Obras de D.F. Sarmiento

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Obras de D.F. Sarmiento
Physical Description:
53 v. : ; 25 cm.
Language:
Spanish
Creator:
Sarmiento, Domingo Faustino, 1811-1888
Montt, Luis, 1848-1909
Belin Sarmiento, Augusto, 1854-1952
Publisher:
Belin
Place of Publication:
Paris
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Education   ( lcsh )
Politics and government -- Argentina -- 1860-1910   ( lcsh )
Economic conditions -- Argentina   ( lcsh )
History -- Argentina -- 1860-1910   ( lcsh )
Genre:
non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage:
Argentina

Notes

General Note:
Vol. 1-6 "reimpresion" 1909.
General Note:
Vols. 1-6 have imprint: Paris, Belin hermanos, 1909; v. 7-49: Buenos Aires, Impr. "Mariano Moreno" 1895-1900 (v. 7, 1896); v. 50-52: Buenos Aires, Marquez, Zaragoza y cia., 1902; v. 53: Buenos Aires, Impr. Borzone, 1903.
General Note:
Vols. 1-7 comp. by Luis Montt ; v. 8-52 and index comp. and ed. by A. Belin Sarmiento. Cf. "Advertencia"," v. 1.
General Note:
Vols. 7-52 "publicadas bajo los auspicios del govierno arjentino."

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 04759098
ocm04759098
Classification:
ddc - 982
System ID:
AA00010664:00040


This item is only available as the following downloads:


Full Text











OBRAS
DB

D. F. SARMIENTO











OBRAS


DE



D. F. SARMIENTO


PUBLICADAS BAJO


LOS AUSPICIOS DEL GOBrERNO
ARGENTINO


TOMO XLI


BUENOS AIRES
7805--Imprenta y Litografia a Mariano Moreno w, Corrientes 829.


49100


PROGRESS GENERALS

VISTAS ECONOMICS




UNIVERSITY OF FLORIDA

3 1262 07002 9177








tql

LATIN






EDITOR
A. BELIN SARMIENTO















INFORMED SOBRE LOS DISTRITOS MINERALES



MINAS Y ESTABLECIMIENTOS DE LA REPOBLICA ARGENTINA

por el MAYoB RICKARD

(El Nacional, Agosto 6 de 1869.)
No se oyen sino lamentos sobre que los diez millones de
fuertes quo represent la lana exportada, no representa-
diez millones de pesos que van A las areas del productor
sino los mismos diez millones que tenia pagados en fletes
y demas gastos:-
Verdad es que por debajo de cuerda aparecen unas cua-
renta mil enormes pipas de sebo mas, exportadas en este
afio, cuyo valor en pesos fuertes vino en lluvias del cielo,.
y sino es la lana la que vale, vale la. gordura, y alli se va lo
uno por lo otro.
Mas no todas las provincias producen.lana, ni gorduras
naturales. Provincias hay que produce trigos, vinos y fru-
tos de la agriculture; otras, maderas y otros products de la
naturaleza, que tampoco pueden exportar porque los fletes,
se comerian el product y al productor.
Queda un otro element de exportacion y son los metales
que encierran nuestras montafias, y aunque los costs de
elaboracion se Ilevasen la mitad de su valor, como dicen por
las lanas, vinos, maderas, se lo llevan todos en fletes, siem-
pre, seria bueno que figurasen en la cifra de nuestra expor-
tacion unos ochos millones en plata, oro, cobre, como figu-
ran en Chile; 6 sesenta millones como en los products
norte-americanos.
Para Mendoza, San Juan, Rioja, Catanmarca, San Luis y





OBRAS DI SARMIENTO


C6rdoba, las minas pueden ser sus ovejas, y en lugar de
diez millones en. lana que no da plata presentar en el mer-
cado en plata y oro diez millones aumentados en la circu-
lacion.
Hay tales minas en la Repdblica Aigentina?
El Gobierno actual parece que tuvo sus sospechas desde
los primeros dias de sueadministracion, y comision6 al
Mayor Rickard para que visitando los lugares,le informase
de lo que hubiere a este respect; y el libro que tenemos por
delante impreso ha respuesto satisfactoriamente & aquella
curiosidad.
Acaso en Buenos Aires no despierte gran interns esta pu-
blicacion, por que hablar de minas en pals llano,'pastor 6 co-
merciante, es hablar de griego 6 los que no lo han estudia-
do. 'Sin embargo- M. Lafone de Montevideo se hizo su
fortune con las minas de cobre de Catamarca, y el joven
Klapembach no se ha dado por mal servido por las minas
de plata de Huerta de San Juan.
Pero si en Buenos Aires no nos ocupamos nmucho de
nuestras minas, no sucede lo mismo en Londres, donde so
cotizan A 126 pesos las acciones de 0A 100 de las minas de
oro de Gualilan en San Juan y no pasarbn dos meses sin
que veamos desembarcar en el Rosario, y segu'ir viaje en
treinta y cinco carros con muelles las maquinas con motor
de ciento ochenta caballos para la elaboracion de aquellas
minas. Sin saber en Sap Juan lo que pasa en Londres, si
hemos de estar a lo que dice La Verdad (diario) en uno de
sus nimeros, (no salimos garantes de la verdad) se dejan
pedir diez mil fuertes por una estaca.
En Inglaterra pues, tendril todo su valor el Informe ofi-
cial sobre las minas de la Repdblica Argentina que acaba
de ver la luz por encargo del gobierno. En Londres, algu-
nos miles de millones de duros acumulados andan en busca
de empresas en toda la 'redbndez de la tierra, para sacar
interns 6 ganancias; y conviene que sepan que en doscien-
tas leguas de extension de esta falda occidental de la Cor-
dillera de los Andes, como de la otra falda opuesta, so
muestran en diversos puntos ya explorados y se presumen
en los demas, grandes dep6sitos metaliferos que depurados
de su ganga pueden ser facilmente convertidos, con ciencia
y capital en barras de oro, plata y cobre, plomo, nikel, zinc,





PROGRESS GENERALES


hierro, sin que escaseen los indicios de carbon, abundando
por todas parties arcillas mas refractariag que las tan ce-
-lebradas de Inglaterra. Un million de pesos ingleses esta
ya comprometido en las minas de San Juan y por poco que
el buen 6xito corone la empresa, desde que sea por el Infor-
me conocida la extension del pais metalifero, otros millones
lo seguirAn, y tras ellos ingenieros, mAquinas y las indus-
trias auxiliares y accesorias.
De esta influencia civilizadora dan muestra las diez y
seis cartas con que el informed viene ilustrado. To os los
sistemas europeos de amalgamacion y fundicion e tan ya
en ejercicio en las minas y para los diputados que quieran
favorecer la industrial por la creacion de fAbricas, no dejar.
de ser agradable 6 sorprendente ver que en los puntos mas
rec6nditos de la Repdblica estan en ejercicio las m quinas
mas cQmplicadas y otras vienen i extender su acci n. Las
minas, si no dejaran otra utilidad que introducir en nues-
tra ecohomia los medios auxiliares de la industry euro-
pea tendrian esa ventaja sobre el pastoreo que em rutece
al pastor. La mineralogia, la quimica, metalurgia, m canica
6 hidrkulica entran por much en la explotacion de las
minas y requieren hombres educados y prepared s para
sus diversas manipulaciones. Ya en prevision del caso el
Ministro de Instruccion Pdblica ha dotado catedra en San
Juan y en Catamarca de ciencias naturales aplica les 1a la
mineria, y no esta lejos el tiempo en que metal rgistas
argentinos honren aquel foro en que sin dispute s produ-
ce la riquezal en lugar de que el abogado solo se cupaba
de pasar de una mano A otra con menoscabo, lo que ya
estaba creada de antemano.
De los efectos saludables que puede producer a esplo-
tacion de las minas en aquellas provincias, tan de tituidas
como la Rioja, podrase anticipar una esperanz por lo
que nos comunican de una carta recientemente recibida
de la Rioja y firmada por Carlos Angel, quien avi a haber
denunciado veinte minas antiguas en 'Famatina Rioja) y
puesto trabajo para desaterrarlas. ((En la min de San
Pedro de la Caldera, describe el mismo, tengo si te barre-
tas y en el estado que esti y la clase de metal que se ha
alcanzado, es mejor que la de Bascuflan. Si esto alcance
dura, es la mina gefe de todo el mineral, porque da ocho





8 OBRAS 'DE SAKMIENTO

marcos de plata par arroba de metal, es decir, A razon de-
2.185 marcos por cajon. Pondr6 en su conocimiento si se
se firma el alcance. Dele Dios diez marcos por arroba
de metal, al insigne montonero Carlos Angel quitado yae
de political y montonera 6 invasiones para encontrar ea
las minas el premio legitimo del trabajo.
Al mismo tiempo describe de Mendoza don Antonio del
Canto, antes alumno de la Escuela Normal de Chile y
discipulo del actual Presidente de la Repdblica Argentina,
que en -la mina de San Romualdo en el Paramillo, de que&
es empresario, se ha alcanzado un sulfo-antimonioso de
plata (rosicler- negro) rico metal. Este alcance se .ha he-
cho en el estremo del socabon, sobre la veta, a ciento y
tantas varas de corrida y & noventa varas verticales do
la superficie.
Los diaries de San Juan anuncian la cantidad de marcos
de plata que se esportan a, Chile 6 al Rosario, en canti-
dades mensuales suficientes para alentar a perseverar.
Mientras tanto uno de los males que curaria el laboreo
de -minas en aquella provincia serial hacer desaparecer
otras industries, que A falta de ocupacion honrada estan
alli en practice. De carta de sugeto respectable que asistia
a las sesiones del Congreso cuando la interpelacion Se-
gura, extractamos el passage siguiente por si podemos con
61 provocar otra interpelacion, como aquella con que el
Senado honr6 las descripciones pat6ticas de La Nacion.
'jPorqu6 han de -ser unos hijos y otros enteifados? Dice
ast la carta: a Al pasar par Guayaguaz de regreso de
Buenos Aires, dice don Francisco Sarmiento, me salieron
al encuentro tres companeros del interesante j6ven Segura,
los cuales poni6ndome tres carabinas al pecho me desnu-
daron y quitaron todo lo que llevaba habiendo conseguido
por ruegos. que no me quitasen la vida, favor A que les
quedo eternamente agradecido.
aYa creiamos que los salteos de los camino habian desa-
parecido por la dispersion y castigo de las ba.ndas encabe-
zadas por Guayama y Segura; pero solo habian suspendido
sus operaciones, permaneciendo en Causete (San Juan)
escondidos los que me asaltaron hasta-que la policia los
descubri6 y se escaparon en esta direction. Ya esta es
la tercera vez que me veo entire pufiales y tercerolas &





PROGRES08 GENERALS


punto de perder la vida en manos de salteadores, y no veo
la horn de acabar de ar.reglar mis negocios para ir A es-
tablecerme en Chivilcoy, como lo dej6 arreglado.
Volvamos pues al informed del mayor Rickard, que debia
segun la nota del Ministro del Interior, visitar en San Luis
las minas de la Carolina; en Mendoza las de Uspallata y
Paramillo; en San Juan, Tontal, Castafto, Guachy, Guali-
lan y la Huerta; en la Rioja, Famatina; en Catamarca los
minerales de Belen, en C6rdoba las de Galena etc., 6 in-
forma sobre la clase de metales esplotados, los que aun
se encuentran sin aplicacion prActica y pueden en lo fu-
turo ser de utilidad-sustancias minerales tiles para la
industrial y auxiliares para la mineria-mifias en -trabajo
con los iroductos obtenidos-niimero de trabajadores en
ellas-en establecimientos metaldrgicos-compafias, capi-
tal y maquinaria-sistemas en prActica-inconvenientes
con que luchan-dep6sitos de carbon-su extension, ca-
lidad y utilidad prActica-viabilidad y, medios de desen-
volverlo.
A. todas estas cuestiones ha respondido el informed sin
ostentacion, sin mas que ir A los lugares,- inspeccionar,
examiner, inquirir diligentemente, tomando notas, mues-
tras y pianos. Una complete coleccion de metales y de
materials minerales ha sido recolectada de dentro de las
labores de las minas, A fin de asegurarse de su ubicacion
6 limportancia; y ya el c6lebre mineralogista Domeiko
daria algo de muy precioso (que no fuese la rica coleccion
de metals de Sud America que tiene) por la coleccion
de metales argentinos para completar su museo y la
grande obra de mineralogia americana que esta escri-
biendo.
El informed consagra un capitulo especial & la mineria
de cada provincial entrando en detalles minuciosos como
se juzgara por el siguiente resume de la Provincia de
Catamarca.
Mineral de las Capillitas.-Minas del sefior.Lafone.-Id
de los seiores Carranza, Molina y Ca.-Establecimiento de
fundicion-Pilciao-Sistema de fundicion de cobres-Esta-
do demostrativo. del movimiento de trabajos, etc.-Viabi-
lidad-Resumen estAdistico.
Cada provificia trae un resume estadistico, que pone





OBRAS DI SARMIENTO


A la vista la importancia de sus trabajos, como a cada
una correspondent uno 6 mas' pianos de los ingenios de
fundicion 6 amalgamacion. En unas partes se siguen
los sistemas metalurgicos alemanes, en otras los ingleses,
en otras el ingeniero director es francs, en varias preva-
lecen las prActicas americanas, y en algunas se trabaja A
la bartola. En Europa tendrA esta coleccion de sistemas
su valor practice, porque los entendidos conocen sus ven-
tajas y defects relatives.
El resumen que dfi toda aquella part de la Repdblica
esplorada es satisfactorio, aunque no hace mas que co-
menzar el movimiento de minas.
Hay minas en trabajo: veinte y ocho de oro, cuarenta y
seis de.plata y once de cobre. Trece trapiches para oro,
quince ingenios para plata y seis para cobre. Los lava-
deros de oro son veinte y ocho. En todos estos trabajos,
estan empleados dos mil seiscientos ochenta y siete
hombres. (
Los capitals invertidos ascienden un million cuatro-
cientos treinta y un mil, trescientos veinte y cinco pesos.
Los products en oro han sido en/ 1868 tres mil seiscientas
cincuenta onzas de oro, cuatrocientas cincuenta y dos mil
ciento ochenta y cuatro onzas de plata y quince mil y pico
quintales de cobre. Este cobre contiene much plata y oro
en Catamarca. El valor total de toda esta production es
de seiscientos cincuenta y dos mil, setecientos diez pesos,
lo que hace un cuarenta y cinco por ciento, del capital: LEs
utilidad todo esto? iDios miol- Entonces valdria mas que
esquilar ovejas, 6 saltear en los caminos, 6 hacer revolu-
clones que no siempre dejan provecho. Lejos estamos,
como se v6, de los setenta y cinco millones en oro y plata
de los Estados Unidos, sin contar con el cobre, el hierro, el
plomo, azogue y carbon de piedra, que import much
mas; pero tenemos doscientas leguas & lo largo de monta-
flas metaliferas, y en cuanto :A haber plata, oro, cobre etc6-
tera, etc., no hay la menor duda. Ahi estan los mineros
que lo sacan, ahi los ingenios que los elaboran; ahi los
hornos que los funden. Ahi esti sobre todo elInforme del
mayor Rickard, que ha examinado los lugares, trepado A
todas las montafias, metidose en todas las minas y oido de
los mineros, que & veces exageran, de los ingenieros y de





PROGRESS GINERALES 11

los metalurgistas europeos lo que ellos conocen, y rmucho
de lo que se prometen desde que haya caminos y facili-
dades para el trabajo, y exportacion; lo de Gualilan tiene
alborotada a la Bolsa de L6ndres, y segun La Verdad, A la
de San Juan.- Son dos vetas en bronce' piritas de sulfuro
de hierro, que corren pareadas aunque no paralelas; son
dos rios petrificados que corren juntos, se acercan, se con-
funden, se separan, dejando islotes intermediaries. Cuando
las dos vetas se juntan miden ciento veinte varas de ancho
de oro? no: de bronce (piritas auriferas): alli van maqui-
nistas, ingenieros, maquinas, carros, libras esterlinas 6
ingleses A sacar y depurar el oro.
aQud les quedara A San Juan, Catamarca, la Rioja si el
capital ingl6s viene atraido por el lucro y se lleva la plata
y el oro? A esta pregunta responded Mr. Browne el Comi-
sionado de los Estados Unidos en su informed sobre los recur-
sos minerales de los Estados Unidos. Oigamos. (Diez y
nueve afios atris los Estados' de California, Orizona, Colo-
rado, Montana, Idaho, Nevada (todos nombres espafioles)
Washington, Oregon, Utah, territories que ocupan mas de
una tercera parte del area total de los Estados Unidos eran
regions. solamente conocidas de los cazadores y negocian-
tes en pieles; atravesados, poblados y ocupados por las
tribus de indios salvages....... Sino fuera por el furor
minero de los 19 afios anteriores, California hubiera que-
dado hasta hoy siendo quiz& el mismo desierto vasto, y sin
mas valor que una grande estancia para ganado; y los
inmensos territories adyacentes hoy poblados por comuni-
dades civilizadas, y todos atravesados por el gran ferro-
carril que une el AtlAntico con el Pacifico, habrian sido
salvajes.) -
aEn donde quedaria el correo trasandino, el tel6grafo y
las lines de vapores & la China, sino fuse por las necesi-
dades creadas por el desarrollo rapido de nuestra industrial
minera?%
(Las minas han levantado en California una industrial
inmensa en agriculture y fabridas cuyos products se esti-
man mas 6 menos en la misma cantidad que sus metales
preciosos.)
Esto responded los maestros, en el arte de improvisar
riqueza.





OBKtA DB SARMI8NTO


Nosotros no haremos nuevos Estados en, los vastos te-
rritorios del interior; no haremos huir A los indios salvajes,
pues .si algunos quedan estAn ya domesticados y hablan
espafiol; pero si el furor minero se despierta, no es Buenos
Aires, sino en Londres: si las guineas, los ingenieros, las
miquinas en auxilio de la naturaleza virgen aun en aque-
llas montafias de seis mil cuadras de piedra metaliferas
(la extension de Buenos Aires), el ferrocarril intei'oceinico.
sur-americano ha de ser una realidad; cada una de aquellas
provincias tendra ferrocarriles para esplotar sus metales;
y aglomerAndose la poblacion nueva europea, industriosa,
inteligente, sacaran del torpon en que viven, no diez y
nueve afios sino tres siglos hace los descendientes de los
conquistadores y de los conquistados sumidos hoy Ah la
barbarie por la pobreza.
Poned, decia un profundo observador una Iglesia a cada
cuadra, para inspirar el sentimiento religioso al pueblo, y
si no le dais de que vivir, seran una banda de ladrones.
I Qu6 ha de hae;r un hombre en la Rioja, en las Lagunas,
en los Llanos, en San Luis, en la Sierra de C6rdoba! Tra-
bajarl 'Pero trabajar, trabajar en qu6? La-tierra no es
suya; nadie la ocupa, porque no la necesita; y 61 no sabe
un oficio que si supiera seria solo para matar el hambre.
El tel6grafo nos avisark luego desde Jujuy y Mendoza que
todos los pueblos del trAnsito vejetan, salvo cuando se
matan entire si, 6 roban en los caminos a los que trabajan.
Impulsemos el trabajo de minas; seis provincias est'n ahi
para moverse.
Las minas son hoy el fuego que conduce A los pueblos
al desierto para poblarlo; y como requieren inteligencia,
civilian A la par que pueblan, congo pide mAquinas, y dan
products pesados y valiosos, sefialan la direction de los
ferrocarriles y del comercio. Sobre todo, esas minas son,
la poesia del pobre, la piedra filosofal del ignorante, ante
ellas todos son iguales; basta pedir una veta para creerse
rico; pero basta dar un feliz barretazo para serlo en rea-
lidad.
Quienes eran los Gallos de Chile, los Rolados, Garines,
Goyenechea, Osas y tantos arist6cratas de hoy? Los peo-
nes barreteros de Chafiarcillo, que ha dado cien millones,


' 12





PROGRKS08 GENERALS


esta cordillera de por medio enfrente de Famatina, Belen,
Capillitas, Gualilan y demas centros mineros.
El libro del Mayor Rickard es la prosa todavia, es un
catilogo de materials, apenas bosquejado; pero asi como es,
va a producer un gran bien, haciendo conocer en Ingla-
terra our mineral Ressources nuestros recursos minerales; y
si el carbon de piedra que aparece por varias parte aunque
on mantas delgadas ahonida y se afirma, como decimos los
mineros, un pedazo de la Repdblica que hoy no vale lo
que cuesta en sangre y tesoro para tenerlo en paz, se harA
el centro y el promoter de la riqueza argentina.
La decantada industrial pastoril con sus lanas y cueros,
dada la distribution del terreno y condiciones climat6ricas
de la costa, ha dicho ya su ditima palabra, diez, quince
millones por todo el mejor territorio poblado. ZPero quien
pone limits al product de aqualla estancia de seis mil
leguas de montafias, que en lugar de vacas d ovejas en la
superficie encierra en sus entrafias hasta donde ya las
ollas no arden, el oro que vamos a buscar & Edropa, la
plata que nos llevan todos los dias, y el plomo con que
nos matamos, linica industrial verdaderamente argentina?
El plomo es articulo de primera necesidad.

FABRIC DE VIDRIO EN CUYO

(81 Nacional, Julio 19 de 1879.)

El castellano es, como se sabe, pobrisimo en calembourgs,
pues que ni palabra propia tiene paia expresarlos. Los
que.se hacen por acaso, son mas bien efecto del sentido
figurado de la frase, contrastada con el resto,como por ejem-
plo cuando El Nacional observaba que El Mosquito, hay
mosquitos en todas parties, haria tal 6 cual caricature, 6
cuando un Senadordecia: aaquel librito de las tapas amaT
rillas y otro le retrucaba, do conoce por las tapass.
San Martin ha dejado en su correspondencia uno de estos
quid-pro-quo.de una gran verdad practica.- &Qu6 es soplar
y hacer botellas? preguntamos por tradition, cuando se pre-
tende que es la cosa mas ficil del mundo hacer una cosa,
pues que en efecto el vidriero de un soplido en el vidrio on
fusion se hace una botella.





OBRAS DE SARMIENTO


Urgia San Martin porque el Congreso de Tucuman decla-
rase la Independencia, a lo que le- constestaban 4que es
soplar y hacer botellas? El -General que se aprestaba a
escalar los Andes contest do dificil para nosotros es hacer
una botella; pero declarar la Independencia, eso si que es
fAcil y hacedero).
Declar6se la Independencia, en efecto, y 6l la hizo buena
y cincuenta afios despues todavia no hemos intentado hacer
una botella. 4La haremos en diez mas? Esta por verse.
PresentAronse al Presidente hace un mes dos amigos
suyos fabricantes de vidrio que pretendian hacerlo todo,.
recortado, critalizado, etc.
--Pueden ustedes hacer botellas negras?-Qu6 preguntal
Pues ahi esta la dificultad.
En Pittsburg, docientas leguas al interior de las costas
norteamericanas existen diez grandes fabrics de cristales;
. y si se exceptuan dos en M6jico, ignoramos que en toda la
Am6rica haya una sola. Consdmense pocos vinos extran-
jeros en Mendoza y San'Juan, que produce vinos tan malos.
cumo los mejores falsificados europeos, y por tanto no hay
pretesto plausible para que se introduzoan botellas, si no.
suponemos que vayan de aqui de vacio, sin cosa que valga
el flete de doscientas leguas.
Una fabrica de botellas en Mendoza seria, pues, juntar el
hambre con la gana de comer y el Presidente encamin6 a
Mendoza y San Juan a los vidrieros, con cartas y algo mas
sustancial que recomendaciones.
Quince dias des pues de llegados los fabricantes, man-
dando las muestras que no admiten exageracion, avisan
que han encontrado todo lo que necesitan, para la fabrica-
cion del vidrio, ahi A la mano, y A los precious que .Dios.
puso a sus dones, derramados por todas parties, A saber:
cal, todos los cerros circunvecinos; potasa, todas las plants
de jumes de los campos; arena blanca de slice, en la Rinco-
nada cerca de la Arboleda. tierra refractaria, para los hornos
en el Borbollon;piedra pome para pulir, al salario de un peon
para cargarla; y si lefia le faltara mandar muestras, de car-
bon bituminoso, a cuatro leguas en el Challado. Todq estA
A la.mano y A la inteligencia prActica de hAbiles artifices.
4,Haremos la botella? Mucho tememos que no. El vidriero.





PROGRESS GENERALS


avisa que todo esta pronto y probablemente volverfi darle
cuenta al Presidente del feliz 6xito de la expedition.
Y bien, apr6s? aqui pvincipia & operar la vieja sabiduria.
Pues qu61 hacer botellas, es suplar y hacer botellas? Va
el Poder Ejecutivo national 6 el Congreso A hacer botellas?
El primero puede hacer la guerra sin dinero y sin soldados
segun los proyectos del Senado* Este A su.vez, puede mas
que el Parlamento ingl6s que nunca pudo hacer de una
mujer un hombre, ni de un hombre una mujer, como los
hdngaros exclamaban: mariamor rege ndstro, Marial Losingle-
ses dicen buena mente, long life to the queen, cuando es
mujer, long life to the king, que para el caso es lo mismo.
Pero ni nuestro Congreso, ni nuestro Presidente no harian
una botella; el uno porque no es constitutional; y el otro por
no inmiscuirse -en los asuntos de las provincias. Entre las
facultades delegadas A la nacion, no estA el de soplar y
harder botellas.
La facultad expresamente delegada es la de construir
templos. Cada capital de provincia, cada ciudad, aldea,
villa, villorio, barrio eleva una petition al Gobierno Nacio-
nal, pidiendo ayude A la construction de un temple. El
cristianismo se ha hecho tan espiritual que todos hacen
alarde de su devocion, con tal que otro de6el dinero; y ahi
esta el Gobierno Nacional para dar pruebas de religiosidad
otorgando las sumas que le piden de todas parties para hacer
su.ntuosas catedrales y realizar plans de fantasticos arqui-
tectos.
gQuien no se dcesvive por la difusion de las luces? Cada
gobierno recibe una subvencion para las escuelas que fun-
dara algun dia; y han habido interpelaciones para reclamar
sumas acordadas, no porque haya alguna escuela en San-
tiago, sino porque es una parte del presupuesto de una
Provincia la subvencion de escuelas, para costear carcele-
ros. Cuando ja Constitucion dice quo darAn instruction
primaria las provincias, no quiere 'decir que fundarAn
escuelas, A espensas de la nacion, sino que es parte de los
derechos provinciales reservados, mantener el statu quo 6 re-
trogradar, como ha sucedido alguna vez en Buenos Aires.
Pero volvarnos & las botellas de Mendoza.
El pueblo aquel permanece indiferente espectador de las
felices investigaciopes de los vidrieros.





OBRAS DE SARMIENTO


Que bueno seria tener botellas baratas para envasar,
purificar, mejorar y exportar sus vinos. Excelente; pero la
provincia, la industrial particular nada tienen que ver con
el buen pdblico, con su propio adelanto.
La nacion debe hacer las botellas.
El caso contrario ocurre en Buenos Aires que serA una
Nueva York el dia que tenga puerto en proporcion de la
magnitude y la necesidad de la obra. Va A construirse al
fin el puerto; pero he aqui que asalta esta duda: 4A qui6n
corresponde el derecho de no hacer nada? A la Provincia, con-
testan los sabios; y en prueba de ello que en tres siglos no
hizo puerto. Y tras el debate mas luminoso que el de la
question San Juan que A tantos dej6 A obscuras, se resuelve
que no se haga nada, porque en caso de hacer, convendria
pagarle al beneficiario el terreno del fondo del rio que
acrese la playa y ademas otro tanto por la mayor riqueza que
se desenvuelva.
SQui6n les abonarA en adelante la diferencia entire pagar
diez fuertes por desembarcar de noche, como sucede ahora?
Diez fuertes perdidos para el que los cobrara, 6 no sabemos
jota de cuentas-Un million por -afio no cobrado A las mer-
caderias que se desembarcan y por tanto mil, families que
viven de ello, esto no lo dicen los Ministros A quienes Madero
ha untado la mayo. ,C6mo habria, sin eso, Ministros que
jrohijasen proyectos de mejoras? No se da puntada sin
nudo en los tiempos que corren. Digalo la oposicion que
solo por*amor a la Constitucion halla en todo lo que'era
constitutional hasta fines del afio pasadq, es iriconstitucio-
nal ahora, si viene del Ejecutivo.
Si es el Senado y Zaballa los que se convierten en Acusa-
dor Fiscal, para que juzgue la CAmara de Diputados, ya
que Chapeaurouge ha sido suprimido, entonces la cosa
muda de especie. El Senado fu6 creado ex-profeso para
hacer impossible el gobierno, por estar ahi reunidos todos
los que fueron y los que pretenden ser; realizando la obje-
cion de Franklin A la creacion de esta mAquina, que era,
decia, ponerla A la carreta una yunta adelante y otra atres.
Afortunadamente las fuerzas estin equilibradas hoy; doce
tiran hacia arriba de la montafia y doce hacia abajo. Yo
apuesto, como inglis, A que ganan los que tiran hacia abajo.





PROGRESS GENERALS


Desde luego, la ley de.la gravitacion estA de su parte; todo
tiende entire nosotros A venirse abajo.
El pdblico que ve la lucha esta por los que tiran para
abajo, A fin de proporcionarse un lindo pasatiempo, el de
la costalada. A. qu6 vamos al teatro? Toda la opera es
solo para darnos al fin el gusto de ver como acaba tanto
-enredo A capazos.
.Todavia ha de ser cierta la profunda observacion de San
Martin desde Mendoza. Independencia y Constituciones,
haremos de un papirote. Nacion ni botellas, eso ha do
verse.
El Congress harA Provincias, precisamente porque ya
estaban hechas; y cuando Taboada, don Manuel, amenaza
con la separacion del Norte, ni una palabra, ni una voz so
oirifen el Congreso para suplicarle siquiera que lo haga sin
estr6pito y sin incomodarnos 4 los del Sur. 0 Verdad, que
sabeis callarla prudentemente; y vos, Nacion que solo teneis
palabras para vituperar, al gobierno de la nacion; y vos,
Repuiblica que recibis de C6rdoba la carta que aqui circulaba
sin haber roto el sello, ni haberla sustraido A su duefio,
donde estA la vergfienza, hablad! ; CuAnto descarol Cuanta
pequefiez bajo el simulacro de libertadl Respeto al crime
dtil, he ahi toda la moral !

LOS NUEVOS PROYECTOS

(El Nacional, Agosto 19 de 1878.)

El interns, en parte artificial, en parts constitutional y
-de trascendencia que suscitaron las prolongadas peripecias
de las cuestiones de Corrientes, se ha adormecido ante el
prop6sito del Gobierno dq darle solution A su modo, y
*ante la satisfaccion de los que excitaron desde el princi-
pio aquel trastorno. Pocos saben cual. es 6 habra de ser
-ese desenlace, en cuanto haya de conciliarse con los prin-
cipios y las formas de gobierno regular; pero todos saben
-que serA como lo deseen 6 lo hayan resuelto los que tanto
se han desviado de las reglas.
El pdblico se entrega con passion A los movirnientos quo
-se le imprimen; pero una solution cualquiera le hace vol-
TOMo X I.-2





OBRAS 1D SARMIENTO


ver la atencion t otra parte, sin ocuparse much de la jus-
ticia 6 rectitud, ni preocuparse de las consecuencias, que
no siempre son preciables y perceptibles para toda clase
de anteojos.
No creemos util insistir en nuestras ideas sobre asunto
que continuamos considerando como grave, por temor de
agravar mas la situation de los que han tenido que sufrir
y quedan a merced de los rencores y pasiones de luchas.
que salen del terreno de las leyes y de las forms regu-'
lares.
Cuanto sirven estas, para evitar que surjan 6 para ate-
nuarlas despues que se han producidol iDejamos, pues, al
tiempo, y tiempo 6 la discrecion del gobierno, que tanto de
discrecional sino de discrete ha puesto en este asunto, para
que ejercite su accion reparadora 6 busque la justificacion
que suelen dar loshechos.
Volvamos la vista, entire tanto, A otras preocupaciones
que despiertan el interns piblico, y que felizmente salen
del terreno ardiente de la political. Tales son los diversos
proyectos de ley, presentados al Congreso, y que ofrecen
la perspective, siempre halagiefia, aunque no siempre fe-
cunda, de ensanchar el territorio, alejando las fronteras,.
prolongar ferro-carriles, como medio de hacer producer lo
que ya esta construido, 6 bien ahondar un rio, para hacer-
lo puerto hdbil, hasta dar entrada A buques de considera-
ble calado. ,
Las simpatias del pdblico no han escaseado a cada uno
de estos proyeetos y si question de fondos se suscita contra
la realizacion de alguno de ellos, no vemos la razon porque
no haya de oponerse la misma objecion a todos tres, y aun
a otros de menor cuantia que estan ,en studio, y comoa
existentes, por la aproblacion ya obtenida del Congreso.
Durante muchos alos nos hemos dejado llevar por el
espiritu del progress, impulsados por la necesidad de do-
tar al pals do vias de comunicacion, puertos, edificios (pdi-
blicos, education, inmigracion, etc.
Todo se ha ensayado, y el moment llega de tomar cuen-
tay razon de lo ejecutado, y de los recursos que nos quedan
para seguir adelante.
El Gobierno provincial de Buenos Aires sigui6 en su
esfera el mismo movimiento, y aun a paso mas acelerado,





PROGRESS GENBRALES


que los sucesivos gobiernos nacionales, y contando A mas
del cr6dito con el Banco, ha llegado igualmente, y creemos
que con mas urgencia A interrogarse tambien y ver lo que
podrA ejecutar en lo sucesivo, dado el supuesto de que ha
agotado todos sus medios.
La opinion, sin embargo, estA por todo lo que sea ir ade-
lante, cuidAndose poco de los apuros del Ministro de Ha-
cienda, que apenas puede hacer frente A las cargas que
ya pesan sobre el erario.
Vemos que en Chile pasan por pruebas iguales, como
si en toda esta part de Am6rica hubiese un moment
de alto, 6 fallasen los calculos que en otros aflos estaban
fundados en un desarrollo progresivo de los recursos del
pais, pero que han tocado A ciertos limites de donde no
pueden pasar.
Por lo que A nosotros respect, creemos que, estos los
impone la poblacion, tal como la revela el censo, y su dis-
persion A tan largas distancias y sobre superficie tan
vasta.
Las cifras de estadistica comparada muestran]q'ue el Rio
de la Plata produce en materials de importacion y exporta-
cion, relativamente al ndmero de sus habitantes, mas que
los Estados Unidos.
Pero sus ferrocarriles recargan de costs de exporta-
cion diez veces mas esos produceos, que los de esta iltima
nacion.
La falta de puerto en Buenos Aires, los aumenta de otro
tanto del valor de su flete A Europa.
La poblacion toda de Norte-Am6rica es productora por
la agriculture 6 la industrial, mientras nosotros tenemos
una part considerable, que poco aumenta la cifra y el
volfimen de los products exportables, como son limitados
los que consume de afuera.
Teniendo en consideration esta circunstancia, asombra
al pensar cuAl es la masa de products que correspondent
A la part verdaderamente productora de la poblacion.
De. aqui deducimos que el aumento de la production ha
de ser lento, 6 poco sensible en adelante, mientras no so
aumente sensiblemente la poblacion productora, que es
limitada, y que por lo tanto los gastos del erario, 6 el empleo
del cr6dito, han de resentirse de esta lentitud, trayendo





xU OBRAS DIE SARMIBNTO

consecuencias, que pueden ser muy graves, el querer forzar
la mano, digAmoslo asi, contando con los antiguos cAlculos,
6 el paso acelerado que llev6 antes el progress de la pro-
duccion.
Es' possible suponer que, desde la caida de Rosas que
produjo, con la seguridad alterada A veces en los hechos
pero intensamente arraigada en los Animos, un grande
movimiento de trabajo y riqueza, se hayan poblado las
estancias, con la dotacion de ganado de que son suscepti-
bles, siendo esta la industrial mayor y mas segura de dar
products al comercio. Llegados los terrenos ocupados a
su mayor poblacion en estos iltimos diez y siete afios, la
estadistica indica que no aumenta progresivamente la
exportacion, como debiera suceder, si fuese siempre en
crecimiento, pues las bajas accidentales que ocurren deben
atribuirse A las variaciones atmosfdricas que dafian A -la
cria de ganados, como se ha visto en este afio y el pasado.
Apuntamos estos hechos para desvanecer 6 atemperar
arranques de entusiasmo que ya no son permitidosdespues
de quince afios de abandonarnos A ellos, y cuando lo que
antes eran presunciones legitimas han llegado ya a ser
realidades, A veces desencantadoras, como por ejemplo, el
poco producido de los grandes ferrocarriles-la poca in-
dustria que han desenvuelto en su trayecto, etc., etc.
Entre todas estas decepciones y muchas otras que han
dejado los resultados, se present siempre como explica-
cion: el ntimero de habitantes en si, y en relacion al
territorio. Si dadas nuestras condiciones, dos millones de
habitantes produce en proporcion mas que otros dos
millones de los Estados Unidos, favorecidos allA por tantas
ventajosas circunstancias, puede presentirse que aquellos
dos millones nuestros no han de poder aumentar la pro-
duccion. Ya es demasiado exijir A tan corta pioblacion,
diseminada A tan largas distaucias, pues al recorrerlas, los
products van perdiendo su valor.
Una ventaja que no hemos enumerado, en cambio de
tantas desventajas, lleva el productor argentino sobre el
norte-americano, frances 6 ingl6s, y es que los products de
su industrial llegan al mercado menos cargados de derechos
y gabelas que los de nacion alguna. Si se tiene present que
los Estados Unidos no solo proven a todos los sistemas de





PROGRESS GENERALS


gobiernos, municipal, de Estado, y national, sino que
gastan ademas millones en un sistema comun de educa-
cion, millones en el r6dito de una deuda de cuatro A cinco
mil millones, sino ademas .de todo esto, una cantidad de
millones anuales para pagar y extinguir esa deuda, cosa
que no se ha atrevido A intentar la Inglaterra, ni la
Francia; si se tiene todo esto en cuenta, se comprendera
cuan poco del producido de nuestra industrial, se sustrae
al uso individual, para emplearlo en las necesidades colec-
tivas de la sociedad que forman esos mismos individuos.
Si, pues, ni el ndmero de productores ni la cantidad de
products puede aumentarse sensiblemente en pocos anos,
pudiera aumentarse la parte necesaria de los products
actuales, en rentas, para hacer frente a los gastos ya hechos
y hacer otras inversiones para obtener 6 mayores products,
6 menos gastos, en los que ya se obtienen.
Ocupar nuevos terrenos con ganados traeria aumento de
production; escavar puertos, 6 prolongar ferro-carriles,
traeria disminucion de gastos en lo ya producido.
Pero aqui fracasan todas las indicaciones del buen sentido.
Todo ha de hacerse, y todos se apresuran A batir palmas,
cuando se trata de nuevas obras piblicas, es decir, nuevas
inversiones de dinero; pero, como se necesitan rentas para
proveerlo, y las actuales no bastan, ni ofrecen pronto creci-
miento por no aumentarse sensiblemente la poblacion
productora, al indicar siquiera que han de reclamar aumento
de rentas por aumento de impuestos, todo el sistema viene
por tierra; y aunque continue la aprobacion a las proyee-
tadas mejoras, se entra en liga para impedir que se piense
siquiera en tener dinero, para vivir colectivamente, como se
tiene y desea para vivir individualmente.
Cuan lejos estamos de aquel pueblo a quien deseando
Gladstone disminuir ciertos derechos de importacion por
millones, indicaba para reemplazarlos un aumento de otros
tantos millones del income tax, es decir, apelar A la bolsa de
los propietarios; lo que se hizo por la misma ley!
, Se ha anunciado que la Sociedad Rural encabezaria un
movimiento de oposicion A un impuesto. Sin discutir las
razones, ni dar por cierto el hecho, solo apuntariamos que
a dicha sociedad corresponderia, por la inteligencia de sus
miembros, sefalar, como Gladstone, de d6nde, 6 sobre qu&





S3 OBRAS DB SARMIENTO

material debieran imponerse el million 6 mas que se espera
obtener del proyectado impuesto.
. Hemos querido en lo que precede, llamar la atencion
sobre los proyectos del Gobierno, totfos necesarios, todos
d1tiles; peru que todos deben ser saldados por una misma
partida, & saber,-las rentas que habrAn de cobrarse, dado lo
que se invierte actualmente; y lo que reclama el servicio de
las deudas, dejando, sin embargo, un mArgen para los
eventuales que pueden venirnos de nuestro amor A la liber-
tad, tal como la practicamos, y que es un poco carita.


COSAS DE AMERICA

CRADITO EN EUROPA

(lI Nadional, Agosto:2 de 1878.)
Tomaremos de aqui y de alli algunos datos curiosos que
nos trasmite la prensa inglesa con referencia A nuestro
pals y a otros de esta Am6rica.
La acumulacion de moneda en el mercado inglds, habia
obligado al Banco a bajar el interns de 3 2 1/2 por ciento
al afio, pues que afuera andaba de 1 y 1/2 A dos por
ciento.
Los, bonos argentinos del 6 por ciento hablan subido,
del 74, al ochenta por ciento, que es el minimum que el
Congress los mand6 negociar en 1868.
Esto sucedia A despecho del plan de denigracion y des-
cr6dito emprendido por varies diaries.
Los bonos de Chile, gozan del privilegio de estar casi
siempre a premio.
Los de Bolivia, no se cotizan. Los peruanos, valen doce
A quince centavos el peso. Colombia lucha her6icamente
para mantenerse el cr6dito que las revoluciones frecuentes
trabajan por acabar de extinguir. Las Repdblicas de Cen-
tro Ame6rica, gozan del privilegio de no tener cr6dito alguno.
Del Ecuador no se diga nada.
La publication inglesa de que tomamos estos datos, se
pregunta de donde nace la diferencia? y en seguida hace
un cuadro que abreviaremos con respect A Chile, que goza
desde hace treinta aflos del monopolio de ser la Repdblica





PROGRESS GENERALS


modelo./ Tantas excelencias le reconoce el autor, que
hasta lo calumnia atribuy6ndole que la libertad de cultos
yr pensamiento religioso esta alli garantida. ((Hay muchas
razones political que pueden aducirse, concluye el elogio
de Chile, (pero la principal influencia ha sido la de que,
por mas de un cuarto de siglo, no ha sido perturbado por
revoluciones. Su pueblo se ha consagrado a la agriculture,
A la mineria y al comercio; sin que insensatos revoluciona-
rios, enceguecidos por la ambicion del poder, hayan alar-
mado A su pueblo, paralizado sus industries, 6 disipado sus
recursos. El pals se ha regocijado en la benigna influen-
cia de la paz.
Pasa en seguida a las Reptblicas de Centro Am6rica, y
tambien tenemos que mutilar el cuadro que de ellas pre-
senta, no obstante que pais alguno present tierras mas
asombrosamente fecundas. ((Las mejoras obtenidas y los
progress alcanzados en unas, han sido destruidas casi en-
teramente en otras. Las gueriras entire unas y otras y las
revoluciones internal, mantienen aquellos paises en la
pobreza, y retardan su desarrollo. La influencia de un
clero atrazado y las ambiciones personales, son la plaga
de aquellos paises desolados; y ahora mismo estan en cam-
pafia para llevar a cabo sus prop6sitos, cueste lo que cueste
y por incendiarios 6 infernales que sean los mredios de quo
se valgan.
Un solo hecho dari idea de aquel estado de cosas. Por
no saber que humorada, la Repdiblica de Nicaragua ha te-
nido que pagar una indemnizacion a los alemanes y k fin
de procurarse los medios de subvenir este recargo, so
ha decretado: suspender hasta que se equilibre el presu-
puesto, todas las Escuelas sostenidas por el Estado, y todos los
empleados del Departamento de instruction pdblica. 2o
Suspender los trabajos de caminos, 30 rebajar el tercio A los
empleados que gocen de mas de cuarenta pesos de sueldo,
except los altos funcionarios militares.
La ((Estrella del Panami,)) esplica'el caso diciendo que los
soportan, porque de no hacerlo echarAn A rodar el gobierno,
y se darAn otro.
En algunos respects se parecen nuestros hermanos del
Centro a6 los del Sur. Ya que estamos escandalizados de
que ciertos gobiernos se esten armando para resistir k





24. OBRAS DE SARMIENTO

ciertos pueblos, que acumulan armas en ciertas costas, cita-
remos algunos pArrafos muy instructivos: ((Ultimameante,
dice, se han hecho extensas compras de rifles, cafiones y
municiones de toda clase, y uno de los gobiern'os ha agre-
gado un buque de guerra A sus otros medios de ataque 6-
defensa. Las razones para estos extensos preparativos, son
tenidas estudiosamente- secrets por los interesados; pero.
la causa de la querella no es dificil conocer.)
Este .es el cuadro financiero y guerrero que present
nuestra America, .y en el cual, si bien estamos, en mate-
ria de cr6dito, en condiciones favorablps, aunque no en las.
de Chile, tenemos en lo del consume de armas y baja de-
escuelas, algo que nos acerca A Nicaragua.

EL BANCO, EL. GOBENADOR Y EL MINISTRY DE HACIENDA

(BEI acional, Junio 10 de 1878.)

CuAntas dificultades traen las desviaciones de las reglas,
prActicas 6 instituciones de los pueblos civilizados. I Qu6
pensar, que hacer cuando se present' un nudo gordiano
como el de la question del Banco con el Gobierno Nacional
por cobro de pesos!
El Banco no obteniendo sus fondos A los plazos estipu-
lados, segun su cuenta, se dirije al que no es agent natu-
ral de la Provincia,. para que el Gobierno Nacional cumpla
las leyes de la Provincia y no se haga la operation en la
forma indicada por el Gobierno Nacional, y ,el Directoria
espera .que el Superior Gobierno le communique sus instruc-
ciones para cefiirse A ellas de un modo absolute, desde que
en este caso es simple ejecutor de una ley imperative.)
Vemos que la question no es de insolveucia, sino de cali-
dad de moneda.
El Banco cr4e que debe ser en una moneda, y el Tesoro
Nacional cree que en otra.
Pero caso tan pequefio como este, agume proporciones
tan raras, tan alarmantes, tan disolventes, que queremos
llamar la atencion. de los mismos que figuran en este
debate, que comprometen puntos que no tienen en vista.
Estamos seguros de que al decir el president del Banco,
el Superior Gobierno por el de la Provincia, A renglon segui-





PROGRESS GENERALIE


do de nombrar al Gobierno Nacional, no ha habido mas
que- el habito de llamarle & todo gobierno, Superior, la
superioridad. Otra idea seria simple traicion A la patria.
<(Esa ley es la ley supreme, superior A Gobernadores, Ban-
cos, etc.) Creemos lo mismo que no ha habido meditation
al denunciar ante el Gobernador del Banco y ademas de
una Provincia, el estado de sus relacibnes.oficiales con el
deudor llamado Gobierno Nacional, desesperando ya de
las vias diplomAticas y correspondencia, conferencias y
protocolos habidos, apela A la via ejecutiva, al ejecutor de la
ley, pues que esta, la del contrato, es una ley imperative.
En todo esto no vemos sino incorreccion de lenguaje, y no
como apareceria, pedir la policia para hacer apremiar al
deudor; operation inutil desde. que tiene bienes raices
sobre que trabar embargo, A saber, la Catedral y tempora-
lidades de conventos yjesuitas expulsos, el Fuerte Hidalgo,
algunas demasias de tierras nacionales fuera de frontera,
por ahi y por allA, segun le han ido dejando, eso y much
mas, excepto las rentas pdblicas que son para alimentos
de menores, protegidos por aquel ser privilegiado, aquel
tirano,-el fisco, que estA sobre toda deuda aun en la de
Bancos con cafiones.... de aguas corrientes.
Las palabras mal usadas engafian. Gobierno Superior, ley
imperative, traen la confusion.
El President Hayes en los Estados Unidos ahora dos
meses, sostenia que habia de pagarse A los tenedores de
sus bonos en oro, en razon de haber bajado el valor de la
plata, y el Congreso resolvi6 que fuese en plata, y esta
es la ley. Y no hay replica al Congreso una vez vencido
el veto.
No olvidemos que todas las naciones deben miles de
miles de millones y que las hay como la Espafia y alguna
Repdblica americana, la Turquia, el Egipto, constituidos
en mora, sin que gobierno alguno pase notas cobrando la
deuda.
La Confederacion Argentina goz6 de este privilegio de
las naciones, durante Rosas, que no pag6 tres millones de
fuertes en r6ditos, y la Inglaterra no reclam6, no amones-
t6, no amenaz6 con sus escuadras porque los gobiernos
no hacen ese encargo. No son alguaciles ni ejecutores de
los Bancos.


25





OBRHA DG SARMIENTO


El President del Banco dice que el Gobierno es mero
ejecutor de una ley imperative; pero las leyes provinciales no
son imperativas con, el Gobierno Nacional, por aquella dis-
posicion, que dice esta Constitucion y las leyes que de ella
emanan son la ley supreme de la Nacion, no obstante todo lo
que Constituciones y leyes de Provincia digan en contrario,
y la Constitucign y las leyes de una nacion abrazan tantos
puntos de derecho, que no estan A la vista, pero que estAn
obrando siempre, que es precise ir A buscar en el cuerpo
de las leyes, en el corpus juri, las limitaciones que los dere-
chos individuals tienen, incluso Bancos provinciales.
No es. pues, imperative una ley de Provincia para el Go-
bierno N'acional.
No es ejecutor para con la Nacion, ni el Gobernador, ni
el Banco, porque no representan soberania, no pudiendo
hacer la guerra.al Gobierno Nacional en caso de que pre-
fiera pagar en una moneda mas bien que en otra.
No puede apelar A los tribunales, ni de la Provincia, ni
nacionales, porque no se demand A las naciones. Las na-
ciones entire si arreglan sus litigios por tratados 6 per medio
de cafionazos; y lo uno y lo otro le estA vedado hacer a un
Banco, ni A un Gobernador de Provincia. Un Banco con
ley detrAs, con Legislatura Banco, con Gobernador eje-
cutor de deudores, con Provincia de una nation, que saca
usura sobre el dinero, como function de Estado, es una imons-
truosidad tal, 6 tal cdmulo de monstruosidades estan reu-
nidas, que todos los dias temblamos, por la suerte del pais,
del comercio, de los emprdstitos, de nuestro cr6dito, del
porvenir con este demonic iMcubo que se ha metido entire las
fibras y organismo social, como la esclavitud venia prepa-
rando la catAstrofe de la secesion cuya tentative cost trece
mil millones de dollars de deudas, y un million de vidas.
El Banco de Buenos Aires ha de traer esos conflicts, ha
dexdemoler todo gobierno y servir A toda passion anArquica,
si el buen sentido y el patriotism no ponen remedio en
tiempo al mal.
Jackson cur6 a los Estados Unidos de esta gangrena.
{ Por qu6 no so venderia por acciones el capital del Banco A
los vecinos de Buenos Aires, que lo adrministrarian para su
propio provecho, sin derecho fiscales, pero sin obligaciones,





PROGRES0O GENERALES


ni leyes que le fuerzen la mano, para dar plata A go-
biernos ?
De gobiernos en plural se trata. 4Por que no dirije el
Banco al Nacional una nota, quejrindose de que el de la
Provincia lo ha forzado A distraer de su giro trescientos
millones de pesos, consagrados temerariamente a obras
pdblicas sin presupuesto, sin proporcion, en sus costs
gigantezcos, con los recursos y contribuciones de una
Provincia.
El Gobierno Nacional responded en Inglaterra por los
emprdstitos de Buenos Aires pecuniariamente en un caso,
moralmente en los demas, solo el Gobierno Nacional
acufia moneda, y el papel de curso forzoso es moneda
corriente.
La alta y la baja de estos valores, comprometen las
transacciones comerciales, y estas estAn rejidas por leyes
y fuero national, Icubntos arguments podria enccntrar
el Banco en las leyes, en las garantias, en la Constitucion,
en la prictica de otras naciones, para defenders contra
una ley de la Legislatura que le saca el dinero que le
hadn dep6sitado los particulares y hace ferro-carriles, cloa-
cas, aguas corrientes, penitenciarias que representan mi-
llones por centenares, por miles apartados de su giro
natural, para no volver mas ?
Desearamos que los hombres especiales buscasen medio
de obviar las dificultades que el Banco ofrece en sus
relaciones con los poderes pdblicos; y que iran haci6n-
dose insolubles, desde que se abandon toda nocion de
dependencia de respeto entire el Banco y unos poderes y
otros, a fuer de que el uno es usurero de dinero, presta-
mista, bancario, mediante emolumento, y pagar6 que no
trae aparejada ejecucion, y el otro es por mas que digan,
acleyes en contrario el gobierno de su pais, la supreme
ley de su pais, y la Nacion Argentina rejida dentrb y
fuera en 'cuanto nacion, por los usos y pricticas del de-
recho de gentes, y no ha de poder un triste Gobernador
de San Luis, porque todos estAn en el mismo caso, lo que
no puede la Inglaterra ni se vera en esta tierra de Dios.
4Podria el Banco que A cada'momento expone al sol las
que cree desnudeces del gobierno de su patria, del gobierno
de su nacion, su propio gobierno, su superior Gobierno





OBRAS Dh SARMIENTO


Nacional, hacernos el honor de mandarnos la list d&
todos sus deudores en mora para publicarla?
Mand6nosla y se la haremos pagar en su mayor part.


LOS DIAS FERIADOS

(EL PAN NUESTRO DE CADA DIA)

(Bl Nacional, Julio 2 de 1878.)
Por ahi se habla de elevar peticiones al Congreso recla-
mando la supresion de todas 6 de muchas de las festivida-
des eclesiAsticas. En el Congreso estAn representadas,
creemos, opinions estremas, y seria de oir muchos dis-
cursos, llenos del ardof que escitan las cuestiones que
afectan ideas religiosas.
Indicaremos de paso algo sobre la observancia del Do-
mingo, que se debate todavia en algunos paises.
El Domingo es por la tradition biblica, el s6bado hebreo,
dia de reposo.
Los protestantes lo exageraron 4 dia de recogimiento.
Los cat61licos lo rebajaron A dia de solax.
Para los protestantes se cierran teatros, bibliotecas, pa-
seos, etc., y no se hacen visitss; tampoco suena el piano
en las casas.
El cat61lico hace todo lo contrario; se divierte.
-Vienen en seguida las ideas liberals, y dicen: el ciu-
dadaho es libre de usar su tiempo como le convenga.
-El higienista-Conviene que haya un dia de reposo y
solaz, para que el trabajo sin descanso no embrutezca al
necesitado.
-El socialista-Si se deja libre el domingo para el tra-
bajo, los asalariados por mes, dependientes, oficinistas, son
las victims sacrificadas, pues el-patron aprovecha solo,
del aumento de trabajo impuesto al dependiente. Sobre
los que trabajan por salario diario, 6 sacan provecho de
arte 6 industrial, la ley tambien debe cuidar de moderar
la codicia, que los Ilevaria A. trabajar dia y noche sin
cesar.
Conviene prohibir todo trabajo el domingo y cerrar tien-
das, etc.? HabrA igualdad de ventajas? El septimiento





PROGRESS GENERALS


religioso no puede ser mortificado en esto? Se relajari
mas el domingo en el sentido catdlico 6 se restringiri en
el sentido protestante?

QUESTION ECON6MICA

Este es el punto grave de la question, si es efectivo que
no solo de pan vive el hombre. Esto supone primero que
vive de pan; y que asegurado el pan de cada dia, se debe
pensar en dar al alma satisfaccion por el sentimiento re-
ligioso, moral y artistic. Se v6, pues, que la observation
de Jesds esta en perfect armonia con la question del pan;
ha de haber pan I
Y bien, los dias feriados quitan 6 suprimen el pan, por
motives religiosos 6 politicos y entonces es falseado el
argument de Jesds ((no solo de pan vive el hombre, sino
tambien de la palabra.) Si los dias feriados suprimen pan,
much pan, entonces el principio dual del cristianismo,
,el alma y el cuerpo tomaria esta formula: No solo de la
palabra vive el hombre, sin6 tambien de pan.
Pero asi queda absurda la doctrine. Ha de haber el pan
nuestro de cada dia, todos los dias, aunque falte palabra
de vez en cuando y todas las veces que no sea ficil pro-
curarsela.
De manera que la supresion de los dias feriados, si se
v6 que son excesivos, por cuanto no traen el pan nuestro,
es conforme con el espiritu y con la letra del Evangelio
y su realizacipn.

LOS DIAS SIN PAN

Los dias en que no se trabaja son los siguientes:
Los domingos................................ 52
Feriados cat6licos .......................... 21
Feriados civiles............................. 8
Lluvias fuertes que impiden el trabajo.al aflo. 12
Lluvias menudas 46 al aflo................... 46
Dias sin pan para el pobre .................. 139
Dias del afo .............................. 365
Dias habiles, con pan......................... 226





30 OBRAS DE SARMIENTO

De aqui result que el hombre vive de su trabajo diario,
tiene que ganar en 227 dias, pan para 365, 6 lo que es lo
mismo su pan diario, y ademas dos quintos de pan para
toda la familiar en los dias lluviosos, y en los de descanso
forzado por prescripciones eclesiasticas que no todos re-
conocen, pero que pesan- sobre todos.
Aqui vuelve la cuestion- cristiana, la caridad, que ,es su
forma. aHay caridad en. hacer disipar salario, sudor,
-tiempo, en estar sentado en lugar de estar trabajando ?
Es mas acceptable A Dios, & Jesus, A Maria, el himno de
los suspiros, bostezos 6 reniegos, que el canto alegre del
trabajador que Ileva pan para su familiar, el pan nuestro de
cada dia? DE CADA DIA
Pongamos ejemplos. Buenos Aires tiene tres santos pa-
trones; vieja herencia humana, pues Atenas tenia a Mi-
nerva y cada casa sus Dioses lares. Los tres muy hon-
rados, y poderosos intercesores de ciudades. Pero los tres
cuestan muy caro, con tres dias sin pan, sin salario, sin
venta de la mercaderia, sin suspension del interns 'del
dinero, que es el ooche a la hora que tenemos A la puerta.
Dejando uno y suprimiendo dos, aumentamos dos dias de
pan, lo que hace cientos de miles de pesos ahorrados 6
ganados.
T6ngase present que la cuaresma, las temporas, tienen
origen muy antiguo, pues son comunes al Asia pastora y
seca, para ahorrar viveres ayunando y habituarse & sopor-
tar las hambrunas que, desde los tempos de Jacob, hacian
emigrar & Egipto families, tribus, casi naciones, en busca
de trigo. Qu6 diremos de nuestras instituciones que, en
lugar de aumentar el pan, lo quitan, suprimiendo dias de
trabajo para adquirirlo?
I Cuindo se cometi6 este error econ6mico?
Ha sido intencional? N6. lo. cometen cada afio nuestros
gobiernos civiles, decretando dias feriados, el 11 de Sep-
tiembre, el 3 de Febrero, 9 de Julio, el 25 de Mayo y que
se yo cuantos, fuera de los improvisados. Del 11 y del 3.
nosotros hariamos dias de ayuno y penitencia -A fin de que
nuestros hijos tomasen horror A las luchas fratricidas; y
del 24 de Septiembre hariamos un dia de misa, aunque
recuerde pecado tan grande.
Esta es, pues, la question de suprimir dias feriados. No-





PROGRESS GENERALS


hay que atribuirlo a falta de sentimiento religioso, pues la
supresion del pan, pugna con la frase del Padre Nuestro,
jel pan nuestro de cada dia ddnosle hoy!! y el que nos lo quite,
impidiendo ganarlo, no es cristiano, aunque pueda ser su-
persticioso.
En la Edad Media vivian las gentes ricas, nobles, gue-
rreras, 6 monacales con medios de subsistencia, seguros
aunque limitados. Eran pobres y parcos en los consumes.
El pueblo vivia no se sabe como en las ciudades, pues no
estaba todavia el salario bien establecido, Lo que se ve A
la distancia es que habia muchas fiestas, muchas proce-
siones, muchas conmemoraciones, y que las muchedum-
bres pasaban su tiempo 6 gran parte de el divirti6ndose
y comiendo lo que encontraban.
No se sabe bien c6mo era aquella vida; pero hay un
dato que arroja alguna luz. Los registros de nacidos y muer-
tos en Ginebra por ejemplo, dan en aquellos tiempos ocho
afios y medio de duracion media de la vida humana, mien-
tras que hace quince aflos un m6dico aleman que viajaba
estudiando estos climas, nos di6 como dato bficial, que en
Buenos Aires la vida media eran cuarenta y dos anos,
miantras que en Londres es de 43. Los ricos viven cin-
cuenta y cinco aflos en t6rmino medio..
Se ve, pues, que cuando se inventaron, introdujeron, y
aumentaron los dias feriados, las gentes eran muy devotas
de los santos, asistian much A procesiones y demas, pero
morian espantosamente, como si vivieran sin cesar bajo
el azote del c61era 6 la fiebre amarilla; y era asi porque
la ignorancia, el desaseo, la intemperancia, las hambres
producidas por malas leyes y guerras frecuentes, asi como
las fiestas de los santos, diezmaban la poblacion.
Ahora es precise tener en cuenta la palabra, el logos, el
verbo, enhorabuena; pero el pan nuestro de cada dia antes
de todo y para todos, no solo para el duefio de ganado, que
no. para rodeo el dia feriado, ni para el capitalist que da
dinero A r6ditos.
No solo de pan vive el hombre, y es probado que ya
sabemos cuAntos dias Ilueve al aflo, para poder hacer en-
trar en cuenta estos dias sin pan, que trae tan cruelmente
la naturaleza.
Debemos esto A los Anales de la Metereologia Argentina por-





COBRAS DE SARMIENTO


Benjamin A. Gould, el sabio 6 infatigable Director del Ob-
servatorio Astron6mico, que ha estudiado nuestra ,mete-
reologia, auxiliado por trabajos que hall6 realizados por el
ingenioso Eguia que vive aun, aunque ciego. Y confronta-
dos con otros muchos de europeos, 6 con los actuales del
sefior Rosetti, result pues, de ellos, que tomando la suMa
de lluvias en veinle y un afios, dan doce lluvias fuertes
por afio y cuarenta y seis menudas, las que agregaias it
tantos feriados eclesitsticos 6 civiles, patri6ticos y revolu-
cionarios, hacen la eborme suma de ciento y treinta y nue-
ve dias sin-trabajo, y por tanto gini pan; y como no se
pueden suprimir las lluvias que impiden trabajar al aire
libre, ni los domingos que deben conservarse como higiene
fisica, moral y religiosa, borrando de los recuerdos ((pa-
tri6ticos) los que conviene olvidar, no nos queda mas re-
curso que pasar la pluma por varias de las crucecitas
griegas del calendario, a fin de que ese dia traiga como
los otros el pan nuestro de cada dia. Y seria cosa de ver
una Comision eclesi'stica, econ6mica, caritativa y cristiana
estudiando la question y decir uno de sus miembros: pa-
s6nmeleuna raya a aquella santa, y d6nsele lasgracias por
sus buenos servicios, pero a causa de la crisis perma-
nente nos vemos forzados A disminuir el personal de in-
tercesores, etc.
Con prudencia y sin espiritu de pugna, se puede arre-
glar el altranaque aun en ese punto, puesto que la part
astron6mica y metereol6gica borre por cuenta de Mr. Gould.

LA ACURACION DE MONEDA

(kL Nacdonal, Agosto 5 de 1878.).
Cuesta much que la opinion acepte de piano las cosas
sencillas, precisamente por serlo, preocupindose de prefe-
rencia en favor de las cosas te6ricas, 6 como deben de ser.
Que cosa mas 16gica en el 6rden de nuestras ideas de
gobierno, que siendo atribucion de las naciones acufiar
moneda, se decrete la creacion de una casa de mbneda,
segun los progress de esta fabricacion en maquinaria etc.
Y asi se hizo, no obstante aprobarse en la discussion, la idea
prkctica de mandar sellar la moneda a las fibricas de acu-





PROGRE&OS GENERALS


fiacion, garantidas por los gobiernos, y que con solo el
cambio de trojel (valor de mil fuertes) pueden proveernos
en seis meses, A precious de costo infimos.
Dos afios de experiencias han evidenciado que no se cons-
truyen casas de moneda, con decretarlas por ley; y A
haberse realizado el project&, la experiencia habria dado
-mas crueles desencantos.
El oro amonedado, es el mismo lingote de oro, conver-
lido en forma manejable, divisible en porciones determi-
nadas, y con el sello del Estado que dice simplemente: esta
es tal cantidad de oro, con. tantos quilates de ino.
Para conseguir este resultado, esjnecesario que los costs
de amonedacion sean tan infimos, que apenas sean sensi-
bles, en cada pequefia porcion del oro, A, fin de que no
aumente su valor primitive, de manera que sea cierto siem-
pre que esa cantidad de oro, equivale A una porcion igual de
lingote..
Hay una industrial que ofrece, aunque no completamente,
un punto de comparacion y es la imprenta. Un libro publi-
cado a mil ejemplares costara una cierta cantidad de
dinero; pero si se public a diez mil, no costarA diez veces
aquel costo, sino el mismo, con un pequeflo aumento. Mas
*si se publicase cien mil ejemplares, con maquinas de gran
poder, resultarA que el costo del libro se reducirk al valor
del papel, mas un d6bil tanto por ciento, en que vienen A.
.distribuirse los costs de corpposicion, de tiraje y tinta.
Tal sucede con la moneda. La casa no ha de ser un galpon
de tablas, sino un. edificio s61ido, espacioso y construido
ad hoc; el personal ha de ser cientifico, artistic, garantido,
y numeroso, la maquinaria perfect y poderosa. La canti-
dad de monedas A emitir tal, que haga que todos aquellos
costs se disipen 6 reduzcan A. un minimum, al distribuirse
entire cada moneda.
SAhora entran otros t6rminos de la question.
El pais que ha de usar una monedaespecial, esta poblado
por dos millones de habitantes; establecidos A grades dis-
tancias, y lo que produce ciertos castos de circulacion, A.
saber, que el orbo y la plata. en lingotes, han de viajar
pagando fletes hasta la casa de amonedacion, y- A su re-
,greso:ean moneda, hasta Ilegar-al consumidor.
Toto -LI. -8


S33





34 OBRAS UDS SARMIENO.

No se ha de acufiar mas que un cierto ndmero de mone-
das, pues si se hace lo que con el papel y sobreabunda el
oro acufiado, .11o pudiendo como aquel despreciarse hasta
ponerse en relacion con las cosas cambiables en moneda,
pe'rdera este carActer, y sera reducido & lingote otra vez.
por la exportacion del metal, estimado en su valor in-
trinseco.
, Reducida asi la amonedacion Af una cantidad determinada
al aflo, cada moneda tendrA que representar el costo de
todos los materials, edificio, maquinaria, personal, etc., que
han entrado en su elaboration, y sera, por tanto la moneda
mas cara del mundo. El negocio no paga, como dicen los
yankes.
Veamos ahora el sistema sencillo de la amonedacion en
Francia, Estados Unidos, 6 donde quiera que haya casas de
moneda antiguas, garantidas, artisticas y dotadas de pode-
rosos y perfeccionados medios de accion.
El costo del trabajo annual del establecimiento, que ya ha
olvidado que ha costeado un gran taller y poderosas ma-
quinas, se reduce al personal y otros gastos que son acci-
dentales; y estos se distribuyen sobre la injente cantidad-de
monedas que acufia al afio.
Es el caso de la edicion a cien Mnil ejemplares, comparada
en costs A la edicion de mil del mismo libro. La amone-
dacion que, con el sencillo cambio de trojeles se haria con
sello distinto, equlvaldria, pqr la proporcion entire nuestra
demand y la masa de amonedacion annual, A una pAgina
de un libro de trescientas 6 quinientas.
Esta es la question de la amonedacion.
No hay dignidad ni honor national en ejecutar mal y
carol lo que se puede obtener perfect y barato, vali6ndonos
de los medios que otros paises poseen; como no hay digni-
dad ni honor, en hacerse romper las quijadas con fusiles
hechos en el pais, 6 gastar millones en importar fAbricas
y fabricantes de Remingtons, .6 cafiones Krupp. I
Pidamos A Francia el million de fuertes que necesitamos,
ddm6sla.el trojel 6 el disefio, y tendremos moneda tan artis-
tica, tan fiel y garantida como no la produciremos jamAs,
nosotros. Este fu6 el escollo de la amonedacion ameri-
cana, despues que las colonies se hicieron independientes.
El boliviano, feble que ha inundado nuestro pais es la





PROGRESS GENERALES


prueba.-Las Naciones bien regladas, responsables de su
moneda, porque las infidelidades gravarian en millones al
comercio universal, ofrecen todas las garantias apetecibles
en cuanto' a feble admitido legalmente; pero ni aun pu.
diendo en todos tiempos responder nosotros de la honradez
del titulo, nunca hemos de lograr fabricar pafios 6 tejidos
de algodon, 6 moneda igual en baratura de costs at las
grandes fAbricas que, con inmenso capital, maquinas pode-
rosas, y personal artistic, produce enormemente en'can-
tidad, y por tanto enormemente barato.
Estoes mas aplicable todavia A la moneda de cobre, nikel,
6 bronce, en la que rigen otros principios, y hay rm'as que
el lingote de cobre representado en su peso. En esta, mas
que en las otras, conviene servirse de poderosos medios de
production para que sea adquirida la moneda A poco precia
y pueda et Estado reporter la utilidad permitida,y proveer
inmediatamente a la necesidad pdblica. La circulacion del
cobre para las monedas, transacciones y adquisiciones,
ahorra millones que se disipan, por falta de divisibilidad, en
comprar mas de lo necesario.

ESPORTACION DE CEREALES

SISTEMA DE COLONIZACION

(El Nacional, Agosto 7 de 1878).

La noticia dada por los diaries de haber salido seis car-
gamentos de trigo del Rosario, en busca de mercadoa
exteriores, nos ha hecho volver una mirada curiosa, simpi-
tica, hAcia las colonies que produce cereales, hacia la
emigracion que ha dado ya fruto, como Arbol Ilegado. a su
madurez; y entire las nieblas que oscurecen el porvenir,
efecto do tanto error de A puflo, 6 de tanto desacierto en
la accion, creemos encontrarn algo de asegurado, contra
incendio, como es, aquella parte del territorio de Santa Fe,
sobre todo, que esta fuera de la accion de nuestras perver-
tidas ideas political.
Dicho se esti, que de hoy mas tendremos la exportacion
de lanas y peleterias desde Buenos Aires y Entre-Rios, y la
de cereales desde el Rosario, como centre de exportacion,





OBHtHA UON MAKKMtNTO


si los products prefieren el ferro-carril para ahorrarse
fletes por tierra A Santa Fe.
Uno de los grandes trabajos de propaganda y de inicia-
cion que prepararon la caida de Rosas y la reconstruccion
de la Repdblica, ha dado pues sus resultados inequivocos,
tiles y fecundos. Podemos dudar que hayamos avanzado
gran cosa en la prActica de las instituciones, libres; pero
podemos estar seguros de que la idea de repoblar, de poblar,
de colonizar y de cultivar el suelo, se ha realizado en toda
su extension, y lo prueba el hecho que nos pone la pluma
en la mano.
Este afo se han embarcado harin'as para Chile y el
Pacifico, desde el Rosario, y ya puede estimarse el cambio
introducido en la economic del comercio y de la provision
de cereales. No ha much, hubiera parecido una paradoja.
Pero no es de congratulaciones sobre un progress tan
marcado, de lo que vamos A ocuparnos; sino de los obs-
tAculos que aun detienen la rapida y fructuosa poblacion
de los territories, en estado 6 susceptibles de coloni-
zacion.
ZHay ya un sistema de colonizacion entire nosotros?
Creemos que puede responderse con seguridad que si,
y A ese debemos adhesion, si los resultados hanjustificado
su acierto.
Tal es el que result de la formacion de colonies en
Santa-Fe, por la aecion particular de empresas, 6 de indi-
viduos, 6 de las colonies mismas que como colmenas
destacan de su seno nuevos enjambres A former nuevas
colonies.
Este es un. punto incuestionable. Excepto la colonia
las otras todas sin exception son el resultado de la action
particular; y sus habitantes en todas se hallan en pr6spe-
ras condiciones, en cuanto es possible obtenerlas pot socie-
dades colectivas. El sistema es pu6s bueno, viable y seguro.
Diremos mas, y es que este es el sistema que debe tomar
por base el gobierno, A fin de que las leyes de fornento de
la emigracion no vayan A lanzarse en las especulaciones, 6
en las aventuras de ensayos y creaciones nuevas."
La accion del Estado hade combinarse, pues, con la ya
experimentada -acion particular, -asociAidose a ella, .pves-





PROGRESS GENERALS


t:indole el auxilio que la ley ofrece, y garanti6ndose en st
uso, por medios que la prActica aconseja.
Un otro punto de partida debemos recorder, a fin de que
se comprenda mejor la ventaja de adherirse al sistema
prActico de Santa Fe, y es que sin motives muy premiosos,
la colonizacion no ha de hacerse lejos de los puntos ya
poblados, 6 de las costas, si ellas pueden atraer el auxilio
externo al nuevo plantel.
Todo lo que se haga contra esta experimentada regla, ha
de ser dispendioso en la ejecucion, lento en el desarrollo,
incierto en el 6xito final.
Otro inconvenient nace de hacer al gobierno mismo
colonizador, es decir, encargado de proveer, de colocar, de
sostener, la planteacion de un grupo. Todo es matador.
T6ngase present que no se ha efectuado coloniza-cion pr6s-
pero en el mundo sino la inglesa, que tiene por base la
accion individual. En los Estados Unidos, el Estado da la
concession de tierra, A precious reducidos y constantes, y
ahi para su accion.
Nosotros hemos seguido otro sistema. El Estado dA la
tierra gratis; paga- el pasaje al emigrante; y le concede
viveres por un afio, el todo reembolsable en un t6rmino
dado. Seria esta nuestra Home stead law 6 la ley del Hogar.
El Estado ha imitado el sistema de poblar de los particu-
lares en Santa Fe, y ahi estA. el error practice.
Por el sistema imitative que se observe, el emigrante
llega, y se le dan, ponemos por caso, cincuenta manzanas
de tierraen el Chaco. Como la tierra alli, distant de toda
otra poblacion, no tiene aun precio, su valor no pasa del
nominal de 300 pesos fuertes la legua, lo que da A la conce-
sion el precio infimo de diez pesos. Ya sea que se haya 6
no abonado pasaje al emigrante, esa tierra con ese valor es.
sin embargo garantia del pago en dos'aftos, de casa, ani-
males, semillas, y no pocas veces de dos afios de alimen-
tacion.
La deuda como se v6 es enorme, y dadas las dificultades
de primer establecimiento en pais aislado y separado de los
otros cultivados que ya tienen valor, el emigrante se desa-
lienta y abandon la concession que no ha de conservar en
valor adquirido lo que adeuda, pues la alimentacion, el
pasaje, aun la casucha improvisada y proveida, no son





00 OU RtAS Ul SAIltMNTO

valores de cuenta, sin6 cargas que han de pagarse con pro-
ductos obtenidos. Si Se afiade que debe proveerse, por pro-
veedores y cohtratos de alimentus, aunimales de labor etc.,
resultanr un recargo de costs que absorver'a rentas impro-
ductivas al Esta-do, y una nueva carga, insalvable para el
colono.
6C6mo se f.aria para simplificar el sistema y, 'en lugar de
hacerlo una pAlida imitacion del que han seguido las colo-
nias pr6speras, ajustarlo por el contrario A este mismo sis-
tema practice?
No vemos otro medio que poner las leyes actuales de
fomento, al servicio del inter&s individual de los colonos
tnismos, con lo que se consigue, 10: tener dos firmas,en
lugar de una, la del colon y la del inmigrante, de manco-
mun, responsables del reembolso de los anticipos que haga
el Gobierno Nacional, aplicando la ley actual, 2o: asegurar
el 6xito de la colonia 6 de ia poblacion, porque el interns
individual es en este caso el promoter, el gerente, el espe-
culador diremos asi; y operando sobre la base de lo ya po-
blado, que tiene valores venales ciertos y products acumu-
mados, asegurar el 6xito del trabajo del nuevo colono, bajo
su protection, de la misma manera que 61 principi6 bajo
la protection de los antiguos empresarios. Al Estado le
interest el niimero de cuadras que mas se labren, el mayor
mimero de inmigrantes que se establezcan; pero ante todo,
que no solo puedan devolverle el capital auxiliar con que
se establecieron, sino que la tentative sea segura, venta-
josa y de arraigo, diremos asi, para el colono mismo.
Uno de los graves inconvenientes de la colonizacion, ha
sido siempre que no todos los inmigrantes son colonos, 6
aptos para colonizar. Este es el escollo de la inmigracion
protegida. El que paga passage es un hombre y nada mas.
Labrador? Inteligente? Honrado? Amigo siquiera del
trabajo ?.... Eso Dios lo dirA.
Hemos visto, al partir de Nueva York un buque brasilero,
cargado de emigrantes, passage gratis, levantar las manos
al cielo los circunstantes, como si el pais fuese librado de
una plaga.
El colono ya establecido es por tanto el ainico juez de la
actitud del nuevo arrivante y de su capacidad de producer,
desde que 61 pueda designer los que han de gozar de la





PROGRE4OS GENERALS


prima del Estado. Veamos como pueden lletiarse estas
condicioues, con la legislation actual y !mayor seguridad
de exito. I
El Gobierno Nacional tiene contratos con varias empre-
sas de vapores para conducir liabta este puerto pasageros
inmigrantes, A razon de 160 francos por persona adulta. Si
se tiene en cuenta que en una familiar, 4n general, vienen
dos menores (que pagan solo medio pasage) por un adulto,
resultarA que pueden venir 3,000 personas por cuatro mil
onzas.
Un medio habria muy ventajoso para Ihacer reembolsa-
Lie etta ei zcxon.
Ejemplo: Facultar A los 'colonos ya establecidos, y con
un modo de vivir, A hacer venir A sus amigos 6 parientes,
garantiendo al Gobierno de mancomun! et in solidum el
valor del pasaje, reembolsable A plazos prudenciales.
Eli todas las Provincias A que se mandan iimigrantes,
hay una comision de inmigracion, y esta tiene su Gerente
rentado por la Nacion. Se encargarial entonces A esas
comisiones el percibc de lo que el inmigrante adeude; y
done no haya comisiones 6 gerentes, se facultaria A los
Gobiernos para perseguir el cobro de las Sumas anticipadius
por pasaje A la familiar inmigrante.
Toda la diferencia que este sistema estableceria con lo
ya practicado 6 practicable, consiste en que se dejaria A los
colonos ya establecidos, con las formas y seguridades del
caso, no ya el derecho de dirigirse A la comision central de
inmigracion, solicitando colonos de entire los inmigrantes
por colocar, siuo las families que ellos designasen, dispues-
tas 6 prontas A embarcarse en Europa A su llamado, y
cuyo pasaje deberia abonar el Estado. Es A esta condicion
solo que el colono ya establecido, se constituiria responsa-
ble, de mancomun con el deudor del pasaje, lo que no puede
hacer con plena confianza, con buena voluntad,aun en caso
de mal 6xito, cuando el colono que se le envia le es desco-
nocido, y no lo ligan l61 vinculos de familiar, amistad, rela-
cion de lugar etc.
Hay ya en las colonies millares de hombres acomodados,
centenares de ricos, y por decenas cu6ritanse los empren-
-dedores con capital, experiencia y espiritu de empresa





OBlAttA I6U SAIMIENTO


para dar colocacion A millareade brazos-al aflo, garantiendo-
los costos que el Estado se impbne. /
Estos mismos d otros, tienen 6 varias concesiones, 6
terrenos de los propios, sin labrar, y estendiendo a estas y
nuevas tierras adquiridas 6 solicitadas A sn action, la pro-
duccion doblaria por afio, pues asi. constituida la coloniza-
cion no es mas que la prosperidad y mayor desarrollo de:
la present, desenvolvi6ndpse de proche en proche, lienando
los intermedios, colmando los vacios y aumentando por
tanto la fuerza de cohesion, que es la base de toda so-
ciedad.
4,Qui6n no siente que de esta necesidad de asociar los
afectos del antiguo con el nuevo inmigrante 'que 61 pedi-
ria, a condition de asociar su firma para garantir el pago,
nace un nuevo element de estabilidad en aquellos, esta-
blecimientos rurales, donde, como lo muestra la experien-
cia diaria, tiene cada uno que luchar con dificultades y
atrasos, que le vienen 'de la seca, la lluvia excesiva, la
langosta, etc., etc., y que sucumbirA el que menos relacionado
se encuentre para obtener el apoyo mometan teo que nece-
sita, para salvar del mal afio 6 del accident?
DeseArarnos que el Estado no aventurase rentas en eje-
cutar por si mismo colonizaciones, sin el auxilio del ins-
trOmento ya tan probado, y con 6xito tan utliforme, en
Santa Fe y en Entre Rios; a saber, el interns individual del
colono mismo, que es el que ha poblado los Estados
Unidos, California, Australia, y tantos otros paises pr6s-
peros.

INMIGRACION Y COLONIZACION

(El Nacional, Agosto 8 de 1878.)

No queremos abandonar este asunto, de que no. ocupa-
mos ayer, sin afiadir algunas observaciones prncticas, que
sirvan k dirigir los esfuerzos del' Gobierno, en su empefio
de hacer efectivas las leyes de fomento que el Congreso ha
dietado.
La Provincia de Buenos Aires, pocos incentives ofrece
para la colonizacion.
La superficie de su suelo estd ya poseida y enajenada A





PROGRES08 GENERALES


los propietarios de estancias, que la comparten entire ii.
En torno de las villas y ciudades, en algunas estancias,
con los cercados que empiezan A generalizarse, habrA tra-
bajo para brazos extranjeros, pero sin la propiedad del
suelo, que es lo que constitute la colonizacidn. Aquellos
solo podran adquirir a subido precio reducidas porciones
de terreno, despues de haber residido largos aflos y acu-
mulado medios, por la industrial 6 el comercio, p.ara estable-
cerse definitivamente.
Las ciudades como Buenos Aires y las de segundo 6rden
que progresan, dan trabajo A muchos obreros 6 artesanos,
como asi mismo las industrial que se implantan, 6 los
negocios que da lugar su desarrollo; pero es necesario
que haya movimiento rApido, constant, para asegurar
trabajo A los niievos pobladores; y esto no es siempre
seguro, pues depend de causes extrafias A la voluntad, .y
una crisis commercial, una paralizacion del comercio, la baja
en Europa de los products del pais, detendran aquel,
movimiento, y entonces habrA brazos no requeridos en las
ciudades por la edilidad 6 mayor ndmero de artesanos
que los que requiera la demand.
La inmigracion propiamente dicha, ha de estar ei, relacion
con la facilidad de adquirir tierra para labrar; pues esta es
la sola industrial que fija la poblacion, y la ubica casi irre-
vocablemente en el pals.
La tierra colonizable ha de reunir, sin embargo, otras
condiciones aparte de la facilidad pecuniaria de adquirirla.
Siendo penoso y poco productive el trabajo durante el pri-
mero y segundo afo de establecimiento, la ubicacion de las
colonies ha de ser tal, que tengan mereado y precio los
pequefios products, hasta esperar las cosechas remu-
nerativas, despues de labrada una cierta portion de
terreno.
Apenas puede llamarse colonia ahora el primer estable-
cimiento de .suizos en el Baradero, dando A cada familiar
una exigua portion de terreno; pero las ventajas de la loca-
lidad eran tales, que aquellas dos cuadras de tierra asigna-
das a cada colono, pudieron, con los pequefios products
de la industrial dom6stica y rural, cerca del mercado de
Buenos Aires, adquirir en diez aflos capital suficiente, la
mayor parte de los pobladores, para adquirir la mayor







extension de terreno, en las vecindades di otros puntos,
labrarse muchos de ellos fortunes.
Por ahora, la colohizacion de Santa Fe, a que solo quere-
mos contraernos, ofrece muchas de esas veutajaw' except
la de vias de comunicacion con los puertos, pues estando
muchos de los planteles a grandes distancias del Rosario
dnico puerto de mar diremos asi, los.costos de trasporte
de cosechas formales y en grande escala l!egan al costado
del buque recargados de onerosos fletes.
Discdtese en la- Legislatura y ha pasado en una Camara, el
proyecto de un ferrocarril de trochi angosta perfeccionada,
del costo de tres mil libras la milla, que ligaria entire si
gran ndmero de colonies, pero ya hay varias que'se tocan
y ofrecen a la vista del transeunte una cam'patia continuada
cubierta de sembradios 6.demieses segun la estacion, con
molinos en cantidad suficiente para preparar las harinas
que habrin de exportarse.
Si este proyeeto se lleva a cabo, aquella Provincia vendra
a ser el mejor y :mas seguro ensayo de colonizacion que
se haya necno en ia Am6rica del Sur, much mas si el
Gobierno 6 el Congreso adapta la ley de fomento de inmi-
graciona las condiciones que hemos indicado antes, a saber,
poner al alcance del colono establecido y responsible, los
medios de requerir de Europa nuevos emigrantes de su
election, anticipandoles el passage, con garantia de reem-
bolso, dada en debida forma por el emigrante y el cblono
que lo pidi6.
Las colonies ya establecidas requieren mayor intensidad
de trabajo en sus propios limits, y en el terreno ya labrado;
pero esto no ha de conseguirse solo con el aumento de
brazos asalariados, pues que siendo crecidos los salaries
pocos estan en aptitud de proveerlo. Suplen: esta falta el
trabajo voluntario de familiar, de camaraderie, de nuevos
asociados, vinculados a los antiguos por afecciones 6 comu-
nes esperanzas.
.Para asegurar ta prosperidad comuh de las dispersas
colonies es necesario se Ilenen los vacios despoblados que
median entire uias y otras, a fin de que cada cuadra de
terreno surcada por un ferrocarril, en una ancha zona,
procure su parte de products a fin de hacer barato el


SOUBA 1ODN SAKMI1INTO





PROGKESoU GENERALES


trasporte, pot la abundancia de la carga, relativamente al
costo de la via.
Creemos oue nada debe omitirs- uaI a llenar estas con-
diciones, y creemos asimismo que al Gobierno Nacional no
deben serle indiferentes, pues la realizacion por complete
de la poblacion agricola de un vasto territorio, como aquel
en que estAn diseminadas las numerosas cblonias de Santa
Fe, darin-la just media de lo que el pais puede prometer-
se del sistema de colonizacion emprendido, y de cuyo
4xito pr6spero depend el que cQntinde la corriente de in-
migracion y se haga en mayor escala en adeiante.
Un vasto territorio poblado, labrado, ligado por ferro-
carriles baratos, con villas a distancias proporcionales, con
products accesibles a puertos de embarque, y todo A
precious baratos, serA un resultado obtenido y un gran mo-
delo para nuevas conquistas de grandes estensiones .de
tierra, en condiciones andlogas.
No se olvide que el product de las colonies 6 de la es-
plotacion del terreno por la agriculture, es para esportariu,
sin cuya condition ha de ser limitado, sin mas objeto que
llenar las primeras necesidades de la vida, lo que consti-
tuye la mediocridad y la pobreza. Para esto, los cereales
d otros frutos agricolas han de obtenerse A precious m6di-
cos, sin lo cual no podran concurrir con los de otras nacio-
nes en los mercados-libres.
El precio del trabajo ha do ser subido por largo tiempo,
puesto que ese es el atractivo de la colonizacion. Cuando
el salario baja A las tarifas de Europa, por ejemplo, el es-
timulo de la inmigracion cesa.
Esto es lo que ya.sucede en los Estados Unidos, si bien
la baratura del terreno,'la prodigiosa viabilidad, natural
por los rios, artificial por los ferrocariles, unidas & los mas
adelantados instruments de labor, compensan la falta de
brazos 6 los equilibran, en un pais donde ya habitan cua-
renta y cuatro millones de hombres.
La colonizacion de Santa Fe debe ser estimulada en la
parte no poblada 6 intermediaria entire las varias colonies,
A fin de disminuir los costs de production, y en el interior
de aquellas, A fin de dar mas intensidad al trabajo. Sin
esas dos circunstancias, los products vendrAn caros al
puerto de embarque; y ya se nos asegura que cuesta muy





OBtAS D- SARtMIENTO


poco menos traer una tonelada de harina al costado del
buque, que lo que import desde alli A Inglaterra.
Debemos hacer notar ciertas condiciones favorable era
aquellas provincias para la colonizacion, yque por fortune
son generals a alganas otras.
En los Estados Unidos, todo favorece al labrador; excelen-
tes instruments, baratisimas vias de comunicacion y aun
salaries reducidos; todo menos el terreno, cubiertod de bos-
ques primitivos en su mayor part en las planicies, pedre-
goso en las otras regions.
Desmontar una cuadra del terreno sin Poder arraricar los
robustos tronco de pinos y otros Arboles seculares, es el
desaliento del que adquiere tuando mas, ocho-6 diez cua-
dras, .contando con toda su vida y el auxilio de sus hijos,
para labrarlas.
En Argelia tienen que luchar con el palmito, maleza
tenaz4 de las familiar de las palmas, que cubre la tierra y
cuesta dinero y sudores arrancar, pues el arado no pehetra
en aquella maciega.
En el Brasil so combinan las rocas y el bosque tropical,
y seis meses despues de descuajado 6ste, reaparecen los
robustos retofios, 6 maleza robusta, con el lujo ruinoso de
los paisescAlidos y hdmedos.
En Santa Fe y otras parties del litoral, por ambas mArge-
nes de los rios, la tierra sale de las manos de la naturaleza-
preparada, puede decirse, para aplicarla, el arado A vapor
de los ingleses. Ni Arboles, ni piedras que lo desvien da
direction; y esta desnudez, 6 poco menos, del suelo es la
ventaja inapreciable para el colonizador, pues no consume
trabajo ni capital en despejar la superficie, antes de apli-
carle el arado. Si la lefia le escasea al segundo 6 tercer
aflo, consumidos los contados arbustos 6 algarrobos, con
sembrar duraznos, lo que ya hacen todos los colonos, estA
asegurado-el porvenir de la colonia. Por los mismos me-
dios se proven de este articulo de consumo los paises
agotados por los siglos, A saber, plantando bosques.
Estas ventajas naturales, sin embargo, se disipan, por la
dispersion de las colonies, y por la poca intensidad del tra-
bajo en lo ya cultivado. El trigo cuesta caro, y es condi-
cion de este, como de todos los articulos de primera necesi-





PROGRESS GENERALBES 45

dad, came, granos, papas, algodon, etc., que sean baratos en
su costo original.
Recordaremos para memorial para no fingir Edenes, que
las secas han hecho graves males en estos uiltimos afios, y
la langosta continue amenazante. La primera parece elimi-
nada ahora por el exceso de las lluvias, y puede tambien
concluir su period la invasion del maldfico insecto; pero
si no se ayuda A perfeccionar la vasta colonizacion de Santa
Fe que es ya un hecho, pero un hecho imperfecto, las colonies
no han de dar solution eficaz A la question de inmigracion,
-asegurando una corriente perenne y progresiva. El interest
y el afecto de los colonos ricos yya experimentados, harAn
el efecto de las plants rastreras fecundas, que lanzan sus
tallos en todas direcciones hasta cubrir el suelo entero, sin
dejar un palmo de tierra visible. El colono, debe tener A
su alcance los medios de Ilamar A su lado nuevos obreros
de su casa, familiar 6 lugar, para que el trabajo aumente,
sin 'grandes salaries.

A PROPOSITO DE LOS NUEVOS IMPUESTOS

(El Nacional, Agosto 19 de 1878.)

Grandes y acalorados debates empiezan A suscitar los
nuevos impuestos que propone el Ministro de Hacienda,
para hacer frente A los gastos del presupuesto, y A las
deudas que tiene contraidas la Nacion.
La Nacion de papel, dice ayer que tales impuestos deben
-ser resistidos por todos los medios; y en la tinta de esta
Nacion se comprende qu6 medics entran en la palabra
todos.
Queremos suponer que todos los medics son los que el Con-
greso puede adoptar segun la prActica parlamentaria, para
oponerse A la sancion de la ley; pues una vez sancionada,
no hay medio licito de no cumplirla; y hay medics legales
de forzar A cumplirla.
Una ley no dice, yo har6;'sino ti harAs, quieras, que no,
so pena de; y esto so pena-de, es lo que se llama la sancion
-de la ley, de sanctus, santo, sagrado, condenado, 6 abando-
4tado & los diuses infernales, sin protection de las ]eyes.
Aquel axioma latino dwua Lex, se ,lex, encierra, no obstante





OBRAS DE SARMIENTO


suo laconismo, toda la doctrine humana, constitutional y
civilizada f esta respect.
Por si La Nacion de papel hablaso de otros medios de
resistencia que losque antes he mos apuntado, es decir,
lo que pudiera opener el Congreso, diremos A los incautos
espuestos a dejarse seducir por tales frases, mas ampulosas
que reales, que ellos envuelven el delito de traicion, que-
consiste en el intent deliberado y constant de oponerse,
por la violencia, al cumplimiento de una ley.
Asi, cuando un grupo de hombres arrebata A la justicia
un preso, hay en ello un delito ordinario A que las leyes
ordinarias tienen -asignada una pena; pero si ese mismo-
grupo arrebata A la justicia todos los press que condujere
por causa de la violation de una ley, y lo hiciere con el
Animo declarado y persistent de libertar todos los press
aprehendidos por intraccion de esa misma ley, compete de-
lito de traicion, y es juzgado por las leyes que castigan A
los traidores.
Cuando se dice A los lectores de un diario que deberAn
resistir por todos los medios una ley del Congreso, no se habla
pur cierto, de aconsejar la traicion A la patria.
(Esta Constitucion, los tratados y las leyes que de ella
emanan, son la ley supreme, no obstante todo lo que digan.
en contrario constituciones y leyes de Provincia.i Eso es
la Nacion, eso somos nosotros, y a eso estdn sometidos
los hu6spedes de la Nacion Argentina, que son los extran-
jeros, y los Gobiernos de Provincia, que existen por la
Constitucion y la voluntad del pueblo ((Nos los Represen-
tantes del Pueblo Argentino,D 6 como dicen sin tanto eufo-
nismo los norte-americanos: ((Nos el Pueblo de los Estados
Unidos.s
Hay en todas las cuestiones que apasionan quid pro quods,.
6 palabras mal definidas, que cuando se explican quitan
toda la acritud al debate.
Extranjerqs domiciliados, y que escriben para ganar su
vida, como cualquier otro hijo de vecino, se revisten de la
piel del lector que paga el peso diario por el ndmero coti-
diano, con lo que logran muy acetetadamente vender mayor
ndmero de ejemplares; y en vano-se buscara una persona
mas impregnada de la passion popular 6 local, que el espe-
culador en palabras, sobre el capital de preocupaciones,.





PROGRESOR GENERALS


errors, verdades, egoismos 6 sentimientos impulsivos del
Vulgo.
La prensa tiene el inconvenient de hacerse eco de las
malas pasiones, y la ventaja de provocar el razonamiento y
la demostracion del error.
La nacion, se dice, por ejemplo, quiere imponer derechos
sobre los ganados; y como Buenos Aires es la Provincia
ganadera por excelencia, Buenos Aires cargara con casi todo
el impuesto; y 1por qu6 ha de costear Buenos Aires solo los
gastos de la nacion?
Sin rebatir lo que hay de inexacto en el hecho, y de so-
fistico en la deduccion, procederemos primero a rectificar
las palabras usadas en el discurso.
Suponemos que el que no es argentino, cuando hablade
la nation que lo hospeda, si describe, no habla como extran-
jero, cuando dice 1por qu6 hemos de pagar a la nacion?
sino que habla como argentino, pues de otro modo no tiene
senti'Ho su argument, no teniendo el extranjero otro de-
recho que el de abandonar el pais, cuyas leyes no acepta.
Dado este antecedente, sefialaremos el vicio de lenguaje
que trae el disentimiento. Cuando digo la nacion, entiendo
Mi nacion, basta sustituir el posesivo mi, por el determi-
nativo general la, para poner de acuerdo a los conten-
dientes.
Obliguense todos los que a nombre de la Nacion, hablan
de la Nacion, A decir siempre mi nacion;y se vera luego que
el debate no puede continuar, 6 los arguments mas va-
lientes quedan reducidos al contrasentido mas vergonzoso
y ridiculo.
Tenemos por prueba lo que dijimos al principio. Mi Na-
cion quiere imponer derecho sobre sus ganados;.y como en
la parte de mi Nacion que se llama Buenos Aires 6 Entre
Rios, hay masganado que en el rest, es claro que esa
parte cargara con casi todo el impuesto; y por qu6 la mayor
cantidad de ganado ha de costear sola los gastos de mi Na-
cion.
Hay, sin embargo, un sentido profundo en que La Nacion,
una nacion de que hablamos para distinguirla de las otras
naciones. jDesgraciadoslos pueblos que no tienen nombre
propio! Francia, Inglatera, Espafa. La Italia y la Alemania
han luchado siglos, por poder llamarse sus habitantes ita-





OBRAS DB 4ARMIEBNO


lianos, alemanes, pues eran antes napolitanos, genoVeses,
6 austriacos, sin que los de Roma fuesen romanos.
De Maistre, que principi6 la lucha desde Rusia contra las
libertades modernas, se regocijaba hace cuarenta 6 mas
-aflos al presagiar la desmembracion y caida de los- Estados
Unidos, A causa de su nombre abstract, que representaba
decia, ideas, convenios politicos, y no un nombre geogrAfi-
co, de tierra, de un pedazo de tierra, que es la base a que se
adhiere el patriotismo, dAndonos nombres que se encarnan
en nosotros mismos, siendo desde entonces francs, ingl6s,
etc., el que la habitat.
Crear la Francia, la Inglaterra, y con ella el sentimiento
frances 6.ingl6s, ha costado siglos de trabajo lento' para su-
primir los reinos, los marquesados independientes, los dia-
lectos, y las costdinbres diversas.
Los Estados Unidos estuvieron A punto de disolverse por
causa de su nombre, pues habia de un lado la Nueva In-
glaterra, compuesta de seis Estados con el espiritu yankee
Nueva York apenas desholandizado, los seis Estados del Sur
-aristocrAticos, escl'av6cratas. La. poblacion del Oeste entr6
al fin en la balanza, con nuevros Estados, y el tiempo fu6
borrando para el pueblo el sentido abstract de la palabra
Estados Unidos, y por la bandera, por el rol en el mundo,
por su riqueza y sus glorias, lleg6 A representar la tierra y
encarnar el patriotism de las masas populares, que salva-
,ron con su sangre la Union,
Aun asi, no hay nombre patrogimico todavia, y tienen
.que Ilamarse amerioanos, pues yankee palabra burlescamen-
te aceptada, como los gueux holandeses, los sansculottes fran-
ceses, es odiada todavia en el Sur.
Peor suerte ha cabido A la Repdiblica Argentina,' pais sin
nombre propio, pues el que Ileva es una abstraccion recien-
te, intraducible en sentimiento popular que Ilegue al cora-
zon, y ligue 4 sus habitantes en un todo simpatico como la
familiar, y aun mas.
LlamAbase-Virreinato de Buenos Aires, y al querer for-
-mar una nacion libre, de sus habitantes, cuyanos, .cordo-
beses, paraguayos y peruanos, se encontr6 estrecho y
absurd el nombre. Hubo pues de llamArsele Provincias
.Unidas del Rio de la Plata, en lugar de Chile, Perd, M6jico, y
la desmembracion fud el cast igo de ..no tener-nomibre. propio.





PROGhESOS GNBREALES


Lo que qued6 al parecer unido, se desgarr6 treinta aieos
porIlamarse Confederacion Argentina, cuando desaparecian
las Confederaciones de la organization political de los pue-
blos modernos.
Cuando despuesde Lantos desastres hemos convenjido en
llamarle, Repdblica 6 Nacion Argentina, siempre, una abs-
traccion, pero una abstraccion que cada diez aflos cambia
de forma, pues los Estados Unidos, desde antes de ser
independientes ya se llamaron los Estados Unidos, hemos
concluido, en el lenguaje familiar, en liamarla La Nacion.
Una nacion, entire otras naciones, esa nation de que se
habla, la nacion que no es patria, pues su nombre no dice
que seamos hueso y care de ella misma, como el francs
6 el ingl6s. He aqui pues, una madre sin. hijos, una madre
conventional, que puede adoptarse 6 desconocerse, segun
plaza a los que forman esa Repdblica, a que han agrega-
do el calificativo de argentina, no porque este adjetivo diga
nada al corazon, sino por distinguirla de otra Reptiblica.
Estos antecedentes explican los arguments contra La Na-
cion, y los impuestos que nosotros tenemos que pagar A la
Nacion. ,C6mo nuestro ganado ha de ser impuesto por y
para la nacion?
-Tjaduzcamos al francs la frase; La propridtd des francais
support les imp6ts de la France! y habremos dicho una vulga-
ridad.
Hablemos pues el lenguaje de la verdad y del sentlimien-
to. Digamos mi nacion, cada vez que hablemos de la Na-
cion, y la controversia habra concluido.
-No es menos estdpido el argument que se hace diciendo,
como lo repite el diario del patriotism alquilado para ven-
der odios, pasiones y perversas sujestiones: la Aduana de
Buenos Aires, paga de los catorce millones del presupuesto,
los doce; luego Buenos A'res sostiene A la Nacion.
Hay en ello perversidad 6 ignorancia; pero aun no ha-
bi6ndola, el argument seria ridiculo. Si Buenos Aires con-
tribuye con doce millones en catorce, es claro que su pro-
piedad y riqueza es seis veces mayor que la del resto de mi
nation, lo que, cuando mas, daria un dato estadistico, A ser
cierto.
Si pagara los cato-ce, seria cla'o que el resto del territo-
TOMO ILL.-





OBRAS, DE SARMIENTO


rio estaria desplobado.' El Chaco, 6 las tierras magallAni-
cas no pagan nada.
Los impuestos son sobre la propiedad y los mas odiosamen-
te gravados por la iniquidad de los impuestos son los Leza-
mas, los Hale, los Anchorena's, los Pereiras, los Ocampos y
tantos otros desgraciados que gimen bajo el peso de los iin-
puestos. Conocimos en los Estados Unidos A Mr. Stewart, un
simple tender, A quien la Aduana arran'caba por afio ocho
millones de dollars, solo en derechos de importacion. Asi
ha muerto elinfeliz, dejando A su familia treinta millones!
Otro hay que tiene los ocho de renta annual.
Lament6monos, pues, de ser ricos, y envidiemos la suerte
de la Rioja, que estai punto de disolverse porque la ma-
yoria de la Legislatura se compone de dos Represen-
tantes.
Debemos unos sesenta millones. No convendria repartif
la deuda en cada habitante?
A nuestro sirviente Juan, puntano, le tocarian treinta pe-
sos a pagar, y A don Juan Anchorena otros treinta. ,Hay na-
da mas equitativo?
Qu6argumentosl La palabra traicion .estA en el fondo de
cada uno de ellos.

EL RIACHUELO

(81 Nastonal, Agosto 12 de 4878).

Llganos-por todos los diaries, el conocimiento de el esta-
do de favorable espectativa en que tienen a[ pdblico los t-ra-
bajos emprendidos por el ingeniero Huergo, en la canaliza-
cion del Riacho de Barracas, los que se dice, permiten la en-
trada A buques de catorce pies, y aun de diez y siete de
calado.
Si no se obtiene masque esta profundidad, ya seria de
grande auxilio para la marina de cabotaje que se dispersa
en busca de abrigo y facilidades de desembarco, por ambas.
costas del Rio, sin exceptuar Montevideo, que recib6, falta
de-un -puerto seguro de este lado, grath parte de los produc-
tos del comercio y de la industrial argentina.
La apertura del Istmo de Suez ha ensefiado much A los
ingenieros, en cuanto al auxilio que puede prestar el uso-





PROGRESS GENERALS


constant de la draga para mantener la profundidad reque-
rida en los canales. El ensayo hecho en la Boca, puede pues,
darnos lecciones prActicas, y aun despertar esperanzas.
Dicesenos que at la profundidad obtenida ya dragando
fango y arenas, se encuentra la tosca, que no permit
ahondar el canal cuanto lo requeriria el calado de grandes
buques.
Bueno as que nos coutentemos, por ahora, con lo que la
naturaleza da de si; pero es bueno no olvidar, que en los
numerosos studios que se han hecho para abrir un canal
interoceanico por various puntos del Itsmo de Panama, se
cuenta, para realizar uno de ellos, con que habrA de ser
preciso cortar montafias y escavar la roca viva, para cons-
truir un !echo bastante profundo, como para dar paso de un
mar a otro a toda clase de embarcaciones.
La tosca no es una roca, y bastaria ensayar aun con los
pilones que sirven para clavar estacones bajo el agua, do-
tandolos de una cuia cortante en su extremidad, por me-
dio de un corte preparatorio, para ver la obra de escavacion
que podria hacerse, at la manera que usan la pala los
labradores.
Porqu6 no habria de ensayarse este d otro medio para
acometer latosca misma, si ello diese esperanza de dotar a
Buenos Aires con un puerto? ,No se han calculado, en
cada presupuesto de obras para uno artificial, frente A la
ciudad, ocho a diez millones de fuertes, sin asustar A los
que han de pagarlos?
La diferencia estaria, en la Boca, que en lugar de hacer
obras exteriores partiendo del fondo hacia arriba fuera
del agua, alli seria desde el fondo hacia abajo, hasta dar
la, profundidad requerida; y entonces no se consumirian
tantos millones, pues la perforacion de los tuneles en las
montafias, ha creado maquinas de poder inmenso para
triturar piedras. mas duras que nuestra tosca, que es la
misma tierra que pisamos, endurecida hasta una cierta
consistencia.
Desearamos oir el parecer de los entendidos, A este res-
pecto; pues la necesidad de un puerto, es cada dia mas
premiosa, siendo nuestra conviction que el career de uno
Buenos Aires, ha estorbado que sea mas gran ciudad que
Rio Janeiro, y hara en adelante que so dispersen mas y





OBRAS DIt:AtMIMENTO


mas los buques, no solo en busca de abrigo, sino huyendo
de los costs enormes de desembarco, que recargan el valor
de las mercaderias con gastos que a veces igualan y aun
sobrepasan al flete de Europa.
El. ingeniero Huergo ha podido, pues, tener la buena
fortune de ,indicar el verdadero camino para salir del
atolladero en que se encuentra el centro commercial mas
active del mundo, casi igual con el del TAmesis. Sino es
de tanta magnitude su hallazgo, sera siempre una valiosi-
sima adquisicion la de un puerto secundario para la marina
de cabotaje y buques menQres que ofrezca abrigo y desem-
barco seguro, pues en ello habria un inmensQ beneficio
para 'el comercio.

SCEN PROBLEMASf

(El Nacional, Agosto 29 de 1878.)

Cada dia se present una question nueva que apasiona la
opinion pdblica, quedandoatras las cuestiones de ayer, que
pide como la de hoy solution. Lo lamentable es que no
resolviendose ninguna, viene quedando todo en problema,
y agravandose las dificultades, con los ensayos truncos y
sin consistencia que embarazan el terreno.
Estamos, despues de setenta afios de existencia political,
mas atrasados que lo estuvieron nuestros padres, tres
siglos antes.
El dia que los primeros colonos espafioles trazaron un
pueblob designando a] local de la plaza de armas, sefia-
laron a un costado el lugar donde debia ,reunirse el
Cabildo, cuyas funciones le venian marcadas por la tra-
dicion secular y'las leyes de Espafia.
En 1878 estAn disputando sus descendientes, sobre si
habrAn diez y seis Cabildos 6 municipalidades en una
ciudad, y si habrAn dp, haberlos en las otra's villas que
se vienen formando.
Y cuesti6nase esto con valor, con pasion tal, que ame-
naza perturbar la tranquilidad pdiblica. SerAn diez y seis
6 uno de los ayuntamientos, segun la idea que mas sirva
A -prop6sitos extrafios al inter6s puiblico, y siempre quedara
en problema,- si deben haber muncipalidades, porque esta





PROGRESS GENERALS


es question prdvia; y si habiendolas en la ciudad de Buenos
Aires, han de ser una 6 muchas; porque falta aun crearlas
y esperar por afios los resultados de la innovation.
Como escasean en el mundo los models, puede'ser que
el mundo tenga razon y no nuestros inventories de inno-
vaciones.
En gran parte de las Provincias, aun no se han.-estable-
cido Municipalidades.
En lo que hemos dado en llamar colonial, que son los
planteles de las poblaciones futuras, como nuestras ciuda-
des provinciales son hoy las que formaron los espafloles,
tenemos las mismas divergencias. En unas, el gobierno
propio esta testablecido, con lo que se llama emigraciori
espontinea; en otra, se esti ensayando el sistema official
de colonizer el Gobierno, con inmigracion costeada y sos-
tenida por el Estado, bajo la autoridad de funcionarios
suyos. Cual sistema prevalecerl, segun su cost, su 6xito
final, pues todo esto esta sujeto a opinion ?
Lo cierto es que no hay un sistema de expansion de la
poblacion, fijo, como era antes el de las antiguas colonies.
Mucho hemos ganado en viabilidad. Tenemos costeadas
largas lines de ferro-carriles, que facilitan el transit en
varias direcciones. 4, Son todas productivas? Quedan, pues,
en problema dos 6 tres grandes arteries y solo el tiempo
dira hasta d6nde mas pueden prolongarse.
Pero la viabilidad internal de cada Provincia, la de Buenos
Aires sobre todo, queda aun en problema insoluto, acaso
insoluble, por mas que parezca de facil arreglo.
Pais todo poblado de estancias en grandes propiedades,
no se presta, por mas que parezca, A un sistema de conser-
vacion de los caminos, sin cuyo requisite, son una cala-
midad y no un beneficio, una via dolorosa para transeuntes,
animals y carros. Se espantan en Francia los escritores
al referir lo que fueron las vias pdblicas en aquel pals,
hasta ahora pocos afios que se introdujo el macadam para
endurecerlas. Hoy se consume en piedra quebrada para el
reparo annual una montafia de una milla de largo, y cuatro-
cientos pies de alto.
El ferro-carril del Oeste se intent esclusivamente en
Buenos Aires para salvar los pantanos que acosaban como
una trinchera A la ciudad, 6 interrumpian la comunicacion





OBK.AS OE SARKtIINTO


por mess anteros. jCuAn pronto olvidamos los pasados
padecimientos! Poer fortune tenemos largas y remunera-
tivas vias f6rreas que atraviesan todo el territorio de la
Provincia, que aseguran las comunicaciones en general;
pero cuando ha de descenderse A los detalles, A los caminos
que han de proveer de carga A esas vias, volvemos a en-
contrar las dificultades de la viabilidad ordinaria, en todas
parties, aumentada aqui por la falta de poblacion y de
montahasl Las vias no pueden repararse I Esta ha de ser la
base de todo sistema de viabilidad eu las vastas campafias
de Buenos Aires; y poe tanto es en este problema por
resolve, mas complicado que el de las diez y seis Munici-
palidades en una sola ciudad, cuando no se ha logrado
establecer una, eficaz, durable y dtil todavia.
Dado, pues, qua los caminos no' han de repararse, por
la imposibilidad de hacerlo A causa de no haber piedra, las
vias pasadas han de ser anchas, y seguir las inflexiones y
ondulaciones de los terrenos que atraviesen. -
Generalizase la idea de que debiera procederse A trazar
las vias oficialmente,'A fin de que las divisions de la pro-
piedad se ajusten A ellas ?
Formarian las principles una especie de abanico, cuyo
eje este en la ciudad capital? Sin embargo, los ferroca-
rriles son en cada estacion 6 en cada villa que atraviesan
centro 6 eje de un circulo que habra de proveerles de car-
ga y pasajeros.
Los arreos mismos de ganado, que tanto embarazan, ha-
brin de disminuir con el tiempo. Los ferrocarriles intro-
ducen cada dia inopinadas transformaciones.
Hizose en los alrededores de Chicago con capital de
millones, un emporio de ganado, para que de alli se pro-
veyesen los abastecedores de las grandes ciudades A done
se conducen los arreos. A alguno le ocurrii matar alli
mismo el ganado, y mandar por ferrocarril a Nueva York
la care preparada para el mercado, aunque mediaban
treinta y seis horas de viaje.
Los alambrados, pues, no han de presentar grandes y
frecuentes obstAculos, para un sistema de vias, si se sabe
primero por donde debe pasar una via y A donde dirigirse.
Esto es lo principal. Cuando la propiedad rural se sub-
divida, obra lenta, A media qua advance y se major el sis-





PROGRESOS GENERALES 55

tema actual de criar ganado, con mas poblacion humana
y menos espacio, habrin de emplearse en torno de ciudades
y villas servidas por ferrocarriles, tramways de carga 6
vias f6rreas, angoslas, que ya se estan ensayando en Francia
y Estados Unidos.
Con la conquista de A merica, la relacion entire el oro y la
plata, que era de uno a doce, fu6 por la abundancia de
plata, aumentada de uno a quince, y sellada A diez y
seis.
Nuestros abuelos no conocian sino onzas de oro y pesos
fuertes. Millares de sus descendientes no han visto un
peso fuerte, y las onzas son un mito 6 un fantasma. Tene-
mos papel desacreditado, en cambio; oro que tiene alas
para volar y plata macuquina y falsa en las provincias.
Otto problema 6 embarazo que nos hemos creado nosotros
mismos, y que amenaza, como toda desviacion de las reglas,
sepultarnos bajo el enorme peso del derrumbamiento de un
edificio sin cimientos.
Hay plata en las provincias, dicen, papel en Buenos Aires,
y oro en ninguna parte; pero el oro es indispensable para
pagar anualmente las deudas contraidas en Europa; y ha
de comprarse una suma cada aflo para proveer h ello, con
papel 6 con plata.
&CuAnto por ciento habrade pagar para obtenerla, A mas
del interns de la deuda?
Estaes unade las mil cuestiones que present la adop-
cion de un metal como la plata, para moneda, y cuyo
valor no esta sin embargo fijo, en relacion con el oro.
Convendra lo que propone el sefor Riestra? Hacer mone-
da, de plata para las provincias, y de oro para Buenos Aires!
j6 de plata para toda la Repdblica, 6 de oro que sirva tam-
bien para el comercioextranjero, como proponen otros? Los
Estados Unidos intentan separarse del camino que sigue el
movimiento europeo, para dar empleo A las enormes canti-
dades de plata que dan sus minas. TriunfarAn en su pro-
p6sito ?
La Revue des Deux Mondes cree que n6.
,Podremos nosotros seguirlos?t
La question de moneda nos toma en mal moment. Va a
:saberse recien si la plata sera desmonetizada del todo en Eu-
ropa, si los Estados Unidos prevaleceran.





*56 OBRAS bE SfA1tMUNrTO

Porel sistema del senior Riestra, halremos de comprar
oro con plata, pues el valor relative ha de fluctuar, segun' a
deina.nda del ditimno, que es el -quae ha de salir para el exte-
rior. Hecho lo cual queda todavia por averiguarse como se
extingue el papel moneda de Buenos Aires.
No convendria ir. pensando en extinguir el Banco tam-
bien? Todoss6dn problems, y- la capacidad escasea para
resolverlos con acierto. La prueba es que no hay dos eco-
nomistas que est6&n de acuerdo. Cuando lo est6n todos, se
hara o0 que mejor parezca, y la inexorable experiencia,
vendra luego A mostrar que todos erraban, y habra que co-
menzar de nuevo.
En fin, la Espafia sabia que todas estas Amdricas eran
suyas, aunque la mitad del territorlo no le fuese conocido.
Ambos mares le.lraian, trazades de siglos, los limites -del
continent y de las islas adyacentes.
Vino la Independuencia, y nos da una linea de litigios'a
cada rumbo que volvamos los ojos, vecinos- que nos Ilaman'
hermanos,y con quienes no podemos-entendernos en ainos.
Y luego, por afiadidura, tenemos los indios salvajes en
la frontera. Y aqul principia un nuevo litigio, y -la nece-'
sidad de resolver otro problema. La frontera al lado de las
poblaciones 6 las poblaciones avafizadas por frontera, fut
la practica, hasta 1868.
Una linea de fronteras a vanguardia de las poblaciones
cubriendolas, fue el sistema hasta' 1875. Una frontera zan-
jeada, al frente de los toldos de los salvajes, ha sido el sis-
tema seguido desde entonices hasta hey. Una line desde
el Rio Negro, enderezando al Norte, y rectificando la fron-
tera de curva que antes era, es la solution que va, a darse
al problema hoy. Sera esta la verdad? Nosotros no tene-
mos sino una objection que haderle, y esta es cocmun a-
muchos otros problems. Somos muy pocos habitantes
para abarear tanta tierra.
Veremos lo que da el nuevo censo, para calcular en ade-
lante la march progresiva del aumento de la poblacion.
Los vacios de la poblacion, he ahi lo que detiene el creci-
miento de la riqueza.
Tenemos, pues, en solo lo que Ilevamos apuntado, la
bastante para enloquecer a pueblos que sino lo estuvieran
ya, no hubieran traido las cosas donde estan.





PPOGRESOS GENERALS


-Qu6 saber y resolver si habrAn diez y seis Municipali-'
dades, una, 6 ninguna, en las ciudades existentes; y cuestion
y problemfa sobre el modo de hacer planteles de otras nue-
vas con colonies.
-C6mo y hasta d6nde se extenderan los ferrocarriles,
c6mo se sostendrani los actuales, y c6mo se harAn vias de
comunicaciones internal, tomando por base el imposible-
que es conservarlas.
-Si sera de plata. 6 de oyo la moneda, y si el papel
moneda es enfermedad que tenga remedio, en el estado
cronico a que ha llegado. Problema de vida 6 de muerte.
como todos los cAnceres?
-CuAles son los limits de la Reptiblica ?
Problem.
-Cual es la line de fronteras con los indios, y dominan-
dolas todas, alejaudolas y dejAndolas crecercomo la mala
yerba, queda aun la grand question, la dinica question digna
y la que se resolver! de una manera 6 de otra!
a(Qui6n sera el future Presidente de la Reptiblica, sin 6
con Municipalida'des, sin caminos, sin moneda, sin limits,
y sin fronteras?)
That is the question.

FERROCARRIL SANTAFECINO

(EI Nacional, Setlembre 13 de 1878.)

Se ha sancionado en la respective Legislatura un pro-
yecto de ley, por el cual la Provincia de Santa Fe garante
el siete por ciento sobre un capital de 1.600,000 pesos para
construction de un ferrocarril que sirva lai exportacion
de los granos del pais colonizado, hasta el mercado del
Rosario.
Como es tan barato su costo,o y como los products que
habra de esportarse seran tanto mas grande, cuanto mas
bajun los costs de trasporte, es seguro que la via sera
productive, y su existencia, estimulo para cultivar todo'el
terreno, a ambos' lados del trayecto.
Realizado este servicio, puede decirse que aquellos es-
tablecimientos agricolas se hallarin en las condiciones





OBRAS DE SARMIENTO


mas aventajadas para la production, con terreno'feraz y
faciles medios.de trasporte.
Es digno de notarse que el ferrocarril que se va a cons-
truir realize las mas recientes modificaciones en cuanto al
costo minimo de construction; lo que es una garantia de
buen 6xito; y como todo el terreno que atraviesa es cul-
tivable, y esta ya de distancia en distancia cultivado, puede
ramificarse en todas direcciones, .segun la profundidad a
que vaya avanzando la conquista del terreno.
- En el Oeste de los Estados Unidos, los ferrocarriles fue-
ron pioneers, que abrian el bosque para dar existencia, a
sus costados, a nuevos Estados. El de las colonies san-
tafecinas esta destinado A producer los mismos efectos,
aun en mas corto tiempo, pues entrara sirviendo al trAfico
desde que se construya la primera seccion, y es de esperar
que no haya Ilegado a la iltima, sin que los espacios in-
termediarios, que no' estan aun cultivados, sean distribui-
dos, economizados y labrados.
Con este complement, aquella region del territorio ar-
gentino estA Ilamada a ser el granero de esta parte del
Atlintico, y presentar luego el aspect de la Lombardia,
pues en los Estados Unidos la labravza esta de ordinario
interrumpida por grupos de bosques primitivos, que la
encierran en horizontes limitados.
Ya se siente en el mercado y en el comercio la influen-
cia ben6fica del desarrollo de la agriculture, cuyos pro-
ductos eran hasta ahora poco articulo de importacion,
como las mercaderias; y podemos, sin hacernos illusion,
asegurar que en pocos afios mas seran las Repdblicas del
Plata el pais mas aventajado para la inmigracion, desde
que la alimentacion sea abundante y barata.
Traduciremos del Standard los detalles que-sobre el con-
trato y extension del ferrocarril de Santa Fe public.

EMIGRACION Y COLONIZACION

(El Nacional, Setiembre 14 de t878.)

Hemos recibido de la Comision de inmigracion una hoja
suelta impresa, suponemos en 1877, que contiene tras la
recomendacion del Comisario General senior Dillon, de el





PROGRESS GENERALS


sistema que hemos aconsejado para fomentar las colonies
existentes, un decreto del Presidente, durante el ministerio
del sefior Iriondo, proveyendo pasaje hasta para cien fami-
lias, que soliciten los colonos que sean poseedores de una
6 mas concesiones y tengan recursos para tender a la
subsistencia de dichas families, etc.
Siguen las disposiciones, reglamentarias que se tomaron
al efecto.
Este antecedente muestra la practicabilidad del sistema
que los mismos colonos proponen, segun se ha visto en lo
que hemos indicado antes, pues no ha hecho- El Nacional
otra cosa que servirles de 6co y apoyo. Como no indica-
mos la inversion de fondos especiales a este objeto, sino
que pedimos regularizar el impuesto 6 servidumbre de
pasajes que reconocen los vapores admitidos al privilegio
que la ley les concede, creemos que lo que fu6 material de un
decreto para cien families, pudiera ser generalizado a
todas las que dichos vapores puedan traer al afio, mediate
sus compromises, y de acuerdo con la reglamentacion que
daria la oficina de Inmigracion.
El ensayo merece la pena de ser intentado con cierta
regularidad. Hace tiempo que predomina la idea, y cree-
mos que la oficina de Inmigracion la ha ensayado, de
fundar colonies por cuenta y accion direct del Gobierno,
con inmigrantes traidos directamente, reclutados en los
centros de desembarco.
A este g6nero pertenece el ensayo que se hace en el
Diamante, con una part de rusos y alemanes, bajo la direc-
cion de un empleado de aquella reparticion.
Sabemos que la necesidad del moment compeli6 a enviar
los colonos a aquel lugar; y es possible admitir que por
causes iguales, 6 por llevar adelante la idea de una coloni-
zacion official, se hayan hecho otros planteles.
Como desahogo, puede ser bueno tal expediente; pero
no como sistema. El Gobierno no ha de encargarse de
colonizar aun las propias tierras nacionales, invirtiendo
fondos en pagar pasajes, ni sosteniendo, aun por el primer
aflo a los colonos, contando con su reembolso.
Este sistema, solo posible- con convictos, porque estan
bajo el dominion de la fuerza, es inaplicable a hombres
libres, a quienes no es possible dar impulse, cuando por el





60 OBRAA DI SA~KMIBNTO

contrario se les quitan las aspiracion-es que fuerzan al tra-
bajo, cuates son'las necesidades y el deseo de mejgrar de
condition. Es preciso, pues, dejarle:toda libertad de action,
para estimular su trabajo, y asociar al pago de la deuda
contraida otros colonos, que la garantan.
La ocupacion del terreno inculto por establecimientos
nuevos, no puede hacerse siti costs ilimitados y variables,
por el Gobierno directamente, y lejos de las parties ya
pobladas.
El sistema que resultaria de lo ya ensayado por deci'eto
del Gobiern6 Nacional para cien families, podria conver-
tirse en un sistema definitive de colonizacion argentina,
p,ues con eso se lograria asegurar el reembolso de dinero
invertido en fletes, y dar mas eficaz protection a la pobla-
cion de lo ya cultivado. El sistema contrario lievaria a las
aventuras del 6xito; pues si deudores del gobierno tuviesen
una rnmala cosecha por primerfruto de su trabajo, es seguro
que el gobierno mismo los abandonaria & su suerte; por
no encargarse de rnantenerlos un afio mas, asi como los
colonos tenderian A dispersarse, para eximirse del pago de
lo ya adeudado.
El sistema seguido en las colonias de Santa F6 por tantos
aflos, y su grande y seguro 6xito, estf indicando que este
es el que debe adoptarse en la Repdiblica Argentina, dadas
las condiciones de su suelo, ppblacion, y medics de des-
arrollo; pues combine admirablemente el in tears del colono,
el interest provincial, y la action que. el Gobierno Nacional,
interesado en poblar el territorio, debe poner, sin compro-
meter sus xrentas, por via de proteccion indirect, pero
garantida.
Esto es lo que hemos propuesto, por indication de los
colonos experimentados, y lo que por recomendacion ensay6
el Gobierno para cien families, on el decreto a que hemos
hecho alusion.
FAcil seria saber el nimerco de pasajes' que adeudan los
vapores patentados, y sobre ese ndmero, calcular la exten-
sion en que obraria un nuevo decreto, genera-lizando su
action; pues por las correspondehcias que. hemos publicado
hay en efecto colonoslya establecidos y de responsabilidad,
que aceptarian la obligation de responder do la deud-a en
que incurrieran los nuevos arribantes, si estos fueran de





PROGRESS GENERALS


su election, traidos a su pedido, y por tantas personas A
quienes acojerian bajo su propio techo, proporcionandoles
salaries, ocupacion inmediata, y posibilidad de reintegrar A
los plazos estipulados, los avances que el Gobierno les
hubiese hecho, para facilitar su venida, cosa que no siempre
es facil A los labradores que desearan trasportarse A estos
palses. Lo que es innegable es que, por este medio, el
Gobierno Nacional debiendo protejer la inmigracion, no
lo haria A la ventura, sin6 con personas de reconocida
moralidad, 6 idoneidad para el cultivo de la tierra.
Podemos reducir nuestras indicaciones A estas simples
f6rmulas.
Que tenemos en las colonies de Santa Fe un sistema pro-
bado, al que debemos adherir, como definitive.
Que la action del Estado ha de combinarse con el inter6s
particular.
Que, sin motives premiosos, no ha de colonizarse lejos de
las poblaciones actuales.
Que el Gobierno no debe proveer directamente ni dirigir
colonies.
Que los colonos ya establecidos d6n garantia, no solo de
pago de pasajes, sino de la moralidad y aptitud para el
trabajo, de colonizador nuevo ayudado por el Estado.
A estas simples observaciones, afadiremos otra, y es que
si no se garante asi, la accion protector de la emigracion
del Gobierno Nacional no debe ejercerse de ninguna otra
manera, sino quiere correr el riesgo de que le presented
mensualmente enormes gastos incurridos, por desembolsos
imprevistos y que no pueden ser calculados, en empresa
como la de poblar terrenos incultos, sujeta A las vicisitu-
des del clima, de las lluvias, de la seca, de las pestes, etc.

HUELGAS

(El Nacional, Setiembre It de 1878.)

VWese en los sueltos de los diarios, que se anuncian
huelgai que int'entaran los impresores unas veces, los
empleadqs de ferrocarriles otras, por aumento de sala-
rio, etc.
Estamos persuadidos de que no hay en todo esto, sino





OBRAS DE SARMIENTO


invenciones de los ociosos, buscando motives de alarmar, y
plagiando en imaginacion lo que leen diariamente que ocu-
rre en algunos puntos de Europa, y aun en los Estados
Unidos.
Es aquella una enfermedad porque pasan ciertas nacio-
nes europeas, a causa de la irregular, excesiva a veces, y
otras restringida fabricacion de articulos para la exporta-
cion. El fabricante emplea tal ndmero de brazos como Jo
exije la demand de su product. Si esta disminuye, si
el product no compensa, baja los salaries, 6 despite bra-
zos. Consecuencia; las huelgas.
Entre nosotros no existen tales alternatives, ni hay con-
currencia de oferta ni demand. La huelga seria una ridi-
cula parodia, sin objeto y sin resultado.
En los Estados Unidos, ocurri6 hace meses una imitacion
de huelgas europeas, que caus6 terrible estragos, quedan-
do todo en el mismo estado que antes, pues nada podia
cambiar las condiciones del salario.
Las declaraciones tomadas, mostraron que la idea fu6
sugerida por agents ingleses que fueron a los Estados
Unidos a exitar los animos, .que hallaron preparados, en
los empleados de ferrocarriles, cuyas, utilidades, altas
durante la guerra que laacia mover millones de soldados,
habian bajado, con la disminucion del movimiento, hasta
hacer quebrar mas de doscientos ferrocarriles.
Entre nosotros, se mostrarian mas dispuestos a ser in-
fluidos los impresores, por cierto grado de desarrollo inte-
lectual y tener una sociedad organizada; pero si no es el
gusto que quieran darse algunos traviesos, de interrumpir
la publicaciones de diarios, ningun otro resultado se con-
seguiria.
Hay perturbaciones que tienen sus causes en Europa, y
que debemos cuidar que no se las traiga por imitacion a
nrestro suelo, que tiene, por desgracia, las suyas propias.
En Francia, B61lgica, Canada, y otros puntos, las hay por
cuestiones religiosas, con motivo de procesiones t otros
actos exteriores.
Esta tambien puede ser una mania contagiosa, si se
insisted en suscitar cuestiones, y traer al terreno prActico,
los movimientos de opinion que los demasiado celosos,
quisieran hacer prevalecer.





PROGRESS GENERALS


Los conservadores, los clericales, los liberates, y todos
los partidos politicos estan interesados en alejar aquellas
plagas, manteniendo la tranquilidad de los hnimos.
El socialismo usa las huelgas como instrument de per-
turbacion, pero el socialismo es una necedad en America.


CUARENTENAS

(El Nacional, Febrero 13 de 1878.)

El Brasil, a estar a las noticias que nios llegan, estable-
cerak cuarentenas en sus puertos, para precaverse del con-
tagio de la fiebre amarilla que pued'e venirle de los Estados
Unidos, donde se estiende de una manera alarmante.
Un buque liegado a Montevideo, de la Habana, parece
que trae atacados de fiebre.
Nuestra sociedad de M6dicos se ha ocupado estos dias, de
discutir la question de cuarentenas, entrando entire las pre-
cauciones posibles, la clausura de los puertos.
Tan frecuente se va haciendo la amenaza de este azote,
que si hubiese de apelarse a este dltimo expediente no ha-
bria ni 6poca ni dia seguro para el despacho de los buques,
no obstante saberse que las mercaderias no son por si
mismas conductores de aqueilas etifermedades, cuyos g6r-
menes vienen en las personas 6 en sus vestidos.
Lo que importaria desde ahora, seria negociar con el
Gobierno del Uruguay un lazareto comun, en una de las
islas del Este de Martin Garcia, para establecer la cuaren-
tena, en lugar c6modo y con puerto seguro, incomunicado
con el continente.
Aunque no demos importancia por lo present A aque-
llos amagos lejanos, desearamos que se crease un Consejo
de Higiene, con autoridad de hacer desaparecer todo esti-
mulo al desarrollo de estas plagas.
Varias grandes ciudades norte-americanas han creado la
policia de sanidad, que tiene por function visitar las casas,
y ordenar se hagan desaparecer de su interior los focos de
infeccion que encontraren, hacienda ejecutar obras de sa-
lubrificacion.
En Nueva York, tiene el Cuerpo Higienico facultad para
mandar arrasar casas en ruina, mal sanas, como son siem-





OBRAS DB SARKMIBNTO


pre las que sirven de alojamiento a los miserables, y dar
ventilation, y fijar espacio para los que se siren do lo que
aqui llamamos conventillos. Ni los mataderbs antiguos
han escapade, cuando hanrsido convictos de infestar las cer-.
canfas, estando la policia lista con sus recursos y su fuerza
para ejecutar la orden, si el propietario resistiese. '
Llevado este punto a los tribunales, se decidi6 que la so-
ciedad tiene, por medio 'de la Legislatura y en virtud de
una ley, el derecho de preservar su existencia, haciendo
desaparecer todo lo que, ante la declaration de la ciencia,
es capaz de comprometerla.
Es ilicito alojar pers6nas'en lugares estrechos, faltos de
ventilacion 4 inmuihdos, por cuanto comprometen'la vida
de los que por necesidad tienen que habitarlas.
En algunos puntos de la campafia ha aparecido la viruela
y los encargados de difundir la vacuna han dirigido a los
habitantes de Buenos Aires sus amonestaciones, Ilamando-
los A vacunarse, en prevision de que extienda sus extragos
hasta aqui.
Durante el pasado aflo, la-vacunacion se ha hecho en
reducida escala, no -obstante la solicitud de los encargados
de practicarla, por falta de concurrencia.
El mas nutrido contingent les vino de tres distritos de
Escuelas, cuyos Presidentes senior Bernet, Dr. Insiarte, y
Dr. Larrain, tuvieron la feliz idea d'e mandar a los niflos
de las mismas a vacunarse, en lugar de esperarse A que
vengan vacunados para admitirlos en ellas, como lo pres-
criben los reglamentos municipales.
Si los otros Consejos de Distrito imitan el ejemplo de
aquellos, doce mil nifios serian en esta estacion garantidos
y por much tiempo, de ser desfigurados, 6 de morir victi-
mas de la viruela.-
EsLa asistencia ordenada, trae la ventaja de poder' reco-
ger la vacuna, para renove'r el dep6sito, cosa que se consi-
gue rmal, de las personas que van aisladamente.





PROGRESS GENERALS


LOS RUSO-ALEMANES

(El Nacional, Octubre 1o de 1878.)

Repiten los noticiosos, que en Europa estarian prontos
A embarcarse, con destino A estas playas, una cantidad
considerable de estos bipedos. Seria asunto de hacer jugar
el cable telegrkfico, para library al pais de esta nuisance.
Creemos deber llamar la atencion, sobre esa malhadada
colonizacion.
El gobierno ha sidd engafiado, en cuanto A su aptitud
para colonizar; y cuando han de invertirse caudales pdbli-
cos en aquel ensayo de colonizacion official, es tentar A la
Providencia escojer para ello razas que estan mas abajo
de los pueblos mas atrasados del mundo.
Hemos oido, de funcionarios pdblicos, detalles que aflijen
y las reticencias de las relaciones los confirman.
Lo que no se tiene en cuenta es que pueblos que estan
en ese estado de civilizacion, no han de mejorar sensible-
mente en dos 6 tres siglos, por no- poseer nosotros tnismos
en las campafias, medios de accion, que por el ejemplo,
los hagan entrar en mejores condiciones.
Por circunstancias especiales, acaso por los peligros que
los habran rodeado en los parajes solitarios, que han ocu-
pado estos alemanes en Rusia, de dos siglos a esta part,
han vuelto al estado gregario, viviendo juntos como en
aduares, y resistiendo A ocupar las suertes de terreno que
A cada familiar le estAn adjudicadas.
Esta es la peor de las condiciones de existencia, y que
frustrara todo lo que se haga para que se establezcan
individualmente. Esta era la manera de vivir de los
pueblos antiguos, recojidos en villas y ciudades, para
proveer A su seguridad, y dispersandose todas las mafia-
nas sobre el agro que las circundaba, para sembrar y cose-
char los granos, que tambien se almacenaban en la
poblacion urbana.
ToMO xu.-5





66 OBRAS DE SARMIENTO

No ha de ser, pues, de un dia, ni de pocos afios, des-
arraigar hAbitos de aso6iacion de este g6nero; pero ya
que el gobierno ha sido victim die un error, con los que
hai) venido, libre al pais y a] tesoro de aumentar la carga
y el contratiempb. Que' no vengan mas.

MONEDA DE PLATA

(El Nacional, Octubre 4. de 1878.)

La Revue des Deux Mondes, se ha encargado tde justificar la
preferencia que el Ministro de Hacienda ha dado A la
plata, para la acufiacion de moneda argentina, disipando
con cifras la alarm que la depreciacion aparente del me-
tal, en relacion al oro, se habia esparcido en Europa, y
justificando igual preferencia dada por los Estados Unidos,
para retirar el papel de curso forzoso, y volver A la circu-
lacion metAlica.
La dnica objecion que queda subsistente, viene de la
necesidad de comprar anualmente oro para servir los em-
pr6stitos contraidos en Europa, mientras las importaciones
excedan A la exportacion de products del pais. Los ce-
reales pueden aumentar por uno 6 dos millones la expor-
tacion, si logran los agricultores obtenerlos A precious bajos
de costo.
La facilidad de trasportar los metales preciosos hace
del mundo entero un solo mercado para el oro y la plata,
de donde se deduce que nosotros somos impotentes, para
fijar sus relaciones, y que el error que cometamos serA
corregido A nuestras expenses, exportantdose aquel de los
dos metales al cual hayamos'tijado menos valor que el
corriente.
Esta question estA actualmente sometida A ladeliberacion
del Oongreso official, en Paris, provocado por los Estados.
Unidos, y sus decisions habrin de regular necesariamente
nuestras propias determinaciones a ese respect, ya que
tomando la plata como etalon, sin excluir el oro, seguire-
mos A los Estados Unidos, que han reaccionado contra la
idea prevwlente en Europa, de adoptar el oro como exclu-
siva moneda.
En cuanto A las probabilidades de depreciacion de la





PROGRESS GENERALS


plata para lo future, la Silver-Commis.sion del Congreso de
los Estados Unidos, y la Silver-Commission del Parlamento
ingles, dan cifras tranquilizadoras, mostrando que el exce-
so actual de production de la plata, por lo que habia dis-
minuido su valor, no es suficiente para colmar el deficit que
deja la production del oro, que ha disminuido, de manera
que si se deja A la plata en la circulacion el lugar que
siempre ha tenido, se habri dado destino exactamente a,
la que se extra actualmente de las minas de todo el
mundo, pues los Estados Unidos sellaran casi toda la que
producer sus asombrosas minas.


LA ESTADISTICA COMMERCIAL Y LA RENTA

(BR Nacional, Setlembre 18 de 1878.)

Las cifras que de la importacion de mercaderias extran-
jeras presentan los cuadros de la estadistica en 1876 y 1877,
ofrecen motivos de regocijo, por el desarrollo de industries,
que no son mas que elaboracion de products del pals, 6
las varias formas de trabajo national.
La agriculture, puede decirse que es una industrial nue-
va en nuestro pais, pues hasta ahora poco, el comercio ex-
tranjero nos proveia de pan.
Los products agricolas, y las industries que los toman
como material primera para transformarlos en various pro-
ductos, figuran en 1877, por su dismin'ucion en la lista de
materials y artefactos importados, aunque todavia no apa-
rezcan sino como indicaciones de mayor desarrollo en la
exportacion future.
Hay quien pueda, sin embargo, echar una mirada, triste
sobre estos progress reales que hace el pals, por las nue-
vas dificultades que le cream. El Ministro de Hacienda na-
cional debe'experimentar la misma sensacion, mezclada
de dicha y de pena, que el padre pobre de u'na numerosa
familiar, cuando el cielo lo favorece con un nuevo hijo, que
al fin es precise alimentar y vestir.
Es excelente y apetecible que el pais produzca todos los
cereales y aun mas de los que consume; pero el no impor-
tarse cereales, deja un vacio en las rentas de Aduana, que
no liena l.a exportacion con iguales sumas.





OBERAS DI) SARMIINTO


Segun nuestro sistema rentistico, no habiendo impuestos
internos de carActer national, todo lo que deja de impor-
tarse es en detrimento de las rentas pdblicas, mientras
que nada le dan esos mismos products 6 sus equivalentes,
cuando se produce en el pais. No citemos sino un ejemplo.
Nada hay mas fAcil que sustituir todo el aguardiente que se
introduce del extranjero, con los products de la destilacion
de la uva, de la cafia, y sobre todo del malz. ProducirAse,
pues, aguardiente A discrecion, hasta hacer impossible y
ruinosa la importancion; pero las rentas nacionales no se
resarciran de la brecha que abre al calculo de recursos la
supresion de la partida de derechos sobre los espirituosos.
La importacion de cerveza en botellas ha disminuido la
mitad, de un afo para otro; y continuara hasta desapa-
recer la importacion, gracias A los progress que hace la
fabricacion del mismo articulo en el pais.
En Estados Unidos, si la tarifa tiende A exajerar los
derechos sobre la importacion de espirituosos, es que se
desminuye la renta por este lado, y se reintegra imponien-
do fuertes derechos A la fabricacion del whiskey, la cerveza
norte-americana.
Y no se crea que es de poca consideration el desfalco
que experimental las rentas nacionales, A media que
empezamos a bastarnos A nosotros mismos en la produc-
cion de ciertos articulos. Hay ya ciento cuarenta articulos
que eran antes de exclusive importacion, y que ahora son
de production national en parte, y pueden llegar A su-
plantarlos totalmente. Los vinos argentinos no eran ni
aun conocidos en Buenos Aires hace diez aflos, y desde uno
6 dos, ya se presentan en grandes cantidades. La azdicar
de Tucuman va invadiendo gran parte de las Provincias
del interior; y llegark a Buenos Aires, cuando se monten
tres ingenios nuevos que tienen pedidas maquinarias A
Europa por valor de trescientos mil pesos fuertes. La pro-
duccion de la azdcar se abaratara entonces; pero el erario
no percibirA un centavo de esta fuente. Ya pierde, por la
concesionhechaen los ferrocirriles, de trasportar A precious
reducidos los aguardientes y melazas.
La importacion de harina figuraba antes en grande
escala en el comercio con Chile y Estados Unidos. El





PROGRESO GENERALS


ano pasado se han introducido sesenta quintales por
todol
Y de los cereals provieneni,como elaboraciones, los fideos,
la galleta, el almidon, la cerveza, el whiskey 6 aguardiente
de maiz, industries todas que se han desarrollado admira-
blemente en estosi ltimos afios, y que en el pasado apenas
dejan lugar a los products iguales en las importaciones.
De 1876 a 1877, la importacion de fideos ha quedado
reducida a un quinto. El almidon deja.ra bien pronto de
importarse.
Sucede otro tanto cou las materials que a laa artes sumi-
nistra el pastoreo. La importacion de quesos ha disminuido
de 17.000 kil6gramos a 11.000; y disminuirk mas aun, desde
que los quesos del Tafi y San Luis, gracias a las facilidades
del ferrocarril, hagan concurrir a este mercado sus pro-
ductos.
No se introduced sillas de montar, y pocos arreos y
correaje para coaches, por que se construyen tales y tan
buenos en el pais; la manteca ha dejado ya de ser im-
portada.' Todo esto revela grandes progress interns;
pero acusa una disminucion de dos millones 6 mas en las
rentas nacionales, que se sostienen .por los derechos de
importacion.
Podriamos sefialar todavia muchos otros articulos en que
el desfalco de la renta, por la disminucion de la importa-
cion es enorme; como por ejemplo, la de cigarros, que ha
diaminuido en diez y seis millones, aun que la de tabaco en
rama ha aumentado considerablemiente de un afio a otro,
lo que compensa la disminucioti en cigarros. En este
articulo manufacturado, se se hace sensible la perturbacion
que a la renta national causa el desarrollo de nuestra pro-
pia industrial. Asi es este aflo en el cual disminuye la
importacion de cigarros en diez seis millones, lo que priva
al Erario Nacional de una fuerte suma, mien,tras que la
Legislature Provincial ha impuesto un fuerte derecho a los
cigarros fabricados en el pais. De manera que lo que
pierde el Gobierno Nacional en derechos de exportacion, lo
cobra el Gobierno de la Provincia, en el reciente impuesto
A, los cigarros.
Como el Gobierno Nacional es el que proteje la industrial,
costea, ferrocarriles y caminds que aseguran y abaratan





70 OBlRAS DI) SARMININTO

la production, la prueba de que ha llenado cumplidamente
su mandato, el pais enriqueci6ndose, la encontrara en que
no tiene con qu6 pagar la guarnicion de la frontera, ni hacer
el servicio de la deuda que contrajo para hacer desarro-
llar los recursos del pais; pu.es, cuanto mas adelanta este,
menos renta llega a sus areas, produci6ndose en casa todo
lo que necesita en cereales, peleterias curtidas, liquidoa fer-
mentados, tabaco elabo.rado, etc., etc.
Af'idese A esto que muchos articulos de necesaria impor-
tacion, porque no pueden producirse entire nosotros, han
sido exonerados de derechos 6 disminuidos, estos, a punto
de ser insignificant su producido en renta.
Notase que en el afio 1877 nose han introducido sino po-
quisimas sedas, y absolutamente ningunas joyas, lo que
muestra sin duda que el lujo esta,desterrado de este pue-
blo de cupuchinos, que no asiste A bailes, teatros, ni paseos
pdblicos. A.si andara el Resguardo, lo que es otro medio de
disminuir los derechos de entrada. El contrabando es un
articulo de fabricacion del pais, y una de las muchas indus-
trias que se ha aclimatado ya fuertemente.
Las cifras que hemos'comparado y la situation nueva
que hacen A la rental nacioriales los progress mismos que
el pals realize, muestran lo vicioso de nuestro sistema tri-
butario, que pone en antagonismio los intereses del pais,
con los del tesoro;\pues cuanta mas industrial desenvuelve
aquel, menos renta percibira este, por cuanto disminuye la
importacion, que es Ja base de la renta. Si, como en el
caso de los cigarros qde hemos citado, la disminucion de
renta national por diez y seis millones importado, fuese
reintegrada al Tesoro, por un impuesto interno A los ciga-
rros, como el de whiskey en los Estados Unidos, todos los
intereses estariah resguardados. Qu6 seria de la Francia,
con nuestro sistema, si cuanto mas variadas son sus produc-
ciones, tuviese, por tio recibirlas del extranjero, que dismi-
nuir sus entradast Y sin embargo, se ve el arte admirable
con que estan distribuidos las cargas, de manera que es
hoy la Nacion mas rica y la que paga mas impuestos al
mismo tiempo,
Creemos haber dicho lo bastante para Ilamar la atencion
sobre, la singular anomalia que present nuestro sistem'a





PROGRESS GENERALS


rentistico, de. ir disminuyendo la renta, A media que la
industrial del pais progress.
Donde mas se pone en ridicule hasta el absurdo este sis-
tema de Pelicano, que consiste en desangrarse para alimen-
tar A sus hijos (cosa que no hace el pelicano) es en la
distribution de la tierra.
Hay sobre ella el domino eminent que pertenece al
soberano, la propiedad que puede ser adquirida por par-
particulares extranjeros y la posesion. 4A, qui6n pertenece
el domi io de las tierras baldias fuera de fronteras? Per-
tenecia al rey de Espafia, adquiri6lo la Nacion, por
tratados de traspaso que calificaban el dominion por con-
quista.
TrAtase al salir de fronteras de rescatar territories que
poseen los salvajes, pero cuyo dominion eminente pertenece
a la nacion. La nacion invierte la friolera de cuatro millo
nes d# su presupuesto en el rescate; y al dia siguiente
aparece un aviso en estos t6rminos: ((La Provincia de ....
pone en venta por cuatro millones de pesos (A veces por la
mitad menos) las tierras comprendidas en la nueva demar-
cacion de fronteras>.
Sucede actualmente que, por disposition del Congreso,
debe rescatarse y limpiarse de salvajes el territorio com-
prendido entire el Rio Negro y.... etc.
.Quien es el soberano de esta tierra? Se decide que sien-
dolo la Espafia antes, lo es la Nacion ahora, puesto que el
dominion eminente no se adquiere sino por conquista, y es
trasmisivo; y que esta Constitucion y los tratados que de ella
emanen son la supreme ley.
Supongamos que la Nacion es un empresario para some-
ter indios, como Sandes sabia serlo para someter ganado
alzado. ,Qui6n hace los gastos? Sobre ese punto no hay
question. La Nacion. Y qui6n aprovecha de lo conquistado?
Eso ya ofrece algunas dificultades. Una Provincia, dos 6
mas; except la Nacion, cuya dinica fancion es pagar las
costas.
Desgraciadamente, tanto se ha desarrollado la agriculture
y la industrial, tanto se han bajado derechos y aun quitado
para protejerla, que la,susodicha Nacion empresaria de
conquistas y desalojo de salvajes, no tiene fondos.
Entonces le ocurre la buena idea de hacer que la tierra





OBRAS DB SARMIENTO


que conquiste pague los costs y costas del pleito. El domi-
nio eminente se ha declarado ya national; y las Provincias
no ejercieron jurisdiccion sobre el desierto, en cuanto a
autoridades establecidas, ni hay propiedad individual. En-
tonces se aconseja pedir &a las Provincias que serAn favore-
cidas, adjudicandoles tierra conquistada y poblable, que
concedan el derecho future que tendran que vender tierras,
. fin de que del mismo cuero salgan las correas. El interns
manifesto tie las Provincias consultadas seria negarse,
para obtener, de bobilis, la concession. Qu6 buen sistema!

LA MEMORIAL DE HACIENDA

(El Nacional, Octubre 7 de 1878).
Ha aparecido al fin este important document, que en
el orden de su importancia- debiera ser el primero que la
administration suministrase al Congreso, para forriar su
conciencia. SAbese c6mo se suprimieron tres meses de la
vida del Ministro de Hacienda, y, con eso se explica su
atraso, pues en poco ha estado que la memorial no Ilegase
sino despues de cerrado el Congreso.
Intencionalmente deciamos que tal document debia
servir para former la conciencia de los miembros del
Congress. La opinion public de la Repdblica Argentina
atraviesa un period de formacion, muy peligroso y pre-
flado de amenazas para el porvenir. Todos sus habitantes
estAn embaidos en la idea del progress indefinido: todos
tienen la persuasion de que los recursos del pais son ina-
gotables, y que no hay limits impuestos A la voluntad del
legislator. Es convenient una mejora, es indispensable.
La question se planted sobre esta base, y si se prueba
que es itil y necesaria pasa su adopcion ha de ser ley del
Estado! Hay como se v6 poesia en la direction de las
ideas. Pensiones.graciables, premios A los antiguos y mo-
demos servidores de la patria, todas estas manifestacio-
nes de lo que llamariamos el sentimiento del progress 6
de la justicia national.
Olvidan la realidad prActica de nuestra situation, y las
lecciones de la esperiencia.
Se han gastado millones en construir ferrocarriles, con
el fin de abaratar la production. Era ensayo que debia





PROGRESS GENERALES


hacerse, y se hizo para satisfacer el espiritu pdblico y el
interns national.
Pero aun suponiendo que todas las obras pdblicas eje-
cutadas, hubiesen respondido al prop6sito que se tuvo en
mira, ellas, los pasados des6rdenes internos, y antiguas
guerras esteriores,- han constituido una carga annual de
ocho millones de fuertes que han de salir anualmente
del tesoro pdblico, para saldar las deudas y emprdstitos
contraidos.
Tendriamos, pues, como base de todo proyecto de ley,
que proponga nuevos empr6stitos, 6 nuevas inversiones,
aun las mas limitadas que salgan de los gastos ordinarios
6 indispensables de la administration, que calcular, en
cuanto aumentaran aquella suma, los interests, 6 las anua-
lidades decretadas, teniendo siempre present un hehio
que no cambia de una manera sensible, y es que la es-
portacWn de products del pais, no aumenta sensiblemente
de algunos afios a esta parte, no obstante que, segun nues-
tras reglas de apreciar el aumento del ganado que los
subministra, sobrarian cinco ahos para doblarlos. De este
hecho result que no hay razon para esperar un grande
aumento en las rentas pdblicas, tales como estan consti-
tuidas hoy, y que deben la administration, el Congreso y
la opinion pdiblica, limitar su anhelo de progress, y su
deseo de hacer justicia, A todo linaje de apelaciones A su
munificencia. No podemos! No podremos en largo tiempo I
Desde 1868 hasta 1878, la exportacion fluctiia entire cier-
tas cifras, que ni a un progress determinado se refieren.
Tomando la cifra que expresa millones y la que expre-
sa cientos de miles, tenemos en diez anos las siguientes
variantes:
1868.................... 2.280,000
1869.................... 2.480,000
1870.................... 1.860,000
1871........ ............ 1.580,000
1872.................... 2.620,000
1873.................... 2.480,000
1874................... 2.300,000
1875.................... 2.610,000
1876................... 2.590,000
1877................... 2.320,000







VWse, pues, que durante diez afios, la production, 6sta-
dionaria, Oscila en mas 6 en menos, pero sin seguir una
progression geom6trica.
En 1872 se ha producido mayor cantidad que en dpoca
posterior alguna, y en 1877 la production es menor que
en 1869.
Nuestros economists deben tener, presents estas cifras,
para medir el progress del pais. Es por ejemplo, la in-
dustria gardadera, tan productive como se cree? Nada la
ha contrariado en diez afos de una manera sensible; la
crisis no alcanz6 A los criadores de ganado, A quienes fa-
vorecian los precios europeos; ganan, los que poseen es-
tancias, de treinta A cuarenta por ciento al aflo; y sin
embargo, comparados los products del pais exportados
desde 1868 hasta 1878, no se nota crecimiento de la pro-
duccion.
El mismo mimero de vacas y de.ovejas ha podido pro-
du6ir los cueros y la lana exportados en los diez" afios,
pues sus precious no varian sensiblemente.
La exportacion de la Francia, la Inglaterra, los Estados
Unidos y casi todas las naciones del mundo, ha aumenta-
do prodigiosambnte en el mismo numero de afios; y solo
una causa orgAnica, en nuestro sistema de industrial, pue-
de esplicar esta singular estagnacion y fijeza on las cifras.
El pafs, sin embargo, no se ha mantenido estacionario.
Los criadores de ganado han reedificado A. Buenos Aires
con sus sobrantes, como se les llama: la emigracion ha au-
mentado en aquel lapso de titempo doscientos mil brazos,
y las industries europeas se han aclimatado, dando fortune
A los fabricantes; y sin embargo, la exportacion no ha
aumentado, porque el sistema fAcil de ganaderia no au-
menta sus products.
La importacion ha esperimentado en esos diez aflos,
altas y bajas que no 1fueden sugetarse A. regla. sC6mo se
explicaria el hecho singular de que habi6ndose esportado
por renta de dos y medio millones, en 1869 y en 1873, en
el primero se importan-nueve y medio millones y en el
segundo diez y seis y medio millones, 6 casi el double?
Esplicaria esta diferencia, que el gastar es obra, de la
imagination y que el producer es obra de, las matema-
ticas?


OIHRAS DK SAKtMIBFNTO





PROGRESS GENERALS


A las causes sefialadas por el Ministro de Hacienda para
traer aquella desproporcion entire exportaciones 6 import.
clones, debemos afiadir una, que no se tiene en cuenta.
Nuestro comercio de importacion lo hacen exclusivamente
casas extranjeras; y como el pais consume en artefactos
una cantidad annual que ellos saben apreciar, si un aflo 6
dos cousecutivos introdujeron el double 6 triple de aquella
cantidad usual, debi6 ser a causa de un error de opinion
comun A todos los importadores, una infatuation, como suele
decirse. Este error venia precisamente del desenvolvi-
miento que la idea del progress habia tornado en aquellos
tiempos. La inmigracion acudia en masas que .prometian
igualar luego A la de los Estados Unidos: la especulacion
sobre tierras respondia A la demand de los nuevos pobla-
dores de ciudades y campafias. Todo tomaba repentina-
mente forms colosales, 6 salia de las cifras conocidas.
Los comerciantes importadores pidieron a Europa merca-
derias 'en proporcion a las cifras que aparecian en movi-
miento.
La crisis sobrevino, y trajo las cosas A sus quicios. Una
production anual que no renta mas de dos millones y me-
dio, y una poblacion que no pasa de dos millones. Estas
son las cifras dnicas que el economist y el hombre de
estado deben tener sieinpre A la vista.
Otra triste revelacion que nos hace la memorial, es lo
producido por los ferrocarriles nacionales, que no pasa de
138,901 pesos en 1877.
Si no han producido mas, es porque en pocos puntos de
su trayecto encuentran products preparados.
Un solo ferrocarril de Buenos Aires produce mayor suma
que todos los ferrocarriles nacionales; y puede calcularse
el capital .que estos representan, para ver que minimo inte-
r6s produce.
Produciran mas tarde?
Problema de solution dificill Los ferrocarriles interiores
atraviesan grandes extensions de pais despoblado, hoy, y
que lo sera siempre, de donde proviene que el product que
viene del extreme de la line, paga el frotamiento y el
r6dito del valor de cada uno de los rieles intermediarios;
y debiendo responder el product neto A un siete por ciento,





OBRAS DE SARMIENTO


han de ser muchas las vias, que queden siempre A cargo
de las rentas nacionales.
Esta es otra indication contra la infatuation de nuestra
idea del progress, de que es susceptible el pais, y lo masque
nos falta, hacer para dejar satisfedho nuestro espiritu 6 las
aspifaciones de la opinion.
Debemos, deberemos, ocho millones.
Producimos, produciremos en renta, dos y medio millones
Los ferrocarriles no devolverAn el r6dito.
Se necesita pues, desear y esperar menos de nuestros re-
cursos actuales.
La mejor demostracion que encierra la Memoria de Ha-
cienda, es que se han gastado ocho millones menos de lo
presupuestado. Estees ya un buen paso dado. Otros de-
berAn seguirse y estos habra de darlos el Congreso.


ACUNACION DE MONEDAS

A (El Naciknal. Octubre 10 de 1878.)
El proyecto de continuar con recursos nacionales el
puerto del Riachuelo, casi corre anoche en el Senado, la
misma suerte que el de acufiacion de monedas en la otra
CAmara, el fatidico aplaz;miento indefinido que se estorba
con un aplazamiento, A fin de quitar A dia fijo, el pretext
de no haber estudiado la question, que es obligation tener
estudiada, sin embargo.
Hemos manifestado muchas veces nuestra opinion ne-
gando-al Congreso la facultad de aplazar los proyectos de
la pr6roga, lo que constitute un verdadero escamoteo, del
privilegio constitutional del Ejecutivo, de convocar A sesio-
nes extraordinarias; y el que manda con derecho, no puede
con derecho quedar frustrado.
Sea de ello lo que fuere, seria de desear, por honor del
Congress que los Diputados de las provincias del interior
viniesen el aflo venidero mejor preparados para esta'cues-
tion que tanto interest A algunas de ellas, sobre todo A las
de la falda de la Cordillera, 6 a las que comercian con
Bolivia.
Es conveniente desmonetizar la plata que en cambio de





PROGRESS GENERALS


products argentinos reciben en Chile, Perd y Bolivia los
comerciantes 6 importadores de ganados?
C6mo se sustituirian esas monedas y c6mo se la haria
repatriarse ?
Chile, Perd y Bolivia han uniformado su moneda, segun
el tipo decimal francs. El peso chileno, el sol peruano
son los cinco francos franceses.
,Convendria que por consideraciones tcenicas se adoptase
otro tipo en peso, (el peso fuerte por ejemplo, de 27 gramos),
poni6ndonos en desacuerdo con la moneda adoptada por
tres Reptiblicas, que de antiguo sellan moneda, y cuyos
territories produce el metal? i,No valdria mas que hicid-
ramos una liga latina de esta. Am6rica, asociAndonos A
Chile, Perd, Bolivia, Ecuador por un lado, y con Francia,
Italia, Espafia, B61lgica por otro?
Por qu6 seguiriamos A los Estados Unidos, dnico pais que
conserve en el dollar el peso de 27 gramos del Carolus anti-
guo? quedando asi divorciados con nuestros vecinos, con la
liga latina, y con la ciencia?
El Congress monetario de Paris ha dado su decision, y
por los dos articulos que nos trascribe El Standard, nada
resuelve sobre los dos puntos que nos interest, A saber, el
peso de la moneda de plata, si 25 6 27 gramos de fino, y la
relacion official entire el oro y la plata :A saber, si uno de
oro por 16 de plata, como en Estados Unidos 6 15 y medio
como en la liga latina y chilena.
En contestacion A las propuestas de los delegados norte-
americanos, el Congreso ha contestado: 10 que es necesa-
rio mantener en el mundo el rol monetarioque desempefian
el oro y la plata; pero que la election, en cuanto al empleo
de ambos, habria de hacerse segun la, especial position de
cada pais; y 2o, que la limitacion a la acufiacion de la mo-
neda de plata, debia ser igualmente dejada A la libre deci-
sion de cada Estado, segun la position particular en que
se halle codlocado y especialmente, segun que la dltima
depreciacion en el mercado, de la plata, haya afectado
de una manera 6 de otra la position monetaria de diver-
sos paises.
Estos son los datos principles que tenemos ya y que nos
faltaban antes del aplazamiento. Uno mas, aunque acaso
momentAneo, afiadiremos. La casa de moneda de Filadel-





78 OBRAS DE SARMIENTO

fia, labia ya acuniado once millones, y la Tesoreria no
habia podido hacer entrar en circulacion much mas de
un million, repelido 6 mal recibido el dollar, como emba-
razoso en grandes cantidades, y pesado. aun en pequefias,
para carteras de moneda, que guardaban antes oro 6
papel.
Tal es el estado de la question monetaria, y tales los an-
tecedentes, y las circunstancias espaciales en que estamos colo-
cados, ligados porel oro con los mercados europeos, y por
la plata con Chile, Perd y Bolivia, que tienen un tipo fijo,
que no abandonarAn, porque es el del sistema m6trico de-
cimal.

COSECHAS DE TRIGO

(E Nacional, Octubre I2 de 1878.)

Se presienten esplendidas como nunca, en cantidad y
calidad, si ninguna perturbacion atmosf6rica 6 political no
viene A detraudar tan bien fun'dadas esperanzas.
De Santa Fe, de Entre Rios, de la campafia de todas
parties, viene el mismo anuncio. Habra, pues, harina para
el consumo interior, y una gruesa partida para la exporta-
cion. Sin esto dltimo, la regla flaquea, de lo que abundai
no dafia. El exceso de production sobre el consumno de
cepeales dafia enormemente. En San Juan, vale la fanega
de trigo catorce reales bolivianos que apenas son treinta
pesos moneda corriente.
Los telegramas comerciales tendrIn de hoy mas que dar
cuenta del precio de los cereales en Rio, Inglaterra, Francia
y del estado de las cosechas en Europa, Rusia y Estados-
Unidos para regular los precious de nuestro mercado, segun
la demand.
Si para algun pals puede ser provechosa la eiportacion
de granos, puede ser para los nuestros, desde que no son tan
en gran cantidad todavia que hayan de perturbar el equi-
librio de los precious. Si aun no pudidsemos exportar con
ventaja, debemos consagrarnos A estudiar las causes.
Chile debe sus atrasos financieros A dos malas cosechas
sucesivas, y se alienta con la esperanza de una favorable.
A nuestro pais no lo afectarA de, una manera sensible una-





P1OGRESUS GENERALS


p6rdida semejante; pero al porvenir de.las colonies seria
funesta, pues dada la poblacion argentina, siempre tendrain
over producciones, 6' excesos de products, los que serian
ruinosos sino fuesen demandados.
Se nos asegura que el empresario del ferrocarril angosto
intercolonial, se traslada & Europa en busca de los capita-
les necesarios, tan seguros estan de las bases del calculo,
en cuanto & la carga que esta pronta para ser trasportada.
La cosecha actual a realizarse pot complete las esperan-
.zas que el estado actual deja concebir, servira, mientras se
solicitan capitals, de comprobante, que justifique la inver-
sion.. El senior Casado, solo de Entre Rios, pide A la oficina
de inmigracion, mil peones para.levantar sus trigos; y de
las colonies de Santa Fe nos previenen, que la cifra de
treinta y dos leguas labradas que dimos, es muy reducida,
pudiendo doblarse sin apartarse de la verdad.


QUINCE MIL LEGUAS

(El Nacional, Octubre 8 de 1878.)

Tal es precedido de conquista, el titulo de un libro bas-
tante abultado, que ilustra las cuestiones relatives a la
ya sancionada traslabiou de las fronteras'de la Repdblica
al Rio Negro.
Hubi6ramos preferido titulo menos ambicioso, por lo que
tiene de reclamo, pules la material que el libro contiene, con
muchas minanifestaciones oficiales de aprobacion y rastros
visilles de cooperation de las oficinas de guerra y marina,
le da una importancia especial.
Es realmente un trabajo digio de estimacion, reunir en
un volume, cuanto se ha escrito durante dos siglos sobre
los paises que bahnan el Colorado y el Negro, y exhumar de
los archives 6 reimprimir los viajes, expediciones y reco-
nocimientos que se han practica'do en aquellos parajes, con
las cartas y derroteros de antiguos y modernos aventure-
ros, sin excluir los derroteros y viajes a la ciudad encan-
tada 6 de los C6sares, que se creia existiese en la Cordillera,
al Sud. de Valdivia.
Mucho merito ha contraido el seflor Zeballos con la com-
pilacion de tan rica coleccion de datos, y su libro esta





OBRAS DE SARMIENTO


destinado, mras que a. adornar las bibliotecas, a ser el
companfero inseparable del expedicionario al desierto, ya
sea al Este de C6rdoba, ya al Sur de Buenos Aires.
Solo recorriendo las paginas de este libro, puede for-
marse idea del, cimulo de studios y trabajos de que han
sido occasion aquellas tierras australes, que sin embargo,
han permanecido hasta hoy despobladas, A causa de la
barra que obstruye los rios que Ilegan al mar, de las cid-
nagas mediterraneas en que se pierden otros, de los inhos-
pitalarios areiales que median entire el rio Negro y el
Colorado; y de los m6danos que cubren centenares de
leguas. La naturaleza no se ha mostrado pr6diga de sus
dones en todas parties, por aquellas dilatadas regions, y
aunque mnucho haya de aprovecharse con la proyectada
ocupacion del rio Negro, no debemos disimularnos que
muchos miles, de los quince de leguas, han de permanecer
eternamente como la naturaleza los dej6.
Esto no impide que quede utilizable lo bastante para sa-
tisfacer las necesidades de una p'fblacion numerosa, ya que
la provincia de Buenos Aires, cuan grande es, medira solo
seis mil leguas cuadradas, hasta los tiltimos avances de la
frontera, cuando las poblaciones lleguen a una zona de
tierras f6rtiles que se extiende a las faldas de los An-
des, al pi6 de jlAdordilleras y en values umbrios de una
vegetgacipn lozana' en que descuellan hayas, y las belli-
s~ras araucarias, que como el nombre lo indica, son origi-
ui-arias de aq-uellas comarcas, de uno y otro lado de los
Andes.
Los indios tienen su Eden, los bosques de manzanos, a
donde acuden las tribus, aun de paises lejanos, y depo-
niendo toda enemistad y guerra, se abandonan al placer de
saborear la deliciosa fruta. Si se afiade que tambien de
aquellas regions es originaria la frutilla chilena, la mas
grade y dulce variedad de las fresas y que tapizan el suelo
por centenares de leguas, ltabra estimulo a'la imaginacion
de los que no pocas veces han de sentir las angustias de
sed, en los midanos y travesias sin fin, 6 los ardores del
sol, en la pampa de cascajo y arena que se extiende a trechos
de centenares de leguas.
Que-todo eso costara la conquista de las 15.000 leguas, que
amenizara la lectura en los campamentos y percances del





PROGOKSOS GENERALES


-ej6rcito, libro que lleva aquel titulo, instruyendo, guiando,
-civilizando y alentando al soldado.
Con estos pormenores que llamariamos trascendentales,
por cuanto su importancia habra de verificarse 6n 6poca
mas 6 menos remota, la adquisicion de un ciefto ntimero
de leguas, sometidas en adelante a la vigilancia y guard
-de nuestras lines armadas de frontera, responded a una
necesidad pdblica que todos han adivinado instintivamente
y que los datos estadisticos presentados por la Memoria del
Ministro de Hacienda han puesto de manifiesto.
La ganaderia actual no progress de una manera sensible,
en los limited en qde esti comprendida. Todas las expli-
caciones que se den, ya sea por los cambios experimentados
al transformarse de cria de ganado mayor a cria de ovejas,
6 cualquiera otro accident que se haga. valor, siempre
resultara cierto que en diez afos no ha doblado, ni tripli-
-cado el product exportable de la ganaderia, como debiera
esperarse de la march natural de toda industrial.
Es possible esperar alguna mejora sensible en los afios
pr6ximos. Puede en efecto influir en gran manera la clau-
sura de las estancias, por medio del alambrado que se
generaliza, para aumentar el product de la cria de ganado.
mayor, mejorando las razas, sometiendo a mayor cultural
la cria, y aumentando su rendimiento altiral con la elabo-
racion de la leche, cuyos products equivalent al valor del
ganado mismo. Hay todo motivo de career, que la exp6r-
tacion de came de carnero, por lo menos, por medio de la
preservacion frigida 6 quimica, sea practicable en grande
escala, y entonces habra un nuevo rendimiento de la cria
de ganados.
Mientras estos progress mas 6 menos lentos se realizan,
habra conveniencia en poblar de ganado nuevos campos,
y esta es la ventaja que decididamente traera la extension
dada a la frontera y la incorporation de mayor territorio,
dentro de las lines de defense.
En cuanto a los intereses de la agriculture, seria empeflo
vano buscarles satisfaccion por ese lado. Los territories
-que van adquirirse, estAn ubic'ados, en su parte dtil
demasiado tierra adentro, para, esperar que sin puer-
4tos, sin vias de comunicacion faciles, se abran paso a
TOMO .LL-6







las costas, para ser exportados con ventaja; pues para
proveer al consume de la parte hoy poblada, tendrian qua
competir aquellos products con Ids de igual naturaleza
que se obtienen en los lugares mismos de su consumno. El
movimiento agricola, por otra'parte, viene ya pronunciadD-
del lado del Norte, eh las colonies agricolas de Santa Fe y
Entre Rios, que son en definitive el efecto de la inmigracion
que realize los prop6sitos de poblacion y cultural del terreno,
sin lo cual se esterilizaria, 6 se detendria en lo sucesivo.
Consid6rese queun pals donde lapropiedad esta distribuida
por leguas, y que no tiene ni exceso de poblacion, ni hierro,
ni carbon para la industrial fabric, Haria impossible un vasto y
constant sistema de inmigracion, si no se principiase, como-
se ha principiado ya con 6xito, a subdividir la tierra, en pro-
porciones limitadas A la capacidad de la familiar para hacerla
valer por el trabajo.
Esta segunda operation viene haci6ndose, y es deber del
Estado favorecer su complete desarrollo, quitindole los
embarazos que el estado primitive del territorio opone A la
fRcil y barata traslacion de los products agricolas A los
puertos.

QUESTION MONETARIA

(El Nafional, Octubre 8 de 1878.)
Ha quedado como aplazado el debate suscitado por los'
proyectos presentados a la Cimara, sobre acufiacion de
moneda; y se terne que no d6 un: paso mas adelante,'tal
es la fluctuacion de las ideas. Personas que se creian
autorizadas A former juicio sobre estas materials, vacilan en
presencia de las opinions contradictorias de los economis-
tas, de las resoluciones ya tomadas en los- Estados Unidos,
y de las deliberaciones pendientes'en el Congreso monetario
de Paris.
En question estA si habrAn dos etalones, 6 uno solo; si la
relacion del oro con la plata sera de uno A quince y medio,
si se disminuiria el peso del dollar americano, para hacerlo
fraccion exacta de la guinea, 6 se coordinarian estos con los
francos franceses.
En tal situation, y cuando todas las naciones estudian


82 .


OBRAS D) SAKIMINTO





PROGPES08 GENERALS


question tan complicada, vamos nosotros A dictar, A fin de
sesiones, una ley de acufiacion de moneda de plata, sin
relacion 6 con relacion A cierto peso de oro, de un peso
para el que no tenemos padron que nos sirva de base;
expuestos, como es de temerse, A cambiar de idea, segun
que se former definitivas en Europa y Estados Unidos,
teniendo que suspender lo ordenado, y reformar la ley,
antes de haberse ejecutado? ,
Las dificultades prActicas aqui, no son menos embarazo-
sas. 'Las monedas de plata, aun de cufio national, no
tendrAn curso en el menudeo de Buenos Aires, por los
habitos adquiridos, y por el peso de cierta cantidad, aun
pequefia, de metal. El oro ha de ser siempre cambiado
por papel moneda, y la plata ha de volver a las provincial
,que la usan.
El comercio de Chile se hace cambiando ganados impor-
tados de Cuyo, por mercaderias en trAnsito de Europzi;
pero como no son los ganaderos los que hacen comercio de
mercaderias, la plata chilena sirve para hacer las permutas,
saldar diferencias, y anticipar la compra de ganado, A
cuyos objetos pasa A este lado de las cordilleras. La plaza
boliviana hace los mismos oficios en el extreme Norte,
para los negocios con Bolivia, a donde se introduced gana-
dos, y de donde pocas materials hay de retorno, para saldar
las cuentas, lo que da al boliviano entrada en las provincias
de donde se surte de ganado.
El comercio de Chile es ventajoso. para las provincias
andinas, puesto que es su mercado propio de exportacion.
Las mercaderias europeas las obtienen a. precious iguales
6 con cortas diferencias de los de esta plaza, viniendo en-
fardeladas de Europa, apropiadamente para el trAnsitu pur
la cordillera. Pero en lo que les es mas ventajoso aquel
comercio, ademas de la corta distancia, la economic del
pasaje y estadia, es el habito general, invariable de com-
prar A plazos, mediante pagards firmados A 4, 6 y aun 7 me-
ses de t6rmino, lo que facility enormemente las transac-
clones.
A todos estos intereses debe respondery servir una nueva
moneda national y no es extrafio que no obstante la urgeln-
cia de la medida,.se encuentren perplejos los legisladores





OBRAS DE SARMIENTO


y no se puedan poner de acuerdo en la manera de satis-
facerlos.
Corriase en ante salas que el Ministro de Hacienda tenia
en carter un tercer proyecto, que no ha presentado, acaso
por consid.erar muy discordes las opinions de la CAmara.


FERROCARRIL DE LAS COLONIES

(OTRO APLAZAMIENTO)

(El Nacional, Octubre 9 de 1878.) ,

Cdpole en el Senado a este proyecto, la suerte del de
monedas en la otra CAmara. IHa sido aplazado.
Era tanto el contrast que presentan los precious del ki-
l6metrode nuestros ferrocarriles nacionales, con los de tro-
cha angostisima sligt rail-wtay que se proyectan en las co-
lonias de Santa Fe, que hubo de consultarse a la oflcina
de Ingenieros, sobre el caso: y como la Legislatura de Santa
Fe ha garantido el ferrocarril y 'solo solicitaba, para las se-
guridades del cr6dito, la subsidiaria garantia national no
se habian remitido los datos y cAlculos que servirian de
base aun informed del Departamento de Ingenieros, para,
explicar aquella excesiva baratura.
Es'preciso convenir que el proyecto recien introducido
en la pr6rroga, habia venido despachado tarde por la Le-
gislatura de Santa Fe; y no habia tiempo para considerarlo,
con la mejor voluntad del mundo. No dudamos que sera
acordada la garantia subsidiaria, en el pr6ximo period
legislative.
No queremos que este proyecto duerma el suefio de la
marmota, en el invierno legislative que se aguarda, sin
acompafiarlo con nuestros buenos deseos de 6xito.
La prosperidad de [a inmigracion dependera de la pros-
peridad de las colonies de Santa Fe, que constituyen ya
una provincia agricola.
Hemos hecho notar la lentitud con que aumenta la cria
de ganado, cuyos products, compran casi exclusivamente
niuestras importaciones. El d6ficit para cubrirlas no se
llenara pronto por aquella ,via. Un product nuevo puede
agrgarse a los del pastoreo, y es el de los cereales, que





PROGRESS GENERALS


estan ya sembrados, que pueden reproducirse cada afio, en
la extension que se quiera, desde que ya est'a poblado,
cultivado y labrado un extenso territorio. Un million de
quintales de harina 6 maiz exportada, cambiaran ls rela-
ciones entire la exportacion y la importacion. Nuestra cifra
de production subira repentinamente. La inmigracion
dara con ello su primer fruto. A la ganaderia afadiremos
la agriculture que es la inmigracion ubicada y radicada.
Pero los cereales, no son patrimonio y monopolio de
ciertos paises; como el algodon, las lanas, la azdcar y el
cafe, sino que los produce todos los pueblos civilizados,
para su propio consume.
Cada provincia argentina se basta hoy a si misma, para
la production de cereales. El exceso de products de las
colonies de inmigrantes seria indtil 6 de poco provecho,
sino se contase con la exportacion.
Puede decirse que su mission es crear un product para
la exportacion.
Pero para exportar cereales, es precise producirlos A
precious reducidos, de manera que concurran sin desven-
taja en los mercados exteriores, con los cereales de todo el
mundo; y como los products de la agriculture que no sea
tropical, 6 la cria de ganados, son voluminosos y baratos,
todo aumento de costo de production destruye la utilidad
del product, puesto que este, excediendo a las necesidades
del propio consume, no puede valer mas que lo que valga
en los paises mas favorecidos 6 que menos gastos im-
pongan.
El mayor flete de los cereales de una colonia, hasta el
puerto de embarque, puede ser bastante para anular el
valor del product.
Todo el 6xito de nuestra colonizacion esta ahi: Un fuerte
de diferencia del lugar donde se produce el trigo, y el
puerto de embarque, entire Estados Unidos, Chile y el grupo
de colonies de Santa Fe, bastaria para paralizar su desarro-
Ilo y detener en adelante la inmigracion agricola, que es
la que se arraiga y fija irrevocablemente en el pais.
Comparemos.
En Estados Unidos, salario de un peon, 25 pesos.
Valor de la fanega de trigo, 5 ps.
Valor de la de maiz id 2 1/2 ps.







En Santa Fe, los mismos precious.
Valor del transport, cincuenta leguas -de ferrocarril en
los Estados Unidos?
Valor del transport en carretas en Santa Fe?
No habri, pues competencia possible.
El ferrocarril barato es, pues, element de vida y de pros-
peridad para el pais labrado, A fin de no recargar el costo
de production, antes del embarque.
Lo repetimos, todo el sistema de transformation de la'
pampa, en morada del hombre en lugar del ganado, de-
pende de esta circunstancia. El ganado es un, product
agricola que se mueve y no paga flete: 6 sus productor,,
siendo valiosos en poco volume, resisten a mayores dis-
thncias y tienen menos competidores que los cereales, que
han de ser baratos, para ser exportados.
Un ferrocarril que ligue entire si las colonies de Santa Fe
funcionara, por otra parte, on las mismas condiciones que
los de Europa y el de Oeste de Buenos Aires.
Cada riel sera sostenido y pagado por los products del
terreno que ocupa. Los ferrocarriles nacionales atraviesan
ver'daderas travesias de cientos de leguas, sin que los hu-
rnedezca el aire recargado de emanaciones de la cultural
del campo 6 los saluden los pueblos :a su paso. En Santa
Fe, el product estA creado antes del ferrocarril.
Veirite centros de poblacion lo aguardan, treinta leguas
labradas hoy (cien en un afio mgs) tienen ya preparada la
carga. ALas lanas y cueros que conduce el ferrocarril del
Oeste de Buenos Aires, produciran mas carga, ysu trayecto
mas pasajeros que el ferrocarril intercolonial, transportan-
do products agricolas? A cuantas varas cuadradas de
terreno corresponde un vellon de lana? A cuAntas una fane-
ga de maiz 6 trigo? Este es el mas sencillo modo de com-
parar utilidades; y sin embargo, aquel ferrocarril de Santa
Fe costara tres veces menos de lo que costaron los de
trocha ancha, lo que exige tres veces menos transportes.
Cr6emos haber expuesto lo bastante para mostrar la im-
portancia que tiene aquel primer ensayo de viabilidad, en
pais agricola destinrado A producer cereals para la expor-
tacion; pues si no reunen esta condition, de poco han de
servir para el consume del pais, prueba que todas las Pro-
vincigs lo produce.


OHRAS D1 SAKMLENTO





PROGRESS GENERALES 87

Favorece mas ]a circunstancia de estar el pequefio capital
accesorio, garantido ya por una Proyincia, y solo pedirse,
como garantia de 6xito en el mercado ingles, el nombre de
la nation para darle cr6dito.
Seria un hecho singular que la garautia national se de
solo A las vias en despoblado, y no alcancen a las que,
como la propuesta, estin en condiciones de pagar el interis,
desde el dia de su apertura, por recorrer pais cultivado y
ligar' a cortas distancias centros de poblacion active, inte-
ligente, y por tanto, extendiendo su accion a grandes dis-
tancias, lo que reclama movimiento.


ENTORPECIMIENTOS EN LA VIA

(El Nacional, Setiembre 4 de 1878).

Biguen repitiehdose los casos de encontrarse obstruido
el transit del ferrocarril de Tacuman, por medio de obs-
taculos puestos, con el prop6sito de descarrilhar los trees.
Muy natural es career que haya en ello algun designio,
de especulacion d otras causes. Possible es que, como suce-
de casi siempte que se averigua el origen de una forma
especial de crimen, que tiene aterrada a una poblacion, se
encuentre que es un solo hombre, el inventor y perpetra-
dor del hecho, multiplicandose y cambiando de localidades
A fin de no ser tornado.
El hecho tan repetido de la via de Tucuman puede ser
la obra d,e algun poeta del crime de alguna imaginacion
curiosa, de alguna ambicion de gloria a su manera, la am-
bicion de producer algo de que 61 sea el autor.
No seria extrafio que el prop6sito hubiese 'degenerado
en lucha, y se repitiese con la esperanza de triunfar
al fin.
No han sido mas trascendentales los motives que han
inspirado a ciertos paisanos oscuros en los pasados tiem-
pos sus levantamientos y sus algaradas.
Si6ntese ser algo, el hombre que desde el puesto oscuro
que tiene en la sociedad puede perturbarla y hacerle acep-
tar el puesto que le conquista la notoriedad misma de sus
hechos.
Cuantas ideas extrafias pueden racer en- el cerebro del





OBRAS DB SARMIENTO


rudo habitante de un desierto, como el que media entre-
C6rdoba y Tucuman al ver apenas perceptible en el ho-
rizonte, del tamaio de una mosca, el tren, que nada y
nadie puede protejer de afuera; que se cree tan seguro en
su ruta de hierro, y que sin embargo un atravesafio, un
bronce interpuesto, puede descarrilar, y mostrar asi la de-
bilidad y desamparo de/ aqtiellos ostentosos y al parecer
triunfantesinstrumentos y creaciones del saber y del poder
de los' hombres civilizadost
CuIn grande, cuan poderoso debe sentirse ante sus pro-
pios ojos, el autor del descarrilamientot
Sentimiento igual impulsa A los niflos A hacer averias y
A poner piedrecillas y obsticulos en los ferrocarriles tam-
bien, en Europa.'
Al establecerse en Chile, entire Valparaiso y' Santiago, el
primer tel6grafo, la primera impression, como que era el
primero en esta parte de America, fud de asombro de con-
tento y de orgullo; si bien en la plebe corrian rumors y
versions absurdas 6 ridiculas sobre su accion, cormo es
natural imaginarlo. Ocho dias despues amaneci6 nortado
el alambre, que fu6 inmediatamente repuesto. Volvieron
a cortarlo y lo compusieron. Volvieron A 'cortarlo y lo
cortaban cada vez que era restablecido. Trab6se asi
una lucha entire la administration y la mano 6 ma-
nos invisibles que repetian el acto, y la administration
fu6 vencida, ante la tenacidad del prop6sito. Acasa
ia lucha- se hizo con el prurito de clase, de civilizacion, to-
mando los campesinos a gloria mostrar su poder destruc-
tor. Por various meses permanecieron tirados en el suelo
los alambres, hasta que un dia se tuvo la buena inspira-
cion de levantarlos y reanudarlos.
El tel6grafo funcion6 desde entonces sin tropiezo. Habian
los interruptores mosttado su poder, burlando el del go-
bierno, y estaba satisfecho el orgullo de la ignorancia.
Cuando la guerra del Entre Rios, se cortaba en Santa Fe
el tel6grafo. Descubri6se al fin el auto, era un paisano
vecino de los alrededores, y probablemente animado do
algun sentimiento extraviado como el que apuntamos.
Medios hay, sin embargo, para descubrir el 6 los poetas
del crime en ]a via de Tucuman, que por ser caseros y
familiares no son menos eficaces.





PROGRESS GENERALS 89

Que la empresa del ferrocarril tome 6 su servicio dos
rastreadores, y no pasarAn dos dias syi que le entreguen a
malhechor. Los hay de primer orden en los Llanos de la
Rioja, on las campafias.desiertas de San Juan. Ha de ha-
berlos de fama y nombradia, de manera que no sea possible
equivocarse en cuanto A la capaqidad proporcional. El ras-
tro del caballo, del hombre que se acerca A la via f6rrea,
el del malhechor mismo al trasponer unra viga, son docu-
mentos legibles, claros como una escritura pltblica, y que
no es dado ni aun a la prevision borrar. Donde se encuen-
tre un obstAculo, basta hacer bajar A los peritos del ras-
tro, para que levanten del sumario, con el cuerpo indeleble
del delito, la filiacion del delincuente, su fotografia estam-
pada en el suelo, y el rastro del caballo, que seguira un dia,
dos, hasta llegar al rancho, donde se guarece la fiera en
deseos, en imaginacion y en perspective.
Seria de desear que no se deje perder un arte como el
del rastreador, cuyos grandes maestros van desapareciendo,
faltos de teatro para ostentar su habilidad.
Este arte no existe sino en la Rioja y San Juan, resto de
los indigenas, al parecer, pues un historiador chileno, je-
suita, dice que en un convento de Concepcion, tenian los
de su institute un niflo de doce anios, indio llevado de Cuyo,
y que los asombraba con su extrafio talent de leer las
pisadas. Esto sucedia ahora dos siglos, lo que muestra que
es un arte indigena.


SEXPORTACIONES

(El Nacional, Octubre44 de 1878.)

Llamamos no hace much la atencion, sobre la inmovi-
lidad de la cifra de nuestras exportaciones, durante diez
aflos, de manera de revelar que la ganaderia, que sumi-
nistra las materials exportables, no han aumentado su
ndmero y valor en tan largo lapso de tiempo.
La ganaderia es nuestra industrial principal. A ella le
estAn consagradas, diez 6 quince mil leguas cuadradas de
terreno, entrando la agriculture A figurar en tan pequefia
escala,: que aun no se hacen sentir sus products en la
expqrtacion. La ganaderia es, pues, la media de la riqueza,





OlikAt KIG lSARlMIIKNTO


y a. falta de otro termino, el producto colonial con que
.cencurrimos A los mercados del mundo, donde no terremos
por rivales, sino la Rusia, Australia y algunos otros puntos
del glubo, en que cueros y lanas se produce en grande
escala. No aumenta, pues, nuestra riqueza, mientras quo
en los mismos diez aflos, durante los cuales la, production
agreste ha estado estacionai'ia, fa poblacion ha aumentado
en. dos quintos, y por tanto corresponde A menor cantidad
por persona la &xportacion de products, pues que si
cincuent-a millones, por ejermplo, correspondian en 1868 A
dos millones de habitantes, esto es, veinte y' cinco pesos
por persona, en 1878,. aumentada la poblacion A 2.800.000,
,iabitautes, tocaria A! cada uno, menos de diez y ocho de
exportacion.
Ca6nnos, por fortune, A la mano, datos que abrazando el
mismo lapso de tiempo, pueden ser comparados a los
nuestros. En 1868, el valor de las exportaciones de los
Estad6s Unidos, fu6 de 262.389.900, pesos. En 1878, ha
subido A 680.683.798 pesos. El aumento de riqueza, ha
sido, pues, en diez aflos, de ciento cincuenta y tres por
ciento; y como la poblacion no se dobla, sin6 en.. veinte y
dos afios, resultaria que A cada habitante corresponde de
exportacion, mayor cantidad en 1878 que en 1868.
Como la production principal de los Estados Uilidos es
la de los productos de la agriculture, que prepare la gran
mayoria de la poblacion, puede dar una idea del desarrollo
que esta ha adquirido en diez aflos, labrando nuevos terre-
nos, la circunstancia de entrar en la exportacion de 1879,
un aumento de 112.793.510 pesos en cereales, lo que hace
casi la mitad del total de las exportaciones de-1869, en que
entraba el algodon, tablazon, petr6leo y came de puerco,
que cuentan power ingentes sumas. Puede aventurarse
pues, la conjetura de que este exceso de exportacion de
cereales en 1879, represent ei efecto la extension de la
labranza desde 1868 A 1878, esto es, que casi ha doblado el
territorio labrado nuevamepte, 6 agregado al capital pro-
ductor de ahora diez aflos.
Como no han habido plagas que ha'yan atacado sustan-
cialmente la cria del ganado entire nosotros, 6 alguna seca
extraordinaria como la de 1875, y otras que de tarde en
tarde destruye el ganado de cria, debe buscarse la causa





PROGRESS GBNICRALES


de esta estagnacion en el aumento total de los products
del ganado, puesocupando lo mas saneado del territorio de
la riquezR en general, no aumentan sus products, ni en
proporcion siquiera de la poblacion.
Los progress hechop en estos ultimos afios, en la explo-
tacion industrial de la ganaderia, debieran, por las econo-
mias introducidas, mayor capital 6 inteligencia empleada,.,
verse representados en la exportacion por una cifra abul-
tada, pues aun no contando con esta asiduidad 6 nuevog
perfeccionamientos introducidos, debia ser el double de lo
que es realmente.
Algun diario ha sujerido que eran las lanas avaluadas
mas bajo ahora que lo habian sido antes, lo que en efecto
puede producer un error de apreciacion; pero las cifras de
la production de lanas, por ejemplo, no suben tanto de aflo
en afio, como para que este motivo de error en el calculo
explique la uniformidad aproximativa de las cifras.
Sea de ello lo que fuere, como no es possible suponer que
se atraigan grandes ca.ntidades de products A la verifi-
cacion estadistica de la aduana, valdria la pena de prestar
grande atencion en adelante a los medios de verificar los
valores exportados, en relacion al aumento del ganado, a
fin de obtener datos ciertos y exactos sobre la proporcion
regular de su crecimiento, que como hemos visto antes, no
sigue siquiera el progress de la poblacion.
Importa tanto mas este studio, para en adelante, cuanto
que los products de la labranza que ya se hace en grande
escala, deben figurar desde este afio en la cifra de la
exportacion; y desde entonces, puede esta en globo adquirir
un desarrollo sensible.
No tenemos a mano, un cuadro de importacion de cerea-
les y de los products de la agriculture del aflo 1868, en
que apenas se ensayaba el cultivo de cereals en el pais ;
pues la suma que represented entonces, debe servir de base
aproximativa para calcular cual es el consume de harin.,,
por ejemplo, que hace la poblacion del litoral actualmente
pues era esta la que se proveia de harinas extranjeras.
Desde este afio, las grandes siembras de Santa Fe y Entre
Rios, entraran con sus products a representar en la expor-
tacion,,el trabajo aplicado a la agriculture, sobre una limi-
tada extension do terreno, lo que aumenta el ndmero de





92, tOHKAM 1>K MSAKMIKNTO

habitantes por kil6metro, y puede lievarlo A cifras que se-
acerquen A la de la poblacion rural de otros paises, pues
.e-jsabe que el ganado que ocupa una legua cuadrada de-
terreno, reclama poquisimas personas para ,su guard y
beneficio, con lo que el pais permanece despoblado.
Los valores de la produccion agricola serAn naturalmente
influidos por causes inevitable por ahora, en cuanto A
producir riqueza para los labradores. Para liegar al punto-
de embarque habrAn de perder much de su utilidad,
aumentAndose los costs A causa de las diversas remociones
que han de experimentar en el trayecto. Para evitarlo, se
han inventado los elevadores. que son enormes dep6sitos de
,trigo, de tal manera combinados, que del tren, del ferro-
carril pasan los wagones de trigo a descargarse por si solos,
en almacenes paralelos A los rieles, desde donde cadenas
sin fin los suben A las mfiquinas de aventar, limpiar, pesar
que por otro camino los descienden A la bodega,de un'
buque que atraca por el costado del elevador, como el ferro-
carril (ramal) atraviesa por dentro-de la fAbrica.
Toda esta s6rie de operaciones se hace sin. concurso-
humano, si se exceptuan los maquinistas, A fin de evitar que
en el acarreo, carga y descarga del trigo "en bolsas, se
aumente su cost.
En cambio, sabemos de finca A pocas leguas de Buenos
Aires, que no export sus forrajes, porque el costo de
enfardelar, cargar en earretas dos leguas, descargar y
pasar al ferro-carril, descargar este en Buenos Aires en
otro vehiculo hasta almacenarlo 6 venderlo, ha doblado el
valor original y hecho desveritajosa la operation.
Para terminal nuestras observaciones y no distraernos
de las cifras comparadas que las mot ivaron, completaremos
la exposition, poniendo en relacion las importaciones.
En 1868, 69 y 70 la importacion dA en derechos un tdrmino
medio de 31.226,008 pesos sobre 7.331,000 de exportacion.
En 1875, 76 y 77, dfi en derechos de importacion pesos
33.313,000, sobre 7.531,000 pesos de importacion en los mis-
mos tres afios, lo que muestra un aumento propOrcional de
importaciones y exportaciones, en los iltimos tres afios;
pero conservandose una y otra en 31 millones en 1869 y 33
en 1878, lo que no da un aumento de consumes, proporcio-





PROGRESS GENERALES


iial siquiera al aumento de poblacion ocurrido en estos
diez aflos.
Di sin embargo,-esta relacion entire 1868 y 78, en impor-
taciones, la prueba de que las actuales, son las regulars en
proporcion de la exportacion.
La irregularidad y desproporcion, estuvo en los cuatro
aflos intermediarios 71 A 74, cuyas importaciones hacen un
promedio de cincuenta y tres y medio millones, en cambio
de solo nueve millones de exportacion.

PROTECTION A LA INDUSTRIAL

(El Nacional, Octubre 18 de 1878.)

El banquet del Club Industrial, ha puesto en discussion
,uno de los grandes problems de la 6poca present : la
protection y el comercio libre. Los Estados Unidos, estAn
at frente de la primera, la Inglaterra es protagonista de
]a segunda.
Cual de los dos tendra razon? A. cuAl, mejor dicho,
imitaremos?
El Ministro de la Provincia, segun se dice, hubo de ser
interrumpido, cuando expuso la protection que 61 inten-
taba dar A la industrial, creando nuevos impuestos. El
Ministro de Hacienda de la Nacion, pareci6 abundar en
el mismo sentido, sefialando los medios de protection que
..ofrecia fi las nacientes industries.
Si el Ministro,de la Guerra hubiera estado present,
-hubiera leido un telegrama de la frontera, anunciando la
-sumision de tribus de indigenas, como muestras de su
* sistema de protection.
"Al Ministro provincial, no le dieron tiempo, 6 no era
aquel el lugar y la occasion de extenderse sobre la ma-
teria.
Har6moslo A su nombre, trayendo A cuenta cie'tas con-
sideraciones, que no. se tienen muy presents, cuando se
clama contra los nuevos impuestos, y sobre todo, los mu-
nicipales.
Buenos Aires es una poblacion, en via de hacerse Ciudad,
por mas que ocupe .ul, grande espacio de terreno, y est6n
..flanqueadas sus calles.de' palacios. En_ cuanto a la indus-





OBRAS DE SARMIENTO


trict, al comercio, carece de calls viable Su actual em-
pedrado es -inico en el mundo, construido para destruir
carros y carruajes y matar animales-por millares. Son
ratisimos los que no estAn mancos A6 los cuatro meses de
servicio. Las calls de Buenos Aires y los indios, consu-
men uno de los products que debieran ser mas pingties
de la industrial, los caballos.
El puerto a carretilla y las calls, imponen 6a la impor-
tacion y lexportacion un recargo de derechos que nadie
cobra y nadie aprovecha.
Seria, -pues, la primera protection A la industrial, ado-
quinar, macadamiz'ar, 6 hacer de asfalto las calls. Ha de
hacerse al fin, cuando mas no fuese por quitar de, la vista
del paseante y por honor del pals, el espectAculo de ura
ciudad culta con un pavimen.to construido ex-profeso para
hacerla intransitable. Las families usan sus carruajes
para ir al Parque, fuera de la ciudad y rara vez para ha-
cer visits, A causa d9l martirio A que el empedrado las
somete.
Pero tomando solo un Area de la ciudad, de veinte cua-
dras cuadradas, se necesitarian diez A quince millones de
adoquines de granito, y ,stos representan una suma quo
ha de imponerse A los vecinos, al comercio, A la ciudad
sola, sin que se exija que Chivilcoy 6 San Nicolas ayuden
con, su parte de impuestos locales, a empedrar mejor la
ciudad de Buenos Aires.
Esta es la question de los impuestos locales. La repara-
cion annual de los empedrados .6 pavimientos, donde los
hay, en las grandes ciudades, cuesta enormes sumas, por-
que el movimiento se ha hecho tan, grande, que los ensa-
yos intentados en Inglaterra de hacerlo de hierro no han
respondido al prop6sito de que resistan al uso y destruction
diaria.
Seria, ocioso enuinerar cada una de- las ineludibles nece-
sidades que el movimiento, la higiene y la seguridad indivi-
dual imponen A las grandes ciudades modernas. Con nues-
tros hAbitos de iodolencia, do imprevision, de egoismo,
hemos dejado renovarse-en veinte-afios los edificios, sin
atreverse ningun gobi'eno ni municipalidad A ensanchar
las calls que ya son intransitables,y llegarAn A er un dia
no lejano la causa del alejamienfo de las families de como-





PROGRESS GENERALS


didad, del centro actual, en busca de aire, salud y repose
en las afueras.
Pero sin esto, elt alumbrado A gas, hoy, el de mafiana, ele-
trico, segun van salvAndose las dificultades que lo encare-
cian, el cuerpo de policia pare aseguraL la vida y la
propiedad en ciudad tan grande, las aguas corrientes y las
cloacas, reclaman enormes sumas de dinero, que deben
pagar los que la habitan, sin preguntarse como ni de donde
sino cuanto es el monto de dinero requerido. 4Pueden
star sin pavimento viable las calls? apagarse el gas?
suprimir la policfa, cegar las cloacas?
Nuestros conciudadanos nacionales y extranjeros, se so-
brecojen 6 indignan al oir hablari de nuevos impuestos, con
un exceso de recargos, porque no se fijan en que Buenos
Aires ha entrado recien de algunos afios A esta parte A cos-
-tearse el ajuar, digAmosl6'asi, de una ciudad modern.
No se ha intentado.como en San Francisco de California,
ensanchar sus calls, adoptando otra plant, de manera
que las calls modernas de treinta varas, no pasan sin6 en
pocos puntos, sobre el trazado de las antiguas; ni mandan-
dose nivelar el terreno, como en Chicago, levantando de
una a t'res y cuatro var as las casas sobre sus cimientos, en
las depresion"s del terreno. Pero se han comenzado A
construir cloacas, hay alumbrado, como en todas las ciu-
dades del mundo, policia de seguridad, barrido y limpieza
de las calls, ya que no hay pavimento, ni aun reparacion
del malo y destructor que existe.
Estamos, pues, pagando las innovaciones .introducidas, y
falta aun costear aquellas esericiales de que carecemos; y
esto se hace con impuestos, sobre la propiedad, el alimento,
los licores, elt tabaco, el aire que se respira, hoy detestable
y dafioso, pero que acabara, A fuerza de contribuciones y
nuevos impuestos, por ser bueno y respirable, sin destruir
pulmones con la tisis, como el mal empedrado destruye
caballos, 6 inyectar la fiebre amarilla, el c6lera, el tifus y la
viruela, que son unos cobradores de los impuestos no paga-
dos antes, y que condenain muerte a los trijos, las esposas
de los criminals, que pretenden vivir en ciudades popu-
losas, gozar de su fortune, concurrir A los teatros, ostentar
sus equipajes, sin cuidarse de saber quien paga los costs y
A cuanto asciendan, ni un centavo mas, ni un centavo





I OUIAM UM 6ALKMimNTO


menos, los diversos servicios que le prestan los guardians
de la propiedad, el gas que lo alumbra, el pavimento liso y
suave de sus calls, el canal subterraneo, que Ileva lejos los
desechos de la existencia.
Los diaries, que han tornado por diversion 6 por malicia,
excitar los Animos contra los impuestos, no hacen mas que
despertar nuestras tradiciones de raza. El indio de la
pampa, no paga impuesto de ,alumbrado ni de aseo.' En
torno del toldo, se van acumulando los desechos y cuando
la infeccion amenaza sofocar A sus habitantes,, se traslada
A una cuadra 6 una legua mas allA.
Traia intrigados A los naturalistas norte-americanos, la
presencia de sotillos (groves) de vejetacion frondosa y fru-
tal: Descubri6se al fin, que eran reproduction de semillas
de frutas que comieron en torno de, sus toldos, antiguos
salvajes,,y que fecund6 aquel huano que las rodeaba. Una
municipalidad de Madrid, por lo que respect A, otro de
nutestros abolengos, se opuso, el siglo pasado, A que se
sacasen las colinas de basuras que se acumulaban en la
real Villa, por hallarlas necesarias A la saltld pdiblica.
Mucho de louno y de lo otro cobservamos, y por hoy nos
duele pagar cuanto cuesta ser aseados, seguros y sanos.
Un impuesto sobre el aire? Parece bropna, se paga en
L6ndres y Paris, y en todas las grandes y pequefias ciuda-
des, por cada puerta y por cada ventana por donde el pro-
pietario se permit usar de la luz y del aire, para respirarlo;
aire que cuesta enormemente, sin embargo, mantener puro
de miasmas infectos, y de olores nauseabundos; luz qua
es precise procurarse mediante el ensanche de las calls, y
de noche por una red de arteries ocultas, que la distribuyen
por toda la grande ciudad.
Un impuesto sobre el vino, los licores, los-alimentos?
4Qu6 es el ,Octroi de Paris y de todas las grandes ciuda-
des? Una barrera que rodea y aisla'una ciudad del resto
del pais. Para eutrar en ella, hay que hacerlo por las
puertas permitidas, donde estacionan dia y noche esbirros
que'registran todo lo que se introduce, y en caso de sospe-
cha veherente, A las mujeres, A fin de asegurarse que
ningun licor '6 alimento se introduce en la ciudad, sin
pagar el Octroi, impuesto que hace, sobre los vinos por
Ajemplu, el rIdio efeto, de que los franceses vengan a





PROGRESS GENERALS


Buenos Aires A beber barato el Burdeos que en Paris les
cuesta tres francos mas la botella.
Se paga, pues, por todo 16 que se usa, se necesita, se
come, se bebe, se respira, mal que quieran disimularlo
los extranjeros que se hacen aqui los inocentes cuando
se habla de impuestos, ,olvidan que no se puede tener
perro sin pagar patente? que los coaches la pagan, y que
nada se usa sin dar lugar A un impuesto?
Paris se impone asi cientos de millones de francos anua-
les, no solo para proveer A sus enormes gastos anuales,
sin6 para pagar el interns de los cientos de millones que
toma por empr6stitos, para embellecer la ciudad, levantar
monumentos grandiosos, abrir boulevares que rodean y
cruzan la gran ciudad en todas direcciones, erigir teatros
como la Grande Opera, que cuesta setenta millones, todo
para hacer de aquella ciudad el centro de atraccion de los
viajeros de todo el mundo; especulacion admirable y coro-
nada del mas feliz 6xito' pues gracias A sus placeres, sus
artes, sus monumentos, sus teatros, sus fiestas, sus modas
y buen gusto, los ricos de todos los pueblos civilizados,
acuden seducidos por tantos atractivos, A gastar los millo-
nes que han acumulado en largos aflos de trabajo; y no
solo alimentan su lujo, sus vicios, sus industries, y pagan
esos mismos monumentos y goces que los atraen, sin6
que se fijan por centenares anualmente, los egoistas y mi-
llonarios, haciendo asi adquirir A la Francia los caudales
de sus nuevos huespedes, que cuentan en adelante como
parte de la riqueza de la Francia. Atraer A los extranjeros,
es una industrial parisiense, la mas productive de todas,
pues se cria cientos de miles de consumidores ricos, que
no se paran en gastos, porque A gastar van, y que no son
todos acaudalados 6 improductores, sino es del dinero que
van disipando poco A poco 6 en sumas enormes, que ali-
mentan las artes de ornato y de lujo.
Una de las nuevas fuentes de renta que han afiadido
las camaras francesas, A mas de la r6gie sobre el tabaco,
es el nuevo impuesto sobre los fdsforos.
IQu6 dirian nuestros alarmistas, si se impusiera un cen-
tavo por cada caja de f6sforos, sobre todo si es de cera I
El erario adquiriria millones y acaso se economizarian
Tomo zu.-7





OBKAS UD 8ARMIIONTO


otros tantos, los particulares, usAndolos de madera 6 de
calidades mas econ6micas. Ignora el pilblico que Buenos
Aires es el pueblo de la tierra qua consume mas f6sforos,
y de calidad mas costosa?
El paisano y el elegant de la ciudad, la cocinera y el
rico comerciante, todos consume f6sforos de cerilla, qua
son construidos ep Marsella y Turin, para el consume de
Buenos Aires, casi esclusivamente, y para algunas gentes
acomodadas de Europa.
Hace diez afios no eran conocidos los f6sforos de cera en
los Estados Unidos, sirvi6ndose de los manufacturados en
Boston, de palillos, gracias A las vigas de pino seco, que
desde cien aflos proven las casas antiguas demolidas.
Dej6monos, pues, de lamentarnos por los impuestos que
impone la vida en las grandes ciudades. Por no haberlos
pagado veinte afios antes, la ciudad ha sido castigada con
el c6lera y la fiebre amarilla.
Cada robo que se compete impunemente, cada vida inmo-
lada, cada carruaje destruido, cada enfermedad epiddmica,
estan cobrando, los impuestos que no queremos pagar al
recaudador, y hay padre que consiente en dar un hijo por
contribution, antes que un peso de impuestos.

LA SUSCRICION NATIONAL

(El Nacional, Octubre 21 de 1878.)

La ejecucion de dos proyect/os de mejora, depend del
6xito complete de la suscricion, que les sirve de base en
la misma ley que los decreta. Hablamos de la seguridad
de la frontera, y la terminacion de los trabajos del puerto
del Riachuelo. Las recientes victorias sobre los indios, y
la entrada de un buque, con destino director de Europa al
puerto de Barracas, habrian hecho subir las acciones de
empresas, ya realizadas, y cuyo valor dependiese del 6xito
de la obra emprendida, como los fondos pdiblicos siguen las
peripecias porque atraviesa el cr6dito de una nacion, segun
que los sucesos le sean favorables 6 adversos.
Para exitar A former acciones en las empresas de ferro-
carriles, se principia por hacer el calculo de los products
futuros del.pais que atravesari.





PROGRESS GENERALES


En el proyecto de suscricion,, hay el hecho de existir
ya el puerto a que, se consagra, y solo se necesita ensan-
charlo, para hacerlo completamente productive. En el de
traslacion de la frontera al Rio Negro, el Ministerio de la
Guerra principia por desembarazar de. salvajes el pais in-
termediario, segun la s6rie de parties de recientes victorias
que se han publicado. La obra, esti, pues, por mitad eje-
cutada.
Mas la suscricion tiene base mas s6lida, que la perspec-
tiva de 6xito final que aquellas felices anticipaciones
ofrezcan. La indication primera de. levantar una suscri-
cion garantida con tierras pdblkcas de las que se habrian
de asegurarse dentro de lines de frontera, vino exponta-
neamente de various capitalistas, y el Ministro de Hacienda
di6 las indicaciones que se harian respect a la forma que
en la ley garante los capitals, del modo mas eficaz. Hay,
si puede decirse, a mas del interns, hipotecas de tierras y
amortizacion r- pida.
No es, sin embargo, de las ventajas que la ley ofrece
a los suscritores, de lo que quisi6ramos ocuparnos, sino
del ensayo que va A hacerse de este sistema de empr6s-
titos internos, mejor garantidos, es verdad, que los ex-
ternos.
El empr6stito popular de la Prpvincia de Buenos Aires,
se ha realizado en las mejores condiciones, sin ser, sin
embargo, popular, puesto que una casa fuerte lo ha torna-
do por su cuenta. Llamanse suscriciones nacionales aque-
llas en que gran niimero de personas toman acciones;
tales como el famoso empr6stito para el rescate de guerra
de la Francia, que cuan grande era, encontr6 accionistas,
y suscritores en todas las classes de la sociedad.
No debemos disimularnos que estamos poco habituados
a dar al capital sobrante empleo en las obras pdiblicas,
aun en aquellas de mas saneado interns. Las gentes que
reciben de sus lanas y cueros gruesas, sumas, construyen
con ellas casas de alquiler en la ciudad capital, dnico me-
dio de inversion conocido de los que no hacen el comercio.
Estos edificios son verdaderas cajas de ahorro, se edifica
para asegurar el capital y obtener renta, cosa que no siem-
pre se consigue.
El ferrocarril del Oeste vino a ser del Estado, por la im-





OBRAS DE SARMIENTO


posibilidad de encontrar acciones entire los vecinos, ni aun
para su primitive extension, que era limitada,
Pocos negocios por acciones se han presentado en esta
parte de America, tan productivos como aquel. La empresa
del gas renov6- por varies afos letras por seis millones en
el Banco, por no encontrar quien suscribiese las acciones
que representaban aquella suma, hasta que con los pro-
ductos y utilidades mismas de la empresa se amortiz6
aquella deuda.
Es de esperarse que la suscricion proyectada, sea pronta
y ficilmente suscrita, por los grandes capitalistas. Muchos
de los que indicaron este medio, forman part de la comi-
sion nombrada para promoverla, y son tan obvias sus ven-
tajas, ytan incuestionables las garantias que las aseguran,
que si hUbiese solo de consultarse' el interns propio, los
miembros de la comision solos bastarian para suscribirla,
como sucedi6 en Copiap6, con el primer ferrocarril proyec-
tado en esta part de Am6rica. Las acciones por tres mi-
Ilones fueron suscritas en media hora, y sin salir del
recinto donde se reunieron los promotores de la empresa,
Lo que hubi6ramos deseado, es que siendo cuatro mil las
acciones que habran de emitirse, por valor de cuatrocientos
pesos cada una, fuesen estas suscritas por otros tantos
accionistas, a fin de que entrase en nuestras costumbres el
hAbito de tomar acciones en las grandes empresas, que
como estas, ofrecen seguridades de provecho.
El Banco ha sido forzado a dar fondos para la construe-
cion de los ferrocarriles interns de Buenos Aires, por no
presentarse el capital individual buscando empleo lucra-
tivo, en empresas de conocida y calculable utilidad. Acaso
se necesit6 el lapso de algunos afios, y el espectaculo del
6xito, para preparar la opinion, pues en los comienzos del
ferrocarril del Oeste, mas se miraba la tentative como obra
patri6tica que como empresa de negocio y colocacion de
capitals.
En la suscricion actual median estimulos mas seguros.
Puede decirse que tienen por seguridad lo ya avanzado de
la obra y la necesidad de conservarla. Hay la tierra que
represent con demasia el valor de las acciones y la exten-
sion de esa area, no es solo la de las cuatro mil leguas
reservadas sino toda la extension de pais que ha de quedar




Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8
REPORT xmlns http:www.fcla.edudlsmddaitss xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitssReport.xsd
INGEST IEID ES7V6NYT6_PVAKFJ INGEST_TIME 2012-08-30T15:53:12Z PACKAGE AA00010664_00040
AGREEMENT_INFO ACCOUNT UF PROJECT UFDC
FILES