Tratados, convenciones, protocolos,

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Tratados, convenciones, protocolos,
Physical Description:
11 v.28 cm
Language:
Spanish
Creator:
J. A. Alsina
Publication Date:

Notes

General Note:
Congresses and conventions.Argentina Foreign relations.Argentina Foreign relationsTreaties.
General Note:
Centeno, Francisco.Argentina.Ministerio de relaciones exteriores y culto.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
UF Latin American Collections
Rights Management:
All rights reserved by the source institution.
Resource Identifier:
aleph - 23485808
oclc - 183412884
System ID:
AA00013088:00008


This item is only available as the following downloads:


Full Text













TRATADOS,

CONVENCIONES, PROTOCOLOS, ACTOS
Y ACUERDOS INTERNACIONALES









































































































- I







REPCfBLICA ARGENTINA


TRATADOS,


CONVENCIONES, PROTOCOLOS, ACTOS


Y ACUERDOS INTERNACIONALES


PUBLICATION OFFICIAL


TOMO VIII












BUENOS AIRES
IMPRENTA Y CASA EDITOR 'JUAN A. ALSINA
259 CALLE ALBERTI 259
1912












(














INDICE





ESPANA

PAG.

1820. Diciembre 6.-Comunicaciones con la Comisi6n Regia.... 5
1823. Julio 4.-Convenci6n preliminary de paz entire los Gobiernos
de S. M. C. y de las Provincias Unidas del Rio de la Plata. 23
1857. Abril 29.-Convenci6n Consular con Espafna............. 36
1857. Abril 29.-Tratado con Espania relative al reconocimiento
de la Independencia ................................. 50
1859. Julio 9.-Tratado de reconocimiento, Pazy Amistad con Es-
pafa. (Substituido por el de 21 de Septiembre de 1863).... 60
1863. Septiembre 21.-Tratado definiti-o de reconocimiento, Paz
y Amistad con Espafa. (VWasa la Declaraci6n de 23 de
E nero de 1871)...................................... 71
1866. Octubre 24.-Protocolo con el Ministro de Espafia para ce-
lebrar una Convenci6n Consular ........... .......... 83
1869. Julio 17.-Declaraci6n estableciendo la reciprocidad para la
intervenci6n de los C6nsules en las sucesiones ab intestato
de sus nacionales ................................... 85
1871. Enero 23.-Declaraci6n sobre el alcance del articulo 5." del
Tratado de 21 de Septiembre de 1863, con motive de la
ley sancionada por el Congreso Argentino, el 22 de Sep-
tiembre de 1870 .................................... 97
1881. Mayo 7.-Tratado de Extradici6n con Espafia.......... 102
1884. Junio 20.-Convenio entire la Repiblica y Espana para
canje de publicaciones oficiales sobre Derecho Internacio-
nal y Legislaci6n comparada......................... 113
1902. Enero 28.-Tratado de Arbitraje con Espafla. (No fu6 san-
cionado por el Congreso)............................. 115








- VI -


PAG.

1902. Septiembre 17.-Convenio sobre diligenciamiento de exhortos 118
1903. Septiembre 17.-Tratado de Arbitraje con Espafia. (No fu6
sancionado por el H. Congress) ...................... 124




ESTADOS UNIDOS DE AMIERICA


1822. Marzo 8.-Reconocimiento de la Tndependencia de la Rep6-
blica Argentina por los Estados Unidos de America..... 135
1853. Julio 10.-Tratado con los Estados Unidos de America para
la libre navegaci6n del los rios Parana y Uruguay...... 143
1853. Julio 27.-Tratado de Amistad, Comercio y Navegaci6n con
los Estados Unidos de America. (VWase el Negociado de
23 de Junio de 1884 y clausula complementaria de 25 de
Junio de 1885) ..................................... 151
1865. Agosto 1."-Protocolo sobre indemnizacidn al ciudadano
americano Sim6n Ernhetal ........................... 161
1871. Julio 27.-Convenci6n Postal entire la Repiblica Argentina
y los Estados Unidos de America..................... 163
1884. Enero 2.-Convenio entire la Repdblica Argentina y los
Estados Unidos para aumentar los limits de peso y las
dimensions de los paquetes de muestras de mercaderias
canjeadas por via del correo entire los dos Paises........ 172
1884. Junio 23.-Articulo sobre arrest, detenci6n y custodia de
los desertores de buques mercantes, adicional al Tratado
de Amistad, Comercio y Navegaci6n de 27 de Julio de 1853. 174
1885. Junio 25.-ClIusula complementaria del Convenio de 23 de
Junio de 1884, sobre arrest, detenci6n y custodia de los
desertores de buques mercantes ....................... 177
1895. Febrero 26.-Canje de publicaciones oficiales con los Esta-
dos Unidos de America.............................. 179
1896. Septiembre 26.-Tratado de Extradici6n con los Estados
Unidos de America ................................. 184
1899. Julio 10.-Convenci6n Comercial con los Estados Unidos de
AmBrica......................................... 199









-- VII --


PAG.

1908. Diciembre 23.-Convenio de Arbitraje con los Estados
Unidos de America .................................. 208
1909. Agosto 9.-Convenci6n de naturalizaci6n con los Estados
Unidos de America ................. ................ 211





FRANCIA



1840. Octubre 29.-Convenci6n entire la Francia y el Gobierno de
la Provincia de Buenos Aires, encargado de las Relacio-
nes Exteriores de ia Confedera ci6n Argentina, sobre indem-
nizaciones y levantamiento del bloqueo ................ 219
1850. Agosto 31.-Convenci6n para restablecer las perfectas rela-
ciones de Amistad entire la Repiiblica Argentina y la
Francia........ ................................... 229
1853. Julio 10.-Tratado para la libre navegaci6n de los rios Pa-
rana y Uruguay, entire la Confederaci6n Argentina y
S. M. el Emperador de los Franceses. (VWase la Conven-
ci6n de Comercio de 10 de Agosto de 1892)............. 234
1858. Agosto 21.-Convenci6n celebrada con Francia sobre recla-
maciones de sibditos franceses ....................... 242
1864. Enero 25.- Protocolo de arreglo de pago de la deuda reco-
nocida por la Provincia de Buenos Aires, por perjuicios
de sibditos franceses, que pas6 a cargo de la Naci6n.... 253
1883. Diciembre 22.--Convenio entire la Repidblica Argentina y el
Gobierno Frances para aumentar los limits de peso y
las dimensions de paquetes de muestras de mercaderias
canjeados por via del correo entire los dos Paises........ 255
1884. Junio 18.-Protocolo relative a la perdida de la barca fran-
cesa Jeanne Am6lie................................ 257
1889. Febrero 26.-Protocolo con Francia sobre sucesiones ab
intestato> .......................................... 258
1892. Agosto 10.-Convenci6n de Comercio Adicional al Tratado
con Francia de 10 de Julio de 1853 .................... 261








- VIII -


PAe.

1910. Septiembre 5.-Arreglo con Francia sobre fundaci6n en la
Sorbonne de una catedra de historic political y econ6mica
de la Repfiblica Argentina........................... 267
1910. Septiembre 7.-Convenci6n de Arbitraje con Francia (pen-
diente de la sanci6n del H. C.) ........................ 269




GRAN BRETANA


1823. Diciembre 15.-Reconocimiento de la Independencia de la
Repuiblic Argentica por S. M. B ...................... 277
1825. Febrero 2.-Tratado de Amistad, Comercio y Navegaci6n,
celebrado entire las Provincias Unidas del Rio de la Plata
y S. M B .......................................... 278
1839. Mayo 24.- Tratado entire la Gran Bretafa y la Confedera-
ci6n Argentina, para la abolici6n del trAfico de esclavos. 289
1849. Noviembre 24.-Convenci6n para restablecer las perfectas
relaciones de amistad entire la Confederaci6n Argentina
y S. M. B ......................................... 319
1853. Julio 10.-Tratado para la libre navegaci6n de los rios
Parana y Uruguay, entire la Confederaci6n Argentina
y S. M. B ........................................... 327
1858. Agosto 21.-Convenci6n celebrada con la Gran Bretana
sobre reclamos de siibditos ingleses ................... 334
1864. Enero 25.-Protocolo para el arreglo del pago de la deuda
reconocida por la Provincia de Buenos Aires, por perjui-
cios a sdbditos britAnicos, que pas6 a cargo de la Naci6n.. 348
1864. Julio 15.-Protocolo para arreglar la manera de definir las
reclamaciones presentadas al Gobierno Argentino por el
de S. M. B., con motive del decreto de 13 de Febrero
de 1845 ........................................... 350
1865. Enero 18.-Protocolo sometiendo al arbitraje del Presidente
de Chile, las reclamaciones britAnicas, por causa del
Decreto de 13 de Febrero de 1845. (VWase aSentencias
arbitrales). ........................................ 352








- I -


PIo.

1884. Junio 10.-Convenio entire los Gobiernos de la Repiblica
Argentina y de la Gran Bretafia para aumentar los limits
de peso y las dimensions de los paquetes de muestras de
mercancias canjeadas por via del correo entire los dos
paises............................................. 353
1889. Mayo 22.-Tratado de Extradici6n con la Gran Bretana... 355
1889. Junio 28.-Convenci6n con el Reino Unido de ]a Gran Bre-
tafla para el intercambio de encomiendas postales. (V6ase
el articulo adicional quo sigue) ........................ 369
1895. Noviembre 12.-Articulos adicionales A la Convenci6n de 28
de Junio de 1889, celebrada entire la Repdblica Argentina
y la Gran Bretaia ................................... 390
1910. Marzo 31.-Convenio de Arbitraje con la Gran Bretana.
(Pende de la sanci6n del H. Congreso)................. 393



ITALIA

1837. Mayo 12.-Reconocimiento de la Independencia de la Repdi-
blica Argentina por S. M. el Rey de Cerdeia........... 403
1855. Septiembre 21-Tratado de Amistad, Comercio y Navega-
ci6n, entire la Confederaci6n Argentina y S. M. el Rey de
Cerdena. (V6ase el Protocolo de 23 de Junio de 1868 y
Convenci6n de 1.0 de Junio de 1894)................... 412
1857. Enero 13.-Convenci6n sobre inmigraci6n con S. M. el Rey
del Reino de las Dos Sicilias ......................... 424
1858. Agosto 21.-Convenci6n con S. M. el Rey de Cerdefa, sobre
reclamos de sdbditos sardos.......................... 434
1864. Mayo 3.-Protocolo para el arreglo de pago de la deuda
reconocida por la Provincia do Buenos Aires, por perjuicios
A sabditos italianos, que pas6 A cargo de la Naci6n...... 452
1865. Octubre 7.---Protocolo sobre la capture de tres buques mer-
cantes italianos con efectos para el Gobierno del Paraguay. 454
1868. Junio 23.-Protocolo para la pr6rroga del Tratado de
Amistad, Comercio y Navegaci6u entire la RepAblica Ar-
gentina y la Italia, celebrado en 21 de Septiembre de 1855. 456











PAG.


1868. Julio 25.-Tratado de Extradici6n con S. M. el Rey de Italia. 464
1876. Diciembre 2.-Declaraci6n sobre canje de publicaciones
oficiales con el Reino de Italia, en material estadistica, ad-
ministrativa y cientifica. (Vease el Convenio de 20 de
Junio de 1885)....................................... 475
1885. Junio 20.-Convenio con el Reino de Italia sobre canje de
publicaciones de los Poderes Legislativo y Ejecutivo.... 477
1885. Diciembre 28.-Convenci6n consular con Italia........... 479
1886. Junio 16.-Convenci6n de Extradici6n con Italia. (Vease el
SProtocolo de 9 de Junio de 1904) ...................... 494
1887. Agosto 1.-Convenci6n con Italia para la reciproca ejecu-
ci6n de las cartas rogatorias y de las sentencias......... 507
1890. Mayo 29.-Canje de actas de defunciones con Italia....... 514
1894. Junio 1."-Convenci6n con Italia referente al tratamiento de
la Naci6n mAs favorecida y Protocolo de 31 de Enero
de 1895............................................ 517
1904. Junio 9.-Protocolo poniendo en armonia la Convenci6n de
Extradici6n de 16 de Junio de 1886, con el C6digo Penal
Italiano. ......................... .................. 524
1907. Septiembre 18.-Tratado General de Arbitraje entire la
Ropdblica Argentina 6 Italia.......................... 527





















ESPANA
















ESPANA


1820. Diciembre 6.-Comunicaciones con la Comisi6n Regia.


1823. Julio 4.-Convenci6n preliminary de Paz entire los Gobiernos
de S. M. C. y de las Provincias Unidas del Rio de la
Plata.


1857. Abril 29.-Convenci6n Consular con Espana.


1857. Abril 29.-Tratado con Espafa relative al reconocimiento
de la Independencia.


1859. Julio 9.-Tratado de reconocimiento, Paz y Amistad con Es-
pafa. (Substituido por el de 21 de Septiembre de 1863).


1863. Septiembre 21.-Tratado definitive de reconocimiento, Paz
y Amistad con Espafa. (VYase la Declaraci6n de 23 de,
Enero de 1871).


1866. Octubre 24.-Protocolo con el Ministro de Espana para ce-
lebrar una Convenci6n Consular.


1869. Julio 17.-Declaraci6n estableciendo la reciprocidad para
la intervenci6n de los C6nsules en las sucesiones ab-
intestato de sus nacionales.








ESPARA


1871. Enero 23.-Declaraci6n sobre el alcance del articulo 5.0 del
Tratado de 21 de Septiembre de 1863, con motive de
la ley sancionada por el Congreso Argentino, el 22 de
Septiembre de 1870.


1881. Mayo 7.-Tratado de Extradici6n con Espana.


1884. Junio 20.-Convenio centre la Repuiblica y Espafa para
canje de publicaciones oficiales sobre Derecho Interna-
cional y Legislaci6n comparada.


1902. Enero 28.-Tratado de Arbitraje con Espana. (No fu6 san-
cionado por el Congreso).


1902. Septiembre 17.-Convenio sobre diligenciamiento de ex-
hortos.


1903. Septiembre 17.-Tratado de Arbitraje con Espafia. (No fu6
sancionado por el H. Congress).














COMUNICACIONES CON LA COMISI6N REGIA


Adjunto A V. S. copias certificadas de la comunica-
ci6n, que con fecha 4 del present (equivocado Noviem-
bre) ha recibido la Honorable Junta de la Legaci6n
Espanola, y de la contestaci6n, que con ]a del dia ha
acordado darle; para conocimiento de ese Gobierno, y
que sin perjuicio las made publicar por la prensa, para
inteligencia del pdblico, dirigiendoles A aquellos con
prontitud el pliego de contestaci6n.
Dios guard a V. S. muchos afios.

Sala de Sesiones en Buenos Aires, y Diciembre 6
de 1820.--IGNACIO CORREA, Presidente.-Dr. Esteban
Agustin Gazcdn, Vocal Secretario.




Sr. Gobernador sustituto de la Provincia Coronel Mayor
D. Mdrcos Balcarce.







COMUNICACIONES CON LA COMISI6N REGIA


Lagaci6n Espafola.


Ansioso el Sr. D. Fernando S6ptimo, Rey Constitu-
cional de las Espafas, de acreditar de la manera mas
pTblica y solemne la sinceridad, con que anhela acelerar
la terminaci6n de las diferencias existentes entire indivi-
duos de una propia familiar, y de procurar dejar s6lida-
mente cimentada la concordia general, tuvo A bien
cometer A nuestro celo el honroso encargo de cooperar
a tan laudables y patri6ticos intentos, autorizAndonos
competentemente para ello en representaci6n de su
augusta persona.

En su consecuencia y A fin de que pueda tener su
cumplido efecto una gesti6n de tamafna gravedad, y
notoria conveniencia reciproca, con toda la independen-
cia y seguridad indispensables y por los medios recono-
cidos, garantias y reglas adoptadas por todos los pue-
blos cultos; esperamos confiadamente, que en puntual
observancia y conformidad de semejante practice, se
servirA V. H. library el correspondiente, y mAs amplio
salvo conduct revestidos de las solemnidades y garan-
tias necesarias, para que, declarada la inviolabilidad de
nuestras personas, papeles y equipajes, y las inmunida-
des y demAs privilegios que prescribe el derecho de
gentes en tales casos, nos podamos considerar en un
todo asegurados bajo del sagrado de la fe piblica como
legados del Rey Constitucional de las Espafias, y desem-
barcar con nuestros criados y equipajes de abordo del
bergantin de la armada national el Aquiles al mando
del teniente de navio de la misma D. Pedro Hurtado de
Corcuera, y pasar A alojarnos, y residir con plena liber-
tad y seguridad en la ciudad de la Santisima Trinidad
de Buenos Aires, durante el espacio de tiempo, que fue-







DICIEMBRE 6 DE 1820 7

re necesario para tratarse y ser llevado al cabo este
important negocio; debi6ndose especificar precisamen-
te en dicho salvo conduct, para el inesperado caso de
interrumpirse los tratados entablados, un plazo c6modo
dentro del cual haya de realizar la Comisi6n Regia su
embarque, y seguro regreso maritime bajo del sagrado
de la fe piblica, con bandera parlamentaria, y en los
propios t6rminos, en que se la hubiese librado el salvo
conduct para su residencia en tierra.
Asi mismo se ha de servir V. H. declarar con igual
solemnidad comprendido en el salvo conduct general
(6 bien library al efecto otro particular) al precitado ber-
gantin de la armada national Aquiles, A fin de que el
buque, comandante, oficialidad, y tripulaci6n sean en
un todo respetados, y gocen seguridad durante su
permanencia en el Rio de la Plata, y navegaci6n de
vuelta, A Europa, 6 A donde la Comisi6n Regia tuviese
por convenient expedirlo. Persuadidos que V. H. lleva-
do del mAs vivo 6 igual deseo del bien comin se apresu-
rarA A prestarse A la regularidad del paso preliminary,
que hemos juzgado indispensable en el present caso, y
en espera de su correspondiente determinaci6n, queda-
mos con toda consideraci6n rogando a Dios que guard
A V. H. muchos afios.

Bergantin Aquiles A la ancla en el fondeadero de
Buenos Aires, a 4 de Noviembre de 1820.--E1 Coronel
del ej6rcito.--Manuel Herrera.-El Secretario del Rey
Tomds de Comyn.-Coronel de Artilleria, Feliciano del
Rio.-El CapitAn de fragata, Manuel Martin Mateo.


Muy Honorable Junta de Representantes de la Provincia
de Buenos Aires.







COMUNICACIONES CON LA COMISI6N REGIA


Junta de Representantes.


Sala de Sesiones de la Honorable Junta Provincial
en Buenos Aires y Diciembre 6 de 1820.

Nada seria mas grato A esta Honorable Junta para
terminar las diferencias existentes entire esta parte de
America y el Gobierno de Espafa, como el otorgar A
V., S,. el amplio salvo conduct, que en su comunicaci6n
del dia 4 del que corre (equivocado Noviembre) solicitan
en favor de sus personas, equipaje, y criados no menos
que del bergantin de la armada El Aquiles, su coman-
dante, oficialidad y tripulaci6n revestidos de las solemni-
dades, y garantias necesarias, con la inviolabilidad de
sus papeles para pasar A alojarse y residir con plena
libertad, y seguridad en esta ciudad, durante el espacio
del tiempo, que fuese necesario para tratar, y llevar a
cabo el important negocio de su misi6n, si lo permitie-
ran los mejores principios del derecho de gentes, las
reglas adoptadas para todos los pueblos cultos, y la cali-
dad parlamentaria de la misi6n de V., S. en circustan-
cias de hallarse existente la guerra abierta, que S. M. C.
tiene declarada a esta parte de continent, ocupando y
hostilizando con sus ejercitos la mayor y mejor de las
Provincias altas de este territorio.
La Junta sin embargo cree un deber suyo alejar la
vista de estos inconvenientes con el objeto de cimentar
s6lidamente la concordia, y acelerar la terminaci6n de
diferencias, si la autorizaci6n de facultades, con que
V., S., se dicen revestidos por parte del Monarca Cons-
titucional, es estensiva a reconocer antes de toda nego-
ciaci6n, la preliminary 6 indispensable base de la inde-
pendencia, que esta y las demas Provincias en Congreso
General han establecido en la acta, cuyo ejemplar certi-







DICIEMBRE 6 DE 1820


ficado se acompafia, y de cuyo sagrado compromise ante
el Eterno, y ante las naciones del globo, no pueden
separarse un punto sin renunciar a sus mAs altos, e
incontestables derechos. Espera, pues, la Junta que
V., S., se serviran indicarle por conduct del Gobierno
natural y legitimo en estos actos si sus facultades son
estensivas A la indicada base, acompaiando en tal caso
las credenciales de su misi6n, para que en vista de uno
y otro pueda resolverse sobre el salvo conduct de su
mansi6n en tierra, con las amplitudes, que la pretend.

Mientras tanto, con el honor de explicar A V., S., en
contestaci6n, los sentimientos de la Junta, lo tengo
tambi6n en ofrecerles las distinguidas consideraciones,
con que lo saludo A nombre de ella, como su Presidente.
-IGNACIO CORREAS.--Dr. Esteban Agustin Gazc6n,
Vocal Secretario.-Senores de la Comisi6n Regia, Don
Manuel Herrera, D. Tomds de Comyn, D. Feliciano del
Rio y D. Manuel Martin Mateo.-Es copia, Dr. Gazcdn.
-Secretario.


(Gaceta de Buenos Aires-extraordinaria de 7 de Diciembre de 1820.)







COMUNICACIONES CON LA COMISI6N REGIA


RETIRO DE LOS COMISIONADOS ESPAROLES


Capitan de Puerto.

Buenos Aires, 1.* de Diciembre de 1820.


El Comandante de la goleta Fortuna, destinada d le-
var a debido efecto la comunicaci6n al bergantin espaiol,
que conducia la Legaci6n espanola, con fecha de hoy me
dice lo siguiente:

o Tengo el honor de informar a V. S. que en el dia
de ayer a las 8 horas de la noche le remiti el pliego de
la Honorable Junta, A la Comisi6n Regia a bordo del
bergantin espaniol Aquiles, que condujo el teniente gra-
duado D. Jose Maria Pinedo, y quedaron en mandar la
contestaci6n, si es que la hubiese; pero a las dos y media
de la maflana zarp6 las anclas marcando del E. cuarta
al S. E. y luego de dos horas de haberse perdido de
vista, creyendo haber concluido mi comisi6n, me hice a
la vela para las balizas interiores, en donde luego de
haber fondeado iz6 la bandera de guardia.-Lo que co-
munico a V. S. para su inteligencia >.








DICIEMBRE 6 DE 1820


Y tengo la satisfacci6n de transcribirlo A V. S. para su
superior conocimiento.

Dios guard A V. S. muchos aflos.

Buenos Aires, Diciembre 7 de 1820.

Josd Zapiola.




Excmo. Sr. Gobernador y Capitdn General sustituto.


Es copia.
Luca.


(Suplemento A la Gaceta extraordinaria de 7 de Diciembre de 1820).








COMUNICACIONES CON LA COMISI6N REGIA


NOTAS CAMBIADAS CON MOTIVO DE LA LLEGADA DE LA
COMISION REGIA ESPAIOLA


Junta de Representantes.


De orden de la Honorable Junta incluyo a V. S. copias
certificadas de la iltima comunicaci6n recibida de los
que se dicen Comisionados de S. M. C., con la contestaci6n
que se les ha dado y oficio con que se dirige al Embaja-
dor de Espafia en la Corte del Brasil, Marqu6s de Casa
Flores, para que quedando archivadas en la Secretaria
de ese Gobierno, las made tambi6n publicar inmediata-
mente por la prensa, dirigiendo el pliego adjunto en
primera oportunidad.

Dios guard a V. S. muchos afios.

Sala de Sesiones en Buenos Aires y Enero 8 de 1821.
-VICENTE L6PEZ, Presidente.-Dr. Esteban Agustin
Gazcdn, Vocal Secretario.




Sefor Gobernador substitute de la Provincia Coronel
Mayor D. Marcos Balcarce.







DICIEMBRE 6 DE 1820


Legaci6n Espafiola.

Considerando atentamente el contenido de la nota que
A nombre de esa Honorable Junta Provincial se sirvi6
V. E. dirigirnos con fecha de 6 del corriente, no tarda-
mos en convencernos con admiraci6n y sentimiento de
la necesidad en que se veia la Comisi6n de retirarse de
ese puerto, para evitar los compromises que pudieran
resultar de la posici6n desventajosa y poco segura en que
se hallaba.
Este proceder de la Comisi6n se funda en gran parte
en los terminos evasivos y equivocos con que se contes-
ta A su solicitud sobre el salvo conduct para el Bergan-
tin national durante su permanencia en el
fondeadero de Buenos Aires y regreso A donde la Comi-
si6n tuviese por convenient despacharlo, circunstancias
que ni afn se citan en la nota y en la raz6n inconcebible
de que, segcin la Honorable Junta la calidad parlamen-
taria de la Comisi6n en circustancias de hallarse exis-
tente la guerra abierta que S. M. C. tiene declarada A
esa parte del continent, se opone a que se le libre el
salvo conduct que solicita.
Resulta tambi6n de la nota referida, que la Honorable
Junta Provincial, sin dar oidos & las proposiciones, de
que se hallan encargados los infrascriptos, y sin propor-
cionarles la plena seguridad que en estos casos, y entire
pueblos civilizados, precede siempre A toda estipulaci6n,
se pone desde luego en el extreme de la cuesti6n, sen-
tando una base preliminary en la cual no podemos con-
venir, mayormente no habi6ndose verificado entrevista,
conferencia, ni discusi6n alguna cerca de las respectivas
pretensiones de ambas parties, por mas que asi lo haya
solicitado la Comisi6n.
Deseosos, sin embargo de los justos motives de queja







OOMUNICACIONES CON LA COMISI6N REGIA


que nos cabe, de cuadyuvar por todos los medios en nues-
tro arbitrio, A la terminaci6n de las diferencias, que des.
graciadamente existen entire los individuos de una misma
familiar, todavia nos consideramos en el caso de proponer
una media conciliatoria, cual es que por parte de ese Go-
bierno se envien A S. M. comisionados especiales, debi-
damente autorizados, A tratar y concluir lo mAs conve-
niente al procomun; y en el caso de que esa Honorable
Junta Provincial se resolviese A la adopci6n de la media
que acabamos de poner en consideraci6n, y tuviese A
bien comunicarnos su asentimiento por el conduct del
ministry de S. M. cerca de la Corte del Janeiro, asegura-
mos con ]a mayor solemnidad, A nombre del Rey Consti-
tucional de las Espatias, que se librarAn inmediatamente
los correspondientes salvo-conductos para la ida, perma-
nencia, y regreso de los dichos comisionados, A fin de que
la inmunidad debida A sus personas, equipajes, etc., sea
field y puntualmente observada conforme al derecho de
gentes; 4 igualmente aseguramos desde ahora que sus
proposiciones serAn escuchadas, y admitidas A una discu.
si6n franca e imparcial, ya que por una fatalidad, harto
deplorable, no se nos haya permitido gozar de igual dere-
cho en estos paises.

Es cuanto nos ofrece decir & V. S. para el debido cono-
cimiento de esa Honorable Junta Provincial.

Dios guard A V. S. muchos aios.

Bergantin Aquiles al ancla en el puerto de Monte-
video, A 9 de Diciembre de 1820.







DICIEMBRE 6 DE 1820


Exmo. Seflor:

MANUEL HERRERA.- Tonmds de Comyn.--FELICIANO
DEL Rio.- Manuel Martin Mateo.




Exmo. Sr. President de la Honorable Junta Provincial
de Buenos Aires.







Junta de Representantes.


Luego que esta Honorable Junta fu6 cerciorada por
aviso official del comandante de marina, coronel mayor
D. Jos6 Zapiola, que VV. SS. A las dos y media de la
mafana del dia 6 del pr6ximo pasado, seis horas despu6s
de haber recibido el primer oficio de contestaci6n al
inico suyo del 4, en que anunciaron su arribo A este
puerto, habian levado anclas marcando su ruta del E.
cuarta al S.E., entr6 a congeturar cuales podrian ser las
causales, que los hubiesen impulsado tan efizcamente A
tomar una resoluci6n, que si es bien inconciliable con los
grandes 6 importantes objetos de que se dicen encarga-
dos, lo es much mas con las reglas de la decencia
pdblica, y con el cardcter con que VV. SS. se han pre-
sentado, y con el respeto y consideraciones debidas A
este pais; pues abandonAndolo con todos los visos de una
precipitada y clandestine fuga, han dejado ofendido su







16 COMUNICACIONES CON LA COMISI6N REGIA

decoro y puesta en problema su comportaci6n para con
las naciones que lo observan, sin poder atribuir aquel
paso A otro principio que el de las responsabilidades per-
sonales, con que sin duda se consideraron ligados el
comandante del buque D. Pedro Hurtado de Corcuera y
el coronel D. Feliciano del Rio, quienes para omitirlo
debieron recorder que cuando este Gobierno supo dis-
pensaries generosas consideraciones y franquezas A sus
personas en el estado de prisioneros de guerra, tornados
en Montevideo lo haria con mAs raz6n mediando los altos
respetos de S. M. C., cuyo nombre invocaban, olvidando
por esta augusta representaci6n los derechos, que el ge-
neral de gentes ofrece por su anterior fuga sobre sus per-
sonas.
La Junta no ha mejorado su concept con la segunda
comunicaci6n de VV. SS. fecha 9 del mismo mes, desde
el puerto de Montevideo, pues no encuentra en ella ajus-
tadas las causales, con que VV. SS. tratan de justificar
aquel paso, considerAndose ademis asistidos de justos
motives de queja, porque ellos, por el orden que apare-
cen propuestos en dicha comunicaci6n, son ciertamente
inadecuados A salvar la irregularidad del procedi-
miento.
Este se dice fundado en los terminos evasivos y e uivo-
cos, con que se contest A la solicitud sobre el salvo con-
ducto para el bergantin national > durante su
permanencia en este fondeadero, y regreso A donde la
Comisi6n tuviese A bien despacharlo; poni6ndose por esto
en la necesidad de retirarse de este puerto para evitar
los compromisos, que pudiera resultar de la posici6n des-
ventajosa y poco segura, en que se hallaba la Comisi6n.
Si VV. SS. han vuelto a leer con detenida reflexi6n
mi comunicaci6n anterior, habrAn encontrado que la
Honorable Junta para resolver sobre el sal io conduct,
y su mansion en tierra con las amplitudes, que la solici-







DIOIEMBRE 6 DE 1820


taron, esperaba que indicAndole la extension de sus pode-
res con respect A la base preliminary de la negociaci6n,
le acompanfasen al mismo tiempo las credenciales de su
misi6n, en lo que nada hay de equivoco, ni evasivo, que
pudiese inducirlos A creerse expuestos A compromises en
aquella posici6n, manifestando si, en estas exposiciones,
el degradante concept que VV. SS. han formado de la
moral political, buena fe y generosos sentimientos de este
Gobierno, y habitantes del pais, de quienes temieron
algdn siniestro procedimiento, sin ejemplar hasta ahora
desde el dia grande en que esta parte de Am6rica recla-
m6 sus derechos.
Exigir A VV. SS. las credenciales de su misi6n antes
de otorgarles el amplio salvo conduct, inviolabilidad,
inmunidades, privilegios, garantias y demAs, que con
encarecimiento solicitaron en su oficio del dia 4, ni
ha podido ser motivo de queja, ni reputarse en ningin
sentido, sino como una esencial 6 inevitable indagaci6n,
que VV. SS. debieron anticiparse A allanar, puesto que
en encargos de la calidad del que VV. SS. ostentan, es el
primer acto la manifestaci6n de documents que acredi-
ten el objeto y certeza de su misi6n, 6 al menos de aquel
aviso official anticipado con que el Sr. Ministro de Estado
y Relaciones Exteriores debi6 recomendar sus personas.
Nada han tenido A bien VV. SS. manifestar, y no debia
series extrafio, ni calificar como motivo de queja, el ver
que la Junta procedia, con prudent detenci6n en fran-
quearles las recargadas amplitudes que decian corres-
ponderles. much mAs cuando por una parte se hallaba
instruida por publicidad de que VV. SS. no fueron recono-
cidos en la Corte del Brasil como Ministros plblicos
de S. M. C. A pesar que lo solicitaron, y por otra el senior
Marqu6s de Casa Flores, Embajador y Ministro Plenipo-
tenciario de aquel Monarca en la misma Corte, habia
dicho con anticipaci6n al Cabildo de esta ciudad en
T. vin. 2







COMUNICACIONES CON LA COMISION REGIA


oficio de Junio iltimo, que 41 era especialmente encarga-
do con amplios poderes para tratar y conferir con los
Gobiernos de esta part de America: aserci6n que ha
puesto A la Junta en la necesidad de cerciorarse de la
legitimidad y extension del encargo que VV. SS. anun-
ciaron.
La Junta admira que VV. SS. llamen inconcebible la
calidad parlamentaria, con que han sido condecorados,
y no alcanza, como han podido desconocer, que ella se
opone por el derecho de guerra, abierta (como es la que
S. M. C. por su mandatario el Virey de Lima sostiene
contra estas Provincias) y por el de todas las gentes A
que se les otorgase de piano las franquezas y libertades
indicadas, debiendo conocer que cualesquiera, que exce-
diesen de las precauciones ordinarias usadas en tales
casos serian mas bien un efecto de la generosidad de la
Junta, que un deber de justicia, y persuadirse que
VV. SS. no han podido ser mirados ni considerados bajo
otro aspect que aquel, en el estado de guerra, no sus-
pendida por parte del Gobierno de Espafa, 6 indepen-
dencia de 61 que tienen declarada y jurada estas Pro-
vincias.
El reconocimiento de esta, que la Honorable Junta
requiri6 por base, podria desde luego haber sido Tomo
VV. SS. pretenden el Altimo extreme, 6 resultado de las
discusiones y negociaci6n, sino se hubieran sentido en la
Comisi6n aspiraciones de Imperio y dominaci6n del
Soberano de la Espafa en las Am6ricas, que aquel por
su manifesto habia poco antes intimado con ciertos ama-
gos de enojo: la retirada precipitada de VV. SS. ha com-
probado ahora la realidad de aquel presentimiento; no
siendo credible que facultada para poderse promoter la
terminaci6n de las presents diferencias por la via de
una transacci6n reciprocamente Atil, razonable y deco-
rosa: hubiera prestado sus objetos 6 fines.







DICIEMBRfE 6 DE 1820


Es desde luego sensible, que el mds grande asunto,
que ha podido presentarse A la Naci6n Espaoola en
Cortes, exclusivamente propio de su autoridad, haya
recibido toda su direcci6n, 6 impulse del Gabinete del
Soberano Poder Ejecutivo; la analogia y conformidad de
principios de la Naci6n en la causa de su libertad con los
nuestros, el interns director 6 inmediato de todas las
classes activas y laboriosas de su representacion, la abun-
dancia de luces y conocimientos en aquella Corporaci6n
augusta, respetando el caracter sagrado del solemn
compromise que este vasto continent ha proclamado,
habria tratado de ligar la suerte independiente de ambos
Estados con relaciones capaces de former su mutua con-
veniencia y prosperidad, que la misi6n de VV. SS. ha
malogrado, y menos deberia esperarse de la que VV. SS.
insiniian de enviados nuestros A su Corte.
Tales son los sentimientos y disposiciones de esta
Junta de la Provincia, y del pais todo, que puedo asegu-
rar a VV. SS. ofreci6ndome con la mayor consideraci6n,
con que los saludo como Presidente de la Honorable
Junta desde su Sala de Sesiones A 8 de Enero de 1821.
-VICENTE LOPEZ, Presidente. -Dr. Esteban Agustin
Gascdn, Vocal Secretario.-Seftores Coroneles D. Manuel
Herrera y D. Feliciano del Rio, Capitdn D. Manuel Martin
Mateo, y Secretario D. Tomds Comyn.


19







COMUNICACIONES CON LA COMISI6N REGIA


Junta de Representantes.


Excmo. Sr.: Ha aparecido en el fondeadero de este
puerto el dia 4 del que corre el bergantin espafiol nom-
brado el < si6n de S. M. C. compuesta de los Coroneles D. Manuel
Herrera y D. Feliciano del Rio, del CapitAn de fragata
D. Manuel Martin Mateo, y de D. Tom s Comyn en clase
de Secretario, quienes despues de su primer oficio y con-
testaci6n de esta Honorable Junta, han dicho en el segun-
do, desde el puerto de Montevideo (de las que tengo el
honor de acompafar A V. E. copias certificadas) se les
contestase A esta Corte por conduct de V. E. como lo
verifico A nombre de la Honorable Junta en el incluso
pliego apertorio para que V. E. tenga la bondad de tras-
mitirlo A manos de aquellos, recibiendo al mismo tiempo
todas las expresiones de respeto y consideraci6n con que
me ofrezco como individuo Presidente de este Honorable
Cuerpo.

Sala de Sesiones en Buenos Aires y Enero 8 de 1821.
-Excmo. Sr. VICENTE LOPEZ, Presidente.-Dr. Esteban
Agustin Gasc6n, Vocal Secretario.-Excmo. Sr. Ministro
Plenipotenciario de S. M. C. en la Corte del Brasil, Mar-
quds de Casa Flores.-Es copia, Dr. Gascdn, Secretario.







DICIEMBRE 6 DE 1820


Legaoi6n Espafiola.


Exmo. Senor:-Muy Sefor mio: aprovechamos la pri-
mera proporci6n, que se ha presentado, despues de nues-
tro regreso A este puerto, para dirigir A V. E. el adjunto
pliego, que esperamos se servirA poner en manos del
Senor Presidente de esa Honorable Junta Provincial A
la mayor brevedad; y con este motivo tenemos el honor
de ofrecernos A la disposici6n de V. E. cuya vida rogamos
A Dios guard muchos afios.

Bergantin < al ancla en el puerto de Monte-
video, y Diciembre 10 de 1820.

Exmo. Senor:-Los comisionados del Rey A Buenos
Aires.- Manuel Herrera.- Tomds Comyn. Feliciano
del Rio.-Manuel Martin Mateo.




Exmo. Senor D. Martin Rodriguez, Gobernador de Buenos
Aires, etc.








COMUNICACIONES CON LA COMISI6N REGIA


Gobernador Sustituto.


Muy sefores mios: por ausencia del Exmo. Sefior Go-
bernador y CapitAn General de esta Provincia, recibi y
paseo al sefor Presidente de la Honorable Junta de Re-
presentantes el pliego que VV. SS. le adjuntaron A su
carta de 10 de Diciembre 6ltimo. La respuesta de aquella
Honorable Corporaci6n la dirijo hoy con oficio al senior
Conde de Casa Flores en la Corte del Janeiro, por cuyo
conduct va tambien esta, que me da ocasi6n de hacer A
VV. SS. mis mAs sinceros ofrecimientos, rogando A Dios
guard la vida de VV. SS. muchos afos.

Buenos Aires, Enero 10 de 1821.

MAKCOS BALCARCE.




Se~ores Comisionados del Rey de Espaia d Buenos
Aires.-Manuel Herrera.-Tomds Comyn.-D. Feliciano
del Rio.-Manuel Martin Mateo.


(Gaceta extraordinaria, de 11 de Enero de 1821).












CONVENCI6N PRELIMINAI DE PAZ


Entre los tiobiernos de S. M. C. y de las Provincias Unidas del Rio de La Plata

Buenos Aires, 4 de Julio de 1823.


CONVENC16N

Habiendo el Gobierno de Buenos Aires reconocido y
hecho reconocer, en virtud de credenciales presentadas
y legalizadas en competent forma por Comisionados
del Gobierno de S. M. C. a los Sres. D. Antonio Luis
Pereyra y D. Luis de la Robla: y habi6ndose propuesto
A dichos sef~ores, por el Ministerio de Relaciones Exte-
riores de dicho Estado de Buenos Aires el arreglo de una
Convenci6n preliminary al Tratado definitive de Paz
y Amistad que ha de celebrarse entire el Gobierno de
S. M. C. y el de las Provincias Unidas sobre las bases
establecidas en la ley de 19 de Junio del present aflo;
conferenciado y expu6stose reciprocamente cuanto con-
sideraron deber conducir al mejor arreglo de las rela-
ciones de los Estados expresados, usando de la represen-
taci6n que revisten y de los poderes que los autorizan,
han ajustado la dicha Convenci6n preliminary en los
terminos que expresan los articulos siguientes:

Articulo 1.0-A los sesenta dias contados desde la
ratificaci6n de esta Convenci6n, por los Gobiernos A
quienes incumbe, cesarAn las hostilidades por mar y por
tierra entire ellos y la Naci6n Espafola.







CONVENCI6N PRELIMINARY DE PAZ


Art. 2.-En consecuencia, el General de las fuerzac
de S. M. C. existente en el Perli, guardarA las posiciones
que ocupe al tiempo que le sea notoria esta Convenci6n,
salvo las estipulaciones particulares que por reciproca
conveniencia quieran proponerle 6 aceptar los Gobier-
nos limitrofes al objeto de mejorar la linea respective de
ocupaci6n durante la suspension de hostilidades.
Art. 3.--Las relaciones de comercio con la excepci6n
finica de articulos de contrabando de guerra, serAn ple-
namente restablecidas por el tiempo de dicha suspension
entire las Provincias de la Monarquia Espafiola, las que
ocupen en el Peri las armas de S. M. C. y los Estados
que ratifiquen esta Convenci6u.
Art. 4.-En consecuencia, los pabellones de unos y
otros Estados seran reciprocamente respetados y admi-
tidos en sus puertos.
Art. 5.o-Las relaciones del comercio maritime con la
Naci6n Espafiola y los Estados que ratifiquen esta Con-
venci6n serAn reglados por Convenci6n especial en cuyo
ajuste se entrard en seguida de la present.
Art. 6.o--Ni las autoridades que administren las Pro-
vincias del Peri A nombre de S. M. C., ni los Estados limi-
trofes, impondrAn al comercio de unos y otros mas con-
tribuciones que las existentes al tiempo de la ratificaci6n
de esta Convenci6n.
Art. 7."-La suspension de las hostilidades subsistira
por el t6rmino de diez y ocho meses.
Art. 8." Dentro de este t6rmino el Gobierno del
Estado de Buenos Aires, negociarA por medio de un Ple-
nipotenciario de las Provincias Unidas del Rio de la
Plata y conforme A la ley de 19 de Junio, la celebraci6n
del Tratado Definitivo de Paz y Amistad entire S. M. C.
y los Estados del Continente Americano, A que la dicha
ley se refiere.
Art. 9.- En el caso de renovarse las hostilidades,







JULIO 4 DE 1823


6stas no tendrAn lugar, ni cesarAn las relaciones de co-
mercio, sino cuatro meses despu6s de la intimaci6n.
Art. 10. -- La ley vigente en la Monarquia Espafiola,
asi como en el Estado de Buenos Aires, acerca de la in-
violabilidad de las propiedades, aun que sean de enemi-
gos, tendrA pleno efecto, en el caso del articulo anterior,
en los territories de los Gobiernos que ratifiquen esta
Convenci6n y reciprocamente.
Art. 11.-Luego que el Gobierno de Buenos Aires sea
autorizado por la Sala de Representantes de su Estado
para ratificar esta Convenci6n, negociarA con los Go-
biernos de Chile, del Periu y demAs de las Provincias
Unidas del Rio de la Plata la accesi6n A ella, y los Comi-
sionados de S. M. C. tomarAn al mismo tiempo todas las
disposiciones conducentes A que por part de las autori-
dades de S. M. C. obtenga el mAs pronto y cumplido
efecto.
Art. 12.-Para el debido efecto y validaci6n de esta
Convenci6n se firman los ejemplares necesarios, sellados
por part de los Comisionados de S. M. C. con su sello y
por el Gobierno de Buenos Aires con el de Relaciones
Exteriores.

Buenos Aires, 4 de Julio de 1823.

BERNARDINO RIVADAVIA.

Sello de Relaciones Exteriores.


ANTONIO LUIs PEREIRA.
LuIS DE LA ROBLA.







CONVENTION PBELIMINAR DE PAZ


LEY AUTORIZANDO LA RATIFICACI6N


La Honorable Junta de Representantes de la Provin-
cia, usando de la soberania ordinaria y extraordinaria
que reviste, en sesi6n del 17 del corriente ha sancionado
y decreta con valor y fuerza de ley el siguiente:

Articulo 6inico.-Queda autorizado el Gobierno para
ratificar la Convenci6n preliminary de 4 del present mes
celebrada entire el Gobierno del Estado de Buenos Aires
y los Comisionados de S. M. C. cerca de 61, tambi6n para
negociar la accesi6n A ella de los Estados y Gobiernos
que se mencionan en el articulo und4cimo de la citada
Convenci6n.

Lo que se transcribe A V. E. para su inteligencia y
efectos consiguientes.
Dios guard A V. E. muchos afios.

Sala de Sesiones, Buenos Aires, Julio 21 de 1823.-
MANUEL DE ARROYO Y PINEDO, Presidente.-Josd Severo
Malavia, Secretario.


Excelentisimo Gobierno de la Provincia.








JULIO 4 DE 1823


Buenos Aires, Julio 23 de 1823.


Ac6sese recibo, insdrtese en el Registro Oficial y rati-
ficdndose proc6dase segln lo acordado.

RIVADAVIA.







RATIFICACI6N


Departamento de Relaciones Exteriores.

Buenos Aires, Julio 23 de 1823.


En virtud de la ley de 17 del corriente que autoriza al
Gobierno, queda ratificada la present Convenci6n.


BERNARDINO RIVADAVIA.







CONVENCI6N PRELIMINARY DE PAZ


La Honorable Junta de Representantes de la Provin-
cia, usando de la soberania ordinaria y extraordinaria
que reviste, ha sancionado con valor y fuerza de ley lo
siguiente:

Siendo la guerra que el Rey Luis XVIII se prepare a
hacer A la Naci6n Espafola direct y principalmente
contra el principio reconocido por el articulo 1." de la
ley de 10 de Mayo de 1822, en el caso de realizarse la
dicha agresi6n queda autorizado el Gobierno, para nego-
ciar el que despu6s de la celebraci6n del Tratado defini-
tivo de Paz y Amistad con S. M. C. sobre las bases de la
ley de 19 de Junio de que es preliminary la Convenci6n
de 4 de Julio del present afio, se vote entire todos los
Estados Americanos reconocidos independientes, en con-
secuencia de dicho Tratado para sostin de la indepen-
dencia de Espana, bajo el sistema representative, la mis-
ma suma de veinte millones de pesos, con que para
destruirla han habilitado A su Gobierno en el mes de
Marzo ltimo las CAmaras de Paris.
Lo que de orden de dicha Honorable Corporaci6n se
comunica A V. E. A los fines consiguientes.
Dios guard A V. E. muchos ainos.

Sala de Sesiones, Buenos Aires, Julio 22 de 1823.-
MANUEL DE ARROYO Y PINEDO, Presidente.-Josd Severo
Malavia, Seccretario.


Excelentisimo Gobierno de la Provincia.







JULIO 4 DE 1823 29


Buenos Aires, Julio 23 de 1823.


Acusese recibo, publiquese en el Registro Oficial y lo
acordado.
RIVADAVIA.







Buenos Aires, Julio 23 de 1823.


Autorizado el Gobierno por la ley de 17 del corriente
para ratificar la Convenci6n preliminary celebrada en
cuatro del mismo mes entire este Gobierno y los Comi-
sionados de S. M. C. cerca de 61 y tambi6n para nego.
ciar la accesi6n A dicha Convenci6n por parte de las
Provincias Unidas del Rio de la Plata, ha decretado lo
siguiente:

Articulo 1.--SaldrA un Comisionado por la carrera
del Peri, cerca del Jefe de las fuerzas espanolas, que
ocupan parte de 61, encargado de negociar A su trAnsito,
de acuerdo con el Enviado cerca de las Provincias de la
Uni6n, la accesi6n de cada una A la citada Convenci6n
preliminary.
Art. 2.0--El mismo Comisionado en consorcio con los
Comisionados espafoles, promoverA el que la Convenci6n
se ejecute en el territorio que ocupan las autoridades
espanolas en el Perd y tambi6n el mejor arreglo de las
relaciones de paz, amistad y comercio.
Art. 3.0-Queda nombrado para desempenar esta co-








o0 CONVENTION PRELIMINARY DE PAZ

misi6n el General de las Provincias Unidas, D. Juan
Gregorio de las Heras.
Art. 4.0-El Comisionado gozarA de una asignaci6n
mensual correspondiente & la de ocho mil $ anuales,
inclusa la que disfruta por su empleo en el ej4rcito.
Art. 5.-La asignaci6n que establece el articulo ante-
rior serA cubierta de los fondos para cuyo gasto esta
habilitado el Gobierno por el articulo 4. de la ley de 19
de Junio de este afio.
Art. 6.-Librense las credenciales que este decreto
demand, transcribase a los Ministerios de Guerra y
Hacienda 6 ins6rtese en el Registro Oficial.
RIVADAVIA.




Buenos Aires, Junio 23 de 1823.


Con arreglo A la ley de 17 del corriente el Gobierno
decreta:

Articulo 1.-Saldr& un Comisionado especial para la
carrera del Paraguay a negociar en las Provincias del
trinsito la accesi6n de cada una A la Convenci6n preli-
minar celebrada entire este Gobierno y los Comisiona-
dos de S. M. C.
Art. 2.-Queda nombrado para esta Comisi6n el
miembro del Tribunal de Justicia, Dr. D. Juan Garcia
de Cossio con el sueldo de su empleo y viAtico corres-
pondiente.
Art. 3.-Expidase la credencial correspondiente, co-
muniquese 6 ins6rtese en el Registro Oficial.
RIVADAVIA.







JULIo 4 DE 1823


Buenos Aires, Julio 23 de 1823.


Sin perjuicio de la facultad reconocida por el articulo
2. de la Convenci6n preliminary de 4 del corriente en las
autoridades de S. M. C. en el Peri, y en las Provincias
limitrofes al territorio que aquellas ocupan, para cele-
brar las estipulaciones particulares que se propongan
por conveniencia reciproca, el Gobierno en uso de la
que se le acuerda por la ley de 17 del mes citado, decreta
lo siguiente:

Articulo 1.--SaldrA desde luego un Comisionado de
este Gobierno que deberA situarse en el territorio de la
Provincia de Salta para el mejor desempeio de las obli-
gaciones que en seguida se detallan. poni6ndose previa-
mente de acuerdo con las autoridades que se expresan:

1. El arreglo de la line de ocupaci6n por esta part
del Peri, entire las autoridades espafiolas, y las de los
territories limitrofes correspondientes A la Naci6n de las
Provincias Unidas.
2. El arreglo de las relaciones de paz, amistad y
comercio con los pueblos situados tanto fuera como
dentro de la line de ocupaci6n.
3. El celar la conservaci6n de la line por ambas
parties y el mejor 6rden en las relaciones que motiva la
Convenci6n preliminary.

Art. 2.-Queda nombrado para ejercer esta Comisi6n
el General de las Provincias Unidas, D. Juan Antonio
Alvarez de Arenales, con la asignaci6n annual que le
corresponde por su empleo en el ej6rcito.
Art. 3.-Expidase la credencial que este decreto de-







32 CONVENCI6N PRELIMINARY DE PAZ

manda, transcribase A quienes corresponde 6 ins6rtese en
el Registro Oficial.



NOTA.--El Sr. Diputado cerca de las Provincias Inte-
riores, dignidad Dr. D. Diego Estanislao Zavaleta, estA
especialmente encargado de la negociaci6n A que se
contraen los decretos anteriores, cerca de los Gobiernos
de la carrera de Cuyo.








JULIO 4 DE 1823


Departamento de Relaciones Exteriores.


Buenos Aires, Julio 29 de 1823.


La importancia de la Comisi6n conferida al General
de las Provincias Unidas D. Juan Gregorio de las Heras,
cerca de las Provincias interiores y de las autoridades
de S. M. C. en el Alto Perd, ha impulsado al Gobierno
A decretar lo que sigue:

Articulo l.-El Comisionado llevarA un Secretario,
que deberA precisamente ser natural de las Provincias
del Alto Peri.
Art. 2.-Queda nombrado para este destiny el doctor
D. Jose Severo Malavia, actual Secretario de ]a Hono-
rable Junta de Representantes.
Art. 3.0-El Secretario gozarA de una asignaci6n men-
sual correspondiente A dos mil quinientos pesos anuales,
libre de los gastos de transport, como estA acordado
respect del Comisionado.
Art. 4.o-Comuniquese A quienes corresponde 4 ins6r-
tese en el Registro Oficial.

BERNARDINO RIVADAVIA.


T. vIII.







CONVENCI6f PREtIMINAR DE PAZ


La Espaia, al darse una legitima represenitaci6n que la
curan de los antiguos males de que adolecia asegura sus
derechos, y la dirigiese con march A la prosperidad a
que por la naturaleza esta llamada, extendi6 sus miras &
la Provincia de Ultramiar, que de los mismos y de otros
mAs terrible eran agobiadas en aquella 6poca; y sus re-
presentantes correspondieron de pronto a sus insinuacio-
nes. Varios fueron los medios que adoptaron para llevar
la paz a las Provincias de America, que la guerra civil
abrasaba, y el que pareci6 mis general y eficaz fu6 el
que comprenden los decretos de Cortes de 13 de Febrero
y 26 de Junio de 1822. Por el primero autorizaron al
Gobierno de S. M. para despachar Comisionados a las
provincias de Am6rica, independientes de hecho, para
que viesen, recibiesen y le transmitiesen las propuestas
que conform A sus mas intimos y verdaderos interests
quisieren hacerles, exceptuando, 6nicamente, aquellas
que limitasen A los espafioles, europeos 6 americanos, la
facultad de disponer A su arbitro de sus personas, fami-
lias, 6 intereses. Por el segundo autorizan tambi6n A Su
Majestad para abrir en ellas provisionalmente las rela-
ciones comerciales que por desgracia se hallaban inte-
rrumpidas. S. M. procedi6 incontinenti A la execuci6n de
estos Decretos despachando los Comisionados que exigian
con las facultades propias del caso. Nosotros tuvimos la
honra de ser elegidos para las Provincias del Rio de la
Plata. Constituidos en esta de Buenos Aires, que primera
naturalmente se ofrecia en la carrera de nuestra comi-
si6n, dimos principio a ella, y despu6s de varias comu-
nicaciones hemos concluido con su Gobierno en fecha de
4 del corriente la Convenci6n preliminary de que instruye
a V. S. actualmente y ella sera el mejor testimonio de la
franqueza con que suplican las Naciones cuando son como
la Espafa las que sucesivamente se pronuncia. Como tal







jumio 4 DE 1823 35

la ofrecemos A la consideraci6n de V. S. sin excluir cual-
quiera otra comunicaci6n que tenga & bien en hablar con
nosotros; que A todo estamos dispuestos si de ello pue-
de resultar la paz y armonia general; pero entretanto
llamamos la atenci6n de V. S. A la citada Convenci6n
porque en verdad, nos parece consult ese inestimable
bien. Suspender las hostilidades, franquear las relacibnes
comerciales y comunicar directamente con el Gobierno
Espafiol por el conduct de un Plenipotenciario, son me-
dios, sin los cuales, tarde podria llegarse A tan anhela-
do termino. Esperamos por tanto que la citada Conven-
ci6n sea grandemente recibida por el Gobierno de esa
Provincia, 6 que en lo contrario nos comunique V. S.,
lo que mAs imported A los intereses comunes de la
misma.

Entre tanto rogamos A V. S. se sirva aceptar la expre-
si6n sincere que le dirigimos de nuestra alta considera-
ci6n.
Dios guard & V. S.
Buenos Aires, Julio 19 de 1823.
ANTONIO LUIS PEREYRA.
LuIS DE LA ROBLA.


Sefor Gobernador de la Provincia de Santa Fe.












CONVENCI6N CONSULAR CON ESPANA


Madrid, 29 de Abril de 1857.


Su Majestad la Reina de las Espafias, Dofia Isabel
Segunda, y el Presidente de la. Repifblica Argentina,
persuadidos de la conveniencia de fijar con toda claridad
los derechos, inmunidades y privilegios reciprocos de los
Agentes Consulares, determinando las funciones de estos
y las obligaciones A que estaran respectivamente someti-
dos en los dos Paises, han resuelto ajustar un Convenio
Consular y nombrado al efecto por sus Plenipotenciarios,
A saber:

Su Majestad Cat6lica A D. Pedro Jos6 Pidal, Marquis
de Pidal, Caballero Gran Cruz de la Real y distinguida
Orden de Carlos III, de la de San Fernando y del MWrito
de las Dos Sicilias, de la de Pio IX, de la del Le6n Neer-
landes, de la de Cristo de Portugal de la de Leopoldo de
Bdlgica, de la de San Mauricio y San LAzaro de Cerdena,
de la de la Concepci6n de Villaviciosa de Portugal, Gran
Cord6n de la Legi6n de Honor, Caballero de 1.a clase
del Nischani-Iftijar, de la Orden de Leopoldo de Austria
y de la del Sol y Le6n de Persia, Individuo de la Real
Academia Espafiola, de la de la Historia y de la de S.
Fernando y honorario de la de San Carlos de Valencia,
Diputado a Cortes y Primer Secretario del Despacho de
Estado; y el Presidente de la Repiblica Argentina al
Sr. Dr. D. Juan Bautista Alberdi Encargado de Negocios
de la misma en Paris, Londres y Madrid: los cuales, des-








ABwIL 29 DE 1857


pu6s de haber exhibido sus Plenos Poderes y hallAdolos
en buena y debida forma, han convenido en los articulos
siguientes:

Articulo 1.0-Cada una de las Altas Partes Contratan-
tes tendr& la facultad de establecer C6nsules Generales,
C6nsules y Vicec6nsules en los puertos, ciudades y luga-
res del territorio de la otra, reservAndose respectivamente
el derecho de exceptuar cualquier punto que juzguen
convenient. Sin embargo, esta reserve no podra ser
aplicada 4 una de las Altas Partes Contratantes sin que
lo sea igualmente a todas las demAs Potencias.
Los mencionadou. Agelltes, despu6s de presentar su
Patente expedida en Espafla por Su Majestad Cat6lica y
en la Rep6blica Argentina por el Presidente de ella,
serAn admitidos y reconocidos, expidi6ndoseles sin gas-
tos y en la forma establecida en los respectivos paises
el correspondiente Exequatur.
En virtud de la presentaci6n del Exequatur a las Au-
toridades administrativas y judiciales del punto en donde
hayan de residir, seran amparados por estas en el ejerci-
cio de sus funciones consulares, haci6ndoles guardar
desde luego todas las prerrogativas y consideraciones
correspondientes A su cargo en el distrito consular res-
pectivo.
Art. 2."-Los C6nsules Generales, C6nsules y Vice-
c6nsules respectivos gozardn en los dos paises de los privi-
legios propios de su empleo, tales como la exenci6n de
alojamientos y contribuciones militares, y de todas las
directs, tanto personales como moviliarias y suntuarias,
impuestas por el Estado 6 porlas municipalidades, except
cuando sean ciudadanos del pais donde resident, 6 posean
bienes inmuebles, 6 ejerzan el comercio, en cuyos casos
estarAn sujetos A los mismos servicios, cargas y contri-
buciones que los nacionales.







CONVENCI6N CONSULAR CON ESPARA


Estos Agentes no podran ser press por deudas, a
menos que siendo comerciantes, procedan estas de sus
operaciones de comercio.
PodrAn colocar sobre la puerta exterior de su casa el
escudo de las armas de su Naci6n con la inscripci6n
siguiente:


Consulado de Espana, 6
Consulado de la Repdblica Argentina.


En los dias de solemnidades p6blicas, nacionales 6 reli-
giosas, y en los casos de costumbre, podrAn enarbolar la
bandera de su Naci6n en la casa consular, siempre que
no residan en la ciudad donde se halle establecida la
Legaci6n de su pais.
Igualmente podran enarbolarla en el bote que los con-
duzca por el puerto para desempefar funciones de su
cometido, sin que estos signos exteriores puedan ser inter-
pretados jamAs como significaci6n del derecho de asilo.
Los C6nsules Generales, C6nsules y Vicec6nsules que
no sean saibditos del pais donde resident, no podran ser
obligados comparecer como testigos ante los Tribunales.
Cuando las Autoridades del pais necesiten recibir de ellos
alguna declaraci6n, la deberAn pedir por escrito 6 pre-
sentarse en su domicilio para recibirla de viva voz. Las
declaraciones asi pedidas deberan ser presentadas por
los C6nsules Generales, C6nsules y Vicec6nsules en el
tPrmino 6 bien en el dia y en la hora sefalada por la
Autoridad. En caso de impedimento, ausencia 6 muerte
de los C6nsules 6 Vicec6nsules, sus Secretarios, Cancille-
res, Agregados y Alumnos consulares, que pr6viamente
hubieren sido dados A conocer como tales A las Autori-
dades respectivas, serAn admitidos de pleno derecho al
ejercicio de los Consulados 6 Viceconsulados, sin que







ABRIL 29 DE 1859


pueda pon6rseles obstdculo por parte de las Autoridades
locales, las cuales deberan por el contrario prestarles
asistencia y protecci6n y hacerles gozar durante su inte-
rinidad de todas los derechos, inmunidades y privilegios
estipulados en el present Convenio en favor de los
C6nsules y Vicec6nsules.
Los Secretarios, Cancilleres, Agregados y Alumnos
consulares gozarAn de los mismos privilegios 6 inmuni-
dades personales que los C6nsules Generales, C6nsules
y Vicec6nsules.
Art. 3.0-Los archives consulares seran inviolables, y
las autoridades locales no podran bajo ning1dn pretexto
visitar ni embargar los papeles pertenecientes A los mis-
mos que deberan estar siempre completamente separados
de los libros y papeles relatives al comercio 6 industrial
que puedan ejercer los respectivos C6nsules y Vicec6n-
sules.
Art. 4."-Los C6nsules Generales, C6nsules y Vicec6n-
sules de Espaia y los de la Repdblica Argentina podrAn
dirigirse A las Autoridades de su distrito, y en caso nece-
sario, a falta de Agente diplomAtico de su pais, acudir
al Gobierno de la Naci6n cerca del cual ejerzan sus fun-
ciones, para reclamar contra cualquiera infracci6n de los
Tratados 6 Convenios existentes entire los dos paises
que hubiese sido cometida por Autoridades 6 funciona-
rios de dicha Naci6n, y contra cualquier abuso de que se
quejaran sus compatriotas, y tendran facultad para pro-
teger oficialmente los derechos 6 intereses de estos cerca
de las Autoridades locales.
Art. 5.-Los C6nsules Generales y C6nsules podrAn
nombrar Vicec6nsules y Agentes consulares en las diver-
sas ciudades, puertos y lugares de sus distritos consulares
respectivos donde lo exija el bien del servicio que les estA
encomendado, salva siempre la aprobaci6n y el Exequa-
tur del Gobierno territorial.







40 CONVENCI6N CONSULAR CON ESPARA

Estos Agentes podran indistintamente ser elegidos
entire los ciudadanos de los dos paises, como asimismo
entire los extranjeros, y estarAn provistos de una Patente
expedida por el C6nsul que los haya nombrado y bajo
cuyas 6rdenes deban hallarse, gozando de las mismas
inmunidades y privilegios estipulados en el present
Convenio, salvas las excepciones contenidos en el arti-
culo 2.0
Art. 6.-Los C6nsules Generales, C6nsules y Vice-
c6nsules respectivos tendran el derecho de recibir en sus
Cancillerias, en el domicilio de las parties, y a bordo de
los buques de su pais, las declaraciones y otros actos que
los Capitanes, tripulantes y pasajoros, regociantes y cua-
lesquiera otros sibditos de su Naci6n quieran hacer,
incluso los testamentos 6 fltimas voluntades y todos los
demAs actos notariados, sin exceptuar los que tengan por
objeto establecer hipotecas, en cuyo caso se les aplicaran
las disposiciones estipuladas sobre este especial objeto
entire los dos paises.
Los C6nsules Generales, C6nsules y Vicec6nsules res-
pectivos tendran ademas el derecho de recibir en sus
Cancillerias todos los actos convencionales entire uno 6
mds de sus compatriotas y otras personas del pais en que
residan, asi como todos los actos convencionales refe-
rentes exclusivamente a los ciudadanos del pais de su
residencia, con tal que estos actos se refieran A bienes
situados 6 a negocios que deban tratarse en el territorio
de la Naci6n A que pertenezca el C6nsul 6 el Agente
ante el cual se celebren. Los testimonios 6 certificados
de dichos actos debidamente legalizados por los C6nsules
y Vicec6nsules, y sellados con el sello de oficio de sus
Consulados 6 Viceconsulados, harAn fe en juicio y fuera
de 61, asi en los Estados de Su Majestad Cat6lica como
en los de la Republica Argentina, y tendran la misma
fuerza y valor que si se hubieren otorgado ante Notario







ABRIL 29 DE 1857


f otros Oficiales pdblicos del uno y del otro pais, con tal
que estos actos se hayan extendido en la forma requerida
por las leyes del Estado A que pertenezcan los C6nsules
6 Vicec6nsules y hayan sido despu6s sometidos al sell,
registro y todas las demAs formalidades que rijan en el
pais en que el acto deba ponerse en ejecuci6n.
Los C6nsules Generales, C6nsules y Vicec6nsules res-
pectivos podran traducir y legalizar todos los documen-
tos firmas y actos emanados de las Autoridades y fun-
cionarios de su pais, y estas traducciones y legalizaciones
tendrdn en el pais de su residencia la misma fuerza y
valor que si hubiesen sido hechas por los funcionarios y
Autoridades locales.
Art. 7."-Las dos Altas Partes Contratantes convienen
en que los sfibditos espafoles y los ciudadanos argenti-
nos gocen, asi en el uno como en el otro Estado, del
dereCho de poseer, usufructuar, disponer y administrar
de cualquier modo bienes muebles 6 inmuebles de todas
classes.
Art. 8.-Cuando falleciere un sfbdito espaftol en la
Repdiblica Argentina 6 un ciudadano argentino en los
dominios espafoles, las Autoridades locales competentes
deberan ponerlo inmediatamente en conocimiento de los
C6nsules Generales, C6nsules 6 Vicec6nsules del distrito,
los cuales deberAn por su parte dar el mismo aviso A las
Autoridades locales cuando el fallecimiento llegue antes
A su noticia.
Los C6nsules Generales, C6nsules y Vicec6nsules cuan-
do fallecieren sus nacionales sin haber dejado herederos
6 ejecutores testamentarios, 6 cuyos herederos 6 ejecu-
tores testamentarios fuesen desconocidos 6 estuviesen
legalmente incapacitados, 6 se hallasen ausentes debe-
rAn proceder &

1.0 Poner los sellos 6 de oficio 6 A petici6n de las







CONVENTION CONSULAR CON ESPARA


parties interesadas, sobre todos los efectos muebles y
sobre todos los papeles del difunto, previniendo de ante-
mano a la Autoridad local competent que deberA asistir
A esta operaci6n y poner tambien sus sellos, los cuales
no podran quitarse sino de comin acuerdo.
2. Formar en presencia de la Autoridad competent
del pais el inventario de todos los bienes y efectos que
poseia el difunto.
3. Proceder, segin las costumbres del pais, A la venta
de todos los efectos, muebles 6 frutos que puedan sufrir
deterioro y que pertenezcan A la herencia, administrar
y liquidar personalmente, 6 nombrar bajo su responsa-
bilidad un Agente para la administraci6n y liquidaci6n
de la herencia, sin que la Autoridad local tenga que
intervenir en estas operaciones. A menos que uno 6
muchos ciudadanos del pais 6 de una tercera Potencia
tengan que deducir derechos contra la herencia, porque
en este caso, suscitAndose algunas dificultades, se desi-
dirAn por los Tribunales locales, interviniendo el C6nsul
entonces como representante de la herencia, sin que
pueda darla por liquidada hasta que recaiga sentencia
del Tribunal 6 haya avenencia entire las parties; pero
los dichos C6nsules Generales, C6nsules y Vicec6nsules
deberan anunciar el fallecimiento de los sibditos de su
Naci6n en el Diario Oficial correspondiente en uno y en
otro pais, y no podrAn entregar la herencia ni su pro-
ducto A los herederos legitimos 6 a sus apoderados hasta
despu6s de haber pagado todas las deudas que el difunto
hubiese contraido en el pais, 6 bien hasta que hayan
transcurrido seis meses desde el fallecimento del sibdito
de su Naci6n sin que se haya presentado ninguna recla-
maci6n contra la herencia.

Art. 9. -Todo lo concerniente A la policia de los
puertos la carga y descarga de los buques, la seguridad







ABRIL 29 DE 1857


de las mercancias, bienes y efectos, se arreglarA A las
Leyes, Estatutos y Reglamentos del pais. Los C6nsules
y Agentes consulares respectivos estarAn encargados
exclusivamente del orden interior a bordo de los buques
mercantes de su Naci6n, y juzgaran por si solos las disen-
siones que ocurran entire el CapitAn, los Oficiales de la
tripulaci6n y los mariners, relatives asi & su soldada y
al cumplimiento de los compromises contraidos recipro-
camente, como A los deberes de discipline maritima esta-
blecidos por la legislaci6n respective de ambos paises;
pero las Autoridades locales podran intervenir, cuando
los des6rdenes ocurridos sean capaces de turbar la tran-
quilidad pfiblica, 6 estorbar la observancia de los regla-
mentos de policia, en tierra 6 en el puerto, y podrAn
igualmente conocer del asunto cuando un individuo del
pais 6 un extranjero est6n complicados en 61.
En todos los demAs casos, las referidas Autoridades se
limitarAn A auxiliar eficazmente A los Agentes consulares
cuando estos lo requieren, para hacer arrestar y conducir
a la cArcel A alguno de los individuos inscriptos en el rol
de la tripulaci6n, siempre que por cualquier motivo lo
juzguen convenient.
Art. 10.--En todo lo concerniente a la colocaci6n de
los buques, su carga y descarga en los puertos, diques y
radas de los dos Estados, al uso de los almacenes pibli-
cos, gruas, balanzas y otras mdquinas semejantes, y en
general A todas las formalidades y disposiciones respect
de las arribadas, permanencia, entradas y salidas de los
buques, se concederA A los dos paises sin diferencia alguna
el tratamiento national, siendo intenci6n decidida de las
Altas Partes Contratantes establecer en esto la mbs per-
fecta igualdad entire los suibditos espafioles y ciudadanos
argentinos.
Art. 11.-Los C6nsules Generales, C6nsules y Vicec6n-
sules respectivos podran hacer arrestar y enviar sea A







CONVENCI6N CONSULAR CON ESPASA


bordo, sea A su pais, los mariners y cualquiera otra per-
sona que forma part de la tripulaci6n de los buques de
guerra de su Naci6n respective que hubiesen desertado
de dichos buques. A este fin deberAn dirigirse por escrito
a las Autoridades locales competentes, y justificar me-
diante la presentaci6n de los registros del buque, 6 del
rol de la tripulaci6n, 6 si el buque hubiese partido,
mediante copia aut6ntica de tales documents, que las
personas que se reclaman formaban realmente parte de
la tripulaci6n.
En vista de esta petici6n asi justificada, no podra
negarse la entrega de tales individuos. Se les dard ade-
mas toda asistencia y auxilio para buscar y arrestar A
estos desertores, los cuales serAn reducidos a prisi6n y
estarAn mantenidos en las cArceles del pais, a petici6n
y a expenses del C6nsul hasta que encuentre ocasi6n de
hacerlos salir.
Este arrest no podra durar mis de tres meses, pasa-
dos los cuales, mediante aviso al C6nsul con tres dias de
anticipaci6n, sera puesto en libertad el arrestado, y no
s le podra volver a prender por el mismo motivo.
Esto no obstante, si el desertor hubiese cometido algin
delito en tierra, podrd la Autoridad local diferir la
extradici6n hasta que el Tribunal haya dictado su sen-
tencia y 6sta haya recibido plena y entera ejecuci6n.
Las Altas Partas Contratantes convienen en que los
mariners y otros individuos de la tripulaci6n, slbditos
del pais en que tenga lugar la deserci6n estAn exep-
tuados de las estipulaciones del present articulo.
Art. 12.-Siempre que no hubiere estipulaciones en
contrario entire los armadores, cargadores y aseguradores,
las averias que sufran en la navegaci6n los buques de los
dos paises dirigi6ndose a los puertos respectivos, seran
arregladas por los C6nsules Generales, C6nsules y Vice-
c6nsules de su Naci6n, A no ser que sibditos del pais en







ABRIL 29 DE 1857


que residan estos Agentes, 6 de una Potencia extranjera
se hallen interesados en estas averias, pues en'este caso
corresponderA su conocimiento y regulaci6n A la Autori-
dad local competent, si no media compromise 6 avenen-
cia entire todos los interesados.
Art. 13.-Cuando naufrague 6 encalle algdn buque
perteneciente al Gobierno 6 A los s1bditos de una de las
Altas Partes Contratantes en el litoral de la otra, las
Autoridades locales deberAn ponerlo inmediatamente en
conocimiento del C6nsul General, C6nsul 6 Vicec6nsul del
distrito, 6 en su defecto en el del C6nsul General, C6nsul
6 Vicec6nsul mAs pr6ximo al lugar del fracaso.
Todas las operaciones relatives al salvamento de los
buques espafioles que hubieren naufragado 6 varado en
las aguas territoriales de la Repdblica Argentina, serAn
dirigidas por los C6nsules Generales, C6nsules y Vice-
c6nsules de Espana, y reciprocamente todas las opera-
ciones relatives al salvamento de los buques argentinos
que hubiesen naufragado 6 varado en las aguas territo-
riales del Reino de Espafia, serAn dirigidas por los C6n-
sules Generales, C6nsules y Vicec6nsules de la Repiblica
Argentina.
La intervenci6n de la Autoridad local tendra lugar
Anicamente en los dos paises para facilitar a los Agentes
consulares los auxilios que necesiten, mantener el orden,
garantir los intereses de los salvadores, que no perte-
nezcan A la tripulaci6n, y asegurar la ejecuci6n de las
disposiciones que deban observarse para la entrada y
salida de las mercancias salvadas.
En ausencia y hasta la llegada de los C6nsules Gene-
rales, C6nsules y Vicec6nsules, las Autoridades locales
deberAn tomar todas las medidas necesarias para la
protecci6n de los individuos y la conservaci6n de los
efectos que se hubieren salvado del naufragio.
En caso de duda sobre la nacionalidad de los buques,







46 CONVENCI(N CONSULAR CON ESPARA

las disposiciones mencionadas en el present articulo
serAn de la exclusive competencia de la Autoridad local.
Las Altas Partes Contratantes convienen ademAs en
que las mercancias y efectos salvados no estarAn sujetos
al pago de ningfin derecho de Aduana, A menos que no
se destinen al consume interior.
Art. 14.-Los C6nsules Generales, C6nsules y Vicec6n-
sules respectivos, asi como los Cancilleres, Secretarios,
Agregados y Alumnos consulares gozaran en los dos
raises de todos los privilegios, exenciones 6 inmunidades
acordadas 6 que se acordaren A los Agentes de igual
clase de la Naci6n mas favorecida.
Art. 15.-Las disposiciones del present Convenio no
son aplicables a los dominios que Su Majestad Cat6lica
posee en Ultramar, mientras rija en ellos la legislaci6n
especial que restringe las facultades de los C6nsules
extranjeros: si bien los de la Repitblica Argentina resi-
dentes en dichas posesiones, obtendrAn por parte del
Gobierno Espafiol todas las ventajas que disfrutan 6 pue-
dan disfrutar los Agentes de su clase de las Naciones
mas favorecidas.
Art. 16.-Los ciudaanos 6 sifbditos de las Altas
Partes Contratantes, gozaran de la facultad de residir,
vihjar indistintamente en los territories de ambas Na-
ciones, negociar en ellas por mayor y menor, alquilar y
ocupar casas, almacenes y tiendas, transportar mercan-
cias y dinero y recibir consignaciones tanto del interior
como de los paises extranjeros, sin que por ninguna de
estas operaciones est6n sujetos A nrayores 6 diversas
cargas que las que pesan sobre los nacionales.
En todas las compras y ventas en que intervengan,
gozaran de la facultad de convenir y fijar el precio de
los efectos, mercancias y otros objetos, bien sean impor-
tados 6 nacionales, sea que los vendan para el consume
interior, sea que los destined a la exportaci6n, confor-







ABRIL 29 DE 1857


mandose siempre con las Leyes y Reglamentos del pais.
De igual libertad gozaran para arreglar sus negocios
por si mismos, presentar en la Aduana sus propias decla-
raciones, y hacerse sustituir por qui6n juzguen oportuno,
del modo y en los casos conformes con las Leyes del pais,
asi en la compra y venta de los bienes, efectos y mer-
cancias, como en la carga, descarga y expedici6n de sus
buques. Tendran igualmente el derecho de desempeiar
todos los encargos que les confien sus compatriotas 6
cualquiera extranjero 6 national, en los casos y modos
establecidos por las Leyes del pais, y no estaran sujetos
A otros gravAmenes, contribuciones 6 impuestos mayores
6 diversos de aquellos a que est6n sujetos los nacionales
6 los ciudadanos 6 sibditos de la Naci6n ins favorecida.
Art. 17.-Los ciudadanos 6 sibditos de una y otra de
las Altas Partes Contratantes gozaran respectivamente
en uno y otro pais de la mas complete protecci6n y segu-
ridad en sus personas y propicdades, someti6ndose res-
pectivamente A las Leyes que rijan en los dos paises.
Estaran por lo tanto exentos de todo servicio perso-
nal, asi en el Ej6rcito 6 en la Marina, como en las guar-
dias 6 Milicias nacionales, de toda contribuci6n de guerra,
empr6stito forzoso, requisici6n 6 servicio military de cual-
quier clase. En todos los otros casos, las propiedades
muebles 6 inmuebles de los respectivos ciudadanos 6
sitbdidos, no estaran sujetos A mAs gravamenes, cargas 6
impuestos que los que sufran los nacionales 6 subditos
de la Naci6n mas favorecida.
Art. 18.-Los ciudadanos 6 sibditos de ambas Partes
Contratantes no podran ser sometidos respectivamente
a ningdn embargo, ni ser obligados a servir con sus
buques y tripulaciones, carruajes, mercancias 6 objetos
comerciales en ninguna expedici6n military ni para uso
public de ninguna clase, sin conceder a los interesados
una indemnizaci6n convenida pr6viamente.







CONVENCI6N CONSULAR CON ESPARA


Art. 19.-Las Altas Partes Contratantes convienen
en que, respect del ejercicio del comercio de escala,
los buques de las dos Naciones gozarAn respectivamente
el tratamiento national. El comercio de cabotaje y la
pesca national se regirAn en los dos Estados por Leyes
especiales.
Art. 20.-Todos los buques que con arreglo A las
leyes vigentes en los dos paises son considerados como
buques espanoles 6 argentinos, serAn tratados respec-
tivamente como tales en cuanto A los efectos del present
Convenio.
Art. 21.-El present Convenio estara en vigor por
espacio de diez afios, A contar desde el dia en que se
canjeen las ratificaciones; pero si ninguna de las Partes
Contratantes hubiese anunciado oficialmente A la otra,
un afio antes de espirar el t6rmino, la intenci6n de hacer
cesar sus efectos, continuarA en vigor para ambas Partes
hasta un aino despu6s que se haya hecho dicha declara-
ci6n, cualquiera que sea la 6poca en que esta haya tenido
lugar.

El present Convenio serA aprobado y ratificado por
las dos Altas Partes Contratantes, y las ratificaciones se
canjearAn en Madrid en el t6rmino de un afio, 6 antes
si fuese possible.

En fe de lo cual nos los infrascriptos Plenipotenciarios
de Su Majestad Cat6lica y de la Repiblica Argentina
lo hemos firmado por duplicado y sellado con nuestros
sellos respectivos, en Madrid A veinte y nueve de Abril de
mil ochocientos cincuenta y siete.

(L. S.) JUAN BAUTISTA ALBERDI.
(L. S.) EL MARQUES DE PIDAL.








ABBIL 29 DE 1857


NoTA.-La present Convenci6n Consular no fue apro-
bada. Conviene ver el Acuerdo de Ministros de 28 de
Agosto de 1858 que va inserto al pie del Tratado de
Reconocimiento de 29 de Abril de 1857, ajuste firmado
por el Marques de Pidal y el Sr. Alberdi, por cuyo Acuerdo
del Gobierno del ParanA se resuelve la no aprobaci6n de
ambos documents.


T. VIII.












TRATADO CON ESPANA


Relative al reconocimiento de la Independencia

Madrid, 29 de Abril de 1857.


Su Majestad la Reina de las Espafas Dofia Isabel
Segunda por una parte, y Su Excelencia el Presidente
de la Repiblica Argentina por otra, animados recipro-
camente del deseo de afianzar por medio de un acto
pdblico y solemn las buenas relaciones que por natural
impulse existen ya entire los sibditos y ciudadanos de
ambos Paises, han determinado celebrar un Tratado de
Paz y Amistad, fundados en principios de justicia y de
mutua conveniencia.

Para este fin Su Majestad Cat6lica ha tenido A bien
nombrar por su Plenipotenciario a D. Pedro Jose Pidal,
Marques de Pidal, Caballero Gran Cruz de la Real y
distinguida Orden de Carlos III, de la de San Fernando
y del Merito de Napoles, de la Pontificia de Pio IX, de
la del Le6n Neerlandes, de las de Cristo y de la Con-
cepci6n de Villaviciosa de Portugal, de la de Leopoldo
de Belgica, de la de San Mauricio y SAn Lazaro de Cer-
defia, Gran Cord6n de la Legi6n de honor de Francia,
Caballero de 1." clase del Nischani Iftijar de Turquia, de
la Orden de Leopoldo de Austria y de la del Sol y del
Le6n de Persia, Individuo de la Real Academia Espa-
fola de la de la Historia y de la de San Fernando y
honorario de la de San Carlos de Valencia, ex-Diputado







ABRIL 29 DE 1S5T 51

& Cortes y su primer Secretario del Despacho de Estado;
y el Presidente de la Repdblica Argentina al Dr. Don
Juan Bautista Alberdi, Encargado de Negocios de la
misma en Paris, Londres y Madrid; quienes, despuds de
haberse comunicado sus Plenos Poderes y de haberlos
hallado en buena y debida forma, han convenido en los
articulos siguientes:

Articulo 1.-Su Majestad Cat6lica reconoce como
Naci6n libre, Soberana 6 Independiente a la Repitblica
6 Confederaci6n Argentina, compuesta de todas las Pro-
vincias mencionadas en su Constituci6n Federal vigente
y de los demds territories que legitimamente le pertene-
cen 6 en adelante le pertenecieren, y usando de la facul-
tad que le compete, con arreglo al decreto de las Cortes
generals del Reino de 4 de Diciembre de 1836, renun-
cia en toda forma y para siempre por Si y sus Sucesores,
la Soberania, derechos y acciones que Le correspondian
sobre el territorio de la mencionada Republica.
Art. 2.-Por la alta interposici6n de su Majestad Ca-
t6lica, y como consecuencia natural del present Tra-
tado, habri absolute olvido y complete amnistia para
todos los sibditos de Su Majestad y ciudadanos de la
Repiblica Argentina, cualquiera que sea el partido que
hayan seguido durante las disensiones felizmente termi-
nadas por la present estipulaci6n.
Art. 3.-Su Majestad Cat6lica y la Repiblica Argen-
tina convienen en que los subditos y ciudadanos respec-
tivos de ambas Naciones conserven expeditos y libres sus
derechos para reclamar y obtener justicia y plena satis-
faci6n por las deudas bona fide contraidas entire si, como
tambi6n en que no se les ponga por parte de la autoridad
pablica ningdn obstAculo en los derechos que puedan
alegar por raz6n de matrimonio, herencia por testament
6 abintestato, 6 cualquier otro de los titulos de adquisi-







52 TRATADO RELATIVE AL RECONOCIMIENTO DE LA INDEPENDENCIA

ci6n reconocidos por las leyes del pais en que haya lugar
A la reclamaci6n.
Art. 4.-La Republica Argentina, considerando que
es just y natural que suceda A la Corona de Espana en
las cargas y deberes, asi como le sucede en los derechos
y privilegios inherentes al Gobierno de dicho Pais, reco-
noce solemnemente por el present Tratado como deuda
consolidada de la Rep6blica tan privilegiada como la que
mas (en consonancia con lo que ya estableci6 esponta-
neamente en sus leyes) todas las deudas contraidas por
el Gobierno Espafol y sus Autoridades, Anicamente en
las antiguas Provincias de Espafa que forman hoy 6 lle-
guen a former el territorio de la Rep6blica Argentina.
A esta deuda de la Naci6n Argentina correspondent por
consiguiente todos los cr6ditos por pensions, sueldos,
suministros, anticipos, fletes, emprdstitos forzosos, dep6-
sitos, contratas, y cualesquiera otros, ya de guerra, ya
anteriores a ella, que pesasen sobre las mencionadas Pro-
vincias, siempre que procedan de 6rdenes directs del
Gobierno Espafiol 6 de sus Autoridades alli establecidas
hasta la 6poca en que 6stas evacuaron completamente
aqu6l pais.
Para este efecto seran considerados como comproban-
tes los asientos de los libros de cuenta y raz6n de las ofi-
cinas del antiguo Virreinato de Buenos Aires, 6 de los
especiales de las Provincias que constituyen 6 lleguen a
constituir la Repiblica Argentina, asi como los ajustes y
certificaciones originales 6 copias ligitimamente autori-
zadas y cualquiera otro document que haga fe con arre-
glo a las leyes de la Rep6blica.
La calificaci6n de estos cr6ditos no se terminara sin
oir a las partes interesadas, y las cantidades que de esta
liquidaci6n resultaren admitidas y de legitimo pago, de.
vengarAn el interns legal correspondiente desde un afno
despu6s de canjeadas las ratificaciones del present Tra-
tado, aunque la liquidaci6n se verifique con posterioridad.







ABEIL 29 DE 1857


Art. 5.0-Como garantia de la deuda procedente de la
estipulaci6n contenida en el articulo anterior, el Gobierno
de la Republica procurara, en cuanto lo permitan las
circunstancias, establecer un fondo de amortizaci6n espe-
cial en favor de estos cr6ditos.
Art. 6.o-Aunque teniendo en consideraci6n que las
luchas y desavenencias felizmente terminadas no fueron
tenaces ni desastrosas en el antiguo Virreinato de Bue-
nos Aires, y es de presumir por consiguiente que hayan
sido insignificantes los secuestros y confiscaciones de pro-
piedades A sibditos espafioles 6 A ciudadanos argentinos;
sin embargo, para todo event, Su Magestad Cat6lica y
la Repiblica Argentina se comprometen solemnemente A
que todos los bienes muebles 6 inmuebles, alhajas, dinero
6 otros efectos de cualquiera especie que hubieren sido
secuestrados 6 confiscados a subditos espafoles 6 A ciu-
dadanos de la Repitblica Argentina durante la guerra
sostenida en Am6rica 6 despu6s de ella, y se hallasen
todavia en poder de los respectivos Gobiernos, en cuyo
nombre se hubiese hecho el secuestro 6 la confiscaci6n,
seran 'nmediatamente restituidos a sus antiguos duenos
6 A sus herederos 6 legitimos representantes, sin que nin-
guno de ellos tenga acci6n para reclamar cosa alguna
por raz6n de los products que dichos bienes 6 valores
hayan podido 6 debido rendir durante el secuestro 6 la
confiscaci6n.
Los desperfectos 6 mejoras causados en tales bienes
por el tiempo 6 por el acaso durante el secuestro 6 la
confiscaci6n, no se podrAn reclamar ni por una ni por otra
parte; pero los antiguos duefos 6 sus representantes de-
berAn abonar al Gobierno respective todas aquellas mejo-
ras hechas por obra humana en dichos bienes 6 efectos
despues del secuestro 6 confiscaci6n, asi como el expre-
sado Gobierno debera abonarles todos los desperfectos
que provengan de tal obra en la mencionada 6poca. Y







54 TRATADO RELATIVE AL RECONOCIMIENTO DE LA INDEPENDENCIA

estos abonos reciprocos se harAn de buena fe y sin
contienda judicial, A juicio amigable de peritos 6 de
arbitradores nombrados por las parties y terceros que ellos
elijan en caso de discordia.
A los acreedores de que trata este articulo, cuyos bie-
nes hayan sido vendidos 6 enajenados de cualquier
modo, se le darA la indemnizaci6n competent en estos
t6rminos y A su elecci6n, 6 en papel de la deuda consoli-
dada de la clase mAs privilegiada, cuyo interns empezarA
A correr al cumplirse el ano de canjeadas las ratifica-
ciones del present Tratado, 6 en tierras del Estado.
Si la indemnizaci6n tuviese lugar en papel, se darA al
interesado por el Gobierno respective un document de
cr6dito contra el Estado que devengarA su interns desde
la 6poca que se fija en -el pArrafo anterior, aunque el do-
cumento fuese expedide con posterioridad A ella; y si se
verificase en tierras pdblicas, despu6s del afo siguiente
al canje de las ratificaciones, se afadirA al valor de las
tierras que se den en indemnizaci6n de los bienes perdi-
dos, la cantidad de tierras mAs que se calcule equivalent
al r6dito de las primitivas, si se hubiesen estas entregado
dentro del afio siguiente al referido canje, en t6rminos
que la indemnizaci6n sea efectiva y complete cuando
se realice.
Para la indemnizaci6n, tanto en papel como en tierras
del Estado, se atenderA al valor que tenian los bienes
confiscados al tiempo del secuestro 6 confisco, procedidn-
dose en todo de buena fe y de un modo amigable y con-
ciliador.
Su Majestad Cat6lica por su parte se compromete A
efectuar igual reconocimiento y pago respect A los cr6-
ditos-de la misma especie que pertenezcan A los ciudada-
nos argentinos en Espania.
Art. 7.o-Cualquiera que sea el punto en que se fallen
establecidos los sfbditos espafoles 6 los ciudadanos de







ABRIL 29 DE 1857


la Rep6blica Argentina, que en virtud de lo estipulado
en los articulos 4.0 y 6.0 de este Tratado, tengah que hacer
alguna reclamaci6n, deberAn presentarla precisamente
dentro de cuatro anos, contados desde el dia en que se
publique en la Capital de 1:i Repfblica la ratificaci6n del
present Tratado, acompafando una relaci6n suscinta de
los hechos apoyada en documenuos fehacientes que justi-
fiquen la legitimidad de la demand; y pasados dichos
cuatro anos no se admitiran nuevas reclamaciones de
esta clase, bajo pretexto alguno.
Art. 8.-Los hijos de espafoles nacidos en el territorio
de la Repfblica Argentina seguirAn la nacionalidad de
su padre, durante la menor edad. En saliendo de la
patria potestad, tendrAn derecho A optar entire la nacio-
nalidad espafola y la argentina.
Aquellos espafioles que hubieren residido en la Repi
blica Argentina y adoptado su nacionalidad podran
recobrar la suya primitive, si asi les conviniere, para
lo cual tendrAn el plazo de un aio los presents y de dos
los ausentes. Pasado este t6rmino se entenderA definiti-
vamente adoptada la nacionalidad de la Repuiblica.
La simple inscripci6n en la matricula de nacionales
que deberA establecerse en las Legaciones y Consula-
dos de uno y otro Estado, sera formalidad suficiente
para hacer constar la nacionalidad respective.
Los principios y las condiciones que establece este
articulo, serAn igualmente aplicables A los ciudadanos
argentinos y a sus hijos en los dominios espafioles.
Art. 9.-Los slbditos de Su Majestad Cat61ica en la
Republica Argentina, y los ciudadanos de la Republica
en Espafia, podrAn ejercer libremente sus oficios y profe-
siones, poseer, comprar, y vender por mayor y menor
toda especie de bienes y propiedades, muebles 6 inmue-
bles, extraer del pais sus valores integramente, disponer
de ellos en vida 6 por muerte y suceder en los mismos







56 TRATADO RELATIVE AL RECONOCIMIENTO DE LA INDEPENDENCIA

por testamento 6 abintestato, todo con arreglo a las leyes
del pais y on los mismos t6rminos y bajo de iguales con-
diciones y adeudos que usan 6 usaren los de la Naci6n
mas favorecida.
Art. 10.-Los sibditos espafioles no estarAn sujetos en
la Confederaci6n Argentina ni los ciudadanos de esta
Repdblica en Espafia al servicio del Ej6rcito, Armada 6
Milicia national. Estaran igualmente exentos de toda
carga 6 contribuci6n extraordinaria 6 pr6stamo forzoso;
y en los impuestos ordinarios que satisfagan por raz6n
de su industrial, comercio 6 propiedades, serAn tratados
como los subditos 6 ciudadanos de la Naci6n mAs favo-
recida.
Art. 11.-En tanto que Su Majestad Cat6lica y la
Rep6blica Argentina no ajusten un Tratado de Comercio
y Navegaci6n, las Altas Partes Contratantes se obligan
reciprocamente A considerar a los sufbditos y ciudadanos
de ambos Estados para el adeudo de derechos por las
producciones naturales 6 industriales, efectos y merca-
derias que importaren 6 exportaren de los territories
respectivos, asi como para el pago de los derechos de
puerto, en los mismos t6rminos que los de la Naci6n mas
favorecida.
Toda exenci6n y todo favor 6 privilegio que, en mate-
rias de comercio, aduanas 6 navegaci6n, conceda uno
de los dos Estados Contratantes a cualquiera Naci6n,
se harA de hecho extensive A los sdbditos del otro Esta-
do; y estas ventajas se disfrutarAn gratuitamente si la
concesi6n hubiese sido gratuita, 6 en otro caso con las
mismas condiciones con que se hubiese estipulado 6 por
medio de una compensaci6n acordada por mutuo con-
venio.
Art. 12.-El present Tratado, seg6n se halla exten-
dido en doce articulos, sera ratificado, y las ratificaciones







ABRIL 29 DE 1857 57

se canjeardn en esta Corte en el t4rmino de un afio, 6
antes si fuese possible.

En fe de lo cual, Nos los infrascriptos Plenipotencia-
rios de Su Majestad Cat6lica y de la Repfiblica Argen-
tina lo hemos firmado por duplicado y sellado con nues-
tros sellos respectivos, en Madrid A veinte y nueve de
Abril de mil ochocientos cincuenta y siete.

(L. S.) JUAN BAUTISTA ALBERDI.
(L. S.) EL MARQUES DE PIDAL.







58 TRATADO RELATIVE AL RECONOCIMEENTO DE LA INDEPENDENCIA


ACUERDO


Reunido el Consejo de Ministros ante el Excmo. Senior
President de la Confederaci6n, el Ministro de Relacio-
nes Exteriores, expuso: -Que recibidos del Sr. Enviado
Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de la Confe-
deraci6n en Espafia, un Tratado de reconocimiento y una
Convenci6n Consular, para que fu6 autorizado A firmar
con el gobierno de S. M. C., el Excmo. Sr. President. de
la Confederaci6n, tuvo A bien somueterlos A consejo
de Ministros, de cuyo consejo result la no admisi6n por
unanimidad, del articulo 4 y sus correlativos y del articulo
8 del Tratado, por cuanto lo que se habia estipulado en
ellos, estaba en contradicci6n con los principios adopta-
dos por el Gobierno Argentino, con las prevenciones
hechas al Sr. Plenipotenciario de la Confederaci6n, en
comunicaci6n del 10 de Enero de 1856. y con el Estatuto
de Hacienda y cr6dito.-Que esta resoluci6n fu6 comu-
nicada al Sr. Enviado Argentino en 23 de Septiembre de
1857, el cual habia creido deber insistir sobre la acepta-
ci6n del Tratado, aduciendo nuevas razones para el efecto
en su nota 7 de Diciembre del mismo afio.
Que el Excmo. Sr. President, queriendo hacer lugar A
esas nuevas consideraciones, dispuso que los Tratados
fuesen sometidos A la consideraci6n del Congreso por si
quisiese ocuparse de ellos, sin embargo de no estar apro-
bados por el Poder Ejecutivo. Que la CAmara de Dipu-
tados los habia devuelto, por cuanto carecian de la forma,
aprobatoria de aquel Poder para poder tomarlos en consi-
deraci6n. Que en esta virtud, S. E. el Sr. President,
para revestirlos de esa forma, los ponia A una reconside-
raci6n; agregando el Ministro de Relaciones Exteriores,







ABRIL 29 DE 1857


que por su parte no hallaba motives que lo hicieran retro-
ceder de su primera opinion para la no aceptaci6n
delTratado, y que antes, mas bien tenia que agregar
uno mAs en su apoyo, cual era la ley de 7 de Octubre de
1857, del Honorable Congreso, sobre ciudadania.
Se procedi6 A una nueva lectura de los Tratados y
documents relatives, que despues de examinados esta
vez mAs, el Consejo de Ministros por unanimidad ratific6
su primera opinion, manifestando que no podia aceptarse
el articulo 4 y sus correlativos; porque estaban en desa-
cuerdo con la ley del Estatuto de Hacienda y credito, y
con las prevenciones hechas al Sr. Enviado Argentino
sobre el modo de satisfacer la deuda piblica, y el articulo
8 en contradicci6n con los principios adoptados por el
Gobierno de la Confederaci6n, y con la ley que habia
sancionado el Congreso sobre ciudadania. S. E. el Sefior
President, aprobando estas y otras razones aducidas por
el Consejo, acord6 que el Ministro de Relaciones Exte-
riores hiciese present esta resoluci6n al Ministro Pleni-
potenciario, con las demAs ampliaciones necesarias.
Parana, Agosto 28 de 1858. -
URQUIZA.
SANTIAGO DERQUI.-BERNAB] L6PEZ.
ELIAS BEDOYA.-JUAN DEL CAMPILLO.

NOTA.-Luego de rechazado este Tratado de reconoci-
miento de nuestra Independencia, y de la Convenci6n
Consular, que anteceden, el Ministro Argentino, Doctor
Alberdi, negoci6 con Espafia el de igual clase de 9 de Julio
de 1859, document que fue canjeado el 27 de Junio de
1860 en Madrid, cuyo Ajuste qued6 sustituido por el
Tratado de Reconocimiento, Paz y Amistad de 21 de
Septiembre de 1863 que es el que rige.












TRATADO


De Reconocimiento, Paz y Amistad con Espaia

Madrid, 9 de Julio de 1859.


Su Majestad la Reina de las Espafias D.a Isabel Segunda,
por una parte, y Su Excelencia el Presidente de Repdi-
blica Argentina, por otra, animados reciprocamente del
deseo de afianzar por medio de un acto p6blico y solem-
ne, las buenas relaciones que por natural impulso existen
ya entire los sAbditos y ciudadanos de ambos Paises, hart
determinado celebrar un Tratado de Reconocimiento,
Paz y Amistad, fundado en principios de justicia y de
mutua conveniencia.

Para ese fin, Su Majestad Cat6lica ha tenido a bien
nombrar por su Plenipotenciario A D. Saturnino Cal-
der6n Collantes, Caballero Gran Cruz de la Real y
distinguida Orden de Carlos III, y de la Real de Isabel
la Cat6lica, Senador del Reino y su primer Secretario
del Despacho de Estado; y

El President de la Repdblica Argentina, al Dr. Don
Juan Bautista Alberdi, Enviado Extraordinario y Minis-
tro Plenipotenciario de la misma en las Cortes de Paris
y Londres, y nombrado con igual carActer cerca de su
Majestad Cat6lica;

Quienes despu6s de haberse comunicado sus Plenos







JULIO 9 DE 1859


Poderes, y de haberlos hallado en buena y debida forma,
han convenido en los articulos siguientes:

Articulo 1.0- Su Majestad Cat6lica reconoce como
Naci6n libre, Soberana 6 independiente A la Repiiblica
6 Confederaci6n Argentina, compuesta de todas las Pro-
vincias mencionadas en su Constituci6n Federal vigente,
y de los demAs territories que legitimamente le perte-
necen, 6 en adelante le pertenecieren; y usando de la
facultad que le compete, con arreglo al Decreto de las
Cortes Generales del Reino, de 4 de Diciembre de 1836
renuncia en toda forma y para siempre por si y sus suce-
sores, la soberania, derechos y acciones que le corres-
pondian sobre el territorio de la mencionada Repidblica.
Art. 2.o-Por la alta interposici6n de Su Majestad
Cat6lica, y como consecuencia natural del present Tra-
tado, habrA absolute olvido y complete amistad, para
los sdbditos de Su Majestad y ciudadanos de la Republi-
ca Argentina, cualquiera que sea el partido que hayan
seguido durante las disensiones felizmente terminadas
por la present estipulaci6n.
Art. 3.-Su Majestad Cat6lica y la Repdblica Argen-
tina convienen en que los sibditos y ciudadanos respec-
tivos de Ambas Naciones, conserven expedites y libres
sus derechos para reclamar y obtener justicia y plena
satisfaci6n, por las deudas bona fide contraidas entire si,
como tambi6n en que no se les ponga por parte de la
Autoridad pdblica, ning6n obstAculo en los derechos que
puedan alegar por raz6n de matrimonio, herencia por
testamento 6 ab intestato, 6 cualquiera de los titulos de
adquisici6n reconocidos por las leyes del pais en que
haya lugar a la reclamaci6n.
Art. 4."-La Confederaci6n Argentina considerando
que asi como adquiere los derechos y privilegios corres-
pondientes A la Corona de Espafa, contrae todos sus







TRATADO DE PAZ Y AMISTAD CON ESPARA


deberes y obligaciones, reconoce solemnemente como
deuda consolidada de la Repiblica, tan privilegiada
como la que mAs, conforme A lo establecido espontAnea-
mente en sus leyes, todas las deudas de cualquier clase
que sean, contraidas por el Gobierno Espafiol y sus Auto-
ridades, en las antiguas Provincias de Espafa que forman
actualmente 6 constituyan en lo sucesivo el territorio de
de la Repfblica Argentina, evacuado por aquellas en
25 de Mayo de 1810.
SerAn considerados como comprobantes de las deudas,
los asientos de los libros de cuenta y raz6n de las ofici-
nas del antiguo Virreinato de Buenos Aires 6 de los
especiales de las Provincias que constituyen 6 formen en
adelante la Repiblica Argentina, asi como los ajustes y
certificaciones originales 6 copias legitimamente autori-
zadas, y todos los documents que cualesquiera que sean
sus fechas, hagan fe con arreglo A los principios de dere-
cho universalmente admitidos, siempre que estin firma-
dos por Autoridades Espafolas residents en el territorio.
La calificaci6n de estos creditos se hard oyendo A las
parties interesadas, y las cantidades que de esta liquida-
ci6n resulten admitidas y de legitimo pago, devengarAn
el interns legal correspondiente, desde un aflo despuds
de canjeadas las ratificaciones del present Tratado,
aunque la liquidaci6n se verifique con posterioridad.
No formarAn parte de esta deuda las cantidades que
el G-obierno de Su Magestad Cat6lica invirtiese, despu6s
de la complete evacuaci6n del territorio Argentino por
las Autoridades Espafiolas.
Art. 5. -Aunque las luchas y desavenencias feliz-
mente terminadas, no fueron tenaces ni desastroisas en
el antiguo Virreinato de Buenos Aires, y es de presumir
por consiguiente, que hayan sido insignificantes los
secuestros y confiscacione. de propieda:les A sibditos
Espafioles 6 6, ciudadanos Argentinos; deseando evitar







JULIO 9 DE 1859


todo danio Su Majestad Cat6lica y ]a Republica Argen-
tina se comprometen solemnemente a que todos los
bienes, muebles 6 inmuebles, alhajas, dinero ii otros efec-
tos de cualquier especie, que hubieren sido secuestrados
6 confiscados a sfbditos espafioles 6 a ciudadanos de la
Republica Argentina durante la guerra sostenida en
America 6 despu6s de ella, y se hallasen todavia en
poder de los respectivos Gobiernos, en cuyo nombre se
hubiese hecho el secuestro 6 la confiscaci6n, serAn inme-
diatamente restituidos a sus antiguos duefios 6 a sus
herederos 6 legitimos representantes, sin que ninguno de
ellos tenga acci6n para reclamar cosa alguna por raz6n
de los products que dichos bienes 6 valores hayan podi-
do 6 debido rendir durante el secuestro 6 la confiscaci6n.
Los desperfectos 6 mejoras causados en tales bienes
por el tiempo 6 por el acaso durante el secuestro 6 la
confiscaci6n, no se podran reclamar ni por una ni por
otra parte; pero los antiguos duenos 6 sus representantes,
deberan abonar al Gobierno respective, todas aquellas
mejoras hechas por obra humana en dichos bienes 6
efectos despues del secuestro 6 confiscaci6n; asi como el
expresado Gobierno debera abonarles todos los desper-
fectos que provengan de tal obra en la mencionada
epoca.
Y estos abonos reciprocos se haran de buena
fe sin contienda judicial, a juicio amigable de peritos 6
de arbitradores nombrados por las parties y terceros que
ellos elijan en caso de discordia.
A los acreedores de que trata este articulo cuyos
bienes hayan sido vendidos 6 enajenados de cualquier
modo, se les dara la indemnizaci6n competent en estos
t6rminos a su elecci6n, 6 en papel de la deuda consoli-
cada de la clase mAs privilegiada, cuyo interns empeza-
ra A correr al cumplirse el afio de canjeadas las ratifica-
ciones del present Tratado, 6 en tierras del Estado.







TRATADO DE PAZ Y AM-ISTAD CON ESPARA


Si la indemnizaci6n tuviese lugar en papel, se dara al
interesado por el Gobierno respective, un document de
credito contrael Estado, que devengarA su interns desde
la 6poca que se fija en el pArrafo anterior, aunque el
document fuese expedido con posterioridad A ella; y si
se verificase en tierras p6blicas despues del afo siguiente
al canje de las ratificaciones, se afadira al valor de las
tierras que se den en indemnizaci6n de los bienes perdi-
dos la cantidad de tierras mAs que se calcule equivalent
al r6dito de las primitivas si se hubiesen 6stas entregado
dentro del afo siguiente al referido canje, en t6rminos
que la indemnizaci6n sea efectiva y complete cuando se
realize.
Para la indemnizaci6n tanto en papel como en tierras
del Estado, se atenderA al valor que tenian los bienes
confiscados al tiempo delsecuestro 6 confisco, procedidn-
dose en todo de buena fe y de un modo amigable y con-
ciliador.
Su Majestad Cat6lica, por su parte, se compromete A
efectuar igual reconocimiento y pago, respect A los cr6-
ditos de la misma especie que pertenezcan A ciudadanos
Argentinos en Espana.
Art. 6.-Cualquiera que sea el punto en que se hallen
establecidos los sfbditos Espafoles 6 los ciudadanos de
la Rep6blica Argentina, que en virtud de lo estipulado
en los articulos 4. y 5. de este Tratado, tengan que hacer
alguna reclamaci6n, deberAn presentarla precisamente
dentro de cuatro afos, contados desde el dia en que se
publique en la Capital de la Repiblica la ratificaci6n
del present Tratado, acompanando una relaci6n suscin-
ta de hechos, apoyada en documents fehacientes que
justifiquen la legitimidad de la demand. Pasados dichos
cuatro anos no se admitirAn nuevas reclamaciones de esta
clase, bajo pretexto alguno.
Art. 7.- Con el fin de establecer y consolidar la







zuiio 9 DE 1859 65

uni6n que debe existir entire los dos pueblos, convienne
anmbas Partes Contratantes en que para fijar la naciona-
lidad de espafnoles y argentinos, se observen las dispo-
siciones consignadas en el articulo 1. de la Constituci6n
political de la Monarquia Espaflola, y en la Ley Argen-
tina de 7 de Octubre de 1857.
Aquellos Espafioles que hubiesen residido en la Repi-
blica Argentina y adoptado su nacionalidad, podrAn
recobrar la suya primitive si asi les conviniere, para el
cual tendran el plazo de un afo los presents y de dos
los ausentes.
Pasado este termino se entenderA definitivamente
adoptada la nacionalidad de la Repfblica.
La simple inscripci6n en la matricula de nacionales
que debera establecerse en las Legaciones y Consulados
de uno y otro Estado, serA formalidad suficiente para
hacer constar la nacionalidad respective.
Los principios y las condiciones que establece este
articulo, seran igualmente aplicables A los ciudadanos
argentinos y sus hijos, en los dominios espanoles.
Art. 8.-Los subditos de Su Majestad Cat61ica en la
Repfblica Argentina, y los ciudadanos de la Rep6blica
en Espana, podrAn ejercer libremente sus oficios y profe-
siones, poseer, comprar y vender por mayor y menor
toda especie de bienes y propiedades, muebles 6 inmue-
bles, exfraer del pais sus valores integramente, disponer
de ellos en vida 6 por muerte y suceder en los mismos
por testamento 6 ab intestato, todo con arreglo A las
leyes del pais y en los mismos t6rminos, y bajo de iguales
condiciones y adeudos que usan y usaren ,los de la
Naci6n mis favorecida.
Art. 9.-Los sdbditos espanoles no estaran sujetos
en la Confederaci6n Argentina, ni los ciudadanos de esta
Republica en Espafia, a1 servicio del ej6rcito, armada 6
milicia national.
T. vi. 5







TRATADO DE PAZ Y AMISTAD CON ESPARA


Estaran igualmente exentos de toda carga 6 contri-
buci6n extraordinaria 6 pr6stamo forzoso; y en los im-
puestos ordinarios que satisfagan por raz6n de su indus-
tria, comercio 6 propiedades, seran tratados como los
sfbditos 6 ciudadanos de la Naci6n mAs favorecida.
Art. 10.-En tanto que Su Majestad Cat6lica y la
Republica Argentina, no ajusten un Tratado de comercio
y navegaci6n, las Altas Partes Contratantes se obligan
reciprocamente A considerar A los sibditos y ciudadanos
de ambos Estados, para el adeudo de derechos por las
producciones naturales 6 industriales, efectos y merca-
derias que importaren 6 exportaren de los territories
respectivos, asi como para el pago de los derechos de
puerto, en los mismos t6rminos que los de la Naci6n mas
favorecida.
Toda exenci6n y todo favor 6 privilegio, que en mate-
ria de comercio, aduanas 6 navegaci6n, concede uno de
los dos Estados contratantes A cualquier Naci6n, se hara
de hecho extensive A los sdbditos del otro Estado; y estas
ventajas se disfrutaran gratuitamente si la concesi6n
hubiese sido gratuita, 6 en otro caso con las mismas condi-
ciones con que se hubiese estipulado, 6 por medio de una
compensaci6n acordada por mutuo convenio.
Art. 11.-El present Tratado, segdn se halla exten-
dido en 11 articulos sera ratificado, y las ratificaciones
se canjearAn en esta Corte en el t6rmino de un aift, 6
antes si fuese possible.
En fe de lo cual, Nos los infrascriptos Plenipotencia-
rios de su Majestad Cat6lica y de la Republica Argen-
tina, lo hemos firmado por duplicado y sellado con nues-
tros sellos respectivos, en Madrid, A nueve de Julio de
mil ochocientos cincuenta y nueve.
SATURNINO CALDER6N COLLANTES.
JUAN BAUTISTA ALBERDI.








JUImo 9 DE 1859 67


Ministerio de Relaciones Exteriores.

Parana, Febrero 7 de 1860.


Hallandose el present Tratado concluido y firmado
por mi Plenipotenciario y el de S. M. C., conforme A las
instrucciones y prevenciones que al efecto fueron dadas
a aquel, lo apruebo por mi parte y en virtud de mis atri-
buciones, debiendo elevarse a la deliberaci6n del Con-
greso Federal para su aprobaci6n definitive.

El present decreto sera refrendado por el Ministro
en el Departamento de Relaciones Exteriores.

CARRIL.
LuIs J. DE LA PERA.








TRATADO DE PAZ Y AMISTAD CON ESPASA


LEY APROBANDO EL TRATADO DE RECONOCIMIENTO, PAZ
Y AMISTAD CON ESPANA


El Senado y Cdmara de Diputados de la Confederaci6n Ar-
gentina, reunidos en Congreso, sancionan con fuerza de


LEY:

Articulo 1.o-Apruebanse los once articulos del Tra-
tado de Reconocimiento, Paz y Amistad celebrado entire
el President de la Confederaci6n Argentina y Su Ma-
jestad la Reina de Espafa, por medio de sus respectivos
Plenipotenciarios, en Madrid A nueve de Julio de mil
ochocientos cincuenta y nueve.
Art. 2.-Conuniquese al Poder Ejecutivo.
Dada en la Sala de Sesiones del Congreso, en el Para-
na, Capital Provisoria de la Confederaci6n Argentina, a
los veinticinco dias del mes de Febrero del ano del Seflor
de mil ochocientos sesenta.- SALUSTIANO ZAVALIA.-
Carlos M. Saravia, Secretario.-M. LUQuE.--Benjamin
de Igarzdbal, Secretario.



Ministerio del Interior.
Parana, Febrero 26 de 1860.

TUngase por ley y publiquese.
CARRIL.
SANTIAGO DERQUI.







Jluo 9 DE 1859


Dofa Isabel Segunda, por la gracia de Dios y la Cons-
tituci6n de la Monarquia Espafiola, etc., etc., etc., Reina
de las Espafias.

Por cuanto: se ajust6, concluy6 y firm en Madrid A
nueve de Julio de mil ochocientos cincuenta y nueve por
D. Saturnino Calder6n Collantes y por D. Juan Bau-
tista Alberdi, Plenipotenciarios nombrados al efecto en
debida forma, un Tratado de Reconocimiento, Paz y Amis-
tad entire Espafia y la Repiiblica Argentina, compuesto
de once articulos en lengua castellana, que palabra por
palabra es del tenor siguiente:

(Aqui el Tratado).

Por tanto: habiendo visto y examinado uno por uno
los once articulos que comprende el preinserto Tratado,
Hemos venido en aprobar y ratificar cuanto en ello se
contiene, como en virtud de la present lo aprobamos y
ratificamos en la mejor y mAs amplia forma que podemos:
prometiendo en fe de nuestra palabra Real cumplirlo y
observarlo y hacer que se cumpla y observe puntualmente
en todas sus parties; y para su mayor validaci6n y firmeza
mandamos expedir la present firmada de Nuestra mano,
sellada con Nuestro sell secret y refrendada de Nues-
tro Infrascripto Secretario del Despacho de Gracia y Jus-
ticia.
Dada en el Palacio de Madrid A veintidos de Junio de
mil ochocientos sesenta.
YO LA REYNA.


El Ministro de Gracia y Justicia.
SANTIAGO FERNANDEZ NEGRETE.







TRATADO DE PAZ Y AMISTAD CON ESPARA


CERTIFICACI6N DE CANJE


Habi6ndose reunido los Infrascriptos Plenipotencia-
rios para verificar el Canje de las Ratificaciones del Pre-
sidente de la Repilblica Argentina y de Su Majestad la
Reina de las Espafias que contienen el Tratado de Reco-
nocimiento, Paz y Amistad, firmado el nueve de Julio
de mil ochocientos cincuenta y nueve, y habiendo sido
presentadas dichas Ratificaciones y halladas previa-
mente en buena y debida forma, se ha verificado el
citado canje.

En fe de lo cual, los Infrascriptos han firmado la pre-
sente, por duplicado y la han sellado con sus sellos
respectivos.

Hecho en Madrid a veintisiete de Junio de mil ocho-
cientos sesenta.

JUAN B. ALBERDI.
SATURNINO CALDERON COLLANTES.












TRATADO DEFINITIVE


De Reconocimiento, Paz y Amistad con Espaia


Madrid, 21 de Septiembre de 1863.


Bartolome Mitre, Presidente de la Repuiblica Argen-
tina, A todos los que la present vieren.

i Salud!

Por cuanto entire la Repdblica Argentina y su Majes-
tad la Reina de las Espafias se negoci6, concluy6 y firm
un Tratado de Reconocimiento, Paz y Amistad en la
Ciudad de Madrid el dia 21 de Septiembre de 1863 por
medio de Plenipotenciarios competentemente autoriza-
dos al efecto: Tratado, cuyo tenor es el siguiente:

Su Excelencia el Presidente de la Repuiblica Argen-
tina por una parte, y Su Majestad la Reina de las Espa-
fas por la otra, animados del deseo de remover las difi-
cultades que se han suscitado para la ejecuci6n del articulo
7. del Tratado de Reconocimiento, Paz y Amistad, cele-
brado en Madrid el 9 de Julio de 1859, y teniendo en
cuenta que el restablecimiento de la unidad Argentina,
felizmente llevada A cabo en virtud de la reincorporaci6n
de la Provincia de Buenos Aires, hace necesaria la modi-
ficaci6n del mismo articulo, han nombrado por sus Pleni.
potenciarios, A saber:







72 TRATADO DEFINITIVE DE RECONOCIMIENTO, PAZ Y AMISTAD

Su Excelencia el Presidente de la RepIblica Argen-
tina A D. Mariano Balcarce, Enviado Extraordinario y
Ministro Plenipotenciario en las Cortes de Paris, Londres
y Turin, nombrado con el mismo carActer para la de
Madrid, etc., etc., y Su Majestad Cat6lica A D. Manuel
Pando Fernandez de Pinedo, Alava y DAvila, Marques
de Miraflores, etc., Grande de Espafia de primer clase,
Caballero de la insigne Orden del Tois6n de Oro, Gran
Cruz de la Real y distinguida de Carlos III, Gran Cord6n
de la Legi6n de Honor de Francia y de la de Leopoldo
de Belgica, Gran Cruz de la de Pio IX de los Estados
Pontificios, de la de Cristo de Portugal, Senador del
Reino, su Bmbajador que ha sido, Presidente de su Con-
sejo de Ministros, y su primer Secretario de Estado y del
Despacho, etc., etc., quienes despu6s de haberse comuni-
cado sus Plenos Poderes, y de haberlos hallado en buena
y debida forma, han convenido en que dicho Tratado se
modifique, y quede modificado en los t6rminos siguientes:

Articulo 1.-Su Majestad Cat6lica reconoce como
Naci6n libre, soberana 6 independiente A la Repuhblica
6 Confederaci6n Argentina, compuesta de todas las Pro-
vincias m encionadas en su Constituci6n Federal vigente,
y de los demAs territories que legitimamente le pertene-
cen 6 en adelante le pertenecieren; y usando de la facul-
tad que le compete, con arreglo al Decreto de las Cortes
Generales del Reino, de 4 de Diciembre de 1836, renun-
cia en toda forma y para siempre por si y sus sucesores,
la soberania, derechos y acciones que le correspondian
sobre el territorio de la mencionada Repidblica.
Art. 2."- Por la alta interposici6n de Su Majestad Ca-
t6lica, y como consecuencia natural del present Tra-
tado, habrA absolute olvido y complete amnistia, para
todos los sitbditos de Su Majestad y ciudadanos de la
Rep6blica Argentina, cualquiera que sea el partido que







SEPTIEMBBE 21 DE 1863


hayan seguido durante las disensiones felizmente termi-
nadas por la present estipulaci6n.
Art. 3.-La Repidblica Argentina y su Majestad Cat6-
lica, convienen en que los ciudadanos y sibditos respec-
tivos de ambas Naciones, conserven expeditos y libres sus
derechos para reclamar y obtener justicia y plena satis-
faci6n, por las deudas bona fide contraidas entire si, como
tambien en que no se les ponga por parte de la autoridad
piblica, ningfin obstdculo en los derechos que puedan
alegar por raz6n de matrimonio, herencia por testamento
6 ab intestato, 6 cualquier otro de los titulos de adquisi-
ci6n reconocidos por las leyes del pais en que haya lugar
A la reclamaci6n.
Art. 4.0-La Confederaci6n Argentina considerando,
que asi como adquiere los derechos y privilegios corres-
pondientes A la Corona de Espaia, contrae todos sus
deberes y obligaciones, reconoce solemnemente como
deuda consolidada de la Repiblica, tan privilegiada
como la que mAs, conforme A lo establecido espontAnea-
mente en sus leyes, todas las deudas de cualquier clase
que sean, contraidas por el Gobierno Espafol y sus auto-
ridades, en las antiguas Provincias de Espana que forman
actualmente 6 constituyan en lo sucesivo, el territorio de
la Repitblica Argentina, evacuado por aquellas en 25 de
Mayo de 1810.
SerAn considerados como comprobantes de las deudas,
los asientos de los libros de cuenta y raz6n de las Ofici-
nas del antiguo Virreinato de Buenos Aires, 6 de los
especiales de las Provincias que constituyen 6 formen en
adelante la Repuiblica Argentina, asi como los ajustes y
certificaciones originales, 6 copias legitimamente autori-
zadas, y todos los documents que cualesquiera que sean
sus fechas, hagan fe con arreglo A los principios de dere-
cho universalmente admitidos, siempre que esten firma-
dos por autoridades Espafiolas residents en el territorio.







74 TRATADO DEFINITIVE DE RECONOCIMIENTO, PAZ Y AMISTAD

La calificaci6n de estos cr6ditos se harA oyendo & las
parties interesadas, y las cantidades que de esta liquida-
ci6n resulten admitidas y de legitimo pago, devengaran
el interns legal correspondiente, desde un afo despu6s
de canjeadas las ratificaciones del present Tratado,
aunque la liquidaci6n se verifique con posterioridad.
No formarAn parte de esta deuda las cantidades que
el Gobierno de Su Majestad Cat6lica invirtiese, despu6s
de la complete evacuaci6n del territorio Argentino, por
las autoridades Espanolas.
Art. 5."-Aunque las luchas y desavenencias felizmen-
te terminadas, no fueron tenaces ni desastrosas en el
antiguo Virreinato de Buenos Aires, y es de presumir
por consiguiente, que hayan sido insignificantes los se-
cuestros y confiscaciones de propiedades, & sAbditos
Espafoles 6 A ciudadanos Argentinos: deseando evitar
todo dano, la Repiblica Argentina y Su Majestad Cat6-
lica se comprometen solemnemente, a que todos los bie-
nes muebles 6 inmuebles, alhajas, dinero 1i otros efectos
de cualquier especie que hubieren sido secuestrados 6
confiscados A s'bditos Espafioles 6 a ciudadanos de' la
Repu'blica Argentina durante la guerra sostenida en
Am6rica 6 despu6s de ella, y se hallasen todavia en poder
de los respectivos Gobiernos, en cuyo nombre se hubiese
hecho el secuestro 6 la confiscaci6n, seran inmediata-
mente restituidos a sus antiguos duefos, 6 A sus herede-
ros 6 legitimos representantes, sin que ninguno de ellos
tenga acci6n para reclamar cosa alguna, por raz6n de
los products que dichos bienes 6 valores hayan podido
6 debido rendir durante el secuestro, 6 confiscaci6n.
Los desperfectos 6 mejoras causados en tales bienes,
por el tiempo 6 por el acase durante el secuestro 6 la
confiscaci6n, no se podrAn reclamar ni por una ni por
otra part; pero los antiguos dueios y sus representantes
deberAn abonar al Gobierno respective, todas aquellas







SEPTIEMBRE 21 DE 1863


mejoras hechas por obra humana, en dichos bienes 6
efectos despues del secuestro 6 confiscaci6n; asi como el
expresado Gobierno deberA abonarles todos los desper-
fectos, que provengan de tal obra en la mencionada
6poca. Y estos abonos reciprocos se harAn de buena fe
y sin contienda judicial, A juicio amigable de peritos 6 de
arbitradores nombrados por las parties, y terceros que
ellos elijan en caso de discordia. A los acreedores de que
trata este articulo cuyos bienes hayan sido vendidos 6
enajenados de cualquier modo, se les darA la indemniza-
ci6n competent en estos terminos y su elecci6n, 6 en
papel de la deuda consolidada de la clase mas privile-
giada, cuyo inter6s empezar& A correr al cumplirse el
ano de canjeadas las ratificaciones del present Tratado,
6 en tierras del Estado.
Si la indemnizaci6n tuviese lugar en papel, se dard al
interesado por el Gobierno respective, un document de
credito contra el Estado, que devengarA un interns des-
de la epoca que se fija en el pArrafo anterior, aunque el
document fuese expedido con posterioridad A ella; y si
se verificase en tierras piblicas, despu6s del afio siguiente
al canje de las ratificaciones, se afiadirA al valor de las
tierras que se den en indemnizaci6n de los bienes perdi-
dos, la cantidad de tierras mas, que se calcule equiva-
lente al r6dito de las primitivas, si se hubiesen 6stas
entregado dentro del afo siguiente al referido canje, en
terminos que la indemnizaci6n sea efectiva y complete
cuando se realice.
Para la indemnizaci6n tanto en papel como en tierras
del Estado, se atenderA al valor que tenian los bienes
confiscados al tiempo del secuestro 6 confisco, proce-
di6ndose en todo de buena fe y de un modo amigable y
conciliador.
Su Majestad Cat6lica por su parte se compromete &
efectuar igual reconocimiento y pago, respect de los







76 TRATADO DEFINITIVE DE RECONOCIMIENTO, PAZ Y AMISTAD

cr6ditos de la misma especie que pertenezcan A ciuda-
danos Argentinos en Espafia.
Art. 6.-Cualquiera que sea el punto en que se ha-
llen establecidos los subditos Espafioles 6 los ciudadanos
de la Repdblica Argentina, que en virtud de lo estipu-
lado en los articulos 4." y 5. de este Tratado, tengan
que hacer alguna reclamaci6n, deberAn presentarla pre-
cisamente dentro de cuatro anos, contados desde el dia
en que se publique en la Capital de la Rep6blica la rati-
ficaci6n del present Tratado, acompafiando una rela-
ci6n suscinta de los hechos, apoyados en documents
fehacientes que justifiquen la legitimidad de la demand.
Pasados los dichos cuatro afos, no se admitirdn nue-
vas reclamaciones de esta clase, bajo pretexto alguno.
Art. 7.--Con el fin de establecer y consolidar la uni6n
que debe existir entire los dos pueblos, convienen ambas
Partes Contratantes en que para determinar la naciona-
lidad de Espafioles y Argentinos, se observen respecti-
vamente en cada pais las disposiciones consignadas en
la Constituci6n y las leyes del mismo.
Aquellos Espafioles nacidos en los actuales dominios
de Espafa que hubiesen residido en la Republica Ar-
gentina y adoptado su nacionalidad, podran recobrar la
suya primitive si asi les conviniere, para lo cual tendran
el plazo de un afio los presents y dos los ausentes.
Pasado este termino, se entenderA definitivamente
adoptada la nfcionalidad de la Repdblica.
La simple inscripci6n en la matricula de nacionales
que deberA establecerse en las Legaciones y Consulados
de uno y otro Estado, serA formalidad suficiente para
hacer constar la nacionalidad respective.
Los principios y las condiciones que establece este
articulo, serAn igualmente aplicables A los ciudadanos
Argentinos y sus hijos, en los dominios Espafioles.
Art. 8.-Los ciudadanos de la Repflblica Argentina







SEPTIEMBRE 21 DE 1863


en Espaha, y los sdbditos de Su Majestad Cat6lica en la
Repiblica, podrAn ejercer libremente sus oficios y pro-
fesiones, poseer, comprar y vender por mayor y menor
today especie de bienes y propiedades muebles 6 inmue-
bles, extraer del pals sus valores integramente, disponer
de ellos en vida 6 por muerte y suceder en los mismos
por testamento 6 ab intestato, todo con arreglo A las
leyes del pais, en los mismos t6rminos, y bajo de iguales
condiciones y adeudos que usan 6 usaren los de la Naci6n
mas favorecida.
Art. 9.--Los ciudadanos de la Repidblica Argentina
no estaran sujetos en Espafna, ni los s6bditos de 6sta en
la RepAblica Argentina, al servicio del ejercito, armada
6 milicia national. Estaran igualmente exentos de toda
carga 6 contribuci6n extraordinaria 6 prestamo forzoso;
y en los impuestos ordinarios que satisfagan por raz6n
de su industrial, comercio 6 propiedades, seran tratados
como los ciudadanos 6 sabditos de la Naci6n mns' favo-
recida.
Art. 10.-En tanto la Republica Argentina y Su Ma-
jestad Cat6lica no ajusten un Tratado de Comercio y
Navegaci6n, las Altas Partes Contratantes se obligan
reciprocamente A considerar A los ciudadanos y sdbditos
de ambos Estados, para el adeudo de derechos por las
producciones naturales 6 industriales, efectos y mercade-
rias que importaren 6 exportaren de los territories res-
pectivos, asi como para el pago de los derechos de puerto,
en los mismos t6rminos que los de la Naci6n mas favo-
recida.
Toda exenci6n y todo favor 6 privilegio, que en material
de comercio, aduana 6 navegaci6n conceda uno de los
dos Estados Contratantes A cualquier Naci6n, se hara de
hecho extensive A l0s sibditos'del otro Estado; y estas
vantajas se disfrutarAn gratuitamente si la concesi6n
hubiese sido gratuita,. 6 en otro caso con las mismas con-







78 TRATADO DEFINITIVE DE RECONOCIMIENTO, PAZ Y AMISTAD

diciones con que se hubiese estipulado. 6 por medio de
una compensaci6n acordada por mutuo convenio.
Art. 11.-El present Tratado, segin se halla exten-
dido en once articulos sera ratificado, y las ratificacio-
nes se canjearAn en esta Corte en el t6rmino de un afo,
6 antes si fuese possible.
En fe de lo cual, nos, los infrascriptos Plenipotencia-
rios de la Repdblica Argentina, y de Su Majestad Ca-
t6lica lo hemos firmado por duplicado y sellado con
nuestros sellos respectivos, en Madrid A veintiuno de
Septiembre de mil ochocientos sesenta y tres.
(L. S.) MARIANO BALCARCE.
(L. S.) EL MARQUES DE MIRAFLORES.


POR TANTO:
Visto y examinado el Tratado preinserto y despues
de haber obtenido la competent autorizaci6n del Con-
greso Nacional, lo ha aceptado, confirmado y ratificado
como lo hace por la present, prometiendo y obligAn-
dose a nombre de la Repuiblica Argentina a hacer obser-
var y cumplir field 6 inviolablemente todo lo contenido y
estipulado en todos y cada uno de los articulos del men-
cionado Tratado.
En fe de lo cual, firma con su mano el present ins-
trumento de Ratificaci6n, sellado con el gran sello de
las Armas de la Repdblica y refrendado por el Ministro
Secretario de Estado en el Departamento de Relaciones
Exteriores.
Dado en la Sala de Gobierno de Buenos Aires, A siete
de Octubre de mil ochocientos sesenta y tres.
BARTOLOME MITRE.
RUFINO DE ELIZALDE.







SEPTIEMBRE 21 DE 1863


LEY N1TMERO 72 APROBANDO EL PRECEDENT TRATADO


Buenos Aires. Noviembre 6 de 1863.

POR CUANTO:
El Congress Nacional ha sancionado la siguiente ley:

El Senado y Cdmara de Diputados de la Nacidn Argen-
tina, reunidos en Congreso, sancionan con fuerza de-

LEY:

Articulo 1.-Se autoriza al Poder Ejecutivo para rati-
ficar el Tratado de Reconocimiento, Paz y Amistad cele-
brado en veintiuno de Septiembre de mil ochocientos
sesenta y tres, entire el Presidente de la Repdblica Ar-
gentina y Su Majestad la Reina de Espafia, por medio de
sus respectivos Plenipotenciarios.
Art. 2.-Comuniquese al Poder Ejecutivo.
Dada en la Sala de Sesiones del Congreso Argentino
en Buenos Aires, A los cinco dias del mes de Noviembre
del afio de mil ochocientos sesenta y tres.-MARCOS PAZ.
-Carlos M. Saravia, Secretario del Senado.-Jost E.
URIBURU.-Ramdn B. Mufiz, Secretario de la Camara
de Diputados.

POR TANTO:
Cdmplase, publiquese 4 insertese en el Registro Na-
cional.
MITRE.
RUFINO DE ELIZALDE.







80 TRATADO DEFINITE O DE RECONOG1MIENTO, PAZ Y AM1STAD


CANJE DE LAS RATIFICACIONES


Habiendose reunido los Infrascriptos para verificar el
canje de las ratificaciones del Presidente de la Repdblica
Argentina y de Su Majestad la Reina de las Espanas,
que contienen el Tratado de Reconocimiento, Paz y
Amistad firmado el 21 de Septiembre del ano de .mil
ochocientos sesenta y tres, y habiendo sido presentadas
dichas ratificaciones y halladas en buena y debida for-
ma, se ha verificado el citado canje, hoy dia de la fecha.
En fe de lo cual, los infrascriptos han firmado la pre-
sente por duplicado y lo han sellado con sus respectivos
sellos.

Hecha en Madrid A veintiuno de Junio de mil ocho-
cientos sesenta y cuatro.

El Plenipotenciario de la Repiblica Argentina,

(L. S.) MARIANO BALCARCE.

El Primer Secretario de Estado,


(L. S.) J. F. PACHECO.








SEPTIEMBRE 21 DE 1863


LEY NtMERO 241


Declarando que el plazo estipulado en el articulo 6.
del precedent Tratado, debe contarse desde el dia 20
de Junio de 1864.


Departamento de Relaciones Exteriores.
Buenos Aires, Agosto 31 de 1868.


POR CUANTO:

El Senado y Cdmara de Diputados de la Naci6n Argen-
tina, reunidos en Congreso sancionaron con fuerza de

LEY:

Articulo 1."-Declarase que el plazo estipulado en el
articulo 6. del Tratado celebrado con Espafa, para la
presentaci6ri reciproca de las reclamaciones regidas por
ese Tratado, debe empezarse a contar desde el dia 20
de Junio de 1864.
Art. 2.o-Comuniquese al Poder Ejecutivo.
Dada en la Sala de Sesiones del Congreso A veinticin-
code Agosto de mil ochocientos sesenta y ocho.-VALEN-
TIN ALSINA.-Carlos M. Saravia.-MARIANO ACOSTA.-
R. B. Mufiiz.

POR TANTO:

TUngase por ley, comuniquese y d6se al Registro Na-
cional.
MITRE.
RUFINO DE ELIZALDE.


T. VIrI







82 TRATADO DEFNITIVO DE RECONOCIMIENTO, PAZ Y AMISTAD


Dofa Isabel Segunda, por la gracia de Dios y la Cons-
tituci6n de la Monarquia Espaiola, Reina de las Espanas,
etc., etc., etc.

POR CUANTO:
Se ajust6, concluy6 y firm en Madrid el dia veintiuno
de Septiembre del afio pr6ximo pasado de mil ochocien-
tos sesenta y tres por Don Manuel Pando, Marqu6s de
Miraflores y por Don Mariano Balcarce, Plenipotencia-
rios nombrados al efecto en debida forma un Tratado
modificando el de Reconocimiento, Paz y Amistad cele-
brado con la Repiblica Argentina el 9 de Julio de 1859,
Tratado compuesto de once articulos en lengua caste-
llana, que palabra por palabra es del tenor siguiente:

(Aqui el Tratado).

POR TANTO:
Habiendo visto y examinado uno por uno los once
articulos que comprende el preinserto Tratado, Hemos
venido en aprobar y ratificar cuanto en ellos se con-
tiene, como en virtud de la present lo aprobamos y
ratificamos en la mejor y mas amplia' forma que pode-
mos; prometiendo en fe de Nuestra palabra Real cumplir-
lo, observarlo y hacer que se cumpla y observe puntual-
mente en todas sus parties, y para su mayor validaci6n
y firmeza mandamos expedir la present firmada de
Nuestra mano, sellada con Nuestro sello secret y refren-
dada de nuestro infrascrito Secretario del Despacho de
Gracia y Justicia. Dada en el Palacio de Madrid a nueve
de Enero de mil ochocientos sesenta y cuatro.
YO LA REINA.
RAFAEL MONARES.







PROTOCOLO


Con el Ministro de Espaina para celebrar una Convenci6n Consular


Buenos Aires, 24 Octubre de 1866.


Reunidos en la Secretaria del Ministerio de Relaciones
Exteriores los Excmos. Sres Ministro Secretario de Esta-
do de ese Departamento, Dr. D. Rufino de Elizalde y
Ministro Residente de S. M. C. D. Pedro Sorela y Mauri,
S. E. el Sr. Sorela manifest que su Gobierno le habia
dado 6rdenes de proceder a negociar la Convenci6n
Consular, aceptando la indicaci6n verbal que le habia
sido hecha por S. E. el Sr. Ministro de Relaciones Exte-
riores, y present al efecto un proyecto de Tratado no
solo sobre esta material sino determinando los derechos
de los ciudadanos de uno y otro pais. S.E. el Sr. Ministro
de Relaciones Exteriores contest que debia aprovechar-
se esta oportunidad para cumplir con las estipulaciones
del Tratado vigente entire la Repiblica Argentina y
Espafia, y hacerse un Tratado de Amistad, Comercio
y Navegaci6n que fijase las relaciones de ambos paises
de la manera mAs fraternal y amistosa, complementan-
dolas y pactandose ademas por convenciones especiales
lo relative A C6nsules, postas y extradici6n. S. E. el sefor
Sorela hizo present que ain cuando comprendia la
conveniencia y urgente necesidad de lo que se le propo-
nia, no tenia instrucciones sino para tratar sobre el pro-
yecto que presentaba, pero que recibiria con gusto los
proyectos que le indicaban y los remitiria A su Gobierno.







84 PROTOCOLO SOBRE UNA CONVENCI6N CONSULAR

El Sr. Ministro de Relaciones dijo entonces que si bien
podia presentar un proyecto de Tratado de Amistad,
Comercio y Navegaci6n no lo podria hacer sobre postas y
extradici6n en que la discusi6n era necesaria para arri-
bar A un acuerdo; que presentaria el primero, y se proce-
deria A discutir la Convenci6n Consular, separando del
proyecto del Sr. Sorela, lo que no era extrictamente
relative al servicio consular. En consecuencia, acordaron
que se remitiria al Gobierno de S. M. C. el proyecto que
present el Sr. Ministro de Relaciones Exteriores y se
pedirian instrucciones sobre 1l y sobre una Convenci6n
postal y otra de extradici6n y se ocuparian de negociar
la Convenci6n Consular, y lo firmaron en Buenos Aires
a veinticuatro de Octubre de nil ochocientos sesenta y
seis.
RUFINO DE ELIZALDE.
PEDRO SORELA Y MAURI.












DECLARACI6N


Estableciendo la reciprocidad para la intervenci6n de los C6nsules en las sucesiones
ab intestato de sus nacionales

Legaci6n de Espafia.
Buenos Aires, Julio 17 de 1869.

Senor Ministro:

Por el articulo 13 de la ley de 30 de. Septiembre de
1865, que reglament6 la intervenci6n de los C6nsules
extranjeros en las sucesiones ab intestato de sus naciona-
les, se estableci6 que los beneficios concedidos por esa
ley, s61o serian acordados A aquellas naciones que reco-
nociesen iguales derechos A los argentinos.
A falta de haberse oportunamente comprobado ante
Vuestra Excelencia, la reciprocidad de los derechos con-
cedidos en Espafa a los C6nsules argentinos, se han
visto hasta ahora los espanoles en esta Rep~blica, pri-
vados de la intervenci6n que esa ley, tan liberal como
espontAnea, concedi6 A los C6nsules extranjeros en las
sucesiones ab intestato de sus respectivos nacionales.
El Tratado vigente entire Espafna y la Republica Argen-
tina, establece por su articulo 8.0 que los argentinos en
Espana y los espaioles en la Repdblica Argentina podrAn
suceder en los respectivos paises por testament 6 ab intes-
tato, todo con arreglo A las leyes del pais, en los mismos
tdrminos y bajo las mismas condiciones y adeudos que
usare d usaren los de la Nacidn mds favorecida.
Como el articulo 20 del Convenio Consular celebrado







86 DECLARACI6N SOBBE LA INTERVENCI6N DE C6NSULES

entire Espana y Francia en 1862, otorg6 a los C6nsules y
sdbditos franceses condiciones much mAs amplias que
las concedidas por la ley argentina de 30 de Septiembre,
en cuanto a sucesiones ab intestato se refiere, no cabe
por consiguiente la menor duda que la Confederaci6n
Argentina tiene el mAs amplio derecho, con arreglo al
articdulo 8. del referido Tratado, celebrado entire Espafia
y la 'Repflblica, A los mismos beneficios que los concedi-
dos A los sAbditos franceses, y que en ese concept los
C6nsules y ciudadanos argentinos en Espafia pueden
reclamar el goce de las concesiones estipuladas en el
Convenio hispano-frances, toda vez que la Repdblica
Argentina tiene derecho A ser tratada bajo el pie de la
naci6n mAs favorecida.
Al transmitir, pues, d Vuestra Excelencia las segurida-
des de que los C6nsules argentinos en Espana, tienen
derecho A la mas amplia y perfect reciprocidad, en
cuanto se refiere A los derechos de intervenci6n en las
sucesiones 6 ab intestato que concede la ley argentina A
los C6nsules extranjeros, me permit rogar A Vuestra
Excelencia que A su vez se sirva impartir A las autorida-
des de provincia, las 6rdenes necesarias para que se
hagan efectivos en favor de los C6nsules espanoles, los
derechos reconocidos por la citada ley de 30 de Septiem-
bre de 1865.

Aprovecho esta ocasi6n para reiterar A Vuestra Exce-
lencia las seguridades de mi mas alta consideraci6n.

C. A. DE ESPAIA.



Excmo. Sr. Dr. D. Mariano Varela, Ministro de Rela-
ciones Exteriores.








JULIO 17 DE 1869


Ministerio de Relaciones Exteriores.

Buenos Aires, Julio 19 de 1869.


Pase en consult al sefor Procurador del Tesoro.

N. QUIRNO COSTA.







Buenos Aires, Julio 24 de 1869.


Excelentisimo senor: El articulo 8.0 del Tratado cele-
brado entire la Repiblica Argentina y la Naci6n Espafo-
la, regla Anicamente derechos individuals de los ciuda-
danos respectivos, y es en cuanto a esos derechos, nada
mas, que los coloca en la condici6n de los de la naci6n
que goce de mas favor.
Habria, pues, una violencia manifiesta en aplicarlo al
ejercicio de las facultades consulares, que no son de modo
alguno derechds individuals, y que estan, por consiguien-
te, fuera de los t6rminos formales de aquella estipulaci6n.
Sin embargo, como el Sr. Ministro (transmite a Vuestra
Excelencia las seguridades de que los C6nsules argenti-
nos en Espafia tienen derecho A la mas amplia y perfect
reciprocidad, en cuanto se refiere a los derechos de in-
tervenci6n en las sucesiones ab intestato que concede
la ley argentina a los C6nsules extranjeros--lo que
equivale al compromise de que se hara gozar a los C6n-
sules argentinos en Espafa, de las facultades cuyo ejer







88 DECLARACI6N SOBRE LA INTERVEVNF6N DE C6NSULES

cicio se reclama aqui para los C6nsules espafoles, no veo
inconvenient alguno en que se sirva Vuestra Excelencia
dar el aviso correspondiente A los Gobiernos de Provincia,
debiendo comunicarse al Ministro diplomatico y A los
C6nsules, vice C6nsules y Agentes Consulares argenti-
nos en Espafa, para que tengan conocimiento de las fa.-
cultades que tienen derecho A ejercitar.

Jost E. URIBURU.


Al Procurador General de la Naci6n.

N. QUIRNO COSTA.









Buenos Aires, Agosto 7 de 1869.


Excelentisimo seflor: La interpretaci6n que hace el
sefor Procurador del Tesoro, en su precedent dictamen
del articulo 8.0 del Tratado con Espafa, 6s muy just en
cuanto se refiere & las facultades generals de los C6nsu-
les; pero sobre la intervenci6n que deben tener en las su-
cesiones de sus nacionales, el articulo citado los habilita
para ejercer la misma que ejercen los C6nsules de la na-
ci6n mAs favorecida; porque 61 establece que los naciona-
les respectivos podrAn suceder por testamento 6 ab intes-
tato en los mismos t6rminos y bajo iguales condiciones y
adeudos que usan 6 usaren los de la naci6n mAs favo-
recida.







JULIO. 17 DE 1869


Creo por tanto, que nuestros C6nsules en Espafia ten-
drian el derecho de ejercer las facultades acordadas A
los C6nsules franceses por el Tratado de 7 de Enero de
1862, que sin duda, son mas amplias que las que concede
nuestra ley de 30 de Septiembre de 1865. Pero esta ley
es perpetua y aquel Tratado es temporal; y por tanto po-
dria darse el caso en que cesaran las facultades de los
C6nsules argentinos en Espafia, y subsistieran las de los
espafioles en la Repiblica.
Sin embargo, desde que el senior Ministro de Espafa, A
quien V. E. debe dar entero credito, asegura que los
C6nsules argentinos gozaran de aquellas facultades,
creo que no debe haber inconvenient en otorgar A lo's
C6nsules espafoles los beneficios de la ley de 30 de Sep-
tiembre, procediendo como lo aconseja el sefor Procura-
dor del Tesoro.
FRANCISCO PICO.





Departamento de Relaciones Exteriores.
Buenos Aires, Octubre 20 de 1869.

Cont4stese al Encargado de Negocios de Espana, que
el Gobierno Argentino no tiene inconvenient en conce-
der a los C6nsules espafioles acreditados en la Repdblica,
la intervenci6n que solicita enla sucesi6n ab intestato de
sus nacionales; pero que es necesaria una declaraci6n del
Gobierno Espaiol sobre este punto, la cual asegura A los
C6nsules argentinos igual derecho.
SARMIENTO.
MARIANO VARELA.







90 DECLARACION SOBRE LA INTERVENCI6N DE C6NSULES


Ministerio de Relaciones Exteriores.

Buenos Aires, Octubre 20 de 1869.


Senor Encargado de Negocios:

He tenido el honor de recibir la nota de Su Senoria,
de fecha. 17 de Julio del corriente afo, en la cual, en vista
de las consideraciones que se exponen, solicita Su Sefo-
ria la intervenci6n de los Agentes Consulares de Espaia
en la Repfiblica, en las sucesiones ab intestato de sus na-
cionales, asegurando que tienen igualmente este derecho
los C6nsules argentinos en Espana.
Elevada la nota de Su Senoria A conocimiento del
Sr. President de la Republica, me encarga decirle en
respuesta, que el Gobierno Argentino no tiene inconve-
niente en conceder la intervenci6n que Su Senoria soli-
cita, asi que el Gobierno Espanol declare que la concede
A los C6nsules Argentinos acreditados cerca de 41.
El convenio Consular entire Espana yFrancia que Su
Senoria menciona en su nota, es una obligaci6n temporal,
y es por esto que ella no satisface completamente la reci-
procidad en la intervenci6n mencionada, pues la ley
argentina de 30 de Septiembre de 1865, tiene el carac-
ter de perpetua. Asi es, pues, que podria resultar que
dentro de los tres anfos que faltan para vencerse el t6rmino
de aquella Convenci6n, se acordase su caducidad entire
las Potencias contratantes, viniendo por esta raz6n A
defender la intervenci6nde los C6nsules Argentinos de
una voluntad extrafaa.
Es por esto que se hace necesaria la declaraci6n del




Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8
REPORT xmlns http:www.fcla.edudlsmddaitss xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitssReport.xsd
INGEST IEID EZ58PRJJ9_RG9NBM INGEST_TIME 2013-01-22T14:21:19Z PACKAGE AA00013088_00008
AGREEMENT_INFO ACCOUNT UF PROJECT UFDC
FILES