<%BANNER%>

Tiernos lamentos

HIDE
 Front Cover
 Back Matter
 Title Page
 Frontispiece
 Preambulo a la meditacion
 Modo de hacer este egercicio
 Comienzase la corona de desagr...
 Cantase el alabado siguiente
 Back Matter
 Back Cover
 

PAGE 2

RAR Y.BOOKS {3( 2 /St'o .1-+47 184S-, lJIjv. en F lo rida F U ,

PAGE 5

1 TIERNOS LAMENTOS QUE :a:. .:c:mVOIJ: .A. LLORA LOS TORMENTOS, 1 QUE P ADECIO LA NOCHF. DE SU PASION NUESTRO SOBERANO JESUS. Entrase para espiritualmente en llr) rincon del calabozo, y d e all no quisiera salir jams. por un R eligios o del comJti.nto de nuestm Se ora de la .M.e.1;r;ed, redencion de afealo e#e . tiemsimo paso. Impronta de D. Pedro Dlartinez, :tl8.11e de ViUegas n. 84.

PAGE 7

PRE.fMBULO A LA lVIEDITACION. Armada de fortaleza (alma devota y acompanada de la admiraciOJiJ, dolor y ternura, anmate visitar tu amantsimo Redeli ltor J esus en el lbrego y asqueroso stano, donde Jo arroj la tirana de sus enemigos para acabar de pasar la noche triste de sus penas, si es que tienes nimo de admirar lo que pasma las illteligencias sagradas, p pesen este J u gar podemos decir, se vi lo que Isaas haba profetizado, que llorarian amargamente los Angeles de paz: Angeli pacis amare fiehunt: pues padeci. el Sen or tantos tormentos en este calabozo que dice Saft Gernimo que no se sabrn, hasta el dia del J uido; San Pas-. cas io, San Agustin y San Buenaveutura, ci-. tados del V. P. Ulloa dicen, que cansados los malditos Prncipes de atormentar al Senor ; llamaron los soldados principales y se lo entregaron, para que lo encerraran en un stano que estaba en la parte inferior de

PAGE 8

-4-. ,la asa de Caifs, para que all estuviera a:-segurado hasta que amaneciera. Era este stan o :QIIaQartolina iuservible obscura, y tenebrosa aun al medio dia, a pues cual sera su Qbscurid ad la media noehef" Con razon podia escIamal' aqu nuestro amoro s sirno Jesus, quitndole David aquellas palabras del Salmo -87 Posuemnt me iI: t laclt in-in tmebrosis.E3 in lt71zbra mortis. lVIe han puesto en ; UJdago inferior de tantas tiniehlas; que es su confusioll una viva sombra,de la muerte. Era tan inmundo este stano, que en l arrojaban todas las hasuras del pala cio, tan hmedo, que era un fiero lodazal, lIbaRal donde solo habia gusanos, ratones, y otras za bandijas tal, que la. misma muerte era menos rigurosa, que aquel ind .igIlGim..o luga ,r, dice San Laurenci(i) J ustiniano eo el libro del triullfo de Cristo cap. 10. -In loco inclece n tissimo posuerzmt, I",bi fcetores purganzentorltm, vermium mltltituclo, tenebrosus carcer qltce clam erat mortis imago. Pues mira tu Seno!' arrastrado por este cie1l,o" atormentado por las prisiones, cordeles y .cadenas; herido con puadas, pescozones ".y punta pies ; y que luego; asindolo de su venerable bar-, ha, lo levantan del suelo, dicindole mil blasfemias, (U'.l!Ojando asquerosas salihas

PAGE 9

-5-1.. su helH s imo dando carcajadas de y qu e a s lo ll e van, vendados sus n o s ojos coa un ulldr tljo puerco, tan sucio, qu e solo sf'rvi a de quit a r el tizne de los trastos d e la cocilla a s puesto de su Sob e r a na diciendf): Adivina quien te di6, si eres P r ofe ta? De esta s uerte lo IIp,van, y lo a marta n uIIa med ia col ulla; peasco; que esttlha en m e d io' del stano" con tan peHosa postura, que lIi aun hien parado qued el Seor; pues solo estri va ba en -las-pUlltas de ls pies; las :"ogas y caoenas de los brazos, y cintura asidas la pa red; la del cuello ,tiraha con gran Crueldad hcia el suelo, de suerte,que qued su Santsimo Cuerpo en el ire. Mira 10 que le cuestan al Seflol' tus ingratitudes, mira lo que el Seor padec e, y no 01 vides tos beneficios; ve mirando c o n la consideradon todas estas cosas my por menudo, sacan do tu egercicio y provecho estos puntos. Mira lo primero al Sol resplandeciente de justicia en las ohscuras tinieblas de un cala'::; 'hozo: mira cuan distinto se atiende ahora de lo que estuvo en el Tahor, all con los resplandores de su Rostro afrentaba los ])rillos del Sol, y causaha tal alegra, que no quisie. ra apartarse de aquella gloria el Prncipe de los Apstoles Sefor San Pedro; aqu padece tales tinieblas, que mueve .compasioll las

PAGE 10

pues aun es mas su pena ver que aquel discpulo, que en el Tabor queria permanecer con l en los lucimient o s, en esta triste noche con juramentos lo niega. O con cuanta "azon habia dicho su Magestad, que aquella noche habia de prevalecer la potestad de las tinieblas! Pues advierte, que sien do estas tan penosas, mayores tormentos le causan los hombres con las tinieblas de su ignorancia; y cuanto le has agravia do t con las obscuridades de tus eul pas, pues hacindote por ellas su enemigo, has procurado ingrato obscurecer sus resplando res, por dar gusto tus apetitos: saca afectos de av.ivar la luz de la f, que tan muerta la tienes cun tus malas obras, y 0-frece la mi Senor en desagravio de este tormento. Da otro paso mas adentro con la consi deracion, y admira las basuras, inmundas asquerosidadps en que la furia de los judos tiene arrojado tu Senor: mira aquella bellsima flor del campo arrastrada, y ajada en aquel hediondo calabozo; y si el pacient simo Job cuando estaba en el esterquilinio causaba tallta lstima, que no hallaban sus amigos palabras con que esplicar su pena, sillo que se' estuvieron suspensos su presencia siete dias, sin articular una voz, ; cuan ..

PAGE 11

-7-to mayor debe ser tu sentimiento cuando ad-viertes al Soberano Rey de la Gloria en tal vil ultraje, y mas cuando t con temeridad quiz lo has arrojado en las asquerosas basu ras de tu conciencia daada, y lo arrojan to-. dos aquellos que temerarios lo reciben Sacra mentado en pecado mortal: j qu atrevimiento! Procura t en desagra vio asearIe un mag nffico palacio en tu corazon barriendolo y limpindolo con un riguroso exmen de tus acciones; dolindote de todo corazon de los defectos que hallares haber cometido contra su bondad. Ponte ahora con la consideracion en me dio de este calabozo, y mira una media co luna peasco, donde est atado fuerte mente tu amorossimo dueflo: mira la pro digiossima coluna del desierto ligada una media col una de vilipendio; la misma blan dura y clemencia atada con escarnio la mayor dureza; pues pondera en ese peasco la dureza de tu corazon, aun mas duro que l, pues con tantos J lamamientos, inspiraci o nes no se ablanda: cuanto mas sentir el Seor esta dureza de tu obstinacion, que la de aquella pea; j cuanto afligen al manso Cordero aquellos, que obstinados permane cen como duros peascos en la perniciosa 0-casion de sus culpas! Llgate, y llorosa de-

PAGE 12

sagravia tu Padre ( alma devta) con compasion y t e rnura" pdel e te de la firme'" za de aqu e lla col una en tus propsitos . Pasa ahora percibir el into l eI.'a ble he:... dor que le atormenta el sentido del olfa to porque si e ndo aquel un albafal, con el conjunto d el agua puere a que all derramaban basuras y todo gnero de inmundicias era un hervidero de gusanos, que junto con la humedad" de s pedia tal hedor que no se podia estar llfl instante por el asco qe eau saba; l pues cual estara en est indecenc'ia a que! galante Esposo de la alma Santa, que solo con e l olor de sus vestidos arrastraba tras s ta s voluntades ? Mira alma si es que los ojos no se te han liquidad o en llanto, cual se hl'lla tu Sefor en e s ta bartolina .. Mas?, 'dolor! Que esos fetores son las gra ves culpas d el escndalo con que los hombres le ofenden, haciendo gala de sus deli .... tos, y arrastrand-o otros con su mal ejem'" plQ la perdicion. Ay d el mundo por los es'" cndalos! (dice el mismo Senor en pluma de S .. Mateo, cap. 18.) pues examina tu modo de vi tir: si has escandalizado tus prjimos, qu hedor tan insoportable has causado tu Senor! Procura desagraviarlo; haciendo que tus a eeiones sean tales en adelante, que tu huen ejemplo sea incentivo al serv.icio de Dios.

PAGE 13

--9-. Pasa ahora fijar la consideracion en el grave peso de las cadenas con que tu dueno est aprisionado en el inmundo cllabozo: cual estara sin poderse mover con una cadena gruesa al cuello, que le impedia la respiracion; otra liada por los brams, que daba vuelta la cintura; las manos atadas con una cuerda COIl tal rigor, que no solo le ahogaba los pulsos, sino que por entre las unas de los dedos le reventaba Ja sangr. Mira erial est mi Senor con tantas prisiones como que fuera mayor fa cineroso del. mundo, cargado de hierro. el libertador del gnero O lo que puede la malicia! Pues que no es otra cosa estar el Senor cargado de prisiones, que estar fatigado con la gravedad y peso de las culpas de los hombres. Ojal ellos cono cieran siquiera la gravedad y peso de una culpa mortal, como la escusaran! Culpas aprisio nan tu Senor, alma ingrata, y de eso se queja en el salmo 118. Funes peccatorum circumplexi sunt me. Y estas cadenas no se quiebran COIl cosa, que con una verdadera contricion: pues si conoces esto, c6mo no te desha ces en verdadero llanto? Procura quita r las prisiones tu Senor y dueno, con lgrimas de tu corazon, sintiendo en l ser la (:ausa de sus' tormentos con tuS culpas. ; ..

PAGE 14

_10_ Levanta ahora los ojos de la considera. cion mirar al cielo (que mas bello que el cielo es el hermossimo Rostro de Jesus) y vers el mas lamentable eclipse que se pudo imaginar, pues los resplandecientes soles de sus ojos, se hallan cubiertos con una benda asquerosa, sucio andrajo. O! cmo inventaba la malicia lIuevos modos de atormentar mi Senor; pues para tener su diver:,ion cubre con un asqueroso velo aquellos ojos lillces, cuyos reflejos nada se oculta! Para qu, Padre amoroso os dejais. cu .brir esos hermosos luceros! J Es acaso por n o ver la fealdad de mis culpas que tanto os atormentan P Bien pudiera ser J pero qu har yo que DO est patente vuestra vista p a ra el castigo? Pues para qu puede ser sino para que yo conpzca la ceguedad con que cubiertos los ojos de mi a lma con la ellganosa venda del amor propio, me arrojado vuestras ofensas? De esta su e rte vendad9 el Seilor padecia infinitos ultrajes en aquel maldito juego, c on que dndole fieros golpes le decian: Adi vina qztien te di? No tienes t, alma ingrata, que preguntar, pues atrevida le has dado tantos golcuantas culpas has cometido. Desagr viajo con abrir los ojos del entendiniiento ver Y conocer tus culpas para llorarlas, quita

PAGE 15

tus ojos la maldita venda de la pason que te ciega, desecha el asqueroso vel de la que te estorva la penitencia en desagravio de este ultflge de mi Sellor. LVlira por tiltimo ( s i es que te ha quedado CllraZOll para sentir) el doloroso llanto de mi Seilor, las a hundaJltes lgrimas que destilan sus bellsimos ojus, con tanta copia, que lleg mojar con ellas aquel a s queroso velo con que los tellia cu biertos. A prende alma, que si hasta aqu no te habian movido pellas, quiz te aSOInarlI las lgrimas t lus ojos las tiernas lgrimas que tu duelo vierte. No imagines que llora por los ultrages que padece, ni por las irrisiones que pasa, por t llora, tu misel'ia siente, tu perdicion lamenta Jesus; atiende en aqu e l iumundo stano tu las hasuras de tus culpas, el hedor de tllS C'sendalos, y la dureza d e tu COl'aZClIl: e sto es lo que "le tan tierno lIallto. Pt'les si as llora tu Redentor vista de' tus delitos, como no te deshaces en llanto de dolor de haberlos cometido r Entrate, si te lo permite la pena, su afligidsimo corazon, y lo vers cercido de angustias de considerar tu ingra..; titud. O corazon amorossimo, que as te afliges vista d e mis iniquidades 1 No' te aniquila, alma, el' pesar de ser causa de

PAGE 16

_12_ tas congojas r Desagrvialo con verdaderas lgrimas nacidas de lo ntimo de tu cora zon, y de lo dicho toma materia para la meditacion, y pasa al egercicio. &&t2LG & MODO DE HACER ESTE EGERC]CIO. Juntas todas las personas que huhieren de egercitarse en esta santa devocion, y ha bindose persignado dir en voz atta y con pausa proporcionada, el que leyere lo siguiente: ACTO DE CONTRICION. O bondad infinita! i\mable principio mio, mi lesus, mi Seor, mi Duei'io, mi Redentor y Padre mio,por tantos ttulos mio, cuantos I son los que vos, bien eterno de las almas, firmasteis con vuestra preciosa sangre, para q.ue yo fuese vuestro. Quill podr bastan temente llorar mis miserias? Quin podr Sellor, gemir tal porfa en m para perder me, y en vos para perdonarme? Qu os movido, Dios mio, para usar conmigo ta11ta: s Os movieron acaso mis mise r cpalltas se han cometid9

PAGE 17

. ,-13-principio d l mundo? Qu amor correspon:"\ der vuestro amoroso perdonar? O santos penitentes, contritos y doloridos, que llor a do perfectamente vuestras culpas, me lgrimas para llorar mis pecados. Pero Sef'or, Redentor mio vos apelo, basta una gota de sangre del sudor de vuestras fa t igas, para consumir el fuego de mis pasiones. Psame, Senor de haberos ofendido: p same Padre mio, de haberos agraviado: yo propongo firmemente no ofenderos mas: no mas p e car, du eno amoroso, permitidme llo""" ra1' de tal manera, que merezca verme lava-' do con el agua del dolor, para que as limpio en esta vida merezca ir adoraros en la eterna._Amn. Inmediatamente se dice la sigzeiente ORACION PREPARATORIA. Santsima Trinidad Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espritu Santo, tres personas distintas, y un S019 Dios verdadero, ante 'VUts:' fro divino acatamiento se postra y arroja humilde la mas vil de vuestras criaturas: bien conozco Dios mio, que mis muchas ingratitudes me hacen indigno, mas tambien conozco que ya de mi parte no hay mrito a1-

PAGE 18

guno para estar vuestra vista; valdrn por m los inf1nitos mritos de la sagrada vida, pasion y muerte de mi Seno r Jesucristo, los de mi Senora la Vrgen Mara, el amor y mritos de mi SeI'or tian Jos, la gloria que os dan mi Angel Custodio, los siete prncipes asistentes vuestro 'J1rono, los Santos del cielo y justos de la tierra, entre los cuales indignamente asisto. Quin soy yo, Dios mio, para: tener tan santa compaila, cuando con tanto arrojo os he ofendido Mas si es vues tro gusto, hgase vuestra s8ut(sima voluntad. Oli doy: gracias por los heneficios hasta aqu recibidos, y en peticion particular os pido me deis vuestra divina luz y gracia, para con los tormentos que p<'ldeci vuestro Santsimo Hijo mi Sei'or Jesucristo esta fu nesta noche, y en peticion comun os pido 10 mismo para todos mis prjimos, que se ocupan en el santo egercicio de la oracion; I espero Serior alcanzar esta gracia._Amn. Ahora se lee el punto, puntos de la me clitacion conio est an puestos al-principio. Si se hace pltblicamente en la iglesia, y hay Pltica, se predica, dichas estas dos oraciones antecedentes; y acabCf-da la Pltica leido el se dice la invocacion del Es-.pfritu Santo como sigue:

PAGE 19

-' _1"5-O bondad de Dos infinita! O misericor dia sin nme ro! O
PAGE 20

_16 _ vantan aos personas tomando dos luces, y haciendo tres postraciones las ofrecen al S'or, y en tanto que las u frecen canta la msica con voz tierna y devota. Triste la noche zozobra En sombras, y el Emisferio Da al travs, y no ya soplos, Gemidos respira el viento. Si en lo obscuro de esta lloche Os coloc mi desgracia, Dadme la luz de la gracia, Que en desagravio En amor profundo, fundo, . De desagraviarte, alte, Que sin que se aparte, parte, Al lugar inmundo, mundo. El que dice las oraciones, leer esta hien sentida. Amantsimo Jesus mio, espejo clarsimo" 1-sin mancha, viva imgen del Eterno Pa-\ ya que por mi amor os habeis humillado tanto, que vuestra venerable persona lleg ser ajada de los hombres mas viles, hasta arrojaros en este inmundo stano, per-I haceros compaia este corto rato l con las lgrimas de mis ojos hay me quiero

PAGE 21

-17-SeDor, ya que no con la pureza de los ng e les que confusos os acompanan, si quiera entre las asquerosas sabandijas que os aturmentan, pues yo quien ma s que todas l a s sabandijas pecadoras os he d o Pero qu es esto que atiende mi to? Qu obscuridad es esta f No sois vos.se-': or, el resplandeciente Sol de JustiCia, pues cmo os hallo en estas lobregueces? Quin os ha puesto, Padre mio; en lugar : tan indecente? Para cuando se fabric aquel mis terioso candelero, lleno de 1 uces para que os alumbrara, sino para ahora? Pues quin os ha abatido este sumo desprecio, sino las confusas tinieblas de mi ignorancia? Cmo no ciegan mis ojos en perpetuo llanto de veros en tanta obscuridad? Ay Senor t Ay amor mio t Luz de mis ojos en desa gravio la luz de la F Catlica que en la sagrada fuente del bautismo, { de sterrad de todos los hereges las tinieblas de sus errores, dad les luz y conodmiento de las : verdades catlicas,,y todos nosotros la luz, del conocimiento de nuestra iniseria, para', que os agrademos y desagraviemos._Amn. -... ::..

PAGE 22

_1-8_ COMINZASE LA-CORONA DE DESAGRAVIOS. "ir ....... Deus in adjutorium meum intende. JI:.--.Domine ad adjuvandum me jestina. Gloria Patri, Dadnos Hcencia Seior, Para que esta noche triste L Podamos lJorar la pena, Que en vuestro fiel pecho asiste. Purificad nuestros para que asi glorifiquen Vuestro Ser que es inmutable, Vuestra paciencia in vencible. .. En amor profundo, &c. Se reza un Padre nleestro y siete Ave: Martas, y dicho el gloria Patri con las poso traciones dichas, se barre y riega delante del Seior con agua de olor, en honra llanto 'de mi Seno,.. El llanto y dolor porfian Cual mas grande compitiendo, Sin jams alguno, Cualquiera vence en su estremo.

PAGE 23

...... 19-Sean agua", y de olor D e l d e sagravio el abrigo, Si vue s tro llaoto un amigo Supo librar del fetor. En amor profundo, &c. OFRECIMIENTO. Perenne y hermosa fuente de la vida, espejo sin mancha y cristalino: como no muero de sentimiento cuando advierto la misma pure za por esencia en el asqueroso lodazar de esa bartolina? Vos, Padre amantsi mo, para librar los hombres de la eterna c, cel del infierno, tan abatido en ese stano! Qu lodo es este en que os miro amoroso duen de mi alma, sino mi mala conciencia! Y por es o vuestros hermossimos ojos vierten copiosas lgrimas? O preciosas perlas que as os derramais en esa sentina! Quin tuviera copiosas lgrimas de verdadera contricion para limpiar mi conciencia sucia que os atormenta! Recibid Senor la con tricion y lgrimas de los santos penitentes, y por el infinito amor con que padecisteis este ultrage, os suplico nos concedais verdadero dolor y llanto de nuestras culpas, para que as os agrademos y desagraviemos._ Amn

PAGE 24

SEGUNDO MISTERIO. Un Padre y siete Ave Martas. Se ofrecen flores deshojadas en desagravio de las c;ts!]uerosas hasuras. Si con tantas ,: Te efenden los pecadores, ':\ r; las flores, . Que ofrecemos tus plantas. . Llls flore/) de las ; Y el buen .olor i Desagravien lo que ofenden A Dios mis ingratitudes. En amor profundo, &c. -r : Flor hermossima del campo, graciosa a-, zucena de los valles, acardenalado lirio de mi vida, qu ultrage es este que admiro en tu grandeza? T jazmin. peregrino, y mirasol bellsimo arrojado entre las asquerosas basur,as y 'telaraias de esa sentina? Es por ventura este el ameno jardin que te convi daba tu Esp.osa la alma santa? Me parece que n.o; y si 1.0 es, cm.o se han c.onvertid.o sus fl.ores en las su.cias basuras de este sta no f Quin 1.0 ha c.onvertid.o en ab.ominable

PAGE 25

esterquilinio sino yo, que en lugar 'de flore cer hermosas violetas de virtuqe s, vistosas amapolas de penitencias, y doloridos jacintos de contricion, he convertido los dones so brenaturales que me dis teis, asquerosas ba suras de culpas con que os he ofendido? O I Jesus mio, como me puedo sin morir en el rincon que rrie permitisteis en este calabozo vista de las feas escorias de mis culpas? Qu har yo' en desagravio de este ultrage f Nle valdr de las admirables virtudes de vuestra afligidsima Madre, y demas cortesanos del cielo que son vistosas flo res que os agradan. Recibidlas Padre mio, desagravio de este desprecio, y conceded nos el egercicio d e las virtudes, y gracia para hacer un e xacto ex a m e n de mi conciencia para limpiarme, mediant e una buena confe sion, qQe os a grade y desagt'avie._Amn. TERCERO MISTERIO. Un Padre y siete Ave Maras. Se ofr e cen unos perfumadores en desO:l5ravio ele los que atormentaron el olfato de nuestro Salvador. Si el fetor que es tan ageno l os a gravi." )

PAGE 26

_22_ Ya hijo vuestro ofrezco yo Sahumerios de un campo lleno. Las flores de la& virtudes, y el buen olor que desprenden Desagravien lo que ofenden A Dios mis ingratitudes. En amor profundo, &c. OFRECIMIENTO. Suavidad de la gloria, olor ceJ{'stial, con cuya fragancia se pasman las espirituales in teligencias, suavsimo Jesus del alm a m a : qu hedionds pestilente es la que vuestro olfato as lastima? No sois vos Senor, el Esposo cel e brado, cuya fragancia llevaba tras s las atenciones todas de la Esposa? Si: pues cmo ahora os miro entre tan abominables fetores? Ou h e dor es ese que os atormenta! Que ha ser ; sino la h e diondez de mis vi' cios, con que he escand a lizado mis prji mos. Ay dueno mio, y cmo conozco ahora lo mucho que acosijan nlis pecados! Qu har en desagravio de mis muchos delitos! Supla por m, y por mi tibieza, el buen ejemplo de los santos, que como con suave olor escitaron sus prjimos con sus virtudes, para que arrepentidos de sus culpas os agradaran; y comprimid, piadossimo Pa-

PAGE 27

dre, los que como yo con el mal ejemplo escandalizan, dndonos todos verdadero co nocimiellto de nuestra miseria, para que ob servando vuestros preceptos, os agrademos y desagra v iemos.=Amn. CUARTO MISTERIO. . En de6agravio de las pri siones se ofrecen lnos ramilletes. Qu asombro, qu Dios se mira De los hombres prisionero; y en todo, menos de culpas, Que libres se hallaron ellos 1 Mis virtudes religadas, Como azezico1:i de flores, Desagravien los rigores De esas cadenas pesadas. En amor profundo, &c. OFRECIMIENTO. Fortsimo Senor de los egrcitos, imn que aprisionas voluntades, invencible y Divino Sanson, qu es sto f Donde st la admira-hle fuerza de vuestro brazo que tan tirana mente os miro aprisionado f Quines fueron los crueles Filisteos que tan cruelmente os ataron f Quines hbian de ser, sino los COl',:"

PAGE 28

-_24-deles de 'Adan, las sogas del amor, y las cade nas de mis culpas que os han aprisionado. Yo he la ilJfiel Esposa, que corno ingrata Dalida os entregu los Filisteos de mis ape titos. Yo os aprision, dueno mio, con mis pecados, que eslabontldose unos otros, se multiplican para atormentaros. Pues Sei'ior, aqu estoy arl'inconado en este stano, casti gadme, t)oberano Jesus, pues yo he sido el homicida de un Dios Hombre, qu har en desagra vio de esta traicion, sino ofreceros la union de fieles, que os agradan, junta con las prisiones y tormentos de los Santos Mrtires? Yo os suplico, aprisionado dueno de mi alma, rompais las cadenas de los cautivos y deshaced las prisiones de nuestros pe cados, para que libres por la gl acia, os agray desagraviemos.=Amn. QUINTO MISTERIO. En de la dureza del penasco que ataron al Senor: ofrece agua de azar Cuando las penas mas duras Su dureza depusieron, A lo duro de un peiasco Ataron al Rey del cielo. Pues si azares mi dureza Os da con su obstinacion,

PAGE 29

-..25.-. Bien eso que la Tome el azar en fineza. En amor profundo, &c. OFRECIMIE NTO. Prodigiossima columna del Desierto, .dulcsimo Jesus del alma ma, qu mutacion es esta tan Donde est la blandura y apacibilidad con que en forma de nube se templaban los ardores del Sol? dComo os miro ahora en la lobeeguez de este calabozo, tiranamente atado la dureza de ese peasco? Parece? Seor? que ha trasladado vos su ser insensible, pues con nimo quieto solo pensais pensamientos de paz? Y 110 de aflic cion. j Ay Jesus mio! ;. Qu dureza es esa que os han aprisionado, sino la dureza de mf COl'azoo? pues llamndome vos con tantos ausilios, 110 correspondo vuestras inspiraciones? Qu har. en desagravio de esta ofensa, sino deshacer mi pecho en perpetuo llanto, pidielldoos perdon arrepentido? Ablandad pues, Padre amorossimo mi dureza, y por el amor con que padecisteis esta ignominia, os suplico, ablandeis la dureza de todos los que obstinados se mantienen en la per niciosa ocasion de vuestras ofellsas, para que arrepentidos todos, nos pongamos en vuestra amistad y gracia.;::;Amn

PAGE 30

:....26_ SE STO MISTERIO. En desagravio de los ultrages, silvas, mofas y blasfemias de los judos; se ofrecen unas cazolejas. Con Dios juegan, y de herirle Hacen entretenimiento, Qu ser al furor, y alodio La rabia, que sirve al juego? Cuando os agravia el sayon Con blasf e mias insolente, Ofrezea el amor ardiente Cazoleja el coraZOl1. En amor profnudo, &c. OFRECIMIENTO. Amoroso fuego, que me enciendes; caridad ardiente, que me inflamas; ardor divino, que en amor me abrasas, qu es sto? Dos fuegos atiendo en este sitio, uno el de vuestro ardiente amor, otro el voraz incendio del odio de voestros enemigos que os han puesto por el objeto de los escarnios, mofas, bIas fe mias y vilipendios. Ay Esposo de mi alma! Qu se han hecho aquellos alegres motetes de alahanza? Cmo no escucho aquel miste rioso Trisagio: Santo, Santo, Santo? O, c6mo la malicia y furor, lo ha convertido en risa-

PAGE 31

-27-das, y desacato! Vos Rey de la gloria, quereis sufrir por mis pecados tantos tormento s ? Tantos baldones, Senor, t l llltas bofetadas y salivas? lVIas duro soy que el diama n te, pues no muero aqu de sentimiento: recibid en desagravio de la voraz llama del dio de vues tros enemigos, la caridad y zelo ue los Varones Apost6licos que solicitall la converson ue los pecadores; y dad los venerables sacerd otes ardiente zelo de la salvacion de las almas, y todos dadnos un ardiente amor vuestro, para agradaros y desagraviaros.=Amn. SEPTIMO MISTERIO. En desag ravio del andrajo con que nuestro Salvador le vendaron sus bellsimos ojos, se ofrece Incienso. Acabense los enojos, No mis clpas atendais, Si por ellos os ven dais Con esa venda los ojos De iucienso aquestos dtspojos Os ofrezco por la ofeusa, Miradme ya en mi d e fensa Sin esa venda en los ojos. En amor profundo, &c.

PAGE 32

OFRECIMIENTO. Bellsimo iman de mis afectos, hermosura' que cautivas voluntades, qu eclipse es el que padecen los dos brillantes so'les de vuestros ojos f No es menester, Seor, para que yo crea que sois el verdadero amor, que oS disfraceis en Sagrado Cupido; cubriendo vuestros luceros con ese despreciable andrajo de la malicia. Bastan las amorosas saetas con q'ue me habeis herido. Si os cubris los ojos para no ver mis iniquidade s qu puedo yo hacer, que se esconda vuestra vistaf Si es para ellsefarme sirviendoos de pao lgrimas ese andraJo ya las lloro lucero mis ojos, con verdadero dolor de haberos agraviado. Recibd, belleza de los cielos, en desagra v io de este desprecio, la fr vorosa 0-racion de vuestros escogidos, y pot la mansedumbre COIl que lo sufristeis os suplico, Dueo amoroso, quiteis el feo velo de la vergenza los que pOI' ella callan sus en la confesion, y habi'id los ojos del cono cimiento los infi e les y hereges, para que salgan de sus et'fores, y todos nosotros quitadnos la venda del engao, para que sigamos la recta vereda de vuestros preceptos, y que os agrademos en todo, y os desagravie!ll0s. Amn.

PAGE 33

-29-, : Inmediatamente se r iza la Coron.a del Nombre de Jesus: en lugar de Pa dre nuestro, se dice: Gloria Patri, & c. y en lu gar de Ave MarEa: el Dulcsimo Nombre de .lesos sea alabado, y el de Mara mi Senora .yenerado .y se termina con los eptetos siguientes. Jesus, tu por mi afrentado -En calabozo abatido; }estis? Yo p e rdido? yo? Ti pl'isionado? Jesus amado, Me pesa, me pes 'a, Amo solo tu -Repruebo la culpa mia: 'Y vos Jesas y Mara Ap-Iaude mi y confiesa, si los yerros doras, En el pecho que lastimas, Si muertus Jesus animas, Vidas dando con tnejoras, Sea J esus, todas horas Mi vida, y mi complacencia, Amar Jesus, tu presencia: Resucitame .lesus, y viva tu siervo en cruz Amando la penitencia.

PAGE 34

.-:'30 -Dignate, benjgusimo Jesus, por este tu santo nombre Jes{fs, ser mi Jesus para que eoll tu dulzura me sustente, yarda de tal manera ell tu amor, que muera en t, mi Jesus Dulcsimo, mi Jesus Santsimo, invoc'an do siempre este saludable nombre, Jesus, Jesus, Jesus. Amn .lesus. Si se ha de tener disciplina, que l'S cuando se hace en la iglesia con hombrl's sola m e nte entre Religtosas en Comunidad, se apagan las luces y se tienen lo que dura un Miserl're, una Estacion; despues se cantan las tns Ave MarEas, y la Letana de Nues tra Senora, con el verso y oracion de los DoLores: y mientras se est cantando la L e tana, se hacen la Senora las mismas o fertas que se han hecho al Senor. Para acg'ion de gracias, y concluir el e gercicio, se reza el Trisagio de la Santlsi-7Jza Trinidad, que son tres Misterios, en lugar de Padre lluestro, 1m Credo, y diez veces Gloria Patri; y se conclltye todo con este: ir. Bendigamos al Padre, al Hijo y al Espritu Santo. AlabemoslQ y gIorifiquemoslo por todo los siglos de los siglos.

PAGE 35

ORACION DE ACCION DE GRACIAS. Altsimo Senor Dios Trino y Uno, yo la mas indigna de vuestras criaturas, en el mo do que puedo, os doy gracia s por el benefi cio recibido de haberme admitido, aunque indigna, y haberme permitido estar en vuestra presencia este corto rato, que he dedica do para adoraros: y para que tenga algun mrito, lo junto con los mritos de la Dolo rossima Pasion y muerte de vuestro Sant simo Hijo mi Senor Jesucristo, los de Mara Santsima mi Senora, los de todos los Santos d e l cielo, y justos de la tierra: as ofrezco los propsitos que he sacado, y todo lo que he hecho y meditado, pidiendo me deis gracia para cumplir 10 prometido, fortaleza en mi alma y corazon, permanencia en los afectos y resoluciones. Pido, Senor, por todo aquello que debo pedir y en el grado que debo, y os fuere mas agradable. Amn .. --.

PAGE 36

CANTASE EL ALABADO Alabado sea mil veces, Mi Jeslls aprisionado, Que por lIor de los hombres Fu crue lmente atormenta d o. B e lldjto sea el sufrimi e nto COIl que quiso ser burlado, "f en l a casa de Cay fs En un stanl? arrojado. Benditos sean para siempre Aquellos ojos sagrados, Que COIl velo indecente Fueron vilmente ocultados Bendgate eternamente El sacro coro e.Iev. ado De Angeles y Serafines4 D e todos seas y la Dolorosa Reyna Cuyo pecho delicado De la daga del d o lor, y pena fu traspasado .. y esto por todos los sigJo s De ]05 siglos dilatildos., Amn mi J esus piadoso, Amn mi Jesus amado. Adv ierte que la Mdsica, ofertas de flores, aglJaS, ramilletes, sau!,terios, &c. no son circunstancias necesadas. O. S. C. S. M.E. C. A. R.


xml version 1.0 standalone yes
Volume_Errors
Errors
PageID P2
ErrorID 1003
ErrorText overprocessed
P5
2
P122
2
P125
1003
overprocessed


MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Tiernos lamentos con que el alma devota llora los gravísimos tormentos, que padeció en el inmundo sótano la noche de su pasión Nuestro Soberano Redentor Jesús ...
Physical Description:
32 p. : ill. ; 15 cm.
Language:
Spanish
Creator:
Herrera, Francisco Javier de
Publisher:
Impr. de D. Pedro Martinez
Place of Publication:
Habana
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Meditations   ( lcsh )
Genre:
non-fiction   ( marcgt )

Notes

General Note:
"El autor es Fray Francisco Javier de Herrera"--Palau y Dulcet (2nd ed.), v.23.
Statement of Responsibility:
dispuestos por un religioso del convento de Nuestra Señora de la Merced.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 172999779
ocn172999779
Classification:
lcc - BX2186 .H47 1845
System ID:
AA00017938:00001

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Tiernos lamentos con que el alma devota llora los gravísimos tormentos, que padeció en el inmundo sótano la noche de su pasión Nuestro Soberano Redentor Jesús ...
Physical Description:
32 p. : ill. ; 15 cm.
Language:
Spanish
Creator:
Herrera, Francisco Javier de
Publisher:
Impr. de D. Pedro Martinez
Place of Publication:
Habana
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Meditations   ( lcsh )
Genre:
non-fiction   ( marcgt )

Notes

General Note:
"El autor es Fray Francisco Javier de Herrera"--Palau y Dulcet (2nd ed.), v.23.
Statement of Responsibility:
dispuestos por un religioso del convento de Nuestra Señora de la Merced.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 172999779
ocn172999779
Classification:
lcc - BX2186 .H47 1845
System ID:
AA00017938:00001


This item has the following downloads:


Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
    Back Matter
        Front Matter 1
        Front Matter 2
    Title Page
        Page 1
    Frontispiece
        Page 2
    Preambulo a la meditacion
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
    Modo de hacer este egercicio
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
    Comienzase la corona de desagravios
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
    Cantase el alabado siguiente
        Page 32
    Back Matter
        Back Matter 1
        Back Matter 2
        Back Matter 3
        Back Matter 4
    Back Cover
        Back Cover 1
        Back Cover 2
Full Text



T 1 RNr,-',S L-A-MENIMS
7 T
ALI A DE OTA'
MIA- Ev
R,
Q-- "
7Tr-

TNT f-T- -1VTu--`-*TDo SC77ANTO

L A 7 0

D s
R7- 7-\707,
S, e-` -W777 D,

Es-











711 ANT 2L


















Special Collections
RARE BOOKS


144-7
I 84s


UctV.dO Florida FU











TIERNOS LAMENTS
I0,0;; .0E EL ALMA .DEMVOTP
| LLORA LOS GRAiSISIIOS TORMENTOS,
QUE PADECIO

LA NOCHE DE SU PASSION
NUESTRO SOBERANO REDENTOR

JESU8.
Entrase para esto espiritualmente en in rincon
del calabozo, 4 de alli no quisiera salir jams.
DI1SPS U3ESTO&S
por un Religioso del convento de nuestra Se-
4ora de la ,Merced, redencion de cautivos,
afecto d este tiermisimo paso.






HABAN1A.
Imprenta de D. Pedro Martinez, calle de Villegas n. 84.

|4 t










I_/________



-I-








PREAMBULO A LA MEDITACION.


Armada de fortaleza (alma devota y a-
compafiada de la admiration, dolor y ter-
nura, animate a visitar a tu amantssimo
Redentor Jesus en el Idbrego y asqueroso
s6tano, donde lo arroj6 la tirania de sus
enemigos para acabar de pasar la noche
triste de sus penas, si es que tienes dnimo
de admirar lo que pasma las inteligencias
sagradas, pues en este lugar podemos de-
ir, se vid 16 quie Isafas habfa profetizado,
que llorarian amargamente los Angeles de
paz: Angeli pacis amare flebunt: pues
padecid el Sefor tantos tormentos en este
calabozo que dice San Ger6nimo que no se
sabran, hasta el dia del Juicio; San Pas-,
casio, San Agustin y San Buenaventura, ci-
tados del V. P. Ulloa dicen, que cansados
los malditos Principes de atormentar al Se-
fior,' llamaron A los soldados principles y
se lo entregaron, para que lo encerraran en
un- s6tano que estaba en la parte inferior de




-4-
lai eisa de Caifis, paia que allf estuviera a-
segurado hasta que amaneciera.
Era este sdtano unia bartolina inservible
obscure, y tenebrosa aun al medio dia, j pues
cual seria su obscuridad a la media nocheu'Con
razon podia esclamar aquf nuestro amorosisimo
Jesus, quitandole a David aquellas sentidas pa-
labras del Salmo 87 Posuerunt me in lacu iz-
.feriori in tenehbrosis S in umbra mortis. Me
han puesto en un lago inferior de tantas tinie-
blas, que es su confusion una viva sombrade
lan muerte. Era tan inmnundo este sdtano, que
en. di arrojaban todas las basuras del pala-
eio, tan hdimedo, que era un fiero lodazal,
6 albarial donde solo habia gusanos, rato-
res, y otras zabandijas asquerosas, tal, que
la.misma muerte era menos rigurosa, que
aquel indig(sihn.o lagar, dice San Lauren-
cio Justiniano en el libro del triunifo de,
Cristo :cap. 1o. -In loco indecentissimo po-
suerunt, ubi fcetores purgamentorum, ver-
nmium multitude, & tenehrosus career que-
dam erat mortis imago. Pues mira i tu
Senior arrastrado por este cieoq, atormentado
por las prisiones, cordeles y cadenas; heri-
do con pufiadas, pescozones, y puntapies; y
que luego, asi6ndolo de su venerable bar-
ba, lo levantan del suelo, dicidndole mil
blasfemias, arrojando asquerosas salibas' 9




-5-
mu bellisimo Rostro, dando carcajadas de risa,
y que as s o llevan, vendados sus hermosisi-
vios ojos. con un aidr~jo puerco, tan sucio,
que solo servia de quitar el tizne de los tras-
tos de la cocina, asi puesto imofbhan de su
Soberania, dicierndo: aAdivina quien te did, si
eres Profeita? De esta suerte lo llevan, y lo
amarran una media coluna, 6 pefiasco, que
estaba en medio del s6tano,: con tan penosa
postura, que iii aun bien parade quedd el Se-
nor; pues solo estrivaba en ilas puntas de los
pies; las sogas y cadenas de los brazos, y cin-
tura asidas a la pared; la del cuello tiraba
con gran cruelilad hacia el suelo, de suerte, que
quedd su Santisimo Cuerpo 'en el dire. Mira
to que le cuestan al Seiior tus ihgratitudes,
mira lo que el Seilor padece, y no olvides tan-
tos beneficios; ve mirando con la considera-
cion todas estas cosas muy por menudo,sacan-
do para tu egercicio y proveclio estos puntos.
MiVira lo primero al Sol resplandeciewte de
justicia en las obseuras tinieblas de un cala-
:bozo: mira cuan distinto se afiende ahora de
lo que estuvo en el Tabor, alli con los res-
plandores de su Rostro afrentaba los brillos
del Sol, y causaba tal alegrfa, que no quisie+
ra apartarse de aquella gloria el Prfncipe de
los Ap6stoles Seiior San Pedro; aqui padece
tales tinieblas, que mueve compassionnu a las




.6_
piedras, pues aun es mas su pena ver que
aquel discipulo, que en el Tabor queria per-
manecer con el en los lucimientos, en esta
triste noche con juramentos lo niega. 0O con
cuanta razon habia dicho su Magestad, que
aquella noche habia de prevalecer la potes-
tad de las tinieblas! Pues advierte, que sien-
do estas tan penosas, mayores tormentos le
causan los hombres con las tinieblas de su
ignorancia; y pondera cuanto le has agravia-
do tl con las obscuridades de tus culpas,
pues hacidndote por ellas su enemigo, has
procurado ingrato obscurecer sus resplando-
res, por dar gusto a tus apetitos: saca a-
fectos de avivar la luz de la fe, que tan
'nuerta la tienes con tus malas obras, y o-
frecela a mi Sefior en desagravio de este tor-
mento.
Da otro paso mas adentro con la consi-
deracion, y admira las basuras, 6 inmundas
asquerosidades en que la furia de los judios
tiene arrojado a tu Seiior: mira aquella be-
llisima flor del campo arrastrada, y ajada en
aquel hediondo calabozo; y si el pacienti-
simo Job cuando estaba en el esterquilinio
causaba tanta lastima, que no hallaban sus
amigos palabras con que esplicar su pena,
sino que se estuvieron suspensos a su pre-
sencia site dias, sin articular una voz; cuan-




-7-
to mayor debe ser tu sentimiento cuando ad-
viertes al Soberano Rey de la Gloria en tal
vil ultraje, y mas cuando tt con temeridad
quiz lo has arrojado en las asquerosas basu-
ras de tu conciencia dafiada, y lo arrojan to-
dos aquellos que temerarios lo reciben Sacra-
mentado en pecado mortal: Iqu6 atrevimien-
to Procura tu en desagravio asearle un mag-
nffico palacio en tu corazon barriendolo y
limpiandolo con un riguroso examen de tus
acciones, doliendote de todo corazon de los
defects que hallares haber cometido contra
su bondad.
Ponte ahora con la consideration en me-
dio de este calabozo, y mira una media co+
luna 6 pefiasco, donde esta. atado fuerte-
mente tu amorosisimo duefio: mira la pro-
digiosisima coluna del desierto ligada a una
media coluna de vilipendio; la misma blan-
dura y clemencia atada con escarnio a la ma-
yor dureza; pues pondera en ese pefiasco la
dureza de tu corazon, aun mas duro que el,
pues con tantos llamamientos, d inspiracio-
nes no se ablanda: cuanto mas sentira el
Sefior esta dureza de tu obstinacion, que la
de aquella penia; 16 cuanto afligen al manso
Cordero aquellos, que obstinados permane-
cen como duros pefiascos en la perniciosa o-
casion de sus culpas! Llegate, y llorosa de-




sagravia 4 tu Padre (6 alma devota) con ti
companion y ternura, pidele te de la firme--
za de aquella coluna en tus, prop6sitos.
Pasa ahora i percibir et intolerable he-
dor que le atormenta el sentido del olfato,
porque siendo aquel un albafial, con el con-
junto del agua puerea que allf derramaban
basuras y todo g6nero de inmundicias era
un hervidero de gusanos, que junto con la
humedad, despedia tal hedor que no se po-
dia star nrr instance por el asco que eausa-
ba; pues cual estaria en esta indecencia a-
quel galante Esposo de la alma Santa, que
solo con el olor de sus vestidos arrastraba
tras si las voluntades? Mlira alma, si es que
los ojos no se te ban liquidado en Ilanto,
cual se hall tu Sefior en esta, bartolina.
Mas, 6 dolor! Que esos fetores son las gra-
ves culpas del escAndalo con que los hom-
bres le ofenden, haciendo gala de sus deli,
tos, y arrastrando a otros con su mal ejem-
plo d la perdicion.. 1Ay del mundo por los es-
cAndalos! (dice el mismo Se or en pluma de
SMateo, cap. 18.) pues examine tu modo de
vivir: si has escandalizado A tus projimos,
i qud hedor tan insoportable has causado A tn
Senor! Procura desagraviarlo, haciendo que
tus acciones sean tales en adelante, que tu
buen ejemplo sea incentive al servicio de Dios.




-9-
.Pasa ahbra & fijar la consideration en el
grave peso de las cadenas con que tu duenio
esta aprisionado en el inmundo calabozo:
cual estaria sin poderse mover con una ca-
dena gruesa al cuello, que le impedia la
respiracion; otra liada por los brayos, que
daba vuelta a la cintura; las manos atadas
con una cuerda con tal rigor, que no solo le
ahogaba los pulsos, sino que por entire las
uiias de los dedos le reventaba la sangre.
Mira cual esta mi Sefior ahogado con tan-
tas prisiones como que fuera el mayor fa-
cineroso del mundo, cargado de hierro. el
libertador del genero humanoid O0 lo que
puede la malicia! Pues adviei~teque no es
otra cosa estar el Sefior cargado de prisiones,
que estar fatigado con la gravedad y peso de
las culpas de los hombres. jOjala ellos cono-
cieran siquiera la gravedad y peso de una cul-
pa mortal, como la escusaran! Culpas aprisio-
nan a tu Sefior, alma ingrata, y de eso se queja
en el salmo I 8. Funes peccatorum circum-
plexi sunt me. Y estas cadenas no se quiebran
con otra cosa, que con una verdadera contri-
cion: pues si conoces esto, c6moo o te desha-
ces en verdadero llanto? Procura quitar las
prisiones d tu Sefior y duenio, con doirbosas
ligrimas de tu corazon, sintiendo en el ser la
causa de sus tormentors con tus culpas.




-IO-
Levanta ahora los ojos de la considera-
cion 6 mirar al cielo (que mas bello que el
cielo es el hermosisimo Rostro de Jesus) y
.veras el mas lamentable eclipse que se pu-
do imaginary, pues los resplandecientes soles
de sus ojos, se hallan cubiertos con una ben-
da asquerosa, 6 sucio. andrajo. O! c6mo in-
ventaba la malicia nuevos modos de ator-
mentar i mi Sefior; pues para tener su di-
version cubre con un asqueroso velo aque-
Ilos ojos linces, a cuyos reflejos nada se o-
culta! Para qu6, Padre amoroso, os dejais
cubrir esos hermosos luceros g Es acaso por
no ver la fealdad de mis culpas que tanto
os atormentan? Bien pudiera ser apero qud
hare yo que no este patent a. vuestra vista
para el castigo? Pues para que puede ser
sino para que yo conozca la ceguedad con
.que cubiertos los ojos de mi alma con la
engaiosa venda del amor propio, me he ar-
rojado a vuestras ofensas? De esta suerte
vendado el Seiior padecia infinitos ultra-
jes en aquel maldito juego, con que dandole
fieros5 golpes le decian: Adivina, quien te
did? No tienes td, alma ingrata, que pre-
guntar, pues atrevida le has dado tantos gol-
pes, cuantas culpas has cometido. Desagrd-
vialo con abrir los ojos del entendimiento a
very conocer tus culpas para llorarlas, quita




.de tus ojos la maldita venda de la passion
que te ciega, desecha el asqueroso velo de la
vergflenza que te estorva A la penitencia en
desagravio de este ultrage de mi Sefior.
Mira por ultimo (si es que te ha queda-
do corazon para sentir) el doloroso llanto de
mi Sedor, las abundantes lagrimas que des-
tilan sus bellisimos ojCs, con tanta copia,
qie lleg6 a mojar con ellas aquel asqueroso
velo con que los teiiia cubiertos. Aprende 6
llorar, alma, que si hasta aquf no te habian
movido sus penas, quizd te asomarAn las l'-
grimas a los ojos las tiernas lgrimnas que
tu duefio vierte. No imagines que lDora por
los ultrages que padece, ni por las irrisio-
nes que pasa, por tf Ilora, tu miseria sien-
te, tu perdicion lament Jesus; atiende en
aquel iinmundo sdtano tu ceguedad, las ha-
suras de tus culpas, el hedor de tuis cc'in-
dalos, y la dureza de tu corazon: esto es
lo que le ocasiona tan tierno llaiito. Paes si
asi llora tu Redentor a vista de tus delitos,
como no te deshaces en lanto de dolor de
hiberlos cometido? Entrate, si te lo permit
la pena, a su afligidisimo corazon, y lo veris
cercado de angustias de considerar tu ingra-
titid. 0 corazon amorosisimo, que asi te a-
fliges a vista de mis iniquidades! No te a-
niquila, alma, el pesar de ser causa de tan-




-12-
tas congojas ? Desagrivialo con verdaderas
ligrimas nacidas de lo intimro de tu cora-
zon, y de lo dicho toma material para la
meditacion, y pasa al egercicio.



MODO DE HACER ESTE EGERCICIO.

Juntas todas las personas que hubieren
de egercitarse en esta santa devocion, y ha-
biendose persignado dird en voz atta y con
pausa proporcionada, el que leyere lo si-
guiente:

ACTO DE CONTRICION.

0 bondad infinita Amable principio mio,
mi Jesus, mi Sefior, mi Duefio, mi Redentor
y Padre mio, por tantos titulos mio, cuantos
son los que vos, bien eterno de las almas,
firmasteis con vuestra preciosa sangre, para
que yo fuese vuestro. Quidn podri bastan-
temente llorar mis miserias? Quidn podra
Seilor, gemir tal porffa en mi para perder-
me, y en vos para perdonarme? Que os ha
movido, Dios mio, para usar conmigo tantas
misericordias? Os movieron acaso mis mise-
rias, sobre- cuantas se han cometido desde el




principio'del mundo? Qu6 amor correspon-
deri i vuestro amoroso perdonar? 0 santos
penitentes, contritos y doloridos, que habeis
llorado perfectamente vuestras culpas, dad-
me ligrimas para llorar mis pecados. Perd
Senior, Redentor mio a vos apelo, basta una
gota de sangre 6 del sudor de vuestras fa-
tigas, para consumer el fuego de mis pasio-
nes. P'same, Sefior de haberos ofendido: pe-
same Padre mio, de haberos agraviado: yo
propongo firmemente no ofenderos mas: no
mas pecar, duefio amoroso, permitidme 1lo-'
rar de tal manera, que merezca verme lava-
do con el agua del dolor, para que asf lim-
pio en esta vida merezca ir a adoraros en la
eterna.-Amnin

Inmediatamente se dice la siguiente

ORACION PREPARATORIA.

Santisima Trinidad Dios Padre, Dios Hi-
jo y Dios Espiritu Santo, tres personas dis-
tintas, y un solp Dios verdadero, ante vues-
tro divino acatamiento se postra y arroja hu-
milde la mas vil de vuestras criaturas: bien
conozco Dios mio, que mis muchas ingrati-
tudes me hacen indigno, mas tambien co-
nozco que ya de mi parte no hay merito a.-




_i4--
guno para estar 6 vuestra vista; valdran por
mi los infinitos mdritos de la sagrada vida,
passion y muerte de mi Sefior Jesucristo, los
de mi Seiiora la Virgen Maria, el amor y
meritos de mi Seilor San Jose, la gloria que
os dan mi Angel Custodio, los siete prfnci-
pes asistentes 6 vuestro Trono, los Santos del
cielo y justos de la tierra, entire los cuales
indignamente asisto. Quien soy yo, Dios mio,
para tener tan santa compani cuando con
tanto arrojo os he ofendido ? Mas si es vues-
tro gusto, higase vuestra saintsima voluntad.
Os doy gracias por los beneficios hasta aquf
recibidos, y en.peticion particular os pido me
deis vuestra divina luz y gracia, para con-
siderar los tormentos que padecid vuestro
Santisimo Hijo mi Sefior Jesucristo esta
funesta noche, y en petition comun os pido
lo mismo para todos mis pr6jimos, que se
ocupan en el santo egercicio de la oracion;
espero Senfor alcanzar esta gracia.-Amen.

Alora se lee el punto, d puntos de la me-
ditacion como estan puestos al principio. Si
se hace publicamente en Id iglesia, y hay
Pltica, se predica, dichas estas dos oracio-
nes antecedentes; y acabada la Pldtica d
leido el punto se dice la invocacion del Es-
piritu Santo como sigue:




0 bondad de Dios infinita! 0 misericor-
dia sin numero! 0 divino Espiritu! Ven, y
Ilena nuestros corazones del dnlce fuego de
tu amor. 0 Padre de los pobres I Ven, y
has que perpetuamente te amemos. 0 Maes-
tro Sapientisimo? Ven, y alumbra nuestros
entendimientos, para que podamos egercitar-
nos en .esta santa meditacion. (::;) 0 Dios
eteno Uno con el Padre y el Hijo! Ven, ven,
ven, c inflama nuestros afectos con tu abra-
sada caridad, para que viniendo contritos 4
este santo egercicio, salgarnos gozosos, co-
giendo por fruto tus Divinos Dones y en es-
pecial el de tu santo temor, con el cual ha-
gamos una resolution firme de morir pri-
mero que pecar.-Amn n.

Advierte que la oracion que comrenza
Saniitsi'ia Trinidad, esta invocacion del Es-
piritu Santo, y la accion de gracias que va
al fin y ernpieza: Altisimo Serior, te pueden
servir todas las veces que hubieres de tener
oracion, mudando en las oraciones los ter-
minos cuando liegues d esta serial (:::) con-,
forme el punto que fueres d meditar.

Acabada de hacer la invocacion antece-
dente, se tiene la meditacion el tiempo que
pareciere necesario, y al fin de ella se leo




-z6-
vantan dos personas tomando dos luces, y
haciendo tres postraciones las ofrecen al
Sefor, y en tanto que las ofrecen, canta la
mdsica con voz tierna y devota.

Triste la noche zozobra:
En sombras, y el Emisferio
Da al travel's, y no yasoplos.
Gemidos respira'el viento.
Si en lo obscure de esta noche;
Os coloc6 mi desgracia,
Dadme la luz de la gracia,
Queen desagravio desbroche.
En amor profundo, fundo,
De desagraviarte, arte,
Que sin que se aparte, parte,
Al lugar inmundo, mundo.

El que dice las oraciones, leerd esta bien
sentida.

Amantisimo Jesus mio, espejo clarisimo,
y sin mancha, viva imaigen del Eterno Pa-,
dre, ya que por mi amor os habeis humilla-
do tanto, que vuestra venerable persona lle-
g6 o ser ajada de los hombres mas viles,
hasta arrojaros en este inmundo s6tano, per-
mitidme haceros compafifa este corto ratof
con las ldgrimas de mis ojos hay me quiero/




--17-
estar Sefior, ya que no con la pureza de los
ingeles que confuses os acompafian, si quie-
ra entire las asquerosas sabandijas que os a-
tormentan, pues he-sido yo quien mas que
todas las sabandijas pecadoras os he ofendi-
do. Pero qu6 es esto que atiende mi 'respe-
to? Que obscuridad es esta F No sois vos Se-
fior, el resplaideciente Sol de Justicia, pues
c6mo os hallo en estas lobregueces? Quien
os ha puesto, Padre mio, en lugar tan in-
decente? Para cuando se fabric aquel mis-
terioso candelero, lleno de luces para que
os alumbrara, sino para ahora? Pues quin
os ha abatido a este sumo desprecio, sino las
confusas tinieblas de mi ignorancia? C6mo
no ciegan mis ojos en perpetuo :lanto de
veros en tanta obscuridad ? Ay Segior! Ay a-
mor miol Luz de mis ojos, recibid en desa-
gravio la luz de la F6 Catdlica que profess
en'la sagrada fuente del bautismo, f dester-
rad de. todos los hereges las tinieblas de sus.
errors; dadles luz y conocimiento de las;
Verdades cat6licas, jy a todos nosotros la luzs
del conocimiento de nuestra miseria,:parma
que os agrademos y desagraviemos.-Am.n.





COMIENZASE LA CORONA


DE DESAGRAVIOS.
t..Deus in adjutorium meum intended.
g.fe.Domine ad adjuvandum me festina.
Gloria Patri, &c.

Dadnos licencia Sefior,
Para que esta noche triste
: Podamos llorar la pena,
Que en vuestro fiel pecho asiste.
SPurificad nuestros labios,
Para que asi glorifiquen
Vuestro Ser que es inmutable,
Vuestra paciencia invencible.
En amor profundo, &c.

Se reza un Padre nuestro y siete Ave
Marias, y dicho el gloria Patii con las pos-
traciones dichas, se barre y riega delante
del Senor con agua de olor, en honra del
Ilanto de mi Senor.

El lanto y dolor porfian
Cual mas grande compitiendo,
Sin ceder jamais alguno,
Cualquiera vence en su estremo.




Sean aguas, y de olor
Del desagravio el abrigo,
Si vuestro Ilanto a un amigo
Supo library del fetor.
En amor profundo, &c.

OFRECIMIENTO.

Perenne y hermosa fuente de la vida, es-
pejo sin mancha y cristalino: como io mue-
ro de senlimiento cuando advierfo a la mis-
ma pureza por esencia en el asqueroso loda-
zar de esa bartolina? Vos, Padre amantisi-
mo, para library a los hombres de la eterna
carcel del inferno, tan abatido en ese s6ta-
no? Que lodo es este en que'os miro amo-
roso duedo de mi alma, sino mi mala con-
ciencia? Y por eso vuestros hermosfsimos o-
jos vierten copiosas ligrimas? 0 preciosas
perlas que asi os derramais en esa sentinel
Qui6n tuviera copiosas ligrimas de verdade-
ra contricion para limpiar mi conciencia su-
cia que os atormenta? Recibid Sefior la con-
tricion y lagrimas de los santos penitentes,
y por el infinito amor con que padecisteis
este ultrage, os suplico nos concedais verda-
dero dolor y llanto de nuestras culpas, pa-
ra. que asi os agrademos y desagraviemos.....
Amen..




-20--


SEGUNDO MVISTERIO.
Un Padre nuestro y siete Ave Martas.
Se ofrecen flores deshojadas en desagravio de
las asguerosas basuras.
Si con inniundicias tantas
Te ofenden los pecadores,
Desagraviente las flores,
SQue ofrecemios a tus plants.
SLgs flores de las virtues,
Y el buen olor quie desprenden
Desagravien lo que ofenden
A Dios mis ingratitudes.
En amor profundo, &c.

OFRECIMIENTO.
Flor hermosfsima del campo, graciosa a-
ucena de los valles, acardenalado lirio de
mi vida, qud ultrage es este que admiro en tu
grandeza? Td jazmin peregrine, y mirasol
bellisimo arrojado entire las asquerosas basu-
ras y telaraias de esa sentina ? Es por ven-
tura este el ameno jardin a que te convi-
daba tu Esposa la alma santa? Me parece
que no; y si lo es, cdmo se han convertido
sus flores en las sucias basuras de este sdta-
no? Quien lo ha convertido en abominable




-2I-
esterquilinio sino yo, que en lugar 'de flore-
cer hermosas violetas de virtudes, vistosas
amapolas de penitencias, y doloridos jacin-
tos de contricion, he convertido los dones so-
brenaturales que me disteis, en asquerosas ba-
suras de culpas con que os he ofendido? 0
Jesus mio, como .me puedo mantener sin
morir en el rincon que me permitisteis en
este calabozo a vista de las feas escorias de
mis culpas? Qu6 hard yo en desagravio de
este ultrage? Me valdre de las admirables
virtudes de vuestra afligidisima Madre, y de-
mas cortesanos del cielo que son vistosas flo-
res que os agradan. Recibidlas Padre mio,
en desagravio de este desprecio, y conceded-
nos el egercicio de las virtudes, y gracia pa-
ra hacer un exacto examen de mi conciencia
para limpiarme, mediante una buena confe-
sion, que os agrade y desagravie.-Amin.

TERCERO MISTERIO.
Un Padre nuestro y siete Ave Martas.
Se ofrecen unos perfumadores en desagravio
de los fetores que atormentaron el olfato de
nuestro Salvador.

Si el fetor que es tan ageno
De ese olfato os agravi6,.




-22-
Ya hijo vuestro ofrezco yo
Sahumerios de un campo Ileno.
Las flores de las virtudes,
Y el buen olor que desprenden
Desagravien lo que ofenden
A Dios mis ingratitudes.
En amor profundo, &c.

OFRECIIIENTO.

Suavidad de la gloria, olor celestial, con
cuya fragancia se pasman las espirituales iii-
teligencias, suavisimo Jesus del alma mia:
qu6 hediondes pestilente es la que vuestro
olfato asi lastima? No sois vos, Senior, el
Esposo celebrado, cuya fragancia llevaba tras
si las atenciones todas de la Esposa? Si: pues
cdmo ahora os miro entire tan abominables
fetores? Que hedor es ese que os atormenta?
Que ha de ser; sino la hediondez de mis vi-
cios, con que he escandalizado d mis prdji-
mos. Ay duefio mio, y c6mo conozco ahora
lo much que acosijan mis pecados! Qu6
hare en desagravio de mis muchos delitos?
Supla por mi, y por mi tibieza, el buen e-
jemplo de los santos, que como con suave
olor escitaron i sus prdjimos con sus virtu-
des, para que arrepentidos de sus culpas os
agradaran; y comprimid, piadosisimo Pa-




.-23--
dre, a los que como yo con el mal ejemplo
escandalizan, ddndonos d todos verdadero co-
nocimiento de nuestra miseria, para que ob-
servando vuestros preceptos, os agrademos y
desagraviemos.=Amen.

CUARTO MISTERIO.
En deeagravio de las prisiones se ofrecen
unos ramilletes.

Que asombro, que Dios se mira
De los hombres prisionero;
Y en todo, menos de culpas,
Que libres se hallaron ellos!
Mis virtudes religadas,
Como azezicos de flores,
Desagravien los rigores
De esas cadenas pesadas.
En amor profundo, &c.

OFRECIMIENTO.
Fortisimo Senor de los egercitos, imdn que
aprisionas voluntades, invencible y Divino
Sanson, qud es esto? Donde estd la admira-
ble fuerza de vuestro brazo que tan tirana-
mente os miro aprisionado? Quienes fueron
los crueles Filisteos que tan cruelmente os
ataron? Quienes habian de ser, sino los cor-




--24-
deles de Adar, las sogas del amor, y las cade-
nasde mis culpas que os han aprisionado. Yo
-he sido la iiifiel Esposa, que como ingrata
Dalida os entregu6 a los Filisteos de mis ape-
titos. Yo os aprisione, dueiio mio, con mis
pecados, que eslabondadose unos i otros, se
multiplican para atormentaros. Pues Seiior,
aqui estoy arrinconado en este sdtano, casti-
gadme, Soberano Jesus, pues yo he sido el
homicide de un Dios Hombre, qu6 hare en
desagravio de esta traicion, sino ofreceros la
union de los fieles, que os agradan, junta con
las prisiones y tormentos de los Santos Mar-
tires? Yo os suplico, aprisionado duefio de mi
alma, rompais las cadenas de los cautivos
fieles, y deshaced las prisiones de nuestros pe-
cados, para que libres por la gracia, os agra-
demos y desagraviemos.=Amen.

QUINTO MISTERIO.
En desagravio de la dureza del pefiasco d que
ataron al Sefior: ofrece agua de azar.
Cuando las penfas mas duras
Su dureza depusieron,
A lo duro de un pefiasco
Ataron al Rey del cielo.
Pues si azares mi dureza
Os da con su obstinacion,




25-
Bien es, que la devotion,
Torne el azar en fineza.
En amor profundo, &c.
OFRECIMIE NTO.
Prodigiosisima column del Desierto, dul-
cfsimo Jesus del alma mia, ique mutacion es
esta tan estraia? iDonde esta la blandura y
apacibilidad con que en forma de nube se
templaban los ardores del Sol? iComo os mi-
ro ahora en la lobreguez de este calabozo, ti-
ranamente atado A la dureza de ese periasco?
Parece, Sefior, que ha trasladado A vos su
ser insensible, pues con animo quieto solo
pensais pensamientos de paz, y no de aflic-
cion. i Ay Jesus mio! Que dureza es esa
a que os han aprisionado, sino la dureza
de mi corazon, pues llamtndome vos con tan-
tos ausilios, no correspond i vuestras inspi-
raciones? F Qud hard. en desagravio de esta
ofensa, sino deshacer mi pecho en perpetuo
llanto, pidiendoos perdon arrepentido? Ablan-
dad pues, Padre amorosisimo mi dureza, y
por el amor con que padecisteis esta igno-
minia, os suplico, ablandeis la dureza de to-
dos los que obstinados se mantienen en la per-
niciosa occasion de vuestras ofensas, para que
arrepentidos todos, nos pongamos en vuestra
amistad y gracia.=Amen. -




_26_
SESTO MISTERIO.
En desagravio de los ultrages, silvos, mofas
y blasfemias de los judios: se ofrecen unas
cazolejas.
Con Dios juegan, y de herirle
Hacen entretenimiento,
Qud serai al furor, y al odio
La rabia, que sirve al juego?
Cuando os agravia el sayon
Con blasfemias insolente,
Ofrezca el amor ardiente
Cazoleja el corazon.
En amor profundo, &c.

OFRECIMIENTO.
Amoroso fuego, que me enciendes; cari-
dad ardiente, que me inflamas; ardor divino,
que en amor me abrasas, qu6 es 6sto? Dos
fuegos atiendo en este sitio, uno el de vuestro
.ardiente amor, otro el voraz incendio del o-
dio de vuestros. enemigos que os han puesto
por el objeto de los escarnios, mofas, blasfe-
anias y vilipendios. Ay Esposo de mi alma!
Que se han hecho aquellos alegres motetes
de alabanza ? Cdmo no escucho aquel miste-
rioso Trisagio: Santo, Santo, Santo? 0, cdmo
la malicia y furor, lo ha convertido en risa-




-27-
das, y desacato! Vos Key de la gloria, que-
reis sufrir por mis pecados tantos tormentos?
Tantos baldones, Sefior, taitas bofetadas y
salivas? Mas duro soy que el diamante, pues
no muero aquf de sentimiento: recibid en
desagravio de la voraz llama del 6dio de vues-
tros enemigos, la caridad y zelo de los Varones
Apostilicos que solicitan la conversion de los
pecadores; y dad a los venerables sacerdotes
ardiente zelo de la salvation de las almas, y
a todos dadnos un ardiente amor vuestro, pa-
ra agradaros y desagraviaros.=Amen.

SEPTIMO MISTERIO.
En desagravio del andrajo con que a nuestro
Salvador le vendaron sus bellisimos ojos, se
ofrece Incienso.
Acabense los enojos,
No d mis cilpas atendais,
Si por ellos os vendais
Con esa venda los ojos,
De incienso aquestos dospojos
Os ofrezco por la ofensa,
Miradme ya en mi defense
Sin esa venda en los ojos.
En amor profundo, &c.




-28_


OFRECIMIENTO.

Bellisimo iman de mis afectos, hermosura
que cautivas voluntades, que eclipse es el que
padecen los dos brillantes soles de vuestros
ojos? No es menester, Sefor, para que yo
crea que sois el verdadero arnor, que os dis-
fraceis en Sagrado Cupido, cubriendo vuestros
luceros con ese despreciable andrajo de la
malicia. Bastan las amorosas saetas con que
me habeis herido. Si os cubris los ojos para
no ver mis iniquidades, a qud puedo yo ha-
cer, que se esconda a v'uestra vista? Si es para
ensefiarme a Ilorar, sirviendoos de patio de
1 grimas ese andrajo, ya las lloro lucero de
mis ojos, con verdadero dolor de haberos a-
graviado. Recibid, belleza de los cielos, en
desagravio de este desprecio, la fervorbsa o-
racion de vuestros escogidos, y potI la man-
sedumbre con que lo sufristeis os suplico,
Duefio amoroso, quiteis el feo velo de la ver-
giienza a los que por ella callan sus pdcados
en la confession, y habiid los ojos del cono-
cimiento 4 los infieles y hereges, para que
salgan de sus errors, y a todos nosotros qui-
tadnos la venda del engafio, para que sigamos
la recta vereda de vuestros preceptos, y que os
agradenios en todo, y os desagraviemos. Amsu.




-29-
j Inmediatamente se reza la Corona del
D/ulcisimo Nombre de Jesus: en lugar de Pa-
dre nuestro, se dice: Gloria Patri, &c. y en lu-
gar de Ave Maria: elD ulcisimo Nombre de
Jesus sea alabado, y el de Maria mi Sefiora
xenerado. Y se terminal con los epitetos si-
guientes.

Jesus, tu por mi afrentado
En calabozo abatido;
SSin ti, Jesus? .Yo perdido?
IVivo yo? jTii aprisionado?
Sidntolo, Jesus amado,
Me pesa, Jesus, me pesa,
Amo solo tu belleza,
Repruebo la culpa mia:
Y a vos Jesus y Maria
Aplaude mi alma, y confiesa,
Jesus, si los yerros doras,
En el pecho que lastimas,
Si muertos Jesus animals,
Vidas dando con mejoras,
Sea Jesus, a todas horas
Mi vida, y mi complacencia,
Amar Jesus, tu presencia:
Resucitame Jesus,
Y viva tu siervo en cruz
Amando la penitencia.




---So.-
Dignate, 6 bengniisimo Jesus, por este tu
santo nombre JestTs, ser mi Jesus para que
con tu dulzura me sustente, y arda de tal
manera en tu amor, que muera en ti, mi Je-
sus Dulcisimo, mi Jesus Santisimo, invocan-
do siempre este saludable nombre, Jesus,
Jesus, Jesus. Amen Jesus.

Si se ha de tener discipline, que es cuan-
do se hace en la iglesia con hombres sola-
mente 6 entire Religiosas en Comunidad, se
apagan las luces y se tienen lo que dura un
Miserere, 6 una Estacion; despues se cantan
las tr s Ave Marias, y la Letania de Nues-
tra Senora, con el verso y oracion de los
Dolores: y mientras se estd cantando la Le-
tania, se hacen d la Sefiora las mismas o-
fertas que se han hecho al Senor.
Para action de gracias, y concluir el e-
gericico, se reza el Trisagio de la Santisi-
ma Trinidad, que son tres Misterios, en lu-
gar de Padre nuestro, un Credo, y diez ve-
ces Gloria Patri, y se conclude todo con este:

#. Bendigamos al Padre, al Hijo y al Es-
pfritu Santo.

ie. Alabemoslo y glorifiquemoslo por todo
los siglos de los siglos.




-,31-


ORACION DE ACTION DE GRACIAS.

Altfsimo Sefior Dios Trino y Uno, yo la
mas indigna de vuestras criaturas, en el mo-
do que puedo, os doy gracias por el benefi-
cio recibido de haberme admitido, aunque
indigna, y haberme permitido estar en vues-
tra presencia este corto rato, que he dedica-
do para adoraros: y para que tenga algun
merito, lo junto con los meritos de la Dolo-
rosisima Pasion y muerte de vuestro Santi-
simo Hijo mi Sefior Jesucristo, los de Maria
Santisima mi Seiiora, los de todos los Santos
del cielo, y justos de la tierra: os ofrezco los
prop6sitos que he sacado, y todo lo que he
hecho y meditado, pidiendo me deis gracia
para cumplir lo prometido, fortaleza en mi
alna y corazon, permanencia en los afectos
y resoluciones. Pido, Seiior, por todo aquello
que debo pedir y en el grado que debo, y
os fuere mas agradable. Amen.






CANTASE EL ALABADO SIGUIENTEV

Alabado sea mil veces,
Mi Jesus aprisionado,
Que por amor de los hombres
Fud cruelmente atormentado.
Bendito sea el sufrimiento
Con que quiso ser burlado,
Y en la casa de Cayais
En un s6tano arrojado.
Benditos scan para siempre
Aquellos ojos sagrados,
Que con un velo indecente
Fueron vilmente ocultados,
Bendigate eternamente
El sacro coro elevado
De Angeles y Serafines,
De todos seas venerado,
Y la Dolorosa Reyna
Cuyo pecho delicado
De la daga del dolor,
Y pena fud traspasado,
Y esto por todos los siglos
De los siglos dilatados,
Amign mi Jesus piadoso,
Anin mi Jesus amado.

Advierte que la Miusica, ofertas de flores, aguas,
ramilletes, saumerios, &c. no son circunstancias ne-
cesarias.
O. S. C. S. M. E. C. A. R.
















___ __