La locomotora

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
La locomotora
Physical Description:
Serial
Language:
Spanish
Publisher:
s.n.
Place of Publication:
Guatemala
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Periodicals -- Guatemala   ( lcsh )
Civilization -- Periodicals -- Guatemala   ( lcsh )
Genre:
serial   ( sobekcm )
periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage:
Guatemala

Notes

Dates or Sequential Designation:
Began with Año 1, no. 1 for July 15, 1906.
Numbering Peculiarities:
Vols. for 1907- also called Año 2-
General Note:
"Revista de política, ciencias, literatura y bellas artes".

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 30858255
lccn - 2011229543
ocm30858255
System ID:
AA00011460:00045


This item is only available as the following downloads:


Full Text





















































































Guatemala, 1 de


Enero


de 1908.


:
'I
";
?.
,C
r
g


e


\ t '


























































































'j















































'?
















L








































i

















I,










i











r













0ewu0t01ra


evrista be political, Giencias, fiteratura y 3eIlas Crtes.

Director y Redactor: Felipe Estrada Paniagua.
Administrador: J. Alejandro Pacheco H.-2- Avenida Str, NAmero 3.

TONIO IV. GUATEMALA, 1' DE ENERO DE 1908. NUM. 54


DE


ACTUALIDAD_


"LA LOCOMOIORA" piblica hoy el
ntmero primerode su cuarto tomo. Con
tal motivo y con el de afo nuevo dirige
un cordial saludo i todos sus colegas
nacionales y extranjeros, y bace votos
por la ventura de susapreciableslectores.

*

ModIwas y Palfimiiipos es una publicaci6n
mensual de mucbo merito artistico y
literario y de gran utilidad para las
senoras.
P. J. Guirola y Cia, 6aAvenida Sur, son
los agents de ella y de numerosas revis-
tas de modas, de literature, de artesy de
ciencias, etc., etc., de lo mejor que se
public en Europa.
Agradecemos el ejemplar que de Modas
y Piliilhi,,1,,s hemos recibido.

S* *

Eljoven liberal Don Francisco Roldain
Arana dej6 de existir en Jalapa, el 25 del
corriente en la madrugada.
Sus restos, debidamente embalsama-
dos, fueron traidos 1. esta capital y sepul-
tados el 27 en el Cementerio.
Acepten sus deudos nuestro mas sen-
tido pesame.
*
Mil gracias por el nimero 1, tomo I,
que se nos remiti6 de "El Jardin,"
publicaci6n semanal, colecci6n escogida
de poesias de los mejores autores espa-
fioles y americanos antiguos y modernos.
El contenido de dicho peri6dico es' el
siguiente:
Prospecto.- La paz de la aldea (J. A.
Cavestany.)-El parricida (J. Mendez.)
El primer beso (L. Llorens Torres.)-
La mujer (J. Labaila.)-La noche buena
(Campoamor.)- uiero morir (D. Estra-
da.)- Amorosa i.S. Delgado.)-La violeta
(An6nimo.)-Ausencia (M. Mh. Flores.)-


Noche de verano (A. Garcia Gutierrez.)
-Despedida (F. Velarde.)-Cantar-
El reloj (J. Marmol.)-A Castelar (E
(Ferrari.)--Reminiscencia (F. Estrada
Paniagua.)- Necrologia.- Parrafitos.-
Pasatic mp(o.
*
El 21 de noviembre iltimo, en celebra-
ci6n del cumpleaiios del Sefior Licenciado
Don Manuel Estrada Cabrera, Presi-
dente Constitucional de la Repliblica, se
inauguro solemnemente en el Quiche, el
suntuoso edificio destinado a la Escuela
Prictica.
De tan important acto fueron tomadas
muchas vistas fotograficas, de las cuales
nos lleg6 una colecci6n merced a la bon-
dad del General Don Fidel Echeverria,
Jefe Politico de aquel Departamento y
uno de los mas entusiastas y activos fac-
tores en la construcci6n de dicho edificio.
Mientras tenemos el gusto de utilizar
dichas fotograffas, vayanle nuestros agra-
decimientos por su bondad al senior
Ecbeverria.
S* *
El Centro de rSu.e ir. il,;. de P. J. Gui-
rola y Cia., 6' Avenida Sur, presta en la
actualidad las Ciencias, a las Artes, a
la Literature y a las Industrias, servi-
cio inestimable con la importaci6n de
las mas notables obras que da a luz la
casa editor barcelonesa de Montaner y
Sim6n, y por las facilidades que presta a
cuantos, sin poder pagar de una vez el
valor de ellas, desean poseerlas.
Entre las obras de mas valor, figuran
El Quijote, edici6n de lujo; Historia de
EspdLi, por Modesto de la Fuente; El
Mundo $Fisico, por Amadeo Villamin;
La ltetlnda del Cid, por Zorrilla; Historia
de lo. Estilllts Unidos, por Spencer; Nues-
tro Siqlo;i Europa Pintoresca; El Paraiso
Perdido, por Milton; La Divinat Comedia,
por el Dante; His/oria t ,- Las Crautiads;


Fdbulas de Lafontaine; listoria T/druro'l,
por Od6n de Buen; Historia de la Revolu-
cidn Francesa con El Consulado y El Impe-
rio, por Thiers; etc., etc.
Todas son publicaciones esplendida-
mente ilustradas y que en su impresi6n
no se puede exigir ni mas nitidez ni m6s
gusto tipografico,
La Ilustracidn Artistica, que, fuera de
su nimero semanal, obsequia otro cada
quince dias del Sal6n de la Moda, dara
este aflo de 1908, como prima, Colomba,
por Merimee; La Tliada, por Homero;
Isabel II, intima, por Cambronero; MIria
Antonieta, intima, por Ensefiat, y Marrue-
cos en nuestros dias, por Aubin.
En otro nimero publicaremos el graba-
do del monumental Diccionario Enciclo-
pedico que tambien edit6 dicha casa de
Montaner y Sim6n y que tienen en
venta P. J. Guirola y Cia.

*
Nuestro estimado amigo Licenciado
don Manuel Valle se encuentra ya con-
valeciendo de la grave enfermedad de
que fue victima. Nos alegramos much.

*
Mr. Guerin, Comisario de la Exposi-
ci6n, nos pide la publicaci6n de las si-
guientes lines:
A LA PRENSA
Estando ya pr6xima la fecha sefalada
para la apertura de la Exposici6n Na-
cional, y en el deseo de que, como en
ainos anteriores, la Prensa del Pais este
en ella representada, la Comisaria Gene-
ral suplica respetuosamente a la Redac-
ci6n de cada hoja peri6dica de la Repfi-
blica, se sirva nombrar persona que. le
represent en dicho Certamen, dando
aviso al infrascrito, elnombre del desig-
nado para el efecto, durante los primeros
diez dia del mes de enero de 1908.








La Loconotora 2


)omenaje be abmiraci6n a[I efior presibente Eonstitucional be Ia tepiiblica,



Iicenciabo on lTanudel straba abrera
^ ^-,i.-, *--1"~; -,. ~ L ,


]FRCOSA


De la mente de Barrios fulgarosa,
Una idea naci6:
;Gigantesca, immutable y tan radiosa
Que el cielo de la Patria ilumin6!

Fiat luns dijo Dios, y Barrios dijo:
"i Dos Oceanos inmensos unird!"
Y la obra emprendi,6 porque de fjo,
En Dios ponia, con afin, su f6!

Ya la idea sublime que en un dia,
A la Patria por siempre despert6,
De aquel suefio profundo en que yacia
Y el atraso por siempre cobij6;

Surgi6 una tempestad por la alta sierra,
Que bosques y praderas y montafas,
Y tambidn, de la tierra las entrailas
Con estrdpito horrendo conmovi6!


PHIIM.ADA


Mas Barrios espir6, con gloria y brillo,
De un Fuerte de Chualchuapa alli en los muros.
Y si el pueblo qued6se sin caudillo
Dej6le nombre y porvenir seguros!

Que el gremio radical, fuerte y sereno,
De races hondas y anchurosas ramas,
No cobij6 jams, dentro su seno
Del retroceso los obscuros dramas!

Y si un punto pararase el torrente
De luz y de progress, que alcanzara,
A la brecha, tornose diligent
En busca de otro faro que o gulara.


4 44.
^- >'i <-.___


Locomotora de Flores. -Trabajo Nacional.


Y el aliento de Barrios alli estaba
Titinico, radiante y vencedor,
Porque en fuerza todo tran-formaba,
Sometieadolo todo en su redor.

iAtrass el retroceso! dijo airado,
i Paso a la luz, y al progress, paso
Y en un instant deja cimentado
El porvenir, con su potente brazo!

Y el cocodrilo busca su pantano
Y su obscura caverna el le6n feroz,
Que el paquidermo, la sierpe y el gusano,
Jamis amaron lo que fue de Dios........ I


Reyna Barrios, surgid a la alta esfera,
Que es de la Patria, el empinado monte;
Del atraso destruye la barrera
Aclarando por fin, nuestro horizonte.

"Hagase, dijo, la obra tan sofiada
Que Barrios, de la Patria, dej6 al Norte,
Emprendamos ardientes la cruzada,
Que empresa tan feliz, jams aborte!"

Y del mandate, que impetuoso, austero,
Del pecho de aquel heroe se escape,
Un monstruo, cabalgando sobre acero
Al Norte de la Patria apareci6;









La Locomotora 3


Soberbio, imponente y magestuoso;
Su aspect infunde admiraci6n y espanta,
Si movidndose, altivo y proceloso
Rasga los vientos y su voz levanta!

Ruge terrible, como ledn hircano
Herido por certero cazador:
Y al rugido retumba el monte, el llano.
Y el abismo profundo, aterrador;........!
*
*

Pero Reyna cay6 de la alta esfera
Que es de la Patria, el empinado monte,
Y aunque extinto, en mitad de su carrera,
Despejado dej6 nuestro horizonte;

Mas el pueblo sediento de grandeza
Bus6d dentro sus hijos un gigante,
Que dijese a la Patria, con firmeza:
Seguidme al porvenir, que esta delante!

Y aparece, como astro luminoso
En noche obscura v turbulent cielo,
Estrada C., cual genio prodigioso
Colmando de ventura nuestro suelo.

Toma el poder en el luctuoso dia
En que Reyna a la tumba descendid;
Bajo intrigas sangrientas, que A porffa,
Con valor y talent sofoo5.

Y describe, de la Patria en los altares,
Con mano tirme y con la faz serena,
"Desatiard el peligro y sus azares,
Cumpliendo inquebrantable mi faena."

"Ferrocarriles, en audaz carrera,
El pueblo admirara por -)ccidente;
Y con mi esfuerzo formare, Nue\a Era
A la esistencia del hermoso Oriente."

"Tem plos erigire, do el tierno niio
Entre flores, juguetes y ambrosia,
Forme su tierno coraz6n de armio
Y dilate en su albor, la fantasia:"

"Donde la ardiente juventud lozana,
Con f6 en el alma 6 inconmovible pecho,
Aprenda A conquistar en el maiana,
Las glorias de la Patria y del Derecho."

",;El pueblo quiere luz, progress y gloria?
Pues adelante con afAn certero,
Que In hard figurar ante la historia
Tan pr6spero y feliz, como el primero!". .



Y, mirad! desde Ocds hasta Cocales
Las enlazadas, ferroviarias vias,
Dando vida v riqueza, sus ramales,
A mil regions, 16bregas y umbrias!...

Y, admired! esos templos, que un instant,
Jamis distrajo en su vehemente afan.,
En donde encuentra, el desvalido infante,
Virtud y ciencia, con abrigo y pan:

Do el tierno nifto Ilega placentero,
Cual bullicioso alegre ruisefor,
A recibir el 6sculo primero,
De Minerva, su genio protector;


En donde el joven, de saber sediento,
De humilde cuna e ignorada aldea,
Desarrolla y cultiva su talent
Para que grande, en el mafiana, sea!.

De las pasiones, en el mar airado,
Convulso por la saia y el despecho,
Hace bogar la nave del Estado
Al puerto de la Paz y del Derecho!

Legislador profundo y justiciero,
-Del derecho encarrila el carro adusto,
Y si a veces presentase severe,
Es atacando lo que cree injusto! ..

Ripido en concebir, con fuerza alienta
Y ejecuta lo que haya concebido,
Que ni el rayo de la ira y la tormenta
Su poderoso impulse han conmovido! ...

Y al verlo alli, tan suave y generoso,
Nadie adivina su potencia double;
Flexible A veces, como junco airoso,
0 inconmovible, cual vetusto roble!. .

Una mano invisible lo desvia
De golpe artero, .iMbisteriosa valla!)
Salvandolo de cruenta alevosia,
Cuando a sus pies la dinamita estalla!. .

Y repite, de la Patria en los altares,
Con voz tranquila y con la faz serena:
"No temo de la muerte los azares
Cumpliendo infatigable mi faena." ..



Y, ved! cual caen, de escarpado monte
El pino secular y el cedro afioso,
Y de obscuro se t:,rna el horizonte
En claro, transparent y luminoso! .

Y, oid! el ronco, estrepitoso estruendo,
Que se escucha, del bosque en la espesura,
Es el monstruo que viene repartiendo
La riqueza, el trabajo y la ventura! ..

Salid del Norte, y con su audaz carrera,
Y con terrible grito, prepotente,
Ha despertado a venturosa Era
Alas bellas regions del Orient!. .

Mirad! de lado i 1hdo de la orilla
Inusitado movimiento incierto,
Aquf y alla levAntase una viila,
Oue irradia vida en el abismo muerto!...

iOfd! cual zumba ese veloz portento
E imponente se acerca ese titin;
Su violencia arrebata el pensamiento
Y en fuerza terrible al huracAn!.

Mirad! cual viene, cual torrente alado,
En negra nube, con su tren de gala,
Llega jadeante, raudo, desatado,
Saludando A mi Patria, Guatemala!

Miradlo aquf! detienese orgulloso
Ante el pueblo febril que lo ha esperado,
Con misicas, con flores y alborozo,
Porque es su porvenir, su ideal sbfiado!....









La Locomotora 4


Luchador por doquier, doquier que llegue
Los bosques tala y las montafias bate,
Y hace que el hombre las Ilanuras riegue,
Entrando del trabajo en el combate.....

Vencedor por doquier, de todas parties
En triunfo Ileva sin igual tesoro; :
Del comercio, laI ciencias y las artes,
A la Patria traeri corrientes de oro! ..

El es el genio de regidu ignota
Y del progress formidable arteria;
Jdpiter es, que la indolencia azota
Extirpando sauiudo la miseria! .. .

Es la creaci6n sublime
De Fulton, que orgulloso se levaI]ta,
Es el vapor que gime .
Con gemido terrifico, que espanta !

Es el trueno, es el rayo
Del adelanto, indefinible grito,
Que levantando al hombre en su desmayo
Lo empuja del progress a lo infinite.. ..

Es convulsion del pensamiento human;
Arranque turbulento de una idea,
Que haciendo luz en el profundo arcano
Hace que el hombre en lo insondable crea .... !


ISalve Patria querida! te saludo
En el nombre sagrado de tus manes;
Cuyo sepulcro, solitario 3 mudo,
Se estremece al ardor de tus afanes.. !

i. *

iGloria, Patria! al mas grande de tus hijos,
Del por-renir, encarnaci6n y emblema,
Que en ruda lucha y con afin prolijos
Te ha cefiiido en la frente uua diadema. !



iSoberana eres ya de dos Oceanos,
Que A tus plants coloca la fortune
BrindAndote riquezas a do manos!

*

Tuyo es el porvenir; tuya es la gloria,
De dominar, radiant, cual ninguna,
El tiempo y el espacio ante la HistoriaI- ....

Cuajiniquilapa, enero de 1908.

Francisco Acufia.


l[ abrazo be ano nuevo


Hubo en el hogar quc .brigd mi infain-
cia, bajo cuyas alas me acogi como un
polluelo abandonado en la uoche de la
vida, una anciana que habfa sidobermosa
en .u ju\entud, que habia brillado entire
la garL:onia de ios buenos tiempos de


-


Emilita, hija ide lo- apreciables esposos
Bai rrio-'Sicrra.
Santa Ana, y babia side cortejada por
brillantes jovenes que abora sorbian su
rape en la- frescas mafianas de invierno,
rodeados de sus nietos.


Recuerdo, \agamente, que Rosalfa, A
quien nosotros llamabamos la madrina
Rosa. tenfa una sonrisa de luz en sus ojos
aun hermosos, y una trenza de nie\ e que
hacia palidecer de envidia a las mu-
chachas.
Pero la pobre no tenia mis.... iah sf!
posefa un tesoro,t n amuleto sagradoque
quitaba de su coraz6n los pesare; como
un suefio bienhechor. Todos los afios,
Rosa ponfa su "Nacimiento; paramentaba
su portal de Belen, done acostaba un
Niflo Dios adorablemeute hermoso, El
Nllr o Dios de Rayas, que, en lejanos tiem-
pos, habia sidoel patron yel encantodel
rico mineral guanajuatense.
-Era un Dios nifio esculpido maravillo-
samiente por un artist ignorado, en una
actitud de .uprcmo consuelo; cuando lo
cogiamus en brazos como a los nifios pe-
quefios, su bracito ebtirneo rodeaba
nuestro cuello, aprisionindonos en un
abrazo Rue nuestrainfantil imaginaci6n
tenia por celestial. Ese Dios niflo era la
unica joya de la madrina Rosa, y por eso,
como una prueba augusta de su carifio,
todos los dias primeros del aflo nos
Ilamaba, i no-otros los nifios nada mas,
alos de corazdn puro y alma limpida, y
bajando al Nifio Dios de su lecho de pa-
jas, lo ponfa en nuestros brazos, sellaba
nuestra alianza con 6l por medio de esta
encantadora caricia y, luego, nos daba un
puiado de caramelos y azucarillos, con el
orgullo de habernos hecho dichosos por
todo el afio....


Los tiempos volaron, mi coraz6n se
abri( al amor y al mal, ni espfritu se
ennegrecio con la nublacidn horrible de
la d uda, mis esperanzas tendieron \uelo...
Y con el alma enferma emigre i otras
regions, y perdi los tiltimo-, destellos de
amor que habia salvado.
Despuis de diez alos tornd al hogar
querido y lo hall triste, porque las pa-
siones habian despertado en los corazones
que yo habia dejado niios.
Volvi a huir, acaso para siempre; la
lucha me Ilamaba con gritos fatidicos
y atronadores, iy yo cerre mi coraz6n a
las viejas afecciones y desapareci.....!
-Cuando pases por ,Guanajuato, has
una visit a la madrina Rosa.
Prometi hacerlo, v, apenas llegue la
orgullloa ciudad, corri por una callejuela
de Tepetapa, pregunte, inquiry, y con el
corazun palpitante llame una puertecita
humilde. Entre y en la inica pieza que
era alcoba y sala, halle a Rosalia, la garri-
da mucbacha de los tiempos de Santa
Ana; peri, len que estado!
Sus piernas estaban baldadas; su cabe-
llera blanca habi[ desaparecido casi, y
s6lo era un copo de nieve sobre su cabeza
venerable. Apenas se acord6 de mi y,
despues de platicar un poco de los tiem-
pos que habian buido, me despedi hacidn-
dola un pequenio regale.... Su coraz6n se
abri6 a carifiosapagados y muertos, bien
se vefa esto en sus ojos que brillaban de
Pasa la pagina 6.








La Locomotora 5


~'/


Wk

Ii .
I-I.
';uhiAE1


Al


Secci6n de Trabajos Sueltos, Libros
y Peri6diicos, patio principal. Taller de
Fotograbados y Trabajos Sueltos-'de la
Tipogratia Nacional, que figuran eu el
A lmanaque ex-loliador que obsequi6 dicha
Imprenta. Vistas tomadas por Don Juan
Palomo M. .4 s % o o


r4L '6L .14%-


- -S.
tgwt_


at
r


( a






SAlioi Dl

SRAUDA R USTED







La Locomotora 6


Viene de la pigina 4.
alegrfa, y no hallandocomoobsequiarme,
volvi6 los ojos y sefiilando un pequefio
altar de Bel6n, me dijo gozosamente:
-ZTe acuerdas?
iOb, si! Alli estaba el NiMo Dios de
Bayas, en su lecho de pajas, con sus ojos
pensativos y su bracito pidiendo un cue-
llo amigo para estrecharlo....
La anciana se arrastr6 penosamente,
lo baj6 con su mano tremula, y, hacienda
que me inclinara, lo puso en mis brazos...
Entonces sent algo inexplicable en mi
coraz6n; un paisaje que apareciaal volar
las brumas que se habian acumulado
sobre mi alma.... algo que me sacudia
hasta lo mis hondo de mi ser, y me
derrumbaba al golpe formidable de lo
invisible....
El paisaje de mi nifiez aparecid radiant
y vividoy, al sentir elabrazo sagrado que
tantas veces me habia dado la felicidad,
unra voz dulcibima arrullaba en mi alma
con arrullo de palomas.
-Td eras bueno y eras humilde; no
eras ambicicso, ni la maldad te habia
manchado.... ;Por q:u te has olvidado de
mi?.... Ya ves que siempre, en cuaquier
moment de tu vida, soy tu amigo por-
que mi inocencia no sabe nada de lo que
me has ofendido.... tu coraz6n es un
abrevadero. de pesares, porque fe ha
faltado mi abrazo de aflo nuevo.... iya ves
co6no l dinica felicidad consiste en volver
A ser niino'...
liub'n M. Campos.


iNOCHE DE REYES!

A PEPE

La verdad es que aquellas Navidades
pasadas entire las postreras angustias
del sitio fueron endiabladamente tristes
y azarosas, porque para fin de aiho apre-
taron los otros el bloqueo con ahinco tal,
que el dfa de Inocentes apenas si proba-
mos los provinciales mas que la raci6n de
arroz..
El sargento Rinula, encargado de la
instrucci6n de pelotones, andaba mohino
y con cara de temporal por los d.:rmito-
rios del cuartel, y cuando se hablaba de
_nuestras fatigas decia filos6ficamente y
frunciendo el ceilo:
-Si seguimos asi, mfiiiriinos.
Y podia ser verdad. Ya por los cafe-
tines y tabernaculos de Muerdales se
murmuraba de la necesidad en que
estabamos, y los mismos oficiales, enmo-,
hecidos en aquella vida de topo, sin otra
distracci6n que el juego en aquellos
billares bumosos y sobados del Circulo
frailernl de la plaza Vieja, no se recataban
para decir que habia que herrar 6 quitar
el banco.
Para colmo de desventuras fueron
como ps digo, aquellas Navidades som-
brins; creo que nadie en Muirdales sali6
de un poco de care, except algunos
egofstas de esos que guardian las aves
engordadas para ellos solos, aunque la
guarnicidn reviente de ambre. Durante


aqu. l]I(- dia. el vi, nto del Este, que azota
en Nludrdales c."mo una maldicidn, se
de-nt') por la- calls con fuerza tal, que
nadie, fuera de las rondas, se atrevi.i a
a-omar la cabeza. v no-otros, que fuimos
con el ,arigento Rr.ula i cubrir la avau-
zada del ex-cn v~ento de Premostratensets
teniamos que estrecharnos en las cunetas
de las callejas porque el soplo viiolento
del IEste nos hacia vacilar, lo cual bacia
soltar a Ranula, cada.vez que esto, suce-
dia, un juramento capaz de estremecer
las piedras.
Tan dereoho venia el viento, que en
los Premostratenses oiamos como si :os
hubiesemos tenido a dos pasos i lo-; otros
que iban y venian por-el terraplen cos-
teandola via ferrea, jurandocomo Rnula
y probablemente tan di-gustados como
el, porque nada se hacia para acabar de
una vez con aquel maldito bloqueo que.
nos iba dejando, en fuerza de comer mat,
como -,.1ildd..s fantasticos de un ejercito
hambriento.

*
Aquella noche, ultima del aflo, visit.' el
puesto el c.,mandante Regajales, que, A
decir verdad, v para haber sido un dia
antes del bloqu, o pr',fe-or de academia
en Muerdales, no Ilevaba muy mal el
uoiforme de provinciales. KRnula,. que
se comia por mu murrar de todos,.decia.
con su pintoresco lenguaje i -u caida de
tono arag..neUa, que el ciomiandante era
bueno s6lo para pelear c.ii los cadets


- -


S.. 4.- ;. i -
- .. .


; "-.=. _- t
- '~ *


4- e.






S : 1jj .
'- :. :; : .

.- -.. .- ,. .s : '-' .i .







.)'i \;i ,Z "';~v# '- ";. t.'l,.'):d .. -.,% *. ,
/ ~~
i] 7.t ) :. ... ,, -- ., ... .. ...
", ... .. .. .
--. ., ,.- : .'., .' -v- ,. :- ,"
-.., -. */'- ,,, .,, .- .. : -, : "" ,i" '" : ,: '. .. ... : .-, .."i
.,..~~ ,-..., .' ,)/ :. :,, .-,: ,
: 'i o"
- .. "pi.,..i !, :" .- : : :, : -=


El "ErnpCriuse" Capitana de la Ezcuadra Inglesa del Pacftic..


rT~LE'









La Loconotora 7


futures; pero esto no se sabia atin per no
haberse presentado ocasi6n de demos-
trarlo. Si que Regajales, reLordete y
achaparrado, no tenia tigura muy her6ica;
pero en el pliegue severo y hasta algo
duro del celno, hacia sospechar, baj,' sus
maneras dulces y apaiisanadas, no se que
de irme y re-sueltn.
Supimos por el aquella nohe que
habia atravesado lu linea un porta plieLo..;
que habian llefado 6rdenes, y que proba-
blemente para antes de Reyes habria
algo. Aquella noticia, dada al rededor
del brasero que apenas templaba el
ambiente helado de la.a.anzada de los
Premostratenses, cas:i fu6 recibida con
jibilo, a pesar de que muchb" de los que
alli estaban pod an no estar alli ni en
parte alguna el dia de Reyes. Pero
nadie piensa nunca que 1l sea el elegido
por la mala fsuerte, y, en fin de cuentas;
casi valia mas quedarse boca arriba en
el terrapln de la via ffrrea, que seguir
pudricndnse de aquella manera.

a*
Regaajales estu vuo cun nositros casi toda
la noclhe; contra su costumbre, habl6
poco y contenido.. con algo de grave y
mistico en la voz que dej6 suspense a
Rnula, que no le habfa visto nunca asi.
Regajales andaba preocupado con lo que
pudieran hacer los provinciales si se
intentaba una salida para romper el
bloqueo por alguna parte. En la coman-
dancia military, donde habia estado por la
tarde, parece que la gente del Estado
Mayor se babia encogido de hombros al
verle, y 61 habia salido sin decir palabra,
pero evidentemente mortificado. Com-
prendi que en aquel coraz6n habia un
gran fondo de dignidad por el cumpli-
miento del deber, y di con el codo A
Rdnula, que, a pesar de tener- menos
sutileza de espiritu que un quinto
sin domar, me compreudi6 v mir6 esta
vez a Regajales con profundo respeto.
Se march cerca del amanecer, casi
seguro de que ninguno de nosolros deja-
ria mal a los provincials de Miiulrdales.
y prometieudu que alli mismo, ae la
avanzada de lo Premostratenses, come-
rfamos todos la cena de Reyes si no se
lo llevaban todo lbs demonios ,y segufa.
siendo nuestro IMurdales.

*
El dia 5 por la noche corrieron las
drdenes de puesto en pesto, y antes de
salir el sol nos echamos fuera como loboe-
hambrientos y resueltos a todo; el primer
obstaculo, el repecho agrio del terrapin
del ferrocarril, cost mis de cuarenta
provinciales, unos que no legaron a
subir y otros que rodaron desde arriba.
Y ;oh \isi6n inolvidable de aquel dia
tremendo! Regajales, el achaparrado y
dulce Regajales se transfigur para todos
nosotros como si hubiesen hechode e1 un
hombre nuevo. El subi6 de los primeros
hasta el nivel de la via, y alii, moviendo


los brazos como un epliliptico, gritaba y
juraba para animar A los que subian
i-ateando, oyendose 'u voz, que decfa
entire el ruido de los fuegos de flanco que
los otros hacian desde la curva pr6xima
al tuincl:
-iArriba! iArribal
Al fin subieron los provinciales, y
Regajales, que parecia loco, ech6 braya-
mente hacia la boca del tdnel, que se
encendia de segundo en segundo con- el
resplandor 'ripido dcl fuego. Tambien


tenia un boqluete apenas perceptible en
la sien derccha, y pr.r alli se le babia ido,
.con ser tan chico,. la ,ida.
Estaba sentado, con la espalda en un
rimero de travie;aas, a done sin duda
habia ido a morir solo en aquellas tinie-
blas heladas.
Le llevamos al exconvento y le pusimos
sobre uncamastrorespetuosamenteentre
Ranula y yo.


Fe, Esperanza y Caridad.


aquel tr.../o de doscientos metros bizo
horrenda sangrfa en ios provinciailes; dn
veces. vacilamos y las dos veces volvi6
Regaj-les con el sable en alto y pateando)
-obre la fa como un enereizmeno, basta
que todos con la cabeza baja, nos metim,n-
por la hoca obscura del tinel. Ya all',
de la ibateria delosPremniotratenses vino
un canin que barridaque l al buen tIo, !iu.
DescanS.ai osI, y nos contamos ...De-de
el ex-conventoal tdnel sehabian quedado
en el camino doscientos.

Hasta la noche, noche de Reyes, no
dimos con elgran Regajales. Le babia
lievado la ira hasta el centro del tninel;


Encendimnos lumbre porque tiritaba-
mos de tristeza y de frio, y recordamos
la cena de Reyes, que debtamos haber
tornado en aquel sitio mismo. Ranula, el
cerdoso y aspero Ranula, estuvo lai-go
rato mirando el cuirpo rigido y blanco
del her6ico professor, y temi ndo sin duda
que vo sospechara en 1e blanduras de
coraz6n;, ech6 un pautielo sobre el rostro
de Reg-ajales, y dijo, hablando con el
muerto:
-iVaya una noche de Reyes, amigo!
Pero yo vi bien que Ranula se volvia
para limpiarse una lagrima con la manga
del capote.
Federico Urrecha.








La Locormtoorta


Recuerdos y anecdotas

LA REINA ALEJANDRA

Hace unos meses que los reyes de
Inglaterra vivieron quince dias en Paris.
Se les vi6 en todas parties. ...en los
paseos, en las calls, en los teatros. Por
primera vez contemple la silueta de la
reina Alejandra, en nna capilla anglicana
en los Oficios de un domingo.
Sus maneras son sencillas y su porte
elegantisimo.
El famoso pintor frances Benjamin
Constant, que traz6 en sus mejores
tiempos su retrato, referia siempre que
la augusta dama hablaba con ingenio
amable y con cortesia encantadora.
-La reina-decia Benjamin Constant
-llegaba tarde con frecuencia, a las
sesiones de "pose," y se excusaba con
tanta bondad, con tanta gracia, que
confundiendome, me pooia a mi en el
caso de excusarme i la vez.
*
Las galerias de los palacios de Buc-
kingham y de Windsor contienen hermo-
sos retratos de la soberana.
La cr6nica cuenta que a un retrato
debi6 a Princesa Alejandra deDinamarca
el ser reina de Inglaterra.
Eduardo VII, entonces Principe de
Gales, hojeando un album de fotografias
en casa de uno de sus camaradas de Uni-
versidad, se detuvo al legar al retrato
de una muchacha, cuya belleza fij6 su
atenci6n.
Pregunt6 su nombre, y uno de sus
compafferos dijole sencillamente:
-Es una hija del Principe CristiAn de
Dinamarca.
El Principe de Gales dej6 de hojear el
Album, y lo cerr6 despues de contemplar
largo rato el rostro de aquella Princesa.
Algun6s dias despues descubri6 en
uno de los salones de la duquesa de
Cambrigde, aquella misma imagen, re-
producida en una miniature.
La contem p16 de nuevo, y pregunt6:
--Es la prince-a de Dinamarca?
-S ...--le contestaron:-es la Prince-
saAlejandra. ZLa conoceis?
-No-replic6 vivamente,-ipero la
conocere.
Meses despues la encontr6 u.n dia en
Alemania admirando los hermosos fres-
cos de la cathedral de Worms.
Eduardo VII vi6 que los retratos no
habian mentido al hablarle de la belleza
exquisite y de la supreme distinci6n de
aquella Princesa, y desde entonces la
amo.
Hermana de una Emperatriz, hija de
un Rey, madre de una Reina. Reina
ella misma del mis poderoso Imperio del
mundo, la companiera de Eduardo VII, es
una de las damas mas ilustres de Europa.
Nada bace olvidar, sin embargo, los
primeros ailos de su existencia, esos affos


felices pasados en su pais natal, i donde
va con suma frecuencia, a donde iba
antes todos los otofios para ser, durante
su larga temporada, con sus hermanos y
con sus sobrinos, con los monarcas de
medio mundo, la alegrfa del palacio de su
augusto padre el Rey Cristian' de Dina-
marca.
*
La Reina Alejandra rinde fervoroso
culto al patriotism.
Profundamente consagrada los inte-
reses del gran pueblo cuyos destinos por
su patrimonio, son sus destinos, guard
en el fondo de su alma amor invencible
al pueblo modesto en donde naci6 y en
donde pas6 la infancia.
Refierese que en la epoca en que Rusia
y Austria, impulsadas por Bismarck, se
apercibieron para declarar la guerra a
Dinamarca, la Princesa de Gales acudi6
a la Reina Victoria para interesarla en
favor de su pais. El esfuerzo result
ineficaz.
El Principe de Gales, conmovido por
las angustias patri6ticas de la Princesa,
acudi6 a los ministros. Todo fu uen vano.
Los Principes tuvieron que inclinarse
ante el interns del Estado, que no con-
sentia intervenci6n alguna en aquel
asunto.
La guerra se declar6, la guerra em-
pez6... y la Princesa Alejandra pas6
dias muy tristes, alejada de la corte, en
su po6tico retire de Sandringhanm.
Desde alli sigui6 las peripecias de la
lucha y desde entonces sinti6 odio impla-
cable contra Bismarck.
Sobre ese odic cuentase una anecdota.
Algiin tiempo despues de la guerra
el rey Guillermo de Prusia fue a visitar
a la Reina Victoria de Inglaterra.
El dia de su llegada, en el moment de
saludar en el palacio de Windsor 4 la
Reina, que estaba rodeada de sus hijos,
el monarca, dirigiendose a la Princesa
Beatriz, en la actualidad Princesa de
Battenberg y madre de la Reina de
Espafa, la dijo, mostrandola varies
presents:
-iQue es lo que mas podria compla-
ceros?
Y la Princesa de Gales, que estaba allf
murmur:
--iLa cabeza de Bismarck!
*

Tal es la soberana, de coraz6n ardiente
y firme, de character energico y noble,
que ha pasado algunos moments al lado
del Rey de Espafia, en un puerto
espafol.
En la corte de Inglaterra en Bucking-
ham-Palace, en Windsor, en la residencia
familiar de Sandringham, en todas par-
tes, en suma, esa Reina admirable hallase
asociada a su augusto esposo el Rey
Eduardo, por una gran comunidad de
ideas y sentimientos, en punto de gobier-
no escencialisimo; la Reina Alejandra es


partidaria decidida, como elRey Eduardo,
de la paz.
Se asegura, queen la 4poca de la guerra
del Transvaal ella fue la que aceler6 los
preliminares de la paz, venciendo, en
una comida memorable, los iiltimosescrl-
pulos de Chamberlain, que era el Arbrito
de aquella situaci6n.
Para ello acudi6 i todos los recursos
de su claro entendimiento y de su
precioso ingenio.
De aquella comida sali6 convencido
Chamberlain de que no sentaban bien al
antiguo republican, al casi socialist, los
procedimientos caracteristicos de un
tirano.
Juan de Becdn.

----------^^ ^^ g^ tj^~-----------


DE PROFUNDIS



Soy un ave caida en los inmundos
fangos del mal desde las altas frondas,
llevo en el alma abismos muy profundos
y tristezas muy hondas.

He bajado i las simas y mansiones
obscuras del dolor; desde temprano
contemple las horribles convulsions
del sufrimiento human.

Voy por la senda del pesar eterno
sin amor, sin apoyo y sin auxilio;
no tengo, como el Dante, en este infierno
ni Beatriz, ni lauro, ni Virgilio!

Al llegar a los negros precipicios
mis suefios se espantaron,
y, cual nocturnos pijaros, los vicios
en mi palida frente aletearon.

Borre del pensamiento la confusa
idea de bondad que me aturdfa,
y adorned los cabellos de mi musa
con las flores deshechas
y empanadas en vino de la orgia.

El culpable soy yo, sera el Acaso?....
-Yo estaba en el dintel del paraiso;
Ame, crei, llore, detuve el paso,
el sol de mi esperanza hall su Ocaso
Y la noche se hizo!

Y no estoy solo! Te amo, te deseo,
melanc6lica y dulce poesia;
claridad de mi espiritu, te veo,
y te puedo decir lo que decia
Julieta enamorada de Romeo:!
"no te vayas, no es tiempo todavia!"

uis ( 2trbina.-









La Locomotora 9


fectitra para [os nifio .

o5 ratonc1s 1 st51 Iijita.

En las cercaunas de una granja que se
alzaba entire campos de arrozales, vivia
en otro tiempo una ratonil pareja que
gozaba de una posici6n desahogada. Tuvo



L.. .4
S -. .-^ :. '.' ..-







r. ... .- \ -.
-'i.' ** .. a ^


clones de poder tomar estado, convinieron
sus progenitores en que s6lo podia ser
.esposo de tal portento el ser mis podero-
so del universe.
Y creyeron al sol el ser mas poderoso.
y encaminironse a la residencia del astro
rey a quien expusieron su pretension y
ofrecieron la mano de su amada hija.


Flores Guatemalteca .


el matrimonio una bija tan linda, de
agraciada piel tan brillantc, de anchas
orejas tan derechas y de ojitos tan
relucientes, que era el orgullo de sus
padres: cuando la ratita estuvo en condi-


-Yo no soy tan poderoso como creeis-
replic6 el sol-habeis de saber que hay
alguien mAs poderoso que yo, y por
consiguente A ese debris solicitar como
esposo para vuestra hija. Cuando quiero


contemplar la tierra, interp6nese A veces
una nube que melo impide: mis rayos no
pueden atravesarla ni ahuyentarla; soy
impotente contra ella; de modo que lo que
habeis de hacer es dirigiros 6 la nube y
proponerle el enlace con vuestra hija.
-Estais en un error, dijo la nube A los
ratones. Cierto que tengo poder para
tapar al sol; pero nada puedo, en cambio-
contra el viento, pues apenas comienza
este a soplar me empuja y me despedaza,
sin que me sea dado resistirle.
-Os equivocais, dijo el viento a los rato-
nes, enterado de su demand; es verdad
que puedo empujar las nubes, pero mi
poder no alcanza a vencer a la pared
levantada para contener mis impetus; no
me es dado soplar al traves de ella ni
vencer su resistencia, de manera que la
pared es much mas poderosa que yo.
-Ciertamente, asegur6 a los ratones la
pared, tengo poder para resistic al viento;
pero ahi tennis al rat6n que mina mis
cimientos, se introduce dentro de mi y me
agujerea sin poder yo evitarlo. ISoy
impotente contra el rat6n! Obrareis, pues,
mis cuerdamente en tomar ia este por
vuestro yerno.
Alegraronse los ratones cuando tal ra-
zonamiento escucharon, y comprendiendo
que la pared habia hablado como un libro,
volvieronse a su casa y casaron a su hijita
con un rat6n joven y hermoso.


FRIAOGTT AS

Yo vi cuando la aurora en el Oriente
Llena de majestad aparecia,
Que atleta herrero de expresi6n sombria
Con el yunque luchaba frente a. frente.

A la luz de la fragua refulgente
Su rostro varonil resplandecia,
Y del martillo al golpe que cafa
Saltaban chispas del metal candente.

Del poeta el cerebro luminoso
Es una fragua de encantado brillo
Do el infortunio enciende su ancha tea;
El pensamiento es yunque poderoso,
Y al golpe del dolor, que es el martillo,
En torrentes de luz brota la idea!
J. Mlaldonado Plata.

L-Z1 E.ISA.
Rasg6 el oriented su cresp6n sombrio,
bafi6se elcielo con la luz primera,
y se visti6 la alegre primavera
su tinica de gotas de rocio.
Lanz6 de si con pertinaz desvio
sus legions de sombras la ladera,
cruz6 cantando el aura pasajera,
templ6 su lira de cristal el rio.
Rod6 en su carro el alba seductora,
sus ejes de oro reprimi6 indecisa,
y alz6 la alondra su canci6n sonora.
El sol subi6, como en ligera brisa,
y al rojo beso que le di6 ]a aurora,
bati6 as alas y naci6 la risa.
Saluador Rueda.









La Locomotora 10


NULPCIAL
En las bodas de Lola Puertas y relipe Estrada Paniagua
;EI Angel de la dicha tienda sus alas
Sobre el hogar formado por el amor,
Naturaleza ostente todas sus galas
Y el azabar esparza su suave olor!

Las bodas son las fiestas de los carifios,
El simb6lico lazo de la pasi6a,
Y pronreten alegres risas de nifios
Mecidos en la cuna de la ilusi6u!

Es el hogar un lago de puras linfas
QJue apenas riza el viento con suavidad,
Escondido refugio de bellas ninfas
En donde se respira felicidad!



..













Jad'ir J. Galihe.

Oasis don-le el alma que de- fallece
Encuentia nuevo aliento contra el dolor,
Donde toda amargura se dcsvanece
En done todo es \ida, fuego y color!



Sin ningiin sufrimiento, sin una sombra,
Que vuestras existencias corran dichosas
Caminando felices sobre una alfombra
De nardos y jazminesy tuberosas!

En el ligero esquife de la esperanza
Sobre el mar encantado del Ideal
Bogad con venturosa, dulce confianza
Bajo el fuego radiante de luz astral!

Guatemala, 12 de noviembre de 19q4.

Jauier J. Gdluez.



ES~ R
A la Sefiora-.. -

5UENA la hora: en traje de oro va la tarde A la ribera.
Sobre el brillo de las aguas una barca va 6 zarpar.
El oleaje brilla mucho, today el agua rebervera ....
;Se babrA bundido algtin tesoro bajo el vrtigo del mar?
-No, que el mar en estos dias no trag6 ningiin tesoro,
Dice el pAlido remero que en la barca va a zarpar;
Es la tarde que a las olas arrojd pufiados de oro.
Acaso ignorais, sefiora, lo avariento que es el mar?
1 mIi alma canta: el amor glorioso
dora its cabllos, I ti st.no liene purt
mi benecolencias reales.


Suena la bora: en traje rojo va la tarde a la bahia.
Sobre el brillo de las aguas orza un Iigubre bajel.
El oleaje esta sangrando de irritada pedrerfa
Como un rio de rubies, y el bajel se va con el.
Bajo el paliode los pinos alguien canta un himno estrafo...
'Veis, sefiora? en apariencia nadie gufa ese bajel,
Pero todos aseguran que en Noviembre de cada afio,
De aqui pArte, sin que sepan que marines van en a1.
Y mi ,nigna dice: cl amor carnal
eslarece lis mijillas, I li bocr line
para mni rinos de pairpira.

Suena la bora: en traje blanco va la tarde a la atalaya.
Sobre el brillo de las aguas boga un lento bergantin.
El oleaje tiene espumas y en el sueio de la playa
Cada ola, tristemente, deshojando va un jazmin.
Tras los pinos familiares algo pilido agoniza ....
Hacia co-tas encantadas ;e apresura el bergantin.
Ah, seiora, ese suspiro de la mar que el viento riza,
Ha empapado en sus angustias vuestras manos de jazmin!
1 ni aIuitm plensa: el ato"r oiado
ayolta ti seangre, / lt pi I litei para
,ni siavidedes ca>lit...


1


lMuseo Nacioual de Costa Rica.


Suena la hora: en traje rosa va la tarde al borizonte.
Sobre el brillo de las aguas cruza un foque de cresp6n.
El oleaje esti encrespado; la mar alta como un monte;
Flotan aves gingantescas en un fondo de ilusi6n.
Cual doncellas desmayadas van las nubes; lentamente
Se destifne en el crepiisculo aquel foque de cresp6n ....
Ah, sefiora, sobre el brillo zodiacal de vuestra frente,
Ha tendido sus dos alas el gran pajaro llusi6n!
Sniti a(lma sit eii: It amor perdido
iApayfe fhs oliOs, I/ It mnttno line pitI(. eei
abanEt doonus de con tilesctnr'ia.

Suena la hora: va la tarde con su traje violeta,
A soltar deshecho en bruma su postrer mofio de tul.
;Qu6 llorosa esta la tarde! Algo sufre, algo la inquieta;
Tiene lagrimas el fondo de su gran mirada azul.
En su traje que apacigua la soberbia de los mares,
Estremecense lloradas las estrellas sobre el tul,
Y como fdtil viuda que evoca sus azahares,
Va estrayendolas la tarde del lejano abismo azul ....
Y ,ni alita llora. El mar esid solo.
La nai, ha partido. SeAora ...
aipoyjdos en mi pena .. .


Leopoldo Lugones.








La .Locomotora 11


(1 ramo be nmiosotis


La loca, que apenas tenfa diez y siete
anos ya era una mujer en extreme ber-
mosa, y de preciosos cabellos rubios,
estaba sentada en uno de los bancos de
piedra del patio del Asilo. *
En torno suyo blanqueaba el sol de
invierno las altas paredes, proyectando
su luz sobre las luces y sobre la arena,
donde unos cuantos Arboles, pobres y
desmedrados, alargaban el reflejo de sus
esqueletos.
La pobre loca, envuelta en un abrigo y
con el aspect receloso de quien va a
recibir una reprimenda, permanecia tran-
quila al borde del banco, oprimiendo
contra sus labios un ramo de miosotis
sobre el cual iban cayendo sus lIgrimas
una a una.
El empleado que me acompailaba, me
indic6 que podia acercarme A la joven y
bablarla si queria.
Al ruido de mis pasos alz6 la loca la
frente y me mir6 cara a cara.
-,'Viene usted 6 buscarme?-me dijo
cruzando sus manos como si se dispusiese
a orar.
--.a usted 6 sacarme de aqui? iCuin
dichosa soy! IPorque es precise que
hoy mismo abandon esta casa! ;Hace
tinto tiempo que no le he visto...;Cuinto
habri sufrido el infeliz!
--A quin se refiere Listed?
--A Il, a Roberto Daniel.
--Su novio de usted, quizas?
-No. Se trata del novio de Juana.
Y repeti yo un tanto sorprendido:
--El novio de Juana?
-Si.
-- Le espera d usted?
-Todos losdiasdesde haceseis meses.
-;D6nde?
-En el cementerio. En su tumba.
,No conoce usted su tumba? Es muy
hermosayde marmolblanco. Elnombre
de Roberto Daniel esta grabado en el
monument, y encima se ve, entire las
ramas de un sauce, una urna de alabastro
que el agua del cielo ba llenado y A la que
acuden a beber los pajaros.
Mirabala yo con aire compasivo, cuando
de pronto repuso:
-No comprende usted estas cosas.
Usted cree que todo ha concluido al
extinguirse la existencia y que los muer-
tos no viven ni seagitan en sussepulcros.
Pero no es asi. Usted no ha aplicado


nunca el ofdo a las rendijas de una tumba
para escucbar lo que pasa dentro de ella.
Yo tambien ignoraba, antes de lo que me
ha ocurrido, que los muertos palpitasen.
La loca se interrumpi6 un instant,
bes6 el ramo de flores que tenfa en la
mano, y afiadi6 con reposado acento:
-Cierto dia fui sola al cementerio de
P'rec-Lachaise, con objeto de llevar una
corona a una amiga de colegio. Cuando
hube depositado mi ofrenda, pasejunto
A una tumba en la que habia muchas
flores y sent deseos de coger una. supo-
niendo que no iba A cometer ningin
sacrilegio. Allf, bajo la piedra, habia
hablado alguien; no me cabia la menor
duda. La voz dijo en tono plainidero:
'"Eres td, Juana? Cont6stame por pie-
dad." Al principio tuve miedo; pero no
tardaron en disiparse mis temores. Le-
vante los ojos, lef los nombres de Roberto
Daniel, y vi que el infeliz habfa muerto a
los veinte afos. Entonces lo comprendi
todo. El desdichado A quien creian
muerto y que no lo estaba, habia tenido
una novia que se Ilamaba Juana, la cual
habia prometido ir A verle al cementerio
y no culmplia su palabra. Daniel segufa
esperando siempre, y cuando ofa ruido
cerca a su sepulcro preguntaba: "Eres
t6?" Pero nadie le respondia. Yo, sinem-
bargo, le contests. ,Hice mal al querer
prestarle algtn consuelo? Le hable y le
mentf. Si-le dije aplicando la boca a la
piedra-si, soy yo, tu Juana." Temia,
no obstante. que por el sonido de mi voz
conociese mi supercheria. Pero sin duda,
a travel del mirmol mi acento se modifi-
caba, porque of un largo y profundo
suspiro de alegria. Me habia credo y
nos pusimos A bablar sosegadamente.
Como puede usted suponer, al principio
de la conversaci6n no decia yo m6s que
cosas vagas adoptables a todas las rela-
clones amorosas. Sobre todo, procure
dejarle hablar, pesando sus palabras y
fijindome en todos los detalles, a.fin de
reconstruir la historic y poder hablar a
mi vez, como quien esta al corriente de
los sucesos. iQue disgusto tan grande
habria tenido si hubiese Ilegado A descu-
brir la farsa! Pero el caso es que al cabo
de una hora sabia yo todo cuanto debia
saber, de manera que ni la misma Juana
habria podido contestarle con mAs aplomo
que yo. Y no me movf de ahf hasta la
hora de cerrar las puertas del cementerio.
Al dia siguiente volvf i hablar con Daniel,
y por espacio de tres meses estuvimos
halagandonos mutuamente el ofdo con
frases tiernas y en extreme carinosas.


Recordamos la mariana de primavera en
que nos conocimos, la primera sonrisa y
el primer apret6n de manos que nos
dimos 6 escondidas de nuestras madres,
que paseaban detras de nosotros sin
darse cuenta de nada. ;Cuantas veces a
la caida de la tarde acudfa a la puerta del
jardin, donde hablibamos al trav's de la
\erja, como luego lo haciamos al traves
del marmol! Despues quisieron nuestros
'padres hacernos felices, pero la muerte
se neg6 a ello. Roberto Daniel cay6
enfermo, y durante su larga enfermedad
hablibamos de nuestras penas y de nues-
tras vanas esperanzas.
RecordAbamos todas estas cosas en el
cementerio v eramos tan felices como
marido y mujer. Pero cierto dia, en el
precise moment en que iba yo a. salir
con objeto de llevar A Roberto un ramo
de miosotis que habia pedido-porque
estas eran las flores que preferfa,-entr6
mi madre en mi cuarto con dos hombres,
6. quienes yo conocia, y que se apoderaron
de mi persona para traerme a esta casa,
mas triste para mi que un cementerio.
Pues bien; aunque como l1 estoy muerta,
no podemos hablarnos, porque nuestras
tumbas estan a demasiada distancia una
de otra.
La loca lanz6 un sollozo y guard silen-
cio durante breves moments. Cuando
levant6 la cabeza not6 el aire de melan-
colia que se reflejaba en mi rostro, y
comprendi6 que no habia ido yo en su
busca.
-Al menos-me dijo-supongo que no
tendri listed inconvenient en ir de mi
parte a la tumba de Roberto. Esta en el
cementerio del Pvrt-Lachaise, y no es
dificil de encontrar; alli..... al subir, por
la gran avenida, la izquierda. De usted
dos golpes sobre la piedra, porque a
'eces est6 durmiendo el pobrecillo. Esa
era la seal convenida entire nosotros.
Me bara usted el favor de decirle que
Juana-no vava listed i equivocarse-
que Juana anda de viaje con su madre,
pero que volveri dentro de una 6 dos
semanas; que no este triste ni inquieto,
y que su prometida le ama siempre.
Dig'ale usted tambien que le ha dado el
encargo de Ilevarle este ramo, que colo-
cari usted en el centro de la inscripci6n.
[No puede usted figurarse cuin satis-
fecho va a estar Roberto con mi obsequio!
Cogi el ramo que la loca me daba, y me
aleje precipitadamente de aquel sitio.
Y la historic ha terminado.
Sinembargo, me falta algo que decir,
aunque me exponga 6 sentar plaza de
ridicule.
Y es que desempefn al pie de la letra
mi comisi6n.
Catule 2Mendez.









La Locomotora 12


A SOLAS

Q L ,UIERES que hablemos? ... Esta bien ... Empieza;
Sasb. Habla a mi coraz6n como otros.dfas.
Pero n .... que dirfas?
No intentes disculparte .... todo es vanol
iZQi podrias decir A mi tristeza
Ya murieron las rosas en el huerto;
El campo verde lo sec6 el verano,
Y mi fe en ti, como mi amor, ha muerto.

Amor arrepentido,
Ave que quieres regresar al nido
Al traves de la escarcha y las neblinas;
Amor que vienes aterido yyerto,
Donde fuiste feliz.... ya todo ha muerto!
No vuelvas .... iTodo lo hallaras en ruinas!


Hoy.... todo cuin distinto! Paso a paso,
Y solo voy por la desierta via
-Nave sin rumbo entire revueltas olas-
Pensando en las tristezas del ocaso,
Y en las tristezas de las almas solas.

En torno la mirada no columbra
Sino aspereza y piramos sombrfos;
Los nidos, en la nieve, estan vacios,
Y la estrella que amamos, ya no alumbra
El azul de tus sueffos y los miosl

Partiste para ignota lontananza
Cuando empezaba a descender la sombra.
.... Recuerdas? Te imploraba mi esperanza,
iPero ya mi esperanza no te no nombra!

No ha de nombrarte! .... Para qu! .... Vacia
Esta el ara, y la historic yace trunca,
lYa para que esperar que irradie el dia!
iYa para que decirnos: Todavia,
Si una voz grita en nuestras almas: Nzunca!

Dices que eres la misma; que en tu pecho
La dulce llama de otros tiempos arde;
Que el nido del amor no esta.deshecho,
Que para amarnos otra vez, no es tarde.

Te engafas!.... No lo creas! .... Ya la duda
Ech6 en mi coraz6n fuertes races.
Ya la fe de otros affos no me escuda....
iQued6 de sueffos mi ilusi6n desnuda,
Y no puedo career lo que me dices!

No lo puedo career .... Mi fe burlada,
Mi fe en tu amor perdida,
Es ancla de una nave destrozada,
Ancla en el fondo de la mar caida!


Anhelos de un amor, castos, risuefios,
Ya nunca volvereis Se van .... Se esconden!
Los llamas? Es initilI .... No responded ...
iYa los cubre el sudario de mis suefios!

Hace tiempo se fue la primavera ....
Lleg6 el invierno, finebre y sombrio!
Ave fue nuestro amor, ave viajera,
iY las aves se van cuando hace frfo!


Ismael Enriaue Arciniegas.


ARMONIAS DEL


_ --- _j-


Tipos populares.- Felicitacidn de la Casa de Vinos, Liceres, Conservas,
etc. etc., de Fed. Aparicio & Cfa.-Dibujo original
de don Jos6 C. Morales.

A que has venido? .... Para que volviste?
Que buscas? ... Nadie habra de responderte!
EstA sola mi alma y estoy triste,
;Inmensameute triste hasta la muertel
Todas las ilusiones que te amaron,
Las que quisieron compartir tu suerte,
Mucho tiempo en la sombra te esperaron,
Y se fueron .... cansadas de no vertel

Cuando por vez primera
En mi camino te encontre, refa
En los campos la alegre primavera:
Todo era luz, aromas y armonfa.


OCASO


Cuando en la roja lejania
desmaya ensangrentado el Rey del Dia,
llega hasta mi un rumor como una nota
que vibra entreImi'ser y'luego flota;
como la nota gemebunda y vieja
que tu pecho exhal6 cual una queja,
cuando en iltima vez nos contemplamos,
y en el tiltimo adi6s nos inundamos -..

Viene a quejarse triste en mi memorial,
de aquel amor la palpitante historic;
viene A quejarse sollozante y viva,
tu remblanza de virgen cautiva
que llen6 con su pAlida belleza
de mivida la tragica tristeza.

La ausencia fatal, continue evoca,
entire sus sombras de infortunio llenas,
que sentiste la fiebre de mi boca
y tambien la'salvaje de mis venas!....
IOh viejas tardes, tardes buenas!. -


Jorge Escobar Uribe.


I



i

















































I















I






FOTOGRAFIA


IMPERIAL


DE EMILIO EICHEMBERGER
( OIJATMENIALA
Retratos a todos precious, desde los mas baratos.-Grande y magnffica colecci6n de vistas
y tipos del pafs.-RETRATOS DE TAMAIO NATURAL en tinta china
6 acuarela, ejecutados por LAMBERTO EICHEMBERGER con procedimiento mds
modern y entregados en tiempo mds corto.
En la actualidad hay una grande colecci6n de muestras de estos retratos grandes, grupos de
families y vistas.-Invitamos al distinguido pdblico visitar el establecimiento.


La Revista ilustrada y de mayor circulaci6n en Guatemala


LOCOT OTO RT"


se esta hacienda


cargo


de la publicaci6n de


avisos


del


Comercio,


Empresas, Talleres, Fabricas


todas aquellas


casas


que deseen


anunciarse.


PRECIOUS


MODICOS


FARMACIA Y DROGUERIA
DE
ANGEL B. CORONADO y FACHECO
La Mejor de todas y la que vende mas barato.

Quezaltenango. Frente la Jefatura Politica. =.= Calle del Calvario.


Agencia de "La Locomotora.


TIPOGOAFIA NATIONAL.


"LTA




Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8
REPORT xmlns http:www.fcla.edudlsmddaitss xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitssReport.xsd
INGEST IEID E4GSAXMF8_VFBCSA INGEST_TIME 2013-01-23T16:22:17Z PACKAGE AA00011460_00045
AGREEMENT_INFO ACCOUNT UF PROJECT UFDC
FILES