"Cuentos despampanantes" (del ambiente criollo)

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
"Cuentos despampanantes" (del ambiente criollo)
Physical Description:
160, 169 p., : ill. ; 22 cm.
Language:
Spanish
Creator:
Arango, Rodolfo
Publisher:
Los Talleres de Montiel
Place of Publication:
Habana
Publication Date:
Edition:
1. serie; 2. ed.; 2. serie; 2. ed.

Subjects

Genre:
non-fiction   ( marcgt )

Notes

General Note:
Segunda serie published Habana: Librería Cervantes.
Statement of Responsibility:
por Rodolfo Arango (el tamalero) con caricaturas de Antonio Escamez y "Zaguan" de Gustavo Robreño.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 21773375
ocm21773375
aleph - 20618955
System ID:
AA00019181:00001

Full Text




41m r









a.













































































































V








































1




EL TANALEIO
iItUIEII lWD

IDIEffIPA PAiswAi1riEJff

LA VIDA CHOLLA
E N PBC,'MAN


..I


i/il


SIrime uI Seriei
SegUNcia [dicion




t X-'-






























*' ^


























: *^ .














I '



































































































*- *





































Es propiedad. Queda hecho el dep6sito
que marca la Ley en el Banco Viejo do
Bahama. El autor se reserve el derecho
de perseguir a papazo limpio a todo el
quo reproduzca "Cuentos Despampanan-
tes", sin pagarle gabela.








"CUENTOS DESPAMPANANTES"
(DEL AMBIENTE CRIOLLO)
POE
RfODOLFO ARANGO
(EL TAMALERO)
CON CARICATURAS DE
ANTONIO ESCAMEZ
y"ZAGUA
"'ZAG UAN'


GUSTAVO


ROBREIO


EDITADO EN LOS TALLERES DE MONTIEL Y Ca.
TENERIFE NUMERO 91
HABANA



















DR. JUAN O'NAGHTEN,
Director de "La Prensa";

SR. ATENODORO PEREZ SOTO,
Notable Dibujante Mejicano.

A estos dos buenos compadieros, a los cuales
nos une un afecto sinceramente "despampanan.
te", (sin que 6sto sea un "cuentol'), dedicamos es-
te libro, que reproduce escenas c6micas del am-
biente criollo...
ARANGO Y ESCAMEZ
(S. en C.)












~ '~,


ZAGUAN




I+ ALAME Dios! es lo unico que se me ha ocurrido excka-
mar, al recibir el encargo de escribir un pr6logo.
g Quj s6 yo de c6mo se hacen esas cosas?
Lo de "Vdlame Dios!" si me consta que estd dentro de las reglas
prologales, porque asi empieza lo que escribi6 Cervantes como
proemio a la segunda parte del Quijote, libro ingenioso que lei
siendo muchacho, repas6 un poco en la juventud y pienso volver
a leer cualquier dias de 6stos, porque se me estdn olvidando mu-
chos de sus pasajes.
A bien que no ha de serme muy ftil el recordarlo al pie de
la letra, pues que de ajustarme a 6l y querer ser cervantista,
purista, lingilista, estilista y tal, corro el riesgo de escribir en
castellano antiguo y resultar menos ineligible, siendo asi que
aun garrapateando mis cuartillas en lenguaje modern, no es-
toy cierto de hacerme comprender.
Jamds me he explicado la tendencia de ciertos escritores a
producirse en esa prosa del siglo XVI o XVII, que los autores
cldsicos empleaban, sencillamente, porque no disponian de otra.
Y de fijo que el propio Manco de Lepanto, tan castizo y tan
sapiente, no habria escrito "Vdlame Dios" si por entonces hu-
bierase estilado decir Vdlgame Dios, que es lo correct, segin
se ha acordado posteriormente.
Hay quienes entienden que las palabras no escritas a lo
largo de la inmortal novela cerviantinha, no son castellanas y, por
9









CUENTOS DESPAMPANANTES


tanto, no deben emplearse; de modo que los vocablos aviaci6n,
locomotora, dinamita, cinemat6grafo, bicicleta, telegrama, pe-
tr6leo, fon6grafo, fotografia, linotipo y un mill6n mds, que ha
engendrado la Civilizaci6n en los
dos ultimos siglos, estdn, por esos
puristas, tachados de ilegitimos y
quien de ellos hace uso, compete (en
el sentir de aquellos) un crime de
leso idioma.
Pero, en fin: como no es mi ob-
jeto hablar aqui de esos preocupadi- ,
simos series, esforzados paladines del "
casticismo, que se empeian en ense-
narnos la lengua, exponi6ndose a una
contestaci6n, no por grosera inmere-
cida, hago alto en este extreme, de-
jando que cada quisque fable de
aquesta o esotra guisa, segin le vi-
niere en ganas e magiier fuese ello
en mengua. o desdoro de aquel mi
humilde criteria, que non e de homes ]
tolerantes desfacer el entuerto del
lenguaje, si en facello hay motivo de
contumelia.
No s6 si los lectores habrdn en- ~ s "
tendido bien este trozo de fabla que,
aunque tiene todas las trazas de un
camelo, es de un casticismo impoluto;
pero yo he querido escribirlo y me-
terme, si no en libros, por lo menos
en pdrrafos de caballerias, para pro-
bar que en este punto no me dismi-
nuye ningi n purista, pues distingo,
taambi n, de lengua antigua.
Y si es que alguno lo duda puede ir a preguntdrselo a Cer-
vantes (actualmente sentado en el Parque de San Juan de Dios,
para dar salida a los tranvias del Vedado, Cerro, Principe y Je-







EL TAMALERO


sus del Monte) seguro de que el Maestro, si no me da la raz6n,
tampoco habrd de quitdrmela; y como quien calla otorga, he
aqui que estard de acuerdo conmigo.
Disgresiones aparte, acometamos el "pr6logo" que viene a
ser el introito o la entrada en el libro; y asi como algunos pro-
loguistas, mds o menos decadentes, dan a esta clase de trabajos
los nombres de "Atrio", "Cripta", "P6rtico", "Arco votivo"
"Poterna", "Antro", "Dintel", "Umbral", "Vestibulo" y otros,
que dan la idea exacta del ingreso en un recinto, santuario, ca-
verna, castillo o mansion senorial, yo titular a mi prefacio:
ZAGUAN.
Por este amplio, hgmedo, feo y destartalado portal de ca-
ser6n barriotero, ingresardn los lectores en el muy regocijado y
pintoresco mundo picuo que "El Tamalero" y Escdmez han este-
reotipado en su libro de "Cuentos Despampanantes"; y una vez
dentro, hallardn a Don Di6genes Aguadecoco y G6mez del Bo-
niato, a Doia Efervescencia Malarrabia, a Don Recaredo Al-
bondiguilla con su esposa Catana Majarete y Caimitillo, al jo-
ven Chicho Mascaqueque y Arencones, al conceal Ci'ioco Pan-
crudo, a Dona Nata Ti oii .pioliat y Barrilete, viuda de Escaramu-
los, con sus encantadoras hijas Anacahuita y Ramonina; alli
encontrardn tambi6n a Cachita Regadera, bailando el danz6n d(,
"La Cucaracha" con Don Herculano Mamoncillo;. alli las ,laEjT
de Papasuave y Atracabolos, las de Palitroque y Zarapico, la
voluminosa Carlota, el cintura Mayabeque, el motorist "Pan
con Timba" el guardia "pata 6 plomo" y el collector Guabinilla.
Todo un mundo abigarrado y grotesco de personages crio-
llos, servidos en su propia salsa, esto es: hablando un lenguaje
barato, de la clase X o Z y unas veces de fiesta, otras de velorio,
ya paseando a pie, o cortdndose la melena, ora apuntando a los
terminates, o bien tirdndose los platos a la cabeza despu6s de
una comida en celebraci6n del santo de Chuchita.
Tales cosas y figures, barajadas con gracia, sprit y taleil-
to, es lo que hallardn en el interior de la "casa", los presuntos
lectores, si es que al cabo se decide a trasponer este porta-
l6n anchote, vetusto, sin adornos, ni pintura, que les ofrezco
como contrast al movimiento, color, alegria y buen humor que







10 CUENTOS DESPAMPANANTES

campean en los regocijados cuentos con munecos, confeccionados
por mis compaieros y amigos Arango y Escdmez, a quienes lo
inico que no les perdono es que me hayan puesto en el duro
trance de prologarlos, sabiendo que no me llama Dios por ese
camino.
Pero, en fin: ya estd hecho y s6lo me resta promoter at
publico, para su tranquilidad, que no lo volverg a hacer mds.

GUSTAVO ROBRE1O










--1


ARANGO
Con sus pelos y sefiales
lo ha visto asi Antonio Escimez.























A


Pasa Escdmez gran desvelo
para poder dibujar,
y ya, de tanto pensar,
estd perdiendo.... hasta el pelo!


Jp










EL TAMALERO


EL VELORIO DE SIEMPREVIVAS


LA FAMILIAR ARREBATISA


D OA Leocadia Arrebatifia y Zarapico, su impepi-
nable marido Cuco Guaracabulla, y sus revolto-
sas hijas Celeste y Cusa (conocidas en su barrio
por "Palitroque" y "Melena de Alambre", respectiva-
mente), forman una familiar que vive casi exelusivamente
de los veliior,, que es, para muchos, una industrial tan lu-
crativa como otra cualquiera. Esta familiar, que de no-
che sale a operaciones, como las lechuzas, estA siempre
pendiente del estado de los enfermos conocidos.
-Bueno-dice la vieja al levantarse, a eso de la una
de la tarde,-esta noche el velorio sera en casa de las de
Serruchete. Ya anoche el viejo estaba como las tienudas
de ropa: liquidando.
-Ningfin liquidao-contesta "Palitroques".-Figu-
rate que anoche le han puesto unas inyecciones de aceit*
de camale6n morfin6mano y el viejo se siente mas fuerte
que el cabo Esparraguera.







CUENTOS DESPAMPANANTES


-Pues nos han partido por el eje. Ya contaba yo
con eso, seguro.
-Hay que registrar los peri6dicos para ver los que
se murieron hoy, o llamar por telefono a la funeraria de
"Cincoparejas y Ca.", para que nos d6 informes.
El otro dia, cuando la familiar de Guaracabulla es-
taba atribulada, porque no tenfa noticias de ningun ve-
lorio para esa noche, se apareci6 un amigo, antiguo com-
pafiero de velorios.
-;sHay algo para hoyl?-le pregunt6 en seguida la
simpAtica Cusa ("Melena de Alambre").
-Si, estamos de primnera. Figuirate que hace un
moment ,recibi el soplo de que un tal Recaredo Siempre--
vivas. larg6 el piojo, de repente.
-Ah,-dice la sefiora Arrebatifia tratando de recor-
dar-- No es aquel alto, flaco, al que le llamaban "Nariz
de Zeppelin" ?
-El mismo, pobrecito. Muri6 sin decir ni jugo de
pifia, cuando se acababa de estrenar una majaaua color
rarmelita amonado que compr6 en casa de Ronquillo
y Galofre.
*
*

Por la noche, muy temprano, a fin de que nadie le
cogiese la delantera, se apareci6 en casa del difunto
Siemprevivas la familiar del cuento. Dofia Leocadia iba
con su uniform de campafia, un traje negro, mas refor-
mado que "El Sexto Pavo Real". Las nifias iban "en-
lazadas" de negro, y Cuco Guaracabulla llevaba su cor-
bata prlieta.
Por los gritos que salian de una habitaci6n, com-
prendieron que la viuda y demas "dolientes" estaban alli.
Dofia Leocadia se meti6 como un cicl6n, con el pafiuelo
en los ojos y dando quejidos. Lleg6 al cuarto y se ech6
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Telefono 1-5261







EL TAMALERO


en brazos de la viuda, a quien, entire parentesis, vela por
primera vez.
-lAy, amiga del alma-decia llorando la sefiora
Arrebatina-nosotras las que "semos" amigas verda sa-
bemos que estos dolores tienen timubilla.
Despu6s, Cuco Guaracabulla, que ni de oidas conocia
a "Nariz de Zeppelin". le deefa a la viuda, en un momen-
Sto que esta dej6 de chillar:
-;Pobre Siemprevivas! No me acostumbro todavia
a pensar que un amigo tan intimo haya largado las tren-
zas asi tan facilmente. Todavia esta mafiana, cuando lo
cOuvidW a tomar caf6 en la lecheria de la esquina, parece
que presentia algo y me dijo: "Guaracabulla: si algin
dia desaparezco de esta vida, quiero que seas tfi quien
Ssiga usando este trajecito color de mono tisico que me
acablno de estreiuar". Ya yen, esa ha sido, como aquel que
dive. "su uiltima voluntad".
-Si, si, que le den el traje carmelita-dijo en seguiii-
da la viuda, que qued6 muy impresionada.
Entonces Dofia Leocadia aprovech6 el enterneei-
miento de la familiar, y dijo:
-Bueuo, yo he venido aqui a cumplir verda. Los do-
lientes que se metan en el cuarto y que me dejen la co-
eina. Yo me encargare del chocolate, el jam6n, el queso,
etc., etc., para que el hambre no haga que la gene se
duerma.
En cuanto se hizo cargo de la cocina, prepare cua-
tro tazas de chocolate y llam6 disimuladamente a sus hi-
jas y al marido, diciendoles:
-Vaya, disparense este "aperitivo", que la cari-
dad debe empezar por casa.
Y en seguida se ech6 dos libras de chocolate entire
pecho y espalda, es decir, dentro de la blusa prieta. que
era una especie de "almacen de viveres fruos". El viejo,
por su parte, atrac6 el paquete de jam6n y se meti6 lo
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrict6n, Belleza.-Pedidos: Tel4fono 1-5261






18 CUENTOS DESPAMPANANTES

menos libra y media en el bolsillo y Cusita, por no hacer
un papel desairado, arrebat6 una penca de bacalao y se
la amarr6 debajo de la saya.

*
*

Mientras tanto, la sala de la casa, y el corredor, se
ilenaban de amigos y visitantes. Cada vez que llegaba
alguien a ver a la viuda, 6sta se creia en la obligaci6n de
llorar desconsoladamente, y se estaba un buen rato, gri-
tando:
-iAy, ay! Ya se acab6 mi Reca- Reca- Recaredo ya!
All6a a media noche, las genes se habian dividido
por grupos y algunos, en el patio, se pusieron a jugar a
las viandas. A lo mejor, con un lay! ldgubre, desga-
rrador, se oia esto:
-De Holanda viene un barco cargado de aire...
--Mientes tfi!
--Y d6nde estabas tui?
--En casa de Yuca!
Por la madrugada, cuando reinaba la calma, y la
atenci6n de los ma6s estaba concentrada en un sefor aue
se habia quedado dormido y al que le estaban pintando
la calva con un corcho quemado, ocurri6 algo despampa-
nante, abracadabrante, como diria el poeta Calomelano.
Recaredo Siemprevivas, el difunto, sembrando el pAnico
y alborotando el colmenar, se incorpor6 en la caja, y pa-
s6ndose la mano por los ojos, exclam6:
-,Qu6 pasa en el timbeque?
iPara que fu6 aquello! La griteria se hizo espan-
tosa. Los hombres se precipitaron por las puertas, gri-
tando: i Pal Tigre!" y pisoteando a algunas mujeres que
se habian desmayado. La familiar fu6 a parar a la bode-
ga de la esquina. En la rebambaramba se apagaron las
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutricif6n, Belleza.-Pedidos: Teldfono 1-5261








EL TAMALERO


luces y se oy6 una voz que dijo, aprovechando el albur de
arranque:
-Pepito, coge tabacos!
Al poco rato todo qued6 aclarado. El pobre "Nariz
de Zeppelin" no habia resucitado, porque no estaba muer-
to. Era un simple ataque epileptico y por nada lo llevan
para "los pinos".
La uinica que se qued6 brava fue "la viuda", que le
decia col6rica a Siemprevivas:
--Oye, esta no me la vuelves a hacer m6s, sabes?
Porque a mi no me gusta hacer papelazos! iLa pr6xima
vez te entierro, sin darte tiempo a que resucites!


Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedldos: Tel6fono 1-5261




** * ,' 'w.r








EL TAMALERO


EL PORVENIR DE MAYAJIGUA PERFECT


DELIRIO DE "PICHAO"


E L patriotism criollo esta alborotado. No se crean
ustedes que es por el zafarrancho de las colectu-
Srias vitalicias ni por los lamentos que dan los vie-
jos colectores ante el peligro de ser despegados del "ja-
m6n" para que vengan otros a pegarse lay! y para
siempre.
El brote patri6tico es, ni mas ni menos, por la feno-
menal, descacharradora y aplastante labor que ha rea-
lizado en la tierra de done nos viene la manteca, el to-
cino y las notas americanas, el pitcher cubano Adolfo
Luque y Sanchez de la Ponchera, que ha logrado, con su
brazo de jiquif, hacer comer tierra lo mismo a los "gigan-
tes" de Mac Graw que a los "'enanos" del famoso mana-
ger Mr. Pacotilla. No ha quedado ni el gato sin ponerle
su cablecito a "Havana Perfecto", en estos o parecidos
terminos anglo-afro-castizos:








CUENTOS DESPAMPANANTES


"Papa6 Montero, Cincinnati.
'Reunidos "here" miembros Asociaci6n "Los Jo6ve-
nes de la Berenjena Marchita", acordaron desearte un
Feliz Afio Nuevo por lo bien que la estas zumbando para
"home". Apeate y tomargs caf&
Agapito, Presidente."
Como, ademds de la fama, el gran serpentinero sibo-
ney, gana tambien muy buenos papiros y los managers
de la Liga Nacional (que no estA rota, como la de aqui)
estdn locos por contratarlo para sus respectivos clubs,
se ha despertado en Cuba un gran delirio de "pitching",
y son muchos los que aspirant a ganar los mismos hono-
res y el mismo mangua fresco que Luque.
UTno de los que ha cogido la barriga con el "pichao"'
es Don Sirope G6mez Sorullo, un buen senior que hace
meses vino con toda su familiar desde el muy progresista
e ilustre pueblo de Mayajigua. A Don Sirope se le ha
metido en la cayuca que su hijo Lucas G6mez Matra-
quilla, es un pitcher que tiene un porvenir mds grande
que las Montafias Rocallosas, porque una vez el mucha-'
cho, pitcheando de "'Las Estrellas de Mayajigua", le me-'
ti6 cuatro escones seguidos a "Las Panteras de Sagua
la Chica".
El otro dia, a raiz de uno de los triunfos mas despla-
tanantes de Luque, se apareci6 Don Sirope en su casa,
con el retrato del "hombre del dia", y abrazando a su hi-
jo Lucas G6mez, exclam6 profundamente emocionado:
-Hijo mno: ti tienes en esa '"cara" que Dios te ha
dado el porvenir y el honor de tu familiar y de tu pueblo.
Tui seras, despues de Luque, el pitcher cubano que "cor-
te el bacalao" en los Estados Unidos, el mimado de Mac
Graw, tu seras un gigante...
-Siropillo, te has vuelto a atacar al cerebro ?-le
pregunt6 su mujer, que contemplaba la escena.
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutricifn, BeUeza.-Pedldos: Telffono I-5261.







EL TAMALERO ,


-No estoy ni mareado siquiera. Lo que pasa es
que me preocupo por el porvenir de nuestro hijo, ha-
ciendo porque el dia de mafiana el nombre de Lucas G6-
mez brille como una estrella con rabo en el cielo de
la pelota.
Y volviendo a abrazar a su hijo, que tenia la gran
cara de papa salcochada, continue:
-Si, hijo: desde hoy no haras otra cosa que tirar
pelotas, para "home" y consagrarte a ser lo que se llama
un pitcher verda. Mayajigua ser6 dos veces famosa, hi-
jo mio: por el Peludo... y por ti!
-EstA bien, papa-contesto Lucas G6mez, mientras
se amarraba un arique.
Desde aquel moment, se dedic6 la familiar entera
a hacer del muchacho un gran "serpentinero". Por lo
pronto, para que se le conociera en el future con un nom-
bre de guerra llamativo, Don Sirope hizo que a Lucas
se le lamase "Mayajigua Perfecto".
Empez6 una epoca flor fina para "Mayajigua Per-
fecto". Todos sus caprichos eran como 6rdenes several
para su familiar. Lo primero que hizo fu6 irse de la he-
rrerfa "El Martillo de Trapo", donde estaba en calidad
de aprendiz. Su madre, Dofia Natividad Matraquilla,
le hacia platicos especiales y fuentes de arroz con leche
que tenian puestas con canela en polvo las iniciales del
future pitcher-estrella.
A lo mejor se sentaba a la mesa "Mayajigua Per-
fecto", y echando a un lado un "bisteck" de palomilla,
gritaba:
-Yo no me empujo esta minetralla tan dura. Si
quieren que las curvas para ani-iba me desarrollen a todo
meter, tienen que darme un "bisteck" filete con aglo-
meraci6n de papas a la Juliana.
-IFilete, t-i?-contestaba asombrada la madre de
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, BeUlleza.-Pedidos: Tel6fono 1-5260







CUENTOS DESPAMPANANTES


Lucas G6mez. t Cundo te has revuelto ti con filete,
muchacho ?
Pero entonces intercedia Don Sirope, y hacia que
trajesen al pitcher fen6meno un buen trozo de filete, aun-
que hubiera que empefar algo para eso. El muchacho
entonces se despachaba a su gusto y arremetia impune-
mente contra la fuente de frijoles negros, haciendo la-
mentables estragos entire los moros.
El padre, ante los ojos atemorizados del resto de la
familiar, se limitaba a decir:
-Ni se ocupen, ya nos pagard con creces todos es-
tos sacrificios, cuando sea un gran pitcher y le afloje trees
veces los nueve ceros al club Chicago.
Todas las tardes tenian lugar las prActicas de "Ma-
yajigua Perfecto" en la azotea de la casa, tomando par-
te en el juego la familiar complete, incluyendo la negrita
cocinera y el bodeguero de la esquina, a quien le habia
prometido Don Sirope asociarse en un gran almac6n de
viveres el dia que el muchacho ganase miles y miles de
guayacanes en los Estados Unidos.
La sefiora Matraquilla, a pesar de sus canas, se po-
nia a "quechearle" a Mayajigua Perfecto y fungia de
bateador Don Sirope, que nunca vela pasar la bola, por
lo cual creia que las curvas de su hijo eran indescifra-
bles. De vez en cuando le salia una bola de "strai" que
iba a darle en la nariz o en la barriga a la autora de sus
dias, quien, despues de echarse un poco de Arnica, decia
con resignaci6n:
-Todo sea por el porvenir de nuestro "Mayaji-
gua Perfecto"!
Don Sirope, comprendiendo que era convenient
ponerse en contact con los grandes magnates del Base
Ball, escribio una carta al c6lebre John Mac Graw, en
estos terminos:
Maltina TIVOLI: Vigor, lNutrici6n, BeUleza.-Pedldos: Tel6fono 1-5261








EL TAMALEBO


"Querido Juan:
Me alegrare que al recibo de esta se halle bien en
uni6n de su familiar. Por aqui todos buenos, menos Cata-
na, que desde ayer esta con dolor de ombligo.
Juan, 6sta es para decirle que estoy preparando
aqui a mi hijo Lucas G6mez Matraquilla (Mayajigua
Perfecto) para que sea un pitcher que le zumbe la cara-
bina. Tiene una curva para arriba que quita pesares y
le apuesto dos tabacos a que no le da un "jonr6n" ni el
mismfsimo Babe Ruth. Mandeme a decir en seguida
cuAnto le puede pagar al mes, bien entendido que mi hi-
jo no se contratarA por menos de cincuenta mil pesos
anuales, para empezar."
Despues de escribir esta hermosa epistola, el padre
de "Mayajigua Perfecto" la dobl6, la ech6 al correo,
compr6 un Partagds, lo encendi6...
Y se sent a esperar!


Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, BeUeza.-Pedidos: Telfono 1-5261





















































































F






EL TAMALERO


LAS SUSCRIPCIONES DE PAPASUAVE


VIVIDORES CARETUDOS


N este "valle de lagrimas", y, especialmente en
Sla parte del "valle" que se llama Cubita Bella,
WJ hay una buena cantidad de individuos que, lejos
de ilorar, se rien de los demas, sobre todo cuando se tra-
ta de sacarle al pr6jimo el dinero. Esta clase de "fichas"
caretudas de nacimiento y con unas agallas tibur6nicas,
no andan creyendo en boberias, y si, donde trabajan, tie-
nen un sueldo mas o menos cortifin, siempre se buscan
la manera de sacar un sobresueldo saibrosu, de las cos-
tillas de sus compafieros de trabajo, siguiendo al pie de
la letra aquel proverbio drabe que dice: "Si no te alcan-
za la harina, remediate como puedas".
Generoso Papasuave y Atracabolos, muy conocido
de todos ustedes, es uno de esos ciudadanos que tienen
rabia en el tablero y aji guaguao en la carabina. El re-
sorte que mueve este vivo, que tiene "la fachada" de
cemento armado, es el de las suscripciones. Ha tenido la






CUENTOS DESPAMPANANTES


suerte de colocarse en una organizaci6n grande, tal como
la "Alpargating Oscuring Gas Transportation Power
Company" y, por lo tanto, el campo de operaciones es
vastfsimo. Es muy raro el dia que Generoso Papasuave
no tiene una buena oportunidad para levantar una sus-
cripci6n entire sus compafieros, con el uinico fin de darse
"la pufialada" y salir de algfin apuro.
Llega, por ejemplo, nuestro hombre a su casa, y la
mujer, a quien generalmente le gustan las cosas muy
buenas y lujosas, le dice a Generoso en el moment psi-
col6gico de dispararse el bacalao con papas:
-Cusub6 de mi vida, meloncito santo: esta mafiana
pas6 por la tienda de ropa "El Gato Balcino" y vi en la
vidriera un vestido "Tut-Ank-Amen" que le zumban los
colorines. Me debe sentar a la caja.
-I-Hija, mira que este mes estoy ladrando,-contes-
ta Generoso.-Todavia hay que pagar el plazo de los mue-
bles y la mitad de los gastos del mes.
-Ah, pues yo no me quedo sin ese vestido, aunque se
caiga la farola del Morro!
-, Cudnto vale el tuniquito ?
-Ciencuenta y dos bolos, nada mAs.
(Se oye un grito. Papasuave, apesar de su apellido,
tiene un trozo de boniato trabado en el giiegiiero. Toma
agua. Suspira: el boniato ha bajado la loma y sigue su
camino sin mayores interrupciones).
-iCincuenta mantecosos!- repite Atracabolos. -
SQu6 clase de maromas voy a hacer para juntarme con
ese dinero ? Tendr6 que darme un beneficio en el teatro
"Payret", o hacer una suscripci6n en la Oficina para en-
terrar a la suegra.
-A mama no la entierras mas, l sabes? Ya es la ter-
cera vez que le sacas dinero y cuando muera de verdad
nadie va a querer dar ni una peseta.
Papasuave se qued6 un rato pensativo, buscando
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Teldfono 1-6261







EL TAMALERO


mentalmente una tabla de salvacion. Al fin, dandose
una palmada en la frente, como si fuese un hombre de
ciencia que acabase de dar en el clavo en lo de "si la ji-
cotea pica o muerde", exclam6:
-IYa se lo que voy a hacer! Anoche me entered que
la sefiora del Auditor de la Compama di6 a la luz una
hembrita y esta tarde voy a hacer ranfla mofi-a en to-
dos los departamentos para comprarle a la recien nacida
media docena de culeritos.
En efecto, cuando lReg6 a la Compafia se sent a la
maquina, y en vez de ponerse a hacer el trabajo de la Em-
presa, hizo la lista complete, no la de la Loteria, sino la de
todos los compafieros. Como era su costumbre en estos
casos, para servir de senuelo, encabez6 la lista poniendo-
se cinco pesos. Luego fue, bur6 por bur6, atacando de
firme a sus compafieros.
-Sefiores,-decia el muy caretudo.-Cada cual que
de lo que pueda, lo que el Auditor agradece es la volun-
tad. El que no pueda dar cinco bolos que de cuatro no-
venta y nueve; es lo mismo.
-Chico,-gritaba desde su mesa el escribiente Chi-
cho Pipisigallo.-Hoy estoy bruja verda.
-No import, viejo, lo das el dia primero cuando
cojas el cheque; yo me encargo de recordartelo. Y te
aconsejo que entres en la suscripci6n para los culeritos,
porque de otro modo te expones a que el Auditor te coja
ojeriza y el dia menos pensado te empuje.
De este modo ni el gato dejaba de dar dinero para
la compra de media docena de culeros. Papasuave saca-
ba mas de cien pesos, resolviendo el problema del vestido
de la mujer, y copando various mnmeritos del Jai Alai,
que son su debilidad.
Ademas, como a la hora de entregar el obsequio, 6l
iba con la caja. se congraciaba de ese modo con su supe-
Maltina TIVOLI: Vigor, Niutricit6n, Beelleza.-Pedidos: Tel6fono 1-5261







CUENTOS DESPAMPANANTES


nrior y se apufialeaba con el "margen" que era nada mas
que un noventa y cinco por ciento de la suscripci6n.
A las coronas les saca nuestro hombre muy buen
provecho, tambien. Todas las mananas lee los peri6dicos
,con cuidado, registrando las notas necrologicas y las es-
quelas mortuorias. En cuanto ve que se ha muerto algin
familiar de cuarquier empleado important de la Com-
pafifa, se pone loco de content, y se dice:
-jIMe revolvi como el jorobado en la guagua!
En seguida va para su maquina, hace la famosa lis-
ta de empleados, y vuelve a salir, mesa por mesa con una
suscripci6n.
-Caballeros, ha largado las trenzas un tio de una
prima political de un pariente lejano de nuestro querido
compafiero Mateo Pipisigallo, y hemos acordado regalar-
le una buena corona para que yea que "semos" buenos
eompaiieros. Cada cual que d6 lo que pueda, pero nun-
ca menos de un peso para que la corona no sea un es-
tropajo.
Otro "rengl6n" que le produce mas que un central
azucarero es el de los banquetes. Generoso siempre esta,
a caza de una buena oportunidad y "homenajea" al pin-
to de la paloma. Su negocio esta tan bien organizado que
tiene igualas con various hotels importantes. Si por
ejemplo, el Tercer Jefe de su Departamento acaba de cu-
rarse del "gusto cubano", Papasuave organize inmedia-
taimenute un fenomenal banquet, "homenaje de adhesion
y silpl)atia", que a diez pesos el cubierto, le deja un "mar-
gen" mas largo que las mdrgenes del Cuyaguateje.
--Familia-dice a los compafieros-el menu es des-
pampanante. Vamos a tomar hasta leaguer, y el "maitre
del hotel" piensa poner unos frijolitos negros muy bien
sazonados, para que, hasta los americanos se chupen los
dedos. Por diez bolos no se puede pedir mas.
Xaltina TIVOLI: Vigor, Nutriel6n, BeUlleza.-Pedldos: Tel6fono 1-5261








EL TAMALERO


A muchos compafieros les da ganas de protestar y
negarse a asistir al banquet, pero el miedo de ponerse
a mal con el Tercer Jefe los hace "adherirse de todo co-
raz6n" al soberbio homenaje.
Y de ese modo vive nuestro hombre, como otros mu-
chos, ddndose la gran vida a costilla de los buenos com-
pafieros.
lCuidado con los Papasuaves, sefiores!


Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Tel6fono 1-5261










EL TAMALERO


MALAENTRARA HOUSE


UN NEGOCIO LUCRATIVO
D ORA Filomena Malaentrafia y Sacatripas es una
sefiora envuelta en manteca-como los chorizos-,
con un coraz6n forrado en amianto y una iniaMi-
naci6n mas grande que la de Anacreonte o Julio Verne.
Victima-y ieii-de esta morrocotuda dama, es su
field maridito, Don Bertemati Rodriguez y Cascos de
Guayaba, hombre muy poquita cosa, que antes de su
niatrini:,uio pegaabi lo menos losible y que despues de
star lajo el domino de su media toronja, ha tenido
que doblar el lomo de mala manera. Ultimamente los
negocios de la eutidad matrimonial Rodriguez-Malaen-
trafia, que se dedicaba a la preparaci6n y venta de maui
tostado. se pusieron de "huye que te coge Primo de Ri-
vera", y Dofia Filomena, que en cuesti6n de iniciativas
no hay quien le ponga un pie detras, llam6 a eapitulo a
su hombre y le habl6 asi:







CUENTOS DESPAMPANANTES


-Oyeme cantar, Tribilin: ve votando la lata de ma-
ni tostado, porque hay que dedicarse a algo que d6 mas
plata.
-Pero, a que le vamos a meter mano, Filo? La
venta de tamales tiene much competencia; figuirate que
hasta los peri6dicos dan tamalitos, y con picante.
-No, nada de venta callejera. Tenemos que em-
prender en algo grande y "nutritivo". Anoche me des-
pertaron las chinches y estuve pensando toda la noche
lo que debiamos hacer. Me he decidido por poner una
casa de huespedes.
Bertemati abri6 la boca como si fuese a tragarse un
jam6n, con hueso y todo, y exclam6:
-iUna casa de hu6spedes! Pero para eso se necesi-
ta capital, Filomena.
-Si, hombre tenemos capital; la Habana es una
gran Capital.
-Quiero decir que hay que tener los papiros fres-
que.itos, p1rl'que habra que poner un cocinero.
-Ya eso esta resuelto-contest6 Dofia Filo.-Tfi
te encargards de la cocina.
-Pero si yo no se cocinar; si acaso alguin salcocho...
-Mejor, para una casa de huespedes no se necesita
saler -ocinar, sino saber ahorrar los ingredients. Para
eso teundras mi "direcci6n tecnica"; ya verAs como no
se te va de mIs ni un grano de arroz.
Despus de esto, la sefiora Malaentrafia comenz6 a
meterle mano a la empresa. Alquil6 unos altos en el
Callej5n de los Seborucos (ahora Avenida del Segundo
Tenieite Maximiliano Miraflores) y luego fu6 por fur-
no recogiendo trastes viejos en todos los rastros de mue-
bles. Don Bertemati fungia de carpintero, reparaudo y
barlizaudo todo el ajuar de la casa. Luego colocaron un
gran letrero en el balc6n, que decia: "Casa de Huespedes
Malaeutrai-a House", y en los periodicos un anuncio
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Teldfono 1-5261








EL TAMALEBO


econ6mico anunciando "habitaciones amplias y ventila-
das, trato exquisito y comidas limpias, sanas, nutritivas
y abundantes." En seguida tuvo unima buena marchante-
nra, pues a todo el mundo le gusta comer sabroso por
poco dinero.
Para llenar el program de trabajo que le habia im-
puesto su tirdnica costilla, el pobre Don Bertemati te-
nma que sufrir unas transformaciones que ni Fregolini.
A las cuatro de la mariana, se levantaba y se iba a pie
hasta el Mercado Unico, donde, antes de hacer las com-
pras, se estaba media hora dando vueltas para recover
del suelo algunas papas, boniatos y pedazos de platano
extraviados durante el trasiego de las viandas. A las
siete y media volvia en un "aliado", y entonces se ponia
el traje de cocinero y le metia mano a la frita, bajo la
supervision y alta direcci6n de su mujer.
A lo mejor, estaba el pobre Bertemati friend plAta-
nos, y le decia a Dofia Filomena:
-Trae mas manteca, que me faltan ocho platanitos
por freir.
-Ninguin manteca, vamos a echar la casa por la
ventana? Coge aquel cabo de vela y acaba de freirlos
con esperma!
Otras veces, Don Bertemati Rodriguez, que despues
de cocinar fungfa de criado del comedor, corria desola-
do con la fuente del ajiaco para la cocina y le deeia, tem-
blando a su mujer:
-El ajiaco no alcanza para todos. La mesa estA
protestando de mala manera!
Entonces Filomena miraba la fuente de ajiaco, cal-
culaba el nfimero de los huespedes, y ordenaba a su
mnarido:
S-Echale tres jarros de agua caliente!
Las peliculas entire los comensales eran diarias y de
largo metraje. Entre los huespedes estaba Hermenegil-
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrlci6n, Beolleza.-Pedidos: Telifono 1-5261








CUENTOS DESPAMPANANTES


do Esparraguera, mas flaco, que un cuje de tabaco. Es-
te comensal estaba enamorado perdido de Cusita Diente-
frio, una de las hu6spedes mas bonitas de la casa, y el
pobre hombre, apenas comfia por obsequiar a la ninfia, que
tambien iba enflaqueciendo a la carrera. Cierto dia, Pe-
pito Pandemolde, un joven jorobado que estudiaba Dere-
cho, al ser puestos sobre la mesa los bistecks, del grueso
de un papel de China, se puso a gritar:
-- Cierren las puertas, cierren las puertas pronto! I
-Pero, por qu6 ?-pregunt6 alarmada Dofia Filo-
mena Malaentrafia.
-Porque el viento se va a llevar estos bistecks,-
contest6 Pandemolde, que padecia siempre de debilidad
cerebral y estomacal, teniendo que tomar Ironbeer para
fortalecerse.
Di:,a Filomena le sacaba un double partido al nego-
eiio. 1tes tenia una iguala con el boticario de la esquina,
de m,':. que la vieja cobraba una comisi6n por cada po-
1mo dle -reoonstituyente que le vendiera la botica a los
bhu'sl,.i((l de "Malaentrafia House".
('oiic cada empresa tiene sus riesgos, 6sta de la se-
fiora Malaentrafia fracas ruidosamente a causa de un
desc-uido de Don Bertemati. Dofia Filo, para halagar
mas-; a su clientele, anunci6 que, en lo adelante, daria los
dIimingo.- arroz con polio, con abundancia de esta sabro-
sa ave. En efecto, la gene se daba los doinigos los
graniles atracones de "polio". Pero quiso la fatalidad
que un sabado por la noche entrase don Bertemniati con
un saco debajo del brazo y al subir la escalera tropez6 y
se le abrio el saco, saliendo del mismo dos robustas auras
tifio.as, que estaban destinadas al "arroz con pollo
(dolmilic-al" '.
La notiMia se orri'6 entire los hubi6spedes y to.dos ab)au-
donaron la easa de dofia Filo, quien le dijo a su consorte:
-iYa mnetiste la pata hasta los mamneyes!
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Telifono 1-5261








EL TAMALERO


LA PEREZ COCORIOCO EN EL CINE


GENTE DE EMPUJE


SEDERIQUITA Carburo y 'Perez Cocori,.o es una
Sbella flor de Cursileria, que se pirra pur las peli-
culas tragicas y sentimentales. Cada vez (ique sc
reviuelve y logra displararse alguna tan:la double en un ci-
nemat',grafo. tiene tema lo menos para dos ;emanais, y
en el soiar "El Galletazo", donde vive, no queda ni el
gato sin euterarse del argument de las peliceulas que
ella ve. En cambio, su madre (la madre de Federi-
quita) se vuelve l:ea i;por una cinta de corre-corre y goza
m;is que uni mono ,imieudlo mania cada vez que se le pre-
seuta la oportuniilad de ver una pelicula de Canillita o
dle Harold Lloyvd.
Como la harina no es lo que mAs abunda en esta casa
de aficionados al arte de "El Gordito", dofia Barbac-oa
Perez Co-orioco v su hija esitin siemipre a ceaza de algfin
amigo que amablemniente las invite al cine.








CUENTOS DESPAMPANANTES


El otrp dia, se apareci6 por alli el elegant joven
Apolonio Yerbabruja y Pocaplata, agent de una f6Abri-
ca de pirulies, y antiguo enamorado perdido de Federi-
quita. La vieja, que estaba como gato boca arriba espe-
rando a alguien para fajarle, apenas se di6 cuenta de que
Yerbabruja tenia el coraz6n derretido de amor v d(ue le
estaba disparando frases caramelosas a la simpar Fe-
derica, se le acerc6, enarbolando un prograria del eiuc
"La Caringa" y, haciendose la chiva loca, e x ela miO6:
-IQue casualidad! hoy echan en "La Caringa" la
fenomenal y destripante pelicula dram6Atica en diecisie-
te parties "Los Trituradores de Mamoncillos".
--Vamos? jPonen esta noche "Los Trituradores'?
Me gustaria ver c6mo trabaja en esa film la tremenda
traigica Barbara Rompepefias y el primer actor Venan-
cio Mascaplomo, el competitor de "mi hombre".
-, C6mo tu hombre?
-Si, hijo, asi le lamamos ahora a Rodolfo Velenti-
nro, el hombre de la sonrisa resbalosa.
Yerbabruja pas6 mentalmente balance a su bolsillo,
y despues de comprobar que contaba con un bolo y pico,
se atrevio a decir:
-Si tienen ganas de ver a la Rompepefias, podemos
ir juntos. Yo las invito.
Dofia Barbacoa, antes de que se pudiera arrepentir
el enamorado de su hija acept6 la invitaci6n. dic-iendo
jubilosa:
-1A la caja! Lo mejor sera irnos a la tanda aris-
tocr6tica, que es en la que ponen la pelicula que le gusta
a Federica.
Apena'- se march Apolonio Yerbabruja, la vieja se
fue cuarto por cuarto participdndole a todos los vecinos
del solar ]a morrocotuda noticia e invitAudoles de paso
para ir tambi6n a la tanda aristocratica.
-Puede venir con toda confianza-le decia a la ne-
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutricl6n, BeUlleza.-Pedidos: Tel6fono 1-5261







EL TAMALERO


grita Amelia-mi future yerno es el que paga y 6l le saca
mue-ho mangu6a fresco a los pirulies.
-Bueno, si e asi, iremo a ver "Lo Trituradore"-
dijo Amelia.
Y lo mismo que ella, aceptaron la invitaci6n de Do-
fia Barbacoa otros muchos vecinos, tales como Pancho
Mletrialla, Donmingo Telarafia, Celedonio El Manguero,
que, n :u vez. llevaban various muchachos del solar.
('uanido, p)r la noche, se apareci6 en el solar el i.e
uo de Alolonio, no sabia lo que le esperaba. A la hora
de partir para el cine, dofia Barbacoa se asom6 al patio de
"El Galletazo" y grit6:
-Yey, familiar, ya es hora de partir para el teatro.
El que quiera venir, que no lo haga p)or dinero.
Cuando salieron del solar, parecia aquello la compar-
sa de los "arrancapescuezos". Delante iba nuestro ami-
go Apolonio con su peso y pico en el bolsillo y el alma lie-
na de rabia, pensando: "esta maldita vieja me 1ha par-
tido por el eje"; a su lado, Federiquita, que ha heredado
de su mantecosa madre el ser un poco caretuda, iha nios
fresca que una lechuga; y detras, dofia Barbaioa y toda
la nietralla del solar.
Al pedir las entradas, la cosa se puso de chivo cojo
para el agent de pirulies. Despu,-s de sa,.ar Las de los
mayorss, le faltaban auin dos entradas al "pulguero", una
pnra el negrito Macuto y otra para iManengue, su future
eufiadito. Nuestro hombre tuvo que buscar un 1pretexto
y correr a la casa de pr6stamos "La Tercera Mina Re-
forliada" para empefiar en sesenta centavos un par de
yugos y poder ,aear las dos papeletas.
Al fin lograron penetrar en el cinemat6grafo y cada
cual, en medio de una espantosa o.,uriiridad, trataba de
conseguir un puesto estrategico. Dofia Barb:acoa, des-
)pus d(e darle un pisot6n a un viejo que estaba sentado, le
grit6 a su hija:
Maltina TIVOLI: Vigor, lutrici6n, BeUeza.-Pedidos: Teldfono 1-5261







CUENTOS DESPAMPANANTES


-Ten cuidado con la oscuridad, hija mia, que la os-
curidad es mala consejera.
Apenas se sentaron, como Federica llevaba una pa-
mela que parecia una canasta, un espectador de la fila
de atrAs le suplic6 que se quitara el sombrero para poder
ver la pelicula, pero luego, cuando ella se lo quit, albo-
rotosele la melena grifa y el pobre hombre tuvo que
decirle:
-Por su madre, sefiorita, vu6lvase a p1wer el som-
brero, porque la melena es peor.
En esto comenz6 a pasarse por la pantalla el terri-
ble drama en diecisiete parties "Los Trituradores de Ma-
moncillos", ocupando la atenci6n de todos. La Carburo,
emocionada, estaba pendiente de lo que pasaba a la pro-
tagonista, que habia sido raptada por unos bandidos. En
los moments en que su salvador trataba de pasar un
abismo, agarrAndose de una soga sujeta de una roca al
otro lado, se aparecen los bandidos. Entonces la emoci6n
y el inter6s de Federiquita fueron tan grandes, que le
grit6 asi al salvador de la "estrella" cautiva:
-iApuirate, verraco, que te vienen a cortar la soga!
Por su parte, la vieja, que ya habia visto la pelicula
con otro titulo, se encargaba de adelantarle los aconte-
cimientos a sus convecinos:
-Miren-decia casi en alta voz,-ahora se aparecein
los bandidos a caballo y se la arrancan al viejo; despues
Ulega Metralla y le entra a papazos a ese del bigoticeo...
--Si6!-grit6 uno de los espectadores, que ya esta-
ba muy embromado.
-iA callar a su gallina, si la tiene o la rob>!-fue
la contestaci6n de dofia Barbacoa, que crefa estar en su
perfeetfsimo dereeho, al adelantar en alta voz lo que
iha a paar en la cinta.
Por fltimo, cuando estaba la pelicula en uno de esos
moments en que el h6roe se faja a las tr(ompadas con sus
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedldos: Tel6fono 1-5261








EL TAMALEiRO


enemigos, don Ceferino Tocineta, Encargado del solar, se
embull6 de tal modo que se levant de su asiento y dando
trompadas a diestro y siniestro, gritaba:
-M6tele, guayabo, ponle la quijada al revs!
Como todos los golpes no fueron al aire, uno de los
palpiazos cogi6 a un buen senior que se habia quedado dor-
mido, y 6ste, despertando tan bruscamente, agarr6 su
Sl)a~t.'iJ y empez6 a dar toletazos en todas direcciones.
La funci6n, como es natural, acab6 en las Cortes, y
el pobre Apolonio Yerbabruja, que no se meti6 en nada.
fu6 quien carg6 con sesenta dias, que le meti6 el jeuz del
Cristo, "cristianamente".


Maltina TIVOLI: Vigor, Nutricidn. Belleza.-Pedidos: Tel6fono 1-5261










EL TAMAILERO


EL DENTIST ROCABLANDA


DE HERRERO A SACAMUELAS


ARAMPIO R-oc-ablanda y Martinete es uno de es-
to-,s sefiores jque no se andan con peLilos cuando
se trata de b1iu.carse lohs roserns frijoles, y lo mis-
mio le entran a una pega de escribiente de Juzgado Mlu-
nii.ip6late que a la venta p vblia y privada de los famo-
sos "skimo pie".
TUtimamente, vi-tima de una cesantia en Obras P4-
blicas que amenazaba ser mls larga que la resurreccio6n
a la vida pfibliea de Tut-Ank-Amen (no nius referimos al
Secretario de ese Departamento, que es el Tut Ank Amen
criollo, sino el auttntieo fara6n), se meti6 Sarampio a he-
rrador. ofieio que le vino tan aneho que tuvo que aban-
donarlo por tener la --abeza trastornada, debido a una
patada que le dispard un mulo en los nimomentos de es-
tarle poniendo "uina media suela" (vulgo heTrradura).







CUENTOS DESPAMPANANTES


--,A qu6 nuevo oficio le mieto mano ahora?-pre-
guntaba en su casa Rw.ablandia.-Pero tiene que ser
una cosa suave, poftibilue yo no le vuelvo a entrar al hie-
rro dulce ni de broma.
El suegro de Sarampio, Don Maimerto Alvarez del
Cogollo, que tampoco se anlaba con c-hi,:uitas en cues-
ti6n de buscar la harina, se rasc6 el coco pelado, y des-
pu6s de meditar un moment, dijo alegremente, como si
hubiese descubierto una mina de petr6leo "refinado" en
el patio de su casa:
--Ya estd el caf6! Se me ha ocurrido una idea
que le zumba verdi. Vas a tener, no un oficio, donde le
tendrias que dar muy duro a la caoba, sino una profesi6n
suave, limpia, sabrosona. Te llamarAn doctor y los pdpi-
ros nos entraran en los bolsillos "de a burujones".
-, Qu6 me dices, Vultaire ? A ver, desembucha, di-
me la combinaci6n. Yo siempre he dicho que tienes mas
talent que Montoro.
-Bueno, pues abre las guatacas: Con el sill6n vie-
jo de barberfa que hay en el lraspatio, desile laepi:,.u
aquella en que te di6 por ser barbero, hacemo-s el gran
silli' ( de dentist, y luego, con tres o cuatro ca,-hihaches
mais que eouipremos en un rastro, reventamos uiin Gabli-
nete Dental que ni el de Chaguaceda. Tui veras, emo
va a lover el manguA fresco!
Serampio Rocablanda y Martinete se qued6 un rato
meditando, como si se le hubiese metido un coeuyo ,.ie-
go en el cerebro, y luego dijo:
-Eso es 11,j1posibh?. Ni yo soy dtntista, ni tengo
titulo, ni apago fuego, nii e:e es el eaamino.
Euto:,.es el vie.jo Alvarez Cogollo se puso las ma-
Wos en la cabeza:
-Pero, hombre. ,ii un tipo de tus agallas que me
venga ahora con esos "roniantieimnios"'? El titulo nadie
te lo va a pedir, y en euanto a aptitudes, quien le ha sa-
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Teldfono 1-5261







EL TAMALERO


cado la herradura a una mula pateadora, bien puede
arrancarle una muelita de lelie a un cristiano cualquie-
ra. Y por herrarientas uni lo hagas: las tenazas de la
herreria te vienlien a las mil mnaravillas.
-Pues arriba eon el hinino! Ya estamos buscando
los tarecos y de aquf a dos dias soy capaz de sacarle un
colmillo hasta a la bo-a del Morro.
Como no era preceisainente la harina bruta lo que
m6as abundaba en la casa de Rocablanda, Don Mamerto
y Sarampio se dieron prisa en poner en prdctica el des-
conflautante plan. Alquilaron por cuatro centenes la
sala de una casa en la Avenida del Comandante Ramo-
nete de la Concepci6n Mediatorta (antes callejon de los
Tropezones) y pusieron un letrero en la puerta que decia:
DR. SARAMPIO ROCABLANDA
Cirujano Dentista
Especialidad en sacar muelas de todos colors y tamaiios,
con coca y sin coca.
AIds rdpido que Barreto y mds barato que Ca rn cado
Pagos a toca teja.
Los clients menudearon desde el priner minomento.
UTna de las pritieras vfitimas fue Alipio Mortadella. que
trafa una muela picada en la raiz, en el trono y en las
ramias, coun un dolor 1birbaro. Apenas se seuto en el sillon
y viiI las tenazas mohosas que tenia en las manos Seraim-
p)io, coioj6 tal terror, que del tiro se le quit el dolor
de imuela.
-Ya no neeesito saeirmela, doctor. Hasta se ha ba-
jado la hinihazu6n des(de que entree aqui-exclam6 Mor-
ladella. temblando.
Pero no 1pludoi e-eapar, p:'rque el suegro de Roca-
blaud(la lo agarr6 por el ecogote, y le dijo, imperiosa-
mente:
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutricion, BeUeza.-Pedidos: Tel6fono 1-5261

%0:'-..,







CUENTOS DESPAMPANANTES


-Aqui hay que sacarse la muela de a porque si.
I Usted cree que nos va a venir a endulzar la boca para
volverse a ilevar los dos pesos?
Alipio Mortadella, antes de perecer a manos de Don
Mamerto, se conform 6 con su suerte y sent6se resignada-
mente en el sillo6n. Despues vino por detras el "cirujano
dentista, diciedole:
-Abra la boca como si se fuese a tragar un bisteck
de a peso.
Le meti6 las tenazas y apret6. Entonces se desarro-
116 un verdadero drama: La muela, rebeldona, no cedia;
Rocablanda no soltaba las tenazas y tuvo que encaramar-
se sobre el sill6n para hacer mas fuerza; Mortadella, gri-
taba como un cochino cuando le dan la pufialada y las
genes que esperaban su turno asomaban la cabeza por
las mamparas, con vivo terror. Por fin despues de gran-
des esfuerzos, Serampio logro sacar de la boca del pa-
ciente lo que tauto le apretaba.
Entonc-es el infeliz Mortadella, levindose las
manos a la boca, exclamo con desesperaci6n:
-Bruto, me ha sacado la muela picada, pero tamibikn
me ha arrancado la quijada!
-Bueno-contest6 el caretudo de Saramip.io.-pue:-;
no le voy a cobrar mrs que por la muela. Mejor d(espa-
chado no sale ni en la bodega de la esquina.
Con estos procedimientos, la sociedad Roc-ablanda
.MAlvarez del Cogollo (S. en C.) camina a la caja, y cada
dia. entire una quijada rota. un casquillo de oro enchapa-
do y la eonstruceionu de un pueute, sacan muy buenos pa-
piros i)alr-f couptrar los cochinos garbanzos, darse de vez
en cuand,, sus Iragos de Bacardi "earta de oro" y tirarse
una majagua en '--asa de Ronquillo y Galofre.
i.rriba, Don Mamlnerto!


Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, BeUeza.-Pedidos: Teldfono 1-5261








EL TAM ALERO


LA PELEA PLATABELLA-MANGOTIERNO
I


PICOS Y "PALAS"


PIFANIO Platabella v Palosevo es el hiubre de
Slas grandes conbinacioiines, con unas agallas eomoo
de aqui a la Moha y unas disposic-iones descacha-
rrantes para todo Ro que sea sa':-arle al pr',jimo nla ha-
rina brutal.
(C'omo' en estos iiltino- : meses la co.a ha estadlo de
arrauca pescuezo para Platabella, y las dleudas se lo iban
a comer por uian pata, nuestro hombire no hacia mins que
frotarse la cabeza dhuiento que no le fallaba rLuaudo queria enucoutrar una
idea hmino.a.
De-:pues de uno de aquellos prolongados frotamien-
tos, brill6 por fin nla idea oinio la luz de uu f6fsf:,ro de ca-
beza colorada en melio de la io,:he. Platabella se deei-
di6o por explotar el boxeo, en vista de que con la llegada
del "amonuado" Siki y las rivalidades de los trescientos








CTUENTOS DESPAMYPANANTES


treinta y tres champions locales, volvia a renacer el en-
tusiasmo del pfiblico por las bellas artes- (no hay que ol-
vidar que el boxeo es el arte de los pufietazos).
--Ya est6 el cafe!-dijo para si nuestro hombre.-
Desde hoy me hago promoter y me forro el rifi6n en
seguida.
Un solo problema le quedaba ya a nuestro hombre
por resolver para que su felicidad fuese complete, y era
encontrar un par de peleadores que siguiesen a pie junti-
llas el plan que 6l les trazase. Pero tuvo tanta suerte,
que a la salida del solar en que vive, presenci6 una pe-
licula que le di6 oportunidad para "contratar" a los dos
individuos que le hacian falta.
Result que en los moments en que pasaba por fren-
te al solar el morenito repartidor de cantinas Jacinto
Manzano y Frijolillo, resbal6 con una cascara de mango
y se fu6 de cabeza con tres cantinas que llevaba en las
manos. Al mismo tiempo gritaba en el medio de la calle
el veniidedor Filiberto Mangablanca:
iiiOyoi, manguei!! iDe la misma Torrecilla yo
traigo los buenos mangos! i1Y se va la carreta!!...
-El que se debe ir al diablo eres ti, guatibero, que
con esa "suiitaucia" resbalosa que vendes, me has savao
el mondongo y me has virao las patas a la andaluza!
-Vaya, miore(udigo--contest6 Mangablanca,-d6ja-
te de parejerias, porque aqui mismo te espanto tu galia.
-;, A que viene ese plante? Esis palabredndote na-
da menos que con el negrito Manzano, que zambulle aqui
y sale en la Cabafia.
-Pues- eon toda esa guaperia, arrimate a la carreta,
que te voy a dip)arar el gran jaquimnazo.
Ya el negrito Manzano habia dejado las cantinas y
se disponia a former la perrera, cuando nuestro amigo
Platabella promedi6, diciendole a los belieosos:
-Dejense de boberias, familia. Se van a entrar us-
Maltina TIVOLI: Vigor. Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Teldfono 1-5261








EL TAMALERO


tedes a papazos sin ganar nada? jEse tiempo ya pas6!
Yo soy el celebre promoter de boxeo Epifanio Platabe-
lla y Paloseco y desde ahora los contrato a ustedes para
que se fajen en un ring, ganAndose mi apellido, digo, la
plata bella, sin estropearse much.
Cuando el cantinero y el vendedor de mangos. oye-
ron hablar de dinero, se quedaron "cogiendo dieioeho".
Manzano estir6 las orejas, y dijo:
-Eplicoteeme eso, maetro.
-Si, caballeria. Lo primero que tienen que hacer
es cambiarse el nombre y hablar como los americanos
que no saben "jamar" bien el espafiol. Ti, que te llamas
Jacinto, desde ahora serks Jack Man-zano. y ti+. quie se
ve que eres un poco animal, te llamari-s "La Pantera de
La Torrecilla". A la hora de los mameyazos, lo que tie-
nen que hacer ustedes es tirarse golpes con muicho euiii-
dado, no se vayan a dar el "nocao'" ante, del filtimo
round, para que la gene quede content. Ya tiustedles sa-
ben que en cuesti6n de tragos el pu)iblieo no anda ereyen-
do en herramientas, y lo mismo se traga utin pico que
mia pala. aunque siempre prefiere... tiun Bacardi!
Despuisii de 6stas y otras instrucc-iones, Platabella
se dedie6 a dar carreras en pelo para aniuneiar s- fe-
nonienal, spectacular y estupendo math entire el for-
midailble campe6n americano Jack Manzano y la peligro-
sa "Pantera de La Torreeilla", pugilista de grades re-
,iir.os, a quien, por mia- sefas, decian los programasia que
"le zumnbaba el mango". Para ahorrarse el alquiiler del
local, deeidi6 Platabella quie la pelea se celebrase en el
solar done vivia, a cuyo efeeto le l:.romieti6 solelnnemen-
te al encargado que de lo que prodiiujese el mat-h le pa-
garia los euiatro meses d(le cuarto que le debfia. Para dar-
le ross seriedad al negocio, ereyi eonveniente nomnbrar
referee a una persona solvente del barrio, y fu6 a sa-
ear de sus easillas al bodeguero de la esquina, Don Pan-
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n. BeUeza.-Pedidos: Tel6fono 1-5261








CUENTOS DESPAMPANANTES


cho Tocineira, quien, por engrampar alguna harina de la
que dejase la pelea, se prest6 no s6lo a servir de referee,
sino a suministrar todas las cajas vacias de bacalao
que hicieran falta para levantar el ring en medio del pa-
tio del solar.
Dos dias antes de la pelea, Platabella se llev6 al ne-
grito Manzano para Guanabacoa y lo visti6 a la ameri-
cana, poniendole una enorme gorra de plato. De este
modo, el arribo del fenomenal boxeador Jack Manzano,
que vino de los Estados Unidos en un vapor de Gua-
nabacoa, fu6 un acontecimiento extraordinario.
La noche del match llego por fin. El gran entusias
mo que en todo el barrio produjo el anuncio del terrible
encuentro, hizo que desde muy temprano la gene em-
pezara a hacer cola a la puerta del solar. Epifanio im-
p)rovis6 una taquilla con dos cajones vacios, y se encar-
gi' de ir despachando las entradas. Pronto el patio se
llen6' de espectadores, y de harina el bolsillo de Platabella.
El primero en subir al ring fue el referee Tocineira,
quien p)re-ent6 despues a los boxeadores. "La Pantera
de la Torre.illa" exigi6 que le tuvieran al lado de su ban-
quillo una canasta de mangos para dispararse uno cada
vez que sintiera flaquear sus fuerzas. Un martillazo so-
bre una sarte'n, fue la serial de comenzar la lucha. Jack
Manzano y "La Pantera de la Torrecilla" se empezaron
a tirar golpes., haciendo todo lo possible por no lastimarse.
A cada rato decia bajito "La Pantera":
-Ten cuidado, moreno, no me vayas a coger la ca-
ja del p)an. que vengo de espantarme treinta mangos en
"La Torre,.illa".
En el ultimo round, el morenito Manzano que toda-
via le guardal)a al manguero un )po(-o de rencor le tirS un
izquierdazo y un d(lerechazo, poni6endole la uariz como un
boniatillo de a dos kilos. "La Pantera", viendo aquella
IalJtina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, BeUlleza.-Pedidos: Telifono 1-5261







EL TAMALERO


iluvia de golpes y sintiendose salir "la colorada", crey6
lo mas discreto echarse al suelo, gritando:
-Familia: ;me han "naqueao"!
Don Pancho cont6 hasta una libra "de diez ouzas"
y levant el brazo al vencedor. El puiblico deliraba de
entusiasmo, y queria cargar a Jack Manzano. Mientras
tanto, Platabella contentisimno, se daba la gran pufiialada
con el product de la "pelea".


Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Tel6fono 1-5261










EL TAMALERO


LOS NUMEROUS DE LA CHARADA


ENTIRE EL MONO Y LA TISrOSA


ON Gleuodvevo Candelabro y C'llmenar de la Sierra
Morena, a pes.ar de este nombre largo y aristocra-
tico, prop)io de algpuii Grande de Jatilbonic-o, per-
tenere. niodetstafmente, a la clase de los "cesautes per-
petuos".
Desde aqueUa famosa sacudida que le zuminbi el "re-
ajuste" al niang':i buhocL'tico, en la que tautos vinieron
nbajo, Don Genovtv: se cay de la mlata, v hasta ahora,
a pesanr dc? todaM su.1: caarel'ras en pelVo y las ,:ieinto iluareln-
ta v tres eartas de re:'nmeundaeiou "eseritas eu maquiua"
que ha le-.vado, ix se hlia podido v'olver a unir ,:-.o su "lme-
dia botellita" de Sanidadl v Beneficenejia, Maternidad y
Chiliundrdn. (C'omo ya C'audlelahro en sus auos de em-
pleado critI babilla eu el hlomo, cada vez que le bablan pa-
ra enutrarle a una coloeacin co6moda, tal eomo cobrador
,de la "Sociedad de Socorros Mutuos Arreglese Como







CUJENTOS DESPAMPANANTES


Pueda", o vendedor a comisi6on de huevos para zurcir
bombines, nuestro amigo estira los brazos, bosteza y dice:
I Pal tigre! Que le entire un toro a eso de cobrar recibitos
y vender huevos tan especiales. Si al menos fueran los
de Col6n! Pero al genov6s no le dieron mas que uno...
y lo rompi6.
La familiar de Candelabro, para consolarse de las
desgracias burocrAticas de don Genovevo, se entretiene'
en jugar a los terminales, a la charada y hasta al pimp6un,
metiendo en maroma muchas veces el poco manguai que
entra en la casa.
Pero, en estos dias, se han revuelto de verdad .:,ni mo-
,iv, del impepinable concurso "La Charada de "La Pren-
a" con la que se van a regar quinientos l)olos, que lloran
solos en estos tiempos de pranganitis cr6niea... iy eon
la Noche Buena encima! En cuanto el viejo le tiro la
'*visudi" al 1)eriodico y se encontr6 con el -hino de la
bulla. eogio un fotingo para ilegar pronto a su casa y dar
la noticia, coi tanta desgracia, que, al llegar se acord6 de
que no tenfia encina ]itfi Pentavo parti(lo por la mitad.
Despu(es de darle coba al fotinguero, que queria ir a bus-
far la "tiara'", entr6 poir' fin en su casa, gritando:
-OCaallaeria, esto "estA polo verdA". Aqui tene-
mos .i frita de Noche- Buena y Tno hay que dejArsela
arrE1batar.
Dofia Mantequilla Torregruesa, la grasosa costil]a
de' Candelabro; su hija,'Marfa de la Cherna; "Barrigui-
lia","el hijito; y "Comenunca", el perro sato de la casa,
emnpezaron a dar brincos al euterar,-e de que la cosa con-
sistfa en adivinar dos de los bichos del chino.
-Esto es panetela-decia contentisima Dofia Man-
tequilla.-Con un par de veces que me tire "en elValle de
Josef"' sueno con los dos bichos del cuento y tumbo los.
"papiros" prensistas.
Maria de la Cherna, que se desvivfa por las cab)alas,
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Teldfono I-526L








EL TAMALERO


se asom6 al postigo, y al ver pasar iun fotingo le mir6 la
chipa y exch.m6:
j2930! ;Ya estA el cafe! Al primer chino que caiga
en mis manos le hago una cruz en el rat6n y en el cea-
mar6n.
-Pues yo,-dijo Don Genovevo Candelabro y de la
Sierra Morena-no le apunto mas que a jicotea y "a pes-
cao chico".
--i.ES alguna cabala o un suefio que tuviste anoche?
-Pireuiit6 la bobera Dofia Mantequilla.
--No, hija, no fuW un sueflo que tuve anoche, sino
ha'ce veinte y einceo afos, cuando se me ocurrio casarme
-':,ntig,:,, que pare,--es no una jicotea, sino una caguama
di.fnrazada ide mnjer.
-Oye, i.y eso de "pescao ehioo" va conmigo?-pre-
gunt,' 1n p1o-o escamada Maria Cherna.
-Precisamente. El que suefie coutigo y no le apun-
te a pescao chico, demuestra que es el grau verraquito.
"Nuncacome", que "por casualidad" no sabia decir
ni una papa, le di6 vueltas de seguidilla al rabo. como
dAndole la raz6n al viejo.
La de Torregrosa, que es de c-aballeria, empl)ez6 a tra-
gar bilis y a ponerse mas "-aliente" que los eaugrejos
enchilados que hace el cari.atu'ista Escimez. Retor-
ciendole los ojos a su marido. le grit6:
-Sale, sacatripas, ti lo que elres es muy 21!
-- VeinftiunTo de qu6, ifimiero -seis"-?
-Si, que eires uiny "majai". lais valrh'ia que fue-
ras a 1partir piedras o a pesicar jaiias a la C'ortina de
Valdes.
-Es verdad,l palpd--dijo agresivamente Maria de la
Cherna.-No hac.es imas que vivir del cuento haei(u-dote
el -28 ,o-o".
Todos le formaron la lpierrera a don Ge(enovevo, y has-
ta "Barriguilla" faltAludole al respeto a su progenitor,
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n. BeUeza.-Pedidos: Teldfono 1-5261









56 CUENTOS RDESPAMPANANTES

le dispar6 un cabezazo por la boca del est6mago, que le
hizo ver al diablo por la boca de un giiiro.
-Ah, Iasi es el merengue?, pues desde hoy dejo de
traer "La Prensa" a la casa y se quedan sin el chino y
sin la sabr,.a ,i-ena del 24-amenaz6 Candelabro.
Wi, -jEso no, eso nol!-respondieron a un tiempo la
.madre, la hija y "Barriguilla".
S Despues de esta bronca, que se repetia tres y cua-
tro veces cada veinticuatro horas, la familiar de Candela-
bro volvi6 a pensar tranquilamente en los bichos del
pasana.
Por la noche, todos se acuestan con la preoi-ipa.ieii,
de "La Charada de la Prensa" para sofiar con el bicho
de la bulla. Ayer por la madrugada, don Genovevo, es-
taba roncando que se las pelaba, y este "solo de serru-
cho" desvelaba a la familiar. Dofia Mantequilla le mor-
di6 la oreja izquierda y Candelabro, al despertarse, de-
cefa lameutandose: -
-Recoles, me has venido a despertar precisamente
vuaudo estaba sofiando con tinfiosa...


Maltina TIVOLI: Vigor. Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Tel6fono 1.5261






EL TAMALERO


EL NEGOCIO DE TRAGAPLATA


FALSOS ESPIRITISTAS


E L espiritismo es una creencia digna de respeto,
seguida por muchas personas ilustres, que uiranri
esa cuesti6n del mas alli como un probleiua cien-
tifico y practican el espiritismo con fines experimeutales,
en busca de la ansiada verdad.
Pero en cambio, ha servido tambien para que mu-
chos listos tengan su "vivio", importandoles un pimien-
to y dos tomatoes tal creencia, pues buscan s6lo la manera
de dormir con un cuento a los bobos que siempre sale a
la calle, llevando en el bolsillo "el mana de las 1)anteras".
Una de esas panteras, mas temible aun que la pan-
tera negra" y hasta que la misma "pantera de Camajua-.
n", es Recaredo Tragaplata y Albondiguillas", que du-
rante toda su azarosa vida ha seguido al pie de la letra







CUENTOS DESPAMPANANTES


aquella m x xima india que dice: "i Que trabaj en los bue-
yes, que tienen el cuero duro!"
Hiace poco, cuando sali6 del iheriin.oso hotel de Pra-
do 1, donde pas6 todo el invierno por practicar el timo de
la guitarra, Recaredo habl6 asi a su consorte, Catana Ma-
jarete y Caimitillo:
-Ahora tenemos que seguir viviendo del cuento,
pero de modo que la Justicia no nos pueda hacer ni pes-
cao frito.
-: Pues no le veo la punta. A no ser que te quie-
ras pegar a un arado.
:-Ninguin arao. iComo vuelvas a nombrarme una
herramienta de trabajo, te rompo esa nariz de aguacate,
con un papazo a lo Firpo!
-Y entonces, a que negocio le vas a entrar?
IRecaredo se qued6 un moment "pensibajo y cabis-
tivo", eomo si hiciera un gran esfuerzo para resolver la
cuaihdratulra del circulo o para descubrir por d6nde le en-
tra el agua al coco, y luego respondi6:
-Lo mejor es "meternos a espiritistas".
--,Para vender "espiritu motor"?
-Tienes menos cerebro que un mosquito, mujer. Lo
que tenenmos que hacer es dedicarnos a explotar a la'gen-
te con el espiritismo. Con seis sillas y una mesa queI
"baile", organize yo un consultorio que le zumba la
malanga.
-Pero necesitamos una verdadera "medio".
-Lo que se necesita es buscar el "medio" de sacar
harina. Ni te ocupes: ti serds una "medium" colo.al.
Con esa nariz de terremoto y esos ojos de cherna romiAn-
ti-a, en cuanto "caigas en trance" no hay espiritu que se
te resist, niii marchante que no deje de aflojar la harina
fresquecita.
Como Recaredo no andaba creyendo en boberfias, ni
maduraba demasiado los morrocotudos planes que siem-

Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Tel6fono 1-5261







EL TAMALERO


pre concebia, le meti6 mano a la obra de establecer su
"Centro de Operaciones Espiritas". Lo priminero que hi-
zo fu6 alquilar una accesoria y coger la sala paria el Con-
sultorio. Puso la famosa mesa en un rinc6n, un letrero
con muna cruz en la puerta y un anuncito en el periodico
que decia asi: "Rfase de las desgracias por grades que
sean; buirlese de los peces de colors y de sus enemigos:
.qiiiere ser feliz? Iquiere que le sobre el "manguA"?
iVenga a la carrera, y traiga dinero en el bolsillo!"' Lue-
go entreabri6 la puerta del Consultorio y se puso a es-
perar...
El primero que empuj6 la puerta fu6 Chicho Mas-
caqueque y Arencones, quien, sugestionado y tembloro-
so, pregunt6:
.--Se puede "penetriar"
---"Penetrie"-le dijeron de adentro.
-j Que pasa en el timbeque?-le pregunt6 Traga-
plata despues de hacerlo sentar en un taburete.
-Es que soy un hombre muy desgraciado y vengo a
consultame con el espiritu de mis familiares, a ver si
se me va ld salaci6n. '-Y la "medium"'?
-Bien, gracias.
-Digo que si puede trabajar ahora.
-Precisamente ahora no puede comunicarse con
Europa, digo, con el otro mundo, pues ha estado "en
trance" diecisiete horas seguidas, realizando un trabajo
estupendo. Figures que ha estado celebrando un amnbi()
de inipresiones en lenguaje egipcio con el espiritu de Tut-
Ank-Amen, que es intimo amigo de este Centro. Si,
aqul no nos tratamos con cualquier peludoo". sino que
conversamos con S6crates, con Trabucodonosor, con Na-
po Le6n, etc., etc.
-. Entonces?
-Lo mejor es que deje los cinco bolos que vale la
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Tel6fono 1-5261








CUENTOS DESPAMPANANTES


consult, y venga mafiana. Ya vera lo que es un tra-
bajo fino.
1Mlas(.aqueque di6 los cinco mantecosos y se despidi6.
Apenas sali6 de la casa, Tragaplata llam6 a Domin-
ga, la negrita cocinera, y le dijo:
-Persigueme a ese hombre como un perro policia.
Averizuale su vida y milagros sin perder detalles. Ya
sabes que tienes el veinte y cinco por ciento de comisi6n.
6C:4 ese sistema, los pdpiros entraban a borbotones
ylIa gente salia siempre complacida por haberse comuni-
cado sinitelegrafia y sin radiofonia con la vida ultra-
terrelia.
A la mariana siguiente, llam6 Mascaqueque a la puer-
ta del Consultorio. Recaredo fu6 al ojo de la cerradura
y despues de reconocer al marchante, llam6 a la mujer
y le dijo:
-.\Mhi estA el primero de ayer, dile a Dominga que se
meta detras del escaparate, que yo me encuevar6 debajo
de la mesa.
Al po<:-,- rata, Catana Majarete, que tenia espejuelos
negros para poder maniobrar a sus anchas, dando tres
suspiros de fragua, un remene6n fren6tico y el grito de
mod(a: "iYa est6 el caf6"! cay6 en trance, dejando bizco
de emoci6n a Chicho.
.-I Con qui6n quiere hablar?
-C-in li suegra.
La Majarete di6 otro resoplido, estornud6, se estir6,
y despues dijo:
Aquf esta. Deje cinco cafias en la mesa.
Y al mnismio tiempo, una voz ahuecada dijo detr6s
del escaparate:
-Soy yo,0 Chichon, que pach6 ?
A Chicho se le pararon todos los pelos. Muy emo-
cionado exslamo:
-Te he molestado porque estoy un poco en la fuA-
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Tedfono 1.5261








EL TAMALERO


cata y no se me da un numerito de los terminales ni por
relajo. &Qu6 nimero me aconsejas que juegue.?
-M6tele al ocho, que es mi nuimero, y si no se te da,
siguelo jugando que algin dia tiene que salir. Abihora
bien, si sale, yen a este Consultorio a hablar conmigo y
no le des la harina a la mulatica Luz Celeste, que te estA
comiendo por una pata.
--$C6mo sabe usted eso?
-Porque los que estamos del otro "lao" todo lo sa-
bemos. jNo es verdad que la semana pasada te atracas-
te de boniatillo y hubo que llevarte a Emerge:iiias en
una ambulancia?
Y asi fu6 oviiudo, de labios de la negrita Dominga,
muchas cosas que le habian pasado. Cuando Dominga
se equivocaba en algo, Catana le decla a Chicho:
-No se ocupe, es un espiritu burl6n que se ha
entrometido.
Cada vez era mAs grande la emoci6n de Masc.aque-
que. Por su parte, Tragaplata, que estaba oiomo gato
boca arriba, debajo de la mesa, esperando una oportumi-
dad, meti6 sigilosamente la mano en el bolsillo de Chiebo
y le sac6 los tres finicos pesos que le quedaban y una her-
mosa breva Partagds.
Cuando el bueno de Chicho se iba a marchar, melti6 la
mano en el bolsillo, por esa tendencia que impele al hom-
bre a pasar balance cuando ha tenido una fuerte emoeion.
-Me han volado los pkpiros!-exclam6.
-Seguramente fu6 el espiritu con quien listed ha-
bll, hace un momento-contest6 Catana.
Entonces Mascaqueque, como si cayera ei lo cierto,
dijo:
-Por lo visto no ha perdido todavia esa costu)mbre...


Maltina TIVOLI: Vigor, utrici, Bee Pedidos: Tefono 1-5261
Maltina TIVOLI: Vigor, N~utricli~n, Belleza.-Pedidos: Tel1ifono 1-5261









EL TAMALERO


EL CONCURSO DE MATERNIDAD


\ ^c-""e.-----------tllT

ALIMENTACION PROFUNDA ARTIFICIAL
ERICO Metralla y Toronjil, natural de Rinco6n
de Melones y vecino de la calle Bachiche (ahora
Avenida 'del Segundo Teniente Agamen6n Bom-
pefflas y Cargatasajo) en esta muy ilustre ciudad de la
Habana, es un cesante de la hornada del reajuste. Des-
de entonces, Periquito ha vivido con la pirecauci6n del
cobro de sus gratificaciones, que era su esperanza de re-
volverse como la langosta en la salsa mayonesa. Ciuando
]a diseusion de la ley en el Congreso, el cesante Metra-
Ua esperaba "en la esquina del Senado" y cada vez qiie
vefa pasar un senador, le salia .l encuentro, y se le eehaba
a Horar. diciendole:
-Pbr su madre, "Padre de la Patria", sdquenos lM
ley de las gratificaciones, que nos tiene comiendo tierra!
Pero salio la ley, y Perico "no salio" de apuiros, por-
que a pesar de que en la caja del Tesoro los "pApiros"






CUENTOS DESPAMPANANTES


est6an bobos, nadie ha hecho ni jugo de pifia para que los
muchos Perico Metralla que andan por ahi le entren co-
mo buenos a la plata bella. Nuestro hombre sale todos
los dias a buscar noticias y se mete en el Negociado del
Papeleo Inrtil, donde fu6 Auxiliar Clase P y P y double U.
-f Que pach6, familiar? Nos pagan o no nos pagan
las gratificaciones del cuento?--pregunta.
-Ni te ocupes, viejo-contesta Pepe Polilla-escri-
biente auxiliar. No nos aflojan la harina ni de relajo.
Eso lo vendran a cobrar nuestros recontranietos, alla por
el afio 2,000 cuando se amarren otra vez los perros con
longanizas.
-jY tanto magua fresco que hay en la caja?
-Eso es para conservarlo como los cascos de guaya-
ba, y ver si es verdad que el dinero guardado cria pelos,
o pare.
El otro dia, lleg6 Metralla a su "dulce hogar", y, co-.
mo siempre, su mujer, Nicanora Cubilete de Mletralla,
le pregunt6 por la march de las benditas gratitfiecaeiones:
-1Podremos comprarnos zapatos y una miuila de
ropa para Pascuas y de paso entrarle al guanajito? iHa-
ce tanto tiempo que no como de eso, que ya no me acuer-
do ni del sabor que tiene!
-No me digas nada, Nora, que traigo un "guara-
rey" del diablo "parriba". Hay que tirar la visual por
otro lado, porque veo el horizonte lleno de negros nu-
barrones.
Y se qued(6 "pensibajo y cabistivo", como el poeta
ibero-criollo Martin Pizarro cuando produjo su inmor-
tal "Oda al Mel6n de Castilla". Al poco rato, cuando la
chirimoya le estaba ya echando humo, Metrallita, alz6' la
freite, se sec6 el sudor con el pufilo de la camisa, mir6 a
un lado v a otro y exclam6:
Ya, ya' esta el caf6! Tenemos resuelto el proble-
ma de hos I)apiros!
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedldos: Tel6fono 1-5261







EL TAMALEBO


Y lamando a su mujer y a su cufiada, les explic6
su plan:
-Caballeria, tenemos la comida en el Concurso de
Maternidad!
-I Que, te ofreci6 L6pez del Yalle de Vifiales alguin
puesto de nifiero en el Concurso?
-Ning n de eso. Vamos a ganar el primer premio
presentando a Rabujito, nuestro querido hijo.
-Pero, estds loco, Perico? Si este muchacho pesa
menos que un barquilllo de canela! Y esta flaco a ma-
tarse.
-No importa, hay que cebarlo de modo que el difa
del ('oucurso pese mas que Fontanills. Con un poco de
buena voluntad y ciertos "recursos quimicos", presenta-
nIos un muchacho que va a dejar bizcas a las "madri-
uas" y hasta a los "madrinos".
-iQu6 va! Yo creo que Rabujo "no cobra", aun-
que lo inflemos como el globo de Matias Perez-exclam6
Tomasa. la cufiada, que en vez lie To-masa deberia lla-
marse To-hueso.
Perico Metralla, que tenia fe ciega en el resultado
,:le su combinaci6n, comenz6 su obra de "engorde" con el
mayor entusiasmo. Por la. mariana a las cinco, se levan-
ta la familiar y agarra al muchacho para emipezar el
ratiamiento de "alimentacion profunda artificial".
La madre se pone al barrig6n en las piernas y le da,
con mamadera, una media botija de leche "Lolita" mnez-
clada con suspiros, mientras el padre, con una jeringuilla
d(le las que usa el doctor Bernardo Crespo para usos vete-
rinarios, le afloja a Rabujito dos o tres inyeeeioues de
caldo gallego con abundancia de coles y lac6n. Tres ho-
ras deslpue', viene el "tratamiento de la harina copl Je-
che". La cuniada de Perico le agarra la nariz al barrignu,
abre este la boca, y Nicanora le echa en el buche ciento
once eucharadas de la mezcla. El almuerzo es nutritivo
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, BeUlleza.-Pedidos: Tel6fono 1-5261






CUENTOS DESPAMPANANTES


en forma: arroz con frijoles en pildoras, fabada a la as-
turiana en polvo, huevos a la ranchera y tres cuartos de
libra de bicarbonate. Al medio dia, tratamiento especial
a base del maravilloso Ovocacao. Como Metralla no es
muy vegetarian, por la noche le da al nifio una buena
raci6n de care guisada y luego le pasa por la nariz un
ejemplar de "La Prensa", para que huela el tamalito
"Con Picante...!" y se alimente. Por la madrugada le
da la sal de higuera.
Todos los dias Perico Metralla y Toronjil lleva al
muchacho a la bodega de la esquina y lo pesa. Al regre-
sar le pregunta la media toronja:
--,Aumenta o no aumenta?
-C6mo no! Se pone en las cuarenta o lo parte un
rayo. Aumentale la dosis de caldo gallego.
De este modo, la familiar del cesante Metralla, no
pudiendo enredarse con las gratificaciones, que es una
deuda que ya la Repuiblica debi6 saldar, prepare a su
muchacho para el Concurso de Maternidad, en el cual se
reparte la harina bruta honradamente.
SArriba, Perico I


Maltina TIVOLI: Vigor, Nutriei6n, Belleza.-Pedidos: Teldfono 1-5261








EL TAMALERO


HISTORIC DE UN PARAGUERO


LA MUERTE EN CUATRO RUEDAS


ABALLEROS, esto de las muertes por destripa-
miento, aplastamiento y desconflautamiento cau-
sados por fotingos, camiones y maiquinas grandes
estA haciendo en la Habana mas estragos que la recon-
centraci6n de "Patilla de Mono". Es morirse, y no a
plazos, sino al contado rabioso, muchas veces sin que la
victim pueda decir ni pescao frito.
Salir a la calle es "caminar en direccion de San An-
tonio Chiquito", y si se aventura uno a montar en un
"'cacharro", es ponerse a dos puertas de la muerte. Las
families menos ecuanimes, cuando va a salir un miem-
bro de ellas, lo despiden a lagrima viva y le hacen todo
g6nero de recomendaciones:
-Mira, Policarpo-le dice una sefiora a "su hom-
bre"-ten much, pero much cuidado con una manquiua,
no te vaya a suceder lo que a Papa Montero y tengan
que despedir el duelo con una rumbita.








CUENTOS DESPAMPANANTES


-No te ocupes, ya me he forrado la barriga con al-
god6n en rama, y llev6 un gal6n de arnica para la pri-
mera cura.
--No te parece convenient llevar una bomba de
aire para que te inflen en caso de aplastamiento ?
-Caray, no estA de mas. Y hasta estoy pensando
en ponerme la coraza con que peleaba en Roma mi re-
contratatarabuelo, para protegerme el pecho. En fin,
llama a los hijos para abrazarlos y besarlos, por si aca-
so no los vuelvo a ver mas.
Todavfa, al bajar el uiltimo escal6n, Policarpo se
vuelve hacia su gene, y exclama con laigrimas en los ojos:
-Si a las doce no estoy de vuelta, llamen a la fune-
raria, que es que me la ha partido algfin fotingo o una
mIquina del Gobierno.
Otros, cuando tienen que tomar un auto, se pasan
media hora mirandole la cara a los chofers, para evi-
tar encaramarse con uno que tenga tipo lombrosiano.
Agapito Quetoque, por ejemplo, se acerca al tim6n de
un fotingo, y le dice al Ralph de Palma criollo:
-Digame, piloto, qu6 promedio de muertos tiene
usted este afo ?
El del tim6n se rasca la chirimoya, media, y pre-
gunta a su vez:
-t Contando los ancianos y los nifos ?
-Si, el total.
-Pues verA uste, mi compai, este afio lo he teni-
do algo flojo, porque no he trabajado por las mafianas.
pelro ai asi tengo mis diecisiete victims, y, la que mi s,
ha durado viva unos trece minutes y dos quintos.
-No es mucho-dice Agapito--llveme entoneuces a
los Cuatro Caminos. Procure no tener imis de tires
choques.
Hace various mess, se meti6 por la boca del Morro,
pasajero de tercerola en el transatlantieo "La Caugreja
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: TeI6fono 1-2561








* EL TAMALERO


Mora", el impepinable Domingo Escudillera y Sacatri-
pas, procedente de Cangas de Onis. A los dos dias de
pescado, andaba por las calls, chillando con toda la
fuerza de sus pulmones:
-iSe componen parajuas, sombrillas!... iPara-
jueroo!!
Al pasar por la "piquera" del parque de San Juan
de Dios, sinti6 una voz de "mifia terra" que le decia:
-1Eh, ti, Dominjo, Lcoando viniste de Canjas, cun-
denadu?
-Pos volvime coando llej6 el vapor, ti. jY comu es
que nun estas de parajuero comu en la tierruca, Pa chin ?
-Si, hombre, sijo de parajuero aqui en Cobita. Lo
que pasa es que nun ando con parajuas, sino cun el
fotingu. Se jana mas plata y uno se puede revolver co-
mu el cayuco en la playa y fumar habanos del Partagas.
Despues de oir las explicaciones de Pachin, el para-
giiero Escudilleira devolvi6 la mercancia a su tio, pro-
pietario de la paragiieria "El Paraguas de Don Juan",
y se puso a hacer gestiones, bajo la direcci6n de Paehin,
para entrarle en seguida al negocio del "manejao". Lo
primero que hizo fu6 obtener el titulo, mediante algunas
razones de peso. Ademas, su segundo apellido, Sacatri-
pas, le daba derecho a todos los titulos habidos y por
haber. Despu6s comenz6 a aprender a manejar. Pa-
chin, le di6 las dos primeras lecciones, y luego lo reco-
mend6 a Jose Dolores Mataviejos, un morenito fotin-
guero, que apenas si habia atropellado a cien personas
en toda su vida.
Jose Dolores, comprometido a hacer de Pachin un
buen tim6n en doce lecciones, lo llevaba en su fotingo por
las calls a la hora de mayor trAfico. Estando el antiguo
paragiiero abacorado al tim6n, el professional Jos6 Do-
lores, comenzaba sus lecciones:
-Oye, galAico, afigfirate que vas disparao por la ca-
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutricion, Belleza.-Pedidos: TelIfono 1-2561








CUTENTOS DESPAMPANAN*TES


lie Coucepei6n de la Valla y de pronto yes en la calle un
viejo con un muchachito en los brazos, que haces?
-Pos le metu manu al frenu de "emerguencias" y
pa riru el fotinjo en el ato, pur me madre.
-No sea buche, compafiero. Lo que tiene que ha-
cer es meterle la pata al carro y matar hasta a un mos-
quito que se le pare delante. ;No frene ni de relajo, na
mas que pa arrecoger al marchante! Si ve una viejita de
estas quo se atolondran al lao de la maquina, acelere y
disparele un fotutazo para que la mate del susto, y asi se
quita el tener que darle declaraciones a la "jara".
-Oija, expihiuemie lo del cobrau.
-Eso es ficil. Si te monta un ganguero en el Muelle
de Luiz y te quiere disparar hasta Belascoafn, que es una
peseta, no le digas que no; pero a las dos cuadras cierras
el motor y le dices que no puedes seguir, que estas en-
cangrejao. Si te monta alguien con guayabera y som-
brero de jipi, es uno del campo, y, cuando llegues al lugar
que te haya dicho-si no lo has matado antes-le rides el
triple de lo que vale la carrera. Otra cosa: cuando algfin
"cristalino" o un carro de panales te interrumpa, sacas la
cabeza y "te vas de vieja" en seguida, y en el caso de
que en el fotingo vayan mujeres, te despachas a tu gusto
con los ajos y las cebollas.
Con estas lecciones, a Panchin, que tenia vocacion,
le fu6 facil iniciarse en "la camera" y a estas horas anda
con su fotingo, tumbando los p6piros... y los transeuntes.
-iMetele, paraguiero!


Maltina TIVOLI: Vigor, Nutricin, Belleza.-Pedidbs: Teldfono 1-2561






EL TAMALERO


PIPISIGALLO, JOVEN DEPORTISTA


UN TRAININGN" MORROCOTUDO


ADA dia se ve mas claramente que los deportes se
. desarrollan entire nosotros con mas rapidez que
los chicharrones de viento. En los tiempos de
Papi Montero (cuando se amarraban los perros con lon-
ganizas en salsa de tomate) el unico deported que cultiva-
ba la juventud era el de los Bomberos Municipelate y del
Comercio, y habia verdadera pasi6n por los "cascos" y
las botas, que se ilenaban de agua como tinajones de
Camagiiey.
Pero todavia andan por ahi muchos "chiquitos de
casa particular" que van acompailados hasta la esquina
del Instituto, y que estdn como "pollos criados en pil6n",
por falta de ejercicio.
Pepillo Pipisigallo, por ejemplo, es uno de estos mu-
chachos que los dias de ciclo6n no lo dejan salir a la calle,
por temor de que se los ]leve el viento. Hasta ahora, Pipi-
sigaUo, no ha hecho mas ejercicio que el de "levar y







CUENTOS DESPAMPANANTES


recados para su familiar. Pero han sido tantas las rela-
jeadas que le han dado sus amigos, y tantos los papela-
zos que ha hecho por no tener fuerza ni para dcgollar a
un mosquito, que Pipisigallo se ha llenado al fin de amor
propio y hace unas semanas llam6 a su madre, la seniora
Dofia Domitila de la Croqueta, viuda de Pipisigallo y le
hablo asi:
-Mama, yo quiero ser un joven deportista!
Depor qu6?
-Tista, mamr. Quiero hacer gimnasio, jugar a la
pelota, boxear, fajarme al florete, a la espada. a los
estacazos...
-IJesuis, Maria y Jose!-grit6 la sefiora de la Cro-
queta, persignandose. 1 Te quieres meter a maromero?
tAcaso te vas a contratar con "Pubilli"? jEn mi tiem-
po no se veian esas cosas!
-Si, mam6, pero... lese tiempo ya pas6!
* *
Despu6s de muchos lloriqueos, Pepillo Pipisigallo lo-
gr6 obtener el permiso de su madre, y entro de Ileno a
hacer la vida del joven deportista. Para fortalecer los
muisculos, adembs de tomar Ironbeer, improvise un "pun-
ching bag" junto a la puerta del primer cuarto. Para
ello, cogi6 su almohada, rellena de crin de caballo, la ama-
rro con una soga, y se pasaba un par de horas dandole
trompadas. El primer dfa, Dofia Domitila fu6 a pasar
hacia el patio en el mismo moment que Pepillo le daba
un mameyazo al "punching bag". El almohad6n le ca-
y6 en la nariz a la vieja y se la puso como un atropellado
de coco prieto. Una cazuela de moros y cristianos, que
llevaba, se le hizo tierra. "Misiffi", el gato de la casa,
que no estaba acostumbrado a esta clase de maromas,
dio un bufido y un brinco, cay6ndole en la calva a Don
Canuto, tio de Pipisigallo.
A las tres de la tarde, venia el Maestro Espada Mo-
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, BeUlleza.-Pedidos: Tel~fono 1-2561








EL TAMALERO


cha a darle a Pepillo lecciones de esgrima. Pipisigallo,
temblando de miedo, se ponia la careta y agarraba el
sable.
-I A ver, en guardia!-gritaba el professor.
EI joven deportista se ponia en guardia, y el maes-
tro, tiraudo cortes y recortes, atacaba, gritando:
-1 T- pese, tpese!
-Esperv un moment que voy a buscar una fra-
zada...
-iQu6 frazada ni que mango macho!-decia des-
esperado el maestro.--Quiero decirle que se cubra, que
d6 el quite, que no se deje dar, verraquito.
Otras veces, en medio de un agitado "vaya y ven-
ga" de la espada, decia el maestro a Pepillito:
-Pare en quinta, pare en quinta...
Y contestaba el muchacho, aturdido:
-Hombre, pero esto es tirarme a conductor de Ve-
dado-Muelle de Luz. UC6mo quiere que pare en Quinta?
Con las classes de boxeo, pasaba peor. Porque, el
maestro, que era un tipo del "establo" de Yiizquez Pa-
pelazo, le ponia diariamente el fisico como el de un San
Bartolom6. Los amigos, al ver en la calle a Pipisigallo
Rleno de tafetdn y esparadrapo, le preguntaban:
-tQu6 te pasa, Pipi? Te caiste de la azotea?
Y 6l contestaba:
-No, es que tuve un disgusto con un mulo de Obras
Publicas y nos dimos algunos pescozones.

Pero lo que m6s le etusiasmaba a Pipisigallo era
la pelota. Las curvas de Luque, la resurrecci6n de Men-
dez, la bemba de Cuchara y el bate de Torriente, lo te-
mnan mareado. Y de todas maneras queria ser un pelo-
terazo, para que lo aplaudieran como al "Cayuco Per-
fe.to".
Para iniciarse en el Base Ball, se entrevist6 con el
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Tel6fono 12561








CUTENTOS DESPAMPANANTES


manager del Club de su barrio ("Las Panteras de Coco-
solo") y, con promesas de comprar la pelota, los bates y
los guantes, y pagar el chichip6 a los demas jugadores,
le permitieron jugar los dos ilitimos innings en el "rey
fil"; pero con la condici6n de que bateara por 61 un ba-
teador de emergencies.
El dia de su debut, Pipisigallo, se apareci6n en el te-
rreno "Seborucones Park" con un uniform nuevecito.
y en el bolsillo la "Guia de Base Ball", de H. Franquiz.
Los zapatos de "espais" se los habia hecho limpiar por
un limpiabotas y el guante lo llevaba a la cintura con mu-
cha elegancia. Al empezar los juegos, siempre resulta-
ba que alguno de los peloteros estrellas del club, no tenia
guantes ni zapatos, y Pepillito tenia que quitarse los su-
yos y dbrselos a la "estrella". La primera "asistencia"
de Pipisigallo como pelotero por poco lo lleva a la tumba
fria: Fu6 en el ultimo inning de un juego empatado, con-
tra los "Nueve Leones de Carraguao". El bateador levan-
t6 un palom6n al "rey fil" y todos gritaron: iEs tuyo,
Pipisigallo! Este levant la vista y puso el guante, pero
la bola le cay6 en la cabeza, haci6ndole el chich6n de
la vida...
Por ultimo, al hijo de dofia Domitila, se le ocurri6
meters a jugador de Bal6n Pi6, y por ciertas influencias
ingres6 en un team formado por los dependientes de la
tienda de ropa "El Warandol Reformado". Como la pe-
lota es grande, pero hueca, Pipisigallo pens6 que no le
podria hacer tanto dafio como la otra, en caso de
accident.
El dia del juego, lleg6 Pipisigallo al terreno, a la.,
doce en punto, a pesar de que la cosa era a las dos y me-
dia. Hizo ir a su familiar y a varias muchachas del barrio.
A la hora de los cohetazos, cuando el juego era hiais
movido y la bola salia como un rayo de la punta de los
pies de los astures, Pipisigallo se meti6 en el bol6n p)ani
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Tel6fono 12561







EL TAMALERO


coger la pelota, pero en los moments en que se agacha-
ba se perdi6 un puntapie y le di6 en salva sea la parte al
her6ico Pipisigallo.
Este lanz6 un grito. Acudi6 gene. Lo metieron en
la ambulancia, y fu6 curado cuidadosamente en Emer-
gencias, donde el Doctor Valiente certific6 la fracturea
complete de la rabadilla".


Maltina TIVOLI: Vigor, Nntrici6n, BelUeza.-Pedidos: Tel6fono 12561










EL TAMALERO


EL CUMPLEARO DE MARIQUITA















(CON MUSIC DE "LA PRIMERA DEL COJO")

I N este mundo traidor hay muchisimas personas
que consideran una gran desgracia el no celebrar
con una fiesta esplendida, o por lo menos con una
rumba por todo lo alto, el dia de su santo o cumpleafios.
Mariquita Melacapa y Martinez, bella damita de la
doublee crema" social del pintoresco "Reparto El Tira-
beque" (a veintiiiueve minutes del Parque Central), es
rii> ,1, esos mortales a quienes les da dolor de ombligo de
sc'lo I)ensar en que el dia de su onomastico no la van a
lnbh:'ikar en alguna cr6nica de Sociedad o que, p1)or faltL
de i>,piro,, no va a poder "reunir en su elegant morada"
. hiw personas de su amistad, para que bailoteen y se dis-
pari e dos o tres "arrobitas" de dulces.
E.-tc afio, la cosa ha estado para Mariquita y su fa-
miilia de "huye, que te coge la sal". El dia 6 era el cum-
pleauos de Mariquiiita, y Don Perico Melacapa, al ser pre-
giint.-iulo por su hija si tenia oportunidad de atrapar al-
giun ]inguga, di6 la voz de alarma en esta forma:







CUENTOS DESPAMPANANTES


-Niugun manguA. Este cumpleafios lo tendrds que
celebrar tu sola, aflojaindote un refresco billetero.
-Pero, papa, yo no puedo hacer ese papelazo en
sociedad. Tfi, que tienes fama international como "sa-
blista", no puedes darle un sablazo en forma a cual-
quier amigo?
-Es que mis amigos, cuando me yen venir paran el
golpe y no hay modo de entrarles con una picada.
La madre de Mariquita, Dofia Efervescencia Lopez
de Melacapa, viendo sufrir a la nifia de sus ojos (no tenia
cataratas: nos referimos a su hija Mariquita), tuvo una
idea mds luminosa que la fuente del Reparto Ahueudares.
-Aqul lo mejor es buscar la manera de que tu no-
vio se haga cargo de los gastos. El es un muchacho de
dinero y en cuanto le aflojes la primera indirecta, se hace
cargo del muerto. Dejamelo a ml, hija, que yo le entra-
re esta misma noche de mala manera.
Efectivamente, diez minutes despues de haber le-
gado en bicicleta a casa de su novia el joven Di6genes
Aguadecoco y G6mez del Boniato, oia decir melanc6lica-
mente a la grasienta Dofia Efervescencia:
-Mariquita, ten present que el dia 6 es tu ctm-
pleafios. Recuerdale mafiana a tu padre que tiene que
darte un cheque para los gastos de la fiesta bailable.
-Ning n bailao, mama. Figurate que papa me ha
dicho que todo el dinero en efectivo lo empleo en bonos
de la Pellejum Chicharronim Company.
Di6genes, ante aquel compromise que se le presen-
taba, se puso a temblar como si hubiese sido atacado de
mal de San Vito, y dijo, al fin, tartamudeando:
-Yo... yo me encar... ga... rA de los gastos.
Traere un pia... pianist pa... para pasar la noche.
-- Un rascateclas solo ?-rugi6 la novia de Di6genes.
-,De d6nde, viejo? La fiesta se da a toda orquesta, o
no se da! Tui crees que yo voy a ponerme al mismo nivel
Maltlna TIVOLI: Vigor, Nutrlci6n, BeUlleza.-Pedidos: Teldfono 1-2561








EL TAMALERO


de Pepita Sinchez Moja'rr'a, que el dim de San Jose con-
trat6 a un organillo eallejero para bailar.
-Haigase tu voluintad,-contest6 el novio.
Aguadeeoco es simpleniente auxiliar de un agent
de Aduana, con euareuta pesos al mes (sin buscas); pero
le ha hecho career a la fanmilia de su novia que es el Jefe
de una gran ofeincia y que gana quinientos bolos nieusua-
les. Cuando sali6 de ca.-sa de Mariquita, tenia mnetida en
el cuerpo una espina de tres varas y media. Mientra.s
corria en bicicleta, se preguntaba:
--,D6nde voy a encontrar la harina para pagar la
nmfisica, los dulcees y el demonio de la capa,? Ni con la
linterna de mi toeayo!
Al dia siguiente, Di6genes Aguadecoco y G6oinez del
Boniato di6 toda clase de carreras en pelo para no que-
dar mal con su novia. Lo primero que hizo fue contra-
tar a "La Primera del Cojo Cascarrabias", prometiendo-
le al cojo que le pagaria despues de tocar el peniltimo
danz6n. Luego se puso al habla con el cafetero de la
esfuina 1i)aria que le hiciera un gran refresco de miel de
abejas, para disparArselo a la concurrencia como un "but
de champ6n".
Por fin, lleg6 el moment de la gran fiesta bai-
lable en casa de Mariquita Melacapa. En los amplios sa-
lones de la mnansi6n de Don Perico habia ma's parejas que
en el area de No6. Mariquita lucia un precioso ramo de
apazote confeccionado por el jardin "La Chirimoya
Triste". "La Primera del Cojo" desgranaba, como una
mazorca de maiz, las notas del danz6n "El Ganso Negro".
-IEste champ6n me sabe a miel de abejas!-grit6
una sefiora vestida de verde botella.
-Y a mi tambi6n,-gritaron otros.
-jQue nos traigan sidra "El Gaitero"!-pidi6 la
precio.-,a daminita Guillerrina Cocotazo.
A Aguadecoco se le pararon los pelos de punta; pe-
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Tel6fono 1-2561








CUENTOS DESPAMPANANTES


ro, con un gesto de heroismo, saco un vaso, se lo tom6 y
dijo a todos:
-jA este champa6n le zumba, caballeria; estA deli-
cioso! .....
Y, como muchos de los asistentes no habian probado
en su vida el espumoso champan, terminaron por darle la
raz6n al amigo Di6genes.
Pero auin el via crucis de Aguadecoco no habia
terminado. Le faltaba v6rselas nada menos que con el
Maestro Cascarrabias, a quien, segin lo pactado, tenia
que entregarle las veinte cafias antes de comenzar a to-
car Ia uiltima pieza del program. El proyecto de Di6-
genes era desmayarse cuando ilegara el moment opor-
tuuo y no volver del desmayo hasta que el musico estu-
viese bien lejos, pero Cascarrabia, que por algo es mfisi-
co viejo, se adelant6 a los acontecinmientos y, llamando
aparte al novio de Mariquita, le dijo:
-Bueno, amigo, ya es hora de que me afloje el man-
gua fresco; los mdsicos estAn pidiendome la harina.
Entonces, Aguadec6co, jugAndose el todo por el todo,
se decidi6 a franquearse con el muisico y le dijo la verdad:
que no habia podido conseguir la plata y que lo esperara
dos o tres dias. Pero el Maestro Cascarrabias, que era
arniquilla pura, lanz6 un grito de guerra y se form alli
una perrera fenomenal. El director de la orquesta le
arrim6 el gran violinazo a Di6genes, el del contrabajo le
di6 dos ballestillazos y el cornetin, con notas dolorosas,
toc6 "a degiiello".
Cuando se termin6 el combat, Dofia Efervescencia
con las manos en la cabeza, gritaba:
--iSiempre me figure que este Aguadecoco era un
buche complete!


Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Tel6fono 1-2561







EL TAMALERO


APUROS DEL MAESTRO CASCANUECES


UNA CLASE EN LA FUACATILLA


ESDE los impepinables tiempos de Marieastaia-
605 1/E afios a J. L. (antes de Juana la Loca)-
hasta nuestros dias, que si no son imiep:)ina1bles
son, por lo mIenos, guayabacadabrantes, el maestro de es-
cuela ha estado pasando no "las de Camn", sino las de
Abel, que como ustedes saben fue noqueado por aquel
con un derechazo dado con la quijada de un burro que ha-
bia muerto de meningitis-cerebro espinal. La frasesitL
aquella que dice: "tiene m6s hambre que un maestro de
esu-iela" se remonta-como diria el famoso bistoriador
"Federiquito"'-a la noche de los tiempos, y hasta ahora
los gobernautes y particulares han hecho todo lo posi-
ble porque el maestro siga en su desesperada prauganilla.
Eu Cubita Bella, doude la divina Sarah nos Ulam6,







CUENTOS DESPAMPANANTES


"divinamente", indios con levita, que viene a ser sino-
nimo de flames con corbata, al maestro publico se le ha
venido tirando al degiiello de un modo cruel: lo han teni-
do siempre a pan y agua con un sueldecito de aprendiz
de zapateria, cobrando a picotazos y a fuerza de llorl-
quicos y lamentaciones. Para mayor desconflauta-'i6n,
por falta del nuimero suficiente de "jaulas", digo aulas,
muchos educadores se encuentran "fuera de cabafia", es
decir, sin ejercer, siendo este un pais donde todavia hay
mnis analfabetos que granos de alpiste caben en un bocoy.
Conocemos a uno de esos maestros, que por ser pa-
drie de familiar y tener un sueldecito de ochenta y tres ca-
fias, que se le quedan casi en setenta y cinco, pasa m6as
trablajo que un forro de catre. Se llama pomposamente
nutestro hombre Anacreonte Cascanueces y Gonz6lez del
Rollete, tiene su aula en la Escuela nuimero 0 de la Ave-
nida del General de Brigada Don Hermenegildo de la Ca-
ridad Fernandez y Colhnenar Hermoso entire Joseito de
in Tomatera y L6pez del R6bano y Manuel Maria de la
Carretilla. Como el maestro Cascanueces no puede vivir
con seis de familiar en la Habana, metido en una habita-
ci6n, tiene que hacerlo en una casita media derrumbada
del Barrio Los Mameyes.
Nuetro hombre, a fin de llegar a buena hora a su
escuela, se toca diana a las cinco de la maiana, y des-
pu6s de tirarse un baldeo de cara en la pfla del patio, se
toma un buchito de cafe que su mujer le deja en la coci-
na por la noche, sale carretera abajo y empieza a dar
rueda, cantando bajito, hasta el paradero de la Vibora,
donde se cuelga como un jam6n gallego de un tranvia Je-
sAis del Monte Muelle de Luz, que a lo mejor se encangre-
ja p)or los Cuatro Caminos o por el Puente de Agua Dul-
ce, y tenieudlo Cascanueces que acabar el viaje "en dos
cilindros".
Anacreonte, que como es natural, siempre tiene des-
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Tel6fono 1-2561







EL TAMALERO


pierto el apetito, le entra de mala manera, como si fuese
un alumno, al "desayuno escolar", y algunos muchachos
vienido que casi siempre se dispara dos "sube y baja"
seguidos, le han puesto el remoquete de "Reloj de Re-
petici6n". A la hora del almuerzo, el pobre educador
Anacreonte Cascanueces, despues de ver salir a todos los
muchachos, se encamina silenciosa y tristemente a una
panaderia cercana, compra tres centavos de galletas de
sal y se las va a disparar disimuladamente a la Cortina
de Valdes, donde se entretiene en ver las hazafias de los
pescadores de jaibas con canastas.
Con la brujeria que atormenta siempre a Cascanue-
ces, pierde muchas veces el control de la material que esti
ensefiando a los nifios y otras, el asunto que ])i'oeura ex-
plicar le trae a la memorial su estado pranganAtico. A lo
mejor, en una clase de aritmetica, se dirige a Paquito
Macandaca, uno de los mejores alumnos, y le dice:
--Usted, Mlacandaca: Icuanto es 5 por 8?
El muchacho se pasa la mano por la frente, se rasca
el giiiro, those, se para, se vuelve a sentar, y por fin con-
testa:
-i Cuarenta, maestro!
-Oh, cuarenta-exclama, distraido Cascanueces-
lEsos son los guayacanes que le debo al bodeguero, que
no quiere fiarme ni un boniatillo mas!
Despues se dirige a Goyito Cocoseco:
-Multiplfqueme usted 7 por 2.
-iSesenta y tres!-contesta muy seguro el mu-
chacho.
Entonces la clase forma el escAndalo padre y casi to-
dos se ponen a chillar:
Catorce, catorce! I
-Son los dias que me da el Juzgado para desalojar
la casa donde vivo. iCatorce! Ni un dia mais-exclanima
trnigiameute Anacreonte, cuyo pensamiento esta com-
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Tel6fono 1-2561






CUENTOS DESPAMPANANTES


pletamente fuera del campo de la Aritmetica y se ve ya
con los trastes en la calle.
I De las classes de Geografia, muchas veces sale nues-
tro hombre con dolor de cabeza, pues ciertos nombres le
estimulan de un modo atroz el apetito:
S -Digame, Martinez, el nombre de una Isla que le
agrade.
S -La Isla de las Mujeres, maestro.
-Digane otra usted, S6anchez Sorullo.
* -Las Islas Sandwich, senior.
-Ay,-piensa tristemente nuestro hombre-lQuien
tuviera a mano ahora un sangiiiriche o una media noche
reeargaa de pierna con aglomeraci6n de pepino!
En estos moments, Anacreonte Cascanueces y Gon-
zMalez del Rollete y sus compafieros de martirio, estan lie-
nos de e.-:,erauzas (de algo debian estar llenos), pues el
C'oiigreso:, comprendiendo que la cosa estd de huye que
te coge el turco y que los maestros se estan poco a poco
calenfando y se pueden parar de bigotes, se dispone no
solo a crear mil aulas mIs, que permitirdn coger plazas
a los maestros que est6n "fuera de cabafia", sino sacar
una ley que les aumenta el sueldo a los sufridos maestros.
Ahora Cascanueces llega a su casa, y aunque la frita
anda corta y el bodeguero tiene la mirada de le6n de cir-
co, 61 le dice alegremente a su media costilla y a la cria:
-Familia, el Congreso va a acabar con esta situa-
ci6n, vamos a salir de esta brujeria cr6nica!
La mujer "eleva el pensamiento a las alturas", y
exclama:
S -Quieralo San Apapucio!


Maltina, TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Telefono 1-2561






EL TAMALERO


LA FAMILIAR CARABRAVA
EN SAN SEBASTIAN


COMO VERANEAN ALGUNOS


SORA Pepa Martinez de la Olla y sus dos hijas, Che-
che y Mafiunga, forman un "terceto" que le zum-
ba la escopeta. La que lleva la batuta es Dofia
Pepa y quien baila el oso es su marido, Don Hermenegil-
do Cafiabrava y Cabeza de Buey, buena persona, apaci-
ble y complaciente, de quien, como elogio, dicen sus cornm--
pafieros de trabajo que "se le mueren los lechones en
la barriga".
La principal debilidad de la sefiora Martinez de la
Olla y sus hijas es querer darle "caritate" a sus veeinos
y dem6as amistades, haciendoles ver que les sobra la ha-
rina bruta y que est6n a la altura de families tan ricas y
conocidas como la de la Condesa del Platauo Burro, y la
del Dr. Garrigairigoitia C'irretilla. la del Administrador







CUIJENTOS DESPAMPANANT-


General de la Compaiia Ladronera Cubana o la del Mar-
ques del Catre Quebrado.
Todos los afos, cuando llega el calor estupendo, y
las families de la "crema" batida lian los bartulos y se
van a pasar estos meses achicharronantes a las playas
extranjeras, la familiar de Cafiabrava sufre una barbari-
dad, pues se tiene que quedar "metida en el homrno", con
grave quebranto para su prestigio social.
Pero este afio, la cosa ha sido muy distinta. Hace
dias, entire las muchas visits que recibieron las Cafiabra-
va, estaba la sefiora Lamparilla Mangobombo y Perez,
una de las mas terrible competidoras de Dofia Pepa en
eso de "darse pisto".
-Qu6 calor tan perro-exclam6 la Mangobombo.-
Se puede asar un boniato colgandolo a la sombra. Ya
es hora de entrarle como bueno al veraneo. Este aflo no
sabemos auin d6nde iremos a veranear, pero creo que al
fin nos decidiremos por "Palmiche", esa playa aristo-
crotica americana. Y ustedes, Dofia Pepa, se piensan
quedar, como los afios anteriores, metidas en la Habana?
Dofia Pepa sinti6 aquella pufialada trapera, y mir6
a Mafiunga y a Cheche, como diciendo: "" lstima de ra-
yos que caen en las sabanas!", pero luego, sobreponi6n-
dose, contest:
-Pues nosotras ya hemos determinado a que pla-
ya iremos este afio: a San Sebastian, que es la playa don-
de veranea Alfonso X y Tres Palitos, Rey de Espafia y
amigo nuestro.
La Mangobombo no tuvo mas remedio que morderse
la lengua, de rabia, y lo mismo las otras amigas que visi-
taban a las Cafiabrava. A la media hora de salir ellas de
la casa, todo el mundo sabia que Dofia Pepa y sus hijas
se habian "revuelto" y que se embarcaban para la sober-
bia y costosa playa espafiola.
Cuando la familiar Cafiabrava se qued6 sola, Don
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Tel6fono 1-2561








EL TAMALERO


Hermenegildo salt de su asiento como un tigre de Ben-
gala y se encar6 con su mujer:
-Me la has partido, peor que a Mamelo. IQui6n
diablos te hizo decirle a esa gene que nosotros vamos
este afno a San Sebastian? lAhora tendremos que ha-
cer el gran papelazo, quedAndonos achicharrados aqui
en la Habana!
-Ninguin papelazo y ninguin quedao en la Habana-
rugi6 Dofia Pepa.
-I Y con qu6 harina vamos a ir a San Sebastian, si
las cien cafias que gano no me alcanzan ni para nivelar-
me con el bodeguero?
-Yo me encargare de todo lo relacionado con el
viaje. 1E1 lunes que viene partimos para la playal
-- De San Sebastian?
-No, idel Chivo!
Cafiabrava estuvo a punto de caerse de espaldas;
pero, en cambio, Chech6 y Mafiunga acogieron la idea de
Dofia Pepa con verdadera alegria.
-Ahora van a sudar tinta china las de Serruchete,
que nos vinieron a tirar serpentinas con su veraneo en
la Playa Azul,-decia, entusiasmada, Cheche.
En efecto, el lunes prepare el equipaje Dofia Pepa,
dejAndolo todo en condiciones de coger el vapor... de
Casa Blanca. Para evitar que le trabaran la mentira,
le dijo a todas sus amistades:
-Les suplico no vayan a despedirnos al muelle, por-
que a mi me ablandan mIs las despedidas que un tem-
poral de agua a un caramelo de Faquineto.
El lunes por la tarde, despues de siete minutes de
navegaci6n y una jornada de tres cuartos de hora, la mi-
tad a pie y la otra caminando, lleg6 la familiar Cafiabra-
va a la muy aristocratica y pintoresca Playa del Chivo.
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belueza.-Pedidos: Tel6fono I-2561








CUENTOS DESPAMPANANTES


Don Hermenegildo, con el forro de dos catres improvise
una tienda de campafia, y luego, mientras las mujeres se
entretenian en coger cangrejitos, se puso a hacer un sa-
broso arroz con escaramujos. De vez en cuando, rezon-
gaba asi:
-Esta gene, con la cuesti6n del figurao y andar me-
tiendo la guayaba de que tenemos dinero, me esta ha-
ciendo pasar mAs trabajo que "una colombina para tres".
Dofia Pepa estaba encantada en la Playa del Chivo.
Ino de sus deportes favorites era darle candela a los
macaos para verlos salir del caracol.
Chech6, que era la u6nica que sabia nadar, estaba casi
siempre metida en el agua, tirando zapatazos. UTTn dia
despues de la llegada de la familiar a la Playa del Chivo,
estaha la gentil Chech6 con todo el cuerpo en el agua, y
de pronto sinti6 una especie de mordisco en un muslo.
-Ay, me ha mordido un tibur6n mayor de edad-
grito desesperada.
Pero, cuAl no seria su sorpresa al ver salir del agua,
detrds de un "diente de perro" a su novio Picholin Tar-
garina, en pafios menores.
-tQu6 es esto ? Tfi aquf?
-Si, perd6name-contest6 Picholin, balbuceando.-
Es que... venia a pre... preguntarte d6n.. d6nde esta
la... la cabeza de Benitin?
-Eres un atrevido.
-No, deja explicarte, caramelito santo. Cuando su-
pe que parties para la Playa de San Sebastian, me vol-
vi loco de amor y no pude separarme de ti, determine se-
guirte. Me puse en la esquina de tu casa y cuando vi
que stalian ustedes con el equipaje en un fotingo, las se-
gui en otro, hasta el muelle de Luz, donde vi, con sorpre-
sa, que cogian ustedes el vaporcito de Casa Blanca y
luego la emprendian a pie hasta la Playa del Chivo.
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutricion, Belleza.-Pedidos: Tel6fono 1-2561.







EL TAMALERO


S-Ay, que diran las naciones extranjeras, digo, mis
amigas!
-No dir6an nada, porque yo les he dicho a mis ami-
gos tambien que iba a San Sebastian, y lo mejor es que
me quede con ustedes veraneando en la Playa del Chivo.
;Este olor a marisco me subyuga, por mi madre!
Y asi, continue tranquila y encantada la familiar
Cafiabrava, veraneando en la Playa... de San Sebastian.


Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, Belleza.-Pedidos: Tel6fono 1-2561











EL TAMALERO


EL GUANAJO DE PASCUAS


SE REVOLVIO DON CANUTO


ILOMENO Guanajera y Rompetelaplata, tiene la
L debilidad de estar siempre justificando su ape-
llido, echando por la ventana las ganancias que le
tocan como conduefo de la camiserfa "El Calzoncillo
Largo Reformado", que estA, como ustedes saben, en el
corazon de la Plaza del Polvorin. El corazon de Filome-
no, que es otro "polvorin" esta explotando de amor por
Fifita Cantarranas y Guadalete, la cual lo tiene comiendo
calabaza desde hace un afio.
Tres veces a la semana, Guanajera se aparece en ca-
sa de su adorada nena y despues de hablar de los cam-
bios de la luna y de la cotizacion en plaza de los cuellos
flojos, el conduefio de "El Calzoncillo Largo Reforma-
do" se despite de la familiar, y ya en la puerta, al darle
la mano a Fifita, le deja caer un papelito, con una apa-
sionada declaraci6n por este estilo:








CUENTOS DESPAMPANANTES


"Es mueho ya lo que sufro
por tus desdenes, Fifi,
y si no me das el si,
por mi madre que me levanto la tapa de los sesos".
"Eso no sera verso, porque no soy precisamente un
Sanchez Galarraga ni un "Papa Montero"; pero es ver-
dad. Tul sabes que me sobra valor para matarme: acuer-
date cuando me di aquella pufialada con un platano pin-
t6n! iAy, Fifita de mis entretelas, c6mo nos pondriamos
en Noche Buena si se te ablandara ese corazoncito mas
duro que una palanqueta! Cenariamos juntos, con tu
familiar, y le entrariamos al lechoncito y al turr6n, pen-
sando en los preparativos del Hime-neo.
Tuyo hasta la tumba fria.-Guanaj era."
Cuando Fifita volvi6 a la sala, despues de leer la
desconflautante epistola del enamorado, su madre Do-
fia Pantaleona Guadalete, y su padre, Don Canuto Can-
tarranas y Caretudo, sostenian este diAlogo mAs doloroso
que la "Dolora" que el poeta Foncueva le dedic6 a un
mulo de Obras Publicas cuando le mordi6 la oreja:
-Qu6 Pascuas mas cochinas vamos a pasar-lamen-
tabase Don Canuto.-Me ha caido a fin de afio una fua-
catilla tan rabiosa, que creo que no vamos a poder en-
trarle ni a unos frijolitos negros.
-Ah, pues yo no dejo de cenar en Noche Buena
bien sabroso, aunque se derrita la farola del Morro. Esa
noche cojo yo un toroz6n de pavo, aunque tengas tui que
irtelo a robar a la "Finca Maria", y me aflojo lo menos
media caja de sidra "El Gaitero".
-Si al menos se le pudiera dar a alguien un "pico-
tazo"; pero tengo ya el pico gastado de tanto picar a los
amigos; me huyen como a la peste bub6nica.
-Qu e lastima-dijo melanc6licamente Fifita-que
Filomeno tenga esa cara de conejo con papers. Fijense
la .carta que me ha escrito.
Maltina TIVOLI: Vigor, Nutricit6n, Belleza.-Pedidos: Tel6fono 1-2561








EL TAMALERO


Don Canuto la ley6. Al terminar tom6 una actitud
tragica, y le dijo a Fifi:
-Hija ingrata! jEs possible que permits que tus
padres y tus hermanos se queden con la panza hueca por
no aceptar el carifio que te brinda Guanajera?
-Pero es que es mas feo que Azpiazo!
-Mira, muchacha, ten sentido comfin-aconsej6 la
madre. Le das ahora el si y lo pones dulce; tu padre se
encargarg de acompafiarlo a comprar las provisions;
cenamos sabroso y abundante en Noche Buena, nos re-
ventamos la "monteria" el martes, y el tercer dia de Pas-
cuas tienes un disgusto con 6l y lo "ipirangueas".
-No, no, que no lo bote hasta despu6s del Dia de
Reyes-dijo Monguito, el hermano menor. 0No yes que
me dijo que me va a comprar un caballo de palo?
Por la noche, cuando lleg6 Filomeno Gauaajera y
Rompetelaplata, Don Canuto lo recibi6 con palmaditas
eni el hombro y le dijo:
-Bienvenido, pollo.
-Querra usted decir Guanajo, digo, Guanajera.
-No, pollo, porque estd usted joven y pasao, es un
gran mozo.
Y llevandoselo a un lado de la sala, le dijo lleno de
fingida emoci6n:
-Prepdrese a recibir una gran noticia, Guanajera.
Usted le gusta a mi hija un pufiao y ella le da el si por
mi conduct, porque le da vergiienza decirselo personal-
mente. iNo hemos querido que pasen las Pascuas sin
que recibiera usted la morrocotuda noticia, y para tener
el placer de que cene con nosotros! Ya usted sabe que
en estas circunstancias, al novio le toca poner los co-
mestibles y hasta los bebestibles.
-No faltaba m6s-grit6 Guanajera lleno de emocion
-nos comemos "El Calzoncillo Largo Reform(do'" si es
preciso. Vamos corriendo al mercado a buscar la frita.
Maltina TIVOLI: Vigor,, Nutricidn, Belleza.-Pedidos: Teldfono 1-2561








CUENTOS DESPAMPANANTES


Hoy mi oioraz6u no es coraz6n, sino un easceo de guayab)a
en almlbar.
Don Canuto arrebat6 el sombrero y se llev6 del bra-
zo a su "yerno interino", en busca de los viveres necesa-
rios para hacer una cena por todo lo alto y que a-in queda-
ra metralla de repuesto hasta mediados del afio nuevo.
Al volver, Don Canuto venia m6as cargado que un
camion.
Guanajera, aprovechando que Fifi estaba m6s ale-
gre que unas Pascuas, se le aproxim6, y mientras Don
Canuto y Dofia Pantaleona le miraban la cabeza al gua-
najo, le suplic6 a su "novia":
-AdelAntame un beso, corazoncito. Quiero 4--oger
-lgo a cuenta por si no nos casamos...


Maltina TIVOLI: Vigor, Nutrici6n, BeUlleza.-Pedidos: Tel6fono 1-2561