La locomotora

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
La locomotora
Physical Description:
Serial
Language:
Spanish
Publisher:
s.n.
Place of Publication:
Guatemala
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Periodicals -- Guatemala   ( lcsh )
Civilization -- Periodicals -- Guatemala   ( lcsh )
Genre:
serial   ( sobekcm )
periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage:
Guatemala

Notes

Dates or Sequential Designation:
Began with Año 1, no. 1 for July 15, 1906.
Numbering Peculiarities:
Vols. for 1907- also called Año 2-
General Note:
"Revista de política, ciencias, literatura y bellas artes".

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 30858255
lccn - 2011229543
ocm30858255
System ID:
AA00011460:00041


This item is only available as the following downloads:


Full Text
~6A


OTO~lY


I I syA


IITIGA


IAS


t


+A


JITER


ELI-LAS


. -----


Guatemala, 21 de Noviembre de 1907.


~7;5=3~~
I


* *- _


OP












































































S;












tevista be political, iencias, siteratura y 3elas Crtes.

Director y Redactor: Felipe Estrada Paniagua.
Administrador: J. Alejandro Pacheco H.--2. Avenida Sur, N4imero 3.

TOMO III. GUATEMALA, 21 DE NOVIEMBRE DE 1907. NUM. 50


|nomndstico triunfal


No de otra manera que de
onomistico triunfal debe de ...::. -'
.cIalificarse el dia de hoy: del .
uno al otro confin de la'Repi- .
blica s6lo repercute el eco de.
un cantojubiloso, y 6ste es ]a
salutaci6n del pueblo todo .
dirigida hacia el digno Gober-
nante senior Licenciado don
Manuel Estrada Cabrera, y
s6lo se escucha una voz, que
es la voz del progress con que
brinda d Guatemala ese su
Benembrito Hijo.
Consultorio para nifios de
pecho y "Gota de Leche"
anexa, edificio para el Insti- -" '"
tuto de Vacuna, edificios para "-"
Escuelas PrActicas en los de-
partamentos, ramal del Ferro-
carril Centiral en San Antonio
Suchitepiquez, pres!a rnon.-"
mental pa ra que el agua de
Santa Rita beneficie iA la vieja
y la, nueva Quezaltenango, he
ahi algunas de las obras con
que celebra su ciiipleafios y
con que corresponde, carita-
tivo y filantr6pico, cientifico
y educador, iA la felicitaci6n
entusiasta de sus conciuda-
danos.


uQu6 mas intima satisfacci6n para 1l que lievar
el consuelo y el alimento A muchos pobres hogares,
y qu6 mayor gloria que derramar el bien en todos
los pueblos?
Las bendiciones de las madres favorecidas y
el eco de la gratitud national, lleguen hasta 61


siempre, sincera y triunfalmente, y seale grata la
felicitaci6n respetusa y cordial que tiene la honra
de enviarle "La Locornotora".


P~B~


k~~n&~it~zia








La Loconmoora &


ronica + +:-


Acaban de terminar las fiestas esco-
lare, decretadas en 1899 por el Gobierno
actual que preside el seflor Estrada Ca-
brera. Quien vi6 aquella sencilla manifes-
taci6n, de hace 9afios, en la que el talen-
toso y malogrado Ratael Spinola, conmo-
vi6 a la concurrencia con su hermosa y
sonora palabra, no puede menos de admi-
rar el incremento que ban torado. Lo
que en sus principios fue una improvi-
sada manifestaci6n de cariiio y de amor
para los niflos de toda la Repliblica, se
ha convertido hoy en la mas hermosa
fiesta national.
Las ideas que envuelven principios de
reform toman tiempo para encarnar en
el corazin delos pueblo;. Esta celebra-
ci6n, tan noble por sus fines como
combatida en su origen hasta llamarla
pagana porque a lguien, que no fue al


tiernos series, en tal dia, estamos segu-
ros que habria suficientes para alfom-
brar todas nuestras ciudades, todos
nuestros pueblos y hasta nuestras aldeas.
Donde quiera palpitan al unisono los
inocentes corazones, pues una sola idea
les embriaga: ser ellos el objetivo y el
orgullo, no s61o de sus amantes padres,
sino de toda la naci6n que los mira, los
contempla, los acaricia, los mima y los
divierte alborozada.
Como lo anunciaron los programs,
que con profusion circularon, el Domingo
despert6la capital escuchando los acordes
de las Bandas y muisica Marcial que
recorrieron la ciudad marcando i los
nifiios su gran dia. A las 6 a. m. la
bandera de la Patria fue izada con hono-
res militares en todos los edificios nacio-
nales y a las ocho se principi6 a escuchar


bajo las ordenes de oficiales instructors
del ejercito-F ue un hermoso espectaculo
aquel desfile, pues escuchando los com-
pases de la musica marcial parecia que
basta el alma de las nifias legaba el
soplo de esa marcialidad de naciones
disciplinadas y guerreras, haciendo vi-
brar sus tiernos corazones femeninos.
Toda la avenida, desde la Plaza de
Armas hasta-el Palacio de Minerva, vis-
ti6 de gala cubierta literalmente con
banderas, colgaduras, gallardetes y cor-
tinajes, teniendo-pbr alfombra unaespesa
capa de verde y oloroso pino y por cielo,
una series interminable de flecos de papel
azul y blanco, 'que al levantar la vista se
confundfan con el celeste-claro de nues-
tro firmamento, cruzado en aquella hora
por nubarrones de reflejos perlados que,
como inmensos parasoles quisieron como


Gobierno en su Decreto, se le ocurri6
mencionar a Minerva como un simbolo;
ha llegado por uiltimo a. afirmarse sobre
tan s6lidas bases que, si. mafiana otro
Gobernante mal aconsejado ii obedeciendo
a ese de.graciado espiritu de calificar
como malo todo lo de su antecesores, las
suprimiiera, surgirian millares de pro-
testas en todos los Ambitos de nuestra
Patria..
La v'spera del iltimo Domingo de
Octubre de cada afio, parece que toda
la vida del pals se reconcentrara en el
alma de los niflos, pues si por un encanto
misterioso pudieran convertirse en rami-
Iletes de flores, todaslas ilusiones de esos


Arco de la Municipalidad de la Capital.

el vago rumor prod ucido por la aproxima-
ci6n de millares de nifios, que Qe acerca-
ban i nue.stra Plaza de Armas. Todas
las escuelas elementales llevaban traje
nuevo obsequiado por el Jefe del Estado.
A las 9 a. m., principi6 el gran desfile
hacia el Hip6dromo, encabezado por la
Compafila de Caballeros Cadetes. que
llevaba retaguardia, por su 6rden, a
las Escuelas y Colegios de nifias, siguien-
do las de varoneshasta cerrar la march
el Colegio "La Patria".
Todas las escuelas de varones iban
armados y en lormaciun militar.-Algu-
nas comolaPractica "Estrada Cabrera",
Institute Nacional y La Normal portaban
verdaderas armas de guerra con bandera,


evitar con su presencia que los rayos del
sol hirieran las cabecitas descubiertas
de las nifias pobres.
En el arranque de la Avenida, 6 sea en
la esquina Nor-oeste de la Plaza de
Armas, se destac6 el airoso Arco triunfal
del gremio de la industrial, preciosa
construcci6n que por la noche se cubri6
de luz con innumeras limparas elec-
tricas. Frente i los baffios de San Anto-
nio luci6, su hermoso corte, el que la
Municipalidad mand6 a erigir en nombre
de la ciudad, como homenaje de cariflo a
la nifiez.
En el centro de ese arco se colg6 un
cortin6n escarlata, con una leyenda alu-
siva muy propia para el caso; y allA en el








La Locomotora 3


confin de la avenida, a la que su anchura
misma hace aparecer magestuosa. se
destacaba aereo, por sus esbeltas colum-
nas, el Palacio de la juventud, sobre el
verde fondo de la montifa.
Al Ilegar al Hippdromo, la Mlisica
Marcial se coloc6 al pie do las gradas del
Palacio, la escuadra de Cadetes de Caba-
Ileria formed valla frente al mismo y por
el mediofueron detfilando sucesivamen-
te: El Instituto de Seioritas, vestido de
blanco, la Escuela de Artes y oficios
femeniles, El Hopicio iseccion de nifias)
Escuelas elementales de nifias por su
orden numerico, Colegios particulares de
seioritas, asi: Escuela Practica, La
Nifiez, Santa Clara, La Concepci6n, El
Porvenir, La Educaci6n, La Ilustraci6n,
Colegio de Marfa, La InstrucciDn. Cora.
z6n de Jesis, Santa Cecilia, El Rosario y
Casa Central. Venia despuds la Banda
de Guerra de Caballeria. La Caballerfa
Infantil, la 1' Secci6n de la Banda de
Guerra de Infanteria, El primer botall6n
infantil, La Escolta de Bandera y Pabe-
116n infantil, Banda de guerra de Arti-
Ilerfa. Artillerfa Infantil, Segunda secci6n
de Banda de guerra de infanterfa, Segun-
do Batall6n infantil, Segunda secci6n de
la Banda Marcial, Escuela Pr6ctica (Es-
trada Cabrera) Instituto Nacional de
Varones, Escuela Normal, Colegios par-
ticulares de varones, en elorden siguien-
te: Escuela Modelo, Liceo Guatemalteco,
Colegio de Infan te., Colegio de San Agus-
tin, Colegio Larreinaga y Colegio La
Patria.
Puede asegurarse que este paseo de la
juventud y la nifiez fue una verdadera
march triunfal, no s6lo pur el traje y
aspect military de la-, escuelas y colegios
de varones, sino porque todo el largo
trayecto recorrido se verific6 entire dos
filas de compact ptiblico, Ique miraba
carifoso y sonriente repartiendo enho-
rabuenas con los ojos a la generaci6n
de mafiana que sera mis ilustrada que
la nuestra y que por tanto dai-a. m.is
brillo i la Patria querida.
Decir que todos ma-charon en correc-
tisima formaci6n, seria exagerar.y no es
ese nuestro prop6sito ni nos agradan los
estilos ditirAmbicos; muy al contrairio,
queremos sugetarnos la verdad des-
nuda, aunque eso haga perder bellezas
de dicci6o ai nuestras pobres lineas.
Exigir una precision de movimientos
como los de un batall6n de veterans, a
seforitas, niiios y nifias de corta edad
seria una vana pretension, pues ni su
sexo ni sus cortos afios se lo permitirian,
ni la necesidad se losimpone: pero por eso
mismo se hacen mas notables los progre-
sos que ban hecbo, porque progress y
grande ha habido, y rcsaltan con mas
fuerza los verdaderos adelantos de todos
los colegios, a quienes el internado ha
permitido aprovechar tods as as enseuian-
zas militares que A diario reciben desde
hace various anos. Algunos de ellos como


la Escuela PrActica "Estrada Cabrera,',
el Institute Nacional, la Escuela Normal,
el Colegio Centro-Americano y el Hos-
picio, puede afirmarse que marcharon
como verdaderos cuerpos militares,. tal
ha sido la seguridad y aplomo de sus
movimientos, que dem uestran largaprac-
tica y decidido em pefio en el aprendizaje.
Nada diremos de la Escuela Politecnica
pues tratandos.e del primer cuerpo mili-
tar de la Reptiblica, desdoro fuera que
no hubiera dado ejemplo de su buena
discipline, cuando sus alumnos son los
llamados a impartir la instrucci6n en
nuestro ejercito.
Al arribar 'a los campos del Palacio
formaron en dos cuadros concentricos,
dejando abierta la cara que miraba al
Sur. Dentro del Palacio y cubriendo el
lado Norte hizo la guardia, formada en
linea la Compaifia de Caballeros Cade-
tes, y a sus. fancos en angulo recto
tomaron puesto las escuelas y colegios
de nifas. Fuera delTem plo adoptaron
formaci6n simetrica todas las de varones
en espera de la ceremonia que iba a tener
lugar.
Acto continue el Gabinete, acompa-
fiando a distinguidas sefioras y seiioritas
del Cuerpo Diplom6tico y un gran nime-
rode sefioras y caballeros invitados, pene-
traron al recinto, escuchando con severi-
dad nuestro Himno Nacional, tan armo-
nioso como bello, en los moment:.sque se
izaba la bandera alli en el tope del griego
monument. El senior Sub-Secretario
de Instrucci6n Piblica, doctor Abella,
invit6 en seguida al orador official seinor
Estrada Paniagua, quien, en su correct
estilo y hermosa frase, principi6 por
ensalzar las fiestas y su fundador;
concluyendo, con la apote6sis del gran
politico liberal, orador y estadista, Doc-
tor don Lorenzo Montdfar, al ser descu-
bierto el medall6n que lleva su retrato y
que el Gobierno en just reconocimiento
de los altos meritos que en vida le ador-
naron, mand6 colocar como homenaje a
su esclarecida memorial, en ese tempo
del saber, para que todos admiren las
acentuadas y nobles facci:oncs de aquel
anciano intrepido, que atin en los iilti nos
afios de su vida luch6 denodadamente
por el triunfo de la idea liberal, que era
como su religion. Grandes aplausos pre-
miaron la labor del senior Estrada Pania-
gua, quien recibiendo apretonesde manos
paso con toda la concurrencia al lugar
pr6ximo, en donde el senior Mendez,
Ministro de Fomento, coldc6 en nombre
del Gobierno la primera piedra de un
Museo Arqueologico, que se va a levantar
en esos mismos campos, que la actual
Administraci6n ha convertido en un sitio
donde se aprende con s6lo abrir los ojos.
Vinieron despues los ejercicios de
calistenia y maniobras militures ejecu-
tados por la Escuela Nacional de varones
ntimero 1, que. fueron del complete
agrado del public, quien los premi6 con
sus aplauso al final. Concluido el pro-


grama de ese dia, todos los alumnos fue-
ron conducidos las enramadas que
rodeaban, por el interior, la cancha del
Hip6dromo, para servirles el lunch que
el Supremo Gobierno les obisei uiaba en
aquel dia.
En los salones del Hip6dromo se
agolpaba luna grandisima concurren-
cia, compuesta en su mayoria de los
padres, hermanos y parientes de los
nifios, asi como de muchisimos simples
espectadores que cada afio encuentran
mis altos goces en la contemplaci6n de
esas lucidas fiestas consagradas a un fin
tan puro, como es el de alentar al debil
niflo en su rudo trabajo de la escuela.
En el palco presidential lucian sus galas
y hermosura bastantes sefioras y sefio-
ritas, rodeadas.por el Gabinete, Cuerpo
Diplomatico, Generales del Ejercito, altos
empleados y muchos caballeros particu-
lares i qnienes los sefiores Ministros de
Guerra 4 Instrucci6n Piblica se sirvie-
ron invitar en nombre del Jefe de la
Naci6n.
El desfile de regreso no tiene nada de
imponente, pero es 10 mas simpatico y
ale,{re que puede imaginarse. Los cole-
gios armados como cuerpos vuelven en
formaci6n aisladamente; pero, en cambio,
los de nifias y nifos pequefiitos (estos
iiltimcs con fusiles de madera) lo hacen
6 la desbandada. No como dijo un perid-
dico de esta capital, "como un ejercito
en derrota", sino como un ejercito victo-
rioso al que se manda romper filas
despu6s de una luchagloriosa. Por alli
se ve un soldado chiquitin que no alza
tres pies del suelo, con el gorro torcido
y la chaqueta sin botones, que tira con
fuerza del rebosito de su hermana, por-
que viene tras ellos una tartana desven-
cijada, 6 los hermosos trotones de algiin
rico finquero; por aca viene otro que.
arrastra el fusil sin perentor, con una
polaina bajo el brazo, la segunda puesta
y en la otra mano un pan, que le
arranc6 a viva fuerza a un compaiero y
al cual (al pan se entiende) da rabiosos
mordiscos como si no hubiera comido en
o.:ho dias; aqui por este lado se pelean
dos, quienes despues de darse el primer
trompis, se quedan mirandose las caras
como gallitos en un patio, soltando porn
filtimo las lagrimas el uno, las palabras
fuertes que no entiende, el otro, y la gran
carcajada los espectadores del mismo
gremio, que han atizado aquella lucha:
desigual; al lado opuesto una pobre mad re
sofocada le da dos coscorrones a su tierno
vastago porque ha perdido un cincho
nuevo, y un padre que esta cerca, tira
enfurecido de las orejas al suyo, porque
se vino s6lo hasta Jocotenango, sin
esperar su mano protectora, contra los
animals. Asi por el estilo va desfilando
aquella turba encantadora, hasta que :as
sombras de la noche infundiendoles
miedo, les hace correr hacia el hogar,
en donde algunos por una falta real 6








La Locomotora &


Desfile de los Colegios de Sefioritas, y Pabellones de la Banca, los Ferrocarriles y el Comercio.


imaginaria 6 quejas del vecino, reciben
dos 6 tres pescozones combinados con
azotes que les hacen chillar, a veces de
mentiras, para que la pobre madre came
con sonoros y dulcisimos besos el pasa-
jero dolor que ha hecho experimentar,
violentando su tierno coraz6n, al hijo
querido que aquel dia fue su orgullo y su
alegria.
Por la noche el panorama cam-
bid: los tranvias atestados de gente de
todas classes; carruaijes particulares y de
alquiler en rodar incesante, conduciendo
damas hermosas y elegantes con caballe-
ros dispuestos a bailar; dos filas intermi-
nables de pedestres i los lados y un ir y
venir que mareaba, como en una inacaba-
ble romeria, y en todos los semblantes
retratada la satisfacci6n natural de quien
va a divertirse. La avenida espl6ndida-
mente iluminada, los pabellones del Co-
mercio, la Banca, los Ferro-carriles,
la Agriculture y el Circulo de Amigos,
despidiendo luz por todas parties como en
un incendio; y alli, mas lejos, el Templo
de Minerva literalmente cubierto en sus
columns y frontispicio de focos incan-
descentes, a los cuales daba tonos de
arco iris, el reflejo de los cohetes de
luces y fuegos artificiales que millares
de gentes contemplaban, admirandolos,
en aquella noche sin luna tan a prop6sito
para hacer resaltar todo su efecto.
AKin siendo, como somos, poco inclina-
dos '. las fantasias del espiritu, no pode-
mos menos de confesar que estas fiestas
son verdaderamente civilizadas y que
viendolas se cree en realidad que posee-
mos un grado de cultural external talvez
mayor del que en el fondo nos permit
nuestra riqueza. En medio de tanta luz,


de casitas pintorescas, de Pabellones im-
provisados a los que las sombras de la
noche prestan tonos de construcciones
s6lidas: de ruidos de tranvias, vehiculos
y voces humans; de acordes de buenas
orquestas, de perfumes embriagantes,
de flores y mujeres hermosas lujosa-
mente vestidas .--en verdad se siente
uno transportado 6 los grande boule-
vares de Viena 6 de Paris, a Coney
Island 6 al Monte Pincio, en las noches
de fiesta.
La notasube de tono al'penetrar esos
pabellones pues alas nueve todos estaban
convertidos en salones de baile; pero no
asi como todos, con la frialdad y rigidez
de la eotiqueta conventional de la ciudad,
sino algo mas bello y atrayente por su
simplicidad y aire democratic; algo que
no parece guatemalteco sino europeo;
algo desusado y extraffo entire nosotros;
algo que no se ve sino en estas fiestas y
que las hace uinicas en su genero. Sefio-
ras y sefioritas elegantes con la cabeza
cubierta, a veces sin desprenderse del
abrigo ni de la vaporosa boa de seda y
plumas, van en cadencioso giro con caba-
lleros que visten de saco; asi, a la diabla!
como en la mas intima confianza. La
muchedumbre que mira al rededor se
estrecha hasta no dejar espacio a los
danzantes; viene entonces un caballero y
les pide despejar el campo: le obedecen
atentos, pero al minute ya estan en el
mismo sitio. Y es que no es possible
complacer a todos porque los unos por
mirar de cerca y los otros porque se sien-
ten empujados por la espalda, por los gru-
pos que incesantemente desean penetrar,
van avanzando sin sentirlo, haciendo de
aquello un juego mas que aumenta' la


alegrfa de todos. Entre el ruido del
champagne, las notas vibradoras de la
orquesta, las risas y las sabrosas platicas
pasaron rapidisimas las horas, olvidados
de peas, hasta la madrugada en que el
frio hizo recordara los padres 6 maridos
que era tiempo de recogerse para reco-
brar fuerzas para el dia siguiente.

L;tlzaes 28.
T s 2B.S

Seis nimeros anunciaron los progra-
mas para este dia. El primero corres-
pondi6 a los Clubs de Sport, Gay, Guate-
mala y Olimpic, que bondadosamente se
prestaron para dar mas brillantez a las
fiestas escolares. Todos demostraron ha-
bilidad y practice en tan dificil como itil
ejercicio, y aunque la larga distancia a
que se colocaron no nos permiti6 obser-
varlos en detalle, pensamos que los pro-
gresos que algunos han hecho son verda-
deramente sorprendentes, pues se trata
de un juego que visto parece muy senci-
1lo; pero que ejecutado, requiera fuerza,
valor, agilidad y un golpe de ojo y sere-
nidad extraordinarios. Damos la enho-
rabuena a todos deseando que ese sport,
se propague entire nosotros mas y mis
cada dia.
El segundo puesto lo ocup6la Escuela
Practica "Estrada Cabrera", frente al
sal6n de la derecha, desde donde se
podia observarla muy bien. El mando
estuvo encomendado al modesto 6 inte-
ligente official aleman Sefor Kusieck.
Esta Escuela, la primera de su clase
fundada en el pais, con grandes gastos
de su peculio personal, por el Sefior Pre-
sidente Estrada Cabrera, se ha distin-
guido desde su fundaci6n por su cons-








La Locomotora &


tante y no interrumpida instrucci6n
military; de modo que, no nos sorprendi6
la seguridad y precision que demostra-
ron sus alumnos en el manejo del arma,
evoluciones, despliegues, reuniones y
movimientos calistenicos que con el
fusil verificaron, llamando justamente la
atenci6n del" piblico que los aplaudi6
calurosamente. Vestian un uniform de
fatiga muy bonito y apropiado, como
verdaderos -oldlados.
Entr6 despues la Artilleria infantil del
Hospicio con cafiones de madera y. un
uniform exactamente igualal del cuerpo
de esa arma en esta capital. Es incredible
la habilidad y practice que esos ninos
hanadquirido en el manejo de los cafiones,
pues no se diria que tienen diez 6 doce
aflos sino veinte, al verlos evolucionar
,con precisi6a y manejar las piezas con
tanta soltura, como unos veterans,
cuando quien las ha estudiado conoce lo
relativamente complicada que es esa
maniobra, hasta el punto de haber im pre-
so character tecnico en los ejercitos los
cuerpos de Artilleria, en general. A los
de la profesi6n como a los profanos
agrad6 sobre manera el correct ejerci-
cio que verificaron y ojalA que cuando
esos nifios sean bombres vayan a engro-
sar las filas de nuestra Artilleria, que es
uno de los cuerpos mis instruido del
ejercito permanent, por lo mismo que
el manejo de esa arma formidable no
puede improvisarse.
Desfil6 A continuaci6n, desde sus tien-
das que formaban Campamento, la Com'-
pafifa de Caballeros Cadetes, dividida en
tres secciones: a la cabeza venia una
,escuadra de Caballeria al mando del
teniente Florencio Santizo, la que colo-
cada frente al sal6n de la derecha ejecut6
ejercicios de sable al paso y al trote, asi
como varias evoluciones propias de esa
arma que, como fuerza avanzada y explo-
radora, ba prestado ya muy buenos ser-
vicios en la iltima campafa; y esta
llamada a desempefiar un gran papel en
el.futuro, pues si es verdad que ni nues-
tros terrenos ni caballds se prestan a
las grandes cargas, tambien es cierto
que los cuerpos de dragones por su
rapidez y movilidad suma, seran factors
importanti'i mos para el exito de lainfan-
deria en combinaci6n con las pie'a-; de
combat. Sucedieron las anteriores,
la,, mani-bras de una pieza de campafia
ser i idt por doce Cadetes, al mando del
Teniente Ernesto L6prz. Al final de
ellas se ejecutaron various disparos con
p61' .ra -ola. El resto de la Compaffiia,
dlepo -itando su bandera custodiada por
la e-colta; en las grades del temple,
despleg6 en orden de esgrima de bayo-
neta. En esa formaci6n efectu6 todos
los movimientos del manejo del arma y
dela propia esgrima, concluyendo con
algunos movimientos de secci6n y com-
panifa, en orden cerrado. Lo que antes
dijimos lo repetimos aquf, pues siendo


la Escuela Politecnica el cuerpo military
por excelencia en el ejercito, deber suyo
y muy grande es demostrar siempre su
buena discipline y su saber. Todos los
Caballeros Cadetes estuvieron al mando
de su Capitan, senior Emilio R. Maldo-
nado.
Como uiltimo nuimero del program se
verificaron las carreras de cintas, ofre-
cidas galantemente por las sefforas
de Sanchez Latour, Mendez y L6wenthal
y las sefforitas: Sara Estrada Cabrera,
Pilar Dighero, Concha Ortega, Concha
Siguere, Olga Bruni, Adelina' Pullin,
America Ana Palma, Celina Sierra. y
Concha Reyna Barrios.
Los jueces de campo fueron los caba-
lleros Guillermo Garcia Salas y Francis-
co Sanchez Latour. Colocadas las seforas
y sefnoritas en la tribune frente al sal6n
de la derecha, los j6venes Guillermo
Orantes, Oscar Asturias, Fabian Ortiz,
Arturo Ramirez h., y Jose Barrasa, se
presentaron en la cancha montando
briosos caballos, para disputar las her-
mosas bandas que, del pecho de tan
lindas mujeres debian pasar, con tristeza
de los pretendientes, a lucir en el de los
campeones que por esfuerzo de su brazo
se hicieran acreedores a tal premio.
Como si el tiempo se h ubiera propuesto
contribuir al exito deteniendo las aguas
un instant, al concluir las carreras
una menuda Iluvia que desde hacia rato
amenazaba por la cerranfa pr6xima, se
dej6 sentir en los moments en que las se-
floras pasaban al Palco Presidencial para
condecorar a los vencedores. Terminado
que fue ese acto la concurrencia en masa,
que era numerosisima en todas parties,
emprendi6la march de regreso, muy
satisfecha del dia desolaz y esparcimiento
que con su trabajo: la habian proporcio-
nado todos los colegios que tomaron
parte esa tarde.
Por la noche, los fuegos artificiales,
las comidas de amigos y los bailes de los
pabellones, hicieron las delicias de los
que asistieron sin distinci6n de colors
ni tamaffos. En el Pabell6n del Circulo
de Amigos del seffor Presidente, se
obsequi.: con unlunch a todos los niflos
que asistieron.

TJltitmo dia

El primer nimero del program decia:
"A la una de la tarde los alumnos de las
Escuela y Colegios de la Capital desa-
rrollarin el program especial preparado
por ellos para ese dia." Casi todo el
mundo se preguntaba, como era natural,
cual seria ese program.
De modo que la sorpresa fue bien
grande para los que no estaban en el se-
creto, al ver venir siguiendo la pista del
Hip6dromo, una verdaderalocomotora de
Ferrocarril; con su trend de carros, todo
engalanado con gallardetes y festones
y tripulado por multitud de ninas y


nifos, Directores y Directoras de los
Colegios y Escuelas ....-era una alegoria
de la entrada esta Capital del Ferro-
carril del Norte, pues desde luego lo
hacia comprender asi, el retrato del
senior Presidente Estrada Cabrera, que
al frente de la maquina destacaba su
busto de parecido extraordinario. El
tren hizo alto frente al Palco Presidencial,
en donde habia una tribune, en medio
de los 'vitores de las Escuelas y las
salvas de artilleria. Esa tribune la ocu-
paron en seguida pronunciando discur-
sos y poesias alusivas, ensalzando la
obra y al hombre endrgico que al fin la
ha convertido en. realidad, la seflorita
Elvira Tejada, y los jovenes Antonio
L6pez, Diego Velasquez y Manuel Her-
nandez. La idea fue sencilla y muy
propia como homenaje de la nifiez, dedi-
cada a la obra mas grande y provechosa
que Guatemala ha llevado a feliz trrminfu
desde su independencia; debida al tes6n
y la constancia del Sefior Presidente
Estrada Cabrera, para quien ni las
guerras, ni las epidemias ni los terremo-
tos, con todas sus desgracias y calami-
dades; han podido hacer cejar en su
noble empefio de dotar a su patria con
un ferrocarril interoceanico, que nos
abra las puertas del nuevo horizonte que
sellama civilizaci6n mundial.
Un grupo de sefioras habfa dispuesto
obsequiar a los niihos con un lunch, para
lo cual se construy6 de antemano al
Norte de la cancha y casi entire los ci-
preses, una hermosa enramada, con su
vistosa mesa al centro. Fueron momen-
tos verdaderamente simpaticos por el
objeto, pues cada seffora6 sefforita acom-
pafiada por un caballero, atendia con
solicited fraternal a los chiquitines,
cuyos semblantes demostraban el intimo
content que les causaba, mas que el
regalo, la presencia y el cariflo con que
eran atendidos. Casi dos horas dur6 el
lunch, sin que por un instant decayera
la tierna solicitud de tan amables sefioras
que entire risas, palabras afectuosas
para los nifios y alegres conversaciones
se multiplicaban, sirviendo cuidadosas a
cada criatura hasta dejar a. todas satis-
fechas.
Las personas del obsequio fueron las
siguientes: dofia Margarita de Cabral,
doiia Maria K. de Garcia Salas, dofia
"Romelia de Gir6p, dofia Jesus de Ruiz
A., doffa Felipa de Valladares, dofia Luz
Mdndez, dofia Concha de Herrera, dofia
Concha de Polanco, dofia Victoria de
Stahl, doia Maria de Batres, dofia Mar-
celina de Ibargilen, dofia Lola de Tinoco,
doffa Luz de Tinoco, dofia Leonor de
Rodriguez, doffa Francisca de Yurrita,
doia Rosa de Estevez, dofia Adelina de
Aris, dofia Angela de Morales, dofia
Victoria de Jallade, dofia Rosa de Stahl,
doffa Lupe de Foronda, dofia Ester de
Arag6n, dofia Lorenza de Kl6e, dofia
Adela de Valenzuela y dofia Cristina de








La Locomotoir 6


Cord6n, y las sefioritas Bernarda y Pilar
Dighero, Maria Samayoa B., Matilde
Aris, Maria Herrera, Valentinalbargien,
Maria Garcia Salas, Margarita Samayoa,
B., Sara Cord6n, Concha Coloma, Julia
Polanco, Filomena Cord6n, Clara Ruiz
A., y Jesus Rufz A.
Poco antes de terminar el lunch, toma-
ron puesto frente al sal6n de la derecha
los Artilleros a quienes tocaba desempe-
fiar el n6mero 3 de los ejercicios del dia.
Una compamia mas 6 menos, despleg6
como para esgrima de bayoneta, y en
esa posicidn dieron principio asus juegos
calistenicos con el fusil. Lo hicieron a la
perfecci6n: abanzando, retrocediendo,
de flanco y enlineaoblicua con movimien-


quellam6 laatenci6n de todos; pues, a
muchos les consta que esas tropas,
proceden de MIomostenango, lugar en
donde los indigenas ni aun soldados han
sido en epocas pasadas. Fue aquel un
escelente trabajo que la concurrencia
aplaudi6 calurosamente reconociendo su
merito y la constancia de los Jefes e
instructors.
Contemplando aesos soldados que ayer
no mas eran pobres aborigenes sin
nociones del manejo de las armas. y que
demostraban tan buena discipline; cono-
ciendo que ya son tropas fogueadas,
pues pelearon en la lucha pasada con El
Salvador, no podiamos dejar de pen-
sar que, para tal parte de nuestro pueblo,


los cuales se divisaban perfectamente
desde los salones y tribunas, donde el
priblico se agolpaba en enorme masa.
Las cinco de la tarde serian; el sol se
habia ocultado tras espesas nubes dando
al campo uh tinte ligeramente oscuro,
cuando el primer tiro de ensayo hizo
explosion levantando al pie del blanco
una column de polvo. Dos 6 tres mis
acabaron de fijar la punterfa; y entonces
se escuch6 un ruido atronador contem-
plindose un espectaculo mas que intere-
sante. imponente y aombroso. Loscafo-
nes de aquellas modernisimas piezas
desalojando desus recamaras con rapidez
vertiginosa terrible cargas de acero,
estremecian el suelo donde se asentaban,


Moment del Discurso Oficial en el Templo de Minerva.


tos del arma absolutamente precisos,
distintos para cadaposici6n, como si se
movieran por resort sobre un tablero.
Daba gusto contemplar a aquellos vete-
ranos, llevando al pecho medallas de la
uiltima, campania; y no se podia menos.de
pensar en los prodigies de la easeinanza
recordando que, hace pocos aios, casi
todos ellos eran campesinos sin la mis
remota idea de esa perfect discipline
que hoy pueden poner de manifiesto
donde quiera.
Desde antes que tinalizaran los Arti-
lleros ya se veian forma:los en linea,
siguiendo la curba de la cancha al Nor-
Ocste, los Batallones que al mando del
GeneralTeodoroCifuentes, iban a exhibir
ante el numeroso piblico, los adelantos
de la infanteria que forma el nervio de
los ej4rcitos. Al compas de la mtisica
marcial se desplegaron en 6rden ablerto
para la esgrima de bavoneta que ejecu-
taron, .in que en esto haya inexactitud,
con verdadera maestria y uniformidad


las flas delejircito serian quizalas 6nicas
capaces de civilizarlos, dandoles nuevos;
hibitos y costumbres, que al volver al
bogar esparcirfan entrelos suyos, por la
tremenda fuerza que imprime en el espf-
ritu la fcrrea discipline military.
El cuinto ntimero fud llenado por las
evoluciones de caballeria de la Escuela
PrActica, que resultaron muy bonitas,
pues no puede negarse que cada joven-
cito de los que forman esa escuela,
maneja adinirablemente sucaballo y ha
adquirido verdadera afici6n por ese,
como por todos los sports, que vigorizan
el cuerpo dando salud y despejando
el entendimiento para los trabajos del
cerebro.
El dltimo numero que cerraba el pro-
grama v con 1l los ejercicios del dia 29
correspondi6 i una bacteria de cafones
de tiro rApido, que colocada al otro lado
del barranco, Nor-Este del Hip6dromo,
habia situado sus grande blancos en la
cresta military de la montafia frontera,


y i:lo lejos, alli en el monte se vefa caer
una positive lluvia de granadas que, al'
estallar, levantaban montones de piedras.
y tierra, agujereando los blancos y las
rocas como una granizada infernal que
el cielo enfurecido estuviera arrojando
como indicio de pr6xima exterminacion.
Era un bello y aterrador ejemplo de la
tremenda fuerza de esas armas podero-
sas contra las cuales.no bav valladar que
las contenga, pues todos son destruidos
ante su empuje formidable. Hubo un
moment de ansiedad en que hasta el
alma compasiva de tanta bella mujer,
como alli habia. se sinti6 conmovida de
espanto ante las cardenos vislumbres de
las granadas que al romperse parecia que
llevaban reflejns del poder sombrio de la
muerte, encerrado en .us duras entrafas
de reluciente acero.
Pocos minutes dur6 aquello, pero di6
la media de lo que la guerra modern
significant, cuando sus miquinas son ma-








La Locomotora 7


nejadas por soldados tan habiles como
los artilleros que hicieron esa prueba
lucidisima.
Pensativos quedamos ante aquelgran-
dioso poder de destrucci6n, sin ser due-
los de contener a nues.tra mente que en
sus varis giros, reflexionaba entriste-
cida en la insensatez de nuestros pneblos
que por motives fiitiles, casi siempre,
hacen necesaria la presencia de esos
terrible instruments de desolaci6n;
contra las cuales ya no bastan las corazas
ni las cotas de malla, ni aun los blindajes
acerados de lastorres que A su vilento
choque caen deshechas en pedazos, que
reparten la muerte y llevan el pavor a
los sobreviviente-.
Eran ya casi las seis de la tarde; la
noche se venfa encima y las luces comen-
zaban a brillar por doquiera, cuando la
gente invadi6 la avenida para el regreso.
En la terraza de todos los pabellones
podian admirarse gran nimero de damas
luciendo ricos trajes y disponiendose a
pasar A los restaurants, acompafiados
por sus families 6 amigos, para comer. las
que no querian tomarse la miolestia de
legar hasta sus casas, de--ei-i-as dle volver
para los bailey que prometian ser los
mis concurridos y alegres, por tratarse
del uiltimo dia de regocijo y expansion.
Y como lo pensaron sucedi6, pues esa
noche el content de todos, podia leerse
en las sonrientes fisoomia- a que llenaban
los Pabellones entregados por complete
al suave y cadeucio,.o ritmo de la mfsica
que con sus notas parecia in vitar a seguir
el torbellino loco de aquel baile. Asi se
prolong, acentuandose mas a. cada ins-
tante la tinta encantadora de aquellas
reuniones imprevistas. en donde el novio
ansioso efia surgir de inomentola cab za
amada dentro de un grupo, al que una
barrera bumana le impedia llegar, entire
risas y bromas amistosas.
Las dos. ... talvez las trees, serian
cuando las buenas madres y los viejos
padres cansados del plant6n, pudieron
Ilegar hasta los -uyos y obligarles a
retirara e a sus hogare-., con las caritas
bellas eucendidas; por la emoci6n del
baile 6 el rubor natural de las palabras
de amor, que cial susurro: les murmur6i
al oldo cl bien amado.
Los pabellones: de Agricultura, de as-
pecto r'istico con ln sal6in rectangular
Ileno de limparas elictricas y bandas de
verde cre-,p6n: el del comercio cubierto
de relieves y de simbolos del trabajo con
un hermoso retrato del Jefe del Estado
en el fondo de su sala; los de la Banca y
los Ferro-Carriles, espaciosos v muv bien
adornados, y el del Circulos de Amigos
ostentando en la part -superior los retra-
tos de los ex-gobernantes Barrios y Reyna
y el del actual Mandatario Lic. Estrada
Cabrera. Todos fueron quedando envuel-
tos, sino en las sombras por la much luz,
si en el silencio apenas interrumpido por
la charla de unos pocos alegres que no


querian abandonar la vista de las canti-
nas, bien provistas ain de sandwichh,
vinos y licores finisimos, que tanto
habian fortalecido los debiles est6ma-
gos y levantado los espiritus decaidos,
delos que hasta dejaron de comer por no
perder la fiesta.
Durante los tres-dfas los sefiores: Va-
lenti, Porras y Fernandez dieron funcio-
nes piblicas de cinemat6grafo por la no-
che, hacienda las delicias de la gente
menuda y adn de la que no lo s. En el
sal6n de la izquierda hubo marimbas, y
el seinor Valdevellano y demas compafie-
ros fot6grafos hicieron funicionar sus
camaras a toda hora, tomando vistas y
cintas para cinematografo; de tal modo
que, el que no haya podido asistir a esos
Petit Champ Eliseo, ya vera, donde
Valenti y otros reproducidas nuestras
grandes fiestas.
Como de todo debia haber, el servicio
del tranvia fue caro y malisimo; y es
lIstima que en estas fiestas no se obligue
a esa empresa, en pago de lo much que
explota la paciencia y los bolsillos del
priblico, a que ponga todos sus carros a
disposici6n de las Escuelas y Colegios de
nifias, siquiera los dos iltimos dias; pues,
en verdad, las pobres criaturas deben
sufrir much con esos viajes al medio dia
llevando las cabecitas descubiertas ag
pleno sol.
Las festividades escolares de este afio
fueron, como en otros, una especie de
gran parada militarinfantilenla quetodos
yadn los Colegios de Seforitas y nifias,
lucieron su discipline, sus limpios trajes,
su gallardia y buena voluntad, revelado-
res de la noble indole denuestrajuventud
estudiosa como de los incansables y meri-
torios sacrificios de las Maestras y Maes-
tros;DirectorasyDirectores, queelSupre-
mo Gobierno debe premier con largueza
para alentar en lo future a tan 'deno-
dadosy modestos au asde nuestraciviliza-
ci6ny cultural. Esecaricter military que
tienen nuestras fiestas, podraiparecer a
muchos como un deseo de convertir al
pais en un inmenso campamento, perono
es asi. Todo lo contrario; ese aspect
disciplinado es, en un concept elevado,
or-den y metodoque no s6lo da facilidades,
como las que dil, a los Directores del
ceremonial que tan bien cumplieron con
su cometido, sino que, practicandola en
el recinto de Es.:uelas y Colegios va
inoculando sutil y lentamente en nuestro
pueblo los bibitos- arm6nicos del trabajo
en conjunto; la convergencia de todas
las voluntades hacia un mismo fin, que es
la raz6n supreme de la unifcrmidad delos
programs de ensefianza, pues esa disci-
plina sujetando como un freno moral las
veleidades del coraz6n 6 del espiritu,
contiene a la material en sus impiilos
males y acaba por imponer a cada uno el
mejor y mas- poderoso control de sus
actos. que es la propia \voluntad manifes-
tada, como una fuer2a que empuja al
cuerpoen linea recta para el bien general.


Y ya que de esto hablamos, haremos
una observaci6n: cada a'io hemos notado
mayor nimero de escuelas que llevan
bandera; y creemos recorder que con
excepci6n de "La PrActica" y las Ele-
mentales, representadas esta vez por la
nimero 6, a ninguna otra se le ha entre-
gado en la forma que debe preceder.
Decimos esto porque hemos presenciado
que las guardias y cuerpos del ejercito
hacen honors militares cuando pasan; y
como quiera, que la insignia de la Patria
se entrega a la fuerza armada con el
solemne compromise de defenderla hasta
morir, ignoramos y querriamos saber
hasta d6nde lega ese compromise, y los
medios de cumplirlo, en j6venes 6 niffos
que s61o accidentalmente poseen el her-
moso lienzo. Eso mismo nos daria ]a cla-
wve del derecho que tuvieran para recibir
esos honores, pues en caso contrario s61o
la portarian como el municipio, que Ileva
su estandarte en las funciones pfiblicas,
pero al cual no se presentan los fusiles,
por no ser fuerza armada ni representar
a la nacion entera.
Extraordinariamente, han sido esta
vez las Miner alias como se ha convenido
ya en llamarlas, una especie de pr6logo a
la celebraci6n miis solemne que probable-
mente contemplara la generaci6n actual
en Guatemala, Nos referimos a la
pr6xima Ilegada del Ferro-carril del
Norte, que al efectuar su conjunci6n
con el del Sur en esta [Capital, quedara.
convertido en la primera via ferrea
interoceanica en el Centro de America.
Suefioynada masquesuelo, fue por m.s
de un cuarto de siglo, nuestra rapida
comunicaci6n con el Atlantico, que es
como decir con el resto del mundo civili-
zado. La idea era antigua; pero, como
sucede siempre entire nosotros que vivi-
mos pagados de esa sabiduria esteril
que asombra al extrangero en el primer
moment, porque no comprende c6mo
con esa facilidad de concepci6n, prac-
ticamos tan poco.... las cosas iban
lentamente y con interrupciones tales,
que muchos habian perdido la'eperanza
de ver su conclusion. Y es que sobre
el talent. por ma.s que sea una virtud
excelsa, puesto que de l1 surge la idea,
se dice que esta el tacto que la aplica con
provecho en el instant que mis se
necesita; pero aun sobre ese tacto colo-
carfamos nosotros una virtud mas rara
en nuestro pueblo, porque ella es lucha;
porque noes el chispazo genial que deja
al hombre en la holganza despues de
producido, sino el esfuerzo gigantesco de
largos afios 6 de toda una vida: es. en fin,
]a constancia traducida en trabajo diario
e incesante que require un caudal de
energlas y un poder de voluntad tan
grande-, que es a inica virtud capaz de
vencery domar a: tierole6n,que llamamos
dlitlalladi1 iiiperables, y que a tantos
caracteres dhbiles asusta y despedaza en
el camino, por falta de tes6n y de valor








La Loco motor 8


moral. Nosotros que en nuestra lucha
aislada sin elements, hemos llegado
por triste experiencia, aunque nos cueste
confesarlo, i no sentir esa veneraci6n
id6latra por lo que calificarfamos como
talents tecnicos conociendo que sus fan-
tasias lejos de hacernos bien nos hacen
dafio algunas veces: no podemos menos
de declarar abierta y francamente que
sentimos una profunda admiraci6n por
los hombres que poseen esa suave virtud
de "gota de agua que horada hasta las
pefias." Ella y no otra ha levado a
termino la obra y, quien la posee, puede


mostrarse orgulloso al pueblo de su
patria, seguro de que los hombres rectos
y de mas amplio criteria; aquellos que
hacen justicia hasta a sus propios enemi-
gos; aquellos que no viven alimentandose
el alma con rencores ni atizando odios
malsanos que de rechazo les hieren;
aquellos cuya ilustraci6n les hace conocer
que adn los Gobiernos poderosos 6
ilustrados de Europa y America han
tenido que invertir grandes sumas en
subvenciones para cruzar su territorio de
caminos de hierro.... esos, decimos, no
tendrian mis que una frase al contem-


plarle: ilHe ahi un hombre!! Porque
realmente lo es quien, como Estrada Ca-
brera; en medio de ese mar deshecho de
contratiempos, guerras y desventuras
nacionales y propias, que a muchos
fuertes habrian hecho desistir, ha podido
arrastrar hasta el coraz6n de su pais a
ese monstruo de acero, desgarrando con
su ferrea voluntad el seno rocalloso de
los mas abruptos montes, para llenar el
alma de sus conciudadanos con la tran-
quila y satisfecha aspiraci6n del bien
cumplido.
Rafael D. Ponciano.


_C r3


III


Pabell6n del Cfrcu!o de Amigos.


Ea Qprensa 2TacionaI en las 5ietas be 2inerva


INVITACION
La Direcci6n de "El Guatemalteco"
tiene el gusto de saludar Ud. ,y uplicar-
le se sirva asistir a las festividades pr6xi-
mas de Minerva en esta Ciudad 6 nom-
brar quien lo represent a efecto de
presentar el homenaje respetuoso de la
Prensa Nacional al Fundador de ellas
Benemerito Presidente Sefior Licenciado
Don Manuel Estrada Cabrera.
Felipe Estrada Paniagua.,


ALOCUCION
Dirigida por el Licenciado Juan Calder6n
Valdis, Director de "La Gaceta de los
Tribunales," en nombre de la Prensa
Guatemalteca, al Sefior Presidente Cons-
titucional de la Repiblica, Benemerito de
la Patria, Licenciado don Manuel Estrada
Cabrera, en las fiestas deMinerva de 1907.
Senior Presidente:
La Prensa Nacional, por medto de sus
representantes, unidos boy por los
sacrosantos t 'nculos del amor A la Patria,


viene a expresar sus cordiales sentimien-
tos de just admiraci6n hacia Ud., por
haber fundado estas fiestas de la nifiez,
como tribute a Ia Escuela y como la mejor
de las cruzadas que se ban emprendido
contra la ignorancia.
Y cipome en suerte por designaci6on
inmerecida que en mi hicieran mis distin-
guidos compafferos en el periodismo, ser
el interprete de los levantados senti-
mientos que quieren consignar por tan
plausible motivo.
La Prensa, Sefior, es la llamada, como
factor importantisimo de la civilizaci6n
modern, a censurar todo lo malo; pero
esta obligada, por reciprocidad, si ha de
cumplir su misi6n, i batir palmas a today
idea y a toda obra que tienda al bien en
cualquiera de sus multiples manifes-
taciones.
Nada, absolutamente nada, hay mejor
que la lucha contra la ignorancia, que
sume a los pueblos por viriles que sean


en la mis triste y deplorable abyecci6n, y
por eso los aplausos mas espontaneo sde
los mensajeros de la verdad deben tribu-
tarse a quien ha tenido como idea cons-
tante de su mente y ferviente deseo de su
animo, el triunfo de esa luz de diafanidad
eeleste que se llama Ciencia.
Y much mas cuando la idea y el deseo,
como los de Ud. se ban convertido en
hechosque perduraran mientras a Patria
ostente el simbolo bicolor de su so:be ra nia;
que obras como este Templo de d6ricas
columns y como las Escuelas Practicas,
dedicadas en toda la Reptiblica a la ense-
fianza modern, son santuarios que vivi-
r6n 6 travys de los siglos.
La idea creadora de estos festivales
que fulgur6 en el Mundo, por manera
original, en el poderoso intelecto de Ud.,
el deseo constant de transformer la
apriorfstica ensefianza alin usada en la
epoca que acaba de pasar, en una ense-
flanza prActica, e inspicada en los siste-
mas mas avanzados que ha aceptado la









ilustraci6n, idea y deseo qne ban creado
obras admirables, merecen, Seffor, nos6lo
nuestra gratitud como guatemaltecos,
sino la gratitud y la admiraci6n de la
humanidad ilustrada.
Yesagratitudy esa admiracin existen,
senior Presinente; y testimonios indiscu..
tibles de ellas ha tenido Ud. en las refe-
rencias honrosas de toda la prensa
ilustrada del extranjero que ha dedicado
repetidas veces las columns de sus
peri6dicos a la just alabanza que mere-
cen las ya celebres-fiestas de Minerva,
alabanza que se les rinde despues del con-
cienzudo analisis de su importancia y de
sus trascendentales resultados, sin
excepci6n de eminenciaalguna de las que
sobresalen en el Mundo culto.
Modernizada la ensefianza en today la
Repiiblica, con elegantes y bien dotadas
Escuelas PrActicas en las cabeceras
departamentales; atendido y honrado el
maestro con toda la plenitud que merece


y estimuladas eficazmente la nifiez y la
juventud, tendremos pronto mayor nmme-
ro de ciudadanos que honren a la Patria,
y todas las futuras madres guatemaltecas
sabrAn educar A sus hijos, formando de
ellos una generaci6n de rep6blicos que
transfiguren por complete el suelo donde
nacimos, en una de las naciones mas
ilustradas del Planeta.
Al lado de esos adelantos otros de dis-
tinta indole y no menos grandiosos 4
importantes, que hasta'hace poco s61o
eran esperanza halagadora, se presentan
hoy como hechos consumados: casi a las
puertas de esta bella Capital esta la Loco-
motora del Atlantico, invitAndonos a
recibir el mas director civilizador influjo
de las ditintas razas que hoy se distinguen
por su cultural y adelanto.
Todo ese bien serA principalmente
obra de Ud. y la satisfacci6n mAs dulce
tendrA que lenar su noble y generoso
coraz6n como bien merecida recompesan


La Locomotora 9

a tantos afanes: empero, no sera s6lo ese
el premio que Ud. reciba como el mas
preciado, sino que por lo espontAnea y
verdadera el no menos important de la
gratitud de todos sus compatriotas y el
recuerdo imperecedero y honrosisimo
que de Ud. harAn las futuras gene-
raciones.
Sefior: la Prensa Guatemalteca, amante
del adelanto de estos pueblos, por mi
medio present AUd. su mas fervida feli-
citaci6n; y ya que el peri6dico que tengo
la honra de dirigir es 6rgano del Poder
Judicial de la Reptiblica, same permitido
unir ahora a las felicitaciones de la Pren-
sa, las no menos significativas y sinceras
de los funcionarios que forman el Depar-
tamento del Estado, que tiene encargo de
administrar en todo caso la justicia, ya
que tambien recibira, como lo de demas,
el ben6fico influjo de la instrucci6n popu-
lar, reformada por Ud. y difundida
atinadamente en el Pais.
DIJE.


".-,* : ?.-;':-- -- -" / -':.' ".-'. .y-^
-- ". ---' '. '.."v-. --F'" '^
*- r r ', -.-:. -. *<* ..


Acto de la colocaci6n de la primera piedra del Museo Arqueol6gico.



ALOCUCIONES
birigibas al Seior presibente be la Reptblica, icenciabo Don mZanuel (straba Cabrera, por los alumnos antonio
6pez B (Evira Zejeba, en nombre be las (scuelas y Colegios be la Capital, el tercer bia be las fiestas be minerva,
en que los (stablecimientos be Ebucaci6u, anunciaron las pr6ximas fiestas be la terminaci6n bel 5errocarril
Znterocednico be 0Buatemala.


SENOR PRESIDENT:

SA JUVENTUDqueseeducabajoelamparo d evuestro
S' liberal Gobierno, viene hoy, por mi humilde medio,
A significaros la expresi6n sencilla, pero sinceramente pura de
su gratitud imperecedera por los bienes, jamas apreciados en
su valimento altisimo, que recibe de Vos, Benemerito Patrio-
ta, ai quien todo lo debemos y de quien todo lo esperamos.
Presentes, y la vista estan, Sefior, los halagos dulcisimos
y encantadores con que premiais nuestros afanesen la Escuela,


y present Os hacemos tambien nuestro agradecimiento
infantil, que por ser asi, Os trae toda su ternura y toda su
delicadeza, delicadeza y ternura s6lo comparable con la de los
petalos de la rosa 6 con el tinte suavisimo que colored las
mejillas de la hija de Seda.
La Patria entera, Sefior, esta unida en un solo sentimien-
to, y palpitando como en un solo coraz6n, con el rogocijante
motivo de la pr6xima terminaci6n de nuestro ferrocarril
interoceanico, obra prodigiosa, cinta de hierro sobre la que
vendra la triunfal locomotora, trayendo el saludo del AtlAntico
para Vos, para la Patria y para su hermano el Paciffico.








La Locomotora 10


Para Vos, porque doblando y manteniendo empeios,
atravezando abrojos y sinsabores, poniendo la plant sobre
punzadora- espions, habeis logrado veneer en todas las lides;
y con vuestro character y energia incontrastables, presentais
a la Patria el mejor monument de vuestra grandeza.
Para la Patria, porque la via interoceanica le traera
incalculablcs beneficios, marcindole uha nueva Era de pros-
peridad y de ventura, fundadas en la feliz concordia y en el
movimiento econ6mico general de nuestras cinco naciones.
Y para el Pacifico, porque unido con su hermano, el
Atlantico, a los dos, les quedan ampliamente abiertas las vias
de comunicaci6n para con todos los passes civilizados del Orbe,
y asi cumpliran esas masas enormes de agua, el destiny que
la Naturalcza les tiene sefialado.

SLNOR PRESIDENT:

Todo es perecedero en la vida; y si el m.rmol y el bronce
no conservaren por machos siglos vuestro nombre laureado,
tened la seguridad de que ya esta escrito con letras de luz en
la conciencia de los pueblos y de que la juventud que se viene
educando bajo vuestra protecci6n y amparo, sabra conservar-
lo y transmitirloglorioso a las generaciones del porvenir.
HE DICHO.

SENOR PRESIDENT:

Aqui traemos, Sefior, para dejaros
en prueba de profunda gratitud,
este humilde recuerdo, que os ofrece
eon vivisimo ardor la juventud,

Aceptadlo gustoso, es grata ofrenda
del amor que os profesa la nifiez,
porque ella admira vuestras obras buenas
que tienden nuestra Patria a engrandecer.



"Consulta de recien-nacidos

y Gota de Leche anexa"


Inauiguracion del servicio


Discurso official pronunciado por el Lic. Manuel Valle

Feinoras, &eiiores:


Tiene este g6nero ret6rico 11amado oratoria la desventura de
que cuando no le anima el acicate de la polemica, cual acontece
en la tribune parlamentaria, el auditorio sabe 6 presume el orden
de ideas que se le van a dar A oir, y si el autor del discurso es muy
repetido para el pfiblico, se presienten las formas de su estilo
y si el motive de la oraci6n se roza con la political y es de aquellos
que se reproducen anualmente, de seguro que cae bajo todas las
fases de donosa critical que 6 los oradores del 15 de sfptiembre
les dedicara el mAs .sarecstico y fino de los escritores centro-
americanos, Enrique Guzman, en uno de aquellos sus articulos
llenos de inteneionado atici.mo.
Hoy me acontece algo muy divers: despu6s que haya dicho
con cuanta justicia se dedica esta inauguraci6n al senior Presi-
dente de la Repuiblica, sin ponderaoiones ni ditirambos, recordaudo
sencillamente que quien se afana porque los nifios reciban el
alimento del alma en la Eseuela, quiere tambi6n que lleguen a sus
puertas sanos y robu tou, aptos para realizar el pensamiento
latino de la mente sana dentro del cuerpo sano: camplido este


Simboliza el recuerdo, ]a obra magna
que a vuestro esfuerzo termino alcanz6,
pues ella nos traera desde el Atlintico
brisas de vida, libertad y amor!

Mensajera de paz, sera vuestra obra,
digna ioh sf! de inmortal veneraci6n,
la dicha labrara de nuestra Patria
que ve trocarse en rieles el cafi6n.

Presto, presto, la audaz locomotora -
del Norte, a nuestros lares llegara,
y el angel del progress y de la fama
vuestro nombre doquier bendecira!

Quisisteis completar la obra de Barrios,
yen fuerza de constancia y de valor
a pesar de maleficos obstaculos
nada os detuvo: vuestro afan triunf6!

Alza ufano el quetzal su raudo vuelo
y anuncia vuestras glorias por doquier;
la fama deposit en vuestras sienes
la corona de mirto y de laurel.

Llegue, pues, hacia Vos, la ofrenda pura
de la estudiosa y digna juventud:
dejadla que os tribute sus aplausos
en prueba de su amor y gratitud.

Amor y gratitud, porque a la Patria
le habeis asegurado el porvenir,
trayendo desde el Norte en amplia via
su grandiose y audaz Ferro-Carril.

Atras el odio insano: nueva era
sonria a Guatemala desde hoy,
y entonemos el himno del progress
cual cantico de paz en su loor!
HE DICHO.


deber honroso y grato, en nombre del sefor Ministro de Gober-
naei6n y de sus dignos Colegas en el Gabinete, os pregniutauris
vosotros, y vosotras las que engalandis este acto de importancia
s61o comparable con su modestia, qu6 palabras agregara ePte
pobre Abogado al prop6sito de un institute que ni tiene que ver
con los articulos del c6digo, ni se asocia por ningin lado con
achaques de verso y rima, 6 donde por acaso nos quisiera t.rer
su antigua ch i l td u ra?
Dirigime esta pregunta 6 mi mismo y no atinando con la
respuesta, a punto estuve de privarme de la honra qae se me dis.
cernia, lo que hiciera aun conharta pena, A no recorder los motives
de gratitud que me obligan ante la persona del seflor Lie. don
Manuel Estrada Cabrera, los antiguos vinculos de amistad y
compaferismo universitario que me unen al senior Lie. don Jos4
Maria Reina Andrade, que me invitaba, y la circeuustaneia misma
de tratarse de una solemnidad que depend de la Eseuela de
Medicine, dondd si acaso pudiera encontrar algiin espiritu
indiferente, hallo de seguro una casi totalidad de amigos y con
certeza que no encuentro un inimo hostile.
H6me a solas con mi atormentado cerebro, porque si bajara
libros pretendiendo hacer una peroraci6n de citas y e igrafes,
cuan deslucido seria mi papel de grajo de la fibula ante los
diseursos cientificos que oireis luego, basados en precedent.es y
s6lidos studios profesionales y preparados con espacio por mis
queridos amigos los doctors Mencos y L6pez.
Record que como por dos puentes de tr6nsito inevitable, se
juntan, la Medicina con la Administraci6n Pfiblica; por la
Higiene; y la Cirujia con la Jurisprudencia, por la Medicina
Legal, y pens6 que por uno de ellos podria dirigir mis pasos. y
llevaros a consideraciones no muy impertinentes. Pens6 oufnto
cable reflexionar y explanar sobre temas como estos: iHasta d6nde








La Locomotora 11


llega la acci6n puiblica en su empefio de preservar y protejer la
vida de los ninios, que van A ser mariana elements econ6micos en
la vida national? tNo cometen delito, no debieran castigar las
leyes penales 6 las madres que abandonan A sus hijos, preparando
sus tiernas visceras como otros tantos almAcigos de tuberculosis?
Por alli andaba mi pensamiento fatigado, euando esa palabra,
madre, hizo cambiar el rumbo de mis ideas. iLa madre, la
mujer! Como ellas me salvar6 6 me perderA por el coraz6n, qae
en este caso no me sirve de nada la inteligencia, corta de suyo
y hoy mAs que nunca pobre de recursos.
Las leyes y las instituciones que tienden A la conservaci6n
de la vida, bien se la considerara colectiva, bien individual, son
previsoras las unas, aconsejadas por la prudencia y la observaci6n;
las otras son inminentes, represivas, impuestas por la necesidad
y apoyadas por ]a fuerza: las pestes, las guerras, las inundacio-
nes, requieren del Gobieino la cuarentena, el cord6n sanitario, la
incineraci6n dp cadiveres, la quema de casas y ru-ebles, la movi-
lizaci6n de ambulancias, el despueble y tala de bosques,. praderas
y jardines, todo rApido, inmediato, violent y amenazador: la
salud puiblica es la supreme ley! La possible irrupei6n de enfer-
medades que se tornan endemicas, la consunci6n y el agotamieni-
to de las fuerzas vitales, sangre, nervios, f6sforo, tejidos, en una
series de generaciones, males puiblicos son que el estadista debe
combatir desde muy lejos, su mirada debe penetrar muy hondo
en las nieblas del porvenir y su acci6n ha de ser como la del
hAbil estrat6gico que corta las retiradas del enemigo y deja espe-
ditas las propias, como la del jurispPrito que prevee los atajos
por donde se escurre ]a malicia y allana al mismo tiempo la sen-
da clara de la verdad legal y del derecho.
Al nimero de estas instituciones pertenece la que hoy se
inaugura, aconsejada por una sabia previsi6n y marcada por los
rudos combates que ha sufrido y sufre la vida humana en los
grades centros de poblaci6n.
Nosotros no vemos como ve Londres millares de mujeres
inutilizadas para la maternidad, bu-cando el camino de los
hospitals, con los pulmones moribundos, vencidos en la batalla
contra los mil elpmentos t6xicos que pu-blan el ambiente de las
fAbricas, las ciudades de Hispanu-Amwrica no registran como
Paris la triste estadistica reveladora de que cada cadAver feme.
nino depnsitado en la Morgue, indica pur Jo comun, la p6rdida
de un nifo 6 su dep6sito en la Inclusa, y Guatema!a, en fin, para
no alargar estas comparaciones, no alberga pueblos de mineros
que para vivir y trabajar en las catacumbas de su industrial
debieran tender blindado el aparato respiratorio; pero hacia d6nde
vamos, si hemos de ser, de figurar, de laborar en el mundo? Sin
duda que vamos A una vida mas dificil cuanto mas intense, A
luchas tan reiidas como prestigiosas, A trabajos tanto mAs rudos
como sean mas gloriosos en sus resultados.
No esperemos A que el dolor, la miseria, la desesperaci6n
toquen A nuestras puertas, si podemos, como en realidad podemos
evitarlo.
Aunque es cieito, que estamos aiu lejos de las grandes de-
bilidades y de las espantosas consunciones, tambi6n lo es que no
nos hemos alejado poco de la naturaleza y que parecemos empe-
niados en alejarnos de ella cada dia mas, sigaiendo los malos
ejemplos de las sociedades viejas, sin reeoger la ensefanza de
sus dulorosos espasmos. Lo natural en pueblo joven y rico, es
que la madre amamante al hijo, y ello sabido, apenas se explica
que no falten en las capas humildes de nuestra poblaci6n, muje-
res extenuada llevando en los brazos uno y A las vegadas dos
ninos gemelos, como esqueletitos, vacilante la cabeza, el cuello re-
ducido A un haz de tendoncillos tembladores como el resort de
alambre que liga al troneo la cabeza de un polichinela abandona-
do, las sienes sudorosas, avisando que se acerca la meningitis, la
cornea opaca de unos ojos que parecen enormes por la falta de
carrillos, dejando leer el agotamiento de la vida nerviosa, y los
labios entreabiertos diciendo con su agonizante mueca, que se
acaba, que se pierde, que se va la pequefia circu!aci6n. *iPobres,
desgraciados niios! A ellos, A sus padres, A sus abuelos, les ha
venido faltando uta gota de leche sana!
No son aquellas mujeres pobres finicamente las que, 6 infe-
lices 6 descuidadas se apartarun de la madre Laturaleza, del alma
parents que el genio romano copi6 del arte griego y que los mo
demos han reproducido en cien gallardas formas, no s61o ellas,
tambien las mujeres ricas y felices han quitado y quitan A sus
hijos, qui6n por necesidad, qui6n por error, el alimento propio
de la infancia, la leche de Eus pechos.
iVeis esa hermosa dama que cruza el parque vestida de raso
y blondas, A quien sigue robusta mixquefa, refajada de seda y
cubierta con el mant6n blanco como una espuma, abranzando
un nilo de meses, gordo, fresco, hermoso y risueflo, con esa risa
angelical de las criaturas que duermen? Ella os inspire respeto,
admiraci6n y gusto ciertamente, porque va diciendo que es ma-


dre y ia madre es santa, la madre es hermosa, la madre es comu-
nicativa aunque este callada. Y al propio tiempo parece decir
al paso: esta nodriza gorda y fuerte nos cuesta doscientos pesos
cada mes, la alimentamos, la regalamos y hasta le sufrimos sus
genialidades 6 inculturas, A trueque de contemplar que crece
lozano el fruto de nuestro amor.
Y el nifio crece en verdad, que da gusto verle, pronuncia las
primeras palabras, gatea, echa fuera los dientes de leche sin
muchos sobresaltos de la madre, se le despeeha, come con buen
apetito, anda, corre, cumple los cinco aios y va al Kindergarten.
iEncato de sus padres es el nifo!
A los diez arios anuncia una desbordante naturaleza, es iras
cible, no sufre la mas pequefia contradiceei6n, se subleva contra
los reglamentos y golpea A sus compafieros. IDe d6nde procede
aquel carActer? IPor qu6 atavismo tales violencias de genio? Su
padre es un cordero pascual, sa madre una paloma torcaz, no se
recuerda que en ninguna de las dos families haya existido un
ascendiente asi de furibundo y endemoniado...... iMisterio!
Nada de misterio, es que se aliment6 durante el ano primero de
su vida A espensas de una naturaleza seleccionada de diez gene-
raciones comedoras de chile y bebedoras de aguardiente y chi-
cha, es que mam6 la leche de unos peehos fecundados por un
mozo bravio, que machete en mano, era terror de ]a encrucijada
del Manzanillo y que desde los quince ainos desga-t6 los caytes
en todas las zarabandas de San Juan y San Raymundo, de Mixco
y del Guarda Viejo ....
Mientras no os lo impida una fuerza insuperable, amaman-
tad ioh madres! A vuestros hijos y 6 vuestras herederas predi-
cadles con el ejemplo la crianza de vuestros nietos, si no quer6is
que pasando vuestros nombres A una generaci6n de ronauuajos
disfrazados de gentes, se extingan por fin en la patria, en la
sociedad y en la familiar.
iQua descaminadas van las j6venes que enenentran prosaica
la misl6n santa de dar de mamar A los nifios! iQu. satisfaccifn,
qnu deleite moral mas sublimes que el de poder exclamar una
madre que tiene al hijo en su regazo:
Alma tiprna de mi alma despreudida,
Mi seno fua tu primitive lecho,
Td alimenta ]a leche de mi pecho
Y te doy la existencia con mi vida!
Cuando observamos A ]a joven esposa y madre que se aver-
giienza, se ruboriza y se esconde ante un deudo 6 un amigo que
la ven amamantando A su nino, quisieramos recordarle y traerle
A la vista aquella linda creaci6n cristiana de la Virgen de la
Leche, debida quizAs al genio de un artist hondamente cat6lico
y'soifador: Maria deja caer toda la luz de sus ojos azules de
virgen del Norte sobre el tierno rostro de Jesus que mama con
avidez de aquel pecho redondo, lleno, desnudo y tan grande
como la cabeza del niio. gA qu6 abyeeta naturaleza le pudiera
inspirar ese cuadro un penamiento librico -i obeeno? A nin-
guna. Aparte la creencia, en el alma del artist lo que ocurre
es pensar que sin duda el creador de aquella concepci6n castisi-
ma quiso pintar en el semblante de Maria el vago presentimiento
de que pudiera ver coronada de espinas aquella cabecita adora-
ble y tener aquel cuerpo tiernisimo exangiie, yerto sobre sus
mismas rodillas en la cumbre del G61gota.- ....
Y todas las madres que amamantan A sus hijos poseen la
santidad de Maria y todas las madres que amamantan A sus
hijos, tienen virginidad compatible con la vida de ellos, ia virgi-
nidad del alma!
Estas rectificaciones de criteria deben enunciarse en momen-
tos graves como este, para que se aferren 6 la memorial y conviene
publicarlas para que las lean las madres de family, por mas
que est6n exornadas con un ropaje que quiere pasar por literario.
Lo principal consist en rectificar en la sociedad los errors
iniciados, defender las naturalezas que se encaminaron mal y
preeaver el dafio de las existencias en germen, que & la vez
pudieran traer consigo germenes morbosos en su debil y tierna
economic. A eso tiende la constituci6n de esta Consulta y Gota
de Leche, ensenanza prActica de esterilizaci6n y administraci6n
del liquid suplementario, cuando por necesidad que siempre
llamaremos desgraciada, falta al niio la leche de la madre y le
falta tambi6n la que no pudiendo reemplazarla puede siquiera
suplirla, la de una nodriza.
Del origen, desarrollo, forma 6 importancia de estas funda-
ciones generusas y salvadoras, os hablarAn A ciencia y conciencia
los Profesores encargados de ello.
Permitidme s61o volver uu instant A considerar el pensa-
miento del Jefe de la Repfiblica: reparemos las fuerzas perdidas
y defendamos las que pudieran contaminarse.








La Locomotora 19


Y con efecto, de qu6 nos serviria estar sonando con el
progress y estar luchando para obtenerlo, si al fin y al cabo
tuvi6ramos que legar los elements acumulados A.una poblaci6n
an6mica, linfatica, tuberculosa, sifilitica y neur6tica?
Rehagamos el pueblo mientras hacemos la civilizaci6n, enri-
quezeamos la sangre junto con las ideas, formemos el coraz6n
vigorizando A un tiempo los miseulos!


Formulando esteredentor y noble prop6sito, auguramos don
esta sencilla cuanto significativa iniciaci6n un exito feliz A los
grandes festivales, coronamiento de un afio de ingentes luchas,
que se abren con la cebraci6n del cumpleafios del senior Presi-
dente y culminaran con el saludo de la Locomotora del Norte,
que trae al seno de nuestra querida Ciudad, un eco rumoroso
de las olas del AtlAntico.
HE DICHO.


*I-I-iv \.
~:p?~- f8~a~?,,ip;


Simulaci6n de la entrada de la Locomotora del Norte.


onomit be la prensa


A la invitaci6n hecha por los sefiores
Licenciado don Juan Barrios M. y don
Joaquin Mendez, correspondi6 con gusto
la Prensa Nacional; y reunidos el 18 del
corriente en el Sal6n de Recepciones del
Ministerio de Relaciones Exteriores, los
periodistas de la capital y los represen-
tantes de todos los departamentos, segiin
telegramas que a la vista tenemos, se
eligi6 por medio de votaci6n nominal la
Directiva, que qued6 organizada asi:
President, don Felipe Estrada Pania-
gua; Vice-Presidente, doctor don Ricardo
Contreras; Vocal 1 Lic. don Juan Maria
Guerra; Vocal 2 Gral. don Fernando
Somoza Vivas y Secretario, don Froilan
Turcios.
En seguida se acord6 que para la
pr6xima inauguraci6n del Ferro-carril de
Guatemala, se dirija una manifestaci6n
de gratitud y de admiraci6n al Benemd-
rito Sefior Presidente Estrada Cabrera
y que se invite a la Prensa de Centro-
America, de los Estados Unidos del
Norte, de Mexico y de Panama a efecto
de que nombren corresponsales 6 repre-
sentantes que tomen participaci6n en
nuestras fiestas y les informen de ellas.


No dudamos de que el Comite de la
Prensa, sabra cumplir con el mayor
patriotism y el interns que demandan
las excepcionales circunstancias su hon-
roso cometido y que obtendra el mis
brillante exito en l1.

C*rco monumental


"La Mafiana" ha iniciado el proyecto
de la creacidn de un arco monumental
que perpetde la memorial del hecho
trascendentalisimo de la inauguraci6n
del Ferrocarril al Atlantico.
Esa idea ha sido acogida en la capital
y en los departamentos con el entusiasmo
que se merece y aplaudiremos verla reali-
zado cuanto antes.

"I Domingo"


De este apreciable colega que redacta
el sim patico y aplaudidopoetadon Froilin
Turcios, hemos recibido tres ntimeros.
Correspondemos con gusto al galante
saludo que nos hace y le deseamos que
a los laureles que ya ha cosechado a
su paso por todas parties, agregue otros
aquf inmarcesibles y loszanos como la
musa que lo inspira.


0crmosa obra inteectual


La tesis desarrollada por don Adrian
Recinos en el acto de obtener la licencia-
tura en Abogacia y Notariado, es, por su
fondo y por su ropaje exterior, una bella
demostraci6n del poder intellectual que
ha revelado en todas sus producciones
literarias aquel joven escritor.
Sincera y efusivamente le felicitamos
por su triunfo.



peba ogia y ZTetoboIoWia


El muy distinguido publicista Dr. don
Ricardo Contreras,.di6 iluz en las dlti-
mas fiestas de Minerva, una obra de
Pedagogia y Metodologia, de la cual se
ha servido obsequiarnos un ejemplar.
Sin tiempo ahora para hacer el studio
que obra de tal aliento merece, nos reser-
vamos para otra vez; pero si manifesta-
mos al Dr. Contreras nuestros mis
expresivos agradecimientos por su va-
lioso obsequio.
















II





































~Pi
-









'r





























i I.





FOTOGRAFIA


IMPERIAL


DE EMILIO EICHEMBERGER
GUATE MALA
Retratos a todos precious, desde los mrs baratos.-Grande y magnffica colecci6n de vistas
y tipos del pafs.-RETRATOS DE TAMAFIO NATURAL en tinta china
6 acuarela, ejecutados por LAMBERTO EICHEMBERGER con procedimiento mis
modern y entregados en tiempo mrs corto.
En la actualidad hay una grande colecci6n de muestras de estos retratos grandes, grupos de
families y vistas.-Invitamos al distinguido pdblico visitar el establecimiento.


La Revista ilustrada y de mayor circulaci6n en Guatemala


"LT.


LOC07MOTOR R"


se esta haciendo cargo de la publicaci6n de


avisos


del Comercio,


Empresas, Talleres, Fabricas


todas aquellas


casas


que


deseen


anunciarse.


PRECIOUS


MODICOS


Fuerza de Accion


UN libro dtil de ideas practicas
+ + POR AXiMILlIANO AVIES + +


$1.00 Oro el ejemplar, 6 su equivalent en billetes de banco
PIDASE --A OBRA A ESTA-- RED-CCION
PIDASE ILA OBRA A ESTA REDAGGION


TIPOGRAFIA NACIONAL-


S
S


S
S




Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8
REPORT xmlns http:www.fcla.edudlsmddaitss xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitssReport.xsd
INGEST IEID E42E39R6W_EK4ZFA INGEST_TIME 2013-01-23T14:05:20Z PACKAGE AA00011460_00041
AGREEMENT_INFO ACCOUNT UF PROJECT UFDC
FILES