadag eh' tina esquina alejados -del fuego. Tainbi6n, desde un' perfod6 muy temprano se conoc*6 el- uso del- anafe.
Los campesinos comenzaron. a construir corrales cercanosa, la vivienda para criar cerdo s, que en' rdaban o- b as c
iz y sancocho cobrass de todas las comi4as diaries de la farn-il. ia meMadag conagua).
En. esos lugares, durante casi. todo el period colonial no se
16 el retret'o ex'u 'ado. En casos'muy nta
conoci e C S co dos exisda it-ii
peq,.,,.n-o excdsadQ'- algo separado de Ia. vivienda fabricado, igualmente & yagua y'guano. De m'anera general, la's necesidactes. fisiologiias ele'mentales se realizabla'n en el p1latlandl mids- prokimo o'en algdn montecito'cercano a Ia vivienda. De ahi el 'so rtxuy antigu&de.la bacinilla (tibor) en- elcampol- y tarnbien en I g, dudad. Del m ismonaado el aseo- personal se reafizab a dentrode Ia casa, en Jos- cuarto's Y no I en bafios Preparados -al -efecto.
El -yes tuario del. campesino selconsei-v6,coii pocas variaciqi nes, except, algunos detalles- exte r-iores qu n, ido trans., .1 .1 e se ha 11, ...
t rmanflo, hist6ricamente. La indumentaria comu n de los hom, bres que viviLan en: areas. rurales. se componfa de un sombrero deyarey con, alas a;nchas, bordoadoen- su base por, un panuelo", 0, ufta cinta; pantal'n largo- de. lienzo, camisa de mangas, largas con -el cello -doblado, abierto Y caidosobre loshom

56







4
o sin cello, d-enominalda filipina y colocada por encima del pantalon. Durante las actividades no laborales el campesino usaba un pafluelo atado al. cello de la camisa con los picos. f lotantes; zapatos de tafflete (cuero delgado y bruffido), guarnecido con espuelas de. Plata aJustadas con lazos bordados; clntur'n de cuero con el machete envainado pendiente de un lado y del o-tro un cuchillo. Tambie'n fueron observadas diversas va-' riaciones, de. acuerdo con los, niveles, de viida: se fueron dese-, chandolos pan-uelos que bordeaban la base del sombrero Por el' uso de cintas de colors oscuros (siena, marrow v negro). De'b.1do a la desigualdad social, no todo's los campesinos poseyeron cinturones con' sus drmas caracterfsticas, y muchos utilize a. ron el cuchillo, introducido- en una vaina que Ilevaba una lengueta Para colocarla diagonalmente entre la parte trasera de la
tura y el cinto. De igu'al modo, el machete se ut1liz6 como parte de la indumentaria en el mismo instant que fungia Como instrument de trabajo','y cuando no era empleado, permanecia. colgado dentro de la vivienda.
Igualmente, hubo diferencias entre los campesinos dedicados a la agriculture y los, ganaderos. Para estos Atimos un instrumento como el Jazo no s6lo, 11Lgo' a former parte de su indumentarlia, sino que tuvo una gran significacio"n cultural a partir de las idiversas maneras dc enlazar Ja res, la habilidad y destre-' za que esto implico, asi como las different forms de nudas comdnmente empleados y conocidos por corredizo simple y corredizo, de gasa, ballestrinque, carretero, culo de cochino v los empates (trenzado o de. nudo), y otros, todo lo cual era un s t gno que distinguish 0 a la vestimenta de acuerdo con ]a particii J If
pacion economic.
La muj*er campesino se caracterizo' por vestir de Lvlanco (licnzo com'n),'usaba zapatos de cuero, de corte bayo o, de fabricaci6n domf stica bechos de Iona y acostumbraba a colocarsobresu pelo, suelto o trenza-do, flores naturales que resaltaban su fernineidad. En este aspect, una vivencia del ochocientos 10' confirm: "Nuestras campes'inas son de*'licadas, v cuidan ma66 de su adorno; *estaln siempre vestidas de blanco, y Hevan flo-' res naturals en la cabeza; ejercen una grande- influenclia, sobr*e-' sus maridos., cuyas- atenciones y buenas maneras podnan serxir del model a -nuestros delegates, no siendo raro ver a estos hombres acompahar a sus, mujeres a fa liglesia, Ilevando el tapete, que -ponen -en eT suelo para arrodiffarse" (MERLIN, 1974, P. 121).
q7,








En oposici6n a esta. vl*si6n de la campesino, que resalta efec.tivamente el respect del hombre de campo, hacia su company. ra, fue bastante com m en el vestuario utilizado diariamente por ambos, laxopa mil veces remendada, hasta confundirse la teia original I I con los parches superpuestos o Jos zurcidos quetapaban cada rotura y los pies que nunca tuvieron zapatos. Ello, se debi6 entre otras causes, a la condici6n socloecon6mica del campesino en cuanto.,clase explotada y a la incomunicaci6n re-lativa con los centers urbanos, cuyos contacts eran muy esporAdicos o a travds de alg" intermediario.
Desde los pri'meros instances de su asentamiento en Cuba la alimentacio"n del campesino fue sobna, consurnio la carne de cerdo asada o frita. Para que esta pudiera, ser utilizada durante, vanas comidas emPle6 different t&4cas de conservaci6n: la mAs conocida fue la de frel"r la came y despuds que se, enfri'aba, o sea, que adquida la temperature del rnedio ambience, era sumergidaen un recipient Ileno de manteca, de cerdo, tambi6n 10
a la temperature ambience; la cam e- permanecia allf indefinidamente hasta que la iban consumliendo poco a poco, calentada o frIa, o empleada como condirnento de las comidas. Otro procedimlento era el de colocar la carne cerca del fuego y ahumar'T jM &
la hasta. que. se secaba., finalmente, Podfan salar la came y conservarla por ese viejo m6todo. El pollo, en cambio, no fue objeto de conservaci On alguna, sino que por su tarnanbo, se consumia casi siernpre inmediatamente, ya fuera frito, asado o enforma de caldo.
En la dieta campesino tambien estaban presents las viandas (platano, bonito, papa, yuca, malanga, u otra) salc ochadas, fritas o anadidas a plates sustanciosos Como guisos a base de viandas y came o, al aj iaco; consumieron el arroz, different tes 01. a
tipos de frijoles y el maL*z en sus mwtiples vaniantes (salcocbado, asado, en forma de tamal en sus hojas, en hojas de pldtano, o en cazuela y afladido a los guises, cocido con arroz o en hanL na). Consumieron casi todas las frutas en su fonna natural (guayaba, mango, pifia, naranja, toronja y muchas otras),,bebieron leche de vaca o de chiva y agua fresca extraida de algdn pozo, manantial o rfo pr6ximo a la vivienda.
Como parte de, su culture material, el, islenho trajo consigo diversos instruments de trabajo tales como el arado de:tipo andaluz, conocido en Canarias desde la coloniizaci6n hispinica, la carreta t1rada por bueyes, el, machete-, el hacha utilizada para e.l de-smonte o tala y el yugo unc*dp por los cuemos, todos Jos








A
cuales serfan empleados generation, tras generation hasta formar parte lintrinseca, de la culture campesino cubana, junto con la innovaciones que presuponen, los distintos adelantos tecnol gicos y el empleo, de nuevos materials. Del mismo, modo pronosticaba el ti*empo para las siembras y cosechas, segun las costumbres tradicionales.
En relaci6n -con el yugo es possible comparar su. utilization en Cuba y en Islas Cana6as, si, alud"imos a que muchos elementos tecnol6g*cos tral"dos a Cuba por los espaftoles er-an l6gicamente patrimonio canario, deblido a la fusion castellano-andaluza que se produjo, desde los primers tempos de la. conquista higpAnica en el archipie'lago del noroeste africana. Varlilas de estas islas (Gran Canaria, Gomera, Lanzarote, Fuerteventura y Tenerife) se han caracterizado por el empleo de yugos en bueyes uncidos Por los cu'ernos. En esta Area el yugo doble se ha, caracterizado por la forma sliguiente: "Los dos arcos que forman la parte del yugo se Haman camellas-Del centre del yugo. penden dos argollas de c'uero doble del pal's [el cuero denomI.'-' nado, del pats no estd curtido como la suela empleada para la confecci6n de zapatos., es mds bland y flexible]; la primer se llama mediaha y la segunda barz6n.'En el baron entra el extremo delantero del timo n y se suweta con una claviJa de madera. El yugo, se coloca sobre la parte posterior de la cabeza, y para que no se pastime, la piel [ - I se linterponen unas almohadillas de Iona rellenas de esparto, [lana o crIffil. Los frontiles son rectangulares y se colocan en la frente [del animal] para que las sogas conquer se asegura el yugo y que pasan por las ranuras no les produzcan desolladuras" (TINAUT, 1944, p. 144-145).
Del mismo modo, haciia 1828 ya se conservaba tradictonalmente la, torma de utilizar el yuge semejante a la sefialada, en Islas Canarias.. En este aspect, Abliel Abbot explico c6mo, se empleaba ipl yugo en, el interior de Matanzas, zona poblada por immigrants, canaries y sus descendlientes criollos, lo cual era coffin a toda la Isla.
El yugo en Cuba se hace firme en la parte posterior de la base de los cuernos, de modo que no-tiene juego ni hada atra's ni hacia. delante, y le da a los bueyes una oportunidad mejor de poder regular, como dicen los carreteros. Debajo y delante de los cuemos se coloca una tira de Iona, sobre la cual pasa una cuerda, per'itiendo al animal ompuJar contra la parte. ma's in-








vulnerable de su anatomia: su cabeza, su -cuello, todo su cuerI
po se combine. Para ejercer su. ponderosa fuerza' en !a rwsma forma en que combat. Es. la mantra natural, por lo tanto, de aprovechar hasta el miximo a este poderoso y paciente anlimal..
Hay otra pecullaridad de manejar el buey. Se perform el tabique cartilaginoso que separa las ventatifflas, de [a nariz, ar. mandose una cuerda al anillo-nar*g6n de cada animal, paragobernarlos por medio de friends como si fuesen caballos, y se les para, o se les. vuelve hacia la derecha o Uquierda, o. se les hace regular, con la facillidad. que es de suponer; no se ha visto ningun animal por feroz que seaque no se porte tan doCil Como un corderito al senior el freno del narig"'n (ABBOT, 1965, p. 142143)..
Las maneras comunes de colocar el yugo se manif iestan tam-, bien en la confecci6n del rnismo. Tanto'en uno como en Qtro lugar aun se encuentra el yugo siniple o de un solo, arco, ut*1*zado Para tiros de menos tracci6n animal, como arar la tierr.--i bland o para cargas de lefia o de agua; y el yugo doble empl.eado para yuntas de bueyes (de una a tres p'arejas gene-'ralmente). en faenas que requieren una mayor fuerza, como son. el firo, deCarretas de caha de azucar o el acarreo de Arboles talados.
Las families canarlas se eirnplearon fundamentalmente, on el cultivo del tabaco y en la siembra de products Para el autoconsumo familiar y el intercambio, communal, siernpre bajo la rondiclon de hombres libres (cuesti on sumamente important desde el punto de vista historic en cuanto al character rebelde del, Campesinado ante la dominadon del hombre por el hombre), de Ali que: "el guajiro cubano, en buena parte, [debi'61 sus dotes peculiares de reslistenclia fil'slica, sobriedad, humor huranho, [hospitalidad], affect al cultivo en peqluena escala y af i","ift dec 'dida a trabajar por su cuenta, sin sujeci6n a capataccs n4i cuadrillas, a sus progenitors, losislefios de'Canarias, que desde remote fecha se han distinguido por todas esas',singulares cua11dades" (FIGOERAS, 1959, p. 238-239).
En relacio"n direct con el cliclo agricola, se conservaron costumbres vinculadas con el pron6stico del flempo. En various lu-, gares de Espafia y en las Islas Canarias como en deterrmnadas ireas rurales de Cuba se pronostiW el fiempo mediate la crecncia en las cabaftelas. El campesino observaba el tempo duranto los doce primers dias del mes de Qnero, o del mes en, que se iniciaba el ciclo agricola, y seg w se presentara e" sta en cada
Zrk







uno de los dias, asl' quedaba establecido el ambience general. que
1 11 wt
primaria durante el mes correspondent numericamente. Una variance de la observaci6n era cuando se tomaban en cuenta trece dias; el pnmero equivalffa al estado gener.-M del fiempo durante ela'-o y los restates a los respectivos"meses.
Otra. variante andaluza de las cabafmclas, que a in se conoceen Cuba, pues ha slido corroborada recientemente con linformantes del drea occidental. del pa"s, consisted LAn colocar sobre una mesa doce Pilitas de sal durante el Ultimo difa del a-no. Al ofro dia, a1gunas amaneci-fan hu'medas y otras secas, asif interpretaban queserfa el mes que previamente se le design" -a cada una. Las pilitas que tenfan gotlicas de agua equlivaldrifan a meses Ilu. viosos y las que'no presentaban alteraclionlos, a meses Ohdos y secos.

Cultural spiritual
La farnifia campesino ha sido portadora de una serie de ibostumbres que poseyeron sus antecedents esenciales en ]as oleadas, de iin]nigrantes canarlios, lo cual se detecia desde la forina de asentamlento y possession -de los. terrenos, hasta las -ostumbres vinculadas con el cido vital de las personas.
Durante el process de asentamiento cada colony princip''al. se instalaba en u1nos cantos centenares de acres y en la medida que sus h1jos ehijas se iban casando, los dotaba con porciones de sus terrenos, bueyes., cerdos y la familia.iba multiplic6ndose a su alrededor. Sucedfa el I-caso, bastante frecuente, que dos families se unian por lazos conyugales y, consecuentemente, aliaban sus tierras que a la vez legaban. a sus hijos, de-, a( .uerdo con la aheia tradici6n peninsular de ti*po patriarchal.
Esta costumbre tarnbi6n se efectuaba en las ciudades de la Colonial y, era unzi Via para la conservation de los sentin-ilientos de autoridad paternal y del deber filial. Los espan-oles y los t6n-atenientes criollos tenfan a bien i'nstalar cerca de ellos a sus hijo's 4casados, y de ser possible, baj o cl mi*sffio techo. Ese era' uno de los objetivos de las grades mansions habaneras, Construidas lo sufIcientemente arnplias para ser consideradas como palacios.'Bajo un mismo teche coexistfan tres o cuatro mat rL monlos different, en. una serie de habitaci*ones 6cupadas por los integrates de la gran farnlillia. Afin asi, en a1gunos a'spec.tos, f rmaban un s6to n6cleo, pues habia s alon-e s donde'-se reun fan

A /








todos, al menos Para la devoci6n religiosa. que oficiaba un capellAn (Ibidem, p. 244).
Del mismo'Modox los monteros o campesinos, conservaron los lazos families y la autoridad paternal por medio del asentamiento de los hijos casados'e incluso de'sus nietos y dem"i as des-cendientes. en las posesiones de tierras qqe ostentaba el cabeza de familiar. La auto Wad 14 -P
n paternal se vio, rerlejada tainbi6n en las relaciones entre los miembros de la familla. Los hijos deWan tratar de usted a sus padres y abuelos, aunque e'stos trataran de tu a sus hijos y nietos resppaivamente, Es ta relaci'6n no se mantenia. entre los hermanos y primes que se tuteaban' rnutuamente., pero se conservaba entre sobriinos y tios. De ma, nera. que ello actuaba, en el.orden moral, como un'signo de
6
respect del menor hacia el mayor y opuestamente,, como un slgt no de autoridad, del mayor hacia el menor,, Todo eso mantuvo tina serle de obligaclones filiales hacia los padres, y respect de la tierra.
La famiffia utilizaba e'n comdn ios aperos de labranzalos animal' de tiro e-incluso se repartia. el product del trabajo. Sin embargo, cada nueva s*embra'o labor a, emprendei-. deblia ser. autorizada Por el cabeza'de famifia, quien tarhbi6n o'cup6 su lugar preponder4nte en1a, mesa familiar- durante'las com'l-das., como una muestm mAs del poder paternal.
El sentido colectivista, anterior no -se manifest6 en la posesi6n y uso del medio de transported fundament' I h a en as zonas rurales: el caballo. Aunque dste se podia obtener-dentro de la propia cria familiar. o era adquirldo con autorlizaci6n del paictrep pasaba a ser propiedad personal y s6lo era prestado'en casos excepciona-les. Este animal de transported, constituy6 en los camPos de Cuba todo un sligno de la posici6n social desu prophet, trio y el cuidado que tuviera. con su corcel se revertia Para sf como un atribu'to de su apariencia personal. P6r lo, que chos camnesimnos velaron con celo nor su cabalgadura',, fenoMno que se reflej6 en' aq uella frase it i "o det'amo eiigorda al cabatto, que a, su vez hici% ron extensive' a toda la PropiedAd familiar.
Los gua*iros conservaron.. different costumbres de origen cannot en las relaciones familtares vinculadas con el ciclo v* tal. Cuando la m jer estaba enclinta era objeto deuna serie de actividades especiales'que la, distingufan delresto de las mui e.! res campesin'as con respect, al.-Itrato diarlo. -Sepjroc.uraba_:_qae.Ja







embarazada no viera, los, ech ses lunares debido a la superstici6n que auguraba que el nm'-o naceria con manchas en la piel. Tanto el marido como el resto, de la. familiar trataban de comply. cer los antojos de la future mama, tambi6n por la superstici 6"n de que la cn"atura naceria. con la boca abierta, es decir, se pen--'saba que los caprichos presentados por la madre no eran ma-s que una manifestaci6n delos del n1no. Las descriptions etnogrAficas nos hablan de la importanda que tiene el satisfacer los ant Jos de una mujer encinta, sus deseos vehementes de ciertos alimentos, para que el nin-o no tenga defects cuando nazea, y en muchos lugares se cree que la mujer que va a ser madre no debe devanar hilaza o cordoned alrededor de su cueIlo, no sea que el cordon umbilical estrangule al infante en el moment de nacer (FosTER, 1960, P. 67). En Cuba, cuando, el antojo de una embarazada no era complacido, se crel"a que -al Indlividuo que no la satisfacia, ya fuera hombre o, mujer, le saldria un orzuelo.
Durante la gestaci6n se trataba de predecir el sexo del nuevo ser, en este aspect, corno una herencia cultural de la an'
9
tigua primogenitura hisp4nica, cast todas las families (y esto, suede afin hoy) deseaban que el primo "nito fuera var6n aunque despu6s la muier alumbrara varies nifias. Una costumbre popular de Canarias,, que tambie'n se practice en Arjona y Bafeares, para. prededr el sexo del niflo, la cual es muy conocida en Cuba, con sus, 16gi*cas variants, es la siguiente-, itcoloca.das dos sills iguales, una nava k a o cuchillo, en una y unas t1ijeras en la. otra, y cubiertas con dos iguales sin que pued;x
verse el objeto oculto se dice a la embarazada que se sliente enuna silla. Si esta se sleenta sobre la navaja o cuchillo es var6n; si sobre las t-eras, hembra" (G6mEz, 196 8, p. 80).
Hay costwnbres espaholas vinculadas con la prediccio"n del sexo que poseen cierta relacio'n con otras conocidas en Cuba, particularmente las que se manifiestan en el tamando del vien, tre materno y de los movimientos females. Seconsidera que la mujer va a tener un var6n: cuando despu6s de un perfodo de descanso, da su. primer paso con el pie derecho; cuando posee un venture grande y aceitunado; cuando el venture se abulta mAs hacia -la. derecha que hacia la izqu*erda. Se piensa que va a tener una. nifia: cuando se le pide a la muler- que extienda. sus ma nos y lo hace.con las palms hacia arriba.;- cuando a la ftitura. madre le salen manchas en el rostro; cuando tiene un venture

63








pequeno o pequeno, y plano; cuando durante el embarazo orina frecuente Y copiosamente.
En Cuba se ha conservado Ia notion. tanto en el campo com.o eri las ciudades, de que el venture grande y prominent anuncia un var6n, mientras que el pequeft o y redondo vaticina una., hembra. Igualmente, cuando Ia niujer dice sentirse un leve mo. vimliento en el bajo venture durante los primers meses.de gestante, las creencias populares vaticinan hembra y cuando los. movimi4entos se efectuan del cuarto al quinto mes considering que es var6n. A diferencia del dato antes sen-alado sobre las manchas en Ia piel, en. Cuba indica Para muchas mujeres, varo-'D y para. otras tantast hembra.
Moments antes de efectuarse el nacimliento, se acuda a-ios servicios de una comadrona o partner, o en el peor de los caso's las muieres de mayor edad o las masexperimentada's de Ia familia asistian a Ia parturienta. Cuando los ni*n-os na r an con Ia.: cabcza cublierta por Ia membrane amnlio"tica se.conslideraba que tendrian bienestar y suerte durahte toda su'vida. Las 4ue asis-. tfan a Ia madre Para facilitarle el alumbram'iento ve14ban porm' que ninguna persona ajena viera Ia criatura at nAcer, debido'a Ia superstition conocida por mal de cio. Ello podna. ocasionar, egu n fos ca:mpesl'nos informants, el marchitamiento de' Ia' vida y para que el rec:16n, naddo no fuera posteriormente'obj eta' de este, maleficio Y fuera un niffio- hermosa, le ataban una, cinta roja en. Ia mu-fieca, como to hadan en Gran Canaria. Tambie-*n fue usual, tanto en el campo como en Ia cliudad, el empleo'de pe'queftos azabaches, cintas rojas Y oJitos, de Plata. u- hoialata pren-4 dlidos por un alfiler a las ropas del nin-o o colgado de una cal denita, al cuello,,- Para evitar-el. mal de ujo tambien. se acudia a otro procedlimliento., que tiene. su, origen en, elernentos M'607 cos: cuando aiguna persona alababa at peque -no, cl progenitor que es taba presented susurraba: Que D *os l(o bendiga! o B eSW
sale el culito! 1 se considerable que'el mat. deojo, era, ocasionado por aIguien, los campesinos crelan que el nin-0 enfermaba Y podia mork. Esto era apoyado -po'r una _-Irlica tradici6n 'orcil donde Ios cuentos de mal. de ojo contra personas, plants, ani,males y objetos, salfan a, relucir inmediatamente. Para que esto' nosucedlera y con el fin de eliminar el pqsible rnaleficio de
ire
aquel I las personas catalogadas de fuerte' de I vista (hasta Para tumbar cocos de Ia mata, segun- anwade el dicho popular) .-reM. ban Ia oracio" n de Santiago.- Ap6stolo Ia de S an Lu Is. Be I trlp En easos, muy contados. estas. oraclones eran, leidas, pues el, an tlfa
A








befis ao & la pdblacift.:tural tambidnftic'un. arraigado apot tf, de los isle fios,'acerca de los cuales a m,: exIste todo un arsenal de cuentos, por ello, la mayor parte de las veces se las apren,.L than dd rnemoria y las traswitian, oralmente. Los rezos se efecWA an tres, veces,, especialmente los viernes, Y- de -6sta forita pensaban ombatir un "mallp que el propio pensam 6 ento mAgir co bAbia engendrado.
La wadre; por su part", debia permanence en su casa una cwrentMa,"es decir,, quarenta, difas posteriotes al p'arto., con tina s erie- de restrict iones que se: con ideraban' verdade'ro's.., taWes. Le, probibian'muchos' allineiritos y; POr'el contrario, t6tnaban casi rituals los plato. nutfitivostonio'el alda y la'c -ar ne _,depollo. -Estaba prohibi'do tambidn, que se, lavara 4-cabeza, que sahe'ra de la casa,, que recibiera etrodo nocturne y q ierOniciara su. vi'da sexual normal antes del,.perfo& sefialadol,
La -,wstumbre popular traditional de, la cuatentena se re-L monta.aAa'lieYeftda cristianaque relate cuando, transcu'ndo* cuairenta dfas del na imiento''de_ Cnst- (del.- 24 Ae di e e. 2", &, febre"iro)., sus Oadres lo condujer"o'n al tem l*'-'de Jerusal6n'," V, Maria cumpfi6 con,,el.-rito. judio de la puijficaci6n, que sigue it' fltimbramient d rort ale:'es-e m"o'' la f
o abdo orig do iesta 'do, la
Purif 6, n s I Ozridehiria. A
concwnida por'fie tA'-dd*.bk partif-de
qsta creencia. las. madms conservaron, la cuarentena. sin'salir de. su hogar,. Revando.una vida de poca, actividad, _como t6buto al.. mtervalo de cuarenta dfas en, Ia ,vida de Maria.
El -hecho de que esta cositinibre ftieka ciAtivAdA I" ciatnFidsiffias isleflas y sus descendlifttes en -Cubacse., rela clwO -6stre-? c, hamente con la situac16n -de 'qtje -la Virgen.. de la - Cafidelanpa; cuya fiesta. se efecWa el 2 de febrero-f estaba. consi&wrada comd, patron de Is4s Canarias y, tuvo- en Cuba muchos. fel 1"greses; a.-tal grado que uno de los pueblos &-la.actual-pr c*a,.dcP--* nar Aet Rio fue. funda.do. con su...- nombre (Candclari:a) .. y, 40q, lo
conserve como cabecera municipal Que es. Postexiormente mtt--, chas muj*eres4 fueran creyentes.o no, conservaron la cuarentena Por tradic16n familiar, .5in alu'sion a Iguna a n' Aa t*guAley&R.
que e-sta costumbre su '"'. ke4
da,,..p sea fue I Perdiendo'. con ido
910SO Y se- realiz6, debidq "a la, ignoratileta, por tembr a conse-,
# _'de 'salud
Idiienclas fisiol6gkcas. y general do6v orables -- pata", Ii miter.
Otra-costumbre-a los.' islefibs en. -. las,'Areas rw
rales fue la desiignacii6n de los nombres del reci6n naddo, J .









Canari*as- como- en Cuba, el nifio podfa Ilevar el nombre de sus padres., abuelos, padrinos y, generalmente, el del Santo Catdlico torrespondiente al di # a en.. que naci6, torque se esperaba que- le protegiera en'el transcurso de su vida (AcuiLAR. 1944,, p. 139). De ahi la gran abundancia de, nombres compuestos por el dol- fanifliar el Wo y por el del Santo protector. El orden riguroso en la efecci6n de los nombres tambli6n se manifestaba del.sigWente modo: "el del abuelo, (p la abuela). pattern para el primogdnito (0 primogdnita), luego de los abuelos maternos, despti46s los de I os hermanos del padre, Y' por U"Itimo, los de los hemanos- do la madr'e., wgunas veces se nvierte'el brde'n., ern pezan ao por la Ifnea maternal" (FosTER, 1960, p. 211-212).
La particlipaci6n del recie"n nacido en la vida de'su fa ffllia y de 'su cbm'unidad comenzAba con el ba'tizo.'Coh ese ritb se lograba la entra'da' formal del crio en t re los '&Is'tianos.0 pues antes, de acuerdo con ]a tra.dicii6nespan-ola, se considerable ju.. di 0 o. Tara, -efectuar el bautizo se ele f a previamente a los padrinos., quo., deberian ser escoglidos por, los padres: con sumo, cuidado, Pues aquellos serfan a su vez los padres espirituales.
Los padrinos tenfan una' siene: de obhgaclones hacia el ahija'do. que continuaban durante la wifiez y..Ia, adolescencia.
El bautizo se, rea I Ima I ba de ai-uerdo con e'l rito cat6lico'en lei iglesi'a mias cert Ana' a.'fa comuni'dad- rural. En 1828 aparece un relate sobre un 1 aiitfzo en'la'iglesiia de Cayajabos (Area rural): "Los padnnos .,piresentaron al niffito, su ropa Mterior erade -satin blanco, sobre la cual Ilevabia ua ropon o faldettin de enca e he6o.. a mAquina (adornado) coxi encaj e francs y flores, artificiales, con un gorrit'o de la misma fela, L a ceremonia -coxneiiz6 con, una, corta plegaria en latin. Despue's los- padri-osluvitron que rezar el Padr( Nuestro y el Credo en esp* afiol. A continuaci6n el s:acerdote procedi6 a hacer; en el pecbo d6l, n1in"'o' el'signo de- la ciuz, Ilamdndole por'su nou br'e., Ame' io, goplan& at- m" 'in smo fiempo ligeramente 'Sobre 61 pu so'le at en la bo o eo
ca, iingidndole con A' la frente, el oCdp'u cio o parf4. pos' ten-or de, 6 cabeza, y detrd' S-.'de las orej 'as J.Despues 1 fue aplicada una' infusion de sat en la'parte ppstelior, de IA cabeza, pon16ndole debajo el- sacnstAn una batide'fa para. reco'ger el agua que camera. [Segulidamente el Padre pronunciWla' palabras' bautismale's- o'benidici6n el- Dom*nus vabiscum .- en fat -in I -






"Despue's d&1 bautismcy- participamos, de!-.tma espkndida cor.raida- e'n el salon, y con, un recess de veinte minutes al terminar aquella, nos volvimos a sentar a una segunda, mesa pues'ta en el patio con una varliedad de frutas y conserves. [En Cuba] Ios, bailtismos van acom'panfoados de- bales -durante do's' o tres dlas-y no6hes, sin hablar del juego y de la's parrandas en lel Mas crudo aspect" (A'BBOT, 19650 p. 288-290).
A partir-del bautizo se establecian nueva's-relaciones famlfiares, no s6lo entre los padrmios y el ahijado, sino que-se iniciaban los Vinculos, de compadrazgo entre leis padres y los peAr'ilpos, que -contral'an. diversas: responsablifidades entre gf Y- ell re'; laci6n con el muchacho.,
Con. tespecto at matrimonlio, la estructurafamiliar, mu nomgamica aportada por Espa"a se reflej6 tambien axi la' 'comur ni&des rurales.. Debido'al relative aisla n iento entre, una co6 Munidad'y otras mtichas relaciones de ..nov xaz 1 90 _y matrimonJo
se efectuaban en el proplo s'eno de cada poblaci6n rural'.
Cuando' dos j6venes de diferentes- families contralan relg(,! clones. de noviazgo, deblan visitor con su s, padres ambas paas. rimero, e padre'P I. los padres de'l nov*o acudian a Ja casi de"Ja novia'Yformalizaban las,.re"Iaciones. Eq otra:.,ocasi6n 1Qs padres de IA. novita, en c-aso de aceptadaAa formalizacion.,respondfan a la visifta"e6n btrA'. NobbstAnte'las r,'e Iaciones'.'de--'n: Viazgo que se establecilan en las Areas-rtir'aks, fue cobinfin 61 matr'monio-por.consenso, pues S-I'i bien donde habia.Ama iglesta se efectuaba la boda seg6n los precepts cat6ficos,'en la mayar ria'. de la's ppmunidades, debido al bajo nivel e6on6mi'co, los, no vi i quedaban automfit' ente ca'ados.,
i6s 96'fugaban y as icam
thatphuonlio por rap to Ilego a convertirse en una t.radld6n ca'-' racterisfica, de'los lugares conocidos,- por monte adentro. Exi*sfieron vangos mab*ces en los, matrimonios consensuales:-- cuando' el novio ra ptaba a la novia' conel acuerdotakito''de sus adre-s y de los families nids allegados, lo cual se mante nia, en, "S'e creto" hasta que se consumaba. el hecho; cuando. el novio raptaba. a IA novia pon'traia volun'tad'de -Ios padres' de ella. e inde la d 'I a i I clo
os suyos, dicli i sftuai 'Zn se naba casi siempte'cdAndo IA pareja 'v'isitaba:* fon-nalrheifte las casas* sus respectivos padres; cuando dos personas ya Adultas,'--kcirdaban hacer V*da matrhnonial,,por voluntad propia, es decir, s in, el cbrisentimiento_ previo do-S'U's fathjfiari s' cuaind6 los padres presionaban a la hiija a convivir con Uh bacia

67







el-.cual--,no''sent'i'a,,atracci-6n am*orosa--dehido,,.a1 intjer6s econ& mico.,que prevalecia-:entre los'progenitores de.la.muchacha sobre los, bienes del- future yerno, o viceversa.
!En Ma'a:i 6n con 4 iresto de las costumbres aportadas por lb' iilefios, aunque la mayorfa -de edad estaba, fflada a los e i inco a&!; 'y' el -- 4jjo le, pro'fes ba' n-fid un absolute respect
al padre, al extreino'de que una'd6sobediencia se p jaba con un-' casti"go- corporal cons 1' stente" .,en golpes mediate' m4notazos 0 cweazos -.!en el A rnbito: matrimony *aI el iffid i*ce de edad siempre.fue muy inferior,,, lo cual a4n se manfiene. El hQmero de OP'Scencliewes-.de 'slef-ios '' en Cuba aument6 considerablemente, no s6lo por el process, inTnigratorio, -sina-por la propa. gacio"n natural a trav6s de la reproduccl16n, biol6gica. "Se casan rftuy j6ve-n es --sefialabg i Abboti- O, la Muchach, as por- lo comdhentre los, trece y los dieciocho, y los m, ozos entre lo ; died-L siete y los vemflubot' (1,965,, p.- 239),,'y el ndmer'-6 promedl'o de hHos'por'. famifia er'a, de-6cho'a catorce.
Esta ha sido otra de las characteristics socio-demogrAficas de la fatnilii-a- e-nC6ba,-& Hispanoam'dn*ca_,-'s u gran tamafio, y reproduttlVid4d, y la. liiiportan6ia de las relacioneg que de: el1o resu.1tan.. el dominio legal del var6n en las relaciones, Umiliares y w noe. rtad- P'ar& vale'rse-.de una doble norma sexual, aceptada por 1 socied'ad, asi ddino" el arnor"a 10's hijos I y el desco, de* tener mucho .
Los. campesinos no s6ld fuero'n, fam'leArmente'numerosos sino que su. -caaifidad unie=6 rfiucho mis 'apri s a 4'4e hin&i
t4cleo, de aci n xU
otra r ppbl 6 1 libre' en la Isla'. E ft pleno siglo
esto 'se deb16 -a la mantemdaycrecierite inmigracion desd'e hlu CanariA "","ptt stb'q I'mayor' nfirnero & los que He-"
is s- pertehe'cen
gan a, estas- la sa clase o se estabkcen en pe,
quena tieiidas" *.. tabex,&,as. tie ...estAn, desparramadas por los casinos ved nales, "Y ueblec litos '. (Abbot, 1965, P. 239).
Como p4ite'.,del con t la ciilturzk carqpp$11naJue caracW40c;i la I presencia d6 diverse's' fie tas 'Aentro-de 6stas Y,
la. ndaAsfest i id _4ks -4 1P
Ac ..,neg, music anzanas a practice, &-juegos coi0pet. itivds.,.

'7 Durante '61'sig1d jqk 1A mm"igrad6h desde'''IsI4 Canadas ascendi6 le &
a .120 000, peir'sonks;*, es- iledr,'-'il 33% de li-mmigradl6ri- libre (P iwz'- DE u Rrvk--M9, p. -21).
A 2








Una de las fiestas'ma s usuales en el- s1glopasado. -era, la, de velar un mondongo, que se efectuaba en -Pascuas (desde Na- v Wad -24 de- diciembre-. hasta el dia de Reyes, -6 -de enero-) y- en los dfas- de sus Santos o de 'Cumpleaftos., C6n- -zste prop6slito -'se, reuntan a Orlilla' de un rfo ...'0' -de un, arroyo horn-: bros y.mujeres, j6venes.y vie Jos, los.hombres con sus. pawa-lone de Iienzo con sus zapatos de piel de -'-gamo y sus som,."breros de yarey de. ala, muy ancha, ]as mujer-es vest'das de, muse 11"na blanca y, con. zapatos dd seda., El matador, -con I" mang4,s do la camisa"'arremangadas-hasta el hombre, sentaba el papel principall .-en esta, eseena quo empe!Aba 41 caer ]a tarde, pesto que se trataba de una victim, un becerro o un 1&h6n.
Apenas el matador habia nietido' el cuchil to en el cuelld del. animal,,cuando, una. muchacha con su. tabaco en* la boca,- t'a'ba co que habif plantado, recogido y- hecho'ella mi'
,a sma, se acercabal at recggia en una olla Ia. sangre, y se. ponia a
darke vue'li*a's ", y a fonnar san mada (para haccr mor-, c lla);' entire tarito, las entrafias del animal corrian de mano 4m, wano para ser lavadas. Mientras que'hombres y mujeres Asistian aJa. fiesta los padres' de family' 4aban naipes '(al' burro o1al futiflor).enla casa ve*cW:a,-.
Unaftegnta comenzaba'luego a tepartir taza's'& c*.-endulzado co"n" resp'adura. 'Con' ello acababa Ia loa gas- tron6pnica Y empezaba, Ia' fiesta. tl 'Mond opgo no era mu que..qn. pretexto: el verdadero objeto- eran' el 'bai le, Ia mfi lcaf el atnor Y. W-fibertad iN, .1974i 156-157Y
Durlante, la's fiestas. adem" "do. I corri&s de, Ontas,, la -subida del pAlo ensebado," Ia ca "i 'del lii ch6n -crigrasad.6 Ottosjtiegos, divcrsos pulseadores di6putaban lafiaerza'de sus brazos. Ello gener6.'.tQda 'una" Ocw'pa del. P''Iseo y wterentes tretas' para, veneer At contrarlok' desde d6blarle Ia muneca en direcci6n.. oPuesta. a. 1. su'fuema.1mta Jnclilniarse, con' el cuerpo'. para resultar venc ed6r.". T mN*Oh, se -Prac'tic6. ofro juego MUY
lif"cat uc a isi na,,,,en esta ocasl& lo'
sign I ivotonocido' por-1 '%h- "'I I .. I I S.
dos contricantes se acostaban bocarriba "e*n el suel'o, 66n:'Sus' cameras unidas por el 1ad6 derecbo (o por, vl izqiuierdQ),.' se contaba has ta tres y- ambos '' Ievantdban su, pier'na derecha, (pJzquierda) y el que-lograba voltearal,-otro,'hacia:,atriis: ese em el, vencedor., A difference' Iia del, pulseo'., a'qui los cont6cantes disp.utabanla -fuerzal-y-'rap*ldez de sus.pivrnas _,








us fiestas campesinos eran motlivo de different manifestacioneis Ardstucas, entre las cuales Ila, Mu"sica siempre ha ocu pado ,ttn Jugar relevante, Para realizer el. studio Ae la mqslc'a 'Up .
campesino los'especlialistas parten de, la presenciaenl'-Cub4 de La,-guitarra cue
junto a ella-la sonoridad'de la rda pulsada y los characters criollos que.fueronadquiriendo tAnto el instrUmen.; to corno -su maneio. La Mu" sica que, se produJo a parfir de ]ag0itarra apareci6 en los prim'eros nficleos de poblac16n y'se fue diferencianda eh la media que las Areas ruraleslban recibiendo en su.seno, al campesinado y 6stos se distin 'fan do, tos centers urbanos, (LiNAR Es, .1974, p- 18-24).
Con los apcirtes esp -61es se introdujo un amplio coplero, que constitula la sfntesis de las antiguas m'o'dalidades inedlterrineas..de de-cir cantando enverso rimado. TAnto el- suceso local Como, los motives sentlimentales, fueron refiejadosCa trav6''del capto por el sector campesino explotado.
.Sin enibargo, el- peso fundamental en el antecedents, & la miWca dampesina cubana- -16 tienen Jos inmi*grantes canarids, pues apartit, de la fun(lacio% -de.'un, namerol, consider tble' de 06blacione's :,en la-'-regi6n, occidental de la Isla, durante el siglo 41 d4cima- y cil carActer dek'ptivo de xviii-, es, que -apareco r i
las cosas del campo. [Su- 0'rigen), en' este 'Sigl.6; ptrmitiria suponer que, se les. cantara ya co n el acompan-amiento. de alguna banduma o de algiln timphllo, y se baila'ra untipo de zap.a6M& muy'brincado, .expresiones que Se' daban'como antlguas en- la 6u'arta d6'adla del sigl6 Xix"-". (LE6N, 1974.? p. 93)
Entre los si*glos xvi al xviii, se fue -estratificando la socieda'd en_. grades y peqt efios prppiietarios, firmemente arraigados a la"tie*rra'donde $6 in*st'alaron.ollhabfan'.nacid6. Ello gencr6, inv ersamente 1 crec, dim i6pto paula tino-do las..ciudades,, un proce..: I Tes,
so de ruralizaciOn por el I cu.;al uno's elements cul'ttiria'. hispArAcos, que inicialmente :se habfan manifestado, eh los Medlos urbanos, nor de la I Ja: muestra de
pasaron -.al i.nte.
611o fu&rio*n la d6cima, la. Oftarra, la bandutria, el punt6ado- y
i rant-tetA6 de esos, instrumentos,'y a1guinos za ateAdos ese _Practicibah'. en Egpaft.
La..ruralizac16n-imp1k6j juntoal relative aislamiento-resultante: "un pr-oceso, tambi6ri-aislado,- de evoluc io" n -- que deter.min6,.adem6s;.-.de;una'tradic*tonalidad, una diferenciaci6n zo-naL S *',, a. comienzos del- siglo xix. se habliba ya de zapateo cu-', bano, y de un antiguo -.,baile, I el Atalaprimo, -en el ., que-se imi.








taban los gestos de azoro del campesino ante. los silbos de los espectadoresi, es decir, un gualiro, extra-no ya.a un p6blico-que serla el de la ciudad, ello es, muestra de las consecuencias culturales, de e:gte*- process 'de ruralizaclion" (Ibi4ml, p., 94).
Ello se ejemplifica. en que casli todos los costumbr-istas que observar6a las manifest tac* ones culturales cam pesinas -durante el period colonial las tildaran de extraflas, raras o extravagantes.
Durante las festividades 16's -campesinos bailaban tl r6felddo, zapateo.,' que la propia observadora de'la velada del mondongo, relate del, sigulente mbdo: "'Dos personas, hombre Y Mujer pnncipian este baile,' que consiite en uni pago gencill,6 marcado endrgicamente de -tiempo en tempo por patadas en el suelo. que flevan at. compA de, la mu"'sica, que es tarnbien muy. seneffla., y que career de acorde wayor y --de acorde relatiVO.,
;alLas manos de la guajira] sostien'en lige*ramente por ambos lados los pliegues de su vestido echAndolo hacia adelante. [El guaj]'TO con los. brazos atrAs, con la Muneca. izquierda agarrada con los dedos de la mano derechal, con los ojos vivos Y ja actitud fiera, se adelanta sobre la mujer. que se va retirando al mismo tempo, ha8ta que al fin la ;flcahza; e htonc&9 finke, r6tirarse, y es perseguido a su vez por su compa-erai, haista que al- fin se- Juntan, v el badle loma. un,, carActer delirante.que dura hasta su conclusion. 1. bailarines no se detienen nunca hasta. que los espectadoms observant su cansancio, y son remplazadosporotros; los'pnmeros no de ian de bailar' sino uno desbuds de otro a cohapAs y S'M' que'la mfisica cese. Por lo 'general 61 hombre e's remplaza:do muthas ve-ces antes' que-Aa mujerty. (Ibidem, p. .123-124)
Conjuntamente, mientras unos bailaban o improvisaban d&I'mas y cua-rtetas,,'-otros--acudian a la valla dd, gallo's y echaban, -a -peleAr las -crias que hab'an Culdado con esmero para tan important aconteclimiento. En Cuba prolifev' este j4mgo., junto con las corilida' de torbe'en las ciudades,',como las, dl*vemones que train mayor cantidad de pu bli-6,'no-s6F& los dias de- fiestis, sino-en cualquier ocasi6n-. La.,val'la &..gallo
a
Podia ser- detde % un simple -ruedo cofivenienternente deshier-bado en I los lugares, mAs rec6nditos de la Isla, dondelos-galle'ros
8 Wase: RivEw MuNiz, 1%8, P. 59-108.







acudianpoira apostar sus ganancia', hasta coinstrucciones -realizadas exclusivamente, Para ese efecto.11
'LO3j*uegos....y di-versibne, sde djferentc: xer
t- .1 s,er4,n p4prtadore ;1.,
laciones iddaleg en' toffio'a Jai s- fieAas, y'a que ca'da" ulia provocaba ]a conc=enda 'de- individuals y fa'm ifi ares -,, re s* d6n t e s en'Jas. c6munidades vet inas o de groups que vivian-,en. ,.lugare cercanos. De. esa form, junto al traba-j o: agotadot-1, los*: c amper sinos posefan festividades que -aunque a1gunas VeCe,,S71;7dPbido all ponsurpo exccsiv cl nte o de Ton,
q e aguardie errmmiban en
rin cfti6 s. a 'madh6te- -on tribuyer6h in la 'ma CQ ypq4_46, los
Asos 4 mi6nio ., re6ha e1as lones comunates ""y
mas arnpli4 SU 641tura es 'tual.
Pr&sion pin
Por.,todo I-o,-.-anteriormente-l-'expuesto', -es- possible demos trar Aue el process -de inrmftracl6n, cana i --desempe.:fi6-ut1-.paL, pel eencial en-_-1a. formaci6n dtn*ca del .,Pueblo -, cubano,., como parte del components hispinico, y contribuy6 decisivamente at perfilamiento de Ja culture campesino en Cuba.


BIBLIOGRAFIA

ABBar, ABItl. Carts. La Habana, Edid6r, del CNC.'1965'.
AGumm DoLom- !'Costumbres fawfliares, -.de Gran", Canaria
(En-..,Tradtpct&ones,.Populares. La Laguna da,'Tener'.1fe, 1944.
No.-, L Edici&v del tonsejo, Superior de Irmesfigaciones
Cientificas'. Jnsfituto- de Estudims Canariosf; 1944)
blECTO CUS:TOYj, luls''. Los Gimnches. Santa Cruz de Tenenfe,
Ptibli'AC'Mn j61 Mus6o'AxAroPOl&gicb & n6irife'. .68.
FiGuRRAs, FRAmemo. eubay su. evolucidti colonial. La Habana,
Editorial Isla S. A*v 1959.
FOS7jmj GlioRqEi.-,-Coltara,'y,.cp tquista,:,Iaherenpi'a, espahola en
AmOrica., M&.Nicp.- -Edi-tora,,'UniversO Veracruzana,- 1960.
GdmEz "TAOANEIA, J, M. E.1 f6tktore, les Madjid- Editora
aet I' ti- 1E 'de "An 'lo -19681
as tuto soano tropo Oa AP Ica
eafoqttgsist6m1co de
(Ewi-Aevoluc du Y.C-oltur4.,.La.Habaoa-.-Np;: 90 fe
brtro,, 0,
Wase: AHwT, 1965,, p. 145 146.

72









Procesos, einoculturales de uba. La Habana.,
C Editorial
Letras Cubanas, 1983.,t. I.
py
Los immigrants canaries en Cuba [En: Etnografta
Sovidtic'a, en prensa, en raso.1L9 RtvFRENp,: Jpuo.. Histaria economic. de Cuba. La Habana,
Editor Revolucioniria, 1974.
lxft, ARGELmRs-,Del canto tempo. La- Habana, E y el t di.toriaJ
Pueblo y Eclucacio%,1974..
LEWIS,' BoLESLAO. Los- judio baJ6 la inquisition en-hispandme
nca. Buenos Aires, Editoxial Dedalo, 1-960.
MARfA Tmmsk La milsica y el pueblo. La Habana, Edi
torial Pueblo y Educaci6n, 1974.
MERuN., CoNDEsA DE, Viaje a La Habana. La Habana, Edito*al
Arte y Literatura, 1974.
MoRALEs PADR6N., FRANCisco. El desplazamiento a las indias
desde Canartfas. Separate de la revista El Museo Canario,
Nos- 33 y 36, enero-dicliembre, Las Palmas, 1950.El comercio canarto-americano (siglas XV1, XVII y
XVIII). Sevilla, Escuela de Estudios Hispano-Americanos,
1955.
Cedulario de Cana s. Sevilla, Escuela de Estudios Hispano-Americanos, 1970.. 3t.
.P DENNys. "La vivienda del campesino cubano". (En,Etnologia y Folklore, No. 6, julio-diciembre, La Habana,
1968.)
PtREz DF, LA RivA. JUAN. Los demografos de la dependencia. La
Habana, Editorial Cliencias Socliales., 1979.
Pictimm, EsmBAN. Diccionario provincial casi razonado de
VOzes y faces cubanas. Ia Habana, Editorial Ciencias Sociales, 1976.
PORTUONDO) RMNAmDo. Historic de Cuba. La Habana, Editorial
Pueblo y Educaci6n,, 1975.
RxvFRo MuRiz., Jost. "Las corridas de toros en Cuba'. (En.
Etnologia y Folklore, No. 5, enero-junio) La Habana, 1968).






RODRIGUEZ IDORESTE, J. Un sugeridor fragmento canario en la hisda de CoMn. La Habana, Editora Universidad de La Habana.
1956.
TwAuT, BEATRiz. ""Costumbres de -la Gornera". (En:, Tradiciones
POPUlares. La Laguna de Tenerife, Edici'16n del Consejo Superior de Investigaciones Cienifficas. Institute de Estudios Canarios, 1944.
T6KAREV, S. A. ""Contribuel6n al mitodo para el studio etnogr-dfico de la culture material (En: Problemas te'ricos' de
A
la. etnografia. Serie Problemas del Mundo Contemporaneo,
No. 3 Moscd, 1971).





























74











La Revoluci'rn Cubana (1868-1878) a, tra.ves its
de Ut pren-sa inter* le


ZOILA LAPIQUE

Uno de los aspects, mAs interesantes, sobre la Revolud6n
A
del 68 es sin duda alguna c6mo la prensa espaflola de la epoca JU7g6 y present a sus lectures el movimiento libertario c6ntra el poder colonial, en el transcurso de sus diez an"os de lucha.
La reviisi6n panoraMica de perio'dicos y revistas aue respon'dian a' distintas tendencies polfficas --conservadores, fiberales.- monarquicos, de la Regencia, republicans o de la Restauraci6n- -nos ofrece mds o menos, salvo excepciones,'i&ntica posido"n partidista respect a la lucha armada' en Cuba.
Esa coincidencia obedece a various factors: el primer y ma's. importante. el temor a perder una fuente de riqueza que inyectaba la economic metropolitan; el segundo, el total y absolute desconocimiento en la Peninsula do los problems agudos que' afrontaba la colonial, debido a la falsedad de los informed que ofrecfan los gobernadores militaries y civiles y, ademas. por la carencia de fuentes de informaci6n que suministraran la verdad sobre esos problems.
Por otra parte, cabe tambien sefialar que la prensa -espanola trat6 de soslayar y restart limportancia a la insurrecci6n cubana no s6lo por to anteriormente expuesto, sino torque Espafia afrontaba en esa d6cada series problems politicos linternos.
La ya obesa y poco attractive Isabel 11 habi .1 a sido derrocada por un grupo de generates espan-Oles desafectos a su regimen, encabezados por Juan Priirn y Jose" Serrano. El gobierno se encontraba en manos de una regencia que se 1anz6 por Europa en busca de un prfncipe dispuesto a ser Rey de Espafia,'seleo.. cionando al fin al italiano Duque de Aosta, al que proclamaron rey, como Amadeo 1, el'16 de noviembre de 1869.

Tornado de: Granma. (Cliudad de La -Habana) 10 de octubre de 1968* 12. Edici& Especial.








El'Pals vuelve a caer en otro gobierno de regenclia, hasta 1873 en que es proclamada la Primera Repu"blica. Espahola. Las pasiones polfticas desatadas en este pen 0 odo (tan certeramente juzgadas, por, Carlos Marx en una serie de ar-ticulos redactados para un per16dico londinense) hizo que. estAara la guerra Civil eii Espaiia al intentar de nuevo ocupar el'trono el pretendiente Carlos.
La paz renacena con el retorno del hijo de Isabel, Alfonso XII, en el gobierno Hamado de la Restauraci6h-'

Una-gavilla de asesinos
Es 16gico, pues, que la prensa peninsular diera.preferencia a, las noticias references a esas, crisis political que convulsionaIf d.
ban la sierra iberica.
En el Ambito international, por otraparte, pesaban mas las notlicias procedentes de otr"os passes europeos que los- sucesos que se desarrollaban en Cuba. No podemos olvidar por ejemplo, la guerra franco-prusiana, la de los Balkanes, asl Como ]a ca6fica situaci6n existence en algunos passes latinoamencan6s.
I Pero cuando la persistenda y el auge del movimiento revolucionar'o cubano demostraron que lainsurrecei6n no era un alzatniento minoritario y, por tanto no fficil de sofocar, en'tonces. a esa misma prensa no le qued6 m a-* s remedio que. ocuparse dc los hechos que mAs conmovieron a -las partes- afectadas, aunque desde luego en forma tendenciosa.
Qud es lo- que decfa la prensa.'en sus pAginas?-('-,Que'exjjonxa y que reflejaba en. las informaciones references al. movimiento libertador cubano?
La exaltaci<5n sin limited a los valokes nacilonales, especialriaewe de los jefes del e-6rdto regular que operaba. en Cuba y del cuerpo de volunt'arios de tan funesta actuacl16n, ffieron temas'pr6ferentes: el soldado espafiol era el mis bravo, el'
thU sabio y' el ma's disciplinAdo - "'
Los hechos de la guerra cran, deforynados hasta la- heroiclidad ri dicula. Se ocultaba -si s temk icamente la verdad en- los parties de guerra y desde el inicio nusmo de la contienda se repetia la inanida. frase de la, lucha. de Cuba esta ya. liquidada" o la. otra de "ya toca a su fin.





4 4
No' faltaba el I tratamiento despectiva. hada los' jefes insurrectos y del eiercito mambl", atribuy6ndoles fines poco. honestos o tratando de restarles valor corno hombres y guerreros., presentAndolos como "una gavilla de a sesinos embozados, catentes de todo pundonor revoluclon'ario'..'."

t .4 .4
4ombres de guerra que flevan elements de paz...
De. acuerdo con suaspecto t6cnico, la prensa peni Odica es.
iguie fusion de
pano la. presentaba. las si i ntes caractensticas -, pro peri6dicos y i7evistas sin ilustraciones, Ilamados noticieros, que publi"caban.las noticias escuetas, sin destacarlas, pues aftn'en aquel la -poca el per liodismo espan- ol desconocia. el uso de titulares, tdcnica que fue introduced en la Penlinsula en 1876 por La. .8poca, 6rgano de la Restauraci6n.
Las ilustraci*ones se usaban preferentemente en la Ramada prensa ilustrada que se editaba con periodicidad sernanal o quIncenal.
Es en este,,filtimotipo Ae publications donde podemos-obtener urL. interesante xecuenio-"nformativo e ecohogrdfico -del, process revolucionario cubano del 68.
Lal Rust.ractOn Espafiola y Americana y La Ilustraci6n de Madrid-nos ofrecen un nico caudal dio imageneg de grari irripor; tancia par-a nosotros, no s6lo' torque manitiestan su veksi6n sobre:los hechos, si*no torque comPletan -la historic gtdfica 'denuestro.s ., primers diez, aftos de, lucha revolucionaria, con informaciones que poseemos de-la' prensa. cubana. o extranjera sufragada por nosotros para la divulgacion y propaganda en favor d& la -causa revolucionari
La llustraci6n' Espafiola y Americana comenz6 a -ublicarse en Madrid'el 25- de diciembre de 1869. y ftie, fundAda por Ab lar-: do de Carlos, su director-propietarlo, en un iritento de, 1'guOar a Espan"a, con otros -patses d6nde." hada an"'os exiistian pubfica!.. clones flu'S't'radas.' como por ejemplo, The Ilustrated Londdn News,. en. Inglaterra,'y La Rivue de Deux Mondesffl' de Francia.
En su primer nfimero, reproduce, un, grabado, Puy peqt en'q sobre "un embarque Para Cuba de,'voluntarlios catalanles qu6 se disponeji.a Ortir tritkuj r con, sus es fwrzos., a Pacificar
aquella hermosa Isla, nco joyel de la corona de ]Espafia"

77








Segdn el texto eran "'hombres de guerra que flevan elementos de paz a nuestra, nica. Antilla".
En n-Cumeros posteniores dedican un mayor espacio para los texts y'grabados sobre la guerra. El incendlio de Da'yamo (12 de enero de 1869) que comentan retrospectlivamente_ les hizo reconocer g4 que el fuego de la insurrecclio'n. de Yara abrasa a ]a Isla"".
Y sobre este acto herojic'o de los bayameses encabezados por Ce'spedes, fonnulan este juiclo- mas los'i"nsurrectos, cobardes y malvados, que no tuvieron alientos para esperar at valliente jefe espafiol Conde de Valmaseda, decidieron incendiary a Bayamo, saquearla y retirarse a la manigua.
i gtterra 1, guerra! ja quemar!, claxna
ban Ios cobardes, lievando a los cuatro Angulos de la poblac16n la'tea dei incendio...
I
Turba de cobardes incendiaries
La political de la tea insurrecta, inliciada en el- 69 por Federico Fermandez Cavada, es tambi6n tema para ]a prensa espa-' n Ia.
Era 16gico, Pues Ia tea 4ncendianamambisa t&nia como fin destru ir las fuentes de riqueza que en -Cuba inyeetaban y soseniian a Ia metr6poli. Por ello exhortan: termlnen pronto estas bfirbaras escenas y que renacliendo Ia paz vuelvan para Cuba Jos -dias venturosos que necesita para ser lo, que ha. slido Y debe ser, el emporio, de Ia riqueza amencana.
Se aprovechan no s6lo para destacar las ruins de Ia eco. nomia cubana, sino tambi6n, para presenter los effects desa'strosos q ue causa Ia tea lincendliaria en los campos v.pq1p4Ln a los patnotas de Ia indigencia de las families camp sinlas.
Al effect exponent: turba de cobardes incendiaHos, el ejirvito mambf, insensible ante el dolor de sus he'rmanos.
Y en otra parte sefia-lan a Jos Voluntarios como "un cuerpo preocupado por el bienestar del pueblo cubano" y, desde luego, no podia'faltar una ilustraci6n, en' Ia que' se explica". f'... far
inillia de indigents que losvoluntarios ballaron e n*,el monte y que hubiera Perecido sin Ia generosidad de los -soldados espaKoles.







Pero, pese -a queno se caman de reiterar que "la insulrrecci6n de Cuba toca. a su t6rmino desde hace veinte meses ill no les queda mAs remedio que admitir que la guerra sigue -y con ello se contradicen- al exponer tendenciosamente que los "ihgratos mambises incendian. ingenious y bohios".
A#
Ocultaron el perfodo de destruction y extermlinio de enero a febrero de 1870, los horrors de la Ramada "crecliente de Valmaseda ji en. la que el general Don Was Villate (Conde de Valmaseda) orden6 a las troops espabiolas compete las mAs atroces tropehas contralos cubanos insurrectos que cayeran prisioneros y contra los simpatizantes de la causa revoluclonana o simplemente que fueran cubanos.
Cuando hablan de Valmaseda, cuando presentan. alg'n retrato del sa'nguinario general, sullen decir que "regalan. con el. mayor gusto el retreat de uno de los hombres mAs simpkicos de Espafia" y no faltan las notas en. las que exponent: ". el general a quien consagrarnos estas lines se nos present bajo otro aspect, es el defensor de Cuba, o lo que es lo mismo 'r de la independence de Espan"a". Y con clnismo, exponent al. final de la. nota: ffiense bien nuestros lectures en la noble fisonomia del general y se convencerAn que estas courts lines de alabanza no pecan de exageraci 6-n".
I La primer acci6n de guerra que se recoge en La llustraci6n Espanola y Americana es el ataque al campamento de San Josd por troops cubana-s el 20 de noviembre de 1869. Reproduce detalladarnente un plano del campamento y el texto esta firma. do ostentosamente por el escritor Jos6 C.- Triay, quien destaca it laherolcidad de un grupo de soldados catalanes (90) frente a
mAs de idos mil Insurrectos.] dirigidos pot; mAs de scis destacados mambises, entre ellos Ouesada y Bembeta"'.
En esta forma tendenciosa de presenter los hechos, y exaltar hasta el rid'cuto "la heroicidad delos soldados espafloles presentan un grabado para describir el combat de la Mina Tana o de Juan Rodrtguez, lugar cercano a Gudimaro. En el grabado se observe a un hombre herido en un brazo que a'u'n tiene fuerIF
zas para poder disparar un canon con la otra mano*.
So-bre el conocido duelo irregular ocurrido en Cayo Hueso en 1869 entre el,'Virulento pe'riodista espadol Gonzalo Castan6n y un grupo de cubanos, en el que result muerto el. primero, la prensa espanola deforma los hecho8 y present, el. caso como

79








el de un asesinato.j. no '-Wo en la parte Jflus mtiva sino, en el texto.
Dos aflos xnAs tarde volver a a utilizarse ese'n6mbr6 para ju'sfifcAr, 'enton''ees, si, un verdadero asesinato I que -cons tituy" e"
i dVI I w .
una verguenza para la historic de Espanba: el' fusaamient6' & los estudiantes.
Para probar la falsa acusaci6n,,, presentan grab-ados,.del nicho dondelestaban los rests de Castafi6n y senalan. las supuestas rayaduras que slirvieron de Pretexto Para el, vil crime.

La o1ra cara de la neutralidad de EE.UU.
Numerosos son los te.vios -que, se"acomp iliaban con grabad0s.- y que.,se refieren arsenal bdficoi 6*ou que contaba'-Esp;Lfia'para liquidar o aplastar ail escaso y -mal a madoej6r'C*I"io n- a m bi.
Un-hermosograbado reproduce un grupo de can-oh6ras construlidas especlialmente para, Espan-a e*n los Est-ados Unidosj*, Para ser, usadas en la vigiilancia de las cosias de Cuba contra. las exgcdiciones armadas que venfan a engrosar--las' filas de, los, ftisurrectos.
La, construcciOn de estas cafioneras pOnfa al- desciubierto la hipocrita political de Estados. Unidos sobre.'su pretendida. neutralidad enel conflict cubano-espan-ol.

L a pre'nsa. espaffola'en Cuba
-Y c6mo se comportaba la,.prensa, espa-ola integrista que se publicaba en Cuba?
Enrelaci6n -con los aeon tecimientos de la guerm, deStacaba mAs profusamente las noticiasque la prensa I peninsular.
Pero no s e quedaba a la zaga en cuanto -a presenter lQs hechos en f6rma' partidis.ta', deforinados. y ajustados a la'' con'veniencia" de" la colon ia. Princ ipalmente la pren'a satinc -a s e_. ca rac-,' terizaba por'su. fon'na de cariacaturiiar despe6tivarfient6 6" lo"' cubanos revolucionarips..Buen ejemple nos lo ofrece n las:publ-icaciones- El Moro- Muza, La Sombra, Almanaque de luan Palq!,. mo y Juan Palomo, en las que colabor6 intensamente el- dibujante Vfctor Patrido de Landalaze.
4ft-e%





De Maceo... inada!
Ya al finalizar la guerra por el. Itarnado Pacto del Zanj6n, ]a
0 W.0 1 .1
prensa espanola, tanto los penodicos de la Peninsula como los editados en Cuba, se animal a ofrecer grades grabados y enormes texts explicativos.
Siren de ejemplo, el. grabado de la Ilegada a la Peninsula de las maltrechas troops enviadas a Cuba a sofocar la insurrecd6n, asi como el de los voluntaries catalanes., unos 250 de tres mil que habiah ven*d6 a ibornbatir' a la h1a.
lNo faltan'' taripbco los grabados de groups de soldados cu-,. banos con sus families, todos rnaltrechos, fame."1"cos, bajando de las rnonti&as.
Y como escena. final -de la insurreccl6n que crelan sofocada y liqu dada--;- publicaron un grabado sobre la "entrada tribunal en, La Habana del pacificador, Arsenio 'Martinez Cam"' dibula do por Lan&luze y reproducido p' I Ico
os or un per16di
seminal de Madrid, en el c'ual se muestra ese instance tan Ileno
If a
de regocijo para Jos espaholes, por el apareate cese al fuego, y rendici6n Ide las armas cubanas. Como-- explicac116n, se dice:

-Paz en Cuba! -Tal era la 3spiraqift constant de
todo Jos espafioles desde los primers dias de la insurrecci6n de Yara, y tat es, el grito de j4b*lo que hoy envfana',Ia Madre Patria., a travds de los mares, los ecos eum o8 de. peninsulAres y cubanos. La *d I -paz en Cuba es
.un hecho corisoladdr v lisonjem, .. el mejor, cl rnds briIlante lauro. conquistador por el bizarre ei6rcito y los patri&icos vdluntarios. La paz en CubA, despu's de una sfangrienta guerra de diez aflos,, les Como el amanecer de un
dia do, prosperidad y de ventura.

Desde luego, que no publicaron niuna sola.11-hea ni un retrato de Antonio Maceo en su Arid protesta- de Baragwi, protesta que rescataba para la historic la digpida.d de los cubanos..







81


































J.
W4 . . ......
oil 1 77 .







.." + 7
.. .. ... ... . ....







44 .



ik





... .... ..













oily 1:. 00,




11


........... . . . . . .
.............










Flora del Caribe. Op. cit.








-?W
La, quema del muneco de San ju, dn*


ERNESTO CHAvFz ALVAREZ

El 21 de, junio, ]a, inclinael6n mAxima del polo norte le. restore hacia el sol hace que sus rayos caiganverticaImente en. la latitude 23*-27' o tr6pico de cancer., parallel mas septen,.que alcanzan los rayos solares y que marca el-salst' cio 4-. verano. Este suceso astron"'mico anual. en qiie el sol alcanzal- su.. punto mAximo para luego omenzar a descender jentament-e en la b6veda celeste hacia la.ftnea.-del ecuador, y que se hace ostensible, pqr dar Jugar a la noche mas corta y al 'dia mds" larg&-del: ano, es el'6-ngen de tod6 u'n'' '"onjunto Ide festividades cu'yo na'Cimiento se'remonta 'a la an tiguedact, preft cnstiana, de donde surginitan los fuegos del S'Ohtici 0 '' de Verandy todos los ritos relacionados con este si 2 mpie", h6*ho natu ral.
Estas PrActicas'de origen'pagano'se oxtendieron por.to, a Europa, el norte 'die Africa y el actual terrftorito, incidental I a, U ni 6P n S GvMtica -y en particular'' de, las ,, Rep tblkas del
-B aItico -,- en decide fueron adqum b ndo -caratteilsticas '' proP lasp ppm .. s k empre ligadas'a'la 4grictiltura de-los-ptieblos que
ptactIcaron.-,Su'vinc'laci6n a San Juan B-au.tista eStA eixplicada, pbr- la tonsohdaczon y expansion def. cristianismo en el mundo_,6ccidental, con suinte're"s'en sacralizar las',fidgtas'pa"'beneficio propio, y su relaci6n con el a 'batitisgaria8 eh, .1gua-,- '',
mal y el mismo origin del rito agn-c6la.--'Pbr--causas--obvias, Pues a San., Juan, Bautiga se le at ribuye, !a iris taum*<)n del sacramento del bautismo y -el 6ber baufluido a Jes4s, este santo. efistiano es unom de los que mAs culto ha reciblido. ert su inundo religlioso' y cuya festlividad se ha hecho: coincidir con 4 S 6c"e'so-a'stron6mico apual' del. solsticlo de "ve'rano. del he
norte*
*,'Este trabhjo constitute la ponencia que, con el, inismo tittdo,' obtuvieta Mehd6n en el I I Simposio, Nacional sobre Cultura Popular Tm ,dicion.a'l Cubana, celebrado, del 15 al 18 de septielnbre, -de 1983, en, la Icludad deBalicti Spiritu .








La festividad en honor a San Juan, vinculada al solsticio de verano, detennin6 una variedad de supersticiones y r itos que, desde tempos remotes, mezclo creencias e incluso ceremonials complejos dediversos pueblos que lo homogefteizaronj, y' crearon alrededor del santo unas'.maneras de celebraci6n que, sin dudas, han Perdido en la actualidad mucho de su antigua popularidad.
En nuestro, pais, una de las ianifestacione-s' ma-g tiplicas de las ftestas de San Juan -con este nombre se concern en Cuba- fueron la quema del muiiecoo petele y, en mentor medida, las fogatas o candeladas de San Juan, manifestaciones populares que anualmente hacfan las delicias de niffios y mayores.1 Otras manifestaci ones populares del, solsficio. de verano no llegaron a nuestro pais -y si flegaron' desaparecienI oP#
ron muy pronto-, por caracterfsticas especaicas presented's en nuestro territorio.
Los Atos que marcan el tAmsito de la primavera al verano en los pueblos, agrfcolas precristianos de Europa, estaban intirnamente relacionados con la agncultura, y todos los ceremoniales e'n to mm a esa festividad estaban ligados a la fertilidad de la tierra y a[ ciecnmento & l's Cultivos.
Las I manifestaciones mayor's de los ritos del solstiCio de verano de las altas Lititudes ogrAficas fueron desco'nocidas en Cuba torque en nuestro clima, sin estaciones definidas. y en donde s6lo existent la dpoca de ]as lluviias- y la de la seca, el sol no se "ret'ra" una parte del a-o para dar-pas.o a un.inviern.o inclement. Ciertos rituales'mAgicos asociidos al solsticio de verano no terif"An' senticlo en nuestro pais., donde el solpritaicameAte no sz ""bcufta' y el invierno propiamen te dicho" no existe, De'ahf que gran parte del ritual malgko no Reg'ara a un pafs converano eterno'.

lkeftdndose a Ia. ciudad de La Habana, Fernando Ortiz defend*6 Ia p errhanencia de'las fogatas ijile 4 Iguna aiutoridad! quena suprimir. Al respect express. 'En La Habana, como, en casi todo el orbe, el pueblo mantiene algunas supervivencias de lbs ritos heliolAtricos que nos Ilegaij,-descle la prehistona,. tales, corno las fogatas conquer el mundQ Cat6116o ctlebra'la nodhe"de Saa! Juan, ce-remonia universal
para solemn izar el solst icio, de verano." Ortiz abogaba torquee, eri lugar de suprimirlas "sin ventaja y con burocrAtica vulgarlidad", las autoridiades-ti-atasen deencauzar.su transforrnacift,'que PodfA coave rtirlas en ."un festejo, popular de tnsefianza artfstlca,'como, suedee* vilganos el ej ertpioo con-- W. 1411as.de Ia Valencia 0 spafiola!'. Archives del Folklore Cubano. La Habana de 1927, Vol. 11, No, 4, p. 395496.
VA








. Incluso, la presencia del mufteco que se'qtwma pierce en Cuba su sign lificacio'n primitive. -como se vera' a contiinuacift-, Y, a pesar de -constituir una de las maniffestaciones menores dentro de las festividades solsticiales anuales en honor a San Juan de las celebrudas en sus, passes de ori gen, no ohstante Ilega a nuestra Isla -Y en Particular a Matanzas- y perdura hasta casi la sexta, d6cada de este sWo.
La'significacton de quemar una representaci6n -humana es, bastante M*cierta. Sin embargo, las hogueras o fogatas -menos Practicadas en Matanzas- st tienen unA expficacli6n mAs satisfa-ctoria. Lo ma" s probable es que la, quem a de un mufieco represente la.destracci6n, mediate el fuego punificador, de una entidad malefica o danfina; pues,'ademAs de su antiguo carAi ter de fertilidad figado, a la agricultural -7-y tambi6n. a la de las personas, y en particular at sexo fe.rfienino j, lo s rituals, solsticlates de la quema de un, muffeco o pelele'como representaci6n humana tenlan un character 6minentemente "p'rificador" y de I e u utna
resgtiardo". Ni el dragon ni la brWa medievales, 'sta "16 con sus hechicen"as y sortilegios, fuero'n conocidos en Cuba; por tanto, la quema del mun-eco en nuestrolpai 0 s no. tuvo este sen-. Lido maglco,-ademas de otras atribuciphes caballisticas qup perd *.0
io a su llegada de Espan- a-2
Otra de las maniffestaciones que Ilegaron a Cuba y a Matanzas es ]a de los nitos adivinatorios tipicos de San Juan. De ellos no nos ocuparemos en este trabajo; pero, por su importancia,, se hace necesario sefialarlos torque, en. parte, explican la evoluci 0-n y consecuente transformation de la antigua prdctica de la querna del muneco y las hogueras.
De estos rituals adivinatorios, practicados fundamentalmente por las mujeres y las j6venes casaderas, en Matanzas se conocieron la adivinacio"a mediate recipients con agua. --el agua es otro de los elements. migicos asociados a San Juan, Bautiista'y siempre presented en las festividades del solsticio' de' verano-- por ejemplo, papelitoscon nombres de pretendientes, la clara del huevo disuelta en el agua para concern el of *010,
2 Sf. fue prictica muy extendida. la quema de Judas la mariana del SAbado Santo.'En lo reference a ella, Ortiz se pronunc'16 en apoyo a un demto del alcalde municipaI de Holguin, quien prohibit esta "'costum. bre anfigua, consistent eh cougar un pelele o mufieco y quemarlo, des. puds de'acribillarlo a firos de fuslileria, que nos vino de Espafia, donde a m se conserve". Archives del Folklore Cubano. La Habana, enero de 1926, Vol IL No. 1, p. 92.,








del future esposo, las, papas u-otras viandas o frutas pelada's. Sin embargo, la costumbre valencian4 de arrojar un cubo -de agua hacia la calle y preguntar: detras de la puerta cerrada Por el nombre del future novio, aqul' perdi6 parte del ceremonial -Pero incorpor6- una, ingeriua, oracl16n a San Juan'.
Otr"a adivinacion n4val, Per'o, no ligada. itl amor sino a la muerte, persistio' en Matanzas con variants locale-S que' y'a" ve". niaiR de Espafia (Andaluclia v. Extremadura). La n*sma -consisUa, en. mi rar el, Agua del fondo de un pozo para concern si "e ano moriria el curioso o algCin familiar o amigo. El radtodo de obse;vaci n tiene vanas. mantras de realizarse. De estos ritos adi' inatorios-.mezciados, y viclados,'$01o se conoce su PrActica, durante los Primeros, a -nos de este siglo.
Otro, de Ids' ejem'plos de la transfonnad6n de los ritu'ale's & Sah'Juan en Matanzas es el m6todo de curar los ombligos hemiado sde los recent nacidos. Este ritual mddico es d e or*gen vasco. Su prActica -conocid.a tanto en el campq cofno en. I.as Areas rurales- se*traslad6 a cualquier epoca d.el a-no e Jncluso Adopto un Arbol propio de nuestra flora y abundance en el nuestro territon*o por las characteristics geol6gicas de los JI
suelos qu*e'16 susterftan: el almacip, MY. abundance en nue:s. tros suelos de origin cArsico. Tambi6n cambO la 6omposicion de:, I 'I IL.os participantes- en la cura, pero, en su structural y objedv6s, su origin estA en las creencias Populares del solsticio de
0
verano.4P
MP
as que por curios-idad, ha sido necesario explicar todo.lo anterior para comprender mejor la evoluci6n del acto & ]a quema del munbeco de San Juan en Cuba, y es eclficamente en Mad-tihzas; -Oues', C-mi6'O1Ant&Ara Martffiei Fur6j, ".. A pasar

No se ha'podidd encoritrar inforrhacil6n sobre la probable antligua. prictica, en la ciudad de Matanzas,. de una costumbre extendida enotras parties deAmdrica Latina, consistent en bafiarse en un r1o en las Primeras boras del "dia de San Juan" para evitar que aja persona le caigan bichos o le salgan escamas; sobre todo si teneinos encuenta 1h existenci*a ,de un rfo denominad' San Juan que, atraviesa la-ciudaid, y recordamos que alrededor de un rfo de este nombre y de sernejantes PrActicas; -en -Santiago de- Cuba se origin la celebraci6n de "el San Juanoij que--luegb deviniera en,,,Ios famosos c4rnavales de Santiago. 'Si fue una costturibre matancera, y practickda, hasta fecha bastante reciente 'no 'comenzar la-lemporada de playa hasta. pasado el 24 de junio. Los bafts en el miar y los, rios antes -deese.-dfa estaban considerados COMO. -geligrosos para los baffistas;,Al respect, existent interesantes 'Y curiosas leyendas y supersticiones, tanto btancas como negras.







el hecho folkl6rico de una geneiraci6n a otral.- o & un estrato. social a otro, o.: de una region a otra,, va.. sufr4endo 'modifkaciones, adaptaciones, de donde --surgen'variantes., ypor U-11timo cuandd ha dejado. de ser functional dentro,-de la comumdad, -,se trans,. 6o"ma en otm, m. Wros. -hechos vigentes 6",
Los 4isti-mos pueblos que. viniibeon'a Cuba.desde Espafta en wcpsivas oleadas a tra'vOs de cuatro silos '-de colony I a,', fucron. tkansf6rmando e impomendo, un, nuevo, c ekt r a la quem" M mune cb'la -Vfspera 46 San'Jua'n- (23 de juni6). el ri tual prac-til ado" p oir WO y c'o n" obj*eHv6S migiwco Ae p4 ificaci6n-'y f e r'-'. tilidgid,, Matahzashered'a una' costumbiri p6pulirque se convierproviodenibos.,'El mii 6,de SaiX Juan, en un,
eii un f6 Ln
P afs-sxn*ds1acA6ne's definidAs, un' su'elo'Nrul y" una agrilk. ,Wt ra pr6diga, se despoja de su caralcter m6gico y se converted en una s iinple, diversion cle niflos, y por qu6 no tarnbi6n de mayores; qvaenes com I Doran con ellos.Esta mahifesta .i6n de diversion popular e infantil, quf. perdur6l bastAAos" primeros despu6s del trtunf6i. de Ia'R6v.oIU_'
d16n,-'en 'Cuba' tuv'o'la caractenstica de que nunca se tigo a Ia. cultlui-a africafia.'Esto dlti*mo es m u y'importahte para el caso es ecOico de Matanzas. "Mien'tra's 6tras ceremonies. cristianas. se sincretizaron con las.relligiones''afri6anas, Ia qi ema' del mun"eco,- e incluso las-fogatas se mantuviierbn'al mbLrgen der sIncret is mo religio'o"- q- ue -s'c .9per-ar a en. u I ba por Ia prese'ncwi de I esclavo, africano.", Pbr ejemplo, Ia p. roces'i6n del dia, & San Juan. .Bau'tista (24 46 junio),' uno de 19's' principles I rho',,ae, la'sfestividadds de'ver*ano -'y que nla'ciou'da'd. de. Matan'
7,as era practicada en Ia barriada de Pueblo Nuev6 L,'- inco'rpoi6 a Ogdn como su representative negro'.a
4 MAwdNEz FuRg. RoGmo. Didlogbs imgginarios. La Habana,.Editorial Arte y UterAtura, 1979, p. 266-267.
& Un ejemplo elocif6we de'estesinerefismo, refigioso Io tenernos eTr el cabildo San Juan' Bautista 'que, fundado el 24 de jun*w .. de 1845, afin, existed en Ia ciudad de M ta tntas. Ver: MARTNEz FuRg, IROGELIO. OP. Cit.0 p. 137 y ss.
6 Es'de scfialgrqx en:todos lospafses.de Amdiica Latina con nu;n; rosa 'bblad6n. de or1gen africana, Ia fiesta de, SAft Juan alcanz6 Tnucho* p -bli d6n hegra de'Cui
auge.F-, ta-'.f*ie'ta:.basiddmiivdifuifdida",tiiia'o a nope, en el estado venezolano de Miranda, dqn-dejynto a Ia misa y procesi6ii 6ii6ficas, se consider parte principal de Ia mismia" 16s bailes'al son 'de toques de los tambores mfka en Ia plaza prindpat i1el, pueblo y% de log': tainbores, redorido an. Ia casa d6nde; se *Vela 'Ia -iirnagewdel santo. i'magen que luego figurarS en Ia procesl6n que parte ft Is. ii1esilij7, perv

87








La v1spera, de San Juan constitula paralos niflos motive de una. fcbr* I actividad, en compl licidad con los mayors, que ayudaban zn -Ios preparations de la. representac116n humana que ardrria esa noche. Desde dfas antes se recogia entre'-los vec'o' la ropa vl4eja y que ya- no., se utilizaba, para la- confecci6n muneco. Todos colaboraban y daban su aporte desinteresado., constituido por ropa de desecho y traps vi"e*os q i ian
ta to Para el'ektenor como para el inten'or, aunque tarnbidri'se. rellen'a6 n con yerbas secas yoiros maten*ales combtiq."
t16n. Rabla colAboradores que se'velan Omprometidos a dar iiestim entas Para mds de un munbeco, + fan
Pero siempre lo. had.
Coh 'agrado. y, a1guno i hasta guardaban las ropas de* sechable's 4 16 la del a -no Para ofrec* r1a
rgo e s a lot'nifios en su 'olidtud &
.10 10.
Por lo general, Omiufieco era armada sobre unA, estructu-' ra central que constituia dos palos -en cruz. Las., escobas. de -mi-, I Io en desuso eran m4y filess torque facifitaban el. tr4baj o de [a 'cabe'za y-'4e la ara. En el sitto escogido Previaihe"nte pa vzL i fectu.ar la. q"uema'nocturna, -se limpiaba bien y se entertaba una' 6stacalarga, a'donde IuQgg se ataria el mufieco-, v a sus pies, se hacia u nabase 6 r amas secas y mader-as, al estilo'de una hoguera., Esta base, qi e' en, un princliplio se preparaba elevada y qqJe hiostr4a una represen'taclon humana sobre una enorine hoguera, fogrando una figu ra g igantesca, con el transcurso de los aflys se modiflC6 y.fue.,desapare.ciencl'6,-,-EI mun-eco. lIeg6 incluso a coterrarSe dir'ectamente en el-s' Io -la. Punta Ca'qu--.kI
Ue de, la esta
rm -.a su cuer-po central-- y' daba la impress" d'queelfue,o lo sostenia.
Toda la vestimenta r6coglida se: util" aba. de- una-, formw u. otra, en la confecci On del mufieco, y asi se obtenian las representaci6nes-,htim'afias mis estr-afal itrizisy, 'grptesca' qu,646''Imttginaci6n infantil pod + a crear, y que luego servinian de di e'hiio")Y"
.0
a -cblcos .-Y. grades. E1 -muflecoj,-aun en los tiemposmis recliellfes' so'steftfa u n somb refo -con que cub n*a su cabeza sobre s I mu, I dos'-'cabellos elabo'rados con sogas .. u otros matenWes. las caras estaban Pri'morosamente confeccionadas,.'y solar! inle algunos-objetos que figtiraban,.ser portados por ,a extendidas del mufieco. En algunos-casos, a Los bolcon .1w,,npardcipacift de arnbos conjuntos -de tamboresy, sus -bailes correspqndjentes.' Estainformad6n se la debo 9, .1a amabifid4d del 4cK>tor. Isnac
ON "








sills del mun-eco se le introducian frescos vacfos de crystal para que estallasen durante la candelada, pero los mayors se Opon-fan, a lesta PrActica. por el peligro que constituia, Otras formas explosives y menos peligrosas, y en occasions permitidas, eran la inclusion de pequehos 'ohetes.
En occasions, el muifieco solia pasearse entre el vecindario, dentro de una bulliciosa muchedumbre infantile que gritaba, v sonata latas o cuanto emitiera ruiclos, antes de fijarlo a la estaca donde arderfa; otras, se constl-ufa a escondidas hasta el moment oportuno, y asif caesar sorpresa entre los partlicipantes y observadoires de ]a quema. En a1gunos casos, se lograba una fraternal competencia, y exisfieron vecindari"os famosos por sus niunecos sanjuaneivs.
Esta quema del mtm-eco se hada en solares yermos o en sitios vacios. La urbanizac116n los desplaz6 de los patios interiors y los sac 05 al exterior, al aire libre, en. lugares en donde no habia peligro de incendios. En la cludad de Matanzas existieron lugares famosos donde anualmente se quemaban mun-ecos que los Utriosos soffan v*s*tar torque eran de todos conocidos por su fama, ya an la preparaci dn o por la algarabla que los acompaflaba.
I Otra. de leis caracterlisticas de este festejo popular en la c*LIdad de Matanzas era que en el mismo no participaban los "pudientes": la quema del mufteco de San Juan la acfan los "pobres" y los sectors medlios de la poblaci6n. Tambien fue caracteristico que los preparaftvos para los fuegos nocturnes (peleles y bogueras) estuvicrai-i d*r*g*dos y ejecutados fundamentalmente por los varones. Esto no quiere dedr que las ni-as estuvieran excluidas del "juegro", pues ellas tambilen podian participar, aunque m6s, .,bi*en eran observadoras y "gitonas"".
No existia una. hora determined para darle fue.go al. mu
co sanjuancro, como antafio exiPfa. el ritual; generalmente se quemaba tan pronto anochecia, ante la presenclia. de los mayores, previamente. convocados para. presenclar la quema, y los muchachos saltaban y chillaban a su alrededor, arrojando constantemente contra las llamas todo lo q ue pudiera arder. En la
f i
mayoria de los casos se gritaba "Vivan San Juan y San Pedro", yl- ]a algarabfa infantile duraba hasta que. el mufieco se reducla a cenizas. De esta mantra conclufa eI especticulo mfantil. En Matan.Zas, una, vez que ardian Jas hogueras, nadie recog & a las cenizas propiciatorias, de la fecundidad o para el resguardo, ni








conservaba tizones carbonizados contra las epidemias humans y animals.
Otra de las trans formaciones de este ritual del solsticio de Verano en Matanzas fue que constlituy' un fen6meno urban, lo contrario a lo que ocurrio en's'us passes de origin donde, ya desde irnediados del sliglo xix, se' practicaba unicamente en aldeas y poblados rurales,1 desapareciendo casi por complete de las, ciudades.
.. A pesar de su origin agricola, en las zonas. rurales de lo's'alrededores de la. ciudad de Matanzas no era practicada, por lo general, esta celebracl'n. En el campo era mAs frecuente r,,n, center hogueras -aunque en la ciudad tambien se hacfa. En el campo, adern as, se empleaban las pencas s'ecas que, previamente incendiadas, se hacian descender, halandolas, de las parties mas elevadas de los terrenos a ]as mas bajas. Es. curioso sefialar que el effect Optico de hacer descender estas ya I guas incandescentes desde un lugar elevado, recuerda el producido por la rueda encendida que se hada rodar en la noche de Sari Juan hacia Jos valleys poblados en el continent europeo; y tambi6n, por semejanza, recuerda la costumbre espan"'ola de pasear peRejos ardlendo en esa m'sma fecha.
En ambos casos (hogueras y pencas encendidas), estas formas del fuego solsticial estaban desproviistas de su antiguo ceremonial purlificador y germinador, Tanto en el campo como on la ciudad, estas prakticas igneas en honor a San Juan constituyeron elements, de festejos y diversions populares, con characteristics muy alejadas ya de los prop6slitos magicos que
P.
les dieran origin.
Debe sefialarse que la quema del mufteco sanjuanero debla ser practicada preferentemente en la barriada de Pueblo Nuevo, donde su santo patron era precisamente San,'Juan Bautista-, aunque ello no exclufa su prActica en los restates barrios matanceros. Sin embargo, durante la quema del mun-eco, sanjuanero, el vocerio de los muchachos anunciaba el pelele' que debia quemarse en Versalles, en honor al patron de aqu*ella loca'lidad: San Pedro.
La tradici6n de quemar una representation humana'mascu6 ina la v'ispera de San, Juan (23 de junio) y luego tma femenina la vfspera de San Pedro (29 de junio), es de orligen belga, donde se pr4cticaba, y de algqhas re iones del sur de Francia. Se9'1
An








gun la 6'reencia popular en Matanzas, quemar un. muneco la noche del 23 de junio obligaba a la quema. de otro, pero tambien del sexo masculine, la noche del 29 de junio; sin embargo esta costumbre. Pocas veces se Ilevaba. a effect. Sienipre prevaleclio' con mayor fuerza. la quenia del irnuheco de San Juan.7
De todo lo expuesto hasta ahora, se conclude que la quema del muneco de San Juan, como uno de los elements de los fuegos del solsticio. de-verano y que constitute un. ritual ma"gico de origin pagano, con su posterior adaptac*6n al cristianismo, fue trafdo a Cuba por Ios distlintos pueblos ibdricos. Con el de. I .* r
cursor de I tilempo, Y en un mec Ro -geograffico distinct de donde surgiera, esta tradicii6n se fue transformando y adaptAndose a su nuevo medio, perdiendo sus objetivos m4gicos y pasando a former parte de una actlividad propia de niflos. El 'hecho mds signi ficativo de la evoluc On en nues tro pais -y en Matanzas, especificamente- del mufieco sanjuanero, no es tan s6lo el ha. berse separado del ritual religiLoso y magic que Io acompaiiaba, sino que al mismo no se Incorporaron. elements de las creencias religious africanas presents en Cuba, y que s 01 permearonotros de los components de las fiestas solstlicliales. Se puede. af irmar que el. mun"eco de San Juan paso al poder de los if irtieron en un j h uego
n1ios, quienes lo hicieron siayo y lo conv' anual de gran colorldo y belleza, con un enonne contemdo popular.
Una prueba de esta desmistificaci6n del mubeco sanjuanero la tenemos en. Matanzas cuando, un 23 de junio de 1960, se quem6 un, enorme Tio Sam en la. barriada del Naranjal, con la presencia de una gran multitude compuesta de nifios y adults que lo coreaba con consigns revolucionarias.






I En toda la catolicidad, en realidad, el dia de San Juan iniciaba o era la fecha mAs destacada de todo un ciclo festive. En nuestro pall's podernos recorder que, en Santiago de Cuba, durante silos, "el San Juan" se iniciaba el 24 de. junio con los mamarrachos -posteriormente conocidos corno los carnavales de Santiago- y se continuaba, con la celebraci6n de San Ped-ro, el 29 del propio mes; luego las fiestas de. Santilago, Santa Cristina y Santa Ana, los dias 24, 25 y 26 de julio, respectivamente, para terminal con la de San Joaquin, el 16 de agosto.









BIBLIOGRAFIA

BARRFAT., IsAAc. "Fernando Ortiz y la culture. popular tradicional" (En: Santiago. Santiago de Cuba, No. 43, Universidad
de Oriente, septiembre de 1981 )
CARo BAROJA, JULio. La estac16n de amor, F*zestas populares de
mayo a San Juan. Madrid, Taurus Ediciones, S.A., 1979.
F'RAzER, JAmEs GFoRGF,. La rama dorado. Mexico, Fondo, de Cultura Economica., 1965.
MARTfNEM FuRE. ROGELIo. Didlogos imaginarios. La Habana, Editorial Arte y Literatura, 1979.
MARXI CAP-Los Y FFmcmco ENGELS. Sobre la rehgi6n. La Habana,
Departamcnto cle Orientaclio"n Revolucionarlia del Comit6 Central del Partido Comunista de Cuba, 1976.
OWrIZ., IFERNANDU. "Mds trabalenguas. Collecianect". (En Archivos del Folklore Cubano. La Habana, Vol. 11, No. 4, junio
de 1927.
ripisigallo. Vcinticinco y uao qucinado. Juegos
fantiles cubanos". (En Archivos del Folklore Cubano. La
Habana, Vol. 11, No. 1, enero de 1926.)
SUREFF CANAL, JEAN, GIL13ERT MURY Y OTROS. El nacivniento de
los doses. La Habana, Editorial de Ciencias Sociales, 1975. TANCI-IBR, V. K. Fundamentos de ateismo scientific. La Habana,
Editorial de Uencias Sociales, 1980.











Fermin Salvoechea, un gaditano
ami o de Cuba
19


PATRicio BOScH QUIDIELLO

Secundino, Delgado Rodriguez (1817-1912), recidn liberado
*.f
de su prison polffica de la Calreel Modelo de Madrid, 'en su viaje de retorno a su hogar tinerfefio hizo una breve vista a Fen-nin Salvoechea en Cdd*z a fines de enero o principios de febrero de 1903. Cuenta Delgado que al despedirlo Salvoechea en el muelle gaditano le susurr6 al ofdo, y le dio este conse I o"'-No se debe abandoner a los trabajadores. Hay que luchar por hello's: sacrificarse Por el bien de es'tos desgraciados hermanos. i Sufren tanto. 14 I
-Qui6n era aquel hombre que expresaba tan nobles y generosos. sentiments? Fermin Salvoechea, lustre y consecuem I +on
te revolucionan*o republican espandol, legendario anarqtUSLCL
4 11
nacido, en 1842 y muerto en 1907 en Cidiz. Hijo de una acaudalada familiar gachtanal de comerciantes y sobrino, del gran estadista espafiol. Juan Alvarez Mendizabal. A los quince afios, Salvoechea"viaJ6 a Inglatera para'aprender *nglOs y comercio, V regreso a la Peninsula en 1862.,Su primer participaci6n en la poIffica contingent espaniola data del motin de sargentos de artillerfa del cartel San Gil el 22 de junio de 1866. Particip6 en la conspiracion que culmin6 con el triunfo de la RevolucioO n del 18 de septiernbre de 1868 y destron6 a la reina Isabel 11 de Espalia. Salvoechea tambien promovio" una insurrecci6n republicana en Ca"diz. el 5- de diciernbre de 1868 por lo que fue encarcelado dtirante dos meses. En septie-mbre de 1869 pele6 junto,,,a las guerrillas republicans en ]as montaftas andaluzas contra el--goblerno de Ser-rano-Sagasta. Domlinada la subtevaci6n, aSalvoechea lo encarcelaron en, el castillo de Santa Catalina por dos afios, lo que le iTnpidi6 asumir el cargo de diputado a Cortes Constituye'ntes tras su election por el pueblo gaditano. Al salir

DEwADo'Rowfavez, SECUNDINO. jVacuarg! Canarlas, Editor Undido ,HernAndez Garcia, 1980. p. 151. (Colecci6n Bonchomo)








de Ia prl*si6n tuvo que expatriarse a Francia hasta que Ia amnistia de 1871 le permitio"' regresar a su ciudad naW, donde fue nombrado alcalde.
Salvoechea tuvo una activ& -part icipacion como president
_del Comitd de Salud Publica de Cadiz en Ia insurrecci6n cantofia'I republican auton'6mica federal de Julio 19 al 4 de agosto de 1873, y atac6 junto al brigadier republican Eguia y 600 artilleros con tres batallones de volun-tarios, a las troops de Ia Marina en San Fernando y en Ia Carraca. Este ataque fue rechazado por el contraalmlirante Sose" Ignacio Rodriguez de Arias y Villavicencio, ex commandant de Ia escuadra naval espadola del Mediterraneo y captain general. del department naval de CAdiz, quien junto a las troops del teniente general Manuel Pavia y Albulquerque sofoc6 dr-Asticamente. Ia insurrection cantoi
nal en toda Andalu a. CAdl'z cayo on manos, del gobierno de.Nicola's Salmero"n y Alonso el 4 de agosto de 1871
El. general Pavia ini"clo un i, eficaz y s"stema'tica repiesi6n de todos los. republicans cantonallistas de cual ndenCla political: socialistasi, anarquistas y personas sospechosas de ser 11"beralesfueron fusiladas sumariamentep lenviadas en. bataHones de castigo a combatir -en Ia marugua cubana. durante Ia Guerra de Jos Diez Anlos (1868-1878) o encarcelados, Entre estos -61timos estaba Fermin Salvoechea, pn-mero condenlado- a la-pena capital, luego conmutada por prison perpetua'y- deportaci6n. Salvoechea inicia en 1873 una larga peregrinAc'1*6in y un penoso viiacrucis por different y alternos reactors de deportac116n y confinamiento penal en Ceuta, Las Chafarinas y el Pen6n de Ve'lez de La Gomera.
En 1880, cuando Salvoechea se encontraba deportado en Las C hafannas,, se pone en contact, con mAs de un miller de depo' rtados cubanos distribuidos por las different penlitencianas mencionadas, a raiz d el fracas de Ia Guerra Chiquita (agosto de 18-79 a dictembre de 1880).
Las Chafar*as son una possession insular espahola utilizada entonces. como enclave military, y penal, frente, a las costas do Marruecos, con un drea territorial total de 60,7,hectireas y dependent de ]a comandancia military: espaiiola de Meliflla Las Chafarinas constant de tres islas: Congreso, al poniente- Del Re 11 oriented e Isabel II .(Ia. capital) donde qqe4aba- Ia --ciudadela amur 16d'a. -con- una 'guarnici*6n.- de.-. 13.6- hombre s., y-donde
^ A








Se encontraban deportados la. mayoria de los cubanos y algunos espaholes.

En [Isabel III la, que estA el n6cleo de la poblaci6n de la ciudadela, habitaban las families de los empleados, en sus respectivos pabellones; habia ademals, 2 cuarteles de confinad6s, la. iglesia pequen-a y un, conato de comercio que lo componfan u_'n hebreo-y 2 confinados ca12 It I F
palaces det presictio. Toda esta poblacion estaba en un pefi6n que se recorre en contorno en un cuarto de hora,
y a 3 millas distances se divisan las costas del Moro.2

Entre los cubanos mAs connotados que estuv lieron deportados en Las Chafarinas-en distintas 6pocas tenerft6s por ejernplo, a: Guillermo Moncada y su. hijo Serafin, a los hermanos Josd y, Rafael Maceo Grajales, y al hijo, del pnmero, Elizardo Maceo. Tambii6n.se encontraban Emiliox Bacardi' Moreau (que estuvo dos veces- deportado en mayo-agosto 1880 y en diciembre de 1896), Limbano Sdnchez, Quintin Banderast Francisco Varona Tornet, Celedonio. Rodriguez, Marfa de los Dolores Alcawara Echeverna, Pablo Fuentes, Ramon Gonzalez Vidal, Josi6 del Carmen Jim6nez, Fi6lix Reguefferos., Jorge klindelain, Domingo Adel, Vicente M*niet,. Alejo Brossard, Eusebib, Martinez, Patricio Corona, Juan Cintra Dominguez, 74 mujeres -entre ellas 62 negras con algunos hieos-, y el mainb' colomblano Jos6 Rogelio del Castillo ZlIffiga.
Cuando. lleg6 el vapor Ciudad de Cddiz el 3 de agosto de 1880 a Las Chafarinals, con un grupo, de deportados entre los quales venfa, Jos6 Maceo Grajales y su. familiar, se les hizo det. sembarcar y
...el gobiernp espahol se ensaf16 mds con Jose" Maceo que con runguno de los otros deporta-dos;' tal. parece, que como, represallia por las. mu'lti, les.derrotas que les' habfa inferldo, [a las troops espafiolas], y en. particular la dltima de...1880 en la que- fueron- herlidos de gravedad el Coman I dante Ubieta y A aristocraffico Coronel-PuYdILS
2 C&STILLO Y Z101RIGA, Jost ROGELIODEL, Autobiografta del Generallosg Rogetio Ca tillo.. -La Habaria, EditoriAl 4c Ciencias Sociales, 1973,,p.,.43 OCbleodi6n Centenario)
:a FVJHWRCUEVA9, MANUEL, JO.SgMaceo y Grajales CEI.Wn de Ortentel. Santiago de Cuba, Editorial Ros, 1943. p. 37







Maceo y su fam liha fueron obligados a entrar
w al Barraco' n que es una casa grande de 96 pasos de largo por veinte de ancho [ ... I forinada con chaps de const.rucci6n inglesa galvanizadas, techo de zinc con canal6a y con solo una puerta en su frente. AM en aquel cajon,. con piso de tierra rnuerta no hallaba el curioso
nada que admirer.

Vemos entonces la actitud solidaria de Salvoechea con los deportados. cubanos, como nos la relate Emilio Bacardi:

Nosotros hacernos justicia rindiendo este sincere hornenaje a- su memorial, torque fue 61 quien presto valliosos servicios a nuestros compatriots deportados que encontraron en.Salvochea [sic], no al espafiol que ansiaba el cont'ntn*smo de la tirania en Cuba, sino al.mds gallardo
11 6.0
paladin de la libertad de los pueblos. El Gobernador de Chafarinas no queria admitir a nuestros hermanos por no haber recibido las 6rdenes oportunas y gnacias a stis valientes palabras Ilenas de ternura al fin accedi6 [ - I Con una cortesi"a singular cuando nuestros hermanos pusleron pie en flerra el proplio Salvochea [sici sin conocerlos Personalmente iba hadendo la presentation. Debido a 61 fueron franqueadas las puertas y ventanas de I cartel y pudieron nuestros compatriots gozar de a1gunas comodidades dentro del recinto amurallado.5

Gracias a la oportuna y generous intervencio"n de Salvoechea
les d facilidades de hoped *e y a1gunas pocas comodidades de alojamiento, aliviando mucho las condiclione's de encarcelamiento de todos los deportados y suavizando un poco la severidad del regimen penitenciario en Las Chafarinas, pues se les perTniti6 a los confinados recibir Peri6dicos, fibrous, cartearse con sus arnigos y families y libertad de comunicac"
4 PADR(SN, ABELnw. El General Jos6. Apuntes Bfiogrdficos.- La Habana, Editorial Arte y Literatura, 1973. p. 66.
,5 BAcARDf MoREAu, Emmio Y FEDER100 NREZ CARIB6. Paladines de la Libertad. Benign, Mcido Gene'r, Fermin Salvochea (sic), Josd Rizal. Folleto de recuerdo de la velada orato"*a y musical celebrada en'el Teatro Orien'te de esta ciudad en la noche del 24 de febrero. de 1920 por iniciativa de los Seflores Emilio Bacardi Moreau y Fedcrico Nrez CarW, a Ia. memorial. de Zos citados egregious pa trio tas y al truis tas. Imp r. --La Mercantil., Santiago de Cuba, 1920. p. 7.

-916







tre sip, ademAs de 11"bre movimiento fuera del perimeter amuraflado.
Salvoechea fundo" en Las Chafan*nas una escuela para los deportados. 91 rnismo, que dominaba el castellano "I A inglt6s y algo de frances, imparti*6 clasesde ingl6s, Aritmdtica, H is'toriia Y de'teorta'' dol soc iahsmo c lientiffic 0 a los -aluift ''nos mals adelantados, entre los cuales estaba Jose' Maceo. Alfabetiz6, dio instruccl16n primaria y elevo el n've"I education politico a mu. chos deportados, inclusive a 37 mujeres negras con sus hlijos. Salvoechea y sus alumnus costeaban de- su propio peculio-los materials, de. studio.
El revoludonario gaditano tambie-in'asis-6a a 10's recluses ew fermos con sus efernentales conocimientos de medicine.' Ef''deportado colonel mambf Juan Cintra Dominguez' -herido, de, muerte. por una. bala marroqu -1 at atacar, los moros la, column espanola, clue le conducia de. Las Chafarinas a Miliflar-- -murl' 618 de agosto de 1880 en brazos de Fermin Salvoechea.''
Atestigua Bacardi que: donde eI estabano habl'a doloio o, habia miseria que no socorriera con mano presta y, genexosa La Humanidad era su. culto, la libertad, su. amor
Salvoechea s iernpre defendia. a los sufri dos -presos de qualp quier abuso de poder por parte de las autorid;ides peniftenciaHas. Por ello los presidia nios le veneraban y 11 guarnici6n cbn los alcaldes militaries que tuvo lo respetaban It ... a Ital' P'unto que lo libraron de las cadenzas y gozaba de relativa.facifidad viviendo, fuera del penal"." I
Cuando el ciudadano cubano de orligen canario Secundino Delgado Rodriguez estuvo en calidad de preso politico desde marzo de 1902 hasta enero de 1903 en la celda hu unero 499 de la C arcel Modelo de Madrid, por 6rden'es del tristemente-o6lebre Valeriano Weyler, recuerda que:

El prim, er hombre que tuvo audacia suficliente pana despreciar las amenazas de Mill.An Astray lalcatde -de laC -a' rcel Modelo I fue Fe. rmin Salvochea -r sici
Siempre que Pudo me visit animiindome. con sus corxsejos y traye*ndome en sus propias manos huevos., pan
blanco y queso.
6 Ibidem, p. 7.
7 Ibidem, P. 6.

97





I

Hi"ZO todo lo possible por arrancarme de aquella casa inq i oria
uisit U'


El favor de que se me sacase de la celda, se lo debo a Salvochea [sic]. El influy6 con un republican, primer oficial.11amado Moya, Y, a riesgo de perder su destino
me mand6 a talleres.'O

Este taller era de fabricacii6n y pitado de juguetes, en la cancel, alh Secundino Delgado Ilevaba la cuenta de cantos juguetes fabricaba cada recluso. El taller era contratado por la Cascade Coca y Coll y cada preso ganaba a destajo "de quince a veinte c6ntimos dioarios".10
Un dia despu6s. de desembarcar en Las Chafarinas JTos6 Rogelio del Castillo Zfiffiga conocio a Salvoechea la tarde del 27 de mayo de 1880 en la costa mientras el republican gaditano se daba uno de sus diaries y'habl'tuales ban-os de mar. Pronto se compenetraron y entablaron una firme y perdurable amlistad.
Una vez Salvoechea trat6 infructuosamente de fugarse a nado tratando de alcanzar desde Las Chafarinas la costa marroqui. Para impedir que continuara. y fructificara. su estrecha y profunda amlistad con Jos deportados cubanos, m.As que por temor a otro intent de fuga, y pretextando una discussion que tuvo lugar con otro recluse que lo calumni6., Salvoechea fue trasladado el 22 de octubre de 1880 de Las Chafarinas al Pefi6n de VdIez de La Gomera. Se trata de una, pequefia isla rocosa y cornpletamente ar'da, de forma triangular, con una extension total territorial de 3,9 hectAreas, cuyo punto mAs elevado es de 77 metrDs sobre el nivel del mar. Constitula uno de los; presidios insulates espafioles entonces dependientes de la comandancla military de Melilla. con exigua guarnici6n, escasa poblaci6n civil y reducida poblaci6n penal. EsIA separada de la -costa marroqui del Riff por un canal de s6lo 85 metros de ancho. Allf Josd Rogellio del Castillo viisit6 a Salvoechea el 14 de mayo de 1881. Alli supo Salvoechea posteriormente que el peri6dico El Globo de Madrid habia publicado la notlicla de su indulto de la

S DELcmw RODRfGUEZj, SECUNDINO. Op. cit., p. 92.
9 Ibidem, P. 107.
10 Ibidem, P. 106.







mAs oi b Ltir6 en Cuba a los que se, sacrifican Pam obtener la libertad heroic que merecen, de ir a aquella precious mantilla, seria. Para combatir, j unto a las filas libertadoras
$a1yoechea habia. sido procesado.judidalmente, un tempo al t6s,'icus4do de terrorism dinamitero en los sumarios de lp 6bunales contra la, organization clandestine anarquista La Mano Negra, en la primavera de 1883,'pero fue absuelto. Cuando estaba preso en la cArcel de Cadiz desde mayo de 1891 lo acu. saron de instigator y organizador de la sublevaci6n campesino de Jerez' de la frontera el ocho de enero & 1892, fecha en que mas de cuatro mil campesinos tomaron por asalto dicha, ciudad al grito de "iViva la Anarquia. Viva la Revoluclift Social. Mue te, a1a burguesial" Por este suceso a Salvoechea lo condenaron a doce afios de prison que. cumplio de modo partial en' los penales' de Valladolid y Burgos, hasta'que en 1899 e le indult6 definitivamente. Al salir del presidio, -Ca'diz le dio un tribunal recibimiento, Despu6s de unos meses de estancia ensu ciudad Ile96 a Madrid, donde trabaj6 iincansablemente como traductor del ingles al cistellano Para el' eri6dico El Heraldo de Madrid, emPleo qtie'logr6 gracias a las gestiones de su amigo J'os6 Canalejas. Vivid Salvoechea siempre una vida estoica,, humilde, austere,, se'alimentaba frugalmen-te, era vegetarian y s6to bebia leche. Con su exiguo, salario ayudaba caritativamente a los menesterosos. Escribi6 dos obras tituladas Cada mochuelo a su Ofivo Y Lawntribuci6n.de sangre., en 1900. Tradujo del ingl6s al castellano various libros de historic y sociologfa, entre Olos Memories de un Revolucto no, na del anarquista ruso Kropotkin. En Martl City,, Florida, Estados Unidos, se fund6 en 1894 un dub del Partlido Revolucionario Cubano que 11evaba su nombre y en su mer'ecido honor Jose Marti escrib16:

Vivi6 de h6roe o depress. Hoy mandaba en el munidPio, y a culatazos le defendfa de los quints que se cebaban en los abogados de su libertad; y rnaflana estaba en la cArceL esper-ando la sentencia de muerte,, y ensenando a los cubanos negros a leer. Era xico y vivio para los pores El club debe Ilamarse asi, y aquel espan- ol hubiera tenido silla de cabecera en la casa cubana.'s
lbidem,, p. 9.
ILS MARTf PARriz, Josit "Dos Justicias". Patria. (Nueva York)-2 de-octubre 1894:2; Obras Completas. La Habana, Editorial Nacional de Cuba, 1%3. t. 3p p. 283-284.




Full Text


  Home | About dLOC | Collections | Governance | Digitization | Outreach | FAQ | Contact  
  Powered by SobekCM
Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement  
© All rights reserved   |   Citing dLOC