La locomotora

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
La locomotora
Physical Description:
Serial
Language:
Spanish
Publisher:
s.n.
Place of Publication:
Guatemala
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Periodicals -- Guatemala   ( lcsh )
Civilization -- Periodicals -- Guatemala   ( lcsh )
Genre:
serial   ( sobekcm )
periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage:
Guatemala

Notes

Dates or Sequential Designation:
Began with Año 1, no. 1 for July 15, 1906.
Numbering Peculiarities:
Vols. for 1907- also called Año 2-
General Note:
"Revista de política, ciencias, literatura y bellas artes".

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 30858255
lccn - 2011229543
ocm30858255
System ID:
AA00011460:00065


This item is only available as the following downloads:


Full Text





a,


O


1'1 i,


Guatemala, 21 de Noviembre


'rip. NTa

r a












































t





































































































































































i

































































































O














La


wjo000tka


2tovista be political, 6iencias, fiteratura jy 23e[as Crtes.


Director y Redactor: Vicente Chinchilla.
Administrador: J. Alejaudro Pacheco H.-2a Avenida Sur, Nsimero 3.

TOMO '. GUATEMALA, 21 DE NOVIEMBRE DE 1908. NUM. 77.




4 *a Celebracion be fog


El Sefnor Presidente Constitucional de la Repdblica,
Licenciado Don Manuel Estrada Cabrera, cumple afos boy,
y con tan fausto motivo "La Locomotora" tiene la honra de
felicitarle respetuosamente y hace votos fervientes por su
ventura personal, que significa la dicha de la Patria, porque
los destinos de ambos estin intimamente vinculados.
w *
Del uno al otro confin de la Repdblica no se escucha en
estos moments sino un coro triunfal de alabanza, que en el
fondo esta muy Jejos de ser un vano cumplimiento 6 una
cortesana lisonja, y que si entrafia el pleito homeneje de grati-
tud y carifo de todo un pueblo a su generoso y cultisimo
Gobernante y la manifestaci6n tangible e irrefutable del
progress obtenido bajo su ben~fico amparo y su iniciativa
fecunda.
Aquella gratitud y carifio popular se revelan en las
pruebas de adhesion y en las frases de congratulacion que
de todas parties recibe el Senor Licenciado Estrada Cabrera,
y las manifestaciones del progress national en las diversas
obras de utilidad ptiblica inauguradas boy.
A las ocho de la mariana poco mas 6 menos, fue inaugu-
rado solemnemente el edificio para destace de ganado mayor,
construido de couformidad con todas las prescripciones de
la higiene y del objeto i que esta destinado. En ese acto
estuvieron presents los Seilores Secretarios de Estado, el
Jefe Politico Coronel Yaquia.n, la Honorable Municipalidad
v much, personas invitadas al efecto. El senior Licenciado
Reina Andrade, Ministro de Gobernaci6n y Justicia, tan
probo como talentoso y progresista declare, en nombre del
Benemerito Seior Presidente de la Repdblica, inaugurada y
puesta al servicio piblico la obra, y acto continue el Concejal
Dr. don Antonio Valdeavellano pronunci6 un buen discurso,
dandose despues una medalla de oro, por sus importantes
servicios, al Senior Don Enrique Batres Sinibaldi.
Poco instantes despues, en las alturas de Acatan, se
inaugurlaron los trabajos de la instroducci6n del agua del
Rio Teocinte, que dar. sobre 14.000. pajas de agua; el mismo
funcionario, Selor Reina Andrade, siempre en nombre del
Jefe del Ejecutivo, iniciador de la beneficiosa obra de salu-
bridad, higiene y comodidad, hizo la declaratoria del caso, y
el brillante literate Licenciado don Adrian Recinos llev6 la
palabra official: tambien improvisaron elocuentes discursos
en honor del Senor Presidente Estrada Cabrera y su liberal
Administraci6n, los sefiores Licenciados don Josi Pinto y
don Jos6 A. Beteta.
A las cuatro de la tarde se declare inaugurada la parte
concluida del suntuoso edificio destinado 6 la Oficinas del
Correo Nacional, y contiguo i 6ste se coloc6 la primera piedra
del edificio que serrirA para los Telegrafos y Telefonos
Nacionales.


La concurrencia a tales actors, que fue select y ndmerosa,
dirigi6se en seguida hacia Jocotenango para inaugural el
hermosisimo Parque "Estrada Cabrera." Aqui hubopor
la noche un magnifico concerto de orquesta preparado por la
Municipalidad.
Tanto en el Correo, como en el Telhgrafo y el Parque
"Estrada Cabrera," se pronunciaron patri6ticos discursos
en loor del Sefor Presidente de la Repiblica, de quien se
celebra el cumpleaios, y en alabanza de las obras llevadas i
feliz termino.
Sin tambien muchas las obras pdblicas inauguradas en
various pueblos de la Repdblica, como el Hospital y los
trabajos del Ferrocarril al Salvador, en Zacapa; un hermoso
puente en Amatitl.n; colocaci6n de la primera piedra del
Instituto Pasteur e inauguraci6n de los trabalos t6cnicos del
Ferrocarril de los Altos, en Quezaltenango. A prop6sito
de esta importantisima empresa, no podemos menos que
insertar, por los hermosos concepts que encierra y el sincere
amor que demuestra por su suelo natal, el telegram en que
el Seior Licenciado Estrada Cabrera inicia la obra que ser.
in timbre mis de legitima gloria para su Administraci6n
y un motive mis de la gratitud de los bijos de Guatemala
amantes del progress. Dice asi:
"A Jefe Politico.
De Palacio Presidencial, 13 de Noviembre de 1'10S.
Recibido en Quezaltenango, a las..--- --...
Deseo que el dfa 21 del corriente, se inicien en esa cabecra
los studios para la construcci6n del Ferrocarril de los Altos.
El miercoles de la semana entrante, llegarin con el Coronel
Ricardo de Le6n Regil, los Ingenieros Doze y Rosenthal,
pedidos para el efecto. Disponga Ud. que los studios se
comiencen desde el lugar mis adecuado de la Nueva Quezal-
tenango, donde se hara la estacidn, y ponga Ud todo empeiio
para que el acto revista la mayor solemnidad, pues con ese
objeto be ordenado A las autoridades departamentales de
Huebuetenango, San Marcos, Totonicapan y Solola, para que
por medio de delegaciones concurran al acto indicado, al que
tambien deberin asistir todas las escuelas de esa cabecera y
corporaciones civiles y militares del Departameneo. Ordene
Ud. igualmente, que todas las Municipalidades indigena sin
excusa ni pretexto alguno, proporcionen semanalmente y
de manera alternative unos veinte mozos a los ingenieros, al
cuidado de caporales entendidos y honrados para que vigilen
en todo.
Deseo vivamente que este sea el mejor festejo que reciba
yo en la fecha ya citada, y que por parte de Ud. se ponga
eficaz empefo para que con el mismo entusiasmo con que se
inicie se Ileve a termino fediz esa magna obra que contribuira
positivamente A la prosperidad y grandeza de los pueblos y
muy en particular de esa metr6poli altense donde vi la
primera luz.
ESTRADA C."


- I -









La Locomotera 2


- El tesoro de las Escuelas Practicas


morales escogidas y compendiadas para obsequiar a los niios, hijos del pueblo, el dia 21
de Noviembre, natalicio del Senor Licenciado don Manuel Estrada Cabrera, Presidente
Constitucional de la Repuiblica.


Cada hombre se halla obliiado a de.cubrir. a desermraiar sf u conciencia. d aria en la comunidn
d;rina de las ideas i los demai bhmbres La naturaleza no le ha dado fuerza creadora at
odio;en la naturaleza, solo el amor liene prole.
EM ILTO CATEL.AP.


DOS PALABRAS DEL AUTOR.
Consagrado estos dias A elaborar nn tra-
tado elemental que dedico A las Escuelas
PrActicas de la Repibliea, cuya fundaci6n
ben6fica se debe al sefor Licenciado don
Manuel Estrada Cabrera, hube de consultar,
entire otros libros cientificos, algnnos quo
tratan de Moral; y hallando en ellis una
abundaute series de pensamientos y de pre.
ceptos dispersos dignos de ser conocido:s en
conjunto, me pareei6 convenient.e anticipar
la publicaci6n de tan preeiosos datos, apro-
veehaudo la oportunidad de poderlos dedi-
car a los nifos hijos del pueblo, el dia del
natalieio del Jefe Supremo de la N.aci6u,
bajo el epigrafe de T woro ,e Ins Ecuelas
Prdteicas, porque los consider como un
verdadero tesoro. Al hacerlo adi, tengo
la creeucia fire de que el s-fior Li-
cenciado Estrada Cabrera aci-ptari e.ta
coperaci6n f la oba suya, como una sin-


cera muestra de consideraei6n y aprecio,
aquilatando sn valor como el de nu preseu-
te hunildisimo, pero ofrecido con la since-
ridad y la adhesion del amigo que le desea
muchos aeos de vida.
Desde luego, agregar6 que pienso que
trabajos de esta indole son apreciados por
el con preferencia & cualquier otro de ma-
yor precio efectivo, porque conozco su ca-
rifio 6 la causa de la uininz, lo que es, no
bay duda, una de las mAs puras consagra
clones de la virtud y de la aetividad A la
mrs noble de las causes, la causa del
pueblo.
Y esto es de herencia, preciso es coofe-
sarlo. Doia Joaquina Cabrera de Estrada,
euya preseucia eu el hogar del hijo aman-
tisimo,es hoy uu inmenso vacio, desempen6
en vida, sin alardes de mentor y por natu-
ral prolpersi6n A la bondad instintiva de la
mijer, uua misi6n en alto graid moraliza


dora, por aquel tierno afeeto para los suyos,
por su figure duleemente impregnada de
16grimas por las agents desdiclhs, por su
puesto altisimo de Cornelia t.au hien man-
teuido por el seutimiento admirable de la
materuidad que se impose en el acto de
la nobilisima misi6u del hijo consagrado A
la vida piblica, sin haberlo aprendido de la
historic, apareei'ndose6 la espectaci6n uni.
versal come Cornelia irradiando alegria y
ardoroso eutusiasmo en Ics dias venturosos
de la Reptiblica y ea los moments del
triunfo popular aleauzalo por los nobles
esfnerzos del ciudadauo invieto; 6 bien, en
eireniustancias apremiintr-s, recelosa, pi-
diendo A los dioses mr-j.ires dins, no s61o
por temor de la p6rdidat dl hijoi ungido
de la gloria, siuio por -l lumiuoso pr senti
miento de que la Ind-p-udencia y la Repfi-
blica libre se extiguiniiniri con la muerte
del iilt.imo Grai.o


Discurso del Licenciado don Juan Calder6n y ValdEs, el tercer dia de las fiestas.


Lecturas


~i


i --









La Locomotora 3


Luego, yo no se si en otras parties como
aqni tiene la caridad tantos recursos y tan-
tos consuelos para los pobres durante las
fiestas de familiar. En la raza latina hija
de Espafa, es costumbre traditional la cos.
tnmbre de hacer gracia a alguno cuanJo en
el hogar aparece un jaevo vastago. Es tra-
dicional.-Durante aquellos nobles esfuer-
zos que en America se hacian decade 1808
por conquistar la Independencia, Ilevaron
siempre la peor parte los Pr6ceres de la
magna empresa de emanciparno& del domi
nio de Espaha; pues cada intent fracasado,
aportaba a las carceles de lo metr6poli y
de Centa millares de prisioneros por viday
de condenados A muerte. Centro-Am6rica
vi6 con ojos espent.ados practicarse aque-
llas deportaciones horribles, en nra de las


res .Ie la Patria. Pero quienes elevaron A
dogma de alta moralidad el sentimiento del
perd6n, fueron dofa Joaquina Cabrera de
Estrada y su hijo, el actual Presidente de
la Repfiblica. VWase, pues, con cuanta ra-
z6n puede dedicarse a uno i otro an libro
que trata de Moral y traer on este dia 6 la
memorial el recuerdo de aquella noble ma-
trona, cuyas virtues active y asiduamente
pract.icadas, tienen mayor importancia ante
el pueblo que todas las predicaciones de la
boudad y el amor consignados en los libros.
Sirvase el sefihr Estrada Cabrera perdo.
nar esta intempestiva alusi6n & ia autora de
sus dias, alusi6n que, por otra part, no es
mis que un acto de justicia, considerando
que al hacerla con el mayor respeto, desea


II.- No haris image ni ninguna seme-
janza de cosas que est6n arriba en el cielo,
ni abajo en la tierra, ni en las aguas, deba-
jo de la tierra.
III.- No te inclinaras i ellas ni las hon-
rarAs; porque yo soy tu Dios; fuerte, ceeloso,
que visit la maldad de Jos padres sobre los
hijos, sobre los terceros y sobre los cuartos,
6 los que me aborrecen y que hago miseri-
eordia en millares A los qne me aman y
guardian mis maadamieutos.
IV.- No tomaris el nombre de Dios en
vauo, porque no dart por inocente al que
tomare su uombre en vano.
V.- Acordarte has del dia del reposo
para santificarlo. Seis dias trabajarAs y
haras todL tu obra; rmas el s6ptimo dia sera


El Excelentisimo Siiior Lcencindo don Luis G. Pardo, Mlinistro de Mxlsico, poniendo en manos de don Antonio Ord6iez, el premio acordado por
el gremio de Agricultores, por sus trabajos de piscicultura en el lago de Atitlin.


cuales perecieron en uu nanfragio casi to-
dos los prisioneros. Guatemala perdi6 en-
tonces al padre de su historiador Marure y
tuvo entire sus condeuados A muuerte a don
J. Francisco Barruudia; El Salvador tnvo
A don Manuel Jos6 Arce y Nicaragua d de
la Cerda y Argiiello, como coparticipes de
las conspiraciones de Le6n, San Salvador y
BelAn. Los reyes de Espana, entire tanto,
tenian A los Principes de Asturias como sus
nuevos huespedes, los cuales inspiraban A
los monarcas sentimientos de benevolencia
y de perd6n. Asi pudieron escapar de una
muerte segara, centre criminals, los Pr6ce-


mos que este recuerdo ]e sera grato y laeno
de nls mAs puras y tiernas efusiones de cari-
no para el ser A quien, bajo todos concepts,
el hijo agradecido y culto puede Ilamar con
orgullo y veneraci6n la Providencia del
Hogar: la Madre !
CARLOS ARELLANO TORRES.
Guatemala, 21 de noviembre de 1908.

DECALOGO.

( Texto verdadero de la Biblia).
I.- No tendrAs dioses ajenos delante de
mi, tu Dios.


reposo para tu Dios: no hagas en 61 obra
alguna td, ni tu hijo, ni tu siervo, ni tu
criado, ni tu bestia, ni tu extranjero qae
estA dentro de tus puertas; porque en seis
dias hizo Dios los cielos y la tibrra, la mar
y todas las cosas que en ellos hay y repos6
el s6ptimo dia: por tanto Dios bendijo el
dia del reposo y lo santific6.
VI.- Honra A tu padre y a tu madre,
porqffe tas dias se alargaen en la tierra que
Dios te da.
VII.- No matarfs.
VIII.- No cometeris adulterio.









La Locomotora 4


IX.--No hurtaras, no codiciaris la casa
de tu pr6jimo, no codiciarfs ia mujer de tu
pr6jimo,-ni s siervo, ni su criada, ni su
bney, ni su asno, ni cosa alguna de tu pr6-
jimo.
X.-No hablarAs contra tu pr6jimo also
testimonio.
TEXTO DE LOS PAPAS.

I.- Amar a Dios sobre todas las cosas.
II.- N jurar su santo nombre en vano.
III.- Santificar las fiestas.
IV.- Honrar padre y madre.
V.-No matar.
VI.- No fornicar.
VII-- No hurtar.
VIII.- No levantar also testimonio ni
mentir.
IX.-No codiciar la mujer del pr6jimo.
X.-No codiciar los bienes agents.


IV.- Honra & tus parientes Respeta A
los viejos. Ilustra a la juventud. Proteje
la infancia.
V.- Ama A tu esposa y a tus hijos. Ama
A tu patria y acata sus leyes.
VI.- Considera a tu amigo como si fuera
otra hechura de ti mismo. Que el infortu-
nio no te aleje de 61. Has por su'memoria
lo que harlas por 61 si viviera.
VII Huye de las falsas amistadee. Evi-
ta todo esceso. Teme y cuida de no man-
char tu memorial.
VIII.- No te dejes dominar por pasi6n
alguna. Utiliza las de los otros para lo
bueno. S6 indulgent con el error.
IX.- Escucha siempre Habla poco -
Obra bien.


III.- 86 indulgente, porque eres d6bil, y
porque vives entire series tan d6biles como ti.
IV.- S6 agradecido, porque el reconoci-
miento alimenta y sostiene la bondad.
V.-S6 modesto, porque el orgullo suble-
va a los series pagados de si mismos.
VI.- Perdona las injuries, porque la
venganza eterniza los odios.
VIII.- Has bien al que te ultraje, A flu
de mostrarte mis grande que 6l y conver-
tirlo en un amigo.
IX --S contiuente, temperante y casto,
porque la voluptuosidad, la intemperancia
y los excess destru\ eu tu s6r y te haceu
despreciable.


Conferen

MANDAMIENTOS DE LOS SABIOS.
K.-Dios Todopoderoso, es la sabiduria
eterna 6 inmutable; es la inteligencia su-
prema.
II.- Le honraras con la prActica de las
virtades
Tu religion sera la de haeer el bien por
solo el placer de hacerlo, no por deber.
Seris amigo del sabio y observarAs sus
preceptos.
Ta alma es inmortal; no haris nada que
pueda degradarla. Combatiris el vicio sin
descaneo.
II.- No hagas a los otros lo que no
quieras que ellos hicieran contigo. Resig-
nate con tu suerte, y conservarAs la laz de
la sabidarla.


cia sobre las Flores, por la senorita profesora Jula Beltrind.

X.- Olvida las iujurias. Devuelve bieu X -S6 buen ciudadauo, porque la pat.ria


por mal. No abuses de tu fuerza, ni de tu
superioridad.
XI.- Aprende a conocer a los hombres,
para aprender a conocerte A ti mismo.
XII.- Busca la verdad. S6 just. Hu-
ye de la ociosidad.

MANDAMIENTOS DE LA FRANC-
MASONERIA MODERN.

1.- 86 just, porque la equidad es el sos-
tOn del g6nero human.
II.- 86 bueno, porque la bondad enca-
dena todos los corazones.


es necesaria A ta seguridad, A tus placeres
y a t.u bieuestar. S6 field y sumiso A la nn-
toridad legal.
XI.-Defiende a tu pais, porque es el que
to bace dichoso y porque encierra todos los
lazos y todos los series queridos a tu cora.
z6n; pero no olvides nunca qne la humani-
dad tiene sus derechos.
XII No sufras jams que la patria,
que es la madre comfin a ti y a tus conciu-
dadanos, sea injustamente oprimida, por-
que entonces vivir en ella fuera una torture.
Si te niega el bienestar, si permit que to
opriman, al6jate en silencio, no la trastor-
nes jamAs; soporta resignado la adversidad.








La Loconmotoria ,,


MAXIMAS. .

El error y el sufrimiento, son los dos
senderos por los cuales el hombre debe
pasar, para llegar A la verdad y A la dicha.
No aflijas nunca el coraz6n del pobre,
anonadado ya por el dolor: no difieras nun-
ca el socorro A los que sufren.
Si soportas las injuries, consulate; el
verdadero desgraeiado es el que las infiere.
Alejarse de una buena acci6n es decla-
rarse ineapaz de practicarla.
La amistad para la generalidad de los
hombres, no es mAs que un vil comercio del
que eada cual espera sacar un inter6s usu-
rero en provecho propio.
Fiarse de todo el mundo es propio de una
alma sencilla y honrada; no confiar de na-
die.lo es de un hombre prudent.


Si os viereis persegnilo, no os vengueis
por esto; hay dos clauses de enemigos: los
embusteros y los ignorantes; procurad me-
jorar los unos 6 instruir A los otros; la
persuaci6n y el ejemplo son *mis eficaces
que la ven ganza.
La humanidad se parece A una criatura
que viene al m n do d.i rate la noche; s61o
pasando por las tinieblas se pu.Pde llegar A
la Inz.
La justicia es la finica providenm:ia de las
naciones; es el diapas6n de todas las virta-
des.
No permitamos nunca que se acabe ni
uno solo de nuestros dias sin bal.er aumen-
tado en algo el tesoro de nuestros conv n-
cimientos y de nuestras virtudes.


Nunea se sabra respetar bastante ]a ino
cencia del niino.
Si meditas aiguna acei6n de la que debes
sonrojarte, piensa en tu hijo meci6ndose en
su cuna.
Se debe amar al amigo, por solo la dicha
de amarle; no por el proveebo que puedas
reporter de 6l.
El hombre mAs fitil & sus semejantes, ese
es el mis perfect. El hombre sin concien-
cia prosper A veces en medio del mal; pero
lega un dia en el que sus mismas faltas le
conducen A la ruina.
Antes de exponerse A un peligro, es nece-
sario temerlo y prevenirlo, pero una vez
aboeados A 61, es precise despreciarlo.


LDonativo al niio que dc-,r.laciaolnmnteN fu6 lastimado el primer dfa las fiestas.


Si nada hay tan penoso como el tener
que pedir un favor, nada es tan bello como
saberlo prevenir.
Si dais lugar A que os pidan, siem-
pre serA tarde para dar. Es patrimonio de
almas grandes rechazar las injuries con
beneficios.
La maledicencia es nna pequefiez del es-
piritu y una falacia del coraz6n: de ella
nace la envidia, los celos, la avaricia y
otras malas pasiones; ella demuestra la ig-
norancia y la malicia.
Murmurar gratuitamente es una aberra.
ci6n; hacerlo deliberadamente es una infa-
mir: escoja, pues, P1 maldiciente: 6 es un
insensato 6 un embustero.


Al.aulounare ;i I.i c61era es 'velar en si
misuo, las faltas de los damuijs La c61era
empieza por la locura y acaba por el arre-
pentimiento.
El egoismo es una especie de vampire
que pretfede aumeutar su existencia absor-
biendo la de los demas.
La uni6n, cuando es peifeeta, satisface
todos los afanes y simple fica las necesidades;
previ~ne todos los deseos y reemplaza todos
los bienes; es una fortune & perpetuidad.
El hombre no debe avergonzarse jams
de confesar sds debilidades y errors; por-
que hacer tales confesiones, es demostrar
que es mAs sabio hoy que ayer.
El tiempo gasta el error y abrillanta la
verdad.


La verdad, en todas las circunstancias,
es A la vez lo que hay de mas sublime,' de
mis sencillo y de mAs dificil, sin embargo
de ser lo iLu is natural.
Si el hombre se contentara siempre con
ser sencillamente venturoso, fAcilmente lo
veria conseguido; pero como en general
pretend serlo mAs que los demAs, casi nun-
ca podrg conseguirlo, porque siempre consi-
deramos A nuestros sem-jantes mis felices
de lo que son en realidad.
La adulaci6n es un abismo abierto por el
vicio para haeer caer en 61 A la virtud.
Si el sincere arrepentimiento no puede
devover la inocencia, hace al menos que
sean perdouadas todas las faltas por graves
que sean.









La Locomotora 6


La conciencia es el d6n mis precioso que
Dios ha concedido al hombre: ella nos
instruye y nos da A conocer los vieios que
debemos evitar, y las virtues que es preci
so proseguir. Es un juez eterno y severe,
A cuyos decretos ningrin mortal puede
evadirse.
La verdadera liberalidad no consi-t.e
nunca eu el d6n que se haga, sino en la
manera adecuada que se empl:l para ha
cerlo.
Antes de juzgar A los demis, un senti-
mieuto de natural equidad exige que nos
juzgnemos A nosotros mismos: cuanto mis
necesitados estemos de indulgeneia, mis
iuteresadu'- tambi'u debemos estnr en ex
tender sobre las debilidades de uuestros
semejiutes el velo bienhbehor que debe
ocultarlos


Habla sobriamente con los grandes, pru-
deutemente con los iguales, sinceramente
con tus amigos, duleemente con los peque-
fos y tiernamente con los pobres. No
alabes nunea A tu hermano; si tu hermano
te alaba, teme que te corrompa;
Si el Sublime Arquitecto de los mundos
te da un hij'o, dale las gracias por ello, pero
tiembla por el dep6sito que te ha confiado:
se para esa criatura la imagen de la Divini-
dad; haz que te obedezca hasta los diez
anos, que te ame hasta los veinte y que
hasta la muerte te respete. Hasta los diez
alos, sJ su maestro, hasta los veinte su
padre, y su mejor amigo hasta la muerte.
Cuida much de inculcarle buenos princi.


Si el orden domina 'en el g6nero human.
es una prueba de que la raz6n y la virtud
son las mis foertes.
(Del Gran Libro de las Mfximas del
Rito de Misraim.)

ORACION POSITIVISTA.
(De la Imitaci6n de Jesu-Cristo.)
Bendita seas, Humanidad santa, porque
me has concedido un poco de bondad, en
medio de mi egoimo, indicAndome asi el
camino de la perfecci6n.
Te doy gracias de todo coraz6n porque A
pesar de mi indignidad me prestas siempre
auxilio y consuelo. Y te glorifico en los
siglos de los siglos por tu providencia infi-
nita. iTa eres el sublime objeto de mi
amor! Cuando ocupas mi alma me siento


WX illiamn H. Taft,
Pre.-iden ie j elc t.L en l ,- E ;tad o. ULir....:...


James S. Sherman,
Vice-Presidente electo en los Estados Unidos.


Regoeijate con la just.icia: iudignate
contra iuiquidad; sufre siempre sin que-
jarte.
Reslpta siempre al viajante y al extran-
jero; aynidale y sea su persona sagiada
para ti.
Ama A los buenos, compad&c-ete de los
d6biles, huye de los embusteros, pero no
odies i nudie.
El culto mas agradable al Gran Arqui-
tecto de los mundos, consist en las buenas
costumbres y on la prActica de todas las
virtndes.
Conserva siempre tu alma en un estado
bastante puro para que en cualquier mo-
mento sea digna de comparpcer ante el
Sublime Arquit.eto de los muudos. 'Eita
las querellas, prev~e los insultos y pon
siempre A la raz6n de tn lado.


pioi, mpj-ir que obuenas maneras; que te
deba una rectitud ilustrada y no una fri-
vola elegaucia; hazle un hombre modesto y
honrado, mejor que un hombre hfbil.
Avergonzarse de su estado, revela orgu-
1lo; pieusa siempre que no es el rango el
que te hour 6 te degrada, sino tus ac-
ciones.
Se neesitan grandes recursos de inteli-
gencia y de coraz6n para amar la sinceri-
dad, cuando 6sta hiere, y para practicarla
sin que ofenda: muy pocos tienen bastante
fondo y grandeza de alma para sufrir 6
para decir siempre la verdad con toda pu-
reza y desnudez.
Los que no tienen mAs que sentimiento,
sienten gusto por las grande cosas y pa-
si6n por las pequefias.
Todos los grandes sentimientos emanan
del coraz6n. Los consejos de la vejez ilus-
tran sin dar calor, como el sol de invierno.


inundado de las mas serenas, profundas
emociones. Ti eres la gloria y la alegria
de mi coraz6n. Tu eres mi esperanza y mi
refugio en los dias de tribulaci6n. Pero
como mi amor es d6bil todavia, y mi virtud
vacilante, necesito ser fortificado y conso-
lado por ti; visitame, pues, A menudo, y
dirigeme con tus divinas instrucciones.
Librame de las malas pasiones y arranca de
mi coraz6n todas sus afecciones indebidas, A
fin de que, curado y purificado interior-
mente, me haga apto para amarte, fuerte
para sufrir, firme para perseverar.
Es algo muy grande el amor y un bien
superior A todos los bienes. 11 solo aligera
la mAs pesada carga y hace que se soporte
con alma igual todas las vicisitudes de la
vida. Mas adn, vuelve dulce lo que hay de
mAs amargo. El amor de la humanidad es
generoso, haee emprender grades cosas, y
excita siempre f lo mas perfect. El amor








La Locomotora 7


quiere estar libre y desprendido de todo
sentimiento egoista, para alcanzar ese
grado de supreme virtud en que se tras-
forma en bien el mal mismo. Nada es mAs
dulce que el amor, nada mAs fuerte, mais
elevado, mAs inmenso, mAs delicioso; no
existe en la tierra nada mejor que el amor,
pues ~I inspira todas las buenas obras y en
*l se encuentra el fnico reposo verdadero
de nuestra alma. El que ama, corre, vuela,
siempre estA alegre, dispuesto, nada le de-
tiene. Todo lo da, porqne lo pose todo, y
nunca se empobrece, pues el amor se acre-
cienta con el uso. El amor carece de limi-
tes. Nada le pesa, nada le cuesta, emprende
nmfs de lo que puede; y jamAs se excusa con
.lo impossible, porque todo le parece possible.


vanas; es sobrio, easto, firme, tranquilo y
siempre vijila los malos instintos. El que
ama de veras admira y respeta lo ajeno,
humilla y desprecia lo propio. Consagrado
A la Humanidad sin reserve y lleno de reco-
nocimiento no cesa de confiar en ella, arin
cuando parezca que se haya abandonado,
porque no se vive sin dolor en el amor.
Humanidad santa, mi amor, tf eres today
mia, como yo soy todo tuyo. Dilftame en el
altruismo A fin de que yo sepa gustar en el
fondo de mi coraz6n cuAn dulee es amar y
fundirse en ese ineffable afeeto. Que el amor
me levante y me arrebate por encima de mi
egoismo con la vivacidad de sus trasportes,
que yo te cante'el cAntico del amor, que yo
te siia Humanidad santa hasta las alturas


ficil en career lo malo que oyere., ni en decir
lo que no sabes de cierto, que es liviandad.-
No seas ligero en promoter, que es perder la
libertad, ni en conceder lo que se te pide,
que es tener que arrepentirse -No seas
fAcil en determinar y resolverte, que te po-
nes A peligro de errar, ni airarLe de poco,
que es especie de locura.-Por cobarde qne
sea el enemigo, espara temer, porque lo quo
le falta de valor, le arma de traici6n y
busca la oeasi6n dol descuido; y mAs peli-
grosa es una aceehanza escondida v disimu-
lada, que dos enemigos declarados: y para
haeer mal, el mans ruiu es mAs A prop6sito.-
Habla de todos en ausencia como tu quieres
que hablen de ti; que la ganaucia de la
buena leugua es que ninguno able mal de
quien dice de todos blen -S muy amigo
de los pobres, tenles mucha 1istima: duJlete
de sus trabajos y desca remedial los -La


Distribuci6h de los premios con que el Ejdrcito contribuy6 A las Fiestas de Minerva.


Y por eso mismo, todo lo consigue, y
realize muchas cosas que fat.igat, y agitau
initilmente al que no ama. El amor vela
sin cesar, durante el suefio mismo estd
-despierto afin. No hay trabajo que lo
-canse, ni lazos que lo amarren, ni miedos
que lo turben; sino que A la manera de viva
y ardiente llama, sube A lo alto y se remonta
seguramente.
El amor es pronto, sincere, piadoso, dilee,
fuerte, paciente, fiel, constant, magnAnimo
y jamAs se busca A si mismoi pues en cuanto
sebusca uno A si mismo deja de amar. El
amor es circunspecto, humilde, just, sin
negligencia ni ligereza, no se ocupa en cosas


de tu gloria, que todas las fuerzas de mi
alma so empleen en alabanza tuya y en ser-
virte con el placer mAs intimo. Que yo
te ame A ti mAs que nada, y no por mi, sino
por causa de ti, por tus perfecciones subli-
mes, por tus meritos inapreciables y que yo
ame en ti a todos tus hijos que forman
part de ti por sus virtudes.
(De la Religi6n de la Humanidad, por Juan
Enrique Lagarrigue.)

MAXIMAS
Haz bien con voluntad A tu amigo y a tu
perseguidor, y se te rendirAn A ti; y el bien
que no sea por respetos humans. No seas


avaricia en los ricos no es mAs que una
miserable pobreza alhajada.-Quien no haee
bien de su caudal no es mAs que depositario
de su heredero, que desea que maera para
gozarlo, euyo llanto es mascara de risa
alornado de hipocresia ffinebre.-Ea to-
das las acciones que te hallares, consi-
d6rato interiormente el manor, el mas pobre
y el mAs humilde.-No tengas odio A quien
to ha heeho algda mal. Necia cosa es tener
que pecar ti. por aborrecer al que pec6, y
no so h4 de castigac un pecado con otro.-
Acostumbraos A hacer a todas horas actos
multiplicados de amor, porque tienen la
virtiht de inflamar y enterneoer el coraz6n.
Practicad asimismo actos de todas las de-
mAs virtudes.
SANTA TERESA DE JESES.








La, Loco motora 8


EPILOGO.
"Lo primero que import averiguar es si
verdade ramente existe nua moral eristiana
6 varias.-En cuanto nos paremos A medi-
tar sobre el caso, se verA c6mo hay mAs de
una.-El cristianismo, digase lo que se
quiera eu contrario, ha cambiado mucho de
dogmas, y todavia mAs en sus piincipios
6ticos -Y el hecho se explica fAcilmente.
Es una religion que cuenta diez y nueve
siglos de existencia, y para vivir tanto, es
condici6n absolutamente indispensable va-
riar al compis de los tiempos.-De haber
permanecidu inmutable, no contaria tan
larga vida.--El cristianismo se infiltr6 n
el alma de numerosos pueblos, de razas di-
versas, de civilizaciones bArbaras 6 corrom-


excuse al Estado de sus deberes para con la
juventnd.-Lo que hay es,-y este es el
cargo grave y fundado que se debe hacer A
las 6rdenes religiosas,-qne su ensefanza
estf vacia de ternnra y generosidad humana;
que la idea del deber la predican como algo
interesado, egoista y seco; y que, en fin, el
bien, en vez de inspirar.-e en unaconcepci6n
altisima de justicia y de verdid, se reduce
casi exclusivamente a la observancia de
practicas insignificantes y de f6rmulas ab-
surdas.
La moral pueril de los religiosos tiene
sobre todo el inconvenient grave de in-
fundir el miedo en el espiritu infantil de
sus educandos, de aterrorizarlos evocando
en las almas de la nifez inconsciente, imA-


tarse por una sucesi6n de actos que vengan
A former un program de Gobierno, con
car~eter tan esencial y tan primario en el
Estadista, como el hecho de ser Virtunso,
Honrado, Inteligente .....
WALDECK-ROUSSEAU.
*
Es precise que en todas las escuelas pre-
dominen los principios de la moral inde-
ppnditnte de todo dogma religioso.
COMBES.

Pareeerfi extrafio que, habiendo preten-
dido en esta obrita resefiar ligeramente lo
que sobre moral se ha pensado en el mundo
n todas las edades, desde los tiempos


Reg-reso de la Comitiva Oficial de la Exposicidn Zool6gica.


pidas; conoei6 y legitim6 tres formas
sucesivas de trabajo: la eselavitud, la servi-
dumbre y el salariado, y ha sabido plegarse
Atodas las condiciones sociales de las 6pocas
dit'ereutes de la humanidad. Por consi-
guiente, ha debido profesar alternativa-
mente muchas morales. Pero no es esa la
cuesti6n que ahora se debate. En este mo-
mento basta con analizar qu6 es lo que
ensefan tocante al bien y al mal los reli-
giosos y religiosas, por lo comin fanaticos
6 ignorantes.-No dir6 yo, no incurrir6 en
el prejuic-io ridicule de acusar A los maestros
congregaf-iouistas de que A sabiendas ense-
fian mal 6 poco -Si su pedagogia suele ser
tan inferior, no es culpa suya, lo cual no


genes de llamas y tormentos, por la amena-
za de suplicios atroces. Ensefan A los
escolares que es impossible escapar al infier-
no eterno, si-no se practican ciertas reglas
de vida minuciosas y complicadas, en las
cuales el desinteres, la abnegaci6n, el al-
truismo, no tienen papel alguno que de-
sempenar.

Anatole France.-(Le Parti Noir.)

*

El anticlericalismo es una manera de ser
constant, perseverante y necesaria A los
Estados; el anticlericaliPmo debe manifes-


teol6gicos hasta 6&tos en que comienza A
predominar el criterio positivista 6 cienti-
fico, no expongamos la teoria de la moral
independiente, A que se refiere el atleta Mi-
nistro que ha llevado A cabo en Francia la
secularizaci6n absolute de la ensenanza,
confiada A las comunidades religiosas.
A ello damos p( r excuse, el no querer ha-
cer demasiado extenso nuestro trabajo, con
el in de que, no cansando la atenci6n de los
escolares y demAs personas que lean, inves-
tiguen por si mismos cuAles son aquellos
preceptos independientes del dogma, con-
signados en esta obra, dejando A las que no
quieran hacerios prActicos, en la libertad









La Locormotora 9


de ateneree s61o A los preceptos religiosos
consagrados por la rutina. Est6n tan in-
timament.e relacionados los deberes indivi-
ilua'es, los familiares, los patri6ticos y los
humanos, c'u nlas ciencias fisicas y sociales,
y arin con las matemAticas, que pretender
dejar renselto el problema de euAl es la
moral positive, no lo consideramos accesi-
ble nuestra-; dObiles fuerzas, y tenemos
desde luego que ceder la palabra A los
traudes maestros, tales como Augusto
Comte, Emilio Lit.rd, Hervert Spencer, Sa
nmuel milee, J. Victoriuo Lastarria, Do
mirngn Moral.s, Rodolfo Meu6ndez, Barto-
hIirm Mitre, Valentiu Lettelier, Juan Enri-
qu'e' Iwirigiue y Rafael Spinola. Nosotros
Ceiitlllr Lumani's nuestras aspiraciones, con
inniter bien claro y manifesto nuestro deseo
>le que s dledique la mayor ateuci6n en
nutestras eseuelas ptbilicas i lIa Ir-tica de
ln.- virtues.
CARLOS ARELLANO TORRESC
Guttermala, 21 de noviembre de 190fS.


Y un Angel tierno, pudoroso y bello
Meci6 tu enua con profundo amor,
Y grab en tu alma, del honor el sello,
Y de espartano te infuudi6 el valor.

Por eso, hey hombre resignado y fnerte
Indiferente ante el peligro fiero,
No themes los abismos de la muerte
Y sigues immutable en tu sendero.

No temes la acechauza y la perfidia,
Sereno llevas tu pesada cruz:
Y ante el espe:-tro infame de la envidia
iVas como un astro difundiendo luz!

,C(6mo eantar ;ob genio! tus grandezas
Caundo me falta la Castalia Fnente
Para mojar mi pluma en las bellezas
De su diviui v celestial tolrrente?


Tu grande coraz6n no guarda encono,
Y castigas sin zafia al quo te acecha,
Alguien le dices: joye, te perdono!
Y vuelves tirme a. tu brillante brecha.

Sigue pues, en tu sendla progresiva,
Astro del cielo de la Patria mia,
Y acepta esta humilde s'nsitiva,
Que te cousagro en tu dichoso dia.

ADELA S. DE ACURA,

C('ilapa, 21 de noviembie de 1908.




I


.4


PaIt.-ll'.n dcl Gr-m;... de Obreros.


Al Senor Licenciaido Don


Manuel


Estrada Cabrera,


I'residente Constitutional Ile la Rcnliblic:a.

EN SU ONOMASTICO

Acariciado por el fres'.o beso,
Del aura fria, que en noviembre sop!a,
Viniste al mundo, y en ritmico embeleso
Te arrnll1 Urania, con brillante copla.

Puso Minerva sus dorados labios
Sobre tu frente, pensadora hoy,
Y te dijo sonriente: de los sabios
El d6n sublime de l luz te doy.


Es rau s.-inlimn el ardiruso afeedto
Que arde eu tu [iteLho de patriota rai-,
Qaue en vano intento ce.n mi pobre ai:ento
C'autar la gloria tde t't uombre claro.

Los lauros inmortales de la gloria
Has conquistado ;(.o mArtir del progre-u!
iTe hara justicia la iumortal Histo ia.
Que afiu eieute sed del adelauto opreso!

Eres de Dies predestinado Genio
Para hacer grade, pr6spera y diebosa,
Tu bella Patria, que te di6 el ingenion
Puia elevarla en pedestal de Diosa!


Al Sciior Presidente Constitucional
de la Republica,
LIC. DON MANUEL ESTRADA CABIERA
-EN SU $IATALTlCIO

El Gobernaute. que con firiue paso
El lien cimienta y la virtud proclama,
Que salvando los diques del atraso
La Inz inteusa del saber deri ama.

Qae A su Patria enaltece, y el progress
Es su constant y sn vehemente anhelo,
Que demuele sin t.regua el retroceso
Para dar expansion A su deavelo:


J.
'4 ; .. ._









La Locomotora 10


Que imparido y sereno Ileva al pecho,
Abriendole A ,sn Patria el gran s~udero
Que informant la jutticia y el derecho,
Del adelanto el pedestal primero.

lQue es astro tulguratte que ilumina
El snelo de su Patria idlolatrada,
Para elevarla ii la poteLte eInma
D6 tieue dja su fetbril miradra.

Lleva en la frente iueeilisable gloria,
Lleva eu el alma alientos de espartauo;
i Envu'lvelo en siis lpiginas la Historia
Y la Iuz del pr'grc'V.s va ef su Si 11mn!

iAsi vos, Sefior, uim.trhis gigaute
Absorvioudo del mun'ilo las iniiradu
Smi deseansar siquirra, un solo iustante,
En vuestra- graud'.-, :iilliopes joruadli-!

se_..uiil, pues. dc.,luin.ran!t,_ i:n -cl camino
Pri-dest iado a tu pre:io.is:t \' id .;
r,-,-uidll hav'ta numplir vuestro destiuo,
iuie Li.ls as dai su sacro-aunt egida.

Y hoy, que la Patria te present amante
Fiu 1i.gazo de madieh eutere,:ila,
Pilin it.iduli-, Scfor, que yo te cante
Y ,ue ELaga vutls lp:,r tu larga vida.

FRANCISCO AC I'A.

Cailapa, nr i-n iulire do 191.1;'.



EL ESPIRITU ESLAVO,

Y LA LITERATURE



.a- lit rdt"il'a- primiti .a s-.e parecen
to ala-: hay canto. polin.:,.i,, que \'Vle tanto
comno otro. L-clt>. te-rmnani-.. Sinl em-
bturgo, cierta i- raas tliih J. mIn -.L imagi-
nacii'' .1 unit inmaginaci6i d- 'itro gnero:
tinei! l tambi en prfrelncias por uino 1i
otro orden d.e s.ns.' .;ciin- :. y 'l sentimieu-
tE:s. El de-.ibordamiento de la invenci6n
rantil-tica y di Ilecb ii, iiils que la gue-
-rrra y la her,'icai, caracteriza i las razas
cultas, ia lIs iela s v tildavia mas i las
pugro finesas. El Kale\ala es una torre
de cncautainiento. El sortilegio esiste
sin duda en todas las poesfas primitivas,
peroen ninguna part de-empefia un pa-
pel tan prodigioso como en los cantos tine-
ses. El mago, heroe intermedio entire el
hombre y la divinidad, gracias i su cono-
cimiento de las runs 6 palabras mA~icas,
realize tocos los prudigios. .Waimamoi-
nen, y la; montalfas de cobre se mueven;
canta, y un pino sale de la tierra, un pino
de la copa florida, de ramas de oro, que
-.ube por encima de las nulbe; canta, y
la luna viene a posarse en la copa de
pino y Ota\aa siembra sus estrellas en
las ramas. Con sus sortilegios, cambia
la espada del joven Jou. Kahainem en-
rayo; su adornado de milcolores, en arco
iris: sus flecbas aladas en ramas de pino


flotante; su perro de hocico retorcido, en
moj6n de los campos: su gorro ie nubla-
do e-peso; su manto azul de lana en nie-
bla; su fino cinturon, en randal de estre-
llas. Son todas las cambiantes del
ensuefio, en quc se complace el bardo
fines como cl Irlandes. Un viejo heroe
se here con el hacha; su sangre corre
cou el ruilo de una catarata, y las runas
que pronuncia no bastan a detenerla,
porque, auuque sea muy sabio, no cono-
ce la, tre- palabras ,Iriginales. Se ba
notado tambidn el siquismo delirante de
cstos poemas que vaen en todas parte-
la vida y el ,entimiento,:, que mezclan la
naturaleza today con el bombre. Que una
madre Ilora la muerte de su hijo, y a su
alried:dor todo le habla; tres rios apa-
recien, y de cada uno tres cataratas, y en
medio tres islas, y a la orilla de cada uno
tres moutafias de oro, y en la cima de
cada minl:it,~iai tres abedules, y en la colpa
de cada uno tres cuclillos; los cuclillos,
se ponen a cantar hablando a la madre; y
el primero dice: amor, amor; y el se-
guudilo: casada,' casada; y el tercero: ale-
grfa, alegria. Y la madre llora al oir
cantar al cuclillo de la priinavera.
.Es el Kalevalap'.ramente finds? Las
runas, que en 6l desempeiian tan alto
papl, c.stan reivindicadas por los escan-
dinav'- y por los germanos, lo mismo
que por ,los finese,. Por lo demi., las
palabiras maigicas, sea cualquiera el nom-
lIrueqe Lie las de tienen 'enorme inter-
ventcin co 1li:- canti- c Ilticos, como en
t od l .,i I. i, 'ci.ien t', d'.' u lca ntadores.
La poesfa eslava no e-, tan exhuibe--
raute y deliraute coimo ;;a tiuea, pero
tiene, sin embargo, tambi6n rasgo,.), que
recuerdan la de lo:- celtas. La part
original consist en las cancione-, hi..6-
ri.as 6 cplicas, las bylinas cantadas por
bardo, de aldea, muchas veces por mu-
ieres, y trasmitidas oralmente de viejos
ai j6 cues. Los heroes de estas cancio-
nes son ante todo exploradores y labra-
dores como Miconla e Ilia. La fantasma-
goria del animismo universal se mezcla
con histoUias de -uerra y de amor. Sod-
ko es un aventurero marine, mitad
mercader, mitad pirata, que viaja con
una fota; se sacrifice para calmar una
tempestad y desciende al palacio del Rey
del mar. La canci6n de Igon es una
especie de canci6n de Roldan bastante
inferior. En las canciones que se refie-
ren A IvAn elTerrible, el caracter impul-
sive, del Zar, es elevado a la altura de
un prototiponacional. Pedro el Grande
echa a pique una flota sueca sin mAs que
tocar su cucrno de oro; tan viva es toda-
via en el pueblo la crei-ncia en lo mara-
villoso. Las hi;torias y canciones de
mujeres tienen.gracia, delicadeza, noble-
za. En suma, la imaginaci6n eslava
parece con frecuencia vaga, confusa, mal
regulada, dada A la superstici6n y a lo
fantAstico, mezcla de dulzura y de barba-
rie, mas sofiadora y flotante que active


y reflexiva, primitive todaria en sus
aspiracione- y concepciones. El influ-
jo de las literaturas occidentales, al ejer-
cerse en esta atm6sfera semibirbara, ha
producido la literatira rusa contempo-
rinea, que debe su originalidad A la inez-
cla misma de lo primitive y lo modern.
Es por lo demi- dificil, al apreciarli,
hacerse cargo de la parte que las razas
han tomado. Obra de las classes supe-
:'iores de Rusia, que estin tan mezclada,
consangre escandinava y germana, It-
iundada por ejemplo y l influjode Occi-
dente, no puedc considerArsela como pi-
ramenteeslava, s6lo puede decirse que
toda esta mezcla es nluy rilsa. Los esla-
vos en general y lol_ rusos en particular.
se distin-uen porla iuclinaci6n al aninli-i-,
interior, sobre todo, al moral. El ruso se
interest menos por las contlicione-s ex-
ternas de la vida; prescinde de las como-
didades indispensable al ingl-s, de los
refinamientos esttic',-- de que el tranc,-5
se rodea. Se content con un genero de
vida, sencillo; no busca demasiado gran-
des comodidades; prefiere a todo, segun
el profcsor Sic\osshli, "un alma ardiente
y un coraz6n abierto." En las exposi-
ciones de este os admira la pobreza de
color de los pintores rusos, y al propio
tiempo, por su frecuencia, la profun-
didad de los acentos psiicol6gicos. Lo
mismo se observe en los grande escri-
tores, Lermontlff, Dostoiewsky, Tols-
toy.
Rusia no ha tenlil:, tin gran fil6sofo, ni
un gran hist-oriador: ha puesto toda su
filo-ofia y su historic en la novela. Era
por lo demas el linico genero que permi-
te la expo-ici4'n indirecta de las mas
atrevidas tesis. La nivela rusa laque
se reprocha generalmente la falta de con-
jLntOS. la -Iu pei'abu ndd nia de divagacio-
nes a dercchi Y izquicrda, la profusi6n
le pormeinores- intltiles, hace visible la
mezcla del espiritu gernmanico y del c--la-
\o, asi como el influjo de los models de
Occidente, Dickens v Lalzac. Se ha
de.crito mis de una vez el realism de
estas obras, en que la simpatia y la con-
miseraciorn -,e Unciclan n n la represen-
tacion exacia y minucio-a de la vida, en
que sie sinte -iempre un pen-.arniento
y un coraz6n que bacen des-bordar lo que
los ojos \en y la inaginacion represent,
en que la -inceridad y la ingenuidad de
una hteratura joven se mezclan con la
clarividencia y el refinamiento de civili-
zaciones que envejecen. El sabor propio
de estasobras ntestras, procede en gran
parte de que todavia estan prosimas al
eiclo epico y los cantos prim itivos de Ru-
sia, no siendo nunca extrafias A ninguna
de las ideas modernas y aun A las mas
aventuradas utopias sobre el porvenir.
En la mfisica, el ciclo de las melodies
populares. con sus ritmos originals
y sus tonaliilade-, extrafias, ha servido
de mina inagotable a los compositores
mersodos en la armonfa modern. De
aquf esta mezcla de vago y caracteristico,
de delicadeza exquisite y de violencia, de
ensueiio y fuerza dramatic, de neurosis-
mo y de ciencia, que caracteriza la gran
escuelarusa, desde Gluika a Rubenistein,
Tchai Kwsky y Cesar Cin [este iltimo
hijo de un francs y una lituana.]
Alf. Fouille6









La Locomotora 11


SUPERSTICION Y CREENCIA


Las herraduras de los caballos.


Desde que 5e inventaron las herradu-
ras de los caballos, todos los pueblos,
razas v naciones, las han considerado
como emblema de felicidad y de la buena
suerte. Seguramente no hay en el mun-
do una superstici6n tan extendida como
e.,tn.
eti.
La extrai'ia u perstici6n tiene su leyen-
da en mucha- regions: en otras parties
se cree, sin que nadie sepa explicar la
razon.
Los hatitantes del Caucaso, por ejem-
pl), cuentan la curio- a tradicidn que si-
gue: Hlace much, anLi' un montaiies
deaquel pais, encontr6 un obji-to durn
qiie can iialmente ;e hal:ba des.prendid.:
de la sandalia de un capitan c,-.aco.
CrIe'endo que era algo dLe comer', intent'
partirlo con los dientes, y resultando
intitil su tentative. trat6 de ablandarloen
:nua hirviendo. Tampoco esto le dio
resultado, y a poderan dose de una picdra,
lo golpeo con fuerza. Hallindose en
esta operation, lo sorprendi6 el demonio,
pregunt.ndole que estaba haciendo. El
buen montafies se repuso pronto de la
sorpresa que le babia causado su upari-
cidn, y dijo: -No ,o, ves.? Estoy hacien-
do un martilli para luchar contigo .. -Ai
demonio le caui6 ria la amenaza, y con-
te-t interrogando: ,;-eroi c6ino puedes
hacer un martillo _iu arena? DUes.de en-
tonces lo-s habitantes clel C.iuc.ao apren-
dieron que para trabajar el hier'o, era
necesaria la arena. En Turquia se con-
serv\an las herrad u ras de caballo con
supersticioso respeto, porque en su for-
ma recuerdan la de la media luna. emble-
ma sagrado del Islam. Los beduioos de la
Arabia envuelven la herradura en un
saquito q.ue cuelvan del cuello como un
amuleto.
Los aldeanos de Toscana creen que la
berradura es el emblema de la luna en el
cuarto creciente, y por esto la conserv\an
en un saquito con siete pedazosde crista-
les, que representan siete estrellas.
Algunos sabios que ban estudiado el
origen de esta supersticion, creen que
se remonta lo, tiempos de Grecia, pues
en algunas estatuas aparece Diana ador-
naila con un arco de luna y siete estre-
llas.
En la Edad Media se crefa que la
herradura de caballo proporcionaba bue-
na suerte, porque en el establo donde
naci6 Jestis habia un asnoy un caballo.
Los irlandeses tinenen tambien su le-
yvnda. SegLin ellos, today la isla, en
tiempos muy remotos, se hallaba sumer-
gida en el mar, apareciendo tan s6lo una
vez cada afio. Ningtin poder human
rompi6 el extraio encantamiento.


Pero un dia, un a\'enturero que se ha-
bia acercado con su barco, arroj6 una
herradurade caballo sobre el pico mas
alto del monte Wickloo, que en aquellos
instantes casi estaba cubierto por las
aguas.
Stibitamente se acab6 el encantamien-
toy la isla entera emergi6 del mar. De
aqui procede, segdnla leyenda, el nom-.
bre de Troland (tierra del hierro), Ire-
land no e- mas que una corrupci6n de
dicho nombre.
En nuestros dias, son muchas las per-
sonas que, a pesar de su cultural, conser-
van ciegamente la extrafia creencia.



QUEJA DE OTONO



D.sd que Maria me ha dejado para ir
aotra E.trella--:cutl. Ori6n, Altair, 6 ti,
Venus?-siempre he amado la soledad.
iCuaintos largos dias be pasado solo
con mi gato! Por solo entiendo sin un
ser material, y mi gato es un compa-
fiero mistico, un espiritu. Puedo, pues,
decir, que he pasado largos dfa-, solo con
migato, y, solo, con uno de los iltimos
autores de la decadencia latina; porque
desde que la llanca criatura no existe,
extrafia y sinceramente he amadocuanto
se re-iume en esta palabra: caida. Asi,
el ani., mi estacidn favorite son los
tiltim~o' dias alet.argado-s del ierano, que
precoden inmediatamente al otoi'i, y en
el dLi. Ia lora en que paseo, es cuando el
sol descan-a antes de desv\anecerse, con
rayos de cobre sobre los muros griegos,
y de obre roii sobre los '.idrios de las
\entanas. Asimismo, la literature 'a la
c ual mi e-.piritu pide una -olu ptuonsidad,
sera la poesia agonizante de los uiltimos
momentos de Roma con tal, sin embargo,
de que no respire en modo alguno de
proximidad rejuvenecedora delosBarba-
ros, y no balbucee el latin infantil de las
primeras prosas cristianas.
Lcea, pues, uno de esos queridos poe-
mos (cuyas places de cobre tienen ma.s
encanto sobre mi, que el encarnado de la
juventud) y hundia una mano en el pelo
del puro animal, cuando un organillo can-
t6 linguida y melanc6licamente bajo mi
ventana. Tocaba en la gran alamedia,
cuyas hojas me parecen tedious hasta en
primavera, desde que Maria pas6 por
alli con cirios por 6ltima vez. El instru-
mente de los tristes, sf, en verdad; el
piano centellea, el violin da las fibras
desgarradas laluz; pero el organillo, en
el crepuisculo de la tarde, me ha hecho
sofiar desesperadamente, puesto que
murmura con aire gozosamente vulgar,
y que puso alegria en el coraz6n mismo
de los barrios bajos, en aire pasado de
moda, trivial; Len que consist que su
ritornelo me llega al alma y me hacia llo-


rat como una balada rominatica? La
saboreelentamente y noeche una mone-
da por la ventana por temor de cambiar
de postura, y a darme cuenta de que el
instrument no cantaba solo.

'Stephane Mallarma6.


UN PREFAGIO DE VICTOR HUGO


Gustavo Sim6n, ejecutor testamentario
de Victor Hugo, acaba de hacer el hallaz-
go del prefacio escrito para los "Misera-
bles." El prefacio no lleg 6. publicarse,
por motives que se ignoran. He aqui el
document, escrito con lipiz al margen
del manuscrito:
"Ellibro que va leerse es un libro
religioso."
"i*Religi.oso? Desde que punto de
vista? Desde cierto punto de vista ideal,
peroabsolutamente infinite, pero inque-
brantable.
"Pernitasenoc que expliquemos esto
lo mas rapidamente que nos sea possible.
"La situaci6n de Animo del autor de
un libro interest al libro mismo y en e1
se reverbera.
"Por otra parte, no es inoportuno que
un studio de este genero venga prece-
dido de una especie de meditaci6n pre-
via, a la que se invita al lector.
"El author de este libro,-y lo dice con
el derecho a lalibertad de conciencia,-es
extrati)o itodas las religiones actualmen-
te reinantes, y, al mismo tiempo, a la vez
que combat sus abuses, 6a la vez que le
influnde temor su lado human, las acep-
ta todas y todas las respeta.
"Si llegara i. suceder que su lado divi-
no reabsorbiera y destruyera su lado
humane, haria mas que respetarlas, las
\eneraria.
"Planteadas esta- restriciones, el au-
tor-y pilidamente lo declara en el
preambulo de este libro doloroso-es de
los que creen y de los que oran."


LA LITERATURE
--,-


tA HISTORIC

Entre las historias literarias mis re-
cientes figuran dos francesas y una hispa-
noamericana: la celebre de "Literaturas
comparadas" de Loliee, la de Leo Clare-
tie, de las letras francesas, y lade Gonza-
lo Pic6n Febres, de las venezolanas.
Ni de la primera ni de la iltima he de
hablar en esta ocasi6n; la de Claretie
habra de ocuparme, -iquiera por ser la
liltima impresa y la mas extensa y com-
prensliva, ya que no la "m1ms" complete,
pues las tres lo son igualmente, cada una
en su especialidad.









La Locomotora 12


Creo que Amador de los Rios fue uno
de los primeros historiadores literarios
que en lengua castellana se di6 cuentade
la necesidad de compulsar la historic de
las letras con el movimiento cientifico,
politico y social de un pais. Una historic
literaria no debe, no puede.-ser una
escuela nomenclatura ni ha de limitarse,
tampoco a agrupar nombres en series de
adjetivos y clasificaciones, porque esto
equivaldria a considerar la obra literaria
como una cosa aparte de la vida de un
pueblo. No s610 por espiritu critic,
sino por la mas elemental metodizaci6n,
debe tenerse en cuenta al mirar en su
conjunto el aporteliterario de un pais las
mdltiples circunstancias que con el desa-
rollo de las letras concurren; observer
las fases del grupo etnico, sus evolucio-
nes en los distintos drdenes, polftico,
industrial, agr6nomo, commercial, cienti-
fico, filos6fico. Porque todo eso influye
de manerapoderosa sobre las vicisitude-
que las letras ostentan; contribu e ia
plasmarlas, le dan su caracter y su colo-
rido national. Y, claro esta, siendo tan
complejos los factors que han de ser
tenidos en cuenta, se hace imprescin-
dible ol1ser\'ar nn metodo rizuroso, un
plan maduramente meditado:; de la infle-
xibilidad de esa discipline dependera,
seguramente, el 6xito de la obra.
La de Leo Claretie, edici6n de la gran
casa Ollendorff, de Paris, a la cual se de-
'.e en estos tiltimos tiempos infinidad de
libros admirailes, es obra en cuya con-
fecci6n se ban tenido en cucnta todos los
detalles y todas las circunstancia:s en
que no se ha omitido absolutamente
ningiin dato y en que el plan general
muestra una comprensiidn maravillosa
de lo (qu: debe ser ha hi-stli a de uua li-
teratura.
Poraue, desde luego, no basta conocer
laliteratura cuya historic se preteude
redactar, no basta la capacidad de avald-
rar la obra de cada escritor y la de sus
contemporaneos, es preciso, ademas, te-
ncr en cuenta, como lo hace Leo Claretie,
el desarollo simultaneo de las literaturas
extranjeras, la influencia producida y
sufrida por la literature de que va A ha-
cerse la historic. No implica esto, por de
contado, que toda historia literaria sea
un tratado de literature comparada, pero
en cualquier ramo de la historic se hace
imprescindible tener la vista el cuadro
contemporaneo. Al hablar de Sedan,
pongamos por caso, es precise tener en
cuenta la situacidn de Francia despues
de la Restauracidn y la Reptiblica duran-
te el Imperio del tercer Napoledn 'y a la
vez la situacidn de Alemania durante
todo ese largo periddo. Sin Napole6u I,
sin Maximiliano en Mexico y sin Moltke
en Alemania la caida de Napole6n III no
habria ocurrido. De manera qut para
un hecho determinado v precise de la
historic de Fraucia t,:nemos que remon-
tarnos a cast in siglo en el pasado, tene-


mos qtue pasat la frontera para estudiar
el enemigo, tenemos que pesar los suce-
sos de aquende el Atlantico para hallar
una clave razonada de aquel desastre
sombrfo. Asi en la historic de las letras.
Lavida hbumana cada vez mas socia!, mais
fraternizada y en comunion perenne de
pals a pais, demand una atenci6n muy
dividida sobrelos pueblos coetaneos para
que puedan advertirse todos los detalles
que bagan luz en ciertos puntos obcuros;
y que la mutualidad del cambio de ideas y
la influencia de las artes respectivas, de
la labor filos6fica y los cambios politicos
determinan de pueblo a pueblo. Todo
eso, en la imagna labor de historiar las
letras fraucesas dcsde sus inicios en el
siglo decimo hasta el dia, lo ha tenido en
cuenta Claretie, de ahi que su obra sea
un trabajo perfect en el grupo n ume ro-
sisimo de las histories literarias de Fran-
cia.
Pocos cuad ros tan concretos, tan exac-
tos y justos de la Edad Media y del Re-
nacimiento se han escrito hasta ahora
que puedan colmpetir con el de Claretie;
es tn esbo.o acabado, elegant, de una
-.Inte-,is maravillosay enriutiJecido, ade-
mis, poruna erudici6n sana y proba en
realidad excepcional.
El 10olumen publicado compr endle s610
hasta el siglo XN'II, y esta avaliorado por
una brillante traduccidu y discretas no-
Stas del -efior Miguel de Toro y G6mez
cuya comrpetencia en esta clase de asun-
tos es bien conocida.
Sirvan lo, prec,'lenlte parrafos de
bre\ e nota bibliograiica v de anuncio de
un prx-l-imo e-tudio sobre c.s obra de la
cual no debe bablarse in ser irreveren-
te, tan vuela pluma cornm apremios de
tiempo me oblipian h:y A realizarlo.

Arturo R. de Carricarte.



El lago Sectari


Era una gentil don cella
tierna cual frt.sco capullo
y pura cual blanca estrella,
y era tan bella. tai bella,
que la enloquecii el orgullco.

Y, en orgullosos anhelos,
mostraba, en horas tranquilas,
libres de importunos velo.s,
sus deslumbrantes pupila-..
tan hermcsas cual lo. cielos.

Pero quien todo lo buella,
quien tiene al mundo en su mane,
quien sobre todo destella
y aplasta al orgullo vano,
ciega dejd a an doncella.


Con las pupilas sin lumbre,
la nifia, ciega y doliente,
ocult6 su pesadumbre
en lamas remota cumbre
del monte mas eminente.

Alli, desahogando el duelo
llor6 con tal amargura,
que el llanto, al dar en el suelo,
se convirti6 en arroyuelo
y descendi6 A la llanura.

Y en aquel lloro abundante
de la doncella afligida,
al pie del monte gigante
nacid un lago leslumrnbrante:
ilagodeplata brufiida!

Era un lago de amargura,
lago que, en silencio y calma,
ostentaba su hermosura
como una conciencia pura:
IComo el reflejo de un alma!

Y entonces, aquel que impera
sobre todos en el mundo,
cur6 A la nifia hechicera...
ipara que admirar pudiera
la obra del dolor fecundo!

(Del Pru ,1q' 'icolds De Jf'li, frt .)




La catarata del Rhii

Hiorroroso tumulto! He aquf la pri-
mera impresi6n. Luego se mira. La
catarata forma golfos esmaltados de an-
cbas escamas blancas. Como en los in-
cendios, hav lulgarcitosapacille-, enmc-
diode esa cosa llena de espanto; bosquc-
cillos mezclados a. la espuma; riachuelos
encantadores que culebrean por el mus-
go; fuentes para los pastores arcadicos
de Poussein, sombreadas por ramitas
dulcemente agitadas. Y luego aque-
llos detalles se desvanecen y vuelven la
impresihn del conjunto. Eterna tempes-
tad. Nieve vivay furiosa. El abismo
borroroso y esplendido arroja con rabia
una Iluvia de perlas al rostro de los que
se atreven a mirarlo de cerca. Aquello
es admirable. Los cuatro grandes cho-
rros de la catarata, caen, suben y bajan
sin cesar. Crefamos ver girar ante nos-
otros las cuatro ruedas fulgurantes del
carro de la tempestad.
Las hojas muerta-; crugen bajo mis
pies. En una hendidura de la roca he
visto una seca brizna de yerba seca bajo
la catarata de Schaffhouse. iEn ese di-
lu\io le ha faltadq una gota de agua!
Hay corazones parecidos a ese tallo de
yerba. Se secan en medio del torbellino
de las prosperidades humans. Hay
que les ha faltado esa gota de agua que
no brota de la tierra, sino que viene del
cielo: el amor.
Victor Hugo.


-4.A




Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8
REPORT xmlns http:www.fcla.edudlsmddaitss xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitssReport.xsd
INGEST IEID EV3U9ILKZ_HY7LQ9 INGEST_TIME 2013-01-23T15:19:29Z PACKAGE AA00011460_00065
AGREEMENT_INFO ACCOUNT UF PROJECT UFDC
FILES