Newspaper clipping, various articles about Martí.

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Newspaper clipping, various articles about Martí.
Physical Description:
Mixed Material
Language:
Spanish
Donor:
Romero, Eduardo S. ( donor )
Physical Location:
Box: 1
Folder: 45

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
System ID:
AA00011992:00001


This item is only available as the following downloads:


Full Text

















.....-...-. Ma ti ,Ni,

-. I. n o-


.SA Q. Por ALFONSO HERNANDEZ CATA


En este grkfico hist6rico aparecen las tres figures gloriosas de Marti, Val-
d4s DoniinSuep y Panchito G6mez Toro (en el centro).




Divagaciones L ricas



de Marti

-(Por OSCAR LOMBARDO)--




iMaestro! La trompeta del Apocalipsis
anuncia la catistrofe.

ZD6nde esti tu verbo inflamado
que desataba las cuadrigas de Efeso?
oD6nde les calices divinos que florecieron
en rosas de amor sobre las espinas del martirio?

;Maestro! Los hombres han olvidado tus predicas
y la patria es Prompteo, atada a la roca
de un s6rdido egoismo.

La falacia esescudo que suplanta a la palma,
y desde su guarida, el aguila propicia
otea la crisis de nuestro patriotism.

;Ap6stol! Tu verbo encendido que flagel6
las huestes de los turiferarios,
tus mismos hermanos lo han preterido.

Tu nimbo ignescente es faro en la noche
no obstante el desprecio de los ;acobinos.

;Marti! Para cantar tu gloria o llegar a tus plants
hay que ser cumbre, montafia, mar proceloso,
arrullo de c6firo, emanaciones de valles,
o ascender en letirgico vuelo sobre los picos andinos;
y ser en el sideral abismo de los cielos,
estrella de plata o voz del Astral.

Hay un eco que Ilega de lejos...

Fue tu palabra imitaci6n del dulce Nazareno;
cual una balada se ungia de ensuefios;
la miel del Himeto reboz6 de ternura
tu inmenso coraz6n, y hasta el Olimpo
en su serenidad de siglos, trepid6 de emoci6n.

Dante y Virgillo-el mismo infierno
que alumbr6 Vulcano con sus rayos
paraliz6 su fragua al escuchar tu voz.

Se agigant6 la Idea en resplandor de hoguera,
mis viril y potente, mis augusta y serena
que el pico de Everest, y hasta el Himalaya
sinti6 un amor de fuego en su eternidad.
Tu amor tuvo la unci6n de un San Francisco de Asis
y los que a ti llegaron, no te olvidaron ya.

SCuando la vision de Cuba se clavaba en tu pecho,
la cruz del martirio se hacia toda luz...

;Maestro! No todo esti perdido;
ya que nos escuchas, bien lo sabes tui:
la redenci6n de Cuba esti en la Juventud.

De haber nacido artifice en pasadas centuries
de mis excelsitud, acaso la gloria de otra Epifania
te hubiese bautismado en un nuevo Jordan...

Despues, mas triste, aun menos joven
te plasmaria el genio inmenso de Beethoven
en esa Sinfonia que no llego a esoribir...

;Padre nuestro de todo lo creado!
Tu que lo sabes y lo puedes todo por Tu gran bondad,
responded a mi congoja:-

4Qu6 lastre de pecados llevari el Maestro
en sus evoluciones y que tormentas se agitarin
en sus reencarnaciones para haber nacido
en un pueblo de tanta negaci6n?

Este siglo menguado, de bajas apetencia!
tu lo sabes Maestro...

Es la hora de la apostasia, del lodo y la traici6n,
por eso la fanfarria anuncia el Juicio Final...!


ATRTA, deidad maravillosa y cotidiana, ,coimo te mn.iiiiliP de entrecortado Jadeo africano, ya de lubricas languideces. ya de sinr-.
P tas a las almas infanltilh,'. copaa expresadoras de sensualidad y de espiritualidad indivikiblei, ya
Quizas al modo de la madre; pero la madre es fuerza con- de n.elodias saturadas de friagae ia frutal. Es una atmosfera sono-
creta, guia, correccion, didiva, refugio. El nifio tarda en ra que cubre la t ililad, que se ensancha hasta tocar por todas parties
percibir la calidad linica de la luz que abriga su infancia, la greca de encaje de las olas. Y de los senos del oido pasa al olfato.
las particularidades de los perfumes, las diferencias de los imaii.ires,, Y el eco de esos sabores, de esos olores, de esos sonidos, de esas
de las costumbres y de los series de la tierra. Tarda en sentir la ex- sensaciones, se funde con la vision de una mujer Ilorosa, con una
trafieza de los extranjeros o en sentirse extranjero si sale de la vecin- puesta de sol, con caricias de manos y de brisas, con el sentido de
dad de su cuna. Un dia lee, en un libro de texto, que su pais ha te- nombres y de ideas hasta entonces indiferentes: Jose de la Luz, Saco.
nido enemigos, siempre sin razon; otro, alzado en brazos familiares Varela, Libertad, Esclvaitud, Tirania... La figura pr6cer de su maes-
sobre una multitude etiiartlrcida. recibe el flhiido migico de la bande- tro don Rafael IMaria de Mlentlive deja de ser lo que es -profesor pa-
ra; otro escucha conversac:ones. Y anuda misteriosas hebras con ra todos los nifins- y toma el atributo augusto de otra paternidad:
las cuales se sujeta al pas.ado. paternidad de elecci6n, de alma.
P;tso a paso el pronombre posesivo emnpieza a preceder en alma Ha sido un instant, un profundo instant nada mis cuya hondu-
y labios a tierra y a hombres, al ayer, al porvenir. Ya son SU cielo, ra fue media por el metro del verso: pero por la grieta de ese ins-
SU tierra, SUS mayores. De este modo, un dia, a los site, a los ocho, tante una isla enter, un ave triste y un mainana indeciso penetra-
tal vez a los diez afios, su cuinrpecit siente los escalofrios del fervor y ron en la retorta sensible de un alma. Y el muchacho mira ya con
de la intraniiveencia al- hnque de una palabra sola: patria. Y el vo- ojos nuevos al var6n que, con la llave armoniosa de su voz, acaba de
cablo entraiiable pasa a ser como el de una madre abstract de la abrirle el espiritu para sirmpre.
que no podri nunca quedar huerfano. Y respira con pecho mais robusto, y suefia con aislarse para orde-
Asi surge en el alma nifia el concept de patria; pern. imerced nar aquel caudal tumultuoso de comprensiones y de aspiraciones que
a cuil alquimia prodigiosa puede nacer en temprana edad el amor y viene no se sabe si de germinar o de revucitar en el.
el anhelo de patria cuando esta no existe todavia? Si al nifio le es Ya esti complete, ya ha surgido a la vidai inmortal lo que en el
iificii fijar en sus retinas debiles "lo que es", fijar en la retina de la parto fisiol6gico habia quedado por dar a luz; ya Cuba lo ha satura-
conciencia lo que no puede percibir con los sentidos, parece prodigio do, ya no es un niio mas, sino el Mesias de la isla que a Bolivar se
impossible. S61o quien por funesto privilegio de la divinidad cosecha le qued6 irredenta, Sin este verso, sin este milagro, seria uno de tan-
frutos de madurez en el jardin de la infancia, puede reconocer, tras tos medio hombres que van de la cuna a la fosa sin haber impress
las cegadoras apariencias las realidades invisibles. su varonia a la vida: alma sietemecina en material macerada nueve
I TOi4 1r1 i que mire c'a, a era la Ilu a7 pyr"n s IFi', las sormbras 'ines dentr" de ,ientre de ni.icr. Lo ha penetrate la espada de '..
tibias del vientre materno, ha sido llamado y elegido, entire miles y abnerici6n. la luz del sacrificio, el temblor de los afanes altruistas.
miles, por las sabias o arbitrarias potestades duefias de los destines ;Ahora si que existe!
de los hombres. Existe y sufre. Los .JiegoE han perdido para 6l su atractivo, y
Hele aqui tierno atin, care toda casi de j.ire y de mimos si las mariposas del no penmar. su brillo. Desde ahora, de cada juego
no luera por esa elecci6n. No sufre en su casa esa altoridarl aiperia de nifios, de cada sufrimiento de hombre, sacari la abeja el jugo
oriSinaria en tantos hijos de un sentimiento de hontilidad hacia las amargo con que se forma la miel de los herose. Existe. luego pien-
opiniones paternas. Bondad, y un poco de vulgaridad tambien, me- so -dice el fil6sofo. Existe. luren sufro, luego aspiro, luego me es-
cieron su cuna y encaminaron sus primeros pasos. En ewuclita de fuerzo por los otros -dice el hroe.
barrio aprende las letras iniciales. Con piernas qniiles mide la ciudad iPatria: sabor nuevo del alma! ;Patria: tarea para toda la vi-
natal y se asoma a los suburbios donde el apifiamiento urban em- da! No volvera a andar el mozalbete con paso drcuidado, porque tl
pieza a disgregarse hasta tornarse primitive en el verde agrio de la has pirst! sobre sus hombres, Patria, gravitacion invisible. A sus
campifia Habla con mulaticos, con achinados, con criollos hijos, co- pocos anos has afiadido todos los del pasado y muchos de los del por-
mo 1l, de espafioles. Acaso una rifia, una escena de abuso, uno de venir. A tu abono, Patria, crecid su esqueleto moral. A tu influjo,
esos actos aislados de despotismo capaces de germinar en las almas ese cipres que sobresale del jardin como una advertencia, represent
nobles, siembra en la sensibilidad antes ain que en la conciencia el ya todos los muertos, desde Hatuey al tiltimo patriot sacrificado en
primer brote rebelde. Manos invikihles han puesto en su alma ex- "La Cabafia"; y esos parvulos amendrados junto al colgadizo duran-
plosivo y mecha: las bastardias del dominio y el sol tropical bastaran te la repentina tempestad, encarnan todo el future. De pronto, di-
para suscitar la chispa. ferencia luces y caracteres aut6ctonos de los vistos, sin saber apenas
Pero no: su destiny cristianisimo ha de cumplirse: no sera una que los veia, en su primer viaje. Cuba cobra en su alma existencia
injusticia determinada, sino algo mas litil, mis etereo y coming a impoluta, augusta. Astr6nomo politico, ha visto la estrella en su fan-
muchos. Poeta, recibira de mano de Futerpe la revelaci6n. tasia calculadora antes de que los maynre% telescopios puedan vis-
Ya en el colegio, durante uno de esos crppiuisclos viviseclorfp al- lumbrarla y se decide a marchar sin mirar burlas ni peligros, atento
mas, oye al var6n exemplar que lo dirige saborear con voluptuosidad solo a su fulgor.
melanc6lica este verso: Mis primero que los elneo vertices de esa estrella se claven en
"Quien no sufre dolor no alirnia vidn." el cielo azul del Caribe; primero que "Patria" pueda Ilegar a ser en su
Y, sin saber por que, relaciona la muisica rec6ndita de las pala- conciencia el pedazo de humanidad que nos ha tocado conocer de
bras con la muisica de una cancion -romance de niiins, guajira, bo- cerca, es precise crearla en el fuego de una fragua euyo fuelle han
-ero- oidos no se sabe dlondi. Cancion de ritmo lento, ie modula- de '.i lodos lot pechos cubanos y batirla en un yunque hecho dri
ciones nostAlgicas, que despiertan resonancias de otras, ya veteadas corazones.




ANECDOTAL DE MARTI


COMO SALIO INSURRECTO
Nueva York. Una casa en la ca- dos sumisos, llamandole, en la Ca-
Ile 49 entire ia. y 8a. Avenidas. Ca a efe qu miraban coo
ra de families cubanas, de emigra- amo. yo los veia castigados por
dos de la patria encadenada. cualquier cosa, extremeci6ndon;e
mi alma al 'r un dia que por q' e
En un piso vive la familiar glel un cafi6n no tir6 bien se le former
patriota Miguel Fernindez y Cds- cor-jo de guerra e canc~'
pedes, y del piano una distingut- atcndolo con cadenas y virandolo


da dama arranca con sus finas
manos una clasica melodia, mien-
tras Marti oye la mfisica como em-
belesado, olvidando, por breves ins
tantes, al conjuro de las bellas
notas, sus sufrimientos y anhelos.
Parece sofiar, con las pardas pu
pilas desmesuradamente abiertas,
I,'::-.ls en nna lejana meta estre-
llada e irreal, cuando la arist6cra-
ta lo despierta de su efimero sue-
fio.
Interrumpiendo sfibitamente la
pieza, como asaltada repentina-
mente de una curiosidad o una
duda, la dama, Catalina Aroste-
gui, viuda de Pepillo Colas, viran-
dose en la banquet, apoyando las
blancas manos sobre las teclas en-
mudecidas, se enfrenta con Marti
-Digame, Martl -le pregun-
ta- siendo su madre islefia y su
padre, primero sargento y luego
celador espafiol, c6mo ha salido
usted insurrecto?
Marti sonrie ligeramente, ante
la o ;unta, y luego suavemente,
como si hablara consigo mismo,
le contest asi a la que 61 llama-
ra la "imper' --ita" Catalina:
-Nunca : me habia ocurrido
esto, hacerme semejantn pregun-
ta, pero, a ver si puedo explicarle,
aclararle lo que sentia y siento. En
Si infancia creci casi entire solda-
dos, viendo mu '-os de esos solda-
H+++++++'--H-'-'++++++H++H++++
"Oyendolo -decia Vargas Vila
de Marti- se plensa en la patria,
en la libertad, en el bien; se alzan
len las lontananzas del recuerdo los
mirajes de los bosques patriots; se
oye como el rumor de Vergniaud
en el sal6n de los Roland, y pasan
por la memorial los pAlidos heroes
del cadalso y de la guerra..."
IIII-.I.. Ii..I+..t.. .....i. -- f++++


MOLECULES DE ORO


El amor de la patria es en mi el
ardiente amor de la justicia y el
bienestar del hombre, y el arte de
adelantar su derecho sin lucha vio
lenta e innecesaria contra cuanto
se le opone.

A la patria no se la ha de ser-
vir por el beneficio que se pueda
sacar de ella, sea de glori3 o de
cualquier otro interre, sino por i~1
placer desinteresado de serle util.


Honrar a la patria es un-' ma-
nera de pelear por ella, asi como
hacer algo que la deshonre es pe-
lear contra ella.
eM
Mejor sirve a la patria quien
le dice la -?rdad que el que exa-
gera el merito de sus hombres fa-
mosos. al
La pairia es sagrada. y los que
la aman, sin int-rcs vi cansancin,
le debe toda la verdad.


a un lado para que no tirase mas.
Y cuando ias mulas, las acemilas
no iban de prisa o no subian bien
las cuestas se les formaba conse-
jo de guerra. Viendo la sumision
de aquellos hombres y i unca en
sus labios una sonrisa; viendo c6-
mo temblaban a cualquier llama-
da de sus oficiales, cuando esta-
ban jugando a la brisca o coui t'r-
sando, me colmaba el deseo de ser
el jefe de aque11-" soldado- y aca-
b-- con cza t'r,'- ": esclavitud.
Despues de una corta temporada,
en el campo, done vi la libertnd
de las aves y los insecto" al vol-
ver a aq-'l ambiente de esclavos
sufri aun mis. Y un dia, abisma-
do en mis reflexiones, a mi madre
1- regunt6 por qu6 c"t no me
trataba -omo 'a a+ n a esos sol-
dados, porque ella para mi te a0ta
suavidad, respondiCndome ella que
yo era libre y ellos subordinados
y siibditos del Rey. Asi naci6, qui-
zis, en mi la idea de la libertad,
C' Insurre-' -"-n hubo "- fortal'-
cerse mAs o- aun como ado-
lescente, las nobles frases de mI
maestro Mendive, Iri cantos a la
libertad del hombre, Irotando de
los labios maternales de su bue-
na esposa y ocmpafiera Micaela
Nin.


IEsta anecdota esta tomada del 1-
bro "Facetas de Marti", escrito pnr
nuestra primer figure martiana Gan
zalo de Quesada y Mirand- '


Con ternura y unci6n cast beatifica, Marli sinti6 per los nmin. uno de
sus mas cars amores. En esta foto casi desconocida para el gran pfiblico
cubano, se e al Ap6stol con una linda criatura: la que hoy es notable pia-
nista, sefiora Maria MNindlli de Romero y madre de ese formidable actor
crnrematoerafirn. Cesar Romero.
-- I


DE


MANERA


Que aunque en mi vida enter
Hoy no me vengan a ver
Y a bosque dejen crecer
De mi umbral la enredadera.
No me importa!
Esta vida es triste y corta.
E irAn luego
Cual gente friolenta al fuego,
Luego que el mio sucumba,
A visitarme a mi tumba::-
Y yo que siempre sonrio,
En mi seguro aposento,
Todo mio
Sonreire entonces content:
Y se verA en derredor
De mi sepulcro un vapor
Como de mirra y de luz,
Y una flor
Nueva se abriri en la Cruz!
JOSE MARTI.



MARTI Y LA MUSIC

Hay una lengua esplindida, que La music es el hombre escapa-
vibra en las cuerdas de la melo- do de si mismo; es el an.i 1 de 10
dia y se habla con los movimien- ilimite surgida de lo limitailo y de
tos del coraz6n: es una promesa lo estrecho; es la irmonia nece-
de ventura, come una vislumbre -aria, anuncio de la armonia cons
de certeza, como prenda de clari- tante y venidera.
dad y plenitud. El color tiene li-
mites: la palabra, lablos, la mrisi-
ca, cielo. Lo verdadero es lo que Aqui la muisica se siente; hay
no terminal: y la miosica esti per- otro mundo en que la mnisica se
petuamente palpitando en el es- habla.
pacio.
( Post-vida; 6sto nos dice en sus
No eobello en la msa la palabras migicas la muisica.
No' es lo bello en la misica la
nota que se adivina y se despren- 9
nota que se daivlna y se desp- n- La maisica es la mis bells form
de. de lo bello.


MAS ALLA DE LA TUMBA


La posesi6n dc la verdad no es
mis que la lueha entire las reve-
laciones imiuestas de los hom-
bres. Unos sucumben y son meras
voces de otro espiritu. Otros triun
fan, y afiaden nueva voz a la de
la naturaleza.
Ef


mohada y la levadu.a, y el triun-
fo de la vida.
0
La muerte de un just es una
fiesta, ea que la tierra toda se
sients a ier c-mo se abre el cielo.

Ift ao^"P"W AP


Los hombres estin viviendo co
La e


..................... mo si la vida se acabara con dia. La mu-te es a recompens
.... muerte, y es necs -io tener pie- de la vida.
El que ama a su patria, ha de dad de ellos, para quc no se ate-
tender a fortificarla de manera rren luego, y decirles que la vida Tanta fortune es morir como Fn
que no puedan estremei-r'a ni no se acaba! cer, porque los mu- tos estin vi-
ponerla en riesgo los capri-hos de -- vos.
sus hijos. Ottos lamentan la muerte nece-
-H--!I-++I!+-+ + -i--'-.---- I-'1-'-I- *++ saria; yo creo e-- elln, como la al- La tumba es via y no tirmino.


F


C_~I




~d
i~'l~E
~'Q';4i
s~?~
1.
.?,
~~I:


-- I-C--- 0


a I


-
I


-19




Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8
REPORT xmlns http:www.fcla.edudlsmddaitss xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitssReport.xsd
INGEST IEID E9S32R74I_87HKZC INGEST_TIME 2012-10-15T13:18:37Z PACKAGE AA00011992_00001
AGREEMENT_INFO ACCOUNT UF PROJECT UFDC
FILES