La locomotora

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
La locomotora
Physical Description:
Serial
Language:
Spanish
Publisher:
s.n.
Place of Publication:
Guatemala
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Periodicals -- Guatemala   ( lcsh )
Civilization -- Periodicals -- Guatemala   ( lcsh )
Genre:
serial   ( sobekcm )
periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage:
Guatemala

Notes

Dates or Sequential Designation:
Began with Año 1, no. 1 for July 15, 1906.
Numbering Peculiarities:
Vols. for 1907- also called Año 2-
General Note:
"Revista de política, ciencias, literatura y bellas artes".

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 30858255
lccn - 2011229543
ocm30858255
System ID:
AA00011460:00012


This item is only available as the following downloads:


Full Text
N


5y: r'.
.14


'-',7 .," @. .' _. .... ,-- 5 ^ .

-'.I S^ A 'l+ 'A a A '-*- *. ''.< **; .i "s- *. !," ,
- I. r'. 7 7


'^ .? -- ,." -, a,, -^ .... .' ^ .-"...
%' v ,'< ^ -- ... *.- ---..-- .- ":,-. ,, -. : *.
-. .- .

,' .
*.. :. .;.. 4
'.-- ."-" ,J

-, :.'- .:-.. .C.
r. ^

^ 'I'


atj

2,


SLA


POLITICAL


REVISTA






DE







CIENCIAS,








LITERATURE








Y BELLAS ARTES


F


'. I l
*- '''


'0
I'd -
* 7


4',
;" .

'fr


'1,4
,- '^ ,,^
i..I..

"*..
;, .: .
;2 ,


-.
.4 .'I


(Buatcdraul, 1' de Iicien)Pbrc ze Iey'(W'


12


''1


'" r "



" **" .
"* '* ..'<_ ".

-' 3


S* A "-
; ... .. i i

*-- 1 |
"-y



.' ;1"., 2..; *
''" 'i "
"'"-'". "-^ i






.i9
i : *



i : ":;
.-





*'
,.J
I-







'"..-~^*;


'i
j'


.I
..,.
.. .


" .





'" ""


''

s

i
I I

r'


n- '






























































































4C

























































































~.n~r..:.. ? AN1













0oemtatjra


21evista be political, (diencias, fiteratura y 3ellas Crtes.

Redactores: Joaqu n Mlndez y Felipe Estrada Pauiagun.
Administrador: J. Alejaudro Pacheco H.-2-' Asenida Sur, Numero 3.

ANO I. GUATEMALA, 1' DE DICIEMBRE DE 1906. NUM. 18


LEY PROTECTORA DE OBREROS


DECRETO NUMERO 669


MANUEL ESTRADA CABRERA,
President Constiiucional de la Re-
pubrlica de (Guatemala.

Considerando: que es un deber de la
Administraci6n Ptiblica proteger A las
classes trabajadoras, dictando disposicio-
nes que alivien, hasta donde sea possible,
la situacidn de los obreros y la de sus
families, principalmente cuando acciden-
tes desgraciados en el servicio les impo-
sibilitan de Ilenar sus mas perentorias
necesidades.
Considerando: que es de estricta justi-
cia que los patrons cooperen al bienestar
de los empleados y obreros que tienen
bajo su dependencia, puesto que ellos
constituyen el principal element de sus
respectivas industries, y no seria equita-
tivo que produciendo utilidades para los
propietarios, dejen estos en la indigencia
. aquellos que, sin duda, ban sido los
mis importantes factors en la forma-
ci6n y fomento de su capital.
Considerando: que en atenci6n A estas
razones y con el prop6sito de moralizar y
proteger A las classes trabajadoras, estre-
chando sus relaciones con los capitalists
en beneficio de unos y otros, y que para
el mayor desarrollo de la riqueza pdblica,
las naciones mAs cultas de la tierra han
dictado leyes protectoras del trabajo,
creando cajas cooperatives de socorros
para los obreros e imponiendo obligacio-
nes equitativas A favor de 5stos;

POR 1 ANTO,
En uso de las amplias facultades de
que estoy investido,

DLCRETO:
La siguiente Ley Protectora de
Obreros:
Articulo '--Todo accident ocurrido
A los obreros durante su trabajo en las
fabricas, talleres, transportes y explota-


cones rurales, les da derecho A una
indemnizaci6n. Esta indemnizaci6n corre
a cargo del Jefe del establecimiento,
cualquiera'que haya sido la causa del
accident, salvo el caso de que la victim
lo haya intencionalmente ocasionado.
2'-Los patrons. estin obligados a
tomar precauciones para evitar acciden-
tes y para la salubridad de susoperarios,
y deberan darlas a conocer a estos, por
medio de instrucciones escritas, fijadas
en un lugar visible del establecimiento.
Articulo 3--La indemnizaci6n se pa-
gara siempre que el accident 6 enter-
medad traiga consigo una incapacidad de
trabajo que dure mis de seis dias.
La incapacidad puede ser leave, tempo-
ral, permanent partial, permanent total
y el caso de muerte. La incapacidad por
accidents leves es la que se extiende de
seis dias a doce semanas; la incapacidad
temporal es la que se pasa de doce
semanas.
La incapacidad leave, y la temporal se
asimilan A los casos de enfermedad.
Articulo 4"-Para'el pago de las indem-
nizaciones a que haya lugar, cada fibrica,
taller 6 explotaci6naque emplee mAs de
diez obreros, debera rear una caja
cooperative de socorros.
PodrAn formarse cajas cooperatives
unidas entire los patrons v obreros de
una misma indistria 6 de industrial
diversas. PodrAn tambion crearse cajas
cooperatives de socorros por los mismos
obreros y por los gremios de artesanos.
Finalmente. las Municipalidades podrAn
former asi mismo estas cajas de socorros.
Articulo 50-Estan obligados a former
parte de estas cajas de socorros todos los
empleados y obreros cuyo salario no
esceda de dos mil pesos al afo.
Articulo 62-Estas cajas de socorros
estaran alimentadas por los siguientes
recursos: 1" Con una cuota semanal 6
mensual que pagara en la proporci6n den
dos tercios los obreros y de un tercio los
patrons; 2" De las sumas que provengan
de multas, donaciones, etc; 3" De las sub-
venciones que les acuerde el Gobierno.


Articulo 7"-La cuota que debe pagar
cada obrero sera de 2 a 3 por ciento del
salario, segiin las localidades, y si se em-
plean mujeres y nifios podra ser hasta de
4-1 por ciento. Los patrons deben con-
tribuir con la mitad mas. El desembolso
se hara en los dias de pago.
Articulo S"-Las cajas de socorros
estaran regidas por estatutos aprobados
por el Gobierno, y seran administradas
por una direccidu, compuesta de obreros
y patrons, los primers en la proporci6n
de dos terciosy de un tercio los segundos.
Articulo 99- En los casos de enferme-
dad, accident leve y accident de incapa-
cidad temporal, la vfctima tiene derecho
los medicamentos, Alas visits del me-
dico y a una indemnizaci6n que sera
equivalent A la mitad del salario, por un
period que en cada caso sefalara la Di-
rectiva, no pudiendo exceder de un afio.
Las mujeres, cuando den a luzdurante el
servicio, quedaran comprendidas en
estas disposiciones; pero tienen derecho
A la indemnizaci6n por tres semanas sola-
mente.
Articulo 10-En los casos de incapa-
cidad permanent parcial 6 total, la
victima tiene derecho a una indemniza-
ci6n vitalicia equivalent hasta el 60% de
su salario.
Articulo 11-En caso de muerte,: la
viuda tiene derecho A una pension vita-
licia hasta del 20%" del salario, y los bijos
recibirin cada uno basta el 15% siempre
que sean menores de doce afios. Si hay
ascendientes que vivieren sostenidos por
la vfctima, recibirAn una pension hasta
del 20U del salario. El total de estas
pensions no podri pasar del b0% del
salario.
La caja de socorros costearA, ademas,
los gastos de funerales.
Articulo 12-Los patrons estan obli-
gados a dar cuenta al Ministerio de Fo-
mento, por intermedio de los respectivos
Jefes Politicos, de los accidents que
sufran los operarios bajo su dependencia,
expresando las causes qne los bayan
ocasionado. Deberan tambienpresentar
cada ago al mismo Ministerio, un estado
financier de las cajas de socorros que









La Locomotora 2


funcionen bajosu direcci6n. Si se trata
de cajas pertenecientes a corporaciones
de artesanos 6 a una uni6n de cajas coo-
perativas, esta obligaci6n corresponde A
la Directiva.
Articulo 13-Los fondos pertenecien-
tes cada caja de socorros deberAn depo-
sitarse en un Banco 6 en otra instituci6n
de credit de ahorros que design en
cada caso el Gubierno.
Artfculo 14-Los patrons que quieran
libertarse del pago de indemnizaci6n que
les corresponde por esta ley, podran con-
tratar seguros individuals 6 colectivos
en favor de sus obreros. El tal caso, la
cuota designada a la caja de socorros se
invertira en el pago de las primas de
seguros. Estos contratos de seguros
deben ser hechos en sociedades autoriza-
das por el Gobierno.
Articulo 15.-El Ministerio de Fomento
dictarA los reglameutos necesarios para
la salubridad de las fabricas, talleres y
explotacione,; podri- hacerlas inspeccio-
nar, y, en caso de contravenci6n a. las
disposiciones rcglamentarias, imponer
multas de veinticinco a cien pesos. Estas
multas ingresarAn A los fondos de la caja
de socorros respective.
Articulo 16.-Las controversial que
se susciten entire los obreros y los patro-
nes para la aplicacidn de esta ley 6 los
reglamentos complementarios, seran re-
mitidos al Juez civil correspondiente,
quien, oyendo 6 la Directiva de la caja de
socorros a que pertenezca el obrero,
pronunciara su fallo, procediendo breve
y sumariamente, siempre que la cuantia
de ]a indemnizacidn reclamada no pase de
doscientos pesos.
Articulo 17.--ueda dispensado del uso
del papel sellado y de todo otro gasto, el
obrero que reclame ante los Tribunales
el pago de una indemnizaci6n por causa
de accident.
Articulo 18 -Esta ley comprende a
todos los obreros, empleados y colonos
de fincas rtsticas, asi como 6 los jorna-
leros que accidentalmente trabajan en
ellas cuando sean victims de un acci-
dente en el servicio, no proveniente de
embriaguez del damnificado.
Articulo Iq.-Esta ley entrarA en vi-
gencia tres meses despues que el Minis-
terio de Fomento baya dictado los Pegla-
S mentos para la administraci6n de las
cajas de socorros, la distribuci6n de
indemnizaci6n y prescribe las reglas a
,,. que deben sujetarse las industries insa-
lubres y peligrosas.
: I.: Articulo 20--De esta ley se dara cuenta
A la Asamblea Nacional Legislativa en,
.. sus proximas sesiones.
Dado en el Palacio del Poder Ejecutivo:
S'en Guatemala, a. las veintidin dias del mes
: de noviembre de mil novecientos seis.
'IANUEL ESTRADA C.
El Subsecretario General del Gobielno,'
Encargadodel Ministeri.,de Fomento.
JOsi' FLAMENCO.


REENIOS, como creia M. Hip6lito
Taine, que la literature y el arte
de un pais son la espresidn exac-
ta de las condiciones intrinsecas,
y del estado social y politico de ese mis-
mo pals; porque conceptuamos como un
axioma la antigua teorfa de Montesquieu,
que Taine espuso y ampli6 de manera
admirable, de que toda produccidn inte-
lectual esta en intima relaci6n con el
espiritu de su autor, v que cste. i su vez,
no es sino un product del medio en que
se desarrolla.
































SeBorita Graciela Castro Mate.-Costa

Son factors casi matemiticos. Dado
an pals y su indole y estado de civili-
zaci6n, bien se puede determinar qu6
literature y que arte se pueden encon-
trar en el; asi como, conocidos estos,
ficil es deducir d6nde ban nacido yv
qud epoca hist6rica pertenecen. La co
rrelaci6n es complete.
Siguiendo este sabio metodo, bhse
Ilegado en los iltimos tiempos al conoci-
mientode muchas importantes verdades,
y, en particular, 6 la recomposici6n de
gran parte de la vida del human pensa-
miento; pues el arte y la literature, ma-
nifestaci6n fiel de la psicologia individual
y colectiva, como que en sus creaciones
el alma e.teriorlrai sus facultades, con
toda amplitud y con sus mas sugestivos
anhelos, constituyen el indicio cierto, el
dato exact de que el observador, el


fil6sofo puede desentranar, Io que ha
querido, Io que ha buscado y, sobre todo,
lo que ha valido un pueblo.
Este procedimiento, tan 16gico como
trascendental, es lo que mas enaltece a
la critical modern: por 61, 6sta aspira i
abarcar en sus dominios todos los ramos
del saber, desde luego que A todos, sin
escluir ninguno, extiendese su bienbe-
chor y elevado espiritu.
Para exponer, pues, cuil ha sido el
,!iseltol,'lini Eido literario !y artlistico, d Gau-
Itnitfiln in ('a ;ntimo par.lht.lisnto con sli d(s(-
colchiiien/ o i istdrio-poliiho, precise es,
ante todo, saber que elements etnol6-
gicos entraron en su forma-
E ci6n, y cuiles ban sido los
diversos estados de civili-
zaci6n por que ella ha atra-
vezado.


SRica.


Asi, y saio asi, podremos
aplicar A esta faz de nuestra
historic national lo que el
pensador arriba citadojuzga
como indispensable para la
interpretacidn de todo gene-
ro de hechos; esto es: la razw,
el nmelino y el momiento.
La raza, porque a cada
porci6n fisica de la humani-
dad, corresponde otra igual,
desde el punto de vista
psicol6gico, con ideas, gus-
tos y tendencies en conso-
nancia con los tempera-
mentos y demas cualidades
fisioldgicas; y porque el
hombrecorp6reodasiempre
la clave del hombre moral,
en todas las epocas y.circuns-
tancias. El medio, porque
6l es como una atm6sfera
especial, queenvuelve y mol-


dea el alma de los creadores,
ejerciendo sobre ella maravillosa influen-
cia; y porque en e1 esos creadores en-
cuentran, no s6lo la inspiraci6d que los
enardece, sino tambi6n los ideales que
los dominant, reflejandose en los unos y
en la otra, los various tons y matices que
en las irisaciones de la imaginaci6n im-
primen los sentimientos sociales, las
condiciones del clima, del paraje, del
cielo mismo, en sus infinitas coloraciones.
El moment, en fin, porque de las co-
rrientes de ideas domioantes, de los
sistemas y procedimientos en boga y,
sobre todo, de los progress alcanzados
por la civilizaci6n, de las conquistas
political, dependent y dependent los
caracteres de las obras que se prod ucan,
revelandose esos proagresos en la mayor
6 menor perfecci6n de las obras, y en la
mayor 6 menor trascendencia de los fines
en que ellas se inspire.


ELEMENTS ETNOLOGICOS









La Loeomotoira 3


Los trabajos crhticos, recientemente
publicados, por escritores como M. Jorge
Brands y M. Federico Loliee, demues-
tran, ademis de otros, la escelencia del
metodo; por lo cual nosotros procura-
remos seguirlo, por mAs que los estrechos
limits de una monograffa no nos ofrezca
campo bastante para aplicarlo en sus
iltimos detalles.
*

Derivandose la poblaci6n de Guatemala,
como la de las otras repdblicas centro-
americanas, de la combinaci6n de las
razas aborfgenes con los espanoles que
vinieron A conquistarlas y colonizarlas,
present dicha poblaci6n, en su parte
fisica, rasgos tipicos perfectamente defi-


SeBorita OFelia Rodriguez B.-Costa Ri

nidos, que son la resultante de ambos
elements, originindose, en consecuen-
cia, un tercer factor, en que se mezclan
y confunden los primitives rasgos.
Tal fen6meno no necesita comproba-
ci6n algun, porque esta conforme con
las ciencias biol6gicas, que hacen saber
que las families humans, como las ani-
males, se combinan y modifican cum-
pliendo leyes sabias y eternas; y porque
ahiest ese conjuntoabigarradoye traiio
en que, segdu expresa el escritor argen-
tno Carlos Octavio Bunge (t), refirien-
dose A la poblaci6n de todo Latino-Ame-
rica, "convergen todos los hombres, de
todas las edades de la historic."
La mezcla de razas efectu6se en Gua-
temala, como sucede en otras parties
donde se observe el fen6meno, con el
predominio de la mis fuerte, de la espa-
fola; pero no s6lo con el predominio que
le daba su superioridad, sino tambien, y
sobre todo, con el de los triunfos de sus
armas. De modo, que antes que mezcla,

(*) "Nuestra Amrica."-1903.


hubo sujeci6n, sometimiento de los indf-
genas a los invasores, y como para lo-
grarlo necesitaron estos desplegar rigor
y hasta crueldad, el carActer de aqu6llos
qued6, mAs que dominado, abatido.
La raza espafiola, A su vez, trafa el
ingerto arabe, amen de los primitivos
birbaros del Norte; y como se cree que
los americanos fueron de origen asiatico,
arabes y americanos refundieron aqui su
sangre oriental, teniendo como lazo de
uni6n, como medio trasmisor, la domi-
nadora raza espafiola, sin que Ilegasen -
no obstante si importancia -- alterar
substancialmente tales condiciones, los
los elements de otras procedencias.
Cada component de los que
entraron en la formaci6n de la
poblaci6n de Guatemala, ha te-
nido y tiene su psicologia parti-
cular. Asf es que al amalga-
narse en la parte fisica, se
amalgamaron en la part
moral; y a cierta diferenciaci6n
S en los tipos, ha correspondido
cierta diferenciaci6n en las fa-
P, cultades y sentimientos. En la
amalgana psicol6gica hAnse
unido la arrogancia, la indolen-
cia, la falta de sentido prActico,
la verbosidad, la rutina, el
it corni', cualidades reconoci-
das en la raza hispiuica, con la
bravura, laaltivez, la venganza,
la superstici6n, etc., que carac-
terizan a la indigena de Ame-
rica, resultando de esta conjun-
ci6n de cualidades una psico-
logfa siti ghiitris, especie de
babel intellectual en que tan
pronto se manifiestan las bue-
ca. nas como las malas cualidades,
que tan pronto es luz que
vivitica y enaltece, como perversidad y
barbarie que degradan y deshonran.
SUlo una cualidad es comdn y cons-
tante en la complicada psicologia del
pueblo guatemalteco, que, por analogfa,
lo es tambien en la del pueblo centro-
americano; la superficialidad, como con-
secuencia de la pereza y la desidia que
son, con las atenuaciones, del caso,







: =-=4
is-."


congenitas en todo Hispano-America. El
autor del libro citado insisted acerca de
este punto, y despuds de juiciosas demos-
traciones, sefiala estas dos iltimas cua-
lidades como causes de mucbos vicious
orginicos y de gran namero de las
calamidades de los parses del continent.
Cualquiera que sea la esactitud 6 ine-
xactitud de tales generalizaciones, por lu
que hace A la literature y al arte guate-
maltecos, la superficialidad es evidence.
Los generos series, que requieren con-
tracci6n de espiritu y grades vuelo-,
intelectuales, no se ban cultivado, ni se
cultivan; y si una ii otra cosa ha sucedido.
6 sucede, es de manera aislada y poco
original. Y de esto no es ni ha sido s6lo
de los autores la culpa; la ha sido y la es
tambien de los lectores. Entre nosotros,
mis que en el resto del continent, ellos
no quieren que se les haga meditar, y
buscan en materials literarias, como
buscan en materials artfsticas en general,
A manera de "los dispepticos, alimentos
livianos, ficiles y frivolos; y, A veces.
como los paladares estragados, piden
tambien picantes condimentos." Ellos
que "bubieran ballad escelentes por
superficiales los peores articulos de
Clarii, y "pesados" los studios mis
series de Sante-Beuve, y archipesadi-
simas, las mis hondas investigaciones
de Schlegel. el "Profeta del Pasado." (''
En este rasgo del caracter national
guatemalteco n6tase una sensible dege-
neraci6n respect a lo que fueron anterior
y separadamente los elements compo-
nentes de nuestra poblaci6n; pues tanto
los aborigenes, como los espaloles, unos
y otros en su respective moment histd-
rico, produjeron obras de gran meditaci6n
y empeno.
Lo veremos adelante.

r
*

A las causes etnicas-que acaso lo sean
s6lo en apariencia--hay que agregar las
que necesariamente se originaron de In
transplantaci6n de la literature y el arte
espafioles A un medio extraio, no menos

(*) Bunge-Obra citada.


Arcadas del Teatro.-Costa Rica.









La, Locowwtora 4


que la perturbaci6n que, a su vez, reci-
bierau los progress alcanzados por este
medio, y ainte todo y sobre todo, la falta
de ambiente tocante A ilustraci6n 3 liber-
tad, para explicarse el por que de la
degeneraci6n apuntada.
Ademas; los conquistadores y coloni-
zadores de Guatemala fueron, por lo


r. ~r.


religiosos, mereciendo especial mencidon durante la 4poca colonial, pocas, poqui-
el poema 4pico La Tonmaiivda, publicado simas son dignas de salvar del olvido.
en 1667, y del cual es autor Fray Diego Por lo que hace A la primera, como un
Saeri, gran adorador de Santo Tomiis de monument capaz de satisfacer el orgullo
Aquino, hiroe de su poeina. national, la epopeya Ruxstliati Mejicana,
Otro tanto sucedi6 con relaci6n A las si no comparable, merecedora si de ser
artes de la pintura, la mtisica y la escul- nombrada al hablar de Rerrvi Naulara,
de Lucrecio, y de Las Gedr-
S ... ea- icas, de Virgilio, los dos gran-
S des poetas latinos.
Con todo, v apesar de La
^'^ baJ ~Tolmasid,, de Ia Rlstir/i/io y'


Un lance de croquet on la Sabana.-Costa Rica.


general, gentes ignaras; y si entire las tura: pues, si bien se conservan algunos
huestes espafiolas que Ilegaron A Chile se lienzos e imigenes de inestimable valor,
contaba un Alonso de Ercilla, autor de p enecen al ro entonces
uno de los mejores poemas epicos de la
lengua dLa Araucana) y entire las que tan repetido y esagerado, careciendo al
lengua iLa Araucana,) v entire las queL
vinieron A Mxsicofiguraba un bistoriador propio tiempo, de la delicadeza y perfec-
como Antonio de Solis, entrellas que
sometieron al es-reino de Utatlain, f .
exceptuando al historiador Bernal ..
Dfaz del Castillo, s61o habia"cronis- .
tas, mAs 6 menos discretos, como -
Fuentes y GuzmSn, Remesal, etc.,
sin que estos cronistas, como aque-
llos historiadores y aquel poeta, ha- Ai
van tenido influencia alguna en el ci:..
Animo de los conquistadores y colo-
nizadores.
Lo que estos establecieron en el
pais que subyugaron tocante A lite-
ratura y arte, fu4 poco, y mas que
poco, de escaso merito; pues, comno
es bien sabido, los religiosos de las
diversas 6rdenes fueron las perso-
nas mas letradas de los primitivos
tiempos de la colonia, y eran ellos,
por consiguie'nte, quienes se ocupa- El juego polo en la Sabana. Uu r:
ban en este genero de asuntos.
Y demis es agregar que el escolasti- ci6n esteticas, requeridas en las obras
cismo predomin6, en esa epoca. Basta duraderas.
saber que todas, 6 casi todas las produc- De ese vasto hacinamiento de obras
clones de entonces, versap sobre temas que la literature y el arte presentan


de cuantos *sp'fCimiiils se con-
serva del arte de la colonial,
hemos de declarar, siguieudo
los dictados de la sana critical,
que el arte y la literature
coloniales carecen en Guate-
malade verdadera importancia.
Y es natural que asi sea.
Falto el pais. por asi decirlo,
de personalidad moral duran-
te today esa epoca, la4' ideas, los
sentimientos, las aspiraciones
individuals y colectivas, no
tenian ni rumbo, ui caracter
detinidos; y por Io mismo, la
literature y el arte notuvieron
tampoco la intensidad psicoldgica, que es
lo que les da vida y meritos superiors.
De aqui la exactitud de ese otro
apotegma sostenido por NM. Taine, que
antes que bacer arte y literature en un


imillete josefino.-Costa Rica.

pais, bay que former
coraz6n de ese pals.

Francisc


el espiritu y el



:o Castafieda, *


.~


e









La Locomotora S.


Vi" .i ,.. It':E;i'i;t"
4 : ,: .. I
l1' I.' ,;*


Lr~isLttPC:
U-I.-- .-~
h .P.'.:g ,: or :,7 .4.. '.-. ;:.'. ;,. ., _, .
" '. .,
," ,.,


\',-5ta d. I .\ 1~.. r En-riLt.:. ; "i 'Esrrad C iairera. .]ue a e c.itru.tei C fl .aJ ,IL. d: Ela EIp.,~:.;rrei 3 In;i;.i rlv;iIa .I,- ;e .:, Pr. -id.n. re i1 I.| iRc!,ul.Ild. a L .;i~o ..ul J- di i M illuel
E trada C:, br-ra. con i.-o- du ic q -ue l -u m r I t r.t r.:. ra rta int r .pl:.rj i C r...


Al Excelenrtisimo Serior Licenciado

on 11 lanucl Fstraib (iabrera

President de la Reptiblica de Guatemala


MN.diclo dcl ipcrI. : I, maiidatar...
E ,pel., ,1 lealrad de nrirorm-..
Ap stul d. I m,i..Jtrnit- C ci;l-mo.
tueer- kIl ipr:re-t. V ti-rial- ,:.rruarr.,

Er. A dte la int nrte. ..ij t; reliLarni-
--A .Ia in urn .la il lan/ a l a ;si,-.
Tu .re,;d i- ierd.u l v d ci i -iTr
Sur t 'irn lun de tr-il[ruI.r.. ar-al.

Tu otra d' redeni. na on la r.-icra
DI I..'re .r la oo n;i.i.tent- I ala.i
V ern in Lu-- ela -L uscilI e i n %Ic-ri n.

Nipigin .abUrnj. toi .-randeza i.L.-iiJa,
Poru- iAormr n laureje- til, u 1.l-1r"i-i
El templ.jde Ml ineisa en Cuaiemala..
Federico Flores Galindo,
I Perun.I ,.




MANIFESTACIONES

exteriores de respeto por lnuestras
insignias de soberania.



SA BANDERA, el Escudo, y el
Himno Nacional, son reprel-.enta-
clones de nuestra soberania; :ncierran la
historic de nuestras glorias \ de nuestra.
desgracias: nos traen a l1: memorial el
recuerdo, de nue-tros heroes y nuestros


ma.rtires, manticnen Vivosi e nuestras
almas los altos debere. que para coan la
Patria tenemos y los deircl i- que, como
ciudadanos de un pais libre, hemos dIe
ejercer, reclamar y -'i)stener. Sou pucs,
di-nas de toda vene-racin, de toido
res-peto y es una falta :,ravisima que
intluye notablemente en la educacin del
pueblo, el descuidar el deber que tenemo_
de manifestar de manera piblica v oisten-
sible, ese respeto y esa veneracion.
Mal educado nuestro pueblo, de-de que
nacimos a la vida independiente, se des-
cuid6 much. inculcar en el coraz6n de la
juventud el amor y el respeto que a la
Ensefia Nacional debemo-. Asi, yo re-
cuerdo que hasta en tiempo del General
Reina Barrios, fui cuando comenz6 la cos-
tumbre de ponerse de piC y descubrirse
los hombres, al ser entonado el Himno
National. En la actual Administracidn,
esa costumbre ,eguida por todos los,
pueblos de la tierra y que encierra uu
gran fondo moral, se Iia generalizado;
pero deja aun que desear, no: obstante
que los extranjeros nos dan el ejemplo,
cuando escucban los himnos y canciones
de sus paises.
En Guatemala, los hombres nos para-
mos y descubrimos respetuosamente,
cuando oimos esas patrioticas notas,
pero nuestras sefioras no dan manifes-
tacidn altguna de re-peto en ensos momen-
tos, escucbando el Himno Nacional, con
iudiferencia 6 con fastidio.
Hayalgotoda\ i m.is dignodecensura,
por lo que no- hacemos notables ante


los cxtran ijeros: Pasa frente a nos,)tros
un batalldo con su Bandera y son pocos
los paisanios que At .LI vista se dedcubren
\ saludan. Estamos a las inmediaciones
de un Cuerpo cuando, con los honors
militare-. sce saca d deposit, la Ensefia
de nuestra -.Lobrania v no dan Ios parti-
culares, en -eneral, ninguna manifes-
taci6n de respeto por ella. En las fiestas
nacionales al elevarse majestuoea y len-
tamente el Pabelldu Nacional,. -,obre el
Palacio y dcmals edifcios phiblic's, las
bands y las tropas hacen los honors, el
caniIn saluda con su voz potent uno de los
actors mas imponentes y significativ,:sI en
la vida political de los paises libres; pero
uuetro pueblo, Si bien siente dilatarse
su alma de entusiasmoal oir la granadera,
al contemplar c6mo se eleva el lienso
sagrado sobre su asta y el respeto del
Ej'rcito, no hace nada por imaifestar el
que tien- d debe tener todo ciudadano por
la Naci,'n v sus insig-nias, todo lo contra-
rio, pasean indiferentes por el Parque
Central, como -i nada significase para
ellos ese actor, el mas tra-cendental de
cuantos maniliestan que vivimos libres.
soberanos e independientes.
Vemos con frecuencia individu,s que
entran L oificinas, donde estA nuestr.,
Escudo Nacional, y no se d(escubren,
revelando con e-to, falta de educaci6n
political y social.


-., -, .,,, . ..r. b *

01 -1 -

2711 *.,-, l '
,- e : -' .- ',~~,l," .'.-, '::-i- .. j~i~j~i
7",.. V.' AIR

.1.' V
I .. ;. '...- '


.T '- ......


--4,..... -, .. --- ..-.rTC ;. ;l.:-. ,-- .-.. *--r, -
-- '. -. :'
, .' k~~i~~f: ~ ~ll~! t y:I: 1~l -,-,- -'. -',:'


__u








La Locomootora 6


Por desgracia, como lo be dicho en
otras ocasiones, en Guatemala,toda inicia-
tiva se espera del Poder Ejecutivo; nadie
se toma el trabajo de reformar un ramno
cualquiera, sin consultar 6 esperar la
iniciativa del poder 6 de algun superior
en los departamentos, y no comprenden.
los que asi piensan. que esas menifesta-
ciones de apatia, tratandose de la Patria,
tratandose de laeducaci6n de la juventud,
6 la cual hay que inculcarle el amor pa-
trio desde la miw tierna edad. en que
comienza a formarse concept de las cosas
y de la-. pasiones que tienen alguna
influencia en su vida, es falta imperdona
ble y algunas veces un crime.
Entre nosotros es tal la carencia de
iniciativa en muchas cosas y principal-
mente en todo lo que e refiere a la
formaci6n de los hombres del mailana v
a la educaci6n political del pueblo, que se
acumulan sobre nuestros presidents
enormes trabajos que les agobian y
cansan. Ellos tienen que concebir las
reforms, que ejecutarlas. vencer los obs-
ticulos que a ellos oponemos, muchas
veces solamente por hacer oposici6n. que
eso nos gusta much: ellos deben fijar la.s
bases de la reform, hackrnoslas com-
prender, fijar hasta los detalles mis in-
significantes y corregir aquello que ha
salido mal. aC6mo podrA entonces un
hombre 6 un n6mero limitado y reducido
de personas, llevar su iniciativa a todas
parties, si i ellos toca todo el trabajo, todos
los esfuerzo-., todos los disgustos y todos
los detalles?
El maestro en la Escuela debe educar
al nifo para la Patria; es el Ilamado para
prepararlo a entrar en la vida social y
formarlo un ciudadano. Si no se le hace
amar a la Patria desde un principio, si no
se le ensenan sus derechos v deberes,
si no sabe respetar las instituciones, ni
siente veneraci6n por las insignias de
nuestra Naci6n e;Ser.n ciudanos tiles
manana, cuando ella los necesite? Claro
que n6.
Es, pues, necesario que veamos co:mo
un acto censurable el no saludar a la
Bandera de un Cuerpo Militar que pasa
frente 6 nosotros, cuando es sacada del
Cuartel 6 depositada en il, y cuando se
eleva en el asta, altiva, como altivo debe
ser el sentimiento que en nuestras almas
se eleve, al recorder que somos ciuda
danos de un pais libre, soberano e
independiente.

Adolfo Garcia Aguilar.


Capilla del Hospital de 'luezaltenango, despu6s del terr.m.:tj del 1S Ide aibril de 1902.



A GRAN INFAMvE


...... ...... -- --- .- --- -- ...
N CIERTA ocasi6n sucudic' una
cosa extraordinaria en el infierno,
y fut que se apareci6 una mujer
arrebujada hasta los ojos en un embozo
negro y por cierto nada limpio. La
recien llegada se obstinaba en no dar su
nombre, pues era requisito de rijor a
todos exigido, para powder Ilvar c:on el
dia los diabdlicos registros. A cada
preguata que sobre el particular le diri-
gia Satan, contestaba ella con evasivas 6
groroseosembustes,dicie'do;Se unas vece.
ser la verdad, otras la justicia, en oca-
siones la inocencia, y afectaudo siempre
las nobles aptitudes de tales y tantas
entidades; en tanto que el tirano, furioso
y centelleante a! escuchar aquellos nom-


bres safrados, tiribase de los cuernos y
borbotaba maldiclones blasfemas.. Por
tiltimo, resuelto a acabar con aquel in-s)-
lente mi-.terio, a la tapada prepunt5 el
rey del antro:
--Con que dla-e de gente quieres que
te pese, malvada de lo- demonios?
-Con todo 1o peor que tengas en tus
dominion, fu6 la cinica respuesta; y luego,
afiadid con altivo de-sprecio:
-Puedes comenzar por los asesiunos.
Empuj6la Satan hasta echarla acurruca-
da en el platillo y en el otroarroj6a horqui-
llazos v y puntapies i los feroces homict-
das,hasta concluir con el surtido que de
ellos tenia; sin que A pesar de ser muchos,
biciesen mover el fiel de la balanza ni una
sola pulgada.









SLti LcoiIotora -. 7


-Echa abora a los envenenadores,
dijo en tono de mofa la mujer del velo a
Lucifer.
Y tn promontorio de criminals au-
ment6 la pesadumbre del platillo, sin
siquiera moverlo.
Otra explosion de risa burlona saliA de
la boca de la impudente maldita, y se le
oy' decir:
-;Te faltan los traficantes de honra-,!
Y una piramide de chismosos, enreda-
dores y correveidiles hiz- crujir las cade-
nas de la balanza, pero el field nose movi6.
Satanis estaba livido de c6lera Sus
ojos reverberaron com') tizones: u l sudor
pestilente le bafiaba todo el cuerpr), y su
cola fementida :imenazaba, erecta como


SULANDO bajaba por la calle de
Lepic, del Mloalin-de-la Galett,
,' done la, jtvenes obreras,
del barri:c \'an amin bailar los domingos,.
mientras las provincianas cantan las
vispera- bajl) una nube de incienso;
que lle, ise de la maiao al'uo compafiero
de su edad 6 que fue.e del braz:e de su
padre, todos los que no eran tonto.s I
miope- se detenian a u r pa-.,.. En efecto,
baj, todos concepts, justiricaha el i(, .,sA(
1,'o'ti D tl del poeta, pule- tlanto era Io que
halia de arrogancia y dulzura en -u


sobre una barbita un poco prominent,
partida port un hovuelo; cuello blanco
-obre divin,.)-, hombros. Una cabeza ber-
m:ia, implica un cuerpo en armonfa con
ella y dig no de scistc-nerla. No era nece-
sario: rc Lin r.ran annat6mico para adivinar
que bajo sOi traic- dei lana barata habia un
talle suberiamr n te modelado, senos fuer-
te- v bien pue-t':i caderas rellenas v
pierna. blen dibujdlas, concluidas por
tobillus nmuv separad.,s del tac6o, Io que
es signo de raz.. Sus maulos eran finals y
de una purea de lines especial. No
creaiis que tan si:.berbio tipo -ea rare


"" "
... .-, ,4 "" .. ,'.
vt.W


,A. .,

4, :. *%**, 4 *




44
I .... ". ,?..,: '. "" : : :/,-, ,.;" ....-....'."'...,..........-.........." ---
.i '', : -". .: ;" -. ,. '.', -.L .. ,, .d r v ..1 ,' -.- ..... .r~.,/
.71 ; *
-. '- c c.


rr
A-I' 4l -
i .-- :i ..- : '. S .!. : i-: -'>. 2' ::-.:c::, -.. b ; -,


.,0 ;.... ..... ..... ..






r t I L41
lg. :i. ;,-,. ,'-- ~~~~ --- % ,.o -.. .- -. 's ,- .. -. ", ",
~~ ~ ~ .j... -.'- a.: ', .u~ ..-, -;+, .- .: ..,




'C :-- ..


Palaci, bIunic;l'.al, Plata en frente.- (QucaltCienaui..


el arpin de un alacran inmennso ccrcado
por un incendio.
--Quel haces, emperador del mal,
acaso te e vencido? le grita con una ri-o-
tada provocative la muier espantable.
rNo tienes nada miw que arrojar tu
balanza? Echa alora A la envidia, a la
-engu anza, a la alevosia, A la traici6n, a
cuanta intamia tengas en tu infernal
imperi:. Ningtuna de ella-;, ii toda-s
juntas, igualarin mi peso ni mi powder en
el mundo.
Y asi diciendri, de I n hrinco c d. ral,':-a
se plant6en el suelo empedrado de braas,.
se rasg6 el funerario embozo, descubri6
su figura de vicja horrenda y fosca. con
bilaridad convulsa exclamd:
-;Soy la calumnia!

Nicanor Bolet Peraza.


aspect, tan hermoso era el conjunto de
su persona, que imponia admiraci6n aun
mas que deseo. Pue-, ambos sentimien-
tos no quieren residir jurtos inms que en
el e-piritu de lasL enters dotadas de una
fatuidad extraordinaria. iVerdad es que
la admiraci6n va .,iendo cada dia mias rara
v uin' contado el utimero de series que
inspira tan religioso respeto! Dos lines
del retrato para justificar lo que digo:
Un: cabellera negra, espesa y bien plan-
tacda; la frente un poco baja, pero ancha Y
puLlida comio nin rniol; la nari,: recta Y
dcbilmente curvada en la fosa, ojosi un
poco separad:.s, no muy grande, pero
ocupados casi por coimpleto por las
pupilas obscuras con fondo de estrella de
oro; la boca bien hecha en arco, puesta


sobre aquella laboriosa colina. La sangre
latina, ignore po r qu1 mi terioso origen,
no core en ningtin sitio de Paris mis
que sobre aquella especie de monte
Aventino. Los pintores y escultores
quc van alli en bu-.ca de sus models, o-
diran lo mismo que yo. Teuia diez y
ocho afo-., se llamaba Camila y era
prudent.


;Prundente!.... iUst'id nos q.luiere en-
iaatuiar! Si. seiores, y soy yo quien os
1o dice: N'o que creo en las obreras del
no:\'elista Zola y no en las del poeta Ma-
nuel; yo que tenCoo L'A.soitm,,ir por el
libro mais mara\ illosi de este tic-mpo y el
mas veridico, pues he explorado much
los barrios de que es field retejo. P'ero si


RESIGNATION


3i.- d
0110 (,





13o i
OkD%


01
t3 0 .
C'-ou -
ml~
^-oF
Vci.'*


*9.O ,C

Ii^C
















)"0%


L1^
)0 '9


C'. 0

) tiC)
.i.i,
o'^(r,
*y, a',





N*?



t\'




,*\-
.3 .








La Locomotora 8


record6is bien la figure de Gervasia,
vereis que ndla tiene de com in cnn la
que acabo de rescnar. Seductora on lo
possible, era la querida de Gautier; pero
de un encanto mal sano, acce ible :i todos,
llamando al macho comi el olr de las
perras, enamoradaz. Desde el punto de
vista moral, Camila no valfa m-.is que
Gervasia. Y hLubiese sido una quimera
buscar el secret de -.u virginidad en un
ideal mis levantado, en c-crtipu'o-, fiio-
16gicos, en un sentimiento mrnai cllaro de
lis cosas. Era cauta, sirmplementr. por-
que, -in haberla analizado, tenia concien-
cia de Fu hermosura, V por origullo hdllaba


semana a in ,umo, desde que tan mila-
gro las noches, despu5s del trabajo, daban
paseo sentimentales por el parque de
Batignolles, el mias encantador para los
'erdaderamente enamoradc,., porque et?
el mAs solitario.: Jos pro-'ecto-, se acaba-
ron Ai a l v- que las '-timas hiojas del
otofio. compl.eamente sccan. que iban a
caer sobre el arroyn artificial del parque,
pareciendo border una cinlta de plata.
i~ Ld les importaban el inviern:o y sus
amenazas ciellos, cuando llevaban en su-,
pechos una primavera de floridas espe-
ran''as! He observado con frecuencia que


un bafio que lizo reir a los 'dem.is. Co-
rrian unos tras otros por entire las rocas
de la ygruta. Se pusieron luego a la mesa
donde babia nuevos vinos-nuevos espe-
cialmente para It cuenta,-escaciAndose
en abindancia, apareciendo fuentes col-
mada- 'Je cangrejos. que atrapaban los
impadcIl-tes ilc-do-, de ljo comensales. A
ia un; dc la nmanina termind la fiesta.
Cuani.i- Aljandro 1 hubo pagado todo
-pur- el p.drei de Camila era hombre de
sev ti-, ptrilucirpi,- pe..r nada del mundo
hubIL ra ,queJrido p" .r yerno it uno ai quien
tuvie-.e qlie a\ udar, s p.,ra Il era tambidn
un e-crtipulo contribuir A los gastos,-


muy peor debajo de -.us mritos las galan.
terias de sus adoradores. Dec.de este
punto era buena muchacha, no pensando
en principe- aventureros, ni reservaudo
su caida para la gente ica. Y la prueba
e- que, cuando un hombre la pidi6 A su
padre para casarse con ella, accedi6 con
lealtad, sin ninglin pen-amiento ulterior
de ponerle en ridiculo. .El matrimonio,
por si solo, tiene prestigio en esa -ociedad.
Decir que estaba tnamorada, hubiese
sido una exZageraci6n manitiesta. Es rare,
que una mujer de belleza semejante tenga
otra adoracidn iuna que la que A i s misma
se inspire, sin darse cuenta de ello, y
que por otra part, no es ms- que justicia.
Pero su future, Alejandro, era un her-
moso joven de veinticinco aiio-, m u v
alegre. estimado id -us. patrons, no
emborrachAindose mais que ina vez c la


Teimpi. de M nier ,i --Q' e/ltenri-.... (l'-Jlilli

este contra'-.te de I;t naturalc:a con nues-
trlos pen-amiento, parece avivarlos; como
-,ucede ci:n el cb-.tdicul- en los deseos
gellerIsos.
Acircdaron casarse i fin de no\iembre
y -;e divertirfan much.

III
Fut impossible hacer nada mejor. Se
colmicron nasta trips 6 la moda de Caen,
de iltimo plato. Seis coaches, Ilenos. lie-
varon al pie de la cascada a lo. nuevos
esposos a su sequito. La cascada era
cncantadora, pero cralo aun ma-, la
mariana con sus perfumes. Los esposos,
;ipoyado- del brazo, con el coraz6nl lieno
de ternura- reprimiidas-. Cu, n tra.e-. cfn li.-.
labios, que- -in embargo, permanecian
mudos.
;Ah! ;bermosa batabola! Hip6lit, el
pacrino, queria todo trance atrapar uni
pato que nadaba en el estanque, y cogit'


incluso- lh-. carriajes. not'5 coa melan-
colia que le- era necesario pedirle a Hip6-
lit)o ciouenta cCntiiuo-, prestados, para
equilibrar -u holsillo en sensible ddlicit.
Debo decir que Hipollto no se hizo rogar,
y como caballero que sabe prestar discre-
tamente uu servicio, le respondid en alta

-ilYa lo sabes. si necesitas una peseta,
taiubien puedes pedirla!
Pero Alejandro era un muchacho deli-
cado y no quiso aprovechar la ocasidn de
tan generosa oferta. Hallaba-e sobre
todo impaciente por encontrarse a solas
con Camila. Por lo tanto, queridos lec-
tores, si asi os agrada, debemos deiarles.
Pues es notoriamente incorrect desli-
zarse en las cain-iras nupciales, porque
e-ta-s co)sa. -aon caprichos malsanos de
viejo, y es precise dcjarlas i6 los que
ocupan sillones en la Academia.


_ __ I









La Locomotora 9


Cerca de las sels de la maiana. Ale-
jandro salt6 del lecho.
--Te vas ya?-le pregunt6 Camila
dulcemente.
-Es precise que vaya a trabajar.
-;Trabajar hoy! ;Lo quieres td, al
siguieute dia de nuestro matrimoniol
El obrero di6 un beso con pasidn en los
destrenzados cabellos de su mujer.
-Escucha, chatita mia; es precise que
me gane el journal. Aver lo gastamos
todo; boy no me queda un c6ntimo.
-iNi un centimo!-replic6 Camila;-e-y
c6mo comerC boy?
Alejandro qued silencioso un instant,
triste v cohibido. Despues estrcchando
entire sus brazos A Camila, dijo:
;Bah! ;por un dia podremos almorzar
amor y agua fresca!
-;Bueno!-respondid ella dzindole un
beso en mitad de la boca.
Alejandro se fut silbando una canci6n
picaresca.


tierra y hasta pudo hacerse much dafio.
;Bah! Era un aviso del cielo. El guardar
semejantes muebles equivale a star a
mal con uno misme. iAl fuego cuit el
maldito aslento! Sobre una rodilla, c:in
ademAn sencillo y la vez fuerte, hizo en
dos pedazos el respaldo, luego todo 1'o
restante, sirviendola paja para eucender.
Una soberbia llama llen6 con -u resplan-
dor de alegrfa el iabinete; v'olnptuosa-
mente se sent Camila en un sill6n delante
del brasero, desabrochbndo.se los prime-
ros, botones de su peinador, q ue el frfo la
hizo abrochar sobre -u gargants, para
aspirar, con todo su ser, aquel delicado
calor.
En aquel moment'j volvia Alejandro,
pues era el instant de dar una hora de
reposo a la jornada.
-,-Qu, haces aqui, querida mina?-dij.:
con extraileza.
Ella, sin volverse v con exEsreinmaa dul-
zura, le repuso:
-Ya lo ves, amigo mi'': te c-sto. c:ilefn-
tando el almuerzo.
Armand Silvestre.


Sindico primero, Lic. don Juan S. Lara,
puseO en conocimiento de aquel cuerpo,
vuestra genero;a disposici6n relative a
la construccin de la fachada del Teatro
de esta ciudad.
Esta nueva obra que se Ilevara i t5r-
mino bajo vuestra protecci6n y que dara
la belleza arquitect6nica que correspond
A una de los mis itiles- v hermosos edifi-
ciosi de la metr6prili de Occidente, aumen-
tando los beneficios que con mano pr6dirga
hab is, derramadoen vuestra tierra natal,
viene a cimentar mis, si cabe, nuestra
sincere gratitud para el Gobernante que
consagra -u vida al bienestar y A la pros-
peridad de esta patria que nos es tan
querida.
Por esto. la Corpurac:in Municipal,
tiel interprete de los sentimientos del
pueblo que represent, en medio de inu-
citado enthusiasm, accord consignaros


,, .. -.:,, ~ C... .. ,?,- ...,,.": ; ,-.s, .. ... ,.,.- ,v :, ;:': .Z A
, .. ... .... .... .-.. .. ,'.... ...... '* .r-: -. 2. -*;.E -
.. '. ;'. '" ; ; ,, .;


"r i
K ... .
:. T


'^ i.




-., ,, ...... r .



'.. ',


.z


Teatro Municip tl.- iut,' Ltenrnigo.


IV
Es muv cerca de las doce; Camila no ha
podido volverse A dormir. Salt6 de la
cama sintiendo verdadera bambre. AIria
a pedir un pedazo de pan a un vecino?
;Ah. no! IEra demasiado orgullosa para
eso! Sin embargo, el estdmago la marti-
rizaba. Lo que mas sentia era frfo, en lo
cual estaba en su derecho, pues al si-
guiente dia era Diciembre. En la puerta
habia un carbonero; pero [c6mo pedirle
credito el primer dia que estaba en la
casa, pues entr6 en ella la noche anterior!
Descorazonada se dej6 caer sobre una
silla a la que le faltaban los pies, rodd por


A propbsito del Teatl0 oJuezwlteco


Quezaltenango,13de noiven brede l 06.

Sefior Presidente C. de la Reptblica,
Licdo. don Manuel Estrada Cabrera.
(Guatemala.
Sefior:
En sesidn estraordinaria que con fecha
S del mes en curso, celebrd la Municipa-
lidad que tengo la honra de presidir, el


un voto de reconocimiento y sincere
gratitud como humilde homienaje al
benefactor de Guatemala.
En nombre del Ayuntamiento, os ruego
seflor que os digneis aceptarlo.
Y al tener el alto honor de comunicaros
el acuerdo referido, aprovecho la oportu-
nidad para reiteraros las protests de
adhesidn, de vuestro obsecuente y res-
petuoso servidor.


J. Antonio Castillo.








La Locomotora 10


-^ La CanciOn de las Lavanderas


a s-


Pla!... plA!... pla!... En el rio
que desborda sus espumas y atraviesa la llanura silenciosa
como frigil cinta tenue
escapada de alguna Anfora remota.
6 manera de un gran cr6talo gigante
que lamiese la epidermis formidable de la-. rocas,
suenan ruidos destemplados, suenan ruidos inacordes
que atraviesan y penetran y se hunden en la fronda,
despertando con el eco de su ruda sintonia,
en los Arboles, las hojas;
en los nidos,
las palomas;
y en las ramas,
el enjamblrr tremulante de infinitas mariposas,
que parecen, por encima de los arboles solemnes,
infinitas banderolas
que estuvieran anunciando
la llegada de la riente Primavera sonorosa,
la llerada del renuevo
v la vuelta de las boas!...



Esos ruidos que conmue'en las inmensa-
soledades de la fronda
y parece que cabalgan
sobre el lomo de las ondas,
es el ruido que hace el sucio
desprendido de la blanco de la ropa.
E- un ruido muv human:
es el grito de la clera.
es el eco de lo negro, la protest de la mancha
s el diab6lico rugido de la sombra.



Pl1 !... pl] !... pl !... La rolliza lavandera
de morena care gorda,
se recoge las enaguas mis arriba, mas arriba
de las corvas,
y tomando
una pieza sucia y vieja, una pieza vieja y rota.
pli !... plA !... p16 I!...
la sacude sobre el dombo gigantesco de las rocas,
la sumerje eu la tersura
milagrosa de las agua, de las aguas bullidoras,
y la saca y sigue dando
con la pieza desastrosa
en la pefia inconmovible, que parece junto al rio,
la pupila rocallosa
de una vieja lavandera
prehist6rica,
que se hallara por los siglos y los siglos de los siglos


contemplando la carrera vagabunda de las olas
y lavando sus inmensos lagrimales
en la seda delicada de las aguas bullidoras.



Una vieja lavandera
sudorosa
lava v lava,
una pieza larga y tosca
que despite de su seno
un extrafco olor a drogas.



En la orilla de los rios
una 'oca
recibiendo las inmundas
lavaduras de la ropa,
es el lomo de la bumana
muchedumbre que soporta
el flagelo temerario
de las manos poderosas!




;Luian pudiera.... quien pudiera
ser ahora
una vieja lavandera,
una vieja lavandera de mirada ruda y torva,
para ir al manso rio
del honor, y en sus aguas luminosas y sonoras,
y en el dorso de las peiias, de las pefias impasibles,
ir lavando... pl !.. pli!.. pla!.. as inmensas bancarrotas
de las almas consagradas poi la infamia y por el oro;
las inmensas bancarrotas
de las almas de los viles,
y lavarla. y lavarlas, y quitaudole las sombras
y las manchas.
ora negras como cuervos, ora sucias, ora rojas,
darles .... darles .... plil pl.! pl. ....
sobre el lomo de las rocas,
sobre el filo endurecido
de las piedras silenciosas,
y lavarlas y ]avarlas, y que quede solamente
ya deshecba la usurpada vestitura de las glorias,
y ante el ojo taciturno
de las turbas vengadoras,
el infame carapacho, con sus manchas y sus manchas,
ora negras como cuervos, ora sucias, ora rojas!...


Rafael Angel Arraiz.


_K__1








J. Gounord y Gia.


12 Avenida Norte y 8. Calle Oriente, Esquina del Teatro Coldn
Pr6ximamente se trasladara 6 la hermosa casa de dos pisos de la oa. Avenida Sur, numero 7, frente a la
casa de Schwartz & Co.


Grandes Dep6sitos de Vinos y Licores de las mejores mareas.

Champagnes.-Cremas de todas classes de la gran casa CUSENIER & Co.-
Gran surtido de aperitivos italianos y franceses.-Cervezas inglesas, dulces,
ciruelas, pasas de Malaga, etc., etc.-Whit.kys escocese.--Aguas minerales.-
Conservas frescas. Siendo representantes de varias de Ias principles casas
extranjeras, ofrecemos a los consumidores precious muy reducidos, sob)re los que
hacemos considerable descuentos a los comprad ires por mayor.


>DE ADMINISTRATION


La suscripcion mensual a "La Locomotora," vale J4 -4 $3.00


NtMmero Suelto


1.00


Se adnriten avisos Ei precious convencionales.


Z(uilm. 5


0
U

C!
0S
Q u-D

0)
"3


O00


C
vJl
3

bi




0C
m <
mS
*a
i23


11


2. ~u)bca aclniba url
*v 't


~e~i~Y1S~m,
'"~k""


X

R
dr

C4







FOTOGRIAFIA


"RTE


$UE O"


en las dos iltimas exposiciones nacionales
Retratos de todas classes, precious y tamafos.- Especialidad en
en esmaltes y colors.


Postales


Maii Esprischt Deutscih.


Si Paria


Italiano. English Spoken. On1 Pale Francais.


VALDEAVELLANO & Cia.

SSastrela Militar El [imne"

PremI'riii con m col Iicdnll. (Ie oro ein la iltitiln Expo-iciou
N-tcional de 190.i.
Se hacen las logitimas gorras terencianas. Se hace el 2 por ciento de descuento
en los pagos al contado.

.- .EN ESTA CASA ENCONTRARAN SIEMPRE:
,, Traj-'s para paisanos v m1ilitareti; gorras para todo grado;
... ..: ., [M" t altpantali. n ic S para m entar, para uniformed estilo francl s; anti
Ilonc.s \ mal-tine para todo cuerpo) military. Vendo toda clase
e ma* trials. como pains, botones, cordoned, galones espanioles
a. aria- cl1aes. cucardas de seda, dragoneras, leopoldinas, cinchos,
handas y espadas.-Y EL FAMOSo TRICO.
.: Se ntietdein ordeues por correo, telegrafo y tel efiio.
Todo a precious convencionales.
FRANCISCO D. ECHEVERRIA.


V


~AL~


TIPOGRAPIA NATIONAL.


Unica Fotografia premiada con


ct 0j" ..m


1v11C!C1C111


AA, W




Full Text




























































































L


Vistas del Asilo~ de Beneficenciar "Estrada Cabrera,'' que se construye en el campo de la Exposicidn d iniciativa del seiior Presidente de lar Repdiblica, Licenciado don Manuel
Estrada Cabrera, con condos qlue il nuministrar para tan filantrdpico objeto.


mirtires, mantienen vivos en nuestras
almas los altos deberes que para con la
Patria tenemos y los derechos que, como
ciudadanos de un pais libre, hemos de
ejercer, reclamar y sostener. Sjon pues,
dignas de toda veneracidu, de todo
TespetO y es una falta gravisima que
Iilfuye DOtablemente en la educaci6n del
pueblo, el descuidar el deber qlue tenemos
de manifestar de manera ptiblica y osten-
sible, ese respeto y esa veneraci6n.
Mal educado nuestro pueblo, desde qlue
DRC100S B la Vida independiente, se des-
cuid6 much, inculcar en el coraz6n de la
juventud el amor y el respeto que g la
Ensela Nacional debemos. Asi, yo re-
cuerdo que basta en tiempo del General
ReinD BarrdOs, fuk cuando comenz6 1a cos-
tumbre de. ponerse de piC y descubrirse
los hombres, al ser entonado el Himno
Nacional. En la actual Admainistraci6n,
esa costumbre segtrida por todos los
pueblos de la tierra y que encierra un
gran fondo moral, se ha generalizado;
pero deja aun que desear, no obstante
que los extranjer-os nos dan el ejemplo,
cuando escucban los himnos y canciones
de sus paises.
En Guatemala, los hombres nos para-
mos y descubrimos respetuosamente,
cuando oirnos esas patrioticas notas,
pero nuestras sefloras no dan manifes-
tacidn alguna de respeto en esos momen-
tos, escuchando el Himno Nacional, con
indiferencia 6 con fastidio.
Hay algo todavia misdigno de censure,
por 10 que nos bacemos notables ante


los extranjeros: P~asa frente A nosotros
tin batallcin con su Bandlera y son pocos
los paisanos que A su vista se descubren
v saludan. Estamos d las inmediaciones
de un Cuerpo cuando, con los honors
m~ilitares, se saca 6 deposit, la Eusefia
de nuestra soberania y no dan los parti-
culares, en general, ninguna manifes-
taci6n de respeto' por ella. En las fiestas
11acionales al elevarse majestuoea y len-
tamente el Pabe11611 Nacional, sobre el
Pala~cio y demzis edificios priblicos, las
bandas y 1as tropas bacen los honors, el
cati6n saluda con su voz potente uno de los
actos mis imponentes y sig-nificativos en
la vida political de los paise's libres; pero
11Uestro pueblo, st bien siente dilatar~se
su alma de entusiasmo al oir la g-ranadera,
al contemplar c6mo se eleva el liens
sagrado sobr-e su asta y el respeto del
Ejkrcito, no hace nada por manifestar el
que tiene 6 debe tener todo cindadano por
la Naci6n y sus insignias, todo lo contra-
rio, pasean in~diferentes por el Parque
Central, como si nada significase para
ellos ese acto, el mis trascendental de
cuantos manifiestan que vivimos libres,
soberanos t4 independientes.
Vemos con frecuencia individuos que
entran ri oficinas, donde est5 nuestro
Escudo N~acional, y no se descubrett,
revelando con esto, falta de educaci6n
political y social.


Al Excelentisimo Seiior Licenciado

aOr EIGHUPI &sfraba &abrertt

President de la Repiiblica de Guatemala


Modielo del perfecto mandataril,
~spejo de lealtad y de heroismo,
Aljidstol del modern Catecismo,
Que es decl prcereso y libertad santuario.

Eres de la instruccidn ci relicario -
-A la ignlorancia vil lanz6 al abismo
Tu credo de verdad y de civismo*
Surgiendoluz detenebroso osario.

Tu obra de redencidn es on la historia
T n la asuloP 5Clle t i~t ria.

Ninlian robierno I tu prandeza iguala,
Porque forman. laureles de tu gloria'
El temple de 1 iner~va en Guatemala.
Federico Flores Galindo,
(Peruano;=



MANIFEST ACIONES

exteriores de respeto por nuestraS
insiglnias de solberania.



A~i BANDERA, el Escudo, y el
; Himno Nacional, son representa-
ciones de nuestra soberania; encierran la
historic de nuestras glorias y de nuestras
desgracias; nos traen i la memorial el
recuerdo die nuestros hd~roes y nuestros


La L ocomtoitoa : g:


LCI


a
Fc~











durante la kpoca colonial, pocas, poqui-
simas son dignas de salvar del olvido.
Por lo que hace g la primera, como un
monument capaz de satisfacer el.orgullo
national, la epopeya Rusticat~io Mlexicalna,
si no comparable, merecedora si de ser
nombrada al hablar de Rerumcn Natur~a,
de Lucrecio, y de LTas Gedr-
gicas, de Virgilio, los dos gran-
.des poetas latinos.
Con todo, y apesar de Lan
Tomlasiacda, de la Bursticatlio y
de cuantos sp'cim~ens se con-
serva del arte~ de la colonia,
hemos de declarar, siguiendo
los dictados de la sana critical,
que el arte y la literature
coloniales carecen en Guate-
mala de verdadera importancia.
Y es natural que ast sea.
F~alto el pais, por ast decirlo,
de personalidad mor-al dur-an-
te toda esa 6pRoca, las ideas, los
sentimientos, las aspiraciones
individuals y colectivas, no0
tenfan ni rumbo, ni caricter
definidos; y por 10 mismo, la
literature y el arte no tuvieron
tampoco la intensidad psicoldgica, que es
lo que les da vida y miritos superiores.
De aqui la exactitud de ese otro
apotegma sostenido por M. Taine, que
antes que hacer arte y literature en un


que la pertttrbaci6ti que, B su vez,' reci-
bieran los progress alcanzados por este
medio, y ailte todo y sobre todo, la falta
de ambiente tocante g ilustraci6n y liber-
tad, para explicarse el por quC de la
degeneraci6n apuntada.
Ademis; los conquistadores y coloni.
zadores de Guatemala fueron, por lo


religiosos, mered~erdo especial mencidn
el poema Cpico ~La Tromasiada, publicado
en 1667, y del cual es autor Fray Diego
Sdez, gran adorador de Santo Tomis de
Aquino, hiroe de su poema.
Otro tanto sucedid con relaci6n & las
artes de la pintura, la mdsica y la escul-


Un lance de croquet en la Sabana.--Costa Rica.


general, gentes ignaras; y si entire las
huestes espatiolas que 11egarona L Chie se
contaba un Alonso de Ercilla, autor de
uno de los mejores poemas kpicos de la
lengua (La Araucana,) y entire 1as que
vinieron Vi Mxico figuraba un bistoriador
como Antonio de Solis, entrellas que
sometieron al ex-reino de Utatlgn,
exceptuando al historiador Bernal
Diaz del Castillo, s610 habia~cronis-
tas, mis 6 menos discretos, como
Fuentes y Guzmin, Remesal, etc.,
sin que estos cronistas, como aque-
110s historiadores y aquel poeta, ha-
yan tenido influencia alguna en el
jnimo de los conquistadores y colo-
nizadores.
Lo que estos establecieron en el
pais que subyugaron tocante g lite-
ratura y arte, ful poco, y mis que
poco, de escaso mirito; pues, como
es bien sabido, los religiosos de 1as
diversas drdenes fueron las perso-
nas mis letradas de los primitives
tiempos de la colonia, y eran ellos,
por consiguie'nte, quienes se ocupa-
ban en este genero de asuntos.
Y demis es agregar que el escolasti-
cismo predomin6 en esa Cpoca. Basta
saber que todas, 6 casi todas las produc-
clones de entouces, versan sobre temas


tura; pues, si bien se conser van algunos
lienzos 4 imigenes de inestimable valor,
pertenecen al ginero cr~istianlo, entouces
tan repetido y exagerado, careciendo al
propio tiempo, de la delicadeza y perfec-


El juego polo en la Sabana. Un ramillete josefino.-Costa Rica.


ci6n. estiticas, requeridas en las obras pais, hay qud former el espiritu y el
duraderas. coraz6n de ese pais.
De ese vasto bacinamiento de obras
que la literature y el arte presentan Francisco Castalle *


Lae ; Locomo~tora 4$










Los trabajos crificos, recientemente
publicados, por escritores como M. Jorge
Brands y M. Federico Lolike, demues-
tran, ademis de otros, la excelencia del
mc~todo; por lo cual nosotros procura-
remos seguirlo, por mis que los estrechos
limits de una monograffa no nos ofrezca
campo bastante para aplicarlo en sus
ultimos detalles.
*
Derivjn dose la poblaci6n de Guatemala,
como la de las otras reptiblicas centro-
americanas, de la combinaci6n de las
razas aborigenes con los espatioles que
vinieron B conquistarlas y colonizarlas,
present dicha poblaci6n, en su parte
fisica, rasgos tiplcos perfectamente defi-


bubo sujedicn, sometimiento de los indi-
genas g los invasores, y como para lo-
grarlo necesitaron dstos desplegar rigor
y hasta crueldad, el caricter de aquillos
qued6, mis que dominado, abatido.
La raza espaiiola, A su vez, trafa el
ingerto Brabe, amkn de los primitives
birbaros del Norte; y como se cree que
los americanos fueron de origen asiatico,
birabes y americanos refundieron aquf su
sangre oriental, teniendo como lazo de
uni6n, como medio trasmisor, la domi-
nadora raza espatiola, sin que 11egasen -
no obstante su importancia--i alterar
substancialmente tales condiciones, los
los elements de otras procedencias.
Cada component de los que
entraron en la formacidn de la
poblacidn de Guatemala, ba te-
nido y tiene su psicologia parti-
cular-. Asi es que al amalga-
narse en la parte fisica, se
amalgamaron en la parte
n*l moral; y 6 cierta diferenciacidn
~-~":: en los tipos, ha correspondido
'-"'' -cierta diferenciacidn en las fa-
cultades y sentimientos. En la
amalgana psicoldgica hin se
unido la arrogancia, la indolen-
cia, la falta de sentido prictico,
la verbosidad, la rutina, el
dlecoru,n, cualidades reconoci-
W:das en la raza hispinica, con la
bravura, la altivez, la venganza,
la superstici6n, etc., que carac-
terizan & la indigena de Am'-
rica, resultan do de esta conjun-
ci6n de cualidades una psico-
log-ia sui gdner~is, especie de
babel intellectual en q ue tan
pronto se manifiestan las bue-
ca. nas como las malas cualidades'
que tan pronto es luz que
vivitica y enaltece, como perversidad y
barbarie que degradan y deshouran.
S610 una cualidad es comlin y cons-
tante en Ja comphicada psicologfai del
pueblo guatemalteco, que, por analogia'
10 es tambi~n en la del pueblo centro-
americano; la superficialidad, como con-
secuencia de la pereza y la desidia que
son, con las atenuaciones, del caso,


conginitas en todo Hispano-Amkrica'. El
autor del libro citado insisted acer~ca de
este punto, y despuds de juiciosas demos-
traciones, seilala estas dos tiltimas cua-
lidades como causes de muchos vicios
orginicos y de grann niimero de las
calamidades de los pauses del continent.
Coalquiera qu'e sea la exactitud. 6 ine-
xactitud de tales generalizaciones, por 10
que hace g la literature y at arte guate-
maltecos, la superficialidad es evidence.
Los gineros series, que requieren con-
tracci6n de espiritu y grandes vuelos
intelectuales, no se han cultivado, ni se
cultivan; y si una ii otra cosa ha sucedido,
6 sucede, es de manera aislada y poco
original. Y de esto no es ni ba sido s61o
de los autores la culpa; la ha sido y la es
tambien de los lectores. Entre nosotros,
mbsque en el resto del. continent, ellos
no quieren que se les haga meditar, y
buscan en materials literarias, como
buscan en materials artisticas en general,
A manera de "los dispipticos, alimentos
livianos, ficiles y frivolos; y, i veces,
como los paladares estragados, piden
tambie'n picantes condimentos."- E11os
que "bubieran hallado excelentes por
superficiales los pe~ores articulos de
Oa~lrn~, y "pesades" los studios mjis
series de Sante-Betxve, y archipesadi-
simas, las nfis hondas investigaciones
de Schlegel, el "'Profeta del Pasado."' (*:)
En este rasgo del caricter national
guatemalteco n6tase una sensible dege-
neraci6n rpspecto B 10 que fueron anterior
y separadamente los elements compo-
nentes de nuestra poblacidn; pues tanto
los aborigenes, como los espaiiloes, unos
y otros en su respective memento histd-
rico, produjeron obras de gran meditaci6n
y empeiio.
Lo veremos adelante.

*

A las causes itnicas--que acaso lo sean
sdlo en apariencia--bay que agr~egar Ias
que necesariamente se originaron de -la
transplantacidn de la literature y el arte
espafioles B un medio extra~io, no menos

(*) Bunge-Obra citada.


, .


Sefiorita Olelia Rodrfguez B.--Costa Ri

nidos, que son la resulta~nte de ambos
elements, originindose, en consecuen.
cia, un tercer factor, en que se mezclan
y confunden los primitives rasgos.
Tal fen6meno no necesita comproba-
ci6u algun, porque esti conforme con
las ciencias bioldgicas, que bacen saber
que las families humans, como las ani-
males, se combinan y modifican cum-
pliendo leyes sabias y eternas; y porque
ahi estL ese conjunto abigarrado y extraio
en que, segtiu expresa el escritor argen-
tino Carlos Octavio Bunge (*), re~firikn-
dose i la poblacidn de todo Latino-Ami-



temala, como sucede en otras parties
donde se observa el fendmeno, con el
predominio de la mis fuerte, de la espa-
iiola; pero no s610o con el predominio que
le daba su superioridad, sino tambikn, y
sobre todo, con el de los triunfos de sus
armas. De modo, que antes que mezcla,

(*) "Nuestra America. "-1903.


Arcadas del Teatro.--Coista Rica.


La Locosiotora; ,3


r3
: P ..-. ~~
''' ;
Ll ) ~e- a
r



DL~- lil JBji~L~;L~L-i~~









r


r

l~i~
~Ai~ .I~~ C
; .. ''
~
d


;;~i?-
c .;,
.5.
-~J~ j
Q


.. :I

~- .~ a

-~
*w-;
:'B ~X
r~
~ .;


-----1Ti.' -1~6~ L *"ssl
;
,
'"" C
-~~~s~~"'"
..~x. Bg) *r-
*.L' ?.. ~6%~


,JIi




a \
.*'

i
L :I
i d


~ i.~ ...t

f~6

& ''`"
.r

", i-. '1
....., ~P
i ?.. ,.~s~p"~

i i:.

I,-t:"' :






_~~.


~


" de~ niierhiae


Guefamrerler


TEIVS AR r


LA


CIENCIA S,


PO LITIC A,


LIT ER ATUR A


Y BELLAS ARTES


de )86.

















Nevista be politica, &iencias, $iteratura y 23ellas artes.

Redactores: Joaquin Mendlez y Felipe Estrada Panintgua.
Administrador: J. Alejanldro Pacheco H.--2 Avenida Sur, Nlssero 3.

ARjO I. GUATEMALA, 1" DE DICIEMBRE DE 1906. NUJM. 18


clones rurales, les da derecho B una
indemnizacidn. Esta indemnizaci6n corre
i cargo del Jefe del establecimiento,
cualquiera qlue haya sido la causa del
accident, salvo el caso de qlue la victim
lo haya intencionalmente ocasionado.
2"--Los patrons, estin obligados (
tomar precauciones para evitar acciden-
tes y para la salubridad de sus operarios,
y deberin darlas d conocer i kstos, por
medio de instrucciones escritas, fijadas
en un lugar visible del establecimiento.
Articulo 39--La indemnizaci6n se pa-
gari siempre que el accident 6 enfer-
medad traiga consigo una incapacidad de
trabajo que dure mis de seis dias.
La incapacidad puede ser leave, tempo-
ral, permanent parcial, permanente total
y el caso de muerte. La incapacidad por
accidents leves es la que se extiende de
sets dias B doce semanas; la incapacidad
temporal es la qlue se pasa de doce
semanas.
La incapacidad leve, y la temporal se
asimilan i los casos de enfermedad.
Articulo 4"-Para'el pago de las indem-
nizaciones g que baya lug~ar, cada fibrica,
taller 6 explotaci6n|.que emplee mis de
diez obreros, deberi crear una caja
cooperative de socorros.
Podrin formarse cajas cooperatives
unidas entire los patrons y obreros de
una misma industrial 6 de industries
diversas. Podrin tambile' crearse cajas
cooperatives de socorros por los mismos
obreros y por los gremios de artesanos.
Finalmente, las Municipalidades podrin
former asi mismo estas cajas de socorros.
Articulo 5"--Estin obligados A formlar
parte de estas cajas de socorros todos los
empleados y obreros cuyo salario no
exceda de dos mil pesos al a~io.
Articulo 6'--Estas cajas de socorros
estarin alimentadas plor los signientes
recursos: P" Con una cuota semanal 6
mensual qune pagard en la proporci60 den
dos tercios los obreros y de un tercio los
patrons; Zo De las sumas que provengan
de multas, donaciones, etc; 3" Delas sub*
venciones qune les acuerde el Gobierno,


Articulo 7'--La cuota que debe pagar
cada obrero seri de 2 Q 3 por clento del
salario, segrin las localidades, y si se em-
plean mujeres y niiios podri ser hasta de
4)4 por ciento. Los patrons deben con-
tribuir con la mitad mis. El desembolso
se hard en los dias de pago.
Articulo 8'--Las cajas de socorros
estarin regidas por estatutos aprobados
por el G~obierno, y serin administradas
por una direcci6n, compuesta de obreros
y patrons, los primeros en la proporci6n
de dos tercios y de un tercio los segundos.
Articulo 9'--En los casos de enferme-
dad, accident leve Ji accident de incapa-
cidad temporal, la victim tiene derecho
8 los medicamentos, B las visits del mi-
dico y 6 una indemnizaci6n que seri
equivalent B la mitad del salario, por un
period que en cada caso se~ialara la .Di-
rectiva, no pudiendo exceder de un aflo.
Las mujeres, cuando den g1uz durante el
servicio, quedarin comprendidas en
estas disposiciones; pero tienen derecho
g 1a indemnizaci6n por tres semanas sola-
m ente.
Articulo 10--En los casos de incapa-
cidad permanent -parcial 6 total, la
victim tiene derecho B una indemniza-
ci6n vitalicia equivalent hasta el 60%~ de
su salario.
Articulo 11--En caso de muerte, la
viuda tiene derecho B una pensi6n vita-
licia hasta del 20% del salario, y los hijos
recibitin cada uno hasta el 15% siempre
que sean menores de doce afios. Si hay
ascendientes que vivieren sostenidos por
la victim, recibirin una pensi6n hasta
del 20% del salario. El total de estas
pensions no podri pasar del 60% del
salario.
La caja de socorros costeari, ademis,
,los gastos de funerales.
Articulo 12--Los patrons estan obli-
gados g dar cuenta al Ministerio de Fo-
mento, por intermedio de los respectivos
Jefes Politicos, de los accidents que
sufran los operatios bajo su dependencia,

expsio ado. Dsebcearn tami~n1 peseanta
cada affo al mismo Ministerio, un estado
ftinanciero de las cajas de socoirros que


LEY PROTECTORA DE OBREROS


110080T lU1UM R LUHUUly


MANUEL ESTRADA CABRERA,

Pr~esidentze Const~itudional de la .Re-
pdiblicca de Gucatemala.

Considerando: que es un deber de la
Administracidin Pliblica proteger i las
classes trabajadoras, dictando disposicio-
nes que alivien, hasta donde sea possible'
la situaci6n de los obreros y la de sus
families, pr-incipalmente cuando acciden-
tes desgraciados en el servicio les impo~
sibilitan de 11enar sus mis perentorias
necesidades.
Considerando: que es de estricta justi-
cia que los patrons cooperen al bienestar
de los empleados y obreros que tienen
bajo su dependencia, puesto que ellos
constituyen el principal element de sus
respectivas industries, y no seria equita-
tivo que produciendo utilidades para los
propietarios, dejen Cstos en la indig~encia
i aquellos que, sin duda, han sido los
mis importantes factors en la forma-
ci6n y fomento de su capital.
Considerando: que en atenci6n i estas
razones y con el prop6sito de moralizar y
proteger P las classes trabajadoras, estre-
chando sus relaciones con l0s capitalistas
en beneficio de unos y otros, y que para
el mayor desarrollo de la riq ueza priblica,
1as naciones mis cultas de la tierra han
dictado leyes protectoras del trabajo,
creando cajas cooperatives de socorros
para los obreros 4 imponiendo obligacio-
nes equitativas i favor de Cstos;

POR TANTo'
En uso de 1as amplias facultades de
que estoy investido,

DECRETO:
La siguiente Ley Protectora de
Obreros:
Articulo l"--Todo accident ocurrido
a los obreros durante su trabajo en las
fibricas, talleres, transportes y explota-








La Locomoctora 8


pIn baiio que bizo reir B los demis.* Co-
rrian unos tras otros por entire las rocas
de la gr-uta;. Se pusieron luego ri la mesa
donde babia nuevos vinos--nuevos espe-
cialmente para 1< cuenta,--escacir'ndose
en abundancia, aIpareciendo fuentes col-
mada-; de cangrjos, qlue atrapaban los
impacientes decdoi de los comensales. A
la unai de la mailana termin6 la fiesta.
Cuandfo Alejandro lo hubo pagado todo
--purs el pa;dre de Camlila era hombre de
seve~ros principios yf por nada del mundo
hubieral querido por yerno a uno j quin
tuvies-e que ayudlar, y p~ara dl era tambidn
un escrdplulo, contribuir iit los grastos,-


recordiis bien la figure de Gerrasia,
v-ereis que nada tione de comun can la
que acabo de reseiaar. Seductora on 10
posible, c`ra la querida de G~autier; pero
de un encanto mal sano, accesible~ ;r todos,
11amando al macho como el olor de las
perras enamoradac~. Desde el iu n to de
vista moral, Camila no valia rtals~ que
Gecrvasia, y hublese sido una quimera
buscar el sccreto de su virginidild en un
ideal mis levantado, en escrtipulo tisio-
16giccos, en un sentimiento miis claro de
lais cosais. Era cauta, si mplemecnte, por-
que, sin baberla analizado, teni;a concien-
cla de su hermos u ra, y por orjiullo baldla ba


semaina Alo sumo, desde que tan mila-
grosamente se babia enamorado. Por
las noches, ((espuds del trabajo, daban
paseo sentimentales por el parque de
Batignolles, el mr;s encantador para los
v-erdaderamente enamorados, porque es
el mis sjolitario: los proyectosi se -acaba-
ran A la vez que 1as ltimasj hoja- del
otoi~1, completamente secas, que iban d1
caer sobre el arroy-o artificial del parque,
pareciendo border una cinta de plata.
;Qud les importaban el invierno y sus
amenazas A ellos, cuando lievaban en sus
pechos una primavera de f-loridas espe-
ranzas! He observ-ado con frecuencia que


Templel de M~inerva;. -!,guezalte2nango. (1C,00)

este contrast de 1La nat~uraleza con nues-
tros p'ensamientos parece avi varlos; como
suede con el obsticulo en los deseos
generosos.
A-cordaLron casarse A fin do noviembre
y se divertirfan much.

III

FuC impossible bacer nada mejor. So
comieron hasta tripas & Ja moda de Caea,
de tiltimo plato. Seis coaches, 11enos, 11e-
varon al p~ie de la cascada a los nuevos
esposos a su siquito. La cascada era
erncantadora, pero kralo aun mis la
mail~ana cou sus perfumes. Los esposos,
apo"yados del brazo, con f1 corazbn 11eno
de ternuras reprimidas, can erases en los
labios, que sin embargo, permanecian
mudos.
;Ah! ;hermosa batahola! Hip61ito el
padrino, queria i todo trance atrapar un
pato que nadaba en el estanque, y cogio


inclusos los carruajes, not6 con melan-
colia que le era necesario pedirle B Hipd-
lito cincuenta ckntimos prestados, para
equilibrar rsu bolsillo en sensible deficit.
Debo decir que Hip611to no se bizo rogar,
y como caballero que sabe prestar discre-
tamente un servicio, le respondid en alta
voz:
--iYa lo sabes, si necesitas una peseta,
tambi~n puedes pedirla!
Pero Allejandro era un muchacho deli-
cado y no quiso aprovechar la ocasi6n de
tan gener-osa oferta. H-allabase sobre
todo impaciente por encontrarse g solas
con Camila. P or 10 tanto, queridos lec-
tores, si ast os ag-rada, debemos dejarles.
P~ues es notoriamente incorrect deshi-
zarse on 1as camaras nupciales, porque
estas cosax son caprichos malsanos de
v-iejo, y- es precise dejarlas jt los que
ocupan sillones en la A~cademia.


may por' debajo de sus mir~itos las galan.
terias de sus adoradores. Desde este
punto cra buena muchiacha, no pensando
en principles aventureros, ni reser vando
su caida paira la gente rica. Y la prueba
es qlue, cuando un hombre la pidi6 g so
padre parn casarse con ella, accedid con
lealtadl, sin ninglin pensamiento ulterior
de ponerle en ridicule. El matrimonio,
por si solo, tiene pr-estigrio en esa sociedaid.
Decir que estaba cnamorada, hubiese
sido una exageracidn manifiesta. Es raro
qlue una mujer de belleza semejaute tenga
otra adoraci6n mhsqcue la que 6 si misma
se inspira, sin dairse cuentaL de ello, y
qlue por' otra part, no es mis que justicia.
Pero su future, Alejandro, era un her-
moso jo\en de veinticinco anoes, mur
alegre, estimado de sus patrons. no
emborrachrindose mis que una vez g la




xml version 1.0 encoding UTF-8
REPORT xmlns http:www.fcla.edudlsmddaitss xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitssReport.xsd
INGEST IEID ETS5YD2DW_8ZT2CX INGEST_TIME 2013-01-23T14:19:16Z PACKAGE AA00011460_00012
AGREEMENT_INFO ACCOUNT UF PROJECT UFDC
FILES









funcionen bajosu direcci6n. Sisetrata
de cajas pertenecientes i corporaciones
de artesanos 6 i una uni6n de cajas coo-
perativas, esta obligaci6n corresponde i
la Directiva.
Articulo 13--Los fondos pertenecien-
tes i cada caja de socorros deberin depo-
sitarse en un Banco 6 en otra instituci6n
de crkdito de aborros que design en
cada caso el Gobierno.
Articulo 14--Los patrons que quieran
libertarse del pago de indemnizaci6n que
les corresponde por estaley, podrbn con-
tratar seguros individuals 6 colectivos
en favor de sus obreros. El tal caso, 1a
cuota desig~nada B la caja de socorros se
invertiri en el pago de 1as primas de
seguros. Estos contratos de seguros
deben ser hechos en sociedades autoriza-
das por el Gobierno.
Articulo 15.-El Miniisterio de Fomento
dictari los reglamentos necesarios para
la salubridad de las fibricas, talleres y
explotaciones; podrS hacerlas inspeccio-
nar, y, en caso de contravencida i las
disposiciones reglamentarias, imponer
multas de veinticinco i cien pesos. Estas
multas ingresarin i los fondos de la caja
de socorros respective.
Articulo 16.--Las controversial que
se susciten entire los obreros y los patro-
nes para la aplicaci6n de esta ley 6 los
reglamentos complementarios, serin re-
mitidos al Juez civil correspondiente,
quien, oyendo h la Directiva de la caja de
socorros i que pertenezca el obrero,
pronunciari su fallo, procediendo breve
y sumariamente, siempre que la cuantia
de la indemnizaci6n reclamada no pase de
doscientos pesos*
Articulo 17l.-Qaueda dispensado del uso
del papel sellado y de todo otro gasto, el
obrero que reclame ante los Tribunales
el pago de una indemaizaci6n por causal
de accident.
Articulo 18.--Esta ley comprende A
todos los obreros, empleados y colons
de fincas rtisticas, asi como i los jorna-
leros que accidentalmente trabajan en
ellas cuando sean victims de- un acci-
dente en el servicio, no proveniente de
embriaguez del damnificado.
Articulo 19.-Esta ley entrar5 en vi-
gencia tres meses despuks que el Minis-
ferio de Fomento baya dictado los Pegla-
inentos para la administracibn de 1as
cajas de socorros, la distribuci6n de
indemnizaci6n y prescribe las reglas &
il;:: ue deben sujetarse 1as industries insa-
:`[;lubres y peligrosas.
A:-. irticulo 20-IDe esta ley se dari cuenta
AI ~';la Asamblea Nacional Leg~islativa en
j~~' sus proximas sestones.
';'- Dadoen elPalaciodel Poder Ejecutivo:
~i ~en Guatemala, i las veintitin dias del mes
de noviembre de mil novecientos seis-.
1MANUEL ESTRADA C.
El Subsecretario General del G~obierno,
Encargado del Ministerio de Fomento,
Josri FLAMENCO.


Selforita Graciela Castro Mate.-Costa

Son factores casi matemiticos. Dado
un pafs y su indole y estado de civili-
zaci6n, bien se puede determinar qug
literature y qlud arte se pueden encon-
trar en il; asi como, conocidos kstos'
ficil es deducir d6nde ban nacido yi
qud Cpoca hist6rica pertenecen. La co-
rrelacidn es complete.
Siguiendo este sabio m~todo, hise
11egado en los tiltimos tiempos al conoci-
miento de muchas importantes verdades,
y, en particular, A la recomposici6n de
gran parte de la vida del bumano pensa-
miento; pues el arte y la literatura,- ma-
nifestacicin fiel de la psicologia individual
y colectiva, como que en sus creaciones
el alma e~cteriorizn sus facultades, con
toda amplitud y con sus mis sug-estivos
&BilelOs, constituyen el indicio cierto, el
dato exacto de que el observador, el


Lae LcomuLotor ae R


ETNOLOGICOS


fil6sofo puede desentrafiar, 10 que ha
querido, 10 que ba buscado y, sobre todo,
lo que ba valido un pueblo.
Este procedimiento, tan 16gico como
trascendental, es lo que mris enaltece i.
la critical modern: por Cl, dsta aspira i
abarcar en sus dominios todos los ramos
del saber, desde luego que g todos, sin
excluir ninguno, extidedese su bienhe-
chor y elevado espiritu.
Patra exponer, pues, cull ba sido el
dlesenvolvimlienlto literario y artistic de Guca-
temnala, en intimo paraleismto cont sue desell-
volvimienzto histdr~ico-poit~ico, precise es,
ante todo, saber quC elements etnold-
gicos entraron en su forma-
cidn, y cuiles han sido los
diversos estados de civili-
zaci6n por que ella ha atra-
vezado.
Asi, y s610 asi, podremos
aplicar 5 esta faz de nuestra
historic nacional lo que el
pensador arriba citado juzga
como indispensable para la
interpretaci6n de todo gine-
ro de hechos; esto es: la ra~za,
el mledio y el mzomento.
La raza, porque A cada
porci6n fisica de la humani-
dad, corresponde otra igual,
desde el punto de vista
psicol6gico, con ideas, gus-
tos y tendencies en conso-
nancia con los tempera-
mentos y demis cualidades
fisiol6gicas; y porque el
hombre corp6reo da siempre
la clave del hombre moral,
en todas las Cpocas y~circuns-
tancias. El1 medio, porque
k1 es como una. atmdsfera
Rica. especial, queenvuelve y mol-
dea el alma de los creadores,
ejerciendo sobre ella maravillosa influen-
cia; y porque en k1 esos creadores en-
cuentran, no s610 1a inspiraci6n que los
enardece, sino tambikn los ideales que
los dominant, reflejindose en los unos y
en la otra, los varies tons y matices que
en las irisaciones de la imaginaci6n im-
primen los sentimientos sociales, las
condiciones del clima, del paraje, del
cielo mismo, en sus infinitas coloraciones.
El memento, en ~fin, porque de las co-
trientes de ideas dominantes, de los
sistemas y pr-ocedimientos en boga y,
sobre todo, de los progress alcanzados
por la civilizaci6n, de las conquistas
political, dependent y dependent los
caracteres de las obras que se produzcan,
revelindose esos progress en la mayor
6i menor perfeicci6n de las obras, y en la
mayor 6 menor trascendencia de los fines
en que ellas se inspiren.


ELEMENTOS




REEMOS, como crefa M. Hip61ito
Taine, que la literature y el arte
de un pais son la expresi6n exac-
cta de las condiciones intrinsecas,
y del estado social y politico de ese mis-
mo pals; porque conceptuamos como an
axiom la antigua teoria de Montesquieu,
que T~aine expuso y amplid de manera
admirable, de que toda produccidn inte-
lectual esti en fatima relaci6n con el
espiritu de su autor, y que kste, g su vez,
no es sino un product del medio en que
se desarrolla.


















- *


contemplando la carrera vagabtinda de las olas
y lavando sus inmensos lagrimales
on la seda delicada de las aguas bullidoras.




Una vieja lavandera
sudorosa
Java y lava,
una pieza larga y tosca.
que despite de su seno
un extratio olor I drogvas.


que desborda sus espu mas y atraviesa la 11anura silenciosa
como frggil cinta tenue
escapada de alg-una gnfora remota,
6 g manera de un gran cr6talo gigante
que lamiese la epidermis formidable de las rocas,
suenan ruidos destemplados, suenan ruidos inacordes
que atraviesan y penetran y se hunden en la fronda,
despertando con el eco de su ruda sinfonia,
en los Arboles, las bojas;
en los niidos,
las palomas;
y en las ramas,
el enjambre tremulante de infinitas mariposas,
que parecen, por encima de los grboles solemnes'
infinitas banderolas
que estuvieran anunciando
la 11egada de la riente Primavera sonorosa'
la 11egada del renuevo
y la vuelta de 1as bojas!. i



Esos ruidos que conmueven las inmensas
soledades de la fronda
y parece que cabalgan
sobre el lomo de 1as ondas,
es el ruido que hace el sucio
desprendido de la blanco de la ropa.
Es un ruido muy humane:
es el grito de la c61era,
es el eco de lo negro, la protest de la mancha
y el diabdlico rugido de la sombra.



P1M!... p16!... plj !... La rolliza lavandera
de morena carne gorda,
se recoge 1as enaguas mis arriba, mis arriba
de 1as corvas,
y tomando
una pieza sucia y vieja, una pieza vieja y rota,

la sacude sobre el dombo gigantesco de 1as rocas,
la sumerje en la tersura
milagrosa de 1as aguas, de 1as aguas bullidoras,
y la saca y sigue dando
con la pieza desastrosa
en la pefia inconmovible, que parece junto al rio,
la pupila rocallosa
de una vieja lavandera
prehist6rica,
que se ballara por los siglos y los sigolos de los siglos


En la orilla de los rios
una roca
recibiendo las inmundas
lavaduras de la ropa,
es el lomo de la humana
muchedumbre que soporta
el flagelo temeratio
de 1as mnanos poderosas!


i~uika pudiera.... quidn pudiera
ser abora
una vieja lavandera,
una vieja lavandera de mirada ruda y torva,
para it al manso rio
del honor, y en sus aguas luminosas y sonoras,
y en el dorso de 1as pefia~s, de 1as pefias impasibles,
ir lavando... plA!i.. pl4!.. plri!.. las inmensas bancarrotas
de las almas consag~radas por la infamia y por el oro;
las inmensas bancarrotas
de 1as almas de los viles,
y lavrarlas y lavarlas, y quitindole 1as sombras
y las manchas,
ora negras como cuervos, ora sucias, ora rojas,
darles.... darles .... pl4! pli! plH....
sobre ~el lomo de 1as rocas,
sobre el filo endurecido
de las piedras silenciosas,
y 1avarlas y lavarlas, y que quede solamnente
ya deshecha la usurpada vestitura de 1as glorias,
y ante el ojo taciturno
de las turbas vengadoras,
el infame carapacho, con sus mancbas y sus manchas,
ora negras como cuer vos, ora sucias, ora rojas!i...


Lta Locomotorca 10


- l Caci~nilelaslavaders *


Raae Anel Ar











en Ias dos uiltimas exposiciones nacionales
Retratos de todas classes, precious y tamaailios.-- Especialidad en
en esmraltes y colors.


Saslreria Miilitar "El Udo~rme"
go7 CALLE ORIENTE, ITUM. 18.
Prlemindca conl medalla de oro enl la Illtimat Exposid~n'
Naicional de 1905.
Se hacen las legitimas gorras terencianas. Se hace el 2 per ciento de descuento
en los pagos al contado.

EN ESTA CA8A ENCONTRARAN 81EMPRE:
Trajes para paisanos y militares; gorras para todo grado;
pantalones para montar, para uniforms estilo francs; manti-
110nes y maletines par-a todo cuerpo military. Vendo toda clase
de material, como patios, botones, cordones, galones espafioles
y fr-anceses, forros par-a gorras, escudos, bombreras, viceras de
varias classes, cucardas de seda, dragoneras, leopoldinas, cinches,
bandas y espadas.--Y EL F\AMOSO TRICO~.
Se at~iendent crdenes por correo, t~elegrafe y tel6fono.
Todo a precious convencionales.
FRANVCISCO D. ECHEVERRIA,


_ _


Parla Italiano.


English Spokcen. On1 Pale Prancais.
V~Ahl)EAV~EtHbRI0 & 6ia.


it
-46'


TIPOGRAFIA NATIONAL*


0 0 11 A I


"HBE $I1E 0"


Unica Fotograffa premiada con


Aled3[ a ll~a P


de~ Oro


Postales


Manl lsprischt. Deutsch., Si


r" tB




xml version 1.0 encoding UTF-8
REPORT xmlns http:www.fcla.edudlsmddaitss xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitssReport.xsd
INGEST IEID E8VEU9J1B_B6I4JH INGEST_TIME 2012-10-18T17:18:10Z PACKAGE AA00011460_00012
AGREEMENT_INFO ACCOUNT UF PROJECT UFDC
FILES





































Pll~s~l-n~rr r--T ~rYn.l~ .ra^r-~ru~R~---na r- Ir ---- __


1_1 :_I~C~I


Cerca de 1as seis de la mafiana, Ale-
jandro salt6 del lecho.
iTe vas ya?--le pregunt6 Camila
dulcemente.
--E~s precise que vaya g trabajar. -
---Trabajar boy! ; Lo quieres tdi, al
siguiente dia de nuestro matrimonio!
El obrero did un beso con pasi6n en los
dlestrenzados cabellos de su majer.
--Escucha, chatita mia; es precise que
me gane el journal. Ayer 10 gastamos
todo; hoy no me queda un centimo.
--iNi un ckntimo!--replic6 Camila;-ty
cbmo comers boy?
Alejandro quedo stlencioso un instant,
triste y cobibido. Despues estrechando
entire sus brazos B Camila, dijo:
iBah! ipor un dia podremos almorzar
amor y agua fresca!
-iBueno!-respondcidi ella dindole un
beso en mitad de la boca.
Alejandro se fub silbando una canci6n
picaresca.


tierra y basta pudo bacerse much dailo.
;Bab! Era un aviso del cielo. El guardar
semejantes muebles equivale 6 estar a
mal con uno mismo. iAl fuego con el
maldito asiento! Sobre una rodilla, con
ademin sencillo y i la vez fuerte, hizo en
dos pedazos el respaldo, luego todo 10
restante, sirviendo la paja para encender.
Una soberbia 11ama 11end con su resplan-
dor de alegria el gabinete; voluptuosa-
mente se sent6 Camila en un sill6n delante
del-brasero, desabrochjndose los prime-
ros botones de su peinador, qlue el frfo la
hizo abrocbar sobre su garganta, pa-a
aspirar, con todo su ser, aquel delicado

can aquel memento volvia Alejandro,
pues era el instant de dar una bora de
repose i la jornada.
--ieuk haces aqui, querida mla?--dijo
con extranieza.
Ella, sin volverse y con extremada dul-
zura, le repuso:
--Ya lo ves, amigo mfo: te estoy- calen-
tando el almuerzo*
Arrnane Silvestre.


Sindico primero, Lic. don Juan S. Lara,
puso en conocimiento de aquel cuerpo,
vuestra generosa disposicidn relative i
la construcci6n de la fachada del Teatro
de esta ciudad.
Esta nueva obra que se 11evarzi i tir-
mino bajo vuestra protected n qe dari
la belleza arquitect6nica que corresponde
6 una de los mis dtles y hermosos edifi-
cios de la metrdpoli de Occidente, aumen-
tando los beneficios que con manor pr6diga
habe'is derramado en vuestra tierra natal,
viene 6 cimentar mils, si cabe, nuestra
sincera gratitud para el Gobernante que
consagra su vida al bienestar y gla pros-
peridadl de esta patria que nos es tan
querida.
Por esto, la Corporacidn Municipal,
Hiel intirprete de los sentimnientos del
pueblo que represent, en medio de inu-
citado entusiasmo, acord6j consignaros


~~r *~~-:;
;~


:b .


Teatro Mun ic ipal.-- QuLezalten ango.


IV A pfop0Sit0 (181 Teatf0 cllizalteco
Es muy cerca de las doce; Camila no ba
podido volverse g dormir. Salt6 de la ^*^ ~
cama sintiendo verdadera hambre. iIria
a pedir un pedazo de panl i un vecino? Quezaltenaugo,13 de noviembre de l906.
T no ;e ac dmasiadto oroxillos panta Seflor Presidente C. de la Repdblica,
rizaba. Lo que mas sentia era frfo, en 10 Licdo. don Manuel Estrada Cabrera.
cual estaba en su derecho, pues al si-
guiente dia era Diciembre. En la puerta Guatemala.
habia un carbonero; pero jcomo pedirle Senor:
cre'dito el primer dia que estaba en la En sesi6n extraordinaria que con fecha
casa, pues entro en ella la noche anterior!
Descorazonada se dej6 caer sobre una 8 del mes en cursor, celebrd la Municipa-
silla a la que le faltaban los pies, rod6 por lidad que tengo la hoara de presidir, el


un voto de reconocimiento y -sincera
gratitud como humilde homenaje al
benefactor de Guatemala.
En nombre del Ayu ntamiento, os ruego
senior que os digndis aceptayrlo.
Y al tener el alto honor de comunicaros
el acuerdo referido, aprovecho la oportu-
nidad para reiteraros 1as protests de
adhesido, de vuestro obsecuente y res-
petuoso servidor.


Lae Locomotora~ 3


-r~-l-. I.rr~-r-~- q- n~uU~prC' mL _1 r-:r
-C;


"I~i


7. Antonio Castillo.











-Echa abora b los envenenadores,
dijo en tono de mofa la mujer del velo g
Lucifer.
Y un promontorio de criminals au-
ment6 Ja pesadumbre del platillo, sin
siquiera moverlo.
Otra explosicin de risa burlona salid de
la boca de la impudente maldita, y se le
oyd decir:
--;Te faltan los traficantes de honras!
Y una pirimide de chismosos, enreda-
dores y correveidiles hizo crujir las cade-
nas de la balanza, pero el fiel no so movid.
Satanjis estaba hivido de c61era. Sus
ojos reverberaron como tizones; un sudor
pestilente le bailaba todo el cuerpo, y su
cola fementida nmenazaba, erect como


sobre una barbita un poco prominent,
partida por un boyuelo; cuello blanco
sobre divines hombros. Una cabeza her-
mosa, implica un cuerpo en armonia con
ella y digno de sosteneria. No era nece-
sario ser un gran anat6mico para adivinar
que bajo su traje de lana barata habia un
talle soberbiamente modelado, senos fuer-
tes y bien puestos, caderas rellenas y
piernas bien dibujadas, concluidas por
tobillos maly separados del tac60, 10 que
es signo de raza. Sus mans eran finas y
de una pureza de lineas especial. No
crelis que tan soberbio tipo sea raro


UA',NDO bajaba por la calle de
Lepic, del Moulin-de-la Galett,
donde las j6venes obreras
del barrio van atin a bailar los domingos,,
mientras las provincianas cantan 1as
visperas b~ajo una nube de incienso;
qlue Ile\-ise de la mano algdio compailero
de su edad 6 que fuese del brazo de su
padre, todos los qlue no eran tontos 6
miopes se detenian Q su paso. En efecto,
bajo todos conceptos, justificaba el inlcpss~u
po0tuit 1)ea del poeta, puesltanto era lo que
habia de arrogancia y dulzura en su


O1OCo


ii" ~~;:~?~"L~;~~.Ipp: ~I
ti;
..~ .




.--._~L_-~_--:~8" 1,_i

Palacic, Municipai, Plnza en Erente.--~uezalten al7go.


el arp6n de un alacrin inmenso cercado
por un incen'dio.
-ieud haces, emperador del mal,
acaso te he vencido? le g~rita con una riso-
tada provocative la mujer espantable.
LNo tienes nada mis que arrojar 6 tu
balanza? Echa ahora j la envidia, A la
venganza, i la alevosia, A la traici6n, A
cuanta infamia tengas en tu inf-ernal
imperio. Ninguna de ellas, oi todas
juntas, igualarin mi peso ni mi poder en
el mundo.
Y asi diciendo, de un brinco de raposa
se plant en el suaelo e m pe dra do de br~azas,
se rasg6j el funerar-io embozo, descubrid
su figure de vieja horrenda y fosca, y con
hilaridad convulsa exclam6:
--;Soy la calumnia.
N~icanor Bolet Peraza.


sobre aqluella laboriosa colina. La sangre
latina, ignoro por qud misterioso origen,
no corre en ninglin sitio de Paris mis
que sobre aquella especie de monte
Aventino. Los pintores y escultores
que van alli en busca de sus models, os
dirin 10 mismo que yo. Tenia diez y
ocbo ailos, se 11amaba Camila y era
prudent.


;Prudente!i.... ;Usted nos quiere en-
gatuear! Si, sexixores, y soy yo quien os
10 dice: yo que creo en las obreras del
noyelista Zola y no en 1as del poeta Ma-
nuel; yo0 que tengo L'Assommnoir por el
libro mis maravilloso~ de este tiempo y el
mis veridico, pucs be explorado much
los barrios de que es fiel reflejo. Plero si


aspect, tan hermoso era el conjunto de
su persona, que impoofa admiraci6n aun
mis que deseo. Pues ambos sentimien.
tos no quieren residir jun~tos mis que en
el espiritu de las gentes dotadas de una
fatuidad extraordinaria. iVerdad es que
la admiraci6n va siendo cada dia mas rara
y muy contado el m~imero de series que
inspira tan religioso respeto! Dos lines
del retrato para justificar lo que digo:
Una cabellera negra, espesa y bien plan-
tada; la frente un poco baja, pero ancha y
polida como marmol; la nariz recta y
ddbilmente curvada en la fosa, ojos un
poco separados, no muy grandes, pero
ocupados casi por complete por las
pupilas obscures con fondo de estrella de
oro; la boca bien. hecha en arco, puesta


Lae Locomrotorat 7


RESIGACI*


' j






t


~Soa
O~JIO~-CO
Uo~3










Por desgracia, como lo be dicho en
otras ocasiones, en Guate mala,toda inicia-
tiva se espera del Poder Ejecutivo; nadie
se toma el trabajo de reformer un ramo
cualquiera, sin consultar 6 esperar la
iniciativa del poder 6j de algrun superior
en los departamentos, y no comprenden,
los que ast piensan, que esas menifesta-
clones de apatia, tratindose de la Patria,
tratindose de la educaci6n de la juventud,
i la cual bay que inculcarle el amor pa-
trio desde la m6s tierna edad, en que
comienza g formarse concept de las cosas
y de 1as pasiones que tienen alguna
influence on su vida, es falta imperdona-
ble y algunas veces un crime.
E~ntre nosotros es tal la carencia de
iniciativa en muchas cosas y principal-
mente en todo 10 que se refiere & la
formaci6n de los hombres del mafiana y
i la educaci6n political del pueblo, que so
acumulan sobre nuestros presidents
enormes trabajos que les agobian y
cansan. E110s ticaen que concebir las
reforms, que ejecutarlas, veneer los obs-
ticulos que B ellos oponemos, muchas
veces solamente por hacer oposici6n, que
eso nos gusta much; ellos deben fijar las
bases de la reform, bacirnoslas com-
prender, fijar basta los detalles mjis in-
sig-nificantes y corregir aquello que ha
salido mal. iC6mo podr6 entonces un
hombre 6 un ntimero limitado y reducido
de personas, 11evar su iniciativa 5 todas
parties, si g ellos toca todo el trabajo, todos
los esfuerzos, todos los disgustos y todos
los detalles?
El maestro on la Ecscuela debe educar
al nitio par-a la Patria; es el11amado para
prepararlo d entrar en la vida social y
formarlo un ciudadano. Si no se le hace
amar B la Patria desde un principio, si no
se le ensefian sus derechos v deberes,
si no sabe respetar las instituciones, ni
siente veneraci6n por las insign~ias de
nuestra Naci6n LSerin ciudanos litiles
mariana, cuando ella los necesite? Claro
que n6.
Es, pues, necesario que veamos como
un acto censurable el no saludar 6 la
Bandlera de un Cuerpo Miilitar que pasa
frente i nosotr-os, cuandlo es sacada del
Cuartel 6 depositada en il, y cuando se
eleva en el asta, altiva, como altivo debe
ser el sentimiento que en nuestras almas
se eleve, al recorder que somos ciuda
danos de un pais libre, soberano 4
independiente.


Capilla del Hospital de Quezaltenangro, despud~s dlel terremoto del 18 de abr-il dre l9)02.



ITAGR( 4a- NINFM


bres sagrados, tiribase de los cuernos y
b~orbotaba maldiciones blasfemas. Por
iiltimo, resuelto A acabar con aqjuel inso-
lente misterio, Q la tapada pregunt6 el
rey del antro:
--,Con qu6 clase de giente quieres qlue
to pese, malvada de los demonios?
--Con to~do lo poor que tengas on tus
dominios, fu4 1a cinica respuesta; y luego
ailadid can altivo desprecio:
--Puedes comenzar por los asesinos.
Empuj61a Satin hasta echarla acurruca-
da en el platillo y en el otro arrojb~ horqui-
11azos yd rpuntapids B los feroces homici-
das,hasta concluir con el surtido que de
ellos tenia, sin qlue B pesar de ser muchos,
hiciesen mover el fiel de la balanza ni una
sola pulgada.


NCIB'RTA ocasi6n sucedi6 una
cosa extraordinaria en el inferno,
y fuk qule se apacecid una mujer
arrebujada hasta los ojos en un embozo
negro y por cierto nada limpio. ~a
recikn 11egada se obstinaba en no dar su
nombre, pues era requisite de rigor 6i
todos exuigido, para poder 11evar con el
dia los diab61icos registros. A cada
pregunta que sobre el particular le diri-
gia Satin, contestaba ella con ev-asivas 6
groseros embustes,dticidndose unas veces
ser la verdad, otras la justicia, en oca-
siones la inocencia, y afectando siempre
las nobles aptitudes de tales y tantas
entidades; en tanto que el tirano, furioso
y centelleante al escuchat aquellos nom-


Lac Locomotora 6G


Adolfo Garcia Aguilar.










J. Goulnord G~ia.



12 Avenida Norte y 8' Calle Oriente, Esquina del Teatro Coldn
Prgximamente se trasladar6 B la hermosa casa de dos pisos de la 6a. Avenida Sur, nlimero i, frente a la
------ ---casa de Schwrartz &r Co. --



Grandes 1)epositos de thaos y hicores de las mejores mareas.


Champagnes.-Cremttas die todas closes de la gran casa CUSENIER & Co.-
Gran surtido de orperitivos italiaLnos y franceses.-Ceervezas inglesas, dances,
cir~uelas, pasas de M8laga, etc., etc.-W~hihk~ys escocesew.--Agnas mrinerates.--
Conrservas frescaa. Siendo representantes de arias de 1ss principles casas
extranjeras, ofrecemos i ]los consumatidores precious may redurcidos, sobre los qure
hnacemos considerable descnentos Ai los comprad ures por mayor.



T~)E ADMINISTRAGION


La suscripcibn mensual 6 La Locomotora,


cat c


Se adryiten avisos ci precious convencionales.


2a SegunBa ave~niba Sur


Exim. 5


S
m
1
r:
a,
3
P d
~C3 m
E
m
S
E
o
E
a,
OQ,
Rt
m
cG
't
O


d
V

0~3
S=
~
O

m
3


~-~F~


" vale e 4 $3.00

e43 tL4 e& 1.00


Nr~mero Suelto


C~d


P3


1
L-l