La locomotora

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
La locomotora
Physical Description:
Serial
Language:
Spanish
Publisher:
s.n.
Place of Publication:
Guatemala
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Periodicals -- Guatemala   ( lcsh )
Civilization -- Periodicals -- Guatemala   ( lcsh )
Genre:
serial   ( sobekcm )
periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage:
Guatemala

Notes

Dates or Sequential Designation:
Began with Año 1, no. 1 for July 15, 1906.
Numbering Peculiarities:
Vols. for 1907- also called Año 2-
General Note:
"Revista de política, ciencias, literatura y bellas artes".

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 30858255
lccn - 2011229543
ocm30858255
System ID:
AA00011460:00088


This item is only available as the following downloads:


Full Text


I.


F;
4.i


. r


k vi


. -.'. _:- ., -
.............. -. .........


i~ni
'J~~,IPrh4.,r---:-t


.4.



{., : *. ...
.. ... -;? 7! 4. ;-,i,.


p. g,. a

7;- ,, -,-."" -"

:-;4 -,




IF f -4-
-I t




RA~~b~ i .; 4.-
".1-. k.' -T ,-,_ .
-V i m "I
.. ., -. ... $ ; ,; "

........ Ir P. C. -



-. :..i.. ..t-.. ,......


,:,8:- -- ir-~:: k'~'p:::: ~:
>.'. .....-. -,_ .... K A PTES







.- -'
g r





-A~ ~ '4
7









.I -. -
"7? : ,J "- .' -.t .. q ... ..-. .... ...
i.

: .. .- .
:; 5.'. L.: ..-: l ~ .,.-;; :. -." ,-,....':.-..- .. ... i ~ ..".-.: .~ "' "_ .. :-J -;: ----
-. ,-.,,,-iT.- :. Y r~... ,.. .. .- :. .] ~ ... ,-. ,' -: ..... 4







AD.111, bw1
~ ~~;;'. ...... ......'; .-o. .F.... ,: .. .... ... .-- .. .. : I .,. :








,...,.= p I%
w M,
.. .. ., ... .

.. .2VL, -j
,. :,,:.,: -. 3,-- :o ,: .. ,.-... .,t J ..'"... .,.
... ,." '.-' .. ,-s-* : .. ...2 ..... 1- : "' ::irp ... L- ;' ." "- .. .. ."" :. .
"" ,i t .. 2 x .. -% c ., .'. ,- '2 ; : f. -' ,.-. .-I..- : "< -' -' : : : ., : : : .; ; :
,.'U v' l ..' d :a '' '--: : :,. r'. "--Li : "- : '"';"
= .'. ,''; ; ,: '- .z ..t ." f ,,,' .:: .' ". : :
,. :,.-i :i,,.,i ... ,...... V -'- < -.-. .


LA















La


CeAmoftra


Director y Redactor: Felipe Estrada Paniagua.
Administrador: J. Alejaudro Pacheco H.-24 Aveuida Sur, Niimero 3.

ANO II. GUATEMALA, 20 DE ABRIL DE 1907. NTUM. 31


Sriunfo


Ocitr iotisrno


Con frecuencia nos vemos obli-
gados A sentir que hay otra dora-
la juiventud. v otra infancia ri-
sueiFa que ailuellas que e miden
por el aFio de nuestro nacimient:o,
v q(ue hay pensamient.:,s vy echos
notable- que nos encuentran siern-
pre j6ivenes v tienen la magia dci
con.ervarnos asi.
esto es porque la menor
actividad del powder intellectual
y de las acciones beneficas, nos
salvan, hasta cierto punto, de las
condiciones del tienmpo.






..-... ? a; .
",, -:, -. .-:._ -' '\ I_.


Pero nuestra potencialidad cen-
tuplicase, y nuestra alegria se des-
borda como el rio que halla estre-
cho y mezquino su cauce, si uno
de esos sucesos nos encuentra en
la plenitud y normalidad de nues-
tra vida fisiol,',gict y de nuestras
condiciones psiq:iicas, cuando con
fuerzas suficientes podemos mirar
de frente al porvenir y avanzar
seguros hacia 61, sin que nos de-
bilite su grandeza, ni su claridad
nos ofusque, ni sus exigencias nos
acobarden..


llevado A feliz terminio, sert la
ruptura complete con el pasado y
la eterna 6 in'li-oluble alianza con
el porvenir.
Sehor, dijose a Nap::,le',n I, el
general Clarke no pued.le -rennirse
con el general Junott por el terri-
ble fuego de la bacteria au.striaca.
-Pues apoderarse e de la bateria,
contest aquel gran Caudillo.-
Replic6sele, Seor. ,todo recgi m into
que se acerca ai esa horrible arti-
lleria, va sien do sac tri cad o; Sehor,
qu4 6rdenes?--iAd:Ielantei' iAd elan te!


.-t- .. ,.a
.I .,
~ 72LZ. JA.i


C.iorclui..n del Viaducto lamado hasta hoy de "Las Vacas."-Dimensiones: largo, 743 pies ingleses; ancho en la part supcrri...r, 14 pie:
alto, 22" pi.i-. la t...rre y 9 el pedestal, 6 sean en junto 238.-Puede soportar de peso dos locomotoras de 75 toneladas cada dna, seLguid.
de .:tr.o !ie-, de 2.-"6* libras por pulgada lineal.-Fu6 fabricado por la Baltimore Bridge Company y erigido por W. J. Penney, bajo la
direc~.n die J. B. Pope, Ingeniero de Puentes de la Compallia.-El peso de la estructura de acero es de cerca de 1,000 toneladas.


Dadlnos tn rayo de luz, un ato-
mo de poesia, una sentencia pro-
funda 6 algo que nos perfeccione
6 enaltezca, v asi la enfermedad
nos extentie, v la langui-dez nos
ab:ata, y la tristeza nos hiera, noo
sentiremos al punto reanimatdos
v Ilenos de vida v de alegria.


Estamos en el primer paso de la
capital hacia el Atlantico; y sobre
esta gigantesca armaz6n de hie-
rro podemos ya entonar el himno
de la esperanza v la redenci6n,
po'rque el Ferrocarril del Norte,
tain ridanmente combatido v con
tanta energfa y tantos sacrificios


Pues ese iAdelante! iAdelante! ha
sido tambi6n la invariable consig-
na del ilustre continuador de esta
magna obra, el Sefior Licenciado
Don Manuel EstradaCabrera. Pero
cuanta diferencia en los hechos v
cuan diamnetralmente opuestas
sus consecuencias: el guerrero del


R2evista be political, Ciencias, fitcratura y 13ellas Ctrtcs.


el








La Locomotora 2


pasado siglo empujaba hacia la
muerte y con el brillo siniestro
de su gloria alumbraba el cua-
dro en que A trav6s de los va-
pores de la sangre, sPlo se veia
la desolaci6n, la orfandad v la mi-
seria; mientras que el hon-ibre
civil y estadista modern, conduce
hacia la vida y seilala un dilatado
campo de progress y de dias her-
mosos y felices para la patria.
Ese puente es grandiose y mag-
nifico, pero no solo per la gran-
diosidad y magnificencia de sus,
dimensions, sino, mAs que todo,
por lo que significa en la horan
present para Guatemala. Situa-






























Puente sobre el rio de las Vaca

do en su propio corazun, es la
metAlica arteria que darz'i paso Ai
ese monstruio que respira llamas, v
que, despu6s de retratarse en el Ii-
quido espejo del Atlantico, volarai
entire la llanura y el bosque, hirien-
do el viento con su estridente grito
y dejando tras de si en el espacio,
en vaporosa y mv'il column, la
ensefia de la civilizaciSn modern,
para ir a refrescar su ardorosa
plant en las rumorosas olas del
Pacifico.
Si sentis que el puente cim-
bra cuando advierte el peso de la


locomotora, no as dc pavor, que
su solidez esta garantizada, y pen-
sad mAs bien que el hierro, como
todo Io que existe en la naturaleza,
es tambien material viviente, v
su estremecimiento es la explosion
de la alegria en que estalla
al sentir sore venas de acero
el ardiente resoplido de esa nol le
bestia de hierro, cual beso cle
salutacin con que le acaricia a sui
paso. Porque tamhbien los minera-
les tienen sus afecciones v entonan
su canciun, plicidMera y liguLibre,i
es el bronce sembrador de la deso-
laciin v la muerte, y espl6ndido yv
triunfal, si es el hierro ,', el acero


s en la carretera del Norte, visto desde la altura de

puestos al servicio de las artes, de
las indulstrias v de cuanto tiende za
ennoblecer el trabajo del hombre y
le aporta bienes i la hlumanidad.
5i observais que el viento que
alld corre es mAs impetuoso Y
mais fuerte que en otras parties,
no le temA is que ningf6n peli-
gro os ofrece, v el hu.,sanna es con
que la misma naturaleza festeia
niiestra gloria, y sus voces son
los mensajes de paz, de concordia
y de progress que, en continue
confidencia, van del mar quei
lame nuestras costas del Norte


hacia el que besa nuestras playas
del Sur, para de alli esparcirlos
por todos los Ambitos del globo
y retornarnos con rapidez verti-
ginosa, las ideas que surgeon de
las florecientes civilizaciones de
otros paises.
Treinta v seis afios atras no se
oia en Guatemala otro canto que
el de las campanas llamando a los
fieles a la est4ril oraci6n de los
rezos v el de las salmodias sacer-
dotales rodando inacordes v mo-
n6tonas en la h6meda obscuridad
dle los temples; no se contemplaba
otro panorama en el territorio de
la Patria que la salvaje e infecunda






























I gran puente de "Las Vacas"

lermosrnti de la naturaleza vir-
gen; y no se con1cila otra autori-
dad que la inspirada por los geni-
zaros de Roma A gobiernos mages-
tuosamente nulos que, como los
reyes merovingios, vivian petri-
ficados por la inacci6n, elevada
par ellos mismos A sistema admi-
nistrativo.
Clare6 la aurora del 71 en el
obscuiro cielo de la patria: la
RevoluciOn se hizo, v de ella surgio
un gobierno que proclamaba como
sistema de administraci6n la ac-
tividad v el trabajo y que con 61
habia de ser consecuente.





7q


La Locomotora 3


De ahi vino, el i de ag.'sto de
1883, el Decreto dec la cons.trucciun
national del Ferrocarril del Norte,
que sufri'5 golpe rudo con la he-
roica muerte de Justo Rufino
Barrios el 85, en los campos de
Chalchuapa, v clue. tras arregslcs
vanos, resurgi con el General
Reina Barrios, quien, con celo pa-
tri6tico, did grani ernpiuje a la
empresa, el el trayect:o de Puerto
Barrios al Ranclio de San Agustin.
Para otro hombre que el senior
Licenciado don M\anuel Estrada
Calbrera, la herencia de la Revolu-
ci6n habriase tornado ,ii.imo; mas,
quien tiene la rectitud de accii'n
unida a Imuy grande inteligencia;
quien, como el gran Capi tn dcel si-
glo recien pasado, puede decir, mi






















Curva del Ferrocarrili

mano de hier,'o no esta a lat extre'-
midad de mi bjrazo., sinli unicda
con mi calbez; quien tiene la
prudlencia que todo 10 ve V la
energia con que t-dlo l1, hace,
quien no gana pu' casualidad susi
victorias, sino qie las libiira antes
en el cerebro tque en el campo;
quien, en tin, esta organizado
para ser alma y cabeza de lo luie
podria llamarse particdo modernco,
-recogid arquella herencia hendita,
resguardu con la espa.la de Ver-
cingetorix la Libertaid tnta- veres
en inminelnte- peliglro le muer-
te, ampar6 A la Republica,
defendid su hermosa bandera v
acrecentt las f.ierzas materials
de la Patria.


Firme, seguro, abnegado, re.
suelto, sacrificandolo todo a su
ideal, hasta su propia vida, St
necesario fuese, todo para su
ideal, in-pira confianza v vigor
por su extraordinaria uniCdad de
accidn v por suL virtues ci\vicas;
v como Victor HIugo al dirigirse a
la Francia dijo A la Revolucion,
puede el muy Iien exclamar, al
hacerle a la Patria dones tan ricos
cumo el present, Oh, ma/rc miia.'....
Si me decif clue en la obra rea-
lizada no hay originalidad, porq lue
alguien piense que ella est- lejos
de la invencion, os respondere
que los grancdes lho'mbres se dis-
tinguen niAs por la lond:lad y la
tensit in de sIu fuerza, antes que
por la originaliidad.


cundos acontecimientos. La pri-
mera es la emancipaci6n national.
De ella part nuiestra historic
political v marca para nosotros
el advenimiento de ese hogar tan
sagrado como querido qcue se
llama Patria. La segunda estA
simbolizada en la Revoluci6n de
IS7 Lque, oblra valiosisima, rom-
pio los lazos que nos ligaban a la
tradici.',n, lerribo los viejos idolos,
nos revel5 la verldad desconocida
y, abriendo ilimitaclos horizontes
al espiritu, dici'ios la clara inicia-
ciin del porvenir; y este que es el
nuevo v verdadero punto de par-
tida de nuestra march triunfal
hacia el progress.
Pues la Revoluci6n social de
IS21 la revoluci6n political v


de Guatemala para llegar al gran puente de "Las Vacas," en el trayecto
de la Estacidn de la capital hacia el Atliilniio.


V por eso Emerson simboliz' al]
heroe en una estamipa de caba-
lleros, en un ':omp end.io e sLuce-
socs que ve lo que los hIom-resc
necesitan, participa de susi deses::..
v pone1 su inteligencia y el powder
de sus brazos para llegar Ia la
ansiada meta; v asi el genio mas
grande es el mais deudor A los
clemais h_-mbres, como que un
poeta no es Ln vil sonajero y no
dice 1o que le sale A los labios,
sino que es un coraz,'n que late
al uni'sono con so tiempo v con
su pais.
Tres cimas culminiantes, tires
etapas gloriosas pienso que tiene
la Repiblica, como puntos le
partida de trascendentales y fe-


religiosa de 187i, no habrian
servido de much, si en pos de
ellas v como su complement ne-
cesario, no viniese la revolucidn
que ha de cl:'ronarlas, consolidar-
las v elevarlas d la categoria de
liechos i-adicales, consumados v
albsol'itos: y eV'a tercera revolucidn
es la econ6mica: ella, la mis sig-
nificativa y fecundca, dara ilde-
fectiblemente su mAximo de gran
deza, de poder y. respetabilidad
A la Rep6blica; nos harA clefiniti-
va mente autinonios y verdadera-
mente liires, v sefialando un fin
a nuestra historic de infames y
retrugradas revueltas, de rudas
pruebas v de dolorosas caidas,
serA la supreme victoria alcanzada


-ad








La Locomotora 4


por el trabajo, por la energia v
por la perseverancia. Esa revo-
luci6n es la que ahora estamos
efectuando.
Por eso creo V mre complazco
en repetirlo con un gran escritor
compatriota nuestro, que el dia,
m uy pr6ximo ya, en queel ferroca-
rril interoceAnico se inaug1ure, con
mas titulo:s que el 15 de Septicrm-
bre de IS21, serA Ilamado el dia
de la Patria, v cque al Gobernante
que 1o llc\a a cabo, debelremlos
darle el titulo de Padre de la
Patria, que es "la corona de las
recon pensas II 1 nia nas."
El Licenciado don Mlanuel Es-
trada Cablrera es ese Gobernante
de espiritu audaz y p)oderoso que
todo lo'inicia v lo cumple todo,
q ue por .su excepcional destino y su


energia indoblegable, lleva a cal:bo
la tercera de las revoluciones de
que hablamnosv AlsI quI.e ergniaud.I
serefeia al decir que encane:ian a
los hombres en una sola noche v
educaban a los puellos en un solo
dia.
De ese benemnrito patriot di-
ran orgullosas y justicieras las
generaciones futuras, lo que Ale:.
jandrl: decia de Filipo: nada quiso
d(tcarnos por hacer.
Y asi como el aiire estd lleno
.de sonidr-:.; el cielo de dibujos; la
tierra de sefiales recordatorias; y
todas las cosas de la vida est.in
erizadas de estimulos que hablan
al coraz6n y al cerebro del inteli-
gente, ese gigantesco y magnifico
viaducto estara siempre lleno
con el nombre de "Estrada Ca-
brera," y el ferrocarril interocei-
nico pregonarA su gloria y guar-
darA su recuerdo, tinto como los


beneficios que de esa obra se
driven para esta bien amada
Patria.
Trabajemos, luuchemos v con-
fiem-:s en el porvenir, ya que la
poesia que tiene mis subl.limidi:ad
entire todas las poesias v la gran-
deza que se eleva sore todas las
grandezas, es la qu e e inspira en
el trabajo y tiene por base la
acci6n que dignifica y el impulso
her6ico; la que es llama que
incendia el pensamiento y energia
que da vigor al mi'sculo; la que
al tender su victorio:-o vuelo, es
faro inextinguible, consuelo forti-
ficante, redenci6n para el bien v
escultor que talla en la came viva
y en la conciencia universal el.
poema eterno de la humanidad.

^^^^^^^^^^


JESUS Y FEDERICO


Dos cipulas inmensas sobre la linea del horizonte: cada
una de ellas custodia un sistema de moral y una filosoffa de la
vida. Encima, como un ala de plomo tendida en el infinito,
la alta comba del cielo se destefia en emnitonos grises y
celestes; los colors apagados ponfan en lo alto una tranquila
melodia, como si preciosas sedas de Oriente desplegaran su
leave cortinado bajo el sol. En aquella hora inolvidable se
recortaban sobre el fondo caprichosas siluetas crepusculares.
S61o el ocaso, entire tanta quietud, parecda resquebrajarse en
lentas grietas, rompiendo su pereza un rosa tenue, indeciso,
como la gama de un durazoo en tlor; por moments, en
ciertas quebradas mAs hondas, el matiz se condensaba hasta
asumir energies y violencias: y el escarlata triunfaba en las
lines remotas, como granada madura que estalla por la
tension de las savias proficuas.
Entre el dfa v la noche nos sorprendi6 ese paisaje, visto
desde el Pincio magnifico y esparcido sobre las once colinas de
Roma, cuando cerrAbamos las Loas del Cielo, del Mar, de la
Tierra y de los Hlroe.- cantadas por Gabriel D' Annuncio,
el "imaginifico" incomparable. Como si oyeramos una
sinfonia trascendental, de amor uninime 6 de absolute
devoci6n-la Muerte de Isolda 6 la Misa del Papa Marcelo,
-acabamos de leer su loa de glorificaci'n y de holocaust:
"Per la morte di un grande distruttore. F. N. XXVAgosto
lMCM." Algunos lectures no advierten el motivodeeste canto;
son las iniciales de Federico Nietzsche y la fecha de su muerte.
En un despliegue serenode su dialectica maravillosa, Gabriel,
frente al creptisculo, nos recordaba que el gran demoledor
tuvo inextinguible pasi6n por la Italia, fu' peregrine asiduo
de sus innumerable evocaciones. Escuchemos al poeta:
"Tu sol, tu sol, oh Italia, ilumin6 su frente, madur6 su
fuerte sabidurfa, troc6 en oro el fierro de sus saetas. El
BArbaro peregrino escuch6 bajo tu cielo alci6neo el canto del
coro alado de tus selvas aulentes, embalsamadas de perfumes


y de mtisicas.-Oh Italia, 61 bebi6 elambrosfaco nectar de tus
vifias; cogi6 la miel de tus panales, las rosas de, tus rosales
llenos de abejas y de trtolas. Sus pies se aligeraron sobre
las tiernas praderas de violetas.
"La adamantina serenidad que se enarca sobre las nieves
de los yermos Alpes aplac6 sus furias. Las rocas que
avanzan en el mar de Liguria, como esfinges coronadas de
flores, le propusieron enigmas. Como un nuevo Hermes
sin caduceo, 1l carg6 sobre su hombro a Dionysos joven,
en las Termas de Caracalla, en el Foro, en el Coliseo.
Medit6 sus problems en la Sombra marina, iluminado por
los oros de San Marcos, como Heraclito en el Templo de
Efesio. Y el viento suave distendi6 su vela en los mediodias
estivales, entire Sorrento y Cumas, sobre el golfo done
humea el Vesubio."
Alli querria verle enterrado el prodigioso estilista.
"Le cantaremos en coro una oda, midiendo su ritmo por la
respiraci6n del mar. Cantaremos: Aquf duerme, en la sagra-
da Italia, sobre el mar de las Sirenas, sobre el Mar Nuestro,
frente al arca cumea, donde arrib6 el hijo de Venus, Eneas,
trayendo los Penates de Troya y los Hados de Roma, aquf
duerme, frente al fuego destructor y creador que irrumpe del
coraz6n de la tierra, velado por las antiguas Miras, hijas de la
noche, arbitras del nacimiento y de la muerte, ioh prole de los
Helenos!, aquf duerme, aplacadas sus iras despues de tanta
guerra, el Barbaro enorme que volvi6 i levantar los serenos
dioses de la Helada sobre las vastas puertas del porvenir."
No en la hermosa bahia, entire Sorrento y Cumas, deberia
dormir el gran Barbaro. Su tumba egregia y digna esta en
Roma, bajo el augusto domo del Pante6n; la muerte y el home-
naje tienen su l6gica. S61o alli podria dormir con'gloria; asf, el
otro gran Barbaro, s61o puede estar c6modo bajo el oro con-
vexode los In vlidos.
UTrgida la mente por esa idea, nos pareci6 mas respectable
la cuipula vetusta del Pantedn que la miguelanglolesca de San
Pedro; la eternagrandezadela Romapagana mas solemne que
la grandeza transitoria de la Roma cristiana; la moral de Fe-
dericomas viviente y mas ecuanime que la moral de Jests.









La Loco, oto'ra' 4


*
*

ILa locura ha tenido singulares privilegios en la historic
de la humanidad: Homero lo sabia y boy lo ense-fia Lontbroso,
aunque este e'.agra. Dos enfermos celebres han polarizado
la moral humana; Jesus Cristo y Federico Ni-t;-.che.
El pendulo destinado a marcar el ritmo de la etica, sefia-
lando orieut;ci,',n a la moral humana, ha oscilado sobre un
vasto cuiadranti cuyos extremes son la moral cristiana (de
los siervos) y la moral nietzschista (de los fuertes). Desde el
Piincio, miiindo': las c6pulas del Pante6n y de San Pedro
advertium.s q uc el peso de todas las inferioridades gravitaba
sobre el cristianismo. La ctipula del Papa Pablo III es una
copia, apenias, de la erigida por el Emperador Adriano; la
Iglesia del Mesias Nazareno crey6 necesario hurtar sus forms
al magnifico temple pagano para aproximarse a su evocaci6n
de grandeza. Sin conseguirlo, por cierto. Bajo la clipula de
los Emperadores se siente un antiguo clamor de potencia, la
vibrac i'u de la ciudad universal; bajo la cdpula de los Papas
s6lo se oye el murmullo de la oraci6n, interrumpido por el
.cul bichc-, de la intriga. En San Pedro se enseiia la moral de
Jestis; en el Pante6n podria dictar la suya Federico.
El paralelo se impone, inevitablemente.


Minor C. Keith,
Empresario del Ferrocarril del Norte.


En la etica del galileo se encumbran las condiciones pa-
sivas de la escoria humana, se exaltan las aptitudes services:
la humildad, la resignaci6n, la piedad, la compasi6n, la caridad.
Esunaconvergenciade todas las inferioridades;la justificaci6n
de los d4biles codtra los fuertes, de los services contra los
altivos, de los ignorantes contra los sabios, de los eunucos
contra los sensuales, de la grey contra el pastor, de los ceros
-:ontra las unidades. Apoteosis de las lacras contra la salud,
de la tristeza contra la alegria, de la penitencia contra el placer.
Gran parte de la humanidad ariana durmi6 veinte siglos
bajo esa terrible pesadilla, apuntalada por inntimeras men-
tiras convencionales. Se cubri6 de vituperio A todas las
fuerzas capaces dd enaltecer la Potencia, de exhuberar laVida,
de complicar el Deseo.
Tras esa larga noche vino Federico, el caballero del
.aguila y de la serpiente, maestro en voluntad autarquista e
intensificaci6n de la vida. Su etica es el drenaje que saneara
la cienaga moral del cristianismo, inquinada por veinte siglos
:de estancamiento. Federico es el transmutador de todos los
valores, desplergdo- en nueva expansion plenisima, mas alli
-del bieny del mal.
Es augur y profeta. Es el anunciador del t "rmino in-
mediato en la evoluci6n bio16gica de los series vivos: la especie
hu mana debe ser superada, pues el hombre es un puente entire


el mono y un ser superior. Todoslos series engendraron otros
mas evolucionados; el hombre debe superarse a si mismo; lo
que hoy es el piteco para el antropo, sera alglin dia el hombre
para el superhombre. De alli surge esta etica: hagamos todo
lo que eleva 4 intensifica nuestra existencia, todo lo que es
propicio A nuestra evoluci6n ascendente, todo lo que sea un
peldafio en la escala del hombre al superhombre.
La moral de Cristo deprime y escarnece la Vida; la moral
de Nietzsche la hermosea y la exalta.




Los teoremas 4ticos de Jests son empiricos y anticienti-
ficos; contrastan con la selecci6n biol6gica de los series vivos
y obstan al ascenso evolutivo de las species. En cambio, la
moral de Federico se armoniza con las leyes fundamentals
de labiologia,es propiciaal seleccionismoyaspira a que la evo-
luci6n de las species vivas sobrepase al hombre, que es
actualmente su forma superior. Il6gico es considerar eterno
el moment actual de la evoluci6n biol6gica y suponer que la
especie humana es el eslab6n terminal de la series fiiogenita
por todo el tiempo que persista la vida sobre el planet.
La etica de Cristo fue popular gracias a su propia inferio-
ridad. Los d4biles, los ignorantes, los pobres de espiritu, los
cobardes, los services, los gregarious, los ceros, son los mis;
por eso la moral cristiana y panarquista (muchos que se creen
socialists y anarquistas son simples cristianos panarquistas)
encuentra faciles simpatias en las glebas.
La moral de Zarathustra es necesariamente im popular:
la impopularidad es un privilegio de todas las verdades. Los
fuertes, los hermosos, los inteligentes, los sensuales, los domi-
nadores, son los menos.-Sin olvidar, por esto, que son las
unidades en today cifra social.
El loco Jestis fue ap6stol de una enfermiza decadencia,
astro crepuscular ante una larga noche de la moral humana.
Elloco Nietzsche ha cerrado el triste parentesis, presagiando
auroras nuevas, astro de un sano amanecer.

*

Ambos fueron locos y geniales. Los cerebros, vergeles
de ideas, florecieron extrafias orqufdeas filos6ficas; el uno
corolas de roja seda y el otro de violados terciopelos, sedas
altivas y terciopelos tristes. Sus locuras fueron heteroge-
neas; por eso predicaron morales fuudamentalmente diversas.
Jesuis era timido y humilde, su moral fue una umbria maleza,
el olivo y el cipres; Federico era pujante y plet6rico, su moral
fui una selva frondosa, la encina y el laurel.
El vulgo supone que los alienados no razonan. Muchas
veces, en cambio, su locura consiste en que "razonan dema-
siado". Otros vulgos opinan: elloco no sabe lo que dice; sin
embargo, a menudo, la locura estriba en "saber demasiado"
lo que se afirma. En las funciones intelectuales, el mas y el
menos. son anormales por igual, lo mismo que en las otras
funciones del cuerpo; la hidropesia es tan peligrosa como la
consuncion.
El loco razonantc tiene su 16gica, pero la tiene excesiva y
paradojal; hay falsas vias en la red de sus comunicaciones
cerebrales. Habla sentenciosamente; no concibe la duda ni
acepta la discussion. La creencia desborda toda critical y









La Locom.otora 6


todo raciocinio. Es un hombre de 'fe, tan inconmno.ible en
sus verros como en sus aciertos; es vidente, mislico,
iluminado inquehrantable.
S6oo en esto son comparable Jesis y FPCderico; asi pre-
dica el uno, asi describe el otro. El mechanism psicol6gico es
semejante; aunque actdie sobre materials diferentes en
cantidad y calidad.
Aquel atirma su compasiva moral con la misma certidum-
bre con que ,s.te e-cribe sus abstracciones demoledora-.
Hablan por sentencias, razonan por parabolas.
El uno arrastra sus delirios, aulenguadores dela perso-
nalidad, dentro del bien y del mal; elotrodesarrollalossuyos
intensificadores del yo, y remonta su vuelo de condor para
colocarse mAs alli.
Sus afirmacioni _, siendo antititicas, revisten una forma
igualmente apodictica. Son para aceptarlas 6 rechazarlas:
nunca para discutirlas. Ambos afirman con ese caracter
absolute y definitive que es privilegio de todos los grandes
sofadores enfermos.
Jesds, en Galilea, fue tan enfermo como Federico, en
Weimar. Pero es fuerza decir algunas diferencias.
*
*

El exito no es un azar, tiene su psicologia; intrincada, a
veces, compleja. pero la tiene. Los delirios geniales no es-
capan 4 sus leyes; el exito los corona 6 la irrisi6n los lapida,
seglin los tiempos. Asi se explica la expansion de un genio
ignorant, mas vasta que la de un genio ilustrado.
El nazarense-inculto rumiador de misticismos plebocri-
ticos-dict6 para la grey su 6tica servil; las plebes agasajadas
diijronse cristianas y le dieron plena raz6n durante cuatro-
cien tos lustros. Tuvo todas las suertes: no existian alienistas
por ese entonces. Pas6 desapercibida su enfermedad, vivi6
sin diagn6stico y le cupo la dicha de ser crucificado; la
magnitude del martirio izoolvidarlasnieblas que sombrearon
su mentalidad.
Asi triunf6 en la leyenda: por sus lagrimas, no por su
potencia. Triunf6 cuando para los cerebros enfermos nadie
osaba entreabrir las puertas de un manicomio.
El otro--ms grande en su martirio, porque supo much
y pens6 hondamente-se apag6 envuelto en la penumbra de
un diagn6stico desprestigiador y muri6 de angustia lenta,
gota A gota; corola agostada en una atm6sfera sin oxigeno.
Este dolor fue denasiado grande para que 1o comprendieran
las almas pequefias. Los filisteos, los dominados, los services,
los sub-hombres, todos los pordioseros de inteligencia, los
mendigos de voluntad, los ajusticiados por su moral evolucio.
nista y selective, se apresuraron a proclamar la bancarrota
de sus doctrine., pretextando que todas ellas fueron frutas
cariad;is de un enfermizo Arbol del bien y del mal...

*

La clinic psilquiatrica puede fijardiagn6sticos sobre estos
dos enfermos ilustres.
Desconocila por sus contemporaneos, la locura de Jesis
ha sido y sera negada en today hora por los favorecidos en su
doctrine. Su moral es una justificaci6n para los inferiores;
just es que estos no confiesen que tuvo sus raices en el deli-
rio. Menos afortunadus son otros cientos de cristos que
apostolizan en las clinics de los manicomios: podrian recla-
mar Pa.nsanante y Conselheiro.


El e-studio-,o de-ctlibrc en Cristo unI alienado mistico,
-nfrlrm.i de locura si-tv-matizada religious, indudablemente
mn-,~ filh sofo que un Hamlet 6 un Don Quijote. Y se expli-.
ca: Cri-to fue elaborado por la tradici6n sectaria de una mul-
titud inferior, mientras Ouiiijte 6 Hamlet fueron forjados por
un genio.
En la era de Pilato(- Ilan;ibase "mesianismo" al delirio
religioso sistematizado. Como -n el caso de Jesis convenia
su locura i la gleba, &sta hi'o p.nddn de las vulgaridades mo-
rales y de las masimas que se le atribuyeron gratuitamente.
La locura de Nictsclie, diaono.ticada en .us propios li-
bros antes que su organism mo cedicra bajo la gravitacidn del
mal, es magnifica, deslumbradora, seobrepone a todas las
preocupaciones sugeridas ipreviaimente pr el diagnod6tico de
la enfermedad.
Aqui el loco es un hombre genial, de cultural profunda y
compleja: destruye como un cicl6n, piensa como un astro, es-
cribe como un poeta.
Guarecidos tras su locura, los hombres retardados en la
evoluci6n biol6gica de la especie, ban intentado former un so-
lo haz de sus videncias y sus dc-iequilibrios, fomentando la
confusion entire el robusto florcI:imiento de sti genio v las do-
lorosas proliferaciones de su enfermedad.


W. C. Van Home,
Empresario del Ferrocarril del Norte.


Esa grey de los debiles parece haber temido que su voz
despertara en los amps el sentimiento de la potencia necesaria,
y que al anuncio de sus nuevas tablas operase una total trans-
mutaci6n de los valores morales. iQuien lo dudara, si en vez
de recibir un diagn6stico de la ciencia, le hubiera tocado su
suerte, como al Galileo, una cruz para aquilatar sus teoremas
en los crisoles del Martirio!

**

Corria por esos desfiladeros nuestra imaginaci6n. hacia
la encrucijada, en donde la ciencia y la filosoffa se interceptan
-mirando el estudioso con el lente clinic y el moralista con
el lente de su amor a la vida intensa,-cuando el crepisculo
comenz6 a espesar sus negruras sobre Roma.
S61o pudimos agregar que el contrast entire ambas eticas
no es menor ensu aplicaci6n a la vida practice.
La moral cristiana es clor6tica, compasible. Induce a
prolongar las existencias inferiores con limosnas de absurdo
altruismo: rebajan al que las da y ofenden al que las recibe.
Se ha convenido en llamarla moral; es, indudablemente, un
buen negocio para los infelices.
Nietzsche es plenitud vigorosa. Nos e inuja i, ser siem-
pre mas, infinitamente, por todos los medios aptos para inten-
sificar la personalidad. Su etica educa para la Vida laboriosa,
alegre y fecunda. Induce a perseguir el inicoderecho incon-
trastable: la conciencia de la propia fuerza.
Y en la negrura del creptisculo, maciza ya, vimos perder-
se poco a poco el domo de San Pedro. Pero sobre el cielo,
mis intense que la noche misma, atin recortaba netamente.su
silueta semicircular el domo del Pante6n. Simbolo en esa
hora, presagio en los siglos.
Jose Ingegnieros.








La Locomotora 7


1l una on0ba


Arrulla con tu- liricas cauciones,
onda tersa que vienes de tan lejos
enjoyada de luces y reflejos,
arrulla mis postreras ilusiones.
La juventud m-e va; se \an sus dunes;
del placer quedan los amarios dejos,
de la pasi6n los des-ncantos viejos,
v del dolor las tristes emociones.
Queda la vida que el instinto afianza;
queda el recuerdo del amor perdidv..
y queda el ideal que no se alcanza.
Tti, que cantaudo suefos has venido,
onda lirica, dame la esperanza,
v si no puede ser .... dame el olvido.
Luis G. Urbina.


C ullreal



Entrelos escombros d-tantas quimeras,
que dejaron s61o dolientes historians
presas del olvido, como esas banderas
donde estan las h iiillasde pasadas glorias,
rpalom is m u y blancas, raudasmensajeras
de un tiempo remote, llegan tus memories ....
Y surges, fragante cual las primaveras,
v surges, augusta como las victorias.
Como entonces, miro tu mirada llena
de caricias v 'rgene: y tu voz resuena
otra vez vencida por tu mismo amor.
Noches estivales, noches de embeleso,
en que diste al vuelo del divino beso
todas las dulzuras de tu boca en flor!....


Dario Herrera.





Por el mundo, en su c irro, Monio se lanza,
ahogando co:n iu risa sahli. consejs,
convirtiendc tin jIIguLetes L i C ni.O y iejos,
doncellas y matr:.ri.a, pr-,iendo en darad.
Entre nubs -ie p.le l\, riplido atanla,
semejante & un fardiisma que corre leji<.
y se oyen, cuando cesan ya -us reflejos,
carcajadas y gritos en l.:ntan.inia.
Prodigando alegrfa, tal-.)d ainorer
y esperanzas que duran 1o queL las flres,
va ese dios turbulent, siempre triuifante.
Porque todos :maribianim,., en LIu presencia,
los mis ricos tesoros ce la conciencia
por sus gcces que duran si.lo un instarilc!
Jose G. Villa.


-+ + Vie a


Esta Ilave cincelada
que en un tiempo fue, colgada,
(del estrado i1 la cancela,
de la despensa al granero),
del llavero
de la abuela,
y en continue repicar
inundaba de rumors
los vetustos corredores....
esta Ilave cincelada,
si no cierra ni abre nada,
;para qui la be de guardar!

Ya no existe el gran ropero,
la gran area se vendi6;
s6lo en un bail de cuero,
desprendida del llavero,
esta lla\ e se quedo.

Herrumbrosa, orinecida,
como el metal de mi vida,
como el bierro de mi fe,
como mi querer de acero,
fiesta llave sin llavero
nada e- ya de lo que fue!

Me parece un amuleto
sin virtud y sin respeto;
nada abre, no resuena:
me parece un alma en pena.

Pobre Ilave sin tortuna
....y sin dientes, como una
vieja boca; si en mi bogar
ya no cierras ni abres nada,
pubre Ilave desdentada,
,para qud te he de guardar!

Sin embargo, tu s.abias
de las glorias de otros diaQ;
del mant6n de seda tina
que nos trajo de la China


Llave + +


la gallarda, ]a ligera
espafiola nao fiera.
Tui sabias de tibores
donde pajaros y flores
confundfan sus colors;
tti de lacas, de marfiles
y de perfumes sutiles
de otros tiempos; tu cautela
custodiaba la cancela,
el cacao, la vanilla,
la suave mantequilla,
los grandes quesos frescales
y la miel de los panales,
tentaci6n del paladar;
mas si hoy, abandonada,
ya no cierras ni abres nada,
pobre have desdentada,
ipara que te he de guardar!

*
*.*

Tu torcida arquitectura
es la misma del portal
de mi antigua casa obscure
(que en un dia de premura
fue precise vender mal).

Es la misma de la ufana
y luminosa ventana
donde Ines mi prima, y yo,
nos dijimos tantas cosas
en las tardes misteriosas
del buen tiempo que pas6....
Me recuerdas mi morada,
me retratas mi solar;,
ya no cierras ni abres nada,
pobre llave desdentada,
ipara qnu te he de guardar!


RUMORS


Eco doliente de lejana orquesta
sorprende la quietud de mi recinto
y el aire atravesando la floresta
acaricia mi frente en suave roce.

Por el ancho balc6n diviso el cielo
cuajado de mil luces temblorosas,
y a solas, por el aire acariciado,
escuchando la misica doliente
sobre el albo papel trazo mis cantos
que me inspiran no se que triste anhelo.

S61o rumor en la callada noche
los ecos misteriosos de la orquesta
llegan a mi, y en el silencio augusto
los toques del clarin suenan a muerto.

Retiemblandeltamborlosduros golpes,
crispa su nota el cornetin sonoro
y un violin gemebundo exhala apenas
el triste s6n de la tendida cuerda.

Y de mi estancia el solitario ambiente
vase poblando de figures vagas
y una a otra en la gelida penumbra
van formando una ronda misteriosa
y se agitan y oscilan y se acercan
6 se alejan y pierden en la sombra.

Por el ancho balc6n penetra el aire
que se aroma al cruzar por la floresta
y sorprende la paz de mi recinto
eco doliente de lejana orquesta.
Cruza la calle caminante ignoto
cuyo fuerte pisar sonoro suena;
vagas voces distantes se perciben
y un bronco grito de repente estalla.
Escucho; en pie miro al distant
negro borizonte que se ahoga en tinta
y de nuevo repite blandamente
el doliente violin su triste nota....


Arturo R. de Carricarte.


-! -N mi- l ? :-* 3* :i7----- -------


Amado Nervo.









,a Locomotoa' 8


SDESPE' -iA


Via Puerto Barrios han partido con
rumbo a Europa, el Honorable senior
Cdnsul de Suiza en Guatemala don Alfre-
do Keller y su digna y apreciable esposa
doia Juanita Jacoby de Keller.


Con motive de su viaje ofrecieron el 8
del carricnte a sus numerosas amistades
un dfa de can, po en "El Sauce," done
reind la mas franca alegria y los obse-
quiantes, tan cultos como g iitiles, hicie-
ron derroche de amabilidad y de buen
guo -.
El 14 altunos amigos ofrecieron A los
<'s-po'"s Keller-Jacoby una ercnacta de
orquesta, que, bajo la habil batuta del
lmaestro Alcantara, se llev6 a cabo con el
mejor 4xito en este orden:

1--Preludio de la 6pera "Ci-narmen" 1
S.Bizet
2-Gran sin f:-n ii de la 6'pe ra "Guillermo
Tell" :
Rossini
39--Fantasia de la 6pera '"-iJo Inie''
Puccini


4-Potpourri de zarzuelas,

59-Invitaci6n 6 la Gavota

6-'"La Flor del Cafe," vals


Despudse de esta manifestacidn de
simpatia y aprecio, A que justamente
sou ac:red.:rI los esposos Keller-Jaco-
by, por la nobleza de sus sentimientos y
por su amor a Guatemala, se di6 principio
a un animado baile que se prolong hasta
pasada media noche.


Caballero


A la hora de la cena, esplendida por la
calidad de las viandas y por la correcci6n
del servicio, la inspiraciidn del viejo y
querido poeta Palma se desbord6 en es-
trofas que brotaron de sus labios con el
sentimiento y la delicadeza que le son
caracteristicos y que siempre le han
valido lluvia de aplausos.
Manuel Valle tambien puso A contri-
buci6n su ingenio en honor de dofia Jua-
nita, con las siguientes cuartetas:

RECUERDO t

A:DofiaJuanita Jacoby de Keller

Que halles al iavegar olas tranquilas,
que la tierra doquier te brinde flores,
la luz del bien reflejen tus pupils,
tu oido halaguen plicidos rumors;
Pero entire eliraudo hervir de las ciudades,
en medio de su lujo y de su gala
y del mar en 1as vastas soledades,
no olvides d la pobre Guatemala;


Recuerda los floridos cafetales,
el rico.chocolate, las tortillas,
el guacanol, el tixte, los tamales,
los cainitos, .bapotes, granadillas;


Waldteufel Sobre todo, entire laln.ia, y festines
piensa que aquf, de tu bondad testigos,
te esperaran ansiosos los chapines,
Alcintara y que se quedan tristes tus amigos.-


Concluimos hacienda los votos de Pal-
ma, de que se duerma el rayo en el cielo y
se duerma el ciento en el mar, para que la
travesia delos distinguidos viajeros sea
feliz, que gocen much en Europa, sin
olvidar a Guatemala, y que regresen
pronto al seno de esta .ociedad que
tanto los estima.


cuando se ballan en calma; negras-uon
todo el horror de lo negro-en los dias
de tempestad; rojas, cuando el sol se
bafia en ellas; blancas, con esa blancura
luminosa, fosforecente de la nieve, en
las claras no:ches estrelladas.
El hombre es un ser inferior. Para
uno que mire a lo alto, hay ciento que,
con los parpados caidos, andando torpe-
mente como los topos, s61o se preocupan
de ver-sin talent para observar-las
cosas bajas y feas de la tierra. Hay muy
pocos que inspiren A volar, que quieran
perderse, en busca de mundos nuevos,
por las inmensidades del infinite. iAndar
A dos patas es tan c6modo, y tan facil,
y.. tan natural!
Y vayales used a esos hombres
A hablarles de nada extraordinario, de
nada que sea el hecho vulgar, el pan
nuestro de cada dia.
.Creera usted que hay quienes nie-
gan la existencia de gnomos, satiros y
faunos, de ninfas, sirenas y nayades, de
esos series extrafios, cantados por los
poetas, pobladores misteriosos de los
bosques y de los mare's?
Pero lo que me indigna verdade-
ramente es que esos topos duden de
la existencia de las sirenas, de aquellas
divinas hijas de Aguilo6 y Calirpe, meta-
morfoseadas en monstruos marines por
la vengativa Ceres.
Porque, creame usted, yo tengo
motives para career en la existencia real
de las llamadas ninfas del mar;-yo puedo
asegurarle A ousted que mis ojos han
visto--ihoras y horas, hasta saciarse de
mirar!--a una de esas mujeres-sirenas,
que surgeon, como Venus, de las aguas,
para asombro y extasis de los nave-
gantes.
iQue portentosa creaci6n de belle-
za aquel monstruo! Parece que la veo
ain.. .Sus ojos cambiaban caprichosa-
mente de color, y eran, A veces, verdes
como el mar, y otras, azules como el cielo.
iPero que extrafia, que poderosa luz en
las pupilas! iQue soberano modo de mi-
rar el de aquellos ojos uinicos!
Su cabellera rubia, "floreada" de
algas, caia sobre sus espaldas como un
manto de oro. Estaba desnuda. ... Y
sonrefa fascinadora, enseilando las per-
las de sus dientes. Estaba desnuda,
al aire el alto y torneado cuello, el seno
virginal ;Estaba desnuda y sonrefa!


Fi stories be oco5


a $irena

-Yo soy un enaru:.rado del mar. Un enamorado plato-
nico. No me he embarcado mas que una vez en la vida.
iOh, pero qud hermoso viaje aquel! En 41 conoci la desgra-
cia. Amor y dolor, ,no -, co palabras silnnimnas?
iOh, las bellezas del mar! Las aguas delOceano tienen
todos los colors: son verdosas-toda la gama del verde-


Yo la contemplaba con extasis de admiraci6n, y ella,
siempre sonriendo, arqueaba, con gracioso movimiento, sus
brazos de nardo y apoyaba en ellos su cabeza de oro, lanzando
sobre mi todo el fuego de sus miradas.
Eche el cuerpo fuera de la borda, aun A riesgo de caerme
al mar, para contemplarla mejor. La noche era clara y
strcla. Alrededor de aquella mujer bullian las aguas for-
mando espumas luminosas. La luz de la luna caia directa-
mente sobre ella, bafiando de luz su cuerpo desnudo. Un
nimbo de c-trella. circundaba su cabeza. Y seguia sonriendo.








La Locomotora 9


;Quien era aquella divina aparici6n de amor? ;Luego
era verdad la existencia de las sirenas y aquella mujer era
una de las ocbo ninfas del mar de que nos bablan los poetas?
Perdi la cabeza y gritS:
-;Aglaofone, Telxiepia, Nlelpe, Signea!
La sirena, al oirme, avanz6, vino basta mi, tendiendome
los brazos. Y comenz6o cantar--el cantar de la sirena!-
en versos que acaso fueran del divino Apolo, una canciun
formada de besos y suspiros.
'olvi6 A tenderme los brazos.
-;Ven!
Me acorde de las palabras de Nietzscbe:
"El que lucha con monstruos corre el peligro de conver-
tirse en monstruo. 'Vuestra mirada penetra el abismo?
El abismo penetrara a su vez en vosotros."
Y tuve miedo. Pero ella seguia mirAndome y gritando:
-;Ven! iVen!
Me volvi loco.


-iAlla v'oy, amor mio!
Cerre los ojos y me arroje al mar.
Despus. .. despues no se lo que paso.
Of voices que gritaban:
-;Hombre al agua!
Y perdi el conociiniento.
Cuando vol\f i Ia vida de la raz6n vi que tenia la mano
derecha ensangrentada y que aprisionaba en ella un haz de
cabellos, rubios como el oro.
Di cuenta a mis compafieros de pasaje de que se habia
aparecdo una mujer sirena. Les declare que mis ojos In
habian visto boras y boras-ihasta saciarme de mirarla!- y
les ensefie, por iltimo-prueba material-el haz de cabellos
rubios.
Y se ecbarcon a reir, y yo creo que me reputaron por
loco.
Sin embargo, desde entonces yo creo en ]a existencia de
las sirenas.
Miguel Sawa.


~f4~
~; -~, ~.


Comedlr de la E-cuela PrActica de Seioritas.


fa ensenanza public en Suiza


Un motiveL de satisfa:ci6n del suizo es que el sistema de
ensefianza del pals es probablemente el mejor del mundo con
la circunstancii de ser aquella prlicticamente obligatoria.
Puede uu padre de familiar enviar a su hijo i, una escuela par-
ticular ien algnnos canton. i, si es que tiene enpeio en ello;
pero la actitud del Gobierno y la fuerza de la opinion ptblica
estin decididameutc en coutra de esta prActica. En el cant6n
de Solothurn las escuelas privadas estain ab-,olutamente
probibidas. Eu otros cantones el director de una escuela
particular debeobtener un permiso formal de las autoridades
locales, y en alguno-, cantoues tiene que satisfacer una cuota
que ingresa en los fondos pdblicos.


La ilea que informa esta cuesti6n es que las escuelas
ptiblicas son tiles para todo el mundo, que el rico al igual que
el pobre se hallan en las mismas condiciones, que la escuela
piblica es el plantel de la democracia y del patriotism; y por
encima de todo que la democracia es la sangre vital, la fuerza
y alma de la repiblica, y que sin la repiblica, Suiza nada serfa.
Escuelas privadas para la juventud suiza son contadas, y las
existentes estan bajo la inspecci6n estricta del Estado. La
ensefanza es una question muy seria en Suiza, pues nadie
puede sustraerse a ella. El padre tiene que enviair sus hijos
. la escuela, si ao va 1 a' la c.arcel.


e4








e4y








La Locomotora 10


-ON -M
INN U


Desde que A mediados del afio proximo
pasado se fund "La Locomnotora,"
nuestro estimado amigo Jose C. Morales
ha sidounode susmas asiduossy brillantes
colaboradores, al extreme de que cuando
se pasan dos 6 tres ndmeros sin carica-
turas, todos se pregruntan ,que' c de
Mowi Crtruol,? ,por que no trabaja siem pre?
Y hay raz6n para echarle de menos,
pues sus prod ucciones artisticas calti\van
A muchos y causan la bilaridad en otro-;.
Mi1on C'raioni es de termp-ranmi-nton ar-
tistico v su educacirn bacia el Arte
ha tendido c-n t:da su vida, ya por
sus studios, que tiene bastantes Y mu\'
buenos, -a por la 'ariedad y e-plendidez
de los cuadros y estatuas con que orua-
menta su caa.


Pero su s tendenciad
hacia. el dibujo y la
tambien le atraen h
quien es rendido culti
Ultimnamente ha ad
tamos por la valiosfsi
piano tan espllndido
primoroso en su forn
las mejores marcas al
ye uno de los poco
hay en Guatemala.
instrument, que, hab
digno -s de un princij
celente piano'la que
coniisitu e hoy un nu
liogar.
All la vista se recr
magistrales y el orldo
armonia- suge-.tivas d
Leoncav allo, los Goll
oltrou grandes maestri
Sca siempre pr,"s
artist v amiso estim;


ar Na-.--nK


Sobre e[ terrenmoto be :

Los a..tualcs tiempos son vcrdaileramente fertiles en
convulsions. Temblores de tierra formidable, eLrupciont-
volcinicas intensa.s se -uceden con una frecueucia rara y.
digna de atenclon. Giolpe sobre golpe han ocurrido: el catta-
clismo de las Ilndlias que el 4 de abril de 1905 arruindi la-.
ciudades de Siml, Dharmsala, Lahore, Kangra y gran ntimero
de localidade- del valle de Kashmir, hacienda ma-. de 20,I1.1iii
victims; despu. el de la Calabria del 5 at 15 de septiembre
siguiente, que estremeci6 toda la region Sur de Italia, desde
Cosenza hasta Sicilia, destruycndolo to'do en una longitud de
cien kildmetros y en mis de veinte de latitude, sepultando
aldeas enteraq, dejando 557 muertos v mi6s de 50,0i00) des-
graciados sin abrigo; la memorable erupcin del Vesubio del
5 al 12 de abril de 1'"'.1, que trasform6 por completo esta
boca volcanica y parecia renovar la tragedia de Pompeya v
Herculano; el tcnblor de tierra de San Francisco del 18 de
abril, que arrasando la reina del Pacitico y entregandola A las
llamas de un devorador incendio, dejo 40i. muertos y ruinas
que representan una pc'rdida calculada en 2.i000 millones; el de
Chile, que el 1, de ago:sto renoro en Valparaiso el cataclismo
de San Francisco sacudiendo, juntamente con esta ciudad,
Santiago, los Andes, Limache, Quillota y una inmensa comar-
ca t2.300 muertos, gran utimero de personas que se volvicron
locas, 200 millones de p6rdida.) En el mes de diciembre dltimo
las erupciones iutermitentes del Vesubio, del Etna, del
Stromboli v la de Honolulu. Por tiltimo, la catastrofe de
Kingston, capital de Jamaica, acnecida el lunes 14 del mes
actual y que parece haber ocasionado de 4i00 1.200 muertos,
un ndimero de heridos queatin nose conoce C inmensas ruinas.


s no le induce sal5
pittura, sino que
'acia la music, de
vador.
quirido, lo felici-
ma adquisici6n, un
en su sonido y tan
na como que es de
emanas v constitu-


|


s ejemplares que En presencia de tales catistrofes, es
Y ese maunifico muy dificil no preocuparse en buscar
landosiu hiperbole, las causas. Esta investigaci6n se halla
pe, unido A una ex- de'de luego bastante lejos de darnos las
tambien aidq uiro, explicaciones a que desde hace much
ec encanto en su tiempo nos tieneacostumbradoslaciencia
astronomica; pero el misterio comienza,
.a con ]as pinturas lo1 obstante, a hacersc uin poco menos
i e dcleita con la, oscurlio.
Ie Ins Puccini \ los Examinemos un gran mapa, 6 meior
noud, los Bizzet y in, globo terrestre. Coloquemos la Ame-
', rica hacia nuestro lado. iQue vemos?
ero el ho'ar del L os grades tri-ngulos supcrpuestos;
el de la America del Norte y el de la
A.\mrica del Sur. Entre las dos, una
leugua dc tierra celebre, el istmo de
i Panama, atravesado desde hace algunas
m IllctI -emanas por la rcuni6n de dos oceanos,
conseguida mediante los trabajis pre-
paratorios para la perforacidn del istmo.
Estalengua de tierra
". r1-, esta ocupada por Ios
pequefios Estados de
Guatemala, de Hondu-
S ras, de Nicaragua, de
,, Costa Rica y de Pana-
i' ma. A su dertcha 6
sea al Este, remos el
mar de las Antillas, y
este mar, nor bajo de
Cuba, la Jamaica.
Las estadisticas de
los temblores de tierra
m muestlran que today esta
region esta marcada por
el ntimero yla violencia
de las sacudidas seismicas. La misma Jamaica es un ejemplo
tipico. La ciudad de Kigston fue fundada y Ieg6 A ser capi-
tal de la isla, a iconsecuencia del temblor de tierra de 1b92 que
destru j u Pdei t-Royal, as-iento entonces del gobierno y capital.
C racins A su delicioso clima, adquirid tin desarollo continue,
pues_ se encuentra alli, en nedio de una lujuriante vegetaci6n
tropical, una especie de paraiso terrestre, en el que numerosos
americanos, ingleses y canadienses afortunados, pasan el
invierno con%\ertido en perpetua primavera.
Pero los subsuelos de esta privilegiada regidn son enga-
fiadores.
Los temblores de tierra se produce A'algunos kildmetros
por bajo de la superficie; A lo largo de lines de dislocaciones


-(a .- Lii


Esta dltima sacudida ha sido bastante
violent para destruir una parte de la
ciudad, y como en San Francisco, el
iucendio que le sigui6 ha afiadido sus
desastres a los producidos por el trastor-
no del suelo. La destructora sacudida
se prcdujo a las tres y media de la tarde.
Al mismo tiempo se presentaron en dife-
rentes puntos otros fendmenos seismicos.
Un despacho de las islas Hawaii ha
anunciado que el crater Makuaueoueo del
volcAn Mauna Loa ha entradoen erupci6n
y que de la montaia al oceano corren
olas de lava. Pero acasc sea ain 1o mis
curioso, que el mismo dia se han sentido
sacudidas en Basilea y que el 10 del
present mes se han sefialado en Tron-
dhjem, en Roruega y en Casamicciola,
cerca de Nipoles.


I -









La Locomotora 11


g'eoldgicas recieutes, y cu as bases no se hallan todavia api-
sonadas. Cada uno de estos yacimientos, de estos amontona-
mientos operados A saltos, hace vibrar toda la region vecina.
Este es un fen6meno natural, insignificant en la extension
del globo terrestre, pero de terrible consecuencias cuando
estas regions estin habitadas.
Todas las Antillas, toda la lengua de tierra de que hemos
hablado, toda la costa occidental de las dos Americas, desde
San Francisco y California hasta Chile, toda esta abrupt
pendiente del continent hacia el Oc-ano Pacilico pertenece a
esta zona critical. La vertiente oriental se muestra, por el
contrario, enteramente indemne.
Hay sobre el conjunto del globo muchas grades zonas,
critics; 6sta de que hemos hablado, y despuCs, en el anti!4uo
continent, yendo del Oeste al Este, el Sur de Espaaa, el
Sudeste de Francia, Italia, la region al Este del AdriAtico, el
Asia menor y el circulocaucisico-himalajo, despu:s de ando-
japones malayo hasta las islas del Jap6n, Asi, pues, los tem-
blores de tierra se distribuyen principalnente a lolargo de las
bandas mis m6viles de la superticie terrestre, en las que los
sediments, bajo los mayores espesores, han sido energica-
mente plegados, di.locados y levantados en la epoca terciaria,
durante la formacidn de las principals cadenas de las actua-
les montanas.
Entonces, la tierra ha temblado y todavia tiembla. En
tales parses los arquitectos deberfan tener en cuenta esa per-
petua amenaza.
Si al present casi conocemos-la distribiici6o geog'ratica
general de estos fen6menos geolgicos, si sabemos que la cau-
sa primordial estriba en las profundidades del suelo, no port
esodejade quedarnos como punto de interrogacidn una obser-
vacidn bastante curiosa, la que hacfams en las primeras li-
neas de este articulo: ,por qu4 la agitaci6n del globo es mis
frecuente y mis intense en ciertas epoca-? ,Por que, verbi
gracia, es mas sorprendente en este moment que en otras
epocas?
.Es que obra una influencia exterior A la tierra favi-re-
ciendo los movimientos seisnmicos?
Ante todo, se piensa naturalmente en las m'reas, en la
atraccidn de la luna y del sol, y el primer sabio que ha hecho
una estadistica seria de los temblores de tierra, mi amigo
Alexis Perrey, de Dijon, llego6 career en un principio que en-
contraba algunos temblores de tierra mns en los no ilunios y
plenilunios que en el resto del mes.
Pero la diferencia sdlo guarda una relaci6n de liII) 1':,f
que es insignificant. Por otra part, bajo nuestros pies no
pasa ninguna marea subterrinea. El globo terrestre no es
liquid, sino pastoso.
Ciertas coincidencias llaman forzosamente nuestra at n-
ci6n. Asi la catastrofe de Kingston se acaba de producer el
dia 14 por la tarde, y este dia hubo, no solamente luna nueva,
sino tambien eclipse total de sol: los tires astros (sol. luna y
tierra i se encontraron juntamente en linea recta.
El cataclismode las Indias del 4 de abril de 1105 coincidi,5
ignalmente con la luna nueva.
El cataclismo de la Martinica del S de mayo de 1902 coin-
cidi6 del mismo modo con la nueva luna y con eclipse de sol.
El temblor de tierra de Niza del 23 de Febrero de S187
nos muestra el mismo becho. zC6mo no fijarnos en esas coin-


cidencias? Ellas me ban inducido A investigar si deberfamos
tal vez generalizarlas. La respuesta es negative. Juzgad
si no.
LiUn de los inAs desastrosos temblores de tierra hist6ri-
cos, el de Lisboa, que sacudi' toda la Europa, acaeci6 el 1" de
noviembre de 1755. Luna nueva, el 4.
El de Riombamba (Ecuador) del 4 de febrero de 1797,
acneci6 el dia del primer cuarto.
La formidable explosion del Krakatoa del 26 de agostode
1SS.3, e veriicd al dia siguiente del tiltimo cuarto.
De esta manera he estudiadc todas las fechas de los
grande cataclimos, encontrilndolas casi uniformemente dis-
tribuidas en todor :l s dias de la lunaci6n. No hay, pues, rela-
ci6n de causa a efecto, pero pudicra haber una influencia.
,;)brarfa, mis bien, el sol?
Sabido es que su actividad esti sometida a una fluctuacidn
periddica, cuyo ciclo es, por termino medio, de once afios.
En 1905 bemos pasado por el mAsimum. El minimum fue en
1901. Tampoco me parece que puede haberaqui una propor-
cion -uficientemente i4nlicada, como lo creen alguuon sabios.
La cat..trofe de la Martinica de 1li,2 fue vecina del minimum.
Sin embargo. no se puede menos de notar Ia recrudescencia
de estos tres iltimo: atos, y acaso hubiera motivo para sos-
pechar mis directamente de las intluencias astron6micas.
Obscrvemos, para terminal. que Espaiia es una comarca
desgraciadanmentce expuesta a esos fenumenos geol6gicos, pero
s6lo en su region austral, de Gibraltar a Barcelona. Malaga,
Granada, Murcia, son los principals puntos critics. Los
movimientos del suielo no traspasan la orilla derecha del Gua-
dalquivir; el Centr:, el Norte y el Este de Espaia son casi
indemnes. Se puede dormir tranquilameote con much mas
confianza que en California, en Chile 6 en las Antillas.
El desarrollo que en estos tiltimos afos ban adquiridolos
e-,tdios sefsmic.:s, conducen A la comprobacidn de un echo
curioso, y es quI,: no pas:a "una sola hora" sin que la tierra
tiemble cn un punt 6 en oL', y que cada affo hay mis de cien
temblores de tierra bastante violentos, bastante intensos,
bastate formiidableu., iara sacldir todo el globo tei-restre v
hacerse sentir hasta en los antifpdas Nuestro planet es
tojda \'a juven. % e
Camilo Flammarion.
\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \r

a Z1iilpa

Cuando tierna, es un mar verde cuyas -:agias son las hojas
-cinta,- trimulas de raso finamente lanceoladas-
que se agitan como cine y cn com i es Scr como espadas
defendie-ndo los "jilotes" de ambarinas crenchas flojas.-

Ya cn saz6n, vergue sCus fLrutos; el rumor de las panojas
crepitante, imita el ruido de las ondas encrespadas,
,, finmelicos, la iunaden negrros tordos en bandadas
-mnilitarecs orgullo-os de ostentar presillas rojas.-

Y ya sea por el fuego del buen sol de mediodfa,
es la milpa haz de fusiles, batall6n de infanteria
que al redoble acompasado del marcial fambor sonoro,

vuelve intrepido y trinuuante de los campos de la guerra
pregonando que los surcos-las matrices de la tierra-
dan por una sola gota de sudor mil granos de oro.

Juan B. Delgado,







FOTOGR FIR


"ARTE NUEIO"


Unica Fotograffa premiada con
Sledalla de Oro
en las dos ultimas exposiciones nacionales
Retratos de todas classes, precious y tamafios.- Especialidad en
en esmaltes y colors.


Man Esprischt Deutsch.


Si Parla Italiano. English Spoken.


On Pale Francais.


VAhDEAVEhLAiO & Gia.


Gounord


yCGia


Se ha trasladado a la hermosa casa de dos pisos de la 6a. Avenida Sur, nimero 7, frente a la
casa de Schwartz & Co.

Grandes Depositos de Vinos y hicores de las mejores mateas.

Champagnes.--Cremas de todas classes de la gran casa CUSENIER & Co.-
Gran surtido de aperitivos italianos y franceses.-Cervezas inglesas, dulces,
ciruelas, pasas de MAlaga, etc., etc.-Whiskys escoceses.-Aguas minerales.-
Conservas fresca. Siendo representantes de varias de las principles casas
extranjeras, ofrecemos a los consumidores precious muy reducidos, s"bre los que
hacemos considerable descuentos a los compradores por mayor.


Faerza de ceeion__


uN libro


+ + TOR


dtil de ideas praeticas


_MAXIMIIIANO


AYILES + +


$1.00 Oro el ejemplar, 6 su equivalent en billetes de banco


--4a---


PIDASE IA OBRA A ESTA REDAGGION


TIPOGRAFIA NACIONAL-


Postales


J.


S


S
S


c--~sc---c-~c,




Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8
REPORT xmlns http:www.fcla.edudlsmddaitss xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitssReport.xsd
INGEST IEID EY5KCGGC0_R79933 INGEST_TIME 2013-01-23T15:51:13Z PACKAGE AA00011460_00088
AGREEMENT_INFO ACCOUNT UF PROJECT UFDC
FILES