UFDC Home  |  Search all Groups  |  Digital Library of the Caribbean  |  Caribbean Newspaper Digital Library  |  Biblioteca Nacional José Martí  

Revista de la Biblioteca Nacional

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Revista de la Biblioteca Nacional
Physical Description:
Serial
Creator:
Biblioteca Nacional (Havana, Cuba)
Biblioteca Nacional José Martí
Publisher:
La Biblioteca ( Habana, Cuba )
Publication Date:

Subjects

Genre:
serial   ( sobekcm )

Record Information

Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 2459262
System ID:
AA00019219:00060


This item is only available as the following downloads:


Full Text



REVISTA


DE


LA

















SUMARLO


VIGENCIA DEL AYER


P~gs~


Pr6logo


.0 do i .40 0 .0 3


Jose R. Montalvo.-Disertacion acerca de la vida intellectual de


la Isla de Cuba............


0 0 0 I a *


0 0 0S& 0


*04460 a4 0 40


4 P00*6* 97


TEMAS E INDAGACIONES


M. A. Raul Vallejos.-Las etapas de la Filosofia Cubana.


S* 23


Gaspar


Mortillaro.-Julio


Fernandez


Pelaez,


poeta


de


Cuyo


(Argentina), naci en Cuba........

Agustin Acosia.-Arturo Echemendia.


Victor Agostin.-Fuerza


y


* 0*S06* a

0000 Si 44


debilidad del cuento.


* 0 a a a i 4 m 0 0 6 0 4 *

'* 0 4 0 9 6 6 0 0 6 6 6 6 0 6 4.


. t 43


P. Mois6s Sanchez Gali.-Goethe, sabio naturalista.


.4 . 4 ..55


Rafael Nieio y Coriadellas.-.Documentos- sacramentales de al-


gunos cubanos ilustres..


0 a9 & 9 # ** 0


0 6 0 16


0 a #a o o0*


96 0 0 6 *0 ak *o


... 69


Juan Manuel Planas.-Han muerto dos poetas: Mariano Albada-


lejo


y


Federico


Villoch.


* 4 0


0 0 0 a 0 4 0 0 # a 0


83


6 0 0 0 6 4 6 b 6 0 S S S U S 0


VIDA DE LOS LIBROS


BIBLIOGRAFICAS:


Ofelia Rodriguez Acosia.-..A Salvador Bueno, en La Habana..


33

39


93


t


























Castillo de la Fuerza donde radica hoy la Biblioteca NacionaL




Todas las publicaciones oficiales o particulars
que se editen en la Rep blica de Cuba: memories,
folletos, hojas sueltas, carteles, etc., son del mayor
interns para la Biblioteca Nacional de Cuba.

La Biblioteca Nacional (Castillo de la Fuerza,
Habana) agradecera profundamente el envio de
todos los libros, periodicos y revistas que aparez-
can en el territorio national, los cuales seran
debidamente conservados y catalogados.
T 4 _^A9 .V 14 _r 1 ^ 3 AA .- --













Revista de la Biblioteca Nacional
Director: LLIIA CASTRO DE MORALES.
Esta revista no se vende. Se repartee gratuita-
mente entire las instituciones culturales que la
soliciten.
Queda autorizada la reproducci6n de cualquier
articulo o informacion que aparezca en esta Re-
vista, siempre que se haga la correspondiente cita
de su procedencia.
No se mantiene correspondencia sobre originals
no solicitados. La redacci6on se reserve el derecho
de admitir o rechazar un articulo. Para cualquier
asunto relacionado con esta publicacl6n, dirigirse
a: Revista de la Biblioteca Nacional, Castillo de
la Fuerza, Habana.



COLABORAN EN ESTE NUMERO:

Jose R. Montalvo.
M. A. Rauil Vallejos.
Gaspar Mortillaro.,
Agustin Acosta.


Juan Manuel Planas.
Rafael Nieto y Cortadellas.








SEGUNDA SERI E. Ano V. No. 4


OCT. DIC.


0
1


0
1


" 0


eca
t^C^Q


1


Lilia
L'I"


Castro


de


M orales


DIRECTOR









PROLOGO


La public
mo pasajero 4
sino proposit
en el pasado
tura cubana.
proclamamos
testimonies do
que significo
de optimism
desmayos en


action de esta Revista no es obra de un entutsias'
r carente de cimientos firmnes para el mafiana,
o de realizacton fecunda, con noble jerarquia
y anhelos de unirse otra vez al ritmo de la cul-
Al ser una realizaci6n el vigesimo numero,
una vez mds que la benevolente acogida y los
e estimulo llegados respect al esfuerzo modesto
el nuimero mcinctal, nos proporciona una tonica
p y de fe en nuestro dnimo para perseverar sin
el empeno.


I
Las mismas preocupaciones de orden material contra las
cuales lucharmos tesoneramnente, parece que tambi n vamos
neutralizdndolas sobre la march. Fueron esas preocupacio-
nes -ahora en mucho menor escala puntos neurdlgicos,
no de indecisiones, sino barreras que encontramos en el ca-
mino y que solo sirvieron a la postre para que la idea pro-
pulsora ensayara y alcanzara avances y superaciones.
Al darle nuteva vida a la Revista de la Biblioteca Nacional,
hemos querido recoger y aprovechar el legado de los fun-
dadores ilustres de este centro de cultural, en forma de que,
sirviendo como organo institucional y de divulgacion, se
vaya fijando, para el hoy y el manana, la utilidad en sus
diversos sectors especializados de la Bib lioteca Nacional,
aparte de ir informando peri6dicamente acerca de la impor-
tancia de sus fondos. Procuraremos en un future proximo
llevar a cabo este itltimo proyecto, reproduciendo en orden
de importancia los documents ineditos que posee la Ins-
titucion.
Una de las primeras personas que nos estimulo6 para que
prosiguieramos la labor emprendida, fue el destacado bi6gra-

----3---








jo de Marti Dr.


Goulzalo de Qutesada


v Ml irani da cltva carta


rel)roducimtos hoy:


(A


die la


cabba de lIe gar a mi poder
Biblioteca Aacional. Grata


e! primer ttinuero de la Revista
sorpresa. Toda Cuba debe feli-


citarse.
necesita
aq uellos


Un


m Ipeno de


en estos


qute


esa


t 0IentIZ OS


sentntillOs


no se quiebre en


quo el(la


mierece.


1a0tui


es una


la nlecesidad de


n a ine r a a lgut n a;


Puede contar


(JIW


raleza
r aI e


ifmas


qite


d


qule eslc
alc(Ian(e


COfl


elogios,
ecidida c


obra


la


in t concurso.


lo que
Ie todos


perdure


V


Y


seguro


que


p)or nufest


eso
Y


(t


no ha de faltarle el apoyo de cuaiztos en, Cuba laboramnos
ro iroareso inttelectulal.,


A ke


Con jl btilo extraorldinari o declaraIn os quee. efectivanen tej
cooperaciont la hemnos recibido desde el primer itlmero.


cotn tan claro y pIroonetedor horizonte a la vista, pJudieldose


COn tar


enl la


l area


Co!01


(tan


seneros


inanten edores


bien


6
beinos ya qute nUtesIro ofitiniSlito
v reales.


se nutre en


fences tiles
fitentes i 1tit les


estoy


cooper ton


siemnpre,


coFsolidaco
co nsolidacioni


sa-
























VIGENCIA


DEL AYER
I%,-t










Disertacion Acerca de la Vida

Intellectual de la IslIa de Cuba
Por el DR. JOSE R. MONTALVO
Leido en la session solemne del 19 de Mayo de 1877 de la Real
Academia de Ciencias de la Habana

llmo. Sr. President, Sres. Academtucos,-Sres.--Ya ha-
beis oido la voz persuasive, simpaitica y querida de ese ve-
nerable maestro, que despues de haber ejercido tan brillan-
temente la medicine, ha dedicado los uiltimos anos de su
vida, que siempre ha sido de trabajo y de estudio, i la vida
de esta Academia, ai la cual consagra toda su inteligencia y
toda su actividad, y que si con entusiasmo juvenile contribuy6
principalmente a fundar, con ejemplar constancia procura
mantener, en provecho de la ciencia y para honra de esta
provincia. Con la tolerante bondad de tin sabio preside
nuestras sesiones, ejerciendo con tal templanza su elevado
cargo, que todos le amamos y. le respetamos como al nas
indulgente de los padres.

Tambidn habeis escuchado a nuestro docto Secretario,
que en bien redactada memoria, ha dado cuenta exacta y

Como homenaje a la clase medica cubana, publicamos este interesante
trabajo del Dr. Jose Rafael Montalvo, nacido en el atio 1843 y desaparecido


en 1901.
Son breves los datos que poseemos de este ilustre medico cubano. Fran-
cisco Calcagno, en su famoso Diccionario Biogrdfico, s6olo puede decirnos,
para su fijaci6n generaci'onal, que "en 1878 era muy joven". Y es en 1878,
* precisamente cuando este joven describe y lee en la Real Academia de Ciencias
de La Habana, su Disertaci6n', acerca de la vida intelectuad de la Isia de Cuba.
Acababa de llegar de Paris, donde habia cursado studios medicos, especia-
lizandose en oftalmologia.
Extranio que este hombre de ciencia, fundamentalmente un especializado
galeno, haya contado con la suficiente flexibilidad de pensamiento, olvidando
un poco la terapeutica ocular, para legarnos esa maravillosa defense de la








a nin11 i ad a


de


iiuestra


areas


duran te


li11


jfl()


d emostra ndo


il iar'iainente que no
lieItlos Ial)ajad(i() asidua
(40il1 en leneficio de los


v eficaz di


g1 e, n.C t
d iligen(c1
liai ctretd(
yo
Y aun qiie

)iera-mo
a"isfaccio
eais I(-%I CIIt r ()

rrespo()n(le


esquivan. ,
f a I t
fati as. :Pl

de ulna oc


I) c
11(


iistra cion
s consults
;oiiveniente
) ,ieinpre s


d esead qe"
( Se a_() ite(


henlios penr
intente, tan
astiltos de
justicia,


(


dlido


el


tieiimpo.1


to en pro de
I Gobierno d
evacuando cion


a
que la superiorida
soineter a nedtra
e ha c(nsesn;iio el
lianos tranquil Ia


qe produce eli cnmplinie
III Aue pr (.I I
que es legitmo y pOr 1o nDis n
)por ig al a lodos. porque d
ue delieldo ser del iiniero


pr s frecente asenci0
po~ frectiette ausen cia


siT or se I


tLareinos es e olyido i
It obligalcion de vel


cubiertas
al 1)brillo
del estid
tura. Lo
liar las t


en clinica
e inmporta i
io v de la
w
s que ban

areas de t


Sde uina avuda
lia Itecho iidisp
dp"
v ese desvio, pol
iir a exponer. Ic
variada y actir
0
icia de nuestras
ineditacion en 1
sido constantes
odos; pero. en


porvenir el concurso de cuantos e


1
e]


d(

iecsa
tisa


K


d v los
consi d;
COIS]Ii

resulta
conciel


1


nito ctl
o reel
esgrac
de Io
4 tall
eaar a
esieia
ide.


quie aqui
1s unos las
o i
a, v los ot]
4w
discussion
argas hora
r)
han proci
cainbio. p
stan ligad


I1


e
a
s
oJ


a
SIfl()


la ciencia,
e la pronta
Celo y 0o011
tribune ales

eracion. -
do qu(Te li-
icia con la


deer.


in a n o


adainteni
tralbaja
0a


11do


er. ni part
v quc

5 ieimpre laur
e&s donde ie
novedades 4
ros a control
es. con el fr
s de asidua
Lirado desen
ediinos parn


os al


V


co-
hay
rel.a
de


na'
d e.


)ulr
,uto
lec-
-ipe"m


I


el


esplendor


& ib At a # 0 l
de esta distinguida institution. El titulo de academco no
ha de ser una frase hueca que satisfaga ciertas vanidadesf
saber, en que se viene ai rendir culto a esfuerzos que poco


que


doctrina de la inteligencia v de los mas alto.
damos a conocer a nuestros iectores en Tt ien(cia


valores del espiritu que I
del Aver.


Por ello bien decia su colega Escobar, en ]a ubra Nuestros Medicos (
Habana, 1893), un tanto desenfadadamente: "Es de esos medicos qiie
multiplican. Conoce la political, tiene ribetes de literato; asiste a la Junta C
trail del Partido Autonomista, y va luego a la Academia, a ]a Sociedad
Estudios Clinicos. donde consume turinos con incansable y pasmosa frecuenci


'Dy
4.


La
se
ell-
de
a


S .


.I-







sino el distintivo honroso de deberes libremnente aceptados
para ser honradamnente cumplidos.


Regocijeniois, seniores, con esta fiesta del talent


valen pecuniariamente considerados, pero que son
llos que imas enaltecen al hombre y que ma's digno


de la
mund
to del
si los
jeto q
mas a


vision que desempefia.
o producciones de inme
human trabajo fuera
iedios de investigacior
ue inquiiir. aquello qu(
itrradable v nos enrica


c7


.1.


I


Si finicamente ihubie
diata utilidad priactica,.
siempre apreciable en
i cientifica no tuvieran


]
m*


y
vd


del


le aque-
o hacen
ra en el
i el fru-
dinero,
9as ob
ina ob-


Shiciera la vida mas comoda y
teciera mas rapidamente, que


pequefio seria el hombre y que mnaterialismo tan repugnant
y tan grosero dominaria absolutamente en la tierra! Pero,
por fortune existen cosas que solo sirven para satisfacer el
gusto por lo bueno y para colmar los deseos de la curiosidad
-"-1'0addol.raeted
inivestigadora, que sin curarse nada de la suerte de sus des-
cubrimientos, busca y explore siempre, saboreando asi la
aspiracion inefable de enriquecer la ciencia con nuevos-des-
cubrimientos. Bien sabemnos que el vulgo mira esto con in-
diferencia y que consider como ciencia vana aquella de que
no puede sacar provecho, condenando la consagracion al es-
tudio de la verdad, si de ella no ha de resultar ninguna ven-
taja que mejore su situation y satisfaga mas cumplidamente
sus apetitos; y comio por desgracia ese vulgo lo forma una
mayoria poderosa, que con harta frecuencia impone su di-
reccion en esta vida, tan s6olo podemos corresponder a sus


Algunos trabajos del Dr. Montalvo:
Deformaciones artificiales del craineo. Replica al Sr. D. J
por Jose R. Montalvo... Habana, Tip. de Soler Alvarez y (
(Es un important trabajo de datos cientificos.-Trelles.)
-Disertacion acerca de la vida intellectual de la Isla de Cubd
del 19 de mayo de 1877. (Real Academia de Ciencias de
public en los Anales de la Academia, t. XVI.
(El Dr. Montalvo se lamentaba del espiritu mercantile de
bana en esa epoca. Trelles.)
-Estudio patologico de algunos personages de Shakespeare.


uan I. de Armas,
la., 1884.

a. Session solemne
La Habana.) Se


la sociedad cu-


(Conferencia en


L. ..............


W/


I







interesadas consideraciones con la voluptuosidad del desd,
comino ha dicho, en anaFlogas circunstancias, un renoibrado
escrltor, pues estaildo el homnbre destinado a un objeto su-
perior aI los placeres de los sentidos, firmes en nuestro pro-
posito y aceptando idea tan consoladora, prosigamos vale-
rosos por el aspero sendero de la ciencia, para alcanzar asi
el fin trascendental de nuestra existencia.


Dirijamc
la fisononii
aqui impera
en ninguna
averiguar la
limitamios a
mnomento n<
haya apenas
nobleciendo


tificas,
sidad,
no mica
tenga v
lo que i
En
efectos,
costara
heinos


ls la vista a nuestro
i de esta provincial.
el afan de medrar, 4
otra de la nacion e
s causes de este hec
consignar como bie


)


esteti
le la
y de
ida p
repre,


este
que
inlle
dado


alrededor, para ver cuar
y faicilmiente sabre rnos
como seguratuente no suc
spai"ola. No trataremo-
,ho lamentable. que hboy


n sabido de cuanto


s escuchan. Y todo esto, sefi
timidaniente neutralizado por
al hombre correspond a sus ]
cas y inorales; pues a excepei
Academia de Bellas Artes, de
esta Academia, cuyos miembr
rt
rospera, _,donde estian en esta
senta su vida intelectual, artistic


F


pais se ha conmetido
habrai de lamentarse
knso trabajo el poderlo
exageradisima importa


ores.


sin


aquello
necesidad
on de la


en e
que
que 4
-14
e.s 2 (1
uLnliv


I es
que
ede
de
nlos


ste.
se
ell-

er-


la Sociedad Eco-
os procuran que
opulenta ciudad
ica v moral.


un error de
por largo tie
contrarrestar
ncia af toda c


pernilicioSos


que
enite:
pro-
v de
con-
COPues
pues


lnpo, y
serianil
lase de
-W


a&
gresos industriales, en perjuicio de la elevacion moral
la distinction intellectual, que valen infinitaminente mis y
tribuyen niejor a la verdadera felicidad de los honbres.


los placeres
honrada, el


del espiritu.
cumipli into


el testimonio
puntual del


de una conciencia
deber y los afectos


-Etiologia de la fiebre traumatica. Ii)scurso inaugural en la Academia de
Ciencias. Sesion del 25 de Junio de 1876. Se public en el t. XIV (ie los Anaies
de la Academia.
(Es una recopilacion de las teorias reinantes.-Or. Ar6stegui.,


r


m m







puros, dejan en
inas suave y mais
del materialismo


nuestro animo una impresi6n mais grata,
regeneradora que todas las satisfacciones
que en Cuba ,predomnina.


Suprimid del mundo cuanto se relacione con la existencia
interior del hombre, dejadlo ir por la senda del negocio para
ilegar ai la riqueza, y pronto se convertirai en un ser egoista
de gustos groseros, de repugnantes apetitos y vulgar en su
mismnio epicurismo, pues hasta esa clase de goces han menester
del necesario influjo del espiritu para refinarlos y prestarles
apariencias elegantes.-los mismos pueblos que han mirado
preferentemnente el bienestar, aunque hayan tenido otras su-
perioridades de que nosotros carecemos por complete, siem-


han resentido por cierta deficiencia,


ha permitido
a la humana
llantez estetic
gunos que ha
hoy se llama
jetos mans sup
bies, comno el
llamente, con


crear ninguna grande obra (
contemplaci6n uno de esos
a, que en otros admniramnos;
n considerado como asunto
comfortable, consagrando su
eriores, han logrado realizar
de Grecia y el de Italia, doi
Singular sobriedad, en mo


1


S
S


que quizas no les
e arte, ni ofrecer
periods de bri-
mientras que al-
ecundario lo quo
Sfacultades a ob-
ejemplos admira-


aide se vivia senci-
destas casas, y se


producian al mismo tiempo la Venus de Milo y el Partenon,
las Virgenes de Rafael y la Catedral de San Pedro

Pero entire nosotros es precise coinbatir denodadamente
la funesta tendencia a no buscar en todo mas que ei mero


provecho; porque si es verdad
cura predominar, ostentando


*S1
influj o.
la vida
y son e
rodea.
a conse
nmiento


, existen grupos y classes
de la inteligencia, eleva
terna protest contra el
Consagrados enterament
rvar las buenas formas,


religioso,


p
que este en otras parties pro-
descaradamente su deletereo
0
que representan dignamnente
n el espiritu a otras regions
rebajamiento general que los
Le al arte, a a la ciencia pura,
a obras de caridad, al senti-


a servir al pais ssin miras egoistas, parecen


como [in fo(
_ . .. __


r0 luminoso q
*


[ue representan lo que hay de ,
1- 1 o... _1 _-1 C _* A_-4


ver-


pre


se







seno
teriz
Ah!
entr(
todo
esta
otra
Com(


lo que hay de inas noble y de mas elevado y que carac-
a ai ciertos pueblos con rasgos de exquisite distincion. -.


1


)


Esos grupos, esas classes,
nosotros y desdichadar
es igualdad nionotona,
lanura, tan airida para Ic
aislada personalidad 6
esta Academia. no recib


indispensable para que t<
complete desarrollo, de
se quejaba amargamnente


enga
lo ce
un


son las qi
nente no
sin que a
)s frutos d4
una que
e de fuera
vida anim
zal yai en
elocuente


Lie en vano se buscan
se encuentran. Aqui
penas se eleve sobre
el talent. algunla que
otra institution que..
el aliento vivificador
ada y league a su mias
otra ocasion anailoga
colega nuestro, y eso


que, siendo aquella la epoca en que terminaibalnos la prinera
jornada, el entusiasmo era mayor.


Tal parece que entire nosotro


se


ha llegado realizar el


hecho de que tinicamente lo que sea apreciable en
tenga verdadero valor y que, por consiguiente. solo
ocuparnos en producer cosas uitilse, alejandonos


pleto de lo que tiene un vc
ravisino tiene y tendrai a
Po sean percibidos por la
ai las personas entendidas,.
ciedad que se consagra ex(
abandonando cuanto sirve


auor intellectual
lcainces incalcul
generalidad, no
que saben mnuy
[lusivamente a c
para satisfacer


\T lnora
ables,
puede
bien
)bjetos
otras


t1.
qu
kn


inonedas
debeinos
por coin-
Este inal
e aunque
escaparse


que una so-
imaterlales.
necesidades
leces1 e


de la huinanidad, es una colectividad espiritutalmente
dida. que se aparta de la indole de nuestra epoca.


per-


Si esto efectivamnente existe con toda la desnudez que lo


hemos caracterizado, exige potr lo mismo inmnediato
a menos que indiferentes consideremos ai esta provi
chando por un camino que tan s6lo conduce ai la
pues bqu import que contie siendo prspera, si
pues "qull mporta que conltinuie slendo prospera, Sl


cientificas, la IeN
^r
Tv el sentimiento
representantes ?
deros que ha d(
* -I 1 1


Sdel deber, los afectos puro
religioso no han de tener a
Sinun ideal que ilunmine
caminar la humanidad, e
1 1 1 -


s. el am
Mu sus


los
s d(
0


renedio.
ncia iiliar-
riqueza:
las obras
or al arte
leCltimIOs
Ml


diversos sen-
todo punto
-*








representarlo. En un pais en que no
rencia de classes, la supremacia tiene
por las personas que forman nuestra
moral; porque el saber, la honradez
tuyen la verdadera aristocracia, la ar
y la virtud, que es la que brilla mais e
tempos.

En medio de esta atmosfera que ha


siempre
legitimas
consuelo
gradas a
ambient(
de alma
rarlas cc
pensable
en gran


igual, en que ap nas el espiri
necesidades, encontramos d<
y ocasion para esparcirnos,
1 studio y a la meditation,
e que los rodea, han tenido
para cultivar las ciencias y
)mo un medio de lucro, sino
Salimento a exigencias super
parte lo poco de lo que -en es


vanecernos, y gracias a su benefico
mediarse los males de que hablamo
principalmente en muchas de esas


6
in
S.


t1

e


existe ninguna dife-
jue estar simbolizada
nobleza intellectual y
r el desinteres consti-
istocracia del talent
specialmente en estos


creado una existencia
u puede satisfacer sus
tarde en tarde algun
nf las personas consa-


que sin
la necesa
las letras,


buscando
Lores. A e
le terreno
iflujo aun
En otros


embargo del
ria grandeza
sin conside-
asi el indis-
llos debernos
podemos en-
pudieran re-
paises figure


funciones la aristocracia


de sangre,
aptitud par
compren de
duce y cue
mente por
mulitar, que
del campo.
grupo, al c
de familiar
superiorida


que,
a co
que


como cuerpo privilegiado, se encuentra


nsagrarse A la vida desinteresada.
en Inglaterra la political, que tan


sta a veces tan cara, este desempefiad
sus varones ilustres, y que en Prusia
All 0
SA nadie enriquece, se halle a cargo de
Pero aqui no hay esa clase, aqui no
Usual pudieran obligarlo la tradition,
y cuestiones de honra a representar
des sociales de hoy, que son el saber y


p
a

St
e

la
ti


enll


Y asi se
ioco pro-
general-
t carrera
is nobles
xiste ese
espiritu
[S.p
is. unicas
'0virtud;


y comno ninrgiin pueblo civilizado


puede


prescindir


de


esa


pequefia fracci
mas grande y d
contribuir a qu


in, que encierra en si lo que hay en el de
e inmas noble, es de imprescindible necesidad
e se forme entire nosotros, aprovechando los


m_


AL







radez, y a ctiva obra tanto
coilo los particulares. p)orq
el priniero puede realizar y
dos cstarn en condcliCOlnes de


tienen que contribuir
tie lay esfuerzos que
otros qule unnicameute
llevar a Fi cabo.


el Estado
solaulente
los Seoruin-


Error iuIv
w11


di fundido en la


escuela deliiocra


el
cis
SIS
ob
los
(rrC


princip
tir en 1
state s
i bienes
in cultu


culada ,
no esta:
hav en
w
deza y
princip
cuanto


al objetivo en
a ensenanza II
er de gran pro
que produce.
ira intelectuaL


en. una cortisiinc
ii formadas por


I
I


inaterias de insttiruccilon.
amiada prilnaria y popu
vech o en esta epoca. no


0
ni mnerece
que necesar
fraccion de
a suma de


mayor atenl
ianmente ha c
escogidos. L
us hlabitante


tlica eqs, que
lia de (con-
lar. que no
aventaja enl
oi6n que la
le estar viII-
Ias naciones
S.. sino que


ellas algo saurado que descuella consttue su ran-
su timbre inas glorioso. en cuya composition entr
almente el nuiimero de los consagrados ai cultivar


e reficre a la vida del espiritu. En Gr


era iny poco
extraordinary a
parables! En
halla infinitam
cabe alguna
representadas


re
los
n]en
lud
las


fecci6n en esta i
tanto la ensefianz


alizaron
Estados
ite inas
a de qut
grades
nateria


"
Sinll elIJa ro.
ese conjunto
Unidos la in
propagada qu
C en esta se ha
produccio nes
seria imitar a


ele mental


co0o laI


al mayor progress conocido en la
ni remotamente, despreciar "la
tiles disemninados entire la gente
sino decir que no vale nias., ni c
dadera grandeza de las naciones
0 "o "la eultura
cantos individuos 0 Ia culture
personas," las cuales no podrian
de superioridad indispensable si]
del Estado, iunico que cuenta cc


crear y sostener Il
-


IS


instituciones
4- IVI I- 1 -


k


0
S


S
I


que c=
de c1i
trucelc
a en I
lan 1n


del tal,
Prusie
superic


historic.
cantidad
comun y
w
ontribuye
que la s
de uin red
, !legar nt
ni la neces
)n miedios
que coad


I


1


Kr-r n e-% .,Arle-&.A % 4e


No
Ie
de

abie
labi


0
'ecia el pue))lo
ivilizacioi tan
ldades incom-
6r IF"1
1i j)ublica se
.rajicia- pero.
as dignatente
ento.? La per-
a. porque alli
)r han llegado
pretendeios,
conocitillelitos
estado llano .
jor a la "ver-
duria de tunos


ucido niiinero de
inca a ese grado


S


* f


Iaria cooperation
suficientes para
[yuvan ao ese fin.
1 1 0
10 % A, r1,IM- n, %A-


1
1


!
4


1


i" st- "1 y







nombrada, podria, en la inmensa mayoria de los casos, cos-
tear los gastos que original. Y por lo mismo que esas cien
cias y esos studios son desdefiados por la mayoria, indican
mas completamente el mais alto grado de refinamiento cien
tifico. Ademas, las Universidades, que es donde general-
mente se cultivan los conocimientos superiores, original gas-
tos demasiados crecidos para que puedan estar siempre a
cargo de corporaciones y asociaciones que contarain con re-
cursos inferiores ai aquel. Y no se crea por esto que recha-
zamos el generoso pensamiento de las UTJniversidades libres,
aunque sabemos de sobra que en su realizaci6n influye, con
much frecuencia, el espiritu de secta y cierto exclusivismo
contrario al verdadero progress. El Estado debiera pene-
trarse de esta verdad sencilla que todavia no es por todos
bien conocida: que el fin de la ciencia es la verdad y que
ha de mantenerse en olimpica indiferencia respect los
metodos y ai los sistemas que existan para buscarla. En medio
del extraordinario movimiento intellectual contemporineo, Ia
uniforinidad es impossible porque la variedad es su ley, y si
se pretendiera imponerle una direcci6n determinada, se des-
viaria del objeto sublime de sus esfuerzos, para satisfacer
bastardos interests.

Habiendo sido la civilizacidn en su origen una obra pu-
ramente aristocratica, hoy tambi n ha de conservarse en sus
mnis notables manifestaciones, por una verdadera selecci6n
natural, que tiene much de aristocratica en el buen sentido


de la palabra, aunque destituida de privilegios nobiliarios;
y esa pequefia fraccion tendra que formarse en institucione
cientifico-literarias series, solidamente organizadas y en que
0S
libremente se profesen los humans conocimientos, sin adap-
tarlos exclusivamente a fines profesionales, sino done i la
vez sea possible que satisfaga el gusto por esa ciencia pura,
que si nos proporciona ganancias ,eleva los caracteres, acos-
tumbraindolos a rendir culto Ila verdad por el inestimable







a transwgir con ciertas preocupaciones v a doblegarse a ciertas
necesiddes. que Ile iinpiden. a inenudo, powder representar


con enl-,
lienios 1
cuando
dedicar
practice
ocasioni
romper.

Beii


era independencia y con verdadera nobleza lo
laniado vida desinteresada; y esto es tan exacto,
al2unos intentan disfrutar de su perdida lib!erta
e a sus preferencias favorites, abandonan el ejerc.
de esas misinas profesiones, que en mnas de i
nos vacian en un molde, que en vano tratainos


I


sabeinos que


una fraccion


de la


escuela


tica, en su i ncansable afan por nivelarlo todo,
con paciencia las superioridades del saber y qu


desden algunos conocinnientos, porque se
en un cortisimo nuinero de personas. y a


nente no es general esa
cuenta para coinl)atirla, d


tura
colno
ftica,
ralic
de lI
coll


intelectua
clnuentos
en razon
)s decir qu
potencia


superior,
cientificos.
de la cifra
e constituvy
intellectual


ejerce, einpero,


ia m


obcecacion, es
efendiendo y pr
expresi6ii la in
ha de ser a su
exiua qute la
la condensaciol
de un pueblo.
as .beneica infli


d1(lad: despierta el gusto por lo egrelgio y


hallan
unique
precise
obando


que
q ue

icio
(Icl

Lina
de


d e i cra-


no soporta
a
Sillira con
vinculados
afortunada-
tenerla en
que la ctil-


" r If .1 e .
as 'efinada de lOs
ineau cra aristo cra-
representa. Pndie-
0 '
1 0 Ia cristalizacionll
Esa reducida vor-
.iencia en I.a coI.u-
da el nias delicado


tono ai la sociedad. putes un pueblo que tratara de desarrollar
la ensenanza popular, sin instruccion superior, seria eter-
namente median, grosero y superficial.
No opinamos que sea convenieniite pedir al Gobi erio la
protection para eli holmbre de ciencia, el cual no la consigue
0 no la acepta sin perder algo de su ablsoluta indepeidencia.


F a


1


pues Su unica aspiration a(
vivir tranquilo. -La consat
los cuerpos cientificos y a
official, cuando tiene ese ca
es por lo conun abonada


?be con
cracion
I p ibli
riacter.,
prueba


sistir en que se le perinita
de su perito pertenece a
co entendido; y el apoyo
suele ser apasionado y no
de un valer indiscuntille.
-0 It


1







y en la mineditaci6n los goces mais puros y los placeres mas
inefables.
Si hasta ahora nos henios ocupado de los deberes del
Estado, ai su vez discurriremos acerca de las obligaciones de
los particulares, que no han de confiarlo todo ai la accidn del
Gobierno, pues ambos se necesitan mutuamente para levar
ai cabo las reforms que ai gritos pide el atraso de nuestra
cultural.


La iniciativa individual


es


necesario que contribuya por


su parte, creando centros des
letras, en que, por medjo de
siones, se despierte la aficion
de instruirse. Esas pequeiias


la political
mismo qu
conviccio
presented
riendo sus


la benefica
vincia. Man
caindose por
tarain de la i
fera el penso
Madrid, que


Spalpitante del diF
e de los asintos
nes sinceras de Ic
con el character d
puertas a quien
)bra de la regene
teniendose en es4


tinados ai las ciencias y
las conferencias y las
por la lectura seria y el
instituciones, que aleja
a, de suyo expuesta y esp
religiosos, que pudieran


)s
le
lo
ra
OS


esa bondadosa indo
ndependencia neces
imiento que habian


Sdisfruta con justis
di'm sfruta con j]ustisi


a las
1iscu-
deseo
ndose
inosa,
herir


cat6licos, han menester que
la mais comnpleta tolerancia,
merezca y lleve su 6bolo a
cion spiritual de esta pro-
discretos limits y signifi-
le, seguramente que disfru-
aria para realizar en su es-
de concebir. El Ateneo de
na razon de fama universal


w^
y que tan provechoso ha sido en este sentid6 en la Peninsula
es un ejempio brillante. digno de imitacion.


Llevamos en Cuba una existencia


del aislamiento social en que
el gusto por la conversaci6n,
duce, facilitando el cambio
mentables preocupaciones. E
cia, pudieran faicilmente cor


cierta position, procurando


6 0
VIVIIIO0
que tan
de las i
isto que
ijurarla


reui


tan languida, en fuerza
5, que vamnos perdiendo
saludables efectos pro-
deas y destruyendo la-
es una positive desgra-
algunos individuos de


air en sus casas personas 4


es-


de
lo
las
se
ab


I








pensaminento, conservando
exige toda sociedad culta.
preocupaciones nobiliarias
distingue, facilitaria su ac
representante de las miLUlti
que encontraria alli legitin
mais amables v mias suaves
tincion v de elegancia en


tacto. ensefiando praicticam
un mi sino sitio a los que
Tales tertulias conocelas el
bre de salonries, han hecho r
infinitamiente mas adelanta
excelentes para despertar
que verdaderainente realza
que fuieran de dificil reali


a la vez las
La ausencia
y el espiritu t


buenas formas que
Centre nosotros de
Ie igualdad que nos


ceso en esos lugares ai cual
pies manifestaciones del ta
no caminpo en que lucir sus
. Serian tambien escuela d
las maneras, de discrcion
ente la tolerancia v reunion
se hallan separados y disp
mundo con el significativo
)rincipalisimo papel en SOCie


id
el
y
6a


as que la
adormineci
depura al
Icion: que


nuestra y
do amor
homibre.
alieF
alguien q7


quier
lento,
lados
e dis-
v de
do en
ersos.
noni-
dades


serian aqui
por todoI lo
iNo creemos
ue disponga


de los eleinentos necesarios v qen se interest por nuestra
suerte ponOa iraianos a la obra, y se vera que nuestro vaticimo
no es de ningun nodo infundado. cotno a prilera vista
parece.

Faltanos diri-ir nuestra voz. aunque niuy desatLtorizada.


a las pers
coady uvar
que deben
corazones
vengan co
ratorios v


4


onas acaudaladas
al nejora tiento


que estan
intellectual


e


Ssus riquezas.No dudaios j
Yenerosos que, imitando ejemp
n donativos particulares a fun


biblioteca


i ndispensables
otros defended
sisimo, sin el
rian realizable
giendo en Par
cirujanos han


,,eneroso
Z"7


Duq


S.


pue


para llevar


ov
O
qu
Is
Is


el
e
L
U]


capital
nuestros
,a ilustre
ti 2ran I1


si el talent
ai efecto el pe
es igualmente
propositos m
Marquesa de
hospital en qu


conseguido notables progr
Lies de Santofia. creando e


a 1 A 1 _I


n la oblligacion de
K moral del pais a
[uie hbabrai e Cuba
los de otras partes.
idar caitedras., labo-
v la sabiduria son
~0
nsamiento por nos-
-n eleinento efica-
as generosos no se-
La Rivoissiere eri-
e tantos medicos y
esos cientificos. los
I uno un excelente
1 1 .I


m







ble Peabody, que han asombrado al mundo, los grades ele-
mentos de cultural a que han dado vida en la vecina rep6-
blica de los Estados Unidos los potentados Astor, Girard y
Smithson, son rasgos que sin duda tendrain entire nosotros su
correspondiente imitacion, pues existen almas escogidas que
dominando el egoismo, haran que tengamos la satisfaction
de mostrar a los viajeros obras destinadas a fomentar los
frutos de la inteligencia, fundadas con dadivas voluntarias
de enriquecidos personajes.
Seniores, el mal que nos hemos permitido sefialar es, sin
duda, gravisimo y necesita por lo mismo, la cooperacion del
Gobierno por una parte y de los particulares por otra para
extirparlo 6 ai lo menos para disminuirlo. Unaimonos, pues,
todos cordiallnente en la obra meritoria de atajar la impe-
tuosa corriente materialista, que se emipena en arrastrarnos
a consecuencias que la imaginacion se contrista con figurarse
que en el porvenir llegarai i su ultimo resultado en el terreno
de los hechos.





















































































































































































































































































































































































































































































*.I













TEMAS


IN DAGACIONES











Las


Etapas


de


la


Fi osofia


Cubana


(Especial para la Revista de la Biblioteca Nacional de La Habana)


Por M. A. RAUL


Aliu
fico cul
period
dad de


VALLEJOS*


ntentar esbozar el desarrollo del pensamiento filos6-
ano, nos parece necesario referirnos a las etapas o
s minas caracteristicos por los cuales cruz6 la mentali-
la patria de Enrique Jose Varona.


determine


de manera aproximativa, tales etapas


po-"


demos tambien c
influencias ejerc
modalidades de
niente sefialar q
sentantes, en los


hacia la
evolucio
ensayos
amplio


leterminar


idas
la
ue 1
cu11


por los
ideologia
Ps1 i"


a :
ile


s especulacion
in de la cultu
sociologicos y
caue han tenic


los mnomentos o periods,


0


sistemas europeos y
hispanoamericana.
p 0 *


las i
Es
* 31


por las
)ropias
conve-


nIiosona cuDana, ntene variaaos repre-
s ademais de la inclinacion y vocaci6n
es de esa naturaleza, contribuyen a la
ra en el Nuevo Continente, con sus
sus escritos literarios. El conocimiento
lo muchos cubanos, sobre problems


(* Se honran hoy doblemente las paginas de la Revista de la Biblioteca
Nacional con este nuevo ensayo del professor M. A. Rauil Vallejos (Santa F-
-Argentina-, 1915), que ha titulado Las etapas de la filosofia cubana.
Figura bien conocida en el panorama de las investigaciones cientificas y
filosoficas de nuestra America, ha estudiado con peculiar esclarecimiento. en
el terreno fisico, desde los arguments eleaticos hasta las especulaciones eins-
teineanas, y en el rigurosamente filos1fico las escuelas metafisicas tradicionales
hasta llegar a lo abigarrado de la situaci6n contemporainea, en que se ha
detenido en dos de los mas frutiferos, Bergson y Maritain, a quienes sitUa con
verdadera maestria.
Y decimos que nos honra doblemente ya que es motive de orgullo cons-
tatar, en nuestra calidad de cubanos, el interns de este sabio de la hermana
Repuiblica Argentina por las trayectorias ejemplares de Varela, Luz Caballero,
Mestre y Varona, cuyas conquistas, tendencies e influencias sefiala con meri-
diana claridad.
A continuaei6n incluimos una breve bibliografia del professor Vallejos, que
nos revela la variedad de contacts de su mundo humanisttico.


Al


ir


-I -









,oc1as ecolloinicos politicos indican thi ga1 cGinpre-
ion de dearollo cultural v liinano de la ella i
s ion dtel desaurrollo('t cturalvtuun ci ~ia1I1


Result
lftltas etapa
Los fildsofo,
hlech o de q
los fact ores
,It,. iIlOis1 os
clin wrot el


e
S


I


vidente que el pensamwieto cuhiano, registrar dis-
coIo cs tai1bi a i"fle "otoria de cier-"
eOI~# O b"S i tata le)1n 11n l1 itterl ..ici! llOtorla ece


e elropeos.
ie tal filOso
i!Ite'nios. e
("tiltorcs eI
p 4
p'eio~nil iuo


tipo de pensador.
fi tore, exter os.


ConI


No
fia.
s de
SLI 1)
de


pode
1)plied
Clr
-cir ]
1 O)t~l e,
IS~e
10


cual


-1111

.e
p o
[)O
*i[tl
kt<


Xa


OS
se

r
0
k .


I .
C
II
C


dejar de Llenciona
definida, va blen
il sello que le col|
0 J 1 p
istorico. COIHO asi t
itropeos, o l)ien de


pasainos


a


e uui erar


r el
por
wan
a1O'f
; 1ll.-

]1os


do
1il
de



(CISI
rel
del

Te,
pol


41


ii el trabajo de
in tii iitLllado El Pe
~de
I niversidadi de
193L. LaT HaI)Janl
elites corr en.tes (
.? itl s


fili )fjt teob
tLION especiabuiK
a v Morales. c
Kraiusisil() C
6filo Martiiez
r parte de \ ar,


I profesor Rolberto Agraw
nsattiento Etico de Taroti


L


(Ia
-*fl


p 0ca
',.-
eite 1
) Laj
01110


a ila1 ana.
Rel ftblica.

la iiistorui
b 1) La re

lead a ca
P
)oica fi1h
filo tfia a


de.
a c c
1)i0


r11)1


la
I01


ero
iba)
filo
SCO


'I)


d


I


E) or elI
fi.ea. d)


Iversitt


PIt

1~


ip
aira..


Sont e


v Picblar-


41,
ra (Revist (lde
- -Marzo-abril
)wesenta las Sl-
fil cuba1 a : a

ael eeco ast -
adre F'elix \ a-
a instatira.,cion


- defeiidido


I


E coblar. e) La reaccio6n contra el kraitslsno.
ronia. f El be.elisni o beinio v ,leA la


filosofia de nlestros (ias.

De acuerdo conl el trabajo del profeor Agraiiiolte. heiiios
restunido las siete co.'rienites nias simIfi cativas en el ideario

FOLLETOS


Breve nota acterca del ininito, Santa P., 10338 -
precursor de la ciencia nioderna. Santa Fe, I'9L *
lileo, Santa Fe. 1945 -El priblemnia de New, ton.
pirismo logiceo y fisica, Santa Fe. 194, El
Jiieger, Santa F4e, 19419.
ESCRITOS Y ENSAYOS PUBLICAD)OS EN R.
UNIVERSITARIOS:
^ -.Tl- ^ f 1 T ,. 1A1. I,.,-,. 1 _1 .


- Zeno'n de E!ea. conio
I Signifiaccioiil de CY(,
>anl t F" 1 )4E-
Arisltte'e- de (C \','ner


TA ,S
.rA1 h k1 A7'


v


ANAIIS


"Ad-tf I 1 -


L


p








cubano. Claro estai que al mencionar la etapa de nuestros
dias, se refiere a las distintas modalidades filos6ficas que
informian los sistemas mias actuales. Como lo ha dicho ya el
mismo autor, Varona por su parte, fue el introductory de
sistemias europeos en el mundo del filosofar cubano.
Hay que agregar, que cada filosofo destacado, tiene una
inodalidad propia y significativa y en concrete, resultan de-
fensores de alguin sistema" clasico europeo. Un investigator
que realmente ha contribuido a clasificar las distintas co-
rrientes del pensamiento y las caracteristicas de cada figure,
es on Enrique Jose Varona. Representa brillantemente con
su ositivismo, una etapa en la cultural de la hermosa patria
de Varela y Marti.


Sin intentar establecer las distinta


corrientes de la filo-


losofia, don Francisco Gonzailez del Valle, en su versado
trabajo intitulado Filosofia en La Habana (Revista Bimestre
Cubana, pagina 111-121, Enero-Febrero de 1943, La Habana,
Cuba), ha definido con agudeza sus caracteristicas esenciales.
El mencionado trabajo, aunque breve, contiene importantes
referencias a las influencias determinanfes de la ideologia
cubana.
De tal suerte, concretaremos, de acuerdo al trabajo de
Gonzailez dcl Valle ,estas modalidades: a) Jose Agustin Ca-
ballero es cartesiano y sensualista (o sensista) al estilo de
John Locke y Esteban Bonnot de Condillac. Registra reac-

Dario, Rev. Univ. del Cuzco N 103-Jacques Maritain y su concept
de la ciencia. Rev. Univ. del Cuzco, N 104 La fisica modern .y
Albert Einstein, Rev. Univ. de Antioquia, NO 81 Aristoteles y la 16-
gica modern, Rev. Univ. de Antioquia, N 73 Nota sobre Aristoteles,
Rev. de la Univ. de Antioquia. NO 92 Einstein y sus innovaciones;
Rev. Univ. de Antioquia, N 99-Henri Poincare y el infinite, Rev.
Univ de Antioquia, NO 105 Nota biografica sobre Einstein, Rev. Univ.
de Antioquia, NO 113 El inmaneutismo ontologico de Jacques Ma-
ritain, Rev. Univ. de Antioquia, N 115-Acerca del espacio esferico,
Rev. Univ. Nac. de Colombia, N 7 Los griegos y la stronomia,
p? AMvwr TT"a'ttr AIr T %a> T- a lmu- U IT>tiu f /(.O I rT1 wr -iyin T-l 7C2VnifhY 1









Cioln altJiscoOtst1ca. b) Pros i&ue por el catuino de Caballero
CJ J


el
su
SI!
rii
Sa
la
ad
de


Padre
aniitec<
mental,
co, prc
fisica
opta e
John


nanza v
periores.


FIlix
esorl a
eS. cor0

)fesor
lv de
1 Into
Lockc


Varela v Morales
nota un inayor it
i prefereticia. por
de filosofia. se pre
la quimnica. (Id) JoL
,do de Renato Des


Y


'9


studio


de


desperto


las


y
er
la
oc
se
cai


0
siend(
es por
fisica.
upa pc<
de la

rates v
,


un ilnayor


ieliccias


fisica


0
cartesiano coino
las cienclas expe-
c) Jose Antonio
)r el desarrollo de
tLuz v Caballero.
apoya la filosofia


inter


en


IF
es
los


por


la


ense-


centros


s'4-


Sion pretender recover
los pensadores enuinerados
Gonzalez del Valle. today
nada por el cartesianisino
agregar que el studio int
ternina con el exanien de


la
Ila
la
V
itti
la


esencia de la clasificacion de
ay que nmanifestar que para F.
filosofia habanera, esta doini-
el eclecticisino. Y es precise
lado Filosofia en La Habanta.
aportacion de Jose de la Luz


Caballero. al cainpo de la cultura


cub ana.


Result inneg<
cida por el mntod
tres fiuras quie
coinbate el escoli
d(os potr el auto c
en Joser
de la Liuz v Caba
colasticisillo, con
v de esa mianera
cultural con la glo


able entonces la apreciable influencia ejer-


0


V
./


la filosofia de Renato Descart


aca])al
0 I
IsticisII
tle Dis

Caball
hlero.
toda c


1os de inencoionar. De tal
110, apoyado en los princi
4curso del livodo y esa fil
ero. Felix N area v Mora
adquiere distintos inatices
erteza es denonimnada coin


es fichada por los
riosa patria de Marti.


es.


/
sue
pio"

osof
les
de


en las
rte. se
v erti-
ia que
y Jose
anties-


0 eClectica


investigadores


de


Ia


todo aristotelico (articul oen idionima italiano(, Re-. Goepsi, Nos. 1-5
(un volumen)-Sobre las leyes naturaIes. Rev. Univ. de Honduras,
N 9 Acercu de la cultura. Rev. del Miniiterio de Cultura. San Sa-
vador, N 20- Alberto Einstein, doctor en Filosofia, Rev. Tapejara.
N 6 Nota sobre Bergson, Rev. Tapejara, N9 7 Relatividad, ep-
temologiae Iiitoria. Rev. Tapejara, N 9 -- Justo Sierra v la Univer-
sidad de MIexico, Rev. Tapejara, N 11 La biosofia y sus funday
mentors filo-6fico, Rev. A. Lampada, N 77- La Uiversidad de Puebla,
t i i T- *. 1 1 f TT I i ATOi '" -' I .


N,


E
i
i







Sin duda alguna, ese eclecticismo, ya senalado por Fran-


cisco Gonzalez del Valle y
reconocido por el mismo I
denominar a su personal fi
parte, en el nacimiento del
advertimos una intense y ai
cismo y ciertos cultores. L
aristotelico, constitute todo
que intent de esta manera,
del pensamniento europeo.
En el desarrollo del pe
rmoniosa tierra de Juliain de
sus evoluciones para traer a


otros estudiosos, estai plenamente
Sadre Jose Agustin Caballero, al
ilosofia, como eclectica. Por otra
1 pensanmiento filosofico cubano,
nplia reaccion contra, el escolasti-
a lucha contra tin escolasticismo
un period de la cultural cubana,
imponer las corrientes modernas


nsamiento especulativo en la ar-
? Casal, se estima la celeridad de
i la meditacion, formas filosoficas


modernas, desde los idealistas hasta los positivistas. Son es-
tudiados sucesivamente John Locke, Esteban Bonnot de
Condillac, Renato Descartes, Victor Cousin, etc., y con la
aparicion de Enrique Jose arona, mayor figure de la
inteligencia cubana, nos encontramos con el examen analitico
de obras de J. Stuart Mill, hasta Henri Bergson, etc.


A nuestro criteria, la filosofia cubana, puede ser
da en dos grandes y verdaderas corrientes: 1) el anti
ticismo defendido por Jose Agustin Caballero, Felix


y Morales y Jose de la Luz y Caballero, que en
se oponian a una escolastica, vacia, intrascendente
lista. 2) El positivismo de Enrique Jose Varona, ya
pos muy recientes, debido a que la presencia de est
tual constitute toda una etapa de la filosofia en la a
isla cubana. Recordemos en este sentido que, la inj


C
y
e


dividl-
escolas-
Varela
oncreto
verba-
,n tiem-


e intelec-
rmnoniosa
leligencia


pirismo lo6gico y fisica por el Conde Demetrio Maria di Demetrio, prof.
en la Universidad de Bari y Secretario de la Academia Minerva, Rev.
Stella d'Italia, N 15--Vallejos, el pensador de Santa Fe, por el pro-
fesor doctor honors causa Francisco Pablo Labombarda, Revista Letras
de Provincia, N 15- El problema de Newton y Ampirismo l6gico y
fisica, por el professor doctor Faria Antonio S. Michaelo, Diario Journal
v3 _..-,. L.1 10 A0 / AS A ,-ril-.li v Vt ll,;,Q AnQ f;IA frkc mnAr nne








de Varona, por sus acertados studios y critics de pensa-
dores modernos, le conceden un puesto de privilegio en el
0 m
minundo hispanoamericano.

Si bien, en esta forina reduciinos muy cefiidamente a dos
etapas el desarrollo de la filosofia cubana, debenos tener
present que es notoria la presencia del antiescolasticismo en


las figures de Caballero. Varela y
suerte que esa position represent
cainpo especulativo cubano. Su ob
tipo de pensamiento moderno, un
desarrollo de las ciencias, que array
rurall y ello explica la difusion de
cartes, segiun lo han expresado a
dores de esa filosofia.


de
uI
ra
111i


la Luz
i fecun
fue la
etodo c


igara en
1 metodo


I


casi


tod


y Caballero,
do period el
de instaurar
,ientifico par
el ambiente
de Renato I
los los invest


de.


n el
nil
a el
cul[
gesa-
iga.-


Con la aparicion de Enrique Jose
personalidad mental, se analizan con
inodalidades de la filosofia europea, y
un positivislno, que revela nietamiente k
fisico.
I~lCO.


Varona. la maxima
aminplitud las uiltimas
ademis., se defiende
su caracter antimneta-


Sin dejar de considerar que existan otras cot
el pensalniento cubanio. nos concretamos aqui a
dos fases vitales del mismio. Con el antiescolaticismi
una renovation en la ensefianza. la aplicacionI d
cartesiano tiene un creciente desarrollo v se estivt
de las ceiincias del tipo experimental. Y co V 1
hombre que conoce todas las concepciones del
aparece un investioador nioderno, que analiza los


de la filosofia aleutana, inglesa y francesa


T


'rientes
presell
i
O. Se ini
lel meltc
la el pa
ro
aronila
Si1d X


elen


I


ademias.


ien
s,5


CII
tar
cia
)do
pel
uCn
IXl

to?
ibe


fijar en sa exacto sentido critico su propia position ante la-
cuestiones que se plantea en su miundo especulativo.
En la division efecttlada por el professor R. Agramonte
Pichardo, de acuerdo al trabajo mencionado, se consider
entire las corrientes de la historia de la filosofia habanera, a


7







concretar en dos etapas uinicamente, a saber: a) el antiesco-
lasticismo, que asume distintas modalidades en Jose Agustin
Caballero, Felix Varela y Morales y Jose de la Luz y Caba
llero y que se encuentran influidos por mrtodos de la filo-
sofia modern y b) el positivismo de Enrique Jose Varona,
con sus importantes aportaciones, por su defense de las cien-
cias inductivas y por su posicion antimetafisica.
A nuestro entender esas dos etapas, son las que mis
han gravitado y ejercido su inifluencia en la mentalidad cu-
bana. Entre ellos se destaca la figure del Padre Varela, y
Jose de la Luz y Caballero, por sus studios filosoficos y
Varona, que, como efectivo investigator, difundi6 cuestiones
que han dado directives en la march 'de la cultural de su
patria.
De esta suerte, la filosofia cubana, sefiala dos etapas de-
cisivas en su propia existencia. La primera revela la lucha
contra un escolasticismo intrascendente verbali.sta y vacio,
para desarrollar otros sistemas de pensamiento. La segunda,
es la etapa de Enrique J. Varona, y simboliza la introducci6n
en el ambiente cultural de filosofos modernos. Despu s de la
obra de sus ilustres antecesores, el autor de Con el Eslabon,
se plantea problenmas logicos, ticos, est ticos y metafisicos y
con sus libros., difunde sus reflexiones con un c iociimento
y una versacidn que merece por estas cualidades, el titulo de
Maestro de la cultural americana.


En realidad, la obra de Varela
ballero contribuy6 al arraigo de las
la bella isla cubana. En ese mismo
miente el pensamiento de Varona y
hacia la filosofia, donde el ilustre
solidez de sus razonamiientos.


Es muy important el papel
1a X VaTirn nA oenmn pn 1I nl


y de J. de la Luz y Ca-
disciplinas filos6ficas en
clima florece posterior-
cobra vitalidad el amor
intellectual, revelara la


desempeniado por Enrique
1nitiirna ihnanna v p hIL









Le corre.Io de tambinenl el merito a Enrique Jos Va-
rona, de hlaber estudiado prIoblenlias de la filosofia modern
con el exainen director de los textos.


Es precise destacar
personalidad literaria de


que la filosofia, no
Este professor fte ti
tuales v no Se conci
vocacionli haica las
se destacan alli sus
)ien sus iiispiradas
f)i1 ldad intelectua.
actividad niteiectua


Sfu
fin
1i1 1:
reto
bell
val
po
1 br


ta el estudio filosofico


e la
101-1
al
as 1
iosc
esla
il11


a siifincacigon que adquiere la
\ arona. v de suerte, advertijnos
uinica preocupacion del Maestro.
lre de inultiples uruencias espiri-
estudio de una sola discipline. Su
etras., fu e inuv arraigada en el. v
W, r7 / Pi


)s
.s
d


eser
Esc
esde


versado


itos literarios co
ritor realiente
0 'r
la coniposicion 1
v ineditado.


m1o asi tam-
fecundo, su
poetica. has-


MiVucho puede escribirse acerca de


\Varona. professor que


fuera de
0
(yencicas 1'
consarra
late e
Muchos

\ aro n a x
cultural (


Ia
nie-
rse
-ne

.;a


01or dotadas (
totality enter a
1 (d111)( de
portantes tra
parece tail


I
t


4
I
<


Ie su arnioniosa


el
]a
a
)aj
Sn


La Habaina y una de las inteli-
a0 a
mllundo l( hispanoainericano. yv sin
filosofia., resulta una iente bri-
(isciplina v st is ramas anexas.
os filosoficos dej Enrique Jose
como un sanaz historiador de la


patria


cuban a.


I e


I. cr e n


1 El pr'eseute traulljo e, pate de un studio mias extenso intitulado
Ensavo sobre la Filosolia C(ban., qlue se enlcuentra todavia inedito.


Oanta


Unilversidad de


I















































































































































































































,..'.= .. %. %',.'..'^.:.* .^,- ,\-. ^. .... % .' .. .. . .. . -. .
. -10 00 ..- .-.-.-., -.`-. -.- .\- "--- --v. ----- -- -- .. ,. =. %e,,u.




.. -''".=". . 5. %.. .. .. . . ". "-"' .. '"i -- = -"
,., ,1...", -*,. **.. *,,,... *,-.-,-,-,-.^.^ -.-...-.-.* .*..-....-.,..,,.-.-, -.-..- .,. .^.*,-.-.^-,,'.. '.. '.'.'.. '.....,.......... ... .
: t` : *`+ .`` ``'.'' .. .^ :.. .``/^'-'.*'-'-" "^'-'.. '... '*. .-.'.*.-.'.".` *"*"*-`` -'..`.*...*-^^ ..-'.- .`'- `..^'- -*^ :*^ ^i S X --. IKD BI H B
*.< -% -" -? .% '.'" ," %"." ",;', *", ",", ," ". %',' -.- ,',- ,". ", ''.'.'.-.,'.-/, "-- -. .- '. ',',', ". "^ "- -*-'- '. ." -',' .'o' '- v B+ ?;;' K ^ ^ B B B ^
.*,......-"-.^-*-'....-:-"-*T" .:*-** ,,;*.*.'.*.-.-.-.-.-.*.-.-.-. -.-..-.-.-.-.r-...-.-.-.--^'.^-, -.'^.^''''.^'-''.. .*-^ .'r '^, l n f of(N 0 M

,.'.- -,.,. ,-..- .. ,...-.-* -, .**-.. l.b.-. ,-, *.-.*.- *.. .-.-,*-.-.- .-,-^ ^, -,-----. -. .,.-.*,-..... *.*.*.. *. .. '..........- ..*-*.'....,....,,,...,B S S S fl f! H9












-- -----
=i- .- = = == | = = --= -` -. .- -=-=--= = = -- = .-= = .=
.. ...i... r. .
.. ... .:.F...`. :.:...-..;.;.:.:..` .; ... :;::; ;;:- .;- .;-,- ,-,- -----`---., .,. ,,,., -'''' .,-.. '''''' '''
:`::`:` : ::.:..- ;-- ::.:. -```' '- .- : ` -;. -: -` '- -:. .;:.``::' .:.:.'' .::; ;:-.`:' ``,
.,' ',', '-'. -'-' '-" "-'- -'-" '-': -':' '-'- .- '-'-' .... %: ; % ; ] ; ' : 0 : : : : : :- .: ,' : : -., --
`;`: :`:, ,:,: :.:,: :,-. ,: ;.:, ,:,.- .-. -,;` ,:.- :`;,; .4 `: :`:- -;-: :-:-: :-; .:-: ;.; -; :.:. .;.; :`., -. ..;. .-;. .-.- -;.: ,. -.`.: ; .-., .;.. .-. .
.'.' ',' ',' ',. ,'. -',-'. -'.' '.' '-' '.''-.'-''. ,'. -'.-.',.', ,-,,'.' '.- -.- -,'. ,'.",- -.- '.-. .- ',- ',--o ,--,- -,--:--.-,:-, ,- -,o-.-.. -. .-, ,",


",'-'. -'-.-


.... .-.... .-. .-. :."




..... -.:. :". .. .. . -..
.WI~a.U '. .. ... ." . .. .
= =|hI . . LL
.n... ....... . n. ,. 1 ". _m s=h -

i~~ ~~ .. ..l.. =. = = = .= lii. ip.ii i.liPi
.,:~~ ~~~~~~~ .-:: :. ;....:: .... ......,.:.,, .,,:_. ,-


. . ." -. '. .
". .-,,. ,,.,..,.,.,.,... ,....,.- -...,.- ..-o.
,,-,.,.. .,. . .., ,,,... ,. :...._-. ,_- _. .. .o .
. .. ... ... .....
. ." ., ." ." ":." .'..:'':', -: ".'.-:.
-n-. .- -.- -n-n- . ... .... .... .. .

... n i .l .' 'l .' .' .'. .' .~.= | r~ .'
.'... ....... ... ...
-. .. .... ...., .... ..... -. o. ,o ..-. ,, '::- l.,: .;: :i'.:;:- '''





~ ~~~ ~~ n n n na .. n .. . ...n. ..n. .... .n ..n... .. .n. .. n . ..n.n.n . . .' = n n n n. 'n. 'n.'.". .
n~ ~~~~~ . .n . .u n.n. .n n .1.. .1 n n. n n n n. n . .
'n l 'n n'. n' ",. .. -.. . ...-- .n.- .- .n .n .- .n -. nn. -. n. u. n. n...n .n.n ... "
....'.'. ..n. . .... . ..n . . ..'' u n n i n = = n n n n .
.-.-.. -,~ ~~~. .. : . ......,-, ., -- . ., .- .-.- ,- .,, ,o. ,. .......


.. .' =" . .. ..lb ~.|= .i .i. .5.-. .l.'.I. =.'.'.i.'.'.i.. =.. ." i ... = .--.- =.-.. --.




-. ..-..-- -- .- .-..--.---.-----===r....,..=..=-==






'n "" I n ni n n n ni n' .. . .. .n n ..' .n. .n..n..-. .
-- -- - - --- I:::: :::: ::: :: :::: :: :: ::: : :::: : :::-:-:-- -- --: :: ::: ::: : -' -.-: '


































































ft









Julio Fernandez Pelaez, poeta de
Cuyo (Argentina), nacio en Cuba

Para la Revista de la Biblioteca Nacional.
Homenaje en el cumpleanios
Por GASPAR MORTILLARO

En 1895, precisamente el 22 de agosto, nacia en el
termino de Lagunillas, provincia de Matanzas, un nifio
que pronto perderia a su padre en la guerra por la indepen-
dencia. Consta su venida al mundo en el folio 249 del tomo 5
de la seccion de nacimientos del Registro Civil del Juzgado
de Mendez Capote.
Su madre al quedar viuda se encontr6 sin recursos y
ante el llamado de parientes radicados en la Republica Ar-
gentina, emigre con su nfio. La provincial de Mendoza, que
se encuentra sobre las faldas de la Cordillera de los Andes,
40 r .0
al oeste de la Argentina, fue su nueva patria. Crecio alli,
y tambiien se educo, al amparo de los familiares que consi-
deraron su deber el sostenimiento de la oven madre.
La vida provinciana, en el cambiante panorama de nie-
yes y soles, de vientos y Iluvias, de torrentes y aludes, don e

Gaspar Mortillaro es bien conocido ya en Cuba por sus notables investi-


gaciones sobre la luminosa trayectcria martiana, desde su pais, la Repiblica
Argentina. Representandolo, nos visit el pasado afio, y en el Congreso de
Escritores Martianos dejo garantia de sus calidades intelectuales.
En este trabajo suyo que hoy publicamos con verdadero gusto, el professor
Mortillaro, verdadero curioso de todo lo relative a nuestro pais, nosabla
de Julio Fernaindez Pelaez, el ilustre poeta argentino que tuvo por cuna la
criollisima provincia de Matanzas, cuyo padre entreg o su vida a la causa
independentista. Muy pequefio march a tierras rioplatenses, done radical
hoy ostentando altos cargos politicos y donde ha cosechado un bien gaNado
0
prestigio intellectual, teniendo siempre un hermoso recuerdo para su tierra
de palmeras.








se corta el paisaje con alainedas
tos tan abundantes constituyen
hizo colocar iuna cornucopia que
del estado mtendocino, fue feliz


y pi
on
derr
para


nares.; y done
inotivo de orgu
ama dones en el
el pequenio.


los fru-
11o que
escudo


Querido por todos. Julio Fernaindez Pelaiez, pronto en-
contro en la docencia una profession que colmo sus aspira-
ciones. Y fue maestro normal, ejerciendo en la provincia
cuyana diversos cargos en cuinplimiento de su vocacidn na-
tural, desde 11919 a 1940.


Simultaniteainente habia


la


lni versidad de


cias argoentinas de
rante la Colonia y
tendencia de Cutyo
Political, la que le
alcgunos aios. No i
alcanz6 la di4nida,


(-


C \~
(AUYO (nfot),
San Juan.
el Virrevn
*
). Fuela F
cont6 corn
?e Ol9raduo c


d(I


de


i!iciad


ibre


-I.


1o estilios superiores en
que agrupa a las provin-


Mendoza v San Luis, quie du-
ato espafiol conistltuian la In-
acultad de Cieticias Sociales y
o alunino distinguido durante
o-1ifo al)ogado. ) pero en caiIbi(o


professor


de historic


en


la


Escuela


Industrial Einiljo Civit, de Mendoza.


La political provinciana le atrajo con sus tentadoras iu-
chas. Holmb)re de accion v de p)ensanlientos, encontro V supo
gustar de ha enocion del debate v de la predica perioditica.
Desde luego que su ascendencia espanola y sn cuna cubaia
no podian ser desientulidas. Los partidos populares atrajeron
sus s inpatias. Oroanizo campanas electorales v fue candidate
a posiciones !ietereciendo s0einpre sit nob1re el favor del su-
fragio.


Sin eCnbargo
ritu y verdadera
escritor y poetai.
historicos nic1 <
literario.


estudioso y persever ante. con
pasijn por las letras. no se i
Enl los llnomlentos Ide caliua aa)
os trabajos Ie hicieron conocer


IUICo10 espi-
ialogro co )10
IsIU
ordo asu.intos
Ien el ca npo


Prodii-o ,variaS


Sobras de tea


tro. radioteatro


10 o .el


as is"to"


I


I







Aleteos de C6ndores, Tradiciones Cuyanas, Los Poetas Ro,
nmdnticos de Mendoza en el siglo X1X, Origen y Simbolo del
Cristo de los Andes, etc.


En
cial, ca
tercera
el Sena
hasta 1


1946, fu
rgo para
diputaci
do de la
955.


e elegido diputado
el que fue reelecto
6n, el pueblo le llev
provincia, en 1951,


Ie la Legislatura Provin-
dos veces. Terminada su
6 a ocupar una banca en
siendo tambien reelegido


Al reformarse la Constituci6n provincial desemnpei6 con
brillo la mision de Constituyente, siendo uno de los que mis
contribuyeron a la sancion de la nueva carta magna, durante
los anios 1948 y 1949, y uno de los oradores con mayor ni-
inero de intervenciones en las polmicas diaries en repre-
sentacion del partido mayoritario.
Espiritu amniplio y caballeresco logr6 siempre la simpatia
de sus adversaries, entire los que se contaban los mas excelsos
valores de los partidos opositores, Radical y Comnunista.


La Legislature Mendocina
ante la Primera Conferencia
1949, y presidio la Comisi6n
Legislativas Argentinas. en la
nal.


le nombr6 su representante
Nacional de Bibliotecas, en
Organizadora de Bibliotecas
Segunda Conferencia Nacio-


El Gobierno de la Provincia
miento de sus altas calidades, le
integrar la Comision Nacional de
con motive del Centenario de la
en 1950.


de Mendoza, en
design su deleg
Homnenajes a Sa
muerte del gran


reconoci-
ado para
n Martin
Capitain,


Fue tambien representante del Gobierno provincial, para
hacer entrega de una replica de la bandera de los Andes en
la casa argentina de Chile.


.









Fernandez Pelaez. conquiist6o. en 1947, el primer preilo
de poesia en ci concutirso mNiiunicipal de la provincia y el se-
gundo premio national de Historia para el trienio 1944416,
que Ile fu otorgado por si labor en la seccion Cuyo y An-
diiia.


Seguir a don Julio Fernandez Pelaiez en su obra legisia-


tiva implica un esfuerzo ponderable.
tor de estas paginas lo que habra co,
a0
se conocen con los siguientes titulos
tistas de Vinia", "Ley de los Tomer
de reforms a la Jubilacion de los
pleados publicos". "'Seguro mutual
bajo"F 'Expropiacioii del Solar (1


(
(

(


Linaginese el a
tado produticir 1
"Estatuto de lo
)s Mendocinos
)breros. ,naestr
"Tribunales
Ic San Martin i


inigo lee-
eyes que
s eontra-
" Leyes
os y ein-
del Tra-
aara con-


vertirlo en IlonuIlento historic


etc.


Ho
son lo0
tado v
Ide los


ibre de consejo de si
Sque prinain siemprc
consultado, v tiene r
liumildes en su f a e na


1

e


partid
en l.a
nta de
coti (lia


o. su palabra v y su acierto
labor lecislativa. Es VISi-
carino v ao2raIeciuiento
ina.


Mendoza
yo por enlci
que Ie hizo
Ihti*rfan,. lb<


0


V ,
tia
hot
A' F
ehcoj


MIII
dtill
d e-.
ubr S1
cl1 e


Juani
to( das
e desp)
(Cuba


le otorgan el titulo de Poeta dce (u-
sus otras devoluciones a la tierra
Pa & 0
lies de recibirlo cuando. infante y
en lbrazosIt de st miIadre.


An
SOS
se1]
1.,.~...
En
de
v I
nlies
alt(


Eslte titllo.
dia,.l, en la
la vida e)pi
Stina. Chile
1950 debit
la tamnara
a layoria d
pero al f
} cargo por-


SPoeta de Cuvo_, aie
que. a la tuanera de lo
ca del General SaA MI
v PerU. Ie consttieIa d
Ie se elecido entire Slu
tle Diputados. Era el c
e sU. sector Ie sostuvo
. deb)io declilina la
1uc le fue Hnputada s


2
ritt ado por Si
S clasicos., relat
arti, L Air-040d $Mb

pares conlo pi
anldidato de Su
d ttrante cuatro
posibilidad de
F, / e I
t 4extrain.eria


(
a
4i


e
I



1


)Lra
en ver-
(.e Ara-
k- do:
S!.id enlte
)partido
-8 0 t t c .1 ()A-
al

*


AloH a 6I 01 ip 'I ,


I
I-


I t" l I I


-5


-1 p


i-








luego que. siendo imprescindible la condition de argentine
native, no se le consider a Fernaindez Pelaiez con la habilI


dadi cons, itucional para ocupar el cargo.
En Chile, el Gran Sarmiento, escuch.o6
s idente de aquel pais la invitation a torn
dania para poder ocupar todos Ls cargos
empenaba el invitante.


de labios del pre-
ar carta de ciuda-
menos el que des-


En Mendoza, el Poeta de Cuyo, pudo llegar a todos los
cargos con excepci6n del que rige los destinos de la pro-
Svincia.
vlncia.


Rodeado


de


Grande". en su
0
nuscritos, una v
nio altarcito con
queiio cofre con
lito de seda en (


letra
parttr


sus


casa
ez, n
una
tierI
el qu


del Himno Ba)
I


hijos


y


aldeana
os mostro
bandera
*a de la P4
,e. mnanos
amnes, de


nietos,
Ilaiet os,


que


le


!laman


"Papa


de Maipi, entire libros y ma-
Fernandez Pelaez, un peque-
estrellada, un escudo, un pe-
erla de las Antillas y un pape-
amigas, escribieron para el la
la Patria que lo vio nacer y


"Sueino con ver alguna vez la tierra de las palmeras de
tallo blanco, terminadas en plumones verdes que parecen
querer dar mais brillo a las estrellas del cielo."

La Orden de la Rosa Blanca de la Argentina cuenta a este
hombre, quIe se debe a su esfuerzo, entire los propulsores del
ideario aminericanista de Jose Marti.

Su accion political y su vasta obra cultural, dicen de
que es un homnibre cabal, generoso, buen amigo, comprensivo,
limpio, siempre sonriente, con alma de maestro y alegria per-
manente de nifio.


-


(1)
"C0


Finca.
et e% ertW^lr% c-/ t-IC




















































































































































































































































































































w








ARTURO


ECHEMEN DIA


Por


AGUSTIN


ACOSTA


Se le veia erguido,
abatirlo. Su paso dejab
un rastro de luz, una c
la simpatia que le daba
lo singularizaba por lo


vertical,
a siempre
;auda mas
character a
discreta v


sereno. Parecia impossible
en el alma de sus amigos
bien, que iba esparciendo
ipost6olico, la sabiduria que
profunda.


Lo circunstante parecia no atraerle. La mirada de sus
ojos tan claros apenas se detenia en el train cotidiano, en
el pequefio suceso de la calle alborotada. Y, sin embargo,


PII
todo lo veia, todo lo juzg
ritu bondadosamente ari
siempre un poco de asom
pensamiento de los que all
y tan sincere, y tan fuerte.
tia como en consult, per
tante sabia que, frente a
era una delicada leccion,
de maestro. No necesitan
tros. La idea y la palabra


naciones y las
naciones y las


aba. Callaba despues. Era un espi-
stocraitico. Su sonrisa denunciaba
bro. Era tan liicido que robaba el
Lernaban con el; y era tan generoso
, que no escondia el suyo. Los emri-
o el adversarino mental de ese ins-
d, ya estaba vencido. La consult
diclia en voz baja, sin un adenmain
de gritos ni de palmetas los maes-
valen inis que las fingidas indig-


actitudes teatrales.


Daba siempre la sensaci6n de una limpia presencia, no
solo por la sobria elegancia de su indumentaria, sino por
aquella claridad que lo acompafiaba como una sombra que

Con este trabajo de Agustin Acosta, leido por su autor el 16 de mayo
de 1954, en el teatro "Sauto', de Matanzas, al conmemorarse el vigesimo ani-
versario del sentido fallecimiento del educador matancero Arturo Echemendia
y Molino (1880-1934), avaloramos hoy las paginas de la Revista de la
Biblioteca Nacional. Son pues del poeta national cubano, reconocido por su
contemporaneos, desde sus anos juveniles, y a cuya pluma se deben las pro-
ducciones editadas bajo los titulos de "Ala", "Hermanita" y La Zafra, que
han sido cuidadosamente recogidas en las antologias de poetas del continent
y de paises de nuestro idioma, como de otras suyas que no mencionamos para
PAnm'rn1nf ioqr 'tq rpr1 ili' n-fdi'a1rn!S e mn Ivilin Prcfdi -


4/


I









fuera de
preser(c'la
cutanto fn
era el ent
centre los 1
otra (.osa..
de n()toh(


0
c.r s tal t rra
difundial

era .ipur
e vulgar.
io nb res. e
En tor(on
a 0
)s 1Uiisteri(


nsparelte. Irradiab)a claridad.
zolnas lilllosaS que rechaza
q a
o en el pensainiento o en la vi
inas o ienl OS erdil1tiZadO. que
_n iniinetisuio que a nadie en lari
(e el la luz I era 1 tierio. conio
Ses la soruhra.


Su
bai
da.
se


en


dice
.i to do()
El no
inueve
El era
Store no


La Picolotiaa, en la
47-


para el.


que era


n aestt r o,


Es i0poib aribuirle deaeo
Es nrpos -ble a trlbuirle devairneo


profeor voaco
profesuv vocacuo


esoteric
110S. o10

inl iortc
gia ten
a
nuts iun
se han
la vi da.

He
lle'ar a
do so0nr


"0

e
o'al
fe"a


que
s en
dad.
esa


lo
el
N
ci


nal de Psicologia. Nad
psicoogIco. Estudiar

fondo otra cosa que I
!a
o -unporta las relation
encia del alna. No it
'a 0 -1 -u 1


la
el
Ira

es
[11 [
91


no tenia


s tnaterii
est a i rtas
alm a v ,
itar de a
qJe eoil
)orita. Lo
0


secrets


4
al istaIs a unn
cerca de lo


*4
V

>I


IS
ell
la
i -


fenonille-
f el
inar isu


luI mnIcos
I


stres han lindado siempre con el. misterio. 1 itucIos
quedado en eil, intentando arrancarle la incognita de
queI ni las Ipr)obetas ni las retortas supieron mostrarle.

ahi donde conciden quinica y psicologia. Solo que al
ese punto de coincidencia se encuentran coni un alia-

'iemite: la Poesia. La Quiinica es una ciencia. la Psico-


logia es una ciencia. La Poesia es e
res de Quimica comno los hay de Ps
nunca un professor de Poesia.
Profesor de Psicologia, v de otras

mnendia. No era professor de Poesia.
sultaba, d1 era eli maestro. Esto lo d
hace inuchos anos, un poemna ciclico.
tulado Babionioa. Los libros no tne (
que vo necesitaba. La Biblia calla)ba


inisterio. Iay profeso-
icologa. Nadie ha vi sto


cosas., era Arturo Eche-
pero si un poeta le con
igo por mni. Escribia yo,
, historico-leOendario ti-
Afrecian los particulares
en ese aspect. En uno


Desde sus cortos ainoi en Matanzas, done naci6 en 1886, ya se visluniro,
en e, el poeta de condici n innata y sin declinar en tal revelation, su mayor
dedication political, que en su voragine lo absorvio, privo a Cuba de uanto
-0 10-2 M-Ir'IF.-I I ,


-1







de esos dias me 4
guntarme eI, ,qu<
el poemna casi dejy
no consult nada
Como la cosa iamis
did la informacio
que lo dicho por


encontre con Arturo en la calle,
Shares ahora?, le respond en rel
ido de la mano. Al explicarle mis
, no hizo el menor esfuerzo por
natural del mundo, disipo mis di
n que yo necesitaba. Mais tarde,
Arturo era cierto e invariable.


y al pre-
acion con
tropiezos,
recorder.
idas y mie
comprob e


Afios anites me habia dado una prueba de su talent, de


su buten
un nunl
Cabrera
"Canto
impropi
tittuirla.
poema;


gusto. Fue tambien en la calle. Traia elien la mano
ero de la revista Cuba y America, de don Ramiundo
& 0- 0
en la cual, originariamente, se habia publicado mi
a Marti'. Hizo el elogio del canto, pero me sefial6 lo
o de una palabra, sin indicarme por cuali debia sus-
Tenia razdn. La palabra aquella desaparecid del
de haberla dejado este hubiera perdido su grandeza


Otra vez., no recuerdo si en su casa o
dos libros de versos que acababa de recil
poeta Villaespesa. Hojeo uno de ellos,.
cual poema, y me dijo: prestamelos. No
los regalo. No queria aceptarlos porque
mi, pero le hice saber que nadie mejor q
varlos.


en la
bir.,
se de
-le
estab
ue el


p
mia, le Imostre
unviados por el
htuvo en no se
contest -, te
an dedicados a
podria conser-


Recuerdo que una noche, ya lejana,
rencia en el Liceo de Matanzas. El terma
en el arte, sobre todo en la poesia. Dios
a esas ideas, y el mis alli perfilaba su zo


a mi se hallaban Fernando
terming mi disertacion, d4
nes de ritual, hicimos un
franqueza que Fernando
dijo: -Tus palabras han
tienes ni pizca de razdn.


Lies y Arturo
espues de las


apart
tenia
estad
Nada


I
0


ofrecia yo una confe-
era la espiritualidad
estaba muy mezclado
na de misterio. Junto
Echemendia. Cuando
obligadas felicitacio-


Fernando, el y yo
)ara todas estas ce
muy bien dichas,
B eso es cierto. Se


Con la


osas, me
pero no
hizo un


pequefio silencio entire nosotros. Entonces, en voz baja, Ar-
P 1 -AT" 1 1 -- 1


1*








F
~ Qiie


S
si oiiiticaii
C-


esta


pL eque as


Sanecdotas
anec otias


que Arturo Echenenldia ainaba la Poesia y le


0 0
senhi*do Iisterioso pque
indiferentes los poetas
b)usca de Dios. y que en
gJaba que acaso hulbiera
ria que entre us papele
sabe que tuvo un, anior
sufrio .a illcomlprension


prenderlo.


Todo esto. n11



a veces suele t
cuyia iquietiu(
aquel sentido
algo de la ver
Sno0 labia vers
que fue today


ener
San


v q
4v
da
OS


ell
d.
es


11


Sque
daba
estos
.Qui
a
critos


Sll viida;


de los que eran incapa(
o es un caudal de poes


SI gf ican
iteresaba el
no le eran
sielnpre en
poetas juz-
.en asegura-
por el? Se
Ne sabe (pie
es de Coni-
a..


M,
cuand,
inolvi(
16 de
Itluert(
tidas '\
tatiios
nuestr


i cha. sin duda, era la grandeza d
o, espiritu tan superior como el
cable conferencia pronunciada
mnayo de 1944, el esclarecido
e nos arrebato premnaturalnente.
7eces al gran professor desaparec
evocando. Y Medardo V1itier q
as se encuentra present en este


le Arturo Echeniendia.


de
en
enll
!la
idc
1ie
act


Fernando Ll
este Ateneo.
sayista., a qui
miaba maestro
*cnva emnior
para gloria y
)o. consideraba


bien conIo maestro de extraordinario relieve a Arturo


enS
en


en
dia
la


repe-
ia es-
dieha
Staill-
Eche-


uiendia.
Ah.
tros de
nuimero
lejano o


*"I
scno(res,. v, e-tos tres espiritLs sele.tos. eso_
d~I' -A d
insuperables meritos, coincidieroii durant
de anos., en esta ciudad de Matanzas, que
sJento el sobrenomibre de Atenas de uba.


tres iaes-
e u buen
I( dia va
w


eCuando voiveran a reunirse, en una ciudad de prov n-
cia, tres valores seinejantes. tres mnaestros de a mIans alta cul


tura, honor
nacer?


de


cualquier


patria


donde


les


hubiera


tocado


1
turo
!lOs
es el
atnos


Felizmnente no todo ha desaparecido.
Echemendia ]a palabra rnaravillosa 4
darai sus mejores acentos. Diiuno de
maestro reeordado enesie dia en que
de su dolorosa partida.


Pa
de
csa
e- ^


ra evocar a Ar-
Medardo V itier
palabra ilustre
cumplen veinte








uerza


V
'.I


Debilidad


del


uento


Por


Un cuento es una cosa pequenia. Tarn
mente, una poesia. Pero ambos, el cuen
nen la pequeniez del diamante o, mejor
uranio. Son esas pequenieces de gigantesca!
una vez lanzadas a rodar por los cerebrc
can reacciones en cadena de incalculabi
imagen de tanta actualidad.
Pero no nos separemos del concept
niez contradictoria de la vision de un pai
relaimpago, que nos lo ilumina, por la
gundo, forzandonos a captar lo possible
no pudimos ver en tan corto espacio.


VICTOR AGOSTINI


bien lo es, general-
to y la poesia, tie-
aun, del itomo de
s posibilidades que,
)s humans, provo-
e alcance, valga la


pequenez;
,a~
saje a la luz
fraccion de
e imaginar


E
muin
de su
escrit
rio n
quen
cia?
la sal
los ri4


sa es la revelaci6n comprend
public lector que no sabe o
imnaginacion al leer, y no ve i
a, generalmniente se encuentra
o le satisface. Que importa
a que. a veces, no pasa de un
Sque puede decirme a mi, qu(
a de espera de un dentist, o
eles de un ferrocarril, desde c


ida en un cuento.
no puede soltar 4
nucho mis alia de


con que
ese relate
incident
e mato el
que ruedc
l que no


en caipsula pe-
sin trascenden-
tiempo lerdo en
Saburrido sobre
vislumnbro nada


El co-
el vuelo
la letra
o litera-


Prestigia hoy nuevamente la Revista de la Biblioteca Nacional la firm de
Victor Agostini. Para ninguno de nuestros lectores familiarizados con el
process de nuestra actual narrative ha de ser desconocido este nombre. Sus
cuentos-fina prosa libada de los mais importantes maestros contemporineos,
han aparecido en Carteles, Bohemia, Fotos y El Siglo, y ha ganado diversos
premios literarios. Sobre uno de aquellos maestros ya nos dio, en una opor-
tunidad, su iluminador Acercdndonos a William Faulkner, y hoy nos entrega
otro de sus magnificos ensayos, en que analiza magistralmente los extrafios
caminos del arte de ]a narracion: Fuerza v debildad del cuento.


peque-
de un
tin se-
lo que


Lf


el cuent






interesante que ver? La buena literature no puede ser cosa
de pasatiempo. Para extraerle a una lectura que valga la
pena de llamarse tal, todo el beneficio que nos trata de pro-
porcionar, hay que dedicarle, en just reciprocidad, todo el
acopio de nuestra atencion y de nuestra imaginacion, pues
el product de una mente culta, elaborado con todas las an-
sias y desvelos naturales, lo menos que merece es el premio
de nuestra total voluntad de colnprension. Y este ceiido
intercambio no puede ocurrir en un ambiente de premura.
de frivolidad o de hastio. He ahi la aparente debilidad de
este sutil genero.
No hay duda de que algunos cuentos poseen, como im-
portantisimo aditamnento, una trama absorbente y conmo-
vedora. Estos resultan ser los miembros privilegiados de la
familiar. pues es indudable que una de las pruebas mis ine-
quivocas de la validez de un cuento es su habilidad de pren-
derse fuertemente, y con lazos indisolubles, a la memorial
del lector.


Asi, un cuento de Juan Bosch, el insigne dominicano,
publicado, no hace much, en una imnportante revista sema-
nal y digno de cualquier antologia. En el. despues de pin-
tarnos las vicisitudes de un solitario navegante que naufraga


en
mai
rec
qu(
Sus
de
cha
nos


aguas


tropical


s sosten sobre
ogido por una
Slo reconoce,
balbuceos de
haber llegado
ido naufrago p
enteramos de


[es y, habiendo pasado muchas horas sin
el agua que su destreza como nadador, es
embarcaci6n cuyo capitain, siendo el uinico
es el finico, tambien, que puede descifrar
delirante. Y en las uiltimas lines, despues
a simpatizar profundamente con el desdi-
or haberle acompafiado en mil peripecias,
que en el mismo lugar de su rescate habia


cometido un repugnante crime.


way,
llama


u ese otro paradigmatico cuento de Ernesto I
tan desfigurado en su version cinematograifica,
"Las Nieves de Kilimaniaro", tenemos otro


lemning-
que se
ejemplo


Ei






vuelo en el avi6n salvador, como r
ciosamente, el autor para, desde
plar las simbdlicas nieves africa
nunca haber traspuesto los angosi
campafia y haber, por aiadidura
gangrena? Son estos magnificos
sorpresas enteramente artisticas,


ios quiere hacer career, gra-
las alturas, poder contem-
nas, result, en realidad,
;os limites de su tienda de
, sucumbido a la terrible
golpes de efecto, geniales
que se graban indeleble-


mente en los recuerdos del lector.
Pero no confundamos la brillante fuga de la chispa, con
el duradero y stable calor del rescoldo. No es el fuego de
artificio que comprende un final de sorpresa, ni el rudo cho-
que de lo heroico o lo dramritico, lo que le proporciona su
verdadera fuerza al genero cuento. Su real poder esti en las
proyecciones que puede conllevar la simple descripci6n de
un hecho, o un incident cualquiera, que tenga suficientes
valores narratives para hacer interesante su elaboraci6n.
Hubo quien dijo que los meritos de un buen relate corto


no estaban
provocada
la conocida
selectas son
seo alguno
volvemos a


en el relate
sobre la ima
0 e indudab:
propias pa]
de hacer ex4
nuestro ori


neros cuento y poesia,
dificultad, por razones
ta captacion.


nto como
su lector.


en la reacci6on
Esto encierra


le verdad de que las obras
ra publicos tambien selectos.
elusivista el hecho de la apre
ginal parangon, al hermanar
y declarar, ,una vez m&is, la
anailogas pero distintas, de su


de arte
Sin de-
ciacion,
los ge-
gemela
correc-


Es cosa sabida ya, que el
su sentido de creacion. Por 4
a todo creador artistic. No s
que gobiernan las altas prod
En el fondo de ellas, en el Il
gran desprenderse de lo basi
la pintura, en la escultura o


origen de la palabra poesia es
eso se puede calificar de poeta
n, pues, disimiles los requisitos
[ucciones de las distintas artes.
igar donde los cimientos no lo-
ico human, esta, lo mismo en
en el arte de escribir, un rasero


comnun a todas ellas: su poder de creaci6n.


mismo, ta
iginacion d






su estilo, por impresionante
emotivo de su desenlace. por
deje en nuestra recordaci6n.
todas estas cosas, unidas con
deseado efecto en el lector,-


que este result, ni en el poder
profunda que sea la huella que
Es en la sabia combinacion de
la sola finalidad de producer el
lo que constituye el logro final.


Por supuesto que hay infinidad de maneras de conseguir
este objetivo. Como aqui tratamos, principalmente, del cuen-
to modern que quiere ser conciso y breve, vamos a men-
cionar, someramente, algunas de las formas tipicas, usadas
por escritores que se han destacado en este genero durante
los Uiltimos tiempos. Asi tendremnos una idea de lo amplia-
mente plastica que puede ser la material.
Desde que el realism desplazo, con su pujanza a veces
brutal, al romanticismo finisecular, hemos visto surgir en
distintos paises europeos y americanos plumas que, ain in-
fluenciadas por el emocionalismo anterior a su epoca, se les
ve indudable apego a la economic de palabras, a la sobrie-
dad de adornos y a la desnudez de prop6sito que, en grand
parte, caracterizan el realismo.


Tomemos, al azar, tres


nombres, los tres del viejo conti-


nente, donde los pasos de Hugo, Balzac y Dickens marcaban
todavia su honda huella pero que, desentendiendose de es-
tos ecos amnpulosos, se lanzaron a forjar su propio camino.


Chejov
en Itali
la trama
tanar d(


en Rusia, De Maupassant
t, cada uno impregnado de
i vital de sus conterraineos, 1I
e su tierra las savias forrnm


en Francia, y
los mil Inlos


bebiendo en el
idoras de vida


(

S


de ellos nos ofrece sus libros, racimos cargados 4
frutos, conjuntos designados para ser tornados (
Es necesario saber que, si bien cualquiera de sus
bajos constitute un aporte individual, su verdade
sobre nuestra sensibilidad lo consiguen, siempre,


junto. Al Dresentarnos las distintas arista


de una


Pirandello
iue urdian
calido lion-
Cada uno
ie dptimos
bomo tales.
breves tra-
ro impact
como con-
ioya, nece-


m%-, Im-ml ---Ol -W--- --






En especial encontramos esta necesidad de conjunto en
el ruso Chejov. Al igual que su curiosamente similar sucesor
norteamericano, Erskine Caldwell, el reduce el contenido de
las unidades de sus libros de cuentos a meros destellos de
ambiente, alternando sus temas entire un humorismo grotes-
co y a veces chocante, y un patetismo desgarrador y s6rdido.
La tendencia a exponer temas donde el equivoco y el
desamparo de existencias yanas y frustradas, que impregna
toda la obra teatral y novelistica del italiano Pirandello, se
ve expuesta, con mayor realce si esto es possible, en su pro-
lija production de cuentos. ILos ironicos golpes que el des-


tino parece complacerse en rep,
res humans, constituyen gran
obra. Y cuando uno terminal de
various cientos de relates que ha
siente el lector corno de vuelta
nido y comprensivo, efectuado
destas de la sociedad italiana.


artir entire los indefensos se-
parte de la filosofia de su
leer la buena porci6n de sus
sido traducida al espaniol, se
i de un extenso viaje, dete-
por entire las capas mais mo-


Guy de Maupassant, durante su corta y congestionada vida
de cuarenta y tres afios, con la penetrante vision del artist


psic6log
pais nos
tizados 1
se comb
nes que
escenas
sistemait
miento
de los (


o y habiendo pasado la terrible poca del 1870 en su
Spresenta, por su parte, una series de cuadros ma-
por un realismo muy adelantado a su epoca. En ellos
inan las variadas calidades de muchas de las pasio-
rigen la debil condicion humana. No serin estas
de la vida francesa, no podrian serlo, una exposici6n
ica de las corrientes que< dorninaban el desenvolvi-
social de su tiempo, pero son, sin duda, seniales files
lesequilibrios economicos y jerarquicos que iban a


corlvertir el siglo
no llego a ver, en
modern conoce.


Y aqui, ei
tar afr1(n,,Ao% n


que el, por el corto margen de siete anos
el mais convulso y critic que la historic


ni corta pero necesaria digresi6n, queremos asen-
Pllexionnp Qnrp iri n qcnpetn lip nripcr -tAmq ili







zado siempre por su enorme apego al amibiente rural. Es
natural que en paises jovenes, donde la conquista y el cul-
tivo de la tierra han sido y todavia en algunas parties siguen
siendo, su preocupacion principal, participen del sentido
radical de la gesta, sus producciones literarias. El hombre
americano ha sido y todavia es, en gran parte, agricola y no
industrial. Sus ciudades son milagros luminosos de actividad
concentrada, rodeados de enormes extensions muy poco po-
bladas. Y las cualidades de reciedumbre y audaz empuje que
caracterizan a sus hombres, son las cualidades que llevaron
a feliz ternmino sus empresas colonizadoras. Si aniadimos a
esto que la milenaria sangre indigena corre todavia, libre y
fecunda, por las venas de grandes nuicleos de sus pobladores,
nos explicaremos facilmente la preponderancia, en sus ma-
nifestaciones culturales, del tema aut6ctono.
Por otro lado, nos encontramos que, debido en part a
vicious de la estructura social colonizadora y tambien a pecu-
liaridades del temperament latino, se ha relegado al cam-
pesino, cualquiera que fuese su sangre o color, al mis injusto
desamparo. Asi, cumipliendo un muy alto deber moral del
intelecto, es muy propio que la sensibilidad del escritor se
sienta impelida a quebrar lanzas en favor del preterido hom-
bre de campo.
Nunca hernos sido favorables a empaniar, con fines pro-


pagandistas, el limpio espejo del arte. Siempre nos h
cido que una obra de belleza debe tener, como final
puro significado estetico de su mensaje; mas como
ain en sus formas mas abstractas, es necesariamente
de la vida, y si el temna es un factor preponderante, ,]
no va a ser licito buscar, en el eco apesadumbrado
de la poblaci6n camnpesina, el tono con el cual alzar
canci6n?.Ojalai este signo redentor, Ilenando el aire c
con su caintico, siempre variado y siempre repetido.
a loarar alfiin cambio efectivo en el oscilar de la


ia pare-
idad, el
el arte,
reflejo
por que
y rudo
nuestra
itadino
, llegue
balanza


-~ ~ ~ ; -.-q pw






con la obra cimnera del Manco
dores de ficci6n siempre se 11
democraitico muchas veces, sin
en vivos colors imperecederos
aquel que un estadista modern
bre olvidado".


de Lepanto, los grandes forja-
an inclinado, con un sentido
S
duda, inconsciente, a realzar.
i, las ansias y tribulaciones de
o ha dado en Ilaminar el "hornmm


Y ya que estamos en\animo de mirar retrospectiva'ente
inencionemos, aunque sea como en boceto rapid, ciertas
transforinaciones que ha podido efectuar el tiempo, en su
inevitable discurrir, sobre la produccidn cuentistica.

Se nos ocurre, comparando sin necesidad de much de-
tenimiento, los estilos de autores diversos durante el siglo
pasado y en lo que va del present, que las limitaciones que


ceiiian la plumna de clasicos y
derablemente. Si exainamos
derablenlente. Si exan nlnamlos


tanto ban cultivado, y
Jiteratura imaginative,
Jack London, para cit
lievaron su arrojo al
afios, de producer una
estilo de Joyce, o a rel


con ta
vemlos
ar uno
Sxtremo


roiminticos han cedido consi-
trabajos de anolosajones que
nta bizarria, los generos de la
que escritores recientes COImo
de los de mayor colorido, no
. tan frecuente en los uiltimnos


obra en sencillo monologo interior a
flejar toda la accion en la simplicidad


profunda de un dialogo infantile, como lo ha podido hacer
un Faulkner.
Que consecuencias nos parece brindar esta observacion?


Para nosotros es cuesti6n, puramente, de
como la atrevida y persistent experimentaci
cieri ifico nos ha llegado a todos. a tecnicos y


horizontes. Asi
r
on en el terreno
legos, a preocu-


par mas )
literature,
arrastrado
a identific
sus obras.


r me
II
en
cons
arse,
Tod


mos menciona
inos menclona(


jor por los misterios
su incansable buscar
igo la atencion de los ]
en much mayor grace
las estas modalidades
lo v algunas otras cu


que nos rodean, asi la
de nuevas formas, ha


lectores y los ha
lo, con el signifi
nuevas, las dos
e sin intenin
,e,., silntencion


forzado
cado de
que he-
de mIe-






Dentro de este t6pico cabe mencionar el tan debatido
asunto del escritor oscuro. William Faulkner, tantas veces
acusado de este cuasi-delito-y se nos va a perdonar la re-
petida menci6n de su nombre en obsequio a su justamente
ganada notoriedad es un ejempio que, a mas de ficil, es
muy accessible. Decimos ficil porque, auin escribiendo sobre
un ambiente miuy distinto al nuestro, sus obras, ricas en el
acre color human que tanta vida les brinda, se han difun-
dido profusamente entire nosotros.


La oscuridad en un escritor
ci6n orgainica de su estilo y no
sito de engafio, es una cualidad
puesto que reduce el niumero de
frivola o superficial, que tant
frustrada, y pronto se quiebra e]
Pero, a cambio de esta pequefir


, siempre que esta sea condi-
ropaje artificioso con prop6-
mas que un defect. Por su-
Ssus lectores, ya que la mente
o abunda, se encuentra alli
I ligero barniz de su atenci6n.
ipera, qu ganancia rs
Amerinal, que ganancia nmas


favorable no result de la incitaci6on que recibe la
dad del lector valioso y comprensivo?


curiosi-


Cuando el
con un sincere
de confundir,
la imaginaci6n
tal.


episodio o la descripci6n n
proposito artistic, y no C(
se convierten en estimulos
refleja del lector que vale


to
:n
d
la


claros son usados
la ffitil finalidad
e buena ley para
pena tener como


Y digamos aqui que la causa maris frecuente de la falta
de limpidez en un autor important es su urgencia, por idio-
sincrasia personal, de expresarse asi, reflejando en lo no de-
finido la angustia de lo bien conocido, y su a veces incons
ciente necesidad de plasmar en palabras, vehiculo siempre
incompetent, sus mas intimos pensamientos. Asi puede fa-
bricar ante los ojos atonitos del puiblico una malla vaporosa
y difuminada de iimaigenes, muy semejante a la que siempre
flota, indefinida pero punzante, en el fondo de today con-
0 .0
ciencia, y que ha servido como base para toda una compli-
cada teori.a psiquiatrica" moderna.







bien, en dos escritores, products finos de nuestra propia
isla, leanios a Lino Novais Calvo y a Ramon Ferreira, ambos
premios nacionales y Hernaindez Catai de literature, y ambos
convictos y confesos seguidores de William Faulkner. En
ellos se notan, jalonados por distintivos mnuy propios, los mn-
todos, a veces difusos y un poco alambicados, de su maestro,
pero enteramente originales en su identification cenida al
ambiente y peculiaridades criollas.


Como
dad litera
creador d


ultimo y muy interesante ejemplo de esta modali-
ria, mencionemos al checoeslovaco Frank Kafka,
e un estilo muy personal en el que se ainan la


validez de temas de much vigencia, con la graciosa de
guracion que is proporciona la fantasia desbordada
autor. Lo mismo al presentarnos una imagen que len6 s
media pagina que en una novela que dura doscientas, par
estar siempre jugando con lo im-posible y llevaindonos (
filosofica gracia, hasta el mismo borde del abismo, sin
jarnos caer en la sima de lo incongruente.


sfi-
del
1oo
ece
"on
de-


Existe
fp 0
polemico,
dida entrc
trabajos 1(


otro punto, taminbien interesante, aunque de
que queremos mencionar. La tendencia, tan
nuestros cuentistas jovenes. de prodigar 4
Sque puede calificarse de adorno literario,


0
matiz
difun-
en sus
salpi-


caindolos generosamente de similes, metaiforas e ilnigenes
mais o menos bellamente elaboradas. Sin duda que es ste un
proceder enteramente licito que, administrado con parque-
dad, afiade belleza a cualquier obra, por breve que vista sea.
La poetica se nutre asi; lo cual puede traducirse en un sen-
cillo y ya conocido aforismo: sin similes, metaiforas e ima-
genes, no podria existir la poesia.
Pero trataindose de cuentos, es ya otra cosa. Creemos que
el principal objetivo que debe preocupar al cuentista es el
transportar, lo mais completamente que fuera possible, la ima-
ginacion de su lector a la vivencia de lo que esti relatando.
v l 1
.V ,"Wh w WIVlhI ( 11 We"J all LI Aa fX 1S,"-t .L-b 1' WI C 'E 6 tb I V 1 "1 t' t1! 1 k~ cILI cr J'F1 c .11 "(-I f







traer el foco de la atenci6n
savia vital que circula por el
desplegar su fuego de artifice(
sariamente, hacia el autor, en


hacia las flores, olvidando la
tronco. No olvidenmos que, al
se revierte la atencion, nece-
detrimento de la obra.


Es relativamente faicil, y lo confesamos inmodestamente
por propia experiencia, soltar el vuelo de la fantasia y elabo-
rar sorprendentes y acaso originales aditamnentos, que hagan
mais amena la degluci6n de un incident asaz inverosimil.
Hay temas que parecen pedirlo. Pero podemnos declarar, ta-
bien por experiencia personal, y de vuelta de una extensa
peregrinacion por libros y papeles que, si el objeto principal
del escritor es conmover al lector, identify Vindolo con las
ansias, turbulencias, amenidades o agonias del genero hu-
mano que el le describe, todo lo que no sea ceniirse apreta-
damente a esta divisa no s6lo huelga, sino que estorba.


Hemos tratado de presentar sin inimo autoritario
vidos. solamente, por la necesidad de manifestar, en
no del todo incoherente, unas pocas observaciones qu
den a sopesar algunas de las ventajas y desventajas
genero literario tan bello como incomprendido.


y mo-
formna
e ayu-
de un


Es impossible que una forma de ficci6n, rudamente cons-


treniida por reglas
principal, y desari
paz de tener el
genero tan amplio
plares comio El Vi(
de Ileno dentro de


como la de que posea un solo personaje
rolle un solo incident important, sea ca-
alcance emotional e intellectual de otro
como la novela. Esto, contando con ejemn-
ejo y el Mar, de Hemingway que, entrando
las estrictas calificaciones cuentisticas, ha


sido elevado arbitrariamente, por mor de su desmedida
tension, a ser calificado como novela.


ex-


No creemos que la largueza de dimensiones sirvan para
aumentar el valor intrinseco de una obra de arte, pero es
indudable que si esta obra estai hecha de palabras, y las pa-
... .. I .. .
-1. ... -.. .. .. .. -.. _1 ..... U1






Mas si lo que se busca no es argumnentar, ni transformer,
ni convencer; si lo que se desea lograr y aqui, a nuestro
humilde entender, reside el mis alto objetivo del arte es
emocionar, ,serai possible desoir el mensaje compact y ho-
mogeneo del genero que nos ocupa?
Vamos a pitar, por ser lugares comunes, los socorridos
y pintorescos casos en que lo breve ha triunfado sobre lo
desmedido. David, en su atrevido ataque exitoso contra el
gigante, no pudo imaginar jams lo abusiva que resultaria
la atencion que le seria brindada por sus descendientes de
talla breve, y lo requerida que estaria su aventura para de-
fender causes desiguales.


No.
cias yI
taiculos
revoluc
nmenz6


no se trata, en lo absolute, de tamanio. L
los afanes jamais se han contentado con
de su propio calibre. El Cristianismo, la
ionaria que ha conocido la historic del i
por, y se basa en una palabra de solo dos


,as influen-
mover obs-
fuerza rnmais
mnundo, co-
letras: Fe.


En el terreno, desprovisto 4
donde la emoci6n, apoyandose
labra, conquista y reduce, es o
nes. No es a golpe de maza que


de toda implication material,
en su poderosa aliada la pa-
bra esteril calcular dimensio-
se converted al incredulo.


Poniendo el dilema en terminos escuetamente biol6gicos,
y exponiendonos a ser tildados de incurables ronmainticos por
lectores superficiales (en aras de un argument, a su mane-
ra, convincente) lanzamos un ilamamiento a los altivos miem-
bros de nuestro sexo masculine y les incitamos a reflexionar,
calladamente, sobre la siguiente disyuntiva: allai en lo mis
intimo de nuestra sensibilidad, donde los sentires priman
sobre todo otro orden intelectivo, *acaso no se senorea triun-
fante, poderosa en su penetrante debilidad, el suave espiritu
de una mujer?


Abril, 1954.













































































































































































































I







Goethe Sablo Naturalista
For P. M. SANCHEZ GAL

Juan Wolfgang Goethe, el mas celebre de los poetas ale-
manes, nacido en Francfort-sur-mein, el 28 de agosto de 1749,
es, y con sobrados motives, generalmente conocido, como
poeta, escritor de alto rango, autor de "Fausto", su obra
cumbre, y de "Werther", 'Hermann et Dorothce", "Wilt-
helm Meister' y otras notables producciones liter arias.
Pero no se le conoce tanto como sabio naturalist. Es
mais, como enminente hombre de ciencia, dedicado a los es-
tudios de la naturaleza, apenas si se le menciona. lasta en
Diccionarios enciclopedicos, muy acreditados, muy comple-
tos, pero no menos tendenciosos, no se le menciona como tal.
Frecuente y diversamente se le menciona, se invocan sus pen-
samientos sus frases, en discursos hasta de politicos, en
conferencias, en citas varias, en trabajos literarios, etc.; pero
siempre como tal poeta y hasta filosofo.

No obstante Goethe, fue en su epoca y sobrepasando a las
siguientes, un eminente naturalista de los que hicieron es-
cuela; sus trabajos fueron fundarnentales. Su filosofia na-
turalista, eminente bien puede aseverarse que fue la tonica
de su inspiracion, que vertio al escribir el "Fausto", como
mas adelante veremos en cita o pasaje que aqui reproducimos.


El precedent trabajo de anales de las Ciencias Naturales, es del Licdo.
Pedro Moises Sanchez Gall, de cuya bibliografia hicimos reference en n-
meros anteriores. Fue Sanchez Gali pensionado a propuesta de la Junta de
Ampliacion de Estudios e Investigaciones Cientificas que desde su fundacion
presidio hasta su muerte el eminent histologo, Premio Nobel, don Santiago
Ramon y Cajal, para studios en Educacion en Francia, Belgica y Suiza. Sn
chez Gali fue tambien professor de Ciencias fisico-naturales, del Distrito
Universitario de Granada, en la Normal Superior de Almeria. Se trata de un
trabajo que corresponde al sector cientifico de la discipline de su catedra.
r' r.-






No s6olo studio,
eminente, comino tant
despues sino que se
mentada y decidida
evolucion, monista o
batida en los ultimos


produjo y se manifesto un naturalista
os otros en su tiempo y los de antes y
defini6 y propugn6 y mantuvo, docu-
mente, la doctrine genealogica, de la
mec inica, de "causae efitiens", tan de-
anos de su vida.


En efecto: con anterioridad de 18 anios naci6 Erasmo
Darwin (el abuelo de Carlos Roberto) que escribi6 sus no-
tables obras: "The Botanique garden" (Londres., 1781-82)
"The temple of nature origin of society" 1803-06, "Zoono
mia, or the laws of organic life", 1794-98, considerada como
su obra fundamental, y "Phytonomia, or the philosophy of
agriculture and gardening", en 1800.


En 1744, nace Juan
Caballero de Lamarck,
inicia y da origen, ya de
a la teoria o doctrine de
francaise ou description
croissent naturellement (


botani que"
1815 y "Ph
mismo ano
Darwin.


Bautista Pe
cinco anos
manera ma
la evolucior
succinte de
en France".


1785; "Histoire des an
ilosophie zoologique" ya
en que, el 12 de febrer


dro Antonio de Monet,
antes que Goethe, que
[s especifica o definida,
1, con sus obras, "Flore
toutes las plants qui
1778; "Diccionaire de
iimaux sans vertebres",
publicada en 1809, el


o, naci6 Carlo.


Robrto


En estas fuentes, que le son coetaneas, se forjan, se pro-
ducen y proliferan, los conocimientos de Goethe en ciencias
naturales.


Pero, fue, por
mnarck, enuncio ya
la evolucion natur
mas desarrollo en
mencionada.


primera vez, en 1801,
puiblicamente la teoria
al, que mais tarde, en
su claisica "Filosofia


que el gran
geneal]o ca
1809, expuso
Zoologica", a


La-
o de
con
intes


Mientras que Lamarck, en Francia, y su compatriota
Geoffrov Saint-Hilaire (aue vivio de 1772 a 184L), comba-







Anatomia
a. deJ. C
species
Alemania
sagraban
teoria de


Scomparada, apuntada por Arist6teles
.) y sostenian la idea de la evoluci6n n
)rganizadas por mnetamorfosis y desc,
, Juan Wolfgang Goethe y Lorenzo C
a la misma empresa y contribuian
la evolution. Tambien al mnismo tiem


en el siglo
natural de
endencia,
)ken, se c
a fundar
po que es


IV
las
en
on-
la
4tos


esbozaban asi la
la naturaleza, se
Gottfried-Reinhol


minuerto
habia (
sobre t
viente
dad de
organize
organize ,


el
kxI
od

la
ad


naturalez
primer lu


a 1837,
Suesto a
o en su
r asevern


teoria de la descendencia, otro filI
ocupaba de ella con ardor en A
d Treviranus de Brema, nacido en
que seguin W. Folke, de Brema
principios del siglo XIX en sus
"Biologia o filosofia de la natural
i ciones exactamnente analogas sobre


naturaleza y la conexi6n
as. Mas entire los natur
a, no se concede gener
.gar ni a Treviranus, ni


geneal6gica de 1
alistas, los fil6s
almente, en su
a Goethe, sino


Oken, que., por su teoria de los vertebrados era
constituy6 en rival de Goethe y para el cual, por


osofo de
lmania:
1776 y
ambien,
obras y
leza vi-
la uni-


as species
ofos de la
epoca, el
a Lorenzo
neanos, se
otra parte,


no fue precisamente benevolo, pero que uiltimameite
nunci6 por los trabajos de Goethe.


se


pro-


Antes que ellos, Benito Maillet, Antonio, Bernardo y
Jose Jussieu, y al mismo tiempo naturalista como Piramo de
Candolle, Ernesto Baer (creador de la embriologia) Carlos
Lyel!, Enrique Lecoq y tantos otros; pero Lamarck, Goeffroy
Saint-Hilaire, Goethe, Oken y Treviranus en primnera linea.

Ya desde el comienzo del siglo XVIII se produce en
oposicion al metodo puramente empirico de Linneo, una
oposicion e al iqtoo pramneeprczd ino n
reacciOn de la que fueron autorizados promotores cientificos,
los antes citados; reaccion que procure llevar luz y orden al
conjunto caotico de los groseros materialistas, puramente
enmpiricos que orillaban el entrar en el studio y fijacidn de
leyes generals, verdadera filosofia naturalista, que tuvo sus
_* .... l- I 1 3i A I


|^







las actividades del saber, retornando a los conocimientos de
los griegos en la antigiiedad clasica.
Cuvier, buscando el desquite, contra especulaciones aven-
turadas, inaugur6 un segundo period puramente empirico.
Y en esta position, no obstante sus valiosisimas aportaciones
en las Ciencias Naturales, bien valoradas y estimadas, aco-
meti6 la einpresa de ser el mnis decidido y autorizado opositor
a la teoria genealogica, con Linneo, propugnando por la
teleologica o dualista de la naturaleza (cosmogonia mosiica)
pretendiendo que la invariabilidad de las especies era con-
dicion precisa de la existencia de una historic natural cien-
tifica. La epoca de esta evolucidn unilateral de la ciencia
estai comprendida entire 1830 y 1860. Despues hemos asistido
a un segundo cambio de orientacion suscitado por la obra de
Lamarck, Saint-Hilaire, Darwin (Carlos Roberto,, que naci6
en 1809, cincuenta afios despues de Goethe) Oken, el mismo


Goethe y tantos otros verdadero


hombres de ciencia.


Este segundo cambio se inicia
mente en que se celebra la gran
de Ciencias de Paris, suscitaindose
brero, seguido en otras y estallan
la de 19 de julio de aquel afno. El
muchos titulos, de un alto inter
sobre legimitidad de la teoria de


en
Asa
en
do
ten
es.
la


tal afio, 1830, precisa-
rmblea en la Academia
la sesi6n del 22 de fe-
el mais vivo debate en
la en si mismo era, por
Versaba generalmente
evolucion. Los meas re-


presentativos hombres del saber, de la Ciencia en suma,
taban alIi.


De una parte Federi<
froy Saint-Hilaire por lc
nimera linea los turnos en
y asi era en realidad, L
luartes de un bando, si
discusiones o polemicas
mo, pues Carlos Roberto
Hilaire. Goethe. Oken. di


o Cuivier, por la teleol6gica; Geof-
i genealogica, consumniendo en pri-
el gran debate. Como si di jeramos,
inneo, Cuvier, Agassiz, fuertes ba-
tales pueden llamarse como en las
vulgares; Lamarck, Darwin (Eras-
, tenia aun 21 afios de edad) Saint-
el contrario.


es-






que afirmaba, presentando hechos
como Cuivier que tenia sobre su ad
de poder aducir pruebas palpables,
aislados arrancados al conjunto. El
nerales a probar; el segundo sobre
convincentes para una mayoria del


aislados tan evidentes,
versario la gran ventaja
r I
no obstante ser jirones
primero sobre leyes ge-
detalles empiricos, mas
auditorio. A los ojos de


esta mayoria pareci6 que Cuivier habia obtenido la victoria
y por tanto el triunfo del mentodo puramente empirico, que
quedo en los treinta afios siguientes.
Goethe, tomo naturalmente partido por Geoffroy Saint-
Hilaire. Del interest puesto por Goethe en este debate y con-
elusion cientifica a que se llegase, puede juzgarse por la
anecdota siguiente ue refiere Soret, de cuando Goethe, ya
en aquellos dias, contaba 81 afios de edad: Soret, como na-
turalista, como mineralogista profundo ordeno las coleceio-
nes de cristales de Goethe y lo trataba diariamente, en visits
y paseos.


Ademais
con Goethe
j. Perez B
drid. 1920.


de en Soret, puede hallarse en
" de J. P. Ecklermann, traducci6n
ances. Tomo III, paginas 315 y
(Calpe.)


'Conversaciones
del alemain por
siguientes. Ma-


"Domingo 2 de agosto de 1930. -Los peri6dicos nos han
anunciado hoy que la revoluci6n de julio ha comenzado, con-
moviendolo todo Al medio dia he ido a casa de Goethe.-Y
bien, quiet pensaiis de ese gran acontecimniento ? -exclam6.-
El volcain estai en erupcion; todo arde; no es un debate a
puerta cerrada". "Un grave aconteciimento, repliqul. Pero,
seguin se sabe de las cosas y con tal ministerio, hay que es-
perar a que aquello acabe por la expulsion de la familiar real".
-"Parece que no nos entendemos, mi buen amigo--, aiadi6
Goethe. -Yo no os hablo de aquellas genes. En cuanto a mi,
se trata de asunto bien distinto. Quiero hablar de la luz que
acaba de brillar en la Academia, del debate tan important
-arnIn l oane; n : ectPnmln entrf Cn Wvier v Genffrov Saint-Hi-






visible mi turbacion. "El asunto es de la mas alta impor-
tancia,-continu6 Goethe, y no podeis imaginaros lo que
he experimentado leyendo la resenia de la session del 19 de


Tenemos ahora en Goffroy Saint-Hilaire un poderoso


que no


pre ta a este a
despecho de la t
de la Academia
portante es que
Geoffroy acaba


nos abandonarai. Yo veo cuan gran interest
isunto el mundo cientifico frances, pues a
terriblee animacion political, la sala de sesiones
estaba llena el 19 de Julio. Pero lo mais im-
el metodo sintetico en historic natural que
de inaugurar en Francia, no puede desapa-


recer ya. Por el hecho de una discusi6n libre de la Acadenia,
en presencia de numeroso auditorio, el asunto ha sido lan-
zado al piublico; impossible ya desembarazarse de el por una


B+ r
exclusion secret,
puerta cerrada".


no se podrai ya expedirlo, ni ahogarlo, a
0


En 'Morfologia general" de Ernesto Haeckel professorr
de Zoologia de la Universidad de Jena), este ha colocado
como epigrafe a la cabeza de cada libro y de cada capitulo,
un pairrafo escogido entire los principles pasajes, en los que
Goethe expresa su manera de concebir la naturaleza orgi-
ica, y su evolucion constant, como hombre de ciencia que
era, dedicado al studio e investigation en historic natural.
Se eita aqui, en primer lugar, un pasaje de una pieza en
verso, intitulado "La metamorfosis de los animales" (1819).
"Todas las parties se modelan segiin leyes eternas y today for-
ma, aunque sea extraordinaria, encierra en si el tipo primi-
tivo. La estruetura del animal determine sus costumbres y
el genero de vida, y a su vez, recobra poderosamente sobre
todas las formas. Por ello se revela la regularidad del pro-
greso, que tiende al cambio bajo la presion del medo
exterior".
Y asevera Haeckel en su Lecci6n Cuarta (Cursio de Con-
ferencias en la Universidad de Jena-1898-): Se ve ya sefia-
lado en estos versos de Goethe, el antagonismo entire las dos
-Inft P n "iipc ninflpnin ]nc farMmn r.ycrAnI*ae eP


Julio.
aliado






Se conserve siempre bajo las formas mais
lado, la influencia exterior del medio y d
es la que pesa sobre el tipo primitive para
Este antagonismo es expresado con mayor
las siguientes lines, de Goethe:


diversas; de otro
el genero de vida
metamorfosearlo.
claridad, aun en


"En el fondo de todos los organismos hay una comunidad
originaria; la diferencia de las formas proviene de las rela-
ciones necesarias con el mundo exterior; hay, pues, que ad-
mitir una diversidad original simultainea, y una metamor-
fosis incesantemente progresiva, si se quiere comprender los
fen6menos constantes y los variables." Ya deja bien sentadas


las dos fuerzas latentes


herencia y adaptaci6n.


Otros pasajes:


"La idea de la metam6rfosis


es compara-


ble a
variac
tencia
vez re
en su
la ada


la via centrifugal, y se
ones, si no encontrase
de especificacion, esa t
alizada, constitute una
esencia a today influent
ptacion; via centripeda


perderia en el
un contrapeso,
enaz forma de i
A, 1d
via centripeda,
eia exterior". (
la herencia).


infinite de las
es decir, la po-
nercia que, una
que se substrae
Via cen trifuga,


Para Goethe la palabra
generalmente se hace hoy,
el individuo organico en el
sino que para del trata de la
las formas organicas. Su :
equivalent a la "teoria de


metam6rfosis no expresa, como
los cambios de forma que sufre
curso de su desarrollo individual,
idea mais amplia, mais general de
idea de la metamorfosis" es casi
la evoluci6n". Esto se ve., entire


otros, en el siguiente pasaje:
isiologica, result alli donde


(a


'El triunfo de la
se ve subdividir


en familiasc las families en g neros, los gner
y estas en variedades que terminan en el indiv
hay solamente subdivision, hay tambien trans]
te procedimiento de la naturaleza no tiene mais
infinito. Para la naturaleza nada de repose,
pero por otra parte, ella podria mantener y c
InI flu"lx Y rchrJn x A -1,. v ri Ia 1 ohr"i, ll < Ir 1 1lo 1-W


metamorfosis
se el conjunto
os en species
iduo; pero no
formacion. Es-
linites que el
nada de alto;
;onservar todo
rif'i c cr W "b x W h'







En -1796,. y en lo que respect al grupo animal mas im-
portante, la ramificacion de los vertebrados, Goethe hace
la notable observation siguiente:


"Hemos llegado a poder


afirmar, sin
afirmar., si 9n


temor.


(


las formas mnais perfectas de la naturaleza organica,
plo los peces, los anfibios, las aves, los mamiferos
mera fila de estos el hombre, han sido todos modela
un tipo primitive, cuyas parties mas fijas en apari
varian mas que en estrechos lirnites, y que todos
esas formnas se desarrollan y se metamorfosean
ehendose".


iue todas
a


por ejem-
y en pri-.
dos sobre
encia, no
los dias,
reprodu-


Pero aun con mayor claridad, expresa Goethe esta idea


fundamental


plants y
la escala
de otros.
p a
principio
ciaban ap
en plant
opuestas,


lo4
de
Po
en
en
sy
pat


los otros en


en otro pasaje (1.807
Sanimales colocados en
los series, apenas si se
demos, pues, decir que 1
un estado de parentese
is unos de otros, poco a
animnales, perfeccionamin
a finalizar unos en el ar
el hombre, que represent


). "Si
el extr
pueden
os series
o en el
poco se
dose en


se examine las
emo inferior de
distinguir unos
Sconfundidos al
que se diferen-
1han convertido
dos direcciones


'bol duradero e inmn6vil,
Lta el mias alto grado de


movilidad y de libertad"


S


Goethe dejo mucho escrito sobre historic natural, pero
su obra copiosisima, honda, documentada, fundamental, se
halla dispersa entire lo much que escribi6. Hay en nuestra
Biblioteca Nacional una amiplia y profusa bibliogiafia sobre


Goethe en que se
pasajes. El mas n
tamorfosis de las
al frances por el
acabado en mniarzc
di6 Goethe una ic


en la Academia
& le
mismo tiempo., s
. i---- -Ti __ I


4
lj


mencionan y reproduce muchos d
notable de sus escritos es el intitulado,


plants" que apareci6 en -
naturalista Soret. En un ti
de 1832, pocos dias antes
lea de la antes aqui mencio


de Paris, de su importancia
po caracterizar muy bien a
-- ^ I 6 *


e
4'


sus
Me-


790, traducida
ratado especial
de su muerte.
nada discusi6n
general, y, al
los dos adver-,







Pero Goethe, y este fue
cias Naturales, a que vivi6
de su vida, Goethe descubr.
bre. Sus trabajos en osteolo
to: El ya habia llegado y
craineo es una vertebra; qu
base de formna ira sobre la
sobre el cotiledon. Hay en
dibula superior, dos piezas4
del rostro, debajo y alrede
maxilares. Soportan los cue
faiciles de ver en la mayor
hombre, por el contrario, e
mente desconocidos y en aj


el mias valioso
consagrado los
i6 los intermax


aporte a las Cien-
mnis de los afios
ilares en el hom-


;ia fueron notabilisimos. En efec-
sentado la conclusion de que el
e en los animals superiores la
vertebra, como en los vegetables
todos los mamiferos, en la man-
6seas, situadas en la parte media
lor de la nariz, entire los huesos
atro dientes incisivos y son muy
parte de los mamiferos, en el
,ran en aquella epoca completa-
natomia comparada, niuchos au-


stores concedian una gran importancia a esta ausencia de
huesos intermaxilares como el mais human de todos los ca-
racteres humans. Goethe no podia absolutamente admitir
que el hombre, simple mamifero muy perfeccionado en todos
los otros puntos de su cuerpo, estuviese desprovisto de ese
hueso intermaxilar.
En algunos individuos, este hueso persiste durante la
vida entera, pero habitualmente se adhiere pronto, en una
sutura casi integral., a los maxilares superiores vecinos, y no


se le pu
mias que
briones
Pero en
imaxilar,
primero
muchos
autorida


ede encontrar en el estado de hueso independiente
en los craneos de sujetos muy j6venes. En los em-
humanos se le reconoce por una sencilla mirada.
el hombre mismo, existe realmente el hueso inter-
y es a Goethe a quien corresponde la gloria de ser el
en haber establecido este hecho important bajo
aspects y aun a despeehbo de la oposicion de las


des


especiales mas


elevadas,


como


el


celebre


ana-


t6mico Pedro Camper.


A


Con relaci6n a esto dijo Goethe
imais de cincuenta afios en esta dire


S"Yo llevo trabajando
ccion; al principio iba


I







vi con el mayor desconsuelo que no se rece
No tuve mejor fortune que Blumenbach, a
pues de tratarlo personalmente se declare
Luego se declararon tambien en mi favor
Sormmerring, Oken, D'Alton, Carus y otros
celentes. Este acontecimiento tiene para mi


culable, y con
una causa a la
damente mia".


raz6n recibo con jiibilo la
que he consagrado la vida,


v
"y


onocia mi
.un cuando


obra.
des-


partidario mio.
hombres como
naturalistas ex-
un valor incal-
ictoria final de
que es profun-


E
a tal


s de mencionar el metodo por el cual Goethe lleg6 a
resultado, que es particularmente muy interesante. Es


el metodo aal que es habitual
naturales organicas; es el m(
cion. Ya con referencia a
aqui publicado, heinos expu
griego (siglo IV a de J. C.)


rencias por la historic
inductiva.


ajustarse siempre en las ciencias
etodo de inducci6n y de deduc-
Aristoteles en trabajo reciente,
Lesto c6mo este gran naturalist
manifesto excepcionales prefe-


natural


empirica
empirlca


y la


in vestioacion
V


Consiste la inducci6n en llegar a una ley general en vir


tud de
cion al
hecho
hechos
inductie
xilares.


numerosos hebchos de detalle observados. La deduw-
contrario, deriva, con arreglo a esa ley general, un
de detalle no observado amn. Del conjunto de los
empiricos entonces conocidos, resultaba la conclusion
va que todos los mamiferos tenian hueso interma-
Goethe dedujo de ello la conclusion deditctiva que


el hombre,
esencial de
esos huesos
investigation
que conduct


cuya organizaci6n no difiere bajo ningdi
los mamiferos, debe tambi n estar pr(
intermaxilares, y comprob6 el hecho
in de detalle, pues es la experiencia ind
e o rectifica la conclusion deductiva.


a aspect
0
wvisto de
por una
activa la


No disponia Goethe de microscopic que le hubiese posi-
bilitado ver los intermaxilares en el hombre actual y adults,
nor otra narte la Emhriolofia. donde va e sahe v nnrtia d


4






El mertodo, como tal descubrimiento de valor fundamen-
tal, de Goethe, revelaron su inmenso valor positive en los
conocimientos y la investigation de las ciencias naturales
Fue pues un naturalista genial y de primera fila: no sola-
mente el grande y mais celebre poeta alemain de su siglo.


Su obra "Fausto" por la que generalmente se Ie
no fue sino otra expresi6n de su bien cimentada
naturalista. En el pasaje que dejamos transcript
dice "en la naturaleza nada de reposo" se inspire
escribe, en tal obra:


conoce,
filosofia
en que
cuando


EN EL GABINETE DE STUDIO
Fausto entrando con el perro.


IAI 1*1


"Era
DDice


trabajar)
dice.
mi send


alumbrara? No puedo a la palabra
dar tal sentido. No. De otra manera
lo expresar6, si e! cielo me ilumina.
"Era al principto la Razdn". jOh!, piensa
media bien este rengion primero,
y tu.i, pluma, no corras tan ligera.
La Razon es la que lo ordena todo...
"Debe ser: al principio era la fuerza".
Empero, al escribir esta palabra,
ain dudosa detienese la diestra.
Inspiramne, jOh Verdad! Ya veo claro,
veo claro: "Al principo la Accion era".


Tal express o su concepci6n filos6fica de la Creaci6n, del
origen del Mundo.
En Historia de la Zoologia, de Odon de Buen., se dice:
"El movimiento filosofico que iniciaron en la Biologia, los
.qnhra frnnpj i tnvn -nu i .rl a n/nrn, "Rn n0 1pmlnin (nth


nre un unro y se pone a
al principio la palabra",
asi Ya vacilo. Qeuien







problems filos6ficos, amante de la Naturaleza como poeta,
0 f u o d e lo O
progresista como verdadero genio, fue uno de los apostoles
del principio de la evolucion natural".
Darwin (el abuelo que trabaj6 aisladamente antes y sin
conocer la obra y labor de Lamarck, ni de Goethe., con los
que no obstante coincidi6 adelantandose) LIamarck, Saint-
Hilaire, Oken, Treviranus y tantos otros, con Juan Wolfgang
Goethe, fueron los fundadores.

Carlos oberto Darwin, naci6 como antes senalbamos, en


1809, el mismo anio


Zoologica"
geneal6gica
cuando ya hl
su libro "El
1859 hasta
fundamento


en la qu<
o de la
abia C. R
Origen c
1.872, di
scientific(


cimento definiendola


n que Lamarck, public su "Filosofia
Sexpuso con mias desarrollo la teoria
evolution. Mucho despues, en 1844,
. Darwin escrito el primer borrador de
le las Especies" y en sus obras, desde
i mias solido, extenso y documentado
a la obra de Lanmarck, la recogi6 y
"La selection natural por ]a lucha


por la existencia (concurrencia vital)
mismo de Lamarck".


aplicada al


transfor-


Sin embargo a la teoria de la evolution, genealogica, se
la ha dado en liamar "darwinismo", si bien no en los medics
rigurosamnente cientificos. Como si al mecanismo de nuestro
sistema astronomico, heliocentrico, se nos ocurriera llamar-
lo "copernicismo o al, empuje o presion de los liquidos
sobre los solidos sumergidos, lo denominaramos "arquime-
dismo.
Despues de la Asamblea de la Academia de Paris, del
afno 1830, en que ya tom6 estado la teoria de la evolucicn
o transformismo, y 30 afios mais tarde se sobrepuso, empren-
dio Carlos Roberto Darwin el viaje en el "Beagle", regre-
sando en 1836 y empezo sus trabajos ya plenamente por a
teoria de la descendencia o de "causae efitiens" genealogica
171- 1







eminente como el


de


poeta


en muy efectiva correlaci6n.


y


fil6sofo,


tan


cimentado


todo


Licdo. P. M. Sdnchez Gali.


BIBLIOGRAFIA


Caro, E.
1866.


"La
B.N.


Philosophie


de


Goethe"


. Paris.


Librairie


de


L.


Hachette.


Eckermann. "Conversations de Goethe". Paris. Charpentier. L. E. 1863 B N
Haeckel, Ernesto. Historic de la Creacion seguin las leyes naturalss. Valencia.
P. Sempere. 1909. B.N.


Las obras sefialadas con B. N.


se hallan en esta Biblioteca Nacional.


Nota:




























































































-d














































































































6











0






ocumentos


Sacramentales


de


Algunos


Cubanos


IlIustres


(CONTINUACION)

Investigaci6n de
RAFAEL NIETO Y CORTADELLAS


61.-RAFAEL DE ARANGO


Y NUNEZ DEL CASTILLO:


BAUTISMO: parroquia
Santo, folio 132, libro 15:


habanera


del


Espiritu


Al Mdrgen "N 430 Rafael Eduvigis Domingo
de la Soledad Arango" Dentro: "Mi6rcoles vein-
te y quatro de Octube de m1 sets ochta y siete as


Yo Dor D. Diego Josef Rodrigz
rroqs y Auxs de esta Ciud de 1
pitu Sto Bape subconditione y
aun ni0io qe nao a dies y seis
hijo lexO del Capn D. Anastacio
Feliciana del Castillo y Sucre
Ciu. en el qe exerci las Sacs
puse pr nombre Rafael Edubij
Soledad fue su padrino el Te I
a qn advti el parent"o esp1 q. coi


Cua B de las Pa-
a Hava en este Es-
puse los SS. Oleos
de dho mes v afio
de Arango y de D
naturales de esta
CereinmS y Pres le


gis Domingo de la
). Juan de Arango
itraxo y lo firme-


Dor Diego


Josef Perez Rodrig


(riUbrica)


DEFUNCION: parroquia
Santo, folio 183. libro 22:


habanera


del


Espiritu


Al Mdrgen: "N 776 Sor. Coronel D. Rafael de
Aranigo" Dentro: "En siete de Noviembre de
mil ochocientos cincuenta anios; se enterr6 en el
___ 611Q


a)


b)







primer tramo del cementerio generaIsegun consta
dela papeleta del Cappn el cadaver del Sor. coronel
de Caballeria disperse D. Rafael de Arango, na-
tural de esta ciudad y vecino de esta feligresia;
hijo legitino del Tente coronel D. Anastacio de
Arango y Meyreles y de Da Feliciana Nufiez del
Castillo; recivio los Santos Sacramentos; era sol-
tero, de edad de sesenta y tres afios y lo firmen
Ldo Franco Rodriguez" (ruibrica).


62.--JOAQUIN FERNANDEZ DE VELASCO


a)


Y ZARZA:


Al Margen: 'N.
Dentro: "Lunes


dies y nueve as


con li
po D.
Parro
tencia
a un


sensia in
Juan Jo,
quial del
Sdel Cur
parbulo,


S695- Joaqn
seis de Sete de


Yo D. D. Manuel
scriptis del Exmo.
ie Diaz de Espada
Esptu Santo dela


Jose Velasco"--
mil ochocientos
Echeverria Pbro.
e Iltmo. S. Obis-
y Landa, en esta
Haba y con asis-


a Semanero, baptism solemnemnente
qe naci6 el dia veinte y cuatro de


Agosto proximo pasado, hijo legmo. del
Sebastian Fernandez de Velasco, y de D.
de Jesus Zarza, naturales de esta ciudad,


D. D.
Teresa
vecinos


de esta feliga Abuelos Paternos D. Pedro, y de
D. Gabriela Josefa de Aguiar, Maternos D. Loren-
zo, y D. Juana Crisostomo Nuino de Cueto, y en
dho. parbulo, exerci las Sacras Cerems y press y
puse pr nombre Joaquin Jose Bartolome, fueron
sus padrinos D. Franco Rodriguez Pardo y D. Mar-


garita Lopez Lanuza, a qs
spiritual qe contrajeron y
dre Semanero-Dor Manuel
I" I.. P t" / 'PI *


adverti el parentesco
lo firinme con dho. Pa-
Echeverria Jacinto


BAUTISMO: parroquia habanera del Espiritu San-
to, folios 188 vuelto y 189, libro 28:







Al Margen: "N
dez de Velasco
vo Nova: lo
velaron hoy, si
Fernandez de
Montalvo de
Octubre quince
co afios Jun(
Yglesia Parroql
la Habana a pr


. 491 Ldo. D. J
DaMa d
y D M9 Teresa d4
s contrayentes de
endo padrinos el I
Velasco y la Sra.
Calvo. Parroquia
de mi ochocientos


oaquin Fernan-
e Jesus Montal-
esta partida se


3
1


Uo (rubrica) De
aial de Guadalupe
imero de Octubre d(


tos cuarenta y cinco afios, habiendo
Exmo. e Iltmo. Sor. Arzobispo d(


IP D. Sebastian
& p
D[ Concepcion
de Guade y
cuarenta y cin-
ntro: "En esta
extrarnuros de
e mil ochocien-
Sdispensado, el
SGoatemala y


Obispo Admor. de esta Di6cesis, las tres canonicas
amonestaciones, como igualmente el requisito de
la velacidn, por ahora, en su auto fecha veinte y
tres de Setienembre ultimo, practicadas las diligen-
cias ordinarias por ante el Pbro. D. Hermenegildo
Coil de Valdensia Secretario: Yo D. Juan de la
Cruz del Junco, Cura Parroco del Sagrario de la
Santa Iglesia Catedral, con residencia en esta ci-
tada Igla despose por palabras de present, segun
el ritual romrano al Licenciado D. Joaquin Fernan-


dez de
Orden
Exmo.
vecino
Dor D.
Teresa


Velasco, Caballero de la Real y distinguida
espafiola de Carlos tercero y Regidor del
Ayuntamiento de esta Ciudad, natural y
de ella, de estado soltero, hijo Iaitimo deL
ee1 legiti dl


Sebastian Fernandez do
de Jesus Zarza, y ai D a


sus Zarza, y ai D Maria Teresa
tambien soltera, de la misma


e Velasco y de DW
Vlaria Teresa de Je-
de Jesus Montalvo,
naturalidad y ve-


cina de esta feligresia hija legitima del Teniente
Coronel D. Lorenzo Montalvo y Luque y de DW
Teresa Calvo y O-Farrill; y habiendoles pregunta-
do, tuve por respuesta su mutuo consentimiento,
v les previne se velasen tan luego como cese la







de Gaviria, confesaron: y lo firm Juan de la
Cruz del Junco" (ruibrica).


DEFUNCIO0
Santo, folio,
Al Margen:
de Velasco"


N:
,


parroquia habanera del Espiritu
vuelto a 10 vuelto, libro 24:


"N. 42 Sor D. Joaquin Fernandez
SDen tro: "En veinte y dos de Marzo


de mil ochocientos cincuenta y siete afios; se en-
terr6 en uno de los nichos del cementerio gral.
segtin Certificacion del Cappn el cadaver del Sor.
D. Joaquin Fernandez de Velasco, Gentilhombre
de Camara de S. M. Abogado, Caballero de la R'
y distinguida orden Espaniola de Carlos Tercero y


Regidor Perpetuo del Exmo. A
esta ciudad, natural y vecino de
esta feligresia e hijo legitimo de
Sebastian Fernandez de Velasco
Marina y de Da Teresa de Jesus
esta difunta, otorg6 su testamento


0
yuntanmiento
esta ciudad
los Sres. Dr.


de
en
D.


Auditor hon de
Gonz ailez Zarza,
muncupativo el


diez y site del que rige por ante el escribano de


S, M. D. Bartolome Marrero en el
rianao, el quese halla protocolado
de escrituras publicas de D. Gabr
por el cual manda se le digan las
alma y las treinta de San Gregorio,


pueblo de Ma-
en el registro
lei de Salinas;
tres misas del
que seden dos


reales de limosna a cada una delas mandas forso-
sas, ylos tres pesos dela pia patriotic; declare ser
casado in facie eclesie con la Sra. Da Maria Te-
resa de Jesus Montalvo y tener de este enlace por
sus legitimnos hijos a D. Sebastian Joaquin y D.
Joaquin Sebastiain: nombr6 por curador ad-bona
de testAr, le sucedera su legitimo padre el Sor.
Conde de Cafiongo y en segundo al Li*cO D. Fer-
min Mendiola, y para Curador ad-liter al Lied*
D. Amnbrosio de Meza quien desempefiara igual-


c)







tian Joaquin y D. Joaquin Sebastian Fernandez de


Velasco y Montalvo, sus
ypor falta del ultimo en
de testar, le sucedera sit
D. Sebastian Fernandez
calidad de unico universe
sus albaceas tenedores de
confianza yla prorroga n
al Sor. D. Sebastian su
referida Sra. su consorte
sus Montalvo; segun asi
su testamento que qued6


tituyendose uno al otro
iu incapacidad ui omision
I legiti*m opadre el Sor.


de Velasco (
il heredero:
bienes con ri
ecesaria en
padre y en
Da Maria T


0
*onla misma
nombr6 por
elevacion de
)rimer lugar
segundo ala
eresa de Je-


consta dela Clausula de
en este archivo: era de


treinta y seis


afios de edad; recibi6 el Santo


Sa-


cramento dela Penitencia y lo firm 1d FrancO
Rodriguez" (ruibrica).


63. -PEDRO GONZALEZ-LLORENTE Y PONCE DE
LEON:


BAUTISMO: parroquia de la Santisima
ciudad de Trinidad (provincia de La
folio 15, libro 15:


6 IV
Trinidad,
V Villas),


Al Mar gen: "N. 70 Pedro Celestino Francisco
de Asis" Dentro: "En la ciudad de la Trinidad,


en veinte y dos de mnayo
y siete anios. Yo el Do


Garza Pbro.
Santa Marta
Jose Joaquin
Parroquial d4


santos 6leos a
hijo legitimo
ral de la ciud4
eal Casa de]
Tfonrern A tn


Arcediano
con licencio
Polo Cura
e esta dha.


[
d
a(
M
IT


de mjil ochocientos veinte
actor D. Miguel Maria de
de la Yglesia Catedral de
I y asistencia del Pbro. D.
Beneficiado de la Yglesia
ciudad bautize y puse los


un ninio de cuatro dias de nacido,
e D. Jose Gonzailez Llorente natu-
I de Cadiz Ministro Contador de la
onedas de Santa Fe de Bogoit y
(-7so


a)







cisco Gonzalez-Llorente y Do Teresa Rodriguez;


y


maternos D. Luis Manuel Ponce de Le6n y D
Maria Ygnacia Lombana; y habiendo egercido las
sacras preces y ceremonies de la Yglesia le puse
por nonrbre Pedro Celestino Francisco de Asis.
Fue su padrino el Senior D. Jose Caturla Brigadier
de los Reales Egercitos y Comandante Gral. de
este Departamento a nombre del Exmo. Sefior Con-
de de 0-Reilly Mariscal de Campo de los Reales
Exercitos y Caballero Gran Cruz de Ysabel la Ca-
tolica que esta instruido de sus obligaciones y
parentesco spiritual y lo firm conmigo Doctor
Miguel Maria de' Garza Jose Joaquin Polo"
(riUbrica)


MATRIMONIO: villa de Guanabacoa (provincia
de la Habana, parroquia de Nuestra Seniora de la
Asunci6n, folio 67 y su vuelto libro 7:

Al Margen: "N. 195 Ldo D. Pedro Gonzalez Llo-
rente y Ponce y D. Ma del Carmen Torrado Sol-


teros Velados" Dentro:
quial de Ascenso de Nra Se
esta Villa de Guanabacoa
mil ochocientos cincuenta
das las diligencias cursadas


"En la
fnora de
en ochc
y nueve
ante el


Yglesia Parro-
la Asuncion de
de Marzo de
afios, precedi-
Sor. Secretario


de Caimara y Gobierno de SEY sin el requisite de
las canonicas proclamas que por auto de cinco del
corriente tubo a bien dispensar el Exmo e Yltmo.
Sor. Obpo Diocesano, con su licencia in scriptis y
no constandome ningun otro impedimento ademais
del dirimnente de consanguinidad en primero con
segun.tdo grado qe los liga, que segun el mismo


auto les
que Su 5
AM T' -S/-


dispel
Santidc
r^*do-


ISp
ISO


SEY.


usando de


1


ad le concede en su IB
-",L "Je% -Ih


as
IreN


facultades
7e su data
p 0
~~~i a ~ ~ WW-


b)







parroquiales en la feligresia de la contrayente,
Yo Pbro. D. Jose Rafael de Fuentes, Caballero
de la Real Orden Americana de Ysabel la Cat6-
lica, Capellan de honor de S. M. Cura Bdo. de
dicha Yglecia y Comisario Subdelegado de la San-
ta Cruzada (de la Santa Cruzada) despose por
palabras de present y vele segun el Ritual Ro-
mano al Ldo D. Pedro Gonzalez Llorente y Ponce


natural de la Ciudad de
del Sor. Yntendente hon
Jose Gonzalez Llorente y
los Dolores Ponce, con D.


Trinidad,
orario de
de la Sra.
Maria del


hijo legitimo
Provincia D.
D. Maria de
Carmen To-


rrado y Gonzalez de la misma
na de la feligrecia del Espiritu
del Dor. D. Ram6n Jose Torra
la Real Orden de Ysabel la
Maria de la Asuncion Gonzale5
trayentes solteros: habiendoles


naturalidad y veci-
Santo, hija legitilma
[do Comendador de
Catolica y de D.
z Ponce ambos con-
preguntado y teni-


do por respuesta su mutuo consentimiento de lo
que fueron testigos D. Jose Ramon Zalazar y D.
Joaquin Pantoja y padrinos los espresados padres
de la contrayente, confesaron, comulgaron fueron
examinados en la doctrine cristiana y lo firme---
entre parentesis de la Santa Cruzada no vale--y
entire lines honorario vale .Jose Raf1 de Fuen-
tes", (ruibrica).


DEFUNCION: parroquia
dral de la Habana, folio
cero general:
Al Mdrgen: "N 447 Dn.
te y Ponce Adulto" =


del Sagrario de la Cate-
119 vuelto, libro 24, ter-


Pedro Gonzalez Lloren-
Dentro: "El dia seis de


Julio de mil novecientos cinco afios, y6 Pbro. Dn.
Gabriel Alvarez Builla, Cura propio de la Yglesia
Parroanial de termino dei Sararino de la Santa


c)












el Cenienterio de Cristobal Colon en b6veda al
cadaver del Sor. Dn. Pedro Gonzalez Llorente,
Natural de Trinidad, provincia de Santa Clara de
setenta y ocho anios de edad, de estado casado con
D- Carmen Torrado y Gonzalez Llorente hijo de
Dn Jose y de Da' Maria de los Dolores Ponce. Se
ignora si hizo testamento deja por sucesion a Car-
men, Maria Concepcion, Mercedes, Asuncion, Ame-


Lourdes,


Ram 6n. Recibic
falleci6 a las do
la casa numero
consecuencia de
me exhibit. Y t
supra Gabriel


Teresa, Pedro, Miguel, Carlos y
i los Santos Sacramentos, el cual
is y mlnedia de la tarde de ayer, en
seis de la calle de San Ygnacio a
ipp
gripe, seguin carta oficio que se
iara constancia lo firmno, fecha ut
I Alvarez Builla" (rubrica).


64.-DOMINGO MIENDEZ CAPOTE:
a) BAUTISMO: parroquia de la Purisima Concep-
cion de la ciudad de Cairdenas provinciala de Ma-
tanzas), folio 200 vuelto, libro 17:


Al Margen:


"N 964


Domingo


de los Dolores


Mendez y Capote" Dentro: "Lunei
de Junio de mil ochocs sesenta y tres


vador Negre,
YglI Parroq1 4
Sde Cairdenas,
mingo de los
uiltimo, hijo 1


s d:
Y


Pbro. Cura Bdo. por S. M
de Ascenso de la Purisima


bautice
Dolores,
egmo. de


solemnemente al
que naci6 a doce


D. Fernando Me


& a
iez y seis
o Dn Sal-
[. de esta
Concepn
nino Do-
de Mayo
ndez G6-


rica,












MATRIMONIO: parroquia habanera
Angel Custodio, folio 295, libro 9:


del


Santo


Al
con
ros
mil
panr
dela
dez,


Margen:


747


Do


Domingo


Mendez


DN Maria Leocadia Chaple y Suarez Solte-
d) 0
'-Denitro: "El dia diez y seis de Febrero de
ochocientos noventa y cuatro: en la Yglesia
roquial de Termino del Santo Angel Custodjo
i Habana: yo Don Evaristo Martinez y Menen-
Presbitero, Doctor en las Facultades de Sa-


grada Teologia y Derecho Canonico y Cura pro-
pio de la misma; dispensada por el Yltmo. Sor.
Gobernador Eclesiastico Sede Plena de este Obis-
pado, la lectura de las tres canonicas mnoniciones
que dispone el Santo Concilio de Trento, segun
despacho fecha del dia trece de los corrientes, no
result impedimento alguno; obtenido por los con-
00
trayentes el consejo legal; examinados y aprobados
en Doctrina Cristiana, llenos todos lo sdem.is re-
quisitos; autorizado el Parroco que suscribe por el
el Yltmno. Sefior Gobernador Eclesiaistico Sede
Plena de este Obispado, segun decreto fecha trece
1
ael actual, y de acuerdo con el Sr. Cura Parroco
de la de Termino de Nuestra Seniora de Guadalupe
de la Ciudad de la Habana, de cuya feligresia es
vecina la contrayente, segun certificado expedido
por el mismo que obra en este Archivo; y habiendo
recibido el Santo Sacramento de la Penitencia, asis-
ti al matrimonio que por palabras de present y


como lo manda la
Dn. Domingo M


Santa Madre Yglesia contrajeron
.ndez y Capote, soltero, natural


b)


y


I


I


,,No




I
'I

I

t

*1.


de esta Ciudad, de veinte y s
dicada ai las labores propias ,
la enunciada Parroquia de
Guadalupe de esta Capital, 4
mero ciento cuarenta y cual
dias en la de Cerrada del 1
donde ha vivido siete afios, ]


Gaspar


Chaple


y


Montiel


y


Seis afios de edad,
de su sexo, vecina
Nuestra Sefiora
calle San Miguel
tro y hasta hace
Paseo niumero nu
hija legitima del I


de


Manuela


de-
de
de
nu-
seis
eve
Dn.
de


Jesus Suarez ambos naturales de esta Ciudad, el
primero ya difunto la segunda vecina de la misma.
Fueron testigos Dn. Ricardo Narganes y Osma, ca-
sado, propietario, natural de esta Ciudad y vecino
de la misma, calle de Dragones niiumero treinta y
ocho, y Dn. Alberto Riquelme y Giquel, natural
de esta Capital, soltero, del comercio, vecino de la
calle de Principe Alfonso npmero uno en esta
Ciudad, y ambos mayores de edad. Fueron padri-
nos Dn. Guillermo Chaple y Suarez y Dfia. Maria
de Jesus, de los propios apellidos. No se velaron
por no ser tiempo haibili pero les adverti el deber
de hacerlo en su oportunidad. Y para quo conste


lo firmo fecha ut supra
(riUbrica).


SDr. Evaristo Martinez"


DEFUNCION: parroquia habanera del Sagrado
Corazon de Jesus del Vedado y Carmelo, paigi-
na 1152, libro 39:
Al Margen: "No. 2303" .Dentro: "El dia dieci-


site de Junio
vo, fray Pabi


de mil novecientos treinta y cuatro
o del Olmo Arias de la Orden de


Maria Leocadia Chaple y Suarez, soltera, natural


c)


I








I
I
I

hijo de Fernando y de Rosario de raza
que falleci6 a consecuencia de esclerosis bu
nicael dia de ayer a las 7 y 30 ms delan
Recibio Y para que conste, fecha ut s
Fray Pablo del Olmo" (rubrica).
65.--RAFAEL MONTORO Y VALDES


a)


blanca
1 A"
cal cro-
aafiana.
Supra--


BAUTISMO: parroquia habanera de Nuestra Se-
flora de Guadalupe, folio 71, libro 28.


Al Margen:


"Niumero 309


Rafael Calisto de la


Caridad Montoro. L" Dentro: "Miercoles diez
y siete de Noviembre de mi! ochocientos cincuenta
y dos. Yo D. Juan dela Cruz del Junco, Cura Pa-
rroco del Sagrario dela Santa Yglesia Catedral con
residencia perpetua en esta de Nuestra Seniora de
Guadalupe estramuros de la Habana, bautize so-
lemnemente alninio Rafael Calisto dela Caridad,
que nacio el dia veinte y tres de Octubre uiltijno,
hijo legitimno del Licenciado D. Cayetano Montoro,
Abogado de los Reales Consejos, y Oficial de Con-
taduria de egercito, y de DW Andrea Avelina Val-
des, natural el primero de la ciudad de Puerto
Principe, yla segunda dela Habana y vecinos de


esta feligresia: fueron sus padrinos
D. Calisto Garcia y Montiel, Colectc
de Capellanias por S. M. y Promotor ,
de este Obispado, y su Sra. hermana
Garcia y Montiel, a quienes adverti
spiritual y obligaciones que contr
I T 1 1 I 1 I T I


el Pbro. Ber.
r eclesiastico
Fiscal general
DW Gertrudis
el parentesco
ageron; y lo
/ P'I \











reno, Cura parroco interino de esta iglesia de in-
greso de N. S. del Pilar de Vereda Nueva, habiendo
precedido licencia in scriptis del Exmo. e Ilmo. Sor.
Obispo Diocesano fecha fecha veintiocho de Agos-
to del present afio, en la que S.E.I. se sirve dis-
pensar las tres canonicas amonestaciones y la feli-
gresia de los contrayentes y las diligencias ordina-
rias por ante mi, despose por palabras de present
en que manifestaron su mutuo consentimiento, y


seguidamente vele segun
Rafael Montoro, diputado
y vecino de la Ciudad de


el Ritual Romano a D.
a Cortes, soltero, natural
la Habana hijo legitimo


del Ldo. D. Cayetano Montoro y de D Andrea
Avelina Valdes y a Do Herminia Susana de los
Dolores Saladrigas, soltera, natural y vecina de la
Habana, hija legitima de D. Carlos Saladrigas y
de DW Cristina Lunar; confesaron, comulgaron y
fueron examinados en la doctrine Cristiana; esta-
ban presents D. Carlos Ruga y D. Francisco Javier
Martin. Fueron padrinos de matrimonio D. Carlos
Saladrigas y Da Andrea Valdes y de velaciones D.
Jose Chacon, Bar6n de Gracia Real y D- Cristina
Lunar, y lo firm Eusebio Moreno" rubrica).


DEFUNCION: parroquia habanera
Senora de Monserrate, pagina 700,
neral:


A 1 Margen: Nium. 2311
des Adulto." Dentro


de Nuestra
libro 20-ge.


Rafael Montoro y Val-
"El dia catorce de


Agosto de mil novecientos treinta y tres. Yo


Pbro.


c)













Falleci6 a las once de la
calle de Neptuno N 192
gun certific6 el Dr. Jose
result de la carta oficio q
que conste lo firm
(rubrica).


r
I,
IW
,
p


mafiana de ayer en la
de arterio esclerosis se-
Rodriguez P rez. Asi
ie se me exhibi6o. Y para
Dr. Alberto Mendez"


66.-IGNACIO DE URRUTIA Y MONTOYA:


BAIUTISMO: parroquia del Sagrario de la Cate-
dral de la Habana, folio 269, libro 9 segundo:
Al Margen: "N. 6- Ygnacio Joseph Carlos"-
Dentro: "Viernes beinte y uno de Henero de mil


cetecientos treinta y sineo anios yo
Prer fray Joseph del castillo del hor
fico Padre S. franzisco Baptice y puse


con lizen(
general a.i
hijo legitii
D4 phelip
en el cual
puse por
drino Dn
con el Th
Jph del C
MATRIM


ia en Spti. del
un niio que naci
mo del Lizdo Dn.
a de Montolla n
exerci las Sacras
nombre Ygnacio
Melchor Delgad,
1te de Cura que
astillo Manuel
ONIO: "N. 571


y Da Ana Jpha G
Sr Provr y Vie y
reservase la part
Sr Provr y Vico g
se me previniesse
-1 I L.0- 1 C


Fato


1 como
sin colo
;1 como


Sr Provis
6 a cuatro
Bernardo


M. Rdo pdre
den del sera-
los Stos 6Oleos
or y Vicario
del corriente
de Urrutia y


aturales de esta
Ceremonies i pre(
Jhp Carlos fue
o Presbitero i lo
se hayo present
de la Vega" (ruib
- Lizdo Dn Ygn.
Nota: Se me ma


esta
car a
esta


en
lo
en


su agregn. Lo qe
TT -A


Ciud i
ces i le
su pa-
firme
SFr.
ricas).
Urru-
ndo pr


la misma lie-
s libros: hasta
la misma lie
Spractico aora,
c- c! -1. -1 -1 7 t'n


a)


b)


tic
el
v
el
qe


I












fuera de dha parroqal pr
orn de N. S. M. Iga al Liz
tia natl de esta Ciud hijo
Urrutia Oydor de la R1 A


palabras de preste segun
do dn Ygnacio Jph Urru-
leg9 del sr Dr Dn Berndo
Ludiencia de St Dom y


de la Sa Da Phea Montoya, y a Da Ana J
natI asimismo de esta Ciud hija legal de D
Gato y de DW Eugenia Saldivar Aviendo
cibidoles declaracion serca de su solteria
impto alguno y preguntadoles despues:
respta su mutuo consentimto de qe fueron


Berndo Urrutia, y Da
lo firme Velaronse lo
de 1760 = Dr Antonio,.
del Alamo" (rubricas).


Spha Gato
In Nicolas
antes re-
sin tener
tube pr
testings Dn


jI de los Angeles Gato, y
s contenidos en 29 de Nove
Jph Cortes Dr Gonzalez


DEFUNCION: parroquia habanera del Santo An-
gel Custodio, folio 13 vuelto, libro 4:


A1Margen: N 65 Dr D. Y
=Dentro: "En la Ciud de la ]
de Octubre de mil setez 8 novta
en la Ygla de la Orden tercera
el Dr D. Ygn de Urrutia Na
legmo del Sr Oidor D Berndo
Sra. D. Felipa Montoya; conse


dies y
teD. J
digan
a las


otorgo a lo
quatro, pr a
dispone se.
le den dos
casado con
hijos lexmOs


gn Urrutia


Hava
yci
deN.
t de
de U
Sqte a


nueve de Mai
ose Rodrigz Esc
las tres Misas
mandas forsosi


D. Ana Josefa Gato de
al Tente D. Man1 Jose


texto


en diez y siete
co as se enterro
P. S. S. Franco
esta Ci*1d hijo
rrutia, y de la


su Testamto
:zo de novta
.no Pubco en
del Alnma, y
is; declara
quien tiene
-D. Mara


qe
y
qe
se
ier
pr
de


c)


S
in1
tni
le
rs


6
IF














Han


Muerto


dos


Poetas:


aano
,ariano


Albadalejo


y


rico
Federi]co


Villoch


Ing. JUAN MANUEL PLANS


MARIANO


ALBADALEJO


18 4-1954


Mariano Albadalejo y Malberty, poeta de altos vuelos, parna


siano, de los que, desgraciadamente, quedan muy
miercoles 6 de octubre de 1954. Ha dejado much


pocos, muri6 el
inedito; y lo pu-


blicado, ademis de su libro Alta mar, se halla disperse en distintas
revistas nacionales. Con su muerte ha perdido la Poesia a uno de
de sus mais valientes y perseverantes adalides en nuestra tierra.
Verdad es que el moment se anuncia de perdidas para al prestigio
de las Musas, con excepci6n de Urania, porque la astronomia es
mais ciencia que arte. Para los que todavia sentimos la inspiracin
de un ideal, y nos hacemos solidarios de un pasado artistic glo-
rioso, la caida de Albadalejo ha sido muy dolorosa. Se nos van
yendo los vates, los cantores del siglo XIX, y los de las primeras
decadas del siglo XX. Todo lo que era bello estai en quiebra, y
a pasos de gigante nos vamos aleiando cada vez mAis de los flo


ridos senderos en que cosecharon frutos esplendorosos los
la Avellaneda, Luaces, Fornaris, Zenea... Nos quedan
cuantos, pero van desapareciendo, y, en cambio, avanzan
como una nueva invasion de barbaros en los primeros
la era cristiana. La cadencia del arte metrica castellana s
- 1 1 i p '


Heredia,
aun unos
los otros,
siglos de
e encuen-
r. 1




, I

' 1C

II,t
LI <

J Ii
|i o+*



*1 "
a !

** ,
S.,
S1
B f~

$1'

I.

K l


Matanzas, donde
de ocupacion de
la Guardia Civil.
causa numero 55,
Antonio Iraizoz,
de 25 de junior de
libros de versos.


naci6, fue detenido por las autoridades, acusado


mum ci ones
El consejo
lo absolvi6,
en una de
1950, dice
Como muesi


que
de
sin
sus
que
tra


habia sustradido del cartel de
guerra, a que se le sonmetio, en
duda por la influencia paterna.
glosas, publicada en El Mundo
en ese afio tenia ineditos nueve
de su inspiracion, en las sendas


que llevan al culto de Cupido, leanse los siguientes, que cita Iraizoz:


Si es verdad que en lo intimo del alma
jirones de recuerdos atesoras;
y del ardor con que beset tus labios
aun las evocaciones te sofocan;


si es verdad que tus mudos pensamientos
vuelan a mi, como a la est6ril roca,
tras de cruzar los solitaries mares,
vuelan acongojadclas las gaviotas;


por que no rompes
que nos separa, y ej
vienes a mi, que te
aun cuando leagues


i la acerada puerta
n carrera loca
Sabrire los brazos,
con las alas rotas?


Los triunfos de Albadalejo fueron rotuindos, llenos de solemni-
dad, con el character pletorico de aquellos ritos que en edades
preteritas se esparcian por las playas, junto al Atlintico, entire
dolmenes y menhires. El homenaje que se le rindio en Matanzas,
en marzo de 1949, fue algo grandioso; y el hecho de que una tesis
universitaria fuera dedicada al studio de su poesia, es algo ex-


Segun sus bi6grafos, Don Mariano naci6 el 6 de enero de 1884.
Era hijo de un military espaniol y de una cubana de Baracoa. Por
eso habia en el algo de bravo y de insurgente. A los doce aios, en


S


I s'


'lit
1=
44


II
:1
4 4
<
i .'


a

1"












Dos poetas cubanos, de gran inspiraci6n en el delicado arte de
Polimnia, autores de este pequeiio libro, e piden unas palabras
de presentacion. No las necesitan; antes bien, seria yo quien de-
biera pedirselas a ellos. Entre los tres sumamos mais de dos siglos
de existencia, aunque el numen poetico nos conserve por igual en
una lozana juventud mental, que parece prolongarse en una eterna
primavera de lo clasico, de lo hello, de lo ideal.
Son ellos Don Pablo Ortega y Ros, y Don Mariano Albadalejo y
Malberty; y si, alfabticamente, y en afios de dedicaci6n a la
poesia, el segundo debe pasar antes del primero; en cambio, cro-
nol6gicamente, el primrnero debe estar donde lo he puesto. Los dos
constituyen, no una esperanza para la Patria, como se dice de los
artists noveles, sino un simbolo de fe en el present. Don Pablo
Ortega es ingeniero desde hace muchos anos, desde la pasada
centuria, e ingeniero belga, que no es poco decir en los tiempos
de hoy; es hombre de refinada cultural y, ademais, poligloto; no
de los que balbucean alguna que otra palabra extranjera, sino
de los que conocen a fondo y hablan con gran soltura, por lo
menos, tres idiomas. Ya retirado del ejercicio de su carrera, se
dedica, por pasatiempo, a versificar, traduciendo al castellano, con
exquisite gusto, los versos de Heredia, el clA sico sonetista frances,
inmortal que cobij6 la cupula del Instituto de Francia, cubano de
nacimiento, y pariente de aquel otro Heredia, nuestro poeta mixi-
mo, cantor del Niagara y del Teocali del Cholula. Don Pablo ha
traducido, maravillosamente bien, los sonetos del vate de alia, y
ahora traduce, en las paginas siguientes, los versos, muchos de ellos
parnasianos de Don Mariano. Claro est i que los traduce a la
lengua de Victor Hugo, porque Albadalejo los describee en la de
Jose Marti. Asi, pues, la lira de Ortega tiene diez cuerdas, cinco
mas que la de Apolo, para vibrar en consonancias distintas.


Don Mariano Albadalejo es un trovador de antafio y de oy.
Empez6 a escribir y rimar en su niez.. hace much tiempo.. ;
y conserve en el dia un vigor juvenile, tanto en su vision poetica,
como en los sentimientos que su corazon alberga... Don Mariano
pertenece al Parnaso cubano, especializAndose en la exaltacion













sido field y juiciosaimente traducidos por el igeniero, en una ver-
sificacion sonora y alejandrina. Tal parece que el Heredia cubalo,
cantor tambien del mar, como lo demuestran sus odas "Proyecto"
e "Himno del desterrado", ha sido traducido por el Heredia frances.
el autor consagrado de "Los trofeos".
Y es sin duda por la amistad que nos une a los trees, por mi
admiracion a su obra, y por mi entusiasmo en todo lo relacionado
con el mar, que me han escorido para abrir la puerta de este pe-
quenio tempo, donde se rinden culto y veneracion a Minerva, a
Neptuno, y @ por que no decirlo? a Cupido. Aunque de ello pudiera
ser motivo principal el recuerdo de aquellos versos de un trovador
cubano,viejo tambien como ellos, y como ellos de alma joven, que
comienzan asi:


Yo admiro de la mar el recio empuje
en las horas sombrias, cuando cruje
del fragile lenio la cortante quilla;
y la cubierta de mi buque bafia,
lejos de toda hospitalaria orilla,
fantastica montafia
de encajes hecha en la espumosa cresta..


FEDERICO


Vi LLOCH


1866-1954


Federico Villoch
pr6ximo pasado, a h
habiendo nacido el I
el anio de 1868 come


falleci6 el jueves 11 del mes de noviembre,
i edad de 88 afios, segin asegura la familiar,
6 de octubre de 1866. Algunas antolog'as dan
Sel de su nacimiento.


Era un excelente p(
ritos literarios, omitiei
sus decimas a Espafia
caballero que recoge 4
vengar la afrenta hecha
AM'"C I- f


oeta, y como ya otros han
ndo, por olvido quiz as, e
1 -I


I.,
C


1


dicho sus me-
episodios de
I 1 -


quiero recordarlas, como el acto del
1 guante, y va al combat, decidido a
a su dama, que en este caso era la Patria,


I











para ladrar en ingles.
No habrai ya Cucalambes
que os canten a maravilla:
"y al!i en la risuejia orilla
que el Cauto bania en su giro,
iba montado un guajiro
sobre su yegua rosilla'.

La opinion cubana parecio soportar con tristeza el insulto hecho


a la Patria. Las decimas estaban muy bien rimadas, y conseguian
la finalidad de zaherir al pueblo que, tras de una guerra sangrienta,
terminada hacia unos meses, sofiaba en la esperanza de ver en lo
alto de los mAistiles, en epoca muy prdxima, libre, enteramente libre,
la refulgente estrella solitaria. Era aquello una herida que venia
a corroborar el poco conocimiento que en Espana se tenia de lo
que era Cuba, de lo que pasaba en Cuba .Era el colof0n de lo que
habia sucedido en Paris, en las sesiones del Tratado de Paz, cuando
los sefiores delegados del Gobierno espanfiol pidieron a los represen-
tantes del Gobierno de los Estados Unidos, que no abandonasen a
Cuba, que se quedasen con ella, la "isla hermosa del ardiente sol".


Las decimas de Burgos fuer
las di6 a conocer en su edicion
La emocion en La Habana fue
buscando al poeta cubano que
Fue Federico Villoch el premi
que reproduzco mais abajo, se
quejumbre, que lanzaba la hij


*on publicadas en La Discusi6n, que
del 21 de abril de aquel mismo afio.
h grande. Se convoco a un concurso,
debia contestar y vengar la afrenta.
ado. Sus decimas, ya boy olvidadas,
distinguen por el tono humilde, de
a maltratada por la injusticia de la


madre. Villoch tir6 con ellas una estocada a fondo, y dicen que
Burgos fue tan mal herido por la riposta que, comprendiendo su
torpeza, present sus excusas a los cubanos, y hasta se enfermr, mu-
riendo tres afios desmles. Su conduct no habia estado a un nivel














A


ESPA.NA


Oigo tu amargo cantar
que triste al alma me Ilega,
y que en lagrimas me anega
tu injusticia al recorder.
No pude nunca pensar
que asi me hablases un dia.
No existi6 la felonia
con que dices me he portado,
y si hay culpa en lo pasado,
tui la tienes, madre mia.


Atravesando los mares,
a ti fueron mis gemidos,
mnas cerrastes los oidos
a mis cuitas y pesares.
Sumisa ante tus altares,
implore anios tras afios.
Me halagaron tus amafios,
y con paciencia espere,
y como premio alcance
tristezas y desengafios.


Hija ya mayor de edad
prendi6 en mi pecho el an
y en tono conciliador
te pedi la libertad.
Tii, sin razon ni equidad,
el pecho, a mi ruego, frio,
usaste tu poderio,
mas era vano tu empenio,
y ni lograbas tu suenio,
ni yo realizaba el mio.


Un generoso testigo
AM 1 0 A
a"^^- AIX l ITf Wk Irf A-& IsV* *J^ f-~ W / /


aor,













Por mi ideal luchare
con los entusiasmos de antes;
Guerra! otra vez gritare.
Un bravo Cucalambe
me cantara sin mancilla
"y alli en la profunda orilla
que el Cauto banfia en su giro,
me ha de esperar un guajiro
sobre su yegua rosilla".

Idioma, fe y religion;
todo lo que me has dejado,
mi ideal y tu pasado,
defender con tes6n.
Que no llegue esa ocasion,
mas si es mi destiny triste
que sufra lo que dijiste,
dire con hondo gemido:
madre, tui asi lo has querido;
madre, la culpa tuviste.


Y asi, a los 55 aios de aquel entonces, me viene a la memorial el
episodio de las decimas, en que vencio, por todo lo alto, en una
just literaria, que puede ilamarse historic, el campeon de Cuba
contra el retador hispano.


La Habana, Diciembre de 1954.



















VIDA DE LOS LIBROS




















0


BIBLIOGRAFICAS:

Mexico, Noviembre 15 de 1954.


A Salvador


Bueno, en La Habana.


Mi estimado amigo: tres son las gentiles referencias suyas a mi


filtima novela.


La


primera, aparecida


en "Carteles"


secci6n


"Los Libros


y


sus Autores", en fecha de 11 de Julio; la segunda,


en Boletin, mes de Junio, (Comisi6n Cubana de la Unesco)


y la


tercera, en la Revista de la Biblioteca Nacional, secci6n "Biblio-


Fr f"*a1"
rr icas
t"


en su nuimero conjunto de Abril-Junio. (Las cito en el


orden que las recibi.)


Han ido Ilegando a mi poder por remisi6n


de mi hermano, segiin se ha enterado l


y


ha podido conseguirlas,


por medio de un correo algo lento. Como Lilia Castro de Morales


me advirti6 que used escribiria en


la Revista de la Biblioteca


National una critical


de Mi


obra,


prefer


esperar


para acusarle


lectura a la


vez


de los comentarios anteriores. Asi pues,


es ahora


que vengo a agradecerle vivamente su interns intellectual por mi


trabajo,


que


usted


tanto


estimula,


en esta


mi esforzada


conta
conti-


nuidad de el, con su tan reiterado ocuparse de mi


uiltima


pro-


ducci6n.


Caso raro el suyo, dedicando atenci6n


y


tiempo a su studio, y


al escribir detenidamente su criterio resultante de acuciosa lectura


de












de inquietud y generosidad, y hoy tan agrio de ingratitud espiri-
tual, tan frio e indiferente al crear ajeno.
De sus tres reverencias a "Hagase la luz", la que parece escrita
con mais hondura y altura, es la que ofrece en la Revista de la
Biblioteca Nacional Digo "reverencias", en el sentido de inelina-
cion cortes y deferente sobre las paginas de un libro, en su movi-
miento initial; y, despues, en sentido de relacion intima, paciente
y penetrante, con el universe de series y continents de ideas que
el autor propusose elaborar. Si bien es cierto que me doy exacta
cuenta de que para esta tercera ocasion disponia usted de mis
espacio para un mayor y mejor extenderse. Esto, ademais y conse-
cuentemente, es un elogio merecido por indirecto que result,
bien orientado a su poder de sintesis y de ponderacion revelado
en la concentration de sus dos notas de "Carteles" y de "Boletin".


Escribe usted: ..."1o
entablar una lucha, una
contempla, los hombres
de sus existencias, sus a]
ciones y el orbe cerrad
y otro interior, intiimo,


cierto es Tque el professor Adin tiene que
Slucha entire el mundo desordenado que
y las mujeres que lo rozan con la calidez
mores, sus odios, sus rencillas, sus aspira-
o de sus doctrinas. Un combat exterior
subjetivo, patetico".


Con este pairrafo, tan bien pensado y tan bien escrito, de sutil
captaci*n y veraz exposici6n, cala used certeramente en mi obra
Io que ella pretend ser, a la vez, como realizaci6n filosofica y
novelistica. Tambien redime a Adan-igual que hago yo en e
curso y final de la obra -de esa pizca de censura por estar "un
tanto encartonado entire sus ideas, que ha convertido en ideals"
(leese en "Carteles"), y "desenganiado -un poco librescamente-
de muchos ideales, de muchas ilusiones" (Revista de la Biblioteca
1\f n,-r.; inal'













inyectado yo el veneno en la care y en la sangre, se hubiera hecho
impossible la rectificacion iultima de Adan.


Halle tremenda dificultad para
sus ideas, que por fuerza tenia, corn
vertir en ideals, para alcanzar cierto
lectual, sustentado en su honradez y


lograr
o ust(
grade
mn Su


' "encartonarlo" entire
.d bien dice, que con-
de verosimilitud inte-
obsesion. No me habia


detenido nunca antes 4
que debia ser plasmar
lo human, que tanto
nando (el caso, esto, de
gene que vive de postL
como material novelist
ponerme en tan inc6m
tentacion para un escrit
'a p
ter sin character, para re
dentro de su costra de


Sobre todo, por
hacer a Ad an un ii
en el ridicule, sino
conquistado. Habia
cimientos interiores
para que sirviese a
Vida; que salvarlo,


en considerar lo trabajoso y lo peliroso
enso y lo pel roso
esa, a la vez, aparente y real falsedad en
abunda, asqueando o aburriendo o indig-
mi Adan), en la vida diaria Tanta, tanta
o en este mundo, ofreciendose igualmente
ico! Si, ciertamente, me fue muy dificil
oda y antinatural postura. Y, demoniaca
or, el former la superposicion de un carac-
Isolverlo en el character que Ilevaba dentro,
iisfraz.


tratarse de un asunto serio. Esto es, tenia que
atelectualista negative, que no s6lo no cayese
que se elevase a lo patetico, que usted le ha
que basarlo humanamente en sus irrehuibles
; que prestigiarlo con categoria de problema,
la contraparte, en la tesis, del triunfo de la
al fin, en la logica de la obra -lo6gica huma-


nistica que
rectificaci6on
de emocien
crea, en sus
la dilematic
i 1_ l ... _


ha de levantarse sobre la falaci
i de enorme valor y moral de co
y ldcido sufrimiento human:
intereses ideologicos y en sus se
a de la vida con la teoria, como
"I


a sartriani
nciencia, i
el sufrimi
ntimientos
usted tan


i con una
Sla vez que
onto que le
Spersonales,
agudamnente


77%- `


.A9 -.













Es curioso c6mo la mirada analitica de un critico sagaz puede
hliacer que el autor, no obstante conocer su obra maps alli de todo
critico, yea en ella objetivamente, como Si se tratase ahora de la
obra de otro, lo que cre6 subjetivamente en ese estado de sonam-
bulismo interior en que trabaja. Entendiendo aquf por sonambu-
lismo ideativo -la Ilamada iinspiracion la clarividencia del sub-
consciente, que ve y actuia mas alias de los sentidos fisicos, aunque
con la experiencia intermediaria de las realidades concretas que
prestan dichos sentidos.


comprensi6n de Adan y


de aquello en que consiste


dramatiza su problema, me revela, al seguir ahora su destiny a
traves de su mundano vivir y mostrarse entire lectores y critics,
que logre, si no en todo, al menos en bastante media, hacer de
el el ente artificial, sofisticado, que deliberadamente quise hacer
asi, tenia que ser asi, porque el era asi antes que yo lo denunciase,
en el ambito de su pre-existencia literaria; al par, era ya, en su
embri6n, cuando sent su presencia, el que tenfa que libertarse
en la novela, redimirse por su sufrimiento, con toda su calidad
humana. Este es el acto heroic, que lo hace protagonist real al
final de la novela. Todo esto me anausti6 en mi vision interna de


su presencia vivida, alli, donde nues
el autor... y le ofreci la oportunidad i
lista liberta los fantasmas que aqui


invisible humanid
de extracciones de
creadas por todos
del escritor para
ser y de la vida.


[ad que puebla el
series. Quiz a nuestr
nosotros, necesitan
hacernos descubrir


tros personages esperan p-r----
itros- personajes esperan por-


de su catasis. Quizai el nove-
los hombres crean en esa
espaclo, como una cantera
as forms mentales, es decir.
reenearnar en la conciencia
las verdaderas esencias del


En cuanto a lo que usted apunta: "Un nimero


notable de


Su


V
'I*













un enfoque personal, casi como si yo no fuese la autora. Mi novel
se anuncia, con todo el prop6sito y la intenci6n deliberados que
la informan, a traves del subtitulo y del pr6logo, como una novel
directamente filosofica, advirtiendo asi de ello. Lo que quiere
decir, que de modo expreso se aparte de una concepci6n exclusi-
vamente literaria, seguin una definition en genero de ia novelcis-
tica preceptiva. ionradamente, humildemente, si used quiere, no
creo que esten de mas los dialogos filos6ficos. El lector de a diario


tenia que conocer, a fondo, que


es


lo que


Se


combatia. Por otra


parte, si yo queria escribir "una novela para ser leida por los filo-
sofos", tenia que servirles bien su lectura, a tenor de su disc plina.
Una critical adversa sobre la material filosofica a que me atrevi,
me huiera derrumbado la obra, como no es capaz de derrumbarla
una critica literaria. Simplemente, porque la apreciacion literaria
de una obra goza de libre albedrio, es material de gustos partic-
lares, obedece a reacciones temperamentales, a predilecciones, a
emociones subjetivas, inclusive a interpretaciones culturales, anti-
guas o modernas, sobre la novelistica en si; en camnbio, la cuesti6n
filosofica no admite mas que una documentacion rigida, un regla-
mento cultural indeclinable, una pureza y ajuste del saber filo-
sofico; una cosa, en cuanto al material, que es, y no esta en libertad
de poder ser de otro modo intellectual.
Para los lectores de novela sin conocimientos -ni interests
espirituales de tipo filosofico estarn los aspects existencialistas
y antiexistencialistas de la obra, desenvueltos psicoldgicamrente en
el mundo de series y episodios en que lo filosofico se mueve. Estos,
seguramente, saltarain los dialogos buscando la historic, tab como
hacen con las descripciones de la naturaleza o de ambient que se
ofrecen en una novela de tipo descriptive o narrative. Para esos




Full Text


  Home | About dLOC | Collections | Governance | Digitization | Outreach | FAQ | Contact  
  Powered by SobekCM
Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement  
© All rights reserved   |   Citing dLOC