La locomotora

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
La locomotora
Physical Description:
Serial
Language:
Spanish
Publisher:
s.n.
Place of Publication:
Guatemala
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Periodicals -- Guatemala   ( lcsh )
Civilization -- Periodicals -- Guatemala   ( lcsh )
Genre:
serial   ( sobekcm )
periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage:
Guatemala

Notes

Dates or Sequential Designation:
Began with Año 1, no. 1 for July 15, 1906.
Numbering Peculiarities:
Vols. for 1907- also called Año 2-
General Note:
"Revista de política, ciencias, literatura y bellas artes".

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 30858255
lccn - 2011229543
ocm30858255
System ID:
AA00011460:00029


This item is only available as the following downloads:


Full Text




























































Guatemala,


1 de Julio


de 1907.


1. '
.;,. .


./



.I ~-~




64















2evista be political, 'icncias, $itractura y 23ellas. Crates.

Director y Redactor: Felipe Estrada Paniagua.
Administrador: J. Alejandro Pacheco H.--2 Avenida Sur, Nl4mero 3.

ANO 1I. GUATEMALA, 19 DE JULIO DE 1907. NUJM. 38



EL PARTIDO LIBERAL DE GUATEMALA

a stt JTef Licenciado


DON MANUEL ESTRADA CABRERA

el 0 de JTrnio de 1907.


SEROR:
Con inotivo dlel XXXVI aniver-
sario de la Revoluci6n del 71, el
Partido Lib eral ha dispuesto hacer
i rna manifiesta;ci,'n popular y
personal en honor del Supremo
Jefe del Partido, Licenciado Don
IAanuel Estrada Cabrera, para
significarle su simpatia y adhe-
si,'n: y en talvirtud, losinfrascritos
tionen el lhonl.nr de invitar a Ud.
para que, con el objeto indicado,
se sirva asistir al Edificio Muni-
cipal el dia 30 del corriente, A las
nueve de la m ia ana.
Guatemala, Junio de 1907.
Rafael D. Ponceano, Felipe Es-
tranla Paniag--n, Luciano Barriois,
l'-.e- Maria Reina Andrnade, Fran-
cisco Anguiano, A:lrian \'ildaurre,
Licas T. C:,j iilt 'n, lo:s& A. Beteta,
An,,el lI. B',canegra, Francisco
C. Castan eil, a. uan Barri'.,s i.,
J. A.ntonio MNnlnez. Francisco
Amnado. Joaqin Alen ec.lez.
En virtud icilln. q ie rcul profl.i-saiment ,, el
edificio Imuniicipal se vic averC
invci dido por tan gran1 nuinmro de
ciidadanos hasta star literal-
mente Ileno.
A las nueve v media de la ma.
fiana se organize el d:eshle, por
la se|:tima A'venida Sur hasta la
casa dl e halitaci_'.'n del Ilustre Jefe
del Partitl Lilberal sehor Licen-
ciado Lon Alan tel Estracla Cablrera.


Una-comnisi'In de los concurren-
tes entr6 a saludar y' A ofrecer
la manifastaci6n al senior Presi-
dente de la Repuiblica, y en ese
acto, despuas del saludo del Galbi-
nete en que llev6 la palabra el
talentoso Nlinistro de Foniento
seflor don Joaquin M4ndez, el senior
Licenciado don AdriAn Vidaurre
pronunci6 con much correcci6n
el siguiente discurso, tan oportuno
por su fondo como brillante por
su forma:

"SENi.,R PRECSIDENTE:
Los acontecimientos que se de-
sarro1llan en el suielo de la Patria
reiunen una vez mns, al rededor de
LJ., al Partido Lib:eral; v una vez
mA s syo designacldcomin i nterprete
-le tan i mpvrtante Agrupaci6n
Politica.
In-l)piradlo en la nobleza de sen-
tipmient-c, que animan A nuestros
c.'rre-lig:'onarios presents en este
acto solemne, he de apartarme de
In send trillada y estrecha de
ul t raja r al pasado y los hombres
qu e c t n.:es figil raron em pu an-
do iuna blandera y defendiendo un
cre do pol itico.)
Entiendo que ese no es el espi-
ritu liberzil y comprendo que no
es esa la labor de las democracies.
El Partido Liberal es el Partido
del porvenir y de las grades
esperanzas para la Patria; v no


deja de ser pueril, por no decir
absurdo, prescindir de los dias que
tenemos delante, para ocuparnos
de los que pasaron para no volver
jams.
Aiio tras afno. en este mismo
aniversario, se han escuchado dis-
cursos patri6ticos que parecen
inspirados en el prop6sito de frac.
cionar, cada dia mAs, a la familiar
national, en vez de llevar a los
adversaries el convencimiento de
que s61o con el ejercicio de las
libertades pdiblicas, nuestro parti-
do crece, y se levanta, y trabaja
con gloria, y hace amar las insti-
tuciones que proclama y sustenta
desde el 30 de Junio de 1871.
Sea hoy el-dia en que calle para
siempre el eco de pasiones mal
encaminadas, para que en lo veni.
dero se escuchen s61o las vibracio-
nes del patriotism que redime A
los pueblos y'reune a los ciuda-
danos al pie de una sola bandera.
Que el pasado con todo y sus
tenebrosidades sea prnveclhosa en-
seflanza.
Que el present luzca espiritti
sereno; y que apartindonos del
pasado, nos encamine con paso
seguro por la send luminosa del
porveni,-__ .-
Pienso que en nuestra lal)or
debemos prescindir hasta de los
fal-os apIstoles que trnicidn por
traiciun, han defraudado nuestras


4~~~aa&~it~Pw:








La Locomotora 2


esperanzas asestando golpes ale-
ves a la asociaciun que en hora
fatal les abriera sus brazos y les
recibiera en su seno como her-
manos.
Hay quien se asombre de que
36 ahos de continue lucha no
hayan logrado quebrantar nues-
tras energies: mayor tiene que
ser el asombro cuando al cabo de
esos 36 afios aun se destaca la
figure de Ld. con ese espiritu
fuerte nacido para la lucha sin
tregua.


Estitua del General M'guel


Desde el aiIo de 1871, cduros han
sido los dias de prueba para el
Partido Liberal; mas ninguno de
ellos puede compararse con los
que han tocado ai Ud.
En este mismo moment, con-
templnndole frente a frente, me


pregunto c6mo Usted salii, ileso
y triunfante de la mins terrible de
las pruebas?
Es que por encima del hombre
estan las leyes que president el
desenvolvimiento de los pueblos,
y los fueros inviolables de la
Justicia.
Es que para evitar el Iidieulo v
el fracaso que traen siempre los
alardes necios de omnipotencia e
infalibilidad, en ese cerebro se
piensa much y se media mins
para obrar modestamente.


Garcia Granadas.


Es que esos labios jams han
dicho "h'are," porque se deja cam-
po para que los hechos divulguen
loque se hizo sobre bases incon-
movibles-.....
Nunca lamentaremoslo bastante
el errorgravisimo en que han incu-


rrido nuestros estadistas al con-
fundir los procedimientos de la
Reforma con los derroteros que
debe tomar el Partido Liberal.
Querer encaminar z ,ste por las
vias trilladas de aquilla, sobre
il6gico es contraproducente.
Dentro de los t6rminos de la
Reform caben hasta la tirania y
el despotismo en todas sus formats
de manifestaci6n; pero cuando el
Reformador ha concluido su Ardua
tarea v ha bajado al sepulcro a
descansar eternamente, la tirania
y el despotismo han de rechazarse
como elements de destriiccidn
para dar paso al sistema experi-
mental, que si hoy dirige la vida
prActica de los pueblos, es porque
comenz6 por invadir los campos
de la Filosofia Y del Derecho.
Los sucesos del Porvenir, ni
estin sujetos A formulas de inven-
ci6n humana, ni A caprichos de
vol untades bien6 iralequilibradas;
v de ese convencimiento profundo
nace el menosprecio con que las
multitudes yen los manifiestos y
programs de Gobierno de los
aspirantes A erigirse en duefios y
seinores de los pueblos.
Son las leyes sociolugicas las
que marcan el camino que ha de
seguirse, escuchando los dictados
de la raz6n y la experiencia, so
pena de preparar dias amargos
para la Patria y de luto para sus
iijos; y si este es el fruto que
recoge quien menosprecie las leyes
de causalidad v cierre los oidos a
los consejosr de la raz6n v de la
experiencia cqu puede esperar
y promoter quien se levante sobre
un crime horrendo v cimente su
edificio sobre un asesinato?
Triste suerte la que semejante
hombre prepararia A la Patria, ya
que nadie podria alternar con 61
sin sentirse humillado y sin enro-
jecer de vergiienza.
Sello imborralle ha dejado el
29 de AIri! en la conciencia nacio-
nal.
Aqui, el pasado, por medio de
un crime atenta contra la exis-
tencia de Ud.
Alli, ese mismo pasado, por
medio deotro crime atenta contra
la autonomia de todo un pueblo.








La Locomotor a 3


Pero se atenta contra Ud. como
Jefe del Partido Liberal para inm-
plantar,sobre un crimen,el sistema
del retroceso y del obscurantismo.
Pero se atenta contra la auto-
nomia de todu un pueblo para
implantar, sobre otro crime, un
sistema de intolerancia y repre-
salias.
Crimen sore crime, provocan
la nueva lucha; y lejos de tener
por objetivo la satisfacci6n de
agravios no inferidos, tienen por
punto de mira el aniquilamiento
de un Partido, por irns que para
ello hayan de dar muerte A la
autonomia de la Patria.
Contra el Par-
tido Liberal aqui
reunidonadapre-
valece, ni ain las _'.,
apostasias y trai-
ciones de sus .
mentidos ap6sto-
les, ya que noble
y grandiosa esu -
misiun sobre la
tierra.
Fuerte e incon-
movible, con la
frente erguida,
avanza hacia el --
porvenir vencien; S.
do adve rsa r ios
obcecados v cu- '.
ranclose poco de
los que co mbaten
sus ideales, pues
uno a uno, clu-
biertos de infa- _., "'
inia van cavendo
en la fosa comilin. -i....: ..
En esteaniver- ..
sario de aquellos: ';"-
dias en que la
aurora de la li-
hertad iluminu
los h o r i Z o n t es
de la Patria,
viene el Partido Liberal a mani-
festar A Ud. sus sentimientos de
simpatia y A renovarlesii adhesion
franca v leal en moinentos de
verdadera prueba.
El porvenir nos espera.
Va mos alli.
No malogremos la oportunidad
de dejar paginas l)bellisimas escri-
tas en la historic de la Patria
para alcanzar y merecer la grati-
tud de las generaciones.
Esta es la mas noble aspiraci,,n
del Partido Liberal; e indudable-
mente colmar6 su leseo, si cuenta,
como no puede menos de contar,


con la sabia direcci6n y eficaz
anxilio por part del Jefe y Gobter-
nante a qu ien saluda hoy con
afecto de correligionarios y con
respeto de goberna ldo.'

*

El senior Licenciado E-trada
Cabrera, con la facilidad v gala-
nura que le son caracteristicas
tanto en su conversacion par-
ticular como cuando habla en
publico, agradecid al Partido Li-
beral la ovaciun que le hacia en
fecha tan signifcativa para la


Ante la estati.a del General
Garcia Granados hizo uso de la
palablra don Francisco Sanchez
Rosal, v ante la del G(en-eri-l Ba-
rri)os, don Alberto Benitez, amilos
co-Imisionadsi;, p ,or el Clul Liberal
Central '2 de Abril."
Don Francisco Rolldan Arana
dirigid algunas lhermosas frases
al Reformador J. Rufino Barrios, V
despuIs de serv\id)o un lunch A
los al.umnos de las escuelas nacio-
nales, obselio dce la Municipali-
clad, la coinitiva reg-res6 a la ciu-
daid, en el mejor orden.


-ree



Z.: .
~:' .... 'r{
" ;!,"'"<. -. ";-. ,. ;
.. o -. _{ .


;. ..r 7. i ;: -" .- ,

.....ii i~i? "
--, ,. .. = .
o ."~;' .' "
c ".,,- ', .2 .',. "


Estilua del Gentral Justo Rufino Barrios en La Reforma.


Patria v entr6 en algunas consi-
deraciones acerca del orden poli-
tic(o y social con relaci6n al 30 de
junior, y a su administraci6n.
Terninado este acto se continue'
el desfile liacia los monuments
de Garcia Granados v Barrios,
prorrumpiendo en sonorous y pa-
tri6ticos ivivas! al Jefe der Partido
Liberal senior Estrada Cabrera v
; la lmemoria de los heroes de la
Revoluciun de 1871.

C *.


Por la noche Ia atluencia de
gente A la Plaza del centro fue
extraordcinairia: hubo concerto por
la Banda Mlarcial, marimblas y
excelente funci'n dc cinematd-
grafo que se prolong hasta des-
pu6s de las d.iez.
Con igual enthusiasm que en la
capital, fue celebrado en tdlos los
pueblos de la Repiblica, el ani-
versario de la fecha que esta
sintezada no sulo para Guatemial:
sino para today la Animrica Central,
en estas dos palabras: Libertad,
Progress.








La Locomotora 4


SEL


71


GARCIA GRANADOS




A un senior alto de cuerpo, de
d. ideales vigorosos. Reflejabaen
su tisonomia de noble las bondades de su
caracter firme y batallador. Los que le
conocieron dicen que era sencillo en sus
maneras, de platica amena, un volte-
reano. Luchando en nuestras contiendas
political desde 1827 conocia profunda-
mente, por experiencia propia, A los
hombres ptblicos de Centro-America,
desde Gabino Gainza y Filisola hasta
Vicente Cerna. Asi se explica que
leyendole se vea que, en aquel espiritu
caballeroso, salpicado de espafiolismo,
dejaron profunda huella pesimista mu-
chos de los sucesos tormentosos que
vinieron despus tle la Independencia
patria.
Era un patricio. Con el eco de u voz
se alz6 el verbo de la protest en el
augusto recintode la Asamblea Nacional.
Para career en su virtud parlamentarid
baste decir que su reto de muerte era
para el regimen impuesto por las hordas
montafiescas de Carrera, el indomable.
Garcia Granados fue el primero que
biri6 de veras, despues de tantos fraca-
sos, al monstruo politico con el dardo
de su elocuencia viril, bermosa y
patri6tica. Era el monstruode lostreinta
aflos que recibfa el estoque de un Dipu-
tado valiente que, con pechodescubierto,
dijo A la Patria la verdad. Era el sistema
negative del progress el combatido, era
el enemigo de la libertad el sangrado.
Y, asi, de la Asamblea sali6 la bandera
limpia para la Revolucidn, que ya pro-
yectaba intense luz roja sobre el cielo de
la Patria.
Miguel Garcia Granados lleg6 histd-
ricamente a tiempo, con el peso de sus
anos y de sus remarcables mereci-
mientos, para asumir la Jefaturade la
protest social de 1871, cuyo movimiento
popular trafa ya en si mismo el germen
del heroism y de la vida.
Por eso dicen que fue un caudillo; pero
la Historia dira que fu6 el simbolo de la
Revolucidn.


BARRIOS




DESPUES que hubo peleadocon blusa
roja en la Revoluci6n de la que era
brazo, actividad incansable y heroism
constant, fue el caudillo de la Reforma.
Nada hay comparable a esa lucha de
doce alios en que cayeron, uno por uno,
los privilegios de la nobleza y del clero.
Nada igual a la audaz convicci6n political
que animaba el espfritu bravoo; de hierro,
leal y tenaz de Justo Rufino Barrio~..
Nada igual A aquel caracter en cuya
llama perenne debian depurarse las
ideas, costumbres y todo de una sociedad
aleja, enferma de preocu
paciones, sin pensamientos -
de progress y libertad,
enteramente inerte. Nada
igual i la figura heroic del
Reformador. Pasaran los
tiempos, vendrin nuevas
edades con otros derroteros
politicos y sociales en que
se aune elalma de los ven-
cidos y la de los vencedores,
saludare ims elad venimiento
dle los progress como un
hecho natural del trabajo,
sin los dolores con que
fueron impuestos en la era
reformista, y siempre lafi-
gura del HeIroe so alzarA
respetada e imponente ante las genera-
clones que pasen rozando el pedestal de
granite de aquella gran fama.
Fue el caudillo verdadero. Caudillo
revolucionario, porque era el valor
evidente ante las guerrillas eneminas, y
fue el caudillo reformador porlque 61
desat6 la tormenta que derribara Jos
antiguos y arraigados robles impuestos
por la fuerza de la tradici6n. Con su
audacia temeraria salv6 los lirnites del
porvenir para hacer entrar a su pueblo
en una era nueva que no debemos dejar
envejecer.
Despues de los libertadores que pasan
en su carro de apote6sis quebrando
cadenas, soilando Patrias, siguen los
Reformadores, que son artifices qlue
hacen pueblos; menos romnuticos, pero
mis certeros en su ideal de perfeccionar
el cuerpo politico libertado.


En el mundo no hay hazafia mas her-
mosa que la hazafia del libertador, con
su don magico de hermanar voluntades
al triunfo del ideal supremo, al esfuerzo
heroic de constituir la nacionalidad, ya
se llame Washiinton, que es providen-
cialmente el control de todaslas pasiones
que estallanensu derredor para amenaza r
la vida de la Nacion que acaba de cons-
tituir; 6 Bolivar, con su constancia imor-
tal para volver A gritar la Independeucia,
despues de aquellos fracases que agi-
g antan la obra estupenda de la Indepeu-
dencia de medio Hemisferio. /
Pero en el mundo, tambitn, no hay
obra mis meritoria que la obra polftica
del ReFormador, ya se lame Santander,


Hospital Militar.-Exterior del edificio.

que es el primero .en herir al pasado
colonial; 6 Lincoln, que borra la mancha
de esclaritud que obscurecia la Consti-
tuci6n dela Gran Reptiblica del Norte;
6 Juirez que ejecuta el plan de Con-
monfort y rechaza heroica y sangrienta-
mente la intervenci6n intrusa, conquis-
tadora y criminal que iba A estrangular
lalibertad de Mejico; 6 Balmaceda que
ilumina la tribune political de Chile por
cuarenta afios para despues implantar
sus grandes ideas liberals; 6 Justo
Rufino Barrios que cambia la fiz de
Centro-America, con el vasto esfuerzo
de su revoluci6n democratic.
IPor eso es el Reformador!


Jose Wer.


S


.0
peg'
0*













-lL


La LocomtotorIa 3


FCAT \ ET
'^^b~is' 1 L\


L.ELEBRABASE un baile de mias-
caras en el Eli -o Montmnartre. Y el .a'aln
estaba ocupado por una bullicioia y ale-
gre muchedumbre.
La mtiica ensordecia los oidos y la
danza se ballaba en todo su esplendor.
Entre los concurrentes Ilamaba la
atenci'n un indiv\iduo alto y delgado, con
el rostro cubierto por una careta barni-
zada que o.tentaba un bigote rubi.:i cui-
dadosamente rizado.


H.ospital lilitar.--l Sa-la de MIedicina.


El tal sujeto bailaba con tal frenesi
que de pronto, rendido de fatiga, cayc
en tierra sin sentido.
Varies personas 1o levantaron del suelo
y lo condujeron A una pieza inmediata
gritando:
-;Un mendico! un mddico!
A los pocos momenti-s s.e pre-ent6 tun
caballero jov\en y elegant mente \estido
de frac, que dij,,:
-iYo soy doctor en medicine!
La multitud le abrii pa-o y el medico
se ac rc6 al paciente que yacia sin cono-
cimiento en un di\vtn.
El doctor qui-s quitar la careta y vi6
que estala adherida de un mnodo especial
a la peluca v unida per. medio de alambres
a la cabeza.
Hubo, por tanto, Oacesidad de cortar
todo aquzllo con unas tijeras, y .cuando
el niidico logri\ levantar aquel complica-
do apartt. descubri, el rostro de un
anciano pilidoy lleno de arruga-:. Fue
tal la sorpresa de loi; circun-.tantes que
nadie se atreviu a rcifre ni plronLinciar
una palabra.
V.I desconocido recobr6 al lifn cnno-
cimiento, pero estaba al iparecer, tani
dlhil. que el doctor temiia que sobrevi.
nie-.e alguna coinplicaci6n peIligro-a.
--;6inde va u-ted?-le dijo.
El paci nte intli;' una calle que nadie
conocia, Y fLIe preci-o p.dirle dittaileAt


:erca del barrio, que el anciano iba
ronunciando c-n un trabajo y una lenti-
d que rebelaban deA-de luego la pertur-
ici6n de su inteiigencia.
E medico repuso.
--oy A Ilev\rlo -yo mismoa su domi-
lio.
Indudablemente el doctor deseaba sa.
er quaic era aquLl extrailo personaje.
A-.i, pues, inand6 buscar un coche y
hiz.- llevar con'el enfermo a uno de
. barrios extreime- de Paris.
El medico subi6 una
S e.sirecha escalera, soste-
niendo, al paciente basta
in cuarto de quinto piso.
Llamd a una puerta y
se present una mujer
entrada eii aio-; y muy
a -ad;., la cual exclam6
con acento de pr-ifunda
ttisteza.
--iDios mifo! (Qu6 ha
pasado?
Cuando le explicaron el
caso, laanciana se tran-
quiliz6 y tranquilize tam-
bien a1 d.'cti: r,refiriendole
que aquello mismo habia
oc urrido varias veces.
H;ia que acost.irlo, caballero-dijij la
ujer-m Fian- estara bueno y sano.
-Pere si apenas puede bablar.
No, importa. La bebida le ha hfecho
Fno., c'.mo de costumbre. Hoyno ha
midio p'r star mAs ligero y powder
.ilalr Coln sultura.


Hospital Militar.-Patio principal

-gPero por que baila de ese modo A la
edad IluL t ici ? I
-Para que la getik le tome por un
jo;1 i gr Ici s a -u c;ai'ta, y I;- n21.mujres
le teiliii p.r ull calal'-;ra dc-critfena.o.
;Si :i,'r.i u-ted quo I idj e i-tov llevando
deJL- h..e cuatInita aflos! Pero hay


que acostarle para que pueda dormir.
Tentga usted la bondad de ayudarme,
porque yo sola no puedo.
Despues que el danzador estuvo en la
cama, repuso la mujer:
-.No es verdad que esta toda\via muy
bien conservado, a pesar de la edad?
iAh! iSi le hubiera usted conocido cuan-
do tenia veinticinco afios!
-CCon que segin parece-pregunt6 el
mrdico-le gusta ir A los bailes de mas-
cara-s ecbArsela de jocen?
-Sf, senior, y vuelve A la maiana
siguiente en un estado lamentable. Lo
que le mata es la pena que le produce la
vejez y el no tener con las mujeres la
fri-tuin que en otro tiempo le sonre'a.
El anciano empezaban roncar y no
podfa ofr lo que hablaban el doctor y la
vieja. ... .
-Vamos, ha sido-un calavera-dijo el
fmdico.
-Si, senior. Le conoci hace cuarenta
aios en un baile, y al verlo me enamored
de 4l co:ou na loca. Era entonces un
hombre guapisimo y seductor. Me con-
vid6 A cenar, y desde aquella fecba
hemos vivido juntos, sin habirnios sepa-
rado ni un solo dia.
--Y estan ustedes casado;s?
-Si, sefior. A no ser per esoi, me
habria abandonado como a las .stras. He
sido su mujer y su criada a un mismo
tiempo, y me ha hecho llorar mucbas
veces A lagrima viva. Porque me con-
taba susaventuras ... sin comprender
el dafio que me hacia.
--Y en que se ocupa este hombre?
-Era official de pelu-
quero en casa de Martel,
pero no un official cual-
quiera .. sino un ar-
.tista que por tcrmino
medio. cobrabadiez fran-
cos por .bora.
--Martel? ,IQiuiln es

-E1 peluquero del tea-
S E"^ tro de la Opera, que tenfa
la mayor clientila de
Paris. iNo puede tigu-
.. rarse el nuimero de avcn-
turas que ha tenido mi
marido! iY el de-dichado
me las retfria -icmplre
por el placer de tone,
Sy yo le oia remitrnada,
pero con el coraz6n hecho pedazo Q(Oe-
ria que se supiera que las mujeres lo
ardor;iab;iii y no ten h mAs remedio qtue
tculhbarlo V totnar aquel como se toma
un venenn.
-Pero o: -n la vrjez vinieron lo. des-
en 'in':als.









Lia Locomiotora 6


-Si, senor. Cuando le descubri las
primeras canas, tuve una satisfacci6n
inconcebible y 61 estuvo a punto de
morirse de pena.
Una mafana al despertarme le dije:
--Sabes lo que he descubierto mien-
tras dormias?
-No.
-He descubierto que tienes canas.
El infeliz me mir6 con despecho y me
dijo indignado:
-No es cierto.
-Si, bombre, sf; tienes cuatro en las
sien izquierda.
Mi marido salt del lecho y corri6 a
mirarse en el espejo, del cual se retir-6
con lagrimas en los ojos.


-No es estrano lo que te pasa-le
dije-dada la vida que llevas. ;Antes de
dos aFos eres hombre al agua!
Y asi fue caballero. Al cabo de dos
anos nadie le hubiera conocido. ;C6mo
cambian los hombres! Conservaba la
be!leza del rostro; pero perdido today su
frescura, y las mujeres le bacian va
maldito el caso. Abandon su oficio por
el de sombrerero; luego qui-o ser actor
y tinalmente se consag-r6 A frecuentar
los bailes de mascaras.
Por fortune, conservamos algunos
aborros, con los que vivimos mediana-
mente, aunque con algunas privaciones,
que no sufrirfamos si mi marido hubiese
tenido mejor conduct en su ju .entud.


Ahora, ya ve used lo que hace. Quiere
ser joien a today costa, al menos en la
apariencia, y bailar con las mejores
mujeres de Pari-. Pobre viejecito mio!
La desventurada anciana, profunda-
mente conmovida y casi a punto de
Ilorar, contemplaba a su marido, que en
aquel moment roncaba con toda la fuerza
de sus pulmones.
El medico se levant para rstirarse,
no sabiendo que decir ante aquella ex-
trana pareja, y cuando iba salir, le dijo
la anciana:
-O(uiere usted darme las sefas de su
domicilio? Cuando vuelva a star malo,
le mandar" avi sar inmedidtamente.
Gay de Maupassant.


Un perro, una mujer, una gata y un hombre


--1 I perro "Lusbel".... Conocio
usted a mi perro, sefiora?
--Aquel tan enfermo que parecia un
cadAver?
-Ese. ;Que artistic flacura! Era her-
moso verdad?
--Hermoso? Si. Lo era. De noche,
parecfa un fantasma. De dia, era como
una bruja!
-Tiene usted raz6n. Era como un fan-
tasma; era como una brmija... Pero con
sus negros ojos tan femeninos, de una
crueldad tan dulce; con sus negras pupi-
las tan vacunas, tan repletas de tristeza
de buey, era algo mas que un fantasma y,
sin duda, much mas que una bruja. Si.
Crame. Valia ... Era un perro de ta-
lento.
--Tl'alento? Ignoraba que los perros
pudieran tener talent. Yo creia que el
talent era s6lo patrimonio de las mujeres
bellas, de los toros, de los ferrocarriles
y de los imbeciles.
-Era un perro de talent, sefiora.
;Era mio!
-;Ah! Disculpe.
-Mi perro era igual ai muchos corazo-
nes.... iPobre "Lusbel"! Un dia se
enamoro divinamente. Horriblemente
.... Enamor6se como un le6n, 6 como un
viejo, 6 como un perro. Se sinti6 poseido
de un espantoso amor. De un amor
que era, para su extirpe, una mancha,
un pecado, un delito....
--C6mo?
-Se enamor6. Con un loco amor que
le estaba probibido. Prohibido por todos
los preceptos de su raza. jComprende?
-Se enamor6 de una mujer... -


-No, sefora. Se enamor dde algo mis
silenciLso. miA- eldctrico, mai cruel, niis
suave, mis, terrible, mi diab6'ico.....
Mi perro,-mi pobre perro ti-ico,-que
at par que perro era, adem is, ;tan hom-
bre, se enamord de una gatila blanca...
--Es possible? Ha de ser, e-ntonces,
una historia de amor lamentable. Risi-
ble. Interesante.--.
-Ciertamente....Es una hi-toria amo-
rosa bien extrafia. Historia de secrets
y dc encanto,. Historia de vinagres y
de miles. Muchas damas queaun espe-
ran y sueFan tra. las rejas donde amaba
Duon Juan, envidiarian ea historic para
adorno de su propia exi-,tencia. Todas
ellas qui-ieran ser la gata ....




LY o devotamente, narr la historic
de mi pobre perro. Oidla:)


*

Mi perro estaba triste. ,Qu6 tenia?
Yo observaba en "Luzbel" una vaga
inquietud. SSufria? Esto, para mi, re-
sultaba un misterio. Sus ojos, aunque
antes eran tri-tes, de una nostalgia seca,
estaban, ahora, much mas tenebrosos.
Parecian Ilorar, con ligrimas internal,
una pena mortal. Una bArbara pena.
Enflaquecia.. .. Ya no era el perro de an-
tes. Perro bueno, de una lealdad feliz,
de una belleza gorda. Ahora su flacura
asombraba. Ademrai su caracter, anti-
guamente cindido, rebosaba de hostiles
asrerezas. Conmigo siempre habia sido
manso. Me buscaba. Ahora, no. En


lH-i niches de luna. alzando el hocico en
dirt ccidn al cielo, ladraba. Ladraba qui-
zi, alguna hi-.torica cancion de perro
I,(blico. (Le esas que oyc', San Pabl-...)
Despues, dej6 de ladrar. Un silencio de
*f.'-illo envolvia, ciul -i fuera su sombra.
Me inquietE. ,,Que era? q)u dolor le
mordia las entrafias?. Y lo espie-. Asi
pude sabei. Vi.
,* *
Vi que estaba enamorado de una gatita
blanca. Una gata gentil. (Bella? Oh,
sf. Muy bella. Era algo mis que bella:
era bellisima... Naturalmente, mi perro,
al verla se enamoro con ingenua pasi6u.
IEra tan linda, tan coqueta! Todas las
tardes, "Lusbel'' se echaba en un rinc6n
del patio para verla pasar. Ella, vivia en
la casa vecina. Al atardecer paseabase
per el pretil de la azotea, mirando bacia
el patio de mi casa, donde "Lusbel" esta-
ba... Yo presence muchas veces aquel
espect~culo platdnico y salvaje- Mi pobre
perro, nervioso, febril, echado sobre sus
patas, veia pasar a la gatita coio quien
mira fulgurar una estrella. La contem-
plaba con un amor muy hondo que le
bacia temblar todo el pellejo. Y ella
idivinamente celestial! lo miraba tambien
desde la altura con 'venenosa languidez
de vibora. En sus ojos las ironias brota-
ban como risas....

*
Mi perro era, en tamafio, un poco-
muy poco-masgrande que la gata. Yo,
al verlos asi, tan alejados sentia una im-
paciencia de asesino. Hubiera querido
matarlos. Hubiera deseado unirlos de
una punialada feroz. Mas la gatita no









La Locomotora 7


bajaba. Y, "Lusbel", por su parte, no
podia subir Ella continuaba paseando
por el pretil sus tentadoras arrogancias.
En cambio, el sentia crecer su pena me-
lanc6lica. Hasta dej6 de comer. Las
horas pasaban por su vida con lentitud
de siglos. ExtAtico, en su rinc6n, con
los ojos clavados en el pretil de la azotea-
esperaba .. Oueria verla. Queria ado,
rarla siempre. iSiempre!. Mas ella, im
pasible, no bajaba. Era gata _- Pobre
"Lusbel"


alma de "Luzbel", que su garganta lanz6
uh e pantoso ladrido. Un ladrido de ra-
bia, de pasi6n, de amor, deodio, en el que
se condeasaron los lamentos de today una
generaci6n de perros enloquecidos y
rabiosos--....Lo mire. No habfa muerto.
Aun en los ojos le brillaba el dolor.
La gata ov6 el ladrido. iQuien sabe
qud fibras le temblaron en el fondo de su
espiritu! iSabe Cristo que enigma se le
aclar6 en la sangre; iQuien sabe que
tuetano le corri6 por los huesos! Lo


tal vez, el dltiiuo veneno. baciendo mas
feliz su espasmo ag6nico, cuando ocurri6
algohumano. Demasiado vulgar. Un ra-
t6n pas6 frente a la gatita blanca. El
instinto de la progenie hizole hervir la
m'dula. Al sentir en el olfato la sabrosa
fragancia del rat6n, la gata corri6 trash. el
roedor. Corri6, saltando. Lo atrap6.
Y luego, con sencillez, con arte, quebr6le
los huesitos. Y, de un bocado, lo de vor6.
Si. Lo comi6. Los chillidos del rat6u
amenizaron, con su dulce mu-ica sens.ual.
el banquet felino--...


Grand Junta de Delegados de todc.s los Clubs de la Repdblica, proclamando al Licenciado don MInucl E-trada Cabrera
Jefe del Partido Liberal.-Marzo 15 de 1902.


*. '

Por fin, uua mariana, su escualidez le
impidi6 caminar. Estaba en la cocina.
Atado por la parilisis, no pudo ni mover-
se. Tuvo que estar alli, inm6vil. IEra
un muerto con alma! Ala hora en que
tcnia la costumbre de salir, para contem-
plar desde el patio 6 la gatita, sinti6 un
dolor enorme. Nopudolevantarse. Hi-
zo un esfuerzo. Fue un arranque de vi-
gor esteril. Quiso alzar una pata. Qui-
so elevarse -obre su propio est6mago.
Querfa arrastrarse para verla triunfar.
Para \'erla, alla, arriba, por vez dltima.
Para \verla triunfar en su serena belleza
de gata, sobre la belleza tempestuosa de
su amor de perro. No pudo... Y fu6 tal
el formidable dolor que debi6 sentir el


cierto es queal ofr aquel ladrido, lagatita
bajo por la pared, arrastrandose zEria
amor? ,Era piedad? Era el placer de pre-
senciar el ltimo martirio de "Lusbel"?__
Lo cierto es que baj6. Penetr6 en la
cocina. Aproxim6se a mi perro. Lo mi-
r6. Lo mir6 dulcemente, con sabiduria
de mujer histerica. Y..-_


*


"Luzbel" ni se movi6. Pero en sus
ojos, las ansias del amor le reventaron en
tempestad de mar. Lo que habia en las
pupilas de mi perro era como una muda
y solemne lucha de elefantes.. .La gata
encantadora, al verlo moribundo, intent
acariciarlo con las patas. E iba i darle,


*

En seguida, la gatita, di6 vuelta. Y
cuando, relamiendose, volvia hasta donde
mi pobre perro estaba inm6vil, ol vidado,
rigido, cadaver, yo, con odio y con justi-
cia, la mate de un balazo. La bala,
despues de atravesar el cuerpo de la gata,
se incrust6 en el vientre de mi perro.
El cadaver de la gatita rod6 sobre
"Lusbel". Alli, en confraternidad de ce-
menterio, se unieron ciegamente. Mi
balazo, sefiora, fu un balazo nupcial .


Juan Jose Soiza Reilly.



L t$ 0









La Locomotora 8


+


i H livina Belluea! Visi.,n ca-lta
lie in'':grniii,. s.tntuario
Yo romu.:r, J1.: biui-c.irt.: per t] Irnlul.luld
Siln Iab Zi ; i.tLncuNi tradoj.
Nunca te han vist,- mlis inquieto:.s ojs,
Pero en el alma guard
Intuici6n podcrosa de la esicnci:
Que anima tus cncantcr-.
Ignoro en quti Iciingiaje tti me hablas
Pcro, en idioma %agj.,
Percibo tus palabra, nmistcrio-as
Y te enrfo mis cantos.
Tal r/. sobre la tierra rno to encucntre
Pero febril t> aguatrdo,
Com-o el enfermo, cu la njocturna somnbra,
Del eol c1l rimer rayo.
Yo s6 quc ere, minA blanca que los cisnes
MlAs pura que los astros,
Fria comni la. ,virg'enes 3y amarga
CuaLl corrosi ts Aciidrs.
Ven d calmai lai ansia iniinitas


Q)LI, com.r inar alrad ,.
Impuls;nll el 41suif C e n-II alma
iHacia piLs ei c.trailo
Yi'sotl :, ainsi:, al pid de tus altarcs.
Brindarte en h-ol:caut.. to
La saiigre que c;rcula i,.:'r mis venas
Y mis elnucijlc caltos.
En las horas dolientes de la vida
Tu protecc'6n demand.
Como el ni (e que narcha eutre zarnale:s
Tiende al ient':. lrs brazos.
QuIZs como te I sucia mi desco
Estis en mf reinando,
lientras roy persigueando par el inundo
Las huellas de tu pas)o.
Yo te bu.qu6 en el fondo de las almas
Que el mal no ha mancillado
Y surgeon del .stic'rcol de la vida
Cual lirios de un pantano.
En el seno tranquil de la ciencia
Sue, cLial tumba de mArmol,
Guarda tras la brufitda superficic


Podredumbre y gusaino.
En hra2:, de la gran Naturalcza
De 1u-j que hnu temblando
Cua! del rega.io de la madric iifame
Huye el hiju a-orado.
En la inihuita calma que s- aspira
En los tempos cr;stianos,
Como el aroma sacro del inciensij
En ardiente incensari.-.
Eu las ruinas humneantes de los siglos,
Del dolor en los antroa
Y en el fulgor que irradian las proezas
D-el heroism humauo
Ascendiendo del Arte a las regi:'nes
S61oencobtri tus rasgos
De un pintor en los lienz:s iumortale-
Y en las rimas de un bardo.
Ias cormo nunca en mi Aspero sendero
Cual te soft, te hall,
1M:orir de buscarte por el mundo
Sin haberle encontrado.
Julin del Casal


Vista dcl Sal.n Excel,:'r: moumtiiles despu's de lihaber regresado los Rcpresentantes de los Clubs Liberales de la Repiblica,
de la Casa del Jefe del Partildo Liberal.-Marzo 15 de 16.2.


--IL



H.ACE cuatrocientos aFios que el
gInero ihumano no da un paso sin dejar
profunda huella. Entramos en los gran-
des silos. El decimo sexto, fue el de I:s
pintores; el dicimo sptimo, el de los


escritore,; el d&iimo octavo, el de los
fil6sofos; cl dicimo nono, el de los ap6s-
toles y profetas. Para cumplir con
nuestro siglo, hy que zer pintor como
el diez y seis, escritor como el diez y
site, filisofo como el diez y ocho, y


ademis poseer, como Luis Blanc, ese
religioso amor la humanidad que cons-
tituye el apostolado, y que hace ver
distintamente el porvenir.
En el siglo vigisimo, la guerra habrA
desaparecido, el odio habra muerto, el
hombre vii'ira.


+ -:- la belleza








La Locomotora 9


-iabra por cima de todo, una gran
patria: toda la tierra: una gran esperanza:
todo el cielo.
Saludemos ese hermoso siglo, que
poseerai nuestros hijos, y que nuestros
hijos poseeran.
Refexionad: El hombre empieza A
poseer la tierra. Querris cortar un
istmo? Tennis un Lesseps. Quercis
crear un mar? Tennis un Roudairo.
Mirad. Tennis un pueblo y tennis un
mundo, pero el pueblo esta. desheredado
y el mundo desierto. Dad el uno al otro
y los hareis felices.
Otro hombre eminente, gran autori-
dad en la ciencia, M. Pouillet atirmaba
que el telgrafo eltctrico seria un juego
de recreo en los gabinetes de curiosida-


des. ;Esos juguetes han transformado
el mundol
Tengamos fe.
Consideremonos en la igualdad ciuda-
danos, en la fraternidad hombres, en la
libertad espiritus. Amemos a los que
nos aman. Sepamos desear el bien de
todos. Asi todose transform. Lo ver-
dadero se revela, lo bello resplandece, lo
grande ilumina. El mundo se nos pre-
senta como una fiesta, la ley supreme se
cumple. Por cima de todo brilla esta
palabra extrafia: Dios, de tal modo mis-
terioso, que pueda soportarlo todo desde
la afirmacidn m.s horrible, hasta la
negacidn ms leal; todo, desde el fanitico
feroz basta el ateo hourado, y que, como
el astro oculto entire las nubes, esti mis
alli, eterno. Tengamos fe os repito.


Las fuerzas existen, las fuerzas se
completan, los series se agrupan; todo
todo cumple su deber, nada hay initil.
Si bajamos la vista, veremos el insect
movers entire las %erbas, si erguimos la
cabeza, veremos las estrellas resplande-
cer en el firmamento. ,CJQu bacen? La
misma cosa. El insecto trabaja en la
tierra; la estrella trabaja en el ciel':; la
inmensidad los separa y los une. Todo
es el infinite. Por que esa ley no debe
ser la del hombre? El tainbin ecst
doblemeute sujeto por el espiritu. Su
mano trabaja la tierra, su espiritu abarca
el cielo, es de arcilla como el gusano y el
espireo como la estrella. Trabaja y
piensa. El trabajo es la vida; el pensa-
miento es la luz.
Victor Hugo.


Un gruiFo de ciclistas en el Bo3ule- ard 30 de Jul.ni.


LLO c


PALAD IEIM


En el alto pefi6n rudo y musgoso
divisibase el nido,
como el altivo reensamiento human
scb.-e la calva frente de los siglos.

El Aguila Ileg:, pl.g6 las alas,
y al cobijar sus hijoa,
oy6 en el fondo del abrupto monte


del le6n hambriento cl hbrrido rugido,
como la voz de la montaia enormc-
sjliendo de las fauces del alismo.

El le6n mird sobre la cima ai el 6guila
que cobljaba el nido;
subi6 trepando las desnudas rocas
cuando afilaba el aguila su pico,


y entonces fud la lucha de, la fietras,
la lucha de la tueza y' el iu tinto,
la lucha de las alas y las garras
al borde inexpugnable del abismo.

La bestia hirsuta levant su brazo
sobre el pajaro altivo,.
3 al descargar las iras de su c6lera,









La Locomotora .10


mostr6 los dientes de marfil pulido;
pero escapando el ave de aquel golpe,
fij6 en la arteria de la fiera el pico;
rasg6 ..... y en sangre se bail6 la roca!

El le6n cay6 rendido,
y oyeron las montaias seculares
atronador y desgarrante grito,
como el lamento de la tierra toda,
como la voz doliente del abismo.

;Oh poetas, Oriente se color
con la brillante luz que despedimos!
En las gigantes luchas con la fuerza


nos unge la victoria con su. nimbo.
Como somos las alas del derecho,
jno podemos ser nunca los vencidos!

Manuel Pimentel Coronel.


LAk IMUSA


u o la flauta de Pan en la espesura
de la selva encontrc: Don6la al griego
cantor de Dafnis que, al ferviente ruego
de Virgilio, cedi6la con premura.


'*La heredd Garcilaso y de su obscure
mansion ChEnier la arrebat;; mis luego
tinta en sangre fud A hundirse en el sosiego
perdurable de horrenda sepultura.

Cmo pudiste td, con fB serena
arrancarla de allf? ..... Msr fuera agravio
hoy el almo trinar de Filomena.

"Castiga al mundo decadent y sabio
iAnda, pastor! devu6lveme la avena,
melificada por tu duice labio."

Manuel Iosi Oth6n.


4. + Sugab or + +


E RA LA media noche cuando aban-
don6 la mesa del juego. Instintiva-
mente tom6 el camino de su casa. Su
cabeza ardia. Aplastaba su cerebro un
peso ei orme.
Y pens -- ---
PI u;a6 en su familiar; en su mujercita
que a esa hora, debia esperarlo temblan-
do de frfo y de zozobra, al lado de la cuna
de su hijo durmiendo.
QQue le diria?
El cielo cubierto de estrella?. resplan-
decfa indiferente sobre su frente palida.
De vez en cuando un trasnochador con
el c uello del gaban subido hasta las orejas,
mnar:hando de prisa, pasaba por sulado
mirinldo'o con desconfinnza.


Y el miserable volvia la cara con miedo
de ser conocido, de que leyeran en su
rostro la infamia cometida.
Lleg6.
Con mano convulsa meti6 la Have en la
cerradura y tembl6 al escuchar el ruido
de los goznes que gemian.
La voz del remordimiento grit6 en ese
instant en su conciencia.
Sinti6 un puiial que le destrozaba las
entrafias.
--Eres ti?
Y dos brazos le estrecharon, y unos
labios le besaron en los labios.
--Ilira! es una cosa horrible.
Estaba pensando en que lo habias per-


.. .- *- ,




*..u
'" V-; .

" '- '
.:;:..- ':. '.,.. ,, ::..-..:, .
.- -. .. xl. ,.. .-:


dido todo, en que no teniamos ya ddnde
colocar la cuna de nuestro hijo.
-IQue tonteria! verdad?
Y ella le decia todo aquello con los ojos
clavados en sus ojos; aprelandolelas ma-
nos, dichosa de te-nerlo a su lado.
-Y isi fuera cierto?
Le dijo en tono frfo, seco, con el touo
del que conociendo su falta, pretend
evitar su castigo, haciendo sentir la su-
perioridad de sus esfuerzos materials.
Qued6se la mujercita con los ojos muy
abiertos, casi espantada.
iPor que misterioso presentimiento
decia la verdad su coraz6n?
Luego, con una mano apoyada en la
cuna del nifio.
-ZQue importarfa? dijo.
::. n Una madre siempre encuen-
tra con que darle de comer a
; su hijo.
Y habia tal majestad en su
S actitud, tan fiera altivez en su
mirada, que el miserable, ca-
yendo de rodillas.
-iPerd6nl grit6 deshecho
en. lagrimas. Desde ese dia
Tomas fue el mejor de los
esposos y mas honrado de los
hombres.
Vencido por la virtud de
una madre, de la madre de su
hijo, no quiso ser menos que
ella; y, obrero infatigable del
trabajo, rehizo, no sin creces,
la fortune uqe habia perdido.

Le6n Tolstoi.


Un grupo de ciclistas en el Boule ard 30 de Juiio.


.6 .46 .0

































































































































I~






FOTOGRAFIA


IMPERIAL


DE EMILIO EICHEMBERGER
GUAITlKlMALA
Retratos todos precious, desde los mas baratos.-Grande y magnffica colecci6n de vistas
y tipos del pafs.-RETRATOS DE TAMAFIO NATURAL en tinta china
6 acuarela, ejecutados por LAMBERTO EICHEMBERGER con procedimiento mas
modern y entregados en tiempo mas corto.
En la actualidad hay una grande colecci6n de muestras de estos retratos grandes, grupos de
families y vistas.-Invitamos al distinguido p0blico visitar el estaclecimiento.
.-.


JOSE


COUNOIRD


6" Av. Sur, N:' 7, frente a la Casa de Schwartz y Cia.


Gran Almacen de Vinos, Licores,


Conservas


Abarrotes +


importados de las principles


Casas


Europa y Estados Unidos, a precious reducidos


Ferza .de eei on-..


mN libro dtil de ideas


pract, ic s


1AXMixIllANO 'llirKS + +


+


$1.00 Oro el ejemplar, 6 su equivalent en billetes


de banco


PIDASE rLA OB. A iTA REDAGGION
~;


$ 1


de


+."


+ y


+ + TOR




Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8
REPORT xmlns http:www.fcla.edudlsmddaitss xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitssReport.xsd
INGEST IEID EJUWRRV2F_8BEHOF INGEST_TIME 2013-01-23T15:07:44Z PACKAGE AA00011460_00029
AGREEMENT_INFO ACCOUNT UF PROJECT UFDC
FILES