WIDECAST Sea Turtle Recovery Action Plan for Panama

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
WIDECAST Sea Turtle Recovery Action Plan for Panama
Physical Description:
Mixed Material
Language:
Spanish
Creator:
Ruiz, Areglis
Díaz, Marco
Merel, Ruben
Publisher:
UNEP Caribbean Environment Programme
Place of Publication:
Kingston, Jamaica
Publication Date:

Record Information

Source Institution:
Wider Caribbean Sea Turtle Network
Holding Location:
Wider Caribbean Sea Turtle Network
Rights Management:
Applicable rights reserved.
System ID:
AA00011921:00001


This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 2

Nota: Este documento fue comisionado por el PAC-PNUMA a WIDECAST. Las designaciones aqu empleadas y la presentacin de ma terial en este documento no implican la expresin de cualquiera opinin por parte del PNUMA concerniente al estatus legal de cualquier pais, territorio, ciudad o sus autoridades o concerniente a la delimitacin de sus lmites o fronteras. Las visiones expresadas en este documento son las de los autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. 2007 PNUMA/UNEP Programa Ambiental del Caribe/Caribbean Environment Programme 14-20 Port Royal Street Kingston, Jamaica Este documento puede ser reproducido completamente o parcialmente y en cualquier forma de servicios educacionales, sin permiso especial del propietario de los derechos de autor, una vez proporcionados los agradecimientos a la fuente. PNUMA/UNEP apreciara recibir una copia de cualquier publicacin que use este documento como fuente. Ningn uso de este documento puede ser realizado con fines de reventa o cualquier otro propsito comercial sin previo permiso del Programa Ambiental de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. Para efectos bibliogrficos este documento debe ser citado como: Ruiz, A., M. Daz y R. Merel. 2007. WIDECAST Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas de Panam (Hedelvy J. Guada, Editora). Informe Tcnico del PAC No. 47. UNEP Caribbean Environment Programme, Kingston. xii + 119 pp.

PAGE 3

Programa Ambiental del Caribe Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas de Panam Argelis Ruiz1 Marco Daz2 Rubn Merel3 1Coordinadora Nacional WIDECAST Panam Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, STRI 2INGEMAR 3Autoridad Martima de Panam, AMP Hedelvy J. Guada, Editora WIDECAST, Programa de Latinoamrica Preparado por: ________________________________________________________________________ Informe Tcnico del PAC No. 47 2007

PAGE 5

Tortugas Marinas de Panam... i PREFACIO Durante los ltimos dos siglos, las poblaciones de tortugas marinas han estado declinando significativamente a lo largo de la regin del Gran Caribe, en algunas reas las tendencias son dramticas y probablemente irreversibles. D e acuerdo con el Red Data Book del Centro de Monitoreo de Conservacin de l a IUCN, la persistente sobreexplotacin, especialmente de las hembras adultas en las playas de anidacin y el continuo saqueo de huevos son las principales causas de la condicin E n Peligro Crtico de tres especies de tortugas marinas que viven en la regin y de la condicin En Peligro de otras tres especies ms. Adems de la captura intencional, las tortugas marinas son capturadas accidentalmente con equipos de pesca activos o abandonados, ocasionando la muerte de decenas de miles de ejemplares cada ao. La degradacin de los arrecifes de coral y pastos marinos, los derrames de petrleo, la presencia de desechos qumicos, plsticos y otros contaminantes, as como la alta densid ad de desarrollos costeros y el incremento de la actividad turstica en estas zonas, han producido el dao o la eliminacin de numerosas playas de anidacin y reas de alimentacin. La identificacin de los factores especficos que intervienen en la dismin ucin de estas poblaciones es una tarea compleja, ya que la reduccin de una poblacin local puede ser consecuencia directa de la actividad humana a muchos kilmetros de distancia, debido a que las tortugas marinas estn entre las especies ms migratorias de todo el Caribe. Es por esto, que aunque un programa de conservacin local de tortugas sea una actividad crucial, la supervivencia de las especies ms vulnerables o en mayor peligro va a depender de las acciones de esta naturaleza que se lleven a cabo en el mbito regional. Para proteger adecuadamente a las tortugas marinas migratorias y cumplir con los objetivos del sub programa para reas y Vida Silvestre Especialmente Protegidas (Protocolo SPAW) del Programa Ambiental del Caribe (PAC) La Estrateg ia para el Desarrollo del PAC (19901995) hace un llamado para el desarrollo de planes especficos de manejo para especies econmica y ecolgicamente importantes, con particular referencia a las especies de tortugas marinas en peligro, amenazadas o vulnerables. Esto es consistente con el Artculo 10 de la Convencin de Cartagena (1983), la que declara que las Partes Contratantes deben individualmente o conjuntamente tomar todas las medidas apropiadas para proteger... el hbitat de las especies disminuida s, amenazadas, o en peligro en el rea de la Convencin. El Artculo 10 del Protocolo SPAW para la Convencin de Cartagena de 1991 especifica que las Partes lleven a cabo la planeacin del manejo y recuperacin, y otras medidas que tengan como efecto la supervivencia de las especies [en peligro o amenazadas] y regulen o prohban las actividades que tengan efectos adversos en tales especies o sus hbitat s El Artculo 11 del Protocolo SPAW declara que cada Parte debe de asegurar la proteccin y recup eracin totales para las especies de fauna listadas en el Anexo II. Las seis especies de tortugas marinas que viven en el Caribe fueron incluidas en el Anexo II desde 1991. Este Informe Tcnico del PAC es el No. 47 y el doceavo de una serie de Planes de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas preparado por WIDECAST, una organizacin integrada por un equipo regional de expertos en tortugas marinas, c oordinadores nacionales locales, y una extensa red de trab ajo de ciudadanos interesados. El obj etivo de la serie de P lanes de A ccin es el de asistir a los gobiernos del Caribe en el cumplimiento de sus obligaciones bajo el Protocolo SPAW y promover la capacidad regional para establecer programas de conservacin de tortugas marinas basados en el con ocimiento tcnico sobre la biologa y c onservacin de estas especies. WIDECAST fue fundado en 1981 por Monitor International, por recomendacin de la Reunin de Organizaciones No Gubernamentales del Caribe sobre la Conservacin de Recursos Vivos para el De sarrollo Sostenible en el Gran Caribe del IUCN/CCA (Santo Domingo, 26 29 de agosto de 1981) con relacin a que se debera preparar un Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas del Gran Caribe...consistente con el Plan de Accin para el PAC WIDECAST es una ONG autnoma, parcialmente apoyada por el PAC.

PAGE 6

Informe Tcnico del PAC No. 47 ii AGRADECIMIENTOS La participacin y colaboracin de las siguientes personas fue extraordinaria para la recopilacin de informacin, organizacin de reuniones y e l levantamiento del texto de las primeras ediciones de este plan: Cristiana Figueres de Ritter por recomendacin de Maria Teresa Koberg (ex Coordinadora Nacional de WIDECAST Costa Rica), Mnica Bustamante de Mxico por recomendacin de Karen Eckert (Direc tora Ejecutiva de WIDECAST) y Ren Chang de CECA (Coordinacin Nacional temporal de WIDECAST Panam). A los doctores Anne Meylan y Peter Meylan por sus contribuciones a la investigacion cientfica y conservacin de las tortugas en la provincia de Bocas del Toro desde 1979 hasta el presente. Nuestra infinita gratitud al personal de las Instituciones del Estado panameo y las diversas organizaciones no gubernamentales (ONGs) que de una u otra forma se interesaron y diero n su tiempo para bene ficio de las tortugas m arinas (Apndice 1) Entre ellas tenemos al personal de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), CONAMA, el MICI; Direccin General de Recursos Marinos de la Autoridad de los Recursos Acuticos de Panam (ARAP) (anteriormente la Autoridad Mar t ima de Panam, AMP); Direccin Nacional de Patrimonio, Ministerio de Gobierno y Justicia; Direccin de Gobiernos Locales, Comisin Ng be de Bocas del Toro, Direccin de Asuntos Indigenistas, de ANCON IUCN Panam, Universidad de Panam; Asociacin Panamea de Antropologa, Sociedad de Investigaciones Biolgicas de la Universidad de Panam (SIBUP), Escuela de Biologa, WIDECAST Panam, Grupo Conservaci o nista Isla Margarita Coln, APROREMAR PEMASKY, la Fundacin Osiskum, Dobbo Yala, FUPANAMA, CECA, la Asocia cin Conservaci onista CARIBARO y PROMAR. En el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropical es, muy especialmente a John H. Christy, Georgina de Alba y Elena Lombardo por su apoyo y orientacin durante la preparacin de este documento. A Sebastian Tro ng (Conservation International), Cristina Ordoez (ITEC CCC) y Didiher Chacn (WIDECAST Costa Rica) por sus contribuciones en la revisin del documento. La traduccin al kuna fue efectuada por Arcadio Castillo D. en conjunto con el Centro de Desarrollo Ambiental y Humano ( CENDAH) de Kuna Yala. La NOAA National Marine Fisheries Service (Oficina de Proteccin de Recursos) ha financiado parte del trabajo realizado por el tercer autor con la finalidad de actualizar y completar informacin necesaria para la presentacin de este Informe Tcnico. La doctora Karen Eckert de WIDECAST, ha sido el factor clave que impuls y motiv la preparacin y realizacin de este Plan de Accin, por lo cual queremos extenderle nuestro ms especial y efusivo agradecimiento. En las ltimas ediciones, el segundo autor ha trabajado con el primer autor en forma incondicional y con dedicacin en la realizacin de este documento, formando el eslabn de conexin entre WIDECAST Panam, las instituciones gubernamentales y las diferentes ONGs que se mostraron interesadas por el tema de conservacin de las tortugas marinas. Nuestro ms sincero agradecimiento a WIDECAST, una organizacin sin fines de lucro, integrada por un consejo internacional de a sesores c ientficos, c oordinadores n acio nales residentes en 44 pases y territorios del Gran Caribe y una extensa red de ciu dadanos interesados, incluyendo cientficos, conservacionistas, ad ministradores de recursos, educadores y planificadores. WIDECAST busca revertir la tendencia descendente en las poblaciones de tortugas marinas del Gran Caribe a travs de la promocin de la capacidad regional para disear y establecer medidas de conservacin cientficamente adecuadas.

PAGE 7

Tortugas Marinas de Panam iii TABLA DE CONTENIDOS Prefacio i Agra decimientos ii Tabla de C ontenidos iii Lista de Figuras y Tablas vi Lista de Siglas o Acrnimos vii Lista de Abreviaturas viii Resumen (Espaol, Ingls, Francs, Kuna) ix I. INTRODUCCIN 1 II. ESTADO Y DISTRIBUCIN DE LAS TORTUGAS MARINAS EN PANAM 4 2.1 Caretta caretta Tortuga Cag ama 4 2.2 Chelonia mydas Tortuga Verde 5 2.3 Dermochelys coriacea Tortuga Canal 7 2.4 Eretmochelys imbricata Tortuga Carey 8 2.5 Lepidochelys kempii Tortuga Lora 10 2.6 Lepidochelys olivacea Tortuga Mulato 10 III. PRO BLEMAS DE LAS TORTUGAS MARINAS EN PANAM 11 3.1 Modificacin y de struccin del hbitat 11 3.2 Enfermedades y depredacin 13 3.3 Sobreexplotacin 14 3.4 Mecanismos de regulacin inadecuados 16 3.5 Otros f actores naturales y de origen humano 16 3.51 Meteoro lgicos y dinmicos 16 3.52 Captura acc idental 17 IV. SOLUCIONES A LAS PRESIONES SOBRE LAS TORTUGAS MARINAS EN PANAM 17 4.1 Manejo y proteccin del hbitat 17 4.11 Identificacin de los hbitat s esenciales 18 4.111 reas de alimentacin 19 4.112 reas de anidacin 19 4.113 Rutas migratorias 21 4.12 Desarrollo de planes de manejo especficos para reas importantes de anidacin y alimentacin 22 4.121 Participacin de l as entidades costeras locales 24 4.122 Desarrollo de normas reguladoras 24 4.123 Mecanismos para la aplicacin de las regulaciones 28 4.124 Desarrollo de materiales educativos e infraestructura para la sealizacin 29 4.13 Preve ncin o mitigacin de la degradacin de playas de anidacin 30 4.131 Extraccin de arena 30

PAGE 8

Informe Tcnico del PAC No. 47 iv 4.132 Iluminacin 31 4.133 Estructuras para la estabilizacin de las playas 32 4.134 Equipo para la limpieza y uso vehicular de las playas 33 4.135 Proyectos para la reconstruccin de playas 34 4.136 Otros 35 4.14 Prevenir o disminuir la degradacin d e l hbitat marino 35 4.141 Dinamitacin y extraccin de arrecifes 35 4.142 Pesca con qumicos en arrecifes 36 4.143 Descargas industriales 36 4.144 Descarga de desechos en el mar 38 4.145 E xploracin, produccin, refinacin y transporte de petrleo y otros hidrocarburos 39 4.146 Descargas agrcolas y aguas servidas 41 4.147 Anclaje de botes y dragado 43 4.2 Manejo y proteccin de los diferentes e stados de v ida 44 4.21 Evaluacin de mecanismos regulatorios 44 4.211 Revisin de las le yes y regulaciones locales existentes 44 4.2111 Revisin del marco jurdico de la proteccin de las tortugas marinas en Panam 47 4.212 Evaluacin de la efectividad en la aplicacin de las leyes 49 4.213 Proposicin de nueva s leyes o regulaciones 50 4.2131 Huevos 50 4.2132 Juveniles 51 4.2133 Hembras anidadoras 51 4.214 Aumento del esfuerzo para el cumplimiento de las leyes 52 4.215 Definir multas de acuerdo al valor de los productos 52 4.22 Investigar alternativas de subsistencia para los pescadores de tortugas 52 4.23 Evaluar la captura incidental y minimizar la mortalidad de tortugas marinas 54 4.24 In crementar poblaciones reducidas de tortugas marinas mediante tcnicas d e manejo 54 4.25 Seguimiento de las poblaciones 56 4.251 Seguimiento de las poblaciones anidadoras 56 4.252 Seguimiento de n eonatos o cras 58 4.253 Seguimiento de tortugas en el mar 59 4.3 Fomentar y a poyar la c ooperacin i nternacional 60 4.31 Tratados globales 60 4.311 CITES 60 4.312 Convencin sobre la Diversidad Biolgica 61 4.313 Convencin Marpol 61 4.314 Convencin de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar 61 4.315 Convencin para la Conservacin de Especies Migratorias 61 4.316 Convencin Ramsar 62 4.32 Tratados regionales 62 4.321 Convencin de Cartagena y Protocolo SPAW 62 4.322 Convencin Interamericana para la Proteccin y Conservacin de las Tortugas Marinas 63 4.323 Convencin del Hemisferio Occidental 64

PAGE 9

Tortugas Marinas de Panam v 4.33 M anejo subregional de las tortugas marinas 64 4.4 Desarroll o de la e ducacin pblica 66 4.41 Residentes locales 67 4.42 Pescadores 69 4.43 Turistas 70 4.5 Incremento en el i ntercambio de i nformacin 72 4.51 Intercambio de informacin entre grupos locales 72 4.52 Talleres de investigacin y manejo 74 4.53 Reuniones internacionales cientficas y tcnicas 74 4.54 WIDECAST 75 4.55 Grupo de Especialistas en Tortugas Marinas de la UICN/ CSE 77 4.56 Marine Turtle Newsletter 77 4.6 Establec imiento de un Programa para la Conservacin de Tortugas Marinas 77 4.61 Justificacin 77 4.62 Objetivos y Metas 78 4.63 Presupuesto 84 V. BIBLIOGRAFIA 86

PAGE 10

Informe Tcnico del PAC No. 47 vi LISTA DE FIGURAS Y TABLAS FIGURA 1 Zonas de presencia de tortugas m arinas en el Caribe de Panam 100 FIGURA 2 Clave de identificacin de las tortugas marinas del Caribe de Panam 101 FIGURA 3 reas de a limentacin de las tortugas marinas del Caribe de Panam 102 FIGURA 4 Zonas de anidacin de las tortugas marinas en el Caribe de Panam 103 TABLA 1 Playas de anid acin ms importantes del Caribe de Panam 105 LISTA DE APENDICES APENDICE 1 Lista de personas e instituciones que participaron en la elaboraci n y revisin del Plan de Accin 107 APENDICE 2 Resumen de recomendaciones para solucionar las presiones sobre las tortugas marinas y sus h bitats en Panam 109 APENDICE 3 Resolucin para la reserva y rea protegida de Gaigirgordup para la proteccin de la tortuga carey 117 APENDICE 4 Resolucin de la moratoria en la captura de tortugas marinas existentes en la Comarca Kuna Yala 118

PAGE 11

Tortugas Marinas de Panam vii LISTA DE SIGLAS O ACRNIMOS AAMVECONA Asociacin de Amigos y Vecinos de la Costa y Naturaleza ACORENANB Asociacin para la C onservacin de los Recursos Naturales Ngbe Bugl ADIB Asociacin del Desarrollo Inte gral de Bocas AECAP Asociacin Estudiantil de Conservacin Ambiental AMP Autoridad Martima de Panam AMPYME Autoridad de la Micro, Pequea y Mediana Empresa ANAM Autoridad Nacional del Ambiente ANCON Asociacin Nacional para la Conservacin de la Naturaleza APROREMAR Asociacin para la Proteccin de los Recursos Marinos APRORENANB Asociacin para la protecci n de los Recursos Naturales Ng be Bugl ARAP Autoridad de los Recursos Acuticos de Panam CARIBARO Asociacin Conservaci o nista CARIBARO CCC Corporaci n Caribea de Conservacin, o Ca ribbean Conservation Corporation CEASPA Centro de Estudios y Accin Social Panameo CECA Crculo de Estudios Cientficos Aplicados CENDAH Fundacin Centro de Desarrollo Ambiental y Humano CGK Congreso General Kuna CIIU Cla sificacin Industrial Internacional Uniforme CITES Convencin sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna, o Convention on International Trade in Endangered Species of Wild Fauna and Flora CMS Convencin sobre las Especies Migr atorias o Convention for the Conservation of Migratory Species CONAMA Comisin Nacional del Medio Ambiente EC Colegio Eckerd o Eckerd College (Florida) EWT Endangered Wildlife Trust FAO Organizaci n de las Naciones Unidas para la Alimentacion y la Agricult ura o Food and Agricultural Organization of the United Nations FIS Fondo de Inver sin Social FWC Comisi n de Conservaci n de los Peces y Vida Silvestre de Florida o Florida Fish and Wildlife Conservation Commission FUPANAMA Fundacin de Parques Nacionales y Medio Ambiente IDAAN Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales IFAW Fondo Internacional para el Bienestar de los Animales o International Fund for Animal Welfare IFS Estadsticas de Finanzas Internacionales del Ministerio de Finanzas del Jap n INRENARE Instituto de Recursos Naturales Renovables (actualmente ANAM) IPAT Instituto Panameo de Turismo IPACOOP Instituto Panameo Autnomo Cooperativo ITEC Instituto de Ecologa Tropical y Conservacin o Institute for Tropical Ecology and Conservatio n MARPOL Convencin de la Contaminacin del Mar o Mar ine Pollution Convention MEDUC A Ministerio de Educacin MICI Ministerio de Comercio e Industria MIDA Ministerio de Desarrollo Agropecuario MIPPE Ministerio de Planificacin y Poltica Econmica MTSG Gru po de Especialistas en Tortugas Marinas o Marine Tur t le Specialist Group

PAGE 12

Informe Tcnico del PAC No. 47 viii NMFS Servicio Nacional de Pesquerias Marinas de EE.UU. o U.S. National Marine Fisheries Service NFWF Fundacin Nacional para los Peces y Vida Silvestre o National Fish and Wildlife F ounda tion OLDEPESCA Organizacin Latinoamericana de Desarrollo Pesquero OMI Organizacin Martima Internacional ONG Organizacin no Gubernamental ONU Organizacin de las Naciones Unidas OSISKUN Fundacin Osiskun para la Conservacin de los Recursos Marinos de Kuna Yala PAC Programa Ambiental del Caribe PEMASKY Proyecto de Estudio para el Manejo de reas Silvestres de Kuna Yala PNUMA Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente PROESA Proyectos Especiales del Atlntico PROMAR Fundacin para la Pro teccin del Mar RENARE Direccin Nacional de Recursos Naturales Renovables ( a ctualmente ANAM) SPAW Protocolo de Areas y Vida Silvestre Especialmente Protegidas o Protocol concerning Specially Protected Areas and Wildlife SSC Comisi n de Sobrevivencia de Es pecies o Species Survival Commission STAO Simposio sobre Tortugas del Atlntico Occidental STRAP Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas STRI Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales o Smithsonian Tropical Research Institute TED Dispositivo Excluidor de Tortugas Marinas o Turtle Excluder Device UICN Unin Internacional para la Conservacin de la Naturaleza o International Union for the Conservation of Nature UP Universidad de Panam USFWS Servicio de Peces y Vida Silvestre de los Estados Unidos o U.S. Fish and Wildlife Service WATS Simposio de Tortugas del Atl ntico Occidental o Western Atlantic Sea Turtle Sympo sium WCS Sociedad para la Conservaci n de la Vida Silvestre o Wildlife Conservation Society WIDECAS T Red para la Con servacin de las T o rtugas Marinas en el Gran Caribe o Wider Carib bean Sea Turtle Conservation Network LISTA DE ABREVIATURAS c m Centmetros c om. pers. Comunicacin personal Fig. Figura Ha. Hectreas kg Kilogramos sec. Seccin

PAGE 13

Tortugas Marinas de Panam ix RESUMEN Panam posee ambientes marinos y costeros nicos e irreemplazables, los cuales son hbitats esenciales para la alimentacin, reproduccin y migracin de las tortugas marinas. La costa del Caribe tiene una longitud de 1 .287 ,7 kilmetros y las llanuras coste ras de la vertiente del Caribe son de menor amplitud que las del Pacfico. E n el Caribe panameo anidan cuatro especies de tortugas marinas, dos de las cuales estn clasificadas por la Lista Roja de la U I CN como en Peligro Crtico y las dos restantes se consideran especies en Peligro Estas son, respectivamente, la tortuga carey ( Eretmochelys imbricata ), la tortuga canal ( Dermochelys coriacea ), la tortuga verde ( Chelonia mydas ) y la tortuga caguama ( Caretta caretta ). Adems de estar presentes durante l a temporada de anidacin, las tortugas carey, verde y caguama de diferentes tamaos pueden ser observadas durante todo el ao en reas de alimentacin. Las tortugas marinas son especies que crecen lentamente y maduran sexualmente tardamente (entre los 20 a 35 aos o ms) lo cual las hace particularmente vulnerables a la sobre explotacin. En Panam la sobreexplotacin de las tortugas ha sido documentada desde 1817 y esta actividad persi ste ilegalmente. La elevada mortalidad ha provocado que las poblacion es de tortugas declinen dramticamente en comparacin hace cuatro o cinco dcadas. La sobreexplotacin de las hembras en las playas de anidacin, la captura de las tortugas aparendose en aguas costeras y la recoleccin masiva de huevos estn entre las pr incipales causas de esta disminucin. Adems, estos quelonios se ven amenazados por la destruccin o modificacin de sus hbitats, captura incidental en diversas pesqueras, enfermedades, depredaci n y fenmenos meteorolgicos. Productos c omo la artesana o joyera de carey, han sido comercializados excesivamente y esto tambin se considera como un factor de dism i nucin poblacional Por esas razones, es necesario elaborar rigurosos planes de manejo, instrumentar leyes y regulaciones adecuadas para la proteccin y conservacin de las tortugas marinas y de los hbitats de los cuales ellas dependen Este Plan de Accin fue diseado para dar a conocer la biologa, el estado actual y la distribucin de las tortugas marinas en Panam y establecer medidas locales y nacionales y recomendar medidas regionales para la conservacin de las poblaciones disminuidas. Tales recomendaciones incluyen crear e instrumentar planes de desarrollo costeros ligados con las necesidades biolgicas de las tortugas, reforzar normas que controlen la descarga de desechos y aguas residuales, colocar boyas de amarre en reas de arrecifes de coral y praderas de pastos marinos y hacer nfasis en la sensibilizacin sobre la condicin de las tortugas marinas de Panam, las cuales han contribuid o mucho a nuestra cultura, ecologa y economa. Se propone un Programa Nacional para la Conservacin de las Tortugas Marinas con duracin de cinco aos. L os objetivos son obtener datos sobre la distribucin de hbitat s de desarrollo, anidacin y alimentac in y usar esos datos para p romover efectivamente la conservacin, proteccin y recuperacin de las poblaciones re manentes de tortugas marinas. Las actividades del Programa incluyen planeacin del manejo de hbitat, censos de l as poblaciones de tortugas m arinas y planificacin de su recuperacin, capacitacin multi sectorial, participacin de las comunidades e iniciativas de educacin ambiental Tambin es muy importante que Panam apoye los tratados regionales (C onvencin de Cartagena y su Protocolo SPAW, Convencin Interamericana, Acuerdo Tripartito) y los convenios globales (CITES, CMS, MARPOL), para la conservacin conjunta de estos quelonios altamente migratorios. Para asegurar el cumplimiento la participacin de los ciudadanos en la conservacin es esencial. P escadores, grupos conservacionistas personal gubernamental, dueos de restaurantes y hoteles, as como los ciudadanos preocupados, tienen un rol que desempear, s i se espera manejar, conservar y proteger efectivamente a las poblaciones de tortu gas marinas y sus hbitats en las comunidades costeras y otras zonas del Caribe de Panam.

PAGE 14

Informe Tcnico del PAC No. 47 x ABSTRACT Panama has unique and irreplaceable coastal and marine environments that provide essential habitat for feeding, reproduction and migration of sea turtles The coastal plain of Caribbean Panama is 1,287.7 km in width, which is less than that of the Pacific. Four species of sea turtle nest on the Caribbean coast of Panama. The IUCN RedList classifies two of these as Critically Endangered species and two as Endangered species : t hese are the hawksbill ( Eretmochelys imbricata ) and leatherback ( Dermochelys coriacea ) turtles, and the green ( Chelonia mydas ) and loggerhead ( Caretta caretta ) turtles, respectively. In addition to being present during the nesting seas on, hawksbills, green turtles and loggerheads of different sizes can be seen year round in feeding areas or in transit. Sea turtles are slow growing and late maturing (2035 years or more), making them particularly vulnerable to over exploitation. Human exploitation of turtles in Panama has been documented since 1817, and this activity persists illegally up to this day. The high mortality of turtles has resulted in a dramatic decline of the populations in comparison to four or five decades ago. The over exploitation of adult females on nesting beaches, hunting of mating turtles in coastal waters, and the widespread collection of eggs are among the principal causes of population depletion. In addition, these animals are threatened by destruction or alterat ion of their habitats, incidental capture in various fisheries, diseases, predation, and weather phenomena. Products made from turtles, such as tortoiseshell jewelry, have been traded and used excessively and this is also considered a causal factor in thei r decline. For these reasons, it is necessary to develop rigorous management plans, and to implement laws and appropriate regulations for the protection and conservation both of remnant populations and the habitats upon which they depend. This Recovery A ction Plan was specifically designed to present information on the biology and the present status and distribution of sea turtles in Panama, as well as to recommend local, national and regional measures for the conservation of depleted sea turtle populatio ns. Such recommendations include creating (and implementing) coastal developmental plans that take into consideration the biological needs of sea turtles, enforcing regulations to control discharge of sewage and garbage, positioning mooring buoys on coral reefs and seagrass areas to prevent damage to these habitats, and emphasizing national awareness among our citizens on the plight of Panamas sea turtles which, historically, have contributed so much to our culture, ecology, and economy. A National Program for Conservation of Sea Turtles is proposed for a five year period. The goals are to collect data on the distribution of developmental habitats, nesting and feeding grounds and to use these data to effectively promote the conservation, protection and re covery of remaining populations of sea turtles. The Programs activities include habitat surveys, habitat management planning, sea turtle population surveys (including tagging) recovery planning, multi sectoral training, meaningful community involvement, and national environmental education initiatives. In addition, it is very important that Panama support regional agreements (Cartagena Convention and its SPAW Protocol, Inter American Convention, Tripartite Agreement) and global treaties (e.g. CITES, CMS, MARPOL) aimed at achieving shared conservation goals for these highly migratory species. To ensure full implementation, public support of regulations and public participation in conservation is essential. Fishers, conservation groups, governmental representatives, hoteliers and restaurant owners, as well as concern ed citizens, among others, all have a role to play if we expect to manage, preserve and protect effectively the sea turtles and vulnerable habitats in the coastal communities and other zones of Caribbean Panama.

PAGE 15

Tortugas Marinas de Panam xi RESUME Le Panama possde un environnement ctier et marin unique et irremplaable qui joue un rle fondamental pour l alimentation, la reproduction et la migration des tortues marines. La cte caribenne du Panama a une longueur tota le de 1,287.7 km, moins que celle ct Pacifique. Quatre espces de tortues marines nichent sur cette cte. Deux de ces espces sont classes dans la catgorie en danger critique d extinction et les deux autres comme en danger. (liste rouge UICN) : respectivement tortue imbrique ( Eretmochelys imbricata ), luth ( Dermochelys coriacea ), verte ( Chelonia mydas ) et Caouanne ( Caretta caretta ). Hors saison des pontes, des tortues imbrique, verte et Caouanne de diffrentes tailles sont prsentes d'autres pr iodes dans certaines zones d'alimentation ou de migration. Les tortues marines ont une croissance lente et arrivent maturit tardivement (20 35 ans ou plus), les rendant particulirement vulnrables la sur exploitation. L'exploitation de tortues au P anama a t documente depuis 1817 et persiste illgalement aujourd'hui. Le fort taux de mortalit a provoqu un dclin dramatique des populations en quatre ou cinq dcennies. La sur exploitation des femelles sur les sites de ponte, la chasse dans les eaux ctires et la prdation des ufs sont parmi les principales causes de dclin. De plus, ces animaux sont menacs par la destruction de leurs habitats, les captures accidentelles dues la pche, les maladies, la prdation et les phnomnes mtorologiques singuliers. Les produits drivs de tortues, comme les bijoux en caille ont t commercialiss outrance et sont aussi considrs comme un facteur de dclin. Il est donc ncessaire de dvelopper des plans rigoureux de gestion et d'appliquer des lois et des rglements appropris pour la conservation tant des populations restantes que des habitats dont elles dpendent. Ce Plan de restauration a t spcifiquement conu pour prsenter des informations sur la biologie, la situation actuelle et la rpartitio n des tortues marines au Panama, et pour prconiser des mesures locales, nationales et rgionales pour la conservation des populations en diminution,incluant la cration (et l excution) de plans de dveloppement ctiers tenant compte des besoins biologiques des tortues, l'application de rglements sur le dversement d'eaux uses et de dchets, le positionnement de boues sur les rcifs coralliens, la dlimitation des herbiers marins pour prvenir leur destruction, et la sensibilisation du public sur la si tuation critique des tortues au Panama qui, depuis toujours, ont tellement contribu notre culture, notre cologie et notre conomie. Un Programme national pour la Conservation des Tortues Marines est propos pour une priode de cinq ans. Les objectifs sont de collecter des donnes sur la rpartition des habitats lis au dveloppement, la ponte et aux lieux d'alimentation afin de promouvoir efficacement la conservation et la restauration des populations restantes. Les actions comprennent des enqutes sur les habitats et leur gestion, des suivis des tortues (incluant le marquage), un plan de restauration, la formation multi sectorielle, l'implication des citoyens et l'ducation et la sensibilisation l'environnement. De plus, il est essentiel que le Pan ama soutienne les accords rgionaux (Convention de Carthagne et son Protocole SPAW, Convention inter amricaine, Accord Tripartite) et des traits globaux (tels CITES, CMS, MARPOL) visant des objectifs concerts de conservation de ces espces migratrices. Pour assurer une mise en uvre optimale, le soutien du public aux diffrentes rglementations ainsi que sa participation aux efforts de conservation sont essentiels. Les pcheurs, les association s les reprsentants gouvernementaux, les professionnels de l'htellerie et les restaurateurs, ainsi que les citoyens sensibiliss, entre autres acteurs, ont tous un rle important jouer pour protger efficacement les tortues marines et leurs habitats vulnrables sur la cte caribenne du Panama.

PAGE 16

Informe Tcnico del PAC No. 47 xii RESUMEN EN KUNA Panama demar cacagan nuegan nica, deisokua demar ibdurgan nue bugua, abinale yauk, moro, yauk suir suirid, moro nondummad margala e mas nega, gualulet nega, dungued nega, aukinbali ue ibdurgan egui irrmaisimala. Caribe demar e dungueed 1.287 ,7 km. Pacfico pur senigua ue Caribe demarba. Panama Caribe demarguine cacagangui soga baque ibdurgan nugadi yauk ( Eretmochelys imbricata ), yauk suer suered ( Dermochelys coriacea ), moro ( Chelonia mydas ), moro non dummad ( Caretta caretta ) ukupse adna isi, sogabo eneganba UICN sogue togus guirgumai, keb baitmala soibo amba bergu mabalie. E nii mosaltibe ukupse nakuel yauk, moro, e non dummadmala dailealdae, aukinba ue ibdurgan birgairba daileke emas guned neki. Ue ibdurgan binna dunguemala sergued uarma kekala, deisoku ammar basursuna sun obeloe. Egui nergunanaid soido amba yo nue bar amilegue, sana ue ibdurgan serguedmala, degui niguele soileked, birga durguen (20) birga durguen gaka ambese (35 aos) sergumala, deisoku ue ibdurgan basursuna guirgumala bi rga irba. Dicasorgusa Panama 1817 guine, ue ibdurganguine arbaledaniki, mani guekala, deisoku ue ibagine amba yer egui arbalenaid e igar nue bar amilesulibat. Deisoku ammar daidedibe ue ibdurgan e dulamala sabsur bergumagusa, epeneguapad yola durbakeba nicaun ue ibdurgan nue gudina ammar demargui. Ue ibdurgan ommegan calestibe ukupse nadkuisal, auguinba ue ibdurgan anna demargui nainanail, keb ammar guable eacua bela uelestibe ukupguine, ue innmarmala yer ibdurgan obelodaniki. Auguinba, ammar e negdemar oguadibe, manigui saegardibe, e burigua sepacal, bait ibdurgan demar gunmalad, enegsunasulid oichoet, uemar amba ibdurgan obelotanimoga. Yauk sanmal, eucamal, yer ebuledaniqui sogu, soiledo eneganba ue ibdurgan belabela guirgamugusa. Deisoku ammar igar amieguebe, eneganba, ammar neg kine, ue ibdurgangala sabguegala, aukinbali enegmala. Garda nugadi Plan de Accin, soblesadi oyoekala igui ue ibdurgan gualulegue, e dulamal igui bugua, bia ue ibdurgan Panama demargui niga, ammar eguine nakuekala, ammar yaur gui, e neganba igar nueguagala mesegala ue ibdurgan nue sabguegala mer bergu egala. Ue ibdurgan nue sabguegala, abeledo, nue igar nue mesed, deisoku igar nica hotel cacagui sobleked abeleke, ue ibdurgan e daedpa (e nii gualuleque, ukupse nadkued, e mas nii guned mosar), aukinba igar i mesed abelebali, mer dii isgana mied demarse, ukupse, acuadinaganse, gagandemarse. Deisoku soiledo garda meibiet Panama yaurgui, yauk, moro, yauk suer suered, moro non dummagala sabguegala (Programa Nacional para la Conservacin de las Tortugas Marinas), birga atal (5 aos) meslegoed. Igar meslegoedguine abelesundo bar amied: (1) Uisguet bia ue ibdurgan nue bugua, eneimar dunguet, ukupse nadkuet, mas gunednega; (2) Igar mesed abelequed, sabgueed, mer obelogued, omergued ue ibdurgan. Innmar salegoed, uiscuelebiet e ukup nadkued ebiset, ouilutsaed, surmaked abeleket mimmigan, serganga, nekueburgala, ue ibdurgan sabguemala, garda sobarmaidba. Abinale, abeledo Panama barmayet, bendaket igar eneganba mamait (CITES, MARPOL y la Conv encin de Cartagena de la UNEP, Convencin de Bonn (CMS), Convencin Tripartita, Convencin Interamericana) ue ibdurgan sabguegala ammar demar yaur guine irrmaidsi. Ue innmar guegala Plan de Accin guine, ua somalad, danardana buguamalad, restaurante eib edmala, gobiernomala, egui buguipiensaedmala, abeledo egui arbaleked nagueleked. Ue igar guine belabela egui abeleke arbaleked Panama Caribe demarguine.

PAGE 17

Tortugas Marinas de Panam 1 I. INTRODUCCIN Segn el si stema de Zonas de Vida (Holdridge, 1970), el litoral Car ibe de Panam se clasifica como un ecosistema tpico de los bosques hmedos y muy hmedos tropicales, muy hmedos premontanos y pluvial premontano o pluviselva, denominado selva lluviosa por las co nstantes lloviznas en el rea. El territorio de la Repblica de Panam limita al Norte con el Mar Caribe, al Sur con el Ocano Pacfico, al Este con la Repblica de Colombia y al Oeste con la Repblica de Costa Rica. Geogrficamente est ubicada en la est recha franja del Istmo Centroamericano, con una superficie de 75 517 km. Cuenta con un mar territorial de 200 millas nuticas, cuya superficie de 319.823 ,867 km supera a su territorio continental e insular (Atlas Nacional de la Repblica de Panam, 1975) La costa del Caribe tiene una extensin de 1.287,7 km de longitud, las llanuras costeras de la vertiente del Caribe son de menor amplitud que las del Pacfico. Cuenta con numerosos ros, entre los cuales sobresalen el Changuinola, Cocl del Norte y Ro I ndio. Los dos conjuntos de islas ms notables se encuentran en el Archipilago de Bocas del Toro, frente a la costa bocatorea y en el Archipilago de Las Mulatas, frente a la costa de la Comarca de Kuna Yala (San Blas), (Atlas Nacional de la Repblica de Panam, 1988). Panam est dividida en nueve provincias y cinco C omarcas (Fig 1) estas ltimas son administradas por grupos indgenas con un cierto grado de autonoma del poder central. Las dos comarcas ms grandes estn situadas a lo largo de la cost a caribea del pas, la C omarca de Ng be Bugl y la C omarca Kuna Yala (Br utigam y Eckert, 2006). En el litoral Caribe segn el Censo Nacional del ao 2000 (Direccin de Estadstica y Censo de Panam, 2007) los distritos de mayor poblacin son los sig uientes: Changuinola Provincia de Bocas del Toro (71.922 hab itantes ), Mna Comarca Ngbe Bugl (28. 330 habitantes ), Santiago Provincia de Veraguas (74.679 hab itantes ), Coln Provincia de Coln (174.059 hab itantes ) y San BlasComarca de Kuna Yala (32.446 ha b itantes .). El desarrollo socio econmico en la Provincia de Bocas del Toro ha estado marcado por la existencia de plantaciones bananeras, actividad portuaria (Puerto de Almirante, Puerto de Bocas del Toro) y trasiego de petrleo (Petroterminales de Panam PTP) en Chiriqu G ran d e En la Provincia de Coln estn presentes el conglomerado portuario de la Terminal Panama Port (anteriormente el Puerto de Cristbal), Terminal Internacional de Manzanillo, Terminal de Coln Container, Terminal de Coln Port y Puerto Baha Las Minas (anteriormente Refinera Panam) y la propia ciudad de Coln presenta serios problemas de hacinamiento urbano. La comarca Kuna Yala est conforma da por 365 islas de las cuales 38 comunidades kunas estn establecidas en islas coralin as habitadas; nueve comunidades estn localizadas frente a las costas de la Comarca y dos comunidades se encuentran dentro del bosque de la Comarca Kuna Yala. El aumento de la poblacin incrementa los problema s de la desnutricin, la extraccin de coral pa ra ampliar la superficie de las islas, la tala para incrementar las reas de cultivos y la sobreexplotacin de los recursos marinos. La regin del Caribe de Panam tiene la mayor diversidad cultural, adems de ser una regin de gran belleza natural. Las t radiciones y costumbres son la consecuencia de la mezcla de la cultura afro antillana indgena y espaola. Es una regin marcada por una gran disparidad econmica de sus pobladores, lo que hace necesario el diseo de un Plan de Manejo que garantice un des arrollo econmico sostenible a lo largo del tiempo de sus ecosistemas marinos costeros. El desarrollo de zonas urbanas a lo largo de las costas ha trado consigo diversos problemas ambientales que impactan negativamente los recursos naturales. En el litoral Caribe de Panam se inici un proceso de colonizacin por cuatro frentes fundamentales, a saber: Chiriqu Grande (Provincia de Bocas del Toro), Calovbora (Provincia de Veraguas), Coclesito en Ro Cocl del Norte (Provincia de Coln) y la cuenca alta del Ro Bayano que amenaza seriamente a la comarca de Kuna Yala. Desde la ciudad de Coln se ha venido dando la colonizacin de Costa Arriba y Costa Abajo, afectando

PAGE 18

Informe Tcnico del PAC No. 47 2 grandes extensiones boscosas. Este proceso de colonizacin ha resultado en la deforestacin d e manglares y bosques, lo cual ha repercutido en la sedimentacin en los arrecifes de coral. Por otro lado, se conoce del aumento en el consumo y la explotacin de los recursos del mar, incluyendo a las tortugas marinas. El Caribe Panameo posee ambientes marinos y costeros con hbitats esenciales para la alimentacin, reproduccin y migracin de tortugas marinas, donde habitan cuatro de las seis especies presentes en el Gran Caribe. Estas zonas (Fig. 1) son : ( 1) Provincia de Bocas del Toro y la Comarca N g be Bugl (desde el Ro Sixao la hasta el Ro Calovbora), ( 2) Provincia de Coln (Costa Abajo desde el Ro Beln hasta el Ro Chagres), ( 3) Provincia de Coln (Costa Arriba desde la regin de Port obelo hasta Santa Isabel) y ( 4) Comarca de Kuna Yala (d esde Punta Colorada hasta Ro Armila). La extraccin de tortugas marinas ha estado ligada histricamente a su explotacin con fines de subsistencia, debido a que representa una fuente importante de protena para los pobladores costeros, as como por su al to valor comercial. Meylan (1984, 1999) y Meylan y Donnelly (1999) han documentado aspectos de la explotacin comercial de los quelonios, en particular, de la tortuga carey ( Eretmochelys imbricata ) y la tortuga verde ( Chelonia mydas ), con consecuencias sev eras para sus poblaciones silvestres. Por su parte, Joly (1982) describe la importancia comercial de la tortuga carey desde 1773 y las tcnicas de pesca, como el uso de l volantn con seuelos llamados tortuguillas y la redecilla, que se calaban en bancos de arrecif es, entre 3 y 5 km de la costa El mismo autor c omenta sobre la costumbre de mantener vivas a las tortugas en los llamados chiqueros, donde eran alimentada s con hojas de mangle hasta el momento de ser sacrificadas para el consumo de su carne y el uso del carey de su caparazn con fines artesanales. La situacin poblacional general de las tortugas marinas y sus hbitats en el Caribe y Pacfico panameo ha venido mostrando indicios de degradacin. Existe escasa investigacin cientfica y poca divulgacin de la real situacin ambiental en estas regiones marinas. Se destacan entre otras las siguientes presiones: derrames locales de petrleo, descarga de aguas residuales domsticas e industriales, aguas de escorrentas cargadas con agroqum icos, descarga de basura urbana, saqueo de huevos, sobre pesca de especies como la tortuga carey ( E imbricata ) y tortuga verde ( C mydas ). Adems de estas presiones presentes en la costa pacfica, tambin se ha informado con mayor frecuencia la comercial izacin de huevos de la tortuga mulato ( L epidochelys olivacea ). La grave escasez de recursos institucionales para que el Estado establezca y ejecute planes especficos para administrar los recursos naturales de la nacin puede a mediano plazo, traer como c onsecuencia la prdida de valiosos recursos genticos y el empobrecimiento de la calidad de vida. No existe un programa nacional de manejo integral del medio ambiente y los recursos naturales para el Caribe y Pacfico panameo. Este elemento es crtico si se considera que como cada vez ms aumentan las presiones sobre los recursos marinos y hay amenazas muy severas sobre los diferentes ecosistemas marinos que conforman ambos litorales. Aunque desde la dcada del 60 en Panam se iniciaron las primeras acciones tendientes a proteger las tortugas marinas a travs del Decreto Ejecutivo 23 de 1967, que entre otras cosas prohbe la captura de la tortuga verde, y el Decreto Ejecutivo 104 de 1974 y la Resolucin DR 00280 del 24 de enero de 1980, que incluye otra s especies de tortugas marinas, estos esfuerzos aislados no cubrieron la proteccin de los hbitats de anidacin, alimentacin y rutas migratorias de estos quelonios. En 1992, la Direccin General de Recursos Marinos del MICI, promulg el Decreto Ejecutivo 4, que dicta medidas para reducir la muerte incidental de tortugas marinas en las operaciones de pesca de camarones por arrastre en el Caribe, el cual empez a regir desde el 31 de enero de 1992. Este mismo fue ampliado con el Decreto Ejecutivo 20 (1993) que establece la aplicacin obligatoria del Dispositivo Excluidor de Tortugas Marinas. Otra norma al respecto se emiti por medio del Decreto 16 del 7 de mayo de 1999 (seccin 4.28). Hasta el momento, no ha habido un notable avance en cuanto a establecer equipos de personal capacitado apoyado institucionalmente o por parte del sec

PAGE 19

Tortugas Marinas de Panam 3 tor privado, lo que ha trado como consecuencia un proceso de destruccin paulatino de los recursos naturales y los hbitats de las tortugas marinas (seccin 4.23). Anteriorme nte, el Estado a travs de la ANAM anteriormente INRENARE estableci siete reas protegidas en el Caribe: 1. El Parque Nacional Marino Isla de Bastimentos (13 .226 Ha) en la Provincia de Bocas del Toro, que incluye la isla de Bastimentos, sus cayos vecinos y la plataforma coralina de la Costa de Bocas del Toro. 2. El Humedal de Importancia Internacional San San Pond Sak ( 16 .125 Ha ), que comprende planicies costeras (costa baja y rectilnea) e incluye ambientes estuarinos, palustres y acuticos y est situada al noroeste de la provincia de Bocas del Toro. 3. El Parque Nacional Portobelo (35.929 Ha) en la Provincia de Coln que presenta una estrecha franja de litoral de aproximadamente 70 Km, constituidos por bahas, arrecifes coralinos, islas, manglares y panta nos. 4. El Bosque Protector y Paisaje Protegido de San Lorenzo (12.000 Ha) 5. El Paisaje Protegido Isla Galeta en Coln (605,69 Ha). 6. El Area Silvestre Corregimiento No. 1 de Nargana en la Comarca Kuna Yala que incluye una ex tensin considerable de litoral (100.000 Ha). 7. E l Humedal Damani Guariviara, en la regin o Kribo, Comarca Ngbe Bugl (24.089 Ha), el cual incluye playas, franjas de vegetacin costera de transicin, la cuenca del ro Caa, lagunas, pantanos de ciperceas, bosques inundables dominados por e species leosas como el Orey ( Campnosperma panamense ), as como, bosques aluviales ocasionalmente inundados, manglares y bosques dominados por palmas ( Zamia phyllidia Z pseudoparasitica Z. skinnieri ) dos de las cuales son endmicas ; todas est n clasifi cadas bajo el Apndice II de CITES. Debe resaltarse que tambin se ha establecido la Zona Turstica Especial Provincia de Bocas del Toro (Playa Chiriqu) y el Escudo de Veraguas. De acuerdo a este decreto y a fin de contrarrestar las actividades turstica s masivas que se pretendan realizar en la zona, el Congreso Regional Ngbe (agosto de 1991) constituy un Comit Tcnico para la planificacin y manejo de los recursos naturales del rea Ngbe y un equipo de vigilancia para la defensa de la Isla Escudo de Veraguas y la Playa Chiriqu. En 2004 segn la Resolucin AG 0346 2004 se declar bajo proteccin. En el Caribe de Panam, existen numerosas instituciones grupos locales e internacionales involu crad a s directa o indirectamente en el manejo y la conservacin de las tortugas marinas, entre el los destacan: ANAM, APRORENANB, AAMVECONA, ADIB, FWC, CCC, CEASPA, EC, IFAW, NFWF, FWS, NMFS, WCS, la Asociacin CARIBARO, Fundacin PROMAR, ITEC, EWT, Corredor Biolgico Mesoamericano para el Atlntico Panameo y STR I. Tambin estn PEMASKY en la Comarca de Kuna Yala, a travs del Plan General de Manejo y Desarrollo y la propuesta de la categora de manejo: Comarca de la Biosfera de Kuna Yala, la Fundacin Osiskn creada para la conservacin de los recursos marinos; Fundacin Dobbo Yala, el CGK y la Fundacin Centro de Desarrollo Ambiental y Humano ( CENDAH). Ante las expectativas internacionales en materia de conservacin y uso sostenido de los recursos naturales, la ONU a travs del PAC; fundamentado en la Convencin para la Proteccin y el Desarrollo Marino, de los cuales Panam es miembro pleno y mediante la gestin de WIDECAST, se presenta el Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas del Caribe de Panam, cuyo aporte fundamental ser servir de marco orientador en la toma de decisiones que aseguren la conservacin y el manejo de las tortugas marinas; es un paso adelante en materia de proteccin de tortugas mar inas. La divulgacin del tema de conservacin de tortugas ha sido notable y WIDECAST ha estado haciendo un aporte significativo como medio para convocar a todas las ONG s y a la comunidad cientfica nacional e in ternacional en esta actividad.

PAGE 20

Informe Tcnico del PAC No. 47 4 Adems, WIDECAST tiene un gran inters para que estos esfuerzos resulten en acciones directas sobre a mplios ecosistemas regionales del Gran Caribe. Se espera que la coordinacin e integracin de estos diferentes programas contribuyan a un control eficaz del uso y manejo a largo plazo de los recursos naturales del Caribe panameo, especialmente las tortugas marinas. Este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas del Caribe de Panam tiene como objetivos generales servir como marco de referencia de la poltica ambiental que le corresponde adoptar a nuestro pas con relacin a las tortugas marinas y tambin, como una herramienta en la elaboracin de planes de manejo para la proteccin, conservacin y preservacin efectiva de estas especies. Sin embargo, cabe destacar que este documento tambin ofrece una visin general y recomendaciones apl icables a nivel nacion al (costa P acfica y C aribea) para el manejo y conservacin de las tortugas marinas en Panam. Entre los aspectos de inters nacional que se presentan en este documento y se recomienda tomar en cuenta, est n los siguientes: factores de presin antropognicos, manejo y proteccin del hb itat y todas sus etapas de vida, el marco jurdico existente para su proteccin, el desarrollo de cooperacin internacional y los programa s educativos ambientales. Para ello se ha realizado una recop ilacin de la situacin actual y distribucin de las tortugas marinas en nuestro pas, de los factores de presin que las amenazan y los planes integrales para solucionar estas presiones. II. ESTADO Y DISTRIBUCIN DE LAS TORTUGAS MARINAS EN PANAM En Panam se encuentran cinco de las siete especies de tortugas marinas existentes en el mundo. En el Pacfico se localizan cinco de las siete especies, mientras que en el Caribe slo cuatro: C aretta caretta C helonia mydas E retmochelys imbricata D ermochelys coriacea L epidochelys olivacea est presente slo en el Pacfico. Estas especies estn distribuidas en el litoral del Caribe panameo, desde la Provincia de Bocas del Toro (limtrofe con Costa Rica) hasta la Comarca Kuna Yala (limtrofe con Colombia) (Fig. 1). Se les puede encontrar en sus diferentes etapas de vida, en diveros hbitats, incluyendo aguas pelgicas costeras, arrecifes coralinos, praderas de pastos marinos, lagunas, mang lares, estuarios y playas arenosas. 2.1 Caretta caretta Tortuga Cag ama Conocida comnmente tambin como tortuga cabezona, en el lenguaje indgena Kuna como Nonodummat o Moro Non Dummad y por los pescadores de Costa Arriba como Chuchureque (cabezn). La tortuga caguama se reconoce por su gran cabeza y caparazn grueso, generalmente con presencia de incrustaciones de cirrpedos (crustceos). Su coloracin es castao y oro, o castao rojizo. Su gran cabez a y fuertes mandbulas son adaptaciones a su dieta de moluscos y cangrejos de concha dura (Dodd, 1988); tienen hbitos alimenticios bentnicos. Se ha informado de adultos con longitudes de hasta 120 cm de largo y 200 kg de peso. (Pritchard et al., 1983) pero m s frecuentemente los adultos pueden tener una talla de unos 105 cm ( Moncada Gaviln 2001) Tienen cinco pares de placas laterales en el caparazn (Fig. 2). La tortuga cabezona ms grande capturada con redes como parte de los estudios de in vestiga cin en Bocas del Toro, midi 98 cm de largo recto de caparazn (A. Meylan Fish and Wildlife Conservation Commission, Florida y P. Meylan, Eckerd College Florida, com. pers.). Esta especie tiene una distribucin muy amplia; se encuentra en las aguas costeras tropicales y subtropicales de ambos ocanos; a menudo entra a las bahas o siguen las corrientes marinas alejadas de la costa (Mrquez, 1996). En el Ocano Atlntico, esta especie ha sido vista al extremo del hemisferio norte en Newfoundland (Squi res, 1954) al norte de Europa y al extremo del hemisferio sur, en Argentina (Frazier,

PAGE 21

Tortugas Marinas de Panam 5 1984). La poca de reproduccin de la tortuga caguama en la costa del Atlntico ocurre de abril a septiembre Sus playas de anidacin se encuentran generalmente en lati tudes templadas, con los mayores registros de hembras anidando en la costa Atlntica en Florida (EE.UU.), t ambin hay anidacin en varias islas de las Antillas, las costas caribeas de Mxico, Amrica Central, y la costa A tlntica de Amrica del Sur desde Venezuela hasta Brasil (Dodd, 1988; Ehrhart et al., 2003; Meylan et al. 1985; Moncada Gaviln 2001 ). La mayor amenaza para las grandes colonias reproductivas en Estados Unidos es la captura incidental en redes de arrastre de camarn (U. S. National Research Council, 1990). La tortuga caguama en estado adulto y sub adulto est presente en las aguas costeras panameas durante todo el ao; generalmente es observada por los pescadores en su estado adulto. Sin embargo, en la Laguna de Chiriqu en Bocas del T oro solamente se ha capturado una tortuga adulta entre las otras 82 capturas realizadas con redes. Las tallas de l as 81 tortugas restantes, est uv ieron comprendidas entre 45,5 cm a 76 ,5 cm de longitud de caparazn en lnea recta (promedio= 59 ,8 cm) (A. Me ylan y P. Meylan com. pers.). Estos datos sugieren que la tortuga cabezona utiliza la Laguna de Chiriqu como hbitat de desarrollo. Estudios genticos de tortugas juveniles capturadas en este sitio revelan, que proceden de playas de anidacin del sur de Florida y Mxi co (Angstrom et al., 2002). Cinco tortugas juveniles marcadas en la Laguna Chiriqu fueron despus capturadas en otros pases, cuatro en Nicaragua y una en Cuba ( A. Meylan y P. Meylan, datos no publicados). Repetidas recapturas de individuos dentro del rea de estudio podra n ser un indicativo de la presencia de tortugas residentes. Hay poca evidencia de anidacin de la tortuga caguama a lo largo de la costa del Caribe de Panam y o mismo ocurre en Costa Rica y Nicaragua (Ehrhart e t al., 2003) La anidacin de esta especie es muy rara en la provincia de Bocas del Toro (Carr et al., 1982), aunque s existen registros aislados de su anidacin en Playa Larga, Isla de Bastimentos, Provincia de Bocas del Toro (RENARE, 1979). Dos anidaci ones fueron registradas slo en Playa Chiriqu en el 2004 (C. Ordoez, ITEC, com. pers.), sin ms evidencia en el resto de la costa. (Tabla 1 ). La tortuga caguama es observada por los pescadores, especialmente cuando se encuentran pescando en los bancos de arrecifes distantes a la costa. En la Laguna de Chiriqu son frecuentemente avistadas por los pasajeros de los botes que viajan de Bocas hacia Chiriqu Grande y Almirante en Bocas del Toro ( A. Meylan y P. Meylan, datos no publicad os ). Los pescadores en Costa Arriba no acostumbran capturar esta especie. En ocasiones, cuando se capturan en las redes, son dejadas en libertad. Los pescadores hacen hincapi en que estos animales son agresivos al ser capturados. S in embargo, en la dcada del 90 en la Laguna de Chiriqu los pescadores capturaban y utilizaban las tortugas que atrapaban en las redes; dos placas de identificacion de estas tortugas marcadas localmente, han sido recuperadas en la laguna (A. Meylan y P. Meylan, com. pers.). 2.2 Chelonia mydas Tor tuga Verde Tambin se le conoce como tortuga blanca, en el lenguaje indgena Kuna como Moro pero es ms conocida como tortuga verde. La tortuga verde se reconoce por su cabeza redondeada y chata y pico con bordes filosos y aserrados, lo cual le facilita el corte de las algas y fanergamas marinas. Tienen un par de escamas prefrontales alargadas entre los ojos y cuatro pares de placas laterales en el caparazn que no se traslapan como sucede en la tortuga carey (Fig. 2). La coloracin del caparazn es de castao claro a oscuro, algunas veces sombreado de oliva, cada placa del caparazn posee marcas radiales de color ms oscuro o manchas grandes de color castao oscuro. Generalmente el caparazn est libre de ci rrpedos. El plastrn (parte ventral) es blanquecino o amarillo plido. Los adultos pueden llegar a pesar 230 kg (Pritchard et al ., 1983) y generalmente miden entre 95 cm y 120 cm de largo recto del caparazn. La tortuga verde ms grande observada en los estudios en Bocas del Toro fue una hembra que meda 107,5 cm de longitud de caparazn en lnea recta y pesaba 177 kg ( A. Meylan y P. Meylan, datos no publicados).

PAGE 22

Informe Tcnico del PAC No. 47 6 Es claro que las tortugas verdes no permanecen en aguas locales a lo largo de toda su vida. Lo s neonatos al emerger de sus nidos se apresuran en llegar al mar, se orientan a aguas profundas en un frenes de nado que dura algunos das y finalmente convergen en las corrientes de hierbas marinas que estn flotando. Es bien sabido, por ejemplo, que b ancos del alga Sargassum sp. a la deriva, alojan cras de tortuga verde, as como una fauna diversa y especializada; esto incluye muchos tipos de peces pequeos, crustceos, gusanos, moluscos, tunicados y celenterados, sirviendo posiblemente de alimento pa ra las t ortugas jvenes (Carr, 1987a). Carr y Meylan (1980) describieron el hallazgo de tortugui llos de esta especie en una franja de sargazo a 40,2 km de la costa del Caribe de Panam y especularon que estos tortuguillos pudieron proceder de la playa de a nidacin de Tortuguero en Costa Rica, a 160 km corriente arriba. Las tortugas permanecen epipelgicas (moradoras de la superficie en mar abierto) por un perodo desconocido tal vez de 1 a 3 aos, antes de tomar residencia en hbitats continentales. Despus de dejar su vida en mar abierto, lo que caracteriza sus primeros aos, se convierten en animales herbvoros y as permanece por el resto d u vida (Bjorndal, 1985). En el Mar Caribe, la tortuga verde se alimenta principalmente en aguas someras de hierbas o pasto marinos, como Thalassia testudinum (Bjorndal, 1982 ; Mortimer, 1981 ). La tortuga verde viaja extensamente durante las primeras dcadas de su vida y toma residencia temporal en muchas localidades en los aos que preceden a su madurez reproductiva (Carr et al., 1978). Puede viajar miles de kilmetros en el Mar Caribe antes de que la necesidad de reproduccin la incite a migrar a zonas de apareamiento y anidacin. Esta especie alcanza su madurez sexual en un estimado de 18 a 36 aos (Frazer y Ladner, 1 986). Despus de reproducirse, hay evidencia de que regresan a reas de alimentacin. Por lo tanto, es probable que los movimientos sean menos extensos que los movimientos de los juveniles, debido a que los adultos se mueven temporalmente entre reas de a limentacin y reproduccin relativamente establecidas. Los datos de recuperacin de placas a nivel internacional y el seguimiento por satlite de siete tortugas, sugieren que Bocas del Toro es una estacin importante a lo largo del corredor migratorio pa ra las tortugas verdes que migran para anidar en Tortuguero, Costa Rica (Meylan y Meylan, 1994; A. Meylan y P. Meylan, datos no publicados). Las tortugas capturadas en redes marcadas o rastreadas por satlite en Bocas del Toro han viajado hacia la playa d e anidacin en Tortuguero o hacia las reas de alimentacin en Nicaragua. Algunas tortugas se han dirigido hacia ambos lugares. Muchas de las tortugas adultas capturadas en redes en Bocas del Toro estaban aparendose o mostraban evidencias de que lo estu vieron haciendo, indicando que el rea tambin cuenta como un sitio de apareamiento. Aunque la mayora de las placas o marcas recuperadas son de Nicaragua, el seguimiento satlital evidenci que un macho de tortuga verde viaj hacia el Archipilago de San Bernando en Colombia ( A. Meylan y P. Meylan, datos no publicados ). Aparentemente la anidacin de las tortugas verdes en la costa del Caribe de Panam es limitada. E n la Comarca Ngbe Bugle la anidacin de esta tortuga ha sido registrada en Playa Chiriqu ( Ordoez et al., 2004), en la provincia de Bocas del Toro en Cayos Zapatilla ( A. Meylan y P. Meylan, datos no publicados), Playa Flo res (Bluff) en Isla Col n y probablemente sucede en Playa Larga en Isla Bastimentos y en las playas que se encuentran des de Changuinola (Soropta) hasta la frontera de Costa Rica. En todas estas playas, la frecuencia de anidacin parece ser muy baja. La informacin disponible evidencia que las hembras de esta especie depositan entre dos y seis nidos por temporada cada dos a t res aos, dejando un promedio de 112 huevos por nido, con un lapso de dos semanas entre cada nido (Bjorndal y Carr, 1989). El tiempo de incubacin es de aproximadamente dos meses y la temperatura de incubacin determina la proporcin de sexos de las cras (Morreale et al., 1982). En Bocas del Toro, en la localidad de Secretaria, Laguna de Chiriqu es hbitat de desarrollo para la tortuga verde y en ella residen solamente tortugas juveniles y subadultas (Fig. 3) Ms de 135 tortugas sub adultas han sido ca pturadas en redes, marcadas y puestas en libertad en esta laguna desde 1987 y s u s intervalos

PAGE 23

Tortugas Marinas de Panam 7 de tamao estn entre los 46 ,7 y 88 cm de longitud de caparazn en lnea recta (A. Meylan y P. Meylan, datos no publicados) Algunos individuos han sido recapturados cerca de Kusapin en Punta Valiente, Guarumo en Laguna de Chiriqu, en Panam, en Colombia, y en Nicaragua ( A. Meylan y P. Meylan, datos no publicados ). En C osta Arriba, segn los pescadores, la tortuga verde es ms comn en Isla Grande y Kuna Yala y se encuentra en caos y reas de vegetacin marina. Por ejemplo, en Cuango rara vez sale a las playas a desovar, sin embargo, se le atrapa con redes en la orilla del mar (R. Drolet, com. pers.). En la Comarca Kuna Yala siempre se encuentran juveniles y adultos durante todo el ao; ambos tamaos son muy comunes en las aguas locales, en los bajos de los arrecifes de coral y en las praderas de hierbas marinas ( Thalassia sp.). En las redes que son colocadas para pescar tortuga carey se capturan hembras y machos adultos a partir de junio. Tambin se pueden encontrar parejas apare ndose. Las tortugas pequeas aparecen para la misma poca que las tortugas carey En los a os setenta, era comn ver numerosas tortugas verdes adultas, entre las praderas de hierbas marinas ( Ruiz 1986). 2.3 Dermochelys coriacea Tortuga Canal La tortuga canal conocida tambin como tortuga negra baula, Trunkie Turtle y en el lenguaje Kuna como Yauk Sue r Su eret es la ms grande de todas las tortugas marinas. Las hembras que anidan en el Caribe tpicamente pesan entre 300 y 500 kg El rcord de la tortuga de mayor tamao corresponde a un macho que encall en la costa de Gales en 1988 y pes 916 kg (Morgan, 1989). Esta especie se puede distinguir fcilmente de otras tortugas marinas, p orque su caparazn carece de placas crneas y est cubierto de piel, que al tacto se siente como cuero. La suave piel negra est cubierta con manchas pequeas de color blanco o rosado o amarillo pli do. En el caparazn, que puede medir entre 130 y 175 cm de largo, se levantan siete quillas o crestas longitudinales prominentes (Fig. 2). Las poderosas aletas fronta les se extienden a casi todo lo largo del cuerpo. En la mandbula superior se presenta n dos proyecciones en forma de cspides profundas (Eckert, 2001) que facilitan la captura de organismos suaves y resbalosos como las medusas de zonas costeras y pelgicas. La tortuga canal tiene el mbito de distribucin ms amplio de cualquier otro reptil, est adaptada para soportar aguas ms fras que las dems especies de tortugas, hasta 10C, por lo que se distribuye ampliamente en aguas tropicales y templadas (Mrque z, 1996). Cada hembra deposita un promedio de cinco a siete nidos con intervalos de 10 das durante la temporada de anidacin (Eckert, 2001) Las hembras anidan cada dos a tres aos, pero algunas ocasionalmente lo hacen en aos consecutivos y a veces algu nas regresan con intervalos mayores de tres aos. El nmero de huevos por nido es tpicamente de 60 a 100, con un promedio de 85 (Basford et al., 1990); un nmero variable de pequeos huevos sin yema tambin es depositado. Los huevos se incuban en la are na a una profundidad de 60 cm a 70 cm. Las cras emergen de su nido comnm ente al anochecer, despus de 70 a 80 das (C. Ordo ez, com. per s .). La tortuga canal tiene actividad migratoria muy marcada. Cada ao, de 7 .170 a 14.000 tortugas canal anidan entr e la costa de Nicaragua, Costa Rica y Panam (Troeng et al., 2004). Gracias al seguimiento satelital, se ha podido establecer que las tortugas canal que desovan en el pas puede n provenir de pases como Canad en el Ocano Atlntico Occidental (James et a l., 2005; TEWG, 2007 ) Se han colocado transmisores a cinco tortugas canal que desovaron en la playa Chiriqu y tres de ellas se dirigieron hacia la costa noreste de los EE.UU. y hacia la zona nor central del Ocano Atlntico (CCC, 2007). La playa Chiriqu es la zona ms importante como sitio de anidacin en Centroam rica ( Tabla 1). Tambin se encuentran zonas de desove en las costas de las Provincias de Bocas del Toro, Comarca Ng be Bugl, Veraguas, Coln y la Comarca de Kuna Yala (Fig. 4). Se han establec ido movimientos relativamente frecuentes de hembras de tortuga canal entre Costa Rica y Panama (Chacn y Eckert, 2007). Su temporada de anidacin es de febrero a julio.

PAGE 24

Informe Tcnico del PAC No. 47 8 En la Provincia de Bocas del Toro, la tortuga canal es abundante en mar abierto desde febrero hasta junio. No se ha registrado la presencia de animales jvenes, ni tampoco de sitios de alimentacin en el rea. Las hembras tienden a anidar principalmente en playas de alta energa y tambin en algunos cayos. Desde 1979, Meylan y colaborad ores han marcado tortugas canal con placas del Programa de Marcacin de Tortugas Marinas de la Universidad de Florida, Gainesville, EE.UU. Sus principales playas de anidacin son: San San, Changuinola (Soropta) Flores (Bluff) en Isla Coln, Playa Larga en Isla Bastimentos y Chiriqu en la Comarca Ngbe Bugle ; siendo esta ltima una de las playas de anidacin ms importantes del Atlntico Occidental ( Tabla 1) (Ordoez et al., 2005; Ordez et al ., 2007 ; Pritchard, 1989 ; TEWG, 2007). Ms de 3 .000 nidos de t ortuga canal fueron registrados en esta playa en el 2004 (Ordoez et al., 2005). En actividades de campo realizadas de mayo a agosto del 2001 el ITEC registr la muerte de 34 hembras de tortuga canal en una longitud de 4 km en la Playa Soropta, Provincia de Bocas del Toro. Un 30% de las tortugas fueron sacrificadas antes de hacer sus nidos para la extracci n de sus huevos el otro porcentaj e corresponde a tortugas sacrificadas despus de hacer sus nidos. Segn los pescadores de Costa Arriba desde Marzo h asta Abril las tortugas son capturadas y sus huevos se extraen de los nidos. Su carne sabe ms a marisco que las otras tortugas y tiene ms grasa (R. Drolet, com. pers. ). En la Comarca de Kuna Yala se observan hembras y machos adultos de tortuga canal d urante la temporada de apareamiento y desove, de marzo hasta junio. Esta especie utiliza para desovar las playas abiertas ubicadas en tierra firme y rara vez anida en las islas o cayos del archipilago. Segn los pescadores esta tortuga puede anunciar una buena o mala temporada para la pesca de la tortuga carey, es decir, si han subido muchas tortugas canal a las playas para anidar, esto es indicio de que ser una buena temporada para la tortuga carey. De acuerdo a sus tradiciones, la tortuga canal es la m adre del resto de las tortugas marinas. Las playas de anidacin son: Playa Colorada, Aidirgandi, Baha Aglatomate, Anachu c una, Armila o Pito ( T abla 1). 2.4 Eretmochelys imbricata Tortuga Carey La t ortuga carey o Yauk en el lenguaje Kuna, se distingue por sus mandbulas semejando un pico crneo filoso, alargado, sin bordes aserrados, el cual introduce entre las ramas y oquedades de los arrecifes de coral o sustratos rocosos para capturar esponjas, moluscos y crustceos, principalmente, aunque en la zona costera tiene hbitos alimenticios bentnicos El caparazn a menudo aserrado en la parte posterior, esta cubierto de 13 escudos imbricados: cinco vertebrales dorsales y cuatro pares laterales (Fig. 2). Los escudos dorsales presentan manchas brillantes jaspeadas en forma radial, caf, amarillenta y rojiza. La cabeza y las aletas por lo comn son ms oscuras que el resto del cuerpo y generalmente sus escamas presentan un borde blanco amarillento. En l a zona ventral, las placas o escudos son de color crema al blanco amarillento. Tiene dos pares de escamas prefrontales entre los ojos. Los adultos ocasionalmente exceden los 80 kg de peso y los 90 cm de largo recto del caparazn ( Amorocho, 2001; Pritchar d et al., 1983 ; Witzell, 1983). La tortuga carey ms grande que ha sido medida segn los estudios de investigacin en Bocas del Toro desde 1979 al presente midi 87,4 cm y pes 86,2 kg ( A. Meylan y P. Meylan, datos no publicados ). La tortuga carey anid a principalmente durante la noche, aunque se pueden observar pequeos grupos anidando, lo ms comn es la anidacin solitaria (Mrquez, 1996). Las hembras pueden seleccionar pequeas playas y por su pequeo tamao y su agilidad pueden cruzar el contorno c oralino que limita el acceso a otras especies (Amorocho, 2001). Es usual que las hembras depositen sus huevos en la zona de vegetacin supralitoral de la playa con predominio de la uva marina ( Coccoloba uvifera ) A lo largo de cada temporada las hembras d epositan un promedio de tres a cinco nidos, separados con un intervalo de 13 a 18 das (Corliss et al., 1989; Meylan y Donnelly, 1999). El tamao promedio de cada nido vara entre 120 y 160 huevos y el perodo de incubacin va de 60 a 75 das en el Atlnti co Occidental (Witzell, 1983). Al igual que otras tortugas, las

PAGE 25

Tortugas Marinas de Panam 9 hembras con muy alta probabilidad regresarn a la misma playa o rea a anidar en intervalos de dos a tres aos, basado en datos colectados en Antigua (R ichardson et al., 1999). Bocas del Tor o proporciona hbitat para la anidacin, alimentacin, migracin y desarrollo de la tortuga carey. La temporada de pesca se inicia en mayo, pero en esta regin el nmero de capturas es menor en comparacin con las tortugas verdes. Se observan machos y hemb ras cerca de la costa cuando la temporada de apareamiento est en su punto mximo. Aunque se considera que la intensidad mxima de reproduccin es de mayo a septiembre, los pescadores indican que se extiende hasta diciembre. Meylan (1999a ) y Meylan y Donne lly (1999) describieron la importancia de Playa Chiriqu como un sitio de anidacin para las tortugas carey. Entre 400 a 500 nidadas de esta especie han sido depositados anualmente en la zona (Ordoez, et al., 2004, 2005, 2006, 2007). En el ao 2004, se instalaron transmisores satelitales a cuarto hembras adultas de tortuga carey despus de anidar en Playa Chiriqu y tres de ellas se rastrearon cuando navegaron hacia pases distantes como Nicaragua y Jamaica, en donde residieron por perodos largos. La cuarta tortuga fue capturada y sacrificada en la provincia de Bocas del Toro, poco tiempo despus de ser liberada en su playa de anidacin ( A. Meylan y P. Meylan, datos no publicados). En el 2003, una hembra rastreada satelitalmente despus de anidar en los Cayos Zapatilla, viaj hacia una zona de arrecife cercana a la costa de Honduras y se mantuvo en el rea por varios meses hasta que la seal se perdi debido a fallas del transmisor o de la bater a Esta misma hembra fue obser vada nuevamente en su playa de anidacin de Cayos Zapatilla dos aos despus (A. Meylan y P. Meylan, datos no publ ). Las migraciones desde Panam de hembras de tortuga carey post anidadoras registradas por rastreo satelital, han sido catalogadas como de igual o mayor distancia que l as migraciones de tortugas verdes en la misma regin (A. Meylan y P. Meylan, datos no publicados). Por otra parte, hembras que han sido marcadas mient r as desovaban en Nicaragua y Costa Rica, se han detectado en aguas de Panam (Meylan, 1999b). La tortuga carey es la ms comn en la Comarca de Kuna Yala, pero no se encuentra en altas densidades o gran abundancia (Diez et al., 2002). En la misma regin, se han observado juveniles de carey durante todo el ao en las aguas locales. Las tortugas de diferentes tamaos estn presentes durante todo el ao. Las tortugas juveniles se observan con mayor frecuencia en barreras o arrecifes de coral que estn paralelos a las costas y circundan las diferentes islas y cayos (Ruiz, 1987). Los adultos de ambos sexos se obs ervan con mayor frecuencia durante los meses de marzo a septiembre correspondiendo este perodo a su etapa de reproduccin. El apareamiento o caballera, se puede presenciar en marzo, abril y mayo, aunque en junio los machos adultos siguen cayendo en las redes. Una hembra puede tener de uno hasta tres machos a su alrededor y dos a tres durante la cpula. Esta tortuga se observa en las playas de la Comarca Indgena Kuna ( Tabla 1), principalmente de julio a septiembre durante el perodo de anidacin Genera lmente las hembras empiezan a salir a las playas durante las dos ltimas semanas de mayo. En mayo y junio se observan adultos de sexos no identificados flotando o saliendo a la superficie para tomar aire. Estn cerca a la costa o en los alrededores de las islas en donde estn ubicadas las playas para anidar. Los juveniles se observan con mayor frecuencia en los bajos y barreras de arrecifes de coral que estn paralelas a la costa o circundan las diferentes islas y cayos. En septiembre de cada ao hasta marzo del siguiente ao ocurre la aparicin de tortugas pequeas que se encuentran entre las algas marinas llamadas obacua o temarop ( Sargassum sp., Syringodium sp.) u otros objetos como basura que flota a la deriva. En Costa Arriba la tortuga carey es ms abundante desde Nombre de Dios hasta Santa Isabel. De marzo a junio se encuentran en reas rocosas y de julio a agosto cerca de la costa. En mayo y junio se capturan numerosos machos de tortuga carey en las redes (R. Drolet, com. pers.). En las comunidades costeras de Costa Abajo al igual que en el resto del litoral Caribe cada ao es ms difcil capturarlas en las playas, porque el nmero de tortugas que salen a anidar ha disminuido notablemente. Las redes para pescar tortugas se colocan

PAGE 26

Informe Tcnico del PAC No. 47 10 tanto en los bancos de arrecifes distantes o cercanos a la costa. En el Caribe panameo se reconocen al menos tres grandes regiones de anidacin: Bocas de Toro hasta el Escudo de Veraguas, la zona de Coln y Portobelo y el archipilago de San Blas (Chacn, 2005). 2.5 Lepidochelys kempii T ortuga L ora No hay registros de esta especie en el Caribe de Panam. La tortuga lora es una de las especies ms peculiares por sus hbitos y caractersticas morfolgicas. Junto con la t ortuga mulato ( Lepidochelys olivacea ), es la de menor tamao de todas las especies. Es de color gris cuando se encuentra en la etapa juvenil y verde olivo cuando alcanza la madurez (Pritchard et al., 1983). La vista dorsal del caparazn en los adultos tien e forma casi circular, generalmente tan largo como ancho y sus placas no estn traslapadas (Fig. 2). Los adultos pesan de 30 a 50 kg y tiene una longitud recta de caparazn de 5078 cm (Mrquez, 2001). La tortuga lora, es carnvora durante toda su vida. L as tortugas de este gnero poseen mandbulas muy fuertes y picos gruesos que favorecen la trituracin de alimentos muy duros, como los exoesqueletos calcreos o quitinosos de moluscos y crustceos (tiene hbito alimenticio bentnico en la zona costera). Tambin se han hallado en el contenido estomacal, organismos como gasterpodos, almejas, erizos, medusas, tunicados, peces, fragmentos vegetales (Mrquez, 1996). Esta es una especie con distribucin geogrfica muy restringida. Los adultos se encuentran dent ro del Golfo de Mxico; sin embargo, una parte de la poblacin de juveniles pequeos y grandes parece deambular entre aguas tropicales y templadas de las zonas costeras del Ocano Atlntico noroeste (Mrquez, 1996). La anidacin ocurre principalmente en e l Estado de Tamaulipas, Mxico, con un nmero menor de nidos en el estado de Veracruz (Mxico), en Isla Padre, Texas ( EE.UU. ) y en Florida ( EE.UU. ). Existe la excepcin de una recaptura en el Caribe de Nicaragua, de una tortuga del programa de iniciacin o head starting (Manzella et al., 1991), que pudo haber tenido una conducta irregular debido a que estuvo en cautiverio durante su primer ao (Woody, 1991). La tortuga lora est restringida principalmente al Golfo de Mxico y al Atlntico Norte. Sin disc usin es la tortuga marina en mayor peligro en todo el mundo. El nmero de nidos para el ao 1999 fue cercano a los 4 .000, reflejando un cierto nivel de recuperaci n de la especie, despus de los niveles m nimos de unas 750 nidadas anuales promedio entre 1985 y 1987 (Mrquez, 2001) y sigue en aumento (T. Wibbels, University of Alabama at Birmingham, com. pers.) 2.6 Lepidochelys olivacea Tortuga Mulato No hay registros de esta especie en el Caribe de Panam. La tortuga mulato o golfina es parecida a la tortuga lora (seccin 2.5). Tiene el caparazn casi circular, con amplitud similar a su longitud (ancho aproximadamente 90% del largo). Posee una coloracin dorsal en los adultos que va del olivogris al o livo amarillento; centralmente la coloraci n va del color crema al gris verdoso claro, con manchas oscuras en los extremos de las aletas. Las aletas y cabeza son del mismo color. Los flancos del cuello son a veces ligeramente amarillentos o rosceos. Por l o general no tiene incrustados cirrpedos La tortuga raramente excede los 45 kg de peso (Pritchard et al., 1983). En el borde delantero de cada aleta anterior hay una o dos uas, el pico puede estar finamente aserrado, y las placas del caparazn no estn imbricadas. Las placas laterales del caparazn estn divididas en 5 a 9 pares, considerablemente ms que en otras tortugas marinas que tpicamente tienen 4 a 5 pares (Fig. 2). Al igual que la tortuga lora, esta especie posee cuatro pares de poros en los escudos inframarginales del plastron (Marcovaldi, 2001). En el Atlntico occidental, la tortuga mulato o golfina ha sido encontrada desde el norte del Brasil hasta el norte de Venezuela (Pritchard, 1969 ) Los sitios m s importantes de anidacion en el A tlntico se encuentran en Surinam, la Guyana Francesa y Brasil (Marcovaldi, 2001). Esta especie es la ms espectacular en sus hbitos reproductivos ya que puede formar, durante 2 o 3 noches, arribazones que llegan a reunir ms de

PAGE 27

Tortugas Marinas de Panam 11 100.000 individuos, por l o general en la fase lunar cercana al cuarto menguante. Las playas de anidacin ms importantes en la actualidad se localizan en La Escobilla y Morro Ayuta en Oaxaca, Mxico en La Flor y Chacocente, Nicaragua, en Ostional y Nancite en Costa Rica, en Isla Caa en Panam, en Guyana Surinam e Brasil (D. Chacn, WIDECAST, com. pers. ; Marcovaldi, 2001) y en Gahimarta, en el distrito de Orissa en la India (Mrquez, 1996). Las tortugas mulato que anidan en Surinam han declinado considerablemente en aos recient es, desde cerca de unos 3,000 nidos por ao en la dcada de los aos 60 a menos de 500 nidos por ao en aos ms recientes (Marcovaldi, 2001). La captura incidental en redes camaroneras ha sido sealada como la causante de su desaparicin (Reichart, 1989 ). III. PROBLEMAS DE LAS TORTUGAS MARINAS DE PANAM 3.1 Modificaci n y destruccin del hbitat Panam posee ambientes marinos y costeros dominados por arrecifes coralinos, praderas de pastos marinos y bosques de manglares. Cada uno de estos hbitats protege a la zona costera de escorrentas, erosin de fuentes terrestres y de olas proveni entes de mar abierto (Keller y Jackson, 1993). El desarrollo de zonas urbanas en las costas trae consigo una gran cantidad de problemas ambientales que impactan negativamente, de manera directa y a corto y mediano plaz o sobre los recursos naturales. Una ve z que los hbitats son alterados significativamente o destrudos, la recuperacin podra ser muy lenta o inalcanzable, an a travs de programas de restauracin; de aqu la importancia de las acciones para su proteccin. Los arrecifes coralinos, hbitat s importantes para las tortugas marinas, son ecosistemas marinos muy frgiles con una organizacin y funcionamiento muy complejos, adems, de lento desarrollo Son impactados negativamente por una variedad de factores como la actividad del turismo acutico o buceo recreativo, el anclaje de botes de forma indiscriminada, prcticas inadecuadas de buceo, la pesca artesanal, el consumo de pulpos, caracoles y langostas y la extraccin de corales para uso ornamental (lo cual ha sido informado en Portobelo). Los asentamientos humanos locales generan sedimentos sobre los corales, producto de la deforestacin de bosques y manglares; extraen coral para rellenos de construccin (como sucede en la comarca Kuna Yala, en la Ciudad de Coln, Isla Grande y Bocas del Toro ). Adicionalmente, existe el problema de derrames de combustible, la descarga de aguas residuales domsticas e industriales y desechos slidos como la basura, que no son procesados adecuadamente (como sucede en el rea de la Ciudad de Coln). Los desechos en el ambiente aumenta n el riesgo de que las tortugas ingieran desperdicios (pedazos de espumas de caucho, bolsas plsticas, etc.) confundindolos con alimento y puedan sufrir da os severos y hasta la muerte. Los derrames de petrleo amenazan la integrid ad de los hbitats de anidacin, alimentacin, migracin y desarrollo de estos animales. La toxicidad del petrleo o sus derivados, causan la alteracin de la conducta de muchos animales y tienen efectos acumulativos en los organismos (Kwiecinski, 1987). E n Panam las principales fuentes de este problema provienen del Oleoducto Transstmico. Se pueden observar fcilmente manchas de crudo en la entrada Caribe del Canal de Panam, como resultado de la navegacin por el Canal y las actividades navieras en puer tos terminales adyacentes. Sin embargo, aunque la contaminacin marina especialmente la causada por petrleo y la alteracin de sus hbitats son preocupantes, la principal amenaza para la supervivencia de las tortugas en Bocas del Toro es su explotacin comercial, tanto para el consumo local como para los mercados internacionales, donde las placas o escudos de carey son el subproducto m s preciado (Meylan y R uiz, citado en HeckadonMoreno, 1993).

PAGE 28

Informe Tcnico del PAC No. 47 12 Los arrecifes coralinos y los pastos marinos tambin so n afectados por la contaminacin, la sedimentacin, el d esarrollo costero y el anclaje. La sedimentacin producto de la deforestacin indiscriminada en la costa Caribe panamea y el dragado en zonas tursticas, puede afectarlos considerablemente. En Panam tras el derrame de petrleo de 1986 en Baha las Minas, Provincia de Coln, fueron gravemente afectadas algunas reas de pastos marinos profundos (Keller y Jackson, 1993). Segn Wilcox (1989), una vez que la cubierta de pasto marino se ha removido, se pierden sus abundantes contribuciones ecolgicas, se incrementa la turbidez y se vuelve casi imposible que nuevos pastos marinos recolonicen el rea. La produccin de ciertos productos agrcolas en el Caribe es favorecida durante todo el ao, ya que la costa panamea se caracteriza por una gran uniformidad anual de las precipitaciones, con mximas y mnimas relativas y suficiente humedad, segn los registros del Instituto Geogrfico Nacional Tommy Guardia. En consecuencia, el continuo uso de agroqumicos por ejemplo: fertilizantes qumicos (urea y abonos), plaguicidas (insecticidas y funguicidas) y controladores de maleza (quemantes y herbicidas) ponen en peligro los ambientes costeros, ya que estos productos llegan al mar por escorrenta, principalmente durante la temporada lluviosa. Las cuencas de los ros Sixaola, San San y Changuinola representan las vertientes ms afectadas por las actividades agroindustriales. La extraccin indiscriminada de arena en las playas para la industria de la construccin puede alterar seriamente las condiciones ecolgicas que demandan las tortugas para anidar. Las tortugas pueden regresar a las playas en que eclosionaron o en reas muy cercanas a ellas. Algunos estudios han demostrado que las tortugas pueden dirigirse dire ctamente a objetivos especficos localizados a cientos de kilmetros de distancia, evidenciando que el campo magntico de la Tierra proporciona informacin crucial al respecto; adems los indicadores qumicos pueden ser importantes en el reconocimiento de las playas de origen en los ltimos segmentos de sus migraciones interocenicas (Frazier, 2001). El olor de la arena y la humedad, les puede ayudar a precisar el sitio exacto del desove una vez que se encuentren sobre la arena (Mrquez, 1996). La extracci n de arena provoca problemas de inundacin de las nidadas, hecho observado en Playa Flores (o Playa Bluff) en Bocas del Toro (A. Meylan y P. Meylan, com. pers.). La extraccin de arena es un factor que afecta a las tortugas marinas en una etapa crtica: e l nacimiento de la siguiente generacin Otros factores que pueden alterar la calidad de las playas de anidacin y en consecuencia el comportamiento e integridad de las hembras y sus cras, son la erosin de la playa producto de las alteraciones del paisa je, el cercado de las playas, los rellenos artificiales, la limpieza mecnica de playas, el incremento de la presencia humana, el trnsito vehicular y la iluminacin artificial del frente de playas. Todo esto representa una amenaza potencial que aumenta r pidamente con el desarrollo de la zona costera. En Costa Abajo, provincia de Coln, la extraccin de arena ocurre desde los aos 80, dando como resultado la desaparicin de muchas playas. Otras actividades que pueden destruir o modificar estos hbitats s on el desarrollo de la costa para salinas, cultivo de camarn, marinas, carreteras, centros tursticos e industriales. Desafortunadamente, el panorama mundial no es alentador para los arrecifes coralinos, ya que segn el PAC PNUMA los cientficos calcularo n que se haba perdido el 27% de los arrecifes de coral del mundo y que se podra perder un 40% para el ao 2010, a menos que se lleven a cabo acciones urgentes. Slo en el Caribe, el 22% de los arrecifes de coral ya desapareci y muchos ms se encuentran seriamente amenazados. 3.2 Enfermedades y depredacin En el pas no se han realizado estudios de los parsitos y enfermedades que afectan a las tortugas marinas en su condicin silvestre, por tanto no hay manera de decir cmo influyen en la supervivencia de las tortugas marinas.

PAGE 29

Tortugas Marinas de Panam 13 Los fibropapilomas (tumores en la piel, observados principalmente en tortuga verde), constituyen una enfermedad similar a la infeccin causada po r el virus del herpes. Los tumores han sido observados en toda la regin (Jacobson, 1990) y estn extensamente documentados en Florida (Ehrhart, 1991). Los sntomas incluyen tumores externos de tamaos variados, los cuales pueden producir ceguera y debilidad, en varios casos se han observado tumores internos en los pulmones, la superficie intestinal y los riones (Jacobson, 1990). Hasta la fecha se desconoce el origen de esta enfermedad potencialmente fatal. Si se capturan tortugas con tumores visibles, deben ser liberadas, al menos hasta que protocolos veterinarios sean puestos en prctica. Los fibropapilomas pueden ser causados por agentes infecciosos, de manera que se deben tomar medidas adecuadas de precaucin para prevenir el aumento de su diseminacin a travs de actividades de marcaje y otras actividades de investigacin (Jacobson, 1990; Balazs, 1990). En febrero de 1989, Anne Meylan y Peter Meylan informaron sobre la presencia de fibropapilomas en tres de nueve tortugas verdes ( C. mydas ) capturadas con redes en la Laguna de Chiriqu, Provincia de Bocas del Toro. Estas fueron las primeras observaciones de tumores en esta especie registradas en Panam (Meylan y Meylan, 1989), aunque los pescadores informan que tortugas con estos tumores han sido captur adas en la Laguna de Chiriqu desde hace por lo menos 40 aos. En agosto de 1989, de 26 tortugas verdes capturadas, 11 presentaron los tumores. En junio de 1990, solamente dos de 60 tortugas verdes capturadas presentaron tumores (P. Meylan y A. Meylan, com pers.). Una de estas dos tortugas no present ningun tumor evidente cuando fue recapturada en junio de 1990. La f ibropapilomatosis tambin ha sido documentada en tortugas verdes capturadas cerca de los Cayos Zapatillas, donde se observan ms comnmente e n tortugas subadultas. En otras latitudes existen informes acerca de nidos y cras de tortugas que son atacados por larvas de moscas de la familia Sarcophagidae, hormigas, escarabajos ( Trox sp.) y algunos caros de la familia Macrochelydae que atacan las superficies epidrmicas de las cras (Mrquez, 1996); tambin se informa de la presencia de sangu i juelas (Hirudneos: Ozobranchus sp.), que en ocasiones invaden la piel del cuello y la region axilar. Generalmente se observan tortugas con defectos fsico s, los cuales pueden ser causados por problemas congnitos (caparazones deformes) o traumas (ataques de tiburn, atropello por embarcaciones). En la Comarca de Kuna Yala se han observado tortugas juveniles con deformaciones del caparazn (Ruiz, 1986). Algu nas de las deformaciones observadas se deben a que las tortugas son mantenidas como mascotas en recipientes pequeos y a medida que crecen, su caparazn se va alterando. Los dueos a menudo se olvidan de alimentarlas y de cambiarles el agua, contribuyendo a su desnutricin y a la adquisicion de otras enfermedades. Aunque la depredacin es considerada un factor natural, se relaciona mucho con el impacto que produce el hombre en la naturaleza al intervenirla indiscriminadamente. Muchas veces eliminan selecti va mente depredadores del ecosistema y se altera en consecuencia, el equilibrio de las poblaciones silvestres de depredadores y presas. Se desconoce el porcentaje de mortalidad causado por la depredacin natural, y sus efectos en las poblaciones de tortuga s existentes en Panam. Los tipos de depredacin natural sobre las tortugas marinas del Caribe panameo se pueden dividir como sigue: 1. La que ocurre en las playas de anidacin, especficamente sobre los huevos y los tortuguillos (neonatos). Se han identif icado mamferos depredadores como zarigeyas ( Didelphis marsupialis ), mapaches ( Procyon lotor ), gato solo ( Nasua narica ) y puercos salvajes en algunos casos. Aves como gallinazos ( Coragyps atratus ), tijeretas de mar ( Fregata magnificens ) y algunos halcones Tambin se identifican cangrejos de playa ( Ucydidae sp.) y animales domsticos como perros y cerdos que causan graves daos en los nidos. En Playa Chiriqu en la Comarca Ngbe, Bocas del Toro, los perros son un serio problema en la playa de anidacin.

PAGE 30

Informe Tcnico del PAC No. 47 14 2. L a depredacin que se produce una vez que las cras entran en las aguas costeras. Las tijeretas de mar ( F. magnificens ) producen una alta depredacin durante esta etapa de vida; tambin se han observado peces grandes, al igual que tiburones pequeos aliment ndose de ellas. 3. La depredacin sobre tortugas jvenes y adultas: En esta etapa se reconocen como principales depredadores a los tiburones de gran tamao, como es el caso del tiburn tigre ( Galeocerdo cuvieri ), en el cual anlisis estomacales han revelado la presencia de tortugas marinas en todo el mundo. Los pescadores atribuyen a los escualos las mordidas en el cuerpo y la ausencia de aletas anteriores en las tortugas; los tiburones ocasionalmente atacan a las tortugas cuando estn en las redes. 3.3 Sobreexplotacin El hombre es el principal depredador de todas las tortugas marinas al capturarlas para consumir su carne, hu evos, grasa y concha de carey. Los esfuerzos para su conservacin y recuperacin tendrn resultados, cuando se detenga la explotacin incontrolada de tortugas y de sus huevos, lo cual reduce casi a cero el reclutamiento de nuevos individuos a las poblaciones adultas (Mrquez, 1996). Entre otros autores, Jackson (2006) resea la afectacin por la excesiva captura que han experimentado las tortugas verdes en el Caribe. La captura de tortugas est prohibida y es sancionada por la ley, sin embargo, actualmente algunos pobladores de la c osta de Bocas del Toro, Coln y la Comarca Kuna Yala, dependen de los productos de tortugas marinas (carne y huevos y grasa) para su subsistencia, como una fuente de protenas. Sin embargo, la aficin por el consumo de este recurso se ha extendido hasta tierra adentro y el comercio ilegal ha proliferado en el Caribe en los ltim os 10 aos. Adems, los puestos de venta de carne y huevos de tortuga marina son muchos y todos son ilegales. Pero en el fondo, los grandes problemas son la pobreza, desempleo la falta de educacin ambiental y de escasa penalizacin. La tortuga verde, la tortuga carey y la tortuga caguama son apreciadas por su carne y por sus huevos. La primera es considerada como de mejor calidad. El caparazn de las tortugas verde y caguama no tiene importancia comercial. Antes la tortuga carey era capturada slo por e l caparazn, pero recientemente la carne ha adquirido valor comercial (ha equiparado su precio con la tortuga verde); se dice que tiene poderes afrodisacos y propiedades cu rativas. Los indgenas Ng be Bugle usan la manteca de la tortuga verde y la tortug a carey con fines medicinales, para problemas de asma, tuberculosis, bronquitis y cualquier otro problema respiratorio (Soto et al., 1998). La carne de la tortuga canal no es consumida por algunos pobladores; debido a que les disgusta su sabor a mariscos, pero sus huevos si son aprovechados El ITEC desde 1998 ha reportado la matanza de tortuga canal en el Humedal San San Pond Sack para el comercio de huevos (C. Ordoez, com. pers.). Desde 1900 hasta 1979 ocurrieron una serie de intercambios econmicos que afectaron a las tortugas marinas. Por ejemplo en el Chilar, Ro Indio, haba tiendas de inmigrantes provenientes de China que vendan mercancas en general al por menor y tambin compraban de los costeos el carey (las placas de E. imbricata ). Estos inm igrantes dependan de la gente de la playa para el transporte martimo del carey, entre otros productos. La concha de carey se compraba entre US$15 y US$45 la libra (0 ,5 Kg) tanto el carey corriente (con una textura translcida clarita, sin vetas), como el carey javao (o sea, veteado pero igualmente translcido). Los pobladores de Ro Indio estaban conscientes de que los productos que ellos recolectaban eran enviados a tierras distantes y que retornaban a ellos en forma de botones, peinillas y otro s artculos manufacturados. Para la gente de la costa, desde 1773, el valor comercial de la tortuga carey para la exportacin ha sido de gran importancia (Montecer et al., 1976 y 1977, citado en Joly, 1982). Segn informacin recopilada por

PAGE 31

Tortugas Marinas de Panam 15 Meylan (1984, 1999) y Meylan y Donnelly (1999), la Provincia de Bocas del Toro ha sido histricamente un centro de explotacin de tortugas marinas, especialmente de las tortugas carey ( E imbricata ) y verde ( C mydas ). El trueque con concha de carey data desde 1817 (Jol y, 1982). El sistema de transporte de concha de carey de los lugares de captura hasta los mercados en Coln para ser exportada a Japn, estaba bien organizado (Meylan, 1984). Los pescadores vendan las placas de carey directamente a los negociantes en el pueblo de Bocas del Toro, o a los intermediarios que operaban los botes de carga que viajaban a travs de la costa (Abajo) entre Bocas del Toro y Coln. Aparentemente la ciudad de Coln era el principal destino de la mercanca, aunque algunos viajan por a vin desde Bocas del Toro hasta la Ciudad de Panam. En la Regin Central, en los aos ochenta, la presin de captura q ue estaba sufriendo la tortuga ca rey era alta y sin control. Se venda y se compraba en la comarca o en las ciudades de Panam y Coln, representando una buena fuente de divisas. El carey era exportado principalmente a Japn. Hasta la fecha, este sistema organizado para el comercio de la concha de carey sigue vigente tanto en Bocas del Toro como en Costa Abajo, Costa Arriba y la Comarca de Kuna Yala. La presin de captura sobre la tortuga carey es muy alta y sin control. Esta actividad comercial, tanto en Bocas del Toro, como en Coln y la Comarca Kuna Yala representa una buena fuente de ingresos econmicos. Las conchas de carey son recop iladas por intermediarios, los cuales siempre estn vidos de mayor cantidad de conchas. Las canoas colombianas que llevan y traen mercancas a Kuna Yala, traen artculos de carey o la concha de su pas para vender o intercambiar mercancas. Varias familia s de pescadores han logrado una mejor calidad de vida gracias al comercio del carey (Ruiz, 1987). En Bocas del Toro, vendedores de Kuna Yala muestran artculos de carey en sus puestos de venta. Adicionalmente, en la ciudad de Panam se venden artculos de carey como pulseras, aretes y anillos procedentes de Nicaragua. L a informacin disponible sobre la explotacin y comercializacin de tortugas mari nas en Panam es insuficiente. Varios informes indican que el carey exportado de Panam a Japn asciende a un total de ms de 162.000 kg entre 1964 y 1985 ( Brutigam y Eckert, 2007; Milliken y Tokunaga 1987). Entre 1980 y 1983 Panam otorg permisos de salida de productos de carey al margen de la Convencin CITES, a travs de instituciones gubernamentales pana meas que no eran las responsables de otorgar los permisos de exportacin. Obviamente, en Panam no existe un informe oficial sobre tal exportacin la cual es ilegal. Oficialmente, el INRENARE no ha expedido permisos de exportacin para tortugas marinas hacia ningn pas del mundo (F. Garca, INRENARE, com. pers ). Se considera que gran parte del material que se traficaba y exportaba a travs de Panam provena de otros pases del Caribe, Amrica del Sur y Costa Rica. En la actualidad, se ha controlado l a emisin de permisos por instituciones no autorizadas, pero an sigue ocurriendo la pesca y el contrabando ilegal. Entre los aos 2000 y 2002 se realizaron visitas a cinco ciudades de Panam, las cuales evidenciaron el trfico de escamas de carey y de otr os productos de tortuga (Chacn, 2002). Esta explotacin ha tenido consecuencias graves para las poblaciones de tortugas, en particular para la tortuga carey, actualmente considerada En peligro cr tico por la UICN Esto es evidente por el pequeo nme ro de tortugas carey que los pescadores ahora estn capturando con redes y arpones, y por la escasez de las tortugas que recientemente anidan en las playas de Bocas del Toro. La Playa Chiriqu fue una vez un sitio de anidacin colectiva relevante, ahora so lamente existe una poblacin remanente, pero de importancia relativa regional en el Caribe ( Ordoez et al., 2004, 2005, 2006 ). En otras playas de la provincia, la tortuga carey anida en densidades bajas y en muchas ocasiones son capturadas antes de deposit ar sus huevos. 3.4 Mecanismos de r egulacin i nadecuados Existen iniciativas legales sobre el tema de proteccin ambiental, como los Decretos Ley, Decretos Ejecutivos o Resoluciones y su revisi n peridica es importante a fin ir a la par del surgimiento de nuevos

PAGE 32

Informe Tcnico del PAC No. 47 16 problemas que deben ser resueltos. Por ejemplo, el perodo de veda establecido en el Decreto Ejecutivo 104 de 1974; del 11 de mayo al 30 de septiembre de cada ao, para la recoleccin y venta de huevos de tortugas marinas de cualquier especie no se ajusta a la temporada de reproduccin de las tortugas marinas existentes y a la temporada de desove en ambas costas del istmo, pues existen diferencias entre ambas. La tortuga carey no est pro tegida por ningn decreto legal especfico y solamente se le incluye entre una de las muchas especies del mbito nacional en peligro de extincin. Panam es signatario de CITES, convencin adoptada como ley de la Repblica de Panam mediante la Ley 14 del 28 de octubre de 1977. Sin embargo, en las Estadsticas de Finanzas Internacionales del Ministerio de Finanzas del Japn (1984) y del informe especial sobre el comercio de tortugas marinas en el Japn elaborado por Traffic (Milliken y Tokunaga, 1987), sealaron a Panam como uno de los pases que export mayor cantidad de carey hacia Japn desde 1981 hasta 1986, dejando ver falta de coordinacin interinstitucional. Los siguientes factores tambin contribuyen a que los mecanismos de regulacin resulten insuficientes para proteger a las tortugas marinas: leyes inadecuadas, algunas de las reglamentaciones establecidas son caducas, escasez de personal de fiscalizacin, vigilancia y recursos, falta de coordinacin y recursos entre todas las autoridades encargad as de velar por el cumplimiento de las leyes, falta de informacin, escasa divulgacin y falta de alternativas econmicas viables para las comunidades costeras. 3.5 Otros factores naturales y de origen humano 3.51 Meteorolgicos y dinmicos Durante el perodo de arribo para el desove y la incubacin pueden ocurrir eventos naturales en la playa que impactan negativamente a las tortugas marinas, como tormentas, erosin y acrecin de playas y sismos. Las tormentas que ocurren ocasionalmente durante el perodo de incubacin pueden desenterrar destruir nidadas o por el contrario, cubrir los nidos con tanta arena que le impide a las cras salir al moment o de la eclosin. Las tormentas tambin pueden alterar fsicamente la playa, depositar troncos y otros objetos que impiden el arribo de las tortugas. La erosin y crecimiento de las playas son parte de los cambios fsicos regulares que ocurren en una play a producto de su dinmica natural. Estos eventos afectan las playas de anidacin y por lo tanto, a las tortugas marinas. Pero las tortugas se ajustan con xito a estos procesos naturales graduales, siempre que los mismos no sean acelerados por alteraciones bruscas del hombre. Los eventos ssmicos tambin pueden alterar los hbitats de anidacin de las tortugas. En abril de 1991, varios sismos afectaron la costa caribea de Costa Rica y Panam y el violento oleaje que se produjo por la subduccin de la plac a tectnica y por la contraccin de la superficie terrestre, provoc la modificacin de las playas San San y Changuinola, en la provincia de Bocas del Toro (Chang, 1991). Se necesita realizar estudios en estas reas para ver los efectos del fenmeno ssmico, en la alteracin de la morfologa de las playas, lechos marinos adyacentes y sitios de alimentacin de las tortugas marinas ( E. imbricata C. mydas D. coriacea y C. caretta ) que llegan a anidar a estas playas. 3.52 Captura accidental Esta captura, denominada tcnicamente como incidental, es la que ocurre a travs del uso de trasmallos, redes de deriva, palangres, redes de cerco y principalmente las redes de arrastre en el fondo, tanto para capturar peces como crustce os. En Panam, la flota pesquera del camarn que opera mayormente en el Pacfico, ha implementado desde 1992 el dispositivo excluidor de tortugas (DET) para evitar este problema (ver seccin 4.28). Este dispositivo reduce la muerte incidental de tortugas m arinas en las operaciones de pesca

PAGE 33

Tortugas Marinas de Panam 17 de camarones y fue exigido por los EE.UU. en 1991 a los pases del Atlntico que le exportaban camarn. La sancin por el incumplimiento sera un embargo comercial para Panam. El abandono intencional o accidental de r edes en el mar crea serios problemas, en especial al dejar las redes de monofilamento de nylon a la deriva o en el fondo, convirtindose en una trampa mortal constante para tortugas y otros organismos marinos. El nmero de capturas accidentales incrementa cuando quedan flotando kilmetros de redes de deriva abandonadas, de cerco y palangre que se utilizan para la pesca del atn, tiburn y otras especies pelgicas. Ocasionalmente se informa de casos aislados de tortugas marinas que logran salir ilesas de est as redes. IV. SOLUCIONES A LAS PRESIONES SOBRE LAS TORTUGAS MARINAS EN PANAM En varias de estas secciones se encuentran recomendaciones espec ficas de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas, las cuales se encuentran resumidas para una fcil ubicacin en el Apndice 2. 4.1 Manejo y p roteccin del h bitat Para conservar efectivamente los recursos naturales d e Panam, especialmente las especies endmicas, migratorias y/o en peligro de extincin como las tortugas marinas, es necesario que los hbitats esenciales para la supervivencia de estas especies sean identificados y estn protegidos. Una accin a favor de las tortugas pudiera ser la creacin por decreto de reas protegidas. En las reas donde no se puedan establecer se deben i nstrumentar regulaciones para restringir o evitar las actividades potencialmente dainas (secci ones 3.11, 3.12 y 3.13). En resumen, la proteccin del hbitat es importante para la supervivencia de las tortugas marinas y debe ser incluida en un programa nacional de manejo y conservacin de zonas costeras y marinas. Actualmente la ANAM se encuentra elaborando la Reglamentacin de los artculos 94 y 95 de la Ley No. 41 de 1998 General de Ambiente relacionados con el aprovechamiento, manejo y conservacin de los recursos costero marinos en las Areas Protegidas de Panam. En cuanto al ambiente marino, se deben catalogar como actividades perjudiciales para las tortugas, el anclaje indiscriminado, la contaminacin por slidos y lquidos, la deforestacin y otras actividades degradantes del arrecife coralino y lechos de hierbas marinas, hbitats esenciales para estas especies. Con respecto al ambiente terrestre, la proteccin de las playas debe incluir el evitar la extraccin de arena, la emisin directa de luz, el acorazamiento de las playas, etc. (seccin 4.122). El primer paso a realizar para un plan de accin efectivo es identificar las reas verdaderamente importantes (seccin 4.11). Despus de esto se pueden disear planes de manejo especficos para la zona y se pueden implementar las regulaciones. En las siguientes secciones se discute la identificacin de hbitats importantes para la s tortugas y se dan recomendaciones para su preservacin a largo plazo. Las recomendaciones estn subrayadas para facilitar la referencia. 4.11 Identificacin de los hbitats esenciales Los hbitat s esenciales de las tortugas marinas son los sitios, zonas o rutas importantes donde estos animales se alimentan, reproducen y migran. En Panam se han realizado reconocimiento s areos y terrestres, especialmente de las playas de anidacin ( Tabla 1 y Fi g. 4), a travs de STAO I /WATS I y STAO II /WATS II (Simposios sobre Tortugas del

PAGE 34

Informe Tcnico del PAC No. 47 18 Atlntico Occidental). Existen publicaciones cientficas sobre la ecologa de los arrecifes de corales, praderas de hierbas marinas, en ciertas reas del Caribe que podran ay udar a la identificacin y descripcin de los hbitats esenciales. No obstante, es necesario realizar estudios cientficos en las reas de alimentacin de las tortugas, como l as algas sargazos flotantes ( Sargassum sp.), en las cuales estos animales encuent ran refugio y completan parte de sus etapas de desarrollo. En Panam, como en el resto del Caribe, se consideran hbitats esenciales para las tortugas marinas, los pastos marinos, los arrecifes de coral y playas arenosas. Los dos primeros son sitios de al imentacin de algunas especies de tortugas y el ltimo, es sitio de reproduccin de todas las especies. La tortuga verde depende principalmente de los pastos marinos para su alimentacin; (seccin 2.2); mientras que la tortuga caguama ingiere all una ampl ia variedad de invertebrados (seccin 2.1), muchos de los cuales dependen de los past os en alguna etapa de su vida. La tortuga carey busca su alimento preferido, las esponjas, en los arrecifes de coral (Meylan, 1988) (seccin 2.4). Se ha establecido que las tortugas verdes han sido elementos crticos en la estructura y funcin de todo el ecosistema de la hierba de tortuga ( Thalassia testudinum ), as como probablemente tambin lo han sido las tortugas carey en los ecosistemas de arrecifes de coral (Jackson, 2007). La protecci n de estos hbitats repercutira favorablemente en la supervivencia de las tortugas y en la recuperacin de sus poblaciones (seccin 4.12). Sin embargo, la proteccin de los lechos de hierbas marinas y arrecifes de coral no se debe d efinir slo en funcin de las tortugas marinas. Los pastos marinos son importantes en la estabilizacin fsica de la zona costera; ya que retienen y estabilizan los sedimentos, proveen de sustratos a muchas especies de epifitas y epifauna, sirven de alimento a muchos invertebrados y especies de peces (Keller y Jackson, 1993). En la c osta del Caribe de Panam, las praderas de pastos marinos generalmente se ubican en lagunas poco profundas. All estn sujetas a diferentes formas combinadas de exposicin como olas, mareas, escorrenta y dems factores fsicos. Los pastos marinos son formados por fanergamas de una amplia distribucin. Se distinguen por un extenso sistema de races y tallos, una densa cubierta de follaje y altos ndices de crecimiento (a diferen cia de los corales que son de lento crecimiento. Las praderas de hierba de tortuga ( Thalassia testudinum ) y de hierba de manat ( Syringodium filiforme ), son indispensables como hbitat de invertebrados y de peces comercial mente importantes, que dependen d e los pastos para su supervivencia. Su alta productividad orgnica aumenta en magnitud por las macro algas asociadas, que incluyen las algas verdes y rojas incrustantes, las marrones y las verdes blandas. En este ecosistema se encuentran bien representados invertebrados como poliquetos, crustceos, moluscos gastrpodos, bivalvos, sipunclidos, ofiuroideos, cumceos, holoturoideos y equinoideos. Los arrecifes de coral son hbitats de gran importancia en las aguas tropicale s S e desarrollan en aguas poco pro fundas y estn conformados por corales, algas incrustantes y otros organismos calcreos, cuyos esqueletos forman una estructura estable y resistente a la accin de las olas. Proveen resguardo a casi todas las tortugas marinas. As como los pastos marinos, los arrecifes de coral albergan una gran diversidad de plantas y animales y son considerados uno de los ecosistemas naturales ms diversos y productivos biolgicamente. Las formaciones coralinas, especialmente de barrera, protegen fsicamente a la zona cos tera de tormentas y huracanes, y proveen de una fuente de arena para las playas; la mayor proporcin de arena en las playas del Caribe se debe a la erosin de los arrecifes y las algas calcreas asociadas a stos. Para que los arrecifes de coral se desarro llen favorablemente necesitan condiciones especficas de temperatura, profundidad, luz, energa de oleaje y niveles de nutrientes bajos. Segn el PAC PNUMA, la belleza de los arrecifes de coral en todo el mundo atrae a millones de turistas internacionales que son claves para muchas economas locales. Los arrecifes coralinos constituyen reas naturales muy importantes de Panam, por su diversidad biolgica y porque en ellas se desarrolla una importante actividad pesquera. La zona de ms alta diversidad de especies de corales del Caribe panameo se encuentra dentro del archipilago Kuna de la Comarca Indgena de Kuna Yala, con ms de 69 especies de corales duros (Guzmn et al. 2002). La presencia de tortugas marinas

PAGE 35

Tortugas Marinas de Panam 19 en esta zona la ubica dentro de los ecos istemas tropicales de mayor importancia. Sin embargo, en el mes de agosto de 2005 se observ un blanqueamiento de coral severo y nunca visto con anterioridad, de casi todas las especies, tanto en aguas someras como profundas, en la regin de Kuna Yala y Bocas del Toro (A. Castillo, STRI, com. pers.). Como ya se ha mencionado, las playas arenosas de Panam como muchas otras del Caribe, son h bi tats naturales de anidacin de tortugas marinas ( Tabla 1). Su evaluacin y proteccin a fin de conservar y perpetuar las poblaciones de tortugas que se reproducen en ellas es vital (secci ones 4.112, 4.12, 4.13 y 4.14). El desarrollo costero, la colocacin de muros de retencin en las playas, la extraccin de arena, la emisin excesiva de luz, el turismo de playa i ntensivo, la pesca artesanal y cualquiera actividad en general, en las playas de anidaci n o cerca de estas, pueden reducir o eliminar la capacidad de la playa para sostener la anidacin de las tortugas marinas y la incubacin exitosa de los huevos (secci n 3.11). 4.111 reas de alimentacin Se consideran sitios esenciales para la alimentacin de las tortugas marinas los arrecifes de coral y los pastos marinos (seccin 4.11). En Panam, tortugas marinas de diversas tallas son vistas en una gran variedad de lugares por los pescadores y buzos (seccin 2.1), pero los censos destinados a determinar estas reas especficas han sido pocos y limitados. Los estudios realizados por Meylan (1989) de reas de alimentacin en la Laguna de Chiriqu y alrededores del Parque Marino de Bastimentos, Provincia de Bocas del Toro deben ampliarse a las otras zonas de actividad de tortugas marinas desde Costa Abajo hasta la Comarca de Kuna Yala (Fig. 3). Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que se diseen e implementen estudios de campo para definir la superficie total de comunidades de pastos marinos y arrecifes de coral usados como reas de alimentacin por las poblaciones residentes y migratorias de tortugas. Con los resultados de estos estudios se pueden identificar los sitios importantes de alimentacin y as desarrollarse medidas especficas para su conservacin, proteccin y manejo. Si no existen estos estudios, las r eas consideradas de alimentacin deben coincidir con las zonas de pastos marinos y arrecifes coralinos ya identificados (seccin 4.11), implicando que las medidas a tomar deben desarrollarse y aplicarse a todas las zonas de pastos marinos y coral saludables. La proteccin de los pastos marinos y arrecifes de coral tiene la ventaja de conservar as las industrias tursticas y pesqueras de la nacin. 4.112 reas de anidacin El reconocimiento areo de las p layas de anidacin para STAO I / WATS (1983) fue realizado por la Direccin General de Recursos Marinos del Ministerio de Comercio e Industrias con la colaboracin de A. Meylan y A. Ruiz (19811982) y para STAO II /WATS II (1987) fue realizado por el ANAM ( an teriormente INRENARE ), en recorridos terrestres (Daz, 1984 ; Garca, 1987; Meylan, 1984, 1989; R uiz, 1987) Parte de esta informacin se presenta en la Figura 4 y la Tabla 1. La Playa Chiriqu fue una vez descrita por el Dr. Archie Carr como la playa de anidacin de tortuga carey ms importante en el Caribe. Estimados de la cantidad de hembras a comienzos de los aos cincuenta, indicar on la presencia de unas 900 hembras anidadoras en una sola noche (A. Meylan y P. Meylan, datos no publicados, citado en Meylan y Donnelly, 1999). Los reconocimientos areos y terrestres rea lizados entre loa aos 1980 y 1990 sugirieron que la anidacin de esta especie declin en un 98% con respecto a la observada en los aos 50. Aunque hoy en da la poblacin de hembras ani dadoras es slo una fraccin de lo que era antes, ha aumentando la conviccin de que la poblacin de tortugas carey puede responder a la proteccin a largo plazo. El rea de la provincia de Bocas del Toro ha sido estudiada desde 1989 por los doctores Anne Meylan y Peter

PAGE 36

Informe Tcnico del PAC No. 47 20 Meylan con el apoyo de Wildlife Conservation Society. Ellos han realizado estudios sobre estructura de la poblacin, gentica comparativa, biologa reproductiva y migracin. Este esfuerzo se ha concentrado en Playa Chiriqu, Escudo de Vera guas, Secretaria (Pennsula Valiente) y los Cayos Zapatillas, las cuales son reas importantes para la anidacin de las tres especies de tortugas que desovan en el Caribe de Panam. Prog ramas de monitoreo de las actividades de anidacin no menos importante s, han sido realizados desde 2001 por el Institute for Tropical Ecology and Conservation (ITEC) en Playa Soropta (Changuinola) Playa Chiriqu, Playa Larga (Isla Bastimentos) y en Cayos Zapatillas. Es necesario que se realicen censos sistemticos y coor dinados en las principales playas de anidacin. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que al menos dos veces a la semana se lleven a cabo censos (de febrero noviembre) en las reas de anidacin potencialm ente importantes. Una organizacin debe coordinar los esfuerzos de los diferentes grupos cientficos para fortalecer los estudios en el rea. Para que estos programas sean viables, debe asignarse en cada playa de anidacin personal interesado debidamente capacitado y debe incluirse recurso humano cercano a la localidad de estudio. Estos pueden ser responsables del recorrido en horas de la maana (en un horario establecido) y de llevar un registro de los rastros dejados por las tortugas. Para evitar la dup licacin de conteos y el saqueo de huevos, se deben borrar los rastros observados. En cada playa se debe evaluar el xito reproductivo de cada nido, registrando el nmero de huevos puestos y el nmero de huevos eclosionados si es posible. Tambin estas per sonas deben ser capaces de identificar al nivel de especie, medir el caparazn, reconocer marcas y colocarlas (seccin 4.55). Despus de un perodo de dos aos las playas con mayor anidacin por especie, se deben catalogar como Playas de Anidacin ndice y se deben continuar estudios y programas de manejo en ellas (secci n 4.301). Las zonas donde debe hacerse nfasis en identificar Playas de Anidacin ndices son: En Bocas del Toro, Isla Escudo de Veraguas, Playa Chiriqu, San San, Changuinola, Soropta, Pl aya Bluff o Flores, Playa Larga y Cayos Zapatillas. En la provincia de Coln Playa Colorada, Gobea, Pia. En la Comarca Kuna Yala en los Cayos Maoki u Holandeses, Playa Colorada, Masargandup, Maguebgand, Carreto, Anachucuna y Pito o Armila (Tabla 1) U na vez que sean identificadas las Playas de Anidacin ndice (playas de anidacin importantes) o se tenga informacin suficiente para catalogarlas como tales, es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que se agilicen los trmites necesarios para que las autoridades correspondientes tomen las medidas necesarias para proteger estas zonas (seccio n es 4.12, 4.13 y 4.14). Excelentes referencias sobre cmo realizar estas evaluaciones, se encuentran en el documento P roto colo para los estudios en playas ndices de anidacin de la tortuga ca rey del Caribe (CITES, 2007), preparado con el objeto de guiar la recoleccin de los datos de la anidacin de la tortuga carey para medir la tendencia de la anidacin como un cambi o en la abundancia relativa en el tiempo. La aplicacin de este protocolo si se ejecuta en muchos de los sitios ndice recomendados dar la ms completa evaluacin de la situacin de la tortuga carey en el Caribe. El documento incluye recomendaciones esp ecficas sobre las zonas de estudio, sus lmites, la frecuencia, perodo y horario de los monitoreos o seguimientos, la verificacin de los nidos, la capacitacin del personal involucrado y qu tipo de informacin debe registrarse en cada playa de anidacin. Los censos areos de las playas de anidacin son muy costosos, pero son muy tiles. Estos censos son especialmente adecuados para el monitoreo de anidacin de la tortuga canal, ya que sus rastros permanecen visibles en la playa por varios das. Debe ap rovecharse cualquier oportunidad que se tenga para llevar a cabo dichos censos.

PAGE 37

Tortugas Marinas de Panam 21 4.113 R utas migratorias Las tortugas marinas son especies compartidas que migran a travs de los ocanos. Pasan parte de su vida en las playas y reas marinas de otros pases, por tal raz n es imprescindible proteger estas rutas migratorias con el apoyo de los pases de la regin. En Panam, Anne Meylan y Peter Meylan han realizado estudios sobre la migracin en el rea de Bocas del Toro, por medio de la colocacin y el registro de marcas en las tortugas. A este esfuerzo, recientemente se ha sumado el ITEC (secci o nes 2.2, 2.3 y 2.4). Recientemente, estos mismos investigadores han incorporado mtodos modernos de rastreo, como es el uso de tra n s misores satelitales para determinar las rutas de migracin. En el ao 2000, un macho y una hembra adultos de tortuga verde, C helonia mydas fueron capturados, marcados y equipados con transmisores satelitales en Cayo Zapatillas, Provincia de Bo cas del Toro. El macho viaj a Tortuguero, Costa Rica y despus continu su viaje a Cayo Miskito, Nicaragua; la hembra se mantuvo ms de dos meses en Tortuguero, luego emprendi rumbo al norte de Nicaragua, de nuevo regres a Tortuguero y despus de unos das se detect en Nicaragua. En julio del 2002 este tipo de seguimiento se realiz en dos hembras adultas de tortuga carey, E retmochelys imbricata (despus de anidar) y una hembra inmadura de tortuga verde, las tres capturadas en Cayo s Zapatillas. Una de las hembras de tortuga carey antes de partir en direccin noroeste, anid nuevamente, recorri las aguas ocenicas de Costa Rica retornando a la costa sur de Nicaragua y se dirigi al norte y la otra viaj a Playa Chiriqu y despus regres nuevamente a C ayo Zapatillas, donde anid originalmente. La hembra inmadura de tortuga verde se movi al sur, a lo largo de Pennsula Valiente y se mantuvo considerable tiempo en la costa de la ciudad de Bocas del Toro, rea en la cual es activa an la caza de tortugas con arpn. Se ha informado casos de tortugas juveniles como esta que han sido marcadas en Cayo s Zapatillas y han sido recapturadas por pescadores de Nicaragua ( A. Meylan y P. Meylan, com. pers. ) La s ruta s migratorias ms conocida s y estudiada s son las d e la tortuga verde que anida n en la playa del Parque Nacional Tortuguero, en Costa Rica. Con la ayuda de investigaciones como las anteriores se ha podido establecer que la tortuga verde se traslada desde varios pases de Centro y Sur Amrica y Bocas del To ro a Tortuguero, donde anida por varios meses y luego sigue su trayectoria hasta Cayos Miskitos, Nicaragua, donde encuentra reas de alimentacin (praderas de pastos marinos) o continan hasta Cuba y Mxico; estas migraciones ocurren en ciclos de dos a tre s aos ( Meylan, 1987). Tambin se ha capturado en el rea de Coln una tortuga carey marcada con placas de Tortuguero y en Bocas del Toro, un carey marcado en Nicaragua (Meylan, 1999b). Para asegurarse de proteger adecuadamente a las tortugas marinas en todas sus fases de vida es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas realizar investigaciones sobre sus rutas migratorias, informacin que ser til para establecer medidas regionales y nacionales de proteccin, conservacin y recuperacin de las tortugas en sus rutas migratorias o corredores biolgicos. 4.12 Desarrollo de planes de manejo especficos para reas importantes de anidacin y alimentacin Los planes de manejo son sistemas formulados para la proteccin efectiva de las tortugas marinas en aquellas zonas identificadas como hbitats esenciales (seccin 4.11). Estos sistemas integran la conservacin, el desarrollo sostenible y a todos los actores claves; faci lita la participacin socio econmica de los habitantes enfocada en el principio de la autogestin. En estas zonas, las estrategias para la conservacin de las tortugas marinas deben incluir una agenda para investigacin y monitoreo (ver recomendaciones anteriores), como requisito indispensable para determinar las acciones prioritarias de los planes de manejo. Se debe disponer de

PAGE 38

Informe Tcnico del PAC No. 47 22 datos sobre la distribucin de las especies de tortugas, biologa, estado de conservacin, aspectos socio econmicos y legislaci n pertinente. Se debe indicar si existe alguna declaracin de proteccin y si no es as, se deben establecer los instrumentos legales y administrativos para el manejo. Para proteger las rutas de migracin de las tortugas marinas es necesario establecer pla nes de manejo regionales y declarar c orredores biolgicos m arinos. En los casos en los que estas reas son protegidas, un prctico y conciso documento que ayudara a los manejadores de las mismas es Planes de Manejo Conceptos y propuestas (Amend et al., 2002), el cual cont con apoyo institucional de la ANAM. Los programas de manejo en las playas de anidacin de las tortugas tienen que ir acompaados de proteccin del desove y de los nidos, para garantizar el desarrollo sostenible en los programas de u so de huevos y administracin de criaderos en las playas. Una excelente gua tcnica para la elaboracin de planes de manejo de tortugas marinas es presentada por Eckert et al. (1999). La proteccin de hbitats importantes de anidacin y alimentacin se de be realizar declarando tales zonas como reas protegidas (seccin 4.1). En la regin de la c osta del Caribe de Panam se han decretado por su importancia tanto ecolgica como histricocultural y por su belleza escnica, dos reas marinas protegidas com o Parques Nacionales que proveen proteccin a hbitat s de alimentacin, reclutamiento, apareamiento y anidacin de tortugas mari nas y e stas reas son las siguientes: 1. Parque Nacional de Portobelo: Creado mediante la Ley No. 91 del 22 de diciembre de 1976. Esta rea comprende e l espacio territorial que circ unda la ciudad de Portobelo en la provincia de Coln, y con ello se integra una sola unidad de paisaje, la cual refleja una relacin ecolgicacultural. El Parque Nacional de Portobelo abarca un rea de 34.846 Ha, incluyndose en ella desde el noreste de Portobelo, una lnea curva sobre el mar a una distancia cercana a los 2.000 mts. de la lnea promedio del litoral, extendindose aproximadamente a unos 26 km hacia el noroeste bordeando la costa, para lue go entrar tierra adentro. De acuerdo con lo establecido por esta ley, quedan prohibidas la caza, la pesca, las exploraciones y exp lotaciones petroleras y mineras y la explotacin y aprovechamiento de rboles y maderas de todas clases, as como tambin el corte, destruccin, dao o sustraccin de cualquier variedad de flora o fauna silvestre comprendida dentro de sus lmites. Por medio de la Resolucin JD 011 94 se establece el plan de manejo del Parque Nacional Portobelo, el cual consiste en la zonificaci n del parque, y se reglamenta mediante el Decreto Ejecutivo 43, que entre otr os aspectos prohbe, construcciones en las playas, rellenos en el mar y riberas, construcciones sobre arrecifes, verter aguas servidas y desechos slidos y la extraccin de arena. 2. Parque Nacional Marino Isla Bastimentos: Creado mediante Resolucin JD 02288 del 2 de septiembre de 1988, en la provincia de Bocas del Toro. Este parque, que comprende 13. 226 Ha, se estableci con el objetivo principal de conservar una muestra de los e cosistemas marinos, costeros e insulares presentes en el rea, con especial atencin a aquellas de vital importancia para las tortugas marinas, adems de proteger especies biolgicas en vas de extincin o endmicas. La Playa Larga y Cayos Zapatillas repre sentan reas de gran importancia en el Caribe para la anidacion de la to rtuga carey y adems anidan all la tortuga canal y ocasionalmente la tortuga verde. De acuerdo con lo establecido por la Resolucin queda terminantemente prohibida la adjudicacin de tierras por parte del Estado dentro de los lmites del parque, la ocupacin precarista, la explotacin forestal, la tala, el pastoreo, la quema, la roza, la re colec cin de plantas y la cacera de animales silvestres en todas sus formas y cualquier otra act ividad que tenga como resultado la destruccin de los recursos naturales renovables existentes dentro de los lmites del parque. Para este parque no se ha decretado, ni se ha resuelto un plan de manejo con su reglamentacin correspondiente, pero existen re comendaciones generales para su manejo (Soto et al., 1998).

PAGE 39

Tortugas Marinas de Panam 23 Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que las reas Protegidas que incluyen zonas costero marinas establecidas y por establecerse en Panam, est n destinados a conservar y proteger ecosistemas saludables, proveer los requerimientos de vida necesarios para las poblaciones en peligro de extincin, como las tortugas marinas y otras especies (incluyendo peces comer ciales) y promover el turismo. De i gual forma, es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que se establezcan Refugios para las t ortugas m arinas en el territorio nacional; reservas establecidas especficamente para las tortugas marinas, por ejemplo en Bocas del Toro y Comarca Ng be Bugle, el rea de Cocl del Norte en la prov incia de Coln y en Kuna Yala. Estos r efugios deben comprender los hbitats de anidacin, alimentacin, apareamiento y corredores migratorios ms importantes para las tortug as marinas y servir como punto de referencia para la proteccin, conservacin y manejo de las poblaciones; los Refugios deben incluir p layas de a nidacin ndice descritas en la seccin 4.301. Sera prudente identificar plenamente las playas de mayor import ancia, por medio de censos, como es sugerido en la seccin 4.112, y as poder beneficiar a dichas reas con planes de manejo. La condicin de Refugio no debe excluir a los residentes del uso de las playas para recreacin, pesca, etc. Slo las actividades claramente dainas para la playa, hbitats marinos y para las tortugas debern ser prohibidas ( s ecci ones 4.13 y 4.14). La captura y perturbacin de las tortugas marinas y el saqueo de sus huevos debe considerarse ilegal en cualquier circunstancia en las playas protegidas. Es importante para el xito de los Refugios propuestos, que los residentes se involucren y den su apoyo, se recomienda que los grupos locales no gubernamentales y/o agencias de gobierno inicien un dilogo con los residentes costeros que viv an cerca de un posible Refugio para solicitar y promover su apoyo. Es claro que la creacin de un Refugio para las t ortugas m arinas debe incluir el desarrollo sistemtico y cientfico de planes de manejo. Debern de promoverse y propiciarse la implementa cin de un Programa de proteccin nacional de t ortugas m arinas y sus hbitats a travs de una figura legal; por ejemplo a travs de la Polica Nacional, la cual ser responsable de monitorear el cumplimiento de las normas en los Refugios para las Tortuga s Marinas (seccin 4.123). Actualmente existen en Panam dos Refugios de Vida Silvestre que se crearon con el nico propsito de proteger hbitats de tortugas marinas, aunque amb os estn ubicados en la costa del Pac fico. Ellos son el Refugio de Vida Silv estre Playa La Barqueta Agrcola, en la provincia de Chiriqu y el Refugio de Vida Silvestre Isla Caa, en la Provincia de Los Santos. En las playas de anidacin y sitios de alimentacin importantes que no existan planes de manejos especficos, es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que se formulen, diseen planes de manejo para la proteccin y conservacin de estos hbitats y se establezcan tambi n los instrumentos legales y administrativos para el manejo de estas zonas. 4.121 Participacin de l as entidades costeras locales Para que los esfuerzos en la ejecucin de planes de proteccin, conservacin y manejo de las tortugas marinas sean efecti vos en las reas identificadas como hbitat s esenciales (seccin 4.11), se debe crear un sistema que integre a todos los actores claves (ver recomendaciones secci ones 4.23 y 4.25). Se sugiere integrar a las comunidades costeras, organizaciones pesqueras y locales, autoridades locales, instituciones gubernamentales y otras instituciones u organismos no gubernamentales con mayor capacidad en este mbito. Entre las autoridades locales en Panam que pueden tener competencia son: ANAM, Alcaldas, Corregiduras, Polica Nacional Policia Tcnica Judicial y Servicio Martimo Nacional. Otras instituciones gubernamentales centrales pero relacion adas al tema son: UP, MEDUC A ARAP Direccin General de Recursos Marinos, MICI Direccin General de Recursos Minerales, Asamblea Legislativa Comisin de Medio Ambiente y Desarrollo, IPAT y las autoridades comarcales.

PAGE 40

Informe Tcnico del PAC No. 47 24 A travs de los aos varios organismos no gubernamentales locales han estado trabajando para promover la conservacin y proteccin de las tortugas marinas en otras zonas. Otra gestin importante se di entre 1980 y 1985, promovida por PROESA, CECA y el ANAM (a nteriormente RENARE ) para la creacin de una vasta zona protegida en la vertiente Caribe que comprendera parte del litoral Costa Abajo de Coln. En l a ciudad de Coln, varias organizaciones conservacionistas desarrollaron en 1988 un plan de accin para establecer un rea protegida en la Isla Margarita, entre ellas APROREMAR y la AECAP. En el Laboratorio Marino de Punta Galeta de STRI, se encuentra des de el ao 2001 una exhibicin de Tortugas Marinas, como parte del programa de educacin ambiental En 1986, ANCON y ANAM (anteriormente RENARE ) trabajaron conjuntamente con apoyo de la comunidad conservaci onista local e internacional, en el desarrollo de las bases tcnicas y legales para la proteccin de la Isla Bastimentos y los Cayos Zapatilla como Parque Nacional. Con el liderazgo de ANCON, se logr que el Parque Nacional Marino Isla Bastimentos fuese establecido en septiembre de 1988. Este parque cubr e 13.226 Ha de corales, arrecifes, manglares e islas en la Baha de Almirante, provincia de Bocas del Toro. Este es uno de los grandes logros obtenidos en cuanto al desarrollo de planes de manejo especficos y programas de trabajo concretos para la protec cin y conservacin de hbitat importantes de anidacin y alimentacin para las tortugas marinas. Este parque cuenta con un plan de acciones prioritarias para guiar su desarrollo El Congreso Regional Ngbe de Bocas del Toro, constituy un Comit Tcnico para la planificacin y manejo de los recursos naturales del rea Ngbe (ACORENANB) y un equipo de vigilancia para la defensa de la Isla Escudo de Veraguas y la Playa Chiriqu ( APRORENANB ). Al mismo tiempo que el Congreso declar estas reas como Patrimonio del Pueblo Ng be, tambin, solicit el apoyo de organismos e instituciones conservacionistas para ayudarlos a preservar y manejar sostenidamente los recursos naturales existentes en dichas reas. PE MASKY tambin desarroll acciones para la proteccin de tortugas marinas y sus hbitats. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que se diseen mecanismos eficientes para integrar a todos los actores claves locales y centrales en la ejecucin de planes de conse rvacin, proteccin y manejo de las tortugas. 4.122 Desarrollo de normas reguladoras En Panam no existen normas tcnicas especficas para la conservacin, proteccin y recuperacin de las tortugas marinas, slo existen resoluciones para su proteccin y la prohibicin de la captura (seccin 4.21). En consecuencia es necesario que nuestro pas establezca las normas bsicas para la conservacin, preservacin y uso sostenible de las tortugas, con el propsito d e proteger efectivamente a estas especies. Las normas reguladoras son mecanismos tiles para ser desarrollados y aplicados en reas id enti ficadas como hbitats esenciales. Estas reas pueden estar amenazadas o en estado crtico, pero su aplicacin es f undamental para la conservacin de tortugas marinas, ya que establecen las medidas que se deben tomar para mitigar o reducir el impacto ambiental causado por el hombre. Estas regulaciones se deben usar en las reas protegidas y no protegidas que estn impactadas con infraestructuras para el turismo, desarrollo urbanstico, trnsito de barcos de gran calado y poblados en general. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que las sigui entes normas sean desarroll adas y aplicadas legalmente en nuestro pas para una administracin efectiva de las poblaciones de tortugas marinas en las reas protegidas y Refugios para las t ortugas m arinas ya establecidos o por establecerse. Las normas recomendadas son adaptaciones de Orme (1989) y Eckert (1989).

PAGE 41

Tortugas Marinas de Panam 25 1. Extraccin de arena: No debe permitirse la extraccin de arena en las playas. Este es un recurso finito que en la actualidad no est siendo reabastecido a un ritmo que pueda ser catalogado como actividad sostenible. Por t al razn, la extraccin de arena involucra la prdida de playas en el futuro, adems de la destruccin de la vegetacin estabilizadora agravando el problema de la erosin en la costa (seccin 4.1311). Orme (1989) recomienda que la extraccin de arena no de be permiti rse en zonas costeras distantes o cercanas a una playa, ya que esta actividad causa el mismo efecto. Orme (1989) y Cambers (1988) sealan como aceptable la extraccin en hondonadas y sitios interiores. 2. En Panam, si una persona natural o jurdi ca quiere hacer uso de cualquier recurso mineral (como la arena) para desarrollar un proyecto, debe tramitar el Permiso de Extraccin en la Direccin General de Recursos Minerales del MICI; previa aprobacin del Estudio de Impacto Ambiental por la ANAM. 3. Iluminacin artificial: Las fuentes de luz no deben ser vistas desde la playa y mucho menos deben dirigidas directamente a la playa o a zonas de la playa con vegetacin permanente. Si es estrictamente necesaria esta iluminacin, deben emitirse longitudes de ondas de 560620 nm; para este efecto pueden usarse luces de sodio a baja presin. Lo ms recomendable es la iluminacin de baja intensidad y al nivel del piso. Para evitar la luz directa sobre la playa se pueden instalar o fabricar una variedad de pa ntallas que calzaran en las actuales fuentes de luz, por ejemplo, pantallas de tipo campana o tipo metlico que reflejen la luz. Esto se debe a que la orientacin de las tortugas marinas, en especial las cras o neonatos se ve afectada por la iluminacin Para orientarse las cras al salir del nido, dependen de una respuesta visual a la luz natural que est en direccin al mar. El no usar esta norma en zonas de desarrollo costero trae como consecuencia que las cras vayan en direccin a tierra firme, en vez de ir al mar. 4. Se recomienda que la iluminacin de seguridad y luces exteriores decorativas no estn a ms de 5 m de altura y se utilicen el menor nmero de ellas (seccin 4.1313 ). Se deben usar preferible mente barreras naturales para evitar este problema, por ejemplo: reforestar con plantas nativas la z ona de vegetacin de la playa. Una excelente fuente de recomendaciones se puede ver en Witherington y Martin (2003). 5. Estructuras para la estabilizacin de la playa: Slo debe considera rse como ltimo rec urso la construccin de estructuras slidas de ingeniera para proteccin del oleaje, por ejemplo: rompeolas, diques y muros, puesto que estas estructuras modifican la morfologa de la playa. Las playas arenosas son naturalmente dinmicas, por tal razn, es necesario recabar informacin de todos los elementos fsicos y oceanogrficos, previo a la construccin del resguardo, para garantizar con el diseo escogido el desarrollo sostenible del recurso playa (seccin 4.1312). Otras estructuras como los muelles tambin causan prdida de playas y por ende se deben tomar todas las medidas necesarias para que su construccin no impacte a las tortugas. Hay que establecer lineamientos para controlar o restringir la construccin de este tipo de estructuras en las playas. 6. Diseo de barreras: Deben proteger y conservar la zona de vegetacin permanente adyacente a una playa arenosa porque esta zona protege a la playa y al desarrollo en condiciones ambientales adversas. Para esto se deben definir los lmites de la zona de vegetacin de las playas arenosas; se recomienda el desarrollo costero a distancias de 30 a 40 metros de la lnea de vegetacin en terrenos elevados y de 80 a 120 metros en los bajos (seccin 4.1312). Esta zona de vegetacin sirve de proteccin al desar rollo costero durante las inclemencias del

PAGE 42

Informe Tcnico del PAC No. 47 26 tiempo (tormenta, huracanes, vendavales, etc.) y sirve de barrera natural a la luz artificial beneficiando la orientacin de las cras. Es adems, importante para el ambiente de la vegetacin adyacente (bosque seco, humedales, etc.). 7. A cceso en las playas de anidacin: El uso de vehculos debe prohibirse, se debe reglamentar el diseo de carreteras o caminos prximos a la playa, el uso de reas de estacionamiento y el acceso de los visitantes, porque todas estas ac tividades impactan negativamente a las tortugas. Los vehculos pesados en las playas de anidacin crean surcos profundos qu e atrapan las cras que van rumbo a la playa (seccin 3.21), promueven la erosin y compactan la arena, lo cual disminuye el xito de eclosin en los nidos (seccin 4.1314). Los vehculos usados para bajar equipo pesado a la playa (recreativo o de pesca) solamente debern usar el lugar diseado especficamente para este fin (p.e. rampas) El acceso de los visitantes o turistas deber limitarse a horario diurno y a lugares especficos, esto evitar el excesivo pisoteo que, adems, de destruir la vegetacin, puede matar a las cras prximas a salir del nido, que por estar a pocos centmetros de la arena son vulnerables de morir aplastadas (tambin por vehculos) o lesionadas por cualquier objeto que se entierre (sombrillas, tiendas de campaa, etc.). E n el diseo de carreteras o caminos prximos a la playa y en el uso de reas de estacionamiento, se debe cumplir con la norma de no reflejar la luz en la playa durante la noche. 8. Descarga de desechos: Se debe prohibir la des carga de desechos cerca de la costa y en cualquier cuerpo de agua. Si fuera involuntaria se debe obligar a que se tomen las medidas pertinentes para remediar el dao. Este t ipo de contaminacin, adems de afectar la salud, afecta la belleza y los intereses econmicos de los residentes costeros; especialmente reas usadas para el turismo. La basura crea una mala imagen y hasta el rechazo a esas reas por el turista; no se puede realizar ninguna actividad en la playa que sea segura en estas condiciones (exposicin al sol, caminatas o deportes). L os desechos de gran tamao puede n desorientar a las tortugas hembras en la seleccin del sitio de anidacin y algunas veces pueden atra padas entre la basura (seccin 3.13). Tambin pueden causarse escoriaciones con fragmentos (vidrio, hierro, etc.), amputarse sus aletas y hasta asfixiarse con pedazos de redes (seccin 4.1431). Se debe solicitar a los visitantes que recojan y se lleven lo s desperdicios trados o generados en la playa. Contenedores de basura y una recoleccin regular debern implementarse en todas las playas. En playas de anidacin, la limpieza de la playa deber hacerse con herramientas de mano; nunca debe hacerse con maq uinaria mecnica (seccin 4.1314). Para las tortugas es comn confundir la basura con comida, a menudo ingieren bolsas plsticas, brea, espuma de caucho, cuerdas y otras substancias (Balazs, 1985; Lutz y Alfaro Schulman, 1991; Mrosovsky, 1981) y como conse cuencia, se debilitan o mueren. 9. Cubierta de vegetacin y fogatas: Se debe preservar la vegetacin rastrera y la vegetacin mayor supra litoral sobre el nivel medio de la marca de marea alta; es importante realizar todos los esfuerzos posibles con este obj etivo, ya que esta vegetacin provee de beneficios al ecosistema marino incluyendo a las tortugas marinas. La vegetacin rastrera, como las habichuelas de playa o habichuelas costeras ( Canavalia maritima ), la verdolaga costera ( Sesuvium portulacastru m ) y la aureola de la maana de playa o pata de cabra ( Ipomea pes caprae ), estabiliza la playa y ofrece proteccin en contra de la erosin destructiva del viento y oleaje. La vegetacin mayor supra litoral, como el espliego marino de las Antillas ( M allotonia gnaphalodes ), la uva marina ( Coccoloba uvifera ), manzanillo ( Hippomane mancinella ) y la acacia ( Acacia sp.), provee hbitat de anidacin a la tortuga carey y sirve de barrera natural a la luz artificial en zonas con desarrollo costero (secc in 4.1313).

PAGE 43

Tortugas Marinas de Panam 27 10. Las fogatas, ya sean recreativas o para la produccin de carbn, deben ser prohibidas en las playas, porque son una amenaza para el bosque seco adyacente y la vegetacin en general, adems, de provocar lesiones a los rboles, pueden quemar lo s huevos y las cras de tortugas marinas que se encuentren debajo de la superficie de la arena y tambin desorientan a las cras al salir. Las fogatas para cocinar debern de estar restringidas a infraestructuras designadas para este fin. 11. Contaminacin ma rina: Se debe prohibir la contaminacin de los mares por desechos qumicos y slidos, ya que pueden afectar tanto a la salud humana como a los ecosistemas costeros. Segn el PNUMA las actividades terrestres representan el 80 o 90 % de toda la contaminaci n en los mares. Entre los contaminantes comunes podemos mencionar, las aguas negras y residuales (origen domstico), los plaguicidas y nutrientes (fuentes agrcolas), metales pesados (mercurio) e hidrocarburos (derivados del petrleo). La basura y los eflu entes que proceden de fuentes y actividades terrestres deben ser tratados ante de llegar al mar, porque al agregar nutri entes se genera el crecimiento de algas en aguas someras (eutroficacin), lo cual genera prdida de calidad del agua para los arrecifes coralinos y los pastos marinos (seccin 4.142 y 4.143). 12. Ante el incremento del trfico marino (comercial o turstico) es importante estar vigilantes de la descarga de basura y aguas residuales en marinas y puertos. Las regulaciones para el tratami ento de los desechos slidos y lquidos que producen las diversas embarcaciones que surcan las aguas, han sido establecidas por la OMI agencia especializada que pertenece a la ONU (ver Convenio MARPOL seccin 4.32). Sin embargo, a pesar que nuestro pas es si gnatario, y que la mayor flota del mundo porta nuestra bandera, la mayora de nuestros buques no cumplen con estos compromisos internacionales ( Quintero de Len, 2002). Es necesario que se refuercen las medidas de control en los p uertos y que se establezca como procedimiento universal para todos los pases signatarios de MARPOL la inspeccin de los registros de descargas por la autoridad correspondiente de vigilancia. 13. Anclaje y dragado: Se debe reglamentar el anclaje de cualquier tipo de nave (bote, lancha, yate, velero, crucero, etc.) en zonas costeras del Caribe con presencia de pasto marino y arrecifes de coral. Estos factores alteran y destruyen estos hbitats esenciales e importantes para las tortugas marinas y para el ecosistema en general. El anclaj e de cruceros (mayores de 200 pies de largo) debe estar restringido a los puertos o a reas designadas. En ausencia de muelles con capacidad para muchos usuarios de botes o lanchas, se pueden instalar boyas de amarre o designar reas de fondo arenoso para el anclaje. Los yates o veleros deben anclarse fuera de zonas de arrecifes coralinos y pastos marinos o a profundidades mayores de 30 metros. En ausencia de estas normas, la destruccin de los arrecifes y pastos marinos por el anclaje ser rpido y permane nte (Rogers, 1985; Rogers et al., 1988). 14. Hoy en da el costo de amarre de grandes embarcaciones, incluyendo los cruceros es elevado. Halas (1 985) ha diseado un sistema de amarres de bajo costo lo que es adecuado para sostener yates y botes de buceo o pa ra vivir a bordo (menos de 100 pies de largo). Una demostracin de esta tecnologa est disponible bajo solicitud a John Halas, Key Largo National Marine Sanctuary, P. O. Box 1083, Key Largo, Florida 33037; john.h alas @noaa.gov 15. El dragado destruye dramticamente al lecho marino y la alta sedimentacin producida impacta negativamente a los arrecifes coralinos y al pasto marino. Esta actividad debe ser planeada recabando informacin de todos los elementos oceanogr ficos, para evitar que los sedimentos lleguen a zonas de pastos marinos y arrecifes de coral y afectando as a estos hbitats esenciales

PAGE 44

Informe Tcnico del PAC No. 47 28 para la alimentacin de tortugas (seccin 4.1413). Tambin el dragado altera de manera significativa el proceso natural de transporte de arena en el fondo del mar, lo que ocasiona la prdida dramtica de arena en las playas. 16. Destruccin fsica del coral y pasto marino: En estas zonas se debe prohibir el uso de dinamita y dragado con cadenas para crear accesos hacia la or illa (seccin 4.1411 y 4.1413). Se debe prohibir el uso de dinamita o qumicos para aturdir a los peces y facilitar su captura para el comercio (seccin 4.1411 y 4.1412). El anclaje no debe ocurrir en reas de arrecife o de pastos marinos (ver punto anter ior y seccin 4.1413). Por ser el arrecife de coral hbitat esencial para la alimentacin de las tortugas y muchas otras especies, uno de los ecosistemas ms productivos y diversos, barrera natural contra tornados y huracanes, sitio de gran belleza que atr ae a millones de turistas a economas locales, y de lento crecimiento, podemos decir, que los daos ecolgicos y econmicos productos de estas actividades destructivas son incalculables. Aparte de los aspectos mencionados, se debe resaltar que en Panam existen normas que regulan las actividades cientficas de investigacin en todo el t erritorio nacional La Direccin de reas Protegidas y Vida Silvestre de la ANAM expide los Permisos para Investigacin Cient fica necesarios para trabajar en zonas prote gidas y no protegidas La exportacin o importacin de muestras de tortugas marinas debe hacerse mediante la gestin de los permisos CITES ante la Direccin de reas Protegidas y Vida Silvestre (seccin 4.31). Es una recomendacin de este Plan de Accin p ara la Recuperacin de las Tortugas Marinas que todos los proyectos de universidades, instituciones gubernamentales o no gubernamentales nacionales e inter nacionales, que estn involucrados en la investigacin y manejo de las tortugas y sus hbitats, gest ionen los permisos anteriormente mencionados. La ANAM es la i nstitucin que maneja el Sistema Nacional de Areas Protegidas (SINAP) el cual incluye todas las reas protegidas existentes en Panam, ya sea las creadas por ella misma o por otra institucin como los municipios. Esta autoridad tiene la funcin de garantizar el cumplimiento de la poltica nacional del ambiente, de las leyes y reglamentos, pero el Consejo Nacional del Ambiente, integrado por tres ministros de Estado, es el que formula la estrategia nacional en este tpico. El Consejo a su vez recibe el apoyo de la Comisin Consultiva Nacional del Ambiente y los Recursos Naturales que est integrada por 15 representantes del gobierno, la sociedad civil y las comarcas indgenas 4.123 Mecanismos para la aplicacin de las regulaciones Las normas a implementar en los hbitats amenazados para las tortugas marinas del Caribe son necesarias para proteger, conservar y desarrollar planes de manej o para recuperacin de las tortugas. Estas normas reguladoras deben formularse tomando en cuenta a todos los actores claves de la zona para que la ejecucin de las mismas sea efectiva, los cuales son: c omunidades costeras, organizaciones pesqueras y locale s, autoridades locales, instituciones gubernamentales y otras instituciones u organismos no guberna mentales. Los promotores de los planes de manejo (institucin gubernamental o no gubernamental) debern capacitar a la comunidad para que conozcan la respon sabilidad ambiental que adquieren y participen en el cumplimiento y supervisin de las violaciones de estas normas. Para asegurar el cumplimiento de estas normas especficas, es necesario que se establezcan las mismas como poltica nacional ambiental a fi n de reglamentarlas en una ley. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que el Estado instituya una figura para la proteccin de las tortugas y que sta sea responsable de monitorear el cumplimiento de las n ormas en las reas Protegidas, y Refugios para las Tortugas Marinas establecidos o por establecerse. La autoridad designada deber hacerse acompaar (si fuese necesario) en algunas ocasiones por autoridades locales y personal tcnico (Corregidor e

PAGE 45

Tortugas Marinas de Panam 29 Ingenier o Municipal) para inspeccionar que todas las propiedades cercanas a estas reas cumplan con las normas establecidas en la ley; las inspecciones nocturnas sern necesarias para monitorear la iluminaci n artificial en playas de anidacin descritas anteriormente con detalle (seccin 4.122). Un modelo interesante a seguir como ejemplo de la cooperacin inter institucional entre las Autoridades de medio ambiente y la Polica Nacional, como mecanismo para la aplicacin de las normas de medio ambiente, es el Serv icio de Proteccin de la Naturaleza de la Guardia Civil de Espaa (SEPRONA). Desde la creacin de SEPRONA el Ministerio de Medio Ambiente de Espaa colabora estrechamente con esta institucin impartiendo cursos de formacin y perfeccionamiento en diferent es disciplinas, as como tambin en la dotacin de equipos. SEPRONA tiene como misin la proteccin del medio ambiente, la proteccin de las especies (en especial las incluidas en CITES), la prevencin de la contaminacin a travs de la vigilancia y control de actividades potencialmente dainas y la verificacin de los niveles de contaminacin, la investi gacin de las infr acciones cometidas y la proteccin del Patrimonio Histrico. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las To rtugas Marinas que se adopte y aplique como parte de la cooperacin inter institucional (seccin 4.25) entre las Autoridades de medio ambiente y la Polica Nacional un Programa de proteccin nacional de t ortugas m arinas y sus hbitats, el cual sera resp onsable de monitorear el cumplimiento de las normas en las reas protegidas y en Refugios para las t ortugas m arinas establecidos o por establecerse. Un avance interesante implementado por el gobierno panameo desde el ao 2005 para reforzar el cumplimi ento de la legislacin es el establecimiento de la Oficina de Recepcin de Denuncias y Quejas Telefnicas dentro de ANAM, la cual recibe informacin sobre infr acciones a la legislacin ( Brutigam y Eckert, 2006). 4.124 Desarrollo de materiales educativos e infraestructura para la sealizacin La informacin oportuna debe ser promovida para prevenir las violaciones de las normas establecidas en las rea s protegida s o Refu gio s para las t ortugas marinas y en otras reas que no cuentan con ninguna declaracin de proteccin pero que deben ser parte de la poltica nacional del ambiente. Esta informacin debe ser difundida como parte del programa de manejo mediante el desarroll o de materiales educativos y sealizaciones. Los materiales educativos deben concienciar, sensibilizar y educar a fin de mejorar los valores, prcti cas y actitudes personales. Ellos deben estar dirigidos a todos los miembros de la sociedad, como maestro s, estudiantes, pescadores, grupos organizados, comerciantes, empresarios, autoridades locales, administradores y directores de los recursos naturales, funcionarios gubernamentales de alto nivel con poder de decisin (polticos), turistas y pblico en gene ral. Es importante este enfoque porque actualmente los factores que amenazan a las tortugas marinas son variados y los nios no son nicos agentes susceptibles de cambio. El personal responsable del manejo debe recibir un entrenamiento sobre concienciacin y educacin ambiental. Se debe entrenar a los educadores proporcionndoles informacin relevante (s es posible a travs del currculo escolar del Ministerio de Educacin). Las sealizaciones deben informar acerca del estatus del rea protegida establecid a o Refugio para las t ortugas m arinas y las normas que hay que cumplir dentro de ella (sec. 4.122). La elaboracin de una e xhibicin m vil con informacin enfocada en la proteccin, conservacin, manejo y recuperacin de las de tortugas marinas y sus hbitats costeros y martimos, es otra alternativa viable y efectiva si se quiere llegar al mayor nmero de personas posible. La misma puede ser llevada a localidades cercanas a las poblaciones que ms impacto causan a las tortugas marinas y a los diferentes museos, centros de visitantes, exhibiciones, aeropuertos, centros comerciales, oficnas de gobierno y terminales terrestres de la

PAGE 46

Informe Tcnico del PAC No. 47 30 Repblica Tambin se pueden r ecorrer las diferentes Ferias en temporada de verano y cualqui er mega evento que se presente. El desarrollo de infraestructuras como Centros de v isitantes sera ideal a fin de tener la mayor cantidad de informacin posible de las tortugas marinas en este lugar. De esta forma se facilitara la inform acin a los visitantes y turistas, sobre tem as especficos, como biologa de las tortugas, factores de presin, panorama mundial, programa de investigacin, programas de manejo, todo lo concerniente a las leyes de proteccin y normas de conservacin, para una orientacin completa en la zona. En este centro se podran ofrecer panfletos informativos, videos, libros y experiencias directas con las tortugas a fin de educar y sensibilizar a las personas. Es crucial llegar a los medios de comunicacin para crear y mantener conciencia, sensibilidad y educac in en la mayor cantidad de ciudadanos posibles. Para que el desarrollo de planes de manejo en hbitat s esenciales sea efectivo, hay que educar ambi entalmente a todos los miembros de la sociedad e informarles de las normas existentes para conservar, prot eger y preservar a las tortugas marinas. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que est disponible la informacin oportuna de las normas (seccin 4.122) por medio de sealizaciones en las reas Protegid as o Refugios para las Tortugas Marinas, para prevenir las violaciones y que todo el personal responsable del manejo reciba un entrenamiento con el objetivo de concienciar, sensibilizar y educar usando todas las herramientas posibles, a saber: charlas, tal leres, folletos, murales, afiches y si son posible los medios de comunicacin. Es importante que todas las actividades permitidas y no permitidas por las normas estn sealizadas y que sean claras y especficas, por ejemplo: el horario de visita, capacidad de carga de visitantes, restricciones para los vehculos en las playas, mascotas, fogatas, destruccin de vegetacin, conductas no apropiadas ( arrojar desechos, basura, contaminar, usar sombrillas, exceso de visitantes, estacionarse durante la noche, etc .), construcciones ilegales, iluminacin no apropiada en las infraestructuras cercanas a la playa, reas designadas para estacionar y para anclar. 4.13 Preven cin o mitigacin de la degradacin de playas de anidacin 4.131 Extraccin de arena La playa es una estrecha franja formada por depsitos naturales de arena, es decir, partculas de o rigen mineral y biolgico. Esta estrecha franja sirve de proteccin a la costa del oleaje, ambiente natural para el recreo de comunidades cercanas y visitantes, adems, es punto importante para el desarrollo del turismo. Para la industria de la construcci n es el elemento fundamental en la preparacin del cemento, razn por la cual es un recurso natural muy codiciado, lo cual ha determinado su extraccin masiva. En algunas reas estas prcticas han tenido consecuencias devastadoras y generalmente, los probl emas que se presentan son causados por la extraccin sin control en zonas alejadas; se ha tenido que reubicar el total de la poblacin por la amenaza existente de erosin en el terreno. La sobreexplotacin de este recurso impacta negativamente el hbitat de anidacin de las tortugas marinas, las praderas de pastos marinos, la vegetacin adyacente a la playa, la propiedad privada y disminuye el potencial econmico y turstico del rea. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que el Estado prohi ba la extraccin de arena y proteja las playas de anidacin y sitios de alimentacin de forma integral, para prevenir y reducir el impacto de esta actividad humana en hbitat esenciales de las tortugas. En Panam el MIC I es la institucin del Estado encargada de regular la extraccin de este recurso.

PAGE 47

Tortugas Marinas de Panam 31 4.132 Iluminacin El comportamiento normal de los neonatos o cras de tortugas al emerger de sus nidos es apresurarse al mar, se orientan en un frenes debido a una respuesta natural al brillo del horizonte marino (Mrosovsky, 1972, 1978). Este comportamiento es afectado en playas de anidacin con desarrollo residencial, turstico y comercial que tienen como norma iluminar las playas algunas veces por razones de seguridad y otras con fines recreativos. Las consecuencias son graves ya que las cras al salir de sus nidos responden al brillo de las luces artificiales; se dirigen a estas zonas, lo que provoca un aumento de la mortalidad. Adems, crece l a amenaza proveniente de: cangrejos que viven en la vegetacin adyacente a la playa, vehculos, animales domsticos, nios, visitantes, turistas y el ambiente mismo; muchos mueren en unos cuantos minutos por la insolacin y la deshidratacin si el da no e sta nublado. Las hembras anidadoras al salir del mar (primera fase de anidacin) son muy sensibles a las perturbaciones externas y en cualquier momento pueden interrumpir el proceso de anidacin y regresar al mar. Durante la noche son ms sensibles a la luz que a los ruidos extraos y durante el da les afecta ms los ruidos y movimientos bruscos (Mrquez, 1996). El manejo de la luz para la conservacin de las tortugas marinas debe perseguir una meta definida; es decir, la luz debe ser controlada. Sin e mbargo, desafortunadamente, no hay un nivel de intensidad de luz que pueda ser usado como criterio nico. El nivel de luz artificial necesario para que se interrumpa el anidamiento o para crear la desorientacin de los neonatos vara con el nivel de luz am biental (luna) y la presencia de otros factores visuales, como la cantidad de dunas (Wit h erington y Martin, 2003). Debido a la dificultad que presenta la medicin del nivel aceptable de iluminacin, resulta mucho ms productivo simplemente tratar de reduci rla al mximo. Aunque no hay un tipo de luz beneficioso para las tortugas que pueda ser usado en todos los sistemas de alumbrado, s existen mtodos que se pueden utilizar para disminuir la amenaza de contaminacin creada por la luz en las tortugas marin as (Wit herington y Martin, 2003). Cualquier estrategia para reducir la contaminacin luminosa debe comenzar identificando aquellas fuentes de luz que pueden ser apagadas o eliminadas. Muchas fuentes de luz iluminan reas innecesariamente. El mtodo ms s encillo, barato y directo para solucionar los problemas ocasionados por luces, es apagarlas, pero en algunos casos esto puede no ser una opcin. El alumbrado en las playas proveniente de luces externas puede ser reducido de diversas maneras. Witherington y Martin (2003) recomiendan entre otras estrategias: 1. Apagar la luz o retirar las lmparas. El alumbrado no necesita estar apagado todo el ao, slo durante los meses que dura el perodo de anidamiento. 2. Reducir el nmero de vatios de las luces que ocasionan el problema. 3. Usar bloqueadores que oculten las fuentes de luz en las playas de anidamiento. En la mayora de los casos, pueden ser preparados con materiales baratos y fciles de conseguir. 4. Disminuir la altura de los postes de luz. 5. Ajustar las luces par a que no enfoquen hacia la playa de anidamiento. 6. Instalar detectores o sensores de movimiento. De esta manera, la luz est encendida slo cuando es necesaria por motivos de seguridad y proteccin. 7. Sembrar vegetacin apropiada en las dunas para que acte como un filtro de luz. 8. Reducir la iluminacin por fuentes interiores, apagando las luces en las habitaciones que no se estn usando o poniendo protectores a las ventanas que dan hacia la playa. Una estrategia adicional para reducir los efectos de la luz artificial consiste en asegurarse de que cualquier luz que llegue a la playa tenga las propiedades espectrales que la hagan menos perjudicial a las tortugas marinas. Las fuentes de luz menos ofensivas a las tortugas tienen una distribucin espectral que

PAGE 48

Informe Tcnico del PAC No. 47 32 ex cluye las longitudes de onda corta (ultravioleta, violeta, azul y verde). Estas luces de longitud de onda larga tienen un efecto mnimo en las tortugas marinas, pero como no son completamente inofensivas no deben ser usadas sin una tcnica de manejo de ilu minacin. Las propiedades espectrales de las luces de vapor de sodio a baja presin (LPS, por sus siglas en ingls) son las que afectan menos a las tortugas marinas, pero el uso de las mismas debe ser considerado slo como un substituto temporal de fuentes de luz ms perjudiciales en lugar de un reemplazo permanente para reducir la iluminacin en las playas (Witherington y Martin, 2003). En general, hay muchas opciones disponibles para disminuir los efectos de la luz artificial en las tortugas marinas, per o para poder ponerlas en prctica se necesita tener un plan para educar a las personas e instituciones, crear leyes, aplicarlas, e inspeccionar las playas de anidamiento (Witherington y Martin, 2003), excelentes recomendaciones al respecto, se encuen t ran en el documento Entendiendo, Evaluando y Solucionando los Problemas de Contaminacin de Luz en Playas de Anidamiento de Tortugas Marinas (Wit herington y Martin, 2003). En Barbados, el equipo de WIDECAST realiz un taller para el sector turstico sobre la iluminacin costera (Eckert y Horrocks, 2002). Si se propone el desarrollo del turismo en reas de anidacin, es importante que los Estudios de Impacto Ambiental tomen en cuenta estos criterios y definan claramente las medidas de mitigacin que se deben implementar. Los residentes y comerciantes deben ser informados de las acciones que se deben tomar para solucionar el impacto negativo de la luz en las tortugas. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que e l Estado aplique todas las medidas necesarias para mitigar el impacto de la luz artificial en las playas de anidacin y sitios de eclosin de las cras de tortugas. Las soluciones desarrolladas en este punto deben ser el patrn a seguir, pero toda idea es bien recibida si su fin favorece las condiciones para la supervivencia de estas especies. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que se desarrolle y aplique una norma para la iluminacin artificial (secci n 4.122), la cual se considere al expedir los permisos de construccin en reas cercanas a las playas de anidacin y que la falta de cumplimiento de esta norma sea un factor que determine la continuidad del permiso. 4.133 Estructuras para la estabiliza cin de las playas Estructuras como rompeolas, diques y muros son usados comnmente para proteger la propiedad en zonas tursticas, residenciales y comunidad en general; el costo de estas est ructuras es elevado y muchas veces no son efectivas a largo plazo. Este objetivo no se logra porque se ignora la naturaleza dinmica de la playa y no se recaba toda la informacin fsica y oceanogrfica para escoger el diseo. En la totalidad de los casos estas estructuras rompen el proceso natural de transporte de arena a lo largo de la costa y en consecuencia se produce la p rdida de playa en el lugar de construccin, as como en otras reas de la costa. El impacto de estas estructuras hacia las tortugas marinas es grave ya que evita a corto plazo el desove por obstaculiza cin y a largo plazo, causan la prdida del hbitat de anidacin. Las mejores estrategias para evitar los efectos futuros por la construccin de estas obras civiles dependern de la informacin obtenida en los Estudios de Impacto Ambiental. Con est os estudio s se puede predecir, identificar e interpretar los impactos ambientales que puedan causar estas estructuras y las medidas que se deben tomar para evitar, reducir, corregir, compensar y controlar el impacto. Se deben considerar todas las opciones disponibles para proteger las propiedades incluyendo no modificar severamente las pl ayas lo que resultar positivo. Por ejemplo, se pueden usar mtodos no estructurales, pasivos o activos y mtodos estructurales o de fortalecimiento de la lnea costera (ONU, 1983). Este estudio debe ser requisito indispens able para la construccin de todas las obras cercanas a hbitat esenciales de las tortugas.

PAGE 49

Tortugas Marinas de Panam 33 La zona de vegetacin permanente adyacente a la p laya sirve de proteccin natural a la playa y a las propiedades durante las tormentas, huracanes y vendavales. El desarrollo costero debe planificarse despus de esta zona y la construccin de obstculos a 30 o 40 metros en terrenos elevados y de 80 a 120 metros en terrenos bajos. Mantener esta zona en condiciones naturales tiene un valor paisajstico elevado si se desea desarrollar turismo ecolgico, tratando de mezclar algunas infraestructuras con el ambiente de manera que no impacte severamente esta zon a y a la playa. Se debe tomar en cuenta que al degradar esta zona se est disminuyendo el potencial turstico de la playa, la seguridad de la poblacin y las condiciones ecolgicas necesarias para la anidacin de las tortugas marinas. El uso de las estruc turas para la estabilizacin de las playas no es comn en las playas de anidacin del Caribe panameo, sin embargo, es deber del Estado administrar efectivamente estas zonas y aplicar estas normas para que el desarrollo futuro no impacte negativamente a las tortugas. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que el Estado considere slo como ltimo recurso la construccin de estructuras de ingeniera como rompeolas, diques, rampas y muros. Se debe considerar co mo una opcin mantener la vegetacin permanente adyacente a estas playas y establecer los lmites de construccin y desarrollo de obstculos. 4.134 Equipo para la limpieza y uso vehicular de las playas El manejo adecuado de desechos en la regin del Caribe de Panam debe ser de inters en la poltica nacional del ambiente. Es necesario que se fomente el turismo sostenible e n las playas y poblados cercanos, manejando adecuadamente l os desechos, eliminando las descargas de aguas residuales y desechos slidos que llegan a la playa por las escorrentas. As como el turismo en las playas depende de un medio ambiente sano, el xit o de la anidacin de las tortugas depende tambin de playas libres de llantas, chatarras, desperdicios domsticos, industriales y pesqueros. Se debe crear conciencia en los usuarios para eliminar la prctica comn de visitar las playas y dejar los desperdi cios en ella. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que la limpieza de las playas se realice a mano mientras sea posible y nunca se use maquinaria mecnica de limpieza o de carga dentro de estos hbitat s de anidacin. Se deben usar herramientas de mano como rastrillos, escobillones y carretillas u otro equipo que no sea pesado para cargar la basura. Si no se cumple con esta norma, se pueden destruir muchos nidos, ya que los nidos de las tortugas se encuent ran a profundidades que van de 30 a 70 cm. Esta profundidad vara segn la especie y se relaciona con la talla de los animales, por ejemplo los nidos de D coriacea y C mydas son profundos, los de E imbricata muy someros y los de C caretta intermedios ( Mrquez, 1996). El impacto directo al nido por el uso de vehculos pesados es enorme, la compactacin daa los huevos incubados y aumenta la mortalidad de las cras. Muchas de las cras presentan deformaciones y otras mueren producto de las presiones en el nido antes de su eclosin y en el momento de salir. Cuando en las playas de anidacin es comn l trafico de equipo pesado y otros equipos recreativos, el impacto aumenta de manera significativa, ya que muchas cras pueden m orir aplastadas en su trayecto al mar. Los surcos promueven la erosin del nido y crean obstculos para las cras que se dirigen al agua lo que agrava an ms el problema por la presencia de depredadores naturales en estas playas (seccin 3.21). Muchas cras corren paralelamente al mar por los surcos formados y al no poder salir de stos, mueren por el calor excesivo. En el Caribe de Panam actualmente no se utiliza maquinaria mecnica para recolectar la basura lo cual es altamente positivo. Lo que se ha incrementado son los deportes o expediciones de playa en equipo motorizado; lo cual es grave si se realiza en playas de anidacin.

PAGE 50

Informe Tcnico del PAC No. 47 34 Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que el Estado prohba l trnsito de cualquier vehculo de carga maquinaria agrcola, automviles y motos de todas las modalidades, en las playas de anidacin. El trnsito vehicular en las playas de anidacin deber restringirse a situaciones de emergencia y deber realizarse sobre la franja ms cercana al mar, alejn dose de los nidos. 4.135 Proyectos para la reconstruccin de playas Los proyectos de reconstruccin de playas son comunes en zonas altamente desarrolladas y erosionadas; generalmente son ejecutados por proyectos tursticos. Si se realizan estos proyectos en playas de anidacin, es necesario implementar un programa de trabajo detallado para que la entrada del equipo mecnico no coi ncida con el perodo de incubacin o de anidacin de las tortugas. Las caractersticas de la arena usada son crticamente importantes para no afectar las condiciones ecolgicas de anidacin de la tortuga y el ambiente natural de incubacin. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que el Estado establezca que todos los proyectos de reconstruccin de playas dentro de reas de anidacin realicen un estudio profundo para asegurarse de que la arena usada sea simil ar a la originaria en tamao de partculas y proporcin de partculas minerales y orgnicas, adems, es importante que estos proyectos no se realicen en la temporada de anidacin e incubacin. Los costos de estos proyectos son elevados y generalmente se d eben realizar peridicamente para mantener la franja de playa creada artificialmente. Por esto muchas veces utilizan la arena de tierra adentro o de dragado, ignorando lo anteriormente dispuesto, con consecuencias ecolgicas directas en las tortugas marina s. Este impacto negativo se agrava significativamente si al realizar estas extr acciones no se recaba la informacin necesaria con la finalidad de no interrumpir el transporte natural de arena y resulta por ello la p rdida de playas esenciales para la anidacin en otros sitios. Los Estudios de Impacto Ambiental deben ser requisito para poder ejecutar esta clase de proyectos, no slo por los planes de mitigacin que resulten, ms an para tener la informacin de otras reas alternativas que no requieran costo s mayores en el futuro. En el Caribe panameo actualmente no existen proyectos de esta naturaleza, pero es importante que el Estado se preocupe por el manejo de las playas para que en el futuro no haya necesidad de empren der proyectos de estas caracter st icas. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que el Estado maneje integralmente las playas arenosas de nuestro pas para que se evite la necesidad de rellenos de este tipo en reas con potencial turstico y hbitat s esenciales para la conservacin y supervivencia de las tortugas. 4.135 Otros Desde principios de la dcada de los nove nta, los investigadores han llamado la atencin sobre la vulnerabilidad de las zonas costeras debido al incremento proyectado del nivel del mar por efecto del cambio climtico, ya que estn bajo presin de una combinacin de actividades antropognicas y pr ocesos naturales (Fish et al., 2005; Limpus, 2003). Uno de los mayores efectos ser la prdida de las playas, las reas de anidacin de tortugas marinas (Fish et al., 2005) En Bonaire, Antillas Holandesas, se modelaron tres escenarios de incremento de niv el del mar y se estableci que con un incremento de 0.5 m en el nivel del mar, se perdera hasta 32% del total de la superficie actual de playa, las playas ms angostas son las ms vulnerables. La vulnerabilidad vari con el uso de suelo adyacente a la playa. Estas predicciones sobre la prdida de hbitat de anidacin tienen implicaciones importantes para las poblaciones de tortugas en la regin (Fish et al., 2005). Estudios como el antes mencionado indican que sera importante evaluar escenarios de prdid a de hbitat de anidacin en las principales playas de desove de tortugas marinas en Panam, tanto en tierra firme como en el sector insular.

PAGE 51

Tortugas Marinas de Panam 35 Otros aspectos correlacionados con el cambio climtico y el hbitat de anidacin son los efectos del incremento de las tormentas en reas tropicales, los cuales trae ran como consecuencia la erosin de las playas y/o la prdida de nidadas. Ya se ha mencionado que la temperatura de incubacin influye en la determinacin sexual en las tortugas marinas (Merchant Larios, 2000) El incremento en la temperatura ambiental puede contribuir a un desbalance en la proporcin de sexos en las playas de anidacin y ya varios grupos estn trabajando en esa lnea de investigacin en este hemisferio (Glen y Mrosovsky, 2004 ; Hawkes et al., 2007) Para conocer y predecir el posible efecto del cambio climtico en las proporciones de sexos producidas en Panam, sera preciso generar investigacin en estos aspectos y lineamientos al respecto pueden encontrarse en Godfre y y Mrosovsky (2000) 4.14 Prevenir o disminuir la degradacin de l hbitat marino 4.141 Dinamitacin y extraccin de arrecifes El uso de dinamita para capturar peces causa daos irreparables al sustrato marino en especial al arrecife coralino. Muchos de los peces que mueren producto de las detonaciones, no tienen inters comerc ial por lo que no son re colectados, otros simplemente mueren dentro de sus refugios. Esta tcnica es usada tambi n para abrir canales de acceso a travs de los arrecifes. El dao fsico que causa este mtodo sobre los cimi entos del arrecife es irreparabl e, ya que los arrecifes crecen lentamente. El impacto directo afecta a muchos eslabones de la cadena incluyendo al hombre, ya que los arrecifes son importantes para los ecosistemas marinos, la economa pesquera y turstica. Esta prctica reduce los hbitats de alimentacin de las tortugas, la capacidad de sustentar peces e invertebrados de inters comercial, la proteccin de la costa, la fuente natural de arena y el nmero de turistas acuticos. La extraccin de los corales est muy relacionada con la ind ustria de los acuarios y el turismo. En la poca de los espaoles, los corales se usaban como material de construccin en fuertes y edificios en general. Actualmente en la comarca Kuna Yala los indgenas usan los corales como relleno para agrandar sus isl as como consecuencia del aumento poblacional y la falta de espacio para construir sus casas. En el rea de Portobelo, Provincia de Coln se restaur la antigua aduana de los espaoles con corales, lo que nos sugiere de forma enftica que faltan planes de m anejo integrales para poder conservar, proteger y preservar los arrecifes de coral. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que el Estado prohba el uso de dinamita o cualquier tipo de explosivo en los ar recifes coralinos, as como la extraccin de los corales por el impacto negativo al ecosistema marino. 4.142 Pesca con qumicos en arrecifes La pesca con qumicos en los arrecifes es otra tcnica daina para el ecosistema marino. Muchos comerciantes de acuarios o aficionados y pescadores utilizan una variedad de qumicos para reducir el estrs en los peces o sacarlos de sus cuevas. Por ejemplo, la epinefrina se usa comnmente para sacar a los peces de sus cuevas, el cloro para capturar langostas, calamares y pulpos; este qumico no slo mata a estos animales sino tambin a toda la vida m arina de los alrededores incluyendo a las fases juveniles. En otros lugares se ha informado del uso de cianuro producto de la captura intensiva de peces tropicales para el comercio de acuario y lo que es ms grave tambin para el consumo humano lo que repr esenta un riesgo para la salud (Delbeek et al., 1994).

PAGE 52

Informe Tcnico del PAC No. 47 36 Es necesario crear conciencia y conocimiento acerca de este problema, ya que se tiene la idea equivocada de que esta prctica no tiene efectos negativos en los arrecifes porque no daa la estructura f sica del coral. Pero esto no es as, ya que las estructuras de los arrecifes estn formadas por comunidades de corales, los cuales a su vez estn formados por una capa viviente de pequeos plipos asociados con algas unicelulares llamadas zooxantelas y a estos pequeos animales responsables de la construccin de los arrecifes es lo que se lesiona o mata. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que el Estado prohba el uso de cualquier sustancia qumica, txi ca o veneno conocido para la captura, pesca o aturdimiento de peces, crustceos y moluscos, ya que esta prctica no slo impacta negativamente a los corales y las tortugas sino tambin a todo el ecosistema. Es necesario que el Estado y las ONGs fomenten un mejor manejo de las pesqueras en el Caribe, al erradicar estas prcticas no sostenibles. 4.143 Descargas industriales Las descargas de este tipo en el Caribe son uno de los factores que afecta a los hbitats marinos someros y los arrecifes cercanos a las costas y los pastos marinos corren los mayores riesgos. Al contaminar los pastos marinos y arrecifes se impactan dos zonas esenciales para el soporte de una gran variedad de vida mari na, muchas de las cuales son de importancia comercial. La contaminacin de la cadena alimenticia marina, causa que las especies que consume el hombre y las tortugas marinas puedan adquir compuestos txicos. La ANAM dispone de los siguientes reglamentos r elacionados al tema tratado, a saber: Reglamento Tcnico DGNTI COPANIT 35 2000 Agua, Descargas de efluentes lquidos directamente a cuerpos y masas de agua superficiales y subterrneas y Reglamento Tcnico DGNTI COPANIT 39 2000 Agua, Descargas de efluen tes lquidos directamente a sistemas de recoleccin de aguas residuales. Actualmente la ANAM est en perodo de adecuacin y caracterizacin de los residuos de las diferente actividades econmicas a fin de establecer el mecanismo para el cumplimiento de l as normas de calidad ambiental de aguas residuales industriales y domsticas e introducir los cambios en los procesos de estas descargas: Caracterizacin y Adecuacin a los reglamentos tcnicos para descargas de aguas residuales DGNTI COPANIT 35 2000 y DGNTI COPANIT 39 2000, Resolucin 002/2002. Adems, se dispone de la Resolucin AG 0466 2002, por la cual se establecen los requisitos para las solicitudes de permisos o concesiones para descargas de aguas residuales (seccin 4.21). Entre los contaminantes industriales ms peligrosos est n : el arsnico, cadmio, cianuro, cobre, cromo, mercurio, nquel, plomo y zinc. Las operaciones de procesamiento de alimentos, fabricacin de licores y refrescos, refineras de azcar, destileras y operaciones intensivas de cra de animales son algunas de las actividades que aunque no agregan elementos peligrosos, al no manejar adecuadamente sus aguas residuales agregan nutrientes que tambin impactan negativamente al ambiente marino (seccin 4.1435). Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que el Estado establezca mecanismos para que las ONGs o sectores interesados puedan tener informacin de las industrias que producen estos desechos a fin de que puedan estar vigilantes ant e la posibilidad de estas descargas. Segn la Clasificacin Industrial Internacional Uniforme (2007) estas son las actividades econmicas actuales que estaran descargando algunos de los nueves contaminantes anteriormente mencionados. 1. Extraccin de minerales metlicos. Fabricacin de productos qumicos industriales bsicos, orgnicos e inorgnicos y tintas. Laboratorios de anlisis. 2. Fabricacin de explosivos y municiones. Esmaltado, barnizado, lacado, galvanizado, chapado y pulido de artculos me tlicos. Fundicin de metales.

PAGE 53

Tortugas Marinas de Panam 37 3. Refinera de petrleo y fabricacin de productos derivados de la refinacin del petrleo. Fabricacin y reparacin de maquinaria de uso general e industrial, motores, bombas, compresores, vlvulas, turbinas y mquinas de vapor y gas, excepto calderas. Fabricacin de materiales para pavimento y techado a partir de asfalto, maquinaria de oficina, contabilidad e informtica, motores y transformadores elctricos, aparatos de distribucin y control de energa elctrica, hilos y cables aislados, discos, cintas magnticas, cassettes, aparatos y vlvulas de radiografas, fluoroscopia y otros aparatos de rayos X, planchadoras, ventiladores, enceradoras, aspiradoras y otros aparatos y accesorios elctricos de uso domstico y ampoll etas, acumuladores, tubos elctricos, bateras, focos, pilas elctricas, linternas. 4. Fotograbado y litografa. Editoriales. Fabricacin de abonos y otros productos nitrogenados, plaguicidas, insecticidas, fungicidas, herbicidas y otros productos qumicos de uso agro pecuario, pinturas, barnices, tintas de imprenta, lacas, esmaltes, charoles y productos de revestimiento similares y equipo y aparatos de radio, televisin y comunicaciones. 5. Imprenta y encuadernacin. Fabricacin de joyas y artculos conexos. 6. Fabricacin de vidrios planos y templados, adems de otros productos de vidrio; espejos, cristales, parabrisas y vidrios para vehculos. 7. Tintoreras industriales. Estampados. Fabricacin y acabado de tejidos de punto (cuando incluyan blanqueo y teido). Astilleros. Construccin, reparacin y modificacin de maquinaria y equipo ferroviario. Fabricacin, montaje, reconstruccin y reformas de automviles. Produc cin de instrumentos y suministros mdicos, de ciruga general, ciruga dental, pticos, aparatos ortopdicos y protsicos. Fabricacin de productos textiles, alfombras, pulpa de madera, artculos de papel y cartn, productos primarios de hierro y acero, productos primarios de metales no ferrosos. Otros productos metlicos, artculos de cuchillera, herramientas de mano y artculos de ferretera, muebles y accesorios principalmente metlicos, piezas y accesorios para vehculos tales como motores, frenos, embregues, cajas de cambio, transmisiones, ruedas y chasis, bicicletas y motocicletas y sus piezas especiales, aeronaves, buques, yates y sus partes y aparatos fotogrficos, relojes e instrumentos pticos. 8. Extraccin de otros minerales, incluyendo piedras, arenas y arcillas. Curtidura y talleres de acabado y adobo de cueros, fabricaci n de maletas, bolsos de mano y calzados. Preparacin y teido de pieles. Fabricacin de productos farmacuticos y medicamentos e instrumentos musicales, artculos deportivos, juegos y juguetes. Es una recomendacin de Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que el Estado panameo fortalezca la legislacin ambiental existente en cuanto a las sanciones administrativas y penales hacia la realizacion inadecuada de estas actividades. De igual forma el Estado y las ONGs deben unir esfuerzos e iniciar campaas intensivas de educacin ambiental dirigidas a crear conciencia en la poblacin sobre los efectos negativos del manejo inadecuado de las aguas residuales industriales. 4.144 Descarga de desechos en el mar El aumento de las descargas de desechos en el Caribe acenta los problemas econmicos del rea, ya que afecta la belleza escnica y al medio ambiente en general. La prosperidad econmica del turismo depende de un medi o ambiente sano, de playas limpias, arrecifes de coral saludables y agua potable segura. La muerte de animales marinos debido a la ingestin de basura o a que son atrapados por ella es un problema grave (O'Hara et al., 1986; Laist, 1987; CEE, 1987). La investigacin realizada por Balazs (1985) sobre la mortalidad de tortugas marinas como resultado de la ingestin de desechos es muy conocida; clasific la basura consum ida y como dato curioso se hallaron bolsas plsticas (de la industria bananera) ingeridas por tortugas verdes en Costa Rica. Mrosovsky (1981) encontr que el 44% de ejemplares de tortuga canal provenientes de varias lo calidades del Atlntico tenan plstico en sus estmagos; esto se debe a que la tortuga canal confunde las bol -

PAGE 54

Informe Tcnico del PAC No. 47 38 sas plsticas con medusas. Otras tortugas marinas se enmallan debido a la prctica negativa de los pescadores de desechar sus redes en el mar. Podemos sealar que el resultado de esta prctica no slo impacta negativamente a las tortugas y sus cras, tambin puede daar los tejidos de los corales y sofocar a los pastos marinos. Es una recomendacin de Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que el Estado y las ONGs unan esfuerzos e inicien campaas intensivas de educacin ambiental dirigidas a crear conciencia en la poblacin, visitantes y turistas, sobre los efectos negativos del manejo inadecuado de la basura. De igual forma el Estado panameo debe garantizar el control adecuado de los desechos y fortalecer la legislacin ambiental estableciendo sanc iones severas para las personas naturales o jurdicas que no cumplan con las normas sanitarias y de proteccin del ambiente constituidas en nuestra ley. E l programa Bandera Azul Ecolgica fue lanzado en abril de 2006 por el Despacho de la Primera Dama, de la Presidencia de la Repblica y se espera sea ampliado en la zona costera del Caribe panameo. Este programa promueve una sana competencia entre las escuelas y comunidades participantes, con la meta de alcanzar los ms altos niveles de limpieza, reci claje, belleza de jardines, playas y conservacin de las estructuras de los centros educativos Se est llevando a cabo en centros educativos, playas y comunidades en seis provincias del pas, para mejorar aspectos ambientales, sociales, sanitarios y de p roteccin comunal. En el mismo colaboran el Ministerio de Salud, Ministerio de Educacin, Ministerio Desarrollo Social, Ministerio de Obras Pblicas, ANAM, IDAAN, IPAT, FIS, IPACOOP y AMPYME. La Repblica de Costa Rica, que tiene 10 aos de experiencia en este programa, est dando apoyo a su ejecucin en Panam. Como parte de la gestin que tiende al fortalecimiento de la legislacin ambiental, con miras a contar con herramientas jurdicas idneas para la aplicacin eficiente de las polticas ambiental es, el Estado present una propuesta de ley que adicionaba el Delito Contra el Ambiente: Propuesta de adecuacin del proyecto de Ley No. 3/2000, Por el cual se adicionaba al Cdigo Penal l titulo XIII referente a los delitos contra el ambiente y se ado ptan otras disposiciones. Esta ley complementa el texto legislativo presentado por la Procuradura General de la Nacin, con la Poltica Nacional del Ambiente contenida en el Captulo 7 del Ttulo III de la Constitucin Nacional y en las leyes que la desarrollan, tales como la Ley No. 1 del 3 de febrero de l994 (Ley Forestal), la Ley No. 24 del 7 de junio de l995 (Ley de Vida Silvestre) y la Ley No. 41 del 1 de julio de 1998 (Ley General de Ambiente y esta ley establece el Delito Ecolgico) (seccin 4.21) La propuesta fue aprobada el 25 de junio del 2003 y entr en vigencia en agosto del 2005 y se le conoce como la Ley 5 Que adiciona un Ttulo, denominados Delito contra el Ambiente al libro II del Cdigo Penal y dicta otras disposiciones esta ley actu aliza las penas e introduce conceptos como: Delitos contra los Recursos Nat urales, Delito contra la Vida Silvestre, Delito en la tramitacin de documentacin y disposiciones comunes. La regin del Gran Caribe es vulnerable a la contaminacin por desechos peligrosos y no peligrosos, debido a la actividad intensiva del turismo de cruceros, al transporte de petrleo y de buques en general. Panam por ser un punto importante para el trfico marino en la regin y por poseer el mayor abanderamiento de barco s, se ha unido al esfuerzo internacional como pas firmante del Convenio MARPOL (Convenio Internacional para la Prevencin de la Contaminacin de los Buques) suscrito en Londres el 2 de noviembre de 1973, el cual se enfoca en la reduccin y eliminacin de la contaminacin precedente de buques y considera los siguientes aspectos: Hidrocarburos, sustancias lquidas peligrosas transportadas a granel, sustancias peligrosas transportadas en paquetes y bultos, aguas sucias y basura producida por los buques (secci n 4.32). En la reunin de Bahamas en abril de 1992, los gobiernos de la regin del Caribe propusieron que los estndares de contaminacin y descarga de basura fueran uniformes en todas las lneas de cruceros. Se estableci que todos los cruceros que naveguen en la regin deben estar equipados con incineradores para un manejo adecuado de la basura.

PAGE 55

Tortugas Marinas de Panam 39 Para regular l trfico y descarga de desechos peligrosos al mar, en Panam se cre la Ley No. 21 del 9 de julio de 1980; por la cual se dictan normas sobre la contaminacin del mar y aguas navegables, la Ley No. 21 del 6 de diciembre de 1990; por medio de la cual se aprueba el Convenio de Basilea sobre control de los movimientos transfronterizos de sustancias peligrosas, la Ley No. 8 del 7 de junio de 1991; por la cual se prohbe la importacin de desechos txicos o contaminantes al territorio de la Repblica de Panam y la Ley No. 13 del 21 de abril de 1995; por medio de la cual se aprueba el Acuerdo Regional sobre el Movimiento Transfronterizo de Desechos Pe ligrosos. Todas esas normas disiparon la amenaza que exista en 1988 relacionada con la posibilidad de establecer tanto en Coln como en Bocas del Toro, una planta de procesamiento de basura para la obtencin de gas metano y de la construccin de un rellen o sanitario con desechos txicos proveniente de EE.UU. (CONAMA, 1988). Para enfrentar este problema se requiere un esfuerzo concentrado en la educacin pblica y sanciones severas a los transgresores. El monitoreo del desempeo de las normas internacional es que regulan la descarga de desechos peligrosos y basura por los barcos es costosa. Es una recomendacin de Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que la Organizacin Martima Internacional (OMI) auspicie el refuerzo de las medidas de control en los puertos y se establezca como procedimiento universal para todos los pases signatarios de MARPOL la inspeccin de los registros de descargas por una autoridad de vigilancia. El Estado panameo debe fortalecer la gestin de puertos para cu mplir con cualquiera disposicin a fin monitorear el manejo de estos desechos por los buques y cruceros. De igual forma el Estado y las ONGs deben unir esfuerzos e iniciar campaas intensivas de educacin ambiental, dirigidas a crear conciencia en los tri pulantes y pasajeros de embarcaciones sobre los efectos negativos del manejo inadecuado de los desechos. 4.145 E xploracin, produccin, refin acin y transporte de ptroleo y otros hidrocarbur os La contaminacin por petrleo adems de impactar negativamente los hbitats de alimentacin afecta letalmente a las tortugas marinas y a los huevos en incubacin. L as observaciones y evidencias han sugerido que las tortugas carey, verde y caguama tienen una habilidad limitada para evadir el petrleo y son afectados externa e internamente. Entre 1980 y 1984 se report que el 2.2% de tortugas marinas varadas en la Flor ida eran juveniles de carey y que el petrleo fue la causa de su varamiento en el 28% de los casos. Al realizar los anlisis a estas tortugas se comprob que haban ingerido crudo proveniente de la descarga de los buques petroleros (Vargo et al. 1986). Se ha informado de tortugas carey juveniles hasta de 20 cm, varadas en Florida, con sargazo impregnado de asfalto, adems, se ha observado que la corriente del Golfo en ocasiones lleva petrleo de fuentes europeas y del Golfo de Mxico a aguas de la Florida (Carr, 1987b). Se han realizado evaluaciones de los efectos clnicos de exposiciones crticas de petrleo en tortugas marinas y ellas resultan ser extraordinariamente sensibles al petrleo (Lutcavage et al., 1997; Lutz et al., 1986; Milton et al., 2003) Por ejemplo, el balance de excrecin de sales a travs de las glndulas de sal de ubicacin lacrimal, es muy delicado y es uno de los que resulta afectado ante exposicin a hidrocarburos. Tambin se han detectado cambios significativos en patrones de res piracin, buceo, metabolismo y qumica sangunea que ocurren posteriormente a un derrame (Lutz et al., 1986), pero no se conocen estudios similares en cuanto a efectos del gas licuado. Las tortugas marinas son particularmente sensibles, dado que ellas tien en una escasa conducta de escape ante situaciones como derrames, se alimentan de manera indiscriminada en zonas de convergencia de corrientes y porque ellas inhalan grandes volmenes de aire antes de sumergirse (Hoff y Shigenaka, 2003). En 1984, se llev a cabo un derrame experimental de petrleo en la costa de Bocas del Toro. Despus de 10 aos ha habido una pequea recuperacin, sin embargo, los efectos crnicos del petrleo todava persisten; el rea tratada con petrleo revel que las comunidades de f anergamas o pastos marinos se

PAGE 56

Informe Tcnico del PAC No. 47 40 recuperaron a las condiciones que tenan antes del derrame, pero en los arrecifes la cobertura total de organ ismos y los manglares continuaron afectados significativamente (Dodge et al., 1996). El efecto inmediato del derram e de petrleo en la costa caribea, Baha las Minas, Coln, en 1986, fue la reduccin de biomasa del pasto marino, se deterioraron los arrecifes de la zona intermareal y los arrecifes sumergidos sufrieron mortalidades significativas y efectos sub letales ( Keller y Jackson, 1993). Los resultados a largo plazo son similares al estudio arriba mencionado. Las principales fuentes de contaminacin por petrleo en el Caribe panameo provienen del Oleoducto Transstmico. En la terminal que se encuentra en la Lagun a de Chiriqu, Provincia de Bocas del Toro, se han registrado ms de 15 derrames de diversas magnitudes. El incidente ms serio ocurri en marzo de 1984 cuando accidentalmente 1 .200 barriles de crudo escaparon de un tanque de almacenamiento; unos 600 ba rriles terminaron en un pantano y una zanja adyacente (Suman, 1985). Meylan (1984), hace notar que esta terminal del Oleoducto es una seria amenaza para los hbitats de anidacin, alimentacin, migracin y desarrollo de las tortugas marinas del rea. La refinera de petrleo de Baha Las Minas, en la provincia de Coln, sufri un grave derrame en abril de 1986 en donde ms de 50,000 barriles de crudo fueron a dar al mar, contaminando as los arrecifes de coral, algas, lechos de hierbas marinas, manglares, pequeos estuarios y playas arenosas, y el efecto se extendi desde el Ro Chagres hasta la Costa Norte de Isla Grande abarcando aproximadamente 85 Km. El STRI, inici de inmediato los estudios sobre el impacto ambiental en el rea (Cubit et al., 1987). Aunque no se hizo ningn estudio que incluyera a las tortugas marinas, se pueden utilizar los resultados obtenidos para analizar los efectos producidos especialmente sobre las reas de alimentacin que utilizan estos reptiles, tomando en cuenta que se pudo determinar que cinco aos despus del derrame, los arrecifes an estaban a fectados por la presencia de sedimentos que contenan hidrocarburos txicos (Guzmn y Holst, 1993) La compaa Petro Terminales de Panam, duea del Oleoducto Transstmico, tiene como una de sus ms altas prioridades el evitar derrames en las operaciones marinas. Cuenta con un Departamento de Control de Contaminacin con personal capacitado y equipo moderno, cumple con los reglamentos de la OMI y recibe inspecciones peridicas por parte de las autoridades. Ha elaborado tambin un Plan de Contingencia en caso de derrame, con la participacin del Research Planning Institute, formando un Comit de Asesora de Derrames de Petrleo en el que participan tambin las compaas petroleras, la Autoridad Portuaria Nacional, el Ministerio de Hacienda y Tesoro y la Embajada de los Estados Unidos. Para regular la intervencin en caso de accidentes de hidrocarburos en el mar se cre la Ley No. 16 del 23 de octubre de 1975, por medio de la cual se aprueba el Convenio Internacional relativo a la Intervencin en Alta Mar en casos de accidentes que causen contaminacin por hidrocarburos. Se sospecha que existe cierto grado de contaminacin por las manchas de crudo en la entrada Caribe del Canal de Pan am y en los puertos terminales adyacentes; lo que se debe probablemente a la actividad petrolera con su constante carga, descarga y lavado de tanques. En relacin a los aspectos mencionados es importante tomar en cuenta el protocolo para la recupera ci n de tortugas afectadas por derrames en el mar preparado por NOAA (2003) Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que el Estado adopte e implemente un Plan Nacional de Contingencia de Derrames de Petrleo y que en ste se incluya n aspectos relacionados con la recuperacin de la fauna y las zonas costeras impactadas. Con respecto al marco legal para adoptar estas medidas Panam ratific el Convenio para la Proteccin y el Desarrollo del Medio Marino de la Re gin del Gran Caribe o Convencin de Cartagena (ver seccin 4.32), as como el Protocolo Relativo a la Cooperacin para Combatir los Derrames de Hidrocarburos asociado con esta conven

PAGE 57

Tortugas Marinas de Panam 41 cin, el cual se convirti en un documento jurdicamente vinculante el 1 1 de septiembre de 1986. El artculo 3 del Protocolo estipula: 1. Las partes contratantes deben dentro de sus capacidades, cooperar en tomar todas las medidas necesarias, tanto preventivas como correctivas, para la proteccin del ambiente marino y costero de l Gran Caribe, particularmente deben evitar en las reas costeras de las islas de la regin los incidentes de derrame de petrleo. 2. Las partes contratantes deben dentro de sus capacidades, establecer y mantener o asegurar el establecimiento y mantenimiento de los medios para responder a los incidentes de derrame de petrleo y deben empearse en reducir el riesgo de esto. Tales medios deben incluir el establecimiento de una legislacin pertinente, la preparacin de planes de contingencia, la identificacin y desarrollo de la capacidad de responder a un incidente de derrame de petrleo y la designacin de una autoridad responsable de la implementacin de este protocolo. 4.146 Descarga s agrcolas y aguas servidas La descarga de aguas residuales domsticas y fertilizantes se relaciona con el incremento del turismo y los asentamientos humanos en la zona costera, as como de las actividades agrcolas respectivamente. Las descargas directas, subterrneas o por escorrentas, contaminan las zonas costeras por el enriquecimiento de nutrientes que acarrean las aguas negras y fertilizantes agrcolas; ambos agregan nitratos al ambiente. Tales condiciones p romueven el crecimiento del fitoplancton microscpico, macroalgas bnticas y algas epifitas. Las algas microscpicas en la columna de agua contribuyen a la turbidez lo cual afecta a los corales y pastos marinos (seccin 4.1434). La respiracin de estas al gas en la columna de agua reduce los niveles de oxgeno; por el incremento de l a D emanda B iolgica del O xgeno o DBO, lo cual puede provocar la muerte de peces. El incremento de las algas bnticas cubre la superficie de los arrecifes ya que stos son de lento crecimiento, lo cual provoca sofocacin de los corales adultos, juveniles (Wittenberg y Hunte, 1992) y no permite la fijacin larval de corales; como en el caso de los sedimentos. En los pastos marinos las algas ep fitas que crecen sobre las hojas y el enriquecimiento de los nutrientes en los sedimentos, disminuye la tasa de crecimiento de los pastos que fijan nitrgeno del fondo y viven en aguas pobres en nutrientes (Patriquin y Knowles, 1972). Las aguas residuales no tratadas adems de reducir las pe squeras y ocasionar el afloramiento perjudicial de algas, lo cual afecta a los arrecifes y pastos marinos, tambin pueden ocasionar amenazas para la salud humana. Muchos pases no cuentan con un nmero adecuado de instalaciones de recoleccin y tratamient o de aguas residuales, otros tienen instalaciones a menudo con un mantenimiento deficiente o son inoperantes y otros simplemente no cuentan con ningn tipo de tratamiento como es el caso de Panam. En la seccin 4.1432 y seccin 4.21 podemos ver los Reglam entos Tcnicos que se estn introduciendo en nuestra legislacin ambiental y la etapa actual del proyecto. Es una recomendacin de Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que el Estado implemente tecnologas apropiadas para el control de la contaminacin de aguas de alcantarillado en la costa del Caribe y busque la asistencia del PAC para la toma de decisiones sobre los sistemas de recoleccin de aguas residuales y el tratamiento de las mismas, a fin de cumplir con los lmites establec idos para los efluentes; el PAC brinda este tipo de asistencia. Los pesticidas (insecticidas y funguicidas) y los controladores de maleza (quemantes y herbicidas) ponen en peligro los ambientes costeros; pueden ingresar al ecosistema marino adheridos a l as partculas de sedimento, generalmente durante la temporada lluviosa. Estos a su paso contaminan quebradas, ros y por ltimo la zona costera (Suman, 1985), lo cual es grave ya que muchos de estos pesticidas y herbicidas son

PAGE 58

Informe Tcnico del PAC No. 47 42 txicos y letales para los co rales (Perkins, 1983) y tambin tienen efectos altamente txicos en peces y crustceos y se han observado peces muertos en las zonas de estuarios (A. Castillo, STRI, com. pers.). Los pesticidas organoclorados como el DDT y el clordano reducen rpidamente la actividad fotosinttica y respiratoria del coral ( Montastrea flaveolata) as como la densidad de zooxantelas y concentracin de clorofila (Firman, 1996). Es importante fomentar mejores tcnicas agrcolas y crear conciencia acerca de este problema, ya q ue muchos agricultores lavan los equipos de fumigacin en ros y quebradas lo que genera impactos ms severos. Especificamente en cuanto a tortugas marinas, se ha podido determinar que la concentraci n de compuestos organoclorados est relacionad a con in dicadores de afectaci n de la salud en tortugas marinas de la especie Caretta caretta (Keller et al., 2004). Las cuencas de los ros Sixaola, San San y Changuinola son las tres vertientes que actualmente se encuentran ms afectadas por las actividades ag roindustriales. La contaminacin se produce por los agroqum icos que son arrastrados por las aguas de los ros provenientes de las plantaciones bananeras en la Provincia de Bocas del Toro. En la comunidad de Nargan Akuanusadup, Kuna Yala, la FAO, a travs del Programa Mundial de Alimentos (PMA), llev a cabo un proyecto de Huertos Escolares para los nios de las escuelas, en donde se utilizaron agroqumicos sin control. El excedente de los mismos era lavado hacia las quebradas, causando la muerte a los or ganismos de los ecosistemas acuticos y marinos (A. Castillo, com. pers.). Para regular el uso de agroqumicos en nuestro territorio, el MIDA ha creado el Decreto Ejecutivo 63 del 01 de septiembre de 1997; por el cual se reglamenta el captulo V del tt ulo III de la Ley No. 47 del 9 de julio de 1996 sobre control de plaguicidas y fertilizantes (registro, aplicacin, actividad y servicio) y crea la comisin tcnica de plaguicidas, el Resuelto ALP 074 ADM 1997, el cual contiene el listado de 61 plaguicidas prohibidos para uso en la agricultura en la Repblica de Panam y el Resuelto APL 023 1998. y establece los procedimientos para el registro, manejo y uso de seguro y eficaz de los aditivos, fertilizantes, materias tcnicas y plaguicidas para uso en la ag ricultura. Mediante la Ley No. 41 del 1 de julio de 1998, Ley General del Ambiente de la Repblica de Panam (seccin 4.21), la Autoridad Nacional del Ambiente es la autoridad competente para regular las actividades y el funcionamiento de las entidades que rigen las reas protegidas y asumir las funciones asignadas al MIDA mediante la Ley No. 8 de 1985. Es una recomendacin de Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que el Estado implemente mejores prcticas de manejo que permitan redu cir la necesidad del uso de los pesticidas y herbicidas y el incremento de la sedimentacin por escorrentas, a fin de proteger la calidad del agua en los ecosistemas marinos y garantizar un futuro ms sostenible. El estado y las ONGs deben unir esfuerzos e iniciar campaas intensivas de educacin ambiental dirigidas a crear conciencia en la poblacin sobre los efectos negativos de estos factores. El incremento en la carga de sedimentacin es producto del aumento de prcticas inadecuadas de desmonte para l a agricultura y ganadera, la tala indiscriminada en cuencas hidrolgicas, la destruccin de manglares, proyectos mineros y cualquiera construccin que afecte los bosques y zonas costeras. La sedimentacin por erosin del suelo o por actividades de dragado costero impacta negativamente los hbitats marinos someros ya que aumenta la turbidez de la columna de agua en el mar; esta turbidez reduce la cantidad de luz utilizada para la fotosntesis en los pastos marinos y la zooxantela de los corales. Estos sedim entos se precipitan y al llegar al fondo, reducen la disponibilidad de sustrato para la fijacin larval de corales y otros organismos asociados a los arrecifes, reducen el nivel de oxgeno o en casos de impactos severos, sofocan a los corales y pastos mari nos (Perkins, 1983) La cobertura de corales vivos a lo largo de la costa central de Panam se redujo entre un 50 a 90% para la dcada de los aos noventa por diversas causas, como la deforestacin y el blanqueamiento de corales, entre otras ( Jackson, 2007).

PAGE 59

Tortugas Marinas de Panam 43 4.147 Anclaje de botes y dragado El anclaje indiscriminado puede ocasionar daos fsicos considerables en la estructura de los arrecifes y pastos marinos. El impacto de las anclas sobre los arrecifes fragment a o lesiona a los corales y en los pastos marinos puede destruir su sistema de rizomas. El anclaje repetitivo puede reducir significativamente las praderas de pastos marinos y causar cambios fsicos profundos en las colonias de coral, afectando de esta for ma dos hbitats productivos para los hombres, importantes para la industria turstica y esenciales como sitios de alimentacin de las tortugas marinas. Los cambios estructurales en los arrecifes pueden alterar los patrones de corrientes, lo cual puede generar movimientos inusuales del sedimento, que a su vez, causan daos adicionales a las inversiones costeras y pueden afectar las playas de anidacin por erosin. La Fundacin para la Proteccin del Mar (PROMAR) y la Asociacin Ocenica Nacional trabajaron en el Parque Nacional Portobelo, especficamente en la Baha de Portobelo, en la rotulacin y colocacin de boyas para anclaje, ayudando a evitar as la fragmentacin de los corales del rea. La utilizacin de boyas de amarre ambi e ntales ha sido aceptada como una medida para reducir el impacto negativo de las anclas y como una herramienta para el manejo de estos sitios (Halas, 1985). La tecnologa de boyas de amarre ha avanzado para adaptarse a la variedad de hbitats de arrecifes del mundo. Es una recome ndacin de Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que Estado y las ONGs realice un monitoreo y establezca un sistema nacional de boyas ambientales de amarre tomando en cuenta las necesidades de los usuarios y las caractersti cas de lo s sitios. Tecnologas econmicas y efectivas se pueden ver en Halas (1985). Es importante sealar, sin embargo, que las boyas atraen un alto nmero de buceadores lo cual puede impactar estos sitios; es importante que las empresas de buceo o de turismo de aventura sean monitoreadas a fin de prevenir impactos negativos El dragado destruye dramticamente al lecho marino e impacta negativamente a los arrecifes coralinos y a los pastos marinos por la alta turbidez que se genera en la columna de agua y por la precipitacin de sedi mentos en los fondos marinos de estos sitios (sec 4.1434). Adems, puede alterar de manera significativa el proceso natural de transporte en el fondo del mar, lo que ocasiona la prdida dramtica de arena en las playas. Cuando las ra ces y los rizomas de los pastos marinos son removidos, las aguas claras que caracterizan el rea, se enturbian y los problemas de sedimentacin afectan a los pastos marinos de los alrededores (Walters, 1992). Los Estudios de Impacto Ambiental para reali zar este tipo de proyectos an en zonas alejadas deben recabar toda la informacin fsica y oceanogrfica para evitar que los sedimentos lleguen a zonas de pastos marinos y arrecifes de coral por las corrientes marinas. Cubit et al. (1984), cita el dragado de los arrecifes para obtener material de relleno por los pobladores de la Ciudad de Coln a Isla Grande (Costa Arriba). Es una recomendacin de Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que el Estado prohba el dragado en zonas cercanas a los arrecifes y pastos marinos o dragados directos sobre estos sitios para crear canales de navegacin o llegar con las embarcaciones hacia la orilla. 4.2 Manejo y p roteccin de los diferentes estados de v ida 4.21 Evaluacin de mecanismos regulatorios 4.211 Revisin de las leyes y regulaciones locales existentes El marco jurdico ambiental se refiere al conjunto de leyes y normas que conforman una estructura legal de alcance nacional para la proteccin del ambiente y por consiguiente, tambin de las tortugas marinas. A continuacin presentam os el marco jurdico ambiental de Panam.

PAGE 60

Informe Tcnico del PAC No. 47 44 1. La Constitucin Poltica de Panam, en el Ttulo III, Captulo VII sobre el rgimen ecolgico y en especial el Artculo 114, se establece que es deber fundamental del Estado que la poblacin viva en un ambiente sa no y libre de contaminacin, en donde el aire, el agua y los alimentos satisfagan los requerimientos del desarrollo adecuado de la vida humana. En el Artculo 116 establece que el Estado reglamentar, fiscalizar y aplicar oportunamente las medidas necesarias para garantizar que la utilizacin y el aprovechamiento de la fauna terrestre, fluvial y marina, as como los bosques, tierras y aguas, se lleven a cabo racionalmente, de manera que se evite su depredacin y se asegure su preser vacin, renovacin y permanencia. 2. Ley General del Ambiente de la Repblica de Panam: Ley No. 41 del 1 de julio de 1998. 3. Disposiciones Legales Complementarias a la Ley General del Ambiente de la Repblica de Panam: Ley No. 24 de 1992, por la cual se es tablecen incentivos y se reglamenta la actividad de reforestacin en la Repblica de Panam. Ley No. 1 del 3 de febrero 1994, por la cual se establece la legislacin forestal de la Repblica de Panam, y se dictan otras disposiciones Ley No. 30 de 1994, por la cual se reforma el artculo 7 de la Ley No. 1 del 3 de febrero 994 sobre estudios de impacto ambi ental Ley No. 24 del 7 de junio de 1995, por la cual se establece la legislacin de vida silvestre de la Repblica de Panam. Decreto Ley No. 35 de 1966, por el cual se reglamenta el uso de las aguas. 4. Disposiciones Legales Complementarias a la Ley General del Ambiente de la Repblica de Panam con referente al ordenamiento territorial: Ley No. 21 de 1997, por la cual se aprueba el Plan Regiona l de Desarrollo de la Regin Interocenica y el Plan General de Uso, Conservacin y Desarrollo del rea del Canal 5. Otras normativas y leyes sobre reas Protegidas y Vida Silvestre: Ley No. 6 del 03 de enero de 1989, por medio de la cual se aprueba La Convencin Relativa a los Humedales de Importancia Internacional (RAMSAR). Ley No. 5 del 3 de enero de 1989 por la cual se aprueba la Convencin de Especies Migratorias (CMS), Ley No. 14 del 28 de octubre de 1977 por la cual se aprueba la Convencin sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES) Resolucin JD 022 92, del INRENARE, por la cual se crea dentro del INRENARE el Sistema Nacional de reas Protegidas (SINAP) y se definen cada una de sus categoras de manejo. Ley No. 26 del 10 de diciembre de 1993, por la cual se aprueba los estatutos de la UICN y los Recursos Naturales, enmendados el 25 de diciembre de 1990. Resolucin JD 0894 del 25 de marzo de 1994, dicta medidas para el uso y proteccin del manglar. Resolucin JD 09 94, del INRENARE, por el cual se establece las cat egoras de manejo en el SINAP. Resolucin JD 0796, del INRENARE, sobre tarifas de cobro por servicios prestados dentro del SINAP, cuyo artculo 5 se modific por la Resol. JD 015 97. Ley No. 2 de 12 de enero de 1995, Ratifica el Convenio de Diversidad Biolgica, Ley 9 de 12 de abril de 1995, Ratifica el Convenio para la Conservacin de la Biodiversidad y la Proteccin de las reas Protegidas Prioritarias de Amrica Central. 6. L eyes Aprobatorias y Leyes especiales sobre Calidad Ambiental: Ley No. 16 del 23 de octubre de 1975, por medio de la cual se aprueba el Convenio Internacional relativo a la Intervencin en Alta Mar en casos de accidentes que causen contaminacin por hidroca rburos. Ley No. 21 del 9 de julio de 1980, por la cual se dictan normas sobre la contaminacin del mar y aguas navegables. Ley No. 17 del 9 de noviembre de 1981, por medio de la cual se aprueba el Convenio Internacional para Prevenir la contaminacin por buques, 1973, suscrito en Londres el 02 de noviembre de 1973. Ley No. 2 del 20 de marzo de 1986, por la cual se establece el sistema

PAGE 61

Tortugas Marinas de Panam 45 nacional de medicin de las caractersticas y componentes de los insumos agropecuarios; prohbe el uso de productos qumic os en Panam cuyo empleo haya sido prohibido en otros pases por razones de su toxicidad a humanos. Ley No. 6 del 25 de marzo de 1986, por la cual se aprueba el acuerdo para la cooperacin regional en el combate contra la contaminacin del Pacfico Sudest e por petrleo y otras sustancias nocivas en casos de emergencia. Ley No. 7 del 04 de abril de 1986, por medio de la cual se aprueba el protocolo para la proteccin del Pacfico Sudeste contra la contaminacin proveniente de fuentes terrestres. Ley No. 13 del 30 de junio de 1986, por la cual se aprueba el protocolo relativo a la cooperacin para el combate de derrames de petrleo en la regin del Gran Caribe. No. 2 y No. 7 del 3 de enero de 1989, aprueban respectivamente el Convenio de Viena y el Protocol o de Montreal relativos a la proteccin de la Capa de Ozono. Ley No. 7 del 03 de enero de 1989, por medio de la cual se aprueba el Protocolo de Montreal referente a las sustancias agotadoras de la capa de ozono. Ley No. 21 del 6 de diciembre de 1990, por m edio de la cual se aprueba el Convenio de Basilea sobre control de los movimientos transfronterizos de sustancias peligrosas. Ley No. 25 del 10 de diciembre de 1990, por lo cual se aprueba la Enmienda al Protocolo Montreal relativo a las sustancias que ago tan la Capa de Ozono, adoptada el 29 de junio de 1990. (Enmienda de Londres). Ley No. 28 del 26 de diciembre de 1990, por la cual se modifica el artculo 9 de la Ley No. 2 del 20 de marzo de 1986, sobre la regulacin del uso seguro de los plaguicidas. Ley No. 8 del 7 de junio de 1991, por la cual se prohbe la importacin de desechos txicos o contaminantes al territorio de la Repblica de Panam. Ley No. 13 del 21 de abril de 1995, por medio de la cual se aprueba el Acuerdo Regional sobre el Movimiento Tra nsfronterizo de Desechos Peligrosos. Ley No. 35, del 17 de mayo de 1996, para controlar contaminacin por combustibles, plomo, el uso de la gasolina sin plomo y la instalacin en los vehculos a motor de convertidores catalticos. Ley No. 46 del 05 de juli o de 1996, por la cual se aprueba la Enmienda al Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono, adoptada en la Cuarta reunin de Estados partes, celebradas en Copenhague el 25 de noviembre de 1992. 7. Decretos Ejecutivos, Resolu ciones, Resueltos, Acuerdos y Reglamentaciones con relacin a la Calidad Ambiental: Decreto Ejecutivo 160 del 7 de junio de 1993, por medio de la cual se aprueba el Reglamento de Trnsito Vehicular de Panam, en una parte de su Captulo III, regula el tra nsporte de materiales o sustancias peligrosas. Decreto Ejecutivo 225 del 16 de noviembre de 1996, por el cual se reglamenta la Ley No. 7 del 03 de enero de 1989 relativa la proteccin de la capa de ozono. Resuelto ALP 074 ADM 1997, del MIDA, el cual conti ene el listado de 61 plaguicidas prohibidos para uso en la agricultura en la Repblica de Panam. Decreto Ejecutivo 63, del 01 de septiembre de 1997, del MIDA, por el cual se reglamenta el captulo V del ttulo III de la Ley No. 47 del 9 de julio de 1996, sobre control de plaguicidas y fertilizantes; registro, aplicacin, actividad y servicio y crea la comisin tcnica de plaguicidas. Resolucin 68 1998, del MINSA, por medio de la cual se reglamenta la gestin de desechos radioactivos en instalaciones radio activas. Resuelto APL 023 1998, del MIDA, por el cual se establece los procedimientos para el registro, manejo y uso de seguro y eficaz de los aditivos, fertilizantes, materias tcnicas y plaguicidas para uso en la agricultura. Resolucin de Gabinete 36 de l 31 de mayo de 1999, desarrollan de manera general la Estrategia Nacional del Ambiente. Reglamento tcnico DGNTI COPANIC 24 99, reutilizacin de las aguas residuales tratadas. Reglamento tcnico DGNTI COPANIC 35 2000, Agua; Descargas de efluentes l quidos directamente a cuerpos y masas de aguas superficiales y subterrneas. Reglamento tcnico DGNTI COPANIC 39 2000, Agua; Descargas de efluentes lquidos directamente a sistemas de recoleccin de aguas residuales Reglamento tcnico DGNTI COPANIC 47 2000, Agua; Norma de uso y disposicin final de lodos Decreto Ejecutivo 58 de 16 de marzo del ao 2000 por el cual se reglamenta el procedimiento para la elaboracin de Normas de Calidad Ambiental

PAGE 62

Informe Tcnico del PAC No. 47 46 y Lmites Mximos Permisibles. Resolucin AG 0161 2001 Por la cual se establece el cobro y la tarifa correspondiente para la prestacin del servicio de evaluacin y el trmite de las solicitudes de inscripcin de consultores y auditores que se dediquen a la elaboracin de Estudios de Impacto Ambiental, de Auditoras Ambientales y de Programas de Adecuacin y Manejo Ambiental Resolucin AG 0267 2001 del 17 de agosto de 2001 Por medio de la cual se establece el cobro y la tarifa por los servicios tcnicos que presta la ANAM, durante el proceso de evaluacin de los Programas de Adecuacin y Manejo Ambiental (PAMA) Resolucin 0022002; Caracterizacin y Adecuacin a los reglamentos tcnicos para descargas de aguas residuales DGNTI COPANIT 35 2000 y DGNTI COPANIT 39 2000. Resolucin AG 04662002 Por la cua l se establecen los requisitos para las solicitudes de permisos o concesiones para descargas de aguas usadas residuales. 8. Decretos Ejecutivos y Acuerdos sobre ruidos (calidad ambiental): Decreto Ejecutivo 150, del 19 de febrero de 1971, por el cual se est ablece el reglamento sobre los ruidos molestos que producen las fbricas, industrias, talleres y locales comerciales. 9. Leyes sobre Recursos Minerales: Ley No.8 del 16 de junio de 1987, Direccin Nacional de Hidrocarburos Se regulan actividades relacionadas con los hidrocarburos, que en la poltica nacional de hidrocarburos, deber regularse tambin la preservacin del ambiente. Ley No.03 del 28 de enero de 1988, por medio de la cual se modifica el Cdigo de Recursos Minerales aprobado mediante Decreto L ey No. 23 del 22 de agosto de 1963. Resolucin 9136 del 27 de mayo de 1991 se exige la preparacin de un Informe Ambiental para lo referente a la explotacin y extraccin de minerales en la Repblica de Panam, contemplando o considerando entre otros aspectos los Factores Biolgicos. 10. Leyes sobre Recursos Marinos Costeros: Decreto Ley No. 35 del 22 de septiembre de 1966, que reglamenta los usos del agua; sin embargo, como se aprecia esta ley es de 1966, por lo cual no est actualizada en el mbito jurdi co sobre la materia y debido a ello se encuentra en proceso de revisin y modificacin. Decreto 1, del 5 de enero de 1985, por el cual se modifica el decreto 1 de enero de 1977, que reglamenta la pe sca en el territorio nacional. Decreto Ejecutivo 202 del 16 de mayo de 1990, por el cual se crea el Comit Interinstitucional de Agua, Saneamiento y Medio Ambiente Decreto Ejecutivo 124 del 8 de noviembre de 1990, por el cual se dictan disposiciones para regir la pesca de camarones. Ley No. 11 del 18 de junio de 1991, por medio de la cual se aprueba el Protocolo para la Conservacin y Administracin de las reas Marinas y Costeras Protegidas del Pacfico Sudeste. Decreto Ejecutivo 56 del 26 de junio de 1995, por medio del cual se reglamenta la pesca de camarn de profundidad, se incluye una especie de camarn dentro de aquellas sujetas al calendario de pesca y se dictan otras disposiciones. Ley No. 58 del 28 de diciembre de 1995, por la cual se define la acuicultura como una actividad agropecuaria; Se establecen incentivos y se dictan otras disposiciones. Decreto Ejecutivo 82 del 1 de abril de 2005, por medio del cual se establece el uso del Dispositivo Excluidor de Tortugas Marinas a todas las embarciones que se dediquen a la pesca utilizando redes de arrastre, en las aguas jurisdiccionales de la Repblica de Panam. Ley No. 44 del 23 de noviembre de 2006, Que crea la Autoridad de los Recursos Acuticos de Panam. 11. Leyes y Decretos sobre Educacin Ambiental: Ley No. 10 de 1992, especficamente en la incorporaci n del Eje Transversal de Educacin Ambiental en las comunidades, por la cual se adopta la educacin ambiental como una estrategia nacional para conservar y preservar los recursos naturales y el ambiente. Decreto Ejecutivo 57 del 16 de marzo de 2000, por el cual se reglamenta la conformacin y funcionamiento de las Comisiones Consultivas Ambientales.

PAGE 63

Tortugas Marinas de Panam 47 En resumen, se considera que la legislacin ambiental de Panam ha contemplado aspectos impor tantes para la proteccin del medio ambiente, tiene una organizacin legal y no gubernamental, se le otorga participacin a las ONGs, las cuales actan como custodios y est en un proceso de integracin adecuacin de normas. Los siguientes temas estn contemplados en la Ley General del Ambiente: Poltica Nacional del Am biente: Estrategias, principios y lineamientos. Organizacin Administrativa del Estado para la Gestin Ambi ental a travs de Autoridad Nacional del Ambiente, Consejo Nacional del Ambiente, Sistema Interinstitucional del Ambiente, Comisin Consultiva N acional del Ambiente, Comisiones Consultivas Provinciales, Comarcales y Distritales del Ambiente con la Participacin de la Sociedad Civil. Instrumentos para la Gestin Ambiental: Ordenamiento Ambiental del Territorio Nacional, Evaluacin de Impacto Ambien tal, Normas de Calidad Ambiental, Supervisin, Control y Fiscalizacin Ambiental, Informacin Ambiental, Educacin Ambiental, Programa de Investigacin Cientfica y Tecnolgica, Desastres y Emergencia Ambientales y Cuenta Am biental Nacional. Proteccin a la Salud y de los Desechos Peligrosos y Sustancias Potencialmente Peligrosas: Salud Ambiental, Desechos Peligrosos y Sustancias Potencialmente Peligrosas. Recursos Naturales: reas Protegidas y Diversidad Biolgica, Patrimonio Forestal del Estado, Uso de Suelos, Calidad del Aire, Recursos Hdricos, Recursos Hidrobiolgicos, Recursos Energticos, Recursos Minerales, Recursos Marinocosteros y Humedales. Comarcas y Pueblos Indgenas, Responsabilidad Ambiental: Obligaciones, Infr acciones Adminis trativas y Ac cin Civil. Investigacin del Delito Ecolgico: Instruccin del Sumario, Agentes del Ministerio Pblico y Agentes del Ministerio Pblico. rgano Judicial: Jueces de Circuito. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tort ugas Marinas que el Estado panameo enfoque su gestin ambiental y todo su esfuerzo en la creacin de programas, ejecucin y control para un manejo efectivo del ambiente y un desarrollo sostenible en el futuro. 4.2111 Revisin del marco jurdico de la proteccin de las tortugas marinas en Panam Las primeras gestiones legales para proteger las tortugas marinas en Panam se iniciaron con el Decreto Ley No. 39 del 29 de septiembre de 1966, donde se indica en el numeral 17, artculo 64, que se hace necesaria la proteccin de la fauna silvestre y l a reglamentacin de la caza como parte de las responsabilidades de la entidad rectora de los recursos naturales renovables del Servicio Forestal del Ministerio de Agricultura Comercio e Industria. El 30 de enero de 1967 mediante el Decreto Ejecutivo 23, se prohbe de forma absoluta y terminante la caza dentro de todo el territorio nacional de 16 especies de animales que estn en peligro de extincin, incluyendo a la tortuga verde ( C mydas ) con una sancin de B/.50,00 (US$50,00) para los infractores. Dich o decreto no incluye al resto de especies de tortugas marinas que anidan en playas panameas, adems, no contemplaba ningn aspecto con relacin a los huevos de las mismas, de sus cras, o del hbitat de anidacin; este decreto fue derogado por la Ley 24 del 7 de junio de 1995 de Vida Silvestre. El 4 de septiembre de 1974 mediante el Decreto Ejecutivo 104 se adicionan al Decreto Ejecutivo 23 de 1967, dos especies de tortugas marinas: la tortuga caguama ( C. caretta ) y la tortuga mulato ( L. olivacea ). Median te este decreto se prohbe de forma absoluta y terminante la caza dentro de todo el territorio nacional de estas especies amenazadas de extincin, incluyendo a la antes mencionada tortuga verde ( C. mydas ). Este decreto establece una poca de veda para la r ecoleccin y venta de los huevos de tortugas marinas de cualquier especie, del 1 de mayo al 30 de septiembre, adems, prohbe la captura de las cras de cualquier especie en todo el territorio nacional. Este decreto debe ser sujeto a revisin ya que no i ncluye a la tortuga canal ( D. coriacea ) y la tortuga carey ( E. imbricata ) y porque la poca de anidacin vara segn el rea y la especie. El 1 de enero de 1980, el RENARE (actualmente ANAM) emiti la Resolucin No. DIR 002 80, la cual declara a 82 especies de animales silvestres en peligro de extincin, con urgente necesidad de proteccin, incluyendo a todas las especies de tortugas marinas presentes en las costas y playas de Panam. Esta

PAGE 64

Informe Tcnico del PAC No. 47 48 resolucin prohbe la caza, compra, venta y exportacin de estos animales. El 30 de junio de 1986 se dictan medidas sobre la fauna silvestre po r medio de la Resolucin DIR 003 86 prohibiendo la caza, compra, venta y cualquier actividad comercial de la fauna silvestre del territorio nacional viva o muerta con excepcin de aquellas que se obtengan con fines cientficos, para zoocriaderos u otros casos especficos que el RENARE estime convenientes, por razones de urgente necesidad a causa de cualquier peligro o controles. La ley 24 del 7 de junio de 1995 por la cual se establece la Legislacin de Vida Silvestre en Panam define caza de subsistencia, como la que se efecta para satisfacer necesidades alimenticias de personas de escasos recursos econmicos en reas rurales, para el consumo directo, sin que medie contrapr estacin econmica. El Artculo 39 exime del permiso de pesca o caza de animales a las personas que se dedican a la caza de subsistencia personal o de su familia. Sin embargo, este artculo, se reserva el derecho de reglamentar las especies que puedan ser objeto de esta actividad. El Artculo 58 prohbe la pesca y caza de especies que se encuentran incluidas en el listado de especies amenazadas o en peligro de extincin, al igual que dentro del perodo de veda. El Artculo 61, Ttulo III Proteccin Penal a la Vida Silvestre, sanciona administrativamente a los que contravengan la presente ley y aumenta las multas de US$100 a US$5.000. El Artculo 62, aumenta la sancin administrativa o multa de US$100 a US$5.000 en casos variados, incluyendo si el delit o se comete en contra de especies amenazadas, en peligro de extincin o durante el perodo de veda o en fraude del beneficio de la caza de subsistencia. Penalmente, segn la ley No. 5 del 28 de enero del 2005 Captulo II sobre Delito contra la Vida Silve stre Artculo 397, 398 y 399, no se puede sancionar a la caza para la subsistencia personal o familiar si la actividad se desarrolla sin los permisos correspondientes, si se incumplen con las regulaciones vigentes, si se cazan animales con proteccin espec ial, si se hace dentro de zonas restringidas y si se hace dentro del perodo de veda. Sin embargo, no se exime de una sancin penal a la caza para la subsistencia personal o familiar si se hace para traficar, comerciar, negociar, exportar, importar, reexpo rtar o reimportar. Por lo tanto, es importante reglamentar los especmenes que pueden ser objeto de la caza de sub sistencia personal o de su familia. As mismo, la decisin sobre los especmenes que pueden ser objeto de esta actividad debe estar basad a en estudios cientficos de las poblaciones. Es importante que se tome en cuenta al definir esta reglamentacin, el Artculo 58 de la Ley de Vida Silvestre. Ante la falta de ordenamiento de los recursos marinos de Kuna Yala, debido a propsitos comercia les, falta de medidas estrictas y efectivas de parte del gobierno nacional, seis (6) comunidades (Uargandup, YandupNargan, Acuanusadup, Digir, Niadup y Maguebgand del sector de YandupNargan del Corregimiento de Nargan de la comarca Kuna Yala, tomaron la iniciativa y elaboraron el Plan Ambiental Marino Costero 20042009, para tomar Acciones preventivas (Castillo, 2004) y en el Congreso General Kuna (CGK) celebrado en la comunidad de Gannirdup (Goedup) en Junio de 2005, se declar la zona de Gaigirgordu p (Porvenir) y sus zonas aledaas como Sitio reservado y protegido para las tortugas marinas (Apndice 3) en el Archipilago Kuna de la Comarca Indgena Kuna Yala, cumpliendo as los artculos 43 al 46 (Ley Fundamental Kuna, Capitulo VII sobre los Recursos Naturales) y el artculo 190 del Estatuto Comarcal (Cap. XV sobre Recursos naturales), para proteger a las hembras reproductoras en su temporada de anidamiento. Sin embargo, el Congreso General Kuna reconoce, que los asuntos relacionados sobre los recur sos marinos no han sido tratados de una manera adecuada, debido a la falta del personal tcnico capacitado (acuicultores, piscicultores, bilogos marinos, administradores, planificadores pesqueros, etc.) y de financiamiento dentro del Archipilago de Kuna Yala El Congreso General Kuna, celebrado los das 16, 17, 18 y 19 de Noviembre de 2006, en la comunidad de Dupwala, en uso de sus facultades emiti la Resolucin 08/11/2006 que establece una moratoria durante 5 aos a partir de la aprobacin de esta Resolucin, para la captura de las 4 especies de tortugas marinas existentes en la Comarca Kuna Yala (Apndice 4) Durante este perodo queda terminantemente prohibido

PAGE 65

Tortugas Marinas de Panam 49 capturar tortugas marinas de estas especies con cualquier propsito. Esta medida se adopta con el objetivo de establecer un tiempo para permitir que las poblaciones de tortugas marinas se recuperen, y evitar as que estas especies desaparezcan para siempre. El avance representado por la moratoria en la Comarca Kuna Yala es extremadamente import ante. Sin embargo, an existe una aparente confusin o conflicto entre varias medidas legales que se han adoptado en relacin a las tortugas marinas y si stas son aplicables a las comarcas (Brutigam y Eckert, 2006). La revisin del marco jurdico de pr oteccin ambiental especfico hacia las tortugas marinas en Panam indica que existen herramientas para la proteccin de estas especies y sus hbitats, pero los informes de campo sobre matanzas en playas de anidacin, debido a la alta vulnerabilidad que ca racteriza a las tortugas marinas durante el proceso de anidacin, y el elevado nmero de amenazas hacia sus hbitats esenciales, demuestran que es necesario fortalecer el cumplimiento de la legislacin sobre la proteccin de estas especies y adems, manejar integralmente la zona costera. Si se enfoca este manejo en la proteccin de las tortugas marinas, se beneficiarn con ello hbitats productivos que potencian las pesqueras, la investigacin y el turismo del rea lo cual se traduce en fuente de empleo y por ende desarrollo sostenible. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que se fortalezca la legislacin directa de las tortugas marinas, la ejecucin de las leyes y los controles para un manejo efectivo. Para resolver un problema hay que reconocerlo y esto es lo que hacen las leyes, sin embargo, es necesario fortalecer estas leyes y los mecanismos de aplicacin de las mismas, identificando los vacos y puntos crticos que han escapado, por ejemplo la reglamentacin de la caza de subsistencia, perodo de veda entre otros. El papel de los tribunales y la capacitacin del personal judicial resultan extremadamente importantes en estos procesos y actuando de este modo se hara ms eficiente el manejo de estos aspectos (D. Chacn, WIDECAST, com. pers.). 4.212 Evaluacin de la efectividad en la aplicacin de las leyes Dentro de las organizaciones gubernamentales se observa n las siguientes limitaciones para la creacin de planes y programas dentro del marco legal de proteccin del medio ambiente: 1. Carencia de fondos suficientes para realizar todas las tareas requer idas de proteccin y admin istracin del medio ambiente. 1.1 Escasez de personal tcnico de campo capacitado para supervisar todas las tareas necesarias de proteccin y administracin. 1.2 Escasez de divulgacin de proyectos, leyes y normas. 1.3 Escasez de campaas d irigidas a la poblacin sobre los efectos negativos de algunas activ idades en el medio ambiente. 1.4 Escasez de programas de educacin ambiental dirigidas a escuelas de zonas crticas. 2. Mayor inversin de recursos en infraestructuras (oficinas y tiles de oficinas) y personal de departamentos. 2.1 Escasez de proyectos de campo para la proteccin efectiva del medio ambiente. 3. Carencia de informacin y capacitacin de las autoridades regionales para la aplicacin efectiva de las leyes y reglamentos ambientales. 4. Falta de alternativas concretas de actividades econmicas de generacin de ingresos en las comnidades costeras y de fortalecimiento de programas interinstitucionales.

PAGE 66

Informe Tcnico del PAC No. 47 50 El Estado panameo tiene una estructura administrativa, relacionada con el tema ambiental, la ANAM y una autoridad judicial que se encarga del control y ejecucin de las leyes. Para implementar las leyes hay que tener disposicin, discernir y crear los planes ms efectivos para alcanzar el objetivo deseado. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que el Estado disee un Plan de Accin Estratgico para la ejecucin de las leyes, proteccin y manejo efectivo del medio ambiente. Este plan debe involucrar a toda la estructura del go bierno (Municipios como eslabn principal) y a los sectores no gubernamentales a fin de hacer cumplir las leyes que protegen la biodiversidad de los ecosistemas terrestres y acuticos, as como la salud pblica. 4.213 Proposicin de nueva s leyes o regu laciones Es apremiante crear una Ley de las tortugas marinas para manejar y proteger sus hbitat esenciales (seccin 4.1), introducir la figura de Refugio para las tortugas mari nas (seccin 4.12) en playas ndice de anidacin (seccin 4.301) y fortalecer esta ley introduciendo normas reguladoras (seccin 4.123). Esta figura debe prevenir y reducir la degradacin de playas de anidacin (seccin 4.13) y sitios de alimentacin (se ccin 4.14). Las leyes actuales protegen a las tortugas marinas, ms no as sus hbitats esenciales y no aplican especficamente normas reguladoras. Las normas reguladoras son indispensables para proteger los hbitats esenciales, a las tortugas durante su anidacin y los huevos durante su incubacin. Es importante que esta nueva ley no tenga ningn vaco y proteja integralmente en nuestro territorio nacional a las tortugas marinas en todas sus etapas de vida. 4.2131 Huevos En las tor tugas marinas los ciclos de reproduccin varan de 1 a 3 aos, pero se pueden retrasar por un ao o por perodos ms largos, debido a la escasez de alimento, cambios ambientales, enfermedades y otros factores. Las hembras adultas producen cientos de huevos durante su fase anual de anidacin; los cuales se depositan en un nmero variable de veces por temporada que vara de 1 a 11 ms veces dependiendo de la especie y la salud del animal. El huevo es una fase muy vulnerable de las tortugas marinas. Desde el momento en que los huevos se ovipositan en la playa, hasta que eclosionan, los ndices de mortalidad son elevados debido a factores naturales y aumentan si sumamos los factores antropognicos. El resultado final del ciclo de reproduccin es que slo una f raccin de huevos producir cras y muy pocas de stas sobrevivirn las dcadas necesarias para alcanzar la madurez sexual. Un huevo de 1 .000 o posiblemente menos de un huevo de 10 .000, sobrevive para producir una tortuga adulta (Frazier, 2001). Una elevada produccin de huevos por parte de las hembras es necesaria para balancear los altos ndices de mortalidad natural de las tortugas juveniles. Es vital que los huevos de tortugas marinas depositados en las playas de Panam sean protegidos durante la fase de incubacin y de este modo sobreviva el mayor nmero de cras posible. An bajo las mejores condiciones, la recuperacin de las poblaciones reducidas ser moderada y lenta. Es un hecho biolgico evidente que la continua sobreexplotacin (de hembras adult as y huevos) y la prdida o degradacin de hbitats esenciales potenciar la extincin de las poblaciones existenttes independientemente de cualquier otra medida conservacionista. Por lo tanto, es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperac in de las Tortugas Marinas que en la propuesta Ley de las tortugas marinas, se adopten e implementen como una de las principales medidas, la proteccin de los huevos de tortugas marinas en las playas de anidacin, con la finalidad de aumentar el nmero potencial de cras y por ende la supervivencia de las especies y tambin que se creen los mecanismos para integrar a otras dependencias del Estado en la bsqueda e implementacin de alternativas de subsistencias para las poblaciones que explotan a las tor tugas marinas y sus huevos ( seccin 4.27).

PAGE 67

Tortugas Marinas de Panam 51 4.2132 Juveniles Fisiolgicamente las cras de tortugas marinas pasan a la etapa juvenil cuando se agotan las reservas alimenticias remanentes en el saco vitelino y se integran a una al imentacin activa; lo cual generalmente sucede despus de la primera semana de salida del nido. En el momento en que inician la migracin hacia las zonas costeras y cambian sus hbitos pelgicos a nerticos; cuando su alimentacin se vuelve principalmente bentnica. El final de la fase juvenil se inicia con el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios, lo cual ocurre a edades variadas segn la especie; esta fase se detecta solamente por laparoscopia o ultrasonido (Mrquez, 1996). La mortalidad natur al de ejemplares de tortugas marinas en sus primeros estad os de vida, es una caracterstica intrnseca poblacional, pero esta reduccin se hace dramtica cuando se suman factores externos no naturales. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que la Ley de las tortugas marinas incluya su proteccin en nuestras costas, incluyendo los estad i os juveniles. El marco legal para adoptar estas medidas en Panam se ha dado al ratificar el Convenio para la Protecci n y el Desarrollo del Medio Marino de la Regin del Gran Caribe o Convencin de Cartagena (seccin 4.32), as como el Protocolo Relativo a las reas y Flora y Fauna Silvestre Especialmente Protegidas (Protocolo SPAW) asociado con esta convencin, el cual se convirti en ley internacional en el 2000 y que son parte del Plan de Accin del Programa Ambiental del Caribe (PAC). Otras iniciativas internacionales pertinentes coordinadas por el subprograma para la implementacin del Protocolo SPAW ratificadas por Panam como lo es la Convencin sobre el Comercio Internacional de Especies de Flora y Fauna Silvestres en Peligro (CITES) (seccin 4.3.1) facilitan la adopcin de estas medidas. El protocolo SPAW enumera varias especies amenazadas o en vas de extincin como prioridad para la regin entre las cuales estn todas las tortugas marinas, especies de importancia comercial y los arrecifes de coral. 4.2133 Hembras anidadoras Las tortugas marinas son longevas y las hembras depositan sus hu evos por muchos aos. Las tortugas marinas adultas representan dcadas de supervivencia selectiva (la madurez sexual es alcanzada por la mayora de las especies en el Atlntico Occidental entre los 20 35 aos). En una poblacin, los adultos son el grupo poblacional ms difcil de reemplazar, y ellas son (junto con los subadultos que apenas entran a su etapa reproductiva) la etapa ms importante para la supervivencia de una poblacin de tortugas marinas (Crouse et al., 1987; Frazer, 1983, 1989). Es crucial recordar que independiente del costo y cuidado tomados para proteger los hbitats, huevos y etapas juveniles de las tortugas marinas, ser inevitable perder las poblaciones que anidan en Panam si se contina eliminando a los animales reproductores. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que las tortugas adultas estn protegidas en todo momento y en cualquier circunstancia. 4.214 Aumento del esfuerzo para el cumplimiento de las leyes Para hacer cumplir las leyes ambientales es necesaria la inversin de un presupuesto sustancial para disponer de un may or personal, capacitarlo apropiadamente y equiparlo. Esto es difcil de obtener en muchos pases de Latinoamrica; incluyendo a Panam ya que se aprecia como un gasto y no como una inversin que genera beneficios. Es una recomendacin de este Plan de Ac cin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas crear los mecanismos para integrar a otras dependencias del Estado para aumentar los esfuerzos en el cumplimiento de las leyes ambientales, incluyendo la Ley de las tortugas marinas sugerida por este plan de accin. Las

PAGE 68

Informe Tcnico del PAC No. 47 52 instituciones del Estado que deben cooperar con la Autoridad Nacional del Ambiente (Sistema Inter institucional, Ley 41 de Ambiente, artculo 16,) para una mayor coordinacin y cumplimiento de las leyes de proteccin de medio ambiente y fa una son: la Autoridad Martima de Panam, los Municipios, la Polica Nacional, la Direccin Nacional de Aduana y el Ministerio de Comercio e Industrias. Es necesario fortalecer e integrar a las ONGs, particulares y comunidades con iniciativas de apoyar a la conservacin y proteccin del medio ambiente. De este modo ser posible obtener informacin, denuncias o colaboracin para la vigilancia y divulgacin de las leyes, normas, reglamentaciones, etc. 4.215 D efinir multas de acuerdo al valor de los produ ctos En el proyecto de ley sobre delitos ambientales (Ley No. 3 del 2000) las sanciones var an de acuerdo a la magnitud de la infraccin, lo cual pretende frenar a cazadores, traficantes y o tros infractores. Por ejemplo: en el delito contra la vida silvestre Captulo II: Artculo 398: La pena para el que cace, pesque o amenace las especies o vida silvestre sujetas a proteccin especial, ser sancionado con prisin de 20 a 30 meses o 75 a 12 5 das multas y este es el caso de las tortugas marinas. La sancin antes sealada se aumentar de una tercera parte a la mitad del mximo si la accin se realiza en reas protegidas o se da en grandes proporciones o para fines comerciales. En el Artcu lo 399: El que sin autorizacin o permiso de la autoridad competente, sustraiga, trafique, importe o exporte especimenes de la vida silvestre o recursos genticos, ser sancionado con prisin de 1 a 3 aos o de 50 a 150 das multa. La pena se reducir has ta las dos terceras partes si los especmenes de la vida silvestre son puestos en libertad o restituidos a su hbitat sin menoscabo alguno de su integridad, antes de que concluya la fase sumaria o instructora. 4.22 Investigar alternativas de subsistencia para los pescadores de tortugas Los proyectos sociales deben realizarse de manera que se les b rinde a las comunidades de escasos recursos, herramientas alternas para satisfacer sus necesidades; es importante tomar en cuenta que de la eficacia de estos proyectos depender el xito de este plan de accin. Para ejecutar de manera efectiva estos proye ctos es necesario tener informacin sobre la cultura y el hbitat de las poblaciones de pescadores con la cual se va a trabajar. Por ejemplo: Los indgenas Kunas y Ng bes aprecian principalmente los huevos y la carne de la tortuga como fuente de protenas; la concha de carey es un medio importante para obtener ingresos econmicos. Una vez investigadas sus necesidades socioeconmicas y aptitudes para el trabajo, se les propondra cambiar estas costumbres respecto a las tortugas, por otra actividad lcita, co n una rentabilidad econmica similar o superior. Para tener una lnea base de datos, es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que se realice un Censo de la Pesca de Tortugas Marinas. En el mayor grado posib le, tomando en cuenta que los registros formales no estn a la mano, se debe determinar lo siguiente: (1) Nmero de hombres activos en la pesca de tortuga, (2) Nmero de tortugas capturadas por ao, (3) Especies y tallas capturadas, (4) Mtodos de captura, (5) Sitios de captura y desembarco, (6) Captura por unidad de esfuerzo, (7) Equipo en posesin, (8) Equipo usado y frecuencia de uso, (9) Costo del equipo, (10) Precio en el mercado de la carne de tortuga y sus productos, y (11) Ingresos y proporcin del total de ingresos derivados de las tortugas. La ejecucin de este censo proveer la oportunidad de intercambiar con los pescadores acerca del estado de peligro de las tortugas marinas, enfatizando sobre la importancia de una moratoria en toda la regin de estas especies migratorias. Se requerir de las opiniones locales, ya sea en conversaciones informales o en talleres. Tendr importancia determinar en lo posible las tendencias histricas en la captura de ejemplares por unidad de esfuerzo.

PAGE 69

Tortugas Marinas de Panam 53 Con la final idad de reducir y eliminar la dependencia de la caza de tortugas marinas, los proyectos sociales de alternativas para la subsistencia de las poblaciones locales en el Caribe, debern enfocar sus esfuerzos en los siguientes puntos: 1. Crear fuentes de empleo que aseguren un ingreso econmico satisfactorio y permanente para la comunidad. 2. Establecer proyectos agropecuarios (hortalizas y zoo criaderos) que proporcionen una fuente de protena segura. 3. Mejorar la comercializacin de los productos agrcolas. 4. Desar rollar paralelamente programas de educacin ambiental. 5. Incentivar el ecoturismo, haciendo nfasis en la participacin de las comunidades costeras El Estado panameo durante aos anteriores realiz diferentes iniciativas que pueden servir de modelo para el desarrollo de objetivos ambientales especficos entre las Instituciones Nacionales, por ejemplo: (1) La Autoridad de la Micro, Pequea y Mediana Empresa (AMPYME), la cual capacitaba a personas interesadas en crear, mantener y administrar de manera eficiente empresas para ser sujetos de crditos, (2) El Proyecto de Pobreza Rural, el cual era supervisado en su componente agrcola por el Ministerio de Desarrollo Agropecuar io (MIDA) incentivando la creacin de granjas sostenibles y en su componente de salud, era supervisado por el Ministerio de Salud (MINSA), incentivando la creacin de acueductos y letrinas en las poblaciones rurales. A estos proyectos debi sumarse la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) para reforzar el tema ambiental y e l Instituto Panameo de Turismo para fomentar el cuidado del medio ambiente necesario para desarrollar un turismo sostenible. Actualmente existe falta de desarrollo de programas integrales para aumentar la cooperacin inter institucional con inters en temas ambien tales, por lo que es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que se realicen las coordinaciones interinstitucionales necesarias, para que el desarrollo y la promocin del ecoturismo orientado hacia las zonas co steras, se convierta en una alternativa socioecmicamente viable para las comunidades costeras del Caribe panameo y ambientalmente consistente con la proteccin de las tortugas marinas y sus hbitats marino costeros. 4.23 Evaluar la captura inci dental y minimizar la mortalidad de t ortugas m arinas Desde los ltimos aos, un promedio de 8 a 16 barcos dedicados a la pesca industrial del camarn se trasladan al Caribe panameo por un pe rodo de 23 meses, especialmente durante los meses de enero a marzo. Las condiciones imperantes durante esta poca han obligado a los barcos a concentrar su esfuerzo pesquero en reas ms protegidas, principalmente en la provincia de Bocas Del Toro. El ar rastre masivo que realizan estas embarcaciones introduce una nueva amenaza sobre las tortugas marinas y sus hbitats esenciales. El Caribe panameo presenta aguas generalmente claras y la perturbacin de los sedimentos marinos tiende a aumentar por efecto de los arrastres para la pesca de camarn, lo que puede llevar a una sedimentacin excesiva influyendo perjudicialmente sobre la estructura de los arrecifes del rea y sobre las praderas de hierbas mari nas. Por lo tanto es una recomendacin de este Plan d e Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas : 1. Exigir el uso del DET (Dispositivo Excluidor de Tortugas Marinas) para todas las naves camaroneras que porten permiso para pescar en aguas del Caribe Panameo. 2. Incentivar la pesca local de camarones con embarcaciones menores de 12 metros de eslora, para que el recurso sea explotado artesanalmente y los beneficios econmicos se reflejen ms directamente en el rea.

PAGE 70

Informe Tcnico del PAC No. 47 54 Es importante darle seguimiento y monitorear el uso continuo del DET en las embarcacio nes camaroneras, ya que en muchos casos las disposiciones que decreta el Estado se obvian por efecto de la falta de supervisin. Cabe destacar que en 1992 se promulg el Decreto Ejecut ivo 4, del 31 de enero, como medida para reducir la mortalidad incidenta l de tortugas marinas en las operaciones de pesca de camarones por arrastre en el Caribe, contempla ndo la participacin de obs ervadores a bordo de los barcos, el cual comenz a regir a partir de marzo de 1992. El 6 de abril de 2005 se promulg en la Gaceta Oficial, No. 25, 272, el Decreto Ejecutivo 82 del 1 de abril de 2005, por medio del cual se establece el uso del Dispositivo Excluidor de Tortugas Marinas a todas las embarcaciones que se dediquen a la pesca utilizando redes de arrastre, en las aguas juri sdiccionales de la Repblica de Panam. 4.24 In crementar poblaciones reducidas de tortugas marinas mediante tcnicas de manejo La explicacin para la reduccin que han sufrido las poblaciones de tortugas marinas, es la sobre explotacin y la mortalidad causada por el hombre, a la que han sido sujetas por muchas generaciones. Para un manejo eficiente e integral de las poblaciones reducidas de tortugas marinas en las costas del Caribe Panameo, es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que: 1. Una vez que se identifiquen los hbitats esenciales (seccin 4.11), se dicten normas diseadas para ofrecer proteccin a largo plazo a estos hbitats (seccin 4.122). 2. Se protejan de la degradacin las zonas importantes de anidacin y ali mentacin (secci ones 4.13 y 4.14) y que se restauren las areas crticas deterioradas. La proteccin de estos hbitats debe incluir la designacin de Refugios para las Tortugas Marinas que incluyan las zonas ms importantes de anidacin (seccin 4.12). Si se quisieran adoptar estrategias ms elaboradas, como marcaje de tortugas, o control de depredadores, se debe n seguir los mtodos descritos en el m anual de Tcnicas para la Conservacin de Tortugas Marinas (Eckert et al ., 1999) y el Manual para mejores prcticas de conservacin de las tortugas marinas en Centroamrica (Chacn et al ., 2001 ), como las herramientas validadas ms recientes en este sentido. El manejo de las nidadas y huevos es importante, ya que a pesar de que las hembras adultas producen miles de huevos en toda su vida, los ndices de mortalidad de los embriones son elevados debido a factores naturales y antropognicos. Es conocido que slo una fraccin de huevos producir cras y muy pocas de estas cras sobrevivirn las dcadas necesarias para alcanzar la madurez sexual. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que sea una meta de mane jo de conservacin el ver que al menos un 75% de las nidadas se incuben con xito. Para alcanzar esta meta es necesario un manejo eficiente e integral de los hbitats y por ende es preciso que el Estado aplique estas recomendaciones, adems de tomar medida s rpidas para la proteccin de los huevos del consumo humano. Las poblaciones reducidas se pueden aumentar mediante la aplicacin de diversas tcnicas de manejo: 1. Proteccin de los nidos naturales en las playas, con el debido control de depredadores. 2. Reubicacin de nidos arriba de la lnea de marea alta: Cuando los nidos son construidos por las hembras cerca de la lnea de marea, estos nidos deben ser reubicados en la playa en zonas ms seguras. La decisin de hacerlo debe ser inmediata, ya que si l os huevos son movidos despus de las primeras 6 horas de haber sido ovipositados, hay un alto riesgo de provocar el desprendimiento y muerte inmediata del embrin, desde la membr ana que lo sujeta al cascarn. A veces es necesario

PAGE 71

Tortugas Marinas de Panam 55 tomar el riesgo, por ejemplo, si el nido est siendo erosionado como consecuencia de una tormenta, es prudente intentar salvarlo. E sto pudiera ocasionar una disminuci n del xito de eclosin, es decir, del nmero de cras vivas; pero salvar una fraccin, es mejor que la prdida tot al. Por lo tanto, es importante que los huevos sean manejados siempre con extremo cuidado, dentro del lapso de tiempo mencionado y que sean reubicados en la misma playa. 3. Reubicacin de nidos en un rea protegida (viveros o corrales): Para cumplir con est e punto se deber considerar la construccin de corrales, que son reas de la playa con cercas de plstico o metal. Esta medida se toma para proteger los huevos de los saqueadores humanos o de los depredadores slo si es absolutamente necesario, ya que el traslado de las nidadas puede ser lesivo y hasta fatal. Es necesario tomar nota de las condiciones naturales del nido para tratar de imitarlas, como la profundidad de la cavidad, la abertura del nido y la distancia a la vegetacin. Al no reproducir las condiciones naturales del nido, se pueden crear variaciones en la temperatura de incubacin conducentes a variaciones en la proporcin de sexos (Morreale et al., 1982) y por otra parte, el manejo poco cuidadoso durante el traslado y la siembra, puede ocasiona r la muerte de los embriones o la produccin de embriones deformes. 4. Proteccin de los juveniles y adultos en las reas de alimentacin: El mantenimiento en cautiverio de cras o de cualquier otra fase del estado de vida, no es una estrategia favorable ni recomendable para aumentar o proteger a las poblaciones de tortugas marinas, ya que entre otras cosas se puede cambiar el comportamiento natural de stos e influir en el xito de supervivencia en la naturaleza, una vez realizada la liberacin de los ejempl ares. En cautiverio las tortugas se muerden unas a otras, causando lesiones que comnmente son afectadas por infecciones secundarias, que pueden conducir a la prdida de ciertas partes del cuerpo (Mortimer, 1995). Aunque las tortugas pueden sobrevivir y an crecer una vez que han sido liberadas al mar, no existe suficiente informacin sobre la tasa de sobrevivencia de estas tortugas en vida silvestre. Por otra parte, la cra en cautiverio no es una tcnica realmente dirigida a solucionar los problemas de fondo que han ocasionado la disminucin de las poblaciones de tortugas marinas (Frazer, 1992), proble m as como la captura accidental en las pesqueras por ejemplo. Tampoco se conoce si las tortugas criadas en cautiverio tienen un comportamiento similar al de las criadas en vida silvestre, si se reproducen en la misma forma o si ya, como adultas, escogen playas de anidacin apropiadas (Huff, 1989; Woody, 1991). En Texas se condujo un experimento de iniciacin o cra en cautiverio (heasdtarting), con el fin de incrementar la anidacin de la tortuga lora, Lepidochelys kempii en un rea protegida en Isla Padre. Desde 1978 a 1988 se re colectaron 22 .507 huevos de esta especie en Rancho Nuevo (Tamaulipas, Mxico) y las cras se mantuvieron en cautiverio en Tex as. Se ha encontrado que ocho de las hembras de este programa anidaron en la costa texana, incrementando la anidacin de esta especie en el estado. Se ha informado que ms adultos de la tortuga lora son encontrados muertos en Texas, que en cualquier otro e stado de EE.UU. (Shaver, 2005). 4.25 Seguimiento de las poblaciones Las hembras reproductoras en las reas de anidacin, han sido el sostn principal de la investigacin de las tortugas marinas y de los program as de monitoreo de las poblaciones. La razn se debe fundamental mente a la accesibilidad de las hembras reproductoras. Para obtener resultados ms precisos en la actualidad se utilizan una combinacin de tcnicas incluyendo marcadorecaptura, telemetra y mtodos moleculares. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que las poblaciones de tortugas marinas, especficamente las hembras reproductoras, sean monitoreadas para evaluar a

PAGE 72

Informe Tcnico del PAC No. 47 56 largo plazo los avances d e los programas de conservacin, proteccin y manejo. Para desarrollar estos programas en forma intensiva se debe seleccionar las playas de a nidacin ndice Los programas de investigacin de este tipo, requieren de 20 a 25 aos de re colecta de datos, p ara obtener solidez estadstica en el anlisis de tendencias; tiempo considerado como razonable para la estimacin del perodo de una generacin. Por esta razn es importante crear grupos de voluntarios para apoyar estas investigaciones y que el Estado incentive la creacin de programas de monitoreo a largo plazo y que apoye los ya existentes. Tambin es importante atraer la atencin de las comunidades y de las universidades, para que sirvan como ejecutores del programa en actividades como: participacin en los censos diurnos y los patrullajes nocturnos, apoyo a la construccin de infraestructuras, denuncias, etc. A continuacin se presentan mtodos aceptados para el monitoreo de nidadas, neonatos o cras y tortugas de tallas mayores. 4.251 Seguimiento de las poblaciones anidadoras Las tortugas canal, carey y ocasionalmente la verde y la caguama, anidan en playas panameas (seccin II). El seguimiento o monitoreo del des ove de estas especies aporta informacin acerca de la localizacin de los hbitats ms importantes para la anidacin, las especies implicadas, distribucin y temporada de la anidacin y el xito reproductivo de los nidos. Para los programas de manejo y pro teccin es importante estimar el nmero de nidos depositados y la mortalidad o prdidas por factores naturales y antropognicos (seccin III). De esta forma se puede evaluar el xito de los programas que se realizan. El xito reproductivo de las nidadas, e s un parmetro poblacional primordial, ya que con l se puede estimar el esfuerzo reproductivo, a partir del nmero de cras producidas/por hembra/por ao. El nmero de rastros contados es la base de comparacin entre las playas y entre los aos (Alvarado y Murphy, 2000). La mayor parte de los esfuerzos para el monitoreo de nidos en Panam hasta la fecha, se haban limitado a informes de los residentes, conteo de rastros obtenidos por voluntarios locales o bilogos visitantes. Las razones de esto se deben a las circunstancias locales, limitaciones de personal, financieras, de infraestructura y de capacidad para el mantenimiento de los programas. Sin embargo, los proyectos de investigacin de tortuga carey y tortuga canal que se estn llevando a cabo en B ocas del Toro, documentan y protegen los nidos durante toda la temporada de anidacin (Ordoez et al., 2006). Adicionalmente, se estn registrando datos sobre los nacimientos exitosos y no exitosos. Con fondos suficientes para contratar personal o para a poyar logsticamente el esfuerzo de voluntarios, se pueden realizar censos nocturnos en las playas de anidacin importantes y documentar el nmero de tortugas anidando, nmero de nidos y nidadas y huevos depositados. La diferencia entre un nido y una nidad a, consiste en que un nido puede contener una nidada o no, dependiendo de si la hembra oviposit. Los censos diurnos son logsticamente ms factibles y se pueden ejecutar en una gran cantidad de localidades. Mientras que no se obtenga financiamiento para un censo de gran extensin, se debe aprovechar el recurso humano voluntario que se pueda tener para cubrir las playas prioritarias y recoger datos sobre la distribucin y abundancia de los nidos en censos diurnos. Una relacin rastro de anidacin: rastro d e nido (anteriormente denominados nidos falsos), permitir una estimacin del nmero de nidos por el conteo sistemtico de rastros obtenido durante esfuerzos de censos diurnos. Los elementos para establecer un rastro de anidacin (nido con huevos) y un r astro sin nidada (o un nido), llamado anteriormente rastro falso requieren de la observacin en un tiempo breve, ya que al transcurrir el tiempo se hace ms difcil la determinacin de lo observado, debido a las pisadas, la marea y otros factores. Un de sove exitoso o no depende de los obstculos que la hembra reproductora sortea en la playa (colinas escarpadas por la erosin, rboles cados, lagunas en la playa), perturbaciones (actividad humana, presencia de perros, iluminacin), condiciones fsicas del sitio escogido (la hembra puede encontrar races

PAGE 73

Tortugas Marinas de Panam 57 impenetrables, vidrio enterrado, agua; la arena puede estar muy seca para mantener una cavidad para el nido) y daos fsicos como una aleta mutilada. Comnmente es difcil confirmar un desove exitoso o la presencia de una nidada durante los censos diurnos, pero a veces el resultado es obvio, ya que algunas veces es claro que la tortuga regres al mar sin intentar excavar. Lo anterior es una huella o rastro sin nido y debe ser informado como tal (Sarti, 1998) En otras ocasiones la anidacin puede ser confirmada con facilidad por estar expuestos los huevos probablemente a causa de un cazador furtivo o depredador. A veces, es un reto distinguir un desove exitoso de un intento sin xito para un trabajador con experiencia, cuando la actividad del sitio incluye uno o varios nidos que pueden o no contener huevos. Una prctica nada recomendable para confirmar la presencia de un nido y los huevos es hurgar en la arena con una vara, ya que la invasin posterior de bacterias de los huevos rotos puede destruir el nido en su totalidad. Esta tcnica slo se puede usar con mucha precaucin para la reubicacin de nidos (seccin 4.29). Tan slo el encontrar un lugar adecu ado para hallar nidos de carey entre vegetacin den sa puede ser difcil. Por lo antes mencionado, es importante establecer que los nidos, ms que las nidadas, sean la base de los informe s. Despus de contar el rastro o nido con o sin huevos, se debe prevenir que el mismo sea contado dos veces, para ello se debe dejar una sea, camuflarlo con materiales propios de la playa y si es posible borrarlos con las manos, pies o ramas, para disuadir a los posibles saqueadores de encontrar el sitio. Las tortugas marinas dejan un rastro simtrico o uno asimtrico en la arena, lo cual facilita en muchos casos la identificacin de la especie. En el primer caso, el patrn es hecho por el movimiento simultneo de las aletas. En el segundo caso, es el resultado de una tortuga moviendo sus aletas frontales a un ritmo alte rna do. L a tortuga canal deja un rastro simtrico y profundo que mide aproximadamente dos metros de ancho. La tortuga verde tambin deja un rastro simtrico, pero tan slo mide cerca de un metro de ancho y el sitio del nido generalmente se caracteriza por u na cavidad profunda y solitaria de un metro o ms de profundidad y anchura. Las tortugas carey y las caguamas dejan un rastro asimtrico, la carey cerca de 0.7 m de ancho y la caguama cerca de 1 ,2 m de ancho. El rastro de la carey es comnmente muy tenue ya que el animal promedia unos 54 kg (Witzell, 1983). La caguama es tpicamente el doble de masa, promediando cerca de 116 kg en Florida (Dodd, 1988). Adems, la tortuga carey generalmente elabora sus nidos bajo el abrigo de la uva marina Coccoloba sp. u otra vegetacin arbrea de la playa. Con los resultados obtenidos de la proporcin rastro de anidacin vs. rastro sin nidada para una playa y la informacin promedio del nmero de nidadas depositadas por especie y por hembra, el cual vara ligeramente en tre especies, se puede estimar el nmero de hembras reproductivas en ese sitio (Sarti y Garca, 1999). Los promedios de nidadas depositados por hembras de tortugas marinas en la temporada de anidacin son: para la tortuga canal son de cinco a s iete nidadas en la carey, de tres a cinco, en la tortuga verde de dos a tres, y para la caguama, de tres a cuatro nidos. Esto significa, como ejemplo ilustrativo, que treinta rastros de tortuga carey en una playa pueden representar slo 20 nidadas y 10 intentos de anidacin sin huevos, lo que representara slo cuatro hembras adultas. Para obtener una tasa ms exacta o especfica del nmero de hembras anidando por ao en una playa en particular, as como los intervalos remigratorios intra e inter estacionales, se req uiere el patrullaje de las playas durante toda la noche. Todos los patrullajes nocturnos debern llevarse a cabo por personal entrenado y deber de iniciarse el marcaje de las hembras anidadoras en playas ndices de anidacin Para iniciar un programa d e marcaje es necesario tomar en cuenta que los resultados no se ven en uno o dos aos y por lo tanto la inversin de tiempo es mayor. El tiempo estimado como mencionamos anterior mente, es de 20 a 25 aos para obtener solidez estadstica en el anlisis de tendencias y aprender de la dinmica de anidacin por el marcaje. Cualquier programa de marcaje serio debe tener, al menos, una duracin

PAGE 74

Informe Tcnico del PAC No. 47 58 mnima de diez aos. Una investigacin a largo plazo es necesaria para advertir la tendencia de las poblaciones de tort ugas marinas y a corto plazo el marcaje proporciona valiosa informacin de los movimientos regionales de las tortugas marinas en el Gran Caribe y el Ocano Atlntico. Recomendaciones tcnicas sobre el marcaje se pueden encontrar en Balaz s (2000) y en Ecker t y Beggs (2006). Ya que no es ni prctico ni necesario monitorear todas las playas arenosas del Caribe panameo, es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que se seleccionen varias pl ayas de a nidacin ndice para un estudio intensivo a mediano y largo plazo. Se pueden utilizar los datos obtenidos en STAO I en 1983, STAO II en 1987 y otras investigaciones ms recientes para la identificacin de las playas ms utilizadas por las tortugas (Fig. 4, Tabla 1). Esta s playas debern ser monitoreadas durante toda la temporada de reproduccin para determinar la productividad, la mortalidad, el xito reproductivo de las nidadas (eclosin del nido) y estimar el esfuerzo reproductivo de las especies (nmero de cras por he mbra por ao, segn la especie). Con los datos que se generan de estas investigaciones se podr evaluar el xito de las medidas de conservacin, proteccin, manejo y recuperacin implementadas a favor de las tortugas. Los datos deben ser compilados central mente. Los trabajadores de campo deben recibir una instruccin preparatoria antes de la realizacin de los censos. 4.252 Seguimiento de neonatos o cras El xito reproductivo de los nidos es un parmetro importante que se debe determinar en cualquier programa de manejo, para esto se deben obtener las estimaciones de mortalidad o prdidas debido a la erosin, marea alta, animales domsticos o silvestres (perr os, cerdos), depredadores naturales (cangrejos, mangostas, aves) y cazadores furtivos (seccin III). En las playas de anidacin se puede anotar informacin circunstancial, basndose en los conocimientos que se tengan en temas como la desorientacin de los neonatos, depredacin o la dispersin de los huevos por erosin causada durante una tormenta. Durante el monitoreo de nidos, se deben hacer observaciones de las amenazas, como por ejemplo: b arreras de basura, rastros de neumticos, plantas rastreras de la playa que enredan a las cras, desorientacin por iluminacin artificial y/o hostigamiento de los espectadores. Sera de utilidad que los nidos sean marcados para su estudio, pero se recomienda que los mismos no sean marcados directamente; se puede medir l a distancia del nido a uno o varios objetos fijos para tener una localizacin precisa del nido cuando ocurra la eclosin o se puede usar la fotografa como herramienta de referencia. Para m onitorear los neonatos se puede esperar despus de 40 60 das del inicio de la incubacin Es preciso vigilar unos diez das antes de la fecha esperada de eclosin la nidada, a fin de detectar la salida o emergencia temprana de las cras. Al atardecer es cuando ocurre usualmente la emergencia de las cras a la superficie de la arena. El momento de la emergencia debe ser anotado en la hoja de informe s, la presencia de depredadores, desorientacin y/o barreras. Si no se llega a observar directamente la emergencia, sta puede ser confirmada por la presencia de docenas de peq ueos rastros desde el sitio del nido hasta el mar. Despus que ha pasado un da o dos, el nido puede ser excavado y el nmero aproximado de cras puede estimarse tomando como referencia los restos de los cascarones rotos. Adems, los huevos no eclosionado s o enteros pueden ser contados para determinar la proporcin de huevos que no dieron cras. Estos huevos pueden ser abiertos para un anlisis de la mortalidad en las etapas embrionarias. Consideraciones para el anlisis de estos aspectos se encuentran en Miller (2000). Es importante recopilar toda la informacin que se pueda acerca de una playa de anidacin; en especial informacin de los pobladores en las comunidades ms cercanas, para evaluar las acciones que se deban tomar, ejemplo: Si la playa tiene p roblemas de inundacin, entonces se debe considerar un programa para mover los huevos a un terreno ms elevado, ya sea al momento de la oviposicin o en la madrugada siguiente. El manejo adecuado de los huevos es crucial, as como las dimensiones de los n idos (ancho y profundidad), las cuales

PAGE 75

Tortugas Marinas de Panam 59 tienen que ser similar al original para que la temperatura de incubacin y por lo tanto la proporcin del sexo de las cras no se altere. Tan pronto como los recursos y los datos necesarios lo permitan, se debe realiz ar una evaluacin del xito reproductivo o de eclosin en las playas de a nidacin ndice seleccionadas. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que se recopile toda la informacin posible acerca de las pla yas de anidacin para evaluar las acciones que se deben tomar, a fin de aumentar el xito reproductivo y la conservacin de los nidos. 4.253 Seguimiento de tortugas en el mar El monitor eo de tortugas juveniles y adultas en el mar puede ser considerablemente ms difcil y costoso en comparacin con los conteos de nidos o evaluacin de mortalidad de los neonatos. Para poder monitorear a los juveniles y adultos alimentndose se deben realiz ar censos sistemticos de las reas especficas de alimentacin; zona de praderas marinas y arrecifes de coral. Si estas investigaciones se desarrollan con un programa combinado de marcaje, es posible evaluar los perodos de alimentacin de los individuos, as como sus movimientos. Por ejemplo, si una tortuga previamente marcada mientras se alimentaba, se presenta en un punto distante de donde fue inicialmente identificada se pueden evaluar los movimientos regionales de este individuo. Sin embargo, no es ne cesario marcar tortugas para realizar estos estudios, ya que se puede obtener informacin muy valiosa por la observacin en las reas de alimentacin y el informe del nmero de tortugas registradas. Recomendaciones para realizar investigaciones sobre tortu gas marinas en reas de alimentacin se pueden obtener de Ehrhart y Ogren (2000). La capacitacin de los pescadores es importante para que los resultados de las observaciones sean positivos y se cambie el comportamiento inadecuado con relacin a las tortu gas. Por ejemplo, los indgenas que se dedican a la pesca frecuentemente recogen tortugas juveniles de la basura que flota en el mar, despus las mantienen en cautiverio y las alimentan con vsceras de pescado, sardinas, banano, arroz, pan, yuca y coco. L os indgenas consideran a estas tortugas como mascotas o juguetes de sus nios. En la Comarca de Kuna Yala, se reporta que los indgenas Kunas tienen este comportamiento por tradicin en las comunidades de Wichubuala, Corbisqui y Oros Tupu, hasta que las t ortugas alcanzan 3 o 4 aos y son liberadas (Arosemena y Ruiz, 1986). Un estudio preliminar en el agua fue realizado en el Archipilago Kuna Yala (Diez et al., 2002). Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que se involucre a los pescadores, con el propsito de obtener informacin de las distintas especies mientras ellos se movilizan y realizan sus actividades acostumbrados de pesca. Esta ayuda puede proveer informacin de las principales reas de alimentaci n en las cuales podemos encontrar tortugas marinas, as como las etapas de vida presentes en estos hbitats. 4.3 Fomentar y apoyar la c ooperacin i nternacional Esta es una misin muy important e en la actualidad para los pases y debe ser una poltica a adoptar por cada gobierno. En conjunto se pueden identificar los problemas ms apremiantes en el mbito regional, plantear las medidas apropiadas para enfrentarlos en el contexto de un programa d e conservacin y desarrollo coordinado y completo. Bajo este marco de referencia, se pueden encontrar instrumentos legales a escala internacional y regional que han empezado a hacer valer s u nivel supralegal jerrquico. Estas herramientas legales llamadas acuerdos, tratados, convenios internacionales y regionales han sido diseadas para promover economas costeras sostenibles, proteger hbitat naturales sensibles, especies en vas de extincin y controlar la contaminacin marina, entre otros aspectos claves.

PAGE 76

Informe Tcnico del PAC No. 47 60 4.31 Tratados globales 4.311 CITES La Convencin sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna (CITES ) fue establecida no slo para reg ular el trfico internacional de especies de flora y fauna en peligro de extincin, sino tambin, para regular partes y derivados de productos que de ellos pueda extraerse. Por ejemplo: pieles, sangre, huevos, esqueletos, conchas y otros. El propsito de este acuerdo internacional es proteger a las especies en peligro de la sobreexplotacin excesiva por medio de un sistema de permisos de importacin y exportacin. La convencin reconoce tres categoras para las especies: El Apndice I incluye a las especies que estn en peligro de extincin mayor y cuyo trfico est controlado estrictamente; todas las especies de tortugas marinas estn en esta categora. La lista del Apndice II contempla a las especies que no estn amenazadas al grado anterior y que podr an estar en peligro, a menos que el trfico sea regulado. Por ltimo, el Apndice III lista a las especies que se encuentran bajo un rgimen especial dentro de alguno de los pases miembros de la convencin y requiere de la cooperacin internacional para controlar el trfico; estas especies no se encuentran amenazadas globalmente. El Apndice IV contiene el modelo de los permisos; los permisos son requeridos para las especies de los apndices I y II declarando que la exportacin/importacin no ser perjudicial para la supervivencia de las especies. La convencin CITES fue acordada en una reunin de representantes de 80 pases celebrada en Washington en 1973, y entr en vigor el 1 de julio de 1975. A ctualmente hay 172 pa ses signatarios. CITES es uno de los tratados ms ampliamente apoyados de todos los tiempos y seala a sus miembros las obligaciones que asumen al suscribir este convenio. CITES no regula o controla ningn aspecto sobre el uso de las especies en pas alguno, incluyendo a las tortugas marina s. Tales regulaciones deben ser promulgadas por cada gobierno, como lo correspondiente a la cra de tortugas en granjas. Panam se uni a CITES en 1978. La autoridad administrativa de CITES en el pas es la Autoridad Nacional del Ambiente. Los permisos CIT ES se tramitan especficamente en la Direccin Nacional de reas Protegidas y Vida Silvestre. En todos los pases firmantes existe una unidad de cuarentena en los aeropuertos, la cual tiene la autoridad de hacer cumplir lo acordado en este convenio. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que el Estado panameo refuerce la presencia institucional con respecto a este tema en otras zonas migratorias como los son las vas martimas y terrestres, adems de cap acitar al personal encargado para prevenir y evitar el trfico ilcito de estas especies. 4.312 Convencin sobre la Diversidad Biolgica Los objetivos del presente Convenio son la conservacin de la diversidad biolgica, la utilizacin sostenible de sus componentes y la participacin justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilizacin de los recursos genticos, mediante, entre otras cosas, un acceso adecuado a esos recursos y una transferencia apropiada de las tecnologas pertinentes, teniendo en cuenta todos los derechos sobre esos recursos y a esas tecnologas, as como mediante una financiacin. Panam firm la misma el 13 de Junio de 1992. Esta convencin no contiene ninguna disposicin especfica para la proteccin de las tortugas ma rinas, pero sus artculos proveen mecanismos de planificacin y proteccin del hbitat para proteger la diversidad biolgica, tanto a nivel nacional como regional (Wold, 2006).

PAGE 77

Tortugas Marinas de Panam 61 4.313 Convencin Marpol La Convencin Internacional para la Prevencin de la Contaminacin de los Barcos (MARPOL, International Convention for the Prevention of Pollution from Ships) suscrito en Londres el 02 de noviembre de 1973, fue adoptada como ley de la Repblica de Panam por medio de la Ley No.17 del 9 de noviembre de 1981. Contiene las reglas especiales de construccin y equipo para la prevencin de la contaminacin accidental, adems de las reglas para las descargas autorizadas en el mar. Este convenio enfoca aspectos importantes para minimizar y eliminar la contaminacin p rocedente de buques, adems, considera los siguientes aspectos principales: Apndice I regula y establece las prohibiciones de la contaminacin de hidrocarburos, Apndice II regula la contaminacin de sustancias lquidas peligrosas transportadas a granel, el Apndice III previene la contaminacin de sustancias peligrosas transportadas en paquetes y bultos, el Apndice IV regula la contaminacin de aguas residuales en el mar por buques y el Apndice V regula la contaminacin de basura producida por los buque s. Este ltimo fue ratificado en 1991, describiendo al Caribe como rea Especial, por la cual se aplican reglas de descargas ms estrictas que en cualquier otra zona, para as dar mayor proteccin al ambiente. 4.314 Convencin de las Naciones Unidas sob re el Derecho del Mar Esta convencin llamada tambin la C onstitucin del mar fue ratificada por Panam el 1 de Junio de 1996. Tomando en cuenta la naturaleza altamente migratoria de las tortugas marinas, las cuales pueden encontrarse en el mar territorial y en las zonas econmicas exclusivas de ms de un pas, es importante que en el marco de este tratado, se busque un acuerdo sobre las medidas de conservacin y manejo de las tortugas marinas (Wold, 2006). 4.315 Convencin sobre la Conservacin de Especies Migratorias Esta Convencin conocida tambin como la Convencin de Bonn o la CMS, se desarroll para combatir las amenazas a las especies migratorias, incluyendo la destruccin del hbitat y la captura para el consumo domstico. La CMS establece dos apndices: El Apndice I lista a aquellas especies en peligro de extincin con evidencia cientfica y el Apndice II lista las especies en estado desfavorable. Desde que la Convencin entr en vigor, su membresa ha crecido a buen ritmo incluyendo 101 Partes Contratantes de Africa, Centro y Sur Amrica, Asia, Europa y Oceana. Si esta convencin es ratificada por sufi cientes Naciones en el Gran Caribe, podr a ser una herramienta efectiva en la conservacin de las tortugas marinas, dado su condicin de especies migratorias. Panam an no es miembro de la CMS. 4.316 Convencin Ramsar El 3 de enero de 1989, la Repblica de Panam aprob la Ley No. 6 por medio de la cual se aprueba el Convenio Internacional para la Proteccin de Humedales de Importancia o Convencin Ramsar. Esta Convencin reconoce dent ro del mbito de su jurisdiccin, todas las aguas corrientes, estancadas, embalses naturales o artificiales y la franja costera, hasta los seis metros bajo la superficie del mar, como las marcas ms bajas. Los ambientes acuticos en el Caribe de Panam identificados como humedales Ramsar son: e l ecosistema lacustre de las Lagunas de San San y Changuinola que incluyen canales, lagunas, cinagas que han sido poco estudiadas, Archipilago de Bocas del Toro y Laguna de Chiriqu con una baha de aguas superfici ales con numerosas islas, zonas costeras con manglares y la Pennsula de Valiente, Lagos Diablo, Jugl y Daman que incluyen la parte sureste de la Laguna de Chiriqu, el delta del ro Diablo y las lagunas de agua dulce de Jugl y Daman, donde no se han hecho estudios (Scott y Carbonell, 1986).

PAGE 78

Informe Tcnico del PAC No. 47 62 4.32 Tratados regionales 4.321 Convencin de Cartagena y Protocolo SPAW El tratado ms importante ratificado por Panam con respecto a la proteccin de las tortugas marinas y lo s hbitats de los cuales dependen, es la Convencin de los Mares Regionales del Programa Ambiental de las Naciones Unidas (Regional Seas Convention of United Nations Environment Programmes; UNEP) en el Caribe, conocida como la Convencin para la Protecci n y Desarrollo del Medio Marino de la Regin del Gran Caribe (Convention for the Protection and Development of the Marine Environment of the Wider Caribbean Region) o como la Convencin de Cartagena (Cartagena Convention). Esta convencin surgi del P rimer Congreso Intergubernamental (First Intergovernmental Meeting) que fue convocado por el PNUMA en cooperacin con la Comisin Econmica para Amrica Latina (ECLA, Economic Commission for Latin America), en Montego Bay, Jamaica, del 6 8 de abril de 1981. Aqu los representantes de Gobiernos de 22 pases en la regin adoptaron un Plan de Accin, conocido como el Plan de Accin para el Programa Ambiental del Caribe (APCEP, Action Plan for the Caribbean Environment Programme) y establecieron el Fondo de Confianza del Caribe (Caribbean Trust Fund) para apoyar los costos y actividades comunes asociados con la implementacin de este Plan de Accin. El Convenio de Cartagena ha sido complementado por tres protocolos o subacuerdos que abordan asuntos ambientales especficos de la regin; tras su adopcin los protocolos deben ser ratificados por nueve Estados antes de convertirse en ley internacional. El Plan de Accin condujo en marzo de 1983 a la adopcin del Convenio de Cartagena; esta Conferencia Plenipoten ciaria se reuni en Cartagena, Colombia. Representantes de 16 Estados participaron. La Convencin describe las responsabilidades de las Partes Contratantes para prevenir, reducir y controlar la contaminacin provocada por una variedad de causas: contami nacin proveniente de los barcos, la descarga de desperdicios en el mar, las fuentes terrestres de contaminacin, las actividades en el fondo marino, y la contaminacin atmosfrica. El Artculo 10 es de inters especial, ya que tiene como prioridad que las Partes Contratantes individual o conjuntamente tomen las medidas apropiadas para proteger y preservar los ecosistemas raros y frgiles, as como el hbitat de especies diezmadas, amenazadas o en vas de extincin. Durante esta Conferencia se adopt la Co nvencin y un Protocolo relativo a la cooperacin para combatir los derrames de hidrocarburos en la regin. Mediante este Protocolo las naciones signatarias se comprometen a prevenir y remediar los derrames de hidrocarburos en el medio ambiente marino, incluyendo el desarrollo de capacidades de respuesta a las emergencias de derrames. La Convencin de Cartagena y este Protocolo se convirtieron en un documento jurdicamente vinculante el 1 de octubre de 1986. En enero de 1990 se adopt el segundo subacuerd o de la Convencin de Cartagena; el Protocolo Concerniente a las reas y Vida Silvestre Especialmente Protegidas (SPAW, Specially Protected Areas and Wildlife), el cual se convirti en ley internacional en Panam el ao 2000. Las naciones signatarias se co mprometen a proteger, conservar y manejar de manera sostenible las reas que requieren de proteccin para salvaguardar su valor especial; especies de flora y fauna amenazadas o en vas de extincin y otras especies importantes, a fin de impedir que estas se vean amenazadas o desaparezcan. El Protocolo incluye en tres anexos a las especies que requieren de proteccin: El Anexo I incluye especies de flora que requieren de proteccin a todas las formas de destruccin o amenazas, el Anexo II contiene a las especies de fauna mayor que requieren de proteccin total y recuperacin; explcitamente prohbe la toma, posesin o matanza (incidental o no) o trfico comercial de tales especies, particularmente durante los perodos reproductivos, incubacin, estivacin o m igracin, as como otros perodos de importancia biolgica, y por ltimo el Anexo III incluyendo las especies con necesidad de proteccin y recuperacin, pero sujetas a una cosecha regulada. Este protocolo proporciona un mecanismo donde las especies de fa una y flora silvestres puedan ser protegidas en una escala regional.

PAGE 79

Tortugas Marinas de Panam 63 El 11 de junio de 1991, los pases Plenipotenciarios se reunieron de nuevo en Kingston, Jamaica, para adoptar formalmente los Anexos del Protocolo Concerniente a las reas y Vida Silvest re Especialmente Protegidas. La Conferencia vot unnimemente para incluir a las seis especies de tortugas marinas que habitan el Gran Caribe en el Anexo II: Caretta caretta Chelonia mydas Eretmochelys imbricata Dermochelys coriacea Lepidochelys kempi y Lepidochelys olivacea (UNEP, 1991; Eckert, 1991). El voto unnime en el tema de las tortugas marinas es una declaracin clara por parte de los gobiernos del Caribe de la proteccin prioritaria que deben tener las especies de poblaciones reducidas regio nalmente. El tercer sub acuerdo de la Convencin de Cartagena es el Protocolo Relativo a la Contaminacin Procedente de Fuentes y Actividades Terrestres, adoptado en 1999. Mediante este Protocolo las naciones signatarias se comprometen a establecer lmites para los efluentes y las emisiones y/o las mejores prcticas de manejo en el caso de contaminantes prioritarios, y a fomentar la cooperacin para el monitoreo, la investigacin y el intercambio de la informacin cientfica y tcnica en materia de contamin acin terrestre. 4.322 Convencin Interamericana para la Proteccin y Conservacin de las Tortugas Marinas Esta convencin es el nico tratado internacional enfocado especficamente en las tortugas y el cual Panam no ha ratificado hasta el momento. Despus de varios aos de negociaciones y varias reuniones regionales finalmente entr en vigor en mayo del 2001 por la ratificacin de los ocho pases necesarios segn l Artculo XXII para su entrada en vigor. Actualmente d oce pases, Venezuela, Per, Brasil, Costa Rica, Mxico, Ecuador, Holanda, Honduras, Estados Unidos, Belice y Guatemala y recientemente Uruguay (Marco Solano, Secretara de la Convencion, com. pers.), han presentado los instrumentos de ratificacin ante el Gobierno de Venezuela, depositario oficial del convenio segn el Artculo XXI. Otros pases de Amrica del Sur (Chile y Argentina) estn haciendo las gestiones en pro de la ratificacin (Marco Solano, Secretara de la Convencin Interamericana, com. pers.). El objetivo principal de esta convencin es promover la proteccin, conservacin y recuperacin de las poblaciones de tortugas marinas y los hbitats de los cuales ellas dependen, basados en los mejores datos cientficos disponibles y tomando en consideracin el ambiente, socioeconmico y cultural caracterstico de las Partes. La Convencin Interamericana es una herramienta importante en el mbito hemisfrico para incrementar y mejorar los esfuerzos de investigacin y conservacin de tortugas marinas; este convenio se aplicar en todo el territorio americano y las reas martimas del Ocano Atlntico, Ocano Pacfico y Mar Caribe. Las Naciones contratantes de este convenio tienen las siguientes obligaciones: 1. Prohibir la captura, retencin o captura inc idental, el comercio de huevos, partes y productos de las tortugas marinas. 2. Cumplir lo establecido por la convencin CITES con relacin al comercio internacional de tortugas marinas, sus huevos, partes y productos. 3. Restringir las actividades humanas que p uedan afectar de manera adversa el proceso de reproduccin, incubacin y migracin de las tortugas marinas. 4. Fortalecer la proteccin, conservacin, restauracin del hbitat y aquellos sitios establecidos y designados como reas protegidas. 5. Apoyar investiga ciones dirigidas a la reproduccin, cultivo y reintroduccin experimental. 6. Promover la educacin ambiental y diseminacin de informacin con el objetivo de involucrar la participacin de las instituciones gubernamentales, no gubernamentales y pblico en ge neral. 7. Reducir al mnimo de captura, la captura accidental o incidental de tortugas durante actividades pesqueras, as como tambin el desarrollo, mejora y utilizacin de equipos de pesca, dispositivos y tcnicas apropiadas, incluyendo el dispositivo exclu idor de tortugas (conocido como TED).

PAGE 80

Informe Tcnico del PAC No. 47 64 Al presente, se han realizado tres Conferencias de las Partes de esta convencin y Panam ha partici pado como observador en algunas de las mismas. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recu peracin de las Tortugas Marinas que Panam se adhiera a la Convencin Interamericana para la Proteccin y Conservacin de las Tortugas Marinas (2007), por la importancia y la amplitud de este convenio para protege r y conservar a estas especies y sus hbitats. Como ot ras convenciones, sta posee una pgina web donde pueden verse los diferentes avances y bajarse diversos documentos. 4.323 Convencin del Hemisferio Occidental En 1940 entr en vigor la Convencin de la Proteccin de la Naturaleza y Preservacin de la Vida Silvestre en el Hemisferio Occidental, la cual fue negociada bajo el auspicio de la Unin Panamericana. El principal objetivo de este convenio es preservar todas las especies de fauna y flora de Amrica, adems de preservar zonas importantes para la vida silvestre y humana. La convencin no tiene una estructura administrativa para reunir a las Partes y en gran medida, queda sin aplicar (Wold, 2006). Trece de los veintids pases firman tes de esta convencin estn en la regin del Gran Caribe, sin embargo, ste instrumento no contiene ningn mecanismo para alcanzar compromisos; deja a cada parte la libertad de implementar los acuerdos u objetivos del convenio como lo encuentre apropiado Panam ratific esta convencion desde 1972. 4.33 Manejo sub regional de las tortugas marinas El Acuerdo de Cooperacin para la Conservacin de las Tortugas Marinas en la Costa Caribea de Costa Rica, Nicaragua y Panam, tambin denominado Acuerdo Tripartito, es una iniciativa subregional entre estos tres pases que consideran importante presentar un plan de manejo para la conservacin de las poblaciones de tortugas marinas con las siguientes pre misas: 1. Que los tres pases han firmado y ratificado: La Convencin sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), la Convencin Relativa a los Humedales de Importancia Internacional especialmente como Hbitat d e Aves Acuticas (Convencin Ramsar), el Convenio Sobre la Diversidad Biolgica, Convenio para la Conserva cin de la Biodiversidad y Proteccin de las reas Silvestres Prioritarias en Amrica Central, Convenio de Conservacin de Especies Migratorias de An imales Silvestres (firmado y ratificado por Panam), Convencin de Cartagena sobre Vertimiento de Desechos Marinos; y stos dan las bases legales y adm inistrativas para este acuerdo. 2. Que las tortugas marinas son un recurso compartido que migra a travs de los ocanos y que las poblaciones de tortugas marinas en Costa Rica, Nicaragua y Panam, pasan parte de su vida en las playas y en las reas marinas de los tres pases conformando un corredor biolgico marino en el Caribe Occidental. 3. Que las tortugas mar inas requieren consideraciones especiales de manejo, porque son especies de lenta y arriesgada maduracin, ya que su potencial reproductivo slo se realiza si tienen una alta tasa de supervivencia cuando adultos y que la vulnerabilidad de los adultos reproductores lo ha hecho el blanco de muchas explotaciones actuales en la costa caribea. 4. Que durante los primeros aos de su vida, los neonatos se distribuyen en el mar de los sargazos y en otras reas de altamar en condicin pelgica pasiva, donde encuentran diversos problemas de contaminacin y de otra ndole.

PAGE 81

Tortugas Marinas de Panam 65 5. Que las comunidades de la c osta c aribea de Costa Rica, Nicaragua y Panam, comparten una herencia cultural, en la cual las tortugas marinas juegan un papel importante. 6. Que los pases de Costa Rica, Nicaragua y Panam comparten un compromiso histrico con la conservacin de las tortugas marinas en la costa caribea; y han establecido la necesidad de cooperacin trilateral para conservar las poblaciones compartidas de tortugas marinas. 7. Que las pobl aciones de tortugas marinas de la costa caribea de Costa Rica, Nicaragua y Panam, en ausencia de una adecuada proteccin y manejo de las mismas, no sobrevivirn a la explotacin comercial del recurso, debido a la creciente demanda de las poblaciones humanas y de otras actividades econmicas de la costa caribea de los tres pases. 8. Que existe una iniciativa de los estados del hemisferio occidental, que apoyan la implement acin de la Convencin Interamericana para la Proteccin y Conservacin de las Tortu gas Marinas, cuyo texto ha sido firmado por los tres pases, la cual establece medidas regionales, subregionales y nacionales para promover la proteccin, conservacin y recuperacin de las poblaciones de tortugas marinas y de los hbitat de los cuales dep enden. 9. Que, Costa Rica, Nicaragua y Panam han establecido reas protegidas costeras y marinas interrelacionadas e interdependientes en el istmo, que constituyen un corredor biolgico marino natural, y que han protegido a las tortugas marinas mediante su legislacin nacional. 10. Reconociendo la necesidad de desarrollar un plan de manejo regional con el fin de establecer a cciones viables para la conservacin de las poblaciones de tortugas marinas. 11. Que las tortugas marinas requieren la proteccin tanto del h bitat de desove como de los hbitats marinos. El objetivo principal de este acuerdo es implementar los convenios y acuerdos internacionales y nacionales de las Partes para la conservacin de las tortugas marinas, mediante la ejecucin de un Plan de Manejo Regional en la costa caribea de Costa Rica, Nicaragua y Panam, que integre a todas las partes involucradas en el manejo del recurso, haciendo uso de la mejor informacin cientfica disponible que permita medidas de conservacin de una manera comprometid a, cuya elaboracin e implementacin estar a cargo de la Secretara Ejecutiva, la cual ser establecida por el Comit Regional. El comportamiento migratorio de las tortugas marinas ha sido documentado ampliamente y se sabe que son parte de las especies m s migratorias del Caribe; se han informado cientos de casos de tortugas marcadas en un rea y capturadas en zonas lejanas de alimentacin (seccin 4.113). Por ejemplo Meylan (1999b) ofrece un resumen de las migraciones internacionales de la tortuga car ey en el Caribe. La premisa en la cual se fundamentan estos acuerdos es valiosa, ya que cualquier accin para proteger a las tortugas marinas debe ser compartida entre las naciones que tienen en comn a estas especies. Por igual razn el proyecto de WID ECAST est activo en todos los pases y territorios del Gran Caribe, desarrollando planes para la recuperacin y fijando prioridades para la accin nacional e internacional a favor de las poblaciones de tortugas marinas (seccin 4.53). Es una recomendac in de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que se estimule a los pases que posean poblaciones comunes de tortugas marinas a desarrollar acuerdos o convenios subregionales de manejo para promover la proteccin, conservacin y r ecuperacin de las poblaciones de

PAGE 82

Informe Tcnico del PAC No. 47 66 tortugas marinas y de los hbitats de los cuales dependen. Deben utilizarse las premisas del Acuerdo de Cooperacin para la Conservacin de las Tortugas Marinas en la Costa Caribea de Costa Rica, Nicaragua y Panam como m odelo de referencia. Adicionalmente, el estado panameo puede tomar la iniciativa de reactivar las negociaciones del Acuerdo Tripartito con Nicaragua, para que conjuntamente con Costa Rica, se invite nuevamente a Nicaragua a firmar dicho acuerdo. La Co misin Centroamericana de Ambiente y Desarrollo o CCAD (2007) es el rgano del Sistema de la Integracin Centroamericana (SICA), responsable de la agenda ambiental regional. Su objetivo principal consiste en "contribuir al desarrollo sostenible de la regi n centroamericana, fortaleciendo el rgimen de cooperacin e integracin para la gestin ambiental". Para alcanzar este objetivo, la CCAD dispone del Plan Ambiental de la Region Centroamericana (PARCA), una estrategia de mediano y largo plazo que para el perodo 20052010, se desarrolla a travs de tres reas estratgicas: ( 1) Prevenci n y control de la contam inacin, ( 2) Conservacin y uso sostenible del Patrimonio Natural y ( 3) Fortalecimiento institucional de la CCAD En asuntos relacionados con tortuga s marinas y CITES, la plataforma proporcionada por la CCAD, ha sido un valioso elemento para asegurar decisiones de consenso regional que asegurar la protecci n legal internacional de las tortugas marinas. Debe destacarse que actualmente se desarrolla un proyecto binacional entre WIDECAST Costa Rica y AAMVECONA, en un esfuerzo conjunto de capacitacin, planificacin y estandarizacin de mtodos de trabajo y sistematizacin de informacin (D. Chacn, com. pers.) 4.4 Desarroll o de la e ducacin p blica Una pieza importante de un plan de accin es desarrollar la educacin ambiental (Ley 10 de 1992 ) para ello es necesario resaltar en la poblacin la necesidad de preservar y usar los r ecursos naturales de manera sostenida, incluyendo a las tortugas marinas. Los siguientes puntos acerca de las tortugas en peligro y la necesidad de protegerlas debern mencionarse a los residentes locales, pescadores y turistas cuando se hable con ellos: 1. Las tortugas marinas son de vida larga, alcanzando su madurez sexual en 20 35 aos. 2. La mortalidad natural es muy alta en las etapas tempranas de los juveniles, pero ms reducida para los juveniles grandes y adultos. 3. Las hembras adultas promedian de tres a cinco nidos por ao dependiendo de la especie y anidan cada dos a cinco aos; en condiciones normales las hembras viven por muchos aos y depositan miles de huevos para que las poblaciones permanezcan estables. 4. Las tortugas adultas histricamente han sido el objetivo de pescadores y cazadores furtivo s pues proporcionan ms carne. Las leyes para la pesca usualmente protegen slo a las tortugas pequeas. 5. Las hembras cargadas de huevos son sacrificadas en nmeros desproporcionados, ya que ellas se capturan f cilmente en las playas de anidacin. 6. La captura de tortugas adultas, especialmente hembras reproductoras, es la manera ms segura de llevar a las poblaciones al colapso (esto ha sido observado en muchos lugares alrededor del mundo). 7. Las poblaciones de tort ugas marinas no pueden sostener la cosecha persistente de juveniles grandes y adultos. 8. Las poblaciones anidadoras han sido fuertemente reducidas o exterminadas en todo el Caribe, incluyendo Panam, ya que los adultos no estn sobreviviendo en nmeros sufic ientes para producir la siguiente generacin y la cosecha desmedida de huevos slo aumenta este problema.

PAGE 83

Tortugas Marinas de Panam 67 9. El hecho de que las poblaciones anidadoras se estn colapsando pero an se vean tortugas juveniles en aguas locales no es sorprendente se trata de poblaciones diferentes. 10. Los juveniles viajan durante los aos previos a su madurez por lo tanto, los juveniles locales no son residentes, son un recurso regional compartido. 11. Las hembras adultas regresan a Panam en intervalos regulares a depositar sus hu evos y luego se van al final de la temporada de anidacin a sus reas de alimentacin, localizadas en lugares distantes, incluyendo a Costa Rica, Nicaragua, Honduras y Colombia y otros pases o territorios del Gran Caribe. 12. Todas las naciones deben trabajar juntas, para que este recurso compartido pueda sobrevivir. 4.41 Residentes locales En abril de 1991 se form el Grupo de Trabajo de Bocas del Toro, para trabajar en las islas y las poblaciones de la cost a, compuesto por: Oficina de Educacin Ambiental del Ministerio de Educacin, ANAM (anteriormente INRENARE) Ministerio de Planificacin, Direccin de Poltica Indigenista del Ministerio de Gobierno y Justicia, Smithsonian Tropical Research Institute (STRI ), Unin Mundial para la Naturaleza (U I CN), Centro Agronmico Tropical de Investigacin y Enseanza (CATIE), CARIBARO, Asociacin Nacional para la Conservacin de la Naturaleza (ANCON) y Fundacin de Parques Nacionales y Medio Ambiente (Fundacin PANAM). Estos grupos trabajaron para desarrollar los siguientes programas de educacin ambiental en la provincia de Bocas del Toro: 1. Educar a los estudiantes mediante un programa de educacin ambiental formal en las escuelas, 2. Sensibilizar a la poblacin en genera l por medio de un programa de educacin ambiental no formal, 3. Brindar alternativas tecnolgicas de explotacin racional de los recursos naturales especialmente los marinos, 4. Contribuir a la planificacin del uso de los recursos de las islas, 5. A yudar a impleme ntar el plan de ordenamiento territorial de la U I CN. En Isla Coln, Bocas del Toro (A. Meylan, com. pers.), la poblacin de Pia, la Provincia de Coln y en la Comarca de Kuna Yala (A. Ruiz, STRI, com. pers.) se han llevado a cabo actividades de educaci n ambiental no formales sobre las tortugas marinas. Para seguir desarrollando este trabajo se debe buscar la cooperacin y apoyo voluntario de otros grupos conservacionistas que tambin estn interesados en la proteccin de las tortugas marinas, se deben o rganizar grupos de trabajo y vigilancia que ayuden al personal de la ANAM y ARAP en su gestin de patrullar las playas y controlar el saqueo de los huevos. Adems, se debe informar a los pobladores sobre el programa de marcado de las tortugas que salen a anidar, para que puedan reportar el hallazgo de tortugas marcadas. Con sede en la costa Pacfica de Panam, desde 1993 el programa de educacin ambiental marina en Punta Culebra, Calzada de Amador, bajo la oficina de educacin del Smithsonian (STRI) ha con templado el tpico de los animales en peligro de extincin, utilizando como ejemplo principal a las tortugas marinas. Inicialmente, el grupo meta fueron los estudiantes de las escuelas y universitarios de la Repblica de Panam. En 1996, el Centro de Exhi biciones Marinas (CEM) de Punta Culebra, actualmente denominado Centro Natural de Punta Culebra muy cerca a la ciudad de Panam, abri sus puertas al pblico general, ofreciendo a sus visitantes un ambiente nico de aprendizaje al aire libre. En el 2002, el CEM STRI, present a las autoridades del Ministerio de Educacin, el libro de actividades educativas (bilinge) Un puente entre el c urrculo de Panam y el Programa e ducativo a mbiental m arino del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (Ep htimiadis et al ., 2003), el cual contiene una actividad denominada Salvemos a la t ortuga c arey entre las actividades interactivas desarrolladas. Para mayor informacin estas actividades estn

PAGE 84

Informe Tcnico del PAC No. 47 68 disponible s en la pgina Web http://www.stri.org/english/visit_us/culebra/education.php En julio de 2003, se inaugur en Punta Culebra la exhibicin permanente Tortugas m arinas: Navegantes m isteriosas comple mentada con un estanque que alb erga organismos marinos, entre stos, tortugas marinas. Desde el ao 2001, el programa educativo ambiental del laboratorio marino de Punta Galeta de STRI, en la costa caribea de Coln, ofrece a estudiantes y visitantes en general, giras guiadas que incluy en una exhibicin e informacin sobre la historia natural de las tortugas marinas. Desde el ao 2002, el Congreso General Kuna con la asistencia tcnica y apoyo financiero de la Agencia Espaola de Cooperacin Internacional (AECI), ejecuta un proyecto d e Educacin Ambiental en Materia de Recursos Marino costeros en el Archipi lago de Kuna Yala. P ara los aos 2006 al 2007, el Congreso Kuna con el apoyo tcnico y financiero de la AECI, tienen programado empezar una campaa educativa sobre la proteccin e investigacin de las tortugas marinas en el archipilago kuna. Desde el 2003, en viajes por toda la Comarca Kuna, apoyando al proyecto de Educacin Ambiental en Materia de Recursos Marino costeros ha observado en diferentes comunidades, que se estn ca pturando cantidades considerables de tortugas en diferentes playas de anidamiento por parte de los comuneros y pescadores de langosta ( A. Castillo, com. pers.) C uando la pesca de langosta es baja o mala, los langosteros optan por la explotacin de otros r ecursos marinos pesqueros, entre estos, las tortugas marinas, sobre todo el morro o tortuga verde y el yauk o tortuga carey, es decir la pesca de langosta se vuelve multiespecfica; igualmente, apoyando a los cientficos en su trabajo de campo en Kuna Yala, a bordo del barco de investigacin URRACA del STRI, se han observado tortugas carey juveniles al bucear con SCUBA en los arrecifes (A. Castillo, com. pers.). Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que se promuevan y se den a conocer a todos los grupos e instituciones costeras locales (seccin 4.121) las leyes de proteccin de las tortugas marinas existentes en Panam, las convenciones internacionales de las que Panam es Parte, al igual que las le yes internacionales que han generado estas convenciones. Se requiere preparar un programa de difusin sobre tortugas marinas conjuntamente con la ANAM, ARAP y ONGs para los habitantes y las autoridades de las comunidades de zonas costeras para generar un cambio de actitud en la comunidad. Para alcanzar una conciencia ambiental se debe promover un cambio de actitud en todos los grupos e instituciones costeras locales y a todos los niveles, esto es dentro y entre los gobiernos, las organizaciones gubernament ales y las bases comunitarias, para ello se debe empezar por educar. La educacin debe darse en todas las categoras, lo cual hace necesario definir la informacin de acuerdo al objetivo al cual se quiere llegar, para crear conciencia de manera efectiva. E n cuanto a la educacin ambiental no formal, se deben utilizar todos los medios de comunicacin, tanto electrnicos como impresos para informar a las comunidades costeras y al pblico en general la importancia de proteger a las tortugas marinas y conservar su hbitat en estado natural, es decir, sin alterarlo ni contaminarlo. Las presentaciones orales, son un mtodo adecuado para transmitir informacin y crear una mayor conciencia ciudadana a favor de la proteccin y conservacin de estas especies. Tambin se pueden proyectar videos o diapositivas sobre las tortugas marinas y su importancia tanto ecolgica como econmica, con el fin de sensibilizar ambientalmente a las poblaciones costeras. Una fuente valiosa de referencia es el libro Sea Turtles: An Ecolog ical Guide (Gulko y Eckert, 2003) W IDECAST (2001) tambin prepar un show de diapositivas que puede ser usado con fines divulgativos. Con respecto a la educacin formal e s una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que se logre que el Ministerio de Educacin incorpore en los programas escolares de todas las escuelas el componente de educacin ambiental, en el cual las especies en vas de extincin sean debidamente tratadas, entre ellas las tortugas marinas. En esta rea de la educacin, se puede usar y/o elaborar materiales educativo s sobre las tortugas marinas, el cual debe tener lminas de las

PAGE 85

Tortugas Marinas de Panam 69 distintas especies de tortugas marinas, un manual didctico con la historia natural, anatoma, fisiologa y comportam iento de las tortugas marinas, adems de actividades y juegos a desarrollar durante la exposicin del tema de modo que los nios y jvenes vayan cambiando de actitud con respecto a estas especies. Se deben organizar seminariostalleres para los docentes de stas reas donde se les presenten los materiales didcticos y se les adiestre en su uso, de modo que se obtengan mejores resultados. Para la elaboracin de dicho s materiales debe n tomarse en cuenta los valores tnico culturales de acuerdo a las diferenc ias regionales del litoral del Caribe. Para apoyar las actividades de educacin formal, WIDECAST ha preparado para los docentes el documento Endangered Caribbean sea turtles: An educators handbook (Harold y Eckert, 2005), el cual est siendo traducido al espaol para su distribucin Latinoamrica. 4.42 Pescadores Es importante y necesario revisar el marco jurdico n acional y a poyar la c ooperacin i nternacional para manejar y proteger todos los estados de vid a de las tortugas marinas, pero todos estos esfuerzos son intiles sin la participacin efectiva de la s comunidades costeras. Por lo tanto, es necesario presentarles la informacin y ofrecerles capacitacin tcnica sobre las iniciativas nacionales e intern acionales que se estn realizando para conservar a las tortugas marinas. E l conocimiento de estas a cciones har ms efectiva el cumplimiento de las leyes, la participacin y el apoyo de las comunidades. Los pescadores son el eslabn importante en este pr oceso, ya que ellos capturan e inciden directamente en la condicin de las poblaciones de tortugas, por ende, es imperativo trabajar con ellos. Es indispensable trabajar con el sector con mayor capacidad de lograr cambios directos en las poblaciones de tor tugas. Los pescadores deben estar involucrados en las decisiones. Su participacin en seminarios, charlas y talleres debe ser promovida para que estn conscientes de la situacin de las tortugas marinas, su complejo ciclo de vida, la legislacion ambiental y pesquera, las acciones necesarias para garantizar su recuperacion Se debe dirigir esfuerzos para concienciar, sensibilizar y educar tanto a pescadores no organizados como a cooperativas pesqueras y sector industrial La colaboracin y coordinacin de actividades sobre concienciacin pblica y educacin ambiental entre las dependencias gubernamentales y las organizaciones no gubernamentales, deben ser promovidas, con la finalidad de crear un intercambio continuo de informacin mediante fol letos, panfleto s y videos en las sedes de las cooperativas pesqueras y/o en sitios de desembarque. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que los programas de educacin ambiental enfocados en el ambiente marino incluyan a las especies en peligro de extincin, como las tortugas marinas, utilizando todos los medios posibles para crear y mantener la conciencia pblica. Estos programas deben presentarse a lo largo de todas las comunidades costeras del Caribe de Panam y debe n estar sujetos a evaluacin continua. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que los pescadores y la ARAP se familiaricen y participen activamente en la ejecucion de este Plan de Accin, para lo cual e st e documento una vez publicado, debe divulgarse ampliamente dentro de dicho sector. Los pescadores deben ser estimulados a participar activamente en las acciones de recuperacin, tales como patrullajes de las playas y marcaje, en coordinacin con organismo s gubernamentales, no gubernamentales o universidades. La pesca con arpn de tortugas es una amenaza muy seria y creciente para la supervivencia de las mismas en Panama y los pescadores que utilizan arpones para esta captura ilegal, por lo general, no pe rtenecen

PAGE 86

Informe Tcnico del PAC No. 47 70 a ninguna organizacin pesquera. Debe n contempla rse con urgencia acciones espec ficas para la concienciaci n de este sector pesquero del pa s Aunque la pesca industrial en el Caribe panameo no est desarrollada ni diversificada en mayor grado debe prepararse un breve manual para ser distribuido a las naves de pesca industrial del camarn rojo, ofreciendo informacin sobre los hbitats de las tortugas marinas, el uso del Disposi tivo Exluidor de Tortugas o DET e informacin general sobre la i mportancia de la proteccin de las tortugas marinas. Esta actividad podra efectuarse utilizando por un lado a la Asociacin de Marinos Pesqueros (dueos de barco) o al Sindicato de Marinos (obreros de la pesca). Actualmente, P anam participa en un proyec to regional para la reducci n de captura incidental en la flota pesquera artesanal de palangre en el Pacfico (Hall, 2007). Ser a im portante que las lecciones aprendidas en este proyecto, en lo concerniente a la cap a citaci n de los pescadores, puedan ser t ransferidas a las diversas flotas pesqueras artesanales e industriales del Caribe. En lo que respecta a la pesca artesanal, debe mencionarse que WIDECAST ha preparado un plan estratgico para disminuir la captura incidental en relles de enmalle o de aho rque en Trinidad (Eckert y Eckert, 2005). 4.43 Turistas Los turistas nacionales y extranjeros algunas veces por falta de informacin impactan negativamente los hbitats esenciales de las tortugas marinas, por lo cual deben cons iderarse pieza fundamental de este Plan de Accin. El IPAT debe convocar a los dueos de hoteles, agencias, sociedades, compaas y especialistas de turismo que operan en las Costas del Caribe panameo para que los mismos reciban seminarios sobre las norma s r eguladoras (seccin 4.122) y el marco j urdico (seccin 4.21 y 4.22) para la proteccin, conservacin y recuperacin de las tortugas marinas y sus hbitat s Este tema debe ser presentado de forma tal que ellos vean las ventajas econmicas que las medidas ambientales le dan al turismo y de la importancia de cambiar a una Industria Turstica Sostenible La cooperacin del IPAT debe ser parte del apoyo inter institucional necesario para desarrollar una poltica ambiental de Estado. Las a utoridades de Adua nas deben tener toda la informacin disponible sobre las leyes actualizadas y las prohibiciones, como por ejemplo las referidas en CITES, para orientar e informar a los turistas sobre estos temas, de manera que no tengan problemas al salir del pas por pos eer algn espcimen prohibido o productos de tortugas marinas, como caparazones y bisutera de carey, entre otros. El incremento del nmero de turistas aumenta proporcionalmente el nmero de impactos negativos al medio ambiente si no se toman las medidas adecuadas. En Panam actualmente se ha incrementado el turismo en hoteles, cruceros y yates por lo que se hace necesario proveer al turista informacin de zonas restringidas, actividades prohibidas y el comportamiento adecuado o etiqueta en determinadas zonas, como una playa con hembras anidadoras y nidadas, un arrecife de coral, una pradera de pastos marinos, etc. Es importante que el turista o el visitante identifiquen por medio de letreros estas zonas y que dispongan de folletos o cualquier otro medio escrito que le informe de las actividades que se desarrollan en el rea y la importancia de stas para la conservacin de las tortugas y sus hbitats. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que se busque el apoyo del Estado, del sector turismo y las organizaciones no gubernamentales para explorar todos los medios posibles para crear conciencia en el mayor nmero de turistas posible, demodo que se impact e al mnimo a las tortugas y sus hbitats esenciales. Se puede anexar en las guas tursticas nacionales informacin sobre el papel que desarrolla nuestro pas en la proteccin de especies en peligro entre las cuales figuren las

PAGE 87

Tortugas Marinas de Panam 71 tortugas, el ambiente y las normas que se deben seguir en ciertas reas previamente identificadas y sealizadas. En los aeropuertos, puertos y terminales de transporte terrestre se pueden usar letreros informativos sobre el tema. El turismo en la Costa Caribea (Coln) ha venido desarrollndose en los ltimos aos; sin embargo, las i nfraestructuras disponibles son pequeas. Por ejemplo, el rea de Costa Abajo que es visitada en mayor porcentaje por turistas nacionales, se requiere de mucha informacin para que los visitantes tengan un comportamiento apropiado hacia el ambiente y la bi odiversidad marino costera. No se tiene contemplado hasta el momento la construcci n de exhibiciones tipo acuario para albergar tortugas marinas y atraer turistas, salvo el proyecto de educacin ambiental que existe en el Laboratorio Marino de Punta Galeta, del STRI muy cerca a la ciudad de Coln, el cual tiene una pequea pero efectiva exhibicin de la vida marina, incluyendo las tortugas marinas del Caribe. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que slo s e autoricen exhibiciones de tort ugas marinas vivas a entidades gubernamentales o no gubernamentales bajo una serie de par ametros estrictamente definidos para evitar la proliferacin de proyectos donde se usen a las tortugas para obtener beneficios econmi cos. La Cuenca del Caribe panameo tiene grandes atractivos tursticos que se han venido explotando hacia la regin de Kuna Yala desde hace ms de 50 aos. Sus islas de fina arena, palmares, barreras de arrecifes coralinos y su pueblo que conserva prsti na su cultura, han sido un factor influyente en la gran cantidad de turistas internacionales y nacionales que visitan el rea. En Bocas del Toro tambin se ha venido desarrollando la actividad turstica de nacionales y extranjeros. En Isla Coln, una de las islas del Archipilago de Bocas del Toro, un vendedor de artesanas ha comenta do que a muchos turistas no les agrada la venta de artculos de carey Se ha visto la necesidad de involucrar a los operadores de turismo en los temas ambientales, ya que ell os trabajan con grupos mixtos (nacionales extranjeros, menores y adultos), los adentran a zonas de arrecifes donde muchos de stos por falta de experiencia y entrenamiento, impactan negativamente estos hbitats esenciales para la alimentacin de las tortu gas. En la medida en que el IPAT regule esta actividad por personas conscientes de la responsabilidad ambiental que deben t ener como operadores de turismo tendremos mayor capacidad de lograr cambios directos en el medio ambiente y por tanto, una Industri a Turstica Sostenible Las tortugas marinas son una fuente potencial de empleo como atractivo ecoturstico. Son muchos los turistas de todas las edades que son cautivados por el comportamiento natural de nado de estas especies. La anidacin es tambin un atractivo muy poderoso. Este comportamiento casi mstico y enigmtico de las tortugas marinas despierta el inters y la curiosidad de las personas. El contacto directo con estas especies tiene un efecto superior que aumenta no slo el apetito por infor macin de las personas, sino tambin la conciencia y sensibilidad ambiental. En este punto es importante entrenar a operadores de turismo o guas a que dispongan de toda la informacin posible para poder contestar la mayora de las interrogantes que las personas tengan. Pero ms an es importante que todas las personas tengan claro porque es necesario cumplir con todas las n ormas r eguladoras para conservar y proteger a las tortugas marinas (seccin 4.122). El cumplimiento de estas normas en el momento de planificar el desarrollo de proyectos hoteleros ser el factor que determinar la supervivencia de las poblaciones de tortugas marinas y por ende, un mayor nmero de atractivos en el rea, lo cual se traduce en mayores fuentes de empleo. La conservacin y proteccin integral de las tortugas marinas debe ser vista como una inversin y herramienta importante como pilar de turismo sostenible, ya que se enfoca en hbitats naturales que son la base del turismo en la Regin del Caribe: Los arrecifes coralinos co nocidos como las selvas tropicales del mar. La industria hotelera que opera en reas con mayores atractivos naturales necesitara un mayor nmero de personal o de empleos directos, ya sea como guas, operadores de botes y personal de servicios bsicos dentr o del hotel. Indirectamente, tambin promover mayores ingresos econmicos en otros rubros dentro de la zona, por ejemplo mediante la venta de combustible, trasporte terrestre, alimentacin y ventas artesanales (camisetas, gorras, postales y artesanas com o las molas,

PAGE 88

Informe Tcnico del PAC No. 47 72 alusivas a las tortugas marinas y sus hbitats). Las investigaciones generadas por el inters de cientficos y conservacionistas en las tortugas marinas y las diversas especies que viven en los hbitats esenciales de estas especies, tambin so n un factor significativo como fuente de ingresos directos e indirectos. Impulsar el uso no destructivo de las poblaciones de tortugas marinas en el Caribe panameo, eliminar el consumo de su carne, grasas, huevos, caparazn, productos cosmticos y artesanales es una meta que se ha trazado este Plan de Accin. Se deben usar todos los mtodos disponibles para sensibilizar a las personas, presentarles alternativas viables y demostrarles que los beneficios de prcticas destructivas en el medio ambiente generan ingresos a corto plazo nocivos para todo el ecosistema y resultan en la prdida irremplazable de las tortugas marinas. El contacto directo a travs de las visitas durante el perod o de nacimiento de los neonatos y su posterior llegada a la lnea de marea, ha demostrado ser otra herramienta necesaria para crear conciencia y a la vez un atractivo ms para la industria del turismo. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que toda la infraestructura del Estad o y los residentes de las costas de Panam trabajen diligentemente para encontrar un balance entre el desarrollo econmico de la nacin y la conservacin de nuestros recursos naturales martimos y terrestres. En este sentido, se recomienda el documento H ablemos de plata: aspectos econ micos del uso y conservacin de las tortugas marinas (Trong y Drews, 2004) 4.5 Incremento en el i ntercambio de i nformacin El incremento del intercambio de informacin facilita la cooperacin y la coordinacin en la regin y crea la capacidad requerida en las naciones para utilizar la tecnologa que permita el manejo, la conservacin y recuperacin de las tortugas marinas y sus hbitat esenciales. Actualmente el correo electrnico se ha converti do en un medio rpido y econmico para mantener contacto con instituciones relacionadas a la investigacin y manejo de tortugas marinas. El desarrollo de herramientas de comunicacin basadas en Internet para la divul gacin de informacin, es hoy en da un mtodo indispensable pa ra el intercambio de comunicacin cientfica y de sensibilizacin ciudadana. El sitio w eb del Prog rama Ambiental del Caribe (PAC), http://www.cep.unep.org/ es un recurso valioso para los gobiernos, investigadore s e instituciones no gubernamentales que trabajan en el Caribe. Es una fuente importante sobre temas costeros: Problemas, necesidades, manejo y conceptos legales que afectan la zona costera, adems, es un portal completo en el tema de los Protocolos de la Convencin de Cartagena. E ste Plan de Accin, ser publicado como un Informe Tcnico del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente en el sitio web del PAC 4.51 Intercambio de informacin entre grupos locales El intercambio de informacin, ideas, recursos y materiales educativos y cient ficos publicados entre los grupos locales es esencial. Debe promoverse el intercambio de informacin sobre todo apoyndose en los boletines que va rios grupos de ONGs en Panam editan frecuentemente y es importante que se incluya en la rutina de intercambio de informacin a grupos relevantes como lo son maestros, representantes de los medios informativos, personal de las bibliotecas, residentes de la costa, pescadores, lancheros y buzos. Es una reco mendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que se inicie la produccin, elaboracin y distribucin de boletines independientes o se anexe en otros boletines de conservaci n, toda la informacin que surja producto de la investigacin, proteccin, conservacin y manejo de las tortugas marinas de Panam para un mayor intercambio de informacin. Tambin se recomienda que se utilice la comunicacin basada en Internet en la medi da de lo posible para ampliar la difusin de estos boletines informativos o de informacin sobre eventos de divulgacin o capacitacin, entre otros aspectos. La ANAM estableci la Red

PAGE 89

Tortugas Marinas de Panam 73 Nacional de Cooperacin para la Educacin Ambiental No Formal, conocida como la RED, la cual es un espacio de participacin de la sociedad civil panamea, para concertar esfuerzos en una labor de educacin ambiental no formal estructurada a partir de las iniciativas que provienen de los sectores ambientalistas. Contactos: I leana Pineda, correo electr nico: i.pineda@anam.gob.pa Otra ventana de informacin local e internacional sobre los recursos marinos de Panam, incluyendo las tortugas marinas es la Fundacin Albatros Media que combina la clsica cobertura periodstica y la produccin documental en reas naturales que requieren su difusin para la conservacin. Reportajes sobre tortugas marinas estn disponibles en http://albatros media.net/web/ Por otra parte, es extremadamente impor tante que se promueva la publicacin en revistas divulgativas y cientficas de informes tcnicos sobre tortugas marinas, para que estn disponibles no slo para la comunidad cientfica de Panam, si no del Gran Caribe. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que se fortalezca la Red de Conservacionistas de Tortugas Marinas de Panam conformada en el ao 2006, involucrando a las diferentes organizaciones conservacionistas e instituciones nacionales e internacionales que desarrollan programas de investigacin de estas especies. La Red debe trabajar con la disposicin de alcanzar los siguientes objetivos: 1. Ejecucin del Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas de Panam. 2. Mantener comunicacin con el Grupo de Especialistas de Tortugas Marinas (SSC) de la IUCN y con la Red Centroamericana de Tortugas Marinas. 3. Producir lineamientos estandarizados para los diferentes programas de investigaci n y conser vacin. 4. Mantener un centro permanente de acopio de datos de tortugas avistadas, marcadas, varadas, enfermas, etc. 5. Propiciar la formacin de un centro de documentacin sobre tortugas marinas 6. Comunicar los resultados y avances de programas de l as diferentes instituciones con regularidad. 7. Actualizar la base de datos de los proyectos ejecutados en Panam. 8. Ser un vocero de la situacin de las tortugas marinas de Panam ante las diferentes instancias gubernamentales y no gubernamentales. 9. Establecer una lista electrnica de comunicacin, donde participen todos los involucrados en actividades de investigacin, proteccin y conservacin. Aparte de WIDECAST, uno de los grupos regionales con mayor actividad en Panam, es la Caribbean Conservation Corpora tion (CCC), la cual est trabajando para proteger y restaurar lo que una vez fue el rea ms importante de desove de tortuga carey en Panam, la Playa Chiriqu. El programa consiste en monitoreo intensivo de la actividad de anidacin de la tortuga carey y canal, proteccin de anidamiento de hembras y sus nidos y educacin pblica en la regin. Ms informacin de este proyecto y del seguimiento de tortugas por el mtodo de rastreo satelital para determinar las rutas de migracin se puede ver en la pgina web de la CCC, http://www.cccturtle.org 4.52 Talleres de investigacin y manejo Previos a los censos de campo u otros proyectos de conservacin, los participantes de ben ser entrenados en la aspectos de la biologa bsica de tortugas marinas, incluyendo la identificacin de especies (ya sea que la evidencia disponible consista en una tortuga, un huevo, o un rastro en la playa). Detalles adicionales, deben incluir mtodos apropiados para hacer censos en la playa, trasplante de huevos, marcaje de tortugas, censos areos, etc. En Tortuguero, Costa Rica, estn disponibles pasantas de investigacin con la CCC para los programas de la tortuga verde y la tortuga canal para es tudiantes y bilogos panameos. Para

PAGE 90

Informe Tcnico del PAC No. 47 74 mayor informacin visite la pgina web de la CCC. Desde el ao 2003, han participado 10 estudiantes y bilogos panameos en este proyecto. Otro importante proyecto regional que puede brindar capacitacin es el Progra ma de Conservacin de Tortugas Marinas en el Refugio de Vida Silvestre GandocaManzanillo y en el Parque Nacional Cahuita ambos de WIDECAST Costa Rica ( http://www.widecast.org ). WIDECAST posibilita a nivel regional una diversidad de actividades de capacitacin sobre seguimiento de tortugas marinas en reas de anidacin, reas de alimentacin, atencin veterinaria, entre otros. Especficamente en el rea de atencin veterinaria a tortugas marinas, WIDECAST ha preparad o una serie de tres manuales, el primero de ellos, enfocado en tortugas marinas lesionadas, estar prximamente disponible en espaol (Phelan y Eckert, 2006). En gran parte, el entrenamiento necesario podra ser proporcionado localmente con apoyo tcnico de WIDECAST. Es una recomendacin de este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas que las autoridades correspondientes proporcionen respaldo necesario a los bilogos, buzos, desarrolladores de la costa y residentes que estn interesados en monitorear la condicin de las tortugas marinas. El Manual de tcnicas de investigacin y manejo para la conservacin de tortugas marinas (Eckert et al., 2000) el Manual para mejores prcticas de conservacin de las tortugas marinas en Centroamri ca (Chacn, et al., 2001) y el Manual para el manejo y la conservacin de las tortugas marinas en Costa Rica; con nfasis en la operacin de proyectos en playa y viveros (Chacn et al., 2007), proveen instruccin y respaldo sobre tcnicas de investigaci n y manejo de tortugas marinas. Se recomienda que los coordinadores de proyectos o programas sigan estos manuales en el mayor grado posible, cuando se designen e implementen los proyectos de investigacin y conservacin. Es preciso coordinar la participa cin de personal oficial de las universidades, de las ONGs y muy especialmente de las comunidades costeras, para que aprovechen ciertas facilidades que hay en los pases cercanos, sobre todo aquellas relacionadas con el manejo, la investigacin y educacin sobre el tema, como el caso de los Cursos sobre biologa y conservacin de tortugas marinas que se realizan en Venezuela peridicamente, el simposio anual en EE.UU. y las reuniones tcnicas anuales de WIDECAST, ya descritas en otros apartes de esta seccin 4.5. Estas oportunidades deben aprovecharse a travs de los contactos existentes. 4.53 Reuniones internacionales cientficas y tcnicas Delegados de Panam han participado en el I y II Sim posios de Tortugas del Atlntico Occidental. El WATS I/ STAO I se realiz en Costa Rica, 1983 y el WATS II/ STAO II se efectu en Puerto Rico en 1987. En ambas reuniones, se presentaron los respectivos informes nacionales (Daz, 1984; Garca, 1987). El Manual de Tcnicas para la Investigacin y Conservacin de Tortugas Marinas de STAO/WATS (Pritchard et al., 1984) fue generado para la reunin y por muchos aos fue el documento tcnico ms importante a nivel regional. Con respecto a otras reuniones inter nacionales, Panam no estuvo representado en la reunin regional efectuada en Noviembre de 1999, denominada Conservacin de Tortugas Marinas en el Gran Caribe: Un Dilogo por un Manejo Regional Efectivo, la cual se realiz en Santo Domingo, Repblica Dom inicana (Eckert y Abreu Grobois 2001). En cambio, Panam estuvo presente en el Primer Dilogo Regional de CITES para la tortuga carey en el Gran Caribe, la cual tuvo lugar en Mxico en 2001 y estuvo representada en una reunin de seguimiento de esta reun in de Dilogo, la cual se efecto en las Islas Caimn en Mayo del ao 2002. Una de las reuniones cientficas ms importantes del hemisferio, es el Simposio Anual sobre Biologa y Conservacin de Tortugas Marinas, organizado por la International Sea Turtl e Society ( http://www.seaturtle.

PAGE 91

Tortugas Marinas de Panam 75 org/ists/ ). La mayora de estos simposios se ha llevado a cabo principalmente en los Estados Unidos y otras veces, ha tenido lugar en Mxico, Malasia, Costa Rica y Grecia. Par a mayor informacin puede visitar la pgina web: http://www.seaturtlesociety.org/ La Reunin de Especialistas sobre Tortugas Marinas de Latinoamrica (RETOMALA) fue creada en 1994, dentro del marco del Si mposio Anual sobre Biologa y Conservacin de Tortugas Marinas. Su objetivo ha sido crear un espacio de discusin, desarrollo de redes, contactos en la regin y el fortalecimiento de los tortugueros latinos, tanto a nivel tcnico como a nivel poltico ( http://members.seaturtle.org/retomala/ ). Investigadores y conservacionistas de Panam han participado en estas reuniones y debe continuar fomentndose su presencia. A nivel regional, la Red Centroamer icana para la conservacin de las tortugas marinas, ha realizado varias actividades de estandarizacin de esfuerzos, mediadas a travs de talleres y produccin de material tcnico, como un diagnstico regional ( Red regional para la conservacion de las tor tugas marinas en Centroamrica, 2001). En 1996 se llev a cabo el I Taller Regional para la Conservacin de Tortugas Marinas en Puerto Quetzal, Escuntla, Guatemala. En 1997, se efectu el II Taller en Tortuguero, Costa Rica, en el cual participaron represe ntantes de ANAM, STRI y la comunidad Kuna. El tercer Taller de la Red Centroamericana se organiz en 1999, en Shiroles, Costa Rica y en San San, Bocas del Toro, Panam; contando con la red panamea como co organizadores del mismo y en el 2000 se realiz el IV Taller en la ciudad de San Ignacio en Belice, donde se hicieron presentes miembros de la Red nacional para la conservacin de las tortugas marinas de Panam, cuya coordinadora es la biloga Lyneth Crdoba. La coordinacin de la Red nacional de Panam en el marco de la Red Centroamericana, ha participado en generar documentos como el Manual de mejores prcticas para la conservacin de las tortugas marinas en Centroamrica (Chacn et al., 2001), el cual fue un producto del Proyecto PROARCA de la Comisi n Centroamericana de Ambiente y Desarrollo, adems participaron en la planificacin estratgica nacional y regional que se desarroll para la Red Centroamericana para la conservacin de las tortugas marinas. 4.54 WIDECAST WIDECAST es el acrnimo para Wider Caribbean Sea Turtle Conservation Network. Se form en 1981, a raz de una reunin cele brada en Santo Domingo, Repblica Dominicana, de organizaciones no gubernamentales del Gran Caribe, con el fin de prestar asistencia a los gobiernos del Caribe en el cumplimiento de sus obligaciones segn el Convenio de Cartagena y el protocolo SPAW. En un a de sus minutas, se estableci una recomendacin sobre las tortugas marinas, la cual fue aprobada en el contexto del uso sostenible de las especies, los ecosistemas y la conservacin de los recursos genticos establecidos en la Estrategia Mundial de Conse rvacin. WIDECAST rene a un equipo regional de expertos en tortugas marinas que trabajan estrechamente con los coordinadores locales de cada pas, a fin de fomentar el manejo y la conservacin local de las tortugas. Recibe el apoyo y la participacin de ciudadanos dentro y fuera del gobierno que tiene inters en la conservacin de las tortugas marinas. Las principales producciones del proyecto son los Planes de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas (Sea Turtle Recovery Action Plans, STRAPs) para cada uno de los ms de 40 pases o territorios en el Gran Caribe, incluyendo Panam. Cada Plan est diseado especficamente para ajustarse y aplicarse de acuerdo a las circunstancias locales y provee la siguiente informacin: 1. El papel histrico de las tortugas marinas en la cultura y economa locales. 2. El estado actual local y la distribucin de las tortugas marinas en reas de anidacin y alimentacin.

PAGE 92

Informe Tcnico del PAC No. 47 76 3. Las principales causas de mortalidad de las tortugas marinas. 4. La efectividad de las leyes nacionales e internacionales existentes que protegen a las tortugas marinas. 5. Implementacin de medidas locales, nacionales y multilaterales para una conservacin integral de las poblaciones de tortugas marinas. Los objetivos a corto plazo de WIDECAST son proveer a los gobiernos del Gran Caribe con inform acin actualizada de la condicin de las tortugas marinas en la regin, proveer recomendaciones especficas para el manejo y recuperacin de las colonias en peligro, amenazadas y vulnerables de tortugas marinas, y asistir a los gobiernos del Gran Caribe en el cumplimiento de sus obligaciones bajo el Protocolo Concerniente a las reas y Vida Silvestre Especialmente Protegidas (SPAW) en la regin del Gran Caribe (ver seccin 4.3.2). Los objetivos a largo plazo son promover una capacidad regional para disear y ejecutar programas de conservacin de tortugas marinas a travs del conocimiento tcnico sobre la biologa y conservacin de estas especies, en individuos e instituciones locales. Estos obj etivos se llevan a cabo mediante: 1. La implementacin de WIDECAST a travs de Coordinadores Nacionales de cada pas o territorio. 2. La utilizacin de participantes locales de la red para recolectar informacin y disear, recomendaciones de manejo de tortugas marinas apropiadas, bajo la supervisin de expertos en tortugas marinas regionales. 3. La facilitacin o asistencia en el desarrollo de materiales educativos (diapositivas, folletos, carteles, campaas educativas, otros). 4. El apoyo o patrocini o de talleres locales o sub regionales sobre la biologa y manejo de las tor tugas marinas. 5. La asistencia a instituciones gubernamentales y no gubernamentales en la implementacin de programas de manejo y conservacin efectivos para las tortugas. Adem s de apoyar los esfuerzos locales y nacionales de las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, WIDECAST trabaja para integrar estos esfuerzos en una respuesta colectiva regional para un problema comn, la desaparicin de las tortugas marinas. WIDECAST est parcialmente apoyada por el Programa Ambiental del Caribe de la UNEP, as como por una amplia variedad de agencias y grupos gubernamentales y no gubernamentales. En el mbito nacional en Panam, el equipo de WIDECAST viene desarrollando sus a cciones desde 1984 y cuenta como Coordinadora Nacional con Argelis Ruiz (STRI, ruiza@si.edu ), teniendo actualmente con el reconocimiento del gobierno panameo dado que varias entidades oficiales asisten al equipo y se m antiene un nivel de cooperacin que se espera mejorar. En el equipo nacional participan otros ONGs, individuos y cientficos interesados en apoyar esta gestin. Miembros de organizaciones no gubernamentales, personal de gobierno, buzos, pescadores, maestr os, dueos de restaurantes, hotel eros y una variedad de ciudadanos preocupados estn activamente involucrados en el proyecto de WIDECAST en Panam. A nivel regional, la coordinacin para Latinoamrica de WIDECAST reside en Didiher ChacnChaverri, de l a Asociacin WIDECAST Costa Rica. Para mayor informacin sobre WIDECAST, visite prximamente la pgina Web: http://www.widecast.org 4.55 Grupo de Especialistas en Tortugas Marinas de la UICN/CSE El Grupo de Especialistas en Tortugas Marinas o MTSG ( http://www.iucnmtsg.org/ ) por sus siglas en ingls, es responsable de monitorear la condicin de las pobla ciones de tortugas marinas alrededor del mundo para la Comisin de la Sobrevivencia de las Especies (Species Survival Commision, SSC) de la Unin

PAGE 93

Tortugas Marinas de Panam 77 Mundial para la Naturaleza (UICN). El grupo prepar en 1995 la Estrategia Mundial para la Conservacin de las Tortugas Marinas ( UICN 1995). El MTSG es una fuente valiosa para la informacin acerca de las tortugas marinas y consejo tcnico en los proyectos de conservacin. Dentro del grupo se revisan peridicamente las evaluaciones del estatus o condicin actual d e las diferentes especies que estn disponibles en la pgina web. Uno de los productos ms recientes, el manual Tcnicas de Investigacin y Manejo para la Conservacin de las Tortugas Marinas (Eckert et al., 2000), es una referencia esencial pa ra investi gadores y conservacionistas 4.56 Marine Turtle Newsletter El Marine Turtle Newsletter (Noticiero de Tortugas Marinas, en espaol) es una publicacin cientfica que rene valiosos art culos relacionados con las investigaciones y proyectos de manejo que se llevan a cabo en todo el mundo, incluyendo los provenientes de los expertos que constituyen la red de WIDECAST El MTN es distribuido a los lectores en ms de 100 pases y es un excel ente medio para mantenerse informado acerca la biologa y conservacin de las tortugas marinas en todo el mundo. El noticiero es publicado trimestralmente en ingls (durante varios aos tambin se public en espaol). Puede ser utilizado para exponer los avances cientfi cos a travs de sus ediciones. Se puede leer en Internet, incluyendo las pasadas ediciones en espaol, en la pgina Web: http://www.seaturtle.org/mtn Es una recomendacin de este Plan de Acci n para la Recupera cin de las Tortugas Marinas que las instituciones gubernamentales y no gubernamentales relacionadas con la conservacin, proteccin, investiga cin o manejo de las tortugas marinas, se suscriban a este noticiero o que lo consulten peri dicamente en Internet, para acceder a una fuente de informacin actualizada en el tema. 4.6 Establecer un Programa para la Conservacin de Tortugas Marinas 4.61 Justificacin Las poblaciones de tortugas marinas han declinado drsticamente a lo largo de la Regin del Gran Caribe y Panam no ha escapado a ello L a elevada mortalidad inducida por el hombre ha puesto en ries go las cuatro especies de tortugas que existen en nuestra costa. La sobreexplotacin de las hembras en las playas de anidacin, el trfico de concha o escamas de carey y la recoleccin masiva de huevos son las principales causas de este problema. No obstan te, el incremento de las actividades humanas debido a la actividad del turismo, aumento de la poblacin y la navegacin martima impactan negativamente los hbitats esenciales de las tortugas marinas. La contaminacin por sedimentacin, descargas agrcolas, derrame de hidrocarburos y descargas de aguas residuales industriales y domsticas amenazan seriamente a estas especies y sus hbitats en nuestras costas y en todo el Gran Caribe. Por ello, la Organizacin de las Naciones Unidas (ONU) preocupada por el futuro del desarrollo social, econmico, del medio ambiente, el manejo de los recursos y de las tortugas marinas y sus hbitats en el Caribe adoptaron a travs del Programa Ambiental del Caribe (PAC) y la gestin de WIDECAST, los Planes de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas, fundamentados en la Convencin para la Proteccin y el Desarrollo Marino de la Regin del Gran Caribe (Convenio de Cartagena) del cual Panam es miembro. Debe tomarse en cuenta que muchas de las recomendaciones cont enidas en este documento y de los objetivos y metas abajo desglosados, son consistentes con otros documentos enfocados a mejorar la sobre vivencia de las tortugas marinas a nivel mundial y en el Gran Caribe, como la Estrategia Mundial para la Conservacin de las Tortugas Marinas desarrollada por el MTSG (1995), como la Declaracin de Santo Domingo en 1999 (Eckert y Abreu Grobois, 2001) y el informe de Traffic sobre las Antillas, Menores, Centroamrica, Colombia y Venezuela (Brutigam y Eckert, 2006).

PAGE 94

Informe Tcnico del PAC No. 47 78 Este Plan de Accin para la Recuperacin de las Tortugas Marinas de Panam, propone gestionar un Programa Nacional para la Conservacin de las Tortugas Marinas con duracin de cinco aos, inicialmente, basado en la participacin activa de las instituciones del gobierno, las organizaciones no gubernamentales, las poblaciones costeras y voluntarios. La unin de estas fuerzas a travs de la Red de Conservacionistas de Tortugas Marinas de Panam, es fundamental para determinar y fortalecer las estrategias de conser vacin a realizar sobre las poblaciones de tortugas marinas y darle alternativas viables a las poblaciones costeras que dependen de este recurso. La coordinacin e integracin de estos grupos en los diferentes programas har realidad la aplicacin, ejecuci n y el control de los recursos naturales a largo plazo y en especial el manejo integral de las tortugas marinas de las costas panameas. Debe destacarse que existe una recomendacin con impacto regional proveniente de ANAM ( Diciembre de 2004 ), la cual consiste en que este Plan de Accin se maneje de forma binacional con el MINAE de Costa Rica y el Refugio Gandoca Manzanillo; que se establezcan comunidades piloto de con servacin de las tortugas marinas en Bocas del Toro y los respectivos programas de capacitacin para ese fin 4.62 Objetivos y Metas Los objetivos generales de este Plan de Accin son servir como referencia de la poltica ambiental que le corresponde adoptar al pas con relacin a las tortugas marinas, de herramienta en la elaboracin de planes de manejos para la proteccin, conservacin y preservacin efectiva de estas especies y como fuente de informacin de la condicin, distribucin y factores de presin que amenazan a las tortugas marinas de Panam. El propsito fundamental como promotores de este Plan de Accin, es impulsar y ejecutar programas de investigacin, capacitacin, proteccin, conservacin y manejo de tortugas marinas, de acuerdo a los objetivos y metas especficas planteados a continua cin: 1. Identificar las fuentes posibles de financiamiento nacionales e internacionales a corto plazo, para la realizacin de manera programada y precisa los objetivos y metas de este Plan de Accin. Meta 1 : La Red de Conservacio nistas de Tortugas Marinas de Panam debe establecerse legalmente y reunirse peridicamente para acordar y mantenerse informados de los pasos a seguir para lograr una coordinacin en la ejecucin de este Plan de Accin. 2. Establecer y definir los canales de comunicacin con las insti tuciones gubernamentales con poder de decisin en temas ambientales para establecer una coordinacin en los esfuerzos necesarios para la realizacin de este Plan de Accin. Meta 1 : Impulsar y propiciar la creacin de mecanismos de coordinacin entre las i nstituciones del estado y las ONGs, a travs de la Red de Conservaci o nistas de Tortugas Marinas de Panam, para optimizar las Acciones necesarias para la realizacin del Plan de Accin. 3. Promover y dar a conocer activamente este Plan de Accin y cada uno d e los programas a realizar en las diferentes reas de la costa Caribe panamea, para orientar los esfuerzos que se deben hacer para la proteccin, conservacin y manejo de las tortugas marinas. Meta 1 : Distribuir este Plan de Accin a las diferentes inst ancias gubernamentales con poder de decisin en temas ambientales para solicitar el respaldo en la realizacin del mismo.

PAGE 95

Tortugas Marinas de Panam 79 Meta 2 : Editar un resumen ejecutivo en espaol ingl s y los principales idiomas ind genas del Caribe panameo, que incluya las reco mendaciones de este Plan de Accin para presentar el mismo a diferentes donantes potenciales nacionales y extranjeros; a fin de tener el mayor respaldo econmico posible. Meta 3 : Preparar los planes regionales para la recuperacin de las tortugas marinas en Panam. Las regiones prioritarias para llevar a cabo estos planes son: Bocas del Toro, Comarca Ng be Bugle, Costa Abajo y Costa Arriba en la provincia de Colm y Comarca Kuna Yala. 4. Fortalecer los esfuerzos de sensibilizacin, difusin y educacin ambi ental a travs de todos los medios de comunicacin posibles, dirigidos a los diferentes sectores de la comunidad, en especial a aquellos con mayor capacidad de lograr cambios directos en las poblaciones de tortugas. Meta 1 : Disear e imprimir un folleto s obre las tortugas marinas de Panam, dirigido a los pescadores y residentes de las zonas costeras e insulares. El mismo debe ser traducido para reas especficas en el lenguaje Kuna, Ng be y Bugle, as como tambin al idioma ingls, dirigido a turistas, ag entes de viaje, etc. Meta 2 : Disear e imprimir un afiche sobre las tortugas marinas de Panam. El mismo puede ser distribuido en las escuelas, aeropuertos, puertos, hoteles, restaurantes, ferias, instituciones gubernamentales, ONGs, etc. Meta 3 : Prepara r un paquete de diapositivas, CDs o DVD s, para ofrecer charlas sobre tortugas marinas y gestionar su financiamiento para su copiado y distribucin. Meta 4 : Gestionar los fondos para imprimir un libro de colorear sobre las tortugas marinas. Estos libros pu eden ser distribuidos en las escuelas cercanas a las poblaciones que ms impacto causa a las tortugas marinas y sus hbitats y deben estar en los idiomas en uso en dichas reas. Meta 5 : Impulsar y propiciar la realizacin de eventos artsticos y culturales para sensibilizar a la poblacin en general, turistas y estudiantes, por ejemplo: m aratn por las tortugas, f estivales de la tortuga, c oncursos de dibujo o de murales sobre las t ortugas. Estos eventos se pueden realizar en las localidades cercanas a las poblaciones que ms impacto causa a las tortugas marinas y sus hbitats. Meta 6 : Completar la pgina web de la Red de Conservacionistas de Tortugas Marinas de Panam con informacin sobre las tortugas marinas de Panam, normas ambientales, leyes panameas que las protegen, c onvenios i nternacionales, proyectos, contactos, recomendaciones del Plan de Accin, proyectos actuales, etc. Meta 7 : Gestionar los fondos para disear productos multimedia interactivos sobre las tortugas marinas. Meta 8 : Gestionar, f inanciar y construir una exhibicin mvil enfocada en la proteccin, conservacin y manejo de las de tortugas marinas y sus hbitat s costeros y marinos. La misma puede ser llevada a localidades cercanas a las poblaciones que ms impacto causan a las tortug as marinas y a los diferentes museos, centros de visitantes, exhibiciones, ferias, aeropuertos, terminales terrestres, etc.

PAGE 96

Informe Tcnico del PAC No. 47 80 Meta 9 : Gestionar, financiar y construir por lo menos dos centros de visitantes enfocados en la proteccin, conservacin, manejo y recuperacin de las de tortugas marinas y sus hbitats. 5. Incrementar los esfuerzos para integrar a las poblaciones costeras en la ejecucin de planes de proteccin, conservacin, manejo y recuperacin de las tortugas marinas y sus hbitats costeros y mar inos. Meta 1: Disear y poner en prctica mecanismos de cooperacin para involucrar a la poblacin en actividades de proteccin de tortugas marinas. Meta 2: Crear en las comunidades costeras con mayor influencia sobre las tortugas marinas y sus hbitats Comits de m edio a mbiente para la c onservacin de las t ortugas m arinas. 6. Disear talleres especficos para los pescadores y otros habitantes de las costas e islas y promover el apoyo y la participacin de estos en los programas de investigacin y conserv acin de tortugas marinas. Meta 1: Realizar por lo menos un taller anual para pescadores con carcter regional. 7. Establecer por medio de las instituciones del Estado alternativas econmicas viables para la subsistencia y aprovechamiento de las tortugas marinas en las comunidades costeras. Meta 1: Disear y poner en prctica mecanismos de cooperacin interinstitucional para integrar a todo el Estado en la bsqueda de alternativas de subsistencia para los pescadores de tortugas. 8. Identificar sitios de alim entacin de tortugas marinas claves en Panam. Meta 1: Realizar las coordinaciones interinstitucionales y propiciar el entrenamiento del personal contratado o voluntario para realizar estos estudios. Meta 2: Editar un manual de tcnicas de seguimiento de tortugas marinas en reas de alimentacin en Panam. 9. Identificar en un plazo no mayor de 3 aos las principales playas de anidacin por medio de censos sistemticos y coordinados en la costa continental e insular del Caribe panameo. Meta 1: Realizar la s coordinaciones interinstitucionales y propiciar el entrenamiento del personal contratado o voluntario para realizar estos estudios. Meta 2: Las zonas donde debe hacerse nfasis en identificar Playas de Anidacin ndices son: En Bocas del Toro, Isla Escu do de Veraguas, Playa Chiriqu, San San, Changuinola, Soropta, Playa Larga y Cayos Zapatillas. En la provincia de Coln Playa Colorada, Gobea, Pia. En la Comarca Kuna Yala en los Cayos Mauki u Holandeses, Playa Colorada, Masargandup, Maguebgand, Carreto, Anachucuna y Pito o Armila. Meta 3: Determinar la densidad de anidacin y el xito reproductivo en las playas identificadas como Playas de Anidacin ndices por un per odo mnimo de cinco aos. Meta 4: Editar un manual de tcnicas de seguimiento de tor tugas marinas en reas de anidacin en Panam.

PAGE 97

Tortugas Marinas de Panam 81 10. Monitorear los patrones de residencia y rutas migratorias de las tortugas marinas. Meta 1: Iniciar o dar continuidad a por lo menos cinco programas de marcaje de tortugas marinas en localidades importantes de anidacin de tortugas marinas. Por ejemplo: dos en Bocas del Toro y uno en Costa Abajo, Costa Arriba y Kuna Yala. Meta 2: Realizar el entrenamiento del personal contratado o voluntario para realizar este estudio. Meta 3: Estimar la abundancia y el rec lutamiento de las hembras reproductoras. Meta 4: Propiciar las investigaciones sobre gentica de tortugas marinas en las cuatro especies presentes en Panam. 11. Impulsar y propiciar los tr mites necesarios para que las autoridades correspondientes tomen las medidas necesarias para proteger y conservar las Playas de Anidacin ndices (playas de anidacin importantes) y las reas de alimentacin u otras cuya informacin sea suficiente para catalogar como de importancia. Meta 1: Establecer en el territorio nacional reservas especficas para la proteccin, conservacin, manejo y recuperacin integral de las poblaciones de tortugas marinas: Refugios para las t ortugas m arinas. Meta 2: Disear y realizar planes de manejo especficos para la proteccin, conservac in y recuperacin de las tortugas marinas y sus hbitat s esenciales. 12. Impuls ar y propiciar en nuestro pas normas ambientales especficas para la proteccin, conservacin, manejo y recuperacin de las de tortugas marinas y sus hbitats costeros y marinos. Meta 1: Fortalecer la legislacin ambiental vigente para controlar las actividades y desarrollo costero, las actividades y pesqueras no sostenibles, la contaminacin proveniente de buques y la contaminacin de fuentes y actividades terrestres que amenaz an a las tortugas marinas y sus hbitats. Meta 2: Impulsar y propiciar la creacin de una Ley de las Tortugas Marinas que recoja, adopte y cumpla con las principales medidas para la proteccin integral de todas las etapas de desarrollo de las tortugas m arinas, as como de sus hbitats costeros y marinos. 13. Incrementar la aplicacin, ejecucin y control de la legislacin ambiental vigente, a travs de la concienciacin del personal de las instituciones gubernamentales encargadas de velar por el cumplimien to de las mismas. Meta 1: Disear y poner en prctica mecanismos de cooperacin interinstitucional para integrar a otras dependencias del Estado, locales y centrales, con el fin de aumentar los esfuerzos en el cumplimiento de las leyes y normas ambientale s. Aplicar stos como parte de un Plan de Accin Nacional Estratgica para la ejecucin de las leyes, proteccin y manejo efectivo del medio ambiente. Meta 2: Establecer un programa de seminarios o charlas sobre tortugas marinas dirigido a todas las ins tituciones gubernamentales (locales y centrales) involucrados con proteccin, conservacin y manejo de las de tortugas marinas y sus hbitats.

PAGE 98

Informe Tcnico del PAC No. 47 82 3. Respaldar la difusin de las normas ambientales y de las zonas especficas para la proteccin, conservacin, manejo y recuperacin de las tortugas marinas y sus hbitats costeros y marinos, a travs de las instituciones locales y centrales. Meta 1: Informar adecuadamente sobre las normas vigentes en las reas Protegidas, Parques Nacionales, Reservas Naturales o R efugios para las Tortugas Marinas, as como preparar la sealizacin correspondiente para evitar las violaciones a la normativa. 4. Dar a conocer e impulsar la aplicacin nacional de los c onvenios i nternacionales en los que Panam ha participado, en especia l de aquellos relacionados a las tortugas marinas y sus hbitat, a saber: CITES, Convencin de la Proteccin de la Naturaleza y Preservacin de la Vida Silvestre en el Hemisferio Occidental, Convencin de Bonn, Convencin MARPOL, Convencin de Cartagena (P rotocolos), Convenio RAMSAR, Acuerdo de Cooperacin Tripartito, Convencin de Cartagena, Protocolo SPAW. Meta 1: Promover el inters en el sector gubernamental para establecer Acciones de carcter regional o subregional y garantizar la proteccin, conserv acin, manejo y recuperacin de las de tortugas marinas y sus hbitats costeros y marinos. 5. Impulsar y propiciar la realizacin de un Programa de Proteccin Nacional de Tortugas Marinas y sus Hbitats a travs de una figura legal; por ejemplo a travs de la Polica Nacional, la cual ser responsable de monitorear el cumplimiento de las normas en las reas Protegidas, Parques Nacionales, Reservas Naturales y Refugios para las Tortugas Marinas establecidos o por establecerse. Meta 1: Aumentar el inters po r el manejo integral de las zonas costeras en nuestros gobernantes como fuente potencial de riquezas y empleo para las poblaciones costeras y por ende para el pas. Meta 2: Colaborar estrechamente para impartir cursos de formacin y perfeccionamiento en l os temas ms relevantes en materia de proteccin, conservacin, manejo y recuperacin de las poblaciones de tortugas marinas y sus hbitat costeros y marinos. 6. Iniciar en las Playas de Anidacin ndices u otras cuya informacin sea suficiente para catalogar como de importancia, programas de conservacin de tortugas marinas que impliquen una amplia participacin de la comunidad y de los Comits. Meta 1: Establecer por lo menos cinco campamentos de tortugas marinas en localidades importantes de anidacin. Por ejemplo: dos en Bocas del Toro y uno en Costa Abajo, Costa Arriba y Kuna Yala. 7. Reevaluar y monitorear la normativa sobre el uso del Dispositivo Excluidor de Tortugas Marinas (DET) de las redes de arrastre para disminuir la captura incidental de tortugas Meta 1: Cooperar con la Direccin General de Recursos Marinos de la Autoridad de los Recursos Acuticos de Panam para evaluar el seguimiento de esta normativa. 8. Evaluar la incidencia de las pesqueras artesanales en la captura y muerte accidental de to rtugas marinas en reas importantes de alimentacin y playas de anidacin.

PAGE 99

Tortugas Marinas de Panam 83 Meta 1: Disear y realizar encuestas para cuantificar toda la informacin posible acerca de las pesqueras artesanales con la colaboracin activa de los pobladores o los Comits de Medio Ambiente para la Conservacin de las Tortugas Marinas. 14. Evaluar los niveles de explotacin de tortugas marinas para el consumo de subsistencia, el comercio nacional e internacional. Comparar las tendencias histricas y actuales de estos datos par a establecer las prioridades del Programa de Proteccin Nacional de Tortugas Marinas y sus Hbitats. Meta 1: Realizar recorridos peridicos en restaurantes, mercados, tiendas de artesanas, artesanos pop ulares, galleras, aduanas terrestres y martimas, a fin de obtener informacin sobre la comer cializacin de carne, huevos, aceites, bisuteras y otros productos de las tortugas marinas, incluyendo las conchas de carey. 9. Recopilar la informacin proveniente de los diferentes programas de investigacin (a nidacin, alimen tacin y migracin) y de los avistamientos de tortugas marinas (tortugas varadas, enfermas, etc.) en una sede central. Meta 1: Establecer un centro de registro para toda la informacin que se genera como parte de los programas y avistamientos de tortugas marinas de las costas e islas del caribe de Panam, utilizando un sistema de informacin geogrfica. 10. Presentar la informacin cientfica generada durante la ejecucin de este Plan de Accin en revistas y eventos cientficos nacionales e internacionales. Meta 1: Dar a conocer la informacin cientfica que se origina en los diferentes programas de investigacin a travs de boletines, informe s, revistas cientficas nacionales e internacionales, como por ejemplo: Marine Turtle Newsletter, C helonian Conservation and Biology, Journal of Herpetology, entre otras. Meta 2: Promover la presentacin de los trabajos que se realizan con tortugas marinas en conferencias, foros y eventos cientficos nacionales e internacionales, por ejemplo: Congreso Cientfico Nacional, Feria Ecolgica de la Universidad de PanamEscuela de Biologa entre otros Meta 3: Realizar talleres nacionales anuales sobre biologa y conservacin de tortugas marinas, a travs de los cuales se puede presentar resultados de las i nvestigaciones y programas que se realizan. En los mismos se pueden establecer estandarizaciones de tcnicas para la investi gacin y conservacin. 11. Propiciar el establecimiento de centros de documentacin sobre tortugas marinas en el pas, para consultas de estudiantes y profesionales involucrados en los programas de conservacin de tortugas marinas. Meta 1: Consolidar por lo menos tres centros de documentacin sobre tortugas marinas en el pas, por ejemplo: En las Escuelas de Biologa de los Centros Regi onales Universitarios de Chiriqu, Bocas del Toro, Coln y el Campus Central de Panam y/o en la Ciudad del Saber. 12. Entrenar estudiantes y profesionales de universidades, organismos gubernamentales y ONGs en tcnicas especializadas de investigacin y cons ervacin de tortugas marinas.

PAGE 100

Informe Tcnico del PAC No. 47 84 Meta 1: Realizar anualmente un Curso sobre B iologa y Conservacin de Tortugas Marinas. Meta 2: Promover la participacin de estudiantes y profesionales en cursos sobre tcnicas de seguimi ento de tortugas marinas y/o en pr ogramas de voluntariado realizados en el extranjero. Meta 3: Incrementar la participacin de estudiantes y profesionales panameos en los Simposios Anuales sobre Biologa y Conservacin de Tortugas Marinas. 13. Impulsar el establecimiento de un centro de r escate y rehabilitacin de animales marinos, con nfasis en tortugas marinas que brinde las condiciones bsicas para que los animales trasladados puedan ser atendidos por heridas, enfermedades o los provenientes de decomisos. Meta 1: Capacitar a estudiant es y veterinarios en el manejo de un centro nacional de este tipo Meta 2: Preparar un protocolo sobre la dieta y las condiciones bsicas de mantenimiento que deben tener las tortugas marinas en recuperacin. Meta 3: Preparar un protocolo sobre toma de m uestras biolgicas, tratamiento y curacin de animales enfermos y heridos, el cual va a permitir evaluar el estado de salud y tratar adecuadamente a las tortugas marinas. Meta 4: Establecer la Red para la Atencin a Traumatismos de Tortugas Marinas, li derizada por un coordinador nacional para su organizacin, manejo y enlace a nivel regional. 4.63 Presupuesto El presupuesto de US$1 841,378 que se presenta a continuacin, har posible la ejecucin de los diferentes programas q ue nos hemos propuestos realizar en un per odo de cinco aos. Rengln Ao 1 Ao 2 Ao 3 Ao 4 Ao 5 Coordinador de la Red : Salario y prestaciones/12 meses 23.400 25.740 28.320 31.200 34.320 Alquiler y gastos operativos 25.000 25.000 25.000 2 8.000 28.000 Equipos, software 6.000 2.000 7.000 2.500 8.000 Coordinadores de campo: Salario y prestaciones/12 meses ( 5) 62.400 (5) 66.300 (5) 70.200 (5) 74.100 (5) 78.000 Asistentes de campo locales: Salario y prestaciones/10 meses (5) 19.500 (5) 22.750 (5) 26.000 ( 5) 29.250 (5) 32.500 Equipo de campo 14.000 2.900 3.800 4.400 3.300 Alojamiento, alimentacin 4.800 4.800 4.800 4.800 4.800 Vehculo 4x4 25.000 30.000 35.000 Combustible del vehculo 10.000 10 100 11.000 12.000 12.000 M antenimiento del vehculo 1.500 2.000 3.500 4.000 4.000 Bote de fibra de 14 pies de eslora m otor fuera de borda de 18.000 20.000

PAGE 101

Tortugas Marinas de Panam 85 40 HP, trailer Mantenimiento del motor 500 1.000 1.500 2.000 3.000 Combustible y aceite para los botes 6.000 7.0 00 8.000 9.000 10.000 Acciones especiales: Talleres sobre tortugas marinas 10.000 12.000 12.000 Rengln Ao 1 Ao 2 Ao 3 Ao 4 Ao 5 Cursos sobre tortugas marinas 20.000 20.000 20.000 25.000 Talleres de capacitacin 5.000 5.000 6.000 6.000 6.000 Materiales educativos 20.000 20.000 15.000 15.000 15.000 Construccin y op eracin de la exhibicin mvil o dos centros de visitantes 75.000 75.000 90.000 90.000 Literatura para los centros de documentacin 5.000 5.000 3.000 3.000 3.000 Organizacin de a ctividades sobre tortugas marinas 3.000 3 000 4.000 4.000 4 000 SubTotal 279.100 297.590 370.120 319.250 407.920 10% Imprevistos 27 910 29 759 37 012 31 925 40 792 TOTAL 307.010 327.349 407.132 351.175 448.712 Nota: los nmeros entre parntesis corresponden al total de personas contratadas.

PAGE 102

Informe Tcnico del PAC No. 47 86 V. BIBLIOGRAFA Alvarado, J. y T. M. Murphy. 2000. Periodicidad en la anidacin y el comportamiento entre anidaciones. Pp. 132136. En : K. L. Eckert, K. A. Bjorndal, F. A. AbreuGrobois y M. Donnelly (Editores). Tcnicas de Investigacin y Manejo para la Conservacin de las Tortugas Marinas. UICN/CSE Grupo Especialista de Tortugas Marinas. Publicacin N 4 Washington D.C. (Tradu ccin al espaol) Alvendas, I. 1998. Informe Tcnico. Conservacin de las tortugas marinas, Reserva Municipal, Playa Bluff. Revisin de documento por Luis Mou Sue y Jackqueline Vsquez Asociacin Conservacionista CARIBARO. Bocas del Toro, Repblica de Panam. Amend, S., A. Giraldo, J. Oltremari, R. Snchez, V. Valarezzo y E. Yerena. 2002. Planes de manejo con ceptos y propuestas. S. Amend y T. Amend (Editores). Parques Nacionales y Conservacin Ambiental Nro. 10. Panam. 110 pp. + 9 figuras. Am orocho, D. F. 2001. Estado de conservacin y distribucin de la tortuga carey, Ere t mochelys imbricata en la regin del Gran Caribe. Pp.4347. En : K. L. Eckert y F. A. AbreuGrobois (Editores). Conservacin de tortugas marinas en la regin del Gran Caribe Un dilogo para el manejo regional efectivo. Santo Domingo, 16 18 Noviembre de 1999. WIDECAST, UICN CSE Grupo Especialista en Tortugas Marinas, WWF y el Programa Ambiental del Caribe del PNUMA. xxi + 170 pp. Arosemena, D. H. y R. A. Ruiz. 1986. Tortugas marinas en la Comarca de San Blas, Panam: Observaciones de la reproduccin, hbitat, aspectos socioeconmicos y culturales. Sapi Garda. I: 715. Atlas Nacional de la Repblica de Panam. 1975. Instituto Geogrfico Nacional "Tommy Guardia. Impreso en Instituto Geogrfico Nacional Tommy Guardia. Panam. Atlas Nacional de la Repblica de Panam. 1988. Instituto Geogrfico Nacional "Tommy Guardia. Impreso en Instituto Geogrfico Nacional Tommy Guardia. Panam. Bacon, P. R. 1981. The status of sea turt le stocks management in the Western Central Atlantic. WECAF Studies No. 7 :1 37. Balazs, G. H. 1985. Impact of ocean debris on marine turtles: entanglement and ingestion. Pp.387429. En : R. S. Shomura y H. O. Yoshida (Editores). Proc eedings of the Workshop on the Fate and Impact of Marine Debris. NOAA Tech. Memo. NMFS SWFC 54. U.S. Department of Commerce Honolulu. Balazs, G. H. 1990. Health advisory for fibropapilloma disease. Marine Turtle Newsletter 49:27. Balazs, G. H. 2000. Factores a considerar en el marcado de las tortugas. Pp .116 125. En : K. L. Eckert, K. A. Bjorndal, F. A. AbreuGrobois y M. Donnelly (Editores). Tcnicas de Investigacin y Manejo para la Conservacin de las Tortugas Marinas. UICN/CSE Grupo Especialista de Tortugas Marinas. Public acin N 4. Washington D.C. (Traduccin al espaol) Barnard, D. E., J. A. Keinath y J. A. Musick. 1989. Distribution of ridley, green, and leatherback turtles in Chesapeake Bay and adjacent waters. Pp.201203. En : S. A. Eckert, K. L. Eckert y T. H. Richar dson (Compiladores). Proceedings of the Ninth Annual Conference on Sea Turtle Conservation and Biology NOAA Tech. Memo. NMFS SWFC 54. U.S. Department of Commerce Miami

PAGE 103

Tortugas Marinas de Panam 87 Basford, S. J., R. L. Brandner y R. H. Boulon. 1990. Tagging and nesting research on leatherback sea turtles ( Dermochelys coriacea ) on Sandy Point, St. Croix, U. S. Virgin Islands, 1990. USVI Division of Fish and Wildlife, contract #PC P&NR 287 90. Bjorndal, K. A. 1982. The consequences of herbivory for the life history pattern of the Ca ribbean green turtle, Chelonia mydas. Pp.111 116. En : K. A. Bjorndal (Editora). Biology and conservation of sea turtles Smithsonian Institution Press, Washington D.C. Bjorndal, K. A. 1985. Nutritional ecology of sea turtles. Copeia 1985:736751. Bjornda l, K. A. y A. Carr. 1989. Variation in clutch size and egg size in the green sea turtle nesting population at Tortuguero, Costa Rica. Herpetologica 45(2):181189. Boulon, R. H. 1989. Virgin Island turtle recoveries outside of the U.S. Virgin Islands. Pp.2 07209. En : S. A. Eckert, K. L. Eckert y T. H. Richardson (Compiladores). Proceedings of the Ninth Annual Conference on Sea Turtle Conservation and Biology. NOAA Tech. Memo. NMFS SEFC 232. U.S. Department of Commerce, Miami. Boulon, R. H., K. L. Eckert y S. A. Eckert. 1988. Migration: Dermochelys coriacea Herp Review 19(4):88. Brutigam, A. y K. L. Eckert. 2006. Turning the tide: Exploitation, trade and management of marine turtles in the Lesser Antilles, Central America, Colombia and Venezuela. TRAFFIC Intl ., Cambridge. 533 pp. http://www.widecast.org/Resources/Docs/Brautigam_and_Eckert_2006_Exploitation_Trade_Mgmt_of _Cari bbean_Sea_Turtles.pdf Cambers, G. 1988. Sand resources in St. Kitts. Prepared for the Organization of American States, Washington, D.C. Carr, A. 1987a. New perspectives on the pelagic stage of sea turtle development. Conservation Biology 1(2): 103121. Carr, A. 1987b. Impact of nondegradable marine debris on the ecology and survival outlook of sea turtles. Marine Pollution Bulletin 18(6 Part B):352356. Carr, A. y A. Meylan. 1980. Evidence of passive migration of green turtle hatchlings in Sargassum Copeia 1980(2):366368. Carr, A. y A. Meylan. 1984. Dermochelys coriacea (leatherback sea turtle) migration. Herpetological Review 15(4):113. Carr, A., M. H. Carr y A. B. Meylan. 1978. The ecology and migrations of sea turtles, 7. The West Caribbean gree n turtle colony. Bulletin American Museum of Natural History 162(1):146. Carr, A., A. Meylan, J. Mortimer, K. Bjorndal y T. Carr. 1982. Surveys of sea turtle populations and hbitats in the Western Atlantic. NOAA Technical Memorandum NMFS SEFC 91. 82 pp. Castillo, G. (editor ). 2004. Plan ambiental marino costero 20042009. Sector YandupNargan, Corregimiento de Nargan, Kuna Yala. FUSPU, AEK/PEMASKY, CENDAH, NFWF, NOAA, STRI. 33 pp.

PAGE 104

Informe Tcnico del PAC No. 47 88 CCC. 2007. Tracking the Movement of Leatherbacks in the Atlantic Cari bbean Conservation Corporation and Sea Turtle Survival League. http://www.cccturtle.org/satellitetracking.php?page=sat leatherback Bajado el 7 de Diciembre de 2007. CCAD 2007. Comisin Centroamericana de Ambiente y Desarrollo. http:// www.sica.int/ccad/ Bajado el 9 de Diciembre de 2007. CEE. 1987. Plastics in the ocean: more then a litter problem. Center for Environmental Educat ion, Washington D .C. 128 pp. Clasificacin industrial internacional uniforme de todas las actividades econmicas (CIIU). 2007. http://www.ilo.org/public/spanish/bureau/stat/class /isic.htm Bajado el 8 de Diciembre de 2007. CITES. 2007. Protocolo para los estudios en playas ndices de anidacin de la tortuga cerey del Caribe. http://www.cites.org/eng/prog/HBT/d ialogue/E HT28.doc Bajado el 1 de Diciembre de 2007. Congreso General Kuna, 2005. Resolucin No.1006 05. Sitio reservado y protegido para la conservacin de las tortugas marinas. Convencin Interamericana para la Proteccin y Conservacin de las Tortu gas Marinas. 2007. http://www. iacseaturtle.org/home.asp CONAMA. 1988. Basener New York, Relleno Sanitario de Coln. p. 12. Corliss, L. A., J. I. Richardson, C. Ryder y R. Bell. 1989. The hawksbills of Jumby Bay, Antigua, West Indies. Pp.3335. En : S. A. Eckert, K. L. Eckert y T. H. Richardson (Compiladores). Proceedings of the Ninth Annual Workshop on Sea Turtle Conservation and Biology NOAA Tech. Memo. NMFS SEFC 232. U. S. Dept. Commerce. Crouse, D. T., L. B. Crowder y H. Caswell. 1987. A stage based population model for loggerhead sea turtles and implications for conservation. Ecology 68(5):1412 1423. Cubit, J., G. Batista de Yee, A. Romn y V. Batista. 1984. El valor de los manglares y de los ar recifes de franjas como recurso natural en la Provincia de Coln. Revista Mdica de Panam 9:56 67. Cubit, J. D., C. D. Getter, J. B. C. Jackson, S. D. Garrity, H. M. Caffey, R. C. Thompson, E. Weil y M. J. Marshall. 1987. An oil spill affecting coral ree fs and mangroves on the Caribbean coast of Panama. Pp 401406. En : Oil Spill Conference. Proceedings of the Tenth Biennial Conference, 69 Apri l 1987, Baltimore, M aryland American Petroleum Institute Publ. No. 4452, Washington D.C. Chacn, D. 2002. Diag nstico sobre el comercio de las tortugas marinas y sus derivados en el istmo centro americano. Red Regional para la Conservacin de las Tortugas Marinas en Centroamrica (RCA), San Jos, Costa Rica. 247 pp. http://www.widecast.org/Resources/Docs/Chacon_2002_Illegal_Sea_Turtle _%20Trade_Central _America.pdf Chacn, D. 2004. La tortuga carey del Caribe Introduccin a su biologa y estado de conservaci n WWF Programa Regional para Amrica Latina y el Cari be, San Jos, Costa Rica. 64 pp. http://www. hawksbillwwf.org/ Bajado el 3 de Diciembre de 2007.

PAGE 105

Tortugas Marinas de Panam 89 Chacn, D. y K. L. Eckert. 2007. Leatherback sea turtle nesting at Gandoca Beach in Caribbean Costa Rica: Management recommendations from fifteen years of conservation. Chelonian Conservation and Biology 6(1):101110. Chacn, D., H. Snchez, J. J. Calvo y J. Ash. 2007. Manual para el manejo y la conservaci n de las tortugas marinas en Costa Rica; con nfasis en la operacin de proyectos en playa y viveros. Sistema Nacional de Areas de Conservacin (SINAC), Ministerio del Ambiente y Energa (MINAE). Gobierno de Costa Rica, San Jos. 103 pp. Chacn, D., N. Va lern, M. V. Cajiao, H. Gamboa y G. Marn. 2001. Manual de mejores prcticas para la conservacin de las tortugas marinas en Centroamrica. Programa Regional Ambiental para Centro amrica (PROARCA/Costas/CAPAS). San Jos, Costa Rica. Chang, R. 1991. Im pacto ecolgico del t ectonismo en Panam. SINAPROC. Panam. C. E. C. A. 25 pp. Delbeek, J. C., J. Sprung y C. Delbeek. 1994. The reef aquarium. A comprehensive guide to the identification and care of tropical marine invertebrates. Volumen I. Ricordea Publ ., Coconut Grove, Florida. 544 pp. Daz, E. 1984. Reporte nacional para el pas de Panama. Presentado el 30 de Noviembre de 1982. Pp.33443348. En : P. Bacon, F. Berry, K. Bjorndal, H. Hirth, L. Ogren y M. Weber ( E ditores). Proceedings of the Western Atl antic Turtle Symposium, 17 22 July 1983, San Jos Costa Rica, Volume 3. Appendix 7. University of Miami Press, Miami, Florida. Diez, C. E., R. P. Van Dam G. y Archibold. 2002. In water survey of hawksbill turtles at Kuna Yala, Panam. Marine Turtle New sletter 96:11. Direccin de Estadstica y Censo de Panam. 2007. www.contraloria.gob.pa/ Bajado el 1 de Diciembre de 2007. Dodd, C. K., Jr. 1988. Synopsis of the biological data on the loggerhead sea turtle Caretta caretta (Linnaeus 1758). U. S. Fish Wildlife Service, Biological Report 88(14):1110. Dodge, R. E, A. H. Knap, B. J. Baca, S. C. Snedaker y T. D. Sleeter. 1996. Los efectos del petrleo y los dispersantes sobre los ecosistemas tropicales: Reeval uacin despus de aos. Pp.52. En : 8vo. Simposio Internacional sobre Arrecifes de Coral: Resmenes, 24 29 de Junio de 1996, Ciudad de Panam, Panam. Dow, W. E., K. L. Eckert, M. Palmer y P. Kramer. 2007. Sea Turtle Nesting Habitat A Spatial Database f or the Wider Caribbean Region. W IDECAST and The Nature Conservancy. WIDECAST Technical Report No. 6. Beaufort, North Carolina. http://www. widecast.org/What/Regional/Nesting.html Ecker t, K. L. 1989. Wildlife Resource Management Plan: Sea Turtles. En: The Southeast Peninsula Project in St. Kitts, Volume I: Resource Management Plans. USAID contract #DHR 5438C 00 6054 00. 33 pp. Eckert, K. L. 1991. Caribbean nations vote to protect sea t urtles. Marine Turtle Newsletter 54:3 4. Eckert, K. L. 2001. Estado de conservacin y distribucin de la tortuga lad, Dermochelys coriacea en la regi n del Gran Caribe. Pp.2533. En : K. L. Eckert y F. A. Abreu Grobois (Editores). Conservacin de t ortuga s marinas en la regi n del Gran Caribe Un dilogo para el manejo regional efectivo. Santo

PAGE 106

Informe Tcnico del PAC No. 47 90 Domingo, 16 18 Noviembre de 1999. WIDECAST, UICN CSE Grupo Especialista en Tortugas Marinas, WWF y el Programa Ambiental del Caribe del PNUMA. Eckert, K. L. y F. A. Abreu Grobois (editores). 2001. Conservacin de Tortugas marinas en la region del Gran Caribe Un dilogo para el manejo regional efectivo. Santo Domingo, 1618 Noviembre de 1999. WIDECAST, UICN CSE Grupo Especialista en Tortugas Marinas, WWF y el Prog rama Ambiental del Caribe del PNUMA. xxi + 170 pp. http://www.widecast.org/Resources/Docs/Eckert_and_ AbreuGrobois_2001_Regional_Mgmt_Dia logue_Proc_SP.pdf Eckert, K. L. y J. Beggs. 2006. Marine t urtle t agging: A m anual of r ecommended practices. Wider Caribbean Sea Turtle Conservation Network (WIDECAST) Technical Report 2. Revised e d. Beaufort, NC. 40 pp. http://www.widecast.org/Resources/Docs/Eckert_y_Beggs_2006_Marcaje_de_Tortugas_Marinas.pdf Eckert, S. A. y K. L. Eckert. 2005. Strategic p lan for eliminating the incidental c apture and m ortality of l eatherback t urtles in the c oastal g illnet f isheries of Trinidad and Tobago: Proceedings of a n ational c onsultation. Port of Spain, 1618 February 2005. Min. Agriculture, Land and Marine Resources, Government of the Republic of Trinidad & Tobago, in collaboration with the Wider Caribbean Sea Turtle Conservation Network (WIDECAST). WIDECAST Technical Report 5. Beaufort, NC. 30 pp. http://www.widecast.org/Resources/Docs/Eckert_y_Beggs_2006_Marcaje_de_Tortugas_Marinas.pdf Eckert, K. L. y J. A. Horrocks (Editors). 2002. Proceedings of Sea t urtles and beachfront l ighting: An i nteractive Workshop for i ndustry professionals and policy m ake rs in Barbados, 13 October 2000. Sponsored by the Wider Caribbean Sea Turtle Conservation Network, the Barbados Sea Turtle Project, and the Tourism Development Corporation of Barbados. WIDECAST Technical Report 1. v + 43 pp. http://www.widecast.org/Resources/Docs/Eckert_y_Beggs_2006_Marcaje_de_Tortugas_Marinas.pdf Eckert, K. L., K. A. Bjorndal, F. A. AbreuGrobois y M. Donnelly (editores). 2000. Tcnicas de Investigacin y Manejo para la Conservacin de las Tortugas Marinas. UICN/CSE Grupo Especialista de Tortugas Marinas. Publicacin N 4. Washington D.C. (Traduccin al espaol) 278 pp. http://www.iucn mtsg.org/publications/Tech_Manual/0000%20Table%20of%20Contents_sp.htm Bajado el 7 de Diciembre de 2007. Ehrhart, L. M. 1991. Fibropapillomas in green turtles of the Indian River Lagoon, Florida: di stribution over time and area. Pp.5961. En : G. Balazs y S. Pooley (Editores). Research plan for marine turtle fibro papilloma NOAA Tech. Memo. NMFS SWFSC 156. U. S. Department of Commerce, Honolulu. Ehrhart, L. M. y L. Ogren. 2000. Estudios en hbitats de alimentacin: captura y manejo de tortugas. Pp .7074. En : K. L. Eckert, K. A. Bjorndal, F. A. AbreuGrobois y M. Donnelly (Editores). Tcnicas de Investi gacin y Manejo para la Conservacin de las Tortugas Marinas. UICN/CSE Grupo Especialista de Tortugas Marinas. Publicacin N 4. Washington D.C. (Traduccin al espaol) Ehrhart, L. M. y R. G. Yoder. 1978. Marine turtles of Merrit Island National Wildlife Refuge, Kennedy Space Center, Florida. Florida Marine Research Publications 33:2530. Ehrhart, L. M., D. A. Bagley y W. E. Redfoot. 2003. Loggerhead turtles in the Atlantic Ocean: Geographic distribution, abundance, and population status. Pp.157 174. En : A. B. Bolten y B. E. Witherington ( E ditores). Loggerhead sea turtles. Smithsonian Institution Press Washington D.C

PAGE 107

Tortugas Marinas de Panam 91 Ehrenfeld, D. W. 1968. The role of vision in sea finding orientation of the green turtle ( Chelonia mydas ) II: Orientation mechanism and range of spectral sensitivity. Animal Behavior 16:281 287. Engstrom, T. A., P. Meylan y A. Meylan, 2002. Origin of juvenile loggerheads ( Caretta caretta ) in a tropical developmental habitat in Caribbean Panama. Animal Conservation 5:125133 Ephtimiadis, M., L. Mestre de Valencia y A. Saut. 2003. Un puente entre el currculo de Panam y el Programa educativo ambiental marino del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales. Reporte Final Julio 2003. Ferris, J. S. 1986. Nest success and the survival and movement of hatchlings of the loggerhead sea turtle ( Caretta caretta ) on Cape Lookout Nat ional Seashore. CPSU Tech nical Report 19, U. S. National Park Service. U. S. Dept. Interior. 40 pp. Firman, J. C. 1996 Toxicidad Crnica de los Pesticidas para Montastrea flaveolata P p.62. En : Resumenes: 8vo. Simposio Internacional sobre Arrecifes de Cor al: Resmenes, 24 29 de junio de 1996, C iudad de Panam, Panam. 226 pp. Fish, M. R., I. M. Ct, J. A. Gill, A. P. Jones, S. Renshoff y A. R Watkinson. 2005. Predicting the i mpact of s eal evel r ise on Caribbean s ea t urtle nesting habitat. Conservation Biology 19(2) : 482491. Frazer, N. B. 1983. Demography and life history evolution of the Atlantic loggerhead sea turtle, Caretta caretta Doctoral dissertation, University of Georgia, USA. Frazer, N. B. 1989. A philosophical approach to population model s. Pp.198207. En : L. Ogren (Editor en jefe), Proc eedings of the Second Western Atlantic Turtle Symposium. NOAA Tech. Memo. NMFS SEFC 226. U. S. Department of Commerce Miami Frazer, N. B. 1992. Sea turtle conservation and halfway technology. Conserv ati on Biol ogy 6(2):179184. Frazer, N. B. y R. C. Ladner. 1986. A growth curve for green sea turtles, Chelonia mydas in the U. S. Virgin Islands. Copeia 1986:798802. Frazier, J. 1984. Las tortugas marinas en el Ocano Atlntico Sur Occidental. Asociacin Herpetolgica Argentina 2:221. Frazier, J. 2001. Generalidades de la historia de vida de las tortugas marinas. Pp.3 18. En : K. L. Eckert y F. A. Abreu Grobois (Ed itores ). Conservacin de Tortugas marinas en la regi n del Gran Caribe Un dilogo para el manejo regional efectivo. Santo Domingo, 1618 Noviembre de 1999. WIDECAST, UICN CSE Grupo Especialista en Tortugas Marinas, WWF y el Programa Ambiental del Caribe del PNUMA. Garca V., F. A. 1987. El Reporte Nacional por el Pas de Panam. INRENARE. Prep arado para el Second Western Atlantic Turtle Symposium, 1216 October 1987, Mayagez, Puerto Rico. Glen, F. y N. Mrosovsky. 2004. Antigua revisited: the impact of climate change on sand and nest temperatures at a haw k s bill turtle ( Eretmochelys imbricata ) nesting beach. Global Change Biology 10:20362045.

PAGE 108

Informe Tcnico del PAC No. 47 92 Godfrey, M. y N. Mrosovsky. 2000. Estimacin de la proporcin sexual en playas de anidacin. Pp.156159. En : K. L. Eckert, K. A. Bjorndal, F. A. AbreuGrobois y M. Donnelly (Editores). Tcnicas de Investi gacin y Manejo para la Conservacin de las Tortugas Marinas. UICN/CSE Grupo Especialista de Tortugas Marinas. Publicacin N 4. Washington D.C. (Traduccin al espaol) Gulko, D. A. y K. L. Eckert. 2003. Sea Turtles: An Ecological Guide. Mutual Publ is hers, Honolulu. 128 pp. Guzmn, H. M. y I. Holst. 1993. Effects of chronic oil sediment pollution on the reproduction of the Caribbean reef coral Siderastrea s idere a Marine Pollution Bulletin 26:276 282. Guzmn, M. H., S. Andrfouet, C. Guevara y J. A kl. 2002. Distribucin, estructura, y estado de conservacin de los arrecifes coralinos de Kuna Yala (San Blas), Repblica de Panam. Informe final presentado a PEMASKY y Fundacin NATURA. Smithsonian Tropical Research Institute (STRI)/Panam, Insti tute f or Marine Remote Sensing (IMRS), University of South Florida. Panam. 41 pp. + mapa. Halas, J. C. 1985. An unique mooring system for reef management in the Key Largo National Marine Sanctuary, Pp.237242. En : C. Gabriel y B. Salvat (Editores). Proc eeding s of the 5th Intl. Coral Reef Congress). Volume 4. Antenne Museum Ephe, Moores, French Polynesia. Hall, M. A. 2007. Bycatch reduction in the artisanal longline fleets of the Eastern Pacific: Summary of activi ties for the regional sea turtles program of t he Eastern Pacific June 2007. 35 pp. Harold, S. y K. L. Eckert. 2005. Endangered Caribbean sea turtles: An educators handbook. Wider Caribbean Sea Turtle Conservation Network (WIDECAST) Tech nical Report 3. Beaufort, N C ar olina. 176 pp. http://www.widecast.org/Resources/Docs/Harold_and_Eckert_2005_Carib_Sea_Turtles_Educators_H andbook.pdf Hawkes, L. A., A. C. Broderick, M. H. Godfrey y B. J. Godley. 2007. Investigating the potential impacts of climate change on a marine turtle population. Global Change Biology 13( 5): 923932. Heckadon Moreno, S. 1993. Agenda ecolgica y social para Bocas del Toro. Actas de los seminarios talleres. Ciu dad de Panam, del 14 al 16 de diciembre de 1992. Bocas del Toro, del 26 al 27 de enero 1993. Hoff, R. Z. y G. Shigenaka. 2003. Response considerations for sea turtles. Pp.4968. En : G. Shigenaka (technical editor). Oil and sea turtles: b iology, planning and response. NOAAs National Ocean Service. Office of Response and Restoration. 111 p p. Huff, J. A. 1989. Florida (USA) terminates headstart program. Marine Turtle Newsletter 46:12. Jacobson, E. R. 1990. An update on green turtle fibropapilloma. Mar ine Turtle Newsletter 49:7 8. Jackson, J. B. C. 2007. Los arrecifes desde Coln. Pp. 631644. En : E. G. Leigh, Jr., E. A. Allen Herme, J. B. C. Jackson, F. Santos Granero ( E ditores). Ecologa y evolucin en los trpicos. Traduccin al espaol. Editora Novo Art. Panam. James, M. C., C. A. Ottensmeyer y R. A. Myers. 2005. Identification of highuse habitat and threats to leatherback sea turtles in northen waters: new directions for conservation. Ecology Letters 8:195201.

PAGE 109

Tortugas Marinas de Panam 93 Joly, L. G. 1982. Tiempo de vali miento en Ro Indio, Costa Abajo. Revista Patrimonio Histrico, INAC. Impresora de la Nacin, Panam. 56 pp. Keller, B. D. y J. B. C. Jackson ( Ed itor e s). 1993. Evaluacin a largo plazo del derrame de petrleo en Baha Las Minas, Panam, Informe sntesis, Vol I: Resumen Ejecutivo. Estudio OCS MMS 930047. Inst Smithsonian de Investigaciones Tropicales, Panam, Repblica de Panam. Versin traducida. 141 pp. Keller, J. M., J. R. Kucklick, M. A. Stamper, C. A. Harms y P. McClellanGreen. 2004. Association between organochlorine contamination concentrations and clinical health parameters in loggerhead sea turtles from North Carolina, USA. Environmental Health, Perspectives 112(10):10741079. Kwiecinski, B., L. DCroz, B. Chial y J. Del Rosario. 1987. Informe sob re el manejo, movimiento, registro de los derrames y la contaminacin por hidrocarburos disueltos en la Baha de Panam. Programa de investigacin, vigilancia y control de la contaminacin marina por hidrocarburos del petrleo en el Pacfico Sudeste Centro de Ciencia del Mar y Limnologa Universidad de Panam. 43 pp. Laist, D. W. 1987. Overview of the biological effects of lost and discarded plastic debris in the marine environment. Marine Pollution Bulletin 18(6 Part B):319 326. Limpus, C. 1993. A marine resource case study: climate change and sea level rise probable impacts on marine turtles, Pp.157. En : J. E. Hay y C. Kaluwin (Editores). Climate change and sea level rise in the South Pacific Region, Proc. Second SPREP Meeting South Pacific Regional Environment Programme Apia, W estern Samoa. Lutcavage, M. E., P. Plotkin, B. Witherington y P. Lutz. 1997. Human impacts on sea turtle survival. Pp.387409. En : P. L. Lutz y J. A. Musick (Editores). The biology of sea turtles. CRC Press. Boca Rat on Lutz, P. L., M. Lutcavage y D. Hudson. 1986. Physiological effects. En : S. Vargo, P. L. Lutz, D. K. Odell, T. Van Vleet y G. Bossart (Editores). Final R eport : s tudy of the effect of oil in marine turtles. Minerals Management Service Contract Number 1 412 0001 30063. Florida Inst itute of Oceanography, St. Petersburg. 111 pp. Lutz, P. L. y A. AlfaroSchulman. 1991. The effects of chronic plastic ingestion on green sea turtles. Final Report t o the U. S. Dept. Commerce, NOAA SB21, WC H06134. 49 pp. Manz ella, S., K. Bjorndal y C. Lagueux. 1991. Headstarted Kemp's ridley recaptured in the Caribbean. Marine Turtle Newsletter 54:13 14. Marcovaldi, M. A. 2001. Estado de conservacin y distribucin de la tortuga golfina, Lepidochelys olivacea en la regin d el Gran Caribe. Pp.5458. En : K. L. Eckert y F. A. Abreu Grobois (Editores). Conservacin de Tortugas marinas en la region del Gran Caribe Un dilogo para el manejo regional efectivo. Santo Domingo, 1618 Nov i embr e de 1999. WIDECAST, U I CN CSE Grupo Espec ialista en Tortugas Marinas, WWF y el Programa Ambiental del Caribe del PNUMA x xi + 1 70 pp. Marcovaldi, M. A. y A. Filippini. 1991. Trans Atlantic movement by a juvenile hawksbill turtle. Marine Turtle Newsletter 52:3 Mrquez, R. 1996. Las tortugas mar inas y nuestro tiempo. La Ciencia /144 desde Mxico. Fondo de Cultura Econmica, Mxico, D. F. Impreso en Mxico 197 pp.

PAGE 110

Informe Tcnico del PAC No. 47 94 Mrquez M., R. 2001. Estado de conservacin y distribucin de la tortuga lora, Lepidochelys kempii en la regin del Gran Caribe. Pp.4853. En : K. L. Eckert y F. A. Abreu Grobois (Editores). Conservacin de Tortugas marinas en la region del Gran Caribe Un dilogo para el manejo regional efectivo. Santo Domingo, 16 18 Noviembre de 1999. WIDECAST, UICN CSE Grupo Especialista en Tortugas Marinas, WWF y el Programa Ambiental del Caribe del PNUMA. McAlpine, D. F. 1980. Nesting behavior of the leatherback turtle, ( Dermochelys coriacea ) on the Caribbean coast of Panama. Journal of New Brunswick Museum 1980:3240. Merchant Larios, H. 2000. De terminacin del sexo en cras. Pp.150155. En : K. L. Eckert, K. A. Bjorndal, F. A. Abreu Grobois y M. Donnelly (Editores). Tcnicas de Investigacin y Manejo para la Conservacin de las Tortugas Marinas. UICN/CSE Grupo Especialista de Tortugas Marinas. Pub l N 4. Wash ., D.C. Meylan, A. 1982. Sea turtle migration: Evidence from tag returns. Pp.91100. En : K. A. Bjorndal ( E d itor a ) Biology and conservation of sea turtles. Smithsonian Institution Press, Washington D. C. Meylan, A. 1984. Hawksbill turtle: B iological synopsis of the hawksbill turtle: ( Eretmochelys imbricata ). Pp. 112117. En : P. Bacon, F. Berry, K. Bjorndal, H. Hirth, L. Ogren y M. Weber (E ditores ) Proceedings of the First Western Atlantic Turtle Symposium. Meylan, A. 1988. Spongivory in hawksbill t urtles: A diet of g lass. Science 239(4838):393395. Meylan, A. 1989. Hawksbill turtle ( Eretmochelys imbricata ) Status report of the hawksbill turtle. Pp.101105. En : L. Ogren, F. Berry, K. Bjorndal, H. Kumpf, R. Mast, G. Medina, H. Reichart y R. Witham (E ditores ) Proceedings of the Second Western Atlantic Turtle Symposium. Meylan, A. B. 1999a. Status of the hawksbill turtle ( Eretmochelys imbricata ) in the Caribbean region. Chelon i an Conservation and Biology 3(2):177184. Meylan, A. B. 1999b. International movements of immature and adult hawksbill turtles ( Eretmochelys imbri cata ) in the Caribbean Region. Chelonian Conservation and Biology 3(2):189194. M eylan, A. B. y M. Donnelly. 1999. Status justification for listing the hawksbill turtle ( Eretmochelys imbri cata ) as Critically Endangered on the 1996 IUCN Red List of Threatened Animals. Chelonian Con servation and Biology 3(2):200224. Meylan, P. A. y A. B. Meylan. 1987. Report on fieldwork: The marine turtles of Bocas del Toro Province, Panama. May 1987. 27 pp. Meylan, P. A. y A. B. Meylan. 1989. Progress report: The ecology and migrations of marine turtles of Bocas del Toro Province, Panama. December 1989. 21 pp. Meylan, P. A. y A. B. Meylan. 1991. Progress report: The ecology and mig rations of marine turtles of Bocas del Toro Province, Panama. December 1991. 10 pp. Meylan, A. y P. Meylan. 1994. Description of a migratory fleet of green turtles. Pp.107. En : B. Schroeder y B. Witherington ( Editores ) Proceedings of the 13th Annual Symposium on Sea Turtle Biology and Conservation. NOAA Tech Memo NMFS SEFC 341. U.S. Department of Commerce, Miami.

PAGE 111

Tortugas Marinas de Panam 95 Meylan, P., A. Meylan y A. Ruiz. 1985. Nesting of Dermochelys coriacea in Caribbean Panama. Journal of Herpetology 19:293. Miller, J. D. 200 0. Determinacin del tamao de la nidada y el xito de eclosin. Pp.143149. En : K. L. Eckert, K. A. Bjorndal, F. A. AbreuGrobois y M. Donnelly (Editores). Tcnicas de Investigacin y Manejo para la Conservacin de las Tortugas Marinas. UICN/CSE Grupo Especialista de Tortugas Marinas. Publi cacin N 4. Washington D.C. (Traduccin al espaol) Milliken, T. y H. Tokunaga. 1987. The Japanese sea turtle tarde 19701986: Special R eport prepared by TRAFFIC (Japan). Center for Environmental Education. 71 pp. Mil ton, S., P. Lutz y G. Shigenaka. 2003. Oil toxicity and impacts on sea turtles. Pp.3547. En : G. Shigenaka (tech nical editor ). Oil and sea turtles : b iology, planning and response. NOAA National Ocean Service. Office of Response and Restoration. 111 pp. Mo ncada Gaviln, F. 2001. Estado de conservacin y distribucin de la tortuga caguama, Caretta caretta en la region del Gran Caribe. Pp.3842. En : K. L. Eckert y F. A. Abreu Grobois (Editores). Conservacin de Tortugas marinas en la region del Gran Caribe Un dilogo para el manejo regional efectivo. Santo Domingo, 16 18 Noviembre de 1999. WIDECAST, UICN CSE Grupo Especialista en Tortugas Marinas, WWF y el Programa Ambiental del Caribe del PNUMA. Morgan, P. J. 1989. Occurrence of leatherback turtles ( Derm ochelys coriacea ) in the British Islands in 1988 with reference to a specimen, Pp.119120. En : S. A. Eckert, K. L. Eckert y T. H. Richardson (Com piladores). Proceedings of the Ninth Annual Workshop on Sea Turtle Conservation and Biology NOAA Tech. Memo. NMFS SEFC 232. U.S. Department of Commerce, Miami. Morreale, S. J., G. J. Ruiz, J. R. Spotila y E. A. Standora. 1982. Temperature dependent sex determination: current practices threaten conservation of sea turtles. Science 216:1245 1247. Mortimer, J. A. 1981. The feeding ecology of the green turtle, Chelonia mydas in Nicaragua. Biotropica 13: 4958. Mrosovsky, N. 1970. The influence of the sun's position and elevated cues on the orientation of hatchling sea turtles. Animal Behavior 18:648651. Mrosovsky, N. 1972. The water finding ability of sea turtles. Brain, Behavior and Evolution 5:202225. Mrosovsky, N. 1978. Orientation mechanisms of marine turtles. Pp.413419. En : K. Schidt Koenig y W. Keeton (Editores). Animal Migration, Navigation and Homing Springer Verlag, New York. Mrosovsky, N. 1981. Plastic jellyfish. Marine Turtle Newsletter 17:57. Obando, J. 2007. Proyecto de monitoreo y manejo de tortugas marinas humedal San San Pond Sack. A. Anidacin de la tortuga baula ( Dermochelys coriacea) en l a playa San San. Temporada 2007. AAMVECONA. 31 pp O'Hara, K., N. Atkins y S. Iudicello. 1986. Marine wildlife entanglement in North America. Center for Environmental Education, Washington D.C. 219 pp.

PAGE 112

Informe Tcnico del PAC No. 47 96 O NU. 1983. Tecnologas para el control de la erosin costera. Departamento de Asuntos Econmicos y Sociales Internacionales. Subdivisin de Economa y Tecnologa Ocenicas. Reporte ST/ESA/116. Nueva York. Ordoez, C., A. Ruiz, S. Trong, A. Meylan y P. Meylan. 2004. Reporte final de 2003 del Proyecto Inv estigacin y recuperacin de la poblacin de tortuga carey ( Eretmochelys imbricata ) en Playa Chiriqu e Isla Escudo de Veragu as, regin Kribo, Comarca Ng be Bugl y Parque Nacional Marino Isla Bastimentos. 20 pp. Ordoez, C., A. Ruiz, S. Trong, A. Meylan y P. Meylan. 2005. Reporte final de 2004 del Proyecto Investiga cin y recuperacin de la poblacin de tortuga carey ( Eretmochelys imbricata ) en Playa Chiriqu e Isla Escudo de Veraguas, regin Kribo, Comarca Ngbe Bugl y Parque Nacional Marino Isla Bastimentos. 26 pp. Ordoez, C., A. Ruiz, S. Trong, A. Meylan y P. Meylan. 2006. Reporte final de 2005 del Proyecto Investi ga cin y recuperacin de la poblacin de tortuga carey ( Eretmochelys imbricata ) en Playa Chiriqu e Isla Escudo de Veraguas, regin Kribo, Comarca Ngbe Bugl y Parque Nacional Marino Isla Bastimentos. 35 pp. Ordoez, C., S. Trong, A. Meylan, P. Meylan y A. Ruiz. 2007. Chiriqui Beach, Panama, the most important leatherback nesting beach in Central America. Chelonian Cons ervation and Biology 6(1):122126. Orme, A. J. 1989. Morphodynamics, sediment characteristics, and management considerations. En : The Southeast Peninsula Project in St. Kitts, Volume I: Resource Management Plans. Prepared for the U. S. Agency for Interna tional Development, contract #DHR 5438C 00 6054 00. 48 pp. Patriquin, D. y R. Knowles. 1972. Nitrogen fixation in the rhizosphere of marine angiosperms. Marine Biology 16:4958. Perkins, J. S. 1983. The Belize barrier reef ecosystem: an assessment of it s resources, conservation status and management. New York Zool. Society, New York. 148 pp + apndices. Phelan, S. y K. L. Eckert. 2006. Marine Turtle Trauma Response Procedures: A Field Guide. Wider Caribbean Sea Turtle Conservation Network (WIDECAST) Tech Report No. 4. Beaufort, North Carolina. 71 pp. Pritchard, P. C. H. 1969. Sea turtles of the Guianas. Bulletin of the Florida State Museum 13(2):85140. Pritchard, P. C. H. 1973. International migrations of South American sea turtles (Cheloniidae and D ermo chelyidae). Animal Behavior 21:1827. Pritchard, P. C. H. 1989. Status report of the leatherback turtle ( Dermochelys c oriacea ). Pp.145152. En : L. Ogren, F. Berry, K. Bjorndal, H. Kumpf, R. Mast, G. Medina, H. Reichart y R. Witham ( E ditor e s). Proceed ings of the Second Western Atlantic Turtle Symposium. NOAA Tech. Memo. NMFS SEFC 226. U.S. Department of Commerce, Miami Pritchard, P. C. H., Bacon, F. Berry, A. Carr, J. Fletemeyer, R. Gallagher, S. Hopkins, R. Lankford, R. M rquez M., L. Ogren, W. Pringle, Jr., H. Reichart y R. Witham. 1984. Manual sobre tcnicas de investigacin y conservacin de las tortugas del Atlntico Occidental, San Jos, Costa Rica, 17 22 de julio de 1983. Segunda edicin.

PAGE 113

Tortugas Marinas de Panam 97 Quintero de Len, J. 2002. Los barcos tambin contamina n. La Prensa, jueves 27 de junio, Pg. 6. Red regional para la conservacion de las tortugas marinas en Centroamrica. 2001. Diagnstico regional y planificacin estratgica para la conservacin de las tortugas marinas en Centroamrica. Costa Rica. 136 pp. Reichart, H. A. 1989. Status report on the olive ridley turtle ( Lepidochelys olivacea ). Pp.175188. En : L. Ogren, F. Berry, K. Bjorndal, H. Kumpf, R. Mast, G. Medina, H. Reichart y R. Witham (Editores ). Proc eedings of the Second Western Atlantic Turtle Symposium NOAA Tech. Memo. NMFS SEFC 226. U. S. De partment of Commerce, Miami RENARE. 1979. Informe para la World Conference on Sea Turtle Conservation, Washington, D.C. 2630 noviembre, EE.UU. Ministerio de Desarrollo Agropecuario, Direccin Nacional de Recursos Naturales Renovables, Departamento de Fauna Silvestre y Parques Nacionales. Richardson, J. L., R. Bell y T. H. Richardson. 1999. Population ecology and demographic implications drawn from an 11year study of nesting hawksbill turtles, Eretmo chelys imbricata at Jumby Bay, Long Island, Antigua, West Indies. Chelonian Conservation and Biology 3:337343. Rogers, C. S. 1985. Degradation of Caribbean and Western Atlantic coral reefs and decline of associated fisheries, Pp. 491496. En : Proceedi ngs of the 5th International Coral Reef Congress. Volume 6. Rogers, C. S., L. McLain y E. S. Zullo. 1988. Recreational uses of marine resources in the Virgin Islands National Park and Biosphere Reserve: trends and consequences. Biosphere Reserve Research Report No. 24. VIRMC/NPS. U. S. National Park Service. 30 pp. Ross, J. P., S. Beavers, D. Mundell y M. AirthKindree. 1989. The status of Kemp's Ridley : A report to the Center for Marine Conservation from the Caribbean Conservation Corporation. Wash D.C 51 pp. Ruiz, A. de G. 1986. Informe de avance, ecologa y conservacin de la tortuga carey ( Eretmochelys imbricata ) y otras tortugas marinas de la Comarca de San Blas (Kuna Yala). World Wildlife Fund (WWF). Ruiz, A. de G. 1987. Informe de avance, ecologa y conservacin de la tortuga carey ( Eretmochelys imbricata ) y otras tortugas marinas de la Comarca de San Blas (Kuna Yala) para WATS II. Sarti, L. 1998. Acuerdos sobre la estandarizacin de mtodos, trminos y definiciones usados en tortugas marinas. Mimeografiado. Sarti, A. L. y N. Garca. 1999. Manual para la toma de datos y organizacin de la informacin en los campamentos tortugueros del proyecto Estimacin del tamao de la poblacin anidadora de tortuga lad Dermochelys coriacea y su distribuc in en el Pacfico mexicano. 24 pp. Schulz, J. P. 1975. Sea turtle nesting in Suriname. Zoologische Verhandelingen, Rijksmuseum van Natuurlijke Historie, Leiden, The Netherlands, No. 143. Shaver, D. 2005. Analysis of the Kemps ridley imprinting and hea dstart project at Padre Island National Seashore, Texas, 197888, with subsequent nesting and stranding records on the Texas coast. Chelonian Conservation and Biology 4(4):846859.

PAGE 114

Informe Tcnico del PAC No. 47 98 Scott, D. A. y M. Carbonell. 1986. Inventario de humedales de la regin neotropical. A directory of neotropical wetlands. IUCN, Cambridge and IWRB, Slimbridge. Shigenaka, G. 2003. Oil and sea turtles : b iology, planning and response. NOAA Na t ional Ocean Service, Office of Response and Restoration Washington D.C. 111 pp. Soto, R., H. Guzmn, Z. Pinzn, J. Moreno, C. Gamboa H., M. Montoya y R. Vargas. 1998. Evaluacin ecolgica rpida del Parque Nacional Marino Isla Bastimento s y reas adyacentes, provincia de Bocas del Toro. Tomo 3: Recursos costeros marinos. Asociacin Nacion al para la Conservacin de la Naturaleza (ANCON). Panam, Panam. 210 pp. Squires, H. J. 1954. Records of marine turtles in the Newfoundland area. Copeia 1954:68. Suman, D. 1985. El oleoducto: efectos y peligro de su operacin. Pp.227298. En : S. Heckad on M. y J. Espinosa G. (Ed itores ). Agona de la naturaleza. Ensayos sobre el costo ambiental del d esarrollo panameo. Taft, L., C. Wold, T. Ankersen, L. Espinoza, L., M. Boza, A. Meylan, A. y P. Meylan. 2000. Agreement for the conservation of sea turtles on the Caribbean Coast of Panama, Costa Rica and Nicaragua. E n : F. A. Abreu Grobois, R. BriseoDueas, R. Mrquez y L. Sarti M. ( Compiladores ) Pro ceedings of the 18th International Symposium on Sea Turtle Biology and Conservation. NOAA Tech nical Memo N MFSSEFSC 436, Miami 293 pp. Trong, S. y C. Drews. 2004. Hablemos de plata: aspectos econmicos del uso y conservacin de las tortugas marinas. WWW International. Gland, Suiza. 71 pp. http://www.widecast.org/Resources/Docs/Troeng _and_Drews_2004_Money_Talks_Hablemos_de_plata_ESP.pdf Trong, S., D. Chacn y B. Dick. 2004. Possible decline in leatherback turtle Dermochelys coriacea nesting along the coast of Caribbbean Central America. Oryx 38(4):395403. TEWG (Turtle Expert Working Group). 2007. An assessment of the leatherback turtle population in the Atlantic Ocean. NOAA Technical Memorandum NMFS SEFSC 555. U.S. Department of Commerce Washington D.C 116 pp. UICN. 1995. Estrategia mundial para la conservacin de las tortugas marinas. Preparado por el Grupo Especial en Tortugas Marinas UICN/CSE. Arlington, Virginia. 24 pp. UNEP. 1991. Final Act Conference of Plenipotentiaries for the Adoption of the Annexes to the Protocol Concerning Specially Protected Areas and Wildlife in the Wider Caribbean Region. UNEP Caribbean Environment Programme, Kingston Jamaica. USFWS. 1992. New CITES Party in the Caribbean. CITES Update No. 20, December 1992. U.S. Department of the Interior, Fish and Wildlife Service Washington D. C. U. S. National Research Council. 1990. Decline of the S ea T urtles: Causes and P revention. National Academy Press, Washington D.C. 259 pp. Vargo, S., P. Lutz, D. Odell, E. V an Vleet y G. Bossart. 1986. Effects of oil on marine turtles. Final Report, Vol. 2Tech Report. Minerals Management Service, U.S. Dept. Interior. OCS Study MMS 860070.

PAGE 115

Tortugas Marinas de Panam 99 Walters, R. 1992. Our se a grass resources are valuable. Heritage [SCHS Newsletter] 3(1 ):7 8. WIDECAST. 2001. Endangered Sea Turtles of the Caribbean: a bilingual slide show. Wider Caribbean Sea Turtle Conservation Network. http://www.widecast.org/Educators/Resources.html Wi lcox, E. 1989. Marine Resources Management Plan. En : The Southeast Peninsula Project in St. Kitts, Volume I: Resource Management Plans. Prepared for the U. S. Agency for International Development, contract #DHR 5438C 00 605400. 40 pp. Wittenberg, M. y W Hunte. 1992. Effects of eutrophication on juvenile scleractinian corals I. Abundance, mortality and community structure. Marine Biology 112:131138. W itherington, B. 1990. Photopollution on sea turtle nesting beaches: problems and next best solutions, P p.4345. En : T. H. Richardson y M. Donelly (Compiladores). Proc eedings of the 10th Annual Workshop on Sea Turtle Biology and Conservation. NOAA Tech. Memo. NMFS SEFC 278. U. S. Dept. Commerce. Witherington, B. E. 1992. Behavioral responses of nesting sea turtles to artificial lighting. Herpetologica 48(1): 3139. Witherington, B. E. y R. E. Martin. 2003. Entendiendo, evaluando y solucionando los problemas de contaminacin de luz en playas de anidamiento de tortugas marinas. Florida Fish and Wildlife Conservation Commission. FMRI Tech nical Report TR 2. Traduccin de la tercera edicin inglesa revisada. 75 pp. http://research.myfwc.com/publications/publication_info.asp?id= 50419 Bajado el 18 de Noviembre de 2007. Witzell, W. N. 1983. Synopsis of biological data on the hawksbill sea turtle, Eretmochelys imbricata (Linnaeus, 1766). FAO Fisheries Synopsis No. 137. Rome, Italy. 78 pp. W old, C. 2006. El estado de las t ortugas marinas bajo el derecho ambiental internacional y los acuerdos ambientales internacionales. Pp .2571. En : J. Frazier (Editor). Instrumentos internacionales y la con servacin de las tortugas marinas. Ediciones Abya Yala. Ecuador. Woody, J. B. 1991. It's time to stop headstarting Kemp's ridley. Marine Turtle Newsletter 54:7 8.

PAGE 116

Informe Tcnico del PAC No. 47 100

PAGE 117

Tortugas Marinas de Panam 101 Figura No. 2: Clave de identificacin de las tortugas marinas del Caribe de Panam. Nota : Lepidochelys kempii no est presente y Lepidochelys olivacea est presente slo en el Pacfico.

PAGE 118

Informe Tcnico del PAC No. 47 102

PAGE 119

Tortugas Marinas de Panam 103 Figura No. 4(a) : Zonas de anidacin de tortugas marinas ( Eretmochelys imbricata ; Dermochelys coriacea ) en el Caribe de Panam ( Fuente: adaptado de Dow et al., 2007).

PAGE 120

Informe Tcnico del PAC No. 47 104 Figura No. 4( b ) : Zonas de anidacin de tortugas marinas ( Caretta caretta ; Chelonia mydas ) en el Caribe de Panam (Fuente: adaptado de Dow et al., 2007).

PAGE 121

Tortugas Marinas de Panam 105 Tabla 1 : Playas de anidacin ms importantes del C aribe de Panam ( Cc: Caretta caretta ; Cm: Chelonia mydas ; Ei: Eretmochelys imbricata ; Dc: Dermochelys coriacea ). Localidad Nombre de la Playa Especie Fuente Bocas del Toro y Comarca Ngbe -Bugl Sixaola San San Changuinola o Soropta Flores o Bluff Cayo Cana Blanca (Waikin Cay) Panch (Paunch) (Isla Bastimentos) Wizard (Isla Bastimentos) Dreffe (Isla Bastimentos) Larga (Long Bay) (Isla Bastimentos) Cayo Zapatillas pequeo Cayo Zapatillas grande Isla Escudo de Veraguas Roja Chiriqu Cahuita Santa Catalina Calobvora Cm, Dc, Ei Cm, Dc, Ei Cm, Dc, Ei Cm, Dc, Ei Dc Dc, Ei Dc, Ei Dc, Ei Dc, Ei, Cc Cm, Dc, Ei Dc, Ei Dc, Ei Dc, Ei Cc, Cm, Dc, Ei Dc, Ei Dc, Ei Dc, Ei Meylan et al., 1985 ; Ordo ez et al., 2006, 2007 D az, 1984 ; Meylan et al., 1985 ; Ordoez et al., 2006, 2007 Carr et al., 1982 ; Daz, 1984 ; Meylan et al., 1985 ; Ordoez, et al., 2006, 2007 Alvendas, 1998; Carr et al., 1982 ; Meylan et al., 1985 ; Ordo ez et al., 2007 Bacon, 1981; Carr et al 1982 ; Daz, 1984 Garca, 1987 Carr et al., 1982 Carr et al., 1982 Carr et al., 1982 ; Daz, 1984 ; Ordo ez et al 2006, 2007 Daz, 1984 ; Meylan et al., 1985, 2006 ; Ordo ez et al., 2005, 2006 Daz, 1984 ; Meylan et al., 1985 1987; Ordoez et al., 2004, 2005, 2006 Meylan y Meylan, 1989a,b; Ordez et al., 2004 Ordo ez et al, 2006 Ordoez et al ., 2006 Daz, 1984 ; Meylan et al., 1985, 2006 ; Ordoez et al., 2004, 2006, 2007 Garca, 1987 Daz, 1984 ; Garca, 1987 Daz, 1984 ; Garca 1987 Costa A bajo, Coln Beln Palmilla Caimito Miguel de la Borda Gobea Salud Palmas Bellas Chagres Pia Dc Dc, Ei Cm, Dc, Ei Dc, Ei Dc Dc, Ei Dc Dc Dc, Ei Daz, 1984 Garca, 1987 Garca, 1987 Garca, 1987 Meylan et al., 1985 Daz, 1984 ; Garca, 1987 Daz, 1984 D az, 1984 ; Garca, 1987; Meylan et al., 1985 A. Ruiz, com. pers. Costa Arriba, Coln Punta Pancheta (Blancheta) Cuango Chiquita Colorada (1) Dc Dc Dc, Ei Dc, Ei Meylan et al., 1985 Meylan et al., 1985 Daz, 1984 ; Garca, 1987; Meylan et al., 1985 Meylan et al., 1985

PAGE 122

Informe Tcnico del PAC No. 47 106 Tabla 1 : Playas de anidacin ms importantes del Caribe de Panam (Cc: Caretta caretta ; Cm: Chelonia mydas ; Ei: Eretmochelys imbricata ; Dc: Dermochelys coriacea ). ( continuacin ). Localidad Nombre de la Playa Especie Fuente Comarca Kun a Yala Colorada (2) Archipilago de San Blas (3) Ro Cart Grande Cayos Maoqu (Cayos Holandeses) Masargandup Maguebgandi Airdigandi Ro Playn Grande Rio Pitgandi Mansucum o Portogandi Navagand o Napakanti Este del r o Napakanti Tiwar Sasard Baha Aglat omate Carreto Anachucuna Pito o Armila Dc, Ei Dc, Ei Dc Ei Ei Dc, Ei Dc, Ei Dc, Ei Dc Dc Dc Dc Dc Dc, Cm, Dc, Ei Dc, Ei Dc, Ei Dc, Ei Daz, 1984 ; Meylan et al., 1985 Daz, 1984 ; Ruiz, 1986 Meylan et al., 1985 Daz, 1984 Garca, 1987 Meylan et al., 1985 Garca, 1987 Garca, 1987 ; Ruiz, com. pers. Meylan et al., 1985 Meylan et al., 1985 Meylan et al., 1985 Meylan et al., 1985 Meylan et al., 1985 Carr et al., 1982 ; Daz, 1984 ; McAlpine, 1980 ; Meylan et al., 198 5 Meylan et al., 1985 ; A. Ruiz, com. pers. Daz, 1984 ; Meylan et al., 1985 Daz, 1984 ; Meylan et al., 1985 (1) y (2) Playa Colorada consta de aproximadamente 15 km de extensin, est localizada en la lnea divisoria entre la provinc ia de Coln y la Comarca Kuna Yala, por ello una parte est en Costa Arriba y la otra pertenece a la Comarca. (3) Archipilago de San Blas con ms de 100 islas (29 habitadas), las tortugas marinas llegan slo a las islas deshabitadas.

PAGE 123

Tortugas Marinas de Panam 107 APNDICE 1 LISTA DE PERSONAS E INSTITUCIONES QUE PARTICIPARON EN LA ELABORACION y REVISIN DEL PLAN DE ACCIN INSTITUCION P ARTICIPANTE( S ) ANAM (anteriormente RENARE e INRENARE ) Mayor Moiss del Ro, Yariela Hidalg o, Lorenzo Becerra, Lesbia Arrocha Erasmo Vallester, Mario Espinosa Kruskaya de Melgarejo, Indra Candanedo, Marcos Salavarra, Rogelio Samudio, Luis Mou, Amarilis Acosta L y neth Z. Crdoba Flix Garca, Dimas Botello, Flix Magallon Franklin Corro Marisol Dimas y Marina Gallardo. ARAP (anteriormente AMP) Rubn Arosemena (Segundo Vicepresidente de la Repblica y Administrador General de la AMP), Geo rge F. Novey y Edgardo Ubarte. ANCON Juan Carlos Navarro (Director Ejecutivo), Raul Fletcher, Marta Moreno, Jorge Aranda, Rubn Vega, Csar Muos, Betzy Snchez, Natividad Aranda, Oscar Vallarino (Sub Director Admini stracin, Educacin Ambiental y Desarrollo), Graciela Palacios (Jefa de la Divisin de Ciencias) Querube Fuentemayor y Cibeles Somarriba CCC, Costa Rica Sebastian Trong (actualmente en Conservation International). CONAMA Jorge A. Carles (Encargado) y Harry Vsquez. Eckerd College, Florida, EE.UU. Peter Meylan. Fish and Wildlife Conservation Commision, Florida, EE.UU. Anne Meylan. ITEC Cristina Ordoez (tambin CCC). IUCN Ramn H. Alvarado (Director Nacional Panam). ARAP (anteriormente MICI / Dir eccion General de Recursos Marinos) Epimnides Daz, Alina Ch. De Fbrega, Gustavo Justines, Dalva Arosemena y Armando Martnez. Ministerio de Gobierno y Justicia Jos A. Henrquez (Subdirector de Gobiernos Locales), Abel Vargas (Jefe de Depto. Gobiernos Locales) Bernardo Jan (Comisionado Ngbe de Bocas del Toro Direccin de Asuntos Indigenistas) y Admiralda Millar. ONGs Argelis Romn y Nilka Ng (Grupo Conservacionista Isla Margarita), Rutilio Paredes (PEMASKY), Guillermo Archibold (PEMASKY y Fundacin Osiskum), Leopoldo Richard (Fundacin Osiskum), Geodisio Castillo (PEMASKY y Dobbo Yala), Daro Tovar (FUPANAMA), Armando Palma (FUPANAMA), Carol Lively (FUPANAMA Co ordinadora Internacional), Itzel Rojas (FUPANAMA), Oscar Ortiz (Proyecto la Conquista del Atlntico), Mauricio Alvarado y Douglas Ng (APROREMAR), Luis Mou e Isabel Alvendas (CARIBARO ) Ren Chang y Ana Mndez (CECA), Carmen Tribaldos (PROMAR), Rodolfo Herrera (Ticantiki, Kuna Yala), Heraclio Herrera (Kuna Yala), AAMVECONA (Bocas del Toro). ST RI Georgina de Alba, Argelis Romn, Hctor Guzmn, Ernesto Pea, Stanley Heckadon, Marco Daz, Jorge Ventocilla, Arcadio Castillo, Indira Durn, Dayra Navarro, John Christy, Elena Lombardo y Argelis Ruiz. Universidad de Panam Francisco Herrera (Editorial Asociacin Panamea de Antropologa), Vielka Garca (Sociedad de Investigaciones Biolgicas), Cibeles Somarriba, Luis DCroz (Escuela de Biologa y STRI), Janzel Villalz, Aramis Aversa, Prof. Flix Nez., Francisca de Sousa, Anbal Taymes, Vctor Hug o Tejera y C sar Villarreal (Escuela de Biologa), Valentn Corrales (Gegrafo) y Arizmendis Montoya (Gegrafo).

PAGE 124

Informe Tcnico del PAC No. 47 108 LISTA DE PERSONAS E INSTITUCIONES QUE PARTICIPARON EN LA ELABORACION y REVISIN DEL PLAN DE ACCIN ( Continuacin ) INSTITUCION PARTICIPA NTE(S) WIDECAST Costa Rica Didiher Chacn Chaverri. WIDECAST Panam Ren Chang R. (Ex Coordinador Temporal), Wilberto Martnez (Coordinador de las ONGs del Caribe Grupo Conservaci o nista de Changuinola y Natur Panam), Cristiana Figueres de Ritter (Costa Rica).

PAGE 125

Tortugas Marinas de Panam 109 APNDICE 2 RESUMEN DE RECOMENDACIONES PARA SOLUCIONAR LAS PRESIONES SOBRE LAS TORTUGAS MARINAS Y SUS HABITATS EN PANAM 4.1 Manejo y proteccin del hbitat 4.11 Identificacin de los hbitats esenciales 4.111 reas de alimentacin Disear e implementar estudios de campo para definir la superficie total de comunidades de pastos marinos y arrecifes de coral usados como reas de alimentacin por las poblaciones residentes y migratorias de tortugas. Con los resultados de estos estudios se pueden identificar los sitios im portantes de alimentacin y as desarrollarse medidas especficas para su conservacin, proteccin y manejo. 4.112 reas de anidacin Es necesario que se realicen censos sistemticos y coordinados en las pr incipales playas de anidacin y tambi n que al menos dos veces a la semana se lleven a cabo censos (de febrero noviembre) en las reas de anidacin potencialmente importantes. Una organizacin debe coordinar los esfuerzos de los diferentes grupos cientfic os para fortalecer los estudios en el rea. Una vez que sean identificadas las Playas de Anidacin ndice (playas de anidacin importantes) o se tenga informacin suficiente para catalogarlas como tales, es preciso se agilicen los trmites necesarios para que las autoridades correspondientes tomen las medidas necesarias para proteger estas zonas (secci ones 4.12, 4.13 y 4.14). 4.113 Rutas migratorias Para asegurarse de proteger adecuadamente a las tortugas mar inas en todas sus fases de vida deben realizarse investigaciones sobre las rutas migratorias de las tortugas, informacin que ser til para establecer medidas regionales y nacionales de proteccin, conservacin y recuperacin de las tortugas en sus rutas migratorias o corredores biolgicos. 4.12 Desarrollo de planes de manejo especficos para reas importantes de anidacin y alimentacin Las reas Protegidas que incluyen zonas costero marinas establecidas y p or establecerse en Panam, deben estar destinad a s a conservar y proteger ecosistemas saludables, proveer los requerimientos de vida necesarios para las poblaciones en peligro de extincin, como las tortugas marinas y otras especies (incluyendo peces comerciales) y promover el turismo. Se recomienda establecer Refugios para las tortugas marinas en el territorio nacional; reservas establecidas especficamente para las tortugas marinas, por ejemplo en Bocas del Toro y Comarca NgbeBugle, el rea de Cocl d el Norte en la provincia de Coln y en Kuna Yala. Estos refugios deben comprender los hbitats de anidacin, alimentacin, apareamiento y corredores migratorios ms importantes para las

PAGE 126

Informe Tcnico del PAC No. 47 110 tortugas marinas y servir como punto de referencia para la proteccin, conservacin y manejo de las poblaciones. En las playas de anidacin y sitios de alimentacin importantes que no existan planes de manejos especficos, stos deben ser formulados y diseados para la proteccin y conservacin de estos hbitats y se estab lezcan tambien los instrumentos legales y administrativos para el manejo de estas zonas. 4.121 Participacin de las entidades costeras locales Deben disearse mecanismos eficientes para integ rar a todos los actores claves locales y centrales en la ejecucin de planes de conservacin, proteccin y manejo de las tortugas. 4.122 Desarrollo de normas reguladoras Se recomienda con nfasis que se desarrollen y apliquen las normas especificadas en detalle en el texto de esta seccin. Todos los proyectos de universidades, instituciones gubernamentales o no gubernamentales nacionales e internacionales, que estn involucrados en la investigacin y mane jo de las tortugas y sus hbitats, deben gestionar los Permisos para Investigacin Cientfica y los permisos CITES correspondientes. 4.123 Mecanismos para la aplicacin de las regulaciones Se r ecomienda que el Estado instituya una figura para la proteccin de las tortugas y que sta sea responsable de monitorear el cumplimiento de las normas en las reas Protegidas y Refugios para las Tortugas Marinas establecidos o por establecerse. Se deber a adoptar Programa de proteccin nacional de tortugas marinas y sus hbitats, el cual sera responsable de monitorear el cumplimiento de las normas en las reas protegidas y en Refugios para las tortugas marinas establecidos o por establecerse. 4.124 Desarrollo de materiales educativos e infraestructura para la sealizacin Debe estar disponible la informacin oportuna sobre las normas (seccin 4.122) por medio de sealizaciones en las reas Protegidas o Refugios para las Tortugas Marinas, para prevenir las violaciones y que todo el personal responsable del manejo reciba un entrenamiento con el objetivo de concienciar, sensibilizar y educar usando todas las herramient as posibles. 4.13 Prevencin o mitigacin de la degradacin de playas de anidacin 4.131 Extraccin de arena Prohibir la extraccin de arena y proteger las playas de anidacin y sitios de alimentacin de forma integral, para prevenir y reducir el impacto de esta actividad humana en hbitats esenciales de las tortugas.

PAGE 127

Tortugas Marinas de Panam 111 4.132 Iluminaci n Aplicar todas las medidas necesarias para mitigar el impacto de la luz artificial en las playas de anidacin y sitios de eclosin de las cras de tortugas. Las soluciones desarrolladas en este punto deben ser el patrn a segui r. Desarrollar y aplicar normas para la iluminacin artificial a incluirse en los permisos de construccin en reas cercanas a las playas de anidacin y que la falta de cumplimiento de esta norma sea un factor que determine la continuidad del permiso. 4.133 Estructuras para la estabilizacin de las playas Slo puede considerarse como ltimo recurso la construccin de estructuras de ingeniera como rompeolas, diques, rampas y muros. Se deb e considerar como una opcin mantener la vegetacin permanente adyacente a estas playas y establecer los lmites de construccin y desarrollo de obstculos. 4.134 Equipo para la limpieza y u so vehicular de las playas La limpieza de las playas debe efectuarse a mano mientras sea posible y no debe permitirse la maquinaria mecnica de limpieza o de carga dentro de estos hbita ts de anidacin. 4.135 Proyectos para la reconstruccin de playas En todos los proyectos de reconstruccin de playas dentro de reas de anidacin se deben realizar estudios para asegurarse de que la arena usada sea similar a la originaria en tamao de partculas y proporcin de partculas minerales y orgnicas, adems, es importante que estos proyectos no se realicen en la tempora da de anidacin e incubacin. 4.14 Prevenir o disminuir la degradacin del hbitat marino 4.141 Dinamitacin y extraccin de arrecifes Se recomienda prohibir completamente el uso de dinamita o cualquier tipo de explosivo en los arrecifes coralinos, as como la extraccin de los corales, por su impacto negativo al ecosistema marino. 4.142 Pesca con qumicos en arrecifes Debe prohibirse el us o de cualquier sustancia qumica, txica o veneno conocido para la captura, pesca o aturdimiento de peces, crustceos y moluscos, ya que esta prctica no slo impacta negativamente a los corales y las tortugas sino tambin a todo el ecosistema. 4.143 Descargas industriales Deben establecerse mecanismos para que las ONGs y otros sectores interesados puedan tener informacin de las industrias que producen estos desechos, a fin de que pue dan estar vigilantes ante la posibilidad de estas descargas. Las sanciones administrativas y penales deben reforzarse para evitar la realizacion inadecuada de estas actividades. De igual forma el Estado y las ONGs deben unir esfuerzos e iniciar campaas i ntensivas de

PAGE 128

Informe Tcnico del PAC No. 47 112 educacin ambiental dirigidas a crear conciencia en la poblacin sobre los efectos negativos del manejo inadecuado de las aguas residuales industriales. 4.144 Descarga de d esechos en el mar El Estado y las ONGs deben unir esfuerzos para crear conciencia en la poblacin, visitantes y turistas, sobre los efectos negativos del manejo inadecuado de la basura. De igual forma el Estado panameo debe garantizar el control adecuad o de los desechos y fortalecer la legislacin ambiental estableciendo sanciones severas para las personas naturales o jurdicas que no cumplan con las normas sanitarias y de proteccin del ambiente constituidas en nuestra ley. Es indispensable que la O rganizacin Martima Internacional (OMI) auspicie el refuerzo de las medidas de control en los puertos y se establezca como procedimiento universal para todos los pases signatarios de MARPOL la inspeccin de los registros de descargas por una autoridad de vigilancia. El Estado panameo debe fortalecer la gestin de puertos para cumplir con cualquiera disposicin a fin monitorear el manejo de estos desechos por los buques y cruceros. De igual forma el Estado y las ONGs deben unir esfuerzos e iniciar campa as intensivas de educacin ambiental, dirigidas a crear conciencia; en los tripulantes y pasajeros de embarcaciones sobre los efectos negativos del manejo inadecuado de los desechos. 4.145 Ex ploracin, produccin, refinacin y transporte de ptroleo y otros hidrocarburos El Estado debe adoptar e implementar un Plan Nacional de Contingencia de Derrames de P etrleo y que en ste se incluyan aspectos relacionados con la recuperacin de la fauna y las zonas costeras impactadas 4.146 Descargas agrcolas y aguas servidas Promover mejores prcticas de manejo que permitan reducir la necesidad del uso de los pesticidas y herbicidas y el incremento de la sedimentacin por escorrentas, a fin de proteger la calidad del agua en los ecosistemas marinos y garantizar un futuro ms sostenible. El estado y las ONGs deben unir esfuerzos e iniciar campaas intensivas de educacin ambiental dirigidas a crear conciencia en la poblacin sobre los efectos negativos de estos factores. 4.147 Anclaje de botes y dragad o Establecer un sistema nacional de boyas ambientales de amarre tomando en cuenta las necesidades de los usuarios y las caractersticas de los sitios. 4.2 Manejo y proteccin de los diferentes estados de vida 4.21 Evaluacin de mecanismos regulatorios 4.211 Revisin de las leyes y regulaciones locales existentes Que el Estado panameo enfoque su gestin ambiental y todo su esfuerzo en la creacin de programas, ejecucin y control para un manejo efectivo del ambiente y un desarrollo sostenible en el fut uro.

PAGE 129

Tortugas Marinas de Panam 113 4.2111 Revisin del marco jurdico de la proteccin de las tortugas marinas en Panam Fortalecer la legislacin directamente relacionada con las tortugas marinas, la ejecucin de las leyes y los controles para un manejo efectivo. 4.212 Evaluac in de la efectividad en la aplicacin de las leyes Disear un Plan de Accin Estratgico para la ejecucin de las leyes, proteccin y manejo efectivo del medio ambiente. Este plan debe involucrar a toda la estructura del gobierno y a los sectores no gubernamentales a fin de hacer cumplir las leyes que protegen la biodiversidad de los ecosistemas terrestres y acuticos, as como la salud pblic a. 4.213 Proposicin de nuevas leyes o regulaciones Es apremiante crear una Ley de las tortugas marinas para manejar y proteger sus hbitat esenciales (seccin 4.1), introduc ir la figura de Refugio para las tortugas marinas (seccin 4.12) en playas ndice de anidacin (seccin 4.301) y fortalecer esta ley introduciendo normas reguladoras (seccin 4.123). Esta figura debe prevenir y reducir la degradacin de playas de anidac in (seccin 4.13) y sitios de alimentacin (seccin 4.14). En la propuesta Ley de las tortugas marinas debe adoptarse e implementarse como una de las princi pales medidas, la proteccin de los huevos de tortugas marinas en las playas de anidacin, con la finalidad de aumentar el nmero potencial de cras y por ende la supervivencia de las especies y tambin que se creen los mecanismos para integrar a otras dependencias del Estado en la bsqueda e implementacin de alternativas de subsistencia para las poblaciones que explotan a las tortugas marinas y sus huevos (seccin 4.27). Los estadios juveniles y las tortugas adultas deben protegerse en todo momento y en cualquier circunstancia. 4.214 Aumento del esfuerzo para el cumplimiento de las leyes Crear los mecanismos para integrar a otras dependencias del Estado para aumentar los esfuerzos en el cumpl imiento de las leyes ambientales, incluyendo la Ley de las tortugas marinas sugerida por este plan de accin. Las instituciones del Estado que deben cooperar con la Autoridad Nacional del Ambiente (Sistema Interinstitucional, Ley 41 de Ambiente, artcul o 16,) para una mayor coordinacin y cumplimiento de las leyes de proteccin de medio ambiente y fauna son: la Autoridad Martima de Panam, los Municipios, la Polica Nacional, la Direccin Nacional de Aduana y el Ministerio de Comercio e Industrias. Es necesario fortalecer e integrar a las ONGs, particulares y comunidades con iniciativas de apoyar a la conservacin y proteccin del medio ambiente. De este modo ser posible obtener informacin, denuncias o colaboracin para la vigilancia y divulgacin de las leyes, normas, reglamentaciones, etc. 4.22 Investigar alternativas de subsistencia para los pescadores de tortugas Realizar un Censo de la Pesca de Tortugas Marinas. Efectuar las coordinaciones interinstitucionales necesarias, para que el desarrollo y la promocin del ecoturismo orientado hacia las zonas costeras, se convierta en una altern ativa socioecmicamente viable para las comunidades costeras del Caribe panameo y ambientalmente consistente con la proteccin de las tortugas marinas y sus hbitats marino costeros.

PAGE 130

Informe Tcnico del PAC No. 47 114 4.23 Evaluar la captura incidental y minimizar la mortalidad de tortugas marinas Exigir el uso del DET (Dispositivo Excluidor de Tortugas Marinas) para todas las naves camaroneras que porten permiso para pescar en aguas del Caribe Panameo. Incenti var la pesca local de camarones con embarcaciones menores de 12 metros de eslora, para que el recurso sea explotado artesanalmente y los beneficios econmicos se reflejen ms directamente en el rea. 4.24 Incrementar poblaciones reducidas de tortugas mari nas mediante tcnicas de manejo Una vez que se identifiquen los hbitats esenciales (seccin 4.11), se deben dictar normas diseadas para ofrecer proteccin a largo plazo a estos hbitats (seccin 4.122). Proteger de la degradacin las zonas importantes de anidacin y alimentacin (secci ones 4.13 y 4.14) y restaurar las areas crticas deterioradas. Se debe contemplar la designacin de Refugios para las Tortugas Mar inas que incluyan las zonas ms importantes de anidacin (seccin 4.12). Una meta de manejo de conservacin debera ser que al menos un 75% de las nidadas se incuben con xito. Para alcanzar esta meta es necesario un manejo eficiente e integral de los hbitats y por ende es preciso que el Estado aplique estas recomendaciones, adems de tomar medidas rpidas para la proteccin de los huevos del consumo humano. 4.25 Seguimiento de las poblaciones Monitorear la s poblaciones de tortugas marinas, especficamente las hembras reproductoras, para evaluar a largo plazo los avances de los programas de conservacin, proteccin y manejo. Para desarrollar estos programas en forma intensiva se debe seleccionar las playas de anidacin ndice. 4.251 Seguimiento de las poblaciones anidadoras Deben seleccionen varias playas de anidacin ndice para un estudio intensivo a mediano y largo plazo. Se pueden utilizar los datos obtenidos en STAO I en 1983, STAO II en 1987 y otras investigaciones ms recientes para la identificacin de las playas ms utilizadas por las tortugas (Fig. 4, Tabla 1). 4.252 Seguimiento de neonatos o cras Recopilar toda la informacin posible acerca de las playas de anidacin para evaluar las acciones que se deben tomar, a fin de aumentar el xito reproductivo y la conservacin de los nidos. 4.253 Seguimiento de tortugas en el mar Involucrar a los pescadores, con el propsito de obtener informacin de las distintas especies mientras ellos se movilizan y realizan sus actividades acostumbrados de pesca. Esta ayuda puede proveer informacin de las principales reas de alimentacin en las cuales podemos encontrar tortugas marinas, as como las etapas de vida presentes en estos hbitats.

PAGE 131

Tortugas Marinas de Panam 115 4.31 Tratados globales 4.311 CITES El Estado panameo debe reforzar la presencia institucional para garantizar el cumplimiento de este convenio en aeropuertos, puertos y vas terrestres, adems de capacitar al personal encargado para prevenir y evitar el trfico ilcito de tortugas marinas. 4.32 Tratados regionales 4.322 Convencin Interamericana Se recomienda que Panam se adhiera a la Convencin Interamericana par a la Proteccin y Conser vacin de las Tortugas Marinas por la importancia y la amplitud de este convenio para proteger y conservar a estas especies y sus hbitats. 4.41 Residentes locales Promover y dar a conocer a todos los grupos e instituciones costeras locales (seccin 4.121) las leyes de proteccin de las tortugas marinas existentes en Panam, las convenciones internacionales de las que Panam es Parte, al igual que las leyes internacionales que han generado estas convenciones. Se requiere preparar un programa de difusin sobre tortugas marinas conjuntamente con la ANAM, ARAP y ONGs para los habitantes y las autoridades de las comunidades de zonas costeras para generar un cambio de actitud en la comunidad. Se recomienda que el Ministerio de Educacin incorpore en los programas escolares de todas las escuelas el componente de educacin ambiental, en el cual las especies en vas de extincin sean debidamente tratadas, entre ellas las tortugas marinas. 4.42 Pescadores Los programas de educacin ambiental enfocados en el ambiente marino incluyan a las especies en peligro de extincin, como las tortugas marinas, deben utilizar todos los medios posibles para crear y mantener la conciencia pblica y deben presentarse a lo largo de todas las comunidades costeras del Caribe de Panam y estar sujetos a evaluacin continua. Los pescadores y la ARAP deben familiarizarse y participar activamente en la ejecucion de este Plan de Accin, para lo cual ste documento una vez publicado, debe divulgarse ampliamente dentro de dicho sector. Los pescadores deben ser estimulados para participar activamente en las acciones de recuperacin, tales como patrullajes de las playas y mar caje, en coordinacin con organismos gubernamentales, no gubernamentales o universidades. 4.43 Turistas Se recomienda que se busque el apoyo del Estado, del sector turismo, y las organizaciones no gubernamentales para explorar todos los medios posibles para crear conciencia en el mayor nmero de turistas posible, de modo que se impacte al mnimo a las tortugas y sus hbitats esenciales. Se puede anexar en las guas tursticas nacionales informacin sobre el papel que desarrolla nuestro pas en la proteccin de especies en peligro, entre las cuales figuren las tortugas, el ambiente y las normas que se deben seguir en ciertas reas

PAGE 132

Informe Tcnico del PAC No. 47 116 previamente identificadas y sealizadas. En los aeropuertos, puertos y terminales de t ransporte terrestre se pueden usar letreros informativos sobre el tema. Slo deben autorizarse exhibiciones de tortugas marinas vivas a entidades gubernamentales o no gubernamentales bajo una serie de parametros estrictamente definidos para evitar la prol iferacin de proyectos donde se usen a las tortugas para obtener beneficios econmicos. Toda la infraestructura del Estado y los residentes de las costas de Panam deben trabajar diligentemente para encontrar un balance entre el desarrollo econmico de la nacin y la conservacin de nuestros recursos naturales martimos y terrestres. 4.51 Intercambio de informacin entre grupos locales Deben producirse y distribuirse boletines en los que se detalle, toda la informacin que surja producto de la investigacin, proteccin, conservacin y manejo de las tortugas marinas de Panam para un mayor intercambio de informacin. Tambin se recomienda que se utilice la comunicacin basada en Internet en la medida de lo posible para ampliar la difusin de estos boletines informativos o de informacin sobre eventos de divulgacin o capacitacin, entre otros aspectos. La Red de Conservacionistas de Tortugas Marinas de Panam debe fortalecerse, involucrando a las diferentes organizaciones conservacionistas e instituciones nacionales e internacionales que desarrollan programas de investigacin de estas especies. 4.52 Talleres de investigacin y manejo Las aut oridades correspondientes deben proporcionar el respaldo necesario a los bilogos, buzos, desarrolladores de la costa y residentes que estn interesados en monitorear la condicin de las tortugas marinas. 4.56 Marine Turtle Newsletter Las instituciones gubernamentales y no gubernamentales relacionadas con la conservacin, proteccin, investigacin o manejo de las tortugas marinas deben suscribirse a este noticiero o pueden consultarlo peridicamente en Internet, para acceder a una fuente de informacin actualizada sobre las tortugas marinas y sus hbitats.

PAGE 133

Tortugas Marinas de Panam 117 APNDICE 3 RESOLUCI PROTECCI

PAGE 134

Informe Tcnico del PAC No. 47 118 APENDICE 4 RESOLUCION DE LA MORATORIA EN LA CAPTURA DE TORTUGAS MARINAS EXISTENTES EN LA COMARCA KUNA YALA CONGRESO GENERAL KUNA Resolucin 08/11/2006 El Congreso General Kuna, celebrado los das 16, 17, 18 y 19 de Noviembre de 2006, en la comunidad de Dupwala, en uso de sus facultades, Considerando: UNA MORATORIA DE 5 AOS EN LA CAPTURA DE LAS 4 ESPECIES DE TORTUGAS MARINAS EXISTENTES EN LA COMARCA KUNA YALA 1. El Congreso General Kuna, mxima autoridad del pueblo kuna, en su Ley Fundamental, establece que habr un tiempo de veda para todos los animales vulnerables de extincin parcial o total, que sealarn las autoridades regionales; n o se utilizarn medios y tcnicas que permitan la explotacin a gran escala, de manera que pongan en peligro su existencia en los mares, costas y tierras de Kuna Yala (Art. 45). 2. Asimismo, en su artculo 46, establece que, el Congreso General podr declarar lugares marinos o terrestres, reas y ecosistemas protegidos; o adoptar otras medidas para la conservacin y reproduccin de las especies. 3. Razn por la cual el Congreso General Kuna emite la siguiente resolucin para conservar y proteger l as 4 especies de tortugas marinas que existen en nuestra comarca, las cuales presentan signos de extincin. Resuelve : 1. El Congreso General Kuna establece una moratoria durante 5 aos a partir de la aprobacin de esta Resolucin, para la captura de las 4 especies de tortugas marinas existentes en la Comarca Kuna Yala: Yauk Suer Sueret o tortuga baula o tortuga canal (Dermochelys coriacea ) ; Moro o tortuga verde ( Chelonia mydas) ; Yauk o tortuga carey ( Eretmochelys imbricata ) ; y Moro Non Dummad o tortuga cabezona o caguama ( Caretta caretta ) 2. Durante este perodo queda terminantemente prohibido capturar tortugas marinas de estas especies con cualquier propsito. Est a medida se adopta con el objetivo de establecer un tiempo para permitir que las poblaciones de tortugas marinas se recuperen, y evitar as que estas especies desaparezcan para siempre. 3. Se determinan y se reconocen como Zonas de Refugio Pesquero todos los lugares en la Comarca en los que las tortugas marinas anidan y depositan sus huevos (playas de anidamiento). En estas zonas queda estrictamente prohibido perjudicar en cualquier forma a las tortugas marinas que anidan y se

PAGE 135

Tortugas Marinas de Panam 119 reproducen. Tambin queda prohibido en todo momento recolectar, poseer y comercializar huevos de tortugas marinas u otros productos provenientes de estos animales. Igualmente se prohbe recolectar juveniles de las tortugas marinas en estos sitios y otros a lo largo de la comarca K una Yala. 4. Asimismo, queda prohibido en todo momento, la destruccin o alteracin del medio natural que hace posible la anidacin y reproduccin de las tortugas marinas. 5. El Congreso General Kuna establecer y pondr en marcha medidas pertinentes con el objetivo de supervisar y proteger las zonas de anidamiento y reproduccin, as como el cumplimento de la moratoria y de todas las medidas establecidas en esta Resolucin. Igualmente, el Congreso General Kuna reglamentar el uso de redes de pesca, de forma que se evite la captura accidental de tortugas marinas. 6. El Congreso General Kuna favorecer la implementacin de programas de investigacin, capacitacin y educacin ambiental sobre tortugas marinas en la Comarca, promoviendo los conoci mientos tradicionales de uso y manejo. 7. Los principales responsables de hacer cumplir esta Resolucin son las autoridades y Congresos Locales de cada una de las comunidades de Kuna Yala, los cuales podrn solicitar asesora y apoyo al Instituto Kuna Yala del Congreso General Kuna. Los Congresos Locales impondrn sanciones a quienes violen las medidas adoptadas en esta Resolucin, que incluirn en todo caso el decomiso de las capturas y multas cuya cuanta o reglamentacin ser fijada por el Congreso General Kuna. Igualmente, se decomisarn las herramientas y bienes que se utilicen por violar esta norma. 8. El Congreso General Kuna tomar las medidas que sean necesarias a efecto de vigilar a personas, empresas u organizaciones que quienes hayan ob tenido en el pasado permisos de pesca, venta y/o compra de recursos marinos (por ejemplo, mariscos) en la Comarca cumplan la presente Resolucin. El Congreso General Kuna no autorizar nuevos permisos que violen esta Resolucin a ninguna persona empresa u organizacin. 9. El Congreso General Kuna coordinar con las diferentes entidades del gobierno que velan por la conservacin de los recursos naturales como la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), la Autoridad Martima de Panam, y la Polica Nacio nal, entre otras, para que la presente Resolucin sea reconocida a nivel nacional. 10. El Congreso General Kuna, luego de transcurrido el tiempo sealado de cinco aos, y previamente a su culminacin, realizar las evaluaciones y consultas tcnicas cient ficas con profesionales e instituciones competentes en la materia para declarar, si procede, una norma de proteccin a las especies de tortugas sealadas en esta resolucin (Moratoria indefinida). 11. El Congreso General Kuna tambin podr imponer sanciones a quienes violen esta Resolucin, as como realizar decomisos e imponer multas. Las comunidades que no cumplan con esta Resolucin podrn ser igualmente sancionadas por el Congreso General Kuna. Dado en la comunidad de Dupwala, Comarca Kuna Yala, el da 19 de noviembre de 2006. Gilberto Arias Inocencio Martnez Lamberto Duque Saila Dummad Saila Dummad Secretario