La locomotora

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
La locomotora
Physical Description:
Serial
Language:
Spanish
Publisher:
s.n.
Place of Publication:
Guatemala
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Periodicals -- Guatemala   ( lcsh )
Civilization -- Periodicals -- Guatemala   ( lcsh )
Genre:
serial   ( sobekcm )
periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage:
Guatemala

Notes

Dates or Sequential Designation:
Began with Año 1, no. 1 for July 15, 1906.
Numbering Peculiarities:
Vols. for 1907- also called Año 2-
General Note:
"Revista de política, ciencias, literatura y bellas artes".

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 30858255
lccn - 2011229543
ocm30858255
System ID:
AA00011460:00023


This item is only available as the following downloads:


Full Text



^r1



La "2, A



~ ~ c





RIVISTA DEl ,/ j
ocomotora itr
_.-- i. ,' /ii




CI NC AS-. I-. --...:
4 '"':"':'"'- 'r J''




S.LITERATURA ,,.
-,',r. ,- i ^ = =a





I: L T E A TUTIIA ,^

S, Y BELLAS ARTES

Guatemala, 10 de Abril de 1907
-' _--JA-









































I .


bbillb,












La


0emjowotora


2 Neista be political, (iencias, 1iteratura 11 3ol[cai ctrtcs.

Director y Redactor: Felipe Estrada Parniagua.
Adninijtrador: J. Alejaidro Pacheco H.-2a Avenida Sur. Numero 3.


ANO II.


GUATEMALA, 1" DE ABRIL DE l'07.


Fl 3a rbin be fxperimcntacin1 bcesbc el punto be hrista ico nS'mico


Oue la exportaci(bn sea mayor que la importanci6n y que
los products de aquella pertenezcan, principalmente, a los
ciudadanos del pals: e~-te es un principio axiomamtico para
lugrar el acrecentamintto de la riqueza national, asi piblica
como privada. En los paises esencialmente agricolas, como
Guatemala, lo- products de la agriculture forman la princi-
pal fuente ie exportaci6n. El esfuerzo colectivo e individual
debe encaminarse, pues, en el sentido de la prosperidad de los
cultivos, bajo su-. dos. aspects: el reiltio f Hr;i,.i o y el rilii'

En Europa, losi qu e eocupan en el studio del problema
-conumico, de la pnblacidn, de In emigraci6n, de lavida en ge-
neral, encuentranse divididos en dos grande bandos. El uno,
tormado por economists 3 politicos, .ostiene la teoria de que
la esterilidad de los campos euIropeos hace imp'.,sible obtener
de ellh, el sustento' necesario para una poblaci6n tan numero-
sa; y que. el ponerlos, inediante el esfter/o, en aptitude de
poder dar ese aba-.tecimiento e."ige tan grades gastos, que
es preferable Ilevar do los paises extranier-.s lo,. articulos de
primer nce idad. El otro grupo, formado por los agricul-
tore= cientificos por tido ur, ejercito de e-.fcortados luchado-
res y campeones de la Industria, sostiene, por el contrario,
que hay que cmplear esos cuantiosos esfuerzos para poner
los campos en aptitud de sustentar a la pobl.ici6n y que ese
empleo es preferible la importaci6n de los products.
Cualquiera de los dos dictamenes nos da una evidence
conclusion a los habitantes del Continente .\mericino: Si
prevalece la opinion de que hay que importar los prodfctos
natural. al Viejo Mundo, debemos procurar el ser no-
sotros quienes se los enviemos, y, de esa manera, ase-
gurar la mas copiosa fuente de expritaci6n. Y si vence
alli el parecer de que, mediante continues y considerable
esfuerzos puede lograrse la preparaci6n y fecundidad de la
tierra, debemos consagrarnos con entusiasmo al cultivo de
;l nuestra, en la seguridad de que si alli donde hay un suelo
estdril v una naturaleza enemiga consiguen abastecerse por
si mismo., aquf en donde los terrenos son pr6vidos como los
mejores del mundo y en donde la naturaleza nos ayuda con
todas sus enerrfias, el exito tiene que ser mas facil y halagile-
8io y la importacidn de articulos de primera necesidad mas
injustificable.
En el primer caso, pues, quedara asegurada la mis
copiosa fuente de exportacidn: en elsegundo, suprimida la
causa de una gran parte de la importaci6n.


Como el primer punto present bien claras sus conse-
cuencias, no debemos detenernos en 'l; y en cuanto al segun-
do, debemos ampliar los concepts y marcar las deduccio-
nes que se obtengan.
iCuiles son esos medios de cultivo que alli proponen y
emplean los que defienden la tesis de que la tierra europea
puede sustentar a la poblacion?
Para lograr tal resultado requierese un concurso tal de
esfuerzo, inteligencia, sagacidad y perseverancia, que ante A1
quedarian arredrados nuestros campesinos, acostumbrados
a coger al acaso la semilla, depositarla en el seno de la madre
tierra y luego ver germinar el grano y levantarse, robusto
y frondoso, el Arbol,,sin emplear otros medios que un trabajo
simple y rudimentario.
Tomemos, por ejemplo, el pueblo donde el cultivo se
atiende mis y se encuentra mas perfeccionado. Javeleye,
celebre pensador, dice: Sdlo una mitad 4 menos del territorio de
Bi,:llir ofrece condiciones naturales que sean favorables d la Agri-
cultura;" y afiade otro escritor: "l' otra mitad consiste en un
suelo de cascojo 6 arenas."*
He ahi en que condiciones comienza su trabajo el
labrador; y sin embargo, Belgica ha llegado colocarse en
aptitud de casi dar sustento A toda su poblaci6n.
Comienza el campesino por destruir la pobrcza del
terreno, acumulando sobre ellos, para eso, enormes cantida-
des de diversos abonos. Viene en seguida todo un sistema
de labranza complicado, dificil, imponderable, sujeto a Tos
fracasos que ban hecho provervial entire muchas gentes la
triste exclamaci6n de que: "la tierra es una madrasta."
Si se han seguido las teorias de Liebig, se trat6 a las
plants "como si fueran recipients de cristal" sujetandolas
a formulas qufmicas y a comprobaciones inauditas.
S61o mediante cuantiosas perdidas y desconsoladores
fracasos, vino a desarrollarse un habito de perseverante
investigaci6n agricola y a constituirse una nueva y verdadera
ciencia de agriculture.
Mediante los principios de ella, el trabajador puede
aspirar a conseguir seis cosechas anuales, sobre un mismo
terreno;, stos se tornan de pobres y esteriles en pr6vidos
y exhuberantes; el precio de la tierra se duplica y cuadruplica
ano con afio.
Admiramos la gestaci6n de una plant: Cada una es trata-
da de acuerdo con su tiempo: lasemilla germina;y desarrollan
las primeras hojas al calor artificial de un terreno y de una


NlrMN. 30







La Locomotora 2


temperature habil y costosamente puesta en condJcioiles
favorables. Se escogen los mejores eieinplares y se trasla-
dan i un lecho especial y s6lo despues de un asiduo trabajo son
trasplantadas al aire libre, al lugar en donde permaneceran
hasta su madurez. Cada plant, por sencilla que sea, es objeto
de un cuidado exclusive. Mediante maquinas de vapor se dis-
tribuye el agua y una almaciga, siempre dispuesta, y conve-
niente preparada, permit la reposici6n inmediata de todo
ejemplar raquitico 6 enfermizo: (Kropotkin: "Oampos, talleres
y fdbricas")
Se calienta la tierra, por lo gene-
ral, por medio de estiercol mezclado; "
y, en algunas regions, se ha in-
troducido el progress de emplear
para obtener aquel resultado, en
mas econ6micas condiciones, la tu- '
beifa de agua caliente, portatil y )A il
preservada dentro de su armadara.
De esta manera cada terreno se
forma, se hace, por decirlo asf; y
por ello no debemos extrafiarnos
cuando leamos en algunos contra-
tos de arrendamiento clausulas tan
misteriosas como la siguiente: El
crrolo, al 'l. i' el terreno, tiene derecho
d llecdrselo leasta cierta proftindidad.
Como 4l lo hace, 6l tiene derecho a
llevarselo a donde quiera, junto con
la tuberia de agua caliente y los
deirn- elements constitutivos.
4Serfa necesario enumerar, todas
las maravillosas invenciones, repre-
sentantes de cuantiosius y perseve-
rantes studios y energias, reali-
zadas para lograr una horticulture
pr6spera?
Pero como nada bay que de resultados tan directamente
proporcionales con la capacidad y calidad empleddas como
el trabajo, tenemos que esos denodados trabajadores son
recompensados y que el 4xito que obtienen es asombroso.
Y asi tenemos que en algunas regions, con s6lo dos acres
poco mas 6 menos de terreno, se obtiene afo con aiio, de
200.000 250 000 libras de frutas y verduras.
Si tales son los resultados conseguidos sobre una tierra
esteril, imaginese cuales podrian ser logrados sobre las
tierras que, como la nuestra, son las mas fertiles y fecundas
del planeta? Calcuilese que monstruosas cifras se obtendrian
si aquf se tisara todo ese esfuerzo constant y laborioso y
todos esos inauditos recursos de la ciencia y el arte.
Se deduce de todo esto, que la obra eminentemente
econ6mica y por ende patri6tica, consiste en consagrar
n tietros esfuerzos al ensanche y mejoramiento de la agricul-
tura national. De aquf que revista tanta importancia el
Jardin de Experimentaciones, fundaci6n que se debe al celo
e inteligencia del notable hombre pfiblico senior don Joaquin
MIndez. Ministro de Fomento. Ese entusiasmo con que se
acogi6 la idea, demostr6lo la select concurrencia que acudi6
ai aplaudir la inauguraci6n del establecimiento y a los funda-
dor-s y colabororadores de la iustituci6n. Ella tiene por objeto
demoLtrar las ventajas de la ciencia agricola, de una manera
prAictica; \eriticar ensayos de toda esp;ccie, de fisica como de
quimica, de aclimataciones, de injertos, de combinaci6n y se-


lecci6n de semillas; en utla palabra de cuantas reforms, de
acuerdoconlas mismodernasteorias i experiencias.conveng i
introducir. Se pondra al tanto al puiblico de los re,.ultados
alcanzados; y entonces el agricultor contari con una fuente
segura de conocimientos y consejos, se le ayudara sacar di
sus siembras todas las ganancias apetecibles y 'a agriculture
guatemalteca llegara. tomar el incri-mnento que la con ertir;'
en el magno objeto de nuestra exportaci,7n, y una vez esta-
blecida y enteramente desarrollada esta, en el venero ina-
gotable de la riqueza pdblica y privada.
Antonio Macias del Real.


fALOCUCIOIlI
bel Zirector (Beneral be agricultura, Don (Enrique Diaz Durdn,
el 15 be marzo, en el acto be inaugurarse el 3arbfi
Experimental.

Desde agosto de 1889, que por iniciativa del senior Presi-
dente Constitucional de la Repuiblica se fund la Direcci6n
General de Agricultura, que aun tengo el honor de regentear,
he venido acariciando, como un ideal de provechosa trascen-
dencia, la adquisici6n de un sitio adecuado al studio practice
de la industrial agricola, que completase las teorias con que la
Oficina Tecnica procura ayudar a los agricultores en su
constant afan de resolver los complicados problems de
abundancia y buena calidad de los products; de brevedad,
.perfecci6n y economic en los cultivos.
He alli por que, ha cabido en mi la honra de dirigiros en
este moment la palabra, cumpliendo con el deber de explica-
ros el objeto de la simpatica reuni6n con que hoy solemniza
este plantel una fecha tan significativa para los que de veras
deseamos la felicidad de Guatemala.
Siempre es un hecho sensacional en un pueblo culto, la
inauguraci6n de un progress que se inicia para bien de todos;
pero lo es mas, cuando se realize en honor del Gobernante que
con mayor empefio ha procurado que la agriculture se enca-
rrile por la via del verdadero perfeccionamiento.










Lat Locomotora 3


El Senior Estrada Cabrera, en su anhelo por elevar su
patria h.sta el primer rang:o en la categorfa de las naciones
>ulta-.. durante el perfodo anterior de su administraci6n,


Enrique Diaz-Durdn, Director General
de A. rI i rinr
ilustro cl libro, de la historic con cuadros graficos de progress
material Dnacidos de

Hoy, que el voto popular le ha relenido en el Poder, pa-
rece que se ha propuesto sustituir las paginas de la historic
patria por un album formado por todos los adelantos de su
epoca.
Sus hechos, pues, hechos que todo el mundo aplaude; sus
triunfos, reconocidos aun por sus mismos enemigos y todo
aquello de que Guatemala le es deudora, constituyen el alto
concept que de l1 se tiene allende los oceanos, y por lo que
conmemoramos con el mas sincere jibilo, la fecha en que la
Representaci6n Nacional, le invisti6 con los plenos poderes
de President Constitucional de la Reptiblica.
A eso nomasobedece, Sefioras y Sefiores, la idea de
inaugurar -hoy este plantel, que en dia no lejano habra de
fiigurar entire los adelantos debidos a su administraci6n.
Mi voto de gratitud, Sefioras y Sefiores, por vuestra
benevolencia concurriendo a solemnizar la fiesta con que la
agriculture abre sus puertas'al studio practice por medio de
este Jardin, cuyo inico merito por hoy, esta en la fecha que
su aparecimiento conmemora y en la honra que le da vuestra
presencia.
He dicho.


(PA:RAA "-LA LOCOOMOOTOIA'")


24 de Agosto.-Para estrechar1h..s :;I1ncuI.:. etri: -u dos pafses al-
gunos inieeilbro- suecos de la alianza franco-escandinava fueron hace
,i..- ,i:. lo hu. llCdle. featejad... delosfranceses. Cpn.igual motivelos
firan.:':--: s: pI:'r.lran ir.y h .y rItorp!ar la visit, y las doce y media, cita-
dos por el Secretario Francois Maury, buscan en la Estaci6n del Norte
i un empleado cuya gorra diga Suecia, y que debe dar, segin el aviso
recibido, las indicaciones necesarias para emprender el viaje.
El empleado es iiir i.lolc :t.inmp:.co asoma el Vice-C6nsul Nordling,
nombrado por su Gobierno nuestro guia.- Los viajeros perplejos, erran
solos y desorientados entire el tumulto y los ruidosos vaivenes, hasta que
una misma incertidumbre los reune poco poco, y las conversaciones se
inician para aguardar con mrs paciencia. La gorra con el letrero an-
helado al fin parece; sobresu duefio todos se precipitan acosindolo a
preguntas, y.los unos pr.:ov-i .to- le.instrucciones, los otros imilando 6 los
demis,,quidnes con billetes, quienes sin ellos, como pueden y por donde
pueden invaden el tren.
Bajo un cielo blanquizco el paisaje se desenvuelve fastidioso y
descolorido; cuadros verdes de alfalfa* alternan con cuadros amarillos,
donde los montones de trigo y de heno cortado semejan A lo lejos qhozas
desiertas. A media que nos acercamos 6a B6lgica el panorama se
enturbia y ennegrece como cubierto de cenizas y de polvo de carb6n.
Nuestro wagon se incendia: bajamos y obedientes nos amontpnamos
duplicando la carga ya complete del vecino. No hay comunicaci6n
para el restaurant; bajamos otra vez, pero ya no hay comida; el tren
march, nos apinamos en .el fumador, aspirando el humo del cigarro,
del carb6n y de la grasa derretida, aguardando que en la frontera nos
abran las puertas de nuestra estrecha y sofocante prisi6n. En Her-
besthal arrebatamos cerveza y sandwiches y regresamos a nuestros
puestos mientras raya el nuevo dia y vienen otros mejores.
25 de Agosto.- En la atm6sfera empafiada apenas se distinguen
las -.ilueita dc l1a chiimeneas y de los techos nublados. Llovizna sin
de caii-s..: un -tol aiiinico se.esfuerza en vanopor rasgar lanubey brufiir
0: Elba ecmerildl,..1 las aguas glaucas delos pantanos. En la esta-
ciii de Hainl.uri-o n... aguarda. M. Birger Hammarcon los representan-
te- de 1.I colonial sueca. Son las site de la mariana; llegamos al hotel;
riuestr .. cuartos nose de..ucupdarun haI.l. las diez; nuestra ambici6n de
reposo es irrealizable y no nos queda mis recurso que apoderarnos de
las salas de bafio. A las diez subimos en carruaje;la lluvia arrecia; por
dla \'entanillas columbramos envueltos en la neblina los balcones floridos
de ger.nios, las :altoinbras de c6sped de las moradas ricas, en los ba-
rrios uues e:s;las estacione-, lo, teatros,la fuente del Arzobispo Ansgar,


introductoryr del cristianismo en el Norte de Alemania, el liceo m;s anti-
guo de Hamburgo, fundado en 1529, las estituas de Lessing y de Schiller;
el Elba y el Alster imitan una vision del TAmesis. El cementerio viejo,
con sus columns truncadas, verdes de hiedra y de musgo, es lo dnico de
acuerdo con el dfa sin color. La Hambourg America Linie, ha puesto
un bote nuestra disposici6n. D)esde el puente vemos alejarse inmensos
astilleros,islas de mistiles entire redes de jarcias,oscuras chimeneas de
vapores, y los 12 kil6metros de malecones, todo flojo y desvanecido en la
bruma.
Invitados por los suecos almorzamos en el K-mpinski. Birger
Hammar d6ndonos la bienvenida brinda por la Francia: el Presidente
de la escursi6n Mr. Vidal de la Blanche, afamado ge6grafo, brinda por
la Suecia, por su pueblo y por su Rey, el Vice-Presidente, el bondado-
so Profesor Bonet Maury, brinda por nuestros anfitriones, y bajo los
paraguas que chorrean, nos dirijimos a la Bolsa,donde a esta hora bullen
y gritan seis 6 siete mil hombres que vistos de lo.alto forman un movien-
te mosaico de sombreros.
Adem6s de las cdmaras donde los Diputados, Senadores y Burgo-
maestres vestidos A usanza del siglo quince, gobiernan la libre Ciudad
de Hamburgo, en la Municipalidad, por favor especial, nos muestran has-
ta lo que no es piblico: la vajilla de plata labrada, algunos de los dos
mil doscientos cubiertos, la Copa de Amor dada por el Rey de Inglate-
rra, el Bol, obsequio del Rey de Siam -..........................
A las seis y media. dice el program, admiraremos las orillas
del Alster, y comeremo en el Uhlenhorster Farhaus; entire tanto unos
optan por escribir, otros por reparar la mala noche, y los mds valientes
por hundirse en lodo del jardfn zool6gico ante la jirafa, el elefante 6 el
chimpanc6.
El bote deja tras si en el agua turbia un reguero de espuma imi-
tado I lo lejos por lablancura de los cisnes. Helados, bajo los paraguas
siempre abiertos, tratamos de imaginar c6mo serfan las riberas decan-
tadas, sin en vez de manchas pardas que semejan biombos, las mati-
zaran los inflnitos verdes y los destellos del ausente sol.
26 de Agosto.-Caminamos para Vandrup; uno que otro gir6n
azul flotarite entire las nubes nos alienta; un rayo del sol muy timido
suele aclarar las inmensas, Aridas llanurus del Schleswig. Un commit
nos recibe en la frontera; el Profesor Oesterby y su esposa vienen desde
Copenhague para instituirse conductores nuestros; durante todo el tra-
yecto danesistas rubias nos colman de sonrisas, de cartas postales y de
flores. El terreno aparece m6s cultivado, m6s variado tambidn; los
bosques se extienden; las lomas se hinchan, y menudo reverbera entire
las rocas el argentado azu'l del Fiord,


4( All*
47


scanbinaia -1- +


.:;-Si- ----------------------. ,..


gig Mig 3t ze










La Locomotora 4


Muhchedumbre entuaiasta atesta la estaci,:n de Aarhus; hasta el
hotel. iilestra larg.i c:initiha I: '-arru.aijE camina entire dos vallas hu-
mdani. : I.js balcone rn.mpaic -ad.l- rebo-aiin ie .-ite, el sol :4plndid'..
nrilla: en 'l aire c.niidel la bainler. tricolor ., e prolng .-i, el grito vibran-
tc 1i, hulri- p.-r la Francria ; Itri a por lu- franceses !
Difei entei- airinli.i, n,.- .lii. invitucJ.. ai comer. Mis anfitriones son
rl I r. Kieirtinge ,t esp'.,sa; eiin s'i comedor adornado de porcelanas
,le (.'oenhague me elcuentru e.,1n -u f.tmilia y tres compafieros de viaje
ie el .crio do lIa ldr cor dialidad, saboreandil el manjar national
rl'd.1i ru.d Ilnanli r roj..., .i|pr:tirlierdo qut: la \A se pronuncia o y la Yv T
,]LC nidie I.ebh: olu en lIL mesa. E_. n.riceario invitar 6 otra persona
6 intercaliit enntli dos saludos y dos sonrisas la palabra scol. Los
minti ple-. scols terminados, nos reunimos todos con nuestros anfitriones
r.espectli- en el sal6n del jardin de Vennelyst. Los curiosos, desde-
iandlo miisicas 6 iluminaciones se agolpan d las puertas y se divierten
con vernos conversar.
27 de Agosto.-Como una culebra negra la fila de nuestros ca-
rruajes sc ile-.enruel' en la selva de Marselisborg. El sol ha decidido
.er de la fiesta, y 6 traves de hayas, olmos y robles centenarios, cuyas
hojas dora, arroja lentejuelas multicolores enel tranquil mar. Un al-
minerzo de 150 6 21)0 personas en el Royal-Hotel presidido por M. Winge
terminal la mariana y nos da fuerzas para emprender el paseo en la
Cludad.
Aarhus cuenta 55,000 habitantes, es la segunda ciudad de Dina-
minarcd, y en cuanto A limpieza no teme en el mundo rival. Los barrios
pobres sobre todo, son notables con sus casitas rojas, de donde no trans-
ciende la tristezarepugnante de la miseria en otros climas. La Cate-
dral, la mis grande del reino, princi-
piada en 1200 y reconstruida en 1500
tiene un c6lebre retablo del siglo XV
consider ado en el pafs como la obra
mAs important de esa 6poca, y la
tumba de Pedro Vagnsen, fundador
de la Iglesia y contemporAneo de Ab-
sal6n.
La biblioteca inaugurada en 1902,
encierra 2i0oi00iTil \oltimenesen 23 salas;
en una construcci6n original, fantasia .
"'arte-nuevo"del arquitecto Kampmam,
con sus cornisas de lechuzas ylastelas
de arafia de cristal, y las moscas y las
inariposas doradas que penden del
- techo 6 iluminan el gran sal6n.
Felices y satisfechos en sus escru-
pulo-.amente limpios y c6modos apo-
s, ntos, nos sonrfen los viejecitos frescos
y las rosadas viejecitas del Asilo.
Nada les falta: ni salas de lecture ni
salas de recreo, ni dine-o semanal
para sus gastos. Trabajan cuando
quieren, y en lo que quieren, la viji-
lancia ellos mismos la ejercen; los
casados viven iunto- ... ------si para
disfrutar de tanta dicha no fuera
:onuiici6n precisa tender 60 ailos cum-
plidos, cuAntos no envidiarfan A los
!-.l cidos inoradoire del A -i ude Aarlus.
Y ahora A toda prisa, d cambiar traje y a tomar el tren que el
President del comitd Jutland6s el Conde de Krag Juel Vind Frijs, el
mis rico propietario deJutlandia nos invita A comer en su castillo seiio-
rial de Frijsenborg; y desde la estaci6n de Hammel, A la luz de un cre-
ptsculo encendido sus carruajes nos conducen a trav6s de alquerfas y
piariue- ;; la puer't; hI.Ipital tria en cuyo umbral aparece blanca y ru-
bi v re-.plindeciente, la seductora figure de la Condesa Frijs. En la
inc-a la- tflres se abren, la plata deslumbra, elcristal cintilla con ful-
goi es de tluaciu '. d.e rubi, manjares delicados alternan con discursos
dl, bienenida u, de .igradecimiento ..........y en el region sal6n desde
-.tI cuadr.-si lu 1. rijsenborgs de various siglos nos contemplaii.
28 de Agosto.--Con nuestros amigos, y sus amigos, y los amigos
,1I .us amileos, atrae-.aiii._. llanuras sabulosas amoratadas por los
bre,:...s, aldeas entcrradaS v altas dunas. Llegamos A Skagen, la
pl.4A ,tla ,i.'d,L. la pilida playa azul que atrae A los pintores y en
done Kioever c:.)inaleCiente, da los tiltimo- toques A su noche de San
/,, u En el cumedor lel Hotel se ha reunido una curiosa colecci6n
con las obras u lo-- retrato. tide los aitilta- que incesantemente pasan.


La espurna de las. la lame la ruedas de nuestros cu.,ches barrien-
C,., la. hi im llas ttan-palda en la arc.na- II itini:r.. semiduo agraida en
el -ileCiio; brisas tiiicf ante- ii.., risan: la _ol.,.lad iiirinita -e cxtiende
ai t.' u.01ot ro:, el acul o-, en, uell e, cam-ini i:mrn?- a1 rr,:.bado;, fticra del
Cillil>- colinm ell n suefic,
Agirupado.- ,o la pla .t c:ii luo.a .lll- i.- S I-. rius coinmovidos Zi la- nanii bi'a- i alv t a aiell... q.ie oni honor inuei.tru
S6ni ig: -1 C6,nsul Ander-eni: 3 los ianai i ier-... uy.l.. -alr licnc eneral-
r.i:nt- por testigoi familia- a. ngu. t].-tdas-., ola- re'. ue lta-., nubes :nilobria-,
rel iinpa'..- y truieuo-., eci la tardic nll;gii'riC .y ilol'ada a Ciiica talrve.
en .uiie Lrabajaion iin co:ngoji', no arranlc.-.ri, dpllai~l ti- do adiniraciiiu.
D. e-a ilnan r:. s,? han .sali do mld- de 25 liI hI.l.iribre-. % eitiC. ell.. n0,)
franceses.
El sol se envuelve en deslumbrantes velos de gualda cubriundo oru
las arenas; por el lado opuesto la playa recibe la pAtina argeitada de
la luna. Sobre las casas blancas de techos rosados en la -Luavidad
azul del cielo, se destaca el rojo pabell6n dinamarqu6s. Otros pabe-
llones desvanecidos por la distancia, otras paredes y otrus tcch..-..
chimeneas de fabrica y aspas demolino,indican A lo lejos Frederi- sh a n.
Es la iltima vez que comemos con los amigos que nos abrieron
las puertas de sus hogares, como las puertas de su corazdn. Michael
.Ancher, el pintor de pescadores, y Tuxner, el pintor de reyes, nos
acompaiian. El C6nsul Andersen pronuncia un brindis in-pirado:
ocho 6 diez personas lo imitan; los hurras estallan, y cuando la noche
ha cafdo, y se ha apagado el bullicio del banquet, llegamos en el
silencio imponente de las dunas hasta el punto en donde los rayos de
la luna llena, quebrAndose, cabrillean en las olas enlazadas de
dos mares.


Desembarcando en Gotemburgo,

30 de Agosto.-Afectuosamente nos despedimos:de:nuestros amigos,
del Doctor Winge, del infatigable Ingwersen, del incomparable Otserby.
El tren nos lleva A Frederikshavn. El temido Kattegat, hoy manso y
adormeciente, hace alarde de benevolencia y sentimientos hospitalarios.
Entre las rocas dispersas en el fiord, Gotemburgo se divisa blanco y
rosado bajo el cielo siempre azul. Con m;s intensidad en el color seria
una vision de Oriente. La amabilidad del secretario del Comitd M.
R. Beyer nos viene acompaiiando desde Frederikshavn. Una hora
despu6s los suecos nos reciben en la sala de Conciertos de Tradgards-
forening (Sociedad de Horticultura). El program anuncia una
"Colaci6n"; pero despuds de los sandwiches y de la cerveza, sigue una.
sopa seguida de un pescado y demAs viandas y vinos de un opiparo
festin; el Profesor Wissing abre la sei-ie de brindis; la voz lenta, y
clara de M. Vidal de la Blache responded, los hurras no faltan, y
cuando salimos a las terrazas ha tendido ya sus velos la tibia y
estrellada noche azul.
De los 45 viajeros, ya s6lo doce seguiremos gozando de la hospi
talidad de Gotemburgo. Nos hemos dividido en tres grupos: uno va
a visitar en Escania, castillos hist6ricos, mansiones aristocraticas, y









La Locomiotora 5


quintas model" bajo la grave presidencia de M. Vidal de Ia Blache.
Con la ;paternal solicitud de M. Bonet Maury, otro ra A la pintoreca
Dalecarlia; bajara a la mina de Falun, lera en lora la exhibicien de
Zorn, y sera recibido en la Universidad de Upsal. Al cuidado de NI.
Cotelle, quien disfrutara de los honorees y pronunciara los briiidis
correspondientes, quedindose para recorrer el Vermland los perezosos
y los cansados. El Consejero de Estado NI. Cotelle, es in mortal
simpitico y feliz. La sonrisa de la fortuna se refleja en la perenne
sonrisa de sus ojos castafios, y deja ficilmente presumir que A pesar
de su barba cana. y de sus graves funciones, no: m.Lntendri en cumbres
inaccesibles la dignidad presidencial.
Nuestra primera excursion, despuis de recorrer las anchas calls
cruzadas por alegres tranvfas color de cielo, de visitar el Asilo de
Ancianos y atravesar el parque de Slottrkog. es a Sir6 llamada isla
de atoer, nido de villas y refugio de baristas. Various de nuestros
amigos de la vfpera veranean alli. y no:s guiai en los senderos umbro-
sos y escarpados de ese paraje encantador. De todas las islas rocallosas
diseminadas en torno nuestro, ,sta es la dnica donde los Arboles crecen:
cuaudo las d.ema se incendiaron en guerras inmemoriales, 6sta por
orden del jefe, se respet6. La leyenda :tfiade que allf vivfa su amada
y por eso la isla _e llam6 isia de amor.


V\;itando un Asilo en Gotemburgo.


Otro. balos favorites s n loi de Laniedra g,m enos distantes pero
menos suLgetiros tambi"n. Alli almoramnos en el'Royal-Yachtng.
Club junto al mar, contemplando las velas blancas deslizarse en
lontananza covo cisnes, y la suaei c.l,,racjin dJ las islas encendenrse
con los rayos del ardlente sol.
Gotemhurg'o es una cIudad commercial; ntre los idiomas extranje-
ros el inzglts domina. Los comerciante'- tlenen todos sus oficinas en un
solo edificio especialmente c:on-truido, y en cu.o techo, ademas de una
vista sobre los. canale, hai un reitaurainte que les evita la p6rdida de
tiempo.
Para luchar contra el alcliolismo, la ciuidac no tolera sino seis
ventas de aguardiente, muy dkstantes una de otra. El obrero que las
frecuenta. no obtiene en cada una mas de dos capas, de suerte que
andando y gastando t:odo el dia no past de la docena. Una noche
encontramos un indiriduo perfectamente ebrlo. Ignoro de que ardides
se valii.
No visitamos, atravesamos el museo: debemos almorzar en el
Tradigardsforening. antes de tomar el tren para N&is, y falta tiempo
para detenernos ante los paisages de Fahllcrantr y las aves de Lijefords.
Bajo un sol t6rrido y soitccante, comoel de Paris. desembarcamos en la
Escuela. Vestidos con los trajes caracteristicos de las -provincias,
tremolando la azul bandera sueca y la bandera tricolor, los alumnus
nos saludan con la Marsellesa, 5 cuyo compas, precedidos por el
Director Salom6n, marchamos todos hacia los bosques y los pradous.


Augu.:to Abrhlans,.,n fund esta escuela hacia los afi.s de 1S75
-e la leg6 al Estado junto con la propiedad de Naas (1,2001 hectAreas
de bosquesi sus tierras dependientes, y 3,80,000 coronas. Su objeto es
ensehiar, nc s6lo prictica sino cientfficamente, pur medio de conferen-
cias y discusiones, el %s!jid 6 sea trabajos manuals en madera. El
curso es de 5 semanas. Ademis del S/o;d alli se apienden juegos at
aire libre, danzas, cantos, jardineria, cocina. etc.
Mientras saboreamos los dulces que han fabricado, los alumnus
hombres y mujeres, corriendo y saltando en los Ilanos. despliegan su
agilidad, y nos muestran Sus tiles conocimnientos en el juego de la
pelota y los 99 mAs que c..-mponen el programs.
Los bailey nacionales en que tan tristemente aun cuando no es
triste se mezcla el canto, nos deleitan; en honor nuestro estrenan uno
nuevo lento y melanc6lico, exhumado de la Biblioteca national. Un
pastor de gruesos y sonoros zuecos sin dejar tocar el acorde6n gira con
su compaijera en una especie de rotaci6n fren6tica..--------.el Profesor
Wissing entusiasmado se levanta, enlaza a la pareja, gira A su vez, y
obtiene un 6xito colosal.
iOh la tarde exquisite pasada en Ntis! que recostadcs en la
yerba, aspirando la frescura, descansemos de la visit A los talleres;
que en una agreste decoraci6n de ensuefio, fantAsticamente iluminada
por los cambiantes de un crepdisculo
que muere, contemplemos A los alumnos
unidos en fraternidad supra terrestre,
animar el bosque verde con los vividos
colors de sus trajes; que en religioso
silencio escuchemos sus penetrantes y
melanc6licas endechas; que A travis
Sdel lijero follaje y los blancas troncos
de los abedules, sobre el espejo rosado
del agua, se deslicen las barcas rojas;
6 que en la noche clara y transparent
como un zafiro regresemos tremolando
los pendones al compis de la Marse-
llesa, la impresi6n de lejanfa es pro-
funda y perdurable.
La luna magnifica y redonda nos
sigue sobre los cerros de pinares....,
En la orilla, la Marsellesa se extin
gue poco A poco-.... En nuestra barca
tambisn se calla..... ..
S .____.A la melodfa penetrate de
las trovas, al ritmico movimiento de las
danzas, suceden hoy los bramidos for-
midables y las vorigines frendticas: las
cataratas de Trollhittan, las mAs po-
tentes de Europa, despefian sus torren-
tes de espuma ante nosotros. A lo lejos
la balsa. tefiida con el azul del cielo y el verde del pinar, tranquila
y arrugada parece mezclada de aceite; de stibito se sume, ondula,
se precipita furiosa y borbollante, y rueda estrellandose contra las
pefias hasta el abismo blanco.......... A media noche la luna riela en
un firmamento jaspeado come salpicado de plum6n; sus ilos de plata se
retuercen luminosos y destrozados en el vertigo de los remolinos, y en
el silencio retumban las salvajes armonfas del raudal.
.-.. ..-....- El Doctor Geiger, Director de las f bricas de
hierro nos recibe en Uddeholm; en uno de los treinta aposentos de
su blanca y patriarcal mansi6n nos alojamos; en una especie de balsa
enguirnaldada de acebo, tirada por un remolcador, sin trepidaci6n
de bh6ice, ni el golpe de remos, silenciosamente, misteriosamente,
entire mirgenes de pinos que la distancia desvanece y azula, surcamos
el lagode R6da. El sol, ponibndoseentre nubes nosfrustrade su espec-
tkculo maravilloso; sin embargo es tal la poesfa ambiente que al
principiar su brindis en el banquet nocturne Mr. Cotelle exclama:
Solo el cantor de Elvira podrfa describir estas rocas silenciosas y estas
obscuras selvas!_.._..
............... Las cataratas igneas de Uddeholm! los raudales
incandescentes, los torrentes de llamas, los torbellinos de centellas que
vuelan como enjambres de oroe! El m6todo de Bessemer en las fibricas
de hierrol A las cataratas blancas, han sucedido las cataratas rojas,
-al agua el fuego; a la obra de Dios la obra del hombre, y la compa-
,raci6n con Trollhattan que se impone de tal suerte, evita d Mr. Cotelle









La Locomotora 6


buscar ma lejos material pala el biindi. quie debe pronunciar ante los
directors y sus familiar y loIs ingenieros, en el l6timo almuerzo de
Uddeholm.
__-----------No lo cruzan alamedas dL cipieses; no se alzan
sobre su yerba estituas ni mausoleos; taipoco es un campo de cruces A
-la sombra de la iglesia, no. El cementerio de Filipstad es un ribazo
que entire ramas de sauce, de Acere y de tembl6n refleja en el lago
Daglosen la sencillez de sus blancos cipos escalonados. El iunico
mnausoleo, el de Ericson, domina en la altura. El sitio de reposo de
los* muertos es el paseo favorite de los vivos que sentados cabe losas
funerarias se embelesan.en la contemplaci6n delos celajes y las ondas,
.quizAs inconscientemente subyugados por la flotante poesia de la Muerte
,cuyo simbolo es aquf no el repugnance esqueleto que blande su guadafia,
,sino el Angel sonriente que invita A descansar.
.............---------...La lluvia!! la lluvia con su s6quito de nieblas y
envuelta en ellas Eskilstuna, incolora y triste, mira su soledad en las
-calles relucientes como un espejo de acero.
S.-- -----------Cada uno dalo que puede; Filipstad rinc6n de
poesfa nos present el encanto melanc6lico y espl6ndido de un crepdscu-
lo otofial; Eskilstuna pueblo, de fabricas nos brinda sus talleres y sus
fr-aguas. En la fibrica de papel nos interesamos; en la de cuchillos
,nos ennegrecimos y sofocamos; A la de fusiles las sefioras ya no
.entramos--.------------.
Ahora tenemos por inico protector stable a M. Heijl que
desde; Gotemburgo nos conduce her6icammente hasta Estocolmo;
,pero en todo lugar que visitamos nos reciben las autoridades con el
imprescindible festin, y los suecos nos colman y abruman de atencio-
;nes A grado tal que en uno de sus iltimos brindis M. Cotelle exclama:
asf como un poeta decia al gran rey cesa oh rey de vencer 6 ceso de
,escribir, yo os digo: cesad de obsequiarnos 6 dejaremos de existir.
; Comemos generalmente, A la sueca 6 sea en dos mesas: en la
:primera estan servidos los sandwiches (smorgas) ensaladas, fiambres
sentados las viandas calientes y los vinos.
El burgomaestre de Mariefred, Lindqvist nos gufa en el romAn-
tico y legendario castillo de Gripsholm, piedra hist6rica de los Wasas,
que invierte en el Melar sus torres bermejas y sotos amarillentos.
Gripsholm significa: isla de Grip, sin duda porque Bo Jonsson
Grip (1283) su primer'duefio conocido tenia un grifo en su escudo.
Perteneci6 A la reina Margarita, fud herencia de Sten Sture quien se lo
,leg6 al convento de Mariefred; Gustayo Wasa se lo dispute A los
,monjes y ech6 los cimientos del castillo actual. Inauguraronlo pompo-
sas fiestas, mas A la muerte de Wasa se troc6 en prisi6n de .Estado
y entire sus innumerables cautivos se cuenta a Erik, ai duque Juan y
mucho despues A Gustavo Adolfo IV que allf aguard6 su salida para el
destierro. Desde entonces se convirti6 en Museo; tiene sus trescientos
aposentos, mas de dos mil retratos hist6ricos, muebles de diferentes
6pocas, trofeos y obras de arte: es el Versalles de Suecia.
En la que se llama A la de los Caballeros habit6 iltimamente
la afamada novelist Selma Lagerlof.- -.
Mientras navegamos y surgeon nuevas islas y desaparecen las
torres bermejas de Gripholm, el ocaso arde, el sol se hunde, el agua se
enciende, se apaga y durante largo tiempo degradAndose lentamente
se suceden en el horizonte, inundado el espacio, todas las tintas del arco
Siris----------.. todavfa una hora despues una faja de pdrpura raya la
obscuridad; en el claro obscure azul, tiembla como un mar de lucierna-
gas las luces de Estocolmo.
Los tres grupos se han reunido; M. Cotelle ha producido ya sus
veinte brindis y M. Vidal de la Blache resume el mando. A los acordes.
de la Marsellesa principia en el Gran Hotel la primer recepci6n official.
S .....--------- El paseo inicial por las called: cinemat6grafo de
canales,, palacios,- monumentos, plazas y estatuas; el asalto de los
Sfot6grafos y la contemplaci6n de las siete islas verdes que surgiendo
del lago salado y del Melar forman la ciudad de Estocolmo.
a El bariquete es en Skansen, museo etnogrAfico al aire libre;
-Suecia es miniature donde no faltan ni su flora ni su fauna, ni cons-
trucciones y amueblados tfpicos, ni casas ni granjas ni campos de
lafiones. ni danzas caracteristicas ni arias del pafs.
Bogamos en la bahfa; tan nitido esta el cielo y tan cAlido el
aimbiente qui i er naranjos y limoneros en vez de verdinegros pinos nos


creerfamos en Italia, en las playas luminosas y son.o:ras de Sorrento y
Castelam:.rc. Corrobora esta impresi.ni el cerro umbroso terminado
por la vila blanca donde M, Thiel abriga su c.lecci6n de pintura.s
firmada por Zord, Lijefords, el principle Eugenio yotros artist as cilebres
y que somos invitados A visitar.
Los suecos son muy aficionados al sport y uno de sus pasatiempos
favorites es juzgar y aplaudir A los Agiles nadadores cuya precision
compite con la de los mejores acr6batas y que Ilegan hasta jugar en el
agua Foot-ball.......con la cabeza. Vimos nifias arrojarse al agua
haciendo cabriolas desde una altura vertiginosa y former con sus
cuerpos tendidos, cruces, cuadros y cfrculos, sin la menor d':viacidn
S. A. R. el Principe de Nericia, el Principe Eugeuio, el Prfncipe
pintor y el mis Liberal de los Principes, cruzada la blanca pechera con
la banda roja de ia legi6n de honor,entrela esposadel Alcaldede Pau y la
cantatriz Cristina Nilson, preside el banquet Oficial en Hassel-backen.
S. A. brinda por el Presidente de la Rapdblica; el C6nsul de Fraicia
por el Rey,Vidal de laBlache, Bonet Maury, Faisans, Moltenius y otros
toman A su vez la palabra, la Marsellesa se canta y los hurras se gritan
con grnvedad protocolar.
S. M. deseoso de demostrar sus simpatfas por la Francia se
digna rccibirnos. A las diez de 'a mariana en el Sal6n de Audiencias
los hombres de un lado, las mujeres de otro, aguardamos de pie la
aparici6n del Rey. El Rey tarda, las filas se inquietan y ya empiezan A
sentarse los que A su alcance tienen un sill6n; la puerta rechina.-----
como colegiales sorprendidcs por el maestro,volvemos anuestros pnestos,
no, la alerta es falsa, el Rey no llega aun y continuamos apoyandonos
alternativamente sobre un pie. Al fin la puerta se abre y la alta figure


4 : .: ..

,-. .,. .. '. "
.a -' ; ... 7' .,.,
-- W .},. 2. -. ., --


Niias, 19 Setiembre 1906.


de Oscar II atraviesa el umbral. Las cabezas se inclinan, los ojos se
clavan en 61. El se adelanta, dirije una palabra A M. Vidal de la
Blache, otra A M. Bonet Maury, continda saludando y dirigiendo la
palabra con intervals de tres 6 cuatro personas. La palabra real cae
sobre mi vecina; el Rey le pregunta con interns si esti present su marido:
ella responded, no soy casada- ..S. M. no insisted y prosigue saludando
hasta llegar A su punto de partida. M. Vidal de la Blache, le da las
gracias por el buen recibimiento dispensado A los Franceses. Entre
otras cosas amables, el Rey replica que la visit de los Franceses le ha
causado gran placer; nos invita A visitar el palacio, saluda, nos incli-
namos y se retira.
Un official nos conduce; pero el tiempo apura, y con la velocidad de
la agencia Cook atrvesamos inndmeros salones logrando apenas la vision
de gobelino, un reflejo de porcelana 6 un destello de la vajilla de oro.
El Rey y los Principes asisten A la "Hija del Regimiento" y A
"Cavallerfa Rusticana" en la representacidn de Gala que nos da la
Opera Real.
.--.......- ...--- Salsj6baden es uno de los paseos mas pintorescos de
Estocolmo; es un conjunto de islas rocallosas y selvAticas pobladas
poco poco y sin perder nada de su encanto agreste. Puentes rdsticos
lasunen, un Hotel domina el mar; las vilas rojizas se esparcen en la
espesura donde los pinos mezclan su moi6tono verdor eterno A la diver-
sidad de verdes frigiles que el otofio enciende ya. En el program
figuran visits A museos y liceos, A la biblioteca, A la sociedad de tel&-
fonos, A la asistencia pdblica, A los bancos, A los periddicos; audiciones









La Locomotora 7


musicales y conferencias. Pero la fatiga extiingue el ardor y apaga la
curiosidad. El desorden reina y cada cual erra 6 descansa A su gusto
en aristocrAtica cindad de Estocolmo llamada la Venecia del Norte y
que de Venecia apenas !mita elgran canal.
Enmedio de la alazara ensordeciente delaestaci6n, de los hurras
que retiemblan 3y los brazos que se tienden y las manos que por dltima
vez se estrechan, el tren arranca y 11evAndonos se pierde entire las som-
bras de la noche ..................
.......... Amanecelmosen M almo;Oesterby, el organizador incomparable
nos recibe, y hacldndose de nueso 'arg,'- de niestr1a personas y de
nuestros bultos, n:o.- de uiel' e la calma ui tarint alborot a1 a en Estocolmo.
Desenbarcam.i- en Copenhague, (Kjopenhavn puerto de los merca-
deres; y despu-s de visitar el puerto francs, uno de los mejores y mAs
traficantes del mundo. y de almorzar en el Royal Yachting Club, frente
a la rad. lumin,:.s:a d.onde f. ndiean el Yatch de la reyna de Inglaterra y
el de la emperiti iz de Rusia, con los miembros de la sociedad, y entire
ellos el iMnistro Scavenius, el rild;of.: Hl-fdold, considerado el igual de
Spencer y Schopenhauer, el actor Mantzius, el Coquelin dands; Jacobsen
el Mecen.as etc; desde el bote A cuyo paso los puentes se abren y giran,.
vislumbran.)s el ii~:nesante mnoriniient.v de los puertos y las dArsenas, el
trnjin de las aduanas y alh6ndigas, la actividad de los canales, las
ruina de Cristianborg y la cdpula retorcida de laBolsa que se destaca
entire la., dem .
En la noclie ]as fantasfas pIri:tccinca bordan el cielo en el jardin
de Tihol, el s.tiu de recreo de la Ciudad.
13 de Septiembre. -M. Vidal de la Blache se ha quedado en
Estucolmo y la dulce voz de M. Bonet Maury incumbent ahora los
diiscursos y la dircc,'.' de nIiretrco- de.-Itino:s.


Ndis, 1 Septiembre 1906.


Estamos gravemente sentados en la sala del Congreso, los Aiembros
de la Asociacidn Franco-Escandinava. En medio y enfrente de nosotros
Scavenius, Ingwersen y Oesterby. A su derecha Holfding y A su
izquierda Bonet Maury; detrAs de ellos, la tribune. Estamos en sesi6n
_para deliberar sobre la manera de hacer mas prActicos los fines de la
Asociaci6n. Scavenius explica que se propone dar conferencias y
-organizar viajes; Oesterby manifiesta su deseo de obtener la colabora-
.ci6n de comerciantes 6 industriales. Un j6ven francs con inflexiones
-tr6mulas y romanticas modula largamente que la Francia no ocupa el
Augar que debiera: es la sexta naci6n en compras y la s6ptima en ventas;
reclama la creac'6n de un almacen parisiense en Conpenhague, de bolsas
,de viaje y de un banquet annual en Paris donde suecos y franceses se
puedan reunir.
Un individuo alza la mano para proponer que se imported mis
champagne; otro para que no se haga uso de la palabra mAs de cinco
minutos;otro para que se cultive la ensefianza de los idiomas y otro en fin,
para suplicar que se nombre una comisi6n competent que discuta esas
cuestiones sin la indtil cooperacidndelos profanos. Despu6s de algunas
dificultades y votaciones, se acuerda que cinco personas al efecto de-
.ingnadas trabajen solas y se reunan cuando les convenga, suprmiendo
la sesidn de maiiana para los ignorantes, y dejAndolos en libertad de
entregarse A mas futiles ocupa;ciones.
Los italianos dicen "ver Napoles y morir": los daneses consideran
y nosin radun que su playa de Skodsborg, frente A la isla blanca


c.ibierta ide ruinas done Ticho Brih-e, levanti su obsernatvorio, y las
azuladas ondulaciones de las costas succas, merece igual elog r, y no
hav f:.raster.: que despues de ver galopar las veloces manadas de gamos
y de ciervos en la selva ade Dyrehavn omita llegar i Skodsborg. y
extasiarse con los caprichos crepus.culares reverberantes en el Sund.
Cuando en el ccasc se extin-uieron los celajes ardientes que abrasaban
las velas y arrebolaban las ondas, y gasas intangibles desplegaron la
infinita y variada suavidad de tintas pflidas, comimos en el Hotel de
Skodsborg entire brindis y cantos y hurras y aplausos que no nos
abandonan mas.
Aprovechando la libertad que nos da la supresi6n del congress,
Mile. Sophie Alberti invita A lassefioras'Aalmorzar en su Club de let u ra
y A cenocer algunos establecimientos: el Asilo para las recreaciones donde
los nifios en vez de jugar en la calle 6 apurar la paciencia a sus padres,
pasan todo el tiempo que no estAn en la escuela, alimentados, bafiados y
utilmente entretenidos con el Slojd. Artistas de seis A siete afios ma-
nejan la sierra y el cepillo con la destreza de un maestro. Sus
trabajos se venden anualmente y el product se les guard y se le.
entrega cuando cumplen 14 anfos. En las escuelas asistimos principal-
mente A l& clase de francs, que en Dinamarca es obligatoria, y a las
sesiones de gimnasia 6 mejor dicho de acrobacia que en un circo no
estarfan fuera de su lugar.
El Club de Mile. Alberti es uno de los mis grandes que existen:
cuenta con 3,200 miembros y 38000 voldmenes. Las sefioras alli se reunen
para leer, comer, asistir tres 6 cuatro veces mensuales a conferencias
de afamados profesores, dar fiestas y emplear sus ocios discutiendo los
derechos de la mujer.
Rodeado de sus Ap6stoles, de su Cristo que en el fondo de
la Iglesia de N. S. tiende los brazos; de sus Gracias, de su Jas6n, de su
Lord Byron, de sus bajos relieves, de todo el hrterogeneo pueblo blanco
salido de su cincel, bajo las flores y entire las palmas, en su museo, su
mausoleo A la vez, duerme Thorvaldsen, el c6lebre escultor.
Si su tumba falta en Rosenborg, museo cronol6gico de los Reyes,
la gran figure de Cristian IV soldado, artist, poeta, arquitecto y Rey
popular de Dinamarca, flota en todos los Ambitos del castillo. El mis-
mo dirigi6 la construcci6n;allf cons6rvansesus muebles,sus armas, sus
joyas, los objetos que torneaba, su ropa ensangrentada en el combat de
Femern. Su initial surge doquiera; y ya en busto, ya en estatua, en
mirmol, en bronce, en madera 6 en marfil; sobre lienzo, A caballo, A pie
en el Palacio, en el torneo, en la batalla, en el lecho de-muerte, reviven
sus energicas acciones. Su sombra her6ica domina; A su lado palidecen
Cristianes y Federicos y se anonada el recuerdo de Carolina y de
Struensee. Como en Aarhus las families nos invitan A comer y rivalizan
en amabilidad y cariiosas demostraciones. Voy A casa del Consejero
de Estado Hammerich, cuyo hermano es compositor distinguido y nos
favorece con algunas de sus obras y arias del pafs.
15 de Septiembre.-La tumba 6 mejor dicho el negro ataud de
Cristian IV al lado del de su esposa y de su hijo, se alinea en su capilla
de la Catedral de Roskilde, Pante6n Real, y su fisonomfa obsesora re-
vive en las pinturas de Marstrand que lo represent en las murallas, jus-
gando A un criminal y apostrofando sus tropas despu6s de perder el ojo
en el combat naval. La reina Margarita.yace en su sepulcro g6tico, en
el coro; en, la capilla opuesta sobre el f6retro negro de Cristian IX la
asociaci6n piadosamente deposit una corona.
Copenhague tiene su Mecenas: Carl Jacobsen, millonario duefio de
la cerveceria mas grande de Europa, situada en Carlsberg, montafia de
Carlos 6 Monte-Carlo como elmismo Jacobsen nos explica alrecibirnos y
conducirnos A travis de laberinto de hornos y de neveras entire el estr6-
pito de las calderas y la ininterrunpida trepidaci6n rechinante de las
botellas que barren el cerebro y lancina los nervios. La cerveceria le
vale su fortune, pero su faia proviene de la magnffica colecci6n de pin-
tura y de escultura reunida en un Palacio que con todo y palacio
regal6 A la ciudad y es conocida con el nombre de Gliptoteca Ny
Calrsberg.
16 de Sepfiembre.-La munificiencia de Jacobsen regal un Museo.
Cuando un incendio redujo A cenizas el Castillo de Frederiksborg, el
castillo de Federico II reconstrufdo y agrandado por Cristian IV que
allf naci6, y el pueblo dan6s organize una subscripci6n national, el
padre de Jacobsen did 600,000 coronas para la reconstituci6d interior .
condici6n de que el castillo se empleara como Museo de historic nacio-








La Locomotora 8


nal; y si gracias A la generosidad del pueblo resurgieron las torrse
graciles del renacimiento, gracias Jacobsen resuenan las c6lebres
campanas y adornan los salones riquisimas tapicerfas y cuadros y
muebles histOricos. El oratorio. un estuche esmaltado, tiene 23 cuadros
bfblicos, obra de C. Bloch. No lejos de Frederiksborg se abriga en la
verdura de su parque ingl.I Fredensborg blanca re-idencia de estio
principiada por Federico IV y en donde desdeel pasado siglo se reunen
todas las majestades de Europa.
En la silent y solitaria Elsenor, domiunndo el mar, techado de
cobre que el tiempo ha cubierto de cardenillo, masa enorme y sin em-
bargo ligera, yergue sus flechas y su-, torres pobladas de tragicas Ic-
yendas el Castillo de Kronborg. En sus s6tanoi profundos duerme
Ogier, el hroce national. Ha dormido ya mil aio;: su barba ha crecido
y atra\esado la mesa de piedra en que se apoy a; mis cuando se juegue
el ultimo dadu por )inamarca, el heroe despcrtara y arrancando de la
mesa su barha cana, blandira st espada para la lucha supreme.
Arriba, en los bastiones dede donde se distinguen en la estreclz
del Sund los campanarios de Helsiubureo. el espectro idquieto y me-
lanc6lico de Hamlet arrastra su maiito negio. Al rugido del viento que
encrespa las scnbrfas olas, se mezrlan sui acentos doloridos-..-..alli
lejos, eitre las hayas de Nlarienlyit estS a-u tumba, la tumbaque le rece-
16 si la cuestin era al tin ser 6 no -er. En el esttanque florido, blaica
como los nendfares flota Ofelia.--...-...
La dltima comida en el hotel de Inglaterra. Todas las notahill-
dades asisten. Lo preside el Ministro de Francia en Copenhag-ue M.
Philippe Crozier.
17 de Septiembre.-El 6ltimo almuerzo en Tivoli. La Iluvia que
nos acompantS A nuestra salida no falta a nuestro regreso; nos persigue
hasta la Municipalidad donde los ediles nos reciben oficialmente.


Otra ve. el tumulto de la estaci6n. Hay ojos que se empaiian
mientras los besos ruelan. En los burras tiembla la emoci6n del dlti-
mo adios. El encanto se ha roto y desranecido el ensueoo: olvemos A
la realidad monitona, pero en cambio al regresar ai us hogares en pro
nuestros desertados **al tin solos" deben de exclamar cavendo esautos
los admirable- organizadore- In-Ygersen y 3',sterby.


Maria Cruz.


Pair.. Ci.tubr,- li..i.


Nais, 19 Septiembre 1906.


hOS CAfMEILlOS

Lo triste zs asi. ..
Peter Altemberg.
Dos linguidos camellos, de elasticas services,
de verdes ojos claros y piel sedosa y rubia,
los cuellos recogidos, hinchadas las narices,
a grandes pasos miden un arena de Nubia.

Alzaron la cabeza para orientarse, y luego
el sofioliento advance de sus vellosas piernas
-bajo el rojizo dombo de aquel cenit de fuego-
pararon silenciosos al pie de las cisternas .. .

Un lustro apenas cargan bajo el azul magniffico
y ya sus ojos quema la fiebre del tormento:
tal vez leyeron, sabios, borroso jerolifico
perdido entire las ruinas de infausto monument.

Vagando taciturnos por la dormida alfombra,
cuando cierra los ojos el moribundo dia,
bajo la virgen negra que los llev6 en la sombra,
copiaron el desfile de la Melancolia........-

Son hijos del Desierto: prest6les la palmer
un largo cuello m6vil que sus vaivenes finge,
y en sus marchitos ojos que esculpe la Quimera
sopl6 cansancio eterno la boca del Esfinge!

Dijeron las Piramides que el viejo sol rescalda;
"Amamos la fatiga con inquietud secreta-. _....
y vieron desde entonces correr sobre una espalda
tallada en care viva, su triangular silueta.

Los atomos de oro que el torbellino esparce
quisieron en sus giros ser gracil vestidura,
y unidos en collares por invisible engarce
vistieron del giboso la escualida figure.


Todo el fastidio, toda la fiebre, toda el hambre,
la sed sin agua, el yermo sin hembras, los despojos
de caravanas .....huesos en blanquisimo enjambre,
todo en el cerco bulle de sus dolientes ojos.

Ni las sutiles miras, ni las leonadas pieles,
ni las volubles palmas que riegan sombra amiga,
ni el ruido sonoroso de claros cascabeles
alegran las miradas alrey de la fatiga;

ibebed dolor en ellas, flautistas de Bizancio,
que amiis pulir el dactilo al s'6 de las cadenas;
s6lo esos ojos pueden deciros el cansancio
de un mundo qne agoniza sin sangre entr2 las venas!"

iOh artistas! ioh camellos de la llanura vasta,
que vais llevando a cuestas el sacro Monolito!
ITristes de Esfinge! inovios de la palmer casta!
is6lo calm6is vosotros la sed de lo infinite!

ZQue pueden los cefiudos? ZQue logran las melenas
de las zarpadas tribus cuando la sed prime?
s61o el poeta es largo sobre este mar de arenas,
s61o su arteria rota la humanidad redime.

Se pierde ya .a lo lejos ]a errante caravan
dejindome-camello que cabalg6 el Excidio ..-
Ic6mo buscar sus huellas al sol de la manana,
entire las ondas grises de 16brego fastidio!

,N6! buscare dos ojos que he visto, fuente pura.
hoy a mi labio exhausta, y aguardare paciente
hasta que suelta en hilos de mistica dulzura,
refresque las entrafias del lirico doliente;

y si a mi lado cruza la sorda muchedumbre,
mientras el vago fondo de sus pupilas miro,
dira que vi6 un camello con honda pesadumbre
mirando silencioso dos fuentes de zafiro ....--.
Guillermo Valencia,








La Locomotora 9


PI AL ILD ID jfl iL "i )I


-iConque-. esas tlenemo!-exclami', "TLdoro para p.ieri
tirmino .1 la di-jplua m:i, terrible que habia teniido con su
mnjer.
--Te haI- ic n i-modad. poriqi te hel lamadoii -'olfo? ya
s;be', que cs la pura cerdad.
-Por eso y p.or ue me 1ia-, clhad- l n cara el pan que
aqui como.
--;QuC di-parate!
-;Ya veras c6ino yo las crast-o!
Teodoro abri6 la puerta.
;A d6nde vas?- pregunnt la etpos(a..
-No lo se. He resuelto morirme de hanmbre.
Teodoro -e a!cj6, repitiendo en la iscalera la siniestra
ai.ncnaza, sin cuidarse d- lo-. iecino- que podian escuiharilc.
Cuando Mariana -e qued6 so,!a, se puso a meditar. No,
uii era possible que Teodor, Ilevaraa cabolj su prop6sito. Le
lihaia in-ultado en un nmomentl de indig'naci,)n, que no podia
tener en lmodo al'-u no Lraves consecteiincia .
Un tanto tranquilizada, iLisose Mariana ; preparara la ce-
iu, duse.,-;a le aplacar .-1 -noij. de s maridid.
A las siete e:srem-ci. ie Mariana I.l aleiria, al oir en el
comedor los p;aos de .u c.-poso.) rCe:doro regresaba alfin 6t
su hoi'ar. Indudablementv, nlo ,l iria d.ir un disgusto asu
mIll e r.


Langedrag Vendredi 31 Aut 1906.


La comida estaba servida cuando Teodoro entr6 en el
comedor. El marido no not6 la sonriza de Mariana ni lanz6
una mirada al suculento plato que estaba sobre la mesa.
Sin embargo, ocup6 su asiento ante ella.
Mariana le -ir\ i.'; pero Teodoro ni siquiera tom6 el cu-
bicrto.
El ofendido es-poso guardaba el mas absolute silencio.
--Pero no comes?
--No-contest6 Teodoro con cavernosa voz.--No te he
di. ho q u e he resuelto morirme de hambre?
D..spues se fui6 acostar, y Mariana, Ileai de inquietud,
no pudo acabar de cenar tranquilamente.
Al utro dia repr,:od6jose la misma escena ala hora de
alnimorzar, durando esta situaci6n mis de una semana.
La cosa se ponia muy ,eria y tomaba un aspect terrible.
Mariana iba a tener sobre su conciencia la muerte de su ma-
rido.
La pobre mujer no podia dormir ni comer.
Transcurrieron diasy dias. Teodoroiba a su oficina a las
horas tid costumbre v volvia a; su casa alas horas de almorzar
y de comer.


No probaba bocado ni decila :-na palabra y Mariana no
ccsaba de llorar.
Sumamente alarmada fud a consultar con una sonambula,
que le anunci6 muy tristes acontecimientos. La situacic.n
empeoraba por instantes. Aquel estado de cosasn hopodia
durar.
Una tarde arroj6se Mariana a4los pies de Teodoro y le
pidid perdon. Prometi6le que en adelante seria la mujer mis
bumilde del mundo, y que s61o se consagraria a complacerle
en todo y por todo, afiadiendole que no le haria la menor ob-
servacina aunque regresaraal domicilio conyugal aaltas horas
de la noche.
Ante tales satisfacciones y tales promesas, aplac6se Teo-
doro y se dign6 perdonar a su atribulada consorte.
Habia hecho capitular A su mujer.
Mariana y Teodoro se sentaron a la mesa y comieron con
excelente apetito.
La mujer sirvi6 a su marido, eligiendole los mejores
manjares y recomendandole que no comiese demasiado a prisa
porque habia leido en un peri6dico que conviene una alimen-
taci6n prudent y moderada despues de un largo period de
complete abstinencia, y ya que su adorado Teodoro no habia
muerto de hambre, no era cosa de perderle a consecuencia de
una indigesti6n.
Pero Teodoro no adoptaba ningtin genero de
precauciones, comia tranquilamente con un apetito
que no tenia nada de extraordinario.
La reconciliaci6n fue sincera, como iluminadapor
un rayo de la luna de miel.
Pero al poco tiempo rccibi6 Mariana una factura,
que estuvo a punto de producirle un ataque cerebral.
Era la cuenta del hotel, a donde el trigico ayu-
nador iba a almorzar y a comer durante su period
de abstinencia. Al ver el imported de dicha cuenta
not6 que Teodoro habia sabido tender maravillosa-
S mente a las necesidades de su subsistencia.
Mariana comprendi6 entonces 1o que no le habia
S llamado la atenci6n en los dias anteriores, por que el
infeliz habia sufrido con tanta resignaci6n su martirio.
La cosa era evidence.
iLejos de adelgazar, el monstruo habia engordado de una
manera escandalosa!
Jorge Spitzmuller.



a (Estrella bictosa


Muy lejos, muy alto, en el azul purisimo del firmamento,
una preciosa estrella se afligfa pensativa, semejante los ojos
de una doncella pr6xima A verter ligrimas.
Un angel que por alli pasaba dijo la entristecida estrella:
-.Por que te afliges tan dolorosamente, querido astro?
A lo que respondi6:
-Es que he visto por la noche, cuando arrojo mi dulce
claridad sobre la tierra, a una de mis hermanas, que brilla en
uno de los riachuelos de Paris, y tengo envidia de ella. Qui-
siera estar en su lugar, unir al suyo mi reflejo y temblar en el
agua oscura, cerca de la acera por donde circula ]a gente.


Catulle Mindez.








La Locomotort'a 10


IlilIf\2


3nternezzo


Cuaudo toinm' tu mano entire la mia
y el rubor encendi6 tu rostro, y luego
mis labios'puse en el bot6n de fuego
de tu boca, hecha un caliz de ambrosia;

cuiando i la luz del moribundo dia,
de la tardee en el lnguido sosiego,
sediento de placer, de amores ciego,
te estreche sobre el cesped de la umbria;

bien miraste a las rosas sus botones
abtri calladamente; en el follaje,
la neblina colgando sus crespones

y la luna surgir entire el celaje,
mientras sonaba el toque de oraciones,
como un adi6s al comenzar el viaje.

II

zlupciac

iOh noche azul de rifagas de plata!
tui viste, coronada de luceros,
c6mo en alas de cefiros ligeros
Puck levant6 su dulce serenata.

C6mo ri6 con la vencida ingrata
y desgran6 sus 6sculos primeros
en la voz de cristal de los jilgueros
que como hilo de perlas se desata.

C6mo reg6 sus lagrimas preciosas,
sus lagrimas de amor, en raudo giro,
en los petalos nuevos de las rosas;
cuando en el seno del nupcial retire
exhalaste de tu alma tantas cosas,
al sentirte mujer, en un suspiro!


iAy! Es initil que mis versos leves
como hojas secas en tu mente loca._..
Los afos nos cubrieron con sus nieves
y 6 nuestras puertas la Implacable toca.

En vano, en vano, tu menoria evoca
las horas de placer, gratas y breves,
en que apagaste estrofas en mi boca
en largos besos y suspiros leves.

Amor es como Abril: no quiere duelos,
se corona de mirtos y amapolas
bajo el azul radiant de los cielos.

Y libre ya de las revueltas olas
del mar de la existencia, entire los hielos,
yo me bebo mis lagrimas a solas.

IV

cdpiba

iY no quieres morir!... Yo si quisieri,
y en el umbral obscure de la Nada
dar un beso 6 la Pdlida enlutalda
en los brazos de mi uiltima quimera.

iQue grato a mi ansiedad! iQud grato fuera
recibir en mis ojos su mirada
penetrante y letal como una espada,
como la tuya fue la vez primera!

Hasta las heces apure la vida
sobre tu care escultural, de suerte
que s61o guard una ilusi6n querida,

mas grande que el amor, much mas fuerte:
la de encontrar la calma apetecida
en mis nupcias solemnes con la Muerte!

Jesuts E. Valenzueia.


-- ~


+-- + acuarelas 4- 4-


Garula gorgoritea
el agua en mansa corriente
y en sus hondas cabrillea
la lamarada febea
que esta incendiando el Oriente.
Sobre las musgosas faldas
de las distintas colinas,
esparci6 Abril sus guirnaldas
y pueblan sus esmeraldas
torcazas y golondrinas.
Del monte el perfil se pierde
en blanco velo de tul
que deja bien que concuerde
abajo todo lo verde
y arriba todo lo azul.


Junto al lago que retrata
nubes albas y serenas
entire lindes de escarlata,
fingen inforas de plata
las erguidas azucenas.

Hay en los nidos rumors
de arrullos y de querellas,
el campo es altar de amores,
en que al cerrarse las flores
se encenderan las estrellas.

Apura, amiga, el Falerno;
ttl eres fe, vida y salud,
suena en un amor eterno
y deja a un arbol de invierno
que llore su juventud.

Mexico, 1907 Juan de Dios Peza.


prelubio


-'4O II


'~` i~
I









La Locomoftoa 11


GIOSUE CARDUCCI




El 15 de febreruo iltim:- falleci6 en Bolonia el gran poeta
Gio.-u-. Carducci, famosisimo por su mei-ito intrfnseco y
porque el car;icter francamente antirreligioso de algunas de
.LI ~ uras desertt, las protests en el mundo cat6lico.
1;'u tan revolucionario, que su Himno d Satanis ha sido
en IalgEunos moments el himno de las logias italianas y de
otLra parties. Para los revolucionarios compatriotas del
iloeta, era est- el autor de sus ideales.
De spu6s se apart Carducci de esos derroteros; pero
siemnpre fule levado y genial y uno de los que mas diestra-
mente han manejado ]a rima en los tiempos modernos.
Tambien era critic y fil6logo de reputaci6n universal.
Tan luego como se supo en Bolonia la grave enfermedad
de Carducci, los reyes, la reina Margarita, las Camaras y
todas las corporaciones se apresuraron a telegrafiar a Bolonia,
interesindose por 61.
Al dia siguiente de su muerte, la Camara de Diputados
italiana aprob6 las siguientes proposiciones: primera, trasla-
dar el cadaver de Carducci a Florencia, para enterrarle en la
Basilica de la Santa Cruz, cerca del monument del Dante;
segunda, enviar al entierro una comisi6n parlamentaria; y
tercera, erigir al finado un monument national en Roma.
El sepelio se verific6 el 17 del citado febrero; fue una
imponente manifestaci6n de duelo, y era natural: Carducci
era una de las figures mas populares de la nueva Italia. Se
calcula, dicen los peri6dicos de Italia, que en el trayecto que
tenia que recorrer la cer'emoiia fiinebre, que era de unos
treinta kil6metros, habia, lo menos, cien mil personas.
Ha quedado el cadaver en el cementerio de Certosia,
Bolonia, depositado provisionalmente, desde donde se le
trasladara a la iglesia de la Santa Cruz en Florencia.
Esto, sin embargo, dara ocasi6n a discusiones, porque
la Universidad de Bolonia no quiere que los restos del poeta
sZalean de su ciudad.
Carducci naci6 en Val-di-Castelo, Pisa, el 27 de julio de
1835. Desaparece, pues, de la escena de la vida material, a
los 71 afios de edad.
He aquf, traducido por Enrique Sams y Castelin, Profe-
sor de -literatura griega en Madrid, uno de los poemas
patri6ticos de Carducci, inspirado en el hallazgo (1826) de la
estatua de ]a Victoria del temple de Vespasiano en Brescia,
ciudad esta que fue el scenario de una her6ica defense y de
un cruel saqueo en la sublevaci6n contra los austriacos
en 1848.

-iLHas agitado, gran Virgen, alas de buen augurio-Sobre las falanges escndadas
y pnestas coubierto-Protegidas con el escudo apoyado en la rodilla y con ]a lanza-
,',ir, ii.- el choque de hostile ataques?
--~O bien, elevnudote por eneini de las aguilas,-Has hecho surgir eujambrcs de
-.."11..l marsios,-Con resplandor de brillo refulgente, relinclindo-Sus corceles
i.,I' .. lhaciendo palidecer Ai sus duefios?
-Tus alas 1iieg, aln-, tu robusto pie orgullosamente--Oprimiendo los cascos del
enemigo sin yeil.ir.- 1D qnidn el hermoso renombre de hazailas triunfante-El Arte
Sr., in', r vl.i.i ean el eircuito de tu escudo?-
--E1 nombre del arconte, quien, osado ante el mal,-Del hombre libre proteje el
derecho y la humanidad?-lE1 del c6nsul, lejos y ampliamente, del Laeio,-Los
limits y la gloria y el respeto ensanchando?
-A ti, c L ..l. aJ.j trono sentada en alpine cumbre-Radiante entire la tempestad,
te olga yo proclamando:-"Reyes y pueblos, aqul (,".. Ift Ialn-A I .-Ai para combatir
por su lie-1 y por -u l'r .no.."


-Lidia, entire tanto, una'gutirnalda I.:- i ..': ll, -,- r .i 1. i re ,l.. ..ir, '-p' r'.
por el I.ni '.. de Roma,-Para adornar tus tr..i.:.- .' L-.,oi.lr.. ii-- int iJlra, -- ..
pregunta, r.ii-lil.ll ha.,: oriii.iliin i tuspies:-. ,.. ...r ,1. i-... ii ,.. Victoria,
se te ofrecen,--Afos tras ailos en la hdimeda carcel-Del muro aprisionada? LLos
caballos germauos-Oiste resonar sobre tu frente heldnica?t'-
-"Los ol-contesta, brillante y fulminadora-Los oi y los sufri, pues gloria soy
de Grecia-Y fuerza de Romn, en inmortal bronce-Atraves6 sin tacha por entire las
filgaces edades-
-"Las edades pasaron como las doce waves de mal angnrio,-Apareeidas, en lo
antiguo, con asombro de R6mulo:-Pasaron y yo me levant: tus dioses proclamando,
-Oh Italia, i mira! y tus enterrados hbroes-
-"Orgullosa con su suerte, Brescia me di6 un altar,-Brescia la invencible,
Brescia ceilida de acero,-La leona de Italia,, con sus vestidos-Tehfidos en la sangre
de los invasores de su patria."







I

pulcherrima Dea

Del mar de Chipre en la risueia orilla,
blonda, a traves de la rosada bruma,
aparece flotando entire la espuma,
de Citeres la virgen sin mancilla.


Es blanca la color de su mejilla,
como del cisne de Estrim6n la pluma,
tiene el fulgor-de la belleza suma
y de las Gracias la expresi6n sencilla.


Extatico el Olimpo adora en ella
y se siente feliz. De polo a polo
un himno Pan enamorado entona.


Toca en la playa ]a gentil doncella,
y a su palacio de marfil Apolo
la lleva y cifle su imperial corona.

II


C( un trabictor be .oracio

Ya de Gliceris la mirada ardiente,
de las blondas estafias bajo el manto,
hizo latir tu coraz6n, y en tanto
probate el agua en la Castalia fuente.


Viste bafiarse en la himeda corriente
faunos y ninfas con divino encanto,
y en el triclinio reson6 tu canto,
coronada de pam pans la frente


Al acre jugo de las vides nuevas
en Anfora pagana mezcla ahora
sangre de Pan y leche de Afrodita_. -


i Veras que versos en el canto elevas,
pues ya en tu flauta rdstica y sonora
la divina Alma Genitrix palpita!


Manuel' Jose Oth6n.







FOTOGRAFIR


"ARTE


NUEVO"


Unica Fotografia premiada con
N edalla de Oro
en las dos ultimas exposiciones nacionales
Retratos de todas classes, precious y tamafios.-Especialidad en
en esmaltes y colors.


Postales


Manl Esprischt Deutsch.


Si Parla Italiano.


English Spoken.


On Pale Francais.


VAhDEAVEhfANO &


Counorc


y Gia


$e ha trasladado a la hermosa casa de dos pisos de la 6a. Avenida Sur, nuimero 7, frente a la
casa de Schwartz & Co.

Grandes Depositos de Vinos y hicores de las mejores mareas.
....... .- -"
Champagnes.-Cremas de todas classes de la gran casa CUSENIER & Co.-
Gran surtido de aperitivos italianos y franceses.-Cervezas inglesas, dulces,
ciruelas, pasas de Malaga, etc., etc.-Whiskys escoceses.-Aguas minerales.-
Conservas frescas. Siendo representantes de varias de Ins principals casas
extranjeras, ofrecemos a los consumidores precious muy reducidos, sobre los que
hacemos considerable descuentos a los compradores por mayor.


Faerza de Recion


LN libro dtil


p- --


de ideas


MAXIMILIANO


practices


AVyILES + +


S

S


$1.00 Oro el ejemplar, 6 su equivalent en billetes


------Sw-----.


PIDASE LA OBRA A ESTA REDAGGION


TIPOGRAPIA NATIONAL.


J.


Gia.


'S


S


de banco


---------~-


+ + PoRF


t--~ t-;-~ t--~ t---$ t--~




Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8
REPORT xmlns http:www.fcla.edudlsmddaitss xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitssReport.xsd
INGEST IEID ELSSDDUXR_2C4AJD INGEST_TIME 2013-01-23T13:49:46Z PACKAGE AA00011460_00023
AGREEMENT_INFO ACCOUNT UF PROJECT UFDC
FILES