<%BANNER%>
HIDE
 Half Title
 Title Page
 Index
 Apendice: Epoca colonial,...
 Indice general


DLOC UFLAC



Tratados, convenciones, protocolos,
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/AA00013088/00011
 Material Information
Title: Tratados, convenciones, protocolos,
Physical Description: 11 v.28 cm
Language: Spanish
Creator: J. A. Alsina
Publication Date: 1911-12
 Notes
General Note: Congresses and conventions.Argentina Foreign relations.Argentina Foreign relationsTreaties.
General Note: Centeno, Francisco.Argentina.Ministerio de relaciones exteriores y culto.
 Record Information
Source Institution: University of Florida
Holding Location: UF Latin American Collections
Rights Management: All rights reserved by the source institution.
Resource Identifier: aleph - 23485808
oclc - 183412884
System ID: AA00013088:00011

Table of Contents
    Half Title
        Page i
        Page ii
    Title Page
        Page iii
        Page iv
    Index
        Page v
        Page vi
        Page vii
        Page viii
    Apendice: Epoca colonial, 1493-1810
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 189
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
        Page 195
        Page 196
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
        Page 207
        Page 208
        Page 209
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
        Page 215
        Page 216
        Page 217
        Page 218
        Page 219
        Page 220
        Page 221
        Page 222
        Page 223
        Page 224
        Page 225
        Page 226
        Page 227
        Page 228
        Page 229
        Page 230
        Page 231
        Page 232
        Page 233
        Page 234
        Page 235
        Page 236
        Page 237
        Page 238
        Page 239
        Page 240
        Page 241
        Page 242
        Page 243
        Page 244
        Page 245
        Page 246
        Page 247
        Page 248
        Page 249
        Page 250
        Page 251
        Page 252
        Page 253
        Page 254
        Page 255
        Page 256
        Page 257
        Page 258
        Page 259
        Page 260
        Page 261
        Page 262
        Page 263
        Page 264
        Page 265
        Page 266
    Indice general
        Page 267
        Page 268
        Page 269
        Page 270
        Page 271
        Page 272
        Page 273
        Page 274
        Page 275
        Page 276
        Page 277
        Page 278
        Page 279
        Page 280
        Page 281
        Page 282
        Page 283
        Page 284
        Page 285
        Page 286
        Page 287
        Page 288
        Page 289
        Page 290
        Page 291
        Page 292
        Page 293
        Page 294
        Page 295
        Page 296
        Page 297
        Page 298
        Page 299
        Page 300
        Page 301
        Page 302
        Page 303
        Page 304
        Page 305
        Page 306
        Page 307
        Page 308
Full Text












TRATADOS,

CONVENCIONES, PROTOCOLOS, ACTOS
Y ACUERDOS INTERNACIONALES














a"





REPUIBLICA ARGENTINA


TRATADOS,


CONVENCIONES, PROTOCOLOS, ACTOS


Y ACUERDOS INTERNACIONALES


PUBLICATION OFFICIAL


TOMO XI


(i2


/b


BUENOS AIRES
IMPRENTA Y CASA EDITOR JUAN A. ALSINAS
259 CALL ALBERTI 259
1912















INDICE






APtNDICE

EPOCA COLONIAL

1493 1810

PAG.

Roma, 4 de Mayo de 1493.-Bula de Alejandro VI A los Reyes
Cat6licos y sus Sucesores, concedi6ndoles las tierras de
Indias 6 Islas descubiertas y por descubrir, segin la line
de demarcaci6n que on ella se expresa................. 11
Tordesillas, 5 de Junio de 1494.-Capitulaci6n de la partici6n del
mar Oc6ano, hecha entire los Cat6licos Reyes D. Fernan-
do y D.a Isabel, y D. Juan, Rey de Portugal........ 17
Burgos, 23 de Marzo de 1508.-Capitulaci6n que se tom6 con
Vicente YAiez y Joan Diaz de Solis, pilots para la part
del Norte Occidente .................... ... ..... 37
Toledo, 21 de Mayo de 1534.-Capitulaci6n que se tom6 con Don
Pedro de Mendoza, para la conquista del Rio de la Plata. 43
Madrid, 18 de Marzo de 1540.-Capitulaci6n con Alvar Ntnez
Cabeza de Vaca .................................... 51
Madrid, 10 de Julio de 1569.-Capitulaci6n con Juan Ortiz de
ZArate, sobre la conquista del Rio de la Plata.......... 60
Madrid, 30 de Julio de 1569. -Obligaciones del Capitan Juan
Ortiz de Zarate para el cumplimiento de capitulaci6n y
asiento, .......... ..................... .. ..., 73






- VI -


PAG.

Madrid, 16 de Diciembre de 1617.-Divisi6n de la Colonia del
Rio de la Plata en dos gobernaciones................. 76
Madrid, 6 de Abril de 1661.-O- dula de ereeci6n de la primera
Audiencia de Buenos Aires. ....................... 83
Madrid, 2 de Noviembre de 1661.-Audiencia de Buenos Aires.
-D. Felipe IV en Madrid a 2 de Noviembre de 1661.-
Audiencia y Chancelleria real A la ciudad de la Trinidad,
puerto de Buenos Aires................. ........... 86
Lisboa, 7 de Mayo de 1681.--Tratado provisional sobre la restitu-
ci6n de la Colonia del Sacramento ..................... 88
Utrech, 6 de Febrero de 1715.-Tratado de Paz y Amistad cele-
brado en Utrech......... ....... ....... .......... 95
Madrid, 13 de Enero de 1750.-Tratado de Limites en las pose-
siones espanolas y portuguesas de America, concluido por
los Serenisimos Reyes de Espafla y Portugal........... 107
Madrid, 17 de Enero de 1751.-Tratado entire SS. MM. Cat6lica
y Fidelisima, que determine las instrucciones para los
Comisarios de las dos Coronas en ]a demarcaci6n de los
respectivos limits en la America Meridional, en ejecuci6n
del Tratado de Limites.......... .. .............. 127
Madrid, 17 de Enero de 1751.-Articulos separados del Tratado
concluido y firmado en diecisiete de Enero de este pre-
sente afno de 1751, sobre las instrucciones de los respecti-
vos Comisarios, que deben pasar al Sud de America..... 144
Madrid, 17 de Enero de 1751.-Tratado de pr6rroga del termino
de las entregas estipuladas en el Tratado de Limites cele-
brado el 13 de Enero, para que se extienda A todo el pre-
sente afo de 1751 .... .... ...... ................ 147

Madrid, 17 de Enero de 1751.-Tratado sobre la inteligencia de
las cartas geograficas para servir de gobierno A los Co-
misarios encargados de la demarcaci6n de limits del
B rasil ............................................. 149






- VII -


PAG.

Madrid, 17 de Abril de 1751.--Suplemento y declaraci6n del Tra-
tado de 17 de Enero, por el cual se regularAn las instruc-
ciones de los Comisarios que deben pasar 6 Sud Am6rica. 151
Madrid, 12 de Julio de 1751.--Declaraciones firmadas por los
Plenipotenciarios de Sus Majestades Fidelisima y Cat6li-
ca, en las margenes de la carta geogrAfica que sirvi6 para
el ajuste del Tratado de limits de las conquistas de 13
de Enero de 1750... ................... ...... 155
Isla de Martin Garcia, 30 de Mayo de 1753.-Instrucci6n dada
por los Comisarios principles de Sus Majestades Fidelisi-
ma y Cat6lica a los Comisarios sus subalternos, para la
demarcaci6n de limits en America ................... 159
El Pardo, 12 de Febrero de 1761.-Tratado celebrado entire las
Coronas de Espafa y de Portugal para anular el de 1750. 164
Londres, 22 de Enero de 1771.-Transacci6n entire los Reyes de
Espafia 6 Inglaterra con motive de ciertos actos hostile
acaecidos en las Islas Malvinas ........................ 168
San Ildefonso, 1.0 de Agosto de 1776.-Real C6dula de erecci6n
del Virreinato de Buenos Aires..................... 173
San Ildefonso, 1.0 de Octubre de 1777.-Tratado preliminary sobre
los limites de los paises de la America Meridional, perte-
necientes las Coronas de Espafa y de Portugal, en el
cual se estipula por donde ha de correr la linea divisoria
de los dominios ..................................... 175
San Lorenzo el Real, 27 de Octubre de 1777.-Declarando perma-
nente la erecci6n del Virreinato del Rio de la Plata..... 193
El Pardo, 11 de Marzo de 1778.-Tratado de Amistad, Garantia
y Comercio, entire los Reyes de Espana y de Portugal.
(Ratificado por el Rey de Espana el 24 de Marzo de 1778). 197
El Pardo, 21 de Marzo de 1778. -Minuta de Real C6dula de Su
Majestad resolviendo la permanencia del Virreinato de







- VIII -


PANO.

Buenos Aires, y mandando que, si no estuviera hecha la
separaci6n de provincias, se proceda A realizarla........ 210
Bayona, 5 de Mayo de 1808. -Convenio entire Su Majestad Cat6-
lica el Sefor Rey D. Carlos IV y Napole6n, Emperador
de los Franceses, en virtud del cual cede el primero en
favor del segundo la Corona de los dominios espafioles. 214
Bayona, 10 de Mayo de 1808.-Tratado entire Su Alteza Real el
Principe de Asturias D. Fernando de Borb6n y Napole6n,
Emperadgr de los Franceses, adhiriendo el primero A la
renuncia hecha por si padre el Senor D. Carlos IV; y
renunciando 81 mismo los derechos que le competian A la
Corona de Espafia ................................... 217
Gobernadores del Paraguay y Rio de la Plata........... .... 221
Cronologia de los Sres. Gobernadores que ha tenido esta Provin-
cia del Rio de la Plata ......... .................. 241
Excmos. Sres. Virreyes que han gobernado estas Provincias del
R io de la Plata............. ....................... 259













APENDICE


























EPOCA COLONIAL

1498-1810














EPOCA COLONIAL

1493 -1810


Roma, 4 de Mayo de 1493.-Bula de Alejandro VI a los Reyes
Cat6licos y sus Sucesores, concedi6ndoles las tierras de
Indias 6 Islas descubiertas y por descubrir, segin la
line de demaroaci6n que en ella se express.


Tordesillas, 5 de Junio de 1494.-Capitulaci6n de la partici6n del
mar Oc4ano, hecha entire los Cat6licos Reyes D. Fer-
nando y D.a Isabel, y D. Juan, Rey de Portugal.


Burgos, 23 de Marzo de 1508.-Capitulaci6n que se tom6 con
Vicente Yafez y Joan Diaz de Solis, pilots para la
parte del Norte Occidente.


Toledo, 21 de Mayo de 1534.-Capitulaci6n que se tom6 con Don
Pedro de Mendoza, para la conquista del Rio de la
Plata.


Madrid, 18 de Marzo de 1540.-Capitulaci6n con Alvar Nfiez
Cabeza de Vaca.


Madrid, 10 de Julio de 1569.-Capitulaci6n con Juan Ortiz de
Zarate, sobre la conquista del Rio de la Plata.


Madrid, 30 de Julio de 1569.-Obligaciones del CapitAn Juan
Ortiz de Zarate para el cumplimiento de capitulaci6n
y asiento.






6 IPOCA COLONIAL



Madrid, 16 de Diciembre de 1617.-Divisi6n de la Colonia del Rio
de la Plata en dos gobernaciones.



Madrid, 6 de Abril de 1661.--Cdula de erecci6n de la primer
Audiencia de Buenos Aires.



Madrid, 2 de Noviembre de 1661.-Audiencia de Buenos Aires.
-D. Felipe IV en Madrid a 2 de Noviembre de 1661.-
Audiencia y chancelleria real a la ciudad de la Trini-
dad, puerto de Buenos Aires.


Lisboa, 7 de Mayo de 1681.-Tratado provisional sobre la restitu-
ci6n de la Colonia del Sacramento.


Utrech, 6 de Febrero de 1715.-Tratado de Paz y Amistad cele-
brado en Utrech.


Madrid, 13 de Enero de 1750.-Tratado de Limites en las posesio-
nes espafiolas y portuguesas de Am4rica, concluido por
los Serenisimos Reyes de Espai a y de Portugal.


Madrid, 17 de Enero de 1751.-Tratado centre SS. MM. Cat6lica y
Fidelisima, que determine las instrucciones para los
Comisarios de las dos Coronas en la demarcaci6n de los
respectivos limits en la America Meridional, en ejecu-
ci6n del Tratado de Limites.


Madrid, 17 de Enero de 1751.-Articulos separados del Tratado
concluido y firmado en diecisiete de Enero de este pre-
sente ano de 1751, sobre las instrucciones de los respeo-
tivos Comisarios, que deben pasar al Sudde Am6rica






1493-1810 7


Madrid, 17 de Enero de 1751.-Tratado de pr6rroga del t4rmino
de las entregas estipuladas en el Tratado de Limites
celebrado el 13 de Enero, para que se extienda a todo
el present afio de 1751.


Madrid, 17 de Enero de 1751.- Tratado sobre la inteligencia de
las cartas geogrificas para servir de gobierno 4 los
Comisarios encargados de la demarcaci6n de limits
del Brasil.


Madrid, 17 de Abril de 1751.-Suplemento y declaraci6n del Tra-
trado de 17 de Enero, por el cual se regularAn las ins-
trucciones de los Comisarios que deben pasar Sud-
AmBrica.


Madrid, 12 de Julio de 1751.-Declaraciones firmadas por los Ple-
nipotenciarios de Sus Majestades Fidelisima y Cat6lica,
en las mirgenes de la carta geogrAfica que sirvi6 para
el ajuste del Tratado de limits de las conquistas de 13
de Enero de 1750.


Isla de Martin Garcia, 30 de Mayo de 1753.-Instrucci6n dada por
los Comisarios principles de Sus Majestades Fidelisi-
ma y Cat6lica a los Comisarios sus subalternos, para la
demarcaci6n de limits en Am4rica.


El Pardo, 12 de Febrero de 1761.-Tratado celebrado entire las
Coronas de Espafia y de Portugal para anular el
de 1750.


Londres, 22 de Enero de 1771.-Transacci6n entire los Reyes de
Espafia 6 Inglaterra con motive de ciertos actosghosti-
les acaecidos en las Islas Malvinas.






8 ItPOCA COLONIAL



San Ildefonso, 1.0 de Agosto de 1776.-Real COdula de erecci6n
del Virreinato de Buenos Aires.


San Ildefonso, 1.0 de Octubre de 1777.-Tratado preliminary sobre
los limits de los paises de la Am6rica Meridional, per-
toneoientes A las Coronas de Espafia y de Portugal, en
el cual se estipula por donde ha de correr la linea divi-
soria de los dominios.


San Lorenzo el Real, 27 de Outubre de 1777.-Declarando perma-
nente la erecci6n del Virreinato del Rio de ]a Plata.


El Pardo, 11 de Marzo de 1778.-Tratado de Amistad, Garantia y
Comercio, entire los Reyes de Espafa y de Portugal.
(Ratificado por el Rey de Espafia el 24 de Marzo
de 1778).


E1Pardo, 21de Marzo de 1778.-Minuta de Real C6dula de Su
Majestad resolviendo la permanencia del Virreinato de
Buenos Aires, y mandando que, si no estuviera hecha
la separaci6n de provincias, se proceda A realizarla.


Bayona, 5 de Mayo de 1808.-Convenio entire Su Majestad Cat6li-
ca el Senor Rey D. Carlos IV y Napole6n, Emperador
de los Franceses, en virtud del cual cede el primero en
favor del segundo la Corona de los dominios espafioles;
concluido y firmado en Bayona el 5 de Mayo de 1808.


Bayona, 10 de Mayo de 1808.-Tratado entire Su Alteza Real el
Principe de Asturias D. Fernando de Borb6n y Napo-
le6n, Emperador de los Franceses, adhiriendo el pri-
mero A la renuncia hecha por su padre el Sefior Don
Carlos IV; y renunciando 61 mismo los derechos que le
competian a la Corona de Espana; concluido y firmado
en Bayona A 10 de Mayo de 1808.






1493-1810 9



Gobernadores del Paraguay y Rio de la Plata.


Cronologia de los Sres. Gobernadores que ha tenido esta Provin-
cia del Rio de la Plata.













BULA


De Alejandro VI A los Reyes Cat6licos y sus Sucesores, concediendoles las tierras
de Indias d Islas descubiertas y por descubrir,
segdn la line de demarcaci6n que en ella se express

Roma, 4 de Mayo de 1493.


Alejandro, Obispo, Siervo de los siervos de Dios, A los
ilustres carisimos en Cristo, Hijo Rey Fernando, y muy
amada en Cristo Hija Isabel, Reyna de Castilla, de
Leon, de Aragon, de Sicilia, y de Granada, salud y ben-
dicion Apost6lica. Lo que mas entire todas las obras
agrada A la Divina Majestad, y nuestro corazon desea,
es que la Fe Cat6lica, Religion Cristiana sean exaltadas,
mayormente en nuestros tiempos; y que en toda part
sea ampliada y dilatada, y se procure la salvacion de las
almas, y las barbaras naciones sean deprimidas y redu-
cidas a esa mesma Fe. Por lo cual como quiera que a
esta sacra Silla de San Pedro, por favor de la Divina
Clemencia (aunque indignos) hayamos sido llamados;
conociendo que vos que sois Reyes y Principes Cat6licos
verdaderos, cuales sabemos que siempre habels sido, y
vuestros preclaros hechos (de que ya casi todo el mundo
tiene entera noticia) lo manifiestan, y que no solamente
lo deseais, mas con todo conato, esfuerzo, fervor y dili-
gencia, no perdonando a trabajos, gastos ni peligros, y
derramando vuestra propia sangre, lo haceis, y que ha-
beis dedicado desde atras a ello todo vuestro animo y
todas vuestras fuerzas, como lo testifica la recuperacion
del Reino de Granada, que ahora con tanta gloria del






BULA DE ALEJANDRO VI A LOS REYES CAT6LICOS


Divino Nombre hicisteis, librAndoles de la tirania sarra-
c6nica. Dignamente somos movidos (no sin causes) y
debemos favorablemente, y de nuestra voluntad concede-
ros aquello, mediante lo cual, cada dia con mas ferviente
animo, A honra del mesmo Dios y ampliacion del impe-
rio cristiano, podais proseguir este santo y loable prop6-
sito, de que nuestro inmortal Dios se agrada. Entendimos
que desde atras habiades propuesto en vuestro animo de
buscar y descubrir algunas islas y tierras remotas 6 in-
c6gnitas, de otros hasta ahora no halladas, para reducir
los moradores y naturales de ellas al servicio de nuestro
Redentor, y que profesen la Fe Cat6lica; y que por ha-
ber estado muy ocupados en la recuperacion del dicho
Reino de Granada no pudisteis hasta ahora Ilevar A
deseado fin este vuestro santo y loable prop6sito; y que
finalmente, habiendo por voluntad de Dios cobrado el
dicho Reino, queriendo poner en ejecucion vuestro deseo,
proveisteis al dilecto hijo Crist6bal Colon, hombre apto y
muy convenient A tan gran negocio y digno de ser te-
nido en much, con navios y gente para semejantes cosas,
bien apercibidos, no sin grandisimos trabajos, costas y
peligros para que por la mar buscase con diligencia las
tales tierras firmes 6 islas remotas 6 inc6gitas, adonde
hasta ahora no se habia navegado: los cuales, despues de
much trabajo, con el favor divino habiendopuesto toda
diligencia, navegando por el mar Oceano, hallaron cier-
tas islas remotisimas y tambien tierras firmes que hasta
ahora no habian sido por otros halladas, en las cuales
habitan muchas gentes que viven en paz, y andan segun
se afirma desnudas y que no comen care. Y A lo que
dichos vuestros mensageros pueden colegir, estas mes-
mas gentes que viven en las susodichas islas y tierras
fires, screen que hay un Dios criador, en los cielos, y
que parecen asaz aptos para recibir la Fe Cat6lica,, y ser
ensenados en buenas costumbres; y se tiene esperanza






MAYO 4 DE 1493


que si fuesen dotrinados, se introduciria con facilidad
en las dichas tierras 6 islas el nombre del Salvador y
Senor Nuestro Jesucristo. Y que el dicho Crist6bal Colon
hizo edificar en una de las principles de las dichas islas
una torre fuerte, y en guard della puso ciertos cristianos
de los que con 61 habian ido, y para que desde alli bus-
casen otras islas y tierras-firmes remotas 6 inc6gnitas,
y que en las dichas islas y tierras ya descubiertas se
halla oro, y cosas aromAticas y otras muchas de gran
precio diversas en g6nero y calidad. Por lo cual teniendo
atencion A todo lo susodicho con diligencia, principal-
mente A la exaltacion y dilatacion de la Fe Cat6lica,
como conviene A Reyes y Principes Cat6licos y A imita-
cion de los Reyes vuestros antecesores de clara memorial
propusisteis, con el favor de la Divina Clemencia, sujetar
las susodichas islas y tierras-firmes y los habitadores y
naturales dellas y reducirlos a la Fe Cat6lica.
Asi que Nos alabando much en el Senor este vuestro
santo y loable prop6sito y deseando que sea llevado A
debida ejecucion y que el mesmo nombre de nuestro Sal-
vador se plante en aquellas parties, os amonestamos muy
much en el Sefor y por el sagrado Bautismo que reci-
bistes, mediante el cual estais obligados A los manda-
mientos apost6licos, y por las entranas de misericordia
de nuestro Sefior Jesucristo atentamente os requerimos
que cuando intentAredes emprender y proseguir del todo
semejante empresa, querais y debais con animo pronto
y zelo de verdadera fe, inducir los pueblos que viven en
las tales islas y tierras que reciban la Religion Cristiana,
y que en ningun tiempo os espanten los peligros y tra-
bajos, teniendo esperanza y confianza firme, que el Om-
nipotente Dios favorecerA felicemente vuestras empresas
y para que siendoos concedida la liberalidad de la gracia
Apost6lica, con mas libertad y atrevimiento tomeis el
cargo de tan important negocio, motu propio, y no A






14 BULA DE ALEJANDRO VI A LOS REYES CAT6LICOS

instancia de peticion vuestra, ni de otra que por vos nos
lo haya pedido; mas de nuestra mera liberalidad y de
cierta ciencia y de plenitud de poderio Apost6lico todas
las islas y tierras firmes halladas y que se hallaren des-
cubiertas y que se descubrieren hacia el Occidente y
Mediodia, fabricando y componiendo una linea del Polo
artico, que es el Setentrion, al Polo antArtico, que es
el Mediodia, ora se hayan hallado islas y tierras-firmes,
ora se hayan de hallar hacia ]a India 6 hacia otra cual-
quier parte, la cual linea diste de cada una de las islas
que vulgarmente dicen de los Azores y Cabo Verde cien
leguas hIcia el Occidente y Mediodia, asi que todas sus
islas y tierras-firmes, halladas y que se hallaren, descu-
biertas y que se descubrieren, desde la dicha line
hAcia el Occidente y Mediodia, que por otro Rey
6 Principe Cristiano no fueren actualmente poseidas
hasta el dia del Nacimiento de Nuestro Senor Jesucristo
pr6ximo pasado, del cual comienza el afo present de
mil y cuatrocientos y noventa y tres, cuando fueron por
vuestros mensageros y Capitanes halladas algunas de ]as
dichas islas por la autoridad del Omnipotente Dios, A Nos
en San Pedro concedida y del Vicariato de Jesucristo,
que ejercemos en las tierras, con todos los Seforios
dellas, Ciudades, Fuerzas, Lugares, Villas, derechos, ju-
risdiciones y todas sus pertenencias, por el tenor de las
presents, las damos, concedemos y asignamos perp6tua-
mente A vos y A los Reyes de Castilla y de Leon, vues-
tros herederos y sucesores y hacemos, constituimos y de-
putamos A vos y A los dichos vuestros herederos
y sucesores, Sefores dellas, con libre, lleno y absolute
poder, autoridad y jurisdiction con declaracion que por
esta nuestra donacion, concession y asignacion no se en-
tienda ni pueda entender que se quite, ni haya de quitar
el derecho adquirido A ningun Principe cristiano que ac-
tualmente hubiere poseido las dichas islas y tierras-fir-






MAYO 4 DE 1493 15

mes, hasta el susodicho dia de Navidad de Nuestro Senor
Jesucristo. Y allende desto os mandamos, en virtud de
santa obediencia, que asi como tambien lo prometeis, y
no dudamos por vuestra grandisima devocion y magna-
nimidad Real, que lo dejareis de hacer, procureis enviar
A las dichas tierras-firmes 6 islas, hombres buenos, teme-
rosos de Dios, doctors, sabios y experts, para que ins-
truyan los susodichos naturales y moradores en la Fe
Cat6lica, y les ensenen buenas costumbres, poniendo on
ello toda la diligencia que convenga. Y del todo in-
hibimos A cualesquier personas de cualquier dignidad,
aunque sea Real 6 Imperial, estado, grado, 6rden 6
condition, so pena de excomunion latae sententiae, en
la cual por el mismo caso incurran si lo contrario hi-
cieren; que no presuman ir, por haber mercaderias 6
por otra cualquier causa, sin especial licencia vuestra
y de los dichos vuestros herederos y sucesores, A las
islas y tierras firmes, halladas y que se hallaren des-
cubiertas y que se descubrieren hacia el Occidente y
Mediodia, fabricando y componiendo una linea desde
el Polo Artico al Polo antArtico, ora las tierras-firmes e
islas sean halladas, y se hayan de hallar hacia la India
6 hAcia otra cualquier parte; la cual linea diste de cual-
quiera de las islas, que vulgarmente llaman de los Azores
y Cabo Verde, cien leguas hAcia el Occidente y Medio-
dia, como queda dicho: no obstante constituciones y
ordenauzas Apost6licas, y otras cualesquiera que en
contrario sean, confiando en el Senor, de quien proceden
todos los bienes, Imperios y Senorios, que encaminando
vuestras obras, si proseguis este santo y loable prop6si-
to, conseguiran vuestros trabajos y empresas en breve
tiempo, con felicidad y gloria de todo el pueblo cristia-
no, prosperisima salida. Y porque seria dificultoso levar
las presents letras A cada lugar donde fuere necesario
levarse, queremos y con los mismos motu y ciencia,






16 BULA DE ALEJANDRO VI A LOS REYES OAT6LICOS


mandamos que A sus trasumptos, firmados de mano de
notario p6blico, para ello requerido, y corroborados con
sello de alguna persona constituida en dignidad Ecle-
siAstica, 6 de algun Cabildo EclesiAstico, se les d6 la
misma fe en juicio y fuera de 61, y en otra cualquier
parte que se daria A las presents si fuesen exhibidas y
y mostradas. Asi que A nigun hombre sea licito quebran-
tar 6 con atrevimiento temerario ir contra esta nuestra
Carta de encomienda, amonestacion, requerimiento, do-
nacion, concession, asignacion, constitution, deputacion,
decreto, mandado, inhibicion, voluntad. Y si alguno
presumiere intentarlo sepa que incurrira en la indigna-
cion del Omnipotente Dios, y de los bienaventurados
Ap6stoles Pedro y Pablo. Dada en Roma en San Pedro,
A cuatro de Mayo del afio de la Encarnacion del Seior mil
cuatrocientos y noventa- y tres, en el afio primero de
nuestro Pontificado (1).


NoTA.-Existe otra Bula de Alejandro VI de fecha 26 de Septiembre de 1493,
por la cual el citado Pontifice extiende la donaci6n 6 los reyes cat61icos & todas
y cada una de las islas y tierras firmes que navegando 6 caminando hacia el
occidente 6 mediodia, hayan ocupado d ocupasen dichos reyes ya sea en la part
occidental 6 meridional, ya tambi6n en la parte oriental y de la India. Y se
prohibe bajo excomuni6n qlatm sententise que se acerquen a dichas parties 6
envien A otros para navegar, pescar 6 inquirir sin previa licencia del Rey de
Espafa.
Tomo I de la Colecci6n de Bulas, Breves y otros documents relatives a Ame-
rica y Filipinas, dispuesto, anotado 6 ilustrado por Francisco Javier Hernaez,
edici6n de Bruselas afio 1879, pdg. 17.










(1) Torres de Mendoza. Colecci6n de Documentos InBditos del Archivo de
Indias, tomo 16, pig. 856.










CAPITULACI6N


De la partici6n del mar Oc6ano, hecha entire loi Cat6licos Reyes
D. Fernando y Doia Isabel, y D. Juan Rey de Portugal. (Origioal Reg. del Archive de
Indias en Sevilla)


Tordesillas, 5 de Junio de 1494.


D. Juan por la gracia de Dios, Rey de Portugal, del
Algarbe, de aquen y de alen, de la mar en Africa, Sefior
de Guinea. A cuantos esta Carta vieren hacemos saber:
que por Ruy de Sousa, Sefior de las villas de Sagres y
Berenguel, y D. Juan de Sousa, su hijo, nuestro Almota-
cen mayor y el Licenciado Arias de Almadana, Corre-
gidor de los fechos ceviles en nuestra Corte y de nuestro
Desembargo, todos del nuestro Consejo, que enviamos
con nuestra embajada y poder A los muy altos y muy
excelentes y poderosos D. Hernando y Dofa Isabel por
la gracia de Dios, Rey y Reina de Castilla, de Leon, de
Secilia, de Granada, etc., nuestros muy amados y pre-
ciados Hermanos, sobre la diferencia de lo que A Nos y
A ellos pertenece en lo quo hasta site dias del mes de
Junio de la fecha de esta capitulacion estaba por descu-
brir en el mar Oc6ano, fu6 tratado y capitulado por Nos
y en nuestro nombre, por virtud de nuestro poder con
los dichos Reyes y Reina de Castilla, nuestros Herma-
nos, y con D. Henrique Henriquez, su Mayordomo mayor,
y D. Gutierre de Cardenas, Comendador mayor de Leon,
y su Contador mayor, y con el Doctor Rodrigo Maldo-
nado, todos del su Consejo, y en su nombro por virtud
de su poder: en la cual dicha capitulacion los dichos
T. xi. 2






18 CAPITULACION DE LA PARTICI6N DEL MAR OCEANO

nuestros Embajadores y Procuradores, entire las otras
cosas, prometieron que dentro de cierto t6imino en ella
contenido, Nos otorgariamos, confirmariamos, juraria-
mos, retificariamos y aprobariamos la dicha capitulacion
por nuestra Persona; y queriendo Nos cumplir, y cum.
pliendo todo lo que asi en nuestro nombre fu6 asentado
y capitulado y otorgado acerca de lo susodicho, manda-
mos traer ante Nos la dicha escriptura de la dicha capi-
tulacion y asiento para la ver y examiner; el tenor de la
cual, de verbo ad verbum, es esta que se sigue:

En el nombre de Dios Todopoderoso, Padre Hijo, Es-
piritu Santo, tres personas realmente distintas y aparta-
das, y una sola esencia Divina: Manifiesto y notorio sea
A todos cuantos este pdblico instrument vieren, como
en la villa, de Tordesillas, a siete dias del mes de Junio,
afio del Nacimiento de Nuestro Seior Jesucristo de mil
cuatrocientos noventa y cuatro afios, en presencia de
Nos los Secretarios, Escribanos y Notarios piblicos,
adelante escriptos, estando presents los honrados Don
Henrique Henriquez, Mayordomo mayor de los muy al-
tos y muy poderosos Principes los Sefiores D. Fernando
y Dofa Isabel por la gracia de Dios, Rey y Reina de
Castilla, de Leon, de Aragon, de Secilia, de Granada, etc.,
y D. Gutierre de Cardenas, Comendador mayor de los
dichos Sefiores Rey y Reina, y el Doctor Rodrigo Mal-
donado, todos del Consejo de los dichos Sefores Rey y
Reina de Castilla, de Leon, de Aragon, de Secilia, de
Granada, etc., sus Prccuradores bastantes de la una
parte; y los honrados Ruy de Sousa, Sefor de Sagres y
Berenguel, y D. Juan Sousa, su hijo, Almotacen mayor
del muy alto y muy excelente Seior el Rey D. Juan, por
la gracia de Dios, Rey de Portugal y de los Algarbes,
de aquen y de alen, de la mar en Africa, y Sefior de
Guinea; y Arias de Almadana, Corregidor de los fechos






.UN o 5 DE 1494 19

civiles en su C6rte y de su Desembargo, todos del Con-
sejo del dicho Sefor Rey de Portugal, y sus Embajado-
res y Procuradores bastantes, segun ambas las dichas
parties los mostraron por las cartas de poder y procura-
ciones de los dichos Sefores sus constituyentes, de las
cuales su tenor, de verbo ad verbum, es este que se sigue:
D. Fernando y Dofa Isabel por la gracia de Dios, Rey y
Reina de Castilla, de Leon, de Aragon, de Secilia, de
Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallor-
ca, de Sevilla, de Cerdeia, de C6rdoba, de C6rcega, de
Murcia, de Jaen, de los Algarbes, de Algeciras, de Gi-
braltar, de las Islas de Canaria: Conde y Condesa de
Barcelona, y Senfores de Vizcaya y de Molina, Duques
de Atenas y de Neopatria; Conde de Rosellon, y de Cer-
dania, Marqueses de Oristan y de Gociano, etc. Por
cuanto el Serenisimo Rey de Portugal, nuestro muy caro
y muy amado Hermano, envi6 & Nos por sus Embajado-
res y Procuradores Ruy de Sousa, cuyas son las villas de
Sagres y Berenguel, y D. Juan de Sousa, su Almotancen
mayor, y Arias de Almadana, su Corregidor de los fe-
chos ceviles en su C6rte, y de su Desembargo, todos de
su Consejo, para platicar y tomar asiento y concordia
con Nos y con nuestros Embajadores y personas en nues-
tro nombre, sobre la diferencia que entire Nos y el dicho
Senior Rey de Portugal nuestro Hermano, es sobre lo que
a Nos y A 61 pertenece de lo que hasta agora estA por
descubrir en el mar Oceano: Por tanto confiando de vos
D. Henrique Henriquez, nuestro Mayordomo mayor, y
Don Gutierre de CArdenas, Comendador mayor de Leon,
nuestro Contador mayor, y el Doctor Rodrigo Maldona.
do, todos de nuestro Consejo, que sois tales personas que
guardareis nuestro servicio, y que bien y fielmente ha-
reis lo que por Nos vos fuere mandado y encomendado;
por esta Presente Carta vos damos todo nuestro poder
cumplido en aquella manera 6 forma que podemos y en






20 CAPITULACI6N DE LA PARTICI6N DEL MAR OCEANO

tal caso se require, especialmente para que por Nos y
en nuestro nombre y de nuestros herederos, sibditos y
naturales de ellos, podais tratar, concordar y asentar, y
hacer trato y concordia con los Embajadores del Serenisi-
mo Rey de Portugal, nuestro Hermano en su nombre, cual-
quier concerto 6 limitacion del mar Oc6ano, 6 concordia
sobre lo que dicho es, por los vientos y grados de Norte y
Sur, y por aquellas parties, divisions y lugares de seco
y de mar y de la tierra que A vos bien visto fuere,
y asi vos damos el dicho poder para que podais dejar al
dicho Rey de Portugal y A sus Reinos y subcesores, todas
las mares, islas y tierras que fueren y estuvieren dentro
de cualquier limited y demareacion de costas, mares, islas
y tierras que fincaren y quedaren. Y otro si, vos damos
el dicho poder para que en nuestro nombre y de nuestros
herederos y subcesores de nuestros Reinos y Senorios,
sibditos, naturales de ellos, podais concordar y asentar
y recibir y acabar del dicho Rey de Portugal y de los di-
chos sus Embajadores y Procuradores en su nombre, que
todos los mares, islas y tierras que fueren 6 estuvieren
dentro el limited y demarcation de las costas, mares y is-
las y tierras que quedaren por Nos y por nuestros subce-
sores, y de nuestro Seforio y conquista, sean de nuestros
Reinos y subcesores de ellos, con aquellas limitaciones y
exenciones, y con todas las otras clAusulas y declaracio-
nes que A vosotros bien visto fuere; y para que sobre to-
do lo que dicho es, y para cada cosa y parte de ello, y
sobre lo g ello tocante, y de ello dependiente, y A ello
anexO y conex6 en cualquier manera podades hacer y
otorgar, concordar y tratar, y recibir y aceptar en nues-
tro nombre, y de los dichos nuestros herederos y subce-
sores, de todos nuestros Reinos y Seforios, sudbditos y
naturales de ellos, cualesquier capitulaciones, contratos
y escripturas con cualesquier vinculos, actos, modos, con-
diciones y obligaciones y estipulaciones, penas, submisio-






JUNIOR 5 DE 1494


nes y renunciaciones que vosotros quisieredes, y bien
visto vos fuere; y sobre ello podais hacer y otorgar, y ha-
gais y otorgueis todas las cosas y cada una de ellas, de
cualquier naturaleza y calidad, gravedad 6 importancia
que sean 6 ser puedan; aunque sean tales que por su con-
dicion requieran otro nuestro singular y especial manda-
do, y de que se debiese de hecho y de derecho hacer sin-
gular y expresa mencion, y que Nos, siendo presents
podriamos hacer y otorgar y recibir. Y otro si, vos damos
powder cumplido para que podais jurar y jureis en nues-
tras Animas, que Nos y nuestros herederos y subcesores
y sfibditos y naturales y vasallos adquiridos y por adqui-
rir, ternemos y guardaremos y cumpliremos, y que ternAn,
guardaran y cumplirdn realmente, y con efeto todo lo
que vosotros asi asentAredes, capitulAredes y jurAredes y
otorgAredes y afirmaredes, cesante toda cautela, fraude,
engaio, ficion y simulation, y asi podais en nuestro nom-
bre capitular, asegurar y promoter que Nos en persona
aseguraremos, juraremos, prometeremos y otorgaremos
y firmaremos todo lo que vosotros en nuestro nombre
cerca de lo que dicho es, seguraredes, prometi6redes y
capitularedes dentro de cualquier t6rmino y tiempo que
A vos bien pareciere, y aquello guardaremos y cumplire-
mos realmente y con efeto, y bajo las condiciones y pe-
nas y obligaciones contenidas en el contrato de las par-
tes entire Nos y el dicho Serenisimo Rey, nuestro Herma-
no, hechas y concordadas, y bajo todas las otras cosas
que vosotros prometi6redes, las cuales desde agora pro-
metemos de pagar, si en ellas incurri6remos. Para lo
cual, todo y cada una cosa y parte de ello, vos damos el
dicho poder con libre y general administration, y prome-
temos y aseguramos por nuestra fe y palabra Real de
tener y guardar y cumplir Nos y nuestros herederos y
subcesores, todo lo que por vosotros acerca de lo que di-
cho es en cualquiera forma y manera fuere hecho y capi-






22 CAPITULACI6N DE LA PARTICI6N DEL MAR OCEANO

tulado y jurado y prometido, y prometemos de lo haber
por firme, rato y grato, stable y valedero, agora y en todo
tiempo y siempre jams, y que no iremos ni vendremos
contra ello, ni contra parte alguna de ello Nos ni nuestros
herederos y subcesores por Nos ni por interpositas perso-
nas, direte ni indirete, bajo alguna color ni causa, en jui-
cio ni fuera de 61, bajo obligacion expresa que para ello
hacemos de todos nuestros bienes patrimoniales y fiscales,
y otros cualquier de nuestros vasallos y sfibditos y natu-
rales, muebles y raices, habidos y por haber; por firmeza
de lo cual mandamos dar esta nuestra Carta de poder,
la cual firmamos de nuestros nombres y mandamos sellar
con nuestro sello. Dada en la Villa de Tordesillas A cinco
dias del mes de Junio de mil cuatrocientos noventa y
cuatro aflos.=YO EL REY.=YO LA REYNA.=Yo Fer-
nando Alvarez de Toledo, Secretario del Rey e de la
Reina, nuestros Senores, la fice escribir por su mandado.






JUNIo 5 DE 1494


D. Juan por la gracia de Dios, Rey de Portugal y de
los Algarbes, de aquen y de alen, de la mar en Africa, y
Sefor de Guinea: A cuantos esta Carta de poder y pro-
curacion vieren, hacemos saber: que por cuanto por man-
dato de los muy altos y muy excelentes poderosos Prin-
cipes el Rey D. Fernando y.Reina Dofia Isabel, Rey y
Reina de Castilla, de Leon, de Aragon de Sicilia, de
Granada, etc., nuestros much amados y preciados Her-
manos, fueron descubiertas y halladas nuevamente algu-
nas islas. y podrAn adelante descubrir y hallar otras islas
y tierras, sobre las cuales unas y otras, halladas y por
hallar, por el derecho y razon que en ello tenemos, po-
dria sobrevenir entire nosotros y nuestros Reinos y Se-
fiorios, sfibditos y naturales de ellos, debates y diferencias,
que nuestro Sefior no consienta, y nos place por el grand
amor y amistad que entire nosotros hay, y por se buscar,
procurar y conservar mayor paz y mas firme concordia
y sosiego, que la mar en que las dichas islas estAn y fue-
ren halladas, se parta y marque centre nosotros en alguna
buena, cierta y limitada manera: Y porque Nos al pre-
sente no podemos en ello entender en persona, confiando
de vos Ruy de Sosa, Sefor de Sagres y Berenguel y D.
Juan de Sosa, nuestro Almotacen mayor, y Arias de
Almadana, Corregidor de los fechos civiles en nuestra
Corte y de nuestro Desembargo, todos del nuestro Con-
sejo, por esta present Carta os damos todo nuestro po-
der cumplido y autoridad y especial mandado, y vos
hacemos y constituimos A todos juntamente y A cada
uno de vos zn solidum, en cualquier manera, si los otros
fueren impedidos, nuestros Embajadores y Procuradores
en aquella mas ampla forma que podemos, y en tal caso
se require general y especialmente; en tal manera que
la generalidad no derogue A la especialidad, ni la espe-






24 CAPITULACI6N DE LA PARTICT6N DEL MAR OCtANO

cialidad A la generalidad, para que por Nos, y en nues-
tro nombre y de nuestros herederos y srrbcesores y de
todos nuestros Reinos y Seiorios, s6bditos y naturales
de ellos podais tratar, concordar y asentar, y hacer tra-
tos y asientos con los dichos Rey y Reina de Castilla,
nuestras Hermanos, 6 con quien para ello su poder ten-
ga, cualquier concerto y asiento y limitacion, demarca-
cion 6 concordia sobre el mar OcBano, islas y tierra firme
que en ello hobiere, por aquellos t6rminos de vientos y
grades de Norte y Sur, y por aquellas parties, divisions
y lugares de seco y de mar y de tierra que A vos bien
pareciere. Y asi vos damos el dicho poder para que po-
dais dejar y dejeis A los dichos Rey y Reina, y A sus Rei-
nos y subcesores todos los mares, islas y tierras que fue-
ren y estuvieren dentro de cualquier limited y demarca-
cion que A los dichos Rey y Reina quedaren: y asi vos
damos el dicho poder para que en nuestro nombre y de
nuestros subcesores y herederos y de todos nuestros
Reinos y Seforios, sdbditos y naturales de ellos, podais
con los dichos Rey y Reina, 6 con sus Procuradores
concordar, asentar y recibir y acabar, que todos los ma-
res, islas y tierras que fueren y estuvieren dentro de los
limits y demarcacion de costas, mares, islas y tierras
que por Nos y por nuestros subcesores quedaren, sean
nuestros y de nuestro Seforio y conquista, y asi de nues-
tros Reinos y subcesores de ellos, con aquellas limitacio-
nes y excepciones de nuestras islas, y con todas las otras
clAusulas y declaraciones que vos bien parescieren. El
cual dicho poder damos A vos los dichos Ruy de Sousa y
D. Juan de Sousa y el Licenciado Almadana, para que
sobre todo lo que dicho es, y sobre cada una cosa y part
de ello, y sobre lo A ello tocante y de ello dependiente, y A
ello a.nexo y conex6 en cualquier manera, podais hacer.
otorgar, concordar tratar y destratar, rescibir y aceptar en
nuestro nombre, y de los dichos nuestros herederos y sub-






JUNIO 5 DE 1494 25

cesores, y de todos nuestros Reinos y Sefiorios, slbditos y
naturales de ellos, cualesquier capitulos y contratos y es-
crituras, con cualesquier vinculos, pactos, modos, condi-
ciones y renunciaciones que vos quisi6redes, y A vos bien
visto fuere, y sobre ello podais hacer y otorgar, y ha-
gais, y otorgueis todas las cosas, y cada una de ellas,
de cualquier naturaleza y calidad, gravedad y impor-
tancia que sean 6 ser puedan, puesto que sean tales que
por su condition requieran otro nuestro singular y es-
pecial mandado, y que se debiese de hecho y de derecho
hacer singular y expresa mincion 6 que Nos, siendo pre-
sentes, podriamos hacer y otorgar y rescibir. Y otro si,
vos damos poder cumplido para que podais jurar y ju-
reis en nuestra alma, que Nos y nuestros herederos y sub-
cesores y slbditos y naturales y vasallos, adquiridos y
por adquirir,tendremos, guardaremos y cumpliremos, ten-
drin y guardaran y cumplirAn realmente y con efeto todo
lo que vos ansi asentAredes y capitualredes y juraredes y
otorgAredes y afirmAredes, cesante today cautela, fraude
y engafio y fingimiento, asi podais en nuestro nombre
capitular, asegurar y promoter que Nos en persona ase-
guraremos, juraremos, prometeremos y firmaremos todo
lo que vos en el sobre dicho nombre, acerca de lo que dicho
es, asegurAredes, prometi6redes y capitulAredes dentro
de aquel t6rmino y tiempo que vos bien pareciere, y que
lo guardaremos y cumpliremos realmente y con efeto,
bajo las condiciones, penas y obligaciones contenidas en
el contrato de las paces entire Nos hechas y concordadas,
y bajo todas las otras que vos prometi6redes y asentare-
des en el sobredicho nuestro nombre, las cuales desde
agora prometemos de pagar y pagaremos realmente y
con efeto, sien ella incurri6remos. Para lo cual todo y
cada cosa y parte de ello vos damos el dicho poder con
libre y general administraci6n, y prometemos y ase-
guramos por nuestra fe Real, de tener y guardar y






26 CAPITULAC16N DE LA PARTIC16N DEL MAR OC9ANO

cumplir, y asi nuestros herederos y subcesores, todo lo
que por vos acerca de lo que dicho es en culquier forma
y manera, fuere hecho, capitulado y jurado y prometido;
y prometemos de lo haber por fire, rato y grato, esta-
ble y valedero, desde agora para en todo tiempo, y que
no iremos ni vendremos, ni iran ni vendrAn contra ello
ni contra part alguna de ello en tiempo alguno, ni por
alguna manera por Nos, ni por si, si por interpositas
personas, direte ni indirete bajo alguna color 6 causa en
juicio ni fuera de 61 sobre obligation expresa que para
ello hacemos de los dichos nuestros Reinos y Sefiorios,
y de todos los otros nuestros bienes patrimoniales y fis-
cales y otros cualesquier de nuestros vasallos y s-ibditos
y naturales, muebles y raices, habidos y por haber. En
testimonio y fe de lo cual vos mandamos dar esta nues-
tra Carta firmada para vos y sellada con nuestro sello.
Dada en nuestra Ciudad de Lisboa a ocho dias de Mar-
zo.=Ruy de Pina lo fizo, ano del Nacimiento de nuestro
Senor Jesucrito de mil cuatrocientos noventa y cuatro
anos.=El Rey.=Y luego los dichos Procuradores de los
dichos Seiores.Rey y Reina de Castilla, de Leon, de
Aragon, de Secilia, de Granada, etc.; y del dicho Sefior
Rey de Portugal y de los Algarbes, etc., dijeron: Que
por cuanto, entire los dichos Sefores sus constituyentes
hay oierta diferencia sobre lo que a cada una de las di-
chas parties pertenece de lo que hasta hoy dia de la fecha
de esta capitulacion esta por descobrir en el mar Oceano:
por tanto, que ellos por bien de paz y concordia, y por
conservation del debdo 6 amor que el dicho Senor Rey
de Portugal tiene con los dichos -Senores Rey y Reina de
Castilla, de Aragon, etc.: A sus Altezas place, y los dichos
sus Procuradores en su nombre, y por virtud de los di-
chos sus poderes, otorgaron y consintieron que se haga y
asigne por el dicho mar Oc6ano una raya 6 linea derecha
de Polo a Polo, del Polo Artico, al Polo Antartico, que






JUNIO 5 DE 1494


es de Norte A Sur, ]a cual raya 6 linea 6 serial se haya de
dar y d6 derecha, como dicho es, a trescientas setenta
leguas de las islas de Cabo Verde para la parte de Po-
niente por grados 6 por otra manera, como mejor y mas
presto se pueda dar, de manera que no serA mas. Y que
todo lo que hasta aqui tenga hallado y descubierto, y de
aqui adelante se hallare y descubriere por el dicho Sefior
Rey de Portugal y por sus navios, asi islas como tierra-
firme desde la dicha raya arriba, dada en la forma suso-
dicha, yendo por la dicha parte de Levante, dentro dela
dicha raya A la parte de Levante 6 de Norte 6 de Sur de
ella, tanto que no sea atravesando la dicha raya, que esto
sea y quede y pertenezca al dicho Sefor Rey de Portu-
gal y A sus subcesores para siempre jamas. Y que todo el
otro, asi islas como tierra-firme, halladas y por hallar,
descubiertas y por descubrir, que son 6 fueren halladas
por los dichos Sefores Rey y Reina de Castilla, y de Ara-
gon, etc., y por sus navios, desde la dicha raya dada en
la forma susodicha, yendo por la dicha parte de Ponien-
te despues de pasada la dicha raya para el Poniente 6 al
Norte Sur de ella, que todo sea y quede y pertenezca a
los dichos Sefiores Rey 6 Reina de Castilla y de Leon,
etc., y A sus subcesores para siempre jamas.

Item: los dichos Procuradores prometen y aseguran,
en virtud de los dichos poderes, que de hoy en ade-
lante no enviarAn navios algunos los dichos Sefiores
Rey y Reina de Castilla y de Leon, etc.. por esta
parte de la raya A la parte de Levante aquen de
la dicha raya que queda para el dicho Senor Rey
de Portugal, a la otra parte de la dicha raya que
queda para los dichos Sefiores Rey y Reina de Castilla
y de Aragon, etc., a descubrir y buscar tierra ni islas
algunas, ni A contratar, ni rescatar, ni & conquistar en
manera alguna; pero que si aconteciese que yendo asi






28 CAPITULACI6N DE LA PARTICI6N DEL MAR OCEANO

aquende ]a dicha raya los dichos navios de los dichos
Sefores Rey y Reina de Castilla, de Leon, de Arag6n,
etc., hallasen cualesquier islas 6 tierras en lo que asi que-
da para el dicho Sefor Rey de Portugal, y para sus here-
deros para siempre jamas, que sus Altezas lo hayan de
mandar luego dar y entregar. Y si los navios del dicho
Sefior Rey de Portugal hallaren cualesquier islas y tie-
rras en la parte de los dichos Sefiores Rey y Reina de
Castilla, de Leon, de Aragon etc., que todo lo tal sea y
quede para los dichos Sefiores Rey y Reina de Castilla,
de Leon 6 de Aragon, etc.; y para sus herederos para
siempre jamas, y que el dicho Sefor Rey de Portu-
gal lo haya luego de mandar dar 6 entregar.
Item: para que la dicha linea 6 raya de la dicha parti-
cion se haya de dar y d6 derecha 6 lo mas cierta que
ser pudiere por las dichas trescientas setenta leguas de
las dichas islas de Cabo Verde A la parte de Poniente,
como dicho es, es concordado 6 asentado con los dichos
Procuradores de ambas las dichas parties, que dentro de
diez meses primeros siguientes, contados desde el dia de
la fecha de esta capitulacion, los dichos Senores consti-
tuyentes hayan de enviar dos 6 cuatro carabelas, una 6
dos de cada parte, 6 mas 6 menos segund se acordare
por las dichas parties que sean necesarias, las cuales
para el dicho tiempo sean juntas en la isla de Gran Ca-
naria y envien en ella cada una de las dichas parties per-
sonas, asi Pilotos como Astr6logos y Marineros y cuales-
quier otras personas que convengan; pero que sean tan-
tos de una parte como de otra y que algunas personas
de los dichos Pilotos y Astr6logos y Marineros y personas
que sepan de los que enviaren los dichos Sefiores Rey y
Reina de Castilla y de Aragon, etc., que vayan en los
navios que enviare el dicho Sefior Rey de Portugal, 6 de
los Algarbes, etc.; y asimismo algunas de las dichas per-
sonas que enviare el dicho Serenisimo Rey de Portugal






JUNIO 5 DE 1494 29

vayan en el navio 6 navios que enviaren los dichos Seno-
res Rey y Reina de Castilla y de Aragon, tantos de una
parte como de otra, para que juntamente puedan mejor
ver y reconocer la mar y los rumbos y vientos y grades
de Sur y Norte, y asignar las leguas sobredichas; tanto
que para hacer el senalamiento y limited concurran todos
juntos los que fueren en los dichos navios que enviaren
ambas las dichas parties y llevaren sus poderes, los cua-
]es dichos navios todos juntamente continue su camino
A las dichas islas de Cabo Verde, y de ahi tomar~n Fu
rota derecha al Poniente hasta las dichas trescientas se-
tenta leguas, medidas como las dichas personas acorda-
ren que se deben medir, sin perjuicio de las dichas par-
tes y alli done se acabare se haga el punto y serial que
convenga por grados de Sur 6 de Norte, 6 por singladu-
ras de leguas, 6 como mejor se pudiere concordar: la cual
dicha raya asignen desde el dicho Polo Artico al dicho
Polo Antartico que es de Norte A Sur como dicho es: y
aquello que asi asignaren lo escriban y firmen de sus
nombres las dichas personas que ansi fueren enviadas
por ambas las dichas parties, los cuales ban de llevar fa-
cultad y poder de las dichas parties cada una de la suya
para hacer la dicha sefnal y limitacion, y hecha por ellos,
siendo todos conformes, que sea habida por sefial 6 limi-
tacion perpetuamente para siempre jamas, para que las
dichas parties, ni alguna de ellas, ni sus subcesores para
siempre jamas no la puedan contradecir, ni tirar ni re-
mover en tiempo alguno ni por alguna manera que sea
6 ser pueda. Y si caso fuere que la dicha raya y limited de
Polo A Polo, como dicho es, topare alguna isla 6 tierra
fire, que al comienzo de tal isla 6 tierra, que asi fuere
hallada, donde tocare la dicha raya, se haga alguna se-
ial 6 torre, y que en derecho de la tal seal 6 torre, se
continue de alli adelante otras sefales por la tal isla 6
tierra en derecho de la dicha raya, las cuales partan lo






30 CAPITULACI6N DE LA PARTICI6N DEL MAR OCEAN

que a cada una de las dichas parties pertenesciere de ella
y que los subditos de las dichas parties no sean osados
los unos de pasar A la parte de los otros, ni los otros a
la de los otros, pasando la dicha seal y limited en tal
isla y tierra.

Item: por cuanto para ir los navios de los dichos Se-
fores Rey y Reina de Castilla, de Leon, de Aragon, etc.,
desde sus Reinos 6 Seforios A la dicha su parte, allende
]a dicha raya en la manera que dicho es, es forzado que
hayan de pasar por los mares de esta parte de la raya
que quedan para el dicho Senor Rey de Portugal; por
ende es concertado y asentado que los dichos navios de
los dichos Senores Rey y Reina de Castilla y de Leon y
de Aragon, etc., puedan ir y venir y vayan y vengan
libre, segura y pacificamente, sin contradiction alguna
por los dichos mares que quedan por el dicho Senor Rey
de Portugal, dentro de la dicha raya en todo tiempo, y
cada y cuando sus Altezas y sus subcesores quisieren y
por bien tuvieren, los cuales vayan por sus caminos de-
rechos y rotas desde sus Reinos para cualquier part que
est6 dentro de su raya y limited donde quisieren enviar
a descubrir y conquistar y contratar, y que lleven sus
caminos derechos por donde ellos acordaren de ir, por
cualquier cosa de la dicha su parte, 6 no puedan apar-
tarse, salvo que el tiempo contrario les hiciere apartar,
tanto que no tomen ni ocupen antes de pasar la dicha
raya cosa alguna de lo que fuere hallado por el dicho Se-
for Rey de Portugal en la dicha su parte, y si alguna
cosa hallaren los dichos sus navios antes de pasar la di-
cha raya, como dicho es, que aquello sea para el dicho
Senor Rey de Portugal, y sus Altezas le hayan luego de
mandar y entregar. E que porque podra ser que los na-
vios y gentes de los dichos Seiores Rey y Reina de
Castilla y de Leon, etc., 6 por su parte, habran hallado






JUNIO 5 DE 1494 31

hasta veinte dias de este mes de Junio en que estamos
de la fecha de esta capitulacion, algunas islas y tierra-
firme dentro de la dicha raya que se ha de hacer de Polo
a Polo por linea derecha en fin de las dichas trescientas
setentas leguas contadas desde las dichas islas de Cabo
Verde al Poniente, como dicho es, es concordado y asen-
tado por tirar toda duda, que todas las islas y tierra-firme
que seran halladas y descubiertas en cualquier manera
hasta los dichos veinte dias de este dicho mes de Junio,
aunque sean halladas por navios 6 gentes de los dichos
Rey y Reina de Castilla y Aragon, etc., con tanto que
sean dentro de las doscientas cincuenta leguas primeras
de las dichas trescientas setenta leguas contadas desde
las dichas islas de Cabo Verde al Poniente para dicha
raya en cualquier part de ellas para los dichos Polos,
que seran halladas dentro de las dichas doscientas cin-
cuenta leguas, haci6ndose una raya 6 linea derecha de
Polo a Polo donde se acabaren las dichas doscientas
cincuenta leguas, sea y quede para el dicho Sefor Rey
de Portugal y de los Algarbes, etc., y para sus subcesores
y Reinos para siempre jamas, y que todas las islas y
tierra-firme que hasta en los dichos veinte dias de este
nues de Junio en que estamos fueren halladas y descu-
biertas por los navios de los dichos Senores Rey y Reina
de Castilla y de Aragon, etc., sean para ellos y para sus
subcesores y sus Reinos para siempre jamas, como es y
ha de ser suyo lo que hallaren asi allende de la dicha
raya de las dichas trescientas setenta leguas que quedan
para sus Altezas, como dicho es, aunque las dichas cien-
to veinte leguas sean dentro de la dicha raya de las di-
chas trescientas setenta leguas que quedan para el dicho
Sefior Rey de Portugal y de los Algarbes, etc., como di-
cho es. Y si hasta los dichos veinte dias de este dicho
mes de Junio no fuere hallada por los dichos navios de
sus Altezas cosa alguna dentro de las dichas ciento y






32 CAPITULAC16N DE LA PARTICI6N DEL MAR OCEANO

veinte leguas, y de alli adelante hallaren, que sea para
el dicho Sefor Rey de Portugal, como en el capitulo,
suso escrito es contenido. Lo cual todo que dicho es, y
cada una cosa y parte de ello, los dichos D. Henrique
Henriquez, Mayordomo mayor, y D. Gutierre de CArde-
nas, Comendador mayor, y el Doctor Rodrigo Maldona-
do, Procuradores de los dichos Sefores Rey y Reina de
Castilla, de Leon, de Aragon, de Sicilia, de Granada, etc.,
por virtud de dicho su poder que arriba va incorporado;
y los dichos Ruy de Sousa y D. Juan de Sousa, su hijo,
y Arias de Almadana, Procuradores y Embajadores de
dicho muy alto y muy excelente Principe el Senor Rey
de Portugal y de los Algarbes, daquen y dalen mar en
Africa y Senor de Guinea; y por virtud del dicho su po-
der que arriba va incorporado, prometieron y aseguraron
en nombre de los dichos sus constituyentes, que ellos y sus
subcesores y Reinos y Seforios para siempre jamas, ten-
drAn y guardarin y cumplirAn realmente y con efecto,
cesante todo fraud, cautela y engafo, ficion 6 simula-
cion, todo lo contenido en esta capitulacion, y cada una
cosa y part de ello serA guardado y cumplido y ejecu-
tado como se ha de guardar y cumplir y ejecutar todo
lo contenido en la capitulacion de las paces hechas y
asentadas entire los dichos Seiores Rey y Reina de
Castilla y de Aragon, etc., y el Sefior D. Alfonso, Rey
de Portugal, que santa gloria haya, y el dicho Sefior Rey
que agora es de Portugal, su Hijo, siendo Principe
el afno pasado de mil cuatrocientos setenta y nueve
anos y bajo aquellas mismas penas, vinculos, firmeza y
obligaciones, segun y en la manera que en la dicha capi-
tulacion de las dichas paces se contiene. Y obliganse
que las dichas parties, ni alguna de ellas, ni sus subceo-
res para siempre jamas, no iran ni vendran contra lo que
de suso es dicho y especificado, ni contra cosa alguna, ni
part de ello, directed ni indirecte, ni por otra manera






JUNxo 5 DE 1494 33

alguna en tiempo alguno, ni por alguna manera pensada
6 no pensada que sea 6 ser pueda, bajo las penas conte-
nidas en la dicha capitulacion de dichas paces, y la pena
pagada 6 no pagada 6 graciosamente remitida: que esta
obligacion, capitulacion y asiento, sea y quede firme, es-
table y valedera para siempre jamas; para lo cual todo
asi tener y guardar y cumplir y pagar los dichos Procu-
radores en nombre de los dichos sus constituyentes, obli-
garon los bienes cada uno de su parte, muebles y raices,
patrimoniales y fiscales y de sus sibditos y vasallos, ha-
bidos y por haber, y renunciaron cualesquier leyes y
derechos de que se puedan aprovechar las dichas parties
y cada uno de ellas para ir 6 venir contra lo suso dicho
6 contra alguna parte de ello. Y para mayor seguridad
y firmeza de lo suso dicho juraron & Dios y A Santa Ma-
ria., y A la sefialde la Cruz t, en que pusieron sus manos
derechas, y las palabras de los Santos Evangelios donde
quiera que mas largo son escriptas en las almas de los
dichos sus constituyentes, que ellos y cada uno de ellos
tendrAn y guardaran y cumplirAn todo lo suso dicho, y
cada una cosa y part de ello realmente y con efecto,
cesante todo fraud, cautela, enga io, ficion y simulation,
y no lo contradirAn en tiempo alguno ni por alguna ma-
nera, bajo el cual dicho juramento juraron de no pedir
absolucion ni relajacion de ello A nuestro muy Santo
Padre, ni A otro ningun Legado ni Prelado que la pueda
dar, y aunque de propio motu la den, no usarAn de ella;
antes por esta present capitulacion suplican en el dicho
nombre A nuestro muy Santo Padre que su Santidad
quiera confirmar y aprobar esta dicha capitulacion, se-
gun en ella se contiene, y mandar espedir sobre ello sus
Bulas A las parties 6 cualquier de ellas que las pidiere, 6
incorporar en ellas el tenor de esta capitulacion; ponien-
do sus censuras A los que contra ella fueren 6 pasaren en
cualquier tiempo que sea 6 ser pueda. Y asimismo los
T. xi. 3






34 CAPITULACI6N DE LA PARTICI6N DEL MAR OCEAN

dichos Procuradores en el dicho nombre se obligaron
bajo la dicha pena y juramento que dentro de cien dias
primeros siguientes, contados desde el dia de la fecha de
esta capitulacion, darAn la una parte A la otra, y la otra
a la otra, la aprobacion y ratificacion de esta dicha capi-
tulacion escriptas en pergamino, y firmada de los nom-
bres de los dichos Seiores sus constituyentes, y selladas
con sus sellos de cufo pendientes; y en escriptura que
hubieren de dar los dichos Senores Rey y Reina de
Castilla y Aragon, etc., haya de firmar, consentir y auto-
rizar el muy esclarecido 6 Ilustrisimo Sefor Principe D.
Juan su Hijo: de lo cual todo que dicho es, otorgaron dos
escripturas de un tenor, tal una como la otra, las cuales
firmaron de sus nombres, y las otorgaron ante los Secre-
tarios y testigos abajo escriptos para cada una de las
parties la suya, y cualquier que pareciere valga como si
ambas dos pareciesen, qne fueron hechas y otorgadas en
la dicha Villa de Tordesillas el dia, mes y an o suso dicho
=Don Henrique, Comendador mayor.=Ruy de Sousa.=
D. Juan de Sousa.=El Doctor Rodrigo Maldonado=Li-
cenciado Arias.=Testigos que fueron presents, que vie-
ron aqui firmar sus nombres A los dichos Procuradores
y Embajadores, y otorgar lo suso dicho y hacer el dicho
juramento, el Comendador Pero de Leon, el Comenidador
Fernando de Torres, vecinos de la Villa de Valladolid,
y el Comendador Fernando de Gamarra, Comendador
de Zagra 6 Cenete, Continos de la casa de los dichos
Sefores Rey y Reina, nuestros Sefores, y Juan Suarez
de Sequeira y Ruy Leme y Duarte Pacheco, Continos
de la casa del dicho Senor Rey de Portugal para ello
llamados. E yo Fernand Alvarez de Toledo, Secretario
del Rey y de la Reina nuestros Senores y de su Consejo,
y su Escribano de CAmara y Notario pfiblico en su Corte
y en todos sus Reinos y Senorios, fui present a todo lo
que dicho es en uno con los dichos testigos, y con Este-






JUNIO 5 DE 1494


ban Baez, Secretario del dicho Sefor Rey de Portugal,
que por autoridad que los dichos Rey y Reina nuestros
Seflores, le dieron para dar fe de este auto en sus Reinos,
fue asimesmo present a lo que dicho es, y de ruego y
otorgamiento de todos los dichos Procuradores y Emba-
jadores que en mi presencia y suya aqui firmaron sus nom-
bres, este pdblico instrument hice escribir, el cial va
escripto en estas seis hojas de papel de pliego enter,
escriptas de ambas parties con esta en que van los nom-
bres de los sobre dichos, y mi signo, y en fin de cada
plana va sefalado de la seal de mi nombre y de la del
dicho Esteban Baez, y en fe de ello hice aqui esta mi
serial que es tal.=En testimonio de verdad.=Fernand
Alvarez.=E yo el dicho Esteban Baez que por autoridad
que los dichos Senores Rey y Reina de Castilla, de Leon,
etc. me dieron para hacer piblico en todos sus Reinos
y Sefiorios juntamente con el dicho Fernand Alvarez, A
ruego y requerimiento de los dichos Embajadores y Pro-
curadores, a todo present fui, y por fe y certeza de ella
aqui de mi piblica senfal asign6, que es tal.
La cual dicha escriptura de asientos y capitulacion y
concordia arriba incorporada, vista y entendida por Nos
la aprobamos, alabamos, confirmamos, otorgamos y rati-
ficamos y prometemos de tener, guardar y cumplir todo
lo suso dicho en ella contenido, y cada una cosa y part
de ello, realmente y con efecto, cesante todo fraud,
cautela, ficcion y simulation, y de no ir ni venir contra
ello, ni contra parte de ello en tiempo alguno ni por al-
guna manera que sea 6 ser pueda; y para mayor firmeza
juramos a Dios y A Santa Maria, y A las palabras de los
Santos Evangelios, donde quiera que mas largamente
son escriptas, y a !a serial de la en que corporalmente
ponemos nuestra mano derecha en presencia de Fernan
Duque de Estrada, Maestre Sala del muy Ilustre Prin-
cipe D. Juan, nuestro muy amado y preciado Sobrino,






36 CAPITULACI6N DE LA PARTICI6N DEL MAR OCOANO

que los dichos Rey y Reina de Castilla, de Leon, de Ara-
gon, etc., nuestros hermanos A Nos para ello enviaron,
de lo asi tener, guardar y cumplir, y cada una cosa y
parte de lo que A Nos incumbe realmente y con efecto,
como dicho es por Nos, y por nuestros herederos y sub-
cesores, y por los dichos nuestros Reinos y Senorios, suib-
ditos y naturales de ellos, bajo las penas, obligaciones,
vinculos y renunciaciones en el dicho contrato de capi-
tulacion y concordia arriba escripto contenidos. Por fir-
meza y corroboracion del cual, asignamos esta nuestra
Carta de nuestra serial, y mandamos sellar de nuestro
sello de cuno, pendiente en hilos seda de colors. Dada
en la Villa de Setubal A cinco dias del mes de Setiembre.
Joan Ruiz la hizo ano del Nacimiento de nuestro Senor
Jesucristo de mil cuatrocientos noventa y cuatro.=El
Rey.=Capitulacion de la particion del mar Oc6ano (1).


(1) Republica Argentina. Colecci6n de Tratados, ed. 1884.-Tomo III, pa -
gina XIV.










CAPITULACION


Que se tom6 con Vicente Taiez y Joan Diaz de Solis,
pilots para la parte del Norte Occidente


Burgos, 23 de Marzo de 1508.


EL REY.

Las cosas que Yo Mand6 asentar con vos Vicente
Yanez Pinzon, vecino de Mogu6r, 6 Juan Diaz de Solis,
vecino de Lepe, Mis pilots, y lo que habeis de hacer en
el viaje que con ayuda de Nuestro Sefor, A la part del
Norte fazia el Occidente por Mi mandado, es lo siguiente:

Primeramente, quando en buena hora partierdes de
CAdiz, habeis de seguir la derrota 6 via 6 mareaje que
vos el dicho Juan Diaz de Solis dixerdes, lo qual vos
mando que comuniqueis con vos el dicho Vicente Yafez
y con los otros Nuestros pilots, 6 maestres, 6 hombres
delConsejo, porque se aga con mas acuerdo y mejor
sepais lo que habeis de seguir.
Todos los dias, una vez A la mafiana. y otra A la tarde,
able el un navio con el otro, no haya pundonor ni defe-
rencia, sino quel que se hallare barlovento vaya en de-
manda del questubiere sotavento y los salveis, como de
uso y costumbre, a lo m6nos una vez en cada tarde, y
tomeis el acuerdo de lo que se ha de hacer en la noche;
y por esta Mando al Mi veedor y escribano que vA en las
dichas caravelas, que tenga cuidado de ver como se haze
y traiga por testimonio la vez que no se hiziese porque






3S CAPITULACI6N SOBRE EL NORTE OCCIDENTE

causa se dejo, porque Yo lo made proveer como a Nues-
tro servicio cumpla.
Despues de concertada entire los navios la dicha orden
que ha de tener, llevad, vos el dicho Juan Diaz de Soils
p. harasle para que el otro navio vos pueda seguir.
Item, concertareis entire vosotros, por ante el dicho
veedor y Escribano, las sefiales con que se ha de enten-
der el un navio con el otro, asi para el mareaje, como
para las necesidades de aparejos que se podrian ocurrir,
lo qual han de llevar cada navio por capitan los firma-
dos del dicho veedor para quel sepa cuya esla culpa por
quien quedase de se hacer.
No habeis de tocar en ninguna tierra fire ni Isla de
las que pertenecen al Serenisimo Rey de Portugal por
la linia del repartimiento quest seialada entire Nos y el
dicho Rey, ques una linia que dize que se parte en esta
manera: que partiendo de la postrera Isla de Cabo Verde
hasta el Ocidente 6 andando por la dicha linia del Oci-
dente hay LXX leguas, las cuales andadas se ha de en-
tender otra linia que atraviesa la dicha linia corriendo
Norte, el Sur adelante, corriendo hacia el Poniente. son
pertenecientes A Nos, 6 la otra mar 6 tierra firme 6 islas
que seran hacia acA A la parte del Oriente de la dicha
linia de Norte a Sur se entiende ser del dicho Serenisimo
Rey de Portugal; esta linia se entiende en cuerpo espe-
sito, en lo qual como dicho es no tocareis so aquellas pe-
nas y casos en que caen 6 incurren los que pasan y que.
brantan el mandamiento semejante, que es perdimiento
de bienes y la persona a Nuestra merced; pero si por
ventura A yda 6 benida os hayais en estrema necesidad
de tormenta, o de mantenimientos, o A falta de aparejos,
6 otro caso fortuito que no lo pudierdes escusar, que para
evitar la necesidad lo podais hacer tomando o para
tomar las cosas necesarias por vuestro dinero, 6 toman-
dolas por su just valor y no alterando la tierra ni






MARZO 23 DE 1508 39


haziendo fuerza ni escandalo ni alboroto en ella, siendo
con acuerdo del capitan, maestres 6 pilots y mariners
y siendo present el dicho Mi behedor y escribano y
tomandolo delante de el por testimonio.
Item, si despues de pasada la dicha linia en Nuestros
terminos fallardes qualesquier navio 6 navios que van
allA sin Mi licencia, hallandolos alta la mar, les deman-
den quenta y razon de donde van y bienen, 6 que via
llevan para saber si van a lo Nuestro, y le requirais que
no vayan A ninguna parte de los limits que pertenecien-
tes A Nos: y si no quisiese hacerlo 6 no os quisiesen dar
quenta donde van, los podais tomar y traer press a estos
Reynos de Castilla y si los hayardes en tierra en qual-
quier parte de las que a Nos pertenezcan, los podais
tomar a ellos con todo lo que Ilevasen, y de lo que ansi
tomardes A las tales personas, 6 perteneciendo a Nos tra-
yendo las dos parties dello para Mi, por la present vos
fago merced de la tercia parte dello para que se reparta
entire navio y compania segun se suele repartir las pre-
sas de la, mar.
Item, quando placiendo a Nuestro Senor y con su ben-
dicion seais arribados en tierra, despues de haber echa-
do el ancla abeis de obedecer al dicho Vicente Yafez
Pinzon como A Mi Capitan, nombrado por Mi, que para
ello le Doy poder cumplido, el qual, con acuerdo de los
hombres del Consejo, ha de hazer en la tierra todo lo que
viere que A Nuestro servicio cumple.
No vos abeis de detener en los puertos de la tierra que
asi hallardes mas tiempo de los dias que a vos bastaren
para tomar lo que ovierde menester, sino que brevemen-
te vos despacheis y sigais la navegacion para descubrir
aquel canal 6 mar abierto que principalmente abeis de
descubrir 6 que Yo quiero que se busque; 6 haziendo lo
contrario ser6 muy desservido 6 lo Mandard castigar 6
proveer como A Nuestro servicio cumpla.






40 CAPITULACI6N SOBRE EL NOTE OCCIDENTE

Abeis de procurar por todas las vias y maneras que
pudierdes de no alborotar la gente de la tierra que ha-
llardes, e asi lo abeis de mandar de Mi parte a todos los
que fuesen con vosotros que los traten bien y no les hagan
inal ni dafio, y si lo contrario hiziesen abeislo de castigar
por ello, sino que vosotros y todos los habeis de tratar
con much dulzura y templanza, e que en cosa no resci-
ban descontentamiento, porque la contratacion se haga
con toda paz y sosiego y como se debe de hazer para el
bien del negocio e segun que & Nuestro servicio cumpla.
Item, Mando que vos los dichos Vicente Yafiez y Juan
Diaz, ni de cualquier de vos ni otra persona alguna no
podais ir ni vais en tierra, ni rescatar cosa alguna, sino
llevando con vosotros al dicho Mi vehedor y escribano,
que haciendolo en su presencia para que de todo lo que
hicierdes tome y tenga quenta y razon; y ansi mismo Man-
do que el dicho vehedor no pueda rrescatar ni rrescate
cosa alguna sin que vosotros seals present A ello, sino
en vuestra presencia y de dos mariners 6 ante vosotros
y ellos asienten en el libro lo que asi rrescatasen, decla-
rando cada cosa por la forma que se rrescatase y voso-
tros y ellos firmeis en el dicho libro para que acA se sepa
lo que se hiziere.
Item, Mando, que despues de rrescatada la mercaderia
Nuestra que en los dichos navios fueren, podais rrescatar
la mercaderia de toda la compafia, con tanto que la mi-
tad de todo lo que asi rrescatardes sea para Nos y la otra
mitad para la compafia, con tanto que el dicbo rrescate
se faga en presencia de dicho Mi vehedor como dicho es,
so pena que si asi no lo hicierdes que hayais perdido lo
que asi rrescatardes y lo que por ello hubierdes y sea
confiscado.
Asi Inismo, por la present, hago merced A vos los di-
chos Vicente Yafiez y Juan de Solis, que A la vuelta po-
dais traer en lugar de las conquistas, vuestras cameras






MARZO 23 DE 1508


francas; y los pilots y maestres sus arcas, las cuales no
han de ser de mas de cinco palmos en largo y tres en
alto, y a los mariners un area entire dos, 6 a los grume-
tes entire tres una area, 6 a los pajes entire quatro una
area, por la dicha orden, con tanto que la mercaderia
que ansi traxerdes en las dichas cameras 6 areas sea de
volume, como es canela, clavos 6 pimienta y otras cosas
desta calidad, e n6 de cosas de oro 6 plata y piedras pre-
ciosas o qualquier otra cosa que sea de poco volume
6 much valor, ni otro metal como quani y otras cosas
semejantes, porque todas las cosas de esta calidad han
de ser para Nos, dando vos la recompensa de lo que otros
generous de mercadurias que asi podriades traer.
Item, que si determinados de volver vos hallardes en
paraje que os convenga, asi por falta de mantenimientos
como de otra necesidad, y os sea mas util y provechoso
tocar en la Espafiola que no venir derechos acd, que po-
dais tocar en ella, y en tal caso, vos mando que d6n
cuenta al Nuestro Governador de la dicha Isla, del viaje
que habeis fecho y de lo que habeis descubierto, y si os
demandare quenta de lo que teneis, que asi mismo se la
deis, y faltando vos algun aparejo 6 otra cosa necesaria
para volver a Castilla, que se la demandeis de Mi part,
que por esta Mando al dicho Governador que de todas
las cosas que ansi hubierdes menester os provea sin fal-
tar alguna.
Ansi mesmo vos mando, que trayendo Dios en salva-
mento deste viaje a estos Reynos de Castilla, no entreis
ni podais entrar ni tocar en puerto ninguno que sea puer-
to extrangero, sino en los puertos destos Reynos; y si por
casos forzados de tormentas oviesedes de entrar en puer-
to extrangero, vos mando que no fagais en el ningun
dafio ni deis quenta de lo que traxerdes ni del viaje que
seaste, ni por donde fuistes ni venistes ni otra cosa
alguna.


41






CAPITULACI6N SOBRE EL NOTE OCCIDENTE


Item, que venidos A estos Reynos, entrois dentro del
puerto de Cadiz y que ninguno de la compafiia sea osado
de saltar en tierra,ni consintais hombre ninguno de tierra
entrar en vuestros navios fasta que Nuestro Visitador los
haya visto y visitado y torado por memorial todo lo que en
ello traeis, segun que A Nuestro servicio cumple; 6 que
quando hayais de saltar en tierra sea despues de fecho lo
susodicho y de haversos dado licencia el dicho Visitador.
Lo qual todo que dicho es, Quiero y Mando que se
guard y cumpla en todo y por todo, segun y por la for-
ma y manera que en esta capitulacion se contiene; y
contra el tenor y forma dello no vayades ni pasedes ni
consistades yr ni pasar por alguna manera, so pena de
perdimientos de bienes y de otras penas en que caen 6 in-
curren los que pasan y quebranta los mandamientos 6
capitulos de sus Reyes y Sefnores; y Mando A los maes-
tres y mariners, grumetes y otras personas, que en los
dichos navios fueren, que os obedezcan como A Mis Ca-
pitanes ellos, y fagan lo que vosotros de Mi parte les
mandades, cumplidero A Nuestro servicio, faciendo en lo
del navegar lo que a vos el dicho Juan Diaz de Solis pa-
resciere, y en lo de la tierra lo que vos el dicho Vicente
Yafiez dixerdes, segun lo es que para el cumplimiento de
todo lo que ansi se contiene vos doy powder cumplido con
todas sus incidencias y dependencias.
Fecha en Biirgos 6 veinte y tres del mes de Marzo de mil
6 quinientos y ocho afios.-Yo el Rey.-Por mandado de
su Alteza. Loppe Conchillos.-El Obispo de Palencia.-
Conde.


Torres de Mendoza. Colecci6n de Documentos Ineditos del Archivo de Indias.
-Tomo 22, pAg. 5.










CAPITULACION


Que se tom6 con Don Pedro de Mendoza para la conquista del Rio de la Plata

Toledo, 21 de Mayo de 1534.


EL REY.

Por quanto vos, Don Pedro Mendoza, Mi criado y
gentil hombre de Mi casa, Nos hiziste relacion que por
]a much voluntad que tennis de Nos servir y del acre-
cen tamiento de nuesta Corona Real de Castilla os ofre-
ceis de ir A conquistar y poblar las tierras y provincias
que hay en el Rio de Solis que llaman de la Plata, donde
estuvo Sebastian Caboto, y por alli calar y pasar la
tierra hasta llegar A la mar del Sur, y de llevar destos
Nuestros Reynos, A vuestra, costa y minsion mil hombres,
los quinientos en el primer viaje en el que vos debeis de
ir con el mantenimiento necesario para un afio y cien
caballos y yeguas, y dentro de dos afios siguientes los
otros quinientos hombres, con el mismo basimiento y con
las armas y artilleria necesaria; y ansi mismo trabajareis
de descubrir todas las islas ques tubiesen en paraje del
dicho rio de buestra gobernacion, en la dicha mar del
Sur en lo que fuese dentro de los linites de Nuestra de-
marcasion, todo A vuestra costa y minucion, en la dicha
mar del Sur, en lo que fuese dentro de los limits de
Nuestra demarcacion, todo A vuestra costa y minucion,
sin que en ningun tiempo Seamos obligados A vos pagar
ni satisfacer los gastos que en ello hizierdes, mas de lo
que en esta capitulacion vos serA otorgado; y me suplicas-






44 CAPITULACI6N PARA LA CONQUISTA DEL Rfo DE LA PLATA

tes y pedistes por merced, vos hiziese merced de la
conquista de las dichas tierras y provincias de dicho rio,
y de las que tuvieren en su parage, y vos hiziese y otor-
gase las mercedes y con las condiciones que de yuso
seran contenidas; sobre lo qual, Yo made tomar con
vos el asiento y capitulacion siguiente:

Primeramente, vos doy licencia y facultad para que
por Nos y en Nuestro nombre y de la Corona Real de
Castilla, podais entrar por el dicho rio de Solis que lla-
man de la Plata, hasta la mar del Sur, donde tengais
docientas leguas de luengo de costa de gobernacion, que
comience desde donde se acaba la gobernacion que tene-
mnos encomendada al mariscal Don Diego de Almagro,
hAcia el estrecho de Magallenes, y conquistar y poblar
las tierras y provincias que hubiere en las dichas tierras.
Item, entendiendo ser cumplidero al servicio de Dios
y Nuestro y por honrar vustra persona, y por vos hacer
merced, prometemos de voz hacer Nuestro Gobernador y
Capitan General de las dichas tierras, y provincias, y
pueblos del dicho rio de la Plata, y de las dichas docien-
tas leguas de costa del mar del Sur, que comienza desde
donde acaban los limits que como dicho es, tenemos
dado en gobernacion al dicho Mariscal Don Diego Alma-
gro, por todos los dias de vuestra vida, con salario de
dos mil ducados de oro en cada un afio y dos mil duca-
dos de ayuda de costa, que sean por todos quatro
mil ducados, de los cuales gozeis desde el dia que vos hi-
zierdes a la vela en estos Nuestros Reynos, para hacer
la dicha poblacion y conquista, los cuales dichos cuatro
mil ducados de salario y ayuda de costa, vos han de ser
pagados de las rentas y provechos A Nos pertenecien-
tes enla dicha tierra que huvi6semos durante, el tiempo
de vuestra gobernacion, y no de otra manera alguna.
Otro si, vos haremos merced de titulo de Nuestro Ade-






MAYO 21 DE 1534 45

lantado de las dichas tierras y provincias que asi descu-
brierdes y poblardes en el dicho rio de Solis, y en las di-
chas docientas leguas, y ansi mismo vos hazemos merced
del oficio de alguacilazgo mayor de dichas tierras, perpe-
tuamente.
Otro si, vos hacemos merced, para comparecer y
acuerdo de los dichos Nuestros officials, podais hazer
en las dichas tierras y provincias hasta tres fortalezas
do piedra, en las parties y lugares que mas convengan,
pareciendo a vos y A los dichos Nuestros Officiales ser
necesarias, para guard y pacificacion de la. tierra, y
vos hacemos merced de la tenencia dellas, para vos y dos
herederos y subcesores vustros. uno en pos de otro, quales
vos nombrades, con salario de cien mil maravedis y cin-
cuenta mil maravedis de ayudas de costas en cada un
aflo, con cada una de las dichas fortalezas que asi estu-
bieren fechas las cuales habeis de hacer de piedra A
vuestra costa, sin que Nos ni los Reyes que despues de
Nos vinieren, Seamos obligados A vos pagar lo que asi
gastardes en las dichas fortalezas. Otro si, por quanto
Nos habeis suplicado vos hiziesemos merced de alguna
parte de tierra y vasallos en dichas tierras, y al present
lo dejamos de hazer por no tener entera relacion dellos,
vos prometemos de vos hazer merced, como por la pre-
sente vos la hazemos, de diez mil vasallos en la dicha
governacion, con que no sea en puerto de mar ni cabeza
de provincia, con la jurisdiccion que vos sefalaremos y
declararemos al tiempo que vos hiziesemos la dicha
merced, con titulo de condes; y entire tanto que informa-
dos de la calidad de la tierra, lo mandamos efectuar, es
Nuestra mei'ced, que tengais de Nos por merced la doza-
va parte de todos los quintos que Nos tubieremos en las
dichas tierras, sacando ante todas cosas dellos, los gas-
tos y salaries que Nos tubiesemos en ellas.
Item, vos damos licensiay facultad para que podais con-






46 CAPITULACION PARA LA CONQUISTA DEL RfO DE LA PLATA

quistar y poblar las Islas que estuvieren en vuestro para-
je, questen dentro de los limits de Nuestra demarcacion,
enlas cuales, es Nuestra merced, que tengais el dozavo dWl
provecho que Nos hovieremos en ellas, sacados los sala-
rios que en las dichas Islas pagaremos, en tanto que
informados de las dichas Islas, que asi descubrierdes y
poblardes en el dicho viaje y de vuestros servicios y tra-
vaxos, vos mandaremos hazer la enmienda y remunera-
cion que fueremos servidos y que vustros servicios
merescieren.
Y porque Nos abeis suplicado, que si Dios fuere servi-
do que en este. viaje muriesedes, antes de acabar el
dicho descubrimiento y poblacion, que en tal caso, vues-
tro heredero 6 la persona que por vos fuese nombrada,
lo pudiese acabar y gozar de las mercedes que por Nos
vos son concedidas en esta capitulacion, e no bastando
lo susodicho, y por hazer merced, por la present. De-
claramos, que haviendo entrado en las dichas tierras y
cumpliendo lo que sois obligado, y estando en ellas tires
anos, que en tal caso, vuestro heredero 6 la persona que
por vos fuese nombrada, pueda acabar la dicha poblacion
y conquistar y gozar de las mercedes en esta capitulacion
contenidas, con tanto que dentro de dos anos sea apro-
vado por Nos. Como quiera que segun derecho y eyes de
Nuestros Reynos, quando las gentes y Capitanes de
Nuestras armadas toman preso algun Principe 6 Sefor
en las tierras por done Nuestro mandado hazen guerra,
al rescate del tal senior 6 casique pertenece A Nos, con to-
das las otras cosas muebles que fuesen halladas que per-
teneciesen al mismo; pero considerando los grades peli-
gros y trabajos que Nuestros subditos pasan en las
conquistas de las Indias, en alguna enmienda dellos y
por les hazer merced, Declaramos y Mandamos que si
en la dicha vuestra conquista 6 gobernacion, se cativare
6 prendiere algun casique o Sefor, que de todos los teso-






MAYO 21 DE 1534


ros, oro y plata, piedras y perlas que se ovieren del, por
via de rescate o en otra qualquier manera, se Nos de la
sesta parte de ellos y lo demas se reparta entire los con-
quistadores, sacando primeramente Nuestro quinto, yen
caso quel dicho casique 6 senior principal matasen en ba-
talla, o despues, por via de justicia o en otra qualquier
manera, que en tal caso de los tesoros y bienes susodichos
que del se oviesen, justamente ayamos la mitad, la qual,
ante todas cosas cobren Nuestro officials, y la otra ni-
tad se reparta, sacando primeramente Nuestro quinto.
Otro si, franqueamos A los que fuesen A poblar las di-
chas tierras y provincias, por seis aflos primeros siguien-
tes, que se cuenten desde el dia de la data desta, del
almoxarifazgo de todo lo que llevaren para proveimiento
y provision de sus casas, con tanto que no sea para lo
vender.
Otro si, Concedemos A los que fuesen A poblar las di-
chas tierras y provincias que asi descubrieren y poblaren
en dicho rio, en el t6rmino de las dichas docientas leguas,
que en los seis afios primeros siguientes, desde el dia de
la data deste asiento y capitulacion en adelante, que del
oro que se cogiero en las minas, Nos paguen el diezmo,
y cumplidos los dichos seis afos, paguen el noveno, y an-
si descendiendo en cada un afio hasta llegar al quinto;
pero del oro y otras cosas que se oviesen de rescate 6 ca-
valgadas o en otra qualquier manera, desde luego Nos
han de pagar el quinto de todo ello.
Asi mismo, franqueamos A vos el dicho Don Pedro de
Mendoza, por todos los dias de vuestra vida, del dicho
almoxarifazgo de todo lo que llevardes para proveimien-
to y provision de vuestra casa, con tanto que no sea para
vender; y si alguna vendierdes dello o rescatardes, que lo
pagueis enteramente, y esta concession sea en si ninguna.
Item, Concedemos A los dichos vecinos y pobladores,
que les sean dados por vos los solares en que edifiquen






48 CAPITULACI6O PARA LA CONQUISTA DEL RfO DE LA PLATA

casas y tierras, y caballerias, y aguas convinientes a sus
personas, conform A lo que se ha hecho y haze en lals-
la Espa0ola; y ansi mismo le Daremos poder, para que
en Nuestro nombre, durante el tiempo de vuestra gover-
nacion, hagais la encomienda de indios de la dicha tierra,
guardando en ellas las instrucciones y ordenanzas que
os seran dadas.
Otro si, vos daremos licencia, como por la present vos
la Damos, para que destos Nuestros Reynos 6 del Reyno
de Portugal 6 Islas de Cabo Verde y Guinea, vos 6 quien
vuestro poder hubiere, podais llevar y lleveis a las tie-
rras y provincial de vuestra governacion, docientos es-
clavos negros, la mitad hombres y la otra mitad hembras,
libres de todos derechos a Nos pertenecientes, con tanto
que si los llevardes A otras parties 6 Islas 6 provincias, 6
los vendierdes en ellas, los hayais perdido y los aplicamos
a Nuestra CAmara y fisco.
Item, que vos el dicho Don. Pedro de Mendoza, seais
obligado de levar A la dicha tierra un medico y un ciru-
jano y un boticario, para que curen los enfermos que en
ella y en el viaje adolecieren, A los quales Queremos y es
Nuestra merced que de las rentas y provechos que tuvie-
semos en las dichus tierras y provincias, se les d6 en
cada un afo de salario, al fisico en cinquenta mil, y al
cirujano otros cinquenta mil, y al boticario veinte y
cinco mil, los cuales dichos salaries, corran y comienzen
A correr desde el dia que se hizieren A la vela con vues-
tra armada, para seguir vuestro viaje, en adelante.
Item, vos damos licencia y facultad, para que podais
y tener y tengais en las Nuestras atarazanas de Sevilla,
todos Ins bastimeritos y vituallas que ovierdes menester
para vuestra armada y partida.
Lo cual que dicho es, y cada cosa y parte de ello, os
Concedemos, con tanto que vos el dicho Don. Pedro de
Mendoza seais tenido y obligado a salir destos Reynos,






MAYO 21 DE 1534 49

con los navios y aparejos y mantenimientos y otras cosas
que fueren menester para el dicho viaje y poblacion, con
los dichos quinientos hombres, de Nuestros Reynos y
otras parties no prohibidas; lo qual ayais de cumplir des-
de el dia de la data desta capitulacion, hasta diez meses
primeros siguientes.
Item, con condition que cuando salierdes destos Nues-
tros Reynos y llegardes a la dicha tierra, hayais de
Ilevar y tener con vos, las personas, religiosas 6 eclesias-
ticas que por Nos serin sefaladas, para instruction de
los indios naturales de aquella tierra A Nuestra Santa
Fe6 Cat6lica, con cuyo parecer y no sin ellos haveis de
hazer la conquista, descubrimientos y poblacion de la
dicha tierra; A los quales religiosos haveis de dar y pagar
el flete y matalotaje y los otros mantenimientos necesa-
rios, conforme A sus personas, todo a vuestra costa, sin
poder ellos les llevar cosa alguna durante toda la dicha
navegacion; lo qual much vos encargamos que asi lo
guardeis y cumplais como cosa del servicio de Dios y
Nuestro. Otro si, con condition que en ]a dicha conquis-
ta, pacificacion y poblacion y nombramiento de los di-
chos indios, en sus personas y bienes se asi tenido y obli-
gado de guardar en todo y por todo, lo contenido en las
ordenanzas 4 instrucciones que para esto tenemos fechas
y se hicieren, y vos seran dadas.
Estaban en esta capitulacion las ordenanzas, confor-
me de la capitulacion de Francisco Montijo.
Por ende, haziendo vos lo susodicho A vuestra costa, y
segun y de la manera que de suso se contiene, y guar-
dando y cumpliendo lo contenido en la dicha provision
que de suso va incorporada, y todas las otras instruccio-
nes que adelante vos mandaremos guardar y hazer para
la dicha tierra y para el buen tratamiento y conversion
a Nuestra Santa Fe6 Catholica de los naturales della
Digo y Prometo, que vos sera guardada esta capitulacion
T. x. 4






50 CAPITULACION PARA LA CONQUISTA DEL RIO DE LA PLATA

y todo lo en ella contenido, en todo y por todo, que se-
gun de suso se contiene, y no lo haziendo ni cumpliendo
ansi Nos no seamos obligados A vos guardar y cumplir
lo susodicho en cosa alguno dello, ante vos mandaremos
castigar y proceder contra vos como contra persona que
no guard y cumple y traspasa los mandamientos de su
Rey y Sefior natural; y dello vos mandamos dar la pre-
sente, firmada de Mi nombre y refrendada Mi infrascri-
to Secretario. Fecha en -la Ciudad de Toledo a veinte y
un dias del mes de Mayo de mil quinientos y treinta y
cuatro anos.=Yo el Rey=Por mandando de Su Majes-
tad.=Cobos.=Comendador mayor.=Sefalada de Bel-
tran y Juarez y Mercado (1).


(1) Torres de Mendoza.-Colecci6n de documents Ineditos del Archivo de
Indias.-Tomo 22, pigina 350.










CAPITULACI6N


Con Alvar Niflez Cabeza de Vaca

Madrid, 18 de Marzo de 1540.


EL REY.

Por cuanto nos mandamos tomar cierto asiento y ca-
pitulacion Don Pedro de Mendoza, ya difunto, sobre la
conquista y poblacion de la provincia del Rio de la Pla-
ta, y proveimos de la gobernacion de la dicha provincial,
desde el Rio de la Plata hasta la mar del Sur, con mas
docientas leguas de luengo de la costa en la dicha mar
del Sur, que comenzasen desde donde acabase la gober-
nacion que teniamos encomendada al mariscal Don Die-
go de Almagro, hacia el Estrecho de Magallanes; el cual
dicho Don Pedro de Mend.oza fu4 A la dicha provincial;
y estando en ella envio A Juan de Ayolas por su capitan
general, con cierta gente, adentro; y despues de haberle
enviado, 1e termin6 de se venir A estos Reiros; y vinien-
do, fallecio en el mar; y al tiempo de su fin y muerte,
por virtud de la facultad que, por la dicha capitulacion
3y de otras provisions nuestras, tenia, nombr6 para la
dicha gobernacion al dicho Juan de Ayolas, al cual ins-
tituy6 por su heredero; y nos, visto el dicho nombramien-
to, mandamos dar al dicho Juan de Ayolas, titulo de la
dicha gobernacion; y porque agora somos informados
quel dicho Juan de Ayolas despues que el dicho Pedro
le envi6 con la dicha gente la tierra adentro, no ha pa-
recido, ni se sabe si es muerto 6 vivo; y en el nuestro






52 CAPITULACl6N CON ALVAR NtITEZ CABEZA DE VACA

consejo de las Indias, sea platicado muchas veses en dar
orden como se supiese si el dicho Juan de Ayolas es
muerto, y si fuese vivo el y la gene espafiola, nuestros
subditos, que en la dicha provincia estan; por la necesi-
dad en que somos informados que estan de mantenimien-
tos, y vestidos, y armas, y municiones y otras cosas ne-
cesarias para proseguir la dicha conquista y descubri-
miento, fuesen socorridos; y vos Alvar Nufiez Cabeza de
Vaca, con deseo del servicio de Dios Nuestro Sefior, y
nuestro acrecentainiento de nuestra Corona real, y por
que los espafioles que en la dicha provincia estan no pe-
rezcan, 6 habeis ofrecido y ofrec6is a gastar ocho mil
ducados en llevar caballos, mantenimientos, vestidos,
armas, municion, y otras cosas para proveimiento de los
dichos espafoles, y para la conquista de la poblacion de
la dicha provincia en las cosas y de la forma y manera que
por nos para ello vos sera dada, demas y allende de lo
que constaren los cascos de los navios que seran menes-
ter para llevar los dichos ca ballos y cosas, dando la di-
cha gobernacion y conquista para que vos, en caso que
el dicho Juan de Ayolas fuese muerto cuando a la dicha
tierra llegaredes, la pudi6redes proseguir como el dicho
Don Pedro de Mendoza y el lo podian hacer; sobre lo
cual, mandamos tomar con vos el asiento y capitulacion
siguiente:

Primeramente, tenemos por bien que si el dicho Juan
de Ayolas no fuese vivo al tiempo que vos llegaredes a la
dicha provincial, vos, en nuestro nombre, y de la Corona
real de Castilla, podais descubrir, conquistar, las tierras
y provincias que estaban dadas en gobernacion al dicho
Don Pedro de Mendoza por la dicha su capitulacion y
proviciones, con las dichas docientas leguas de costa en
la dicha mar del Sur, por la orden, forma y manera que
con el estaba capitulado, y el lo pedia y debia hacer; y






MARZO 18 DE 1540


de todo ello vos mandaremos dar las proviciones nece-
sarias.
Item, vos daremos titulo de nuestro Gobernador y Ca-
pitan General de las tierras y provincias que asi estaban
dadas en gobernacion al dicho Don Pedro de Mendoza
y de las dichas docientas leguas de costa en la dicha
mar del Sur, y de la Isla de Santa Catalina, por todos
los dias de vuestra vida con salario de dos mil ducados
en cada un aflo, de los cuales habeis de gozar desde el
dia que os hici6redes A la vela en el puerto de San Licar
de Barrameda en adelante, de las rentas y provechos &
nos pertenecientes en la dicha tierra, que hubi6remos
durante el tiempo de vuestra gobernacion; y no de otra
manera; esto en caso que, como dicho es, el dicho Juan
de Ayolas no sea vivo cuando vos & la dicha tierra lle-
gAredes.
Item, vos haremos merced de nuestro oficio de algua-
cil mayor de la tierra que vos de nuevo descubrieredes
y conquistAredes por cuanto de lo que en vida de Don
Pedro y del dicho Juan de Ayolas se hubiese descubierto
y poblado, tiene merced del dicho oficio por la dicha
capitulacion, por todos los dias de vuestra vida y de un
heredero.
Item, vos daremos licencia y facultad para que, con
parecer y acuerdo de los nuestros oficiales de la dicha
provincia, podais hacer en ella dos fortalezas en las par-
tes y lugares que mas convengan, pareciendo a vos y &
los dichos nuestros oficiales ser necesarios para la segu-
ridad y guard de la dicha provincia; y vos haremos mer-
ced de la tenencia de ella por todos los dias de vuestra
vida, con cien mil maravedis de salario en cada una de
ellas en cada un aifo, los cuales se paguen de las rentas
y provechos que tubiesemos en la dicha provincia, del
cual habeis de gozar desde que las dichas fortalezas es-
tuviesen acabadas y cerradas, y poder morar y defender






54 CAPITULACI6N CON ALVAR NtIREZ CABEZA DE VACA

& vista y parecer de los dichos nuestros oficiales, las cua-
les debeis de hacer edificar a vuestra costa y mission sin
que nos, ni los reyes que despues de nos viniesen, seamos
obligados A vos pagar los gastos que en el edificio dellas
hici6redes, ni otra cosa alguna del dicho salario.
Otro-si, vos franqueamos por doce afios del almojari-
fazgo de todo lo que llevaredes 6 hicieredes llevar a la
dicha provincia para el proveimiento y provision de
vuestra persona y casa, demas de los contenidos en la
franqueza general que A la dicha provincia se da.
Otro-si, por cuanto nos habeis suplicado vos haga-
mos merced de la dozaba parte de lo que conquistaredes
y poblaredes en dicha gobernacion, y docientas leguas
de costa en la dicha Mar del Sur, que cuando vos llega-
redes a la dicha provincia no estubiese conquistada,
perpetuamente para vos y para vuestros herederos y
sucesores, por la present decimos que, habida informa-
cion de lo que vos ansi descubrieredes y conquistaredes,
que no estubiese descubierto ni conquistado, cuando vos
llegaredes A la dicha provincia, y sabido lo que es, ter-
nemos memorial de os hacer la merced y satisfaction que
el servicio y gasto que en ello hici6redes mereciere; y es
nuestra merced que, entretanto que informados provea-
mos en ello lo que a nuestro servicio y A la enmienda y
satisfaccion de vuestros servicios y trabajos conviene,
que tengais a dozaba parte de todos los provechos y
rentas que tubiesemos en cada un afo en las dichas
tierras 6 provincias que asi de nuevo conquistaredes y
poblaredes.
Item, prometemos de vos hacer nuestro gobernador
de lo que ansi de nuevo descubrieredes, conquistaredes
y poblaredes, con que no sea en los limits de la gober-
nacion que estaba dada al dicho Don Pedro de Mendoza
y con las docientas leguas de la Mar del Sur, con el
salario just, y para que seais del pagado de las rentas






MARZO 18 DE 1540


que en las tierras que asi descubrieredes, tubieremos,
teniendo respect al salario que entonces IlevAredes.
Otrosi, vos haremos merced, como por la present vos
la hacemos, del titulo de nuestro adelantado de las
tierras que asi de nuevo descubri6redes, conquistaredes
y poblAredes.
Y por que, como dicho es, se tiene duda si el dicho
Juan de Ayolas es vivo 6 muerto, y nuestra intention y
voluntad es de no le perjudicar en su derecho, sino que
siendo vivo, tenga la dicha gobernacion, y goce de las
otras cosas contenidas en la dicha capitulacion del dicho
Don. Pedro de Mendoza, como su heredero por el nom-
brado, declaramos que si el dicho Juan de Ayolas fuese
vivo al tiempo que Ilegaredes A la dicha provincia, seais
asi obligados vos y la gente que llevAredes A ser subjetos
al dicho Juan de Ayolas y su lugar-teniente, al cual nos
mandaremos escribir encargAndole que atento al socorro
que haceis, y la calidad de vuestra persona, os haga su
lugar-teniente de gobernador y capitan general, por el
tiempo que quisiere y viere que vos hareis lo que debris.
Item, en caso que, como dicho es, el dicho Juan de
Ayolas sea vivo al tiempo que llegaredes A la dicha pro-
vincia, prometemos de vos hacer merced de la dicha
isla de Santa Catalina, por termino de doce afos, para
que tengais tranjerias, y os aprovecheis della, con que
no podais sacar indios fuera de las dichas islas y gober-
nacion della, sea al gobernador de la dicha provincia
del Rio de la Plata.
Y porque podia ser que al tiempo que vos IlegAredes
con el dicho socorro A la dicha provincia, no se supiese
del dicho Juan de Ayolas, si es muerto 6 vivo, es nuestra
merced y voluntad que, en caso de duda, tengais la go-
bernacion de la dicha provincia como su lugar-teniente
por nos nombrado, para la mandar y ejercer en su nom-
bre no embargantes qualesquir teniente quel haya de-






56 CAPITULACI6N CON ALVAR NITYtEZ CABRZA DE VACA

jado aunque hayan sido por nos aprobados, y los pueblos
6 capitanes, 6 sus gentes hayan elejido, hasta tanto que
se sepa del dicho Juan de Ayolas; y con el certificado
de su llegada, os nombro a vos por su lugar-teniente, 6 a
Ia persona que le pareciere y quisiere.
Item, porque en caso, como dicho es, el dicho Juan de
Ayolas sea vivo cuando vos llegAredes A la dicha pro-
vincia, no habeis de tener la gobernacion della, .ni gozar
de las otras mercedes que en esta capitulacion vos ha-
cemos, acatando los gastos que haceis en el dicho so-
corro, es nuestra merced y voluntad que por tiempo de
seis afios, vos solo tengais cargo de proveer de bastimen-
tos y otras cosas necesarias & la dicha provincia, y con-
quistadores, y vecinos della, sin que otra persona alguna
lo pueda hacer sino vos, 6 quien vustro powder hubiese
con tanto que seas obligado hacer cuatro viajes en los
dichos seis afios, en los cuales lleveis las proviciones y
mantenimientos que nuestro gobernador de la dicha
provincia ordenase, lo cual todo sea libre de almojarifaz-
go por el dicho termino de seis anos.
Item, concedemos A los vecinos y pobladores de la
dicha provincial que, en caso que sea muerto el dicho
Juan de Ayolas, y habiendo vos de quedar con la dicha
gobernacion, les sean dados por vos solares en que edifi-
quen casas y tierras y caballerias y aguas convenientes
A sus personas, conforme, A lo que se ha hecho y hace en
la Isla Espafola.
Ansi mismo, vos daremos poder para que en nuestro
nombre, durante el tiempo de vuestra gobernacion ha-
gais las encomiendas, de indios de la dicha tierra guar-
dando en ella las ordenanzas 6 instrucciones que vos
seran dadas.
Lo cual todo que dicho es, y cada cosa, y parte dello, os
concedemos, con tanto que vos el dicho Alvar Nunez Ca-
beza de Vaca seals tenido y obligado A salir destos rei-






MARZO 18 DE 1540 57

nos con los navios y mantenimientos y otras cosas que
hubi6redes de llevar, dentro de seis meses primeros si-
guientes.
Otrosi, como quiera que, segun derecho y leyes de
nuestros reinos, cuando nuestras gentes y capitanes de
nuestras armadas tomen preso algun principle 6 Senor
de las tierras por done nuestro mandate hacen guerra
el rescate de tal senor 6 cacique pertenece 6 nos con
todas las otras cosas muebles que fuesen halladas que
perteneciesen A el mismo; pero, considerando los gran-
des trabajos y peligros que nuestros subditos pasan en
las conquistas de las indias, y en alguna enmienda dellos,
y por les hacer merced, declaramos y mandamos que, si
en la dicha vuestra conquista y gobernacion, se cautiva-
re 6 prendiere A algun cacique 6 senor principal, que de
todos los tesoros, oro y plata, piedras y perlas, que se
hobieren del por via de rescate, 6 en otra cualquiera
manera, se nos de la sexta parte dello, y lo demas se re-
parte entire los conquistadores, saca.ndo primeramente
nuestro quinto; y en caso que al dicho cacique 6 senor
principal mataren en batalla, 6 despues por via de justi-
cia, 6 en otra qualquier manera, que en tal caso, de los
tesoros y bienes susodichos que del se hubieren, justa-
mente hayamos la mitad la cual, ante todas cosas cobren
los nuestros oficiales sacando primeramente nuestro
quinto.
Otrosi, por que podria ser que los nuestros oficiales de
]a dicha provincia tubiesen alguna dubda en el cobrar
de nuestros derechos, especialmente del oro y plata, y
piedras, y perlas, asi de lo que se hallare en las sepoltu-
ras y otras parties donde estubiese escondido, como de lo
que se hobiere de rescate, 6 cabalgada, 6 en otra manera
nuestra merced y voluntad es que, por el tiempo que fue-
remos servidos se guard la orden siguiente:
Primeramente, mandamos que todo el oro y plata,






58 CAPITULACI6N CON ALVAR NOIREZ CABEZA DE VACA

piedras y perlas, y otras cosas que se hallaren y hobie-
ren, asi en los enterramientos, 6 en los templos de indios,
como en los otros lugares donde solian ofrecer sacrificios
A sus idolos, y en otros lugares religiosos, escondidos 6
enterrados en casas 6 heredades, 6 tierras 6 en otra cual-
quiera parte public 6 consejil 6 particular de cualquier
estado 6 dignidad que sea, de todo ello, y de todo lo de-
mas que de esta calidad se hobiere y hallare, agora se
halle por acaecimiento, 6 buscAndolo de prop6sito, se
nos pague la mitad, sin descuento de cosa alguna, que-
dando la otra mitad para la persona que asi lo hallare y
descubriere, con tanto que si alguna persona 6 personas
encubrieren el oro y plata, piedras y perlas, que halla-
ren y hobieren, asi en los dichos enterramientos, sepoltu-
ras 6 en los templos de indios, como en los otros lugares
religiosos, escondidos 6 enterrados, de suso declarados y
no lo manifestaren para que se les den lo que conforme
A este capitulo les puede pertenecer dello hayan perdido
todo el oro y plata, piedras y perlas y mas la mitad de
los otros sus bienes para nuestra CAmara y Fisco.
Y por que nos, siendo informados de los males y des-
ordenes que en descubrimientos y poblaciones nuevas se
han hecho y se hacen, y para que nos con buena concien-
cia podamos dar licencia para los hacer para remedio de
lo cual, con acuerdo con los de nuestro consejo, y consult
nuestra, estA ordenada y despachada una provision ge-
neral de capitulos sobre lo que habeis de guardar en la
dicha poblacion y conquista, la cual aqui mandamos in-
corporar, sutenor de la cual es este que sigue:

(Aqui se insertan las ordenanzas dictadas en Granada
por Carlos V el 17 de noviembre de 1527).

Por ende, por la present, haciendo y cumpliendo vos
el dicho Alvar Nunez Cabeza de Vaca lo susodicho, se-






MARZO 18 DE 1540 59

gun y de la manera que de suso se contienen, y guadan-
do y cumpliendo lo contenido en la dicha provision que
de suso va incorporada y todas las instrucciones que ade-
lante mandaremos dar para la dicha tierra y para el
buen tratamiento y conversion A nuestra santa f6 cat6-
lica de los naturales della, decimos y prometemos que
vos serA guardada esta capitulacion y todo lo en ella
contenido de todo y por todo segun de suso contiene; y
no lo haciendo y cumpliendo ansi, nos no seamos A guar-
dar ni cumplir lo susodicho, ni cosa alguna dello; antes
vos mandaremos castigar, y proceder contra vos, como
persona que no guard y cumple, y traspasa los manda-
mientos de su Rey y senor natural; y dello vos mandare-
mos dar la present. fecha en la villa de Madrid a 18
de marzo de 1540.=Yo el Rey.=Refrendada del secre-
tario Samano y sefialada del doctor Beltran y el Obispo
de Lugo, y el licenciado Gutierrez Velazquez (1).


(1) Viol Solar.--Los tratados de Chile, tomo 1.o, pagiua 272.










CAPITULACION


Con Juan Ortiz de Zarate, sobre la conquista del Rio de la Plata

Madrid, 10 de Julio de 1569.


El Rey Por cuanto deseamos la poblacion, instruc-
cion y conversion de los naturales de las provincias de
las Indias a nuestra Santa Fee Cat6lica, teniendo delan-
te el bien y salvacion de sus Animas, como por la Santa
Iglesia Romana se nos ha encargado, continuando el
celo, trabajo y cuidado que en esto los Cat6licos Reyes
nuestros progenitores han torado; y vos el Capitan Juan
Ortiz de ZArate, vecino de ]a ciudad de la Plata de los
Charcas, que es en los Reynos del Peri, por el deseo que
tennis del servicio de Dios Nuestro Senor y nuestro, y
de que la Corona Real destos Reynos sea acrecentada,
os ofreceis de descubrir, conquistar y poblar las Provin-
cias del Rio de la Plata.6 la parte que en ellas oviere
por conquistar, descubrir y poblar, y de tener cuatro na-
vios para el mes de Agosto del afio que viene de setenta,
aparejados para hacerse & la vela con el primer buen
tiempo en San Lucar de Barrameda, con cierta gente,
armas y municiones y otras cosa de yuso declaradas,
toda a vuestra costa y minsion, sin que nos y los Reyes
que despues de nos vinieren seamos ni sean obligados a
os pagar ni satisfacer cosa alguna dello, mas de lo que
abajo os sera concedido; nos suplicastes mandasemos con
vos hacer sobre ello capitulacion y asiento; y por cumplir
el dicho deseo, y por la confianza que de vos tenemos,






JULIO 10 DE 1569 61t

y que hareis lo que con vos fuere capitulado, de la ma-
nera que convenga al servicio de Dios y nuestro, man-
damos tomar con vos la dicha capitulacion y asiento en
la manera siguiente:

Primeramente, que vos el dicho Juan Ortiz de Zarate
os ofreceis de meter en la Gobernacion del Rio de la
Plata quinientos hombres espanfoles, de los cuales los
doscientos dellos han de ser oficiales de todo g6nero de
oficios y labradores que cultiven y labren ]a tierra, y
los otros trescientos hombres que sean para la guerra y
conquista de la tierra y de los que destos pudi6redes
hallar que sean casados y quietos los procurareis de bus-
car y llevar con sus mugeres 6 hijos, y los demas serAn
solteros y Atiles para la conquista y poblacion, sustenta-
cion y defense de la dicha tierra.
Item, que comprareis A vuestra costa para llevar la
dicha gente cuatro navios marineados y artillados como
convengan para la navegacion y passage A dicha goberna-
cion, y los dos navios dellos seran de A ciento y cincuenta
toneladas cada uno, y los otros dos seran caravelas de
hasta ochenta toneladas cada una, y que los terneis para
el mes de agosto del aio que viene A setenta A punto
para se hacer A la vela en los puertos de San Lucar de
Barrameda A Cadiz.
Item, que llevareis y provereis el bastimento y comida
necesario para la dicha gente, y en los dichos navios la
artilleria, armas y municiones que fueren necesarias para
que vayan de armada y bien pertrechados.
Item, que poblareis dos pueblos de espafoles allende
de los que estan ahora poblados, los cuales hareis entire
el distrito de la ciudad de la Plata y Chile, la ciudad
de la Ascencion, donde mas convenga y con la poblacion
de los espaioles que convenga segun la disposition de la
tierra, para sus aprovechamientos y entretenimiento y






62 CAPITULACI6N CON JUAN ORTIZ DE ZARATE

para la necesidad de su comercio y contratacion de una
tierra a otra y para su defense, y otro pueblo en la entra-
da del Rio, en el puerto que Hlaman de San Gabriel 6
Buenos Aires.
Item, demas de lo suso dicho, os ofreceis vos al dicho
Capitan Juan Ortiz de ZArate de meter en la dicha go-
bernacion del Rio de la Plata, dentro de dos 6 tres afios
despues que Dios fuere servido de que llegueis a la dicha
gobernacion del Rio de la Plata, cuatro mil cabezas de
vacas de Castilla y cuatro mil ovejas de Castilla, y hasta
quinientas cabras, y mas trescientas yeguas y caballos,
para la conquista, poblacion y defense de la tierra, con-
quistadores pobladores della, y que si pudieredes meter
los dichos ganados antes deste tiempo, trabajareis de
los meter porque los teneis de vuestra crianza en la pro-
vincia de los Charcas y Valle de Torija, pero tomais este
tiempo por razon que la tierra que hay desde la dicha
ciudad de la Plata hasta la ciudad de la Asuncion, que
es en las dichas provincias del Rio de la Plata, esta al
present por conquistar y poblar, por estar los indios na-
turales della revelados y alterados contra nuestro real
servicio y ovediencia, y hay necesidad de pacificarlos
primero y fundar en esta tierra dos pueblos de espafioles,
para que conmas seguridad se puedan meter los dichos
ganados y tratarse el comercio de la una tierra A la otra,
los cuales os ofreceis de poblar.
Item, que en todo lo arriba dicho, demas y allende de
los dichos ganados, gastareis de vuestros bienes veinte
mil ducados de oro, para nos servir y poblar y sustentar
aquellas provincias y tierra de bajo de nuestro real ser-
vicio y ovediencia, como leal vasallo nuestro, como has-
ta aqui lo habeis hecho.
Y en remuneracion del dicho servicio, y teniendo con-
sideracion A lo much y bien y lealmente que lo habeis
hecho en las provincias del Pert, asi en su conquista y






JULIo 10 DE 1569 63

poblacion, como despues en la defense de la tierra y en
todas las demas alteraciones que en ella habia habido,
se os ofrecen de nuestra parte las mercedes siguientes:
Primeramente, os hacemos merced de la Gobernacion
del Rio de la Plata, asi de lo que al present estA descu-
bierto y poblado, como de todo lo demas que de aqui
adelante descubri6redes y pobldderes, ansi en las pro-
vincias del Paraguay y Parand como en las demas pro-
vincias comarcanas, por vos y por vuestros capitanes y
tenientes que nombraderes y senfalaredes, ansi por la
costa del mar del Norte como por la del Sur, con el distri-
to y demarcacion que Su Magestad del -Emperador mi
Senor, que haya gloria, la did y concedi6 al gobernador
don Pedro de Mendoza, y despues del d Alvar Nuiez
Cabeza de Vaca, yd Domingo de Irala, con el salario y
quitacion y por la orden que ellos la tuvieron, por vues-
tra vida y la de un hijo varon que nombraderes, y en
defecto de no tenerle, con la persona que nombraderes
en vuestra vida 6 al tiempo de vuestro fin y muerte, 6
como os pareciere; de la cual dicha gobernacion se entien-
de que os hacemos merced, sin perjuicio de las otras go-
bernaciones que tenemos dadas A los capitanes Serpa y
don Pedro de Silva.
Item, hacemos merced A vos el dicho capitan Juan
Ortiz de Zarate, de os nombrar, y os nombramos nues-
tro Gobernador y Capitan General y Justicia Mayor de
la dicha gobernacion del Rio de la Plata, por las dichas
dos vidas, vuestra y la de un hijo 6 heredero sucesor
cual nombrAderes y sefialaredes como estA dicho.
Item, asi como os hacemos merced de dar titulo de
Adelantado de todas las dichas provincias del Rio de la
Plata, asi para vos como para vuestros herederos y suce-
sores en vuestra Casa y Mayorazgo, perpetuamente para
siempre jamas.
Item, os damos poder y facultad, para que podais re-






64 CAPITULACION CON JUAN ORTIZ DE ZARATE

partir y encomendar en la dicha gobernacion todos los
indios y encomiendas que estuvieren vacas y vacaren de
aqui adelante, ansi en las ciudades y pueblos que alpre-
sente estan poblados y se poblaren de aqui adelante en
la dicha gobernacion, ansi por vos el dicho Juan Ortiz
de ZArate, como por vuestros capitanes ylugares tenien-
tes, y encomendar los dichos repartimentos en esta ma-
nera: en los pueblos que al present estan poblados en
la dicha gobernacion, por dos vidas, conform A la subse-
sion y 6rden que tenemos dada en los dichos reparti-
mentos; y en los pueblos que de aqui adelante se poblaren,
por os hacer mas merced y A las personas que os ayuda-
ren a conquistar la tierra y poblarla, os damos facultad
para que podais encomendar los indios, por tres vidas,
que se entiende por la vida de aquel en que primero se
hiciere la tal encomienda y para su hijo 6 nieto, asi
varon como hembra, prefiri6ndose siempre en esta sub-
sesion el varon A la hembra, y en defecto de no tener
hijo ni nieto, que subceda su legitima muger conform A
lo ordenado.
Item, hacemos merced A vos el dicho Juan Ortiz de
ZArate del Alguacilazgo Mayor de toda la dicha Gober-
nacion, para vos y para vuestro hijo subcesor, 61 que
nombrAderes, y no le teniendo, para la persona que sub-
cediere despues de vos en la dicha gobernacion por
vuestro nombramiento, como dicho es; y os damos facul-
tad para que podais poner y nombrar alguaciles, ma-
yores en todos los pueblos de espanoles que estan
poblados y se poblaren en adelante, y removerlos y
quitarlos y poner otros de nuevo cada y cuando que
A vos y A vuestro subcesor pareciere que conviene.
Item, damos comision A vos el dicho Capitan Juan
Ortiz de ZArate y a la persona que subcediere en la di-
cha Gobernacion, que podais hacer A vuestra costa hasta
tres fortalezas de piedra, cuales convenga para su defen-






JULIO 10 DE 1569 65

sa y de los espafioles, y que pongais en ella el artilleria,
armas y municion necesaria, y que las hagais en los
puertos 6 lugares que mas os pareciere convenir, y, ha
ci6ndolas y sustentandolas A vuestra costa de la ma-
nera dicha, os hacemos merced de la tenencia de ellas
por vuestros dias y de dos subcesores vuestros con
ciento y cincuenta mil maravedis de quitacion cada
una por afo por frutos de la tierra, y que no lo ha-
biendo no seamos obligados A os pagar cosa alguna
de ellos.
Item, hacemos merced A vos el dicho Juan Ortiz de
Zarate, de os dar comision y facultad para que podais
tomar y senalar para vos, en un pueblo de los que al
present estan poblados y se pQblaren de aqui adelante
un repartimiento de indios, ansi de los que estuvieren
vacos como de los que vacaren de aqui adelante, el que
escojidredes por las dos vidas arribas dichas y que a
vuestra voluntad y election de os poder mejorar en otro
repartimiento y dejar el que ovi6deres torado primero
y Ilevar del todo los tributes y aprovechamientos que los
indios, pero siendo primeramente tasados y visitados
conform a lo que tenemos ordenado por nuestras c6du-
]as y provisions.
Item, os hacemos merced y damos facultad para que
podais repartir y dar tierras 6 solares y caballerias y
estancias y otros sitios a todos vuestros hijos legitimos
y naturales, asi en los pueblos que al present estan po-
blados como en lo de aqui adelante se poblaren por vos
el dicho Juan Ortiz, y por vuestros capitanes y tenientes,
y en que al repartimiento de los indios que como estA
dicho habeis de tomar por vos en ]a dicha gobernacion,
lo podais dejar A vuestro hijo mayor legitimo, 6 dividirlo
en parties por los otros hijos legitimos que os pareciere, y
que falleciendo algunos de ellos puedan subceder y sub-
cedan los demas que quedaren vivos en el dicho repar-
T. xi. 5






66 CAPITULACI6N CON JUAN ORTIZ DE ZARATE

timiento; y no teniendo hijos legitimos ni muger al
tiempo de vuestro fin 6 muerte subcedan en el dicho
repartimiento vuestros hijos 6 hijas naturales por la mes-
ma 6rden y por la mesma prerogative que los legitimos.
Item, os hacemos merced que los indios que al presen-
te teneis encomendados y de aqui adelante se os enco-
mendaren en los Reynos del Perfi, los podais tener 6
gozar de los frutos y rentas dellos primeramente como
los demas indios que tuvi6redes en la dicha Gobernacion
del Rio de la Plata, asi vos como vuestro subcesor en
ella, con tanto que seas y sean obligados A tener Escu-
dero en la dicha ciudad de la Plata, para que sirva y sus-
tente la vecindad en nombre de vos el dicho Juan Ortiz
de ZArate y de vuestro subcesor, el cual dicho Escudero
que ansi pusi6redes y nombrAredes, vos 6 61, para el di-
cho efecto no le pueda remover ni quitar ninguna justicia
salvo vos 6 el dicho vuestro subcesor, 6 A la persona que
poder de vos 6 d6l tuviere para ello.
Item, hacemos merced 6 damos facultad A vos el dicho
Capitan Juan Ortiz de ZArate, y al dicho vuestro subce-
sor, que despues de vuestra muerte subeediere en la go-
bernacion, para que podais abrir marcas reales y punzo-
nes para que se marquen y quinten los metales de oro y
plata, y se cobren los quintos y otros reales que nos per-
tenecieren, y poner las dichas marcas y punzones reales
en las ciudades y pueblos y asientos de minas de oro y
plata que oviere en la tierra, y que se metan en nuestras
cajas reales de tres leaves de los dichos pueblos, como lo
tenemos ordenado en el Peri y Nueva Espana y otras
provincias de las nuestras Indias.
Item, os hacemos merced y damos facultad para que
podais nombrar 6 nombreis oficiales nuestros en la dicha
provincia, faltando algunos de los que tenemos nombra-
dos de present, en el entretanto que proveemos, los
dichos oficios, para que en lo que se poblare de aqui






JULIO 10 DE 1569 67

adelante, no bastando los que ahora por vos estan nom-
brados, podais nombrar 6 nombreis los oficiales que os
pareciere convenir on el entretanto que nos los provee-
mos, y les seialeis sus quitaciones con los dichos cargos,
no escediendo de la cantidad que estA sefalada en aque-
llas provincias A los dicnos nuestros oficiales por nos
nombrados, y avisAndonos de lo que en esto hici6redes,
para que proveamos en ello lo que mas fu6remos servidos.
Item, hacemos merced A vos el dicho Juan Ortiz de
ZArate, y A vuestros subcesor y A todos los demas vecinos
y pobladores de la dicha gobernacion, asi A los que aho-
ra son como A los que fueren de aqui adelante, que no
den ni paguen A nos ni A nuestros oficiales reales, dere-
chos del oro y plata, perlas y piedras que hubieren y se
descubrieren en las minas de aqui adelante, mas de la
d6cima parte, la cual dicha merced os hacemos por tiem-
po de diez afios, que se comience A contar desde que se
sacare la primer fundicion y marcacion de los dichos
metales, piedras y perlas de valor.
Item, hacemos merced A vos el dicho Juan Ortiz de
ZArate, y A todos los vecinos conquistadores y poblado-
res de aquella tierra que no pagueis ni paguen alcabala,
por tiempo de veinte afos, de todas las cosas que de es-
tos reinos se llevare, ni de las que en la dicha provincial
se vendieren 6 contrataren de cualquier manera, los cua-
les corran desde el dia de la data de esta capitulacion.
Item, vos hacemos merced que, por tiempo de diez
aflos, no pagueis derechos de almojarifazgo los espafioles
que ahora estan poblados en la dicha provincia, ni los
que ahora habeis de llevar con vos, ni los que despues
fueren, los cuales corran desde el dia de la data de esta
dicha capitulacion, lo cual se entiende de los que Ileva-
r6n para el proveimiento de sus personas y casas, porque
si lo vendieren 6 contrataren con otros, sean obligados
a pagar luego el dicho almojarifazgo, y en lo que toca A






68 CAPITULACI6N CON JUAN ORTIZ DE ZARATE

vuestra persona y de vuestros subcesores sea por veinte
anos, asi de lo que de estos reinos llevaredes como de lo
que de aquellas provincias inviaredes A ella, lo cual
todo se entiendo del almojarifazgo que en aquellas pro-
vincias se habia de pagar.
Item, concedemos y damos facultad A vos el dicho
Juan Ortiz de ZArate, y & vuestro subcesor en la gober-
nacion que, si lo que Dios no quiera, sucediere en aquella
tierra alguna rebellion 6 alteracion contra nuestro Real
servicio, ansi por los indios naturales, habiendo venido
de paz debajo de nuestra sugecion, ovediencia y seforio
real, como por algunos espafioles alterados, que en tal
caso, siendo necesario iran gente A mano armada para
castigarlos y reducirlos, juntAndoos con los nuestros ofi-
ciales reales en acuerdo, con los votos y pareceres de la
mayor parte, podais y pueda el dicho vuestro subcesor
gastar de nuestra Hacienda Real todo lo que para el di-
cho castigo fuere necesario, y que los dichos oficiales
acepten y paguen de la dicha nuestra Hacienda Real, lo
que para dicho efecto librideres vos el dicho Juan Ortiz
de ZArate, como tal gobernador, despues de vos el dicho
vuestro subcesor, y que con vuestra libranza y carta de
pago de las personas que las recibieren se les pase en
cuenta d los dichos oficiales.
Item, asi mismo os damos comision y facultad para
que, como tal nuestro gobernador, podais hacer las or-
denanzas que os pareciere convenir para el buen gobier-
no de la tierra, espafoles y naturales della, y para el
beneficio y labor de las minas de oro y plata y piedras
de valor que se labraren y descubrieren en la dicha go-
bernacion, con que no escedan ni pasen de lo que por nos
esta ordenado, y con que dentro de dos anos despues que
las hici6redes y ordenAredeis, las envieis al nuestro con-
sejo de las Indias para que las mandemos confirmar 6






JULIO 10 DE 1569


proveer en ellas lo que mas seamos servidos, y en el in-
terin las mandareis guardar, cumplir y ejecutar.
Item, os damos comision y facultad para que si convi-
niere poner corregidores y alcaldes mayores, para el
buen gobierno y ejecucion de nuestra justicia en algunos
lugares y provincias 6 partidos, ansi en los pueblos que
al present estAn poblados de espafioles, como en los
que de aqui en adelante se poblaren en la dicha gober-
nacion, los podais poner y nombrar, sefialAndoles mode-
rados salaries de los frutos que en la tierra oviere, y que
los dichos nuestros oficiales reales les paguen los dichos
salaries.
Item, hacemos merced A vos el dicho capitan Juan
Ortiz de ZArate, de quince 6 veinte quintales de hierro
y acero que tenemnos en la ciudad de la Asuncion, en
powder de los nuestros oficiales, para que los gasteis en
aquello que os pareciere que convendrA gastarse en la
tierra.
Item, por cuanto vos el dicho Juan Ortiz de ZArate,
nos habeis suplicado fu6semos servido que si por caso en
algun tiempo os enviAsemos A tomar residencia, tenien-
do la dicha gobernacion por dos vidas, que, por el tiempo
que tal residencia se os tomase, no fueredes desposeido
vos ni vuestro subcesor de la posesion de la dicha gober-
nacion por el nuestro Juez de Comision que os fuese A
tomar, en tal caso, nos, tenemos consideration A la cali-
dad de vuestra persona y servicios para proveer en esto
lo que convenga.
Item, por cuanto demas y allende de los pueblos que
vos el dicho capitan Juan Ortiz de ZArate, os ofreceis de
poblar en la dicha nuestra gobernacion del Rio de la
Plata, y de la gente, armas, artillerias, municiones, vas-
timentos, ganados y otras cosas que habeis de llevar y
meter en las dichas provincias del Rio de la Plata, con-
forme A lo arriba dicho, os obligueis A descubrir toda la






70 CAPITUTLACI6N CON JUAN ORTIZ DE ZARATE

tierra contenida en el district y demarcacion de la di-
cha gobernacion, asi por la parte del norte como por la
del sur, y traerla toda A nuestra ovediencia y sugecion
de nuestra Corona Real de Castilla y Leon, que todo ello
lo hareis A vuestra costa y mission, llevando para ello A
la gente, caballos, armas, artilleria, vastimentos, muni-
ciones y todo lo demas para la dicha poblacion y con-
quista necesario, y que fundareis y hareis fundar en el
dicho distrito otros cuatro pueblos de espafoles en las
parties y lugares que os parezca y vi6redes mas conve-
niente, con la gente necesaria en cada uno, asi para que
los naturales de la dicha tierra esten con mas sugecion
y quietud, como para la sustentacion y comercio de los
espafioles, y que asi mismo pareci6ndoos ser necesario
fundar mas pueblos para mayor quietud de la dicha
tierra y que nos seamos mejor servidos y nuestra Corona
Real acrecentada, los fundareis, habiendo en ella gente
de naturales y comodidad para los poder sustentar, 'y
que hareis las fortalezas que vi6redes ser necesarias
para sustentacion de todo lo dicho en las parties y luga-
res que mas conviniere, y todo A vuestra costa y mission
como dicho es.
En gratificacion de este vuestro ofrecimiento, obliga-
cion y servicio, de los muchos gastos y trabajos que en
ello habeis de poner, las mercedes que de nuestra parte
se os ofrecen, allende de las suso dichas, son las si-
guientes:
Primeramente, por cuanto me habeis suplicado que os
de licencia que Ileveis destos reynos, en cada un afo,
dos navios para la dicha provincia del Rio de la Plata,
con mercaderia, armas, arcabuces, espadas, municiones,
herramientas de hierro, fuelles y otros instruments para
la provision de la tierra y para el beneficio y labor de
las minas de oro y plata y otros metales que se hallaren
y descubrieren de aqui adelante en la dicha tierra, os






JULIO 10 DE 1569 71

hacemos merced que podais Ilevar y lleveis los dichos
dos navios con todo lo suso dicho, libres del almojarifaz-
go, de la que en las dichas nuestras Indias se paga, por
el tiempo contenido en la dicha capitulacion, con que los
dichos navios salgan por el tiempo que salieren nuestras
flotas y armadas que fueren para la provincia de Tierra
Firme 6 para la Nueva Espafia, y en compafiia y conser-
va de una de ellas hasta las islas de Canarias, donde se
han de apartar y tomar su derrota para la dicha provin-
cia del Rio de la Plata; pero que si en el tiempo que
conviniere los dichos dos navios para hacer su navega-
cion a la dicha provincia del Rio de la Plata, no esto-
viere presta ninguna de las dichas flotas que van A las
dichas provincias de Tierra Firme y Nueva Espana, lo
acordeis en nuestro Consejo Real de las Indias, para que
nos mandemos proveer en la salida y navegacion de los
dichos dos navios lo que convenga.
Item, os hacemos merced de dar licencia y facultad
para que podais sacar, asi de estos reynos como de Por-
tugal, Cabo Verde y Guinea, cien esclavos negros, libres
de todos derechos que de ellos nos puedan pertenecer,
para vuestro servicio y de los dichos pobladores, yendo
registrados para dicha provincia del Rio de la Plata, y
obligAndoos de llevarlos y tenerlos en ella y emplearlos
en beneficio de ella, sin los trasportar A otra part nin-
guna, so pena de perderlos y que se apliquen para nues-
tra C&mara y Fisco.
Item, por cuanto me habeis suplicado os haga merced
de veinte mil vasallos indios casados en la dicha tierra
que nuevamente se conquistare y poblare por vos 6 vues-
tros capitanes, perpetuamente, para vos y vuestros here-
deros y subcesores, y con la jurisdiccion que fu4remos
sarvido, con que no sean en puerto de mar; y que os
haga merced de dar titulo de Marques de la dicha tie-
rra 6 de algun lugar 6 puerto de ella, decimos que, acor-






72 CAPITULACI6N CON JUAN ORTIZ DE ZARATE

dAndolo, acabada la dicha jornada y visto el efecto y
servicio que en ella hicieredes, os mandaremos hacer la
merced que convenga conforme al dicho servicio y efecto
que se hiciere.
Por ende, por la present, haciendo vos el dicho capi-
tan Juan Ortiz de ZArate, A vuestra costa lo suso dicho,
segun y de la manera que de suso se contiene, y cum-
pliendo todo lo contenido en esta capitulacion y las ins-
trucciones que se os dieren, y las que en adelante se os
darAn y las proviciones y ordenanzas que hici6remos y
mandAremos guardar para las dichas provincias del Rio
de la Plata y poblaciones que en ella hici6redes, y para
el buen tratamiento y conversion A Nuestra Santa Fe
Cat6lica de los naturales de ellas y de los pobladores
que A ellas fueren, digo y prometo por mi fee y palabra
real, que vos sera guardada esta capitulacion y todo lo
que en ella contenido sin que se os vaya ni pase contra
en todo y por todo, como en ella se combine, cosa algu-
na de ella, y no hacienda ni cumpliendo vos aquello A
que os obligais, no seamos obligados A guardar ni cum-
plir lo suso dicho ni cosa alguna de ella; antes mandare-
mos proceder contra vos como contra persona que no
guard ni cumple su contrato y traspasa los mandamien-
tos de su Rey y Sefior natural. De ella os mandamos dar
la present, firmada de nuestra mano y senalada de los
de nuestro Consejo de las Indias, y refrendada de nuestro
infrascrito Secretario. Fecha en Madrid A diez de Julio
de mil y quinientos y sesenta y nueve afios.=YO EL
REY.=Refrendada de Francisco Eraso.=Senalada del
doctor Vazquez, Licenciado don Gomez Zapata, doctor
Molina, Licenciado Salas, doctor Aguilera, doctor Villa-
faie, licenciado Botello Maldonado (1).


(1) Trelles. Revista de la Biblioteca Priblica de Buenos Aires. Tomo I,
pag. 222.











OBLIGACIONES


Del Capitin Juan Ortiz de Zlrate para el cumplimiento de su capitulacidn y asiento


Madrid, 30 de Julio de 1569.


En la villa de Madrid, estando en ella la Corte y Con-
sejo Real de su Magestad, A treinta dias del mes de Julio
de mil y quinientos y sesenta y nueve afios, en presencia
de mi Diego de Encinas, escribano de Su Magestad y
testigos de yuso escritos, pareci6 present el capitan
Juan Ortiz de ZArate, vecino de la ciudad de la Plata de
los Charcas, que es en los reinos del Peri, estate en
esta Corte, y dijo: que, por cuanto Su Merced ha manda-
do tomar y ha torado cierto asiento y capitulacion con
61, que estA asentada en este libro, sobre la conquista,
y poblacion de las Provincias del Rio de la Plata, 6 ]a
parte que oviere por conquistar, descubrir y poblar, se-
gun que en la dicha capitulacion se contiene, A que se
refiri6, por ende que se obligaba y se oblig6 de tener,
guardar y cumplir todo lo que por la dicha capitulacion
y asiento es obligado de guardar y cumplir, y todas las
instrucciones y provisions de Su Magestad que le fueren
dadas, en especial la que estA asentada en este libro, que
fu6le entregada, so pena que haya de pagar y pague, y
pagar6 de pena diez mil ducados para la CAmara y Fis-
co de Su Magestad, no cumpliendo todo lo suso dicho, A
los plazos, tiempos y segun y como por el dicho asiento
esta obligado, para lo cual se le di6 tres afios de termi-






74 OBLIGACI6N DEL CAPITAN JUAN ORTIZ DE ZARATE

no que corran y se cuentan desde el dia de la fecha de
esta escritura en adelante, y para que asi lo ternA, guar-
dard y cumplirA todo lo suso dicho y cada cosa y parte
de ello, oblig6 su persona y bienes, muebles y raices, ha-
bidos y por haber, y di6 poder cumplido A todas y cua-
lesquier justicias y jueces de Su Magestad ansi de estos
reynos y seforios como de las Indias, Islas y Tierra Fir-
me del Mar Oc6ano, de cualquier jurisdiction que sean,
A la cual jurisdiccion se cometi6, especialmente A la de los
senores del Consejo Real de las Indias, y A los Jueces
Oficiales que resident en la ciudad de Sevilla, en la Casa
de la Contratacion de las Indias, renunciando, come re-
nunci6, su propio fuero jurisdiccion y domicilio, y la ley
sit convenarit de jurisdiccione onnium juridicium, para
que por todo rigor de derecho, que mas breve y egecuti-
vo sea, lo compelan y apremien A lo asi cumplir todo lo
contenido en el dicho asiento y capitulacion 6 instruction
que de suso vA he3ha mension, y no lo cumpliendo todo
lo suso dicho, como dicho es, y dejAndolo de cumplir 6
alguna cosa 6 parte de ello, ejecuten en la dicha su per-
sona y bienes, pasado el dicho t6rmino de los dichos tres
anos, por los dichos diez mil ducados y la demas pena
que por Su Magestad y los sefiores del dicho su Consejo
de Indias le fuere impuesta, como si por sentencia defi-
nitiva de Juez competent fuese asi sentenciado, y la tal
sentencia pasada en cosa juzgada, y por 61 consentida,
sobre la cual renunci6 de su favor y ayuda todas y cual-
quier leyes, fueros y derechos que sean en su favor, y la
ley y derecho que dice que general renunciacion de le-
yes que omen faga que non vala; en firmeza de lo cual
lo otorg6 asi ante mi el dicho Diego de Encinas, Escri-
bano de Su Magestad siendo presents por testigos al
Capitan Juan Velar de Medrano y Pedro Minienza y
Pablo de Cianca estantes en esta corte; y el dicho otor-
gante lo firm de su nombre, al cual doi fe6 que conozco






JULIO 30 DE 1569 75


=Va enmendado A diez=treinta y uno, vala=Juan
Ortiz de Zarate=Hay una rdbrica=Pas6 ante mi, Diego
de Encinas=Hay una rfbrica (1).




(1) Trelles.-Revista de la Biblioteca Pdblica de Buenos Aires.-Tomo I,
pig. 235.










DIVISION


De la colonial del Rio de la Plata en dos gobernaciones

Madrid, 16 de Diciembre 1617.


Don Felipe, por la gracia de Dios, Rey de Castilla, de
Leon de Aragon, de las dos Sicilias, de Jerusalen, de
Portugal, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valen-
cia, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, de Cerdefa, de
C6rdoba, de Corcega, de Murcia, de Jaen, de los Algar-
ves, de Aljecira, de Gibraltar, de las Islas de Canarias,
de las Indias Orientales, y Occidentales Islas y tierras
firmes del mar Oceano, archiduque de Austria, duque de
Borgana, de Brabante y de Milan; conde de Auspury,
Flandes, de Tirol y de Barcelona, etc. Por cuanto,
habiendo entendido que algunas de las ciudades del Rio
de la Plata se hallaban en gran peligro de ser destruidas
de los indios guaicurus, payaguas, naciones que estan
rebeldes y aunadas, y que hacen grandes daios; y que,
para remedio y reparo desto, convenia se dividiera aquel
gobierno que tiene mas de quinientas leguas de distrito;
y en el, ocho ciudades muy distantes sin poderce socorrer
las unas A las otras, particularmente las tres dellas que
son de las provincias de Guayra, las cuales jamas han
podido ser visitadas de gobernador ni obispo, ni adminis-
trandoce en ellas el sacramento de la confirmation,
demas que, siendo como era, cosa forzosa que el gober-
nador asista lo mas del tiempo en el puerto de Buenos
Aires para su guard y defense, queda todo lo de arriba
desamparado; y que, respect de lo que sobre dicho, es






DICIEMBRE 16 DE 1617 77

cosa convenient y necesaria que la dicha de provincia
de GuairA se haga gobierno de por si, para que el que lo
tuviere A cargo procure reducir A la fee gran niumero de
indios infieles que hay en ella; habiendose platicado en
mi Consejo de las Indias, y vistose en el lo que, en razon
de lo sobredicho, me informado mi virrey de las provin-
cias del Peri y algunos gobernadores y prelados comar-
canos A la dicha provincia del Rio de la Plata, y consul-
tandoseme su parecer, he tenido por bien que el dicho
gobierno se divida en dos, que el uno sea del Rio de la
Plata, agregandole las ciudades de la Trinidad, puerto
de Santa Maria de Buenos Aires, la Ciudad de Santa
Fee, la ciudad de San Juan de Vera de las Corrientes, la
ciudad de la Concepcion del Rio de Bermejo; y el otro
gobierno se intitule de Guaira, agregandole, por cabeza
de su gobierno, la ciudad de la Asuncion del Paraguay y
la Guaira, Villa Rica del Espiritu Santo y la ciudad de
Santiago de Jerez. Y porque, por haberse cumplido el
tiempo por que prove A Hernandarias de Saavedra en
todo el dicho gobierno de las dichas provincial del Rio de
la Plata, conviene nombrar personas que le sucedan y
me sirvan en los dichos gobiernos, que tengan las parties
y calidades que se requieren teniendo consideration A
las que concurren A las de vos, Don. Diego de G6ngora,
caballero del habito de Santiago, acatando lo que me
habeis servido, y espero me servireis, he tenido por bien
de os elegir y nombrar, como por la present os elijo, y
nombro por mi gobernador y capitan general de la dicha
provincia del Rio de la Plata, con las sobre dichas ciu-
dades que arriba le made agregar; y es mi merced que
por tiempo y espacio de cinco afios mas 6 menos, lo que
fuere mi voluntad, sirvais los dichos cargos demas de
los cuales cinco aflos, os sefialo seis meses para llegar a
tomar la posesion dellos, que han de correr y contarse
desde el dia que, por testimonio signado de escribano, cons-






i8 DIVISION DE LA COLONIA DEL Rfo DE LA PLATA

tare haberos hecho A la vela para seguir vuestro viaje
en el puerto de la ciudad de Lisboa; y como tal mi gober-
nador y capitan general de la dicha provincia, vos, y no
otro persona alguna, useis de los cargos en los casos y
cosas A ellos anexas y concernientes, segun y como lo A
hecho el dicho Hernando Arias de Saavedra, y los otros
mis gobernadores y capitanes generals que antes de 61
lan sido de las dichas provincias, y podais hacer, y
hagais todas las otras cosas que, por instrucciones, pro-
visiones y c6dulas, mias, estaban cometidas A los gober-
nadores, y A vos se os cometieren y encargaren; y por
esta misma carta, mando al president y los de mi con-
sejo de las Indias que, luego como lo vean tomen y reci-
ban de vos el dicho Don Diego de G6ngora, el juramento
y solemnidad que en tal caso se require y debeis hacer,
de que bien y fielmente usareis los dichos cargos; y
habi6ndolo hecho, y puestose testimonies de espalda des-
ta mi provision, ellos, y todas las demas personas estan-
tes y habitantes en la dicha provincia del Rio de la
Plata, os hayan, reciban y tengan por tal mi gobernador
y capitan general de ella, el tiempo de los dichos cinco
afios, que han de correr desde el dia que tomAredes la
posesion de los dichos cargos mas 6 menos, el que como
dicho es fuere mi voluntad; y os dejen libremente oir,
library y conocer de todos los pleitos y causes, asi civiles,
como criminals, que en ]a dicha provincia hubiere y
sucedieren, de que vos pudi6redes y debieredes conocer
como tal mi gobernador y capitan general; y proveer
todas las otras cosas que los otros mis gobernadores y
capitanes fu6rades de aquella y las demas provincias
pueden y deben proveer; y tomar y recibir cualesquiera
pesquisas 6 informaciones, en los casos y cosas de dere-
chos permisas, que entienderedes que a mi servicio y
ejecusion de mi justicia y buena gobernacion de la dicha
provincia convengan; y lleven y lleveis vos y vuestros






DICIEMBRE 16 DE 1617 79

lugartenientes, que, para el buen uso de dicho cargo
es mi voluntad que podais poner en las parties y lu-
gares que hasta agora los han acostumbrado poner los
dichos vuestros antecesores, los derechos a los dichos
oficios anexos y pertenecientes, con tal que los dichos
tenientes que asi hubieredes de nombrar, siendo letrados
y llevAndolos destos reinos, sean aprobados por el dicho
mi consejo de las Indias, y no los habiendo de llevar de
acA sino que los hayas de nombrar en aquellas parties on
tal caso, seais obligado A presentarlos en el audiencia
de la ciudad de la Plata de la Provincia de los Charcas;
y que para usar y ejercer el dicho cargo, cumplir y eje-
cutar mi justicia, todos se conformen con vos, y os obe-
dezean, den y hagan dar todo el favor y ayuda que les
pidieredes y hubieredes menester, y en todo os acaten y
cumplan vuestro mandates y de los dichos lugartenien-
tes, siendo aprobado, como dicho es, en el dicho mi Con-
sejo 6 en la dicha audiencia, y no de otra manera; y que
ni en ello, ni en parte dello, no os pongan ni consien-
tan poner embargo ni impidimento alguno; que yo, por
la present os recibo y he por recibido & los dichos car-
gos y al uso y ejercicio dellos, y os doy powder y facultad
para los usar y ejercer, caso que por ellos, 6 algunos
dellos, A ellos no seais recibido; y asi mismo mando A la
persona que me estubiese sirviendo A los dichos cargos
y A los demas que tubieren las varas de mi justicia, que,
luego que fueren por vuestra parte requeridos con esta
mi carta os la den y entreguen, y no usen mas de los
oficios, so las penas en que caen 6 incurren las personas
que usan de oficios piblicos y reales para que no tienen
poder ni facultad, que yo, por la present, le suspend,
y he por suspendido, de los dichos oficios; y las penas y
condenaciones que vos y los dichos lugartenientes hicie-
reis para mi camera y fisco, las ejecutartis y hareis eje-
cutar, dar y entregar 6 los oficiales de mi real hacienda






80 DIVISION DE LA COLONIA DEL RIO DE LA PLATA

de las dichas provincial, 6 A los que tuvieren A cargo
la cobranza de la hacienda que en ella me pertenece; y
si entendieredes que, A mi servicio y a la ejecucion de
mi justicia, conviene que cualesquier personas que agora
estAn, 6 adelante estuvieren en las dichas provincias,
salgan fuera de ellas, y se vengan A estos reinos, se los
mandareis de mi part, y los hareis salir de las dichas
provincias conforme A las pramAticas que sobre ellos
hablan, dando A las personas que asi desterrAredes las
causes por que les desterrAis; y si os pareciere que sea
secret, se la dareis sellada y cerrada, y un traslado
della me enviareis por dos vias para que sea informado
dello; pero, habeis de estar advertido que, cuando asi
bubieredes de desterrar A alguno, ha de ser con muy
gran causa; que para todo lo que dicho es, os doy po-
der y facultad, cual de derecho en tal caso se require;
y es mi merced que hayais y lleveis de salario en cada un
afio con los dichos cargos, todo el tiempo que los tubie-
redes tres mil ducados, que valen en cuenta ciento y
veinticincomil maravedis; y mando a los oficiales de mi
real hacienda de la dicha provincia del Rio de la Plata
os los den y paguen por los tercios de cada ano, desde el
dia que tomAredes las posesion de los dichos cargos, de
cualesquier rentas y provechos que yo tubiere en la di-
cha provincias; y no los habiendo, por esta mi carta
mando A los oficiales de mi real hacienda de la dicha
provincia de las Charcas que la part que, por certifica-
cion de los de las dichas provincias del Rio de la Plata,
les constare que os dejan de pagar por no haber de que,
os lo paguen ellos; y que A los unos y A los otros, se les
reciba y pase en cuenta con traslado signado desta mi
carta y testimonio del dia que comenzAredes A servir
los dichos cargos, y vuestras cartas de pago de los que
asi os dieren y pagaren; y a los de las dichas provincias
del Rio de la Plata, que la asienten en sus libros, y so-






DICIEMBRE 16 DE 1617 8

brescrita, y libreda dellos, os la vuelvan originalmento
A vos el dicho Don. Diego de G6ngora, para que la ten-
gais por titulos de los dichos cargos, con tanto que pri-
mero, y ante todas las cosas que seais rccibido de uso y
ejercicio dellos, hayas de dar y deis fianzas legas, Ilanas
y abonadas en la cantidad que se os senalare por el Ca-
bildo de la ciudad que fuere cabeza del dicho Gobierno,
de que bien y fielmente usareis los dichos cargos, cum-
pliendo con vuestras obligaciones leyes reales y capitu-
los de los correjidores, so pena de que los tales fiadores
pagaren lo que fuere juzgado y sentenciado en todas ins-
tancias, como fiadores de juzgado y sentenciado; y man-
do que tomen la razon mis contadores de cuentas que
resident en el dicho mi Consejo de las Indias. Dada en
Madrid A 16 de diciembre de 1617 afios.=YO EL REY.
=Don. Fernando Carrillo.=Dor. Don. Pedro Marmolejo.
=El licenciado Alfonso Maldonado de Torres.=El licen-
ciado Don. Juan de Villela.=Garci Perez de Araciel.=
Licenciado Don. Antonio de Vergara.=Yo, Pedro de Le-
desma, secretario del Rey, Nuestro Sefor, la fice escri-
bir por su mandado.


Tome la razon, Pedro Lopez de Reina.=TomB la ra-
zon, Juan de Salinas.=Registrada Francisco de Mondra-
gon.=Chanciller, Francisco de Mondragon.


T. xi.






DIVISION DE LA COLONIAL DEL RIO DE LA PLATA


Yo, TomAs de la Fuente Vald6s, criado de Su Majes.
tad, su official mayor de la secretaria de la CAmara de
Justicia del Consejo Real de las Indias, certifico y doy
fe que ante los seflores president y los del dicho Consejo
Don. Diego de G6ngora, del hAbito de Santiago, presen-
t6 este titulo que tiene de Su Majestad de Gobernador y
capital general de la provincia del Rio de la Plata; y
por mi fue leido y visto y oido por los dichos sefiores este
dicho real titulo, lo obedecieron con el respect debido
y mandaron al dicho Don. Diego de G6ngora hiciese el
juramento de que por el se manda el cual hizo y yo se lo
tome en presencia de los dichos seiores en la forma y
con la solemnidad que se acostumbra; y para que dello
conste de pedimento del dicho gobernador di esta fee en
Madrid A 12 de Enero de 1618 afios; y la firme.=TomAs
de la Fuente Vald6s (1).


(1) Vial Solar -Tratados de Chile, tomo I, pAgina 806.






CtDULA


De erecci6n de la primer Audiencia de Buenos Aires


Madrid, 6 de Abril de 1661.


El Rey.-Conde de Santistevan, pariente, gentil hom-
bre de mi Camara, de mi Consejo de Guerra, mi virrey,
Gobernador y Capitan General de las provincias del
Peru, 6 A la persona 6 personas A cuyo cargo fuere el go-
bierno de ellas: teniendo consideration A lo que conviene
que las provincias del Rio de la Plata, Tucuman y Para-
guay sean bien gobernadas, asi en lo military como en to
politico, administrAndose A los vecinos de ellas justicia
con toda integridad; y atendiendo A que respect de estar
tan distantes aquellas provincias de mi Audiencia Real
de la ciudad de la Plata en laProvincia de los Charcas, en
cuyo distrito se comprendian, no podian ocurrir los veci-
nos de ellas A seguir sus pleitos y causes y A pedir se les
guardase justicia en los agravios que se les hacian por
mis gobernadores y otras personas poderosas, y para que
en las dichas provincial se atienda con la puntualidad
necesaria A la administration de mi Hacienda y se evi-
ten los fraudes que se han cometido y cometen contra
ella admitiendo navios estrangeros en el puerto de Bue-
nos Aires al trAfico y comercio, estando tan prohibido, y
se cuide de la defense de mi real patronazgo poniendo
remedio en la poca observancia que en esto ha habido, y
atendiendo asi mismo al bien de los vecinos de las dichas
provincias, y por lo que deseo el lustre y poblacion de






84 C~DULA DE ERECCI6N DE LA PRIMERA AUDIENCIA DE BUENOS AIRES

ellas, y por otras justas causes y consideraciones, he re-
suelto entire otras cosas en consult de mi Consejo Real
de las Indias que se funde y erija una audiencia y chan-
cilleria real segun y como la hay en las provincias de
Chile y ciudad de PanamA, y que esta resida en la de la
Trinidad del puerto de Buenos Aires, y que se componga
de un president, tres oidores y un fiscal y de los demas
ministros que conform a sus ordenanzas debiere haber,
y que el dicho mi president sea de capa y espada y en
quien concurran inteligencia en lo military para que jun-
tamente sea Gobernador y Capitan General de las pro-
vincias del Rio de la Plata, y que la dicha mi audiencia
tenga por jurisdiccion y distrito las dichas provincial del
Rio de la Plata, las del Paraguay y Tucuman, que estas
esten sujetas d ella segun y como hasta aqui lo han esta-
do d mi Audiencia Real de la ciudad de la Plata, de don-
de se deshagregan separAndolas de ella; y que el gobier-
no superior todo lo haya de tener en las dichas provincial
el que fuere Presidente de la dicha Audiencia segun y
como la tienen los presidents de las de Chile y Panama
y el ha de estar subordinado A vos como lo estan los de
las dichas dos Audiencias sin que tengais mas jurisdic-
cion ni dominio en ella ni en aquellas provincias, sin em-
bargo que hasta ahora hayan estado debajo de vuestro
gobierno; y para que tenga efecto la formacion de la di-
cha Audiencia he nombrado la persona que he tenido
por convenient por Presidente de ella y asi mismo un
Oidor y el Fiscal que han de ir de estos reinos, habidn-
dolo en derechura al dicho puerto de Buenos Aires en
navios que he mandado prevenir para ello; y para asen-
tar la dicha Audiencia con el estilo y forma que tiene y
guar'an en las demas de las Indias, he mandado vayan
a ella ministros que sean personas de toda inteligencia y
buenas parties, y por concurrir lo referido en el Licencia-
do don Pedro Garcia de Ovalle, Fiscal que al present






ABRIL 6 DE 1661 85

es de mi Audiencia, Real de ]a Provincia de los Charcas y
el doctor don Juan de Huerta Gutierrez Oi :or de la de
Chile, les envio a mandar por cedula de la fecha de esta
que, luego que la reciban, pongan en ejecucion su viage,
para que juntAndose con el dicho Presidente y demas
Ministros que fueren de estos mis reinos, forme la dicha
mi Audiencia y tengan el espediente necesario los nego-
cios que ocurrieren a ella, de que me ha parecido avisa-
ros para que tengais entendido mii resolution y dejeis
usar a la dicha mi Audiencia y al Presidente de ella de
la jurisdiccion que como dicho es les concedo, sin poner-
les impedimento ni embarazo por ninguna causa ni con
ningun pretesto, dandole el favor ayuda y asistencia que
hubiere menester para la mejor direction de todo lo que
hubiere de obrar, teniendo con ella y con su Presidente
toda buena correspondencia para que se consiga lo que
es de mi servicio, bien de aquellas provincial y alivio de
los habitadores de ellas, que es el fin con que he mandado
fundar la dicha mi Audiencia.-Fecha en Madrid a seis
de Abril de mil y seiscientos y sesenta y un afios.=YO
EL REY.=Por mandate del Rey Nuestro Sefor.=Juan
de Subisa.=Don Juan del Solar (1).


(1) Trelles. Revista de la Biblioteca Puiblica de Buenos Aires.-Tomo I, p&-
gina 237.











AUDIENCIA DE BUENOS AIRES


D. Felipe IV en Madrid, a 2 de Noviembre de 1661
Audiencia y chancilleria real de la ciudad de la Trinidad,
puerto de Buenos Aires


En ]a ciudad de la Trinidad, puerto de Buenos Aires,
resida otra nuestra audiencia y chancilleria real, con un
president gobernador y capitan general: tres oidores
que tambien sean alcaldes del crime; un fiscal: un
alguacil mayor: un teniente del gran chanciller y los
demas ministros y oficiales necesarios, y tenga por dis-
trito todas las ciudades, villas y lugares y tierra que se
comprende en las provincias del Rio de la Plata, Para-
guay y Tucuman, no embargante que hasta ahora hayan
estado debajo del district y jurisdiccion de la de los
Charcas, por cuanto los desagregamos y separamos de
ella para este efecto: y la jurisdiccion se ha de entender
de todo lo que al present est6 pacifico y poblado en las
dichas tres provincias, y de lo que se redujere, pacificare
y poblare en ellas. Y es nuestra voluntad que al gober-
nador y capitan general de las dichas provincias, y pre-
sidente de la real audiencia de ellas, pertenezca privativa-
mente proveer en las cosas de gobierno, salvo que para
su mejor acierto mandamos que en los casos y cosas que
se ofrecieren de gobierno, y fueren de importancia, el
dicho gobernador las haya de tratar y trate con los oido-
res de la misma audiencia para que le den su parecer
consultivamente, y habiendolos oido, provea lo que mas






NOVIEMBRE 2 DE 1661 87

convenga al servicio de Dios y el nuestro, paz y tranqui-
lidad de aquellas provincias y republican, y en todo proce-
dan conforme d derecho, y sus especiales ordenanzas (1).




(1) Recopilaci6n de las Leyes de Indias, titulo 15, libro 2.0.






TRATADO PROVISIONAL


Sobre la restituci6n de la Colonia del Sacramento

Lisboa, 7 de Mayo de 1681.


En el nombre de la S. S. Trinidad, tres personas distintas,
y un solo Dios verdadero

Como por occasion de la nueva colonia, que con nom-
bre del Sacramento, el governador del Rio Janeyro don
Manuel Lobo, por el mes de enero del afio pasado de mil
seiscientos y ochenta, fund y pobl6 en la costa y mar-
gen septentrional del rio de la Plata, frente de la isla de
San Gabriel (llegada que fu6 esta noticia por el mes de
agosto del mismo afo), se excitassen algunas diferen-
cias de intereses y derechos que fueron promovidas y
tratadas amigablemente.
Por parte de Su Majestad cath61ica con el fundamento
de deverse reparar el acto turbativo causado con esta
fundacion en los legitimos derechos de quiet y pacifica
possession, en que se hallava de casi dos siglos a esta
parte del rio de la Plata, su navegacion, islas y costas
australes y septrentrionales, y demas tierras adyacentes,
reduciendose las cosas A su primitive estado, hasta tanto
que con mas exacto conocimiento de causa se declarassen
los derechos de propiedad que podrian pertenecer A una
y otra corona, conforme la just demarcacion acordada
en el asiento que entire los reyes cath6licos y el de Portu-
gal se tom6 en Tordesillas en siete de junio de mil qua-
trocientos y noventa y tres.






MAYO 7 DE 1681


Por part del serenissimo principle de Portugal, satis-
faciendo A esta instancia con el motivo de assentar que
la sinceridad y buena fe con que de su parte se havia
procedido en la ocupacion de aquel sitio la devia conser-
var en su retencion, sin permitir que en modo alguno se
pudiese presumir haver tenido Animo de turbar, ni trans-
cender los limits de la demarcacion de Su Majestad
cath6lica preocupando parte, sitio, ni lugar que enten-
diese pertenecer, ni a su possession, ni a su dominio, sino
de hazer un acto licito en usar de aquel terreno, cuya
situation en el mArgen y costa septentrional del rio de
la Plata, con justos fundamentos entendia era pertene-
ciente A la demarcacion de su corona, assegurando en
demostracion de tan puro intent la prompt dispo-
sicion en que estaba de reparar qualquiera prejuicio del
derecho de su corona, que se mostrasse por parte de Su
Majestad cath6lica haverle resultado de esta fAbrica sin
alteracion del estado present, para cuyo efecto conven-
dria en los medios 6 arbitrios mas conferentes que a am-
bos principles pareciessen.
Y porque hallAndose las cosas en este estado, pen-
diente este amigable tratado y conferencia, el serenissi-
mo principle de Portugal mostrando sentimiento hiL
expresado A Su Majestad cath6lica la noticia que le ha
llegado de haverse apoderado de la dicha colonia el go-
vernador de Buenos Aires el dia seis de agosto del mismo
anno, procediendo por via de hecho con muerte de algu-
na parte de la guarnicion, prison del governador, y
demas gente de milicia y vecindad, y aprension de la
artilleria, armas, municiones y pertrechos de guerra.;
vali6ndose para este efecto, no solo de la gente de su
conduct, sino de numero copioso de Indios de la obe-
diencia de Su Majestad cath6lica, todo ello inflictivo del
tratado amigablemente introducido, y de notorio exceso,
pues el Animo de entender reintegrarse de la ocupacion






90 TRATADO SOBPE LA COLONTA DEL SACRAMENTO

de este terreno, considerAndole por propio y sujeto A su
jurisdiccion, nunca podia conmutar el acto regulado de
restitution en los inmoderados y violentos de hostilidad.
E sobre este incident pedido reparacion del daflo, y
demostracion del exceso, y que precediendo uno y otro
se restableciese el curso de la conferencia alterado con
tan violent motivo, para que una y otra corona quedase
conservada en los legitimos derechos que le pertenecian,
por los titulos justos de su propia demarcacion.
Y en razon de todo lo referido, havi6ndose conferido y
deliberado con maduro acuerdo, reconoci6ndose asi por
parte de Su Majestad cath6lica, como del serenissimo
principle de Portugal, que A ninguna de las dichas accio-
nes reciprocas ha concurrido noticia ni Animo ofensivo
de la buena paz y amistad, en que se mantienen sus co-
ronas; y queriendo uno y otro conservarla con toda
firmeza, sinceridad y buena correspondencia, se han
convenido y ajustado en la manera siguiente.

Articulo l1.-Su Majestad cath6lica mandar& hazer
demostracion con el governador de Buenos Aires, con-
digna al exceso en el modo de su operation.
Art. 2.-Todas las armas, artilleria, municiones, he-
rramientas y demas petrechos de guerra que se apren-
dieron en la fortaleza y colonia del Sacramento, se resti-
tuirAn enteramente al governador don Manuel Lobo, 6
& la persona que en su lugar embiare S. A.
Art. 3.-Toda la gente que estaba y se sac6 de la
colonial del Sacramento, hallAndose todavia en Buenos
Aires, 6 en sus confines, se restituirA & la misma colonia;
y no hallAndose en dichos parajes A otra tanta gente
portuguesa en su lugar, y en ella se podran detener, y
habitarla hasta la determination deesta causa; y hazer
reparos de tierra solamente para cubrir su artilleria, y
cubiertos para la habitacion de sus personas, en caso de






MAYO 8 DE 1681


no haver quedado bastantes para el dicho efecto de las
fibricas antiguas de aquel sitio; y no podran hazer otro
algun genero de fortificacion nueva, ni labrar casas de
piedra, ni de tapia de nuevo, ni otro genero de edificio
de duracion y permanencia.
Art. 4.0-No se pueda augmentar el numero de gente
que alli se restituyere en poca 6 en much cantidad, ni
se acrecentaran las armas, municiones, ni otros pertre-
chos de guerra, ni embiar mercaderias de ningun genero
A ella, durante la controversial, hasta ser determinada.
Art. 5.-Los Portugueses, que residieren en el sitio
referido el tiempo que se ha declarado, se abstendrAn de
molester, solicitar, tratar y comerciar con los Indios de
las reducciones y doctrinas que son de la obediencia de
Su Majestad coth61ica, ni en ellas ni con ellos harAn no-
vedad ni violencia, ni por trato ni por fuerza, ni en otra
manera, ni embiarAn A ellos, ni A sus doctrinas y reduc-
ciones religiosos, ni otros ecclesiasticos seculares por
ningun pretexto, causa 6 razon.
Art. 6.-Para que de todo punto quede extirpada
qualquier causa 6 motivo de poca satisfaction entire estas
dos coronas, Su Alteza mandarA averiguar los excesses
que se han cometido por los moradores de San Pablo en
las tierras y dominios de Su Majestad confinantes, y los
castigarA severamente, haciendo con efecto restituir y
poner en libertad los Indios, ganados, mulas y demas co-
sas que se hubieren apresado, y prohibirA que en adelante
se executen semejantes hostilidades en perjuicio de la
buena paz y amistad de estos reynos, como se contiene
en el articulo antecedente.
Art. 7."-Los vecinos de Buenos Aires gozarAn del
uso y aprovechamiento del mismo sitio, sus ganados,
madera caza, pesca y labores de carbon, como antes que
en 61 se hiziesse la poblacion, sin diferencia alguna, assis-
tiendo en el mismo sitio todo el tiempo que quisieren






TRATADO SOBRE LA COLONIAL DEL SACRAMENTO


con los Portugueses en buena paz y amistad, sin impedi-
mento alguno; para lo que se passarAn reciprocamente
las 6rdenes necessarias.
Art. 8.- Del puerto y ensenada usarAn como Antes
los navios de Su Majestad cath6lica, teniendo en 61 sus
surgideros, y estancias libres, cortarAn las maderas,
darAn sus carenas, y harAn todo aquello que ha-
zian en l1 su costa y campafia Antes de la dicha poblacion
sin limitacion alguna, y sin ser secessa rio consentimien-
to ni licencia de otra qua]quier persona de ninguna cali-
dad que sea; porque asi lo han acordado ambos los prin-
cipes.
Art. 9.-Las prohibiciones del comercio por mar y
por tierra, assi de los Castellanos en el Brasil como de
los Portugueses en Buenos Aires, Perli y demas parties
de las Indias occidentales quedarAn en su entera fuerza
y vigor; y en los transgressores se executarin las penas
establecidas por leyes de uno y otro reyno irremisible-
mente.
Art. 10.-Toda hostilidad cometida por una y otra
parte, despues del dia seis de agosto del afio passado de
mil y seiscientos y ochenta, se repararA, y reducira A los
t6rminos de este tratado sin duda ni dificultad alguna.
Art. 11. -SerA licito al governador de Buenos Aires
reformar y deshazer las fortificaciones que huviere acre-
centado, assi en la fortalega como en otra part; y las
demas casas y edificios que de nuevo se hubieren labra-
do, desde el dia que ocup6 aquel sitio hasta el tiempo
de esta execucion.
Art. 12.-Todo lo referido sea y se entienda sin per-
juicio ni alteracion de los derechos de possession y pro-
piedad de una y otra corona, sino quedando de los que A
cada una pertenecen en su entero y legitimo valor y
permanencia, con todos sus privilegios y prerogatives
de titulo, causa y tiempo, por quanto este assiento so