Genero, propriedad y empoderamiento - review

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Genero, propriedad y empoderamiento - review
Physical Description:
Mixed Material
Language:
Spanish
Creator:
Arango, Luz Gabriela
Publication Date:

Notes

General Note:
The article is apart of Revista Latinoamericana de Estudios del Trabajo.
General Note:
Ano 7, No.14, 2001.
General Note:
"Genero, propiedad y empoderamiento: tierra, Estado y mercado en America Latina". Carmen Diana Deere, Magdalena Leon. Bogota, TM Editores, UN-Facultad de Ciencias Humanas, 2000.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
issn # - 1405-1311
System ID:
AA00016339:00001


This item is only available as the following downloads:


Full Text




Revista Latinoamericana de

Studios del Trabajo

Aflo 7, N' 14, 2001
Awuocaon Latinoamucrcana dc Sociologia del Trab.jo




Empleo y formaci6n
en la decada del noventa

Tendencias en la reconversi6n de los mercados de
trabajo: comparando la OCDE con America Latina
* Anne Caroline Posthuma
O trabalho no Brasil dos anos 90
* Claudio Salvadori Dedecca
La formaci6n para el trabajo y los j6venes en
America Latina Mariae Antonia Gallart
Trabajo decente en America Latina
* Sebastian Waisgrais

Dossier especial:
el debate sobre la situaci6n argentina
Colapso institpcional y reconstrucci6n social
en la Argentina Hector Palomino

El mundo del trabajo
Heterogeneidad laboral y calidad ide los empleos
en kls principals areas urbanas de Mexico
* Brigida Garcia y Orlandina de Oliveira
Trayectorias laborales tempranas de graduados
universitarios de carreras modernas. La bOsqueda
errante de una inserci6n professional genuina
* Daniel Contartese y Marcelo G6mez

Debates
0 modelo da competencia: uma nova roupagem
para velhas ideias Leonardo Mello e Silva

Resefias


Convocatorias


iv "- ~~ ^*,' "v" "r. -









E lcvista Latinoauicricana de "
STUDIOS del IRABAJO


Arlo 7, N' 14- 2001
ISSN 1 405-1311


Rcvista Latinoailiericana de Estudios del Trabajo
Rev'ista Latino-americana dce Estuldos do Trabalbo
AFio 7, N* 14- 2001


Publicaci6n semestral de Alast,
Asociaci6n Latinoamencana de
Sociolog(a del Trabajo

Autoridadcs dc Alast
P'lre lh'ti' Sil\io IFeldtl.mn
VICLt-PrVit'Int' l("' I gc \\'Vlcr
S.crt1(riaP Cynhia 1k1k
'Sre t'lo ilutilln lNolcilo

Editors
M.1 Ia No\ickk
tni( w it'l' c ul. L t'()I .
tobCllo ItI'iCi t 1.1
Il)CIIn']mCi.i'< iit.ldiL(l '(Mi .11

Comnito tie Rcdaccio6n
Sil\' ia Iclgli
iM.irII lai C lf Itt
[<( .;liai o. mii (". i
M.nia Anoni.i ;ia ll.l
GtIllcinti Ncimmi.n
lsc Nun
,l 6
Conscjo Editorial
Alhlina M.sli.ill (Aigenona>)
lEnmiqujc c I.I l .itrzt Iol(dlc
(Mxnico)
IL.iry K itz (lEii. losi I.knil.s)
I).I Comrniild
( EL',.i(lo Uniismloi)
lHcl-nia l hl.ai (fm c I:mmti. I
il0tm l 11m iii c-y ( litl nC.iIl a )
i6chard linan ( hym lntcra)
jlu.i j|o(.I C. Itillo (Es 11.1i )
lu.l CZ It. I.1pCS (MIhasl)
MarciAii le P'Aul.A l.'itc (ltr.1,l)
Nadyi Ar:ILi|O GuiimIIJI.iC, (lMail)
Miclcllc dc la R(Isa (I.ltai)
6inmer Dli)]oil), (Alcml.nima)
Ulricih Jnlgens (A -liiali.i)

Secrctariai
INSTITIU'TO DE INDIS)IlIA
Ilhii\rerMidial NacionIl de
Gecncr-iA S.lflillit iii
.. NM (licrilcz 1150 CPI 1613
Los Psolvwrincs, PI'lu nilii dc
lHutinls Aiics. (i i I I ) l i6 75-i)0
I dclt1'inutldl l0)1i .r


La publicaci6n de este n6mero cont6 con el apoyo de


Universidad Nacional
de General Sarmiento
INSTITUTE DE INDUSTRIAL




CEDERU (Centro de Estudios Rurales)
Facultad de Agronomfa
Universidad de Buenos Aires


ALSTY


Empleo y formaci6n

en la decada del noventa


3 / Nota de los editors


Asociaci6n
Latinoamericana de
Sociologfa del Trabajo


ARTICULOS


r 'T


Oficina de
la OIT para Argentina,
Uruguay y Paraguay


Ilustraci6n de tapa: Escnto con idpiz, instalaci6n,
Lu)jn Funes, Centro Cultural Recoleta, Buenos Aires,
febrero de 1999.

Diseno de tapa e interior:
Estudio Beatriz Burecovics
Correcci6n: Luciana Daelli
Secretaria: Julia Torres
Impresi6n: Carybe-Editare
Tirada: 700 e)emplares

La informaci6n contenida en los textos publicados en
este n6mero es de enter responsabilidad de sus
autores.
Esta permitida la reproducci6n total o parcial de los
textos contenidos en este numero siempre que sea
citada la fuente.

,S' It Iiill) tit' Iiiiq 'iii" i n hs Illli'i's ,tiU/( Il 1 C -_'..iRi th:-
h ,'l) -. i1A'/ 'I t ,ii tli 20 i6 limiii OU s'.s/ 1'in u 111diI th
liitiis s .w 1'. 1i5l u s In s's hite 1 "llilnleiii it' 20(O2


5 / Tendencias en la reconversion de los mlercados de trabajo: Compa-
rando la OCDE con America Latina
* Anne Caroline J'osibutma

33 / 0 trahallio nos Brasil dos anos 90
* C(Iaudio Sahladorn DLdecca

55 / La fornimacion para el trabajo y los j6venes en America Latina
* Alaria Antonia Gallart

91 / Trabajo decent en America Latina
* Sebastian Waistqrais

DOSSIER ESPECIAL: EL DEBATE SOBRE LA SITUACI6N ARGENTINA

109 / Colapso institutional y reconstruccion social en la Argentina
* Hector Palomuno

EL MUNIX) DEL TRABAJO

145 / Ileterogeneidad lahoral y calidad de los eminpleos en las princi-
pales ireas urbanas de Mexico
- Brigida Garcia y Orlnmcina de Oliveira






Revista Latinoamencana de Estudios del Trabajo


166 / Trayectorias laborales tempranas de graduados universitarios
de carreras modernas. La bisqueda errante de una inserci6n profesio-
nal genuina
* Daniel Conmtalese y Marcelo Gomez



203 / DEBATES

O modelo da competencia: umna nova roupagem para velhas ideas
* Leonardo Mello e Silva



229 / RESENAS

* Reestruituiradio priodtiva e transigoes no mercado de trabalbho: por
uma nova sociologia dos nexos entre estrategias dcas firmas e trajet6rias
dos trabalhcadores. Nadya Araujo GuIimaracs.

* IFormacijii profesioial en el cambio de siglo. Castro, C. De Moura;
K. Schaak; R. Tipplet, (eds.)

* Gendero, propiedad y empoderamiento: tierra, Estado y merciado en
Am&rica Latina. Carmen Diana Deere, por Luz Gabriela Arango.



249 / Convocatorias



255 / Instrucciones a los colahoradores



256 / Suscripci6n


Nota de los editors


De acuerdo con la convocatoria realizada oportunamente, el pre-
sente nOmero tenia la finalidad de constituir un dossier temi.tico centra-
do en los resuiltados de las political de enipleo y formaci6n en America
Latina en los anos noventa. La mayoria de los paises de la region ha-
bian instrumnentado nuevas estrategias destinadas a paliar, desde una
perspective socialhnente focalizada, el grave problema de desempleo
que comenz6 a visluimbrarse apenas comenzada la decada. La apertu-
ra de la economic, las reforms del Estado, la bisqueda de equilibrio
fiscal, condicionaron tambien nuevas forms en las political de empleo,
con presencia de organismos financiadores internacionales, con nuevas
relaciones publico-privado, etc. Los desajustes en la formaci6n produc-
to de las transformaciones tecnol6gicas y organizacionales y las nuevas
demands del sector productive produjeron tambi-n importantes inver-
siones tendientes a reducir la brecha de competencias requeridas para
acceder a nuevos puestos de trabajo. Por todo ello, nos parecia impor-
tante poder evaluar esos cambios desde la perspective de los studios
del trabajo, liabida cuenta de que habia terminado la decada y era tiem-
po ide balance.

No obstante, utie dificil identificar studios en esa direcci6n, sea
porque no existian 0 porquc no llegaron a nuestras manos. Las respues-
tas al Ilamado tuvieron otio perfil, distant dc aquel de evaluaci6n de
political que habiamos pretendido. A pesar de ello, este volume n" 14
de RELE'T"result6 un product sumamente interesante y tangencialmen-
te -o a lo mejor, no tan tangencialmente- muestra los resultados de esas
political. Creemos q(ue la escasez de contribuciones referidas a la tenmd-
tica original podria ser tin indicador de las dificultades que deben exis-
tit para la fornmulaci6n de evaluaciones sistemiiticas sore las nuimerosas
experiencias que se han desarrollado en nuestros paises.

El present numiero incorpora tres trabajos que se refieren a la
problematica del empleo en America Latina. A. Posthuma analiza los
process de reconversi6n y transformacion de los mercados de trabajo
latinoamericanos en comparaci6n con lo ocurrido en los paises de la
OCDE; M.A. Gallart estudia los programs destinados a la formaci6n pa-
ra el trahajo de j6venes de sectors vulnerable en distintos paises de la
region. A partir dc monografias-nacionales sol)re el trabajo decent en
America Latina, S. Waisgrais sistematiza studios, de 1o cual surgen inte-
resantes reflexiones. El articulo de Claudio Deddeca aporta una mirada
imuy particular sobre la situaci6n del empleo y del mercado de trabajo
para la sociedad brasilefia de los anos 1990. Los otros trabajos publica-
dos en este numero -extratematicos- son el resultado de investigacio-
nes de los colegas latinoamericanos, algunos vinculados con el mercado










"Genero, propiedad y empoderamiento: tierra, Estado
y mercado en America Latina". Carmen Diana Deere,
Magdalena Le6n. Bogota, TM Editores,
UN-Facultad de Ciencias Humanas, 2000.



[Luz Gabriela Arango

Profesora Asociada. Departamento de Sociologia.
Universidad Nacional de Colombia '*






Este libro, que sC convertirt sin duda en una referencia obligatolia en
lemaIs comio la question agraria en America Latina asi como en los estludios
de genero y desarrollo; es el resultado Je un extenso process de mveesuga-
ci6n, de participaci6n en la discusi6n sobre politics pl)blicas, de contact
estrecho con el noviimiento social de nmujeres, las organizaciones de inuje-
res canipesinas e indigenas, ademnis de los distintos grupos de feministas ur-
banas, adelantado por dos academics que comparten una larga historic de
amistad en torno a la investigaci6n y la lucha por los derechos de las muje-
res y la equidad de genero en Amenrica Latina. Diailogo interdisciplinario en-
Ire Carmen Diana Deere, economist agricola puertorriquena, profesora de
Economia y Directora del Centro de Estudios Latinoamericanos, Caribelnos y
Latinos de la Universidad de Massachussets, Amherst, y Magdalena Le6n, so-
ci6ologa de la Universidad Nacional de Colombia, profesora titular de la Fia-
cultad de Ciencias H lumanas de lai misma universidad, el lilro establece un
amibicioso balance comparado de los process de reform y contrarreforma
agrarias a lo largo de este siglo en 12 paises latinoamericanos -Bolivia, Bra-
sil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Ecuador, I londuras, Gua-
temala, Mexico, Nicaragua y Peru- centrado en sus impacts y connotaciones
de genero.
Como bien lo senalan las autoras, el tema de la propiedad ha estado
poco present en los debates, las investigaciones y las luchas feministas de
las Cltimas decades en America Latina, cuyos mayors resultados se ihan pro-
ducido en los temas de derechos sexuales y reproductivos, la lucha en con-
tra de las diversas forms de violencia y la discrimination en los aimbitos
laboral y politico. Inspiradas en buena media en el esmudio de Bina Agar-
wald, A field ofone's ownt-: gender andi land rihbts in South Asia (1994), Dee-
re y Leon despliegan arguments para subrayar li importancia del tema de la


propiedad de la tierra para la emancipaci6on de las mujeres rurales. Agarwald
define los derechos a la tierra como la propiedad o el usufructo asociados
con diferenles grades de libertad para arrendar, hiporecar, legar o vender lie-
rra; son "reclamaciones legal y socialmente reconocidas y aplicables por una
autoridad external legitimada". Deere y Le6n retoman y desarrollan para el ca-
so latinoamericano tries grandes consideraciones de Agarwald sobre la impor-
tancia del derecho a la tierra para la equidad de genero: 1) el derecho a la
tierra influye sobre el bienestar de las inmujeres y la familia al reducir los ries-
gos de pobreza y la dependencia de la mujer; 2) el derecho a la propiedad
es fundamental para lograr la igualdad entire mujeres y hombres, entendida
como una relaci6n de similitud reciproca, horizontal, entire individuos de un
miismo nivel.; 3) el derecho a la tierra repercute sobre el empoderainiento de
la mujer, es decir, el aumento de su poder personal y social.
Deere y Leon realizan un recorrido por los process de reform agra-
ria que se dieron en Am&rica Latina a lo largo del siglo xx, con grandes es-
pecificidades nacionales. Mientras Mexico (1917), Bolivia (1953) y Cuba
(1959) son los pioneros con reforms agrarias de amplio impact redistribu-
tivo como resultado de revoluciones sociales, la mayoria de los paises de la
region emprenden reforms agrarias en el context de la guelra fria y la
Alianza para el Progreso a partir de la decade del sesenta. Las autoras ana-
lizan el contenido de genero de las tres reforms pioneras, de sets reforms
agrarias surgidas en el context de la Alianza para el Progreso -Costa Rica,
Guatemala, I londuras, Ecuador, Colombia y Brasil-, de dos reforms radica-
les de los anos setenta -Peru y Chile- y de dos reforms asociadas con la
guerra civil en los ochenta -Nicaragua y El Salvador-. En Mexico, los ejidos
son declarados propiedad colectiva a perpeCiudad y la Constituci6n de 1917
dispone que la tierra sea distribuida a jefes de hogar sin mencionar el sexo;
en 1921, se reglamenta la inclusion explicit de mujeres solteras o viudas
con personas a cargo pero s6lo en 1971 se establece igualdad formal de mu-
jeres y hombres en 1o que respect a los derechos a la tierra; en Bolivia, la
ley de reformna agraria include inicialmente como beneficiaries a todos los
bolivianos mayors de 18 anos sin distinci6i de sexo pero, finalmente, se
restringe a los varones y las viudas con hiijos pequeflos, privilegiando a los
jefes de liogar varones. En Cuba, la consigna de la tierra para el que la tra-
baOai tambien beneficia fundamentalmente a jefes de liogar varones pero la
igualdad de genero se incorpora posteriormente y se refleja en la amplia par-
ticipaci6n de las mujeres en las cooperatives agricolas, en donde llegan a re-
presentar en 1979 el 34,7% de los miembros.
El balance en terminos de equidad de genero no es bueno en las re-
fornmas agrarias de la Alianza para el Progreso, que benefician muy tangen-
cialmente a las mujeres. Las reforms radicales de los setenta en el Pern' y
en Chile tampoco iepresentan avances significativos en t&rminos de equidad
entire los sexos, al preferir una vez mis a los jefes de hogar varones y a los
trabajadores estables en el caso de las cooperatives peruanas. La reform










agraria sandinista fue la primera en America Latina que incorpor6 explicita-
mente a las mujeres entire sus objetivos iniciaies, pero la tardia concientiza-
ci6n de genero entire la dirigencia sandinista impidi6 que los resulados
fueran realmente equitativos. En El Salvador, la reform de ia junta civico-
inilitar tampoco tuvo efecto e equitativos.
Este panorama de access desigual a la tierra que surge de las reforms
agrarias se va a modificar de manera parad6jica en la decada del ochenta,
cuando se produce cambios fundamentals en el Estado y en los inovi-
mientos sociales y de mujeres. Los canmhios en los Estados de la egi6n obe-
decen a la nueva hegemonia de las polihicas neoli :'.!es y de ajuste
estructiral, quce buscan reducir la intervention del Estado y ampliar la del
niercado y el sector privado en multiples ambitos de to quLC! Se considelaba
hasta entonces como ptiblico. En various paises, las political neolil)erales
coinciden con process de retorno a la democracia y a gobiernos civiles. l.as
agendas neoliberales incluyen la finalizaci6n de las reformas agrarias y de
los process de expropiacion de tierras improductivas al tiempo que repre-
sentan una amenaza para los derechos colectivos sobre la tierra. En cuanto
a los movimientos sociales, las principles transforinaciones con efectos en
el aambito de la lucha por los derechos a la tierra se relacionan con el auge
simultaneo Cde los movimientos feminists, el movimiento social de imujeCes
y los movimientos indigenas.
Las autoras examinan la constriccioin de la igntallad de genero como)
process que se extiende a to largo de las tres Oltimas decadas del siglo xx
en Amirica l.atina y en el cual se articulan dimensions locales, nacionales
e internacionales. Destacan los logros iniernacionales de los moviinientos fe-
ministas y de mujeres que cristalizan en las sucesivas conferencias y conven-
ciones que se realizan a partir de 1975, ano que inaugulit la Decada de la
Mujer proclamada por las Naciones Unidas. iQuI ocuni- con los derechos
de propiedad y a la tierra en este scenario? Deere y Le6n revisan los acuer-
dos internacionales y destacan c6mo la Convenci6n sobre la Eliminacion de
Todas las Formas de Discriminaci6n contra la Mujer senala un quieblre at
prestarle atenci6n a las medidas para eliminar la discri iinacion contra la
mujer rural y para garantizar su participaci6n igualitaria en los process de
reform agraria. La Conferencia de Beijing le da en lugar central a los dere-
chos de la mujer a la tierra, consideraindolos un derecho econ6mico; los de-
rechos de propiedad deben incluir el reconocimiento del derecho de la
mujer a poseer, heredar y administrar propiedades a nombre propio.
En America Latina, los primeros paises en ratificar Li Convenci6n de las
Naciones Unidas sobre Eliminaci6n de todas las Forma: de Discriminaci6n
contra la Mujer fueron Mexico, Cuba, Nicaragua, El Salvador, Panamn y el Uru-
guay; en 1990, todos los paises latinoamericanos lo habian ratificado y en
1996, 152 de los 185 paises de las Naciones Unidas to haii.an hecho. En la de-
cada del ochenta, la redacci6n de nuevas constituciones en various paises de
America latina fue aprovechada por el moviiniento de mujcres para presionar


por la inclusion explicit de la igualdad de genero como principio constitucio-
nal. Durante esos abos, se crean oficinas nacionales dedicadas a asuntos de la
nmujer como respiesta a los compromises intemacionales y se incorporlan pla-
nes nact : ': nmuijer, con impactos variables seg6n los paises, la vo-
luntad dc ilo gobiernos y la fuerza del movimiento social de mujeres.
En este context, aparentemente muy favorable a las demands de
equidad de genero, los gobiernos de la region ponen en march transforma-
ciones de la estructura agraria que las autoras califican con arguments su-
ficientes como verdaderas cointrarrcfonas. Los rasgos communes de estas
contrarref',:,ias Cs que huAsc'an dai pii ,..ninada la .:xpropiaci6n y compra
de tierra., por el Estado con fines rcdistuflbutivos y de juisticia social, estimu-
lar el mercado de tierra eliminando las trabas a la venta y compra de tierra,
como podian serlo los derechos colectivos a perpetuidad como los ejidos
inexicanos; privatizar e individualizar los derechos a la tierra; mejorar la se-
gundad dc lai tenencia inediante programs de titulaci6n de predios.
En terminos de g&nero, los resultados de las contrarreformas son pro-
bablemente tan inequitativos como los de las reformnas, a pesar de la intro-
ducci6n de consideraciones explicitas a favor de la mujer. La individua-
lizaciOn y privatizaci6n de las tierras comunales en Mexico y, en menor me-
dida hasta aliora, cn el Per(, sigmfican en la practice la destrucci6n de la no-
ci6n de patrimonio familiar a favor de una propiedad individual del var6n
jefe de hogar (uien, se suponia, representaba a la tamilia. En mucihos paises
se acentia la proletarizaci6n de las mujeres rurales en mercados de trabajo
que solo les ofrecen empicos temporales con bajos salaries; la concentraci6n
de la tierra que sucede a las contiarreformas y las political de apertura de
inercados y de exportaci6n, redundan en un empobrecimiento de las fami-
lias campesinas y una dependencia creciente de muiltiples fuentes de ingre-
sos. En Colombia, Br.ias-; y Bolivia, los c6digos incorporan disposiciones
equitativas en terminos de genero, como la titulaci6n conjunta de tierras a las
parejas, lo cual no basta para (uce puedan aplicarse satisfactoriamente.
A pesar de los resultados bastante insuficientes en cuanto a equidad
de genero de estas contrarreforinas, las autoras rescatan la igualdad formal
de hombres y mujeres en los codigos agrarios neoliberales y la consideran
un logro del triingulo de empoderainiento -noci6n que retoman de Vargas,
Wieringa y Lycklama (1996)- para dar cuenta de la interrelaci6n y dinaimica
de tres grupos de actors sociales o agents feminisias: el moviiniento social
de mujeres (urbano y rural), las mujeres en el Estado y las mujeres en la po-
litica formnial; triangulo al cual Deere y Le6n afiaden los organisms interna-
cionales. Este y el siguiente capitulo que aborda las interrelaciones entire las
luchas etnicas y de genero son tal vez los que personalmente me parecen
inls llamativos en el libro, en la media en que explican la riqueza y diver-
sidad de los movimientos sociales (de mujeres rurales y etnicos) en los dis-
tintos passes, asi conmo los aciertos y dificult:ides que enfrentan las alianzas
entire el movimiento social y las/os agents del Estado.


tZill L ot.I u.'l' I I. n u c, i ^ Itl ul' I ^ .la a *; ,,I







Revista Latinodnericana de Estudios del Trabalo


Los movimientos indigenas latinoamericanos defienden el derecho a
su territorio, su cultural y su identidad, derechos que en principio fueron re-
conocidos por los Acuerdos 107 y 169 de la OIT. La defense de su cultural
include la de los usos y costumbres tradicionales: alli se encuentra uno de
los puntos de conflict entire las luchas indigenas y los movimientos de mu-
jeres. Los movimientos indigenas latinoamericanos, especialmente en Ecua-
dor, Perui, Bolivia, reivindican el derecho a la tierra como propiedad
colectiva y rechazan cualquier discusiOn en torno a los usos y costumbres
que regulan la distribuci6n de la tierra dentro de la comunidad. Las mujeres
lideres indigenas adhieren en su mayoria a esta idea, defienden la division
sexual del trahajo en las comunidades como complementaria y ajustada a
sus cosmlogonias y argumentan que la desigualdad de genero es un proble-
ma de las sociedades blancas y mestizas. Para ellas, la introduccion de rei-
vindicaciones especificas de las imujeres amenaza la defense de la
comunidad como un todo. Si bn estla ha sido la tendencia domninante en
los movimientos indigenas, Deere y Le6n muestran c6mo la organizaci6n de
las mujeres indigenas y su contact con otros moviliientos de mujeres, ha
ido socavando algunas de estas concepciones y ha puesio en evidencia lahs
inequidades de genero internal a las comunidades. Por unina part, se lace
evidence que la distribution internal de la tierra colectiva entire las families Ie
otorga preeminencia al var6n, como jefe de hogar o como lhijo, y que mu-
chas mujeres se encuentran desprotegidas o en desventaja para acceder a la
tierra y garantizar su subsistencia y la de sus hijos. Por otra parte, las muje-
res indigenas reclaman una participaci6n equilativa en la toma de decisio-
nes que atanen a la comunidad y algunas lideres empiezan a atreverse a
disputarle a sus comnpaieros varones el derecho a definir cuiles son los usos
y costumbres adcecuiadis o a0 tenticos.
En la Segunda Reuni6n Continental de la Caompania de los 500 aios,
celebrada en Guatemala, los grupos indigenas reconocieron por primera vez
la triple opresi6n de la mujer indigena -opresion de clase, genero y etnia-.
Por su parte, el Ejercito Zapatista de Liberaci6n Nacional apoya las deman-
das concretas de las mujeres indigenas, entire ellas, derechos efectivos a la
tierra. Deere y Le6n se inspiran en los debates del feminism en torno a las
tensions entire igualdad y diferencia, y en lai propuesta de diilogo intercul-
tural de De Sousa, para sugerir un dialogo interno -entre mujeres y hom-o
bres- complementario al dialogo entire las distintas cultural orientado a
definir derechos bhtmanos multiculturales o itransculturlales como 1o propo-
ne De Sousa. Las autoras dedican un espacio important a la discusi6n so-
bre los derechos de herencia, sus transformaciones y efectos sobre las
posibilidades de que las mujeres accedan a la propiedad de la tierra. El ca-
pitulo final del libro est' consagrado a resumir los alcances del trabajo pe-
ro, sobre todo, a proponer puntos fundamentales para la agenda de los
movimientos de mujeres en America Latina en el aimbito de la lucha por los
derec.hos a la tierra y la propiedad.


La confluencia parad6jica de la hegemonia neoliberal y de movimien-
tos sociales de mujeres y &tnicos en auge plantea problems complejos, tan-
to teoricos como politicos para las feministas y los studios de genero. Sin
pretender desconocer la importancia que pueden tener las conquistas for-
nales en torno a la equidad de genero en relaci6n con el tema tratado en
este libro, la propiedad de la tierra, me parece que habria que evaluar con
mayor detenimiento hasta que punto es valido considerar el genero inde-
pendientemente de las relaciones de clase. Las preguntas concretas son: Es
conccbible que una political sea a la vez progresiva en relaci6n con el gene-
ro y socialinente regresiva? Que sentido tiene que los c6digos agrarios de-
finan el acceso igual de hombres y mujeres a la tierra cuando el
ordenamiento econ6mico tiende a reducir draminticamente las posibilidades
de que las grandes mayorias accedan a la propiedad? .Es possible pensar es-
tas dos dimensions de manera separada? A que sectors concretos de mu-
jecres -y de honibres- favorecen estos c6digos agrarios? Sin duda, a las
auioras no les es ajena esta discusi6n y en el libro proporcionan argumen-
los al respect: en la agenda final y en los capitulos solbre las contrarrefor-
nias neoliberales hay comentarios en torno a la importancia de un cainmbio
en la political redistributiva para q(In tengan sentido real -para las mujeres
pobres- los cambios formales. Los ultimos pirrafos del libro son explicitos:
"Lo que miis podria servir potencialmente para fortalecer la propiedad
de bienes por part de la muner rural (en especial para las que no poseen
sierra) seria una political de redistribuci6n fundamental de la tierra, es decir,
(que no solo se hasara en el genero sino que incluyera la redistribuci6n de
tierra entire classes sociales" (p. 427).
Sin embargo, a pesar de estas consideraciones, las autoras autonomizan
conceptualinente el genero con respect a la clase. Esta autonomia concep-
tual puede llevar a una comprensi6n insufhicente de conmo opera el genero de
manera diferenciada en las distintas classes sociales. Los derechos a la propie-
dad que los c6digos universalizan, esconden las desigualdades sociales, tanto
las que hay entire homnbres y niueres como las que oponen a distintos grupos
etnicos y classes sociales. El libro esti lieno de observaciones fragmentadas que
enriquecen 1o que estoy planteando -cuando se diferencia el significado de la
propiedad para mujeres de disiintas classes sociales o se dispute el genero y la
etnia- pero no constitute un punto central de discusi6n para las autoras en
este libro. Las autoras se refieren a la ideologia del fainilismo y la l6gica pa-
triarcal de las families canipesinas pero no sabemos much sobre c6mo son
esas families en la actualidad. Se menciona la existencia de numerosas muje-
res jefas de hogar, tambien se habla de separaciones conyugales y de las as-
piraciones a la propiedad de la tierra que tienen las nuevas generaciones de
nmujeres, de su aparente distanciamiento con el matrimonio o la uni6n.
La critical feminist al neoliberalismo no es sencilla, como no lo es pa-
ra ningun otro movimiento social. El libro de Deere y Le6n aporta multiples
elementos para avanzar en este sentido.




Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8
REPORT xmlns http:www.fcla.edudlsmddaitss xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitssReport.xsd
INGEST IEID ETWV9L15S_JYIF40 INGEST_TIME 2013-08-28T03:33:08Z PACKAGE AA00016339_00001
AGREEMENT_INFO ACCOUNT UF PROJECT UFDC
FILES