La locomotora

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
La locomotora
Physical Description:
Serial
Language:
Spanish
Publisher:
s.n.
Place of Publication:
Guatemala
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Periodicals -- Guatemala   ( lcsh )
Civilization -- Periodicals -- Guatemala   ( lcsh )
Genre:
serial   ( sobekcm )
periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage:
Guatemala

Notes

Dates or Sequential Designation:
Began with Año 1, no. 1 for July 15, 1906.
Numbering Peculiarities:
Vols. for 1907- also called Año 2-
General Note:
"Revista de política, ciencias, literatura y bellas artes".

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 30858255
lccn - 2011229543
ocm30858255
System ID:
AA00011460:00015


This item is only available as the following downloads:


Full Text

4',
-V




-i -- ______-r ,r'I
-, .., ,, .. --. .. :; .- .. ~ .. .-
". .- .. .. -t ., "< : "" .l -.. '" "
&. .. ;.'t -. : '.. '^ :' .- ....
'- '' -'e :-.-' -y ^ v4" ...: <[. .\ .' -.'.., -.; .. *- ':;.. ;*i.?..:,. .: *: -' .* ** '' fc
; ., .. .... .







:: .:4 ;-- .o / / :' : '"" : Z ^!
., .-


... .' -_'.l,










i- .. -"' :" / :".' y :T. ;< ,.: < .:.JQ, .... .:: E."
t b .A a / *-









... ^ ... .. "'^ >'"l .. : .. ..


k' ~ ~ ~ ~ ~ 4v .' -- ^ : {^:^ i^
... .*'./* .. :' '..'. .... ,"," ... ","^ ^ .. .'''
S' "" "" "-' A .... -. '... ".... .- .... .
-.
.. ..... ." *'* *- *9 / > -^ *" '" ^ *A : -/ ** '. ,, \ .^















'1 7 ** :*.'. ", -, .t ..' -' *. .. _,-. ": .. ., ~r a i*'

"'. *' ". w "' '* ""* .1 *i l-- "' *. .,' '.= .- L- 1
"! .- ,. ..q i ? ''-l ', Tr *
'7t. ., A *. 1...! ;/ v -|.3









; :"-,,' ." .L / *. ...'-*. ?."- ,; **'^ ^
.t ., .- b, 1
UL l'tic ,i a,

''SI/ *1
1 / /
,.Ii~ .e ,














I, U,,,,
-4'" "y:;li "4 c: 'A.c' I- ""










ir i
i. 4/ / 2


.. .


~. .. ., .'
."; ..!




I, Ii







T p.:!:x. fL- --
,- -" '-,"- .'. '. ,"" 1 9

:s I
:-.- '- (b iatuii- -0
., f ',,- .
Y ..
,9 "q
~. e :': ;"< -
... a. ... ..a J & ._ '. -L. .L. _
ldvlld 10 "3 {lcr .'!9


















































































I '




































































*r








.' *" '


. '* *











f rOmotWora


Sevista 'be political, ienciacs, 'itcrat'ura 11 23dIIas crte.

Redactore-: Joaquin M Ilndez Felipe E-tralda Paniiagia.
Administrador: J. Aleiandro Pacheco H --*2 A\cuida Sur. Nimero 3.


ANO II.


GUATEMALA, 1,, DE ENERO DE 1907.


NITT 22


En pro de la Educaciil Naciioal

lTLagrifica Circutlar del Serior Fresiderate de la Fieptiblica


PALACIO DEL POWDER EJECUTIVCO:

GUATEMALA, 10 DE ENERO DE 19117.

Seiior Jefe Politico:



Es tan criminal y no:tori-o el descuido coln que lan
autiot'ridades administrativas y los funcionalris p61,li-
cos, ven todo lo relative al ramo de instrucciIn -po1pular,11
Iqe en verdad se contrista el animo al tener'- lue darL
todos los dias en el 'unCque para que de una manera Ci
otra penetre al fin en la co-nciencia de los encaradi .i
de velar por la instriuccin la idea de la .inmeinsa
responsabilidad que' pesa s:obre de ell,,'s, ya quie lo
primero que debe tender todo individiluo toda cilec-
tividad es su educacidn c instrucci<;n com'1 que Lsn I',s
aliimentos que L an vida moral lo~ s lhon res v i los
pueblos.
Vivir v vivir ignorante es exist.ir munertos moral .
intelectualmente; por eso es q ue ha sid:,> necesario un
apostolado, para infundir las ideas del ]iien en thioas
las manifeStaciones humanaas; y asi \e Ud. :qu- el
iinorante lucha y odia y sacrifica al qu e Ie envefia la
verdad:q ue el instru ido en su egoismo no quiere
ensefiar al que no sabe y que el que tiene nol I-da al
que le falta, como si se tratara de la destruccion y
no dle la coniservaci6n de la especie hliumana; 6i como si
no hubiera solidaridad en -los destino- de e.a misma
humanidad en sus medics de vida y in los fine, qucIe
debe llenar.
En inuestros pueblos, la raza indigena luLcha
por su crasa igno-rancia contra la educaciin c
inistrucci6n de sus iijos; los criollos lo mismo que los
indigenas, tratan de aprovechar los trabajos manuailes
de sus hijos para sostenerse y eluden la obligacion lde
asistir a las Escuelas. Los mestizos aceptan pero con
indiferencia y frialdad la idea de instrui-r i sus hijos,
A quienes tratan colmo auxiliaries para suis t-rahbajos.


Y, peor filtiio1, gran part de la socledad ilustrada y
de buena 'posicin eneCOlni ita en su eLgoisimo solo se
ocLuIpa de los suvs y no da una sola palabra de aliento
para los dem:Js.
Esas han sideo las razi-ones por 1.s cuales en nuestro
pais-;i dife-rencia de otrs que van 1i Ia 'van.guardia de
la civilizaci6n v en los cuales la iniciativa individual
lleva la nmjcr part en i-l f,:,mento \ desarrollo de la
insttruccidn-es CI Estado inica v exclusivamente el
'lqu se 'cul:Pa en el important rami de Instrucci6n noIl
s;l, para diri -irla v fomenitarla, since para sostenerla
v con'ervarla: v e-a ha sidlo la razIn n por la que los
(l-ubrirns lihernie, lunos c' In manorl empenfi, que
,tr, t, han tratad e de dar impulse y de hacer
oili. atoria In popular instrucci'iIn a despecho de todos
lns aminIs V expl:lotadores de la ignoraniia; pieri
ldeigraciadamente, coi'o .lije al principio, no todlos
re 'ponden l ien al nIliammient'i dle los sentimientos
lpa t ri' t icos Ii u i ma nita ri-,- plar a ela r pr Ia ed ucacion e
instrucciiSn de las masas c-mino que ell,, no les proIduce
\entajas sin'- sl'hi moletias.
Los Jefes Po'liticos, Ins junta tdepartamental-es y
locale y l-ran part de los mae-tros: lesc'uidan por
cnpll-to el \ital asunto cle ue se traita v s'lo e-
ocu:pan en lis dias p..trero del cuirso, e presenter
pruebas qitte engailen m k I men<, c,,n los falsos
orpl)eles, que el artificiii les piiresta. Todos informant
bin, todos colran la remuneraci',n q Cue el .Estado les
dd por sus trabaj -'- y todos, c'meten el crime de lesa
patria de hacer perder el tempo y la felicidad i los
nill-'s intcentes coln sacrilicio de low, padre- que son
om1plices Ipr sL falta de celo: co-ilrar una remuneracidn
que no han sabido ganar, e- destruir las esperanzas
de la patria, engafiar y engafiarse con fal ,s infrmes
y p'-r tiltimo, hacer la d..sdiclia singular y co lectiva de
las neracie erac es encoeniddadas su Icuidado y i
su pericia.
No soy tan op:timista para career que, por mi
sola trecimenda c6n, los emplealdos p6blicos pudieran
en algCin caso, tomar todo:s comr una ohligacidn


__


a'
11)








La Locomotora 2


sagrada, la de vigilar los centros de instrucci6n, A
Directores, ,sub-Directores y Profesores, ni que tam-
poco pudieran todos contribuir y hacer que contri-
buyera la sociedad para el mantenimiento y desarrollo
de las escuelas, santuarios de redenci6n para el igno-
rante. Tampoco puedo hacerme la ilusidn de que
pudieran todos con pasi6n vehement amar la instruc-
cion y A sus apdstoles que son los maestros hasta el
grado de darle preferencia sobre todo y, por ultimo,
menos creo que los constantes afanes del Jefe de la
Nacidn al respect de que se trata, pudieran en abso-
luto ser tornados como model para cada funcionariii
del ramo; pero si creo y espero que asi como los;
hombres que ban colaborado conmigo antes, comrn,
los que al present colaboran en las esferas del powder,
deben y pueden ayudarme en la cruzada contra los
analfabetos, hacienda coinprender que sin la instruc-
ciln y la educaciint no es posibl&: el progress y la civili-
zacidn de los hombres y los pueblo; asi noi) s6locumplen
con ei deber official que se eIs impone como funcio-
narios piblicos, sino que tambien Ilenan la obligacion
de amistad personal queL los debe compeler A hacer
provechosa, digna y benfica la accion administrative
que encabeza el que le_ dirige estas palabras..
Todos, mas 6 menos, somos padres de familiar
y queremos la ventura de nuetros hijo:s; todos somos
hijos de Guatemala; todos la amamos y deseamins
su dicha y su ventura.
Todos, mas 6 menos, hemos sentido las desven-
tajas de una poca ilustracidn y vemos claro la superio-
ridad de los pueblos grades d pequefios en que para
la educacidn y la instruccin, hay un culto verdadero
como sucede en Iuglaterra, Alemania, Francia.Belgica
y Suiza en el viejo mundo: Estados Unidos, Chile
y Argentina en el Nuevo; y como un ejemplo muy
.----------------------- &-s :<


digno de imitar todos admiramos hoy la grandeza
que ha dado la educacidn v la instrucci6n al Iimperio
del Japdn con el esfuerzo complete y unido de todos
sus hijos en el corto lapso de tiempo de treinta afios,
en lque comenz, a hacer prActica su civilizadora evo-
lucidn.
Alli el que e ama a si mismo ara i su Patria y se
hace Litil instruyvndose v educindose para servirla
bien.
Todo en tal caso nos dice que los pueblos como los
hombres, no nacen instruidos ni educados, sino que
por el esfuerzo de la voluntad y de sus demris facul-
tades, mejoran su condicidn de dia en dia por medio
del saber.
; Por qud nosotros no hemos de hacer 1o que nues-
tros iguales ban hecho? P, Pur que no hemos de
confiar, co:mo yo al present confio, en que Ud. y todos
los demis que estamos lamados A dirigir i lajuventud
que se levanta, pondremos con buena voluntad nues-
tro contingent?
Hagimoslo pues, pero prActicamente, que con
eso basta, y desde luego aceptemos como buena la
tirania para contra todos aquellos que tno quieran
aceptar la instruccidn y la educacidn compeliendolos
i ella: contra los que desempenan mal las funciones del
Magisterio: contra los padres ingratos que no mandan
A sus hijos las Escuelas; y contra los Concejos Iuni-
cipales que ven con indolencia ese important asunto.
Hagamos una aristocracia del saber y del talen-
to, hagamos de la Escuela el punt objetivo para
labrar la ventura de la Patria y, para decirlo de una
vez, subordinrmoslo todo, i a lobligacidn de velar por
la educacidn t instruccidn del pueblo que nos ha con-
fiado sus destinos.
L. y C.

ESTRADA C.
-*7: 5.N ..- -


ntcvresante 3uicio Criminal


R eeu-erdos de la Colonia


Ocurrid en mayo de 17S9, en San
Miguel Totonicapam. un homicidio de
tal naturaleza que pertenece al uimero
de los que la ley denomirtaba cal(ifiic,,s,
per razdn de las personas que en el hecho
intervenian, por el lugar en que este se
verificaba, 6 por otras especiales circuns-
tancias.
Huelga afladir que fu mnotivo de
escaidalo ese suceso, no s6lo en el tran-
quilo pueblo en que acaecid, sino entire
todas las gentes qiie de 1e tuvieron
conocimiento; y como diera mnargen a
competencia entire la autoridad civil y la
eclesiastica, cada una de las cuales pre-
tendia entender en el juicio, no parecera
inuitil trabajo el que nos tomainos al
consagrar al asunto alginas lines.


Deploramos, sin embargo, no tener la
vista la causa instruida, para descubrir
el mdvil del delito, aunque para nuestro
intent sea eso de secundaria impor-
tancia, ya que el principal fiu que nos
guai es el que se retiere a las cuestiones
de derecho que se suscitaron y para cuya
soluci6n hubo que acudir basta la capital
de Espania, al Consejo Supremo de las
India s.
No cejaba el clero en su al'n de im-
poner su supremacia con merma de los
fueros del poder real, invadiendo el
campo del dominion temporal 6 de las
funciones civiles, para someterlas a s5i
criteria y i su exequitur, como -i de
algin modo se rozaran con el dogma 6
con la fe.


El primer dia del mes de mayo de
178S did muerte en Totonicapam fray
Miguel Gonzalez A fray Jos4 Antonio
Campos, sacerdotes ambos C individuos
de laorden fraiiciscana, en cut yoconvebto:
se perpetr6 alla el hecho.
En vista de los informes comunicados
por el vicario provincial de aquel partido
al muy reverendo arzobispo de Guate-
mala, dict6 este prelado las providencias
que crey6 propias le u autoridad, enco-
mendando al mismo vicarin, por medio
de un auto, la exhumacind del cadaver, el
examen de testigos y la capture del reo,
para la cual expedirfa las requisitorias
necesarias, en el caso de haberse fugado
el fraile delincuente.
Poco despues oici6 al arzobispo la
Sala del Crimea de esta Audiencia reco-










La Locomotora 3


mendandole que prestara los necesarios
auxilios al alcalde mayor del partido de
Totonicapam, por corres-ponder el cono-
cimiento de lacausa A la jurisdicci6n real,
y aunque en su respuesta manifesto el
diocesano que obedecerfa, dirigi6 un
oficio A la referida Sala para protestar
contra la novedad que, segin el, se intro-
ducia, pues siempre se habia mirado con-
resptto la inmunidad eclesiastica, prin-
cipalmente en lo penal; agreg'aba que,
lejos de olvidarse en lo mAs minimo lo
que sobre ese puunto preceptuaban los
Sagrados Cnones, se babia procurado
fortalecerlos con sabias leyes que decla-
raban participes del fucro en lo criminal


aun A los eclesli.,ticos de corona y de
6rdenes menores que reiniesen los re-
quisitos que con tal fin -prescribe el
Concilio Trento: que, aunque no faltaba
algiin caso que habia ocurrido v -.ervido
de norma para proceder como la Sala del
Crimen lo indicaba, era preciso tender A
que con lo que entonces se hizo no se
intent dar una regla general para todas
las causes criminals de eclesiisticos, ni
menos destruir de un solo golpe el privi-
leg-io del fuero, ya que las circunstancias
concurrentes en el anterior delito colo-
caron sin duda a este en la esfera de los
exceptuados, para ciyo couocimiento v
castigo habilitaba la misma Iglesia a lo:,
seculares.
El prelado que asi se expresaba era el
ben6fico e inolvidable don Cayetano


Francos y Monroy, cuyas recomendables
prendas le dan honroso puesto en nues-
tros fastos nacionales.; pero en cuanto al
ejercicio del powder judicial en lo referente
i los clerigos, no admitfa el seinor Fran-
cos la just y legitima intervencion de la
autoridad laica, ni adn tratindose de
infracciones de ley penadas con el ultimo
suplicio por los c6digos a a ,az6n
vigentes.
"Terminada en la Peninsula la guerra
de la reconquista, encontraronse firente
a frente, como 1- ensefia un escritor
espaiiol de nuestros dfas, dos elements
que habian dirigido aquella formidable
campafia contra la media luna: el rey y
el obikpo, el noble y el
abad, el powder civil v
el powder religioso.
Por confundidas \ em-
brionarias que en tese
period hist6rico apa-
rezcan las idena-, ad-
vi6rtese que el rey Y
el noble lucharon p'tr
la independencia de la
patria, pot el pred...

la liberaci i n del terri-
torio, por cosas mate-
riales, de orden tempao-
-al y politico; mientras
que los otros colabo-
raron en aquella em-
)presa, como despuvs
en la expan si.'n espa-
S ola de las India-y v en


,


















sidad de abatir a media




lismas ue rr rgia podea
rso contra Roma. pro-
No hay que extra ia r,
pues, que en Guate-
mala, con In escasa
cultura de aqueltiem-
po, por avanzado que
estuvieseyael decimoc- .
ta\'u siglo, intentara I
todavia laIglesia soste-
nersu predominiohasta


en materials ajenas A lo meramente espiri-
tual; mas no era dable que triunfara un
empeiio contrario a la doctrine evan-
gIlica, una teorfa que anulaba el concept
que ya se profesaba del Estado.
Para acreditarlo reanudemos nuestra
narraci6u.
Al decir del sefior Francos v Monroy
eran diferentes las circunstancias que
concurrieron en el homicidio cometido
por fray Miguel Gonzalez, y en tal su-
puesto, ni los canones ni las leyes muni-
cipales de EspaFia y de sus colonies
despojabau A los eclesilsticos de la inmu-
nidad personal. Juzgndolo asf, escribi6
al rev y le espuso todo lo que A la Sala
del Crimen habia representado, afia-
diendo que no le era dado mostrarse
indiferente en imateria de tanta gravedad;
por lo que rogaba al monarca que, como
hijo primogenito de la Iglesia y protector
de -us ministro-, ;e dignase de dar uua
declaracidn que sirviese de norma en lo
sucesiro y evitara consecLuencias que
no dejarian de atectar tristemente su
religioso eit piritu.
Sometido el asunto en Madrid la Sala
1" del Cons.cj.: de Indias, tuvo prcsente
-se tribunal la muerte dada en 1774, por
uu carmelita descalzo, en San Ldcar de
Barrameda, a una doncella en el atrio del
con\ento de esoi, religious; con moti'o
de lo que, oido el parecEr del Cousejo de
Castilla, recay6 real re-,oluci6n en abril
del mismo aio,. en virtud de la cual redac-
taron los trees 11-cales unas instruccione-,
obre la; manri a en qlue debie~e .ubstan-


.. .....
.~" I ~c~
.C(
~I~-:: s;-r
''
-:~~;~:-~ "
3r
*


;

n









La Locomotora 4


care y fallarse esa c;laul; instruc-
ciones que se observaron tambien en
1777, con motivo de la muertc dada en
Madrid por in presbitero ,i un hrte!ano
llamado Diego Ruiz.

: :.





-, -.. i\.

4t '
~F~E- ~ L~r ,,~s ~1A A.


En vista, pues, de la analogia que se
notaba entire el caso octurrid.o en San
Miiguel Totonicapam y el de Sani Lticar
de Barramneda, se acord6 en Espafia Ique
,-e practicara respect del primerr, I,:
que b-e labia hechl. en e ste titiimn : qtuiere
decir, que correslpondfa al alcalde nmavor
el conocimiento de la cauisa, y luei para
evitar que a titulo de .lompetLnci1a l e
retardase su cLrso, proc-diiese el juei.,
real, con asistencia del ecle ii-tico.,
tomar las declaraciones al re-, y I la
demis per-,oiina- eclesiZsticas seculares i
regulares: que -.e mantu\ci:-s. al reo ':n1
segura prisiln ;i ':lisposiciun del jnez real,
piir career de facultades nil criimene- de
esta espeCiC, IO los -u ei L ri .,'- r.,ulares,
cutla ij risdiccidn infci i.ii -' limilt;iba Ila
ob-eir\anciai id la ,i-ipli-niii a imonL istica y
corri-cciidn de los delitt'- menores, no
teniednd'.ola para Io-. atl.ce-s, ni 1 iara
dciidir tales conipetencia-, ni para actuar
en ellas como juece-i ni auni para iilter-
venir qC. o part,-: que el iuez -,e dedlic ra
de preferenccia i coicluir el -.umario,
durante el cia!l, no halbi-ndo pt-igrrado la
salud dcl rc'o, habia hecho,: Lbi Ln 'iil man-
tener!o incommunicado. para evitar suies--
tiones: que concluido el Lumario:, ele..isc
la causa 6 plenario con tod,,s carn-,.
para tomiar la contesidn al reo, ratilicar
deposicionesde testig'os, y uLinmbrar coio
pro oinC.tor fiscal tnU letr.td'.. recto y capa :,
que no tuviera cone-xione-s ,I n el reo, nii
con su familia, ni ci- Ii comuuidaii l "a
que pertenecia, para que Ic entablilse la
acusacinn y pidie.e la imposic;,.'u tle
pena-. precediendo la -legradaLion rL -.-
pectiva y la libre entreg-a ;i a ljurisdicci'n
real, sin perjuicio de las del'en-iias en el
tLer ino de las pruebas: '.ie-l unita v;,
-,ubstanciada la cautia paira deliniti\a,
sacara de ella testimnio literal, con
citaci6n del promoter fiscal y del procu-
rador del r-eo, vy l pa-ara al fiscal de la


Real Audiencia del distrito, para que de
couformuidad con lo qiue resultara promo-
vii-.e en la lorma de estilo la Idegradacidn
del reo ante el st.fior ar....i-po, 6 jue?
deleC'ad'I- 'I[e nomlbrara, para qLue libre-
mlentee e pusi)LlH -.e a .lisp:,'-icion del al-
calde ima\ ir; que vi-rificado esto, dictara
sent'.:ncia con airricl ii r(leieci-ho. piara
remitirla, sin mandarla ejeciutiar, al Con-
sejo, con loaosautos origilnle, lin de
mnanifestrle I1co convenient en ctuanito a
la ejecuciuo, precediiindo d i estro la apr.o-
lbaci'n r-eal y los correspondientes oieio-,
al capIitan g n_-ural en de.manda de 1l:,-,
n,.cesarios auiIilios de tir pa'i; -sin omitir
los d.1mi,.s 1 tici.Is que d,1lian diti' irse al
pi-clad.. general de la Ordcn, para que
,stl. hiciese que el provincial: y el prior
di c..in. ent)ll observaran por siu parte lo.
referidc; al sefi'r ar.,obispo para que
tomi ara las prc id ncia. encamin adas al
cumimplimiin .nto. de todo li ordcnado, e'n
cia;ntr'i a incuimbiera.
Manifest', el rey la Audiencia de
Guatemala que lo que queda ditallad>i se
con forniaba, no s61o con las le es, sino
tambliin :n:. lo estatuido por el Concili..,
de Trenti y dcemas cau6nicas dispo-
siciones, y que la exacta observancia de
todj ello en el caso ocurrido en San
Miguel Totonicapami, proporcionai'fa,


Onnia bonaI. umi
L. Io.


ademis del cistigo del iomnicida, un
ejemplo para impedir la comnisidu de tan
atruc-, crimene-. .
l'inalmente, lpr,,inii ,l r ioIuarca a la
Audielncia de GINtemala qaue arreg'lara
su conduct A las ex )re-.,adas declara-
ci)Lones, :om un i ica ndo loq te fue-,_ Il ene-.ter
al alcalde mayor del partido de Toto-
nicapam, Lque establa ya iinstru\i'vedo la
causa en virtud de la real provision al
efecto librado; y asi lo diio tambidn el
s -berano, e n la isia fechla, al NI. R.


arzobispo de Guatemala para que por su
parte contribuyera este al debido cum-
plimiento de todo lo relacionado; y al
provincial, .quuardiain y demiu6 religiosos
Iranciscano-? de esta provincia se d:lijo
tamLbin lo que co-ncenia para que no
opusieran la mentor dificultad 6 l, or-
denado. (Real ceilula del 1l de junio de
17S9, librada en Madrid. I
Para que alguua ensefianua derive
de 1l( qiie acaba dc exponerse, ya que la
liitoria tiene que movers tambidn vn el
campo del derecho, hay que agregar
ialgunas observaciones qui no estimam,-s
.estriles, ni conceptuamos inco:ducentes
alfin quee e busca.
E:xi-tia se-sLin las leyes la jirisdicci6n
urdinaria 6 comtio. y la eclesiAstica, con-
teniendo la primer la plenitud de poder
uecesario para administrar justicia; pero
las coipetencias surgian de vez en
cuando, torque la Iglesia, ademLas de la
jurisdiccidn propia, 6 meramente es,-
piritual, disfrutaba, segtin Escriche, de
*laadqtiirida por pri\ilegiio, que los mo-
narcas 6 principe- le otorgaron para
entcnder en los: deli tos la mados comun nes,
que como ciudadanos pudieran cometer
los cleri.gos, y en las contr-:versias- que
por negici ..s temporales ocurrieran
entire ellos, aun en
S los ca-os en quLe lite-
ron demandados por

Y parece aqui
o1portu no bace irnolt ar
que no faltaban can-,-
nistasrezagado., 18a-
Smmosles asi, que
so-tuviesen que los
clerigrs 1no elran Liu-
dadanos, sino miem-
bros de una asocja-
ci6n independiente
del Estado, en elque
no debian reconocer
poder alguno sobre
ellos; teorra abi-Surda,
que profesaba y ense-
nfaba todavia en la
clase de derecho
can6nico de la Uni-
\er-idad de Guatc-
mala, hace unos
lla7 cuarenta anos, un
catedratico que, aun-
que nl-t;ble por su
tale n to, most rabase
exagerado en algunos punts en favor de
los eclesiasticos, en cuyo nimero se
contaba, sin embargo de que en lo
pr:'ltico fue mas bien adversario del
regimen que desaparecid en junior de
1871.
Era, pues, limitadla la -facultad de
juzgar y sentcnciar que correspondia a
la Iglesia y que s denomin i privilegiada;
y vino ensanchandose arbiLrariamente,
con usurpaciones que serfa larga tarea
C numerar.








La Locomotora 5


Estableci6 el privilegio del fuero el
c6digo de Las Partidas; pero sefialaron-se
restricciones A la regla general al ex-
ceptuarse clertos delitos, entire ellos loi-
atroces 6 graves, que por las leyes del
reino debian castigarse con pena capital,
extraiamiento perpetuo, minra, galeras;
de suerte que esas causas tenian que
substanciarse y fallarse por los tribu-
nales reales, sin que en ellas interviniese
la autoridad eclesiAstica; y en tales casos
habia que pasar testimonio literal de la
sentencia ejecutoria al diocesano para
que este se encargara de lo relative A
la degradacidn del individuo a quien se
impusiese alguna de las indicadas penas.


Por lo demis, en nego.
cios de jurisdicci6n pri\i-
legiada tenia que pedir el
juez eclesiitico el auxilio
del brazo secular, que se
otorgaba mediante la ob-
servancia de ciertas rc-
glas establecidas por de-
recho para pre venir inju.--
ticias.
Con el correr de l.) ;
aios ha desaparecido el
privilegio hasta enu us
tiltimas manifestacione-s,
y sklo quedan A la auto-
ridad eclesiastica s us
peculiares facultades i-n
la esfera spiritual, impri-
diendose asi que se lasti-
men las funciones que
constituyen la ba -e
del Estado y que en
su ejercicio no encuentran tropieo ieni
los passes de mis acendrado misticisimo
cat'lico.
A estas consideraciones uo., ha conidu-
cido la necesidad de deimstrar ,uie nri


conimpetia al \ icarlo ..le San Miguel Toto-
nict,pain, sino a a jurisdicci6n ordinaria
el .LnocimierIt', dte 1: cauc-a initruiida al
reli-ir ,., frar ci cano Mig iel Gonz'ilez,
p,, rl homicide.. que tui .'. I.a deagra:cia de
co-mele".


S. "

. %^^^^-
L~- ^ ^y//~P


------- !' Z g -X'. --


oa~j-Lf


VESUVEy


Entre los mis grandes panoramas con
que la Naturaleza extasia la vista del
hombre, se destaca el del Vesubio: el
hijo mai ardiente del Dios Plut6n.
El Vesubio visto desde NApoles, y Na-
poles contemplado desde El Vesubio son
dos grande cuadros en done se
refleja la omnipotencia del creador.
Antes de la reciente erupci6n el
Vesubio presentaba la forma de
una montafia de double cima. Al
Norte, las de Somma y Ottajano,
dispuestas en semicirculo, hoy co-
nocidas simplemente con el nombre
de Somma: al Sur, v en el mismo
eje se encuentra el cono eruptive, y
aadosdo al cuerpo de montafia, hay
una especie de loma, que terminal
en una protuberancia que tiende A
desaparecer con los constantes aco-
metimientos impetuosos de lava del
volcn.
No puede darse una idea exacta
del aspect fisico de el Vesubio,
por que sus erupciones le hacen
variar muy a menudo; asf en


el siglo dos de la Era Cristiana _u
forma era completamente distinta de la
que en la actualidad presenla. Por
aquella 4poca tenia menos altura, y
semejaba un cono regular truncado con
un crAter demasiado ancho. Tampoco se


Vistas de la Repdblica toiiiada- por la Fot. "Arte N
A. G. Valdeaellano y Ci-t.


tuvo noticia de alguna erupci6n en los
silos anteriore., i no ser que la tradi-
cidn hubiera oiuitid su s relate, lo que no
es ficil, por ser estos acontecimientos de
tanta importancia en la historia de lo,
pueblos.
En el ailo 7'i de la Era
Cristiana, segtin refieren, se
empezaron a sentir fuertes
temblores de tierra acompa-
nadosd de ruidos subterraneos.
S viendose al poco tiempo del
principio de estos, encum-
brarse al cielo una espesa
column de humo, despren-
diendose del \olcin inmensas
roca., lava, y gran cantidad de
ceniza que sepultO a las ciuda-
des de Pompeya y Herculano,
llegando 5sta basta Messina
que qued6 como cubierta de
ue > -n ieve.








Lt Loeimotota 6


Antes de esta erupci6n el Vesubio
tenia rica vegetaci6n, menos en la cima
que ha sido siempre esteril en su may or
part.
A la desastrosa erupci.'n del 79, se su-
cedieron otras no meuos terrible en los
siglos trees, cinco, siete, diez, once hasta
mil ciento treinta y nuee, quedando
desde esta fecha por largo tiempo extin-
guido haciendo suponer que se encon-
traba totalmente apagado.
Entre estas erupc iones merece especial
menci6n por lo desastrosa la del aFio 472,
en que las cenizas del volcan Ilegaron
basta Constantinopla,y en ta: abundancia,
que Le6n emperador de ese tiempo, huyd
abandonando la Capital.
11 i6 de diciembre de 1661 el desastre
fu6 aun mas espantoso; diez corrientes de
lava desprendieronse del crater, llegando
sus cenizas como en la del afio 472, hasta
Constantinopla: siendo victims por con-
secuencia del terremoto mas de diez y
ocho mil persona-, quedando el Vesubio
despues de este completamente desfi-
gurado. Desde esta fecbi, no. ha:inte-
rrunipido su actividad, sino por cortos
intervalos, teniendo erupciones mas 6
menos violentas en los afios 1697, 1701,
1737, 1751, 1759, 1760, 1779, 1794, 1822,
1850 y 1872.
Aquel gran destructor de los pueblos
siempre esta amenazando a los habitantes
vecinos con su gran penabho de humo,
emisiones de cenizas y pequefias explo-
siones, que hacen que estos, no obstante
de tener costumbre de verlo en continue
actividad, se mantengan inquic-tos en
espera de un nue\ri- desastre.
En 1794, seglin relata Mionier, el rio de
lavatenia 15 pies de ancho por 14 de alto,
recorri6 tres millas interinAdose desputs
en el mar t'ii pies poco mas 6 menos.
Cuentase que A presenciar esta gran
erupci6n, fue en una barca el entonces
emlajador de Inolaterra Guillcrmo Ha-


milton. El agua dice Ha- _
:milton al referir lo que
tu -o oca.i6n de ver, her-
\-ia la distancia de
1.000 pies de la "costa,
muriendo gran cantidad
de peces; y yo si no me
retire a tiempo, hubiera
perecido, pues el alqui-
tran de la barcaal derre-
tirse fue causa de que Ista
hiciera aguas por todas
parties.
Posteriormente a esta
cvupci,-n, las m.s impor-
tantes han sido en 1822,
1872 y la de 1881.
El Vesubio es centro de grandes sabios
investigadores, que han pagado con su
vida su amor a los descubrimientos. En
la colina de San Salvador se encuentra el
observatorio, important establecimiento
construido hace dos siglos y cuya direc-
ci6n se ha ido encargando I grandes
intelectos tales como Palmieri, que en la


erupci6n de 1872 realize grandes trabajos
exponiendo la vida.
No obstante el peligro que amenaza
constantemente a los napolitanos, estos
namnntes industrio)os bijos de aquel
suelo, no lo abandonan, antes bien cons-
truyen cada dfa una obra
nueva de arte pudiendose
boy Ilegar, gracias a su
actividad, a. visitar el.
crater de aquella buca
infernal en un ferro-carril
femicular.
Cuando se tiene amor
al pueblo en done se
vi6 la primera luz, no
important los grades obs-
ticulos para emprender
uua obra de prcgreso.


- En el cementerio de la aldea, matizado
de flores blancas y amarillas y dorado por
los iultimos rayos del sol, vi a una hermo-
sisima muchacha de diecisiete afios, que
se refa como una loca, con la mirada fija
sobre la losa de una tumba.
iQue sensaci6n tan desagradable ex-
perimente al verla reir! No
era natural esa alegria que
-r c,:ntrastaba con la tristeza
Sdonde tantos series duermen
7 el suefio eterno! Me aproxi-
Sme6 ella y le dije en tono de
reproche:
-Notereirfasasi hermoas
1 niia, si hubieses amado 6
S -. conocido siquiera al infeliz
que esta reposando debajode
esta lapida.
Y ella, mirandome con
asombro, exclam6:.

-iQue. no lo conoci! IVirgen Santa!
iSi era mi novio! Nos ibamos a casar.
No habia para mi gozo que eI no parti-
cipase! Mis pensamientos eran los suyos,
sus esperanzas eran las mias. Cuando
cesaron los latido, de su coraz6n sent
que la muerte me gritaba: Ven, ven!
-iPor que te ries, entonces?-replique
subyugado por la melancolia de sus ojos
y por el acento de -iu:cridad de sus
palabras.
-iQue por que me rio? iVirgen
Santa!. .por darle gusto! Cuando vi-
via, cuando eramos novios, su mayor
felicidad era verme content.
No habia mdsica que le agradara tanto
como mi risa... ;comprende usted cuin
grande seria su sufrimiento si me sin-
tiera llorar sobre su fosa?


Carlos OrelIana.


ha 1(0; d a X* Tservl


Catulle Mindez.







L(t Locomotora 7


9L0


Olimpico y risi-io .i
Como la luz que entire la sombra aa:anza;
Rubio como la aurora del ensue-fo;
Triunfante como el sol de la esperauza.
Veloz en su carrera.
Inescrutable, pensativo y solo.
Al aire la revuelta cabellera


Y hermoso como Apolo .....
Asi se acerca ufano
En march triunfadora el Ailo Nuevo,
Ostentando en consorcio soberano,
Con la altivez de un gladiador romano
La plastic hermosura de un efebo.
Viajero del espacio;
Del Dies del Tiempo encarnaci6n sagrada.
El Alba le recibe en su palacio
Como una ruborosa desposada.
En gira refulrente
Y -.eguido de n imenes pagano-s
Vino ya. Formidable adolecente,
Las rosas del Amor -obre su frente
Y la urna del Futuro entire sus manos.


Mil novecientos site! ZQuien los velos
Puede alzar de esa fecha misteriosa?
,-Qu6 enjambre de reconditos anhelos
Oc.ulta su alma v irginal y bermosa?
,Acaso trajo con alan ignoto
La aurora del Naevo Ailo,
En iez del caliz de la florde Loto
La negra y seca flor del Desengffao?...
El hombre siempre espera!-audaz marine.
Rasga las olas, vence al tumbo, avanza;
Y nunca en su camino
Leyd como el poeta florentino:
"jAbandonad aqui toda esperanza!"


La Epoca triunfa! Y entire el odio ciego
Que here i las Naciones.
Salta la luz en explosidu de fuego
Del Verbo de las grande redenciones.


Que al resplandor que brota
Del alma a este Siglo,
Todo lo grande a lo perverse azota,
La voz del Angel ahuyent6 al Vestiglo!
Toda se purifica y se levanta
Por el amor que es redenci6n y es nornia!
Todo el mariana se vislumbra y canta
Y todo lo pasado, se transform!
Pas6 Alejandro! Espiritu profundo
De Dios llevando el esplendente sello-
Invencible conquistador del mundo-
Joven, her6ico, insuperable y bellol
Cesar pas6! Rindi6 las muchedumbres
Al golpe de sus armas inhumanas,
Llevando hasta el misterio de las cumbres
En vuelo'audaz las Aguilas romanas!
Y pas6 entire la Historia
Como un reflejo del broquel de Marte-
Vivisimorela.mpago de gloria-
El sable destructor de Bonaparte!
Que en la tierra sagrada
Donde el-sol del derecho centellea,
Se hundi6 el imperio que fund la espada,
Debajo del imperio de la idea!


Y en tanto que la Ciencia, con anhelo
Estudia la Natura,
Desde la estrella del azul del Cielo
Hasta el insect de la selva oscura,
Stanley y las grandes caravanas
De la fuerza y de la cultural humanai ,
Sin los despojos que arrebata el crime,
Llegan las Comarcas africanas,
Despiertan su silencio y las redimen;
Y esa con-luista ajena todo agra-vio
Y aplaudida del mundo en el prosceni,
Es la conqui ta que eterniza el'sabio,
Funda el-apstol y consagra el genio!...
- l ..... ... .
.j~Pi~: i


En march prep.:tento
iAlli van las Nacirnes congregadas;
Y en vez de la- Crumadas para Orient.
Se lanzan a magnritcas CruzadaQ,
Donde el bardo, con fra-es de con)suel,,
Y al fulgor de su caintico profundo,
Unge v ensalza con la voz del cielo
La univers-al fraternidad del mundo!..


7








La Loconmotora 8


Hermosa Lid! Sin odios. sin horrors,
Las creencias con la Libertad se enlazan;
Y olvidando rencores,
Los mismos luchadores
Se encuentran, se couocen y se abrazan!
Todo lo noble se levanta y qu'da!
Todo lo abvecto rueda!
Y en medio del sonoro
Rumor mundial. cual ftilvido meteoro,
El Peri6dico. grande y sol.erano.
Con mano fuerte v en campanas de oro
Toca las Pa,.cuas del prgireso human!


Un afio nuev\! PL durable ejemplo
De 1 i nconsta;ute terreunal Ltalla!
Punto del Cios, atomo del Tiempo,
Grano de arena de la inmensa playa!...
Y 6 donde va la Humanidad? .Acaso
Camina en ignorado cataclismo
A las densas tinieblas de su Ocaso;





-.: -.--
'- .i .- '


A la Aurora, a la cumbre 6 al Abismo?...
Canten lo- sueios! Cuando todos gimen
Del Firmamento de Atlas bajo el peso,
Si hay suenos que redimen
Son los suefios hermosos del progress!
Cuando el hombre, riodiendo eterno culto
A lo insondable, misterioso solo,
En ese afAn de conocer lo oculto,
Se late audaz hasta escalar el Polo!
Cuando a' la luz de la l'erdad suprema-
Intrepido argonanta en su navio-
Con arrogancia e\-treina,
Resuelva el gran problema
De la Navegacidn por el vacio!
Y cual perenne manantial de \'ida
Que salta de una cava,
Nos sirva la electricidad rendida
Con faz de m6nstruo y sumisi6n de e-,clava!
Cuando contemple la asombrada Tierra
Muertos los odios y el Amor, eterno;


Y ante la luz que el Arbitraje encierra
Huya y tiemble la Guerra,
Y se hunda en las entrafias del Averno!
Cuando al calor de intrepido estoicismo
Y con la f4 que redenciones trajo,
Implante el Socialismo
Con civico herufsm,',
La uni6n del Capital con el Trabajo!...
Habra Iihcho, entonces, la p-tencia humana
Sublimes triunfos! Y la inteligencii,
Robusta V soberana.
Llegarli a Dios .... ;No pir la Fe cris.tiana,
Sino por las victorias de la Ciencia!




Yo te saludo, Humanidad gigante!-
Nuevo Josue-De arrojo palpitante
Das el asalto; el entusiasmo grita;
Suena el clarin triunfante,
Y el muro se hunde en la Ciudad maldita!
El Porvenir ahora,
Lleno de amor, fulgente de hcrmosura,
Te dice con palabra vibradora:
"De pit los que dormis! Radia la Aurora!
MaIrchad, marchad a la Ciudad Futura!"

Dictor 21Tilicel 6pez.









La Locomotora 9


L--
J/ ''\
k i1< $ i


M Z`.


_C_
V 'I
-^ 1zi


]I,, ]rJj


jJUllCE'yb


Sonoridad y armoiiau; lexic- andccuado;
zuimbador--, alarde-, ritinicos .. ; frases
brillado'ras; im:genes felices y atrie idas;
lu., calor, sangre, nervio, vida, en tin, hay
nc los poemas indo espaioles del libro ide
e orso'-, de Ciocano, Alm in A-l ri-a.,.
Libro de versos- quc de-lui bran, que
resuenan; de versos que' semejan ]a
rtetumbaute y estrafia canci6n de una
catarata; de versus bravios, colmo ei cho-
car de las olas contira l.'s acautiladois; de
vers,," con alas como los c.'ndlores, tan
afortunadamente cantad:ls per el poeta.


La mtuis americana qlue in.pira este
libro del poeta-libro extrafio y d..: singu-
lares iunovac;ionel c de la mtrica --- s inua
in -a sal va i con ]ia randl:z a de I .- irgen,
tie 10: inexplorado; con la grande2a del
Amat1onas, c.cn Ia granm.le ad elc- Andee...;
piei.n e- tambin n A las veces, una musa
mn tIy e-'pan i,-lna, .d lirant- coimo los clarines
dc e-sta tierra, centtlleanute cimo sus
armna.luras, y tine la liereZa de -us espa-
das % ictoirio'-as, y la vZalentia de sus
guererr,: tde l.os fa-sadns -igl...
Tam bin n bay Ilo- verset- del poeta
Clioc'1 no, dejos de amargura, de esa
amarg ura netamente e-pan ila, A Ia qlueno
p,.odcinos susitraorn,:is, ;por'tine ha sido
grande, nmuy Lrrandc, nu..str;i ra.,a!
HIclio-' leido de ddos 3 tres tirones todo
el lihbro, A. lm it i'ita. En lbrillante cor-
tejo h-1ino- visto:, d',stilar ante nosotros "a
"lo- caballos dc lo.: conqui-tadorcs; los
calalll.'s audaltiiCl cil)os nerv\io tienen
chi-pas tde la rt,:a vI-ladlora de I'Cs. lirabes;
aqIuellos caballos que

'*e tamli rain SI uS t lori.:.-.t, I,-rr diura;
en Ilia iecos peciregales,
ein los ulimed'- prant.nrt '.,
en los i ios reonan :t':,
en la- nieves silel ciciS s,,
en I paiinl.as en a, i*'ra-ia IO Il..I.... i .; alle- -


Y ante nrost-iros se yergen ;aLrmadulra-
(Ique dhs(t'uant.fI, c la A4rit riat lf'ill; e'os
Smimros bor.onces,
que ro:npiler..n, .?Oil .:'-- timnL're '- d,-L ts a a,
la i..rdera de [,:s sigijo
i e'.cc arou la pr':.c,,'a re-,'iiant,. tz 'd la .'.'iada.
Aqui estln l.i- arnnaduras
d1. la bluena Madre .ispaiA.
aquf i,-.tan 1...-_ i.ntusia-mo.s i igilainte.-;
aqui ?-.rat] las pen-atiras cp,-iani-tas;
.tqui e-stGiinla. vanidades insepulta-:
aqiui Estn la- ambici:.ncs perietuadtis,
cual si fuera cl1 eIpecL.taci l', : lcuentce frai... r-:,.,
de un ej,'r,:it-_, c i batalla,
qu.: de pronto se quedara suspendido
Snmanera del retrato mis hermoso de la raza.a
Y vemos'horizontes di-
latados, y ofmos misicas
que nos deleitan y-nos
columpian en novedosas
cadencias.
Ya dejamos dich:o, queo
los versos de Alma Anl'-
Srica semejan la ondiso-
nante, armonio-.a y extra-
fiacanci,'n deunacatarata;
yahora airadirenm-, que
son como una misma cata-
rata de today 1:1 poesifa
americana, con su ]uz
S-__ dcslumbradloa y con sus
.. -impetuosas corrientes,
que se precipitan por los
placidos campos de la
vieja Espalia, sedientos
del cariao de aquella gen-
te, ;qe e se izo libre, pero
no extranjera! segin frase
feliz de Chocano.
Ante la inlposibilidad
de citar, esta y a-ilulliL-
compoSi.:i,:,ne.s del libro,
liablareinri- de todas ellas
englobadamente. Cboca-
no, no es un.lfrico; si lo
i.retende, lo pretend en
\an.o; ol poeta que ha
Sescrito.: Alm A .' n ti', ie S, *-,:
ante todo v sobre todo el '-
poeta epico de La epopeya
.del Morro. Y si Santos Chocano, que por
1o 'iqe vemos escrito en una de las prime-
ras pi;iginas tie su libro, i, ir ir ;a a cuanto
antlriormeute escribiera y entire ello,
como es 16gico, A sus poesias 4picas, hace
mal, muy mal, porque su lusa-amcri-
cana espailola--cs asf, today ella epica,
toda ella grande, podcrosa. desbordante.
Y, no obstante lo dicho, Chocano nos
cautiva con su composicidn titulada La
Tristelna ll Irn:a, cuando dice en son de
reproche:


*l- j "rl .li i' i- j 1 i..-- 1 L ,e.I M il r ,i,, me nlii- u--?i,_.
Castellina: recuerda que naci ein c Peru.
La triste, a ill I-Inca .i llenaIndo mi plech ,.
i Y quinii sa e. q i i sab, s.i la rubia ere- it '.,>
A li Am.Iric,, e., ciertamente, un pe-
destal s61lidi. para la fama de Chocano;
Al,,' Aim'riri es, en verdad, un libro de
\versos admirable v utn c-.labln fortifimo
de la cadena de afctos, pues nos
S. 'ln'ilus I.'i'e f n: lm : iuli.i,-, tifi Iiu,.-i r... | aii n .i.. ni,:
la leriLg a de Ceriante qie cl btarc;' dt C.. i. I n.
Ha-ta aqui e elegio me recido y sin tasa.
A i.hora viene c.I /p rl,, p.'-q'lle toda obra
humana, plor eselelte que se;i, 001110 es
Almt AIn.'rit. i1, tienle 11 t'*, v. hasta sus
peros.
No nots agrada 'francamente la dedica-
toria al rey pur los trminos de sumo.
vasallaje en que estS coinccbidla.
Un verdadero poeta 'o'mo es Chocani.,;
un poeta de America, sobre tod..,, debe
-.er ma- altiv''. Pudio hacer la misma
dedicatoria al rey, pero con elcuerpo
mfs erguido, -in d e ma da r h u In il.lc n te
cuentas de cristal como condecoraci6n
para su pecho.
Un gran poeta es tambien un soberano,
y como tal debe tratar a.los demas sobe-
ranos de la tierra.


En este punto del magni'fici- lib-o,
Alma Amirica deja de ser tal para conver-
tirse en Alma asidtica.
Las libres y altaneras democracia.,
americanas no se acomodan a este gcnero
de deino-traciones y tienen que prote-tar
de interpretacihn tan opuesta.g su mIane-
ra de ,er y de sentir.
Ellas aman y veneran i Espaaa; pero
no a tius tradiciones montrquicas y de
vasallaje dini.-tico.









La Locomotora 10


El actual Rey les es simpatico; pero
simpatizan con el de pie, no de rodillas.
Tampoco estamos conformes con aque-
llo de renegar de casi la totalidad de sus
obrasanteriores,que han sidoprecisam en
te la base de su bien alcanzada reputaci6n,
y gran ndmero de ellas muy superiores,
sinduda, i'su uiltimo libro, en que el poeta
se afana por amoldarse A formas nuevas
que adn no ban recibido ni recibirin
nunca por los verdaderos y profundos
literatos, la consagraci6n de mejores.
Buen ntimero de versos de Aitai Andril
ca no son tales sino prosa rimada, porque
el acento, que es el alma del verso, brilla
por su ausencia 6 aparece en cualquier
-?itio, menos donde debia star para
formaral oido la indispensable mrisica.
Muchos de ellos encierran poesia; pero
en rigor no son versos, coino se les ha
ocurrido Ilamarlos i un reducido nuimero
de males innovadores, que se crcen los
porta estandarte-. de una nueva lite-
ratura.
Esos pretendidos versos son en tdod
iguales a los que en todo tiempo, ban
echo los malos versiticadores.
Si estos versos llegan a triunfar en today
la linea-que no triunfaran- ya pueden
estar de plicemes los malos versilicado-
res, todos aquellos que carecen de oido
natural para hacer buenos versos. Todo
el mundo podrA asi sentar plaza de poeta
en verso, porque los hay, y magnificos,
en pura prosa, comn: Chateaubriand y
Castelar.
El buen inoderniimo t.ndr.rA imnipre
que acatar el ritmo y el accntl, so pena
de hacer malas obra~ en verso, pr'r Inciha
y real poesia que e-tas encierren.
La prosa debe ser prosa; el verso,
verso.
En la obra de Chocano, como en la:~ de
algunos otros, ban salido ai camper
versos de ms de s e atorce sflaba-; pero
res-ulta que estos tainpoco son versos en
buena cuenta, sino prosa cortaila, muy
faciles ds hacerse, mas con riesgo de
perder el oido para hacer verdaderos
versos.
Los pocos de csta clase que suenan
bien y s.abeu A verses, son loscompuestos,
de octosflabas 6 septasilabas. puestos el
uno al lado del otro en sentido horizontal.
Esto es uni engaio de simple apariencia.
Colocados en el orden regular resultan
purosoctasilabos. no habiendoen realidad
versos de diez y seis silabas.
Ay otra cosa en Alma Auirila que no
podemos dejar pasar.


En una dedicatoria a Ruben Dario,
Chocano bace alarde de compartir con el
poeta centro-americano tl rclor de career
en Dio, y de ser buen catdlico en estos
tiempos de general incredulidad.
Francamette. esto es lo mismo que
blasonar de valor al declararse mahome-
tano en Constantinopla.
Si en America como en Espaia hasta
los mas liberals Ilevan siempre un fraile
dentro del cuerpo, y tiemblan la mayor
part de las gentes de que se las tenga
por librepensadores simplemente. sin
llegar, ni con nmucho, A materialistas,
'c6mo puede haber valor en declararse
creyentes en tierras de exceivo fana
tismo todavia?
Esto es, querido. Chocano, trocar com-
pletamente los frenos.
Val.r hay en declararse contra la
corriente; en confesarse cristiano en
plena Turquia; sectario de Mahoma en el
Vaticano;ateo cientificoen plena sociedad
catl6ica, catdlica, 6, por lo menos, dei-ta,
por las crenciias y costumbres y aLin
por el misnmo Estado.
Si hay mil incredulos verdad, en toda la
extensi,;n de la palabra, tanto en Espafia
como en toda la Amirica, serA much.
Los SO millones restantes son por I-
meno creyentes on Dios. estando esto.
misinos en inmensa minoria respect de
los catdlicos.
Hechas estas necesarias salvedades,
vollvemos para terminar este breviS'imo
an.ilisis, A rendir al genial poeta nuestra
ailn ir acii6n y aplauso por todos los buenos
versoss) latorrlIeciall poe iaque contienen,
no s6lo Al wa A mricv,, ino) muy especial-
imente muchas de sus anteriores compi,-
siciones, tan llena. de sonoridad, de luzy
de arinoni a.
ChocLno es on verda:lero bardo native.
Ha nacido gran poeta y debe conservary
ampliar el vuelo de su poderosa inspira-
cidn, sin rozar demasiado sus alas de
candor en las bajas planicies del soporife-
ro decadentismo, especie de vaho asitico
chinesco, que, por novelerfa, viene inva-
diendo y esterilizando hasta el pujante
aliento de los buenos poetas, convirtiendo
su versificaci6n en mosalico de' extraias
yabigarradas figures v colorines de aldea
persa.
Donde se revela el verdadero poeta en
versoes en el endecasilabo sonoro, rot un-
do y cadencioso, al que no pueden llegar
s.inolos verdaderos cantores, los que han
nacido con el 6rgano de la mtisica
me tica.


Y Chocano los tiene admirable en la
misma Alma Andr'ica, v especialmente en
muchas de sus composisiones anteriores
de que ha renegade con ingratitud i per-
donable. por amor a sus mas recientes
pequenuelos.
Nada hay en Alma An.irira como este
final de un sonete suyo, refirieudose A
los hombres de genio solitarios, y que si
mal no recordamos no fue dedicado:



"Los gorriones caminan en parvadas,
en tanto que las aguilas van solas"
Chocano es poeta dpico, es decir, poeta
supremo. D;galo "La Epopeya del
Morro" que le valid on premio porel
Estado peruano de 3.ii11i0 duros.
Esta es su cuerda, y no debe quejarse
porque es la cuerda mis alta y la que ha
inmortalizado a Homero, Dante y Victor
H ugo.
Deje, pues, el mal modernismo y siga
su- nat rales inclinaciones; asi triunfarA
,dlidamente. Es consejo que le damos a
fuer de verdaderd-i amigos y de severa-
mente imparciales.
Aunque breveinente, queremos bacer
a Chocano complete justicia baio otr'-'s
aspects. No s6lo es poeta de grades
Vuelos, sino que posee altai coudiciones
de diplomaltico, rev.ladas en su brillante
gira por Centro-Amrrica,dondeconqu ist6
i-raundessim patias para su patria, e vitando
una guerra que desde eutoncen hubo de
estallar entire el Salvad ir v Guiateinal; .
Es sagaz, active, diligent; nada des-
aprovecha en las misionce que recibe 6
que se impose; se coloca en contact con
cuantos puede, -e gana adeptos para sly
para su pais. No se contrae, como los
indi viduos de cierta secta, 4 contem plarse
eternamente el ombligo bajo la embria-
giiez de una ridicule vanidad.
En una palabra, es tin hombre que se
mueve y que persigue con ahinco lo que
se propose.
En elarbitraje por lim ites, no obstante
de haber cesado en el cargo de secretario
de la Misi6n especial, ha trabajado v sigue
trabaiandloensilencioy por cuenta propin,
desde que se fue Cornejo, por el triunfo
de la causa que le hizo pasar los mares.
Y sin embargo, este hombre no desem-
pefia una plenipotencia. Es mais: esta
cesante.


Mariano Jose Madueio,








La Locomotora 11


El cristianismo ha echo much en
favor del amor calificindolo de pecado.
Ha exclufdo t la inujer del sacerdocio.
La ha proscrito. Demuestra lo peligroso
que es. Con el Eclesiasth's repite: "Los
brazos de la mujer son semejantes A las
redes de los cazadores; "laqraits v(ruto-
rin". Nos advierte que desconfiemnos
de ella: "No os sustenteis en una rama
que eJ viento mueve v no confi6is en la
mujer, pues la care es como la hierba, y
su gloria pasa como la tlor de los cam pos".
Teme los engafion de la que perdi6al
genero bumano. "Cualquier malicia es
pequefia comparada a la malicia de la
m ijer. Brrisisow i s naliia spIr mali-
hint nealihris. Pero el temor de que ]a
rodea hicela podero-a y temible".


eran bellas. Hoy espio este mal pensa-
miento en el purgatorio. Reconoced,
hijas mia,, la adorable bondad ide Dios, y
rogad por mi". Hay en esas diminutas
obras de teologia infantil mil cuentos de
este gcnero que imponen muy subido
precio A la pureza para que la voluptuosi-
dad no result infinitamente preciosa.
En consideraci6n A su hermosura, la
Iglesia hizo de Aspasia, de Lais 'y de
Cleopatra, demonios. inujeresdel infierno.
;Qu6 gloria! Una santa no serfa insensi-
ble ella. La mujer mis imodesta, la
mis austera, la que no: quiere robar el
reposo a ningtn hombre, desearfa robAr-
selo 6 todos. Su orgullo corresponde A
las precauciones que la Iglesia adopta
contra ella. Cuando el pobre San Anto-


"la -t
7 -I .







W-

= .. 4 ..



-'~~~~~~~~!c "'' i2." ?". .'


Para comprender el fntimo sentido de
estas miximas es necesario haber fre-
cuentado el trato de los mfsticos. Es
necesario haber pasadola infancia en una
atm6sfera religiosa. Es necesario haber
observado las pricticas del culto. Es
necesario haber leido A los doce afios esos
librito. edificantes que abren el mundo
sobrenatural ai las almas cindidas. Es
nesesario haber conocido la bistoria de
San Francisco de Borja contemplando el
feretro abierto de la reina Isabel, 6 la
aparici6n dela abadesa de V'ermont A sus
hijas. Habia muerto esta abadcsa en
olor de santidad, y las religiosas que
compartieron sus angelicos trabajos,
creianla en el cielo y la invocaban en sus
oraciones. Pero un dfa se les aparecid
pilida, rodeada de llamas: "Rogad por
mi, les dijo. Cuando era viva, al unir un
dia mis manos para orar, pense que


nio le grita: "iMarchate, bestia!" su
horror la halaga. Sedticela ser mis pe-
ligrosa de lo que hubiese creido.
Pero no os regocijeis, hermanas mfas,
que no habedi venido al mundo perfectas
y armadas. Humildes fuistsis en vuestro
origen. Vuestros antepasados de la epoca
del mainmuth y del gran oso no ejercian
sobre los habitantes de las cavernas la
influencia que vosotras ejerceis sobre
nosotros. Entonces erais tiles, nece-
sarias, pero no invencibles. Verdad es
que en aquellas antiguas edades, y aun
much despues. os faltaba la gracia.
Entonces os parecfaisi los hombres y los
hombres se par'ecian A las bestias. Para
hacer de vosotras una maravilla terrible
como lo sois ahora, para convertiros en


De "fE 3arbin be Zpicuro&


causa indiferente y soberana de sacrifi-
cios y de crimenes, necesitasteis dos
cosas: la civilizaci6n que os did velos v la
religion que nos, did escrdipulos. Desde
entoncessois un secret y sois tn pecado.
Sofamos en vosotras v por vosotras nos
condenamos. Inspirais el deseo y el
iniedo: la locura deamor se haapoderado
del mundo. Un infalible instinto os
inclina A ]a piedad. Raz6n tennis de
amar al cristianismo. El ha duplicado
vuestro powder. ,Conoceis i San Jeroni-
mo? En Roma y en Asia le inspirasteis
tal temor, que por esquivaros huy6 un
espantosodesierto. Alli, alimentado con
races crudas y to-;tado por el sol hasta el
punto de que su uegra plel se le pegaba a
los huesos, alli volvi6 a encontraros. Su
soledad se poblaba de vuestras- imigenes,
mis, hermosas aun que vosotras mismas.
Porque es una verdad bien esperimen-
tada por lo. azsetas que los ensueiios
que sugeri- so n mis seductores que Ins
realiiades que ofreceis. Jer6nimo recha-
zaba con igual terror vuestro recuerdo y
vuestra pre-encia. Euvano avunaba y
oraba; vosotra- llenabais de ilusiones la
triste vidade la que os desterrd. Tanto
powder tiene la mujer sobre un santo.
Dudo much que pueda ejercerlo tan
grande sobre un habitual concliurrente al
fMoflii-Ireiae. Cuidad que in poco de
vuestro powder no se vaya con la fe, y de
no perder algo al dejar de ser un pecado.
Francamente, yo no creo que el racio-
nalismo sea bueno para vosotras. En
vuestro lugar, yo no estimarfa gran cosa
i los psic6logos, que son indiscretos, que
os analizan demasiado, que os calitican de
enfermas cuando los demis os creemos
inspiradas y que denominan predominio
de los movimient,:- reflejos a vuestra
sublime facultad de amar y de'sufrir.
Noes en este tono como se habla de voso-
tras en la Leveuda dorada: en ella se os
llama blanca paloma, lirio de pureza, rosa
de amor. Estoes mas agradable que ser
denominada histerica, alucinada y cata-
eIptica como se os dice cotidianamente
desde que la ciencia ha triunfado.
En fin, yo en vuestro lugar, sentirfa
aversion por todos los emancipadores
que desean haceros iguales 6 los bombres.
Os expongo A caer. iDonosa ocurrencia
ignalaros a un abogado 6 i un boticario!
Tened cuidado: ya os habeis despojado
algo de vuestro misterio v de vuestro
encanto. No todo se ha perdido: aun se
baten, se arruinan, se suicidan los
hombres por vosotras; pero los j6venes
sentados en los tranvfas os dejan de pie
en las plataformas. Vuestro culto se
muere con los viejos cultos.

Anatole France.



NOTABLE FIUBLICACION

Con estilo claro, brillante y conciso y
con la 16gica inflexible de la comprohaci6n
hist6rica, ha aparecido al principiar este
aio, un folleto que lleva por tftulo "Para-
lelo entire dos Administraciones," el cual
ha sido lefdo avidamente por todos los
circulos sociales y comentado favorable-
mente por Io que respect al Selior
President Estrada Cabrera v al escritor,
nuestro estimado amigo Don Adriin
Vidaurre. Agradecemos muchoel ejem-
plar que de esa obra se nos ha enviado.







J.


Gounord y Gia


12 Avenida Norte y 8" Calle Oriente, Esquina del Teatro Colon
Proximamente se trasladar5 A la hermosa casa de dos pisos de la (a. Avenida Sur, ni'mero 7. freute a la
casa de Schwartz & Co.

Grandes Depositos de Vinos y hicores de las mejores marcas.

Champagnes.-Cremas de todas classes de la gran casa CUSENIER & Co.-
Gran surtido de aperitivos italianos y franceses.-Cervezas inglesas, dulces,
ciruelas, pasas de Malaga, etc., etc.-Whiskys escoceses.-Aguas minerales.-
Conservas frescas. Siendo representantes de varias de las principals casas
extranjeras, ofrecemos a los consumidores precious muy reducidos, sobre los que
hacemos considerable descuentos a los compradures por mayor.



FOTOGRFIA "fRTE NJUEVO"
Unica Fotografia premiada con
lnledalla de Or-o -.
en las dos ultimas exposiciones nacionales
Retratos de todas classes, precious y tamahos.- Especialidad en Postales
en esmaites y colors.


Mani Esprischt Dcutsch.


Si Parla Italiano. English Spoken. On Pale Francais.
VAlDEAVELLAWlO & Cia.


0


0
U

Ol
0

^3


TIP06RAFIA NATIONAL.


-

0


0
O

3L


0

E
(A


U, j

0
E a,
S o
p^ ^
o e

-ca
o


Z


""Glk""




Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8
REPORT xmlns http:www.fcla.edudlsmddaitss xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitssReport.xsd
INGEST IEID EVXGT1MI3_CUH6IV INGEST_TIME 2013-01-23T15:36:11Z PACKAGE AA00011460_00015
AGREEMENT_INFO ACCOUNT UF PROJECT UFDC
FILES