Revista de la Universidad de Buenos Aires

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Revista de la Universidad de Buenos Aires
Physical Description:
v. :ill. ;27 cm.
Language:
Spanish
Creator:
Universidad de Buenos Aires
Publisher:
La Universidad,
Place of Publication:
Buenos Aires

Subjects

Genre:
serial   ( sobekcm )

Notes

General Note:
Description based on: t. 41, no. 142 (July/Sept. 1919) Series 1 in 2 parts: Artículos originales; Actos y documentos officiales Vols. for 1904-31 called also año 1-29 and no. 1-158; ser. 4, v. 3-13 (July 1948-53) called also ser. 4, no. 7-18, no. 337-52, and año 44-49.
General Note:
1924-25 in sections 1-8; 1926-31 in sections 3-8.
General Note:
Publication suspended Nov. 1931-June 1943.
General Note:
Text in Spanish with summaries in English and French. Vol. 1-51, 1904-23, in ser. 3, v. 1; ser. 4, v. 1-9, 1947-51, in ser. 4, v. 9 pt. 2. Section 1-2, 1924-25, superseded by the University's Archivos, v. 1, 1926. Universidad de Buenos Aires. Archivos de la Universidad de Buenos Aires (boletín informativo de la Revista de la universidad)

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
UF Latin American Collections
Rights Management:
All rights reserved by the source institution.
Resource Identifier:
aleph - 21176032
oclc - 01537609
System ID:
AA00013094:00007


This item is only available as the following downloads:


Full Text



















REVISTA DE LA UNIVERSIDAD
DE
BUENOS AIRES













REVISTA

DE LA


UNIVERSIDAD

DE


BUENOS AIRES


Publicada por orden del Consejo Superior de la Universidad


SECRETARIO DE LA DIRECCI6N
DOCTOR MARIO A. RIVAROLA



AIO IV TOMO VII













BUENOS AIRES
DIRECCI6N Y ADMINISTRACI6N
430 VIAMONTE 430
1907

















3-17









LATIN
MERIC,






BUENOS AIRES
TALLERES GRAFICOS DE LA PENITENCIARiA NATIONAL
1907
























INFORMED


DEL

DELEGADO DEL GOBIERNO AL VI CONGRESS INTERNATIONAL
DE QUfMICA APLICADA DE ROMA

Buenos Aires, noviembre 16 de 1906.

Excmo. senior:

El Superior-Gobierno de la Naci6n, por decreto de fe-
cha 17 de octubre del afio pr6ximo pasado, tuvo i bien con-
ferirme en uni6n del sefior Luis Ruiz Huidobro, el honroso
cargo de delegado al VI Congreso Internacional de Quimica,
efectuado en Roma i fines de abril y principios de mayo
del corriente afio; y con objeto de que el senior Ministro pue-
da conocer y juzgar la misi6n que personalmente me cupo
el honor de desempefiar en aquel acto, elevo a V. E. la si-
guiente exposici6n.
Presidido por S. S. M. M. el rey y la reina, y con asisten-
cia de la mayoria de los ministros de la corona, del senior
Intendente de Roma y de gran ni6mero de senadores y di-
putados, tuvo lugar el 26 de abril la solemne inauguraci6n
del Congreso, en presencia de todos los delegados, de la ma-
yor parte de los adherentes y de un pidblico que no bajaba
de cinco mil personas.
Designado por un acto de exquisite cortesia de la pre-
sidencia, para hacer uso de la palabra en nombre del pais
que representaba y que tan profundas simpatias tiene en la
naci6n italiana, lo hice en los siguiente t&rminos, con lo que
creo haber interpretado fielmente el mutuo carifio existente
entire ambos paises.









6 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

tMi sento onorato di levare la mia voce in un consen-
so di uomini che hanno consacrato la vita intera alla scienza
e che rappresentano in questo intellettuale torneo, le nazioni
piui progredite dell'orbe>.
della Repfiblica Argentina che, se non vanta di esser maes-
tra ad alcuno, a nessuno e second nel culto delle science e
delle arti, ond' 6 che mai dimentica d'inviare ai Congressi
Internazionali i suoi rappresentanti>.
< onorevole d'insegnare al mondo il prodotto di studii pro-
fondi e novissimi e di esporre important scoperte, ma piu-
tosto quello di ascoltarvi riportando a quel paese giovanis-
simo la impression di queste discussion, alle quali i nostri
giovani studios si ispireranno come s'ispirano sulle vostre
opere per i loro studii dai quali e lecito sperare una prezio-
sa messe di risultati.
In nome del Governo della Republica mi sia lecito innan-
zi tutto, salutare il paese che ci ospita, altrettanto ricco di
tradizioni d'arte e di scienza come di vita scientific ed ar-
tistica e che & amato da noi argentini profondamente,. per
intimi legami politics e familiari.
<,Saluto il giovane Re che segue la scuola dei suoi pa-
dri e le aggiunge i pii modern criteria di Governo; saluto
le scuole italiane a nome delle nostre scuole che ebbero tanti
maestri italiani e di tanti se ne arrichi sono tuttora>>.
sa attenzione, il saluto delle scuole e del Governo Argenti-
no e la pregiera di trasmetterlo alle vostre scuole ed ai vos-
tri Governi. Possa questa riunione cosi eletta portare nuovi
auspicti e nuove sorgenti di ricchezza, alle science e le indus-
trie. La Repuiblica Argentina 6 per questo terreno fertile; non
attended che i germi. Sono le distese di sue terre infinite,
alte e ricche di mineral le montagne, folti i suoi boschi e
ricchi di piante, da cui 1'industria e la farmacologia trarran-
no pei' vostri consigli nuove fonti di incalcolabile ricchezza,
e sara primissima fra le nazioni del mondo nell'esservi pro-
fondamente grata per queste sorgenti nuove di dovizia e di
progresso.
Non terminer6 senza prima compiere un dovere, che
sento profondamente, come argentino: figlio cio6 di un paese
dove gli italiani, veri fratelli nel pensiero e negli affetti, la-
vorano a 'centinaia e centinaia di migliaia, concordi con noi
per il comune progresso>
Gloria specialissima del mio paese 6 quella di essere









INFORMED


stato prescelto dal destiny a teatro di una grande e pacifica
fusione di genti, di un vero rinnovamento umano, cui aspet-
tano con i fatti propizii le maggiori glorie dell'avvenire. Di
questa grandiosa epopea, gl'italiani sono i principal fattori*.
Con quest'animo, o signori, in nome di tutti gli Argen-
tini e degli italiani che risiedono nell'Argentina, io mando un
afettuoso saluto alle terre napoletane, che la sventura ha col-
pito, e faccio ardenti voti perch, a cuesta bella fra le regio-
ni, possano venire quei conforti che merita, e possa essa
sorgere, per il maggior bene d'Italia, ad una sicura prosperity.
El mismo dia se iniciaron las sesiones, que continuaron
en los dias subsiguientes, y A casi todas ellas concurri, to-
mando parte en las discusiones de aquellos puntos que por
su indole me eran mis familiares.
En la Secci6n de Botinica y en ocasi6n de estudiarse
las medidas mas conducentes A la conservaci6n de las espe-
cies vegetables uitiles, present el proyecto de resoluci6n que
paso A transcribir, que mereci6 el honor de ser apoyado, apro-
bado por unaminidad y votado de igual modo en la sesi6n
plena de clausura.
< la flora sud-americana es inmensamente rica en species ve-
getales de incontestables aplicaciones tiles, asi en la medi-
cina como en la industrial, y que la desaparici6n de alguna
de esas species vegetables seria verdaderamente una p6rdida
irreparable para la ciencia y para la humanidad; y que el
destrozo inconsciente que de esos vegetables quiere hacer la
vespeculaci6n, determinara su destruccidn en breve tiempo,
hace votos por que el VI Congreso de Quimica Aplicada re-
clame la atenci6n de los gobiernos de las naciones interesa-
das manifestAndoles la necesidad de que proven, por los
medios que crean mAs eficaces, A la conservaci6n y a la re-
producci6n de las species vegetables de reconocida utilidad
por sus aplicaciones A la medicine y A la industrial> .
Tenia el mayor interns, sefior Ministro, en hacer cono-
cer A los hombres de ciencia de todos los paises que habian
concurrido A ese torneo, mAs que mis aptitudes personales,
que al fin y al cabo son escasas, las variadas riquezas de
este suelo, pues nunca podia presentarse mejor oportunidad
para decir al mundo entero por medio de voceros tan auto-
rizados, lo que podemos ofrecer a los que quieran venir A
compartir con nosotros la santa ley del trabajo.
Y para realizar este deseo presented A la Secci6n de Qui-
mica Industrial el trabajo que acompafio, desprovisto de m6-









8 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

rito y de originalidad, pero inspirado en el mis sincero pa-
triotismo.
Debo asimismo dar cuenta A V. E. de que la comisi6n
international de andlisis de products alimenticios, que cuen-
ta en su seno con las mIs altas autoridades de la Quimica,
me ha designado en uni6n de mi compafiero de tareas Sr.
Ruiz Huidobro, para formal parte de ella, con la resoluci6n
de dar cuenta A V. E. por si cree convenient confirmar esa
elecci6n y darle caracter official, como lo han hecho ya al-
gunos gobiernos extranjeros.
Creo un deber de gratitud antes de terminar el present
informed, manifestar a V. E. que hemos sido objeto de mil-
tiples y delicadas atenciones de parte de las autoridades del
Congress, de la Prensa, del Gobierno, de los monarcas y
del pueblo todo de Roma, dispensadas todas ellas a la na-
ci6n cuya representaci6n investiamos. Y por lo que A mi
compete, no he desperdiciado, senior Ministro, ninguna opor-
tunidad de agradecer tanto en pdblico como en privado, en
nombre del Gobierno Argentino, esas manifestaciones de
aprecio hacia un pais en cuyo suelo viven libres tantos hi-
jos de aquella noble y progresista naci6n.
Saluda al Sefior Ministro con su mis alta consideraci6n
y estima.
Francisco P. Lavalle.

TRABAJO PRESENTADO A LA SECCI6N DE QUfMICA INDUSTRIAL

Casi todas las provincias y mis especialmente las andi-
nas, poseen ricas minas de hierro, cobre, plomo, mercurio,
bismuto, cobalto, plata y oro: inmensas extensions de canteras
de mArmoles, p6rfidos y Agatas, vastas caleras de excelente
cal, yacimientos de carbon mineral y dep6sitos de petr6leo,
y salinas salitreras de fAcil explotaci6n. Para formarse cabal
idea de la importancia de estas riquezas, conviene dirigir una
ojeada A cada una de las provincias sefialando las que le son
propias. Esto es lo que me propongo estudiar en este in-
forme.
Cifiindome en la descripci6n de las regions mineras
argentinas al plan seguido por el ingeniero jefe de la Ofici-
na Nacional del Ministerio de Agricultura (Minas y Geodesia)
Mr. H. D. Hoskold, en su iltimo informed presentado a di-
cho ministerio, empezar6 ocupAndome de la Provincia de La
Rioja, considerada como una de las principles regions
mineras.
Esta comprendida esta provincia entire los 280 55' Y 31









INFORMED


55' de latitud y los 65 30' y 690 30' de longitud, con una
superficie de 79.900 kil6metros cuadrados. Su suelo es en
extreme accidentado: al Este se encuentran extensos y aridos
desiertos salitrosos, y al Oeste la bordea la alta cadena de los
Andes. Los ramales de 6sta son los que contituyen el sis-
tema or6grafico de La Rioja, recibiendo las denominaciones
de: Sierra de Velazco, de La Rioja, de los Llanos, de Fama-
tina, Vinchina y Guandacol. La sierra de Famatina es, sin
dispute, la mis rica en minerales, y forma por consiguiente
el distrito minero de mis cansideraci6n dentro de la provincia.
Los minerales existentes en La Rioja, son:
Plata native, que se encuentra diseminada en diversos
parajes formando en unas ricas vetas, en otros conglomera-
dos, en otros yacimientos de cuarzos argentiferos, en los que
se halla tambi6n el oro en no escasa cantidad. La riqueza
de estos yacimientos es tal, qne aun explotados por los siste-
mas primitivos, en los que el desperdicio es notable, el ren-
dimiento alcanza siempre a ser de 6o i 65 % especialmente
en los departamentos de Cerro Negro, Caldera y Tigre.
Sulfuro de plata, de intense brillo metilico, que se pre-
senta en forma cfibica, octa6drica 6 r6mbica. Este mineral
arroja al ensayo 87,60 % de plata y 12,40 de azufre. Sin
embargo no es tan abundante como para poder ser objeto de
explotaci6n commercial.
Keerargirita 6 cloruro de plata, mineral en el que se
encuentra 75 %o de plata y 25 de cloruros.
Pirargiritas, compuesto por 61,50o de plata, 20,9 de an-
timonio y 17,60 de azufre.
Proustita, con 65,20 %o de plata, 19 de azufre, 14,90 de
arsenico y 0,90 de antimonio.
Miargarita, de composici6n por 1oo: plata 36,10o; antimo-
nio 39,20; azufre 22; hierro i,6o; cobre 1,04; este mineral se
halla generalmente mezclado con otras variedades de plata y
por lo comtin en condiciones que dificultan su reconocimiento.
Estefanita, sulfuro de plata y antimonio, que responded a
la composici6n de 68,54 %o de plata; 14,68 de antimonio 16,42
de azufre y o,64 de cobre.
Argento-nickel, mineral del que no se tenia conocimiento
antes de 1877, del que el gobierno argentino exhibit una
magnifica colecci6n de las diversas variedades en que se ha-
11a, en la Exposici6n de Paris de 1889, y del cual ha efec-
tuado diferentes analisis el quimico Sr. J. J. J. Kyle.
Cobre, cuyas principles minas se encuentran en la dis-
trito llamado de La Mejicana, y en la que se hallan diferentes
classes, entire ellas la Enarguita, en la cual el cobre arroja









10 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

47,20 %; la Famatinita, con 44,04 %; la Covelina, con 65 %;
la Crubescita, con 56,76 %; la Cianosita, con 31,20 %; la
Eucarita, en la que el selenio supera al cobre, pues figure
en proporci6n de 26 7, mientras que el cobre s61lo alcanza
a 23.
Galena, de riqueza en plomo muy variable, que llega del
80,700 % al 8 y al 5 %.
Los trabajos mineros de esta provincia, puede decirse que
ni siquiera se iniciaron durante la epoca de la conquista y
del coloniaje; la atenci6n de los espafioles en este punto, ha-
llabase fija exclusivamente en las riquisimas minas del Perd y
de Mejico, y aun en las da Bolivia, desapasionindose de to-
do lo que no tuviese relaci6n con aquellas al parecer inago-
tables fuentes de oro, plata y piedras preciosas. En 1804 se
hicieron las primeras tentativas de explotaci6n de los yaci-
mientos argentiferos del Nevado, tentativas A las que puso fin
la guerra de la independencia. En I816 volvieronse a explo-
tar en grande escala las minas del Famatina, por mineros
indigenas y extranjeros, y ya en 1820 la cantidad de plata
que se extraia, no obstante lo defectuoso de los medios,
era bastante considerable para inspirar la idea de organizer
una compafifa que diera A los trabajos el impulso necesario,
al par que mejorase los sistemas. En 1824, 6poca de pros-
peridad para la nueva reptiblica, se di6 gran impulso a la
naciente explotaci6n, con mineros contratados al efecto en
Inglaterra y Alemania; pero las luchas civiles que estallaron
en dicha 6poca, malograron los esfuerzos, haciendo frascasar
los trabajos, pues desgraciadamente las provincias andinas,
vale decir, la region minera esencial del pais, fueron teatro
de la mis encarnizada contienda, paralizando toda manifes-
taci6n de progress y de todo trabajo productor.
Hasta la desaparici6n de la tirania de Rosas y fin de
aquel period de transici6n en la vida national, no se pue-
de volver i intentar nuevos esfuerzos en favor de la industrial
minera; y cuando ya normalizada la situaci6n political del pais,
en plena era de paz proficua para toda empresa de labor, se
trat6 de dar impulso a esta important industrial, no fu6 po-
sible infundirle toda la actividad necesaria, porque tanto los
capitals como los brazos encontraban una aplicacicn mAs in-
mediata, menos costosa, y mas provechosa sobre todo, en las
especulaciones de la agriculture. Unido esto a las dificul-
tades naturales que la explotaci6n mineral ofrecia pot la ca-
rencia de vias de .comunicaci6n y alejamiento en que estaban
los centros mineros de los puntos de salida para la expor-
taci6n del mineral, entorpeci6se notablemente el desarrollo









INFORMED


de la susodicha industrial, que aun hoy, A pesar de los ra-
males ferreos muy difundidos, del alambre-carril recientemen-
te inaugurado y de otros medios de comunicaci6n establecidos,
no estA en el grado de prosperidad a que la hacen acreedo-
ra las riquezas naturales tan profusamente repartidas en la
regi6n que ocupa.
No quiere decir esto que esten completamente abando-
nadas las minas; lejos de eso, hay muchas en explotaci6n
active y sus rendimientos responded a los capitales inver-
tidos y A los esfuerzos realizados.
Someramente pasard revista A las que funcionan en los
diversos distritos.
Las principles minas de plata se encuentran en los
departamentos de Cerro Negro, Caldera y Tigre.
En el primero se hallan: la de <>, su-
perficialmente trabajada, por los indios primero y luego por
los jesuitas abandonada despuds y hoy en actividad, habidn-
dose extraido seguin informes fidedignos, 320.000 en, un
espacio de tiempo relativamente corto. Siguen A 6sta como
una continuaci6n de ella 6 de su veta principal, las de:
Purgatorio, -, >, >, xTran-
sito>>, <>, <>, <,Mercedes> y ,>.
El rendimiento de plata varia en todas ellas desde 2 % A
6, ii y 17 o. La mina < cSanto Domingo, rinde, seguin los puntos, 2, 3, 7, 20, 30
y hasta 50 o/. Otras minas de importancia de este departa-
mento, son las de )>San Pedro del Puerto, <,San NicolAs
que dan 8 A 50 de plata y la renombrada <,Peregrina>>.
En el departamento del Tigre figuran las minas (San
Miguel y <>, que dan 3,38, 13,06 y 23,7 I % de
plata de la mejor calidad.
Por los datos expuestos A la ligera y mAs que nada
por el alto rendimiento de los minerales, se comprende sin
dificultad el brillante porvenir que le estA reservado a esta
provincia en el dia no muy lejano en que nuevos ramales
ferreos pongan en relaci6n los centros mineros con los cen-
tros comerciales y de exportaci6n.
Otra de las zonas metaldrgicas considerable de la Ar-
gentina, por la cantidad y la calidad de los minerales, es la
provincia de Catamarca, situada entire los 260 y 30oo de lati-
tud, y los 640 y 690 de longitud, con una extension de 90.664
kil6metros, cuadrados y configuraci6n aniloga A la anterior.
Lo que de La Rioja he dicho, en cuanto A la explota-
ci6n minera, es applicable tambidn A esta provincia, como lo
es en realidad A todas las zonas mineras de la Reptiblica









12 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

Argentina. Su alejamiento de los puertos de embarque y de
los centros de comercio y sobre todo, las dificultades de
las comunicaciones, son factors que se oponen por el mo-
mento al desenvolvimiento ripido de esta industrial llamada
4 dar crecida y provechosa colocaci6n A numerosos capitals.
En la provincia de Catamarca se encuentra tambien y
es objeto de explotaci6n actualmente, el oro, la plata, la gd-
lena argentifera, el cobre en formas diversas, el grafito, la
sal comfin, la cal, el alumbre y el kaolin. este tiltimo em-
pleado con gran 6xito en la fabricaci6n de ladrillos refrac-
tarios para la construcci6n de los hornos empleados para la
extracci6n de los respectivos minerales.
Las minas actualmente en actividad son: las de Capilli-
tas, tal vez la mIs important de toda la zona, propiedad
de la poderosa empresa minera Copper Company El mineral
extraido de estas minas consiste en piritas de cobre, oro
nativo, cobre gris y otras variedades, mezclado con piritas
de hierro en proporciones variables. Los ensayos hechos en
diversas muestras de mineral, dieron una riqueza en cobre
de 21,9 A 25,6 %o de cobre, porcentaje que se puede calcu-
lar como termino medio, pues en otras explotaciones del
mismo grupo de Las Capillitas, las muestras han dado 17,5
-27,17-y 34,17 de cobre.
Para no hacer demasiado confuso este studio de la ri-
queza mineral explotada en la provincia de Catamarca, con-
densar6 en el siguiente cuadro las minas mis importantes,
hoy en actividad y su rendimiento.

MINAS Cobre Plata por ton.
I o % onzas

Rosario.............. 14,6 8oo.
Anda Collo ............ 10 218.
San Pedro .......... 12 145.
Panchita ............. 20 i 30 2000.
Cerro Nego .......... o a 18 170o 300.
Potrero Grande...... 15 4000.


De poco tiempo a esta parte la mineria ha adquirido en
la provincia de Catamarca un desarrollo extraordinario. El
hecho se explica por dos razones; primera, los buenos re-
sultados obtenidos en las tentativas iniciadas, en las que los









INFORMED


capitals interesados encontraron provechosa aplicaci6n; y
segunda, que esta region sobradamente abrupta, no ofrece d
la agriculture el vasto campo que le brindan otras provincias
argentinas. En ella radica, puede decirse, el centro de la
actividad minera, y i ella afluy6 el capital, ya de simples
particulares que se consagraron A la explotaci6n de sus per-
tenencias, ya de empresas y sociedades mineras.
El desenvolvimiento progresivo de la matalurgia, esti
plenamente comprobado por el hecho de que en el mes de ma-
yo de 1902 el gobierno provincial registry 42 concesiones
nuevas de minas, distribuidas asi: 8 de plata, 3 de plata y
cobre, 7 de carb6n de piedra, 3 de cobre, i de hierro y co-
bre, i de hierro, i de oro y plata, i de bismuto y plata, 4
de cobre, plata y oro, i de antimonio, 2 de galena, 3 de cal,
i de borato de cal, 4 de oro, 2 de mica y i de sulfato de
hierro.
Hoy recientemente se ha descubierto una mina de bis-
muto en el cerro de Aconquija, distrito de San Jose, cuyos
minerales, ensayados en la Casa de Moneda de Buenos Ai-
res, han dado un rendimienno de 9,86 % de bismuto y ves-
tigios de oro.
La nueva sociedad Capillitas Copper Company de que antes
hice menci6n, constituida en Londres, ha adquirido un gru-
po de 43 pertenencias en el distrito minero de Capillitas, y
otro grupo de 6 minas en el del Atajo. En los cinco 6 seis
primeros meses de 1903, benefici6 esta compafiia 810 tone-
ladas de mineral, que ensayado, di6 un resultado de 15,88 7/
de cobre, 0,5 A 0,22 onzas de oro y 8,o5 a 25,48 onzas de
plata por tonelada.
La empresa ha construido hornos de fundici6n inmedia-
tos A las minas, ha tendido un Aerial-Rope-Way en una ex-
tensi6n de 25 y 1/2 kil6metros que pone las minas en cin-
co secciones en comunicaci6n con los establecimientos de
fundici6n, y por el cual se puede transportar hasta 300 tone-
ladas de mineral por dia, con gran economic de tiempo y
de trabajo. Ademis este Aerial-Rope-Way ha reducido no-
tablemente el costo del transport, dando A la compaiiia co-
mo es natural, mayores provechos. Los excelentes resultados
obtenidos por ella con un capital relativamente corto en com-
paraci6n con la magnitude de la empresa, pues s61lo es de
500.000 serviri indudablemente de estimulo para la for-
maci6n de nuevas sociedades (ya en Londres se han cons-
tituido con este fin algunos sindicatos) que en un lapso de
tiempo no muy largo darin un gran impulso 4 la industrial
minera en Catamarca, llevando a su zona la actviidad y la










14 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

prosperidad que acompafian siempre A todo desarrollo industrial.
Este vaticinio no se puede hacer extensive A la provin-
cia de Tucumin y no ciertamente porque en ella falten ri-
quezas minerales sino porque seria menester que la agriculture
se agotase en ella 6 que se descubriera en su region mon-
tafiosa, vetas y yacimientos de tan extraordinaria riqueza, que
apartando de los campos la actividad y el trabajo, A pesar
sea de que en ellos encuentran muy provechosa aplicaci6n
en el cultivo de la cafia de azuicar, del tabaco, del arroz y
del maiz, los 11evaran A la explotaci6n minera.
Sin embargo en esta provincia no escasean los mine-
rales; hasta hoy y en los muy numerosos cateos que se han
hecho, se han encontrado en la sierra del Aconquija, la prin-
cipal de su sistema orogrdfico, y en las ramificaciones de ella,
sulfuro de plata, galena argentifera, pirita de cobre, mala-
quita, pirita de hierro, plomo, estafio, mercurio y zinc.
Como una prueba de la riqueza metalirgica de la pro-
vincia de Tucumin, citar6 el hecho de que en la 6poca de
la conquista, las minas de ella se laboraban en vasta escala,
y debia encontrar satisfacci6n bastante la legendaria codicia
de los conquistadores, cuando las explotaban. El gobierno
colonial debi6 tener tambi6n en cuenta la importancia de
aquella explotaci6n, de la que podia A su vez sacar prove-
cho fiscal, pues impuso un fuerte tribute A los encomende-
ros por cada indio de los que dedicasen al trabajo de las
minas. Esa contribuci6n mal vista por los especuladores
mineros, y contra la cual no pudieron alzarse, determine el
abandon de la explotaci6n y de la consagraci6n A la agri-
cultura, exenta de todo tributo.
No obstante el casi abandon en que en la susodicha
provincia se halla la industrial minera, no dejan de hacerse
cateos y denunciarse pertenencias. No hace much se pre-
sentaron varias muestras de minerales procedentes del pun-
to llamado Aimada, que ensayados, dieron los resultados si-
guientes.

Nfim. MINERA .ES Cobre % Plata % Oro %

I Carbonato y silicato de cobre.... 38,41 0,0230 0,ooo5
2 Carbonato verde................... 30,20 0,0050 -
3 Oxido y carbonato verde ....... 40,30 0.0126 -
4 Carbonato verde................... 15,20 -
5 I> ..................... 18,54 -
6 Cuarzo aurifero ...................... 0,0156 o,ooi6
7 ...................... o,oi66 0,0023
8 > ...................... 0,0113 o,ooi6
9 ...................... 0,0183 0,0020









INFORMED


En contraposici6n 4 la provincia de Tucumin, en el or-
den minero, se entiende, encontramos su limitrofe: la de Sal-
ta, donde a pesar de explotarse en vasta escala la agricultu-
ra, la industrial metalirgica alcanza un floreciente desarrollo.
Cierto es que A una gran diversidad de minerales se une la
riqueza de ellos, que compensa con exceso los gastos de
explotaci6n, la facilidad en el abastecimiento del combustible
y la relative comodidad de los medios de transport desde los
centros mineros a los de comercio.
Los distritos mineros mis importantes de esta provincia,
son: Payogasta, Molinos, San Carlos, Cachi, Iruya, Orin, Me-
tin, Anta, Rivadavia y las Salinas de Salta; pero se encuen-
tran tambi6n diversas minas en otros puntos, y tanto en 6s-
tos como en aquillos, se halla en abundanci el oro native,
la plata native, el cobre nativo, rojo, gris, pirita de cobre,
malaquita, sal comiin, yeso, boratos, kaolin (del que hay con-
siderables dep6sitos), carb6n de piedra, asfaltos, petr61leos y
pizarras bituminosas.
En el nevado de Acay, a 4.900 metros de altura, exis-
ten minas que ya fueron explotadas por los espafioles y de
las que se han recogido ejemplares que han dado al anli-
sis los resultados siguientes, bastante halagfiefios por cierto:
Cobre...................... de 20 50o %
Plata......................... 180 200 onzas por tonelada
Oro........................... 0,7 0,9 ,

Este mineral es el que se explota en las minas Mila-
gros, Mercedes y Rosario, las mas importantes del distrito
de Acay.
La region minera de mis consideraci6n en la provincia,
es la de San Antonio de los Cobres, en la que hay en ac-
tiva explotaci6n numerosas minas que dan excelentes rendi-
mientos, algunas de las cuales como las de Concordia, Li-
bertad y Progreso, son propiedad de sociedades y compa-
fiias. Para explotar las tres mencionadas, se constituy6 la
Compafifa Minera Argentina, que suspendi6 algfin tiempo des-
puds los trabajos, y en i899 se form la Concordia Consoli-
dated Company Limited, con un capital de 150.000 .
La mina Constancia, de pirita de hierro mezclada con
cobre y plata, la Santa Fe, de galena con antimonio y *ar-
senico; la Alicia, de antimonio, de la que facilmente se ob-
tiene hasta 40 % de este metal, las de Pomena, Franciscana,
San Nicolas, Teresa y Guttemberg, de galena argentifera que
deja 105 onzas de plata por tonelada, son las principles de
este distrito.










16 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES,

Debo hacer constar una vez mAs que en honor a la bre-
vedad y en atenci6n a la indole de este trabajo, solamente
hago menci6n de las minas que son objeto de laboreo ac-
tivo, haciendo caso omiso de las que s61lo peri6dicamente se
benefician.
En esta misma provincia se encuentran tambi6n impor-
tantes dep6sitos de borato de cal, y en el departamento Po-
mAn y en el de Rosario de Lerma, se trabajan algunos de
ellos, con excelente resultado.
El analisis de este mineral, practicado en el laboratorio
del Departamento Nacional de Minas y Geodesia, ha dado la
composici6n siguiente:

Agua.............................. 33.79 por ioo
Arena............................... 5.05 v D
Oxido de hierro................ 0,39
C al............................... 12.81 ,
Magnesia......................... 0.32
Carb6n............................ 7.38 ,
Acido carb6nico................ 0.02
sulffirico................ 0.28
clorhidrico.............. 0.46
b6rico.................... 39,53

Podria cerrar lo concerniente A esta provincia con una
breve resefia acerca de los dep6sitos carboniferos descubier-
tos en ella; pero como son muchos los yacimientos en toda
la Repfiblica, reserve para el final presentar un cuadro con
las cifras que han arrojado los andlisis de los carbones reco-
gidos en distintos puntos, para que 61 ayude a conocer la
importancia de esta riqueza mineral, llamada en un future
no lejano, a ser fuente de grandes recursos para el pais.
La provincia de Jujuy, de igual estructura geol6gica que
la de Salta, es tambi6n muy rica en material metalirgica, y
se podria decir, sin pecar de exageraci6n, que sus 49.162 kil6-
metros de extension, representan la porci6n mis rica de la
Repuiblica, en este punto. A mayor abundamiento, ni el agua
ni el combustible faltan ain en las mis elevadas altiplanicies,
y por consiguiente la industrial minera cuenta con esta double
ventaja para su desarrollo. Abunda en la provincia el oro,
que constitute objeto de explotaci6n de los indios, quienes
lo benefician por los m6todos primitivos, especialmente en los
departamentos de Rinconada, Santa Catalina, Cochinoca, y Yavi.
Igualmente abunda la plata y el cobre, pero hasta hoy nin-
guno de esos metales es base de explotaci6n regular y cons-
tante, ni se han formado centros mineros con buenas miqui-
nas y personal competent.









INFORMED


La sal comdn es objeto de un comercio mis sostenido;
sal extraida en cantidades enormes, de las lagunas de Casa-
bindo, situadas en la meseta de la Puna y que se export A
Bolivia y Chile.
Hay tambien abundancia de asfalto y de petr6leo en el
departamento de San Pedro; el petr61leo surge de las rocas y
se propaga sobre una laguna de varias leguas de superficie,
en cuyas mirgenes se endurece y forma un asfalto excelen-
te, muy apto para la pavimentaci6n.
Rica en cantidad y calidad de minerales es la Provin-
cia de Mendoza, en cuyo distrito minero formado por seis
departamentos, se encuentran:

i En la Cortaderita, minas de oro y plata.
2 En Uspallata de plata.
3 En la Pintada de oro.
4 En el Norte de oro.
5 En el Sur de oro.
6 En las Choicas de cobre, oro y plata.

La Negrita, una de las minas mis importantes de este
distrito, obtiene de su explotaci6n los beneficios siguientes, por
tonelada de mineral tratado:

Plata.............................. 11,650 kilogs.
O ro .................... ............. 0,148 )
Cobre....................... ........ 52,

En la mina Esperanza, la mis rica de todas, se ha llega-
do A alcanzar un rendimiento general de 20 kilos de plata por
tonelada; pero tiene parajes en los que el beneficio es afin
much mayor, habiendo alcanzado a 32 kilos de plata por
tonelada de mineral.
En el departamento de Paramillo existen minas de ga-
lena argentifera, para la explotaci6n de las cuales se forma-
ron diversas compafifas que fracasaron por haber abandona-
do momentAneamente los trabajos.
La inmediata provincia de San Juan es no menos rica
que la de Mendoza. En sus 105 distritos mineros, distribui-
dos en tres departamentos, hay nada menos que I 141 minas,
distribuidas en la siguiente forma:

D e oro.... ..................................... 150
De oro y plata............................. 71
De oro, plata y cobre..................... 7
De cobre y plata.......................... 26









I8 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

De cobre..................................... 23
De azufre..................................... 2
De carb6n................................... 22
De tierra romana............................ i
De alumbre.......... .........................
D e plata....................... .......... ..... 838

Recientemente se ha empezado A trabajar, y con 6xito
en la explotaci6n de los yacimientos miciceos del distrito
de los Chaves habiendose constituido al efecto una importan-
te sociedad industrial, titulada Mica-Chile-Argentina. Esta
sociedad compuesta en su mayor parte de capitalistas chile-
nos, ha llevado A cabo, despues de concienzudos studios, la
constituci6n de la empresa, habi6ndose cubierto el capital
varias veces, por el pedido de accionistas.
Los Chaves es un distrito del departamento de Valle F&r-
til, situado A unas cuarenta leguas al S. E. de la ciudad de
San Juan. Los yacimientos se encuentran en una altiplani-
cie formada y bordeada por lomajes y cerros mAs 6 menos
bajos, y a una altura aproximada de i.100 metros sobre el
nivel del mar. Mineros y peones se encuentran con facilidad
en esa region y hay ademas numerosos medios de transport.
Actualmente se encuentra en construcci6n una nueva linea
f6rrea que unira la ciudad de San Juan con el ferrocarril de
C6rdoba a la Rioja, linea que viene A quedar A 22 leguas de
distancia del paraje minero. La salida natural del mineral
para los mercados del consume, es el puerto fluvial de Ro-
sario y la Ensenada.
Las riquezas minerales de la provincia de San Luis, son
tambi6n muchas, pero hasta ahora estAn poco explotadas.
Hace algunos meses que el ingeniero y ge6logo frances Mr.
Eugenio Callems efectu6 algunas exploraciones en este Esta-
do Federal, con buenos resultados, segdn informes. En San
Antonio, en Vallecito y en otros puntos de la provincia, hizo
cateos y obtuvo ejemplares de cuarzo aurifero, de cobre, de
plata y de otros, cuyos rendimientos serian copiosos si se
explotasen debidamente.
Una de las riquezas minerales de la provincia de San
Luis, tal vez la tinica que es en la actualidad objeto de ex-
plotaci6n, es el mArmol, del que hay una gran variedad de
classes, pero todas tan bellas, tan finas, tan delicadas, de ma-
tices tan puros, que compiten con los mas famosos de Eu-
ropa. He aqui porqu6, apenas remitidas las primeras mues-
tras A Buenos Aires, llamaron tan poderosamente la aten-
ci6n de los inteligentes, que no tardaron en abrirse vasto
mercado, y al present casi todo el marmol que en la ciu-









INFORMED


dad se emplea en construcciones 6 en obras de arte y or-
nato, es procedente de las canteras de San Luis.
Otra provincia realmente rica, casi pudiera decir que
privilegiada, del punto de vista de la metalurgia, es la de
C6rdoba, cuya misma situaci6n geogrifica y relative proxi-
midad i la Capital Federal y al Rosario, es decir, i las dos
plazas comerciales y i los dos puertos de mayor importan-
cia de la Repdblica, favorece el desarrollo de la industrial
metaldrgica al asegurar ficil salida y d poco cost a los pro-
ductos.
Las cadenas de montafias de esta provincia son relativa-
mente de poca elevaci6n y como sus ramificaciones se ex-
tienden en todo sentido, le dan una infinita variedad topo-
grifica.
La galena argentifera es el mineral que mas abunda y
su riqueza en plata es tal, que sobrepuja a la galena de mu-
chos paises europeos conceptuados a just titulo como im-
portantes comarcas productoras de ese mineral. Asi tenemos
que, segdn el cuadro siguiente tornado de las dltimas esta-
disticas, se calcula en:

Onzas de plata por tonelada:

Francia.. ........................ ...... ................ 48.1888
A lem ania.................................... ................. 49.7888
B61gica ........................................................ 59.4000
Suiza......................................................... 15.6ioo
Italia.......................................................... 5.6420
Cerdefia.................................. ................... 10.6560
Espafla..... ........................................... 59.4000
Lo cual da un promedio de:............................ 33.9533


En cambio el c6mputo hecho con el mineral extraido
de las minas de C6rdoba, da un promedio de 104 onzas de
plata por tonelada de mineral, es decir, 44.60 mas que la
galena espafiola, conceptuada como la mis rica. Pero esta
comparaci6n no establece en toda su pureza el valor real de
la galena argentifera cordobesa, del cual se puedejuzgarcon
m;s exactitud por el adjunto cuadro de las cifras obtenidas
en los andlises practicados con diferentes muestras 'de mine-
ral, en el labaratorio del Departamento Nacional de Minas
y Geodesia.










20 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES


Plata por o100 Onzas por tonelada Plomo por 100



o,81 290,30 71,30
0,51 182,78 42,50
0,48 172,03 61,oo
0o,59 211,46 45,00
0,73 261,63 54,50
0,27 226,79 48,50
0,43 96,77 10,50
0,20 154,11 44,00
0,25 71,08 36,24
0,44 89,60 75,90
0,29 457,86 71,oo
0,48 103,94 64,00
o,61 218,62 65,50
o,21 75,26 12,88
Total.... 6,93 2484,96 753,82

Promedio. 0,546 165,66 50,25

Como el hacer una cr6nica, siquiera fuera suscinta, de
las diferentes minas en explotaci6n actualmente en la pro-
vincia, alargaria mis de lo necesario este trabajo, me limita-
r6 A mencionar las principles, por la riqueza del mineral
extraido, segfin los analisis practicados por el quimico de la
Casa de Moneda de Buenos Aires, Dr. J. J. J. Kyle.


Nombre de las minas Onzas de plata Porcentaje de
Por tonelada Plomo



Nifios de Dios ........... 306-oo 71-30
Jos6 Maria ................ 144-90 42-50
San Antonio ............. 179-40 45-oo
Veta Jer6nimo ........... 170-40 54-00
Veta Gobierno Nuevo... 170-00 51-oo
San Agustin ................ 174-00 34-32
Eufemia ................... 113-00 71-00
Vibora...................... 132-80
Overo Muerto .............. 104-40 68-oo
Dos Amigos .............. 174-00
San Miguel .............. 165-oo
Mercedes.................. 93-00
Mina Nueva................ 144-00

La abundancia de calcareos en la sierra de C6rdoba y a
corta distancia de la Capital, ha dado nacimiento A otra ex-
plotaci6n industrial que alcanza ya notable desarrollo: la dela cal.









INFORMED


Esta industrial, trabajada en muy pequefia escala y bas-
tante defectuosamente antes de 1874, fu6 racionalmente im-
plantada en dicho afio por el Sr. Cerrano, quien levant6 el
primer horno de fuego continue, con el que consigui6 ilegar
i producer hasta 25 toneladas diarias. La industrial calera no
tard6 entonces en desarrollarse y tom6 incremento.
En 1879, cinco afios despues de instalado el primer horno,
construy6 otro de mayores dimensions, capaz de producer
50 toneladas de cal cada 24 horas. En 1883, se edificaron
dos hornos mis de sistemas perfeccionados, much mayores,
elevandose al mismo tiempo el ndmero de fabricas producto-
ras de cal A tres: una en C6rdoba, otra en La Plata y otra
en el Azul. En 1886 se inaugur6 otra en el Parana. Actual-
mente el gran establecimiento calero tiene funcionando en
C6rdoba dos hornos que produce cien toneladas diarias de
cal, y otras cuatro mas en Olavarria, de sistema antiguo que
funcionan continuamente.
Para former una idea aproximada de la cantidad de cal
que las caleras de C6rdoba produce, bastard decir que men-
sualmente las companias de ferrocarriles reciben por fletes de
una sola empresa, la suma de 25.000 A 30.000 pesos.
Y como una consecuencia natural de esta industrial, ha
nacido otra, importantisima: la del carburo de calcio para la
obtenci6n del gas acetileno, cuya aplicaci6n va siempre en
aumento, especialmente en los centros alejados de las capi-
tales 6 poblaciones importantes donde no es possible obtener
las grandes instalaciones de gas 6 eldctricas, y en los distin-
tos aparatos de locomoci6n, reemplazando en la iluminaci6n
de ellos al aceite, al petrdleo y a las velas.
Hoy se han invertido en la explotaci6n de este agent
grandes capitals dirigidos por compafifas an6nimas, cuyo
asiento esti en la Capital de la Repdblica.
Los mirmoles son tambien objeto de active explotaci6n,
siendo notable la variedad y riqueza de los que en C6rdoba
existen. Los hay blancos, azules, verdes, amarrillentos y tras-
Idcidos, y tanto en Buenos Aires como en el Rosario, La
Plata y Santa Fe, tienen abierto un buen mercado.
Terminar6 esta resefia sobre las riquezas minerales de
C6rdoba, manifestando que existen tambien en esta provincia
importantes minas de Wolfrdn y de mica, cuya explotaci6i
es todavia irregular porque no se han aplicado A ella los
capitals necesarios.
Despues de lo expuesto parece que no hubiera ya nada
que agregar a la industrial minera. Sin embargo, algo y muy
important nos queda que mencionar sobre un product que









22 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

es el alma del progress universal y el factor esencial de la
industrial en todas sus manifestaciones y sin el cual ge hace
impossible la actividad fabril, commercial y cientifica, y se hun-
den las bases en que reposan la casi totalidad de los adelantos
modernos. Me refiero al carbon de piedra, del cual hay no-
table abundancia en toda la vasta extension de la Repdblica
y grandes y muy ricos yacimientos especialmente en Men-
doza y en el territorio del Neuquen, para la explotaci6n de
los cuales se acaban de constituir compafifas an6nimas.
Los antecedentes que existen sobre este mineral que
no ha de tardar en ser segura fuente de riqueza para el
pais, son muy halagilefios. El doctor Hoskold, director de
la Division de Minas del Ministerio de Agricultura, hace
afios decia en un informed elevado A la superioridad, que el
carbon existe en la region del Neuquen en una extension
de cincuenta leguas y que, si las exploraciones que se hi-
cieran probasen que el carb6n es de buena calidad, el des-
arrollo de esta industrial constituiria una fuente de grandes
riquezas y el Neuquen seria uno de los territories mAs va-
liosos de la Naci6n.
En 1902 se public en los Anales del Ministerio de
Agriculture, un informed del ingeniero D. Enrique Alchurch,
quien visit y estudi6 esa region, y en el cual, refiriendose
al mineral del distrito de Curileuvil, decia: derrumbe de la barranca del rio, queda manifiesto un manto
de carb6n f6sil, de dos metros de espesor, lo que manifies-
ta la importancia del mineral>..
En 1889, el quimico frances Mr. Le6n Rioult decia en
otro informed sobre una muestra de carbon del Neuquen:
< grasa, de corta llama 6 hulla de coke; la ddbil cantidad' de
azufre que encierra, la hace apta para ser empleada en la
metalurgia. Se adapta completamente A la calefacci6n do-
mistica y puede utilizarse tambien en todos los empleos in-
dustriales>>.
El ingeniero D. Justino C. Thierry, enviado por la em-
presa formada confirm y amplia estas opinions en su in-
forme, diciendo que en las regions pr6ximas A los yacimien-
tos carboniferos, se encuentran riquezas enormes de minera-
les valiosos y una de las aplicaciones mas importantes del
carb6n, seri la explotaci6n de los minerales de hierro, cobre
y galena que abundan en el Cerro Neval, en Curac6 y en
Sierra BayA.
Con este combustible al alcance de la mano, Chos Ma-
lal se convertirA en breve en un valioso emporio minero.











INFORMED


El porvenir de esta explotaci6n esta trazado en pocas
palabras. La Argentina consume 1.500.000 toneladas anua-
les de carb6n: Chile consume 700.000 toneladas y la Repfi-
blica Oriental del Uruguay unas 150.ooo. Todo este carb6n
es extranjero y ficilmente podra ser substituido en su mayor
parte por el argentino, en condiciones much mis econ6micas.
Para terminar dare un cuadro con las cifras que han
arrojado los anAlisis practicados en la casa de la Moneda y
por el que tiene el honor de dirigiros la palabra, con mues-
tras de carb6n de distintos puntos de la Repdblica y por el
cual se podri deducir la riqueza de los mismos.


PROVINCIA I
6 CLASI- Poder Densi-
6 FICACI6N calorff. dad
TERRITORIO


Rioja (Paganz6).
S ..
>> ..
Mendoza..........






Uspallata.........
> .........



D ......... .
Higueras........


..........
Neuquen..........


San Juan.........
Himanas.........
Z .........
Colorado.........
Tierra del Fuegc

Chubut...........
Salta..............
.............
Jujuy...........
Catamarca........


Bituminosa 3572
Lignita 6054
6274
Lignita 3043
3356
3958
S 4402
4997
4558
46oo00
4102
5011
? 5364
Coke 4081
Vanadifero 5167
Lignita 3936
Dry Coal 4571
? 4636
v 5420
VanAdico 4652
5088
?
5090
5174
3854
Lignita 3767
Z 4219
S 3703
? 3351
Lignita 3065
5993


I 582
1-313



1.430














1.550
? ?



>>


9
















Agua Mats. Carb6n Cenizas
hgrom. volats. fijo Cenizas



2.00 30.o10 30.90 37.00
8.55 24.45 65.30 1.70
0.90 21.16 72.44 5-50
10.50 20.65 34.38 35.82
14.05 21.55 41.20 20.20
12.90 20.06 37.09 29.36
1.50 27.60 40.95 29.85
1.60 28.85 41.03 28.52
2.05 31-33 43.95 22.67
2.65 25.97 38.68 32.70
i.60 24.72 41.93 31-75
0.60 1.25 58.75 39-40
0.55 46.10 50.30 3.00
10,65 27.41 42.64 19-50
8.40 32.80 52.95 5.85
5 65 25.75 38.20 30.40
9.05 33.50 53.90 3-55
3.75 35.12 50.48 10.65
0.50 30.40 67.40 1.70
2.50 38.20 52.45 6.85
1.50 30.80 43 15 21.55
1.46 25.02 63.52 10.00
1.30 35.07 47.17 16.46
3.15 22.15 49-97 24.73
16.52 32 10o 31.-74 16.66
23.40 36.20 28.74 11.64
10.90 39.00 41.o0 9.1o
16.50 40o.75 37.68 5.1o
21.75 37.26 53.37 7.62
21.25 29.05 32.72 18.68
1.55 1.55 33.05 2.52


FRANCISCO P. LAVALIE.
Profesor de Qufinica analftica en la Facultad de Ciencias Medicas
y de Complementos de qufmica en la de Ciencias
Exactas, Fisicas y naturales.
(Continuard)










LA ENSENANZA DE LA ZOOLOGIA
EN LA

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES


LTa obra de la Universidad de Buenos Aires ha sido dis-
cutida durante los dltimos afios en todos los tonos, predomi-
nando la nota violent de una agria recriminaci6n.
Hasta en obras oficiales, emanadas de las mas altas auto-
ridades administrativas en material de instrucci6n ptiblica, se
ha pintado A la Universidad con los mas negros colors, co-
mo si estuviese inspirada en un espiritu retr6grado 6 entre-
gada por lo menos al estancamiento y a la inacci6n.
Se ha criticado acerbamente todo, su organizaci6n, su
personal docente, sus m6todos de ensefianza, su discipline,
la direcci6n que imprime a la juventud que concurre A sus
aulas.
Nuestra Universidad estA lejos sin duda de la perfecci6n,
siquiera relative ya que la absolute no es humana, pero creo
con todo que muchas de las diatribas que se le han prodi-
gado pecan de evidence injusticia pues no se han tenido en
cuenta, al formularlas, las condiciones en que la instituci6n
actda y las grandes dificultades con que debe luchar para la
realizaci6n de sus fines. La falta de recursos pecuniarios
debe mencionarse en primera linea, incluyendo en este ingra-
to capitulo la escasa remuneraci6n del personal docente. Mien-
tras el professor est6 obligado para subvenir A sus necesida-
des A buscarse la vida en otro g6nero de ocupaciones, es im-
posible exigir de 61 la complete dedicaci6n a la citedra. que
se pretend y que se require para una ensefianza realmente
superior.
<, como ha dicho el Dr. Quesada en su magis-
tral discurso de colaci6n de grades (1),
(') Discurso del Acad6mico doctor Ernesto Quesada en la Colaci6n de grados
en la Pacultad de Derecho y Ciencias Sociales (12 de Agosto de 1906); REVISTA DR
IA UNIVERSIDAD DB BUENOS AIRES t. VI, p. 105-118.









LA ENSEHANZA DE LA ZOOLOGIA


nuestra ensefianza universitaria: el profesorado de aficionados
en lugar del de profesioiales>.
Teniendo en cuenta estas circunstancias, habria mis bien
motivo de halagilefia sorpresa al comprobar los progress que
ha realizado nuestra Universidad con los exiguos recursos
que se le asignan .en un medio ambiente poco favorable para
la investigaci6n desinteresada y de largo aliento. Compren-
do, que los paises donde se invierten enormes sumas en la
instrucci6n superior y en el desarrollo de la labor cientifica
tengan derecho de aspirar a la obtenci6n de resultados pro-
porcionales A los caudales que destinan al noble prop6sito de
fomentar en todas sus formas el desenvolvimiento intellectual.
Pero debemos reconocer que resultan disonantes los aspavien-
tos de indignaci6n con que se exige entire nosotros una en-
sefianza universitaria igual 6 superior a las mejores del mun-
do, sin pensar ni por un instant que tales resultados no se
alcalzan gratis ni de la noche a la mafiana.
En medio del discordante coro de vituperios con que
hemos sido obsequiados por los que pretendian hacer un
objeto de ludibrio del titulo de professor bonaerense, comen-
c6 a reunir algunos antecedentes argentinos sobre la ensefian-
za que me ha sido confiada, en la esperanza de que pudieran
servir de elements de juicio en la soluci6n de las cuestio-
nes planteadas pero no resueltas por la violent discusi6n A
que he aludido.
Era un deber de justicia y de gratitud hacia los que nos
han precedido en la citedra, al mismo tiempo que mi espiri-
tu se reconfortaba al comprobar que ya comenzamos a tener
una tradici6n propia, aun en materials tan descuidadas por
nuestras autoridades y por el pfiblico, como son las ciencias
naturales. Las deficiencies y defects de que adolece esta
ensefianza, casi rudimentaria todavia, estAn sin duda bien de
manifiesto, pero se los afronta con mayor decision y con-
fianza al compararlas con las dificultades vencidas en 6pocas
anteriores.
Este es el origen de los presents apuntes que podrian
servir, tal vez, en parte, a algtin estudioso para escribir en
lo future un capitulo de nuestra evoluci6n intellectual, en lo
que A las ciencias naturales se refiere, el dia que los studios
biol6gicos hayan alcanzado entire nosotros la importancia que
merecen.
Parece, en efecto, que lajuventud no mira ya con la mis-
ma indiferencia y desgano que antes, esta forma de activi-
dad intellectual que, ademas de procurar A quien la culti-
va puras 6 intensas satisfacciones, es susceptible de fecunda










26 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

aplicaci6n i problems prActicos, relacionados especialmente
con nuestras mis importantes fuentes de riqueza. Algfin dia
se conseguirA, es de esperarse, que exista en el pais suficien-
te nimero de hombres con la preparaci6n necesaria para
afrontar la soluci6n de las multiples cuestiones de carActer
biol6gico que suscitan nuestra ganaderia y nuestra agricul-
tura y que no sea indispensable contratar un especialista
extranjero cada vez que se plantea uno de estos problems
6 aun para el desempefio corriente de cualquier puesto tic-
nico que require estos conocimientos de ciencias naturales.
Las producciones naturales del pais deben ser tambien
estudiadas, catalogadas y publicadas en la Repdblica, mien-
tras que hoy dia van en gran parte A instituciones extran-
jeras que organizan expediciones para recoger ese rico mate-
rial que no sabemos aprovechar, y publicar luego los resul-
tados en lenguas de dificil consult como lo demuestra la
bibliografia poliglota referente A la naturaleza argentina.
A fin de que cese este estado de cosas, deprimente para
nuestro amor propio national, s6lo se require que se dedi-
quen con empefio A estas ciencias unos cuantos j6venes de
buena voluntad, que se repartan la tarea y puedan especia-
lizarse en los diferentes grupos y secciones que abarcan estas
vastas materials, hasta constituir un organismo cientifico bien
diferenciado, de acuerdo con la ley de division del trabajo,
y apto para todo genero da investigaciones, como sucede en
los pauses que nos sirven de modelo.
Mientras estemos obligados A trabajar en la forma enci-
clopedica impuesta por las actuales circunstancias, no se
podra alcanzar una producci6n cientifica original satisfactoria.
El tiempo y el esfuerzo se dispersan en superficie sin
llegar A la profundidad necesaria para que surja la verdad,
como el agua en el fondo de un pozo.
S61o algunos sabios eminentes han conseguido entire nos-
otros, con gran fuerza de voluntad, independizarse de estas
condiciones desfavorables y realizar con escasa colaboraci6n
obras importantes en medio de la indiferencia puiblica.
No existe, en efecto, un ambiente alentador para estos
studios. Puede verse en estos apuntes el poco interns que la
misma juventud estudiosa ha demostrado por la zoologia, y
andloga cosa podria decirse de las demAs ciencias naturales.
No s6 si me ilusiono al career que este desinteres dis-
minuye y que no estA lejano el dia en que la Repuiblica Ar-
gentina posea un niicleo de trabajadores proporcionado al
progress del pais en otro genero de actividades.
Por mi parte no he de ahorrar esfuerzos para facilitar,










LA ENSEIANZA DE LA ZOOLOGIA


en lo que me sea possible, la formaci6n de esa falanje labo-
riosa, cuyo advenimiento ansio para bien de la ciencia y del
pals.
No podrd transmitirles vastos conocimientos pero no les
ha de faltar a mis actuales y futures discipulos toda mi bue-
na voluntad, la mayor dedicaci6n de que sea capaz y sobre
todo la sinceridad y buena fe mas absolutas para indicarles
el camino que consider mis convenient en cada caso para
llegar a la investigaci6n propia y original, y para que pue-
dan asi ilustrarnos A todos con los resultados de sus studios.
Este es el prop6sito que me guia y me ha guiado siem-
pre en la cAtedra, aun cuando deficiencies personales y en
segunda linea la falta de algunos elements materials, no
me permitan realizarlo sino de una manera harto imperfecta

I

El Profesor Strobel; su contrato-Lecci6n inaugural-
Su ensefianza-Fundaci6n del premio Strobel-Ex-
cursi6n y trabajos cientificos-Regreso A Europa-
Recuerdo que conservaba del pais poco antes de
su muerte.

El Departamento de Ciencias Exactas en la Universi-
dad de Buenos Aires fu6 organizado por decreto del 16 de
junio de 1865, nombrindose professor de MatemAticas puras
al Dr. Bernardino Speluzzi, de Matematicas aplicadas al In-
geniero Emilio Rosetti y de Historia Natural al Profesor
Pellegrino Strobel, quienes habian sido contratados con este
objeto en Italia por el conocido Profesor de la Universidad
de Pavia Pablo Mantegazza.
El primer professor de Historia Natural en nuestra Uni-
versidad fue, pues, Pellegrino Strobel, nacido" en Milan en el
aiio 1821, de clara inteligencia y hombre de extensos cono-
cimientos adquiridos a pesar de su salud delicada.
Se habia graduado de Doctor en Derecho en 1844, pe-
ro luego prefiri6 dedicarse al studio de la naturaleza, ocu-
pando la catedra de Historia Natural en Piacenza.
En el afio 1859 fue nombrado professor de Zoologia,
Geologia y Mineralogia en la Universidad de Parma, cargo
que desempefiaba cuando fue contratado por Mantegazza pa-
ra venir i Buenos Aires i iniciar la ensefianza universitaria
de las ciencias naturales. Sus trabajos anteriores le habian
dado ya notoriedad validndole entire otras distinciones el ti-
tulo de caballero de la orden de San Mauricio y San LAzaro.
Por los t&rminos de su contrato debia dictar un curso










28 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS A IRES

de Historia Natural General, obligatorio para los alumnos
de preparatorios, y ademis, cursos especiales para los aspi-
rantes al diploma de ingeniero, los que versarian particular-
mente sobre mineralogia y geologia. Estaba tambien obliga-
do a dirigir la formaci6n de un Jardin Botinico, cuando el
Gobierno decidiera fundarlo y a realizar excursions cienti-
ficas durante las vacaciones para el reconocimiento paulati-
no de los products naturales del pais.
Los cursos regulars debian inaugurarse en marzo de
1866 pero los profesores contrarian la obligaci6n de dictar
desde su llegada a Buenos Aires cursos preparatorios a fin
de facilitar el ingreso de los alumnos del siguiente afio (i).
Strobel inaugur6 sus classes preparatorias de Historia
Natural General el 7 de julio de 1865, pronunciando en esa
ocasi6n un discurso en el que trataba de la utilidad de las
ciencias naturales, de las bellezas de la naturaleza y de las
satisfacciones que su studio produce (2).
Aun cuando Strobel tenia que luchar con las dificulta-
des de un idioma que le era, hasta poco antes, desconocido,
su conferencia inaugural produjo buen efecto y se compro-
b6 que la Universidad habia hecho una buena adquisici6n,
pues Strobel tenia las condiciones de un professor experi-
mentado, ademis de los conocimientos y aptitudes cientifi-
cas de que habia dado prueba en sus producciones originales.
La Revista Midico Quir.rgica public algunos pirrafos de
la conferencia inaugural de Strobel, relacionados con la me-
dicina, que transcribimos en vista de su interns hist6rico, co-
mo parte de la primera lecci6n de zoologia dictada en nues-
tra Universidad, y porque dan idea del m6todo de exposici6n
del distinguido professor italiano.
nomista tenga algunas nociones de zoologia, y si tambien es
necesario que el agricultor sea instruido acerca de los ani-
males, de sus dotes y costumbres, no es menos necesario
que el midico conozca la estructura de ellos.. En los ani-
males hallari las comparaciones de las propias formas, de
los propios 6rganos; observara las graduales modificacio-
nes de ellos, de las propias sensaciones, movimientos y
actos. Todo lo que se encuentra reunido en el hombre
en un todo conjunto, se halla aislado, esparcido en las
varias species de animals, y sobre estas podemos es-
tudiar cada parte del hombre sin complicaciones y vi-

(r) NORBERTO PIRERO V EDUARDO I,. BIDAU-Historia de la Universidad de
Buenos Aires. Anales de la Universidad de Buenos Aires t. III, p. 150-151, rM88.
(2) Revtista Mfdico Quira;rg-ia, t. II, p. 119-121, Buenos Aires, I865.











LA ENSEEANZA DE LA ZOOLOGiA


viente; podemos seguir en la escala zool6gica el desarro-
11o del mismo 6rgano hasta el mas complicado, inda-
gar su construcci6n, distinguir las parties principles de las
accesorias, de puro perfeccionamiento, y casi diria de lujo
de la naturaleza; y podremos comprender la esencia y valor
de los 6rganos, y explicar sus funciones, sin lo cual el md-
dico dificilmente saldri del mezquino empirismo y s6lo con
much trabajo podra adelantar de un paso su ciencia. Ad-
vidrtase ademAs que muchos medicamentos son proveidos
por el reino animal, y es menester que el mddico conoz-
ca el product de estas substancias, para saber apreciar la
fuerza y el valor de ellas, poder descubrir las falsificaciones,
y por inducci6n saber hallar, si ocurre, substancias andlogas
6 subrogadas en los animals de estructura tambidn analoga,
6 bien pertenecientes a la misma familiar, al mismo gdnero.
Y esto aprenderi por el studio de la zoologia, como tam-
bi6n por dste vendrd A conocer los animals venenosos, la in-
dole y la acci6n de sus venenos, pudiendo asi, fundado en
estos conocimientos, prevenir en lo possible los efectos fatales
de sus envenenamientos.
>>La paleontologia, es decir, el studio que tiene por
objeto el conocimiento de los f6siles, 6 sea cuerpos orgAni-
cos sepultados en el seno de la tierra, no es para algunos
sino una parte important de la geologia, desde que sirve
al ge61logo para determinar la edad relative de los terrenos;
otros la consideran, por el contrario, como un ramo aparte
de la historic natural, por lo vasto 6 interesante de su esfera.
En, efecto, sirve tambidn para mejor inteligencia y comple-
mento de la anatomia y fisiologia comparadas de las plants
y de los animals, con especialidad de la osteologia; y res-
pecto A 6sta la paleontologia puede ser Wtil al medico>>.
Para ilustrar su curso de Historia Natural y perfeccio-
nar la ensefianza, dAndole un caracter concrete y demostrati-
vo, Strobel encarg6 a Paris, por intermedio de De Mortillet,
la compra de instruments, models y ejemplares naturales
preparados, que llegaron A Buenos Aires en 1866.
Del arribo de estos objetos y de su estado nos instruye
el siguiente parrafo de una carta particular de Strobel (i).

(i) Carta fechada en Buenos Aires el 12 de Junio de 1866 dirigida al doctor
Angel Gallardo y Esnaola, A la saz6n en Paris.
Angel Gallardo y Esnaola naci6 en Buenos Aires el 21 de Marzo de 1839 y se
recibi6 de doctor en Medicina el io de Abril de 1862. En 1864 fund y dirigi6 el
primer peri6dico de medicine del pals, La Revista M6dico-Quirfrgica- y con moti-
vo de la publicaci6n en sus paginas de la conferencia inaugural de Strobel, entabla-
ron una cordial relaci6n seg-in result de las amistosas cartas que conserve en mi
poder. El doctor Gallardo falleci6 en Paris A los 28 afos de edad, el 18 de marzo
de 1867,










30 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

cChe finora non ho potuto aprire che 4 delle 5 casse;
che 5 scheletri giunsero in cattivo stato; i mineral, i fossili,
il microscopic, i modelli di cristalli, gli istrumenti per gli
assaggi, le scatole per gli insetti e gli aghi relative, arrivarono
invece in ottimo stato>.
Pero Strobel no habia de proseguir largo tiempo la en-
sefianza que habia comenzado con tanto entusiasmo y decision.
En abril de 1866 renunci6 el cargo de professor A causa
de ciertas desgracias de familiar que lo obligaban a regresar a
Europa. Su salud habia empeorado, por otra parte durante
su breve estadia en la Repdblica Argentina. El Poder Ejecu-
tivo le acept6 la renuncia, previo informed del Rector de la
Universidad, con la condici6n de que permaneceria al frente
de sus catedras hasta que fuese reemplazado. Como retribu-
ci6n extraordinaria al celo, A la competencia y a la buena
conduct que habia demostrado en el desempefio de sut cite-
dra, el Gobierno don6 A Strobel la suma de quinientos pesos
fuertes que le habian sido adelantados para gastos de insta-
laci6n. El professor Strobel destiny de esa suma, cuatrocien-
tos pesos fuertes como capital perpetuo de un premio annual
que deberia discernirse al alumno argentino mAs aventajado
en ciencias naturales. Siempre que el premio no fuera adju-
dicado, los riditos se acumularian al capital (i).
Este es el origen del premio Strobel existente en la ac-
tual Facultad de Ciencias Exactas, Fisicas y Naturales de la
Universidad bonaerense.
Sobre el pensamiento intimo del donante al instituir este
premio nos instruyen los siguientes pasajes de una carta par-
ticular de Strobel (2).
con questo pachetto manda 5000 franchi a Mantegazza, per
inviare qui un altro professor.
,Egli non accett6 la restituzione del donativo fattomi pel
viaggio da Parma a Buenos Aires. Quindi credetti bene di
passare 400 pesos fuerties alla UniversitA per la istituzione di
un premio annual (in libri, istrumenti od oggetti natural) al
miglior scolaro di science natural, h#jo del pais. Mentre il
governor stava deliberando intorno alla mia offerta, gli studen-
ti di filosofia credettero bene di presentargli una istanza per
essere esonerati dalla cattedra in discorso, chiedendo in sua ve-
ce la istituzione di quella di letteratura!!

(1) NORBERTO PIAiRo Y EDUARDO L. BIDAU.-Historia de la Universidad de
Buenos Aires.-Anales de la Universidad de Buenos Aires, t. III, p. 158-159, i888.
(2) 12 de Junio de 1866.












LA ENSEUANZA DE LA ZOOLOGIA


cIn questi giorni si riunirh il consiglio universitario per
deliberare in proposito. Era veramente questo il moment
di presentare la istanza, ora che per 1'arrivo degli oggetti
mentovati, l'insegnamento diventa piu ameno,.
Esta carta nos muestra el d6bil interns que despertaba
entire los j6venes el studio de las ciencias naturales, aun
bajo la direcci6n de un professor como Strobel, desvio que ha
continuado hasta hoy, salvo contadas excepciones.
Las pocas veces que ha sido adjudicado el premio Stro-
bel en los cuarenta afios que lleva de instituido, constituyen
una nueva y elocuente prueba de la escasa afici6n constan-
temente demostrada por la juventud argentina hacia este
g6nero de studios.
Aceptada, como hemos dicho, la donaci6n de Strobel,
el premio vino i ser reglamentado por una ordenanza de la
extinguida Facultad de Ciencias Fisico Matemiticas el 25
de Agosto de 1881.
Algunas de las disposiciones de esta ordenanza eran
de dificil y dudosa aplicaci6n en la actual organizaci6n de
los studios de Ciencias Naturales, en la Facultad de Cien-
cias Exactas, Fisicas y Naturales. En consecuencia la regla-
mentaci6n del premio Strobel ha sido modificada por resolu-
ci6n de fecha 18 de Agosto de 1906, debiendo por ella dis-
cernirse anualmente entire los alumnos que terminen los
cursos del Doctorado en Ciencias Naturales, adjudicindose al
alumno argentino que obtenga el mds alto promedio en todos
sus examenes parciales y primer termino de general, siem-
pre que dicho promedio exceda de 7 puntos (distinguido) (1).
El ejemplo dado por Strobel al vincular generosamente

(i) Ordetantoa sobre el Premio Sfrobel sancionada for la Facilead de Ciencias Exac-
tas, Fisicas y Naturales, el r8 de Agosto de 19o6:
En virtud del articulo 40. de la ordenanza del Consejo Superior Universitario
del 17 de Mayo de 1881 y teniendo present las disposiciones del donate, professor
Pellegrino Strobel, la Facultad de Ciencias Exactas, Ffsicas y Naturales resuelve
modificar en la forma siguiente la reglamentaci6n del Premio Strobel, establecida
por resoluci6n de fecha 25 de Agosto de 1881.
Art. to. El Premio Strobel se discernird anualmente entire los alumnus regula-
res del Doctorado en Ciencias Naturales que terminen sus studios en este afio.
Art. 20. Sera adjudicado por la Facultad en la filtima sesi6n ordinaria del afto
al alumno que haya obtenido el mis alto promedio en las clasificaciones de todos
sus examenes parciales y de primer termino del examen general, siempre que dicho
promedio no sea inferior i 7 puntos (distinguido).
Art. 30. El estudiante deberi ser argentino native, segtin disposici6n expresa
del donante.
Art. 40. El premio consistird en un diploma, y ademas, en libros, instruments
6 colecciones de Historia Natural, a elecci6n del premiado, dentro de la suma que
corresponda A ese afio.
Art. 5o. Para el cumplimiento del articulo anterior el alumno se informard en
Secretarfa de la cantidad de dinero disponible y con arreglo ella indicari por
escrito las obras, instruments 6 colecciones que desee obtener.
Art. 60. En caso de no adjudicarse el premio por no encontrarse ningdn alum-
no en las condiciones de los articulos 20. y 30., la suma correspondiente A ese afio
se acumulari al capital.












32 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

su nombre al pais que lo habia contratado y donde residi6
tan breve tiempo, no ha sido seguido por la mayoria de los
extranjeros contratados con elevados emolumentos, quienes,
salvo honrosa excepci6n, se han preocupado en primera linea
de su mayor provecho pecuniario y luego se han retirado
en la mayor parte de los casos, descontentos y agraviados
con el pais sobre el cual pretenden hacer recaer la responsa-
bilidad de sus fracasos.
El professor Strobel pernaneci6 en la Repuiblica Argen-
tina hasta 1867 aprovechando ese tiempo en realizar una
excursion cientifica al interior del pais, durante la cual reco-
gi6 materials y observaciones que sirvieron de base A pu-
blicaciones cientificas de importancia (i).
Esta excursion cientifica tiene cardcter completamente
universitario pues fu6 propuesta por el Rector de la Univer-
sidad al Gobierno teniendo en vista las grandes ventajas pa-
ra la agriculture y para el progress general del pais que re-
sultarian del studio y reconocimiento del territorio argen-
tino.


Art. 70. La Facultad elevard el capital originario A la cantidad de 2000 pesos
en fondos pdblicos nacionales con cuyos intereses se hara el servicio del premio.
Art. 80. El premio correspondiente A cada afio sera entregado por la Facultad
en sesi6n pdblica durante el mes de Mayo del afio subsiguiente.
Art. 90o. Estas disposiciones comenzaran A aplicarse para los alumnos que hayan
rendido el primer tdrmino de examen general desde la dltima adjudicaci6n hasta el
fin del corriente afio.
EDUARDO AGUIRRE,
Decano.
Pedro J. Coni,
Secretario.
(i) He aqul una n6mina de los trabajos cientificos referentes A la Repuiblica Argen-
tina, publicados por Strobel y por otros sabios que estudiaron las colec-
ciones formadas por 61. Los datos contenidos en esta list los he obtenido en
parte en el Periodico Zooldgico, t. I. p. 303 y 304 C6rdoba, 1874-5.
STROBEL PELLEGRINO-1865-Soliddngulo binugulado Revista Medica Quirirgica,
Buenos Aires, t. II p. 152-155 (El mismo trabajo con una lamina fu6 publica-
do en MilAn Atli della Societd Italiana di Scienze Naturali, t. VIII, p. 517-521
1865-1866).
-1866.-Excursi6n desde el Planch6n hasta San Rafael-Buenos Aires.-
-1867.-Gita del Passo del Planchon nella Ande meridionale a San Rafaele, nella
Pampa del sud, eseguita nel Febbrajo 1866. Atti della Societd Italiana di Scien-
ze Natural, t. X, p. 54-84.
-i867.-Paraderos preistorici in Patagonia (con I lamina). Atti della Societl Italiana
di Science Naturali, t. X, p. 167-171.
-1868 Alcune note di Malacolojia argentina. Atti della Sociefl Italiana di Scienze
Natural, t. XI, p. 547-553, que comprende;
-1868.-Un nuovo Mollusco dello Ande Mendozino, Helix Cuyana, Atti della So-
cietd Italiana di Scienze Naitrali, t. XI p. 547-550.
-1868.-Un nuovo Mollusco nudo di Buenos Aires, Vaginulus Bonariensis Atti della
Society Italiana di Scienze Naturali, t. XI, p. 554-553.
-i868.-Materiali di palentologia comparata, raccolti in Sud America, I entrega con
5 laminas. Parma.
-1869.-Viaggi nell' Argentina meridionale Vol. I con 5 laminas y 3 mapas. Par-
ma (Extracto en Petermann's Geografkische Mittheihngen p. 298-301, 1870, bajo
el tftulo Reise von Planchon Paso nach Mendoza).
-187o.-Reitraege zun vergleichande Ethnologia, gesammnulte in Sud America,
Zeilschrift fur Ellnologie.
-1872-ILe valve degli Unio nella Mariere dell' Emilia e nei Paraderos della Pata-
gonia-Archivio Anikrofologico, t. II, p. 233-272.










LA ENSEUANZA DE LA ZOOLOGiA


Estos conocimientos, decia, en una nota el Rector (i),
como otros muchos que s61lo las ciencias aplicadas pueden
proporcionar al trabajo y al capital para un provecho, deben
naturalmente adquirirse y aumentarse poco a poco, en un
largo period de tiempo y bajo un plan progresivo y sin
interrupciones.-Es preciso dar A esta tarea un punto de par-
tida, comenzar alguna vez, sin que nos arredre la falsa ver-
giienza de comenzar por poco y de hacer piblica la debili-
dad de nuestras fuerzas en algunos ramos de nuestra socia-
bilidad, porque esta insuficiencia no es culpa tanto nuestra
cuanto de nuestra raza, de la prolongada situaci6n colonial
de estos pauses y de la educaci6n finicamente escolAstica que
recibieron los hombres benemeritos que iniciaron la revolu-
ci6n, y cuyo influjo sentimos todavia, tanto en lo bueno co-
mo en lo pernicioso.
En consecuencia el professor Strobel realize en el mes
de Febrero de 1867 su excursion de vacaciones, con el fe-
liz resultado que demuestran sus publicaciones, recorriendo
el sud de C6rdoba, San Luis, Mendoza, San Juan y descen-
diendo hasta el Rio Negro.
Mientras tanto ya habia sido contratado en Europa para
reemplazar A Strobel el Dr. Juan Ramorino, quien fu6 nom-
brado professor de Historia Natural el 29 de Diciembre de
1866.
Al regreso de su expedici6n cientifica hizo, pues, Stro-
bel sus preparativos de viaje para ausentarse definitivamente
del pias.
Se embarc6 en el mes Marzo de 1867 en el vapor
<,Humboldt que emple6 45 dias para legar i Lisboa don-
de desembarc6 Strobel.
Auuque el professor Strobel no alcanz6 a permanecer dos
afios en la Repfiblica. Argentina su estadia no fu6 est6ril,

-1874.-Materiali per una Malacostatica di terra e d'acqua dolce dell' Argentina
Meridionale. Parte I, 79 pp. in. 8. Pisa(Forma el volumenIV de la Biblioteca
Malocolojica del Dr. C. Gentiluomo).
-1875.-BeitrAge zur Keuntriss des Gregnostichen Beschaffecheit des Andes von
33o bis 350 sudlicher Breite-Venzums Jalisbuch flr Mineralogie, p. 56-62.
MAYR, G.-i868-Formicidae novae Americanae collectae a Prof. P. Strobel.-Anna-
li della Societl dei Naturalisti in Modena, afio III, p. 161-178.
RONDANI, C.-1868.-Diptera alignos in America Meridionali lecta a Prof. P. Stro-
bel Annali della Societa dei Naturalisti in Modena, afio III p. 24-40, pl. 4.
PUL.S P. CH.-1868.-Quelques insects Hymenopteres recueillis par P. Strobel dans
la R6publique Argentine.-Atti della Societa Italiana di Scienze Naturali, t.
XI, p. 256-259
STEINHCIL, U. ET STROBEL, P.-1869-1873.-Symbolae ad historiam coleopterorum
Argentinia meridionalis.
I.-Centuria-Atti della Societa Italhana di Scienze Naturali, vol. XII. p. 238-260.-
Milan, 1869.
II.-Centuria-loc. cit. vol. XV, p. 554-578-Milan, 187':
(I)-Nota del Rector al Gobierno, de 1o de Enero de 1867, M. S. en el Axchivo
de la Universidad-Anales de la Universidad de Buenos Aires, t. III, p. I6o-r6i.









34 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

como puede verse en las lines precedentes y, en particular,
por la enumeraci6n de sus trabajos referentes a las produc-
ciones naturales del territorio argentino.
Por su parte Strobel conservaba un agradable recuerdo
de los meses pasados en la Argentina. En carta fechada el
27 de Abril de 1895, poco tiempo antes de su muerte me
escribia.
< Mi 6 d'una inmensa soddisfazione ravvivare ricordi in-
dimenticabili, reminiscenze di luoghi incantevoli gli uni, altri
desert ed orridi, la Mesepotamia Argentina, la Pampa, le
Ande; ricordi di fatti che per loro delicatezza e cordialitA
stupefanno, di person che per bontA s'incatenano per sem-
pre. Remiscenze, ricordi che ora mi appaiono rimpianti
sogni, che il mio soggiorno nel bel paese argentino fu trop-
po, troppo breve>>.
A su regreso A Italia volvi6 A ocupar de nuevo su ca-
tedra en la Universidad de Parma que continue desempe-
fiando hasta su muerte. En 1892 se gradu6 de Doctor en
Ciencias Naturales en la misma Universidad. Mas tarde fu6
nombrado Director del Museo de Historia Natural de Par-
ma donde llev6 a cabo importantes trabajos sistemAticos y
administrativos. Ocup6 tambi6n una banca de diputado en
el Parlamento Italiano.
Por elecci6n de sus colegas desempefi6 durante los afios
1891 y 1892 el Rectorado de la Real Universidad de Parma.
Sus numerosos trabajos cientificos versan principalmente
sobre moluscos terrestres y de agua dulce, paletnografia y
paleontologia, entomologia, etc. formando una nutrida biblio-
grafia de la cual puede dar idea parcial la lista de sus pu-
blicaciones referentes A la Argentina.
Unanimemente sentido y rodeado del afecto y respe-
to de todos, falleci6 en la ciudad de Parma el 9 de Ju-
nio de 1895, tributandosele los honors piblicos correspon-
dientes A su situaci6n cientifica y el homenaje de conside-
raci6n y aprecio A que era acreedor por sus bellas prendas
de caracter. (i)
Estos son los datos que he podido reunir acerca de la
vida y la obra del distinguido fundadar de la catedra de
Historia Natural en la Universidad de Buenos Aires.

(.)L. JUNG. Prof. Cav. Nob. Pellegrino de Strobel.-Annuario Scolastico-i895-96
ReyiaUniversitd Strodid di Parma, p. 93-96, 1896.










LA ENSEIANZA DE LA ZOOLOGfA


II

El Doctor Juan Ramorino-La Facultad de Ciencias
Fisico-Naturales-El Doctor Carlos Berg, primer
professor de Zoologia-Obra cientifica y ensefianza
del Doctor Berg-Cursos dictados-Diversos planes
de estudio-Insistencia de la Universidad en la
implantaci6n del Doctorado en Ciencias Naturales -
Fallecimiento del Doctor Berg El Premio Carlos
Berg.

El Doctor Juan Ramorino, nombrado, como hemos vis-
to, professor de Historia Natural en reemplazo de Strobel, A
fines de 1866, dict6 los cursos correspondientes desde 1867
hasta 1874, menos durante cinco meses en 1870, con moti-
vo de un viaje a Europa. En ese intervalo fu6 reemplazado
por el Doctor Domingo G. de Bertolazzi, quien public ba-
jo el titulo de las
conferencias dictadas en esa ocasi6n.
Seguin he podido averiguar el curso de Ramorino tenia
caracter secundario y era dado en el Departamento prepara-
torio de la Universidad.
No existian pues en esta 6poca cursos superiores y
realmente universitarios de ciencias naturales.
En el deseo de fomentar el descuidado studio de la
naturaleza, el decreto orgAnico de la Universidad Provincial
de Buenos Aires, dictado el 26 de Marzo de 1874, ordenaba
la creaci6n de una Facultad de Ciencias Fisico-Naturales.
Esta Facultad se instala el 22 de Mayo de 1874 y
despu6s de varias sesiones consagradas A su discusi6n, se,
da un reglamento el i de Abril de 1875.
*Formula tambirn un plan de studios, distribuido en
cuatro afios para optar el grado de doctor en ciencias fisico-
naturales, establecido por la Facultad (i).

(i) Plan de studios en Doctorado de Ciencias Pisico-Naturales.
Primer aflo
Fisica hasta la mitad del curso.
Qufmica inorganica te6rica y experimental.
Botanica, hasta la mitad del curso.
Segundo aflo
Pfsica, hasta el fin del curso.
Qufmica orgdnica te6rica y experimental.
Botanica, hasta el fin del curso.
Tercer afio
Mineralogia.
Zoologfa, hasta la mitad del curso.
Qulmica analitica, te6rica y prActica, hasta la mitad del curso.
Cuarto ago
Geologfa
Zoologfa hasta el fin del curso
Qufmica analftica, te6rica y practica, hasta el fin del curso.









36 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

El grado de doctor debia otorgarse despues de termi-
nados los studios parciales, te6ricos y pricticos, de rendi-
do un examen general y de presentada una tesis escrita, la
cual debia ser nueva y original 6 por lo menos sostener
miras independientes y personales sobre alguin punto impor-
tante del ramo de studios de que se ocupe.
Seria obligatorio, ademis, inscribir en la tesis aceptada,
ocho cuestiones, por lo menos, fijadas por la Facultad y so-
bre las cuales versaria tambien el examen de tesis (i).
Los cursos de la Facultad de Ciencias Fisico-Natu-
rales comenzaron a funcionar en 1875 y contimuaron en ejer-
cicio con bastante regularidad hasta 1881 en que esta Facul-
tad fu6 englobada en la de Matemiticas para former la nue-
va Facultad de Ciencias Fisico Matematicas de la Univer-
sidad Nacional.
Los segundos cursos de botAnica y de zoologia no se
dictaron con regularidad.
Los alumnos que concurrian i esta Fucultad eran prin-
cipalmente los de matemiticas y medicine que completaban
en ella sus studios. Nunca hubo m6s de dos inscritos en
el doctorado en ciencias fisico-naturales y ninguno lleg6 i
graduarse mientras existi6 la Facultad.
Con el plan de la extinguida Facultad prosiguieron sus
studios hasta graduarse en la de Ciencias Fisico-MatemAti-
cas los doctors Atanasio Quiroga y Pedro J. Pando.
Al comenzarse los cursos en la Facultad de Ciencias
Fisico-Naturales fu6 nombrado el 19 de Marzo de 1875, Carlos
Berg primer professor de zoologia.
Berg, cuya influencia ha sido tan grande en el progress
de las ciencias naturales entire nosotros, desempefiaba entoices,
por indicaci6n de Burmeister, el cargo de catedratico interino
de zoologia en la Academia Nacional de Ciencias Exactas
de C6rdoba.
Nacido el 2 de Abril de 1843 en Tuckum (Curlandia,
Rusia), habia llegado hacia poco A Buenos Aires, el 16 de
Junio de 1873 para ocupar el puesto de Inspector del Museo
Piiblico. Aun antes de cumplir 30 afios se habia distingui-
do ya por trabajos entomol6gicos y en tareas didacticas ejer-
citadas en Rusia.
No consider necesario insistir sobre los datos biogri-
ficos del Doctor Carlos Berg de los cuales me he ocupado ya

(i) NOBERTO PIIREO y EDUARDO L. BIDAU. Historia de la Universidad de Bue-
nos Aires.-Anales de la Universidad de Buenos Aires t. Il1, p. 230-232.










LA ENSERANZA DE LA ZOOLOGIA


anteriormeute con cierto detalle (r) poco despues de su lamentado
fallecimiento. En esa triste circunstancia he dado tambidn una
lista bibliogrifica, la mis complete possible, de 179 obras cien-
tificas de Berg, escritas en el pais 6 referentes a sus produc-
ciones naturales.
La mayor parte de sus primeras publicaciones fueron
entomol6gicas y aparecieron mnchas de ellas en los Anales de
la Sociedad Centifica Argentina de los cuales fu6 siempre uno de
sus mejores colaboradores. Se pueden mencionar entire los
mas importantes, sus studios sobre el bicho de cesto (Oi-
keticus platensis Berg) > , gentina>> Liped6pteros patog6nicos>. Sobre orugas acui-
ticas, su importantisima monografia ,
y sus complementos et uruguayensis>> y que constituyen la base del conocimiento de estos insec-
tos; expedici6n al Rio Negro>>, < Arten des Gattung Canttiasis (Lytta)>>, <,Contribuciones al
studio de las Cicadide, de la Repdblica Argentina>>. < decim coledoptera nova Reipublicae Argentinase, < Lepid6ptera nova Republice Argentine,>, ,Quadraginta Co-
leoptera nova argentina>>, nimica de los Formicidos argentinos, chilenos yuruguayos>>,
,, etc.
Los materials de estos studios fueron en gran parte
recogidos personalmente por 61 en sus viajes a Patagonia (1874),
a C6rdoba y Catamarca (1875), A Corrientes y Misiones (1876-
1877), a San Luis, Mendoza, la Cordillera de los Andes y
Chile (1878-1879), A la sierra del Tandil (1887) y en innu-
merables excursions 4 los alrededores de Buenos Aires y A
la Repdblica Oriental del Uruguay.
Mas tarde al hacerse cargo de la direcci6n del Museo
Nacional (18 de Abril de 1892) en reemplazo del doctor
German Burmeister, que lo habia hecho venir al pais, puede
dedicarse A studios que requieren colecciones mis costosas
y voluminosas que las de insects. Emprende asi el studio
de los peces de nuestras costas maritimas y de nuestros rios,
cuya explotaci6n puede llegar A ser un important factor de
la producci6n national.
Como consecuencia de estos studios aparece su impor-
tante ,
(i) Anales de la Sociedad Cientifica Argentina, t. LIII, p. 98-114.-Anales del
Museo Nacional de Buenos Aires, t. VII, p. IX-XL, 1902.









38 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

de las costas argentina y uruguaya>, sus articulos peces de agua dulce,> y sus interesantes Comunicaciones
ictiol6gicas>.
Public tambidn en esa epoca una complete monografia
sobre Batracios argentinos>>. No abandon por esto sus pre-
dilectos studios entomol6gicos, pues continfia publicando
articulos sobre Lepid6pteros, Cole6pteros, Hemipteros, Dipte-
ros, Mantispidos, etc. Con gran interns estudi6 los enemigos
naturales de la langosta, para facilitar la lucha contra esta
plaga de nuestra agriculture.
Se ha ocupado, ademas, de muchos otros grupos zool6gi-
cos como ser Gusanos, CrustAceos, Moluscos, Reptiles, Aves
y Mamiferos. Tambi6n ha publicado interesantes articulos
bot6nicos y geol6gicos, dejando una vasta obra inedita que
comprende principalmente anotaciones biol6gicas y biblio-
graficas.
Casi todos los trabajos de esta segunda epoca han visto
la luz en las publicaciones del Museo Nacional, que estaban
bajo su sabia direcci6n.
No debemos dejar de mencionar entire las obras de Berg
sus dos tratados dicticticos de Botanica y Zoologia que han
servido de texto durante muchos afios no s6lo en la Repli-
blica sino tambien en otros pauses de habla espafiola.
El texto de Botinica obtuvo varias reimpresiones y en
cuanto A su tratado de Zoologia aparecido en dos tomos pro-
fusamente ilustrados, alcanz6 dos ediciones y se prepare actual-
mente una tercera.
Para la publicaci6n del segundo tomo de su Zoologia
vot6 el Consejo Superior Universitario una ayuda pecuniaria
en vista del beneficio que reportaba A la ensefianza de esta
material.
Estos dos textos, resume de su actividad como profe-
sor, nos conducen nuevamente A nuestro tema. Ya hemos
visto que Berg inicia la ensenianza superior de la Zoologia
en la Universidad.
Tuvo tambidn A su cargo los cursos de Historia Natu-
ral en el Colegio Nacional de Buenos Aires desde Marzo de 1876.
Ensefi6 alli la Zoologia, BotAnica y Mineralogia A mis
de veinte generaciones de estudiantes que conservan el re-
cuerdo de Berg como uno de los mas gratos de su pasaje
bajo las -b6vedas coloniales del querido colegio, hoy demoli-
das 6 en vias de serlo por las exigencias del progress.
Sabia hacer atrayente y amena la ensefianza, despertan-
do el interns de sus oyentes por las ciencias que tanto ama-
ba y sosteniendo su atenci6n con anecdotas y oportunas di-









LA ENSEIANZA DE LA ZOOLOGfA


gresiones, impregnadas muchas veces de la fina espiritualidad
que le era peculiar.
En la Universidad desplegaba estas mismas cualidades
didicticas con mayor amplitud, dado el caricter mas funda-
mental de la ensefianza que le estaba confiada.
Desde que se hizo cargo de la cAtedra de Zoologia en
la Universidad se preocup6 de dotar A la instituci6n de co-
lecciones zool6gicas y botinicas del pais.
Pueden verse todavia, clasificadas y rotuladas personalmen-
te por Berg las colecciones de entomologia, de peces, anfibios,
reptiles y gusanos etc. por 61 formadas, bastante bien conser-
vadas A pesar del inapropiado, huimedo 6 inc6modo local en
que se hallan depositadas.
Las colecciones conservadas en alcohol eran muchas mis
completes y estaban mejor organizadas que las poseidas en
aquella 6poca por el Museo Nacional y en las obras sistemi-
ticas se cita con frecuencia el Gabinete de Historia Natural
de la Universidad como depositario de ejemplares tipicos 6
sumamente escasos.
Esta relative riqueza y notoriedad son debidas A los tra-
bajos de Berg, quien estableci6 el centro de su actividad
cientifica durante cerca de quince afios en el modesto gabinete
universitario. Mas tarde el nombramiento de Director del
Museo Nacional de Montevideo y luego el de sucesor del ilus-
tre Burmeister, que corona su carrera cientifica, desviaron su
atenci6n hacia mas vastos escenarios. El Gabinete decay,
ful trasladado varias veces y por fin relegado al sitio mis
humedo y obscuro de la vieja casa, donde hoy se encuentra.
Alli se descifran con un sentimiento de piedad, las prolijas
etiquetas y anotaciones que Berg hiciera con tanto cuidado
y que la humedad y los mohos borran poco ,a poco.
Las brillantes perspectives de un nuevo y amplio local
para la Facultad hacen esperar que pronto cese esta triste
situaci6n y que puedan instalarse sin deterioro grave las co-
lecciones conservadas gracias A una constant lucha contra
los inconvenientes de su ubicaci6n.
Al organizarse en 1881 la Facultad de Ciencias Fisico-
MatemAticas, que, como hemos dicho, comprendia las anti-
guas Facultades de Matematicas y de Ciencias Fisico Natu-
rales, el Doctor Berg continue con la CAtedra de Zoologia
que ocupaba en esta iltima. Mis tarde (1885) fu6 nombrado
professor de botinica, quedando desde entonces A cargo de
las dos citedras, pero dictando finicamente los cursos de
esta ultima material pues faltaban estudiantes de Zoologia.
Se habia detenido el principio de desarrollo que tuvie-









40 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

ron en Buenos Aires los studios de ciencias naturales en
la decada de 1870-80. Un brillante nficleo de j6venes inte-
ligencias habia demostrado entonces el mayor interns por
diversos ramos de la historic natural. Cito al correr de la
pluma los nombres de Ameghino, Aguirre, Holmberg, Enri-
que y Felix Lynch Airribilzaga, Knoblanch, Moreno, Wer-
nicke y Zeballos que han llegado hoy en gran parte a las
mds brillantes posiciones, mientras otros fueron segados por
la muerte. Con este florecimiento coincidi6 la fundaci6n de
la Sociedad Cientifica Argentina y muchas otras iniciativas
progresistas. Pero luego el interns decay6 y faltaron estu-
diantes.
El curso de botinica de Berg era seguido casi exclu-
sivamente por los alumnos de Farmacia, pues entonces la
Facultad de Ciencias M6dicas carecia de professor de dicha
asignatura. El studio desinteresado de las ciencias natura-
les estaba abandonado y la brillante falanje anterior no te-
nia continuadores.
En 1888 segui este curso de botinica que se dictaba
en una vasta sala hoy incorporada a la Biblioteca del Mu-
seo Nacional. Entusiasmado por la ensefianza de Berg, deci-
di continuar los studios de ciencias naturales en las horas
que me dejaban libre los cursos de ingenieria. Con toda
benevolencia el Doctor Berg dict6 para mi el segundo cur-
so de botanica durante el afio siguiente y comenz6 en 1890
un curso de Zoologia (Anatomia y Fisiologia) que fu6 inte-
rrumpido por su traslaci6n a Montevideo, como Director
del Museo Nacional, puesto del cual se hizo cargo en Agos-
to de ese afio.
Para incorporar A su ensefianza las iltimas novedades
aparecidas en las revistas especiales, y que aun no figura-
ban en los textos y libros corrientes, Berg dictaba sus lec-
ciones, procedimiento lento y con el cual la exposici6n pierde
gran parte de su interns. Para evitar que la atenci6n lan-
guideciese, el Doctor Berg intercalaba animadas explicacio-
nes orales donde podia lucir con mayor amplitud los ina-
gotables recursos de su copiosa erudici6n. Dotado de una
memorial prodigiosa nos maravillaba A sus escasos oyentes,
el ayudante algiin otro y yo, indicando con precision asom-
brosa nombres, cifras, fechas, sin descuidar en medio del
cimulo de detalles el encadenamiento 16gico de las ideas
generals. Sentados alrededor de una vieja mesa en unapequefia
pieza abovedada que perteneci6 al antiguo Departamento To-
pogrifico, seguiamos la exposici6n del professor que hacia
desfilar todas las teorias y descubrimientos, desde los orige-









LA ENSERANZA DE LA ZOOLOGfA


nes de la ciencia hasta las uiltimas novedades, en el modes-
to scenario de aquel tranquilo y silencioso rinc6n colonial,
enclavado y perdido en el centro de la ruidosa ciudad co-
mercial y cosmopolita que bullia a su alrededor, indiferente
A aquellos problems biol6gicos, pero sin conseguir tampoco
traspasar con su febril movimiento los gruesos muros de la
construcci6n jesuitica.
Durante la ausencia de Berg en Montevideo, la citedra
de Zoologia no fu6 provista, reanudindose nuevamente el
curso de Anatomia y Fisiologia 1893 a su regreso 4 Bue-
nos Aires.
Tampoco pudo terminarse ese afio el program por haber
comenzado la clase cuando el afio escolar estaba ya avan-
zado. La material fu6 completada durante el afio 1894. Como
anteriormente, A las lecciones no concurria con regularidad
mas que un s6lo alumno y el ayundante del Gabinete de His-
toria Natural, el actual doctor Juan M. Kyle.
Berg di6 detenida cuenta en estos cursos, de las mis re-
cientes investigaciones, como consta en los dictados que
conservo y segiin pude comprobar mas tarde en mis viajes a
Europa.
Precisamente a causa de uno de estos viajes y del que
realize el Dr. Berg en 1897, el curso de Zoologia no volvi6
A dictarse hasta el 1898.
Durante este afio comenz6 A dictarnos al Doctor Cris-
t6bal M. Hicken y d mi un curso de Zoologia especial.
Las classes se daban ahora en la pequefia pieza que
ocupaba como Director del Museo Nacional y esto permitia
aprovechar las ricas colecciones de ese establecimiento para
ilustrar las lecciones. Familiarmente sentados alrededor de
una pequefia mesa el querido professor nos exponia el resu-
men de sus profundos conocimientos en la material, armoni-
zados por rApidas digresiones literarias, lingilisticas, mitol6gicas,
y anecd6ticas.
Durante ese afio trat6 de los Protozoarios, Mesozoarios,
Espunjiarios, Celenterados y Equinodermos.
El metodo predominante continuaba siendo el dictado,
especialmente de cuadros y claves de clasificaci6n, con indi-
caci6n de las species principles de cada grupo. Se daba
un bosquejo de su anatomia, fisiologia y costumbres, 6 indi-
caci6n de las principles fuentes bibliogrificas que facilitasen
el profundizar la material.
No se hacian propiamente trabajos practices, limitindo-
nos generalmente a observer durante la clase te6rica algunos









42 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRS

ejemplares caracteristicos pertenecientes A las colecciones del
Museo.
La ensefianza mAs eficaz surgia sin duda del riguroso m6-
todo de trabajo del sabio professor, de su minuciosidad escrm-
pulosa, de la estricta conciencia cientifica que brilla en toda
su obra.
Al concurrir A las classes del Museo podiamos asistir A
las intimidades de la preparaci6n de sus trabajos y seguir
asi las peripecias de sus prolijas investigaciones bibliogrAficas
en la nutrida biblioteca del Museo, la apasionda atenci6n que
consagraba a los menores detalles de sus observaciones, las
luchas para conseguir en todo la exactitud que ambicionaba
en su dificil ideal de perfecci6n, la caza de los errors de im-
prenta en la correci6n de pruebas que le preocupaba en alto
grado. iC6mo voy A tener fe, decia muchas veces, en los da-
tos que suministra un autor que no tiene la paciencia de corre-
gir las pruebas de sus trabajos?
Aun para una investigaci6n poco important, destinada
muchas veces A satisfacer la curiosidad banal de alguien que
habia dirigido una consult al Museo, se rodeaba de toda cla-
se de precauciones contra el error y ponia en juego los mdl-
tiples recursos de una preparaci6n excepcional y su prodi-
giosa facultad de trabajo.
El studio de los invertebrados continue durante el aflo
1899, en el cual Berg trat6 de los Gusanos, Moluscoideos y
Funicalos. A fines de ese afio part por segunda vez A Eu-
ropa, quedando como Alnico alumno de zoologia el actual doc-
tor Hicken.
Estas habian de ser las uiltimas lecciones que escucha-
se de los labios del doctor Berg.
Al recorrer las aulas europeas pude comprobar que los
cursos dictados por Berg podian soportar victoriosamente la
comparaci6n en su parte te6rica con los que estAn A cargo
de los maestros mas famosos. Faltaban, si, trabajos de labo-
ratorio para habituar al alumno A observer y A trabajar por
si mismo.
Acabamos de ver cuan escasamente concurridas eran las
lecciones de zoologia. La Universidad en efecto no conse-
guia establecer de una manera regular el doctorado en Cien-
cias Naturales que habia iniciado con la fundaci6n de la Fa-
cultad de Ciencias Naturales.
Los alumnos seguian las carreras profesionales que po-
dian ofrecerles un medio de vida pero abandonaban las au-
las de ciencia pura.
Se ha querido hacer responsible A la Universidad de











LA ENSEUNANZA DE LA ZOOLOGfA


este estado de cosas, acusindola de no haberse preocupado
de abrir caminos i la juventud, que conduzcan A la investi-
gaci6n desinteresada de la verdad, y organizando s61lo estu-
dios profesionales de utilidad inmediata. De este argument
efectista se ha abusado en los tltimos tiempos.
La universidad es una fibrica de abogados, m6dicos 6
ingenieros, se dice, pero carece de studios universitarios en
el verdadero sentido de la palabra. Vemos sin embargo que
desde 1875 se empefia en crear un doctorado en ciencias na-
turales sin conseguir atraer a la juventud estudiosa. La mis-
ma cosa para con los studios de matemiticas superiores, hoy
dia decididamente desiertos. Larga 6 ingrata tarea seria el
desentrafiar la parte de responsabilidad que A cada uno co-
rresponde en este triste resultado; pero no puede negarse que
la Universidad ha demostrado empefio en fomentar estos es-
tudios, aunque con poco 6xito.
Ademds del plan de studios de la extinguida Facultad
de Ciencias Naturales, se han formulado no menos de cua-
tro planes desde 1881 hasta 1900.
En Mayo de 1881 se dict6 por la Facultad de Ciencias
Fisico-Matemiticas un plan distribuido en cuatro afios agre-
gando al anterior una introducci6n matemitica (i). Aun cuan-
do no se conseguia la afluencia de alumnos con este plan,
se formula en Octubre de 1886 (2) uno mAs vasto, aumen-


(I)-DOCTORADO EN CIENCIAS FISICO-NATURALES
Primer aio
Introducci6n al algebra superior.
Trigonometria esferica.
Ffsica (ler afio).
BotAnica (Ier afio).
Qulmica inorganica.
Segundo ago
Ffsica (20 aflo).
Botanica id
Qufmica orgdnica.
Dibujo.
Tercer aHo
Quimica analftica (cualitativa).
Zoologfa (Ier afio).
Mineralogfa.
Cuarto ago
Qufmica analitica (cuantitativa).
Zoologfa (20o aflo).
Geologfa
(2)-Primer aio
Te6ricas PrActicas
Introducci6n al algebra superior y trigonometrfa rectilf-
nea y esferica.................................. 3 3
lMsica (ler curso)........................... .......... 2 3
Botdnica (ier curso)......................... ........... 3 i
Qufmica inorgAnica.................... ................. 3 1
Dibujo lineal:.............. ............ ................ 3 3
Horas semanales......... 14 II












44 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

tando considerablemente los ramos matemAticos y prolongan-
do A cinco afios la duraci6n de los studios.
Como con este plan no se obtuviera casi inscripci6n en
los cursos del doctorado, se volvi6 nuevamente, diez afios
despues, en septiembre de 1896, A un plan de cuatro afios
en el cual no se exigi6 ya el cAlculo diferencial 6 integral.
Se aumentaba en cambio A cuatro los cursos de zoologia y
A tres los de botinica, acentuAndose asi el carActer del doc-
torado (i). En 1900 se introdujo una ligera modificaci6n en
este plan de studios, substituyendo la introducci6n al cAlculo
y A la mecAnica racional del segundo afio por el primer aflo


Segundo afio
Algebra superior y geometrfa analftica.................... 3 2
Pfsica (20 curso) .................. ............ ... ........ 2 3
Botnica (20 curso)......... ............................. 2 I
Qufmica organica.... .................................... 3 i
Dibujo de ornato ... .. ................. ............ 3 3
Higiene................................................. 3 3
Horas semanales......... x6 13
Tercer afio
Calculo diferencial 6 integral ............................. 3 I
Quimica analftica (cualitativa) ........................... 3 6
Mineralogla.................... .. ........................ 3 2
Zoologia (ler curso) .......................... ......... 3 2
Dibujo natural...... ................. .................. 3 3
Horas semanales ........ 15 14
Cuarto afo
Qufmica analftica (cuantitativa) .......................... 3 6
Zoologia (20 curso)....................................... 3 3
Geologfa y Paleontologia ............ .................. 3 3
Horas semanales......... 9 12
Quinto aRo
Complementos de botinica y zoologfa. .................. 3 3
Ejercicios de laboratorios................................ 3 12
Excursiones .......................... ... ..........
Horas semanales......... 6 15

(i)-Primer atRo
Complementos de Aritm6tica y Algebra ................... 5
Complementos de Geometrfa, Trigonometria rectilfnea y
esf6rica, y Cosmograffa ................................... 5
Complementos de ffsica (6ptica, ffsica y manipulsaciones), 3
Complementos de Qufmica (inorginica y orgAnica) ....... 3
Dibujo lineal y d mano levantada ................ ..... 6
Zoologla (ier curso) .................. .................... 3
Horas semanales ........ 25
Segundo aflo
Introducci6n al cAlculo y a la mecanica rational ........ 3
Qufmica aplicada y analftica (xercurso).... ... .......... 6
Dibujo natural .............. ............... ........... 6
Zoologfa (20 curso). ................. .................. 3
BotAnica (ter curso)............................... ...... 3
Horas semanales ......... 2










LA ENSERANZA DE LA ZOOLOGfA


del curso de cAlculo infinitesimal, que se dictaba para los
estudiantes de ingenieria.
La principal dificultad para obtener alumnos consistia en
el desarrollo de los ramos matematicos de estos planes, pues
es sabido que las ciencias naturales y las matemiticas cons-
tituyen vocaciones completamente distintas que generalmente
no se encuentran reunidas, siendo mAs bien excluyentes la
una de la otra.
El raciocinio abstract y los m6todos deductivos que
caracterizan las matemiticas, requieren diferentes cualidades
del espiritu que aquellas puestas en juego para la observa-
ci6n concrete y paciente de la naturaleza, sobre la cual se
elevan inductivamente las sintesis biol6gicas.
El hecho es que durante este largo period s6lo empren-
dieron los studios del doctorado en ciencias naturales algu-
nos escasos alumnos de ingenieria y de agrimensura que ya
llevaban vencidas en sus respectivas carreras, las dificultades
matemiticas.
Por mi parte al regresar de Europa en Junio de 1901
habia abandonado por complete la idea de terminar el doc-
torado en ciencias naturales, que habia comenzado doce afios
atris.
El doctor Berg y el doctor Basavilbaso, entonces Rector
de la Universidad, hicieronme modificar con sus consejos esta
determinaci6n, animandome a que preparase las asignaturas
de las cuales aun no habia rendido examen. Siguiendo estas
autorizadas opinions pude rendir parte de los examenes par-
ciales d fines de 1901 y cuando preparaba los restantes y el
primer t6rmino de generals tuvo lugar el 19 de Enero de
1902, el lamentable fallecimiento de mi querido maestro el
doctor Carlos Berg.
No tuve pues el placer y el honor de que me acompa-

Tercer ano
Quimica aplicada y analftica (20 curso) ................... 4
F asica (ler curso).............. ........................ 3
Zoologfa (3er curso) .......................... .......... 3
Botanica (20 curso)..... ................................. 3
Mineralogia y studios practices ............... ........ 6
Horas semanales ......... 16
Cuario aflo
Fisica (20 afio)...... .......................... ....... 3
Zoolog a (40 curso)........... ............................ 6
Botanica (3er curso).......... .................... 6
Geologfa y Paleontologfa y studio prActicos ............. 6
Horas semanales .......... ..... 21
Un examen general
Una tesis sobre un tema de Historia Natural.









46 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

fiara en la terminaci6n de los studios que habia comenzado
bajo su direcci6n, continuado por su consejo y terminado
universitariamente A sus instancias.
Por much tiempo se recordarA el gran duelo que fu6
la muerte de Berg y se notarA el vacio que represent su
perdida para la ciencia argentina.
Durante su fecunda vida habia alcazado muchas y me-
recidas distinciones, por sus importantes trabajos cientificos.
La Universidad de Buenos Aires le confiri6 honors causa
el titulo de doctor en Ciencias Fisico-Naturales el 30 de
Noviembre de 1886. La Facultad de Ciencias Fisico-Mate-
mAticas, que lo contaba entire sus Acad6micos titulares, lo
design Academico honorario el 13 de Agosto de 1890.
En reconocimiento de los importantisimos servicios que
le habia prestado y como recompensa por su notable obra
cientifica, la Sociedad Cientifica Argentina, lo elev6 A la mAs
alta categoria que acuerdan sus estatutos, designandolo una-
nimemente miembro honorario el 28 de Julio de 1890.
Era ademas miembro honorario de la Sociedad de Na-
turalistas de Riga, de la Sociedad Rural Argentina, del Ins-
tituto Pasteur de Buenos Aires, del Ateneo, del Circulo
Farmaceutico Argentino y de varias asociaciones de j6venes
estudiantes.
Sus trabajos de aclimataci6n del b6mbice de seda japo-
nes Autheraca Yamamai (Germs) merecieron ser premiados con
la medalla de segunda clase de la Societ6 Imperiale d'Acli-
matation de Paris, conferida el 4 de Marzo de 1870, y con
la gran medalla de plata, otorgada en Julio de 1871 por la
Sociedad Imperial de Economia y Utilidad Piblica de Dor-
pat. Por sus studios sobre las orugas acuAticas del genero
Palustra la Sociedad Cientifica Argentina le vot6 una medalla
de plata. Esta misma sociedad le entreg6 en su aniversario
social de 1888 una placa de oro acompafiada de un artistic
pergamino, en reconocimiento de los multiples servicios que
le llevaba prestados.
Fu6 premiado con medalla de bronce en la Exposici6n
Universal de Paris de 1889 y en la Exposici6n Colombiana
de 1892 ras y los resultadados de investigaci6n de grande importan-
cia cientifica>, segdn dice el correspondiente diploma.
La Secci6n de Ciencias Fisico-Quimicas y Naturales del
primer Congreso Cientifico Latino Americano, celebrado en
Buenos Aires en Abril de 1898, lo nombr6 su president
por unanimidad de votos.
En su iltimo viaje A Europa en 1897 represent A la









LA ENSENANZA DE LA ZOOLOGiA


Universidad de Buenos Aires ante los Congresos de la So-
ciedad Alemana de Zoologia en Kiel, Internacional de Geo-
logia en San Petersburgo y de Naturalistas y M6dicos Ale-
manes en Brunsvique, recibiendo en todos ellos especiales dis-
tinciones. Fu6 nombrado vicepresidente del Congreso de
San Petersburgo.
Cuando su viaje A Montevideo en 1890 sus alumnos y
ex alumnos le entregaron en acto pdblico un album con sus
firmas.
El Institute Geografico Argentino celebr6 una velada
solemne en su honor el 3 de Mayo de 1897 para despedirlo
antes de su iltimo viaje a Europa y festejar su reciente in-
corporaci6n a la nacionalidad argentina. Dos dias despues la
Sociedad Cientifica Argentina lo despedia por su parte, con
un suntuoso banquet en el caf6 Paris.
El nombre del Dr. Berg figure en los especificos de unas
50 species de animals y 25 de plants que le han sido de-
dicadas por naturalistas deseosos de honrar a su ilustre colega.
Le han sido dedicados tambien los generos Bergia (dos veces),
Bergiella, Bergidia, Bergiana, Carolibergia y Bergiaria.
Era Caballero de la Orden Imperial Rusa de Santa Ana
desde 1885 y Caballero de la Real Orden de la Estrella del
Norte de Suecia y Noruega desde el 21 de Enero de 1899.
Pocos dias antes de su muerte y estando gravemente
enfermo en cama, recibi6 las insignas y diplomas que lo acre-
ditaban Caballero de la Orden Imperial Rusa de San Esta-
nislao y la gran medalla de oro de von Baer, conferida por
la Academia Imperial de Ciencias de San Petersburgo a los
sabios eminentes.
Su fallecimiento fu6 llorado por todos los circulos de la
sociedad de Buenos Aires, en la cual contaba tantos amigos,
aumentados cada afio con el ndmero de sus alumnos que con-
servaban siempre el mds carifioso recuerdo de su maestro.
En el acto solemne de su sepelio, verificado el 21 de
Enero, se hicieron representar los poderes pdblicos, las auto-
ridades universitarias y todas las instituciones cientificas del
pais; su feretro se hallaba cubierto de numerosas coronas
enviadas por la Universidad Nacional de Buenos Aires, el
Museo Nacional de Montevideo, la Sociedad Cientifica Argen-
tina, la Facultad de Ciencias Exactas, Fisicas y Naturales, la
Sociedad Rural Argentina y por muchos amigos del extinto.
El Poder Ejecutivo Nacional resolvi6 hacerse representar
en el entierro, costear los gastos finebres y colocar a media
asta la bandera national en el Museo, desde el dia de su
fallecimiento hasta despues del sepelio.











48 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

Pocos dias despues de la muerte del Doctor Carlos Berg
se constituy6 una Comisi6n de Homenaje P6stumo bajo la
presidencia del Doctor Rafael Herrera Vegas y formada por
personalidades cientificas argentinas, amigos y ex alumnos del
distinguido sabio cuya p6rdida deploraban.
Esta Comisi6n procedi6 A hacer circular listas de subs-
cripci6n con el objeto de allegar fondos A fin de reunir el
capital necesario para establecer-un premio que lleve el nom-
bre de Berg.
La suma recolectada se entreg6, segiin resoluci6n de la
Comisi6n, a la Facultad de Ciencias Exactas, Fisicas y Na-
turales, la cual ha establecido sobre esa base, y aumentando
el capital inicial de fondos propios, un premio bianual en
las condiciones mIs liberals, pues pueden optar a 61 nacio-
nales y extranjeros, universitarios y estudiosos independientes,
presentando trabajos sobre el tema que la Facultad design
dentro del terreno de las ciencias fisico-quimicas y naturales. (i)
De esta manera la Facultad mantendri vivo en el recuerdo
de las nuevas generaciones el nombre querido del maestro,
que permanecerd asi incorporado A la instituci6n, del mismo


(i) Ordenanza sobre inslitucidn del Premio .Carlos Berg,,
Sobre la base de la suma recolectada por la Comisi6n de Homenaje P6stumo
al Doctor Carlos Berg que ha sido entregada A esta Facultad con el objeto de esta-
blecer un premio que perpetde el recuerdo del Doctor Carlos Berg, distinguido na-
turalista, Profesor de Zoologia y de Botanica y Director del Museo Nacional de
Buenos Aires, la Facultad de Ciencias Exactas, Ffsicas y Naturales,
RESUELVE:
Art. 10 Establecer un premio denominado bajo sobre un asunto relacionado con las ciencias ffsico-qufmicas y naturales,
6 de sus aplicaciones prActicas.
Art. 2. El premio consistira en un diploma acompailado de la suma que re-
presenten los intereses de un capital inicial de 5.o000o $ % en fondos piblicos.
Art. 3. El diploma a que se refiere el artfculo anterior, estarA redactado en
la forma siguiente:
Universidad Nacional de Buenos Aires.
Facultad de Ciencias Exactas, Fisicas y Naturales.
Premio Carlos Berg
Por cuanto la Facultad de Ciencias Exactas, Ffsicas y Naturales, de acuerdo
con el dictamen del Jurado Especial, consider que el trabajo presentado bajo el
lema ........................ .... es acreedor al premio *Carlos Bergs.
Por tanto resuelve adjudicar dicho premio A su author el Sefior ..............
extendifndole el present diploma.
En Buenos Aires A.... dfas del mes .......de 19......
Firma del Decano
Firma del Secretario
Art. 4. En la segunda sesi6n ordinaria de cada afio de numero impar el
Consejo Directivo fijarA como tema para el premio oCarlos Berg. una cuesti6n de
interest cientffico 6 de aplicaci6n prActica para el progress del pafs, relacionada con
las ciencias fisico-qufmicas y naturales.
Art. 5. En la misma sesi6n designard cuatro miembres del Consejo Directivo
6 profesores de sus escuelas, especialmente competentes en las materials relaciona-











LA ENSERANZA DE LA ZOLOOGfA


modo que su ensefianza perdura por los rumbos que le fijara
y se continida al travis de los que fueron sus discipulos,
quienes trasmiten A su vez los conocimientos que de e1 re-
cibieran.
La obra cientifica y el nombre de Berg no debian en
efecto abandonarse y entregarse al olvido en la Universidad
de Buenos Aires que tanto le debe.
En el Museo Nacional realize tambidn una labor consi-
derable como sucesor del ilustre Burmeister, que lo trajo al
pais y lo design luego para recoger su herencia.
Tomada en su conjunto, la actividad de Berg no tiene
sin duda las proporciones grandiosas de la ejecutada por su
genial antecesor; no elev6 la cicl6pea construcci6n con que
echara Burmeister los poderosos cimientos del future edificio
cientifico argentino; pero A Berg debemos una elegant y
esbelta torre g6tica, minuciosamente estudiada en todos sus
detalles.
Cada una de las rosetas y florones de su obra es una
maravilla de cuidado y perfecci6n sin que por esto se alteren
los severos lineamientos generals que hacen de su labor un


das con el tema propuesto, quienes, bajo la presidencia del Decano de la Facultad,
formarAn el Jurado del concurso.
Art. 6. El Jurado procederA a la brevedad possible y antes del mes de Mayo
A la reglamentaci6n detallada de la forma en que han de ejecutarse y presentarse
los trabajos relatives al concurso.'
Art. 7. El Jurado funcionarA con el qudrum de tres miembros y todas sus
resoluciones seran por simple mayorfa de votos, teniendo el president voto decisi-
vo en caso de empate.
Art. 8. La Secretarfa de la Pacultad publicard durante 30o dfas en los dia-
rios importantes de la Capital Federal, y en sitios visible del local de la Facultad
el tema y condiciones del concurso y la composici6n del Jurado.
Art. 9. Podrd presentarse al concurso cualquier persona resident en el pafs
sin limitaci6n alguna de nacionalidad 6 titulo universitario.
Art. io. Los trabajos podrdn presentarse hasta el io de Diciembre del aflo
siguiente 4 la fijacidn del tema.
Art. ii. SerAn designados por un lema y acompafiado de un sobre lacrado
que lleve el mismo lema y contenga el nombre, domicilio, y nacionalidad del as-
pirante.
Art. 12. Al recibir los trabajos la Secretarfa extenderA un recibo en que cons-
te el ndmero y descripci6n de los documents y objetos presentados al concurso y
el lema que los design.
Art. 13. El Jurado procederd durante el mes de Diciembre iniciar el estu-
dio de los trabajos presentados y deberA elevar su dictamen al Consejo Directivo,
antes de la primer sesi6n ordinaria del afio siguiente.
Art. 14. En esa sesi6n el Consejo Directivo adjudicard el premio 6 declarard
desierto el concurso, capitalizandose en este iltimo caso el monto del premio.
Art. 15. Hecha la adjudicaci6n se procederd a abrir en la misma sesi6n
el sobre que lleve el lema premiado, publicandose el nombre triunfante y comuni-
cando al interesado el resultado del concurso.
Art. 16. Los sobres correspondientes i los trabajos no premiados serfin que-
mados en el mismo acto y los trabajos serdn devueltos A la presentaci6n del recibo
a que se refiere el artfculo 12.
Art. 17. La entrega del premio tendrA lugar en sesi6n pdblica, durante el mes
de Mayo del afio en que hubiese sido adjudicado.
Art. 18. El Tesorero de la lacultad llevar4 una cuenta especial de los fondos-
del premio Carlos Berg y comunicarA oportunamente al Consejo Directivo la su-
ma disponible para el premio de cada concurso.
(Sesi6n del 7 de Diciembre de 1906).










50 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

modelo digno de imitarse, y del hibil orfebre que la ejecut6
un ejemplo de m6todo, laboriosidad y conciencia cientifica
para las j6venes generaciones de naturalistas argentinos.

ANGEL GALLARDO.
Acadmnico y Consejero de la Facultad de
Ciencias exactas, ffsicas y naturales.
Profesor de Zoologfa en la misma Facultad
y de Zoologfa Anatomfa y Pisiologfa
comparadas en la de Ciencias MWdicas.
(Continuard)









QUAESTIONES BACCHYLIDEAE


En el manuscrito de las poesias de Baquilides, el epi-
nicio 5, que sigue A unos versos dedicados A Hieron, no lle-
va titulo ninguno. Como ese epinicio no esta separado sino
por una raya, de los versos antecedentes, no hay lugar a
suponer que se haya borrado el titulo. La omisi6n, pues, fud
intencional; es decir, el amanuense no le puso titulo, por no
haberle encontrado ninguno. El titulo que lleva ,
se lo puso de su cuenta el editor ingles.
Me pregunto si es acertado tal titulo. No hay duda
que el canto sea dedicado a Hieron, pues lo motiva la vic-
toria de su caballo; pero pudo muy bien el poeta enviarlo a
algdn otro que se lo presentara a Hieron.
Pues bien; si no se ha de suponer que Baquilides ha-
blara de un modo especial, y sin ejemplo hasta el dia, la cosa
es evidence, y solo la circunstancia de que A nadie ocurriera
esta sospecha puede deternerme en dar sin mis por difinida
la cuesti6n. Juzgue el lector: voy a traducir al pie de la letra
los versos de la primera estrofa, que van a continuaci6n:
sus caballos,.. vuelve acA los ojos y el pensamiento, donde ha-
biendo tejido con la ayuda de las musas alto-cefiidas un him-
no, de su divina isla lo envia A vuestra ciudad gloriosa (tu)
hu6sped, celebre sacerdote de Urania, la de venda de oro.
El quiere, vertiendo su voz del pecho, alabar A Hieron,>.
Repirese en las filtimas palabras. Si el capitin A quien
se dirige el poeta, fuese Hieron mismo, le habria dicho: E1l
quiere alabarte A ti, Hieron>> y no .
Dejo juzgar al sano juicio de quien lee. Los poetas nos han
acostumbrado a todo, pero no todavia A tales desaciertos.
Pero quidn podria ser este an6nimo?.
No es possible contestar con seguridad si antes no se
determine la cronologia de las victorias olimpicas de Hieron,
y por cuil de ellas ha sido escrito el epinicio de Baquilides.
Del epigrama que Pausanias vi6 en Olimpia, se colige









52 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

que las victorias olimpicas de Hieron han sino tres, dos en
las carreras de caballos, y una en la de las cuadrigas; las
fechas relatives nos las da el escoliaste de Pindaro, y serian
las Olimpiadas 73, 77, 78, fecha que Christ ha tenido A
bien aceptar sin discutirlas (Pindari carmina, Lypsiae, 1896).
La distancia de diez y seis afios entire las dos primeras, y
la posici6n subordinada de Hieron en aquel entonces, sien-
do Gelon, su hermano, tirano de Siracusa, bastan para hacer
dudar de la primera fecha. Berqk corrigi6 el dato, substitu-
yendo la olimpiada 76 a la 73. No era mAs que una con-
jetura. Poco despues se descubri6 un fragmento de la lista
de los vencedores olimpicos, y la hip6tesis de Berqk recibi6
la mas plena confirmaci6n.
Estamos, pues, ciertos, ahora, de que las tres victorias
de Hieron han tenido lugar en los afios 476, 472, 468, en
tres olimpiadas seguidas.
Tal es el primer punto.
Queda ahora por saber por cuAl de estas victorias es-
cribi6 Baquilides, y por cuil Pindaro.
Como el caballo es el mismo, Terenico, se ha supues-
to que los dos poetas hayan escrito en competencia por la
misma victoria. Entre tanto, no hay duda de que Baquilides
compuso su epinicio por la primera, y por consiguiente en
476; mas con respect A Pindaro, por el contrario, me parece
evidence que su oda haya sido escrita por la olimpiada si-
guiente, esto es, la 77 (472). Toda la dificultad estriba en
admitir que Terenico haya vencido dos veces seguidas con
intervalo de cuatro afios, lo cual no debe extrafiar, pues He-
rodoto nos hace saber que el caballo de Cimon y el de Ena-
goras salieron vencedores en tres olimpiadas seguidas. Lo
dnico que se puede objetar es que de esa double victoria de
Terdnico no tenemos pruebas.
Sin embargo, algo se puede citar. Baquilides llama A
Terenico >, aunque contara con una victoria en los
juegos piticos de dos afios antes; y dice que tenia los pies
veloces como la tempestad. Pindaro, por lo contrario, nota
la circunstancia de que venci6 sin que fuera preciso usar
el latigo. Tal circunstancia, por lo comidn no se advierte sin
alguna raz6n. Ultimamente he observado que la prensa la
notaba A prop6sito de Pelayo: tenia 6ste por competitor A
Melgarejo, respect al cual se le podia decir viejo, y el ver-
le vencer asi sin esfuerzo y sin que precisara hacer uso del
latigo, aumentaba el honor de su victoria. Una raz6n pare-
cida, pues, hubo de tener tambidn Pindaro. Dado un caballo
de tal velocidad, su victoria pareceria tan natural, que A na-









QUAESTIONES BACCH YLIDEA


die se le ocurriria notar la falta de uso del latigo, si el caba-
ilo estuviese en toda su fuerza. Terenico, pues, no era ya
un potro, como para Baquilides; habian pasado cuatro afios,
y de ahi el asombro de verle salir vencedor sin que emplea-
ra el latigo. Tal prueba, es pequefia, pero vale. Agregue-
se que Pindaro alude ya a la victoria en la carrera de las
cuadrigas, que Hieron obtuvo en la olimpiada sucesiva: esto
demuestra que ya habia resuelto concurrir en tal forma la
vez siguiente.
Finalmente, adviertase que el hecho de que Baquilides
cantara la victoria de Hieron anterior A la celebrada por
Pindaro, era punto establecido antes de que se descubriera
el epinicio que lo puso nuevamente en discusi6n. La identi-
dad del caballo hizo pensar de otro modo. Que Pindaro
tuviese conocimiento de la oda de Baquilides, me parece
evidence al examiner los versos de uno y de otro que
Francaroli compare; esto no hubiera sido possible si la oda
de Baquilides no hubiera sido anterior.
Por dltimo Pindaro llama rey a Hieron, lo que no ha-
ce Baquilides; y es evidence en Pindaro la alusi6n A las dis-
cordias que habian nacido entire Hieron y su hermano: Ba-
quilides hace alusi6n A la Batalla de Himera, y no Pindaro,
lo que prueba que tal alusi6n por haber pasado mis afios,
ya no parecia oportuna.
De todos estos indicios se colige que Pindaro celebr6
la segunda victoria de Hieron, y no la primera, mientras que
Baquilides canta esta y no aqu6lla. Christ es tambien de la
misma opinion.
Gelon, al morir, no dej6 el sefiorio A su hijo sino a sus
dos hermanos: el mando de las tropas A Polizelos, el gobier-
no de la ciudad A Hieron. Sucedieron los dos hermanos A
Gelon en 478, y en 476 reinaba entire los dos perfect ar-
monia. Si se tiene en cuenta, pues, que oestratego>>, esto es,
capitAn, era Polizelos y no Hieron, y que el mando military
correspondia exclusivamente al primero por disposici6n tes-
tamentaria de Gelon, se verA lo absurdo de suponer que Ba-
quilides en aquella 6poca invoque A Hieron precisamente con
el titulo de capital, que no le pertenecia.
Que Baquilides quiere tambien celebrar A Polizelos, no hay
duda, pues declara poco mas adelante que canta d los h!jos
magndnimos de Dinomenes, y por consiguiente no solamente a
IHieron. WD6nde esta Polizelos? Alli estA, en las palabras
capitdn de los siracusanos>>, pues tal era su titulo.
El capitdn de los siracusanos caracoleantes en sus caballos, es.Po-
lizelos; A 61 Baquilides envia su oda, para que se la presen-









54 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

te a Hieron. Es evidence que esto es lo que hace. Aun-
que el caballo vencedor era el de Hieron, no podia Baquili-
des dejar de lado a Polizelos, que tenia en Siracusa igual
autoridad.
Poco despuds, como 'es sabido, los dos hermanos de Ge-
lon se enemistaron. iQuien los vuelve amigos? Sim6nides,
tio de Baquilides, lo que prueba que entire Polizelos y la fa-
milia de Baquilides mediaban relaciones amistosas, acaso de
hospitalidad, sea porque Baquilides haya sido hudsped de
Polizelos, 6 porque 6ste en alguna ocasi6n haya sido hues-
ped de Baquilides. Esto, no me encuentro en grado de de-
clararlo; me parece cierto lo que sostiene Testa, que Baqui-
lides no habia estado todavia en Sicilia.
Todo esto que dejo consignado es sin duda exacto; y
asi pareceria A quien se pusiese a estudiar la cuesti6n sin pre-
venciones. El ser tan claro que no se comprenda como i
nadie se le haya ocurrido antes, no es raz6n suficiente para
no aceptarlo. Vamos ahora a la aplicaci6n, y v6ase c6mo
todo se aclara, y especialmente los dos enigmas del famoso
epinicio.
He aqui la primera estrofa del epinicio:
,Afortunado capitan de los siracusanos caracoleantes en
,(sus caballos; conocerds el dejo, dulce don de las Musas coro-
.
En la suposici6n de que el capitin sea Hieron, Testa
interpret: A mi me parece que Baquflides quiera decir que
por ser Hieron poeta 61 mismo, y protector de poetas, me-
jor que cualquier otro habria sabido apreciar su poesia>.
Mis 6 menos es la interpretaci6n comin. Entre tanto,
Testa dice, <
seguro de su explicaci6n, y que no la juzga satisfactoria.
Ac6ptese por un moment. iPor qud este elogio A Hieron?
Para dar raz6n de la dedicatoria de la oda: <(A ti te la dedi-
co, porque mejor que nadie la sabres apreciar. Pero esto
hace suponer que habia otra persona a quien la oda se po-
dia dedicar, suposici6n absurda si aquel con quien habla es
Hieron, siendo la oda en su honor.
Pero las palabras no dicen asi. No se ha comprendi-
do el sentido, precisamente por el falso supuesto de que
Baquilides habla A Hieron. El poeta no entiende alabar a
nadie: s6lo quiere decir < de conocer mi canto, eres td>, y alude A las relaciones amis-
tosas que tenia con Polizelos, y al mismo tiempo da razon
de por qu6 envia a 61 su canto a Hieron. En honor de Hieron,









QUAESTIONES BACCHYIIDEAE


por modo de decir, porque todo el honor consiste en que una
victoria hipica de Hieron brinda ocasi6n al canto. Se ve
como se aclara el sentido de los tres versos que dejo con-
signados.
No menos felizmente se explica otro enigma, las palabras
del fin: ( Hieron un canto glorioso veloz: En el manuscrito, faltan dos
palabras, y hay quien pone (> y
quien pone de otro modo. De ninguna manera, sin embar-
gor dan un sentido satisfactorio.
Pues el sentido es claro. < so haber hallado la via para hacerle tener prontamente a
Hieron>>.
Pero no s6lo estos versos encuentran su explicaci6n, si-
no todo el canto. Aunque celebre una victoria de Hieron,
61 alude a Polizelos. Su sentencia que ilustra con el mito
es esta: ( y con suerte envidiable conducir vida rica, pues ninguno de
los mortales nace feliz en todo>>.
Esto 4 Polizelos, a quien Gelon dej6 parte en el man-
do y la riqueza: es verdad que le dej6 al lado de Hieron,
pero nadie es feliz en todo.
El mito es el de Maleagro. Hercules baja al infierno y
encuentra la sombra de Meleagro, a quien pide la mano de
su hermana Deianira. No se alcanza A adivinar porque Ba-
quilides ha escogido este mito. Todos concuerdan en ad-
mirar el arte con que estA expuesto, pero no se atina la re-
laci6n que tiene con el tema.
Pues bien, la sombra de Meleagro es una alusi6n a Gelon,
muerto tan temprano. Hercules con Deianira, una alusi6n
al matrimonio de Polizelos con la viuda de Gelon. Todo,
sin embargo, estA indicado de modo de no despertar los ce-
los de Hieron.
Despues del mito, en lo que sigue hasta el fin, parece
que Baquilides se disculpe con Polizelos de tener que Ala-
bar A Hieron. victoria en las carreras acrecent6 el honor de la bien torrea-
da Siracusa, trayendo A Hieron la flor de la felicidad. Es
preciso por amor a la verdad, alabar i quien obra bien, re-
chazando la envidia con ambas manos... >.
FRANCISCO CAPULLO.
Professor de Lengua y Literatura Griegas en la
Facultad de Filosoffa y Letras.









LA DINAMICA


SIN EL SEGUNDO PRINCIPIO DE NEWTON

Del primer principio fundamental de la dinamica clAsica
(principio de inercia) se desprende directamente que, si se
consider una series de fuerzas aplicadas sucesiva y separa-
damente A un mismo punto material dado, la relaci6n de
cada fuerza 6 la aceleraci6n correspondiente, depend Ainica-
mente de la velocidad de dicho punto.
En otros terminos:
F= a. p (v)
En cuanto A la forma de la funci6n c (v), la fija el se-
gundo principio de Newton (ley de la aceleraci6n) en virtud
del cual se supone

cp (v) =m ()
siendo m un coeficiente especifico (masa) de la mol6cula
material considerada independiente de la velocidad.
Esta ley de la aceleraci6n no ha sido verificada de una
manera rigurosa; la experiencia nos ha ensefiado solamente
que la masa de los cuerpos materials en movimiento parecia
sensiblemente constant, cualquiera que fuera su velocidad,
cuando 6sta se mantenia dentro de ciertos limits notable-
mente inferiores a la velocidad de propagaci6n de la luz.
El segundo principio de Newton es, pues, en realidad un
verdadero postulado; su empleo, en las condiciones particu-
lares que son inherentes A los problems de la mecinica
aplicada y de la mecanica celeste, result c6modo para el
ingeniero y el astr6nomo, y no los conduce A errors que pue-
dan ser apreciados con los medios de observaci6n mas 6 me-
nos imperfectos A su alcance. Sin embargo, examinando la
relaci6n (i) desde el punto de vista de la teoria, ocurre pre-
guntarse si no se trata simplemente de una formula aproxi-
mada que podria caer en defecto en casos especiales, cuando









LA DINAMICA


la velocidad adquiriera valores bastante elevados. A este res-
pecto encontramos ejemplos instructivos en las modifica-
ciones sucesivas que ha sido necesario introducir en la ex-
presi6n de muchas leyes fisicas, para ajustarlas A los resultados
cada vez mis precisos de las observaciones experimentales.
La ecuaci6n de Mariotte, p. e., se impuso durante much
tiempo por su sencillez y su grado suficiente de conformidad
con los resultados practices, mientras no se realizaron espe-
riencias en circunstancias muy alejadas de las normales, re-
conoci6ndose despues que la ley verdadera de la compresibi-
lidad de los gases debia afectar una forma mas complicada.
(No podria ocurrir algo anilogo con la ley de acelera-
ci6n? Hace pocos afios todavia, se pensaba que esto no era
impossible, pero al menos poco probable: en efecto, parecian
casi insuperables las dificultades que debia entrafiar la reali-
zaci6n experimental de velocidades superiores a los limits
dentro de los cuales habia sido comprobada la exactitud muy
aproximada de la formula (i).
Ahora las cosas han cambiado de aspect; estas veloci-
dades al parecer irrealizables, los fisicos las observan en los
movimientos de los electrones, y en presencia de los resultados
obtenidos, algunos proponen que se adopted para la dinimica
bases diferentes de las que estableciera Newton. Aunque
estas ideas revolucionarias no deban afectar la mecinica apli-
cada, es interesante el studio de las conclusions que fluyen
de ellas, no solamente para formarse un concept mas claro de
lo que seria la mecinica racional como ciencia verdaderamen-
te exacta, sino para poder resolver numerosas cuestiones re-
lativas a la dinimica del electron que encierra a no dudar-
lo, la soluci6n de muchos problems misteriosos de la fisica.
Veamos, pues, de d6nde deriva la noci6n de la variabi-
lidad de la masa, para sentar despu6s los teoremas funda-
mentales de la dinimica con arreglo A este nuevo principio.
Una particular electrizada que se mueve en el 6ter equi-
vale a una corriente proporcional A su velocidad; y engendra
en consecuencia un campo magn6tico cuya intensidad es pro-
porcional tambi6n A la misma.
Suponiendo por un moment que este campo pueda con-
siderarse en reposo, la cantidad de energia necesaria para
producer el movimiento de esta particular se compondria, pues: i
de la energia cinetica propiamente dicha; 2 de una canti-
dad adicional de energia electromagnetica proporcional al
cuadrado de la velocidad. Todo pasaria como si A conse-
cuencia de la electrizaci6n, la capacidad de energia cinetica
es decir, la masa material de la particular, hubiera aumentado









58 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

en una cantidad constant, que podria llamarse masa elec-
tromagn6tica. Pero en realidad, el campo magn6tico se des-
plaza con la particular que lo engendra, modificndose asi
la resistencia opuesta al movimiento a consecuencia de las
deformaciones que experimentan las lines de fuerza. Vemos,
pues, que la energia electromagndtica debe defender de la
velocidad, por ser 6sta la causa que deforma las lines de
fuerza de una manera mis 6 menos pronunciada segin su
intensidad; A su vez el incremento ficticio de la masa de la
particular debe considerarse como una funci6n de dicha velo-
cidad, de manera que la energia total viene a ser expresada
por la formula
2
E -- v (m m') (2)

siendo m' igual a una funci6n yp (v) de la velocidad.
Segin los calculos de Max Abraham:
1 f 1+02 1+
m' = (v)= log (3)

siendo mo una constant especifica de la particular considera-
da, y 0 la relaci6n de la velocidad v de dicha particular A la
velocidad V de la luz.

O= v
V

Aplicando estas consideraciones a los electrones se puede
calcular por medio de (3) las masas electromagndticas que
les correspondent para diferentes valores de la velocidad v.
Por otra parte, la trayectoria descripta por los eclectrones en
campos electrostAticos y electromagndticos de intensidad de-
terminada, da a conocer valores correspondientes de v y de
la masa cindtica total (m +- m'). Por diferencia se puede ob-
tener el valor de m, masa material propiamente dicha de los
electrones. Ahora bien, los experiments minuciosos de Kauf-
man y otros fisicos han establecido que para un mismo va-
lor de v, la masa m' calculada por medio de la formula de
Abraham y la masa (m--m') determinada experimentalmente
son muy sensiblemente iguales, de donde se deduce que los
electrones carecen de masa material propiamente dicha y que
su masa cindtica aparente es exclusivamente de origen elec-
tro-magn6tico.
Las investigaciones relatives a los ones no han dado
resultados tan concluyentes, pero existen razones bastante









LA DINAMICA


fundadas para career que la masa cinetica total de estos cor-
pilsculos es tambi4n electromagnetica. En tal caso, las par-
ticulas materials, compuestas de ones y electrones, no ten-
drian tampoco masa independiente de la electromagn6tica, y
la formula (2) deberia reducirse i:

E= m' v2 (4)

Supuesto que se acepte esta ecuaci6n como base de la
dinAmica del punto material en qu6 se convierten los teore-
mas fundamentals de la mecAnica newtoniana?
Para establecerlos bajo la forma nueva que debe corres-
ponderles, conviene introducir una funci6n W determinada
por la ecuaci6n de difinici6n:

dW
E=v v- W (5)

Como tenemos tambien:
m' = (v) (6)

la (5) equivale A
2 dW 2W
v d v v ()
dW W v
6sea v-- v p (v) (7)

Esta es una ecuaci6n diferencial lineal de primer orden,
de la forma:
d y-+ PY=Q

cuya integral general es igual, como es sabido, A

x P dx [ x x
y=e xo [ exo pdxQdx+ C

,xo

Oservando que en el caso de que se trata
y=W, x v, P Q= (v)
y =W, x=vP Q =--f (v)










60 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

tendremos:

Pdx log Vo-logv="log Vo
V v
fo o

P dx
Vo
e o =- v

Por consiguiente:

W:= [j vo p(v) dv+ C

6 mis sencillamente:

W=-v [JV cp(v) dv+ C
C vl e Vo


Como valor de la constant C, podemos
que reduce la ecuaci6n precedent i
v
W = v 1 (v) d v
Entonces haciendo:o
Entonces haciendo:


elegir i aquel


yp(v) dv=I


resultara:


W=--vl

Fijado asi el valor de W por medio de
determinar en funci6n de v los vectores M1,
Z, definidos por las ecuaciones:


(io), podemos
My, M, X, Y,


S- I dW dx my -I d W dy
x v dv dt v dv dt'

i dW dz
v dv cdt (II)


dMx
"X = dt


YdMy
dt


d M,
dt (12)









LA DINAMICA


A estos vectores les asignaremos las direcciones si-
guientes: Mx X paralelos al eje de las x; My Y, paralelos
al eje de las y; M2, Z paralelos al eje de las z.
Para efectuar el cilculo indicado, supongamos que de
i dW
(10io) se haya deducido I dv en funci6n de v, y que se
v dv


tenga:


tendremos:


i dW
v dv (v)
dx
Mx =%-dt


d2x dp dv dx d(p
X=(P--+ =p.- dx: + a' vx
dt2 dv dt dt dv
Anilogamente:
d2Yp d dy p dv dy day av (14)
Y 0 dt -- a^-d-* a* v' (V4y

Z d2z dt dv dz dp y
dtz dv dt dt dv

siendo: ax ay a, las components axiales de la acelaraci6n a
a' la component tangencial de la misma; vx vy vz las com-
ponentes axiales de la velocidad.
Luego:

2 /d(p2 ,2 2 d ,
2=p2.a+ ) a'2Vy 2paa da'v
V2= .a 'dv a' +2 Vy Vy

Z2=W2.a + d q2 a, +2(pa a' v,

Consideremos ahora el vector F, resultante de X, Y, Z'
tendremos:
2( 2 2 2\ d\ 2 2( 2 2 2)
F2=X2+Y2+Z2= ax ay+ a) dv a' (v vy+v)

+2 pY a' axvx+ayvy

+az v)









62 REVSITA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

Por otra parte, aplicando la regla de la multiplicaci6n
de los vectores a', a y v que supondremos former entire si un
angulo w resultari:
ax Vx ay y --az vz = av cos to
pero a cos eo es la proyecei6n de a sobre la tangente i la
trayectoria, 6 en otros terminos, la component tangencial a
de a. Luego:
ax Vx + ay y- +az vz = a'v (15)
F2= 2 a2+ a' 2 V 2+2 (p da' 2v.
S \ dv/ dv

Si a" es la component normal de la aceleraci6n:

a = a'2-}- a'i"

F]2 (p2 a' + d2 a'2 v2+ -2 a't2v + q2a" 2(16)

F2--- a' 2 ( v -a" (17)

Para poder interpreter esta ecuaci6n (17), pondremos las
(14) bajo la forma:
X X' +X"
Y =y Y' Y"
Z = + Z"
haciendo:

X'=(pa' d-d a' v X"= (p a pa'x = 9 a".
dv

Y'= 9 a'y + vva'vy, Y"=qoay-9pa'y=(p a"y


Z' = a' + a'v z, Z" =9a -p a'z = p a"z

6 haciendo uso de los cosenos directors de la tangente i la
trayectoria en el punto considerado;

X' = a'cosa -- a' v cosa









LA DINAMICA


Y'= q a' cosP+ a' v cos


Z'= t a'cosy a' v cosy

Los vectores X', Y', Z", tendrin una resultante:

F'= a' p+vd (v8)

cuya direccidn seri evidentemente la de la tangente 4 la tra-
yectoria. La resultante de X", Y", Z", sera:

F"=- a" e, (19)
dirigido como a" normalmente i la trayectoria. Por consi-
guiente, F' y F" serdn las components tangencial y normal
de F. Pero F', igual A la aceleraci6n tangencial multiplicada
por una funci6n de la velocidad, tiene todos los caracteres
que correspondent a la component tangencial de las fuerzas
exteriores, si se admite el primer principio sin el segundo;
F" tiene los de la component normal. De manera que la
resultante F de F' y F" deberd considerarse igual d la resultante
de todas las fuerzas exteriores.
Los factors de a' y a" en (18) y (19) desempefian el pa-
pel de masas; les daremos respectivamente los nombres de
masa longitudinal L y masa trasversal T. Aqui conviene llamar
la atenci6n sobre la existencia de estas dos masas diferentes:
en la dinamica newtoniana la inercia opuesta por un punto
material A las fuerzas que lo solicitan es id6ntica en todas
las direcciones; en la dindmica generalizada esta inercia varia segzin
el dngulo que forma la resultante de las fuerzas con la velocidad an-
teriormente adquirida por el punto material.
Las ecuaciones (18), (19), (17) pueden escribirse tambidn
asi:

F'a d(vpt) d2W
F = dv = ad vz- (20)


F" a d" v


dF2 a'2 dW 2 i dW 2 22)









REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES


Tenemos pues:
d2W i dW
dv 2 v dv

Siendo X, Y, Z, las components axiales de la resultan-
te de las fuerzas exteriores, el trabajo efectuado por dicha
resultante durante un element de tiempo infinitamente peque-
fio, seri:
dT-X dx+Y dy+Z dz (23)
Para calcularlo nos valdremos de las ecuaciones (14):

dT= p ax:dx L a'vx dx + paydy a'vydy -...


=q (axdx aydy ...) a (vxdx vydy ...)

Sdx ddy d/dx dy \
= (axd+ay +..dt+a' vx vy dt


P (axvx + ayvy ..) dt+a' (vxx-+vy2+.. dt

y en virtud de (15):

dT =y a' v dt+a'd v dt=a' v dt + v

d(vp) ___) __
= a' v dt, d(vp) = a' v dt [d(v Y) dv
dv dv dv

=vdW-


Integrando esta ultima ecuaci6n, sale:

dW

Esta ecuaci6n implica una propiedad identica i la que
expresa el primer teorema fundamental de la dinimica cli-
sica:










LA DINAMICA


La variacidn de la energia cinetica dtrante un intervalo de tiempo
finito cualquiera es igual al trabajo efectuado por las fuerzas exteriores
durante el mismo interval.
Por otra parte, teniendo en cuenta la relaci6n (4), si
conservamcs la definici6n usual de la fuerza viva con la
finica restricci6n que la masa que entra en ella debe ser la
masa cine'ica m' en lugar de la masa newtoniana conside-
rada en la mecinica clasica, podemos decir tambidn que
El incremento de la fuerza viva es igual al trabajo de las fuer-
zas exteriores.
Puestas bajo la forma:

dx dy dz
Mx= T My- dt M -- dt

las ecuaciones (ii) no difieren de aquellas que definen las pro-
yecciones axiales de la cantidadde movimiento en la mecanica
c'lAsica, sino porque la masa que figure en ellas es la transversal
en lugar de la newtoniana. Por eso diremos que los vectores
Mx, My, Mz representan las components axiales de la cantidad
de movimiento.
Si observamos que
ti
Mx = X dt
to
/ti
My =- Y dt
to

Ms = Z dt

y para la cantidad total de movimiento:

M = F dt
to

vemos que subsisten los teoremas clisicos relatives A la im-
pulsidn elemental y la impulsidn total de las fuerzas exteriores.
Los resultados anteriores no implican ninguna hip6tesis
particular acerca de la forma que afecta la funci6n caracte-
ristica yp (v). Veamos ahora las conclusions especiales A que
conducen, cuando se adopta la formula (3) de Max Abraham.
Para esto es precise calcular la integral I de la formula (9);








66 REVISTA DE LA UNIV ERSIDAD DE BUENOS AIRES

lo haremos por las series, reemplazando el logaritmo que fi-
gura en (3) por su desarrollo segiin las potencias crecientes
de 6:

log =2 + + +.....

Tendremos:

cp (v) m. [4+02(1+ )+0 ()+...] (24)

La series entire par6ntesis es convergente entire los limits
- i y i, es decir, para todos los valores de v comprendi-
dos entire V y + V. Dentro de estos limits es integra-
ble, obtenidndose:

I=V- qo(v)d6= moV[ + 0 I (0 ...

W 3 mo V2 62 i .


dv dO V 8 V 3 (3' 5


3 m48 4 --


Tomando los dos primeros terminos de estas series, se
tendrA una aproximaci6n suficiente cuando v no sea muy
grande, obteniendose:

I=mov I+ 02

W=X mo V2 v'I +-
2

^( 4+1)










LA DINAMICA


402


m'= mo i 0

Si se hiciera v o, y por consiguiente tambien 0 o
en las formulas anteriores, las masas cineticas transversal y
longitudinal resultarian iguales i la masa newtoniana, y los
teoremas precedentemente establecidos se convertirian en los
de la mecAnica cl.sica. En rigor, las formulas que 6sta
aplica, no convienen sino al caso en que el estado de movi-
mienlo considerado es infinitamente prdoximo al estado de reposo (su-
puesto naturalmente que la masa, en lugar de ser constant,
siga la ley de variaci6n que expresa la formula de Abraham,
lo cual no ha sido demostrado todavia de una manera irre-
futable, como lo adverti al principio). Pero prdcticamente las
ecuaciones clisicas y las nuevas conducen a resultados casi
identicos, siempre que la velocidad se mantenga inferior a -
IO
de la luz. Para convencerse de ello, basta hacer, por ejem-
plo: v 3000 kilm. por segundo; se obtiene:

m'= 1,oooo4 mo

Al contrario cuando v se aproxima i V, m' aumenta
con rapidez creciente, y cuando v V, m' se hace infinita,
porque la series de la formula (24) pierde su cardcter de con-
vergencia. De esto se desprende que la velocidad de 300oookilm.
por segundo, es una velocidad limited que no puede ser so-
brepasada, por mAs grande que sea la fuerza aplicada al pun-
to 6 sistema material en movimiento.


P. DE LEPINEY,
Inspector de Ensefianza Secundaria.











ACTOS Y DOCUMENTS OFICIALES




FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAL

Sesi6n de 8 de noviembre

Decano En Buenos Aires A ocho de Noviembre de 1906,
Arata gleyze se reune el Consejo Directivo de la Facultad de
Wernicke Ciencias MAdicas, siendo las 4 y 20 p. m., y con asis-
Bazterrica tencia de los miembros anotados.
Ramos Mejia Se lee y aprueba el acta de la sesi6n pre-
Araoz Alfaro cedente.
Semprun
sommer El Consejero Boeri dijo que no pedia la palabra
Ayerza
Costa para observer el acta, sino para rectificarse a al
Boeri mismo, pues por estar mal informado dijo en la ssi
si6n anterior que el Laboratorio de Quimica anexo A la catede-
del Prof. A. Quiroga gozaba de la asignaci6n de 1oo $, siendo
que s6lo tenia 20, suma irrisoria si se consider el monto de las
cuentas A pagar. Cree que debe darse este largo asunto por ter-
minado, mandando pagar por Tesoreria el excedente.
Se vota y result afirmativa.

El senior Decano dijo enseguida que de acuerdo con la au-
torizaci6n que le fuera conferida en la sesi6n anterior, proponia
a los doctors J. Z. Arce, P. Lacavera, P. Palma, F. A. Sicardi,
M. V. Quiroga 6 I. Allende para componer el Jurado que debe
adjudicar el ,>, y A los
Doctors P. N. Arata, A. Ramaug6, J. M. Ramos Mejia, R. Wer-
nicke y L. Agote para componer el tribunal que debe fallar sobre
el m6rito del trabajo presentado para aptar el premio al mejor tra-
bajo que se publique en el pais.
El Consejero Wernicke dijo que su designaci6n lo coloca en una
situaci6n embarazosa, por cuanto se encuentra muy ligado al Dr.
Bachmann, autor del trabajo que ha sido hecho en su laboratorio
y estA dedicado A 61.
El seiior Decano dice haberlo puesto por raz6n de su com-
petencia especial en la material; pero que en vista de lo manifes-
tado, propone reemplazarlo con el Dr. Badia.
Habiendo asentimiento, quedan asi compuestos los dos jurados.










ACTOS Y DOCUMENTS OFICIALES


El sefior Decanb da cuenta de haber ordenado se provea un
pedido de suma urgencia del Dr. Badia para el laboratorio de Ana-
tomia patol6gica, que importa alrededor de 40 $.

ASUNTOS ENTRADOS

Se da en seguida lectura a
Comunicaci6n del Rectorado adjuntando copia de las refor-
mas de las Ordenanzas sobre fechas de insciipciones y apertura
y clausura de cursos. Orden del dia.

DESPACHOS DE LA COMISI6N DE ENSEIANZA

Proyecto del Consejero Araoz Alfaro, sobre reglamentaci6n
de la docencia libre. Aconseja se apruebe con las modificaciones
indicadas.
Otro sobre la supresi6n de la cAtedra de Higiene de Farma-
cia. Orden del dia.
Solicitud de D. J. Santana pidiendo se le inscriba como alum-
no de Farmacia. Aconseja no hacer lugar. Orden del dia.
Solicitud del estudiante Jos6 Mautone pidiendo rendir exa-
men. Aconseja se trate en sesi6n-Orden del dia.
Solicitud de B. VAsquez Casanova pidiendo rendir examen-
Negativo.
Asunto de los Id6neos de Farmacia que solicitan matricular-
se en la Escuela. Present una lista de 46 A quienes aconseja se
les conceda, negAndose A los Sres. Luis Della Cella, Francisco Oca
Vila, Rafael Alangua, Luis de Leonardo, Silvio Marchisio y Fla-
minio Galli.-Orden del dia.

DESPACHOS DE LA COMISION DE CUENTAS Y PEDIDOS

En una enviada por el Profesor Cabred por gastos hechos en
el laboratorio de la Clinica PsiquiAtrica. Aconseja se pague.
En un pedido formulado por el Dr. Badia con destino al Ins-
tituto de Anatomia Patol6gica. Aconseja se pague.
Expediente sobre patente de invenci6n del ,Suspensor San-
toro>,, pasado A informed por el Rectorado. A la Comisi6n de Ense-
fianza.
Nota del Profesor Galiano solicitando permiso para faltar A
los exdmenes de Noviembre por enfermedad. Orden del dia.
Id. del professor Julio G. FernAndez pidiendo permiso por un
ailo. A la Comisi6n de Ensefianza.
Solicitud del Dr. Jos6 Caliguiuri pidiendo revAlida de su titulo
de M6dico. A la Comisi6n de Ensefianza.
Idem del Dentista Luis Pretymann Homer. A la misma Co-
mision.
Solicitud de Carolina Pulvieri, que present diploma de Par-
tera y pide rendir examen libre de primer afio de Obstetricia.
Cuentas del laboratorio de Anatomia patol6gica por Septiem-
bre y Octubre. A la Comisi6n de Cuentas y Pedidos.
Nota del Profesor Atanasio Quiroga pidiendo se restablezca
al laboratorio que dirige la asignaci6n de 300 $ que antes goza-
ba. A la misma Comisi6n.










70 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

Solicitud de D. B. VAsquez Casanova pidiendo rendir exa-
men de Farmacia. A la Comisi6n de Ensefianza.
Nota del Profesor Sommer manifestando el deseo de que la
catedra y clinic dermatol6gicas sean trasladadas al Hospital de
Clinicas cuando haya local.
Nota del Profesor Susini pidiendo ampliaci6n de su licencia.
Orden del dia.

La Comisi6n de Ensefianza despacha la solicitud del Dr. J.
D. Pifiero, sobre pagos de sueldos, aconsejando sea tratada en se-
si6n. Orden del dia.

Terminada la lectura, el Consejero Lagleyze dice que desea
saber qu6 fin ha tenido un asunto relative al pago de sueldos atra-
sados del afio pasado A algunos profesores. Dice que 61 mismo, sien-
do Decano, mand6 suspender el pago de esos sueldos por haber sur-
gido dudas respect A su adjudicaci6n; que el asunto pas6 al Con-
sejo Superior y no sabe qu6 habra resultado. Recuerda que se
trataba de los Profesores Gilemes, Na6n, Allende y 61 mismo. Afia-
de que seria convenient pasar una nota sobre el particular al
H. Consejo Superior.
El senior Decano informa, qeu en lo que respect A los pro-
fesores Na6n y Allende, sabe que esos sueldos les han sido abo-
nados, descontAndoles la parte proporcional que correspondia a los
substitutes que habian dictado parcialmente el curso. Dice que si
el Consejo lo autoriza, hara la investigaci6n necesaria, informan-
dolo en oportunidad.

El Consejero Araoz Alfaro dice que quiere hacer una moci6n
de oportunidad y de justicia: habiendo fallecido en Rio de Janeiro
el Profesor Fajardo en circunstancias tan especiales que lo hacen
una victim de su abnegaci6n cientifica, y recordando que fu6
uno de los sabios eminentes que honraron la ciencia brasilefia y
americana, y que cultiv6 ademas relaciones cientificas estrechas
con este pais, asistiendo A nuestros Congresos y manteniendo in-
tercambio de producciones, hace moci6n para que se dirija al Sr.
Director de la Facultad de Medicina de Rio de Janeiro, un tele-
grama de condolencia.
Habiendo asentimiento, asi se resuelve.

Di6se en seguida lectura A una nota del Rectorado acompafian-
do dos ordenanzas del Consejo Superior, reformando la fecha de
apertura y clausura de cursos y la relative A las inscripciones. Al
archivo.
El Sr. Decano explica que la resoluci6n adoptada de autori-
zar hasta 20 dias de vacaciones en el invierno, se debe A un pedido
de la Facultad de Ingenieria, cuyos alumnos necesitan hacer ex-
cursiones para realizar trabajos de indole prActica. Por lo demis
se argument que las muchas fiestas y algunas faltas hacian ino-
ficiosas estas vacaciones.

Pas6se despu6s A tratar el proyecto del consejero Araoz Al-
faro sobre reglamentaci6n de la docencia libre, ley6ndose el dic-
tamen de la comisi6n que dice asi: de Ensefianza ha estudiado el proyecto de ordenanza sobre docen-










ACTOS Y DOCUMENTS OFICIALES


cia libre presentado por el consejero Araoz Alfaro y al proponer
se le acepte con las modificaciones indicadas en el ejemplar im-
preso que se acompafia, cumple con un deber de justicia declaran-
do que se trata de una ordenanza que cuenta en nuestro archivo
con alguna muy semejante. Saludan al Sr. Decano: R. Wernicke.
B. Sommer,. El consejero Wernicke dijo que la Facultad de Me-
dicina de Buenos Aires nunca habia puesto obsticulos a cuantos
habian tenido el deseo de colaborar con su trabajo guardando las
buenas formas. Que hoy se presentaba un proyecto que satisfacia
estos anhelos proponiendo modificaciones de importancia y hacia
moci6n para que fuera aprobado en general.
El Consejero Lagleyze dijo que se daba exacta cuenta de las
ideas del autor del proyecto, que tendia A elevar el nivel de la en-
sefianza; pero que ante todo la Facultad debia consultar sus ne-
cesidades; y que existiendo profesores titulares y suplentes en ex-
ceso, no era llegada la oportunidad de aumentarlos.
Que por otra parte no concibe que lo libre sea susceptible de
reglamentarse y el professor deja de serlo desde que es atado por
el proyecto. Que concibe el professor libre de otro modo, como lo
es en Alemania por ejemplo, y recuerda que en Bl1gica y los Es-
tados Unidos no dieron resultado y se comerci6 extraordinaria-
mente con el titulo. Dice que en todas parties el Gobierno ha mo-
nopolizado la ensefianza, seleccionando siempre el profesorado y
6ste esti compuesto por lo mejor del pais. Todos querrian ser pro-
fesores para llamar la atenci6n ptiblica y atraerse clientele, pues
no se olvidan de consignar su titulo en los avisos, lo que no se
hace en Europa.
Encuentra al proyecto muchos inconvenientes, sin que este
destinado A llenar ninguna necesidad urgente, como lo seria la
de dar al professor suplente un mejor papel, concedi6ndole mayor
participaci6n en la ensefianza, adjudicAndole, por ejemplo, una
parte del program y asigndndole alguna remuneraci6n. Hay, en-
tre otras, cuatro citedras de clinic medica y tres de cirujia; con
los correspondientes suplentes ya result un nuimero elevado de
profesores.
Por otra parte, el proyecto autoriza d los profesores libres d
examiner, y esto no es just, pues los titulares son los tinicos res-
ponsables de la preparaci6n de los discipulos. Ya ha sucedido en
nuestra Escuela que algunos profesores que dictaban cursos pagos
fueron eliminados de las listas a pedido de los estudiantes.
El proyecto implantaria la libertad absolute de ensefianza y
todo el mundo podria dictar classes, y los profesores se verian obli-
gados A ceder sus enfermos A cualquiera, cuando ellos son los Aini-
cos responsables de la preparaci6n y tienen por lo tanto comple-
to derecho A hacer su tratamiento sin la ingerencia de nadie. Por
lo demAs, no se concibe que un professor nazca tal por su propia
voluntad de serlo; s6lo pueden adquirir competencia suficiente los
que tienen un servicio donde formarse; que ensefien entonces en
el sin que se les imponga a los titulares el deber de desprenderse
de una parte de sus propios elements.
El Consejero Wernicke dijo que lamentaba la actitud del Con-
sejero que dejaba la palabra, respect del proyecto. Que hace 20
afios propuso desde las columns de los ,Anales del Circulo M6di-
co,> la creaci6n de cursos libres, con la intenci6n de estimular a
los profesores aquilatando, por comparaci6n, su valer docente. Que
la idea habia evolucionado, y despu6s de sus iniciativas infructuo-










72 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

sas un nuevo Consejero, con mayores energies, traia de nuevo al
tapete la cuesti6n. Dijo que trataria de rebatir las juiciosas obje-
ciones del Consejero Dr. Lagleyze. El tenme que haya demasiados
profesores; no ve nada de malo en ello; tanto mejor si hubiera uno
para cada alumno, porque asi 6ste saldria necesariamente sabien-
do. Existen 40 profesores titulares y 90 suplentes; corresponderian
A cada uno mas 6 menos cuarenta alumnos y seria de desear que
ensefiaran s6lo a diez alumnos. Pone el caso de la catedra de
Oftalmologia, dividida en secciones de oftalmoscopia, refracci6n,
acomodaci6n, etc., cada una dirigida por un t6cnico especial forma-
do por el professor Lagleyze y sostiene que eso seria el ideal de la
ensefianza. Dice que en su curso podria hacerse lo mismo con gran
resultado, porque la division del trabajo es muy ventajosa en to-
das las materials del plan de studios. Que el personal de profe-
sores libres lo seleccionaria el Consejo entire aquellos mejor prepa-
rados que hubieran manifestado tener mayores condiciones para la
ensefianza. Para eso se exije dos aflos de ejercicio, especializaci6n
en alguna material de la ensefianza y un trabajo especial del que
se pasa un informed al Consejo, antes de que 6ste confiera el titu-
lo de Profesor libre.
Que el Consejero Lagleyze dice que esto no di6 resultado en
B61gica y Norte America; pero l1 cita A Alemania, Austria, Suiza
y Holanda, donde la docencia libre establecida desde los tiempos
de Lutero, form los Wirchow, Kock, Heichmann, etc,. que llega-
ron a la cuispide universitaria. Naturalmente que no todos alcan-
zaron ese 6xito y muchos que no valian, pasaron al olvido.
La misma Italia, que en un tiempo se coloc6 en primera fi-
la con la docencia libre, la abandon mis tarde, eclipsandose su
escuela durante un siglo y medio, hasta que sus hombres, que
iban A Alemania, transplantaron de alli el sistema, el que ha da-
do tantos frutos, que hoy aquella naci6n se encuentra nuevamente
A la cabeza de las universidades latinas.
Hay que estimular y ayudar sin tenor A la docencia libre,
porque el que lo hace bien no tarda en surgir, como tambi6n el
que lo hace mal se elimina por si solo.
Objeta el Consejero Lagleyze que no hay actualmente elemen-
tos suficientes para desarrollar este plan, es cierto; pero esto pue-
de suplirse con una mejor organizaci6n de las clinics y labora-
torios y con la buena voluntad de todos. En otras parties todos
entienden y se ayudan mutuamente y no hay raz6n para ser menos
amables y atentos que los otros que vengan a cooperar en la en-
sefianza. Es necesario que haya amplia libertad A este respect
6 igualdad de derechos para todos los docentes.
Ha dicho que hubiera sido mejor reglamentar, ampliandolas,
las funciones de los suplentes; pero todos sabemos que muchos
de 6stos han hecho vida contemplative; y que s6lo despues de
sancionada la Ordenanza Uballes se han puesto algunos en mo-
vimiento. Esta ordenanza daria A todos derechos iguales, permi-
tiendoles dictar cursos, expedir certificados validos y ser remune-
rados.
Lamenta que no est6 en esto de acuerdo el Consejero La-
gleyze y cree que no hay tantos profesores como convendria y
como debera haberlos cuando se reform la ensefianza, A lo que
este proyecto se anticipa. Dice que no hay complete analogia en-
tre el professor libre, tal como lo crea el proyecto y los Privat do-
cent que no tienen conexi6n con la Escuela.










ACTOS Y DOCUMENTS OFICIALES


El Consejero Araoz Alfaro, dice que si. algdn otro de sus co-
legas desea manifestar su opinion en contra de su proyecto, pide
lo haga para poder contestar en conjunto las objeciones, y no ver-
se obligado a pedir varias veces la palabra, ya que se discute en
general.
El Consejero Arata hace moci6n para que se suspend la de-
liberaci6n de este asunto hasta que se made imprimir las mo-
dificaciones introducidas por la Comisi6n.
El Consejero Semprun manifiesta que si los profesores su-
plentes no han dictado mds cursos, es porque la Facultad nunca
los estiml6 en ninguna forma para hacerlo.
El senior Decano observa que no hay en lo dicho ningin car-
go para la Facultad ni para los suplentes.
El Consejero Araoz Alfaro dice que no cree just la moci6n
del Consejero Arata; que su proyecto ha sido impreso y repartido
con la debida anticipaci6n; que ha sido discutido en general y
que acercindose las vacaciones no ve la raz6n para que se sus-
penda su tratamiento. Dice que ha sido para 61 una desilusi6n la
opinion del Consejero Lagleyze, que no dispute por el moment
ya que hay una moci6n de orden y dice que se podria votar en
general, sefialAndose una sesi6n especial para continuar su trata-
miento, para que no quede definitivamente encarpetado.
El senior Decano dice que esa es la moci6n del Consejero
Arata.
El Consejero Arata declara que no fu6 su intenci6n encar-
petar este proyecto, sino dar mayores facilidades para su studio.
El Consejero Ramos Mejias se adhere a la moci6n de aqu6l, de-
clarando que en el fondo estd de acuerdo con las ideas del pro-
vecto.
Se vota la moci6n del Consejero Arata agregando que se fi-
je la pr6xima sesi6n para continuar el debate de este asunto, y
por haber asentimiento, asi se resuelve.
El Consejero Wernicke dijo que habiendo dado el Consejero
Semprun A sus palabras sobre los suplentes, un alcance que no
tenian, habia hecho a la antigua Academia algunos cargos que
queria levantar, pues ella ayudaba siempre al que queria ensefiar
como lo habia hecho con 61 antes de ser titular.
El Consejero Semprun dijo que en su opinion debia llamar-
se d los suplentes i actuar en la ensefianza.

Pas6se a tratar la solicitud de ampliaci6n de licencia manda-
da por el Profesor Susini.
Se da lectura de la nota, y el Consejero Wernicke hace mo-
ci6n para que se eleve al Consejo Superior, favorablemente infor-
mada.
El Consejero Bazterrica desea saber lo que establece el regla-
mento a ese respect.
El Sr. Decano informa que es una simple pr6rroga de licen-
cia lo que se solicita. Se vota y result afirmativa.

Trat6se en seguida la solicitud de adscripci6n del Dr. Ama-
dor Lucero.
El Consejero Penna dice qae a sujuicio el solicitante no pue-
de adscribirse al servicio de una citedra cuando opta a otra y que
el concederlo seria desquiciar las ordenanzas.










74 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

Se hace un debate, despues del cual el Consejero Penna ha-
ce moci6n para que se haga constar en el acta que el solicitante
esti mal adscripto.
El Consejero Araoz Alfaro dice que no ve c6mo el Dr. Lu-
cero puede trabajar en una catedra que por el moment no se
dicta y que no tiene servicio; que cree debe adscribirse asi, para
dar despu6s sus conferencias con el professor de la material.
El Consejero Penna observa que esto tiene el inconvenient
de que el servicio de Seniiologia puede llenarse de adscriptos que
no podrAn trabajar, 6 insisted en que no debe accederse.
Se hace un corto debate despues del cual el Sr. Decano ex-
plica en qu6 consiste el pedido del Dr. Lucero, y dice que la ten-
dencia general es de hacer estas cAtedras lo mis prdcticas que sea
possible, y que en este orden de ideas se autoriz6 al Dr. Col6n
para hacer un curso prActico de Patologia internal.
El Consejero Wernicke observa que la catedra de Semniologia
no es afin con aqu6lla y que por lo tanto el Dr. Lucero debe ads-
cribirse a otra que lo sea, pues el servicio del Dr. Araoz Alfaro es
mas bien de Patologia externa.
El Sr. Decano cree que dejando la debida constancia en el
acta, no hay inconvenient en conceder la adscripci6n a Patolo-
gia internal, con asistencia provisoria al servicio del Dr. Araoz Al-
faro. Se vota y result afirmativa.

Pas6se A tratar la solicitud de examen del alumno Jos6 Mau-
tone.
El Consejero Wernicke dice que el solicitante se inscribi6 el
afio 1904 pagando s6lo una parte de las cuotas, por carecer de re-
cursos. Que el certificado que present tiene fecha posterior a esa
inscripci6n pero que consta en 61 que ha cursado en tiempo su
bachillerato. Que este afio el Sr. Decano lo eximi6 de pagar de-
rechos y que en definitive, lo irregular de su situaci6n es mns bien
de forma que de fondo y dada su situaci6n precaria pide se le
conceda como una gracia el permiso para dar examen, pues de lo
contrario habri perdido dos afios sin ninguin motivo suficiente-
mente serio para infligirle un perjuicio semejante.
Se vota y result afirmativa.

Se trat6 despues la solicitud del alumno de Farmacia senior
VAsquez Casanova.
El Consejero Wernicke informa que este senior es el inico
de la Escuela que se encuentra en semejante caso, pues si no se
le permit dar examen serd el afio que viene el uinico alumno de
Cuarto afio de Farmacia.
Se vota y se le acuerda examen como alumno libre y resul-
ta afirmativa.

Pisose en seguida A discusi6n el asunto relative A la supre-
si6n de la cAtedra de Higiene de la Escuela de Farmacia y el
Consejero Dr. Wernicke dijo que la Comisi6n de Ensefianza ha-
bia resuelto informar verbalmente al respect. Que proponia que
la catedra de Higiene fuese una sola para las dos Escuelas: io.
porque su existencia supone la de un laboratorio, que para ser
instalado A la altura de su misi6n, exige erogaciones tales que
no pueden cubrir los escasos recursos de que se dispone, ni exis-










ACTOS Y DOCUMENTS OFICIALES


te tampoco el local adecuado para instalarlo; 20 porque no se con-
cibe que la ensefianza de la Higiene deba ser fundamentalmente
distinta para estas dos profesiones, y vale mas tener un buen la-
boratorio que frecuenten 300 alumnos que no dos malos y defi-
cientes; 3o. que todas las dificultades se subsanarian creando dos
secciones de trabajos practicos con personal separado, bajo la di-
recci6n del Profesor. Esto, por otra parte no seria una novedad
dentro de la Escuela de Farmacia en la que entiende y actrian dos
cetedras diferentes sirvi6ndose del mismo laboratorio. La dinica
dificultad que podria quedar en pie seria la del nombramiento del
professor; pero precisamente el Dr. Schatz fue designado como pro-
fesor de Higiene sin otra especificaci6n; esta, pues, bien nombrado
para el objeto; es preparado y los servicios que tierre prestados a
la Escuela, aun en los moments dificiles por que ella atraves6 y
el pie excelente en que mantiene su laboratorio, son titulos mas
que suficientes para confiarle la regencia de las dos catedras.
El Consejero Sommer, ampliando esta exposici6n, dice que el
Dr. Schatz se ha consagrado por entero a esta rama de la medi-
cina, cultivAndola en la Asistencia Piiblica, en el Departamento
National de Higiene y en la Municipalidad, donde desempefi6 co-
misiones tecnicas especiales. Agreg6 esto que 61 mismo se ha-
bia ofrecido para el objeto aceptando gustoso la mayor suma de
trabajo que le impondria esta fusi6n.
El Consejero Lagleyze observa que en esta misma sesi6n se
ha sostenido que faltan profesores y que en tal caso no es el mo-
do de aumentarlos el disminuir las catedras.
El consejero Araoz Alfaro dice haber subscripto el dictamen
de la Comisi6n, porque apesar de ser por principio enemigo que
se supriman catedras, comprende que en la situaci6n actual de la
Facultad no es possible mantenerlas a buen nivel. Que hay otra ra-
z6n de importancia, y es que esta citedra se encuentra en la Es-
cuela de Farmacia en una situaci6n transitoriamente especial, pues
el afio que viene no podrd tener alumnos; no hay pues, por el
moment, objeto alguno en mantenerla.
El senior Decano recuerda que el presupuesto ha sido eleva-
do en las dos citedras. El Consejero Boeri dice que eso no seria
un obsticulo; que se podria poner en su reemplazo la de Mine-
ralogia, para que se ensefie 6. los Farmac6uticos a no ser unos
simples preparadores de recetas. Agrega que no sabe si para ello
bastaria una moci6n 6 se necesitaria presentar un proyecto por
escrito.
El Consejero Arata pide se vote el despacho de la Comisi6n
que aconseja la refundici6n de las dos citedras.
El senior Decano manifiesta que es enemigo decidido de la
supresi6n de c6tedras, pues cada una que desaparece es un foco
de luz que se apaga para la ensefianza.
Se vota el despacho de la comisi6n y result afirmativo.
El consejero Bazterrica hace constar su voto en contra.
El consejero Boeri hace moci6n para que el afio entrante se
dicte la citedra de Mineralogia de la Escuela de Farmacia.
El Consejero Arata observa que eso debe someterse a studio
de la Comisi6n de Ensefianza.

Se pas6 a tratar el asunto relative 6. los sueldos del Dr. Juan
D. Pifiero, dindose lectura al informed de la Comisi6n que dice de-
be tratarse en sesi6n.











76 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

El Sr. Decano informa que la licencia del Dr. Pifiero venci6
en Marzo de este afio y que 61 se present al Decano poni6ndose
A disposici6n de la Facultad.
Que 6ste pas6 el asunto A informed de la Comisi6n de Ense-
fianza la que no se expidi6.
Como han pasado muchos meses sin que recaiga una resolu-
ci6n, el interesado se ha presentado al Consejo Superior, pidiendo
se le abonen sus sueldos y aqu6l pasa su solicitud a informed de
la Facultad. Cree que es de estricta justicia se le paguen, y pien-
sa que debe informarse favorablemente; tanto mas cuanto que pron-
to se deberi tomar sobre este professor otra resoluci6n mas defini-
tiva. Hace pues moci6n en ese sentido ampliAndola para que se
comisione al Consejero Ramos Mejia con el objeto de que se aper-
sone al interesado y le aconseje que facility una soluci6n satisfactoria.
Habiendo asentimiento, asi queda resuelto.
Acto continue se levant6 la sesi6n siendo las 6.20 p. m.

E. CANTON.
J. Largula.








Sesi 6n de 22 de noviembre

Decano En Buenos Aires A 22 de Noviembre de 1906 se
wLagleye reune el Consejo Directivo de la Facultad, con asis-
Bazterrica tencia de los miembros al margen anotados; siendo
Ramos Mejia las 4 y 45 p. m. el senior Decano declare abierta la
Boeri sesi6n.
Sommer
Araoz Alfaro Se di6 lectura del acta anterior, que fu6 apro-
Semprun bada y de la siguiente lista de
Ayerza
Costa
ASUNTOS ENTRADOS
Contestacidn del senior Director de la facultad de Medicina
de Rio Janeiro al telegrama de condolencia por el fallecimiento del
doctor Fajardo.
Nota del Rectorado comunicando haberse acordado la pr6-
rroga de la licencia solicitada por el professor Susini. Al archivo.
Dictamen del jurado sobre el trabajo presentado. por el doc-
tor Carlos Robertson para optar A la suplencia de la catedra de Pa-
tologia Externa. Orden del dia.
Pedido de aparatos para la catedra de Fisica farmac6utica. A
la C. de Cuentas y Pedidos.
Proyecto de Ordenanza del Consejero doctor Boeri, de orde-
nar se dicte en 1907 la cAtedra de Mineralogia. A la Comisi6n de
Ensefianza.
Solicitud de los estudiantes de 70 afio, sefiores Humberto Sa-
belli, Rail Pugnalin y Carlos Pensoti aplazados, pidiendo nuevo
examen en Diciembre. Concedido










ACTOS Y DOCUMENTS OFICIALES


Solicitud de 27 alumnos pidiendo se habilite como epoca pa-
ra admisi6n y rendici6n de exAmenes de Tesis, lo que resta del
present afio. Concedido.
Solicitud de 58 estudiantes de 4 afio pidiendo ser posterga-
dos hasta el 15 6 20 de Diciembre el comienzo de los pr6ximos
exdmenes. No ha lugar.
Solicitud del senior A. Jaquemin Benedit, estudiante de Far-
macia, pidiendo se le exima del examen de Quimica. A la Comisi6n
de Ensefianza.
Nota del professor Cabred solicitando un giro para pagar un
pedido hecho A Alemania (ochocientos siete marcos). A la Co-
misi6n de Cuentas y Pedidos.
Proyecto de Reglamento para la Maternidad de la Escuela
de Parteras, presentado por el senior Decano Dr. Eliseo Cant6n.

En seguida se resolvi6 tratar sobre tablas la solicitud de 27
ex alumnos que piden se habilite como 6poca para admisi6n y ren-
dici6n de exdmenes de Tesis, lo que resta del present afio.
Se di6 lectura A la solicitud y el Consejero Wernicke, en m6-
rito de ser los alumnos de este afio los que menos participaron en
los filtimos des6rdenes, y considerando los perjuicios que les aca-
rrearia una resoluci6n negative, hizo moci6n para que se les con-
cediera, fijando el dia 5 de Diciembre como limited para recibir las
tesis y el 25 para los examenes.
Se vota y result afirmativa.

El Sr. Decano pide que se trate la solicitud de los alumnos
del 70 afio Sres. Humberto Sabelli, R. Pugnalin y C. Pensoti, aplaza-
dos filtimamente en Obstetricia, que piden nuevo examen en Di-
ciembre pr6ximo.
Dice que a todos se han hecho concesiones y que con un po-
co de buena voluntad, se les puede acordar como pr6ximo plazo
Diciembre, ya que acaban de perder un afio y es esto un castigo
suficiente. Apoyado.
El Consejero Lagleyze se opone, por career que en 15 dias no
pueden prepararse y es necesario mantener la discipline.
El Consejero Bazterrica manifiesta que por haber presidido
la mesa, le consta que han sido bien reprobados; pero sabe que
concurrieron asiduamente al servicio y tenian reputaci6n de bue-
nos estudiantes, por lo que pide esta concesi6n especial.
El Consejero Lagleyze observa que el tiempo que debe trans-
currir no implica un castigo, sino la necesidad de prepararse; que
siente oponerse, pero cree que detras de 6stos vendrAn otros A so-
licitar lo mismo y no se les podria negar.
El Sr. Decano observa que no se puede generalizar sobre este
caso, pues se trata de los uinicos alumnos de septimo afio que se
encuentran en tales condiciones y si fueran de sexto, nada gana-
rian. Cree por otra parte que si repasan veinte dias habiendo
estudiado antes, pueden prepararse.
El Consejero Wernicke recuerda que hay precedentes, pues en
otros afios se ha hecho igual concesi6n en esta material. Se vota
y result afirmativa.

Tratase en seguida una solicitud de 58 estudiantes de cuarto
ailo que piden se postergue el comienzo de los exAmenes de Diciem-
bre hasta el 15 6 el 20.











78 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

Despu6s de darse lectura A la solicitud, el Consejero Wernicke
hace moci6n para que no se haga lugar, y el Consejero Lagleyze
dice que la Secretaria puede informar A los interesados que dejan-
do pasar un turno pasarian algunos dias.
Se vota la moci6n del Consejero Wernicke y result afirmativa.

El Sr. Decano infoma que en una reuni6n celebrada con la
comisi6n de mobiliario de la Escuela PrActica y el arquitecto Aloi-
si, se evidenci6 que los 600.ooo $ acordados para este objeto, no
alcanzaban, y eso que habiendo preguntado el Ministro despu6s
de una visit A las obars en cuanto habian presupuestado esa par-
tida, se le dijo que en 400.000 $.
A pesar de eso, faltan 200.000 mas. Felizmente, para descar-
go de la Facultad, ella no manej6 esos fondos, que fueron mane-
jados directamente por el Departamento de Obras Piblicas, ha-
biendo sido invertidos en pagos hechos a los constructores, en las
instalaciones, cloacas, calefacci6n y refrigeraci6n, en mesas para
Anatomia, laboratories, etc. A la Facultad no le incumbe otra mi-
si6n que la de recibir lo que le den; pero que si se acuerda esta
nueva partida conviene pedir que sea ella quien la invierta, pues
las adquisiciones A hacerse, son de su exclusive resort. Por otra
parte si no se procede con la celeridad necesarias el establecimien-
to no podra funcionar en Marzo pr6ximo.
El Consejero Wernicke apoya esta indicaci6n y dice que la
suma a pedirse es exigua si se consider lo que gastan en esto,
otras naciones.
Que Prusia por ejemplo, invierte solamente en mejoras anua-
les de sus 19 universidades, una suma mayor que el total de nues-
tro presupuesto universitario.
El Consejero Semprun apoya tambi6n la indicaci6n pues cree
que la Facultad es quien debe administrar esos fondos.
El Consejero Araoz hace igual manifestaci6n, lo mismo que
el Consejero Ramos Mejia quien pide se deje constancia de que
la Facultad no lo manej6 y de su asombro por el error de calcu-
lo de las oficinas tecnicas.
El Consejero Boeri dice que no es de asombrarse, pues siem-
pre ha sucedido asi ; que el Policlinico de Roma, por ejemplo, fu6
presupuestado en 50 millones y cost So.
El Consejero Costa observa que algo se podria economizar en
las distintas instalaciones, armonizando mejor su distribuci6n.
El Sr. Decano dice que han sido hechas de acuerdo con las
indicaciones de los distintos profesores y no es possible suprimir
nada. Que en cuanto al onto de la suma, cree sobrara dinero,
haciendo las adquisiciones mas modestas pero igualmente apropia-
das.
Se entabla un dialogo, despu6s del cual el Consejero Sommer
propone que se divida la moci6n.
El Sr. Decano dice que se va A votar la moci6n originaria
de si se solicita se acuerde A la Facultad para mobiliario de la
Escuela PrActica la suma de 200.000 $. Se vota y result unani-
midad.
El Sr. Decano invita A los sefiores Consejeros Wernicke, La-
gleyze y Ramos Mejia A acompailarlo en esta gesti6n.

El Consejero Araoz Alfaro hace moci6n para que se saque A con-










ACTOS Y DOCUMENTS OFICIALES


curso las citedras vacantes, y el Consejero Wernicke dice que cree
no habrA candidates para la de Anatomia, observando el Conse-
jero Semprun que entire los exdirectores los habria buenos.
El Consejero Wernicke propone se trate el asunto referente
a esta c.tedra en la pr6xima sesi6n.
El Decano pone a votaci6n si se saca a concurso las cate-
dras de Pediatria y Obstetricia Afirmativa.

Se acuerda la revAlida de su titulo de m6dico al Dr. Jos6
Caliguiuri y del de dentist al Sr. Prettyman Homer.

El Sr. Decano present un proyecto de Reglamento de la Ma-
ternidad de la Escuela de Parteras, diciendo que era una necesi-
dad, pues no lo habia tenido desde su fundaci6n. Fu6 destinado
6. la Comisi6n de Ensefianza.

Se resolvi6 en seguida continuar el tratamiento del proyec-
to reglamentando la docencia libre, cuya discusi6n en general fu6
suspendida en la sesi6n anterior, y su autor el Consejero Araoz
Alfaro dijo que no habia entrado antes de lleno A tratar el asun-
to por que se habia hecho moci6n de aplazamiento y esto lo obli-
gaba a hacerlo ahora. Que el Consejero Lagleyze juzgaba innece-
sario el proyecto, considerando mas que suficiente la cantidad de
profesores actuales; como lo creia bien inspirado y accessible, de-
seaba adjuntarle algunas ideas al respect. Que su proyecto no
pretendia caracterizar aptitudes de los profesores titulares y su-
plentes en ejercicio, que trataba simplemente de incorporar ele-
mentos que no pueden tener colocaci6n en el escalafon actual.
Han existido citedras cerradas por much tiempo, por estar com-
pleto el personal de suplentes y 6stas no han sido siempre bien
desempefiadas. jPor qu6 no se han de incorporar elements, para
former con ellos, dentro de las limitaciones que el proyecto esta-
blece, algo asi como un almdcigo de profesores en disponibilidad,
de donde se pueda, llegado el caso, escojer los mejores?
Desea se d6 a los alumnos la noci6n de que tienen libertad
para elegir sus maestros, pues aunque alguna vez se equivoquen,
acertarian en muchas.
Aduce el ejemplo de los pauses mas adelantados como Ale-
mania 6 Italia, cuyo 6xito atribuye a la docencia libre, en contra-
posici6n a otros estados y muy particularmente A Francia, que
dice encuentra en su apego A la tradici6n, grandes dificultades
para innovar aunque sus hombres eminentes convienen en las
ventajas del sistema.
Quiere aclarar su posici6n respect a los profesores y dice
que se complace en declarar que entire los titulares, los hay exi-
mios y que para estos no puede ser sino muy satisfactorio el
que otros suijan, lo que s6lo dafiaria A los malos.
Por lo que respect a los profesores suplentes, no necesita
decir que le merecen las mayores simpatias, pues 61 lo ha sido
hasta hace poco, despu6s de haber seguido como ellos toda la ca-
rrera, dictando algunas veces cursos libres y reemplazando otras
al professor. S61o desea que ellos entren en mayor actividad y
cree sinceramente mejorar su situaci6n con este proyecto por el
que dictaran cursos libres y seran remunerados. Que se ha ob-










REVIS TA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES


jetado les crea una situaci6n desventajosa equiparindolos a los
docentes libres, pero no es asi, desde que la Facultad debe prefe-
rirlos en igualdad de condiciones.
Que desea rodear del mayor respeto A la Facultad y a los
profesores, dando A los estudiantes la facilidad de escojer sus maes-
tros sin violencias ni tumultos.
El proyecto puede adolecer de defects que pide se observen
y corrijan, pero como concept fundamental, lo cree excelente y
juzga que la Facultad debe incorporarlo A su legislaci6n, hacien-
do despues de los tumultos habidos, una obra de serena justicia,
que crea al mismo tiempo una valvula para el porvenir.
El Consejero Semprun cree que todo proyecto de docencia
libre es importuno en los actuales moments, pues contribuiria
A desprestigiar A la Facultad, haciendo aparecer como que encon-
trAndose realmente en malas condiciones, adopta un recurso sal-
vador. Que ya se puso en practice la docencia libre y la Facul-
tad nunca opuso resistencia al que quiso trabajar.
Que por otra parte no se tiene en cuenta A los substitutes,
quienes se eternizan en una situaci6n que debe mejorarse. Se tro-
pieza con derechos adquiridos por gente de preparaci6n y cree
que la Escuela estA en excelentes condiciones de trabajo y a la
altura de cualquiera facultad Europea, por lo que juzga que la in-
novaci6n no es oportuna.
El Consejero Araoz Alfaro dice que desea oir todas las opi-
niones contrarias para contestarlas al final.
El Consejero Bazterrica se complace en reconocer los altos
nm6viles que inspiran al autor del proyecto, pero tiene disidencias
profundas. Dice que 61 perjudica A los profesores suplentes quie-
nes han hecho para llegar A esa situaci6n una larga carrera, que
arranca muchas veces desde el internado, pasando por la Jefatura
de clinic y el laborioso trainite de la adscripci6n para estacio-
narse muchas veces durante largos afios en la substituci6n, don-
de prestan importantes servicios A la Escuela y no van mAs lejos
porque los ata la reglamentaci6n.
Que el proyecto reconoce mayor importancia A los docentes
libres, cuya instituci6n cree por otra parte necesaria, pero no con
esa amplitud. Piensa que los suplentes en general con muchos
aihos de preparaci6n, estAn en mejores condiciones que ellos, con
s6lo dos afios. Piensa que deben ser remunerados directamente
por los alumnos. Cree por estas consideraciones que el proyecto
debe ser aprobado en general aplazando su discusi6n en particu-
lar, no de una manera indefinida, sino para armonizarlo con las
instituciones ya creadas que merecen respeto.
El Consejero Ramos Mejia adhiere A lo que acaba de mani-
festarse, y con igual amplitud, al proyecto en general que crea una
instituci6n destinada A imponerse tarde 6 temprano; pero cree que
en particular deben introducirse profundas modificaciones para sal-
vaguardar derechos adquiridos.
El Consejero Bazterrica hace moci6n para que se nombre una
comisi6n especial que estudie el modo de correlacionar este pro-
yecto con las Ordenanzas existentes sobre adscripci6n, concursos,
profesores suplentes, etc., proyectando las reforms necesarias.
Dice que seria de desear que los docentes libres fueran hom-
bres de experiencia que hubieran dado fuera de la Escuela, abun-
dantes pruebas de competencia professional y no j6venes inexper-
tos, deseosos de figurar.










ACTOS Y DOCUMENTS OFICIALES


Que sintiendose animado de los mismos m6viles que el au-
tor, no desea con esto que se place indefinidamente el proyecto.
El Consejero Araoz Alfaro se muestra reconocido A la gen-
tileza de los que han tornado la palabra y cree que la discusi6n
en general ya esta suficientemente hecha; que en particular con-
testard a las objeciones del Consejero Semprun, repitiendo que lejos
de perjudicar a los suplentes, su proyecto los beneficia.
En cuanto a la indicaci6n de pasar su proyecto a una nue-
va comisi6n, lo cree innecesario, puesto que ya lo estudi6 la de
Ensefianza. Pide que estando de acuerdo en el fondo se vote en
general y que en la discusi6n en particular se pueden modificar
algunos articulos en lo que se refiere a los suplentes.
El senior Decano dice que las indicaciones se votardn por su
orden: io el despacho de la Comisi6n; 20 La moci6n del Conseje-
ro Bazterrica; y 3 el pedido del autor del proyecto.
Que desea antes dar su opinion, que en general no pue-
de ser mAs favorable al proyecto, complaci6ndose en aplaudir al
autor; pero que su estructura le sugiere observaciones que cree
fundadas y juzga muy puesta en raz6n la moci6n del Consejero
Bazterrica, por dos consideraciones: io los recursos para cubrirlas
erogaciones que demand, que no existen y quien sabe si el Con-
greso los vota; 20 los servicios clinics y laboratories indispensa-
bles para su practice. El Consejero Wernicke decia en la sesi6n
anterior &por qu6 no se hacia aqui como en Alemania?. Sencilla-
mente porque no somos alemanes. Ellos estAn militarizados, nos-
otros somos revolucionarios; ellos son sajones y nosotros latinos.
Si no es fdcil mantener un perfect acuerdo entire los actuales
profesores, que sucederia introduciendo tantos elements nuevos
y antag6nicos? Cree, pues, debe hacerse un nuevo studio de la
cuesti6n tomando en cuenta los inconvenientes apuntados para
que result algo mas viable.
Se vota el proyecto en general y result aprobado.
Se pone en discusi6n la moci6n del Consejero Bazterrica y
el Consejero Ramos Mejia pide se amplie refundiendo todo en un
mismo proyecto.
El Consejero Bazterica dice que la presencia del Vicedeca-
no al frente de la Asistencia Ptiblica facilitaria esta reorganiza-
ci6n, utilizando un mayor nimero de elements de ensefianza
Se vota y result afirmativa.
El sefior Decano design para former la Comisi6n d los C. C.
Bazterrica, Araoz Alfaro y Penna.
El Consejero Araoz Alfaro observa que quizis sea mejor, que
61 como autor del proyecto no forme parte; pero el senior Decano
dice que eso es de practice; entonces no insisted y dando las gra-
cias al Consejo por la sanci6n en general que acaba de prestar
dice que espera sea esto acogido como un buen indicio por los
gremios estudiosos.
Se levanta la sesi6n siendo las 6.30 p. m.


E. CANTON.
J. Larguia.










82 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES


Sesi6n de 6 de diciembre



Decano En Buenos Aires A 6 de Diciembre de i906, reuni-
Lageyzea dos los Sres. Consejeros al margen anotados, el Sr.
Semprun Decano declar6 abierta la sesi6n siendo las 5.15 p. m.
Summer Di6se lectura del acta precedent, que fu6 aproba-
Ara Alfaro da, y de los siguientes
Costa
ASUNTOS ENTRADOS
-Nota del Decano de la Facultad de Ciencias Naturales de
la Universidad Nacional de La Plata, comunicando la suspension
por un afio del alumno de Farmacia Sr. Rafael Dillon. T6mese ra-
zon y archives.
-Comunicaci6n de la Comisi6n de Cuentas y Pedidos acon-
sejando se refundan los laboratories de la Escuela de Farmacia.
A la Comisi6n de Ensefianza.


DESPACHOS DE LA COMISI6N DE ENSERANZA

Asunto referente al ,Suspensor Santoro- Informa que la
modificaci6n no constitute novedad. Orden del dia.
Solicitud de inscripci6n en la Escuela de Farmacia del
Sr. E. R. Brunella. Informa que no esta de acuerdo con la Ley.
Orden del dia.
Asunto relative al Laboratorio Central del Hosp. de Clini-
cas. Aconseja se mantenga con la organizaci6n que proyecta en
el reglamento adjunto. Orden del dia.
Solicitud del estudiante de Farmacia A. Jacquemin Bene-
dit pidiendo se le exceptie del examen de Fisica. Aconseja no se
le conceda. Orden del dia.

DESPACHOS DE LA COMISION DE CUENTAS Y PEDIDOS

Solicitud def Profesor A. Quiroga pidiendo aumento del
subsidio del laboratorio A su cargo. Aconseja se le d6 desde Mar-
zo pr6ximo. Orden del dia.
Pedido de aparatos para la catedra de Fisica farmac6utica.
Aconseja se provea. Orden del dia.
Cuentas del Instituto de Anatomia patol6gica. Aconseja
su abono. Orden del dia.
Pedido de aparatos para el laboratorio Central del Hospi-
tal de Clinicas Aconseja se provea. Orden del dia.
Cuentas del Laboratorio de Bacteriologia. Aconseja se
abonen. Orden del dia.
Pedido del Prof. Cabred de un giro por 807 marcos. Acon-
seja su abono. Orden del dia.
Pedido del Instituto de Bacteriologia. Aconseja se provea.
Orden del dia.










ACTOS Y DOCUMENTS OFICIALES


--Solicitud del Director del Museo de Farmacia pidiendo en-
sanche de local y aplicaci6n de fondos votados. Aconseja se haga
lo primero y no lo segundo. Orden del dia.
-Proyecto de agregado A la Ordenanza sobre nombramiento
de profesores, presentado por los Consejeros Sommer y Semprun.
A la Comisi6n de Ensefianza.
-Proyecto de ordenanza creando el (,Premio de Perfeccionamien-
too, presentado por el sefior Decano. A la Comisi6n de Ensefian-
za.

ASUNTOS NUEVOS

-Comunicaci6n del Dr. A. Centeno inscribi6ndose en el Con-
curso para catedratico de Pediatria.
-Idem del Dr. Fanor Velarde para la cAtedra de Obstetricia.
-Idem del Dr. Manuel Z. O'Farrell con igual objeto.
-Idem del Dr. Enrique A. Pardo para lo mismo.
-Comunicaci6n del Sr. President de la Sociedad Nacional de
Farmacia pidiendo se exprese el caracter del diploma otorgado al
Dr. Manuel I. Nelson. A la comisi6n de Ensefianza.
-Solicitud del estudiante de 7o afio de medicine D. Juan E.
Gemesio pidiendo nuevo examen. A la comisi6n de Ensefianza.
-Solicitud del estudiante de igual curso D. Constantino Tes-
tolin, para el mismo objeto. A la comisi6n de Ensefianza.
-Idem del estudiante de medicine D. Justo R. Beret pidiendo
rendir nuevo examen de Medicina operatoria. A la misma co-
mision.
-Asunto sobre patente de invenci6n de fajas electricas, man-
dado A informe por el Ministerio del ramo. A la Comisi6n de
Ensefianza.
-Solicitud del estudiante Sr. Jos6 S. Paez pidiendo nuevo exa-
men de Medicina legal. A la Comisi6n de Ensefianza.
-Idem del Sr. Otto Rottgardt con igual pedido. Al mismo
destino.
-Solicitud del Dr. Luis A. Tamini pidiendo hacer trabajos de
Osteologia en el laboratorio de Psiquiatria. A la Comisi6n de
Ensefianza.

Terminada la lectura, el Consejero Sommer fund en breves
palabras el proyecto de agregado al art. 40, de la Ordenanza so-
bre nombramiento de profesores, titulares que present conjunta-
mente con el Consejero Semprun, diciendo que en vista de las
dificultades con que se tropieza para encontrar candidates A profeso-
res de Anatomia, han creido convenient estimularlos facilitando-
les el acceso i las catedras de Medicina operatoria y clinic qui-
rfirgica. Ful destinado a la Comisi6n de Ensefianza.

El Sr. Decano di6 cuenta de haber concedido licencia por
un afio para ausentarse a Europa al Profesor Dr. Julio G. Fernan-
dez, y de haber acordado el examen como alumno libre de pri-
mer anio de Obstetricia A la partera extranjera, Carolina Pulvieri.

En seguida fund su proyecto de ordenanza creando el o mio de Perfeccionamiento,> A que se di6 lectura,diciendo que lo ha-
bia inducido a presentarlo: en primer t&rmino la necesidad sen-










84 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

tida de fomentar el habito del studio, dando estos incentives que
harian A los agraciados mayormente Atiles a la sociedad y A la
Escuela, ya que la experiencia ha demostrado, que en general los
alumnos pobres son los mejores. Asi la Facultad fomentando estas
nobles luchas de la inteligencia, formaria buenos elements para
la future ensefianza. Agrega que sin gran erogaci6n, esta orde-
nanza produciria muchos beneficios, asegurando el perfecciona-
miento, al fin de su carrera, A los estudiantes mAs sobresalientes.
El gasto de 300 $ oro no importa un sacrificio para el tesoro de
la Facultad y en cambio, los beneficios que puede reporter mas
tarde A la ensefianza, pueden ser de resultados muy estimables.
Termina diciendo A la comisi6n de Ensefianza A la que se destina
el proyecto, active su despacho.
El consejero Boeri, encontrando la idea tan sencilla como
simpatica, pide que se trate sobre tablas, pues ella satisface al
p6blico, A los estudiantes y al pais entero, demostrando que la
Facultad se preocupa del porvenir de sus alumnos.
El consejero Araoz Alfaro aplaude el proyecto y de acuerdo
en general, pide se place su tratamiento, pues necesita estudiar-
lo en particular, por tener en preparaci6n un proyecto sobie bol-
sas de viaje seleccionando los candidates por materials.
El consejero Semprun apoya el proyecto y dice ha dado re-
sultado en Europa y pide tambi6n se trate sobre tablas, indican-
do que el premio se acuerde A los ex practicantes del Hospital
de Clinicas, 6 se haga la especializaci6n por materials.
El consejero Araoz Alfaro insisted y el consejero Boeri retira
su moci6n
Se trata el nombramiento de professor suplente de Patolo-
gia externa, dAndose lectura al dictamen del jurado respect al
trabajo presentado por el doctor Carlos Robertson, sobre cuya si-
tuaci6n se piden datos, informando la Secretaria que le fu6 dis-
pensada la adscripci6n y dict6 el curso reglamentario, como cons-
ta del expediente a la vista.
Resulta nombrado el doctor Robertson por unanimidad.

El consejero Sommer hace moci6n para que se provea tam-
bien la suplencia vacant de Oftalmologia, que no ha sido llena-
da por haberse inscrito un s6lo candidate: el doctor Enrique De-
maria.
El sefior Decano la pone en discusi6n y explica por qu6 no
han tenido 6xito las gestiones de este 6nico candidate. La orde-
danza exige que habiendo ya un suplente deben inscribirse por
lo menos dos para el segundo puesto.
El Consejero Araoz Alfaro observa que por los nuevos Esta-
tutos, el puesto debe llenarse dentro de los noventa dias y pide
se discuta el temperament A seguir.
El Consejero Costa dice que en algunas catedras hay un can-
didato latente, bien preparado, esperando la presentaci6n de un
segundo que nunca llega.
El Consejero Lagleyze hace la historic del caso, recordando
que el candidate se inscribi6 solo ya en dos concursos, sin que se
presentara ninguno de los otros oculistas j6venes, sin duda porque
reconocen su superioridad. Esta situaci6n obstaculiza la formaci6n
de las mesas examinadoras y hay, por otra parte, un precedent,
pues en Obstetricia se nombr6 al doctor Gache que se present










ACTOS Y DOCUMENTS OFICIALES


solo en la segunda inscripci6n. Por esto pide se haga efectivo el
concurso.
El Consejero Araoz Alfaro lo apoya y el Consejero Bazterrica
manifiesta que no quiere oponerse A un candidate competente; pe-
ro hace mocidn para que se discuta el punto de la contradicci6n
de los dos articulos.
Los Consejeros Lagleyze y Sommer creen que no debe hacer-
se la discusi6n y el senior Decano dice que los deseos de todos se
realizarAn pronto, entrando el candidate por la puerta en vez de
hacerle saltar por la ventana, cuando el Consejo reglamente la
Ordenanza, lo que ahora seria muy precipitado, pues s6lo queda
una sesi6n antes de clausurarse el afio. El nuevo Estatuto estA en
contraposici6n con la Ordenanza Uballes y cree que en esto, co-
mo en muchas otras cosas, habra que volver A lo viejo, que era lo
bueno, abandonando innovaciones que la prActica ha mostrado
defectuosas. Indica que, sin expedirse por el moment en el caso
citado, se nombre una comisi6n que se ocupe en adaptar la Orde-
nanza, al amparo de la cual se estan formando muchos suplentes
cuya situaci6n es necesario regularizar, teniendo en cuenta sus titu-
los adquiridos.
El Consejero Boeri dice que la cosa es mis grave de lo que
parece, y quizA convendria hacer ver al Consejo Superior la di-
ficultad que crean los nuevos Estatutos.
El Consejero Araoz Alfaro dice que habiendo otros proyectos,
entire ellos uno suyo, en carpeta de la Comisi6n de Ensefianza,
cree que el asunto debe pasar A su studio 6 al de una comisi6n
especial. Que 61 propuso una modificaci6n mAs fundamental de la
Ordenanza Uballes, por estar pendiente ante el Congreso la refor-
ma universitaria que pudiera tocar el punto. Termina apoyando
la indicaci6n y pidiendo se agreguen los otros proyectos de mo-
dificaci6n.
El Consejero Lagleyze propone que se incluya tambi6n la Or-
denanza sobre examenes.
El senior Decano pone A votaci6n la moci6n de nombramiento
de una comisi6n especial y result afirmativa, quedando compues-
ta por los doctors Penna, Bazterrica y Araoz Alfaro, A los que
debe agregarse el Decano, como es de prActica.
El senior Decano dice que el asunto del doctor Demaria que-
da suspendido, pues no conviene reformar una Ordenanza para
un caso particular.
El Consejero Araoz Alfaro observa que el candidate queda
perjudicado, y el Consejero Semprun dice que convendria regula-
rizar su situaci6n, como la de otros.
El senior Dacano observa entonces que debe derogarse el ar-
ticulo pertinente, A lo que al Consejero Boeri objeta que el nuevo
Estatuto ya lo ha derogado de hecho.
Dice el sefior Decano que para ser consecuentes deberian lle-
narse todas las vacantes, lo que no puede hacerse por falta de
candidates en condiciones. Cree que siendo la Ordenanza Uballes
la fnica que existe, debe respetArsela en lo possible, hasta reformar-
la, pues de otro modo se quedarian sin ninguna.
El Consejero Bazterrica indica se llenen solamente las vacan-
tes para las cuales haya candidates en las condiciones establecidas
por la Ordenanza.
El sefior Decano indica que se modifique esta s6lo en la par-
te que se refiere A la necesidad de dos inscritos.










86 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

El Consejero Boeri recuerda que no conviene legislar ad hoc,
pues esto desprestigiaria A la Facultad, mAxime cuando vienen
las vacaciones y la Comisi6n tendra tiempo de expedirse antes de
que se necesite el suplente.
El senior Decano esta de acuerdo y cree que el punto debe
ser muy bien estudiado, pues podria ocurrir que al reformar la
Ordenanza, se estableciera otra forma de provision para esos pues-
tos, engafiando injustamente A los candidates que tramitan la
adscripci6n. Dice que se podria suprimir el complement de la
Ordenanza, que se ve no ha dado resultado, y derogando ese ar-
ticulo en el caso present, se autorice al Decano para proceder de
igual manera en lo sucesivo.
Se vota si se deroga el agregado del art. I. pirrafo 2. y re-
sulta afirmativa.
El Consejero Araoz Alfaro pide que conste su voto en con-
tra, por career que lo que esta en contraposici6n con el Estatuto
no necesita derogarse.
El senior Decano declara que el temperament adoptado es A
su juicio el mds correct y parlamentario.
El Consejero Boeri recuerda que en la Escuela de Farmacia
s6lo hay una catedra con suplente, que es la suya, y pide que el
Consejo se ocupe de proveer las demas.

Se va A continuar nuevamente con la orden del dia; pero ha-
biendo asentimiento porque el senior Decano resuelva conforme
al dictamen de las comisiones todos los asuntos en que ellas se
hayan expedido por unanimidad queda asi establecido.

El Consejero Semprun manifiesta que la Comisi6n de Cuentas
y Pedidos desea saber c6mo ha quedado el asunto de la fusi6n de
las catedras de Higiene, para dictaminar sobre un pedido de asig-
naci6n para el laboratorio que dirige el Profesor Dr. Schatz. El
Sr. Decano informa que cuando se trate el presupuesto sera el
moment de pedir al Consejo Superior que acepte la supresi6n de
la catedra en cuesti6n.
El Consejero Bazterrica observa que siendo el Dr. Schatz de
la Escuela de Farmacia se require un nombramiento especial para
la de Medicina
El Consejero Semprun dice que si se hace la fusi6n no ha-
brA vacant y cree que asi qued6 entendido en la discusi6n anterior.
El Consejero Bazterrica se manifiesta enemigo de la supresi6n
de cAtedras y se opondra a ello en el seno del Consejo Superior.
El Sr. Decano dice que cree fue la intenci6n nombrar al Dr.
Schatz; pero no se resolvi6 que el professor de Farmacia pasara A
Medicine y cree inoportuno tratar el asunto antes de saber si el
Consejo Superior acepta 6 no la supresi6n. Si 61 la corrobora, se-
ra llegado el moment de nombrar al Dr. Schatz; antes no le parece
oportuno tratar el asunto.
El Consejero Boeri dijo que al tratarse este asunto le fu6
dolorosa la supresi6n, pero debiendo acatar la resoluci6n del Con-
sejo crey6 quedaba resuelto que el professor de Higiene de Farma-
cia pasaba A regentear A la de Medicina.
El Consejero Semprun pregunta en nombre de la Comisi6n
de Cuentas y Pedidos, si todos los laboratories quedarin en el










ACTOS V DOCUMENTS OFICIALES


Institute de Higiene reducidos A uno solo, y en caso contrario A
cuAl de ellos habrA que dar la asignaci6n.
El Sr. Decano contest que debe proveerse s6lo al de Medi-
cina, que sera el Anico que funcione al afio entrante; pero que en
esa material es mejor esperar A saber de cudnto se podra disponer
para distribuirlo en proporci6n.

El Consejero Araoz Alfaro solicita un moment la atenci6n
del Consejo para un asunto que consider de importancia y de
urgencia.
Es notorio que la preparaci6n de los estudiantes que ingre-
san a la Facultad es desde hace ailos enteramente deficiente. Todos
los profesores pueden comprobar afio por afio que no s6lo la pre-
paraci6n fundamental cientifica falta A muchos alumnos, sino
tambien la cultural general del espiritu y en muchas ocasiones
hasta las mAs elementales aptitudes literarias para expresarse
correctamente y para escribir con ortografia. Tal estado de cosas
no puede sino agravarse con la autorizaci6n conferida este afio
por el gobierno A los colegios particulares incorporados, de pro-
mover directamente A sus alumnos, enviAndolos A la Universidad
con sus solos certificados.
Sin entrar A analizar esa disposici6n desde el punto de vista
social y doctrinario, no es dudoso que ella tendra por resultado
un aumento considerable en el n6mero de aspirantes al ingreso y
una abundancia mayor de los candidates de escasisima prepara-
ci6n.
Se hace, pues, A su juicio, indispensable someter A los aspi-
rantes A un examen de ingreso que permit seleccionar un poco
los estudiantes, apartando desde luego A los que no harAn sino
perder inmitilmente algunos afios de su vida, y ademAs, reduciendo
un tanto el enorme nuimero de alumnos que va haciendo ya casi
impossible la ensefianza eficaz de algunas materials.
Es con ese objeto que pide el apoyo de sus honorables cole-
gas para el proyecto de examen de ingreso que present, sobre el
cual hablara mAs detenidamente si llega el caso de discutirlo des-
pues del informed de la Comisi6n pertinente.
El Consejero Costa apoya el proyecto, pues dice que hay
alumnos que no han estudiado botanica 6 electricidad, por ejem-
plo; 61 llena, pues, una necesidad sentida en la prActica docente
haciendo fitil selecci6n de los candidates.
El consejero Lagleyze cree que la selecci6n debe hacerse en
los studios, creando si es possible institutes donde los alumnos se
prepare convenientemente y asi se podrian suprimir algunas ci-
tedras preparatorias de la Facultad; pero que de todos modos no
puede pretenderse poner en vigencia este proyecto el afio pr6ximo,
pues los interesados no tendrian tiempo de prepararse en botAnica.
El Consejero Costa dice que en Paris se requieren certificados
de studios naturales. Que en esta Escuela no hay, por decir asi,
cursos preparatorios, y que las materials de electricidad y biologia
deben subsistir.
El Consejero Lagleyze objeta que las ciencias son las mis-
mas siempre y que si los estudiantes vienen bien preparados es-
tarin aptos para cualquier clase de studios de aplicaci6n que
deban hacer.
El Consejero Bazterrica manifiesta el deseo de que el Sr. De-










88 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

cano informed al Consejo Superior en qu6 fornma se tomaran los
exAmenes, pues tiene noticia de que en algunas mesas se han
dividido. Hace moci6n para que el Sr. Decano les pase una cir-
cular recordandoles que deben cefiirse estrictamente A la Orde-
nanza. El Consejero dice tener conocimiento de que en una mesa se
han tornado treinta exAmenes en la mafiana cuando no hay tiem-
po material para hacerlo.
El Consejero Boeri manifiesta que en las mesas donde 61 ha
actuado se empleaba el tiempo reglamentario medido con reloj de
arena y que cuando se examine 27 alumnos fu6 porque 6stos ve-
nian con la correspondiente memorial de sus trabajos prActicos, so-
bre los que eran interrogados rapidamente, pues ya el trabajo es
en parte un examen, bastando muy poco tiempo para poder dar
un voto consciente.
El Consejero Sommer declara haber presidido una mesa que
se dividi6. Cree que lo principal es que se sea just, pues no se
ganaria con escuchar el examen en materials que no se poseen y
que muchas veces son tan diversas, como en su mesa, donde se
examine patologia externa, oto-rino-laringologia, vias urinarias y
dermatologia.
El Consejero Bazterrica dice que precisamente para proceder
con justicia hay que presenciar todo el examen y que reitera su
motion.
ElSr. Decano que informal Consejero Bazterrica estAen loexac-
to, pues l61 mismo ha podido ver A una mesa compuesta de cinco
miembros, que examinaban simultAneamente A cinco alumnos, los
que resultaban asi clasificados por cuatro inconscientes sobre cin-
co votantes, lo que podra ser c6modo, pero no serio, ni suficiente-
mente rigido, pues todo hombre honrado, ante el peligro de come-
ter una injusticia, se inclina fatalmente A la benignidad y asi se
explica que en algunas mesas, sobre mas de cien alumnos, no haya
uno reprobado.
Agreg6 que los examinadores no podian hacer semejantes in-
terpretaciones y debian cefiirse A la letra de las Ordenanzas.
Aunque no se sea competent, hay siempre un criterio gene-
ral suficiente para poder apreciar, y toda la mesa debe ir detris
del alumno siguiendo los casos de cada una de las especialidades
si no se hace en un s6lo enfermo un examen correlativo. Pasa
rase pues la circular, si el Consejo lo resuelve.
El Consejero Araoz Alfaro cree que debe hacerse cargos A las
mesas que han faltado, y el Consejero Bazterrica dice que esa
actitud, que se traduce por excesiva benignidad, coloca A las de-
mas mesas en mal terreno.
El Sr. Decano dice se va A votar si se pasa 6 no una circu-
lar A todas las mesas examinadoras, hacidndoles notar que algunas
interpretan equivocadamente la Ordenanza sobre exAmenes, pues
no pueden dividirse ni examiner A various alumnos A la vez.
Se vota y result afirmativa, con lo que termin6 la sesi6n
siendo las 7 p. m.


E. CANT6N.
J. Larguia.










ACTOS Y DOCUMENTS OFICIALES


Sesi6n de 13 de diciembre

Decano En Buenos Aires a 13 de Diciembre de 1906,
Sommern reunidos los Sefiores Consejeros al margen anota-
Boeri dos, el Sr. Decano declar6 abierta la sesi6n siendo
Penna las 4.30 p. m.
Ramos ejya Se di6 lectura del acta que fu6 aprobada y se
Costa paso a los
Ayerza ASUNTOS ENTRADOS
Wernicke
Bazterrica Leyendose el siguiente proyecto de resoluci6n
del Sr. Decano.
io Autorizase al Decano para que gestione de la Direcci6n de
la Asistencia Puiblica, la cesi6n a la Facultad de Medicina, con
destino d la ensefianza, de los servicios clinics que en lo suce-
sivo quedan vacantes en los Hospitales Municipales, en cuanto se
refiere a su direcci6n t&cnica tan solo.
20 Autorizasele igualmente durante el receso del Consejo d
proponer para poner al frente de los mismos 9 los profesores su-
plentes de la Escuela de Medicina, que aun no tuvieran servicios
hospitalarios de acuerdo con la especializaci6n de cada uno en re-
laci6n A la clase de enfermos que deberi tender.
30 En estos mismos servicios, los profesores suplentes dicta-
ran los cursos complementarios que les indiquen los profesores ti-
tulares, de conformidad d lo dispuesto en el capitulo V de la Or-
denanza vigente, sobre nombramiento de profesores suplentes y los
cursos libres que mas tarde sean autorizados por el Consejo.
El Sr. Decano dijo que mientras no se pueda concentrar en
un policlinico la masa de enfermos que require la ensefianza en
una Facultad como la naestra, concurrida por un ndmero tan con-
siderable de alumnos, debemos ser tributaries de la Asistencia
Puiblica.
Por fortune encuentrase present su Director, que es 6 la vez
un miembro distinguido del Consejo y cuya cooperacion puede
sernos mas preciosa. Cree llegado el moment de que los profe-
sores suplentes cumplan con lo dispuesto en la Ordenanza de la
material, dictando los cursos complenientarios y libres que ella es-
tablece. Por eso pide al Consejo la sanci6n de su proyecto.
El Consejero Wernicke hace moci6n para que se trate sobre
tablas.
El Consejero Penna dice que el proyecto le es tanto mas sinm-
pdtico cuanto que ya antes tuvo esa idea y pidi6 al entonces De-
cano Dr. del Arca algunos candidates. S61o ve un inconvenient
y es que estando algunos Hospitales tan distantes pudiera suceder
que los profesores no aceptaran ir a algunos de los mis lejanos.
Ofrece, mientras se practical las gestiones del caso, que pqede ab-
sorber mucho tiempo, dos 6 tres puestos vacantes para que la Fa-
cultad proponga los candidates en las condiciones del proyecto.
Se vota 6ste en general y result aprobado por unanimidad.
El Consejero Lagleyze observa que los sueldos importaran
una erogaci6n considerable, pues supone que la Facultad, que pa-
ga ioo $ 4 los profesores que son m6dicos de sala, har6 igual asig-
naci6n a los substitutes que por este proyecto lo sean.
El Sr. Decano contest que no tendrin asignaci6n por el










90 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

moment, pero podrin percibir el imported de los cursos libres que
dicten.
En la discusi6n en particular se aprueba el Articulo I.,
Al tratarse el Articulo I.o el Consejero Araoz Alfaro, propo-
ne que sea el Consejo quien haga los nombramientos.
El Sr. Decano manifiesta que, sin ninglin interns por esta de-
legaci6n extraordinaria, lo hacia en beneficio de la Escuela, pues
el arreglo podria ratificarse dentro de 15 dias y durante el receso
del Consejo producirse algunas vacantes.
El Consejero Araoz Alfaro propone que se autorice al Deca-
no para hacer estos nombramientos cuando el Consejo no sesione
y que se suprima la clausula de la antigiiedad, pues ella podria
ser un obstAculo para llenarlo con los mejores candidates.
Se vota el articulo 2.0 en esta forma: Autorizasele igual-
mente durante el receso del Consejo Directivo d proponer a los
profesores suplentes de la Escuela de Medicina, que aun no tuvie-
ran servicio hospitalario, de acuerdo con la especializaci6n de cada
uno en relaci6n a la clase de enfermos que deberA tender.
Se di6 lectura y aprob6 el articulo 3.0

Continu6se despues con la lectura de los siguientes asuntos
entrados:
-Solicitud del estudiante de 7 afio D. Agustin Allende Le-
zama, pidiendo se le permit presentar tesis. Se da lectura y se
resuelve acordarla.
-Solicitud del Dr. Arturo R. Enriquez, pidiendo se saque a
concurso la suplencia de Obstetricia.
-Solicitud del Dr. Genaro Sisto, haciendo igual pedido para
la de Pediatria.
El Consejero Lagleyze pide se espere la sanci6n del nuevo
reglamento antes de tratar estas dos solicitudes; pues cree que
todos se apresuran i entrar al profesorado antes de que se san-
cionen los proyectos presentados.
El Sr. Decano dice que esti de acuerdo con esa moci6n,
siempre que se destine estos dos asuntos A la Comisi6n especial
nombrada para dictaminar sobre las ordenanzas y proyectos refe-
rentes a nombramientos de profesores, etc., para que ella los tenga
presents y no sean defraudados en sus derechos los que ocupan
dos afios en llevar las prescripciones de la adscripci6n. Asi queda
resuelto.

En seguida di6 cuenta el Sr. Decano de haber resuelto defi-
nitivamente conforme al dictamen undnime de la Comisi6n los
siguientes asuntos:
-Informe sobre el Suspensor Santoro: se declara que la mno-
dificaci6n no constitute una novedad.
-Solicitud del estudiante A. Jacquemin Benedit pidiendo se
le exceptfie del examen de Fisica. Se ha resuelto no hacer lugar.
-Nota del professor A. Quiroga pidiendo se restablezca al la-
boratorio A su cargo la asignaci6n definitive. Se le acuerda para
Marzo pr6ximo.
-Cuentas del Instituto de Anatomia patol6gica. Se mandaron
abonar.
-Pedidos de aparatos para el laboratorio Central del Hospi-
tal de Clinicas. Se mand6 proveer.










ACTOS Y DOCUMENTS OFICIALES


-Cuentas del Laboratorio de Bacteriologia. Se dispuso su abono.
-Nota del professor Cabred sobre un giro de 807 marcos para
abonar un pedido autorizado. Se mand6 hacer por Tesoreria.
-Pedido del Instituto de Bacteriologia. Se mand6 proveer.

El Consejero Dr. Wernicke, manifest que el proyecto sobre
examen de ingreso habia conmovido y alarmado A much gente
que queda pendiente de su sanci6n. Como la Comisi6n no ha
podido despacharlo ain, propone que se trate sobre tablas.
El Consejero Ramos Mejia objeta que si debe celebrarse afin
otra sesi6n, conviene deferirlo hasta entonces para poderlo estudiar.
El Consejero Wernicke propone se cite para el jueves pr6xi-
mo con este objeto y asi queda resuelto.

Se pasa A tratar la formaci6n de la terna para el nombra-
miento de professor de Pediatria.
Se vota y el primer puesto que es acordado por unanimidad
al Dr. Angel M. Centeno, designindose al Dr. Patricio Fleming
para el segundo y al Dr. Manuel A. Santas para el tercero.

Se trata en seguida la formaci6n de la terna para el nom-
bramiento de un professor de Obstetricia (Escuela de Parteras) y
result formada asi: primero el Dr. Fanor Velarde, segundo el Dr.
Enrique A. Pardo y tercero el Dr. Miguel Z. O'Farrell.

En seguida el Consejero Ramos Mejia manifiesta que con
motivo de esta JUSTA cientifica ha recordado que existe una mo-
ci6n de que A la Maternidad fundada por el Dr. Pedro Pardo se
le ponga su nombre y se made colocar en ella el busto de su
fundador.-Hace moci6n para que se haga efectiva.
Habiendo sido apoyada por various SS. CC., el Sr. Decano
dice que, como es de prdctica, deberd ponerse al frente una ins-
cripci6n.
Asi se resuelve por unanimidad.
Pas6se A tratar el asunto referente al laboratorio Central del
Hospital de Clinicas, leyendose el dictamen de la Comisi6n de
Ensefianza, que propone el siguiente

REGIAMENTO

,,Art. io. El laboratorio Central del Hospital de Clinicas tie-
ne por objeto:
, cas. quimicas, microsc6picas y biol6gicas que sean directamente
solicitadas 6 encomendadas por los profesores A sus ayudantes
6 alumnos.
.b) Constituir el centro de studios prActicos y trabajos de

DIRECCI6N DEBERES V ATRIBUCIONES DEL DIRECTOR

CArt. 20. El director del laboratorio Central, nombrado por el
.Consejo de la Facultad por un period de dos afios, renovable,










92 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

.esti encargado de organizer los trabajos entire el personal A su
>cargo, de modo que el Instituto llene los objetivos primordiales
dindicados en el articulo anterior.
, correcci6n de todas las investigaciones ejecutadas por sus subor-
dinados, que tiene el deber de vigilar y controlar constante-
>mente, aparte de los trabajos mas importantes, que debe llevar 6
ocabo personalmente.
-Art. 40. En cuanto las investigaciones ordenadas por los
profesores, se entiende directamente con ellos, por escrito 6
vverbalmente, para proceder de acuerdo con las instrucciones re-
ocibidas 6 para colaborar con un prop6sito determinado de studio.
,Art. 5o. Por lo que respect d los trabajos pricticos de los
>alumnos de Semiologia, el Director del laboratorio depend del
professor r de la material y debe recibir de 61 las instrucciones re-
lativas a la sucesi6n y modo de trabajos. Para llenar cumplida-
>mente esta tarea, utilizard el personal de la citedra que el pro-
fesor ponga i su disposici6n, A mas de los ayudantes del laboratorio.
CArt. 6o. Administrativamente, el director del laboratorio de-
,pende del m6dico director del Hospital y de la Comisi6n admi-
>nistradora del mismo que ejercerAn sobre el laboraratorio la
Dmisma superintendencia y vigilancia que sobre el resto del Hos-
pital. A estas autoridades debe imponer el director de las nece-
zsidades de su repartici6n y d ellas tambien deben recurrir 61 mis-
tmo y los profesores en casos de conflicts 6 dificultades que no
,>pudieran allanarse directamente, recurriendo al Consejo de la
>)Facultad solo por via de apelaci6n.

JEFE DE SECCI6N v AYUDANTES

-Art. 70. El 6 los Jefes de secci6n 6 de trabajos que asigna
,anualmente el presupuesto seran nombrados cada afio por el
Consejo de la Facultad, 6 propuesta, en terna, del director del
olaboratorio.
>>puede en cualquier moment modificarlas segdn las necesidades
odel servicio.
Art. 8o. En caso de ausenciajustificada del.director lo reem-
plaza interinamente el jefe de secci6n mis antiguo.
-Art. 90. Los ayudantes serAn nombrados tambidn anuahnen-
te por el Consejo 6. propuesta del director. Llenarnn las funciones
que les sean encomendadas por el director 6 el jefe de la secci6n
a6 la que hubieran sido especialmente afectados.
-Art. o10. Sin perjuicio de la responsabilidad general del di-
Atector del laboratorio, cada miembro del personal es directamen-
ote responsible de la prolijidad y exactitud de los trabajos que
-le incumbent.

JEFES DE TRABAJOS DE LAS CATEDRAS

c Art. ii. Los Jefes de los trabajos de las diversas cdtedras
" tendran una secci6n especial en el laboratorio, siempre que sea
" possible proporcionarsela, y seguirAn los studios aut6noma 6 in-










ACTOS Y DOCUMENTS OFICIAI.ES


* dependientemente del Director, pero teniendo derecho A solicitar
* de el sus consejos y su direcci6n si lo creyeran necesario.
< Art. 12. En cuanto A horas de trabajo, empleo del personal
inferior y de los tiles y aparatos, estarin sometidos a la regla-
mentaci6n general que el Director del laboratorio establezca,.
Se aprueban en general y particular los articulos i, 2, y 3.
A propuesta del Consejero Ayerza, al tratarse el articulo 4,
se substitute la palabra ,pedidas, del principio, por la de ,ordena-
das, que le parece mas apropiada.
Se lee el articulo 5, que es observado por el Consejero Ayer-
za, quien pregunta si el laboratorio es s6lo para Semiologia, lo que
no seria acceptable.
El Consejero Araoz Alfaro pide se d6 lectura del Articulo i,
y explica que como la cAtedra de Semiologia no tiene laboratorio,
sino una pequefia instalaci6n provisoria, no pueden hacerse alli
los trabajos prActicos necesarios.
Se vota, y el articulo result aprobado sin modificaciones.
Se aprueba tambi6n el articulo 6, y se lee el articulo 7., que
observa el Consejero Lagleyze, proponiendo la supresi6n de la
terna para el nombramiento de los Jefes de secci6n 6 de trabajos.
El Consejero Wernicke recuerda que la antigua Academia
exigia siempre las ternas por career que ese procedimiento ofrecia
mayores garantias de seriedad y pide que subsista.
Se vota y result aprobado, lo mismo que los articulos res-
tantes del proyecto.
El Consejero Araoz Alfaro dice que correspondiendo nombrar
Director del laboratorio, propone que se llame A concurso.
El Sr. Decano recuerda que el Consejo lo comision6 para in-
dagar si el Dr. Dessy volveria al laboratorio con el sueldo de que
antes gozaba. Dice que sus gestiones extraoficiales dieron resulta-
do, no habi6ndolas terminado por no creerse autorizado; reservan-
dose para llamar al Dr. Dessy una vez sancionado el presupuesto.
El Consejero Araoz Alfaro dice que eso no es una dificultad,
pues el Dr. Dessy podra inscribirse como cualquier otro.
El Consejero Ayerza observa que aqu6l solo hizo anAlisis de
orinas, esputos y uno que otro tumor, entregAndose por entero A
sus trabajos personales. Agrega que si no hay una resoluci6n a
ese respect, hace suya la moci6n del Consejero Araoz Alfaro.
El Sr. Decano explica que el Consejo resolvi6 s6lo explorer
el Animo del Dr. Dessy, quien no fu6 candidate suyo pues 61 pen-
saba en otro joven con suficiente preparaci6n y menores exigen-
cias en cuanto A sueldo.
El Consejero Araoz Alfaro propone esperar la sanci6n del
presupuesto antes de llamar a concurso.
El Sr. Decano desea conocer la resoluci6n definitive antes de
que se trate la partida en el presupuesto.
El Consejero Lagleyze dice que propuso 600 $ por haber oido
opinions muy favorables respect del Dr. Dessy, A quien no co-
noce; pero que para otro propone un sueldo menor.
El Consejero Semprun declara que vota la partida en la in-
teligencia de que se traeria un anatomo patologista important, y
cree debe revocarse la resoluci6n anterior.
Se hace un largo debate, despu6s del cual el Sr. Decano pre-
gunta A qu6 clase de concurso debe llamarse.
El Consejero Araoz Alfaro contest que de titulos y de tra-
bajos.










94 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

El Consejero Gilemes dice que es muy possible que el Dr.
Dessy present los mejores.
El Consejero Araoz Alfaro manifiesta que cree el Concurso
un medio mis modern y liberal. Que juzga al Dr. Bachmann
muy bien preparado tambi6n.
El Consejero Lagleyze observa que no se puede llamar A
concurso sin conocer el sueldo asignado.
El Consejero Araoz Alfaro dice que no hay suma urgencia
en proveer el puesto, pues el laboratorio esti atendido s6lo por
dos estudiantes; puede autorizarse al Sr. Decano para nombrar un
Director provisorio, gestionindose un sueldo mayor.
El Sr. Decano dice que podria proyectarse 400 $.
Se hace un diilogo despues del cual aqu61 declara que pedi-
ri la nivelaci6n de los sueldos de los profesores de todas las uni-
versidades, pues el de los de La Plata es mayor que los otros.
Se vota si se autoriza 6 no al Sr. Decano para nombrar pro-
visoriamente un Jefe del laboratorio Central del Hospital de Cli-
nicas, y result afirmativa.

El Consejero Araoz Alfaro present un proyecto creando pen-
siones en el extranjero para ex alumnos de la Escuela de Medi-
cina, conexo con el ,Premio de Perfeccionamiento,>. Da lectura de
61 y lo funda diciendo:
Nuestra Facultad, rica de elements de studios, y dotada
de profesores muy competentes en las materials clinics generates
6 especiales, se resiente de escasez relative en el personal prepa-
rado en ciertas materials de laboratorio 6 experimentales que tie-
nen mis relaci6n con la ciencia pura que con el ejercicio de la
profesi6n.
< Es por eso que, sin dejar de reconocer las ventajas que pue-
da haber en la instituci6n de ge-
nerales, para enviar A Europa algunos de los estudiantes mis
distinguidos, como ha propuesto el senior Consejero Cant6n, creo
mis important para la Escuela y para contribuir A la formaci6n
del personal docente y de verdaderos investigadores, demasiado
escasos aun entire nosotros, fomentar especialmente la dedicaci6n
de algunos j6venes A aquellas materials que no atraen A la gene-
ralidad porque no les ofrece el aliciente de la practice professional
bien remunerada.
,, Es para eso que propongo la instituci6n de je>, 6 pensions en el extranjero> en la forma de reglamentaci6n
que tengo el honor de presentar al Honorable Consejo.
Espero que si este proyecto es adoptado tendremos dentro
algunos afios jefes de laboratorio, preparadores y profesores su-
plentes de primer orden en muchas materials de alta ciencia cuyo
studio atrae hoy A muy pocos, 6 cuyo gusto pierden pronto los
que no encuentran para sostenerlos ni ayuda eficaz ni promesas
halagadoras para el porvenir. Soy partidario decidido de que se
contrate en Europa hombres eminentes que vengan a ensefiar
en nuestra Escuela las materials en que nuestra instituci6n es
deficiente. Pero reconociendo que en algunos ramos no es fi-
cil obtener ese concurso inestimable y que, en otros, inconve-
nientes del moment obstan a la realizaci6n de esa idea, 6 han
sido causa de que no d6 ella todos los frutos deseables, pienso
que el envio a Europa de j6venes con buena preparaci6n general,










ACTOS Y DOCUMENTS OFICIALES


que no s6lo trabajen al lado de maestros eminentes sino que tam-
bi6n se penetren del ambiente y de los m6todos de trabajo de
los viejos laboratories, no podra sino concurrir eficazmente al fin
que todos nos proponemos; dotar A nuestra Escuela en el menor
tiempo possible del mayor numero de docentes y auxiliares tiles
al pals de una buena falange de trabajadores cientificos que se
dediquen, no s6lo a llenar cargos oficiales sino A investigar se-
riamente y a descubrir las novedades nuevas qua han de ir sur-
giendo dia A dia para bien y honra de la humanidad>.

Se pasa al tratamiento del asunto referente a las propuestas
de varias compafiias para el seguro de la Facultad.
Se lee el dictamen de la Comisi6n que aconseja se prefiera
A las sociedades argentinas y el Consejero Boeri dice que habien-
do hecho propuestas por el seguro algunas compafnias extranje-
ras, se presentaron otras nacionales que proponian hacerlo por la
misma prima, encontrando just la Comisi6n el que se las prefi-
riera, ya que pueden ofrecer toda la seguridad deseable.
A la propuesta de los CC. Sommer y Boeri se autoriz6 al se-
fior Decano A contratar el seguro por cinco afios.

Pas6se en seguida al asunto referente a los id6neos de far-
macia que piden inscribirse en la Escuela.
El consejero Araoz Alfaro informa que la Comisi6n, en un
solo despacho favorable, ha englobado todos los que A su juicio
estan en condiciones de acogerse a la ley, agrupando en otro a
los que no las reunen.
El seflor Decano dijo que era un acto de justicia, pues se
trataba de duefios de farmacias, padres de familiar, argentinos, a quie-
nes la ley les permit eso como una compensaci6n. Los farma-
c6uticos con titulos se presentaron al Congreso pidiendo la abo-
lici6n de las regencias y 6ste acord6 entonces a los id6neos pro-
pietarios, tres afios para ponerse en condiciones.
Se vota si se acepta el despacho de la Comisi6n incluyendo en
61 las solicitudes de J. Santana y E. Brunella y result afirmativa,
quedando asi acordada la inscripci6n A los sefiores Eusebio Ndfiez,
Lorenzo Bullon, Domingo Ragno, Jos6 Corbella, Blas Miranda,
Jos6 C. Mourino, Benito Pinal, Tomas Scritan, Rodolfo S. Joliffe,
Antonio Cocca, Jos6 Girardati, Antonio Ferrari, Atilio Duca, C6-
sar Viechi, Jos6 de Marco, Julio Porcet, Te6filo Veloro, Luciano
Duca, Jos6 Conella, Veutura Barros Rivas, Bernardo Ducombs,
AlfredoJerpersen, Tomas Landoni, Alfredo Castaldo, Enrique Mag-
nasco, Francisco Lucia, Emilio Pavere, Anjel Alladio, Leonardo
Siniscalco, Camilo Barale, Victor Damiano, Alfredo Picasso, Ale-
jandro Alberti, Antonio Zanon, Domingo Castaldo, Fernando Mer-
lo, Juan Bottini, Carlos LUrtora, Francisco Ripa, Santiago Torres,
Humberto E. Sigorini, Antonio Volpi, Alberto Guidi, Emilio Ro-
driguez Roman, Eduardo Luck y Serapio Dominguez.
Se vota el otro dictamen de la Comisi6n recaida en los ex-
pedientes de los S. S. F. Oca Vila, R. Alangua, L. de Leonardi, F.
Galli, S. Marchisio, L. Della Cella, y resuelve no hacer lugar.

El consejero Costa pregunta si se ha resuelto favorablemente
el pedido del professor Gatti de aparatos para su citedra, y el se-










96 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

fior Decano informa que no se ha podido por ahora por no exis-
tir fondos.
Con lo que termin6 la sesi6n siendo las 6.20 p. m.

E. CANT6N.
J. Larguia.




FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS SOCIALES

En Buenos Aires, a seis de Noviembre del afio mil novecien-
tos seis, reunida la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales con
asistencia de los Sres. Consejeros Jos6 A. Terry, Francisco J. Oliver,
Emilio Lamarca, Angel S. Pizarro, Estanislao S. Zeballos. Francis-
co Canale, Antonio Bermejo, Eduardo L. Bidau y David de Teza-
nos Pinto, bajo la presidencia del Sr. Vice Decano Dr. Juan M. Ga-
rro, se ley6 y aprob6 el acta de la sesi6n anterior.
Di6se cuenta de los asuntos entrados destinmndose al archivo
io. nota del Dr. Carlos Ibarguren, dando cuenta de lo que habia
ensefiado durante el corriente afio; 20. nota del Dr. Cranwel comu-
nicando que habia terminado las conferencias suplementarias que
se le habia encomendado. A la Comisi6n de Reglamentaci6n la nota
del Rectorado comunicando dos ordenanzas: una sobre reform del
art. 2 de los aranceles y otra sobre apertura y clausura de cursos.
A la Comisi6n de Ensefianza la nota del Centro de estudiantes pi-
diendo dar exAmenes previous el i de Diciembre y los regulars el
io del mismo.
-Leida la renuncia que presentara el Dr. Eleodoro Lobos de
miembro del Consejo Directivo en virtud de las nuevas tareas que
le imponia el cargo de Ministro de Hacienda que ocupaba, el Con-
sejero Bidau dijo: que en atenci6n A los motivos que el Dr. Lobos
tenia para presentar su renuncia era de opinion que se le concedie-
ra una licencia hasta Mayo del afio pr6ximo, lo que el Consejo
acept6 por unanimidad.
El Secretario di6 cuenta del proyecto de presupueto para 1907
presentado por la Comisi6n de la material, y cuyo despacho dice asi:

Buenos Aires, 13 de Octubre de 1906.

Honorable Consejo: Vuestra Comisi6n de Presupuesto os acon-
seja la sanci6n, para el afio pr6ximo, del proyecto que acompafia.
Es el mismo que esta en vigencia con algunas modificaciones que
ha creido necesario introducir y que brevemente explicar6.
Se ha aumentado de 300 d 400 pesos el emolumento de los
profesores por considerar que es la remuneraci6n minima que debe
acordArseles, teniendo en cuenta la consagraci6n y responsabilidad
que comporta el profesorado de la ensefianza universitaria.
Se ha hecho tambi6n un pequefio aumento en el sueldo del
official de Secretaria de 18o pesos A 250 porque este empleado tie-
ne much recargo de trabajo en raz6n de desempefiar al mismo










ACTOS Y DOCUMENTS OFICIALES


tiempo las funciones de contador-tesorero, ademas de las propias de
su titulo.
Hase aumentado igualmente en ioo pesos la asignaci6n del
Bibliotecario, que manti6nese inalterable desde hace various afios, a
fin de poder mejorar el servicio de la Biblioteca teni6ndola abierta
mas tiempo y en horas mas c6modas que al present, para profe-
sores y alumnos.
5o0 a 800 la partida para gastos de Secretaria, destinando el aumen-
,hacersele figurar en partida separada.
,El miembro informante ampliara estas explicaciones en caso
<,necesario.
Dios guard A V. H.
Juan MI/. Garro,
Angel S. Pizarro, David de Tezanos Pinto.
Fu6 aprobado en general.
En la discusi6n en particular se reform el proyecto en las
siguientes partidas: Decano, en vez de 500 pesos, la suma de 600.
En la de los profesores votaron por la negative los consejeros Terry,
Oliver, Zeballos, Canale y Bidau. Por el aumento los Consejeros,
Garro (voto decicivo) Pizarro, Bermejo, Tezanos Pinto y Lamarca.
A moci6n del Consejero Bidau se dividi6 la partida de 800 $
en dos: $ 300 para la Revista y 500 para gastos de Secretaria, pu-
blicaciones y casa. A los ordenanzas en vez de 70 poner $ 8o que-
dando el proyecto de presupuesto sancionado asi.

Por aAo Por mes

I D ecano................................ .. ..... ... $ 6oo
2 Un catedrAtico de Introducci6n .................. 400
3 Dos ,> D. Romano ................... 800
4 Un > de Economia Politica .......... 400
5 Un > Ciencia Politica ............ 400
6 Un > Internacional Pdiblico.... 400
7 Un > D. Penal ...................... 400
8 Cinco D. Civil a $ 400 c/u ....... > 2.000
9 Un D. Constitutional ........... 400
o10 Un D. Administrativo........... 400
ii Un >> Finanzas ...................... 400
12 Dos > D. Commercial A $ 400 c/u. 800
13 Un Leg. Rural y de minas,..... 400
14 Dos > > D. Procesal A $ 400 c/u.. 800
15 Un > Internacional Privado .... 400
16 Un Filosofia del Derecho.... 400
17 Un > Historia del Derecho........ 400
18 Un ,> Economia Politica, Finan-
zas y Estadistica ........... > 400
19 Un > > Practica Notarial .......... 400
20 Secretario ............... ............................ 400
21 Pro-Secretario.......................................... 350
22 Oficial io de Secretaria ............................ 250
23 Un auxiliar ........................................... 18o










98 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

Por aflo Por mes

24 U n escribiente ......................... ............ .. 120
25 Un Bibliotecario ................ .................... 250
26 Dos ayudantes A $ 120 c/u ....................... 240
27 B edel............... .. ...... .... ..... ....... ....... .. 120
28 Intendente..................... ................ 150
29 Cuatro ordenanzas a $ 8o c/u ................. 320
30 Gastos de Secretaria, publicaci6n y casa ..... 500
31 Publicaci6n de la Revista............. .......... 300
32 Para remuneraci6n de profesores suplentes y
cursos especiales por afio ....................... 6.ooo $

$ 6.ooo $ 13.780

Como todas las nuevas cAtedras del plan de studios no po-
drian funcionar en el afio 1907, el Consejo resolvi6 poner en el pre-
supuesto s6lo aquellos que efectivamente se ensefiarA y estas son:
Ciencia political, PrActica Notarial, Derecho Civil y Economia, Fi-
nanzas y Estadistica.
A este efecto el Consejo distribuy6 las materials de las carre-
ras especiales en el orden siguiente:
DIPLOMATIC Y CONSULAR
Primer afo
I Derecho Constitucional (exposici6n y comentario)
2 Derecho Civil (curso especial)
3 Derecho Internacional Piblico
4 Economia Politica, Finanzas y Estadistica (curso especial)
Segundo aflo
I Derecho Civil (curso especial)
2 Derecho Maritimo y Legislaci6n Aduanera
3 Derecho Diplomatico
4 Derecho Internacional Privado (para la diplomitica solamente)
5 Legislaci6n Consular y PrActica Notarial (Para la consular
solamente)
NOTARIADO
Primer ano
i Derecho Constitucional
2 Derecho Civil (curso especial)
3 Derecho Comercial
4 PrActica Notarial
Segundo aRo
I Derecho Civil (curso especial)
2 Derecho Comercial
3 Derecho Procesal
4 Legislaci6n de Minas (Para Escribanos de Minas)
5 Derecho Maritimo y Legislaci6n Aduanera (Para Escribanos
de Marina)










ACTOS Y DOCUMENTS OFICIALES


ADMINISTRATIVE
Primer afio
I Derecho Constitucional
2 Derecho Civil (curso especial)
3 Derecho Penal
4 Derecho Administrativo
Segundo aio
T Derecho Civil (curso especial)
2 Legislaci6n Industrial
3 Derecho Maritimo y Legislaci6n Aduanera.
Con lo que termin6 la sesi6n.

ESCALANTE.
Hilaridn Larguia.




Sesi6n de 17 Noviembre
En Buenos Aires, A diez y siete dias de Noviembre de mil
novecientos seis, reunido el Consejo Directivo de la Facultad de
Derecho y Ciencias Sociales, con asistencia de los sefiores Conse-
jeros Dr. Juan M. Garro, Francisco J. Oliver, Angel S. Pizarro,
Estanislao S. Zeballos, Francisco Canale, Antonio Bermejo, Eduar-
do L. Bidau, y David de Tezanos Pinto, presididos por el Sr. De-
cano titular Dr. Wenceslao Escalante, se declare abierta la sesi6n.
Leida y aprobada el acta de la sesi6n anterior, el Dr. Esca-
lante dijo: que al tener el honor de presidir esta corporaci6n de
tan distinguidas personas, creia interpreter fielmente el sentimiento
de los Sres. Consejeros, con respect al Sr. Vice Decano Dr. Juan
M. Garro, para quien formulaba un voto de gracia.
Que la eficacia y el 6xito de su acci6n en moments dificiles
para la casa eran notorious, asi como tambien sus condiciones de
ecuanimidad y juicio, habiendo con todo ello contribuido A cimen-
tar la estabilidad de nuestra Facultad, sin olvidar tambien al dis-
tinguido Dr. Victorica.
Que en el ejercicio del Decanato trataria de imitar estos ejem-
plos poniendo al servicio del cargo toda su inteligencia y dedica-
cion.
El Consejo por unanimidad di6 un voto de gracia para el Dr.
Juan M. Garro.
Di6se cuenta de los
ASUNTOS ENTRADOS
destinAndose al archivo:-io Nota del Rectorado acusando recibo A
la comunicaci6n que el Sr Decano dirigiera poniendo en conocimien-
to del Sr. Rector que se habia hecho cargo del Decanato. 20 Nota
del Dr. Carlos A. Beci professor suplente de Derecho Internacional
PAblico haciendo saber que solo ha podido dictar ocho conferencias
debiendo suspenderlas en el corriente mes porque los estudiantes
no concurrian A la Facultad.-A la Comisidn de Enseianza-Io. Proyec-










100 REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

to del Consejero Zeballos sobre substituci6n del inobiliario de las
aulas por bancos-pupitres.-20. Proyecto del Consejero Zeballos so-
bre reunion de Presidentes de mesas examinadoras A fin de cam-
biar ideas con el prop6sito de seleccionar los cursos por medio del
examen.-30. Solicitud de estudiantes pidiendo que no se les exija
este afio el examen de Filosofia General y Revista de la Historia.
4o. A. Barelli pide que se le admita los certificados de los exame-
nes parciales de los dos primeros afios que le ha expedido la Uni-
versidad Nacional de La Plata.-A la Orden del Dia-I". Nota del
professor suplente Dr. Jos6 Le6n SuArez, pidiendo que se supriman
las bolillas VII, XIV, XVI, XXIII, XXIV, y XXV del program
de Revista de la Historia.--2o. Despacho de la Comisi6n de Ense-
flanza, en el proyecto del Consejero Oliver, sobre asistencia A cla-
se, pruebas escritas y examen oral.-30. Despacho de la Comisi6n
de Ensefianza en el proyecto del Consejero Zeballos sobre supre-
si6n y limitaci6n de los examenes generales.-40. Despacho de la
Comisi6n de Ensefianza en la solicitud del Centro de Estudiantes
pidiendo que se fijen los dias i y io de Diciembre para que comien-
cen los examenes previous y regulars respectivamente.

El Consejero Zeballos hizo moci6n para que se trataran sobre
tablas los proyectos despachados por la Comisi6n de Ensefianza
por el carActer urgente que revisten, moci6n que fu6 aprobada.

El Sr. Decano manifest que tenia ciertas dudas sobre el nue-
vo plan de studios, las que dificultaban su actuaci6n en el Con-
sejo Superior y que A fin de cumplir con un deber para consigo
mismo y para con la instituci6n que iba A representar, se creia
obligado A plantear en el seno de este consejo las dificultades A
que hacia referencia.
El Dr. Escalante hizo una relaci6n verbal de las observacio-
nes que le sugeria el nuevo plan, pero como no se podia pedir su
reconsideraci6n, el Consejo, despues de un cambio de ideas, acord6
que el Dr. Escalante sintetizara sus observaciones v citara al Con-
sejo en Comisi6n con ese prop6sito. Si las reforms prosperasen
siempre habia tiempo para remitir al Consejo Superior las amplia-
ciones, modificaciones 6 limitaciones 6 A su vez encomendar A los
Delegados, las hagan en el Rectorado. Si el pensamiento del Con-
sejo Directivo expresado por su mayoria era otro, quedarian las
cosas como estAn, pudiendo el Dr. Escalante dejar constancia de
su disidencia personal.

En consideraci6n el despacho de la Comisi6n de Ensefianza re-
caido en el proyecto del Consejero Zeballos sobre exAmenes gene-
rales, fue votado y aprobado en general.
El articulo primero fue modificado reemplazando el cinco
por seis.
El articulo segundo la misma modificaci6n que el primero y
suprimiendo las palabras < El Consejo entiende que los programs era cuesti6n del re-
glamento y no de la ordenanza. Sin embargo se hizo constar A mo-
ci6n del doctor Tezanos Pinto que los programs para examenes
generals debian formarse de los para exAmenes parciales, su-
primiendo de estos lo que se crea convenient; pero no reforman-




Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8
REPORT xmlns http:www.fcla.edudlsmddaitss xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitssReport.xsd
INGEST IEID E8Y2Y2CLM_WGX45R INGEST_TIME 2013-03-13T13:03:19Z PACKAGE AA00013094_00007
AGREEMENT_INFO ACCOUNT UF PROJECT UFDC
FILES