<%BANNER%>

Discurso que el Illmo. Sr. D. Francisco García del Fierro, regente de la real audiencia del distrito, pronunció el dia 2...

HIDE
 Front Cover
 Front Matter
 Title Page
 Main body
 Estado que manifiesta el Despacho...
 Nota
 Back Matter
 Back Cover
 

PAGE 2

j Spccial Collcctions RAREBOOKS

PAGE 9

! I .l.! DISCURSO m. Srattcis.cO' b.el REGENTE DE LA REAL AUDIENCIA DEL DISTRITO pronunci6 el da 2 de Enero del corriente ao, con motivo de la solemne apertura del Tribunal PUERTO-PRINCIPE"

PAGE 10

:l", -' k -, o ..

PAGE 11

QVE EL Illmo. Sr. D, Francisco Gal'cia del Fierro ; DEL DISTRITO ,rollunri .el 2 be
PAGE 12

, l -.........

PAGE 13

! ,. :. ..... l -: l '. l ATENTO siempre 10: 8 ,abuso:> y los vicios pr, C ricos que puedan afectar de una. manera positiva y.frecuen te la buena administracioIl d e he' preferido contraenne ellos en mis cuyo religioso .objeto creo -llenar mejor d e ste lhodo, que COIl. discursos especulativos ,' y abstractos, fciles de enQontrar : en' cualquie.ra libro ; -La .. misma encumbrada Magistratura no' eS, tado .exenta de que la avise y recu e rde los peligl '015 ,{h,1.udQ gnero qUt; :melen ro dearla; y lioy, que se ha aumentado bastante el nmerD de Abo gados e n esta me prolJ'ongo echar tambien miraela particular sobre algunos de .los ,mas. debe': r cs de esta ihlstre profesion. ( N'cida en los mas, brillantes das de la Grecia, pue s quc l a pr.ecedente civilizacioll del Egipto no alcanz Saber aj)l'cciar su importancia y utilidad, acaso el no haherir\, juzgado necesaria dimanase de qlte S11S l eyes eran

PAGE 14

-4-'pocas y claras, no solo goz de la 111ayor estima en aquella culta Nacion, sin que trasportada luego Roma, con la elocuencia de los Griegos, justamente admirada y envidiada en sus primeros embajadores por los jvenes Romanos, se abri all un vasto campo de gloria que nunca ha po dido eclipsarse. La propia vala ha merecido las ciones modernas, no siendo nuestra' legislacion la mnos prdiga de honores y de privilegios concedidos en s u obse quio, la vez que ha cuidado de dirigir y regular los : estudios que deben hacerla provechosa, como acabamos de ver en el nueva plan que ya rige en la Isla. Elllpero, si ,la noble d patrocinar y defender la hacienda,. 'la vida, la .lib ertad legal y el honor de sus conciudadanos ha -estado siempre cercda de tanto prestigio y miramientos, dbese solo la importancia de tamaas: funciones, cuando son dignaliete desempeadas, y sgues que el desmere cimielito y el oprobio sern proporcionales la apostasn en, que por desgracia : pueda, incurrirse. No inculcar pues, ninguno de aquellos prime tos deberes basados sobre la moral, 'pOJ;que ,hara agravio en temer o sospechar de su vio lacion" y me limitar d-eterminado s peligros y faltas fo renses que cunviene prCaVl:f r Y enmendar Aunque nadie ignora las funestas consecuencias que en. todos casos pueden prod ucir el orgullo y la presuntuo sidad en' el propio saber, : aprte de cuanto son odiosas es tas repugnantes cualidades, no se presume sin embargp que en el egercicio de la Abogaca puedan conducir al prevaricato. El Abogado que llega padecer esta enfer medad de espritu, cree poder dar soluciori satisfactoria todas las objeciones: juzga que llingun otro sabr contesta r

PAGE 15

-5-sus argumentos: r la ilusion del orgullo llega trmi nos de hacerle lisongero el emprender una defensa, contraria anteriormente emitidos, beneficio do cualquier diferencia insignificante de cualquiera esplica cion ineficaz, que solo l satisface, en la fascinacion de que se encuentra poseid; y con semejante prurito es fcil, que al cabo incida en una verdadera prevaricacion. La debilidad, mejor dicho, la fuerza de esta pasion puede crec e r tanto, que logre vencer y dominar la moral misma, de snerte que el gusto y la complacencia de lucir una ingeniosidad, hagl sostener. .do!; proppsiciones con .trarias, con la, orgullosa y rproQa esperanza, de deslumbrar los Jueces. Acaso procedi de motivo el pecado de implicancia que se atribuye los nombres de Tri boniano, Brtulo, Cuyacio y otros; y tan sensibles ejem plares deb e n hacer muy cautos los jurisperitos. Si no tan criminal, mas ridculo sera qne se incurrie. s e igualmente en el vicio de la variedad por falta de estu dios metdico s y slidos y de ulla constante aPlicacion. que formen y asienten un sistema seguro de principios fijos. Los e s tudios del Abogado 110 concluyen jams. Necesita una aplicacion perseverante y asdua, especialmente para no caer de buena f en la misma vergonzosa y punible variedad que los presuntuosos y sofistas; pero cualquiera que sea el orgen causa de esta falta, siempre es cierto y e l l e trado debe e star s e guro de que, si se hace sospe c ho s o de ella, los Jueces se vuelven natural y l e gal ment adversarios vidos censores, d e sconfiall de todas sus trinas y defe nsas, y tal vez haga en la oca s ion un de s e r \ icio la Justicia mi sma.

PAGE 16

-ti:.... NO' es e,;;.to decir, es cu sa r el vidu ue la ,'C)' ::.atilidag, se caiga eIl e l opues to de la t erquedad. e l l itigan t e, ninguno e s t a n fllll estO': }lO'r la invers a, e l mu d a r d e parec: e r y abandonar lo Dl;.lo, cuand s e desllubl' e . la verdad, O'br>J, es d e sabig s y d e jus to s Lo cO'ntrario se r i a e ri g en buella y aceptable rus ti cidad d e so stene r d er1'O'1' d esp u es d e co: noeidO'; J CO'111O' dic e un e se ritO'r, dO'nde "lniera que rigies tan torpe dQctr n d e b e rla llamars e la r e giOll de.l/}, barh rie D e b l' es d e l Aboga d o d esenga a r s u cli ente <-'11. cualquie r d e l a e n que d es cubi.'a la fuI se ( l a d .i> l a e quivO'eH(fi ? H co n que s e lfil habia informadO'; bien el aror que UuislllO eO'rrcebido. Tal v e z s e a prov echara la pl\ra O'b, t e n e r una trans aecion que luego nO' pO'dri a alcanz a r se eV, it andO' el1 ti empO' ruinas y r, AbogadO' p ertinz, por; l a inv e rsa, s e hace irraciO'nal ; Jljllt:tO', d efe ndiendO' e l error, tan s olo porque ya l e adopt cO'mo y aunque I1egu e .. duda r, se r es u e l ve y p ers i s!e s : i n ad ve rt : que JIU. ce d e p e ml e r Ja l'esoluciO'n d e :.;tI p rO'pio lll o rbo s o c rit er.io, E sta, lI1i s n l di spos i cion d e l ;'llIi lll O l e ind nce c on siderar t e r cos s u s antagO'nistas atJ'ilmynd o ll's' SIL prO'pia falta; y lo p eO'r s que t aJ ubi c ll \:olly icrt e y hace t e r cos y t e n aces s u s cli e nte s qu. e se ('ontagi a n, y 110 admitir n pl'O'po s i c iO'll, ni p erdona 'n r e ('u rso ve n ce r mO'rir; y oii la d e l pl eito l es ( r ae un jus t o p e ro ines p e radO' d esc alabro, la p ertinac i a sube de y e llos y Sil duro p a tronO' lO' a tribuye n r ia, d esate n c i o n p r e v e n e iO'n es d e lo s Jueces Al! qlle no d e b e se r es t a la d e l AlJogad o pl' bO' y se nsatO'. C i c rta m eJlte 110 es t o bl iga d o v ari a r d e O'piniolJ jurdica P.ll f llCr:>:a del fallo, p el:'o ,b e d eee r l a v erda d

PAGE 17

-7-judicial quo l constituye, y r espetur los Juee:; ccita' blecidos para declararla. Las d e fensas en las causas criminales y de pobres;, que en el distrito turnan entre todos los Abogados, por no haberle especial para tlicha clase, merecen mayor atencioll que la que de ordinario se les presta. Sin. duda, que cn su mayor parte son cumplidamente des empeadas, pero no faltan ejemplares' que me obligan ; recordar y recomendar esta sagrada obligacion. Es la ,mas sant:. : y la bella de cuantas se contraen al jurar el buen de la Abogaca;. y su religioso debe mel'c" cer una. particular dedicaciQn al letl: ado virtuoso. Entre los Promotores-fiscales.. que turnan propio_ modo, suele haberlo.s se contentan con cubrir el tr. mite cuan ligeramente pueden. No es as como correso ponde su importante mision de defensores de la causl!-pblica . Cmuple su ministerio sentar y deslindar los hechos y los .fundamentos de la que, siempre debe : (letP.1'minfir lh. acusaeioll. sin quedarse. en vagas generalidades,' que manifiestan .. poco celo -por la' vindicta pblica, y aun hacen sospechar :, ocasiones que p.o se ha visto el proceso. Por poco frecuente!:! que sean cjelu pIares, conviene recordar que eUos son damllables, y qUe no debe ' alguno. -el caractr i{e Asesores" que .egercen los Abogados en' el distrito de Jueces de pr!meru instanCia, no estar, demas dirigirles algwlOs avi sos, en el importante ramo de las criminales, 'Ntase sobrada profusioll en las vistas <'{tie ,<;010 deben conferirse cllanlo sean y

PAGE 18

-8-no cada paso, segun sucede, como quien necesita andaderas para marchar. El Juez debe proveer por si toda 10 concerniente la illvestigacion del delito y sus auto res, i la sustanciacion del proceso, sin recargarlo COIl osos trmites escusados, que multiplican las diligencias y las notificaciones, aumentan el volmen, dilatan el progre so de la causa, y tal vez se pierde tambien algun mo. mento precioso para la averiguacion, omitiendo alguna cita diligericia tiles, que deben evacuarse inmediatamente, y que en vano promover luego el Fiscal, respondiendo la vista; amen de la mayor demora que suele intermediar por la' s escusas y disputas acerca de la competencia dci turno. 'De algun tiempo esta parte se nota tambien algu. jIa propension absolver de,la instancia. Sin duda tiene sus casos y abunda en utilidad esta calificacion; mas ella es delicadsima, y sobre todo se requiere sumo tacto para distinguir su procedencia respecto de los casos tan frecuen tes en la prictica constante de los Trihu.;ulles ha da do lugar la pena extraordinaria. La teora sobre la in tegridad de las pruebas, al sostener con bellas palabras que no existen medios delitos, as como tampoco hay pruebas medias, no considera que si hubiera de reque' rirse siempre una prueba plena, y por su defecto absolverse. quedaria impne' la mayor parte de los criminales, y la y la conciencia pblica se escndalizariilll al pre, seuciar la completa absolucion de un' criminal, de cuyo reato 110 hay nadie que dude_ 'Siempre que xisten prue bas, aunque no acabadas, y que el juez concibe una' certeza moral, la pena extraordinaria procede; y ami debe

PAGE 19

-9-.'uplauairse este medio no solo por cuanto corrige los ([pltos, sino por que sc presume que fue el primer paso' que la humanidad de los jueces di para esquivar y elu dir la: brbara prctica del tormento. Ninguno que llega verse constituido en la necesidad de juzgar, deja de co llocer cuan precisas inevitables son las penas extraordinarias, por que al instantc se le presentan casos en que la absolucion de los procesados repugnara su cOllcien .oia, y temeria ofender el sentido comun y la moral civl, 110 obstante la falta de plena prueba: En cuanto se toe-a esta necesidad prctica, se abandonan las seductor-as teor ail, y es fuerza atemperarse ella, cesando de exigir prut'bas acabadas mas que para las penas ordinarias. Pcro icual es la linde que la divide y separa de los casos cn que procede la absolucion de la instancia1 Ya que no es fcil 'dar reglas seguras, por que esto depende dc las circunstancias de los procesos y de la dis crecion, i)rudencia y critcrio del Juez,' podr observarse si existen indicio!': rlf\ considerable valor legal, que no alcancen constituir certeza moral, la vez que obren en contra datos razones insuficientes de esculpacionj y apll, reclendo en semejantes circunstancias cualquier m otivo esperanza' de que con el transcurso del tiempo pueda rarse la duda; en este caso la absolticion de la i!lstancia procede, y serb muy prudente, ya por que salva el ligro de peljudicar la inocencia, ya por que la, vindicta pblica lio resultar burlada en delitos graves, como suceder'ia, si se clausulse el juicio con una leve correccioll proporcionada al cscaso grado de prueba, aunque dt;spues se .descubriesen llleJOrf:!S datos, de su, perpetracion. Ya !le

PAGE 20

-10-deja conocer, pues, que estos casos no S011 comunes, y pe,H' lo tanto dehe precaverse que se introduzca por moda lo que solo debe ser efecto de la dificultad de las circunstancias, de la justa yacilacion d e l juicio, y de un criterio tan circunspec.to como previ s or. 'Despues de las lldicaciones que dejo hechas, y que espero no sern olvidadas, me col1g1'atulo reconociendo que la. noble profesion de 'la 'Abogaca se egerce por lo gel).cral con' dignidad; y hall.ndom e al frente de la adminis: trcion de justicia en' el distrito de esta Real Audiencia" doy las gracias todos los proy ec to s letrados que contribuyen ella; especialmente 'en cuanto llevan e l pondus
PAGE 21

-:11, c';lusas, se ttln.larit q;. muy poco e n aplicar los prillcipiu s la r es U elVeJl. Dism inuido s u nmero, pues por lo regular toman s u consistencia de relacion es siniestl'as, lo s que se hallan detenidos meses y aos enteros las puertas de lo s Tribuna l es, se interesarian e n e l trabajo que abandonan. Quedando mas ti e mpo los Jueces para el estudio, r ecibirian las contiendas mas pronta inmediata decision porque la complicacion d e l pleito no est. e n las leyes si-110 en los testigo s no en busca r el d erecho en los Cdigos s ino la verdad e n la boca de lo s hombres, en la investiga c ion ele los h ec ho s : y si ,minorando los litig'antes, seria mc-1l0S necesario tanto nmero de Abogados, de Procuradores y E sc ribano s r etle xin ese que esta p rdida se convierte en prez,' y provecho pblico, por que cuanto m e no s de aquellas cla ses, mas profeso r es de la agricultura, del comercio, de las ciencias exetas, d e las artes liberales y mas tile s. iPor -que es, que en e l Japon euyo Gobierno poltico ha excedido en mucha parte al d e otros pueblos, en la Pers ia, eutre los Argelino s sin escribir una lne_ a se expide1l las causas pronta y seguramente? Por lo imp0l)ent e del castigo de cualquiera mentira proferida en. juicio, con cuyo temor jamas sucede, que uno pid a lo que no .!le le d e be, niegue lo que d e ba. Luego no hay m e dio n)as oportuno ni obligaciou mas sagrada para los que se dedican al patrocinio de los derechos agenos, que iutrodlJ cir en el foro un grande hor ror la m e ntira, conjurarse contra ella, reuovar aun en la so ciedad contra este vicio el espiritu que le condena como uno de sus crmenes mayores. No por que la inmensa sabiduria d e nuestras l eyes ptras no hayan alanzado perseguir la mentira judicial, sino por las limitaciones con que estrecha el Crculo de esas mismas l eyes el favor de

PAGE 22

-12-h clem encia la menor probabilid!ld. Si se estnuiera guro en que el que es cogido en alguna mentira pierde mas de lo que el }lleito vale; y si en lugar de la eqnid::tJ se contra con el severo escarmiento, no se tra sino la pura verdad. Otra cspecie de mentira es In de los seudllimos, que s olo se diferencia de la judicial en mayor desacuerdo y aviIaniz, que en esta se m:1uifiest!l su antor tul como es, -y responde con sus bienes y e : m su persona dc lo que dice, y en aquella como en los pa, sqllines es un Zilo al que esto basta para reconocerlo y c(llificar de impertinente malignidad, el que suprimiendo y ocultando su nombre pro pio bajo el denso veio de otro supuesto y falso, autoriza U 'la falsedad con otra para libertarse de la responsabilidad que teme. De estos escritos apcrifos puede muy bien decirse lo que un escritor de nota, que no revelan la opiuioll g e neral s 'il!O el deseo de corromperla, afianzando 'por esta via el honor mismo que ulrrajU11, por que nada lo evidencia y realza tauto como en la corriente dc tan cruda saa no encontrar un pblico acusador el que Cllenta con tan mortal y tan aleve enemigo; lo que se dcbe aadir quearguyen mas particularmente el nimo de calumniar, por fine el quc la cara y lluye de las vias legales poco cuenta COIl ro santa verdad, enemiga implacable de la ll1entirn. Saben ellos, que se halla prohibido proceder contra nadie por seudnimos por pasquines, y solo se proponen el iml'nc desacato y cl improperio. Recuerden, que lo que e st, mandado y lo que corresponde s, perseguir criminalmente y castigar {t los autores y propagadores de semejan,t('S llIcdios vituperahles, y que lo largo con la ayuda

PAGE 23

-13-d el ti e n.po se Ves puede caer la mscara y en su mismo atrillch eramie nto scr apre ndido s Evitcn pues, la necesidad de }1racticarlo. Por otro l ado no se pierda el tiempo. No se foment e n y agiten pasiones . Procrese antes bien vivir unido s para que no logren cabida entre nosot:os los males. de la discordia. B envo lo s C011 lo s reverentes con las autoridades, pl e gados s iempre la Metrpoli, par a que continuando tan f e lices como lo pueden y deben ser baj o tan cuerda conducta, solo r eine e n este suelo privile giado la paz y la justicia.-He dicho.

PAGE 24



PAGE 25

que manifiesta el DespacIto de la Real Audiencia de Puert. Prncipe, Isla de Cuba, en todo el ao de 1843. CIVIL. Ple itos pendienteB del ao 115 Espedientes y . .. ' 5 Pleitos que han. en todo el ao citado de 1843. . 259 y Recursos. 133 Total....... 512 DETERMINADOS. En segunda, .. .. En tercera instancia. . . y 7 7 7 7 Competencias . . . . . Fuerzas .. : ,. . Artculos suscitad08 en IQs anteceden-, 269 20 136 18 1 tes negocios. . . 444 108 mismos ....... : ...... ......... 116 ,. Sum. an. 379 ...

PAGE 26

' ':'-PENDIENTES, ;En el Seor Fisfilo , , , En los Rehltores, entr ados el presente mes. 11 -" Tomados por los Procuradores y en la Escribana pendiE, mtes de diligen. cias unos, Y ' o t ros poi' n naberse presentada las part es", Espedientei y Itecur-sos, , ,., ,., 9 ---!I'ot al. ... :-. . ... 512... CRIMINAL, Causas ;nterior, 21 Espedientes y 'Reursos : , : . . 1 Causas qu hn 'ciltraCl 'eh todo < el ao de 1843 : : ; : ; ; . : 810 Espedientes r Re' ct'lrso s ; : : : : 111 Total. . . .. 953 ,'r ---D'ETliMNDXS'," ( En segtmd in s tancia . . . '-'" r .... .a;,. -. '. En tercera instancia: ; c Comlietencias. ' . . : 76(l S5 ; .. ......... 2 Espedihte's Y -RecurioS'.\ . H2 93.,

PAGE 27

Articulos s uscitados en l os anteriores negocios . . ; . . . . -.. 1)4 Providenc ias partioulares dictadas-en ) los luislDOS. . . 6l Suman. : J IS.5 PENDIENTES. E 11 e l l r. }'iscal: : : : .. : En lo s R elatores. : : : . Tomadas_ por los Pr..?curadores y en la Escribana en los tres dias anterio l : es al punto : .. .- E sped i entcs y Recu' rsos: ,. " 18 " 18 ---Total. .... . .... 953 ._ Delitos por los cuales se na procedido. De muerte . Suicidio. Heridas .... R eyerta ....... Injurias d e palabra y Asalto .. -... : ..... Robo, hurto y estafa. R eceptacion Ince ndio .. Bigamia. . ' R apto y estupro. . . . . . . 28 2 75 22 27 13 199 4, 5 16 _.3

PAGE 28

-18-Incesto ..... Envenenamiento. .' Escesos ...... Desacato . Desobediencia la justicia. l _ 1:' 2 38 6 1 Abusos-y de jurisdiccion. 5 Cohecho. . . . 2 Falsificacion de moneda y de docu mentos pblicos. Perjur.i ........ ... : : Seduccion de escavos .. : .' : Portacion de arm,!,ts Fuga de . . y ma.!' : ,'-. : Plagio : . : : : : : : : . . Faltl!. de licencia para transitar. Resistenci '. 'la justici. Estravio de procesos 9 1 1 22 10 3 5 10 4 6 518 Causas en que se' la sobresedo por' falta de m rito 6 pOI' no ltabers,e de' suberto los autors de' los delitos De nluerte. ' ' : Suicidio . : . .. . Heridas .. Reyerta .. Injuria .. Asalto .... .. : Robo hurto .., estafa, 1 40 76 34 6 11 25 1:;

PAGE 29

Receptacion Escalamiento. Incendio .... -19" Rapto y estupro . Incesto .... ...... Escesos ................ Abusos y omisiones de jurisdicion FaIsificacion de monedas y documentos Desacato la auto r idad. Fuga de presos. . . . . Juego prohibido . . . Falta de licencia para transitar! Portacion de "annas prohibidas. EstraVio de procesos .. 3 1 1 4 7 1 21 1 4 2 6 3 5 2 1 305 ---T otal 82:I : -D estino que se h a dado los procesadol Reos presentes condenados muerte. Idem prfugos. . . . . . . 1 A presidio, obras pblicas, destierro, privacion de cargo &. . . . .. 192 A las demas penas correccionales. 155 Total de sentenciad o s . 354 Procesados absuelto s de culpa y pena. 2 9

PAGE 30

-2().:.. Mem solamente de la insuicJa. 41 ldem con p ri s ion 109 179 Despacho del Real Acuerdo. E spe dient es informativo s . 107 Idem de incorporacin de bogados. 11 Id. d e R ece pcion de id : : : : 14 Id. de R ece pcion de ,Esc. ribanos . 7 Id. d e Procuradores id. . . . 6 Id. instruidos Virtud d e rdenes 33 Id. d e posesion de Sres. Mini s tro s 1 Id. pendientcs. . . . 2 Total. 1 8 1 t DespacllO de la R ege ncia y Subdel ega cion de penas de cntara' Info rm es cyacuados por misma. ., 18 E spedie ntes sobre difere ntes asuntos, d ete rminado s.. 67 Idem P e ndiente s 7 Total. '

PAGE 31

-21-el Sr. Fiscal ha evacuado en pre se nte aio mil novj:lcicntall y ocho vists, la mayot parte de ellas estensamente ....... pue rto Principe 31 de Di;iembrc dj:l 1843,-Jos R(lbll, I .

PAGE 32

"

PAGE 34

.' .'


MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Discurso que el Illmo. Sr. D. Francisco García del Fierro, regente de la real audiencia del distrito, pronunció el dia 2 de enero del corriente año, con motivo de la solemne apertura del Tribunal
Physical Description:
21 p. : ; 18 cm.
Language:
Spanish
Creator:
García del Fierro, Francisco
Publisher:
Imprenta de D. Antonio Freire
Place of Publication:
Puerto Principe
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Criminal statistics -- Cuba -- Camagüey   ( lcsh )
Practice of law -- Moral and ethical aspects   ( lcsh )
Legal ethics   ( lcsh )
Genre:
statistics   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 43622595
ocm43622595
System ID:
AA00017940:00001

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Discurso que el Illmo. Sr. D. Francisco García del Fierro, regente de la real audiencia del distrito, pronunció el dia 2 de enero del corriente año, con motivo de la solemne apertura del Tribunal
Physical Description:
21 p. : ; 18 cm.
Language:
Spanish
Creator:
García del Fierro, Francisco
Publisher:
Imprenta de D. Antonio Freire
Place of Publication:
Puerto Principe
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Criminal statistics -- Cuba -- Camagüey   ( lcsh )
Practice of law -- Moral and ethical aspects   ( lcsh )
Legal ethics   ( lcsh )
Genre:
statistics   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 43622595
ocm43622595
System ID:
AA00017940:00001


This item has the following downloads:


Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
    Front Matter
        Front Matter 1
        Front Matter 2
        Front Matter 3
        Front Matter 4
        Front Matter 5
        Front Matter 6
    Title Page
        Page 1
        Page 1a
        Page 2
        Page 2a
    Main body
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
    Estado que manifiesta el Despacho de la Real Audiencia de Puerto Príncipe, Isla de Cuba, en todo el año de 1843
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
    Nota
        Page 21
        Page 22
    Back Matter
        Back Matter 1
        Back Matter 2
        Back Matter 3
        Back Matter 4
        Back Matter 5
        Back Matter 6
        Back Matter 7
        Back Matter 8
    Back Cover
        Back Cover 1
        Back Cover 2
Full Text








;Yf

U N








IX"J", FILAIRO



































QUE EL

Illmo. Sr. D, Francisco Garcia del Fierro





DEL DISTRICT

pronuncii el bia 2 be eneroa be corrientn a, cm .
motivo be la solemne apertura bel Qribanal.


1844.


IMPBENTA PE D. ANTO zo FszI.,

































































)I *



1--
.., ;.






,j .-. _, '..'/_ "..,., ,'i ^.L.1^,^,,^.,^ ^l





















1lenar mejor de ete miodo, que con dicursos especulativ os
la advise y r euerd prelo pli1 tuo gnsero quei iepro-




dearla; yhoy, que se ha aumemnado bastante el udmero de Abo-
gados qen eta ciudad, me prop a manera positta ybien une i-




rada particular sobre .algunos de los mas importantes debe-
res de iesta jilpstre. profusion. <
Nitcida. en .lo.s mast'brillanfes dias de As Grecia, pues
que la precedente ciilizaciou del Egipto no efelcanz6 co&tr sa
ber apreciar llos ipotania y utilidady, 6 iacaso objeo cha-
bear juzgadoi necestaria diaase code qur sus epec uaeros
y abstractos, hiciles de .enqgotraren i uewe qlquiera! libro. Ldi
Oi-ilba encumbrada MagistratUra n6o hbi e1sto Jxenta -de qui
la avise y reeuerd&Jcr;lo igxv-a Or tudu g-uero que :tieleln ro-
dearla; ylioy, que se Im aumentado bastante el u6mero de Abo-
gad9do, en ,estaciudad; me progoito,echae tambien- un mi-
rada partictdar sobre .aagunos de los mas9 im portaiiies debe."
res --de:esta AlIustret profusion. + + +
NTeida,en !Wo. mas,,plillaes dias de ,la: recia, pues
que, la preeedente- civilizacioi del Egipto no -alcanwz 6-tla-+
ber aj~reeiar su iupoftancid, y utilidad,.b ,aciso el-no hi-_2
berltk, juzgado`+necesaria dinianase de 'qtc sus 'lI-cy'erabrt





-4-
'pocas y claras, no solo goz6 dela mayor estima en aque.
lla culta Nacion, sin6 que trasportada luego & Roma, con la
elocuencia de los Griegos, justamente admirada y envidia-
da en sus primeros embajadores por los j6venes Romanos,
se abri6 alli un vasto campo de gloria que nunca ha po-
dido eclipsarse. La propia valia ha nerecido 6 las Na-
ciones modernas, no siendo nuestra legislation la m6nos
prbdiga de honorees y de privilegios concedidos en su obse-
quio, & la vez que ha cuidado de dirigir y regular los
studios que deben hacerla provechosa, como acabamosde
ver en el nuevo plan que ya 'rige en la Isla. Empero, si
4la noble mission de patrocinar y defender la hacienda,- la
9vida, la libertad legal y el honor de sus conciudadanos ha
istado siempre cercada de tanto prestigio y miramientos,
ddbese solo a 1a importancia de tamaias funciones, cuando
son digiiamefite desempeiadas, y siguese que el desmere-
eim'iento y- el oprobio serai proporcionales la apostasfa
en que por desgracia: pueda tincurrirse. No inculcard, pues,
ninguilo de aquellos primeros deberes basados sobre la mo-
ral, "porque. haria agravio en temer oo sospechar de su vio-
lacion, y me limitard 6 deteriniiiados peligros y faltas fo-
renlses que cuuviene precuver y eiuendar.
-: Unique nadie ignore las funestas consecuencias que
en- todos casds pueden producer el orgullo y la presuntuo-
sidad en el propio saber,: apirte de cuanto son odiosas es-
tas repugnantes cualidades, no -se presume sin embargo
que en el egercicio de la Abogacia puedan conducir al
prevaricato. El Abogado que lega & padeceresta enfer-
medad de espiritu, cree poder- dar solution satisfactoria A
todas las objeciones: juzga que ningun otro sabrf contestar







sus arguments: y la illusion del brgullo llega & termi*
nos dc hacerlc lisongero el emprender una defense, con-
traria ,. principios anteriormente emitidos, & beneficio do
cualquier diferencia insignificant 6 de cualquiera esplic~-
cion ineficaz, que solo a 61 satisface, en la fascinacion
de que se encuentra poseid6; y con semejante prurito es
ficil, que al cabo incida en una verdadera prevaricacion.
La debilidad, 6 mejor dicho, la fuerza de: esta passion
puede crecer tanto, que logre veneer y dominar la mo-
ral misma, de. suerte 'que el gusto y la complacencia de
lucir una ingeniosidad, haga sostener dos proposiciones con.
.trarias, con la orgullosa y rdproba espernaza de deslumbrar
..- los. Juccc-. Acaso proeedi6 de este motive el pecado de
implicancia que se atribuye a los grandes nombres de Tri-
boniano, Birtulo, Cuyacio y otros; y tan sensibles ejem-
plares deben hacker muy cautos a los jurisperitos.
Si no tan criminal, mas ridicule seria que se incurrie.
sc igualmente en el vicio de la variedad por falta de estu-
dios met6dicos y s6lidos y de una constant aplicncion,.
que formen y asienten un sistema seguro de principios fijos.
Los studios del Abogado no concluyen jams. Necesita
una aplicacion perseverante y asidua, especialmente para
no caer de buena f6 en la misma vergonzosa y punible
variedad que los presuntuosos y sofistas; pero cualquiera
que sea el origen 6 causa de esta falta, siempre es cierto
y el letrado debe estar seguro de que, si so hace sospe-
choso de ella, los Jueces se vuelven natural y legalmente
adversaries 6 Avidos censores, desconfian de todas sus doc-
trinas y defenses, y tal vez haga en la occasion un desert.
vicio 6 la Justicia misma.







No es esto d.tcil, qfe :por c-cu-.ar cl vicio de, la v6r-
.zoiilidad, se ,aiga. p: el eopucsto dela, terquiedad, Para el
litigantre, nmigunio ps tan furicsto.- Por la inversa, el iiu-
darx de parecer y abandonar 1o, malo, cuando se descubre.
laverdad, obr;a es de sabijs y ide justos. Lo contrario se-
ria .crigir en buena y, aceptalble l rusicidad de sosteuer
el, error despues de canoeido; y con)i dice un escriior, donde
.'iliera iqui riigies ifaiit torpie doctrija,deberia llaniarse la region
de la. b;.r-hrie. Deber es del Abogado desengniiar ai su clielte
. i iudaliuier 'e-tado de In cau-a eni que descublra la :false-
dadi rla i.equji oca,.iuit con Ituci e le habia inrornado; 6 bien el
error ique 1M ismo l1uhiise conicebido. Tal vez se aproveclnaria
L .op)orltnid'm t pa:ra oblener una transaction que lueg9o no
i(odria alcaizaise,- evitando en tiempo ruinas y dc-nsaitrs.
El .Abog,,tl pie tinfiz, por la inversa, se hace irrational 6
ilnjusto, det',-ldifrii'h el error, tan-:solo porque ya le adop-
t6, ciioo vrdad; y ;,Inqueii league i, dludar, so resuelve y
per iste, ,in ,adtvertir ie nace defender la resolution de
su i' proo morboso crittrit. Estar mismia disposition;. del ,
"Iiinio lT induce A, coniider'r tercos 0& sus antagonistas,
atribuy6ndoles' su propia'.falta; y loqpeorL s, que laubien
courierte y hace tercos y ieince- .1 isus clieites, que so
-ontagian, y no adilinfiii prIopsicion, Hi perdonarin re-
curso ]liata i encer morir; -y si la p6(rdida del pleito Ie-
trac un just pero inesppradlo descalabro, la pcrtinacia eubl)f
de pun to,, y -ellos y su iduro palroin, lo atribuyen i iiMp,.-
ricia, a& desatencion, 6 Ai prevenciones de los Juices. iAh!
que ino debe ser esta la conwducta del Abogado pr6bo y
sensato; Ciertamentc 'no estA oobligado it, iariir det olpitiju
juridica en fiTerza del fallo, pero si i obedecer la verdad







judicial que l1 constitute, y respetar los JuLcirL esta--
blecidos para declararla.
Las defenses en las causes criiuinales .y de pobri,
que eri .el distrito turnan entire todos :os Ahogados, por
no baberle especial para dicha clause, merecen mayor ntencion
que la que de ordinario se les presta.: Sin duda;:que en
su mayor part .son cumplidamente desemperiadas, pero no
faltan ,ejemaplares. que me obligan ., recorder y. recomen-
dar esta sagrada obligacion. Es la *mas santa y In mnai
bella de cuantas se contraen al jurar el buen .desempeio
de la Abogacia;, y su religioso eumplimiento debe mere
cer una particular dedicacio.n al letrado virtuoso.;
Entre los Promotores-fiscales, que turnan del propio
modo, suele haberlos que se conteutan con cubrir el tr-i
mite cuan ligeramente pueden. No es asi, como corres-
ponde ilenar su important mission de defensores de la
causa pfiblica. Cumple _. su ministerio sentar y deslindar
los heehos y-los fundamentos de la pena, que siempre
debea: 8eterminar 'a. acusacion,: s;in quedarsei en va gas ge-
neralidades,. que manifiestan poco celo por la vindicta pi-
blica, y aun liacen sospechar ;, ocasiones que po -se ha
visto el process, Por poco frecuentes que sean estos cjeim-
plares, convienei recordar) queellos, son damuables, y:qu.e
no debe 'enconlrarse .alguno. *
Baj6 el character de Asesores, quoe tambien egercen
los Abogados en el distrito. falta de Jueces letrados de
primer instancia, no estarS demas dirigirles algunos avi-
sos, especialmente en el important ramo de las ,pausas
eriminales. N6tase sobtada profusion en las vistas fiscales,
rrie solo dehen conferir'e cnaudo sean indi.pensahble, t







no A cada paso, segun sucede, como quien necesita an-
daderas para marchar. El Juez debe proveer por si todo
lo concerniente a la investigation del delito y sus auto-
res, 3f la sustanciacion del process, sin recargarlo con
esos trimites escusados, que multiplican las diligencias y
las notificaciones, aumentan el volimen, dilatan el progrc,
so de la causa, y tal vez se pierde tambien algun mo-
mento precioso para la nveriguacion, onitiendo alguna cita
6 diligericia tiles, que deben ,evacuarse inmediatamente,
y que en vano promovera luego el Fiscal, respondiendo
A la vista; amen de la mayor demora que suele interme-
diar por las escusas y disputes acerca de la competencia
del turn. .. .. ..
-De algun tiempo a esta parte se nota tambien algu-
la propension a absolver de la instancia. Sin duda tiene
sus casos y abunda en utilidad esta calificacion; mas ella
es delicadisima, y sobre todo se require sumo tacto para
distinguir su procedencia irespecto de los" casos tan frecuen--
tes en que la prfctica constante de los Tribunnlee ha da-
do lugar ala pena extraordinaria. La tcoriasobre lain-
tegridad de las pruebas, al sostener con bellas palabras
que no existen medios delitos, asi como tampoco hay
pruebas 6 media, fno cousidera que si hubiera de reque-
rirse siempre una prueba plena, y por s- defeeto absolverse,
quedaria impuIne' la mayor parte de los criminals, y la
moral y la conciencia pfiblica se6 escandalizariian al pre-.
seniiar la complete absolucion' de un criminal, de cuyor
reatd no hay nadie que dude. Siempre que existen prue-
bas, aunque no acabadas, y que'el juez concibe una'cer-
teza moral, la pena extraordinaria procede; y auri debe






-9-
aplau~lirse este medio no solo por cuanto corrie lo, de-
litos, sino por que se presume que fue el primer paso'
que la humanidad de lds jueces dio para esquivar :y elu-
dir la bArbara prictica del torment. Ninguno que Ilega
& verse constituido en la necesidad de juzgar, deja de co-
nocer cuan precisas 6 inevitable son las peass extraor-
dinarias, por que al instant se le presentan cases en que
la absolution de los procesados repugnara A su coucien-
oia, y temeria ofender el semtido conun y la moral civil,
no obstante la falia de plea prueba. En cuanto se to-
ea esta necesidad practice, se abatidonan las seductoras
teorias,: y es fuerza atemperarse & ella, cesando de exi-
gir pruebas acabadas masque para las penas ordinaries.
Pero jcual esla line que la divide y separa de
los cnaos en que procede la absolucion de la instancia?
Ya que Ho es fAcil dar reglas seguras, Ipor que esto de-
pende de las circunstancias de. los process y. de la dis-
creeion, prudencia y criteria del Juez,' podri 'observarse -
si existen indicios de considerable valor legal, que no al-
cancen ;i constituhr certeza moral, 4* lavez que obren en.
contra datos 6 razones insuficieutes de esculpacion; y apa-
reciendo en semejanfes circunstancias culquier imoivo 6,
esperanza de que con eltranscursodel tiempo puedaadla-
rarse la duda, en este caso la absoltcion de la instancia .
procede, y seria muy pirudente, ya por que salva el pe.-,
ligr'o de, perjudicar: la inocencia, ya por que la. vindicta
p6blica no regsultar4 burlada en delitos graves, co1io su-
cederia, -si se clausuldse el juicio con una leve correccionu
proporcionada al escaso grado de prueba, aunque despues
se descubriesen mejores datos de Su perpetracion. Ya se






-10-
deja conocer, pues, que estos casos no son comunes, y pir
lo tanto debe precaverse que se introduzca por moda lo'
que solo debe ser efecto de la dilicultad de las circuns-
tancias, de la just vacilacion del juicio, y de un criteria
tan circunspecto como previsor.
Despues de las :indicaciones que dejo. hechas, y que
espero no serin olvidadas, me 'ongrartulo reconociendo que
la noble profession de la -Abogacia se egerce por lo gene-
ral cbn dignidad;: y hallindome al frente de la adminis-
triacion de justicia en; el distrito de esta Real Audiencia,
doy las gracias & todos -los provectos letrados que contri-
buyeii a ella, especialmente en cuauto :levan el pondus
deolas causes criminides de oficio.
A Merlzcales, sin embargo, que en su cooperation y
apego al mejor servicio public iniren con ag'iado el pro-
p6sito do no coucluir sin aprovechar esta'pfbliea occasion
de repugnar altamente el6 inconsiderado y: vicioso hibito
de la .-netira judicial que tan frecuente conio daiosa &
los intereses aprticularea 6s en el foro. No hay quien no
advierta, que sea' iaro el pleito. 6 casas, en que ono ,e
desfigure algo el hecho por pintarle: favorable 6 en que
ie donveniga: en todas; sus circunstaucias: tal es el. arAc-
ter' de la mentira :judicial, tanto. nas dafiosaIal pfibhcQ,
cuantod s mas descuidada 6 se la crea mas inoeente. En-
seriar ]a conveniencia opuesta, debiera ser el primer deber
de los patronos: deberian hacer conocer 6 su clientele
que de esta suspicacia de que:espera 6 en. que fund ssu
triunfo, depeude luego la esquisita proligidad de las averigua-
ciones, de esta proligidad la demora de los pleitos, de esta
demora el' aumiento de los gastos. Asentado el' hecho por
im mfituo convenio de buena f6 desde el ingreso de las






-11-
eausas, se tarslirni muy poco en aplicar los principios que,
la resuelvcn. Disminuido su n.imero, pues por lo regular
toman su consistencia de relaciones siniestras, los que sc
hallan detenidos inches y afios enteros & las puertas de los
Tribunales, se interesarian en el trabajo que abandonan.
Quedando mas tiempo los Jueces parn el studio, reci-
birian las contiiendas mas pronta 6 inmediata decision,
porque la complicacion del pleito no esti en las leyes si-
no en los testigos, no en busear el.derecho en los C6digos
sino la verdad en la boca de los lhomubrcs, en la investiga-
cion de los hechos:. y si iiiiiorando los litigantes, seria me-
nos ]ncc-sario tanto 6inmcro de Abogados, de Procuradores y
Escribanos, reflexi6nese que esta p6rdida se convierte en prez'
y provecho ptiblico, por quo cuainto menos de aquellas cla-
ses, mas profesores de la ogrlicultura, del comercio, de las
ciencias exactas, de las artes liberals y mas fitiles. IPor
que es, que en el Japon cuyo Gobierno politico ha excedi-
do en mucha part al de otros puebloF, en la Persia, en-
tre los Argelinos .sin escribir una line se expiden Ins.cau-
sas pronta y scguraimnutc? Por lo imponente del castigo de
cualquiera mentira prorcrida. en.juicio, con cuyo temorja-
mas sucede, que uno pida lo que no se le debe, 6 niegue
lo que deba. Luiego no hay medio mas oportuuo ni obli-
gacion mas sagrada para los que se dedican al patrocinio
de los dereclos agenos, que iutroducir en el foroun grande hor-
ror a ia mentira, conjurarse contra ella, renovar aun en la so-
ciedad contra este vicio el espiritu que le condena como
uno de sus crimenes i ayores. No por que la inmensa sa-
biduria de nuestras leyes patrias no hayan alcanzado A
perseguir la mentira judicial, sino por las limiiraciines- con
que estrecha el circulo de esas mismas leyes el favor do






-12-
lh cleini'ncia & la ieimaor probabilidad. Si se estubiera .se-
guro en que el que es cogido en alguna mentira pierde
mas de lo que el pleito vale; y si en lugar de la equi-
dad se contAra con el severe escarmiento, no se represen-
tAra sino la pura verdad.
Otra especie de mentira es la de los seud6nimos, que
solo se diferencia de la judicial on su mayor dersanciicrdo
y avilant6z, por que en esta se manifiesta su autor tal como
.es,- y responded con sus bienes y can su persona de lo que
dice, y en aquella como en los pasquines es un Z6ilo al
que esto basta para reconocerlo y calificarde impertinente ma-
lignidad, el que suprimiendo y ocultando su noinbre pro-
pio bajo el denso velo de otro supuesto y falso, autoriza
rua falsedad con otra para libertarse de la responsabilidad
que teme. De estos escritos ap6crifos puede muy bien de-
cirse lo que un escritor de nota, que no revelan la opinion
general sino el deseo de corromperla, afianzando "por esta
via cl honor mismo que ultrajan, por que nada lo evi-
deficia y realza tamo coimo en la corriente de tan cruda
sania no encolirar un pil)ico aci.indor el que cuenta con
tan mortal y tan a;d\e clncLigp); ,i lo que se debe afadir que-
arguyen mas pariiciulariiinte el ;inimo de calumniar, por
que el que esconde la earn y Iiiuye i las vias legales poco cuen-
tacon In santaverdad, enemiga implacable de la mentira.
Saben ellos, que se hall prohibido proceder contra na-
die por seudbnimos 6 por pasquines,, y solo se proponent
el inmpune desacato y el inmproperio. Recuerden, que lo que
esta mandado y lo que correspond 6s, perseguir criminal-
mente y. castigar a los autores y propagiadores de seirijno-
tes medios vituperables, y que A largo con la ayuda







-13-
del tiempo se Ie' puede caer la mascara y en su mismo a-
trincheramiento ser aprendidos., Eviten pues, la necesidad de
practicarlo. Por otro lado, no se pierda el tiempo. No se
fomrnten y agiten pasiones. Procirese antes bien vivir uni-
dos para que no logren cabida entire nosotros los males de
la discordia. Ben6volos con los conciudadanos; reverentes
con las autoridades, plegados siempre & la Metr6poli, pa-
ra que continuando tan felices como lo pueden y deben ser
bajo tan cuerda conduct, solo reine en este suelo privile-
giado la paz y la justicia.-He dicho.









-15-


que manifiesta el Despacho de la Real Audiencik de Puerto
Principe, Isla de Cuba, en todo el aYo de 1843.

.-. ..CIVIL. : ......


Pleitos pendientes, del aio anterior..
Espedientes. y .Recursos..... ..
Pleitos que. han entrado en todo el
afio. citado de 1843 . . .
Espedientes .y Recursos,7... .


115&
.5.. .


259
133


Total. .. .... 512

DETERMINADOS.
En segunda instancia. ... .. .. 269
En tercera instancia.. .... .. 20
Espedientes y Recursos. . .. !3.136
Competencias .. .. .... 18
Fuerzas.................. 444


Articulos suscitados en .los anteceden-
tes negocios....... ...... .. .. 263
Providencias particulares dietadas en
los mismos ......... .. .. 116
..... ........... 379






-16-
PENDIENTES.

*t- Ens el ~enfor .Fiscal. '. ;'. ..... -.. .. ,.,
En los Relatores, entrados el present
mes. . ... ... 9
Tornados por los Procuradores y en
la Escribania pendientes de diligen.
cias tinos, .y otros por hao liaberse
presentado .las. parties. .. 57
Espedientes y Iecursos ... 2 68

..Total. .. ....... .. 512-

.... CRIMINAL.

Causas pendientes del ano anterior.. 21
Espedientes y 'Reeurgos : .. .
Causas que 'han "entta'd 'en todo el
ano de 1843 : .......... 81
Espedientes y'Rectro's . '. .11

S Total.. ........... 953

BEiTE~rINADAS. -
En seganda7 inttancla ..... .... 760
En tercera instancia ... . 5.5
Compethncias.'.'. .'.. .. .
Fuerza ..... .. ........
Espedientes y Recursoe. .. .... ... 112 931





-17- .
Articulos suscitados en los anteriores
negocios. ; ...... 94
Providencias partioulares dictadas* en .
los mnismos ... .... ........ 61

SSuman. .-.1. ." :-55

PENDIENTES. :
En el Sr. Fiscal. ............ ,,,,
En los: Relatores. . ... .. ,,
Tomadas por Ids Procuradores y en la
Escribania en los trees dias anterio-
res al punit.. ; ..... ...... 18
Espedieis y Eecursos .:.: .. ,, ,, 8

Total. ...... .. ... 953


Delitos por los cuales se ha procedido.

D)eP muerte..... .......... 28
SSuicidio. .. ... ... ... ... 2
I-eridas... ........ '. 75
RE.c rtn. ....... .......... 22
Injuries de palabra y obia.: . .27
Asalto..... ..... ......... 13 -
Robo, hurto y estafa.. ... .. ... 1..99
Ecceptacion ......... .... .... 4 :
Incendio......... ... ..... 5
.Bigamia........ ..... ..... 1
Rapto y estupro. . . ... 16





-18-
Incesto.......... ..... .. 1 .:
Enenenaiento. .. .. .
Escesos............... .. 38
Desacato. la .aptpoidad. ... ..., 6
Desobediencia & la justicia ... . 1
Abusos y omisiones, de jurisdiction. 5
Cohecho. ........ .......... 2
Falsificacion de moneda y de docu-
mentos pfblicos .. .. .9
Perjurio.. .. ..... ........ 1
Seduceion de esclavos .... .... 1
Portacion de arms prohibidas. ... 22
Fuga de presos... ... . 10
Seyicia y mal trato...... .... .. 3,.
Plagio '...... ...... ..... 5
Falta de licencia para transitar .. 10
Resistencia, ~ la 'justicia.. .. 4
Estravio de process .. . .. 6 518


Causas en que ie' ha sobreseido por falta de mnrito 6 per
no haberse discubierto los aiutor6esde los delitos 41c.

De mueite..., ......... :. 40
Suicidio .. .... .... .. 76
Heridas..... .............. .34
Reyerta............ ........ 6
Injuria..... ..........'..... 11
Asalto.... ...... ... 25
Robo, hurto y estafa,. . '. '





-19-
Receptacion ........... ..
Escalamiento.. .... .
Incendio . . . .
Rapto y estupro..... ..... .. ..
Incesto. . .. . ..
Escesos. .. . ... . ...
Abusos y omisiones de jurisdiction. .
Falsificacion de monedas y documents.
DesacatQ & la autoridad.. .. ....
Fuga de presos.... ... .
Juego prohibido .. .... ...
Falta de licencia para transitar .
Portacion de armas prohibidas.. .
Eatravio de process. .. . ..

Total............


1
14
7
1
21
1
4
2-


5
2
1 305

.. 8f23


Destino que se ha dado a los procesados

Reos presents condenados i'muerte. .. 6-
Idem profugos. ......... 1
A presidio, obras puiblicas, destierro,
privacion de cargo . .. 192
A las demas penas correccionales. 155

Total de sentenciados. 354


Procesados absueltos deculpa y pena.. 29





-20-
Idem solametee de la instancia.. 4
ldem qo~purgados conlapriion n sufrida 109

S ..'Tt .. ... 179


SDespacho del Real Acuierdo.

Espedientcs informativos ... . .107
Idem de incorporacioni deAblogados. 11
Id. de Recepcion de id .... 1 ..
Id. de Recepcion de Escribanos 7
Id. Ode Procuradores id ... . 6
Id. instruidos & virtud de Reales ordenes 33
Id. de posesion de Sres. Minitros. 1
Id. pendienftes. . ...... 2

Total. ......... 181


Despacho de la Riegenia y Susibdegacion depenas de dmrara

Informe. cvacuados por la misma. .: 18
Espedientes sobre, diferentes asiintos,
deternminados... ......... .67
Idem. Pendientes .. .......... 7


Total.... ... 92






-21-
.-NOTAl Que el Sr. Fiscal ha evacuado en el pre-.
sente afio mil novecirntas y ocho vistas, la mayot parte
de ellas estensamente razonadas,- P~eerto Principe 31:de
Piciembre de 1843,-Jos" Raboll,














1v0