UFDC Home  |  Digital Library of the Caribbean  |  Caribbean Newspaper Digital Library  |  Biblioteca Nacional José Martí  

Revista de la Biblioteca Nacional

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Revista de la Biblioteca Nacional
Physical Description:
Serial
Creator:
Biblioteca Nacional (Havana, Cuba)
Biblioteca Nacional José Martí
Publisher:
La Biblioteca ( Habana, Cuba )
Publication Date:

Subjects

Genre:
serial   ( sobekcm )

Record Information

Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 2459262
System ID:
AA00019219:00111


This item has the following downloads:


Table of Contents
    Front Cover
        Page i
    Title Page
        Page 1
        Page 2
    Table of Contents
        Page 3
        Page 4
    Presentacion de un censo ignorado: El Padron General de 1778
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 16-1
        Page 16-2
        Page 16-3
        Page 16-4
        Page 16-5
    De Estudios delmontinos
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
    Las relaciones entre Hungria y America Latina en el siglo XX (hasta 1945)
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
    Los parientes vueltabajeros de Domingo Figarola-Caneda
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
    Bibliografia de Nicolas Guillen. Suplemento 1972-1977
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
    Cronica
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
    Miscelanea
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
    Indice de ilustraciones
        Page 183
    Back Matter
        Page 184
Full Text

LA

MARTI


A k
1E
is A00% Aom ablomawmEft6
1w irl = m -1
GuHL
do




dw








Revista de la B*61ioteca Nacional Jose' Marti'







Director: N. N. Jef a de Redacci6-ti; SxOmApA SAmcHFz RoBERT





Canfe: Biblioteca Nacional Jos6 Marti
Plaza de ha Revoluct6n
Habana, Cuba ISSN 0006-1727





Primer Epoca, 1909-1912 Segunda Epoca: 1949-1958 Tercera Epoca: 1959La Revista no se consider obligada a revolver originals no soficitados.




PORTADA: Fascimide de la cubierta del libro, de Nicolds Gui116n Elegias. Realizador. Dario Mora.


OMMESA DE PRODUCTION GWICA "URSELIA OtAZ BAEV"








Revista de la

Biblioteca Nacional Jose' Marti Aflo 68 3ra. 6poca-vol. XIX Sep tiernbre-Diciembre, 1977 NU mero 3
Habana, Cuba
Cada autor se responsabiliza con sus opmIones

TABLA DE CONTENIDO

Juan P erez de la Riva
Presentacio'n de un censo ignorado: El Padro'*n General de 1778 ........ .............................. 5


Fina Garcia Marruz
De Estudios delmontinos 17

Salvador Bueno
Las relaciones entre Hungr' lia y Arligrica Latina en el
sigio XX (hasta 1945) 41


Cesar Garcia dcl Pino
Los parlentes vueltabajeros de Domingo FigarolaCaneda ................ 51


Marfa Luisa Antuna y Josefina Garcia-Carranza
Bibliograf Ia de Nicolds Gi.-ii'llen. Supleinento 1972-1977 c,61

CP.6NICA

Manuel Rivero de la Calle
Primer centenaria de la fundacton de la Sociedad
AntropolOgica de la Isla de Cuba a d. * 0 0 a *. * * *.. 165










Guillermo Sanchez Martinez
La boda habanera de Garleray ....... 168

Salvador Bueno
,EI XV Ani"versari"O de la Escuela de Thcnicos de Biblo e a -... .. aaaaaaa-- a-------------- .. . ... 179.


INDICE DE ILUSTRACIONES ~ ~183















Presentation de un censo tgnorado.
El Padron General de 1778




Juan Pdrez de fa Riva


De los cuatro empadronamientos. generals flevados, a effect en Cuba durante el siglo xvin, e impropliamente Ramados CenSOS, S6 1o el Altimo, el de 1792, fue directamente conocido en el pais, gracias al cuadro-resumen impreso en La Habana por orden de la Capitania General.' El priinero, correspondent a
44 A J,
1774., lo conocio" La Sagra:- gracias a la publication clandestine de su resume general, hecha en Paris en 1780 por el abate Raynal.11 Una apretada siffitesls del mencionado resume, que include el propio La Sagra en su notable Historia econ6micopoutica... publicada en 1831, es cuanto hasta ahora se conoce entre nosotros del primer recuento complete de la poblac*6n cubana.
Si dejamos para mas adelante la presentacift y anallisis de las cifras publicadas por Raynal, es que esperamos todavfa que "antes de dejar la pluma" nuestra "buena estrella" nos perm4ta encontrar un dia los resultados completes que duer:1 Padr4n general de los habitantes de, 1a Isla de Cuba formado en el mes de Diciembre de 1792 por orden del Exitio. Sor. D. Luis de las Casas gobernador de la Habana y Capitdn Gyevzcral de, IaIsla. Este impreso, hoy perdido, fue reproducido en las Mernorias de la Real Sociedad Econo"'mica de la Habana [t. 32] Habana, 1846, p. 196.
2 SAGRA, RAm6x DE LA. Historic econdmico-politica y estadistica de la Isla de Cuba- Habana, Impr. de las viudas de Arazoza y Soler, 1831.
3 RAYxAL, GwLuum-E THOMAs FRAm ois. Histoire philosophique et politique des eftablissements et du commerce des EuropFam dans les deux Indes. Ginebra, J. L. Pellet, 1780. 10 v. ca 8 con un atlas e 40.








en alg m legajo del Archi o de Indias en Sevilla. Si asi no fuere la Revista publicard' cuando sea oportuno lo hasta ahora acop liado.
El segundo padr6n general, correspondent al aft 0 1777, s6lo era conocido por una breve y discrete reference que con fines comparatives hada. el preAmbulo del cuadro-resumen del padr6n general de 1792. Dice ast
El a-no de 75 se contaronlos habitantes de esta Isla, y se hallaron 171678; tres aftos despu6s Regaba. la poblacion a 179 514 [. .. ] en el ano de 91 se contaron 254 821, y U'Itimamente en el an-o pasado de 92 [...1272 141... 4
Ouedaba, pues, Wen demostrada, la existenclia de un lie censo)p entre 1774 y 1791, a pesar del silendo de todos los authors al respecto.
En agosto de 1975, el joven bistoriador cubano, teniente de las FAR, Franclisco Pdrez Gumlia, tuvo la gentileza de comunicamos copia del "Extracto del Padr6n General de Havitantes de la Ista de Cuba, correspondent a fln de didembre de 1778".0
cuyo original se conservaba en el Archivo de Indias. Puestos sobre la plista fue fAcil localizar el expedience complete, (Indiferente General, Leg. 1527) la importance y ri"queza del hallazgo sobrepaso nuestras mejores esperanzas, de golpe, el menos
Wo de los censusos" coloniales se converda en la prind al conod I I IP
fuente para un studio cuantitativo y especial de la poblad6n. cubana en el moment del despegue hacia la gran plantaci6n esdavista, hacia el crecimiento sin desarrollo.

DOCUMENTS OUE ACOMPARAN EL PATRON GENERAL DE 1778
Arch. de Indias. Indif. Gral.
No. 1371
[31 de enero de 1777]

El Gob" de la Havana remote el
padr6n general de la Isla de Cuba y dice q. dar -a' las oms.
conveniences para que todos los

Pad ,ron general [...] Loc. cit. (1).








anos se former otros conforms a lo preveni'do en R1 Orn de 10
de noviembre ultimo.
111MID Sor

Muy Sor mio Despues de escrlita mi carta de 28 del presented No. 1365 ba Ilegado el correo q saW de la Coruniia el I? de Dliziembre (1776), y por 61 he recibido la RI Orn de 10 de Noviembre (1776) en que se mauda que los virreyes y gobernadores de Indlias hagan exacts pa&ones con la deblida dlstindion de classes, estados y casts de todas las personas, sin exclulir los pArvulos y yo por xni parie explida las correspondents ordenes a fin de que todos. los Gobernadores y personas a qudenes correspond en esta Jurisdiccion y district former desde luego los mencionados padrones. y repitan todos los aflos esta operation. remmendoIos a fin de cada anOo por nu mano, en la prevention de que han de anotar en cada estado anual el auniento o disminucion que resultare respect del anterior.
Tengo la satisfaction de que en la citada carta. del dia 28 reconocera V. S. I. anticlip' el cumplimiento de las intenciones de Su Majestad en esta parte a su soberana disposlicion y en credit de ello remito tambien a V. S. 1. en esta ocaslion el Estado mas estenso q. ofreda en la citada carta pues, la detend6n del correo ha dado lugar para q se concluya: sintiendo yo q por la falta de operarios no vaya con todo el aseo q deseaba Ilegase a manos de V. E. 1.
Dare las ordenes conveniences para q cada a-no se former Ios padrones y tenure cuydado q se cumpla puntualmente esta Utifisima providence.
Nro S"r a' V. S. I. los mW q deseo Havana 31 de enero de 1777

111y"O Senor B8 I m" de V. S. I. s mas aV s srdO11 El marques de la Torre
III S"" D" Josef de Galvez [Finna aut6grafa.]






[Obispo de Cuba, Santiago Jos6 de Echevarria, 8 de septiembre 17783
Exmo S*1
Muy Sefior mio por carta de 10 de nov. del an"o pasado de 776 se sirve V. Ex advertirme que el Rey quiere saber con puntualidad y con certesa el number de vasallos y habitantes que tiene en todos sus vastos dominion. de Amenica y Filipinas,
cuyo fin ha resuelto, que los arzobi obw os de Indias ispos y ISP
y de las expresadas Islas han de former exacts padrones con la debida. distinct& de classes, estados y casts de las personas 4e ambos sexos, sm" excluir los parvulos; lo que me previene V. Ee de su R. Orden para que explida las correspondents al logro de que los vicarious o curas de ml* dioceses verifiquen el de su partido y lo repitan anualmente anotando en cada uno el aurnento o dismiuc*6n que results respect del anterior, y me lo pasen para elevarlo a S. M. por la via reservada, a su oportuno flempo.
Con respect a la orden soberana no he perdido Mistante en hacerla efectiva, en credit de rMi profunda obediencia a sus resales precepts. Al punto puse en movimiento los r =iistros de esta ciudad y sus contornos y por mar y tlierra di *of ordenes estrechas e instructivas a los que resident en lo 'interior de la isla, para que se dedicasen luego y sm' la menor diflacift a empadronar su feli resia con toda la distinction mandada.
Ha costado no poco veneer la indolencia de a1gunos constituxidos ya en edad avanzada y la impericia de otros, para penetrar el modo; pero al fin logrados. los padrones con su presencia he formado el estado general que me hago el honor de acompanar V. Ex" rogando V.Exl se digne presentable. a S. M.; y ademas alcanzarme con su poderoso influjo la aprobacion
w PTo a 11 11
que interest a mi relicidact y gratitude, unico objeto de mis desvelos, que acreditare' reliterando anualmente la nlisma opera*'1 9
cion en los terminos que V. Exu ha teni'do a bien prescribirtnelo.
Dios g y prosper a V. Ee los m! y dilatados aflos que le suplico. Habana, 8 de septiembre 1778.
1110 S"t y rW14 Exs
[firma legible]
I111no recoe fiel seglo s" y cap. R Santiago Joseph Obispo de Cuba.
If P. 11
[hay una rubrica.1
11MO S1111 Exmo S(111 D" Joseph de Galvez
8








Havana 8 de septiembre de 1778

El Obispo de Cuba
En cumplimiento de la orden general de 10 de Noviembre de 76 remote el adjunto estado del ernpadronamiento de todos los habitantes de aquella Diiocesis, Y expose el, sumo trabajo, que le ha costado el egecutarlo por la indolencia de unos y por
a it
la suma ignorancia ae otros en Q modo de cumphr sus ordenes para el effect, y plide se dligne V. M. aprovar el zelo en el cum'1,1 0
pimiento de dicha Real Orden,
Fecha 6 de Febrero de 1779 [De otra escritural Enterado y aprobado su celo, 8 dhs fdo. : 4 Aft .
en I 12 tro.


El Pardo 12 de encro de 1779
Al obli spo de Cuba
Previniendole ha sido de la aprobacion del Rey haya remetido el estado, gral de todos los havitantes de aq! Isla en cum.
4
pluntento de lo que se le mando por om gral de Nove de 76.



[3 abril 1779 Diego Jose' Navarro]
No. 477
El Gobern ,, de la Havana acompada
el patron de los habitantes de
aquella, isla en fin diziembre ulto con la distincion de ci*rcunstancias q previno Ia R omd de 10 de Noviembre del 1776, explicando los motives que lo ban
retardado y demas q sobre ello
expone,Muy S Mio quando me encargu6 del mando de esta isla fue, una de las R" Oms que se me entregaron sin contester ni prov "dencear su cumplimiento la de 10 de noviembre de 1776 en q Se Sirvio V. E. prevenir se remitiese cada aflo un Padron gral








de los Habitantes existences en esta lisla, comprendidos Jos Partidos, distinguiendo sus classes estados y castss, respect, a queer S. M. tener una punctual noticia del aumento o I disminucion que resultare de un ando para otro,
A Desde luego me dediqu,6 a hacer efectiva esta soberana deter. minado'n, estendiendo formularios,.y orns clirculares con la cla. r 'dad y distinction q juzgw mas propia a conseguir con puntua.. lidad las correspondents noticias pasandolas en septiembre de 1777 a todas las ciudades Villas Pueblos y Partidos de esta jurisdiction; al gobrn r de Cuba y tenientes gobernadores para que lo practiquen por si a los de sus respectivos distritos y me remitiesen los documents que, se median entonces y en. cada afio, a fin de que arreglado por mi el Estado gral del todo con la claridad y distind6n. que previene, la. ciftada, RI Orn se hiciese efectiva su observancea,
Por mas repetidas orns y adaraciones de dudas q he dado no se ha, podido conseguir hasta, ahora colectar los competenit 19
tes documents para. fortnaliZar el, Padron prev". La. prmcipal causa de- esta demora, Y aun de que tal. vez la haya, en los afios, sucesivos, si bien procurar6 no se verifique, consisted en q faltando ayuntamientos y proporcionadas jurisdiccionesj, se miran los territories divididos en Partidos a el cargo de uno o dos vecmos a quienes se expire el fir de Jueces Pedaneos de ellos con la denommacion de Caplitanes o Ttes los quales no gozan emoluments deternunados por su exercliciio, m fienen consignaci6n para, supur ios gastos q le produman cualquiera comisi6n. La del Padron exige hayan de visitor todas las, Estancias, Ingenios, Corrales Y Hatos q haya en. el distrito de cada, uno invirtiendo mas o menos tiempo a proporcion de lo extendido de este, habliendo, algunos que comprenden 19 leguas de longitude y como 7 de latitude, disminuyendose estas i iones conform se van acercando a la. Capital, torque va aumentando la poblacion de ellos, torque hay mayor number de su*etos que solicitan estos encargos; y torque de suyo lo, pide el orden de buen Gov"10.
Otra causal que indispensablemente ha, de atrasar la formalisa n de los Padrones particulars de cada afio, nace del costo. q tiene la operaciOn a los comlisionados pues he sabido q han satisfecho a1gunos de ellos hasta cincuenta pesos por la coor-









diWtcion de las noticias y ponerles en. Inuplo los documents de Padron y Estado: de modo que haciendo resume de todos los recibidos, asi correspond clients a esta junsdiccion como a las de Cuba, Bayamo, Puerto Princlipe y Trliwdad y consliderando igual gratificac16n por los de cada pueblo con ayuntamiento y por los de sus respectivos partidos, viene a resultar en calculo prudential que ha desembolsado los. cormisionados, pasados, de cuatro m*1 pesos smi incluir lo que invirtieron en
0 el tioempo, que echaron en recor-rer los
su manutenci n emtorios para tomar las noticias,
Aun wando no Ilegue a ser exact este tanteo lo que no tienip duda es que causa costs, la operaci6n del Padron, que han sollicitado algunos compensation y que el Gov. Gral no fiene arbl*tri*os conq! suphrlo.
Sin embargo de estas dificultades espero que estinmlando a unos por la estimaci6n y beneficiando a otros. en cuanto proporcionen los asuntos gabernativos, como tambien reduciendo las noticias que den a solo dos Estados, con tal que conserve cada. comisionado el Padron particular para su goblerno en la formacl'n del nuevo, que han de hacer cada ano, juz9o que conseguir6 dar a S. M. las noticioas de aumento o disminucion de almas q hablitan en la Isla, en la forma que lo ejecuto ahora por el presented estado que paso a V. E. a quien pido tenga a bien le. haya hecho toda esta narracift en el concepto de q! no fleva otro fin q el. de perfecdonar el conodmiento de V. E. acerca, de esta poblaci6n,
Nro Sor gude a V. E. los mw q7 deseo Havana 3 de abri'l. de 1779.

Exmo $or
Diego Joseph Navarro
[firma hol6grafal

Exmo SOr D" Josef de Galvez.








[12, de mayo. de 1779]
No. 502
ar
El Gob de la Haba acompan"a duplicado del Padron extract de havitantes de aquella Isla q ha formado con
el fin q S. M. tenga la sustancial
de 61 en magnitude de facil manejo.
Expone haber pddecido, a1guna equavocadon en el estado que remiti' con el No. 471 pidiendo rompa y sustiya aquel en su lugar,

or 9
Muy S M10
Con motive de former un extract del patron gral de habl'tantes de esta Isla que dirigi a manos, de V. E. [por] el correo ultimo, con of 'do No. 471 a fin de que pudiese S. A y V. E. en documents manejable [tener] un prontuario de lo mas esencial del Padron, reconoci que el remitlido padecio, la equivocacion, de no haberse sacado al, total gral de almas, et particular correspondent a la Villa de Sancti Spiritus y por consecuenCia el resume carecia de este aumento. Para arreglarlo se ha vuelto, a revisar todo, y de hecho se ha formado con suma e'scrupulosidad el adjunto Padron gral q pido a V. E. se si*rva mandar colocar con mi ciwtado oficio N? 471 rasgando el que acompane para que no se confunda uno con otro.
De ser del agrado del Rey y de V. E. el extract que incluyo cuya enumeraci6n con la del Estado gral, comprobada ahora a mi satisfaction, espera de la aprobaclion de V. E. esta declaratoria. pues no ha sido mas que acreditar constantemente la rectitude de mis, *tenciones y veraddad con- que las expongo.
N'O Sor Gu la vida V. E. ms"" Habana 12 de mayo de 1779.
EXMO S11V
Enterado por el Rey de la equivocaci6n Qe V. E. manifiesta en carta de 12 de mayo ultimo haberse padecido en la formation del plano del Padron gral de esta, Isla perteneciente hasta fin de diciembre del a-o proximo que remitio en la del No 471 ha resuelto S. M. se extraiga dicho plano y ponga en su lugar el q nuevamente ha. diri 'do lo q partlicipo a V. E. para su Mlteligencia. Dios g" a V. E. me" San. Idelfonso 3 de AFO de 1779.







17 de octubre de 17851
No. 126

El Teniente Rey de la Habana como
GoVor linto de ella instruye de
los motives, que han ocurndo para
no haber remitido anuahnente el patron gral de los havitantes de
aquella Isla. Consiguiente a lo PrevemWo en RI OrAu de 10 de
Nov. de 1776. Disponiendo lo
que se le ofrece en el particular,

Exmo Sor.
MUY Sor mio: remitido por Tte Gral D" Diego Josef Navarro en oficio de 3 de avril de 1779 n 471 El Padron gral de los, havitantes de esta Isla ConsIgLuente a lo q en R1 Or" de 76 se previno a este gobierno, express al propio tempo las muchas dificultades que bablia. tenlido que veneer para su consecucion., no obstante las ordenes circulars, y demas providencias dadas con la mayor actividad desde el Pr*cipi"o, de su gobierno hasta entonces, y que por lo mismo considerable no podia efectuarse anualmente el Padron.
Aunque siguieron en el citado goviemo las disposliciones; para la recoleccifon de nouclias, sin que lo impidiese, las Preferentes atenciones, de la guerra, y en los sucesivos de Juan MI de Ca *gal, y de DR Luis de Unzaga, no fue possible completarla de inanera que se pudiese hacer nuebo Padron sin embargo de que asi los pueblos de la Isla como a los Capitanes de Partido de esta Jurisdicc16n se minoro el embio de documents, reduciendolos solamente a un breve estado del que se les sumilwastro formularlo por ultimo para facilitarles, mas el asunto y evitar gastos, han reclamado parte de los comisionados.
Uno de estos lo fueron las justicias de la Villa de Santa Clara que habiendo remitido el a-no pasado de 84 su correspondiente patron soliclitaron el abono de den pesos cuya cantidad se les mando abonar por dictamen del Auditor de Guerra D12 Jose de Cartas de aquellos propios, no tomandose igual arbitrio para los 'apitanes de partido q habian ocurrido, por
-carecer de ellos.

1112







[En] lugar de los Estados que deben empezarse ya a recibir de los pueblos interiors de la Isla, y capitanes de Partlido, para la fonmacion despu6s del Padron general de los. habitantes de ellos, han flegado algunos recursos solicitando el modo de satisfacer el costo de aquellos documents, a consecuencia de estas pretensions consulate al auditor de guerra el particular, quien me expuso era de parecer se sacasen los gastos que hublese del fondo de propios, y donde no los hubiese por repartimliento equitativo y moderato entre los vecmos, segLm se servira V. E. reconocer de la" adjunta copia. de mi oficlio y de su respuestaW
Antes de poner en practice. esta prov 9 dencia q consider podr6L ser gravosisima, particularmente en el district de cada. Capital de Partido de esta Jurisdiccion q en el dia se compose de 49 me ha pareclido mistruir a V. E. de todo como, lo hago a effect de que sirva hacerlo presented a S. M. para que se digne resolver lo que fuese de su soberano agrado. Ntro SO" e V. E. m as. Habana 12 de Octubre de 1785.

Exino S1111 blna de V. E. su mas aV [ilegiblel
Bernardo Troncoso,
[hay una x-dbrical

) XMO Sor Dn Jose de Galvez[10,de Octubre de 17851
copi 0 a P '

Oficio del Gobor al Con fecha de 10 de.- noviembre de 1776. Auditor de Guerra comunic6 a este gobierno el Exmo SO".
Ministry de Indias la R1 Ord siguiente:
El Rey quiere saber con puntuallidad y certeza el numero de Basallos y habitantes. que fiene, en todos los vastos domin*os de Americay Filipinas, a cuyo fin a resuelto ...que todos, los. virreyes y gobernadores de indias y de
dichas, islas, hagan exacts. padrones con la deblida distincion de classes, estados y casta, de todas las personas de ambos sexos, sin excluir los parvulos. De orden de S. M. lo patticipo a V,'E. para que exila. los correspond dientes de todos los gobemadores y personas a qu k en
1A







correspond de su jurlisdicci6n y district, former desde luego los mencionados Padrones y replitan todos Jos
ww &
anos esta, operacift, remitiendolos al fin de cada, uno por mano de V. S. con la prevention de que han de anotar en cada estado anual el aumento o dism*ucion que results respect del anterior. Para su punctual cumpluniento n-tanda S. M. encargue estrechamente a V. S. que cuade de que no haya en ellos la menor omlsi6n. Remita a su flempo por esta via reservada de Indias los referlidos padrones y mande aviso de que
quedan en esa mteligencia,,Dadas por este gobliermo las disposiciones correspondents; para su cumplimiento se reCD*io a fines del afio de 1778, el total de padrones, de los pueblos y partidos de la Isla y de ellos se form6 el general que se rem*ti6 a la corte en abril de 1779; en Jos a-nos que han seguido, desde entonces,- no se ha logrado acopiar los documents, por mas que se han repetido las ordenes conducentes 41 effect. Se discurrio el metodo de minorar Jos costs que devengaban los su etos encargados de su fon-naci6n como que 'Muchos se quejaban de que no podian sufragarlos n! tenlan de que, sin embargo nada se ha adelantado pues se toca la nuisma difficult. Por cuya razon he premeditado hasta dar a V.S. la expresada RLOdn para. que en su intelligence y del, obstaculo que he indicado atralga. su observancia me diga V. E. sii podrA adoptarse a1gun auxilio con que se costee la fonnacion de los padrones particulars de la Isla sin gravamen de los indi'viduos que deben verificarlos, asii han de compelerse a estos a que sufraguen el costo respective considerandolos como obligados por sus employs a' dar las noticias que se les pidan por esta Capitania Gral, espe. ciahnente, interviniendo como en el asunto disposition soberana., a fin de determiner en vista de lo que V. S. exponga lo que sea mas convenience pues en caso de no ser agradables los nie"dios propuestos habre de hacerlo presented a S. M. para que resuelva segun fuese de su soberano agrado.
Dios ede V1 S*
Habana 10 de Octubre 1785

[Continua el documentol
Muy Sor nnio; finpuesto de lo que V. S. me previene con, fecha de 10 de este mes sobre que [me] manifested algun arbi-trio para costear los padrones anuales que deben formarse a
.1 PM









consecuencia de lo mandado por R1 Ordn del, afto pasado de 76, diga si deben sufrir las erokadones los. Suietos a cuyo cargo corre la practice de aquellos, con razon de sus employs, debo exponer a V. S. que si bien los juices y mmiistros, juntos deben contribuir con su asistencia y mayor vigilancia a que sea cum, plida la Voluntad Soberana, sin interest ni estipendio a1guno, no puede gravarseles a que sufran de sus peculios lo que sea, necesario para los demas. auxilios; y aqw me parece ha de sacarse el informed de estos del fondo de propios y donde no los haya por repartimiento equitativo y moderato entre Jos vecinos, en cuya virtue V. S. se servi*rA resolver lo que sea de su supenor agrado. Dios ell Habana, 3 de octubre de 1785.
[firmado] Troncoso


[Respuesta de la Corte]
El Pardo 4 de'abn"l 178.6'

A'Gob" de la Habana Ezpeleta
0
Participandole que las justicias y ministers de la Jurisdic.. Cion de aquella Isla deben practical de oficio las diligencias precises para former el Padron gral, de los habitantes de ella; y que si a1guno las omlitiese se le suspend de su empleo hasta que lo cumpla.






40A









AA
'IRI I'*l




. II .iI pms..*







ST RACitO )EI PAIROJ G-ENERL 7,

c~r HdiiIt xi! WCJ-i dea ittwumre
de .l~s croaAJ1S'


4




-~ Al97 -.7 ..9 .14--1* I4#~ L*~44.jI -- -1
&Jr Ao-p W'mw-' -IL ~ *.4'W -M6~ 3 E 6 J ~ .P ,*~~




14 17 711
0. -- u*-4- 4,~x IL1 8 A f* P..P~r.JIM A
I I69
44 F ~ ~1 ~ ~32~~ s~lr



AawJvv** bp0 1 .6 L IZI


ql4*644 4w~ Ila. 4"T5~kh~ h.~S 7.



I1 a &4$ 0.il A 1I4P 7 f
55 6 ~ ~i~~j 41I~.ut. ~-~ ~ .~i~o~f~~~I70





-44P
t. (Al .1 k :k1 ,
It *,It.a ~ k r~w mr~ 4TF-4-f q .# o'- 0* ,AWWA- PA:d, -IA 4 :P 4 11t -,v1 w js v J J( a
60 it 41#. d4 .
C~u arv 0 4 w4Vf










U. DE J1:1A ~i~ AU VAILILA) A-CONSE(VFN 1A DIR LAL R~ND ~) O~M~ED '6CA~NCm 1u(
0') cum1pihnien lto sc hit *.iuado po 4ata aIs~ i anol~eo~ Nv~ro ~n~as usJ ddck~e in atl a
Ioe tv.f el acuWd~ cf~i sW dr' /1 VI j

r~~~~~~~~~- It ?Xet% C c~*J y e
ViccI1Jr (f~U, ~ 4~~ 4q4'if i7-I 4e~ itaamr, Corzk -e Jx.,~~ ~yttt~~ca~ 4 a. ~rs&a~~ WC ? 4 /:





tiV t f L m tdrsuboiid 1O''UC~hft~liti~Ad ~ ~ *,yI~r~a;
(~/ j~d~~~ ~1s ~qa~ ((~$2 /9~ /P wh

I _________ ___________ __________ __________ r4
L ium,4 -' Z+ PL-- -- a mw .~






.. .A ..1. .k . .~4 ..l4 I .- 41 ~ 4




.. .. .. 21vi





,, A~ ,i ~L.. ,, ~ 4 .4 ..j *.*~* ..*,.s .~I.~IL4~A ~ ~ A..,4g..,,.4~I ~.,4~+~+AA~*13 1


AV4 .1 A 4 ~ t~ .~~,.~ 1 J~?4.i~ ..
F. of~ .t '711 " ....a ~ 4d~. ~ t I444 .a ~ .



4ItL. 1 l* *..* . -* 9 e~ ~ .t ~ S~ 1.... ( .,1.1 74 U~ IfV C




44*~~.1 {-.1~.. . ..* ,. ~' .M ,~ .4** ~ 44~4 ~ ~ *
3a C.u 1 A .* 16 .. 4 d .i 6 S 42"+* lt .~~
Vo k.+ m m u----- n ..-~m --m
~, ~u 4sitI ft ~ U z 1 2 I 1-n ~ *. D 7~ ~
_o -4 UI+'- m u-- m m-m m m m-- mi

-~ l.. .+. ..~ *dgj~4. ~) 1 .j4.* ~i~ Z ~ .4 ~ .
J%~ 4t)~
U.,t~ 4.4= '~s
*~4 4-- ~ .~.,t$I E4"s
4vS X. *-ol JA A" ..-St~.
Jl sff4 jJ 4~. ~E~4

41, jet,---~ mu- mm-- m m u -mmm u mm
V4 4 4 ~ .+ ~ 414
4~4.~~A~~-* 454 I .-. i.A-~ ~ '..~AA j1*.31 4 j~






.J-~.~-4~+I _k4 07 4 T Ae( '..4 ) 4~ 2.D g ...* .4 jA:


ImU i mu mu



~* ~ ... . .. .t .i~ (71:1 4 4

/4~~~~C .4t;*~-m m
_____~~~ 4'
rafts .~j .* .t .pt -.~~-' d J~.* 4

.. .n i -. i.nM

Ais M.? j1~ 1~ +7 Ill It n .~ v$ AO *I_
____ ~ -A is W__ 44-__ U






'o

i A4::. ct 1 0 ).h
X+




Al 4 5
ir ul
le
,W x
*'TY
-'W 4A!i
.1p

LP

e A

A t ,4;M



Ito. '61


t mal IAL



jl l + 4


'M A AMR MM"
T
-4 1 "t'do k4 .
mow"
0 w on N*" WIN" loomma

'A f. j L L
AV, 471 f 64;- las -2 -v i IL



& lj[ )l
J'

C14a
120. A
Is. :1 i I : :C
AJ, :2
. . . .....
M mop it. :0) 1% 't"f
W W 4U


Z'
Q
144+ 'Ja '..'


1. A



dh

J
V A S. IC16. 3 Z

_102
4
.*$ wl4tv..

cj Yrw_ + Zama '_4 j _1"
.1 A, 1. *i


A t.

MOO -MON" lvo
ljf S.M 1$0 A774 JA 10




law W*4+
IS 4 36
I" ARC _4
4
410


*Z 20": _74A :11:10 Z4 J,
pM jqj Imp
MAI ...... Ww ...
'1$ 7;+ lo


d A W 110 Jif
Yo &W "14 +
0_.- Z16 .4 7. 1.401, 1, .1177 .1'1 .115
.42

---- ----pq m"m
......... In ow ---- --- --419
C;oe I 4; 40 1 1066. 4L 21

ALI A 1.

44
Al A v)!







i. S ~ ~ s 9~ (Znws IMAL~ 4tILEAL kR4LIML k R






~~~-- m -- --- --IQ As ga ISO%

3 2,243 01


1S 3, 2Vo.


%1 951 /2 S3I 71 M) 36% 9 ;X) A.. 21 $11fl~

15 22 64* 31 AS) I
"m &Us 1; 1A 2 8 Wi 2 s's i
%I
J2 Al 91131 i$m
f6 .V$a 100 4~ 112 w~ I7


2 15$21 v N/: :, V41-4 I AsA 4F row5~ Z

12 it 2A4M~



12 ACA A-l *17~

Afm'mm NAM 6b IJZ) -n 26 s 9 2 A j

Ck 2' a!Ai


AMA
GO* 02 3) 26, 37 fo13I~f
2~ Vt- 87 SS 1i 771 50 ;1-' 4a
0093 WS F" 12U W..%' 1472 2M~ 0. 65 SW 1711 Ag g





4LI3e 10 z"l~t 102 13 1 12 5A 2I NN
6yr /
~7u ae' OiCL4W'~














De Estudios- delmontinos

Fina Garcia Marruz
4

DEL MONTE CORRECTOR DE HEREDIA
Jose' Antonio' FemAndez de Castro en su. trabajo Domingo del Monte editor y corrector de Ias pDcszas de Heredid reproduce y comment las pdgiinas de un exemplar Ilegado a sus manos de la segunda ed!66n de Heredia, (La de Toluca, de 1832) corre*do a mano por Del Monte. Oue Heredia estimaba en mucho Su. opmx6n v segul"a al pie de la letra sus consejos lo revelan muchas de sus carts. En una di ida a su madrO: le describe:

Digale a Domingo que convengo en la justicia de casli todas sus observaciones sobre la segunda edici6n, de nus poesfas y que deseo que continue SUS variantes y notas, para que a nuestra vista arreglemos la tercera edition pues ya de ]a segunda quedan pocos ejemplares.
En carta poste*oi4 le diria a Del Monte:
Respect de la nueva edicift proyectada de rMis poesfas, harAs lo que te parezea, pues te doy carta blanca. De Wxico te enviard las alteraciones que se me han ocurrido y td bax-As las mas que convengan.

Revista Cubana. (Habana) (34-36).-91-144; abril-juni 1938.
2 HEREDiA J6sg MARfA. Poesfas, difscursos y carfas de Jiosd Maria He, redia La Habana, Cultural S. A.0 1939. t. 2.p p. 296.
Fechada en Toluca, agosto 2. 1836.
DRJAoNm Y ApoNn,, Domww. Centdn epistolario. Habana, Impr. El Siglo XXp 1926. t. 3o p. 66.
A la cabeza det titulo: Academia de la Historia.
CaM fechada en La Habana, 10 enero 1837.

17







Cabe preguntarse: Zpor qu6 un poeta como Heredlia confia en que Del Monte --que no fue esencialmente un poeta- le mejorard sus versos en estas correcciones? Si Heredia hubiese s*do,, como lo fue Pobeda, un poeta de inspiiracift espontanea e instrucci6n escasa, cabria esta sujecx66n a. los punts de vista de una culture superior. Pero el poeta no era s6lo tani'lustrado como el propio Del Monte, sino que tenla una poco comfin perspicacia critical. Nada menos que dn Amado Alonso y Julio Caillet-Bois considering '"elprimer erftico de nuestra lengua
1 4
en el siglo xix, hasta la apariciOn de Mendndez Pelayd".
Si conio critic Heredia no le iba. a la. zaga, a Del Monte, 10 A.
como poeta a nadie se le ocurrina s, a quiera compararlos. Por otra parte, Si Del Monte queria, como hemos visto, que los temas fueran cubanos o americanos y el estilo copiado a algdn noble model europeo, podriamos dedr que Heredia partial de la proposition inverse, no estando su cubania en la elecci6n, de deliberados temas "'guajiros", slino, en la esenclia de su estilo mismo, siendo esta aperture y esta. fibertad en la elecci6n de todos los temas de una mispiraci6n mAs genuinamente amerlicana que aquellas copiess", de obligado tema rural, de las aca-. derWas delmontinaS.
Heredia parece rnds, cubano cuando nombra a Febo que Del Monte con su "Desterrado, del hato" cabalgando en un melado troto"n. La alusi6n a las deidades miticas es comfm a la poesfa culta y a la popular, a G O ngora y a nuestros campesinos de las canturias a los cuales, acaso por transmission oral, les es familiar Homero y hacen frecuentes referencias en sus d6cimas a los temas de la mitologia. Del Monte rechaza lo que llam,6 (,t el anacroni *mo m itolkico". Por eso en el soneto Renunciando a la poesia. cambia "Me deja Apolo, ... ty por "El numen me abandona..." y en el famous verso del Nifigara:
Y al abtsm4rse Febo en Occidente...
le deja en la forma como, aparecia en la primera edici6n:
Y yo at hundirse el Sol en Occidente...
P*
iensa, asi devolverle al verso la sencillez del original i
reparar en que cierta poTpa y abundancia ingenues eran esenciales a la peculiar naturalidad herediana. Lejos de tratar de descubrir, como han"a Marti, "lo herddico", la peculiar*dad

4 ALONso, AmAxo Y JuLzo CAiLLrr-Boi& Heredia como uffico fiterar1o. Revista Cubana. (Habana):62; enero-juralo 194L

1R








im3stioli.stica de esta poesla, le hnpone criterios que ha adoptado antes, de orden general. Y cuando cambia el pruner verso del Niagara:
Dadme mi lira, dddmela, que siento...
Por
Templad mi tira., dddmela que stanto...
compete ya un yerro 'irreparable,, estropeando nada menos que el primer verso de nuestro poema. antol6gico que en la primexa forma tenia un tono ansioso, anhelante, al cual convenia mej or la repetici6n impaciente de la palabra. "dadme"" y que esa (Itemplanza" cldsica,, mucho rrtis delmontina que herediana.Hay que reconocer que Del Monte adml*ti6 despu6s su error, lo cual no ha. impedido, por cierto, que algunas veces se repro. duzca* o cite el verso en esa forma. Azcarate recuerda en el interrogatorio de Vidal Morales" que Del Monte, seg m lo habia 41 mismo confesado, indujo a Heredia, a alterar el texto prinuitivo "atendiendo mAs a la melodia del rlitmo que a la entonac 16n. linca," lo cual indica, por otra parte, que era perfectamente sensible a esa distinci6n, tan important en el poema. Del Monte (sigue AzcArate) comprendi6 pronto
...que con esa entnienda perdia la general producci6n la nota vibrant con que empezaba revelando la inspL raci6n del poeta, y no vacil6 en decirle que Io habia
aconsej ado mal
y restableci6 la -version primitive. No subrayamos el error, asl' subsanado, de Del Monte, smio la, docilidad de Heredia que en ningdn caso defended, como lo harfa Milan6s, sus aciertos mejores. Del Monte corrie los versos con un criteria mvariable sin.distinguir siempre entre el defect que Ilamarfamos necesario y el gratulto. Asi, cuando aparentemente mejora el original:
y orn6 con su arco tu terrible trente
substituydndolo por
y el iris Puso en tu tern*bte frente

Is
6 MESA RODRfGUEZ,* MAXU13L 1. ApostUtas de unagran vida: Dom'90 del Monte. Discurso jeldo en Ja ses!6n pfiblica celebrada el 23 de inam de 1954 en recuerdo del centenario del ilustm aniMad0r. La Habana, Impr. El Siglo XX, 1954. p. 590
A la cabeza del titulo: Academia de la Historia de Cuba.








al qui tar Ia dureza de las erres C'y orn6 con su ar para dar mayor suavida.4"al verso, supreme lo que esa rmisma dureza tenia de expresliva, Ia Lmpresi6n Visual que dan esas erres repeWas de sucesi6n de arcades, Ia convenience de dar una imagen de poder destacando Ia structural (el arco) sobre el color (e I iri s)
Y en Ia filtima estrofa del Nidgara, al kual que habia, hecho
4
en Ia primer, le vemos suprimir Ia repeticift dolorosa del verso: It
Adi6s! Adiis! en pocos aftos...
por el mas d6bil y explicativo,
Oye mt* tiltimo adit3s! en pocos an-os...
0 41
Del Monte premiere casi siempre Ia redaccii6n de 1825, borrando el trabajo del poeta sobre sus -propios poems, casi siempre afortunado,, y hecho sobre todo en el sentido, de sus propias necesidades expresivas. Asi le vemos restituir a su primitive forma muchos de estos poems de Ia segunda edid6n, sm comprender los motives, a veces mds profundos, que tiene Heredia para efectuar estos cambios. V6ase de ejemplo su poesfa El desamor que orliginalmente decia,
SdIo tu luz joh lutial pura y bella
modest. cual t' reanimar sabe
Mi coraz6n 11agado..
que en Ia. edici6n de Toluca de 1832 aparece del modo definitivo:
S61o tu luz ioh tuna! pura y betla
sabe halagar m i coraz6n Itagado .

Del Monte, de su pufi o y letra, Ia vuelve a redactar del Primer modo, relegando esta vez, a Ia inverse que en el Nidgara,
4
Ia importancia de Ia melodia. El error es evidence, ya que s1i en el poema del NiAgara el arrebatado pathos romdntico necesitaba un tempo mAs vxvo, un nnpulso que saltase, a mantra del torrent mismo, los, obstAculos, dando preference al MOWmiento de los versos sobre su perfeccl16n estitica aislada, en
0
estos versos el objeto pokico es otro bien different, Ia luz lunar, Ifinguida, suave. El verso pedia lentlitud y escasa carga
0
discursiva. El poeta no participate. con pasi6a en un movimiento,







sino qup recipe con calma una luz. La redaccift original, mAs trabajosa*
y modest cual tti, rean r sabe estaba. Wen suprimida y mejorada por:
sabe halagar mi corazdn 11agado
con su bello, equilibn"O de aes abiertas y oes cerradas que tan bien express la misma contraposid6n. que hay en el verso de claridad lunar y oscuridad dolorosa del Anfino.
0 #
Con frecuencia supkime Del Monte en los versos de Heredia los pronombres personals, transfirlendo, sm queer, a los
., algo, de su propi espffitu, amigo de ocultarse, mAs serene y menos vehement que el de su anugo. Donde Herediia escribeenfftico, en La estrella de Venus:
Yo te amo, astro de Paz
Del Monte atenda:
Te amo, astro de paz
Ia nusma supresi6n del pronombre encontramos en El cometa de 1825 en que vuelve a cambiar
Astro de luz, yo te amo
por "te amo" sencillaxnente. FernAndez de'Castro nos dice. 44suprime el pronombre innecesanio, dado el tempo del verbo, '; pero n6tese que eJ pronombre, si bien es aw gramaticalmente innecesario, presta xnAs dnfasis a la frase, y que esa vehemenda es esenciai en Heredia. que no escribe (como alter Del Monte) I I para. el alim era lim", sino "Para mi alma. era luz", no dice (en "A mi esposa en sus dfas") y "te consagro el alma", SM-0 ify te consagro mi alma", no dioe "TA eres iingel de consuelo", sino "T4 eres miAngel. de consuelo"". Del Monte no comprende al hacer estas alteraciones que en esas silabas en apariencia mnecesarias hay chispazos del alma de Heredia, siempre posesiva, ardiente-P con gran necesidad de subrayar lo personal. Smi contar con que el poeta, aun cuando parewa insistir en el "Ye slempre habla en nombre de todosp como puede verse en Los versos sencillos de Marti, el verso
Yo vi al pueblo furibso
es mAs natural y hasta de ratz m6s popular que la inversion
Al pueblo vi furioso








A Heredia no le -importa repetir, como en. Et rizo del pelo.
mi cuerpo sufre por mi alma fiera
que Del Monte, como'siernpre, substitute por la forma mAs impersonal de
el alma fiera
QuizAs el erTor mis imperdonabk que haya en las correcclones de Del Monte a Hetedia es la que hace a uno de los mejores versos de A la estrelta de Venus, aquel que dice:
Tremuta, bella, en su temor velada. ,que Del Monte substitute por
Tre**mula.,, bella, en su temor cub*erta...
desacierto mayor si se tiene en. cuenta que estropea tambidn el verso que le sigue
con et mdgico manto del misterio
al que corresponded muchfsuno mejor el velo, que sugiere que el manto que cubre.
z Qud le Pasaba a Del Monte con esta Palabra velada, en Heredia tan saturday de poesia? Dondequiera que la vep la substitute. En Placeres de ta melancholia donde Heredia habia cambl'ado el verso de la edici6n. de Toluca
velada entre las nubes transparentes
por el afm mAs vaporoso
cubierta de vapors transparentes
acaso para evitar la asonancia con elverso anterior que tenla la Palabra "halaga".
En El rizo de pelo que en. Heredia
vela el brillo del sol
en Del Monte lo tapa por complete,
cub.re el brtUo del sot
Espesa cabellera, en verdad!
En A mt* esposa en. sus dias donde el poeta describe:
cuando en. sus rayos Idinguidos respiran








(que. en Heredia, lo radios es siempre viviiente, palpitante) Del Monte le afloja el verso reduciindolo a esta enter 16gl"ca:
cuando en sus rayos Idnguidos reflejan
jaxnbi6n a Milands le habla prohibido escribir que los rayos .respirasen.
Y si no comprende la vehemenclia de Heredia, menos comprende su sencifiez. En Renunciando ala poesta donde el poeta, en la edici6n de Toluca, dice con naturalidad.,
con sus tiernas caricias me pagaba...
Del Monte abulta ahora y sole i :
de Inefables carichow me colmaba.
La multitude, que. en el verso de Heredia es "escufilida", en la correccii6n de Del Monte se converted de golpe en ""estitpida". (Ver la correeci6n a Misantropia) Los demagogos, que en la hip6rbole del verso herediano aparecfan asi.
veo den mil demagogos, mil tiranos
en Del Monte aparecen reducidos a cien. No esti mal por los noventa y1nueve mil novedentos demagogos suprimlidos, aunque, claro, que el verso tiene asi mucho menos indignaci6n, por tratarse de un nfumero menos alarmante de ellos. Hay que admitir que, de cualquier modo, se trataba de un verso dificilmente salvable. En cambio, donde Heredia describe "rasgaban los dolores"', Del Monte precisa!"mil dolores", no explicAndonos por qud, habiendo suprimido tan alegremente a los demagogos, aumentase los dolores a ese number tan arbitrario.
Fernindez de Castro consider fellices la mayor parte de las correcciones que hace el critic al poeta, juicio del que, desde Iuego, disentimos. La conclusion que sacamos del cotejo de los, texts es la siguiente:
Primero: Oue Del Monte mejora, en effect, el origmal, cuando no se. trata de verdaderos versos, evitando las asonancias -internas, las repeticiones innecesarias y dando mayor propieaa' d o correeci6n gramatical a alganas expressions. Wase si no como subrava la innecesana repetici6n. de estos versos:
de sus ondas fierisimas hirviendo
el huracdn feroz...








Segundo: Que echa a perder el original cuando se trata de versos verdaderos, en que cada palabra escogida es esencial y no puede alterarse. En el mismo poema en que aparecen subrayados, en son de critical la repetici6n de "fierisimas" y- "feroz" (Ver A Elpino), vemos tambi6n subrayado un adjetivo que seguramente le Parec*6 'adecuado y al que, sin embargo, no se sabria renunciar,
las dulces cost" de /a patria mia.
-Recordaba acaso la sitira de "Desval'*' (resenti'da por los elogios que apareclan en el Anuncto de Del Monte a las poesfas de Heredia) en las que Vald6s Machuca se. burlaba del uso de esta expresi-6n dulce aplicada. a objetos que no podian tener sabor? Asombra que se tomasen en un sent'do literal expresiones sencillamente metaf6ricas, en las que habfa una simple relaci6n de analogia o de traslado de sentido, f iguras estudiadas desde la. antigiiedad en las preceptivas. -Qui differenclia esencial Podia haber entre dedr ""dulces costas"' y "cri'stal del .0 .00
no por ejemplo? En el prhner caso el t6rmino coffin de comparacii6n lo constitute una. sensac*6n placentera como en el segundo una callidad de transparencia. Pero hay mas. La palabra, "dulce" imponfa al verso una carga afectiva que no A It .
exsi te en la shingle comparaci6n, o en la mas compieta analogla. (A es a B lo que C es a D). Podia admitirse, por extension, aplicada a un effect Pero no a algo inanimado como una costa. Esa cubanisima "dulzura" resultaba un poco ins6lita dentro de las audacias, de indole m6s intellectual, que habfan sido frecuentes en la poesia espafiola desde G6ngora. Sin embargo, eIla sen-ala, Y con esta palabra subrayada por Del Monte queremos terminal nuestro examen, el punto de maxima distanciia.
w 15 Is
entre el -Doeta Heredia quie
.A a n la nostalgia de ja patria le hizo
hacer otras muchas cosas que tampoco comprendi6 su amigo,
it*
y el flustre Bachiller", como le dice Heredioa en una carta tristisi"ma, el correctisimo Del Monte, incorregible corrector.

LAS RELACIONES DEDEL MONTE Y HEREDIA
Las vidas de Del Monte y Heredia empiezan siendo muy ParedWas. Sus padres tuvieron carreras y cargos id6nticos. Sus respectivas families se vieron precisadas a recorder, por distintos success politicos, una trayeetoria iguah de Santo Domingo a Venezuela; luego de Santiago de Cuba a La Habana, donde Ilega por pritnera. vez Heredia. a los dos a'"os y Del Monte a los se*s. Pero en tanto los Del Monte se quedan definitivamente










en la isla, la. familiar de Heredia va y viene: Caracas, Santo Domingo, La Habana, adonde el poeta vuelve, prhnero en 1810, despue*s a finales de diclembre de 1817. Segdn Francisco GonzAlez del Valle, en su Heredia en La Habana" es en esta terce'ra venida a la isla que conoci6 a Del Monte.
Aunque el padre de Del Monte, Leonardo del Monte, y el de Heredia, el oidor Josd Francisco Heredia, habian estudiado juntos la carrera de Derecho en la Universidad de Santo Toxnds de Aquino en la Espanola, sus hijos se encontraron por pnimera vez en la Universidad de San Jer6nn*no de La Habana, en 1819 sima anustad.7
,, comenzando desde entonces, una estrechl
De esta tercera estancia de Heredia en La Habana, dataa sus mores con "'Belisa" o "Lesbia"'..8 a la que tiene que abandonar al Partir la farniflia a M6xico, donde su padre debia ocupar un Importante pesto. En febrero de 1821 ya estA de nuevo en La Ha I bana, donde continda sus studios UnIversitarios Y reanuda su amistad con Del Monte, a quien dedica, su poema "Am Do, Do M. Desde el camporl'.
Su amistad con Miralla y FernAndez Madrid en La Habana Y con HernAndez en Matanzas extreme sus ideas y lo Ilevan a una participaci6n mayor en las actividades. revolucionarias. Se traslada a Matanzas donde con los Teurbe Tol6n y otros amigos, conspire por la libertad de Cuba entrando en los Caballeros Racionales, rama de los Soles y Rayos de Bohvar. Desde. la provincial escrobe sin cesar a sus dos amigos preferidos. que, ha dejado en La Habana: Silvestre Alfonso y su "amadishino. Domingo", al cual, segdn 41 mismo cuenta, escribi6 cuarenta y cinco, carts, hoy perdidas.
Heredia, al mo'r su padre, Que habia sido su mentor espliritual y hterario, busc6 y encontr6 en Del Monte un sucesor del. magisterio pattern. Las carts que envia a su entraftable.
.P* W,
Silvestre Alfonso dan una bnagen suriciente de su vida. en,

0 GoNzft= miL VAux Y RAutm, FRANcisco. Heredid en [a Habana, homenaie de la ciudad de, La Habana a Josd Maria Heredia en et cente, nario de su muerte: 1839-1939. La Habana, 1939. 91 p. (Cuademos de bis,-toria habanera, 16)
7 Ver arUctito sobre la correspondence entre Heredi y Del Mont& en la Revista Hist6rica,, Critica y Bibliogrdfica, de 1. A. Escoto, Matanzas, 1916, to 1, no. 2, p. 157, reccqpdo en el Cent6n epistolario.








d' 6didos entre sus estu&os, sus poesfas, sus anheS anos xvi
los fibertadores no declarados y sus pa;seos por el San Juan con las cubanisimas ""Lola"' y "Pepilla"11 de sus versos. Piensa
V I R.
ya en publicar un toino con sus Poeslfas. Del Monte harfa despuds su Anuncio en El Revisor Politico y Literario de La Habana.
En dos occasions Del Monte suscita, con su admiracio'n a su amigo, la poIdmica en torno a su poesia. La prime vez, en 1823, cuando public este Anuncio a las poesfas de Heredia; la segunda vez en 182% al enviiar a El Mensagero Semanal, que sacaban Varela y Saco en Nueva York, la elogiosa carta que le habia enviado el critics espafiol Alberto Listal" que provocaria la criffica de La Sagrall" y la sonata pol6mica con Saco12 a que dio lugar, cuyos incidents son demaslado conocidos para abundar mAs en ellos. La pokmica derive de lo hterano a lo personal y de la. crifica po6dica a la ininteresante dli-scusi6n de Jos m6ritos boUnocos de La Sagra. Creemos que tanto Saco como Del Monte, que se desahoga, en carta a JosO, Lulis Alfonso"I acerca de lo que Hama "el papelucho sagrino".. exageraron en su reaccl16n contra la critical de La Sagra que, como hemos tratado de demostrar en otro trabajo, no careci6 de aspects positives y certeras intuiciones critics. Algunos de sus reparos, por otra parte, no eran distintos de los que habian hecho Lista o los ed*tores de los Ocios de los Espan-oles Emigrados, penowco que se publicaba en Londres, cuya crifica fue reprodudda tambi6n por el propio, Saco en El Mensagero Semanat-14

9 Dolores Junco y Pepilla Arango.
10 Lim, ALBmm Juido crltico de las poesias de Don Josi Maria Heredia. El Mensagero Semanal. (Filadelfia, U.S.A.) (19): 149; 27 didembre 1828.
11 [SAm, RAWK DE LAI Poesfas de D. Josd Maria Heredia. New York 1825. Variedades. Anates de Ciencias, Agricultum, Comercia y Artes. (Habana) (18)-.17&182; didembre 1828-, (19):210-213; enero, 1829.(20):239-243; febrero 1829; (21):270-271; marzo 1829,
32 SAGn, RAWN DE L& Sobre la Criti"ca de la Poesfa de Don Jos6 M. Heredia. El Mensagero SemanaL (Nueva York) (45) -.- 329; 27 junio 1829;
(48) -.355-357- 18 julio 1829; (50): [369]-371 lo. agosto 1829; (51): (3771-3&0;
8 agosto 1829.
18 MoNmm Y Apowi%, DOMINGO DEL Carta a Jph. L Alphonso Esq. (fr-rhada en 'Habana, set. 23, 1829). Revista de la Biblicteca Nacional. (Habana) 1(1-2):33-34; 31 jullc -31 agosto 1909. flus,
14 Poesfas de D. Josd Maria de Heredia. El Mensagero Semanal. (Nueva York) (35):276-277; 18 abril 1829.








MAs que el aspect propiamente critics, molest 'a los amigos
0
de Here& en los artfculos de La Sagra cierta airogancia espa. @1
fjola, que lo hada decir que sus se'alamientos no serfan Atues, a Heredia, sino a todo el Pais, unida a una absolute falta de autoridad en materials literarias.
Es curioso que en estas dos occasions pol6micas Del Monte utilize la misma palabra Para calificar a su adversario,
Aller -le describe Cintra'O- lei por la octave vez su sAtim a la sAtira del satfrico Dorilo y me ref mucho, con
aquello de criticatizante.
La Palabra empleada en aquella ocasi6n, como es. tan freA *
centere entre un circulo pequenOo de amigos intimos, seguramente debi6 tener Para todo el grupo a que se refiere Cintra,
-Bruz6n* Sanfelld y "Chilo" Carbonell-, un sentido, especialmente c6mico, que escape a los que la leemos ahora, atenidos solamente a su significaci6n y no a esas cl-rcunstancias menudas, s6lo conocidas por los amigos, que la acompaftaron al ser diicha por primer vez. Es asi que la respite ahora. Del Monte
-at comentar la criftica de La Sagra, recordando la otra defense de Here&a que tanto habla hecho reir a sus aimgos: 'Este gallego criticatizante..."' En su carta a Alfonso., Del Monte,, cegado por su car"'O hacia Heredia, amenaza escribix a su vez contra La Sagra y hacerlo "afficos", a "loi dindien". No tenemos noticia de este escrifto suyo. Posiblemente los implacables ardculos de Saco le parederon suficientes.
Lo que nos interest subrayar de este incident es que ya por entonces parece haberse borrado todo, el resentimiento,
que le produjo a Del Monte el concern tardfamente y por azar luna carta escrita por Heredia y a su tio Ignacio en que acusaba a Del Monte de haberse pasado al partido de sus perseguidores. Ya nos hemos referido ampliamente a este episodic en otra parte de este trabajo."' Heredlia se habia. viisto precisado a salir de Cuba por haber slidodescubiertas sus actividades conspi'ra0
-tivas, cuando se enter que Del Monte, urgido por una apreA
rmante situad6n econ6m*ca, habia aceptado el cargo de secretario del alcalde de Guane.

1.5 Damomm T ApoNTE, DommGo. Op. cit. (A 1923. t. it p. 6.
la carta esta fechada en Haba Septiembre 20 de 1823.
16 GARdA AIARRuz, FiNA. Tres Im4genes del Del Monte. Revista de la Jibtioteca Nacionat Josd Marti. (Habana) 68(2) : mayo-agosto 1977.








Noticias de la Habana, y el recibimiento Aspero que tuviste en Guane, me dieron el dolor de creer que mi amigo se habia ligado con los m6s execrables tiranos,
y desertado de la virtud......
-17
le escribina desde Nueva York, el quince de marzo de 1825.
1* *.P
Juzga sli la lniaignacion y la verguenza podian permitir que la victim se dirigiesr. a una persona que reputaba
coligada con sus verdugos.
Segu-ramente que en la carta encontrada, dos a-nos despuds por Del Monte, entre los papeles del tfo de Heredia, el poeta se referfa, a todo esto en t6rminos mAs energlicos a-Cin. Ello explilca la carta de Del Monte de enero ve'docho de 1827, que ya comentamos amphamente, en que le explica los motives que le decidieron a aceptar aquel pesto, le habla de "aquellos dias tristes y borrascosos," y le dice al arnigo al que hasta entonces, ha credo un dios: 'If -Ah, hombrel"'
Pero yo te perdono, Josd Maria- no Iniro en t1i el hombre de 1824 sino el que escrib 6 (estas 45 carts en 1821, y 22 y 23) que tengo esparclidas sobre mi mesa y que me consuelan de tu aspereza y tu ingratitude presents 0 a
Por su Parte, el poeta se defenderl'a de estos tardios cargos
*11 1 P
escritnendole el quince de abril del mismo a-no:
Despu6s que te escribil la carta que ahora ha venido a Ilegar a tus manos, recibi una tuya en que me hablabas de mi's equivocaciones e injusticias, que yo crel" respuesta a aquella, y me bast6 para restltuirte en mi casino al preference lugar que obtuviste en 61 desde que nos conocimos,. Asif me ha cogido muy de nuevo la
ocurrencla actual,
El incident no dejo huellas entre los dos amigos. La forma apasionada. como reacciona Del Monte ante las critics de La Sagra de 1829 revela que su amistad hacia Heredia res*sti6 este duro, choque. ,

17 Todo este incident y las carts que se cruzaron viiene estudiado en el trabajo de Francisco Gonz6lez del Valle "Tres carts ffidditas de Del Monte" a que ya hemos hecho referencia. Revista Cubana. (14abana) (28-30):246-255; octubre-didembre 1937.









-En cuanto a Heredia, todos sabemos que su estandia. en Mkico tuvo dos etapas, una relativamente venturosa en que se casa con Jacoba YAfIez, es amigo del president Guadalupe Victoria y ocupa cargos importantes -juez de Veracruz, fiscal, inagistrado. rector del Instituto Literario-, y otra etapa en que es tildado de extranjero, reducido a un cargo modesto de secretary en la misma Audiencia en que habia sido minlstro, y en que, pobre y ya muy enfermo, pasa grades trabajos para softener a su. numerous familla. 4Por qud no fue a los Estados
ib Is
Uniaos, como tantas veces le habla dicho a Gener que harfa en caso de que se le cerrasen todas. las puertas? Es lo cierto que, al parecer, no se sentia, ya. con brios para iniciar la lucha de nuevo en tierra extrafla. President acaso la cercanfa de su fin y tiene s6lo un fuerte deseo: volver a ver a su madre, a sus arm9os de juventud, a su patria.
"Las dulces co"Stas de la patria mi-ad
El primer de abril de 1836.. Heredia se decide a escribir a Tac6n la famous carta en que se confiesa desenganado de sus ideals separatists y le ruega le concede el pernuso de regresar a Cuba. La madre del poeta escribina unos dfas despu6s a Del Monte incluydndole la carta de su hiijo con el encargo & hacu6rsela Regar a don. JosAf,- Arango con destiny al Capitin General.
La palabr-a que emplea Heredia para referirse a esta carta que tan p6sirno effect habria de hacer entre los anugos del poeta.. es bien significat'va. La llama 'Ja carta miilagrosa % Heredia es completamente sincere cuando express en, e1la su desencanto de los ideals revolucionarlos de su juventud: "IBI hombre sincere fiene derecho al error" ---escribi*6 Marti. La experience ca6tica de M.6xico babla ayudado a ello. Y de pronto, le parece asombroso que las puertas que habian hecho infranqueables sus convicciones pollticas, cedan tan f4cflmente, que una simple carta, como esos talismans que le daban a los heroes de los cuentos la entrada a un castillo inaccessible, le
aitan el access a ese mundo perdido de su. juventud, el tnico en el que ya cree y al que no habla pensado poder volver jamits. Cuando Del Monte, que ahora juzga tan duramente a su amigo, despu6s de suffer 61 m*smo las amarguras del des.tierro, describe a O'Donnell muchos an"Os mAs tarde, una carta para facillitar su regreso a Cuba, sentimos que hay entre la carta y el effect que espera obtener de ella una relaci6n 16gica. Su carActer, mAs causalista, le hace dar los pasos necesanios para lograr su fin. Se trata de una carta political. Heredia, el








poeta, siente que sus letras a Tac6n son como un obst4culo que se rompe en sueflos, las consecuencias son incomparable. niente m A s vistas que el mistrumento que las ba hecho possible, por eso usa esa expresift que a algunos pared6 c # nica cuando es.. en reallidad, s6lo profundamente mgenua, con ese resto de nifiez que queda siempre en los poets: "'la. q" milagrosatp.
La reacci6n que provoc6 esta carta entre el cfivulo de sus jontimos es a duras penas explicable. Es indlignante que hasta el voluble Jos6 Luis Alfonso se permitiera escribir:
0 A degradado vate ha Ilegado al fin a Cuba con salvoconducto de Tac,6n, y despuds de tanta (bajeza), (humillad6n) creo (parece) que no se queda en la iisla torque 69.
no Io dejan, o torque teme, o torque se averguenza
de lo que ha hecho.'L"
Mucha raz'*n fiene Wrez de la Riva cuando en su libro sobre el general Tac6n y su 6poca" se refiere al poco derecho que tenfan de *uzgar a Herediia los. que no habfan suffido la menor moiestia, habian continued su vida normal en el pais "ganando dinero, tom o chocolate y hablando mal de TacAn".
Para comprender la reacci6n de Del Monte es precliso tener en cuenta no s6lo la influence que tuvo sobre su Animo la opinift de todos sus amigos respect, a esta carta,. influencia a que nos referiremos mis adelante, sono, sobre todo, lo que estaba pasando en Cuba en aquellos moments. Basta. recorder ]a correspondenclia de Del Monte que media entre el conocimiento de la carta de Heredia. y la Ilegada del poeta a La Habana en el mes de noviembre para explicar, asl' sea rApidarnente, las cartas en que comment con sus amigos estos sucesoso,
0
A 016zaga (mayo 26) le refiere,
. los; escandalosos desafueros de nuestro, Capit6m General en las elecciones de procuradores de la Habana [Y] el despotismo del dictator que ustedes nos han, hecho la caridad de ponernos con solicitud verdaderaMente paternal.

Is ALFoNso, Jo" Luis. Carta a Josg Antonio Saco. Paris, 20 enero 1837. (En su: Cartas a Josi Antonio Saco relatives a las etecciones de diputados a Cortes. C. M. Alfonso no. 19.)
19 TAC6N Y RoSiQUE, MiGTEx. Correspondence, reservada del capitdn general Don Miguel Tac6n con el gobierno de Madrid: .1834-1836. Intro. duccift, notas y bibliograffa Por Juan P6rez de la Riva. La Habana, Bibnoteca Nacional Jos;A. Martf, 1963. p. 34.








A Alfo)aso le contaria en sucesivas carts c6mo, a ra'z del triunfo de Saco y de los grits del pueblo entuslasmado dando
4
ywas a Saco., a Varela y a Luz, el general habla caldo "enfermo7r, como herido de un rayo-", sembrando, 61 y "toda. su pandillalril sos echas v maliciosos temores sobre las ideas de Saco sobre negros y diciendo
. que lo primero que hani ese loco es pedir en las.
Cortes la emancipacio"n total de los esclavos, y icendiar
la isla, y arruinarnos a todos, etc.. .
corno se le estaba formando a Saco un sumario con fecha atrasada "para tacharlo otra vez en el Estamentoo'- como de nuevas elecciones, no se decia nada cartss de julio 21 y 23) torque 4t f espera. S. E. la resolucii6n del Gobno. sobre las zalagardas Pasadas"# Saco y Armas se habian quedado sin procure y "el hombre" no quenfa que hubiera elecciones "ni en Cuba ni en Pto. Pre". Transcribimos estas carts para que se vea el estado de cosas en que se hallaba Cuba cuando Ilega, la carta a Tac6n y despu6s al propio Heredia. Wanse los meses: carta a Alfonso del dia siete de agosto,
. aqui no se oye sl'no 'anoche prendieron a Fula-no"
esta manana a Zutano". Se ha impress la representacl16n del Ayuntamiento ntro. como un club de insurgentss, picaros, y a Jos adjuntos como gente oscura, desopinada y levantisca, en fin, a la Habana toda en revoluci6n, que si no fuera Pr. su energia. ya hubiera istallado. Estas calumnias han encontrado un eco, favorable acogida en el gobierno metropolitano, y se ruge que todo se aprobari y se le darin las gracias a S. E. Esto es
terrible.
N6tese c"'mo la tensi*6n lba en aumento. Carta a Alfonso de septlembre veintiocho:
El Gral. dice que sli de RI. Orden le mandan jurar la Constitudo'n del aRo, 12, la jurarci, torque no establecera aqui ninguna de sus consecuenclias,, antes al contrario establecerA mil horses pa los que se desmanden
y alboroten.
En septiembre velintinueve Ilegan a Santiago de Cuba, procedentes de Ca*diz, los, peri6dicos madrileflos con la noticia, del Real Decreto disponiendo que se jurase la Constituctf6n en todos los dominios, de Espafia. En La Habana se toman r6pidas







medidas. Del Monte comment en carta a Alfonso de octubre veintid6s,
Entre tanto este arraez sigue abusando escandalosamente de la dictadura conquer la ha revestido el estiapido gabinete de Madrid. Las prisiones no cesanaltas, ba Jas, ricas, pobres, buenas, malas: ma's mivelador que los de la Revoluci6n Francesa,, a todos los empareja con
su funesto despotismo...
.4
En la. misma carta describe que acaba de llegar una Real Orden del minister de Calatrava previni6ndole a Tac6n que re-doble su celo por la conservacift de la Isla para la Metr6poli siguiendo el mismo r6ghnen gubernativo hasta que reunidas las Cortes decreten el sistema. de gobierno a seguir en las colonies..
F w que entretanto se vuelva a hacer elecdones de d"Putados conform a la Constituci6n, en cuanto al ndmero de ellos. solamente es decir que solo vayan 3 por toda la Isla en vez. de los 8 a que nos daba derecho la Altima Ley de Elecciones: po en cuanto al m6todo electoral, que en todo se sl*ga el Estatuto y las leyes posteriors.
Consider c6mo nos habrA dejado tan inicua injusticia.
Y flegamos, al mes, de noviembre, el de la flegada de Heredia a la. Isla.
El editor de Rimas Americanas, Ignacio Herrera Ddvila, teniente de caballerfa,. es apresado violentamente y arrojado de la Isla por el general Tac6n. Del Monte le describe a su hcrmano Juan condolie"ndose de la noticlia, y ofreci6ndoles su ayuda. Del ep''sodio del general Lorenzo y la Jura de la Constimci6n en Santiago de Cuba dice en carta de novi embre veinfitr6s:
colas (Escobedol dice que de esto no resultara nada:
que Lorenzo en vi6ndose apurado se marchard a Esp".
y que aqui quedaremos lo mismo que estamos.
En ef-ecto, Tac6n, sint*6ndose apoyado en el exterior y en el interior, dispuso una expediclio'n contra el general Lorenzo que a la larga. opt6 por embarcarse en una fragata. britAmica en unii6n de algunos officials y adlictos, saliendo de Cuba el veintid6s de didembre.
El afto no podia ser peor. Del Monte nunca hab'a teni'do, como Heredia, fe en la libertad emancipadora, pero si en las

-32








rejormas graduates, en la Constitud6n, cn la labor de los dipu, tados, cubanos a Cortes, en su amigo Saco, en la difusion de una poesia americana. Podemos decir que sus creencias mAs. Profundas, las que le Ilevan a poner su firma juvenile en apoyo de la Constitucion y a escribir los poems de Rimas Americanas, las creencias ma's querlidas de su juventud, una a una,, fueron atacadas este afio. Es a la luz de estos acontecimlentos., o at menosp al reflejo que estos acontecimientos tuvieron en 61, tal como podemos verlo en su correspondence, como hay que ver el effect que tuvo que hacerle el regreso de Heredia a fames de este ano, en noviembre cuatro.
Hay que pei-isar que n1i Del Monte ni ninguno de sus amigos que hablan permaneddo en el pais representaban para el sentimiento cubano, to que Heredlia. Decir su nombre era decir Cuba. A los tres dias de su Ilegada, Tanco le describe a Del Monte una carta que, segdn dice Mesa Rodriguez" influye en la que 61 a su vez le describe al poeta. En general Tanco, no sabemos sli involuntariamente, provoca siempre la desuni6n entre Del Monte y sus amigos. Lo vemos atizar el fuego contra Heredia,, como to barla contra Luz, con su desafortunada inter10
venc116n en ]a polemica, y, despui6s, contra Placido, al ingeni-Arselas para enviable a Del Monte, que se hallaba en el extrana
jero, la supuesta "confesi6n" del poeta mArt k r.
Wase la. carta de Tanco:
He visto y abrazadc l a Jose' M. Heredia. "Rentre dans sa claque" (V. Hugo). Lo abrazaba y sentia vergui-enza, sentia indignacift, sentia Ustima. Lo vei*a como un deserter,, como un transfuga abatido, hum'llado, sin poesia, sin encanto, sin virtud. No lo veia con los OJOS
a 11 IF 10
materlaies, como lo habia A sto y gozado con la imag-iad16n, como un distinguido patriots Reno de virtue y
fortaleza, como un poeta moral eminente honor de Mdgico y Cuba. Dile y alhaja precious de ntras. pores letras que hemos credo engrandecerlas y dares luces con s6lo este nombre: "Heredia". Nombre con el cual nos envaneclamos y por el cual hasta ffisuldLbamos a los que se atrevian a sefialar una mancha en sus versos.

2() MEsA RwPdGuEz.. M. 1. Op. cit. (5). p. 30-31.
21 El subrayado es m1fo. Como Men dice Mesa, la expresil6a produce uri "escalofrio moral".








Y esta f ase, para Del Monte seguramente decisive,
Ahora este nombre y este hombre serd el mejor instru.
mento para los enemigos de Cuba Para maltratarla.
Despu6s de comparable con el "miserable Ovidio" que fue un asqueroso cortesano y mendligo de Augusto para que le permitiese volver a Roma Fr conclude, haci6ndole ver que todos los amigos pliensan y aspe-1-an que 61 piense 10 mismo. El nombre de Os6s, tan buen amigo de Heredia, tiene que haberle particularmente i resionado, entre todo, el coro de los disi.dentes:
Si* dejo, corner la pluma., no tengo-cuando acabar. Ose's, y todos los amigos y hasta enemigos de ntro. pobre muchacho Jose" Maria pieiisan' del misnio modo que pienso yo, y piensas tfl, y piensan todos los que denen
verguenza.
"Nuestro pobre muchacho Jose' Maria", pobre sobre todo de amigos, se ha encontrado con esta mala atm6sfera a su alrededor.- A su Ilegada a La Habana s'lo est:k en el muelle Para recibirlo Del Monte. Quizds piensa si ser -a' el mismo poeta que en 1820, al restablecerse el GOdigo de Cddiz, escribio-' Su oda Espafia libre, 6ste que regresa ahora justame'nte cuando los defensores de la Constituci6n tienen quq batirse en retirada. Como los triumites en el muelle se demoran, Del Monte decide redrarse, asi s6lo lograron verse breves moments. No se pueden recorder sino con pena los incidentes'de este dfa,, tan sonado durante aflos por Heredia, que pasa entre los trAmlites intermInables y la tibia acoglida de S'u amigo, inAs querldo que a todas luces esquiva. su trato. Heredia, que ha dado el Paso de escribir "la carta rrlilagrosa", con el dMco fin de abrazar a Isu madre, a su hermana. y al arnigo ma's ligado a sus recuer4os de juventud, se encuentra que esa misma carta es el priiicipal obstAculo Para que se verifique el tan son-ado encuentro. Parte a Matanzas a reunirse con su familiar y desde all'I' le describe ,
A r* rApido paso por la Habana qued16 hambriento de habtar configo con toda la franqueza que neceslitamoS .0
dos amigos como nosotros. Dos veces te brusque esa
noche y no pude hablarte."

22 DumoNTE Y AmmTE, D. Op. cit. (3). p. 62*








A su vez Del Monte, que le describe a Alfonso en noviembre
I eS23
veintitr' a ral'z del episodic del general Lorenzo y la Jura de ja Cons titucio'ni, sobre estos success comment laconicamente: Ujos6 Marla Heredia ha venido de M"jico a ver a su madre, Coll salvoconducto do Tacon."
Aunque se, refiere a el a partir dc ahora con el nombre complete, como a una figure que pertenece a la historic, es
41
,decir, con cierta impersonallidad, hay details de este laconismo, naturalmente, 1-nucho mals dolor por el arnigo que en la engaiiosa expres16n de Tanco "nuestro pobre naud-mcho Jos6 Maria".
contestando la carta de Heredia,- le describe en noviembre
i Ji
veintiocho:

No son menos vehementes los deseos que tengo de hablarte, pues paraello nos dardn amplia material. aunque no sea mas que tu malhadado viaje a esta Isla bajo los funestos auspicious conquer lo has hecho y en la epoca
fatal -que escogliste.24

Se refiere, sin duda, a los success politicos a que hemos hecho ya reference.
La carta la conclude con estas palabras-,
Angel caido, stempre te quiere con caridad y casino sin
igual tu constant amigo...

La expresi6n "Angel caldo", que a primer vista parece iintolerable, result, en rcalidad, atenuada por las palabras que la siguen y por el complejo de circunstancias que las precedieron. Mucho mas dura es la carta que describe a Alfonso, en abrid veintinueve de 1836:

Jos6 Maria. Heredia vino a la Habana sollicitando antes permiso de este Sr. General por mediio de, una carta que no me gusto' 7 nx ha gustado a' ninguna persona de
delicadeza.

MONTE Y APONTE, DOMINGO DEL. Carta a Jph. L Alfonso (fechada en La Habana 23 de Novre 1836). Revista de la Biblioteca Nacional. (Habana) 1(3-6); 151; 30 septiembre-31 diciembre 1909.
24 GomzALEz DEL VALLE, F. OP. Cit. (6) p. 91.
-W P"








La frase de la carta de Tanco, como presumlin-los, hizo todo su effect:
... entre estos cuento al mismo Blds [Osds] que desa.

prob,6 un acto de sumslion semeliante. Yo no pude hablar con 61 torque solamente le vi un moment cuando desembarc6: pr la noche estuvo a verme dos veces y no me encontr6: al dia sgte. se fue pl, Matanzas, donde vive su madre, y no pudimos volvernos a encontrar, pr que yo me fui al ingo y cuando fuli a Matanzas ya se habla marchado pl, la Habana pa embarcarse, pues sojo estuvo aqui dos meses. Perd16 un prestigious iinmenso poetic patri6tico, tanto que la juventud esquivaba el verlo y tratarlo. El slin ernbargo dice y cree que no ha
# d
cosmetic I to accio"n villana que le rebate, y extrafia que se.
le juzgue con tanta severidad. -OjaIA tuviera 61 raz6n!
no perderiamos esa fluslift nids en. nuestra vida political,
tan, Ilena de deserciones y amargos desengan-os!

Cas.i todos, los critics. han estado de acuerdo en subrayar, con toda. razon, el hecho de que no le perdonasen a Herectia la carta a Tacon los mismos qw-1. convivieron tranquilamente con el de-spota mientras el poeta sufria. trece aflos, de doloroso destierro. El afico que lo juzga con alguna indulgenclia es Jose' Antonio Echeverria, flavado acaso de esa delicadezal, o ese cansancio, que nos limpide sumarnos a una critical cuando es tan generalizada que result tan cruel como innecesario darle. ya nucstro concurs. d'Le confieso a usted -le describe a Del Monte- que despu's de haberlo oido me parece menos, enorme su falta." Le sorprenden dos cosas. que no se mostrara en ningun moment resentlido por las. critics a "su apostasia" y la Absolute sinceridad de sus convicciones. A Gener, eno le habia escrito Heredia acerca del despotism y la anarqufa reinantcs en Mdxico? "No se' qu6 demonic turba la raz'n a los nuevos republicans. de Am6riica-" Habiendo perdido ya la fe poh ica
-a qu6 renunciar a la alegria 111tima de abrazar a su madre y ver a su patria antes de morir?.
Juan Pe*rez de la Rival, 25 ref *66ndose a la op ani 0-* n de Del Monte sobre Heredia describe: "'Del Monte, a quien un obscure resentlimiento parece guiar..." Se refiere a la carta encontrada al azar por Del Monte, al hecho de que Heredia no se

25 TAc6iq -Y Rosiouig., M. Op. cit. (20). p. 3.3*
o%..PF








hubiese mostrado menos implacable con 61 cuando lo creY6 41ligado al partido de sus perseguidores". Ya nos referimos', al ,comentar la pol6mica La Sagra-Saco, que la m*dignacift., m1clu. so excesiva, con que Del Monte ddiende a Heredia, permit suponer que se hablia borrado toda huella en 61 de este Middente. Y es explicable torque el resenthmento crece cuando no puede ser manifestado y Del Monte se desahog6 lo suficientemente y mediaron las explicaclones necesanas como para hacernos pensar que la reconciliaci6n fue verdadera. Nos pare.ce mAs probable explicar su actitud a la luz de todos los hechos a que hemos hecho reference, y que podemos resumior as + :
Primero: Lo que Del Monte llama "la epoca fatal-"' que escog*6 Heredia para su regreso a Cuba, coinclidente, como hemos visto, con el moment de mayor arbitrariedad del goblierno de Tac6n.
Segundo: El hecho de que Heredia represents. la Imagen de Cuba en el destierro, la fibertad cubana. Su regreso no podia ser celebrado, como lo fue el de Gener, que era s6lo un espai-aol liberal, cuya presencia. s6lo podia ser beneficiosa para Cuba. Por el contrario, la de Heredia redundaba, involuntariamente, en apoyo a lo establecido. En cuanto a Del Monte, su pennanencia en el pal"s obedecfa a causes y a prop6sitos diStintos, ya que desde un primer moment decidW trabaiar por Cuba desde una poslici6n political, reformist, que partial. del regimen existence y pretendi"a irle ganando terrenopoco, a poco; de ahl, que los primers monvos cubanos que hacen a Heredia partir hagan a Del Monte hacer todo lo possible por quedarse. Su conducta es tan legal como subversive. Otro era el caso de Heredia. Del Monte tenia la gran ventaja de no ser un simbolo.
A la luz de estos hechos empieza a parecer menos mconsecuente que le reproche a Heredia la carta a Tac6n el mismo que despuds escribirla otra semejante a O'Donnell, gobernante mucho ma's funesto para Cuba que Tac6n. El error de Del Monte es que juzga la conductt" de Heredia en abstract, sin relacionarla con el poeta mismo. Es, en el fondo, el InIsIno error que determine sus correcdones a las poeslas de Heredia: partir de un criteria previo y aplicarlo slistemAticamente sin
0 v Is It
intuit la peculiaridad de cada verso y las propias necesidades lexpresivas de su autor. Las dedsiones de Heredia no son nunca de carActer estrictamente polit* element de sueflo las rodea, de aqul' que donde los ojos realists ven sencilhumente Una apostasia, 61 ve, no menos sencilhanente, un milagro. La
6 *
idea de perder "un inmenso Prestipo, pcm6tico-patri6tico" que








hubiera dete*do a Del Monte, es en e'I menos fuerte que el senUmiento de ardiente nostalgia por la patna, misma.
Es muy triste esa primer noche de Heredia en La Habana, el vacio que se, le. hace alrededor. "Por la noche estuvo a vernae dos veces y no me encontr6.. "" Verdaderamente, es ya la noche para el poeta. Del Monte perdi6 la oportunidad de verlo por 61tima vez. ".Adi6s, flustre Bachiller -le describe melanc6ficamente -sabes, que -fiace quince largos anos que poses el primer lugar en el coraz6n de tu amantli's' o amigo."
De su limpidez de Animo dan cuenta, no s6lo el testimony de Echeverria, sino la carta, que el mismo Heredia le describe a. Del Monte en enero primer de 1837,20 en la que, siin mostrar el menor resent"Wento le dice:

No puedes tu senior mas que yo la infausta comb*naci6n de circunstandas que nos han tenlido separadosp pues no has venido desde Wxico temiendo por uno de tus oojetos mAs caros recorder los bellows dfas de la juventud con el amigo mAs querido de elIa. Ultimamente habia otro motive fliertfsi"mo pa que yo desearahablarte muy largo y era el de disipar las injustas prevenciones Sobre mi viaj*e que indi'cabas en la que me escribliste a
Matanzas.

Es en esta carta donde Heredia tambidn le habla de una possible tercera. edici6n de sus poesfas, encargindole su correcd6n, empeho, que Del Monte cumpliria despuds de la muerte del poeta. Nos gusta pensar que este trabajo. el filtimo que le ocasionaria su amligo, tuvo algo de reparacift y de callado homenaje.
El diedis6is de enero de 1837 parti'6 Heredia para Veracruz. Ese mismo dfa se reunirl"an !as Cortes en sesi6n secret para tratar la exclusiOn de los diputados aslignados por las provinicias de ultramar.
La predicci6n de Tanco de que ahora el nombre de Heredlia servirfa de instrument Para los enemigos de Cuba resulO infundada. En el discurso a Heredia de Martf, como en la elegiac que le dedicara la Avellaneda a su muerte, el nombre de Heredia, por el contrarlo, s*gm*6 equivaliendo al de Cuba

20 DELmoNrE Y ApoNTE, D. Op. cit. (3). p, 65-66.









al de la naturaleza m *=a de la Ame'rica. Marti dirla de flerediia que fue 61 el que acaso despert6 en. su alma "como en la de los cubanos todos, ha pasi&a inexth-iguible por la libertad.0)2'f
Fstamos seguros que Marti leyo" el pr6logo de Bachiller y Morales a la edicift de Heredia hecha en Nueva York en 1875, en la que aparece es-ta clita de Kennedy que no estuvo lejos de su mente al evocar estos mismos hechos en su discurso famous. Cita Bachiller:

A su vuelta a Cuba estuvo sujeto a todos los disgusts que los gobiernos militares hacen suffer. Un. arnigo que fue a recibirlo lo encontro' a pesar de su rango en la Repu"blica, Meji-cana, de su reputation y su evidence estado de enfermedad, esperando sentado en un banco, que le tocara su ttirno para entrar al despacho, a voluntad. del empleado... Heredia estaba visiblemente alterado, a punto de ser casi desconocido por su amigo, y sus parents temieron Seriamente que corna su vida
gran peligro.

Es casi seguro que Marti se basase en este relate cuan-do despue's se refierc al aspect mortal de Heredia y al breve encuentro de los dos amigos en el muelle, l1amando a Del Monte, sin nombrarlo, "un amigo piadoso". No lo fue tanto Del Monte, Martf, que s6lo conoclo" sus versos, vio ma's a fondo en el hombre que este amigo de toda la vida. Quizds la aparente frialdad de Del Monte fue dolorosa Para c"I mismo. No podemos juzgar algo tan delicado con cl testlmonio siempre insuficliente, del desahogo, epistolary de un moment. Pero aun despu6s do tomar en cuenta sus motivaciones y sus reserves, echamos un poco, de, me,-ios qLie no hallara Del Monte para referilese a Heredlia palabras de tan arrasadora piedad como las que encontru- Mard cuando recuerda su doloroso regreso a las costas Patrias.:
Un dia, un amigo piadoso, un s6lo, amigo, entr6 con los brazos tendidos, en el cuarto de un a1guacil, habanero, y alli estaba, sentado en un banco, esperando su turno,

27 MARTf, Josig. Discurso pronunciado en el Hardman Hall, New York, 91 30 de novifemb.re, 1889. (Fn su: Obras completes. La Habana, EditorW National de Cuba, 1963. t. 5p p. 165.








transparent ya la mano noble y pequefia, con la. fUtima luz en los Jos, el poeta que habfa tenido valor Para todo, menos para morir sin volver a ver a su madre y a sus palms. Temblando, salio' de allf, del brazo de su amigo; al recobrar la fibertad. en el marp reanuinado con el beso de su madre, volvio a hallar para despedirse del universe, los acentos con que lo habla asombrado en su primer juventud. y se extingul 0' en silenclo noc.
Vigi
turno, como lAmpara macilenta, en el valle donde * Ian, perennemente doradas por el. sol, las cumbres del
Popocatepetl y el lztacci'*huatl..'*












C-* ig 16 -4 X

N'- X A 0 qi













INdem. P. 175














Las relacw*nes entre H. ungna P *
y America Latina
en el siglo XX (4asta 1945)*


Salvador Bueno


El fen6meno de las frecuentes, y abundantes emigradones constituy6,, a partir de las filti as d6cadas del IM siglo xix, Un
sintoma ev I dente de las profundas tensions sociales que emsflan en Hungda. Aunque en la etapa que siguM a la, concertaci6n del Compromiso de 1867 -fundamentacii6n del Imperio austro-hAngaro- hubo progress econ6mico, sobre todo el cre. cimiento de la industrial quegeneraba el aumento de la clase obrera, los vestigios feudales que acogotaban al campesinado acentuaron la necesidad de una salida o vilvula de escape. Por eso, a finales del siglo xix el dxodo no se Produjo princi-palmente por causes polificas, como habia ocurrido en la etapa anterior, siffio por motives econo"micos. En Hungria se habia estancado la revoluci6n democrati"co-burguesa. El latifundismo obfig6 a las masas campesmas a emigrar. Than en la busqueda de mejores conditions de trabajo, de tierras en donde Jaborar s la grave represi6n que se efectuaba en su pais contra cual. qtuer Movimiento de protest del campesfnado y del credente Proletarlado urbano.
Fue en 1877 cuando empez6 la emigradon, masiva hacia Amdrica. Buscaban el paralso, son-aban que rAplidamente amasarlan una, fortune que les permitirl'a retornar al pal's natal. Pensaban que con el dilaero granado en el Nuevo Mundo podr'an

Capitulo de la obra Cinco silos dc relaciones entre Hungria y Am6rka Latina en process de publicaclion por la Editorial Corvina de Budapest.







compare tierras a su regreso. Mis de un mifflo'n de campesinos Y peones h tngaros se volcaron hacia los territories de ultra, mar, principalmente America del Norte (Estados Unidos y Canadd). Otros, en menor cantioad, marcharon a los passes de la Ame"rica Latina, sobre todo, Brasil y Argentina. La realidad americana quebr6 muchas de sus illusions. De ahi que en gran n6mero de casos las decepciones obligaran a la emigracion definitivea,
Cuando, ocurr"6 la. derkoka, de la. Repi6ibIlica de los Consejos en 1919 y el subsecdente regimen represivo que instaur6 el gobiem-o contrarrevoludionario de Horthy, la emigraci6n moti.. vada. por causes political y economics, no pudo dirigirse hada los Estados Uni'dos deblido al restrict regime. de quotas que establecio ese pal v s. Hacia la Am6rica. Latina se dirigto en gran parte dicha oleada emigratoria. No eran solamente peones''Y campesinos, sino tamblidn obreros calificados, hombres de dencia, escritores y artists. Cuando el regimen de Horthy suspend.
.0 .1,0 a I
di6 el subsidio de desempteo, la -e racion'.arrecio. Al. terror b1fanco acompafiaba la miseria espantosa. Fue cuando C'*rcul6 la frase de que Hungn-*a era Ittel pais de los tres millions de rnendigos"'. Pueden- indicarse, dos tapas de- mayor emigracion, de 1919 a 1923 Y, mas ta'rde, de 1929 a 1933. A los, grupos Ya senalados debian incorporarse los que emigraron con mo ivo de la creciente poliftica. antisemftlica a partir de 1930. HasU v! propio gobierno encauz6 la oia' emigratoria. -W archiduque Albrecht, inici 6-' negoejiac iones con el gobierno argentino para ja emigraci6n, de un mill6n de (-ampesinos hdngaros, a. ese pals. Dicho. proyecto se vio interrumpido por los aco-titechnientos que. precedieron al estallido de la' Segunda Guerra Mundial.
Puede af irinarse que el ii4mero de h mgaros que actual+ m. ente viven en la..-Am6r*ca Latina ascaende a una cantidad que, srIIfla entre los 250 mil a 300 mil. Las colonies m4s -numerosas se hallan en Brasil y Ar&ntina debido al hecho fundamental de que en dichos passes los emigrants tenian m.As posibilidades de adquirlr tierras. En Buenos Aires, donde existed una abundance coloni"a hdngara, se encuentran miembros de todas las. classes desde el obrero industrial, el intellectual y tamble"n representatives de la. alta burguesia incorporados a las classes dominates del pais. En las provincial argentinas del interior se ballad colonies de hfingaros algo menos numerosas, pero donde abundant trabajadores agricolas y obreros calificados como en las provincias, del Chaco y de C5rdoba. De menor cuantia son los groups que habitat en Rosario, Santa Fe, La Plata y la Patagonia.
A ON








Characteristics curiossas ha tenido la emigraci6n hAngara. que en nuestro si. lo se estableci6 en el Brasil. Su. nfumero llega ap adamente a los ochenta mil. Est6n Instalados en Sao
Paulo, Parank Minas Geraes y Rio Grande do Sul. Los emigrantes crearon poblaciones con nombres hfingaros. Haciia 1924 fue fundada, a una distancia. de diez kil6metros del rio PararA Arpadfalva (Colonlia Arpad) a un lado de la lfnea de ferrocarril de Sorocabana y a unos ochodientos kilo"metros de Sao Paulo, ia capital del estado. A4As cerca de la gran ciudad fue creada, otra poblaci"n hidngara: Rakoczifalva (Colom"a RAk6czi). Al cultivo de algod6n estaban dedicados los fundadores de Mdtydskirdlyfalva (Colonia Rey Matias). Otros formaron, en la Sierra do Cantararra, el pueblo denominado en hfingaro, SzentistvdnA:irdlyfatva (Colonia Rey San Esteban). En Sao Paulo y en Porto Alegre, capital del estado de Rio Grande do Sul, existen colonjas de h"garos desde antes de la Primera Guerra Mundial.
Montevideo acoge una colonial h6ngara que pasa de sel's mil habitantes. Muchos de ellos son obreros industrials. Sm' embargo, los que Ilegaron at territorio del Chaco se dedicaron al cultivo del algod6n. En otros passes latinoamericanos, como en Perd, Bolivia Y Ch'le, los. emigrants h xngaros estableclidos alll procedlan en su mayor parte de la clase media. Puede afirmarse. que, en general, estos emigrados pertenecientes a la clase obrera Y trab ajadores intellectuals pudieron iintegrarse a la vida de estas naciones de mantra xnAs favorable. No ocu'6 asi en cuanto a los campesinos, a los peones agricolas, tanto en Brasil como en la Argentina, ya que a veces para poder establecerse en las nuevas tierras tuvieron que caer en manos de intermedianos que los explotaron (compa"fas de navega66n, propietarios latifundistas y compafifas capitalists iglesas o, alemanas). En occasion necesitaron desplazarse en busca de regions agrarian donde no se les explotara tan duramente.
Sobre la situaci5n de los emigrados a la Argentina, ha hecho una: linvestigacli6n Ilona Varga, de la Uni'versidad de Szeged, sobre la base de las fuentes del archive del Ministeriko de Asuntos Exteriores Mingaro. Estima en unos treinta mil la cantidad de h"garos, que viven en Argentina. De acuerdo a su compo. sici6n social, el 40% son campesinos- el 30%, obreros midustriales; 20%, empleados y pequen-os comerciantes y el 10%, ingenieros titulados. Estudia el caso concrete de la colonial h6ngara Ramada San Juan, en la proviincia. de C6rdoba, en el Area de








Legulizam6n, que demuestra. el destiny de los, campesfos emligrados, a la Argentina:
La historic de la colonial de Leguizam6n comprueba que las families hidngaras cayeron prActicamente en relacio,nes, de peonaje, se convirtieron en victims de la acumur lacion del capital argentlino. Este destiny fue completer mente contrario a las esperanzas de los campesinos sin tierra. que ermgraban, contrario a las posibilidades, favorables. propaganda por el gobierno hfingaro. Las ideas de pequen'o propietario de aquellos campesm4os no se realizaron. Los campesinos fueron las vfctimas de la structural agrarian. hAngara, del latifundio h6ngaro que no le permlitian la adqudisici& de tierras en Hungria., y se convirtieron tambie'n en victims. del latifun(fismo
argentino.
if IF
El regimen de Hoi-thy estableci6 una compleja poliftlica hacia los emigrados. Por una parte les had 0 a saber que ellos debi'an considerarse solamente emigrados temporales, que su estancia en Jos passes que los alojaban era transition. Debifan, pues., mantenerse apartados de la political local, y propliciaba. que se agruparan en asociaciones que los, mantenfan li ados a la tierra natal. Esto formaba parte de lapolffica. irredentist del regimen contrarrevolucionano h4ngaro para. reclamar Jos territorios perdidos por el Tratado de Paz de Trian6n despu6s. de la Primer Guerra Mundial a lo que agregaba que "uno de cada tres h mgaros vivia en el extranjero"'. Pero, al mismo, tienipo,, buscaba, posibilidades para que menos emigrados salieran del pa A s con la. finalidad de paliarla dura situaci6n interior existentef
estimularon el -establecimiento de colonies, enviaron
obreros temporeros, establecieron oficinas de colocaci6n en Amt&rica Latina, etc. La "preocupaci6n" por los hdngaros emligrados, al extranjero significa. a la vez que el gobiemo hfingaro podia ejercer una influence, *deol6gico-politica sobre Jos hfIngaros que vivian en Argentina, y podfan aprovechar esas masas, para consolidar
su situation pol"tica en el extranjero.

Sin embargo, debido a su composition social heterogdnea, estas organizations de ayuda, culturales, deportivas,'etc.,, tu-








vieron muy corta vida, o se mantuvieron con confinuas divergencias intex-nas. Como apunta Addm Anderle.,
Las diferencias socials e ideol6gicas -diferencl"as de clase- resultaron ser mas fuertes que la conciencia. de ser hfingaros, el sent]Miento de necesitar que los hftgaros sigan pennaneciendo, juntos. Por eso, Ilegaron a ser relativamente fuertes y duraderas las sociedades en las que la structural social de los h6ngaros era i p gtW,
por ejemplo, los obreros h tngaros de Montevideo.
Estas actividades dieron occasion a la. fundac116n de peri6dicos y revistas en lengua hfingara en vanos pa ses. latinoamericanos. En Sao Paulo, Brasil, se editaron perl6dicos con una existencia de muchos anos, como por e b emplo Dilamerikai Magyar Hirlap (Diario H'*ngaro de Amdrica del Sur) entre 1920 y 1940 y D61amerikai Magyar Uisdg (Peri6dico HiAngaro, de la Am6rica. del Sur), durante la d6cada de 1930. En Brasil, en el ano 1938, estaban registradas cuarenta y una socliedades. hfmgaras cuyas actividades se desenvolvian princlipalmente en Sao
I t-Elt 'I a A
Paulo. lambien prosperaron las organ izaciones political y sus perio"dicos en la colonial fi mgaro-argentina. Diversos peri6dicos de tendencies opuestas aparecian en Buenos Aires: Magyar Sz,6 (Palabra. H-Cingara) en 1926; DeIamerikai Magyarsdg (Hdngaros de America del Sur) editado entre 1929 y 1940 y D61amerfkai Magyar Ertesifto" (Boletin Hfingaro de Amdrica, del Sur) entre 1935 y 1936.
Sobre los emigrants hdngaros que se instalaron en Cuba, es possible, como sen"ala A"m Anderle, observer dos fines contrapuestas. Una ola de emigrados fueron a la Isla por s U cercaria a los Estados, Unidos, esperando la oportunlidad de podcr trasladarse hacia alli. Pero, por el contrario, otros desde los Estados, Uni'dos viajaron a Cuba para establecerse en Isla de Pinos por la transitoria anexi6n Que intentaron los Estados. Unidos pretendiendo apropiarse de ella., hasta que se defim**6 que formaba parte indiscutible de la rep-dbl*ca de Cuba mediante el Tratado. Hay-Quesada. De esa. mantra, afirma Anderle. 'flos emigrados h tngaros se convirtieron en instrument del imperiallsmo norteamiericano"".
Las dificultades econ6micas internal que padec1*6 Hung "' r1a bajo los gobiernos del regimen horthista fuero-n credendo durante el period que antecedi6 a la Segunda Guerra Mundial. Como un paliativo se gest6 una polffica econ6mica encammada








la bu"squeda de nuevos, mercados Por lo que- se iniciaron nego ciaciones para establecer relaciones commercials, con los pal'ses latinoamericanos. Estas naciones important de H U ngrfa motores Diesel, products de, la industrial el&trica, textile, farmac,6u-tica y de cuero ; En 1935, la fAlbrica h mgara Ganz realize con lbs ferrocarriles-argentinos una transacclio"n de doce millions de pesos por la. venta de coches-motor. Igualmente la fAbrlica de hilado de Szeged situo" en el -mercado argentino Milos de cifia.
ill'on de pesos. tunbidn en cliche
mo por un mi 6 ano se exportaron a la Argentina tuben"as de hierro y 16anparas incandescentes. Por parte de la Argentina, se exportaba a.Hungna algod6n, ektractos de q'u'ebracho, cuero crudo y maiz. Estas relaciones se mantuvieron en igual forma hasta 1940.
Con otros passes se iniclaron tambi6n relaciones commercial. les. Un convem*o fue firmado con Brasil en 1931 sobre la base del envio de malta, Urnparas, products farmaceuticos y apara. tos ekaricos. Brasil colocaba en el mercado hdngaro cafe' crudo, tabaco en bruto y a1god6n crudo. Tambi6n se efectua. ron transactions commercials durante estos afios con Cuba y Colombia. En 1937 Uruguay compr6 coches-motor de ferrocarril a exportadores I h d ngaros, junto con himparas incandescentes, tubos electr6nicos,'medicamentos y motors; a su vez Hungria compraba cueros y lana. Dichos intents de intercambio econ6mico se rompleron totalmente en 1941 con motive de la. guerra. De S*de dos'a -nos antes, Hungria recibla desde Alemania importaciones de la Axndrica Latina. La dependencla econ6mica en que se hallaba el regimen horthista imposibilitaba las 'importaciones directs desde ultramar; asi ocurri6, I)or ejemplo, con el consume de caM brasifleho que s6lo en pequen"a parte fue limportado directamente por Rungria; el resto, igualMente de Brasil, lo reciffil"a a trav6s de Ale"mania.

La lucha antitascista en la emigracio'n hzingara
El pueblo lidagaro pade.66 desde muy temprano la terrible
ia del CI -4 C10 un
experience fas ismo. El regimen de Horthy stable
estado de represi6n no s6lo contra los comunistas, sino contra todos los que I no- aceptaran su sistema reaccionano y feudal, cualquiera que mantuviera ideas democralficas y progresistas.
.0
El peril politico de este re unen se evidenci6 cuando estableci6 relaciones de dependencia con Ja Ademania hitlerista para reproducir sus medidas y p * a ana
rinciplos, por ejemplo, la camp antisemitica. Entre los emigrados hu ngaros se hallaba una gran
ff







cant idad de intellectuals, eseritores y, artists. M, terror blanco fue segwido por la quiebra, econ6mica que soport.6 el Pais basta ,up ,&rado, inconcebible,

M Pronto fue organizaindose la lucha antlifascista a cuyo frente se encontraban los communists hdngaros. Igualmente, una hteratura ni'd itante increment' su f uerza alre
0 -dedor de 1930.. N4cleos
de poets y escritores se establecieron e n* lal'' Unio"n Sovietica, en Frgmblao Suiza y Otras naciones e ropea.s. Editaron libro* y revistas que daban a concern a poctas., narradores y dramaturga que, reverdee'an las- mejores cualidades de la fiteratura
ara. Ademds, ponfan -toda 'su'-atdncion enlo's'aconfeck- I ". I A pr6grego, de la luch'
wientos, pq 4icos -del, muncto enter y e a
-del movirftient& obrero. E'n 1933, -el perio dko floz Y'Martillo del Va -Comunist'a Mingaro, clafides tinO., que se '' -editaba en
Mos66, pubhc6'-dd artirculos coii fotografiii sobre el derirocAl iniento en Cuba del dictator Gerardci Mach d& y recordaba A hecho memorable del alcalde, de Regla, barrio ultramarine de La Ibb 1 01 in
ana '46elaba plantado un '.rbol en'mem' da de''Len' en 1 924.
Fue''nic de inspiraci& de esta fiteratura -h tngara, antifaqcistaftie la guerra civil espabola (1936,1939). UYS -combatientes de las Brigadas Internacionales procedentes de diversas naci(s,10 If
,nes ..poseian,-su himab escrifto por unpoeta hu* ngarp que vivia en Pan's,'Al addr Komj a" t, y su m6sk a fue creada por un coTititor hdnoraro emigrado: Pall Arma. Por esos an"o* s, Attila J6zsef.. escribla 'su Epitafto de un labriego espafiol y, Mikl6s Radn6ti plafai 0 a en sus versos, por el asesinzato de Garcia Lorca. Entre los luchadores antifasclista' cobraba faxna. el narrador MAtd Zalka, quien, bajo el nombro legendario de "general LuckAcs" mo irla en *Espana en 1937.
Cuando Francia caY6 bajo el empuje de las troops hitle.: ristas. en 1940, los escnitores hdngaros refughtdos allf --como tantos otros antifascistas- tuvieron que huir y buscar refugiq en Ame"rica. Entre ellos estaba el poeta Aladar Tama" s, quet espuds de haber estAdo recluido en un campo de concentra-, d6n, Pudo salir y trasladarse a Wxico. Tam -a's habira sido jefe de redacci6n de la revista literaAa communist 100% que se public entre 1927 y 1930.
Cuando la repress n anticomunista en Hungria recrudeci6, .tuvo que emigrar a Francia donde estuvo en contact con los militants an'tifascistas de otros pai'ses.
A -1







TamAs y sus compatriots fundaron en M6xico la revista Szabad Magyarsdg (H"garos Libres) que se public desde 1942 y 1946. Imprimia dos mil ejemplarcs que se distribuian en todos Jos pal"ses latinoamericanosp ademas en CanadA Y los Estados Unidos. En los dos grades vol-6menes de $us memo. r1as,, recientemente publicadas bajo el titulo En aquellos tietizpos soplaba el viento, TamAs ha rememorado aquellos an**os de lucha durante su estancia en M6x'lco. Las actividades de los h mgaros antifascistas hallar'n la mejor cooperaci6n por parte de las autoridades, mexicanas, del proplio pueblo mexicano., Disponian de una hora de trasmisi6n radial. Mantenfan exce. lenses relaciones con Jos escritores mexicanos y con los escritores europeos refugliados, allf, entre ellos los espafioles., como., por ejemplo, el poeta Pedro Garfias. tn las piginas de esta revista aparecieron poems de Pablo Neruda, seguramente. por primer vez traducidos al h4ngaro.
Pero la lucha antifascista de los emigrados h mgaros no se desarro116 sin pol6micas n1i discrepancilas. Como antes advertfamos, dentro de Jos emigradoshabl"a una heterogenea composicion social. Por consiguiente,, aunque la mayoria adopt posiCiones contra el fascism, sus coincidencias lideol6gicas a pardr de este punto no cran muchas. Hasta que se produj o el planteamiento, por parte del circulo de ermgrados. que editaban el peri6dico Ddamarlkai Magyar Elet, de que se podia esperar una "indemw*zaci6n. abundance" como resultado del apoyo que se prestara a la Alemania hitlerista. Estas poslciones eran estimuladas por los representatives diplornadicos que el r-gimen
A*
horthista manten Pa aun en algunos passes latinoamericanos.
Cuando en 1943 ocurrio" la herolca batalla de Stalingrado,.
'fi una desastrosa derrota para los ejereitos nazis, los emigrantes y refugiados hungaros tomaron conciencia de to que representaba la erronezi y eagan-adora potiftica de los gobemames de su pai's. La fundac116n del movimiento Pro Hungria Libre, encabezado por Mihdly Kakoly, produjo la organizacion en trece passes amencanos del Szabad Magyar Tanaks (Consejo Hungaro Libre) que buscaba la unidad de todos los hulngaros en el extranjero sobre la base de u-na s6hda posture antiffascista. Ya en 1943, fue orgaulzado en Montevideo el Consejo HL-'Mgaro Libre de Amdriica del Sur que el aflo siguiente difundiftia un manifesto a todos, sus, compatriots residents en el contl"nente, proclamando su apoyo al Frente H6ngaro de la Independencia Nacional.
A








mrante estos an-os, habia ido creciendo la prensa h mgara anufascista en Am6 a Latina. En Buenos Aires se publicaba Uj Vildg (Nuevo Mundo), en Montevideo apareci6 Sza-bad
A#
Magyarok (Hungaros Libres). Pero no eran los unions. Tambien se publi'caron Proletdr (Proletario), Szabad Sz6 (Palabra Libre), jovo (Porvenir) y Szabad Magyar Ertesit" (Boletin Hftgaro
Libre). En Chile aparecia Uzenet (Mensaje); en Cuba, Szabad A+ .
Magyar Szenile (Revista H4ngara Libre); en Mexico, la ya mencionada Szabad Magyarsdg (Hfingaros Libres) revista que defendia la posiclOn marxista.
Diferentes attitudes, por tanto, adoptaban los refugiados y emigrantes. En su monograffa La 11berac16n y la emigrad6n htingara en la Amdrica Latina., Adam Anderle ha expuesto detafladamente las confrontaciones que se produjeron durante estos afios en el seno de las colonlas hfingaras. En las pigias de estos peri6dicos y revistas aparecen esas pol6micas, las encontradas interpretations que se hadan sobre el curso de la guerra y la particlipaci6n de los h4ngaros en ella. En distintos lugares intentaron separar del movimiento antifascista a los hombres de izquierda y a los comunlistas. Aladir Tamis, en la revista que editaba on Mdxico explicaba:

Los hfingaros residents en el extranjero no estaban tan instruidos polfticamente como para tener clara conciencia, desde el primer moment, de la importancLa de
0 Ik
la uw"dad y de las conditions necesanas para la misma.
Porque en este caso hubieran podido saber que la unidad nunca podia lograrse sin la cooperaci6n de todas
las capas antifascistas.

Ocurria, de igual modo, que los Consejos h6ngaros libres en inuchos de nuestros passes no vincularon sus actividades con los organisms locales que poseitan prop6sitos similares.
-1
No ocurri' asfen Uruguay donde se organize un midin, cuanuo se produjo la ocupacio"n de Hungria por los alemanes, y participaron en 61, no s6lo los hfingaros, sino tamb*6n los dirigentes de los partidos progresistas uruguayos., entre ellos., el Part"do Comunista, A nombre de su partido, Rodney Arismendi habl' en dicho mitin Para proclarnar la identificacil6n de los. latinoamedcanos, antifascistas con las actividades de los h ingaros que persegui-an los mismos prop6sitos. Igual ocurrio en Mdxico donde hubo estrecha colaboradon con los antifascistas de otros passes europeos allf refugiados y los comunlistas e








izqwcrdIstas rac xicanos. Los hdngaros residents en Sao Paulo se incorporaron con emigrados de otras naciones para reunir medicarneiAos y otros articulosparaenviar a la Uni6n Sovj6tica. A''Ial campaAa de "donacio'n -de sangre" desarrollada en cuba, se incorporaron tambii6n ios emigrados hdngaros.
Las contradictions infernos. en las colonies h tngarms en la Am6rica Latina se vieron atizadas tambi6n por las actividades de las -representa.cliones of ciiaIles de'l. gobierno' horthista hasta w F It
194 1. 'A part lr" &Q 1A i ncbrp'oracion de los Es tados Unidos a la guerra, los gobiernos latinoamericanos rompleron, en su mayoria, ]as relaciones d" lomdticas con los aliados de.11a, Alemania I P dw w
nazi, EA los passes donde mas activam ente se reaccion.6 co Titra .aj4 ci-Smo.j'. C-omo ell Mdxico,.,y en, 6ba, la emigraci6n h ingara .0 "d: ''d '
antifasC'-'**ta,,,haII*o m4S 6p'ortunidA 6' e: exponer sus 'Ideas a trav6s. de la No
prensa. y de las., emisor'as de.-radio locales
acontpcio Igual, .4 por e'jeimplo, en-' Argentina y Brasil, donde Jos particlarios del reghTlen de H 'th, hallaron apoyo en circulos y autoridades loc'ales'.
Por,, ejemplo, la, Direcci6n de Propaganda & Guerra dc" Cuba difundia ea. diciembre de., 1.944 un editorial, escrito pw fose' Luis Galbel, -sobre
HungriaLibre:
Cuba celebi:a hoy.. con idbilo cordial, el hecho trascend-entalishno p-* arala Europa. del future de la Jibertad de Hungrfa. Con -impacioncfa, Justificada I espera 4nuestra ciudada.n.fa la noticia que. yana puede tar-Liar -de la 11beraci6n complete -de Budapest por los, patriots hfingaros y las troops del Ej6rcito -Roja,[...] En,.Ia propia tierra de la Patria Liberada (no en Mingdh otro centre rector de bloques!. n ii de, intluencias lej anas.) function ya un -gobiemo'plenamente h-Cingaro que-'segun todos los indicios es de plena unidad nacio-nal y de plena satisfacci6n. popular Pe o ha habido algo mas, Mientras la batalla rugf, en una gran partc del tcrritono national, Hungria Libre, el pueblo valeroso -y revolucionario de Petbfi, en un orden perfecto y con una discip1ina admirable ha celebrado sus elecciones goner rales secrets y hoy hay un'a Camara de 230 diputados que acaba de-proclamar la Repu"blica Nueva on la misma ciudad, Debrecen, en que: Luis Kossuth la proclaim" en 1849 expulsando a la casa degenerada de los Habsburgos... .







Como es de suponer, durante esos meses Altimos de la guerra aumentaron las discrepancies internal en las colonies h4ngaras en, la Am&lca Latina, como en todo el mundo. El n6cleo central de los debates era cudl seria el r6g ftnen' politico y so cial que se estableceria en Hungr1a despu6s que la victoria final fuese conquistada. Por supuesto, los groups nids conser. adores y reaccionarios trataron de todos modos de salvar -si es que era posible- al regimen de Horthy y a sus aliados. Otros Planteaban ciertas tesis dem6cratas burguesas, siempre dentro del capitalism. La revista Szabad Magya en M6xir5ag
co,' al manffestar la posiici6n de los, marxistas hfingaros procla.maba, nosotros consideramos que unicamente el pueblo Mm-pro y particularmejute las capas del irnismo enfrentadas, al fascism tienen competencia, para elegir a su proplio gobiernolel.
Cuando el cuatro de abrii de 1945 ocurrio' la liberaci6n de Hungria y comenM a desarrollarse la revoluci6n democrAticopopular en el palis, este hecho de imediato repercuti6 en las colonies de emigrants defliniendo sus posliciones. Los que hablan buseado refugio en Amdrica por su pos*ci6n antifascista volvieron al pal"s, a integrarse a la nueva, vida que gerrnlnaba. Entre los emigrants que yallevaban mucho tempo establecidos en los pal"ses latinoamericanos se plantearon cuestiones muy contrapuestas en cuanto al retorno a la patria. Muchos., con hijos y nietos nacidos en Am6rica, estaban ya arraigados. Por eso, explica AdAm Anderle, "despues de 1945, la gran mayoria de esta emigrac'6n integ I ,rada por cas" 300 000
h6ngaros no se vaheron de la posibilidad de regresar a su patria".
Al hacer el balance de este period -principalmente entre las dos guerras mundiales- puede decirse que las relacilones aumentaron entre Hungri a y los passes de la Am6ri'ca Latina. No siempre, sin embargo, los libros que se publicaban en Hungr + a durante esos aflos sobre la Amdrica Latina tenlian la debida autenticidad. Se embelleci6 en distintas obras la vida de los etnigrados, se ofrecio' una images de un conftente "ex6tico"' acentudndose con dnfasis cliertos, teanas: "la jungle"', "'los indios", la accio"n "eivilizadora"' de los europeos, la ""Am6rica cat6lica" creada por Espaha, aunque en occasions se dieron a concern trabajos sobre la realidad conereta del confinente. Por ejemplo.,.Sobre la. guerra del Chaco aparec16 un artIculo interested en Kalagyi Szemle. Quedaba. mucho por hacer en este campo. Dicha labor de mutuo conocirmento alcanzaria mayor fuerza y consistencia, a partir de la liberaci6n en 1945.
f- 4

































Ax I I em" 4














Los parents vueltabajeros I* "M
de Domtngo rtgarola-Caneda


C9sar Garcia del Pino


En 1952, con motive de conmemorarse el centenario del acimiento de Domingo Figarola-Caneda, primer director & la B'blioteca Nacional y fundador de su revista, Lsta le dedico", un nfimero" en el que aparecieron trabajos de conocidos escr'11 0
tores que cubrian distintos aspects de la vida del insigne investigator.
Entre dichos trabajos, figure un detallado studio del erudito Arturo Garcia Lavin titulado Ascendientes y parents de Figarola-Caneda, en el que se traza. su genealogia y se siguen las ramas colaterales de su familiar; pero, como suede casi siempre en esta clase de empeftos, le quedaron alamos cabos. sueltos debido, principalmente, a informed desacertados que le 'I w is
brindaron algunos miembros de la famiua..Up
Llam6 nuestra atenci6n la cita que hace Garcia Lavin de dofia Maria de los Angeles Figarola y del Castillo, viuda de Caffias,o y corno recordiramos que a1gunos distinguidos patniotas vueltabajeros se apellidaban Cafflas y Figarola, iniciamm una b6squeda a partir de los MiSMOS., con la buena fortune de poder localizer, inclusive, el acta de defimci6n de don DomingoiFigarola y del Castillo., Progenitor de Figarola-Caneda, el cual fallec*6 en la clipudad de Pinar del Rio, el diecis0fis de mayo de 18960 $$a consecuencia de Les*6n Orginica del Coraz6n"04

Revista de la Biblioteca Nacional. La Habana, 2a., Sene, t. 111, no. 1, enero-marzo de 1952.
2 Ibidem. p. 152.
-8 Ibidem. P. 146.







Dos meses antes habia, muerto su hermana Maria de los Angeles -11amada, Angela, por error, en la partida de defunw
ci6n- cuyo deceso ocurr16 el quince de marzo, "'a consecuencia de insuficiencia a6rtica".5,
Esta U'Itima habla contra'do matrimoni"o con el licenciado Manuel. Cal"fias y Garcia, nacido en Guanabacoa el cuatro de abrid de 1822 -hijo del official del Regimiento de Le'n, don Rafael Caffias y San Martin, natural de Madrid, y de dofaa Margarita Garcia L' ei, natural de Cartagena de Indiasquien se graduo de ficenciado en Derecho en la Universidad de La Habana, en 1844.15 En 1849, fue acusado, junto con otros vecinos de Pinar del Rio, de conspirer, con el proposition de separar a Cuba de Espan-a."
Don Manuel Cal 0 nas fallec1+6 en el period que se extended de 1879 a 1888, ya que en la prunera de estas fechas aparece firmando la solicitud de mat .0cula de uno de sus h'*os a la. Universidad, y en la Altionia, el seflor Garcia Lavin nos dice que dofia Maria de los Angeles, ya viuda, resid a en La Habana, en lacalle Habana n-timero 54.8
El matrimonio Camas Figarola se domicil!6 en la ciudad de Pinar del Rio, donde 61 ejercia su profesift" --dstos son los "tios de Pinar del Rio"10 a cuyo hogar se acogio' Domingo Fligarola-Caneda cuando los success que culm I naron con el fusilamiento de los estudiantes en 1871, y no sus tios Joaquin y ri 0 como parece suponer Garcia Lav'
'st -, bal in- y tuvo dos
hijos.- Antonio Mana y Jos6 Antonio.
Antonio Maria Camas y Figarola naci6 en la Ciudad de Pinar del Rio el treinta de marzo de 1853-:11 se gradu6 de bachiller

4 IGLEsrA DEL SAGRARIO CATHEDRAL DE SAm Rosiww, PINAR DEL Rfo. Libro Diez B de Defundones. fo. 112, no. 404. Wase apdndice 1.
:6 Ibidem. fo. 35 vto.. no. 115. Wase ap6ndice H.
0 ARcHrvo CENTRAL DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA. Expediente de Studios No. 1966, antigtio, perteneciente a Manuel Cafflas y Garcia. 7 SAwmvEmu EwTmuo S. Vuelta Abajo en la Independencia de Cuba. La Habana,. 1923. p. 18.
8 Loc. dt.- (3).
0 Gufa de Forasteros de la Siempre Fiel Isla de Cuba para eZ affo 1876. La Habana, 1876. p. 1,53.
-10 Loc. cit. (1). p. 147.
31 IGLwiA DEL SAGRARio CATHEDRAL DiE SAuRommo, PxNARDtL Rio. Libro Siptimo de, Bautizos de B14ncos. fo. 176, no. 5763. Wase apdndice III.

.54









A
en Artes el tres de octubre de 1876.,1:2 y concluy6 los studios de Notanado, en laUniversidad de La Habana, en febrero de i883.111 Al estaflar' Guerra de In'dependencia, se incorpor6 a la expedition mandada por "el mayor I general Cal ixto Garda con el que desembar'co en Maravi el veinticuatro marzo de
1996*1* "el herniano del abogado jefe de la sublevic'i O"n en Pinar
,0011.14
.del Ri El siguiente, a-no se le despacha en conlision al exiranjero, y vuelve a la contienda. al frcntl de -una expedici6n que. arn" ba a las playas de Vuelta Ab ai o, en la Boca de 6abana"s en ju-nio de 1898.15 FallectO en.La Habana el dieciseis.de Lgoslo ae''I'944.1"
Antonio Cainas y F*,Farola nacio en La Flabaria el nueve de octubre de, 1855 -17 se graduo de bachillir, en-Artes el veintacuatm s en
'de ej timbre de- 1875 8 y de licenciado 06 rdcho Civ lil y Can6n 1co, en'septiembre' de 188 1,'e'- la, Univer' 'idad de. La Habana."' Dos anps mAs tarde, -aparece establecido en Pinar dell, Rfo ej*erc*endd su profesi6n, 20
En la. prepar-aclo'n, de la Guerrd de Independen i el licenciado, Camas figure entre, las- consplradores que se -reunian en Ia' farmacia de Alfredo Porta 21 41 flegar las fuerzas invi I y i asoras.,
encuentran a Vuelta Abaioo en armas, ba*o la direccift-,de dist*ntos jefes locales. que, de acuer-do con las jnstrucciones, reC17 bidas It a
se ianzaron, simultdneamente a la guerra, Entre 6stos

12 ARCMVO DEL INSTITUTE PREUNIVERSITARIO DE! LA' ITARANA. Leg. C,!, no. 140.
13 ARcHrvo CEX*fRAL DE LA UNVIMSIDAT) DE ILA HABANA. Expediente. de 'Anton' Marfa Cafflas y Fi
Estudibs -No. 1964; -qnl gua, perteneciente a 10 garola. -1 1
14 ki Cubano Libre. (Mayarf] abffl 10 de'1896. p. 2, col. 1.
15 HEREs HMA, VfcTopt M. Expediciones flegadas a Cuba para la Revoluci& del 95. Bohemia. (Habana) 42 (9) : 56-60, 214, 216; 26 de febrero, de 1950.
10 IGLnTA PARRmuT-4i DiE Upmme iDEL SAGRADO CORAZdN DE JESIJS DEL VEDADO Y CARmEw. Libro general de Defunciones ffilmero Cuarenta y Ties. fo. 76Z no. 1524.
17 IGLESTA PARROOMAL DE TARmiNo DEL SANTo ANGEL CusToDia. Libro lig de Bautismos de Espaflolcs. fo. 215 vto., no. 564. Wase apdndice IW,
18 ARcHrvo DEL INSTITUTE PREUNMRSITARIO DE LA HABAx& Leg. C-31 no. 139.
'a ARcHrvo CIENTML DE LA UNIVERSIDAD DE 1A 14ABAxA. Expediente. de Studios No. 1965, antigiuq, perteneciente a Jos6 Antonio Caffias y Figarola. I
20 Guid de Forasteros de ta. Siempre Fiel Isla de Cuba, para el 4fto de 1883, La Habana. 1883. p. 205.
21 SANTMNIAp E. S. Pinar del Rio. Mdx1co, Fondo de Cultura. Econ6mica, 1946. p. 172.








... se prOnuncio el abogado Jose' Antonio Cafflas, con sus hijos, arrastrando a otros simpatizadores de la region pmarena, Y habi6ndose unido al colonel Varona, que formaba parte de la column de Maceo, entraron tri"unfalmente en Guane, con buen golpe de gente. 2

Por su arralgo y prestipo, el gene Maceo hizo al ficen. ciado Cafflas Auditor de Guerra de las fuerzas vueltabajeras., Y es con este cardaer que'aparece entre los f*'*Mantes del acta de la c6lebre sesi6n efectuada. en el Ayuntariento de Mantua con que se coron' la epopeya de la Invasi6n.28
En 1897, amenazados los Caffias por el brigadier Berinfidez
--aquella extrafla mezcla de hdroe Y fiera- se ven obligados a presentarse, y pasan al extranjem"
Qui:za la actitud del ser primitive que era Ben-nddez estuvo motivada por la possible participacift del licenciado Cafflas en su character de auditor, en la situacift que obl*go* a Maceo, a deponerlo del mando de su. bnigada, por las "violenclas y desafueros"' que venfa cometiendo al frente de la misma con evidente desprecio de las leyeS.23 No eS de duclar que muerto el Tit6m y pri'sionero mAs tarde el general Rius Rivera, -Bennitdez que trat6 de apoderarse en ese moment del mando del 6to. Cuerpo----PI intentase vengarse del licenciado Caffias, pues fue It a p 27
por esta dpoca que el mismo realize su. presentacift.
Ya en el exterior, se puso a la disposlc16n del Departamento
w *
de Expediciones. Vuelve a Cuba en julio tres de 1898 y desembarca por Palo Alto, formando parte del Estado Mayor del general Emilio NMez,,219

:22 MiRd AJRMmTER,, JosI Cridnicas de la Gue"a. La Habana., Editorial Lex, 1942. t. I* p. 332.
23 Boletin del Archivo Nacional. La Habana. 1947. t. XLIV y XIV. p. 1931*
24 Version. del general Ducasse, recogida. por Fermin Vald6s Dominguez en Diario de un soldado, anotacl6n, correspondent al 23 de febrero de 1898, cuadernflIo no. 64, p. 46, existence en el Archivo Nacional.
21S MIR6 ARGENTERJ, J. op. Cift. t. IIIi. p. 72.
"Is Pozo Y AjuoNA, ALEJANDRO DELPdgir= do sangre 6 El tibro del eubano. La Habana, 1898. P. 127.
27 Loc. cit. (23). p. 365.
28 CARRn-Lo MOPALEs, JusTO. Expediciones cubanas. La Habana, 1930. t. Ip p. 137.








A principios de este siglo fue Representante por Pinar del Rio y falleci6 en dicha dudad el ocho de marzo de 1917.29

APENDICE I
Yo Pbro. Monsen"Jor Cayetano Mardnez y SAnchez, Prelado Domi6stico de Su Santidad y Teniente Cura Encargado de la 1glesia del Sagranio, Catedral de San Rosendo de la Ciudad, Provincial y Di6cesis de Pinar del Rio en la Rep6blica de Cuba.
Certifico: que en el Libro Diiez: B de Defunciones, al folio 112 y n6mero 404 se haUa una insenpci6n que copiada, de acuerdo con lo que prescribe nuestra Ley Constitucional dice

El dia diez y siete de Mayo de m*l ochocientos noventa y sels, en la Iglesia Parroquial de tdrmino de San Rosendo de Pinar del Rio, provincial del r*smo nombre, Di6cesis de la Habana. Yo D. Manuel Menendez y Suarez Pbro. PArroco, intenno de la misma y Vicano Fordneo de su jurisdiccl6n, hice las exequias que dispose el Ri.
tual Romano y mand.6 dar sepulture Ecca. en el Cementerio, gral. de esta al cadaver de D. DOMINGO FIGAROLA DEL CASTILLO, de sesenta y tres aflos de edad, casado, natural de la Habana y veclino de esta feligresia: no recib16 los auxilios torque no avisarom- Fallecio ayer a consecuenciai de Les!& OrgAnica del Coraz6n, segAn costa por ]a carta oficio que se me exhibi&Y para que conste lo firmo fecha ut supra: Manuel Menendez Suarez -Rubricado
Es copia fiel de su original "- Y para constanda firmo y sello ]a presented en Pinar del Rfo a los cuatro dias del mes de Febrero, de mil novecientos setenta

Cayetano Martinez
(Firma)
Hay un sello que dice:
Parroquia de Termino Pinar del Rio
El Sagrario de la Catedral

29 IGLBSIA DEL SAGRARIO CATHEDRAL DE SAN RosENW, PINAR DU Rfo, Libro Tercero General de Defunciones. fo. 63, no. 186,








APENDICE 11
Yo Pbro. Monseflor Cayetano Martinez Y Sinchez, Prelado Dom6stico de Su Santidad y Teniente Cura Encargado de la Iglesia del Sagrario Catedral de San Rosendo, de la Ciudad, Provincial, y D116cesis de Pinar del Rfo en la Repilblica de Cuba.
Cerfif ico; que en el Llibro De"cimo B de Defunciolles, al folio treinta y cinco Y vto. Y nidmero ciento quince se halla una ins16n que copiada de acuerdo con lo que prescribe nuestra Ley Constituclional dice asf:

El dia died'seis, de Marzo de rn*l ochocientos, noventa y seis, en la 1glesia Parroquial de te'rmino de San Rosendo de Pinar del Rio, provincial del mismo nornbre, Di 0cesis de la Habana; yo D. Manuel Menendez y Suarez, Pbro. Pa rroco de la misma y Vicario Fordneo
de su jurisaficcion, hice las exequias, que dispose el Ritual Romano y mand,6 dar sepulture ecca. en la. Boveda de D. MigueI y de D. Emilio Avendafio, en el Cementerio General de esta. al cadaver de Da. ANGELA FIGAROLA Y DEL CASTILLO, mayor de edad, natural de la Habana y vecina de esta v*Uda del L*cdo. D. Manuel Ca'"
Deja por sucesi6n a D. Jose Antonio y D. Antonio Ma*I 4 p
ria.- No recibio los auxillios espirituales por que no avisaron y falleci6 en el dia de ayer a consecuencia de insuficiencia, a6rtica, segun costa por la carta oficio que se me exhibi*6. Y para que conste lo firmo, fecha ut
supra-. Manuel Menendez Suarez Rubricado,

Es copia fiel de su onigiinal.- YL para constancia firmo y sello la pr6sente en Pinar del Rio a los. cuatro dias del me's de febrero de m*l novecientos setenta
Cayetano Martfnez

Hay un sello que dice:
Parroquia, de Terinino Pinar del Rio
El Sagrarxio de la Catedral.


APENDICE III
Ber. D. Antonio Llopiz Cura y Vicario de la Parroquial de tdrmino de San Rosendo de Pinar'del Rio: Certifico: Oue en el








jlorto septimo de bautismos de personas blancas a fs. 176 y al n4mero 5.763 se halla la siguiente

Sabado Trelinta de Abril de mil ochocientos cincuenta y tres an"os: Yo Ber. Dn. Antonio Llopiz Cura y Vicano de la. Parroquial de San Rosendo de Pinar del Rio bautizd solexnnemente a^* Manuel, Josi, Pastor, Juan, Antoif Santa Ma. del Rosario, que naci el dia treinta de
Marzo ppdo. hijo legitimo del Ldo. en Leyes Dn. Manuel Cafflas, natural de la. Villa de Guanabacoa, y de Da. Maria de los Angeles Figarola., natural de la. Habana, y vecinos de esta feligresia- abuelos patterns Dn. Mael y Da. Margarita Garcia; maternos D. Jos6 y Da. Maria de Jesfis del Castillo: Fueron sus padriinos Dn. Jos6 Mariano Ramirez y la abuela paternal, A quienes advertf el parentesco, spiritual v lo firme- Ber. Antonio
Llopiz

Es conform a su Original. Pm*ar del Rio Octubre 16 de 1865

Ber. Antonio Llopiz
(ftbrica)
Hay un sello que dice:
Iglesia de Pinar del Rio
Vicarla Foranea de Termino.


APENDICE IV

Presbo. D. Juan GabiAn, Cura proplo por S. M. de la 1glesia ParroqUial de Termino, del Sto. Angel Custodio de esta. Ciudad de la Habana: Certifico que en el libro 18 de bautismos de Espanoles al fo. 215 vto. No. 564 esd la sliguiente

Jueves seis de Diciembre de mil ochocientos cincuenta y cinco aflos. Yo Pbro. Licdo. D. Ramon Maseda Cura parroco por S. M. de esta 1glesia de termlno del Sto.
Angel. Custodio de esta Ciudad de la Habana: bautic6 solerrmemente a un nino que naci*6 el dia. nueve de Octubre del presented an'o, hijo legitimo del Licdo. D. Manuel Cadn-as, natural de Guanabacoa en esta Isla, y de








Da. M4rfa de los Angeles Figarola, natural de. esta. C"Udad, vccinos de esta. fell"gresia; abuelos patemos D. Rafael Camas, y Da. Marganta Garcia Lopez; maternos D. Jose" Figarola y Da. Maria de. Jesus del Castillo: en.
dicho nifio egercx* las sacras. ceremonlas y Preces, y le puse por nombre Jose" Antonio Dionisio, fueron sus padrinos D. Domingo Jose Figarola y Da. Marl"a de Jesus del Castillo ;A quienes advertf el parentesco spiritual y obligaclones contrah'das y lo firm6. L. Ram6n Maseda

Es conform al orwgl. Habana once de Marzo de mil ochocientos sesenta y tres

Juan Gabian
(Rfibrica)
Hay un sello flexible.










fv















0 & 'w
Bibliogrativa de Nicolds Guillefit.
Suplentento 1972-1977


Maria Luisa Antun-a y
i
Josefina Garcia-Carranza


NOTA PRELIMINARY
Cuando en 1972 compilamos la bibliografta de N, G., no lo hicimos solamente como un aporte a los studios que sobre 61 se hacen, sino tambi6n. como homena*e a los setenta afios que cumplia en. plena facultad de creadO"n. En aquel moment, pensamos que tendrfamos que hacer el supplement al cumphr los ochenta, pero no fue posiole esperar tanto,, dada su extraordinaria actividad literaria, cultural y political, por lo que decidimos sumar nuestro modesto trabajo, a los numerosos homenajes que le briindarfan, en su septuag6simo quinto ani'versario, y recover hasta esa fecha los materials impress. El suplemento ha resultado mis voluminoso de lo que suponfamos, a pesar de saber que mucbos trabajos no han Ilegado a nuestras manos.
En este lustro, nuestro Poeta Nacional ha asistido a congresos en different passes; ha. visitado otros como invitado especial- ha reci*b*do vahosos galardones como reconocinuento a su obra, a su firn-le y recta milltancia, polifica de tantos anhos Y. aclem6s, ha confinuado su trabajo de creadon que nos ha dado en esta misma fecha el filtimo libro, de poemss para ninos mayores de edad" titulado Por ef mar de [as Antillas anda un barco de paveL
Todos los que vislitaron la exposid6n montada en la Biblioteca Nacional en el septuag6simo quinto ani'versario de Gu!H,6n, pudlieron admirer medallas y diplomas conferidos al, poeta, al
1 -& In .4 1* M M -







justas y las ha Ilevado con su verso al. coraz6n de todos. Son homenajes justos. y por eso nuestra Universidad de La Haba.. na. tambien reconod6 su obra. de cubano y americano y lo decIar6 Doctor Honoris Causa en Letras.
Hemos conservado casio en su totalidad la misma organizad6n de la bibliograffa anterior, partiendo de julio 1972 hasta jullio, 1977, siguiendo el orden cronolo"glico, y dentro de dste, el alfa.b6tico, en fibrous y folletos. En las publications seriadas solamente se tiene en cuenta la. fecha para su ordenaci6n.
A
Hay si una vari 4 acion en cuanto a los indices, pues en e-sta el de titulos recoge tanto los, de Gullkn activea) como los de auto. res que han escrifto sobre 61 (pasiva) y los articulos sin autor que aparecen por el titulo. Tambi6n preferimos hacer Indice onom4stico, para reflejar todos los nombres propios que aparecen en el cuerpo de la obra.
El arch'vo, de Guill6n, conserve recortes de prensa que carecen de alg m dato necesanio para identificar su procedencia, fecha o titulo del peri6dico o revista en que aparecen,, y hemos recogido algunos de ellos slin vacilac116n torque el impress estA ahi, con firma y nos ha parecido 16gico darlo a concern.
El Ap6ndice recoge las obras rezagadas que no tuvimos., Is & I
oportunidad de ver para inciumas en la bibllograffa anterior, y las presentamos ordenadas por a-no de pubficacil6n,
Compaftero Guilldn, complilar esta bibliografia sobre su fecunda y magnifica obra nos satlisface grandemente, torque de esta mantra nuestra admiraci6n profunda y slincera. hada usted se materialize en algo fitil, al quedar su obra por siempre impress en fonna slistenaAfica,


BIBLIOGRARA ACTIVE

Libros y Folletos

1972

1. Cuba: amor y revotud4n, poemas.. Selecci6n: Winston
Orrillo. Pr6l. Angel Augier. Poerna-homenaje: Arturo Corcuera. Lima, Editorial Causachun, 1972. 101 p. retratos. (Colecd6n poesta)








tlontiene.- De Poemas de amor: La pequen-a balada
-de Plovdiv.-- Ana Maria.- Un poema de amor.- Nocturno Epitafto para Lttcl'a..-- Cerro de Santa Lucia.Rosa tid, melanc6lica.- La tarde pidiendo amor.- Agua del recuerdo.- Madrigal.- Madrigal.- Piiedra de horno. De Tengo: Canta el sinsonte en el Turquino.
Bonsal, 1959.- Tengo.- Alla lejos.- Uni6n Sovietica.- Frente al Oxford.- Cualquier fiempo pasado fue peor.- Son mAs en una mazorca. De El Gran Zoo: El Caribe.- Guitarra.- La Pajarita de papel,- La Osa
Mayor.- El Aconcagua.- Los Usureros.- Los rfos.
Seftora.-- El hambre.- Las nubeS.- LADS VientOS.Ciclon.- Lynch, Gangster. -- KKK.- Las dguilas.Poliel'a. Poems para el Che: Che Guevara.- Che Comandante,- Guitarra en duelo, mayor.- Lectura de domingo. De La rueda dentada.-, La herencia.- El cosmonauta.- zQui color?.- Ancestros.- Proposiciones para explicar la muerte de ka. En la contraportada
del libro. A Ho Chi Minh,

1972-1973
2. Obra po&ica. Ifus. del autor. La Habana, Instituto Cubano
del Libro, 1972-1973. 2 t. (Letras cubanas)
Contiene.- t. 1: 1920-5&-- t. 2.- 1958-72.
2a. ed. La Habana, UNEAC, 1974.

1973
3. CUBA. MINISTER DE EDUCAC16M. DTREcci6m NACTONAL DE
EDucAci6N GF.ismRAL. Nicolds Guill6n [Introd,. y selecci6n. de texts: Abel Prieto] [La Habana, Instituto Cubano del Libro, Editorial Pueblo y Educaci6n, 19731
91 P. (El autor Y su obra)
Contiene: Motivos de son: S* tfi supieras.- Hay que
ten6 Boluntal.- B'6cate plata.- MI' chiquita. S6ngoro Cosongo: Cana.-- Secuestro de la muier de Antonio.
West Indie's Ltd.: Balada del Gillie.- West Tndies Ltd.
]Balada de los dos abuelos.- Sabds. Espaflia: Angustia primera. La voz esperanzada. Cantos para soldados y sones para tourists: Diana.- Balada del pollicia y el soldado.- Josd Ram6n. Cantaliso.- 1. Cantaliso en un







bar. 11. VI'sita a un solar. -- No s6 por qud piensas tid.
El son enter: Son nfimero &- Acana.-- Iba yo por un camino. La paloma de vuelo popular: Arte po6tica.Canci'n de cuna Para despertar a un negnto. Elegi 0 as,* Elegia a Jesds Mendndez. Tengo: Tengo. El gran zoo: Guitarra. La rueda dentada.- Epigramas..7- Che Comandante. -- Lectura de domingo. El diario que a diartfo:
Pardntesis,.- Par6ntesis.- Fin.

4. Che Comandante [Caracas, Taller de Arte Revolucionari% 1973] 1 t. (sin pagiffiar) flus.
Separate no. 2 de la revista ARSENAL, Caracas, Venezuela, oct. 1973.

5. El Son enter y Cantos para, sotdados y sones para turistas. [Santiago de CUej Quamantd [1973190 p. (Coleccion Qun*nantd para todos, 44)
6. Tengo [La Habana] Consejo Nacional de Cultura [19731
1 t. (sin paginar) flus.
Contiene: Burgueses.- Vine en un barco negrero -Un negro canta en Nueva York,-- Cantaliso en un bar,-- Noche de negros junto a la catedraL- La herencia.- Ancestros.- Yanqui con soldado.- Paris.- Che Guevara.- Che Comandante.- Lectura de domingorGuitarra en duelo mayor,- Tengo.- Problemas del
subdesarrollo.

1974
'* 0
7. Antologia. mayor [2a. ed.] Mexico, Editorial Diogenes, S. A.
1974 ] 291 p. (Escritores de lengua espafiola)
Portada de Antonio Serna.

1975
8. El corazon con que vivo [La Habana, UNEAC, 1975] 67 p.
(Manjuarf, poesla)
Contiene: A Julieta.- Un poema de amor. Piedra
de homo Tu recuerdo.- Alta ni-a de can-a y amapola La balada azuL- Noeturno.7- Ana Maria.- Teresa MadrigaL-- El negro mar.- Pero que te pueda ver.- Rosa td, melanc6lica...- La tarde pidliendo

'Aa









amor.-- La, vida empieza. a corner Agua del recuerdo -- MadrigaL- Ronda.----. Cerro de Santa Lucla'F
Glosa -- El Al rbol, Pas de Wdphone.- A veces
le
Nancy.-- Madrigal.-- Canci6m- Solo de guitarrarUna ffia ma -ana.-- Nieve.- La pequefia balada de P16vdiv.- C6mo no ser romiintico.- Jugabas con un Mpliz.- Si a ni! me hubieran dlicho.- La muerte es un suplicio.- V4no usted de tan lejos,- Llueve cada domingo. Si un beso no puede ser.- Tercera cancion.Nadai-- Soneto.

9. Poems manuables [La Habana, UNEAC, 19751 348 p.
(Contemporaneos)
Contiene.- Poemas mulatos.- Negro bembo'*n.- Mulata.- Tu no sabe ingle.. Llegada.- La cancion del bongo Pequen-a oda a un negro boxeador cubanoeMujer nueva.- MadrigaL- Madrigal.- Canto negro.-Rumba.- CheVere.- Velorio de Papa' Montero.- Organwo.- QuM""no.-- Secuestro de la mujer de Antonio,
Preg6n.- Pa abras en el tr6pico. Balada. de los dos abuelos.- Sabals.- Sensemayd.- El abuelo,- Guadalupe W. I.- Sudor y Idtligo.- Son ndmero 6.- Elegfa.- Little Rock*- Vine en un barco negrero.. .
Esta bi'en;- Gobernador-,- Escolares.- Un negro canta
en Nueva York.- El Caribe.- Guitarra,-- Ciclo'n.
Lynch.- KKK Oud color?.- Ancestros&- Noche de negros junto a la catedral.- Angela Davis..- Epfstola. Poems so'ciates y Politicos: Futuro.- Cafia.Adimviinanzas.- Maracas.- Caminando.- Dos ninos.Canci6n de los hombres perdidos.- West Indies, Ltd.Soldado, aprende a firar.- No Se" por que piensas td.
Fusiflamiento.- Diana.- Soldado asi no he de ser Soldados en Abisinia.- Yanqui con soldado,,- Elegla a un soldado vivo.- Balada del policia y el soldado.Soldado libre.- Jos6 Ram6n Cantaliso,- Cantallso en un bar.- Visita a un solar.- Son del desahucio.- Mi patria es dulce por fuera,,- Cuando yo vine a este mundo.-- Una canc116n en el Magdalena.- Son venezolano.- Barlovento La muralla.- El bander6n,-- La polida -- Cancl16n puertorriquefia.- Pequefia, letania grotesca en la muerte del senador Mc Carthy.- Mau Mausp- A Guatemala.- Cancift carlom- Don"'a Ma-








las flores Frente al Oxford.- ARA lejos...- UnI*6n VV Q A
Sovidtica.- Marines WS.A.- Cualqulier fienapo pasado fue peon- Canta el sinsonte en'el Turquina.- BrasilCopacabana.- A Chile,- Responde tfi.-- Coplas ame, ncana&- Romancero: Son mA& en una mazorca... Tierra de azules montan-as...- Hacia la. esclava. Qu4s-. queya.,..- Abn*l sus flores, abria.. Estd el bisonte imperial.. ..- Lenmi.- Mella.- Martf.- La sangre nu-,
merosa. -- Camilow- A Conrado Benitez.- Pascuas sangrientas de 1956.- Che Guevara.- El jarro'm- Se acabo'.- El hambre.- Las Agullas,,- Bomba at6mica..- La herencia.- Burgueses.- Paris.- Papel de tapizar. Problems del subdesarrollo.- Poetas.- Pequena Oda a Viet Nam.- La montanda.- En el museo de Pyongyang A las ruitnas de Nueva York,- Che Comandante.- Guitarra en duelo mayor.-. Lecture de domingo.Ho Chi Minh.- Balada por la muerte de Gagarin. El aeroplano y otros poems: El aeroplano.- Sol de Huvia.-- Reloj, Lluvia,,- Canci6n filial.- Elegia moderna del motive cursl.- Odas minimal: Regreso.- Mar.Z %
Prop6sito.- Humokr) verde, Condicional.- Fallo. Guitarra.- Ebano real.- Palma sola.- Pero que te pueda ver. Acana.- Iba yo por un camino.- Arte po6tica.- Un largo lagarto verde.- Deportes.- Exifio.- Rfos.- Bares.- Tres canciones chilenas: Chfle,Cerro de Santa Lucia.- PanimaWlda.- Eplitafio para Lucia.- Tres poems mfni*mos: Bri*zna, pequeno taHo. . Brisa que arenas mueves, - Punto de IuZ, suspense lampo,. ..- ZPuedes?,- Balada, Escarabajos.- La pajari*ta de papel,,- La Osa Mayor.- El Aconcagua,,- Los Rios.- Seilora.- Al pdblico. Avlio-Mamut.- La sed.- Institutriz.- Las nubes.1- El tigre.Los viento&- Ave-Fdnlx.- El cangrejo.- Papaya,,Luiaa.- Tenor, Reloi.- Aviso. Gran Zoo de La Habana.- El suefio.- La estrella polar.- Salida.El cosmonauts. -- Digo que yo no soy un hombre puro-!- Sobre la muerte.- Retrato del gorr*6n.- Retrato del sinsonte.- Retrato del tomeguin.- Retrato deJ zunzdn.;- Proposiciones para explicar la muerte de Ana. Ejercicio de, piano con Amapola de siete a nueve de la man-ana.7- La calle. Po emas de amor.- Tu recuerdo,.- Piedra. pulida.- Madngal.- Glosa.- Agua del recuerdo.,- El negro mar.- La tarde plidiendo amon-








Aw
91.,Vsa td, melanc6ll*ca.- La pequena balada de P16vdi'W- A Julieta.- Alta mnda de cafla y amapola.- Ana Maria,. Teresa.- Un poema de amor. -- Nocturno Pledra de horno. Jugabas con un Upjiz...- Si a rrA
me hubieran dicho. - La muerte es un supI licio .0
Vino usted de tan, lejos.- Llueve cada domingo. -- Soneto.-- Solo de gul'tarra.- El drbol.- Pas de t6l& phone...- A veces...- Nancy.- Canci6m- Una frfa
manana. N* e, Como no ser romantic. Poems
satirkos: Son del bloqueo.-- Como del cielo Ilovido. . En el invierno de Parf'&- A la virgin de la Carlidad.- -M'ster, no..- Los usureros.- Gingster.""110Monos- Policia.- El chulo.-- Oradores.- GorilaeTonton macoute.- Epigramas.- Sic transit... Poems
circunstanciales y festivos.- -Ay, senoraa, mi vecina....
Un son para Portinarl, Paul Eluard,- Epistola -- A
la nin-a de Samuel Fe**oo.- A Manuel Navarro Luna&
Carlos Enn quez.- Victor Manuel.- Abela.- Amelia Peldez.- Ponce.- Esta familiar portuguesa...-- Elegia por Martin Dihigo.- Agramonte A Juan Marinello. Brindis con Salvador Allende en La Habana. Poems para ninos: Un son para n*inos antillanosI.- Poema con ninwos.- Canc116n de cuna para despertar a un negrimSaplto y Sapon Por el alto rfo...- Viaje de Sapito y Sap6n.- zQui6n eres. MY?. Poems traducidos: Diez poems de Yannis Ritsos. Un poema de Paul Emile Victor. Un poema de Riichard Ballet. Un poema. de Jacques Roumain. Dos poems de Manuel Bandefra.

10. Prosa de prisa 19,19-1972 [Comp., pr6l. y notas.- Angel
Au 'er] La Habana, Edlitorial Arte y Literatura, [Instituto Cubano del Librol 1975-76. 3 t.
Biblliograffa y notas al pie de las p6ginas.
Contiene: t. 1 (1929-1936): El camino de Harlem.La conquista del blanco.- El blanco: he ahf el proble.ma.- Rosendo Ruiz.- Conversaci6n con Langston Hughes.- Sones y soneros.-- Pregones.-- Camagiiey, la ciudad enferma *Presencia en el Lyceum.- La ultima noche de Guty Cdrdenas en La Habana, Casa de hu6spedes. El padre de Brindis de Salas. (19371940): Racismo y cubanidad.- *Palabras en MeXico, Conversation. con Waldo Frank.-- Discurso en el Con-








greso Internacional de Escritores en Defensa de la Cultura.- *Madrid sitiado, en su slitio,- Un poeta en espardefias.- Cuba, negros, poesia.- Cultura contra fascism. La Alianza de Intelectuales Espafioles.- Cubanos en Espana: Uh pelotero, capitdn de ametralladoras.- Madrid, noviembre.- Alas de muerte sobre A+
Barcelona.- Sirenas en Paris..- Un gran escritor catolico: Josd Bergaip-in.- Hombres de la Espana leal: Modesto Guilloto.-- *La hermosa leccl16n del pueblo espanol. (1941-1942): Seccii6n Motivo- Haiti, la Iisla encadenada.- Yanquis ymambises.- Cesantlas.- Lo prohibldo.- Un congress ejemplar,- El vlejo m6todo4-La guerra por la paz. -- Ayuda a la U.R.S.S.- Barbarie contra cultura,,- Un mflsico en el frente.- 14 de ju. lioi- Un libro, de versos.- Tres ane"cdotas y una encuesta. Eclipse de sol en Alma Am.- Una selection a la Inversa.- El pueblo qaeda.- El campo pide su puesto,- Diez de Octubre Camagdey. -- iNegra, mueve la cintura!.- Virgilio Diago.- El centenan"O de Agramonte,,- Cultura sovie tica.- Neruda.- Pueblo y teatro.- Comenzar por el principio.- Jos6 Marti P Casa propia.- Haiti.- Marinello.- Wdico dos veces. Obrero e intellectual .- Viajando con Mendndez,- Rita de Cuba. (1943-1949) -, Milicia y pennanencia de un poeta leal,- El radio y la radio.- Un triunfo americano de Haiti.- Roussan Camille en La Habanam Estarnpa de Lino Dou. -Pueblo y pintura en el Cerro. El 6616n en la palanganav- *Charla en el Lyceum.*C*udad en cons trucci 6n.- Junto al Avila I, H.- La vida intelectuaL.- *Petr6leo venezolano.- *LaguniHas.- *Maracaibo y los maracaiberos.- Discurso de despedida en Chile',Vwwwhw* Discurso de despedlda en la Argentina*- Discurso en la Acadernia Brasilefia de Letras,- Reencuentro con Tofio Salazar.- Propaganda electoral.- Gaitan.- *Discurso en el Pen Club.- Elogio de Rafaela Chac6n Nardi.- Recuerdos colombian0s. Marti en azul.- Niemeyer.- Martin Morda Delgado.- Andr6s Eloy Blanco.- Alhambra: rumba final.- Navarro Luna.- Rosa la bayamesa.,-- Don*val Caymmi, el cantor de las gracias de Bahxfa Una lecc116n ejemplar.- Cada afto es carnaval. t. 2 (1949-1954): Praga-. el pueblo en la UnL versidaid.- Presencia negra en el Congreso de Paz.-








Portinarli.- De Nueva York a Mosc "
11 uj, pasando, por
Paris.- *Confrontacift diplomAti"ca en el Caribe -- Un ano que Ilega y un trovador que se va -- Esmeril ParAllsis progressive del tranvita.- Jesds Mendndez, La muerte de un sabio.- Del problema negro, en los Estados Uni"dos.- Ni padre ni reverendo.- La lucha de nuestro tiempo.- Eliseo Grenet.- HernAndez Cad.- Josefina Baker en, Cuba. La carcajada dolorosa del Tuerto L6pezl,- R6mulo Lachatanber6.-- La anticultura yanqui en la Am6rlica Latina.- El discurso que hace falta.-- Una literature que no cambia: la fiteratura policiaca.- Presencia esperanzada del Diez de Octubre.- Una detenci6n en tres fiempos.- NMez Jimenez, el joven de Hununada madurez.- El general Antonio.- Viena: un gran tri*unfo de la. paz.- Don Juan.- Jos6 Martl.- *Homena I e al poeta Vaptza'rov
*Diiscurso en Mosed. (1959): Una revislio"n entre otra&b" El hu,,sped.- Liderazgo impossible Dos fechas.
*Am6rica revuelta e intranquifla,- Pero, a Martx ? La segunda batalla, Maceo-Unidad Una expeniencla.- Cubanos. y sovi6ficos.- Santiago de Cuba.- D*vagacion con poema.- La Habana-Zuriich.- El s6ptimo festival,,- Cr6n*ca desde Viena. Al margin del FestIL val.- Manifiesto de Guaslina Budapest.- Conversa. cion con Polevom.- Carta de Pekm*. Un vuelo en dos saltos.- Los dias de Marti. --Carta de Pelkin. Diez anos despu& Carta de Pekin., Con el president Mao. Conversaci6n con Kuo Mojo. Buena Salud.- Un 7 de diciembre nuevo.- Visita checoslovaca. (1960): Tempos de victoria, y lucha.- 137 anlos despud&- Fidel habla a los niffios.-- Una lecc116n. dtfl.- Chessman.Universidad de pueblos. -Golpes. simultAnem- zA quidn interesa?.- Presenda de Rafael y Maria Teresad.,En Regla hace cuarenta a"Os.- Decfarnos ayer-7- Lo nunca visto.- Nueva cultura.- El dedo en la imprenta, La lucha de todos, Cualquler flempo pasado... fue peor.- Un nuevo paso en firme.- Parentesis: Bola de Nieve.- Aquella. manana.- Muerte de Enrique Amorim.- Cuba y la U.R.S.S.- No Oficlio Nueva i6poca, nuevo estilo.- UA dia grand&- Waldo Frank en La Habana.- Candelario Obem- Realidad de la poesfa -- Tiempos nuevo-&-- Aquel gran Don Manuel.Homero y Cucalamb6*-- Un Poeta portefio. La






4
Feria.-- Sobre Neruda.- L6pez Velarde. VEI poeta de la "Suave Patria"',,- Sobre. Pablo de la Torrlente. (1961). Ruptura.- c-Qu6 hanan los ingleses?.- Diaz Mir6n o la angustia de la forma.- Un ejemplo dramatico.:-- Un congress hist6rxco.- CArdenas.- Vratislav Nesval, un gran poeta chem- Una gran tarea..- La guerra por la paz Sobre Jacques Rournain.- Cr6nica de Yuca. tan.- La nueva patria Una experlienclia.- ZUn traje nacional?.- Liceo Pa tricio Lumumba.- Otra vez el cosmo&- Informe a los escritores.,- Homenaje a Garcia Lorca.;- Discurso de clausura del Primer Congreso de Escnitores y Artistas de Cuba.- Notas brasilen-as 1, II.- Our new colonies.- t. 3 (1962): Mal bocado.. Nazim.7- Notas brasilefias.- La suerte estA echadalDiscurso.- En el Cairo IJIL-, Segunda Conferencia. de Esc*tores Afroasiiticos Al' 91 ianza.- *Victoria de
Gir6n.- El problema,- Domino" y ajedrez.- El encuentro. En Rumania IN.- Nuevos tiempos.- Don Ezequiel Martinez Estrada,- El problema.- Eluard.:Pelear.- Revoluci6n y cortesia.- El Congreso de Cultura.- Mafiana: Bola de Nieve.- (1963): Dos sonetos a un jam6m- Pop6vich.- Carlos Rafael redlv"livo.- Rub6n,- Marcos Ana.-- Cartier-Bresson.- El camino,Lo, que no sabe Kennedy.- Benny.- Marti 24 de febrero.- Luz Gil..- En ]a Gran Piedra I-TV.- Yanquis y nazis.- Sismos y cafetales.- CTC UNEAC.- Agramonte.- El viiaje de Fidel.- Nazim Hikmet.- Racismo y cultura.- Ondina.;- El flempo es Aida.- Pues, seflor. . Fervor popular.- Valparaiso. En una escuela.1- Clen anhos despu6s Allende.- Haciia Camaguey.- Santa Cruz.- Hay que segu*r.:-- Efiaf- La fiesta sovie"'tica.- Strip-tease.- (1964): PanarnA.- Una mAs.- Un poeta blisliesto.- Un fibro importante.- Que a1guien se Io sople al oido.-Un mundo nuevo.- CubaParaguay Marti, propiedad humam- La HabanaBucarest I.- Con Eminescu en Rumania 26 de
julI0,fWW.pW Cubanos y sovi6ticos. Un joven norteamericano canta a Cuba.- Navarro Luna.- El poeta Xristo B6tev, h6roe national. bdlgaro.- Mdxi*co en la tJNEAC.- El primer centenario de Milane's.- Tierra y lipteratura.- 7 de noviembm- Don Ezequiel.- Congo.- Miguel Arraes, un hombre de su. pueblo.- Dos tomos de tomo y lomo,,- (1965-1972): Una tradid6n








que contain m.-- Salvador. En este 26 de julio,,- Libertad.- Y tu, Zqu.-' vas a hacer alla.).;- Dlispuestos a morir, scguros de vencer.- Sen"oras y senores, la Luna,.- Don Antonio.- Viet Nam invencible.- Nac16n v mestizaje.- Fallas.- En cabeza propia,- La
lecci6n de Chicago..- -Y s' Trujillo me condecora?.
De ajedrez y otras cosas,.-- Racismo y revoluci6U R- Hablemos de la calidad.-Ruben Darlo,,- Junto a los pueblos africanos,- Recuerdo de Langston Hughes'- Sobre Navarro Luna.- Discurso en Santiago de Chile.Recordando a Ehrenbur&- Lenin y la cultura.- Le6n de Greiff, esta noche. . Juan Franclisco Sariol.- Don Fernando Ortiz: m*s1'6n cumplicta.%*_ PAginas vueltas.- Acrecentar ]a obra propia en mensaje artistic, revolucionano y popular,- Recuerdos de juventud,.Hombradia de Radl Aparlicio.- La primavera en nuestra sangre.- MarxAtegui, Vallejo.- La rosa roja: poe'Psla infantile vietnamita.- Una nueva poetisa: Li Phuong
Lien.- El poeta de Mongolia.- Sobre el congress y algo mAs.- Palabras de saludo en el V Congreso de Escritores Sovi6tx*cos.- Diez anos de la UNEAC Bola de Nieve.- Palabras de gratitud.- Naci en una imprenta,
Los articulos senalados con un aster1sco no aparecen
en la bibliograffa de Guffl6n publicada por ]a Biblioteca
National en 1975.

1976
11. Summa Poetica.. Edici-n de Luis Indigo Madrigal. Madrid,
Ediciones CAtedra, S. A. E 1976 ] 229 p. (Colecc 16n Letras
hispAnicas.)
Contiene: Motivos de son.- Negro bemb Om- Mulata.- S6ngoro Cosongo.- Sigue.- Hay que tener volunta.- BAcate plata,- Mi cbiq*ta,-Td no sabe ing'16.
S6ngoro cosongo.- La cancion del bong&- MadrigaltCanto negro.- Ch6vere.- Organlillo.- Quinno.
Cafia.- Secuestro de la mujer de Antonio.- Preg6n.
West Indi" Ltd.: Balada de los dos abuelos.- Balada
del gdije. -- SensemayA.- El abuelo.- Caminando.
Balada de Simon Caraballo.- West Indies Ltd.- Guadalupe W. L.Cantos para soldados y sones para turistas. Soldado, aprende a tiran- No s6 por qu6i piensas







A It r IN
UL- x anqua con soldado.- Soldado fibre.- Jos6 Ra m6n Cantaliso: 1. Cantaliso en un bari-- II. Visit a un solar. III. Son del desahucio. Espana. Poema en cuatro angustias Y una esperanza.- Angustia, cuarta. La voz esperanzada. El son enter. Suma po6tica 19291946.- Guitarra.- Mi patria. es dulce por fuera.- Sudor y lAtigo.-- Son nfimero 6.- Turiguan6.- Una can.. ci6n en el Magdalena.- Elegfa-. Barlovento.- Palma sola. Agua del recuerdod- El negro mar -- Acana.!-lba, yo por un camino.- iAy, sefiora mi vecinal,.- La tarde pidliendo, amor. La paloma de vueto popular: Arte poOica.- Un largo lagarto verde.,- Cancl6n. de cuna para despertar a un ne *to La muralla.- Casa de vecindad.- Rio&- Bares.- Chile.- Cerro de Santa Lucia.- PaniirnAvida, Don"a Maria.- La pequen"a balada de Plo'vdiv.- Tres poems mi 4 nimos.- MuertebElegias: El apelllido.- Elegfa a Emmett Till. Poems de amor: Ana Marfa,- Piedra. de horno. Tengo.- Tengo.Crecen altas las flores..- ePuedes?.- A Chile.- Responde td Balada.- Coplas americanas.- El jarr6n,,7- Se acab&- A la. virgin de la Caridad. El Gran Zoo: Aviso El Caribe Guitarra.- La pajarifta de papel.- Los rfos.- Sefiora.- El Hambre.- Institutriz.- Monos.- Policla.- Aviso, gran zoo de La Habana. Tont6n,-Macoute.- Salida. La rueda dentada: Paris,- Problemas del subdesarrollo.- El mosque enfenno,,- Retrato del gom6n.- A las ruins de Nueva York.- A Gonzalo Rojas. Epigramas,- Che Comandante.- Guitarra. en duelo mayor. El dfario que a diano.- Avisos, mensajes, pregones.- Esclavos europeos.Interludio, Sic transit.- La flor de Franciae- Medicina.- Madame Buelm- Perfwuerl"a Cubana.- Le Manolir du Laurier.- Fanny Essler.- Toros.- Rape". tabaco Coolies.- Par6nteslis.- Gobierno y Capitan1a.- AnAlisis critico.- Pardntesis.- Las filtimas noticias que. Anunciamos La Inmediata.- Una obra que harA dpoca, Subserlbase a nuestro Daily Jefatura de Pol licfa.- La quincalla del lqato.--- 28 de enero.- Aviso. ..... Fin. Poems no recogidos en libros: Jardin.- Sol.- A Ruben Dario.- Al margin de mis libros de estudio.- Tu recuerdo.- Futuro.- Elegia modern del motive, cursii.- Odas minimas.- Justida.- Coplas de Juan Descalzo.- Miedo,- Nada.








1977
11 a. Flegias [Ia. ed.] [Ed. y redaccift: Jose' Martinez Matos.
Diseno y cubierta: Dario Moral [La Habana., UNEAC.,
1977] 159 P. flus. (Contemporaneos)
11ustradores de las Elegias: Raill Martfnez.- Cho.
co"- Alfredo Rostgaard.- Avila.- Dario Mora,,- GonZdIez.- Nelson Dominguez.- Ma iano Rodrfguez*
Contiene.- West Indies, Ltd.- Elegia a un soldado
vim- Me& a Jacques Roumain.- Elegia a Jes4s.
Menendez.- El apellido.- Elegia cubana.- Elegia a
0 111
Emmett Till.- Elegia camagueyana.
12. PDr el mar de [as Antiltas anda un barco de papel. Poems
para ninos mayors. de edad. La Habana, Uni6n de Escritores y Artistas de Cuba, 1977. 85 h.
Nota: Fue disen-ada por Dario Mora, compuesta por
Omar Perdomo e impress en mlime6grafo por Jesfis Vald6s. Costa de 144 ejemplares numerados.
Contiene.- Suave amigulito. -, .- Sapito y Sap6n.Viaje de Sapilto y Sapo"n.- Por el alto rio... Funci On.- AdiAnanzas y canciones: ?Oul*dn eres td?.iQu6 mundo tan feliz!.- Dos venaditos.- Que te corta corta.- -0uien?.- Barcarola.- El pajarillo.- FideLGranma.- Volar.- Cancl6n.- Primavera.- Vaya, .4 Ow inanvaya pues...- Candon. Frfo y suenow- Adiv
zad- Adiviinanza.- Adihninanza., Adivinanza.- Adi'VL nanza.- Adivinanza.- Elefante.- Son de Angola Paloma finda.- Agueda del Ecuador.- Cafia.- Tando.- iAdelante el eilefante..- FAbula.

Colaboradones en libros y folletos
13. LAPOINTE, JAcQUEs. Anthologies de texts d'espagnol popular d' Amerique. Dakar, Centre de hates etudes afro-ibero-americagnes de V Univers*td de Dakar, 1972.
Contiene: Bukate plata, p. 103. T6 no sabe ing1d, p.
107.-M* cbiquita, P. 110.
14. Por Cuba. Antofagasta, Chifle [1972] 10 p. (Coleccli6n Hacla, 78)
Contiene: NicolAs GUI*116n saluda a Chifle, p. 5-- A veces...- p. 7.








15. Poems. (En .- CUBA MINISTER-10 ]DR 1AS Fumms ARmADAs
IkEvoLucioNAms. Leer La Habana Unstituto Cubano del Librol Editorial Pueblo y Educaci6n [1974] 536 p.
flus.
Contiene: Che Comandanter- Che Guevarae- Ten.
go.- EstA blem- Son mds en una mazorca.- Abril
sus flores abria.
16. Escritores y artists hablan de Lenin.- impressions y pareceres. Moscd, Editorial Progreso [1975] 2 t.
Contiene: Lenin, p. 327-328. Rccuerdos de juventud,
p. 376-378.

Colaboraciones en publicaciones seriadas
1972
17. [Poemas para niftosl (En: REVOLUCION Y CULTURA.
La Habana, no. 3, mayo 1972, p. 43-45, ilus.) ,0 ~
Contiene: Un son para mnos antifflanos.- -Ay, sen-ora, ml vecinal
18.- La culture es entre nosotros un bien comt1n. (En : REVOLUCI(5N Y CULTURA. La Habana. no. 4 jun. 1972, p.
9
10-12 1 ilus.)
19. Poems. (En: REVOLUCION Y CULTURA. La 14abanai,
no. 4, Jun. 1972, P. 13-30. lilus.)
Contiene: Llegada.- La canc116n del bongo-- Balada
de los dos abuelost- Canto negro,.- No sd por qu6 piensas tA.- Guitarra.- La muralla.- Che Comandante.
20. Discurso. (En: GRANMA. La Habana, set. 9, 1972, p. 6,
flus.)
Al recibir la Orden "F61lix Elmuza".
21. Chart podtica. (En-, REVISTA DE LA BIBLIOTECA NACIONAL JOS8 MARTf. La Habana, ano 63, no. 3, sep.die. 1972, p. 7-31.)
22. Regino. (En: REVISTA DE LA BIBLIOTECA NATIONAL
JOSE MARTI. La Habana, afio, 63, no. 3. sep-dic. 1972,
p. 50-53.)
En el Homenaje a Regino Pedroso.









23. Naci en una imprenta. (En LAGCT.ECB.L
Habana, no. 106, oct. 1972, p. 2. ilus.)
Discurso pronunciado en el acto en que recibi6 la
Orden Meix Elmuza, la md~s alta distinci6n que otorga
]a UPEC.
24. Tres sonetos de Nicolds Guitten. (En: LA GACETA DE
CUBA. La Habana, no. 106, oct. 1972, p. 15.)
Contiene:- Esta familia portuguesa.- En la. Casa de
las Americas.- A Gonzalo Rojas.
25. Tupac Arnaru. (En: GRANM-A. La Habana, nov. 4,, 1972s
p.2)
26. Tsedenbal: una visita histdrica. (En: GRANMA. La Hlabana, nov. 14, 1972, P. 3.)
Reproducido en: GRANMA, resumen sernanal. La Ha-~
bana, die. 3, 1972, p. 9, i'lus.
27. Dashorzhiin Natsagdorzh, et poeta dA Mongolia. (En:,
GRANMA, La Habana, nov. 18, 1972, p.. 5.)
Reproducido en: GRANMA, resumen semanal. La. Habana, dic. 3, 1972, p. 9.
28. IBrindis. (En: BOLETIN CONSEJO NACIONAL DE CULTURA. La Habana, no. 2, nov.-dic. 1972, p. 69.)
Con Salvador Allende en la Bodegulta del Medijo.
29. Union Sovidtica. (En: LA GACETA DE CUBA. La Habana,
no. 107, nov.-dic. 1972, p. 18-19, ilus.)

30. Palabras. (En:- UNION. La Habana, anlo 11, no. 4, dic.
1972, p. 1904192.)
"Hornenaje en su 70 aniversario por el Bur6" Politico
de nuestro Partido.'
Con tiene;- Condecoraciones otorgadas a N. G.: Orden
""Cirilo y Metodio".-~ Diploma de Honor otorgado por Prensa Latina en reconocimiento a su vida y obra.Orden Bandera, Roja del Trabajo condecorac16n impuesta por el Presidium del Soviet Supremo de la U.R.S.S. -Distincion lo. de Mayo de la Central de Trabajadores de Cuba.- Orden Jesds Sudirez Gayo1.-Orden F6I~x Elmuza.- Premio Internazionale Viareggio-Versili a.








31. Allende; un mensajero de unidn y amistad. (En: GRAN.MA. La Habana, dic. 11, 1972, p. 2.)
Reproducido en: LAS NOTICIAS DE ULTIMA HORA.
Chile, die. 11, 1972.-- EL SIGLO. Santiago de Chile,
dic. 12, 1972, ilus.
32. Agramonte. (En: BOHEMIA. La Habana, afio 64, no. 51,
dic. 22, 1972, p. 34-35, ilus.)

1973
33. Premios UNEAC '72. (En: LA GACETA DE CUBA. La Habana, no. 108, enero 1973, p. 24, ilus.)
34. El Sgptimo Festival. (En: LA GACETA DE CUBA. La Habana, no. 108, enero 1973, p. 1415.)
35. Palabras [Resumen del acto en el concurso de la UNEAC
'72] (En: VERDE OLIVO. La Habana, ailo 15, no. 1,
enero 7, 1973, p. 60.)
36. Mella. (En: BOHEMIA. La Habana, afio 65, no. 2, enero
12, 1973, p. 27, ilus.)
37. Marti. (En: GRANMA. La Habana, enero 29, 1973, p. 5.)
38. A Manuel Navarro Luna. (En: LA GACETA DE CUBA.
La Habana, no. 109, feb. 1973, p. [16-17] ilus.)
39. [Manuel Navarro Luna] (En: LA GACETA DE CUBA. La
Habana, no. 109, feb. 1973, p. 2.)
40. Un poeta de su tiempo, el tiempo nuestro. (En: LA GACETA DE CUBA. La Habana, no. 109, feb. 1973, p. 26-27,
ilus.)
Palabras en la tumba de Navarro Luna, dia del sepelio.
41. Recuerdos de Rafael y Ma. Teresa. (En: ESPAlA REPUBLICANA. La Habana, afio 25, no. 762, feb. lo., 1973,
p. 10-11, ilus.)
A ta cabeza del titulo: El 70 cumpleanios de Rafael
Alberti.
42. Otra vez el Moncada. (En: GRANMA. La Habana, feb. 27,
1973, p. 5.)

76








43. Abril sus flores abria..,. (En: LA GACETA DE CUBA.
La Habana, no. 111, abril 1973, p. 2, ilus.)
44. Romances de guerra y vida. (En: GRANMA. La Habana,
abril 17, 1973, p. 2.)
Contiene: Son mdis en una rnazorca,-~ Tierra de azules montan-as.- lacia la esciava Quisqueya.- Abrll
sus flores abria.- Est6 el bisonte imperial.
45. [Poernas] (En: SANTIAGO. Santiago de Cuba, no. 11,
jun. 1973, p. 199-202.)
Contiene: Yo nurica digo.- La vida tiene sus secretos.
46. La sangre numerosa, (En: UNION. La Habana, afto 12,
no. 2, jun. 1973, p. 140-142.)
Con tiene:- Panama.- Agramonte.
47. Son rnds en una mazorca... (En: LA GACETA DE CUBA.
La Habana, no. 113, Jul. 1973, p. 8.)
48. A Chile. (En: LA GACETA DE CUBA. La. Habana, no. 115,
set. 1973, p. 9.)
49. El fascisrno en Chile. (En: LA GACETA DE CUBA. La
Habana, no. 115, set. 1973, P. 7-8.)
50. Falabras [Nd~mero especial de la Revista "Unio~n" dedicado a la literatura sovi6tica] (En:. LA GACETA DE
CUBA. La IHabana, no. 115, set. 1973, P. 26, ilus.)
51. Che Comandante. (En: CUBA INTERNACIONAL. La Habana, a-no 5, no. 50, oct. 1973, p. 6-9, ilus.)
Reproducido en: ARSENAL. Caracas, oct. 1973.
52. La sangre numerosa. (En: GRANMA. La Habana, oct. 23,
1973, p. 4, ilus.)
53. El fervor de un rito ciuidadano y coltidiano. (En: GRANMA.
La Habana, oct. 27, 1973, p. 5.)
A la cabeza del tittdo: Un. cuarto de siglo en el ballet:
1948-1973.
54. A Juan Marinello. (En: LA GACETA DE CUBA. La Habana, no. 117, nov. 1973, p. [1] ilus.)
55. Con Salvador Allende en La H-abana. -(En: CASA DE LAS
AMERICAS. La Habana, afl'o 14, no. 81,, nov.-dic., 1973,
p. 79-80.)
(7cnfiene: Brindis.- A Chile.









56. [Agrarnonte] soneto. (En: BOHEMIA. La Habana, anlo 65,
no. 49, dic. 7, 1973, p. 29, ilus.)
57. Coplas de Juan Descaizo. (En: REVOLUCION Y CULTURA. La Habana, no. 12, 1973, p. 68-71)

1974
58. Pa/abras en el acto hornnaje a. los participantes de la
revista militar "XV Aniversario del triunfo de la Re-voluci6n,". (En: LA GACETA DE CUBA. La Habana,
no. 119, enero 1974, P. 2.)
A la cabeza del titulo:- Mensaje de los escritores y
artistas de Cuba.
Reproducido en: VERDE OLIVO. La Habana, afio 16,
no. 3, enero 20, 1974, p. 59.
59. A Conrado Benitez. (En: VERDE OLIVO. La Habana,
aflo 16, no. 3, enero 20, 1974, p. 26, ilus.)
60. U~na visita histd~rica. (En: LA GACETA DE CUBA. La
Habana, no. 120, feb. 1974, p. 2, ilus.)
61. De esa manera. (En:, GRANMA. La Habana, feb. 27, 1974,
p. 3.)
Poema a Carlos Manuel dle Ct~spedes.
62. Ldzaro Peia. (En: GRANMA.. La Habana, marzo 1.3, 1974,
P. 3.)
63. El fascismo en Chile. (Ehn: CASA DE LAS AMERICAS. La
Habana, afio 14, no. 83, marzo-,abr. 1974, p. 100-102.)
641, "La bt~squeda y ejercicio de la caltura requiere armas
cultural es." (En: EL CAIMAN BARBUDO. La Habana,
abr. 1974., p. 3-4, ilus.)
ler. Activo Nacional de la Bri'gada "Hermanos Saiz"
de escri-tores y artistas j6venes de la IJNEAC.
65,. Discuirso en el primer activo de la Brigada "Hermanos
Saiz" de la UNEAC. (En: LA GACETA DE CUBA. La
Habana, no. 122, abr. 1974, p. 27.)
66. Mis queridas calles5 carnagiieyanas. (En: CUBA INTERNACIONAL. La Habana, aiio 6, no. 56, abr. 1974, p. 6-11,
ilus.)








7 Un acontecimiento hist~rico. (En: LA GACETA DE CUBA.
La Habana, no. 123, mayo 1974, p. 20, ilus.)
Palabras de N. G. en la visita que hicieron a la UNEAC
los miexnbros de la Sexta Reuni'6n dc Ministros de
Cultura de los Paises Socialistas.
68, Poesfa infantit in~dita. (En: VERDE OLIVO. La Habana,
aflo 16, no. 20, mayo 19, 1974, p. 38-390)
Contiene: Sapito y Sap6n.- Por el alto rio. .- Viaj e
de Sapito y Sap6n.
69. Palabras en ta UNEAC. (En: GRANMA. La Habana, mayo
20, 1974,r p. 5.
Con motivo de la visita de los delegados a la VI
Reuni6n. de Ministros de Cultura.
70. Esta familia portuguesa. (En:, BOHEMIA. La Habanat
afto 66, no. 24, jun. 14, 1974, p. 31.)
71. A Juan Marinello. (En: PROPOSITOS. Mexico, D. F.,
jun. 20, 1974, p. 4.)
A /a cabeza del titulo: Soneto de Guilltn a Marinello. 72. Nuestra cuitura es un arma de combate. (En: REVOLUCION Y CULTURA. La Habana, no. 23., jul. 1974, P. 24-~
26,1 iLus.)
73. Samuel Feijloo. (En: LA GACETA DE CUBA. La Habana,
no. 125, jul. 1974,. p. 7-8, ilus,)
74. La voz de tos poetas resuena ya en el dmbifto de una patria
pura y libre. (En: VERDE OLIVO. La Habana, aiio 16,
no. 29, Jul. 21, 1974, p. 26-28, ilus.)
Reproducido en-, REVOLUCION Y CULTURA. La Habana, no. 25, set. 1974, p. 50-52, ilus., con el titulo: Respuesta del poeta national.
75. Gonzdlez Tunk6n. (En: LA GACETA DE CUBA. La Habana,
no. 127, set. 1974, p. 16, ilus.)
76. Palabras [de recordaci~n a Salvador Allende] (En:, LA
GACETA DE CUBA. La Hlabana, no. 127, oct. 1974, p. 2.)
77. Angela Davis [fragmento] (En: CUBA INTJ2RNACIONAL.
La Habana, af"o 6, no. 63, nov4 1974, p. 30, ilus.)
Napmero especial dedicado al 11 Congreso de la FMC.








78. Palabras de aperture [en et Primer Festival de, Mlsica
Contempordnea de Pa'ses Socialistas]. (En: LA GACE.
TA DE CUBA. La Habana, -no. 128, nov. 1974, p. 4.)
79. eQuign eres UP (En: CASA DE LAS AMERICAS. La Habana, an'o 15, no. 87, nov.-dic. 1974, p. 94.)
80. Discurso [de clausura del X Concurso Literario de, la
UNEAC] (En: LA GACETA DE CUBA. La Habana,
no. 129, dic. 1974, p. 3.)
Reproducido en: BOHEMIA. La Habana, ando 67,
no. 1, enero 3, 1975, p. 28, Iflus. Con el titulo: "N1colds
Guille"n en los premios UNEAC 1974."
81. Discurso [en la investidura de Doctor Honoris Causa en
la Universidad de La Habana] (En: UNION. La Habana,
aiio 13, no. 4, dlc. 1974, p. 177-183.)

1975
82. Breve antologia poetic de Nicolds Guille"n. (En: PANTORAMA. Maracaibo, enero 26, 1975, p. 11)
Contiene: Hay que ten6 boluntaJ.7- Llegada.- La
cancio'n del bong6.- Maracas.- El abuelo.- Soldado aprende a firar.- Soldado muertob- No se por qu6 piensas tu.- 1ba. yo por un camino.- Mi patria es dulce por fuera.- Lyncb.- Glosa. -- Apuntes.Acana- -- Tcvgp.- Canci6n puertorriquena.- Angela Davis.- Palabras en el acto homenaje a los participantes en la revista XV Aniversario del triunfo de la Revoluclon.
83. Lentn. (En: VERDE OLIVO. La Habana, ano 17, no. 4,
enero 26, 1975.. P. 17., flus.)
84. Discurso en el acto de aperture [XII Encuentro de Dirt'gentes de U111iones de Escritores de Paises SociallWas]
(En: LA GACETA DE CUBA. La Habana, no. 131, marzo
1975, p. 1.)
85. Palabras de Nicolds Guille"n, president de la UNEAC y
la delegaci6n cubana, en el acto de clausura. (EnI. LA GACETA DE CUBA. La Habana, no. 131, marzo 1975,
p. 3. 1.)
A la cabeza del tiftulo: XII Encuentro de Dirigentes
de Unions de Escn*tores de Pal'ses Socialistas.








86. Palabras sobre Zaharia Stancu. (En: LA GACETA DE
CUBA. La Habana, no. 131, marzo 1975, p. 2.)
87. El Gran Zoo. (En: PAPEL LITERARIO, suplemento cultural de EL NACIONAL. Caracas, abr. 6, 1975, ilus.)
Contiene: Aviso.- El Caribe. -, Guitarra,- Los
rios.- Gorila.- Los vientos.- Oradores- El tigreEl hamnbre,- Institutriz. -Tenor.--- Sefiora.- La pajarita de papel.- Tont6n Macoute. El Aconcagua.Salida.
88. Barbaric contra cultura. (En: VERDE OLIVO. La Habana,,
aflo 17, no. 20, mayo 18, 1975p p. 30-311, ilus.)
89. JDiscurso en et acto de apertura (En: UNION. La Habana,
aiio 14, no' 2, jun. 1975. p. [121]-123.)
En el XII Encuentro de Dirigentes de Uniones. de
Escritores de Paises Socialistas.
90. Palabras en el acto de clausura. (En:, UNION. La Habana,
afio 14, no. 2, Jun. 1975, p. [124]-125.)
XII Encuentro de Dirigentes de Uniones de Escritores de Paises Socialistas.
91. Patabras para evocar a Don Antonio en sus cien afios.
(En: LA GACETA DE CUBA. La Habana, no. 134, Jul.
1975, P. 4, flus.)
A la cabeza del titulo:- Antonio Machado: centenario.
Reproducido en.- ESPARA REPUBLICANA. La Habana, aflo 37, no. 817, set. 15, 1975, p. 13, ilus.
92. Ultimo poema de Guilln: Riesgo y ventura det Granma.
(En: VOZ PROLETARIA. Bogotii, agosto 21-27, 1975.) 93. Guilt~n subraya su admiracidn hacia Gabriel Garcia Mcirquez. (En: 1MAR10 DE XALAPA. Xalapa Ver., oct. 4,
1975.)
94. Lenin. (En:, GRANMA. La Habana, nov. 8, 1975, p. 5.)
Reproducido en:- LA GACETA DE CUBA. La Habana,
no. 140, nov. 1975, p. 2, ikis.
95. Un ansia violenta de justicia. (En: LA GACETA DE CUBA,
La Habana, no. 141, dic. 1975, p. 3, ilus.)
Discurso de Gui1li~n al develarse el busto de Martinez
Villena y la iauguraci6n del sal6n. de exposiciones yconferencias que leva el norubre del poeta, en la
UNEAC.








9.Milsica de Cdmara. (En: UNION. La Habana, a -no 14,
no. 4, dic. 1975, p. [22].)
97. Las Pascuas san grientas de 1956 [poema] (En: GRANMA.
La Habana, die. 25, 1975, p. 2.)
98. El cosmonauta. (En: JUVENTUD RJ2BBLDE. La Habana,
dic. 28, 1975, p. 4.)

1976

99. A Julie ta. (En: EL CAIMAN BARBUDO. La Habana, enero
1976,* p. 4.)
100. La bandera "Hdroes del Moncada" en la UNEAC. Palabras de Nicolds Guilln. (En: LA GACETA DE CUBA,
La Habana, no. 143, feb. 1976, p. 29.. ilus.)
101. Nicolds Guilldfn habla de Ana )3eledn y Victor Manuel. (En:
ESPM4A REPUBLICANA. La Habana, afio 38, no. 826,
feb. 15, 1976, p. 8, ilus.)
Con tiene:- Caminandol.-~ Un largo lagarto verde.-- No
s6 por qu6 piensas t- La butuba.
102. La sangre nuinerosa. (En: GRANMA. La Habana, abr. 15..
1976, p. 1.)
103. Guiltn y el tabaco. (En: CUBA TABACO. La Habana, no,
18, abr. 18, 1976,. p. 50, ilus.)
104. Unta vez mas.- iPatria o Muerte! lVenceremos! (En: LA
GACETA DE CUBA. La Habana, no. 145, mayo 1976,
p. 2.)
Respaldo de la UNEAC a los pronunciamientos del
primer ministro del Gobierno Revolucionario en su discurso con motivo del XV Aniversario de la Victoria de
Gir6n.
105. Paul Rob eson, al servicio del pueblo. (En: BOHEMIA. La
Habana, anflo 68, no. 19, mayo 7, 1976, p. 14-15, ilus.)

106. Soneto 'con gal. (En: CASA, DE LAS AMERICAS. La Habana, afio 16, no. 96, mayo-jun. 1976, p. 71, ilus.)
107. Cancidn puertorriquen~a. (En: REVISTA TEOREMA. Bogot6, jun. 1976.)
Vifieta de N. G.








108. Son. (Ena: VERDE OLIVO. La Habana, aflo 17, no. 23,
jun. 6, 1976, p. 4, ilus.)
109. jAngola- Didlogo po*etico entre Nicolds Guilldn y Herminio Martinez. (En: MADRIGAL. Celaya, Gto.,, aii'o 1,
no. 1, jun.-jul. 1976, p. 28-29.)
Reproducido en: VERDE OLIVO. La Habana, agosto
15, 1976, p. 20-21.
110. Por el alto rio ... (En: BOHEMIA. La Habana, aflo, 68, no.
32, agosto 6,, 1976, reverso de contraportada, ilus.)
Reproducido en: ROJO, suPlemento de CLARIDAD.
Puerto Rc, afio 2,, no. 92,, set. 3, 1976, p.10ius
I111. [Opini6n sobre la paz y /a guerra] (En: NOVEDADES DE
MOSCU. Moscil, no. 39, set. 1976, p. 14.)
A la cabeza del titulo. Las personali-dades de la cultura y la distensio'n.
112. El retrato del gorri6n. (En: ADELANTE. Camagiiey, set. 9,t
1976, p. 2.)
113. Che Comandante. (En: PIONERO. La Habana, oct. 2, 1976
p. 8-9, ilus.)
114. De esa manera [poema] (En: JUVENTUD REBELDE. La
Habana, oct. 11, 1976, p. I -)
115. Conversacidn con Langston Hughes. (En: LA GACETA DE
CUBA. La Habana, no. 150, nov. 1976, p. 7-8, ilus.)
116. Recuerdo de Langston Hughes. (En: LA GACETA DE
CUBA, La Hiabana, no. 150, nov. 1976, p. 8-9, ilus.)
117. Riesgo y ventura del Gran ma4 (En: LA GACETA DE
CUBA. La Habana, no. 151, dic. 1976, p. 2.)
Reproclucido en: BOHEMIA. La Hlabana, aiio 68, no.
50, dce. 10 1976, contraportada, ilus.
118. Cubanos en la guerra dA Fspan~a. (En: ESPARA REPUBLICANA. La Hlabana, an'o 38, no. 844, dic. lo. 1976, p.
16 ilus -)
Sobre Basilio Cueria.
119. Pasionaria. (En: ESPARA REPUBLICANA. La, Habana,
afio 38, no. 844, dic. lo. 1976, p. 2.)
120. Son rnds en una mazorca. (En: ADELANTE. Camaguiiey.,
die. lo. 1976, p. 2.)








121. El apellido (fragmento). (En: EVA. Santo Domingo, R.
D. afio 6, no. 80, dic. 1-15, 1976, p. 76-77, ilus.)
A la cabeza del titulo: Antologfa literaria*
122. jAdios, Liudmila! Palabras de despedida a la presidenta
del Cornitd de Arte y Cultura bailgaros. (En: GRANMA.
La Habana, idiC. 13, 1976, p. 3.)
123. Ahora empezanos. .. (En: UNION. La Habana, afio 15, no.
especial, 1976, P. [8-9]) '
N~ixero dedicado a la literatura, sueca.

1977
124. Agradecimiento de Nicolds Guilldn a la Universidad do
Burdeos. (En: GRANMAV La Habana, enero 6, 1977,
p. 3)
125. Poemas. (En: FEL CARIBE, suplemento. Barranquilla, Colombia, enero 30, 1977, p. 4-5, ilus.)
Contiene: La canci6n del bong6- Angustia cuarta4-Sensemay.-~ lBalada de los dos abuelos.
126. A Juan Marinello. (En:BOLETIN MOVIMIENTO POR ILA
PAZ Y LA SOBERANIA DE LOS PUEBLOS. La Haba-.
na, alo, 2, no. 1, enero-marzo 1977, p. 27, ilus.)
Reproducido en:0 ADELANTE. Camagiley, abr. 3, 1977,
P. 2, ilus.
127. [Palabras en la apertura del ciclo de actividades convocado poi' [a JDireccic~n de Editoriadles del Minis terio de Cultura .. 3 (fn: LA GACETA DE CUBA. La Habana, no.
154, [ 153] feb4 1977, p. 14.)
A la cabezia del titulo: Reuni6n. en la Biblioteca Nacional.
128. La Avellaneda y don Juan Valera. (En: CUBA INTERNACIONAL. La liabana, no. 91, marzo 1977, p. 26-29, ilus.) ,129. Burgueses. (En: EL CAIMAN BARBUDO. La Habana, no.
112, marzo 1977p p. 14.)
130. Carta a Juan Marinello. (En: GRANMA. La Habana, marzo, 25, 1977, p. 3.)
"Da a conocer la justa menci6n que de 61 fue hecha
por el compaflero Armando Hart, Ministro de Cultura,.









en la reuni6n que sostuvo en la UNEAC, con los integrantes de la secci On de Literatura."
131. Marinello: dirigente humano. (En: GRANMA. La Hlabana,
xnarzo 28, 1977, p. 2, ilusi)
Contiene: A Juan Marinello [poerna]
Reproducido en: BOLETIN MOVIMIENTO FOR LA
PAZ Y LA SOBERANIA DE LOS PUEBLOS. La Haba.
na, abr.-jun. 1977, p- 25-27, ilus.
132. 70; a Ra.6d Roa en los 70 de su jfuventud. (En: GRANMA.
LaHabana., abr. 18, 1977, p. 3.)

133. Mensaje a Rafael Alberti. (En: HORA DE ESPM7EA. La
Habana, a-no 1, no. 1, mayo 5, 1977, p. [24])
134. [Opinidn so-bre Rita Mon tan er] (En: BOHEMIA. La Habana, aiio 69, no. 19, mayo 13, 1977, p. 12.)
135. Maestro de su e~poca. (En: LA GACETA DE CUBA. La Habana, no. 157, jun. 1977, p. 2, ilus.)
Repro ducido en la secci6n Mensajes de la REVISTA
CASA DE LAS AMERICAS. La Habana, aiio 18, no. 103,
jul.-agosto 1977, p. 10-11.
136. Los escritores en ta lucha por ta paz. (En: JUVENTUD
REBELDE. La Habana, jun. 26, 1977, p. 4, ilus.)
A su regreso de B~ulgaria del Encuentro Mundial de
Escritores por la paz.
137. Elegia a Jesais Mene~ndez. (En: GRANMA. La Habana, Jul.
9o 1977, p. 4-5, ilus.)
138. Elegia camagiileyana. (En:- GRANMA. La Habana, jul. 25,
1977o p. 3.)
139. A Juan Marinello. (En: UNIVERSIDAD DE LA HABANA.
La Habana, no. especial 201; 1974 [ie.] 1977.
Contiene facsimile del manuscrito.
Entrevis ta s

19072)
140. Estrenan him no al HI Con greso, por Roberto Branly. (En:
JUVENTUD REBELDE. La Habana, marzo 31, 1972,
p. 3.)
Contiene: Ijimno.








141. 70 anThs de poesta por Winston Orrillo. (En: OIGA. Linma,
Perd, aiho 11, no. 4'73, mayo 5, 1972, p. 32-34, ilus.)
142. Parlano i vincitori del "Viareggio"', Lipor] Francesco D"
Anni. (En:, L' UNITA. Romna, jun. 26, 1972.)
143. Conversaci6n con Niccslds Gui1I~n. (En: CASA DE LAS
AMERICAS. La Habana, anio 13, no. 73, ju1.-agosto
1972, P. 1234136. '
Este articulo ha sido preparado a modo de collage,
con fragmentos de entrevistas que hicieron:, Jaime Saruski, Samuel Feijoo, Francisco Garz6n CUspedes, Ciro Bianchi Ross y Nancy Morej6n, a quien se le debe el
montaj e.

1973
144. La vela rof~a de la poesia, por V. Vernikov. (En: IZVESTIA. Moscii, marzo 21, 1973, ilus.)
Texto en riiso.
145. Import ancia del Con greso Mundial de Fuerzas Pacificas
por Mario Garcia del Cueto. (En: BOHEMIA. La Habana, aiio 65, no. 43, oct., 26, 1973, p. 28-31, ilus.)

1974
146. Nicolds Guiflln: "Yo soy periodista y ademds pG eta"' [por]
Ciro Bianchi Ross. (En: CRISIS. Buenos Aires, no. 15,
jul. 1974, p. 40-47, ilus.)
Contiene. Burgueses.- Ancestros.- Digo que yo no
soy un hombre puro.-. Papel de tapizar.-- Sobre la
muterte.- Yo nunca digo... Paris.
147. Guilcdn, a propdsito de su titulo Uonoris Causa. (En: IIIVENTUD REBELDE. La Habana, jul. 10, 1974, p. 2,
ilus.)

1975
148. Mi poesia ha sido siempre coherente consigo mi sma., por
Francisco Garzo'n Cespedes. (En: EL CAIMAN BARBUDO. La Habana, no. 89, abr. 1975, p. 1-6, ilus.)
149. Al le gar a VeneZuela me falta Andr&~ Eloy. (En-, 2001.
Caracas, abr. 4, 1975, p. 7.)

8610









150. Es necesaria estudiar los cldsicos para des pue's ... 1olvidarius! por Miyo Vestini. (En: El NACIONAL. Caracas,
abr. 5, 1975, ilus.)
151. Las relaciones entre Cuba y Venezuela han sido siempre
acendradamente cordiales por Argenis Bravo. (En: PANORAMA. Maracaibo, abr. 12, 1975, ilus.)
152. La poesi~a de America en la Gran Bretafia por Joaquan G.
Santana. (En: BOHEMIA. La Hlabana, anio 67, no. 31,
agosto 1, 1975, p. 24-~25, ilus.)
153. Con uflas y con dientes defenderdn su libertad los portwgueses", Por Joaquin G. Santana. (En: BOHEMIA. La Habana, afio 67, no. 34, agosto 22, 1975, p. 22-23, flus.)
A la cab eza del titulo: Nicolds GuiIIdn en Portugal.
Reproducido en: CLARIDAD. Puierto Rico, set. 15,
1975, p. 17, ilus.
154. Nicolds Ouilt~n, poeta cubano [por] Antoni Turuil. (En:
TELEEXPRES LITERARTO. Barcelona, oct. 1, 1975,
p. 13, ilus.)
Reproducido en: LA GACETA DE CUBA, La Habana,
no. 142, enero 1976, p. 5, ilus.
155. Nicolds Guill~n; poeta. del pueblo cubano, en Veracruz,
por Enrique Huerta. (En: NOTIVER. Veracruz, oct. 2,
1975p p. 1 r 8)

1976
156. La memorial y el fuicio. Testimonio [por] Francisco Garzon Cespedes. (En: REVOLUCION Y CULTURA. La Habana, no. 43, marzo 1976, p. 56-58, ilus.)
157. La creacidn en la Revolucidn, con N. Chiguir, correspon.
sal de Tass. (En: LIThRATURNAYA GACETA. Moscdz,
aflo 23, jun. 9, 1976, p. 15.)
158. El poeta de ta Isla de la Libertad por V. Orlov. (En: MARHTSKAYA PRAVDA. Maria R.S.S. aut6noma, Jul., 9.
1976, i lus.)
159. El poet a Nacional y los 15 afios de la. UNEAC, por Jos6
Rivero Garcia (En: EL CAIMAN BARBTIDO. La Hlaba.
na, agosto 1976, p. 16-17, ilus.)








160. Procedimos a [a recuperacii6n y desarrollo de nuestra tradici6n cultural, humana, projunda y jugosa, por Jorge L. Bernard, (En: BOHEMIA. La Habana, aflo 68, no,,
35, agosto 27, 1976, p. 38-39, flus.)
161. Un honor ffimenso. (En: LA GACETA DE CUBA. La Habana, no. 148, agosto-set. 1976, p. 20, ilus.)
162. Nicolds Guillen en Camacruey [Porl Manuel Villabella.
(En: ADELANTE. Camagul"ey, nov. 14., 1976, p. 2;o ilus.)

163. En las quer1fdas calls de Camagw'ey [por) Manuel Villabella. (En: ADELANTE. Camagiley, nov. 21 1976, p. 2,
flus.)
A la cabeza del titulo.- Nicolds Guilldn en Camagd-ey (2).

164. En busca de personages camagueyanos [por] Manuel ViIlabella. (En: ADELANTE. Camaguiley, dic. 9, 1976, p.
2, flus.)
A la cabeza del titulx NicolAs Gufll6n. en Camagdley
(3)0

1977
165. Nicolds Guillen habla de ta Elegia a Jesils Men6ndez, por
Jaime Sarusky. (En.- BOHEMIA. La Habana, ano 69,
no. 3, enero 21, 1977, p. 8-9, flus)
166. El homenal*e recibido en Espana no fue a mi. fue un granIf -V
dl'oso testimonio de simpatia y amistad de Espani'a a Cuba [Porl Roberto Alvarez Quibiones. (En: GRANMA.
La Habana, enero 25, 1977, p. 4.)
167. Nicolds Guill9n. pas6 por Espan"I'a, por Paloma Bouthelier.
(En: ARRIBA. Madrid, enero 26, 1977, p. 27, ilus.)
168. Nicolds Guillen y el nu"mero 150 de la Gaceta por Waldo
GonzAlez Upez. (En.- BOHEMIA. La Habana, ando 69, no.
7. feb. 18., 1977, p. 26-27, ilus.)

169. Gu.'11'n, joven tambien, por Osvaldo Navarro. (En: El
CAIMAN BARBUDO. La Habana, no. 112, marzo 1977,
p. 12-13, 282 1 lus.)








170. El 11 Congreso de la UNEAC por Rosa Elvira Peliez. (En:
GPANMA. La Habana, mayo 14, 1977, p. 4, flus.)
171. A travifs de este concurs es el pueblo quien cuenta su
propia aventura de vivir [por] Roberto Alvarez Quifiones. (En: GRANMA. La Habana, mayo 30, 1977, p. 5,
ilus.)
A la cabeza del titulo: Habla Guill6n sobre el Concurso de Historia "lo. de Enero".

Miscelanea
1972
172. Jornadas de Americanidad: Marti, Guill6n, Eguren, Vallejo. Universidad del Norte. Antofagasta, jul. 1972.
Program.
Archive de Gu!116n.
173. flomenale a Nicolds Guilldn en el 70 aniversario de su
natalicio. Ofrecido por la Sociedad de Amistad CubanoEspafiola. 19 Jul. 1972.
Archivo de Guill6n.

1974
174. Nicolds Guill9n: exposici6n de poems murals (Nota sobre Guill6n Por Luis Rogelio Nogueras. Ilustradores de la exposici6a el equipo de Diseho de la Editorial Pueblo
y Educaci6n. del 1. C. L-1 jun. 1974.
Archive de Guill6n.
175. Presencia de la poesia de Nicolds Guilldn en la mt1sica
cubana. Program del Ciclo dke Mfisica Cubana: Nuestros Autores, en la Biblioteca Nacional Josd Martf. jul.
17o 1974.
Archive de Guill6n.

1975
176. SALAZAR MARTfNEZ., FRAmcisco. Discurso pronunciado en
Rio Chico, con motive del homenaie a Nicolds Guilldn
el 6 de abr. de 1975.
J mccanografiado.
Archivo de Guill6n.








177. Homenaie at poeta de Cuba Nicolds Guill6n.; teatro Ba.
ralt, 11 abr. [19751 Universidad de Zuha, Dixeccii6n de
Cultural [Venezuela] flus.
Afiche.
Archive de GumIldn.
178. Homenaie a escritores camaguleyanos destacados. CamaI-P ey, Casa de la Cultura Igilacio Agramonte, mayo 23,
gu 1975.
Gu-1116n hab16 en el acto.
Archive de GuIlUn.
179. Poesia. con Nicolds Guill9n. Anuncio del Instituto de Intercambio Cultural Cubano-Mexicano [set. 1975]
Archivo de Guill6n,
18090 IF Recital que ofrecerd al public de Guadalajara el poeta
National de Cuba Nw"Olds Guilign. Ex convent del
Carmen, [Guadalajara, Jal.] 24 set. 1975.
Archivo de Guilldn.
181. Recl*tal de poesia... en el Aula Mater del Colegio de San
Nicolds de Hidalgo. Morelia, Mich., set. 27., 1975.
Cartel.
Archivo de Guilkn.
182m Sello "Ho Chi Minh" a Nicolds Guilt& en el 85 Aniversaw
rio del Natalkio del Presidewe. 1975.
Archivo de Guill6n.
183. El Son enter [Interpretacii6n, teatral de poems escogi:dos de a1gunos de sus libros, 1975]
Program.
Contiene. AIgunas notas sobre la. poesia. de Guilldn,
por Mirta Agunf-re, Juan Marinello [y) Josd Antonio
Portuondo.
Archive de Guilldn.

1977
184. Rum, J. M. Acrdstico; dedicado a nuestro poeta national.
I h. pleg.
Archive de Guill6n.









GUILLEN EN OTROS IDIOMAS BdIlgaro,
1972
185. Lectura de domingo. Tr. de Jacques Biteff. (En: NARODNA CULTURA. Sofia, jul. 22, 1972.) 1976
186. [Poema] tr. al b~ilgaro por Tamara Takoba. (En: PULS,
Sofia,, Bulgaria, 1976., ilus.) Francis
1973
187. Je ne suis pas un homm-e pur. Tr. Liliane Maya. (En:I LA
OUINZAINEI Paris,, no. 167, jullet 1415, 1973, p. 17.) 1976
188. Avec ce coeur Ife vis. Tr. de I'espagnol par Pierre Gamarra.
Paris, Les Editeurs FranAais Rdunis [ 19763194 p. retrato.
(Collection Petite Sir~ne)
Caricatura de David.
Tr. del titulo: El corazdn con que vivo. I-~ngaro
1975
189. Gitdrsz6I6. Budapest, Euro'pa K~inyvkiad6, 1975. 116 p. Inglds
1972
190. The great Zoo and other poems. Tr. and ed. by Robert M~rquez. New York, Monthly Review Press [1972]
223 p. (Modern reader, PB-287)
A la cab eza del titulo: iPatria o Muertel
Texto en, *ings y espafiol.
Otra ed. La Habana, Editorial de Arte y Literatura
[Instituto Cubano del Libro] 1973 [i.e.] 1974. 222 p.
Otra ed. 1975.








Contiene: El gran Zoo, 1967: Aviso.- El Caribe..-..
Guitarra.- Escarabajo&-- La pajarita de papel.-. La Osa Mayor.- El Aconcagua Los usureros,- Los rlos Pesca..- Avio-mamut.- La sed. El harnbre -.
Institutriz.- Las nubes.- Los vientos.- El tigM-Ciclo'*n.- Ave F nix.- Lyncli.- El cangre*o.--. Gangster.- KKK Las alguilas.- Monos.7- Papaya.---.
Luna.- Tenor. -- Policia.- El chulo.- Reloi.;-- Gran
Zoo de La Habana.- Oradores.- El suen'o.- Gorila.Tont6n-Macoute.- Bomba at6mica La Estrella Po.
lar.- Salida. Otros poems, 1925-1969, La nueva
musa.- Lluvia.- Si a m + me hubieran dicho...
Reloj.- Bares.- Epftafio para Lucla. Futuro El
aeroplauo.- Balada.- Sensemaya Son ndmero 6 *
Muier nueva. -- Madrigal.- Madrigal.- MadrigaleGuadalupe, W. I.- Can-,a.-- Adivinanza&- Sabds,Sudor y IJLt'go.- El apellido.- Canci6n puertorriqueow F 1 4
na sti b*en.- Soldados en Abisinia- No s6 por qu6 pliensas t6.- ePuedes?,- Tengo.- Responde tfi...- La herencia.- Problemas del subdesarrollo.Proposiciones para explicar la muerte de Ana.- Papier peint.- Di*go que yo no soy un hombre puro.- Che
Comandante.- Ho Chi Minh.

1973
191. Man-making words; selected poems. Tr. and annotcited
with an lint-rod. by Robert Marquez and David Arthur McMurray. La Habana, Editorial de Arte y Literatura
Unstituto Cubano del Librol 1973. XX, 214 p.
Reiimpresift de la ed. de 1972.

1974
192. Dear Camagu'ley streets. (En-, PEOPLE'S WORLD. Los Angeles, Cal. November 9, 1974, p. 10.)
193. Tengo. Tr. by Richard J. Carr. Detroit, Broadside Press
19741 142 P.
1975
194. Nicolds Guille'n and his art. (En: SUNDAY GLEANER.
Jamaica, November 15, 1975, p. 23, ilus.)
Tr. de J. A. George Irish, de una conferencia de
N. G. en el Lyceum Lavm Tennis Club, nov. 1945.








1976
1954 Conversation with Lan gston Hughes (1929). Tr. by Edward
J. Mullen. (En: CALIBAN. Winchester, England, vol. 2,
no. 1, Fall-Winter 1976. p. 123-126.

197
196. Translations, poems. [Tr. by Teresa Labarta de Chaves]
[New York? 197-] 1 t. (sin paginar).
Separata de LATIN AMERICAN LITERARY REVIEW.
Gontiene: Fl apellido.- Sabas.- Little Rock.

Italiano
1975
197. In quatche pun to della prim avera (Poesie d'amore)Y [Tr.
dallo spagnolo di* Dario Puccini] Milano, Fchtrinelli Editore [1975] 95 p. (Universale Econornica, 712)
Ed. bilingiie italiano-espanlL
Con tiene: La halada azub.- Piedra de horno- Rosa
td~, melanclica.- El negro mar.- Pero que te pueda ver.- Alta nin-a de cafia y amapola.- La pequenfia balada de Pl6vdiv.- Tu recuerdo.- Ana Mara.- Un poetna de amor.- Nocturno.- La tarde pidiendo amor.- La vida empieza a correr.- Agua del recuerdo.- Madrigal.- Madrigal- Madrigal.- El Arbol.- A veces.Canci6n.- Una fria rn'ana.- Jugabas con un 1pz
Si a mi me hubieran d icho,. .-La muerte es un suplicio.- Nada.- Vino 'Lsted de tan lejos.- Llueve cada
domingo.

Lituan o
1974
198. Sensemaija. Riga Izdevnieciba Liesma, 1974. 108 p.

Rumano
1973
199. Ve gada. (En: ROMANIA LITERARA. Ruimania, afio 6
no. 52, dic. 27, 1973.)
Texto en rurnano por Dario Novaceanu.









1976
200. Poeme cubane. Tr. y prefacio de Eugen lebeleanu. Tabla
cronol6gica de Inna Runcan; postfacio de Roberto Fer.nAndez Retamar. Bucarestli, Editura Milnerva, 1976, 257
p. (Biblioteca Pentru. Toti)
Portada: ilus. de Portocarrero. Ruso
1975
201. Poesia de Ame'rica Latina. MoscA., 1975. 718 p.
Guilldn p. 318 [3411

1976
202. La obra de taRevoluci6n. (En: LITERATURNAYA GACE.
TA. Moscd, Jun. 9, 1976, p. 15, flus.)
203. [Palabras] en el 6o. Congress de Escritores celebrado en
Mosai, jun. 1976. (Ew LITERATURNAYA GACETA.
Moscu", Jun. 30, 1976, p. 14, iflus.) Sueco
1975
204. Color cubano. Svensk Tolkning av Francisco Uniz och Artur Lundkvist. [Stockholm, Rene Coeckelberghs Bokf8rIag, 19751 87 p. (Tuppen pa beret, 3) Ucraniano
1976
205. Poesias. Kiev, Edldones Dni"pro", 1976. 166 p. flus.

BIBLIOGRAFIA PASIVA Libros y Folletos
1973
206. MELoN, ALFRED. Realidad, poesia e, ideologfa [La Habanat
Eds. Uni6n, Instituto Cubano del Libro, 19731 61 p.
(Cuadernos de la revista Uni6n, 4)
Contfene: Gu*116n: poeta de las siffitesis, pw [251-61




Full Text


  Home | About dLOC | Collections | Governance | Digitization | Outreach | FAQ | Contact  
  Powered by SobekCM
Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement  
© All rights reserved   |   Citing dLOC