<%BANNER%>

Fisiologia e higiene de los hombres dedicados a trabajos literarios, ó, Investigaciones sobre lo fisico y moral

HIDE
 Front Cover
 Front Matter
 Half Title
 Title Page
 Dedication
 Preface
 Vocabulario de las palabras tecnicas...
 Discurso preliminar. De la medicina...
 Primera parte. Fisiologia
 Segunda parte. Fisiologia...
 Tercera parte. Higiene
 Conclusion
 Indice
 Erratas
 Back Matter
 Back Cover
 Spine
Digital Library of the Caribbean UFLAC

PAGE 2

UNIVERSITY OF FLORIDA LIBRARlES RA 788 .R4418 1843 LflTlN UmTED C;IRCULA TlON

PAGE 4

.-C r.

PAGE 5

, FISIOLOGIA E HIGIENE.

PAGE 6

,

PAGE 7

FISIOLOGIA E DEDICADOS Investigacioncs solirc lo fisico y moral, costumbres, enfermcdades, y rgimcn dc los literat o s artistas, sabios, cstadistas, jurisconsultos &c. POR DOCTOR EN MEDICINA, C ABALL ERO DE LA LEGION DE HONOR, MIEMBRO DE LA ACADEMIA REAL DE MEDICINA &c I Tl"aducida de la cuarta edicion .. POR ---Oficina del Faro Indus tria1.Por Torres. 1 843,

PAGE 8

""'''''''''''''', ''''''''''''"'' '''''''''''''''''''''''''"'"'''''''''''''" """'''''''''"'''''''''''''''''''''' o '1', te! si qtid ego adjm'o CU1'mn'l!e levasso, QU9 llunc te coquit et verot {n pe"etore fixa Ecquid critpret ce. de Senect.) Si yo puedo Tito, disipar tu dolor y aliviar el fastidio que pesa so-bre tu eorazn"i ser A) .... [Ce. de "''''',"' '''''''''' .'''". ,,''''''''''' "" '''''' "'''''''''''' "",M\."'" """"''''''''''''''''' KA 7rt8 I \, \ f

PAGE 9

, ... 1 .. DEDICA Como una dbil muestra de la amistad que le profesa-

PAGE 11

Queriendo trasladar nuestro idioma obras de un mrito innegable, no pudiramos comenzar con mas acierto que d e firiendo al voto de individuos dignos de crdito en la censura literaria. La que hoy comenzamos repartir en entregas obtuvo el premio Monttfyon destinado las mejores producciones oublicadas anualmente en Francia; ha sido traductda en varios idiomas y reimpresa por vez en la patria de su autor. Es un trabajo en fin en que reuni observaciones de quince aos. Al intere s cientfico debe agregarse el de una galana y florida diccion, que no nos es dado reproducir pero quien suplir la notoria belleza "de nuestra sonora y / rica lengua. Creemos qne los lectores de esta obra reconoc ern algun esmero en la v e r s ion y disimularn los defectos que pesar tro se hayan deslizado de nuestra pluma. Quisiramos haber dejado el siguiente voca;,rulario para fin de la obra pero ademas de que su a u t or le coloca en la forma en que aparece, nos decidi insertarle ntes, la circunstancia de ser esta p ublicacion por entregas, y sucederia que sin l la vista Se ignorase la significacion de algun tr min o facultativo que todava no corresponde al habla. comun.

PAGE 12

, 1 ,

PAGE 13

,'" f)!' VOOABULARIO DE LAS PALABRAS TECNICAS EMPLEADAS EN ESTA OBRA. ..... Abd6meJl, unn de las tres grandes Jel cuerpo. En '10 vulgar se llama vientre. Aeracion (te la sangre, intruduccion del aire en la san-gre, principalmente del oxgeno por medio de la respiracioll. AJece/on patolgica, si1l611irno de enfermedad.. -Albinas (deyecciones) espulsion de materias fec ,ales . Anatoma arte de djsecar cada veres 6 cuerpos para aprender con.ocer el nmero, estruetura' y relacion de las partes rganos. Aneurisma, tumor formado de la sangre COI1-secuencia:de 1<). ruptura de una arteria del corazon. A'II!ractlasll1d,. crculo, curnltura" circlIllvolucion mas 6 mnos profunda de algltllU parte del cuerpo: se llainan as principalmente anfructuosidades del ce, rebro. Apopfiso, eminencia de un hueso que hace c uerpo con l. Aparato, rellnion de 6rganos que concurren al ejcrcic i o de una fUHCioll se dicc el aparato r e spiratorio cireltlatar o c8"c. A r tCI.'S, rden de vasos C{ue nacen del corazon y c onti enen la sangre roja, con diferencia de las venas ql!e la contienen negra no air e ada. . Astlwllia dismil1ucion de las fuerzas, debilidad ge-neral. Ataxia, des6rclen irregularidad de los vi-tale s r A tropfia estado de una parte no apTovec!m el a lim e nto y dismi:huye progl'esiv .amente de voll'I1e. n. Autopsia (cada vrica) :rCCiOll de examinarle; se apli; c a al exmen que se hace de un cadver. Caquexia., estado de languidez Y'ah. eracion general 2

PAGE 14

1I. del cuerpo que se presenta en las enfermedades crJniea; cuallJo of.'ecen un resultado adverso, Cac.oquilo, mala elaboracion Jel quilo. Capilares ( vasos) vasos estremadamente delgados y reunidos por innurnerahles anilstomoses nes mtuas y 'esparcidas en la totalidad de los 6l'ganos. Cerebro-espinal, aparato nervioso y pertenece al ce rebro y mdula espinal. QUnica, rmedicina que se pmctica ante la cama de los enfermos. I ' Colapso, disminl1cion sbita de la enCl'ga vital que Jlroduce la contracciotl Y reaccion, F uel'za de la mayor prte de los 6rganos pero se desarroya e n la fibl'a mus culal. . Ollel]Jo' calloso, ancha faja bl a nca, fibrosa Y muello que se descubl'e apartando' los dos emisferios del cl'neo. Cllcrpo' vitro, masa trasparente, gelatinosa que He-" na los tel'cios del ojo. C1'-ista-:--GitUi, apofiso o eminencia que se levanta de. hueso etlwwidc en la parte anteriol' de la base del crneoLos antignos anat6micos le)mn dado este nombre caul sa de su sElmejanza con la cresta" d e l gallo. Defecacion, accion de los intestinos Y el 'abdmcn que tiene por resultado la espnlsion de las materiales fecales, Diapforeso ; aumento de la acti\' idad de la piel qne determina sudores mas 6 rnnos abundantes, Diafi'agma, ancho mscuio irnpar, tendi"do trasver slmente entre el VIel1tl' e Y el pecho pam la separaciotl d e inbos. Diatesis, di' sposicion, eonstitucion del cuerpo en virtud d la cual se est mas predispuesto ciertas enfermedaeles que otras .D!Jnrnicrt, 'parte de la fisi( ; lg que tiene por o bjeto las fuerzas motrices de su economa. EcoJ/oina, trmino (j'tle designa el rden y encao allamiento de los fenmenos vitales, la reunion de leyes q le la org nizacioll. olivaTias ; cuerpos pegn'eos que s e oh ser'vah en la faz occipital de la mdula prolongada. Epigastm, parte media y superior del abdnen. V u l -garmente la boca del e stmago.

PAGE 15

IJI E1'eccion (patolog ica) accion ele\'ada y m6rhida de una parte, seguida de una escitacion contra su Vase la palabra siguiente. E1'iflismo, i,.ritucion, exaltacion de los fen6 menos de la vida en un 6rgano, Espasm.o, agitacion, desorden, confusion. Espennatoso, secrecion del esperma de los animales. Esplanc/mico, visceral. Esqztel eto, reunion de los huesos del cuerpo, Esq7L' rro, endul'ecirniento lento d un tejido Ol'gRi-co de Ol'dinario sin dolor. El 'esquino "precede al cncer ocasiones. ' ESC1'oto, r.ubierta de ciertos 6rganos de la generacion del hombre. Escitabilidad, la faeultad qlle tienen los cuerpos organizados de entral' en aclia originada p o r un estimulante. Escrecion, la accion en virtud de la cual un organo hueco se vacia de aquellas materias a que sirve de recep taculo, FmU1',: hueso de la pierna el mas largo y s6lido de l o s h L lesos humanos. Fibra, cuerpo largo y delgado cuya disposicion y co,,ne x i n produc 'en la 'trama de todos los seres o'ganizados. Fibrilla, fibra pequea, la mas ,delgada que se pued a apei'cibir. Fibrina, sustancia que 'entra en la' composicion del (lu ilo y de la sangre y que forma en gran parte la carne musc ular. sinonimo de inflamacion. J Fisiologa, tratauo de las funciones ejecutadas por l o s rganos o sus aparatos. Gastralga, dolor nervioso que tiene su asiento en el e s t om ago. Ganglio, tubrculos formados de una red de nel'vios 6 de vasos. Ganglion{[1', (siste I Ila) se dice de la remiion de gang lio s y nervios que nacidos en la mdula espinal se distri r huy e n las vlscems del pecho y vientre. Glndllla pineal, cuerpo pequeo, rogizo 'y bland' q u e s e encuentra en el cerebro. En este cuerpo suponia Descartes el asiento del alma.

PAGE 16

IV. FIabitud eSle' rior, "la consiJcrncio Je' lu parte ef'te l ior del cuerpo corno signo 6 sn toma Hepatia, lo que cOl'l'esponde al hgauo. Higiene, pal'te de qne tiene por objeto conocer las condiciones de la salud y los medios que tenemos pal' consel'val'la . Hiperestesia, sensibilidad estrema. lI.'/perstltenia, esceso de fuel'za, Hipocondr-a, enfel'medad en qlle se ebsel'va una escsi'va sllscptibilidad moral, desconfiariza, temores, disgusto ele la vida, y tUl'baciones de la digestion &c. lIisteria, enfel'medad nel'viosa propia de las mugeres. Impresiones digitales, depi'esiones irl'egulares de la faz interna del Cl'neo, que pal'ecen hechas con los ,dedos. Inne rvacion, influjo eerebral en' los nervios. Irra(]iacion, todo movimiento del centro la circullferencia. Se dicen i1'radiacion e s n e rviosas, simpticas cS'c. Lbulo pOl'ciones redondeadas 6 salientes de un 61'-gano. L6bulos del cerebro, del hgado. Leyes fisiolgicas, 'la!> leyes vitares, acciones regulares .de los fen6menos la vida en fuerza de la organiZaClOl1. Linftico, lo que se refiere la ninfa, licor contenido en IQs vasos 6 blanco,1; sistema linftico &c. lYlelancola, lesion de las facultades intelectuales, delirio triste, redcido una srie particular de ideas. lJ'Ieninges, cuIJiertas interiores del cerebro. Miasmas, emanaciones daosas que se escapan de los cuerpos enfermos de materias' veg'etales y animales en plltrefaccion. .J1.ed' ltlaespinal, cOl'don nervioso que se cstienEle desde la base del cerebl"O hasta las ltimas vrtebras. Mrbido, ( estado) enfermo. 6rganos eillinentemente contI'actiles c o n que se ejecutan los movimientos de los animales. Na1"cot' ismo, sueo rri6rvido, causado por la accion el una sustancia narc6tica. Ne1'vios, cordones blancos, cilndricos formac;los de h i, los entrelazado s que comunican con el cerebro y la mdula espinal y son conductores de las sensaciones y v o liciolIes.

PAGE 17

\'. J Neuralga, do1ol' causarlo por In irritAcion Je un nervio, NellroJ!, cnfcl'Inedacl 'de nervios en gcneral d de cicrtos en particuhu'. Nenropt'ico, que sufre de los ne'vios. Occipucio, parte postcl'iol' de la cabeza. Occipital, crestas occi pita les, partes salientes del nervio occipital, cster, nos intern{)s. Organismo, reunion de fuerzfis que rigen un ser organizado. Orgasmo, est.ado de un 6rgano, de un tegido, 6 de la accion vital llenlda al mas alto grado de insensibilidad. Parenrllima, tegiJo, substancia de los 6rganos ani-, Patog ene.:ia, genemcion producciol1 y desan'ollo de las enfermedades. Patologa, tratado de enfermedades. Peri;feria, circunferencia 6 superficie de un cuerpo. Pcristtt-ico, movimiento de reacion de los intestinos sobre ellos mismos. fuerza plstica poder organizador de los cnel'I)OS VIVOS. P ltora, es ceso de sangre, bilis 6 humor con rela, c i on a l estado habitual del sugeto. P lexlts, enlace, red de los vasos sanguneos hilos nerv i o sos. P olisarcia, gOl'dul'a escesiva, obesidad. Se distingue la aJ osa de la cU\'IIuda. oros, orifieios de los vasos que se abren fa superficie d e las me' mbranas en general. P orta, (vena) aparato vascular venoSo que distribuye pri n c ipalmente en elligado. P1'ec01: dial, que se encuentra en la region del coraZOl1 y el epigastro. Post-racion, defecto de energa de las fuerzas vitales Piloro, orificio interio' 6 intestinal del est6mag? Quilo, fluido estraido de los alimentos despues de la dige stiQll. Qui1nijicacion, digestion estomacal, conve'sion de los alim e ntos en una llamada Quimo" Rdma, membrana blanda, nerviosa estendida sobre

PAGE 18

VI. el CUCI'pO vtreo en el fonuo dl ojo. Sol u'c la ret iua se pintan los objetos esteriores, imgeneil tmsmitidas en se:' guida nI alma por medio del ne l'vio ptico. Siquiat1'ia, medicina espritu. Secresion, accion por la cual un rgano glanduloso 6 folicular estrae de la sangce un lquido parti' cular. Asi el quilo secreta la blis, los riones, la orina &c. Sensibidad, facnltad de recibir las impresiones con conciencia 6 sin ella. -o Surescitacion, alImento de la accion vital en un tejipo. Simpat, as, relacion que ex, iste entre la accion de dos Q m uchds rganos alejados el uno del otro. Sincipucio, cima de la cabezfl.. Sinerga, consumo de las acciones orgnicas en el estado normal. SistelllCt, reunion de miembros compuestos de los mismos tejidos y que desempean funciones anlogas. T/wmoide (hueso) uno de los ocho del crneo. Sn partt'l superior est taladrada de agugeros para dar paso al Jlervio del olfato. Tegumento, membrana esterior que. cubre el CllCl'pO del hombre y de los animales. I Temperamento, constil ucjon del cuerpo, resultado general del pl'ederninio de un l'gano de un sistema de 61'ganoso -, Teraputica, parte de la medicina que po r objeto el tratamiento de las enfermedades. Torax, pecho Tejidos, parte:> orgnicas para la reunion que forman rganos. , Ur.etras, lal'gos canales que trasportan los ol'ines de los l'iones la vejiga. Vrtebra 's; ll,Ombre genrico dado los veinte y cu a tro huesos cortos y compactos cuya reunion constituye la columna vertebral. Yt;drosofia. filosofla mdica. 1 Ycteri.a, amarillez. Yd-iosincracia, la disposicion particular, especial, di vidal del temperamento. ' Zoo-ol'gnica, (fuerza) organizadora, que riside e Jos"tegiq s de los animales.

PAGE 19

f : t J DISCURSO' PRELIMINAR "el, D DE LA MEDICINA EN' Tienc'la medicina una base in'Varia,blct Su neesid8.(! svial &l. o Tite! si quid e go arljuro levassl), QU9 nunc te coquit et verat in peetore fixa Ecquid erit p,'etm (e, de &ncc t,) '-,,1'. .' -aAS preocupaciones conh'a la medicina se IJehilitan c ad n llia mas: reconcese que puede ser til y que sus beneficios "e aumentan medida que se pel'fecciona? Sin emu al'go no es 9 pinion esta que pueda considerarse Gomo n n i me. Muchas personas elltt-e las cuales aun hay sabios y literatos, preguntan puede creerse en la mediGilla. El\a I es s u s ojos una espec1e de sllpel'sticion, de Gieneia augural qu e solo conyie nc espritus inteligencias mengua(Jas. Algunas pe,'sonas afectan tambien un tanto mnos fundado cuanto que ignoran los pI'incipios / del arte de curar. P,'ocUl;aremos esclat'eC;et' algunos pun-f tos gell cl'ales: la persuacion t,'ae en pos la confianza y es, ta d e b e estimarse como la prime'a base de todo tratamitin-,.., to mClUcinal.

PAGE 20

" Se ha abandonado hoy la displita de la prc-cmi llellca recproca de las ciencias las leteas, Las l)rimc:ras nacidas de las necesidades fsicas; las segundas de lIuestras necesidades mOI'ales, todas reunidas por un lazo racil de conoccr cn el progreso del entendimicnto humano: todas ticnden un fin gcncral quc es la yel'dad su comulI destino: as es q ne nacCli, fl(ll'CCCn y caen juntas y los IJl'baros las hieren can el mismo golpe. No obstante, aunque d\'el'sos I'amos de conocimientos humanos se ilustran y se fortifican recpl'ocamentc cn donde las relaciones son mas multiplicadas, dir'cctas y estcllsas, Una cicncia solamente tiene plliltos de contacto con todas_ y es el al'te de CUl'al": }WI' esto la IlIcdicina f
PAGE 21

tn sus primeros albores? Pl'ecisamellte" info!'me, Iimitatla '6: una piega esperiencia, veces inspirada p<:)!' !os instintos; y luego siguiendo los gl'ados del" progl'cso de la civilizacimi, contl"iuuyendo al mismo P'ogL'eS(), au mcntrollse sus riquezas. 'Se' vieron hombres celosos 'por los inte.l reses de la hUllallidat\ consagl'ar su tie mJlo, sus tareas, sus vigilias y acaso su fUl,tuna y su vida e1l el estudio sus semejntes, las leyes (k su ol'ganizacioil y c ,lmedio de modifical'las. La natul'aleza, las circunstancias, la flle! tza de los aontecimientos, el 'mismo acaso seCmnlcil'oll sus csfuerzos y lI e ga'on hacer obsel'vaciones mas exactas y 1'egll.Jarcs : estendel'-las pOi' la analoga, l'cctifical'las })Ol' la esperiencia, coO\'dilla 1'Ias, geleralizal'las y en fi.Ji deducir' consecuencias: t!ess l)el'petuamente y proclamadas pOI' la espel'iencia. Despues de tantos aos de investigaciones y tl'auajos qu vicne se' hoy In: m edicina? La ciencia del hom.u :r6 en ra mas amplia inteligencia decsta palllUl'a. Sin. ella jams'llUdilIla I'cso!vel'se el falnoRo pl'oblema: "Concete t' mismo"-este signo ul'illante' de I a sauidnra,htimana, estrualta escara y base lll'imel'a de toda'moral y .dicha. 'En t'ecto no hasta para COIHlcel'se penetra" J hffsta las l Woful1dd 'as el C(lI'aZOIl humano, es 111'cciso s :rh'el' alI'ct. cial' t odo lo que tiene algulia influencia sobre' el hmhl'o y este fih mdico filosfico debe ser el norte d e la medicina. H ay ciencias' que se li'mitan al estudio dedil. na:tm'aleza m atel'al, otros escogen el de su im..te md eal, nllichas tratarf de ,las relaciones del liomu'c en socicdad, y sol cOl' l' espoilde al mdko abl'aza' el vasto cl'culo He '10"8 eonocim i elltos. Pal'a usa' del leJloguage filosfic o 'el stu!. dip del homhl'e concreto y abstracto: ciencia1sin lmites como l a naturaleza entel'a, tiene accion sobre el hombl'e yeste una l'eaccion poderosa soure aquella p.ol' medio .de sus facultades. Conocer pues la organizacion bt'c. su constitucion fisica y moral, e ,studiar los seres que l e re penetl'an y modifican que favore cen nell el cjel'cido de la .vida, que le causan 4 illstantes el pl:tcel' el dolo!',.1a p.nfel'medad la sal, ud, lJa cel'._e!l seguida. sc.vit' este doble conocimiento la conse.l'yacion, la meS

PAGE 22

jor, snl sxistel1cia tal es eLetel'lIo y suulime,.objeto de la -med 'icina: Ol' :-J 'iLa se soln'ccoge de espanto al examina' el "asto llOf'izllllte que ell mas, se cstien!le l)lintras deSUe, !llli YOL'alttwa se cOJ1temph y 'lil e nillgun gellio "ha ['CCO' ['l'ido Gil I '1' t" I t:li' a su esten$I \lIl' .' ',11 oncC';:'l c(jlI1". ama-j'g lll'[l) ar111Q-d e Hip.crates: .J19's longa "Qita b'e'Vis ; -. Que c ese la aumi I'aclon de io f( ue se ciXige de '''alro', pacj(:).lI. e ia, tenadda!l, apl icaciol) y sacl'ifioi ,og papa l)Qs.eer el at:t e de C lIl'ar', Los gl'i egos, todo lo a(l) : lwtian con': sagl'al'on como smbolos de la !lleu i c ina. al gallo y.la. lJi,ente, att'ibutos del D ios de E ",i dal'\!l y e;to la. vigilancia y la Ill'lHlcn e ia : En SIlS' telilplQs lLSCH1 at,i\> era l'ep'esellt.ado CUII hn'ga uarba y oon 1111' 1lI!!loso: JlOtaulll d e l tiem)(j cue SQ, oONsegl)i l'st la hao:iiidad en el c'juI'e i c i 0 dt: ,la Ht\ e di o illa "v,6n .lrc61eranJQrbo.i Raris. fuerqll>flo t[lbles 10r servicios de los mdico s. M ,' otr as eo los dos prim em s dia s el po' R u!jh q cieynd que el maJ'iaefect o de v p nen05 y s e e ntr egabh a Jos horrores mas odiosos se hal'aban Inuchos r ( lieos dii frazad l os y sum rn' iJt6frOo x:mbs los n cesitados e n l s 1 as c l tis1 de la mi'seria y o e ses'- J.ler.2cion. ", ,;. '-J ...

PAGE 23

-5-la c;Jl'tlad, qnc todo es to -lo practica Ia, melHGina. Agl'cgU-em' s que sus. 'se multipli 'an cad:r instante, 'que toda\ s las co nili iones tienen all palote y casi. siempre. si n fast v si n estr'ito, Calmat; dolores, resta a t' hi. s lui}?,'t'e y C;i1teheo: las 'Igl'imas; hacet' el bie n y f]ue da l isc e n la oscll'idad no ha sucedido la mayor al'le de los ni dic os? (1) Illuchas pr'ofesion es que con 'f)sta pi/cuan dijo e l Petl'arca, hOl11bl,t'. s que se 'pan" olvel' la salud: sj encuentr'o algunn' l/O m e col/ten tcl' C'l1 lna' rle; sino qu e acaso le adQI'al' como p e l'so na qlle nos da los llienes que llebemos Di0s so.1am e nte," (2}Esos)1OI11llres se ellG uentr'an pell' todas lJaI't e s y .. 110 pille!'! qu e seJ)es adOl' si'no 'lil e se leFfconside\ 'e y haga jllsticia, La melli c illt mas apl'ecla ahol'a qu ell 'oh'as ,po' as. Los sa' asmo!i de Val'l'on .. de Plillio, de Petl'at'ca y MOIltaigne, de Moliere y de Ronsseau IW tie'hoy
PAGE 24

Esba ob s el'vacion aplicarse todas las (fl'Clns:.. tancias de la "ida,' E .st el hnll}bl'C sano cnfermo" jven agoviado pOI' los aos, dbil robtlsto, ignm'ante ilusb'ado, habitallol d e la ciudad d e l campo, as le la prpura la cabaa, til'ano e sda\'o, en lJaz en guel'ra, est suj e to la s l e y e s de este apte saludable, El ait'e que l'espl'a, el b'age que v i s t e las s ustan c ias que le alimentan, ,sus movimi e ntos, s u su n o su s tl'abajo!';, sus placeres, sus angustias su s enfe r'medad es -todo ha sido profundizado, calculado, pre visto ha sta punto reglas m e dicinal e s, La pel'f ec cion de IlUes tl a especie, la obr'a hu malla pOI' e s c e l e nca es debida en gran partc ci e ncia popque como dijo Quintiliano: ,,$010 me-dicina opus sit omnibus," -El hono r y fortUlla de los ciudadanos menudo de pende d e l mdico, N o se ve en nuestl os dias la medicina en el salltual'io de la Justicia sealar el crmell y proteger al lIocen te? Esta ciencia contl'ibuye los pl'ogl'esos del entendi m ; ento humano, La altajurispl'udencia tiene pocos problemas que puedan r e solvel se siri Sil ayuda" Por qu? Porque las buenas l e yes fundada s e n la naturaleza del bomb 'e son deducidas dd-conocimiento del 'den eterJIO ,dc las cosas, que es siempr, e bueno, verdadero y seme jallte. Pel' o lo q ne d ec imo s de la jur' isprude'ncia debe a-plicarse todas las facultalles del entendimiento. 'La anatomay.Ia fis iilloga son los dos pr'imeros captulos deto]a buena filosofia porque en las entJ 'aas del bom-bl'e se le encuentra tal romo Dios lo ha De ,aqu .... 'Y por e ste camino se ya la metafisica pOI' medio de la obSel'Vacilll1, Pal'a conocel' bien al entendimiento es preciso conocCl' los rganos dc que se vale, su fuerza union influencia, Saber hasta que punto las leyes de la organi-zacion del hombre, detel'minan sus necesidades, desal'I'o-lIan sus facultades y hac en nacer sus pasiones, Se ha di-cho con yerdad qlle los el 'r'm'e s en mOl'al eran veces er-:f rores en fisiologia: gual'll mnl1os tle Ileval' al esceso esta, Pl'oposicion, ni su s cons e cul'lIcias, ni hac erla pl'oducil' dao-, 80S corolal'io s La filosofia rec ibe de la medicina la llave del cOl'azon porque hay una m e tafisica espel'imental y positiva que no es el )Il1edl enh'etc nimiento de enconh'ar lo que no puede ellcontl'arse, aquella filosofla que Aristoja-.... nes represent en su .drama llts n1tbes ; 110 puctlc sel'

PAGE 25

.. ---cosa que d estudio c01npleto del homlH'e. "Entl'l\(l en vos mismo decia !tll antiguo y encontl'al'eis Dios." Silt duda:, pero si qllcl'eis entl ; al' en el talJm'nculo de la con ciencia IlOlllle reside, jamas lo logl'al'@is sin el auxilio del esttlllio (le' las leyes del ol'ganismo. la obsel'vaciul\ fisiologka del cuerpo humano, ocuparse nicamente eH las Ilocioncs de la ru zon lJUI'a, es el medio de qlledal'se seIllJlI'(l muy distante ue .la vCI'dad, Estos pl'incipios rcsultan' de la natur'vleza (]e las mismas cosas como si dijramos de la natlll'aleza bumana su nica y vCI'dadel'a fuente. La mOl'al, la filosofia, la Iegislacion encul',ntt'all en la medici na puntos de apoyo que se busr.arian en vano eH el pais de la s abstl'ucciones. Que gl'eH los siglos el1 el crculo de las tCOI'tS oscuras, siem pl'e se Ilegal', este fin! los homlH'cs 110 tienen idcas, inclinaciones, pasiones y opiniolles sino mintras tanto que tienen ideas de dolores y Hensaciones y I'ganos por donde I'ecibidos y espel'imenPOI' esto dijo Descal'tes qlle la medicina se debe reclamal' la peIfeccioll dc que es el !tomul'e posible. En efecto esta cicllcia influye Sou'e l de UII modo y dl'ecto, pOI'que lc sigue en todos los instantes, porque ejercita: su pensamiento, influye en sus gustos inclina .dones: uu podl'I' tanto mas constantc, real y absoluto cuanto que se diljge la organizacion y la modifica. Este entusiasmo pOI' mi lll'ofesiol1 lo cO'llsideral'n loable algunos JlCI'O cI'ccI'n quc me ciega: qu legislado l'es, me dil'n, la consultal'oll en sus leyes illstitucio-.... nes? Son pocos y mcdtcse en los resultados. Las leyes se escr'iuian ell tablas de bl'oncc y el tiempo las hnlestl'ui-' do y solo lo que es confol'me la naturaleza se perpeta: (l(we lJe1"ennius, La histo1'll dice que los l'omanos se conscr \'al'on sin mdicos por mas de 500 aos: (1) pero en eS. R poca las viI,tudes hacian mnos necesaria la medicina. Entnces su J pitel' cI'a dc madCl'a y los rcyes del mun- do se alimentaban de legumbl'es. El senado nombl'aba 1111 dictatlor par, a q nc pusiese UIl CllL'VO en el mUl'o dCI'echo del templo de J pitel' pal'a contcnel' Ulllt epidcmia i nstitul' .' (1) El clebre Drelinc()IITt, parisien, profeso en Leine ha pretentendido probar lo contrario en una obrita titulad ': Apologa mdica quA depellitur calumnia, mdicos sfxc en'i3 an.lis Roma LIIgd, Bat. 1672 in 12,

PAGE 26

'-'8""": ma'gn ncos l ect1"?te'ncs. Los censores pd vaban de sus ca-ballos los caballel'os q!lC engordahan mllcho, ... , Robustc 'cer el cnef'po, u espreciar e l dolor y la mUl'rtC'JTIO vc' r f i estimar' mas qll e al ciudallan. jam' s al indivipl' efl' ril'l ft tdo los daiio s y p e l i gl'{jS d e 1 a vida nii I ital'. Ved ailu 1 0 que :'30 pl'opoilia c alla 'romano d cs d e el orige n de la l'l' pblica, Aqu un hi s tol'iallol' fil sofo flel'dcl' not e; s Cl'ilrja lltc 'den e cosas, Ln cio Dontato Jlodia alab,fl'I'se
PAGE 27

-9>IHH viduos en que se 'gastaron seis 111 illo .l1es de s extel'iof.l. Los ilfames talentos de Locusto. fucl'on para l un lleuifl de gl)ueral': la pl'o s titucioll el adulterio, el ince s to tuvielOJla oomdOl'es, ;El de s l't!en temienuo la f ec lIlldidad aCl.ldiial fUlles to d e los abodi v os y cuando S lJt i 1110 Sev ero c elllli al tI'ono en contr .S,OOO a c u s a c iolles de adulte ; rio en el registf' p B pullJ cll'ga de C sar le lIal ll e n un l edicto lleynecle Bit'i111iilt'pam mal'c al'le con el sello d e la-infamia. UIl lU]JfL1uil: se estaulec' en el palacio y las, damas, r'oma' lIas se eSL, edi e /'on en sus ese e sos siel1l1o e l q1t1t(l1tS .111uliln'is nec e sal'io hasta el punto "de cree r s e qu e un a mug' el' sin pel'la s el'a 1111 cn s ul ni lictores el) un sa oeI:(lote d e Emeso el luco Heliog balo l'epl'odlljo elegido el)lfl e l'ad o r, clmatdmonio de Ner'oll. Jaills acaua'amos de htuI(l.r s i q uisieral110s enumel'ar las torpezas d e un puebl fllle acuui en vir'tudes y vi c ios lus d ems, en grandeza y prostitucion. E n este l ag' o de sangl'e y lou o se l la vir'tud romana y ru el gl'men u e -una multitud' de males que la m edlcina se l e mpe en alivie\! \ Los l' omanos una v e z qne se enCl'v,u'on con ll01' los socor/'os ele la ll1edicina. Ella fu hOlll'a t ht y se 0011:t e m plus fu la Ldiosa Piebl'e; 1 Mienb' as mas en=ferl11euades hay en la sociedad ci v il mas' se,hace" s entir la lle c e sidatl del mdico. .En esa poca de gigantescos call1lalos y estl'avos, de pr'ofundl1 cOl'l'upcin .la: medicina prodigaha sus ueneficios como la CI'UZ lleva sus fr'utos . Lo qu e a caua' de dec'se e splica el por qu o i e ,rtas so; ciedade s m e dio ci v ilizal' pued e n exi s tir' sin mdicos, co:.... sa. il'l'ealizabl e e n los lll'ogl' CSOS elellujo'y de la. civiliza' cion. La m e ui cina' )'eclama una pal'te de sus aun en esas pocas: no falt la Ine(licina,: ulla cosa es q .UC est:a exi ta y ob'a quc no haya m di c u s El parece r d e seall es r e spetado mas lllel1utlo de lo que l mislo 'llUdiel'a {igul'ar'se. La uueria cOlldicion del inu.ivid ,url, y '!?U conducta: pu e den hac ef'ie innee e sal'ios los m tlicos p el'o no la medicina. Los cnsejos de Voltail'e p ara un dilatado .vir,estll. de con lit medcina: lHle d e d cci.l'. s l H;vn J uBajo ;venal NlIl11ql1a d aliud llatur'a, aliud' s apic lIlia di x i t este supuesto tenia l'azon Tibel'io: los aos de .---.-----I .. ... l. \, (.1). Cua ndo la d epravacion de las c03t!lm b r\lS ll e g s u c o l m o e n Roma s e n n t que l s f e c c ion e s g otOSdS era n m a s fr ecu e nt e s Las mug. e r es ob v ar ii ge n cris clc b ac c! t a t i onis S0gl1? la,:e' s -preslon de (Eprst 95.) ';J',;

PAGE 28

-10-edad debe el hombre ser su mdi. co: l fu de esta verdad la prueba pues 1)01' su prudencia mereci de Augusto la calificacion de -v' lentis maxillis. Obi'lel'val' )0 quo utiliza daa nuesb'a ecolloma pOl'l1ue esponel'se sin cspel'iencia y sin }Irincipioil e s aventural' la "ida y la s-" lud: Qni "Vi"Vit medic ; 'Vi"Vit 1niser, es UI! adagio tan falso COIllO vulgar. Ell)l'udellte vive segun las reglas de la vCl'dadel'a medicina contral'ia del ellrel'mo imagiuHrio: Al'gant sumido y l'ouead dc es'avagallcias v ive 110 me-dicinal sino mi 5erablemente. ,,' Muchos de l1uestroi'l antagonistas c on ceden ciel-ta utilidad la higiene, pero sIr confianza 110 llega cl'ecr ell la tnedicina que cura las enfermedades. H0ll111l'rs de mundo y mucho litel'atos tienen esta }H'eocupacion, S eglln ellos hay en el !Irte de CliI'al' una incel'tidllmbl'ccue 'se Iluda, dc la esperiencia y Ilesc'Onch l'ta el genio: quill)()dr Ilrgar lo? Empcro pOI' qu juzgar del arte ]lor lo 'que' se' lHlcde esperal' y 110 ]lor lo que opcl'a?--.La medicilla es til y no todo p()(}crosa porque 110 quita la luz Ia-mttcl'te. Se ha hecho mucho peeo aun falta seguj' mas: ningul1 mdico 'honrado, niega ,estas YCl'dal]e5 SCI'll vallos ilusodos Jluesl'os conocimientos? N oriol' cim'to. ],os 1I0S juzgan, tan menguauamente saben lo que Gucsta RI'I'an cal' la natut'aleza el mas p eq ueo d e sus seCl'etos? Es tudial' el hombpe es toca l' la puer'ta de IIn santuaJ'io 1letable, en que Cl'ecen las somul'as en tanto que s e pent'.'fJ I en l. pl'ofunclmn est hmo dijo un filsofo 'cris-tiano, y esta es l opinion de los buellos m (licos. En \ nllcs'a economa todo es mister'io y n m m1 : iIla, como cn nuestro destino. Inteligellcias d bUes y 'elimitadas nq concebimos la rClidau, solo la pl'ocur'amos y esta l'eflexion se aplica principalmellte la medicina pOl'r ue por dOllde }H'incipia y acaba lluestl'a existencia nos es desconocido. La callsa de las' enfel'metladcs que i'le encuell" 'tI'a en la_ mouificacinn intima y molecul'al' ol'gnica se IruS escapa constantemente. Tenemos que l'emollta ,I'!I0S penosamente con ]os frnmcnos IJrincipios secundados, des componer' al hombl'e en pedazos pal'a descubl 'iI' su naturaleza el conjunto y resodes de su vida. Analizamos para inducir, juzgar y concluiJ': mas all de Jos lmites de la pel'cpcion todo se osclll'ecc. Cmo enco.nt!'alc ,p1-vri la causa de todos los fenmeuos de la vida y en sus iI1!lUmCl'ables ya'iaCoues? Por una ral'tc el CUrl])Q' humano C!5 ,"",

PAGE 29

-11-an complicado, los l'ganos que le f l'lnan s on tan deli cados y lIumel'OSOS, .el nudo que los une es tan oscuro, las leyes que le rigcnlo son tanto, qne la ciencia adelanta muy lentamente y descubre y cuenta pOI' siglos sus verdades, -Por otI'a 11arte, tngase pI'esentc la enOI'\11e srie de causas que cada instante conmueven, agitan nu esil'a l10-bre mquina; y ljos de admil'al'nos de que los hombrcs cnfCI'men con fl'ccuencia, estmreinos que no lo esten siempre. Notemos 1101' ol"a par'te que los efe ctos sobrepasan muchas veces la energia de sus causas. Un miasma, tomo im pe'ceptillle hace per'eccI' millares de vcti mas multiplicndose; la hincadura de un a1'lilcl' puede causal' un pasmo mortal; la dilatacioll de un "as, cualquiera alteJ'a cion destI'ilye la salud. El" cuel'po es ndllualJle pOI' todas partes y la muerte tiene mil caminos pal'a negar la "ida. El ej e rcicio de las funciones de los rganos' los destl'lIYc y gasta mas mnos l'apidamente yel clIel'po h1{,lmanO tie ne como dos mil partes conocidas y 11I' lo mnos diez veces mas desconocidas: i y ninguna es fnecesal'ia! Spase que la sangl'e es arl'ojaday e s repelida 1101' el cOI!azon dcl CC1l'O la perifecia tI'es nl soiscientas veces P0'l' hOJ a (1) que la 'masa de este fluido, pasa 1101' el mismo rgano veinte y cillco veces en el mismo tiempo y pOi' consecuencia seiscientas veces por dia. uria mquina tan complica:da dur'e solo un instante. y no es de estra. al'SC que la ciencia adelante I)(lCO y la Mdicinll p,'ctica prescnte instabilidad en las doctl'iuas. De cualquier manCl'a comi, algunos mlHcos lo han .. observado el esceptcismo mas tenaz debe confesr que los fenmenos dl\ la vida se dc una nianera constante te y unifol'me; que la accion de I'os cuerpos esteriorcs sobre la economia siendo siempI'e los mismos, produ. cen fectos semejantes y -l)or lo tanto observables; que las enfermedades son en lo general Ulla fOI\ma deter'minatla, conocida y descripta desde I:a a:ntigedad: en fin que ciCI'toS agentes pueden camlliar' su influenci a por' el 'al't illvel'tir el l'tlen regular normal de 10s'fenmC'l16s vitales, y de esta manel'a curar, alivial' pl'ecavmi enfc I'medades. Un chocante abslll'llo seda negar. l lechos tan palpables y (1) hu calculado que un h ombre de 90 aos habr e s pe rimentado dos millones de miil ones, och ec i e ntos treinta y o cho millo nes doscientos cuarenta lllll publicaciones desde su nacimiento y solo l 60 por minuto. 4

PAGE 30

-H! ....... una vez reconocidos est decidida la cuestiono Pel'o se ce: "ustedes ignOl'an lo que es el pr'incipio vital, y sill embal'go existe." El flSico 110 conoce la causa I)l'imer'a del 111ovimiellto, el qumico ignm'a la natul'aleza de la afilli dad, el astt'onmo lo que es la att'accion y no obstantc .llay una fisica, una qumica, una as'ollol11a. Asi ha (licho Hay: "Una ciencia se apoya en una nube que n() pueden penetl'al' ojos mOl'tllles." Adonde al'I'oj:u'jal11os la mi sma 11101'al si fu(wa lH'ec. iso COflocel' la lIatul'aleza del alma? La medicina que Iluiel'e ('ural' est segur'a del hecho?'? El poltico, el abogado, ('1 genet'al de un rjet'cit(), estn segut'os del xito? La cOl11pat'acioll es exacta. El mclico s e apodera de las vel'dades }ll'obables, ese l'den de vel'cla des cor'['espollflientes al sentimiento, la inteligencia y el geni(): la infalibilidad mdica es c()mo la judicial, siemprc pl'obabley l'elativa; pel'o la probab il'illad adquie'e aqu un valOl' po;itivo incontestable, pOI' elmtouo inuustl'io so y la espel'iencia l'azonada. "El sepulcro siempt'e est abiel'to y nuesta'os dias son contados." Estc es daoso intil fatalismo, COIUU el que cncierl'an oh'as muchas r.'ases que flll'man el lenguaje 11111-sulman. Cuando el ngel ha estendido su arco, dice este, ninguna vrtillla se escapa: t{l no abrl's 1lillgUl\ cadver aUrHlue se hubiese tragado cuando viva la mas pr'eciosa peda. 'I'ales ideas cO\Hluccn al fanatismo del Alcot'an q lIe es elltnces la lnica tisana de pl'ovccho; y sin embal'go, este mismo mllsulman se 11I'eSet'var de la peste con el aislamiento, y la evita[' valindose de una buena polica. De dos individuos, vacunado el UIlO y no el oh'o; el pl'ill1ero tiene diez pl' ohabilidades favOI'ables de vida contt'a el otl'O, porque la me(hcina clll'a y pl'ccave algnnos males con ulla cel,tidllmbt'e demostrada, La estadstica mdica, prueba ademas que llal'a ciei'to nmel'o de enfCl'mos abandonados s mismos tienen mas mIlCl'tos: es decir, de uno por cada dos enfermos; mientras q ne asistidos, la lllOl'talldad es de uno pOI' siete. Agl'eguemos que el trmino medio de la vida lo aumenta la higiene. Segun Ulpiallo el trmino era de so aos en Roma, y hoyes el de 50 aos en Inglattri'a. "La natm'aleza es la que cura." Nada es mas cierto, y sin embal'go, cs tambien la que mata al enfet'mo. La naturalez..a! La pestc, la viruela, el clel'a morbo, no son cosas (lile nos obligan pl'rguutal' CH donde esl el amul'

PAGE 31

-13-fl\\C. n o s t iene? Un hombre con fiebl'e intel'lllinente, si no s e le cura, l)el'CCC il'l'emisiblcmentc; un sal vage que padezca de lli e dr'a en la vegiga, jamas se CUt'a, y el al'te que pue d e a q u ma s que la Ilatul'alp,za, leo obliga seguir' el camino que l e tn\za, Es cosa sabida, que todo el m r'ito de la m e dicina l)l'ctica, consiste en hacer que la dil'eccion sea bie n apl'e ciada d e las fue l'z .as vitales. lmll"imis natlll'a 0-pl!S est, d ijo Hillc l'ates, qua rrlHlghante, irrita sunt o mni a L a natu l'alcza es la que cm 'a! Este es el'sofisma o dio s o d e l a i IIg 1'ati tud contl'a los que se !le!lican la noble y dirici I (Ie l apo s tola!lo mdico, H i pCl'a tcs dic e que s, Galeno !lice que nn."-Hipc r a t e s y G al eno c s tan muy amenudo d e acuel'do pesar de esa dudaqlle d evue l ve la ciencia sus detl'actol'cs desde mayol' a ltul'a. E l estadu vacilale de oteas cielicia s la prod i gi usa s u ccs iun d e sus teol'a s los cuidados !le nuestl'os sall ios s iempI'e oCllpa dos de el tel reno, e n reha-, cel' y I CpllglHu' l o qu e han fOl'mado los siglos, debiel'a hac e l lilas c il' cun!ipectos los que acusan la medicina de in c C l t idu mbl'e e n s u s I)l'incipio s No hay verdades absolutas ni el1 pol ti c a ni en mOl'al, ni en histol'ia ni en filosoHa. Fonte n elJe en sus elogios, halllando de las dispu t as que se ocasioll a l'on pOI' el mtodo geomtl'c
PAGE 32

-14-riza del mejor modo posible ulla sl'ie suma de hechos y pal'a eso pl'ccisarnente ecsije la mcdicina mucha sagacidad, juicio y ciencia. COlIge tul'al' es la obl a macstl'a del hombl'e, pOl'quc solo Dios es dado penetL'al'lo todo corno cl'cadol'. El edificio de nuestros conocimientos se apoya en conjetul'as. COllsidel'adas las cos as en conjunto solo en contl'al'iamos la inc c l'tillllll1bl'e, .C0Il10 dijo F'l'anklin si se esceptual'an la ll1Uel'te y la s cOl l'ibucioncs, Todo est su g c to duela y cOI1testac ion: s c di s puta SObl'C tollo. Hay alguna verdad que el di scUl'SO haya d ejado intacta? En qu cstamos dc a c ucrdo? qu l'l'OI' no tien e adoradol'es? qu pal'adoja no s cha pl'o c lamado? La fllo s ofia antigua cstaba r e du c ida esta fease de scrate s: "'rodo lo ignoro. La model'na inspi[' Montaigne." Qu se yo?" Qu doc 'ina ha cont e nido ['clll1idos pOI' mucho tiempo sus adcIl tos? Es [ll'eciso decir yo pienso como Descal' tes, yo siento como Lokc para ll egar la base de las facultades intelectuales?Los diversos sistemas morales han corregido al lllUlll!O? No se ven los si s mas que estallan por toclaspartes? En las artes y en la literatlll a cada pueblo pl'efiel'c las suya s ; lloi'rue la literatUl'a es el fruto del suelo ele l clima y de las costumbl' e s. En Francia seha quebrantadolaantigua f litCl'aJ' ia, s e han disputado las doctrinas, y el antiguo laurcl de Apolo fu at rastl'ado pOI' las hondas de la fuente Castalia d e l romanticismo, si bien ha habido desImes una cs llecie de reacciono Existe una justicia universal demostracla en los l-mites del bien y del mal? est bien d eslindada la justicia legal, d e la moral? Gl'ocio cree que anterior toda l e y 110-sitiva hay nociones de suyo s uficientes para distinguir 10 justo de lo injusto. (1) Puffendorf al c ntL'[j.rio sosticne que las leyes positivas son neccsarias para fundar las cua lidad es mOl' ales de las acciones (2) La terril>lc frasc de Pascal no carece de fundamento. rrodo es duda y cOllfnsioll; aun la ley escrita se interpreta. No hay derecho contra d el'e clto; pero en q li sistema est cl criteri? Se C011 viene tcita' espresam e nte en lo conj eturallle tollas las ciencias; pero por un e s tl'avo (le la inteligencia (1) Pro). de j'ur e paco ac belli p 16 e l s' gs. (2) Droit n a turelliv, 1. c lI. n. 6

PAGE 33

s e pone la medicina fuera de esta ley. Cuando se haya l'cconocitlo realmente el cuerpo humano, el primel' resorte de esta maravillosa mquina, la pa'tt, que tantos 'ganos y apa'atos dh'c'soS tienen en el resultado general, asi co mo la inlluencia exacta de los agentes esteriores) podrn determinarse con mas exactitud los medios de cUt'ar. N unea pod', Ilegal' al rigor matemtic.o esta exactitml. Los que quieran la vel'dad como la dan los nmeros la baJanza pueden renullcial' al esttHlio del hombre, porql:lc nunca estarn satisfechos y mnos en las aplicaciones 110-sitivas. Una enfet'me.s literatos, sabios, artistas &.? Puede aseglll'arse que tos mucho mas que a loso'os hombt'es es necesal'ia la cien cia. Mientras mas se complica la ol'ganizacion del hombre, mien'as mas ejel'ce sus facultades, en mas pl'edominan unas funciones sobre las otras y deben ser mas fl'ecuente las enfermedades. La instensidad de las causal'; morbficas est en raZOll directa {lel estado del

PAGE 34

:"-'16""-': ol 'ganisl11o y l a uesigualdad dc accion de las funcionc s E s ve 'da(J q u e a q u e llo s s on lo s hombres en que mas s e admira. como c om p l e to e l o)'ganismo p e 'o es tambie n mvil el ma s de licado y esCitalJle A esto d ebe agl'egarse que pOI' la nntul' a l ez a
PAGE 35

-17"""':" tt' an literatos estudiosos y amigo!'! de la soledad que se OCHD pan muy }loco del mundo ui su fama: hombl'es pr'eciosos en que adelantan la cidlizacon; hombJ-es liellcillos que solo tienen pOI' objeto la investigacion de la \ 'e l'dad. La gloria es su l'eCOl11pensa, y aUIl cuando no la con sigan tienen la conciellcia de mel'ecel'la, asi como los variados goccli de la inte ligp,ncia, POI' mas que se ponga en duda -aun se ha .. lIan algllnos hombl'es que no hail des e l't a do del templo de las musas por' el de Pluton, pOI' los salones y antecmar'as. Refit'illdose los literatos aun p"dier'an divid iesc cn sabios y al'Ustas: entl'e los prime l'os deben (.olo cal'se los que abandon"n fcilmellte lo b e llo pOI' Ir) til. Con una buena cantidad de feases que pueden vendel' e n cOllc i en cia ticnen un l)l'ecio: Caput elomina 'Venale snb hasta. Casi cstrangeros las musali (lOl'rue estas no llagan sus favo. ritos sus adol'aciones sino con hojas de laurel, apesar' de la incompatibilidafl tI'adicional entl'e e l capitalista y ellitcrato, han conseguido reunl'la doble cualidad de hOlllqres de talento yadiner' aflos. Se lanzan en e l de las intr' igas y los n e gocios con el fin de adruil'ir un l'enol11, bl'e de cal tel que lurgo Quin no ha I'epal'ado en esa:; glol'ias de similol' de pronta y efimera celebridad quc el tiempo y la muer'te cllbl'en con llrontitud -COl1l0 una no che etm'na? Esos hombl'es 110 son distintos de lo s dems, y para ellos ha escrito 'I'issot S1b t1'lttado ele de l{t gente ele 1nwulo, y Stalh !;U obm De 1n1J1'bis unlii. Cuan difere nte este ol'o)1el, es el oro acelHlt'ado del vel'dadel'o litel'ato! Amante apasionado dc la gloria : esclal'ecer' el mundo, ilusb'ar Sil pais, hacel' poca en la histol'ia de las ciencias y las leteas, en una pal ab l'a vivil' la vida de IR intelige ncia y d ejal' en pus una .inme llsa senda de luz; ved el noble objeto qu e se IH'upon c . S i la fOI,tulla les sonrie le dan Sil bien vellida, p el'o si empre ser IIna cosa seculldal'ia. Ellos qui e r e n la glol ia, un l1omb\ c inmOl'tal y como el ilustl'e Canu1'is su ambkioll t i e nc U!I solo lmite: el he'oismo. Est el hOl11bl'e di sp u esto nc,gal' lo que no compI'ende. Pal'a obte nel' eSl glol'ia ete r'ua que se levanta SOUI'C las tumbas y no se estinguc e n la twidad qu es lo fIue hace el que se Cl'ee llamado COIlSC guh-la? En el silencio y l'etil'o se consag'a las op el'a : ciones de esa vida ctiva, y labol'iosa y se esfu el'z a e n quc luzca la. inspit'acioll 'Vaticinadm'{t la idea madl' c de Ulla yasta composicion c ientfica y lite ral'h\. Como la mie s ('s

PAGE 36

-18--jams descansall, porque sauell que el getlio no es solo suficiente porque se exigen como condicio'nes el trabajo y una gl'anlle atencion. Ellos saben esperar y sufl'iJ', porque los hombres formados por la posteridad encuenb'an penoso el lll'esente, Cunto cost Dem stenes el ser el PI ncipe de los ol'adores?-Virgilio esturo trauajando once aos su Enfiela y la cl'eia illtligna de la IHlblicidad. N e,vton esplic el UnIverso pcnsanelo sicmpre; Klepero vol "i repetir' inmensos clculos clIalHlo se cncontt' equivocado, y cl'ey entnces pel'del' la razon: flu nos torse7"CLt. ad in sanam, Miguel Ange l estudi como 12 aos con el escalpclo los msculos del cuerpn humano. El libro da Hal'vey, -Exercitat de motu c01"llis, en q(le demosh' el gl'an desclllH'imiellto de la cil'culacion de la sangre, le cost veinte y dos aos de tt'abajo. Pascal I'Cform diez yeces pl'rafos que otl'os hllbieron cl'eido bue-1l0S desde el primer acto, Buffon escribi diez y ocho vc ces pOI' su mano las pocas de 'la nattu'aleza. Sin cm ba"go de su prodigiosa facilidad Voltail'e siempl'e estaba b'ibajit11llo, Monteslluieu ha conseguio ttulos muy apl'eciables d la humanidad en recompensa de veinte y -cillCO ao!'! de tl'allajo que cumpli cn escl'ib'iL su Espritu de las leyes. He aqu los b'iunIos dc la sublime corona de la gloria, Estos hambl'es no comparan sus fuerzas fsicas con los tI'abajos, y 'se lanzan la Cal'reL'a sin habe,' medido Sil estencion sembl'ada de abismos. Imagnanse que pucde ejcl'cese la inteligencia sin descanso; que los l'ganos tan lal'go tiempo, tan violentamente escitados 110 acallan ]1Ol' alterarse yes un CITO", y cste enOL' est aCl'cditall pOI' .lesgL'acia entre algullos pensadores y suele costal' la salud y la vida. Ellos sabe n ribe las obl'as pl'ofunUamcntc concebidas y laboriosame nte fOI'madas, en que han cdrrcgido cada f,'asc, s01llas nicas dUl'adcl'as. (1.) Para la po s tel'idatl debe escribi"se en b"once y solo los "el'SOS ciell ve ces templados al fucgo de las musas, son los que tiel1en alguna \"ida. Para Ilegal' este pun t o ha sido ne e esal'io ])one,' en movimiento uua gl'an actividad e n la economa. Y qu tempeL'amento est en r e lacion COIl tales esfuer 'l os? ],a naturaleza nos ha ,'e h usado este }H'csente y cs lIna. violacioJl de una l ey cuyos resultados son de sc nno ei -(1) Scri p lu Ull; a lisa tOT'lueuL (l & inguli s ven i in corslium

PAGE 37

-19-uos. Las fuel'zas se gastan la existencia se marchita,.el m'dor por el tI'abajo se estinguc, las ouras comellzadas languidecen, sou'evienc el desfallecimiento, se pierde la sallid y la glol'a pl'esente y futura. Qu clculo! La glorilL tiene un ageadable aspecto, pel'o el fOlldo de su caliz es amal'go. Se dir quc homul'es ha hauit!o sabios y vividores; pcro pueden considel'al'se como guerreros escapados do las cal'lIiceras de las uatallas, y se le scala y cuenta mi lagl'O, Algun lll'edestillat!o, se sal va, y todos espcran el mis mo fa ;Ot' de la fortuna. A pesal' de esa longevidad, han vivido la mayo!' parte enfermizus y molestos: los que fueron mas dichosos, deuil'onlo al J'gimen fundado en el conocimiento ue su constitucion. V cI'llse ejemplos notables en esta aura fIlie BOS proual'n que pucuen adoptarse medios que convengan lucha' hasta ciel'1: o punto contl'a los efectos des tructol'es de IrLs 'ecias tareas del entendimiento. Existen esos medios? Cules son? Cmo se aplican? Cmo so apI'ecian sus resultados? He aqu lo que pretcndo l.Juscal' y conocer. Tal es en UIla. palabra el objeto de mis tl'abajos, y 10 1'ellctit'; he ag. otado mis esfuerzos en hacerlos provechosos, si no lo hulliere cOllseguido, sel' mia la falta, llol'que el fin es digno de ocupar un amigo de la humanidad.

PAGE 39

' PRIrtfERA P1RTE. _.-CAPITULO 1. Causa latet .... visest' notissima. Ovie!. Ha, querido definil'se la vida y siempre sin suceso" porque cmo eS)llicar lo que se ignol'a? D"esconocida en su elemento pl'imitivo es pal'a nosotl'os el resultado ue la accioll Pl'gniea. La matel't viva es nuestl'os ojos la 01'ganiza!la, sugeta cOlHliciones dc estt'uctUl'a fOI'mas y r.omposicion Sin un matcl'ial en ac' cion nos c-a imposiblc concebil' ningull acto v ital., Sicmpl'c la orga:nizaciou coexiste con la vida, el tejillo con la lll'opiedad; el rgano con la funciono No ptH1iendo COmlll'cl1l1el' la esencia de este gl'an fen meno, busquemos I() menos resultados y cal'actCl'es generales. Ql1 repl'eseutael CUCl'PO vivo? Un muy complicado que comienza, crece y dUl'a algunos instantes1

PAGE 40

-2!!-perece y pasa: una aglomel'acion de t'ganos qua gozan de su vida peculiar siendo pal'te del mismo todo, fines y med io!) re,cpl'OCOS, ligados por ulla mancomunidad de acciones convet'gentes hcia un l'esultado gencl'al; aparatos diferentes de la nutl'icion pal'a nuesb'as relaciones estel'iore s y la relwuduccion de la especie: un fluido que contiene 108 elementos orgnicos que en su circulacion, ve1'(ladel'o ro de la vida. presenta como en UII banquete cada pal'te lo que le agl'ada; tina s'ie de destrucciones y restauraciones, de eliminaciones y asimilaciones perptuas con persistencia de la misma vitalidad, una multitud de acdones, reveciones, impulsillnes y simpatas en medio de lo cual flota inciel'ta la salud, la enfcl'medad y la muerte; en fin un a accion genel'al para Ilegal' pUl' una basta reunion do al'monas OJ'gnicas la unidad sensitiva, la individualiclad, al yo, I 'esultado colecti vo de los actos del pensamien to, centl'o de la esfel'a intelectual, sel' mistel'oso, incom ])I'ensible; activo, que sient<', sabe, quiel'e y solo eH capaz de decil': "s que existo". Y ase en esto la \ 'ida 6ean sus' C :ll'actel'es lwincipales. Por este bosqu<'jo pUClle verse que no se tt'ata sino de l as cit'cllJilstancias estcl'nas, pel'ceptibles y ( Ie ningun moclo de la ,'itla, porque lo que es incomPI'cn;;ible no puede definirse. Las causas de los fr.nmenos vitales tienen 8U 1 0calitlatl ell los ltimos pliegues de las vscCl'as, 11\ IH'ofunllida(1 do.lo'l tejidos, en las afinidalles moleculares y agl'egaticias: escapan nuestl'os sentidos, nUe!ltt'o8 i nsI'umentos, nuesl'u inteligencia. La "ida est en 110S0l'os y fuel'a de nosott'I}S: la sentimos, juzgamos, calculamns sus fuel'zas, comlll'obamos sus efectos, las mo dificaciones, los gi'atlos: tiene la evidencia de un hecho ]a esp,'csion de mil, y no ostante conserva la osclll'idal! de la ab'lh'accion. Su causa pal'ece cubierta pal'a. siemllre tle sombl'as sagl'atlas pal'a el esp,'itu de suyo limitado, y se pudiel'a d e cl' como San Agust.in decia del tiempo: "Na da mas clal'o si me 111'eguntan lo que es; nada ma!ol dificil si se quiel'e que lo esplique," Hasta ahora todn son ensa yos, nuestJ'as soluciones conjetm'us, y cl'eemos conocer l() que (1) 'En esa multitud de fenmenos de la vida, uno do-(1) Si Ofmo ex me scio; si quaerenli ti fxplienre velim neecio, (Conf:lib, 2. cap. 14, )

PAGE 41

milla. siempre: la ya!'iedau llnllita de acciones (lue se reCOllccntl'a1l en un acto solo, hecho nico y colectivo de la vi(la, la uuiclrul \ 'ital y fisiulgica. Cada I'gano tiene Sil empleo, tiene SIl complemento, ley y I1odo pcculiar de exist!', y sin embal'g o, [a razoll de la parte se halla el1 d todo. La vida dc ca.da l'gan( se dCI'iva de todos, y la de estos .le cada UIlO. Tiene dua la molcula. el t'gallo y el animal: Il1rjol' dicho, hay mil existencia.s, y una sola 'Vida: ad. mil'altle conjunto que la estl eclla uniem de las ,ml'tes conserva desde la Penetl'ados ele esta-idea los antiguos filsofos, mil'ahan el cueYIlo Iwmallo como la mas cumplida imgett deluuivcrso, C1 fIlie el todo se liga el to(lo el espacio y el tiempo. Quin !lO l'eCOllnce aq u et fW!t1n y el omn), de los pitag61'icos: "Dios es llnu y todall

PAGE 42

;1'1 ')-1 .,\

PAGE 43

,; ".' 1.1 .-\') t} :Ji Si 1 JlJ / i ,Si se considera eljuego de 'esortes de ; la economa" pronto: se cOlloc'Cl', que sin romper el priillcilio de ,lar uni da:d, d a vida se presellta : bajo dos faces generales y. distin tas: la sensibilidad, 'ln c01ttractibilidad. dellencompletamente del sistema nervioso; la' segunda ; del sistema musculai' en general ; .innc'I'''Oacion y lacomocion, Ia slfu8J'zas mitt-iti'Vas y motrices. Se enCllen'tl'an estas prolliedades en todos los fenmenos vita, les poco 'que se examine,',aunque 'el gl' ados diferel1tes, .A; vcces ; :SlI desar,rollo est en relacion invel'sa el uno del otro; y veces simtiltl neo, ';'l;;omo pi'ocurar mas ,tarde." 'J' " liJi)esplfes dc laptiLpai1rritabley, contt ;adiI; la! mnaua; rudimentaria, pl'es 'enta los primeros indicios es dec ir; desde el compuesto complicado 'al. mJls p'uedc seguit'se Uila pl'ugl'esion de nco.\'E!} los vegetales y animales de las ItimS' Uf!) se eneuentl'a tegido ' nel'vioso ; Tpe'l'O cnando este existe, interviene enJados los : aetos de Ja vida. tRace p al'te esencial da 111S r'ganos, sil'v,en de l, azo e.qmun. adas aedo'" nes, flierite dc sus simpatas, : de .la existencia vital, y pl'imet'() y prineipall'esol'te dc los impulsos ol'gJiicos. Slfgl'adual pClofeccion g['adua y dctcl'mina-I-a; lehrnrnal, y le. asign a puesto en la'les cal los :' y sistema es en el hoinbl'c el tip de UlJa

PAGE 44

-26-llIchI. El lazo CStl' CcilO ntimo dc sus pal'tes, lo fl'ccucnd tc dc BU cOllccntl'acioll, la segul'idad y rapidez de sus comunieacioncs, la varicdad impOl'tallcia de sus efl'ctos, dan al aparato ncr\'oso tal pl'epondel'aNcra en la economa que aicmIlI'e se ha dicho quc el'a cl sistema ncnioso el yerdaderf) lL1lil/wt lICtiVO, el hombre mismo. Estudindolc anatmicamente se advicl'te quc sc com }Ione de eentl'os {J1'incipales y nervios COllllllctol'CS dc lar:; impl'esioncs y detel'minaciones, El rbol de la sensibilidnd tiene sus raices en el y glndula espinal uesde donde se estir.l1de y lllultil,1ica en illflnitos I'amos y abl'aza toda la economa en tina vasta red. espe c ie de atm9sfl'l'R nCl'Viosa animanlm' ani1nl/.li1l7n MImes pa?'tes. As la COllstitucioll originaJ'ia radical,-el tcmpcl'afllento, la idiosincl'asia, l'esden e asi siempre en d sistema nuvioso. Es bien tCl'minaute que tollo })unto de economa humana (lue ccsa dc estar en cOllluuicacion con el sistema nenioso deja dc tnallifestal' los fenmenos que constituycn la vida. Por IlOCO dcsarrollada que est lIna fibrilla 11C1'viosa tiene l'elciol directa con el cntl'o c el'ebl'o -espinal. Imagnese m -cntalmcllte cl espacio de cucrpo mas. dil':llll-to: all h .ay sensibilidad, cscepcion del sistcma: deJib,1 ias : y CI1 estado mruido, allli -estas partes. adq uiercn-,ulIllJ sibilidad esh'cmada, pOI'f(uc c.omo entonc_ es hl. ilatlll'aleza combatir .cl pL'incipio dc desh'uccion drsonyuclto escita Y }Jide el auxilio de las fucrzas O'j'giucali lJl: iRIpalmente. del cerebl'o. .' ,1 I ,,,1 -ro< ,-S se ]ll'eguuta cmo se YCl'fican las impl'csiollcs del E;m: bro ? : todo se osclll'ece y,n o puede cll contl 'al:se p tl!a la I'espucsta oh'a cosa qc'hiptesis: sfJlo. sabcmos !}rUC :'listc CJ-}os nrvios m'-ll'incipio "Vcelo?' dlc'las s cllsaci()JIes y pcl cepciollcS iuodiflcadas y clahol':lClas pOl' es cs e ser cuya existencia lIi puede deniostl'arso lIi l1ega'I'se? Es un flui
PAGE 45

-27-}lugnar este asl'to, no podemos descollor;er que no est uemostrado. Por otra parte esto es esplicar lo desconoci do pio y causa el corazon. 6

PAGE 47

CAPITULO 3? Sobre algunas leyes de las mas generales sobre la sensibilidad. 1 La accion <;le los n cI'vios tiene por resultado la 8en sibilidad es decida aptitull ll.e recibit, impresiones ora del mundo esterjQr, ora del organismo. Estas impresiones trasmitidas al yo se convierten {m percepciones, actos intelectuales y morales, y se manifiestan luego pOI' una reac eion Uel cel ebl'o centro nervioso la pel'ifel'ia. Se notan pues impI'esion, transmis ion, accion en la vida: es decir, una inteJ.igencia que conoce, una voluntad que se detel'mi" na, un podl' que mueve, por lo qlie no fluede decirse que la lll'opiedad de los cuel"pos vivos sea so1o pasiva (reeepti:vidad) segun la escuela de Kant;sino que tiene la activ.idad propia fteLs:istema ne'vioso tomado en conjunto. Se concebit un que siendo este sistema la condicion material, indispensable de las modificaciones del pensamien to Y.' sens acion, la, medid,a de su 11el't'ecciol1 ser la de las J.a graduacion de los sres. A es te sistema se d ebe la sll' Pet'iol'idad que hay del s el' la nada, por'que cualquiera doctrina filosfica que se adopte vemh' al resultado gl'an lll'incipio si c)ngo moral, yo existo y s pOl'que siento. El estudio del sistema: nel'vioso cOllsidel'a!\() comJlRl'ativamente de un ani nial otro presenta illmensa val'jedad bajo el doble aspec to orgnico y mental; y conti nuando la linea de ascension los seres de ulla naturaleza superior al hombre y

PAGE 48

-30--'" que en el l'dn ue la cl'eacion ocupan las altas regiones morales intelectal'1es del UnivCl'so, llegaremos sin duda resultados que 110 podemos concelJit'. "Hay difel'encia ue la vida del reptil la de Newton y de la vida nerviosa de Newton la de un llgel. Los pens inte lectuales. A pl'eciamos en gener'al la energa de l vida JlOI' la fuerza, dlll'aciun y f,'eclIeneia de las sensaciones, M.ientl'as lilas dispu e sto est el l'ganu pal'a sentil', mas sedespiel'ta d deseo, de sel conmovidos, imlll'e siona(lus y allv e l'tidus de nllest!'a existencia: hay individuos quienes nada satisface en este cuncepto; jams, jams se satisfacen los cOl'azones apasionados aunqne sea con p el:]lfi, cio (le,la felicidad y -salnd. De qu depenue esa jcitltacl1JOmi%ide espel'imental' sensaciones y afecciones ? .Rl'ecisamente de un apar'ato nel'\'ioso muy ('omplicado, do tall h i estt'cma capacidad de senti!', capacidad qu se aumenta. con la .multiplicidad misma de las impl'esiones. Esta rl'eGesidad de emociones vivas se deja COnrlcer principal-, meilte en los pueblos ci vi Iizados y con razon se la jllz'ga CU'nl0' el lwinoipio el 1 que se apoyan las N adie ignol; a que una' poesa at'moniosa, una mlsica cncanta(lol'!l; ,se juzgan 'tales proporcion de los sentimientos, de ; las p a siolles :Que excitan () que hacen So pe 'na de' en fid, es d ec il' S(i) llena de muel't(', un I bl'o debe in-' ter,esal' al'ael' aI'lecto!'. Se IIp,ga la cimadel al'tecuando s domi.na : i este al ljunto de Cl' etl'Se que n o l{ay all un .JilJ!!'o' s ino un hombr'c con quien se conversa. qu consiste' ese gran de jr bello seC'eto. ?"":"'En tnu ltiplicar las iID l'e ,irincs la ini agi n acio 11,' en estimu,lar; conmovel' vivalTnmte : ,l. sensibiliilarl, e n lllia palabt'a, en agl'adar los nel'vios con IriS aguijones rIel alma.< -r..a: esfel'a de' ac c ion del sistema nervioso como tollo 10 refCl'ente la: ,eC()1l0lna aumenta: en dil'edade la esper ,fc' ccion tlcI. niismo sistema: las l'elaciones del rgano y de la' funGon son aqll de tina 'exactitud illcon-testab'le N l

PAGE 49

:"":n'-: liay otra ley de la sensibilidau y no-es mrios imporse cspresa de dos modos fundamentales: el placer y el dolor, El pl'imel'o quisiera pl'olongal'se y parece til la economa; el segundo caractel'iza todo lo que quisiel'a repelerse y aquella la existencia, Y cuan bielll'esponden la esplicaciol1 Ins movimientos organicos! Si la sensacioll es agl'a(lable, los movimientos son estill'lCeS espansivos, se tlilatall f ,lostrgidos, la natUl'alezapll rece que presenta una estellsion mayo!' pal'a que nada se escape de la il\1ll1'esioll; po!' el c.olltl'aro en el dolor se compr'imen y contl'aen los t<'gi(los, la naturaleza 11l'esenta. el minil1t1t11t de espacio posible al enemigo: dirase que pI'dende escapal'se y que reull(' y concentra sus fUCI'zas pal'ap!'epal'al'Rc al combate, Ad,' il,tamos pOI' oh'a pal'te que lo q l/e se llama sel1Ribilidad mOl'al no se otr'a cosa
PAGE 50

dependiente, una fuerza espontnea tan incflkulaOle en en sus efectos como desconocida en sus causas. Tan pronto Y iva, fuerte, dbil, exaltada, d esal'reglada recorre y escita ciel tos I'ganos y sbitamellte los abandona pOI' otros. Jams estas. PI'OPOI'ciollrs son iguales: siempI'e en los rgallofi, janias puede cOllsideral'se lija y l}el'mancnte en su acciono . : Es.ta ley de 71wriilidad tan impol'tante rletermina otra que no lo es mnos la ley. de concent1'lLcion. Se ha dicho que la seIisibiliclad manel'a de un fluido cone pOI' unas canales mintl'as abandona oh'os, N o Cfu'ece tic exactitud est.a compl'acion pOI'que es cierto que mintt'as mas esci tado est, un miembro tiene mas sensibilidad aumentada con pel:juicio de los ot!;os rganos: esta ley est reconocida des de muy antiguo y es una de las mas importantes l)ara la; Jligieney la filosofia. Respecto de la inteli. gencia no es otr'a .cosa la metlitacon, porque qu es meditar?; Renil' 1101' un esfuer'zo cel'ebral todos los datos sobre un asunto pal'a eXf.\mimll', para descubril' relaciones y dedhcil' consecuencias flue son lllego aplicadas las artes y .las ciencias; J:>OI' este mrdio es e l pensamiento el mas gl'ande poder humano, Si el genio es como la bana de hierro encendida que solo quema en un punto, el ge-. Dio no consegukfa sedo s in concentl'al' en un punto la acc;iol1 nerviosa posible. 'ral es en parte el ol'gen de las facultades inte lectual es, dichosa tI'iste lll'el'ogativa de homl.r es .. de accion sob,'e inteligencias infel'iores. Se (me.er que confundo la accion del cerebl'o con la sensibilidad general.y es cierto: pOI' no es el mismo sistema nervioso en .todas sus pal'tes? P C'O como la unidad sel,sitiva, es necesal'ia la unidad del sel' que lo constituye. es preciso 1111 I'gano que simpatice con todos, que verCiba todas las im}l'esiones, que comunique cpu todos Jos puntos de la: economa y que se afecte de todas las moeste r'gano es el cel'ehl'o, No es mllos cierto que este I'ganll es siempre el punto de c()lIcclitr-aCon ne cesal'ia s : u acCion l1ol'lnal. Esta es una de las causas de Je"p.r'(Ji,da d e la snlud de aruellos que abusan de sus fel'zas ell' el tI'abajo, Arul se entl'evr e e l pl'incipio
PAGE 51

ze hacen casi in' sensilJle!'l las impresiones esteriol'es. El alma no percibe nada de lo esterim' y el 'yo parec: e dll al estado de su sencillez metafsica. La, abstracc' ion mental, el entusiasmo, los xtasis, ciertas ent'ermeda des como el delirio, la catalepsia ueniu e s tr'an que estos fen ID enos no son l'al'os. Se le; t'ncuen'a en la meditacion profullda. Arqumides oCllpado pl'ot'lIndam.ente de un blema' de g('ometI'a, no tenia liol' (lecit'lo asi, ol'a inteli .. gencia, cuando le hil'i 01 soldado Mar'celo. TPI'tuli allo hace esta bella reflexion hab.Jando de I.os ml ,ti I'CS: "Niltl crus sentit in nervo, Clll11 animus in c'Celo quiet' manet'a es un e;tado que 110 !Hlt>de ill'o!ongal'se: la in.! pervacion muy :'ompe el el} llili ,bl"io de las funciones. Lo que acabo de decir de las val'iaciones y oscila:dones de la sensibilidad en geneial se advier'te tambi'en en las facultades intelctuales, sobee todo cuando, sol muy. activas y desalI'oIadas. La imagiriacion sobl"e tod9 :qU6 tambien ofrece variedades en su ellcl'ga, en sus grados,de abatimiento y elevacion. ),0 que se llama pr.i'Sma;ilo es otra cosa qlle el fenmeno de las modificaciones di 'versas de estrema sensibilidad celebr'al: la la ineons tancia Ile la imaginaciolt son las pautas del IH'imero quo refleja en el alma y con admir'able rapidez los sentimiel1'" tos de alegl'a mas viva dolol' mas lamentable. Se vef(u6 la sensibilidad moral, como SlI principio la sen;ibilitlad: fisica, esta sometida l e yes anlogas: como 'la J,ltimit la primera tiene su Iimitacioll. El rigcll' de los m.todos, la.: fijeza de las reglas no pueden aplicl'seles siempre, sobre, todo cuando es activa y predominante. No estos individuos demasiado sensibls la calma, la coraZOIl, las dulces ondulaciones del icnsamiento q ue pt'ueban tan bien la :H'lllona 11100'al intelectual; N o mente, porllue la fuel'za d e implllsion poder es dbil enl'gico: la difet' e ncia de los efeCtos esf razon directa de la'variabilidad de las causas. Ved aq.u porque el, carctCl de los individuos muy nel'vioss es alterado por desigualdades constantes debidas las innunierabies fluctuaciones de la sensibilidad. Se ba' dicho eoil razoll que puede fOl'marse una estensa lista de los temores que habr sufddo un valiente y de las tonteras del sabio: se ha asegurado que el'a un imposible ser un gl'ande hombre desde por la maana hasta la noche: liada es lnas cierto y acaba de yerse el moti vo.

PAGE 52

De las csctacone.s y yal'iacioncs estl'cmas y continuas de la sensibilidad resultan singulares efectos. Con' siste el 'primero en la pl'ivacion absoluta de esta Iu'opicdad: todo se debilita en la ecollomi1, todo languidece moJ'al y fisicamente y el individllo padece de una asthpnia general. El segundu y mas COllllIll es que los ner'vios al}quieren una tan grande escitabilidad, que el I1UI8 liger!) estimulante puede detel'minal' ulla accion nerviosa des:' lll'oporcionada la callsa. Entnccs es tanta la sensibilidad que se sienten cosas 11aJ'a otJ'o impcr'ceptibles, le conmover vivamente una impl'esion ol'dinal'ia, tUl'ba'lsc hasta el espasmo, hasta la convulsion pOl' IIn esctante que sCl' muy moderado y quizs agl'adable pal'a_IH'l'vios m' JlOS irl'itables. De allU resulta que la inten sidad de ]a accon dpp ell de de ]a r.ansa aun mnos que de la del indivi duo, pl'incipio de dinmica vital tanto mas notable c uailt o que las consecuencias son tall notables como importantes.' Este estado de irritabilidad estrema llevada al csee so ]e consideran los mdico s como una enfermcdad que es la sltscepl'ibilidad ne,'"viasa m,'bida. Ilab('J' III a y ol indis]lllsiciOIl que la que es causa de que 110S cOllmuevRnlas cosas mas ligeras? El nsico Boyle habla de una I11Ugc l que sufda vivamente si lIegaha alguno Sil casa si habia: tl'ansitado por bni'l'ios en que hubi ese nievc. E l csqu i si to sentir, la i1'ritabilidad escesi va de los nCI'\'ios, }llll'cibclI ;lctivamente las illl}H'Csiones fisieas y l11ol'
PAGE 53

::"'35-11O' \existe en aceion ni vive sino por ella; en ulla l)aIaul'ft; la sensibilidad es la es Cofa de que se hace la "iua. Esta propiedad no es el mvil pl'jneipal de la aecioll orgnica; e n medio de las sensaciones de conciencia es la fuente de l os placeres y de los dolores; influye solll'e el carcter., so b l'e las inclinaciones, y afecciones; sobl'e la 'Voluntad y model'acion de los deseos, ,sobre la actividad inerc ia de la inteligencia. Considerado fisiolgicam ente se puede d e cir que al hombre le constituye la s e nsibilidad. Esta propiedad es tan importante, tan radical y Ilec e sa,ja q ue lo s filsofos habian hecho d e ella una alma, [n sensitiva. Bacon distingue la cienc ia del alma, de la del soplo d i "vino,
PAGE 55

CAPITULO De la contractilidad'!J poder muscular. El segundo medio de manifestat'se la vida es la contmctilidad: en esta importante Ill'opiedall reside esen cialmente la fuerza del animal. Sus modificaciones son numet'osas y los fisiologistas les han impuesto diferentes denominaciones que escllsar no teniendo en cuenta otra cosa quc las nociones mas generales. Cualquiera que sea el nombre que se d la contt actilidad, su accion tiende siempre hcia el mismo fin, la contt accion, el esfuerzo, la. accion sobre s mismo: encuntl'ase esta lu'opiedad en mas mnos grado en todos los I'ganos como la "Examnese, dice Bichat, todos los fenmenos fisiol gicos, todos los de las eufermedades y se vel que en ltimo anlisis pueden l'eferl'se todos la sensibilidad la contt'actilidad." No obstante, la contl'actilidad re3ide en el sistema muscular aunque bajo la influencia de la inneryacion: ClIllcn llamaba los msculos cstt'emidades mOlJicntes de los nC1'lJios. Puede decl'se que el rgano mas oonb'actil es el mas sensible: cl corazon es el mas irritable de los rganos es el que pal'ece mas sometido la accion del cel eb. 'o. Haller ha dicho: C1'gO motus cordis, stimulo; pues lo que ha dicho este clebl'e fisiologista del estimulo fisico puede decil'se igualmente del estmulo mo l al: nillgull I'gano se resiente con mas rapidez y mas profundamente de las im!ll'csioncs que el corazon y toda

PAGE 56

-S8-la region pl'ecol'dial. Nadie ignora que el nombl'e de co razo)) se aplica al sentimiento, como al l'gano fisico de la circulacion. El lenguage vulgar aun, se eSIll'csa esta idca con perfecciono Dila buena noticia reanima y dilata el corazon, la pena le 0llrime y contrae de un modo inesplicable ...... Puede infedrse de lo que acabamos de espresar que la sensibilidad y contt'actilidad su ol'gcn en e l sistema nel'vioso, En efecto, una fllcr't0 conl11ocion e lctl'ica, el envenamiento cido hidrocinico, los d cs tt'uy en am .. bos, y pal'a la vida hastit en s fuentc. CI'e esc pOl'lo tanto en el dia que la inn cl'vac ion de cstas dos pI'opiedades, q ue el influjo nervioso tienen lugar en un r't!e n de nervios diferentcs:' aSCl'cion fundat]a en hechos ingl'nioHos espe l 'imentos y que 1m tomadosu lugar entl'e las demos'aciones cientlicas, Cual-quiel'a que sea su pl'illCpio, estas do:; prolliedadcs difier e n entre ellas bajo la l'elacion dc Sil modo de actual' y fenlllenos que pr' csenta ll. La scnsibilidad recibe las imlll'esioncs y las trasmite; la contractilidad triunfa d l obstcul, se sobl'e 110ne la resistencia ol'a instintiva, ora con conocimiento (le su ser. Centinela alel'ta vela la sensibilidad pOI' dentt'o y po!' fuera pel'o la contt'actilidad es la que acciolla y l'eacc iona: lll'ecisamentc hablando la sensibilidad potencia nerviosa es el Pl'incipio regular que advil1l,tc, dirige y manda; la contr'actilidad fuer'za musculosa el agente que obede ce y ejecuta, por decido as la fneJ'za modificada, Estas dos pI opiedades d e l ol'ganismo tienen una nec esidad igual de auxiliarse: sin la cQntl'actilidatl, la sensibilidad no tendria resultados, ni objeto, ni accion, ni influencia: sin sensibilidad, la contractilidad no tendria motol' ni dil 'eccion. En un l'gano puesto en accion qu se adviel'te? La sensibilid a d cs la primera en ejercicio: ella aprecia la. l'elacion q ne existe rn'e el cuel po escitante y el g'ado de rcaccion orgnica que d e be vel'ficarsc y esta reaccion est confiada la contractilidad. Principalmente reside en ella fuerza conservadol'a que es la que I 'echaza la consecuencia de las influencias peljudiciales las hac e conyertil' en el provecho de la Ol'ganizacioll. La digestion, la 1ll1tl'icion, la cil'culacion, &c. son pal'tes del dOlIini'O de la contt'actilidad. POI' medio de su flllll':la muscular y contl'actil distl'ibuida en los l'gallos inter, iores y estel'iorcs acciona el hombre sOl'e el cuerpo tlominando la materia

PAGE 57

-S9-y aUtI 6e apodcm de eIJa, la tl'ansfol'ma y la. asimila su IlI'opia naturaleza, La fllel'za vital de la ilgl'egaGion, do la cohr.sioll, la fllcl'za tnica. filu'al no son en verdad oh'as cosas (llIe (Iifc'cntcfi matices de la conb'actili(lad y puedec1ccil'se qlie la medida dc enel'ga de e sta pl'opicda(l es la l'IlCI'Za y vital de un o)'gansmo darlo. Agl'egucmos aun 'luc lascnsilJili
PAGE 59

CAPITULO 5'! Re la ley del temperamento d e las personas en-trega das los trabajos riel enlen''lnintos. Sanit'as ef t symp.tria, mrbus autem au,etr! ?. 'GALEN, Si todas las del cue"110 humano consel'vasen el mismo gnulo di' t'IIe.Igu; si se pudiera obtener un medio de gl'adual' igll,t1mentl:' los }lodel'cs ()J'gllicos; si en una Ilalallla las' arciolles vitales se desempeasell en union ,no, existiel'all tcmpc1"Il1lU'1ito! I bello ideal de la lisiologa 110 se !'l'aliza ell los hechos y 11110 muchos l'ganos no tardail eil I'llledom i n al' en la ecolloma y esto detel'minfi y pinta el tcmpel'amento en lo y lo mor'al. Cuando esta cil'cunstancia fisiolgica se ullen las dell'gimen, alimentos, climJ, hirbitos, cducacioll y cnfel'lnedades,el temllel'amento se modifica y se exalta disminuye segun la dil'l'ccion qlle se mlll'hlle comunica las diversas causas. Un rxmell det.ellido y completo de las cosas, las observaciones mas obligan admitil' como se ha dicho nnn tram U 'pl'imitiva, illdividual illvariable hasta ci(wto punto, sobre la cual se t eje bOl'ua nuestra ecsis-tCl1cia. '\ De todas ]\\s fUeJ'zas de ]a cconema las que Ofl'CCCI/ (]uiz mas \ 'al'iedadcs l'n su energa son las fuel'zas sensiti'Vns, los 1no{l'ires. Establecidas pal'a cqllilihn1l' s c, mo del'al' y dil'igil' la COllsl'l'vacion peJ'mancllcia de la ]lId, es l'al'O sill cmbar'gll que esta aecion Rea en RVS l :elacilJl'les (le exacta (lI'ollOlcioll. y actividad SOI1 Jos dos Ill'incipales l't\SOI'tes de la villa; HuestI'a clon en el 8e1' y bienestar, resulta de la sabia y pl'udente

PAGE 60

--12-comhinacioll ele mbos: iY cun elU1cil es CII tlwlllillOS compatibles cllll el de s
PAGE 61

-4:3-de cOllstituciol1 descritas 1101' los fisilogos. A.lase el IH'edominio del sistema ner'vioso con todas las fOl'mas conocidas de los temperamentos aunque haya cal'cteres que descuellan en cada una de las formas, as cuando este pr'edoiminio se refiere un tempel'amcllto bilioso melanclico, presenta efectos muy diferent;:,s de aquellos que ofrecel'a si fuese linftico mucoso. La constitucion lillftico 1Wl"viosa se Ilota Robl'e manera en las mugeres dotadas gener'almente de fino tacto y sagacidad llenetran': te Tuvo, La FOlltaine este carGtel'! La al1ata, la indife renci a Ton que se deja pasar' la vida, cil'cullstancias unidas la delicadez a de la obsel'vacion Y un clal'o entendimiento, rasgos as distinguen al bucno como al hombre g'andc no SOI1 llCl'tellcncias do esta. constitucion? AUIl hay mas, y es que apesar de la ollinion de muchos fisilogos antiguos y model'rlos, el aparato nel'yioso puede tener una gl'antle actividad y al pl'opio tiempo el hue soso-muscular habcr aLlquil'ido un desarrollo muy notallle Compara P.lutarco les atleta respecto del espiritual con las columnas del jJimnasio y Galieno 'luiel'e que scuwjantes los animale;'! solo pl'oduzcan en su allllisis carne y hueso: en todo hay ecsagCl'acioll, es esclusivo, Hay hom : bres con razon llamados los ja"Ool'eclos de la nat nralexa que gozan la par de f(lI'mas atlticas una accio n sa muy enrgica y pOI' c.onsecucncia muy apta pal'a los trabajos del entend imiento yegercicios cOl'pol'ales capaces de empl'elldel'lo todo supcl'andy obstculos que se pl'Csenta.n. Cmo no ha l'eflexiorado Plutal'co que el filsofo pOI' escdenGa, cn Hna palal)l'a, el divino Platon fu renombl'ado por sus anchas es paldas y No son raros los egemplos semejantes en los tiempos 010-del'ns: Lconal'do de Vinci fu clebl'e pOI' su fuerza COI'POral; Buffon, el mar, iscal \le Sajonia pl'e .sentaban las mismas disposiciones. Los ilHli viduos muscnlosos y m1tsculosi cltad,'ati pueden tambien ser dotados de una viva sensibilidad: es verdad quc tan esquisita y. feliz coinci(lencia no se encuenl'acon facili dad. Son I'aros Insholl1bl'es l1e un talento lll'ofundo y de IIn cuel'po hel'cleo hechos lal'a 'iunfa' en el Forltllt y Palest-re y que puedcn simultneamente incensar V nus y t las IJlUFias. Notemos que es casi imposible que laFi, fuerzas se.nsitivas y las motr,ices por cnl'gkas (lue se las su-S

PAGE 62

sostengan en una perfecta igualdad de accioh: tl'de tempI'imo las cil'CII nstancias, los tI'abajos, las cos. tur'bn el equilibr'ill de la halanza. Pal'a que ninen cont't'a del equilibrio es neces al'io que la 11igietie bien obsel'valla contl'ibuya la consCl'\'acion. ,: Volvieildo la esposicion ;,zas lUotr' ices y sensitivas se nota sobl'e todo en algunas acciones vitales. La contl actibili
PAGE 63

::"'45"':: esta ilHlil'lposicion espasmdica, ora general, ora parcial y }ll'incil'almellte cuando la actividad del entendimiento se ag1lta violenta. El Czar Pedl'o 1 dIce Saint Simon aunque no muy f.'ecuelltemente Bufda un achaque que le desconcertaba hasta el punto de inspit'al' horror; N apoleon movia involuntariamente el hOIl1U['() derecho y la uoca en seutido inverso, de izquierda por hbito invete rado! Todos han oido que en los momentos en que esperimentaba contl atiempos se apoderaba de su rostl'O una palidez hija de la clcra tanto mas profunda en esos casos; l mismo nos asegura que esperimcntaha csas impl'esiones. "Se me ha puesto un carcc lero: Sir Hudson Lowe es un vel'dugo! Sin emual'go yo lo he reciuido hoy con mi cara de omng'lttan con el rostro inclinado la O1'cja hcia adelnte. Nos hemos mirado mtuarnentc como dos carneros en acti tud de embestit'se testaradas y mi emocion debi SCI' mlly porque sent! la viuracion de mi panN tOl'l'illa izquiel'da, que es una seal notable en mi y <1ue no habia esperimentado hacia mncho tiempo. ".Mellt01ial de Santa Hclena tomo s. e pago 341." Se v por ste y otros mil ejemplos semejantes que en esta constitucion la con tl'actilidad no pCl'man e ce en sus naturales limites, que disminuida y deuilitada l jos de reaccionar confol'me las impl'esiones normales d e la sensibilidad, la accion es casi siempre irregular; milltl'as que la sensiuiliclac\ aumentada, enl'gica, exaltada, predomina sobre todas las funcio nes de la economa. La ley que he e s pnesto me pal'cce que es el principio fundamental de la cOllstitucion de ci ertos hombres porque es la espl'esion n as g eneral y constante de los hechos multi l)licados e irrecusables.

PAGE 64

, 1 ,1 P I l' J

PAGE 65

CAPITULO De los e f ectos fisicos de e sta l e y. l. La primer consecuencia Ile semejante disposicion orgnica, la que llama la atencion principalmetite, es que afillel qlHl la ha recibillo de la natlll'aleza, esperimenta mI vivo sentimiento de la existencia que no alcanzan los demas hombt,cs. Un 1'it1nO de ej(wcicio vital muy activo, una exageracion de la fuerza nel'viosa y fenmenos de asociacion orgnica, tan lH'ontos como fciles, . numerosas, rpidas, impresiones multiplicallas, cierta bulencia en los Inovimielltos, que dan la vida realmeilte un a tendencia estt'ema que la agita pt ecipitndola. En ,sta precisamente se existe con mas viveza q!leen cuallluiet'a otea. El signo distinti YO de los poetasy artistas es la mucha afectibilidad en esto se nota pl'inci]1almente: su delicada y muelle se l)J'llsta 'todol1inage de sensaciones y como todo les hiere y aniina, todo se ta en ellos con vivacidad y fuerza, pcnetrados en cier-to mollo del fuego y el sentimiento son vidos tIe :aquello que 1m elle aumental' y escitar la vida. Esta facilidad de sufl'ir emociones y exaltal'se qHe los caracteriza, imiwiine pronto la economia una especie de movil illad y don en los actos vitales, que la menOl' impresion tu 'rba en el momento la masa entera de la eonoma. Existe un foco de "ida y accion cuyas podel'osas irralliaciones se estieuden tOllos los puntos del organismo. Salvador: Ro-sa dice que un llntol' es t1tto sp"itto, ttto bi'le; t1itto juoco: nn compuesto de talento, bilis y fuego, cuyo -no no es tan metafl'co como parece. -. Seria un erl'or creer que la_ energa: vital de tI'ata tiene higar solamente en el cerebro, pOl'que si bien el tema cerebral es uno, tambien les fenmenos se l'efierei -; las partes que le componen segun el rllen de sus funcioues. Hubiera : disonancia de facultades sin la llerfeccioll de to'das

PAGE 66

:""'48""":" las ramas y fibrinas ncrviosas (lllepl'epal'un las lles vivas, clapas, limpias; la prontittHl de la concepcion y la rapidez de la ojeada. La esquisita delicadeza ue las sensacioncs uc la conciencia supunc t ZJ1'illri, la esquisita sensbilidau en los nel'vos, Una imaginacion rica, 1111 vivo y profundo sentimiento (le las cosas, mcnudo dependen de una mcmora dichosa y tenaz; PC['O esta no es debida otra cosa qlle IIna geandc fuerza de impresion, que ella misma, escita en 11)s rganos nr.l'viosos perifricos, una estl'emad facilidad en ser conmovidos. El gl'ado de la pel'cepcion deue estimarse por el tamao de la impresion primitiva, luego el punto de pal ,tida de esta est en.Ias de los ncnios. El sentimiento fino y esqllisito de la liarte, el del poeta y del artista reside asio en los nervios como ell el cereuro, y cuando Didel'ot asegura quc tenia la piel mas sensible del siglo se re .. feria lo fisico y lo moral. Decia un al'tista de sen 'iibiliestl'ema" Veo mucho, oigo much(), y la legua siento" y en eXUbel'a\1cia de percepcion podia estendel'se todas las imlH'eSlones. N o }>I'edomilla solo el cel'curQ en 91 temperamento que' es el lln de l1uestro estudio" es .la reunion. de'l sistema.,sensible. Si el aparato 11el'vio-80' visceral jnfluye, se escita fuertemente el cCl'eul'o; si reaccioll plU'te del encfalo se nota tambicll una elec tl'zacion general de las fuerzas sensitivas. I _.: Es fcil de vel' el motivo de qu sea tan impresiflna bJe y mvil este temlJC1'amento hasta el mas alto gl'ado, pudiera que, es un instrumento sonoro y pe\' recto que vibra y se conmueve del todo al menor toque y la, mas fugitiva eSyitacion: no sin razon se le compul'a la harp!L eolia, que .resuena al menor impulso del aire. t!:\'de ef?to que si el placer. es mas vivo el dolor, ei mas agudo: .las sensaciones> producidas, son siempre muy despl'oporcion-alla su causa, sufriendo el 'bol' nel'vio80 viole'1tas sacudidas. Los hombres privilegiados de fJ. ue es patrimonio tienen mas alegra y llena, mas amor y odio, tl'anslJorte, mas ardor, mas pasiones, mas dicha y mas desgracia, mayor entusiasmo fiue los oti lOS seres ,una' org1,lnizaciol1 inferior. En las del dcstihO hu' ; una porcion, UII lote, mayor de goces y pc '.., y aun se esplica as 'la apal'encia que 110S ofre ... cen 4e U11 conjtrllto de cuidado y sinsabores, de placel' ,es y, club;nra,s: esto ({splica el contraste que ofrccen dc ser los

PAGE 67

fuertes y los dbls de entre sus semejantes, los eleghlos ciel ,o, las Helicias del siglo y la posteridad y muchas veces los infnl,tll11 at {os del munuo: puede sin embal'go decil' se que para. el bien pal'a el mal son mas hombl'es qelo'S oh'os. Si el gl'ado (le pel'feccion del sistema. nel'vioso detel'luina y seala el dc la supel'ioritlau en la escala de ,los sel'es altimados tambiclI es cierto que existe en ,algunos se'res eminentemente sensillles algo que los sobl'epoRe al resto de los mortales. 'La lll'eminencia fisiolgica es el de la sU[H'emacia de la inteligeucia y pOI' consi< glliente de la lll'eminencia social: hse dicho con razot que cl'an los gl'andes hombres la. a'istoc'acia. de la espee de y I\un que hasta aqu se habia comprobado el hecho, l1osob'os presentamos cl cuyo poder es verdadera .. mente de dCl'cch'O t1i\' ino, Esta sllpe'iOI'idad est bien compensada por qu' la. l1atllJ'aleza ha puesto en su 'obra maestl'a el sello de la hu. lo incompleto?-Contl'apesan aquella superioridad dos causas: la pl'il1lel'a es que la escesiva vitalidad de q uc hablamos teniendo su fuente en el sistema so siempI'e variable, irl'egular y poco duradera, Du .. plicando esta fucI'za de emocion la facultad de vidl' se Ida fl ocasiones una dil'ecciol1 viciosa las fuerzas y este estauo ljos de conserva!' la vida consume y mata. Hay en ella t e nsion orgnica, pCl'O 'pOI' saltos, arl'anques y con vulsion: dirase una impulsion malfica mas bien que una fuerza verdadera y natuI'al pues cando pal'ece aumentada la es lo cont!'a'io lo que sucede: E1l6 'pOI' una especie de vigol' ficticio juzgnse fucn' tes estos hombl'es pOI' halIal'se escitados y no advicl'ten que esos efectos son \H'oducidos el trastorno de' la fllel'za nerviosa y espasmdica, achaque de los msculos. Si se quicI'e lit lmlcba basta ObSel'\' al' que el vigor-dura IlOCO y que pronto se lll'csenta un ciJlla]Js1ts, una especie de decaimicnto cxactamente pI'oporciollal al gl'ado dc cxaltacon que le ha pl'6c e dic\o. La delicada l'ed de que h\ natu'l'aleza ha tejido los homul'es dotados de su sensib!lidad, no jlUetle soportal' la surcscitacion ol'gnica si sc ga. 'rodo pal'ece aqu antiptico la cal'ne, al I>gano y ,la materia. Lo tIue sucede cn la sociedad de acuerdo eOIl la' espel'icnci,t mdica depone dial'iamente en favor de esta asercion, El hombl'e mas pot.icamcnte organizado es dccit, "el'dad destituido de fllerza material y en este sen'

PAGE 68

thto debe entendcrse el dicho de una de los antiguos: "que las,almas llericas no tienen cuupo." : La segunda causa de deterioral'se la ol'gallizacion nerviosa es la dismilluciol1 mas mnos rpida oc la contractilidad, qu es lo que constituye la vel'dadera fuerza' del organismo? la lH'ccision n01'mal de los movimientos. En qu consiste la estabilillad de la energa vital si-gllo segm'o de salud? En la medida de las fuerzas SCllsitivas y 1110tl'ices. Nalla yemos 'aqu semejante esto. No es general que la escitacion obre siemlwe lllliforme ell la economa: varia mas mnos en los diferentes rganos; llero un Cucl'posano y bicn constituida la ley del equilibrio del volmcn y actividad ol'gnicas 110 tardan en donnal'lr c ; POI' el contral'io si el aparato nCl'vioso ha adquit'jdo una pl'cpondcraneia estl'cma, esta lcy queda Sh !iall' pol'que la contractilidatl obra medias; pierden las ftiCl'zas mo'ices su influencia y energa cuando las sensaciones son muy vi vas, l'pidas y multi plicadas . La debilillad nulidad de la aecion contL'actil de los tejidos se hace sentil' en tQdas las funcioncs de la economa, sobl'e t.otlo cn el sistema muscular que cae cn una dcbilillall lH'ogl'esiva y siemJlI'e 'elativa al aCl'ccentamiento dela aocion dcl -aparato ncrvioso, notablemente si el i11lli"iduo se condclJa una .. ida sedentur'iu por1ple los msculos disminuycn plidos de yolmcn, la eohesion de .las :fibras no es la misma y veces se atrofiall y se hace im}lOsible todo prillcipio de I'ca e eion Ol'gnica. Y 110 se IWcsuma que solo los msculos estef'Ol'es de la vida animal seal] aqucllos que de esta manera se debilitan, alcanzan los mismos efectos de la csterior los de la vida intcriol" lo que i nilllye del modo mas molcsto sobre impo'tan tes funciones y se COllyenCCl' cualquiera de la yertlad .de esta accl'cion por las cbsc I'YHciones siguieutes. XI. Quin no ha notado alguna vez ciHl envidia al esee -lente apetito, fcil y rpida digestioll de los hombres 1'0-,bustos sobl'c todo si sienten }lOCO y piensan mllos? Nu, merosos ejcmplos tle esta obsci'vacion llOS pl'e!'iCntall tos bombres del campo y los obl'el'os, ptH'que es cvillcntc aqu no solo quc la nahmtleza no se depallpcl'a por el tl'abajo, del cCI'euro, sillo rlllC el a cto: de la gran tarea aH-

PAGE 69

-51"""'; mentada se completa 1101' las fuertes cOllh'acciunes del estmagll, de los intestinos, del diafl'agma. y de los mscu los del abdmen, lo q ne debe agl'egal'se o'a ventaja de esta musculacion que consiste en I'ete nel' pOI' mucho tiem-110 los alimentos en el estmago pam espet'imental' en l una fuel'te elabol'acion. Las oscilaciones fib,'ilal'cs de los pfanos musculosos del apal'ato digestivo constituyen un lliovimiento peristltico intesti llal que cnh'ibuye poderosamente cOIUIJletal' las digestiolles: esas lJaltes lares se encuentl'an plidas, delgatlc\s y veces invisibles en la mayol'llal'te de lo s individuos dlJiJes, Ilel 'v iosos como lo demuestran las anatomas cadavl'icas. El ma, ese msculo tan pO(lel'OSo, tan activo, tan lIecesal'io los I'ganos d el intwiol' tamhi en lliel'de su contl'actililidad y nada contribuye tallto ocasional' esa langnide;;:; ,le 'Viscems que se nota en pers onas scdental'ias, lo que esplica el encadenamiento y en lace de muchos fenmenos. Por una parte las digestiones pellosas, tl'abajosas, con mas un quilo mal elaborado: luego una sangl'e ilOb,re rica en lll'incipios albinos, una l1utl'iciol1 impe1'ecta y finalmente pl'didas no recuperadas y gl'an d ebilidad de la ecoi1omia; llOl' otra apetitos nalos y cawichosos, sensibi-, lidad 'peguJal' d e]ll'avada del estmago, en cstado pGrmanente de 'ritabili(latl y atona de las vias digestivas. Ntase tambien que la secl'ecioll viliosa se altera en calidad y cantidad de pl'oductos, el hgado 'eplcto de sangl'e negl'a y estancatla participa veces de tsta disposicioll mrbida y el l'gano se hace sensib le y dolol'oso: este estado de la parte influye en el estmago y es ol'gen, con el concur!'lo de sus afeccion es, como se sabe, y el pl'incipio de una multitud de casos patolgicos cuyos efectos se hacen sentir en lo moral. La constipacion, tormento cotidiano de las personas se!lentar'ias, y particlllal'mente d e los li te'atos, sabios, administl'adol'es &c. no es una sencilla irritacion como se dice; su causa evi(lente cuando se IH'olonga, es la atona, muscular del canal intestinal. Tan cierto es esto que cn los ancianos en qe se cncuen'a la atona, la constipacion llega su ltimo gl'ado. La difec acion objeto tan importante pat'a la sa!tu! no se ejecuta sill la intervencion intestino_ del diaf'agma y msculos del abdmell: no se ven en esta. funcion los solos efectos de la fuerza musclllal'? AUIl s de manifestar se rII10 lv s jlnfos t ,an frecuentes iucmo-U

PAGE 70

=-52":"::: os son consecucncia de las malas digestioncs pl'ecisamcn mente pOI' defecto de este resorte, de la vigorosa del sistema digestivo. Entnces el vientre se in flama y estiende, y ltls gases intestinales dilatan desmesu radamente los l'ganos debilita(los que los contienen. La disminucion de la contl'actilidad y las aberraciones de la fuerza influyen igualmente sobre la Gil'culacion pOI' causa las palpitaciones del COl'azon, los movimientos irl'egulm'efi de l'gano son tan fl'e cuentes entt'e las pel'sonas nerviosas irl'itables: ora to, ora rpido, veces intel'rumpido violentamente pero siempl'e irregular, pl'esenta en estos individuos la circuladon muy raramente un ritmo calmo igual, un curso f:dI Y uniforme. La sensibilidad y IJor consecuencia los sentimientos, las emociones tienen una accion muy pode rosa, muy directa sobre el corazon agente Ill'incipal de la ch'culacion y no IJlIede ser de otra manera. La imagilJadon siempl'e activa raramente contenida en los estrechos lmites de lo necesario, real y posible agita cada instante la economa: Mad. Stael en sus primeros aos 110 po tlia ver una pel'sona clebre sin espel'mental' violentas palpitaciones de corazon y desde muy temprano se alter Sil salud y contaba que el rUIJto de Clarisa. habia sido uno de los gl'andes acontecimientos de su vida. El defecto de vigOl' contrctil en el aparato dl'culato rio cSl'lica un fenmeno que admira siempl'e aun los m dicos, esa debilidad y lentitud del pulso de personas sen sibles sobre todo cuando nada lcs agita. Se ha repetido la aserdon de que n9 daba mas 11e 45 pulsacioncs pOI' minu to ellm]so dc N apoleon, y esto no es de est['aarse si se a tiende lo que acabamos dc espl'eSal': no obstantc el hecho es inexacto, lmes s pOI' personas fidedignaf! quc el pplso de cstc hombrc es'aordinal'io no }J'cseIJtaba nada de inslito. Es vcrdad que cra tan poco pronunciada la contractilidad del corazon en l que apcnas sc sentan los movimientos de este rgano aplicndole la muna al pecho aun lltes dc sus ltimos aos en que engrues. Sucede ocasiones que una disposicion enfel'll1iza ha;, ga apat'eCcl' mas activa la cil'culacion de la sangre sin Gansa bien conocida: lo que llaman los mdicos un p1dso nerv'oso, dcnominacion cxacta que caracteriza en efecto ulla sencilla escitaciol1 I1cl'viosa dc la circulacioll. Tan. cierto es csto quc los pl'tcticos espcl'll1clltados se

PAGE 71

eh estos casos de no sangl'ar aUllIHantemente al enfermo si es duil puesto que acredita la esperiencia que l crcce tle accion es aparente. La il'regularidad de la circulacion unida la dismi l1ution de la contractilidad del corazon y de los vasos, y por consiguiente la disminucion de la viveza inicial de la sangl'e, pl'oducen un fenmeno qtle no deuemos de ntal': la distl'iuueion desigual del fluido, La cabeza, el abdmen, y las principales vsceras se hallan algunas ve"' ces en un estado de pltora mintl'as que la sangl'e no llega sino dificil mente al esterior y las estl'emedidaues, Lanzada con poca fuerza por el corazon, circulando enteramente, ora por faIta de energa de lo que se llama 'Vis te1'go ora pOI' la falta de tenacidad de los vasos capilal'es, la sangl'e se conserva raramente en la pel'ifera del cuer po: de que resulta, con independencia de oteas causas, la' fl'ecu encia de congestiones viscerales, el fdo de las estre midades tan insopol'table las pel'sonas sdentarias y estudiosas, de esto tamuien se deduce la esplicacion de la palidez general tan constante q ne un santo padre le JIama: "El uello colorido de los grandes hombl'es"-P1tlchrum 'VirmmnJlmem. (S. Gl'egOl'io N acian: orat, 16.) Pal,ticipa la respit'acion de los cfectos de esta dispoCon orgnica, porque si es yerdad que toda la sangl'c rcpasa cerca de doce vece s por hora travs del COl'azon y pulmones cs preciso que la espansion torcica se haga prontamente con facilidad y en las correspondielltes jH'Opol'o la debilidad de los mtsculos, las fl'ecuentes constricciones espasmdicas del pecho, disminuyen la estension de esta cavidad. A ocasiones. producen estas cons tl'icciones un reflujo tan considemble al corazon que la muel'te es su resultado. Mueiere pet'eci asi consecuencia de un ataque de aplopejia vulmonm'. Son mas leutos en manifestarse los efllctos de ordinario. La sangre intel'l'u m l)ida en su curso se deposita en el parcnquima pulmollae y oprime y rompe poco poco las mallas del tejido y las fibras del corazon dando ol'gcn una infinidad de males como los desgal'l'os esputos de sangl'e, inflamacio nes latentes, destilaciones aneursticas ect,: entonces la oxigenacion de este fluido cs imperfecta y la llletoral' vcnoSt bien pronto se presenta con todos sus inr.onvenientes. Est demostr'ado que la capacida(l amplitud del torax, la estension de 'la rcspil'acion, una libre y fcil circula ..

PAGE 72

-54-cLon pulmonar, la l'cgulal'idall dc log niovimientos dcl razoll y tI'oncos artcl'iales, la l'evi vi.ficacion de la sangl', e por el oxigeno de la atmsfel'a, depcnden en gran parte del desenvolvimiento d e l podel' lIl11SClllal', Nada hay s in esccptuar las secl'eciones ya:bSOl'cQ nes fuera de la influencia de la contl'actilidad y cuando disminuye esta, se deuilita tamuien la energa. En cuanto la calOl'ificacion y SIlS dife l'encias no pUl{den asignade las mismas cau!'as: sin emuargo, los fC!l-. menos tel'mognicos de la ec o nolllia se ligan l)al'ticularmente la accion nel'viosa: notable y especial es el calol' animal qlle l'esulta d e l pI'edominio de esta accion: es acre, mordiente, irregular: es el calol' ncrviso, notable soure todo ciel'ta e dad y uien diverso d e l calm' halitoso, dulce, regulal', patrimonio ordinal'io del temperamento sanguneo y dc la juventud, Si pasamos al exmen de los hbitos estel'iores. del cuel po, hallal' l11os los signos mas distintos de la influencia exagerada de la sensiuilidad sobrc la contL'actilidad. En donde est el hombre que se halle tan mal ol'ganizado que no desee VCI' y contemplal' uno de esos otl'OS que constituyen la glol'ia de l a lllunanida(l? Cuando se aproc: sima, se cspcl'imenta una tUl'uaCon involuntal'ia y se c!;clama dominado pOI' la emociol1 "vedlo qu!" La realidad no cOl'j'es pon de nunca enteramente la imaginacion y el homure cleb'c visto de cel'ca es l'al'amellte el hOlnbl'e de sns obms y c uamlo est pl'ese lltc aun se le blli:;<;a: .fldeo nt plw'iq 1 e, 'Viso es qnacmnt fa1nrm panci ( interpl'ctantm'. Fcilmente pu e de concebir'se quc estando desta'uido el ele mento material ofr'e ce el cuel'po un mal aspecto, agotado su vigol' pOI' la violencia de las sellsaciones y de la actividad dcl alma, La ma yol' par'te de los gl'andes homul'es, con pocas escepciones, dc que h c mos he c ho Illencion tiene poca cOl'pulencia. los msculos d biles como los miembl'os, el cuel po clelicado y menudo c ncol'v:l.do, Su br'azo sin vigOL' anuncia que es pl'cciso bu s cal' en otea pal'tc el podel' de su dlleo pues todo e l cste l'iol ll e \ ':l. el selln de una dbil Ol'ganiza c ion, altcl'ad a y qllc ha sufl'do, Tan l}l'onto aUOl'l'ece como te(!ioso al ejc l'cicio COIIlO se. Hena de vivacidad y p e tul allc.ia pOI' mom e ntos y sin consecuen cia, .-\. veces la piel est tlcsc olol'da, p f llida, la libea muelle sin cOilsistencia y o t r'us l a s up e l'ficic tegumental apa_ rece de un color brusco amarilloso, la fibra seca y

PAGE 73

.... -:JD ....... te;=-llCl'O es t':1.1'O obsel'Val' aun en los llaises (lel N ol'te la bl'ilIantez de la fisonoma que anuncia una salud flol'eciente y unacil'culacio' n plenay fcil, cosas que ocasionen la tez rosada y el carctel' d0 fl'escura y de vida El cuel' po aunque las mas veces se adelgaza, no toma.Qtras un volnien t\OtalJIe il1llicio de una debilidad pl'ematul'a (Gibboll, Fed, Schelgel, N apoleon.) En fin las estl'uctlll'as fuertes y cuadradas, las formas desenvueltas, la c01'1"ugaciolt del escl'ot(), esos signos de la fuel'za fisica tan hien determinados 11m' los antiguos no se encuentran nunca n mejalltes hombres: acaban por desalJar'ecel' cuando existieron, si los trabajos del entendimiento y de Sil vida sedental'iason escesivos permanentes. Voltail'e presenta en alto grado esos cal'actl'es, en que escedi los demas hombres: "Su delgadez decia Segur, me l'epresenta sus dilatadas tareas .... Su ml'ada radiante de genio y maFcia indicaba un tiempo el poeta autm' de Edipo y Mahoma, al filsofo proful1(Jo; el contsta maligno ingenioso, el talento obsel'vadol' y satrico del gnero humano: BU euer-1)0 delgado y consumido el'a un velo tl'anspm'cnte tl'aves del cual se 110S antojaba vel' su alma y su moires t. pl'im,) N o pOI' esto se Ct-e.a que siempre puede pOI' la orgnica estel'iol' de los grandes hombr'es encontI'arse esa llatln'alez .l\ mlvil y apasionada: como se suele decir, "dl'!.Jajo ulla mala calla se esconde. un buen bebedor."-Una sensibilidarl profunda y contenida. solo se lIluestI'a en ocasiones ciel'tas en que el Dios oculto se presenta y entnces el gl'ande hombt'e apal'ece y su alma y su genio se lanzan al estel'irll', Bonapal'te que pl'esidi tantos la Francia y dit'igi los dl'stinos del mundo eut'ope.o no di muestl'as de su genio en los dias de su jHventlld, Delgado, huesoso, pequeo dr1 talle, modestl) en el vestir, de e!nbarazadlls manel'as, naela, no sel' su alti'Va mimda huhiel'a hecho presentil' al hombl'e futlll'O. El ahate de Be .. lIegal'de contaba sus amigos que desptles de seis meses de estal' comiendo con COI'lIeille, supo quien el'a ese grande h()mhl'e y Thomson el autol' de las esta .cf,ones era tam, bien de mellguado IHII'te s i n visos de poesa; su fisonoma habitualmente animada el'a bastante comun y solo se hacia espresivo en la convel'sacion familial', Comparando su genio con su gl'ueso y COI'tO talle, la duquesa de Maine liamaba Mr Van han el hr.oe aldeano. Pudo visitarse

PAGE 74

. muchas veces Plnton sin conoccl'le y sobl'e est s cuenta que habiendo hecho un estl'angero un largo viage para conocel' al filsfo se llen de atll11it'acion cuan do le digel'on que em un hombre sencillo y afabl coil habia conver'satlo muchas veces entre personas Ihuy i'l]inarias sin distingllide. De Lutero puede decil'se lo luismo en la edad media. Solo la fisonoma puede indicar "isos de los dones de la naturaleza. Una ancha frente, angulosa, prominente, SI\l'Cada con las huellas de los gl'alldes y atrevidos pel)sa lhientos; ojos Henos de fuego, fina sonNsa, rasgos mviles, dan al rostro una espresion animada y puede ase-gu }'arse que no es un tonto el que tienG tal fisonoma, sealada con el decIo de Dios juicio de Lavater (1) Sinem : bar'go aun en este particular se encllcntl'an admil'ables variedades, co perdon del pastor de Z.ul'ich, no es siel11-1ll'e el rostl'o el retrato del mal ; pol'que se han "isto bres de vasta concepcion que no tenian una fisonoma espresiva tales como Cl'omwell, Churchill, Tohmson, Goldsmith: la de Malesherbes no tenia nada del heroismo de su alma lml'que.u vista era baja, g l'osero su aspecto, y su forma comun. (2) Nada se contradecia mas que Floran y sus obras. Ya se sabe lo que se ha dicho de las antiguas senlblanzas de Scl ates: "Los que ignoran lo que valia el :filsofo deci an que sus palabl'as y sentencias se pal'ecian las caJas hechas d madera ordinaria siu labor esteriOl', 'pero lind amente pintadas por dcntlo y dignas de adml'a(Juan Examen des csprits traduc. de 16 '61.) El mismo fenmeno presenta Csar. "EI'a delgado de cuer!. 110 y de cal'nes blancas y mueHes, sujeto dolol'es de cabez y padecia alguna vez de mal de que sufl'i el )lrimer ataque eu Crdova ciudad de Espaa." (PlutarcoAmiot) En general encunl'ase en los hombres de talen;. to, animacion en la fisonoma; mi ntras es sosegada en los ---. (.l) Este prelado (Fenelon) ata un grande hombre, magro, bicn hech,o; con gran nariz, Oj03 que despedian rayos de fu ego nteligencia. y con de tal Jin a ge que no la he visto semejante y fjue una vez conocida no se olvid a ba ... se necesitaba un esfuerzo paHl dejardecontem'j">larle.-(iI'lem. de S. Simon.) ,_(;1) Cuando vi D' Alembert, cuyo n o mbre, miscelneas y discur-,sos escitaban mi cllri osidad. pens que los escritos de un fil sofo eqm m pjores que su ma scara atendida su pequea foro ma y voz Mme. Holand ivIemol:r cs) -

PAGE 75

;""5'7''''':: de genio y pudiera. decil'se que el alma de estos se intel'llll en la economa y solo se deja ver en cil'cIlllstancias lemnos. Quin Cl'eyera quo los mismos oj os que reflejan el sentimiento intCl' iol', no revelan siempre al genio?-Altel'bul'y, ouispo de RoshestCl' (1) refuta FontenelJe retatla vamente N ewton: No tiene el ojo m Ily vi vo y llene tl'ante que le atl'iuuye, por lo mnos desde la fecha de 20 aos que hace le conozco, y ciertamente su pOl'te y figura. no anuncian la penetl'acion profunda que se ve en sus obl'as." Los ojos de Montesquieu eran salientes y miopes con lo que le desmejoraua la noMe figlll'a: se sabe lo qua ba dicho la autol'!\. de C01'ina SObl'o los l'azgos y fisonoma de Rousseau y los ojos de la misma madame Stae! no herian 1101" su brillo ni vi vacidad, y sinembal'go, como lo ha dicho uno de sus llal'ientes, llegaban en los momentos de animacion adquirir una est1' aa magnijicencia. Es necesario no creer que las maneras y porte este1 ior de los homures ilustres cor1'espondan sus facultades y trabajos aunque puedan citarse escepciones. La dad muy sostenida de las fuerzas sensitivas, la l'cflexion, las meditaeiones contnuas cOllcenl'an la vida en el cerebi'o y las funciones este l'iol'es, los rganos del movimien to, princi pio ue la fllerza fisica, pi e rden poco poco su volunell, consistencia y enel'ga y deb)litado el cuerpo no la actividad moral interior. Tales son los efectos sobl'e la orgallizacion de la estrema prepondCl'ancia de las fuerzas sensitivas sobre las matrices. Estos efectos son por "tra pal'te aumentauos, disminuidos, variados, gl'aduauos segun las diferentes constituciones individuales sobre todo respecto de la higie ne, tanto como los tl' abajos intelectuales el rgimen, la vida sedental'ia, las costumbl'es, enfel'medades etc. Siempl'8 es inmutable la ley que hemos sentado y fundamental porque se refiere la naturaleza ntima del hombre. (3) Lettres latin es Thiriot, D e ci a m a lic i c samente el mi3mo ha blando de Pope: M ens curva in corpG re curvo

PAGE 76

,

PAGE 77

" CAPI'rULO 79 pe ios e fec los' d e e sta l e y sobre [ct i nt e l ige n c ia 'en general. J ') f : Il nefaut pas s e m e ciJmiitre, Done: somm e s c orps a utant Cju' esprit. PASCAL. .,' i . / ., EI. e s tudio del hombl'e considerado C Il sus f e llomenos ije rgi uiibcion, prueba que la sens ibilid a d m o ral s POl' d c cirlo as consec u c ncia y r cflejo d e la SCIlsibilWd ol'gn ica, lo que e s un hecho. Sin dar (lcma siada e s tc principi b y 'cn crrndole e s tL'ictamcnte den'o los lmitcs de la fisiologa, no l l u c d e rcpugnarse sta vel, dad : Dc qu alI'ovcchal 'ia Ilc garlo.? Si las' rnvesanatmicas, s i ]as leyes d el o rganismo, los fenmenos si]a vida deJos hombres c l c bres, si la existencia dc cada indi v iduo dc cada anima] tomada cicrta altura de la escala org ica, ]a rcprQducen y lll'oclaman qn negarlo?-Dc bcmos adrnitit']a aqu porfiue necesita de hechos y no de tcoras ] a mcdicina, q ne no niega la que en su potente supcrioridad guia la dc terminaCion d c los act o s. 'l'ambien es un' h echo 'la' virtud c ? n ,hecho se pJ1u e ba lll'ecisamente d llod c r d e la',voluntad sobre el organismo. '. I ',' ,Asi un sistema nerv i pso 'my d e sal'rolIad.o al alma Una grande aptitud pal a manifestarse: todo hombre que t iene este aparato y los c entros lll'incipales Jl'edomi nantes, ofrece al obs e rvador un l d e n de fenmenos tan estensos como variados en su y sus p.lOdificaciones. Sin detenernos en las particlllal'idad e s p otemos qqe 10

PAGE 78

-60"'= la scnsibilidad, tomada cn conjunto y entet'o Ilesal'rollo lH'e scnta: 1. o Capacidad de Rentil', 2, o Capaci(la(1 lIe conocel'. s. o Capacidad de es.pf'esar. Estos tl'uS modos (le manifestal'se el mismo poder ofl'ecen difel'encias notables en su lccioll, quc es eIIH'jm ero pasivo y tl'asmite im(ll'e s iolles; el segundo exige cierto gl'ado de actividad d e l cel'elH'o; pel'o el ltimo eminente mente actinl es el complemento y el swnllwm de la inteligencia pOI' lo que es mas I'al'o en su pel'feccion. La mayOl' pal'te de los hombl'es sienten vivamente y sinembal'go,la facultad de espl'esarse en lo gl'ande y bello, lo sublimc y gracioso, lo delicado y natul'al cs dado pocos: Panci Q1WS amavit Jnpite', Aun debe agl'egal'se que los mis .. mos favol'ecidos no pueden espl'esal' todo lo que sienten. (1) Por desgracia el genio es siempl'c solidario de la insu ficiencia de los medios de espl'esiol1, y es necesario quc la disposicion orgnica quc hace susceptible la'el,Doc, ion viva tcnga la enel'ga i)ara manifestarlo estel:iol'me}l te, El hombl'e de geuio, vive y muet'e atol'mcntado ; de la impotencia de relwodllcir el tipo de perfeccion y eternamente contrastado por los in,a": te1'iales se gasta PO,I' decido as en baal'se cn las Q,I1{Ias de la y las olas se scparan
PAGE 79

-61--arte, las al'tes de imagilJacion 110 es lo J:llllS dificil pe ns al' invental' ]0 mas es pl'oducil' el p ensam\c nto ,co:" ftlullicn\()le los con bastante 1'1> lit'\" e que tQlllle el nimo, completl) y adol'nado pHl'a que seduzca;. No, es mllos ciel-tu sinernlH\I'?;o que la sensibilidad orgnica es la base elel genio y del talento, en IJI'imCl' h,lgar, pJ, )!'qlle en aqup ,lIa' se va bus cal']a illspil'aciotl .0<' I a 81>1\sj,bilielael se elcspr'( > ntle la cl'lItella dctl'ica Ijue agitfl .: iJlfla1fJa< las hIpas, las opiniones y las pasionps: elo,Cwenda que exifl' .1I y fel'mentan en lo mas ,I)J'I)Flld del alma y estallan en I'pidos movi!nientos y l'asg()s hementes: la. pod erosa elocuelJeia conmueve las tlll'bas : la, ille'tc multitud como Jpite l conmovia en otl'a p
PAGE 80

-62-afecciones morales influye ell el juego de las oh'as funcio nes, Las co' ndiciones dinmicas del ol'ganismo no siendo de una justa pl'OpOl'CiOll hacen que intcI'\'enga el sistema nerviuso en todos los I'esol'tes de la vida. Es lIotable 'que ellenguage metafl'ico de todas las naciones espresa corl exactitud los efectos de la sensibilidad ex?.It!l.da en la eco noma. La sangl'e se hiela, l'elampaguean los ojos, los co':' razones se encienden, se tiembla de espanto de esperanza; vuelve plido el temor, infla el orgullo etc. En una palabl'a, las PCI,tLll'baciones o['gnicas y las agitaciones del espl'itu se hallan en pCl'fcctrl I'elacion. Con vista de estas Qonsiileraciones no se admit'al' que las reglas de la esttica se refieran al sentimiento y que halla dicho un poeta: "La sensibilidad hace todo nucstl'O genio." Montaignc dijo que "Tanto vale el hom\" bre en es conmovido"-lo que es tan ciel'to que -lIlI rstico animado se hace elocuente. Tan penetrantes como las palabl'as de Massilloll nos pal'ecen las fl'ases del sal-' vage que decia: "Dii'emos los huesos de nuest!'os pa(lt'es levantaos y marchad con nosotl'os"-lo mismo la enel'gica y dolorosa di visa de los vendeanos: Vi"08 le 1'oi qnancl me me !!"-Comprese esto con la suposicion de Massillon ante la, corte de Luis 14.-"Supongo que esta' es la ltima de vuestras horas y el fin del U ni verso etc." N acli, e ignol'a el efecto que estas palabr'as pl'odujeron en el auili tOl'io; y lo mismo puede decirse l'especto de Buffon en su l'es[luesta La Condamine al pintade viajando-"Sobl'c las montaas peascosas que cubren eternas nieves, en ls vastas soledades en que la natuI'aleza acostumbl'ada al mas profundo silencio debe admirarse de que se -le 'interrogue por la vez pl'imel'a." El auditorio conmovido con esta gl'ande imgen pel'maneci dlll'ante algun tiempo silencioso hasta que una sa! va de aplausos le sucedi. El cultivo pOI' esmerado que sea aumenta poco la el.ocllcncia pOl'clIlC es hija de (,In {ll'ofundo sentimiento. Hablad al alma si quereis quc el alma se intcl'ese: h al el lH'ecep .. to pOI' escelencia. Un 1 itel'ato de los mas distinguidos, Mi'. Villemain IJl'ocIama 'l'cito como?.l mas pl'ofun
PAGE 81

:"-'65-": la sensillilillallla existencia nrOl'al de los ht:llnUl'Cs. tnas no. taMes po.l' sus tI'abajos y su genio., lll'edispuesto.s las' sen saciones, las emo.ciones vivas, po.rque en ellos la impresion 'sobrepuja en intensidad y dul'acio.n l a que de OI'dinal'o.; ello.s so.n vidos de estas sensacio.nes y sus }lI'o.dllctoS qlLe se avezan desde la infancia. Po.r la masa de ideas que adquiercn en po.co tiempo., jU'zgan y co.no.cen desde temprano y dota.dO!; dc la: capacidad de eSlwesars!'lt encadenado.s, slluyugados POl' sus propios pensamientos, esperimentan la terdule necesidad dc espresal'lo.s, de pro:;ducirlos y Ja ,nzarlos al lTIllildo. de las intelig cncias. Yes preciso decir que estos pensamiento.s imponen la ley al mund 'o. y .so.n la fuerza vivificante que civi lizu y eleva lil.s n acio.nes, quelas engl'andeee y degenel'a y co.mpleta sus destino.s; La fuerza de las co.sas en el estado. so.cial no. s e funda ni es o.tea co.sa que el conjunto dc las ideas: CI'om.;. well. fu en Sil po.ca "un destinado"-.. co.mo., Napol.e .o.n, l fu en la nuestra. Cmwcrecr que .esa accio.n 'ital intelectual pueda atlaptm'se mo.vimientos l'cgula' es elija 'eccmo.ma? No hay esccso. d vi:da aqu en '10. fisiep i Y en lo moral? Nd se veen efecto. esa agitaciQn siempre renacicte, esa actividau sin remision .impaciente, esa I.evadul'a in. tel'o.l' que co.nmueve cada paso. las llo.tenejas or. gi\.nicas; alJ.llef scnlimiento de la vida tan vivo y ve c cs tandoloro so,. q u e en conjunto. dan la existenc ia de los c l. leul'cs alguna cosa de violento, illquieto., feul'il inesplica. lile fuera de lo. o.l'dillal'io. de la vida. ,; Cesa el indicado estado de enfermedad cuando la vi:. da es muy activa bien cuando se da liure curso al to.r rente de las ideas en cuyo.s casos las crisi's son favorables. POI' una ley del o.l'ganismo se han C1l,c1'ito obras maes'tt'as, lindos -vei'so.s; y se derraman teso.ros de ima giliacio.n y. sensiuilida:d }lat'a aliv:ial'se: po.l' esta razon la llOesa es ,del poeta como. la cllCl'da de la lim, lo que es una verdad po.,.. siti va de la ciencia del fisilo.go. Tal. vez .se escribe sin pretensio.nes una' obl'a y el ho.mbre es d ichoso cuando tiene un buen xito. (1) Pudieran deducil'se de estos p1"ncipios consecu{)udas : iufinitas aplicables la& ciencias, las al'tes'. y la emp .ero. eseeden cstos po.rmeuo.res de los lniites de este escrito 1J.1le solo. tiene I)QI' objeto '1)1'e .. : sental' bases. 1 :",'. (1) compuesto." "El D, Juan-para nU y 'dos a'lJ'!igos A [Mozart.]'

PAGE 82

-64-,Quiz se diga que cstas reflexiones deuen cntendel'se respecto de los al ,tistas ellya imaginacin es mas al'dnte 'fjue la de un sbio, pel'o es un Cl'ro!'; el scbio uotado de la cal
PAGE 83

;""65-= plica. ,< POI' superior .la IJeJ tO\:n. ado el) CIlJ unto esta ,.\1,1) llJledl(. cSeder i tos lmites seala.dosal homl.ll1e. La, vida in telec tual\lllloral es la l primel'a, la ntima rydo acto vital debe ,estar enCel'I' ula en clel'tos lmites, si se quiere dar.Ie un al sentimiento y, p e l'c,ep,c.iOI.J, af.{Q.l l\O: P!ledM sus escitaciones: cntnces eJ hombl'e supedOl j es la vctim a de sus quimeras. Qesea, quie .le, l'o qu l desea, que quicI'e, p.ol! qu susp,it'a? aspilacion violenta, t an pront9 a l te pCel} ci plo cP:' m o "triste y mOI'ibunda :esta los'. de la imaginacion meditabunda, inquieta sin .objeto determinado. .. ,..} "Et que roule san s fin ses vagues sans repose." (Larnm'tine. ) han sido descritos muy bien por algunos escritore1'1. Existe sin duda ese estado en ciet,tos individuos dotados de una gl'ande actividad moral muy ejercitada. Notar que los novelistas la sup.onen siempre en lajuventud min .. tI'as que la olJsel'vacion mdica nos ensea que es acha .. que mas fl'ecuente en el homlJl' e de edad, La sensilJilidad no gastada de\' jven, la grandeza de sus espm'anzas es lo suficiente pal'a conserval'la actividad de su alma. Una lll'ueba nueva de que esta singulal' disp.osicion depende de una sensibilidad agotada prematuramente es que la imaginaci.oll no encontl'ando alimento esterior se pliega y agita en si misma c/'eando y esforzndose de un m.odo increible pal'a disipal' el enojo y el mal de pensar much.o. De abstl'acciones en abstJ acciones, de quimet'as en quimel'as se llega la espl'esion de Rousseau; "No hay nada bello sino lo que no existe."-De este modo nos elevamos de las consecuencias al principio y el que salga de aqui abandona el camin.o de la .observacion de la realidad pal'a perderse en el campo delas hiptesis. A este ca: mino son conducidos aun contl'a su voluntad los que no apl'ecian la influencia de la matel'ia s.obl'e el espritu, Los csph'itualistas .olvidan Pascal: "Es pI'eciso que no nos desconozcamos, que somos compuestos de cuerpo y alma." y .el" divino Platol1 no 1.0 confiesa? l asegura que cada llena y placel' tiene por decirlo as un clavo con el cual _est sujeto el alma, le asemeja y 18 hace creer que nada es cierto sino lo que le dice el cuerpo." (Pbed.oll.) La na-

PAGE 84

tUl'aleza 1m 0.l']'cn,aJo : sabiamente que el (juege ai1unico se cscite sucesivamente segllldo6 de'la existencia acti'va, su fuerza y diferentes mo..i) dos, Nue,stl :os' deseos y sentimi'entos, nuestt'as rasi ones se la actividad: pero la sabia .na, n9s C11SCt. por la. impotencia 'Y" el disgustO', qUlr si" 'iuel'm: nos eSnel'itli'ehtal' im}ll'esiones ; ; sob)!e humanas con la dehili!lad orgnica actual, la' v ida ]0 que ho puede darnos: ella nos d ice por' un fil sofo: "Tu 'eres una cI'iatur a limitada que (leseas una pel' feccion de qlfe no ei es eapa. z: no te cdnsumas en esfucrzps ,rail,Os/'i 1 ues .'solo te cl fmp.le ohedecer mis leyes y seguir tit -carrcl,'a en donde encontrars esa abundantci fUCltc' de que IHlcden satisfacerte." '. '" .. ':, "-c., ';'. it :\!i" 1''

PAGE 85

f .:; t ->l!: ': l .' Be los ifectos de j/' .1; ,.,. !' u .:'.! l.: .. , f 'i CAPITULO 8':' la ley citada en los actos partic1,zare, de la inteligencia. -' .. .. Q .. ";f") En la, esposicion de las leyes generalefl de la sensibi Hilad he notado que el'a ulla de las pl'incipales la facultad d COrlcentral'se sobl'e un solo plinto del ol'ganismo cuan(lo este se. sUl'escitaba. E I estado sano, el mI'bido, el fil'5ieo y el mOl: al, sumillistl'an una infinidad do IlI'uebas de esta' gl"an ley. Esto drmll e stJ'a !)ue la fisiologa, p ate"lo:. ga y sicologa estn intimamente ligadas pOI' fCllmenus semejantes cuyo fin es lino, la sellsibilidad del individuo. Es':uulese v\ an1l'nte cualquiera delos puntos de la econom los movimientos cOllvel'gen inmediatamente hcia esellUJ lfo pOI que hay 'una comunidad deaft'cciones i ncolltestablc eltl'e : los l'ganos. Al momento que ocupa al homb,'e n ,na idea su entelldimientcftoma ('sa dit'eccion, y al rededor de c .sa idea fija viellen agl'upal'se las otnlS. En el estado fisiolgico y patolgico del honibl'c puede segui/'se el CUl'sOl de esta ley y advel'tit' dc qu manel'a se I'cfl<',ja en los matices de la concentt'acioll de las s e nsaeolles de l conciencia. Siguiendo IIl1a lnea IlI'ogl'('siva, encontramos la atenciOil, la I'cflexioll, la m e
PAGE 86

-68"-: yOl' atencion, la meditacion profuuda colocan mas altura algunos hombres. No se ha dicho que el genio no era otm cosa que la absh' accion? no se le ha comparado con un espejo cuyu-foco al'dientemcnte iluminado no alum bra mas de un punto? Efectivamente la atencion, esa mi .. rada de la inteligencia se funda en la imaginacion y ser. tan fuer'te y podel'osa en cuanto lo sea aquella. Nuestro po dero es igual lll!es'a inteli.g e ncia y est igual tra fuerza de coilcent,l'acion. Si el hombre frgil combina cion de un instante ha llodido m edir los cielos, cale ,ular la masa de los astl'os, coger el rayo en la nube, domar al occeano, C011 la ayuda de dos instnnue ntos, el microscpio y telescpio, tocal' dos infinitos contempla placel' el ojo al arador y el finillo de Saturno; si ha podido arl'Rn cal' algun secreto la naturaleza ciencias, sea" lar l ey es al movimi e nto aluni"crso su l1)archa, la ra'zo'1 sus lmites lo debe sin d lIda la espl'esada facu'ltad. S .. gun Avi cena, mdico l'abe, todas las cosas obe deoen a1 alma ck'ocula en st asi s El sentido de estas llalabras. se ; m ejantes un ol'culo qu eda ahol'a esplicadoo' Lal fecwn" ui :clad de invencion, ,la fuerza cl'eadora de las bellas .la ;' elevacion y estension del p e nsami e nto, el 110 d el'l.d e la ejecucion, el n1agnfico don de la vitla al 'bCon ... 'ce;a' l mumol, all' e nzo, todo se d e be la cncent!'acion ; la ,exaltacion del entendimiento ; la intuicion -esttica ,en que el cuerpo no es nada: 11uede decil 'se que entnces de ]a esfel'a de sustan c ias se pasa la esfer'a d e las ese l cias. -Lo p!'in c ipal es tenr!' una cabeza capaz de L reunil'; de conten e!' sobre un solo punto de vistIt el objeto tIeque se o cupl\ pal'a consideral'le en sus partes y su todQ, palla stI'echarlas y dispon e r de ellas como dueo. Debe estifmarse como verdfld muy evidente que tina obra maestlla, no es o'a cosa que la realizacion d e un tipo muy. de ; a t l las elab oi'itdo en la mente d e l hombl' c de genio: ese tipo 'esi'" de cn 'la m e nte d e l poeta y del ar'tista y no se no en las horas de cfe !,vescencia: el pincel, la pluma, el lJlll'iL no son otl'a cosa que los in s tl'luuentos con qu e se l'ea! liza l concepcioll m editada y Goncluida en las lt-a g',I ;c.! gidnes de la inteligencia. Sin sli auxilio el ing, eni \ int l'iorm e nte realizado lo ideal que nallie ha: visto ni Gon; c e bido ntes: "Quocl nusfJuamd cs t gen tium reperit tamen." CUJIIHl0' Fidias, dice Ciwl'on, haci a su Minerva, tenia' en la c;.abeza un llloelo de bci!eza cS'luisita de rllle no apal" -

PAGE 87

-69""";; taha 16s oj"os y ql1e dl :igla su mano, esfol'zindose l-arte, il corl'e'sponder su inspir'acion (1) i Quin 110 conace ef gl'aci:dso epigrama de Voltaire imitado de la antologa: gl'iega? Habla Venus; O ui, je me montrais toutc nue, ',! .. Au dicliMl'S, au bel Adonis \ -JI... A Vulcain meme, et.i' en rougi l'; , i-.... : Mais Pmxitele, o m'a-t-il 'V1Le? -, (2) I I IEl' pensamiento Cochi n: No se pinta con COhlreS' no on lalma,"-no es una pal'adoja, porque desgraciado del a l'tista que suea fijar en el lienzo Ull cuadr'o qe ya no te'n'ga meditado: siri embar'go la e:.jecucio'll 11I!llCa dar. l resultado idntico de la idea sicolgica Ile la fantasma' modelo. Por ntima que sea la i'elaoion .cnke el 'pensa-. . I t mien to y su fOl' ma el al'te humano solo puede apl 'oximar-Jos / sin ir mas ljos : .nicamente as lmelle esplicarse la imitacion de la natlll'aleza. Un pedazo de mf\l'mol ; po 'dr c'nvel'tirse una esttua ellyo plan es anttwiol'; t!'as mi tj'l' sel' inerte la if1sion de la sensibilidad, la' furma y e sp \es' i 'im del ser que siente y piensa;, identifical;se con el mal'l'ne1'Y animarle co 'n el fuego de la humanidall, darle vida' jlOr "una lrgru s rie de siglos: .tal es el secreto de es; tos Iiombl'es 'cuya super. iol' n atul"aleza le hace sel' creallo i's.!! Pai.;a vida tales producciones, cuanta IItbe qu entendimiento! qu enorme cOIl'smo de As debe ser puesto qlie s e necesita un mOVii-' ninto orgnico en todo acto mor'al intelectual. Ntese bien que esa trasformac.ion vital, que esas ema nacioncs de; alma del artista van dal' calor al y el bl'O'n-: 1 d b tI' l I d l t ee y a : su' o ra a eSpl"eSIOn (e ver( a que e espcc ad 'or tenttl quede cemnovi(\o, entcmecillo,ad' mirad(i Quintililrn o r d ecia del Jpiter de Fillias que habia aumentad Hll Fe'ligion de .los pueblos. Al ver el gl'upo de Laocoonte vivo 'lY sufriente; 'C'r Apolo del Bel veder, no hay' 'hombre (r' .' .', i": : ........ --, .----, -.:....-' -... i "j. : .. ., I : ,0) Un. curioso pregunt un pasto rc'llo [el IjwindoJ tallapdq u n madero, SI haCia un c a bailo. "N o lo hago. )0 descbrh" ..... le C')ltE'st. Ci,,: ,Qoncluy V. su esttua," le dijo uno al flamp.nco DuquesIy; _, "A, V. debe as que no, ve el modelo que tengo en mj mente," (2} ,:S, me han visto desnuda el Dios el bello A y ei lh smo fVrilca'ilO; y me sonrojo; pero, Pra xiteles donde m h vis: tolJ' lO' ,,:'.... '.' I '.,. ',:.: ,I

PAGE 88

-70-que sea ill censible. La accion del genio sOQre hombl'es puede comllpende de la enel'gia vital no tiene nada fijo y tCl'millallo, la mas val'able y la mnos calculada de; fllel'zas de la natlll'aleza, Con un sistema nel'vioso muy; impl'esionable, est el hombl'e citwto dI' '1ue la iunel'vaciol1 es irl'egulal', estando mas eonstantemellte unida la funcion al l'gano: jamaR avalual'se con IH'ccision, lo que la sensibilidad sube y baja, se il'l'it.a y alma con facilidad cstJoellla sobl'c todo en ciCl'tll!j tempe.:. ramentos. De aqu ,'esulta la adrnirablrl flexibilidad del pl'incipio sf'nsitivo que se comunica los actos de la ligencia, hacindose cada vez mllS activa y in",jJ la imaginacioll, Esta ley pel'mite al pintor y 11I'esental" un pensamiento bajo las fOl'mas mas diyef'1 y aun opuestas, y llasar de 11) gr'a\ e lo dulce, lo alegl'e y placenteJ'o lo sevel'O, ,,'l'al es la fuente d e la facultad dada al gl'an poeta de asocial'se las grande:drispil'aciones, penetl'al'se de ellas y el alma en de tOlla la cl'eacio .. : se pone en union con todos 'los sel'es y participa (le su alf'gl'a y su dolol', dc sus espel'allzas y reveses; se llcna de elltusiasmn ])01' lo bello y lo 110-bJe y se las debilidades y aun lo burlesco; adquiere innumerables tipos para espl'esal'se luego

PAGE 89

-71-con la riqueza de imagnacion que los atava con uua gl'aia siemlll'e nueva y siempl'c val'ia, porque el alma es tan inestingllillle como la natul'aleza. Los difm'entes tOIlOS los matices, fOl'mas y cal'actCl'es son el testimonio y Plue .. bas de la vClltllrllsa facultad de que halllamos. Esta facultad de tl'asfol'mal'se, metamol'fsis dd alma potica,*del alma pOI'la inspil'a(.;iol1 se encuentl'a constantemellte clllas obl'as dc los mas gl'andes !rombl'es. El delicioso I'ct.'at() de Fl'ancisca de Rimini y la hor'I'il.lle figUl'a {le Ugolino l,an. sido trazados pOI' cl mismo pillcel; los p1'o"Vinciales, y los pensnmientos 11tol'ales son olll'as del mismo genio, sobre to,. do en la poesa (J'amtica lu'illa la ftexillililhtd vehemente de-la sellsillilidad y de la imaginacion. El autol' delle en esta clase de composiciones desapareccl' y (h'jal' lucir al, al'te desel' siel11pl' natul'al; haccl'se pOI' instantcs de ,-al!io CCJl'azon y cal'actl'es identificndose con cada ill(livi' duo dc sus pel'sonagcs pal'a que haga lo mismo quc dclliera hncel' cn el caso quc le supone, Racine es vl'tUfJSO con Bl'uto, malvado COII Nal'ci<;o; .Shakespcal'e gl'ande con Csal', ast.uto y lH'ill' on con Shylock, EII qu consiste el gl'antle del cmico E I de dal' con la misma vel'dad los acelltos de las IHls!lnes, pa<;al' natlll'al mente del lenguagefamilial' sulllill'le !Ic la alta (IC1('sa, de pl'lIvocal' tan l)l'onto la I'isa como el llanto y la tel't1I1I'
PAGE 90

-7<1"":" fuerce en negar ese lmnto de llcrfeccion ,en que el arte se, convierte en naturaleza. 'Si pedimos Gal'I"ick'ql\0 represente la escena d e l pasteler o lo vel'ifrcar blemen je;si e,:! srguida )e pedimo g el Hamlet, lo C(}O tanta }1l'opiedad; t1e l'l'amaJ'em(}s lagl'imas la calla de Ips pastelillos y al seguir' en el ah'e el camino de un (Diderot .. ) Se cl'eel' q ne el s e vero y satir'ieo, Boilealt tenia asombi'osa 'fa'Cli(lad de remedar lH'incipalmcnte .\'o' s cmicos?-Luis XlV qui so que renledase un Moliere: y este convino en qlle 'la semejanza Cl'a completa. Los COl;tesauos consumados conocen p e l'fectamente el medio de llacel' m e ntil' su alma solll'e la f,'ente: sus facciones y modales va r'ian lllaccl' en tanto qlle Lic'htemberg asegura que' los :msc ulos de la cam de un COl'tesano son tan deleznables c omo el ,jelo en el cual en vano se buscaria una iml) i'Csioll durable como si se buscasen signos' de organizacion en un vaso de agua, Estas formas val'iadas de la sensibilidad fisica y mOl'al esplican como le es dado cier',tos 'homul'es e l clllti v al'los con bu e n xito, Segun' Auto Gelio Csal' COllltHlSO un tJ'atado de gl'amtica (Ve analoga;) Pablo Jove se alabaua <.le tener una plillna de Ol'/) y : una de hicr'['o Rishe liu tr'astol'naua la ElIl'opa .' con la profundidad de Sil poltica hacia sostener teni de amor en el hdtel RamuoiIl 6t; Bealll'lllal'chais era un l'esor'te nuevo: tanl sutil ingenioso e n la inh'i g a C0ll10 industr'ioso comerci 'ante el mas posi t ivista. d e la Fl'ancia. Claudia Pel'l'auIt Dr. en medicina. se debe la columna d e l Louvre; Stcel invel1t6 una niquina para condu c il' el salmon fl'esco Lnul'es, Tomas Payne e l clebl'e (lelll c l'ata pnblic una co leecion de madr'igales; al contl'al'io Boufftel's autor de Iin dos vensos ha hetho elmejo l'libl'O del mundo sflbre el libre alberMo. Haller anatmico y fisiologista es autor de un esce.leJite poema sobre los Al1Jes, el gr'a ve Cal'l1ot hacia ve1', sillos: ;elnatul'alista DaUu fll1ton escl'iui II!i.l'te dl lloman, ce en el c1esi c l') "-publicatlo por su muge!'. El c. lebl'e ', qulmioo Hunfr'ey Davis ensay escJ'ibil' un poma pico. el invento l de la lmpal'a de segur'idad tenia ima: ginacioll tar potica y entusi'asta que hauiendo' to el patacio espel'imcnt tanta alegl'ia que danz en su Infinitos serian los ejemplos aUIl en las cienci.as de. si 1Iecesaeio tenel' un punto detel'minado en sus investigaciones, la flex iuilida{l del talento n o es

PAGE 91

=-7:3-= bUS il'ldlspel1saUl para conseguir frutos' en el estudio.-e Quin ignora: que el arteesperimental exige espel'irile ntos val'iados, ima' ginacio119 invcl1'cio ; ,'rcursos y segurid ad? Consiste esto lll'ecisamente la ciencia: el poder' y la pacienda de -las investigaciones cient:fh;as 1". En cuanto los los a:r't,istas q li cosa mas frecue-nte la variedad de los 'talentos? Salvador Rosa fu quiz ... ta:n buen IJuefa comoes' celente Girodet .tambien ese doble aspedu aunque sus vel'SOS no teligan .la poesa de sus cuad' ros, pero nadie ha lle\muo mas Iljos .la val ;iedad u e talcntos que Migliel Angel' es oultor, llIDtOll, arquitecto incomparable poeta favor e ciuo. No pu 'ede dejar u admil'arse como en hombres de costumbrs ausl tel'as, alimentado de altos y<.lgl' av e s pensamientos GUelll'an l'enniuos suma g aci a y delicadeza. Como serva. un :bigrafo de aquel la admirable facilidad de va" l'iar .de de multiplicar. las fases, de esplotal' tmlos las fuentes del arte no se ha mostrado <;ln mas -alto gl'ad o ,que en Miguel .\ ngel. Tan .pronto sombr'o y IJl1-of'Ul'\o:; 'Como li:gel'o, gl'acioso y placentero, yemos pasar al mismo hombt:e ,de la magnitud casi uivina d e Moiss las foumas aere' as de su AUl'ol'a; de la concepcioll .vastade S. Pedro la invencion de un cadalso;, de l<1i' E n el't'bles ,escenas del juicio final los rasgos jocosos de iQu ge .. nio! ; jQu talento! Recur'deseJa constitucion de Huonrotti que tambien fu dotad0 de esa. sensibilidad que hace que apodere de todos los-rasgos de la belleza que se estiede 'liara abrazar una multitud de objetos, se' eleve para' llegar hasta las altas composiciones yse baje hasta los mas pequeos pol'menoi'es, se recoll'ceutI'a para movcrse COIl mas fuerza gl'acia y mediua. : I.larcenos demostrauo que la' sensibilidad mOI'al es s .emejante loa CIl su variabilidad se observa' tl n a especie de alternativa en su abatimiento y su y este abatimiento es tan pf'ollunciado que la s ensibilidad pal'ece que ocasiones deja de vivifical' el llcnsamiento. Sheridan eSl1erimentaba en su juventud esas val'iaciones al punto d e no parecer el mismo individuo: asi se le llamaba la bestia i1Hltjinible. Estas modificaciones de illtellsidad y de sensibili(lad se notan sobre t.odo en el centro cerebral. No hay hombre habituado meditar' que no haya espel'i mentado estas desigualdades en la disposiciol1 de su esp l'itu qu es la inspil'acion? El rpido relmpago del PCIl-

PAGE 92

aamiento que de repcnte ilumina hasta lejanos lmites: ClJ la esplosion de la sensibilidad cerebl'al concentr'ada, una especie de fulgul'acion nerviosa. DlIl'a poco este insta!1te y debe aprovecharse pOI'qle el que le sigue es estl'iJ; en aquel acuden las palabras en tt'opel y la espresion para la verdad de la pintura y para fijada; luego queda el campo agostado y apllas puede encontrarse alguna espi:. ga rezagada. En l'ealidad las inspiraciones inst!ntivas dcl genio no se vel'ificall sino pllr an'anques impetuosos, de -que resulta que hay discordancia en las lll'oduceiones. Ani!. hal Cal'rache ha dicho de Tintoret: "Ho vedut lo il '!'into!. retto, Ol' a iguale Tiziano, Ql'a minore del 'rintoretto." Diderot l'educia el genio bellas lneas: dndeest'la poe sa? pl'cgulltaba UII gr an poeta. siendo asi 'Ille solo va'lr e algo la mitad de lo escl'ito prH'que solo Dios le ru dado erial' el diamante puro. Moliel'e dijo de Corneille: .'Un de. monio viene dictal'le sus bellos versos y le aband'0I1a IU"go"-cul es ese capr ichoso demonio? la inconstanc ia la instabilidad de los movimielltus de la sensibilid ,ad. Tan pronto un esceso de accion que impele el ni nio, ta' u p,'onto un sentimento inte1'or de aridez que aflige y (les cOllcierta: la mllsa de alas de llama que inspil'a el poeta nihil mOl'tale sonans, se le abandona (ll'ontamente y vuelve usal' ellenguage' grose .l'o de los mOl'tales. Y' 11:\ su cedido? un movimiento invisibll' inalweciable en un pun. tu de su sel ... ese movimiento le hace perder' el equjli .. brio y dese.c ho el pedestal cae de la altllla. Los homb"es sbios, los estadistas estn sllgetos igHal. mente semejantes altel'nativas .le debilidad:y \ i glll' ce I'ebral: las inspiraciones, esos rayos de llXI que deciden l deJ xito de los negocios, de las gr'andes batallas se refieren la misma ley del apar'ato nervioso. Llmnse esto ojeada del genio, movimiento instantneo del a lma que pone sbi .. taniente en clal'o lo que se ocultaba la meditacion "J' 1 .... J ',1

PAGE 93

CAPITULO 89 !, D e 'los e f ectos d e ltl l e y en e l c U1'c t e r y los Ing e num G J lba mal e Jablat. 'rAC, Examinando los trahajos de los homhecs que se han, formado un nomhre ilustrc y e s tudiando la historia de su ida, sus a c cion e s, su cOLHiuc ta, sus obras, HC figura la oi 'ganizacion con una esp ecie dc p e na: G mp el'o si de Un' estudio sup c rficiall1roc elle mos un cxm e n profundo mdico-filo s fico de lo fIlie fueron aqu e llos nos vemos ohliga dos admitir la mas cumplida conformidad entre los atl'i butos fis icos orgnicos y las afe ccion e s moeales; entl'e la accion de la sensibilidad y las formas del pensamiento, sin que por esto se lll 'e t e nda que la cOl1stitucion intelectuat. s e a un modo d e s e l de la ol'ganizacion. Por la inteligencia se cre e el hombee superior los animales y tiene con c i encia de este sentimiento y orgullo: luego cuando esta inteligencia sc aCl' ecienta adquiere aqu e l sentimi e nto la misma propoi cioll: esto es natul'al y scede. El que sc distingue y ve elevado sobre sus conciu dadanos y se capta de ellos la aumiracion no tarda en concehit de s alta idea: como el autor de Cinosa reIlite: "Je ce que j e vaux e l erois ce qu' on ro' en dit." Cuando se halla colocado el hombl e ell las escarpadas aIu' as de la gloria los otros hombrcs pare cen tanto mas chicos cuanto mas ljos se le antojall. Gallllrcten{)e que aquello s tengan la protuherancia d e l orgullo, el sentimiell-12

PAGE 94

tu lisieo de ser mas altos que los demas y de que ocupan mas espacio. Lo cicrto es que los hombres supel'iores los ob'os seducidos pOI' la mgia de la gloria tienen ilusiones quimricas y cstmas. Si se trata de un antiguo conquistador, su sangrc es de dioses como lo pretendia Alejandro que se hizo declarar. el Baco de la India.-"Se encuen..; tra en mi familia, dice Csar, la santidad de los reyes 'que son los amos de los hombres, y Ja magestad de los dioses que son los amos de los reyes. "-( 1) Si se tt'ata de un conquistador model no entnces no es posible que se haga adorar; pero dificil m ente se creen compuestos del mismo barro que los otros hombres: aun la igualdad !le su som bl'a se le hace insl)po['tahle. Cuando halag la fOl'tuna N apoleon con sus favol'es, cuando mezcl su sangre con la de los Csares tom el ttulo fastuoso del hombre del destino. i A cuanta distancia veia sus semejantes el que en su orgulloso d e lirio los despl'cciab 'a!-" Los hombres decia, son puercos que se alimcntan de oro; pues bien! les at:rjal' 01'0 pai'a llevarlos donde f(uiet'a!"-, p.oetas, ol'adoJ'es, sofistas antiguos y 1Il0del'nos, bias, artistas, estadistas, todos tienen un cal'cter distinto indeleble 'una alta y comp1etf!. idea de su superioridad, 1 :eal la vel'llad y que veces el amor propio exagera sin, mesur' a. Sicnten y saben que forman como una especie parte de la especie humana. Se le ofrecia Libanio el cal' go de pretor y lo reus alegando que 110 queria d e g['adal' Sil lH'ofesion: oigamos Cardano hablando de s mismo: "N atllra inea itl' e.xtre.mitate humanae snb s tanti;; cOl1ditio' Jliqlle, et in cl)nllnis inmortalium posita." (De vita pl'opr.) Esleba:n P.asquiel que tenia ntimas relaciones con Montaigne dij 9 : "qile nunca babia conocido de mas amo.r lH'Qpio aunqlte apal'entase desd e n de s mismo; y que d ebia lmal'se de los Ensityos lo bueno sin atendel' ninguna de las c01"tesanas." (Lettt'es, lv. 18. tito l.) Voltaire. C ,11 la sociedad de los Conti, Vendome) &c. l'cpetia : "NosQtros somos todos reyes, prncipes ypoetas."-Este. se colocaba en sus rangos y ROllsseau quel'a aItal'cs y es ttllas. Baron cl'cia que el poeta se r,riaba en las rodillas de las reinas, y el fogoso tribuno Mirabeau hblandodel (1) E3t ergo in e,t s J ntitas regum qui plurimum inter ho mines polieJt ; et ceremonia deo:um qnorum psi in raestati FUrot re. gea. (Ewton, Jul. Cesar, 6.)

PAGE 95

-76-almit'ante C9ligni, decia: "En'c parntesis era mi p'imo."-Hasta el pobre poeta Scarron que no IludO' buscar llal'entescos ni rango adopt el ttulo del enfe1'mo de 1 a reina. Sepamos dbtinguil' aqu las ilusiunes del amor 1)1'0-, Pio sin fUl1llamr.nto de la condellda del entendil11i nto q tte ,quic'e y puede. POI' otra parte la osada del poeta y su coil ... fianza no contl'ad icen ni la modestia ni e I pudor del! ge,:. nio. Los hombl'es dotados de yasta iteligencia que 'tie.
PAGE 96

---77-so"-La Fontainc se clIiualJa poco ue las riquezas hadenGO much caso de los ologios: '" "A dieu,lllaisirs! hO, nn e ul's, bien aime (.1.)' J No debe increparseles pOI' ese deseo dealabanza, s qu el son debidas los gmnde s homlJl'cs: no es este el motivo verdadero de que no Il1Ue l an s in post e l'idad litel'al'ia? Convengamos eh q uela ulilcidumlJl'e del renomhl'e es un llouel'o so ll!vil.aunque no el Lnico d e l genio. Aespensas de ,la sa luu delrcposo, de la llicha, de la vida quiel'c disfl'utal' roma del incienso; sus pOl'OS s e abl'en pal'a absol'v cl' el del : cioso humo ellenoso, de ese mgico hechizo. Es el galal'doQ de sus penas, el fin de sus trabajos su yida y elncctar' que -la tt'al'lSpol'ta al Olimpo. Apl'oxima la copa los lbiosy se creel sentado en el banqu e te de los dioses: retil'adla , y \ olvel' el homlJre aparecer lUOl'ta\. El estuuio fisiol gico oe estas altas inteligeneias }l1'uelJa en efecto que el escitan te mOl'al mas aetivo, e l mas pronto y mas s e g,uro es la lisonja si no se cuncede al hombl'e qne la m e l'ece su fi7 sonoma canibia en lo moral y es e cal'\cter que lH'ouncc la sensibilidad muy viva es la i1'ascibilidad. G eT/ws '1"itabile 'Vatnn. Este cal'actel' es tan desarrollado, tan rOl'mal, que los antiguos lo habian determil'Jad; pero lo que uecian de los poetas puede aplicarse tudos los que culti"an las cieucia:; y las al 'tes y son muy raras' las escellciones. Una especie de sublimidad inqui e ta, celosa, ) mpacien te, los ti'abaja sin cesar' y e s te e s tauo se exaspera la influenGa de los mas lige l'ns estimulantes,OI'a fisicos, Ol'a: mOl'ales, aunque mas pOI' las alusion e s picatit e s, los ataques dit'ectm; indil'ectos de una Cl'tica implacalJle. En fisiologa hay una disposicioll de cl'etismo y escitacion que se designa con el nomure de orgasmo y tiene lugal' en ciertos casos patolgicos aunque e l eminel'vioso pl'edisp o ne lIluc ho ese estado. La susceptibilidad nel'viosa y d e amo!' (J1' opio nacen de un so': lo pl'llcipio, La natur'al eza inflamable de e s te mento hace pel'manente e l cl itismo en los poetas, llintores, Ol'adores 'Y ciertos escl'j tUI'CS. 'r Tan susceptibles s on los nel'vios qlle tOllo los hiere (l) .\.dio3 pl c cer e s, h Ollores y mu y am a d a al a ba nz a,

PAGE 97

irrita y exigen l1el cuerpo infinitas y al amOlO plmpio cnidados contnuos: como l .os nios darles leche y alabanzas es el rginen de flue no paellcn La moral como se ve no est libcl'tda de la influencia de -la. disposicion molesta de que hem's hablado y que pl'eserita todas las apal'icncias de una enfcl'medad. Es vel'dall que pal'a el aliri-o del mal es el mejor ogspecfico el sonido de la tl'ompa de la fama, el mas eficaz calmante. La lisnnja es el yugo flue inclina esas cabezas soberbias yardientes y aun requieren qne la alabanza sea g,'ande. sincera y sin los dejos amal'gos de la censura. En vano es la medida de I 'os elogios con un g1'G1UJ de censura: basta este pal'a que sea vivamente sentida. (Baylc.) Bayle lo confiesa un elogio mOd(lI'ado, es reputado como Cl'ti co, toda alabanza que se niega es reputada coino un dolol' y es la espina del laurel que hiel'c las sienes del poet. Esta j'ascibilidad que se liga con -Ia bonda,\ del corazn se observa en difcf'elltes gratIos pero siempl'e existe en' la. constitucion lll'euominante nerviosa: la celebridad auquirid' a no defiende ciertos homb'es pOl'que todos quieren monopolizada. Voltaire estaba celoso pOI'que se hablaba l1icho del aj-usticiado. N al101eon, coloso de gloria, nO' gustaua de que le hablasen de Csar en las alocuciones oficiay au.l1 le incomodaba ;la l'eputacion de Cl'ti eo mOl'daz ingenioso, el F reron de su poca .(1) El gl'ave Boilean decia Trel'ct: "J ven, es IH'eeiso pensar en la gloria: nunca la pel'u ue vista y jamas o CGleUl'al' nadie aunque fllese :4apatera que no haya tenido mis puntas de celos." (Mem. de D licIos.) Quin se admil'a ahO'l'a de Ja agitacio ',le su vida! La susceptibilidad de Gil'O'det era. JlllCS no se dolia, sino se desesperaba clmlas cr-' ticas mnos significantes: f1uin ha isto mas dbil cons tilucion que la de Gil'odet?Los sabios, lo repito, dotados dela mislla cO'nstituciO'n adolecen del mismO' caracter 'as ciblc: fogosos, f,wticos, celosos, ml'til'es de su f, (le sus' iueas, cuanto esperimentan los efectos del odio y la envi dia! Pl'ubalo la Itistor'ia de sus qut'.l'ellas en que hay tan-, ta hiel y nO' mnos ail'e que la de los falsos devotos. Se i'g-, ----.(1) Las caricaturas, chistosas en se le aludia lo modificaban habindose es cedido en furor cuando supo se habia coJo' cadd tres veces al pie de la col umna de la plaza de Vendollla un eU, arteto en qne sa le hacian duras calificadones.

PAGE 98

--nora 1101' ventura que el acel'O q tiC sacrific Ranns el'a eJi.,. }'igido por sabios envidiosos; Roberto Hoock fu el tol':mento de la vi
PAGE 99

::'-80-. lle un rebelde que nunca pudo sometm'. (" DisC01W S1t1' teg causes de l' echo, 1718.) Esta l'ascillilidad es cosa bien conocida de la envidia que sabe apr6vcharsc de ella; es el tendon de Aquiles donde no se yel'ra el golpe. En general el hombre estu dioso salle disfraz al' muy poco sus sentimientos y opinio nes y como siente vi vamente se espl'esa del mismo modo. Es la esplosion de una alma ardiente que conmovida profundamente se it'rita conl'a el vicio, se indigna del ridiculo, estalla conl'a la injusticia. y se revuelve contra las fm'mas mentidas de la sociedad. Impaciente en la contL'adicCi on, sensillle hasta el esceso esperimenta de Ol'dinario una reaccion que el mismo apnas puede soportal'. La su csptillilidad it'ascillle que tiene el sistema nervioso y do mina el carcter no lo consiente. Esquivar sus opiniones lamental' su conducta, sobre todo criticar sus olll'as, es inti'oducirle el pual hasta las enl'aas y el poeta que su primiendo algunos vel'SOS en una composicion se suponia Medea degollando sus hijos da la idea mas exacta del do ll)r que se esperimenta en esos casos. Los homlll'es forma. dos de huesos y de msculos se admiran de una il'l'itallilidad estrema: un mentecato impacillle con el C01'aZOl helado, el C1'neo estrecho, no comprellde esos movimientos tumultuo sos por causas que cree ligeras. En efecto cmo hallia de compl'eiulel'io? Lo siente el? lo conoce? sabe que esta disllosicion es hija de la organizacion y que es de con dicion y esencia? Los gl'andes homllres en quienes la alegria y el dolor tienen infiueneias tan penetrantes los defectos de sus cualidades la enel'ga del talento que escita, electl'iza y tiende la irascillilidad. N apoleon se quejallad' e ella algunas veces: pero y-"sin tenerla no se ganan llatallas."-En medio de una regularidad O1onotona, una prlldencia comparada, calculadora fl'ia de los acontecimientos de la vida hacen el patl'imollio de las personas impI'esionallles muy sensillles y muy irritables. Sin embal'go se dit' despnes de adqul'ido un nombre ilustre { que esa sorda y contn"ua inquietud? Reflexinese que el movimiento ljos de cesar se aumenta con las cos tumbl'es, y la sell de la celelll'idad. como la del oro 'jams se sacia. Es pasion que 110 da tI'eguas de rposo: un xito feliz p"itle ott'o pOl' cuya razon obsel'v un antiguo que el laul'el con que se COI'ona los poetas es una }llanta corrosiva .capaz de embriagar y aun envenenar. El deseo y el

PAGE 100

-8f"-: po(ler no estll's'cmpl'e en armona y la lur\TIam za 110 puede esceder ci ertos lmites sin que se altel'e 'la or.-.. ganizacioil y el que abuse lH'onto sufr j las conseclfencias. Gastado por las emociones, pOI' las Gion del sistema nervioso, por la accion muy spstenida del cerebro, el pensadol' exaltado conduye 1101' :llegar la SUb' ceptibilidad ne'''lJiosa mrbida. Este horroroso estado de' que ya habl y al cual aludir aun en lo adelante cones-l)(lIlde de ordinario los homlH'es de genio que IlO han'sa;biuo dirigir' ni conser,ar' sus fuerzas; cllando todo les hie..; 1'6 y lastima, clme'nor obstculo les irrita, y agotado el vi-, gOl' de su o 'rganizacion se asemejan las mugel'es en : los, caprichos,' manias y cxigencias. Aun los de apal'i e ncia m -110S sensilile derraman lagrimas con ft'ecuenGa. El tel'ri ble Billand-V Ul'eJl es estando en Sinillnat'y se" deshizo en lagl'imas llor'que un p.iU1'o le arrebat UlY. peluca que cstimaua mucho. Se ha visto, dice el mdico Lorl'y, litera-tos de tanta susceptibilidad que desfallecan al leel' las be-1 ]las producciones de Homero y de Vir'gilio (De melanch-Zi mrbis meLanchol,) Un cuadro bello, la r elacion de una alm a sensible, un acto de afecto y delicaueza IH'ouucen menudo estos efeetos. Yo he visto _COrl'el' las lageimas en los casos siguientes:-' En la batalla de DeWngen en 1774 se prcsent un oficial ingles que no .1.enia mas C]ue una mano con que sujetab la brida del cabaHo la cabeza del e!Ocuadl'on. Salile al cncnelII'o un oficial fl'iLnces y al notar' que no tenia ya: Inas lle un bl'azo cllya mano contenia las riendas del caballo lo salud con la espada y se dil'igi otro }Junto. U n andamio se derrib cal'gad() de al uaile s de la al-, tura de cien pies: por milagro UII? do las vigas sc sostiene y cn ellas se colocan dos hombl'cs: yacila el madeI'o y amellaza romper,e ....... "Pedl, o soy, padre de familia:,o":-tiene ra-', zon dijo Pedl'o, y se d eja caer de la viga cncontrndola mtiel'te en el suelo, El doctor Salsdol'f cil lIjano sn,oll del lll-ncipe C1'istiano al comenzarse la batalla de 'Wagt'am se vi l'ada una piel'na }lO1' el golpe de un O'UIlS, Tendido en d suelo vi quince pasos al ayuda de campo l\h. Km'bol'ug fJue del>ribado por una uala al'l'ojaba sangl'e por la boca, y fOllocindo que el oficial pel'ecia sin su atlsilo recogi sus fuet:zas y al'rr\sI'ndose por el poI YO se accrc la sangre y

PAGE 101

, ... -85,--, . le tIr Hida MI', 'KC1' b ' ul'g ll pUll' o "aJ)l'a'zar a lsu vador pOl'que 'anspol-tado Viena no sobrevivi inas (le dl : O dlas fi.' l " ,,' ,':'nos 3:1,tists darl ' men H do jihlebas de ternura en cir,qe corlltillv c n aMns hil'as plwsonas: El Doin, i ,')Kc'uii1() se .. drshacia, el lgl:mus que: aigu-: nos-c:\'n'ri'dl'os d q Ti;ciano se l' ,emitian Espaa, ," La vol,: ,ienuo al-asunto, esccsiva altet'a [' ) I ( ., la y bi.en cstar; pOl'que la ser un heclio en ql\e Ilada ve, 'lI, i oye, .ni 11i,ens' a 8111 estal' COIliovido, .' r : eces PI' CiI'Cllii, stalycias 'paHiclll;u', es (Jel -tem-' J)cl'kmei\to)a s : e 'conrentl'a en la imagina'" ;io\1; qu e s cll fuI'ece CO!1 e l menol' mot.ivo: d que I'esldtarr la rusticidad selvtica', la natUl'aleza' caIH:ichosa, los mum .entos Je mal hUl11ol' qu e 'tanto se atJ'ibll..' yen ,:Jos de ml'ito. Lo que no d bc 'olvillarse es pue bajo esa ruda c:p se' oculta a 111/'11 ullo un COI'azo"J'l y burilO y.' }luc'de afir'm:ll'se de cier'tos sabios lo CJue d('c ,ia Gar'l'ik de SlJl11!wl 'f'fjllflson, que 110 tenia de os' osina es pli c a como 0;. 1Ia ele hOl11br'rscr.lebl'(' s se qurjan S ,t'l11pI'e de su sS ,il, \ e n lo altP l'aeJa, En e(ed,? ellos estn, slljptos .CO, lItillu:\s dolencias porque los !tel'':' pOI' deci 'do as al de:,nuc!o csHin siel11pl'e il'l'itados y otl'OS por sensacionrs agl'aclabll's no drjan ('c-110SO la economa que satul'al' l d e it'l'itaoilidaeJ. Lo que aurste. enojoso es C)U(' la mOl'al no di'ja jainas d la: 'mia me proporciona carla parece ']U,1 torlo lo que amo y .mer cf.l!)vi lmp. va pntri slecp tan to CAn 'e,t'; m i cora .7
PAGE 102

--':84'-: J.lqulbres. naciero" n con cllll'edominio del siste-. l ) rur a Ilerl''o so, '" ( H l I .' Afortunadamente no siemIH'c este sistema adquiere, sq que. la sensibiHdj\d : contenel lSe en los lImItes de su aCClOn normal. UIlO de sus j..I. : 1 I r '( ') atl' ib :utp s COIllO ya lo hemos dicho es la movilidad, por lo que se H lla.instabilidad e l dMl}luellos qu.c se entl 'egan a mtelectualcs ta, reas. ; el hombr e es un ser v i u :ilante y di erso lo qebe movimientos de la sensillilidatl; como el ta, el el sabio, CI fil sofo son por sei 6s hqmanos, sociales y pl ogl'esivos, y como estn dQtados d S mayol' sensibilidfld, las variaciones y fluctuaciones !?er mas que en los denias hombees: y en ,efe cto . como Platon y La Fontaine que es c p s a l1luy ligera el po e ta: "q' ue vuela pal' t es." J!':sa nat\u'alaza inconstante yolad e l'a y movible se .enen los cnsuy,os y las lll : oduccion e s del cntendimienes cal'cter que no pucde ser bOIT ado. Cual que !lO haya conc e bido, l)J'oyectado y acometid q una multitud de obras? POI' qu no se terminan? pul' falta d e .talento! De ningull modo, peru venc e r las dificultade la e jecncion exig e lJers everancia que es cosa ltQ mas .IJl;\noso es dal' las primeras luces d e l p e ns\lmiimto oierta consi s t e ncia y fijal' por decirlo a .s el nt.s que d esaparczca. Un soplo de poesa infla las velas aJ poeta y se lanza lleno de alegJ"a y este sonlo le y queda fijo sobre la tierra. Apal ccen y flotan b ellas en la imaginacion y el ente ndimi e nto s e fur,rza el1 tomarlas y se detiene, eleva y cae : inllm,se :'Oll l!ls 'primeras 'cJal'i<:1ad y s e con Hli I!lC!'a,'i cwnten!}1laciones E s tos ).SOI.1 tl}S porque ponel' la ltima ma lO n lIl')a. pbr.", !n lt stra son contral'ias: exges' c cier; to gl'ado : de pasion, lIna o m ezcla de entusiasmo y ai1fJ.H:sis .una imaginacion' de at"tista y la de !:In pito. > Y hay tan pocos homlH'es dotados de mejantes que aqu e l mismo que llamamos genio no las 'tie e instantes: de ahi resulta esa mu Ititud de olll 'as itcompletas, de poemas, bosquejos, esquicios, planos r y espCl'llentos, de hipte s is y si:stemas que en el entel}: dirniento una dbil t,u ella. 'rodos estos hijos del pensal Jiento sc q Ullbian COIl ; alegl'a pel'o no crccen sin los tui'-I

PAGE 103

, ,-85-patnales, dificilmente llegan adquit,it, rnad 'u.: l'e'z. La ruta es larga dice Lessing desde' la imgl. Jindon' al pincel y cuantos hombl'es se piel'den en' e -11:0, U 11 bigl'al'o, J uhnsoll, cuenta hasta S9 obl'as cm p l'csas litel' al'as aeometidas y no '1. :ti)stas poth'n drjar de pl'esental' un ej y mplo. Est, a ae" don venturosa de la imuginacioll y : del pensal ninti> IIM' o (Je y encantos es falta llal' \l. aquellos a qe ha tenid!i .. pOl'ql e las nuJ)' es al'l'astl'adas ,pl' 'iento no atravie,sah el hOl'izdllte con tanta rapidez como las ideas y divers"s de N apoleon se sucedian en su 'CMemo'es,) ,'" Como I'a emocion del momento infl'u'y'e esp'ecialmcnte ;en las dete l'mim t ciones de la maY91' pal'te de los hombi'es fJ u ([lera sucedel' uando so l 'H vas y fl'ecuentes, tan' (}'o son' \ at'iad os? Bt'avo es entre seres muy scnsib les l carctel' igual, sencillo:, inaltet'able. El pill"l'eactOl'd l !y.o soUl' e' Ol'gilllistlO es veces muy dbil Sbl'C todo eh los pl'imefos in 'stantes de la impl'esion y h inconstalite de sentimientos y acciones son por esto IDisino }lltichas veces el patl'imonio de personas dotadas de una im:\ginacion ardiente pOl' lo que p iIdiera ode'cirse, ge1iu's itstabile 'Varum. ,,', Una vida igual, sin disonancia, sin variedades, slll contl'ates; componen una bella y completa al'mona y es .la ilusioll al mnos de los estoicos, bien es puesta pOl' 11110 de los Antoninof;: sin embargo se puede alH'OxituaI! algo .lhas

PAGE 104

-8-6- de esp. palanca s e Ieva,nta .y. r,1 mundo de las ideas, ()uede esp, lia'se la admilaule (leuilidall de tle mllclirJs llomu'es f!Iera de la lnea de los delllas "pol' su gell 'jo y talento, (l) tol g'andes, esof (lel e,"nd i mien to hu m 'ano C\" l :l{l,;ell, de vigol' en imp11I'tlu .lt},S' La con los no lossllstiene Si.se qllie'en jn;plIlso en su illlaginaeion, en la' teu (,1 nel'vios cllan do se tIe I a glo.-ia, de acontr.cimientos; pel'o q i se t!ata de atI'avestl' por Ios la:yida, las penas mas pl\queas desg'aciados. P, :eH, erl\l;t ) o s ndicados c" ,act'es' JIlS de unlJ. temp" stt!o!"a un cali:n? y ,de 'epo('io y p a r a ello,> vitla comlln le es otliw ; la, es la imgen infie't-no y se ven acometidos po,'los eno.ios, vellcidos sin comuati' tlllda tle el H,'o, viene de n'osotI'os mf,,-c.fll\Cepto Ips
PAGE 105

-fs7-": 'I11C sU Jl,ntgona. ES,sabida, ;la hCl'mo(la ,res/" l,uesta l que. di Sual'd al duque de .. que pedia de )llIlrte de su SobeJ'a no un !\l't,CuJ, o de peridico paJ'a escusat lat mlli:lI'te (lel duqu e -O' Ellghien y nadie ha ten ido un caJ.'otel' mas suave que Sual'll. Newton tema mucho las cosas Jn3(S )lel].lleas y cuanQo iba en coche cl'eia que se caia. y. se asia de laR CM. Al'ago Noiticia solwe Tomas .Youn 'g) El mismo Napoleon tenia muchas }' ebil idades l'especto de su mugel' y clwtos cortesanos: como l son muchos los literatos, sauios y artistas. Si se les oye ap,arentarn lo, uno c,?mparaba los con tt'aticmpos de la vida los il1!;lectos que vuelan en at, msfcl'a 10s'l;ualcl;i e'lmanto cflpa del cnico enjbpta el aguijon: l,el'o es fantasma que conocen mdicos que los aRis.t\1n y las personas que lo rodean, ,la. sens'ibilidad los muy paJ'a que sea de otro. lllodo. Este cOlltl'aste del entelldimiellto y d,el tCIl, es : a movilidad de ideas que sicml1l'e admil'an en tales homhl'cs, resulta: laJmaginacioll la mas il'l'esistible, tambicll la mas, ,la mas elstica, la mas oomplaciente de las La rennion d iscOI'de y va1'ablll de facllltades eminentes debilidades, al pombee en el <;;l1al dominael' ele mento nel'ViORO y est sometida 1 as propensiones mpI'ales de SIL constitlcioll. '\ Su vivo ardOl' la. encadena y arrastl'a estl' avos la razott y yec es sr. les ve .IJaBat del desI;clcl1 de las acciones la elevaciqn de 19s ,mientas, de perl'-Ieeees pueriles 10R mas sao cd!ileios, Un val'onj,! esfu p J'zo es segui do de Hila ta irl'csolucion: se ul'l :eoata jl'ta. y ese 'viento de clera, ese l'eI:mpag i ) elel, pl'imel' instan, te y ol'a es 1!l1 leon, ora ulla palv,ma y tien!lla ni,o la ;violencia del hUI'acan. Apena!;l le halag, a la espel'!\.J1ziL disipan las nuues de 01'0 d el pOI'v. enil' y pCI'a, Siempl'e m'iandll de ideas su on c1ulacion oiol'les, u n flujo Y' l'eHnjo de sentimient()R culltt'adQs cuye;> ol;gen eviclente 'est en .la imaginaciol) fogoRa, desig.l1al .quee onduc una estt'cma sensibilidad: he aqu la elevucion del:,alma, y Fiu abatimiento;, tanta y tanta sabicllll'a y locllJ'a, ta.lento y tonteras, pOJ'que U1Ut alma "Ollcicula 'en ellJtolde de los tiem,pos antignos p!lecle sei' manchada con el vicio. NQ se nota. lo ltimo. con y a(lmiL'acion en la historia de, muchos gl'alll1!'lS hon,bres?

PAGE 106

:'-":88"""; Esflisan d nn minuto." Es tlH de pieces stt, te ap tii de Sait H .. Jlle 1 '822. BYI'on maltl'atado ell 'Lin oUI'a pel'i l!iea ehn" cilJw gl'andsimo dcspecho quc no ocuit al pintor West (ju'e lo estaba l'tl'atalld : No s si 11'0 pe['() llj lo hag()fscl' !Je,ul1. modo muy rnal'go: sin embal'go si tJlej& pasar tres dias no pensar mas eno, Estas r.osas me -ocupan pf)eo auquc me inomoden al principio."-Estos 1TI9'mentos los llamaba rabias dc clH\J'enta y oelio !iof'aSJ Qu el dc Byrol1 cOlls,i' del'ado com poeta: y cot 1110 hombrc! Reun ,ansc en l su fatuidad de dandy, sus afe L "minados gustos, sus hericos hechos. sus humos 1icos, su', la sc f ie 'dad, su genio y sus il\cnseuenia: estc cuail'o desmentia lo que acabamos' d.c -decii' : y nos obli-ga esclalu'ar: ,,Aut illsanit homo, aut 'Vel'sls facit?" u ,", '''Vio'ltait'c pasaba, ell un instante de la ele' l l a al cntcnr. l ecimicnto y de .Ja indignacion las jocosidlules y con la 'mayor facilidad cs tllllce y flexiule, insolcnte y cftri'oso iJ1(lomauic y ol'glllIoso; sc eonsagl'a gl'andes "tal'taS pal'a los pal'isienses y Js lIa Ill' a hl'balOS, 'WeIches y los quicl'e al'l?ojar del gner'o hunia'o, Cuenta Mal'Ill0nteLell SIIS 1J1e1JW'lS que, habindo-]c ido vel' desimcs de la muerte de h {mal'quesa du Cha' telet le eneontJ' deshecho en lagl' illlas inconsolable PO, l' su :pr(lida: qt.le habiendo enh'ado en seguida el intendcnte cont algul'las historictas jocosas y VoHairc Sy :C-liJ:i en su dolgl' hast el punto dc I'e}l' ']es' son los efectos 'de una gl'an movilidad lwcci). : saille'tte desigual y fluctuante, por lo qu e repito que sel'ia lln fenmello estJ'aordinal'io V('l' una sellsibi 'lidad eS( l'lis'ita y NO,sabem' os 'dc ott'o ejcmplo' (ue el de S'cl'ates; Jero recrdcmos esfuerzos cO'nstan .. les !J.ue I)acia en vencerse llol' cuya l'azon ser dnHr.able que-fe decJ.ara'se ,el ol'culo el mas sal>io de los

PAGE 107

C.APITULO 10. .1 ; ap[.Cltciones de los prinaipios ." r ", Si vida pblica y social en este momen to, se ver manifestarse tambien en ella la vel'stiIidad de de las personas de temperamento iterv.ioso pOI' mucho mrito que tengan biljo Otl'OS aspectos. : Hay litel'atos cuya f l'eljgiosa poltica es itilllutable-y siempre los mismos en los tt'astornos de la sociedarl { p man en ellos una p.arte mas mnos aCtiva: sin embargo ,cuantos ol'ailol'es, pintol'es y aun filsofos han cam lJiado 4e cuanto no han hecho para aplacar las nmesis de las revoluciones, las circunstl\ncias! Se ha ado iado la ninfa Eco y las val'iaciones de Eco 4an sido tan bl'uscas como frecuentes. Se ha demostrado que las hfecciones viajan fcilmente impelidas del viento reinallte, Pi'yden compuso estanzas ht'l'icas en elogio de yen seguida un poema la Restanmcion, ".-\stl'ea Rdux '&'-yesto ha sido imitad o en Fl'ancia, porque las misma s IIl: oducen los propios ofectos ( 1) N llestl'o C-st, lleno de elogios todos los poderes y gopie r nos quc tan apal'ec1do en nuesb'o desgl'aciado pais y nil i gun triunfador ca'ece de un poeta, Pol'que admirarlo? N son, me dit'n los literatos y artistas semejantes los dems liom bres? pal,ticipan del esprit1b de imprude1tciay e1'1'Or? duda, pero su desgracia quiel'e que se eternice su delli 'idad en sus obl'as: la inmortalidad consagl'a su vergenza r. t ( """P'-"--_-...!.-< (1) L';grimas queno arranp,a el dolor, por la gratit d cone P . Esto d e cia Ecouchare Brun sebre la pension que le di el rey Luis XVI: se sabe que poseia y opiniones le distinguieron pocos aqs

PAGE 108

Los viles aduladores de domiciano se olvidan y Marcial y sus versos siempre se recordarn. E1llOeta de} poder no es el poeta de la "f,tud, Debe Dotarse en honor tle la ve. dad que las opiniones Itel'ato no son sempl'e el )'esuI tado tle un dilculo. Su lgica se apasiona mucho y lllenudo y l)rocuran los pl'ogl'esos tle la l'aZOll pblica. Esta instabilidad de la imaginacion influye tambien so bl'e la carrera que deben reeor', 'er: sin hablar de, la vocacion especial, el qnofZ "/.Jites sectabor itC1' es lUl'go tiempo sometido delibcracion lia r a los l]ombres de talento venetrante. Se cuenta que el clebre refol'madol' de la Trapa deseoso de abrazar estado, consult vl'ios IH'elados: uno le aconsej que se hicier'a religioso, y el abate Ranzad tI'a .ductor de Allaereonte tlmit m\lcha aversion este esta.uo y csclam una poco 1 1ropia 'al saber' fiU 'esullldon. Su' penitencia fu tan como sus I)asiones, dija :PUl! oposici,on recQr4 .ar, que Didei-ot fu devqto : en su . fu-:: .ventud y })asta jesui, ta. El !Jny; qllien lo cl'eyri! fue ell S. Fel'mill y sien dll ,tal su.fel'v.OI'.religioso, que un sacel'd ote le .p'v l i bi. Q .hll'a I:tl asnomo ,que pl ofes .el m :as ,afis,!,o, liabia una obrita con este <:pg'afe: Coelt reull .mi de Eulel' : l'am Igl'i .I-;i,as con s id 'erando que' el sbio. y vl'tuos E ;ulercra un hel'csiar ca. estuvo Ial'go jj.ern po \ndeciso elltl'e Ja d e tl wminflcion de ser, I,Il': -,dieo botical'o, y Schillel' estudiaba jUI'ispl'lH! e IJc,'f\ y. luego .se hizo escribiendo dos disel'taciotle } ; m-' Se le nombr .. c.ir'u,no d<,1 re: .gimiento Auge y abandpl1 bl'liscanH 'nte. el regimiel l.to, ) !ecOI'"i l llJa IIaJ'te de la Alemania. y se en filsofo, })oeta, p l'tlfesQI', pel'iodista ed. E ste' eSlji' : i ,tll este, listado d e i ndecisiol1 en pl'oy.ect9,s" s e tanto como vi.da yJo. q ue en chanzas s iJe.j, _de las del abat.e Ve!'tot: le. es apld bl. )!:l. ',I'a J sodevorado,de no en la _cnJa s oledad; y donde se' VIO cal'actel' mas val'lb le que el de]a reina Cl'stina de ,Suecia: devota y fi l 'sofi que nunca pudo saber' }o ,que qll<'I'ia. Antes que B fmsera. de Ilijese: "Desinit "/.Jim7lt mulier sUllerni"-im critor contcmj!pruco escribia: "Esta lll'illcesa pel'egl'illa

PAGE 109

-91-"Ver, etiarn peregrinatnr corpore et animo: (1) ella hace asesinar Monasdelchi y asiste los sermones del P. Le. bouts sacerdote del orat()J'io. (2) Este deseo de cllntnuos cmbios conduce algunas v eces al abandono incuria aeel'ca del pOI'vcniJ', notable entl'e muclHIS litel'atos y a'tist.as, sobre todo en las pocas qlre pl'eceden la muestra. El dl'fecte de lgica cnlas acciones, es decil' el abanuo .narse una vida de aventuras faltal' la fidelidad de la gloria pOI' el placer y la pel'eza "comindose el capital y los rditos:"-Tal fu la vida de una multitud de sbios, de poet as y a I,tistas y esto pl'eba su poca para la intl'ga y ciencill de antecmar'as, })ues ignOl'an lo que saben los "bestia como un genio" decia Duclos.--En nuestl'os con razon sacan mas ventajas de sus trabajos y muy dudoso que Montaigne pusiera hoy en la lista de los gastos de su casa: "Item mil fl'ancos por mi humor perezoso." No puede citarse un es crit.or que quisiera pal'ecerse Mil'ubeau cuyos negocios se hallaban cn tanto abandono que la hora de morir deba aun el primer vestido de sus nupcias. Empero dirn cmo conciliarse ese apetito de emo "dones "ivas y variadas, esta activillad atormentadora, esta necesidad de mudar de lUgar, con el amor al reposo y la soledad que se dice espermentan los homb1'es cuyos tI'abajos de entendimiento les forma su di-O cha? se puede contestal' desde luego que si en la soledad est el cuerpo en reposo, jams le tiene la imagi lo es conforme sus deseos. Por otJ'a ;parte un lugar tranquilo 110 es poi' mucho tiempo un sitio de encantos para los literatos: cuando HO['acio estaba en Roma suspi-(1) Nalia es frecuentEl como estas varia(\iones religiosas en la historia de los hombres de todas las pocas. Bayle b.bla de cierto poeta y filsofo del si '[lo XHr nominado Juan H \maut qne di una insigne ejemplo. P.nr mucn tiempo hizo alarde de ateismo y ha. bia compuest.o tres difer e ntes sistemas sobre la inmo' talidad del alma y h e cho dos es Holanda pelra Spinosa. Convirtise en su muerte y Sil confesor le prohibi que recibiese el vitico con una uerda atada al cuello como preteodla hacerlo En nue tros das el Za carias Wemer autor del "Veinte y cuatro de Febrero" ha sido suce sivamente celoso protestante, cat'leo, jesuita y concluy por dedicar supluma a la I'anlsima Vrgen, (2) La reina Cristina des e mpera toda suerte de oficios en su vi da si no muere pronto. Ha representado muchos personages rl iferen tes y lejanos de su primer estado cuando se le l lamaba ladcima mu sa y sibila del septentrion. [Gui Patio Let. Spon 26 de Julio 1658,] 14

PAGE 110

-92"':"" 1, raba por su calra Tibl1\', y si se hallaba en 'l'ibur descaba volvet, Roma, Estdiese la vida de Ciceron puede dal'se mayol' inconstancia de carctCl'? En el dcstier'l'o su esposa (\r'a su luz, su pasion, SIl vida, su buena y fiel compaera, .. mea l7X, .. mut"'Vita .. mea desidc1'ia,jideliss-iTna el oplim conj1J,X y poco tiempo despues l'epudiaoa esa di vina Tel'encia:' l echa de m nos su quer'idll 'I'usculum le visita con pIa-y lo aoandoha'sln dis g\lsto, Poseedol' de diez y ocho casas de campo .le. dice Aticu: "pol'qu 110 te acom ,pa .. o? porqu no veo ms bonitas casas de campo las delicias de Italia?" (1) No oostantejams vivia por mucho tiempo en iba y venia, se inquietaoa y agitllb a hasta que al :fi n fuerun da'vadas -sn cabeza y sus mallos en la t'iouna de los oradOl'es, COlltmplese Boling brocke ambicioso y poltico, filosofo, estadista y lite l'ato, sevel'o y lir:encio so: pas sin cesal' d el estado los placel'es, del ['cth'o los negocios del la soledad, En v ano se lisonjeaoa en ]3U quinta de Chatelop de sel' all dichoso; en va no su hacienda de Dawuy eSCI'ui sool'C"la puerta: Satis be(bt1s rw'is holt01'ib7s, p{lI'qnc un IJI'incipio secl'eto de agitacol1 no le pcr'mitia echal' el ancla y detener'se, Ponrh' algunos ejemplos y pudiel'a cital' milIal'es entl'e los cuales en cOIlt!'aria: Agripina, Rabelais, Clemento Mal'ot, Cer"antes, Camoens &c, Los Iitel'atos y presentan los mismos fenmenos, "Me pal'cce, deca Chanfor't en sus cal'tas, que si yo fijo en una parte un ao u() pudiel'a vidl', Se r:onnce la singulal' aficion de Beetoven por los paseos y el movimiellto. Aun los h()mol'es mas gl'aves nI) estan eseeptllados de este juicio: Bacon nota que Tito Livio desplles de haber d icho que Caton tellia tal fllel'za cspI'itu y cuerpo que se hubiera ilustrado en cualquier pais en donde hubiesc nacido, agrega. que era de genio yerstil, ingenimn 'Versatile, "Ro, usseau ap. e sat' d su geJilio incompal'aole (wa de cal'cter tan ,'al'o conl o inconstante, Puede cuanto ya dicho Rousseau es por as el Pl'ototipo elel sistema riel'vioso, Su alma de fuego, sus inmensos talentos, sus cf)ntradiceiones, s us sofismas, sus inconsecuencias, sus debilidades, t()do nacia de su aL'diente imaginacion y de su inestinguible sensibilidad. Siendo pOI' esta razon u ,na especie de 1 __ ___ (1) CUI ergo tu"m !10m auml Ct1r oculia Italif villulQfI meaa non yideo. (Epist. arlo At, 16,)

PAGE 111

-9.'3-anomala, un ser esb'aOl,uinal'io. Juan J acobo solo lme de eSl)\icarse aten didas estas razones. Inconstante en la f en sus opiniones, en sus hahitudes" en sus amistades, sus avel'siones, se dkia que era su Cul'azon un abis mo de melancola y de p e nsamientos dolol'osoH, dos pel' sOllas que pie nsan de un modo distinto y que ocult ,\ en el l)echo dos g e nios opuestos que le impelen ol'a al biell Ol'a al inal. Busca el veposo yen ninguna pal't e l e ellcuell tl'a, prenel'e totlo el l'e pllso y la soledad y 'vi ve en la calle Platrie1'e; concibe de las mugcl'es 1ft, idea mas ventajosa y vive 40 aos con una gl"lIsel"a cl'iada; escribe un tl"atado de educacion y pone SlIS hijos en una casa de cal'idad; quiere limosna de afectas y husca ami gos y ciel"l'a su puel'ta tCIJlel"al'iamente cuando le pal'eee: oso no est visible."-Desinteres ado l'ehusahdo altivamente los b eneficios toma 1In vlIletin de la pel'a. 10 vende ell si e te libl'as y diez suelllos juzga al hombl'c con l'al'a sag-acill'ad y crtluln, desconfiad o simult.neamente se hace eljuguete de s mismo, de sus pel'pl eg idades, de sus quimel'as, quer iendo y no q uer'iendo di vidienuo su tt'iste viua elltt'c p ensar. es cribir' y al'l'cpintin]ose ue habel' eSOI'ito y haber' pensado. De un carctel' fl'anco, de insiglll', honrado natuI'alment e y vicioso pOI' costumbre, pOI' d e hi'lidau; de una gl'an sensillez y est!'emo ol'gullo; amante del sabel' y su uett'actol' (1) recordando menudo que en la c :asa de comm'cio deMr. Dupin, no comia en la mesa el di a que en --,----(1) No pUf'do ocullar V. q\le tengo una av e rsion viol enta la Estados qu e dominan otros." (4 lett. a M. de En las cartas estA gran ma(listnido y e n otras qlfll escrib: pero Bona se pint o Juan Jacobo mp.,ior que en sus confesinnes H aqu su, carcter.-,Una alma perezosa 'lile de todo espanta. y un tempera mento ardiente bilioso, fcil de dectarse, sensibl e hasta e l esceso a todo lo que le afecta, qu e parece 00 puede a arse en un m ismo carll ter y sioeml 'arj!o eSlas dos contrariedade s parecen qu form l n el mio." ";"'(Irl \l." lett,) \h, se or, s e ha equiv iP" r q ha hecho nacer entre los hombres furmado de otra especit1 (A, M." lverdum 15 de Junio de li62,) "Despues de haber tecorrido rpidamente su tool.o escrito le arroj al suelo y pnr nica res puesta le escup encima," i Mrne. de-"" 27 de mayo 1763 ) Las mud a nzas SP. m e h a n hecho "na necesidad. Durante la bella elacion me s imposible quedarme e[l un lugar dos t r es di as si[l violenta'l'D1 e y (enero d e 1765 ) .. caro dolo de mi cordZ'JD el.l donde te encoo' trnr (F,lirero de

PAGE 112

-J4-ella se reunian los literatos. Es el PIaton y el Digenes de los tiempos modemos. No ve otr-a cosa que el homl>I'e de la tUl'aleza y uos ha drjado rn el enntrato social una ficcion magnfica. Nos deterH!t-emos alu: las incons e cuellcias, las del>ilidalles de la villa de e ste ciadi> son tan numerosas que los Ietl'aetor'cs y los amigos puellen tener I'azon n jllicios I'csp e cto dl'l eSCI'itOl': puede decirse lo que-eSI)('CS l\1ma, d e CI', x I'Iy: Cllalldo la natut'aleza fOl'm Rousseau, la hizo el amasij/> y la demencia l.nezc! su levalluf'a." El autol' de Emilio lo h(>mos cOllsidel'ado hasta aqu como pUI'amente 1111 homl)l'e fisiolgico, (lol'quc h e qll e l'ido hacer notar, el cnntl'aste que pl'ollllce en las irleas, las acciones y las costuml>res una sensil>ilidad que la mas alta razon no puclle contenel' menudo ni aun dirigil': ROllsseau es de ello quizs el mas fatal ejemplo, Otra cil'cunstancia le su villa, coasecucncia tambien de la misma constitucion el'an sus achaques incllI'al> les (lin catal'l'O cl'nico de la vegiga y dlls hel',lias illguillale'i) so-1101'.t sus dlllol'es con resignacion, hasta que una Iiger'a sospecha, una palabl'a, un ellUvoco lo sumia en la mas pl'ofun(la me\.ancola, La mayor parte de los homul'es ilustL'es eminentement ir'l'tables presentan esta singularidad. POI' delicada que sea su complexioll el dolor' lisico y el mOl'al no pueden compal'al'se en ellos. He admil'allo menudo en mi pl'ctica mclica la paciencia' hel'ica dc los litel'atos, sabios, en sus mas gl'aves enfe l'meda des. Se han visto fisicos. observal' los fenlme.nos de la dcscom posiciun gl'adual de su sel' con tallta sangl'e fria como si se tl'atase (le otea 1lCl'sona: Hallel' sigui las, variaciones de su pulso hasta el J.tilno momento y dijo al DI', Rflseletsu amigo: .. La. al'teria no late ya!" y espir. Muchos sal>ios y filsofos han manifestado el mismo va-101', Ilel'o el dolor moral es el vencnu que los destl'uye, Non s'agguali tOl'mellto aquel tormento Q,uest 'e il dolol', eh.' <,>gni dolor eccede. (Mal'ini,) Muchos mil'an el 110'101' tisico como una necesidad de nuestJ'a natul'aleza y se rcsignan pel'o se di,'ia que el dolor InOl'al,los SOI'\H'ende y siempr'e Jos agovia aunque por amOl' propio suelen tapar y destt'uil'las fuer'zas quin duela que la inquietud es la hel'mana fatal del genio que Dios nicamente se complace siempre en Sll obra y que respecto de

PAGE 113

TIQsol'os tan dificil es alrjal"los cuidados como la muel'te? Hay un lugar dbil pOI' donde penett'a :;iempI'e (!l dolor: el filsofo Hiel'ocles de Alejandra habiendo ido Bizancio fu pel'seguido pOI' el gobierno: se le condujo ante el juez y en su pl'eseneia fu azotalo hql'l'iblemente. Cuando se cOlicluy el castigo tom su sangl'e flue del'ramaba de las hel'idas y se la present al juez: "Toma, le dijo, bebe oh cclope! la sangl'e, despues de hnbel' comido carne humana,"-( 1) Dgasenos si, este filsof() hubiel'a sufr'ido con igual fil'meza .el desprecio de su per.sona y sobl'c todo una CI'tica sevel'a de a]gull() de s us escI'itos snbre Platon, el libl'e albedro etc? La stit'u poeta Chul' chill, the J1pology caus la: muel'te Hog:wth que padecia (le aneul'isma en el corazon. SOpOl't D' Alembcl,t sin quejal's de los doloees atl'occS de un ctculo en la begiga y la infidelidad de la seorita de Lespinasse fu el tOI'men to de Sil vida. Su mdico el <;lebl'e Bal'thcz consinti la edad de cinco aos cn que se le cortase una falange de la mallo izq uiCl'da con tal de que no se le pI'ohibi cl-a leer; y no 01 vid el! SO aos una CI'tica del Dim'io de Pa1'is contra ]os -Elementos de la ciencia hombl'e, cuando hizo su segunda edicion, ( 2) poncluir con u;I ejemplo aun mas reciente: Lucio de Lancival distinguido litel'ato enfcl'm en 1790 dc una piel'na que fu amplhal'le. Sufl'i sin lanzal' u n quejido la opel'acion segun teni apostado: "hc ganado"-tlijo al ter'minal'sc la oper!l.cion, con feial: dad, Pues ese mismo individuo no podia suft'il' las CI'ticas del clebre Geofff'0Y hizo cuanto pudo pOI' vengal'se. Mintl'as mas se estudia al hombre cuya existencia se mide pOI' la fuerza y enel'ga del pensamiento se cncuentl'an en l cal'actres muy contt'astaclos: es uno de sus cal'actres distintivos. ROllsseau se cita s mismo con este objeto como ya lo he indicado y no debe creerse en la estt'avagancia como se dice vulgarmente: 1nrLxmnn ingeniu1n !non s ine mixtum dClp,enti(E, adagio cruel y faJso. (1) Es un VerdO de H;omero. (2) Menage se someti valerosamente la del f.,Plt0: "Si se lo que he padecido se ffiA esttuas," Y no obstante no sufri a la menor crtica de sus pensamientos, EI autor de J'Anti-Baillet no era mas sufrirlo, Un aut.or contemporneo (TAlIe md.nd des Reaux) nos dice que Vaugelas, Chapelain Couvaxt y los po lticos de la temiendo BU Be les hicieron amigos.

PAGE 114

-96-C(;mo dijo Montaigne hay mas ele nna "I.melta de cla'Vija entre la, sabidUl'a y la loc\ll'a: y sinembJlI go Jlf) debe dudal'se que el gl'an poeta, el gl'ande IJl'esentan una COIItl'aposicion notable de incompatibles en apal'iencia y en eso se hace cOllucer la constitucion del hombl'e supel'ior, Uno tiene fuego imaginacion y carece de memm'ia; Otl'O tiene talento sin vigor'. El genio Jo reune todo como sc dice: una razon slhblime. Hay en rfec i to tal pCI'fcccion mi el siste\1la nel'\ iflso y de ellcfalo en pal'ticulal' ; el equilibrio (le los actos cerebr'ales estil. tan bien establecido, q e la fucrza de las impl'esiones no'dafia lo limpio del juicio. Se ]Iuede simultneamente po seel' su genio, SCI' el duco, y cntregal'se al entusiasmo; se guil' la que anima. dominarla, juzgar'la, analizarla y cOlltencr'la en las fI'mulas de la ciencia: tcnel' uos existencias, dos luces, dos fuel'zas por e"IH'esal'Io de este modn, Un pensamiento g r'ande y atr'evillo l)l'csenta con el bllen sentido. las mas estl'''chas relaciones: si el uno es cI'cailol', da el otl'O la foema y la gr'acia; si el 11I'imel'o se lanza fogoso en Ja cal'I'CI'a, pI s egundo le tl'uza los lmites, Una nJaest!'a de imaginacion es tambien en 'todo J'igOl' una' obra maestl'a de lgica y nada es mas co nocido, pOI' lJu este contJ'aste? Jlol'que las mas bellas nspiraciones del humano entendimiento exigen las bl ilIantes inspiJ'aciones y meditaciones })J'ofndas, ciel'tu gl'a uo de entusiasmo y exactitud de comoinaciones. Platoll defini el genio "el l'den en la gl'andeza." Esta alianza jOl' dichu esta consanguinidad del genio y del juieio se notan genel'alrnentc en las cicncias: 'el\'anse porel de las illducciones las gc!iel'uli dades, tmase" el hecho'p1'incipio de que sc deducen las in Jlllmeraoles consecuencias, pal,ticpase de esa sagacida(l elc entendimiento la lJal' imagi' nativo i prctico tan necesario al que quieee sondral' los seCI'etos de la natul'aleza: ese instinto que imp e le hcia adelante, anticipa SfJbl'e las pDsi, bilidacles, lwevec los y que luego sc Sflmete la pl'ucba del ticmpo, caminando siemlJl'e c
PAGE 115

-97-cio f( tacto perfecto; imagina, observa, concibe, esperi-menta y aplica, Nada est mas que esta verdad: el g enio, es decir el ententli'miento humano elevado la mas alta potencia, se compone de \0ultades opuestas. tan admit'a blemente combinadas que puede lIamar se la armona de lllS contmrias. Una ol'ganizaeioll mvil, il'l'itable, cou sang\'c fda y aplomo; una scnsibilidalJ esquisita, sjempre escitada siem[H'e activa, una razon metdicay positJva; exaltaciou y pl'ecision, al,dol' y pj(); pel'o cr'eemos que estns ill'd ividuos son escesi vamente lalOS. Cualid o se I leflexi(o)I1a sobl'e esta delicada Y' singulal' constitcion de los )lOmbrr.s c le bres en todos gnel'lIs, en este sistema nel'vioso de estr;ema per,feccion y que la mas ligera 'causa puede al"tel'al' en esta VLv.a, fuerte, rp, ida, mvil, esteilsa, Goncentl'arla, abundante, espansiulc, tan val'ada y cnl'gica en sus efectos y desco.nocida en sus, causa s; cuando sr. piensa en el aco\'de lle estas facultades. en la estimacio!l de estas fue .r::ta,'5 di vel'safi, en esta organizacioll pOI' docirlo as especial no puede creersr. que.la naturaleza sea pl'diga de semejantes tesoros. 'Un hmbl e gl'al'lde es un gl'an fcq ,ue IH'(Iduee la natu ll'aleza como del'los n:reteoI'OS largos espacios de 10, s siglos. i

PAGE 116

0 / I

PAGE 117

I "El hombre marcha h cia sn creci men lo J ( r e!H-TU ccjon, /' Montaigne. r, Entl'e las 11llllH l'sas mou ificaciones que csperimcnta miestl'a ecolloma, las mas )lodC:'I'osas como las mas proson que el tiempo lH'odllce: el nacimiento la v.egez, de la cUila al el hom'lil'e 'pasa SICe-' si 'vay fatalmeltte pb'I' qilC ca t n!)ian por deci'l'lo a.s, su sel', qle dan' impulso sts aetos yitalesd e 1 ID' povhin ca p 'ara su liien estar', A la vel'dad ]: xist{\ncia 110 se', rMlmente sino de dos poGas la una aseenlleltc y la oti'a pescenilente encel'l'adas en dos lmites est'emos la eOllcepcion y la muerte' : hay un timp: o en 'que el homul'e goza u e toda su ener'g,a; y aunque rcalmen-, te' 110 hay solticio en la vjda pues cuan(Jo el IlOmure llega su eQmple tlf per'feQcion, el descensu se hace gl'adualy d e un modo inscnsiule, y sin embal'go la degradacion es I'eal, IH'On) aI)al'ec e n los fel1' menos de la desovga" nizacion y el hombl'e conoce que su ser volver las fuen, tes de tlol1de ha nac,ido, EUlliel'o qll fuerz a nos sost.iene y eam bia, minJr 'as que' v'ivimos }lro veetos y anciailOs, i'iempr' e los Il!i' smos y siemp,'e deseme; ja' ntes? cmo se op e 'a '.la tl'nSiej-on d e : otr08 gustos; y de unos pensamieritos otl'os?)c, mo ,sP modifica nuestl'() ser lJOI' unagl' ailacion illsensil>le in 'apercibida? cual es la causa y eomun de esta val'ia:ciOl que.se apodera de la, ol'ganiza e ion d todos los fen.mer os '(le la: ani!nal r dad, conduce al hombre' hi tumba. 15

PAGE 118

camino l'wpillo y una .. pendiente inevitable? He aqu un !?il'an sereto de la naturaleza. Cuanto puede decirse es que el hombre tiene en s sn ley palingcnsica de su des al'rollo y deteNol'acion, pl'ncitlia el estado y concluye por el hnesoso y de ahl no pnede pasrse, lOl'que es necesario qJle nuestro entendimiento puedmed ,irel horizonte de ras cosas. Los antiguos aplial'on sus observaciones los efec tos mas bien que las caIsits y cr.eyel:O.n que la: edad del hombre pod,ia dividir'se en c atl'o pocas principales, siem JIre fieles al principio Pi.fagrico, que atr'ibuye al nLmero la armona, la medida y -el va l lor de las i'elaciones, divi dieron la vida (m peredos de siete aos que proo dl1cian revoluciones OI'griicas unas veces favorables y ob'as adversas y le llamaron aos c1imatri cos. Hoy rechazar' de todo punto esas tl'ansfol'macioncs peridicas I se limitan sefialar 'la:s gr'andes y sucesivas pocas del organismo, .. los dos gr'andes de la existencia lIa Jitados pOI' otro mo'do la c1t1'ba la vida se divide en seg mentos que se lIama:n ellades; y demai'cando la pl'lIgr'esi9n y escla de los tiempos que indican la prog resion cl'ecente '1 descrec'ente de lps actos vitals,,y estas pocas la influyen en el nLmero y de las afecciones mI'bidas: cada ,E}dacl es en efecto una causa pl'cdis)lonente a un rden partLculal' de enfel'medades, datt) milico de grave importancia en la IH'ctica. De cualquier manera que hagan por otros las divi siones de la existencia desd el momento en queel grmen e5 fecundado es de la vida intl'auterina hasta la de cl ; ep itud en un gran nmero ele pocas edades corno lal mas onocic1 y En efecto las con diciones ana., tmicas nsiolgic as, diferentes tle las que han pl'eceditlo .. y le siguen son bastantes salie1ttes notables para indie ar los cambios diversos eSltel'imentados en la economa que tienen lugar tampien en la mOl'al y de aquL s e ve una edad en que se crece, en que se raz, ona y otra el que se .' En Ja'ifd?lCia la ley fulnlamerital que se presenta Y' de que seguir las consecuencias es d,ificil de reconocer, Jlues si nada hay mas comUl1 que la escesiva, del la ligel'ez:t de SI/S gustos, la rapidez de sus sn saciones; esta facHidad de impresion que le al'rebata si R cesar de objetos en objetos, ests ideas vi'v.as .pello sin c 'n-

PAGE 119

. -HH-:-sCI!encia"son la it)lgel1 de l manera con q ,ue'la nturaJeza despil'ta en ellos la vida, Poseedol' de lln bien gire se repaJ'a y sin cesar! no encuentra nU.l'!ca bastantes ocasiones para cORsumid!\s, sus 8 .010 son tid, os sin ser razonados y el gl'ari desU!noIlade los 4rga' nos sensOl ios 1'1Iueb:fcilmente que las ideas le penetran pOI' todas pal'tes y cada' instante, La Sillls,ibmdad ti:ene entnr.es un pl'e!1ominio ev.idente pero nada. anuncia que esta tenga ulla superioridad decidida: consid-" )'ese una tUI'ba de ni os y 3 culten grmenes de un gt'an todo & en: ) a aparien,cia, lH'Qfulldamente ocultos en la orga,nizacion qt!e emlleza desa ('1'0 Il al'se, Un nino lliensa y. se por instinto, por seu ti' J,lliento; pel'o qu c ideas, la reflcc ion qe las el ra:ciocin}o l juido qu,? pl'o.nunciaallell'as ;ha' n desp rtado: pU' M e desafiarse a:l mas fl'enfogo q } le saque las menol'es : consecuem: i as de las investigacion f es m as sobre el crneo; : silJ 'em ba r go .. !!le. (lu prfiundos y res detet'mi 'l1en d e. algnfll m anera: 'los tat erlto s ,j-dcs tiri!)s d el ni.d. Es cie r to ,que lo' s de grandes alegl'as; l a triste;a los c;:tpt'i p hos, la terqu' e d ad de niFo, su tt:ancluilidad nabit\la l, sus cl,eras fl'ecuen : tes impl'e y istas"sll inclinacio n a ] son linea-. mie'ittos de un , que, g [av ado ( mas pl'ofu n damente .el))o Un acto de ,a. voluntad, una ; conocida, una palabra sola,,. es suJiciente al, gllna vez pal a 1evantar un es tremo de1 yeJQ: as desde su mas tiel'na infan cia fu el ,Darh e y; s ellio y los ul!ev'e ru,os ,se ehamoF : ile :Qea't l'z l;t c. -Ibl'e hija de E oJlco de Por.t'ina6, Mad, alIJa t)'ue Jos 5 aos (le arios 8.li'fl'fo ,ehmstigo que Itl impuso "sl,l, paill p lo q ue ella una injusticia, no que sel'a la:; I!lug r que su' fii despues trun al cadalso? { No tlmia seis os Wa:tt, y. hallindse desalH ; ecid 'o(}e:Uli festin'! campestre rse le eneotro eXiamil}ando" en un rincQn el efecfo q ue proel vapor ttespl'end,ido dtll a gt!a Illr Y iclldo [ De paso decit'se que los cuidados
PAGE 120

-10:'2......,. imllregn:l.da de pasiones y .de la persona de tdonde sale pal'a comunicadas al que la redbe' Quin sabe hasta
PAGE 121

El clcbre !10 !li c dlloel' 'Sil por'las lDatemij.ticas Sic el j'"ell Bossu }JOI' su runnh ;ll t mtuajll m el;ec i que sc.-Ie llamase, hacil'IHlo alusion su IHlm. ul'c BOS-Sl?tOS' ar.u.t1o, el el CI'evi1Ion, tu \TO P ( lI' IIIlJ'cho til]il)() el! el I'cgi s'tt.'o d e ,su colegio esta ingeniosl{s, sed insi:gnis 'w'vul(J, .La e'it.tca C()lICllltt-iula qlle se nota' en el nio p"clle (iasta ciet,to !Iun -tl !?el'\"l' de intlici'os Sll vocacion flltUI'fl:: un ni'o que iI. ros ,loCll aiills se l'eia hasta, clcsfallecel; al"oi, i"el Antit 'ldill( de (ludia inlli<;:'ar al futlll'o Voltail'e". El cal'dcnal de Retz manifest Ileslle 'su infancia un car'ctet' altiv() illtdgante y al mis mo tiempo una la nota de un estudit'nte cuya alta y a!lmit'aule rOl'tima estauan bien ljlis de pl'eveerse, MOIl<;ieul', de Kcl'alio inspertlll' de < laS' -esG, uelas mili'tal'es en el lile dii Lujs XY'l sobre' )t 'enseanza, diCe' respecto !le Nallflleoll, elltfl ces en Bl'iennc' .Ml" d e Brlnapal'te (Nall[.)leon) qu c naci bl 'l5 "de Agosto de lZ'i9 est en Sil c p a l'to es de. 4 pies "t@ pIJI'gad' as y lneas d e talla, Be constitllcion, '"slud escelente, _sllJ.'niso, h onr'iulo y l'econociilo; "conducta llluY' Iegulat, 1101' su, ap.H ';eaci
PAGE 122

....::-1,(;)4-obra: . Nq l'Videmos gueJa fuerza matel'ial' de falta mc"lUdo jo, :venes pl'i vilegiados t.odos, y no es obscl:vacion lUI eva, tienen IIna cons titllcion delicada y dlHI. siste-111 n muscular es foco (lesal'rollado, I a circul, aciolJ poco activa' : as la mayol pal'fe son plidos, de I'l)ala a postm'a, y J u'ulIlGiando sufl'miento cn completo desar'rollo de l 'as fUII1-dones orgnicas, notables en IIn' punto,' tI, e energa sobr'e ulla iillfillic.lad de otI'OS.'\ Un, n.io Jll'COOZ d-ebe sel' mas vig: i lad.tique otlo guaI'Qcsc del agijo'n du tol Q es'Citante, eIl'Juga:i. iJc' su iH'doI' de" be conte-11el"sele, a mOl,tiglla!hlle ; p alralizrselo si es posible, empIelllldl' aq uella imste'1'u rZnlzn1: a, que como lIijo un antiguo, es la base de tod. a uena c /!tl({aeioll, en esta: edad de 'esperanz'as l'o mejol' : cs jlfrdil' l'a cie ,nea: cO, n pal'sirnonia dsis. model'ada; g obr'e todo vivos, ar, d:ien1ies, oestl'uirs' e enel'val se con el esce .sQ de la sobve l a fisicar. } 1 1011tul'ar cl!1-ni'c: 'panl; qe llegue I a mtilul'ez de ,la es el radi caJll men.-Fi. g.l'ese cu,ando u : n fitgo 'hite l'ior anilna y cims 'ume j6ycIllo 'pc' ld,' su Ge' del' si se le y :esfuerza ]lal'a obtenerfll uto t .mp l'an 'a: el ni ces a l'l'asty.al' vida dbil y lnguid. BejJl' es el sc:gundo estrQmo po l'qUe el de esil!tnulo cel'ebval es "J, cau'sa de esa par'alizacion d e mucnos ni'os y 'c;:uy' a inteJ.igencia pa' l'eei a al pl'ineip.i-o ul'Ulante, no siendo ""esb'ao l)na multitud de 'pequeos Ill'ocH-' gi'Os (le t'alcnta, 'en pr'!idi gios d'e su cadu a habi' '. WIall pl'lIeUa el poco j' iei 'fi de aq ueUos q U e los i l llstt i u i" do; euantos esfuerzas infrlJctuo.::;os! cu 'ntos d,li'es d'es' pel'd'i " illdos, unos destines,..'tl'u n -cs! aun sliponicndo q ue ':la s upcriol'idad de 1'a i 'ntelig, ell'-1'.!a se'aumente y :lel'eiente, e :cte ni o sel' er mas ''!fdo {ltl los homb 'res, sino se 11l'oeUl'a d 'arte vigol' al cuer,pro,: :nec'esal'io; no. solo para' los tl'abajos cql'porales, si'lO pl'n, la' consel'vacion de ]os 'intelectlla, les. '. PO,l' medio de Ul\Ht gl'aduac,ion bien medi'. tad" a se despierta la allqurere].a e'conoma nue.' sufl'e IJronto una que' cambia sus 4 ; -e]ac-iones y le hcia otro fin,.que el Ci"a in'dividual. los fenm eoos orgll, jcos y llIorMes se,/manifiestan 'cnfre los jvenes on

PAGE 123

-1'05-Cllmlamentales y convine con cuid ado por, la l'e' lacion ( las. in'dinacioncs y especiales aptifu4es que 'consecuenda. La juventud es la ,e'cl.'ad de las vivas, del entusiasmo y pemiamientos aclOl'dGs: poca que la natlll'aleza; !lesal'l'olla una gran. de en c l ad'eGentamienio ol'gniGo se nota; igualm e nte aqueHa inquietu : d vaga de deseo s, sue's sin olJjeto, alJasionadQ to' y. entoJlacion de hz, ardIente, mirada q J le anuncian impOl'tantes camoios en la ecorm,!l1a,Y sobl 'e todo eIlen si,enta ell el secl\.eto profundQ de su corazon q ue hay en l una .cosa i nespl'ieablc cU1 m!ls es 'pOli la sed del d esconocido, por u h a 1 qui'etml sin calisa, una .impaciencia olJjetp"en fi,tl tu arH1o' indifel'ente lo, s dqmas no tic ne la q ue l! Estdi'espl ic a la' espccde de. ful'a; con que algtlllo!J joveites se entt'egan al placel' Y 'al tt'alJajo, 'se apl'epian viv'l' eh'" todps sClltidfl : S y e n ' di re.eciones ,como 10 llicicI'OIl Fgx y Mirtbeau. No es mas e v ident e qc tCOCi,s,te un a impuls, 'iofi que tiende co ntinuamente romper ,el d las fuel'zas, si. en esta poca cli'e hosa u q , /

PAGE 124

-106:.-tiese la c con.h'actilidad o :;oi1scrvarse 1" armona vital., pal'te' de los jvenes', au'l1 109 mas ,fuertes plll' s u illtel i g encia, e] mot.ol' es tan' l1exible co' nw enrgico; los mscu ,lo'8 ha biendo adquil'jG do su yoimen y oo, nsistmcia ,dan los 'ner\'ios la amplitud y fOl'ma cn tallt) mayor gl'ado en' c .uanto el sistellla altlwial p I'edolllinlt con ,mas fuerza: la sangl'e est, caliente, activa vivamente colol'eada, satuJ'ada de fibi'iha, eminentrmcnt llu,iI :itiva lo que la pi'eil'ispone cnfel'med'acles agudas inflap lato['ias. callsa' dc la exu-, llera:ncia yital,' ,son ,inclina' dos los jvenes los ejel'cicios violentos, y., tienen nceshlad de ellos que se enlre.g uen con ardor, l mnos ha.i, itulles muelles' y sedental'ias' no les dcnofro giro. Sin emlim'go hay algunos t'TI qu ,icncs es tan notables 'la ip.sensntez de la vida intelrotual quc el crtismo cCl'eQl'al y la l1eJ'vios a que lo }llicdomj-1m le al'l'clJ'atan 'Sl. 1 l\: ont.l'actilill[\ik se esta cO, ns titucioll q!1C es casi dbil y d e 'lia'I).a, cn su fisonoma pli, dh"fati;:H'lao\-cnft'rn1 ,iza, rescnada, silenciosa; vcccs Jl'iste, siniestl'a Y' rmblI'az ad .a, El fUI'gO interiol' quc le consume cs-tan G'lflcentl'ado algunas vrces que 'nada le 'demuestra al ested, ?"" e(1 pl'erso l'eC'PTlocer })01" 1 'adh" ina nza 'esas lIatLll'uleza's a'flsiolladas que se cubren' el ('sp@so velq de la,"moe!-gstia y de la timidez. La hCI'man' a pol'tica ele EstaffOl'd despitlf con desden al.ilus' t'e ,Abtc d La Menais fllle una colocaC'an de pl'ecptM,prque' el na bestia en estas co!uplecdiolles se enCllentl'a mCIll, ldo la fltC[lZa juvenil, el tatento y esfuerzo, esas cabezas ellel'gicamente, m.editat!i1l'as, esas ,al11TI'as, al'(]ienteS}lllC laJ del en eHas debe el ecceso do l a ,ntal,d':).rl pal'a el tI'abajo y el estudio, y ,tenaces en Sll!;! emlire-sas, en que tar!le templ'ane adlllli:cl'en las p .alma, s 'la ciencia, cien sus sienes cn el 1 a ul'el dc'Ja i1oesa la' ar'tista. y ijd guer'l'['o. ,l.a -sicologa esperi men" tal nka y :verdaelel'a, l11u,esfr'a: en efecto qtle tieilen mU'cado dsal'l'oHo las. facu 'ltades intelectuales. Si la es tampien 'a don. se a-Ih',m, a e1'juiei o y,: el gusto se cier-,' tas condicines gel'minan ilesde \l'uy temprno llar'tos pensamirntos ideas frcunoas. N os l \ sel'a Fonte-' nelle fJ ue N ewt(ln ten i a desde su ju ventu'd sus inmol'tales Linneo p hmt los

PAGE 125

-t07-.las bases de su ingenioso sistema sexual de las, plantas. Pitt, adlllir y la Europa ofreciendo el fe nmeno de desempear su alto destino la edad de ft3 aos y el vencedor de Arcola y Lod ho fu en lo mas brillante de su juventud? se sa,lle entusiasmo con que Luis Carrache cn una' ('le" sus cartas D. Fernando Crlos anuncia .Jos talentos riaeintes d llamado en italiano el Glle'rcino, pOl'lJue era' :virla;;o., "Tenemos, dice, aqu i un jven tan h'bil dibuj ante tomo gr'an colorista: es un }wdigio, es un monstrll'O. y 11<,>1 timo sus obras espantan idos mas gl'andes })intol'es." La: de los hombres nO!!.lH'esenta egem11los de cosas Sin embargo hay ol'ganizaciories en apal'iencia vigo. y jvenes que se rpida:meritQ llor la ac con de una inteligencia nluy activa: tlll ss ntl[v'ios fuer temente escitados se encuentra la caUSl( de una: infinida,f de males. La vida se ['e1i'llg' i a en / el creo ro y no pudhmdo soportar este J'gano las olf\i contrm as de mpl'caiones vi, vas, de sensaciones estt'emas, de ides fumhltuosas, de sen timientos violentbs,debilita y deteriora mas menos rpidamente. Sucdn le lueg0 las ltel'acioes fisicas y la debilidad y moml en l ; u parte inteligente, su eede tambien ima ,ginaciOJ1 n!l cOlltiiila por el juicio se apodel'a de todas 'las' facultades, se enseorea y domina. Relmpagos se (Jel cspl;i tu y' hada mas; y hay siempre aqui mi 1lltel'v,alll }>,rofundo un hiato impl'o TIunciabl e que sellara del geio personas con el achaque de este gero de d ebilidult mdIJa1. .Despus esterilizados esperjmentan un disgcust9 prematllJ,"o, U}la laxitud sin cau;;a y caen desd que comi.enzan la en quieren pl'ofundizat', pol"que sienpre ls el fin dista .nte que se les buye de contuuo. Par. a colmar l abisma recuerdan y l cuanto la em brri'guez del placer, las itusiones dl alhor y glot"i a lOtica de la filbsofia y politica 'han' podrdo concebi\' y .sin embargo d abismo no se N ena. 'Entnces el desa}\ento se a,podel'a He' eUos y Ill'O 11 to se ven !?ometidas Ulla:: especie (re parlh.is morar il intilmet'lte se ven conducidos oi'a ft las muelles ilusiones) Ol'a aLsentirnentalismo y enmbas cosas contt'a su salud y destino. Que se gual'd eJnle' con fundit estos con otros d entendimiento super ficial que no van maes aUa de las"apat'iencias. Nacidos con al,),l1el gt'all (le ceglJellad del corazoll que hace que desue 16

PAGE 126

-108-t e 'mprano lld "se e n g a e s our 'e r iada de ellos, no cOI11IJI'elleR lo !}lIC es e l. 'entusism' o ; i .1>11 obj'etd : ; jsin hacen: palte ; de esta val'i eoad de la especie de fria, al egoismo. Halo de ess qe magnificamente dotados el respecto (le inteligencia planta[' "Va :' li:zas en el pOl'venir', IJPl'O de'cqpien e s tina fOI,tuna adV'ersa ie burla qu{'bl'allllo sus talep t(ls: ngoviadnres, luchas, tl'ansp,()tte; esperanzas, t d igusti'as, indignacion en el alma de que se d bscolIocen y que si se CO!flI'eildret 'an la vida tl.lrel'a,la of'iginalidad, los capl'ichos y estl'a:as accio ,nes qle les cal'acterfzan, l a s que estn sujetos! d ecepcll llltfS que esperirIientan l e s bien to 10 que son los flU e es la vida y cuanto 'vale: desde esos mom er,l!i s 'la existncia'les ])al'ece una carga' p esadit, Chat tei' t on, Leopoldo , -t :f . :'1' '" ., J. to y oh'os mu cllOs, qlyes n 9l11ul'e s hall reso-nad/ o son qu e .s muItipli,can s i n pOI' tanto que todo depende de la dh-ce. don que s e dt fisicas_ E1llom-. bre de geniq debe todo su le impuso la 1Jena, de nace?; rambie n es la eilucacio'n: el bueu empleo de',estas d epende del clldado del mtodo' que : s e allollta en 'formadas y d 'll'igidas: no puede l\gl' eguenios j'precis @ cier;to tiempo pal'a il1clinacior r e s his" aptitu.des de la juventud,. y es pl-e viso. nas de un ensaj o 1)a1'a api ecia.rsu confiar en l. Este tie!l1 Nr e s IH-ecioso p!\ra ,el sob r(1o ardol; d e la jvett \(l, pal-a e'stableeerllfm jqst a "mcp.ida de las fawl, aUcs ae :la in-fligencia. La S'eo(>ita N alH{ y Necker (Mme: St'a e O es c l'ibi'J : los diez y ocl o aiios sus admi:ta.b les cartas sbbJi'e J : J Rousseau. pli ue :. que,er juip io e no s O n con ,lu, r en tlld simltJ lca : m ente.-rl'arhbicn hay h pr!1bt-es desde las primeras fases ele la ex,istchda q ui;icl'a cons-e:gll'it-l premi'o q lIC e r;t al fin C:al'l : e l'a. ,Se h-ritltll ]o, s lll-imel'os s e idos ncotl.: vel'lente s q les y de ]os hombres que 110 'ConOCCl}. Si empre pl-eseht.al'an-Ia la ... xitml antes' que l a ocnpac.ion, el y,)amennacion nnes del y, 1'1: lJl'C comprimido, el' gcdi lcscb ilo c itl o,
PAGE 127

-109-}H'obal1o su t:lIel'Za y. Sil o o ',. EI'I'or cstJ>ao! Apnas dar algunos pasos y caer desfallccido! No sc aCIlse ntes descal'ghe sus rigores. La. ley de quc nQ h.ag() mlls (He trazar-aqu el bs q lIejo en sus efectos respecto d ,fI a ju\'ellttrd, esperimenta cmbios en razon las constitucioncs primiti\l as. Esta eX'uhcral)cia .ner"iosidal si pqede asi que se nota en es ,ta poca de la vida en ciertos se medifica el orgallismo de cada uno ele e ; )ls. Estu da ocasion la ilmensa varicdad de ndi::' que:' sc nota entt'cl'.;los d e mucho todos ttenen general y fllndarilentalmente el cal'acter de que he hablado: una sensi bilidad estr'ema, una illteligen, C l a ,activa 'y profunda, una cier.ta disposic ion al entllsiasmOr,;'Ja exa. ltaoion una csesi va f el! la espl.'ll'anza, en,el pOl'veni '':todgs tienen el de cl}1ociones vivas, el amor del 1'enombre. la necesidad He llamar la atellcion, en fin aquei esceso de vida y; ace ton que su S\lI: ,pero cuy' aS' aplicacionas SOH difcl'e ,ntQ.s y las car'reras dived'as. 1 Uno s l\l'l'oja oOln'Q,.Aquiles sub r e hll desnuda quc, percibe; el O'O ilotadade una i v c a 'ilnaginah:m se hace y artista; o h 'os se mals prop6sito; y lo son 1 )01' su j u ciencias de de la pohttG a, a la diplomacia &. Eh el cstud}o del conjunto de las facultades ipteleG!ales es flonde puede }lre jl;lzgar se J'Qs
PAGE 128

-llQ-nes en la econon1a porque f1uev' a de fuerzas slH:ede sit:ml?l'e 'f. la-que termina.' 'La edad de la se pronuncIa. ,la: del OI'ganismo ha llegado Sil complemento como las fuerza' s. ,Los fenmenos viiales tienen elltnc e s mas enlac e y armona, la circlIlacion es mnos i mpe1:uosa, la sensibilidad mn os escitabJe la-cOlltl' actHidall mnos mnos p-Ol'ten-, tosa sin embal'g p tIe mucha ene r ga. La ti br!L muscular habel' auquirido una espec-ie de consistencia inflexillilidad que veces le hace callaz de esfl!,erzos: prodigiosos. POl'ci ,on otros f e nmenos s e verifican que fuera del cuadl'o que; 1 11e he tl'azado. Notemos so) a.:. mente que l a regularidad del pulso, la armonia de las ciones, 1fl, Vida mas serena en una palabra Iw, rresponden ; gustos ms Ul1i'fol' mes, ideas mas fijas, pasiones mnos vivas, pel'o mas profundas 'Y tenaces. Es observacion ha, tiemllo hech que en 'los cambios que esperimeilttan los ,rganos, insl um ent, os del alma" se verifican c6rresporiden cias pl'ofundas de las facultades del entenuimiento: correlcion que HO pU, ede llegar.sepol' evidente. I.legada esta poca de la vida en que la vaniad es mnos ardiente, ien que la ambiciq n sucede los de los sentidos, lit alegJ'a caI'culaua, l'az.onada, l a fogosa : y anImal, bl't: st nejor con la y,ida, SI puede esplicar-se as esta do; d a una oj eaua lo pasado, coq.oce el valol' de lo pl'esente, y : espel'a tpuavia' e!l el pOl'v, enil". Sus intenciones sO, n mas decididas, SLtS mas constantes tiene f en ls> adehi nte en el tiempo que cQrre, en la voI1ln' tad que pel'siste. eli el. fuego gue dur.a La espel1ienc.fl le da un :;entido y. conocil'l1ie rit Q mas c
PAGE 129

-10-'V'rida estas dos p' ocas de la edad m:]ura presen-, I tan nofaules difer.enC(s pOl' la fuerza fiska y "lgOl' de 'la inteligencia. Las enfermedades el m\smo carcter de desemejanza y deue ser 'as porque en el p1'.imer pero-' dq la plectora al'terial predomina, mintras en la segunda le sustituye la venosa y no hay mdico que ignore lo que nHuyen diversos estados en la' ch'culadon en el carcter, c['isis y soluciones de 1lI1a multitud de enferneda des : Es pt'eciso tamuien ,0bseJ,>\'ar cn esta faz de la vida, los tipos del organismo designados con el nombre de teJ nperament'os son mas distintos, tiencn "mas relieve, y son mas fciles de cstudiar, reconocer .relatvamente la sahlll ,J las it que pl>cdisponen c ,ada tempera-, mento considerado aisl'atlamente tiene un 'maximmn un 1lti1timnnt de vital muy im]lol'tal'ite y digno dc ob' sCl'v.ac, illn pOl> sus relaciones con ,la salnlll las enfel'medades y la teraputica. En la' constituciOll de los hombres en quicncs la sensibilidad es muy desar1>&l'lada,' es eviden-te qlie la' cOIll'actilida q dlsfl;l1nu'r cn raz, ori dirr.cta de vivas y continu!ls escitaciones de la' niisma scnsiuil'id ad: en la mayor parte de estfls individuos la mag1"'1Wa la: obe, cidad, p1'ematUl'a, la atonia la,apata de los vimientos del cuerpo, el la villa: sdentaria &e. se pl'escl1''tan como pl'ime1 1 os feJImllOS los cuales siguen' por, ine,' itable censecuncia penosas ligestions, paraliza-. don de v:iscel'as, c'ongestiQnes cerebrtles y sobre todo tina vida atol'm entatla1'l0r' enfe1'l11e, dads caprichosas, -indefinibles y q ue se llaman nel>viosas influyentes mas en el elll'i tt qtte , Efectivamente, la scnsiilidad y faeultades intelec-, adquil'iendo seme ;iantc' constitucion en, g,l'an desarr'oH!>, csp@rimenta cnfll'io s fl4-,e advierten en cste :perodo de la vida. -Por. una parte la disminucion de la activ.id ,ad, orgnica tiene en efecto su progl'csionmas mnos rp(l, en et estado de sanidall ml'bido; j101> ofeo la: inteligen. ca lleva evidentemente el sello de la: disminucion de la ac, Cie1>tamentela..lll'uclencia q'ue' y. pesa. los motivos, el juiei<;l que no se deoide sino se hallan ljos ue esaedad en que los ray,os ge l pensal!l, iento, los vivos a.'l'l;amues d l seHtii:niento lo? cotocan en' las' regiones ile la Las ilusiones tn brJIlantes y tan. del jven, ltens, de ambr 1 de gloria, en 'l neja cie;ta, :eij ,q1le la amistad es lJna llece-, -.. -._ -.

PAGE 130

-112-, sidad, las p cn:\s palauras sin Rentido. Son disipados la Iumul'e de la fl'a que gasta l)l'ecisamente la pOI'qu' e la da COllocer ta) como es ella, y iJos ,da el motivo real, aUllCfue secret
PAGE 131

, -IIS-"El mismo b'a, bajo intelectual pl"esellt!\ va'" riaciolles. Qu cosa mas demostl'ada que la !l@eSa, la im petuosidad lrica, se presentan cuando les ha lmesto la cd ad su helado sello lQS rganos r Las obras maestl'as de las bellas al'tes en genel ;al exigen un fuego 'de imag, inaciol1 y un a fuerza reallora y. rara e ,11 la 'edad madlll'a y. Guando va en Ljos de gastar entnces una villa exuuel'ante es necesal'o ]lensar en laconservaeioll de ]afue.rza "i, ta], y l : eanimal' sll pl'x": mo: aun mas, fen gnero de tt'abajll se ene uentral! difer'eQGias relativas la edau : MI'. QuctiIJet ha hecho UI! lIa(},'o pal'a el talento draml: ico t)n que -tes grado$ de las ellO.CaS de la vida. De su result que ]a edad de aos es cl,amfoec mpiez.an ; d,esarrollar los talen ,tps clra'rnticos en y elJ Inglaterr, conti na Cpi1 fucrza Jos 25 y 60 Y crece Y se sostiene C ,OI1 ener-, 'ga ha:sta los 50 y 5 .5: 'baja entnes sensible mente si,!le considera el 'las obJ.1as que pl'o ducen: tmbien ha llQtauo que el .talento tl'gico se desarrol,la mas llronto que clcmico. Las obl'as maestr.as que han, enr, !quecido la escena fl'anc;esa, l!an cOQlC,!:lZado ser entre los 28 y los,so aos; es'ta edd las do mas sin liS !lecesal'io ,notar ste pl'inci pio, auuqe general, tiene s ,mi escepeiones: en la euad viril del genio se alguna vez e on .increi ble y principtlmente Ja el hombre camino cu ando ha deJado de exilltit' el' llOeta y aunque el mundo crea gozan de la plenitud de la vida. pOl'que los plaeel'es y ejecutan Ia, s f!1nclopes matel;iales, se si Gl'eCn que tienei1 otea vida que ']a orgnica. Otr'as constitucioiles p ,Ol' el,' c ontlario, eQ apal'i!;mcia: delicadi:}.s" conservan por lal : go tiempo !-I' n gr.all 'poder ,nervioso; y pbr" cOllsi.guiente un vigor' m o ral.. Pal'cce oc;asiones qU, e l'enacl el ardQr de los llrimeJ'OIl aos y un alma de fuego bl'ilIa en sl!frente ya' surcacla, de at'rug, as: casUodHs estos seres 1101' la quiet:l sosticlre el trabajo dan pl'liebas muy menUdo de esta La. vegez llega eS,tingue pl' oJP'eshm Yi comple" tamente est9s esfuerzos, y el ['esto del at'dol' juvenil, yen" la dete!,i<,>l'ae, ion se ma, nifiesta en: la' ec.onoma: y la tel'l'ble fl'aS e me:Vle1l,.t encllelltr a gL'auau a en cada tln de los ,La de se. enmoheee,-

PAGE 132

, -114-los senti mientos se, reconcetJtl'an y los fCllrllenos de,la da convergen de 'lo csteriOI' al interior. Sin embargo' la sensibilidad :parece aCl'ecerse en ciel'tos casos, pero es 'una sensibilidad y abatida: qiil no ha vsto ancianos, y jvenes enrgicos derramar lgrimas abundantes los menores reveces de la fOI'tuna? .Es una consecuenoia ,fle ese estado: Aristteles bserva,que en general los son misericordiosos lJor humanidad, y los anclanos por (lebilidad. ob hmnanitatem senes ob i1nbcllicitultem:rnisericm'des: por es'to la decl'epitLH es el ,s mQ 01' 0 mas l lOtablc de la debilidad o 'rgnica e intelectual. La t:on'actiUdall disminuye singulal>.mcnte: el sistema muscular pi el'del'su flexibilida.!l, su vdlmen y su ellel'ga, quedan los brazos sin vigor, ';iemblan las manos y se adelgasan las dades: se encoeva la espina dOl'sal, pierde el cueJ'po su al-, tura y su espesor, y todo marcha su esti ncion: Shakespeare dice de uno de sus 11ersonages: los yesti,).os de su ju,'entud que l ha' cons'rvado forman mil pliegues s01H'e sus miembros adelgazados. Notemos que este' defectp rdc contractilidad se esperimenta en lo i nteriol'. Aunque mas grueso 'el corazon, Hene mnoS fuerza impulsiva, 'Y l circulacion es 'ma,'lleilta. laJ7ter;;:leL a tergo no es' la 'misma que j.ntps, el cana] digestivo tiene mnes resortes,-se deja dilatar :por flatosi!Hules contnuas, y falto de tilidad tnica es &. menudo causa de constipados tenaces que at\ll'lnentan los ancianos. Lo,s hllesos impregnados de fosfato calcreo se hacen secos, mas pesados; pel'o su dureia no aumenta SILsolidez. En la sangl'e se observ"all mayol'es cmbios: la balan-za Circulatoria n'o es la mism', la sangl'e venosa se' aumenta eSllensas de Las arterias se do ,una de sustancias cretaceas, qU'e le hace quedisrnilllyen de din1eh'o rhintt'as que ,las !.Venas aumentar) sin c "eSRi' su amplitud: resulta de este estad. o fisiolgico que ciertas secr, eciones disminuyen desapare-' cen completamente; que la sangl'e se pone mas negra, mnos pltica, mnos fibl ; osa, que la ,nutricion se alte)'a, que la caloi'ificacion es mnos activa &. Entre personas de edad las al'teriales,no pasan de 5Q por minuto; en el estado 11atcilgico se notan afecciones dil'pctal11ente pOl'la pltora ve1. ;nos' a, son ongestiones ceI'ebra)es, y addominales. el estupor y otros de. la lJlisnla Esta

PAGE 133

-115--grave impOl'hln .te sangre encuqn-.tra su razon y causa enJos }ltllrlOnell ell dO,nde se -la_ afweacion del.fhlido y ru, dqu iet'e el 'Jllc' contiene la, atmsfera. La opnl;e ftliieilin mm P'lt'Ulll\r (Iebilidad l'acJical, O!'\ p.'oltl-(ue J a atona de la bl'UIi'}ui>os y laes,\l cc ie de cat,al'I'o hait!1a.l en qll 6 T se encuentl'all, Ikja, n at'cM ,SI)!H'CCal'ga,dl? d e mucQsilla des'Y se OpOlll!\I1 maJlifi es1iamente al contacto ma' ,YO' I I mel lol'ilel ail'e y de ,l E!tto la tel'acion de ls r amifiGaciolles bl'onquiales" pOl'que ell andano oX'grno, een eJj,ven,' por.Cfue ti()ue poco calol' a lIiinal ; POI'Cfu' e I'siste tnnos al ,ido En cUlln B o .mj' convcIH:;i!loque la gl'Z cOHlienza Sf1 Cl"ecien,ta por el pulmon que en este. I'gan '('.srn'da l m e 'lI te ; ,aRcu, hu' y. .sOl'\)e el ail'c pal'a (\'jge.J'irlo en cictl,tl;' j noo Y asimilal"l(lj tambic11 (,1 punto ,Nda. Es grne,1'::Ildotle: s flltur'as tlccidiJ'li esta ouesti/oll1 si le,ps ,lado al' I'CShl" ; PI'Ja. El rnovimi erito de 'di."scom poskilln eOlltin'm llledida' qI J '(' la vida se pl,'olllnga Y llm'O /'en los prl'od'os pl'ecl'derits; la inttrli'genda de ta debi liclad grJi el"a, 1 casi sillrqfl)'C e.w Jas.'mismas.' JlI'llporcio'lfe,s"Sin II' el. Sil a ul'oi'a,. su mrd, io dia Y' su ocaso y Glln estas fases, t ndencias y actitudes, div e l'sus? vida' fjs 'ica se, aleja .\' e la CiI'c1Iflfe'I'CIIG.ia, d e la' ,rnisma ma' nm'a Jos scntim i,en tllS' espansivos di,RI, rJinuy.en ( ,le calla vr, Z '1rras :r con la edaa lJal'a I'ed c'ir'se la, pel'sQI1a'liilad al e-gois_ El.anciano ama.}: vid a 'POJl y ,e,h ta' n 'to' cOloGe'fJlIe es un, bien qne se Ip. pllon' to, y tantn . p"OClIl'\ '{o,i]is 1 os l}1ell, i os, d e c 'onsel',var sus goces dvos, por'que sabe lo qlle GlIestalJ l a ecol1oma. fHosofia de ]a r.emtn;ia6on la qu e ad' oij,ta por poca --'--' ---!..-' '. ,('1) Y yo tlmbien p e sar de .lo ,l'esado gt.eY dieaba 108 tres li os, e ra un proilie;io l!'ls s "is"u' n ohj ,to de p 'sppran"-" za los dner, ul1l-,rulotl\ los un poltico fa y;: un huen h m-hre loa cuenll He, psP .i',dmen lad '!'l, t@dls los grad os ilp. sta d peile' ia priri lir.a y fue 'heftl li it2do en el l, ltimn p
PAGE 134

. -INi-151m slqJ.ut]e ,ncia, y G omo tod le l}\'esenta obstctl']as acude lla l'tpflexion, la pl'e:vision y-esplwi enci a. De aqu resulta tque aun cuando lal.ltima s t'a e l f.'uto sin ptl1ffume, no es mnos til, porque puede como la consel' ,v'uIOl' a de I a exi s tellcia: si jllll' el hombr.e no pasasen I os Gliantfls de c()J1()ci, mien ,{o' s ad(\'l.l,j'ier'a pUI('a S.U bajo el peso de la edad! pel'lI no; pl'oporcion que la itla dUl'a y se desmejfll'a-Il te nuestl'os r'gaAos ; se au menta ,eon el dl'tt i l iol'o la ,lllUcion {Il'llgl'esjva fa l inteligencia, Vi v.a p.I' lI llba d-:"qI16 "fl noral se I iga Qlln ell que se ismin",ye el eel'elH' o 'Ios hombr'es q ue h.a'l1 fIo muclo, y esto Iebe atI'ibuiJs e el edipse,mas rm nos total d i e la i}1tel i gencia de lo ,'> J' -po; lo elcmas)as mlldificaGiol'feS de; que aCaeo de halHar : w'eseiltan Oi(Jl O ('I'las I pl pcetl l e n'" te), individ ulidailes mnos Ilotaules:'tal hay que t iene al'l'ugas Ill'ecoces, en la n'ente y l l espll'itu;' otl() CQUsena un fioc o de "iua! que cJe l'l'i .t\t las lIieves tic I a edad 'POI' lo mllos I1ctal'(l:l. su apal'ie'irm, y esta pl'el'ogativ, a s 'hombres, r,s hllilb i s os y .artistas, a WIl '1 ue en unero,si,n'gll'laI'cs indivhlualiUa : d e s de l fl m 'as (admir'a:bIes ol'gal1iizf.I!ci@n, Las estimulaciones congl > stlional" les dd lw ebl'o, lar l g tiempO"I'ppetiuas, acaban pOI' fatig:a 'l> y destr'ui l' este l'gano 'hae inc\olc i t 1 a 'l'!I las' rtaeionesy tr'abaj ;'s d d pe : nsari e ntll, Poeos genios es apa1'l d. testas" cnfel t lTledarles lofIorle s tal j t o mas ;lo!' S.ll contl'aste' con la edad pl'ec e d e llte, FO,n1 ten c lle eus enm qj.ie elltendimientb de, qol'lIeiIJ'e el1 los ltimos all!i-de s u vida' s e resentla d e 1 1 JJbel' lJl'()tJ.ucido tantas e o sas, nespues de sufl'r" ull ataque de apllpl ega 'Linne o olvid Irast:t i SJt ; (lc i a pl'ximo morit yaII1P 'har otra Venus." lJ'ILnqlLenonjll1'pi Ve1hcre! r6pirto q'lit;\ tod' os 'los Iwmbl'es cle bl' es uo phwden cOI1,fliJ, su facultad de C nS 'al' CI), i l fu e l'za y 11I' oducI' "Obl'as fH)ta:bles. y al Gom. enza!' el p e l o!l6 ele ,1ai s e .... .nectud Gfll1Sel'Van una pal te del bdllo !le I a :;a.l'a;ct!,lI'iza la uc la viela; En' '. po gastado" llyo m ecanismo pR.I'cee s e l' el pUllto ue pal'alla, hier 've el ceL'ebr l o activ o y con gl'an podel' il.lite':Jectlla l. Los ms 'cl'Ios e stn d e bilitados, los nClwi6s 'Sitl Il '1ieni'lion pol'r 'ue t a 'l'eGen. ele l'ei'10 1 1t e s, y no ( 'lb;"tafllto 'ver clIN o e S'P. r itu e s rall 'iai llte.'soUl'rlrus .

PAGE 135

-117-ruinas (le la materia, y parece que su vej"ez se l'eial'lla bajo" la influencia dc sus ideas, de la pa,labra, sentimicntus y I'ecuel'dos. N el son los ff'Ut.}s del otoo )013 que tienen' menudo mejol' sabol'? LO. lIgino ha dic\HJ de la -Odisea que" el'a la obl'a de un viejo; pero que este viejo cm Homero ..\ la edad de cel'ca de aos compllso Bnsuet sus obl'us maestl'as elocuencia, Miltot) sequt'jaba de hallalse hr.lado pOI' la edacl cuando pilltaba los amOI'es de AIlam y ,'Eva. Angl'l 'tenia sesenta aos ,cuando empez su tl'abajo inmensll del tltimo (lin clet j1ticio y gast en l ocho a"os. AUIl sllponielllJII que no lIegal'se esta altul'a, la ciencia la amiga de la anc,ianidad, la consuela y anima. y en tanto mas complace,-cuanto que en el trminu efe la canel'a 11i tiene obstculos que vencer ni envidias y enemist!ules que combatir. El reposo, ell'espetoj las CO!lRideraciones y mOl!l': I'acion de deseos, la calma de las pasiones, son hienes que la cl, istillguen: y aunque la salud es vacilante' nh es que se sufl'an gr'a ncles y violentas cJl,fe'met\acles en eSltap{)ca: pal'ece el vestido de que !lO!'! nl desnud !wnd1 n el para que nOllo sintanlSl ta nto. La jll vr.ntcl se pl'eci'p.ita la' m uer, te; 'y esta viene uu!'!cal! al ancirlllll con Ilulzul'a; aun pal'a aquel, se!5l1n Monta,igne. mas apegado Z(l 'Vida. La vt'gez quita PCI'O recompensa Slimultneamlmte cuatHlo se sabe apIeeiar. No ('s CHmun ver homlH'es de ml'ito soste nel su Viglll' lanzatnlo ufla mi'ada HIIS pl'olhicciones? Este me(!io de consel'vacio ,n: ?lo no 7ll01i1' del todo, tiene mas impllI'tancia de lo que se CJ't'e en la economa. Los hom bl'cs clebl'cs ya anci:ulos, se aeuel'c1an con uelil'ia de ,sus trabajIlSl, de los obstculos que hall allanado, de los sentimientos que ntes los agHa, r'on e 'l'I la composicion sus J obras. RouSlsea entr'a en la biblio!\ca de su amigo 0 ,11.,. saulx y al ver sus Jitil'OS desol'dellados di ce s t1spir'amlo: ,;VedloSl ah! en dontle qt)jera los cnuentl'o; ,parece que me llel'siguen .. ___ cuanto dao mr. ha hecho esta gt'nte y cuanto placer me ha propoI'Gionado."-Tenia razon: toda la vida de un hombre el1kegado la literatul'a se I:edu ce ,SIl obl'a, y es la p;l'te que .la mue ,rte reclama. Avanza la muer'te tan temida pOI' Hlo lo 'que ;,.1a' vcjez sigile la cailucidad, y cn fin la ltimo limite en que la vid a se detiene euld ,o, el hambre I'ecorsus y los !'lIas bien q,ue muere. ecolla.ffil'wU{'ga; mas o menos senslblemente ) este punto

PAGE 136

'\ -118-I.ilrept'o('uGio n e S de pl;jmCl'fl.s funciones nlie oesan, f e.l silencio d'cl amOl' comienza la' nada (le rtuestl'o ser que se alJl"oxima; debe pl'oduC-l' este efecto, pOl'quc el s np se tiene v.ida debe t'e'tllll1ciat'se la lll'ctel1sion de h'nsmitil'la.-Vieuen n se ,guida las, fndones de la reladoll, es decir,'la muel'tc de los::;enti(!os que se apagan sucesivamente. y la imgen del IInivel'SO no se I'epl'oduce Illas en eI 1 t;}ipl'itu del ,que va : desanal'ccer de su supel'flcie.l4E1Y 1 fin las funr.iones interiol'es, las de la llllhicion, l'esfste n : al" gua tiempo ntes de tel'nlnfl.I' sll actividad: nacid's'" 1 1is pl'ime!'as [lllc(le dl'cil'se que son las raices de la vida; y SB ven .Jos cambios de la economa en su aumento y'tHsminuc(m, luego en su decli nacilln por las '(livel'sas fase!? pOl'qlle pasa el cul po segun la sncesioll de los tiempos. Las p!cas difel'entes de la existencia son como 'una sucesion d. vidas y muel'tes q -ue nacen las unas y se vlwifican las otl'as 'conser\'andllse siempr la ui,idad indiv, il ,ual: al cabo' la muel'te tI'iu nfa del to-' tI,o. se detiene el l11ovit'niento vHal, se s 'epal'alllas agl'cga-' ol'gnias, pol'que la natul'aleza 1Il1ivel'salt'eclama sus pl'stamos, y' esos sit'vn otl'as cO, m bhmei 0-, I de I a ma,teda pu 'c1ieliclo deeit'se .que hay diseluciones y o I,lniqllihiciim. Es' uria nec hidad impuest' d 'tados de "ida, necesidad inmutal)le ; imrlaca.ble y a;'", cual nadie 'p.uelle sustl'ael'se. Ella se estien(le universo. prH' una pl'ogl'e si on inn,nita, y los mism fog t a ,
PAGE 137

/ ,( CAPITULO 12. lie las diJ.clencim y "Omiedades O1'gnicas pl'esenia Constit1ion. '?' ',\ "Cada hombre tiene disposiciones para. todo y sin embargo se puede d cir con v:erdad q'le para muy p"llas cosas tiene disposicio' nes particulares." LAATER. l. En cuanto ha pl'ec edi(lo ,110 se ha tratado de otJ'a cosaque d (Hutsas y ivisione!? lll'incir.ales: en efecto existe, 1II) Imincipio de ol'ganizacioll :comun' las pet'sonas tI' e talento, lll'imitivo, fundamentaI, que cOllsistt\ e.n el11l'edolOi lIio I1I?:tll'b le del apnrato nC1"oiso con teitdencia ( la tlisminu- cio' n de ltt cont ,raati:li.rllUl, 'Las leyes de la sel lsibilidad que hemos'examinado no SO'Il otr' a cosa que las cOllsecuellcias; ]lfuo eL.l'lincipio mismo ,,('sp(wi mellta val'iaci(wcs, cacione.s en \'a,zon de las disposiciolles indivilluales., El es '1illd11 0 atento dc la vida de I os hombl'cs clelll'es 'lfrue-, ba'que en tI'e ellos ,asi como entJ'e los !lemas hombl's exjsten toda clase de trmpel'amentos y matic' es fisiolgicos ; pel'()sicrnpl'e con un sistema muy sensible, muy activo y desal'rollado, Este constitu} ; e su ba' se p,'imel'a inm' odificable, : tipo tic la conSitituCln, de lo que se concibe que el ]lvcdominio Iler'v ioso puc(le a lial'se con las formas Q1'gnicas mas, variadas, y Cjlle puede tenel'se el tClnpel"anentc,)"' sl\Ingllneo bilioso linfatico y melancMico, es de cil' "enbso, y aun atltico tnusculll.l', de que lie ci.tado con un desal'l'ollo rmiy seiialado del sistema el'eot'o-espinaJ., Esta,'asel'GiQIl me parece incontestable.

PAGE 138

. -120-Sentcmos pOI; base primel'u,que influencia nCl'v'jo-; sa ocu!)lmdo el mas alto gl'ado lo tendr: tamhien la in{}l-' gencia, la di,'eccion de este podeL', es decil' el talento,1 pal'ticlllcll'es, aptitud especial. s e : l 'n d 'eMr' minadas 'por otr' .as Illod'ificac.iones de la:' IWllsti tllcion, que el sistema nervioso pal-ticipa de estas Illfldifi'" caones. Corneille y La: Fontruine eI'an gl'al'ldes })el'o el' ullo uilio!"() y el otJ'o Ji nftico, y Sil genio deui tu'el> sentarse bajo div. el'sos aSpl'.cct.-IS, La antige'dad"I'IOs ,ense-. a que EJllClll'O era de sangu, neo y Zericm' bilioso, y no deuemos cstl'aal' que sus pr'inripilits fi110sficos flfCl'an diferentes, Euf"!i nol' y Parl'asi o Iiauiai jsac' l'i :' ticado la vCl'dad" el uno la cnhga:, y el otro la gl'acia .,Ell.'eseo de Pal'rasio est alimentado de !fosas, d'el-ca y el mio de '.' La armona del sistema nerl'ioso con Jas' otI'as pal'tes de la OI'ganizacion, es el ol'gen de los modos pal,ti G u lares de la sensiu'ilidall y moral; la causa Ile'l impulS"O secreto (re los difel'entes talentos, salvos los azulI'es de l la: fortullay efedos de la edllcacion. . :Mal'sili"o Ficino, Gannigo de Flc)\'encia 'Y f t lsot'o l)Iatnicn del siglo 15, o pens que ocho pai'tes dos ,de uilis, y dos de meJancola f'<)I'mn un gran getJi'o mi todas pr'op0l'cioncs. Se pue(l'c ,'eir tle la I'CGcta, y. rfH ohstante se deue recOl 'dar la ousel'vacinll del sel'{wo Mdnf u 1ig: ne, el filsofo cscptico per esce,lenda: "Mi entl'ejovial y melanclica, medianamente sangu, lleu y liosa," .' Esta' al'mona se encuentra en muy tOn'O!;1 y: aun puede estaule cCl'se una p,scal a de dis!)()sicion es ol'g.:. nicas'en la hipe1'estesia' sensihilidatl estrema." Esta :escala ol gnieas. si pudi e l'a dc mudo exacto y positivo, indic'al'ia los matices. I 'as fOI'mas ; la' s difel'Ch lcias de los espl'tus mas di 5tinguidos' ; u no ,la prQfundid d, r 'ltl:OS tension. fuerza, okos l'aGiodriio y la gl:acta y persuaclOn etc, lo 'que puedl influj' en l el mgdifical'lp ,de mil modos, toma un carcter difcl'ente srgun el tempel'amento, y pO.l' consi'gu-ien;. te srgUIl el ojo
PAGE 139

..,....121-r,ara: poi'que es dificil la doble pote ,neia de sentir y eSl'JI'csal! lo que oh'os no. han seIftidn !li espl'csadu, y crear". vida en la COIMIll, Estas difel'encias tipos se en, siem l pr'e cnn una de (JJ'ganirz;acion particula:r: Allgel -r Julio Romano, mbos bU iflsns no. han papel difet'ente; Rafael y: (ftuido mbos ,S3')lgy, nens; han pilltad n I a vi.d' a en toda su belleza, su pu'llerz:a. y .bJ!illo: han pinta(lu sangunl'os; solo esta constitll(Ubuja1" los espl'itus y dar colOt" lUJ'Vida, seespl'es el anticuario Billori, no solamente: pol' la; la eSlll'esioll, sino pUl' la frescura y lleUeza de la enca-rnacifln. . : <:;,En ,eLmismo al'te se v difel'encif\. de talentos, nacitem peramentus: tiene una acciulJ dl-recta subl'e las vr;..ot!ue iones del genio' mayul' d e lo' que se Cllee, (No, ci.enias el ejemplu? Oigamus CII. V :i-CI': "B IIff!m !l' e una talla, vigorosa, de un aspecto vido, de lns gUGes tempranus, pa": CI' a SI. intento ,adivinar la verdad y no. obserSu imaginaCin venia Bada paso ocu pa l' un lugar 1 eiJtl l e la lJatul'aleza y l, Y su elocuencia parecia ejel'cer.' se' co' jltl'a 'su l'azon ntes de pensaL' en el cunven": dmientu de lus demas." . ,f! :,tla. ubC'llton de un I tempei'amento d\)il de fuiy d e modertcion 'que tanto la natul'aleza cumo llevaba en todas SIIS investi-gaeiones la cit',mas eSI'JI)l\l'losa; ni crei,a, ni afi 'l'maba nada sin vel'lo y tocal'ln; bien Ijos de querer pel'suadil' por O'O S )peilios que los de la evidencia, sepal'aba con el mayol' cui-. O .ii.tl,)rde Su;; discursns y sus eSyl'itos tudl). imgpn, toda e .spl! es.on seductura; una p!lciencia inaltel'able recomenzaba d r m.ismo / tI'abajo. hasta quedal' satisfeclHl,-y pm' un mtod 9.,Jmu5' l'al'O tal vez en'e los hombrcs ucupados de las todus los reeUl'sus de su entendimiento, se pfll'a impunel' silencio' la imaginacion." (Eloge de BlJJII,b,en-ton. ) P I'9fundizando en lo adelante tGdas \Tal'ieda()es -en se, Ikgal' la inlli viduai'idad, pe 'I'u si se cuntenta, n ,C011,ll'ls l'asgos generales, se encuentr'a que se ligan bas .. tanjte, con lo' s gt'upus de cal'actr'cs tisicus conocidos cUli ch,no!l)p-re de tempe'amentos, y tambien con la prcminencia. JIC, I !NiWsa,. Lo que se llama rasgo de de un autor, la.
PAGE 140

-122-la del carctel', de los gustos, dc las del humOl' del escritor en sus obras; sus es. tn de ello imbuidos, su espl'esion teida; luego qu es este carcter' sino la: e s lll'csion del habitual de ,la, sel1sibilidad? Nos, Oiuel'ot que nada influye tanto como el carctel' en el collll'idf>l que escoge el poeta 6 pintur. "S. i su 'pensamiento e s triste y SO.mbl'io, si 'es siempl'c noche ell su cabeza, melanclc h en su lt'lgubre tall.er .. no esper'eis ott-a cosa que eseen .as que sern vig. nto s gl' aves, con masJastre que "el< \ s, su pensanlie' nto cOI're -sin estit.guil'"se: sev \I'OS, picl'<:len de el n que se ),1I'opqnen, y si' la. glol'a la espcl'al1 COI1 paciencia. Hay tal. cntos y fl,tiles qUG espr.es:\JI. .. todas '}a' s consrcnencias ( le un IH'inci pio y espr'itus quc, encadenan una lar' g a sl-ie fle ideas; hay esp\ itu s ,lu-. minosos que i l'l'a(lian y p(l!'un inmenso tc &. No sc con c luil'ia si se quisi era estudial' y srguI' las o!1dulaciones,.y fOf'\l1as cne toma el Hasta el rxmen de una sola faCilitad ]wesrnta variacio. -11es; por f'jmnplr l se enCHentl'!ln imagirt aeiones ricas, fecnnab'evidas, I ligadas unidas un OI'ganismo ell 'Itie domina el pl'ncipio sagl'ado d e l alma, esa llama que acotn .'paa lvida y la
PAGE 141

-123-temljevntln'a illtel'ectllal que l)I'OUlICe menudo los fl'tts mas sahl'osoS ; 'la imaginaclon fuert.c, }lellett'ante, capaz de eleViaJt'los pensamientos humanos contempladones. La memoria, la atencion submillistran igualmente ,variedades' y caraete'es pal'ticula'es. Lo mismo suceafectivas; una sola c,Onsiderada al)ar!tie p.l'csentf\dt sicmp'c mH.chas difel'cncias dependientes de l lliS'CSlpcC'i' ali(lades indivi\ uales del temperamento. Se v q'ue pelldo an las_Me, nsas mas gmves. yel (Juio v ivaz, como la' s'a:ngl'e lH10lfica de ia HiclL'a, c()nserva e n otr'os etcrna-,' mente el r'ecuerdo de la: illjlll:ia. I'lIede notal'se cOllfol'me lo ha dicho un ilustl'e escrito!' dol Siglo XVIII la ferocidad sombl'a de Tibe/'io, la ul'uiellte dc Calgula, la imb'; eH 'de Gludio, la desenft'cnaua y sinve'genza ue N eron, la ilipoc'ita ,(le Domiciallo. Es pl'eciso confesa: qtW ele la disposiciol1 de nuestros rgaHQS, del curso de nUtstl'os TIuldos, del ejCl'cicio mas m uos 'regulal' de las funciones de la, il'l'atibilidad mas m-110.5, gl'aFlde de la nQl'a nerviosa/ nacen nuestras mafl'P1'as, de sentil', juzgar, conocer y CSpf'cs'-lt'. Las l'eladonesl,seorctas del (lIl'gall' ismo GOIl los objetos estc'iores fo.l'-, man JIIllestIlaS ]Jet'CBllCioCS ideas 50lH'C estos objetos. Asi se encuentI'justificada una dc las bases del idealismo; el ttnivcl'so Jllo se compone de id ea s impresiones, placel'cs y sufl'imiertos, el conCl'cto siemp'e somctido lo abstracto. Cmbi'anse estas tendcncias orgnicas, tr'bense, altrense, restable:zcnsesus al'monlas y al instante mismo cambiarn talJllbien las relaciones de la inteligencia. De este juego al' mniGo de las' fuerzas vitales resultan de _alguna mamanera gustos y curulidades, fluesti'os talentos' y lluestro. mrito, nllest!'a enel'ga y abatimiento., afecciones, oclios, nuestro bienestar y nues'as enfcl'mMades morales, y todo lo que esperimentamos y to., do. lo que pensamos y lo que somos. Es evidente que las val'iedades de organizacion infhly.en de una manera incontestable so.bre las aptitudes es-o pecia. les y tambien como. hemos dicho en las costumbl'es. lIruy sbios, erudito.s, litet'ato.s, tr'istes, moroso5,deoriginalidad escntJ'ica como se dice. Los hay afables de eSfluisita poltica,de alegl'a comunicativa. Vistese recrrase la so vrios litel'ato.s, magistrado.s, sbios, al,tistas, y se Ob's4H'Var: segun la diferencia de espl'itlls el tono acerbo la) \ i rule)l\ Cl'tica, el tonp blll'lon., el gi l'o 'picante,la sim-, 18

PAGE 142

-,124:-pliciilil malicipsa, pensamientos altos y 'jll'OfUlldos' delicados y finos que aparecen uajo el'sello de 'la eomuni eaCon famil'ir. Quien es gl'ave y' silencios?; quien eSllr.nsi vo; unos en la enel'gja sUs movimientos y m'mica 1 luesra imaginacion; rllUdlO, S of,'eeerl una mezcla diGllOsa de reservf.l y d ignidail natu r.al, facultades emil1ent,'ls y sen sibles, Quienes se ocupan de c@sas positivas, de t'ealid'ades que descienden de la economa 'p,'ivada 'la investigacion de Jo mej(H' que facilita la di .. epa; quienes no miran sino el lado potico de la ,vida y se entregan los estt'avos de suimagin, acion. El uno es att'lwido,-dotado como Beanmal'ch ais, de una o'o cn ardor y tmido una facilidad des 'graclda para mil' errores' en su ondilctil, una ine x a:cta. yjlHl'izaeion !le IOH' homli I'es y 'las eosas aunque hoy sea l'al'O este 'To 'do es:to se l\iI' que se nota en ht m ayor,parte, de lfls '\t' olnbl'e s es la pin.! hU'a genel'al de la sociedad sin dud 'a!, pem estas clta'li 'da' des tienen' un l'eliev,e mas notable porqu quien r. ese duil r &yo' con esa, viva luz que emana il la alta intel.igc!lcia?-' No d cjemos escapar ott-a diferencia que consi;te cn que con motivo de del sistema nervioso de la de la ol'gilizaciul1, la mas pequea mod ,ifi .. cacion de las funciones, el nas ligel'o cmbio Ol'gnico tt'ae 'eJ)l consecuen,ci difel'entes inwt'esi ones y pensamientos Es una cadena: q u se descubre bien en las persona:s'lsnsi uls y estas modificaei'Ones pont:neas, resuJ.tad o de la accion normal / mruida de la vida no interesan mnos inmediatamelite sobre el espritu por percepciones ocultas, instintivas, pero' l'cales. EH una: crtica i 'njusta"si el xito de un negodo, la'caida de' una: pieza dan somul't la imaginacion, una bilis acre y amarga, que corre un intestinal, un en ' tOl'pecimlnto la pulmonal', t'eacionan igualmente d" un fatigoso en el eer'eul'o que est. entn"' ces muy (1)' Algu nos epgramas' templa'..: --,-\ -, --"'--;\'-, (1) Un m<;lico ha sOFtp.nido ntes que Cabanis ' que el : mas minim' cmbio en la influye sobre la inte ,lig encia: "tan iertr es que el alma sigue todas las incl) naciones del cu e rpo el tener o no guarnecida de cabellos la cabeza, da ocasion diferencias esenciales' en la instancia espiritual que la anitba. , (Medicir : a d e l' esprit, p, A. I e 17,5:J,.)

PAGE 143

., -1, 2 5 -(los en la EstigiaJ algunos poemas esplenticos, como lIaQ'l Aazzlit son debidos Jas hemorroides qe no fluyen., un dolot, sor'do. lin malestar indefinible y fisieo, mas mnos pt'x l ma d e l mal mOl'al. Entnces se levanta: docuen,cia temp 'es-tuosa, bl'i.b \.an te en en inveG tiv3ls en' mat'gas budas y l'!'ltratos 'sat".'l'ioos. .;, f' Vae meum diffiGili vitae tumet jceul'. r -,., (HOI'at. 1.. 011.1S,,) H c onocido un literatQ que esperaba hallarsc indi gesto pat'a lanzat' sus mas a c erados tit'os y l llamaba s'us cscritos biliosas S. Pablo dijo lo!'' Cl'eque era, n emQusteros pioar'os y de vielltre perezo/ so. El, :virtuos o y; al J s fet ; a :d' Agnesseau, hizo una obscl' v.aeion sobt'e los juec e s que es de consi'de r3l['se:' "Hay dias de gt'ac .ia y misel i Gordia e n que ne str o cot'azon solo de s ea pet'don i u', y dias de cle r a indignacion, qqe solo se tiene place[' ell casti g al', y la desigu ,al I'evolucion de los movimientos de nuestro es tan : impel!etl'able que el magistl'ado admi.rndose de la divel'S\da<). de sus jlli:c.ios se busca: y no se enGuentl'a."-La prctica (le ,la medi cilla oHnfit'ma diooriamente la verdad de estas aserciones y, qu isier,t le 1 '-cuand o gozallos tl' e una salud comp1e ta," (aiandQ equilib'l'io d e flle nzas !?e mantietie, Jl' hay mas igual
PAGE 144

-126-tan' to va,rian las ca.usas y. los fcnmens ; a:;il mas si!lo estn ]lcrfectamcnte de a :cuerd' o SOOl'e las fuentes >l'imitiYas; genel'ales, de las manifcstaciones intelectuales, De las in'i'lJllitivas (le las" 1J'IIunifestt" dones e inteleet'q,f,ales, Segu,ll .estas manifestaGiones .nicamente del cerebl'o; 'y segun el mayol' nmero fisilogos onccdien,cl'o al Cel'eOl'O' una gran l)al'te, el instinto y las ])asion'es sc alian :principalmente al conjunto ,del sistema g:langliOllar nel'v,ioso y las e$citaci'Ones "iscel'ales, Esta ltima o ,pinion como mas confnt'me con los, hech os parece la mas {undada" GaJl.ha espuesto muy bien la influencia del cerebl'o en la moral y Ita est.e apa:las mas luminosas consillcl'aciones, pel'o cuando quiere' asignar los lmites (le cada: sentido \ l1a.rticu\al', cil'cunsc I'ibi!' y decil' .est l huen sentido" aqui la IOClll'a, este es el rgJ1,J1o d e la .am},icioll, ved los de J.a humarllc1ad etc: se piel'de en 'llnlaberinto de conjeturas ,que aoandonan los heehos y desmiente la esperie,n'Ca, Bien se nota que el 'mapamundi cl'aneoscpico lo ha kazado el sistema cont.I'a el Il,al se han hecho que si oi n hft contestado GaU, 110 ha pO,dido, convencer sino los que, ya,,10 estahan, Este cleore}mdico no ha qlleriJo ver qlle llllestros eonpcimi'entos anatmicos y fisiolgicos SO" hl'e el 1\0 se hal'laban suficientemente ayan21addS }lal'a cstalllece' l'elacic'II1es cpnstantes ell-, tre el I'ga11O y la; fUl1cion: aunque no entr'c en el "plan de, este libro dis .eutil' semejaotes cuestiones, s 'ame pebuit'ido esponel' l'pidamen.te sus Hay una multitud de animales en los ltimos gr'ados de la ammalidad que tienen instintos muy pl'Ql.lllejado's y I

PAGE 145

eTtre ](,s' cuales no se encuen'a el y 'P01' lo ,tanto no I:S este l'gano el nico signo de las afecciones Gon n':': timo enlac sicliliH'e con los instintos, ., Se eneuentl'a en el cerebl ; o de algunos l'ga nos que' no qlH.dran al'sistema gallista: pOI' ejemplo un fl'cnlogo in,gles encontr en el cerebro de UI1 gato el l'gan o de h'l. indi"Vid1MLlidad' , E ,I1 estos Gasos como en et lll'esente oClll'l'ido MI', H"";H se sale con agudza. dijo, este t;gano tendv otro usoj y bien pu ,diera ese ,q1lfi-z muy llruden te hacel'se cstel}sivo los demas r-ganos" /, El cerelil'o es obl'a muy co mplicada; y es posible que cada una de susllartes deselfipeie una accion cual? se t.glOl'aJ hasta ahora y Gall se ha limitado las elevac;:iones de la.masa encfal : ica las que ha dad o trib'utos pel'o 'g' naL'da silencio el mas compl esobre el uso de la g}ndub las eminencias oli:v.arias, de los ventl'c 'uto!,!, de los Guerpos callosos etc, Por com.plexo que sea el apal'a'to cel'ebJ'a1 existe u na llerfecta armonia en de sus IJartes: si estas no son id 'nticas tienen pOI' lo tnenos relal iones ntimas que nada prueba mas sldalta de especialLdad. De esta rabIe al'mona r'esulta el yo, punto convcl'gente de todas las pel'cell'cines, ese yo simpl'e v isibJe, ines tenso, si.ernl!l'e activo y 11l'cse, lltc. La aliall;z;a de las ideas este in csplicablc-fenmeno si 'colgico" !1C'l se esplica sino ]lOl'la unidad del yp, su indivisibilidad, Tienc este yo '1'llrurticu hH'cs? ticne q rte dj vidirse clr'e l as (H versas prur'tes del cerebl'o? Ni estas ni otras lH'eguntas han, respondido GaU y sus pal,tidal'ios, ' Si, el cerebro est compuesto de muchos rganos con' un yo ,pra cada: uno de elios" 'POl' qu 110 se ejcl'cen todos la vez en el instante y ser poeta, msico; matemtico, como s puede por el contl'al'io gustal', digerl' simldtineamente?-Esta pluralidad de acciones men-talcs es inadmisible: Ser pl'!'lciso repetido?-E,l yo es uno y .dividindo]e 110 puede decir's e que tal pal'te fal Mgan'O, 110' pucd e comprellllel'se ht pel'so}lal.itlad en fl'accionc s, es pI'eciso negar'la l'eoollocel'la ell su integl'idad. La lII'i'idacl lIlatcl'iaJ, la unidad orgi\ll1iglL es IUI compuesto, lIna a,g!'egaon de partcs 'lle ro la rnenal no pl'cSCllta., liada. es la llnhhtll si mplemente 'e,rl' escnda.

PAGE 146

-128-Si es verdad que l\na pequea pal'te del encfalo : atl:, q u:iden do, un acl'e entamiento notable, man ifiesta una eu!!lidad moral cmo el desarl'ollo se verifica en el cel'ebl'o? No es mas senGllo ebservarle al ol'gen de 'cada n 'el'viQ? en dlinde se reaUza la. percepcion? se supondr cqe los {I'enlogos ql1i: el !en qne las 'protubehl:ncias estcl'iores? ':, : Los fl'enlogos 1;10 estn en la cI'eacion y div'siOlnlc los 6 l'g ,a'\1 os CCtr!3blmles pues qJle un9s y siete )' otl'OS mas de ses.enta. mismo crneo de ellos, aisld amen:te y ra' I'a vez es .tarn' de aCllerd en sus juicioq El I'gano de la colocado seguri GaU en la pal'te anterior de la cabeza. y da "* sen.timiento de lo justo injusto; Spul'zhein o lpc;a el miSl!lo 'gano efl h\ paHe' p.osteriol'y lateral del f;l'neo. La cabeza de Lacen. aire, eSTe poeta asesino y ateo, ajusticiado en !9 de 'enero de 1836, }lI'eSel'l:tal:ia los t'gal10S del asesin pel Q :al mismo tiempo los de la benejicencia .. y' teoso.fia. El Dr. elijo: ,; Yo he Ikesentado menu .do puesto lino de. otro un tere-, bro, de (.;aruen>, y otro de perre les de la fl'r.. nologa los 'oual de estos dos es ql cQnductor ? Todas me han puesto el el ,cl'Jteo del Y GO/l'Tazon frenolgica pot:que no solamente el d e l caL'nel'o es al'lcho hcia adelante si, ito que tiene sin duda las de la ,en Dios y de la metafisica."-:'(Gwtte lp ellicale, tomo S an 18S5 pg. 5.). ,.' [ . ii Es neccsar :io quc',col'responda exactamente la figuua del crneo la dc l cerebr l 9 y hay ,una segut'idad de que lo determina la forma Se demostr' en en la SO" anatmica oc Pal'is, el crneo de un nio CllW}no se encontt'aban lo s lbulos antel' iores del cel1ebr 'o, en en su I ugat" se e ncoritt'a;ba una tr'ansparente que' llen; aba la concavidad Gel'ebral. Ell'an nulos s us in-, telectuales y morales, y el fl'ontal pl'esentaba su cUl'batul'!\'., o .l'd, inar'ia: apesal' dela ausencia de las lbu ,las a ntcl'oI'es, lo qile coll}o dice el observador del hecho po.l1, e en descl!b,iel'to ,las doctl"i'l1lnr cl'aneoscpicas "al t,iCl;npo en el estei'iol' las digitales y eminen:Tnu1lLilliari'as l'e el jl'ontal y ls fosas (leponian ontl!,:'l: 1l!-tep6a,.!]1It:l nes supene al cl,n.eo modelando el rganO' impO'rtante que (Re'V11e

PAGE 147

mayo de 18 '50).' Los frenlogosilo hall eshdiado Que el'neos y de estos han ded ucido falsas despues de habel' esplorado el ancho craneo de Goethe.le diJo: .,Nacisteis para hablar al plleblo . "-To. da ,Ja ",ida de Goethe ha desmentido el oraCll'lo frenol gico. ',' '" Ray casos en que las anfl'aetq..osidadcs del eerebl'o pOI' un lado no se asemejan las del otr. o emisferio tantobajo la de la forma co .m.o del volmen y el nmero. Sin emba-rgo ; GaIl admi ,t;l y tiene que es ,tlablecer una. igualdad constante las cil'cunyolllcioncs de que hace ; Hay hombres cuyo genio parece no tienen mas que querel'Y la esfcl'a de su entendimiento se estien de hastl). el infinito l.eibn ,i-tz. era filsofo, j.llt'isconsult" historiad or, telogo, medico, anticua! rio, fillog!> etc. pe l).1Uchos Hl'cllles hizo la antigmedad uno y nosotros de UI1 solo Leilwitz pod cmos hacer muchos sabios: ha dicho Eontenelle, Frel''et el rilislpo fenineo y su caueza pal'eeia la l'elll1ion de las ci, encias opuestas E:x;isttan enAlas cabezas tle esto s '&abios'la de cda dencia? El ilustI'e Cuviel';'lllledc colocal'sc Iinca, IJues sus C'Onocimientos el'an tan :variaclos tome estensos: hbil anatmi,, eo"gl'a-nde y llrefundo llatnl. : aliSt t mdico, fil sofo, pl'ot'esol' legislador., admini5trta:d01', I l iterato, dib ujant, gl'a!,adol' ete. no, hay cielleia : al'te que 110 haya culti:V-, ad? Sei's obl'as, nov,cnta y una memorias, catorce estenss info l 'IIes, sin cOlltl' una multitud de artl1os, (le de n9tas; de observaciones, de noti.das, aen'eftexiones eS, p l 'Cidas en' co leccirlllcs cien tficas son las pruebas de u l n salller inmenso en los iliferentes gnel'os t I'en ilri a el vas to encfalo de Cuviel' un Pl'otuuerancia 'llfll'a cada ciencia? El mismo no lo Cl'eia y HU clcure informe al instituto en 1808 sobre I r a CI,o, ctt'ta ele GaU q ne oJllden, eS, u n fOl'lpal testimonio." Aehl!itimos que lll} desRl't'ollO'del erebro produz 'ca una tcnde ncia dctcr'ininaua y en:tnces pOI'que el hombl'e 110 es siCll)pr'e elmismo? POl'qu a lgun as veees no se nia' lIilie ,sta illc'lillf,lcion sino muy tapIe? Por que al contra, riosp. uicI'qe \'eees 'para VOIVCll a aparccer: eomo su cedi Lag' t'allge y d' Alemhert respecte ) de las. 'Pol'(l'i : LalJl'uyerc ha d iclH) me de soItlad o y ser;

PAGE 148

-130-'rtlrsitcs, pOlleume t la cabeza de UlI ejlJl'cito ante la Eu,. }'opa y ser Aquiles? Nio' adolesceute, varo n cumpliuo, anciano" sC\' el ]lOmbl'e difel'ente en gustos y pasiones, un nodo absolu-10: y esto 110 debe atl'ibuirse las val'iacioncs del o,l'ganismn de que IJarticipa el mismo ellcfalo? Elllllllto de pal' ,tida scr este l'gano? no podr demos'arse, j el ser qilo dif)el'e del hombl'e en tantas relaciones, la mtgel' en,'ulla palabl'a, es mugel' por una muchas pt'(itubel'ancias (Jue tef]ga? Es eviu,cnte en eRte caso que el1.!telo y el ol'ganismo entero pI'oducen las diferencias fundamentales de la. moral y la inteligencia: si la tiene ideas de rosas, como galantemente Sainte-Foix lo debe la uaturaleza genel'al de su constitucioll. Se dice que el hQmb'e tiene en tal .'cual parte del cerebro el motrvo predominante de sus cualidades "y se olvillan los aco ,ntecimientos? .Es indudable que Ut'!' hombro e genio se sol)J'epone los oJJstculos, pel'o la fortuna tiene su parte. Escuchemos ,Galo mismo: que el hompre en IllJlehos de los movimientos delos mas impor,tantes de la. vida. est'sometido al imperio del dcstillo q"ue tan uronto le fija ell una roca como un ostion inel'te: tan pronto le al'l'cbata un remolino como el polyo." (Origine des q1alits et facnlts 'inteUectnles de ]' homme &. t. 1. P, -249.) ,Guamlo aparece el remolino las facultades morales,n@ debian SiCIIl}ll'e seguiy el imlmlso dado llor la organizacion primitiva1 Se lo COIltI'ario y las circunstancias deciden solamente de esta (Hreccion que es como el ch ,que dellJet!Cl'lIal con el eslab
PAGE 150

. -1:32.-}l, rhl1ta" a mcmol'ia fiel; la:atcneillllll'ofilnda, sa--110, la imaginllcion fectinda y atl'twilla, he ali)s carc tel'es Iue constituYCli una va'sta inteligenc ia: tal es quiz. ta," medilla del.llOmbl'C supel'ol' .3. J qs deil1as, Estos cal'ac:' tet' es (lne Jas tI'es f\lclltades capacidl]es de (:Ientil', conocel' y ,se li'gall un sistema, nervioso, perfeccionado, activQ y 'La de este sistema puede tenet' lugar al l1!ism() tiempo qtl'e exista OUt'a prepondl'aricia UI'a, sistema vascul al', 01'11. de otl'o pal'atd 61>gnrco y esto en val'iallai; y rclativas dh'ci'sos de':1a c 1l'ga o ;'gnii3a. difel'encjas constitucion conviene buscar el de I.a!l talefltos Y-disposiciopes, y no t;sclusivamente en el Uesul'l'ollo pal'ei -al y ais Jado del cel'bl'(), l'gano 110 que influye ,inmedia-tamente ell') 'a, intcHgerlcia. '. . ,()onv' iell c"tdial' estas' difel'ellCias si se' quiel'e dal' his facultades mOl'ales jlltc'lectuale8, ulla dreccion COIl-, f'H'me : las indicad'ne!:l' dI;) h "N e }lo.int Il'ott'e vi, lentno s nuestro talellto) ha dicho el fabulista: y este P.I,'.I)eo;fpio del mas pur'o gusto es t!lmbien )a ?,ata espt'esiOI de una vCl'dal1 fisiolgica. lliv :ersas cOllstitlicione modifican por la, }lo"los hbito s, l!ls se ven val'iar las oultados de ,la intel. igehcia y los talent, os que de ella cma-. nano La es cort, a, t lerO mnos ; 'diil'a la' vida del taleilto, como lo he dicho, se condce < 'la edad autor cUI'ctel'es de las de su plitia. Quir p elfe ignoral' el sentiilo de espl'esi,)n, "el/ hlen tiempo del pel'o el per'iodo de esta Yid f es mas mnos Jimi talIo no puede to,do el 11l1l l.1d 0 deci!' como Necket\ 'Suard: "Oh! l)cllrl ngel eSGl'itol"!illl' sete 'nta' aos! 7 '1;":". .

PAGE 151

CAPITULO 13. Qu p.nti.PiH:Ien, clIand' d illen: Esto
PAGE 152

, 154 "'"'"-lillad es ,trema y :Jlguna \'ez m' I'bida de las' vistel'as! tienen unfl)' dit'eGta y pnsHh'a sO'b'e 1!ene. T en:tra 'aIs,)10 es tilla r .cmailllo La!" Rochefouea:lIl Qijo 'que el eSjlll'itu cs mcnudo cngaiiad,) por el. zon" dijo ilna: 'l"CI'UctI] finfl 'J morrur, tanto mas exada.y, prO'':. f,!nua, l!le su se en nucstr ol'ganiza-. ,CU!ln. ."it :.\ El apal'ato f1e1'v'ioSfI" cCl'cbl'o espill 'al de 'esta masa qfle ocpato]. o el crnen y se 1)['olongfLpot el v.eI't e bl'al: es un ap ru'ato (ue es eL: del y' an i rna y \'i I'i fiG a (le la, eeo '!1O'm:3!: est l)!'esel)t cn ;!;[.)d,(),'P-Ol' mC!lio de GIHII'cnta paves de' nel'vios q uc de :l sa, lelJ: r l.s(l dirigen 1a s im : pl'esio )le!? pnll J a estL'emidalf pe['jfdca-de lO's ,nel'iVios' y !le l ton1a1;]a:sl llll el tauos n01' el poder la innervacion, las fncit ; mes se"ejecuta. n O'l'ganismo 'v"\'e y se mueve y produce la: saluil, es la en fin. < CUalf]lIN,el'aql ue ;'Vea, p '@l'1ll'Hnel'a: vez eL cel'cbro d 'csr ;pues que s e le levanta la: caja huesO'sa, n o JlII' ede dejar de es-1)lWimen1tal' una viva SOl'pl'eSa y dmiracion. H ,aqu un magnfic() restQ ,IYab}tcion (le' un espil'itu que lo ha ahan:tlO', natlo! H 61'gano en que l'esitlia la cO'nciencia del! sel" la inte'ligcn 'Cia: deJ llOlul l're, el yo; -resto mil mas dbil que la al'GiUa y .que siru erq.bll'go resguarda:ba el te&ol'O' del pensamiento! Qu 'C!l esa p ul ,pa blanqllcdna, b-laTII\a y putresciQ ,le G,Q. Qbihaciof
PAGE 153

-135-diNisiQ1l es y pliegues feiizrl1 'cnte colocados. Un v apor' du, I G C y cnmclldaa cstl,ls pat, tes y ff!:cilit.a' lO, s l'eES. tallui c n digno 'J:Hltar'se la calltida,rpr(! digillsa, (Je ,' .aso.'! sangu,ne os : su cs'ema lfi, visiuilidad I Y adnil' d /in d e 'lue cada molcula c e l ebr:,tl ,se,encuentl'e ali.111entada una sa,ngre '"ft\lnC!1t e mcnte Los fisiloglls hn, s t ima.,d' cn eji'l!t(), d en G ftlo pcciue la de la angl'c ,t1e Ia economla: J Y cmo la sus t!\n G b t d e l icaria, d e este -l'IPI'!0 p ltc u e l e s isti.,' la impetlmsidad del fluid6J ,Todo es t a previstA: los vaso s IU'tel'ialcs las chl' vatUt 'as que J'om' p e H Y;; la fuel'z a Ilt'oy ectil d e la esls allterias se l'cdue"cn. capilal'C s nt es de p e nctl ar en el t egid' o ,Iel J Jas "'Mas foi'man s c n s htgqs fiu e l'eciben la en : la cit'GuIacion, J \ a aseglll a{o las nohl s funcioncs d e l lta multi'plicp.d!? las pl' ecauciones hasta el punto 'l, U C l()s esc e sos de .los 1:1Oll1ul'es nad' a (mas pu-,dicran haeerlas intiles \ vll!111 aS, ' ,', J I!!: del'fi-1sofo se it l'ta cllls 'pues le l a ana10mica quicl'e vel todav ia, 'l1J. icl'e cnllf:lG e i la. l1,aturaleia. 'ntina de y: c'llales h q lar'te ]e 'tj.eGiol1de d a:' : d a una (le las p ; u' tes d-eh e nc falo;y desea ti'azada! cseaJa }1l'npol'ci.onaI.entl'c f a for 'il1.!f del c e l'cuj'o modificadas yl.., la 'intelige nla: e s tallecel' lir ia d l'ga, iutr al'l ,tre' el l l] ui s icl' a sabel' eh i]he consj,te el m()\' 'i'nlt(l .. de J ,l\iS ideas, CO !110 ( r e ft)llllo matcdal tan se levanta el di vel'Sl\S' y su vivo dq il-fen Jill e n ll@nrle el yo;: es tcpU,ll.to, Gel1X el'gente de ti ue el hac e ca,rne y cspI'itu cn l1udeJ'qsa y 11!1" a,tiell(le mas que, pal' a ijace tL'esmiL aiios que se. '; f es aci 011' com:,.l,ues-ta 'f,le t,n tas (] lle -(Jl!e <11 U 11CI).: restihr e l'l. el' tale nto l .ll1lano: t od,s J.as tell tati:vas hasta aqu lfcchas son de riuestl'a deuHidad, Dcsp\les de !'eCIll'i'IiI?: Itl cam LV> de la,s )Hpt esis ,'en sus ma, s ,m.,., plias dimensiolles se la simple de los Llechos. ..... . ., De las h i l fte s is estil\l }lIr,8C C0!110 ; la mas notable ,

PAGE 154

, -156-la ,le Descal'te qlle c 'olocaba e1 elel alma en fa gl4ntdula pineal. Esta hiptesis fu adollta 'da y sostenidl.' con tenacidad. Bl'ozette el cle ,bre comentadol' (le Des- cartes tuvo la desgracia de perdel' 511 jven eSJlosa: hizo estl'ael,' de su ctll'ebl'O .]a diclHl grndicla y la ellgast en 111l' a SOl'tjJ a que US() de 50 ,', , La siolog,a espel'imental k ac en nuestros ,Has innumerables esfucr;zos llal':). este reJo. y pocas y., lejanas luc.es ha conseguido en recompensa. POI' n ,ues-11;a parte,cI'e.erTlOs que es pl'oblcll1a 'itwesolllble por: que', se" p.l'HClIl'e consegll'!'iU Ilegal'emos 'llenetc la,l''' este alto Jnisterio delluestra ol'ganizaci'!1? Qllirl El tiempo, hl el genio no son todo' poderosos? No n'os ha servitli> ,esta triplQ pu 'lanca pUl'a al'I'anCll'r ]a naturaleza algunos , de apesa,l' de 'lue ce que ,est alllos cOIvlenad ,!)s busc!w la v et'dail con la der-Jla Impotencia de no encO:nh'arla? ", 'oJ

PAGE 155

;", D' ras d'el cer'b,;tJ c.n lq, capacidatl, ," ':i '\i .. ., p' ,' . , )\asb 'ta, el dia en OSCUl'O :y tan largo tiem po debati tido. Estos l'csult,t1os se apoyan ltllica mcllte en la co!n. llulaclon hec!la entl'e los estados del CCI'ebl'O y .'el de la '"tel ' Hay \'cl"ul\des 1I\osf'icas qu se uel11uesJl'an con b. ,;'jlllnta del \ltia de las' nias (IUC las de I Y n cCfalo, : sU 'Cil'ClIvohiQ\Ol1, '!-estas, variedades erstl!llctul'a, Con sistcnti'a, dc \,olllme!l, de tlstnsitHl de COl'I'CS" 'llonden las modificaCiqnes infinit!l.s qlle los f(m menos mi>ra'les inteleCtuales" POl' st.e camino solamen-te puede alH'eCial'3e hasta. cierto lltqlto la de]a in'" teligcncia, dc,su, accion la3

PAGE 156

-158-, leyes deslls a ctos: com ]o he notado la cicncia!lo pos ,ee toua\'ia. soli.'e este asunto, uatos gller'aJles Jlaqu los mas notaM' cs. ' El ccreb1' apam'to encr.!rf.ico, 'eS el 'del mifYIzto;' '; ,,' '. , .. ,Sin l'gano ,io se manifie,sta ni ngul1 signo d,.: la jll :teligenCia y el homlJre no pOlki, ni C01l0CCI', rJi ni aotual': lfi. Gausa fis j 'ca e,st ligad'a: cvi'dentemente ,la caUl'Ya fina l. El cc'clH'o bien'se, Iconsidlwe' como' puim'itivao de cllal'llIi'el' Ot1'!)' mullo, .. contJenc eil s ,la de. los [ctos.que p.r'odllce: cuafqutera :5ea la Opilli( l n de l inclllyelld al materiaHsta, l es r, n 'gase el, alma en una al,. llH:a y l'Io'J.)(i)d1 l''a UiSClIl:l'il' Shl los in, st1'umeilt0s lateriales ; '1" o El apanato nervioso encef.licp, :ess'llmtvtnemnente activo '!J /pasivo, ,', I Llamibase ntes UI1 agente y otl'o p n-,. de1tle: ? este se I'CC)U(i)C el sOIlefil'O' laR leyes ge'ne'rales del ol'ganismo, en que todo se.reduce, l' estimlilos ojos, y el las palpitaciones ue las ar-. te1'ias, .la fatig'(\ y del c'rIC'P@ s'bn los sntomas (,,5-tcd?l'CS y patolltl"S Sle.csta, ac. cion. '..

PAGE 157

.' 1I1. Lasv'ariedades de forma ry estr1lctu'ta del cerebrQ, corres ponden d los diversossrados de capacidad intelectual. ES,ta asercion es sURceptiMc (Je."!lJlquil'il; de evidc.ncia: cualldo.la causa val'i a difitwi.'n 'tamhieu los liroductos: este pl'jncil'il) r es de una Ilenl'Ost!'acion tau I'ie;:oI'Qsa en fi'sio)oga las J ilemas ciell c i a:";." tJ!1 eburueo. un cel'chr'o duro, cOlJsistente, huesoso, mal confOl'llIado, inevitablemente lentas, dhileR, 'fuel'tefl, eul'gicmi. El ejcrcicio clltel'o del elltendimielltn ('xige el Ubre t'jfwcido del cel'ehl'O y hay en l la I'elacioll mas rstl'echa de la. causa GOU 'os rfectos, El entendimiellto es hio el; el ClIl'I'pO nio' v. m 'isll1o .. Una ligt'I'a compi'cnsillll, tina sill1-cc;hmoCoii del nc'fa lo, y na pOI'ci, ( ,ill (\1' fluido de1'l'lllado, ciel'ta "'aceltl'aColI tlel mO\'lmiento cil'culatol'io, un poco de Ikm' alcohJio, unos gl la!lIJs de opio illtroducidos en 'la ecopom ,a. agitalldo d {:cl'chro altrl'an yaun la inteligcncia. El apal'ato sel' )cl'fecto, l'egular, desClI'.!'olla do. y laS ,Rl'. nsariillles. klS imgenes lIel'll vivas, limpias' y lo s juic ios t'xartos: Iti, ('go el samiento es PI'np o'cjonal los difl'r'nteR estd 'os del cerehl'o. Fcil y PIU'Q cuarlll'o est saliO, se tOl'na plido, se tlll'h yedipsa' l\ttl'ante la: cnft'I'medad, pal'a rt'a pal'ccct' on J:odo su hl'iJ'lo, cundo 'cesa la ,causa de Stf .tltel'aCion. ])e :esta manel'a las de la' intligt'lIcia jJlleilell calcu-]al'se telli.endo en {;Ilellta r,1 l1esal'i'nllo suct'si\''o y I'cguhu' del cel'rhl'o: es de algull modo posihle establecrl' una: rsca-la de valores mm'aJes intelecttialcR, sobl'e los pl'P' gi'esos y la ]lej'feccio''l de la ol'gallizacion ccl'ehl :al. En ctlallto la "(l'esi1 gnaci'oll p I'ecisa, cleJ.' acil'I'fo de' cada: facultac J : t' i'el l ito li ha y d e Imsith'o, 'eS lltm poei pi'et "xistellte, c o,ncchiblt> (w el CHe!) 1'0: P!'I'!) no ,uede deCirse: 'Es una (leque 'a \lI'om\Ill'licia ovahitllad, a f\11 lo alto, ll'esi de cada lirio de las R iene.fl,en la union del u'gulo ,del pal'ietaf col'! del'!! ri"ellte." IV. El hombre tiene el crneo ,1il(1s .. vasto y la faz mas c()rta de iodos l ,)s animales, '. " \. No 1)l\elle esta Pl'llposjcion. 10 de un modo gcilel'a1llorc}.ue las cscellcjOt'tcs so,q insignifican-. J9t

PAGE 158

-140-tes. El cJ'neo del bom, bl'e debe tenCl' de 19 22 p ,ulga das de cil'cullfercl\cia y la de un idiota no obstante no sue-le teIH'" mas (1 ue 16 18. Descenrlicnrlo pOI' la 'escala animal se ve 'de mas en mas disminuida la iriteligencia y el cl'lleo. tl'abajo!! de, Campel' solH'e el ngulo racial se apoyan en estas difeLavatel' ha estahlecido 24 gr'auuaciones desIJe la ralla hasta el Apolo de Bclvetler'e. No es ('sta una hiptesis ingenimm: y 110 solo hay dife ,'cncia elltl'e el hom bl'e y IIIs animales, qlle la hay elll'e los mismos homul'es de rlivel'sas I'azas. Blumembache ha hecho vel' la sociedad de dellcia,s de Guettingen dos crnes tomallos en tas estl'emi
PAGE 159

-141-poco 'riesgo en asegurar que una gran' '!Iasa c ,ebral est. en relacioll con UII t1esal'l'ollo mal'cado U1 ' Igencia; la, cOl'l'ela c ioll ()J'gan ica mOl'al es aqu palllab i -Un l)J'ovel' .. bio Ingl es HelIO ,l1 tJ'azarse losJmites com pal'arhls con la e s fcl', AJll'o x illlad GSOS lmite s r el espl'ittl s e apoca, el homlll'e d e sciende y l e al'l'cLJatan los al ictitos de 'llll' utn y si s e e ngl'alHl ece su csp l'itu se d esarl'olla y e s el 'lile lo golli e l'na: s i Dios diCJ'a al hrlln 'bre el lIItgllfico p,'e scnte de un acrecentami ent.o del cN'cll:o qu gl'ado de c onocimhmtos no Il e gal iamos? qu desconsuelo a l contemplar nu es tl'o corto sab el'! As el hombl'e supel'iol' destinado hace l' poca e.s notable genel almente lOl' una Goufiglll'acion de la cabeza que inrlica que e l cCl'eLJr'o es voluminw:o y muy (fesarl'oHa do: MI', Magemlie hace notal' que en el Cel'ebl'O de MI Delaplace los lbulos e stallan casi csf l'icos. En la mayol' l)alte los i!\iot a s al contr'al'io, el dimeb'o antel'" (Ins tCl'i()J' de los lbul"s doble en altul'a pOl'lo m nos. (Phys i"l. t, 1. pago 22 8), PaI a hac el' cono cer' la estupidez d e T e rsito le da Hoinero un cuel'lHI contrahecho y cabez a deS(lI'opOI' c ionada: pOI' el contrai'io sus dioses y sus h l'oe!; tienen cabezas allultadas. Algunos hechos aislados no destl'uyen las pl eced ente s asel'cion e s fundadas en la espCl'iencia, cua"do se ilice que una fl'ente estrecha y cnmprimilla e s un signo de mal Most'l'tt1t/J in fronte i n (?limo, Se tiene pr'esent e que la sabidura y d genio elige l l llna fl' ente ancha y , Segun Fiedman el peso t\el cel1ebl'o de un hOlJlhre he cho varia de tt' es lill. dos onzas Clfatl'o lib. seis onzas de 12 onzas). El de los h"mbl'cs pesa mucho mas y la. inversa, pues el d e un idiota 110 pasa. de una libl'a y cOl'tsima fl'accion. Segi m el mismo anatmic o el ce['elll'o de las tnugm'es pesa mnos que el de lo s h!>mbl'es solo hasta tI'es lib. y once onzas no habiendo encontrado ninguno pesara cnah' o Iibl'as, Hasta. los siete Y ocho aos no llega este l'gano su entero dcsarl'ollo y aunque disminuye de v,olmen en la vegez sucede en val'i!,bJes,E: t peso del ce-

PAGE 160

'('_142_ t sienl,..,..e' ,el miflmo ya.' disminuya. el ,por cuya ,azon los HuI! \ 'uluos magl'OS. tcnei' mayo(' cel'dn'o, En :J re.ciellnacido ;, es la pal'te m s desal'roHada en propor'ci'on de uno diez y seis,. pero se mas pequeo en Pl Opo.l'ciall m{'uida f que el cuel'pocamiua su crecimiento. .' t j I 1 '01 I VI. perfeccip1/. de estructTa cerebral, debe t:aincidir eon et vol'Il1m del Tgano. De qu se,"vi l'n amplios pulmones. y un Vlif;to estmagll si t1hi les y; alterados? La' misma ohservacioll lluede hacerse I'esl'ectn \ del cCI'ehro: es JlfCeSal'il ) qlle la ?te'Vrino .suhiit ,ancia lIel'viosa .tenga una gt'an pl rfer.cion III'iginal; es lleresat'io que la fillJ: a cel'cbr'al est p,'ovista Je ulla il'ritahiliclad, ulla vibl'atilidad pII,ticulat'; 'lue la a l 'mor l a
PAGE 161

, .....l ,..,. .:, I I :1, las has.ta {l cquOl'mar' lbs d31tos que acabo e pueden t?lIel',lllgal: aq}Il: 'anato; m 'I(; as, (1,1:\ enlos hechos de anatoma tran sin lOesar, ,f\u(', y 1 as 11' I'llebas que robuitec, en j d "'t "1 U' f d 1I;r; \, t' ya e antes na acau es, 11 examen pl'O LUl o J' Ompal'a 1-vo de de Ids hombl'cs clebl,(' ,S,'I1)'U;Ii'ct,:aJ:' &scla-I l.l: ',. I}"I recer la cicncia, pel'o hasta ahor'a el si muy Hmi'tailo, lo mas fl' cellen1e 'he;;ho sin niotiv o iy; atencion, Ill'inb1 i aln)en t 'fm las : Jda' d es pr,e"sentes. it 'Idqlli g 11lllOS' ejemplos dignos sin de un vivo in tcp,JI',ul' b d l I E J f H'. t e'Zln l,e n,' a eH l!lU "l! r es e te hombee en a I a dll}d d e sec.c:ln?Chl 11\ me!lOS lutehgenJa. SlIl embal'o la ape, rtulta .de, lIel autol' de l as P fO'vindi ales $e not 'lUla!" g!f,il canWla:d (1e s' d el c;eJ'ebl'o era muy C '0I1SIStq1te., ilul'ae'n fin. elloluesta-ba ti}" alterailQ'. Esta '(i}ip:iu tanda hizo en por mitad' d:-TI, a p abezt que en su cabeza: 'la sabJ(luna y la locurre tem TI I { ,{olfa",. y es }Jl'ec jso e 'l1 q este le llama:ba Vol.tah'e, j-u: sttfiQaba le alglln e ,'te i'aro /lIf'1 \ , n','ti, J Cabe'XIa (le 'Volta'/.1'e, muerto en ] .. 7.7' 8 ,fla e.ihul de oc1lenta y cuatro 'aos, : su cl'neo estifba llelW en cia; y abiel'to pOlo mimbl'o de.la ci:- d" 1\1 d l' E' '" '"-d t rugla 10 con J., 1'. e :spInay, ,mI) ICO, 111!ne l a ( nlen e cuenta J. la facu ;ltad de, neille 'ina d,e Jos resultados' ( e t()}1s'i'a.' Hos, cosas fueron }ll'in ci pa lmcl}te poco d 1"( 1 I d '1. t 11", F,il eSllesol'il, 'e nare( tls 1 H1csosas:.e I e su avanzaHa, 'edad Y e l l enol ; me desarrol l del' .. "El, cerebro)lO fl,' d\s('cailoi,J, se le 'e111;el:o 'i uJi: f e : I ebl'e 7 I .,' '1 -;1t ' 'fal'maceiltrco (Mltoua\vt, le lIlZO ,en al uJ h11'-, viend6 :pal : a hlego el} espritlf.ile ; ino ,l;ja,rque :' Jl,0l' : M V 1 lItte GUYo la V,10 en ] "!, dleo. I:argo tiellpo sooilidad u'1a parte d e e,s,te cereb,l',o y pue!jt p con una b,lIJH\ SIt. y Hl'I'oJocentella .n'tcs Es-, , ",,' pi \

PAGE 162

-144-pectculo de pura curinsidad; e,l cerbrO" de' Voltaire' no mas ,que un,a luz :lisica, sO'mbra de la de,su espritu' ' ele J. J, R01sseau, muerto e.n 1778 la edat,l de setenta aos, Muchns escl'tol'es de la poca nos dicen clue Rousseau tenia m1ly' d e sal'l'olladn el cel'cbl'O y la f,'ente y elevada. Simon BOlll'et X Gil Casiml'o CheflU mne ,stros de cit'uga, abl'iel'oll esta ]lO'del'esa c 'aeza en lu-esencia de l,ebe, qu e, de P,'esle, mdio y filsofo Nada enconU'al'on de est'aol'(Hnarii> en el cel'eh '['O' Si'AO' ciei,ta 'abunll'aricia de sel'osidd que llenaba los ventl'culos. : de .Mlw, 'Stu 'i5l niueHa en 1817 ; la'edad de' 51 aos' '.roilns lO's espectadol'es se admir'al'O'n d e la' dmtidad de matel'i-a GCl'ebral q ue se hallaba d itla en el C'neO':, las pal'edes de este, eJ"an muy delgadas y tndn an unciaba: en e&tac-ab 'eza una gl'a:nde fuel'za de "reacion p!lti!l y ar :tstica., ' d'e 'Nali'ol-eon Bmiupur v e ; mUCl'tn en 182 L Aa ,edad de 52 aos. 'ro, dos sus contempOl'neos h:an estadO' acuerdo en el juiciO' ;acerC'3; de su crneo , Ce fl!ont pI nrligieux ce crane au mO'nJe iDu globe impel'ial. (V. H1t gO,) Se ha dichO' con: razon que esta frente en que repnsaba el gepio y el pO'(ler 11llbiel'a sidO' su fici'ente par'a espI'esal' tO'da un,a fisO'nO'ma. ,Ppr medirla muy estra' a no fu abierto el cr.neO' de Na'p(!I,eO'n. Se contental'on cO'n y eSlllnl'a:l'le ])(0)1; fllera:':"teilia 20 pulgadas y 'lineas de cil'clllfel'eneia: la fr'ente era a-Ita. las 'sie, nes ligeramente compl'imidas, las regiones osci pi tales mur ve ... das y", C"Memol'as de Se llue, de, dedl,le fl' tI' e estos datns Hila gr'an cajJacida '(l huesosa:, \lt,l cereb'o mlly, ,d,esar'roHaO'. tOlla la l'iol' del' cl'nep. la region frontal; lns ojos y la Ilar'iz te,,,ian '!Ji fia .pel'.fecta cO'Bfol'macion: el TestO' de la fisollomjJ. UO', )I, resentab;t H i n eonjull tn de 1'SgOS Jelices,' se sa-ue qU0 i;nlly par'ecido del vencede l' leAr'co,la que f preselitad'o-' f.,avatel"le hiz !lr-O'I'f'lrmpjl' I despllcs de ntinado: "LO' de una :gili la, ,10' bajo de un La ca:be%a efe iBY1'01t (mul'i e)l 1824, la 'edad 3J) aos.) En' la attops ja.se llemostJo 'lile 'l' a ca.beza.!le '

PAGE 163

-145-gr.a:' n poet,\ mejor not el corto eS,pesor de 19s liuesos q (wmpoman el CI'al)' M y 'un falo n\lly v oluminoso. Sinembar'go las junturas de los' litis s del cl'neo se hal1aban cas i entel' amente osificadQs., l'al'O fenmeln la edad eh qpe muri. sabe 11::" fluei1Ga lle es 'ta singu]aJ'idad an ,atl1'*a e n el ,genio eleNa' d y cap1'choso de este HlIstl'e poeta? Ca, beza de GnU, mel'to l1n 1828 J los 71 aos, Su ca-r beza el'a: voluminosa y !labir'd ose el cr neo preeaueion se enContl'al'on los huesos de tres linas, de espesor en la pal'te y pos tel iol', Los vasos de la 81lperfide estaba" ligeramente inyectados, ninguna seal de se deja ba en las arterias, RJI' eSal' ,de la edad de] individuo, El e!-u'ebl'o habia ad;ui i'idb m ''Gho desrollo y su mH:sa total libr:as d iez ozas y siete y med40 Cl'a sHaa, consi stente, y de ferrma l : egll,lar y otJ'as muchas 'alteraiones que se notm on p000 dignas, .otJsel'va" ion Habilrilose conserva.d0 el sillq\le se le ]w .... biel'a hecho corte algllr'lo, no fu tJosible examinal'su es-tructura i"teriOJ', cosa digna de se'rltl'se, Rubiel'a: debidd descubt;in IJI'(i)tuberana d011linan te de este n:t,diGO GUy:O sis.tema eS,mu:y conooido\,' Cabez, de' muel'to en 13 (Je ,de 1832 a. los sesenta y tres' am;, El solp de su 'ya,beza anunciajJa la vasta c ap acid ,ad y,; el y-olmen su cel'ehl'o. El c:x:men an'\1!mico; que de l se hiz@ p '..,ue'ba
PAGE 164

IJ I I f' I '1

PAGE 165

, Hemos examinad ? has t a al ojeada sebre la fun :ciOl1-y consideremos al J encfalo 'forI mando el de }oda Sil actividad. ". .: '., :' >, La accion : del cerebro lle v ada. ,hasta cierto 1 refiere una de las de Il!-coneefttl'aci n. Un rgno' iVune.n,te estitad s llaca u d e acCipn qe sangl 'c, la sensibilidad y ]t vida con el!os. Si se conSidera que:-'el' encfMQ, es elrgen y dspensador dy e sta: todas las impresiones y las sensacione s reunen en este es emi'nentemeJl t e -esCitii>le, a-tjv.o, nIY desarrQUado entre los hornllr:es de grandes faculta ,de!? mo-I rales, se concel ,li.l: la estens.ion y fuel ;za del la failid':d de hJ., exaltactO'p, 'l tenilencia al ; entusiasrno que caractel'iz,;\ la mayor parte de los hombres graqdes .... L j r '.. ,.

PAGE 166

, ., viven casi enueramente d c la: 'V,,ida del erebro: ora el genio nada mas' que la, atencion como cree Buffqn, ora par, fenciaJ d iee H l ugo Blajr; bien consista en el y feliz una fuerte Jmaginadon de \ma gr'an l'c ti:titu d dcjuiio,' eomo i@ cl'e() mas pr'o' .bablesiempl'c i"diml! una: ace ion del alial'atH e n>ef-W':o. Sentir', refl.mdo nat', ,imaginal' no solu ,cs tlje'l'Oel' el cel'ehro s j no Onee!ltl'al ; ,1a acoiol1 sobl'e un puntU'pOl" una s' rie ue ideas. Llegauo este. punto uc eoncen" itt;aliJioll el h ombl'e se l:, epl iega s@bl'e SI mismo, se aisla ue los. se ntidos, se hunde;' eJl fas pr'ofundidades de su S!"l' moval:'ni la ol'eja oye, ni el ojo rmim: n() hay qu.ien no h 'a,:l' espel'imcntad '' esta pel'o no siendo uno el griado de fel'm en taliJ'p Il'l os pl1 othrctos difieren La lJIas lnengllad a ol'ganizaioll del c 'er'e\)lro no entusiasmo aunque,.I]o tengan valor sus resultados. E : I espritu 'de seeta, Y Qe pueden calenta.l' la. cabeZal pel'(;) ser estl'il,el cahwi R :sese este ealo1'-' unaliJa ,beza bien y s e etil ;iquecdn: ciendas y las artes fr el ol'n'afl' de br'oI1G. e .. El l ibl'o ( le l a villa: inmortalidadeflt abier'to par\: los llOflee{ lol'es. de tales' pl'C1'ogativas. (;:ul(lfJlI'ier 'a, q :tie la dife\ j en0ia le efectos el acto vital. es Y' en el clwebro actuante rpas intl'os ati:0iol1 enrgiGa de l aJuet'za! nel'.viosa. En u n mismo iildivic\.lIo no siemlWe' eS coilst,ante, co mo :ya lo la atenci ,@n, 'Y fugaz hasta la tenaz' Y Y IlIego el xt, asis o;"al ll?Opa, miento de I lilina, su '''Verd:aile;'a si'llipl'iji/;((:j,on, la cO' lcenJi'acion ile las fuerz!,l.s )nu, estr'a una lina pl'ogl'e'siva 'de muy notable. Es relativa! 'esta 'Venda la al tempel'amento Ger:e'" ; bl'll i tjtelectial a'l lima, 'la las' institu-i'ol1es:,l la al mismognel'o :i:1: e b ajo. Asi sacudidas $atales la' salud ir(el'i l tables e ,ll actLvid ad del 'ft, 'la y hyperstilnll l lancouceb'ir 'esta -ver()ad',prQcuvimfs te:. :tna 'de, lp que 'pasa en la e
PAGE 167

-14,9-111: ttada viene stl'mente la pel'o Jpedita pr-oFumlamente este hombre, s e agit, a, g01pea IlJ. fl'ente cyos QuJI'ltil.iano 19s eqla':' con que 's go,lpe ,\t el 'I' os costados 130 al G@ml bate. Foco eSJIC-J'iment, una espe;ie ,de ,I.'e\" pl uc,ion en s q'ue .1 os los liniiles d o su -de il1emorcs)

PAGE 169

-151..-tuyen el esh'o potico se espedmentan efectos ral'oa, por ejemplo ,Rousseau sufria una fiebt'e vet'dadel'a, Alfiel'i un osclll'ecimiento de la vista, y ser'ian in'finitos los ejemplos. Cuando la medida de actividad de ulla cspecie escede su es tado normal debeu esperarse numerosos accidentes : qu suceder si es el cerebro supremo reguladol' de las funcones el que se encuentl'a en este estado? Montcsquicu escr, ibe su amigo el abate Guasco: "Yo he pensado ma tal'me ha tl'es meses fin de acabal' un pedazo de una obra I que he querido hacer .... Ocnpal' su lectut'a tI'es horas, pero me ha costado tanto que he encanecido." Ott'& efecto no mnos notable ue estos impetuosos mo vimientos ,.y sin contrauiccion el mas triste de todos es la pt'diua sentimiento ue la pt'sonalidad. La intensiuad, la permanellcia ue ideas trae alguna ,'ez disonancia. La concen'acion de la fuerza llensadora repetida, llevada su ltimo estt'emo, acaba estnpiJica ll sistema nervioso. El hombre de genio desciende mas que el bt'uto quien gtlian 109 instilltos.', Los poetas, al,tistas, filsofos en COl'to nmer han sido m'l'ancados del campo de la .razon por elevat'se mucha altlira profundizar los misterios de la metafisica. Sin bajar este abatiminto mental es cier to que los gt'andes tI'abajos del entenuimiel1o dan los hombres mas notables alguna cosa de inslito que sor pl'ende y admira: se dit'ia que eran seres aparte de nllest!'a eSllecie, ora pOI' la singularidad de sus opiniones que no se parecen las de la poca, sea por, caprichos de su conducta sus casi sonmbulas. La estraa esclarlacion de Santo nomingo no sorpI'ende sino los que no la han estudiado: se sabe que este gt'ande hombre hallndose en la mesa de San Luis esclam dando en e'lla: ConclSSln est, contra 1itanichaeos. 19una vez N ewton allevantal'se sOl'pl'e'rtdido en la cama por un pensamiento, y sentauo en ella permaneca asi medio desnudo sentado largo tiempo. ,Hubiera olvida do hasta el alimento, y aun no era imposible hacerle creer que lo habia tomado. Un dia el.Dn. su amigo ntimo fu comer con l y estuvo esper'ando largo tiempo para que saliese de su gabinete: en fin apremiado por la necesidad el n ... se resoLvi comer un lJOllo hallaba en la mesa y e uando acab. coloc los hnes.os en el llIato bajo la campa, n a de metal que lo cubl'i, acab N ewtoll y se sent 21

PAGE 170

.. -152-': en la con muestt-as de mucho apetito, y cuando ,'ant la campana y vi los l'estos del pollo dijo: ,,Yo cl'eia que aun no kabia comido ; )1' el'o me he engaado!" Semejante ('jel'cicio d las facultades cerebrales aca ba por comprometel' la salud del individuo como sucedi con este gl'andB hombl'c quc cay en una estupidez, alie nacion mental, Los unos atl'ibuycl'on cste mal la pena que espel'iment con la pl'dida de sus papeles consumi dos pOI' un incendio de su gabinete, y los otros con m .as verosimilitud al esceso del trabajo, Lleg tal estado de debilidad que cuando se le preguntaba alguna cosa sobre lugal'cs de su obl'a decia: "Dit'jase V, MI', Moire que Jo sabc quc yo"-( Biogmfia, Univ, al't, Newtoll }lOl' M. Hiot, Se ha citado menudo este rasgo de Hee.thown, Ha Ilndose en Viena en una fOllda pidi la lista, la vuelve, saca un lpiz de la faltt'iqller'a, y t1'aza lneas, Ilotas, &.' En seguida ]c trac el potagc cl mozo y le dice que ya ha comido y paga como si lo hubicI'a hccho, Estos hombl'es vueltos su cstado de calma, se admiI'an dcl espacio COl' rido por su espl'itu, Hoffman autol' de los cuentos fantsti tos se habia fOl'mado u na especie de termmctro para Clmo cel' el estado de su inteligcncia: y este tel'mmctl'o se ele 'vaba al estado de una locm'a vel'd?d .era, Recordemos sin il1"mas ljos que ]a imaginacion se deben las mas bellas pI'oducciones de la poesa y gneros. Porq su cede esto? porque el ejercicio oien dirigido de esta facul tad hace vel' mejor y sentil' todo lo que se siente, ],a ima .. ginacion hace de ciedo modo mas penetrantes los oJos; .los l'gau()s rilas sensibles, mas aptos, mas inteligentes. y .esto con solo bacerlos mas Se reconoce aqu: el podel' de la ley de concelll'acion vital, y sin embargo la multitud )lO juzga as, El vulgo de todos rangos 110 "6 ninguna {liferencia de lo imaginado lo imaginario, del eetudio del sistema de 1:,-. los capl'ichos fOl' mados para divertil' la ociosidad de la razon, de las temll]aciones pl'ofundas y al'cvidas del genio las quime. ras, de la novedad la paradoja, de lo estraol'dinal'io 10 estravagante, del razonamiento l)\'ofu 11 do al vaco, de la ine(litacion ]a fantasa, dc la contemplacion las lo curas: todo le es igual, Solo el tiempo, la justicia de 105 ,siglos y ]a razon de algnllos sbios son .las que ponen eada uno y calla cosa en su 1llgU"

PAGE 171

, CAPI'l'ULO 16. I Ventajas d "e tcmpcmmento en q1te p1'edomina el sist na \ ne1''Vioso. / 1"ortunatus sua. si bona norint! I. 'lIay mdicos quc_ no examinan las cuestiones Sl110 bajo' una relacion, y ell es.te caso vean en el tempel'amellto que se examina inmineiltes daos y las enfermedades que trae; ob'os al cOlltl al'io solo notan las \ 'entaJas y el evan el asunto hasta la. pal'adoja. Un doctOl; aleman no ha hecho la apologa de la enfermedall y su elogio? D' Antreall poeta fl'ances no ha celebrado la sal'''' na? un mdico sabio y juicios,) Mi'. Fouquier, no ha sea-:, lado con talento Un cuadro de las ventaJas de la cOllstitu cion : dbil, para dar algun consuelo?-El errOI> me parece en mbos estt>emos: lll'oellremos pues conocer el bien y el mal casi buscar la verda' d en donde est de ordinario en una l'igOl>osa impareialidad. I Una alta estatlll'a, una mplia al'mazon huesosa l'cvestida de musculQs y deseuytle.!tos: u n

PAGE 172

-154-ncho pecho, espahlas, un bl'azo hel'cleo pueden ser l()s atributos de la fuerza tisica, pero .no gal'antizan una 8alud inalterable. Esta organizacioll prueba solamente que el sistema musculal' est muy desarl'ollado y que do mina la contractilidad. Pero cual es la condicion indis pensable para la sal 'ud y pro1ongal' la existen cia? Hla aqu: una corresponllenia perfecta de las fun ciones, un exacto eq1lilibl'io de las fuerzas, un balance exacto y proporcional de acciores orgnicas; yeso no tiene lugar de ordinal'io en los cuel'pos atlticos. Si la fuerza del hombre bien constituido tl'iunfit por la enet'ga de los movimientos, hay obstculos que no puede vencer y entnces se hace la fuerza un enemigo para el que la po see. La intensidad de la constitucion de las fuerzas debe calclllal'se por su regularidad y medida, nunca por su es ceso. Si la sensibilidad eskema predispone una porcion de afccciones patolgicas, la fuerza contl'ctil, fuerza de propol'ciOfi con las otras facultades, presenta los mismos resultados. U na salud exuberante toca de cerca su alte raciono Mucha sangre, mucha carne, mucha vida soU orgen inevitable de muchas enfermedades tambien. Celso not hablando de los atletas: Ea C01"]Jo1'a q1ae more em'um, \ ,epleta snnt celerrime seneSC1Lnt et eg1otant, y pOl' tanto la fuelza corporal en lo antiguo fu singularmente honr'ada. La corona de los juegos olmpicos cubl'ia la frente ocacio nes dc un oscuro luchadol', del gl'osero atleta. De cual quier modo esos cuel'pos lIO tienen mas fuerza mecnica, les falta la radical, la del sistema nervioso. . O 'el hombre v.igorosQ es aptico, y entnces ejerCiendo poco las fuel'zas de sus miembros est en un verdadero estado pletrico que es eminentemente m\'bido, confian. do demasiado en sus fuerzas se espolie escesos que tarde temp\'uno le quiten la salud. Si la enfermedad es leve pI'onto se l'establece el equilibrio, si se resiste el mal, el arte y la naturaleza son impotentes para la revolucion de los movimientos; el mal se agt'ava, los desI'clenes SOIl ir'" / rcparablcs, la gl'avedad de los sntomas c rece r' pida' mente, el huracan estaHa y la 1'@busta encina cae dcsarrai-, gada. El Jitel'ato, el sbio, el artista bastante menudo de constitllcion dbil y delicada no se dt'jan llevar escesos y COnSCl'\'an su salLld. Sbl'ios continentes, reserv ados, \ ellos so conducen con prudencia y circunspeccin a mnos

PAGE 173

-155' ctt'Rlldo saben razonai' La sensiIJilitlull por otl'a parte de: que estn libl'emel1te }Jl'oyistos les liberta de muchos os, Despeltado cada instante recorre rp. damente los rganos y les advierte del menor choque que su'ft'C pl' el mas pequeo fl:ccidente daoso su dIJil mecanismo. Cen tinela vigilante ,no deja art'aigal' ninguna causa de des.;. tl'uccion exaltando fcilmente cada l'gano sugeto al mal; pero tambien la enf e rmedad per lo mismo que la constitudon es dbil marr.ha, con menos intensidad mas lentitud; el enfermo y el mdico, tiencn ticmpo para concertar los medios de combati !'la: en fin los accidentes son, mnos rpidos, la lucha mnos viva, la caa se dobla y 1W s q1tiebra. Asi puede que los individuos dotados de. un tempel'amento nervioso con disminncion de la contrac" tilid ad, como la mayol' pat'te de \ los pensad 'oves; son en general poco espuestas las enfermedad es graves, como oigan la voz de la naturaleza. Si se apartan de los lmites demarcados por la moderacion, bien l)1'onto los contie ne la debilidad de su ol'ganizacion: la pl'udencia es en ellos una necesidad, y es preciso confesar que es el tempe ramento y el molde de la filosofia pl'ctica. La templanza es una vil'tud par1l., el artista, el sbio que le tl'ae mucho y le cuesta poco. Esta feliz impo tencia es fuente de su dicha y menudo de gloria, por ()ue lmede entt'egarse los tl'abajos en "flue se funda. Agl'e guemos que mintl as mas se culti"va el entendimiento se busca mnos al carcter varonil pOI' loi r. ganos. Ape sal' de cuanto se dice la intelgencia simplifica las dades, disminuye la ambicion del tuero y quita la, riqueza matel'al una parte de su impol'tancia. Sin duda" el hombl'c delicado, nel'vioso, may impl'esionable debe es:' tudiarse y conocer hasta que punto le es dado s atisfac(}l sus deseos mas mnos, y tener siempl'e pl'esente: "mono') la mano. Nallie mejol' que l conoce el pnecio de ,la: salud, lo que le dispone hacer sacl'ificies pal'a conser. varIa. No est compensado esto pues el porvenir es la recompensa oe lo presente? No pi e rde cuidados ni lll'ecau' ciones pal'a Ilegal' sub'il', y al que lo moteje dit': "La naturaleza me ha reusallo lfl:s fuerzas capaces de resistil' causas dt/ la!; enfermedades, y lo suplo con mi prudencia: nac, dbil y, vivo, y casi estoy exento oe males COIl esperanzas lle1ongeVidad. En ciertos de com

PAGE 174

-156-plexioll dllil se nota IIna tenacidnd de "vida que espanta, pero se encuentt'a'll fci'lmente I'azones clIallllo se examina -con el arte q1l6 luchan contra los agentes detrllctores de la vida. Supongamos el caso de enfermedad pHI'a el hombl 'e ueli'cado y el rollusto: la ventaja est pOl' ellwimero cumo he dicho: la natlll'uleza no lll'ecipita los movimientos enel' individuo dllil que facilmente se resigna; eS)lel'a, y la llelligna disposicion y si el mal resiste, sabe 'ansigir on l, y le cOlicede su parte de til'ana truquc' de que le conceda la slIy de libertad; y acaba tal vez por l'Cducirla y dominarla, Los valetudinarios y mllgeres presentan los mdicos frecuentes ejemplares de esto, as como algulJos literatos. Metastasio fu acometido de un ataque nervioso desde jven y vivi 84 aos: Palissot, bastante dbil en su infancia fu reciuido 1I1aest1'o en m'tes los doce aos, bachiller en teologa los diez y seis;; se'cas los diez y nueve, y fu padl'e y autor de dos tJ'agedias; y pcsar d las agitaciones de su vida, los 84 de. edad, cOnSel'\ aUa el vigor de su razon .... No se ha visto en nuesl'os dias Audl'eux, literato, consel'va' su di--.ui:l existencia fuerza de cuidado y por mucho ticmpo? Es }H'eciso convenir' en que son raros estos ejemplos, y se sabl'n mas tal'de los motivos: el ser enfermizo :se amolda de algun modo Sil Y se conocen al No sucede as al hombre vigol'OSO: siempre. le SOI'pI'eIHle el mal porque espera mucha salud y larga. ]ll'Osperidad y se resiente mas d e peldel'la. Los homlJres en qllie 'l1es' ]a pal,te animal predomina pOllcn \lna confianza ciega en la fuerza de su cOllstitucion y tienen de ella \In .. miento' exageradol acostumbrados mi 'I'al'SC como nios mimados de la natlll'ale.za, Empero apnas se sientell enfermos, se indignan de que la enfermedad les haya acometido: la fuerza moral le falta y de aqu el antiguo lHlovel'bio: .'tan tonto comt) atleta enf'cl'mo."-En efecto si el mal I'esiste le suceden tl'istes reflexiones, el qllol1w1lo cccidit Jortlcm turba sin CCSal' su imaginan ion. 'El hombre robus-' tu 11iensa que indudablemente la causa del mal es muy violenta, llllesto que ha podi(lo abatirle, que el ai'te no podr nada siendo tan vivo y violento el ataque, D esto resulta el abati,niento,.1a debi lidad, la mclancola, la postJ'a cion de fuerzas tan perjudiciales al restablecilll-iento de las fun ciones: dgalo la pl'ctica diaria do los mdicos, ya

PAGE 175

-157-da por Jos antiguos en esta fi'ase de Hipcl'ates: "Rbustiol 'es ubi in mOl'bUll incidunt, l'estituuntur.:' (D6 (,limcnto. ) II. Aun con relacion la salud, enfer1l1ec1ad, y 10ugevid ,acJ; muchas ventajas hay en favol' del p['ed@minio ner.vioso, de los artistas y literatos, y guardmonos de lJOner estas ventajas en pl'imera lnea. Hay otl'as incontestables pet'': tenecientes.I. esta constitllcion, El espritu sea el hombre, puesto que por la inteligencia se desata la lum .anidad de la cadena animal y la esfera de la existencia se rinde por su moralidad: sin duda por el sistema nel'vioso tenemos aquella prerogati va, y cuando es perfecto debe desdearse? Todo sel' pensador materialmente organizado natul'almente una inteligencia, limitada: se diria que la fuel'za de Jos resol'tes escluye la: delicallttza y termina, A un cuerpo dbil, que parece pronto exha]al' la vida, tiene un aparato ol'gnico poderoso que da este individuo una delicadtza del sentido moral y una suptwioridad que en vano se le negal'ia, El que tiene,-el derecho y la m ision de esclarecel' y regir los hombres1 aquel cuyos pensamientos pOI' sobl'e las ideas C{l)}lllneS, que agita al mundo con sus opinio nes y le o1>liga estad e atento; el que ]e subyuga por sus i!leas, le emln'iaga COII ilusiones y le hace adoptal' sus slieos y sistemas; el que sabe calmar IlUestl'os enojos, arrebatar. nos. las tinieblas del alma, ese no tiene que fr.' Jo:: demas mor'tales: su villa tiene encanto,s contra los rigores de la fortuna_ ComIll'llllese lo que ha dicho un guo filsofo sobl'e S il lll'opia suei,te: "Epicteto naci cscla-_ ''o, coj o y tan pobre como Ira y querido de los dioses (Noches aticas lib, 2 cap_ 18,) Este pemmmiento puede aplicarse ciel'tamente un. multitud de hombres clebres ell todos gneros y son felices. pOl'que tienen una constitucion dbil, En IH'imer lugal-!oshombl'cs dotados de esta constitllcion sienten con un ya no se qn y desconocido ]os demas que contl'ibuycJI para l l a tl'auajr)s dd pensamiento

PAGE 176

-158-quel11:en g07:ar de 10. li esente y anticipan los de la pos terjdiul. ESpel'al' un nombre en esta y la conservacion de las verdades emitidas de edad en edad ciel'1 to encanto la vida. Hay una a]egl'a que se realiza sin duda en la gloria adq ,uidda, ntima, p rofunda en crear, pensal', imaginar, meditar, de que el vulgo no tiene idea: goces que se aumentan cada dificultad que se vence" La gloril!. cOl'ona los csfuel'ZOS del hombrl;l de gellio, la existencia toma una inca lculable estensiop; cil'cllnscl'pta en el tiClllpO como individuo, estiende su influcncia por la dn l'acion indefinida de la Ilspecie humana y cuando va herirle la muerte lmede deyirse: N emo me de lacl'ymis nec funera fictu Taxit. eur? volito vivu pel' ora vil'um. (Tuscul: 1.) No se comprende Mme. Stae l cuande llama la ,gloria el duelo b'illante de la dicha: es 1101' lo mnos muy general e;;ta }ll'oposiciofl 'La esperanza de la inmol'talidatl nos ayuda suf['il' y 1ll00'ir' y IlO es la cnemiga de nuestra felicidad: no se tt'ata d e tOllside l'al'la bajo otl'O aspecto que el filosfico, estimarla en ICl que vale ni muy alto rii muy bajo; y aun no considel ; ando la gloria sino bajo la TelaC'io'n de la salud, nuestro objeto particular no se erigaara si afit'msemos que est enlazada la una COII la otra, pOl'qehay algo ell el hombl'e que busca la celebl"idad que 10 aillna y sl)stiene. y sosteniendo la ha .. 'ce vivir y' vivir bJen. Esta ue s rrlismo que esperimenta al dar vida una noble idea no es indifel'ente pal'a la salud: tilla buena obl'a que ticne un xito feliz vierte blsamo en la sangl'c: pregunt}dlo los poetas y artistas de mas rcnombre. Esto espl'esado quien dudaque el sentimiento del bien estar que acompaa siempre no influya su vez y ventajosamente en la imaginadon,}ucnte primera de nuestl'a dicha y de nlles'os infOl'tunios? La celebl'illad no es lIna necesillad constale de ]os pensadores pI 'of undos: ocasiones forman ,en silncio 'obras en que pueden confiar, pOI' su rC1)OSO, los llensamien to's que los agovhill, yel cm'ebro no puede contenerlos des de que estn 1nrtcZmos. El nico mcdio que tienen de libertarse de ellos es esprcsal'los Y d es lmes de la esplosion vuelve la. calma la economa. "Sin ejercitar el,

PAGE 177

159 -dice Byron, yo hubiel'\ bajn el peso de mi ima ginacion y M la realidad." No olvidemos que otros les satisface el encontl'ar' lo que es El illlstr'e B ossliet no ha sostenido que el bien de la vida flltlll'a consiste b n co nocer? "Si dijo Bosf)uet, Una natuI'alez\ puramente inteletllal, me al' e ce que no me oeu'paria sillo de entendel' y amar 111. vel'dad y en esto consistiria lo que me hiciese dichoso. (De l connaissunce tie Die1 e(cle soi nume) Quin puede dudado? La inve s tigacion de la verdid puede ser laboriosa p el'o su contemplacion peoauce ine f fahlts placeres. El sacl'ificio ofl'ecido los Dioses por Ittgo .. ras
PAGE 178

160 -50 hn'za hcia cse mundo de ideas que representan 1as co';, sas:' todo depelld e d e la oj eadtL y l a inteligencia, Hay en ello ,gl'andes goces I'a el r ue sabe 'ecoge[')os: "Me sonrio alguna T ez, di ce '\IVilsoll el ol'nitologista y me SOI'pI'ell do en la contempl:tcion d e plumage d e avecilla, y obsel'vo los COlltOl'lHIS d e un mochuelo con todo el amoroso entusiasmo, con que siguen otl'OS milltras tanto sus proyectos ,le engl'anu ecimic llto y fol'tuna, compJ'ali tier'l'as, constl'uyen ciurlades, y acumulan riquezas de que no sahen gozal\" (Lett1'cs) Hall e n u (J'mia c n su biblioteca y -pasaba' a menudo en ella mllchos meses sin salir, y (mando reunia en ella su familia se hallaba rodeado de lo que. mas queria ell el-Universo, Aqil se encuntl'a, plldi era d ec il'se d e las ventajas l'eales del entendimento, de esa pasion de insb'uiJ'se que el,lciende y anima sin destt'ui' y qlle imprime i a ecolloma mo\'imientof! tan vivos y poco tumul tuosos; que se apO(lel'a del esp'itu y hunde en encantallol'as refiexiones, l e a''allca de l a s inquietudes y pesal' e s, empendole con f'ue'zas en la int']uisicion d e la ve'uad, le da en cambio de sus ttabajos llo s que quietud intle cib l e q u e se hace notar' cada i 'nstalite durante la vida, Cuanuo 11 11 hombre llega este estado puede llesafia la foduna y l a glo'ia, y tiene todas las espel'anzas de gozar de uucna salud, IJorq u e e l1'itmo vital es siem pre regular y tiene el dulce placel' de la exis-tencia, (1) , y no of ece ma s ventajas la constitucion eminente4 mente nerviosa? Posee ulla facultad que le inherente y (lUC n olvida'eros, la imaginacion, se ha d ir.ho y l'epeti, do que es la loca ele la c(],sa, idea muy esc\usiva y qu.e be conside'arse m n os como ,una verdad que como una. nglHle 'za, Es preciso desconfiar de pt'esti gios de la imaginacion y hay fun estos venenos en su lIl'iJlante copa; pel'o 'cuan dulce su lIeuida cuando la razon le teQlpla su al'dOl'! Distingamos pues ell'igol' lgico, lailllaginacioll sensata y la delirante, COl'neille, Racine, Pope, Addison (1) En cuanto m d esp u es de e'iaminad o asunto con de mi' prcti la mdic a, afirmo que 108 hombres d e este t emple 80h:-' mente han rp.su elto el importante problem a d e sacar de la vida la dicha qU, 9 puede proporcionar probl e ma de abreviada f rmu la: interes en el reposo, c om o llijo R o u sseau: "es6' e s t a do permanente Y' sencillo m qu nada es vivo en e s e nc ia, pero que por mediq de duraeion menta la calma al punto de 6 n contl' ;\r l a f elici dad -

PAGE 179

.' -161-Y MetastaCio tuvieron la I>l'imer 'u; Alfie ri, Ro'nsseau, lly-ron, "Verne!', fllcr'oll vctima!'; de la segullda' ,_ No hay Iite t'ato d ,otado d n esta facultud que no tenga' recUI'SOS lla!'a e nCl' vat' lo s males cambiat su ndol e Despl'eci\? se e mlJl'ill glle con la g l or'ia, e l p!le t.l, el al'tista idlat'a d e 10 vel'dadc t,o, d e l o gl'alld e,
PAGE 180

-16Q-m.vil,impl',esio?able de que he y llO1' cOhslglllent una lInagmaclOn que eDil facJlulad se exalta.! El hombre f!'io insi ste, "esta imaginacion solo cOllstl'uit' castplos en el qu importa? responun filsofo: "no en mi casa, sino en mis casti-1103 en el aire, es en dond e m e baIlo contento." For' esta razon agregaba el mismo,-."si un acontccimiento me lo a1' l'uina, me apl'cslll'O levantal' otl'o, y alli en l'csgual'do de los fastidiosos, de los pcarQs, elos importunos, dc los cnvidiosq s habito las dos terct'as parte s de mi vida." Algunas veces una esp e cie de embriaguez fantstica se apo8c['a de los g'andes hombr es ; embr'iaguez qne ni Sil genio 1 i sus acontecimi e ntos llegan C\II'al' y que no obstaute lTO peljudica siempre su dicha. En esos estsis tmstOr7uulqres, l{ousseau dijo; "Encuentl'o mejo' mis clculos aplicados ser' e s quiml'icos qu e e voco m alrdedor, que los t / ue veo en el mundo. Chdan as egul'aba q lIe veia objetos sobrenaturales. Van Helmont decia que un g e nio se le apai'ecia en to}las los momentos notabl e s dc su vida, y en 1 633 vi su lll'opia ulma b ;ajo la fOl'rna de un cf'stal I'esplancleciente. El grabador ingles Bltcke estaba dominado hasta tal punto por la imaginacion, que pasaba por un visionario: cr'cse un mundo donde vivia olddando el actnal, y se l'etil'aba ol'illas del mal' conversa' con Moiss, Homero, Vil'gilio, Da! lte, Milton, que creia sus conocidos. Afirmaba que poblaban su sol edad, y cuando se le preguntataba el aspecto que tel,ian decia: "SOIl unas sombr' s parduzcas que escedeu de la t a'lIa comulI de los hombres: "-Muchos gl'andes talentos hari sufridoh as mismas alucinaciones como el Tasso. Pasea], Nicole! ROllsseau, Cazotte &. E 1 los Castillos en el aire cs lH'ecis encastillarse en tiempo, tempestuosos: el gusto ROl' el estudio nacido de la opgani \ acion nerviosa y d elicada e s un don }JI'ecioso en las pocas desastJ'o s as en que la so c i e dd se df!scompone y y hace y d eshace s us oUl'as. S obtie ne un abl'igo el de s tino qu e nos al'rebata y ,aplasta como dbil p s gusanos. Se ha rqletiuCI y e s pl'eciso repe til': tque cuando el espritu est ocupado, las 11asi'Ones la se l'efl'esca, lt sal ud y existencia se fOl: tifican y cOl'ren'1con dllLzHra. La fuerza espil'tllal tiene tanta inl dil1rniGa la corporal, aunql\C no opere' lDc-

PAGE 181

-16!'l--, cnicamente. Semejante vcrdau es COlllllll en las l'sis pO'" liticas. C['lIcl espectculo dado menudo 11' la Fl'ancia! Yo he ,'isto cumplir' con su uebel> y encont1'(L1' l a t1'anqnilidall los hombres de que hablo, Es tambien un asilo seguro contl>a e.l fu 1'0 l' de los pal,tidos. Montaigne en el siglo en que vivi encontl' la paz del alma acosado p.Ciados . A quin espanta la po bl'eza ado / l'Ilada de laul'eles? El cleb>e Jlatlll'alista Adam-. son el'a de esos hombl'es superiores que no conocen de hi cit':ncia otl'a cosa que sus ah'activos? Cuardo esta:lIa la revo.}ucion todo gnero de males viene afligirle, pero su paciencl'a, su valor y resignaeion no fuel'on conmovi dos: tdo lo pel'di, mnos su y Su tt,'abajo. AUli que sCl'tgenario careca de ncccsidades, invita .. .

PAGE 182

-lGl-, do el pnl'fl. asistil' l. S ,IIS seflio(J'Cs I'cspnljdi ,que no l,olHa it' po,[' cal'CCCl' de zapatos "Mintt'as pu.uo mcdital' y cscl;ilJil' no pCI'di Ilada do su, ::;o'onidad: 'era cosa qu. e illtel'esalH\ vel' al ])obl'o viejo encOI'lJado CCI'C). del, fucgo ilun,lillado (lOI' los ltimos restos dc UII tizon, Pf,cIII' ,allt!o con fill dbil mallo t'azal' alln algllnos y olvi, ualldo todas las penas dc la "ida )lOI' ulla idea lIrCWl que como una 'hada d lIlce y bienhechora vellia sOlll'eil' a su . llllagl.naclOll. "La muel'te puso tl'millo estc dolOl'oso Pidi{, en su testamento que s c colocase como nicO' adol'. )10 Ile su tumba ulla b ,uil'nalda de las 52 familias do flores fIuC habia rcunido; pasagel'(\ y tLel'na imlgell del monumento mas dlll'bIe quc fe habia l'I'igido!" (Cwpie.1'.), Se sabe que el histol'iadOl' Anquetil fu tle los IIlUy pocos que rehusaron inclillal' ]a CCl'\'iz bajo del Yt;,go de NallOlcon y se vi I'cllucido una desnllde z completa. lIabitandn en un hotel garni (gl'all casa de )losada) en dOllde IIO ,era cOllocido, se alimelltaba
PAGE 183

-165-JJOS sCl' ,que la preeminencia del rgano enceflico lim ihit'se: en !Ina palaln'a es pl'eciso saber guial', combillal' con al'te la fuer'za de la eeol'loma y los t'allaj(J"s (fue em lll'ende. Dc esta mallCI'a olliicnen del tempcl'amento todas las ventajas de que es susceptillle. S(\r dbil pOI' la ol'ganizaciou y fuerte )lOI' la inteligencia; vi\'il' mucho pOI' las afecciones y domina' el pensami e nto; ten el' UlI cuerpo dbil, enfel'mizo, esclavo y una alma sobel'ana, activa y g'ande: tales son las pre'ogativas de esta Los hombres qucla han l'ecillillo de la Ilatlll'aleza un deben envidiar' 16s otl 'OS hombl'cs ni aun la salnd cualldo.la razon los guia; ellos fOl'man como se ha dicho la quinta pac'te de los mOl'tales que vale lo mismo qe las cuatl'o restantes en conjunto, .

PAGE 184

,

PAGE 185

CAPITULO 17. Gu s tans, gustavi paululu m mellis .... el eeoe morior. :l. El le ctor ha d e bidu vel' en 10 que p'eceue cuan gt'an .Jes son las ventajas de la constitur.ion con IJl'edominio llet'vioso: he h echo mis esf ue'zos pa' l'a demostt'al' que esta c onstitu c ion no es tan daosa para la salud ni tan ilusol'ia / ]lal'a la dicha comfl se ha pretendido. E s la mas apeteci lJle de -todas? Nop['onunciclJlos nuestro juicio, examinemos con la misma buena f filosfica con que lo hemos hecho de las velltajas, los inconvenientes que le son in}iwentes: veamos si los que han recibido de la naturaleza deben aplaudirlo Es cierto que si el individuo dotaao de esta' constitu cion qui s iel'a encerrarse en los lmites que la l'aZOI1 acon seja; si limitase y economizase la exuberancia de vidn que l'eciue, es cie'to que sel'la el mas feliz pOI' escelel1cia; pero al pal'CC61' esto e s imposiule pOl'lo mnos si se atiende lo rat'o del fenqmeno. Una vida agitada, una vida de emo ciones, de combates, de penas, de imlll'esiones vivas y sos h aqu lo fIue deseamos casi El hombl'e en general mide su existencia sobl'e la suma mayor de sen !laciunes Lueg el qne ha recibido el instl'umento perrcc 23

PAGE 186

-168-donado no se escedcl'? no s insaciable? sin goces vivos, sill afecciones profundas, 110 llal'ece la vida oscura9 incel'ta, lnguida como ado1'lIlCcida y sofocarla? (1) Mintl'as mas sientc mas vive, mas saborea gl'lllldcs tragos la existencia, y I legalldo al pl'ono tl'lnino, todo lo agota, y eJe todo En sus tl'abajos intelectuales, el \ 'asto camI'O del pensamisnto le parcce estrecho; quiere logl'arlo al momcnto cuanto puedc; pceo tambien quierc esceder la posibilidad, y lo que ha hecho le ocupa mnos que lo que est pOl' hacer. Entnce s el sistema nervioso causa principio dc, esa actividad mOl'al queda impotente porrue tiene ulla limitada enel'ga. As IIl'ovocar, escital' y atormental' el sistema nervioso mas all del gl'ado normal, y oculal'sin fin las fuerzas enceflicas, es pl'ecipital' liunervacon y agotal' la fuente siguicndo Ulla lnea contraria la al'mona vital, lo quc no se hace impunemente. El CSt1'C?ltO de toda conrlicioll c st e n cl pl'imel' paso de la enfermedad de que es causa, Distingamos pues cuidadosamente la actividad Ol'g;lIlica encCl'l'ada en los lmites fisiolgicos dc la accion escesi va que toca al dominio de la lla'i'Jloga y constituye la enfe1'll1ed'ad. En la Jlrimel'a se encuentl'an ventajas y en la segunda los ]incollvenientes del tempel'amcntn es el objeto de lIuesh'o estudio. Cuando el sistema nCl'vioso es el de la eoonoma perlltuamente en accion, produce dos cfectos diametI'alrnente cOlltt'arios la salud: el. pr'imel'o unaJ evocacion continua de ] 'as fuerzas vitales sobre el aparato, y cuando el eruilibl'ict se rompe las fuer'zas dc set' iguales; el segundo es: que el encfalo sohre cl cual se concentra esceso de accion mantenindose en un estado de escitacion tn IH'onto visible y patelltc, tan 1)[' onto oculta y ;urda l1cro habitual, contnua, incesante, fuente y }11'incipio de una infinidad de males. (1) Es hasta
PAGE 187

-169-, Este. ej ercicio violento y desmesurdo de las fuerzas cCI'ebrales tiene por fin dal' una grande estension ]a in teligencia, Quiel'e sacl'ifical'se todo al entendimiento y sus i nstt'umelltos, apresul'al' los resultados que se eS]lel'an, }wecipitd1' en la glO1'ia segun ]a magnfica espresion de Bossllet, Empero el cuel'110 uespI'eciado, de.sdeado, lll'ivado hasta ciet'tu punto de la influencia nerviqsal no tarda en altcr'a['sc y se conduce de una man ,era fastidiosa sobl'e el rgano del pensamicnto, porqnc es tan imposible ne .. gal' las reaccioncs visce'ales sobl'e el cerebro, como ]a inHuenda de este en la economa, Oh y cu.n erl'adamen te lll'ocede el que olvida el espr'itn pOI' el cuel'po viccvel'sa, y los pone en desacuerdo! Si enteramente al mecanismo animal se eneiel'l'a en el ct'clIlo de los l?oces gl'osel'os y materiales, toma el mecanismo touo su imperio y se vive sano, pepo la inteligencia se oscurece y se descienden gr'ados de la animalidad, Si IlO[' el contl'al'io se da mayor ensanche la inteligencia, la parte, tIsica se altem y descompone, Ent6nces, es mas vivo el sentil' de la existencia, pero 1l1as amarg. La sensibiliuad mas esquisita hace al placel' mas penetl'ante, mejor sentido, pel'o ttmbien el agllijon del dol(i)r es mas acerado; si tiene gl'andes placeres Wme gt'andes penas; goces son multiplicados, pm'o tambiell las necesidades; la mOl'al se perfecciolHr, y se detel'iOl'a 1011sico, las afecciones son de gran vivacida!l, pero agotan Ill'OlltO la copa de la existencia y se encuentt'an IH'onto las heces. La: felicidad tiene muchos objetos, pero Jos lailces (le la suerte son mayores. As esta sensibilidad esquisita, delicada, esto capacidad fle afecciones innumel'ables, fuente de tantos bienes y tantos males para lo que nada es jndiferente, apresul.'a la existencia que engl'andete, y consume la vida que debia embellecer. Est probado que la medicina tieJ}e el mismo lenguage que la sabidul'a, nada esclusivo, nada es tremo, porque nada es mas contI'ario .la natul'a:leza delllombre. Una ley positiva invariable del sistema ner\'i9so es, que cuanto maR escitado mas se debilita, y min'as mas dbil est. mas espuesto la escitacion. Se nota ;11n circulo cruel de il'ritacion y debilidad en el cual se comunican y gastan radicalmente las fuerzas. Resulta qUG -la debilidad es calIsa necesariamente de la moviHEdad, y esta'habitud de hacen al hombre en'" fermizo y lnguido. Conduce la disposicion de que ya

PAGE 188

, --170-he' hablado, ln susce1JlibililllU! 7w;'Viosa m'birl(L; estado singulal' en que no se encuelll'a ni la salud ni la enferme dad IH'opiamente. efecto en este tempel amcllto licial delwavado, verdadera anomala fisiolgica, existen ]a debilidad y actividad reunidas y nunca regulares; el ritmo vitaL nu es ni constante ni mesUl'ado, el expasmo y la atona le predominan y suceden rpidamente. Siendo it'regular el inllujo nervioso, las fuerzas ol'gnicas lo son iguaLmente et\ su acciono en sus movimientos gener'almente tumultuosos, debiles exagel'ados. Las funciones ora ais.},ada-s ora en conjunto son tUl'badas de contnuo sin que haya. accidlmtes graves. A menudo el cu e rpo gastado, consumido, fatigado, no pide mas que reRoso, d cerellro no quiere mas que estimulantes que trastornan de nuevo la economa, porque cada espresion un tanto viva llega los lmites del dolor, y sin embl'go se desea el movimientOlla agitacion, Es cosa desgraciadamente con/i['mada pOl' la espel'iencia que na sensibilidad estrema' no nillglln reposo la vida, y que si llegan instaI1-de este reposo una especie de languidez y enojo se apo dera. al momento: cruel alternativa de una vida escesiva y dolorosa una muerte anticipada. Lo mismo que respecto al fisico las fuerzas mOl'ales presentan la misma irregularidad de accion: se levantan y decaen con admil'allle facilidal:l, cada paso se amilanan sin causa suficiente: nunca tiene el espritu entera y completa calma, como l1ltnca el organicmo tiene un estado de llienestar real y com pleto. La imaginacion se inclina pintar las cosas JlOI' el lado mas triste salvo algunos instantes en que hay un vayo de esperanza y .alegra, todo le parece inspido y rellugnante. Los, buenos acontecimientos son poco sentidos y los menores reveses se caminando sobr'c }'osas, 110 se sienten mas que las espinas. 'No s que vene no de inquietud sob re el porvenir se gusta sin cesar el p1'e sl'lnte. ell11ell01' choque es una roca que debe quebrarse, el mas ligero rev:es trastorna la cabeza de un hombre de genio, como un gl'ano d e arena atormenta su mqlllla y concluye pOl; destruirla. En fin se llega un punto en que la yidlll se en pel'ptua alteenati.va de escitacion y postt'a con, en que todo fatiga y desagt'ada y en que se est irritado cOilla sociedad y consume la soledad, en que enoja el movimiento y el reposo, y en la que no se tiene nimo para mOl'ir i y ivit'. Tl'iste y dcsolante efecto de una

PAGE 189

-171-dancia de activi"ilall vital inclinada al sistema nervioso im prudentemente. Quiza se notar' que este estado mrbido no es especial las persons dedicadas las letl'as, al'tistas y sabies; y esto es cierto pOI'que es connatural JOg sel'es delicados y sensibles, y de estos se encllentl'ah en la. sociedad gran No obstante cualquiera que pase mucho tiempo en combinar, meditar', cspl'esar sus ideas, adquiel'e prontamente lH'edisposicion pal'a ese estado si no tiene cuidado de combatirlo. "No es bastantr. segun La Rochefoulcauld tellel' gl'andes cualidades, es preciso economa." Puede afil mar'se que la mayol' parte,,, de los hombres clebres, estos lll'ncipes de la inteligeilcia, : quien se ha dado una gl'an facultad de compl'ellder, de amal' y sufrir, ha tel'lido ese trmino; tienen las velltajas de estas mismas cualidades y tambien sus incOlve n ientes. Entl'e estos ltimos v aun uno de los mas cons tantes, es seglll'amcnte el deaimi e llto mas m nos rpi(lo de las fllel'zas OI'gnicas pOl' el rj e rcicio violento; COIltnuo de altas cualidades morales inte le ct ual es 11. Siempre que se d la sensibilidad una energa y cCllh'a natul'aleza, las otras funciones se d e bilitarn indefectiblemente, y sobre todo la reaccian orgnica cO)'ltractil que comprende el sistema. muscular en v'irtnQ de la ley que hemes sentado prudentemente. Si en su orgen el sistema muscular es fuertcmente desar'rollado en po.:. del' de accion, puede sostenel'se, pero el pr'edominio ncrvioso ter'mina por sobrcllOnr'sele y la salu d se altera por conseeuencia forzosa, por, la pl'dida vigorosa y fatal de la organizacion. nidel'ot habia recibido de la natlll'aleza un cuel 'po robusto, su imagihacion volcanizada lo habl'ia disecado. La vida de Mil'uheau presenta el mismo fen meno; no porque la. enfermeuatl haga siempt'e una irupcion temprana; ljos de eso s cede de ordinel'io que el cuerpo queda largo tiempo agotado imp ol'tunando por los cuidados que reclama, porque mintras mas dbil mayores los 9xige, cosa muy conocida. Es lll'eciso resol verse cuando los resortes se gastan y. (lebilitan llevar una vida llena d e pl'cc\llciollCS. La sa-

PAGE 190

-t7'!z-lmllle hoy no da lH'obabiliclad de que se -obtenga-maana y s. cuente por' das y horas, Delicada y dbil es esta salud p:l!' decido as, merced de las ca:usas mas ligel'as las cil'cunstancias mas val'iables, Como distinguir las favorables de las adver'sas? cmo evitadas pet:judiciales? Un dia de buena salud se compra con una semana un mes de desfallecimiento, Las peesonas que se hallan en este caso no pueden .. hacer liada gl'anue. Esto supone que han desaIJareciuo las fuel'zas, que se han consumido, Su existencia se pasa continuamcnte en obsel'var la vida, en escI'utal' minuciosamente cada funcion; el tl'abajo de existir ab-' l>,o1've toua su atC11cion. Desgl'aciados si escecliendo los es tr'echos lmites se apal'tan de la via tt'azada; mas mnos agudas se hacen lH'onto sentir los dr>lol'es. El des cuido en el rgimen, la mcno!' infmccion de las leyes de la higiene son sevel'amente costigados }Jor el aumento de males: ',. "Un souffie, un ombl'e, un rien. tout leur Dorme la fivl'e. (i) (La Font\ine.) Tl'iste juguete
PAGE 191

-17S"":' ron de ,Su ciudad; y llegal on no poder dormir' sobi'e el IJliegue de una rosa. Buscad, inventad, volved de iell manel'as esta hoja de rosa plcgada y sieli1pre molestar. Vase cun fal s a cs la cspeculacioll qua se ha hecho. POI' otra parte nada inspira al alma una tristeza pro" funda, como una salud vacilante y un cu er'po esperando siempl'e el dolol'. El entendimi e nto mismo pierde de su capaciuau su fuerza y est e nsion, como se deduce U8 un pasage ue Montaigne. La intelig e n c ia en efe cto con .. tenida en "el cu e r llo sufl'i e nte, no puede de s pl egar el }lleno ejer'cicio uel pensamiento y producirse con vigor con la entereza etrea que l e concibe. Las cualidades del col'aZOIl sc alteran con los sufl'imicntos pOl' lo que el hombre enfel'mo es generalmcnte egoista, multiplicando el uolor al yo pcrsonal. Quin pueue conscr' var la igualdad dc car.cter irrit ado llar cl mal? Swit d ej la casa de Pope porque dijo que CJ'a imposible que uos amigos cnfe rmos vivicran en una nlsma casa. Estos pdncipio s los he contradicho: se ha uichq repetido ya por' todo s qu e el alma siempre libi'e, se eleva siempre tl'iunf a nte so!Jr'e lo s res tos del cuer}lo y se ven personas d biles enfermizas, demostrar un carctel' firme y d c cidido. Oigamos al orculo dc la verdad: qu dice? Es VC1' dad que en estos casos y enfel'm clla des e l e ncfalo queda intacto, las manifestaciones del alma son libre s y sin trabas, la inteligencia cs tan en r gica, tan llt'illante como la de un cuerqo sano. PCI'O si dil'ectamente pol' medio simptico se altera l cerebl'o las facultad e s afe ctivas intelectuales no tal'dan en deCI 'eCel' y varial' La ue la razon no tiene m e nudo otra cau s a que la c e un miem .. bl'O l'gano, Aq 11 i s e halla el pl'inc i pio d e csa d e bilidad y cSl'aezas de los hombl' e s gl'und e s que los vuel v cn al nivel deJa humanitlad. Su imaginac ion s uf'idol'a, a c osada ue fan taslnas, de ideas inGohel'ent e s s ist e m ticas cstravagantes, es casi siempl' e el e fecto de un vicio OI,. gnico. La mayor par'te de las 'bue nas cualidades d e l cal'denal JimeHez fuel'oll manchadas pUl' una t e na c idad iiiillgulal'. A su muerte se encontl' el cl, n e o compuesto (Jo un solo hueso. Esta solidez completa d e l crne o f u .Ilnil'ada no sin razon como una de las cau s as d e s u ge nio la anatom a pab)lgi suministl'al' num e ros os apo y os esta as cl'c iol El cMon ge fundado r ele l a escuela poli tc nica n o era sino Ulla 50mbm de l o (lIl e f u e H S1l5 ltim os dia r j Y o le asist

PAGE 192

intilmente con n amigo el DI', La\'eH.' ClIandp se fe abr'i el Cri'UlCO sc le encontr' ocupado de una pnlpa di-jluente que fue pI'eciso contcner pal'a, examinar'. No puede creerse quc Gil estc estado contuviese sus antiguos pensa-11liclltOS. Aunque las Icsiones que me he refel'ido esca-1)en alguna vcz al exmcn, no debc dudarse dc que existall. Es ncccsario tan poco para alter'ar la l'azon! Si hay una pl'eocllpacion fatal los pensadores, consistc Cl1 crcer quc la fucl'za moral lo es todo y que el tcudimiento se consel'ya sa110 y crece mintl'as se va de]lallpel'ando el CllCl'pO, "Animo, alma mia, dijo tll Santo Pa(ll'e, desaficmos la dcuilidml del cuel'po:"-Y cuntos lo han rcpetido sin de arl'uinrl' Sil cnstitucJoll con tal de filie el fu ego intcriol' conscrvase su energa? La histol'a dc bt vida pl'iva(la de una infinida(l de hombl'cs clclH'cs es la prueba (le mi asel'cion. Citar un insigl1e d e Pascal quien llamaba Baylc, tina paradoja de la cspeciehumal1a. Oigamos al autor del Glio del Cristianismo. HlI hnml).l'c filie cntl'c juegos de su niez lrabia cI'cado las matemticas, fjlle los diez y seis habia escrito el m ejol' tI'atado sobrc las cnicas quc cxistian uesde la antigeuad, quc los diezy nueve J'cdujo mqHina una ciencia quc todaresitle <\. n el entcndimiento, qlHl it los veinte y h'es clemo sb' los fenmenos dc la pesadez (Iel ail'!', destl'nycl'ulo los gt'alldes errores de la fisica gua, y esta edad cn qlle apenas losdemas hombre,.'! JIlie m;all naCC1'; habia recotTido el crculo dc los conocimientos humanos y l'cconociendo su nada sc inclin h ... ca la ['cligioo. Despucs hasta su mu erte, los, tt'elnta y llucve aos siempl'e d, bil y sul'I'iente, fiJ la lengua' que hablal'on Bossue t y Racin0, y di el modelo pCI'ecto de ]a gl'acia y i'aciocinios simultneos: eH fin, cn Ios cortos in t l'valos de sus males resolvi pOI' austl'accion uno 'de los lIlas altos 1)1'(lblemas de g eometra y ech sobre el papel Jlensami entos que tienell ta!l t o lIt\ Dios corno del homul'.e. Esc genio,admintble se llamaba P ascal." Hcmos visto al geuio en su vigor: helo aq en su stauo de debilidad. Habia Ul1 hornhl'c Cjuc en su infancia sc apl'eslll'o a alteral! su consti tucion p'lr e studios tenaces. y desplopOl' ciouados su quc pel' suadiuo tIc que el cuer-po n se IIOS di S IIIJ pal'a :,e l'\'inos de l c omo HU e::;davo del alma

PAGE 193

-175-con dei'ccho ue viua y ml1c['tt', no cont sus avs sino llOl' enfermedades, flUS dias lJO[' dlol'es y at')'ojlll!ose en el seno ue la religion, abismado en Sil estudio, meditando sin cesar sobre la etcl'Ilidad y la muerte, lJensanuo en lo infi-11ito. cautivo en la. vida, elev su alma tal altura que veia con desden descompollcl'se su vestit1ura, siendo para l la ellfel'medad el yenladel'o estado del c.:istiano; oblillar S,,[fl .amigos hacel' algo por su salud en 'halago de sus sentidos; tenia cuidado de evitar toda idea de placer y llecado: aqucll'azolladol' exacto y sin igual lgico, no olvidando lo que habia hecho, (u la presa de su imaginacan asociando lafl concepciones rat'o genio las 1'(\rezas de un delido melauclico, siempt'c devol'do de un fuego sOlItbl'o, pel'seglldo pOl' una id e a te1'l'ible fija, lnguido, estenuado, probando ,dia y Iloche insuft'ibles dolores, llllll'i en la no!' de la edad despues de uua ag$lnia de tl'cs aos. Este infortunado em Pascal, Toda com paracioll debe ltacers9 ante este cuadl'o 6n donde 110 hay contl'adiccion. En el precedente capitulo ]le pintado al hombl'e eminentemellte nervioso usando sus facultades, e n este e l abnso de ellas y la cOl'I'cspondientc le'la. Convengo cn C]UC todos los pellsadorcs no llegan este estado completo y radiCal de deg['adaciol1 en las fuerzas vitales, pe['o tambien no todos !:ion Pascal es, ni tanta alma pai'a destruir el cuerlJO fu dada todos los filsofos. ]]:1-De cuahtuier modo d e luchal' contl'a la ley Jun amental que hemos i'econocido cOll'l'a la predisposicion orgnica no se abandona sin restl'iccion, entnces los inco!,\venientes de la constitucion nerviosa se desarrollan con auml'able rapidez. En'e estos inconvenientes es }ll'eciso siempre notar la estl'ema exageracion del sistema sensiti-. vo: se ha querido. decil' que es el principio de los goces esq : uisitos y delicados, yo lo l'elJito como que es tambien el orgen de los dolol'es mas intensos. Los unos y los otros son elevados la mas alta potencia y su mximum de accion es siempl'eel mismo, Esto es tan ciel'to que }'educirse el pdncipio una especie de escitacion. Sea S. ]a sensibiliclad P. el Il]aCCl', D. el dolor; y tendl'cmos: 8 S= 8 P + 8 D. Es muy ciel'to que si se establecieran 24

PAGE 194

1'lUestras sCllsacioacs sobre una eRcala sincl'llica, se ellQ contral'a un equililwio liJastante j listo al cabo de algunos aos: esto por la pal'te rnatcl'al y fisiolgica. En cuanto ]a aplicaciol1 mOl'aI al eco de nueskas sensaciones Robre el ?IO, las c osas acontecen de di versa mancra; es preciso con fesal' que vence en competencia el dolol'. Esto es ev.idente, la 11l!itlad .multiplicada por las sensacioncs y ,'eflexion; pOI' eso IIOS parece el placel' rpido, pasagcro, ideal y el dolor siempl'e matel'ial, positivo y perseverante. "La enfel'medad se parece los cuerpos densos, y la s 'alud los raros. La salud dura muchos aos yeces y notamos poco este bien, y aunque la enfel'medad solo dut,,\ Il0COS dias sentimos mllcho el mal. Si se tuviel' a una balanza pal'atlJeSal' 1I1'11 l enfcl'll1edalt de quince dias y una sa]ulI de quince alios se vel'a un saco de plomo y otro, de pluma." (Bayle Dice. hist. c,l'it.) Yo agl:egara que el placer llsi eo tiene mucha mnos existencia, que el limita algunos l'ganos, no se desliza los huesos, la:i ,lias, los dientes, tendones, la fibdlla mas tnue del sistema en lugar que el dulOl' se siente en todas p:u'tes se produce en todos los puutos de la economa para Igoviar al sel' sensitivu. Es tanto peor cuando la inteligencia llace sentil' el dolO1' pOl'que entnces al dolol' actual aumenta otI'os, -la Jll'evision y la memoria. Luego puede hal>er un instt'umento para la felicidad que comu una alma dbil que no sabe l lH'ecio del placer (llle se Imbit{m l yaun se disgusta y na le conoce sino cuando Ie,lJierde? Del alma estril para la dicha yel dolol' y dudosa siempre?Cuaildo el hombre padece fisGamente clno se aumenta ]a, actividad de esa misma alma agitada de mil pensamieli tos? Esto lJl'ueba que el cuerpo con poco 'se satisface y que' la imaginacion es insacial>le, Eutnces se observa el fen 'meno moral de que habla Rousseau: "Sin que nada cambie en l, sin que nada le ofenda, sin que nada interese tu ser Cunts dotol'es puedes espcrimcntal' en tu alma! y cuntos males puedes sentir sin esta!' enfel'mo! cuntos sin morir!"De qu proviene este estado? Indudablemente de una sensibilidad ol'ginal'iamente muy escitable rue .no se,ha ecollomizado: de una intensidad estrema de afec ciones morales y aplicaciones intelectuales: de que se ve sieml'n'e un fin sin ealcul' las fllel'zas indispensal>les para negal' l; de fIlie [5e e .'i!J.uivil. la voz de la p'udcncia,

PAGE 195

del deseo de dar las facnlta(les illllefi lIiups trminos en Jugar de limitarse lo que solo debe y pue 'de poseel'se; en una palabra, de que se inmola ell)l'esente 'al porvenir." ,Se imagina una dicha que siempre huye, y se piel'de la salud que deba conSCI'\'uese, Coloquemos cntr'e estos desgl'aciados de cOI'azoon ma., ginacion, en prinel' lllgal' los poetas y artistas y ciel'tos sbios. Usando rpidamente sus fucI'zas {-itales dan desde muy pronto su sensibilidad un inmenso desarrollo. ,La contension del espr'itu, el tl'abajo esfol'zado del cereul'o; que se sujetan, ya par'a l)enetJ'al' los secl'etos de la natut'u]eza, ya para lanzat'se mas all de la t'bta de los cimientos humanos, y dejan pocas \'eces de fatigar el organismo. As l,jns de operat' en el sistema nervioso por via de ealmante ,agitan al contt'at'io lo hace pOI' esttlll)o, "de que un estado de initacion y escitacion mI'hid a que se aumenta con una nada, tI'astorna cada instante la economa, y pOI' las mas fl' causas, es un fuego continuo qe se adhiere igualmente la paja y al rbol de ceUl'O Un, hecho reconocido es que los que se dedican con esceso las pt'ot'lIndas y pet'p"tlas meditaciones del espritu pl'esentan con rareza. lInifl))'midad en elritrno vital, cm lo mOl'al yen lo fisico. El estado tempstllosO es el ordinario de estos corazones ard"icntes y llenoi de vehemencia. Al,Jientes, exagerados teniendo el sentimiento activo y apasiona.do de lo presente ntes que el exacto de la razoll que tanto ayuda discurrir las vercladeras relaciones de las cosas 'humallas con el mUlldo. Tambien sufren disgustos: son gentes como Jijo Chal'l'on que> hacen todo perfectamente menos "Oi"Oir. Es posible yel' siempre bien y con (!xactitud en meClio de las oscilaciones que est sujeto: d iridividuo de una sensibilidad como la indicada, que le ta y lo abate, que, le reanima y lo mata, que tan lH'onto ]e Uevll lill'tir al cielo, como le' al'l'oja sobre el leche.> del do JUl"dirigiendo sin cesat' sobre todos los plll1tos en que existe una causa tisiea mOl'al que le estimula, que le atrae, y lo hace vibrar? u este perptuo cambio de la economa hay instan, tes en que el cuerpo agotado, lnguido, herido de u!la ,impotencia muscular notable inspira un sentimiento de de., 'bilidad. y abatimiento completo, fje es una eSllecie de' IjUtorpecimicnto }!wop0l'cionalentre la vida y la muerte: en-

PAGE 196

-,lS-tnces se hace UI1 sfllel'zo, tOllu se aha i noona, todo se 01-"ida pal'a aferrarse la vida que ; pal'ece se nos quiere es capal'. En ob'os momentos la exalt?.cion de ideas se ma nifiesta y sc apl'emian y se desbo!'uan y los l'ganos no corl'cspondr-n al csfll e l'zo y su clabol'acjoll. Estas' icleas son siemp,'e confusas, poco desal'rolladas, qtie 110 lHlede fecundizal' un tpabajo seguido. A qu se dirigiria? acabal' complp.tamcntc la sallHI pOl'los tr'abajos que exige:y cmo inspiral' entnces pensamientos de porvenil' y de inllOl'talidad? Cmo entt'cgarse sabias lucubl'aciQlleS; seguir' "una cal't'cra acti va, SOflo['tar las fatigas del fOI'O, los asduos trabajos de la admillistl'acion, las violentas emociones de la tt'ibuna, las agit.ciones de la plaza pblica, y aun mrlOs dil'igi' con mano fir'me y segura las l'iendas del estado en las tot'mentas polticas? Este, calol' de los accesos de la imagillacion que parece se' la compe r : l }lensacion de las facultades perdidas es pna Ill,eva causa de desespel'acion y enojo: yo diria con P\lscal "Me admiro de que no desespere ese estallo." Ntese que estas dis-110siciol1es del cuerpo influyen nev itablementc en ]as (lepciones del entendim icnto y esta mereceda fijal' la atencion de pens adol'es pl'ofundos, si la salud les pal'eciere cosa muy fl'vola; p orque recordemos siempI'c que las ideas, los sentimientos, las afecciones, la vida en una 'palabra, son elrefljo de la organizacion-y que las obraR de los hombres, del hombre de genio, son el resultado fecundo de los hechos, pensamientos, emociones, inspiraciones de la' vida entera. :\ En vano dirn que me empeo en ennegl'ecer ef cuadro aun cuando no ftlese ciel'to que la constitucion eminen temente nerviosa aunquc se ab.use de ella tt'ae los males que V. pinta; tambien tt'ae ventajas que siempI'e ,serian una compensacion favorable, El hombre superior nacido con ese podel' de cabeza y voluntad que le llama esc .eder los lmites de ]a inteligencia; est siempre por encima de las enfermedades que le agoviall. Sus goces 80n siempre mas 1)[11'08; pOl'que SOIl independientes su organizacion, de la f'o l'tU 11 a yel resto del universo: h aqu lo que un' a elcucllcia falaz no cesa de repetir.-Pero la vida privada de los hombl'es c]ebl' es, ]os males que sufrie ron, sus confesiones pblicas y pL'ivadas lH'uebail cuanto debe reba.iar del encanto estel'or y facticio, de eSOR c]o' gios embusteros especie de tl'urnpa1? artificios orato1'ioR.

PAGE 197

-179-Si .hay el1 el ll11ll!llo alguna cosa demostrada es flue la esoi tilcian al.JOI'ITjal del sistema nervioso y del cereuI'o en pal' ticlllal" flue la desigualrepal,ticinn de las filerzas, la tUIllIIItnoslL lIiscoI'dan c ia de los actos vitales, tUl'uan la ihtegridalt funcional de los l'ganos, entorpecen el egel'ciciu de la vida y desh'uyen la salud y bienestal', Porque que'el' encon tl'al' en la vida lo que la natura.leza le l'chusa un orgallis mo constantemcnte p.l'ucba de fuer _t.cs de cmo;" cio'les cmbl'iagantes y un talento sin repal'o? POI'qu deseal' con un cuel'llo fl'gil goces y luces SObl'chulllanas? Sors tun lIto1'falis non .e-st mOl'tale q1o(l optas (Ovid,) En una "ida gl'avada con todas las penas de la gloria, no dud,,'.aimar que lo mas dolol'oso es la pl 'dida de la salud. El blsamo moral del amOl' pl' opi o satisface y lio dulcifica siempl'e 1)'01' completo los disgustos que causa., Si se penetl'al'an bicn de estas verdades fundadas scbl'e.!a naturaleza misma_dclhombl'e, el llensa1' 1lt1tcho sc tendria pOI' el enemigo nato de nues'a especic" y. no ha. uIia tantas vctimas. No se vel'ia una multitud dc artistas, literatos, y jUI'jsconsultos, trjel' la tela de sus pr'opios tOl'me!ltos y algotal' desdc tem pl'ano la fuente del pensamiento y EaltatO su destino. Es necesario que sea calcnlado y medido todo.y que sea mas mnos aplicada la regla todo, aun las cuali(lades morales, la mas gl'ande ley de la llaturalc, za en q uc consiste la arl1lona (Ie los seres. Preguntad los medicos que se ejercitan en una gran ciudad si yo exagel'o; aquellos que ven menudo en los ocultos ]ugal'es del \ cOl'aZon los sinsabol'es quc los marchitan, y os dil'n cuan daosa es esta fuerza estt'alJailll'af de la reflcxioll para la humanidad, Sc dice ordinal'iamente quc la pOI'cion sodal quc exigen las circunstandas y los azal'es quc en cada una disminuil'se la intellsilhl del mal si se fJuiel'e, Aun suele de cil'se 'lue estos pl'incipios cal'ecen de vCI'dad son exagerados lHll' 1 0 mnos y que hay llumCI'osas escepciones: estas escepciones son lUas ral'as de lo que Cree ,' porque mmque enl'e lus hombl'es que cometen este gnel'o de cs. cesos los unos viven mas largo tiempo l'angll idamente agotados, y utl'OS mueren al principio de su carl'CI'a conocidos solamente de sus amigos y los mdicos. Cuantos jvenes que son segados en HOI' no reposan la som bra del laurel que. han plantado! Escepciones lIumel'osas se encuentran entre los hombl"eS que sacl'ifican pacficamcntc las mu-

PAGE 198

-180-s as, y reducen su ambicion de honores y remembranza los goces que el estudio les ofl'ece: pero desde que el demo nio de la celebridad los inspil an y quiere esculpir su nombre en el bronce secula-r, que la' comeZOll de los eiogios los agi ,ta, y que se decide anancar ho}ct !toja el laurel, ?nQrte 'Venalem. como dice Horacio, que tenia siempre la, vista el "qu dil'n los ateninses?",eesa de disf'uta'se de una vida segun las leyes ()l'dinal'as de la rcgularidad. No,s que fuego penetra y consume la eco)'loma, que e spe cie de hervor en la sangre, que fiebl e se }Jr'esenta con la im petuosidad mayo' de los movimientos. Las fuc'zas ces y contractiles dismi nuyen ]loco, la sensibilidad lu'edo' mina sin medida entnces: 'falta el equilibrio, falta la armona de las funciones, la unidad elemental orgnica se queb'anta y lps males nacen en multitud. Notemos siem lll'e que la vida se altera y destruye aqui pOI' dos causas, porque su accion se alH'esura, precipita. y exage'a, y des pues porque se hace irregular: tan-ciel'to es, que es necesa' )'io ponet' coto la hllaginacion, al tr'abajo mental al deseo de adquirir conocimientos, de solicitar sin cesa.' el renombre, lafortuna, en una palabra, que debe saberse con sobriedad asi como vivir templadamente" EJ genio que que'icndo arl'ancar los dioses su secreto, resulta her'ido del rayo celestial, es un emUlema exacto de los tOl'ment08 de algunos hombres: esto 110S es plica otr'o smholo de la sabidura antigua: "Dios seal COI' un signo formidable el f'uto del l'bol de la ciencia: el fl'uto es Ilulce y sab'oso per'o veces mata."-G1stans gnst('Vi ecce morior.

PAGE 199

. e A P 1 r u L o 18 COl1'SIDERACIONES SOBRE Un aserto de "La mayo r par'te de los hombres g1'andes S01t melanclicos," A1' istteles quidem, ait, omnes i?tgenio8os lauc6licos esse. Ce. TuscuI. lib. 1. Si he eSlmesto nelmp.nte las ventajas y los nielltes de la constitucion de los pensatlol'es profundos, b en p,'esentit'se las causas de la melancola de que muchos de ellos SOI'l posedos: esta disposcion del alma, en los hombres clebres no se escap los obsel'vadol'es de la antigedad y IH'incipalmente Aristteles. Esto gl'ande observadol' nota en efl)cto que la mayor parte de los hom bres que se distinguen en las ciencias y bellas aetes, en la filos ofia y el gobiel'no de los estauos, tenian una tendencia inevitable la melancola, y la esperiencia }lJ steriol' ha confil'mado este aserto. Sin embargo Aris tteles no 86

PAGE 200

oetielle cn la simple csposicioH, sillo "lile( la pl'lIeha, sin eS})liCal' la causa, Los 11l'Ogl'csos dc las cicncias fisio}g 'cas, el mas lu'ofundo del \rombl'c fisico y moral en el estado sano enfcI'mo, cn fin, el atento y conseclIti\'O estudio de las enfermedades mentales me pareGc que pue del l propOl'cionar en cl dia la solucion del}>I'oblcma . Notemos desd c luego quc los mdicos cstn ya acuel'do pal'a colocat' la melancola ent!'e las nCUl'osas, y ya tenga su asiellto pl'imiti vo en el encfalo, ya exista en las vscel'as abdominales, siempr'e, siempI'e sc necesita 1111 sistema nel'vioso predispuesto. Y cul es esta lll'cdisposicion? Los hechos son 1I111l1el'OSOS i nnegablos, todos deque consiste en la o)'ganizacion sujeta al eretis711o, en IIn sistema nCI'vioso muy impresionablc, en lllla sensibilidad yil'a, imaginacion ardiente, 'lllc sea mvil y activa; que esta no tellga r e poso y se exalte facilmento en un estado mOl'al dcsan'olIauo, y lIila inteligencia de las mas ejercitadas Yen donde puede el medico cncontrar una l'cunioh d e facultades semejantes Shl0 n la constitucion de .1m; hombr'cs clebres cualcluiera que sea la cal'I'Cl'a, que sigan? He ahi'la ]ll'edisposic,;iol! al mal que llllede llamarse innata y q lIe sc fccunda en las causas ocasionales. Estas causas SOll tlumci'osas y sobre todo elll'gicas: las encontI'amos en el estal}o en la civHizacioll ln'c pI'ogr'esiva, .en el choque de los intel'eses y pasiono8, en las fases y movimi e ntos elc la fOl'tul1a humana, Todo hombre nacido con cualidades supel'iores tiende obtene)' el mas gl'ande desarrollo posible, o\'aso dedique las ciencias las aJ'tes, o)'a se cS]longa las tel11]lcsta. (les de la vida pbli a, }lr'ocllJ'a eleval'sc, instruil'se y fundar su c e lcb)'iuad, desea que su 1l0mbl'e bl'ille los ojos do sus contempor'ncos y de la sociedad, y suea sin ceSal' con la glol'ay quiet'c como ha di"cho un gi'and6 escI'it6r-"tl'abajar toda la vida e n su t'sttua."-Par'a este fin es rudo y spel'o el sendero y 111'ofundamente scmbl'aclQ de cepinas: cuantos esf'lICI'ZOS y t'abajos-, que obstculos ticllell qlle vencel' de los otl'OS homul'e s y las cosas! Poi' una consecuencia inevitable, qu angustias precordiales, fIli jnquictud y agitacion espel'imentan! qu emociones, qu sensaci. ollcs, ora penosas, ora deliciosas y siempl'e vivas, multiv1icadas y estremas que llegan lo profundo de Sil :lIma! No hay organismo prueba de tantos sacudimientos. Este alto grado de vitalidall en fiue se consel'Yaulos l'ga'::

PAGE 201

-lSS-nos, esa ex ageJ'acion de los actos de la ccenoma qqe ronr:pen l1ecesal'iament-e la armona, Las condicio,,!es cas (!e la vida compatibles con la salud han cesarlo de t"xisJir, Dos r'esultados lugar en esta cir'clIlIs tania: lna pal'te la pl'eeminellcia nativa del encfalu, su escitay ulla gl'anrle pOl'dulI uemctividad nel'viosa se, consobl'e este apal'ato, lo que destl'uye el efJuilibl'io de 'ra innel'vacioll; por' pal'te adquiere el sistema ne'vio; so la lal'ga una movilidad especie de in'i ,tacion dbil qu'1 1() imlH'esionable. Este ltimo efecto depelde de una ley fisiolgica de las mas importantes de que h e 111 OS, hablado, fon virtud la cual mintl'as mas se os nervios se ponen mas it'!'itablrs, se ejercita mas la sibilidad y es mas apta par'a las : impl'esioncs . De tal modo la diatesis de ir1"itabilidli'd base y principio dc Il.l de los hombr'es en tO" dos gnel'os aumenta y ex'agcI' necesal'imilcntc y siempl'e en IJI'oporcion del vi olel\to ('jercicio, asdlio de las faculta-, intelcctuales y afectiyas. Se concibe ahol'a que debe habel' una relacion sdbl'e el orgalli!,mo g ener'al. E n efecto esta diatesis de irritablli-4acl. coml1elida su ltim o estl'emo eR si e mpl'e l ,nente. pertlll'badora de los apamtos de la vida. A Uega la susceptibilidad nerviosa mrbida, afeccion tan conocida pesal' de ser muy comun, Esta suscepti lJi.Jidad nel'viosa, este fondo de il'l'itacion habitual, se es tiel)de de lo fisico lo mOl':,tl, de los l'ganos al pensamien(1) y los sentimientos; luego de esta disposicion la melancola, no solo no hay mas de un paso, sino qe casi se. podl'ian suponer idnticas. La pl'edestinacion o['gnica y m atCl'i al de los la melancola nos parece demostr'ada precisaltlcnto por las dotes que han l'ecibido de la.naturaleza, por la gl'an capacidad de sentir, por la delicadeza de la pOI'cepcion, esta fuel'za de concepcion que les caractCl'iza; y mas la excn'icidad intelectual se pronullcia, en un tanto mas se inclinan esta enfermedad. En la ed-a(l viril espel'imenta el organismo profundas modificaciones, como ya dije, no es el mismo el balance cil'cnlatodo :lominando la sangl'e vcnosa al sistema arterial de que resul-tan muchas enfermedades. Es una ,'el'dad reconocida ha' Ce mucho tiempo en la medicina que las afecciones cI'ni-cas sltMinjmc1ncticas -abdominnles impregnan la moral 25

PAGE 202

-184-d e 'una melanc01a PI'Opol'cionada al gl'a!lo de La misantl'pa la hipocondl'a, las manas se unen inevital!I emente COII una i ndi s posi c ion alJ'ilominal. (1) Los homl!l'es ti enen p e lla s, pelrsami c lltos 7JW1'OSjicos siympl c conducidos la desoladlll"a concl u s ion que la elifcrme:dad es lo llico I'eal e n la v ida, constantcmente amenazados de ,alguna afeccion e n cl vasto cOlljlliltO ele rgnos al!, tlominalest siemp,'e coincidiendo COII una disposicioll par-ticulal' tlel sistema nervioso cel'ebl'al. Esta ltima condicioll es tan impol'tante que ella pl'odllCil' has.ta cicl,to la.melancola y se 110L cr} jvenes dotadus de viva scnsilJilidarl. Sin em bUl'go no nos eqllivo rlIemos, la ll1ehwcolu del jven difIere mucho de la del homl!l'e que ya es provecto. En el primel'O es dulce y sllave y tiene alg'() de vago illcierto, pOI'que en el fond( ) Sl\ conSCI','a s icm prc 1 a espel'anza y se templa ve ces (Jon unas lgi'imas. En el pensadol'de una e ,dad maduI'a la melancola es c;on'ltantc. lwofllnda, l>Ol'que 110 solamellte son sClltielos los mal es 'ino razonados y tiene en la vspera el dolor cue Slfl'l' maana. E tos dolorcs se unen siemlll"e las penas, los l'ecueldos y raramente dtllcifican con las lgrimas. l-os dos aman la soledad pero las pasiones, la' espel'anza de distingul'se devuelven al jven la escena d e l 1U1lf\(!O y busca su lugar y su destino, lUintt'as qlle el otl'o cspel'imentando el suplicio de las espcl'anzas engaadas, sigue el sistema de MoUere "Separar su cucr'po de la pl'CmH\. -La vida c o-111un le cae Isa sacill(lad, esperimeHta un disgusto que sien-' ten las inteligellcias elevadas desengaadas de las promesas de los hombres y de las ilusiones de la gIOl'ia, la hilena sazotl del pensamiento Ileccsa 'io la idealidad de la dicha, ya n existe ; la rialabl'a glol'a el jvcn iico, agitado de pcnsamientos altivos, se r eanima con fi'ecuecia el l'uido y el rellom bl e tienen }la!'a l inefables dulzuras: la tt'Olrl,pa de la fama y UI! laurel, qu mas se (1) San Tgnaio cay mllch1s veces en ar.ersos de la mas "egfa melancola: BU muc rt 1 eo 1556 su I:ue rp o fu abierto por Reald Colambo, anat mirlo encontr c lcul o s hili os()s que haban penetra djl b asta la venaporlie "Lnpj;les i n jeco'f!, in vena p o rtae, l1t tu, tuis OGulis vidisti, J a cob D one in v enaerbile I!!nalio gen era li congregaticnls Jeso. (Rea ldi columbi, Cre moaer(::is, in almo ryrnnncio Toman ; ana tomid c e l e berriroi, De r An;:,tO!nlca, libri 15, lS6'2-)

PAGE 203

,185-para ser dichoso? El homure clebre apl'ecia esto. en lo que vale, pro "uel.ve al dicho de CSR1':','Esto es todo?" El jv . en melanclico lleno de flle l'za y de salud, Je 'agita una de exubCl'ante delicia llyo tl' mino ap'nas sabe, Cmo conc e ul'ia l la I11llel'te cuando sus l'ganos son tan activos, cuando,su sangee cil'Gul-a con tanta v-iveza? En el melanclico \.luya Clel'el'a l adelanta, el orgl\nismo es dbily no solamente sabe, sino se siente mol'i l', Un resto de existencia descolol'ido, algunas penas y la: muel'te en seguida no Ron las i\\ligenes que pueden embellecel' y reanimar la "ida: en efecto, se marchita, se de': bilita cada sp"itns t1'istis exsicc:ut ossa. (Pro, v, Salom,)' El d e la vida fi,sica y 1110l'al conduce la me lancola y Jloco mas mnos tOl los los hombe e s adolecen ue este Inal; pero como es un sentimicnto se advierte pI'incipalmente en los hombl' es de not.abin(lad en tanto mas, Cll'anto en ellas la activillall tiene mm singulal' energa, Ose:va(1 IIn hombee (le g e nio siguien(lo la ruta' que el destino le seala; se lanza CfJll al'dor, c un espel'an-' za, y mas se eleva su al.m, a, late, su corazQn y engl'alHlece su mas cstt'ellado se siente contra lit crculo de oposicion y de m is\wia de CJ lIe le las pI'eil:clIpac-ines, la rutina y llvidia, EII esta gl'ande y pe'rptua lucha de lo que es contra lo CJue d e be ser, no solo COIIOce sino que exagera la inutilidad de sU'S e s fuel'zos, Adquiriedo precozmente la horrib f e cCl'tidmnb7'e dc que habla FontcHelle, se abate y desanima el espritu, se apodera del.lombl' e la misantt'opa, La di cha es sus ojos una, Hitsion puet'il de que es preciso defGI,1d' el'se como de una, debilidaU un ridculo; es una idea fija que como UII bui., tl'e devol'a las entraas siempre l'enovadS. As se encticn:' tra esplicado este axioma mdico, que la disminucion de la alegl' a es una consecuencia mllral inevitable del ]let':: feccionamiento de la razon y la cscitabilitlad extranatural del sistema nervioso. 'Hay ademas otra causa productiva de la r11clancoll\ entt'e los gl'andes homb'es que 110 debemos 01 vidal', todos toman parte en el pl'ogl'eso social, todos buscan la gloria. en donde se cncueritl'a gen'cralmente, en los combates, el1 la en los vastos campos de la inteligencia. ,C-, roo lo he notado, cun agitada es su vida! ejel'citados los l'csortes de la economa en estos momentos de actividad, --

PAGE 204

-186-estimulado s los ncrvios, tL'asto l'naua la cil'culacion de la sangl'e, fucl'a de su m e dida el1'itmo vital todo cs tumultuo so I'pido! Cuando la fOl,tuna la naturalcza dicen: "Basta"......,.se nota el inmenso vacio que se halla en el ma y solo puedc compal'arse con el de la inmovilidad de la llIuerte. Los gr' andes capitanes, los hbiles !liplom .ticos, 'Ios administl'adol'es consumados, los oradol'cs parlamental'ios, los literatos cuyo rCllombl'e es estcnso, ofre cen l'jemplos Si advertidos por la edad y la desmejora de salud se I'eth'an, si de actol'es se convierten en espectadol'es, se apoyan como decia Pitgol'as sobre las bal'[ el'as de la arena, CH donde sc dan los combates, es preciso confesar que son pocos los que esto vel'ifican: y pOI' qu?-Porque fa sed de gliria es tan inestinguible co mo la del 01'0 y el ,alma. y el cOl'azn de los hombres supel'ol'es son insaciables: a qucHa no dl'ja nunca de conocei', este de desear. La es que las altas facultades de qe son dotados siendo despr'opor'cionadas al rden de las cosas en que debcn vivir no tienell mas que una existencia inspida gue sOjlorta sin apl'ecial' la viua: en ninguna parte estn bien porque son escepcionales en todas pal'tes. Entnces se obsel'va el impaciente enojo de los hombl'es oe genio que le c.ouduce luego la melancola. San Agustin deca al hablar de los deseos: "Eunt ut non sint"-pero d hombre tiene mil deseos que no abl'iga el reflexivo. Este ltimo halla en su genio la medida la cual no se al'regla; hcele desdeoso su delicadeza, oh ligado por su : nalll'aleza ser dificil, parece fl'o y altanero; irrita colas pequeas inteligencias pe'o l as constitl,lyen el mayor nmero. Aplicando todo su microscpica sagacidad ya: v alol'zando las cosas tal vez en ningun pi'ecio cpando los o'os le conced .en alguno. Esta luz penetI'ante no ilu mina sin desencanto sirroestl'uir ilusiones que importa con serva!'; y el demorio de los imposibles le acomete. Se ha, notado lo que sigue: con un elltendimiehto fino y penetran-. te no se pued deja' de sel' muy exigente, nunca se satis. face el' homb'e: lIi de s, ni de los demas se p e rcibl' n los me-:defectos con "ivCZft: tanta delicadeza es un suplicio contl'!u() en la vida.
PAGE 205

... -187-tiiempre?-No es esh'ao que una .. pl'ofunda peiru en seCl'cto el alma del hombre, si en el banquete de la vid: es de lote mintras la micf abunda para sus ferio res. Disting' amos la melancola, afeccion patolgica de aquel vago sentimiento que estrecha, que atormenta el alma del poeta, y del artista; en ulla paJabl'a 1fo-no-s,-qn de las ilusiones voluptuosas que PI'oduclln las dlllces escitacions de la inteligencia. Es cierto que la sensibilidad del alma, la imaginacion viva y tiel'na SO)I {lB lH'ineip'io pl'ofundo que se ejel'ce produciendO' inspira- ciones felices, p(lro se tl'ata de una v ,erdade-\ l', de la misantl'vpa, fl'uto de un cuerpo y un entendimiento activo y desanimado_ Cuando es esc' ritol' en tnces una sr'ie de cuadl'os Ilgubl'es y aflictivos salen de su pillcel su pluma; 0.1 estro es acre, vit'ulento, bJe y en la Iil'a encuentra siempre una cuerda de bl'on ,<;e. Hemos Ilotado cuanto puede la accioll visccl'al el cel'ebro pI'edispuesto; no olvidemos que una morosidad habitual, u na inclinacion decidida por las id eas inihy.e de un modo fa' stidiosf) sobl'e la economa y Jll'inciplmente sobl'e el pal'uto nervioso. Es ciel'to que en este caso las fuer'zas "itales se cOllcenl'an lo interiol', se altel'an las digestiones, el hgado se entorpece y se l'rita y se vel'ifica languidamente la ci!culacin. Existe GOmo, observa un clebre fisilogo del ltimo siglo elltre las que acen en el alma, y las que florecen en fibras de todo el cnel'po, sobre todo, de los cJligs'tricos, una relacion tan ntima q!le estos dos modl)s de nuestra exiBtencia 'fisica y moral se IIflman y buscan mutuamente naciendo el uno del otro. A veces sucede"lue, progresos la melancola llena de -la. itpaginacioll, se agria el entendimiento y solo engendra. errOl'es, cstravagantes sistenias. Alejndose, d i e lo l:eal, se apI'oxima lo imposible, inesplicable y,fa!ltstico y se parapeta contra la de los hOID:bres. Basta llara lwollllcir semejantes efectos, ulla afee

PAGE 206

-188-cion apas;onada que f;le il l'ita sin cesar, que .se apo<1Cl'R poco poco de la ititeligellcia y se acaba pOI' absol'vel' t9do lo que no ocupe de ella hasta el pensamiento moral. :Syl'on asegura Ilu'e l tmbajaba en arrancal' su pen!\a .. miento de las rcalidades pUl'a l'efug.ial'se ell lo deaI'ru horl'ible"-segun su esp,'esion." Como nada conesponde las exigcncias de tal .ima. ginacion, las ideas lHleden Rel' elevadas, sublimes, origina' Jes y faltas de exactitud y se ve como ha dicho escl'itol' al genio condetl?.do de s J azonal'se ]101' medio del cr'men de la infidelidad. Segun el positi"ista y sabio CondilJac: "de todos los ser'es cl' e ados el mnos apropsito pal'a en gaar, es el que tiene la menor parte de illteligencia."Lo inverso es exactamente vCI'dadel'o; el entendimiento mas es tenso, el sabel' mas profundo, no conducen ot. ; a cosa que pl'oduci' estl'aas abel'raciones y ral'os sistemas. Hay pocos hombl'es ilustres que no den de ello prue-. bas y sin embargo son las hkes y el ol'gnllo de nuestl'a vecie: ral'O fer'tmeno ql\e pl'obal'ia el estado de nuestra im:. perfeccion actual y que estamos destinados elevamos en la' gerarqua de Jos, seres. Este presentimienfo de una pel'fe'ccioll futuJ'a que no pueden Icanzal' en la tierra, e s para ciel'tos hombres una callsamuy tl'iste y muy real de la melacola: quin del v tilgo lo cl'eyera? PC'O la medicina que contiene los fas. t?S de todos Ios c!olpi'es humanos, debe hacer esta anotacion: es un dolor que no es para todas las alml.s. tad un homhre de mucho talento capaz de que diga con Angel:. \ '''E VO' per vie, men calpestate C sole"-si despues de haber meditallo pl'ofundamente, si cuando su genio lanzado en el OI; gullo ]ll eno de su potencia comprende y Ilenetl'a ciertas leyes del' univel'so, al'ranea alguna centella de lo y de lo bello; pregul1tadle si est enteramente satisfecho: lresllonder que el horizonte se engrandece que llO!'que solo el genio lo limitado de 1luest!'os conocimientos. Nuestra ignOI'anda es \Ina especie de tortura y 'espollllel'i't que solo en el camino sin llegar su t'mino: ellos compal'n con afliccion las ,'anidades de la ciencia con la' estension ]lOrterltosa de la. natul'aleza. El. mismo Newton se raba como un nio recogiendo co nchas las orillas del' grande o ccano de la verdad. AcoBte ce mellU40 que cst e .

PAGE 207

-189-hombl'e no est satisfecho comigo mismo, Contl'istado la nada de la humanidad aL1andontndose una 8rdiente as. piracfun hacia un bien que l concibe sin cesal'; anhelante de uu fantstico objeto de felicidad; espel'mentando la impel'iosa necesidad de este l'den que "el mundo cOlltradic, e y ese ponenil; quc l'ehusa la tieiTa, rrcgunta los hombrcs lo que no pueden respondel'; pdeles vit'tudes 'de ngeles y afecciones cternas, la vil'tudsiempl'e pura y la. verdad sin aligacion: s sus deseos fuera del l'culo matel'i al de la posibIlidad orgnica. se refiercn siempre al mal, fal tndole los lmites desfallece y queda abismado en Sil impote nca, No s e busquc enl'e lo que se ve y lo que se piensa, cntre las ideas de la multitud y las quc le deVOI'an, cntl'e Gl mundo I'eal y los mundos 1)(}Sibles que crea. y embellece, Ayudado de este poder' de escitacio n nerviosa de que st dotado, su imagilac ion se lanza y franquea. las bal'l'el'as cl'eyndose libl'e en vano de su pl'ision de carCualquiel'a que sea la supremaca o['gnica del cerebtio, no pod'sopol'tar impunemente tan violentas estimulaciones: este apal'ato se agota y fanga y la vel'dad se re-, lll'oduce siempr'e penosamente, Estsis arl'ebatadOl'es ll1 este mundo artificifll, la' imaginacion siempro engaada. }lor la exigencia, positiya elda realidad, perceptible en el cn que Dios lo ha puesto: de a(lu en lnea IH'ogl'e . slva sob.l'eviellen el disg"nsto, el dcsden, la a"ersion, la tristeza, la vaga melancola, el enojo de la vida, la idea fija de la 1nlw'te" .. el suicidio, mOl't desfal'cUl's nulle au tl'e]Hll'cille," me c!'!cl'ibia uno de mis desgl'aciados enfel'lllos tt:iste y me.., licol ico cn el mas alto gt'ado, Unos se detienen en este funesto camino, otros le reCOl'l'Cn pOI' completo, Muchos.. pueden ctal'se 'de cl'lfcrmos del espl'itu de gt'an\le celebl'idad CII compl'obadon (le lo cSl'uesto, El deseo atol'mentador una perfecciII indefinida tan de definir como de 10gl'U'Se, es en ciel'tos ca.':iOS una caU3a muy rcal. penas, de fundo enojo, pat,ticulal' las gl andes, que todo se estielldl', fie cllcuentm en las cosas ordinal'ias y mas sen-cillas de la "ida comUll, Algunas \'cces adula: la idea. de (Iue el hombre"superior pueda escapal' pOI' la. gloria de cste sumbt'o porvenir fJu. c sel' recolll pensatlo con l'afi luces que esparcc, y l os descubrimientos y el biel! que hiciere. Vil'gilo ru admi-

PAGE 208

-190-rado del p,eblo r0l1H1110 y J: enner mil'u
PAGE 209

...,.191-ra que los hombres in.teligentes envidiar,an la suel'te del bruto. y de la planta: E l primel'o (le los artistas, Pl'ome;. teo, h a : pa:gado con dilatados Goloros y el celeste qlle habia robadQ Qu resulta de csto? que"cl bomQre gcnio, qU. e desgl'aGiadamente I;oncibe una"obra maestr. a acaba por dudar de si mismo, y esa duda' pel'scguidol'a se apodera de l y. le aCQsa sielldo el l:esultailo I u'ofundo desaliento, la mela.ncola, que con nada se disipa: la hel'ida mortal fu ya l'ecibit.la. La indiferencia los contemporneos no debe siem-1)l'e sel' culpada aunque los efectos sean los mismos: I;uftndo la industria es el nic!l fi, n social y el entusiasmo es l'diculo y las simpatas pOl' lo til, cuando t odas las cucstiones se l'educ,:en al citkulo, qlle .dan muy pocas voces par'a celebrar hiS' cicnci as y las alote' s; Peol' es cuando las discol'llias civj les conceiltl'an l'a .. atencion en las cosas polticas: dcsg,'acia pal' a los hijos de l as artes qt;e viven de lo gr'andioso y que la suer'te a I'f'oj a mlla socied a(l en dias tempestuosos de desoq;'anizacion y "\lina s, Qu medio pllcIle
PAGE 210

-192-moral. Cien palabras dite Bichat, no serian suficientes para dal' la difcrenGia de las sensaciones que encadenan en pos de s las afecciones enfel'mizas. Est. e gl'an mdico hbla en genel'al pel'o aun es o'a oosa cuando se trata de las afecciones qtl'uidas naturalmente impregnadas de tristeza lII, Se v por cuantos caminos llega la melancola al alma cuando el cuerpo est dotado. de viva sensiuildnd: lit rnexion de es tan justa y verdadel'a que de bemos admirarnos de qlle algullos homul 'es estl'aOl'uinal'ios pueuan escapal' de la enfeemedad de que se 'ata. Decia' Lutel'o, aun(]ue alguna vez apart'ntoestar alrgl'e, y muchos se neen que camino soure rosas: "sane Dios lo que hay en mi cOl'azon"-El mismo Voltaire cscl'iuia al mar'iscal Richelieu: "Es que o.s confiese que jams me alegro. sino de pl'estado. "-Notse que las causas de la me lancola, y no. las he enumel'ado todas, se eje rcitan sobre individuQs muy irr itables y que en estos no debe buscarse la fortaleza del 11ombl'e, Ella influye en los pequeos caro!> en gl'andes acontecimientos la vida. En el menOl' choque de la fortuna se le o}H'ime el corazol'\ violenta mente, l'llgiendo la hincadura de alfi' }eres:jzguese dQJ o que puede influir sobre la ol' ganizacion del hombre la en" v idia, la crtica mas mno. s justa de las obras, el pensa miento de las rivalidades, ideas y opiniones que lllledeu sobreponerse las suyas y su nombre oscurecido, con sus producciQnes. Esta fiebre ; veneno que se ino cula en la sangl'e, y esta melancola que lo gasta y mar-. chita, es lo que le devora la existencia. SlIIli confesaba en sus largos dias, algul10Je hubiera dicho ros'o l'osb'o, que su msica no vala, nada lo habria matado en e l actQ: tanto exaspera la l'ritabilidad sou1'e algunos i ndividuos! Tamuien suele concentl'arse esta irritabiHelad al interio 'l' y acaba sordamente. El 17 de de 1821 dos meses lltes de su muerte, decia Napoleon acon gojado: "aqu-aqll"-sealndose I!ara la galiganta. Sil mdico A ntomarchi le pl'esent UIl pomo de lcali: "no, no es debilidad, esclam el enfermo, es la fnerza quien

PAGE 211

-195-nle mata"-Si un talento de primel' l'den se agrega un ca'ctel' dbil y sil/l consistencia, llronto la imaginacion se exalta y enflH'ence el miedo, los terrores pueriles ase, dan tumultuar iamente. Entnces estos hombi'es se forjan mil qllimeraH corriendo la imaginadon ntes que el ma.l que adivina y all'tidpa: ellos anteponen pOI' el presen tim'en tQ sus desgl'acias que nunca sufl'en todo lo que es contrario la alegl'a y siempre se d lIelen, imaginando, ha,dendo no castillos, sino caloboi4os en el aire. Esto se v.e menudo entl'e los hombres mas eminentes y resulta que los espl'itns dominadores son dominados por los p e nsamientos mas pequeos y mnos dign 'os del gelli Su imaginacion e nferma esplica esta gl'ande disonancia. Estdiese fisil gicament c Rousseall en Sil edad avariZ"atia, desgl'aciado y misntr'opo 110 daba lstima verle sufr'ir' pOI' los motivos mas insignificantes? el auate Juan Dllver gicl' de Halll'an ne no pudiendo dil'igir las (le IIn cer e zo por dend e ulla ventana, se quejaba: amargamente d e que la pro ,'tlencia se opuf'liese sus designios siemlll'e Swifl muri joco pre sentando elJ su vida gl andes singularidades; Mo liere ya melanclico se atol'mentaba con las c osas ma-.;pe queas. En nuestl'os dias lloffman el contista aJleSal' de su apal'ente alegl'a sostenia que el mal se detras del bien: "En todo mete el diablo el l'abo."-El c lebl'e compositol' Beethoven los mismos sntomasl : natul'almente ral'O, sllceptible, il'ritable en alto gl'ado, se c nsol'deci y esta cruel indisposicion para UI1 msico le c aus ta.l melancola que tuvo una muerte pl'ematlll';' "Mi ol'ganizacion es tan nerviosa (decia) que IIlla nada me ha-, c ia pasar de la dicha al pesal'." Estos f e nmenos no sorprenden un mdico que co' nace al hombl'e bajo -la relacion fisiolgico-moral: sabe este que ciertos individuos tenen,ull sistema nervioso muy mvil, muy escitable, las pel cepciones son tan dilatadas y tan ,'ivas que su imaginacion exaltada repl'esenta la verrlad con increible fuerza las quimeras que cl'a. Los tal entos PI;OfUlldos concentl'ados, mcditadl'cs, s 'on los espucstos, estas alucinaciones 11ue parecen una beodez intelectual, pel'sonifican y dan realidad para los melanclicos que piensan en lo que suean sucede con frecuenc ,ia lo mismo. n.e aqlli esas inauditas exageracio nas del pInCel' y del dolO1: pues buscando el orgen de .eshaos, fenmenos se encuelltl'a ell' la

PAGE 212

-194-lidad muy viva Erl 10 ntimo tle nuesb'o seJr se ocu Ita' too' do el encanto el disgusto que se nota CIlIos d i v e,rso s instantcstle la v ida; se lleva. alli el orgen de los lJieres y males que se busca luego fUCl: a en los lances de la fortuna. El hitd.o existe en los modos variables y espontneos de In: sensibilidad. N o la voluntad Cl'ear esas afecciones q ue hacen tan tiul<;c el sentimiento inmediato ue hl exis t encia, ni por el contl, a l'io. Una ima,ginacion gt' unde es un espt'jo en se altel'a s'in cesar la' l'calida(l de los ob j etos. 'Voff.ha definido Ja imuginac!on, la facultad ele 7'eprod uci7'las p C7'cepciones img e nes de cosas a'lLSentes. Seme ,lante gefinicion es hace mucho tiempo una verdad para. J os m.,dicns; ',' Esta esta singular facultad de crear un '11.0 yo pot' el podel'ose) yp, aunque sublime., no es un elemen t o tie felicidad compal'auo con la fl'ia l'azon, COII el severo b uen sentiuo. No plIcde el hombi'e supel'ot' adol'l1ar ni e mbellecer la' vida! 'IlIhbil para reconstl'uil' el dolo qu e l mismo Cjnehmnta, todo le pal eee mentil'a. er'rut' decep ci on. A sus ojos la natumleza bumana est COIHle muh\ e ternos hechos, la fatal idad, la desespet'aeiol'J. Pal'a l l a turbacon tie las flll1ciones OI'gnicas se refleja sobr'e las i deas en la sociedad, en el mundo entel'O. Qu es la belleza? Ura rosa que dUl'a el e spado tie la maana; qu es la saluu? un bien que 11uede perderse cada instante, la juventud y el vigor? un tesoro qqe el tiemp o dev ol'a di ariamente la glor'ia? un COl'tO rumor en un rineon tiel g l obo, de algunos instantes porque dice el melanclico P ascal: "J;.a eternidad rompe la medida y destl'uye toda c omparacion." Llegado este punto de sabidura ttl'ca resultado de Jos sufrimientos fisicos y morales; es mu y dificil que el h ombre de gnin no caiga en la mas ,-negt'a melancola. Un poco de nctar hirviente sele gustarse, pero generalmente la yjua cs 'un I;lnojo mortal.del cual la paciencia y la tumba son los nicos remedios. Muchos s esfuerzan 11ara escapar de este mal terrible. Los unos por amargo desprecio del mundo poruna insultante bUl'.la; otl'OS re-. Ilunciando estos trabajos y gloria que desea'ban. En efecto muchos hombres al declinar su vida abd'ical' 'Su celebridad; deSeando los goces de 'la duke ignorimcia: par celes hstil su mismo genio: ell;epoSOr lo {ltU y

PAGE 213

=--195 '-': do son sus ojos l)l'efcl'ibles una c.elebl'idall importuna y fatigante. El pensamient de un clebi'e escritOl' es la prueba: "el reposo y un son un rayo del cie lo." CHateaul'Jl'iand diCe: "en ltimo resultado .... mi defecto'capital es el enojo, el disgusto de todo y la ller}1etua duda." A los pensamientos arrebatados, sucede en los hOIJ1-bl'es superiol'es, la triste idea de la realidad sin alma y sin poesa. En los hbitos contt'ahlos hay. cOllvergencia constante pensamientos sobre los mismos objetos. La salud se deteriora y cmO'l'etl'ogr'adal' ante un destino casi cumplido? Descender del modo mas dulce posible la n o, che de la tumba, es su esperanza luica. ..

PAGE 214

1

PAGE 215

CAPITULO 19. .. P,'osignc la 1nte1'ia flel captulo anterior. o, Est(liese con las luces de la filosofia y la medicina la vida ntima de muchos poetas, al tistas, sabios, estadistas y se convencel' cualquiet'a de que son ciertas Ilues'as aser ciones. El grado de melancola, disg usto, y enojo (le la vida no es siempee el mismo; per s existe el mal y ma nifiesta por caractl'es que le SOI1 peculiares por la indis. llosicion que causa el descontento de todas las cosas y por la concentl'acion de todas las facultades del alma hcia un solo punto. Se dice qu los sbios estn l''nos espuestos (Jue los artistas, y es un. error: las colecciones en qU' e se han l'ecogido observaciones clnicas, subminisb'ah u n a infinidad ele ejemplos en contrario'"7'Porqll habia de ele otra ma nera? Se necesita mllqs fuer ,te aplicacion de las facul tailes del entendimiento para estudiar y pl'ofuIH]jzal' las' leyes de la natul'aleza que para hacel' un lloema? Necestase mnos imaginacioll para crear los sistemas de Buffou Melebranche y Leihnitz que para hacer un poema? Los hechos contl'adicen semejante suposiciol. El sbro Haller fu por mucho tiempo persegnillo (le

PAGE 216

-198..!.... religiosos cl'cyenllose cOllllenallo las llamas eteImas; causa tIecia, tIe 'la fealdad ele su alma; mud no obstante con tranquilidad. Priestley que descubd el gas oxgeno, cay en negl'a melallco]a; Swanmel'dam abandon tIe rellente sus !t'aoajos sobee Historia N atul'al para ellh'egarse las locuras msticas de la BoU!'ignoll, cuya penetrante castidwl como decia Baylli, domaba las mas rebel des. Se sabe que la melancola de Swanmertlam lleg tal punto que alTOj- al fnego el f['uto tIe veinte alios de 'u bajos sobre los animales insectos y la misma Historia de la efimera obra maestra, dic iendo que era un sacrilegio revelar .los secretos de Dios, Zilllnet-mam y Borden fueron grandes melanclicos. Oh! no, sbios y at,tistas, poetas y oradores, filsofos y estadistas todos cierta edad llegan la melancola habitual que no vencer ni aun definir: despues tIe los cuat'enta aos un hombl'e dotado de una imaginacion fuerte que ha meditado mucho, espet'irnenta raras veces la ale gl'ia vi va y penetl'nte, el placer estremo y vel'tIadero que envariece por decirlo as nuestL'o ser. Tal era la opinion de Chamfol'te, pero MI', Chei1er aun es mas exagerado; se gun l, todo hombee que llega los veinte y cinco aos sin ser misn'opo no 'ajo al mundo COl'azon. A la hermosajuventud corresponue ese sentimiento espansivo, despues la' vid}!. : se retira cada vez mas los rganos interiores y las afcciones sienten nicamente, Entnces el espritu est de austerid ad y pena que le domina y abate; lt, vida parece segull la esp.I'esion tIe un encadl{luniento tIc el : pensamiento escita dol' de 'la economa en'e ciertos honbres no sos, la existencia, este lf!guido pensamiento n9 se pre, senta sino largos intrvalos que prueban su debilidad,' Entnycs desea de la paz, de un abrigo y tIesa,lu d: esta s,ohI l e todo porque hfty tanta dichaelll salud quesino,csla misma dicha se q uiere visfI'utar cualqui{\r a,unquc en van9; la armona las funciones 1', 0 ha, queJ>rantado y no es posible restablecer;la ni ,al altl?a su ale gl'ia. Cuntas veces en 'el d e mi pt'o fesion he to estos de talento y sabet' que sufren el d olol' que los agrava con tenaces re,tlexiol1
PAGE 217

.-199-bril'le, pal'a encontrarle la' dos, cscudl'iiiar los lados triste$ y no tardal'n cn acusal' de impotente impostol' al arte, compadeciendo los hombres y la filosofia. Y qu }lUede la. fuerza de Hl'culcs con b'a estas cosas? N o se templan ni restblecen los ( esortes gastados de la constitucion, lJorque una vida de crsis no se empieza de nuevo por un sendero de rosas. Necesario fuera una cicl'ta sencillez de cost"un bres y de COl'azon infantil que no existen: la esperanza, la confianza, estos dos estados del alma faltan aqu COIl la f'uel' za, b medicina y la filosofia su hermana no tienel\ accion sob'e el hombre. La Iu'ctica de nuestI'o arte y una esperiencia dial'ia lo 11l'ueuan. Tal es la snel 'te de muchos homures de genio, al declinar su vida y solo ell la poste ridad que contemplan lo li'jos pueden encontral' consue lo. A esta postel'idad sola, pl'olongada en las edades cor responde en efecto la justicia souer'ana. y ellll'i\'ilegio de dal' COI'onas sin espinas. Crea.mos al filsofo Hemstel'huis: "Las almas gl'andcs que se manifiestan de tiempo en tiem po entl'c los hombres son oUI'asde la pl'ovidencia destina dos un fin que no se outiene en este mundo: son gl'me.. es fIlie uI'otan esta ctel'nidad."-

PAGE 219

J SEGUNDA PARTE. }'ISIOLOGIA PATOLOGICA, FENOJlIENOS DE LA. VID:\. ( mu ---..,= 900' ..... __ -

PAGE 220

"

PAGE 221

qAPITULO PRIMERO. e atlsas ploedispollentes o ge'llelO(dell de las enl"ernledades. De las personqs qne se ent1'egan con esceso trabajos del imtehdimiento. Qu importa la ciencia sin la salud? Tissot, de la salud dfl los literaros. Los lH'incipios cspuestos en ]a primera parte de libro harn presentir fcilmente el orgen de las afeccio nes patolgicas tan frecuentes entl'e los hombres que ejel' cen desmedidamente la fuerza de su inteligencia. Co mo todo se liga en )a economa: la salud, la enfermedad y la muerte, son ti'es trmil .los de una srie general de ac ciones: ellos espl'esan Jos div-ersos estados del organismo. Sin embargo las Ilispo siciones particulal'es de este orga nismo cada sde de fenmenos bajo relaciones infinitamente varias. As la constitucion determina tal cual modo de existir en el estado sano enfermo, de suerte que rigorosamente hablando, toda forma mrbida depen de de -la eSl'uctura anatmica de las partes y del modo vi tal que las anima. mas especialmente en la cuestion que nos ocuI). a qu encontramos aqu? Una 01'ganizacion delicada, mvil singularmente mpresionable 9.7

PAGE 222

:"-204-= cn que el sentimiento de la vida casi siempre est exaltado, en que los sntomas son rpidos, activos y multiplicados; un sistema conservado en un estado completo de cl'itismo 1101' estil11ulaciones estl'anol'males y lll'ofllndapel'tul'lladoras de los apar'atos de la vida; en fin una especie de intempe1'e nerviosa y como lo h 'l} notado, una ditesis de if'l'atibilidad CHyo resultado es agitar', conmover a cada instante la economa, turbar las funciones y consumir' ridiculamente, pO!; otr'a lmrte no puede perdere de vista, 1. o que una irritacion nerviosa habitual en una sola par'te puede influir la lal'ga sobre el sistema nel'vioso en gener'al, hacerle escesivamente mvil, de sUCI'te que se agite la inAuen-lO ca del mas ligero estimulante: 2 o pOI' consecuencia de simpatas nel viosas, tan !Il!.mel'osas, tan multiplicadas, la irl'itacion no se manifiesta si e mlI'e en dOllde est su causa; S. o en fin, que los nel'vios son mas 'I'itados, mas susceptibfes son de il'ritacion cuyo hecho im p'orta nte I;ecopdal' mas de una OCasion' A estas \ lifCl'elltes es pl''c iso ag:eg,no' como consecuencia inevitable el ddecto. al qtnos la disminucon pl'ogl'esiva de la cOlltr'actilillad d e tal modo, que el ipdividuo ,piel'de la fuel'za de l'eaccion, es decir', la faclIllad' de rechazal' pod e l osamente, netltl'alizal' la acciol1 daosa,l de un gl'an nmel'o tle age ntes moti i ficatlor'es, Re cuel'do que es el cal'cter fUllllame.ntal de esta cOllstituciOI1 y, no 4ebe pel 'dersenun9a de vista la Ir.y qu e fijamos como base Ilrlncipal de los pl'iilGpilJS e mitido s en' (';sta t obl'a. (Vase la priml'a parte c ap. [\.) , ; {' r En fin encn'tl'amos la ter' i ; e t'a cansa' gr.nel'al Y IH'cdis. pOllent de las afe c iollt ,\s p l ltolgi oa s l en tl'e IHs, hnrnbl'es O, llstituidos. de es ,ta ma v H h'a, y es la
PAGE 223

-205-oh'os falta lo necesario si puede espresarse as. Las rela ciones orgnicas cesan despues que se verifican segun el l'del1 y concordia inevitable para la conservacion de la salud. Es vel'llad que las causas que acabo de esponel' deben ten el' un alto gl'ado de influencia para la producci0l1 de na multitud de males y se concibe en cfecto el resultado de un organismo estl'emo en lo que es el predominio nel'vioso, el ritmo vital, poco regular, la inner\ acion veces viciosa en su energa, en Sil repal'ticion, las func .i,Ones cont.inuamen teturbada!,!, se concibe por que es tan raro encontrar una salud estable entre individuos dotados de eminente sensibi lidad, y porque dbiles, sufrientes, enfermizos, su vida es casi siempre corta y continuamente dolorosa. Seria un fe nmeno contrario todas las leyes de la ilatur'aleza que resultara otr'a cosa. Solo un bagel bieil censtrulo puede atr'avesar el Occeno, y lo mismo los huracanes de la vida solo puede l'esistil'los una salllll vigorosa. Si es cierto que una sensacin viva es por s sola una enfermedad efimera, calclese el nmero, val'iedad, ener'ga de las sensaciones que tienen lllgal' cada instante en temperamentos en que no se mide la existencia sino 1101' la fllel'za, la vivaci da(l de impresiones,
PAGE 225

CAPITULO 2? De las cansas secmulm'ias. Aunque seculHlarias estas causas no son nll10S pOL'tantes y dignas de c onocerse, ora porque aumentan la clisposicisn constitucional de que acabo d e hablar, ora por qu ellas modifican profundamente la lJOtencia dintnica vital, ora lJOrque determinan directamente la lesion de tal cual rgano, Seria intil de hacer una larga enumeraciolJ, de .las causas: es suficiente' esponer las princillales. Primero: La 'Vlcla sedentaria. En donde est el artista, el literato, el estdista, el admiitistl'adol' que no con venga en esta verdad? La mayor parte' de ellos son vcti :' mas de su negligencia en este asunto. La multitud de asun tos, el poco rden en el trabajo, y oL'os mil motivos les liacen olvidar de s mitmos, y. al fin la naturaleza viene despertarlos por alguna enfermedad mas mnos .grave. El espiritu siempre activo, el cuerpo siempre en reposo, es el mellio mas cierto de buscarse enfermedades: la sall gl'e est hecha para circular los miembl'os, para egerci tarlos: vida y movimiento son casi sinnimos. Tico-Brah habia hecho construi! en la isla de Huene en Dinamar.ca una casa y una torre elevada que llam Umnisbourg: all vivi cerca de 21 aos no saliendo casi jams y trabajando con una rara asiduidad en observaciones astrono sas. PI)!' eso contl'ajo aquella enfermedad de la vegiga de que muri, cuando el empera
PAGE 226

-208-feccl' una Ileccsidall. Cuios egemplos podian citarse anlogps? La falta de a'e lHL1'o y 1'enovaclo. Nosotros vivimos de pan y de aire, pero vivimos de pan ciertos intrva:los mintras que vivimos siempre de aire, cada aspiracion. Los principios de vida que tomamos en el ltimo, tienen necesidad precisamente de ser l'enovados, cuando la at,. msfera est.-pesada y mefitica, constantemente, es evidente que la ley de revivificar la sanl!;re 1101' la respiradon, se altera profundamente y !lo !"Lay mas seguro de enfermedad: en las grandes ciudades se nota mas que en partes. S qne los progresos de la civilizacion han disnlinuido aunque no tanto como se cree el mal principalll}ente entre los literatos. Aun hay mas de un poeta cantando las bellezas d e la naturaleza, las delicias del camI'O y que no respira ha:hituHhnente (}tl'O aire que el de un oscuro retrete, y artista vemos que pint la J1m'o1'u acon S1S dedos de 1'osas las p1te1'tas del 01'icn.te y mmla salida, del Sol. Aun se encuentran, sa' bios que ,anael aire vital y hacen esperimentos sobre su pureza, de la atmsfera y pasan su vida en un ahu-, wado rin, con, El clebre Dante de Villoison ,trabajaba en el estudio del griego 15 horas por dia, y h.abin d\ll e llregtm tado la Harpe cuales er'an sus neces ,arios des cansos le contest que cuando sentia fatigada su cab ,eza se un. rato eu la veritalla: habitaba el! la calle de S. Juan de Beauvais una de las mas oscuras y puel'Cal? de d e Paris, sobl'e todo en aquella poca" Recol'Qemos Sie)11pre qUfl un ah'e puro es para el homb,re lo un b.ue. n para el vegetal. Las vigilia,s lJ1'oi'01;,grula, s y ,'epctido,s. Leibnitz pasaba. , al;glina ocasipn tI'es noches consecutivas sentado en ul). 8il'csolviendo un pl'o blema. interesante: cosJumbre esceob, sel'va. Fontenelle, para ad elantal' el pero, Jp ,a,I flna. El abate De la Caille, famoso astrnomo habia, il].vent ,a,do n lIa hor'quilla en la cual ponia la cabeza, y se p :al>ah\-'as, las noches observalJdo el cielo sin conacer, di ... l}Q 40r npl : e de talento, otros enemigos que el sueo yJasl JmlJes, &ilJ sospecha!' que tuvie ra,n otro empleo mas agraa.quellas dulces hOI', as de reposo. Gontl'aj,o \1Olj. de pecho que lo aerebat en pocos dias; Girodurante este y apodel'ndose de l ulJa, de, fiebre pOI' la noche, 80 leva.nta:Qa, la,

PAGE 227

....... 209-..: "-lmpil\'a; del taller y ponindose un sombl;ero cnal'me crgul6 : de bugas pasaba muchas horas tl'abajamlo de tan l'art) l1'1odo: as no ha habido vid mas delicada la ya, al fill de S il!'; COl'tos das e l'a la sombr'u d e un sel' l l llma no. Los inconv e nientes q l UQ sufren los hombres gastan su existencia hay acaso un medio de imp e dirlo? Las vigilias privan al cuel'po de r e poso, ra ac cion cet'ebl'al, aumentan el e nol 'me gasto d e l sistema nm ; vioso que se vel'ifica en el tr'abajo d e l pensamiento, pro{Jucienuo una congestion sangunea en el eerebl o y poi"ott'a parte impiden la J'epal'acion las fllerzas }lor lo mnos se oponen ;! que' la reparacion sea completa. ,La escitabilidau uel CCl'ebl'o es tal que el hombl'e fatigado se entrega al su e o, pero ste huye de SllS ojos y la calma no llega nunca. Esta tensinl1 cerebral tan deseada para p1'ddudr y combinar ideas cOlltnuas, pesar de los esfuerzos qU, e se hacen pal'a dismin uil'la es un s u e o inquieto, do que repara impel'f ectamen te las flle l'z as consumidas. Las hO. ches pasadas fHl vela, abr'evi an los das, dice Bacon, y es una vel'dad tan demo s tJ'aua como una proposicion de ge.ometl' a: y cun cal'O nos hace pagar la naturaleza el desprecio de sus leyes y leccion es La posicion en "el tmba}o. Estar' mucho tiempo enCOl' hado en el bufete con la cab eza al'di endo y los pies helados, Jevantal'se, volveJ'se le vantal', golpeat'se los la fl'e nte, soltal' la pluma, volver'la tomar, dilatal' y con'aer bruscamente la fis onoma, animal'se, calma:rse, agitarse ue lluevo tal es e n general l;t si tuacian de un hombl'e que medita pr'ofunuamen'te y qui e l'e espresal' sus pensamientos. Estos movimientos no traen inconveniente p gl'av es escepcion u e la co'ba tul'a pl'oIollgada del tronco, sool'e todo s iendo miope e l individuo ; Se_o mejante posicion mol esta la cir 'culacion; comprime' al hgado y el est,mago y perjudi' c a las funciones de los rga,, Pueu.o asegurar que esta causa de enfermeuad aunque de las mnos notabl es es muy acti"va porque influye hasta en la estatura. Jos Scaligel'o observa qu e Justo Lipcip y Causabon, estallan encof'bados pUl' el estudio. Es dificil escl'illil' mucho tienl po de pi como en l as mesas 'la Frochin con que se. evita el dao, Algunos pensadol;es tl'a 'bajan en su lecho, cuya posi c i 1l11. aunqu e cmoda no lo es para la escl'itura:. El clebre Cujacio estudialla t en diuo en 11lla. alfomllra lIoca auajo y rodeado de montones de

PAGE 228

;::"210-Acontece alguna vez que es exige 'Una llosicion lila lJara realizat' el trauajo: Miguel Angel despues de pin'tado l capilla Sex tina eSlleriment un pal'ticulalr accidente, pues no podia ver cosa alguna mirando' hacia a bajo acostumut'ado pintar al techo, tanto que para leer una cal'ta la tenia que 110ner elevada: dicen que le dur mncho tiempo la incomodidad. La ,'etencion de necesidades c011Jomles, Cuando la est muy ocupada, los otros rganos al solicitat' al cereui'o indicarle su estado y ad vet,tirle sus necesidades, saele el yo no responder y la sensaeion es Bula, Algunas vlces es tan viva por instantes q /tle en vano llama la: aten cion sobre el rgano afectado, Se cOl)liellza el trabajo, abundan -las ideas, la pluma y el pincel corren con facilidad sobre el papel el lienzo, y se deja ,hasta otra ocasion el comet', el beber, las deyecciones &. Qu sucede cntn ces? languidece de estmago, congestiones pulmonares, catarros, calculos en la vegiga, con s tipados tenaces deses:" peracion de los literato s, magistrados & en una palabra, una porcion de males en la constitucion iml i"idual. Gabriel Orande abrazaba todo en su ambicion de libros en que con-:cenit'aba sus sensaciones y su vida: l mismo dijo en una d e sus obras que solo salia oe su biblioteca para comer. Se asegura que el caballero .Jlfarin esperiment sin notarla grande qllemadura en una pierna mi n'as componia unas estancias de su l)oema l' .JJdone. Cualquiera que sea la ve1'dad de esta siempre resulta demostrad a que en la meditacioll profullda, las nec e sidades "naturales no estn siempre satisfechas tan 11l'Olltamente co mo lo exige la natul'al e za. Este d efec to repetido altera al :fin l'os 'ganos y conduce insensibl e ment e graves enfer medades Es cierto que la 111Ue1'te como la vida se IJl'epara en seno y cuanuo se cree sbita es porque su grJ.pn estaba oculto en algun pliegue por dci.l'lp de los r-. Errores del rgimen de "vida, Es cierto que con el buen vino corren los bellos Vrl'S0S, que el fuego del cielo abrasa el llensamiento cuando el flleg o de la embril1g.l1ez abrasa la economa? Puede dudarse d e esto pesat' de las autoridades que lo aseguran pues es evidente que causa ls tima el sistema de "ida de muclios lite ratos y sabios, sobrm todo aquellos cllya r e putacion est por hacel'se, Mjntras mas le C01'1'e la fortuna, l11"yores e scesos oomete. Ademas

PAGE 229

-211-de esos escesos su estmago no liuede resistir los obsequios q ue por todas pal'tes se le hac e n en fiestas y saraos. De 'este modo las pl'lvaciones y las indigestiones son el suplicio de los hom,l.ll'es que conocen ral'ament,e)o que se llama economa de \ la felicidad, "A pesal' de mi moderacion, me decia Kilde, un literato, no he podido pr'eseind il' de espel'imentar C'ltat1"O jiebres pOI' escesos." N o todos sufren I estos accidentes, pero se confesar que en la 'juventud sobre todo se not;t dOJ'ninante el fllCgO de la imnginacitm. Agreguemos este motivo que lo que es modera.cion para 1In hOll1bre de mundo es un esceso }lara el eLpoeta cuya sensibilidad esquisita demanlla un !1uidaJIo. eSl)ec ial. Por ltimo la sobl' R edad es en nuc'str'os dias circunstancia muy genel' al, y a,n' nruc ht ga5'0lloma sea muy hom'ada toda\'a la moda ha venido al socorro de la medicina. Solo 110 }lue' de tt'ansigi'se llor' ellos acen: a del uso d e l caf: para desvelarme dice -erlos P ollgeus tomaba hasta diez tazas' de caf al dia y aUll en la ltima una cantidad' considerable de sal prll'a clal'le mas actividad; qu l'esillt de es to? una terl'ble enfermedad que puso ciego al amable autol' citauo. Hay muchos pensauores como 29 quien se le hacia notar que el abuso del caf alteraba. su salud conte staba-"Lo s y me he corl'egill.o y. por lo tanto solo bebo a cinco tazas por' la-maana y una, cafetel'a de En todas las cosas debe siderarse el fin. El Czal' Petll'o ll['imero p er'e ci de u 'na inflamrucion d e l cu e llo d e la v ejiga causa de su 'poGa templanza que no le permitia cuidarse lo nec esatio. pue,,-; d e la puncion de la vegiga que hizo Horne, cil'U:jano ingles opel'acion que hi2:o felizmentl'1, se esp uso este prncipe un fr'io t .UY hm e do y tom el enfermo un gl .. 'a:.., do de "idad qu Ino podia: df1jar de ser mortal. El 'Czar no tenia mas
PAGE 230

mas h.omhl'cs, los cntendimicntos ligeros, 10S observa! dores su}ierficiales; pero que sc guarden, pOI'que hay ulla cop cncantada de que debcn desconfiar'. La convel'gen..l ca pel'ptna dc los movimieilto s hci a la cabcza, la acti ... ,vidad iutel'l'Ull1pida del clll;falo, l a fOI'ma, los pe ,nsamicntos, las sries de ideas, de ra'llonamientos, de inducciones que ticnen al cerchro e n una ocupacion constante, fatigan los rcsol'tes del ol'ganis mo. Inmolar' la cal'ne al cSpt'itll es buen medio de Ilegal' la celebridad, pel'o t a mbien d e arl'ui\lat' la, salml. Las impf'csion es cstel'orcs distl'a,c.dones impiden al contrat'io los molestos cfeetos de la 'Jcdad muy IH'olongada, intcl' l 'umpe n las fatales concenl'a" dones, distt-ibllycn las fuerzas de un modo iglHil, las lla .. man la pel'ifet'ia, dan cil'C'll!acion un uniforme l11ovi" miento. Algunos hombres el cbrcs pOI' razon ca han pl'acticado cstc pr'illcipio: e l cardenal de Richeliell fu sor'prendido (:'11 camisa pegando la p1l.l'ed co n los pies, y Boilea, u y Bayle se cn'egaban en los o c ios juegos in" fantiles. I Costnmbl'cs est raas. Solo hablarc mos aqu de aq;le Has que peJ',indican la sfl.lnd. Es una vcrdad muy saludl.\ble que se exige la moderae ion en todo, hasta para el bien. Los escesos de aplicacion al estlldio ademas de las causas mendonadas llroUu ce n al guna v e z costumbres fa .. tales al bien estaL' de la salud. Claudio BOilf'd e liu clebre dcjndose al'l' e bataL' de los cneantos del estudio y queriendo coilsagr'ar una parte uc las noches al tl'abajo' se Hellaba de caf dUL'ante el lIia y luego tomaba opio lJara poder dormi' y pue de resistil' ninguna constitucion este rgimen? Botll'll e li e u l11111'i jve n. E l hi s tql'iadol' Mezerais tenia costlllubr 'e d e tmbajal' con luz aun al medio dia en el esto, y alumbraba siei'npl'e s u s vi sitas hasta la ]lUcrta de la calle, MalehCl've cra tan f'iolento que raba'las medas quc se llollia en gr'al1 cantidad par&. 110 lIvat' en un Vie mas qu e e n otl'o, y un dia confes que tcn\ hasta la lctl'a L.-Grty l ia r a animarse cn la eOl11-]lOsicion ayu'naba con csceso, uebia mucho caf y dia y nO' J che sentado al piano solo se evltlitab a pal'a co nten el' l a hcmol'ragia de sangl'c que H l"'o,iaba c n ealltidad nal'ia pOI' la boca, Cal'llanose buscaba indis p os i c iones pa, l'a saboreal' luego e l place l d e estaL' bu e llo, Bel'lHtrdil1o del Saint Picl'l'c nos cnseila qllc ROlIsscau hel'voriza:ua e n l os campos con el SOIl1UrCl'O bajo el bl'UZO al mcdio llia 'auu CH

PAGE 231

, --21S-la cancula, creyendo que la accion .l1e] sol ]e estab. bien. El Lcas Van Leyden se figur que lo habian cn venenado L y 11as Sil vida en los ltimos dias acostado. Hay quien usa tabaco e n poI vo cigalTos con prodigalidad es ces'iva. Se ha visto algunos sumel'gir los pies agua fria con el fin de 11l'opGrcinnm' un mpto?' de Railgre la. cabeza calJaz de activar la fllel'za illt e lectllal &c. Tales hechos son innumet'ahles, y solo basta citar algunos ejem])los. ., ., Pa!'a c ompl 'en(Je r Len la actividad 6strerla de las diversas Gausas d e las cnfe'm eda
PAGE 232

--214--que Vil'glio preguntado sohre las cosas que nunca disgustan lli fastidian, respond 'i que todo, pmete1' intellig, ere. Encuanto los peligl'os esteriOl'es estos homhrcs son co mo amantes como los seres aIfasionados, sahen desafiarlos con valol'. Se ha hecho un lnmt'irulogio de botnicos: cada cinncia podr'ia fOl'mar' el suyo. Poces sbios ignol'an toda la paciencia intrcpidez de FolI1'ucfort en los Pirineos y su descenso la gl'uta de Antipar, 6s. Cuantos qumicos, fisicos, matemticos, er'uditos, naturalistas se han cspuesto para vel' y-o hserval' >las cosas 1)01' s lnismos? Una iWlCl'ipcion, una pala1>ra que quiere reconocerse, un lugar qlle d e he dctermina"se, las lliedl'as, metales, monedas antiguas & c (l) con ohjeto de l.argos y peligl'osos viages. Vaillant clehl'e llumismtico viendo que su huqu e iha ser' Ill'csa, de HI1 pil'ata, espuso 8\1 vida en pro de la al'qu e ologa y se tl'ag enormes medallas que espeli lueg<) con vi vos dolore s : un Oton se 'hizo esperal' mas de quince dias. S[lalallzani 1101. mal' de un viage geolgic@ fu SOI'l)['el1(lido por una tempestad: Sal"Onte le mie pietre! fu lo nico, que dijo pOl'que sus piedr'as cr'an su tesol'O, lIa y, clehl'c minel'alogista estaha detenido en una de las prisiones de Pal'is durante el,terror: se le entreg una I'den en que se le relajaba la lll'isioll, pel'O se hallaha entnces oCII: pado y no sali hasta el 'Otl'O dia: ese odia fu el d e setie'lllhl'e! El gl'ave MI'. Ba!l1ck des pues presidente de la sociedad Re 'al de Lndres tuv:o la paciencia en Otaiti de d ejal'se pintal' de pies cabeza pal'a asisti., una cel'emonia f{ll1ebl'e que no hubiera podido asistir de otl'O modo. Se sahe (iue el pintor Vernet se hizo atar un pillo de un buque pal'a contcmplat: mejor una tempestad, en el mal'. La histOl'ia: de Empedl'iles y P-linio el mayol' que sacl'ifical'on sus vidas la curiosicIal! es una prueha: el gusto que se COlwierte en pasion nac tr es das despuesen el campo de b a tall a, t Y qU, 1aca V1-Comia un poco de pan de municioll, b e ba e l agua! qu r cogi a en un cantarillo de un soldado muerto mi lad o y l e ia H oracio que llev en la faltri quera. Despues fu coh!1ucido Bru selas por los inglese_ y recobr la salud para comenzar de nuevo ........ O Francia que produce tales hombres, tu gloria y tu nombre no perec e rn jarn s! (1) Un sbio jven tuvo una di s puta y un esoudo la posicion del eircit l l ateniens e la d e los pers as piJ. l a batalla d e Platea. Como era curio so, pobr e y t e rco hizo pi e e l vag e Grecia. ( M emoires et sQuve nis d e M. de Segur,)

PAGE 233

--215-. . esplic(I estos h eel)os. Elle' nguage, las los h son modificados por estos violentos deseo s, por el santo al'llol' de auruir'il' conocimientos. El abate Bal'telemi hab \anHo de UIl anticuar'io de Italia que r ehusaba ce del'le una medalla, !lecia muy seriamente' : "No he podido aplac' al' este tigl'e."-Cuando se lepl'eguntaba Mr. M*u como habia reullitlo tantas monedns cOlltestaba sencilllamente-"Las he compl'auo, me las han l'egalado y he robado." Dil'n que estos eruditos son h.oy raros, que los poetas \ y demas han cambiado eH Fl'ancia de costumbres, que mu chos abandonan el gabinete por el FOI'um, los peri
PAGE 234

yos vivificadol'os? Agreguemos esta llaga l'cgatla -con amargul'a, que genel'alment los autoresmedianos son enviUiosOfl y es el colmo de sus miserias. La envidia es tanta cuanto que su influencia :deletrea es secreta. El cual'teto ele Pibrac es una lH'uebmdi-ca d c la ener'ga de esta' causa morvfica. ., ; 1 '.1' , \,

PAGE 235

l' !(; A P IT U L O 3 De' ti/s 6i'ganos especi(tlcs q 'nc se ajc'tait con los t'abajas 'cesii),)s clet en'tcnllimie1zta. Si hay aIgun hecho positivo e11 es que todas los causas capaces de peo ducie ir''itacion inflamacion co mienzan pOI' escitai' y au:mentae la sen sibiI-illad. L pL'Ollagacion synrgia de la il'l'itacion nerviosa 'por esta 1'-1.es muy notable en el sistcma que es objeto de nuestro 'estudio: cuando este ha adqnil'ido una lwepondel' ancia es 'elusiva y contt'a naturaleza, la economa saturada p 'o1' decl'lo as, de irritabilidad, y es 'evidente que todos l6s r-, ganos por donde se disb'buye deben ,estar en una cOlldicion eminentemente mrbida y mny dispuesta afecciones patolgicas, Pl'ecisamellte es lo que sucedc muchos ,artistas, Jitel'at6s, estadistas &, entregados las til'allicas lH'cocltpaciones d'el Sin embar'go hay l'ganos que pal'ecen mas espuestos la acCion de cstas cauy sol!l'e las cliales debe fijal'sc la atencion. Coloqucmos en el prim'Cl' el cCl'ebro ss llen denoias. La incontestable supremacia de cste aparato es la misma en todas las modificacioncs que sufre la noma: es e'l primer poder orgnico, pel'o esta superioridad y los males que ocasiona son aumclltatlos por la acti vidad cscesiva que se somete el eucfalo. Cil'l'tUnente en el

PAGE 236

--218-cerebl'o. y sus acto.s cs preciso. buscar la fuente de Ja didKI, el insthllnento e los inefables placeres, dQ las delicias inco.ncebibles de ho.mbres que' no viven sino par-a el pensamiento: desgl'aciadamente en l se encuentra el verdadcro. ld1'inm 1Jt01"tis orgeH de infinit(\s males. Recurdese la importaucia dc las funciones del cCl'ebl'o, 10 cstenso. de sus reta1 cio.nes, la energa y de sus simpatas, no. 11o.S admirat'emQs del nmero, val'iedad y gl'avedad de las enfermedades quc acarl'ea su pCl'SeVel'ante y estrema escitncion. La integl'idau de sus funcio.nes cs la base uc la salud,' fuera de aqui to.dQ dcso.rdcila. Es lll'eciso. notar existe una multitud matices veces inaprcciables po.rque sola conocemos y apreciamo.s los cstl'cmos. Com'pl'ndesc }mes, ili.te la meditacioll asidua, la atc nci(Hl 'I'e.concentl'ada del entendimiento, dilatan lo.s r eso l'tes de la abso.rven l.a vida, d e \'o.l'all las f"accio.nes, t c ,licndo. co.nstantemente las fuerzas cerebrales cn estado dc cscitacion. Estas altel'aciolles ya lenta'H, ya latcntes, las parciales, y o'as u eflcomposiciones dcl cel'C bl'o. 110 se presclltan ocasiones flinu pOI' sntomas equ'Yocos y dudosos dc un movimiento. ml'bido; cuando e l rilal hace pl'Ogl 'cso.S, indic a la causa, pero. ya no llucdc reme-o dHU'se el mal que es una fatalidacl m 'ica. La cil'cunstancia d e l d e la cdad de un modo. eyidentc cn las altcl'adolles L9S jvenes son mas espuestos inflamaciones ,de .las mClllnges, los ancianos 11\>1' la .pltora "crlosa: 'sllfl'eillcsione s ol'gnicas, congestioll'es, 1'1Ipt.lIl'US de vasos, de aparatos. &. Sin e mbal'go, las afecciones patolgicas del cerebl'o. son siemprc gl'a ves en .i'azon d e los vos y c'ont:nuo.s estmulos fine es p er'in'lenta esta VSCCl'.a. . gilf1mos que la sensibilidad mOl'al allqui el'c aqu co.mo C'l upar'ato tisico, un tcl' eccntnmiento de acti\'i
PAGE 237

d b 'l"t t d :-11 Si?"";; '"" tilla, es e 1 al' a o os os Ql'ganos mas o menos llUne., diatamente colofados su inmediata dependencia,"privndoles de una infl ,IIJo nervioso necesario su accion, deque proceden infinitas y diversas enfe/'medades. Fennel ilustl'e mi(lico de Catarina de Mdicis tenia ra-zon de' dect': copitejll t(t 07n7lte 11{al1lt, El rgano mas espucsto esta pl'ivac.ion, es el estmago, sicndo aSi 1 cal'acter'is"tl b o de los hombrcs ilustl'es el mal cstat' dcl sistema digestivo: la fl'asc dc Zacutas Lusitano sobre este asnto es; bttstantc l conociua, y aun se ,ha tue1'uo en nuestt: a 'poca deducilj pbl' cl estado del cstmago el genio dcl individuo. Reco'llocicn do la cxagCl'acion de cste aset'to es pl'eci s o COI) Tissot "que el homJ:re que piensa, mas es cl q 'lIe peol' digiet'e, y en igualdad ,de cit'cunstancia:'l el que d igiel'e mas, pien s a mnos." La prueba est en 'los mente catos ignol'antes, as como en la diaria, de la medi ,aina yen' la histo'ia de lo.s hombt'es gl'andes, Empero, porlJu esos profulldos pensadOl'cs 'tienen el estmago IIc' licadol? Se ah'ibnye : la vida scdentaria, lo que no en si, 1 t()talidHI porquc' nmgl'cs Y artesanos scden.t la d Y : I :etat'd.a.n cua.ndo \ laqlllhficaclOn es e lp O'mpleta. O' nula, es eVIdente q ,ue el cacoquilo mala del quilo no illtrodllidL en l'a econom a oh'a COSa.ltqHC 1If1t mala. sangrc, y altet'ndose la nutdcion pnesc entnces d bil el CUCl'pO, de dia en dia carecen de vida. las_ dc 100s tegidos. la sensibilida:d aumenta sll t l t oprH'cion y la. il'l'itabiJitlad nel'-29

PAGE 238

-22.07'"'"' viosa se lll'onuncia: los hom l )l'es pl'elHspuestos de este modl) estn am-nazad,)s pad ecel' d e los Ilcrvios, ProCI'CnS6 IHlce l : rH'jores diges tioll es, la sallgl'c se har. nl\S rica,; s:e fc)\,tilical' el o uel'po y la s e n s ibilidad lisica y mql'all'ecupeJ'aI' sus lmites ordinal'ios, La' es fcl'a de del estmago se dilata con ind e p ende ncia de sus l'elacio nes con el plexns nervioso, y se hac e d e l epigsh'io un o los mas grandes llllntos de reu'lion de las inHuc ncias Qui-' z en este sen1lid0 Wepfe r ha calificado esta x iscel'a de pr.aeses syst e matis nelv07i. Despues del estmago, el hgado es uno de los rga,. nos mas afectados entre los individuos que se dedican tl'abajos literal' ios, sobre todo cierta edad. La pltQl'a vellosa abdomillal pl' e dominant'e, la estl'uctura complicada del r'ga.no bili oso, sus ntimas r e laciones con el es tniago, sus simp 'atas con el sistema n enioso ganglional: y tal yez con el c e l'ebl'o, esplican fcil m e nte la fl'ecuencia d e las lesiones de esta visc era,' sus entorpecinentos, sus tumefac ciOlles, sus i nfIam acion es ol'a lentas OJ'a I'pidas y s as. MUI'i de esto Racine pOI' de sc uido d e l ma:l que no se notaba, y despues de la 0pcl'a.ciun ya tal'da solo v\' tres que ter'minal'on ell 21 de abril de 1 ,699: esto llr:uf\ba que los favor'es de la naturaleza como l
PAGE 239

bilioso hasta el mas aUo punto, fu molestado toda su vida por hemol'l'oides, pOI' cuya razon le di un nombre p oco li'Songero Hson.gel'o la duquesa de. Chevl; euse. Suit, ciruja-000 clebre de la poca, le hizo mal? de una vez la' operadOll y tuvo la imlH'udeBcia de suprimirle un cauterio llO1'-' .que se le adelg-azaba mucho el bl'azo. El aparato de la ol'ina es d espues del hgad el que 'Sufre lesionl's mas fl'ecuelltes e'c los Jiteratos. los esta:' tl,istas y administ'adores. Por poco que eRte aparato so .de ,bilite Ol'iginal'iamente cambian los OI'ines de naturaleza' J' se altC'an, ere que resultan muchas Ilatolgi-oCas de que hablal'mos. El sentido del oido se entorpece rpidamente, entre alguno!:!. pensadores. Fonten!)IIr., Lesage, &c. sit'ven de ej m plo, aunq uo los hay cont'al'ios. 'El mdico Albino hermano del clebl'e anatmico de este hombre enferm -:i mUl'iQ de lII. l mal singulai': se le puso tan sensible el oido que el l'liido mas lige'Q y, lttiano sC'le hacia fastidios(!) ins(jpoJ,tuble. Este estado de hi per'stenia auditiva le duda una especie de mal'aRmo que le condujo I: la muerte la edad de cincus9ta y seis aos. En fin, coloco los ojos en el I)ufnero de los rgaoS: "que se gastli y fatigan mal' pl'ontamente en las cOlltem pla,ciolles del espl'itu. Como he tl'atado detenidamente de. los inedios de conservar ,precioso rgano, trabajo remito allectol'. (1) RecOl'dal' solamente que 'los cuatro gl'andes res del siglo X VIII, Voltail'e, Buffon, ROllsseau y Montes._ quien, padecieron "de los ojos, pl ,'incipalmente el ltimo, ]0 ; qlle le cans gl' aves dolol'es. Escribia Cerati (marzo'de 1747.) "En fin he desc,ubierto que se me ha formado un,a (catarata en el ojo bueno"-aunque esperaba sanar de ella ( como seguia diciendo, no se realizaron sus el sayos y muri .cioego. Lo pl'incipal es no fatigar' demasiado estos delica-dos rganos por lIua incesante aplicacion: dejal'les descanfiar cu!!ndo se fatiguen hast. que esprincipalmente dedicamos este consejo las pel'sG-&UI.S que tiene. u dbiles los ojos. --ou cO'nGcil" Paris edicion 2.

PAGE 240

1/ < , 1 r

PAGE 241

CAPITUI,O 49 "----iiDtll5t---De las l1rinc,ipalcs enfcrmedades que lJadecen los litemtos, a1't'stas, sMos &. Non vivel'e, sed vaJere vita este I Marcial. I El hombrc; y sobre todo el hombre civilizado, es el animal mas sujeta ser' de los indino 'civilizad'os?-Todo lo que pesa s obre el hombt, social reHuye en la constitucion fisica y moral con tanta activ,.idad, que casi siempre l)erjudica su bienestar: se reune'para con vertirse en la causa de sus males. Organi' zacion delicada debilitada por el trabajo, sensibilidad estI'ema, exaltacion habitual de la misma sensibilidad, imaginacin agitada fuerzas del cerebro '.en constante ac con, negligencia y 01 vido de 10il cuidados necesarios .llara consel'var su salud, con mil mas, '<;ontribuyen hacer de la vida un, a fiebre; una angustia, una constante luha. Todas las enfe rmedades de la especia llUmana pueden nmaij)estars eh los Ilombres Cyyos trabajos de inteHgencia son estr'emos. Sentimos esta v.el'dad incontestable: aqul la razon: los elementos que forman la constitucion sl eXistencia, de sus ,el orgen q.e uria multitud de enfermedades, siendo la irritabilidad la verdadera disposici<;H1 de las flegmasias y de las afee'ciones nrviosas. Sin embargo, como cada tempera: mento tiene una tendencia hcia un l'den especial de enfermedades se nota igal'lllenfe en los hombres estudiosos y patolgicas mas ft'ectl.!}ntes qte en. los ot.os. '\ "

PAGE 242

-224-Examinemos pues los efectos mrbidos de cion C0.11stante del en tendi!11iento sin lisonjearnos de reC01',rer pOI' entero el crculo de sus dolol'es y mistll'ias: siguiendo de cel'ca el l'den de los rganos, pt'inci pial'ell1os pOI' Las afecciones del cerebr. Como ntes dige son muchas las fOl'mas de las que pueden numerarse en este I'ga no, porque tan IH'onto se advierten rpidos movimientos como inflamacione.s l'ebl'ales; tan pronto se efc ctuan otros gl'aves accidentes consecuencia de la los estud ios. La aplopeg : a que ha matalTo un gl'an nm e ro de pensad ores, pl'esenta esas fases divCl'sas, Ante s que el rayo consuma la victima, el cel'ebl'O ha sido escitado y violen tado, y Cllntas ,'eces se ha indicado la replecion sangunea por sntomas anteriores, como el rnptus de sang'e, la pesadez d e la frente, los desvanecimientos pasageros, palpitaciones al'teriales &? O1vdanse disipados los accidentes,)' la delicada estru ctll1;a del cel'tdJl'o termina por' altei'al'se aun cuando la carrera est poco avanzada: "Yo mOl'ir por a 1'-.1;j'ba"':"'-decia' Swift ; que' cn efeCto muri con una especie de eriagenamiento. La :Bruyer0 rri'ul'i d e aploprga la ed 'ad de aos 10 de rl.tayo de 1636-"cllatro dias ntes 'ha-' lIndose en una reu nion que haba ensol'uecid ,de repente y pesal' de no oir nada .no sufri uolor ningu-no. Volvi VerHalles donde vid en el palacio de Conu y le acometi : una a]llollega que le d ur un curto de '110-' ra." CHist. de l' Acam. p. Olivct. t. 2, 252.) Ell1abito, el al'dor tl'ahajo, elrumol' q ue la c econducen la I'azon fuera de sus natll)'afes lmites. ,El 18 ele julio de 1374 se en((ont,l' Plutarco muerto de apoplega en su biblioteca con la cabeza caida sobr'e -un libl'O y Coper'nico, MaI'pigi, Le qere du Fl'e mblay cono cido en l historja con el nombre de ,P. Jos, Rioha ,rdson, L;nno, Marmonte l, ROllsscall. Dauuenton, Spallanz, ani, Monge, abanis. COI'visal t, ,V. Scot y m i lchos hombres clebres 'han sido atacados pOI' la aplopeg a. U 1) llago de 'esta enfermedad, especie corl'eo, anuncia su futura existen c i a. N apoleon temia este ma.l y u "na ve:..l t Corvisal't qu ideas le daba sobre esta "Sil'e, le cortest ,, ]a aplopegia allnq ue daosa sielnpre se a:nuncia pOI' algunos srttomas siendo muy I'UI'O que ataque de nepente: el primer a taque es ligero, es un precepto ele pago; el segunllo es como la I'jcCIltcion; el tercero el1"cmate

PAGE 243

de bienes." (1) esta verdad ROl' su pro-pja. snel'te. Pudier'a ellpl'eSarse del siguiente modo la forma' g ,ra-dual de las catlsas de esta enfcl'medad. Las es citaciones permanentes del cerebro que aUIllentan su energa, actividad y : vida. El esceso de accion repetido que determina un aflujo de sngre en el -rgano que hace congestionales las estimtl-lacio n.es. Al principio las congestiones se disipan mas mllos completamente, p,or lo que el 'establece su lihl'c equilibl'io. / Mas tarde las dilata.cion,es violentas de los se hacen tles q 'ue las pongestiones sanguneas no se disipan si,ro de un modo imperfecto de que r esultan gl'aves accidentes. Todavia mas tarde cuando se adelante en edad. el sistema veno 'so a -umenta su amplitud, las. venas cel'e .brales se hacen mas var icosas mi".ntras las arterias ilismim;yen Sil dimetro, y congestiones son mas permanentes. Este estado de entol'pecimiento aumentan rapidez si. existe una afeccion an e ul'osmtica en el eOl'azon. r De esta ,'etlllion de ci,'ctlllstancias resultan el estupor, reblamlecirniento del cerebro, temblores, paralsis yen fin hi ap!op ,ega en sus diferentes gr'ados &c. Acontece alguna vez que el yel'ebr'o sufl'c una suspen sin total df, su accion despues de las gl'andes vigilias y meditaciones. La tOl'peza dolol'psa del cellCbl'o quef'ls consecuencia lo pole ineapaz de el'llazal' dos ideas -y Gesa de manifestal'se el pensamiento. Boel'h?ve dice que habia espel'imentado ese estado de estll]1ol' desl 1 ues de habr lado muchas noches seguidas en :m Concb,ese .que un tJ'astol'110 tan n ... ofunuo del . si'stema sensiti YO si se repite debe .'ser Ull'
PAGE 244

en las 'ramificaciones la "Venap01ta, tan exactamente clib cha p01ta se hace cada vez mas penosa. La aCll. mu]acion lle]a sangl'e al'terial hcia las partes superiores, la ",ida sellentaria, ]ajle::.ion habitual del tronco, en 110S sbios, contdbuycll aumentar dicha llisposicire d e l canal sistem ti c al'nen'te il'ritatlo p q r la' porc ioll )l ena con ; las nlaterias f e cales, .}a comienzo la alte racon del AgI' e gl'lemOs ().ue lay absorcion de una pal t e d e los ltimos tos de la digestion y circuland o con la sangl'e y asimicon otros r e sto s IlUestl'os l'!!ianos, e s de conclo 'luc debe r C Stlltal'.

PAGE 245

,---227-Notemos tambicll que las pel'sonas muy constipad 'as 611fl'en pll!' la l'l'itacion illtestinal fl'ecuelltes dial'I'eas, y lIada fatiga tanto como estas alter'nativas de constipacion y de diarrea, nada aguta mas pI'ontamente las fuel'zas bl'e t)(lo cuando el estmago digiere lIIal las sustancias sometidas su ac;:cioll, Los clcnlos de los 1'iones y (le la 'Vcgga. Es ya observacion hecha qU, e esta enfel'meuad parece el triste patrimonio de Jos sllios. (1) En efecto en cierto ]lel'ouo de aos se hallar compal'ativamentc ,que la enf'ermedau, lH'edomina clltr'c los pensado'es: fu el suplicio de Erasl110 q uc dijo: "calculus melis ca'nifex"-ue Lutero qU!l suft'i la opet'acion en 27 de fCUI'CI'O de 1557; del gl:an Ron.ue t de el' Alember't que no quiso resisti' la opeJ'acion pesar de las instancias de Camp!' y oh'os amigos. En ]a de Buffoll se ellcontL'al'on 57 clculos y des de el tamao de un guisante hasta el de. ulla ageituna, 110-tandose muy espesas las pal'eeles de la dicha vegiga. Este gl'andci natul'alista SOPO['t hasta los 80 aos el dolol' es cesivo que le ocasionaban. ,En su escelente tI'atauo ele ln ajcccion calcnlosa &. (Paris 18S8) el uocto!' Civiale pl'esellta un hermoso cuauI'o de ]os pe!'sonages que ha' n padecido de clculos y al'ellas desue la mas remo ,ta antigedad. El cua(lt'o no comprenue mnos (le ciento cuarenta nomUl'es UC ]os cuales recordaremos los mas clebres pOl' el !'den alfabtico; D' Aiembert, Amyot Bacon, Barthez, muico, de Beaumont arzobispo, Benseraue, Bossuet, Buffol1, Buorsarot, Miguel Angel, Calisino, Cesarotti, ChamfOl't, 'VValpo]e &. M. Civiale observa con razon que el cuauro hubiera sido mucho mas estenso si los bigl'afos narrasen los resultados de las autopsias cuando se verifican. (1) "Chapelain poet a fcanees, muy sbio y honrado que public la. Pueelle de Orleans tiene una piedra en la vegiga y se operara en la primavera prxima. El Sr. Pre sidente de Thou ad anum 160l, nota hablando de J, Heurnio muy hlbil que ee la enfermedal de los estudiosos: Misera; ad libros assid sedet um, stipendia Guixatins de t. 1664 Chapelain illmio de un romadizo que adquiri al atra vesar el arroyo de la calle de S, Honorato temiendo perder BU puesto en la Academia,

PAGE 246

. ) El catarro crnico de l(t 'Oegiga. Despuesoe los clculos de la vegiga, es la afee co n mas comun entl'e los homhrcs meditadol'cs el catal'ro, que envenen con las arenas de la vegiga la existencia de Ros seau: nadie dehe Oudal' oe que conser'vandll en la economa de este clebre escritol' un estado habitualit'ritante dicha enfermedad, contt'ihuy la misantropa y los al' l'anques de mal humor del filsofo. La hipocond1a. Esta misantt'opa (l que acabo de hablar conduce menudo pOI' una pendiente insellsihle la hipocondra: ora el asiento de la afeccon de que se trata est esclusivamente en el cerebro el abdnien, siempl'e se caracteriza por una gl'ande mobilid ad del sistema nel'''oso: es el rasgo distintivo del mal. 'l'an pronto bueno en lo fisico, como Heno de mil enfermedades imagimu'ias; tan pI'onto feliz, com> desgr'aciado sin causa apreciable. En lo mOl'al se ad"ierte la misma inconstancia, la misma irritabilidad. Un -espritu y un carctel' siempre cambiante y variable ya b'ilIan los esfuerzos vigorosos de una alma fuerte, ya se advierte un pueril desfallecimiento, ya sucesivamente pensamientos generosos y profundo egoismo: Ol'a es una alma que se levanta hasta el cielo, ora una se quiebra al obstculo tnas insignificante: tal momento es de loca y santa exal'tacion yel que 'le sigue de un amilanamien to espantoso. Las simpatas mas estrechas al cOllazoH. causan dudas crueles, y luego un profundo disgusto hasta por las alabanzas qne se deseaban vivamente porque de saparece aun lo mas sublime, que siempre es somero el sim timiento de la i1usion y del placer: tal es el rett'ato de das desigualdades oel hipocondriaco porque en l deja de existir el estado fisiolgico. Gozosos y confiados, tl'stes y recelosos, ya ,ya un ingenio, un ScI'ates un loco, varia de aspecto el enfermo pareciendo un hombre diverso en cada instante. No debe admirarse porque proceden variaciunes de la afeccon nerviosa mI'bidll. de que hemos hablado: tras trnase toda la economa por la nas ligera causa, la ilnd

PAGE 247

-2Q9-presion mas fugaz en ese estado. Conviene advertir que las afecciones tl'istes predominan en el lpocond1'iaco: co n oc un hipocondl'iaco, sujeto al continuo temor del choque de un cometa con nuestro globo, y ciertamente la hi poconeJ,rla es una Ilube que atl'aviesa m e nudo pOI' el horizonte eJe a vida del genio y se adviel'te en sus mismal'obras: vivensujetos una fascinacion de tel'!'or. Lichtemberg que padeca del maldijo: "Mi,j Itipoconur'a consiste en la facultad de estrael' la mayol' cantidad de veueno posible do todos los acontecimientos de mi vida .... Pnsilanimidad es el vm'dadero nombl'e de mi enfermedad, pues hasta me he llenarlo de afliccion pOl' que no he estol'l1udado tI'es veces seguidas desde ha 25 aos! i Ah! si pudi c l'a resol verme estal' bucno!" En la ligel'eza de estas palabras hay mucho selltido. Como se ha notado, pOI' el ccrebl'o de los gl'andes hombl'es al 'aviesan mil puerilidades y si pudieran ,rertit'se aun en los momentos en qu e ejecutan las mas grandes acciones, nos quedal'iamos admir'ados: otl'a cosa acontece cuand6 exi s te en aqu e l una causa morbfica que le agite constantemente. La melancola. He tratado ya de las causas de esta enfel'metlad y no las repetir si recuel'do que se caracter'iza pOl' una idea fija .!lue ol'dinaria.mente embl'iaga al alma y se apot!el'a de toda eHa. Areteo (lib. l. de Calsis et signo 1n01b. dne t1U'P01'1nt) dice muy bien hablando de la melancola: "Est autem animi angel', in una cogitacione d e fixus, at que inherens nbsque febl'e"-EI Pl incipio senciente sumido en la ahsOl'cioll del pensamiento dominante, que le persigue hasta. sus ltimos tCl'uiinos, llega inevitablemente lo estl'aordinal'io, lo incf)ncebiblc los aegri somnia, la verda(l Hlra; al descubl-Lmiellto de una ley fundamental. En cua:l-quiera de los dos casos que sucedan, se va pOI' caminos que -tienen un fin, la melancola. Respecto del cuel'po la at.encion continua hcia un objeto quebranta la economa; res-, pecto del alma desligndose de todo lo que es carne y sangl'e para sal val' los lmites de lo posible, pam gozal' de toda, espil'itualidad llega tocar' pl'ontamente los lmites -de la humanidad y vuelve caer en el pl'osaismo de la vida matCl'ial menudo cuando ya ha quebl'ado el fl'gil rgano dell>uen sentido. Es pl'cciso COllvencel'se que esta / (

PAGE 248

-230-esccnh'icidall acompafia la melancolia, consect 'cneia de un!\ Rl'ic de males mas mnos gr'avcs y cl'nicos: la-cdad, el gnel'o del trabajo, la po siciol1 social, los acontecimicntos estel'ioees, determina;] la ftJl'ma y grH'.I'() de las enfcl'mc dades. Sicmpl'e la m elancola ousca al dolol': co!case frcnte f('e[lte cid mal, ITita'Y amplia la Haga y 'apul'a los ardientes goces del suf:'imir.nto .!1ernln nnbili "VoZ.llptatUnt como dijo Sidonio Apolinal'io es plrue1' ele ang1slia. La monomana. Alguno!'; pasos mas adelante llegamos al punto en quc se cclipsa la pel'sonalidad y resulta disonante la relacioll de lo interior con lo estel'ior: entllces la importunidad, el despotismo dc una idea fija el1 la imaginacion, absol've los "tIos pensamientos rnmpien(lo la ar'mona. El, CI'etismo I)CI'ptuo del cer'ebr'o queor'anta 1<1. inteligencia que embriaga, y pl'ovienen (le esto las ilusiones, fantasmas &c, que engaan sin cesat' los enfel'l11os. Cuando todas sus facultades les abandonan, el univtrso se I 'educe una idea, viven sn modo y son alguna v e z felices; pel'O esta dicha au Ics esta negada los literatos que padecen este mal. Apcsal' de la JlI'olongacio!1 illdefinida de ul1a idea qne va pat'!u' en la monomana, hay siel11pt'e entl'e cstos u n fon do de l'azon, de recu edos y penas que los atol'mentan. Existe el delido, pel'o illcompletu y se ti.ene simultneamente la conciencia del dest'(}cn y la impotencia de restablecel' su al'lUona al ente ndimiento. No es el' ltimo gl'ado ele dolot este? Pascal veia un abismo siempre Sil lado, el 'l'aso oia voces que l'cvelauan sus ocultos pensamientos. Vase lo que este 'gt'ande, hombl'e escriba su amigo Cataneo: "Cuanuo estuy desvelado me parece que veo fuegos celltellantcs pot'el aiee y veces se me inflaman tanto los 0.1 os, que temo perder' la vista ele que veo salie t:enteHas. O tt'as veces oigo ruidos espantosos, silbidos, cam panadas, estremecimientos COIllO el ruido de reloje, s qne se pl'eparan dar la hOI'a. Si du el'111o cl'eo que nn caballo se al'roja sobt'G mi y me esteop e a que me cubren animales asquerosos. Mis ar'ticulacioncs 'las sicntG atlolol'idas, mi cabeza 1) esada y en mceZill ele t antas d olorcs y pcnas se te aparece ] aimgen de la vl'gen b ella y jve n con su hijo, rodeada de un reflejo de vapol'e s de colot' ; bien IIn espi'itl flue me atol'menta de mil matH't'as, "-Pobre poeta! cuntas

PAGE 249

miserias! quin querr la .glaria ese precio? quin lle seal' la corona de espinas que cu .bre las sienes de los 11a. mados reyes del pensamiento? No Ileval'ernos mas adelante este rpido resrnen de las enfcrmcdades pOI' decido as especiales de los pensadores. Nucstl'a intencion es solo pl'esental'.las pri1wipales porque es muy gtande el nmet'o dc afecciones de aquellos que ticnen la inteligcnoia sin r,eposo. Entl'c ellas la jaqueca, los dolores y pesadez de la cao e za, las hemol'roides, las pal'alisis pal'cialcs, los espasmos, los temblores, y una multitud de efcctos nel'viosos cuya multiplicidad, variedad,lll'oteifol'midad, hacen de la vida entera una especie tIe enfermedad pel'ptlla que tiene por fin y crisis la mucrte. Sin estal' }ll'ecisamentp. enfermo, un inuiviuuo esperimenta dolores y rnalestal' en difel'entes partes del cuerlJO: ya la cintura, ya cl pecho &c. "EL Empel'adol' Napolcon tenia muy uelicada la cabeza y le molestahan los sombt'cros. nuevos y los,guardaoa POI' mucho tiempo los que hacia ponct' algr:Hlones."-(Memol'ias de ConstaJit tom, 1. pg. 247) tal es el Ol'gen del SOmOl'el'O de tanta celebl'i dau pOI' su pequeez en la histOl'ia del g'ande hombre, Independientement.e de estas afecciones mroidas ge .. l'lerales hay particulal'dadcs refCI'(mtes tal cual clase de sbios de artistas. Los ot'adores, los msicos, los actores, los anatmicos, los qumicos, los mdicos et. estn espuestos en(e l'metiades r e lativas sus ocupacions los rganos que fatigan con el cjel'cicio de sU]H'ofesion. Lo repito pesat' del Itgubl'e cuad'o que acaoo de presentar muchos ilust!'cs escl'itol'CS evitar'ian estos males con la sobriedd haoitual y su con s titucion si supiesen economizar sus fuet'zas: si cstu\'iet'ail convencidos de que las musas no son sirenas homicidas y solo eoncedell sus f,H' ores ellos que pOI' ellas sacrifican la vida y la. saluil. Pel'o ljos de esto hay pocos cntre aquellos que sepan poner llnites su tl'abajo, sus empl'esas, su ambicion ti' e celebridad. Fatigados y anhelantes en Ia Cal'l'el'a continan sus e8fuet'zos y sus tt'almjos y la u e bilidad, los sufrimientos son nada con tal de que se lcs seale. (i) Justo Lipsio como (1) tpmor del infierno no ha sido sufi r i ente para contener muchos. Dcese que el sahio H prrnohs Barharo muerto de la peste que lei 16 en ROllla en 1498 ru priv ado d e s ppultur a eclesistica por haber ev ooad o al demonio con quien la palabra entelequia. "Me alegro de que se le hayan V. eatinguido las jaquecas y lo (

PAGE 250

.. -2S2-ottios muchos, trabaj hasta quedar tlesfallecitlo y s e cuenta, que al conocerse invadido del mal que mUl'i dijo: ad lcctum a4 leth1Lm. Cahanis (Journal de la maladie et de la mOt't de MJ'abeau) nos indica el uesprecio que este hombre grande hacia del dule:r fisico pt'ctendiendo sacudil'le (omo las penas morales. A la apet'tura de los estados gene' rales padecia de ictit 'icia y nada hacia VOt' cUl't'sela: tr'at de muchas cuestiones impot'tantes en cit'cunstancias de, estat' COIl fiebt'e. En fin se ahandon completamente pOt'' que segun la ohservacion de su mtlico "este homhre im perioso se ct'cia inmortal y no sujeto las leyes comunes y debilidades de la muet'e,"-Sbese que muri jven y que sus escesos en todo gnet'o fuel'on el vetdadero veneno que le mat. Debe tamhien observarse que las enfermedades son frecuentes en la constitucion nerviosa y mas mintl'as es rnayot' la intensidad del sistema, Es decit' que las fuerzas seJlsitivas ad1lueren en actividad lo que pieNlen las mott'i ces. Es ciet'tu que de 1111 mal gl'a ve mnos de set' jven el paciente se hace mas sensible y baja la resistencia vital. Sucede esto aun los indiVIduos llH'jor constituidos. En general est reconocido que las enfermedades dejan casi siempre en su huella un preuominio notable del sistema sensitivo sobre las fuerzas motrices y que aumentan si habia comenzado. Nadie l'ecibi de la naturaleza una constinucion fisica mas vigot'osa que Mirabeau y sin embargo casi bot'raron sus fuerzas los padecimientos, y el hombre fuet'te se conmova con las mas Iigel'as impresiones. Sus msculos semejantes los de Hrcules en la forma y tamao los acompaaban nervios tan delicados como los de una mllgel' vaporosa. Llegado este 11l1nto de t'ritabilidad y debilidad simultnea es fcil pl'esllmique sucedern la salud la existencia y la fel 'icidad. Un eretismo nervioso y una postt'acion de fuerzas indefecti;. bIes le suceden y alternan casi sin cesat', ninguna funcion se ejecuta regularidad allnlllle la turbacion del tden mismo hubiera, sucadilio con las mi as sino estllvi e ra obligado est.u ,diar, fi.:J1as me hacen p e rder much l S das en cada lo que me obli .ga b trab ajar mas para recuperarel tiempo perdido." (FracmenlO ne Ilna carta de B.ayle a M Oonstant.) No es'admirable lile este homclebre haya presentado una larga vida de sufrimientos y que muriese en una edad poco avanzada pesar de 109 consejos de Yagon pri mer mdico de Luis XIV,

PAGE 251

no sea notable y menudo una especie de ardor interior destruye y mina la economa. Se hacen esfuel'zos para reanimar el lJoder vital y el desfallecimiento es tanto, estn tan fatigados los rganos, la tl'ama de la vida tan gastada que la existencia viene sel' Ja \ ocupacion coti diana y de cada instante. Es preciso velar armado, redoblar las pl'ecauciones, sin que una vejez prematura terribles enfermedades cubran con el cipl'es el altar de la glo l'ia infiel abrigo contra los ataques del dolor.

PAGE 252

..

PAGE 253

e A. P 1 'l' U L o 5. e De la marcha de las enfermedades dotadas de la coitstitucton particular los litemtos, Q1tistas &. lntlicium Officite, experientus fallas. Hipp. Hay en medicina un principio de patologa do elJ., tiempos y es que cada enfermedad tiene ,sQs;' sntomas particulares; la marcha de la enfermedad mo difica por la constitucion individual y esta modificaciol1 : es tal, que dos enfermedades comparadas en el mismo cuadro no tienen. mas de una identidad general. La en cada hombre, ora est sufl'iente, ora goce de .' Admitido este datq debe estupiarse el curso de las enfermedades de los literatos, y se notarn val'edades importantes y digl\as de conocerse para uil'igir su curacion metdica. RClluzco estas Cil'cllnstancias tres principales: 51

PAGE 254

I 1. o Los accidentes nerviosos. En ellos se Ilota la influencia de la constitucioll de que se trata; en efecto el delir'io, las aluci'naciones, los csi)asmos, las agitaciones tetnicas, el rrLptltS de la sa ngl'6 al cel'eul'o son entnces frecuentes. Este ltimo accidente hauitualmente ousel'\"allo cn las enfcl'rnedades agudas de los homul'es que se dedican tl'ahajos literal'ioil. Entre se leil emba1"!lx,a la caueza con admil'able facilidad y es fcil ellconb'lU' la razono Sin emual'go notemos que es de harta importancia distinguil' si el delirio es simptico () llr-oducto de la illtlamacion de las meninges. Concuese que esta difcrencia es esenCial pam la cUl'acion que debe estaulecersc. EntI'e los individuos en que hay pl'edominio nervioso como las ll1ugel'es y los Hio", el delirio simptico pOl' agitacion nerviosa sc nota del eretisnw cerebml en los homUI'CS resulta,una pl'edisposicion las congestiones y las inHamaciones vil'tud de los ti'abajos sufl'idos Los signos commcmomti'Vos, la id'osincI'acia del enfermo con independencia de los sntomas pal,ticulade la enfermedad indicaron el camino al prctico. Es digno de ouse rval'se que entI'e las personas cuyo cCl'cbro est en continua accion, los choques y golpes en la cabeza son pCI:iudiciales, que se sigucn fl'ecuentes accidentes. Sil'van de egemplo J. J. ROllsseau, Bichet, Byron, la ilustre Malibran ect. AgI'egnemos aunque en su deli'l io los pensadores se representan sus tI'auajos, rasgo car'acterstico que indica cuan fijas se hallan en el Cel;eUl'O sus ideas cualquiera que sea el gl'ado de desl'}cn de las fUlIciones del cerebro es raro que estas ideas se bOrl'a!1 M. de Lage. jugadol' de q ue haula MOI'and, el gemetra, Val'ignon. Alonso Cano y en la antigedad Ma'co AUl'elio, deliraron con las matemticas, los cuentos, la pintuI'a. Cano no bes el cI'ucifijo que se le pI'csentaba pOl'que estaba mal hecho; Marco AUl'elio dando gl'acias los dioses POI' los' rem'edios que le habia revelad() 11<11'a aliviar sus' mientas.' 2. o La !'l'egullL1'illad de los snt01its. Se 'sabe hace mncho tiempo que la fuerza vital es el hech mas confullllidor de los clculos y que nUlIca lldr.

PAGE 255

-237 -esta potencia pOliel' al rigor geomtl'ico, y 'aun el'mayol' esta il'l;egnlal'idad cuando la sensiuilidad es estl'ema y 'la accion Inusculal' dismilluida. El mpetu vital compl etame nte i l'I'egu 1 al'" y se advierte en las enfel'medades agudas en ql\e los homures pOI' sus. grandes tl,'abajos de clltendimi e nto hall fatigado el sistema nervioso. Si e!'> ell'itmo vital mvil, y d esigual cn el litel'alo yel quc. gozan dc salud ellla!'> afe cciones patolgicas gmves conmuc\' e y la economa. nace eutl'C dIo!'>, se y l'eCOl'l'e sus pel'odos con una constante casi s iempl'e los sntomas son tumultuosos, lns accidentes caprichos os, las cl'sis intempestivas, los acontecimielltos in ciertos: entnce s se reconoce la dad del axoma d e Hipc l 'ates: "AuctOl'um m ol'borum, non tute lll'cdic c ion e s, ne(lue mol'tis, neque sanitatis," POI' esto no pu e d e fallars e pnl' solo la gravedad de Jos UII mal I e sultado: Ilesapal'e ce alguna vez con l'ap}ll e z admil'able Jlol'qu e es cnte l am ente dcuido ulla sCI!siuilitlad esc esiva queagita 11I'ofundamcnte el OJ'ganis-1!l0, sin lesion notaule tal vez. N o pu e de medirsc pOl'la celeridad nel'\'ios:t Ic)s movimientos vitales ; es ohsel'vacioll dial'ia tic los pl' ctieos; pel'o el mal es tenaz, si es tenax propositi el de la natuI'al c z a como dice Sthal: es necesari/.) en,t(IIICeS que las fuerzas vitales fatigadas no llllcuan resistir el ataque. 3. o Rapiclex de las sim]Jntias. Un clebre hotnico, e l DI'. Cladce, habiendo aspirado fUCltemente el perfume d c lIlIa flOI', se le intl' odujo en la nariz IIn insec to y le c aus IIna inflamacioll que le Pl'iv de la vida. El msico Sull, m al'c an(!o IIn dia la medida con baston se hil'i rudamente un pi, d e que resultaron accidentes que le causaron la mUCl'te Estando MlIl'illo ell , Cdiz pal'a pintar eH IIna capilla los d esposorios de Sta. Catalina, e hil'i c on el e s tl'e mo d e u andamio, y esta herial'llI'incipio in significante le lH'odujo pronto suf, ,imiento clue fIlCI'OIl el motivo d e qu e sus dias tuvieran fin ell 3 de abl'il de 1682. Es evid ente que e n estos tres casos habia una pl'edisposicion pal'ticulal', y que e n e fecto entre los hombl'es muy ,ir'ritable s la Ilifu s ion progl'esiva del trabajo local ml'bido, e s rpida pOl'que dep ende casi si empre del sistema lIe' y ioso. A s la c ondi c i o n patolgica pOI' escclencia ,existe en el gr'ado mas mal'cado: de esto resultan -

PAGE 256

-238-, accillentes, esos sntomas que afectan en poco tiempo casi toda la eCOllllma, esas P(wtlll'lJaciones g e nerales 1'011 impl'esion clolol'osa llevada uno de los I'amos mas delicados del sistema nel'vioso, Las es tirnlllaciolles simpticas e n esta constitucion tienen un gl'ado de enel'gia que no adquicl' e n en los otr'os, el.consensns OI'gnico pal'ece maS acti\'u en la enfer'mellad, y los llal'ecen veces rcl'tnpersc y con e sto se concibe que 1111 motivo ligel'o pueda cltsal' gl'aves consecllcncias y quiz la muel'te, y aunque esto es vel'dad dcbe tenel'sc ell cuellta que ya el edificio estaba minado. F'I'c l on mul'il de gota al saber' quc se habia J"'ohibido su peridico y Pitt lambiclI del mismo mal al sabel' las Ill'illantes vicbn'ias dc N apoleoll, .. Segull estas Coilsidel'aciollcs es evidente que la mar:cha de las enfcl'mcdadcs e ntl'c los hombr es que abusa de los tr'aba.ios de la inteligencia es casi siempI'e in'egulal' y )lo l' lo mismo t e mible insidiosa. A Illnus que el individll o ol'dillal'iamellte nelll'optico no espeeimentc estas afec ciones lIel'viosas dial'iamente, las cuales la mayal' parto de !os pensadores estn es puestos. es preciso resguardarse ele los a ccidentes qlhl pueden desal'rollal'los. El pI'ctico i'Iustl'ado tenga prudellcia y reseeva en el pl'onstico, porque las previsiones pueden sel' desmentidas. La fucI'za, pl'ontitud de lit l'caccion cUl'ativa no pueden estimarse sino de un mocle, apl'oximativo, y ni aun pucde elistinguil'se algunas veces la pl'imel' esion escncial al tI'aves de los sntomas que lH'oduce un sistema ne'vioso muy escHadu: c mo vaticinar entnces el desenlace de la enfer'medad? La nica I'egla bastante positiva y que puelle guial' en este caso es que en genel'alla econo ll'Ia, luego qlle se agota,en el tI'abajo, produce la innel'vacion que d e be estimal'se en mucho en la suel'te del enfel mo. Van Ol'beelk, pintol' "0-landes, cay gl'avemente enflwmo consecuencia de los escesos mayores; los mdicos tenian alguna esperanza e 1\ su edad, reeo l les dijo: "seol'es, no cuenten Vdes. con mis 45 aos, cuntenlos Veles, doblados pOI'C}ue he vivido de dia y de l1oche"-mUl'i de esta enfel'metlael en 1706: 'S;br'e todo en la convalec e n cia se notan las grandes postt'aciones de las fUel':.IllS y mllos que el individuo no s 'ea un jven es Itu'ga y penosa : .!a \'olenc:ia de la enfermedad, la dieta lll'olollg ula, la falta del sueo agl'egan m ; cho la d e bilidad, Cmo I'canimal' al cllerpo lngui'O, cmo sostenel' este pl'incipio de vida ellle se apaga, fOl'-

PAGE 257

-239-titicar los l'ganos s.in resol'tes, apunta'lal' un edifiCio arruinado pOI' todas pal'tes? A fuer'ia de cuidado, al'te y paciencia se ohtiene algn resultado, y el peligl'o se aumenta cund hay llostr'acion mOI'al, cuando el temol' de los do lores, los tel'l'ol'CS de la muel'te se juntan un entelHli nliento afligid!) en la esperiencia de la vida. Nada mas difi cil que la c()fI(llIcta que debe obse,'va,'se en este caSiO, llllCS ]Ial ece increible que hi: super io,'idad intelectual de estos homh,'es desapa,'ezca, en SIlS enfel'medades, Dificiles irripdentes, descuidados, caen bajo el nh'cl de la humanidad. Sus males se agl'ayan porrJlle se hace imposible dil'igir" una enfermedad cuando no ayuda el enfel'mo. Un cuel'po gastado, un cOl'azon mal'chito, una alma sin ilusiones son cil'cullstancia, que ti e ne que venyCI' el mdico para blecer la 'salud, la vida y la felicidad: qu 11\'olrlema! La mayor pal'te son I'csignados. como pOI' rjr,nplo, Montes': quieu, que deca: "S ser ciego" -esta ciencia dulcific su desgl'acia. Debe sealar:ce una preocupacion que se ad 'vi. eJ'te entI'e algunos p e nsadores: que apnas escapan de una gl"ave en'fermedad cuando se imaginan que Sil salud es invellcible como si sus cuerpos estuviel'an hechos de lluevo, y gustan de' eitcalltahm con esta espe>anza, Pr'eocupacon daosa que hace pCI'del> de "ista el escelente precepto higinico de que toda 'enfe l'mcdad ciel'ta poca, drja snllliella 'i'm el organism' cuyos efectos deben obs c l'val'se cuidadosamente. En 1'0 in o ral no siemlH'e se est exento de "NosotI'os tenemos, dice Pascal, otl'O pl'incipill 'de erro' l' saber las enfermcIlades: ellas nos gl 'avan el j Jlido' y sentimient.o, y si las altel'an sellsiblemilte, n o dudoqe las p equeas hagan una impl'esion PI'oIHll'cional." En vil,tnd de a'luel IH'incipio es IH'eCisll pI' olongal' los cuidados de la convalecencia hasta. que el equilib,>io de las fncI'zas st completamente I'establecido, p"illcipalmentc las del estomago, en lo 'lue se halla un nuevo }lne s cmo ha de Set' el cuidado c(J\lstante de una sallHl odiosamente t.i,'nica y vacilante? Se apreslll'an r 'establecet' HUS ti'ahajos, y sufl'ientes aun los ()I'ganos, el (IHniento es lucido y qu mas se necesita pal'a esponel:se la$ tempestades de la vida pblica y cncerl>fu's e dia y noche en el taller el gahinete elabo['al' su obra un instante o\)I'a de vida la cllal le ofl' e ce su i. Illol'talidad? Despncs de ulla gl'ave enfel"medad escl'bi

PAGE 258

-:-24'0-un g l'an poeta "El dia 15 estaba sin peligro ninguno yel 16 hacia vel'sos".-Esto es lo que observan los mdicos tocIos los dias, y aun hay artistas CIue se felicitan de estal' enfermos en beneficio del ar'te: Talma debiendo tal' Tiber'io se de los que la enfermedad habia hecho en su l'OS'O ]Iol'que se llal'ccia mas al tide Call1 ea . Debe manifestal'se como ,una fatalidad la poesa, esta gran fatiga del alma, del entendimiento, COI'aZO)1 y dcl CIlCl'lIO !:jea )ll'ecisamente el gnero. de tl', abajo que ofr'ezca mas atractivo. Ha qucl'ido dech'se que esto es ral'o en nuestl'a poca, que el templo de :Me, mOl'ia es pOI' la bolsa; s es ciel'to que hay al'tistas poetas (I\le lo hall he cho pOI' el alllor allllcr'() ; tl'alicando con la pel'O no pOI' lo!'! artistas "l'dadel'os" que l',echazan lo vulgar y mercantil. 1)01' otm parte cuando la vi'dad intelectual se refier'e asuntos polticos est mnos <;OIilpl'ometida la salud ?-Es un engao COIllO ya lo indio: qu. Si los tenaces y continuos estudios d e l gabinete son fuente de males infin'itos, tambiclI tienen sus ,lulzlII'as, mintl'as.1as ideas polticas que fel'mentan sin cesar en el fon-: do del COl'aZOI1, el celo al,uientl.l de los pal'tidos, gas que con(!ucil', los cuidados que tenel', I .as calulIlnias que devoI'ar, las angustias IH'ecOI'diales que cspe'imental' pal'u fOl'mal'se un pedestal en la I'eputaciol'l del ]lueblo, son caut;;as ,muy poderosas para desmejol'ar la economa j Cuan tos ejem plos pud iera cital' de funesta, s taciones! E:'ICCSOS por escesos, ]ll'cfiero los lll'ime I os los POI'I]Ue su accion es mnos fatal y las tablas ne., c l'olgicas lo demostl'al'ian. Intimamente ligado con uno tle esos desgl'aciados COl'tesanos he tenido pl'opol'cion de observar la perniciosa influencia de sus incolllpal'ables SII-: plicios. Dctellido pOI' la cadena de la alubicioll eJl In. cal' J'el1a poltica, cuel'l)(1 natul'almente delicado sc hallaba tlecaido, sut'I'ia dolol'es intolerable!'> y aunque dcbia conte-11C1'se, . eJ ,Iemoll i () de la celehl'ida,1 le gt.'itaba: "J1cZelante! JlIlel.ante!" MUI'i as. Ulla fluxion de pecho que le acometi lo rGdlljo n'cogerse, y cada vez que lea los .. dcos v nn encontraba en ellos su 1I0mbl'e cl'ccia la calen" tl!l'a q"uc lo afliga: este dcsgr'aciado gustaba de la' celebrihasta en el del dolor, Compr'ese esta cruel el1la tJ'anquilidad estica sbo del 17 tle que un cl ebre literato nos ha cOlls, el'vado el recuerdo; :'le habla de Ml', Guiet.

PAGE 259

-241-(lA la edad de cincuenta y un aS se le hizo la opera cion de la piedra casi sin esperanza de buen resultado. No fluiso que se le atase, 110 di un gemido, ni un suspiro, fijos los ojos en una imgen de Lucano en los vel'SOS que este hizo al tiempo de morir. En GlIiet no era esto una eom binacion mlll'i 19 aos despues. ("Char. Nodier, .Melangea til's 11' une petite biblith. p. 382.)

PAGE 261

} CAPITULO 69 P.rincipios genemles sobre el mtodo de tmtar estas enfermedculcs. QiJi benc inclicat, bene curato Baglivi, des P1'OX, roed. 1. o Cl'eel' que la lectlll'a de este capitulo sea suficiente para instruil' de los medios con que deben tI'atarse las en fermedades en cucstioll equivocarse: el fin y objeto de
PAGE 262

-244los pensadores; la irl'itabilidal} !le lo fisico y moral que desconciel'ta los planes mejor combinados de teraputica. La consecuencia mas inmediata de e s te principio es qlle debe pl'oc e dcrse en cuantu sea posible por el mtodo que recomienda se au x ilie el poder antonomo de la naturaleza. Los estimulantes )ll'otlllcen sol)('e la economa una aecion cs tl' aol'dinal'a aun los mas calmante s en aparie ncia, Go e the t enia una cOllst i tucion vigol'Osa y sin embargo los me dicamentos le agitaban con muy poc a dosis: con una pequea cucharada de tintura dC" ruiba'bo se IJlIl'gaba abundantemente y aun con muy poco sulfato de soda, Esta sen sibilidad es en s misma IIna dolencia obst c ulo de 105 mas gr andes pal'a dar fl\nci.Qn e s su tipo nOl'mal qu slIcedcl' si el pl'ctico procura aumentada pOI' m e dios po co racionales y escitantes? Desde lu e go esta il' 'itabilidad ora concelll 'ada y e s pasmdica, ora, patente y espanciosa se manifiesta cada instan te. A fuerza de clli.(lados, de precauciones y sosiego cuando se cl'ee adol'mecida, vnel ve aparecer pOI' vl,tlld del motivo mnos cl'eible insignificante. Un concurl'ente pr'ef e l'ido, la Cl'tica de un libro, un artculo de peridico, Una discu s ion animada, una carta, u 'na palabl'a ponen la db 'il mquina en t1'a s tc)['no, porque siemp e una existencia agitada 1Ji ta corlt1nfngn esto Advirtase que las mas veces una pequea causa produce los mas funestos erectos por la susceptibilidad orgnica y moral, pues segun el provel'bio ruso 1"las a glljftS mas 'dcl_gad. as }ll'oducen '!as picaduras mas hondas. ? En base al'te levan tal' el edificio de una slida salud? por cuales medios procul'a salvarla de los 11lll'ac' anes ne vitables, hacel']a fucl'za que Jos resista, didgil' la enfer-\... medad por regulares caminos? '. La tendena ]a pel'turhacion en las constituciones 11erviosas pone al pl'ctico en pel'plegidad sob/ ,c los medios de cHl'acion, y al mismo tiempo]a ftdta de energa motriz pl'oduce IIn conjlinto de debilidad y exaltacion. Qu har en este caso? Si se oClII're debilitantes,' decaen las fuerzas C011 rapidez;si los tnicos se IlI'opaga y enciende.la jr'ritacio!l: el estado del cstmago"como lo Hliqu, ofrece menudo la 'fatigosa disposion de ulla debilidad irri tadur.a 'que' complica la tel'aputica : stlplico todo Il!dico lea este pasage, se sirva declarar> si 110 se ha encontrado mil veces en este fluxo y reUuxo en indicaciones y contra-indicantes que' SUalen!len toda' uccision. Para 'na\:egar: seguros

PAGE 263

....:....245-enb'e estos escollos lo 'hay otl'O Iledio qtie 'conocr bien al enfel'mo. " ", '! ,'" 1 Puede l1o-obstante sentarse-en tepl'aJfJue el mejor tl'atimiento cOl1siste eli sU!:lp' Cndel' el ejel'ciC'i del, ,to p \ )!' rul' gllll -tiemp< como se sustl'ae (le ,la' infhrencia '(Ie la Juz al : ojo ilTitado: ,esta cOldidol'\' 110 est{,t, i v ,olllnta(hlel mdico y solo plIe(!e conseguil'se una apl'oximacion ell el ltod'O. Todo estimllHuite erl'l 'gico; todo impet1irn1asciens, u e be l evital'se Cil los cnfer.inos dotallas' de dicha cnnstitu'cion que con I'esern estr'ema no debe pCI'dcl'se de'vista el de las fllel'zas y l'ganos en pal,ticuhU'o 1\:l cabo -los mtodos oUl'ati vos 'mas con venientes en estas ci 'CUIIStalieas le's afl'eoe la higiene; Ountos' hombl'cs illlsh'ad' os toman de esta fuente los medios de restaulecer la salud! En mi pl'ctica h.e Ill'l\'chs sbios y enfel'mos con solo el rgimen higinico; COIllO Lilll1 eo h a cur'ado jaquecas tenaces con solo aconscjaiql ie tomasen Iris ,enfCJ'mos ag' lIa en ayUJ1'Us seguida: de,uf! moderm]o cjel'cicio; ]e combatido ma
PAGE 264

\ .-246-00 se indica que la necesidad es positiva, 'porque el olvido de este pl'ecepto puede tI'aer funestas consecuencias. Una de las mas inmediatas y diliciles de repal'al' son la innervacion, el abatimie' nto, l decaimiento profundo y rpido. de las fuerzas. Es talla postracion algunas veces, que nada lmede devolver'l.as fuer'zas valcs, de que llresentar algunos Qu ignorante hay tan est\lao Jas bel1as artes que ignOl'e que Rafael pereci en la flOl' de su edad po .rque habiendo tenido algunos escesos con Fornarina -ru auundantemente sangl'ado en la indisl)()sieion q ue contrajo? Gui Patn nos dice que el filsofo Gassendi 80 debilit despues de haber recibido dos sangl'as, de que no pudo reintegl'al'so. Gessllcl' estuvo seis meses m.uy lnguido por una sangr inconsiderada. J..as fue r'zas de Mirabeau se debilitaron para no volver S1\ ser' despues de haber sufl'ido una grall pl'dida de sangl'e en una sangra que le aplical on pOI' salvarle !le \\1:1 cli c o inHamatol'io: segun lb decia l mismo, sang'a fil el trlnsito al otoo de 'Vida. B yron suft' su llegalla 'Gl'ecia fuertes rltptus de .sangl'e la cabeza, pOI' cuyo motivo se le pusierqn sanguijuelas en las sienes: una de ellas le pic una aI'teria, en clonde fu dificil contenel'le la sang' l'e que salia tan ahundantemente que se desmay el enfermo y desdg dicha poca qu e d el po.eta dllil y lnguido. No admi'anestos efectos al que sabe que tiene la vida Sil raz en la' sangl'e, y que sacarla inoportunamente es cJismi'l1llit' en igual cantidad la fuerza vital. (1) La observacion clnica ha demostrado que la sangl'e es pOl' decirlo as el mod e l'adol' de los nervios, que sostiene la ellerga muscular verdadel'p pr'incipio de la l :esistcncia y reaccioll de la economa. En efecto miittl'as las emisiones sanguneas' sean mas l'cpetidks en IIn indiv, iduo de sensibilidad, mas se aumenta la susceptibilidad, nerviosa y descienden las fuerzas motl'iccs en la misma pl'opol'cion: en u na Jlalallrase cae en el esceso de la cOllstitucion que estudiamos. Cuenta W. Scott que en sll ,juventud se le r()m.pi un . (1) lo sanguine 10DS est vitae ...... esl enim s anguis vvificum naeetar. quo partiuq ornDillrn fugax, vivacita s. recreatur, atque re'fibi. tur ad vitae el aiiimalitatis conservatioDern et diuturnitatem. (D, uret;us, \Jom. ih Hip.) Escelentes palalra3 cuya irleditacion reomeodamoB.

PAGE 265

-247-vaso del Iiecho, y lo somctieron al J'gi men de las sangras de toda especie y una dicta "gOl'osa: "Entllces esperi inent una sensibilidad nCI'viosa (Ine 110 ha vuelto SUfl'': temlllaha la mcno!' alal'ma, tenia una indl?ci,. SiOll pOI' todo que nunca fue !'asgo de mi cal'ctm', se me 'llacia insoportable la IlIel10l' contt'al'ie
PAGE 266

\ -248-sibles y mas sobt'e todo cille el alcanfol', valcriana, suci'110 &c. El pl'eccptu esencial en la aplicacion de estos medicamelltos es lpl'overhar hien las illdicaciones, ullscal' la 'causa del mal, vel'lladcl'o de la modificacion mI'uins u'aba,jos escesos es a lucha c1f.lsigual? Iglll'ase que la cnfet'mellad proclama la justicia de la Ilatm'aleza? Didel'ot es-el'ibia la seorita Volaud: "estoy molesto hace ocho ao!> pot' mal( s de estmago qne no se'n nada porque no les hago nada." Muy pocos aos c.lc sp"ues le decit---"ten'go cl estmago en IIn estado rnis er'able."-Cuando en 1776 dice, M, MlIssen-Pathey, c.li ROllsseau !llna caitla que de ,sel'iuc. quiso sangr'l'srle Y" se opuso: IHlI'a : cotwen()('I'lc se 'acudi la !>eol"ita Venant qui e n se la silpolli '.t illtl uellcia pal'a logl'al'lo, y sta l e dijo qu c ella se ha ,bia sangl'ado CII igual ocasiol1: "Elle contest. eso es que' t e llia V. mala sang'e y tnd;t la mia es buena,"-A los do!> ao!> fu 'acometido el filsofo de una aploppga qu e no hubiel'a sufr'id o si se hnbiese Rangl ado en aquella ocasion, 13;1 ahate Chanvelill, enemigo il'l'ecol1ciliablc de los jesuitas se hallaba delicado y Ilunca I'ebaj sus t'aha.ios y sistema de "ida; atacado de una hidl'opecsia de p ec ho nHlI'i mintt'as di!>cutan los medicos en una junta )' se bnl'laba de la me.diciut. Dcue aplica\'sc la economa animal (ll' pl'iuci-,

PAGE 267

-249-, }lo poltico siguicntc: "impdase ol'ganizal' el desr]en." POl' desgr'acia pal' a muchos hOIllIH'C" .instl'lIidos la pa,laul' a ph(lj'llwcon es si'lIllima d e v e n e llo; "b'os ti e n e n pl'eocilpa, cion es mas l'al as d e que es e j e mplo Plotillo de quien ta Pol'ofi:!'io que haui ndO'icle I"ec om endanveniente to.10 homul"e que piense y m e dite. En estos casi tOll!l par'te,d e la imagillac ion, todo emana de esta hoguera: ,dil'janse bien y se obte ndl'n escclentes l'esultados pOl'que na,la hay mas Cie.I'tl) flue este a,xioma: -Dolores finct in et in intcllec, tn. Fcilmen.te. s e anunci al pl'incipio ptWO es dificil la aplicacion pOl'qu e es llifi & il conve, ncel' homul'es d e talento y el mdico tiene que mm!' del I'aciocin.io y Ilel so-: fismu; y son muy pocas las pl\l'sonas ,capaces de dal' lIirec: cion las facultades de la inteligencia, afecciones y pasio7 nes. Modificar' el .iui c io, plegal'.la voluntad, camuial' el curso habitual de las ideas, son cosas de las mas uificiles, (I) Elogiorumcap, XCVIII. p, 213. / ./

PAGE 268

\ -250-considrese cuanto da'n que liacel' cnfermos instruidos que dicen ntes lo que piensan fiue 10 que sienten: exige esto las illspi,'aciones del instinto mdico ejercitado y la indispensallle p e 'sllasion. OtJ'a dificultad consiste en hacel'les suspendel'los trabajos del bufete del talle' pcr'que la glol'ia domina siem IJI'e esclusivamellte la imaginaciol1, Ciego Miguel Angel al fin de s "us cleas se hacia colocar junto Sil esttua de Moises y se eonsolaba Clln tocal'la ya rue no podia veda; Menage quc'ia moei'-"con la pluma ell la mano"-y muchos tienen este valor lOo,tfel'o. A pesar' !le los con sejos del mdico nadie los detiene y meditan y tr'abajan. (1) O'o obstculo que el mdico encuentL'a, es la di vcr5idacl de entendimiento aun en los mas cultivados bien que pl'edomille el fondo de susceptibilidad nerviosa; pero sus formas varan al infinito y estas son las que debe estu diar'se lmes constituyen lo que se llama ga7nma de la sensib'ilicllUl ell cada uno de ellos. Debe renunciarse toda es}lCl'anza de buen xito si no se conocen y se estudian y se tocan. POI' ejemplo hay hombres en quienes resuena el padecimiento moral el act6 11or' el amor propio ofendido, se conoce pOl' el hilo el ovillo; asi como hay otl'os que n6 pueden resistir el menOl' padecimiento fisico. Estos matices (le mucha importancia pasan desapercibidos ante ojos superfi ciales pero el mtlico instL'uido y lH'lldentc no los deja pe'del' de vista. En general esta sensibilidad, esta ima ginacion se reconcentran en los hombres pensadores sob'e Jos acontecimientos pl'esentes y futuros sobl'e la celebridad de su nombl'e y sus t'abajos. Todo lite'ato, artista y estadista est contihuamente inquieto sobre la suerte de sus ob'as y empresas. Los atI'activos dulzores dell'enombre y del auea popular que pa'cce gloria, los pl'eocupan sin cesar con pocas esccpciones. Este dato no debe olvidado el m dico ypal'a eso es necesario identifical'se con su manel'a de sentl', su modo de pensal', de vivl' y ver; es preciso pen-, sal' con ellos y vivit, con ellos y colocarse en el mismo tono de su alma, pues se tI'ata de hombres quienes les ha dado Dios todo. mnos el al'te de ser felices. U na muestra de interes por lo que han hecho escl'to un elogio, los' y devuelve todo vigor y una enc'ga conve-(1) Un ,mdico ilustre aconsej un clebre diplomtice: l'E1 rl-, poso, todaVl. el reposo, siempre el

PAGE 269

-25l--niente la salud. Se cuenta de un "ate que mlly encaprichadu en sus, vrrsos pasaba las noches en YCl'sifical' pera tenia: pocos u ,yentes: consult un mdico que conocia Sl\ talento y Sl\ mana. El mdico le lll'egunt pOI' sus poesas y si hahia algunas'que aun 110 huhiel'a leido nadie, que las ensease El poeta accedi como dchia esperarse: el crec. to visihle que not en el enfet'mo lo .hizo Pl'ol'umpit, afectando allmi't'aci on "repita V. tI'es veces la. lectllt'a." El alh', io produjerpn los elogios del mdico 110lmeden ponet'se en duda sill :desconocel' la naturaleza del corazon humano. ; I Un mdico dotado de prudencia y profunda razon enGuentl'a medios de c ,urat' inespel'ados: l adivina de ciel'to modo la dolencia del amOl' pl'opio ofendido y .sondea la llaga escondida en]o mas pl'ofundo del COl'uzon y descubre el golpe que hiel'e almas delicadas y soherhias. Debe tener en ciel'ta manera sllhordinadu el espl'itu en su -agitacioll pal'a calmarle impdmit'le movimientos saludables. Distr'ael', emhotal' la sensibilidad, bOl'I'al' los reCUCl')OS, reanimat' la espet'anza, calculat' la fuerza reactiva de los sentimientos sohre los l'ganos, debilitat' con el arte las angustias morales, recibit' los desbordes de un col'azon lleno de calot' y vehemencia agl'ia,l veces pOI' la desgt'acia y la injusticia tal es en compendio, el plan de tel'aputica mOl'al que dche adoptal'se: sem\>jantes cuidados s se hallan fuel'a de los tl'minos fisicos, de las atenciones matel'iales: pero dehe creerse que est ciencia no es vulgal y est muy ljos del alcance de los BlL"vios de nuest!'a medicina que piensan que esta se reduce las dl'ogas. El mdico I'edohla su atencion cuando el mal crnico gasta los l'esO[,tes de la economa: todo agita y conmueve al enfermo pensado', cada dia, cada instante adqlriere nuevos gl'ados de dolor que dehen dulcifical'se. que este dolor'efl siemp'e "i,'amente sentido qlle pelleh'a hasta las raices del alma pOl'que el enfer'mo goza ,le las facultades mOl'ales del alma, Los medicamentos sin el celo y persevel'ancia son muy dhil socorr'o y yendo mas ljos la. sentencia de muel'te se p'onllncia, la muel'te se alll'oxima y 'su segur se levanta y entnces dehen aumentarse los consuelos del mdico. En esos momentos solemnes en q uc segun Tel'tuliano: "es necesario subit, de la tierl'a al cielo sllhitamente"-todavia se nota la diferencia de carcteres de que hemos hablado y penden de la. ol'ganizacion. Los / / -

PAGE 270

\ -252-tmos pusilnimes se uesalientan foilment y esperan par mom e ntos la muerte: de estos, ru 1':.l.'mplo Racine; otros sabeH' l'esigrial's e y a u 1'1' elevan su alma una altilra estica imitar'jan al ,rolnano, condenado pOLo, c aligllla q 'lIc milltr'as l'ecilJia e l gn lpe morta'!:, corifor'taba su alma tea nruilam e nte P f U"U 51 tt'nsito. A los pl'imcl'os debe dirigit' el m dico a labt'as de consuelo, cel'nndole de ilu siones I'cc(ll'dndole sus obl'as forma acterna. El Guet'po ya ataca(lo de la cOl'l'upcion fIO' es suyo, pero su' alma nlllloa ,perecer. A los segundos hbleles de Dios, de ]0 infinito, espel'anza en inmlll'talidad: los sbios los ellsean mor'il' no sabeis, se les dil', qile Is elos son lIna colonia de la tierra, y dentro de breves/instantes os lInireis afluellos?

PAGE 271

CAPITULO De ,los mdicos en g,cne1'al y SiS relaciones con Zos, literatos, al'listas, estudistas ,. "Hay lazos secretos y sil1)patias Corneille, '} La lectm'a del captulo precedente ha debido con ven, cel' de que el buen xito tlel tr'atamiellto tle una, enf.'r'medad depende pf'irwipalmente del conocimiento Jlr'()fundo no solo del tempt\r'amento del enftwmo sino tambien de sus matices. La mor'al, el espr'itu ntimo este demn p1'oporf.1n deben estudial'se COII una atencion cspecilll iY cmo mos conoccr'lo? Enlazndose mtuamente y en cuanto sea posible ]lUl' los santos nUllos de la amistad,Sase el amigo' tlel mdico en estad!; de salud par'u tlue cOl1ozca al cuando' lo necesite. Amgos lltimos Pope de ArlHrthnot, Newtol1 de Mrad, Hune de Blark, Montesquiell y Gelldt'oa. Dubr'euil de Pe, chmeJa, Bouvat' dc MarmonteI, Cabanis de Mirabeau, 'l'iciano de Parma,

PAGE 272

-254-BemscralHlc fUe Nicolas Tulp, cuya lista pllIliel'a engl'osarse todava. Lo ClW impclI'ta es hacc' IIna Inlclla eleccinn y haccl h\ con pl'ud c ncia, al conb'a'io de lo qllP' se ye dia riamente. Es inconc c bible con la ligcl'cza y el descuido con que se elige el facultativo. Las circllnstancias, el acaso un elogio, la voz pblica, y h ah al mdico elegido, adoptado. Im)ll'llllencia! COl1sid'esc que el mdico cs el hombl'e ii quicn sc cOllfia lo mas precioso para una familia, (I"C es seol' de vida mue'tc, y ItO obstante personasjuiciosas sobl'c Otl'OS asuntos desatiend e n es te. (1) La e leccion es dificil p0l'que cmo sabel' cual es el mdico quc por sus cit'cuTlstancias simpatice con 1I0S0-tI'os? Donde Cllcontl'a' la dulzll'a dcl IlOmb'e que sc interesa en nucstI'a clIl'acioll? Tngase. presente que no basta m e dicinal' sin el tacto de la fina observaciol1. Es I'a'o un hombr'e senwjante que 'cuna todas las cualidades necesarias pal'a Ilegal' la pe-feccion mdica, pOI'que scria el mdico de que habla Hip>crates, scmcjal'lte Dios en las proporciones de lo fillito infinito. U na cosa sielpre dificil como la eleccon (lc UIl m dico lo se' pOI' la C01'te7:la, puesto qile hay ulta cOllftl son inGl'eible de btieno y malo entre nosotl')s:-Nada es su})erior al mdico ilustl'ado, bien penetrado de 'esta verdad que la mas bella accion (lel hombre es SOCOl'rel' al que sufl'e as como nada hay \)las elevado que el mdico que cumple su cnca'go con caridad como es hajo al estr'e mo ,el mdico que hace lo contrario. El sac e 'dote que hace el bien por todas pal'tes cs la I'clll 'esc ntacion del mdico que reparte espCl'unzas y consuelos. (2) (1) El famoso Bense rade quiso hacerse una operacion'Y le savgl' prepalatoriamente un cirujano qu e le abri una arteria.brrqnial yen lugar de comprimir el }'\Iso para conte ner.la h emorrgia e ( corr":. No huho tiempo mas que para llama r p I confesor que ('ra e! Commire. Si en cosas tan sp.n c ill as se ven coslls juzgue,i;e de la importancia de la e1ecp.i(ln enfermedades graves, (2) Cuando se trata tlp h onOlar-i(l entre el md ico y el.' enfi,rmo debate una cuestion de pudor como dice el IDr, Anclr:y ,la mano dpl. mdico d ebe ser lJ.n tronco en que cada una povga lo que si" 'qIJC f18 le vea ni s e sep Se conoce el h e lio ep.itafio "aqui yace el Dr, F o lhfH giJI que gast 200,000 guineas fin el s erv;c io de los desgraciadpb' .' y este ltimo verso del sepulcro e l cirujann franc e s Crlos de Villier' s: 11 ne fut jamais ri e he, e l fit t0ujours de bien Este privil e gio es d el arte d e curar,

PAGE 273

-255-, Este poi, l bien se encuentra n la mediina mas qe n otlas p'ofesiones: aunqlie en la gel'al'q ua 'de' las yan!1ades sdciales, el rango de la medicina esi'bastante medianfl" Sil tielle mU, cha estension, pOl'qiw lo llace e n el hombl'e !'lo l' el temor del dol!' y tt'I;l'oref> d 'e.\a llluCl'te, El reino de la belleza se funda en el placer y es entncei:l una cOl,ta tit'ana cmno ha dicho 'llIl antiguo; el d e la medicina es muy lal'go porque se'fu'nda Eolilo'e el sufl''imiento y el dolol' compael'os ins cpal'abl!'s de la exis'tencia, Baldon para el que abuse! pel'o spase que el holl1'br que ha llegado mas los adentl'os de su 'semeja'nte es el mdico, y ,por qu? pOl'que SlIS ojos se desarl'olla: la 'histol'ia secl'cta de la humalidad, los mistcl'ios de la' "lla l)['ivada. Mintras mas vr.)os hay hah!')' mas' hipoy el gt'allde descubl'id(H', l)J'csel'l,ta ar, llOllibre como es, Manifestaciones de diversos cat'aetel'es, 'resig' naC'on herica, oculta, par.iencia y sublime filnsofla, cs fuer'zos titnicos contra el mal, combinaolI trl'l'ibh', t o. d '08 los suf"t'imicntns fisi.cos y 1110l'ales, en fildo mas ntimo d' nuestro destino, se le alcanza al mdico qlle f'abe comp'cn(.ler y simpatizar con sus semejantes: Los mlli('(Js tle los ['cyel'! y de llN hl oes los 'col10CCII hasta un g1'lldo 'ir. 'quello pOlh'n lIegarjulllas sus histol'ia(hll'es, (1) Oc esto se deduce lo dificil que es la cleccion cuanllo hay apariencias desltlmb'adora s en los mdicos supel'ficiales; esos 'presuntuosos que se ir. s 'mismos y afit-inali; como 'dice Planto de un chal\hitan,'que han clII'ado Icrus fl'actu1U Esc lllapio, .!lpollini autcm brachn: el hombre u e juicio sab' e lo que deb llensal'. Empet'o no es fcil conocer la tontel'a, medioct'itlad, el deslH'ecio del hOl11bl'c, la 'sed de 01"0 bajo la apal'ente g'avedad y amanerados estilos. Aquel que sabe acostumbrar Sil alma los obstculos y plegarse y disponet> de su fisonoma, de ,sus discursos y gestos ir. tiempo y ocasion, cautivat' las turbas y no solo la ignorancia de las musas sino hombl'es de talento. El tant1I11t 'Valct qnant1L11t sonat; es una mxima inexacta pOl'que en medicina una gt'an replltacion no es pt'l1eba ni dpja de sel'lo de un saber. Hay hombres puestos justicia (1) 'El c arllenal de Rezt ha buscado un que fe ha queridO' encerrar COD l en la prision de Vioennes, En ti, ha enconttad,o uno quese ha encerrado con l 'por 400/> lib, al ao de que. se le ha antici pado el primere: es Mr. Vacherot, (Gui Patino leltres ; ) i Qu nos hubiera dicho este indico si hubiera escrito mem orillsl SS

PAGE 274

e,l"la Cima de la cicncia pOI' la voz pblica, h/ly otr.os que la:falsifica-n. El oro, es imitado pOI' la alquimia, y la intl'ga y otl'as callsas confun(len los obsel'vadot;es, pql' lo cllal todos los dias los chal'latanes en!;ai'ian hombres de .talento y mnndo y cmo habia de evi-tal' ei?tos lazos elliter'ato'que en SIlS costllmbl : es, aisladQ ellt,'e SIl. 8 Jibl'os, estl'allgel'o los quehacer'es dd muml<)? qu hacel'? Si el acasouna estl'ella fcliz gropol'cionan al hombre un buen m tlic ?, no tan 5(11) hilbl sino amigo que simpatice con SIlS enrcl'lnos, qU!l confl:ca al hombre y s us ,las, es dccil' SU natul'aleza tempe s tuosa, es'ema qlle cal'actel'iza el genio, los talentos y cclebrida!1 lc al'rancan del sueiio d e l alma y costum\ll'es del comun, y entnccSl se ellcu e ntl'a un tesor'o. Ese dichoso mOl'tal en quien debc depo sital'se la confianza, alivial' que Jladie las penas "r.1 pacient(', evital'. sin cstillgllir el fllrgo que consume, y el gni(, l'ecogel' 108 fl'utos 'lile el dolur no hay' a emponzoado. Mas de IIn enfcl'mo puede dccil' Ilc su mdico lo 'lile cl sbio BCl'gmalln escl'ihia al DI'. Van Doe\'el'en: Quocl 'Vi'Vallt, quod. 'Vigcam, t1t1t7n est, Pal'a tCIIC1' estof tesllltados es pl.'ecso pl'cpar ': u'jos, UC que nos p"c(le Sel'\'il' UC ejem plo Palal1l'at: "Estuve cOflllenauo nuevo Sisifo, I'odat' }lOI' Iloce aos una piellm hasta que Mal'echal, estc prnci}le' dc los cirujanos, me hizo la opel'acion y estoy seguro qlle si la opel'acion mater'ial fu ligel'a, SIlS cuidados, dul, zllra y bucn humol' debo part, e dc la c lIl'aeion y. ,Sil pel'feccionamiellto" . ,. (Prefacio la comedia El mismo Palalll'llt decia ulemas: "H;\blemc V., de lrn mdico de bllen hlllllOl' y tl'uerue de IIna 'onza dc ;gnol'anca se la l'ccihil' clebl'e Bontiel's es talHl.o en cl gahinete de Portal e;;cr'ibi e!l. uno de los Iilll'os del mdico estos 'vel'SOS, aludiendo que es el mdico alegl'c alguna. vez .obligado. oCldtal' c(>n.,malicia ciel :tas cosas: Aunflue siel'pc bajo flOl'CS De Escu lapio cs la SCl'pcnte. Dar algllnos consejos 1m; m dicos y sCl' ro, que recuel'den que esta cOllstitucion Ilativa del cerebl'o es Causa-de que las fucl'zas sensitivas lH'edominen sobt'e las fnel'zas motrices ley fundamental que, JllInca debe pell -derse de vista; y esto debc tomarse en consideracion I1ll1-'

PAGE 275

-257-cho mas cuanllo se presentan las inllisposiciones, llill'quc la de la }Iotencia vital que es la consecuencia,' hace dificil la integl'idad funcional de los rganos: no de-' be "lvidal'sc quc nada hay mas fcil quc lll'odncit' una 'escitacioll nl'viosa y nada mas tlif1cil que ll egar, al restablecimiento complcto y pl olongallo, Lo moral pal1ticipa c mincn"temen tc de esta tlisl'0sicion de la cconoma y correslinllde al ritmo de 'la accion orgnica; pOI' c 'onsecuencia biS ideas,' los scntimientos, las pasiones, los hbitos estn cn rcHlcion COll csta si nglllar consti tuciol1: I a "ida' dcl poeta cs una vida dc cscepcion, alguna cosa apade de la vida comUl1; cl pocta, el utista siemp'e 'agitado, devorallo por el gusano de la 'cplI'tacioll, q lre jamas rCllosa, hace una rpida y eXOl'bitante disipacion Ile las fuc'Z'as vitales: la vida se mide 1101' las cmociones, y los dias vacios. dc emociones SO 'I1 COIllO no pasados: rellexinese sob'e to(10 que el hit'vi entc agitarse dc lo iutCl'iol' se' oculta bajo' fl'ias apal'iencias: db ese sondeal' el cl'tel'. Cuando un ]ombl'e He talento tCllga la imaginacion solamente, entllctis deben l'cdoblal'se la atenr.ion y la vigilancia, PO'-" que csta imaginacion se agota y 'nata, Es aun lleor cuwn: do el infm'tunio scjll,nta los ma:les fisicos: 'un 1I0mbl'e IlI'cSO de la enfel'medad de la mi,sel'a y del geilio, que' 111-clla."hcricamcnte; es un espectculo que sobi'epuja. 'al q uc desr'ibe Sneca, Tal m'a Milton, p"bl'e mestr'o de ,es-, cuela viejo y ciego. AqU el papel que desempea el mdi-' co se hace subJime, porque sJlo l puede aliviar' tanto infOI' tLlllio; pel'o pal'a conseguir el tir!" lo es pl'eciso 'estudial"y eo min'endel' esos homb'es de gl'andc" illteJi'gcndll, e s }H'eciso pl'ofunllizal' su modo c al'acter'stico de vivir, apOdel'al'Se de Sil mtodo de vi vl y sel', identificarse con ellos, estudiar sus debilidades, habituarse' sus oi'igina1idades, acomodarse !; sus caprichos. (1 ) Le sufrir la impaciencia, el disgusto; el. enojo,y las 1 ' n) Min1.ras que Miguel e l juicio final, cas, del ano damio y se hi z o en una pierna una h e rida de cOllsideraei on.-Encerr' se con n lmo de que nadie le viera y habiendo verle Bacio ROll. tni, m dico clebre y ca s i tn caprichoso como su amige'; se enc e ntr c0'.llas puertas cerradas. Nadie le respondia y tuvo que descender por una caya resuelto ver a su en seguida la habitaciQI de B,uonaroli a quien encontr resuelto dejarse morir. El mMico no 'u 'i.' so separrsele, le hizo algunos remedios y lo san : (Hist. de la pintu fa en Italia por M. Sthendhal.) "

PAGE 276

Fcniadas; paro: no dehe peI:dcI'Se el !limo porque la 1(e:., compensa es ,inmensa. lJinsese que las ohl'as nUllca se huuiel'an concehid() y mnos acaIJado el podel' de nuestl'o al'te pues qu, no ha consenado, este,Ja salud del po,eta y del artista que los concilliel'an? Su l'econoci, mielltll es siempl'e vivo y lJl'ofundo y algqnas 111'(1-}'lol'ciona la inmol'talidad, porque cllos d ,ar, la imortalidad cuando quieren. Los "e.rsos de Yoltaire SJ-lv / a, elrctl'ato de Pal'ma por' T iciano, el d e Nicolas 'l'ulp pOI' RemIJeandt y ol'os semejantes sQn emi!lentes pI'ucbas. El poeta ilustl'e que. 6s coloca en el templo de sus v;el'sos hace mas que )Iudiel'a la fOl'tuna. Lo .qu, e 'im:' pOI'ta es que el mdico obtenga la confian zl SiH reserva, y sin emIJal'go no debemos alucil)ar'uos con la idea de que esta confianza sea suficiente sometel' pOI' mucho tiempo, al enfermo un rgimen: aunque l'aznnen muy bien sobl'e la m 'edicina algunos pensadol'es y conozcan sus ,principios y sepan los medios que deben empleal'se pal'a conSCl'Val' la salud, tienen la detel'miuacion de nunca cumplir los IH'eceptos, y no pel'donando ningun moti vo de : enfermal'se 01-, v.idan todos los de ClU'al'se, Por ob'a parte tie, nen tal gr ado de impaciencia, de descontento, irritacion y que los hace indciles pOI' lo genel'al, s6hre todo si el. mal se plloJonga Cuntos sofi 'smas tienen que destr.uir, aJ'gulllentos tienen I)u' e contestar! Es muy difir.il hacel' entender al literato al'tista que la celebl'idad su diosa que'ida, exige una larga villa y salud, porque no basta el qn dirn? de maana, sino el qu dirn? de cien a' os: si es la salud la (lhidl'a angular de la, dicha ta:mbien es la piedl'a angulal' de la glol'ia., Si se quieren fortuna y goces se necesita la, salud: si se quiere' la: glol'ia, tambien se exige la salud. Es un g ,rave mal estar enfel'mo cuando husoa la y tratar de paradoja esta ,-el'dad seria no apreciar la historia de los hombres I clebres. Aun los que han inmol'talizado su nfllnbre cuan poco viviel'on para. las producciones que pronosticaron! Rafael muri los 37 aos cuando habia pintaUo la t'ans figuracion, su ltimo cuad'o, Un fin ptematul'o irppidi Pascal conduj' el vasto edificio ue sus pensamientos, p.ue", lo publicado llUeue compal'al'se los cimientos. Aconsejaron Moliere los muicos continuase el uso de la leche, nQ representase yse apartara de Sil esposa Bejal't: hizo to
PAGE 277

-g-59-cumplido cuando solo tenia 51 os, 1 mes 2 ,dias. Do cuantas, obllas maes'as pl'iM Sil muerte.; la IJOsUwidad. A no ser la: desg'aciada batalla de Praga y .oyendo losl del mdico, hubiera' dotado Vauvena,rques con .al-, gunas obras la humanidad. Nada hay mas' l'at'O que el q.ue hombres dotados de talentos,se detengaH ante es ,tas. considel'adones: atI'ibuyen estos hechos ,circunstancias par'ticu lares de que desgl'aciadamente se creen litu' es. He discUl'l'ido largamente con un enfermo confiado mis cuidados sobre este aSUI@, yen l siguiente captulo pl'esental' al lectol' nuest!'as razones, y se balancear la verdad de los dos adversarios. 11. Dr., lile decia el citado amiga, se parece V. los moralistas que exigen mucho para obtener aJguna cosa. La "el'dad es que V. quiere pedil' demasiado al al'te y los medios de' gozar de salud. El rgimen y Iwe':t;cl'ipciones pueden estar conformes cou las reglas de Hlipcrates, mas me cUf}stan los mas dulces placel'es, el de p.ensal' y medital' mi gusto. En verdad I)uese IJal'ece V. al DI'. Menjot, mdico de Racine, cuyo estl'ivillo era "Sobl'e tedo so bl'iedad, abiiltinencia del caf, de la lectlll'a, del traBajo la y en lo He leido en un de medicina, IIQl'que leo alg,llna vez, pcsal' de la l)f'(i)hibicion de V., .que nada gr'ato perjudca y. el mistno ,rielo eos que menudo me cita, "Quae. natura vergit eo ducelHlum e!3t." .Por qu pues contl'adecil' mis gustos particulal'es? despues que mont y,. cios y leo poco, mi salud est casi un, .. nestal' pI'osico" }lero mi obra no se rudelanta, mi l : elw ,tacon se disminuye y se tle tnr P ,al':t 9he .. voy hacer parte de esa masa. que, vegeta y tle .saparcce sin dejar tl'as, S1 un rccuel'd9? que del de la vida pase .al silencio la mueete? Sel' IH'eciso q).lebran, ta: mL.f, mi povvenin, descendol' en cuel'po y alli)a No lo espere: V., se lo advierto fuese V. seme .. jante al clebr. e mdico. de Cerutti! (1) ':1 (1) .EI, lit
PAGE 278

N u nca esta'emos de acuel,tlo en la 'cst.l'iceion (rue V. hacc los tI'abajos de composicion lll'incipalmente de la posa. SegulI V. este fucgo: este entusiasmo divino. de los poetas nI) es otr'a cosa que un tI'abajo csccsivo del cel; ebl o, ulla l'l'itacon daosa de este 'gano, Am igo Cl'uel! eso es matCl'ializ'Rl' el genio: si v, dice que somos hermanos de Apfllo por la Ine a de Eseulapio respete la noble hCl'encia (Ida familia, no es la poesa la ,que imagina y" oiga Y. :\ 1111 poeta: "Alma deluniver'so, poesa! tu aliellto vivifica y semejante al soplo alll'asador de los desiel'tos GIl tu CUI'SO veloz todo lo illflnnas Hay un gnio, un CSpTit1b de 'VidlL que llenaelullivel'so: l cs quien vierte en las bellas escenas de natura Sil gloria y magestad>' Q.uil'e V. que renuncie estos goces? no lo CJ'ca V., caro Docto', porque no comlH'ende V, todo el goce que reanima sin cesar en este caso. Siemp'e se han encomi a do las "imt.jas que proporciona el estudio y no es admirable sino los consuelos que presta la villa en los contl'a tiempos, Cuando me irrito contra la bajeza de los hombres, suplico las musas tengan de m pieda!1 y dulcifi quen mis dolores: con los amigos Plutal'co, Homero,. el 'rasso, Fenclon &c, encuentro la paz, y entregado mis estudios me olvido de los tontos, los b'ibones, el mundo; y V. quiere que me lll'ive de este sublime placer, y qu podr mOl,j' jven: no importa: dar su parte' la tumba sin condenar mi alma una muerte p'ematul'a para dal' al cu(lI'pO algunos instantes de vegetacion: chocante absurdo. Ac e pto el suf'imiento por la gloria y quiel'o pagar la natul'aleza el tributo del padecimiento y aun el sacrificio de la vida con tal que mi, n'Ombre 'Vi'Va y me atreva creer que soy un escritor de esSoy del pareC!)l' de M. Stael: es preciso comenzar una carrer cuyo fi'nest en el cielo y d al hombro Jo nico que puede adquil'ir sobre lo pasado: un dia de gloria es tan mltiplo en nuostro pensamiento que puede

PAGE 279

-!61-Ber suficiente para lIenal'.]a vida entera. Cuando 01 cuer-110 sufre el mal se exalta como V, dice y ele va; y mi espiritu es entnces mas lilH'e y activo. Hay cosa mas Cl:mllda que ayudal' al pensamiento mtlditar y filosofar por la agitacion feul"il y-el aislamiento del mundo? Esta alll'oxi macion la liada; el tenel' un pie en el sepulcro es tan prollio para tener gt'andes pensamientos, que el re menudo eleyacion preci'samente en pl'opot'cion al des fallecimiento del cuerpo. 'Mas de un homlll'e niedian ha imitado al Cisne. 'Est uien demostl'ado que el tl'auajo de la imaginacion y del elltelldimiento gasten al hombt'e tan rpidamcnte como V. cl'ce? ,Hay autOl idadcs que contl'a diccn esta. ascI'cion. Admitamos sin ctnbal'go que esto sea as, suma de la vida disminllit' pOI' estaraz()n? sin duda que no' : puede 'Vi'irse mucho sin 'Ve;etar mucho timpo: como ha dicho Ull gl'an lloeta, Dr'. V. me.ha dicho: "Min' t.'as mas se siente lUas se vive." "a conclusion de esto -es evidente, mintl'as mas medite mas aumenta el sentimien to de la vida en Sil intensidad, profundidad, I'ealidad ,si. n tener en cuenta la 'eputacion que queda que ('s o'ra : \'ida. No soy anciano y he v'ivido COII [lo!le'osa en.erga. As se obtien e de cierto modo una tr'i-ple existenia, la que d la fllel'za del pensamiento, la de la celeurida:d de ,la vida estel'iol' puesto (lUC nos rcsel'va la llOste1'idad, Por 'ob'a pal'tc ni la vida e s ni vale n i nla mas que lo 'que se suC"a, pOl'que un sueo feliz es quiz lo que hay d e mas posit'iVo en b existencia. Podr compa'al'Se esta felicidad con la (Iue gozan en su t'anquilidad los autmatas del Dante, sciaglll'ati chi ma nonfur vivi" (estos infortun,ados que ven el dia. )ero q'ue pasan sin vi v ,ir)? Pensar poco es en estr'icta I'ealidad disminui' la e s fel'a del ser. Nuestros dias estn contados con tanta pal'simonia y lJ' u ser,ia 'si no dil'amos cstenson al princi pio que nos : anima llOl' los sentimientos, emociones ideas? agregue V Doc-, tol', que no est I)['ouado que los trabajos ud entendimiento t engan "'&i.(l influencia fatal en la' economa: muchos hom hl'es cleul'es cn las al'tes y "1.8 letr'as han llegado edad muy avlinzada y no podr' V. n ega,l' que ,P]aton, Scrates, Plutarco en la antigiiedad, Galile, Ncwton, Leuiltz. \ A:guessau, F'ontClielle, Voltair'e, .Bliffun, F'l'uliklin y otnus entl'e los han vivido largo tiempQ los t'aunjos: el muri los 8S aos, por l11.anel'a que aun bajo el aspecto de la lougevidad los pons .a-

PAGE 280

, -262-no tiene n la ma,teria no parecen sino medio creados hombres para quienes -la muepte es el lnico fin de la 'Vida. R aqu los slidos fundamento con que los hombl'es de talento pror.U1'an colocar' su repugnancia para cuidal' ele su salud esmeradamente, al'gumelltos que tienen el a i1'te de 1'eproducil' bajo mil fOI'mas. euruntas veces he cambatido estos argumentos al enfermo de que acabo de hahlar! menudo: I Ami go mio cree v; que los mdices son reos del crmen de leso-genio que les atribuye? desengese: nu 'nca llensaron ponel' ohstculo este nohle estudio Jiteral'io y al'tstico que ellos mismos cultivan con ardol' y Qxito tam bien. Hipcl'ates y A peles nacidos los dos en la isla de Co"S la ll'an hecho .clebre: un ; mdico, Trioson, debe la Fl'a, ncia un G'il'odet. El gran Uacine se hizo entel'l'Ul' los pies de Hamon de que fu protegido. Pero mnos que el deber no lo exija se oponen los tl'ahajos escesivos, POI''que al'l'uinan la economa: se lamentan de la intempcr'an-cli. de este ramo, de los desbordes del ti'abajo cerehral. Reco nocen el valor de la glol'ia, pero ahrftsanse en su sed: adoptar la opinion ele Plotino que se avergonzaba de que !iU alma 5e alojase en un cuerpo, es la razon y llegar al optimismo potico, es el colmo la locll ,ra corno elijo un filsofo, es inmolarse' para oi .. esclamar; : "Qu bello eso..... y pasal'."-Los enes que la naturaleza concede al hombre superior 110 son hasta el estremo ele la ,pr.odigalidad-tiene que comprarlos y ljos de eso pueden considel'arse c'Omo los elegidos elel dolor y el slIfl'imiejlto. La:satud ntelll de todo es la divisa del buen sentido y allll -la de V.; el 'que qlliel'e el fin quiere los medios sel' poeta lIO est sujeto V. las leyes de la organizadon? D'esprecindose la parte fisica fatganse y se gastan los rganos materiales, pel'o tngase presentelo que dice Montaigne: "T.odo esto se elltiende del alma y del cuerpo, uni elos por una e&trecha cost1lra y eomunicitndose en huena ',mala fortuna." No advjwte V. donde lm:rar cuan, do las miseria! de la carne engendran la del espl'itu? El ,poder de la animalidad y el de la mOl'alidad no hay en-tre ell.os relacion ?I......No tenems la culpa de que nuestro cuerpo, como V. dice esta gl'osera cubierta que oculta al alma tenga necesidad de equilibJ'io en sus resortes de armon' a, -en sus funciones. Haga V. una m.quina que ex, ista

PAGE 281

sin instrumentos y un reloj no se mn eve sin rueds. En cuanto las enfel'medades, V. 110 corl'esllonde hablar de ellas IJor'que no las conoce, y solo el mdico curar.;. las pOl'que las conoce, Profano! te atreves penel'ar con los ojos vendados en el santuario del Dios
PAGE 282

:-264-': una liombra; un sueo y es cierto tambien que la ceIebl' palpable, ni pI'esellte. ni se le sien ) te ni ve, ni ann. gusta: es una especie de fantasma. La alabanza laga, dbilmente, al paso que la cI'tica hiel'e profundamen te. EI.l'umor de los aplausos no pene'a la losa de la tumba en donde se confunden las cenizas de los hl'oes y gahpi. nes que tienen el mismo peso, colol' y f('ialdad in sensible. (L) Coml)l'cndo lo dulce q\le es del'ramal! con anticipacion el encanto de la inmol'tal idad que se )l\'esume; pero l'ecordar V. lo que dijo Diderot D'Alembert "gurdeme V. del sofisma de la efimer'a."-Y cual es el soltsma de la efimel'a. Es el de un ser pasagel'o que Cl'eee en la inmortalidad de las cosas presentes, la rosa de Fontenelle que decia que de memorias de rosa, no ha'hia mnel'to ningun jardinCl'o: no ve V. que los gustos, las opiniones,l' as ciencias, las doctrinas, los i11tel'cses, las lr.nguas no son siempl'e los mismos? Cantos nombr'es Jlan desapal'ecido trueque de los pocos qlle quedan de la antigedad! Recordando solo los dos ltimos siglos da lstima vel' log hombl'es que han desapal'ecido. V. espera, y sq esperanza es dudosa como lo confiesa alguna vez, incierta. Y no es un tOl'mento pasar sin cesar' de unas en o'as angustias de la desconfianza la f? M\ll i Milto'll, ignorando que habia escrito urIa obl'a divina, y los temporneos ROllsal'd, .9.]JOlo. Un contemporneo" de la Fontaine al hablar' de este gl'allde homul'e dice: era un aficionado las le'as que hacia bastante bien los versos. y cual ha sido el voto de la posteJ idad? Piensa V. salir mejorado. Desengese V. que su cncl'l)O ha de sel' polvo para los vientos, y espere el olvido de ,su nombre pOI' mas brillante que hoy sea SH aureola. En cuanto la celeu'idad Gontcmp0l'nea-sabe' V. q\1e se compone de la envidia y mala voluntad. Desde el ol'gen de las sociedades, no ha )Jamado el genio al, do-101' su hrmano?, (2) Asi como ha citado V. IIIlOS versqs, yo le citar otr, os. Ah! cn anto tarua cn":'1dOl'IHU' mi frente (1) "Alej1 nrlro de M ace d oni a y e l m o z o su ca bi\lI e rizo, :uaDdo murieron se redl l j r ron al mi s mo o : t>.d o p Olque mbo s e ntl2r 'on en el pLantel
PAGE 283

-265-, entre du illls nialos al"rancado el laurel de los dioses envidiado que mi vid a y sus sueos anim! 1. Las sierp ,es ya le asaltan de la ei.lvidia tras la pena de lal'gos pallecei'es y al logl'ar de su ellcanto los placel'es, la tumba auorna, que jamas r;ubt' i. A pesar de su fascinacion, qUCl'illo cnfermo, conventlr V. que vale mas que eso, llol'quc bien ljos de ser esa rOl'tuna que sube y baja al viento de la alabanza de los hombl'es, se Cnt'a poco de sus pt'omesas. Disfl'utanis ' de sus ventajas en touo tiempo y edad, cada hOl'a, cada tante: todo su valol' es de prcsente, sola y fugitiva pose sion de los mortales. Es la condicion esencial, 'la fuente activa de los goces, y aun segun Scrates, principio de la sabidura y de la vi'tLld. La salu{l es el pl"imel'o de los bienes, el que eqHivale tollos y sin el cual s()n nada aun el d.e medital'; sacl'i ficar-Ia cs crmen de lesa naturaleza. La glo['ia es fantstica y la salud la misma vida: as en todas pocas se han visto sabios despl'eciar los y las riquezas. p e ro todos hacen "\'otos p or la salud. .)l dos continen esgribie.ndo. Por una parte te,neridad e" producir, por otra nec q sidad d e r e n o mbrf', agit a cion que nunc a est. sausfecha QUs cand,o el testimonio pblico, Cuantos disgustos, V encuentra y hallar s iempre la superioridad! Lope de adquirido decia su hijo, mis novecientae. comedias,'inis doce tomos impresos de pro sa y v e r so, mis numerosas obras su ellas, he t:mido censores, crticos, t emores y cuidado s: he perdido un tiempo precio o y ha llegado ya la v eg ez." La Fontane decia He perdido intilm e nte mi tiempo entr e dos la mitad llev el amor lo n nombre vallo. Voltaire a segu ra que si tuviera un hijo con inclin!lcion lp.s tras le lOl'cera el cuello por un efecto de se t e m ura paternal. Un ele. brepoeta de nueg t ra e dad no es ma,' consolador: i Bell ambicion! en apacibles sones buscar la aceptacion de eco l e j a no, que pasa al espirar sus vibractOnes del poeta al acorde modula!! j Pilr bebida apurar l a hiel amarga soportando la cruz del negro enojo; l de ilusiones sufrir la tris te carga y en la, tumba venir desp ertad [Victor Hugo,] (I!) ---("*) La traduccion de la ltima idea no es literal: Victor Hugo di le "Faire un avenir sa tombe."

PAGE 284

-266-Concedo V. que vivir mucho 'POl' ]a fuerza y mul tiplicidad de impresiones, y que as se eleva el sel' su ltima potencia; p!'lro cuanlo se aumenta la emociol) no advierte V que quebranta Jos resor'tes que la efectan? Mintras mas atice la hoguel'a consumir mas pronto el Y qu resulta? un fin lll'ximo: un agotamiento prematlll'Q que debilita el organismo y sucumbe al lleg;.r el ltimo trmino, No se mUCI'e lIi se vive, sc su fre. iY lal'go padecel' vivi e ndo no es peor que la muer, te misma? Las ilusioues, pI'estig i' os y embl'iaguez se disipan y el dolor per'siste nicamente con el disgusto . Pero ljos de confesar estas vel datles se encuen tt'all al Gn la misma enfermedad por V. un medio po deroso auxilial' al genio: puede tener elogios pOI'que Erasmo compuso un libro en elogio de la embl'iague:;, J?avorino el filsofo ha escl'ito el elogio de la y Rousseau nada hay mas bello que el delir'io de un c.alentul'ieIo; pero todas aserciones deben conside.., cQmo juguetes del entendimiento presentados c.on mllos ingenioso. Lo que es es que aviv "ar el genio con el sufl'imiento es adornar la victima pa'7 l a el sacrificio. Veo que la fibra potica de V. se irrita y vibl a hasta: la indignacion, y parezco sus ojos como un ateo de ese culto de la belleza intelectual que le apasiona, un tl'anquilo de cel'ebro fl'io y matemtico: es un error. N o quiera Dios que yo pl'etenda rebajar su existencia, reducir Sil animalidad, despoblar los cielos, desencantal' la tierra. Ljos de esto quisiera sostener, animal', fecundal' el genio por una sfllud fiI'me y estable: yo quisiera que los impol'tantes trabajos lIO los interrumpiel'an el dolor y la enfermedad, ni que las exaltaciones de los corazones g'un des y empI'esas hericas se compensasen con la ruina de economa. Recuerde V. que las obl as maestl'as de las artes son casi todas frutos de un tl'abajo casi milagros del talento: llada grande ha podido hacerse por un llOmbre lnguido, gastado y dbil: as se eclips la lla de N apoleon tan pronto como se alter su salud. Sos tengo gue todos los autol'es que V. me ha citado fueron ob servadores de un buen rgimen. Ducis, por ejemplo, era de co.stllmbres sencillas y fl'lIgal, retirado del mundo pasaba la. mitad del tiempo en el bosque de Satol'Y y tI'abajaba con niolleracion. Huia de los convites y condecoraciones: siem-

PAGE 285

-!67-pt'C escus ad,onal' su hllmlde trage con el bOl'llado de se nado ... "Cuando un pensamiento me oprime vuclvo el ros t .. o y pasa." H ah la naturaleza sin il'l'itabilidad de poeta. Descal'tes, pensador lll'ofundo, tenia pOI' mxima "vela sobl'e tu clIel'(>O"-y practicaba este bello IH'incipio de iab'osofia. No debia escedcl'se ni en vigilias, ni en el tI'a hajo mental. Empero desde que abandon su l : ctit'O de Egmont (1) desde que sacr'ific su libertad Cristina y olvid su tI'astol'n Sil manel'a de vivil', y es sabido]o que I'esult, pues este filsofo que nunca habia estado enfermo en los palltanos de Holanda, mUl'i en UII palacio los 50 aos. As, caro amigo, pOI' el intet'cs de sus mismos trahjos y celhl'dad cuidc su salud, I'econcliese con su cuel')lo, humilde pcro til }I0rcion del scr; en una palaht'a, p"stese V. "Vi"Vir, sea por soln la existencia actual el illteres de la gloria que es scgun cree V. la vida del pOI'venir, (1) Dnermo aqll diez horas todas las n o ches sin que ningun cuidado mil despierte. [Descartes, carta a Balzac, 1631.] Confieso que un hombre nacido en los de Turena y que se halla en una tierra en q"e si no hay tanta miel como en la flue Dios prometi a israelitas, es creible que haya mas leche, no pu p de fcilmente resolverse abandonarla para ir un pas dI! OS08 entre rocas y yelo., (Descartes carta 1\1. Chanllt 1649.)

PAGE 287

TERCERA PARTE. HIGIENE.

PAGE 289

CAPITULO PRIMERO. Hay mdicos que cortan la dificultad, aconsejan la absoluta renuncia de los tI'abajos del cuando se encuentra alt erada la Ralud: esto no es resolver la cuestion sino csquivarla, llol'que es }ll'eciso sabel' si es tan fcil ejecutar pt'actical' el consejo como el darlo: yo no lo creo, pOl'que es lll'eciso tI'iunfal' de estos obst culos, pero es muy dificil. H aCIU el prublema que debe resolverse en sn mas simple eSlH'esion. "Daelo un tempel'amento con preelvminio del sistema nervioso y debiendo el inclividuo dedicarse tt'abajos de entendimiento, indicar por qu mMios higinicos los trabaJos perjudican lo mnos posible la salnd." El problema comprende por una parte el estudio de las fuerzas indivicluales, y por otra la determinacion de las cosas mas mnos daosas que deben ser objeto de las fuerzas orgnicas. Conviene pues establecer una com binacion capaz de conservar la reparticion mas igual de las fnel'zas y mantener el equilibrio y al'mona regular de las funciones, evitar las numerosas causas de irritacion que conmueven las constituciones eminentemente sensibles y la lJredisponen graves alteraciones. En una palabra aplicarse reconocer el tipo y direccion especial de las fuerzas, su energa languidez, su coordinacion incoheq S5

PAGE 290

-272-J'encia, la resistencia tenaz dbil de los pl'iflcipios de la vida, y esto en cil'cunstancias de !lel' el temperamento tal. como lo hemos descrito sen!;iblr, en aIto gl'atlo escitable: cuando l esdtaciol.l cel'ebl'al es pCI'mancnte, veces esce siva, siempre exagel'ada y inlenta, irl'egulal', las facultades lisicas y mOl'ales se hallan en una tiebl'e de accion sin descanso ni intel'misioll, Es lll'eciso cnnvenil' en que la soIucion de este problema cuyos daios hemos espuesto, es de dificil realizadon en el estado de la ci vilizacion y del al'te de CUl'ar. El ()ue la logl'ase habl'ia estendido el arco de Ulises y debia }lro clamarse como uno de los benefactol'es del gnel'o humano. Vamos 1m los siguientes cap tulos examinar los os tcu]os que se oponen esta dificil solucion tan apetecible como deseada.

PAGE 291

,. e A P 1 TUL o !i!, o se oponen la solttcion del problema. Uno de los ,primeros consiste, lo repito, en la voluntad de los enfermos: artistas, sbios, liteJ'ato s, todos se pal'eaen haj() este pnto de "ista: aprecian la saJud y no hay sacI'ificos que no sufl'an 1)01' logl'arla. Sin empngaseles 1l1'ueba, y admil'alllos efectos de su vo. Juntad en las enfer'medades que arruinan la econom"a, quc deben atacar'se en su Ol'gen y pl'incipio, con mtodo y pero esto no lo CI'een, lo mnos respecto tLe su ejecucion, estas 11el'sonas. Espel'an qlJe el mal ha-. ya c .ausado pl'ogl'esos, que el dolor sea agudo, sin descanRO, ))aman sin cesar la atencion sobl'e l, para lIsnr los; socorros entnces, ineficaces menudo. Un 110-, eo de rgimcn, dc reposo, de espera en el trabajo, devolverian laregularidad las funciones, lo que en seguida no Re obtemll' sino con ascluos y largos trabajos; se fasti .. dian, y abandonan el rgimen y los mdicos y vuelven :t sus tareas con peligt o de la salud. Es vel'dad qlle estos homlll'es hechos de un barro mas fino que los otros, pal'ecen muchachos gl'andes que se amo-: tinan contJ'a la natuI'aleza, el destino y la ciencia: no puede uno figural'se lo que influye en la salud la obsel'vacion

PAGE 292

-2i4-juiciosa de s mismo, y su modo de ser debilita el efecto de unos males y evita O'os. y csto que viene sel' sino d juicio aplicado nuestl'as acciones, bien estar y existencia? El juicio buen sentido es el consel'vador de la vida como de todo. Por esta razon muchos hombl'es clebl'es de una coustitucion d eiicada han alcanzado una gran cal'l'era. Boileau lleg i SCl' muy viejo como observa Luis Racine, pes al' de Sil d bil constitucion, mintl'as su amigo el autor de Atalia mul' jven y mas roousto. Como es; lH'eciso fIue todo sea estl'cmado en estos hombl'es estl'aol'dillarios, los hay que cuidan de su salud hasta la minuciosidad I'idcula. Poniendo tasa al alimen to, contando sus pasos y plllsaciones no se mueven sin compas y medida, y les pal'ece que -la enfermedad est. siemlH'e lJllnto de devorados, y la conjul'an redoblando sus cuidados, ofl'ecindole en holocausto cuantas comodic1adcs y placeres ofl'ece la vida. La vida es entnces un tl'abajo de cada instante, pOl'que 'cada instante un pl'incipio de cnfel'medad puede intl'oducil'se en la economa. Pablo Jove nos dicc, que Mar'sitio Ficino mudaba cada }'laso de calzlll1es, ocho vces al dia, arreglndose la temperatul'a de la atmsfera. De Mairan habia colocado sobre la escala de su termmetro, la de los tejidos y te11lperatlt7'as, y vivi cerca de noventa y trcs aos. V sc por lo tanto ciel'to nmero de hombl'es entregados los 'abajos del pensamiento, 'azal'se un al'te y mtodo de vivir fundado en el conocimiento que de s mismos y con el cual se cncucntran bien. Empel' o ignorando l-a vel'dadel'a causa de la descomposicion de la eco noma suelen hacersc remedios cOl1trai ndicados se sujetan mas de lo que fuera {ltil Jos consejos de la higiene. As hay casi siempre una cstimacion err'nea de las fuerzas. 'I'odo hombre tiene un valor fisiolgico que debe determinarse l'igorosamente, y sin conocimiento del citerpo humano nada es mas dificil: solo entilces se sabe cuando con viene no animal' al cueJ'po los de la econo ma. En general el t;jel'cicio los per'fecciona, el trabajo los fatiga, el rcposo los pl'olonga, la compl'ension los quebranta, la cnfel'meuad los .gasta y consumc; empero toao esto eS l'e lativo con al'r e glo la tomplexion individual, COll1-plexion que vara con las habitudes, edades, enfer'meda des &c. Pocas pel'sonas pueden profundizar estos objetos si no se illl cstigan con la atencion y saber quc exigen.

PAGE 293

-275-A este obstculo agreguemos el de la posicion en el mundo: esta es ral'amente conforme al temperamento y los gustos, mucho mnos las facultades y al ml'ito que sc ha recibido de la natUl'a1e:la muy alto muy bajtl de hecho en la escala social. En UIlO y otro caso se descuidan los medios. Si "Voles f01'tnna,jies de rethore consltl. dice el satrico. La fOl,tuna ha colmado de sus favores en unas revoluciones mudlOs litel'atos y los cuidados, roedores 'de la ambicion, los de la aval icia, los deberes, los negocios no pueden compararse al torbellino que todo lo arl'asl'a? si ocurre la idea de la debilidad que se nota, se deja para otra ocasion ell'ernedio y se vue!ye al trabajo, y cargados COIl la roca de Sisifo, fatigados, y jadeando todava se atl'even subir l)or el sende'o resvaladizo y es car'pado de los honores. A veces sucede que volviendo las habitudes litel'arias y sacudiendo el peso y el polvo de los negocios se penetra flll,tivamente en el sagrario de Apolo, pero en vano, es un nuevo trabajo que ocupa el es pl'itu sin aliviarle sino mintras se dice concibe. En fi n, es el cerebro siempre ocupado yescitado, Si consideramos un ar'tista, un literato, en una con dicion infer'ior nos encflntramos que estos ohstculas se mu lti plican: cuantos obstculos, cuantos tormentos pOI' la incel'tidumbre del dia de maana, cuan profundamente co noce lo que enciel''a esta palab'a: "nccesidad"-cllando se tiene el tt'abajo de buscal' el pan cuotidiano, cuando la existencia de la familia est pendiente del tajo de la pluma, buril creyon y se ejel'cita sin descanso dia y noche, y la musa del hambre es la que inspira, es lll'eciso confe sal' que la salud, por Jll'eciosa que sea, se espone peli gros. Lo mismo sucede cuando se ocupa un destino modesto y laborioso, eomo la instl'uccion l)blica &c.: peor es la situacion cuando se ocupa la plaza del secl'etat'iO', comensal, dependiente de un rico rentista. (1) 'Sin em bai-go pesar de estas tl'abas se ven todava literatos que encadenados pOI' IIn encanto I'I'esistible se entl'egan al cul tivo (hi las letl'as y las al'tes. Desg['aciadamente casi siern-(1) No hablo de los sfores que no existen como en otlas pocas. El duque de Buc-Kingham fu burlado por Dryden en una de sus composiciones poemas y resolvi aquel vengarse. Dile unos .. bastonazos por su V en seg'lida le pre s ent una bolsa llena de oro por su talento Qu diversas son las cosluGlbres hoy en que no se reclaman esas pretensiones por los grandes!

PAGE 294

lll'e es por la noche la liol'a en que hacen' la corte las musas, y es capaz de alterar mas }ll'ofundunente la salud. En es to debe tambien la fuel'za de la cuya dispo sici on mel' cce la atl}, n : cion del m.:Iico. Al dal' el cOllsejo (le suspendel' toda clase de apliCAcioH de entendimiento c iel'tos homores, no se recuenla flue la m editacion y e l tI'abajo intelectual es e.!l algunos hombres ulla necesiullll de su natuI'aleza .. Sometida la cconoma estas oncentl'aCiHnes de movimi elltos 80bl'c los l'ganos es l\l ncrl esp licacioll quc (lar al fenmeno de que ciertos homul'es de gabinete pUt(lan acowetel' y eleval' cabo gl'alH.les tl'Abajos. QuitArles de repente lo que hace su felicidad no es s i em pI' e til pal'asu salud, Miguel Allge! decia, que la accion del mazo em necesaria su salud: hay pues un jnsto lmite al trabAjo Y debe cO, IJvi11al'se la actividad con la illtelige ncia. Al mnos que un mal gl'ave no aconseje la privac ioll absoluta del ejel'cici 9 .. intelectual, me ha parccido siempre datosa su pI ohibi',con. Petr'arca fatigarlo por estudios tcnaces se quejalla su salud ante el obispo d e Cavai\1on, y penetl'Hnllo st.e fcilmente la causa, l e pidi la llave de Sil gabinete pOl"algun tiempo. Consillt.i en ellQ el Peb'arca, y e l poeta por mas esfuel'zos qu e hizo 110 pudo r e:;is ti l mas fJ ue tl'cs das: "Jeme la llave, amigo mio, espiro ii. tus pies." A veccs el remedio es lTitante y es preciso una manotan como pl'udcnte que la aplique. La lal'ga costulllbl'c 'de !t'a-. bajal' con la inteligencia es uno d e los oq!ltculo 9 mas' difi;, cles de SCl' vencidos pal'a consenal' hi economa en do de sanidAd. PorcIue si pOI' un lacio se escitando las fuel'zas, por ',ll'o el pensamiento salva los lmites de la mod e l'acin y va lIluy li'jos pOI' lA ne ces idAd Yl!: se ha adq u il' ido. Por los efectos de su \lO que hay hOl'l'ibl es e n un ]Jorque es como el hombl'e acostumbrado tomal' opio que soporta cflntida-, des que no sCl'ian indifel'entes otros, nero' que no ]10 (esto eI, e arruinal' la salnd p,oI'q.lIe eS,ta torna relllmente la economa. Y qUl" l'eslIta l1l'osiglliend o la compal'acion? Los Therakis, como diccn los tUI'eos, llegan tal punto que 'la mas cOI'ta dsis de opiQ los embl'iaga y les llro!luce graves lIesI'clenes, y pOI' lo mismo los, pensadorcs llegan molestarse y 110 r psistir la menur escitaciolJ cerebral.

PAGE 295

' \ '. 'Esta,prodigiosa actividad del pcnsa,miento es pOI' ]0 tanto otl'O obstc ulo la ar'mona de las funcioncs: la bypel'stimula:cion c el'c lll'al que Re verifica en este caso se 01'0-rte siem)ll'e al saludallle equililll'io de las fllel'zas; y lo qU6 debe tencl'se lJl'esellte e s CUH esta agitacion violenta de los 61'ganos cel' eu/'alrs, este mo v imi ento estm natuI'al de la'intepgei'lda son' indispellsaules al l o s antiguos hauian colocado las Illll sas e n ulla montaa muy escal'pada cuya cima debia suui/'se por medio de un caballo alado: exacto emblema de fu e l'z a y lll' ecision. S, las ver'dades pI'ilnithras, los descub'l'imi entos de todo gnel'o se han conseguido fu el'za de gr' antl e s trabajos con stantemente dil',1gidos ul1 ouj eto e s p e ci a\. La incumbac ioll de una idea feculIda, fija, i lexo/'alll e que p e n etl'a un al 'tista hasta la mdula de,sus huesos quc le conduce hasta las ltimas fibl'as' ae su s e l', es el m e dio d e obte n e r una obr'a maestl'a: sin esta fuel'za del p e ns a mi ento el artista estal' condenado quedarse e n }ll'imel' escalon y nUl1ca subir al santu' al'o. EmlJero, si la obt'a maes tr a es bija del amor no lo es tn mbie.n de la angustia y d e l tt' au aju? No es Yel'da d que. todas las id eas y sentimientos y afecciones de este artista se concentl'an sobre el obj eto es p ecial que oprime la mente? Es pr' e ci s o auemas flue todas l a s fuerzas del po se pongan disposicion d e l csp I'itu que todos Jos ac:' tos vitales s e concelltI'cll en 1I1l0 solo para apl'eslIl'at',' la-_ ra av\'ar u ,na e f c r 'v es cencia pt'ouu ctiva, en una palabl'a que la idea que atormenta e l c e r e llro d e l p ensa dm' que se entusiasma. haya a snc1o la s angre : tal es e l mal sagt'adu del arte. Laillve llcio ll. la o1'ginalidad, e l aliento inspirado!' no tienen pl' ec io. Bsque s e la mode l a c ioll de l s fuerzas de la ecollom a la m euida de sus mo vimientos, tan necesaria para la COIlSCl' V aciol1 d e l a salud: hay aqu cOlltl'arios que se escluye n inevitable m ente Qui t'e V. que IIn gran pe n s a mi e n pl-to oduzc a todos s us bu e llo s resultados? u'ocure f ecundal' pOt' la asiduidad d e l tI'abajo, clabol'al'le por la fuel'za d e la atcllG ioll y r eflexi on la estaca sin que s e a cst l il e l t ell'cllO; c uan(lo haya bl'otado el pensamiento grallde ser' lll' ec i s o una esp e ci e d e p e t 'sonalida(l secundar'ia, s om e t erle s u p ropia c r ti c a y examinal' cada ulla de sus pal'tes, crllluinat' s u s r elacione s el conjunto y al'mona, en \Ina p alabl'a, pasal' pOI' e l cl'sol de la l 'azon, el gusto y las inspi t'aciolles del g e nio. Cuntai'l penas y cuidados y cuanto trabtj() y esf uerzo d e manda la &

PAGE 296

-278-Jlcl'rcccion! Nos admil'amos dcspues inl1ebidamente de que el genio consume la existencia, y debiamos admirar por el contl'al'io la fOl'tuna de algunos que escapan ue tntos }'iesgos. Lo dificil y al parecer imposible es concilia,r el genio con la enel'ga, el entusiasmo llevado al esceso con la moderacion, la igualdad de accion indispensables la integridad funcional de los rganos. Este con'uste perlllO que no se puede obten el' siemprc, me pal'ecc el obst culo mas insopol tahle de todos aquellos de que hemos haJlado. El motivo de que engae este estado es que el mal no viene inmediatamente despues del esceso, pOl'que la fuerza desconocida de la vida resiste mas mnos tiempo ntes de sucumbir.-Entllces estallan una multitud de enfermedades cuyas causas no se produc ,en sino iuchan do contra el principio de conservacioll que reside en nosotros. Hipcrates !lOS advierte "N\H1 enim de repenti morbi ho minibus accedunt sed 11aulatim collecti, acer'Vatin apparent." (De Diacta.) En fin agregar el ltimo obstculo que es el encanto y encadenamiento del estuuio que 110S arrebata ljos del :fin q!le 110 S ]lropol1cmos al partir'. Esta pasion cs tan da osa como la de la gloria, el amor, las riquezas. Todas estas pasiones comienzan 1101' ofrecer infinitas delicias y -l11aceres sin intermision. Pero no la hay de ellos que 110 lll'oduzca agitacion ninguna que concluya buen propsi to, ninguna que haya muel 'to sin convulsiones y sin la ruina del cuerpo y alma. En todas las cosas debe conside arse ei fIn.

PAGE 297

CAPITULO S9 Por cales medios .p1Lccle logrrtl".5e elfi'/!? Q./t medio es el primc1'o y mas importante? " "MoedlCina apud aegrop usu 's, etiam apud sano s honor est.'" Sen, de Clenentia, j' < 1 \:t' '" ." Rcfle xionantlo en lo que acalla de decirse sc ve : qu e Il,\' aplicacion de los lH'eceptos tan seBcillo'S como saludables es ocasiones de dificil imp9sible IJal'a hom. bl'es juiciosqs en lo de/nas; y sin embal'go, ora por gusto, ora pOI' necesidad pontillan sus'rabajos con esfuerzos de inteligenr::ia que la llostre destruyen inevitablemente: Pronto la salud se marchita, las enfel'medadc.5 se CLll'an, vuelvcn, se al'l'aigan 'yaltel'an la los rganos llegan un estado de continua angu,stia, dec\'ecen las fuer'zas, el espl'itu se debilita, la lllano se seca solire el trabajo comenzado, estos se interrumpen" y destr'uyendo su porvenil' se hace la existencia dolorosa, jnsoportable. Ho\'miguean los ejemlllos en apoyo de esta opi Ilion, pero sepultados en el secreto dc las familias y 80-56

PAGE 298

-280--lo conocidos de los mdicos y familiares. No hay remedio ni direccion para tanto mal ?-N o permita Dios que el al'te de cUI'ar est aqu j desprovisto de los medios de adquiril' la salud; pero es pI'eciso que se haga de ella un buen uso. Espliqumouos: muchas pel'sollas se imaginan que un corto buen sentido ayudado de una poca de esperiencia sean suficientes pal'a la mayor parte de los casos. Pel'o el tiempo y los hechos desmienten esta dbil espel'anza, y por qu? POl'que es tan fcil lH'oclamar un ])J'incipio vago y general como dificil hacer las aplicaciones. "La mo deracion en todo, escIama el vulgo de filsofos: ser sicmpl'e modm'ados, es una regla escelente y libre de contestacion: en definiti va cual sel' csa moder'acion? un IH'in cipio relativo al estado del slIgeto, del individuo; entnces el pl'incipio sufl'e infinitas modificaciones, porf]ue]a al'mona dinmica de las funciones es siempr'e individual. M.in tl'as los hombl'es IHI s ean ol'ganizadns todos de la misma manCl'a y sus actos no sean unifol'mes y sus pasiolles pl'oduzcan dife'cntes l'esnltados; mintl'as que la constitucion fisica, infIuenciH. del clima, sexo, educaclOtI, temp eramellt/), 110 seall exactamente los mismos en cada i\l!livi duo; mas aUil, milltras este individuo sufl'a modificaciones produeidas pOI' las aItel'aciolles, edades, enferm e dades, habitUlles, la moderacion no sel' sino condicional. Dcdzcase de esto si es fcil sel' moderado como debe serlo el individuo: de nada"-es mxima descendida del cielo que se estiende todo y lo domina todo, pero que est sometida al al'te de CU1'al'. La salud consiste en e] equi li\riu perfecto elltI'e la medida de accion de los "ganos y los matel'al e s de nuestI'as necesidades; este ef]lIiJilrl'io no tiene punto fijo y absoluto, lo que conviene lino no as al otro, lo que aquel es til no lo es este. Hay hombl'e flUe' resis'te las fa.tigas corporales y ott-o los trabajos del pensamiento y 10 que para uno es moderacion, es fatiga )al'a el ob'o. Vase pues com/) el temperamento y las dificaciones que puede sufl'ir son la causa IJI'incipal e!1 que pueden en c ontr'al'se los lir'incipios higi nicos de cada uno. Sobre esta base debe levantar'se e l edificio de la salud (1) Los antiguos tenian sobl'e esto ideas muy exactas, pOI',! 111:\ --------------(1) Galeno pTetp nde que el perfeclO con r cimiento d ,' ] temperam e nto igualara el h o mbre :i los di0ges, Huarte, mdico de Felipe JI dice que eete conocimiento nlimo de la orgonizacion individuallx;gira la luz de una naturaleza ang lba, .

PAGE 299

-281-se funflaban en la observacion: oigamos al autor del libro Deofficiis lib. 2., 86: Valetudo sustentatu1' notitia sui corporis; et obsM''Vatione. q1Lac r e s aut prodessc soleant, aue obesse . Postremo arte conpn quorum ad, scicntiam haee pertinent, Este pasage es notable, es un compendio de higiene. Primero el conocimiento ue la nuole individual, y en seguida la obsel'vacion ue lo que pueda utilizarle u:.tarle: cuando se haya lIe gauo al trmino ue las pl'opias observa ciones entnces ucbe recurrirse los que hacen un estudio pl'ofundo uel al'te. El mas voluminoso tI'atado de higiene no llllede ser' otl-a cosa que un comentado de este pl'l'afo de Ciceron. Es un efecto ue la vista de guila del genio. El que desee realm e nte la salud, (]l)e quiel'a concilial" los cuidados con el tI'abajo, medite sobre los tl'es puntos siguientes. 1. o Qu constitucion ]e ha dado laturaleza? es decir qu es en l ]0 mOllificable imlll'esionable? En cual trama se vel'ifican pr'imero los fenmenos ol'gnicos? ,En qu consiste la especialidad de la constitucion idosinaacia? Esta dinamometra individual es la medida de enel'ga de deI.li: lid ad, de ]a coordinacion de la ataxia, del estad o refractario de las funciones en su estado nol'mal anormal. 2. o Cuales son los medios capaces de el ser, el temperamento, medios dal" los fen. menos orgnicos impulsos diferentes? Estos son los mate "iales de la higiene. s. o Cuales pueden ser sobre el organismo los resultados de la accion mas mnQs intensa, mas mn os pru7 10ng::.Ja de esos modificadores, en una palabra cua:! es influencia en la economa? \ El exmen de estas tres proposiciones tiene pOI' objeto obtener ma balanz exacta de las fuerzas y ,resistencias, una. aplicacion tan justa. como posible de las cosalt tiles y daosas la economa, el medio Pl'0pol'cional, capaz, de :dirigi r el ejercicio de las facultades de la eco noma. I Como se trata de establecer enl'e la accion de los, agentes mdificadores y la reaccion orgnica un equili,. bl'io la salud, yo quisiel'a que cualquiera que. se entregue. los tI'abajos de la inteligencia, se diga des:' pues de examinal'se minuciosamente: este es mi tempera-

PAGE 300

mento, roblisto, dbil, sano enCel'mizo; esta es mi po sicion, estos mis recul"sos en el mundo, el clilha que habito, la conducta que obsel'vo y t'aUajos que emprendo. H aqu ademas lo que la esp e l'iencia no me ha enseado reputa' co'mn bueno para mi bien esta' ol'gi1nico, las enfei-medades liue esp el'i mento y : que estoy lll'cd iSpU6stO 1101' mi constitucion. H e cha e sta ope'l'acion co'n exactitu(l aproximat\T a dal' los l'esultauos mejor 'es para estable o el' una buena Inea de conducta, y pal'a estn basta y quel'el'. Segun el filsofo normando es prec iso qlle la sabidura diga siempre: "vmonos la mano"-pues en gun a ocasion debe hacel'lo mejor que el1' esta. Hay un CR'Udal aqu de mucho interes: la salud ; el bien estar, el reposo del cuel'po, el vigol' del alma, el pleno g0t;;e y libl'e liSO de las facultades intelectuales, la' certidumbl'e de v el' el fin de sus ti'abajus y obtenel' el precio, qu mas ''Jj ueda deseal'se? 1,: Si esta, ciencia' s mismo 'fu, ese generalmente adoptada cu' antos males se evitarian!-N o se vier'an hombl'cs de juicio tan prohto la mas su tempel'all1ento, tan pl'onto .violentar a la naturaleza y }leilirle f,l vOl'e:'1. Tambien fuera ral'o el espectculo de crueles enfe'medades, de dilatadas luchas con el 'dolor qu e consume la existencia de los hombres pensadol'es. Aqlrel 'Vi'Vbr' colicoso de que se queja Monta, igile menudo ciel'tamente podia cOl'l'egirse con un b'uen mtodo, 'por cuya razol1. agl'avia en este caso ;,la mdicina. Desde el instante en que se encierl'a el hombre el1 su tem peramentO'espeGial i puede escog e r lun plan' de higiene con" veniente: entnces es posi ble apl ,icar cn exactitud' el g:ran pdncipifnlela modcl'acion, pOl'e!ue ,lUede recoger sus fuerzas vitales al mediocris et constans, tan pl"eeioso tan buscado y tan 'mal observado. i' } -{ AIgllllos dirii:n: lin poco de juicio y reflexion deben ser suficientes para dil'igil'se 's mismo, y es perdel' el tiempo dedical' este a s unto dilatadas investigaciOlles: as razona 'el impl'udente. Si se igriol'a .. la c'O;Hi t:tucion qU' e nos es pl'opa cmo adquirit' este conocimiento de las cosas que se ha:llan en relacion con nuestl l o o't-ganismo y Has que le repugl1n? Una esperiencia shperficial D'O pue" de comp 'ararse, sino la Ciega rutina: ciga iorque no>! so funda en un detimido anlisis del tempei'amnto propio sill el puede lH'oduc-il' efectos daoso s. ;Esta especie do

PAGE 301

-283-empirismo se hace intil cuanuo la constitucion motlillca (la por la euau, las enfermedades, los hbitos sociales &c. exige tambien un cambio de aecion de los medios higinicos. Se comellzal' buscar', espel'imental' y tan teal' (le nuevo el mouo lll'edominallte de la accion orgnica? .. Tendl'emos que convenil' en que el medio que hemos pl'Opuesto, el estudio pl'OrUnUo de s mismo es el mas seguro, el mas COI'tO, y aun el mas fcil.

PAGE 303

, I CAPITULO 4." del temperamento, reglas generales. l. / .... -----o NOEce teipeum. En qu consiste el estudio del tempet'amento ? En b,scat' las cansas ol 'gnicas y las condiciones de una sric' de actos vitales pl'edominantes en un individuo: es de cit', la fuerza debilidad d los "ganos y pOi' consiguiente : tle las funCiones que ejel'citaH. Cual es el fi, n de este estudio? Lo repito, s e b'ata de valOl'izal' la fuerza sus lmites mas mnos estensos, y por lo tanto, las investigaciones deben hacerse individual' tnente. Gda uno de nosotros tiene su tipo, su su especialidad de se?', quc 110 rcside sino en su lll'opia contestutoa ol'gnica, aunque se hayan establecido grupos de tem petameutos. Ningun hombre como ya se ha dicho se parece exactamente otr'o ('n el temperamento como en la figl'a, carct.et' y fisonoma del alma. Este temperamen to especial, el II1IH] o vital del pat,ticulat es el que debe estudiarse y conocerse con cuidado. Aunque Iiaya un campp ,'asto de inyesti'gacio'n nos limital'emos algull as reglas generales. ,

PAGE 304

-286-1. o Lafarma esterior.-La fuerza y masa del cuerpo no son siempre garantes de salud: de la lll'oporcion de los rganos y su al'monla resulta pl'incipalmente. As el volmen de la cabeza, la longitud y espesen' del cuello, la estatul'a mas mnos elevada, la amplitud del pecho y ab dmen, la fuerza y debilidad de los miembros, la firmeza blandura de las car'nes, las formas de las articulaciones, el color de la piel y los cabellos, los l'asgos de la cara y el estado de los ojos, el timbre de la voz, Jos gestos, el paso &c. tales son los objetos principales de esta division. 2. o Fmtciones de la 1t7lt1icion.-La digestion y el crculo entero de los fenmenos: ('ste es el punto Cualquiera que digiere mal no IHlede esper'ar' ni una salu(l estable ni larga vida: tiene cri contra todas las pl'obabili dades. s. o .I1ccion de los lmlmoncs.-I_a allchUl ; a estrechez' del pecho, ell'esuello corto largo, deben j:omarse en con sidcracioll. El carcter de U1i i l'lluen a garganta en general cOllsiste en poder subir rpidamente una colina escalera, toda "a aun mas si subindola puede cantarse la regla es infalible. 4. o 'La accion movimientos del corazon, hi lentitud precipitacion del pecho, su irregularidad habitual estraordinaria, la natui'aleza de la sangre IJlstica fluida, lJJida color'ida 110 deben olvidal'se ,6. o ; "Las l1t?Zcio,nes ele 1eladon .,....,.,Busc.a,r con cuidado cual si$tema Jll'ecJom.i!la, si el ". el es, t;ll mpdo habitual de.l.:,. y cuajes )08 agentes' .que la cscitan con 1 J'uel'Za; intensidad: bre este purito,gi l : a casi to t1a,l; a y t!la y pPl' estp es dtt, ma impol'tul1( ;ia llal'a, ,.:", <, , .9'10 Los 'ganos, en de,la 'co, nsitpcion ) 110 es e:.amilUu: UJl0 ul10 lo ,&. l'g!lnos mas y CUIl a 'l' ucsGubl'ir' el dpil y fatigad(! IJorql!e l es \ ciencia Recurdgs.e (lile todo r-; ganQ que d al yo la de (lU existencia, es UIl ,l'g lll9 el1fcr ll,lOi rle vatiipa 'tI/1ft) ell, fer'medad n tes de que,' est \lle .. Ese rgano exige cuidado eSIJeci. al, llOl'que \:!11. la repblica en el rdcn soda, l e1'1 el gl'ito del dLJH la d ,\(l poder. , } 7,. o Las .enje?'TI1edfldcs,-;-Las .que se han eSllc imenta:. do desde la infancia, las que amenazan sin cesar

PAGE 305

la economa, en fin 1118 l1l, ouificaciones que 'han podiuo iqlll'mir la cOllstitucion. 8. o ,La 1J1',ocedet!cia hereditaria,-Con pocas escepcio ciones se hel'eda el temperamento de nuestt'os padres: y 1101' consiguinte hay una pl'edisposicion padecer de mismos maJes, N apoleol1 muri de .la misma cnfel'l1!CI]a(1 que su padre, aUII mas, est demostrado, que Jos seres de que venimos al mundo 'han Ilcgado edal! llIuy avanzada, tel')emos la lH'esuncion de que igualmente OU-tend'emos la misma, suerte." 9, o Las costU1nb1'eS,-Deuen anaiizal'se COII clliuauo Jos cmbi. os que han hecho suf'ir al tempct'amento, La ley fisiolgica, las cost, lImqres y sus consecuencias higilIica, set'n examinadas en lo adel 'ante, ha!' 1I0tar la fuel'za inmensa que ti e llen sobt'e el cuel'po humallo: mula Je mndifica m as, Ili ,tan IH'ofundamellte. ha dicho que es !lna segunda 1 ,latul'aleza y aun delto filsofo ha asegUl'ado que la naturaleza no es mas que cl}ll'i-mer hbito, , ,10, o IlIfluencia d e lo moral en lo mas difir.il en cl,lanto es csencial, tipne ]H'' ouj e to este exmeJ,l, calcu)ay (;0,11 fa exactitud. Si es dctcl'mjnable cl gl'ado de illfluencia ue :las ideas, sentimie )ltos y pafiione.s sourc Ja economa'l Jo que, ser'ia el Sl,L1n1nUlIl de la mosolia mdica. De cualquiel' modo debe IJllocUI'al'se l'eSolv.cl' apl'OXilUa-th;ame.nte el p roblema yon. va,lor y fl'anqueza sin 'Vasin ilusione s. Es impOJ'tante descent!er' al, sa':' tllal'o :deli, ntel'iol"Y examinal' el co'azon deslll'ulo y el es IJJ'itu ,sin ilisf'az, estos poderosos l ;eSIoII'te.S de la "ida,:cuya es tan gl'ande soul e la salud y dicha. Empero ,as, eOI)10 se conocen los desrdenes de la tempcs,tad, cuando la .eal,ma se, h i t I 'establecido, pueden apl'ec, iat'se las -conmodones, del alma cuand' o la ,'\ZOI1. l'cooh'a Sil ti.mon. -Agrgllese que el ditwasoll de I a sensibilidad vara ell ca-da ipI!ividuo, y se notan igualmente enOJ'mes los fenlJlcnos pl'ollucidos ppl' la actividad moral,. En unos apnas el alma conmueve al uerpo, cn O'os la invet'sa. 'En el lll'ime' caso el pulso 6 s igual; Jie el col'aZOll desahogado en el pecho, y la sangl'e est fl'ia; en el segundo el cOl'azon salta y se aquieta,; los ne'vi os se crispan, los msculos se contl'actali invoJ(ntal'iamente, COl:I'y al'l'oyos la blis! blall(J:llean los cabellos &9,: : eces la impl'csion cs titl, quc la. muc'te hiere al mismo 37

PAGE 306

-288-tie mpo que la idea de dolor de placer estremo penetra en el cereb'o. Debe notarse tambien que todapasion en su pa'asis mo duplica triplica las fuel'zas oi'gnicas: no hay cue'-110 dbil con un sentimiento muy exaltado, y mintt'as mas se elevan las fuel'zas, con mayor rapidez se confunden, siendo una ve'dad CJue la reparacion no se verifica tan exactamente de la p'dida. (1) Lo esencial es g'aduar bien el carcte' del temperamento y logrado esto, es fcil lo delllas, 11ol'qle todo lo que al hombl e concie'ne tiene el mismo ol'gen: la misma fuerza ha encol'vallo el crneo y las 1as de los pies, POI' lo tanto no le falta razon Sabatte' cuando dice que p'es;encia de Zinme'man di el ca'cte' do un homb'e por la figura de su codo. Todo es hOlm1gneo en el illllividuo dada la rO'ma, el COlOl' de los cabe.llos, la piel, las venas. los ne'vios, los huesos, la voz, el paso, las maneras, el estilo, el gesto y las pasiones. Hay una esfel'a de actividad en la cual se Illueven las facultades, esfera corl'elativa la accion OI'gllica en razon de la al'mona, Pl' incipil) inagotable de todas las existencias posibles y de la unidad que hace CJue el cuerpo humano admirable sntesis, repugne como el un\ el'so toda descomposicion. Pel'o hacindose las investigaciones de que hemos hablado sobre el tempel'amento y sus par'ticularidades es preciso conclui' de tal mane'a que se tenga lll'esente el tiflo cuadro fiel de la constitucion de las fUN'zas que da la naturaleza cada cual. H aqu la guia que debe se gUl'se y no pel'del'se de vista, porque la sabidlll'a bien entendida consiste en saber lo que es y lo que puede y debe hacel'se. Y es ademas de I'cpetil'se el exmen al cabo de un pe'odo de tiempo dad" fin de conuccr las difc'encias 'lile se slIfl'en en las pocas qllc t'anscUJ'ren. Es la estima del buque que se quiere levanta', y min-(1) Entre lo s much oll I'jp mplos que Jludip,ra n h aqu eno notable, Una seora jvp o, dhil, delicada al m a s alto gra do hasta DO pod r su tuvo un hij o atacado d e el frlrmedad grave, fu prodig ,s, mente da y noche por ella por el trmino de un mes Ouranle este espp.riment inc mo didad alguna, nuncs brilla n te su s dud, Restab lec s e en fin el muchacl!.o "qu feliz 8oy"-esc\am, v de s d e comenza r on eje nue.,o sus dol o r e 8 y esp e r m e nt un dad .I1acimiento que lermin en la muerte,

PAGE 307

, I -289-tl'as mas tempestadcs haya sufl'ido mas dclicado y fl'gil estar, Es empero pel'dido el tiempo, se dir, en frvolos estudios casi \'crgonzozos pal'a el hombl'e de talento, so hl e todo si la echa de filsofo: se paga muy cal'O este (les precio amOl' IH'opio, Las il1\'e stigaciones exigen mas atencion y cuidado filie tiempo, sobl'e todo si nos ayuda un mdico insb'uido y juicioso. Compl'ense las ventajas que lit luz de la l'azon ofl'ece este mtodo y los males que causa su olvido, y decdase ]a cue stiono En l esmen, e l conocimi e nto de s mismo es la primera base de la salud: conocerse s mismo es sabet, Jo que ha sido, es y sel' el individuo, el modo de aprecial' con exactitud su vida y su sel', pl'ofundizul' Jos secretos y JUz gar' de las costllmbl'es, pl'esental' los resultad Q s y estimal' el bien y el mal. Es pl'eciso rodeal'se y penet!'at'se de to do ]0 que es til, sano y daoso y buenf) pal a la propia conservacion sin olvidar, no obstante que los cuidados es cesivlls exage rndose cada vez mas se hacen insoporta bles hasta al punto deque moleste el pliegue que se forma con el ptalo de umt rosa, Es la salud d e licada planta 'lue exige cultivo )lel'O la cual son necesal'ios el so], el aire y la luz,

PAGE 308

.'

PAGE 309

CAPITULO 51? ,de 1m btte-p, mtodo higinico. _. -Pruebas biogrficas. ------Reflexiona, hijo mio, qUE' llegar un tiempo en que caers en maDOS del mdico. Ecles 38, e, 13. Quejbase un Augusto de la indigencia que lo habia reducido su escesivo gusto por los placeres: k a despertado V. tarde, le contest el emperador. No 'pudil'amos dal' esta respusta llena de sentido hombres que despues de olvidar por largotiempo su salud, conocen que est 'arruinada in recurso y que se marchit la exis tencia para, siempre? Un poco de reflexion sobre ellos mis mos, un poco de atencion, de pel'seyerancia les hubiera evitado infinitos males. Ljos de esto el humo de la glo l ; ia, los cuidados de la fortuna, las miras ambiciosas, h aqu el eterno objeto de su culto, el nico objeto de sus ]lensamientos, de sus trabajos, de sus vigilias, de sus su' dores. Es inflexible la natul'aleza, y tarde temprano los insensatos recoj6n lo qlle han sembrado, y como dica un,

PAGE 310

-'292-poeta espaol, han amontonado Jgl'imas y suspiros por el pOI'venir. La salud imita pocas veces la fortuna y se da pocas veces personas que hacen de ella mal uso, permanece en buen acuerdo con aquellos que conocen su JH' ecio, exige poco y da mucho. Estoy persuadido de que si los pensadores empleasen en conservarse la dcima pal'te de los cuidados que dedican la menor de sus obl'as, muy ral'amentil tendrian el dolol' de habel' perdido la salud: aun mas, si las fuerzas estn dehilitadas IHlede en mucho tiempo alivil'sela y sostenerse. Hay medios de digerir con un mal estmago, de conserval'se y vivir pesar de las enfer medades como un piloto hhil consel'va su bajel en medio de escollos. As se compone la larga, una constitucion al'tificial, una especie de temperamento filosfi -co si lJOdemos lIamal'le as. Para conseguido es menester juzgar bien del VigOl' que nos queda, y que todo sea medido con razon y concierto ratificado pOI el El clebre ministro de Lyonne mUl' i por esceso de dieta, que riendo seguir el consejo de Cornaw. Ctanse muchos hombl'es grandes, de vidllS dilatadas pesar de los escesivos trabajos que empl'endiet'on: pero dehia tambien examinarse hasta que punto han llevado el al'te de prolongal' la vida y sostenel' las fuer':.;as. No temo asegurar que todos adoptaron medios conformes al modo de ser que se proponian. Una cosa digna de notarse es que la mayor parte de ellos eran de c.:onstitucion dbil. Los hombl'es ilust!'es por esta razon han obtenido las apreciahles ventajas de gozar de salud y poderse adquirir la gloria de sus obras inmortales. alg,unos octo genarios. (1) Uno de los pdmeros que se present.a es N ewton:a.l nombrarle se recuel'da una de las mas vastas inteligendas del N ol'te, y pesar de -las facultades con 'qHe fu dotado q : u inmensidad de studios no se entreg? ,En que abismo de meditaciones no se cl'ey para hallal' la ver, da,l? Huho instantes segun cuentan los bigrafos, y he be., (1) Para conseguir el objeto de esta obra he hcho estas investi gaciones con somo tll1bajo: los bigrafos se ocupan de la vida pbli 'ca Y oficial de los autores, pocos de la privada Y prec;aamenttl sta prestlnta al hombre SiD la mscara d el personage. Acechar ,3. los gran. des hombres en las cosas pequeas, decia Monlaigne que era el solo medio de conocerlos bien. L!ls cartas ntimas rueden dar la llave de ciertos caracteres,

PAGE 311

-!93-' cho la observacioll, en que su alma parecia separada de su cuerpo. Levantbase de improviso en la cama y se sentaba en ella Ilasando mecHo desnudo horas enteras tras l a conse cucion de una idea. Su frase acerca del modo de conseguir sus desculll'imientos era: pe1sar siempre, lo que llamaba un pensamiento pacicnte que lo vcnce todo. A pesar de estos tI'abajos y la postl'acion moral que debia obtener pOI' consecuencia, N cwton vivi 80 aos, y raras veces se alter su salud, nunca us espejuelos y solo pOI'di un diente. Le pal'ece uno que suea cuando lee cosas semt>jantes, y sin embal'go los hechos siguientes esplican este fenmeno. N ew'ton naci dbil y como lo sabia: ahol'l' sus fue['zas en cuanto' pudo, resel'vndolas para el cstudio. Tuvo una vida al'reglada y severa, no viviendo con mas alimento que llan mojado en vino milltras pl'acticroa sus espel'imentos de ptica. Se dice que el de su traje fu el mismo, cualqlliel'a que fuese la estaciQn,.haciendo ejercicio cada y cuando se lo llermitian las ocupaciones. Dulce, afable, pacfico, la sencillez de sus modales contrastaba singulal'mente con su gl'an reputacion. Empero lo que mas influy sobl'e su bien estar fu que no lIe le conoci Ilasion alguna, pues hasta la de la glol'ia era en l muy moderada. Halliendo espel'imentado algunas intrigas se al'l'epinti de haberse dado cOllocer y sinti habel' sac['i ficado por una vanagloria el reposo: 1'ent prorS1LS substan tialem, segun sus espresiones. Desplles de la muerte de Hool,w su l'ival y su enemigo, fu cuando public todas sus obras .Jamas le atol'ment la fiebre de la ambicio n pe sal' de su entrada en el Pal'lamento en donde pOI: timidez lll'udencia Rolo habl en dos ocasiones: 11 na pam u 11 asunto de Iloca importancia; otra para qurjal'se de 'llle estaba rota una vidl'iel'a y se enfl'iaba mucho la atmsfel'a. A pesal' de la impol'tancia de sus inHstigaciones 'suspendia el tr-abajo cuando se sentia fatigado, y en los ltimos diez aClS de Sil vida no volvi ocupal'se de las matemticas. Fontenelle tuvo por el tl'mino de 50 aos el cetr'o de la Iitel'atul'a y pas la vida en la corte del Regente entre la gl'anc\ eza y los sbios. Liter'at" y amigo de los placeres el'a tambien hombl'e de Illundo y no obstante tllvo una salud casi inaltet'able. Escl'ihi mucho cn una vida tan feliz como constante: vivi un siglo, Cual fu su secreto? Cuidal' la vida. economizar su existcllcia, estendcl' con arte pOI' 'toda ella la pOl'cion dc feli'cidad quc cOl'l'espondia

PAGE 312

..,...294 ......... cRJla 'instante, yen unt :palaul'a poner en pl'imtica lo que en no es mas que una teora. Debe su ra el no esfol 'zado nU,nca la naturaleza guard,n dose mucho de escederse. Op(wtunai1'lel)te se dijo .al mismo que la salud la 1Lnidacl que d{lbia conservarse cuidadosamente pal' a conser yar, los Ge1'OS de.la vida: hizo ]0 posible para consel'vada y lo consigui sin sujetal'se un mtodo sllperticioso, Era endeble su compltixion y tenia el pecho muy cllicado, buen estmago ,.y no olvidaba todas estas circunstanias, Refllgia)Hlose en la templanza, este asilo protect.or de la salud, llev la sobl'iedad hasta la misma.sabidura, desde su nacimiento hasta laclffiC'ltltad (le se1'; s olo IYO 1I11'aenfermedad los 50 aos: entnc. es su comida y bebi en IQ adelante una taza sola deca( atdia Su' ,-ida diaria se trazaba. con an ticipacion Y' l'a1'a .. vez se desviaba del plan de la vsp era yaun de lal'go ti e m]10 atl'as: las horas de lacomida, del descallso, del sueo, del recreo, de las lrctul'as, todo estaba al'J'eglado con cui dado y pl'ecision . Ol a mundano, ol'a solitario, tlterna!,Ja, frecuentemente y siempre se dominah a siempre. 'estaba tl'aquilo en el torbellino del mundo y ha. hia impr9so los fenmenos de su oJ'ga,lizacion un movimiento .tan igual uni forme y regulal: que dicho movimiellto se' p erpetuaba de dia en dia y de ao en ao. FontellelIc existil'a tod!lvja si cada paso en la vida no nos condujes& la tup ha, y psi lIe rga la m 1,1 et te sin dolol' Ili esfuerzo, 11orq, ue el pndulo deja de oscilar. ' ", Lj'os de macerar el cuerpo para"aument,ar la en'Ci-gia, del esp'tu segun desatinada y daQsa este filsofo cuidaba las fuerzas del lll'im .nr'o. pal'a conservar el segundo. Bajo este con cepto sus mximas ,el'ql1 sencinas: no comun sino moderadamente,. abstenerse de todo hecho que la naturaleza, no componer cuando desagl'adaba el tl'aba,io, no pasar ni un dia sin tmbajnl',. pero nofatiga'se ninglln dia; estal' siempre alrgl'r, porq.ue sin esto deca il1ara qu sir've la filosona? Su sOl'del'a no le pu so tt'ste; y cuando se hablaba ante l pedia el objeto do la conversac ioll, lo que llamaba el ttulo del captulo. Este sistema de vida dirn algunos que costa, l'ia poco Fontellelle de constitucion y fdo, y se ha repetido tanto la cxagcl'acion, que de un hombl'e clebre se ha hecho un odioso egoista: esto es flIso. Sin duda Fontene

PAGE 313

-:295-l1e no teni una imagit'lacion al'diente y un temperamento para fas gl'anues pasiones. Pel'o el hon'lbl'e que sabe vivir con los gl'andes sin adularles bajamente, que hace seCl'etos bienes sus enemigos gual' dal'lllo sin leer sus stipas en un gl'an baul y que solo r'ehus el liSO de la palalH'a c ualldo se le (plisu coml)J'ometer en el em peo de escluir de la Academia fr'ancesa al" ir'tllos o abate Sain't-Pierre tenia este un COI'azon tan in sensib le y personal como se dice? Es IIna contl'adicciol1 chocante inadmisible. Fontenelle fu bueno pOI' principios y su sabiuuI'a era tanto el fruto de Sil l'azon como de su tempe r'amellto. Su corto tratado d e la dicha, nlodela e n su gnm'o inuica todos la ruta que puede seguir'se en su imitacioJl. Aun mas poderoso ejemplo que el precedehte se demuestra eH el de Voltail'e, No se t['ata ni de sus opinionel6 ni de sus obr'ns, Consideramos este horlul'e cleb'e bajo el aspecto mdico, N auie ignora que el j\'en Aronet naci tan dbil, que no se espel'aba que huhiese 'ivido, y cnsel'v toda su vida el sello de su di,bil constitucion: l mismo se admieaba de asegurando que su vida la habia pasado en mo['il', Por el progreso de la edad adllui-. ri Voltail'e un temp(wamento bili, oso, aCl'e, ardiente, volcnico: tuvo aquella il'l'itabilidad mal sana tan cOHlun entre los pensado['es, callsa de sus impaciencias, de sus,penas y violencias, Jamas goza de salud perofecta como lo d e mues'a su cOI'I'espolldencia, Siempre el vi ejo, el eterno enfermo, eea una somb'a, que dentr'o de po g os dias se brida de tierra Sil esqueleto pa'isien &c. sus sllfl'imientos fllel'oll I'eales, A los 29'aos padeci de vi,'uelas g'avemente y luego le acometi una areceion escorbtica que le hizo penle' desde jven los dientes; en seguida StlfI'i ataques clicos t e llaces: "C0111}loniendo. decia, con las manos en el vientre y con la pluma en seguida," Ademas tuvo o'as muchas dolencias si n descanso, de las cuales se quej menudo: no obstare llen la Europa con Sil nombre, domin su siglo y desplles de escl'ibi' obras como las Fillcs de ."hlinees en dos lIias los 24 aos, y 109 26. la Ire ne, recol'l'i en su vida diez y siete lusb'os. El mismo se alaba de haber shl'evivido sus contemporlleos mas robustos y sus mdicos. F'u destino de este hombl'e pareccr sielUpf'e estl'aardina'io? ElltJ'emos en algunos pOl'menores sob'e:m vida privada: su talento se aplicaba todo, aunque diga lc; contt'al'io 110 olvido su sa-

PAGE 314

.".....295-lud y no era de los que me cuidar maana. Segun escribe "hacia su cuerlO las maanas"-lo que equi vale que se pI'eparaba : \ resistir tenaces tt'abajos.-El mismo escl'ibia en 1752 MI'. Ragieu-"el mtodo me ha salvado"-A su sobrina la seor'ita de Fontaine, aficiona da al dibujo, le decia: "Cuando quiel'as pintar un viejo achacoso con la pluma ell una mano y ruiIJar'bo en la o'a entre un mdico y su escribiente con libros y una gcringa dame la perofeccion." Mas adelante en 1769 le escI'ibia MI' Thil'iot-"confiese V. que es cosa agt'adable que haya pescado 66 aos pesar de tenCl' siempl'e clicos. Cuando estaba en su mesa como cuando se hallaba la de los reyes, nunca se dej llevar del desarreglo: fatigndole el uso del caf, lo mezcl con chocolate resultando una preparacion escelente que debia adoptarse, Asegul'aua que los alimentos y bebidas tomadas como remedio pro longaban su vida: ponia el ejemplo de !tauer estado 1101' un ao tomando atoles de papas con yemas de huevo para curarse unas indigestiones y ciel'tamente este alimento cs muy nutl'iti vo y digestivo. Cuid y combati sus hemor roides y constipados sabiendo sn gl'a,'e influencia en la salud. Los laxantes mas dulces se empleaban por l para. conservar su salud y di la preferencia la caa--fistola por recomendacion de Tronchin: es conocido el verso si guiente de Delille. La casse prolongen les jours del vieux Voltaire. (Les trois rgnes.) Condensar, si podemos decirlo, las fuerzas del entendi miento, es aumentar prodigiosamente su resorte, pero des graciado del que abuse. recurri tres medios para balancear sus funest0s efectos : el ejel'cicio corporal, que era aficionado, las distracciones del mundo y el variar de objeto en el trabajo. Tenia cinco pupitres en su habitacion en donde se encol1tl'aban cinco ouras comenza das, todas diferentes: cuando se sentia fatigado del trabajo intelectual buscaba el medio de entretener'se como arqui tecto, labrador, jardinero, &c. Coni de su casa al tea tro, sus lllantas, sus vias y sus tulipanes: vol vi a luego sus ocupaciones litel'arias. Si tenia pam l encanto la soledad no era mnos su aficon los lllaeeres sociales en donde su vivacidad y carcter llicante le obtenian triun-

PAGE 315

-297'-foso En las Delicias en Ferney pasab: a constantemente de li sala donde se halla su sobrina su aposento. Entnces le eapel 'aban el paso machos individuos para poder dech': ".le hemosvisto" -Avido de todo gnero de glorias tuvo e/ l vid iosos, enemigos quienes l/izo una guerra encarnizada pero no siempl>e sin menoscabo de la salud. Esta viva sensibilidad que le hacia insoportable toda crtica conmovia contnuamente su sistema nervioso eminentemente irl'itabl e la blis acre y custica que corria de su pluma refluia en su ol'ganizacion, aunque se restableciese Juego el equilibrio. EH una carta BU amigo Thi-riot se pinta con la mayor franqueza: Sin respetar los gl'andes y sin tenfe r la suerte, mis penas sufro profundas mis males callo llaci e nte; yen genial alternlltiv. a m i vida tl'iste alegre. Me bul'lo del orgulloso mi genio as lo requiere: caminando hcia la tumba. la fl'ialda:d de sta ya siente; y aunq uc un pie tengo ellla fosa helado y que desfallece, elotl'o en largas piruetas alegre mues'o las "Hme aqu moribundo y tranquilo."-rCol'l'es: pondo 1731). Rindose siempre de sus males escribia d' Alembert.' "El estmago de V., caro filsofo, no -puede estar en peor estado que mi cabeza. Mi corta aplopega la edad ele 83 aos equivale sus deyecciones los 4 0 aos. Coloquemos sus entraas y mis meninges en un plato y ofres cmoslo la filosofia."-[9 de mayo de 1777.] Por una parte la organizacion de Voltaire era flexible y por otra no habia en l sentimientos :fijos y durables, l se ocup de borrarlos de su memoria-o "Mezclo con aguas del Leteo el buen vino que bebo ft la salnd oe mis amigos." Cazaba, se baaba, -oia leer los l)cridicos, dice chistQS y se terminaba todo. En su vegez dplic Voltaire sus cuida!los para con-

PAGE 316

-298-aerval'se: calentaba int 'valos en su habitacion y se abrigaba con escelentes pieles de Rusia. Durante ell'igOL' d e l invierno no salia de su casa y estaba hasta cinco y seis dias sin sali'. Sl aseada cama siempre estalia CIIb i e 'ta oe lib'os y s obre una me s a elegante se encontraba siempre agua fl'c sca, caf lech e y chocolate y a v os de e s cl'ilJil'. Con tales c uidados pued e prcsumil' s e que e ste hom b r e c l e b'e d elJi lIe ga' una edad mu y a vanzada, c e nte naria si no hlllJiera faltadu sus proye cto s De 84 aos a bandon el pai s, su r e poso y vino P al'is en medio del r igo d e l in\'el'no, y con I 'azon dijo l mSI!lO su amigo A I'gental: "He inte r''umpido mi agona pUl' a c nil' alH'a s a1'os.-" Habindoscle dcc1a'ado dolorcs agudos en la vegiga y l 'e tensiol1 dc ol' ina, se vi obligado tomal' gl'andes dsis de opio pa'a logeal' algul1 'CPOSO y dist'nJta' de l sueo, pe'o no tal'd en sucumbil' vctima de las vivas y repetidas emociones que espcI'imelltaba. 'As vivi y mul j este homb'e que Ihu'ante 60 aus, fu alabado y Cl'iti cado (luien levantaban unos csttuas y llamaban oh'o s demonio en ngul':l de homb'e. Sel'ian inllUm C l'ales los ejemplos que pudieran citarse d e muchos hombl'es ilustl'es sucumbido cn brevcs dias \ no habel' seguido un l' gimen confol'ln e su ol'ganizacion. Algunos antiguos conociel on el al te de prolongar una salud end e ble: SlIetnnie, despues de espl'csal' e l largo cat l ogo d e los achaques de Augusto dice: "siempl'e dbil no sopo['t lba con indifc'encia el f['io ni el calor, q1tare g uas ato C01'p01C, neq2te f1igma neque aestns flzcilc tolcmba t.(Aug. 82.) No obstante agl'ega el histol'ia(lol' su vida fl'gil COII muchos cuidados 'vcntln tm!l-cn ifi,1'mitatem magna CWI"U tncbntw:" vivi Augusto en efecto sesenta y seis aos. Entre los modernos notemos al clebre al; quitecto '\V r e n, Su temperamento era muy delicado y parecia en su juve ntud que 6staba amenazado de consuncion, y sin embal'go Sil mtodo le concedi 91 aos de existencia La mad'e de H obbes, alarmada con la noticia de la flota in'Vencible de Espaa, pa1' anticipadamente y el endeble Hobbes viv i noventa y dos aos y escribi 42 obras. Su l,'ida fil IIn modelo de sobl'iedad ; castidad y resguardos de salud, Saint EVl'cmont aunque Epicl'eo, no usaba con imprudencia dd estudio y los placeres, los 80 aos escribia Ninon de Lenclos: "Cmo ostiones todas las maanas, almuerzo bien y no como mal: por mnos cosas se han he-

PAGE 317

-299--ellO lgullos."-Miguel AIlgel pOI' el COllb'al'io' habiendo recibido de la natuI'aleza el bello genio yel temperamento mas I'obusto, consel'\' lo uno y lo otr'o lal'go tiempo con su conducta fl'ugal y corltinente: ivi 90 aos. M. de Buffon 110 tuvo costumbl es tan austeras coJllO BuolHu'otti, per'o fu de gr'an sobriedad y sus tl'ulwjos oe se entremezclaban con los del ('jel'cicio COl'pO ral. Cuando lleg la egez hacia calen.tal' sus habitacio)les hasta 16 grados y hubo ocason de no sall' 1)01' l'aZllIl ningu na en seis meses, El mildesto Daubent.on su colabo 'l'aUOI' suspendia sus tr'ahajps por IlOCO fatigada que sintiese la cabeza y l'ie divel,tia en hacer yen leel' romances, In que lIamaha 1I01W1'se dieta. Obscr'v Kant mucho cuidado con su salud: lino deslls bigr'afris dice, que cl.'eloxde la catedr'al no tenia mas glll:u'idad ell sus movimientos que Manuel Kant. Se le"untaba las cinco de la maana y acostaba las di('z de la noche: hacia I'jel'cicio cOI'\)()l'al Y pr'ocur'aha l'or' la nal'iz par'a calentar el aire lJue penetJ'aba ('n los ])\Ilmones. Nunne lls ligas para no mledir' la dl'culacon. La comida, -la bebilla, el I'jercicio y el I'l'poso todo estaba rcgulado: el mayor cuidado en alrjal' tda idea debiera tUl'bal' su suco, Cada tal'rle al. acostal' se se cnvolvia metbdicarnente en Sil cobertur'a y pr'eguntaba hay un homhr't) que est mejol' que yo?-No llamemos ridculas estas precauciones: con ellas vivi Kant cel'ca un siglo sano de Clle,J'po y de ahla: cs el pad I'e de la filo soQa model'lH\ en Alemania, sus tJ'abajos son inmensos, Sil glol'a y Sil nomhJ"e la vida, la salud, la 1ll.l'gacarl'el'a de cs tos gl'andcs hombl'es con la de aquellos que no han sabido 1l10del'al'se. Pascal, Mohcr'e, Mir'abeall, BYI'OIl, fllel'on d lo!! ltimos, J .. a vida tempestuosa Je!" lltimo no hay (luien la igtlol'e, Escedel'se en lo 1Il00'al y en lo fisico el'" el ob jet!> de su "anidad. de v .rtigos, de cr'isis IIcr'vio sas, y debilidades que creia efecto de la plellitud.-"Dcsde Sil llegada G.'ecia se abstuvo cohstantemellt.e de "alimentos all' imales, viviendo de pan y rn-anteca [manteqnilla] (lUCSO, legllmbl'cs y r.'utas. 'remiendo engOl'dar dcsde Sil ju"cntud 8C media diariamente el ruedo del tallc y de Jos Jlurios y se medicinaba si cI'eia I}ue habia cngor'dado." (Mcuwrias de 101'11 Byr1 on, t. 5 )1, 422.) Pal:;l c"itar la gOl'dura ( lllC llamaba ulla hidrol,esia de aceite, suf,'ia el 58

PAGE 318

-300-hnmbl'e la entl'etcuia con un ual'qllillo mojado en aguar'. diente flu 'gimen pal'a ivil' un hombre nervioso y de bHitado en Misolonghi, clima hmedo y malsano! as By. ron ml\l'i en la fior de sus aos. Ctanse en o)losicion pel'S(lIlaS que 1IUn vivido sin m todo y cuya vida ha sido lal'ga: des pues viene el famoso epitafio:. "Sta'Vu ben Debe sieml'l'e co .ntestal'se quo es muy pequeo el nmel'o de los que se hallen en-este caso. Hay quien hllbiel'a vivido 50 aos con mucho cuidado y no halu'ia existido so sin l; Otl'O que vive 60 sin cuidadoy con l huuiera dtll'ado un siglo. POI' otra parte en poco tiempo se ad' quicl'en esas habitlllle's nccesal'ias pal'a lograt una "ida dulce de que se han ocupadll los que tratan de la felic:idad -.le los hombres. "Si para "ivj, mucho tiempo. t1ecia Adam Fel'gusson, es suficiente tcncl' una villa activIi, sobl'ia y reglllal', el medio I'S mejol' 'lue el fin, y si IIn )ogl'amos lo UIIO go:;al'cmos de las. gl'andes l'cntajas que 1I0S propol'cion JI) ot'o." Otl'O el'I'CH', vivil' higiniC'amcntc es vi"il' con mucha J'eglllal'idad, Y no consiste en I'culo de la vida: no dicta la mellicina leyes til'nicas, Y no quelu'anta la balanza le Santol'ius, ni {Iuiere que sc viva por losis arregladas, pflr pesos y medidas. Sus pl'ncipios mplioSi y generosos estn fundados en una cspel'iencia inmutable: (Jllel'da convencer todo pensador l}\'udente de los axiomas siguientes., Es pl'eciso pl'ocural' la onservacion de un grado de :ccion en las funciones l'gnicas' qlle contl'iuuya del mej()f' modo su al'mona y jlOl' consiguiente determinal' y COIlSpr\'al' una constitucioll sana y vgOl'osa. FOI'mal' un invental'io y estimacion de sus fuerzas e3 la cosa mas impol'tante de la vida; de que em]llendolas fUOl: a de'medida es destl'uit'las, al }Jaso que cconomizndolas se renuevan. El tI'abajo de la inteligencia e!'J el que cuesta mas la economa y IlO ucue gl'adual.'se sino sobre el .csceso de un vigol' que apal'cce intl'\'alns, por lo que 110 debe decil'se: "Tiene tanto, luego debe ten el' mas en lo adelante." 'Conviene un I'gimen dulce, una vida al'I'cglada, habitudes simples y modestas; la tCITI)llanz\ en todo aun CII los estudios y t'abajos son otl'aS tantas gal'antias de salull cuyo tcsol'O desconoce nicame.nte la locura. ,Con illdppclH.lrncia de esta I l f'gla geneJ'al, Id)e estll-

PAGE 319

-301-dial' calla UIl(), conoce l' y practical' JI) que nH'jol' l e conviene Sil tempel'anwllto y especialidade s quc le son inhcrcntes. I<:n tOlla posi c ion social, cualquiera I'Jlle s e a, hay ul1a dircecion mas mllos justa, UIl cmplco mas m nos llndCI'oso y saludable d c 1;;1/5 facultades y c.lelr gimclI que s e adopte. Convievc los IitcI'atos at'tistas, y shios, mas que los ,lemas boml.lI' c s, examinar la CUtls tioll uc bicncstal' fisieo COIl la atcncion Pt'ot unda, la v i vaeida,\ llenetrante y: apasionada quc manifiestall en ott'a mttltitllu de cosas. En fin cllll\'i ene e sfol'zat'se ell adqui"it, una glol'ia hom'osa y t c ncl' el yal()I' necesario pat'u pas:u'se sin ella cuando la salurlla. exige decit, "pam otros la al'ena: 'Vulctc 11111sae et 'Vlllcte cu.rae."

PAGE 321

CAPITULO Filosofia de la big'ielle' Jlgentes modificad01'es de. la econonta.-llesultados de Slt. accion.-Bases fundamentales de ln higiene. Non accepimus vilam brevem, sed facimlls. Senec, Minh'as subsiste la vida existe entre la pohlacion or' .g.ca y los cuerpos que nos l'odean, ulla accion y rcao. cioN contnua. Si la fuerza est en i'elacioll con la infIuen,.. 'cia !le los modificadores, la economa se sostiene y modiDca., y algunas veces sobl'epuj-a los lmites ol'dinal'ios la l'eaccioll, con tal que la fu' cl'za vital tenga toda la plenitud de su ener'ga 110rquc 111l1'a los sanos todo es sano. POI' .el contrario sUa rcacion cesa de estar en equilibrio con los modificadores, la armona ol'gnica se turba y trastorlla, tal es el orgen de nuestl'
PAGE 322

-,04-mitho. Por esta misma. l'aZOIl todo dcnh'o fucl'a .10 11050b'os puede sel' causa de cnftmneoades dc cUl'acioJl conforme las cil'cunstancias interiol'CS estcl'iores. lo moral inlluya enrgicamente en la modifi cacion de la economa cspcl'imenta tambien la de los cue'' pos estcl'iol'C:3 en cicI,tos casos pOI' la intel'posicion de los rganos. Este es un ))J'incipio de higielle y fisiologa incontestable. Pam cstal' bucnos es llccesal'io ser sbl'os : .la medicina como la sabidura ha confirmado hace tiempo la. exactitud de cste axioma. Comwndcse cuanto importa dal' el couveniente imlmlso Il1s agentes, estudial' su influencia llal,ticular, buscar el apal'ato de los 'ganos en que cjerce sus fuerzas especialmente, establecer una balanza exacta cl1tl'e su modo de actual' y las condiclOues del Ol'ganismo, lo que es lo mismo apl'eciar la rclacion de la causa con los efectos, regular las fucI'zas vitalcs en el intcres de la consel'vnciou individual, l. fin de Ilcgal' esa regularidad de movimimltos que constituyen y COllsel'\'all la salud, Vvasc sin dolor y con bicn esta!', h aqu el fin 'Iue debe aspir'U1'se: porr 'WW11t et necesarium, La salud ntes de todo hay otJ'a teora de la dicha? El que se entrega Illultitud de .apetitos fisicQs desconcertadamellte. r ue se escede en los tI'abajos del entendimiento, cs un insensato quien agovial'n las enfermedades. La naturaleza cs tan inexorable como el destino y no perdna, es pI'cciso pagar la deuda; el que mas paga, mas caro le cuesta Esta diJ'eccion de los medios higinicils dellendc la ,,'el'dad de diferencias individuales, temperamentos, edades, sexos, hbitos y el gl.lcl'o del tl'abajo: llero ,hay 1)1'eceptos generales que" pucden aplicarse toda economa \ 'iviente: vamos es ponerlos puesto que estos lll'eceptos tienen base real y slida, tan apoyada cn la esperiencia de los siglos que 110 tememos dades la forma de teoremas. Agr'ego r!le todos deben meditadus si apI'ecian la vida y la salud. PRIMER TEOREMA. Los agentes q1f,C 1nod'iJican el organismo son conservado-'res destmctorcs de la economa p01' su por 81t modo de obra?". Yo me obscl'YO y
PAGE 323

_ :305--vl': en {al poca d mi existencia ivo lleno de fucl'Za y vigor, en otra 1 as enfermedades qe deflRfiabR'lnc agobian. Se desmrjOl'a mi Cllel'pO y no oustantc son los mismo!'! elementos llls (lue me I'odean: de donde vienen estas diferencias? Pl'ccisamente de la fuerza vilal ol'gnica qlie se mup,st/'a 11tH' el ejercicio de las funciones y varia de poder con las edadcs. LIWgO los agentes modificadores son consel'vadol'es ucstL'uctol'es el gl'ado de actividad ol'gnica As de todos modos la' viua est sometida la muerte. los agentes, este'iol'Cs te.nillan con el tI'iunfo, porque )a fuerza ol'gnica ljog tle conserval'se fenecc completamente. Esto esplica pOI' qu la muel'te es el ltimo perlO!!" !le )\ vida nI cual caminamos ell' cada instante: ya. dijc) HiIJCI'atcs-"La natUl'aleza dcl h"lTIbl'e no puede oponel'se la accion del universo"-(De diebus judicat. n. o 1. O) SEGUNDO 'rEO REMA. j'l-linlras ?Itas estraos SO/1 los agentes de la naturaleza org,nica mas se oponen al poder v i tal. lI aqu 1101' qu las sustancias inertes 110 sirven de nlimentCl al hombl'e. El cstllIago cal'ece accilln sobre ellas, mintt'as que la rjet'ce c()n ventaja !'jool'e los sel'es OI'ganizados y Iwincipalmente sobl'c aquellos que se acercalt su natufalr.za. ObRerva COll l'aZOl! I\n mdico ingles "que en las molr.ula<; qlle se asimila IIn animal 8010 se escoge s mismo"-Todo sel' vh'o se ol'ganiza sin pOl'quc la vida consiste en la ol'ganizaciClII constante de 'Ia matel'ia, y mintl'as mas eli' vet'sa la del animal, He detie ne maynt' ticml)O en la elabol'l\cioll asill}ilaclo'a. Los vrgetales lu>.ccsitan ele lilas ti e mpo pal':t ser' dige1'!los que }:l carne de los animales. Los l'crnedio; que Su tonlan del reino minel'al tienen pOl' lo tanto mas inf.lueneia y pOI' e .sto se les da en dosis pequeas y COII l'al'eZ
PAGE 324

-306-palanca tlelllaccl' del dolor, y en efecto por iHlIll una ley zoonmica; cada necesidad est acompaada de un sentimiento. Es el dolor necesario lIuestl'a existencia, es ellll'incipio conservador 'que indica Cl1lHtl, lo que conviene l'epugna: 11Iegll que la necesidad se satisface sulta el placer. 'ral es el nico OI'glm del placer y del do-10l', y para decido de paso el molde pl'imll1'dial en que se vacian las pasiones, porque las necesidades facticias del hombre y sus 'istes copsecuencias son cosas llosteriores. Notemos que es Pl'opol'Cional el placer la necesida(l satisfecha. El alimento que 4>iene por objeto existeilcia es necesidad mayol' que otras muchas. La consel" acioll de la espe'ci tan l1ccesal'ia y supel'iol' la del illllivil!tllr hace que se vean inclinados, forzados casi tollos los seres al acto de la l'epl'oduccion de una manera it'l'csistible. '1'0-canina siem 111'e su ti n. CUARTO 'l'EOREMA. Las fue rzas orgnicas s e cons e rvan :'J s e ll1l17le1/.ta)/, cmi 7tn ejercicio constante ?J se d e t e ri r n an d a dos man e ras por el reposo prolongado p01' mU?J grande actividltd, Es muy notable esta ley vital: pues que todas las ill4 fiuenci'as estet'iol'es tienden destl'llil' la economa, sel'it un medio de pl'eca ucin racional cvital' en lo posible la accion de estos agentcs: si la natur'ale{'.a I:OS ha rodeado de enemigos, tambien nos ha dado \lila fuerza que limita y contl'apesa su enel'gia pOI' algunos aDos. Las potencias es:' tel'iol'es que pl'etendclI destl'uiJ'nos y las; tutelal'es que fluiel'ell COIlSel'Val'llOS, deben estal' en accioll pal'a constituir la vida y conSel'val' la salud. Los l'ganos lJO tiellen actividad y fuel'zaR realcs en mas tiempo que aquel en que encuent,ran resistencia y las combaten y sObl'c}llljan. Las consecuencias de e sta lcy fisiolgica son innumerables y dan la solucioll de diversas cuestiolles higillica!'!. lI aqu el porque de los que entl'('gados la moliere se enClIcntl'an mnos vigol'osos y "iyaces, y llegan lile!. llor longevidad que el agricultOl', el soldado, el mal'illo; he ah .llOr que la mellOl' causa les cnel'va, les a\ate y 1'110 los voluptuosos hijos dc la IICt'eza cnClll"ntran lo mi's-1110 que quieren evital' con Cllidallo, la debilidad y la muer'te. Toda su soHcituII se limita ir a]:e j al' los agentes contl'a los cuales nos 1m llestillatlo c0Il19i1ti' la nattrntleza SfHj-

PAGE 325

-307 -tt:aynllollos Ile su accion, ellos se despojan voluntariamente de las ar'mas que se les sullmini stran. Intuitivamente no se sabore a la viua y fisiolgicam e nte es un comhate y mintl'as es mas fuel't e la r e a c cion, la victOl'ia es mas segura. Igna'Via corpns habetat, labor jkmat, illam matu ram scncct1dem, hic longam adolescentiam, 1'cddit. (Cels. de R e mcdica c. 1. e) QUINTO TEOREMA. Toda a cdon org n ic a as como t oda e scitacion, debe ci1'Cttnsc7'i birs e e n t r e c ie rto s l 17l:ites qu e varian con la consti i'ituc i on d e l individ uo, Si se qui el'ell fOl,tilicar los {)rganos, se desea consel'val'les \111 igOl' natural es lll'eciso lo escederse: en una }lalalll'a, d e ben emplea'se, desan'olIarse pero no gastarse. Hay en efe cto lmites puestos la e$citacion tle qne no puelle escederse el homlll e. Y cmo conocerlo? Vase aqu: teniendo cuidado de que la tarea impuesta cada rgano no sea superior su fuerza d e l'eaccion y que deslmes del trabajo no qll e ue fatigado, po strado, ni agotauo su llOder. A la v erdad tod o es to es indi v idual. Hay hombre que ejerce sus rganos musculares el cerebro pOI' cual'o horas consecutivas y sin inuisponerse mintl'as otl'os no sufren ni dos. La csfcl'a de cada flll1cion la misma al'reglada cada y en cada uno al temperamento, que es lo que Ilebe estlldial'sc. Sin embal'go puede decirse en general, que conviene no llegar al lmite ntes que cscetlerJo; que las es citaciones y la violencia son daosas la economa mas que su pl'i,'acion disminucion, porque es mas fcil actival' que reponer las fuerzas. La renuncia absoluta de los goces, vivos y r e petillos es la nica garanta contl'a los de!'lrdelleS orgnicos. El orculo de Cos Ita dicho: La bOl', cibus, poi1s, somnia, 'Ven1lS, omnia medioc1'ia s1nto. Recul'deIJe que el potIe!' orgnico puelle aumenta!'se, disminuil'se y economizarse; que es posible llrolongal' ]a dUl'acion de la, activillad, pero una vez ques, e agote completamente, no hay medio de regenerarla. De esto se ha dellucido que la moderacion es la base de la moral, el principio de la salull, la fuente de la Ilicha, flue debe limitarse el q1wre1' })al'a no equi vocarse en el pode?', y que en ltimo anlisis la sabi-dura es uu corolario de la fisiologa. 59

PAGE 326

-308-Si es neccsul'ia u na escitacion violenta en ciel'tos l' g anos, por una de las misel'ias del estado social, es lll'eci so buscar los Iledios dedis milluil' el mal, ol'a pOI' otl'as I'e:' sm'vas en el l'gimen Ol'a pOl' intrvalos de reposo mas mnos lll'olongados. SESTO TEOREMA. Cada 6rgano tiene una Slt.'lut d eterminad a de fuerzas re[ati va s j p cro no emplea lutbi ualmen { c sino 'Una parte de e llas, Un homol'e e nc e l'rado en Sil gabinete lec, l,iensa, meuita y componc; despues de algnn ti c mpo deja el tl'abajo, JlCl'O sa' no y dispuesto todava, conoce que sus facultades 110 se han agotado y que podl 'ia. e n I igol continual' ocu }lando su espl'itu. Hay as mislllo placel'es d e la mesa, del amOl', del eje l'cicio de! CIlCl'pO cuando se quiel'e gustal' de ellos COIl la meSlll'a d e l sbio, economizando e l movi' miento vital y no llllscan!lo como los ins e nsatos el hacer' ele los pIac e l'es una necesidad oeu pacioll de S'empl'e. Esta ley de la economa tiene atlaloga COII la distinr.ion clla pOI' Bal, thez entl'e las fuel'zas que se consi(ICI'an influ yentes y las oteas l'adical es Nunca d e be per'del'se de vis ta este pr'indlio de alta fisiologa aplicable la higiene, qun la fllel'Za activa I'cpar'tida cadl l 'gano y que se consume habitualmente "V'es in act1b no es mas que una fuel'za considerable pero cuya exi s t e ncia no se manifiesta sino en ciertag Cil'Cllllstancias, "Vires in posse, Cuales SOIl estas cl'cunstancias? Un au m e nto estr'aol'di nal'io de escitacion, de estmulos repeti(los y contnuos CIl1110 en los tI'abajos esccsivos, los goces ,le s m e tlitlos y sin intel'mision, Hay un mximum y un mnimum en la accion d e los escitantes y la I'caccion ol'g ftnica onl'e cuyos estl'emos hay infinitos matices y movimientos osciiatol'ios. POI' e nci n:t del pl'irncl'o como bajo del segundo se rompe el Y desapal'ece la saIHd. , SEPTIMO 'l'EOR KM;'\.. Mintras m{ts ene1:g a se encu e ntra en los 6rganos, mas n e cesidad tie n e n d e ser csci tado s : por el contraTio, 7Ilintras mas dbil e s se hac e sehti1' mnus esta necesidad E s te teorema no n eces ita de csplicacion, c llaJ'llliem

PAGE 327

, -309-, q ne sea la impol'tlulcia l1e las consecuencias qlle r ,esnlten. :El hombre robusto, el dbil, el nio, el anciano, el j\'en; ueben ejel'cel' sus l'ganos en difel'entes 11l'oPoI'ciones y siempre rclativas al pouel' de reacciono Lo mismo sucede cada l'gano en Sil pal'ticular', mintras mas debilidad mnos debc ser la escitacion. OCTAVO TEOREMA. Toda ?noil{jicrtcion O1'g,,nica producida sbitamente ataca la cconmn a, 1Jl.ucho mas pTOfwzdament que si Itubie-1'a sido gradual aun sztponi ndola mas fuert e Este principio de higiene es l1e una impor'tancia mayOl'. En efccto es enemigo de nuestl'a natlll'aleza y aun mucho mas cuanllo este esceso resulta vel'ificatlo sbitamente. Y pOI' q li ?-Ijol'q ue un? escitacioll fuet'te y sllbita rompe las I'elaciones de nuestras fuel'zas con sus escitantes IHltul"ales, ohliga estas fuel'zas eleval'se sobl'e su natlu'al ttpo. La sensibilidad y acti vidal1 se encuentra n desp'op0l'cionadas con el agente mO, dificadol'. Ejemplos: hay venenos y miasmas que matan sbitame,nte y sin fie bre: es evidente que ertnces las fuel'zas orgnicas no tienen ni tiempo ni podel' pal'a la reposicion. El estmago ue un convaleciente recupel'a pOI' gr'ados su fuel'za. Los que pasan sin pl'ocauciones de nuestl'as comal'cas las otl'as eCliflJtor'ialos no se aclimatan veces lH'ecio de lentas enfel'medades; pel'o se acostu mbl'an pau lati namcnte: lo que llamamos ac)'iolla1'se, Complase un individuo ao()s tumlH'ado una vida muello y afeminada desafial' los rudos tl'abajos que lll'oduce la inclemencia de las estaciones: oblguese al hombre COI.lstante,mente ocupado de los tta bajos matel'iales encel'l'al'se cn un gtbinete taJllel' de pilltllla no se le veria sucumbil'lnguidamente? Pasemos sentar como l)l'incipio invariable de higiene: q ue para aprecial' bien el efecto de un agente m(Hlificador, ue un estimulante cualquiel'a, es preCiso tenel' tan pl'esente la rapidez con que ataca como la energa ele su ac,.. cion. Quiet'en tenel'se los mejol'es efectos del I : gimen? Establzcase ue la manera mas allloga y que estos efectos sean progresivos pero sin interrupcion. As la higiene pr'oduce a(lmirahles resultallos, verdaderas transformaciones; pero la impaciencia, nI.! quiere SiCllllH'C eSptTar los

PAGE 328

-310-rchusa POf' lar'go tiempo pl'l'cibirlos. Sin embal'go quin l)uede negar la lU'ogl'esion de la manecilla de un l'eloj pot'(l ue no se ad vierte e l movimiento cuando se le mira? NOVEN O TEOREMA. Para qn e los age n tes m o d ifica dor e s produzcan algun efe cto sobr e t o s tej idos viv o s dcltos agentes d e b e n ltaLlars e e n contacto con los rganos dllmnte zn e s paCi o de tiempo d e l e1'minado por su naturalez a. Las sensaciones fugitivas no d ejan seales en la eco noma en bien ni en mal. U n lll'oyectil al'rojado con mu cha fue l'za no deja en la retina ninguna impl'esion: si se atr'aviesa un pais pantanoso cuy a atmsfera est cal 'gada de daiiosos efluvios no se espel'imenta ninguna fatiga. Cuando una impl'esion es momentnea no es sbitamente destl'uctol 'il, IH'onto pasa, sea porque la reemplace otea, sea porllue la energa de la reaccion haga desaparecer las huellas. La prolongacion de cierto gl'ado de escitacion cerebral es indispensable para medital', comlloner Y la svia potica no corre en arroyos sino bajo esta condiciono Agr'eguemos que en virtud de esta ley, los resultados de los llIedios de higiene bien combinados pero adoptados desdc muy poco ti e mpo, los inconvcnientes de errores pasage ros del rgimcn, 110 arrastran con elllls ni una ventaja real y positiva ni un peljuicio de considcracion. Por esto se ha dicho que las locuras mas cortas son las mejores, Repito que la accion prolongada de tal cual agente es la que da valor importanc'ia tal cual rgimen gl'avedad los errores cometidos en este concepto. Con el supuesto bien entendido de que esta gravcdad es relativa la constitucion del individuo la accion contnua interrumpida de la causa modificant e : y esta ltima circunstancia es de las mas important e s, En l'esm e n todo hombre que reflexione sob'e la higiene que le conviene adoptat" debe t e ner presente en cada escitante contl a el cual tiene que comuatil': l. o Su intensidad; 2, o La duracion de Sil influencia ; S. o la continnidacl la intermitencia de esta acciono

PAGE 329

-311-DE CIMO rrEOREMA. Cuando un escitante Ita Iteclto una imp'esion que Itaya producirlo una l'eaccion oTgnica, esta i17lp'esion co' ntina algun tiempo, aunque la c(l'ltSC Itaya c esado de ilifllti1'. Este teorema confirma el pl'ecellente en efecto, no se ha esperimentado que cuando se recibe una impl'esion profunda se conserva a]gun tiempo despues de que cese la causa?-Los sabores, los 0101'es, que se llaman fuertes y ])enctl'antes, son pruebas muy claras y vulgares. Es eVi dente que la impI'esion hecha sobl'e ulo ele los puntos de la retina se cOlltienen hasta que esta esci tacion se 1'enUe\'e, Lo que pasa en los I'ganos de los sen tidos tiene igualmente lugar vara todos los otros, Ciel'tas elsis de medicamentos da(los peridicamente intrvalos lejanos pl'oducen efectos pel'mancnt e s y gr'andes modi ficaciones en la economa. Es fcil ahora hacer la aplica cion de este pl'incipio la higiene. UNDECIMO TEOREMA, / Cuando un estilmtlanl e (tctivo se aplica por ciel'to tle1'npo sobre zm vivo, e l sist e ma sanguneo de este tefido su elzcl'ga vital y l 'ecibe mas sangre que en el estado ordinaTio, Si se escita una parte del cuerpo OI'a pOI' fricciones, Ol'a llor la aplicacion de un cuel'l1O al'diente de otl'a m 'anel'a cualesquim'a, esta parte no tarda eH tomar tinte ,'ojo mas mnos OSCUl'O. Este efecto se nota en todos los r'ganos de la economa, Cuanllo se entt'ega el hombre una meditacion pl'olongada, la cabeza se calienta, el COlOl se como hemos obsel'vallo. Ellcontt-amos aqu el orgen de todas las congestiones sanguneas, ora naturales, ora anormales principalmente dcl cerebro. La acumu]aci'oll de la sangl'e un punto rgano es gradual y por' lo tanto permanente: con la reunion de ehos elementos llll'itivos este rgano se fortifica, aumenta su vo]men y la encrga de su accion, Pero si esta accion y nutdcion aumentada pasa de lasjustas lll'ppordones, si el rgano al mismo tiemllO se conserva en una

PAGE 330

-31"2-actividad e s tl' emada, en ulla esp ec i c de el'cc:cioll patolg ica, se sigue de este movimi e nto fluxionarl'o y congestivo intlamauion es agudas d es agt'egacion molecllhu', desol'ga l1izaciort de teji do s, inflamaciones cl'nicas, que uestl'uyen lenta p el'o infaliblemente Los l'eblandecimielltos (jel cerebro, los uolol'es de cabez, a .violentos, e l insomnio, la aplopega, la enagenacion mental &c., estos crueles enemigos de los p e nsador' cs p.l'ofllndos 110 tienen otl'O orgen: no ue otl'a mancI'a son causa d e las inflamaciones de pecho, de la gal'ganta, l os csputo s de sangl'c c ntl'c ol'adol'cs, y cantol'es, las flcgmasias d e estmago cn los gastl'nomos &c, La balanza de la cil'culacion debe conSCl'val'se de mouo que cada rgano no r eci h a, si es po s ible, mas cal1ti4ad de sangl'c que la necesaria su 1111tl'icion y funciones. DUODECIMO TEOREMA. Todo rgltno que ha estado ellje l'mo, i1ifl.mnado in"itaIZo consel'"'VU p01' tir.mpo mas mnos corto, desp1les de la cu1'Clcion, un estado pm'ticulaT de sensibilidad, '! de debilidad irritati"'Va. Este estado 10 constituye la cOl1va!esccncia. Cuando, 1)0 se guard, a la \H'II]encia de PI'OPOI'cioIHU' los eseitantes la debilidad OI'gn i ca, sob'evic n e \lila l'ecai ,da y pOI' secuencia ulla altcl'acion ol'gnica mas pl'ofunda. Un ojo curado recientemente de una in Aama cioll no pu e de SOPOl'tal' pOI' algun tiempo la intensidad de la luz la cual se esponja ntes. Se ilTita, llol'a y se clll'ojece al contacto de un rayo de ella, aUl1que sea este dbil. Lfl rnism o sucede con todos los l'ganlls has,ta que d eq llilibrio este restablecido entre ht sensibilidad y lo s escitantes naturales: la inflamacion llama inflarnacion, el dolor responde al dolor. DECJMO TERCIO TEOREMA. Toda impresion numa c ua lqui era que sea y sobre cual quier rgano que se es vivamente s.entida m nos que la act' ivirlad n() sea esil'ema, se d e bilita en seguida y d.eja q,e s e ,' s e nsibl e al rgano. H aqu e l mi s mo teorema (le un mml\)

PAGE 331

nlas 'coUci'S' R : : "'La ap[icaC'ion rcitema 'de lt'n estntt'lo tie 'nle' dismi1m' la intensidad de los efectos p1'oduce. Esta ley importante fisiolgica es el hbito, cnmJlrellindole en su mas lata inteligencia. Las aplicaciones' s\)n tan numel'osas en fisiologa, patologa, higiene y moral que sct'ia imposible numerarlas. Contentmonos con CSpOIl'Ct' algunas. Notemos que en medicina estarnos 'obligados aumentar las dosis de los medicamentos activos y aun susllenderlos porque 1 ,legara sel\ nula su acciono Ls impt'esiones agl'adables vivamente conducen' la indifel'cncia: el placel' mismo no es siel11lwe place 1'. Se pr'illcipia el uso de los liccll'cs, tauaco y opio por dsis pequeas y mas adelante se acaba pOI' callti'a'
PAGE 332

-514-hizo el hombre, porque n ingllna imprcsion fsica mOl'al deja de disminuirsc con el tiempo. El papa dro VII CI'yy asegurar su vil,tud cuando hizo ponet' en Sl:l aposento un ataud, llero al cabo de pocos aos no distinguia este de los demas muebles. A mcnudo acontece que un estimulante de que 110 se percibe la accon llega hacerse necesario y no puede suportarse la privacion de l. (!oncbese pues lo mllOl'tante de que se dirijan los hbitQs al aumento de la-salud, con tanta mas razon cuanto que tel'minan por confiscar al hembre su voluntad. Plegar, enlazar la vida ron las costumhres cuotidianas es uno (le 105 principales puntos que debe diI'igirse un esphitu pI'evi"01'. Un hombl'e en ltimo anlisis no es mas que el resul tado de sus habitudes: "Colocado en el colchon de mis h bitos me parece que no debo tener' necesidad de darme la pena de vivl'."-La virtud misma no tiene otea garanta (Iue la firmeza de los IlT'incipios y la flrmeza de las cos t).lmbres. Se ha ido mas ljos. firma un filsofo que la naturaleza no es mas que una dilatada costumbl'e, y este to que es en realidad una exageracion, puesto que fklnda en la ol'ganizacion de que no puecJcn escederse, es a,tendiblc, porque puede modificar profundamente esta 01'ganizacion, lJel'O no cambiada ab i ntimis, sobre tode cuando el sello originario es g\'abado profundamente.-N ada es de cualquier modo mas nocivo pel:iullicial que la costum b re. Es 'lna impulsion fatal un slidG apoyo; blsamo veneno. No es cierto que de un hhito vicioso es muy 4ificil desprenderse? Como el vestido del centauro N esso 110 se arranca sin dolor y sin violencia. DECIMO CUARTO TEOREMA. Cuando se ha estingllido la sensibilidad de un 6rgarw, ,'eanima 6 por el amnento del estmulo llabitllal6 por nuevps escitantes. El instinto y la incHnacion dellllacer 110 han tarda(1.0 en de esta ley fisiolgica mCllIlIlo para abusar. :aebidos el agua, el vino, el caf, el aguardiente, d u "cel1 sobre el estmago efectos mas cOlltnuos que si fuese un solo escitante porque cada uno, influye segun su naturaleza. El mejor medio de estimular y prolongar el

PAGE 333

-':"515-tito es ciertamcnte vari, mezclar ,alimentos ciuos, carallos profusamente sazonados. I:I aqu en lo que consiste el :lI'te del buen cocine'o. En vil,tuIl de espfica ei abatimiento qlle se drja s ,entir cn caqa oCll, pacioll. Mucho!? ,1itel'atos 110 tranquilizan su sin o apIlcndolc nucvos objetos l'evi viendo pOI' de cido' as el pcnsam iento. Sanctorills cc con razon: st1tdimn q,bsqne qllVL' u:ffectu, 'Vix horam pe1'SC'VC1'lLt., .... cum ajf'ect1, :vi x qnat1w1' hora,s; ?n1, tatione ...... Die no u potest. As este deseo continuo {le cambiar v val'i; este al'':' dOlo de sensaciones lluevas, esta sCll de novedad misma 110 sc funda en-"el lllundo"-qllc tJ'abaja en gastar al hombre IlOl' Hila cscesiva civilizacion, silla que tiene su llase en ulla ley fisiolgica. Si quierc SIII'cscital'se un rganq de un apal'ato de I'ganos e l homb'c pOI' poderoso que s e a ne tiene sino dos medios pa'a conseguido, aumentar'la'dsis del escitante reCllI''il' nuevos estimuJantes. Notemos que cn el ltimo caso hay como en el pl'imero lmitcs quc nn se salva1l impne!nente: mas all de cierta medida las fuerzas se agotan, ia 1101' la val'iedad, ya pOI' la continuacion de las cscital : iollcs, y esto ellgaa la mayol' partc de los hombres. POI'que el al'te del cocinero mantenga las visc eras en un estado lJermanente de irl'itacion que estimule el apetito, se cI'eel' que las fuerzas de esta viscel'a aumentan en IWOpol'cion? Sin duda que no es as. Lo que decimos se aplica igualmente la arcion cCl'ebl'al. "Desconliese de la t1'aidon de los placeres".Es 'advertencia de Montaignc. y cmo concilial' este deseo de escitaciones lluevas con la ley de las habitudes? La novedad il'l'ita nues' os deseos y nos vemos encadenados pOI' la costumbre, pOI' lo que acontece que nos encontl'amos dbilmente satisfechos eOIl la posesioil y violentados pOI' la privacion. Esta contl'adiccion no cs mas que apal'ente. El (JI'incipio no varia, es el de espel'imentar el mayol' nmero de sensaciones posible, porque la scnsi sibilidall es la trama. tejido vital. Un hombre se acostumbra un estimulante cualquiel'a y no puede hallarse sin l: la sensibilidad reclama impel'iosamente su escitante habitual Le lJl'ivan de l? El l'gano y por consecucllcia Ja economa se resienten y cesa la necesidad tan pronto colll O vuelve aparecer el estmulo de nuevo: h a'lu la ha 40

PAGE 334

-316-bitutl. No es posible al mnos es dificil Hue'tarsc de ella. El mismo individuo busca sin embal'go los medios capaces de modifical'las impl'esiones habituales, ,'arial'las y aumental' Sil vivacidall, y casi siempl'e desgraciadamente alimentando las dsis, del estmulo cualqlliel'a que sea. El hmbl'e contenido por la cadena de hi costumbre y empujado 1)01' la il'I'itaC'on progl'esiva do sus deseos, pl'oclll'a sin cesar multiplica' sn s sensaeones y sus nece sidades: en una palabl'a desea vivir ](1 llIas que pueda aun espcnsas de su vilra: Ser, como dijo Pascal, un monstI'uo de c ontl'adiccion?

PAGE 335

CAPITULO 7? D e la acciolt (le los agentes 111'incipales 1nodifi:cadores de la economia.-Consid:eraciones sobre la 1'elacion de' estas con leL constitnGon.-De las personas qne se dedican ( los trcL.bajos del e ntendimiento .ci rticulo . o ATl\iOSFERA, CLIMA, ELBCTRICIDAD. Omite mirar beatae Fumum et opes, strepitull! que Horat. lib. 3, od. 29 Era opinion admitida en Grecia que el ait'e del c a hacit.t filsufos. La pr.odigiosa influencia de la fera sobre nuesb'os enel pos II!> se habia escapado los an tiguos y el tI'atado de Hipcrates, de las ag ,ltas, de los aires y de los luga-res, es testimonio de esta vel'dad. En es, te flnido que nos rodea pOI' p i u tes; que influye mec-.. ll; icamente sobre nosotros por la pl'esion fisicamellte, por la temlleJ'atUJ'a quimricamente, por lcJ.s gases que le cone-

PAGE 336

-318-tituyen hace pal'tc nucstl'a sustancia pOI' la rcvivificaciun dI: la sangl'c objeto de la l'cspiracion .Es evidentc desde luego que mintras mas plll'O sea mas intluit' en hL cconomll y sol.u-c la inteligencia, El mismu Hipcl'atcs ha dicho: aeJ' sapientiam ce'ebl'o et memlrris exhibet. (Oem(H'b. sac'o cap, 4,) No debemo;; admil'Ul'llOS de que nuestl'os cOllocimir.ntos no escedan los dc los discpulos de Platon, Al'istteles, los poetas y ll'tistas gr'iegofl. La fOl'ma del Gobierno. lae; Gostumb, l'es, la civ 'ilizacion del at'ol'tuna do pas que habitan dependian del clima. Si los hombl'es del nOl'te han conquistado al me(lio dia, las opiniolles del medio dia han cUllquistado al nOI'te. -Convenzmonos de que el esta planta celeste no pl'otlllce sus mc;jol'es f[,\Itos sino bajo l a influencia de un sol al'diente" atmsfe-l'a pUl'a y brillan' te. En los climas clidos y templados es donde la naturaleza' y la vida sus tesol'OS: all se t en las oh'as pal'tes se imita, (' escepcion de matel'jas fisicas) l'esuItado de una sl'ie de otisCl'vationes. Una tiel'ra fl'til, un cielo dulce, liber'tan al hombl'e en las comal'cas meridiollal!fs los cuidados del presente, de las inquietudes (lel (lor'venir, y le proporcionan aquella. feliz tt'anqllilidad tan favOl'able la imaginacion; pel'o en los climas nebulosos coelmn nebnlis segun espl'esion de Tcito, es pl'eciso luchal' s"in tl'eguas cHntea las intelupel'ies d la atmsfel'a: pierde en ellos la inteligencia la mita(l (re su podtwo. Esta hicha se l'ealiza casi siempl'e con de los hombl'es eminentemente impresionables veces reducidos UI1 estado de enervaeion muscnlal'. La ohservacion mdica sllmini"'a pl'uebas diarias de esto en las gl'andes ciudades: el fl'io, la humedad, las nebli'1as, IOl hut;.acal1es, los cmbios rpidos tic tempel'atura, las I!uv ras copiosas, los inviel'nos dilatados, los estios i nciel'tl)s, tempestuosos, las exhalaciones malsanas, cn ntos enemigos pal'a el dbil mOl'tal! Por esta razon se 'en menudo estos endebles seres suft'h' conmociones violenta:s, 'mas' mnos cuya causa se re-. rrriita casi siem p i'e i atmsfera, En los gi'alHles calo' res se exalta'Jla 'contqlctilida(l disminuye: li "aqur poca los rganos digesti vos cal'cell de ener'ga:1y, tlc Viglll" 'se Iiay\\ Pl'ed ispo siciol1 los' fil1jos ' de viehtl 1 e. co!eri nas, &c Iritl'tiye tambieil' el est'alle. ut"nosfl' ico n Ia inteligencia: hay dias' en e'ntcn ilimiento 'no est cn' el\ja: saJliens

PAGE 337

-319-clO1ninabitn' aSt1"is. Los pcnsamientos algunas veces fci lcs, abundan tes, se uetienen de sbito, .Y las fuelites de la imaginacion se abren y cierran con los gl'ados del termm 'ett'O y bat,metro. La llegada del ('quinocio y del solsticio influye en mas de lo que se cree sobre las obras maestras de las artes, sob'c las afecciones y los acontecimien tos de la vida, las catstr'ofes polticas. JI) Pregntese . los poetas, los artistas, los pensadot'es si entl'e ellos nI) se enlazan sus sensaciones con el estado de la atmsfel'a: es posihle que la electriciuad este agente podtlroso de la naturaleza ejet'za aqu una influencia podel'osa. La llola I'ida(l elctrica de la atmsfel'a cor'esponde sin duda la electro-'Vital de cada I'gano, y mi Ciel'tas ci'cullstandas la ciencia no pue{le detel'minal' dicha 'elacion Jlot'que la arm.adw'a vital nos es desconodua: iglHH'amos cuales son los rganos idiolctricos y los analclricos segun los gt'ados mximos y mnimos de eledl'izadon de cada t'gano. Establezcamos el principio de que un clima templado!O una estacion dulce n que reina el sibulns anrne tenues de la Esct'itul'a: un air'e JlUI'O $iempre I'enovado, constituyen no solameite el pl'imero de los goces fisicos, sino una de las condiciones indispen;;aples d la salud. Si las cil'cunstandas lo permiten el mdico dehe apt'eSlll'arse en aconsejar las pel'sonas de mucha sensibilidad, dbiles y gastadas pOt' los goces, la residencia en el campo, si les es posible: all hallal'n bienes apreciables, la paz y la salud. TemI)lar el cuet'po de nuevo y sel'enar el alma, es el doble objeto (JlIe se nbtiene casi siempl'e. plll'eza del aire, el aspecto de la verdllt'a y el encanto mistcI'ioso del campo, no son insensibles pUl'U llingllfl hombl'e pUt' mas que tenga necesidad (le! ruido de las ciudades y le predisponen al (1) La historia que el Canciller de advirti al presidentA de 'l'ilOse que si el duq 'le ,.Je Gaisa irritaba el u de Enrique llI, durante 1" hala la en que se ponia f rioso lIegaria aeeajcom e sucedi en 23 de DiCiembre de 1588, Influian en Milton lls estaciones como es sabido en sus tra bajos. "Me parece que estoy loco h y mucho vip.nte," (Diderot.) "Soy religioso en los das en qut-\ h H y sol'" -(Byron.) En una pora avanzada de la vida del autor del Gil Blas, le era muy sensible la ancion df\ la luz y del calnr solar: se por grados asi que se aurp,aba al meridiano; parecia que conservaba la alegra y dot A S de SIlS primeros ai s, IleTO al declinar el dia disminuia su ac tividad v caia en una especie de letarga. hasta la siguiente maana.(Bing, Univers, arto Lesagc.)

PAGE 338

-320-bien e"tat'. El reposo ele la natUl'aleza. tiene 110 s que encanto que se comunica al espl'tu y pr el cual se calma esa il'I'itacioA habitual, esa impaciencia enfel'lIliza, tan pl'opias de aquellos que ejercen mur.ho su inteligencia. Macicl'ta oisminucion de los males del COl'azoo, est mnos escitada la sensibilidad, si rugen las pasiones piel'den .parte de Sil al'dol', parece que se habla de l os cne migos con m nos de las cosas pblicas con nilS fl'jaldall, de la fOl'ma con mas indif'el'euca. No se yen sino de ljns esas fOl'mas embustenls, esas anomalas 8ocialcs, vC\'dadero trmento diario de algunos espritus. La economa pal'ticipa prollto de este bienestal', la salud se m e jol'a y hay maynl' satiRfaccon mOl'al. Ganan fueJ'za Js J'ganos, movimi e nto y plenitud la accion; los nel'vios SI,l estienden por decirlo aS, el cel'ebJ'o se abre, la sangre se la tl'anspi J'acion corJ'e llal'f'j'as cQn 'la acti v i dall: el cuel'po gil, vigoroso se siente impregnallo ue luz y. calot" penetl'ado de la fuel'za elcb'ica, cuyas activas irradiac';nes encadenan, art'astl'an y dividen los elementos. La salud ha: pasado dc la atmsfet'a, la sangl'c. El ti em}>o parec mnos rpido, la vid!\ mas pCl'manentc, sc v \'e mcjor y mas, se vi ve pOI' dccido aS, la vicia pl'opia,lJOr qu el Iwincipio de ella se y l'eIH'olluce : clulcemell te. He visto p jemplos de e,tos, aumil'ables: no duuo uecit, del campo lo Syndenham pensaba uc Il!-equitacioll, que si un mdico pudier'a hacer ue este remedio el sec1fito de sus curaciones serian inmensas su celebl'idau y f'ortna. Un Dr. buil quien se le pregunt cual seria el medio mejor ue consel'\'arse: "EI conservarse al ail'C Jibl e el mayol' tiempo que se pueela sin fatiga." Sin embargo pUI'a,sacar del campo todo el bieJi ;'j lOsible se exig e n lH'ecaucions indispensablcs. La JlJ'imepl. cs elejir el lugar de la habitacon, es !lech', donde el ah'e sea pUl'O, porque su altcracion le hace mnos propio vara la sangllificacion, y este pabulum 'Vitae, como dicc Hipcrates, es entnces un alimento de mala cualidad de que no obstante: se alimenta cada instante, cada segundO. Es preciso tamujen que la habitacion est espu esta la influencia solaJ', IJorque nada hay mejoJ' para la salud que esta influencia, pOJ'que segun el, IH'ovcr-bio italiano, en donde el sol no entra el mllico entl'a,"Es necesaJ'io admitir que los rayos solares modifiquen las cualiuades del aire y hagnn al oxigeno ma'5 asimilable al bien ....

PAGE 339

}IOI'que la luz OOI'C entnces POdcl'osamente impl'cgno la economa de 10" pt'inripim, v ivificantes. lnpol'ta este lloco, pucsto que lo esencial' es quc el il'e sca plU'O: ell'esio sea el lujo es inilifcl'ellte, Sea UI1 jal'dincillo una choza [n'efea'iules como Cl'eia HOI'acin, al castillo qu 'inta si estn situados en tel'l'enns hme(los y poco saluda blcs. La humedad sourc tod() bicn clida ft'ia confOl'm e al clima es la peor cosa que, existc, la mas inc,ompatible COII la salud, sobr'c todo si la <:;ollstitncion es dclicada, La desgl'acia est en que ya no vcmos _aquellos elevados apoen que Ioluestl'os respil'auan con todos los pulmones. El ail'e y la lnz no se distribuycn sino pOI' mctl'OS y centmetl'os, pOt'que en las,casas todo se sacrifica la especulacior, la comntlidad intCl'ior y mezfIuina q no arrcgla la vida llOr piezas y pal'ccc que vamos de viage. La segunda precaucion consiste en ejercitar model'a damente el cuerpo y aballdunal' todo tl'auajo mental. lA qu 11' los campos si llevan l los liUI'()S Y los cuidados, si la ambicion, el trfago de la vida le siguen sin cesar, si no se quiere vivir para vivil' y para saborear los placcl'cs del reposo? La tet'cet'U pr'e ,aucion consiste cn vivit en el campo el mayor tiempo posiblc, La completa aeracion de la san gt'e, la necesidad de ponel' en l elaciol1 la temperatul'a orgnica, no tienen mas que un resultado saludaule la ga. Segun 'I'hnmpsol1 lIccesita al diacada individuo 18864 decime'os de aire atmosfl'ico y esta dsis de 'be sel' l'spit'ada poi' mucho tiempo pal'a que tenga influencia en la economa, La necesidad lo exige? pucs tt'abjese poco en ejel'Cicios mentales intcl-rumpindo!os con los dcl campo. La vida rural y litcl'al'ia intl'valos c s para el hombre el mejol' sist.ema H aqu el mcdio nico de ser racionalJllente feliz puesto que e s todo lo que la naturaleza nos puede c()I1Cedel' aq u aua.io. Cuandt> se deja sentir el invierno es necesario volv6l' la ciudad m nos q tle no se vi va de asiento en cl cam po: en l'lst e ltimo caso d c b e evital' s e el fl' o cuidadosamente. '.rodas las cualidade s estl' c m a s son daosas las personas delicadas y n el'vi osas mas el frio que las otras: consecuencia de un fl'io l'igUl'OSO p e /'di Bect hoven el oido El fl'o es enemigo ,de los nervios, vel'dad tan antigua' conio la medicina. Una tempcl'atm'a bllja, hace no so -

PAGE 340

-522-bmente una impresiol1 dolorosa sobre la 11iel sino que paraliza y embota las estremidade s ella contiene el movimiento escll'ico cutneo y pOI' esta l'azon resul-, tan los stasis sangullcos, los males de cabeza, las opresiones, los esputos 1le sangre, las inflamaciones mas m_ nos intensas &c. El mundo y la intel'vencion de sus modificaciones comprende tamllien los movimi e ntos de la atmsfcl'a. Los vientos, su dil'cccion, Sil violen cia, los corpsculos que elllJs transportan en temjJrratul'a dcllen tomal'se en cOllsidel'a cion. Se saben los efcctos del lJlumbws mIst e?' sobl'c la, economa. Los virntos colados tan daosos 'como pl'lidos en algunas cil'cullstallcias deben evitarse con eniaado. Y sel' preciso vi vil' en contnuas precauciones? Lebeque: de, Presle, este mdico amigo Rousseau, cuenta hasta tt'cscientos veinte y siete accidente s que' pueden rcalizal'se en un solo dia: cmo evital'los? Mas vale entregal'se al destino. Sin duda, si la eonstitllcion es robust!l, inatacable (y aun no s si podl' hacel'se) per( si es dbil, se sufl'i.f' 1&11-1 guidecer y sucumbir'. A los dllil .es.Be d edica esta obr a, cuyo objet o no tan to es evitat'l'adecimicntos cuanto fo,tinca' la constit"u cioll. -.' UIlO de los ll\ejores meuios
PAGE 341

....... t)2S-iguldau' inaltCl'able, las nqches I U n dulce sneijo, y uespues de des ,pel't, al'me pOI' las maan,a:; pam tomal'Ul1a cumplida jan' a tleJeche de. mi n('gl'a, espumante, J ojos, y dOI,tll au n otr'ff h(I I'a, Si la ti iseol'd ia tOI'naba ,al mUlilla, no me inquietaua." Hay quienes no seduce esta d iella, pI'rfic.I'en las iIlQ oll1ouida d ,()s que los I'ouean las gl'aIH!cs c :;cenas ,t!e la lIatI\I' a !.ezf!' V.i vitl .en una t e mpla()a, J'CSpil'a.L' el pel{ume .de flol i es, disf.,(tar el ail'e 11111'0 de las, dejal'se COI1-: dejos dulces senti-nlientosque nos con el ruido de .las aguas, C9,1) la liea y coq ,)O. S IVCI'SOS, y en una palau,I'a .. ,esperim_ cnta,l' .ese de la ,dda campestl'e considcrado pOI' es tos CO)110 el p.'ime'\> de Iqs lllac:el'cs Aman el t"lag9
PAGE 342

uebe alejal' lle la soleuall de los campos: es 'as magina"'dones al'llicntes, sensihilidaues no\"clescas, cuyas inago* t thles seu inquicta de cmociones y ue clltusi"as-.Jamas se satisfacen. Estos inui viuuos Se fOl',man UIl inunuo de ellos mislllos, y Sil espl'itu se liel'de en la in lI)ensiuad del U ni verso q uc'indolc COIl1 pr'clH!cl' y mcd' il', Hay aqu una fel'mcntacioll cel'eb'o-inteleo t.ual tIe qlle ue be descunfial'.e lI1ucho. Es ul'gente 1l1'ohihides lus lugarcs solitarios que buscau tan vidamente, 'mucho lilas si el clima es iTcgulaIL ei ter'l'cno qu ehrauo, y los tios 1l10n. tuosos, Dchcn temcl' cl fundo de los hosques y sn 'VlLsto silencio., IIIll'flIC el hCI'\'iiIol' pcnsancnto que agita' su CCI'Cbl'o.'biell ljos de calmal'sc lulquiel'c all al contl'al'i9 la a ctividad mas enrgica, de cstos malcs, illtet' I'lIll1pil' la sl'ie dc slls ideas que los encadcna y absol'Ve, disminuida plellitllll del cCI'chl'O, y la i lteligcncia cs lo' Illle uebe II1'OCIII':11'8e, En cuanto los mcdios 1IIl tI'a ,baj,," sostenido, oCllpaciones gl 'a"cs, complicacion dc cosas positi v 'as, lIl'gocio : acti vos, diarius, son cl mejol' m' todo, El l11ul1llo y sus I()CIII'aS, sus uis'acciones simuH' Ilcamcntc atul'ditlol'as inspidas, tcndl'an mas eficacia' ; : JlCl'O Crill Iracel'les compl'clldcl' los homlu'e s que ouiau' al mUIHlo csta verdad? Es dificultau esta wcllciblc pat'a el mdico filsofo,

PAGE 343

') '1'), I "u ) Artculo 11. -, DEL REGIl\iEN ALIlVIENTARIO. Ex aliment robur. ex alirnentJ morbus. HipC1'a les. G -Una vertlad conocida hace mucllO tiempo es el mal cstado del estmago de las pel 'sonas nerviosa!'i, il"l'itablcs, que ('jelcitan sobradamente la inteligencia. He dicho e )! iptuel de la ley sentada antel'iol'mente que la Call!'i:l ele es.t!\ clisposicion se ellcuentl'a POI" ilna palte e n 'la falta de tJ'actilidad orgnica, de los tejidos princi palmente ; en el )Ial digestivo; y 1101' la oka ('11 el C!'iceso de sensibilidad de Jas visceras, esceso mantielle la contnlla de Jas f(JCl'zas cerebrales. El poder digestivo est casi' 1)l'e en 'razon invel'sa del illtelcctllal. ,;: ""Sin .embargo eLest.mago es el protector de la y e!'ita dictaelUl'a gstl'ica se ejel'ce en todo el Clll:SO de existencia: un alltiguo llam esta vi scerallnpadl"e ele lamilia. El movimiento digesti\'o que causa el vital 1'enlle.va dial'iamente la vida. Ojal (Ille aquellos

PAGE 344

-326-quienes la ocupacion intele ctual es una costumlH'c invenciblc, no olviden nUllca csta impol'tante retlex'ioll!-Algunos pcnsadol'cs ticncn cn este pal'ticulal' una j1I'ev ision til Algunos hombl'cs pensadores obsel'van tiles lH'ecau. dones, p el'o el mayol' nmcI'o dcsp )'ccia las I 'eglas mas sencillas ele higi e ne, y casi todos se qu('jan dc sus estmagos, de las angllstias d e \Ina digestion p c nosa incompleta. Clln [locos saben e l inestimablc vall)l' de un estll1ago sano llInos Illle la sall)(l no est perdida pOI' completo, pOl'que cntnces SOIl illtilcs los votos! Si S011 jvencs cl d esc uido es completo, Y'p0l' oh'a parte la fol'tuna si lcs cs contl'al'ia los obliga 11l'i,'aciQn es menudo Cl'UClcs, lajuve ntu(l cntnces suplc todo. Mas adelantados en e(hul apal'cntan ignoral' que el arte de la cocina es el al'tc de inlligestlll'se, SObl'C touo pal'a los artistas y litel'atos. Sus ocupa cio nes contribuyen ('ste funesto resllltatlo. Despucs de las comidas, ft abundantes, un dulcc rcposo, un ligero eje l'cicio, la tl'anquilida(l del espI'itu, sedan indispensables pal'a facilital' la tligestion, : l jos de Jodo esto el tiemp() es GOl'to, las hOI'as caminan, se ap'c s uI'an en concluir una obl'a, un poem.a, un al,ticulo de pel'idico que Ul'ge &c. es el momento de, una inspit'acion que se CI'ee fcliz, una idea que no quiCl'e d ejar'se escapal'. Se tI'abaja alimenta(los con el encanto de ll'oducir. Estos escesos llled e n sel' impuncs en la juventud en qu e la salud es buena pel'o: sin embargo, aunl} u e se rien entnces dc los preceptos del mdico, algunas i'ntlisposiciones se sienten tal'dc tempI'ano quc si desapal' ece n eo n pl'ontitml se apal'ec
PAGE 345

-827-del' pl'esidente Hcnault, cohna(lo d c los dones dc la tUl-aleza y de la fortuna cuando dccia "11e ro 1 116' tkl)C anai da si 110 digicI'c.'" 1')"',.-, fiLo deplorahle es que las enfc I'l11edades "cngalloras la I'azon y ue.la natuI'al e zh, no siguen una exacta cO\'l'elacionentl'c el efecto y la causa. El goz w es t de l"'. e snte, mintras . zas, 'la susceptiuilidad del callal alimental'io. DUl'ante la epidemia:'del clcm que estall en Pat'is en la prima.vera de 1832 muchos literatos adoptal'on una ,'ida cenovti 'ca Y CQst mucho tt'auajo demostl'arles quecna un mal rgimen. Elmayor'nmero se inclina al estremo opuesto. '; 1 1 No se ha hecho de la glotonera una ciencia politi; co-filosfica con sus reglas y sus preceptos? UILclebre gas'nomo no ha' sentado C0l110 principio: "que se hil.'de .. jatlo la: hambre al I'Ol'qlle es funesta al : al'tc,

PAGE 346

-328-, mrulosc cOll, todo, y que se debe I'eserv:ll' e b a wl'ito l IJ' ll, llama y pide el socorl'o de la ciencia para ser f ,stimulado.' -Sibal'ismo deg'adante! gastl'olatt'a vel'gonzosa y tanto mas }ll'llda cuanto IJue cUBiel'ta con los matices del buen ton, o, no la la ellad! Invcala el gr'll1ell de dolol'o sas enfel : metlades de que es la menol' esa ohesidad fatigadOI'a que embota las facultades, osclI\'ece el alma Y.l)Qne mas espesos los 111111'OS del entendimiento., El entt'nditl1iel1-to gl'osel'o, lo forma el vientl'e abultado. En (fectQ, dice Vaughan, cmo Cl'cel' que los vapol'cs que se e1.cvlIl una gl'uesa y vasta panza, no ['o!'man lIna lH'blina lle 'cstu-llidez entt'e el CIICl'pO y la luz del esp I'i tu? Hay no obstante e.scC'pciones en las cuales d e be COlItarse Didepot que pesar de su imllginacion cl'a I'WfiO,na.blemente gl'ucso. Se s\lbe quc Ma'i,'aux habiendo hecho esta obscr\'acion fI tina dama, le l'cBpondi f,s'ta: "ciedo que estos fi lsofos se pareccn las becasi Il: as ,que rugor-dan entt'e la nicbla." ,,' El clculo demuest.'a f[tW un hombrc 'ico aficiondo Jos come cuarenta veces mas dc lo nccesario: es dc creel'se que la natul'aleza como la fOl-tllna hace :tamllien ingratos cmn no !lal'le las gracias todos los clias cuando se vive sin enfel'medadcs en llIedio de estos escesos? Nada }lredis]lr)lIe al mal como la 11lenitml y la ingtll'gita cion abdominal. cuanto m no cesar de l'el!etilJ las personas, cuya salud es el objeto lle esta obra, eJ juicioso ]1rincipio tle Sanetol'ias: Qni comedit ,1/W. gis qnain oportet, aliler mimes qultm 0p01"tet. [Aph, 54J. Bvital'i\ll con la sobriedad con al'l'eglo Sil estmago ulla mnltittlll de males, y las facultades tle su inteli 'gellcia cOl1Sel'Val'n Sil actividad. A tltiglla y escl'lente mxima, st'ml)('C l'cp., tilla po\' el buen sentido. la filo!:'ofia y la medicina, la temo plailza es madre y (lOlh'iza del genio. Las Illtlsas son castas, pCI'O dcbe agrcgarse que sOIl. sobl'as. Esta tcm plall .za nielle pOI' ohjeto conserval' la cabeza fl'a, chuas las ideas, Rano el juicio. Como dijo el mdico La, ncisi: ; q7wle cstalimentum, talis est chylus, talis sangnis qnnlis tandem talis S1lnt spritns. Hay aqu II ellcadenumie!) ,to de causas fisicas y morales cuya i nflllencia 110 puclle nc ; g arsl.'. l' "Jamas hizo obl'a buena el hombl'e que am mltchg su vientre y su garganta" drcia Charl'oll. Qu pel'sonas .!l, e talento proclaman Gaste1"W, riendo, poda dcim a . ... ..,

PAGE 347

clltientle, pel'o gultlcllsC d sacl'ifical' eil Su porque acuden luego las' ellfcJ'llleuades y, la glcll'ia desapat'cc? La vida' no cs lal'ga cualluo se sllfl'en muchas in :uigestio-. lfcs. Confesual() alegl'ementc Mezerais: la gota-'que muecia tuvo su causa ell las chicas y en el "Vino. -' '. Sel' IJI'eciso tener siem pl'C lit ualanza ell la mano lJara pesal; er pan y el villo y contal' sus peuazos? Quil'e V. renoyal' la}ey Esparta al que esce\ia cn tallta ta constitucion? No lo (luiel'a Dios,lameuicina. como la; sabidlll'ia es una gia y 110 tiri'til'anu. ' . Hay I ,'eglas geriel'ales que no se llucbrantan nnc' a ini" IHlllcmeutc: H 3qu:las priucipales.' J H ,-) u 1 ::>:l Conoccl' la fuel'za y cil'clllstancias, pOI' de cil'lo aS, los capl'chos del La' espe1'encia di al'a y r e licxi\'a lieue esclal'ecel' estc punto importante. Cme!' lo qe se digie"e ien I'echzal' io -qu illcomoua es la regl sUlll'cma, el SII.l11al'io de touos los pl'ccoptos, que nos des-o em 'ual'aza. lie hila multitud de pOl'lllenorcs -tI uo Uenau los tmtados dc higieue. I 2.:>:l Apagal' cl hanb'c-y 110 irritria cuntos llalcs corto IlJ'ece pto! t", , . s. 'La C:u.ltidad dc los alin'lcntos sel' Siem(ll;e Pl' o pol'ciollada la poteilci a digesti va. L a o1gni ... ca cs U Il 'tanto mas octi va lilltJ'as en mllos antidat.l S6 espil:;'e : c; cs ilecil' que cst' n l 'a201l mcrsa dc'la Il,!asa: ,lo qu el estmago 110 pucde digeril' es un v'dade'o "enel[o : 4,::':>, Deuc COIl1Cl'Se con pal'Cjueuall cn val'as o'casioues: dra' s 'Ias bea.Ntnles gastJ onl'ilicas. Sli go debe sicni pl'O la vista la d isposi ciol1 ]lal't.iqIJal" elel estmngl. Luis El'lIaro tenia tal J sobJlietlat! que 110 tomaba ell c,da cOlllida 1!laS de Ullft y o a de hue\'o, Y" segn su al .. ln(Je sus' dias Ia tomaba t1qs "eces al lIia, y otros" in!itadoycs tlel clul'e venecia' u ) IIl1li b \ plldier:OIl sUpOl'tal' el l'gilIl, el. 1 '. 'i'ollo cs relativo y uo lieue et pOl'que ell est omo-'en:: toil o ,le b e co}tee.1"se" y lL'bsli'se el hombl : c tl'iste lJ01'cion la filosofi u, .llero que: c\'ita huchos maJ e s.' ", I I COI: llal'o cscl'ui tl'atauos de dieteti a:. el lfIei' il;.lus a os, el segundo los 88, l tercero' lu:s '90' y el-al'to IliS -,,11, 5,::':> -Evtes c ell la 111esa' toll ':i. ocupacol1 ih0l"ortuna: ani { natl a, aU}l lule y J'egl'c, debe 'estarse' lf(i

PAGE 348

comodidajd, alejando toda idea penosa; lo que se come ell el sello de la alegl ;a lH'oduce ciencia cierta una sangre p.lH'a, ligcl'a Y '!Jut'iti"a; que el veneno de la "fln,itlad nQ perviel'.taJos guisos mas sanos, y sobl'e todo dejen ell tales ocasiones bogar en paz el bagel de los neg9cios ll-lJlicos. .'. r No se d apetito dQl estmago eOll el de los 'palacios ']II C sll Qle sel' facticio. Lo qlle agl':.tda al'paladar slIeJe ser daoso la sal lid. El quorl sapit 1!ntrit, es un canto de sil'ena de que debe desconlial'se . La cocinu.:tiene el. de que hace ,comer mucho y el escollo est cel'ca de la voluptuosidad., .;j', ( 7 ,Consltese la necesidall y la para el Jlmcl'o de las comidas: cn para la buena digcstion debe ten e l'se presente que el estmago haya digerido la eomida: antet'or, Sin embal'go obsel 'vo, que Jos tle estmago delicado tienen que comel' poco y 111cnudo, : concerlt'1'e i(Lugelo'nm,est; bis codem. die hOll1'i-nmn; f'ecnentins b1'ltto1"lt1n. r ;,: eleeeion de los alimentos que, eonviQnclI sill esclllsion rcfl'igel'ante, calol'ificantes, gPl'Os"substan dosos,' siempre segun la 'tolera:ncja Repito,CJue el alimento l11e, iox es ,, truel que ms se digiere '; ,En qu cOl1sist e la digestioll? Una fllllyiop ,que ,Gonsi;te ,e1\ la;,afinidad de si mismo, en la atl'nGcion mole c ular, e n la I'epl'ouucion tic los l'ga.!IOS por. el poder oe Sil, aec ion. -j Lo mejor es abandonarse ql jnstinto' del estmago P.lta!llh este l'gano est salIO Y bien constitlliSlo: "La!? tl,esa s y la. crema Il)e pOllen tl'iste"-dice Mme. J;)udeffand . y IH'oellraba n o com.el'las. '.' , ,Es tanto }nas impol'tantc la, placciol l de cuanto,'que las mas cortas clntltlatles repetida$ inHllyell la lm'ga en la cconoma, Por: cjemplo un n), dico ,ha cal-, el qul'l s e I'aglle IIna pOl'con de sal peqllea al dia, tomal' 8 libras al ao y los 60 habl' tomado 7Z0 Nada, i Hlifel'entc ,uajo este con ce pto. > . 9 -Una vez satisfecha la. necesidad, el lmite est pues, to y el eceso contina en lo l1l1elante; es cn cict'tos ca '!lOS tcner' el "alol' dl'l inmolal' el apetito la llld. condenamos el estmago I'u, u ,as ter,d, l' 1I1lf\ l l e acciop inminente que temer. Las comidas de Plat!l11 Cl'a. 11 nJUY JP9dcradas, pel o al tlia sigll\ente l as

PAGE 349

:-351""': muy deliciosas. Yo aprecio este llOema rabe: "JAa tem': planza es un rbol que tiene por raiz la satisfaccion 1110-derarla y por fruto la salud y la calma." 10; Si pOI' circunstanciaS' p al tcuIares se comiere alguna vez lUas de Jo necesario, deben seguirse algunos dias de abstinencia. John Saint ,Clair menciona que teniendo que pasar de tiempo en tiemp o algunas semanas cn' Lndl'es, se molestaba mucho con .las gl'andes c 'omidas que era convidado, y se acostumbl' ayunat'los domj.n'y no tllmar en dicho dia otl'a cosa que un huevo. El emllcrador Vespasiano tenia un dia de dieta peridicamente: es costumbre escelente. Concluit' estos preceptos generales haciendo observar que los hombres estudiosos tienen veces un apetito muy vivo, siendo por ott'a parte su digestion laboriosa, Jo que proviene de ]a falta de equilibrio entl'e ]a sensibilidad del estmago y la tonicidad contractil de esta vscera. La pl'imera ocasiones da el sentimiento del hamuI'c mintt'as que la verd adel'a fuerza digestiva re-' slde ell la: segunda. Lo mismo sucede los convalecien ' tes, la fuel'za de su estmago no corl'esponde llunca al tOI'mento del apetito. Debe tenel'se cllida'do con cllactrantem' stomach 'ltrn de HOI'acio. L o que decimos de los alimentos en general puetle apliarse las bebidas alimenticias. Aquellas que sientan mejol' al estmago deben preferil'se y los gustos sobre este asunto son i nfinitamellte variados. Hay uua que no pode mos pasal' en sileuciu y es el caf. r' Al oit esta palabl'a acudrll la mente (1) mil ideas apacillles en los pensadores: segun estos, puede escribir sin esta bebida que anima y enciende la raZOl1 sin tUI"barla y la deja en paz? Este solo licor da la felicidad Hin la embl'iaguez. ASJlit'nl' su dulce y delicioso aroma, es goce: he pOllocillo un hombi'e de que al con-r ' (Id. Rous3eau dijo a Bernardino de SaintPierre: "H ah per fume lgrada ble: algu 'Do. S vecinos mios cierran su S6 ttiesta el C Hf V yo abro la mia., Yo ame las cosas de lujo: los ltela dos y el caf," V oltar!', Fed erico 1I, Napoleon, una multi.t'u'd dt' hom bres clebres se escedieron en el caf. Estando enfermo este ltimo consult {\rnQtt y le dijo" El caf fuerte me ha resucita:lo bebido en mncha' cantidad: me causa un cocimiento, una impresioJl singular, un ddq I \UI! no !Jar6ce de plaeer. Mas quiero suf.dr que no sentir." (Ext. des PieceB etc. t. 1. p. 411 ) ,. 42

PAGE 350

templal" un cual]'o obl'a -maes'a, escIamaba, esto huele caf, N auie ignora cuantas celebl'aciones se han hecho pOI'los poetas de esta bebida l'e;petable, y la hipel'blica calificacion del liCOl' intelectual qlle se le ha dado. Algunos mdicos han pal,ticipado de este entusiasmo y Bal'thez decia del caf que nos eles-asna, Zimmerman no podia dejal' de usal'le y por mOllcl'acion segun decia, solo t ,omaba cua'o !azas al dia.: y sin embal'go, qu vida, qu fin!, La desgl'acia es que la costumbl'e, una vez adquit'ida 1111 pr:}l'mite se abandone pesal' de los males que causa: los indios al hablal' del aguardiente, dicen que beben fuego, y sin embal'go continan bebiendo, Fontenclle, y despues se ha repetido por oh'os, dijo que cl caf m'a un veneno aunque lento: su accion es un veneno efectivamente sicmpr'e qlle IJO est en relacion con lJllcstl'a organizacion, No pucde negal'se que cl caf es Ull estimulante enl' gico de nuestro .sistema nel'viuso, y acti va la cil'culacion, caliellta la sangl'e, agita el cCl'ebro y, pI'oduce el irr'ita cl estmago y quita eL apetito, causa temblores y arlelgaza:, es decir que agita las fuer'zas y no las repone. Pr'egntesc despues de hace!' estas es[llicaciones si es no un vellCIlO, Su efecto {ll'incipal e,e exagcI'al' la constitucion nel'viosa y debilital' la muscular, es tanto mas pl'fido, en cualJto no se percibe, POI' esto s e ha dicho qllc el caf ma-ta acal'iciando, Algunas ,'ecos ocasiona una seu!>acioil rara, como le succdi al filsofo dc Leiclttembel', quien espanto de tndo, y aun ciel'tos I'uidos lltes de escllchal'los, pOI' lo q no decia que 1I0'lOtr'os toniamos odos mas de OI'ejas. Se dice que el hbito los mallls efectos dcl caf, y de csto como de Ips Iico.l'es fuel'tes, puede aseglll'al'se que es un 'tll'l'OI', pOI'que si C; C\Cl'to que muchos bOl'l'achos han Ilegallo una cdall a'{.anzada"Cl'a ne cesaf'o pal'a saber'los efectos de los malos licol'es tambien rccol'dal' los quc han muol'to en la o(lall tcmlll'ana. No debe el m (lico vel'dadel'() SCI' ni pl'Ohibil' ontel'amcntc el gl'ano de la Moka, ,En ciertas po cas conyienc sir empIco: las pCI'Sllnas lillftica!> Ili!>]1uestas L la obecidad, tienen neccsida(1 de esitalltes al,tificialcs. Si I'ealmcntc se halla el e'lp I'i tu alctal'gado, pel loso. en vuelto eH lag('as:t, anega,ln ell la sel'osillad, esctcsele con el caf, bballse las inspimciol1cs ell esta daosa scipocl'e-

PAGE 351

-st,s-nc. Pel'O en 110mb l'e flc la salud aljcse de I1IlCStJ'OS lahios la copa encantadOl'a si estamos dotauos de una constitltc:ion il'l'itable, Ilcl'viosa, vibl'atil, si la imaginacion es inflama ble, aUIl con maYOl' razon si tiene tendencias las congestiones cCl', cbl'alcs, disposicioncs hemOl'l'f)idal'ias, susceptibilidad gstl'ica &c. Lamentamos la Ilccesidad de este estimulante al' tlficial en aquellos !Jite lo exigen, llllcS su ritu ClU'CCC ci e l'tam c nte de vigol' y cconon ; llI. Los gl:an des hombres de la antigedad no cnnocian el caf y sin emIJal'go lcs falt gCIl in? 110 son toda y a guas y modclos?

PAGE 353

" \ Articulo 111. CUlilADO EN LA LIMPIEZA Y TRAGES. El aseo es una media viltud. -s. Agustin. Zacal'ias Platncr ha escrito un tl'ata(lito titulado: De inorbis ex inmunditiisa (Leipsick 1731.) Es preciso confcsar que este libro es til todavia los sabios y el'U (lito s: se han cambiado las cosas, siendo raro encontrar hO"j los trages llenos de tinta y polvo quc burlaba Voltaire. Vestidos limpios y elegantes de lienzo fino, el uso d c los baos, los cuidados de la limpieza y aun lujo muy eS(lui sito, distlllguen nuestl'OS sabios de los de otros siglos y es preciso fclicitarlos por eso. En esto como en todo hay escepciones: el poeta mal'ques Ximeuez, lt!mamente en Pal'is era nota-

PAGE 354

ble pOt' su (lesaseo. Encontl'le UIl da el conde !le 'l'hial'lt en la calle y )e manifest Sil indecisi"ol1 acel'ca del mo(lo con que matal'j 11110 de sus hl-oes de t!'agedia. "Yo )0 s muy bien le dijo, tapan!lose )a nat'iz, acl'fJuesele V. y Jo envenenal'." El liSO ue los baos sobl'o todo, es genel'al y ha influi do de IIna manel'a ventajosa en el bienestar fbicn de los hnmbl'es fatigados COi l las contemplaciones del entendimiento. Han enconl'auo la tI'iple velltaja del asco, calmal' la ir'l'itacion nerviosa que les es val,ticular y templar el calor de la sangl'e. E>ite ltimo efecto es en tallto mas seguro si se cI'('e Falconnet, que una pel'sol\a sumel'gida en un bao dlll'ante una hora absone Cl'rca de 'es libras de agna. Son saludables Jos baos y como en hay cscesos qllCl'iendn hacel' de ellos una panacea univcI'sal. Un doctor lleg sostener que podia ablandar y dat' elasticida(1 los l'ganos, yponel'los resol'tes de 'la econo ... ma dulces, as que los baos tibios podian tl'iplicar la existencia, Yo no s si el nombre inmol'talidad no ha venido erl'al' alguna vez bajo su pluma, pOl'que la fbula ,del reconocimiento de Eson por Medea, se ha considerado como ulla alegora intlicadol'a oc los buenos efectos (le los baos en lajuvellt.ud. De qu no se abusa? Lo ciel'to es que el bao como todo modificado!' de la economa cs daoso saludable segun las ci!'clInstancias. En gencl'al linO de los gl'alHles inconvenientes de los baos es poner ]a piel descolorida impresionable las intlnencias at-1Uosfl'icas: 'tiene IIlla pl'opiedad anloga al Sllllol' y hacen de la piei un conduct'lI' (lel calrico y );1 electl'icidad ser lIna 11l'ecaucinn prude nte abst.enrl'se de ellos usal,los con ral'cza si es dbil linftira la constitllciull, si :'le padecen (lolores l'ellmticos, catal'l'OS, en fin, si la estacion es fda, hmeda. y temperante variable. El bao caliente es r.specialmente daoso los tel11-pCl'amentos nel'viosos, prl'o no lo mismo COII 1m; llaus fl'ios {, fl'l\s ; os. Este ltimo es un me(lio -le, (lismi luil' ia hil1.e1estenin sel1sibili 'dad est."cmad que se,nota tanto en las'llel'sonaspensado!'as. Sin llCI' sus efectos deben tenerse pL'esellte los 11f!f'ticu hU'es ,C]ue sigilen: L o que eJ tempeeame nto no sea mpy"d ; oil; 2': o que no tenga disposicioll las Sa!lj intel'iol'es; s, O "que 110 se est. en e l agua sino ]lOI' minutos !nas mnos,scguu sr. 11l'otluzca el efecto; 4, o

PAGE 355

-=-53 7 --= que al salil' del bao se note I'eaecion de caloL' y de sudol' en la piel con sensacion de bien estal'. En -general el bao es fl'io O hasta 15 gl'ados Reauillu'; leesen !lt'sde 15 hasta 25; tibio de25 S0: pero estas' divel'sas tempcI'atul'as son siempl'e i'elativas J la sen sibilidad individual. ,: Que los vestidos sean l igel'os y cmodos, mas mnos clidos, segu n las estaciones y los climas, es el 'uoopl'e-. copto <1ue debe dal'se sobre este asullto . ,Deben conslI1-tuse las costumul'es pOl'que son vat'iables. Un clebl'e pintol' liam
PAGE 356

como los dems, .!10 sufl'iel'an la misma impresion al mas ligero so plo del viento." (Mem. t. IV. p. "Yo tanto al fdo como la gaccla" escribia Lord Byron uno de sus amigos. Boileal" aun en medio de los das mas lorosos andaba v estido pesadamente y au n decia, quc eral nada resp.ecto de Fagon. Luis XIV, le hizo esta obsel'Va cion y l satrico le contest: "Sh'e, he decit' siemprc que el calor es UIJ enemigo incmodo, pero el fro lo es '1Iw1'tal." La edad es causa de variedades: siendo cOl1venente no retardar ni apl'csurar las precauciones. No anticipemos la marcha del tiempo. En cuanto la forma de los vestidos he de decit'? El el tiemp6 y la edad SOI1 los soberanos Que nD sean 8sb'echos ni incmodos los tl'ages para que la libel'ta(l de la cil'culacion yel completo ejel'ci:io del llcnsa miellto se ('ealicen. El abate Galiani, atllrllids> ingenio so, aseglll'alm qlle C('a dificil ten.el' genio cuando se usaba pEluca, sef1'isaban los cabellos, se les encelTaba ,el) una y:. utl'ibuia esos usos nuestl'as infel'io1'dalles ('espectoo de los antiguos. Esta. asel'cioll est. desmentida si n cm bal'go, p
PAGE 357

.. : ..... r -.. ':1 An'tculo IV. LA VIGILIA y EL SUEO .En vo:at: irrepit languescent lumne 8omnUB, Durmitantique ora amplo di tendit hiatu. Geoffi" Hyg, -lib, 5 : U lIa ele las mas \lmlel'osas modificaciones impresas la' economa es sin contl'adiccion la del sueo y. la vigilia: e 'sis funciones desnpeadas con l'cgllla1'dad aseguran y rohustecen la salud. N o sin fundamento CI sueo habitualpyofundo se estim como una seal' Pl'obahle de larg' villa. Las Yigilias ardientes de los hombl'es meditado-, res contl'ihuyen quiz mas que todo fatigar y gasta,dos de la ecolloma la existencia. El pl'imel'o y mas resultado de estas vigilias es aumental' la,it'ritaliiIidad, el a\'(\ol' mvil inquieto, la sensihilidad e?,agera(fa y ellfm'miza, cal'actersticas de la constitucioll Ilei'yio--sil.: Los insomnios son el tOl'mento de illfinidad d hombi"cs' estudio s os: como las penas, los esfuerzos illfl'uctuosos al ejan el sueo, tesol o que han pel'dilfo COII admil'able Iio-I ;; ':z,.'l_ l.!.:u la rlv""h"l fl!cl'za de la edalllwololl-4.3

PAGE 358

5-10 -gan impnc mcntc su s vigilias hac iendo esfuerzos y tiesa } fiando los pr'ec e ptos d e la medicilla. A sns ojos el slleno es UIl exactol' til'nico que exige'la mitad de la vid' a y luego lo invocan sin xi to: entnces es un Dios benfico y hariall el sacrificio e s piator'io de 511 celeLJI'idad: estos votos son menudo supr'fluos. Una v e z qu e s e han cOlltl'a id o co stumbres reiteradas, que se ha estimulado el c el'e or'o pOI' im[ll'esiones repetidas que la e conom a s nle de Sil centt'o, se piel'den los derechos al sueiio, la calma, en una palalll a, las delicias de un bnen sneio ; lo que es l o mismo se piel'den los benefi cios del remed io mas I'epa'atlol'. Si es ciel'to (11lC e l sll e o es una muerte intel'mitente pal'[l la inteligellcia, d e be tambien ser'lo par'a las funciones iBt e 'ior' c s L jos 110 obstante de aCel'Cal'l10S la llHlel te da al c q ntt'te fluido y d e la economa, tan necesario para cal m at' la agitacioll d e l da que se denomina la ,fi ebre de la,tanle cS'c. y psense estas ventajas del" su en la S o m l .ns, labol' "nscen b1{s, diJ O H lpocl'ates, verdad fisiol")g i 'ca i : 1 ;)) tI'a s t a ule. Los ataques en el'va ntes de las vigilias IH'olongadas se verifican d e dos mane l'a ? : por la falta de repat'acion de 1,," ceYr : J:,Y. L le : c o n ti l l i ,La,l: e s t P t allo; ? i el litirq PflZ!.. .i1ll1H'eS( ) _CO!1 tinuQ) id as, y l1}ient al cerebl'o.' ( 1t1 La.s f.lll1ci o U S s 110 se. t e rppla sino })'rth\ y se clne!'me pl; etql!(lido tll, de. <1I1, S l -9!\\lFl/o tI. e Gil'o .yet no. pi fli p.DI', la no c lle, .. : d q la lIla a n a y la q siete y qJ!P ,cn p-ha I p.' l l.i:lS 1ll, a'10 (;oll t iJlI\a l a pi E I ce. d9:?\'c!n se e s c ita c on I a q tll s a mas

PAGE 359

d ificiPO'utC'ncl' ull poco .lIt"} {na do't'tnir: dn' clle d cspues: de' Q qlle contl'hllia disgustfu'le del 01[\11110 impodante paOiIi tt salt '(\ el' )()dcl l a l lllftal'scIJs i vestidoi? dejal' t,\I' nuie n los cuidado s: Con'snlt'r ll'r'vel'bib; y ,au'nque esto sea posiule la sahu' cho s l'iegos si se l'eclIl'l'C hi menlldo. .:,,,, '-(": \ .. MlIchas p .elsonas'llo i g 'l1o'an ls q ;llbJoc Nonn;l las p b t o se h\lceh d.c su iir ''iia saltul se dejan ai'I'astl'al' 't I c I 'MJ!C' ncanrtadi Ni Mas de m pensa
PAGE 360

-S4!iZ-" ,.ctJca de cada dia presenta al mdico mas de lo que se IllH'que la ve l'dadera medicina es veces invel'o smil . ',', : Hay,homhres e ntt'egados los teahajos activos de la intelige ncia qu e d e s e ando e vital' e stos cl'llCl es males IIl'ocl!I ado l'esol"('I' pl'oulema ele dormir e l m enOl' tiem po posiule sin dailo. U n sabio d e l siglo XVI Aymal' de P ,lanzonnet adopt el sigui e nte mtodo. '_ Despucs d e unu COI'tU comida se aco staha templ'ano y Ilol'!nia IIn I'ato, levantndos e e n s e guida. Cuut'ase la cabeza IIl1a especie d e capu c hon y estudiaua seguidas cuatro cinco hoeas. Decia que as se podian gl'an des progl' e s o s pOl'que reposando el e spiritu purificado VOl' ellll'imel' sueo y no siendo interrumpido en el silellcio la I j o che concebia con gl'au facilidad, con provecho tambien de la .salud.-Lue go reposaba Aymar durante dos horas y despu e s de un sueo dulGe y tl'ailquilo ponia en limp! o sus meditacion e s antel'iorcs. .. '_ : n aturalista nuestro contemporneo adopt un ln.tt I!O gemejantc: no dormia mas que cuatro hoeas nueve once de la noche y de tres cinco dI;' la! maana. Resta saber si puede eSpel'al'Se un sueo apad e splles de cuatl'o hOl'as de agitacion solo puede cQnseguit-se con una larga costumbl' e El, m e jol' mtodo ell genet'al consiste en aco starse tel npI'ano y levantarse lo mismo de ma'ana, Hufeland ha con I'azon qu e "nunca goza e l hornul'e d e l sentidy su existencia con tanta pureza como en U )la ueMt maal)a: el que no goza de este precioso momento picrde la jn,venlul de ta vida." A esta consillel'acion agl' egal' la., d e \.tiempo que se as e (hwmil' en mullido s y .vicc Los medios

PAGE 361

-cl"'t.J-;le conserval' y Ilamal' al sueo si es posihle son la planza; la l'egularidad de las horas cons -agl'adas esta funcion yel cuidado (le hacer cada dia tanto tjer'cicio como lo pe.t'mitan las fllerzas. Las deuen tene\'se en cuenta como en las de.mas func ion e s: la mejol' es sin embal'go levantal'se temprano, J. 1 Ve stl e y fundadol' J-le ulla est:uda I'eligiosa hizo IIna l'cgla de mOl'al de este l)\'c cepto higi nico:-"Acostarse temprano y levantat'se temprano, da al homb\'e salud, Tl[u e z a y sabidm'a."

PAGE 363

_ ,{.l; oc;, .'1,\ Lll': j O'} l. ," , 1J!'E;i!, i;1'!')tI1::J [ Ji ". '(l', : .... F 'ti r.Hi)' ,. .,.,' o\l:. .. ; !l:,'.; (1J!l 111;'1/1/'-" i-' ".' "ti I filO') 0([ EJERCICIO y REPOSO.' d' ( -;; \ .; f .O.t:l ni) . I r ; '. ,}", :. .' 1 1 ti Ji" '0 (l' fl b li P jl?'J 1,;. ) \ {Ji ; ..... ,-'" l" I \ ji ,,1 Jo ifH El que cre!') s,lgc! oYLvien::. do en la n'lccion es tan insensatQcomo . aquei qu' e s' condl'nase a Jb. i'enll o . ,,; 6/< ("'(1 ". \" "o. '(',', : 'o :: .. : '1 o, 'PltG.Tro.' '1.1)',1' -.. I.!\:t : '" t, .. A;: 1: l .,.J(JtJ .. 'l'C!; ') ''las ve;ltajas Wlfr9 .\';011 tal} cOo '!lq d l Mc' !J.R'io Q,i.go c-,s :ta SP!1' !u, lcs flt' e solo de 'h "" .,' o, 'l' 1, lo Ir ,1j. /I.,r t 1 \ . ) ... V'..., 1-!;{-;-r 9 ; C n e ,tl Cfj muchQ flqc la afll1 ROCO !J.IW dchi e l'a individuo lo flue el caballel'o SCUl'llOl\l'Ol\l'g la mr:!()s, hare!s mas tomareis remediqs, ;. .. .; .1" J ;:ftH.' '( Ir; 1;'" \ .' (J t 7 .&il! la ,d!\-' Y n n o .'.. ':' '1 '1'V) ,.J!; -Es un et'!'o': tiencJ1 ml Ig,j

PAGE 364

-346-conh'al'o y puede compal'arse un pensador pI'ofundo, da vado en su bufete comui nando larg.as sCI'ies de hechos y dc ideas y l'ucioGIl"os' con la mugc!' qne se agita en Sil casa y habla y distl'ae los pe 'nsamientos con Sil natural Jigel'cza? Las mllgel'cs comen poco en general y sufr'en ella cuaciol1cs pcridicas que l'estalJlcccn el efJltilibrio vital. -Confesal' V, sin embargo q :lIe en nuestro clima es daoso el ('jet'cicio al ail'e liure'las tres cuartas lJartes del ao, -Es cjel'to si sc ti 'ata de seres d'bres gastados pOI' la vida y costuml.H'cs sedentarias pOI' la atmsfera debilitante de las chillad es, 110 pat'a aqu c lIos q!lC segun sus fuet'zas, las ejercitan dial'amente al ail'e liur 'e, las llaman al estel'ol' y consel'van el bien es tal' y ar'n wn<\ de las fue'zas fisicas, ... fundamento slido de la Los hijos de la holganza no comlll'cndel'n que el se adal}ta lo que la \'0-lunt

    PAGE 365

    -Guiu,tlcsc y, del sllf"isma lila!! dailoso, Los antiguoi flue 110 el cultivo dc la mOl'al Iln pensaban der esta manC l'a, El epiteto faVol'ito pal'a HOll1el'o ni habllu' de su hl'oe, era J1qniles el de los pi e s ligeros: en Roma paI'a i"dical' el mayol' gl'allr ) de ignol'ancia, se decia que 110 sauia ni lce/' ni n adm', Platoll aconseja el'l'jcI'cicio C()l 'POral y el e>lpil'itual pUI'a que sCllwjantes doscol'ccles 1'0-bustos y bi e n enjaezados ante el mismo CUlTO contr'iuuynn conducir'le con fucr'zas -En buen I!nr'a, per'o es de temerse que lino de los dos c Ol'celes pl'edomino al otl'O, e s t1ecil' que el cuel'110 supel'ite al a 'lma, -Ese t e mnr' es quiml'ico, cl'ec V, qne el desarrollo do la flle\'za fisiea 110 influya en la intelectual? I0 se comulIicar' al alma e l rigOl' del ClICI'pO? el cuet'po enfel'mizo '110 Jlone al a -Ima fiufr'jente incde? No 'se lll"etende otl'{\ cosa que COllsel', 'al' el justo equilibl'o que t'il\'OI'eCe la. salu(l, y cuando, e l pl'incipio vital tiene toda su accion, tambien el alma l'eCOI'I'e lilll'emellte s u csfel'a, Cl'ame V" ]a enfel'me
    PAGE 366

    -5-1-8-N o pucdc l1egarsc qllc el ejercicio cOI'pol'al ('s el mas pouel'so clive1'ticnl1LJII. de las f'ucl'zas sensitivas sobl'c las motl'ices, cscclcllte il1sb'lIment" de cncl'ga, de ]llace' y de sallld. Aumenta. la cOlltl'actilidad-de (u'dillal'io Illuy dbil entl'e los IIClIl'opti c os y csta cOllt.'artilidad aumclItada I'estaulece ia :wllIolla de las fUllciolJcs. Con el IjCI' cicio sc alllllrnta la 1'1ICI'Za musculal' y adquiel'c aqllella Jtenaciuall <]'lIe constituye al sel' ,'idl otiU1ll humectad, labol' siccaf, dice Celso, y no hay gimnasial'ca que no haya es-1 1lcl'imentado cstos efectos. 'rodo l'gallo quc se cjel'cita. adquiere fucl'zas y es ulla dc las leycs del ol'ganismo, As cl CUCI'lIO aumenta dc vigo,' ell I'azoll del movimiento que sc Ic il11Jll'imc y JlOI' !lila cOllsecuencia natlll'al ,todo rjel'cic;jo musclllal' I'epctido COl'lcent,'a el cI'ctllo dc .las scnsaciolles, emullta la sensiuilidad. l'egulaJ'iza su ac, cion y combate sus \'icios, El <'jr./'dc io fisiro ulemas l'is .t.I'ac de las ideas fijas y habituales y estaulecc IHICn\S J'eJaciones val'ialldo las sCllciolles y ouligallllo al CCI'CUI'O al repllso (1111' medio ele la fatiga gellel'al: SI,'. quicI'c 1111 I'egubdlll' dc ciel'tas pasiolles 'i\' as? bsquese en el tl'abajo c(ll'!l0l'al. Los ateniense s CllIlsagt'al'on los gimnsticos Apolo, pOl'quc este el'a el dills Ic la salud, la flllll'za yel 'alol'. Lo ciel'tn es 'luc los indi"iuuos que llcg:'\Il una cdad muy avanzada han hecho hasta el ltimo momento un use; diario Ilc sus piel'nas. Las leyes de la Ol'gallizacioll nos ensellan tambien CIue ( l l movimicllto \"ital que favol'ecc lilas la salud se hace siempl'e del cellt/'o la r 1I la vicIa sedcntaria sc o)1c/'a absolutamente al cOlltJ'al'io. Este gnero tic ,'ida se 0Jlone la cin:ulacioll de la' sllngl'e que se estanca cn las gl alleles yiscel'lls: lata la dirUHion tle las fllcl'zas la 1'l'}Hu,ticion igual el.el illflujo nCl'\'ioso 'lue prl'mallcee c:ollc('ntmelo ell los Ill'ill cipalrs focos de la Sl'llsibilida!l. Son de I,,'c\'('/'se las cOllsecul.'lIcias (le cstos fCllmenos mOI'tfcl'os . I ... a circulacioll dc la sangl'c es la que mas galla en el ('je/'cicio: se ha calculado que t'1Itt-C las 1)('/'5011:\5 sanas el pulso en la posicion I'ccta, I'S mas fl'ecncllte dc 5 15 pulsaciolws que ('11 la llOJ"izontal. l\linl'as es mas rpida. la mas activa se aumenta con el 'jel'cicio aunque en IIl'O]l()I'ciollcs convenicntes. NUllca dIsminuye COIllO sc teme las facultades intelectuales. L'jos de esto adquierell mayor encl'ga, sea pOI'

    PAGE 367

    , -549-)09 int,','alos de r<,poso, sea pOI' el mismo l'igol' del cur' r )Jo. Los capitalles de la alltigedad lo Ill'uehan como los n o lsofos que disertauan pasendose soul'e SIlS uellas ohl'as. Cicel'on ha notalo: qnlquid conjicio lmt cogito, 'in tionis je1' tC'lnlms cOllfc1'O. (Ad. Quint, 55.) llamaba paseo de la 11wfianct la leccion daba alH lalil' el sol; y paseo ele In tU1"lle la que (laua despucs de ponerse el ast.'o: TlO debe' despl'ecial'se el rgimen peripattiCo. o Ellb'c la mllItitucl dc prcceptos conocidos sohl'e el ('jel'cicio solo escojel'cl11os los mas csenciales. D.ehen considcrarse tJocs cosas: 1? cual es el gnero de cjel'cicio mas cOI1\'eniellte; 2 (11I tiempo es cImas favorahle; 3 en Qu 'aZOIl deue tomarHe. Este ltimo punto es sohl'e tolos im-portante. Fatiga' clcscnn ;idel'adamente el cuerpo para cae.r en una lal'ga inarcion es la peol' de todas las cpsa ,5,,,Digo que el ejel'cicio deue 5el' moderado 'IJeI'O ilO dehe ,espallta' r 1I11 IlOCO de fatiga. La economa se l'ohustcce detenidamente .yexige perscverallcia. Un j\'cn dc veintc y cinco lleg una obecidad casi diforme y esperiment ademas 1111 gl'ande ataquc de gota y sc cur as: el lnes jugaba la pclota t1'es cuatJ'o hOl'as por la maana; el ml,tes empicaba el mismlJ tiempo con el mazo, el mil'coles iua la caza, el juves montaba caballo, el virnes jugaba las armas, el sbado iba l,ie una llosesioll suya tl'CS leguas de distancia y \'olvia el domingo. As empleaba bien Ja scmana: al cabo ao y mecHo, sc hizo un homllJ'c bien disJluesto y vigoroso. (Loubct Lett1'cs sur lt maladie de la goutte. Pal'is 1700.) Sob,'c todo debe procuraJ'se no tener idea fija, \11rc1io, tacion pl'ofuncla dlll'ante el ejcrcicio del CUCI'pO: el eSl'.oitu debe reposal' cuando los miembl'os se agitan y lo mejor es 'jercital'los altcrnati "amente. o Se sabe quc Thomas casi nunca tuvo salud por su mal mtodo de vida, En lugar dc pascar sc apoyaha ('n UII l' bol, t1'abajaba cn voz baja con la caheza inclinada, y un polvo en la mano, que llevaha la .nari:('; constantemcnte. Aun caballo continuaba tI'abajando en el paseo: cuando salia de su casa se le veia con aire agitado y acariciaba su caballo con tal dish'accion que solia p,'eguntal'lc cmo habia ]Jasado la nochc?-(M,tice Sn' Thomas pcu' Hel'llu.t dr Suhelles.) E"tCI1SC los planes al'itmticos dc dar tantas ueItas

    PAGE 368

    -$50-rletm'minallas en tal p,ltio jal'dill: auan]onese sin cuitht do al paseo, al dulce CUl'SO tic las pacficas emociones yandase al acaso sin mas fin f
    PAGE 369

    -351-':; el sabio que ha medido la distancia de los asb'os, analizado los elementos de los cuerpos, abandonad esos trabajos y principalmente el noble hijo de las Musas quien arrebata los cielos su entusiasmo: vestios con eL trage de labl'adol'es, usad de los rsticos ins'nmentos. La recom }lenSa es segul'a y si qner e is mas felicidad haced el bien imitando Dupont de Nemours.--"POI' qu, decia este tambi e n, no he de agregar mi nombre la variedad de al gun vegetal." Cuando Augusto, dice Linneo, quiso erigir monu mentos Mnsa, y su hermano Euforvio e rigi al primero una columna de bl'once en el101'o y dedic al segun do una planta. La columna se ha trastornado y caido: la se conserva pesal::' de que v\'e y muere en una primavera. La estacion no es siemlll'e favorable y el invierno de be llasal'se en las ciudades donde llllerle haber ejercicios como el billar. Cualquiera ejercicio que se adopte tiene que sugetal' s e una regla, que no e x ija uua grande aplicacion del en tendimiento. Malebranche se entl'egaba juegos infanti les, as cuando la hora de la meditacion sOllaba su enten dimiento vigoroso y sin penas alcanzaba las mas altas c oncepciones. Maquiayelo en su retiro de San Casiano se divertia con los paisanos ntes de entrar en el estudio: unos juegan los bolos, otros jnegos semejantes saltan y danzan sin otro tlbjeto que que agitar sus miembros. N o llamemos esto lHlerilidad, el severo Licurgo levant un altar la Risa y qui n conoci el corazon hnman o mejor que Licurgo? 44

    PAGE 370

    -( ,'' 0

    PAGE 371

    Articulo VI. De las secreciones y de las escf'eciones. El clebre Sanctorius contaba hasta ochenta mil hu morcs que hacen parte de la economa animal, y si uno de ellos llega depl'aval'se, la natut'aleza se altet'a compro metindose la salud. Hace temblat' este hecho quc no de be admirar si se adviel'te que el citado cstuvo tl'einta aos de su vida en una balanza vara conocer lo que adquiria y lo que pel'(lia en la respil'acion. Ha exagcl'ado el mdico veneciano 11ero no debe cxagerarse por nuestra pal'te el escepticismo: todos los humores emanan de la sangl'e, y todos influyen en la salud. Las secreciones y excreciones mCl'ecen fijar la aten cion: nos abstendremos de recot'rer su inmenso cam!)() Y nos contental'emos con sealat' los )Juntos pr'incipales. He notado ya que la blis en ciel'as constituciones se secreta con abundancia estrema y que la menor altel'acion de este fluido influye cn la economa de una manel'a pelju dicial la salud. El predominio heptico exige pal ticulat' vigilancia. Hacer correr la blis cuando es aCl'e y abun dante, ciertamente es el medio escelente que debe adop tarse. La higiene ofl'ece aqu tt'es cuyo xito cs ca si infalible si no se demora su aplicacion. Comet' poc a came y vegetal dnr'unte algunos

    PAGE 372

    -354-dias haccl' ejcrcicio, en fin acudir las bebidas aciduladas y aun mas bicn los fl'Ut05 rojos y uvas, si la estacion lo pel'nlite: dcspues ligel'os pur'gantes. Estas sencillas lll'ecauciones cuntos males evitan si se saben tomar tiempo! No se oh'idp, que la tl'anspi ('acion sobre todo es una eva pOl'acion hmeda y bajo otl'o aspecto una funcion anloga la I'espir'acioll q lIe la pl' va dcl cal'bono dcl cuerpo y combina con el oxgcno dc la atmsfera. Asi la piel r'es pir'a cnteramente hasta ciel'to PUllto, los P()['OS cutneos es portan continuamcntc de la economa los pr'oulIctos de la secI'ecion. Sc concibe aqu el dao que resulta de que se illtcI'l'Umpa la transpiraciol} cuando la piel se halla dia forticn, pI'illcipalmellte en hombl'es dotados de una gl'an de sensibilidad, pOl'que los agentes intluyen en los tegu mentos estel'iol'es. Las pI'ecauciones que exige ra plena integt'iuad de esta funcion son tanto mas impol'tantes cuanto que tiene lugar en tcidas)as. cil'cunstancias de la vida y sus variaciones son tales que Banctorins ha fijado este pI'iu cillio que nos parece exacto y verdadcro: Non hora, corI1S codem mo]o pe1spirat. Observadores han notado que la salud en tanto pal'e ce mas segura en la maana, en tanto se halla tenido en el lecho una leve transpiraeion, especie de quc eon sel'va el equilib l'io de las funciones. Un mdico recomen dablc de nucstra poca un d ia dc la semana lo q nc lllama'br-otm' nn S1td01: sus mas ntimm; amigos tienett dificultad cn vcrle este dia ocu pa do en su sudor, y hay mas de cuar'cnta aos que este mdieo disfl'uta de una salud inaltcrablc. Son fl'ecucntes los ejem.plos conh'al'ios: daba Deseal' tes lcccioncs la Reina Cristina de Suecia por el in vicI' no las cinco de la maana, y sucumbi una pet'cumollla dcterminada, por una sUH'esion de la transpil'acion. A Scal'l'on tuvo un mal rcsultadn' dc todos sabido y la misma causa y efectos se realizat'on respecto de Couthon ese clebre tCI'rol'ista de 1793.' La escI'ccion dc matel'ias fecalcs debe fijal']a atenc'ioll llorque la fllel';a zool'gnica filie tenemos' tie nc un doble movimiento en la eeonom : el UIlO eompone sin ccsat' el organismo, elotl'o lo descompone, le que rcs'ttlta que la materia que sicmpl'c se animaliza, ll eg a al mas alto tl'mino yquc dcspojndosc cntnces tle' toda nc-"

    PAGE 373

    -355-cesariamentc un cuerpo estrao que la n ,atul'aleza tiene que arrojat'. Esto demuest!'a la importancia de la defecacion. Sneca decia que el bene morat1ts 'Venter es uno de los principios de la libet'ta(l del hombre y con mayor l'azon pudo agr'cgat' de la salud.-Los mayores bienes de la humanidad estn aliados esta fundon, por lo que' no debe gl'avar'se su que debe ser libl'C cOllstantemente, f cil y cOlllpleto. Desgt'aciadamente en los hombrcs de un tempct'amento cflliuo, seco il'ritablc pt'incipalmente si son sedenbu'ios no se efecta con facilidad esta funciono Decia Donapat'tc que su constipado habitual era una de las ma yor'cs molcstias de su viua, y 'l'alma qllejnuose de la misma enfel'medad, al fin fu vctima de ella. Es racional el e mpeo de los mdicos en rccomcndar la importancia de esta funciono .Bo['dcu ha hecho una observacion escelente sobre este asunto: "el hombt'e no existe sino }lOl' esta fun cion: ocupado en lIema' y val'ial' no pucde libl'arse de la cspecie de humillacion de semejantc destino. La filosofia desviando la vista de estos objetos sigue bajo este aspecto las iueas vulgar'es y procura engaarse y atllt'dirse. La mcdicina salva tudos los obstculos y toma al hombt'e pOt' lo qne es en s, y le da una mano que le soC01're en medio de las miserias que quisiera y no pucde 01-"idat'." Concluyamos recOl'dando la ouservacion hecha pl'Cce(Icntemente, que la constipacion depende alguna vez entl'e los individuos nerviosos dc su dbil eomplcxion, defec to dc eontraetiHdall intestinal. Esta especie de constipa cion tiene lugal' en muchos ancianos, en las mugel'es histt-ic;as y de gl'an debilidad musculal' &. Cualquicl'a que sea empero la importancia de las cs el'cciones dc fJ ue acabamos de habhw, una ticne el primer rallgo y lugal': la dellicol' seminal que se mil'a con l'aZOII como el Jll'incipio de la energa il'jl, como la vida en su 1'ol'm<1. lqnida el alma de la sangr'e scgun la Escl'itura. Los sabios, los filsofos de todos ticmpos, los fundado res dc las sectas l'eligiosas todas han val'iado soure mu chos puntos, ninguno sobre la continencia. Los mdicos sobre tOllo han sealado las reglas que deben obsel'var'se mas rigOl'osamente cuanto cs el mas mis tCl'ioso cl deber de la gCl1eracioll en'e los mistet'ios de la natul'aleza providente. Han ousCl'vado que los placeres vc nl'eos son muy llel'judiciales las personas nerviosas:

    PAGE 374

    -556-quib'lts mim /tervi dolent, sempe1' "Ce1t1ts inimica, dijo Celso hay cerca de 18 siglos; y cunto aumentan estos males si dichos indi viuuos se aplican los tI'abajos dcl cntenui micuto! ,Los literatos, los artistas deben principalmente velal' y cn c uidado es tremo sobre asunto de tanta importancia, pOl'que no solo se intm 'es a su salud presente sino su glol'ia futul'a, Pongan en la balanza los lllaceres que enervan el cuel'110 obscUl'eciendo la luz uel espl'itu y Ir. gloria que hallan en los tI'abajos. Lo uno y lo otro es incompatible. Hay un divoI'cio constante enh'e el sel inteligente y el sel' inmundo; no se puede sacI'ificar al mismo tiempo a Venus afl'oditay Venus Ul'ania: epa un }JI'ecepto consagl'ado pUl' los antiguos. Siempre fllel'on castas las musas, y debe imitl'seles renunciar sus favores: es IH'eciso en tOllo que el espI'itll se desuna de la sel'vidumbre cOI'pol'al, como el vino generoso se pUl'ifiea dejando sus sedimentos. Sinembal'go por IIna fatalidad inconcebible todos los hombl'es dotados de una es'emada sensibilidad orgnica y mOl'al son inclinados los placeres d e l amol'. Un cOI'aZO)) que fcilmente se connll lev .e, una imaginacion al'dien te, sentidos muy combustibles, siempl'e se ven asediados 1)lll' t e r'l'ibles enemigos que les amenazan y los temen. Este enemigo es un nio, pel'o IIn nio yen dado y con una antol'cha en la mano, emblema significativo de los males que hace y de los abiRmos que conduce. Se ha dicho que la secrecion de la semilla era casi nula en los hombres c l e lll'cs, y es ulla lJl'eocupaciof} fundada, en la contnua escitacion del c erebro y desmpntida pOI' la espct'iencia: muchos hombres ilush'cs han tenido una dilatada familia aUllque sea ciel'to que hayan mas en el celibato; pel'o con independ e ncia de los principios religiosos, el temor los embarazos delmatl'imonio y la p'dida de una muger c1t1n omnibns suis u1'1namentis, seguI'a mente la sola causa pl'obablc de esta d e t e rrninac.ion. Hay ]ombl'es que creen que la pl'h'acion absoluta de los goces vivos es la sola gal'anta que puede oponel'se la sedllc cion. Es ciel'to que la misma mouel'acion en el asunto Qua nos oCllpa no est segura deltlao, porl')ue pone en la pell diente de la necesidad el abuso y despues del abuso el es ceso: un sabio decia: "me pal'eci siemp'e mas fcil renunciarlo todo que no mOlleral'me, Es e l pal,tido vigor,,

    PAGE 375

    -s 57 ....... so que han tomado una multitud Je homb/'cs en las ciencias y en las letI'as para evitar los males y el a'rcpentimicnto, estos dos vencnos de las voluptuosidades humanas. .anatema la carne dijeron, Jara conserval' el bienestal' y aptitud fisica y cmo lograrlo? por tilla parte trabajando sin intcrmision y huyendo el dao. El casto Hiplito saluda dcsde ljos con harta prudencia la esttua de V nlls. Est probado que entre los antiguos, muchos de los que daban gl' andes esperanzas se prohil.lianlos pla ceres del amor. Debc recomendarse la model'acion cuando vencen los aguijoncs del deseo, pero que se posea Lais,sin ser poseido: es esta fr'ase ntes citada obsel'vada confol'me mercce de mucha doctrina. Todo est pesado y mcdido, y fuera de estc concicl'to hay imprudencia: es IH'eciso saber se conducir aun cn los placeres y como dijo ellloeta Theofilo: "Il Y alle l'adresse bien cueillir les roses." (1) Toda prdida desh'uye la economa, y por la sustraccion del licor de la genel'acion, de la esencia pura de la sangre elabol'ada con muchos gastos pOl' la natul'aleza y llor las conmociones nerviosas que causa su emision, Om'l1C animal t1"ste post coitmn: es ley positiya y pOl' qu? Todo animal tl'asmite con esfuel'zo una pa/'te de vida, y lc qU, eda una parcion dc muerte que se agrega aquella melancola que siempre d ejan todos los goces que pasan. Advil,tase que entre los antiguQs Libitina era la diosa de los placeres y los funerales, Venus Prose/'pina la Vcnus generatl'ix homicida que da y quita la vida. Los preceptos dados sobre este objeto debian ser co mo todos aquellos de la medicina relativos ciertas circunstancias: en esto es donde mas debe poseerse la ciencia de s mismo con i igorosa precision, Prucresc conocer la constitllcion individual, y conocerla en toda su csfera 01'gnica: si es plena exhuberante la salud; el estado de las fuerzas &c. guardarse de sacrifical' el presente al 1101'venir, y la edad: fuera errores de amor lll'opio, serian muy caro. Cuando viene la hora de la l'ctit'ada es preciso entn ces partir, y debe abandonarse el pais de los amores, lo aconseja la prudencia, lo manda la naturaleza. De los placeres venreos de los ancianos es de quien pueden de-(1) Es una habilidad coger bieq 1 as rosas

    PAGE 376

    cirse estas palabl;as de Virgilio: Animas in 'tJ1l.lne1e pOlwnt. El poeta Laines de edad de 60 aos se cas con jven muy tierna y llam su matrimonio na licencia lJ;,tica. Semejantes licencias no las .. autoriza l'ti Apolo ni Esculapio su hijo. El ejel'cicio de la facultad genel'adora est. subordinado pal,ticulal'es cil'cunstancias que es lll'e ciso conocer, juzgar' y apl'ecial'. Sobre esto 110 hay mas que un lWeCe}lto que seguir y este nos le subministra un nntguo filsofo. .. Se progunt Pitgoras qu tiempo era el mas opor tuno para entregarse los placeres del amor:-"Siempre, contest, que te parezca conveniente espel'imentar una prdida grande."

    PAGE 377

    ! ') A rtculo VII. y P ASION;ES. 'IIi' Cattll ,un magistrado.' J '1 lntus et in jecore Nas cumtu '." J' ;,' P!TS. Sato 5. '11. 11:9. ) 30. tI Ea una parte d e la 'sabiduda cq nncer bien y apreciar los impulsos orgnico s." l. El autor; r H",.o ........ 'j n '"}"J t" (}" .. He rrflexionado, sobr'e el obj e to de nnestr'as';conver; saciimes tlel ltimo esto, siempl'c de acner'!lG cordo qne in tel'esa la mOl'al lll'ctica y estamos divillidos en Jil t t ili nion del or'gen de estos actos mOl'ales: podia sel' de oh'o modo?-Me acusa V. ue. qll(l doy demasiada importan-o ocia; \ 10'15 rganos y "yo creo por m i prte .que 110 tiene V.' 45,

    PAGE 378

    -560-otra guia que las quimel'as de la filosofin ideal que se pierde en lanegacion de las rcalidade'l.-Es imposto' ble vencer la dificultad eterna deja metafisica sin conOCOl' al hombre y los filsofos y los mdicos estn ljos de eso fin, No me pal oce imposiole aproximar estas dos doctl'inas pOI' algunos puntos de contacto, Un estudio atento de la economa animal pue de pl'opol'< :ionar las lH'uebas y lo; m edios, y ilulil]lIe IlO tellgo la pl'ctension de I'esnlver el I'l'ohlema Iisinlgico-mol' 1 f' !S G zo ... n'o existe ell ,lft o g'ado 110 pued e haher'mas 1]11(' gus-tos , e s lIe eesal'iamcn-} "r:l" .) 1 J.1 1.; r 11 f. I '.. f te esclufl i v a, C g U t l .. il'l'itante s Illas o Ol-nes se apod e .nl dc Iluc stl'as ('acult.ades, de IIl1l'stl'OS pp.IlSami e lltos, de nuest!'<\s sCllsa e ion e s, de I'Il1e stl'os l'gallOS, d e nUl'stl'o s el' cn fin pal'a dal'l es una illlplllsioll es tl'ellla: es UIl despo t ismo qll e r to\o lo innlll e COIl fl"l'ocjdacl: en el ol'ganislllo y eOIl l'aZOIl se si enl' e el llOllIol'e l'lc\"atlo"llel1o d e vida y vi ndulo tudu "-se gllll la de j?"H1II 'lh 0 1 )'
    PAGE 379

    -ME-, ella y pn\,u :eHa. siE'S-,tS'1U'n:tCilsS{lue 'of,eti:e. org!\.m.o H'aSllPft"i o n.es \ ietlcn l s,\!s)')\a'iieB en instinto y la animalidad, y que ellas no son lgica!') sino cnh slI o qu rIcllas tt n e 1 1 a I! r Iffa'h a h l'l'@ I J ; :S. V ri (}. I m de i 0 1 1 \ J leSI fiallr..,a; ti,tin uMl l a JCs,tl.(t '[>I C[1Il\l1 to')C1111 'o/lI'eH i r i s i'fUf : rus;,s i;rw!:es(: CI rshi (1, In:flz.ro! un g :rJtOJ it; (l a 1 811, c')1 e -sa!l e t] (;; o hd n as H i ; J J D ;1': i :c1 n i,S; le., tJ-ioles '1}I uc,!)(Cn' : el'les nit.1IJ ej : { I !cpmi;l"u lcil' ecibtt'l,, 1 aU, q ue i u:i, b i e u ,e;: !Iete'l'mina mCI .tcl e l i c[-jtadw se m o j ante itatu;lJi'i:ln mi ehl'ga n( ( .. venrus i q tlelf clI 'erpQ4 jS:!f<,imp (fl'J' l ntn;tl !Js l o s l s.0' d c sllza' poi' ) SC'1ade)wa ')se i d et'i.c-n" Jorus l ,:gi'ii' m as GIID:f1lQfI(Nl po e Ills"}uli'asc, '.s e l I pa'l ihle,C[ la] pie l d i GS cRbellils (y)aibafliu, lrl a nttuealn ;el\T pocnjjnias I IJO1 1 f !Losll i'm.it{.)f!'rJaS' 109) in sti:ulbs seJ csti endil-,,::J/3cI.Gri: s llan, H mill'te hi l)c r a .OIl1l1jl :.1 8tl f!P''f'C 1 ; 1 "f. j)!d .. ;.; n i n i ,gr mtl!1rfica<.;l}lastal tlle! } ii(!PP02 eJII(lcsed iCncii J.a> ISfl'l)' gl'e;-r t tira: a v oJ'S il!'b cnfliru pe:bcSii panto Qumo )cl: 1101'tfet'Q Il1'iaS:lllUru:e}; m Ol:oq. 1 r[ {df.erm WV1t ln2imalinm p 'o.b ; blt l f}uemlhJllgallbo J e l\ll(; "ihle.n.tro .i<'\:C"( GCS0 ';e; tlj ((jj.tHe:l?j i S .CJ P a L'e, cc i h L .. f Q b 'lil ; y les fll, nil!ll1: ei n '(l H'l 1 a s .aug ( ha; es [i ltes io n jnia p :es:'H:. es la. c Mmai tle h espj ritu ' es u ,l;a',didras fna s m o l..o; \):sol'valU' u d nOl alfflta1l1Jh Y :elljj, toma ,(se fl'ja. lli tl r Uf\' ( cJHT.oen li1'aU a ; q ne fir.a:3 tOY.Ils. los pei w s:Jrhientos ; .lleti e !ilptj tl t ar4ien l e hace: t r i la illlpIes io:nes eSltel'JOJles:, Slip O r.njl,i o:,p l I qbe
    PAGE 380

    -r.-:: J recta ciea, li"Vimt, rubigiui .dentes; i \ w. P 'eCtora felle est, suffusa "V.enen, , u. ;.) t I \ .... -..:J' \H, 11 ,0 l' ;I Eb;poet:da tinl) !ha 'pintado" por 'eJl estc u beno ; euadl'o ,los si1tomas de l i.na ficlH'e ,ma'ligna:h-gase 1 al' autolls:ia qu. e se abl'll: el oucrl'O del enfcI'm l Y se haHrurti t esft'aas lesiones oi'gnicas. Un':Col'azoll pequeo y ajado,. 'ancllas congestiones, sangl'c? rtl'gl'a y miserable, gastadas pOI' una illthi.macioll cOI'I'osil'a, en ulla palabl'(\ pOI' todas palotes huc)(as de 1:\) d esbruccion, may.Ol'CS, confol'mc los sufl'imientos han! sido aglldos; cOllfol''n\e el veneno mOl'al haya. altera'do' pruf,undamcllte el pal'cnquima. Ol'gnico. ".l:l. 1 : (l' .Hall O'usCI I l'allo lus md icos que si los'efectos; deJas; pasiflllcs sOIl" gell el'ales, cada. 'afeccion en su 'punto' de' padilra '.Sl{ fija soul'e un l'gallo pal ,ticuhn';-No hay.unat pal'te'sola (le T1uest!'1l clel'po, dice M.ontaigne, que. veces no eontl't la vorllntad: tielle ca(la una su' pasiolll pl:pi, a flue la desl'iel'ta la allor'meee sil! lIut'stl'a Ji_T cellcia', : La llena agita soul'e el estma.go, 'CIl., eSI'C1'a'nza snuI'e el clll'azou ; .la cle1'a :riohl'e '&c, CIII'eaU' de la .Chamhl'c, lIIdiG de' buis XII[ fJue el cohH' que: escita la.cler a comi enza. P(i)'1' I ; os ojos ,' el del amor pHI' ,la fl'ente, el ; de Jla pOI' las megillas de las oi'cjas. Sin gH todn esto SJ'dativqc .las cOflst-ituciones individimles, la intensidad de la pasion es fatalmente PI'op ol'cional. la, sel!silli licla .o.'gnca; nalla es mas que esta ouse' l'v:rci n que'db siem-}we voh'el'sc.Hay'homul'e qur e apna!:fies afectado' 1)11[>,una catisaqlle' slwia l'desespl'a ... con 'd (ltl'O "Lo cual debe sucede/> si se ad\'icl,tc que la ri.ca medida' poI'cion de intel'igen.cia queJes pel'te. nece n'O' se da siu un al'diente, sensible,: ilnpl'esio. nahle Y 'pol""consignhmte" el mas lo -que mas' vinl 'ent( las pasiones. La pnedispqsicion la C1ifermedadde que s tJ:ata'es innata.: .. Las. causa; que 'se agl' nm c l'an lrcs 'll1lcs 'son las. l .teter-: la' vida' de esfuel'zos; de' comh, a.tes, de 1ful J'sos, 'ltrnsporte's;J v j d '} siempre activa,.siempre enl' gica, porque ya lo dijimos, que el : tos .am'an con de. sean y s'e'nten" -con es(n:s; y 'el'fondo de irritabilhlad que 108 caractel'iza constituye igualmente el te,i'eno volcnico de la8 pllSion6s. En )t 'DlUY positiva-'--Jeducaoion d e :tos qua-

    PAGE 381

    . :3;08 ....... d e mOI': a l. en i efecto,D. ni ,} !,f I \l --, ".' ) JI jQ"4) ) ,,", (f 1, ;Joi. ; fOff : ,"'Ij i ... ....... "Ces a,r1lwes, ces _veines,f ,1 J! :J.) J"hlf;; J.!. Foyel',. 11aSS,lons lillmaies! J ( 1 -':'1';(,(,1" .. r J.:: f': ('I: d' : [CQlmdedn"; ....... Ir l. o-f' ,; :"101 !l ().' 'i' !'O !. '1" f )(), .L '?; . QPu1.t.311 __ 110',sOlo seC' l'et (leI das : a<>ciones luh qu,? hUl'lbi ell I l a Galls:\ dess ,estnay ios: 13:lsan.." un fel i c 'cs & fUllestas d:islpOS1Ciolle'St ,El g '!"$,..no.,tie,ll. e siemlH' C un, papeL iml)f:wtant,que desempeal1' de llllllyJ: ,C!'lll. ooi oualido,se JlJosles'.; c,apa ,la ,fuel'za llHll'ail y la: n e c :ef;i (ad ul'lltrul )l(!)sJ:dol')lil131, ])0 !'(,\ue ha,,): "II-na ousello ion I ICC'll) t lJuad!le i mp.ulsimles . lli oas' i 1 lls t i fI t r i vas '\ U(U 1N'tlca D!illllse l ; 1 ol'gu:llo no G ousiclcl' atl :(!Ic)'1 rj lIe 'es su ficient0 ill.llnCJltnl j di;-llni l llllit' 1'n. esoitac ioll de disminuil' la l.'api' clez \\I e It 1 cjl'cu!a.cilhde cieltos !1uicllls pal'a IIcnal' e l espl'itu de espel'anzas las mas dul c es >iumil' en la mas pl'ofunda deSCSl'el 'acioll; para hacel' !lit hl'oe de UII ser lIlt!o, t) de UII cobarde un 'aliellte &c. Fcil ('8 aplicar este pl'incipio senta(lo, cualruiera 1)0\' medio (le la ilOaginacion: y si 110 me ellgaiio encollt!'amos aqu la solucion de un gnln pl'ohlellla I'clativo los hombl'C's dc.inteligencia fI ,aqu el pOI' qu de qllete llg lll un hul() vulgal' qu e los apr'oxima y asemeja 110sotl'OS, pesar de la fucr'za intensidad del I 'ayo celeste que bl'illa e n ellos. Esta es la fuente de que emanan los uesbar'l'os y d ebilidades que nos afligen en su conducta y que agr'adan tanto sus c n emigos. Esas difel' e llcias bsqu ense e n la bella y fatal Ql'ganizacion, pOI'qlle la misma fllel'za que los eleva hasta las Ill1ves, los abate hasta el fang(), y pOI' eRO mismo SItS labios y su pluma no sicmpI'e estn al sel'vicio de la yel'dad. A m enudo bl'illa en,i'lII cab eza una luz di,"ina minh'as se anida en los pliegu es ele las e lltt 'aas la fil'. bl'e (le ,las ]lasioll c s vilcs: nosotl'OS COI'l'eslJolllle lamental'nos sin escusados. -h! sin dUlla el verdadero amante de las musas debe (1) .... "E.tM venas y h o glJeras hirbieotes de las ei(lneB humanas."

    PAGE 382

    -.....i:"' 6 4--l;oda!JjRSIOIl"t te '110 1 sea I r a d d la g.t{i)pi i b Y1tln n .ohl13MV) fv-es:t'l)Ql'J l l e.':l a s ini ft-i v if sy po,' lIecir'ln de una v e z "ser homb,'e hOI!,!'allo en la g,'andeza lIe la cllt e ,lmll'eles l.Jlft l ::1I a ""et:ii.il; liadlf pi:r.r i,JI @ d;\'slI mi1iIlI'al et del otr'" lado d e la balallza lIlI tempe,'amento i"I'itahl e si!'IllI',' e sohl 'c ('1 gl'ado fisiolgico IIIdillarit!, t Ulla, 1 t1'ga 11.:lh (lhvn-:x a'lta Gil .ri,. br-\l i I;(;'af; .fe :e"ilt.fI[H(; \ (('iln('I',. )'1 la jlll : '4tiHlIil's t m p l'ltf'fu si 11 : p l' i 1 i d IW ISlIS u e l''cl\ 'f,Js l V. aalill' 1 a ; i d i a I'h!IlHi d'lt, 1111 sell l a 'Sell-siLJi l j ll\lad Y' la" ,'azol i l :,'ht U y m I IDlla s ,ulaltiJ II c lI 1111 LIIC I !l'i'illc g llltl H i l : c .iIlGmlll'".t;i j l .jl.lal,I.' p eti' I'.hI "tiet tem p :I!Wi nll e : l tl o os h ( s ,ta e i : e ,tQ e\<, wbstract1n .l()id DR Jd7-I !h SJI: :h) j Li'! ; o!iflf .. il J ; t { r-fJl f ,.. : }r;] ;'> P" :( Jifq ; IJ; -_.'j JIi', i:',(lfI'IJdt:'J!. i 11 "a'jl';O::> "-'l',, P.:".! :; :p.:'b ;-lil";" '-'d :i!i?'jj') ad:){) i wl o b !J.r, ;1' r lILe .p.q i?llt .. f, I;r.!oe <1,d"a "11'" F .. -f' ., . ,., I f) 1" .. )!

    PAGE 383

    " !l' 0:"0 ')") f"r ;:.)i'l' t i tH1i;O' l;J;;1 j: \ '):l huj:. 1 tOIll! 1:; ',. ')IJ:;,''} :.! (JI! iqr.t>. ')! ,d; 1J1! .. (1:' ,; w ... '.JI, l' L '\ r:{.J ,. ,. ) ..( 080! ro 't: f /I ." i {)}II.LJ: .. \1,.') (101P ":fq :ru J-'j'll,,:i( ': 'rr; '(,;:.,'_'j, O. '"1. H !'{8 ( t ..... ,. } 11 '1.. i'lo., :)110 fri(ltLO'> ha se es : fUCl'zan tarse'l,la' pl'iin c l'a caUSjl de-'Ias .. cntnll n e 'l:cl'lht Iill. clwh,i. tl'azada p 'o.r, tin 'IHlll. to de padilla, la flle l'za tle acciulI y el el : mTil.de 'las il<\sl,m' es l lIt' 'g, i i a : tiI IIIS ]\j\f.m':ito.s', 10,<; al'.tis tas sah i liS & c : :'iC !11eg. a 's i : < c on'C.Iushlll. cscesi\'(,) uese l s : ustelltclilo es un iill ) le.rtso a)no.!' IH't\ri,i: EI,lilthnntuf': ira;l. g lllo'l' de la alauanza Ira; dl'slustl':\ldt! la ; a:iltf h>o!J;l. )HIl'a d e l g ell io, Las lj ir isi t'1I'I es, I as fJ )hlaclc.s, ua 9l'zas, I os ci'mclles mjslnns cI"e .. lfI':tl' h j l IJ:tfdo .)a i ,J' a tIc alglllllls hllmul 'es distillgu:ic!os IIII hal'l ,te niub r ,ItlJ l ,ge n que 111.1 .po o mas inno s de ill cicllSII., :ffil ?gnll'n (,{;oI 1il:e.ille (li ,l.IllJ. esh'as tle I'isies celos cntl'a i naOo'Cl s '!fua -j;1.vaJi.JaiLcHI111) hemns'\v.i.stn.lha causa: d 'a1guil-a, lncl'!::' ElI' ,tan-'ge Q G 8det\i!suerte que le espel'aua. que sin sospechat",:Ja.r.tqlaici Vfl:xl:e lt'iz, 0 l conull ciir y es" p ,ir:,e;n'liu s 'raz-os, no ; :Ja'7-vemlalblilastll. .. qne,, ia

    PAGE 384

    -566-onfes el n!!csino al morito. El Ticiano celoso de Bassan su discpulo, le despidi de la escuela: el poeta MlIl,tola celoso de Mal'ini, le esper en una calle de TUl'in y le asest un pistoletazo que felizmente el'l Muchos cuadros de Le Sue1w han sido despcdazados en secreto por pilltores que envidiaban Sil talel\to. Un gran po eta modc l'no BYI'on (est -uII a';c h w a 'comwlsi Iml'flIe. h: v hi cmIO' o.!un pl'a. \lJla cosa !I, e poco valol' .la /enco!! tl : C II \,Ullltru e n U 'I\ a h o Ja de pllcsas. ,;E Y o.i: s cll, oil lllall'illOS'a dd' :parsino P ,OI'1!J.lll) en :Lt emia! v l' ,si!: .. p: a r .fiJIf! @ I'as. ,;." !) ,j \ .. . 1,' ,. '/1 l,j j ; Ii{\bi pndo !locho vel' soslos! ctl v i iIl t:y .. qen .sp' pl'ente J pali a oi' .su. y o t o : es te le' e, un teSt:, ,B-lc ijt, primo mia;, nnnclt se1'lsJ poe ta. E lu'i mo .1:ecOI'( l ,siem 1'1'6 e s "ta, fl'an queza., .A. c .llal de, los : (me migq.s A e slls V ;I'I:SPS' y : SUS ( lpilJiolJeS-p e l'don Voltail'e ? "01'09., pcrTa de E I osCi'a t 'hahi. endo elloonl 'ado y F U : tll\lIs e al' pel'I'o ue I D igenes-pL'ouujel:on algllilllls ,eachol'" ul'sei e n(.Ie, J. Jacobo Jnea (Col'l'espollll an. 17.62-;) AS cwoion poco di 'gna de UJ:! fHsot'o q:U1ol predicaba tolel'anciaj-'Y estQS ilos 'sel'ian l'I' l mnel'o-50 unaj' lIcdu 'l'a dura d 'C'!alfile'l"'en eilbalon :.de-I ..... a i lloJ,l.PI, ojlio , ",\j,. 'l(,: I ,,;' d, 0, f':c,91:Sli, t lemhar .go no -d,' V.,'mllcha' estensiOl1 mi rensa- miento, tlCJ:sadase pOI' ,el e0!l1:I'al'io q lIe]a mayoJ' pal'te de ue-genio y estados,no, SOl!'! C!,I'['Onlpidl s pro. que la bajeza (H+a,lma unid.a al,tal' e-ntot.cs '.ad 11 ltel'o m :uy .. 'arl<}. n\ iel' V. eJI,ellos ap'ebatos medidas y dp,tel'minacion es poco pl'ud entes, p e l'o es .I1I'll'y, l'aJ'a esa [ll!a.h:\'ad f'ia veakulda,' tenaz, signos.ihdelellles de una ,almafa ;ng'O!'la'. 1 .1," ,,,; tr", ().J ,J, ,/ Las imjll'esioncs del m .omento, el insf. lIlfc que, sigue le:encuentl'a 'dulce, y di s p u cs to ,la iIHllIlg e nr;i:l', sill renC01' pOI' 1-0 ordinR'l'io '110 t i euen como decia Montaigne; guar:da';. d ero;., ,' l ,\;'J ',\ '\ : ') ':> J' ; I P el's .cg'lI, id o fl'. Lu,is de Leol1 pOI' la inquisiciorl el1,dOl:r .. de fstuvo, IJreso 'ilOI' S!\ tumluccion del cantar de los can .. 'tare.s-. cuando v,olvi su et('d'a comenz.al'slIs',l e .coiolles ) o "bizo con' eSltas .ab'lbr'Us: Diceb lIlu.lvheste1'nne die"., i / .dijimos __ c .l!lmo si, ni siqtdcv.a se' acor:dars tIc aquel tiempo:es.pantoso;" ," 1,;, "") ,'" J .:>'} luilJl.ado de los;vek d 'ad, cramentelliombl'es : notaliles, p.uesque en' el

    PAGE 385

    -5 0 q licuan condic iones vulgares tie ] a .hilmanidad. Io que he cllllsagl'aoo tantos ao' s .al estudio de costumbr, es ciales de los homlll'es cntregados. los trabajos dd dimiento, sicmpl'e he e n c on'ado en ellos 'una admirable se de bondad y (lignidad. Hay eflcepciones, 1)(:'1'0 como he dicho Ron 1'al'as. J ) ll1tal' c O pOI' ila(Ja dcllminuo queda elel' lin buey qlre le habia scnido; ReBato ta sabio, etan amigo de las letl'as, que hizo disminuil' los impuestos el) IJl'ovenza; el escelente abate Saint Piel'l'e, siempre fiel su divisa da' y pe1'donar; el sabio naturalista Deseli.eux ;que e n ulla lal'ga y peligrosa navegacion pal,tia su I'acion d e agua co el arbolillo de caf que se le habia C'\1c
    PAGE 386

    siente la necesidad de moderar economizando el 1110V i miento vital. "No poul'\ V. figurarse cuan honesta es el alma en un homure de cincuenta afios." El sentiuo ue esta pal'adoja es manifiesto cualquiera que sepa que la pasion es la eSIll'esion de un tipo: el amOl' corl'esponue los j\'enes; la avaricia los aneiauos. Las exigencias del l'gano tienden siempre realizal' ]a pasion mintl'as que el yo se I'educe al cl'culo de la abstraccion: -la vivacidad de la lucha es siempl'e }Jl'opol'ciollada la fuerza del ol'ganismo. Este motivo, oic en, I'euaja el mrito de la vil,t!HI, lo cual no puede existil' si e mpl'e que se quedc cn la. ycrdad y la natu['aleza; pcro si bien la fisiologa nos indica la fl'agilidau humana tambicn seala ]os mcdios dc dal'lc una uase sfida. En efecto la justicia de Al'istides le el'a tan e s e ncial como es al cI'cldo su cualidad cil'cular: llamal' csto la.filoso.fia Q1'gnica que cum-11l'Clllle hechos impo[ 'tantes de s cuidados 1101' la mayora (le J1uestl'os mOI'alistas. Tengamos f en los IH'odigios de la volulltau; pel'O cl 'c amos quc hay una pal'te de sauidul'a CII c q nocer y apl'ccial' los impulsos orgnicos. 2. La sCllsiuilidad su1'cscitada no pueue sostcnerse gran ti e mpo. El gl'ande y tc1'l'ule efe cto ue las pasion e s cn su cOllc entl'aeion y su dur'acion, Estas uos con di c iones que son las dc un espejo ardiente quc abrasa un solo punto, no sc cncllcnl'an sino en homul'es dc Ulla viva imaginacion pero mcnudo mvil, ondlllosa, camuantc: es una especic de natlll'aleza slJi c a dificil de fijal'. Agt'e gllcmos quc fuel'a de los objetos de sus trauajos qllC I'ido s hay pocos poetas, y alll l al,tistas que se fije n pOf' mucho tie mpo en gustos gl'o SCl'OS: no ullsque V. enl'e e stos aqu llos homhl cs q nc solo ap e tecen los go c es matcriales. 3.;:l Hay entre e llos un fonuo dp amor al rdcl1 y la justicia. Poscen como un sentido innato de la p e l'f c ccion mOl'al y cste sentido vel'(lacl e l'a luz inte f'io)', c ompon e parte d e las }Jl'evisioncs de SH cntendimi e nto y el jatmn d e su ol 'ganismo, No cs posible que lllta s cualidadcs ii1t e l ec tual es s e an pal'a el provecho del vicio: sau el' y cOlldu cil' s e uie n son ine v itablemente c a llsa y cfecto, Uila alma bien t emplada, una razlln rccta y supCl"iol' ti c n(lc hcia.la in s l 'l1cc ioll rc c ibida. Dficil cs d cs c e ndel' de las plH'US r1elicilis u e l estu uio, y de la meditaci ol1 al pla ce r gl'os.el'o de los rganos. A qu pl'oducil' obra maestl'a si solo hauia d e pl'oducit' ...

    PAGE 387

    --369-la "Jocl'a y cl ol'gullo, si no se pl'eserva al alrna dc la gangl'cna del egoismo ?-EI mundo dc los cSJll'i tus, \'eruaues y pl'incipios absolutos alrja mas de lo que se piensa de las almas g'anues los intel'eses vulgal' es. Reflexionando sobt'e Dios, sob'e las leyes de la natu'alcza, sobrc lo bello, gl'anuc y justo, siempre obligatOl'io IIO d(;j:-u' algn cste estudio ClI el COl'azon? Alimentados con el pan de.la ciencia Illanuar' la pasion como sobera, na? Esto repugna, : un poeta, y tiene uc pota tollo hombl'e supel'iol', cOI1\' e'tiuo en IUl homb'e bajo y pcaro, es cosa 'que no puedc soportal'sc. El que haya I'ecibiuo la mision de i1ust'a!' encanta!' los hombl'es saca de este sentimicnto ulla CSllccie de moralidal! instinth' a y pl'ofunda, eterna base de las obras maestl'as qu c .lle\'an el 'sellu de la inmol'talidad: 10 bello pl'cpal'a al alma para la bondail y la sabiuura. Las bellas lel1'us llamadas con tanta razo' n humanidades exigen algo mas que lIgl'allal' los hombl'es. Hay al'tista, literato y sbio que al morit' de hllmbl'e posee l]n corazon tan 1 ecto como 1tnlt lnea, segun espl'esion de Mme. Stael, pOl'que la idea que adq' uiel'en del deber y d'Cl. sacl'ificio 'ILOmbres ue este tem pIe pI'oduce m ilagl'os ue honor. Hay ; ell estos hechos una generosa esponta:neiuad que las allnas comllles llllll-ca comp'enden. ',: , 4.:':> El constante amor de'la' celebrid'ad,-ciertamente: la necesidad de cautivar la voluntad atencion de los uemas, eva cierto grado ue exaltllclon quequhas COI1-.duzca actos mo'ales l'cIJl'ensibles, pel'o en general es el pr'incipio de las acciones nobles. Un ml'to hollado de vicios, UIl eSlll'itu de gl'avedad hcia las regiones de la luz y que cae en la voluptuosidad bl'utal, h aqu una anoma-la que repugnan los contemporneos y juzga la posteri-dad severamente. El tl'abajo sosteniuo del entendimiento pr'esc'va pOI' ol'a parte el COI'azon, y la levadura mOl'bfica de la pasion no encuentra las condiciones necesal'as su fermentacion. E n cuanto se ha reunido gl'ano grano una pOl'cion de gloria crecr V. que es indifel'cnte al hombl'e empaarla? Pueden repetirse los hombres clebres no virtnosQs las elocuentes palabras que un ilustL'e poeta dil'igia unos malvados pouerosos: Temblad, que sois inmo1'tales, Mas de Ul10 se ha detenido con esta considel'acion, porque no agrada dejar una reputacion manchada con epitctos infamantes,

    PAGE 388

    -S70 -fI'ambien .saben ellos l'calmente lo qne valen bombecs y las cosa,> en la ctel'lla movilidad del dl'ama social: la estension los conocimientos conduce pl'ecisa mellte pOI' nna gl'an rectitud del juicio IIlIa especie Je in tlifcl'encia ,pOI' lo quc homures vulgal'es cOl1sidel'an con gl'an deseo a \ el'sion i es causa !le q ne cbsas per neas cal'ezcan ue yalOI' cxagcl'a!lo. S que cue sta ilusiolles, pOl'qlle leel' en los co\'aZOlle s quieul'a el pl 'isma de la espel'J:llza; pero la plenitud d e l alma tiene tambien slI]JI'ecio. Los descllfr:enados pOI' la glol'ia. acauan pOI' conocer filie esta misma pasiol1 lle! sauio es ulla cosa de que !Ieue desconfial'se, p(H'I\e semejante la amuicion es funesta la salud y la felicidad, ol'a se realice, ol'a escolle. 1">\'ol1to conocen que la pil'mide que cl'cen con bases de gl'anito 110 es indes'uctible: el genio rodeado de alauanzas, col l1Ullo de ho nol'es, ccrn' indose sou\'e los homul' s con esperanza uurla\' la Il1Uel:te pOl'te as pecto C8 I a ciencia ue,la villa ,porque iIustea y d idge

    PAGE 389

    ... 111. Estas y otI'as causas que fuepan oe lal'ga enUIl1Cl'adon se comuinan y modifican de una infinidad de modos confol'lnc los temjlel'amentos, las cl'cunstancias, las diversas posiciones, los juegos de la fOI,tuna; pel'o el fondu es el mismo: cs fcil csplical' pOl'cille la mayor pal'te de los !tombl'cs cleur'es estn muy predispnestos las pasio n e s violentas: y sin emual'go con l'areza llegan pel'ucI'cl juicio, sicndo pocos los d cmen tes que se cuentan cntl'e ellos. Hay escepciol1es, yo !lO lo oculto, des gl'aciados! ia vida se consume entnces con mpidez inaudita aunque tengan un CllCI'pO de bl'once de acel'o. Mil'aueau, ese rayo de elocuencia, prodigio de los vicios es un cjemplo insign e : lllguido y desfalleciente d ec ia: "Si cI'eyese en los \ cnenos lentos, 110 dudaria dc que he sido me s iento uesl uil' y me consumo fuego lento. -(So1L"venil de .Mi1'aberm,) , Conciua. V. en efecto, la pasion ejerciendo SIlS estragos en cl illd\ iduo, siempl'e lIeva ,do al eqtl'emo y cuyas nas ligcl'as le conmueven toda la economa. I.,'lS pasiones c omo todos los males exagel'an el Pl 1incipio que sentamos como ley universal de la constitucion de los pensado/ 'es : es decil', aumentan el predominiu del sistema sensitivo sobl'e laE fuel'zas motrices. Las afecciones d epresivas como la pena, el anonadamiento, el temol' pl'olongado son tan daosos como las mas impetuosas pasiones: cl dolor moral es un veneno sutil que cambia de forma y jamas de naturaleza. Chamfort ha quel'ido sostener que las llasiones hacen "iyilJ' al hombre, y la sabidura solamente que dme. ser agitado, all'Illentado, estimulado por la influencia. OI'glliea el egoismo, eleva hasta. el (leseo estrcmado sinel veto de la si lanza. brillantes fuegos, aviva sin intermision la llama es sabarear la. dicha, confesemos que nq es de admil'ar que sea rpida la existcncia y tan pasagera en cel'tos individllos. favol'eeidos de los dioscs mueren pi.Ollo" Seeste ol'culo antiguo refel'ente lo ,que acabo decid

    PAGE 390

    -S72 -POI' mi pade creo qll e aque llo es viv!' en las allgustias de ] a muerte sin t e ncl' tI'an'll1ilidad La sabidlll'a ljos de e so combina y pl'cvec y nos obliga J'en llllcial'el bi e n menor pOI' el mayor: r epugna la voluptuosidad pal'a ahl1yen-tal'las Ful'ias. Eljase e nl'c la "ida la Chamfol,t y lo C']ue I'eco mielH]a la sabidul'a. Hay un dao eridente e n los sentimientos violentos y cOlltinuos cualquicl'H que sea s u direcc ion, particulal' m e ntc cnb'c lo s sel' es l'eflexivos, cuya 01'ganizacion se halla muy dispuesta la!;; emociollcs. Debe 'l' e p e til'se: "Guardaos d e la' s afecciones vi\'as quc af'l'aigan en el corazon, q llc ticnden quebl'antal' la cxisicncia. y gastal' los ['eso l't es d e la e c o n o m i a. Resistid o s ata(llles quc ocasionan los atl'activos que ofrc ccn, los lazos que ti e n(lell las deli c i as que pI'om etcn: que no os p e n e tl'c el fuego dc las pas ione s si pode is evitarlo, porquc el incendio no se r .stingucsin la de stI' lIccioll d e l e dilicio cimentado con salitl'cy azufl'e. No d ebc CI'eel'SC que la m edicina gel'a sin cesal', l jos de cso la espcrieneia d e pone dial' iamentc fl VOl' d e jlreceptos del al'te La pi e d['a fil( )sofal que d esee hallal'se e s un jugue te si se compara al pl'Ccio de la salud en indi vitlllos eminentemente nel'viosos ; arllientcs, apasiona' dos simltneamente: es pl'eciso buscar en ott'o planeta la I'esolucion de estc pl'obl ema. Estas consideraciones 'son pUI'amente mdico-filosfic as pel o hay otl'aS no mnos importantes tomadas .. nicaineilte del l'den mOI'al y qu cosa mejor demostI'ada hay que la influencia f e li z de una alma hOI1l'ada sobro el talento? esto ni es pal'auoja ni lugar COI11UIl. La clevacion de sentimicntos. la pureza de los pr'iucipio s dan infaliblemente al es pl'itu lIna fuerza, cxactiHI y alcance cstt'aordinal'io.-,;rTal es la "ila co mo el estilo"-y nadie m ej ol' que Snecaque pI'oclam este lll'incipio tenia pal'l\ asegurado. Si hay un cjemplo e n contrat' io ser 'pOl' esc cpcion, porque se opone la naturaleza de las cosas: jamas se com ,bitlar el 01'0 puro del genio con el fango 'del vicio: en ltim(i anlisis no sc pinta bien sino lo que se siente. 'Se' d v'it'tuosos, decia M. Stael, sltntificad "licstt'a alma como un templo y e l ngel de los nobles pensamientos no se d .esdeal' de aparcc ,wos." No olvidemos la observacon de que la pasinn es un tit'allo que < todo lo convierte en su lJt'ovecho y no sufl'e com-..

    PAGE 391

    -=-'S73-paero escepcioll del estl'echo cl'culo de ideas ell que vio ve y le son relativas, presenta tina especie de lH\rcotismo moral. Los cuidados, los emharazos de una pasion pl'edominante, cure mordac, segun la espl'esion del poeta italiano que quitan en definitiva al alma sus vuelos y la inteligencia, su desalTollo. La fuerza del pensamiento se estingue en pequeo espacio ....... abandonemos estas con sidel'aciones que nos alejal'ian de lIuestt'o ohjeto y vohamos la medicina. En todas las pocas de la ciencia los fisilogos han consi(lcra(lo las pasione como vel'dadel'as enfermedades: este punto de vista est fundado sobl'e la ohsel'vacion: en todas las pasiones en efecto, la m'mona de los actos vitales cesa cle existil . Aun mas: Ol'a sea la pasion el mvil de las mas bellas acciones de los mas culpables estl'avos no se verifica sin una especie de enagenaciun tempol'al que perjudica al organismo porque la violencia de la pasion y no su dil'eccion mOI'al es la que causa el dao. Note V. que aqu solo se tt'ata del individuo y 110 de la sociedad: las pasiones en peljuicio de esta son una espe cie de gllel'l'a entt'e el yo de UII individuo y el yo de los demas. Es siempl'e el mismo el cal'ctel' de la pasion, una, pel'tur'bacion de la economa, una confusion fatal al bien estar siempl'e fllc'a del ct'culo habitual de las fuerzas. Sentado esto, se pregunta i la medicina sin los reCut'SOS Jo'eligiosos, puede dat' remedio pam estos males? hay una higiene pr'gativa de las llasioncs? hasta qu l)tll1to puede cOlltarse con los auxilios tcraputicos? Tengo poca confianza en lo que dice Hoffman SOUI'e el medio que preconiza. De medicina emticIL et pn7'gante, post iram 'Veneno. (Ope'a olllnia in 1'. o t. G. J iCul'al' medicinalmente las pasirmes humanas! .... Eso es }lI'egullta' si somos dioses, si tellemos el don de haeel' l1lilagl'os: se ha manifestado los mdicos que la medicina es impotente iY ilor qu? po'que tenemos poco podel' contt'a las pasiones humanas. La pS?lchiat7'ia est en sus paales. El aneul'isma del COl'aZOI1 que hace perecer' con angustias ter'l'ibles, los pulmones ulccl'ados, el cil'l'o del pi loro, el estmago que no digiere, el c e l'ebl'o que se infla ma, son en ltimo anlisis las de la ambicion, la aval'ieia, la envidia &c. Deme V. un medio de combatil' con ventaja estos bllitl'CS del humano co)'aZOIl y con ese punto ,le apoyo haremos lH'odigios mayol'cs que inrocallt!o A l'

    PAGE 392

    ;""'.'374-= flumitles: haliemos al hombre feliz y sano, puesto que sCl' entendido y pl'ude nte. Esta ilusion plat.nica pm'ece conllenada no realizarse llunca, llor'que es quebrantarse en vano contra los lmites de la humalJidad. Es fcil ostental' mximas de moralidad y de l'i goroso deber; pcr'o el mdico l11'ctico est detenido 1101' una multitud de obstculos cuando se trata de cumr fl un individuo qilepadece de un profundo achaque moral, feliz si puede disminuil' su acdtuu. Yo le pl'egunto V. qu vienen ser los lH'eceptos de la higiene cuando habla el intel'es, se busca el oro, nos aqueja' el deseo? no tiene el interes la voz mas alta que el silogismo? IIO tr'iunfa casi siempre el ol'ganismo eHnstinto? En un paroxismo de pasion "iolenta dorrlinarse, conSer\ al'Se libl'e de influencias, la sangrey la carne, en las regiones de la inteligencia, h aqu el pl'oulema que solo IHlellen resolvcr sel'es }ll'ivilegiados. Mintras es mayol' la sensibilidad y el vigor es mas dudoso el tt'iunfo: el pl'Ot'bSOl' Hall, en su CUl'SO de higiene repite constantementc que es ]lreciso acostumbrarse sentir solo cuando COII \'iene esto es posible? La selsibindad es im vestido que se pOlle y quita volutad? La medida de emocion la mei1'opathia inlIi vidual es conocida hasta dal' las cantidades morales? D' Alembcrt, este fl'io sofista, quiere que el poeta y el artista tcnga toda su sellsibilidad en sus obr'as pues el resto de la vida COl're unifol'mementc: consejo cscelcntc impracticable. Quin puede arreglal' su gusto sus inclinaciones, idcas y destino? La scnsibilillau de las ouras IIJacsl'as de Racille es la misma all que en los bosquecillos oe V cl'sallcs que hizo decir Mme. Maintenon "Es ell'ey, ocultaos ?-Se ocult, pel'o el tiro mOl'tallo habia l'ecibido y un acceso al hgallo tel'min muy pronto los dias del gl'all lloeta, "Suprime la opinion: dijo Mal'co AUl'clio, tu mes yo he sido herido; suprime 1/0 he sillo herido, y snJ!1'imes la hel'la:-mxima estica digna del sabio que la }H'onunciaba, pero que pocos l)l'ft'cical'n porque es pOl' d .ecirlo as sobl'ehumana. Los mas gl'alldes genios no le han sid() siemll'e fieles quin pucde sohl'eponerse los til'os de la. envidia? quin como Scl'ates tielle el podel' de pasar del goce al dolol' con indifel'encia? Quin conserva la dignidad del taleuto cllando una Cl'tica despiadada muerde con su diente venenoso? , H ah ulla dificultad invencible: In scmC"olica de las

    PAGE 393

    -S75-. pasiones sean SIlS signos cal'actcl'sticos que no se pue": .llen fijal" Fucl'a impcH'tantc descuul'iI'la tendencia al or-. gen cn dOlldc impol'ta ponel' el lIicl"c; per'o esta lnea se escapa las mas pacientes invcstigacioncs y los mdicos desdean oCllpal'se de ellas, Desue la simple cmocion hasta e l grado ele interes que hace desg1'llciados y 11Iego hasta la pasioll flll'iosa y la pena mOl'tal hay gl'adllaciones infillitas, en dunue est el pl'iucipio y el tt-llIino del tI'atamicllto? Luego \'c llcn l as hauitudes, y aqu escollan los recursos d e l al'te, la lgica y l'f,ciocillios ele la sauidlll'a. El pasage s igui ente dc San Agustin esplica cle IIn moclo admil'aule el tristc ) pl'ogl'cso rllle hace-CII e l cOI'azon hllmano: "La voluntad desal'l'cglaua se cOllvicl'e CII p
    PAGE 394

    -a7:6-cia lf:dlusfon'cs se .. en la locura, y eiltort cc81 se ven \l os estl'agos"causa:dos el lo,fsic o y. lue l colOlnb'cs'destL'ozaua: iJ01"el'fuego de las pasrones, la moral e s pt'esadel enfdo, 'monstl'uo que 110 reina shlO 8001'0 ruinas y cenizas. En esta situacion Cl'tica se ,buscan, alivios y uh l'emedio, pel'o en vano: la filnsofia estoica que foel'a el nico, segun se' ofl'ece y alaba 110 drJa t1'aslucir al tt'u\'es de su manto la copa y el pual? Digcnes en el estilo de su escurla dijo, que era pl'cciso hacer provisioll en la vida de cuenlas filr)sofa; agl'eg qye SUlll'I!lirse la disyuntiva y decir cucrdas y filosofla. Dejo de IJI'opsito de hablar de oh'os tantos que se pierden en lo vago (le la hiptesis: el sistema de Gall, que si se admite es COIl\'enil' cn la fatalida(1 demostt'a]a inmediata. Un mdico de talento asegul'aba con l'azon, que pal'a Cl\I'al' una pasioll daosa Sl'gun la doctl'ina crancoscpica no h tlbia mas f1uC un mcdio posible: m'I'aucal' con el tl'pano el rgano lll'otubcl'ancia que lcsit've de asiento. Efcctivamente qll 1'aZOll 1)\\ ('11 e ser sl1Jlcl'iot tal can-sa? siem!lI'c IlI'csente y activa? S e l'a el cfil'() conl'a una .. roca, Scl'ate s qll 'iullf de SIlS malas incJinaciolles te-nia Ull 'gano pal,ticulal' )HII'a 11\ lucha? Me <1il: a V, lurgn, )a lIlcdicilla qlle segun su opinion es la mas huelica (le las instituciones confil'sasll !loco poder cont'a el alma { las ellfc'mel!;ules: qu ventaja"se ofrece entonces la humanidad?-Es pues ciencia Ijuiml'ica. E!'! ciellcia lilllitatla, JlCI'O no qllilllJ-ica, que si no puede decit' COIllO Dios surge el rLlIlbnlft; ofrcce rCClIl'SOS aun para las enfl'I'In('lladl's lllol'ales: I'Ila dulcifica y calma sus sino obtienc I':lllicalt\s Clm\!'!, Lo difcil es encontl'a' el 1J1Ie IJuie'a cill'al'sc, i [)olldc se halla este hombre fCllm c llo al cual seglll')llll'lIte huscaba Digellcs con flulilltcl;lIa?-S'II\)I),"gn IJIIC ('xistc; hclo all que se adelanta" depone Sll O!'gllllo y esclama: Hoy flOy l s(:lavo de \lila flll'josa pasion y maana ser una' vctima: lo s, lu sil'lIto: jamas la!'! l'asi';lIes pel'l1el' sus adep!.(ls, Oh! yiJ i1l'lplo,'o. cOlljul':! csta Nemesi's, pidall (le mi; I (.!u lios 11!l Epillalll'lI? Rehus:u'lllo cstcnlll'l' ulla m.'llo al cufcl'mol N o ;IO'GI' c \ V ,> f ,-,,:,,' ,') o" o 1" dd 'queo\-\ me hab ll ,l' l' ;[!' -"'-i\

    PAGE 395

    -S77--N o impol'tall, ensayemos ;egun el antiguo a:xioma: melius ancefls "e1I'wclinm quam nulluln. Ayudemos y pl'otej amos la l'aZOIl y pt'oClIl'emos lo menos embotar lo quo h i ere, t emplal' lo 1116 COlIsume',

    PAGE 396

    -' IV. Me pa'cce C(ue uniendo sobre este asunto lo quo la espcl'iencia tiene IlwjO[' d cmostl'adn, y la lll'ctica demas positivo, el plan de mcdicina mOl'al debe fOI'mal'se sobre la tt'iplc basc siglliellte. onoccl' e l estado de las condiciones ol'gnir.as, es decir, valual' su fUI', I 'za, su illflllencia, su dil;eccioll presente y futlll'a sobl'e el selltimicllto exaltado. Empleal' la fllcl 'za mOl'al el yo luchando directamente cOlltl'a la pa s ioll ol'gnica. Illlprimil'lIl1allllCVa tendcllcia 'las illeas, l"os sentimielltos, las facllltallcs de la inteligencia. Tolla mxima filosfica palidece, se bOl'l'a y olvida cuando e l COl'aZOIl hllmallo es "ivamente estimulado por una La ley misma, laJilosq/ia armada pi c l'(1e su podel' ell e l cOllflicto pOI' C(u esta Cl' uel decepcioll? Es que los filsofos casi no han atenllido la pal'te fsica, vieron ... los efectos sin remontarse las causas, homincm non sapinnt. El alma y el CI.JCI'pO no se avcl'genzan de esta' juntos, porrJlleslI ulliun fOl'llla al homlu'c: aUllquecolllo ya indiru no se alHlsiona sino la pal'te cOI'pol'al, no obstante fuego inflama los I'CSol'tes de la imagillacion. Atiellda V. pues la ecollomia y hallal', incalculables l 'eC\lI'SOS: fili fucl'za mOI'al la de una a ctividad ol'gnica bicn l'egulada! Combatan 11l'ectamentc ]tS tendencias de los apetitos ol'gnicos: pl'ocl'ese dominat' las habitudes del entelldimiento por las del CIH'I'pO. La imgen absb'acta de la vil,tnd nunca sel'i. suficiente, ella sola: cl'alo V. as. Un poeta alrmall me decia que el tiempo y el hombre aClIllen siell1pl'e al fin del amor, lo fUe IlIl puede
    PAGE 397

    ". -379-rnquesele lo que escede de,sl,l fuel'za y la balanza, se inclinal' favor del podcl' mol'aI. ,La vil,tud es el ol'ganisrilo domado, el tt'iullt'o sobre s mi s mo, el tr'mino de la ti, Iosona. HQlIC nucst! o negocio dial'io sea for'tifical'nos sotH'c nosotI'os mismos."-La dieta, el ayuno, el r gimen' dulce, e n todas sus difel'e B cias, los baos, variados e n susformas, c n s u tell1\l(Watul'a, las saligr'
    PAGE 398

    ria; n'(:::al'iciar m a sC1:piellte CI1" Ch; C lo y COll1batiJ' como in-' sell satos simutlleamellte el l 'gano y la o lsion. Sin la fl'ialdaJ milag'l'os a Jo e la d e Rllcl'o d' AI'l)J'isel lCmo I'esistil' una atmsfc\'a hil'\' iullte? Los goces il'l'itantes de la pasionle dan siellllll'c un -alto gr'ado de actividad, mintL'as quc la imposihilidad fisica d e l tl'illnl'o se aumenta. S c pfuoese al amante, al jugadol',-al amhiduso uc los objetos de su desco y VOI\'cl'n allqllil : il' la paz dd alma. El mal'asmo'de la clI\'idia COllSllmc Uil autol', pllCS que ccse de Oil elogios de su ['iral: que todos los homll'l' e s entJ'eg:lllos los tl'allajos dd entendimiento tuviel':tn como Fontcnelle IIna al' c a cn qllc uqllJsitm' los productos de la calulIlllia en lo quc les cOllcicl'lIa: seda UHO de los sumideros de la casa, Dc todo sentimiento violento debe cvital'se la causa por, agl'adahle ellle sea, cn cuyo caso no ('s lIlllOS daiioso. Coutagllo, el IJl'imer md ico de N po l es, dedil Rossini, que (;ntl'e las conser.uencias filie le 11l'0!.lc:I'ciouaua deducir elflmll' con que fil aplautlillo en l\!oiSlls, el'a. una que tamhien Cl'a asesino su ltl'Ol', pues podia cital' lTIas de cuarenta casos ele fiehl'e clwehl'al 1I11I'\ 'io"a que habia oca-sionado,ycol1vulsiollcs nel'\' io saR de tnllgl\l'es agitrulas con ... el efecto que les causa la ol'aciol1 ele los del te['ccr neto con sus sobel'l>ios tOIlOS. (Vie de Rossini por M. Stendltal.) He clII'ado un estadista mtly susceptiIJle de los ncrvios, ohligllclole qlle se austllviCl'll, pOI' Illll c hn do todo g'l\lWO cle cOllvel'sacion, de tocIo foll e to y dial'io poltico, En los pl'imcl'os dias, estc rgimcn le pal'eci,( demasiado seVCl'O; pero al c ,aho dll IIn mcs se adlllil'aba el cn-' fermo de sn mrjol'a flue apenas CI'l'irr. Mi I'clllcclio sc I 'edujo slll'['imiJ' el mOI'vfico. Si 11I1i!ic\'an bOl'rarse los l 'e CllCl'dos, la cUl'a seda mas pl'onta y fcil, pel'o el tiempo solamente posee este lll sanlCl l'(,p:lI'a(lol'. Un lwmbl'e consumi(lo de pelra decia con l'aZOl1 "I<:nselllltl'; V des. el pio del oh ido y yo les 'cnseual' la fuclI te de la juventud." El segundo medio rJlle he es e l ?/o, fuel'za .moral dil'eca; lo que taJito como ,una voluntad {b'me, 60stenilla enrgicamentc l'el'l'esirh que h ace: que la conciencia d' e l clbcl" persista i 1Illldeq,lclIlenle. V, lo sabe, dirigillo !,Ol' mi })J'OfCHioll y estttllios, ]101' Im'go tiempo estu lli" h \ l'gani'Zac in; lllill;'O ',dal'le cs',col l lhwlc touo

    PAGE 399

    -;S, S ...... ;,d csti!ll'O,' ni alm I los matcl'ialistas lo filie se qlli e l'a, hay lIllacosa el! lll ; e ulcmas de la sustancia y -la clIali.tlail y I'cside ell : cl ?10. Si se que es podl'l'oSO el l'gaTlO, 110 se asrgul'a ,que sea il'I'c s isti lJle, "eces le li mita, slIuy ,uga y ,allonada el eSlil'itll, tlomina a l dolol' lis ico, I'cstl'il,!;e el ,deseo; vese esto e n elhollllll'c qlle contclli c lltl o s u clel'a subyuga n l l'gano, el instillto y l,t pa s ion, UlIll }lol'c ioll d e ejemplos pl'ueuan que hay en el espritn lIlla pl'cdctcl'lllill ac ion l H \I'a }lI'OCUI'HI' Ilori1inal' el organislllo I'c uelll e la "oz (le la voluntad, N o hay cirujaJJO que igllol' e que hay indiv iduo s que llO lanzall ni IIn ge,mido c u alldo SO Il o[le l'ad os El asesino de K le s ('l' SlIfd el IIOl'l'iul c s upli cio que le condenal'on con impasiuilidad; :Ml' (le Jau co lll' se dice qlle C ll t Wl cita amOl'o s a , i elltre. las hojas de una pueda estl'e llal'se (los dCllos (le lIlIa mano sin slIspil'al'; Juana tI' Alul'd (li lu z Helll 'ique IV cantando &c, E l capitan GI'l'gg fRc\'ue Bl'itallinqlle 4 srie ] ell una SOI'!u'esa ('u ataca(]o pOI' lIllOS i l ldio s COII Sil com.mi'icl'o Maclison: l11I1I'i este y afJ.llel 110 frl ni J('!'ido; pero flngi ndcse l11ue l'to sufl'i sin da?' un grito la t e l'l'iule ope-.. rocan de fJue l e nIora nca sc n la caucHera dcsollnuole el crne o estilo b li co de l os indios, Sc dil' que el entusiasmo y el fanatismo puedan exaItal'la imagilJacion y esto e s nna 11I' lleua de mi ase/ 'to; sin emlH\l'go, hay casos el1 flu e l a \'olllnta(l 110 es suficiente. Sixto -QUiIlUI dom pOI' doce aos nl1 natlll'al fogoso yal"rebatado. 1\1 u c hos cl'lmillales se han condenado mOl'ir de hamul'c, y su yoluntatl lO ha cejatlo ante los lJadcel'cs y la rnllrl'te. Dcese que el cerebro es el que agita al l'gano en hora bllena,pt'l'o y esa fuel'za que le detel'mina independiente, esh'aol'gnica incalculaulc? La cllesliol1 queda in.., tacta y el alma l'es llJtado dc la cal'He es ulla hiptesis que )'epllgna y se debe rechazal', Hiptesis por hiptesis yo Cl'eo como Bonnet que el cere bl'o est en 1I11CS'O poder. As conc.e(!iendo mucho la organizacion el yo no ,<'st\ciel' tame)te i'lnpasible: muy menudo pOI' su actividad causal elige y no acepta, Poseedol' del cuel'llO; este yn,' el hombre ()l'dena su sangl'e ci.'enlal' con mas lentituil., 'sus nel'vios que sean mnos il'l'itaules, al cl'l'l'bl'O, meditar mas que en otl: a idea.) A veces J'ata ,10, 5 f'ga"" nos! cpmo cscl\,-v \os y \

    PAGE 400

    Cuando quiere las sacl'ifica, las enh'ega a la muerte y su. me ell la nada. Este pensamiento que mata no es el instr'umellto del 8uicic.lio: el alma asesina al cuel'po porque dispone de lo que es suyo, de Jo que l'esulta que el suicidio, que es UIl horrible abuso de la libcl'ul del alma lo pl'ueba. La aquiesciencia de la voluntad su l'e plll s a d ec iden de todo, cuan,.. do esta "olun. tall pasa de lo vi",tual lo actual ;cgun el lengllage filos!1co: el alma conserva intactas sus faGlllta. des, su autonomia. son h echos que se vel'ifican dial'iamente y que nadie pone en (!tJ(la: dequ IH'ovien cn? De qite el yo por fuerza inknseca ayudado tic la ed ur.acion y de los socorl'OS de la filosofia y medicina, manda y rige sev(wa nlCnte en la ec onoma qne tiene del'echo de vida y muerte "Sobre el euel'po: y en defini ti va coino se ha (1 icho, e l hombre es amo en casa, Pl'egunta V. pOI' el objeto de esta supremaca d e inte ligencia? Es noble y elevado:-Someter la pasion el instillto animal exaltado una voluntad fuerte, pon e' en accion esta voluntad, ellCel'l'a!'la en los lmites
    PAGE 401

    n llC\'a pasioll sca de mnos fatales consecuencias. No puede figurarse que punto s e disminuye con 'una sensacion la impl'csioJl ue otm. Crlos IV duque ue Lorena, estaba pel'didamente cnamol'ado de una hija del Bar'gomaestre U6 BI'usclas, y solicit de su madl'e decide dos 1Jalabms, lo Ilue esta le neg. El pl'ncipe le inst pal'a que se le Pl'l'.: mitiese hablal' tOllo el tiempo que pudiese sostencl' un cal' bon cncendido CI1 la mano y se cOl1vino e n la IJl'opuesta. Se pl'olong tanto que la madl'e cl'ry OpOrtUIIO cOl'tal'la con vCI'sacioll: el cal'llon se habia apagado. JlIzgtlese de la pena sufl'ida por' e l )lI'l1cip c (de la pasioll del amol' por M. J. F.) El punto impol'talltc y dilicil cs d ebilitar con Otl'O sentimiellto el domillante, ol'a agotando poco pocoJa plenitud de la sensihili(hlll cxaltada, (wa l'ompiclldo de una' "cz COIl un acontecimiento estr'a()I'dillal'io. As Mentc)l' pl'ccipit Telmaco en las olas pam que se alejam UC Euchal's. Lo ese ncial es prOllucir una distl'accion mental cualquiel'u que sea: un gencl'al que 110 podia sangl'arse sin desma' yal'se, lo consrgllia haci e llllo tocal' el tamb!)l' cel'ca de s. (Bonnet, srguII BlI'gny Zoclo jJ[ed. Gall. p.4). El tea--bajo corporal stlsteni(lo, los "iages, las distl'acciones forzadas, los negocios pLdicos, la tUI'buleflcia, embotan los placeres factic ios, y sobl'c tollo la aplicacioB las ciencias y las ades. Esta m euicina tiene por objcto oponer las pasioues la calma de la I'aznn, ayudar' y fOl'tilcar la luntail e n su ru(lo combate contJ'a e l orgallismo. Tales son los divel' s os m e dios 11l'opucs tos por la mcdicina IInida la filosofia pal'a estahlecer-1111 bu e n sistema de salud mOI'al. 1 111cesidad de )'ecol'llal' V. la insuficiencia d e l arte, sus uudas, sus cr'l'Ol'CS y sueos? Confieso que el u s o decstos medios es dificil, su xito incier'to, las esplwanzas ilusor'ias: me temo que por mucho tiempo la paradoja de Chamfol't se les sobl'ellOnga en el corazon la mayor llarte de los hom\)res. 48

    PAGE 402

    .. ..

    PAGE 403

    ". CAPITULO YIII. Diferencia de accion de los agentes modiJicad'ore! de la higiene No todos 108 cuerpos se parecen .... Hipp. "No todos los cuerpos se pareccn"-dijo Hipcl'ates, y este dato los mas val'iados preceptos, as como los mas impol'tantes de la higiene: esto !lO debe pel'del'se jamas de vista. E,;; imposible en efecto admitir que todos Jos individuos reciben al nacer el mismo glado de vitali dad. En el cuadl'o que acabamos de trazar de las causas influyentes de la economa, hemos hecho "notar que su ac cion era general y despues relativa cada individuo, este {dtimo debe estudial'sc con pt'eferencia. Cada uno debo

    PAGE 404

    -!l86-tener espcricncia de s mismo, conducir'se confol'me al princi pio ju"Vant-ibus et laedentibltS, lo q!le COI1\' iene y perjndica. Tall dificil es que un zapato sir'va tollos los pies como el que un rgimell co''espoll(la bien to(los los hom l)l'es. "Dos de mis amigos, dice Galeno, tnvie'on ull dia una displlta sobl'e la micl: (Iecia. el unn que 11!lda hay mas sano y el ob'o qu e liada es mas pe'llicioso: los dos apelaban la esp e ri c l!cia, sin cuidal'se dc qne el'an fe un tcmpel'amento difel'cnte."-El mdico d e P l'gamo agl'rga"CO!lOZC O rple tl'abajan b'c s dias Hrguidos sin fatigal's e en el tt'abajo y c st\tn enfel'ma!'l, mintl'as que pel' sona!'l sana!'l 110 Jluc(l e n hacel' ningull rjel'cicio, Primigeno de Mite l e ne tellia qne tomal' dial'iamentc UII bao calic llt c sin lo c ual le daba fiebl' e (d e sllnitate tnendn) "Esta l'cfl c xioll de Galcnoes mny justa: SP, deduce de una I'Cgla v!llgal' cn tcol'a, pm'o cuya aplic acinn da. rcsultados velltajo s os. Esta aplicacion es bastante dificil pOl'que exige condi c ioncs quc 110 sicmpl'e se reunen, un disccl'uimientI) csr-Jui s ito y la ousel'vacioll de s mismo constante y tIexi a. , Una (Iificultad que se encuentl'a caua instante es la fI!III de p el'cibil'las val'iaciones de condiciono Esta gl'ande sen-, sibilitlad que tantas veces hemos obsel'vado en los pensadOl'es como una. base, de Sll c .onstitucion, )J['esenta en efecto numcl'osas difcI'encias. Estas son relativas la constitucion del individuo en }11'ofesion &c. -Qu sigllifica esta. constitucion? N a(la es mas conocido que csos gl'llpOS de caract.l'es orgff nicos designados con el nombl'e de tempel'amentos. Los antiguos lll' esental'on tipos tan seala(los quc han resi s ti(ln las rcvoluciones de la cir.ncia. Nadie ignol'a e n efecto lo quc quic['e decir' temperamento sanguneo, "iioso, linftico, melanclico: pel'o estos son los cuateo gefes cuyo mal\(lo sigilen las otl'as-y cada cual d. e estas 'efjllier' e cuidados' especiales de higiene. Un mdi G O de la. antigedall pretendia con l'azon que el conoci mi ento pClofecto de la id-iosincmcict especi .ali. dad del temo , pel'amento le'igualJu'ia Esculapio; p el'o como observan Valcr'io y I-Iual'te este conocimiento supone las luces de un ser sobl 'enatul'al. POl' di fici'l que sea esta empresa se debe en CUa!lto sea posible estudial' las variedaues de constitucion, Sin salir

    PAGE 405

    -587-del objeto que nos ocupa cllt!'e cl flemtico erudito, el fl'io crtico, el tl'anqllilo algebrista y hijo de musas hay distancia infinita, El impasible Lafllntaine y el j'l!scihle Voltail'e adoptariamos el mismo sistema higinico? Se sOll1ctel' al mismo la calma de Dessaulx y la fogosidad de ROllsseau? Esto es impo;ihl c y d e he des'se rle la gcncl'alidad dc lQS datos las cspecialidades individuales. Hay hases dc que no es Jlosillle separal'sc. 1 -Sostellel'las constitu c iolles delicadas, alcgl'al' sin sacudimiclltos y sin viol e llcias las or:gallizadolles dbilcs, combatil' pOI' las tnicas la muelle polisa1'ci(L del tcmpel'amcllto lillftico. Al templal' las ol'ganizaciones activas, flngsti c as c\lyo ritmo vital es rpido y enr'gico. En las cOllstituciones emillcntcmentc sensibles, alejar lo posihl c la. slie de cscitaciol1es del sisteilla llcr'vioso que las tI'astor'na: en una palahl'a reconlal' siempI'e que el estado estl'em o de todo tempcl'amc.nto cs ell f C I'mizo Estos son lo s fundamp.utn s ele la higiene y constituciofl. En to sn clesalTollo se enCllcllt.\'a cn cste libl'o, EntI'e los cmlJios que sufre cl or'gani sm o mm'cce la. edad \lna especial atencion. La "itla del homurc tiene sus' -CI'si'1, como las gl'an
    PAGE 406

    -S88sus fuerzas y salud: los veillte aos apenas se cree que laju\' entnd tenga fin. Las enfermedades aparecen y prueba que ninguna edad est libre del dolor: en el hecho, solo son jvenes los hombres sanos. Deben pet'suadirse de que todo jven de cualida{]es exaltadas est destillado una veg e z anticipa-da: exige una dosis de prudencia casi incompatible con la edad y su imaginacion: cuando se tiene el tloble orgullo de la jnventud y sanidad, un mdico conductor de la tt'ist eza y el fa stidio es un ser cuya n e cesidad apnas se com Ilrendo. Mi cuerpo est sano, y mi alma activa dice, el llOetajven ququierc n conmigo Hipcrate s y su sec.uela? S e entrega los tI'ahajos contnuos y placer'es sin modet'acion. No conoce lmites su ardot, gen e J'oso: me(li-ta y vela, se a?;ota y languidece y aun muel e sin pl'oducil' cosa alguna. Lucano muel'o los 27 aos, IJiel'I'c los 28 y en los tiempos modernos Pel'golese, Mozart, By-ron &c. pudieran dat' matcr'ia una li sta inmensa. Si al yer la vida no se existe d e l todo se conSCl'va enfermiza y lllguidamente. Mendelosohn fue tan apasionado al estu-dio que pade ci un ataque de nervios los diez aos de edad que l e agovi toda la vida, y en la edad madlll'a H e-... g tal e stado que no podia sufl ir' emocion alguna sin desmayal'se. Guerin, sin la debilidad de su salud hubiera pin-tado muchos mas cuadl'os de los que dej: as diju que al su oFenda de Eswlupio habia hecho veto.,s por s mismo. Un tiel'l1o amigo de mi infanciajur Sil padre sobre los manes de su malll'e que entml'ia en la escuela 'politcnica: cumpli su palabl'a, pero el ej el'dcio que habia hecho de su cel' e bl'o le IH'odujo un idoitisll1o completo, de cuyas resultas sucumhi en pocos aos. J ven entusiasta, se desea por el mdico que no se marchite tu g e nio en su gl'mcn: que una pal'te de tus ilusiones se realicen, y t e sbiamente-"Si quiel es ha cet'te un nomhl'e, jlustl'al' y dat' glol'a tu siglo sahes lo que te La gloria, la. venlade l'a, pOI'que la rcputacion es una verdadera cal'ga: consulta tll S fnerzas, mi(le la distancia de la carrera hasta el fin, ntes de cansal'te en ella. Fortifica el espt'itu si" gastal' al cuerpo: ese te-' SOl'O de la salud es preciso sahedo apI'eciat' y conservar, porque si n ella no se pI'oduce nada muy poco. En cllal(luiera l)osicion en q ne se halle el hombre hay

    PAGE 407

    -389-una dh'eecion hi .giniea mas mnos limitada y cIebe bus : cal'se sin descanso. Si se ama la glol'ia, desconfise d6 la voluptuosidad que le es contJ'aria. Oponer la enel'ga de la l'azon al fuego de la edad y de la constitucion fisica, es una ]H'ueba de bucn s e ntido y de "igor que impone una altUl a de ojcada y fuel 'za intelectual de que las ooras sern la {'spl' c sion. Sienta oie n al homl)l'e mitar siempre lll'onto cOl'tal una cucl'da la lira Ile Timote o y en L1 juventud todava, so pena de que se e clipsen las ilu s ion e s d e l oello pOl'Venil. Hay sool'e todo dos puntos es e ncial e s que los j,'enes predes tillados la celeol'ida(1 110 debe n vel d el' dc vista: el pl'imel'o no abusal' de las \ igilias: si esto sucede el bro yen consecuencia cl cuerpo conl'a e n tal habit.ud tIB 'ritalJilidad que es prcciso r e Huncial' lego al su e o, lo que es el mejol' restam'adol' de las fue r'zas. El menor ruido, una idea imp0l'una, ciel to gl'ado de contI'adiccion, las imlH'{'siones vivas, ved bu'bado el sueo y ya no se puede out'ml'. Qu hacel' entnces? Ilensal' y medital' es peol' porque es ocupar la imagi. nacion: la vigilia llama la vigilia, segun antiguo axioma -de medicina. Cunto se qurjan los hOll1bl'eS de muy acti:va inteligencia de esta fatal disposicion al insomnio! Sus males solo ellos y el mdico los conocen! y el arte es ame-nudo imp .otnte E 1 segundo pt1l1to es vigilar atentamente el estmago, I'gano pOI' el cual comienzan amenudo la y vege z. Si esta regla es escencial en todo tiempo, cuanta i mpol'tancia adCJuiel'e en la juventud! Es preciso que todo I lOmbl o dedica(lo los tmuajos del llensamiento sin mi' nucioso IH'ocure l'llgulal' su estmagn. Esta singular vi s cCl'a cs la mas cspuesta las de la moral: una id e a le tl'astorna y veces pal'a toda la vida. Odia, rechaza y d esea con violencia el estmago, y deben conOCCl' se sus rarezas y sus capl'chos: de l depende la salud, llol'que el estmago influye en todo el cue"llO. ... Hay variedades indi ,iduales q ne admiran. Oigamos "Pue(lo bebel' y no me incomoda el vino, pero me pone fel'oz, desconfiado y quimerista. Elludana produce en mi: un efecto semejante, y no puedo tomal' mucho silJ notar su efecto. Lo que me aItel a mas inspira, parece mentira,. es una dsis
    PAGE 408

    -5'90'-: dio dia; cuando l medicina ha hecho' su efecto. Desgra .. ciadamente no puede tamal'se esto como el champagne." (Memoires t, 5,) Es evidente que en este caso habia un efecto revulsivo en el canal intestinal, lo que uescargaba,el cerebro del pacta y le daba toda su actividad. Guando se acumulan los alias se notan los beneficios de la pl'e"ision: en la poca de las cosechas se notan las ventajas del buen cllltivo. Hay "egeces bellas clII'e los hombl'es clebres y 110r eso se les cita como I'al'as y estl'Clol'llina!'ias pOl'que la vida se gasta ]lOl' su misma accion qu sUGe(lcl' cuando esta acci(ln se pl'ecipita? Los estadistas, ol'atlol'es, sbios, poetas caen en una vegez lwematuI'a, sobl'c todo si descuidan ell su juventud cie!'tos lwincipios vulgal'cs de templanza! OI',Hlo!'es antiguos filsofos han dado ei ejemplo tle una carrel'a seculal', y casi sin ellt'el'lnetlfHles; ]lero GI'gias de ciento ocho el maestl'o de Hipcl'ates nos revela la causa: "10 no he hecho Ha(la d e que me pueda quejal', mi juventu,l no me acusa, y 11<1 podr acusar mi ancianidad." Nicolas Leoniumes daba en FCl'l'al'a lecciones de 6-, sica los 96 alias: cuando alguuo admit'ado'le pl'eguntaoa .. })(II' su secreto de \'ida "Es 'muy seucillo mi secl'eto, he l'e-sistido mi edad vi di una adolescencia casta y pUl'a."_ Uno de los c,lcgas dc Dauoenton le habia )fl'ccida cuan-do fuese seJiado' alivial'le 'en la enseanza. "Amigo mio, no puedo sel' mrjol' reemplazado cuando la edad me obligue rellullcial' mis fUllciones I:st V. ciel'to dc que le ut'jal' el eucal'go." Tenia elltnces 8S alios cun plH'a fu su vida! Qu debe aconsf'jal'se los que pasan la Cal'l'era de ]a "i(la sin peusar en ello, pal'a'que lnguidos yenfel'nlizos puedan apul'al' las heces tic lo que le resta de existencia? Se sabe, dice Montaigne que la medicina es compasiva: ]1erQ que sus pl'eceptos son se"el'OS: ella encomienda entnces una ouservacion constante y sostener' con arte el uetel'oro de la ol'ganizacion. Llegado el buque 'al puerto }Jaral' en l, vi vil' y no gozar, porque uo se sujeti\)l con dbiles fuerzas los huracanes de la vida. Un homUI'e Pl'll dente fIlie conserva salud con precauci(mes dice: "Ahora cuento conmigo: ntes contaba sob1'e m. "-Es cierto .que algunos pensadores manifiestan una fuel'za desconocida inteiectual que los contiene ]'go tiempo pero no deben tial'se de ella.

    PAGE 409

    El es culto!' Puget de 60 aos de edad, cs cl'ibia Loabais "Me he alimentado con obl'as maestras, nado cuando trabajo, y el ml'mol tiembla ante m por gl'UNO que sea el pedazo,"-[Carta de 20 de octub I'C dc 1685.J Hc visto algunos I'epcntinos abatimientos de la coquete1,a de la allcillllidad: lus nicos medios de conservar e ,sa' existencia media se I cducen cicrtos pI'eccptos fundados en la esp e l'icncia. El pl'mcro es de todf) cio es el descanso nccesal'io al anciano y como un IH'elimillal' del etCl'110 sueo. Luego d e bell segul'scle la mas exacta h, I'egulal idad dc la villa, los ejercicios ligel'os y diarios" el cuidado Ile escital' du.\cemcllte el Ol'ganismo de modo quc se conscrven las fuerzas sin gastal'se. Si sc busca una rrgla aun mas general: rs preciso disminuir la intell s idad dc la vida si se quicre ]ll'olongal'. En cuanto las aplicaciones pal,ticulal'es deue estudiarsc el individuo cn quc Ilt'uen atcllderse las costumbl'es, Ill'Opol'Ciones y gustos. Viejos hay que se )'eaniman cn el tumulto. de las ciudades como otJ' os fieles -la natlll'alcza contem .. plan los campos y esto al dcclinar su "ida. Ora se pl.mell reciui)' los rayos del Rol, Ol'a agricultores celosos plantan y siemul'an y la muerte los S01]J1'cnde cnlti"/)(Lndo sujmdin. Debcn resprlu'Re las costumbl'cs pOl'que se atempera ellas la econilIllr\: la al'mona Ile las funciones es la ley suprema. Si son per'jlllliciales deu e n comuatil'se ]JOI' el mtodo dt. que llesJlucR hablal'emos uien que sea Ilificil. Conoc un al'tista que no se in!3pi'aua sino despues de haber comido auullllantemente: el l'fI.]Jtns ue la sangl'e en el e e l'eb)'o cncendia su inspil'acion, l1ero cada momento era amenazado de aplop ega. Jamas pudo consrguil'se !]ue Mine. Stac1 abandonase en su ltima enfe)'mellatl el URO del opio quc la consumia y aliviaba pOI' momentos. "Yo sucumuil', decia ella, pero qu haccI'? mi padr'c me al ob'o lado."_ La razon de la diferencia de las IH'ofesinnes, ]as mo dificaciones higinicas val'an igualmente de El cereuro en casi todas es eminentemente escitado, cuan-do se rjercita el entendimiento sin moderacion: lllas hay pal'ticulal'es ci)'cnri 'stancias que exigen pl'ecallciones especiales: el filsofo, el estadista, el mdico, el orado)', el msico, el pintOl', el artista d)'amtico &c. pertenecen la f ,scepcion de que hablamos. Deben combinal'se las con d-49

    PAGE 410

    dones de existencia' con el deber de estas pl'ofesi'ones : y sostcngo que liada hay imposibh.\' . I , no deb e tcnel'se mucha confiallz en cie;tu estadstic11S espondremos ]t lucha por-..el DI'. Caspel', dO' 'Bel'lin, relativa a la de algunas pl'ofesiones. Sobre cien individuos tomados en cada ulIa d ses siguientes .han llegado la edad de 70 aos. -... ... 43 ( Agl'cultol'es ..... 40 Empleos superiol'es 55 Comerciantes ..... 35 Militares ' . 32 Empleos iufel'jores .. 52 Abogados ..... 29 Al,tistas . : .. 28 Pl'ofesol'cs ..... 27 Mdicos l e P 't' .......... I'ae ICOS El corto nlmero de Jos lltimos sOI'}H'endel' so IHlvieJ,te qiie estos deben conocer las ellfermedades y combatidas evitarlas. Pero 'advirtase qHe quiz no hay prOfesin que exija tanto grado de actividad fisiea y que deje tan p.oco tiempo la tJ'al1quilidad y el repos. Los mdicos estn espuestos sin cesal' la intempcI'ie de las mtaciones, las vigilias, la irregularidad del reposo, la; accin de los miasmas de toda especie, .una superioridad mOl'a], insoportable, en \lna palabl,'a, inflllelcias daosas y q lIe tiCllllc '11 minal' I!lS fuel'zas de' lit vida. Con razon se dice: aliis inser'Viendo cl1lsnmenta1'; nliis meriendo tIt01mtQr. Hay mdieos ,que cOI1Sel'vail Sil salud Gr)Il'mu-eho cuidado: de'Folltcnclle, dice F.agoll', } dSIl' \ 'o .\lIntad mas bien su v"d, a no se cOlltr:nia: sino '\,o,l' UN,ro csi';ema. s u bl'e-dad, pOl'yll I'gi men slIpl'stiC'oso y l podiii uar' coni o !]lIe v ,ivia." ,:" ; E dianto al cl ,ima, este podel'080 m : ollificado : l' I a economa, nadie.ignola, !]ua feu e sc'.)a ,basc'de la higiene indi.vidhaI. Si hay l\Ii del no r : t c y tl'O del meili dia que no dan las mi smas insJlil'aci< ; n es; hay. ta,nilJi.e n una 11le,1icina del norte y otl:a d e l mCllio .(I., u),o lpy,as r :eghl' s j llvel:tidas sel'an da osas. El fdo e s enemigo ;}c ]os C'I',vjos; y; lo s climas clidos el sistema ncrv ios o adquiere na preponderancia q-ue influye en todo:' n-ies'C.que lor son :, : ; , ) e

    PAGE 411

    --595Par sas razones la,imaginacion-ticne tin \ludo ele"tt-: do en las naciones hi perul'eas: la prneba y la r-Fjlexi01i, estn opuestas al.sentimiento y r,J gooe: Las ideas falltsticas, estticas se hallan sujetas oiei'to mtodo. La fllcrza fisica, pesar de Montesquieu,. la eriCl'ga mOI'al, la imaginacion en su primel' Rl'l'a nque, 'as lcnguas a'niosas, poticas son producto de las lIes. meridio nal es En ellas el homure auquiere toda Sil fuerza y tamao.' Alli e,'i tenia razon al csclamar: la pirLn'tn nasce pi '1'obnsta che, altmve. En efecto cn los climas d e l medio Iia haY:una exhuUC1'allC'ia pe culiar de la. vida: y 'en ella: toca el homul'c lo s es'cmoi'l del pla cel' y e l dolol'. Una pl' e o c llpat:ion mlly vulgar existe favorah:Je al mayor nni e l'o de longevos cn el nortc quce l medio dia En ninguna pal't'c hc vis to viejos mas ",igol 'osos 'que en Espa!", a, enJtana y. ciltr'e los l'\'ol'laco s y dc Dalmacia, no son los. fils. ofu s y ol'ao.l'cs d e la an liigedilll todos les?-Es)',}eue su as, cuando se tl'ate de homul'cs gauoi'l .las cicn e i s y Ilas artcs; Los 'cue1'lJOS gastados 1101' el tI'abaJo intelcctl.llo soportan sillo c on mucha .in cOIn.;uidad. lo s ri!gOI'_CS' 'ud fI:, los UI'USCS camuios $le t e mp e l'atubr: pl'l' ,gntese esto los md ic6s que lH'of es ion en : el N ol'te Los mctl i os artificiales ]lara invental' los de O\l11uatii' los ataques temiules' ue los eleno cmnplcn su ou eto. Hay. bres quc i'loprtan 'mas fcihnente que ol'os l ,as intemlleI ies dd cHma. Eli gener.\ si es .delicado, n.enioso, 'susceptiule y..quic l'e cu.ltival' la s ciencias y u eBas al'tes con l menol'J(\o.1orpo s iu\ 'eJlyilse d e los paises tI' e invicl"nos dilatados y elijan la residencia-ei1 Francia, I.talia, Grecia." (.. . -No puc .do; se, me di l l'; la neccsidd me encadena ) n clima V 'igcll'OSO... . . J' ',: . ,-E n tal' caso tI'abaje V. por comba'iI' las, variaciones de la temllCl'atUl'a imitando si es pnsiu.1e Val'il, las que se p .onia seis co\'er'tOl'es de noche en el esto yd' os mas 'en ,el hlV!ier'll'or :Mena'ge y e\ famoso A'lhalld que tar uicn bal och IH> solo aUl'rgad9l'es, sino pc sadas . O bien como viejo, que dUl'ant 'seis meses' del illvierno hacia calen'tal' su aposento hasta 1 ,6<'>. R,'y no salia de l por nada. -Buffol1 tll'a rico y la fI'tUl1a"l1o me favol'cce. ", J-ij,ccuel'de y. sus profundos sufl'imit'ntos que son el

    PAGE 412

    -594-alHlflue de todos los que tienen la IOCtll'a del genio, y sobre este punto la naturaleza es mas Cl'uel que la sociedad. La sJ'ic anual de las estaciones impJ'ime tamhien mo dificaciones divel'sas en la economa y estas mutaciones Bill' cl.les son daosas favol 'a hles segun la disposicion delol'ganis'mlJ. Hay irlllividuo que sopol'ta m ejol' el viel'no qlle el esto y l'cc pl'ocam cnte: es pl'eciso apelal' la pl'opia eSJlcl'icncia y cli'igil'se en consecuencia: la estacion y el inflnjo quc cjm 'ce en el individuo, tales son los datos ,cle que dehe pa,ti'se. En el cen'o dc la EUl'opa en do 'l1lle las estaciolles se t1esa l'l'ollan con mas mnos lal'idad ohsel'va igllalm e nte filie hay enfel'medades pOI' decido as lH'opias de cstos cmbios atmosfl'icos. Cada estacion tiene su pal't de bienes y de males; y do el c'cldo del ao, la especie humana ha recibido bene" licios y pagado su tl'ibuto de dolol'es. La pl'imavel'a, el esto, el otoo y el inviel'no son por decido as cuatr'o climas que se hahitan en el 'COI'to espa cio de 365 dias. De las cuatr'o estaciones es en la IH'ima vel'a dOl1lle rccibe la naturaleza mas violentos sacudimien-' tos. Pl'ubanlo las siguientes consideraciones" Se ha tenido l'aZO\l en decil' que cada manel'a de vel' influye en las cil'cunstancias, intel'cses y pr ofesiones, y mas que todo en la inteligencia individual, Oigase l ta la entl'ada
    PAGE 413

    --395-vera se notan mas las altel'nativas del nlalestl' y del bien, y el combate cnh'e estos dos genios es mas reido. Las constituciones duiles sobl'e todo son rudamente eonmoyi ,das en la estacion, y mel'ece ntes que el otoo la califica cion del tentat01' "Vulet7ulin1Lln. Luego como los sel'es de licados. enfermizos componen la mayol' pal te de la especie humana, la mOl'talidad deue aumental' en la estacion de que se tl'ata, lo que Ill'ueuan las investigaciones mas exacta,: as la. mUCl'te es como el amor, amante de la pl'ima-vera. Cuando el aquilon fUl'ioso desh'nye los campos y las mieses, la cOllsternacion es genel'al: todos temea y preveR males.-Y nll todos ven los daiios que causa la pl'imavera en los ancianos y los nios, estas flo1'cS de la natul'aleza viviente. Nunca la. viruela, es cal'latina, sal'ampion y otl-as afecciones los acaban con tanta violencia como dlu'ante la pl'imave'a. El amigo de la hUl11anillad debe esh'cmeCCl'se al Rpl'oximal'sc e sta estacion, sobl'e todo si es padre de familia. Un aume,nto de call'ico que pelletl'a la economa, ll,\ actividad de la dl'culacon, la l'al'efaccioH de la sangl'c, los aflujos de este fluido soul'e ci e 'tas pal'tes, la esci ,tacioll nerviosa mas fllCl'te, la t1'anspiracion mas abunllante, ,el movimiento mllsculal' aumentado, esillican las conm ociones que sufr'e el cuerpo humano. De todas las enfel'meda des 11l:01l1lci(las por la primavem la mas enrgica se eucnentl'a en las val'iaciones de la temperatul'a. Hcese sentil' la dulce inflllcncia del sol, el cfiro imflele sus templados (litos, y est templada la atmsfel'a: en ulla bella maana del m e s de mayo pal'ece revivit, la atmsfel'a, todo canta, el amOI', los ciclos y la tiel'l'a, las aves y 'las flores; estalla el hlll'acan y se tOl'na la lIatlll'a_ -leza fl'ia invcl lIal; un vi c nto picante se levanta yapa: recen las nieblas y una constitucioll b01'enl (mSl1'al se su ceden sin illtel'\"alo. Cdos V. pl' c glllltaoa al espaol que vCllia del nuevo munllo, cuantn tiempo s e necesitaba: en di cho pais pal'a pasal' de la pl'mavel'a al inyiel'no. el que se gasta.de pasal' de la sombra al soI."-Este fe nmeno puede ob, sel'val'se en nuesko clima en la lloca de la >rimavel'a. No ,e habla del otoo si no lH'eSentndole b'iste y melanclico porque anuncia el fin dc los bellos dias: el otoo no mel'cee estas acusaciones. E n l no llay esos b'astol'-

    PAGE 414

    n 'os' nl cambios atmos fl'icos. Los elenentos pal'ffcen da acuerdo, y el hombl'e puede recojer' y : gozal'. '!ia pl'imaVCI' como el timno del a(} mucstl'a las liO!'es, lH'omete frutos, da espel'anzas; pel'o menudo no SOll mas que ilusiolles. En el ot(}o ,al con'ario todo es realidad y goce positi V 0.\ A esce-pcion de los pai s es palanosos nUllca es maS" estable la salud qu c e n los b e llos dias d e l otoo. Ningllll mdico de la capital iguor'a que al fin tlel esto Y}Il inci pio del otoo el' nm ei'o de enfe l!mctlades disminuye p :rndigiosamcnte. En esta poca dcl ao cscl'ibi Gui f)cg1'i amb7lant et medi d Jaccn{ Lo q lie ha y d e CiClto es que lIna multit;ld de ellf'c l'llIelladcs, pr'incipalmente l afecciones catalTale s, lllaga de llliestl'() clima, casi entc r'am e llt e . Sente mos como IIn pl' c cepto de liigiene que los homJ bres dc scnsacion e s vivas cuyo CUC1'f)() cs delicado, de sa'-' lud dudosa, deben l'el !oblal' sus pl'ccau c iones en cuanto el ri'vi'el'i1o cesa en sus l'igol'es. IJer como dl'j'a pOl,' mucho tiempo su honda huclla eH la estaci n que le sucede y aun: arroja como IJ01', irTisiol1 heladas sobre las pl'imeras flo. tes qne s c att'even r:onfial' cnls 'a) : os deLsol, es l)J1eis(j estal' en gluil:tlia contra las pdidas' dulzuras tie h\ pdmat el'a. , ' Se SWb que ersol vivo y fuerte ue marzo'al -flec.llUl' SI1S rayos no lo hace sin aiio, pOl'quc in'ita Inas 'que c a4 licnta: "en aOI'iI n' otez un fil"-dice cl pl'O\' c \'bill fl,mces. Esta innovaci(lIl (le existe n ia que se espi:winienta cn ,la: p'imavcra, scduce y engaa: la acele'cion del movi niellto quc cntnc:es se espcl'imenta en la existencia (en la priniavel'a) l'ompe veces bruscamente el equilibrio de' las fuel'zas. ' Espt'ese que el sol haya e ntivia]o la atmsfel'a. que la veg c tacion llena. dc vigor, y el sol 110 solo limpio sino que 110 se cspet'an las hclallas tl l d 'as, qu<:l nO scl'eno, qne no sopl e el viento del Norte, ni est hmedo el ail'e: 'entnce s pucde esponerse la salud la pl'imaver'a y flm'se el hombl'e
    PAGE 415

    - f, CAPITULO IX. Del 'den qne debe establecerse en el t1'abajo m.e1/tal bajo el -aspecto htgin ico. =0= / J T e mpils mea posseso, tempus ager meus Cardano r-, O'den en lostl'abajos de la mente! .... Esto exige una esplica'cion, porque cstablccer las divi s iones del rdcl1, com no ,sea en una sl-ie ue esp c r'imcntos fisicos trabajos d e c l'udi c ion, par'c ce imposibl e d e terminarlos en )08 que JleJ' t enccen ]a imagillacion. U n crtico ingles burlndose de un IJucta contemporllco d ecia: "Un rcloj que siem:1 ]1I'C ,tiene 'delante le ad v iel'tc" e l mom ento en que d e be abandonar e l eSllllio d e la hi s tol 'ia y ponerse hacer veI'SO,S, cesia: de escl'illi'I' v c omenzar ]a lectu['a." Es preciso c;JI1fesal' que ser'ia ci e n veces mas ridcu. lo el mdic o rucdij ese 1111 artista meditando sobre su obl'a; haga V. esto mas bien que esto otro; 11l'epal'al']os /re.f sortes hasta tal grado:, solo aquel; h aqu los lmites: gtl : dense de, sal varIos: pl'Oclll'eSe tener /

    PAGE 416

    -598""': &c. Estos son consejos absurdos Concbase un arrebato ditirmbico,sometido al clculo y un 'delirio llibmistico calmo? Es el espritu por Sil natul'a]eza Iibl'e, y es locul'a queredo contener midiendo el entusiasmo, y la inspit 'acio n. Nada puede tlete nel' los vuelos de la imaginacion llOl'lllle entnces es el hombre esclavo y 110 seom' del genio, Con"ellidos e n la antel'iol' cI'lhrl, cs 111'rciso cOII\'enil' tambil'll ell qll e las faC llltades humanas coexisteNtes con el ol'galli s mo, t enien do lim ites 110 fllletlen salvarse estos COII impullidad. Hay UII nlclI que ohsl'I'yal': las cualidades d e los gl'ulldes tal e lltos el ,'dr:n son indi>lpcnsables en cualquiBl'a nlen del tl'abajo. El l'dell es Ilecesal'io la cOIlSlw\'acion de todas las cosas y p,'incipalment.e de la villa: esta l'egla es IIniv en;al; la ensea la raZOll y la indica la natm'aleza: pero cmo la indica? PI'ecisilmente por el auatimiellto de las fuerzas fisicas y mOI'ales que se vel'ifica desp u es del tl'abnjo mental pl'olongado. Mas gl'ande ha sido el empeo de la imngil1acion y mas marc allo y profundo ser tamuicll la d eudidall q tle le 1 i ga. Jffagna acce pilltns, majora non copi1nlls, obsel'Va Sneca. En efecto el espl'itu pCI'manl'ce eJlcadelJado pOI' la matel'ia, y este cmuio casi sbito que re-duce al hombl'e la liada, nos ellsea que la sllf'actividad ol'gnica lic ue ser contcnida. Algunas hOl'as de embl'ia- guez potica conrmlevell la dbil economa. La celltl'alioall nnitmia d e l cCI'eb!'n, principal rgano de los n"el'Vios da cUCl!ta de estos f e llm enos. Se dice fIue el entendimiento humano como la cuel'da del at'CO no sufl'il'ia una tension constantf', esta figllra no significa otra cosa que tina ley de fisiologa que a que la escitaciol1 cel'ebral tie lle lmites, y repetidos les esfuer'zos se debe temer' un gl uve dao. En la esfera de loS' actos vi tales es neeesa1'o model'al'se peJ'eee!': dwa lex, sed cex. Hechas estas consideraciones podemos establecer co-mo regla fundamental: 'l'enicndo el espil'itu grallos de elevacion y to, es necesario sometrl'llOS ellos. El cel'ebl'o como tOllos los l'ganos y las funciones lIe la villa. e stel'ol', est sometido llal-ticulal 'mente la ley de la.intermitencia de acciono As el demonio de la. inspil'aciol1 le violenta, cuando ,se posee un escedente de

    PAGE 417

    -.-S:99=-l'ue fz as cerebrales, .d,jesp GOITer I pol1qpe trabajo aqu es una efusiolIl}J,l.s, qqe una Ano1o y su hijo Esclllapio tales y com.o no hay genio lHu'as fijas es preciso' Ja Hoffman dice "porque la cOlljullcion divina en que e l.e$ r pl'itll pasa de la cOllcellcion la es singular-mente pida." : .. Una vez de colocado sobre la tl'pode nQ debe se de ella sin haber sacado la imaginacion cuanto pl/elle dar. Entnces el al,tista exaltado pOI' el nacimiento d8 sll olB'a se identifica con el objeto de su pens\miento, y como Angel ataca al mrmol confm'or: pel'o tan Pl'ont9 como el Dios se l'etil'a y se nota su ausencia como dice Vi. da: cruZas ]Jenif1ts 7nigrasse camanas. El modmiento vital debe ser igual y meslll'ado, la O il cuJ.acioll templada, 1[\8 fuerzas dejan de converger al Cel'ebl'o. Si es necesal 'io una energa incesante del alma para precipital'se al fondo de ciel'to nmero de concepciolles pj"I'a esplotarlas en todos sentidos, tambien debe parar(3e veces y consel 'varse ci eda altul'a. Buffon que da cepto de llevar la medit > acion hasta que i1'1'adie, pasaba en ella hasta doce horas que es un tiempo enorme. Pero cuando se conocia fatigado alJandonaba el abajG. Otea cosa importante y de que fOI'Q"lula otl' a ,regla es "Que el relloso de la cabeza sea completo, profundo, ab soluto. 'l La salud del cerebro y del espl'itu son idnticas: es preciso esforzarse, pues aunque el gl'ado de irl'itacion del ,Cel'ebl'O no sea el mismo, si contina sordamente llegar esperimental' desrdenes orgnicos mas trinos sbitos, estellsos infalibles. Esta aplicacion tenaz de cjel!!o s hombres en un trabajo es el escollo fatal de la salud. He todos los sofismas, el mas daoso, es que el genio pierde su naturaleza divina cuando deja la contemplacion por la accioil. Este reposo del cerebro sobl'e el cua) tanto insisto, de be ser proporcionado los efectos producidos por la vHlad del rgano. Si despues de un l'ab
MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Fisiologia e higiene de los hombres dedicados a trabajos literarios, ó, Investigaciones sobre lo fisico y moral costumbres, enfermedades, y régimen de los literatos, artistas, sabios, estadistas, jurisconsultos, &c.
Uniform Title:
Physiologie et hygiène des hommes livrés aux travaux de l'esprit
Physical Description:
vi, 440 p. : ; 21 cm.
Language:
Spanish
French
Creator:
Reveillé-Parise, J.-H ( Joseph-Henri ), 1782-1852
Bachiller y Morales, Antonio
Publisher:
Oficina del Faro Industrial
Place of Publication:
Habana
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Mental health   ( lcsh )
Genre:
non-fiction   ( marcgt )

Notes

Statement of Responsibility:
por J.H. Reveillé-Parise ; traducida de la cuarta edición por Antonio Bachiller y Morales.
General Note:
Translation of: Physiologie et hygiène des hommes livrés aux travaux de l'esprit.
General Note:
There's a page marked 74, and the next page is not numbered, and then the next page after it is numbered 75. Also, page 82 is omitted in the numbering.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 31889591
ocm31889591
System ID:
AA00017827:00001

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Fisiologia e higiene de los hombres dedicados a trabajos literarios, ó, Investigaciones sobre lo fisico y moral costumbres, enfermedades, y régimen de los literatos, artistas, sabios, estadistas, jurisconsultos, &c.
Uniform Title:
Physiologie et hygiène des hommes livrés aux travaux de l'esprit
Physical Description:
vi, 440 p. : ; 21 cm.
Language:
Spanish
French
Creator:
Reveillé-Parise, J.-H ( Joseph-Henri ), 1782-1852
Bachiller y Morales, Antonio
Publisher:
Oficina del Faro Industrial
Place of Publication:
Habana
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Mental health   ( lcsh )
Genre:
non-fiction   ( marcgt )

Notes

Statement of Responsibility:
por J.H. Reveillé-Parise ; traducida de la cuarta edición por Antonio Bachiller y Morales.
General Note:
Translation of: Physiologie et hygiène des hommes livrés aux travaux de l'esprit.
General Note:
There's a page marked 74, and the next page is not numbered, and then the next page after it is numbered 75. Also, page 82 is omitted in the numbering.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 31889591
ocm31889591
System ID:
AA00017827:00001


This item has the following downloads:


Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
    Front Matter
        Front Matter 1
        Front Matter 2
    Half Title
        Half Title 1
        Half Title 2
    Title Page
        Title Page 1
        Title Page 2
    Dedication
        Dedication 1
        Dedication 2
    Preface
        Preface 1
        Preface 2
    Vocabulario de las palabras tecnicas empleadas en esta obra
        Page i
        Page ii
        Page iii
        Page iv
        Page v
        Page vi
    Discurso preliminar. De la medicina en general
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
    Primera parte. Fisiologia
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 189
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
        Page 195
        Page 196
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
    Segunda parte. Fisiologia patologica
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
        Page 207
        Page 208
        Page 209
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
        Page 215
        Page 216
        Page 217
        Page 218
        Page 219
        Page 220
        Page 221
        Page 222
        Page 223
        Page 224
        Page 225
        Page 226
        Page 227
        Page 228
        Page 229
        Page 230
        Page 231
        Page 232
        Page 233
        Page 234
        Page 235
        Page 236
        Page 237
        Page 238
        Page 239
        Page 240
        Page 241
        Page 242
        Page 243
        Page 244
        Page 245
        Page 246
        Page 247
        Page 248
        Page 249
        Page 250
        Page 251
        Page 252
        Page 253
        Page 254
        Page 255
        Page 256
        Page 257
        Page 258
        Page 259
        Page 260
        Page 261
        Page 262
        Page 263
        Page 264
        Page 265
        Page 266
        Page 267
        Page 268
    Tercera parte. Higiene
        Page 269
        Page 270
        Page 271
        Page 272
        Page 273
        Page 274
        Page 275
        Page 276
        Page 277
        Page 278
        Page 279
        Page 280
        Page 281
        Page 282
        Page 283
        Page 284
        Page 285
        Page 286
        Page 287
        Page 288
        Page 289
        Page 290
        Page 291
        Page 292
        Page 293
        Page 294
        Page 295
        Page 296
        Page 297
        Page 298
        Page 299
        Page 300
        Page 301
        Page 302
        Page 303
        Page 304
        Page 305
        Page 306
        Page 307
        Page 308
        Page 309
        Page 310
        Page 311
        Page 312
        Page 313
        Page 314
        Page 315
        Page 316
        Page 317
        Page 318
        Page 319
        Page 320
        Page 321
        Page 322
        Page 323
        Page 324
        Page 325
        Page 326
        Page 327
        Page 328
        Page 329
        Page 330
        Page 331
        Page 332
        Page 333
        Page 334
        Page 335
        Page 336
        Page 337
        Page 338
        Page 339
        Page 340
        Page 341
        Page 342
        Page 343
        Page 344
        Page 345
        Page 346
        Page 347
        Page 348
        Page 349
        Page 350
        Page 351
        Page 352
        Page 353
        Page 354
        Page 355
        Page 356
        Page 357
        Page 358
        Page 359
        Page 360
        Page 361
        Page 362
        Page 363
        Page 364
        Page 365
        Page 366
        Page 367
        Page 368
        Page 369
        Page 370
        Page 371
        Page 372
        Page 373
        Page 374
        Page 375
        Page 376
        Page 377
        Page 378
        Page 379
        Page 380
        Page 381
        Page 382
        Page 383
        Page 384
        Page 385
        Page 386
        Page 387
        Page 388
        Page 389
        Page 390
        Page 391
        Page 392
        Page 393
        Page 394
        Page 395
        Page 396
        Page 397
        Page 398
        Page 399
        Page 400
        Page 401
        Page 402
        Page 403
        Page 404
        Page 405
        Page 406
        Page 407
        Page 408
        Page 409
        Page 410
        Page 411
        Page 412
        Page 413
        Page 414
        Page 415
        Page 416
        Page 417
        Page 418
        Page 419
        Page 420
        Page 421
        Page 422
        Page 423
        Page 424
        Page 425
        Page 426
        Page 427
        Page 428
        Page 429
        Page 430
        Page 431
        Page 432
        Page 433
        Page 434
        Page 435
        Page 436
        Page 437
        Page 438
        Page 439
        Page 440
    Conclusion
        Page 441
        Page 442
    Indice
        Page 443
        Page 444
        Page 445
    Erratas
        Page 446
    Back Matter
        Back Matter 1
        Back Matter 2
    Back Cover
        Back Cover 1
        Back Cover 2
    Spine
        Spine
Full Text




















IMM




. 4


















SLNIV E RS I T Y
OF FLORIDA
LIB R ARI ES



RA
788
R/4418 AM'.ERiCA
134 3 LIMITED
CIRCULATION

















c n,-o.
I, w


mI
*




""~;"""~~"~~""~~~"';""~~"" '""~'""~"`"'"""'~~~";~~~~"~~~'"`~"~"""~






2/ ~















FISIOLOGIA E HIGIENE.











W
















































FISIOLOGIA
E



DEDICADOS

A TRPABAZOS LITEERARIOS
6
nvestigaciones sobr lo fisico y moral, costumbres, bionfrdades,
y regimen do los litcratos, artists, sabios,
estadistas, jurisconsultos &c.
POR



DOCTOR EN MEDICINE, CABALLERO DE LA LEGION DE HO-
NOR, MIEMBRO DE LA ACADEMIA REAL DE MEDICINE &C.

Traducida de la cuarta edicion.

POr













Oficina del Faro Industrial.-Por Torres.

1843,



















0 I1 te! si quid ego adjuro curamve levasso,
Quc nunc te coquit et verat inpeetorefixa
Ecquid eritpretii?
(C. de Senect.)




Si yo puedo 6Tito, disipar tu dolor y aliviar el fastidio que pesa so-
bre tu corazonr cual seri el preci,? .... [Cie. de Senect.]









-\ k ..


: E C







AZL S1OQR





DEDICA





Comeo una d6il muestra de la amistad que le profesa-


.tnwonw 8acle/6 0 6yoealae.














Queriendo trasladar a nuestro idioma obras
de un m6rito innegable, no pudieramos comenzar
con mas acierto que defiriendo al voto de indivi-
duos dignos de credit en la censura literaria. La
que hoy comenzamos a repartir en entregas obtuvo
el premio Monttfyon destinado a las mejores pro-
ducciones publicadas anualmente en Francia; ha
sido traducida en various idiomas y reimpresa por
4. vez en la patria de su autor. Es un trabajo en
fin en que reuni6 observaciones de quince afios.
Al interest cientifico debe agregarse el de una ga-
lana y florida diccion, que no nos es dado repro-
ducir pero a quien suplira la notoria belleza de
nuestra sonora y rica lengua. Creemos que los lec-
tores de esta obra reconoceran algun esmero en la
version y disimularan los defects que a pesar nues-
tro se hayan deslizado de nuestra pluma.
Quisieramos haber dejado el siguiente voca-
vulario para fin de la obra pero ademas de que su
autor le coloca en la forma en que aparece, nos de-
cidi6 a insertarle antes, la circunstancia de ser es-
ta publication por entregas, y sucederia que sin l1
A la vista se ignorase la significacion de algun ter-
mino facultativo que todavia no corresponde al ha-
bla comun.


f1






























































6?"







7:: tO AB-LA1UPIO .


DE LAS PALABRA8 TCONICAS EMPLEADAS EN ESTA OBRA.




Abdomen, una do las tres grades cavidades del cuer-
po. En lo vulgar se llama vientrc.
Acracionde la sangre, intruduccion del aire en la san-
grc, principalnente del oxigeno por medio de la respiracion,
Afeccionpatologica, sinuounio de cnfermedad.
Albinas (doyocciones) espulsion do materials fecales.
Anatoindia, arte de disecar cadaveres o cuorpos para
aprender a conocer el numero, estructura'y relacion do las
parties uorganos.
A,.4 itrisni tumor formado do la sangre arterial a con-
SL' cil':ci: d laI ruptura de una arterial o del coruzon.
Anfractuosidad, circulo, curvature, ciricinvoli.rcion
mas o menos estonsa o profunda de aliigna parte.del cuer-
po: se lulman asi principalnente aiifriactuosidadcs del cc-.
rcbro.
Apopfiso, eminencia do un hueso que hace cuerpo
con 6l.
Aparato, reunion de organos ,que concurren al ejcr-
cicio do una function so dice el aparato respiratorio, circk-
latorio Sc.
Arterias, orden de vasos que nacen del curaz.ol y
contienen la sangre roja, con diferencia de las venas que
la contienen negra o no aireada.
lAsNllhfrnii, disiiminuciun de las fuerzas, debilidad ge-
neral.
Ataxia, duesJrden irregularidad do los prinicipios vi-
tales .. .
Atropfia, estado do una part que no apru'eclha el
alimento y dimiiinyie progresivamente de \olunien.
Autopsia (cadav6rica) accion de examiiiarle; se apli.
(CU ;il examen que se hace de un cadaver.
Caquexia, estado do languidez y alteracion general
2







del cuerpo que se. present en las enfermedades cronicas
cuando ofrecen un resultado adverse.
Cacoquilo, mala elaboracion del quilo.
Capilares.(vasos) vasos estremadamente delgados y
reunidos por innurnerables anastomoses o comunicacio-
nes mdtuas y esparcidas en la totalidad de los o'rganos.
Cerebro-espinal, aparato nervioso y pertenece al ce-
rebro y medula espinal.
Clinica, naedicina que se practice ante la cama de los
enfermos.
Colapso, disminucion sdbita de la energia vital que
produce la contraccion ,y reaction. Fuerza de la mayor
part de los o'rganos pero se desarroya en la fibra mus-
cular.
Cuerpo calloso, ancha faja blanca, fibrosa y muello
que se descubre apartando los dos emisferios del craneo.
I Cuerpo vitreo, masa trasparente, gelatinosa que lie-
na los dos tercios del ojo.
Crista-Galli, apofiso o eminencia que se levanta de.
hueso ethmoide en la part anterior de la base del craneo-
Los antignos anatomicos le han dado este nombre a caul
sa de su semejanza con la cresta del gallo.
Derfcacion, uccion de los intestines y el abd6omen que
tiene por resultado la expulsion de las materials females.
Diapforesb, aumento de la actividad de la piel que
determine sudores mas o' m6nos abundantes.
Diafragma, ancho musculo impar, tendido trasver-
salmente entire el vientre y el pecho para la separation de
inmbos.
Diatesis, disposition, eonstitucion del cuerpo en virtdli
de la cual se estai mas predispuesto a ciertas enfermeda-
des que i otras.
.Dyndmica, parte de la fisi;logia quo tiene por objeto
las fuerzas motrices de su econonma.
Econoni, termino que design el orden y encadena-
miento de los fendmenos vitales, la reunion de leyes qu .
regulan la organization.
Eminencias olivarias, cuerpos pequicios que se oh
servaii en la faz occipital de la medula prolongada.
Epigastro, part media y superior del abdoinen. Vul-
garmenee la boca del estodmago.







Ereccion (patologica) accion elevada y.morbida de
una parte, seguida de unaescitacion contra sni naturalcza.
V6ase la palabra siguiente.
Eritismo, irritacion, exaltacion de los fenomenos de
la vida en un drgano. .
Espasmo, agitacion. desorden, confusion.
Espermatoso, secrecion del esperma de los animals.
Esplanchnico, visceral.
Esqueleto, reunion de los huesos del cuerpo,
Esquirro, endurecimiento lento de un tejido org ai-
co de ordinario sin dolor. El esquirro precede al cancer
6 ocasiones.
Escroto, cubierta de ciertos organos de la generation
del hornbre.
Escitabilidad, la facultad que tienen los cuerpos or-
ganizados de entrar en aclia originada por un estimulante.
Escrecion, la accion en virtud de la cual un. organo
hueco se vacia de aquellas materials B que sirve de recep-
taculo.
Fnmur, hueso de la pierna el mas largo y solido de
los huesos humans.
Fibra, cuerpo largo y delgado cuya disposition y co-
nexion produce la trama de todos los series organizados.
Fibrilla, fibra pequefia, la mas delgada que se pue-
da apercibir.
Fibrina, sustancia que entra en la composicion del
quilo y de la sangre y que forma en gran parte la came
muscular.
Flegmacia, sinonimo de inflamacion.
Fisiologia, tratado de las funciones ejecutadas por
los organos o sus aparatos.
Gastralgia, dolor nervioso que tiene su asiento et el
estomago.
Ganglio, tuberculos formados de una red de nervios
d de vasos.
Ganglionar, (sistema) se dice de la reunion de gan-
glios y nervios que nacidos en la m6dula espinal se distrir
buyen a las visceras del pecho y vientre.
Gldndula pineal, cuerpo pequefio, rogizo y bland
que se encuentra en el cerebro. En este cuerpo suponia
Descartes el asiento del alma.






IV.
Hlabitud exterior, la consideracion de la parte este-
rior del cuerpo conmo sigiio d sintoma.
Hepatia, lo que correspond al higado.
Higiene, parte de la-medicina que tiene por objeto
conocer las condiciones de la salud y los medios que tene-
mos para conservarla.
Hiperestesia, sensibilidad estrema.
Hypersthenia, esceso de fierza.
Hipocondria, enfermedad en que se observa una es-
cesiva susceptibilidad moral, desconfianza, temores, dis-
gusto de la vida, y turbaciones de la digestion &c.
Histeria, enfermedad nerviosa propia de las mugeres.
Impresiones digitales, depresiones irregulares de la
faz internal del crdneo, que parecen hechas con los dedos.
Innervacion, influjo cerebral en los nervios.
Irradiacion, todo movimiento del centro a la circun-
ferencia. Se dicen irradiaciones nerviosas, simpdticas dfc.
S Lobudo porciones redondeadas o salientes de un or-
gano. Lobulos del cerebro, del higado.
Leyes fisiologicas, las leyes vitales, acciones regula-
res de los fenomenos de la vida en fuerza de la organi-
zacion.
Linfitico, lo que se refiere a la ninfa, licor contenido
en los vasos linfiticos o blancos; sistema linfatico &c.
Melancolia, lesion de las facultades intelectuales, do-
lirio triste, reducido a una serie particular de ideas.
Mcjuinges, cubiertas interiors del cerebro.
Miasmas, emanaciones dafiosas que se escapan de
los cuerpos enfermos o' de materials vegetables y animals
en putrefaccion.
Medula espinal, cordon nervioso que se estiende desde
la base del cerebro hasta las dltimas v6rtebras.
Mdrbido, (estado) enfermo.
*. Mtsculos, organos eminentemente contractiles, con
que se ejecutan los movimientos de los animals.
S Narcotismo, sueflo morvido, causado por la action de
una sustancia narctica.
Nervios, cordones blancos, cilindricos formados de hi-
los entrelazados que comunican con el cerebro y la m6du-
la espinal y son conductors de las sensaciones y volicio-
nes.






V,
Neuralgia, dolor causado por:la irritacion de un nor-
vio 1 : :
Neuron, erfcrmnedad de nervios en general o de cier-
tos nervios en particular.
Neuropatico, que sufre de los nervios.
Occipucio, parte posterior de la cabeza. Occipital,
crestas occipitales, parties salientes del nervio occipital,
esternos 6 interns.
Organism, reunion de fuerzas que rigen un ser or-
gauiznJo.
Orgasmo, estado de un organo, de un tegido, o de
la action vital Ilevada al mas alto grado de insensibilidad.
Parenquima, tegido, substancia de los organos ani-
iales.
Patogeneda, generation produccioi y desarrollo de
las enfrnmedaldcs.
Patologia, tratado de enfermedades.
Periferia, circunferencia 4 superficie de un cuerpo.
SPcristdltico, movimiento de reaction de los intestines
sobre ellos mismos.
Plstira, fuerza plastic poder organizador de los
cuerpos vivos.
Pletora, esceso de sangre, bilis o humor con rela-
cion al estado habitual del sugeto.
Plexus, enlace, red de los vasos sanguineos e hilos
nerviosos.,
Polisarcia, gordura escesiva, obesidad. Se distingue
Ia adiposa de la carnuda.
Poros, orificios de los vasos que se abrea la super-
ficie de las me'mbranas en general.
Porta, (vena) aparato vascular venoso que distribu-
ye principalmente en el higado.
Precordial, que se encuentra en la region del cora-
zon y elepigastro.
Postracion, defecto de energia de las fuerzas vitales
Piloro, orificio interior d intestinal del esto'mago.
Quilo, fluido estraido de los alimentos despues de
la digestio .
2 Quimificacion, digestion estomacal, conversion de 6ls
alimentos en una llamada Quimno.
SRettna, membrana blanda, nerviosa estendida sobre


a I t4






VI.
el cuerpo vitreo en el fondo del ojo. Sobre la retina se
pintan losobjetos esteriores, imagenes trasmitidas en se-
guida il alma por medio del nervio optico.
Siquiatria, medicine del espiritu.
Secresion, action por la cual un organo glanduloso J
folicular estrae de la sangre un liquid particular. Asi el
quilo secret la bilis, los rifiones, la orina &c.
Sensibidad, facultad de recibir las impresiones con
conciencia o sin ella.
Surescitacion, aumento de la action vital en un tejido.
Simpatias, relacion que existed entire la accion de dos
o muclios o'rganos alejados el uno del otro.
Sincipucio, cima de la cabeza.
Sinergia, consume de las acciones organicas en el
estado normal.
Sistema, reunion de miembros compuestos de los mis-
mos tejidos y que desempefian funciones analogas.
Themoide (hueso) uno de los ocho del crineo. Sn
part superior esti taladrada de agugeros para dar paso al
nervio del olfato.
Tegumento, membrane esterior que cubre el cuerpo
del hombre y de los animals.
Temperamento, constitution del cuerpo, resultadoge-
neral del predoninio de un drgano O de un sistema de or-
ganos.
Terapeutica, part de la medicine que tiene por ob-
jeto el tratamiento de las enfermedades.
Torax, pecho.
Tjidos, parties organicas para la reunion que forman
organos.
Urelras, largos canales que trasportan los orines des-
de los rifiones a la vejiga.
Vrlebras, nombre gen6rico dado l los veinte y cua-
tro huesos cortos y compacts cuya reunion constitute la
column vertebral.
.Yatrosofia, filosofia medica.
SYcteria, amarillez.
Ydiosincracia, la disposition particular, especial, imn
dividual del temperament.
Zoo-orgdnica, (fuerza) organizadora que riside en
los tegidos de los animals.














DISClURSO PRELIMINARY


DE LA MEDICITA EMl G-ENERAL.



ITiene la medicine una base invariable Su necesidad social &.

0 Tile! si quid ego adjuro cetramve levasso,
Quc nunc te coquit etverat inpeetorefixa
Ecquid eritpretiil
(C. de Senect.)



IkA S preocupaciones contra la medicine se deibilitan
cada dia mas: recon6cese quepuede ser 6til y que sus bene-
ficios se numientain mnedida que se perfecciona? Sin em-
bargo no es opinion esta que pueda considerarse como u-
nanime. Muchas personas entire las cuales aun hay sabios
y iiteratos, preguntan gpuede creerseen la medicine. Ella
es it sus ojos una especie de supersticion, de ciencia augu-
ral que solo conviene a espiritus 6 inteligencias mnngua-
d*a. Alguna personas afectan tambien un escepticismo
tanto m6nos fimdadii cuanto que ignoran los principios
del arte de curar. Prncuraremos esclarecer algunos pun-
tos generals: la persuacion trade en pos la confianza y es-
ta debe estimarse como la primer base de todo tratamien-
to medicinal.


-r ~ sllill~erarrr~






SSe ha abandonado boy la vana dispute dcla preemi-
nencia reciproca de las ciencias 6 las letras. Las prime-
ras nacidas de las necesidades fisicas; las segundas de nues-
tras necesidades morales, todas reunidas por un lazo facil
de conocer en el progress dcl entendimiento human: to-
das tienden f tn fin general que es la verdad su comun
destiny: asi es que nacen, florecen y cacn juntas y los bar-
baros las hieren con cl mismo golpe. No obstante, aunque
diversos ramos de conocimientos humans so ilustran y so
fortifican reciprocamente en doude las relaciones son mas
multiplicadas, directs y estensas. Una ciencia solamente
tiene puitos de contact con todas.y es el arte de curar:
por esto la medicine forima con la agricultira desde los
tiempus de Bacon y D'Alembcrt uno de los irbles princi-
pales del sistema complete de nuestros conocimiiitos. N,.
cs possible separar las ciencias di un modo absolute por-
que se mezclan y coifiilden en la filosofia general. La
imagination de los antiguos habia formulado este parou-
iesco de las ciencias ihumanas diciendo que tdlnas Ins mu-
sas eran hermnanas. Sinnicbairgo so piede. drrir cnn la
misma exactitud que todas tienen correlaciones intimas con
la ciencia del hombre 6 medicine."
I El oi igen do esta ciencia so encuentra en la cuna de
los pueblos. La medicine nace con el dolor lo que vale
tanto como decir que nace con cl hombre. La debilidad,
]a desnudez de este pretense rey de la naturalcza, cl ins-
tinto de su conservation, el impulso natural que nos hace
socorrer al pr6jimo fueron sus causes primitivas. Un scr
sufliendo, un corazon conmovido por la piedad, li nrini el
primer mni'dico y el pirinier citfinrmo. Sin duda por reco-
nocimiento los primeros liombres atribuycron al arte de
cirar un origen celeste, pl)eri,nililoui dtesc lhego de que
ina ciencia tan sublime no podia ser invention tcrrena.
Segin la religion pagana se debc h Apolo, (1) segun la
Santa Escritrl'i., Dios la ensefi6 a los hombres. (2)
Lenta en su marclia, dificil en su ilIvtstii i. ;')n,
complicada en sus relacioines ;qu' podia ser la miil'o',;a

(1) Inventun mudicina meum est; opiftr per orbem
Dicor, et herbarum s*ii, tj t:. p.:.L-rl;i nobis'. .
Mtanil. lib.I vl.
fn\ a Ta '. n ,


Eclc(. c, 3 v. 2.


( ) A Deo othnis mei a.







en susprimeros albores? Precisamente informed, limitada it
una ciega esperiencia, fi veces inspirada por los instintos,
y luego siguiendo los grades del progress de la civiliza-
cion, contribuyendo al mismo pI)ogreso, aumentaronse
sus riquezas. Se vieron hombres celosos por los intez
reses de la humanidad consagrar so tiempo, sus tareas,
sus vigilias y acaso su fortune y su vida en el studio do sus
seimenjnies, las eyes de su organization y el media do dmodi-
ficarlas. La naturaleza, las circunstancias, la fuerza de
los acontecimientos, el mismo acaso secundaron sus cs-
fuerzos y llegaron fi hacer observaciones mas exactas y
regulars: B estenderlas por la analogia, a rectificarlas
por la esperiencinc a coordinarlas, geleralizarlas y en final
t deducir consecuencias: desde esa epoca existi6 lacien-
cia. Estos principios fiindamenctales estafn fuera de duda
pbrque descansan en una tradition constant, sobre la, ob-
servacion de fen.6menos qucse representaTn sin cesar-y
hechos que no varian. Hay alhi un fondo de (realidades per-
petuamente reconocidas y proclamadas por la esperiencia.
Despues de tantos ainos do investigaciones y triibajos
que vioe ser hoy la medicine? La ciencia del Ihoimbre
en la mas amplia inteligencia tde esta palabr. Sin ella
jamfs pudiera resolverso el famoso problema: "Con6cetc
a ti mismo"-este sign brillante' de la sabiduriahumana,
esta alta escala y base primer de today moral y dicha.
En' efecto no basta pa:ra concourse penetraihasta las
prnfindidas del corazol huinano, es preciso siber apre-
ciar todo lo que tiene alguiia influencia sobre:el hombro
y este filn mndico filosofico debeser el norte do la medicine.
Hay ciencias que se limitan al studio de'la .iatura-
leza material, otros escogen el de su pate moral, muchas
tratan de las relaciones del hombre en sociedad, y solo
corresponde al m6dico abrazar el vasto circiulo de los co-
nucimlieinto-. Para usar del language filos6ficd es el' estiu
dio del hombre concrete y abstract: ciencia sin limits
como la naturaleza entera, tiene accion sobre el linmbre
y eitr una reaction poderosa sobre -aquella por medio
do sii' facultades. Conocer pues la organization del hom-
bre. sii constitution fisica y moral, estudiar los series que
le cercan, le penetran y modifican que favorecen 6 detic-
men cl ejercicio de la.vida, que le causan a instantes el pla-
cer 6 el dolor, la enfermedad 6 la salud, hacer en seguida
servir este double conocimiento B la conservation, a la me-







jora deisd s xistencia tal es cl. eterno y siublinmeobjeto doe
la iuidicina. i
SLa iiiligcnllia se sobrecoge de espanto al ex:iiiiar el
vast(o liorizoite que en inas.se estionle I nintras desdc nma-
O'a.ll tun". s. c,,iiiilil:dl yquie ningun ginio h. i rico:Tido tii
t;11l, Mn estensiolln. :Ent6nces repite con: ama-'gumra:aqui-
lts :palabrs de i ilcln ip lr i: .7rs lulr tgi Vilta blevis- .,.
Quec cese la admiration acerca.delo que se:cxige \' valor,
pacielneia, tonacidad, aplicacion7 y sacrificios para posper
cl arte do cUrar. Los gri'i,-,' qiue t'il'o I>, ;dlr .ti.ian < in-
sa;grI;'lrol coloiin sim)bolos de la niedicina al ga;ll.i yla ster-
lpieir, atribiitis del Dios:do Epidauro y cto h canua de
llay la piidncia., En sn; t'nmlu,,s Elciiulallio
era representadnocon larga barba y (c'1n 1111 ib.i'iil nudoso:
notnlile illlig i dlti;nmp Iq'l sciiccositapa1ra coI(I.is ir-
s, la hlab'iiidad en el cjireicio do la iii:1il.in vi.l(.t'iilnd
los i)l.>sti;,iiulo que solia ofrece :
E.i imnpi>ile] -.lupi) m.-r i I'u I ti'al)ajos acuinuladoqs lpo
la series de los siglos, y que tan tralb:ijio,a eiI il -icill:i. span
perdidios para h1 Imlnm:iiiIl:Id. Esta acusacion s~t ini-, diri-
ge lini obII..tiL pi' la ignorancia y la ingratitud. La res-
puesta de los mndicos es perentoria: ,,Iejad las diatrivas
y venid con nosotros (a los hospitals, ia los allitleatos, enl
las prisiQnes,i.en los calnpos de batalla, dlurliiite lIs epi-
dei.i- (s qilc desolan 1as coinarcas y jiZl/.gai'i lia iidui.lll, .
eni sus ve:rdaderas relaciones.coa la hu manidad." (I) 'Tiin-
.pol ha que :la :ciencia no existieria si InIi iiili~li e i lai mas
exigenteSs necesidades dcl hombre y no tuiyiora.las lmas
proftindas raices en la sociedad. Las satirasm de los Ipoe-
i:ta-. 1os tirs de los escritores Oirl.iitil.'). la ociuIrrll' 'i.ls
ldcciertos dfilosofos jamas han desalettaJdosaus ta ;eas, s8
las vo en todas pocas )p~cti ar. descubt.i. tps-mistevios de
.la organizacion, proftiidizar, las mniserias Iunin ll;li I:i E
.el ejie+i.o~de stt pro,'.iiin los imedicos ,i no ciran siieir-..
por lo nmenos alivian agudisimos doloreI coni.iielaln el in-
fortunio repalrten ~sl)'pernza: y consue')s: porque' e dte
inotarse que enseflan laa filosofia, la piedad, la vigil,.t:i.i,

(I) En 1'43 cuando dafl ii i l clera n,:rb a. Paris ifu ron iLt.il.l i
lois servicii de lus i, ioc.'ii mhi enti i on l.s iJ.s prim,:r s dii tel 1;o-
pulacho: cr yendo qu- el mrn l ,-I .i, .t. de -nrnr.. y -P nirggalba a lo.a
hortore4 i irn j .. J hal'i" n mtuel.iis e hi ,s 1r f"dl' dus y Iilrni-
riitr.ando auij lios a Ie e:s necs.itj:ad.s en I., as.ilo dc la rltilr ia y d. ;s-
+pereclbn. : : : : P






-5-
la carldlad, que todo csto lo:l parica la Imdicina. Agrc-
gilmots'que sus henfici(ios o mniultiplicaln cada instant,
que todals hrla rdiiiHiins tienen alli part y casi siempre
sinfauisto y iin *cstrepito. Calmar dolores, restaniar :la
siangre y conteher las lagrimas, hacer cl bien y quedar'se
en la i. Ia idl,,l ;n, I11 sucedido a la mayor part delns
nilios? (I) i Extiten inuchas profesiones que cmi e-ta
pucedan compararse? ,,Busco, dijo el Petrarca, hombres que
sepani olver la salud: si encuentro alguno no me c'iiiten-
'ta6i con aniarle, ;ino que acaso le adorar comno a pers6-
na que nil da los bienes que debemos Dios sola-
nmeint." 1 2) Esos Iolhombre sr eiiienti raln por todas partesiy
nin pi'lln q"i' i e ii._ adore sino (lque seo los c('iidei'r y haga
justicia. La mcilicina esth mas apreciada abora que en
oians cp,' ;. Lw.a sartciasmosi (do Yaarmn, d(o Plinio, (de
PetrarCaa y MIntaigiir, de Iolieve y de Rousseau no tie-
nrn hoy 'oo.' El mismo quiesc rie del medico enr said
le llama cuando enferima, semnejante al ateo que duda has-
ta iiue suena el ira 6 se entreabre la tumba. Montaigne
(foImlba m ll chl li-lli:.-imenton cuando la muorte le'punma-
fb 1.1 g.trganta 6'los rilones': por varias veces tomo ba-
iios m iciiinnlc.s. -' ,
Es uina verdad ya reconocida el que secalumniala Imen
Ilicina cinando no so conoce: que idea mas grosera y falsa
que iinaginllae eque ella se compone de una masa de f6r-
mulas aplicables dt;telrninadon casos? Esto no esmiedi-
e:ina c plrecis) rcpetillrn: eo ) cl estudio complete iel li,,nm-
lebr 'y e'11,nl'o puiledle nmllifirarlo en el Universo: .. edirina
e cst (jmmiuill uqie \idiq, quocumquc moveris."--Esta eien-
4eia no'tiene relciones tan estensas sino para velar mejor
1obre nueetlMroq intere;es mas cars. Queremos ser dicho-
sos y vivir el maynr tiemppo possible Ipodremos obtener es-
tos dos bienii sin la salud? idquien osaria:sostener tal pa-
h... ]:,' E-ta gmravitacion de los deseos ihumanos que tien-
in, ini ccar Iiam:ia la. felicidad estf tambien se subordina
al medico.
.(1) IHe oido decir que el c6ebre Mungo Park quo tenia espe-
zien i .le los doI g -'3.io: d. vila p'eferia el viage de descubierta en
Al'rlr I ,:lci led ir.,r Ili y noche en los cantones incultos de su
p|i| 1-, I; p do m6l;ic, de cimpo. W. Scot, Cron. de Canongat", la
i i ,lIl riru itno. ,:':
" () S'lII; s ir.i '-.r'- qu ';.inveniam non diliini inodo, sc-d p u"
lo minuaeadorabo divini muae;i largitores. (Lib. 3. cap 3) -







Esta observation puede nplicarse af todas las circtuns-
tancias de la vida. Est6 el hombre sano 6 enfermo, sea
j6ven 6 agoviado por los anos. debil 6 robusto, ignorant o
ilustrado, habitador do la ciudad 6 del campo, asi le cubra la
pirlura 6 la cabafia, tirano 6 esclavo, en paz 6 en guerra,
estI sujeto a las leyes de este arte saludablc. El aire;que
respira, cl trage que viste, las sustancias que le alimentan,
sus movimientos, su sueiio, sus trabajos, sus placeres, sus
angustias morales, sus enfermedades todo ha sido profun-
dizado, calculado, provisto hasta cicrto punto conforme f
reglas medicinales. La perfeccion de nuestra especie, ]a
-obra humana por escelencia es debida en gran parteo
nuestra ciencia porque como dijo Quintiliano: ,,Solo me-
dicina opus sit omnibus."
El honor y fortune de los cindadanos a menuda de-
pende del medico. NNo se ve en nuestros dias h la medi-
cina en el santuario delajusticia seialar el crime y pro-
teger al inocente?
Esta ciencia contribute a los progress del entendi-
miento hunano. La altajurisprudencia tiene pocos pro-
blemas que puedan resolverse sin su ayuda. 1Por qu6?
Porque las buenas leyes fundadas en la naturaleza del
hombi'e son deducilas dcl conocimiento del 6rden eter-
no de las cosas, que cs siempre bueno, verdadero y seme-
jante. Pero lo que decimos de la jurisprudencia debe a-
plicarse a todas las facultades del entendimiento.
La anatomia yjla fisiologia son los dos primeros capi-
tulos detoda buena filosofia porqueen las entrafias del hom-
bre se le encuentra tal cono Dios lo ha formado. De aqui
y por este camino se va ~ la metafisica por medio de la ob-
servacion. Para conocer bien al entendimiento es precise
conocer a los 6rganos do que so vale, su fuerza union 6
influencia. Saber hasta que punto las leyes de la organi-
zacion del hombre, determinan sus necesidades, desarro-
Ilan sus facultades y hacen nacer sus pasiones. Se ha di-
cho con verdad que los errors en moral eran & veces er-
rores en fisiologia: guardemonos de llevar al esceso esta
proposition, ni sus consecuencias, ni haccrla producer dafio-,
soscorolarios. La filosofia recibe de la medicine la llavo
del corazon porque hay una metafisica esperimental y po-
sitiva que no es el pueril entretenimiento de encontrar lo.
que no puede encontrarse, 6 aquella filosofia que Aristoja-
nes represent en su drama las utbes: no puede ser






otra cosa que el studio complete del hIonbre. ,,Entrad en
vos mismo decia on antiguo y encontrareis a Dies." Sil
duda, pero si quereis entrar en el tabcrnFculo de la con-
ciencia done reside, jamas lo lograreis sin el auxilio del
studio de las leyes del organism. Platonimar la obser,
vacion fisiologica del cuerpo human, ocuparse inicamente
en las nociones de la razon pura, es cl medio de quedarse
sicinpre muy distant de la vcrdad. Estos principios re-
sultan de la naturaleza de las mismas cosas 6 como si di-
jeranis de la 'naturaleza huinana su inica y verdadera
fuente.
La moral, la filosofia, la legislation encuentra n n la
medicine puntos de apoyo que se buscarian en vano en el
pais de las abstracciones. Que giren los siglos en
el circulo de las teorias oscuras, siempre se Ilegark este
fin: los hombres no tienen ideas, iuclinaciones, pasiones y
opinions sino mientras tanto que tienen ideas dedolores y
sensaciones y organos por donde recibirlos y esperimen-
tarlas. Por esto dijo Descartes que a la medicine se debe
reclamar la perfeccion de que es el hombre possible. En
efecto esta ciencia influye sobre 61 de un mode cotistante
y director, porque le sigue en todos los instantes, porque
ejercita su pesainiento, influye en sus gustos 6 inclina-
ciones: un powder tanto mas constant, real y absolute
cuanto que se dirige a la organization y la modifica.
Este entusiasmo por ini profession lo considerarAn
loable algunos pero creerni que me ciega: Zque legislado-
res, me diiin, la consultaron en sus leyes 6 institucio-
i nes? Son pocos y meditese en los resultados. Las eyes
se escribian en tablas de bronce y el tiempo las hadestrui-
do y solo lo que es conform a la naturaleza se perpetia:
aere perennius. La historic dice que los romanos se conser-
varon sin m6dicos por mas de 500 anos: (1) pero en esa
6poca las virtudes hacian m6nos necesaria la medicine.
Ent6nces su J6piter era de madera y los reyes del mun-
Sdo se alimentaban de legumbres. El senado nombraba un
Sdictador para que pusiese an clavo en el muro derecho del
templeo de Jupiter para contener una epidemia 6 instituir

(1) El c6lebre Drelinconrt, parisien, profeso en Leide ha preten-
tendido probar lo contrario en una obrita titulad : Apologia m6dica
- quA depellitur calumnia, m6dicos sexcen'ig annis Roma txulase.-
Lugd. Bat. 1672 in 12,






-8--
mnngniiicoq Ihlrifer is. Los censores privaban de sus ca-
bifllosia los caballeros que engordaban mncho. : :
Robstecer el cueipo, despreciar el dolor y la miier-
tnW vetr ri estimar mas que al ciudadano. jams al indivi-
diio, plof'i; irl',:i to ldo los daiios y peligros ldela vida imilili r.
V el aquii 10l quo e sproponia cada-romano desde el origin
de-la ivpi'illica. Aqui un historiador fil6sofo flerder not6
quie ie 'eml.j iiti 6rden do cosas, Lucio Dentato podia a-
Inabiria dr,: lii:i'r vencido en ocho combats p.urtic llIar-,
idevcr criar1nta y cinco veces herido por delante y nunca
por la es)alda; de haber dcsarmado treinta y cinco Veces
UT sl enemigo y obtenilo on prcmio diez y ocho haste pu-
in't, v\'inti. y ciico arn'escs de cabalgar, (i lnia: y trees ca-
:denas. rinito sesenta bracelets, veinte y scis coronas, ca-
torce civirn-, ochlodeoro, tres murals, mia obsidional, por
i'iltinmo dlin:i diez prisioneros y veinte bucyes. Con tales
loiljllrcl y scmejantes costumbres dela medicine debi6 ser
iginraila '; dedefiada-.
C'anido "la civilization lleg6 con sus esplendores y
miiiscia- y ;c alter6 el temple romano, lascosas varia-
rIIn I :do n 3p11. t. Enconteose el inedio de cludir la ley Op-
pial. Siiiitli,1'is liniiiiqn lc; suilitituiyprpni esas Ifrl gales lir-
sas: e, comian cinco veces al dia y so intrludtjo l' uso dol
rnmil;ir iim. El javali troyano se prescnto cil las me-
sas. (T) ..
Liicilo,! hizo gastar en nn banquet los depojos do
u;in piivincia y se vi6 en la ciudad de los 300 triuifos al
ornail, Cra.to Ilcvar piblicamente Into por un pez. Tantos
die-irdliic y ep,-'.,, es parcidos por todas las classes debic-
-i:on prlodiu'ir enfermedades espantosas. Mas tarde la cor-
riprion no i('prin ilillt otras variaciones que aumentarse.
'Fuj to iij:',' Ina 1 1c plieb aby 0'.ta, es decir la mayoria de los ha-
bitantr~ do Roima (2) pidi6 lasportida y los combates de gla-
diadoies: el Iljo, do las mesas fue exagerado linia la eitr'a-
vagancia. El iiimpjhid-ri Lucio Vero di6 in convite de dooc

(1) S.: -.'. de sus entraias tin cabrito, de dentro de este una lie-
bre, lurgo on confjo y por illimo un ruisenor Se coloco en d ina h.,n-
dfja de pinta y se presen!6 A Lucio como rey del festin. Viage de Po.
lit. p. M. Tin-ir.
(P) S, onr,.-.-Tr.Lr, n enRoma al fn de la rep6blica 1'200,000 bom-
-brEs. S.,-cin itl [i buno., Fe ipoap6nas habia2,000 propierarios: e rcs-
.) eran pr.f-.l. Irl-:-, I;lheli':, 6 esclavos. Non esse in :; ir.' millia
homimnun, qui rei haberent. Cit de off. lib. 2 21.






-D-
--9--
idiviidviuosen que so gastaron seis nmillo.nis do sexterdiok,
Los ilfames talents de Locusto. fueron para cl m vedio de
goberfiar: la prostitution, el adulterio, el incest tuvierona-
doradores. El I I,4rilnii temicnild;J la lfecu rlidad a uldi6 al
artectinesto de los abortivos, y cuaoitil Slptiliim Seveiro as-
ccllli6 al Iruoiin elncontr6 3.000 acusaciones do a;dulteri l en
el r.gi'tifj. Bi1"ild c6lega de Gesarle llam6 e7unieidicto
ich!uta de Biliiii rt pari marcarle con cl sell de la.1ifamia;
Un lupanaci seoestablecib en el palacio ylas damas romna
nas so escedieron en sus escesos siendo el iaiintiuds i ulibri
nccesario hasta el punt do. creerser que:iuna niuger sin
perlas.era un consul .ni lictoros. (1) .Ent6inds u(in .a-
oerdaot de Emeso el loco Hcliogt'ib;al I riepidiiji elegido
emiperadori' cl imatrimonio de Neoro. Jaiiis aca.biiriamos de
hab.lar.si quisieranos enumerar liis t'rpezais de tiln pueblo
ique acildi6 t'n \ ir'tiles yv icios A los uldemi. en griadleza
y protituci)n. En este lago de sangre y loudo s-, euterro
la viritld romana y fu6 el g6rmen d' ina niultitud de ma-
les quue la medicine se empeiii6 en curar .6 aliviar. Los
romianos una;vez que se enervarton can el lijo, _uJpiivaront
por los soeorros de la inelicina. Ella fie i iirtL'. y seoon-
sagraron templos a la diosa Fiebre. MieinfiL mas: enr-
fermedades hay en la sociedad civil mas soehace. sentiria
nicesidad del m6dico. En esa 6poca de gigantescaos es-
candalos y cstravio,. de profunda corrupcion .la medicine
prodigaba sus benelicios, como la ciruz Ileva sus riutli.
:;Lo qu acaba de decirse cmplica el pir fqu6 ciertns so-
ciedades 'amoedio civilizar puedeln existir sin inielicvs. co-
4 sa irrealizable oen los progrosos del lujo r.yde: la civiliza-
cion. La medicine reclama ui.aI p.trtc do sus .dorjlwios
aun on esas epocas: no falt6 lJa inedicina: una cosa 'es que
esia exit y otra que no haya indicos. El liareccr te lious-
seau es ]reipetad. o imas B menudo o ie 1 que e.l mistliop.i-
diera iigurarse. La bueia comdicion del id ili,ln yv su
conduct puiedenlihacrle innecesarios los mii kicos per', no
Slainedicina. Losc6onsejos de Voltaire para un diliali;d, vi-
\ir cstAii dl: a, ii:rdo con la mi dir:iiii: piode dci- r-, ,.1ii Ju-
IBajo venal ,.Numqua d aliud Iuaituria, aliadsspienti iadixit."
,este supuesto, tchia razon -Tiberio: a *los ,treiinta ,aiios ~ e
(1) Cuando la deprjv.ic;-ion da lia- t.: IL br .s Il._'6 a so cluiu In
Romna s- ni.o- que las r irl.ion.s o ito.j s .ii rna i frel .,lll .:. Las
- m ug'jre? :il' 't"n sojetr, ,i .'.,2:: n, 'lri,. .1.3,:.:' I'; .; 9" '. 9 'In la es-
presion de en.:-ca, (Epist. 95.)





-10-
edad debe el hombre ser so medico: 61 fu6 de esta verdad
la prueba pues por su prudencia mereci6 de Augusto la ca-
lificacion de vir lentis maxillis. Basta observer lo quo
utiliza 6 daRa f nuestra cconomia porque esp)onerse sin
esperiencia y sin principios es aventurar la vida y la sa-
lud: qui vivit medice, civit misery, es in adagio tan fal-
so comno vulgar. El prudent vive segun las reglas de la
verdadera medicine contraria del enfermo imaginario:
Argant sumido y rodeado do estravagancias vive no me-
dicinal sino miserablemente.
Muchos de nuestros antagonists conceden cierta uti-
lidad t la higiene, pero su confianza no Ilega t career en la
Inedicina que cura las cnfermedades. Hombres de mundo
y much literatos tienen esta preocupacion. Segun ellos
hay en el arte de curar una incertidumbre que se burla de
la esperiencia y desconcierta el genio: (quien podra negar-
lo? Empero ipor que juzgar del arte por lo que se puede
esperar y no por lo que opera?-La medicine es 6til y no
todo poderosa porque no quita la luz B la- muerte. Se ha
hecho much pero aun falta seguir mas: ningun medico
honrado. niega estas verdades. Serhn vanos 6 ilusorios
nuestros conocimientos? No por cierto. Los que nos
juzgan tan menguadamente isaben lo que cuesta arran-
car a la naturaleza el inas poqucio de sus secrets? Es
tudiar el hombre es tocar f la puerta do in santuario res.
petable, en que crecen las sombras cn tanto que se penetra
en 61. .agnum profundum est homo dijo 1n fil6sofo cris-
tiano, y esta es la opinion de los buenos medicos. Eni
nuestra economic todo es misterio y maravilla, como en
iuestro destino. Inteligencias dcbiles y elimitadas no
concebimosla realidad, solo la procuramos y esta reflexion
se aplica principalmente a la medicine porque et agent
por donde principia y acaba nuestra existencia nos es
desconocido. La causa de las enfermedades que se enciuen..
tra en la modification intima y molecular organica se nos
escape constantemenete. Tenemos que renmontarnos peno-
samente con los fenOmenos a principios secundarios, des-
componer al hombre en pedazos para descubrir si natura-
leza el conjunto y resorts de su vida. Analizamos para
inducir, juzgar y concluir: mas alli de los limits de la
perception todo se oscurece. iC6mo encontrar d prior la
causa de todos los fen6menos de la vida y en sus innume-
rables variaciones? Por una part el cucrpo human es






-11-
tan coraplicado, los organos que le forman son tan deli-
cados y numerosos,.el nudo que los une es tan oscuro, las
eyes que le rigen lo son tanto, que la ciencia adelanta muy
lentamente y descubre y cuenta por siglos sus verdadcs.
For otra parte, t6ngase present la enorme s6rie de
causes que a cada instant conmueven, agitan nuestra po-
bre mfquina; y 6ljos de admirarnos de que los hombres en-
fermen con frecuencia, estraliiiremos que no lo esten siem-
pro. Notemos por otra part que los efectos sobrepasau
muchas veces la cnergia do sus causes. Un miasma, ato-
mo imperceptible hace pereccr millares de victims mul-
tiplicfndose; la hincadura de un arfiler puede causar uin
pasmo mortal; la dilatacion de un vaso, cualquiera altera-
cion destruye la salud. El cuorpo es vulnerable por todas
parties y la muerte tiene mil caminos para ilegar a la viida.
El ejercicio de las funciones de los 6rganos Ins destruye
y gasta mas 6 m6nos rapidamente ycl cuerpo human tie-
ne como dos mil parties conocidas y por lo menos diez
veces mas desconocidas: i y ninguna es inecesaria! S6pase
que la sangre es arrojaday es repelida por el corazon del
centro a la perifecia tres milsciscientas veces por hot a (l)
quc la masa do este fluido, pasa por el mismo 6rgano vein-
to y cinco veces en el mismo tiempo y por consecuencia
seiscientas veces por dia. Sorprende que uria miquina tan
complicada dure solo un instant. y no cs de estrafiarse
*que la ciencia adelante poco y la i edicina prdctica presen-
te instabilidad en las doctrinas.
De cualquier manera como algunos medicos lo han
Sobservado el escepticismo mas tenaz 'dbe confesar que los
fen6menos de la vida se ojercen do una nanera constant
te y uniform; que la action de los cuerpos esteriores so-
bre la economic siendo siempre los mismos, produce e-
Sfectos semejantes y por lo tanto observables; que las cn-
fermedades son en lo general una forma determinada, co-
nocida y descripta desde la antiguiedad: en fin que ciertos
agents puedcn cambiar su influencia por el arte, inver-
tir el orden regular 6 normal de los'fenomenos vitales,
y de esta manera curar, aliviar6 precaver enfermedades.
Un chocante absurd seria negar.heclios tan palpables y
(1) Corvisart, ha calculado que un hombre do 90 anos habra espe-
rinentado dos millones de miilones, ochccientos treinta y ocho millo-
nes doscientos cuarenta mil publioaciones desde su nacimiento y solo
a 60 por minute.






-12-
una vez reconocidos esti decidida la question. Pero se di-
ce: "ustedes ignorant lo quees el principio vital, y sin em-
bargo existe." El fisico no conoce la causa primera del
movimiento, el quimico ignora la naturalcza de la afini-
dad, el astron6mo lo que es la atraccion y no obstante
bay una fisica, una quinica, una astronomia. Asi ha dicho
Haiiy: "Una ciencia se apoya en una nube que no pueden
penetrar ojos mortales." 1Adonde arrojariamos la misma
moral si fuera precise conocer la naturalcza del alma?
"iLa medicine que quiere curar esti segura del hecho?"
El politico, el abogado, el general de un ejercito, estin
seguros del 6xito? La comparacion es exacta. El m6elico
se apodera de las verdades probables, ese.6rden de verda-
des correspondientes al sentimiento, la inteligencia y el
genio: la infalibilidad m6dica es como la judicial, siem-
pre probably relative; pero la probabitidad adquiele aqui
un valor positive 6 incontestable, por el metodo industrio-
so y la esperiencia razonada.
"El sepulcro siempre esti abierto y nuestros dias son
contados." Este es daifoso 6 iniitil fatalismno, como el que
encierran otras muchas frases que forman el lenguaje mu-
sulman. Cuando el angel ha estendido su arco, dice este,
ninguna victima se escapa: td no abrir's ni!lgun cadaver
aunque se hubiese tragado cuando vivia la mas preciosa
perla. Tales ideas conducen alfanatismo del Alcoran que
es entonces la inica tisana de provecho; y sin embargo,
este mismo musulman se preservarh de la peste con el ais-
lamiento, y la evitarA vali6ndose de una buena policia.
De dos individuos, vacunado el uno y no el otro; el prime-
ro tiene diez probabilidades favorable de vida contra el
otro, porque la medicine cura y precave algunos males
con una certidumbre demostrada. La estadistica medica,
prueba ademas que para cierto nuimero de enfermos aban-
donados i si mismos tienen mas muertos: es decir, de uno
por cada dos enfermos, mientras que asistidos, la mortan-
dad es de uno por siete.
Agreguemos que el t6rmino medio de la vida lo aumen-
ta la higiene. Segun Ulpiano el termino era de 0S aiios en
Roma, y hoy es el de 50 aiios en Inglattrra.
,,La naturaleza es la que cura." Nada es mas cierto, y
sin embargo, es tambien la que mata al enfermo. La natu-
raleza! Lapeste, la viruela, el c6lera morbo, i~no son co-
sas qlue nos obligan t preguntar on donde csta cl amor






-1s-
quo nos tiene? Un hombre con fiebre interminente, si no
se Il cura, perece irremisiblemente; un salvage que padez-
ca do piedra en la vegiga, jamas se cura, y el arte que pue-
de aqui mas que la naturaleza, le obliga 6 seguir el cami-
no que to traza. Es cosa sabida, que todo el merito de la
medicine pratctica, consist en hacer que la direccion sea
bicn apreciada de las fuerzas vitales. Imprimis natural o-
pus est, dijo Hip6crates, qua repugnante, irrita sunt
onllia."
La naturalcza es la que cura! Este es el sofisma o-
dioso de la ihigratitud contra los quesededican a la noble
y dificil carrera del apostolado medico.
"Hip6crates dice que si, Galeno dice que no."-Hi-
p6crates y Galeno estan muy amenudo de acuerdo t pesar
de esa dudaque devuelve la ciencia h sus detractors desde
mayor altura. El estado vacilante de otras ciencias, la pro-
digiosa sucesion de sus teorias, los cuidados de nuestros
sabios siempre ociupados de despejar el terreno, en reha-
cer y repIigar lo que han fornado los siglos, debiera ha-
cer inas circunspectos a los que acusan la medicine de in-
cer'tidumbre en sus priucipios. No hay verdades absolu-
tas ni en political ni en moral, ni en historic ni en filoso-
fia. Fomitonelle en sus elogios, hablando do las dispu-
tas que so ocasionaron por el metodo geom6trico de los in-
finitainente pequefios, dijo con delicadeza: ,,En el mismo
pais de las demostraciones se encuentra el medio do di-
vidirso." Quien ignora estos versos
Plus d'une erreur passe et repasse
Entre les branches d'un compas?
Es muy singular que solo por la medicine se quiera
un acuerdo perfect en el fin y resultados: se Ie pide una
realidad absolute en la solucion de sus problems y espli-
cacion para todos los misterios; se qtiere encontrar razon
sitfciente para cada enfermcdad y un remedio infalible.
Nuestro arte como todos los que se fuudan en la observa-
cion tiene cosas probables, cosas desconocidas y cosas
ciertas.
,,Es problemitico, si la medicine da mas bienes que
males al hombre." Este problema puede dirigirse a las
demas cieucias, comercio, industrial &c.
,,Eni fin la pritica de la medicine es conjetural. ,,Sin
duda cl m6dico observe, induce y conjetura. Esto es valo..






-14-
riza del mejor modo possible una serie 6 suma de hechos
y para eso procisamente ecsije la medicine much saga-
cidad, juicio y ciencia. Congeturar es la obra maestra del
hombre, porque solo h Dios es dado penetrarlo todo como
creador. El edificio de nuestros conocimientos se apoya
en conjeturas. Consideradas las cosas en con.junto solo en-
contrariamos la incertiumnbre, como dijo Franklin si se
esceptuaran la muerte y las contribuciones. Todo esth su-
gcto a duda y contestacion: so dispute sobre todo. Hay
alguna verdad que el discurso haya dejado intacta? iEn
que estamos de acuerdo? ;qu6 error no tiene adoradores?
;que paradoja no scha proclamado? La filosofia antigua es-
taba reducida h esta frase de s6crates: "Todo lo ignore."
La modern inspir6b Montaigne." Qu6 se yo?" Qu6 doc-
trina ha contenido reunidos por much tiempo h sus adep-
tos? iEs precise decir yo pienso come Descartes, yo siento
como Loko para llegar a la base de las facultades intelec-
tuales?-- Los diversos sistemas morales han corregido al
mundo?
;No se ven los sismas que estallan por todas parties? En
las arts y en la literature cada pueblo premiere las suyas;
porque la literature es el fruto del suelo del clima y de las
costumbres. En Francia seha quebrantadolaantigua f6 li-
teraria, se han disputado las doctrinas, y el antiguo laurel
de Apolo fu6 arrastrado por las hondas de la fuente Cas-
talia del romanticismo, si bien ha habido despues una es-
pecie do reaction.
jExiste una justicia universal demostrada en los li-
mites del bien y del mal? ;esti bien deslindada la justicia
legal, de la moral? Grocio cree que anterior h toda ley po-
sitiva hay nociones de suyo suficientes para distinguir lo
just de lo injusto. (1) Puffendorf al. contrario sostiene
que las leyes positivas son necesarias para fundar las cua-
lidades morales de las acciones (2) La terrible frase de
Pascal no carece de fundamento.
Todo es duda y confusion; aun la ley escrita se in-
terpreta. No hay derecho contra dorecho; pero en que sis-
tema esti el criteria?
Se convione thcita 6 espresamente en lo conjetural de
todas las ciencias; pero por un estravio de la inteligencia

(1) Prol. dejure pac. ac belli p. 16 et s'gs.
(2) Droit natural liv. 1. c. II. n. 6-






so pone a la medicine fuera de esta ley. Cuando so haya
rcconocido realmente el cuerpo human, el primer resort
de esta maravillosa miquina, la parte que tantos 6rganos
y aparatos diversos tiene en el resultado general, asi co-
mo la influencia exacta de los agents esteriores, podran
determinarse con mas exactitud los medios de curar. Nun-
ca podra llegar al rigor matematico esta exactitud. Los
quo quieran la verdad como la dan los numeros 6 la ba-
lanza pueden renunciar al studio del hombre, porque
nunca estarfn satisfechos y m6nos en las aplicaciones po-
sitivas. Una enfermedad es un problema do los mas difici-
les por la alterabilidad de los datos, y porque las leyes de
la vida no pueden reducirse a formulas, porque la verdad
se esconde en elabismo de nuestro ser. No temo sin embar-
go decir que muchas verdades quo eran oscuras para nues-
tros antepasados no lo son ya para nosotros: vivos rayos
de luz atravesando las nubes han esclarecido principiosin-
mutables. La medicine de los buenos m6dicos es digna de
fe, es salutifera.,,Una pleurcsia que exigiese el tratamiento
del vino y Theriaca es mas rara que un niiio con dos cabe-
zas, ha dicho Zimmerman." Tambien puede decirse con
Leibnizt de la filosofia que hay una medicine perp6tua, me-
dicina perennis, inmortal, fi'uto de la esperiencia de los si-
glos, que so oculta en las formas diversas de las teorias;
siempre la misma, que como esti fundada en la observa-
cion es indefinidamente perfectible. En una palabra y con
el dicho de Hip6crates, en toda medicine hay cosas tiles
6 inltiles.
Ya se ha visto el objeto y el fin de la medicine que
hemos considerado como ciencia practice, porque sin ella
seria la ciencia de las quimeras. Las objeciones mas es-
peciosas las he rebatido, y por lo tanto pudiera decirse
de la medicine como de la filosofia que es el amor del bien,
la investigation de la verdad. Fhltanos destruir otra ob-
jecion.
iLos principios de la medicine son aplicables io los
literatos, sabios, artists &. ? Puede asegurarse que a cs-
tos much mas que a los otros hombres es necesaria la cien-
cia. Mientras mas se complica la organization del hom-
bre, mientras mas ejerce sus facultades, en mas predo-
minan unas funciones sobre las otras y deben ser mas fre-
cuente las enfermedades. La instensidad de las causes
morbificas esti en razon direct del estado complex dcl






-16-
organismo y la desigualdad de accion de las funciones. Es
verdad que aquellos son los hombres en que mas se admiral
como complete el organismo, pero es tambien m6vil el mas
dclicado y escitable. A esto debe agregarse que por la
naturaleza do sus trabajos los hombres entregados t las
Ictras, a meditaciones profindas, causes que deben cstu-
diarse, juzgarse y apreciarse cuando se trata de combatir
las cnfermnedades, con buen 6xito. Todas las profesiones es-
tin de acuerdo, y cada una debe ser observada como edu-
cacion especial y prolongada, pero los que so dedican af fo-
mentar las facultades del entendimiento ofrecen mas an-
churoso, campo t las observaciones. La vida litcraria es
una especialidad miedica. La misma influencia que hace
que se nazca poeta, orador, estadista &c. imprime a la
economic a una direction que la predispone a contraer una
serie de afecciotis patol6gicas con preferencia fotra. Es-
to es precise couocerlo: cuando se ha recibido una org-ani-
zacion semejante y se quiere conservar una salud que nos
habilite para trabajos de quo depend nucstra future glo-
ria 6 iiimortalidad. Si se necesitan requisitos morales pa-
ra conseguir aquella tambien es necesario para su logro
la salud: esta es una verdad sobru la cual insistiremos en
el curso de la obra.
Dirhn, ni los literatos ni los sabios son hoy los
que fites eran: en efecto han cambiado much las cos-
tumbres, y no es tan met6dica y arreglada la vida de los
sfbios ahora como en lo antiguo: de esto provienen una
multitude de enfermedades. En lugar de que sea uniform
la ocupacion pasamos del placer al studio y sin enervar la
intensidad dcl amor f la sabiduria nos dejamos arrastrar
de mil pasiones que nos inflaman. Ademas cs preciso boy
saber much, leer cosas inny diversas y estudiar pa-
ra darse a conocer; y la pobre cabeza humana se tras-
torna y fatiga en alto grado. Tambien se distinguen los
literatos mnodeirnos de los antiguos en que aquellos toman
casi todlos part en la political y los hechos p6blicos vienen
a ser sus negocios. Tienen que vivir con todos y ocuparse
de la ciencia de todos, pero lo hacen con el natural fuego de
que estan dotados y de aqui result que se gastan y des-
truyen. No obstante estas costumbres mundanas de los
literatos no deben exagerarse, pues f pesar do la prepon-
derancia de los principios positives no consistent todos los
intcrcscs de la humanidad on el dinero. Aun se encuen-





-17-
tran literatos estudiosos y amigos de la soledad que se ocu-
pan muy poco del mundo iii su fama: hombres preciosos en
quo adelautan la civilizacion; liombres sencillos que solo
tienon por objeto la investigation de la verdad. La glo-
ria es su recompensa, y aun cuando no la ronsigan tiencn
la conciencia de merecerla, asi como los variados goes de
la inteligencia. Por mas que se ponga en dluda nun se ha-
Ilan algunos hombres que no ban desertado del temple de
las musas por el de Pluton, porlos salones y antccamaras.
Refiriendose t los literates aun pudieran dividirse en
sabios y artistas: entire los primeros deben colocarse los
que abandonan ficilmente lo bello por lo itil. Con una
buena cantidad de frases que pueden vender en concien-
cia ticnen un precio: Caput domina venale sub hasta. Casi
cstrangeros a las musas porque estas no pagan a sus favo-
ritos sus adoraciones sino con hojas de laurel, apesar de la
incompatibilidad traditional entire el capitalist y el litera-
to, han conseguido reunirla doblecualidad de hoinbres do
talent y adinerados. Se lanzan en el torbellino de las in-
trigas y los negocios con el fin de adquirir un renombre do
cartel que luego vender:n. iQui6n no ha reparado en esas
glorias de similar de pronta y efimera celebridad quo el
tiempo y la muerte cubren con prontitud como una noche
eterna? Esos hombres no son distintos de los demns, y pa-
ra ellos haescrito Tissot su tratado de emfermedades de
la gente de mundo, y Stalh su obra De norbis aulicii.
iCuan diferente ai este oropel, es el oro acendrado
del verdadero literate! Amante apasionado do la gloiri:
esclarecer el mundo, ilustrar siU pais, hacer epoca on la
historic de las ciencias ylas letras, en una palabra vivir
la vida de la inteligencia y dejar en pos una inmensa
send de luz; ved el noble objeto que se proponc. Si la
fortune les sonrie le dan su bien venida, poro siempre se-
rA una cosa secundaria. Ellos quieren la gloria, un nonmble
inmortal y como el ilustre Canaris su ambicion tiene un
solo limited: el heroismo. Esti el hombre dispue'sto a ne-
gar lo que no comprende. Para obtener esa gloria eternal
que se levanta sobre las tumbas y no se estingue en la pos-
teridad jqu6 es lo que hace cl que se crecllamado a consc-
guirla? En el silencio y retire se consagra a las opera-
ciones de esa vida active, y laboriosa y se esfierza en que
luzca la inspiration vaticinadora 6 la idea madre dc una
vasta composicion cientifica y literaria. Como 1;ia iis ess







abuidante jams descansan, porque saben que el genio
no es solo suficiente porque se exigen como condiciones el
trabajo y una grande atencion. Ellos saben esperar y
sufrir, porque los hombres formados por la posteridad en-
cuentran penoso el present. Cunto cost f Demostenes
el ser el p incipe de los oradores?-Virgilio estuvo tra-
bajando once afios su Eneida y la creia indigna de la pu-
blicidad. Newton esplic6 el Unlverso pensando sicmpre;
Klepero volvi6 h repetir inmensos chlculos cuando se en-
contr6 equivocado, y crey6 ent6nces perder la razon: Dui
nos torserat.... ad in saniam. Miguel Angel studio co-
mo 12 afos con el escalpelo los mnsculos del cuerpo hu-
mano. El libro da Harvey, Exercitat de motu cordis, en
que demostr6 el gran descubrimienito de la circulacion de
]a sangre, le cost veinte y dos afios de trabajo. Pascal re-
formn diez veces parrafos que otros hubieron creido bue-
nos desde el primer acto. Buffon escribi6 diez y ocho ve-
cos porsu mano las 6pocas de la naturaleza. Sin embargo
de su prodigiosa facilidad Voltaire siempre estaba traba-
jando. Montesquieu ha conseguido titulos muy aprcciables
da la humanidad en recompensa de veinte y cinco afios do
trabajo que cumpli6 en escribir su Espiritu de las leyes.
He aqui los triurifos de la sublime corona de la gloria.
Estos hombres no comparan sus fuerzas fisicas con
los trabajos, y se lanzan a'la carrera sin haber medido
sn estencion sembrada de abismos. Imaginanse que puc-
de ejerccse la inteligencia sin descanso; que los 6rganos
tan largo tiempo, tan vidlentamente escitados no acaban
por altcrarse y es un error, y este error esth acrcditad6 por
desgracia entire algunos pensadores y suele costar la sa-
lud y la vida. Ellos saben que las obras profiindamiente
concebidas y laboriosamente formadas, en que han cdrrc-
gido cada frase, son las fnicas duraderas. (1) Paralapos-
teridad debe escribirse en bronco y solo los versos cien vc-
ces templados al fuego de las musas, son los que ticnen
alguna vida. Para Ilegar h este punto ha sido neecsario
poner en movimiento una gran actividad en la economic.
2Y qu6 temperament esta en relacion con tales csfuer-
zos? La naturaleza nos ha relusado este prescnte y es
una violacion de una ley cuyos resultados son desconoci-

(1) Seriptu unia lisa torqueutct singulis very i in corsilium
renuct, i:Tcca.






-19-
dos. Las fucrzas sc gastan la existencia sc marlcita, el
ardor por cl trabajo so estingue, las obras comenzadas
languidecen, sobrevione el dcsfallecimiento, so pierde la
salud y la gloria present y fitura. Que clculo! La gloria
tiene un agradable aspect, pero el foido de su caliz es
amargo. Se dira que hombres ha habido sabios y vivido-
rcs; poro puedcn considerarse como guerreros escapados do
las carnicerias de las batallas, y se le sciala y cuenta mi-
lagro. Algun predestinado, se salva, y todos esperan el mis-
mo favor de la fortune. A pcsar do esa longevidad, an vivido
la mayor part cifermizos y molostos: los que fueron mas
dichosos, debieroilo al regimen fundado cn el conocimiento
do su constitution. Veriause jemplos notables enesta obra
que nos probarin que pueden adoptarse medios que con-
vengan i luchar hasta ciertopunto contra los efectos des-
tructorcs de las recias tareas del entendimiento. Existen
esos medios? Cuales son? C6mo so aplican? C6mo so
aprecian sus resultados? He aqui lo que prctcndo buscar
y conocer.
Tal es en una palabra el objeto do mis trabajos, y lo re-
petire; lie agotado mis esfuerzos en hacerlos provechosos,
si no lo hubicrc conseguido, sera mia la falta, porque el
fin es digno do ocupar a un amigo de la humanidad.








































;.













i`















PRIMERA PART.










CAPITULO I.

De la vida y sus caracteres principles.

Causa latet.... visest notissiia.
Ovid.

Ha. querido definirse la vida y siempre sin suceso,
porque ;c6mo esplicar lo que se ignora? Desconocida en
sa element primitive es para nosotros el resultado de la
action orginica. La material viva es a nuestros ojos la or-
ganizada, sugeta a condiciones do estructura de formas y
composition Sin un substractum material en accion nos
es impossible concebir ningun acto vital. Siempre la orga-
nizacion coexiste con lavida, el tejido con la propiedad, el
6rgano con la function.
No pudiendo comprender la esencia de este gran fen6-
nmno, busquemos a lo menos resultados y caractcres gene-
rales. Qun represent el cuerpo vivo? Un mecanismo muy
complicado que comicnza, crcce y dura algunos instantes,


CI II I -- __-~s II







perece y pasa: una aglomeracion de 6rganos que gozan de
su vida peculiar siendo part del mismo todo, fines y medios
reciprocos, ligados por una mancomunidad do acciones
convergentes hicia un resultado general; aparatos dife-
rentes de la nutrition para nuestras relaciones esteriores
y la repruduccion de la especie: un fluido que contiene los
elements organicos que en su eirculacion, verdadcro rio
de la vida. present como en un banquet a cada parte lo
que le agrada; una serie de destrucciones y restauracio-
nes, de eliminaciones y asimilaciones perpetuas con per-
sistencia de la misma vitalidad, una multitude de acciones,
reveciones, impulsiones ysimpatias en medio de lo cual flo-
ta incierta la salud, la enfermedad y la muerte; en fin una
accion general para llegar por una basta reunion do ar-
monias organicas la ulnidad sensitive, a la individuali-
dad, al yo, resultado colectivo de los actos del pensamien-
to, centro de la csfera intellectual, ser misterioso, incom-
prensible, active, que siente, sabe, quiere y solo es capaz
de decir: "se que existo". Vease en esto la vida 6 sean sus
caracteres principles.
Por este bosquejo puede verse que no se trata sino de
las circunstancias esternas, perceptibles y do ningun mo-
do de la vida, porque lo que es incomprensible no puede
definirse. Las causes de los fen6menos vitales tienen su
localidad en los ultimos pliegues de las visceras, en la
profindidad de los tejidos, en las afinidades moleculares
y agregaticias: escapan a nuestros sentidos, A nuestros
instruments, a nuestra inteligencia. La vida estB en
nosotros y fuera de nosotros: la sentimos, juzgamos,
calculamos sus fuerzas, comprobamos sus efectos, las mo-
dificaciones, los grados: tiene la evidencia de un echo,
la esprosion de mil, y no ostante conserve la oscuridad
de la abstraccion. Su causa parece cubierta para siempre
de'sombras sagradas para el espiritu de suyo limitado, y
se pudiera dccir como San Agustin decia del tiempo: "Na-
da mas claro si me preguntan lo que es; nada mas dificil
si se quiere que lo esplique." Hasta ahora todo son ensa-
yos, nuestras soluciones conjeturas, y creemos conocer lo
que imaginamos. (I)
En esa multitud de fcn6menos de la vida, uno do-

(1) Si nemo ex me qaearat, scio; si quaerenti i (xplieare relim
nescio. (Conf. lib. 2. cap. 14.)







tmiua slempre: la variedad infinita de acciones organicas
que se reconcentran en un acto solo, echo inico y colec-
tivode la vida, la unidyd vital y fisiol6gica. Cada 6rgano
tiene si empleo, tiene su complement, ley y modo pecu-
liar do existir, y sin embargo, la razon de la part se hall
en el todo.
La vida de cada 6rgano so deriva do todos, y la de estos
d< cada uno. Tiene vida la mol6cula, el 6rgano y el ani-
mal: mejor dicho, hay mil existencias, y una sola vida: ad-
miirable coinjunto que la estrecha union de Ils parties con-
serva desde la feeundacion! Penetrados dto esta- idea los
antiguos fil6soros, mirahan el cuerpo human como la mas
cumplida imngen del universe, en que el todo se liga & el
todo en el espacio y el tiempo. Qui6n no reconice aqui el
uniim y cl omnia do los pitaguriicos: "Dios es uno y todas
las cons."
























liil _i
















CAPITULO 2?

Be los dos modos con qt rii,:i',almcnrl'c ?c iani/cstaI la vida.





'Si se consider eljuego de resorts de; la economic,,
prontoa se conocera que sin romper el principioi de 1 a n ii-
dad, la vida se presenta:bajo dos faces generals y distin-
tas: la sensibilidad,: la contractibilidad. La primera,. depen-
de completamente del sistema nervioso; an segundia, 'del
sistema muscular en general, 6 :in eeracion y loconocionj
las:fierzas e'ilrilivas y motrices. Se eucuentran estas pro-
piedades en todos los fen6menos vitales ipoco que se eiar
mine, aunque eii grados'diferentes. A. vecess .su desarrollo
estf en relacion inversa el uno del otro: y veces simuilt-i
neo. como piocurar6 demostrarlo mas tarde..-
,,, Despues de Ia puilpairritabley contractil, laim6nada
rudimentaria, presenfn Ins primeros indicios de'vitalidad:
es decir, desde el conmpiesto mas complicado al nias simple
puede seguirse una progression de perfeccionamiefito orga-
nico. En los vegetables y animals delas uiltimas class, no
se encuentra el tegido nervioso, pero cuiando este sisteum
existed, intervene en todos los actos de la vida. Hace part
esencial die ls 6rganos, siren de lazooa mun Ailas accibo
nes, fuerte desus relaciones y simpatias, de ;la existencia
vital, y primero y principal resort de los impulses orgh-
nicos. Sn gradual perfeccion gradua y dcteinin lan del ani-
mal, y le asigna su puesto en la escala de los series; y tal
sistema es en el hoibre el tipo de uia organization coin-






-26-
j)leta. El lazo cstrecho 6 intimo de sus parts, lofiecuen-
te do su concentration, la seguridad y rapidez do sus
comunicaciones, la variedad 6 importancia de sus efectos,
dan al aparato nervioso tal preponderancia en la econo-
mia que sicmpre se ha dicho que era el sistcma nervioso
el verdadero animal activo, el hombre mismo.
EstudiAndole anatbmicamente se advierte que se comn-
pone de centros principles y nervios conductors de las
impresiones y determinacioncs. El arbol de la sensibili-
dad tienc sus races cn cl cerebro y glindula spinal
desde done so estiende y multiplica en infinitos ramos y
abraza toda la economic en una vasta red. cspecie de at-
m6sfcra ncrviosa animantur animalium ones parties. Asi
la constitution originaria radical, cl temperanmento, la
idiosincrasia, resident casi siempre en el sistcma nervioso.
Es bien terminante quc todo punto de economic humana
que cesa do estar en coinunicacion con el sistcma nervio-
so deja do manifestar los fen6menos que constituycn la
vida. P1or poco desarrollada que est6 una fibrilla nervio-
sa tiene relacioh direct con el centro cerebro espinal.
Imaginese mentalmcnite el espacio de cuerpo mas diiWtinu-
to: alli hay sensibilidad, a cscepcion del sistiema de fibias:
y en estado m6rbido, aun estas parts adquieren una sen-
sibilidad estremada, porque como entonces la naturaleza
quiere combatir cl principio' dc destruction desonvuelto,
escita y pide el auxilio de Jas fiterzas org-ixicas y princi-
palmente del cerebro.
Si se pregunta cc6mo so verifican las impresionesdcel
ecrebro? todo se oscurece y no puede .cconitLraCse- patrai
la respuesta otra cosa que hip6tcsis: solo, sabinos que ec-
siste cn los n6rvios an principio veetor de las sensaciones
y percepciones modificadas y labormdas por la nmeite.
Empero icual cs ese ser cuya existencia ni puede delmos-
trarse nii negarse? EEs un fluido do inmcnsa tenuidad? iEs
Mn gas sutil ante cl cal es el fuiego pesado, el eter grosero,
Inaluz no tiene rapidez? 0D6nde se forima? qu6e serat do ,l?
Lo ignoramos y sin embargo existe!,(1) Seoha diclio que el
sistema mismo opera por una fuerza elcctrinoleccular y
que no es sino una especie do bateria galvinica; sin im-

(1) Quid antum anima innervum operaluiT Nescio ,ii scBit m.-
eumn qisquis est mortalium. (Bohcrav. Praclat. ad 0'(9. No he-
mos adelantalo boy mas.)







pugnar este as6vto, no podemos desconoccr quc no esta
demostrado. Por otra parte esto es esplicar lo desconoci-
do por lo incomprcnsible, retroceder ante la dificultad
sin resolverla, poner on una palabra el elefante sobre la
tortuga. I I tiempo y el ingenio descorrerin el velo a es-
tos misterios alimento eternm de nuestra curiosidad. Sin
embargo puede decirse que respect del sistema nervioso
lo que nos falta es un beclo general con cuyo auxilio se
coordinen los particulares. Este liecho existe en la cir-
culacion y se sabe que esta consiste en cl movimiento de
que es principio y causa el corazon.






























I?


















CAPITULO 39


Sobre algunas eyes de las mas generates sobrela sensibilidad.





La action de los nervios tiene por resultado la sen-
sibilidad es decir Ia aptitud de recibir impresiones ora del
mundo esterjor, ora del organismo. Estas impresiones
trasmitidas al yo se convierten en percepciones, actos in-
telectuales y morales, y se manifiestan luego por una reac-
cion del cerebro 6 centro nervioso t la periferia. Se notan
pues impression, transmission, accion en la vida: es decir,
una inteligencia que conoce, una voluntad que se determi-
na, un powder que mueve, por lo que no puede decirse que
]a propiedad de los cuerpos vivos sea solo pasiva (recep-
tikidad) segun la esouela de Kant, sino que tiene la acti-
vidad propia del:sstema nervioso tornado en conjunto. Se
concebirk aun que siendo este sistema la condition ma-
terial, indispensable de las modificaciones del pensamien-
to y sensation, la media de su perfection sera la de las
facultades intelectuales.en la graduacion de los s6res.
A este sistema se debe la superioridad que hay del
ser i la nada, porque cual|uiera doctrine filos6fica que se
adopted vendra al resultado 6 gran principio sicologo-
moral, yo exist y s6 porque siento. El studio del sis-
tema nervioso considerado comparativamente de un ani-
mal & otro present inmensa variedad bajo el double aspec-
to orghnico y mental; y continuando la line de ascension
para los series de uia naturaleza superior al hombre y







que en el 6rden de la creation ocupan las altas regiones
morales 6 intelectarles del Universo, llegaremos sin duda
a resultados que no podemos concebir. "Hay diferencia
de la vida del reptil a la de Newton y te la vida nerviosa
de Newton a la de un ifgel. Los pensamientos que nacen
de estas tres 6rdones de existencias difieren mncho entire
si." "Keratry, inducc. morales y fisiolbgicas."
No solamente se sefialan estas diferencias en las
diversas class de animals. pero aun entire los indi-
viduos de la especie humana. De aqui result una
variedad estrema de la capacidad die sentir y por con-
siguiente del desarrollo mas 6 menosesteniso de las faculta-
des intelectiiales. Apreciamos en general la energia de
la vida por la fucrza, diiracion y frecuencia de las sensa-
ciones. Mientras mas dispuesto este el 6rgano para sen-
tir, mas sodespierta el deseo, de ser conmovidos, impre-
sionados y advertidos de nuestra existencia: hay indi-
viduos a quienes nada satisface en este concept; jams,
jams se satisfacen los corazones apasionados aunque sea
con pejuicio de la fclicidad y salud. O De que depended esa
facitltad ioraz(de esperimentar sensaciones y afecciones?
Precisamente de un aparato nervioso mny complicado, do-
tado de estrema capacid(ad de sentir, capacidad que seaau-
menta con la munltiplicidad misma de las impresionPs. Es-
ta necesidad de emociones vivas se deja conocer principal-
mehte:en los pueblos civilizados y con razon se la juzga
coino el principio eft que se apoyan las bellas artes. Na-
die ignore que una poesia armoniosa, una music encan-
tadora se juzgan tales a proporcion de los sentimientos,
delays pasiones-que eicitan 6 que hacen nacer. So pena
deenfAidair, es decir so pena de muerte, un' libro debe in-
teresar 6 atraer al lector. Se Ilega a la cima del arte cuan-
do se doinina steal punto de creerse que no hay alli
un libro sino un hombre con quien se converse; En qu6
consist ese grande y bello secret. ?-En multiplicar las
ithliresiones a la imaginacion,'en estimular, conmover vi-
vainente ;la-sensibilidad, en una palabra, en agradar los
nervios con hls aguijones del alma.
S.La esfera deaccion del sistema nervioso como todo lo
referCnte a la economic aumentaen razon directade la es-
tension y perfeccion del. mismo sistema: las relaciones del
6rgino y de la' Tfunciori son aqui de una exactitud incon-
testable.






-8'-
Hay otra eIy de la sensibilidad y no'es mnios impor-
tanteque se espresa de dos modbs fundamentals: el
placer y el dolor. El primero quisiera prolongarse y pare-
ce util a la economic; el segundo caracteriza todlo lo que
quisiera repelerse y perjudical| aquella 6 f la existencia. iY
cuan bien responded a la esplicacion los movimientos orga-
nicos! Sila sensacion es agradable, los movimientos son es-
tonces espansivos, se dilatantlostegidos, la naturalezapa-
rece que present una extension mayor para que nada se
escape do la impression; por el contrario en el dolor so
comprimen y contraen los tegidos, la naturaleza present
el minimum de espacio possible al enemigo: diriase que
pretend escaparse y que reune y concentra sus fuerzas
para prepararse al combat. Arlvirtamos por otra part
que lo que se Ilama sensibilidad moral nose otra cosa que las
dos afecciones primitivas, amor y odio y ambas el princi-
pio de nuestras pasiones. ora escitautes, ora espresivas.
Los dos polos de la sensibilidad son el placer y el dolor, por-
que las dlems sensaciones son matices que .i ellos se refie-
ren. El dolor y el placer tienen un propio origen: hay
penosas sensaciones que tienen su encanto y despues del.
placer se siente el dolor: este es necesario come se ve, in-
dispensable para cl 6rden de las funciones, porque es el
grito do aviso del 6rgano que sufre y quiere conservarse,
y esta sin demostrar si conviene mas al hombre el placer
con sus rosas 6 ct dolor con sus espinas.
Cualquiera que sea cl grado de actividad de estas
dos sensaciones ninguna puede ser continue: este es uno
desus caracteres, la intermitencia de la accion. Lo mismo
que las demas finciones, la sensibilidad cerebral, de que
nos ocupamos aqui especialmente, present alternatives do
reposo y accion: estos intervalos son necesarios para su
reposicion y esta se complete con el suefo. La Icy del des-
canso de que se trata es de un alto interes no solo,para la
salud, sino aun para los trabajos de la inteligencia y todo
lo que tiende a la actividad cerebral.
Notemos aun que no siendo la intermitencia comple-
ta, jamas la accion nerviosa present ese character de
igualdad, de media que se nota en las otras funciones.
M6vil, inconstante, variable hasta el esceso en su intensi-
dad, en su energia, la sensibilidad pasa a ocasiones con
admirable ligercza del iltimo grado de postracion al mas
elevado punto de exaltacion. Es una facultad libre 6 in-







dependiente, una fuerza espontinea tan incalculable en
en sus efectos como desconocida cn sus causes. Tan pron-
to viva, fuerte, d6bil, exaltada, desarreglada recorre y es-
cita ciertos 6rganos y sibitamente los abandon por otros.
Janms estasP proporciones son iguales: siempre en los 6r-
ganos, janias puede considerarse fija y permanent en
su accion.
Esta ley de mrovilidad tan important determine otra
que no lo es m6nos la ley de concentracion. Se ha dicho
que la serisibilidad a mancra de un fluido corre por unas
canales mientras abandon A otros. No carece de exactitud
esta compiaracion porque es cierto que mientras mas esci-
tado esta unu miembro tiene mas sensibilidad aumentada
con perjuicio dle los otros 6rganos: esta ley esth reconoci-
da desde muy antiguo y.es una de las mas importantes
para -la jhigiene y la filosofia. Respecto de la inteli-
gencia no es otra cosa ]a meditacion, porque (que es medi-
tar?;Reunir por un esfuerzo cerebral todos los datos so-
bre un asunto para examiner, para descubrir relaciones y
dedhcir consecuencias que son luego aplicadas A las artes
y Ias ciencias: Por este medio es el pensamiento el mas
grande poder human. Si el genio cs como la barra de
bierro encendida que solo quema en un punto, el ge-
nio no conseguiria serlo sin concentrar en un punto toda
la accion nerviosa possible. Tal es en parte el origen de
las facultades intelectuales, dichosa 6 triste prerogative
deehombres:.de accion sobro inteligencias inferiores. Se
ereera que confundo la accion del cerebro con la sensibili-
dad generally es cierto: por ventura no es el mismo sisto-
ma nervioso en todas sus parties? Pero como' la unidad
sensitiva.es necesaria a la unidad del ser que lo cons-
tituye, es precise un 6rgano que simpatice con todos. que
perciba todas las impresiones, que comunique con todos
los puntos de la economiay que se afecte de todas las mo-
di'ficiriones: ete 6i-.rano es el cerebro. No es menos cierto
que este 6rgano es siempre el punto de concetitracion ne-
cesaria ft.u action normal. Esta es una do las causes de
le' p&rida de la salud de aquellos que abusan de sus fuer-
zas eii el trabajo. Aqui se entrevee el principio de los ma-
les que atmomenitan al hombre de ingenio y como los frutos
de la muerte estiin injertados en el firbol de la vida.
; Agreguemos, esto que en ciertos casos en que la es-
citacion cerebral se eleva i su mas alto grado, los 6rganos






se hacen casi insensibles a las impresiones esteriores. El
alma no percibe nada de lo esterior y el yo parece reduci-
do al estado de su sencillez metafisica. La abstraccion
mental, el entusiasmo, los extasis, ciertas enfermedades
como el delirio, la catalepsia denuestran que estos fen6o.
menos no son raros. Se les encuentra en la meditacion
profunda. Arquimides ocupado profundamente de un pro-
blema de geometria, no tenia ]ior decirlo asi. otra inteli-
gencia, cuando le hiri6 el soldado. Marcelo. Tertuliano ha-
ce esta bella reflexion hablando de los mirtires: ..Nihil
crus sentit in nervo, cum animus in coelo est."--D.e.cual-
quier manera es un estado que no puede prolongarse: la in-
nervacion muy notable rompe el equilibrio de las funciones.
Lo que acabo de decir de las variaciones y oscilas
cones de la sensibilidad en general se advierte tainbien en
las facultades intelectuales, sobre todo cuando soil inuy
activas y desarrolladas. La imaginacion sobre ti do quo
tambien ofrece variedades en su energia, en sus grades de
abatimiento y elevacion. Lo que se llama prisma, no es
otra cosa que el fenbmeno de las modificaciones diveisas
de estrema sensibilidad celebral: la movilidad, la incons-
tancia de la imagination son las pautas del primero quo
refleja en el alma y con admirable rapidez los sentimien-
tos de alegria mas viva 6 dolor mas lamentable. Se'veque
la sensibilidad moral, como su principio la sensibilidad
fisica, esta sometida f leyes analogas: como la Inltima la
primera tiene su limitacion. El rigor de los metodos, la;
fijeza de las reglas no pueden aplicafrseles siempre, sobre
todo cuando es active y predominant. No caraQte1diza:i
estos individuos demasiado sensibles la calma, la paz del
corazon, las dulces ondulaciones del ienanmiento que prue-
ban tan blen la armonia moral 6 intellectual. No ciejrta-
mente, porque la fuerza de impulsion, el poder escitante.
es 6 d6bil 6 energico: la diferencia de los efedto. estao eni
razon direct de la variabilidad de las causes.: Ved aqui
porque el caricter de los individuos muy nervibsos es al-
terado por desigualdadesconstantes debidas las innuimie
rables fluctuaciones de la sensibilidad. Se ha dicho con
razon que puede formarse una estensa list de los temo-
res que habrk sufrido un valiente y de las tonterias (del
sabio: se ha asegurado que era un impossible ser un gran-
de hombre desde por la mafiana hasta la nochie: nada es
Imas cierto y acaba de verse el motive.





-54-
De las escitaciones y variaciones estremas y conti-
nuas de la sensibilidad resultan singulares efectos. Con.
siste el primero en la privacion absolute de esta propie,-
dad: todo se debilita en la economic, todo languidece mo-
ral y fisicamente y el individuo padece de una asthenia
general. El segundo y mas comun es que los nervios ad-
quieren una tan grande escitabilidad, que el mas ligero
estimulante puede determinar una accion nerviosa des-
proporcionada a la causa. Ent6nces es tanta la sensibili-
dad que se sienten cosas para otro imperceptibles, le con-
movera vivamente una impression ordinaria, turbarise
hasta el espasmo, hasta la convulsion por un cscitante que
seri muy moderado y quizfs agradable para ncrvios m6-
nos irritables.
De aqui result que la intensidad de la accion dcpen-
do de la causa ann m6nos que de la disposicion del iiidivi-:
duo, principio de dinamica vital tanto mas notable cuanto
que las consecCencias son tan notables como importantes.
Este estado de irritabilidad estrema llevada al escc-
so le consideran los medicos como una enfermedad que cs
lasusceptibilidad nerviosa m6rbida. Pnede hlabcr mayor
indisposicion que la que es causa de que nos conmuevain las
cosasmas ligeras? El fisico Boyle habla de una mugar
que sufria vivamente si Ilegaba alguno a su casa si labia
transitado por barrios en que hubiese nieve. El csquisito
sentir, la irritabilidad escesiva de los nervios, perciben
activamente las impresiones fisicas y morales mas fugaces
y siempre correspondent f s6res de un carlicter vai inble,
irritable, susceptible, sombrio y poco constant. Este ca-
ricter a su vez tiene una reaction sobre sus 6'ganos que
turba sus funciones: f cada paso el alma trastorna al ani-
mzal. ;Qu6n no conoce esos enfermos 6 que creen estarlo,
sin que pueda designarse una causa patent siempro de-
licados, irritables, porque todo es dolor, esceso, sensacion
penosa, temor, inquietud y abatimiento?
Esta funesta modificacionldel sistema ncrvioso de quc
bablar6 mas ampliamente es el product de una estreina
Civilization. Desgraciado del que est6 tocado de semejan-
te mal! Su porcion y mcdida de fuerzas cesan do star
en relacion con la influencia i que la economic cstf es-
puesta necesariamente.
En res6men, la scnsibilidad es la propicdad por es-
celcncia de los cuerpos organizados, vivos y. animados;






-33j-
notexiste en accion ni vive sino por ella; en una palabra,
la sensibilidad es la estofa de que se hace la vida. Esta
propiedad no es el mbvil principal de la accion organica;
en medio de las sensaciones de conciencia cs la fuente de
los placeres y de los dolores; influyc sobre el carfcter, so-
bre las inclinaciones, y afecciones; sobre la voluntad y
moderacion de los deseos, sobre la actividad e inercia de
la inteligencia. Considerado fisiol6gicamente se puede de-
cir que al hombre le constitute la sensibilidad. Esta pro-
piedad es tan important, tan radical y necesaria que los
fil6sofos habian hecho de ella una alma, la sensitive. Ba-
con distingue la ciencia del alma, de la del soplo divino, de
que nace el alma racional, mi6ntras habla de el alma irra-
cional, que tenemos de comun con las bestias y que consi-
dera product del limo y tierra. Segun Platon--,,Los dio-
ses habiendo tomado un principio de alma inmortal, crea-
ron un cuerpo mortal para colocar esta alma; pero le unie-
ron una alma mortal sujeta a las pasiones por la necesi-
dad de su naturaleza."













r
















CAPITULO 4?


De la contractilidad y poder muscular.





El segundo medio de manifestarse la vida es la con-
tractilidad: en esta important propiedad reside esen-
cialmente la fuerza del animal. Sus modificaciones son
numerosas y los fisiologistas les han impuesto diferentes
denominaciones que escusar6 no teniendo en cuenta otra
cosa que las nociones mas generals. Cualquiera que sea
el nombre que se d6 a la contractilidad, su accion tiende
siempre hacia el mismo fin, la contraccion, el esfuerzo, la
accion sobre si mismo: encu6ntrase esta propiedad en mas
6 m6nos grado en todos los 6rganos como a la sensibilidad.
,,Examinese, dice Bichat, a todos los fen6menos fisiol6-
gicos, todos los de las enfermedades y se vera que en ul-
timo anhlisis pueden referirse todos 6 la sensibilidad 6 la
contractilidad." No obstante, la contractilidad reside
en el sistema muscular aunque bajo la influencia de la in-
nervacion: Cullen llamaba a los m6sculos estremidades
mnovientes de los nervios. Puede decirse que el 6rgano mas
oontractil es el mas sensible: cl corazon que es el mas ir-
ritable de los 6rganos es el que parece mas sometido a la
accion del cerebro. Haller ha dicho: ergo motus cordis, a
stimulo; pues lo que ha dicho este c6lebre fisiologista del
estimulo fisico puede decirse igualmente del estimulo mo-
ral: ningun organo se resiente con mas rapidez y mas
profundamente de las impresiones que el corazon y today







-38-
la region precordial. Nadieignora que el nombre de co-
razon se aplica al sentimiento, como al 6rgano fisico de la
circulation. El language vulgar aun, se espresa esta idea
con perfeccion. Una buena noticia reanima y dilata el
corazon, la pena le prime y contrae de un modo inespli-
cable.-
Puede inferirse de lo que acabamos de espresar que
la sensibilidad y contractilidad tienen su origen en el sis-
tema nervioso. En efecto, una fuerteconmocion el6ctrica,
el envenamiento de acido hidrocianico, los destruyen am-
bos, y para la vida ihasta'en n.1 fuente. Creese por lo tan-
to en el dia que la innervacion de estas dos propiedades,
que el influjo nervioso tienen lugar en un 6rde.n de nervios
diferentes: asercion fundada en heclos 6 ingeniosos espe-
rimentos y que ha tornado su lugar entire las demostraciones
cientificas. Cualquiera que sea si principio, estas dos pro-
piedadcs difieren entire ellas bajo la relacion de su modo
de actuar y fen6menos que presentan.
La sensibilidad recibe las impresiones y las trasmite;
la contractilidad triunfa del obstaculo, se sobre pone a la
resistencia ora instintiva, ora con conocimiento de su ser.
Gentinela alerta vela la sensibilidad por dentro y porfue-
ra pero la contractilidad es la que acciona y reacciona:
precisamente hablando la sensibilidad 6 potencia nerviosa
es el principio regular que advierte, dirige y manda;
la contractilidad 6 fuerza musculosa el agent que obede-
ce y ejecuta, por decirlo asi la fuerza modificada. Estas
dos propiedades del organismo tienen una necesidad igual
de auxiliarse: sin la contractilidad, la sensibilidad no
tendria resultados, ni objeto, ni accion, ni influencia: sin
sensibilidad, la contractilidad no tendria motor ni di-
reccion. En un organo puesto en accion iqu6 se advierte?
La sensibilidad es la prinera en ejercicio: ella aprecia la
relacion que existe entire el cuerpo escitante y el grado
de reaction orghnica que debe verificarse y esta reaction
esta confiada a la contractilidad. Principalmente reside
en ella fuerza conservadora que es la que rechaza la con-
secuencia de las influencias perjudiciales 6 las hace con-
vertir en el provecho de la organization. La digestion, la
nutricion, la circulacion, &c. son parties del dominion de
la contractilidad. Por medio de su furza muscular y con-
tractil distribuida en los 6rganos interiores y esteriores
acciona el hombre sobre el cuerpo dominando la material





-39-
y aun se apodera de ella, la transform y la asimila & su
propia naturaleza. La fierza vital de la agregacion, do
la cohesion, la fuerza t6nica fibral no son en vcrdad otras
cosas que diferentes matices de la contractilidad y puede
decirse que la mecdida do cnergia de esta propiedad es la
fuerza y resistcncia vital de un organism dado. Agre-
guemos aun que la scnsibilidad exaltada imprime a la con-
tractilidad in impulso esccsivo pero siempre irregular:
csto se delmuestra en los imaniiticos, y los historicos cuan-
do padccen convulsions. Una passion violcnta es a veces
causa do los mismos efectos: y ciertamente cl espanto pue-
de destruir las fuerzas imutsculares, conm( el valor y ardi-
miento pueden aumentarla dte Ina I:mne'ra indefiiida: sem-
per Ajax fortis, fortissimnus tameni in fIror.--"UnC de los
historiadoies dte Moliere" nos dice queel inemor obstaculo,
ol menor trastorno le haria clcar ton co',i'ilsiones en su
carrera do actor y lo ino)usiilhiiit;abai; de trabajar quince
dias: esto (comp;nielha co'ilo hr dicrih ( qe la sensibilidad
irregular influye sobre la contractiliilad.













CAPITULO 59


pe la ley fundamental del temperament de las personas en-
tregadas a los trabajos del entendimnientos.




Sanitas est symetria, morbus
autem an.etria.
GALEN,

Si todas las parties del cuerpo human conservasen el
mismo grado de energia; si se pudiera obtencr un medio
de graduar igualmente a los poderes organicos; si en una
palabra las acciones vitales so desempeiiasen ei union no
existieran temperanmeto! El bello ideal de la fisiologia
no so mealiza en los hechos y uno 6 muchos 6rganos no tar-
dan eai piledomiinar en la economic y esto determine y
ptnta cl temperament on lo fisico y lo moral. Cuando a
esta circunstancia fisiol6gica sc unen las del regimen, ali-
mentos, clima, lfrbitos, education y enfermedades, el tem-
peramcnto so modifica y se exalta 6 disminuye segun
la direction que se imprimle 6 cointinica a las diversas cau-
sas. Un examen deteniido y complete de las cosas, las ob-
scrvaciones mas positives, obligan a admitir comose ha
dicho una trama primitive, individual 6 invariable hasta
cicrito punto, sobre la cual so tejo 6 borda nuestra ecsis-
tencia.
Do todas las fuerzas de la economic las que ofrecci
quiza mas varicdadcs en so energia son las fuerzas sen-
sitivas, los mrtlrires. Establecidas para cqiilibrarse, mo-
derar y dirigir la conservation 6 permancncia de la sa-
lud, es raro sin embargo que esta accion sea en sus rela-
ciones de exacta Ipropiorcion. Sentimiento y actividad son
los dos principles resorts de la vida; iuestra conserva-
cion en el ser y bienestar, result de la sabia y prudent





-42-
--1 ~--
comliinacion dle ambos: iy cuan diincil es en t6e1ininos com-
patibles coi el estado de sanidadll! A unos arrebatan las
fuerzas sensitivas, y tarde o templ-ano pIiedomiiian; ent6n-
c es fsta piep~radlos primitivumente d tin aparato ncr-
vioso d i minuclh ciapacidad que se aumenta p)r cl exago-
ratdo elmplo die la fteic'za: este acrecelntamiento es la con-
secuenicia de una Icy lisiol6gica eni viituid dte la cual un
6igaino continuamente ijercitado anmnltta progresivamentc
su ftlciza, s8i clergia y pIcpoIdelrancia ; 'ii otros, y por con-
secuencia de la tiisima Icy, si la sensibilidad es mnas active
la contractilidad dlisminuyco en las mislmas propoirciones
y la fincrza te rIeaccioii nto Isiste y equiilibla la fuerza tde
impi esiml. Q Qu6 suceIle en este caso? El sistema nervio-
so prevalcce, todo lo invade y domina rentera;mente el or-
ganisini: coincentranso las fiuczas vitales, pero el vigor
contiractil de los 6rgauos cesa de igainlavlr. Ciertas fun-
ciolncs guzan de una prindigiosa actiidad; otros al contra-
rio lainguidcccn por dcfitcto dc imiinrva'ion: hay o6gano
que so haya eln nit estado de repleci'r vital mientras que
simultineramente carccei algunos de Ito necesario. Desdo
que la sinergia de fiicrzas radicals d(I la economic cesa
de existir su repalticiin no es igual ni sus relaciones ar-
m6nlicns, ni su accion cosensnsual. stos fen6menos se ob-
servan en los inlividuos emitetemento nerviosos y prin-
cipalnmete entire los Iombres que jrc''eni las facultades
intelectuales polr nucho tiernpo: con esto podemos redac-
tar la Icy siguiento:
Por una parte
La disposition nerviosa original.
Despues-
El esceso de accion.
En fin,
El Predominio estremo y continue del sisteaa nervioso.
Por otra parte:
La disminucion gradual y casi absolute de la contractilidad.
Tal es la Icy finldanental. la condition organico-vi-
tal, el catcter( dominainte y distintivo de este tempera-
mento; Icy que no debe perderse nunca de vista, porque
la encoltrlamos por todas parties sin ccsar, y que noes otra
cosa que cel desarroyo y la aplicacion.
He dicho ley fundamental: en efecto los matices son
infinitos y seria un error career que los hombres que tra-
bajan con la inteligencia no participant de las otras va-





-43-.
riedades de constitution descritas por los fisiologos. A-
liase el predominio del sistema nervioso con todas las for-
nas conocidas de los temperamentos aunque haya carac-
teres que descuellan en cada una de las forms, asi cuiando
este predoiminio se refiere i un temperament bilioso 6
melanc6lico, present efectos muy diferentos de aquellos
que ofreceria si fuese linfitico 6 mucoso. La constitution
linfdtico ewrviosa so nota sobre manera en las mugeres
dotadas genernllciitc de fino tacto y sagacidad penetran-
tc. Tuvo.La Fontaine este caricter! La apatia, la indife-
rencia con que.se deja pasar la vida, circunstancias uni-
das i la delicadeza de la observacion esquisita y un
claro entendimiento, rasgos que asi distinguen al hombre
bueno como al hombre grande ino son pertenencias de
esta constitution?
Aun hay mas, y es que apcsar de la opinion de mu-
chos fisiologos antiguos y modernos, el aparato nervioso
puedetener una grande actividad y al propiotiempo el hue-
soso-mui.cii.l haber adquirido un desarrollo muy notable
Compara Plutarco a les atleta respect del spiritual con
las columns del Ginnasio y Galieno quiere que semejan-
tes alos animals solo produzcan en si analisis cane y
hueso: en todo hay ecsageracion, os esclusivo. Hay hiomr
bres con razon llamados los favorecidos de la vattrruleza
que gozan A la par de formas atleticas una accion nervio-
samuy energica y por consecuencia muy apta para los
trabajos del entendimiento y cgercicios corpornales capaces
de einprlenderlo todo superanido los obstaculos que se pre-
sentain. C6mo no ha refexionado Plutarco que el fil6sofo
por escelencia, on una palabra, el divino Platon fue re-
nombrado por sus anchas espaldas y vigorosa constitution?
No son raros los egemplos semejantes en los tiempos mo-
dernos: Leonardo de Vinci fu6 cl6ebre por su fuerza corpo-
ral; Buffon, el mariscal de Sajonia Gluck,Mi-'abeau pre-
senitaban las imisimas disposiciones. Los individuos mus-
culosos y robtustos, nusculosi cuadrati pueden tambien ser
dotados de una viva sensibilidad: es verdad que tan esqui-
sita y feliz coincidencia no se encuentracon much facili-
dad. Son raros los hombres de un talent profundo y do
nn cuerpo herculeo hechos para triunfar en el Forum y
Palestre y que pueden simultineamente incensar a V6nus
y A las nusas. Notemos que es casi impossible que lasfuier-
zas sensitivas y las motrices por energicas qlue se las su.
8






--44-
ponga sc sosteigan en una perfect igualdad de accion:
tarde 6 tempraio las circunstancias, los trabajos, las cos-
tuimbres, turlban el equilibrio de la balanza. Para que nin-
guni') prcvalezcAi en contra del equilibrio es necesario que
la liigiene bien observada contribuya h la conservation.
Volvieiido ala esposicion de la ley formulada antes
recordemos qie la sngsibiliddon entra en masque la contrac-
tilidad o que es base primera y radical principio de la
constituicion de los hombres celebres: encu6nltrasu en ellos
esta disposition orgniiica.cualc~quicra quesean las varie-
dades y matices del temperament causados por la influien-
cia proporcioial del sistema vascular, sanguine 6 linfi-
tico.
Esta actividad singular del aparato nervioso en ciei-
tos individuos cs un lecho observado ha much tiempo pe-
ro no sucede lo mismo con los feno6menos producidos por
I'a coitractilidad en su disminucion, y son por cierto muy
dignos de fijar la at.nci'n, del medico corno procurare de-
mostrarlo ein seguida. Puede decirse tambien aunque por
via do anticipacion, que este defecto de relaciones entre las
fuierzas mnitrices y sensitivas se nota sobre todo en algunas
acciones vitales. La contractibilidad en lugar de mnde-
rar y eljuilibi'ar la naciin iner'ioii, iviene t ser por el con-
trario sometida li su itifluencia. La sensibilidad escerir'a
se apoder.a de Is miisculos de la vida de: relacion; algu-
nas v\ces ainmenta su accion de estraordinaria mahera
ciiando so exalta; de este modo la c6lera duplica y tripli-
ia las rncrzas: otrai veces ataca loq mismnis mn'inculos y
]c p;araliza de e-stupor, como en un iicsperado susto, esta
es la voWv ~InIIIbui haesit. La misma causa produce otros
cfectosi: d'bilitaiidose la fibra muscular gradualineite se
vuelve como ya 16' hU diciho cada vez mas miovible y por
conset'uencia susceptible de contraerse f la mas peqiueia
escitacion ncrviosa, de lo que provienc la singular teni-
dencia a los espasmos, i Ias convll-lsiones, A las contraccio-
ciones irregulares de los misculos sometidos, no sujetos, -i
la voluntad que se nota entire los iidividuis nerviosos 6
irritables. Stis movimientos son en general impetuosos,
sus rnodales blrnscos y multiplic~ilos, los intisclulos de la
carta n lhacen isurrir contracciones involuntarias con mas
espresion en los moments de aniinarse: poP todas csta.
razones su fisonomia recibel c car6ctcr con quo la califi-
camos. Muchos liimbr.c c6lebres hail ctado sugotos a






-45-
esta indisposicion espasm6dica, ora general, ora parcial y
principalmente cuando la actividad del entendimiento se
agota o violent. El Czar Pedro I dice Saint Simon aun-
que no muy frecuentemente sufria un achaque que le des-
concertaba hasta el punto de inspirar horror; Napoleon
movia involuntariamente el hombro derecho y la boca en
sentido inverso, de izquierda h derecha por habito invete-
rado! Todos han oido que en los moments en que esperi-
mentaba contratiempos se apoderaba de su rostro una pa-
lidez hija de la c6lera tanto mas profunda en esos casos;
61 mismo nos asegura que esperimentaba esas impresiones.
"Se me ha puesto un carcelero: Sir Hudson Lowe es un
verdugo! Sin embargo yo lo he recibido hoy con mi cara
de orangutan con .el rostro inclinado la oreja hlcia ade-
lante. Nos hemos mirado miituamente como dos car-
neros en actitud de embestirse a testaradas y mi emocion
debi6 ser may grande porque senti la vibracion de mi pan-
torrilla izquierda, que es una serial notable en mi y que no
habia esperimentado hacia much tiempo. ".Mlemorial de
Santa Helena tomo 8. O pag. 341." Se v6 por este y otros
mil ejemplos semejantes que en esta constitution la con-
tractilidad no permanece en sus naturales limits, que dis-
minuida y debilitada 16jos de reaccionar conform las
impresiones normales de la sensibilidad, ia accion es casi
siempre irregular; mientras que la sensibilidad aumenta-
da, en6rgica, exaltada, predomina sobre todas las funcio-
nes de la economic. La ley que he espuesto me parece quo
es el principio fundamental de la constitution de ciertos
Shombres porque es la espresion mas general y constant
de los hechos multiplicados e irrecusables.













i i

i





















































I-'

I i










CAPITULO 6.


De los efectosfisicos de esta ley.


1.
La primer consecueneia de semejante disposition or-
ginica, la que llama la atencion principalmerte, es quo
aquel quo la ha recibido de la naturaleza, esperimenta uni
vivo sentimiento de la existencia que no alcanzan los de-
mas hombres. Un ritmo de ejercicio vital muy activo, una
continue exageracion de la fuerza nerviosa y fen6menos
de asociacion orghnica, tan prontos como ffciles, simpatias -
numerosas, ripidas, impresiones multiplicadas, cierta tUr-
bulencia en los movimientos, quo dan a la vida realente
unatendencia estrema que la agita precipitaiidola. En esta
organization precisamente se existe con mans viveza queen
cualquiecra otr. El signo distintivo de los poetasy artists
es la much afectibilidad, en esto se nota principalmente:
su organization delicada y muelle se presta todo linage
de sensaciones y como todo les hiere y anima, todo se pin-
ta en ellos con vivacidad y fuerza, penetrados en cier-
to modo del fuego y el sentimiento son avidos d iaquello
que puede aumentar y escitar la vida. Esta facilidad do
sufrir emociones y exaltarse que los caracteriza, imprint e
pronto f la economic una especie de movilidad y acelera-
cion en los actos vitales, que la menor inmpresion turba
en el moment la masa entera de la economic. Existe un
foco de vida y accion cuyas poderosas irradiaciones se es-
tienden i todos los puntos del organismo. Salvador 'Ro.
sa dice que un pintor es tutto spiritto, titto bile, tutto
fioco: un compuesto de talent, bilis y fuego, cuyo lengua-
ge no no es tan metaf6rico como parece.
Seria un error career que laenergia vital de que sc trata
tiene higar solamente en el cerebro, porque si bien el sis-
tema cerebral cs uno, tambien les fenomenos se refiereii a
las parties que le componen segun el 6rden de sus finiciones.
Hubiera disonancia de facultades sin la perfeccion de todas






-48--
las ramas y fibrillas nerviosas quepreparan las pcrcepcio-
les vivas, claras, limpias; la prontitud de la concepcion y
la rapidez de la ojeada. La esquisita delicadeza de las
sensaciones de la conciencia supone d primri, la esquisita
sensibilidad en los nervios. Una imagination rica, un vi-
vo y profundo sentimiento de las cosas, a menudo depen-
den de una memnria dichosa y tenaz; pero esta no es de-
bida h otra cosa quoe una grande fuerza do impression,
que ella misma, escita en los 6rganos nerviosos perife-
ricos, una estremada facilidad en ser conmovidos. El gra-
do de la perception debe esfimarse por cl tamailo de la im-
presion primitive, Inego el punto de partida de esta esta
en.las estremidades de los nervios. El sentimiento fino y
esquisito de la part, el del poeta y del artist re-
side asi en los nervios como en el cerebro, y cuando Di-
derot: asegura quo tenia la piel mas sensible del siglo se rc,
feria f lo fisico y lo moral. Decia un artist de sensibili-
dad estrema,,,Veo much, oigo much, y a lalegua siento"
y en esta exuberancia de perception podia estenderse a to-
das las impreslones. No predomina solo el cerebro en el
temperament que es el fin de nuestro studio, es la
reunion del sistema sensible. Si el aparato nervio-
so visceral influye, se escita fuertcmente el cerebro; si
esta reaction part del encefalo se nota tambien una elec-
trizacion general de las fuerzas sensitivas.
-,: Es facil de ver el motive de qu6 sea tan impresiona-
ble y m6vil este temperament hasta el mas alto grado,
Inas pudiera decirse que es un instrument sonoro y per-
fecto que vibra y se conmueve del todo al menor toque y
la mas fugititaescitioin: no sin razon se le compare a la
fharpa eolia que.resuena al menor impulse del aire. Resil-
taode esto qii c i el placer es mas vivo el dolor es mas a-
gudo: las sensaciones producidas, son casi siempre muy
desproporcionada a su causa, sufriendo el drbol nervioso
violentas sacudidas. Los hombres privilegiados do que es
patrimonio tienen mas alegria y pena, mas amor y odip,
mas transport, mas ardor, mas pasiones, mas dicha y mas
desgracia, mayor entusiasmo que los otros series dc.una
organization inferior. En las alternatives del destino hu-
luano cpolcs una porcion, un lote, mayor de goces y pq.
nalidades y aun se esplica asi la apariencia que nos. ofre-
cen de un conjuntode cuidado y sinsabores, de placeres y
dulzuras: esto esplica el contrast quo ofrecen de scr los






-49-
futrtes y los debiles de entire sus semejantes, los elegidos
delcielo, las delicias del siglo y la posteridad y muchat
veces los infortunados del mundo: puede sin embargo decir
se que para el bien 6 para el mal son mas hombres que los
otros. Si el grado de perfection del sistema nervioso de-
termina y sefiala cl de la superioridad en la escala de los
eires animados tambien es cierto que existed en algunos se-
res eminentemente sensibles algo que los sobrepone al
resto de los mortules. 'La preminencia fisiol6gica es el
principle de la supremacia do la inteligencia y por consi-
guiente de la preminencia social: htse dicho con razoe
que eran los grandes hombres la aristocracia de la espe-
cie y aun que hasta aqui so habia comprobado el hecho,
nosotros presentamos el titulo cuyo powder es verdaderas
mente de derccho divino.
Esta superioridad estr bien compensada jpor qu6 la
niatuirleza ha puesto en suobra maestra el sell de la hu'
manidad, lo incompleto?-Contrapesan aquella superior,
ridad dos causes: la primer es que la escesiva vitalidad
de que hablamos teniendo su fuente en el sistema nervio-
so es siempre variable, irregular y poco duradera. Du.
plicando esta fuerza de emocion la facultad de vivir se da
a ocasiones una direction viciosa h las fuerzas sensitivas
y este estado lejos de conservar la vida consume y mata.
Hay en ella tension organica, pero por saltos, arranques
y convulsion: diriase unaimpulsion mal6fica mas bienque
do una fuerza verdadera y natural pues cuando parece
anumentada la vitalidadl, es lo contrario lo que sucede. En-
gafiados per una especie de vigor ficticio juzginse fier-
tes estos hombres per hallarse escitados y no adviertei
que esos efectos son producidos por el trastorno de la
fuirza nerviosa y cspasm6dica, achaque de los miisculos.
Si se quiere la prueba basta observer que el vigor dura
poco y que pronto se present un collapses, una especie do
decaimicnto exactamcnte proporcional al grado de exalta-
cion que le ha precedido. La delicada red de que la natu-
raleza ha tejido i los hombres dotados de sn sensibilidad,
no puede soportar la surescitacion organica si so prlo01i-
ga. Todo parece aqui antipatico a la care, al 6rgano y
la material. Lo que sucede en la sociedad do acuerdo con
la esperieucia medica depone diariamente on favor de es-
ta asercion. El hombre mas po6ticamente organizado es
i decir verdad destituido do fuerza material y en este sen.






tido debe entenderse el dicho de una de los antignos:,,que
lasalmas her6icas no tienen cuerpo."
La segunda causa de deteriorarse la organization
neiviosa es la disminucion mas 6 m6nos ripida de la con-
tractilidad, qqun es lo que constitute la verdadera ifuer-
za del organism? la precision normal de los movimien-
tos. ;En qu6 consiste la estabilidad de la energia vital
signo seguro do salud? En la media de las fuerzas sen-
sitivas y motrices. Nada vemos aqui semejante a esto.
No es general que la cscitacion obre siempre uniforme en
la economic: varia mas 6 m6nos en los diferentes 6rga-
nos; pero un cuerposano y bien constituida la ley del cqui-
librio del vollimen y actividad organicas no tardan en do-
minarle. Por el contrario si el aparato nervioso ha ad-
quirido una prcponderancia estrema, csta ley qucda sin
valor,;porque la contractilidad obra a medias; picrdcn
las] fatrzas motrices su iinfluencia y energia cuando las
sensacionei' son mny vivas, rapidas y multiplicadas.
La debilidad 6 nulidad do la action contractil de los
tcjidos so hace sentir en todasas s fmnciones do la ccono-
mia, sobre todo on el sistenina IlItliciular que cae en 1na de-
bilidad progresiva y siemipre relative al acrecentamiento
dcla.racion del aparato nervioso, notablemcnte si el indi-
viduo so coildenia fi una vida sedentaria porque los mis-
culos disminuyen pilidos de voltimen, la cohesion de las
fibras no es la mismna y ~ vcces se atrofian y sc hace im-
posible todo prineipio de reaction organica. Y no se pre-
suma que solo los mrisculos csteriores de la vida animal
sean aquellos que do csta manera se dcbilitan, alcan-
zan los minsmos efectos de la esterior los de la vida in-
toriorlo -que influye del modo mas molcsto sobre impor-
tantes funciones y se convencera cualquicra de la verdad
de esta acercion por las cbservacioncs siguicntes.

II.

Qui6n no ha notado alguna vcz can envidia al csce-
-lente apetito, Incil y rapida digestion de los homnbres ro-
.bustos sobre todo si sienten poco y picnsan monos? NKu-
amerosos ejemplos de esta observacion nos prescntan los
hombres del campo y los obreros, porque cs evident aqui
no solo que la naturaleza no so depaupcra por cl tra-
bajo ,del .cerebro, sino qu o l 'd la gran tarca ali-







mentaria se complete por las fuertes contracciones del es-
t6mago, de los intestines, del diafragma, y de los mfiscu-
los del abd6men, a lo que debe agregarse otra ventaja de
esta musculacion que consist on retener por much tiem-
po los alimentos en el est6mago para esperimentar en 61
una fuerte elaboracion. Las oscilaciones fibrilares de los
plans musculosos del aparato digestive constituyen un
niovimiento peristaltico intestinal que contribute podero-
samente h completar las digestiones: esas parties muscu-
lares se encuentran palidas, delgadas y a veces invisible
en la mayor part de los individuos d6biles, nerviosos co-
mo lo demuestran las anatomias cadav&ricas. El diafrag-
ma, ese misculo tan poderoso, tan active, tan necesario a
los 6rgansq del interior tambien pierde su contractili-
lidad y nada contribute tanto a ocasionar esa languidez
de visceras que se nota en personas sedentarias, lo que es-
plica el encadenamiento y enlace de muchos fen6menos.
Por una parte las digestiones penosas, trabajosas,
con mas un quilo mal elaborado: luego una sangre pobre
rica en principios albinos, una nutrition imperfecta y fi-
nalmente p6rdidas no recuperadas y gran debilidad do la
ccoioinia; por otra apetitos nulos y caprichosos, sensibi-
lidad irregular 6 depravada del est6mago, en cstado per-
manente de irritabilidad y atonia de las vias digestivas.
N6tase tambien que la secrecion viliosa se altera en cali-
dad y cantidad de products, el higado repleto de sangre
negra y estancada participa a veces de esta disposicion
morbida y el 6rgano se hace sensible y doloroso: este es-
tado de la parte influye en el est6nago y esorigen, con el
concurso de sus afecciones, como so sabe, y el principio de
ina multitude de casos patol6gicos cuyos efectos se hacen
sentir en lo moral.
La constipacion, torment cotidiano de las personas
sedentarias, y particularmente de los literatos, sabios, ad-
niinistradures &c. no es una sencilla irritacion como se
dice; su causa evidence cuando se prolong, es la atonia
muscular del canal intestinal. Tan cierto es esto que en
dls ancianosen que se encuentrala atonia, la constipacion
Ilega f su utltimo grado. La defecacion objeto tan impor-
tante para la salud no se ejecuta sin la intervention intes-
tino del diafragma y m6sculos del abdomen: ino se ven en
esta function los solos efectos de la fuerza muscular? Aun
es de manifestars qtuo losflatos tan frectucntes 6 inc6mo-






-529-
dos son consecuencia de las malas digestiones precisamen-
mente por defecto do este resort, de la contractilidad
vigorosa del sistema digestive. Ent6nces elvientre se in-
flama y estiende, y los gases intestinales dilatan desmesu-
radamente los 6rganos debilitados que los contienen.
La disminucion de la contractilidad y las aberra-
ciones de la fuerza nerviosa influyen igualmente sobre la
circulacion por cuya causa las palpitaciones del corazon,
los movimientos irregulares do este 6rgano son tan fire-
cuentes entire las personas nerviosas 6 irritables: ora len-
to, ora rFpido, a voces interrumpido violentamente pero
siempre irregular, present en estos individuos la circula-
cion muy raramente un ritmo calmo 6 igual, un curso fa-
cil y uniform. La sensibilidad y por consecuencia los
sentimientos, las emociones tienen una accion muy pode-
rosa, muy direct sobre el corazon agent principal de la
circulacion y no puede ser de otra mancra. La imagina-
cion siempre active raramente contenida en los estrechos
limits de lo necesario, real y possible agita a cadainstau-
te la economic: Mad. Stael en sus primeros afios no po.
dia ver una persona c6lebre sin esperimentar violentas
palpitaciones de corazon y desde muy temprano so alter
su salud y contaba que el rapto de Clarisa habia sido uno
de los grandes acontecimientos de su vida.
El defecto de vigor contrhctil en el aparato circulato-
rio esplica un fen6meno que admira siempreaun a los m6-
dicos, esa debilidad y lentitud del pulso de personas sen-
sibles sobre todo cuando nada les agita. So ha repetido la
asercion de que no daba mas de 45 pulsaciones por minu-
to el pulso de Napoleon, y esto no es de estrafiarse si se a-
tiende a lo que acabamos de espresar: no obstante el hecho
cs inexacto, pues s6 por personas fidedignas que el pulso do
este hombre estraordinario no presentaba nada de ins6lito.
Es verdad que era tan poco pronunciada la contractilidad
del corazon en 61 quo apenas se sentian los movimientos
de este 6rgauo aplicindole la mano al pecho aun Antes
de sus iltimos aicos en que engrueso.
Sucede a ocasiones que uia disposicion enformiza ha-
ga aparecer mas active la circulacion de la sangre sin
causa bien conocida: lo que llaman los m6dicos un pulso
nervioso, denomination exacta que caracteriza en efecto
una sencilla escitacion nerviosa do la circulacion. Tanl
cierto cs esto que los practices esperimentados so cnidan






-53-
en estos casos de no sangrar abundantemente al enfermo
Si es debil puesto que acredita la esperiencia que 61 crece
de accion es aparente.
La irregularidad de la circulacion unida a la dismi-
nucion de la contractilidad del corazon y de los vasos, y
por consiguiente la disminucion de la viveza inicial de la
sangre, produce un fen6meno que no debemos dejar de
notar: la distribution desigual del fluido. La cabeza, el
abdomen, y las principles visceras se hallan algunas ve-
ces en un estado de pletora mientras que la sangre no Ile-
ga sino dificilmente al esterior y las estremedidades. Lan-
zada con poca fuerza por el corazon, circulando entera-
mente, ora por falta de energia de lo que se llama vis d
tergo era por la falta de tenacidad de los vasos capilares,
la sangre se conserve raramente en la periferia del cuer-
po: de que result, con independencia de otras causes, la
frecuencia de congestiones viscerales, el frio de las estre-
midades tan insoportable t las personas sedentarias y
estudiosas, de esto tambien se deduce la esplicacion de la
palidez general tan constant que un santo padre le llama:
"El bell colorido de los grandes hombres"-Pulchrumn
oviroraumflorem. (S. Gregorio Nacian: orat. 16.)
Participa la respiracion de los efectos de esta dispo-
cion orghnica, porque si es verdad que toda la sangre re-
pasa cerca de doce veces por hora f trav6s del corazon y
pulmones es precise que la expansion torkcica se haga pron-
tamente con facilidad y en las correspondientes proporoio-
nes. Empero la debilidad do los miisculos, las frecuentes
constricciones espasm6dicas del pecho, disminuyen la es-
tension de esta cavidad. A ocasiones produce estas cons-
tricciones un reflujo tan considerable al corazon que la
muerte es su resultado. Moeiere perecio asi a consecuen-
cia de un ataque d caplopejia pulmonary. Son mas lentos en
manifestarse los efectos de ordinario. La sangre interrum-
pida en su curso se deposit en el parenquima pulmonar
y prime y rompe poco a poco las mallas del tejido y
las fibras del corazon dando origen h una infinidad de
males como los desgarros 6 esputos de sangre, inflamacio-
nes latentes, destilaciones aneuristicas ect.: entonces la
oxigenacion de este fluido cs imperfect y la pletorar vcno-
sa bien pronto se present con todos sus inconvenientes.
Est& demostrado que la capacidad 6 amplitud del torax,
la extension de la respiracion, una libre y ficil circular





-54-
cion pulmonar, la regularidad de los iovimientos del co-
razon y troncos arteriales, la revivificacion de la sangre
por el oxigeno dela atm6sfera, dependen en gran part
del desenvolvimiento del poder muscular.
Nada hay sin esceptuar las secreciones y absorcio-
nes fuera de la inlluencia de la contractilidad y cuando
disminuye esta, ent6uces se debilita tambien la energia.
En cuanto i la calorificacion y i sus diferencias no pue-
den asignarle las mismas causes: sin embargo, los fen6-
menos termogenicos de la economic se ligan particular-
mente a la accion nerviosa: notable y especial es el calor
animal que result del predominio de esta accion: es acre,
mordiente, irregular: es el calor nervioso, notable sobre
todo h ciorta edad y bien divers del calor halitoso, dulce,
regular, patrimonio ordinario del temperament sangui-
neo y de la juventud.
Si pasamos al eximen de los hlbitos esteriores del
cuerpo, hallaremos los signos mas distintos de la influen-
cia exagerada de la sensibilidad sobre la contractilidad.
SEn donde estfi el hombre que se halle tan mal organiza-
do que no desee ver y contemplar uno de esos otros que
constituyen la gloria de la humanidad? Cuando se aproc-
sima, se esperimenta una turbacion involuntaria y se es-
clama dominado por la emocion "vedlo aqui!" La reali-
dad no correspond nunca enteramente a la imaginacion
y el hombre celebre visto de cerca es raramente el hombre
de sus obras y cuando esta present aun se le busca: .Jdeo
'at plhrique, viso es qunerant famtim pauci d interpretantur.
Facilmente puede concebirse que estando destruido el ele-
mento material ofrece el cuerpo un mal aspect, agotado
su vigor por la violencia de las sensaciones y de la acti-
vidad del alma. La mayor part de los grandes hombres,
con pocas escepciones, de que hemos hecho mencion tiene
poca corpulencia, los musculos debiles como los miembros,
el cuerpo delicado y i menudo encorvado. Su brazo sin vi-
gor anuncia que es precise buscar en otra part el poder
de su dueiio, pues todo el esterior lleva el sello de una
debil organization, alterada y que ha sufrido. Tan pron-
to aborrece como tedioso al ejercicio, como se. llena de
vivacidad y petulancia pero por imomentos y sin consecuen-
cia. A veces la piel esta descolorida, phlida, la fibra mue-
lie sin consistencia y otras la superficie tegumental apa-
rece de un color brusco amarilloso, la fibra seca y vibran.







te; pero es raro oqervar ann en los pauses del Norte la
brillantez de la fisonomia que anuncia una salud flore-
ciente y una circulation plena y facil, cosas que ocasionen
la tez rosada y el carhcterde frescura y de vida. El cuer-
po aunque las mas veces se adelgaza, no obstante toma o-
tras un volumen notableindicio de una debilidad premature
(Gibbon, Fed. Schelgel, Napoleon.) En fin las. estructuras
fuertes y euadradas, las formas desenvueltas, la corrugacion
del escroto, esos signos de la fuerza fisica tan bien deter-
minados per los antignos no so encuentran nunca en se-
mejantes hombres: acaban por desaparecer cuando existie-
ron, si los trabajos del entendimiento y de su vida seden-
tariason escesivos 6 permanentes. Voltaire present en al-
to grado esos caract6res, en que escedio6 los demas hom-
bres: "Su delgadez decia Segur, me represent sus di-
latadas tareas.... Su mirada radiante de genio y malicia
indicaba f un tiempo el poeta author de Edipo y .Mahoma,
al fil6sofo profundo; el contista maligno e ingenioso, el ta-
lento observador y satirico del genero human: su cuer-
po delgado y consumido eraun velo transparent a traves
del cual se nos antojaba ver su alma y su genio".-(Me-
moires t. prim.)
No por esto se crea que siempre puede por la cubier-
ta organica esterior de los grandes hombres encontrarse
esa naturaleza m6vil y apasionada: como se suele decir,
"drbajo una mala capa se esconde un buen bebedor."--
Una sensibilidad profunda y contenida solo se muestra
en ocasiones ciertas en que el Dios oculto se present y
ent6nces el grande hombre aparece y su alma y su genio
se lanzan al esterior. Bonaparte que presidio tantos aios
la Francia y dirigi6 los destinos del mundo europeo no di6
muestras de su genio en los dias de su juventud. Delga-
do, huesoso, pequeiio detalle, modesto en el vestir, de em-
barazadas maneras, nada, a no ser su altiva mirada hu-
hiera echo presentir al hombre future. El abate de Be.
Ilegarde contaba & sus amigos que despues de seis meses
de estar comiendo con Corneille, supo quien era ese gran-
de hombre y Thomson el autor de las estaciones era tam-
bien de menguado porte sin visos de poesia; su fisonomia
habitualmente animada era bastante comun y solo se ha-
cia espresivo en la conversation familiar. Comparando su
genio con su grueso y corto talle, la duquesa de Maine
liamaba a Mr Vanban el heroe aldeano. Pudo visitarse







Inuchas veces a Platon sin conoccrle y sobre esto so
cuenta que habieido hecho un estrangero un largo via.
ge para conocer al fil6sofo se llen6 de admiracion cuan-
do le digeron que era un hombre sencillo y afable coil
qnien habia conv'csado muchas veces entire personas miuy
ordinaria sin distinguirlc. De Lutero puede decirse lo
mismo en la edad media.
Solo la fisonomia puede indicar visos de los does de
la naturaleza. Una ancha frente, angulosa, prominent,
surcada con las huellas de los grandes y atrevidos pensa-
hiientos; ojos Ilenos de fuego, final sonrisa, rasgos m6vi-
les, dan al rostro una espresion animada y puede ase-gu-
rarse que no es un tonto el que tiene tal fisonomia, sena-
lada con cl dedo de Dios a juicio de Lavater (1) Sinem-
bargo aun en este particular so encuentran admirables
lariedades, con perdon del pastor de Zurich, no es siem-
pre el rostro el retrato del mal, porque so han visto hom,
bres de vasta concepcion que no tenian una fisonomia es-
presiva tales como Cromwell, Churchill, Tohmson, Golds-
mith: lade Malesherbes no tenia nada del heroismo de su
alma porque.su vista era baja, grosero su aspect, y su
forma coman. (2) Nada se contradecia mas que Florian y
sis obras. Ya so sabe Io que so ha dicho de las antiguas
senmblanzas de S6crates: ,,Los que ignoran lo que valia el
fil6sofo decian que sus palabras y sentencias se parecian
A las cajas hechas de madera ordinaria sin labor esterior,
pero lindamente pintadas por dentro y dignas de admira-
cion." (Juan Huarte, Examen des esprits traduc. de 1661.)
El mismo fen6meno present Csar. ,,Era delgado de cuer-
po y de cares blancas y muelles, sujeto a dolores de ca-
beza y padecia alguna vez de mal caduco de que sufri6 el
primer ataque en C6rdova cindad de Espaiia." (Plutarco-
Amiot) En general encu6ntrase en los hombres de talen-
to, animacion en la fisonomia; mi6ntras es sosegada en los

. (1) Este prelado (Fenelon) era un grande hombre, magro, bicn
hecho, con gran nariz, ojos que despedian rayos de fuego 6 inteligen-
cia,y con fisonomi de tal linage que oo la he visto semejante y que
una vezconocida no se olvidaba... se necesitaba un esfuerzo paua
dejarde contemnplarle.-(i em. de S. Simon.)
S(2) Cuando vi A D' Alembert, cuyonombre, miscelineas y discur.
sos enciclop6dicos escitaban mi-cnriosidad, pens6 que los escritos
de in fildsofo eran mPjores que su mascara, atendida su pequefia for.
ma y voz chillona.-(Mme. Roland Memoires.)






.-57-
de genio y pudiera decirse que el alma de estos se internal
en la economic y solo so deja ver en circunstancias so-
lemnos.
!Quien creyera que los mismos ojos que reflejan el
sentimiento interior, no revelan siempre al genio?-Alter-
bury, obispo de Roshester (1) refuta f Fontenelle relati-
vamente a Newton: ,,No tiene el ojo muy vivo y pene-
trante que le atribuye, por lo menos desde la fecha de 20
anos que hace le conozco, y ciertamente su porte y figure
no anuncian la penetracion profunda que se ve en sus
obras." Los ojos de Montesquieu eran salientes y miopes
con lo que le desmejoraba la noble figure: so sabe lo quo
ha dicho la autora de Corina sobre los razgos y fisonomia
de Rousseau y los ojos de la misma madame Stail no he-
rian por su brillo ni vivacidad, y sinembargo, como lo ha
dicho uno de sus parientes, Ilegaban en los moments do
animacion a adquirir una estraita magnificencia.
Es necesario no career que las maneras y porte este-
rior de los hombres ilustres correspondan a sus facultades
y trabajos aunque puedan citarse escepciones. La activi-
dad muy sostenida de las fuerzas sensitivas, la reflexion,
las meditaeiones continues concentran la vida en el cere-
bro y las funciones esteriores, los 6rganos del movimien-
to, principio de la fierza fisica, pierden poco & poco su
volhmen, consistencia y energia y debilitado el cuerpo no
cerresponde a la actividad moral interior.
Tales son los efectos sobre la organization de la es-
trema preponderancia de las fuerzas sensitivas sobre las
matrices. Estos efectos son por otra part aumentados,
disminuidos, variados, graduados segun las diferentes
constituciones individuals sobre todo respect de la higie-
ne, tanto como los trabajos intelectuales el regimen, lavi-
da sedentaria, las costumbres, enfermedades etc. Siempre
es inmutable la ley que hemos sentado y fundamental por-
que so refiere i la naturaleza intima del hombre.





(3) Lettres latines a Thiriot. Decia malicicsamente el mismo ha-
blando de Pope: Menscurva in corpore curvo.














CAPITULO 79


De los ifc'dos de esta ley sobre la inteligencia en gCneral.




II nefaut pas se me conaitre, nous
sommes corps autant qu' esprit.
PASCAL.



'F.1 tltndio del hombre considerado en sus ifenmenos
tie lrganiizanion. prueba que la sensibilidad moral 6 de con-
ticncia es por decirlo asi consecuencia y reflejo de la son-
sibilidad organica, lo que es un hecho. Sin dar dcmasiada
extension i este principib y encerrindole estrictamente
dentro tie los linites de la fisiologia no puede repugnarse
esta verdad. ;De que aprovecharia negarlo.? Si las -ihves-
tigaciones anatomicas, si las leyes del organisio. si los
feii6ien'os patologicos. si la vida de los hombresc6lebres,
si la existencia de cada iiidiiidro, de cada animal, tdmna-
da a cierta altura de la escala orginica, la reproducen y
proclaman k qu6 negarlo?-Debemios admitirla aqui por-
fque necesita de hechosy no de teorias la nedicina, que no
niega la raoon quo en su potente superioridad guia a de-
terminacion de los actos. Tambien es an Iheeho la virtud
y con este hecho so prneba precisamente el poderde la vo-
luntad sobre el organism.
Asi un sistema nervioso muy desarrollado da al al-
ma nna grande aptitud para manifestarse: todo. hombre
que tiene este aparato y los centros principles predomi-
nantes, ofrece al observador un 6rden de fen6menos tan
estensos como variados on su sucesion y sus modificacio-
nes.
Sin detenernos en las particularidades notemos que
10






-60-
la sensibilidad, tomada en conjunto y enter desarrollo
present:
1. o Capacidad de sentir.
2. o Capacidad de conocer.
S. o Capacidad de espresar.
Estos tires modes de manifestarse el mismo poder
ofrecen diferencias notables en su accion, que es el prime-
ro pasivo y trasmite impresiones; el segundo exige cierto
grado de actividad del cerebro; pero el uiltimo eminente-
mente active es el complement y el summum de la inte-
ligencia por lo que es mas raro en su perfeccion. La ma-
yor parte de los hombres sienten vivamente y sinembar-
go la facultad de espresarse en lo grande y bello, lo subli-
me y gracioso, lo delicado y natural cs dado i pocos: Pan-
ci quos amavit Jupiter. Ann debe agregarse que los mis..
mos favorecidos no puedon espresar todo lo que sienten. (1)
Por desgracia el genio es siempre solidario de la insu-
ficiencia de los medios de espresion, y es necesario que la
disposicion orginica que hace susceptible la emocion viva
tengala suficiente energia para manifestarlo esterioriucii-
tc. El hombre de genio, vive y muere atorinentaflo de la
impotencia de reproducir el tipo de perfeccion ideal que
concibe y eternamente contrastado por los obsticulos ma-
teriales se gasta por decirlo asi en consegiiirlo: ;Vanos
esfrerios! quisiera baliarse en las andas de la luz celestial
y v6 quelas olas se separan de :6 de continue.
.. Se ha querido decir que la palabra conviicrte la idea
en.sensacion y nila palabra ni ningun inedio exterior de
.ominllnicarse dan la reproducion de lo que.el alma siente.
JHIbri sieinpre enel fondo de ellahechos sublimtus que.no
conocera la multituid porque el artista ranrce de nledios
para manifestarlos. En un lugar de Pliiio hablndo do
Timantes se lee: que en sus obras, se veian valuiinis mas
cosas de 1a (ie pintabn: peroesa cosa mas era inesplicable
cuando agrega'que en ocasiones el genio sqIbrlepjaba,,al
(1) Segun un fil6sofo ,,el hombre condepado P esrribir ron 1i condi-
cion de satisfacerse plenament: a sii m: m,, y no s6 Ai se esc;bhiria fima
sola paiina en toda la vid,. Admiramos laF neida y' Virgiiio qupria
quemarla. ,,Memorir6, decia Voltaire, sin haber escrito-una pie z a ,in
gusto."
,,El Dios hecho hombre es el verbo. El pen.;imiriit, p;,r.ie su divi
nidad enando se le encierra en.el cfinon de una pluma y sume en nn
intiero." (Palabras del coronel Oldet citadas por Ch. Nodier.)






-61-
akte () En las artes de imaginacion no es lo mas dificil
pelsar e inventar lo mas es producer el pensamiento cor
municandole a los demas, con bastante relieve patra quo
toque el animo, complete y adornado para que seduzca
No es m6nos cierto sinembargo que la sensibilidad orga-
nica es la base del genio y del talent, en primer lugar,
porque en aquella se va a buscar la inspiration. De !a sen-
sibilidad se desprende la centella clectrica que agita .e n-
flamnalas ideas, las opinions y las pasionies: gei:'enes
de eliicuien'ia que existent y ferinentai en lo mas, p,,iifnnd
del alma y estallan on rapidos movimientos y rasgos :ve-
lementes: la ponderosa elocueneia coninueve a las turbas;,
la ierte inultitid como Jupiter conmovia en otra epoca a
los dioses: apasionados arranques, pensainientos de fue-
go, palabras dotadas de vida enardecen la imaginacioni y
4tominan la inteligencia, no son en uiltimo anl1isis otra
cosa que los movimientos impetuosos ie una sensibilidad
privilegiada y escitada por algun estimulo. Es tambiea
el alimento y origin de la poesia, potqui.o no hay sin ella
grajndes,.iesaiesaientos," ni grades i inhgenlcs. ii jfuego.sa-
grado. 'No son las musas las compafieras de Apolo hiablta-
doras del Parnaso, son las facultades que escitan y' exal-
tan nuestra inteligencia. 4No saca de una viv'a cemniion el
alma su vigor y tacto esquisito quo influye en sus juicios?
iQue cosa puede haber mas vulgar que la persuacion de
que sin sensibilidad todo desaparece? Vivifica las concep-
ciones del entendimiento como elcalor al cuerpojque ,an-i
ma.y fecunda. Lo que se llama elocuencia, sentimientoj
entusiasmo son diversos grades de la misma cosa: eniqu4,
consiste la misma poesia? en la espre-ion d1e las pisiones
esditadas segun Byron; porque no es en efecto otracosa
que la impression, el instinto, la sensibilidad. La palabra
de Longino ,un gran pensamiento es el sonido que da una
alma grande"--es una figure ret6rica que espresa noble-
'mente una verdad de la fisiologia, que es dado a ciertos
hombres sentir vivamente y despues pintar con colovidos
,verdaderos-lo que han sentido.
Siempre se reproduce a nuestros ojos la accion del
aparato nervioso y es tan marcada esta, que en las grarids

(2) In omnibus ejus operibus, intelligitur plus semper 1qum pin-
gitur; et cum sit-ars summa, ingenium tamen ultra artemr est. i;
S(Hist. nat. Lb. 35 cap.7lQ,)






-68-
afecciones morales influye en el juego de las otras funcio-
nes. Las condiciones dinamicas del organisno no siendo
de una just proporcion hacen quo intervenga el sistema
nervioso en todos los resorts de la vida. Es notable quo
el language metaf6rico de todas las naciones espresa con
exactitud los efectos de la sensibilidad exaltada en la eco-
nomia. La sangre se hiela, relampaguean los ojos, los co-
razones so encienden, se tiembla de espanto 6 de esperan-
za; vuelve phlido el temor, infla el orgullo etc. En una
palabra, las perturbaciones org~nicas y las agitaciones del
espiritu so hallan en perfect relacion.
Con vista de estas consideraciones no se admirark
que las reglas de la estetica se refieran at sentimiento y
que halla dicho un poeta: ,,La sensibilidad hace todo
nuestro genio." Montaigne dijo que ,,Tanto vale el hom-
bre en cuanto es conmovido"-lo que es tan cierto que un
ristico animado se hace elocuente. Tan penetrantes como
las palabras de Massillon nos parecen las frases del sal-
vage que decia: ,,Diiemos los huesos de nuestros padres
levantaos y marched con nosotros"--lo mismo la energi-
ca y dolorosa divisa de los vendeanos: ,, Five leroi quand
nMme!!"- Comphrese esto con la suposicion de Mas-
sillon ante la corte de Luis 14.-,,Supongo que esta es la
itltima de vuestras horas y el fin del Universe etc." Nadie
ignore el efecto que estas palabras produjeron en el audi-
torio; y lo mismo puede decirse respect de Buffon en so
respuesta a La Condamine al pintarle viajando-,,Sobre
las montafias pefiascosas que cubren eternas nieves, en
lhs vastas soledades en que la naturaleza acostumbrada
al mas profundo silencio debe admirarse de que se le in-
terrogue por la vez primera" El auditorio conmovido
con esta grande imigen permaneci6 durante algun tiemipo
silencioso hasta que una salva de aplausos le succdio. El
cultivo por esmerado que sea aumenta poco I la elocuen-
cia porqne es hija de un profundo sentimiento. Hablad al
alma si quereis que el alma so interest: h6 ahi el precep-
to por escelencia. Un literate de los mas distinguidos,
Mr. Villemain proclama a Tacito como al mas profundo
delos historiadores precisamente: ,,porque siendo cl nias
integro me atrevo f asegurar que es el mas apasionado;
porque discierne come un juez y declara come un testigo
conmovido y col6rico de lo que ha visto."
Ahora os facil csplicar con la ayuda de las leyes de






-63-
la sensibilidad la existencia moral de los homibres.nas no-
tables por sus trabajos y su genio, predispuestos ai las sen-
saciones, ilas emociones vivas, porque en ellos la imp re-
sion sobrepuja en intensidad y duracion :la que exists
de ordinario: ellos son avidos do estas sensaciones y sus
products a que se avezan desde la infancia. Por la masa
de ideas quc adquieren en poco tiempo, juzgan y conocen
desde texnprano y dotados do la capacidad de espresarse,
encadenados, subyugados por sus propios pensamientos,
esperimentan la terrible necesidad de espresarlos, de prot
ducirlos ylanzarlos al mundo de las inteligencias. Y es
precise decir que estos pensamientos imponen Ia ley al
mundo y son la fuerza vivificante que civiliza y eleva
las naciones, quelas engrandece y degenera y complete sus
destinos. La fuerza de las cosas en el estado social no se
fund nies otra cosa que el conjunto de las ideas: Cronm-
wel.fu6 en su 6poca ,,un destinado"--como Napoleon lo
fu1 en la nuestra. jC6mo career que.esa accion Vital 6 in-
telectual pueda adaptarse movirnientos regularies enia
economic? iNo hay esceso de vida aqui en lo fisicoy enlo
moral? No se veen efecto esa agitacion siempre renaciente,
esa actividad sin remision e.impaciente, esa levadura in-
Aterior que conmueve a cada paso las potencias organicas;
aquel'scitimiento de la vida tan vivo y i veces tan doloro-
so, que en conjunto dan A la existeneia de los hombres ck6-
lebres alguna cosa de violent, inquieto, febril 6 inesplica-
ble fuera de loordinario de la vida.. ;
Cesa el indicado estado de enfermedad cuando la vi-
da es muy active 6 bien cuando se da libre curso al tor-
*rente de las ideas en cuyos casos las crisis son favorable.
Por iuna ley del organismo se han escrito obras maestras,
lindos versos; y se derraman tesoros de imagiiiacion y sen-
sibilidad para aliviarse: por esta razon la poesia es del
poeta como la cuerda de la lira, lo que es una verdad po-
sitiva de la ciencia del fisiblogo. Tal vez.se describe sin
pretensiones una obra.y el hombre es dichoso cuando tiene
un buen 6xito (1) Pudieran deducirse de estos principios
,consecuencias infinitas aplicables a las ciencias, l las ar-
tes y la education: emperor esceden estos pormenores de
los liniites de este escrito que solo tiene por objeto pre-
:sentar bases. .
(1) -'He compuesto." "El D. Juan--para ni y dos amigbs.
[Mozait.]






-64-
: Quiza so diga que estas reflexiones deblic cnitciderse
respect de los artists cuya imagination es mas ardien-
te quela de un sfbio, pero es un error; el sdbio dotado de
la cap cidad de conocer es un erudito,.sabe lo que se hace;
si provisto dte las altas facultades de la iiiteli6encia quic-
treesteiider los limits de la ciencia, ent6nces esplora,
invent .iiitagina. Los hechos no so esplican por una teb-
ria vaga,; esa es una hip6teki,; si por el contrario los he-
chos conciirren y la teoria es solo la espresion, ent6nces
hay pro greo. sea que se opere por sintesis. sea per anilisis
6 inducion. Tomar un principio general, penetrando las
inas Irjain:as consecuencias y seguirlas con valentia, pro-
fundidad, perseverancia de pensamiento capaz de obtener
resultados imnenso', despues espresar, f6rmular el princi-
pie generador para hacerlo sensible y aplicable t sus po-
sibles dedueciones, he ahi ciertamente un trabajo de lainte-
ligencia que noes otra cosa que el vuelo de una iinagina-
cion poderosa. Homero y Arquimides se han puesto enla
misma lineabajo la relacion de su inventive: por otra part
esta viva sensibilidad del alma que apasiona poritdeirlo
asii las ideas so nota en los sibios como en los artists
pdrque es uno mismo el entusiasmo, uno el fanatismo par
sus obras, por sus concepciones, sus teorias y sisteritas.
Hay en los nervios, en las venas, en la sangre, en las: i-
*bras *de un hombre de genio bien sea shbio 6 artist, poe-
ta 6 matematido alguna cosa que lo lleva f la exagera-
cion del sentimiento, las ideas 6 la accion. El hombre de
iminaginacion viva serh conforme festas doctrinas; sieinpre
un enigma para el hombre frio. Arquimides corriendo
desnudo las calls de Siracusa y esclamando: "la he en-
contrado"-Pedro de Crotona diciendo i un caballo dte
cobre jcamina! no sabes que estas vivo?-6 el mineira-
logista Werner pronto a destrozar la mas bella estatu-
ra;para analizar el mirmol de que estaba compuesta,
todos se disputaban la misma calificacion de demencia y
'ese frenesi de las grades almas tiene por base una esce-
siva sensibilidad.
SA ocasiones a fuerza de sentir, ser agitado y conmo-
vido las facultades caen en una especie de impoten-
cia 6 iieircia. El individuo esperimenta la necesidad do
estimulos morales muy vivos y su alma sufre lo que
el cuerpo del voluptuoso que se fatiga y destruye. Es
una la causa de los dos fen6menos como facilmente scjes-





-5--6
plica. Por superior que sea la organization del sistemna
nervioso tornado en conjunto esta organization no puede
escedcr los limits geilalados al hombre. La vida intelec-
tualimoral esn a primer, la intima y verdadera, como.to-
do acto vital debe star encerrada en ciertos limits, si se
quiero darle ina eistension que esceda ai las facult.ades del
organismo, al sentimiento y percepcioii, arlucl no pueid,
responder a isus escitaciones: eant6uces el hombre superioQ
esda victim de sus quimeras. Desea, quiere, suslpira ip9-
ro qu6 desea, que quiere, porqu6 suspira? Loigtiou p1 La
aspiracion violent, tan pronto elevada al tcrcer cilp p);co
me triste y moribunda de :esta inteligencia: los' arranique
de la imaginacion meditabunda, inquieta sin fin conocido,
sin objeto determinado.
"Et que role sans fin ses vagues sans rcpose."
(Lamartine.)
han sido descritos muy bien por algunos escritores.
Existed sin duda ese estado en ciertos individuos dotados
de una grande actividad moral muy ejercitada. Notar6
que los novelistas la suponen siempre en lajuventud mi6n-
tras que la observacion m6dica nos ensefa que es acha-
que mas frecuente en el hombre de edad. La sensibilidad
no gastada del j6ven, la grandoza de sus esperanzas es lo
suficiente para conservar la actividad de su alma.
Una prueba nueva de que esta singular disposicion
depend de una sensibilidad agotada prematuramente es
que la imaginacion no encontrando alimento exterior se
pliega y agita en si misma creando y esforzindose de
un mode incredible para disipar el enojo y el mal de pensar
much. De abstracciones en abstracciones, de quimeras
en quimeras so Ilega t la espresion de Rousseau; "No hay
nada bello sine lo que no existe."-De este modo nos
elevamos de las consecuencias al principio y el que salga
de aqui abandonasel camino de la observacion de la reali-
dad para perderse en el campo de las hip6tesis. A este ca:
minor son conducidos aun contra su voluntad los que no
aprecian la influencia de la material sobre el espiritu. Los
cspiritualistas olvidan a Pascal: "Es precise que no nos
desconozcamos, que somos compuestos de cuerpo y alma."
Y eYdivino Platon no lo confiesa? 61 asegura quo cada
pena y placer tiene pot decirlo asi un clavo con el cual
esti sujeto el alma, le asemeja y le hace career que nada
cs cierto sine lo que le dice el cuerpo." (Phedon.) La na-






.-66--
tlraleza ha ordinado sabiamentc que clijuege ailn6nico
de nuestras sensacioncs se escite sucesivamenlcte scguiilos
matices de laexiitencia active, su fuerza yidif6rentes mo-
dos. Nicestros descos y sentimientos, minestras pasiones
se desarrollan confirme a la actividad: pero la sabia na-:
turalcza nog enscina por la impotencia yel disgust. fque
si qileremos esperimieintan locainernt impressions sobrc-
Tumnnas con la debilidad orghnica actual, pediremos -i
la vida lo que no puede darnos: ella nos dice por an fi1b-I
sofo: "Tu eres una criatura limitada que deseas una per-
feccion de que no cres capaz: no te consumes en esfuerzos
i'anos, piles solo te cunmple obedecer mis leyes y seguir
tu carrera en dondc encontrarfs esa abundant fueite' de
goceq que pueden satisfacerte." :


: ~: :ti:

'


'~;" r
::


::;:I


I '











CAPITULO 8v


-De los efectos de la tey citada en los aclos parliculares
; de la inleligencia. :"




; a En la esposicion de las leyes generals de la sensibi-
lidad he notado que era una de las principles la facultad
dexconcentrarse sobre un solo pnnto del organismo cuan-
do este se surescitaba. El estado sano, el m6rbido, el fisi-
co y el moral, suministran una infinidad do pruebas de
esta-gran ley. Esto demuestra que la fisiologia, patilo--
gia y sicologia estin intimamente ligdlas por fenomenos
semejantes cuyo fin es uno, la sieniibilidna del individuo.
Estimtilese' vivamente cualquicra delos puntos de la econo-
mia los miovimientos convergen inmediatamente liacia ese
puIto poque hay una comunidad deafecciones incontestable
ehtre:los 6rganos. Al moment que ocupa al hombre una
idea su entendimiento toma esa direccion, y al rededor do
esa idea fija vienen f agruparse las otras. En el estado
fisiol6gico y patol6gico del lonibre puede seguirse el cur-
so de esta ley y advertir de que manera se refleja en los
matices de la concentration de las sensaciones de Ia con-
ciencia. Siguiendo iuna line progresiva, encontramos la
atencion, la reflexion, la meditacion, la contemplacion, en
fin el stasis 6rapftis animi extra sensus. La sensibilidad
hiumana conducida it este punto, abandon por decirlo asi
los 6rganos esteriores y el cuerpo campatit de tal modo con
la moral que result un verdadero estado patol6gico. La
frialdad de las estremidades, la palidez de la piel, el tem-
blor, elespasmo 6inmovilidad convulsiva delos musculos
son los sintomas que senfalan los diversos grades.
No nos engaflemos, en esta facultad de concentrarse
reside el poder de la abstraccion y i ella debe el hombre
su superioridad sobre los animals, y precisamente la ma-
11





-68-
yor atencion, la meditacion profiida colocan & mas altura
i algunos hombres. NNo se ha dicho que el genio no
era otra cosa que la abstraccion? jno se le ha comparado
con un espejo cuyo-foco ardientemente iluminado no alum-
bra mas de un punto? Efectivamente la atencion, esa mi-
rada de la inteligencia se fund en la imaginacion y sera
tan fuerte y poderosa en cuanto lo sea aquella. Nuestro
poderio es igual a nuestra inteligencia y esta igual A nues-
tra fuerza de cohcentracion. Si el hombre fragil combina-
cion de un instant ha podido medir los cielos, calcular la
masa de los astros, coger el rayo en la nube, domar al
occeano, con la ayuda de dos instruments, el microsc6pio
y telesc6pio, tocar dos infinitos contempla A placer el ojo
al arador y el anillo de Saturno; si ha podido arran-
car algun secret A la naturaleza, fundar ciencias, seiia-
lar leyes al movimiento, al universe su marcha,.-la razoii
sus limits lo debe sin dnda A la espresada facultad. Se*
gun Avicena, medico krabe, todas las cosas obedecen atl
alma lth:elu ci testasis. El sentido de estas palabras se-
.mejantes i un orAculo queda ahora esplicado. La fecun-
didad de invenciou. li ruerza creadora de las bellas artes,
,la!elevacion y c. tension del pensamiento, el poder de la
ejecucion, el iagnifico don de comunicar la vida al:brion-
ce, al marmol, al lienzo, todo se debe A la concentracionj
a.la exaltacion del entendimiento, A la intuicion estatica
,en que el cuerpo no es nada: puede decirse que ent6nces de
:la esfera de las sustancias se pasa A la esfera de las esefi
cias. Lo principal es tener una cabeza capaz de'reuniri
de contener sobre on solo punto de vista el objeto de que
se ocupa para considerable en sus parties y su todo, para
estrecharlas y disponer de ellas como dueno. Debe esti-
marse como verdad muy evident que una obra maestra,
no es otra cosa que la realizacion de un tipo muy deatras
elaboradoen la mente del hombre de genio: ese tipo resi-
de en la mente del poeta y del artist y no se presentawsi4
no en las horas de cferivescencia: el pincel, la pluma, el
burial no son otra cosa que los instruments con que se rea4
liza la concepcion meditada y concluida.,en las altas .re-
gidnes de la iiteligeticia. Sin su auxilio el ingenio inte-i
riormente 6 realizado lo ideal que nadie ha:visto ni con-
eebido Antes:,,Quod nusquamd est gentium reperit tamen."
Guando Fidias, dice Cicoron, hacia su Minerva, tenia en
la cabeza un model de belleza esquisita do que no apar-






--69--
taballes ojos y que dirigia su mano, esforzindose el arte
en corresponder a su in'spiracion (1) -Quien no conoce el
gracitso epigrama de Voltaire imitado de la antologia
griega? Habla Venus.
Oui, je me montrais touto nue,
: ; Au dieu Mars, au bel Adonis;
-: A Vulcain mnme, et j' en rougir;
: Mais Praxitele, oit m'a-t-il mve? -, () .'
t'El pensamiento Cochin: ,,No se pinta con coloress sin i
bon el alma,"- no es una paradoja, porque desgraciado
del artist que suefia fijar en el lienzo un cuadro quo ya
no tenga meditado: sin embargo la ejecucion nunca dara
el resultado identico de la idea sicol6gica de la fantasma:
modelo. Por intima que sea la relacion entire el 'pensa-
miento y su forma el arte human solo puede aproximar-
ldoisin ir mas lejos: 'iiicaiiiente asi puede esplicarse la
imitacion de la naturaleza. Un pedazo de marmol podra
convertirse en uina esthtua cuyo plan es anterior; trasmi-
tir al ser inerte la fusion de la sensibilidad, la forma;y
espresion del ser que siente y piensa; identificarse con el
ifrinmol y animarle conrel 'fuego de la humanidad, darle
rida por una larga' series de siglos: tal es el secret de es-i
tos hombres cuya superior naturaleza Ie hace ser creado-
i"es.. Para dar vida h tales producciones, icuanta debe ser
la cerebralijque entendimiento! jqu6 enorme consumo de
sensibilidad! Asi debe ser puesto que se necesita un movi-
Iniento organico en todo acto moral 6 intellectual. N6tese
bien que esa trasformacion vital, que esas emanacioncs
del alma del artist van a dar calor al marmol y el bron-
ce-y A suobra tal espresion de verdad que eL especta-
dbi atento quede conmovido, enternecido, admirado..Quin-
tiliino 'decia del Jupiter de Fidias que habia aumentado
la religion de los pueblos. Al ver el grupo de Laocoonte
virvo'y ufriente; el Apolo del Belveder, no hay hombre

(I.) Un curioso pregunt6 & un pastorcillo [el escultor (Coysevcx]
p t ndo tallando un madero, st hacia un caballo. ,,No lo hago, 10o deb-
ciibro'"-le ointest6.
i, f iiConcluy6 V. so estitua," -le dijo uno al flamenco Duquesnoy.
.;, ,A V. debe parecer asi que no ve el model que tengo en mi
Inente."
(2) ,,Si, me han visto desnuda el Dios Marte, el bell Ad6Oni y el
i:hsmo Vuilcanoy me sonrojo; pero, Praxiteles ,-n donde me hi ris-
te l"} -*:* ** .... : '





-70-
que sea insensible. La accion del genio sobre;Ios demas
hombres puede compararse t la de la divinidad subre il,
alma de losjustos, cosa bien espresada per Santeuil:;.::,
lllabensque, sui prodigus, intimis
Sese mortalibus inserit.
Algunas veces ioh milagro del arte! este principio de
vida resalta en el artist en su estado de calma: se admi-
ra el mismo y espanta.... El escultor espresa tambien!....
El pintor Spinello tuvo horror al comtemplar el diablo
pintado por el, lloffman, el celebre cantista, asegura que
sus visions le erizan el cabello. ,,Yo hice csto!"-escla -
m6 un dia Voltaire al ver i Clairon en una de sus piezas
y algun tiempo despues al salir de una representation de
su .Merope dijo: ,,Y yo mismo, me olvide, y he llorado co-
mo los otros." Tales son los efectos de la sensibilidad fi-
sica y moral concentradas simultaneamente por una fuer-
te escitacion.
Por poderosa que sea la ley de esta concentracion,
hay otra no m6nos notable y de que he hecho mencion al
tratar de los diversos modos cogi que obra la sensibilidad,
y consiste en la variedad y en la mniu ilidad. Generalhneint
lo qiiedepende de la energia vital no tiene nada fijo y de-
ternninado, la mas variable y la m6nos calculada de; las
fueizan de la naturaleza. Con un sistema nervioso muy
impressionable, est el liomnbre cierto de que la innervacion
es irregular, estando mas constantemente unida la fun-
cion al 6rgano: jamas podra avaluarse con precision, pOn
lo que la sensibilidad sube y baja, se irrita y exalta..se
calna con facilidad estrema sobre todo en ciertos tempe-
ramentos. De aqui result la admirable flexibilidad del
principio sensitive que se comunica t los actos de. la intei
ligencia, haci6ndose cada vez mas active y m6vil la-
imaginacion. Esta ley permit al pintor y escritor
presenter un pensamiento bajo las forms mas diveri
sas, y aun opuestas, y pasar de 1o grave f lo dulce, lo
alegre y placentero t lo severe. ,.Tal es la fuente de la
facultad dada al gran poeta de asociarse a las grande ins-
piraciones, penetrarse de ellas y converter el alma en .e
reflejo de toda la creation: se pone en union con todos los
series y participa de su alegria y su dolor, de susesperan-
zasy reveses; se Ilena de entusiasmo por lo bello y to no-
ble y se appdera del ridiculii, las debilidades y aun lo bir-
lesco; adquiere innumerable tipos para espresarse luego





-71-
con la riqueza de imaginacion que los atavia con una gra-
cia siempre nueva y siempre varia, porque el alma es tan
inestinguible como la naturaleza. Los diferentes tonos
los matices, formas y caracteres son el testimonio y prue-
bas de la venturosa facultad de que hablamos. Esta facul-
tad de trasformarse, metamorf6sis del alma poetica,'del
alma por la inspiration se encuentra constantemente en las
obras de los mas grades liombres. El delicioso retrato
de Francisca de Rimini y la horrible figure de Ugolino hat.
sido trazados per el mismo pincel; los provinciales, y los
pensamientos morales son obras del mismno genio, sobre to-
do en la poesia dramitica brilla la flexibilidad veliemente
deola sensibilidad y de la imaginacion. El autor debe en
esta clase de composiciones desaparecor y tdjar lucir al
arte de ser siempro natural; hacerse por instantes de ra-
rio corazon y caracteres identificandose con cada indivi-
duo de sus personages para que haga lo mismo que debie-
ra hacer en cl caso que le supone. Racine es virtuoso
con Bruto, malvado con Narciso; Shakespeare grande con
Cesar, astute y bribon con Shylock. j En qu6 consist el
arte grande del c6mnico! El de dar con la misma verdad
los acentos de las pasiones, pasar naturalmente del len-
guage familiar sublime de la alta poesia, de provocar tan
pronto la risa como el llanto y la ternura;en una palabra;
prestarse a esta serie inimitable de metamnorf6sis que re-
comiendan la representacion escenica, las pasiones y afec-
tos del corazon human. Tan bello, raro talent no se ad-
quiere sino cuando el espiritu tiene gran flecsibilidad. Do
este modo es possible desempefar todos los caract6res, re-
presentarlos, impresionar los ojos y conmover el corazon, lo
sublime de una obra dramiatica, a fin de hacer la illusion
complete no solamente por la palabra mas por el acento
por el gesto y el silencio, le ahi el verdadero magnetismom
del nombre delhombre sobre el hombre. (1) Segun Mma.
Stael el privilegio de los hombres degenio, consist en re-;
sistir por el intermedio de la imagination los aconteci-
mientosque los demas hombres reciben ordinariamente: do
esto dando los mas notables ejemplos los grandes autores,
uno de ellos asegura que lanzaba sus miradas de cuarenta
modus. En efecto no hay autor consumado que no se es-

(1) Casiojoro dice de un P.ocnente orador que tenia locuwsisimae
manus, digilos verbosos, silentium clanosum.






fierce en Ilegar a ese punto de perfeccion en quie el arte
seiconvierte en naturaleza. "Si pedimos a Garrick qiie
represent la escena del pastelero 1o verificara admira-
blemente; si en seguida le pedimos el Hamlet lo hara con
tanta propiedad; derramaremos lagrimas a la caida de ios
piatelillos y al seguir en el aire el camino de un putiali'"-i.
(Diderot.) iSe creera que el severe y satirico, Boileait
tenia asombrosa facilidad de remedar principalmente f leos
camicos?-Luis XIV quiso que retmedase un dia h Moliere
y este convino en que- la semejanza era complete. Los' cor-
tesanosconsumados conocen perfectamente el medio de
hacer mentiir a su alma sobre la frente: sus facciones ymo-
dales varian a placer en tanto que Licltemberg asegura
que los mlisculos de la cara de un cortosano son tan delez-
nablcs come el hiclo on el cual en vano se buscaria una.
imipresion durable 6 come si so buscasen signs do orga-
nina'cion en un vaso de agua. Estas formas variadas de
Ma sensibilidad fisica y moral esplican come Ic csdado
ciertos hombres el clnltivarlos con buen 6xito. Segun :Auto
Gelio Csar compuso un tratadol de gramatica (DIe analo-
gia;) Pablo Jove so alababa de tener una pluma de or y:
ioade liierro. Rishelin trastornaba f la Europa con la
profundidad deosu political hacia sostener teiLi de amor en
cl hotel Rambliiill.t; BeC'irmarchais era un resort nuevo:
tan, sutil 6 ingenioso en la intriga como industrioso comer-
ciaiite el mas positivista de la Francia. Claudio Perrault
Dr. en medicine, se debe la column del Louvre; Steel in-
vento iina niaquina para conducir el salmon frescr a L6n-
dres. Tomas Payne el celebre dem6crata pnblic6 una co-
leccion de madrigales; al contrario Boufflers author de lin-
dos versos ha hecho el mejor libro del mundo sobre el libre
albedrio. Haller anat6mico y fisiologista es author de un es-
celeitte poeim sobre los Alpes, el grave Carnot hacia ver-
sillosiel naturalist Daubenton escribio part del romain-
ce f"Zelia en el desierto"-publicado por su muger. El c&-
lebre: quimico Hunfrey Davis cnsay6 escribir un poema
iplico: el inventli de la lampara de seguridad tenia ima-
ginacion tan poetica y entusiasta que habiendo descubier-
to el potacio esperiment6 tanta alcgria que danz6 en su
elaboratorio. :
SInfinitos serian los ejemplos aun en las ciencias de
obiservation: si es :necesario tener un punto determinado
en sus investigaciones, la flexibilidad del ttlcnto no es me-






2-73-
nos indispensable para conseguir frutos en el studio.
.Qui6hn ignore que el arte experimental cxige delicadeza.
esperimentos variados, imaginacion, invencidn,. recursos
y seguridad? -Consiste en esto precisamente la ciencii: cl
poder y la paciencia de las investigaciones cientificasi.,i
En cuanto a los los artists qun6 cosa inns frecuente
que la variedad de los talents? Salvador Rosa fu6:quiza
tan-buen poeta como escelente pintor. Girolet prcsentaba
tambien ese double aspect aunque sus versos no teligau
*lapoesia de sus cuadros, pero nadie ha llevado mas liejos
la: variedad de talents que Miguel Angel escultor, pui-
tor, arquitecto incomparable, poeta favorecido. Noapaep
de dejar de admirarse como en hombres de costumbres
austeras, alimentado de altos y graves penisainienitos se en-
cuentran rennidos a suma gracia y delicadeza. Como ohb
serva un:bi6grafo de aquel Ia admirable facilidad de va-
riar de tonos, de multiplicar las fases, de esplotaritodos
las fuentes del arte no se ha mostrado en mas alto grado
que en Miguel Angel. Tan pronto sombrio y profundoi
como ligero, gracioso y placentero, vemos pasar al misnmo
hombre de la magnitude casi divina de 3loids A las for-
mas areas de su Aurora; de ia coniccpeion \i sta de S. Pe-
dro a'la invention de un cadalso: de V9 tel ribles escenas
del juicio final h los rasgos jocosos de Ftic'hinllli: ;Qui ge-
nio! ;Qu talent! Recu6rdese la con-titucion de Buonarotti
que tambien fu6 dotado de esa.sensibilidad quehacequese
apodere de todos los rasgos de la belleza que se estieide
iara abrazar una multitud de objetos, se eleve para lle-
gar hasta las altas composiciones y se baje hasta los mas
pequeflos pormenores, se reconcentra para movers con
mas fuerza gracia y medida.
. Par6cenos demostrado que la sensibilidad moral es
semejante i la fisica y en su variabilidad se observa tiuna
especie de alternative en su abatimiento y su exaltacion;
y este abatimiento es tan pronunciado que la sensibilidad
parece que a ocasiones deja do vivificar el pensamiento.
Sheridan esperimentaba en su juventud esas variaciones
al punto deno parecer el mismo individuo: asi so le llama-
ha la bestia indefinible. Estas modificaciones de intensidad
y de sensibilidad se notan sobre todo en el centro cerebral.
No hay hombre habituado i meditar que no haya esperi-
mentado estas desigualdades en la disposicion de su espi-
ritu jque es la inspiration? El rapido relimpago del pen-





-74-
samiento que de repcnte ilumina hasta lejanos limits: es
la explosion de la sensibilidad cerebral concentrada, una
especie de fulguracion nerviosa. Dura poco este instant
y debe aprovecharse porque el que le sigue es est6ril; en
aquel acuden las palabras en tropel y la espresion ocurre
para la verdad de la pintura y para fijarla; luego queda el
campo agostado y apenas puede encontrarse alguna espi-
ga rezagada. En realidad las inspiraciones inintinvas del
genio no se verifican sino por arranques impetuosos, de
que result que hay discordancia en las producciones. Ani-
Bal Carrache ha dicho de Tintoret: "Ho vedulto il Ti nto-
retto, ora iguale i Tiziano, ora minore del Tintoretto."
Diderot reducia el genio a bellas lines: jd6ndeestala poe-
sia? preguntaba un gran poeta. siendo asi que solo vale
algo la mitad de lo escrito porque solo t Dios le fu6 dado
eriar el diamante puro. Moliere dijo de Corneille: "Un de-
monio viene a dictarle sus bellos versos y le abandon
luego"--cuil es ese caprichoso demonio? la inconstancia
y la instabilidad de los movimientos de la sensibilidad.
Tan pronto un esceso de accion que impele el Aninto, tan
pronto un sentimiento interior de aridez que aflige y des.
concierta: la musa de alas de llama que inspira el poeta
nihil mortal sonans, so le abandon prontamente y vuelve
a usarel language grosero de los mortales. ;Y qu6 hai su,
cedido? tin movimiento invisible, inapreciable en un pun-
to de su ser.... ese movimiento le hace perderel equili-
brio y desecho el pedestal cae de la altura.
Los hombres sabios, los estadistas estan sugetos igilal-
mente a semejantes alternatives de debilidad y vigor ce-
rebral: las inspiraciones, esos rayosde luz que decide del
6xito de los negocios, delas grandes batallas se refieren i
la misma ley del aparato nervioso. Llimase a esto ojeada
del genio, movimiento instantineo del alma que pone ssubi.
tamente en claro lo que se ocultaba a la meditation.












CAPITULO 89


D: e los efectos de la ley en el cardcter y los dbitos.





Ingenium Galba male habitat.
TAC.

Examinando los trabajos de los hombres que se han
formado un nombre ilustre y estudiando la historic de su
vida, sus acciones, su conduct, sus obras, so figure a la
organization con una especie de pena: ompero si de un
studio superficial procedemos a un examen profundo m6-
dico-filos6fico de lo que fueron aquellos nos vemos obliga-
dos f admitir la mas cumplida conformidad entire los atri-
butos fisicos i orgfnicos y las afecciones morales; entire
la accion de la sensibilidad y las formas del pensamiento,
sin que por esto se pretend que la constitution intellectual
sea un modo de ser de la organization.
P or la inteligencia se cree el hombre superior a los
animals y tiene conciencia de este sentimiento y orgullo:
luego cuando esta inteligencia so acrecienta adquiere
aquel sentimiento la misma proporcion: esto es natural y
secede. El que sc distingue y ve elevado sobre sus conciu-
dadanos y se capta de ellos la admiracion no tarda en con-
cebir de si alta idea: como el autor de Cinosa repite:

S ,,Je sais ce que je vaux et crois ce qu' on m' en dit."

Cuando se halla colocado el hombre en las escarpadas al-
turas de la gloria los otros hombres parecen tanto mas
chicos cuanto mas 16jos se le antojan. Gall pretend que
aquellos tengan la protuberancia del orgullo, el sentimien-
12






-75-
to fisico de ser mas altos que los demas y de que ocupan
mas espacio. Lo cierto es que los hombres superiores a los
otros seducidos por la migia de la gloria tienen ilusiones
quimericas y cstrafias. Si se trata de un antiguo conquis-
tador, su sangre es de dioses como lo pretendia Alejandro
que se hizo declarar.el Baco de la India.-,,Se encuen-
tra en mi familiar, dice Cesar, la santidad de Jos reyes que
son los amos de los hombres, y la magestad de los dioses
que son los amos de los reyes."-(1) Si se trata de un con-
quistador modern ent6nces no es possible que se haga
adorar; pero dificilmente se creen compuestos del mismo
barro que los otros hombres: aun la igualdad de su som-
bra se le hace insoportable. Cuando halag6 la fortune i
Napoleon con sus favors, cuando mezcl6 su sangre con
la de los Cesares tom6 el titulo fastuoso del hombre del
destino. iA cuanta distancia veia h sus semejantes el quo
en su orgulloso delirio los despreciaba!-,,Los hombres
decia, son puercos que so alimentan do oro; pues bien! les
arrojare oro para lievarlos done quiera!"-
SPoetas, oradores, sofistas antiguos y modernos, sa-
bios, artists, estadistas, todos tienen un carhcter distin-
to indeleble una alta y complete idea de su superioridad,
real a la verdad y que a veces el amor propio exagera sin,
metsura. Sienten.y saben que forman como una especie i
part de la especie humana. Se le ofrecia a Libanio el car-
go de pretor y lo reus6 alegando que no queria degradar
su profession: oigamos a Cardano hablando de si mismo:
,,Natura mea in extremitate humanae substantial conditio-
nique, et in confines inmortalium posita." (De vita propr.)
Esteban Pasquier que tenia intimas relaciones con Mon-
taigne dijo: ,,que nunca habia conocido hombre de mas
amor propio aunque aparentase desden de si mismo; y que
dlbbia tomarse de los Enshyos lo bueno sin tender 6 nin-
guna de las cortesanias." (Lettres, liv. 18. tit. 1.) Voltai-
re ,en la sociedad de los Conti, Vendome) &c. repetia:
,,Nosotros somos todos reyes, principles y poetas."-Esta
so colocaba en sus rangos y Rousseau queria altares y es-
tituas. Baron creia que el poeta se criaba en las rodillas
de las reinas, y el fogoso tribune Mirabeau hablando del

'(1) E.t ergo in renere, est santitas regum qui plurimum inter ho-
liiines polient, et ceremonia deoram quorum ipsi in pctestati sumt re-
ges. (Ewton, Jul. Cesar. 6.)





-76-
almirante Cgligni, decia: ,,Entre parentesis erwa ni pri*
mo."-Hasta el pobre poeta Scarron que no piido buscar
parentescos ni rango adopt el titulo del enfermo de la
reina.
Sepamos distinguir aqui las ilusilnes del amor pro-
pio sin fundamento de la conciencia del entendimienti que
quiere y puede. Por otra partela osadia del poeta y su con-
fianza no contradicen ni la modestia ni el pudor deli ge-
nio. Los hombres dotados de vasta inteligencia que tie-
nen Solos una idea just y profunda do la perfeccion y de
la imposibilidad de Ilegar nunca a ella saben contenders
y conocer que hay alguna cosa mas alta que su arte a cu-
yo punto no puede remontarse el genio: esta reflexion es
principio secret de su modestia, y no obstante han fe
en su genio y son fuertes y tienen la conciencia de su:fuer.
za. Se atribuye a un hombre celebre el haberse creido in-
falible, y esto es un error porque no hay hombre grande
que no tenga ese fanatismo nacido de una profinda cori
viccion y en esta conviction profunda se enciicntra clorii-
gen del progress social. i
Si se pasa de la clase de los artists 'escritores media-
nos, poetastros como los llam6 Rausard se nota igualmenw
te esa propension de formarse buena opinion de:si mnismos
sin el contrapeso de que he hablado. El' amor propio se
irrita del menor contratiempo y so infla al menor: serto%
y conocen que el pedestal no tiene s6lidos cilnientos; y no
obstante ninguno cambia-ia su yo poetico.por el de otroi
No es en yerdad aquel orgullo de hombres grades f6rma-
dos para el porvenir es vanidad solo para satisfaccioii sn-
ya a poco gasto y que por lo tanto es una vanidad impla-
cable: pero el principio es el mismo, una alta idea det si
mismo que produce una sensibilidad exaltada.
Fhcilmente so deduce de lo que va dicho el origeH die
este deseo escesivo de alabanza que devora a los hombres
constituidos de ese modo: grades, pequenos, ilustres y os'
curos todos son avidos de elogios, dcl buen nombre yes-
truendo: ved porque el desprecio del silencio es el
-per de todos para ellos. Una vanidad exuberant: tor-
turada por la indiferencia y el olvido es at la.;verdad
un suplicio espantoso. La mayor parte confiesa ese deseo
de celebridad: Lucrecio dijo respect a e1: "Sed fcri
perensit thyrso laudis magna, meum cor:"-"una esperan-
za de gloria ha'herido vivamente mi corazon como tn tir-





--77--..
so"-La Fontaine se cuidaba poco de las riquezas hacien-
do much caso de los ologios: ',

4"A dieu plaisirs, honneurs, louange bien aimee (1.) :

No debe increparseles por ese deseo de alabanzas que a
6l son debidas a los grande hombres: no es este el motive
verdadero de que no mucran sin posteridad literaria? Con-
vengamos en quela dilcidumbre del renombre es un podero-
so movilaunque no el utnico del genio. Aespensas de la sa-
lud del reposo, de la dicha, de la vida quiere disfrutar el a-
roma del incienso; sus poros se abren para absorver el deli-
cioso humo venenoso, de ese migico hechizo. Es el galardon
de sus penas, el fin de sus trabajos su vida y el nectar que
]a transporta al Olimpo. Aproximala copa a los libiosy ise
creerk sentado en el banquet de los dioses: retiradla y
volvera el hombre & aparecer mortal. El studio fisiol6-
gico oe estas altas inteligencias prueba en efecto que el es-
citante moral mas aetivo, el mas pronto y mas segpro es la
lisonja si no se concede al hombre qne la merece su fi-
sonomia cambia erf lo moral y ese caracter que produce la
sensibilidad muy viva es la irascibilidad.
Gemus irritabile vatnu. Este character es tan desarro-
Hlado, tan formal, que los antiguos lo habian determinado;
pero lo que decian de los poetas puede aplicarse a todos
los que cultivan las ciencias y las artes y son muy raras
las escepciones.
Una especie de sublimidad inquieta, celosa,,impacien-
te, los trabaja sin cesar y este estado se exaspera i la in-
fluencia de los mas ligeros estimulantes, ora fisicos, ora
morales, aunque mas por las alusiones picarites, los ata-
ques director e indirectos de una critical implacable. En
fisiologia hay una disposicion de eretismo y escitacion
que se design con el nombre de orgasmo y tiene lugar
en ciertos cases patol6gicos aunque el temperament emi-
nentemente nervioso predispone much i ese estado. La
susceptibilidad nerviosa y de amor propio nacen de uin so-
lo principio. La naturaleza inflatable de este tempera-
mento hace permanent el critismo en los poetas, pintores,
oradores y ciertos escritores.
Tan susceptibles son los nervios que todo los hiere 6

(1) Xdios plceres, honors, y muy amada alabanza.






irrita y exigen del cnerpo infinitas precauciones y al amorl
propio cuidados continues: como a los niiios darles Ilecle
y alabanzas es el r6giinen de que no pueden separarse.
La moral como se ve no esti libertada de la influencia de
la disposicion molesta de que hemos hablado y que presen-
tatodas las apariencias de una enfermedad. Es verdad
que para el alivio del mal es el mejor especifico el sonido
de la trompa de la fama, el mas eficaz calmante. La li-
sonja es el yugo que inclina esas cabezas soberbias y ar-
dientes y aun requieren que !a alabanza sea grande. sin-
cera y sin los dejos amargos de la censura. En vano es
grande la media de los elogios con un grano de censura:
basta este para que sea vivamente sentida. (Bayle.) Bay-
le lo confiesa un elogio moderado es reputado como criti-
co, toda alabanza que se niega es reputada como un dolor
y es.la espina del laurel que here las sienes del poeta.
Esta irascibilidad que so liga con la bondad del corazon
se observa en diferentes grados pero siempre existeen la
constitution predominate nerviosa: la celebridad adqui-
rida no defiende t ciertos hombres porque todos quieren
monopolizarla. Voltaire estaba celoso porque se hablaba
miicho del ajusticiado. Napoleon, coloso de gloria, no gus-
taba de qoue le hablasen de Cesar en las alocuciones oficia-
les, y aun Ie incomodaba la reputation de Geoffroy, criti-
eo mordaz 6 ingenioso, el Freron de su 6poca. (1) El gra-i
ve Boilean decia a Treret: ,,J6ven, es precise pensar en
la gloria: nunca la perdi de vista yjamas oi colebrar A na-
die aunque fitese zapatero que no haya tenido mis puntas
de celos." (Mem.de Duclos.) iQui6n se admiral ahora de
la agitacion de su vida! La susceptibilidad de Girodet era
estremada pues no se dolia, sino se desesperaba con las cri-
ticas m6nos significantes: quien ha visto mas d6bil cons-
titucion que la de Girodet?--Los sabios, lo repito, dotadosi
dela misma constitution adolecen del mismo character iras-
cible: fogosos, fanaticos, celosos, mhrtires de su fe, de sus
ideas, cuanto esperimentan los efectos del odio y la envi-
dia! Pruebalo la historic de sus querellas en que hay tan-
ta hiel y no menos aire que la do los falsos devotos. iSe ig-

.(1) Las caricaturas, ocurrencias chistosas en que se le aludia lo
moriificaban habi6adose escedido en furor cuando supo se habia colo-
cado tres veces al pie de la column de la plaza de Vendoma un ouar-
teto en que sa le hacian duras calificaoiones.





--79-
nora por ventura que el acero que sacrifice a RanuI era di.
rigido per sabios envidiosos; Roberto Hoock fu6 el tor-
mento de la vida de Newton; la gloria de Lineo hizo pa-
sar malas noches a Buffin. Si Byron se enoj6 con un man
gistrado porque no le di6 su titulo de par de Inglaterra,
Morgnague el anat6mico no pudo perdonar h un compa-
fiero que no le hubiera llamado ilustrisimo. En una de sua
obras m6dicas Haller, al hablar de la instruction m6dica
enumera una larga s6rie de autores dignos de consultar
distinguiendo el merito de ellos por medio de estrellas, es
incredible, dice un autor, el nuimero de esos escritores que
se resintieron de que la estrella nose hubiera detenido en-
cima de ellos. Melkel, c6lebre anat6mico, muri6 en 1833
y fu6 notable que prohibiera espresamente que se le dise-
casey no fue otro el motivo que sus muchas desazones con
el que por derecho debia hacer la autopsia en la nniversi-
dad. Por lo que se ve que no hay sabio, si la razon no eo
domina, que este esceptuado de malquerencia, y como ha
dicho uno de talent, la raiz cuadrada del cubo de las re-
voluciones, de los planets y los cuadrados de sus distan-
cias pueden tambien hacer enemigos.
Cuando Galileo hizo el descubrimiento de los sateli-
tes de Jipiter, Klepero esperiment6 una sensation es-
traordinaria: ,,Estaba dice en mi casa, sin hacer nada y
pensando en V., digno y escelente Galileo, y en sus car.
tas, cuando supe el descubrimieuto de los cuatro planets
por medio de unlente double. Wachenfels detuvo su car-
ruage ami puerta para decirmelo y se apoder6 de mi tal
sorpresa que apenas podia yo escuchar y el hablar, por-
que el descubrimiento resolvia una antigua dispute nies-'
tra y su alegria, el rubor de mi rostro, y nuestras carca-,
jadas nos trastornaba." (Vida de Galileo traducida del
singles por Peyrot.)
El poder unido a la gloria no libertan de la penosa
afeccion d6 quc hemos hablado, porque siempre falta algu,
na cosa y esto irrita y turba el corazon secretamente el
pensamiento y la economic: cuando Richelieu, dice el autor
del espiritu delas leyes, vi6 fortalecida la autoridad real,
los enemigos de la Francia consternados y los vasallos del
rey obedientes quiin no hubiera creido que el hombre
grande estaba content? Pues no lo estaba: mi6ntras la
fortune lo cnlmaba de sus favors en el fondo oscuro de un
gabinete habia un rival desu gloria y encontr6 en Cornei-






ile un rebelde que nunca pudo someter. ("Discoitr sur les
causes de 1' echo, 1718.)
'Esta irascibilidad es cosa bien conocida de la envidia
que sabe aprovecharse de ella; es el tendon de Aquiles
donde no se yerra el golpe. En general el hombre estu-
dioso sabe disfrazar muy poco sus sentimientos y opinio-
nes y como siente vivamente se espresa del mismo modo.
Es la explosion de una alma ardiente que conmovida pro-
fundamente se irrita contra el vicio, se indigna del ridi-
culo, estalla contra la injusticia y se revuelve contra las
formas mentidas de la sociedad. Impaciente en la contra-
diccion, sensible hasta el esceso esperimenta de ordinario.
una reaction que el mismo ap6nas puede soportar. La su-
ceptibilidad irascible que tiene el sistema nervioso y do-
mina el carhcter no lo consiente. Esquivar sus opinions
lamentar su conduct, sobre todo critical sus obras, es in-
troducirle el puiial hasta las entrafas y el poeta que su-
primiendo algunos versos en una composicion se suponia
Medea degollando sus hijos da la idea mas exacta del do-
lor que se esperimenta en esos casos. Los hombres forma.
dos de huesos y de nidsculos se admiran de una irritabilidad
estrema: un mentecato impacible con el corazoti helado, el
crdneo estrecho, no comprende esos movimientos tumultuo-
sos por causes que cree ligeras. En efecto cc6mo habia do
comprehderlo? ;Lo siente el? 4lo conoce? isabe que esta
disposicion es hija de la organization y que es de esta con-
dicion y esencia? Los grandes hombres en quienes la alegria
y el dolor tienen influeneias tan penetrantes presentan los
defects de sus cualidades la energia del talent que esci-
ta, electriza y tiende a la irascibilidad. Napoleon se que-
jabade ella algunas veces: pero agrega y-"sin tenerla no
se ganan batallas."-En medio de una regularidad mono-
tona, una prudencia comparada, calculadora fria de los
acontecimientos de la vida hacen el patrimonio de las per-
sonas impresionables muy sensibles y muy irritables.
Sin embargo so dirh despues de adquirido un nombre
lustre i que esasorday continue inquietud? Reflexi6nese
que cl movimiento lejos de cesar se aumenta con las cos-
tumbres, y la sed de la celebridad como la del oro jams
se sacia. Es passion que no da treguas de reposo: un 6xito
feliz pide otro por cuya razon observ6 un antiguo que el
laurel con que se corona a los poetas es una plant corro-
siva capaz de embriagar y aun envenenar. El deseo y el





-81-
poder no estin'siumpre en armonia y la hirumaa naturale-
za no puede esceder ciertos limits sin que se altered la or-
ganizacion y el que abuse pronto sufrira las consecuencias.
Gastado por las emociones, por las perspectives, solicita-
cion del sistema nervioso, por la accion muy sostenida del
cerebro, el pensador exaltado concluyo pr llcigar a la sus-
ceptibilidad nerviosa m6rbida. Este horroroso estado, do
que ya hable y al cual aludir6 aun en lo adelante corres-
ponde de ordinario A los hombres de genio que no han sa-
bido dirigir ni conservar sus fuerzas; cuando todo les hie-
re y lastima, l mnenor obstaculo les irrita, y agotado el vi-
gor de su organization so asemejan a las mugeres en loi
caprichos, manias y exigencias. Aun los de apariencia m&-
ios sensible derraman lagrimas con frccuencia. El terri-
ble Billand-Varennes estando en Sinnmary se deslizo en
lagrimas porque un pljaro le arrebat6 uiiipeluca que es-
timaba much. Se ha visto, diceel medico Lorry, litdra-
tos de tanta susceptibilidad que desfallecian al leer las be-
Ilas producciones de Homero y de Virgilio (De melanhao-
li m6rbis melauchol.)
Un cuadro bello, la relacion de una alna sensible, un
acto de afecto y delicadeza produce A menudo estos efec-
tos. Yo he visto corner las lagrimas en los casos siguien-
tes:-,
En ]a batalla de Dettingen en 1774 se present un ofi-
cial ingles que no tenia mas que una mano con que sujeta-
ba la brida del caballo h la cabeza del escuadron. Sali6le
al encuentro un official frances y al notar que no tenia ya:
nas de un brazo cuya mano contenia las riendas del caba-
Ilo lo salud6 con la espada y se dirigi6 a otro punto.
Un andamio se derrib6 cargado de albafiles de la al-
tura de cicn pics: por milagro una do las vigas se sostiene
y en cllas se colocan dos hombres: vacila el madero y ame-
naza romperse-"'Pedro soy, padre de familia:'"--tiene ra-
zon dijo Pedro, y se dcja cacr de la viga cncontrFndola
ninerte en el suelo.
El doctor Salsdorf cirujano sajon del principe cris-
tiano al comcnzarse la batalla de Wagram se vi6 fractu-
rada una pieirna por cl golpe de un obus. Tendido en cl
suelo vi6 a quince pasos al ayuda de campo Mr. Kerborug
que derribado por una bala arrojaba sangre por laboca, y
conociendo que el official perecia sin su ausilio, recogi6 sus
fuerzas y arrastrandose por el polvo se acerc6 a la sangre y