Tratados, convenciones, protocolos,

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Tratados, convenciones, protocolos,
Physical Description:
11 v.28 cm
Language:
Spanish
Creator:
J. A. Alsina
Publication Date:

Notes

General Note:
Congresses and conventions.Argentina Foreign relations.Argentina Foreign relationsTreaties.
General Note:
Centeno, Francisco.Argentina.Ministerio de relaciones exteriores y culto.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
UF Latin American Collections
Rights Management:
All rights reserved by the source institution.
Resource Identifier:
aleph - 23485808
oclc - 183412884
System ID:
AA00013088:00010


This item is only available as the following downloads:


Full Text













TRATADOS,

CONVENCIONES, PROTOCOLOS, ACTOS
Y ACUERDOS INTERNACIONALES



































~t.a
0^
4'.*?








AGOSTO 15 DE 1861


En cuanto al articulo 9. del mismo proyecto, habi6n-
do el Sr. Comisionado del Gobierno dela Confederaci6n,
manifestado que esa no era material que convenia A
Buenos Aires, y aducido otras razones, en virtud de las
cuales le era completamente inadmisible, en lo que fu6
apoyado por los Ministros Mediadores, el Comisionado
de Buenos Aires declar6 que no insistia en su adopei6n.
Respecto al articulo 9.o del contraproyecto del Senor
Comisionado de ]a Confederaci6n, manifest que aunque,
no lo admitia lo someteria A su Gobierno.

En tal estado, por mutuo convenio de los Comisiona-
dos, y de acuerdo con los Sefiores Ministros Mediadores,
qued6 convenido que debiendo dar cuenta A sus Gobier-
nos respectivos acerca de lo ocurrido, los Comisionados
se reunirian en este mismo punto frente al pueblo de
Las Piedras, el 22 del corriente A medio dia, para conti-
nuar la negociaci6n sobre los puntos pendientes; debien-
do los Comisionados esperarse veinticuatro horas mAs en
precausi6n de cualquier eventualidad en el viaje.

Y, dAndose por terminada esta conferencia, firman el
present protocolo los Excmos. Sefores Ministros Me-
diadores, y los Comisionados con sus secretaries respec-
tivos.-CH. LEFEBREDE BECOUR.-EDUUARDO THORNTON.-
NORBERTO DE LA RIESTRA.-NICANOR MOLINAS.-JOSE M.
LA.FUENTE.-Manutel Martinez Jontes, Secretario.











CAMPANA DE PAV6N


PROTOCOL DE LA fJLTIMA CONFERENCIA CELEBRADA
ABORDO DEL

Abordo del vapor de S. M. B. < Ober6n > frente al puerto
de Las Piedras, hoy 22 de Agosto de 1861, reunidos los
Excelentisimos Sres. Ministros Mediadores, Ministro
Plenipotenciario de S. M. el Emperador de los franceses,
Caballero Lefrede de Becour; de S. M. B. Caballero Don
Eduardo Thornton, y de la Repuiblica del Perl6, Don B.
Seoane, y los Sres. Don N. de la Riestra, IMinistro de
Hacienda de la Provincia de Buenos Aires, comisio-
nado del Gobierno de dicha provincia, y Dr. D. Nicanor
Molinas, Ministro de Relaciones Exteriores de la Confe-
deraci6n Argentina, y Comisionado del Gobierno de di-
cha Confederaci6n, a indicaci6n de los Sres. Ministros
mediadores se di6 principio A ]a conferencia pasando A
ocuparse los Sres. Comisionados de los puntos que que-
daron pendientes de la conferencia anterior.

El Sr. Comisionado de la Confederaci6n indic6 al de
Buenos Aires si podian ocuparse de los tres articulos de
su contraproyecto, que en la anterior conferencia habia
rechazado; y habiendo 6ste significAdole que su conduct
habia sido aprobada y que tenia orden de no entrar en
discusi6n ninguna sobre los mismos puntos, el Sr. Comi-
sionado de la Confederaci6n declare que, desde que esto
era asi 61 no podia continuar en ]a negociaci6n retiran-
do, en consecuencia, lo que estaba ya convenido cortando






AGOSTO 22 DE 1861 485

la negociaci6n, pues sobre aquellos puntos habian confe-
renciado el Presidente y los Generales Mitre y Urquiza.

El Comisionado de Buenos Aires declar6 que antes de
hacer aquella declaraci6n, habia conferenciado con su
Gobierno y con el General Mitre en su carActer de Gober-
nador propietario y General en Jefe y que por tanto
nada oiria ni discutiria sobre estos puntos.

Los Sres. Ministros Mediadores dieron una explicaci6n
acerca de uno de aquellos puntos, el relative a la isla de
Martin Garcia expresando que ellos sin instrucciones se
prestar6n A solicitar las garantias de sus Gobiernos en
cuanto al uso quo se hiciera de la isla, en lo que persis-
tian.

El Sr. Comisionado de la Confederaci6n pidi6 que se
consignaran en este Protocolo que el Gobierno Nacional
acept6 la mediaci6n de los Sres. Ministros; para asegu-
ra,r la paz de la Repiblica y que los tros puntos que
rechazaba el Gobierno de Buenos Aires eran los que le
ofrecian garantia para la paz en lo sucesivo, y que, no
obteniendo su aceptaci6n, retiraba ]a que se ha.bia pres-
tado A los articulos en que se convino en la primer con-
ferencia.

El Sr. Comisionado de Buenos Aires hizo igual decla-
raci6n, agregando, no obstante, que sobre otros puntos
que quedaron pendiente, estaria dispuesto A continual la
negociaci6n.

Despues de esto, suscit6se una ligera discusi6n entire
los Sres. Ministros Mediadores y los Comisionados, acerca
de las bases que habian sido admitidas A discusi6n, lo
cual se convino en que no era un compromise de acepta-






486 CAMPARA DE PAV6N

ci6n de tales bases; terminando el Sr. Ministro Lefebre
de Becour con declarar que los Ministros Mediadores
verian con pena cortarse esta negociaci6n.

El Sr. Ministro de la Repiblica del Perii, despues de
otras indicaciones anAlogas, y considerando ya rota la
negociaci6n signific6 que los mediadores tenian otra
base que proponer, siendo esta volver al convenio de 6
de Junio, en todo lo que fuese practicable, except la
incorporaci6n de los Diputados de Buenos Aires que
podria fijarse en un articulo igual al convenido en la
anterior conferencia, agregando por parte del Sr. Minis-
tro Lefebre de Becour algunas otras observaciones sobre
la conveniencia de aceptar esta nueva base, que dejaba
A salvo el honor de ambas Partes, lo cual podian hacer
los Comisionados dando cuenta inmnedia-
tamente A sus Gobiernos.

Y, no habiendose prestado ninguno de los dos Comi-
sionados A discutir, aceptar y concluir un convenio sobre
esta base: declarando no obstante el de la Confederaci6n
que someteria esta nueva propuesta A su Gobierno, el
Comisionado de ]a Provincia de Buenos Aires despues de
significar que las estipulaciones del convenio de 6 de
Junio, no eran casi aplicables en las circunstancias en
que hoy se encontraban ambos Gobiernos, express que
deseando abundar en demostraciones de los deseos de
paz de parte de su Gobierno, presentaba los tres articu-
los que de acuerdo con sus nuevas instrucciones defini-
tivas habia formulado sobre los otros puntos que queda-
ron pendientes en la primera conferencia; que si ellos
eran aceptados con los ya convenidos, estaba todo arre-
glado y resuelto; que estos cinco articulos eran en la
parte mAs esencial formulados sobre los del convenio de
6 de Junio, con aquellas modificaciones que A juicio del







AGOSTo 22 DE 1861


Gobierno de Buenos Aires, requeria la diversidad de las
circunstancias.

Sobre esta iltima creencia del Comisionado de Bue-
nos Aires, los Sres. Ministros Mediadores y el Sr. Comi-
sionado de la Confederaci6n, dijeron que no eran de la
misma opinion, por razones que al efecto expusieron.
Los articulos presentados por el Comisionado de Bue-
nos Aires, son los siguientes:

Articulo 3. -La Provincia de Buenos Aires concurri-
rA A los gastos nacionales con el excedente de sus rentas,
quedando desde ahora definitivamente acordado, A fin
de evitar dudas y reclamos de una 6 otra parte, que di-
cho excedente se estima y computa en la suma fija de
un mill6n de pesos moneda corriente de Buenos Aires,
que empezard A contarse y se entregarA mensualmente,
desde la feclha de la ratificaci6n del present convenio y
hasta la definitive incorporaci6n de Buenos Aires al
.Congreso Nacional, seg6fn lo acordado.
Art. 4.-Los tratados y cualesquiera otras obligacio-
nes A que pudiera ligarse con las Naciones extranjeras
el Gobierno de la Confederaci6n Argentina, asi como las
leyes dictadas 6 que dictase el Congreso, no obligarAn
en manera alguna A Buenos Aires, mientras tales actos
no fueran examinados y aprobados por el Congreso Na-
cional, integrados en la forma que se establece en el
articulo 1..
Art. 5.--Interin no se efectUe la incorporaci6n defini-
tiva de Buenos Aires A la Naci6n, la gesti6n de los asun-
tos consulares supervivientes, que tengan conexi6n con
las relaciones exteriores en dicha Provincia, serA ejerci-
da en todo caso, por su Gobierno local, bien entendido,
que no podrA contraer compromises 6 obligaciones con
las potencias extranjeras, que puedan afectar de una







488 CAMP A DE PAV6N

manera permanent los intereses generals de la misma
Provincia; ni el Gobierno de la Confederaci6n podrA
tampoco incluir ni comprometer A Buenos Aires, sin su
expreso consentimiento, en ningin Tratado 6 arreglo
exterior que afecte su territorio, su soberania v demAs
derechos que se reserve hasta su incorporaci6n.

El Sr. Comisionado de la Confederaci6n, expuso que
excusaba tomar en consideraci6n estos articulos, por
la misma raz6n que el de Buenos Aires excus6 tomar los
que habia propuesto en su contraproyecto; que, por lo
demAs, le parecia excusado seguir adelante; que s61o
aceptaria, para referir A su Gobierno, la Altima proposi-
ci6n de los Sres. Ministros Mediadores; que por lo que
hacia A los articulos del Sr. Comisionado de Buenos
Aires, con arreglo A sus instrucciones, los rechazaba in
totum, despu6s del rechazo que de los suyos habia hecho
dicho comisionado.
Despu6s de otras observaciones de parte de los seno-
res Ministros Mediadores y de los Comisionados de Bue-
nos Aires y de la Confederaci6n, en relaci6n con la
iltima propuesta de los primeros, no habiendo podido
arribarse a nada satisfactorio, declar6se rota la nego-
ciaci6n por los Sres. Comisionados, los cuales convi-
nieron en que no se romperian las hostilidades entire los
beligerantes, sino despues de cinco dias, A contar desde
el present A las 6 de la tarde.

Terminada esta segunda conferencia, firmaron el pre-
sente Protocolo, los Sres. Ministros Mediadores y los
Comisionados con sus Secretarios respectivos.-CH. LE-
FEBRE DE BECOUR.-EDUARDO THORNTON.-B. A. SEOANE.
-N. DE LA RIESTRA.-N. MOLINAS.-J. M. LAFUENTE.-
Manuel Martinez de Jonte, Secretario.











LIOA CONTRA ROSAS


De las Provincias de Salta, Jujuy, Tucumin, Catamarca y La Rioja


San Miguel del Tucumin, Septiembre 24 de 1840.


En esta ciudad de San Miguel del TucumAn A 24 del
mes de Septiembre de 1840 aflos, el H. C. do Agentes de
los Gobiernos Argentinos del Norte, A saber: de Jujuy,
Salta, TucumAn, Catamarca y La Rioja, deseando fijar
do una vez las relaciones que liguen en lo sucesivo A las
Provincias enunciadas hasta llenar sus votos por la or-
ganizaci6n Nacional; y considerando que el estado de
los acontecimientos demand imperiosamente la pronta
ejecuci6n de esta obra, ha acordado lo siguiente:

Articulo 1.0-Se establece alianza defensivay ofensiva
entire los referidos Gobiernos: quedan en su virtud obli-
gados A concurrir con las fuerzas y recursos de sus res-
pectivas Provincias, sin ahorrar sacrificio alguno, para
repeler cualquiera invasion extrafla, afianzar su orden
interior, su independencia, sus instituciones y libertad,
sostenery llevar al cabo los pronunciamientos de Abril
y Mayo contra la tirania de D. Juan Manuel Rosas y
por la organizaci6n del Estado.
Art. 2.-Para llenar estos objetos del modo mas efec-
tivo y convenient A las circunstancias, se encarga al
Sr. General en Jefe de la coalici6n Brigadier D. Tomas
Brizuela, la direcci6n de estos negocios con el titulo de
Director de la Liga del Norte.
Art. 3.-Durara en el ejercicio de este destiny hasta
T. x. 82







490 trGA CONTRA ROSAS

que se haya adherido a nuestro pacto la mayoria de las
Provincias y las atribuciones que se le acuerdan son las
siguientes:

1.1 Dirigir la guerra y hacer la paz con ]a restricci6n
de la atribuci6n 4.1
2.a Negociar empr6stitos dentro 6 fuera de la Repibli-
ca en la cantidad que demanden las exigencias de la
causa proclamada, con este inico objeto, comprome-
tiendo los fondos de estas Provincias en la proporci6n
siguiente: La de Salta como doce: la de TucumAn como
ocho: la de Catamarca y Rioja como cinco: la de Jujuy
como cuatro.
3.a Disponer de la fuerza y recursos necesarios para el
sost6n de la causa, exigi6ndolos de estas Provincias
en la proporci6n establecida.
4.a Celebrar tratados someti6ndolos A la ratificaci6n
de las Provincias, la cual obtenida en mayoria, se lie-
varAn a debido efecto.
5.l Recibir y enviar agents cuando lo demand el
curso de los negocios.
G.a Delegar la investidura on la parte y la persona que
juzgue convenient.

Art. 4.0-Los deberes del Director son:

1.0 Sostener el orden, tranquilidad, instituciones y
libertad de todas y cada una de las Provincias ligadas,
ocurriendo A cualquier punto donde some la anarquia,
avisado que sea por sus respectivos Gobiernos.
2.0 Hacer uso de las fuerzas de la coalici6n para sos-
tener la elecci6n legal que las Representaciones Provin-
ciales hicieren de sus Gobernantes.
3. Invitar luego que haya recibido la investidura A
las demAs Provincias de la Replblica a una asociaci6n






SEPTIEMBRE 24 DE 1840 491

con estas por el 6rgano de Agentes suficientemente acre-
ditados que determine los medios de Ilevar adelante
los objetos de esta alianza.
4. Denunciar ante el Congreso de Agentes A la que
rehusase llenar los compromises estipulados por este pac-
to para que le designed la line de conduct que deba
marcar sus procedimientos.
5.0 Rendir cuenta documentada de los gastos que de-
mande el cumplimiento de sus deberes.

Art. 5.-De los gastos de guerra que hubiesen hecho
las Provincias hasta esta fecha desde el dia de su pro-
nunciamiento en sostenerlo, conservar el orden interior
y objetos de la causa general, pasarAn los Gobiernos al
Director cuenta documentada, para que examinada y
aprobada por el Congreso de Agentes la tenga aquel pre-
sente en sus ulteriores disposiciones, y en ]a distribuci6n
que de los gastos generals de la Liga hara entire las
Provincias que la componen, con arreglo A ]a proporci6n
establecida.
Art. 6.-Si verificada la distribuci6n del articulo an-
terior result que algunasdelas Provinciasha erogado con
demasia respect A dicha proporcion, sera indemnizada
repartiendose la diferencia entire las demas, conforne
A la misma regla.
Art. 7.-Si alguno de los Gobiernos ligados entrase
en desavenencia con otro de la Liga por cualquier mo-
tivo que sea, se sugetarAn A un tribunal arbitro arbitra-
dor compuesto de uno de los gobernantes de la misma
que hara de Presidente y dos vecinos de cada una de
entire las Provincias neutrales en la cuesti6n. El 1.0 sera
nombrado por los mismos Gobiernos discordantes; y en
caso de no convenir en la elecci6n lo sera por el Director
de la Liga A la suerte; y los segundos seran electos dos
por cada una de las parties.







492 LIGA CONTRA ROSAS

Art. 8.0-Con audiencia de los procuradores que estos
deberAn elegir, resolverA el tribunal definitivamente y
sin otro recurso.
Art. 9.-Si por este medio de proscrivir el terrible ar-
bitrio de las armas no se consiguiese restablecer la bue-
na armonia por la no conformidad con el fallo de part
de alguno de los Gobiernos desavenidos; la Liga today lo
obligarA del modo convenient al cumplimiento de su
deber.
Art. 10.--La reuni6n del tribunal se harA en la Capi-
tal donde resida el Gobernador nombrado Presidente.
Art. 11.-Este pacto dejara de regir: ." Si es alterado
nor la reuni6n de Ministros 6 Agentes de la mayoria de
las Provincias de la Repilblica, ante quienes rendirA
cuenta de su encargo el Director al cesar en sus funcio-
nes. 2. Si se instala una Representaci6n Nacional cuyas
deliberaciones quedan obligados los Gobiernos del Nor-
te A sostener con todo su poder y sus recursos.
Art. 12.--Si antes de la pocadelarticulo anterior llega
A ser necesaria la reconsideraci6n de este pacto, se harA
por el actual Congreso, previa declaraci6n espresa de la
mayoria de los Gobiernos ligados. Verificada la dicha re-
consideraci6n si se modificare el pacto, se someterA de
nuevo A la ratificaci6n de las Provincias.
De igual modo se procederA si se juzgase convenient
A la causa comln variar la elecci6n de Director.
Art. 13.--Aun despu6s de establecido este regimen
permanecerAn reunidos: 1." Para recibir en su seno A los
de las otras Provincias que quieren incorporarse A los
fines del articulo 4. 2." Para llenar las funciones que
por este pacto se le designan. 3." Para deliberar en los ca-
sos imprevistos, previa indicaci6n del Director 6 do algu-
no de los Gobiernos aliados.
Art. 14.-Esta convenci6n se presentarA Alas Provin-
cias de la Liga por su acseci6n voluntaria.- Andr6s






SEPTIEMBRE 24 DE 1840 493


Ocampo, Agente de la Rioja.-Juan Antonio de Moldes,
Agente de Salta.-Salustiano Zabalia, Agente de Tucu-
man.-Francisco C. Augier, Agente de Catamarca.-
Mariano Santibailes, Agente de Jujuy.











El Gobernador y Capitd(i General de la Provincia de
Salta.

Habiendo examinado el present pacto celebrado por
los Agentes de los Gobiernos de las Provincias de la Re-
piblica Argentina, Rioja, Catamarca, Tucumnn, Salta y
Jujuy en la ciudad de San Miguel del TucumAn, A veinti-
cuatro del mes de Septiembre del present afio, con los
catorce articulos que contiene; sin embargo, de que, A jui-
cio del Gobierno de esta Provincia admite reforms y
correcci6n, subordinando este convencimiento A la ur,
gente necesidad del pacto 6 importancia del objeto que
comprende, en uso de las facultades que me correspon-
den, y previa la correspondiente especial autorizaci6n
de la H. J. G. de R R. expedida con fecha ocho del
corriente mes; he venido en aprobar y ratificar, como
apruebo y ratifico por parte de esta Provincia, el expre-
sado pacto con las Anicas restricciones puestas por la
Representaci6n General; es A saber: 1." Que la ratifica-
ci6n de los tratados de que habla la atribuci6n 4." del
articulo 3., deba hacerse por el Congreso de Agentes de







LIGA CONTRA ROSAS


los Gobiernos, con un voto sobre las dos terceras parties:
2.* Que las cuentas que debe rendir el director con arre-
glo al articulo 4., sea ante el mismo cuerpo de Agentes.
En fe de lo cual hice espedir la present ratificaci6n,
firmada de mi mano, sellada con el sello de la Provincia
y refrendada por el Ministro general de Gobierno, en
Salta A 10 de Octubre de 1840.-TEODOO LOPEZ.---BE-
NABE L6PEZ.






NOTA.-A causa de haberse encontrado este documen-
to A iltima hora y ya cuando estaba impreso el present
tomo, se le coloca al final.





REPOBLICA ARGENTINA


TRATADOS,

CONVENCIONES, PROTOCOLOS, ACTOS

Y ACUERDOS INTERNACIONALES


PUBLICATION OFFICIAL


TOMO X


BUENOS AIRES
IMPRENTA Y CASA EDITOR eJUAN A. ALSINA*
259 CALLE ALBERTI 259


"Ut,


4. 1 IN.





















CY
Ak














INDICE



SENTENCIAS ARBITRALES


PIG.

1870. Agosto 1.-Sentencia Arbitral pronunciada por el Excelen-
tisimo Sr. President de la Repitblica de Chile, en la
reclamaci6n de S. M. B., por perjuicios sufridos por sdb-
ditos britAnicos, a consecuencia del decreto de 13 de
Febrero de 1845. ............................... 5
1878. Noviembre 12.-Sentencia Arbitral pronunciada por el Ex-
celentisimo Sr. President de los Estados Uunidos, en la
cuesti6n de limits entire la Rep6blica Argentina y el
Paraguay........... ...... ........ ............ 25
1895. Febrero 5.-Fallo Arbitral del Excmo. Sr. President de los
Estados Unidos de Am6rica en la cuesti6n de limits
con el Brasil................ ........ ......... .. 30
1902. Noviembre 20.-Laudo Arbitral de Su Majestad el Rey
Eduardo VII, en el litigio de limits entire la Repuiblica
Argentina y Chile. Informe del Tribunal Asesor....... 36
1909. Julio 9.-Antecedentes y Laudo Arbitral del Excmo. Sefor
President de la Naci6n Argentina, en el litigio de limi-
tes entire el Peri y Bolivia......................... 50



SUECIA Y NORUEGA


1846. Enero 3.--Reconocimiento de la Independencia de la Repu-
blica Argentina por Suecia y Noruega ................ 89







- VI -


PAG.

1872. Junio 6.-Tratado de Amistad, Comercio y Navegaci6n,
entire la Repdblica Argentina y los Reinos Unidos de
Suecia y Noruega............. ..... ........... .. 95
1878. Octubre 8.--Convenci6n con Suecia y Noruega para el re-
cocimiento mntuo de patentes de arqueo de buques de
comercio .. .. ............. .................. 105
1883. Noviembre 29.-Correspondencia con el C6nsul General de
Suecia y Noruega sobre la capacidad de los buques
segin el metodo del Danubio....................... 112
1885. Julio 17.-Tratado de Amistad, Comercio y Navegaci6n
con los Reinos Unidos de Suecia y Noruega........... 125



SUIZA


1864. Agosto 22.-Convenci6n para mejorar la suerte de los
militares heridos en los ej6rcitos en campafia. (V6ase
cCongresos Internacionales,, t. III.
1886. Noviembre 27.-Convenio con Suiza referente A los limits
de peso y dimensions de los paquetes de muestras
com erciales....... ........................... .... 143
1906. Noviembre 21.-Convenci6n para la extradici6n de crimi-
nales elntre la Repiblica Argentina y Suiza ........... 145



TURQUTIA


1910. Junio 11.-Protocolo Consular con Turquia .............. 161



AP]NDICE

PACTOS INTERPROVINOIALES


Asunci6n. 1811. Octubre 12.-Convenci6n entire las Excelentisi-
mas Juntas Gubernativas de Buenos Aires y del Pa-
raguay ... ....................................... 177







- VII --


PAG.

Capilla del Pilar. 1820. Febrero 23.-Convenio entire las provin-
cias de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Rios, respect
al sistema de gobierno ............................. 182
Arroyo del Medio. 1820. Noviembre 24.-Tratado solemne, defini-
tive y perpetuo de paz, entire Santa Fe y Buenos Aires.. 187
Vinard 1821. Junio 5.-Arreglo de las desaveniencias entire Tu-
cum6n y Santiago del Estero........................ 194
San NicolAs. 1821. Agosto 22.-Articulos acordados por ]os Go-
bernadores de las provincias de Buenos Aires y Santa
Fe, los Sres. D. Martin Rodriguez y D. Estanislao L6-
pez, como bases para terminar la guerra con el Gobier-
no de Entre Rios ................... .............. 197
San Miguel del Tucumin. 1821. Septiembre 19.-Tratado de
Alianza entire TucumAn y Santiago ................... 199
Santa Fe de la Vera Cruz. 1822. Enero 15 A 25.-Bases sanciona-
das por los Representantes de las Provincias del lite-
ral para estrechar s6lidamente sus vinculos de amistad,
haciendo mis firm y duradera la paz entire ellas ...... 202
Uruguay. 1822. Diciembre 11.-Convenci6n de paz y buena ar-
monia concluida entire los Gobiernos de Entre Rios y
Montevideo, y antecedentes de la misma.............. 209
Santa Fe. 1823. Marzo 14.-Tratado de alianza ofensiva y defen-
siva celebrado entire el Gobierno de la Provincia de
Santa Fe y el Cabildo de Montevideo para rechazar A
los brasilefos que se habian apoderado del territorio
oriental.. ........................................ 219
San Miguel. 1823. Octubre 12.-Convenci6n de Paz, Amis-
tad y Alianza centre Misiones y Entre Rios............. 224
Buenos Aires. 1825. Enero 3.-Convenio ajustado entire Santa Fe
y Buenos Aires para librarse de las depredaciones de
les salvajes......................................... 227
Buenos Aires. 1827. Septiembre 21.-Estipulaciones acordadas
por los Gobiernos de C6rdoba y Buenos Aires, sobre
nombramiento de diputados para la reuni6n de una
Convenci6n en Santa Fe 6 San Lorenzo .............. 229
Buenos Aires. 1827. Septiembre 24.-Tratado de Alianza de Co-
rrientes y Entre Rios ............................... 238







- VIII -


PAo.
Santa Fe. 1827. Octubre 2.-Convenci6n de amistad y buena
armonia celebrada por los Gobiernos de Santa Fe y
Buenos Aires ..................................... 243
Parana. 1827. Octubre 27.-Pacto de amistad celebrado por las
Provincias de Buenos Aires y Entre Rios, A efecto de
restablecer la reciproca confianza y confraternidad,
propender A la reconstrucci6n national y proseguir la
guerra con el Brasil................................ 249
San Juan y las siete Corrientes. 1827. Diciembre 11.-Pacto de
amistad celebrado per las Provinclas de Buenos Aires y
Corrientes, A efecto de restablecer la reciproca confianza
y confraternidad, propender A la reconstrucci6n national,
y proseguir la guerra con el Brasil........... ..... 258
Las Cafluelas, estancia de Miller. 1829. Junio 24.-Convenci6n
celebrada entire el Gobernador Provisorio de Buenos
Aires General D. Juan Lavalle, y el Comandante Gene-
ral de Campafa, D. Juan Manuel Rosas, con el objeto de
poner termino a los disturbios politicos, y restablecer el
orden y la tranquilidad..... ... ................. 269
Santa Fe. 1829. Agosto 7.-Tratado de Amistad entire las Pro-
vincias de C6rdoba y Santa Fe ........... ........ 271
Rio Barracas, quinta de Pifieiro. 1829. Agosto 24.-Articulos adi-
cionales A la Convenci6n de fecha 24 de Junio de 1829.. 278
Buenos Aires. 1829. Octubre 18.-Convenci6n de paz, uni6n y
amistad entire las Provincias de Buenos Aires y Santa Fe. 282
Buenos Aires. 1829. Octubre 27.-Convenci6n de paz, uni6n y
amistad entire las Provincias de Buenos Aires y C6rdoba. 293
Santa Fe. 1830. Febrero 23.-Los Gobiernos de Santa Fe y Co-
rrientes, como paso previo para la celebraci6n de una
alianza ofensiva y defensive centre las cuatro Provincias
del literal, bajo el regimen federal de gobierno, subscri-
ben un pacto que deberA ser tambien sometido A la apro-
baci6n de los Gobiernos de Buenos Aires y Entre Rios. 298
Buenos Aires. 1830. Marzo 23.-E1 Gobierno de Buenos Aires se
adhere A la liga del litoral, aprobada ya por Santa Fe y
'Corrientes, subscribiendo al efecto, con el Gobierno de
esta iltima Provincia, un pacto de alianza ofensiva y de-
fensiva, sobre la base del regimen federal de Gobierno.. 300







-- X -


PAG.

Alta Gracia. 1830. Abril 16.-Tratado de Paz y Amistad celebra-
do por los Gobiernos de San Juan y C6rdoba.......... 305
Entre Rios. 1830. Mes de America 3.-El Gobierno de Entre Rios
se adhiere A la liga del literal, celebrando al efecto una
Convenci6n con el de Corrientes ..................... 310
C6rdoba. 1830. Julio 5.-Las Provincias de Catamarca, C6rdaba,
San Luis, Mendoza y La Rioja, celebran un Tratado de
Paz, Amistad y Alianza ofensiva y defensive, y otro des-
tinado A impedir el comercio clandestine entire sus res-
pectivos territorios.-El Gobierno de San Juan se adhie-
re A dichos Tratados ............................... 312
C6rdoba. 1830. Julio 16.-Tratado de Comercio celebrado entire
la Provincia de C6rdoba, San Luis, Mendoza, Catamar-
ca y Rioja..... ......... ...................... 821
C6rdoba. 1830. Agosto 31.-Pacto de uni6n y alianza entire las Pro-
vincias de Mendoza, San Luis, San Juan, Salta, Tucuman,
Santiago del Estero, C6rdoba, Catamarca y La Rioja.-
El Gobernador de C6rdoba, General D. Jose Maria Paz,
es nombrado Jefe Supremo de las fuerzas de linea y
milicias de dichas Provincias, hasta la instalaci6n de la
autoridad nacional.......... .... .... ............ 324
Santa Fe. 1831. Enero 4.-Tratado definitive de alianza ofensiva
y defensive celebrado centre las Provincias litorales de
Santa Fe, Buenos Aires y Entre Rios ................. 334
Montevideo. 1838. Diciembre 31.--Convenci6n de alianza ofen-
siva y defensive contra D. Juan Manuel de Rosas y su
Gobierno, celebrada entire los Gobiernos de la Repfiblica
Oriental del Uruguay y la Provincia de Corrientes..... 356
San Miguel del Tucumin. 1840. Septiembre 24.-Liga contra
Rosas de las Provincias de Salta, Jujuy, Tucuman, Cata-
marca y La Rioja .................................. 489
Asunci6n. 1841. Julio 31.-Tratados de Amistad, Comercio y
Navegaci6n, y provisorio de limits, celebrados entire el
Paraguay y la Provincia de Corrientes.. ............. 364
Villa de Saladas. 1841. Noviembre 5.-Convenci6n de alianza ofen-
siva y defensive, contra el Gobierno de D. Juan Manuel
de Rosas, celebrada centre los Gobiernos de Santa Fe y
Corrientes ......................................... 372










PAG.

Villanueva. 1843. Febrero 9.- Tratado de Paz y Amistad y
provisorio de limits, celebrado entire las Provincias de
Entre Rios y Corrientes..... ...................... 374
Asunci6n. 1844. Diciembre 7.-Convenci6n celebrada por el Go-
bierno del Paraguay y el de la Provincia de Corrientes,
con el objeto de poner t6rmino, sobre la base de las
reglas y principios que se establecen, a la incomunica-
ci6n existent entire ambos territories.. ............... 379
Asunci6n. 1845. Noviembre 1l.-Tratado de alianza ofeusiva y
defensive contra Rosas, celebrado por lo.s Gobiernos del
Paraguay y Corrientes, en uni6n del General en Jefe del
ejercito de operaciones, Brigadier General D. Jos6
Maria Paz....... ............................... 383
Alcaraz. 1846. Agosto 15.-Tratado de amistad y buena armonia,
celebrado entire los Gobiernos de Entre Rios y Corrien-
tes.-Tratado secret complementario del mismo....... 391
Palermo de San Benito. 1852.-Abril 6.-Protocolo de la confe-
rencia celebrada entire los Gobernadores de Buenos
Aires, Entre Rios, Carrientes y Santa Fe, para constituir
un Encargado de las Relaciones Exteriores ............ 397
Buenos Aires. 1852. Abril 8. Circular invitando 6 los Goberna-
dores de provincia, a una reuni6n en San Nicolas de los
Arroyos............ ........................ .... 403
San Nicolas de los Arroyos. 1852. Mayo 31.-Acuerdo celebrado
entire los Excelentisimos Gobernadores de las Provincias
Argentinas en San NicolAs de los Arroyos. ............ 405
Buenos Aires. 1853. Marzo 9.-Tratado de Paz entire el Directorio
Provisorio de las Provincias reunidas en Congreso en
Santa Fe y el Gobierno de Buenos Aires..... ........ 415
Buenos Aires. 1854. Diciembre 20.--Tratado celebrado entire el
Excmo. Sr. President de la Confederaci6n y el Exce-
lentisimo Sr. Gobernador de Buenos Aires, sobre nego-
ciaciones de Paz .................................... 420
ParanA. 1855. Enero 8. Ratificaci6n del Tiratado celebrado
entire el Gobierno de Buenos Aires y el Presidente de
la Confederaci6n Argentina. (20 de Diciembre de 1854). 425


- X -







- XI -


PAG.

Parana. 1855. Febrero 8.-Tratado de Paz y Comercio entire el
Estado de Buenos Aires y ]a Confederaci6n Argentina.. 430
Tucumin. 1856. Mayo 13.-Tratado para la creaci6n de un Tri-
bunal de Justicia entire Gobiernos del Norte de la Con-
federaci6n Argentina. .................... ........ 436
1859. Cartel General en Caseros. Noviembre 4.-Convenio de
Paz entire la Confederaci6n Argentina y el Gobierno de
Buenos Aires.-Antecedentes ....................... 441
1859. San Jos6 de Flores. Noviembre 10.-Convenio de paz entire
la Confederaci6n Argentina y el Gobierno de Buenos
Aires. ......................................... 445
1860. Junio 5.-Se nombra una comisi6n para tratar con el envia-
do de Buenos Aires Dr. D. Dalmacio V6lez Sarsfield, 6
instrucciones que deberia observar................... 460
Parana. 1800. Junio 6.-Convenio de uni6a entire la Confedera-
ci6n Argentina y el Estado de Buenos Aires.-Antece-
dentes............................................ 460
1861. Agosto 15.-Campafia de Pav6n.-Protocolo de las confe-
rencias a bordo del , 1861. Agosto 22.-Campafia de Pav6n.-Protocolo de la dltima
conferencia celebrada A bordo del 0ber6l, ........... 484























SENTENCIAS


ARBITRALES















SENTENCIAS ARBITRALES


1870. Agosto 1.-Sentencia Arbitral pronunciada por el Excelen-
tisimo Sr. President de la Repilblica de Chile, en la
reclamaci6n de S. M. B., por perjuicios sufridos por
siubditos britAnicos, a consecuencia del decreto de 13
de Febrero de 1845.


1878. Noviembre 12.-Sentencia Arbitral pronunciada por el
Exemo. Sr. President de los Estados Unidos, en la cues-
ti6n de limits entire la Repiiblica Argentina y el Para-
guay.


1895. Febrero 5.-Fallo Arbitral del Excmo. Sr. President de los
Estados Unidos de Am6rica en la cuesti6n de limits
con el Brasil.


1902. Noviembre 20.-Laudo Arbitral de Su Majestad el Rey
Eduardo VII, en el litigio de limits entire la Repiblica
Argentina y Chile. Informe del Tribunal Asesor.


1909. Julio 9.-Antecedentes y Laudo Arbitral del Excmo. Senor
President de la Naci6n Argentina, en el litigio de limi-
tes entire el Peri y Bolivia.

















SENTENCIA ARBITIAL

Pronunciada por el Exemo. Sr. President de la Repiblica de Chile, en la reclamaci6n
de S. M. B., por perjuicios sufridos por sfbditos Britinicos, A consecuencia
del Decreto de 13 de Febrero de 1845 (*)




PROTOCOLO

Para arreglar la manera de definir las reclamaciones presentadas
al Gobierno Argentino por el de S. M. Britinica con motive del
Decreto de 13 de Febrero de 1845.



Buenos Aires, 15 de Julio de 1864.



Reunidos en la Secretaria del Ministerio de Relacio-
nes Exteriores los Excmos. Sres. Dr, D. Rufino de Elizal-


(*) CERRANDO TODA COMUNICACION CON MONTEVIDEO
Departamento de Relaciones Exteriores.-Buenos Aires, Febr ro 18 de 1845.-
Alio 36 de la Libertad, 30 de la Independencia y 16 de la Confederaci6n Argenti-
na.-El Gobierno de Buenos Aires, encargado de las Relaciones Exteriores, y de
los asuntos de paz y guerra de la Confederaci6n Argentina, ha acordado y de-
creta: Articulo 1. Queda cerrada desde el dia 1.0 del pr6ximo mes de Marzo,
today comunicaci6n con la ciudad de Montevideo.-Art. 2.0 Por la Capitania del
Puerto no se darA entrada A buque alguno que proceda del puerto de Montevi-
deo, bien directamente, 6 que haya arribado 6 tocado en 61, por cualquier inci-
dente.-Art. 3.0 Tampoco se les dar 6, los que, para eludir lo dispuesto en el
articulo anterior se trasladaren del puerto de Montevideo a cualquiera otro pun-
to al sud de la linea, para reformar sus papeles y volver simuladamente 6 los
puertos Argentinos.-Art. 4. Se exceptian solamente los paquetes Ingleses de
Europa, y los buques de guerra de las naciones amigas.-Art. 5.0 El present
decreto tendr6 efecto y cumplimiento interin la ciudad de Montevideo sea domi-
nada por los salvajes unitarios, debiendo cesar 6 la entrada en dicha ciudad del
Ej6roito de operaciones a las 6rdenes del Excmo. Sr. President legal de la Re-
pilblica Oriental del Uruguay, Brigadier D. Manuel Oribe.-Art. 6.o Comuni-
quese A quienes corresponda, publiquese 6 insdrtase en el Registro Oficial.-
ROSAS.-FELIPE ARANA.







SENTENCIA ARBITRAL DEL PRESIDENT DE CHILE


de, Ministro Secretario de Estado en el Departamento
de Relaciones Exteriores, y el Caballero D. Eduardo
Thornton, Ministro Plenipotenciario de S. M. Britfnica,
con el objeto de arreglar la manera de definir las recla-
maciones presentadas al Gobierno Argentino por el de
S. M. BritAnica por los perjuicios que hubiesen recibido
los sibditos de S. M. BritAnica, por haberse negado, en
cumplimiento del Decreto de Febrero 13 de 1845, la
entrada al puerto de Buenos Aires de los buques y car-
gamentos que tocaron en el puerto de Montevideo,
reclamos que el Gobierno Argentino cree no deber
tender, acordaron:

1. Que se someteria A la decision arbitral de un Go-
bierno amigo la cuesti6n de si estA obligada la Repdblica
Argentina A pagar esos perjuicios.
2. Que dentro del t6rmino de seis meses, contados
desde el dia de la aceptaci6n por el Arbitro a quien se
solicit para que tenga A bien encargarse del asunto, se
presentarAn todos los antecedentes necesarios para que
pronuncie su fallo.
3. Declarado que hay derecho A reclamos, estos serAn
arreglados con sujeci6n a las Convenciones vigentes en-
tre la RepIblica Argentina y la Gran Bretafa, de 21 de
Agosto de mil ochocientos cincuenta y ocho y diez y ocho
de Agosto de mil ochocientos cincuenta y nueve.
4. Este arreglo serA sometido a la aprobaci6n del
Congress Argentino y del Gobierno de S. M. BritAnica
A la mayor brevedad posible.-RUFINO DE ELIZALDE.-
EDUARDO THORNTON.







AGOSTO 1.0 DE 1870


PROTOCOL

Para el nombramiento de Arbitro


Buenos Aires, 18 de Enero de 1865.


Reunidos en la Secretaria del Ministerio de Relacio-
nes Exteriores los Excmos. Sres. Dr. D. Rufino de Eli-
zalde, Ministro Secretario de Estado de Relaciones Exte-
riores y el Caballero D. Eduardo Thornton, Ministro
Plenipotenciario de S. M. Britanica, con el objeto de
elegir el Arbitro A quien debia someterse la decisi6n.de
la cuesti6n mencionada en el Protocolo de 15 de Julio
del aflo pasado de 1864, en cumplimiento del articulo 1."
de ese Protocolo, eligieron de com6n acuerdo al Exce-
lentisimo Sr. President de la Repiblica de Chile, de-
biendo someterse este Acuerdo A la aprobaci6n de sus
respectivos Gobiernos A los objetos del Protocolo, y lo
firmaron en prueba de su conformidad en Buenos Aires
A 18 de Enero de 1865.--RuINo DE ELIZALDE.-EDUAR-
DO THORNTON.







SENTENCIA ARBITRAL DEL PRESIDENT DE CHILE


SENTENCIA ARBITRAL


Santiago de Chile, 1.0 de Agosto de 1870.


Jos6 Joaquin P6rez, Presidente de la Repliblica
de Chile, nombrado Juez Arbitro por los Gobiernos de
S. M. Britanica y de la Repiblica Argentina, para resol-
ver varias reclamaciones de perjuicios, que hacen algu-
nos ciudadanos Britanicos contra el segundo de dichos
Gobiernos.
Habiendo aceptado el cargo, y deseoso de poner ter-
mino A esta diferencia, dando A conocer A las Altas Par-
tes comprometidas, la opini6n que he llegado a former
sobre el negocio que se controvierte;
Vistos y examinados atentamente todos los anteceden-
tes de la material y teniendo present el voto motivado
que sobre ella me han dado la Corte Suprema de Justi-
cia y el Abogado D. Cosme Campillo, procedo A dar mi
opini6n en la forma siguiente:
El 13 de Febrero de 1845, el Gobierno de la Confede-
raci6n Argentina, que se hallaba en guerra con la Repiu-
blica del Uruguay, expidi6 un decreto, por el cual declar6
que desde el 1. de Marzo siguiente, quedaba cerrada
toda comunicaci6n con el puerto de Montevideo, y orde-
n6 que no se diese entrada en los puertos Argentinos a
nave alguna que procediese directamente de Montevideo
6 que hubiese arribado 6 tocado alli por cualquier inci-
dente.
El Representante de Su Majestad BritAnica en Buenos
Aires hizo present al Gobierno Argentino, en nota ofi-
cial de 17 del mismo mes de Febrero, que la inmediata







AGOSTO 1.0 DE 1870 9

ejecuci6n del decreto iba A inferir graves daios al co-
mercio britAnico, porque habia muchos buques ingleses,
despachados ya, que traian parte de su cargamento para
Montevideo y parte para Buenos Aires; y que por este
motivo proponia que A lo menos por algun tiempo mas,
se permitiese A los buques Britanicos que llegasen de
Europa y que tocasen en Montevideo continuar su mar-
cha para Buenos Aires y desembarcar en este puerto la
parte de sus cargamentos destinada A 41.
El Gobierno Argentino contest el 27 del mismo mes,
que el Decreto del 13 habia considerado hasta donde era
possible el favor del comercio extranjero, y que siendo
general su disposici6n, no podia hacerse en 61 innovaci6n
alguna A beneficio de los buques Britanicos.
Estando las cosas en este estado, llegaron A Buenos
Aires seis buques mercantes Britanicos, procedentes de
Europa.
El < Cestus > que sali6 del puerto de Hull el 30 de Di-
ciembre de 1844 con direcci6n A Montevideo y Buenos
Aires, lleg6 al primero de estos puertos el 18 de Marzo
de 1845. En el mismo dia salt A tierra su Capitan con el
objeto de extender una protest contra viento y tiempo
por dafios y golpes de mar que habia sufrido el buque
durante su viaje. Verificada esta diligencia y de confor-
midad con las 6rdenes recibidas alli de los consignata-
rios, se hizo A la vela para Buenos Aires el 19 de Marzo,
y habiendo llegado a este puerto el dia siguiente las auto-
ridades locales le impidieron ]a entrada.
La < Sultana > zarp6 de Liverpool el 14 de Enero de
1845, y ancl6 en la rada exterior del puerto de Montevi-
deo A las once y media despu6s del meridiano del 7 de
Marzo del mismo afio. El Capitan que hacia dias se ha-
llaba indispuesto, baj6 A tierra el dia siguiente para bus-
car un piloto que condujese el buque a Buenos Aires, pero
habiendosele informado al volver A bordo que poco des-







10 SENTENCIA ARBITRAL DEL PRESIDENT DE CHILE

pu6s de su partida a tierra el Almirante Brown, Coman-
dante en Jefe de la escuadra argentina, habia enviado
un bote A comunicar el Decreto del 13 de Febrero, fu6
A bordo de la nave que montaba dicho Almirante, de
quien obtuvo un certificado en que se acreditaba que su
bajada A tierra no habia tenido otro objeto que propor-
cionarse un piloto. Con esto se dirigi6 el buque a Buenos
Aires, y habiendo llegado alli el 18 de Marzo, sufri6 la
misma 'repulsa que el anterior.
La barca < James parti6 de Liverpool el 17 de Fe-
brero de 1845 on direcci6n a Montevideo y Buenos Aires,
con cargamentos para ambos puertos. Lleg6 a Montevi-
deo el 24 de Abril y desembarcada la parte de su carga-
mento destinada a este puerto con arreglo al tenor de
Eus conocimientos de embarque, continue su march para
Buenos Aires, a, donde lleg6 el 31 de Mayo, sin que tam-
poco se le permitiera la entrada.
El bergantin < Richard Watson > se hizo a la vela en
Cadiz el 23 de Febrero de 1845 con un cargamento de
sal destinado a Montevideo. Habiendo llegado frente a
este puerto el 28 de Abril, recibi6 6rdenes de sus fletado-
res para dirigirse a Buenos Aires, y el 2 de Mayo, habien-
do tratado de entrar al puerto, se lo impidieron las auto-
ridades maritimas.
La barca < Jean Baptiste > sali6 de Liverpool el 7 de
Marzo de 1845 con un cargamento de mercaderias gene-
rales destinadas A Montevideo y Buenos Aires. Habiendo
arribado al primero de estos puertos el 29 de Abril y de-
jado en e1 una parte de su cargamento de conformidad
con los conocimientos de embarque firmados en Liver-
pool, prosigui6 su viaje para Buenos Aires, y al llegar alli
el 25 de Mayo, se le hizo saber por el Capitan del Puerto
que, segfn el Decreto de 13 de Febrero, no podia entrar
por haber tocado en Montevideo.
La barca que sali6 de Liverpool el 6 de







AGOSTO 1., DE 1870


Abril d.1845 con un cargamento de mercaderias surti-
das para Montevideo y Buenos Aires, lleg6 frente al pri-
mero de estos puertos el 18 de Junio, 6 informado alli su
capitan del Decreto del 13 de Febrero se detuvo hasta
comunicarse con las autoridades de Buenos Aires. MAs
no habiendo alcanzado nada de las representaciones que
les dirigi6 conform A sus conocimientos de embarque,
entr6 al puerto de Montevideo el 1.0 de Julio y despu6s
de dejar alli part de su cargamento, hizo rumbo para
Buenos Aires, a donde lleg6 el 25 de Agosto. Neg6sele la
entrada en la misma forma y por la, misma raz6n que &
los demns buques.
Cada uno de los capitanes de los seis buques mencio-
nados hizo extender oportunamente, ante la autoridad
consular correspondiente, una protest en la cual queda-
ba consignado todo lo acontecido.
El 21 de Agosto de 1858 se celebr6 una Convenci6n
entire las Altas Partes comprometidas, en cuyos preambu-
los se expresaba que ambas .deseaban ,concordar el me-
dio, modo y forma en que debia hacerse el pago de la deuda
que la Naci6n Argentina reconocia A favor de los suibdi-
tos de Su Majestad Britdnica por los perjuicios que habian
sufrido en los trastornos acaecidos en la RepAblica por
la guerra civil, perjuicios que la Naci6n Argentina habia
querido reconocer siguiendo una political reparadora y
generosa.) En conformidad con esta idea se establecie-
ron y especificaron en dicha Convenci6n las condiciones
y la forma del pago. Cre6se, conforme A una de las esti-
pulaciones de la Convenci6n, una Comisi6n encargada
de arreglar amigablemente todas las dificultades que
pudieran suscitarse en el cumplimiento de lo pactado.
El 18 de Agosto de 1859 se celebr6 entire las mismas
Altas Partes otra Convenci6n, que se llam6 ,Adicional,
y que tenia por objeto determinar con mAs claridad al-
gunas de las estipulaciones comprendidas en la del 21 de







1a SENTENCIA ARBITRAL DEL PRESIDENT DE CHILE

Agosto. Dictandose en esta Convenci6n reglas"elativas
A los intereses que debian abonarse segin las diversas
classes de perjuicios que los ciudadanos britAnicos podian
reclamar del Gobierno Argentido, se estipul6 entire otras
cosas, lo siguiente: ,por las reclamaciones provenientes
de la destrucci6n y extracci6n violent de ganado, des-
trucci6n de propiedades rurales, secuestro de mercade-
rias, robos y otras p6rdidas, no se pagard sino un cin-
cuenta por ciento en masa por remote que sea la data.
de los hechos que motivaren la reclamaci6n.>
Algunos anios mAs tarde la Legaci6n Britanica ocurri6
al Gobierno de Buenos Aires, reclamando indemnizaci6n
de los perjuicios sufridos por los seis buques mehciona-
dos y sus cargamentos y sosteniendo que estos perjuicios
se hallaban comprendidos en los que la Confederaci6n
Argentina habia reconocido A favor de los ciudadanos
britAnicos por las Convenciones de 21 de Agosto de 1858
y 18 de Agosto de 1859, por lo cual debian ser tomados
en consideraci6n por la Comisi6n establecida con arreglo
A las citadas Convenciones.
El Gobierno de Buenos Aires, no s6lo rechaz6 la idea
de que los perjuicios reclamados estuviesen incluidos en
el reconocimiento acordado por aquellas Convenciones,
mas tambi6n sostuvo que no le tocaba responsabilidad
alguna, por los efectos que habia causado el Decreto del
13 de Febrero, puesto que 61 habia sido dictado legiti-
mamente y en uso del derecho que daba A la Naci6n Ar-
gentina, la guerra en que en aquella 6poca se hallaba
con Montevideo y otros pueblos de la Repiblica Orienta.l
del Uruguay.
En el Protocolo de 18 de Julio de 1864 los Represen-
tantes de los Gobiernos BritAnico y Argentino acordaron
someter a la decision arbitral de un Gobierno amigo, la
cuesti6n de si esta obligada la Repipbica Argentina a
pagar los perjuicios sufridos por los ciudadanos britAnicos






AGOSTO 1. DE 1870 13

A.consecuencia de haberse negado la entrada en el puer-
to de Buenos Aires A los seis buques ya mencionados y
en el Protocolo del 18 de Enero de 1865 los Representan-
tes de los mismos Gobiernos tuvieron A bien nombrarme
de Arbitro para resolver la indicada cuesti6n.
Los Representantes de las Altas Partes comprometi-
das convienen, segi1n lo expresan en los Memorandum
que uno y otro me han presentado, en que la cuesti6n
debe fijarse del modo siguiente: 1. GEstAn 6 no com-
prendidos en los t6rminos de las Convenciones de 21 de
Agosto de 1858 y de 18 de Agosto de 1859 los perjui-
cios sufridos por los ciudadanos britAnicos A consecuen-
cia de haberse negado A estos seis buques la entrada en
el puerto de Buenos Aires? Y 2.0 Dado caso de que di-
chos perjuicios no est6n comprendidos en los t6rminos
de las Convenciones citadas 6 estA 6 no obligado en jus-
ticia el Gobierno Argentino A indemnizarlos?
En cuanto A la primera de estas dos cuestiones, el Go-
bierno de Su Majestad BritAnica sostiene que los perjui-
cios de que se trata estAn comprendidos en los t6rminos
de las Convenciones citadas y aduce por fundamento
para ello que las palabras ,y otras p6rdidas> que se
emplean en ]a Convenci6n Adicional del 18 de Agosto
de 1859, se refieren A estos perjuicios; que otras reclama-
ciones de perjuicios anAlogos entablados por ciudadanos
britAnicos, fueren tomados en consideraci6n por la Comi-
si6n establecida en el ParanA con arreglo A las estipula-
ciones de las dos Convenciones citadas, y que la Comisi6n
resolvi6 dichas recla.maciones en favor de los reclaman-
tes, asign&ndoles una cierta compensaci6n; que en estos
casos las decisions de la Comisi6n fueron sometidas al
Gobierno Argentino quien las confirm antes de que se
emitieran cupones para el pago de lo que result deberse
A los reclamantes ; que reconoci6ndose en el articulo 1.
de la Convenci6n del 21 de Agosto de 1858, como deuda






14 SENTENCIA ARBITRAL DEL PRESIDENT DE CHILE

National, todas las sumas debidas A ciudadanos brita-
nicos por reclamaciones que hubiesen sido presentadas
antes del 1. de Enero de 1860, este reconocimiento no
puede menos de abrazar las reclamaciones de toda clase
de perjuicios, inclusos aquellos que se hubiesen originado
por otras causes que los trastornos de la guerra civil;
que por otra parte los perjuicios que se reclaman deben
ser considerados como producidos por los trastornos de
]a guerra civil, puesto que el Decreto del 13 de Febrero
de 1845, fu6.un acto de hostilidad contra las autoridades
establecidas en Montevideo. las cuales eran miradas
como rebeldes por el Gobierno Argentino que ayudaba
al General Oribe, y que reconocia A 6ste como Presidente
legal de la Repfiblica del Uruguay contra los que ocu-
paban la ciudad de Montevideo, y que este modo de ver
]a cuesti6n esta confirmado por el tenor del articulo 5."
del Decreto mencionado, que dice: El present Decre-
to tendra efecto .y cumplimiento interin la ciudad de
Montevideo sea dominada por los salvajes unitarios, de-
biendo cesar a la entrada en dicha ciudad del ejr'cito
de operaciones a las 6rdenes del Excmo. Sr. President
legal de ]a Repdblica Oriental del Uruguar, Brigadier
D. Manuel Oribe.
Por parte del Gobierno Argentino se contest que la
Convenci6n del 21 de Agosto de 1858 reconoci6 como
deuda Nacional inicamente laicantida-es debidas por
indemnizaci6n de los perjuicios causados en los trastornos
de la guerra civil; que en la Convenci6n del 18 de Agosto
de 1859 se clasifican los perjuicios que el Gobierno Argen-
tino debe indemnizar, y en ninguna de las clasificaciones
-'e hallan comprendidas los que ahora se reclaman; que
las palabras < Convenci6n, no pueden aplicarse A perjuicios sufridos a
consecuencia de un acto de autoridad legitima ejecutado
en la esfera de sus atribuciones como fu6 el Decreto del






AGOSTO 1.0 DE 1870 15

13 de Febrero; que si la Comisi6n establecida en el Parana
tom6 en considesaci6n reclamaciones analogas A las que
ahora se hacen, y si ellas fueron admitidas por el Gobierno
establecido en el Parana, tales actos fueron nulos, por-
que ellos estaban fuera de las atribuciones de la Comi-
si6n y del Gobierno; y como actos nulos, no pueden
invocarse para fijar la inteligencia de lo pactado; que no
es creible que si la Comisi6n y el Gobierno del Paran
hubiesen conocido la verdad de las cosas; hubieran hecho
los reconocimientos que se invocan; que no es de extra-
fiar que la Comisi6n y el Gobierno dichos ignorasen los
t6rminos de las Convenciones, por que los archives en
que ellas se guardaban estaban en Buenos Aires, y eran
desconocidos en el Parana; que las reclamaciones pre-
sentadas antes del 1. de Enero de 1860, A que alude la
Convenci6n del 21 de Agosto de 1858, no se refieren a
toda clase de perjuicios, sino tan solo a los causados en
los trastornos de la guerra civil como se declara expre-
samente en el articulo 6.0 de la Convenci6n Adicional
del 18 de Agosto de 1859, el cual establece que reclamo de ]a naturaleza de los contemplados en el
preAmbulo de la Convenci6n del 21 de Agosto de 1858
podra ser presentado despues del 31 de Diciembre de
1860 improrrogable, que el Decreto del 13 de Febrero que
fue la causa de los perjuicios sufridos por los buques bri-
tanicos, no puede mirarse como hecho acontecido en
guerra civil, sino como una media dictada en guerra
exterior, puesto que se tomaba esa media contra pode-
res extranjeros que se negaban a reconocer el bloqueo del
puerto de Montevideo; que la condici6n de cesar el
Decreto cuando ]a Ciudad de Montevideo fuese tomada
por el ej6rcito del General Oribe, no daba al Decreto el
character de una media tomada en guerra civil; y que
lo Anico que tal condici6n importaba era que una vez
ocupada la Ciudad de Montevideo por el ejrcito del






16 SENTENCIA ARBITRAL DEL PRESIDENT DE CHILE

General Oribe, el Decreto no tenia ya raz6n de ser, pues-
to quo en tal caso debia cesar el bloqueo y cesar consi.
siguientemente el desconocimiento del bloqueo que habia
sido la causa del Decreto.

Considerando:

1.0 Que en la Convenci6n ajustada en 21 de Agosto
de 1858 el Gobierno Argentino solo reconoci6 como deu-
da Nacional A favor de los ciudadanos britAnicos la pro-
cedente de los perjuicios que dichos ciudadanos habian
sufrido en los trastornos acaecidos en la Repiblica por
la guerra civil;
2." Que refiri6ndose la Convenci6n Adicional del 18
de Agosto de 1859 A la principal del 21 de Agosto de
1858, deben mirarse ambas como de una misma natura-
leza, y que siendo el objeto de esta iltima satisfacer los
perjuicios que los ciudadanos britanicos habrian recibido
en los trastornos de la guerra civil debe necesariamente
ser id6ntico el objeto de la primer;
3. Que segun el fundamento que se acaba de exponer
las palabras > que se emplean en el
articulo 2.0 de la Convenci6n Adicional, no pueden refe-
rirse A perdidas ocasionadas en una guerra extranjera,
por cuanto semejante inteligencia vendria A desnatura-
lizar el objeto de la dicha Convenci6n Adicional y consi-
guientemente el de la principal;
4. Que aunque en el articulo 1." de la Convenci6n
del 21 de Agosto de 1858 se dice que Confederaci6n Argentina reconoce como deuda Nacional
todas las sumas debidas A subditos britAnicos por recla-
maciones que hayan sido presentadas antes del 1. de
Enero de 1860, y que hayan sido examinadas y liquida-
das conjuntamente por los Comisarios del Gobierno Ar-
gentino nombrados al efecto y por el Ministro Plenipo-







AGOSTO 1.0 DE 1870 17

tenciario de Su Majestad BritAnica 6 su representantev,
tal reconocimiento no puede referirse sino A las deudas
provenientes de perjuicios ocasionados por la guerra civil
que eran los mnicos que la Convenci6n tenia por objeto
liquidar y pagar, como se declara terminantemente en
su preambulo;
5. Que la inteligencia que se acaba de dar al articulo
1.- de ]a convenci6n del 21 de Agosto de 1858 se halla
corroborada por el tenor literal del articulo 6. de la Con-
venci6n Adicional del 18 de Agosto de 1859;
6. Que aunque por parte del Gobierno de Su Majes-
tal Britanica se ha afirmado que. la Comisi6n creada en
virtud de la Convenci6n del 21 de Agosto ha conocido
de algunas reclamaciones analogas & las que han dado
origen al present arbitraje, y que los fallos de dicha
Comisi6n han sido aceptados y respetados por el Gobier-
no de la Confederaci6n Argentina, tal hecho no puede
servir de antecedente bastante para dar por sentado
que el Gobierno Argentino ha querido ampliar el senti-
do explicit de la Convenci6n, extendi6ndola a casos no
comprendidos literalmente en ella, por cuanto las recla-
maciones a que so alude por parte del Gobierno de Su
Majestad Britanica no se hallan especificadas ni pued'en
por consiguiente ser debidamente apreciadas por el Juez
Arbitro para darles la importancia y alcance que por el
expresado Gobierno se les atribuye;
7. Que aunque el hecho a que se refiere el funda-
mento anterior no estA contradicho por parte del Go-
bierno Argentino, se dan sin embargo sobre este punto
explicaciones que manifiestan que las circunstancias en
que dicho Gobierno se encontraba cuando prest6 su
adquiescencia A los fallos de la Comisi6n no le permitian
examinarlos con la debida proligidad y con vista de los
antecedentes de cada caso;
8. Que hallAndose explicitamente declarado en la
T. x. 2







18 SENTENCIA ARBITRAL DEL PRESIDENT DE CHILE

Convenci6n del 21 de Agosto que la voluntad de las
Altas Partes Contratantes era fnicamente establecer re-
glas para la liquidaci6n y pago de las deudas provenien-
tes de perjuicios ocasionados por la guerra civil de la
Repuiblica Argentina, no es possible aplicar las estipula-
ciones de esa Convenci6n A otras deudas de muy distinta
naturaleza y origen, sin que medie una declaraci6n
igualmente explicit de las mismas Partes, no pudiendo
por tanto invocarse, para hacer la aplicaci6n, hechos
que por su vaguedad, no pueden sujetarse A una aprecia-
ci6n exacta, siendo como lo son, susceptibles de diversas
explicaciones;
9. Que la guerra que la Repilblica Argentina en
alianza con el General Oribe hacia A las autoridades de
Montevideo en el afro de 1845, era guerra exterior;
10. Que aunque la Repiblica Oriental del Uruguay
se hallaba en guerra civil el afio 1845, ]a guerra, que la
Confederaci6n Argentina hacia A la saz6n A uno de los
partidos contendientes ayudando al otro, no podia tener
ese carActer, puesto que se hacia entire dos naciones
independientes la uha de la otra;
11. Que adn considerAndose la guerra del Uruguay
como meramente civil no por eso podrian aplicarse las
estipulaciones de la Convenci6n del 21 de Agosto A las
reclamaciones de perjuicios entablados por los duefios y
consignatarios de los seis buques britAnicos, por cuanto
dichos perjuicios deberian mirarse como causados por
la guerra civil de un pais distinto de la Confederaci6n
Argentina y en ningfn caso como causados por la
guerra civil de dicha Confederaci6n, circunstancia que
es indispensable para que tenga lugar la indemnizaci6n
segun los terminos de la Convenci6n citada.
Por todos estos fundamentos, soy de opinion que los
perjuicios sufridos por los buques britanicos A conse-
cuencia del decreto expedido por el Gobierno Argentino







AGOSTO 1.0 DE 1870 1


con fecha 13 de Febrero de 1845, no se hallan compren-
didos en los t6rminos de las Convenciones del 21 de
Agosto de 1858 y del 18 de Agosto de 1859.'
En cuanto la segunda de las dos cuestiones pro-
puestas, el Gobierno de Su Majestad BritAnica sostiene
que la Repiblica Argentina esta obligada en justicia
a indemnizar los perjuicios de que se trata y alega
como fundamento que el Gobierno Argentino no pudo
dictar el Decreto de 13 de Febrero sino dando suficiente
t6rmino para que la prohibici6n en 61 establecida Ilega-
so oportunamente A noticia de los buques que cargaban
en Europa con direccion A Montevideo y Buenos Aires, 6
bien hacindose responsible de los perjuicios consiguien-
tes A la media, si razones de Estado aconsejaban la in-
imediata ejecuci6n de ella; que desde que un buque part
con su cargamento A un puerto determinado, adquiere
tacitamente el derecho de ser admitido en 61 y nadio
puede privarle de este beneficio, sin contraer la obliga-
ci6n de dejarle indemne; que de los buques de que se tra.-
fa, algunos salieron de Europa cuando afn no se habia
expedido el Decreto, y los otros antes de haber transcu-
rrido el tiempo necesario para que llegase A su noticia;
que A ninguno de los buques se di6 A conocer el Decreto
por la escuadra bloqueadora y que todos llegaron a Mon-
tevideo en complete ignorancia de lo que ocurria; que si
se quiere decir que el Decreto fu6 expedido en represa-
Sias contra la Gran Bretafa, por no haber reconocido el
bloqueo estricto de Montevideo, el hecho es del todo ine-
xacto, por cuanto elDecreto no da semejante raz6n, ni es
de career que si hubiera habido en .1 la mira, de hostilizar
A la Gran Bretafa, se hubiesen exceptuado los paquetes
ingleses, procedentes de Europa, como se hace en el ar-
ticulo 4.; que lejos por otra parte de haberse negado el
Gobierno ingl6s A reconocer el bloqueo, Sir F.- Pasley,
Comandante de las fuerzas navales de Su Majestad Bri-







SENTENCIA ARBITRAL DEL PRESIDENT DE CHILE


thnica en las aguas de Montevideo, dirigi6 una carta el 29
de Enero de 1845 al Almirante de la Escuadra Argentina,
en la cual le aseguraba que el bloqueo seria reconocido
por las fuerzas de su mando; que s6lo despu6s que el Al-
mirante de la Escuadra de Su Majestad el Rey de los
Franceses rebus6 reconocer el bloqueo, fu6 cuando Sir
.F. Pasley reclam6 para los buques ingleses las mismas
inmunidades que se otorgasen a los franceses; que el no
haberse mencionado las actuales reclamaciones en la
Convenci6n celebrada entire la Repiblica Argentina y
el Gobierno Britanico el 24 de Noviembre de 1849, en
la cual se aceptaron otras reclamaciones de la misma
naturaleza, no es una prueba de que las actuales fuesen
abandona'das por parte de la Gran Bretafa; por cuanto
habiendo reclamado oportunamente Mr. J. H. Mandevi-
lle, Ministro Plenipotenciario de Su Majestad BritAnica,
contra los perjuicios que el Decreto del 13 de Febrero
podia irrogar al comercio ingl6s, sin que sus pretensio-
nes alcanzasen A tener soluci6n alguna, habria sido nece-
sario, para que ellas se entendiesen renunciadas por la
citada Convenci6n, que asi se hubiese expresamente esti-
pulado, y finalmente, que entire los seis buques a que se
neg6 la entrada en el puerto de Buenos Aires, habia al-
gunos que en realidad no habian infringido el Decreto de
13 de Febrero, pues s6lo se habian detenido en frente de
Montevideo, sin entrar al puerto ni ejecutar en 41 acto de
ninguna especie.
El Gobierno Argentino, aceptando el hecho de haberse
impedido la entrada en el puerto de Buenos Aires A los
seis buques A que se refieren las reclamaciones del Gobier-
no Britanico, y haciendo complete abstracci6n de-la cir-
cunstancia de ser 6 no efectivos los perjuicios que con
tal motive se le cobran, sostiene que no es obligado A
indemnizarlos, y aduce por fundamento que hallAndose,
como se hallaba en aquella 6poca, en guerra con Monte-







AGOSTO 1.o DE 1870 21

video, pudo indudablemente dictar el Decreto del 13 de
Febrero, en que se prohibia el tr.fico con ese puerto, y
que siendo este un acto legitimo de la guerra, las nacio-
nes neutrales no tienen derecho A quejarse de sus conse-
cuencias; que aunque la sen zarpado para Buenos Aires y llegado A Montevideo
en complete ignorancia del Decreto y aunque no hubiesen
sido notificados de 61 por la escuadra Argentina, no por
eso habrian quedado exentos de la obligaci6n de cum-
plirlo por cuanto las medidas de esta naturaleza no exi-
gen plazo para su ejecuci6n, y todo lo que pueden preten-
der los que las ignoran es no ser apresados, sino tan
solo obligados A su cumplimiento; pues es sabido que en
caso de bloqueo, aunque se da termino para que los que
vengan A entrar no sean apresados, jams es costumbre
otorgarlo para entrar; que no era deber de la escuadra
Argentina sino de la de Su Majestad Britanica, que esta-
ba frente & Montevideo, hacer conocer las disposiciones
del Decreto A los suibditos ingleses, no obstante-lo cual
la noticia fu6 dada A la Sultana* por la escuadra Ar-
gentina, como lo reconoce la Legaci6n BritAnica en su
nota de 11 de Marzo de 1845; que si esta doctrine es apli-
cable al comercio neutral, lo es con much mayor raz6n
A Potencias con quienes no nos encontramos en estado
de perfect paz, y que el Decreto de 13 de Febrero fu6
precisamente expedido A consecuencia de haber el jefe
de la fuerza naval BritAnica rehusado reconocer el blo-
queo, como consta de la carta que en contestaci6n a la
intimaci6n del mismo bloqueo dirigi6 el Comandante
Pasley con fecha 29 de Enero al Almirante Brown, exi-
giendo se postergase la ejecuci6n del bloqueo hasta que
el Encargado de Negocios de Su Majestad BritAnica en
Montevideo hubiese recibido del Ministro de Su Majestad
Britanica en Buenos Aires ciertas comunicaci6n sobre.
el particular, que consideraba necesaria; que de acuerdo






SENTENCIA ARBITRAL DEL PRESIDENT DE CHILE


con esta pretension el Sr. Mandeville solicit6 el 30 do
Enero tanto respect. a la entrada como A la salida de los bu-
ques>,, a lo que el Gobierno de Buenos Aires contest
zas de Su Majestad Britanica sin ningin derecho, no
podia tomar en consideraci6n su petici6n; que todo esto,
al mismo tiempo que confirm el hecho de haberse ne-
gado la Gran Bretania A reconocer el bloqueo, revela
claramente que ese desconocimiento fuo el origen del
Decreto del 13 de Febrero; que la excepci6n en favor de
los paquetes ingleses de Europa no era un indicio de
buenas' relaciones con la Gran Bretafa, pues procedia
solo de que los paquetes no traian carga en aquella 6po-
ca, y lo que se trataba de impedir era que entrasen efec-
tos A Montevideo; que en la Convenci6n del 4 de No-
viembre de 1849 en que se estipul6 expresamente la de-
voluci6n de los buques y cargamentos apresados durante
el bloqueo establecido por la Gran Bretafna sobre los
puertos Argentinos, no se hizo menci6n ninguna de los
perjuicios sufridos por los buques ingleses con ocasi6n de
la prohibici6n establecida en el Decreto del 13 de Febre-
ro, lo que prueba que en concept del Gobierno Britani-
co la media era perfectamente legal; que el Gobierno
de Buenos Aires no se hallaba en el caso de exigir, al ce-
lebrarse aquella Convenci6n, el abandon de un derecho
que en su concept no existia, y que al Gobierno de Su
Majestad Britanica era a quien tocaba solicitar el reco-
nocimiento de ese derecho; que en vez de hacerlo asi se
oblig6 A devolver las press que existian en su poder, sin
consignar pacto ni expresi6n alguna relative A los per-
juicios que hoy reclama; que el Decreto del 13 de Febre-
ro, lejos de haber sido alguna vez impugnado por parte
de la Gran Bretana, ha sido expresamente reconocido y
acatado por sus Agentes DiplomAticos en diversos actos,






AGOSTO 1.0 DE 1870


en pruebra de lo cual cita la nota que el 11 de Marzo de
1845, con ocasi6n de lo ocurrido A la , dirigid
el Sr. Mandeville al Gobierno de Buenos Aires, en la
cual, sin hacer observaci6n alguna contra la legitimidad
del Decretc, pedia la admisi6n del buque, fundado Ani-
camente en que p.o habia infringido dicho Decreto, pues-
to que su entrada en Montevideo no habia tenido otro
objeto que buscar un piloto; y que habiendo sido rehusa-
da esta solicitud por el Gobierno Argentino, la Legaci6n
Britanica ni insisti6 en ella ni protest, habiendo sucedi-
do igual cosa en otras variasrepresentaciones de la mis-
ma naturaleza, elevadas entonces al Gobierno de Buenos
Aires por el Ministro ingl6s.

Considerando:

1. Que el Decreto expedido por el Gobierno Argentino
el 13 de Febrero de 1845 tuvo por objeto hacer respetar
el bloqueo que el mismo Gobierno tenia a la saz6n esta-
blecido sobre el puerto de Montevideo;
2. Que el Estado que resuelve bloquear un puerto de
otro con quien se halla en guerra, tiene derecho para
dictar todas las medidas conducentes a hacer que el blo-
queo sea respetado por los neutrales;
3. Que no habria sido natural ni just exigir al Go-
bierno de la Confederaci6n 'Argentina que diese acogida
en sus puertos a los buques que hubiesen violado el blo-
queo, siendo por el contrario lo natural y just que se les
negase tal acogida;
4. Que asi como no se da plazo a los buques neutrales
para que puedan entrar en un puerto bloqueado, tampo-
co puede exigirse que se les d6 para que se sujeten a las
medidas dictadas con el objeto de hacer respetar un
bloqueo establecido;
5. Que ]a Naci6n que en estado de guerra resuelve






24 SENTENCIA ARBITRAL DEL PRESIDENT DE CHILE

cerrar sus puertos al eomercio extranjero es arbitra para
determinar las condiciones con las. cuales puede permi-
tirse la entrada y para decidir si las que pretenden en-
trar han llenado 6 no esas condiciones;
6. Que es un principio de jurisprudencia universal
que el que usa de su derecho A nadie ofende;

En fuerza de estos fundamentos, soy de opini6n que el
Gobierno de la Confederaci6n Argentina no estA obliga-
do a indemnizar los perjuicos sufridos por los seis buques
A que se neg6 la entrada eP el puerto de Buenos Aires
A-virtud del Decreto de 13 de Febrero de 1845 expedido
por dicho Gobierno.

Comuniquese esta resoluci6n amigable A las Altas
Partes comprometidas, a cada una de las cuales se remi-
tira un ejemplar de ella.

Dada en la Sala de mi Despacho, sellada con el sello
de la Repbblica y refrendada por mi Secretario de Rela-
ciones Exteriores, en Santiago de Chile, A primero de
Agosto de mil ochocientos setenta.

(L. S.) JOSE JOAQUIN PEREZ.
MIGUEL LUIS AMUNATEGUI.











SENTENCIA ARBITRAL


Pronunciada por el Excmo. Sr. President de los Estados Unidos en la Cuesti6n de Limites
entire la Repfblica Argentina y el Paraguay

Washington, 12 de Noviembre de 1878.


Nicolas Avellaneda, Presidente Constitucional de la
Repdiblica Argentina: A S. E. el Sr. President de los
Estados Unidos de Norte AmBrica,

i Salud!

Grande y Buen Amigo:

El 3 de Febrero de 1876, fu6 firmado en esta Ciudad
un Tratado de Limites-entre la Repiblica Argentina y
la del Paraguay, del que tengo el honor de acompana-
ros copia.
En 61 se convino someter A la decision definitive de
un Arbitro la cuesti6n pendiente entire ambos Estados,
sobre la parte del territorio del Chaco, situada en la
margen derecha del Rio Paraguay y comprendida entire
el Rio Verde, que se halla en el grado 530 10' de latitude
Slid y el brazo principal del Pilcomayo, incluyendose en
ella la Villa Occidental; -y, en el articulo 5. de dicho
Tiatado, fuisteis elegido por ambos Gobiernos como
Arbitro para resolver la divergencia existente.
Al designaros, hemos tenido present, entire otras
consideraciones elevadas, el amistoso interns que habeis
demostrado siempre por todo lo que se relaciona con







26 SENTENCIA ARBITRAL DEL PRESIDENT DE LOS ESTADOS UNIDOS

la paz y ]a cordialidad de los Estados Americanos. Me
permit, por tanto, pediros os digneis aceptar el encargo
conferido, y abrigo la grata esperanza de que asi pon-
dreis t6rmino con vuestro fallo imparcial A la lnica
cuesti6n que existe actualmente entire dos Republicas
ligadas por los vinculos mis estrechos que reconocen las
Naciones.
Acepto con satisfacci6n esta oportunidad para pre-
sentaros los sinceros votos que hago por la prosperidad
del pueblo Norte-Americano y por vuestra felicidad
personal.

Dada en Buenos Aires en la Casa del Gobierno Na-
cional A los 25 dias del mes de Enero de 1877.

NICOLAS AVELLANEDA.
BERNARDO DE IRIGOYEN.







NOVIEMBRE 12 DE 1878 27



( Traduccidn)

Rutherford B. Hayes, Presidente de los Estados Uni-
dos de Am6rica. A S. E. Nicolas Avellaneda, Presidente
de la Repiblica Argentina.

Grande y Buen amigo:
He recibido la nota fecha 25 de Enero pr6ximo pasado
que V. E. me ha dirigido pidi6ndome acepte el cargo de
Arbitro entire esa Repiblica y la del Paraguay en una
discusi6n que se ha originado sobre los limits entire
ellas, habi6ndose proveido por Tratado someter la cues-
ti6n a arbitraje.
En respuesta me permit anunciar a V. E. mi acepta-
ci6n del cargo que tan cordialmente me ha sido ofrecido.
Tanto menos trepido en dar este paso por cuanto esta
basado en una political para el arreglo de discusiones
internacionales en la cual estoy completamente de
acuerdo.
Encontrar6 en mis esfuerzos por ser estrictamente
imparcial en mi fallo, mi mejor seguridad para poder
confiar que mi dictamen sera satisfactorio para ambas
Partes 6, por lo menos, que asi se propenderA A disipar
cualquier disgusto que en vista del 6xito, pudiera expe-
rimentar cualquiera de las Partes.
Aprovecho con gusto esta oportunidad para ofrecer a
V. E. mis cordiales votos por la prosperidad de la Repfi-
blica Argentina.
Dada en Washington a los veinte y ocho dias del mes
de Marzo de 1877.
Vuestro Buen Amigo.- R. B. HAYES.-G. M.
EVARTS, Secretario de Estado. (Refrendada.)






28 SENTENCIA ARBITRAL DEL PRESIDENT DE LOS ESTADOS UNIDOS


(Traducci6n).


Rutherford B. Hayes A todos aquellos A quienes la.
present concierna.

iSalud!

Por cuanto de acuerdo con el articulo 4. del Tratado.
de Limites entire la Repdblica Argentina y la Repfiblica
del Paraguay de 3 de Febrero de 1876, se estipul6 que
el dominion 6 derecho al territorio comprendido entire el
Rio Verde y el brazo principal del Pilcomayo, inclusa
la Villa Occidental, se sujetaria A un fallo arbitral defi-
nitivo;
Y por cuanto por el articulo 5. del mismo instrumen-
to las dos Altas Partes Contratantes convinieron en
elegir al Presidente de los Estados Unidos de Am6rica
como Arbitro para decidir el derecho de poseer el terri-
torio arriba mencionado; y por cuanto las Altas Partes
Contratantes han presentado dentro del plazo estipulado
su invitaci6n al Arbitro propuesto, la cual fue aceptada
por 6ste, y habiendo ademas presentado debidamente
sus respectivas Memorias, documents, titulos, mapas,
citas, referencias y cuantos antecedentes consideraron
favorables A su derecho, de acuerdo con lo dispuesto en
los articulos 6. y 8. del mencionado Tratado.
Yo, Rutherford B. Hayes, Piesidente de los Estados
Unidos de Am6rica, hago saber: que habiendo conside-
rado debidamente las referidas Memorias y documents,
fallo que la dicha Republica del Paraguay tiene legal y
just titulo al mencionado territorio comprendido entire
los Rios Pilcomayo y Verde, y A la Villa Occidental
situada en aquel.






NOVIEMBRE 12 DE 1878 29

Y en consecuencia, declare como de dicha Repftblica
del Paraguay el territorio situado en la margen izquier-
da del Rio de ese nombre entire el Rio Verde y el brazo
principal del Pilcomayo, incluyendo la Villa Occidental.

En fe de lo cual lo firmo, impririendo el sello de los
Estados Unidos. Fecho en triplicado en la ciudad de
Washington, el dia 12 de Noviembre de 1878, A. D. y el
103 de la Independencia de los Estados Unidos de Am6-
rica.-(L. S.) R. B. HAYES.-Por el Presidente W. M.
EVARTS, Secretario de Estado.



Es traducci6n field del original.-Julio Carrid, Secreta-
rio de la Legaci6n.











FALLO ARBITRAL


Del Excmo. Sr. President de los Estados Unidos de America, en la cuesti6n de limits
con el Brasil


'Pronunciado en Washington el 5 de Febrero de 1895.


El Tratado concluido el 7 de Septiembre de 1889, en-
tre la Rep6blica Argentina y el Brasil, para el arreglo
de la cuesti6n de los limits disputados, dispone, entire
otras cosas, lo siguiente:

Articulo 1. -.La discusi6n del derecho que cada una
de las Altas Partes Contratantes juzga tener al territo-
rio en litigio entire ellas, quedara cerrada en el plazo de
noventa dias, contados desde la conclusion del reconoci.
miento del terreno en que se encuentran las cabeceras
de los rios Chapec6 6 Pequiry Guazf y Jangada 6 San
Antonio GuazA. Enti6ndese concluido ese reconocimien-
to el dia en que las Comisiones nombradas, en virtud del
Tratado de 28 de Septiembre de 1885, presentasen A sus
Gobiernos las memories y los pianos a que se refiere el
articulo 4. del mismo Tratado.
Art. 2.-Terminado el plazo del articulo precedent,
sin soliici6n amigable, la cuesti6n serA sometida al Arbi-
traje del Presidente de los Estados Unidos de America,
A quien, dentro de los sesenta dias siguientes, se dirigi-
ran las Altas Partes Contratantes, pidi6ndole que acepte
ese cargo.
Art. 5.-La frontera ha de ser constituida por los
rios que el Brasil 6 ]a Repfblica Argentina han designa-
do, y el Arbitro sera invitado A pronunciarse por una






IEBRERO 5 DE 1895 31

de las Partes, como juzgase just, en vista de las razo-
nes y de los documents que produjeren.
Art. 6.-El laudo serA pronunciado en el plazo de
doce meses contado desde la fecha en que fueren prc-
sentadas las exposiciones, 6 desde la mAs reciente, si la
presentaci6n no fuere hecha al mismo tiempo por ambas
Partes. SerA definitive y obligatorio, y ninguna raz6n
podra alegarse para dificultar su cumplimiento.
No habiendo podido las Altas Partes Contratantes
llegar A una soluci6n amigable dentro del t6rmino conve-
nido, antes citado, han sometido la controversial, de
acuerdo con la estipulaci6n alternative del Tratado, A
mi, Grover Cleveland, Presidente de los Estados Unidos
lde.America, para el Arbitramento y Fallo bajo las con-
diciones prescriptas en dicho tratado.
Cada Parte me ha presentado dentro del tiempo y
en la forma establecida por el articulo 4. del Tratado,
un Argumento con probanzas, documents y titulos en
apoyo del derecho por esa Parte sostenido.
La cuesti6n que me ha sido sometida para decidirla de
acuerdo con el precitado Tratado es: Cual de dos ciertos
sistemas de rios constitute el limited del Brasil y de la
Repuiblica Argentina en aquella parte de su territorio
limitrofe situados entire los rios Uruguay 6 Iguazi.
Cada uno de los precitados sistemas de limits estA
compuesto de dos rios, que tienen sus fuentes cercanas y
desaguando en direcciones opuestas, uno en el Uruguay
y otro en el Iguazi.
Los dos rios designados por el Brasil como formando el
limited cuestionado (que puede ser llamado el sistema del
Oeste), son un tributario del Uruguay y un tributario del
Iguazi, que fueron senalados, reconocidos y declarados
rios del limited en 1759 y 1760, por la Comisi6n Mixta
nombrada de acuerdo con el Tratado de 13 de Enero de
1750 entire Espana y Portugal, para trazar el limited entire






32 FALLO ARBITRAL DEL PRESIDENT DE LOS ESTADOS UNIDOS

las posesiones espafiolas y portuguesas en Sud AmBrica.
El afluente del Uruguay es designado en el Informe de
los Comisionados como rio Pepiri (A veces escrito Pepiry).
En ciertos documents posteriores presentados entire las
probanzas es llamado Pepiry-guaz6. El rio opuesto, que
desagua en el Iguazf fu6 llamado el San Antonio -por
dichos Comisionados y conserve aquel nombre.
Los dos rios que la Replblica Argentina sostiene que
forman el limited (que puede ser denominado el sistema
del Este) corren mAs al Este y son por dicha Repiblica
lamados Pequiry-guazi (que desagua en el Uruguay) y
San Antonio Guazfi (que desagua en el Iguazi). De es-
tos dos rios Altimamente mencionados, el primero es
llamado por el Brasil Chapec6 y el segundo, Jangada.
Por tanto, sea notorio que yo, Grover Cleveland,
President de los Estados Unidos de Amirica, A quien
han sido conferidas las funciones de Arbitro, de acuerdo
con los precedentes citados, habiendo examinado y con-
siderado debidamente los arguments, documents y
probanzas sometidos por las respectivas Partes de acuer-
do con las estipulaciones de dicho Tratado, por el presen-
te doy la siguiente decision y fallo:

Que el limited entire la Republica Argentina y los Es-
tados Unidos del Brasil en aquella part sometida A mi
arbitramento y decision, es formado y debe ser estable-
cido por y sobre los rios Pepiri (tambi6n llamado Pepiri-
guazi) y San Antonio, A saber: los rios que el Brasil ha
designado en su Alegato y documents que ha sometido
A mi examen, como constituyendo el limited y precitado
sistema denominado del Oeste.
Para la convenient identificaci6n, dichos rios pueden
ser ademAs descriptos como aquellos reconocidos, desig-
nados, sefalados y declarados como el Peripi y San An-
tonio, respectivamente y como los rios del limited en los







FEBRERO 5 DE 1895


anos de 1759 y de 1760, por los Comisionados espafioles
y portugueses nombrados en tal carActer, de acuerdo con
el Tratado de Limites concluido el 13 de Enero de 1750,
entire Espana y Portugal, como consta en el Informe de
dichos Comisionados. La boca del afluente del Uruguay,
uldtimamente mencionado, A saber: el Pepiri (tambin lla-
mado el Pepiri-guazf) que con el San Antonio se desig-
nan aqui como el limited en cuesti6n, fu6 reconocido
por dichos Comisionados que 10 exploraron en 1759 6 in-
formaron que estaba legua y un tercio, rio arriba, del
Salto Grande del Uruguay y dos tercios de legua, arriba
de un pequefio afluente del mismo lado, llamado por di-
chos Comisionados el Ytagoa. De acuerdo con el mapa
e informed de la exploraci6n hecha en 1887 por la Comi-
si6n Mixta argentino-brasilefia, en ejecuci6n del Tratado
concluido en 28 de Septiembre de 1885, entre- la Repi-..
blica Argentina y el Brasil, la distancia del Salto Gran-
de del Uruguay, A la boca del dicho Pepiri (llamado
tambien Pepiri-guazi) fue comprobada y demostr6se que
estaba 4 1/ millas de donde el rio desagua.
La boca del afluente del Iguazi dltimamente mencio-
nado, A saber: el San Antonio, fu6 reconocida, informan-
do al respect los Comisionados de 1759 y 1760 como
situada A 19 leguas rio arriba del Salto Grande del Igua-
zd y 23 leguas de la boca del litimo rio. En su informed
fu6 descripto por ellos como el segundo rio important
que desagua en la ribera sur del Iguazfi arriba de dicho
Salto Grande, siendo el San Francisco, situado 17 '/h le-
guas arriba del Salto Grande, el primero. En el Informe
de la Exploraci6n Mixta hecha en 1778, de acuerdo con.
el Tratado de 1. de Octubre de 1777 entire Espafla y
Portugal, la ubicaci6n del San Antonio con referencia
A la boca del Salto Grande del Iguazu concuerda con la
precitada.


T. x.






34 FALLO ARBITRAL DEL PRESIDENT DE LOS EATADOS UNIDOS

En fe de lo cual, lo firmo y ordeno que sea sellado con
el Sello de los Estados Unidos.

Dado por triplicado en la ciudad de Washington, el
dia 5 de Febrero del a~o 1895 y 119 de la Independencia
de los Estados Unidos.-GROVER CLEVELAND.-
Refrendado: W. Q. GRESHAM, Secretario de Estado.











LAUDO ARBITRAL


De Su Majestad el Rey Eduardo VII, en el litigio de limits
entire la Replblica Argentina y Chile.-Informe del Tribunal Asesor


Corte de San Jaime, 20 de Noviembre de 1902.


Por cuanto: Por una Convenci6n fechada el dia 17
de Abril de 189(6 la Reptblica Argentina y la Repibli-
ca de Chile por sus respectivos Representantes determi-
naron: Que si surgieran diferencias entire sus peritos, re-
lativas A la line de limits A trazarse entire los dos
Estados de conformidad con el Tratado de 1881 y Pro-
tocolo de 1893, y en caso de qu.e tales diferencias no pu-
diesen arreglarse amigablemente por acuerdo entire los
dos Gobiernos, serian sometidas la decision del Go-
bierno de Su Majestad Britanica; y por cuanto las refe-
ridas diferencias se han producido y fueron sometidas al
Gobierno de Su extinta Majestad la Reina Victoria; y por
cuanto el Tribunal nombrado para examiner y tomar en
consideraci6n las diferencias que asi se han suscitado
nos ha informado (despu6s de haber examinado el asunto
una comisi6n nombrada con ese prop6sito) y ha someti-
do despu6s de madura deliberaci6n sus opinions y reco-
mendaciones a nuestra consideraci6n.

-Por tanto: Nos, Eduardo, por la gracia de Dios, Rey
del Reino Unido de la Gran Bretaia 6 Irlanda y de los
dominios britAnicos de ultramar, defensor de la Fe, Em-
perador de la India, etc., etc., hemos llegado a las si-
guientes decisions sobre las cuestiones en litigio que
han sido referidas A nuestro arbitramiento, a saber:







LAUDO ARBITRAL


1. La region del paso de San Francisco.
2." La cuenca del Lago Lacar.
3. La region que se extiende desde las inmediaciones
del Lago Nahuel Huapi A las del Lago Viedma y
4.0 La region adyacente al Seno de la Ultima Espe-
ranza.

Articulo 1.o--El limited de la region del paso de San
Francisco se formarA por la line divisoria de aguas que.
se extiende desde el hito ya erigido en ese paso hasta la
cumbre de la montafla llamada Tres Cruces.
Art. 2.0-La cuenca del Lago Lacaf se atribuye A la
Aigentina.
Art. 3.-Desde el paso P6rez Rosales prximo al
Norte del Lago Nahuel Huapi, hasta las inmediaciones
del Lago Viedma, el limited pasard por el Monte Trona-
dor, y de alli hasta el rio Palena por las lines divisorias
de aguas determinadas por ciertos puntos obligatorios
que hemos fijado sobre los rios Manso, Puelo, Fetaleuf6
y Palena (6 Carreleuf6), atribuyendo A, la Argentina las
cuencas superiores de esos rios arriba de los puntos que
hemos fijado, incluyendo los valles de Villegas,.Nuevo,
Cholila, Colonia 16 de Octubre, Frio, Huemules y Corco-
vado, y d Chile las cuencas inferiores debajo de esos
puntos.
Desde el punto fijado en el rio Palena, el limited segui-
ra el rio Encuentro hasta el pico ilamado Virgen, y de
alli hasta la linea que hemos fijado cruzando el Lago Ge-
neral Paz y de alli por la linea de division de las aguas
determinada por el punto que hemos fijado sobre el i'io
Pico, de donde ascenderA a la principal division de
aguas del continent Sudamericano en Loma Baguales y
seguira esa partici6n de aguas hasta una cumbre local-
mente conocida por la Galera. De ese punto seguira
ciertos tributaries del rio Simpson (6 rio Aisen Sur) que






NOVIEMBRE 20 DE 1902 37


hemos fijado y tocara el pico ilamado Ap-Ywan, de don-
de seguird la division de las aguas determinada por un
punto que hemos fijado en un promontorio desde la orilla
Norte del Lago Buenos Aires. La c.uenca superior del rio
Pico se atribuye A la Argentina y la cuenca inferior a
Chile. Toda la cuenca del rio Cisne (6 Frias) se atribuye
A Chile y tambi6n today la cuenca del Aisen con excep-
ci6n do una fracci6n en las cabeceras del brazo Sur in-
cluyendo un estableciniento ilamado Koslowski, que se
atribuye a la Argentina.
La continuaci6n ulterior del limited se determine por
lines que hemos fijado cruzando el Lago Buenos Aires,
Lago Pueyrred6n (6 Coclrane) y Lago San Martin cuyo
efecto es atribuir las porciones occidentales de las cuen-
cas de estos lagos A Chile y las porciones orientales & la
Argentina comprendi6ndose en los encadenamientos di-
visorios los altos picos conocidos como montes de San
Lorenzo y Fitzroy.
Desde el monte Fitzroy hasta el monte Stokes, la line
de frontera ya ha sido determinada.
Art. 4.-Desde las inmediaciones del monte Stokes
hasta el paralelo 52 de latitude Sur, el limited seguird pri-
merament.e la division de aguas continental definida por
la Sierra Baguales, separAndose de la filtima hacia el
Sur cruzando el rio Vizeachas hasta el monte Cazador,
en la extremidad sudeste de cuya cadena cruza el rio
Guillermo, y vuelve A unirse A la line de aguas conti-
nental al oriented del Monte Solitario, sigui6ndola hasta
el paralelo 52 de latitud Sur, desde cuyo punto la por-
ci6n remanente de la frontera ya ha sido establecida por
acuerdo mutuo de los respectivos Estados.
Art. 5.-Una definici6n mas detallada de la line de
frontera se encontrarA en el informed que nos ha sido so-
metido por nuestro tribunal y en los mapas suministra-
dos por los peritos de las Repfiblicas Argentina y de









LAUDO ARBITRAL


Chile, sobre los cuales el limited que hemos decidido ha
sido delineados por los miembros de nuestro tribunal y
aprobado por nosotros.

Dado por triplicado, de nuestra mano y sello, en nues-
tra Corte de San Jaime, este vigesimo dia del mes de
Noviembre de mil novecientos dos en el segundo afio de
nuestro Reinado
EDUARDO, R. & I.



Es traducci6n fiel del original en idioma ingles, que he
tenido A la vista.
Luis M. DRAGO.


Buenos Aires, Enero 16 de 1903.







NOVIEMBUE 20 DE 1902 39


INFORMED

1. Con el benepf~lcito de V. M., nosotros, los abajo fir-
mados, miembros del Tribunal nombrado por su extinta
Majestad la Reina Victoria, para e.xaminar, considerar 6
informar respect de las diferencias que se han suscitado
entire los Gobiernos de las Repfiblicas Argentina y de
Chile, con respect A la delimitaci6n de ciertas porciones
de la linea de frontera entire ambos paises, cuyas dife-
rencias fueron referidas (por un Protocolo firmado en
Santiago de Chile el 17 de Abril de 1896) al arbitraje
del Gobierno de-Su Majestad, solicitamos humildemente
someter el siguiente informed A Vuestra Majestad.
2. Hemos estudiado las copias de los tratados, con-
venciones, protocolos y documents que han sido sumi-
nistrados para uso del Tribunal por los Ministros de las
Repiblicas Argentina y de Chile en este pais.
3. Nos hemos reunidos como Tribunal en el Ministerio
de Relaciones Exteriores en varias ocasiones y hemos
oido exposiciones y arguments orales.
4." Hemos invitado A los representantes de los respec-
tivos Gobiernos A que nos suministraran la mAs amplia
informaci6n sobre sus respectivas pretensiones, presen-
tandonos mapas y detalles topograficos del territorio en
litigio, y se nos ha suministrado datos y arguments co-
piosos que agotan la material, en muchos volfmenes im-
presos ilustrados, con mapas y plans y un gran nflmero
de fotografias que indican pict6ricamente el aspect to-
pografico del pais.
5. Deseamos aprovechar esta oportunidad para reco-
nocer lo que debemos A los representantes y peritos
nombrados por ambos Gobiernos por sus laboriosas in-







LAUDO ARBITRAL .


vestiganiones, por los extensos relevamientos que ban
efectuado en regions hasta ahora poco conocidas y por
la informaci6n hist6rica y cientifica que nos han presen-
tado relativamente A la controversial, y deseamos expre-
sar nuestro alto aprecio, no s61o por su habilidad y su
consagraci6n, sino tambi6n por la foTma muy cortes y
conciliatoria con que han tratado de asuntos necesaria-
mente contencio.os por su naturaleza.
6. Despu&s de la consideraci6n preliminary de esta
voluminosa informaci6n, llegamos A un punto en que
creimos convenient que se hiciera un studio real del
terreno, como lo determine la Convenci6n de 1896, y a
insinuaci6n nuestra, el Gobierno de Vuestra Majesta(t
design a uno de nuestros miembros, el Coronol Sir Tho-
mas Holdich, del Cuerpo de Ingenieros Reales, Vicepre-
sidente de la Real Sociedad Geografica, para que se
trasladara como Comisionado al territorio disputado,
acompafiado de una comisi6n experimentada.
7.0 Sir Thomas Holdich y sus oficiales fueron recibidos
con gran cordialidad y amistosa deferencia por los Pre-
sidentes de las dos Repiblicas, y se les prest6 toda clause
de auxilio y de facilidades por los oficialds y peritos de
ambos Gobiernos.
8.0 La Comisi6n t6cnica asi nombrada, visit todos los
puntos accesibles del territorio en litigio, que ofrecian
importancia para la soluci6n de la cuesti6n, y adquiri6
una gran suma de informaci6n adicional sobre cuestiones
que presentaban ciertas dificultades. Sus informes han
sido presentados al Tribunal y ]a informaci6n que ellos
contienen, complementaria, como lo es, de la suministra-
da por los respectivos representahites, es en nuestra opi-
ni6n, suficiente para habilitarnos a formular nuestras
recomendaciones.
9.0 Antes de formular las conclusions A que hemos
llegado, pasaremos brevemente en revista los puntos







NOVIEMBRE 20 DE 1902 41

esenciales en que los dos Gobiernos no consiguieron po-
nerse de acuerdo.
10. El Gobierno Argentino sostenia que la line que
debia tenerse en vista, tenia que ser esencialmente una
frontera orogrAfica, determinada por las mas altas cum-
bres de la Cordillera de los Andes; en tanto que el.Go-
bierno Chileno sostenia que la definici6n contenida en el
tratado y protocolos, s6lo podia hacerse efectiva por una
line hidrogrifica, que formara la division de las aguas
entire los Oc6anos Atldtico y Pacifico, dejando para la
Argentina las cuencas de todos los rios que se derraman
en el primero, dentro de la line de costa argentina y
para Chile, las cuencas de todos los rios que se derraman
en el Pacifico, dentro de la line de costa chilena.
11. Recoriociinos desde el principio de nuestras inves-
tigaciones, que en abstract, existia una diferencia car-
dinal entire estas dos teorias; un limited orogrifico puede
ser indeterminado, si las cumbres individuals A traves
de las cuales pasa, no estAn plenamente especificadas,
en tanto que una line hidrografica, desde el moment
en que se indican las cuencas, admit delimitaci6n en
el terreno.
12. No es improbable que la circunstancia de haberse
aceptado como coincidentes las lines orogrAficas 6 hidro-
grifica en una secci6n tan vasta de frontera, como la
que se extiende desde el paso San Francisco hasta el paso
P6rez Rosales (con excepci6n de la cuenca del Lago La-
car), haya dado nacimiento A la espelanza de que el mis-
mo resultado se alcanzaria sin dificultal en la part mis
meridional del continent, que, en la fecha del tratado
de 1881, s6lo habia sido explorada de una manera im-
perfecta.
13. Las exploraciones y studios que 6ltimamente
se han llevado A cabo por ge6grafos argentinos y chile-
nos han demostrado, sin embargo, que la configuraci6n







LAUDO ARBITRAL


de la Cordillera de los Andes entire las latitudes de los
grades 41 Sur y 52 Sur, es decir, en la extension en que
las divergencias de opinion se han suscitado principal-
mente, no present las mismas continuidades de eleva-
ci6n y coincidencias de lines orogr6ficas e hidrograficas,
que. caracterizan la secci6n mas templada y- mejor
conocida.
14. En la region Sur es mayor el nimero de picos
prominentes, ellos estan esparcidos en mayor anchura
y son numerosos los valles transversales por los cuales
fluyen rios en direcci6n al Pacifico. La linea de division
de aguas continental sigue accidentalmente las altas
montafias; pero con frecuencia se extiende al oriented de
las mis altas cumbres de los Andes, y muchas veces se
encuentra A elevaciones relativamente bajas en la direc-
ci6n de las pampas argentinas.
15. En una palabra, las lines orogrAfica e hidogrA-
fica son frecuentemente irreconciliables, y ni siquiera se
conforman del todo con el espiritu de las convenciones
que hemos sido llamados A interpreter. Se ha eviden-
ciado por la investigaci6n llevada A cabo por nuestra
Comisi6n t6cnica., que los terminos del tratado y proto-
colos son inaplicables a las condiciones geogrAficas del
pais A que se refieren. UnAnimemente hemos considera-
do ambiguos los t6rminos de las convenciones y suscep-
tibles de las divorsas y contrarias interpretaciones que
de ellos han hecho los representantes de las dos Re-
piblicas.
16. En presencia de estas alegaciones divergentes
y despu6s de la mAs cuidadosa consideraci6n, hemos
llegado A concluir que la cuesti6n que nos ha, sido some-
tida no es simplemente la de decidir cual de las dos
lines alternatives es la verdadera, sino mAs bien, la de
determinar-dentro de los limits definidos por las pre-
tensiones extremes de ambas partes-la linea de limits







NOVIEMBRE 20 DE 1902 43

precisa que, en nuestra opini6n, interpreted mejor la in-
tenci6n de los instruments diplomAticos sometidos a
nuestra consideraci6n.
17. Nos hemos abstenido, por consiguiente, de pro-
nunciar sentencia sobre las alegaciones respectivas que
se nos han expuesto con tanta habilidad y seriedad, y
nos limitamos al pronunciamiento de nuestras opinions
y recomendaciones sobre la delimitaci6n de la frontera,
agregando que A nuestro modo de ver, la demarcaci6n
real debe ser hecha en presencia de los oficiales desig-
nados con este objeto por el poder arbitrador en la pr6-
xima estaci6n de verano de Sud America.
18. Hay cuatro puntos distintos sobre los cuales
debemos hacer recomendaciones; A saber:

1. La region del paso de San Francisco en la latitud
de 26 grades 50 minutes Sur, aproximadamente.
2. La cuenca del Lago Lacar en la latitud de 40
grades 10 minutes Sur, aproximadamente.
3. La region que.se extiende desde el paso de Perez
Rosales en la lati.tud de 41 grades Sur, aproximada-
mente, hasta las inmediaciones del Lago Viedma.
4. La region del Seno de la Ultima Esperanza hasta
el paralelo 52 de latitud Sur.

19. Nuestras recomendaciones sobre estos cuatro
puntos son las siguientes: (Hay aqui una nota al pie
que dice): ,Todos los valores de coordenadas expresados
en t6rminos de latitud y longitud son s61o aproximados
y se refieren A los mapas acompafiados a este informed.
Las altitudes citadas en el texto van en metros. Donde
la frontera sigue un rio, el determine la
linear. (Aqui terminal la nota.)








44 LAUDO ARBITRAL



EL PASO DE SAN FRANCISCO

20. El punto inicial de la frontera sera el hito ya
erigido en el paso de San Francisco. Partiendo de este
hito la linea seguird la division de las aguas que la con-
duce al m&s alto pico de la masa de la montana, llama-
da Tres Cruces, en la latitude de 27 grados, 3 minutes,
45 segundos Oeste.


LAGO LACAR

21. Desde el punto de bifurcaci6n de las dos lines
reclamadas como limited respectivamente por Chile y la
Argentina, en la latitude de 40 grades, 2 minutes, 0 se-
gundos Sur; longitud 71 grades, 40 minutes. 36 segundos
Oeste; el limited seguird la division de aguas local hacia
el Sur por el cerro Perihueico hasta su terminaci6n Sur
en el valle del rio Huahum. Desde ese punto cruzard el
rio en la longitud de 71 grados, 40 minutes, 36 segundos
Oeste, y de alli en adelante seguira la division de las
aguas, dejando toda la cuenca del Huahum arriba de
ese punto incluyendo el Lago Lacar para la Argentina,
y toda la cuenca debajo de 61 para Chile, hasta juntarse
con el limited que ya ha sido determinado entire las dos
Repiblicas.


PASO PEREZ ROSALES A LAGO VIEDMA

22. La terminaci6n Sur de la frontera ya convenida
entire las dos Repdblicas, al Norte del Lago Nahuel-
Huapi, es el paso de P6rez Rosales que comunica el







NOVIEMBRE 20 DE 1902 45

Lago de Todos los Santos con la Laguna Fria. Aqui se
ha colocado un hito. De ese hito la, frontera continuarA
siguiendo ]a line de aguas en direcci6n sur hasta el
mas alto pico del Monte Tronador. De alli continuarA
siguiendo la linea de aguas que separa las cuencas de
los rios Blanco y Leones (6 Le6n) del lado del Pacifico
de la cuenca superior del Manso y sus Lagos tributaries
arriba de un punto en la longitud de 71 grades, 52 mi-
nutos Oeste (donde la direcci6n general del curso del rio
cambia del Nord-Oeste & Sud-Oeste); cruzando el rio en
ese punto, continuard siguiendo la division de las aguas
que separan las cuencas del Manso arriba de su curva, y
del Puelo arriba del Lago Inferior, donde cruzarA el rio
Puelo. De aqui ascendera y seguira la division de las
aguas de la alta masa de montaflas cubiertas de nieve,
que separan las cuencas del Puelo arriba del Lago In-
ferior, y del Fetaleuffi arriba de un punto situado en la
longitud de 71 grados, 48 minutes Oeste de las cuencas
imis bajas de los mismos rios.
Cruzando el rio Fetaleuff en ese punto, seguira la alta
linea divisoria de aguas que separa las cuencas superio-
res del Fetaleufi y del Palena (6 Carreuleuffi 6 Corco-
bado) arriba de un punto situado en la longitud de 71
grades 47 minutes Oeste, de las cuencas mas bajas de los
mismos rios. Esta linea divisoria de aguas pertenece A
la Cordillera en que estan situados el Cerro C6nico y el
Cerro Serrucho y cruza el cord6n de los Tobas cruan-
do el Palena en ese punto, frente A la junci6n del rio En-
cuentro, seguira entonces el Encuentro en el curso de su
brazo Oeste hasta su fuente en las laderas occidentales
del Cerro Virgen. Ascendiendo hasta ese pico seguira
entonces la linea de division de aguas local hacia al Sur,
hasta llegar a la, orilla Norte del Lago General Paz en
un punto en que el Lago se estrecha, en la longitud del
71 grados, 41 minutes, 30 segundos Oeste.







LAUDO ARBITRAL


El limited cruzarA entonces el Lago en su line mAs cor-
ta y desde el punto en que toque la orilla Sur seguirA la
division de aguas local en direcci6n al Sur, que lo con-
ducirA A la cumbre de la alta masa de montafas indica-
da por el Cerro Botella Oeste ( 1890 metros) y de ese pico
descenderA al rio Pico por la mAs corta division de aguas
local. Cruzando ese rio al pie de la division de aguas, en
la longitud de 71 grades, 49 minutes Oeste, subirA de nue-
vo en una direcci6n aproximadamente Sur y continuarA
siguiendo la division de aguas de la alta montana que
separa la cuenca superior del rio Pico, arriba del cruce
de la cuenca inferior del mismo rio, y de la cuenca ente-
ra del rio Frias, 'hasta juntarse con la division de aguas
continental mAs 6 menos en la posici6n de Loma Ba-
guales, en la latitud de 44 grades, 22 minutes Sur y lon-
gitud de 71 grades, 24 minutes Oeste.
Desde este punto coitinuarA siguiendo la division de
aguas que separa las cuencas de los rios Frias y Aisen
de la del Senguerr hasta que alcance un punto en la la-
titud de 45 grades y 44 minutes Sur, longitud 71 grades,
50 minutes Oeste, llamado Cerro de la Galera en el
mapa, que marca la cabecera de un afluente que corre
al Sudeste hacia el curso principal del rio Simpson 6
brazo Sur del Aisen, descendera este afluente hasta su
junci6n con el curso principal, y desde esta junci6n se-
guirA el curso principal remontando A su fuente al pie. de
la ldontaia llamada Cerro Rojo en el mapa (1790 metros).
Del Pico Cerro Rojo pasarA por la.divisi6n de aguas
local A la mAs alta cumbre del Cerro Ap-Ywan (2310
metros). Del Cerro Ap-Ywan seguirA la division do
aguas local determinada por el promontorio que se inter-
na hacia el Sur en el Lago Buenos Aires en la longitud
de 71 grades, 46 minutes Oeste. De la extremidad Sur
de este promontorio el limited pasarA en linea recta hasta
la boca del mAs ancho canal del rio Jeinemeni y de alli









seguirA ese rio hasta un punto en la longitud de 71 gra-
(Los, 58 minutes Oeste, que marca el pie de la division
de aguas entire sus dos afluentes el Zeballo y el Quisoco.
Desde ese punto seguirA esta division de aguas hasta la
cumbre del alto cord6n Nevada, y continuarA por la di-
visi6n de aguas de ese elevado cord6n hacia el Sur, y de
alli seguira la division de aguas entire las cuencas del
Tamango 6 (Chacabuco) y del Gio y subird a la cumbre
de una montafa localmente conocida como Cerro Prin-
cipio, en el cord6n quebrado. De este pico seguira la
division de aguas que lo conduzca A la extremidad Sur
de la junta que se proyecta al Sur en el Lago Pueyrre-
d61n 6 Cochrane (longitud 72 grades, f minute Oeste).
De esta junta cruzarA el Lago pasando directamente
liasta un punto en la cumbre de la colina en la latitud de
47 grades, 20 minutes Sur, longitud 72 grades, 4 minu-
Sos Oeste, que domina la orilla Sur del Lago; desde esta
cumbre seguira la alta division de aguas cubierta de
nieves, que lo conducird al mis alto pico del monte San
Lorenzo (6 Cochrane) (3360 metros). Del monte San Lo-
renzo pasard hacia el Sur por la elevada division do
aguas que separa la cuenca del rio Salto al Oeste de la
del rio San Lorenzo al Este hasta el mAs alto pico del
Cerro Tres Hermanos. Desde este pico seguird la divi-
si6n de aguas entire la cuenca del Mayer superior al
oriented, arriba del punto donde ese rio cambia su curso
de Noroeste a Sudoeste, en la latitud de 48 grades, 12
minutes Sur y las cuencas del Coligue 6 rio Bravo y del
Mayer inferior; debajo del punto ya especificado al Oes-
te, tocando el brazo Nordeste del Lago San Martin en
la boca del rio Mayer. De este punto seguira la linea
media del Lago hacia el Sur hasta un paraje frente A la
punta que terminal en la orilla Sur del Lago, en la longi-
tud de 72 grades, 47 minutes Oeste, desde donde el limited
se trazara hasta el pie de esa punta y ascendera la linea


NOVIEMBRE 20 DE 1902


. 47







.LAUDO ARBITRAL


divisoria de aguas local hasta el Monte Fitz Roy y de
alli a la linea de division de aguas continental al Nor-
oeste del Lago Viedma. Aqui el limited ya ha sido deter-
minado por las dos Repiblicas.






REGION DEL SENO DE LA tLTIMA ESPERANZA



23. Desde el punto de divergencia de las dos fronte-
ras reclamadas por Chile y la Argentina respectivamen-
te en la latitude de 50 grados, .50 minutes Sur, el limited
seguira las altas crestas de la Sierra Baguales hasta la
punta Sur que ]a liga a las fuentes del arroyo Zanja
Honda. De alli seguira ese arroyo hasta alcanzar las
poblaciones existentes; de dicho punto sera llevado hacia
el Sur, coasiderandQ en cuanto sea possible los reclamos
existentes, cruzando el rio Vizcachas y subiendo at pico
Norte del Monte Cazador (948 metros). Seguira entonces
la linea de crestas del Cerro Cazador al Sur y la punta
Sur que toca el arroyo Guillermo en la longitud 72 gra-
dos, 17 minutes, 30 segundos Oeste. Cruzando ese arroyo
subira la punta que lo conduzca al lugar marcado 650
metros en el mapa. Ese punto esta en la division de
aguas continental, que el limited seguira hasta juntarse
con el paralelo cincuenta y dos de latitud Sur.
24. Todo lo cual humildemente solicitamos someter A
la graciosa consideraci6n de Vuestra Majestad. Firmado
sellado y entregado en el Ministerio de Relaciones Exte-







NOVIEMBRE 20 DE 1902


riores, en Londres, A diez y nueve de Noviembre de mil
novecientos dos.

(L. S.) MAGNAUGHTEN.
Lord de Apelaciones de ordinario y Miembro del Muy
Honorable Consejo Privado de V. M.

(L. S.) JOHN C. ARDAGH.
Mayor General y Miembro del Consejo de la Real Sociedad
GeogrAfica.

(L. S.) T. HUNGERFORD HOLDICH.
Coronel de Ingenieros Reales y Vicepresidente de la Real
Sociedad Geografica.

(L. S.) E. H. HILLS.
Mayor de Ingenieros Reales, Jefe de la Secci6n TopogrAfica
de la Divisi6n de Informes. Secretario del
Tribunal Arbitral.



Es traducci6n fiel del original en idioma ingles, que
he tenido A la vista.

LuIs M. DRAGO.

Buenos Aires, Enero 16 de 1903.





CfIDULAS DE MAPAS

(1) Paso de San Francisco.
(2) Lago Lacar.
(3) Perez Rosales hasta el Lago Buenos Aires.
(4) Lago Buenos Aires hasta el Monte Fitz-Roy.
(5) Seno de la Ultima Esperanza.


T. x.











ANTECEDENTES Y LAUDO AIBITRAL


Del Exemo. Sr. President de la Naci6n Argentina, en el litigio de limits
entire el Peri y Bolivia


TRATADO DE ARBITRAJE "JURIS"


Jose Manuel Pando Presidente Constitucional de la
Repiblica de Bolivia.

POR CUANTO:

A los treinta dias del mes de Diciembre del afio 1902,
se firm en esta ciudad, por PLenipotenciarios debida-
mente autorizados, un Tratado de arbitraje juris con la
Replblica del Peri, en los siguientes t6rminos.

El President de la Repfblica de Bolivia y el Presi-
dente de la Repdblica del Per6, deseosos de arreglar ]a
cuesti6n de limits que se hall pendiente entire los
dos Estados, han nombrado con este objeto por sus Ple-
nipotenciarios: S. E. el Presidente de la Repitblica de
Bolivia, al Dr. D. Eliodoro Villaz6n, su Ministro de Re-
laciones Exteriores.

Y S. E. el Presidente de la Republica del Perf, al
Dr. D. Felipe de Osman, su Enviado Extraordinario y
Ministro Plenipotenciario ante el Gobierno de Bolivia,
quienes, despues de haberse manifestado sus Plenos Po-
deres y hallandolos en debida forma, han celebrado de
conformidad con la clausula segunda del Tratado G-ene-






JULIO 9 DE 1909


ral de Arbitraje de 21 de Noviembre del afio iltimo el
siguiente:

Articulo 1.0-Las Altas Partes Contratantes someten
al juicio y decision del Gobierno de la Repiblica Argen-
tina, en calidad de arbitro, juez de derecho, la cuesti6n
de limits que tienen pendiente entire ambas Repiblicas,
A fin de obtener un fallo definitive 6 inapelable, segiin
el cual todo el territorio que en 1810 pertenecia a la
jurisdicci6n 6 distrito de la antigua Audiciencia de
Charcas, dentro de los limits del Virreynato de Buenos
Aires, por actos del antiguo Soberano, sea de la Repibli-
ca de Bolivia; y todo el territorio que en esa misma fecha
y por actos de igual procedencia pertenecia al Virrey-
nato de Lima, sea de la Repiblica del Perui.
Art. 2.---Habi6ndose arreglado por el Tratado de 23
de Septiembre del present afio la demarcaci6n y amo-
jonamiento de la frontera que comienza entire las pro-
vincias peruanas de Arica y Tacna y la boliviana de
Carangas, al occidente, hasta los nevados de Paloma-
ni, esta secci6n queda exceptuada del present Tra.-
tado.
Art. 3.-El Arbitro para pronunciar su fallo, se con-
formarA con las leyes de la Recopilaci6n de Indias,
Cedulas y 6rdenes Reales, las ordenanzas de Intendentes,
los actos diplomAticos relatives A demarcaci6n de fron-
teras, mapas y descripciones oficiales, y en general, con
todos los documents que teniendo carActer official, se
hubiesen dictado para dar el verdadero significado y
ejecuci6n A dichas disposiciones reales.
Art. 4.-Siempre que los actos 6 disposiciones reales
no definan el dominio de un territorio de manera clara,
el Arbitro resolverd la cuesti6n equitativamente, aproxi-
mAndose, en lo possible, al significado de aqu6llas y al
espiritu que las hubiese informado.







ANTECEDENTES Y LAUDO ARBITRAL


Art. 5."-La posesi6n de un territorio ejercida por una
de las Altas Partes Contratantes, no podrA oponerse ni
prevalecer contra titulos 6 disposiciones reales que esta-
blezcan lo contrario.
Art. 6.-Las Altas Partes Contratantes, tan luego
como sean canjeadas las ratificaciones del present Tra-
tado, solicitarAn del Gobierno de la Rep6blica Argenti-
na, simultAneamente y por medio de sus Enviados Extra-
ordinarios y Ministros Plenipotenciarios, que acepte el
cargo de Arbitro, asuma la jurisdicci6n para el conoci-
miento, substanciaci6n y decision de la controversial y
establezca el procedimiento que deba seguirse.
Art. 7.-Un afio despu6s de comunicada la acepta-
ci6n, los referidos representantes diplomaticos,. presenta-
rAn su exposici6n poniendo de manifiesto los derechos de
sus respectivos Estados y los documents que los apoyan
6 sirven de fundamento.
Art. 8.-Los dichos Agentes diplomiticos representa-
rAn en el juicio, a sus Gobiernos, con todas las facultades
necesarias para recibir y absolver traslados, ofrecer prue-
bas, presentar y ampliar alegatos, suministrar datos que
esclarezcan los derechos discutidos y, en fin, para seguir
el juicio hasta su t6rmino.
Art. 9.-Dictado el fallo, quedara definitivamente
ejecutoriado, por el hecho de ponerse en conocimiento de
los referidos Enviados Extraordinarios y Ministros Ple-
nipotenciarios de las Altas Partes Contratantes. Desde
ese moment se tendrA por definitive y obligatoriamente
establecida la delimitaci6n territorial, de derecho, entire
ambas Repitblicas.
Art. 10.-En lo que no estA especialmente arreglado
por este Tratado, regirA el de 21 de Noviembre de 1901.
Art. 11.-Las ratificaciones de este Tratado, despu6s
que sea debidamente aprobado y ratificado por los Go-






JULIo 9 DE 1909 53

biernos y Legislaturas de ambos Estados, seran canjea-
das en La Paz 6 en Lima, sin dilaci6n alguna.
En fe de lo cual, los infrascriptos firman y sellan el
present Tratado hecho en double ejemplar, en la ciudad
de La Paz, a los treinta dias del mes de Diciembre del
afo de mil novecientos dos.

(L. S.) ELIODORO VILLAZ6N.
(L. S.) FELIPE DE OSMA.







ANTECEDENTES Y LAUDO ARBITRAL


Y por cuanto el Poder Legislativo aprob6 los actos
anteriores, en virtud de la ley que se copia a conti-
nuaci6n:


El: Congreso Nacional,

DECRETA:

Articulo inico.-Apru6base el Tratado de Arbitraje
entire Bolivia y el Peru, sobre demarcaci6n de Limites,
celebrado en esta ciudad, en treinta de Diciembre de mil
novecientos dos, entire el Ministro de Relaciones Exte-
riores de Bolivia, Dr. Eliodoro Villaz6n y el Excmo. En-
viado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario del
Peri en Bolivia, Dr. Felipe de Osma, con la salvedad
introducida en la aprobaci6n del tratado de veintitr6s
de Septiembre del mismo afio, relative d la clAusula pri-
mera.
Comuniquese al Poder Ejecutivo para los fines consti-
tucionales.

Sala de Sesiones del H. Congress Nacional.

La Paz, Octubre 19 de 1903.

ANIBAL CAPRILES.-VENANCIO GIM]ENEZ.
DEMETRIO F. DE C6RDOBA.
S. S.

FAUSTINO A. QUIROGA. CkSAR SALINAS.
D. S. D. S.






JULIO 9 DE 1909


Por tanto: y ejerciendo la facultad que la Constituci6n
Political confiere al Jefe del Estado en su articulo ochen-
ta y nueve, atribuci6n primera, ratifica el tratado pre-
inserto, empefia A su cumplimiento la fe y el honor
national y ordena se le tenga y cumpla como ley de la
Repfiblica.

Dada en el Palacio de Gobierno de la ciudad de La
Paz, sellada con el sello respective y refrendada por el
Ministro de Estado en el Despacho de Relaciones Exte-
riores, A los catorce dias del mes de Enero de mil nove-
cientos cuatro afios.

(L. S.) JOSE MANUEL PANDO.
(L. S.) JUAN M. SARACHO.







56 ANTECEDENTES Y LAUDO ARBITRAL


ACTA DE CANJE


En La Paz, A los nueve dias del mes de Marzo de mil
novecientos cuatro, se reunieron en el Ministerio de Re-
]acibnes Exteriores los Excmos. Sres. D. Claudio Pinilla
Ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, y D. Feli-
pe de Osma, Enviado Extraordinario y Ministro Plenipo-
tenciario del Peri*, y despu6s de lhaberse comunicado sus
Plenos Poderes, efectuaron el canje de las ratificaciones
del Tratado de Arbitraje sobre limits subscripto en es-
ta ciudad el 30 de Diciembre de 1902, dejando constan-
cia de que en virtud de la modificaci6n introducida en
el Tratado de 23 de Septiembre del mismo afo, las pa-
labras: < el articulo segundo del Tratado A cuyas ratificaciones
se refiere la present acta de canje, quedan reemplaza-
das por estas otras: < de frontera coincide con el rio Suches.,

En fe de lo cual los referidos Plenipotenciarios, extien-
den, firman y sellan la present acta en double ejem-
plar.
(L. S.) CLAUDIO PINILLA.
(L. S.) FELIPE DE OSMA.







JULIO 9 DE 1909


COMUNICACI6N Y ACEPTACI6N DEL ARBITRAJE


OFICIO

Del Ministro Plenipotenciario y E. E. de Bolivia recabando
del Gobierno Argentino la aceptaci6n del Arbitraje


Legaci6n de Bolivia.

Buenos Aires, Julio 6 de 1904.


Senior Ministro:

En cumplimiento de la misi6n que me ha encomendado
mi Gobierno, tengo el honor de diri'girme A V. E. pidi6n-
dole se digne recabar del Excmo. Sr. President de la
Rep-dblica, la aceptaci6n del cargo de Arbitro, juez de
derecho, para resolver la cuesti6n de limits pendiente
entire Bolivia y el Peri, conforme al Tratado subscripto
por ambas Cancillerias el 30 de Diciembre de 1902, apro-
bado y ratificado por los Poderes Pliblicos de ambos
paises y cuyo texto, en copia debidamente legalizada,
me es grato acompanar.
El Gobierno de Bolivia espera que el de la Repdblica
Argentina querrA prestar un nuevo servicio A la causa
de la paz y confraternidad americana, al aceptar esa
designaci6n y poner fin, con su justiciero fall, al largo li-
tigio substentado porlas Republicas de Bolivia y el Peri,
consolidando asi las amistosas relaciones que, felizmen-
te, existen entire ambos paises.







ANTECEDENTES Y LAUDO ARBITRAL


Con este motive, me es honroso renovar A V. E. las
protests de mi alta y distinguida consideraci6n.

(fdo.) J. M. ESCALIER.




A S. E. el Sr. Ministro Dr. Josd A. Terry Ministro
de Relaciones Exteriores.







OFICIO

Del Ministro Plenipotenciario y E. E. del Peril recabando
del Gobierno Argentino la aceptaci6n del Arbitraje


Legaci6n del Peril.

Buenos Aires, 6 de Julio de 1904.

Senor Ministro:

Los Gobiernos del Perf y Bolivia han convenido, en
el tratado que los respectivos Plenipotenciarios conclu-
yeron el 30 de Diciembre de 1902, en que la cuesti6n de
limits, que existe entire ambos Estados, sea sometida
A la decision arbitral del Gobierno de la Repiblica
Argentina.
Llenando el objeto de la Misi6n Especial que me ha
confiado mi Gobierno, y en Ejecuci6n del articulo 6. de
ese Tratado, cuya copia y la del acta de canje de sus
ratificaciones, asi como la del Tratado y ratificaciones






JULIO 9 DE 1909 59

A que ese y esta se refieren, van agregadas A esta nota,
tengo A honra dirigirme A V. E. pididndole que el Go-
bierno de V. E. se digne aceptar el cargo de Arbitro,
asuma la jurisdicci6n para el conocimiento, sustancia-
ci6n y decision de la controversial y establezca el proce-
dimiento que deba seguirse.
Al someter esa important cuesti6n al fallo del Go-
bierno de V. E., me es muy grato expresarle la satisfac-
ci6n con que el tnio celebr6 el tratado; la confianza en
que el de V. E. no excusarA la elevada misi6n que le
ofrecen dos pueblos hermanos; y los agradecimientos por
la singular prueba de s6lida amistad que ambos esperan
recibir del Gobierno Argentino con la aceptaci6n del
arbitraje.
Aprovecho Sr. Ministro esta oportunidad para reno-
var a V. E. las seguridades de mi mas alta y muy dis-
tinguida consideraci6n.

(fdo.) FELIPE DE OSMA.




Al Excmo. Sr. Dr. D. Josd A. Terry, Ministro de Re-
laciones Exteriores y Culto de la Repitblica Argen-
tina.







60 ANTECEDENTS Y LAUDO ARBITRAL




OFICIOS

Del Sr. Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de la
Repiublica Argentina, contestando las notas de los
Representantes de Bolivia y del Peril y aceptando el Arbitraje


Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

Buenos Aires, Julio 13 de 1904.


Sr. Dr. Josd Maria Escalier, E. E. y Ministro Pleni-
potenciario de Bolivia en Misi6n Especial.

He tenido el honor de recibir la nota de V. E. fecha
2 del present mes, en la cual dando cumplimiento A la
misi6n que le ha sido encomendada, se sirve pedirme re-
cabe del Excmo. Sr. President de la Repiblica la acep-
taci6n del cargo de Arbitro, juez de derecho, para resol-
ver la cuesti6n de limits pendiente entire Bolivia y el
Perl, conforme al Tratado suscripto el 30 de Diciembre
de 1902, aprobado y ratificado por los poderes pAblicos
de ambos paises, y cuyo texto, en copia debidamente le-
galizada, acompafia.
Agrega V. E. que el Gobierno de Bolivia espera que
el de la Repiblica Argentina querra prestar un nuevo
servicio a la causa de la paz y confraternidad americana,
al aceptar esa designaci6n y poner fin-con su fallo al lar-
go litigio sustentado por las dos Repiblicas de Bolivia y
el Peri, consolidando asi las amistosas relaciones que
felizmente existen entire ambos paises.
El Excmo. Sr. President de la Repiblica A quien he
dado conocimiento de la nota de V. E. se ha impuesto
con intima satisfacci6n de la forma encontrada por los







JULIO 9 DE 1909


Gobiernos de Bolivia y el Peri, para solucionar definiti-
vamente su controversial de limits y me encarga mani-
fieste a V. E. que el Gobierno Argentino acepta .compla-
cido el cargo de Arbitro con que se le inviste por el
Tratado de 30 de Diciembre de 1902, y que en la opor-
tunidad debida fijarA el procedimiento A seguirse. de
acuerdo con lo que el mismo establece.
Cumpliendo, ademAs las instrucciones del Excmo. Se-
for Presidente de la Rep-iblica, me es sumamente grato
expresar a V. E., que el Gobierno Argentino aprecia y
estima debidamente la inequivoca prueba de confianza
dispensada por dos naciones amigas, al buscar en su lau-
do arbitral la terminaci6n de una controversial que no
pudo solucionarse directamente, felicitandose que con
este acto se consagre una vez mas en esta parte de Ame-
rica, por dos pueblos de un mismo origen y de tradicio-
nes comunes, el principio del arbitraje, que es la political
international que ha sostenido en todo memento, y la
llamada en adelante A perdurar y hacerse efectiva entire
los paises civilizados.
Aprovecho esta oportunidad para saludar A V. E. con
las seguridades de mi consideraci6n mAs distinguida.


(fdo.) J. A. TERRY.







62 ANTECEDENTES Y LAUDO ARBITRAL


Repilblica Argentina
Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

Buenos Aires, Julio 13 de 1904.


Sr. Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotencia-
rio del Perut en Misi6n Especial, Dr. D. Felipe de
Osma.

He tenido el honor de recibir la nota de V. E. fecha 6
del present mes, en la cual se sirve comunicar que, los
Gobiernos del Periu y de Bolivia han convenido en el
Tratado, que los respectivos Plenipotenciarios concluye-
ron el 30 de Diciembre de 1902, cuyo texto y acta de
canje de las ratificaciones adjunta a la misma, en que la
cuesti6n de limits que existe entire ambos Estados, sea
sometida a la decision arbitral del Gobierno de la Repi-
blica Argentina.
Con tal motive, y en cumplimiento de la Misi6n Espe-
cial que le ha sido confiada, V. E. pide que el Gobierno
Argentino acepte el cargo de Arbitro, asuma la jurisdic-
ci6n para el conocimiento, sustanciaci6n y decision de la
controversial y establezca el procedimiento que deba se-
guirse.
El Excmo. Sr. President de la Repiblica a quien he
dado conocimiento de la nota de V. E., se ha impuesto
con intima satisfacci6n de la forma encontrada por los
Gobiernos del Peri y de Bolivia para solucionar defini-
tivamente su controversial de limits, y me encarga
manifieste A V. E. que el Gobierno Argentino acepta
complacido el cargo de arbitro con que se le inviste por
el tratado de 30 de Diciembre de 1902, y que en la opor-






JULIO 9 DE 1909


tunidad debida fijard el procedimiento & seguirse, de
acuerdo conlo que el mismo establece.
Cumpliendo, ademAs, las instrucciones del Excmo. Se-
fior Presidente de la Repitblica, me es sumamente grato
expresar A V. E. que el Gobierno argentino aprecia y
estima debidamente la inequivoca prueba de confianza
dispensada por dos naciones amigas al buscar en su
laudo arbitral la terminaci6n de una controversial que no
pudo solucionarse directamente, felicitandose que con
este acto se consagre una vez mis en e.sta parte de
Am6rica, por dos pueblos de un mismo origen y de tra-
diciones comunes, el principio del arbitraje que es la
political international que ha sostenido en todo moment
y la llamada en adelante A perdurar y hacerse efectiva
entire los paises civilizados.
Aprovecho esta oportunidad para saludar A V. E. con
las seguridades de mi consideraci6n mAs distinguida.


(fdo.)-J. A. TERRY.







ANTECEDENTES Y LAUDO ARB1TRAL


MENSAJE

A1 Honorable Congreso comunicindole la aceptaci6n del Arbitraje


Poder Ejecutivo Nacional.

Buenos Aires, Julio 13 de 1904.


Al Honorable Congreso de la Nacidn:

En el mensaje leido en el acto de la apertura de las
sesiones del actual period legislative, el Poder Ejecu-
tivo manifest A V. H. que el gobierno argentino habia
sido objeto de distinciones especiales de parte de gobier-
nos Sud-Americanos, mereciendo el honor de ser desig-
nado en calidad de arbitro para resolver las cuestiones
pendientes entire Bolivia y el Peri en su controversial de
limits.
Ahora cumple al P. E., dar cuenta A V. H. que los
representantes diplomAticos en misi6n especial de Boli-
via y el Peru recabaron del gobierno argentino la acep-
taci6n del cargo que se le ha conferido, como podrd
imponerse V. H. por las notas que en copia legalizada se
acompanan.
En merito de la prueba de confianza de que ha sido
objeto el gobierno argentino de parte de dos paises A los
que se hall ligado por vinculos de estrecha amistad, y
teniendo present, ademds, que el arbitraje es la political
seguida por la Repdblica Argentina en todas sus cuestio-
nes internacionales, no ha dudado en que debia asentir
al pedido hecho por las dos repdblicas hermanas y ami-
gas para solucionar definitivamente ese litigio.






JULIO 9 DE 1909


Por consiguiente, en el dia de la fecha ha dirigido a
los Sres. Representantes diplomaticos de Bolivia y el
Peri las notas que en copia adjunta, manifestandoles
que el Gobierno Argentino acepta complacido el cargo
de Arbitro con que se le inviste por el tratado de 30 de
Diciembre de 1902 y que en la oportunidad debida fijara
el procedimiento A seguirse de acuerdo con lo que el mis-
mo establece.
Dios guard A V. H.
(fdo.) JULIO A. ROCA.
(fdo.) Jost A. TERRY.







ANTECEDENTES Y LADDO ARBITRAL


OFICIos

De los Representantes de Bolivia y del Perd acusando recibo
de las notas por las que se comunica la aceptaci6n del Arbitraje


Legaci6n de Bolivia.

Buenos Aires, Julio 15 de 1904.

Sr. Ministro:

He tenido el honor de recibir la nota de V. E. fechada
el 13 del corriente mes, en la cual se sirve comunicarme
que el Excmo. Sr. President de la Repiblica se ha im-
puesto con satisfacci6n de la forma en que los Gobiernos
de Bolivia y el Per6, han resuelto terminar de una ma-
nera definitive su controversial de limits, afladiendo que
el Gobierno Argentino acepta complacido el cargo de
arbitro con que se le inviste por el tratado de 30 de
Diciembre de 1902, debiendo fijar, on su oportunidad,
el procedimiento que habrA de seguirse, de acuerdo con
lo que el mismo tratado establece. Agrega V. E. que el
Excmo. Sr. President, aprecia y estima, debidamente,
la inequivoca prueba de confianza, dispensada por dos
naciones amigas al buscar en su laudo arbitral la termi-
naci6n de un litigio que no pudo resolverse directamente
y que se felicita de que en este acto, se consagre una
vez mAs en la America del Sud, por dos pueblos del mis-
mo origen y de tradiciones comunes, el principio del Ar-
bitraje que el Gobierno argentino ha sostenido en todo
moment y que esta llamado en adelante a perdurar y
hacerse efectivo entire los paises civilizados.
En nombre del Gobierno y del pueblo boliviano, debo






JULIO 9 DE 1909


agradecer una vez mAs, al Excmo. Sr. President de la
Repdblica y A sus ilustrados colaboradores, por la nueva
prueba que ofrecen A las naciones de Am6rica, de su no-
ble interns por la paz, de su esfuerzo constant por hacer
triunfar el principio del arbitraje que debe ser ley y nor-
ma para concluir las mis dificiles y complicadas cues-
tiones entire pueblos hermanos. Su decision al aceptar un
cargo de tanta responsabilidad es una prueba mis de la
seguridad que tiene respect A la rectitud de su fallo y
de la confianza que 61 inspire A los paises interesados.
Al dar con este acto por terminada la honrosa misi6n
con que se ha servido favorecerme el Gobierno de Boli-
via, grato me es rendir mis homenajes de agradecimien-
to por las inequivocas demostraciones de particular de-
ferencia con que me han honrado el Exemo. Sr. Presi-
dente de la Republica, su digno Ministro de Relaciones
Exteriores, los altos funcionarios del Estado y la culta
y distinguida sociedad de esta capital.
En esta iltima ocasi6n reitero A V. E. las seguridades
de mi mAs distinguida consideraci6n y estima.


(fdo). J. M. ESCALIER.







ANTECEDENTES Y LAUDO ARBITRAL


Excmo. Sr. Dr. Jose A. Terry, Ministro de Relaciones
Exteriores y Culto.

Legacidn del Peri.
Buenos Aires, 15 de Julio de 1904.

Senor Ministro:

He tenido A honra recibir la atenta nota de V. E. fe-
cha 13 del actual, en la que V. E. se sirve comunicarme,
por encargo de S. E. el Presidente de la Repiblica, que
el Gobierno Argentino acepta el cargo de Arbitro con
que se le inviste por el tratado peruano-boliviano de 30
de Diciembre de 1902, y que oportunamente fijarA el
procedimiento A seguirse, de acuerdo con lo que 41 mis-
mo establece.
Mi Gobierno, Sr. Ministro, agradece profundamente
al de V. E. que se haya dignado aceptar el cargo de
Arbitro para resolver la important cuesti6n territorial
que el Perl y Bolivia, dando prueba de la legitima
confianza que inspiran la justificaci6n del Gobierno Ar-
gentino y la elevaci6n de su political international, han
sometido A su fa'llo definitive 6 inapelable, por el cual
no solo terminarA la controversial que sostienen dos
pueblos del mismo origen y tradiciones comunes, sino se
afianzarA el principio del arbitraje, y se estrecharA mAs
la cordial amistad que los une con ]a Rep6blica Argen-
tina.
Rogando A V. E. que se digne trasmitir A S. E. el
President de la Repiblica los agradecimientos de mi
Gobiorno y que V. E. A la vez so sirva aceptarlos, me es
muy grato renovarle las seguridades de mi mAs alta y
muy distinguida consideraci6n.
(fdo.) FELIPE DE OSMA.







JULIO 9 DE 1909 69




NOTA DE LA COMISION ASESORA


A S. E. el Sr. Ministro de Relaciones Exteriores y Culto,
Dr. Victorino de la Plaza.


Buenos Aires, Julio 1.* de 1909.

Senor Ministro:

En las repetidas reuniones celebradas con S. E. el Se-
fior Presidente de la Repiblica, y con V. E. para tratar
la cuesti6n de limits pendiente entire el Perl y Bolivia,
sometida al fallo arbitral del Gobierno Argentino, hemos
tenido oportunidad de exponer ampliamente las razones
que impiden adoptar una f otra de las lines fronterizas
sustentadas por las Altas Partes en litigio.
Los alegatos, replicas y tachas presentados por los se-
fiores M inistros de ambas Replblicas en defense de sus
respectivas doctrinas, Ilenos de erudici6n y notables por
sn mnrito hist6rico y juridico, han colocado el debate a la
altura que correspond y permitido analizar los funda-
mentos en que se apoyan, con la copia de datos necesa-
rios para former juicio definitive.
Despues de estudiados, hemos llegado A la conclusion
de que las leyes de la Recopilaci6n de Indias, las C6culas
y Ordenes reales, las Ordenanzas de Intendentes, los actos
diplomAticos relatives A la demarcaci6n de fronteras, los
mapas y descripciones oficiales, y, en general, los docu-
mentos con carActer official, dictados para dar el verda-
dero significado y ejecuci6n A dichas disposiciones reales,
no definen de una manera clara y precisa el dominion de
los territories disputados, de modo que el Gobierno Ar-






ANTECEDENTES Y LAUDO ARBITRAL


gentino, de acuerdo con la cl&usula 4 del Tratado de
Arbitraje, cuyas ratificaciones fueron canjeadas en La
Paz, en 9 de Marzo de 1904, debe resolve equitativamente, aproximAndose en lo possible al signifi-
cado de aqu6llas, y al espiritu que las hubiese informado.>,
Las consideraciones de hecho y de derecho que dete-
nidamente hemos expuesto al Exemo. Sr. President y
A V. E., nos inducen a pensar que la line que mAs se
amolda A esos recaudos y que mejor consult los antece-
dentes del debate, es la siguiente:
Partiendo del ra coincide con el rio Suches,, la linea de demarcaci6n
territorial entire ambas RepAblicas cruzara el ]ago del
mismo nombre, hasta el cerro de Palomani Grande, desde
donde seguira hasta las lagunas de Yaguayagua, y por el
rio de este nombre llegarA al rio de San Juan del Oro 6
Tambopata. Continuard por la corriente de este rio Tam-
bopata, aguas abajo, hasta encontrar la desembocadura
del rio Lanza 6 Mososhuaico. Desde la confluencia del
rio Tambopata con el rio Lanza, la line de demarcaci6n
irA A encontrar la cabecera occidental del rio Abuyama
6 Heath, y seguird por este, aguas abajo, hasta su desem-
bocadura en el rio Amarumayu 6 rio Madre de Dios. Por
el thalweg del rio Madre de Dios bajarA la frontera hasta
la boca del Toromonas, su afluente de la margen dere-
cha. Desde esta confluencia del Toromonas con el Madre
de Dies, se trazarA una line recta que vaya A encontrar
el punto de intersecci6n del rio Tahamanu con la longi-
tud de 690 (sesenta y nueve grades) oeste de Greenwich,
y siguiendo ese meridiano la linea divisoria se prolongara
hacia el norte hasta encontrar el deslinde de la sobera-
nia territorial de otra naci6n que no sea parte en el Tra-
tado de Arbitraje de 30 de Diciembre de 1902.
Los territories situados al oriented y al sur de la line
de demarcaci6n que queda sefialada, corresponde a la






JULIO 9 DE 1909


Rep6blica de Bolivia y los territories situados al occi-
dente y al norte de la misma linea, correspondent A la
Republica del Perd.
Fundados, pues, en tales consideraciones, entendemos
que la linea indicada puede considerarse como la que
rnAs se aproxima al deslinde que en 1810 separaba la
jurisdicci6n y distrito de la antigua Audiencia de Char-
cas, dentro de los limits del Virreinato de Buenos Aires,
en la jurisdicci6n del Virreinato de Lima; y en desempefio
de la misi6n que nos fu6 encomendada por los decretos
de 20 de Octubre 1904, 20 de Marzo de 1906 y 13 y 27
de Diciembre de 1907, aconsejamos al Gobierno de
V. E. la sancione como frontera entire las repiblicas de
de Bolivia y del Peri, para poner termino A la trasce-
dental controversial de vecindad mantenida entire esas
dos naciones.
Con este motive nos es grato saludar al Sr. Ministro
con nuestra mAs distinguida consideraci6n.

(fdos.) ANTONIO BERMEJO.-CARLOS RODRiGUEZ
LARRETA.-MANUEL. A. MONTES DE OCA.
-Horacio Beccar Varela, Secretario.







ANTECEDENTES Y LAUDO ARBITRAL


CONTESTACI6N

Del Sr. Ministro de Relaciones Exteriores y Culto a la nota
de la Comisi6n Asesora


Buenos Aires, Julio 8 de 1909.


Senores liembros de la Comisi6n Asesora Arbitraje
Argentino Limites entire Perf? y Bolivia.

SENORES:

Cumplo con el grato deber de acusar recibo A la nota
de los Sres. que forman esa digna Comisi6n, de fecha 1.
de Julio, entregada en este Ministerio juntamente con
los documents relatives al Laudo Arbitral A que ella se
refiere, y de manifestarles con tal motive el expresivo
encargo que he recibido del Excmo. Sr. President de la
Repiblica, de comunicarles el alto aprecio que ha hecho
del important studio realizado por esa Comisi6n, en el
desempefo de la cual han puesto toda su asiduidad,
competencia 6 integridad reconocidas.
La tarea ha sido ardua por lo. escabroso y complicado
del asunto, por la voluminosa documentaci6n aducida
por las parties contendientes, la diversidad y disparidad
de mapas y cartas geogrAficas que han debido examiner
y confrontar; y en fin, para former y concertar un cri-
terio com6n como base de soluci6n en tan complicada
material, sobre la cual las Altas Partes por si, no habian,
podido llegar A un acuerdo 6 avenimiento para trazar
sus limits respectivos, ya fuesen sobre confines eviden-
temente demarcados segin sus titulos 6 sobre una linea







JULIO 9 DE 19)09


conventional que pusiera tOrmino A la prolongada con-
tienda que, de tantos aios atras, las tenia divididas.
El Arbitro se da clara cuenta de today la laboriosidad,
acierto y sentido de equidad que debia predominar en
el imparcial espiritu de los Sres. Asesores, por cuanto ni
los titulos, ni toda la conglomeraci6n de antecedentes
producidos por los contendientes, se prestaban en sus
sintesis al trazado de una linea Stricto-Jure, para com-
binar un deslinde que aproxiniAndose en cuanto fuera
prActicamente possible a las pretenisones de las parties y
A la documentaci6n, fuentes hist6ricas y dalos geogrAfi-
cos en que las sustentaran, causando el menor agravio
A las gestiones respectivas, se amoldara. mayormente
con los dictados del sano sentido, en medio de tanta
confusion, y de una prudent equidad, como soluci6n de
los derechos en conflict.
Debian los Asesores inspirarse al mismo tiempo en el
culminante interns de levantar bien en alto el prestigio
del arbitraje como un medio civilizado y decoroso de
dirimir las contiendas internaciona.les, y de poner en
evidencia la imparcialidad y discreci6n del Gobierno de
su patria, al desempefiarse en una funcidn, que si bien
es ardua v Ilena de dificultades, se la sirve como una
desinteresada contribuci6n a los fines de paz y concor-
dia entire las Naciones; y la cultural humana sabe apre-
ciar tales actos de especial consideraci6n.
Los Sres. Asesores se han conducido con la altura que
era de esperarse, y al comunicarles el reconocimiento y
apreciaci6n del Excmo. Sr. President, me es grato
agregar los sentimientos de mi mayor consideraci6n.
Me complazco en saludar atentamente a los Sres. de
la Comisi6n Asesora.
(fdo.) V. DE LA PLAZA.







'4 ANTECEDENTES Y LAUDO ARBITRAL


EL LAUDO


Jos6 Figueroa Alcorta, Presidente de ]a Naci6n Ar-
gentina.

POR CUANTO:

Nombrado el Gobierno de la Repiblica Argentina en
calidad de Arbitro, Juez de derecho, para dirimir la cues-
ti6n de limits pendiento entire las Repfblicas de Bolivia
y el Perfl, con arreglo al Tratado de Arbitraje celebrado
en la ciudad de La Paz, A los treinta dias del mes de
Diciembre del afo mil novecientos dos, canjeado en la
misma ciudad A los nueve dias del mes de Marzo de mil
novecientos cuatro.
Animado del prop6sito de corresponder A la confianza
depositada en este Gobierno por los de ambas Repfibli-
cas tan intimamente vinculadas A la Argentina por su
origen, sus tradiciones y sus destinos, fu6 nombrada una
Comisi6n Asesora, actualmente compuesta de los sefiores:
Dr. D. Antonio Bermejo, Presidente de la Corte Suprema
de Justicia de la Naci6n, ex Ministro de Justicia 6 Ins-
trucci6n PAblica y ex Plenipotenciario en la Conferen-
cia Internacional Americana de Mexico; Dr. Manuel
Augusto Montes de Oca, ex Ministro de Relaciones Exte-
riores y ex Asesor del Gobierno Argentino en el arbitra-
je con la Rep6blica de Chile; Dr. D. Carlos Rodriguez
Larreta, ex Ministro de Relaciones Exteriores, ex Pleni-
potenciario en la Segunda Conferencia de La Paz y
Miembro de la Corte Permanente de Arbitraje de La
Haya, actuando como Secretario el Dr. D. Horacio
Beccar Varela. Esta Comisi6n debia fijar el procedimien-







JULIO 9 DE 1909


to A seguirse en la substanciaci6n del juicio arbitral, reci-
bir las exposiciones, alegatos y pruebas de las Altas
Partes Contratantes y asesorar al Arbitro en la soluci6n
de la cuesti6n de limits sometida A su decision.

RESULTANDO:

Que esa Comisi6n, despu6s de haber cambiado ideas
con los Sres. Ministros Representantes del Pert y de Bo-
livia estableci6 las reglas de procedimiento que debian
observarse, y de conformidad con esas reglas fueron pre-
sentadas las respectivas exposiciones, replicas, pruebas
y tachas, las que han sido detenidamente estudiadas por
la Comisi6n.
Que seginla defense de la Repiblica de Bolivia, la
linea divisoria debe correr:

< cruza el lago de este mismo nombre en todo su largo,
sube A la cordillera por Palomani-tranca y por Palomani-
cunca hasta el pie (pico) de este mismo nombre que es el
mAs alto de los nevados de esa region. Desciende A la
vertiente oriental por los mojones de Yaguayagua,
Huajra y Lurirni que marcan la posesi6n de ambas Re-
piblicas. Continuia al moj6n de Hichocorpa en la serra-
nia de este nombre y desciende por el rio Corimayo hasta
el rio San Juan del Oro 6 de Tambopata, y por el curso
de este rio aguas abajo, hasta su confluencia con el Lanza.
De este punto se dirige A la boca del Chunchusmayo
sobre el rio Inambari, y sigue por 6ste aguas abajo, hasta
su confluencia con el Marcapata. Sube por 6ste hasta el
limited de la antigua provincia de Pauca.rtambo y por
estos limits hasta el lugar conocido colonialmente con
el nombre de Opatari, en la confluencia de los rios Tono
y Pifipifi. Continuando por los confines de la provincia






ANTECEDENTES Y LAUDO ARBITRAL


de Urubamba y por el rio Yanatile entra al rio Urubam-
ba, cuyas aguas sigue hasta el punto de su confluencia
con el Ucayali de donde se dirige a las vertientes del
Yavary por la margen derecha de aquel rio>. (Alegato
de Bolivia, pagina 313).

Que ]a defense de ]a Repiblica del Peri sintetiza su
demand en los siguientes t6rminos:

ge A sefialar los distritos de Charcas y del virreinato de
Lima, en esta forma:

1. La audiencia de Charcas del Virreinato de Buenos
Aires, en mil ochocientos diez, se extendia en lo que se
refiere al present juicio, desde el lugar en que debe con-
cluir la demarcacidn de la frontera peruano-boliviana,
conform al Tratado de veintitr6s de Septiembre de mil
novecientos dos, por la linea de la division de las aguas
del Tambopata y del Tuiche hasta las cabeceras del Ma-
didi; seguia por el curso de este rio hasta su desemboca-
dura en el Beni; y continuaba al oriented hasta encontrar
el rio de la Exaltaci6n 6 Yruyani, cuyo curso, y el del
rio Mamor6 hasta la boca del Guapor6 6 Itenes eran la
parte terminal de la line divisoria.
2. Los territories que demoran al norte y noroeste de
esa linea hasta la frontera del Portugal pertenecian al
Virreinato del Peru en 1810>. (Exposici6n de la Repd-
blica del Peru, volume I, pagina 3 y volume II, pagi-
na 259).

Y CONSIDERANDO :

Que con arreglo al articulo 1. del Tratado de arbi-
traje: ,Las Altas Partes Contratantes someten al juicio
y decision del Gobierno de la Repiblica Argentina en




Full Text
Package Processing Log
.logFileName { font-size:x-large; text-align:center; font-weight:bold; font-family:Arial }
.logEntry { color:black; font-family:Arial; font-size:15px; }
.errorLogEntry { color:red; font-family:Arial; font-size:15px; }
.completedLogEntry { color:blue; font-family:Arial; font-size:15px; }
Package Processing Log
2/28/2013 9:33:57 AM Error Log for AA00013088_00010 processed at: 2/28/2013 9:33:57 AM
2/28/2013 9:33:57 AM -
2/28/2013 9:33:57 AM The 'level' attribute is not declared.
2/28/2013 9:33:57 AM The 'order' attribute is not declared.
2/28/2013 9:33:57 AM -