La locomotora

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
La locomotora
Physical Description:
Serial
Language:
Spanish
Publisher:
s.n.
Place of Publication:
Guatemala
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Periodicals -- Guatemala   ( lcsh )
Civilization -- Periodicals -- Guatemala   ( lcsh )
Genre:
serial   ( sobekcm )
periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage:
Guatemala

Notes

Dates or Sequential Designation:
Began with Año 1, no. 1 for July 15, 1906.
Numbering Peculiarities:
Vols. for 1907- also called Año 2-
General Note:
"Revista de política, ciencias, literatura y bellas artes".

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 30858255
lccn - 2011229543
ocm30858255
System ID:
AA00011460:00058


This item is only available as the following downloads:


Full Text




La_

Locomotora -

S1Revista be +. -.
1 olitica + + -
Cienciase + +
Ititeratura

Guatemal, de JBulio de 1908
Guatemala, 15 de Julio de 1908.




i



















































































































iN













HOTEL


DE


ESPANA


8" Calle Oriente, N? 13, esquina del Teatro.-Cuatemala, C. A.


~_.,,- .. -
r -r~*r:.


De los mejores de la capital Tranvia a la puerta

TODAY CLASE DE COMODIDADES


0
.0.
O


* *
* *


* *
* 0


* *
000~
0


.. .
** **
* *


Especialidad para families Magnifica cocina Lico-

res y Vinos de primera -- PREGIOS SIN COMPETENGIA


Cristobal Prats,


0*


; I
'~l,~;(~.~ii=.~?U~S*ERI*6~1C~L~;:-: C
,;
'" '..`~c.~* ;.-
..i
!:i"trr. r.;-r r.
r:-
..C1~ ~l~fl.


Propietario.


Agente 6 la Ilegada de los trenes








GxRAN IHOTIEL UNION%
9" AVENIDA NORTE y 8' CALLE ORIENTE-TELEFONO 147

E3STAURI A NTE

Para mejor comodidad de los sefores pasajeros que se hospedan en este Hotel, hay
establecido un


SRestautra te E. la.


C&arta


admitidndose pensionistas con habitaci6n 6 sin ella, 6 solamente habitaci6n, para lo cual
podrdn entenderse con el sefor Administrador 6 el propietario.
Este establecimiento ha sido ltimamente dotado de un ELEGANTE MOBILIARIO trafdo
de los Estados Unidos.


r ', .. *'-, *


*4%' -T ^ <- ** *
'I '
*-.. .' :*' ,;< ^ ;:;;: "; .,. ..i ...". -* ** "
: *,i ,' "
.. ,. .. '; i ." ; ... o ,
,- + *' ..-".' % ; .- .. -,._'^ ::; .!1' .." .. .' -. .*
"".- "* "' + .'^ i -;..":' '. ":,.'. .-* ".. '..
-" : 'i ;^, *?:, .. .** -' .' -- '*"- ** _
.* ,.. ... '-^ "- -, =, '^ L ; 1 .. '. -
.. % +^ ..- ,** r ,. ... .. ;..; .
, **; -. ^' *'. .' ,,' ". T .
*;- .. .*te .. :^ ; ^ ." *JI *
Z.,- -" '+ '". I. 5
1. .:: '.
;!:C-5+"+ i:" ~ ++ "
_: ... .. .' .



L. +., :., .- .. ++,. .,
,.. .. : ...~ i .
;- ~ ~ ~ ~ i "..;..- I. ..:
,. +-..;- ., ., .. .. ..:- .; :, .


I
S* I
.- *." ",.+
,* -'", -= .- :
-: r- .
.. $ : '" ".* '' y -
.. -' / }' *... .. .^ ''** ~~--~.:"
.. ,:,- ...- -u.; .., .'^ ;--. .

**u. .:. -.
.:~ ~ ~ ~~~- II ',. .". .....-+',... '
', ,," ,, / I '' -.,o


Es hoy el mas recomendable en la Capital, para families, viajeros y comi-
sionistas, contando con amplios Salones donde podran exhibir sus muestras
0-


El lema de la Casa es siempre
pasajeros con PRONTITUD,


servir a los seniores
ESMERO y ASEO


.16 Sal1x de Billares

Cantina surtida de los mejores VINOS y LICORES de reconocidas MARCAS

Antonio Marinelli,
PROPI]EITARIlO.




,.- L 3 ~


-


- -












stomatra


TOMO V.


2evista be political, (ierncias, fiteratura 1y ellas Ctrtes.

Director y Redactor: Gerardo Gordillo Taboada.
Administrador: J. Alelaudro Pacheco H.--' Aienida Sur, Nimero 3.
GUATEMALA, 15 DE JULIO DE 1908.


Ztotas be actualibab +


Los trabajos para la reunion del V Congreso
Medico Pan-Americano, en la primera quincena del
mes pr6ximo entrance en esta Capital, se continian
con gran celeridad y entusiasmo. El Sal6n desti-
nado a ses-ioues en la Escuela de Medicina, es verdade-
ramente suntuoso eo su decorado y todas las oficinas
se arreglan con gusto y conforl. Esta para llegar del
exterior el mobilia:'io pedido al efecto, y con esto que-
dara todo listo para recibir dignamente a los ilustres
Delegados que nos envian las Naciones amigas del
Continente Americano y los que vienen en repre-
sentaci6n propia y de Corporaciones Mhdicas.
Las Compafnias de Vapores contribuyen por su
parte, con rebajas en el valor de pasajes para los
sefiores Delegados que nos honran con su presencia.
La "United Fruit Company" y la Pacific Mail ban
publicado en los diaries de la localidad su liberal deci-
sidny la manera de aprovecharla.
Todos nuestros iMedicos se aprestan para estar
presents en las sesiones del Congreso, conduct que
aplaudimos, pues por cortesia. por patriotism y por
deer, no debe faltar A ellas ni uno solo de los faculta-
tivos nacionales.
*
La nota diplomatica del dia, es la solemne recep-
cidn en audiencia piblica, del Excelentisimo Sr. Licen-
ciado Don Luis G. Pardo, en su caricter de Enviado
Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de MNxico.
El Excelentisimo Sr. Pardo arribd a Guatemala en
moments de justisimo duelo para el hogar del Seior
President de la Rep6blica, Seilor Licenciado don
Manuel Estradd Cabrera, y para la Pat ia, que lord
toda por la desaparicidn eterna de la virtuosa y respe-
table sefiora dofia Joaquina Cabrera de Estrada, y
por este motive tuvo que demorar durante algunos
dias la presentacidn de sus Cartas Credenciales.
El 14 del corriente, a las dos de la tarde, llegd al
Palacio Presidencial el Excelentisimo sefor Pardo,
vestido de gran uniform. Le acompaniaban, el Sub-
Secretario de Relaciones Exteriores don FJlipe Estrada
Paniagua. el Oficial 1' don Juan Palomo MI., v los
Honorables Secretarios de la Legacidn Mexicana,
seflores Dr. don Fidel Rodriguez Parra y don Mlanuel
Villada y Cardoza.


Did principio el acto, la llegada del Excelenti-
mo Sr. Ministro, con el Himno de MNxico, ejecutado
por la Banda Marcial, y despuIs, en el hermoso sal6n
de la audiencia, se cruzaron los discursos de estilo,
abundando en frases de paz y armonia el del Excelen-
tisimo Sr. Pardo. y afectuoso6 inspiradoen los mismos
ideals de fraternidad el del Sefor Presidente Estrada
Cabrera. Rodeaban i este Alto Funcionario los
eniores Secretarios de Estado y estuvieron presents,
con uniform de gala, Generales y Jefes de alta gra-
duacidn del Ejercito.
A la salida del Excelentisimo Sr. Pardo, las notas
del Himno de Guatemala poblaron el aire con sus
armonias.
Prdximamente tendremos la houra de ofrecer d
nuestros lectures el retrato del culto Representante
mexicano.

Para todo ciorazdn republican la fecha del 14 de
julio es motivo de regocijo y entusiasmo y se eleva en
oracidn patridtica hiata la herdica Francia.
El digno Representante Sr. Conde D'Arlot,
recibid en esa fecha memorable la felicitacidn del
Gobierno de Guatemala por medio del Sr. Ministry
Barrios, acom paiado del Sub-Secretario Sr. Estrada
Paniagua, asi como la de todos sus Colegas Diplo-
maticos y la de sus connacionales.
La Banda Maarcial did un magnifico concerto, d
las siete de la noche, frente a la casa de habitacidn del
Representante francs.
S* i
Hemos recibido el atento saludo que los artists
de la Compafiia de Opera de Lambardi, senorita
Cecilia Tamarti Zavaschi, Ferrabini, Mileri. y sefiores
Eugenio Battain, W'ulman, Pimazzoni y Scalabrini,
se ban servido dirigirnos, y al corresponder A el con el
mayor gusto, les deseamos grata estancia en Guate-
mala y una hermosa cosecha de laureles.
*
Hoy cumple dos afios de vida esta Revista, v se
complace en saludar i todos sus apreciables lectores y
colegas, tanto nacionales como extranjeros.


NUM. 68


1),








La Locomotora 2


El Centenario del descubrimiento de la Vacuna


El 14 del mes de mayo de lsb harai un siglo que Jenner,
uno de los grandes benefactores de la humanidad, hizo la pri-
mera vacunacidn en el hombre.
Nosotros, hijos de las postrimerfas de este siglo. conna-
turalizados por decirlo a.f, con los resultados salvadores y
maravillosos de aquel hecho trasc-ndental, no podemos ni
siquicra imaginar lo que eu aquel entonces represents; las
epidemias de viruela que hemos tenido la desdicha de presen-
ciar, no han sido, i pesar de sus horrors y destrosz,:, ni un
palido remedy de aquella-. que asolaron el orbe de nuestros
antepasad,'s. La vacuna, 6 d'e-pecho de apasionadoc; ,
ig-norantes detractors, se ha abierto paso en todos los
pueblo., y si no ha conseguido e:tinguir, ha atenuaadlo tal
punto aquel espautoso azote, que su descubrimiento puede
rcputare-, in hip-rbo'le, comoc uno de los mnas geniales y
titles que la inteli-encia humana ha realizado.
















Doctor Luis Toledo Herrate.
Eniia.do Extrairdinario.. y Ministio Plenipotenciario de Guatemala
eni los Estados Unid,.s de America.

No cumple a nueitro prrop6-.ito hacer aqui la historic de
la virvuela, y el studio cientiico )de la vacunacidn: deseosos
tinicamente de rendir un justo homenaje al hombre que des-
cubrid esta, nos estorLaremos tan s6do en probar con la
elocuencia de las cifras el incalculable beneficio becho per
Jenner 6 la especie humana, y aiadiremos ademas, algunas
indicaciones biogrJficas con respect i personalidad tan alta;
indicaciones interesantes sobre todo, porque nos permitirin
entrar en la intimidad de una alma pri\ilegiada, y asistir i las
luchas, ii Lis vacilaciones y A las incertidumbres que cons-
tituyen la lguesis, la incubacidn de un gran descubrimiento.
La \iruela es una enfermedad relativamente reciente en
America y Europa: en America apareci6 poco tiempodespues
de la conquista, y sc supone con fundamento que fue traida
pur Cristdbal Colon y sus soldados, de quienes fuc poderoso
y ftinebre auxiliar, como que en poco tiempo caus6 mis de
cien mil vfctimas. La primnera descripci6n de la epidemic en
Europa data del siglo IX. y se debe i Abu-Becker-Moham-
med, conocido mis comunmente bajo el nombre de Rhazes, el
cual despues de haber vivido en Persia, su pais natal, pas6
a Bagdad y ial Cairo para venir a e-tal.lecerse definitivamente
a Cdrdoba, atraido por ia grandeza y munificencia del Kalifa
Almanzor.
En Asia, en cambio, la viruela parece haber existido
desde ticmpo innmemorial, particularmente en la China, que
por esta rain lstii conceptuada como si punto de origen: los
destrozos causados por esta en'ermedad, el terror panicoque
en todos producia, y las horribles crueldades que engendraba
en los pueblos blirbaros no son para descritos. En Siberia,
en iua epoca auu reciente, la mitad de los nitios moria de
ella; cuando nn hombre era atacadose le abandonaba A st


mismo dejindole algunos viveres. En Abisinia, si la viruela
aparecia en una casa, esta era quemada con sus habitantes.
Los historiadores nos ban dejado descripciones que ponen de
relieve el horror v la extension del mal. Los escritos del
siglo XVII a XVIII estin lenos de ellas. y prueban lo much
que con raz6n preocupaba esta enfermedad a las gentes de
aquella epoca, y, decimo- con razdn, no s:'lo por el ntimero
incalculable de personas atacadas, sin) por los atroces
sufrimientos que causa, y las repugnantes e incurables
deformidades que como consecuencia trae. Para dar unaidea
de la inortalidad producida por la viruela antes de la vacuna,
no, limitaremos i recordar que el sexto de las defuncione-
del Planeta se debfan a ella; paies enteros eran abandonados
por sus habitantes que hufan de la epidemia; asi la capital del
Thibet estuvodCehabitada por este motivo, durante tresa ios.
En Rusia, se pudieron contar en un solo afio 2.000,000 de
hombres muert:,s de viruela. El Doctor Lettson ha calculado
que regularmente morian en Europa al ano 210,100 personas
de la enfermedad que nos ocupa; y en tin, las estadisticas de
Bernoulli demuestran qu en el mundo entero 70 por 1,000 de
los babitantes -ucumbfan de \iruelas. A nuestro modo de
ver es-tos sencillos dateos; de una veracidad no dudosa, son
para la memorial de Jenner, y para la magnitude y utilidad de
,u de-,crubrimiento, el mis valioso de los elogios y la mas
preciada de las consaraciones; arrancar esa enorme masade
existencias la muerte, 6 i las amarguras sin cuento de una
dolencia incurable, es realizar obra casi divina, y hacerse
acreedor al eterno reconocimletieto del gnero human. Raz6n
pues, y muy sobrada nos asiste al asociarnos boy al concerto
de bendiciones, con qie el mundo civilizadose propone cele-
brar el pirimer centenerio de la \acuna.
Incomplete seria este bosquejo si antes de ocuparnos de
Jenner y de sus trabajos, no dijiremos algo de las inocula-
cinfrns: altamente interesantes, ademis, porque ellas son los
primeros pasos que de manera instintiva, di6labumanidad en
la verdadera via, y forman el pr6logo de ese libro admirable,
hecho de genio fecundo y de perseverante observaci6n, y que
ha tenido por colaboradores en nuestros dias, i los Pasteur, i
los Roux y a los Behring.


Jennier.


Las inoculaciones remontaban en Asia una 4poca in-
memorial; al rededor del mar Caspio, en Georgia, en Circasia
y en Arabia, en China y en Hindostan se practicaba corrien-
temente. Turqufa, en intimo contact con el Oriente, fue en
Europa la primera que las acept6, por mis que, como dice
Voltaire, al hacerlo haya tenido en cuenta mais bien razones
comerciales estrechamente ligadas la belleza de sus mujeres;
el procedimiento entonces empleado era mas que primitive
y la operacidn se practicaba casi en secret. Fue necesaria
la epidemia de 1701 que asol6 Constantinopla, para que various









La Locomotora 3


Tmndicos estranjeros, de los cuales la historic ha conservado,
los nombres de Timioni v Pilarini, perfeccionaran los m todos
y los extendieran a las ma-as. Las primer< publicaciones
regulars y cientificas sobre la iooculacidn datan de 1713, y
consistent en una carta de Timoni y dos tesis, una de Parit y
otra de Montpellier;no ob-tante, es seguro que esto.- laudable
esfuerzos habrian qucdado sin fruto, si la amenaza de otra
epidemic no hubiera determinado A algunas p'r-:onas de
calidad A someterse al nuevo tratamiento preventive. Fue
la primer el marquis de Chateauneut, quien en 1717 se hiz:,
inocular con sus trees hij.)-,. iendo imitad, prioe tiempo
despuis per Lord Wortley Montagu que, en uni6n de su
esposa, puede considerarse como el introductory en Londres
del nuevo metodo: Lady MontaEu particularmeute, puso al
servicio de tan noble causa, toduo ,u talent \ toda su energia,
llevando -u entu-iasmo ha-ta hacer inocular ptiblicamcnte a
su hija, en presencia de tcodos.l los mEdicos'de la Corte.


N-acuna antigua


A partir deaquel moment la inoculaci6n se capt6 t:idas
las simpatias y no tard6 en extenderse. sobre todo en la Eu-
ropa del Norte, mis avida de ciencia y mis indu.triosa que
las bellas e indolentes comarcas que bafia el \Mediterrjneo.
Con rapidez pasmosa, si se toma en cuenta lo primitive y
dificil de las comunicaciones, llegi el procedimnento a Ame-
rica, do:nde encoutr6 un pueblo dispuesto 6 todo genero de
ensayos. Los plantadores y colonos vieron n on 1 un recurso
para salvar de la muerte i sus esclavos, y lo aceptaron con
jLibilo. Lo- salvajes mismos se sometieron en algunas
provincial la inoculacidn. Entre lo, partidarioe tervientes
del metodo debemos citar A Franklin, cuyo nombre esta
siempre unido a toda idea grande y just.
En Francia, los progress fueron muchfsimo mis lentos,
en raz6n probablemente de la situation political y social que
por aquella 4poca atravesaba el Reino: los primeros trabajos
en el s'-ntido que nos ocupa, se refieren al aflo de 1755, en el
cual Hosti, entiado a Inglaterra por el Gobierno, reg'res6
penetrado te la excelencia del remedio. Af-os mis tarde, en
1774, Luis XVI se hizo inocular con toda su familiar.
Suiza y Alemania fueron convertidas muy despacio. lo
propio puede afirmarse de Espafia, que no reconoci6 la utili-
dad de la inoculaci6n hasta 17')S, cuando ya la vacuna estaba
descubierta.
La vacuna, por consiguiente. no encontr6 al mundo ab-
solutamente desarmado en presencia de la viruela; las inocu-
laciones, aunque inciertas y no exentas de peligro, habian ya
salvado gran niimero de vidas v constituian un positive
beneticio; pero con todo, es- implosible establecer siquiera un
paralelo entire stas y el metodo riguroso y cientifico descu-
bierto por Jenner; el cual, por esta razan, debe considerarse
como uno de los hombres mas eminentes de la .poca mo-
derna.


Nacid Jenner en Berkeley, en el Glocestershirre, el 17 de
mayo de 174'. Hijo tercero del Reverendo Stephen Jenner,
Rector de Rockhampton, vino al mundo en felice- y envidia-
bles condiciones, creadas por la bonorabilidad d'e su familiar y
la fortune relativamente considerable de que dsta disfrutaba.
Privilegiado en esto, como en todo, no corn pr" su gloria con
lasli4grimas v lasamarcguras que parecen ser el patrimonio de
los predestinados y el Calvario tl..rzosode lou ie nios.Muy joven
ittan, tu\o la buena .suerte de enc.,ntrar al gran cirujano
Hunter en su camin.i; seducido por ,: character de aquel
hombre, por su enerihti y per s-i amor entr.afiible a la Ciencia.
se convirtid en -u discipuilo primer,, para llegar bien prnnto
a 4 er el mA-. intelig-_nte de tu-, colaiboraIdore.; a sn lado,
trabajando en el IMu.eo Zol;gico qule Hunter poC:-ia, arranc('
mucho- de sus secrets t la Naturalr.a. Con:lneJ,: la experi-
inentaci6n f -.iil ica y principii 'l rI. stu.ldl os ,iCt>-b e l']s virus.
Es, por consig-ucontc de j~luticia, unir al noimlIre de Jenner el
de su iniciador v mae--tro, sa lue anibos vivitron ]a inisma
vida cientftic;i, fuIron anim ndo-i per :c mi-m)o s.,plo,
y el descubrimientoi de la vacuna p,.'rtcnt.c: r mrLs que a
Jenner, A la Escuela de Hunter.
Ei caricter apacible y dulce de Jenner se avenia mial
coni las ev-cena-, punzantes y ermcionadoras die Ia Cirujia, y
a-i, a pesar de numero-ss inainiuaciones pretiric dedicar'e i
lasciencias naturale-.. Naturalista era '.a.y distin-guidisimo,
cuaudo el Gohierno le propusn un puesto cientiihco en la ex-
pedici6n atrevida del Capitin Cook; por foirtuna nuestra, por
ra-tones identica-. a la, ya enumerada., rehus6, pretiriendo i
los peligros glori,:i-.os de aquilla beroica emprlesa, la tranquil
ma-gestad del canmp1o y sus purinimoes '. ce. Alma tierna y
contemplate a hi -i por instint:to de la n itaci>t'n febril de las
ciudades v de los azarcs I, 1. irnprev i-ti. v d'e alli que con-
sagrara to'da a. fuerza de ;sus podero-a. facult..des al studio
y la admiraci(n. de Id inmut t le v grandiloisa Naturaleza.
Hombre sencille:,, f los ha habido, de .-,--tumbres simples
? iguale-, y de irato ameno v espiritual, nada tenia de esa
grandeza oliiupica y de esa calma bierditica con que nos
complacemos en adornar i lo- descubrildires. Su indole


\-LacuLna .1 iLL ? enla.


dulce v franca, repugnaba con lo artificial y con lo impuesto.
Escribia versos y componia misica: -abio y arista i la vez,
encantaba i -.us numerosos amigos con la variedad de sus
conocimientos y la fecundidad de su espiritu; inicizndolos en
los secrets de la Medicina bajo los grandes Arboles, como
los peripateticos, y baci.udoles entrever en la literature
grandezas y trascendencias, como los fil6sofos.
Durante muchos anos, Jenner sostuvo una corresponden-
cia frecuente y nutrida con Hunter; esa correspondencia
refleja y pinta mejor que nada las tendencies cientificas de
aquellos hombres. Jenner enviaba a Hunter, etudios,
disefios, plants, piezas disecadas y f6siles; ,ste, en cambio, le
comunicaba el resultado de sus trabajos, el fruto de sus









La Locaootoru 4


observaciioes, y le ponia al corriente de sus luchas, de sus
decepciones y de sus ideales. ;Bellisima comuni6n de dos
almas conspirando juntas para la conquista de la verdad y
la redencida del genero human!
Figuran en la citada correspondencia trabajos de gran
empuje y observaciones de una sutileza y originalidad admi-
rables; recordamos entire ellos. las investigaciones sobre el
aparato ei4ctrico del torpedo, sobre el fenomeno de la inver-
naci6n, sobre la temperature de los animals y vegetables,
sobre el aparato auditivo de los pescados y otros muchos
que omitimos. De Jenner existen ademas, gran ndmero ide
memories y opdsculos sobre zoologia, fisica experimental,
paleoutologia, agriculture, anatomia, patologaa y cirugia
general. Su espiritu tan curioso. como lleuo de inventive,
no se satisfacia con los objetos propios i su carrera, y busca-
ba por todas parties manerasde usarsu asombrosa actividad.
En 1783 Jenner di6 los habitantes de su ccndado el espec-
tAculo de la ascenci6n de un globo inflado con gaz hidr6deno,
con lo que perfecciond el descubrimiento de los hermanos
Montgolfier, quienes, como es sabido, empleaban con este
objeto el aire caliente. Este, y otros muchbn detalles mas,
que pasamos por alto para no hacer interminable este articulo,
completan A nuestro juicioIla pintura que nos hemos esforzadu
en hacer de la pcrsonalidad de Jenner; personalidad esenta
de las asperezas. ce los fanatismo-m y de las vanidades, que
casi siempre desvirtdac las figural de los sabios v las hacen
antipaticos Y i los ojos de sus contemporineos.


Ulno ataad.- de Viruuc!i.


Jenner se cas6 en 17.S. A partir de aauel moment res-
tringid aun mis su praictica medica, que abandoned por com-
pleto en 1794. A consecuencia de un ataqne de Tlt'., que sufrid
y del cual nos ha dejado una excelente descripcidn. Lle-
gamos yaa] moment en que rico de conocimientos y de
experiencia, e impulsado por ese anhelo de lo desconocido,
que formaba la esencia de sn character, debia realizar su
magno descubrimiento. V'eamos como se verifi:d:
Todavia era estudiante n Sodbury, cuando Jenner co-
nocid a una muchacha que se declaraba inaccesible r; la virue-
la, porque segdu ella, babia tenido el criow'o. Aquella
muchacha referia esta hiitoria ;. todo el mundo, clamabn, per
decirloasi, el descubrimienito. Atnmengiuara cMJ toen algo el
merito de J'inner? En Io J1ms minimo: a aquellos de sus
co.ntemporaneos. que tal pretenden, puede contestlrseles:
"peri \o io tru,. lioi isteis tambin, ipJr qcu6 no coinprendis-
teis?" Y Vc' porque ese e- el suello del taleuto, \er luz done
los demtas d6lo encuentran tiniebla, encontrar la cla\e del
enigma dando una -oluci6n, al lado'le Ia cual muchas gene-
aciones han pasado.
El gran naturalist, iipresionado talvez por las torturas
que imponia la inoculacidn, 6 la que icendo muy nifio habia si-
do sometido, guard el recuerdo de la confidencia de la mu-
chacha, y miy amenudo pensaba en el coiipr, poniendo es-
pecial empeno en recoger acerca de li las objeciones de sus
colegas, y llegando a preocuparse de tal modo por el asunto
que sus amigos decian en s6n de broma al verlo aproximarse:
"Alli viene Jenner con si cowpox."


En 1775 hizo susprimeros trabajos series sobre la vacuna;
en 1780 emprendid un viaje con su amigo Gardner con el
objeto de recoger la mayor suma possible de datos con respec-
to a la cuestidn. viaje interesante por demis, y amenizado
con las frecuentes reunions que endistintos puntos celebraba
con sus amigos, reuniones en las cuales se trataba de ciencias
y artes, como hubiera podido bacerse en una Academia; en
ellas expuso Jenner varias veces el resultado de sus perse-
verantes pesquisas, pero cobibido por las constantes chanzas
de sus camaradas, acabd por encerrarse en un complete mu-
tismo.
Indidable parece que la vacunaci6n con cowpox era
practicada en muchos paises antes que Jenner se ocupara
en ella; enemigos y detractors de aquel gran hombre se
ban encargado de probarnoslo con documentos febacientes;
asi, en tiempo de Carlos II, la Duquesa de Cleveland, que
desempeiaba cerca del Rey un empleo del cual su belleza era
el element principal, solia decir A los corte-anos que la ame.
zaban con las viruelas: "Nada temo, he recibido el cowpox,"
Catarina Wilkins, el labrador Jesty y otros variis babian si-
do tambien vacunados con cowpox. afios antes que Jenuer
publicara su memorial; parece cierto, en fin, que ya se hace
menci6n de la vacuna. y se da una tecnica para practicarla,
en un manuscrito asirio que data de la mis remota antigue-
dad. No obstante, t Jenner cabe la gloria del precioso des-
cubrimiento; i su fe, a su perseverancia, se debe el conoci-
miento cabal del especitico, que sali6 ya perfect de sus
manos.
Muy pronto supo Jenner que existia un verdadero y uu
falso cowpox y que cuando aqul reinaba en un establo, los
vaqueros presentaban en las manos ptistulas semejantes ft
las de la ubre de la vaca, dotadas de la propiedad de preser-
\arlos de las viruelas. Ya en 17SS, Jenner babia mostrado i
Everard Home un dibuio iel de la vacuna que la represent
en todas sus faces; este trabajo, de una exactitude admirable,
se conserve ain, y demuestra pnr su fecha, que 6 Jenner
incumbe exclusivamente la prioridad del descubrimiento.
En 1787, en tin, ensrefid su suobrino, quien le asistia enla
practicade su profes.i6.n, un caballo atacadode yrews.', enferme-
dad que inoculada A la vaca pro.ducra co cowpox y que pr esta
raz6n el Ilamd horsleoi., legando en sus suposiciones hasta
imaginar que iste era el dnico origen de la viruela. Todas,.
pues, 6 casi todas las nociones que hoy tenemos con respect
alasunto, las posefa ya Jenner, y aparte de unoque otro pun-
to aun litigioso, y un mayor perfeccionamiento en los mtto-
dos, nada hemos anadido a sus primeros y luminosos tra-
bajos.
Aios transcurrieron antes que el esfuerzo intellectual y
la obhervaci6n meticulous engendrasen bechos formales; y,.
hasta en 17..15, se practice la primera vacunaci6n; la bistoria
ha guardado la fecha de aquel acontecimiento, como se guar-
da la de una gran batalla: fue el 14 de mayo el dia ,n que Jen-
ner tom6 la vacuna de la mane de nua joven vaquera llamada
Sarah Nelmes v la inoculd en dos incisione.s superticiales
hechas en el brazo de James Phipp', muchacho deoch.:, afios.
Phipp- tuvo una esplnndi.a erupcidn, cuando dos mese?
mas tarde se le qui-o inocular la viruela, se mostrd' absoluta-
mente retractario.
La 'prueba estaba hecha, y el bc-enlicio aparentemente ad-
quirido para la humanidad; sin embargo Jenner debia ain
tropezar con dificultades; de 1796 6. 1798, fue impossible
practical vacunaciones por la escacis de cowpox, yaunque el
descubridor procur6 obtener fluid, inoculando horsepox en la
ubre de las vacas, no lo consigui6, sin duda, por algdn defec-
to en el procedimiento. Hasta aqui nada habia publicado; la
inmortal memorial de Jenner, dedicaba al Doctor Parry, e
intitulada It .sii glac:ioins sobr, clt eae stat Y Ins electos di la rirtela
de rice, aparecid much mAs tarde. En ese concienzudo
studio Jenner resume siis opinions y trabajos y entra en
consideraciones altamente interesantes de patologia compa-









L(t Locomiotora .


rada. Hastaabrilde 17'i9 le fue dable A Jenner Ilevar a
Londres una muestra del virus, que sirvio al Doctor Cline
para inocular con exito i un mucbacho.
Ningdn pais estaha muejor dispuesto para el descubri-
miento, que Inglaterra; In inoculacidn funcionnba alli como
instituci6n public de-de hacia muchos a -lo., y al hospital de
variolosos esistia anexo un Instituto de inoculacicn; asf, la
semilla no tard6 en germinar, dando doimos frutos.
Oueremos pasar por alto la objecione-, la- duda- y las
envidias que suscit6 el nuevo metodo; alounos, explotando la
buena fe popular, veian en el una especie de monstruoza
alianza con los animals. y auguraban para la especie huma-
na horrible calamidadrle; otro, como el Doctor Ingenbouz
pretendian que la vacuna no preserve sieinpr e de la iruela
y citaban en su apoyo camos cn que la viruela habia apareci-
do en individuos vacunados, probablemente ien m.la; condi-
ciones; daba cuerpo a tan errtnea-; supo.iciones el hecho de
baber colocado el Comitc de vacunacitn en el SIm/Ill iox h' s-
pil d y de reunir alli, en una misma sala, \ ariolosos, Inocula-
dos y' vacunados. De todo pudo triunfar Jenner con su
perseverancia y con su fe, v si bien turv algunas detilucio-
nes, en cambio sabore6, la dicha de encontrar colaboradores
tan apasionado-, tan vehementes como el Loctor Pea-rson,
quien !-e convirtio en el birzo de su inteligencia soberana y
acabdi de aniquilar a sus im placable,- enemigos.
Bien pronto la popularidad de Jenner no conoci6 limited;
los hechos -,ucedian .I los hechos, confirnandoen absolute sus
ideas. En diver-,Js puI ntos del globo ?e descubrii6 la iniste-
riosa y bienhechora erupci6n, no s6lo en la vaca v en el caballo,
sino tambi6n en el carnero y en la cabra. En ILombardia y
Austria, se ,quiin' en vez de vacuna; en Espaila, se ensaya-
ron con brillante resultado las inoculaciones de ioul/pr I. (i-
ruela de cabra), en Francia. no tard,: en d,'-scubrirse el
cowpox native: y en Inglaterra, en tin, se install el primer
Institute de \acunacion
Jenner mientra- tanto) -e habia convertido en centro de
una multitude de comunicaciones cientfficas; sostenia corrre.--
poudencia con casi todo; los sabio- de la Europa. y sin
desatender sus in 'estigaciones, alentaba A sus partidario..,
refutaba las objeciones de sus contrincantes, y daba per
entero -i energia y sus fuerzas a la propagacion de su descu-
brimiento.
El Doctor Tenner tiene la gloria de haber procurado al
sabio una Ide sus mis puras satisfacciones, con ig-iiendo el
primer inocular la l'r.,._, a a vaca y obtener una hermosa
vacuna; objetiro que, como se recordari, persiguid Jenner
sin exito durante much tiempo
La vacuna continue in noterrupcidn hacienda rapilisi-
mos pro'gresos: Inglaterra mand6 vacunadores A todas susi
pos.esione_-; slo en CeylAn se vacunarion en 1812, 128,732
personas; Suecia imitd el ejemple.-, y 'racias a su perseveran-
cia, consigoui, no ser vi-itada per la viruela durant- mis de
treinta ailo,; Francia, aunqu- diezmada por las guerras y
solicitada pCr mayors prericupaciones, fue conquistada por
titiimo. Y, a en 1S1' la mc-rtalidad por la \viruela habia dismi-
nuidi en u n;I mitad. P-'ra ser comipletos, afiadiremos que
Suiia y Aus-tr1ii n' qutdai.On atra- en laboriosidid y e e empe-
ino; que Espaia conociu l;ia acuna en 18.00; America, en 11.'2.
merced a los trabaijos dcl Profecsr Waterhouse, y que ya en
105' se vacunaba tia-ta en Constantinopla.
Entre noi-ctro,, la vacuna hio su aparici.n en 1S04: en
ese afl, el ilu-tre Doctor Protonimdico don Jos o Antonio Cor-
doba public -u celebre cartillrapara vacunar; interesante
document que fLue reproducido ;, iileu. en el ntimero 1 de
esta Re\ista, corrcspondliente i 1.'.14.
Rusia ful la primera Nacion que otorg6 una recompensa
al modesto salio que tanto ha contribuido A la dicha dela
humanidad. En efecto, en 1801, cuando se practicaron las
primeras vacunaciones en el Imperio, S. M. escribi6 una car-
ta a Jenner, en vindole un regal; la Emperatriz, no menos
generosa, hizo vacunar un nifo en su augusta presencia,
bautizindolo con el signiticativo nombre de Vrcinot.


Inglaterra, aunque tarde, sigui il ejemr plo del podero
pueblo del Norte, y un aio despun-, en 1802, acord,5 por me-
dio de su Parlamento. qu e sentregara Jenner una suma
de SI1O,,000, como premio de sus importantisimos servicios;
se calcula que en aquel entonces babia en el mundo
20i- IOiil, de per-onas vacu nadas.
Principes y magnates concedieron a Jenner su amistad,
e hicieron justicia a su'relevantes cujlidades; en 1604, Na-
pole6n le envid una gran medalla y le ofreci6 su proteccidn;
Jenner, en vez de utili.ir la omnipotencia del aquel podero-
so amigo e en el propio provecho. solicit y obtiuvo la libertad
de do, compatriots suyoC,, William y Williams, prisioneros
en Francia; en 18)4 prest6 idtntico servicio al jo\en Pavel,
sujeto inglcs, encarcelado en MICxico. Rasgos nobles y gran-
di:sos, que retratan mej.or que nada la magnitude de alma del
sabio!
1.1 anro de IIll fue para Jenner de prueba y de inquietud:
-.us rivales y detractors suscitaron enojosas v dafiadas
cuestiones con respect A la vacuna, y en -u inicuo empefio
dieron publicidad al caso del bijo del Duque de Grosvenor,
muerto de virjelas. a pesar de la vacunacidn. La elevada
posicidn del difunto y los mnalevols comentarios de que el he-
cho se rode6, bicieron vacilar un tanto la opinion pdblica,
sumiendo al descubrid:.r- en la mns honda tristcza; determine,
ento:nces dejar Londres y retirarse para siempre dela vida
pdblica. La visit del Emperador de Rusia y de la Princesa
de Oldemburgo, a la capital, en 1S11, le hicieron quebrantar
sus propdsitos, oblig.indole pa-ar algnnos dfas allado de los
reales buhspedes. Pero no tardt:' en regresar a su querida
provincia, que con su calma y tranquilidad, cuadraba me-
jor al estado de su espriitu: alli murio, a los 74 afios de edad,
en 1823, sorprendido por un ataque de apoplegia, enmediode
su- lihro-, de sus amigos tidelisimos, que sin abandonarlo un
memento en su larga carrera, habian -ido para e1 cunsuelos
en el infortunio y consejeros prudentes en la prosperidad.
Asi se estingui6 aquella vida gloriosa, becba en absolute
de honradez acrisolada y de sinceridad cientifica. Jenner,
mode.to hasta lo inverosimil. jama-, se envaneci6 de sus me-
recimientos; poseedor del rare talent tde acomnodar sus aspi-
raciones a la naturaleza de su genio, realize un gran descubri-
miento sencilla v dulcemente, sin darse cuenta 6l mismo de
la grandeza de su obra y de li trascendlencia de sus trabajos.
Sn figure sonriente y tranquil, tiene mis de la bondad del
angel que de la impasibilidad mage-tuosa delprofeta, y de
allique aquellos quela han conocido por las tradiciones,
tengan per ella mas cariiio que respeto. y mas ternura que
admiracidn.
Aqui deberia concluir- Idicamente es.te humildisimo es-
tudio, ya que el tinico objeto que 5l se propone es traer a la
memorial de nuestros compatri:tas ls s servicios que tods de-
bemos a un antepasado ilustre, y cooperar con muestro dbolo,
a la celebracidn de un solemnisimo ani ersario.
Noobstante, creemocs que de un acontecimiento tan signi-
ficativ.:, se debe.- sacar rmay or provecho que el traido por la
lecture de dos 6 tres m;al per!efiados- articulo.; y. por es0,
antes de concluir, estimamos ju-to rendir un homenaje de
gratitude hacia el Gobierno progresista que acor16 la funda-
cidn de un Instituto de vacunaci6n animal entire nosotros, v
hacia todos aquellos, nacionales y estranjeros, que ban puesto
empefio en alcanzar tan noble fin; hacienda votos fervientes
porque, allanados con la mayor prontitud los obsticulos que
hasta hoy ban impedido el establecimiento de aquella buma-
nitaria y civilizadora instituci6n, la veamos funcionar bien
pronto. penetrando con sus beneficios hasta las aldeas mis
rec6nditas de la Reptblica, y constituyendo el dlo, el tinico
monument digno de Jenner y de su memorial.


Luis Toledo Herrarte.









La Locomotora 6


Envuelven las casitas de mi aldea
con velo g-ris las nieblas otoi'ales:
gime el viento; entire rojas espirales
el fuegc. en el hogar chisporroti.a.

Las mujeres de la amplia'chimenea
rezan en torno prices funerale;-:
bay en las tumbas fli.res sepulcrale-,.
que riega el Ilanto y cl ambient orea.

Pero a pesar de l1yrimas v duelos
la familiar se agrupa e eestos dias
pai a :olvidar la iniquidad y el dolo.

)Ofrece amor, caricias v consuielo,
los nilos esperanzas v ;aleiai-,
la religion ptedad .... 'Y yo e t.i'y ,olh,!


Cuando .nena la Ilu ia y silha el viento
y riuge la tormeuta pavorosa,
desde el lecho, en la noche tenebrosa,
como un ahbllidlo que me llama siento.

Me incorporo e-cuchand. in alier t:)
aqiuella -,oz terrible y quejumbroa ....
lAh, la conozcuj, sale de una tosa!
iVoz inplacable, de tenaz laminto!

Y todo en la ciudad due-rme entire tanto;
y el suefio de qiue nunca se despierta,
reina en !a santa paz del Camposanto.

iS61o td, s6lo ti, velas alert
:dede la tumba, y con carinio santo
me esperas y me llamas .. .. iPobi-e mnerti!

Stecclhetti.


Rio Drilce


El asesino imb cil


Lin asesino, de un golpe de martillo, me hundi6 un clavo
en la sien.
Pero yo no mori.
-Es poca cola, le dije, una punta de acero en la cabeza!
Si quieres que yo fallezca, sera precise que te valgas de un
inedio mAs violent.
-iEspera, espera!, me dijo.
Se alej6. Volvi6. Trafa en la diestra un enorme mazo
para matar bueyes, y con elime asest6 cinco pe-ados golpes
en la nuca.
Pero yo no mori.
-Bonita historic! dijc. Te equivocas redondamente, si
crees que voy a entregar mi alma bajo tu instrument de
ra-tr-o. Te aconsejo, si quieres que expire, que acudas .a
medios mAis titiles.
-iEspera, espera!. me dijo.


Se alej'.. Volvi6. Me pu-o baj- la nariz un frasquito
cuyo licor era debido al arte mczcldo de todas las Locustas
y de today. las Brinbiller.-,
-Pero yo no mori.
-Que tonto eres, le dije. Pensabas que cesaria de vivir
tan tdiilm-ute a causa de un perfume traidor? Aun cuando
empleases bruscos cucbillos, agua tofana, y la gota clara que
laSerpiente de Cascabel encierira en sus colmillos y la hoja
de la guillotine y balas explosives, no por eso cesaria yo de
existir, teniendo la vida resistente. iInventa algrin otro
crime!
-iEspera, espera!, me dijo.
Pero no se mo\va. Estaba como se dice, al cabo del
ovillo, y tenia un aire m uy lastimoso.
Entonces Luve piedad de 1l.
-;Ali! pobre asesino, le diie, es preciso, pues, enseiiarte
tu oficio? Haz venir ~a Magdalena. Que pase sin sonrefrme,
6 sonriendo alg-in otro, y inorir' en s.eguida.
Cat ulle Mendez.









La Locomotora 7


LA BUENA VIEJA
i VERSION DE J. E. CARO.i
Al fin ieja seras, amada mini,
Y yo no aliviare tu soledad;
O)ue el raudo tiempo 6 mi por cada dia
Me cuenta dos de mi pasada edad.
Sobrevi'veme, pues; mas invencible
Nunca al ol\ido mis lecciones des,
Y tomando al hogar fuego apacible
Mis canciomes repite en la veje,.

Cuando la vista por tu faz rugosa
Busque la hermosa faz que me inspir.,
La juventud preguntari curiosa:
iQuien, pues, fuj aquel que amaste y que te am6?
De mi amor pinta cntonces, si es possible,
El ardor, la-i sospecha-, la embriaguez:
Y tomando al bogar fuego apacible
Mis canciones repite en la vejez.

Dirante aca.) ESupo ser amable?
-Yo lo ami! sin rubor, contestaras,
-gDe alguna infamia se mostro culpable?
Con orgullo respondeles:-Jamas!


Ah! di que fiel. de cori-uz'n -ensible.
Con ternura un laud puls6 tal vez;
Y tomaudo al hogar fuego apacible
Mis canciones repite en la vejier.

Td, que la Patria i arnar tenL-o ensc'cnida
Df '. los hijos entonces del honor,
Que en mi tierra invadida y de .-ra;ciada
Yo cante la esperanza y el amor!
Recu6rdales que el Abrego terrible
Sec6 de lauros nu estr.i inmensa mie-;
Y tomando al hogar ftlego apacible
Mis cancione- repite en la \v.ie.:.

Oh! amada mia, cuando el nom bre vano
Que deje yo, consuele tu dolor,
Y en mi retrato tu timblosa mano
Las primaveras pon-.a ialguna tl.r.
Los ojos alza al circiulo in', isible
Donde habremos de unirn,-s otra e;
Y tomando al hogar fu- go apacille
Mis canclones repit,: en la \ejez.


Be ranger.


____________________________________________- h- ~ ~ .~----


Antonio Balestro

Es un Tenor Lirico que empieza abo'a su
carrera, debido d sus esplendidos merits voca-
les y a su bermo;a y dulce voz. El Sr. Lambardi
Io contrat6 para las obras en doud e o necesita
un canto dulce y armonicso. El senior Bale-tro
probablemente debutar6 con Bohcme 6 Fausto.


l~ iw


Olga Simzin
Soprano Ligera de la C'nipafiia
Lambardi: es de origen rnso: ha
hechosus studios en Odesa bajo
la direcci6n de s hermano quei e-
un distinguidodire,: tor de orq Lesta:
pas6luego un ano en el C,,nser-\
torio de Milan a pertfccionar-.e e
hizo su debut con Sonlimbula. y
en seguida, estaudo el -,inor. Lam-
bardi en Miln, la coutrat6 parn la
tournee de los Estiudos UnidJo en
uni6n de la sefira Padlo1ani. Ha
ca.ntado con much cxito en todos
los Estados de la Uni6n, y en ocasi.'n
de la enfermedad de la scfiora Pa-
dovanien San Luis, la reempla.-j
en Lucia y Rigoletto, quedando- bien
sentada en su reputacidn de lbuena
cantante. La seiorita Simzin, es
ademas, una exelente pianist v
laureada como maestra: en mu\
joven, pues apenas- llega a los, 20
ano-t de edad.


Renata Pezzati
Mezzo Soprano Absoluta, harA su debut
el sabado pr6ximo con el papel de Azu-
cena en la 6pera el Trovador. Esta
artist ha cantado en various de los blue-
nos teatros de Italia, como Florencia,
Pisa, Napoles, etc. ocLipando el primer
puesto en la Compaia que fui~ el aiio
pasad.lo Oporto: de alli ingre_6 en
la Compaiiia Lambar:li, en la tourne.
de los Estados ITnido- y cant6 con buen
exito en lo-. Ana-eles, San Francisco,
San L..uis, Chica.'o, Danser y Net\-
O'-leans, y fue- recontratada por el Em-
pre-ario Lambnardi para la tournee de
Centro-.Amcrica. Cuenta apenas 22 afios
y tiene un brilliant po:,r. :enir.






.


F. .. .

.. E, I k


7r'Z'L-









La Locomotora 8


+ 5as I,000 Diricncs +


I

Cuando Etherio. rey pagano de Inglaterra, pidi6 la mano
de Ursula, hija del rey de Bretaia, la princesa le di6 tres ailos
de tiempo para convertirse A la fe cristiana.
Ursula resolvio hacer durante estos tres afos una gran
peregrinacion z Roma. Ella y cada una de sus diez damas
de honor serian acompanadas de diz mil \virgenes. El rey,
su padre, public con tal molrivo un edicto, por el cual invi-
taba A sus silbditosc enlviarle once mil \virgenes en un plazo
de tres meses.
La Bretaia las prop:orci:ond muy facilmente.
Las virgenes me presentaron en masa en el palacio real
y al poco tiempo llegaron al nimero de diez mil novecientas
noventa y nueve.
Tan s6lo faltaba Cordulia, bija de unos pobres pesca-
dores, buena muchacha, Ila que el destiny babia condenad,'
;i Ilegar con retraso a todas parties. Cuando conoci6 el edicto
del rey se puso a bilar lino para hacerse una tinica blanca y
figurar decentemente en el virginal cortejo. Pero la madeja
se le enredaba i cada instant 6 se le rompia el buso. Des-
pues se puso enfermo el tejedor y no pudo entregarla la tela
el dia prometido. Asi es que cuando Cordulia se present
cn palacio, las virgenes, clue la babian esperado much
tiempo, acababan de partir en once galeras para la ciudad de
Tita, situada en la desembocaduradel Rhin.
II

Cordulia no se desanimd por eso. Alquil6 una barca y
recommend6 al batelero que procurase marchar con la mayor
rapidez possible.
Al acercarse al pueblo de Tita, vi6 Cordulia los once
buques y crey6 que babia logrado su prop6sito. Pero los
once buques estaban vacios. Ursula y las virgenes que la
acompafaban estaban remontando elrio en varias embar-
caciones menores.
-;Ah! exclam6 Cordulia. ;Puesto que navegan rio
arriba no iran muyde prisa y me seri facil alcanzarlas!
Pero como no tenia dinero, tu\o que hacer el viaje A pie,
mendic-ando de aldea en aldea y durmiendo en los graneros
6 al aire libre.
Una vez la\ 6 en el rio su ttinica, manchada por el polvo y
por cl lodo de los casinos. Contaba con que el sol la secaria
rapidamrente. Pero se puso A. lover. Cordulia esperoi dos
dias v acab6 por ponerse la tunica, mojada todavia.
)tra vez, al entrar en una cabala aislada con objeto de
pedir un L.eda-o de pan, se encontr6 con una pobre anciana
eoterma, falta de today nsistencia. Cordulia no se separ6 de
su lado hasta que la infeliz estuvo buena y sana.
Esta buena accin-n le hizo perder una semana mas.
Una tarde llegd, por flu, a la ciudad de Basilea. Pidi6
informed acerca del paso de las \irgenes, y supo que, des-
puss de baber sido recibidas con gran pompa en todas las
iglesias, habian reanudado su marcba bacia tres dias.
Tenian dinero, estaban bien nlimentadas, habian alqui-
lado gran niimero de carretas y mis tarde habian atrave-
sado los Alpes en once nil mulas.
III

Como Cordulia no disponia mis que de sus piernas, se
vid precisada it emprender A pie su interminable viaje.
Andaba y andaba sin bacer caso de las piedras, de las zarzas.
del polvo, de In ll.ia ni del viento, con los ojos del espiritu


fijos en el objeto de su peregrinaci6n. Al cabo de muchos
dias, \id surgir la ciudad de Roma en el horizonte.
Le dijeron q:ue las virgenes- babian pasado alli un mes.
siendo objeto de piadro-os regocijos, que babian sido feste-
jadas por el Papa, que b;bian partido ia -ispera para di-i-
girse a Colonia y que debian star a un. joirn:ida de march.
Cordulia se puso en camino, guiada por el perfume 'lue
el elercito virginal Llsparcia por el ambience.

IV

Dos jefes de las trop.ts rurmanau-, ho-mbres pl:' ersos si
los hay, Maximo y Alfonso, al \er en Roma aquella in ultitud
de \irg'enes, y al nitar lue las etit'-s- iban en masa a con-,ul-
tarlas, temieron quela religion cristiana fuese ad'uiriendo
demasiada preponderancia y un important acrecentamiento.
Con tal motive enviaron emisarios A su parieute J lio, princi-
pe de los hunnos, A fin, de que se dirigie#ie contra ellos, con
sus soldados y les diera muerte asu 11l ada A Colonia.

V .

Cuando Cordulia lle6 con iran retraso A las inmedia-
ciones de la ciudad, vi6 en una pradera A la lrincc-a Ursula
cn unii'n de sus diez damas de honor y de las diez mil nove-
cientas noventa y nueve virgenes con sus blancas tuinicas, y
contra las cuales los hunnos disparaban sus agudas flechas.
Las martires permanecian en pie, esperando serenas la
muerte, y cafan en hilera lanzando tenues quejidos.
Convirtiose elterreno en un inmenso manto de tdnicas
blancas manchadas de sangre, asemejandose la pradera a un
campo nevado cubierto deamapolas.
Cordulia hubiera deseado unirse a sus compafieras.
Pero su tinica, despues de largos viajes, se hallaba en tan
mal estado, que la heroica virgen se avergooz6, no encontrun-
dose bastante bien \ estida para el martirio.
Y es possible que tambiCn se viera dominada por el
miedo.
Refugi6se en un bosque y s- durmid. Durante su siueiL,:
se le apareci6 un ingel.
Me hascausado un gran pirjuicio, mi querida Cordulia
-le dijo-El .eifor ha en viadl once mil once Angeles encar-
gados de recoger, al salir de sL carc-el de care, las santas
almas de Ursula, de sus diez damas de honor y de las once
mil 'vrgenes. Yo estaba encargado de recoger la tuya.
iPretendes acaso que vuelva al cielo con las matnos vacias y
que los otros Angeles se rian de mi?
Al dia siguiente, Cordulia se present sola A los bhrbaros,
que la degollaran desdeinosanmente. Y su solitario suplicio
fue, sin duda lagunaa, mriis (loloro-o y mnis meritoirio que el de
las virgenes que babian muerto juntas.
VI

Sin enbargo, Cordulia fu ol\idada en la lista de las
virgenes martirizada- y en la tiesta annual inutituida en su
honor.
Pero la santa criatura se apareci6 a un aicerd':te que
tenfa especial devoci6n por ]as once mil \frgenes, sin
exceptuar a ninguna de ellas: le refiri6 su historic y la expuso
timidamente el dEseo de que se celebrate su festividad al dia
.iguiente de la de su-. compa fer'as.
Su deseo fue realizado y Cordulia tu\o su misa para ella
sola.
Y bien se lo merecia la ingenua patrona de los morosos,
de los que siempre Ilegan tarde a todas parte- v hasta de
aquellos a quienes con freuiencia "* e les c-capa el tren."
Julio Lemaitre.









































N uole ~ 'e uritru~ie e


Venga Ud. aca, senior don Mario Lambardi, y permita-
no- que le estrechemos la mano: es el saludo al viejo y esti-
mado amigo v la felicitaci6n al Empresario de Opera.
* Ud., conciliando sus sentimiento? de artist con sus fines
econdmicos, y esforzAndose por el religioso cumplimiento de
sus compromises con el Gobierno, tom6 de aqui de alli los
elements que mejor convenfan a su objeto y coa ellos form
un coojunLto discretamente arm6nico y complete en su per-
sonal, que ba correspondido A nuestras esperanzas y que,
a juZar- por su buena aceptacion, satisface sin duda alguna
los intereses de Ud.
Nuestras exigencies no debcn ir mis lejos de nuestros
recuirsos, y asi, midiendo e-tos. el public le ha batido las
palina. qcue inerece y le ha hecho justicia en sus artists.
,;ue prueba mas elocuente de aprobacidu que llevar
lleno absolute a las representaciones?'
Ailt,' pues. el extreno de su Compaiia., fue escuchada
con interns por millares- de oidos, y aplaudida estruendosa-
mente su interprelacidn en various pasajes culminantes.
Y en verdad que babia raz6n para ahogar el frio del
principio con el calor del entusiasnmo, cuando, la sefiora de
Bcnedetto. Ailda, hacienda a un lado los naturales temores de
la primer presentaci'mn y posesionindose de si misma, canto
con pasion v emiti6 vibraciones dramnaticas que pusieron en
evidencia las hermosas facultades que posee.
Tambien bubo raz6n para recibir con grande aplusos
al sefor Pimazzoni, Amona.stro, pues, ailos atras se le habia
admirado en el Prolog-o de Los Pnai,,i's y esperAbase de l1,
sino mayor, la misma flexibilidad, la misma riqueza, la misma
potencialidad vibradora de su voz; y asi fu'. amen de la bue-
na escuela tecnica que ya le conociamos.
La Seforita Mileri, Amneris, hizo todo el esfuerzo que
pudo para sacar partido de su voz, que no es muy extensa, y
obtuvo algunos aplausos, que le deseamos muy calurosos en
otras funciones en que desarrolle con mis brillantez sus
facultades.
Sin duda alguna la poca escuela del senor Vigliecca,Rada-
mes, como que nos dicen que da sus primeros pasos en el
arte, no le dej6 obtener mejor exito, pues just es decir que
posee buen timbre de voz V su canto es, por consiguiente,
agradable y bastante flexible.
El bajo senior Wulman, en el desempeflo de su papel de
Gran Sacerdote, supo impresionar bien al ptiblico con las no-
tas admirahles y profundas de su voz, lo mismo que el otro
bajo, seii-lr Maauceri, que bizo con propiedad la reprentaci6n
del orgullo-,o monarca Fara6n.
La batuta del ioven maestro Jacchia es maravillosa, y de
igual manera que cl Mo'iscs de la levenda bacia brotar
cristalinas aguas de la roca, 6l hi:bo -urgir del conjunto or-
questal, cristalinos, puros, inspirados y armoniosamente es-


plendidos, los sonidos en que vive el espiritu privilegiado de
Verdi.-Contribuyen a este triunfo nuestros musicos, de
quienes siempre se ba hablado con encomio
Los coros buenos y las bailarinas contribuyendo en cuan-
to pueden al conjunto armonico.
Salvo alguna omision, comolas danzas egipcias del segun-
do acto, y algtin ligeroanacronismo, la funci6n tuvo excelente
exito, pues el altre.o fue correct en general, tanto; que los
artists con el maestro Jacchia fueron llamados varias veces
i la escena para hacerlos oir la gloriosa mtisica de losaplau-
sos triunfales.
*
Tanto porque la belleza de Carmen, de Bizet, encanta
al piblico guatemalteco, como porque los artists que la iban
a interpreter venian precedidos de muy honrosa, aprecia-
ciones de la prensa americana, era esperada con ansia la
no-he del martes; yen efecto, la realidad sobrepuj6 en much
A las esperanzas: Carmi n fue un exito feliz para la Compafi'a
del Senor Lambardi.
La senorita Esther Ferrabini aparecid en la escena y si
al principio logr6 imponerse por su gentil donosura y gallar-
dfa, despues se capt6 las simpatias por la delicadeza y la
arrobadora armonia de su bel raetlo, asf como por su escuela
escenica que, sin caer en exageraciones, pas6 correctamente
desde la frivolidad del coquetismo hasta el fuego de la pasidn
y el terror de Io trigico.
Tambinn la sefiorita Simzis, Micaela, estuvo a la altura
de su papel: su voz es dulce y de una exquisitez magnffica.
Fue ofda con much agrado y aplaudida con sobrada ju-ticia,
entire otros pasajes, en la romanza que empieza TI dlio c~r
n(onI .son pair'ostu.
El tenor senior Battain hizoun Don Jo.stesplendido pues a
su voz bastante potente, segura y bien afinada, une las dotes
que le colocan entire los buenos artists dramaticos. Tiene
arrogante presencia y se posesiona notablemente de su papel.
Si a E. scaiillo nos referimos, hemos de decir que el senor
Pimazzoni lo interprat6 con suma propiedad en cuanto al
porte y que cant6 con la magfinicencia que le conocemos y
que le ha hechoacreedor A la estimacidn general.
Al senior Wulman, le encontramos a la misma altura que
en Aida: y estuvo discreto en su papel de Z'iiii!Pt y feliz en su
canto.
Deliciosa, aunque no niuy extensa, es la voz de la seio-
rita Bugamalli, y su presencia y su juventud atraen favo-
rablemente en su favor al auditorio.
La batuta en manos del maestro Jacchia, feliz en todos
los momentous y siempre inspirada, y la direcci6n escenica
oportuna.
Los coros buenos y na indumentarin apropiada.




El zapado Or el a s sae S Ocan Ociano y se co iecciona en



























/ ':





















-I3


















fp4






Sastreria


"El Uniforme


de FRANCISCO D. ECHEVERRIA


8 C. ORIENTED


NUMERO 18


Contando con un inmenso surtido de enseres para paisanos y


militares,- me


hago cargo de cualquier obra concerniente al ramo,


garantizando los materials por


SLl J3ler


al gusto del client y de acuerdo con las mas recientes modas p,
de Paris, Alemania y EspaFia, de donde cada mes recibo inmenso
surtido de Oatalogos.

Precios los idS b)ajos posibles


FARMACIA Y DROGUERIA
DE
ANGEL B. CORONADO y FACHECO


La Mejor de todas y


la que vende mas barato.


Ouezaltenango.


Frente


a la Jefatura Politica.


CALLE DEL CALVARIO.
Agencia de "La Locomotora."


TIPOGRAFIA NATIONAL.


Calidad,




Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8
REPORT xmlns http:www.fcla.edudlsmddaitss xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitssReport.xsd
INGEST IEID E7EDGY4EC_KYYPYK INGEST_TIME 2013-01-23T15:26:43Z PACKAGE AA00011460_00058
AGREEMENT_INFO ACCOUNT UF PROJECT UFDC
FILES