Obras de D.F. Sarmiento

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Obras de D.F. Sarmiento
Physical Description:
53 v. : ; 25 cm.
Language:
Spanish
Creator:
Sarmiento, Domingo Faustino, 1811-1888
Montt, Luis, 1848-1909
Belin Sarmiento, Augusto, 1854-1952
Publisher:
Belin
Place of Publication:
Paris
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Education   ( lcsh )
Politics and government -- Argentina -- 1860-1910   ( lcsh )
Economic conditions -- Argentina   ( lcsh )
History -- Argentina -- 1860-1910   ( lcsh )
Genre:
non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage:
Argentina

Notes

General Note:
Vol. 1-6 "reimpresion" 1909.
General Note:
Vols. 1-6 have imprint: Paris, Belin hermanos, 1909; v. 7-49: Buenos Aires, Impr. "Mariano Moreno" 1895-1900 (v. 7, 1896); v. 50-52: Buenos Aires, Marquez, Zaragoza y cia., 1902; v. 53: Buenos Aires, Impr. Borzone, 1903.
General Note:
Vols. 1-7 comp. by Luis Montt ; v. 8-52 and index comp. and ed. by A. Belin Sarmiento. Cf. "Advertencia"," v. 1.
General Note:
Vols. 7-52 "publicadas bajo los auspicios del govierno arjentino."

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 04759098
ocm04759098
Classification:
ddc - 982
System ID:
AA00010664:00028


This item is only available as the following downloads:


Full Text




OBRAS &


DE



D. F. SARMIENTO


PUBLICADAS BAJO LOS AUSPICIOS DEL GOBIERNO
ARGENTINO




TOMO XXIX


AMBAS AMERICAS


BUENOS AIRES
6858-Imprenta y Litografia a Mariano Moreno a, Corrientes 829.
4899


























EDITOR
A. BELIN SARMIENTO













ADVERTENCIA


Entre las producciones del autor durante su mission
en Estados Unidos, se hallan AMBAS AMtRICAS y LAS
ESCUELAS EN ESTADOS UNIDOS.
Son obras de propaganda, y por lo tanto contienen
documents ajenos a su pluma y que hemos debido
eliminar de esta publication, por mas que algunos lle-
narian todavia los objetos que se proponia el autor, de
popularizar ideas utilisimas.
Las Escuelas en los Estados Unidos era propiamente
un informed official al Ministro del ramo y contenia mu-
chas piezas que hoy pueden suprimirse y A las qua.
pueden agregarse otras muy valiosas que. sin esq que-
darian perdidas.
Ambas Americas, era una revista de que solo salieron
A luz cuatro nuimeros, y contienen producciones que
pueden conservarse bajo ese 'titulo y otras que sin
inconvenient pueden incorporarse al volume sobre
Escuelas.
Bajo el titulo, f"ues, de Ambas Americas hemos amal-
gamado los escritos de esa -dpoca que mejor traducen
el contrast, que Sarmiento, desde el ahio 1847 en que
visit por vez primera la Am6rica del Norte, se ha es-
forzado con infatigable teson, en hacer comprender A
sus compatriotas para impulsarlos a imitar aquel modelo,
consiguiendo, sin duda, resultados asombrosos si se
comparan con el estado en que se hallan las demas
secciones hispano-americanas, siendo de notar que una





. OBl(AS DE SARMIENTO


de las mas atrasadas es la que mas cerca se halla de
los Estados Unidos.
Servird de valioso comentario a los escritos que este
volume contiene, la siguiente carta dirigida al senior
D. Luis Montt, quien con-tanta buena voluntad y com-
petencia desempefid el encargo de Sarmiento de editar
lo que 61 Ilamaba sus ((obras chilenas ).

Buenos Aires, Octubre 20 de 1886.

Seflor D. Luis Montt.


Sin insistir en la urgencia de dar sefiales de vida en
la publication de mis escritos, no tomo resolution toda-
via sobre lo de los viajes, porque siendo historic antigua
con respect al mundo actual, tal como lo hacen los cam-
bios sobrevenidos desde entonces, necesitaria adicionarlos
con algo publicado despues, y mas que todo, hacer
preceder la part consagrada A los Estados Unidos de
un escrito mio; porque ha de saber Vd. que doy d mis
revelaciones sobre aquel pais una importancia capital.
Vd. no da un rol exceptional A los Estados Unidos
en cuanto a ensayo de gobierno, mirAndolo como uno de
tantos, acaso el mas feliz.
Yo me quedo en mi terreno. Los Estados Unidos son
la resultante de la historic political humana. Alli se
elabora por las instituciones, las cifras y el trabajo
industrial el mundo venidero.
Mi viaje fu6, pues, uno de Marco Polo, descubri un
mundo y adheri 461. Una chispa traje, como los misio-
neros que robaron semilla de gusanos de seda, lo que
tenemos aqui de Escuelas, y vera Vd. expuesto en un
articulo mio sobre los 44 palacios inaugurados en Buenos
Aires.
He sabido con placer el nombramiento de Don Pedro
para el Ministerio de Instruccion Puiblica' I Qud grande
cosa seria ver at hijo siguiendo el camino trazado por





ADVERTENCIA


,el padre, sosteniendo el diez veces rechazado proyecto
,le Educacion ComunI Deciame Vd. otra vez, que con
la administration actual contaban perfeccionar el sis-
tema parlamentario. jIntentarAnlo, teniendo por base
la aptitdd electoral del pueblo, sin nocion propia de ese
gobierno?
No*hay por qu6 esperar que Chile escape del fin A que
conduce el sistema, como sucede en lo demas de la
Am6rica del Sur. Acaba el Congreso de los Estados
Unidos de votar setenta y ocho millones para ayudar
A los Estados menos lectores (illiteracy); y con lo que
ya tienen andado, la Repiblica serA realmente repre-
sentativa. Entonces serA la mas grande unidad humana
en numero, libertad, instruction, riqueza 6 instruments
de trabajo. iSeremos nosotros, vis-A-vis, la negacion 6
tl diminutivo y viviremos?
Recomidndele el studio de estos problems A su her-
mano, como se los recomend6 yo A su ilustre padre en
nuestra primer entrevista, mostrAndole c6mo Rosas,
'Quiroga, etc., eran la representation de nuestra masa
bArbara.
Ahora cuarenta afios no. se acept6 en Chile el pro-
yecto de ley de Educacion comun. Cuarenta afios han
trascurrido. Qu6 se ha cambiado? Sin ley alguna, los
que educan hoy sus hijos, los educarAn siempre por su
propio interns.
Aqui se cambia lo indolente de la masa, por la infu-
sion de mas sangre europea y la acumulacion de riqueza.
j CuAles seran los factors alli?
SPara qu6 hablarle de nuestro gobierno aquf? SerA
lo que Dios quiera y tendrA Vd. razon aconsejAndome
4 resignarme A lo que venga, al introducirse en nuestro
ser la inmigracion enorme y desenvolverse la riqueza
sin limitss, jPara qu6 hablar de arbitrario, irrespon-
sable y despilfarros, si los millones son la retribution
del servilismo 6 de la complicidad, siendo moneda des-
monetizada, la desaprobacion siquiera On nombre de





OBRAS D 8BARMIENTO


principios que nuncaprincipiaron, dicen,y cuya infracciorn
ningun mal produce.
Dele Vd. mis parabienes A su hermano Don Pedro,
por la buena coyuntura que se le present de ser Montt
y A todo el circulo de amigos y amigas mis recuerdos,.
quedando su amigo affmo.-Sarmiento.

Las rApidas y vivaces pinturas que se consignan em
este volume, las que pudieran llevar el titulo que em-
pleara Hugo de choses vecues, han sido reunidas peno-
samente de los puntos mas opuestos, correspondencias
particulares, peri6dicos de provincia, como El Zonda de
San Juan, de que no existe sino,una coleccioni incom-
pleta en poder de un vecino de ese pueblo, etc., etc.; y
no seria de extrafiar que hayan desaparecido piezas y
de las .mejores que Sarmiento producia y arrojaba al
acaso con regia munificencia.

Todos los aut6grafos in6ditos de Sarmiento de que
el Editor de sus obras ha hecho uso y publicarA.
en adelante serAn oportunamente depositados en la
Biblioteca Nacional.
A. B. S.














TRIBULACIONES DE UN APOSTOLADO



Lima, Abril 10 de 1865. *

Sra. Juana Manso.

Mi estimada amiga:

Esta mafiana el sirviente de la legacion me traia un
giron de diario, diciendome de parte del joven Mitre que
lea eso. 4Eso qu6? Busco, y encuentro un artidulo ((La
escuela~de Flores>>, subscripto Juana Manso, defendidndose
usted contra el cargo de haber avanzado que pueblos y
gobiernos de la Am6rica latina no consagran A la ense-
fianza, ni sus primeros cuidados, ni todos los recursos.que
la amplian y[engrandecen en otros paises, IC6mo se ha
atrevido Vd. A tantol
4Es cierto que hayan disminuido de cinco mil alumnos
los de las escuelas desde 1860 & 1864, como aparece de las
que Vd. compare?
jC6mo he sufrido con imaginarlo possible siquieral A.Kcaso
no es tan grave el mal? 4A.caso las operaciones para obterier
esas cifras han sido ejecutadas con negligencia? *
Cuando leo A esta distancia sus escrit6s sobre education,
inspirados por un sentimiento ardiente de obtener mejora y
difupion, recuerdo el dia en que la poetisa de las margenes
del Plata, la escritora que represent en nuestras letras el
pensamiento de nuestro bello sexo, pedia un modesto rin-
con en la ensefianza pdblica; y A fin de no dar A la mujer
instruida y desgraciada con las puertas de la patria en el
rostro, se lo inventamos Mitre y yo, en la creacion de la
escuela nimero 10 para ambos sexos.





OBRAS DE SARMIENTO


jCuAnto me congratulo de ello ahoral Toda vez que leo sus
escritos 6 sus discursos, y los leo & veces en diarios de
Chile y del Perd reproducidos, le mando desde aqui mis
cordiales felicitaciones, aunque vengan siempre mezelados
con desahogos del dolor que causan las espinas, que hacen
casi siempre ingrata la tarea de hacer dar un paso ade-
lante a los pueblos.
Si el recuerdo que de mi nombre veo en sus escritos, es
muestra de estimation, exagerada de su parte, mAndola
para alentarla, mi sincera aprobacion de sus esfuerzos, por
evitar que se apodere La rutina de obra que no estA aun en
los comienzos siquiera.
Su question con un joven secretario a, quien Vd. alude
tdvela yo, bajo formas distintas, siempre renaciente con
toda clase de manifestaciones de un mismo sentimiento,
expresado de muy antiguo por el Dr. Pangloss, de Vol-
taire, (que todo va bien en el mejor de los mundos posi-
bles). Es viejo.
IAy del que quiera mostrarle al pueblo de los satisfechos,
horizontes masvastosque el limitado por la rutina, que
descubre al ojo desnudo!
Contar6le mis cuitas, como el eunuco Aberardo, para su
consuelo.
Esto le hara bien y le dara alientos.
Habia consagrado mi juventud al studio de todas las
cuestiones que se refieren a la education del pueblo; escrito
en Chile diez afios, viajado tres, practicando cinco, creadolo
todo, legislando casi. Habia hecho ya lo que en cualquiera
naciohn de Europa habria sobrado para establecer una
modest reputation. En 1856 me present al Gobierno de
Buenos Aires, solicitando ser encargado de la organization
de lateducacion del pueblo, con la creacion de un Departa-
mento de Escuelas. No sabian que tal hubiese hecho!
Tan buenos servicios han prestado despues A la difusion
de la ensefianza cada uno de los que nombrar6, que creo
poder hacerlo sin agravio de nadie. El mismo dia que tal
paso di, supe que mi amigo el finado Portela, entonces
Ministro, hallaba pretensiosa la demand.
Vuelto de campafia el Coronel Mitre, Ministro de la
Guerra, no pudo veneer la fuerza de inercia que se oponia al
proyecto. Era, se decia, un cuarto poder en el Estado!





AMBAS AIt1UICAS


Obrandose un cambio de ministerio, el Dr. Alsina (don
Valentin) entire otras condiciones para aceptar la cartera,
puso lade que se llevase A cabo el pensamiento.
Pas6se en efecto un proyecto A la legislature y esta lo
pas6 A comision. La comision se reunia peri6dic'amente con
el Animo decidido de echarlo abajo, y, faltAndole razones
plausibles, lo aplazaba indefinidamente. Sabialo todo por
don Eustaquio Torres, miembro de ella, y linico sostenbdor
del proyecto.
Al cerrarse las sesiones tuvo que presentarlo aprobado;
pero ]a noche que debia discutirse, D. J. B. Pefia hizo
mocion para que se abandonase la orden del dia, para la
urgente discussion del presupuesto. La cimara ignoraba lo
que el de la mocion sabia, y es que el aplazado era el depar-
thmento de escuelas. Guerrico y Fr.ias conocen la desagra-
dable escena que habia precedido, y c6mo era yo tratado, no
dire calumniado, por pretension tan humilde.
Discutiendo el presupuesto, el Dr. Elizalde introdujo
ex abrupto una partida de tres mil pesos, para un depar-
tamento de escuelas. Como esta teja caia del cielo, no
estaba la mayoria Pefia entonces preparada para recibirla.
Votaron y se empataron los votos, sobri asunto tan grave. El
President Escalada (el doctor), se decidi6 por la afirmativa,
y pas6 la partida. Llegado el presupuesto al ministerio,
como los indios hacian incursiones, el-Gobernador propuso
aplazar la creation del malhadado departamento, para
tender A aquella apremiante urgencia. Hay a este prop6-
sito una excelente frase del Coronel Mitre. Entonces, senior,
dijo, resistamos que Calfucura nos robe vacas; pero no le
concedamos que nos barbarice tambi6n, impidiendonos
mejorar la education. La frase hizo su efecto; pero- el
departamento no se abri6.
Un nuevo cambio de ministerio, hizo que el Dr. Velez
pusiese por unica condition a su aceptacion que se realizase
el presupuesto.
Este es el origen del departamento, que existi6 de hecho,
sin ley de creacion, y que tres ministerios se quebraron
para darle existencia.
Tenia, pues, en mis manos despues de un afio de contra-
riedades y humillaciones, el instrument. 4C6mo hacerlo
obrar, sin sublevar las resistencias que presentia? Figaro





OBRAS DE SARMIENTO


decia despechado, que habia necesitado mas talent para
comer un solo dia, que los ministros para gobernar todas
las Espafas. Yo me jacto, aqui "', mi coleto, de haber
realizado grandes cosas en la pontica argentina, pero le
aseguro A Vd. que nunca habra politico que me iguale en
el tino con que maniobr6 obscuramente en el Departamento
de Escuelas.
Unda partida de doce mil pesos papel (sescientosill) para
mobiliario de todas las escuelas de Buenos Aires que asig-
naba el presupuesto, la equivoqu6 al rehacerla por una de
doscientos mill La supercheria no pas6 bajo el ojo vigilante
del gobernador. Si se hubiese tratado de uno diez millo-
nes mas para la frontera, no habria parade mientes ni
Ilamado A dar explicaciones. Las di mal y por mal cabo.
Era en prevision de nuevas escuelas.. .probablemente no
se gastaria. Regateamos, qued6 en setenta mil pesos.
Algo es algo,y yo me retire content.
Era miembro de la municipalidad que cada tres meses
distribuia doscientos mil pesos de loteria d tout veitant, al
Socorro, A San Nicolas, A todas las capillas 6 iglesias.
Una vez se decretaron sumas para dos que despues se supo
no existian. Diez mil pesos para la capilla de Ranchos.
No habia tal capilla en Ranchos. Cada vez que esta lluvia
fecundante de oro 6 de papel caia, yo tendia la mano di-
ciendo:-Unos pobres-50.000 pesos para mandar traer de los
Estados Unidos material para escuelal Un afio tendi en
vano la mano. La mocion no habia sido suficientemente
apoyada; la hora era avanzada; las escuelas no eran obras
de beneficencia. El president tenia siempre alguna razon
concluyente, 6 eludiente, que tanto vale. Un dia el sefior
Botet, condolido de esta situaciop, me dijo en antesalas,
con acento misterioso, mirando antes alrededor para no ser
oido:-Hay unos 57.000 $ en el banco que la municipalidad
ignora que son suyos. Asegdirese de los votos y proponga
que se destined A su proyecto; cuente con el mio.
Di un salto de gusto; y puse mano A la obra.
Cuando tuve probabilidad de empatar siquiera la vota-
cion, present en forma mi mocion. Un Dr. M6ndez, si
no estoy trascordado; pero doctor era, dijo:-Quisiera que
el senior municipal nos dijera qu6 cosa es ese material que
tanto cuesta.





AMBAS AMARICAS


iQu6 triunfo oratorio, mi! Desenvolvi en un cuadro
luminoso, aquellas marav[llas de bancos de patente, de
libros rica y fuertemente empastados, de mapa-mundis,
que se desplegaban ya a mi vista, con la esperanza de
cobrar los cincuenta y siete mil. Estuve admirable; yo
mismto me escuchaba. Cuando hube concluido mi brillante
exposition, el doctor replica lo siguiente:-He oido la expo-
sicion del Sr. municipal, y desde que la he oido desisto
de darle mi voto al proyecto. Parece que el senior cree
que no sabemos lo que son* escuelas aqui. Yo me he edu-
cado en la del Sr. Pefia, que no necesltaba de todos esos
costosos aparatos para ensefiar bien. .
Asi empez6 la votacion y eso que le escatimaron el pico
de los siete. La ganamos por un voto. Si se empata, jamas
Buenos Aires hubiese tenido escuela modelo. iNunca he
sudado gotas mas gordas, oyendo caer uno a uno y contando
si, no, no, sit Tenia, pues, 70.000 $ por el presupuesto y
50.000 por la municipalidad. Ofici6 al Gobierno denun-
ciando que estaba en ruinas la casa destinada al departa-
mento (iqu6 trabajo me cost arrancar las loterias del patio!)
y proponia que al reedificar un costado se techara el patio
para aprovecharlo previniendo al Ministro Barros Pasos
que en la partida tal del presupuesto estaban consultados
ya esos 70.000 $ aplicables al caso.
En el acto vino un bendito apru6base.
Se levantaron plans que someti 6 la municipalidad, por
darle el honor de la creacion. Cinco meses estuvo parada
la obra esperando la aprobacion, ilasta que obtenida me
hice dar una autorizacion amplia para obrar, no sin encar-
gar motu propio al mismo ingeniero de la municipalidad de
la-ejecucion.
Un dia, que no olvidaran los presents, se abri6 la escuela
modelo, con sorpresa y aplauso de todos, aunque la muni-
cipalidad manI6 suspender el acto, por no hab6rsele con-
sultado, como si las iglesias que ayudaba con fondos de
loteria le pidieran permiso para abrirse. Exhibi mi auto-
rizacion omnimoda, y calculada por mi at redactarla con-
tra estas eventualidades, y la escuela se organize y fun-
cion6.
Se habia dado un paso inmenso, la ereccion de locales
adeciados. M. Bravard, arquitecto de escuelas en Francia,





OBKAS DE SARMIENTO


declar6 no conocerse en su pais esta arquitectura y aquellos
aparatos y lujo consagrados A la education del pueblo.
Estabamos en la huella luminosa trazada por los Estados
Unidos. La Catedral al Norte sigui6 la impulsion con
espl6ndida munificencia. El Dr. Roque Perez esta al cabo
de las negociaciones secrets, transacciones y explicaciones
que precedieron. Hubo fusion political y reconciliation en
las escuelas.
NavegAbamos con viento en popa; y quise desplegar al
viento alas y arrastraderas. Proyect6 la ley para consi-
grar los bienes de Rosas A la ereccion de escuelas suntuo-
sas en toda la provincia. Leo mi discurso en el senado.
El Ministerio se present en nombre del Ejecutivo para
oponerse A la destination de los fondos. El president de
la municipalidad (senador), interpela al autor del proyecto,
jefe del departamento de escuelas, sobre la manera c6mo
ha administrado los fondos destinados A la escuela modelol
Iba a ser confundido de malversacion, en pleno senado,
la vispera del triunfo mas espl6ndido del sistema que hace
el poder de los Estados Unidosl El peligro me inspire
entonces, como cuando el Chacho sin decirme agua va, se
me present en San Juan una mafiana temprano.
((Senor Presidente: Contestando a la interpelacion del
senior senador, declare ante el Senado y esa barra que me
escucha, que la escuela modelo se ha hecho A fuerza de
ardides, de engaflos, de embustes y de maulas. (Aplausos
en la barra.) Gracias A esos, Buenos Aires tiene escuelas
de que honrarse. Si decubro A las autoridade mi proyecto,
jamas habria visto escuelas dignas de un pueblo culto.D
(Aplausos en la barra. La barra aplaude todo lo que es
torcido.)
El proyecto se salv6, y fu6 votado por unanimidad. Yo
habia eludido el malicioso y encapotado cargo de fraude,
acaso de robo; pero el rejon habia quedadS en la herida y
necesitaba arrancarlo. Al dia siguiente fueron citados A
la comision de legislation del Senado, A que asistian los
miembros, el president de la municipalidad, el Presidente
de la comision de education, que lo habian metido en
aquellos enredos, el official mayor del departamento que
habia corrido con el dinero, el ingeniero de la municipalidad
que lo habia invertido, el impresario constructor, etc., etc.





AMBAS AMtRICAS


Es esa la dnica vez que en las comisiones del Senado ha
tenido lugar una de esas escenas tan frecuentes en las
cimaras inglesas, donde se oyen doscientos testigos.
El debate principi6 estableciendo el odioso cargo que se
me habia hecho en el Senado, amancillando mi honor, cosa
que,los federales no habian intentado siquiera. El Presi-
dente de la comision formula otro mas, y era, que desde
que el jefe del departamento estaba al frente de la educa-
cion, las escuelas estaban perdidas en Buenos Aires)). Doce
personas lo oyeron. Estan vivas.
Cuando ciertas verdades de que depend la felicidad del
pueblo no tienen todavia el patrocinio de la opinion, de la
justicia, del derecho, entonces el que las siente y sostiene
empufia el lAtigo, y lo descarga sobre los publicanos y far!-
seos que profanan eltemplo; y eso hice. Hay unos oficios
a la municipalidad que quedaron sin respuesta, porque no
la tenian. Siento todavia sabrosa la mano.
Todas esas penalidades cost y cuesta siempre hacer un
poco de bien. La opinion apoya despues. Vea Vd. si no ha
de costarle amarguras decir que el gobierno ni los pueblos
no prestan la debida atencion A la difusion de la ense-
fianza.
Por ese martirologio que paseo en sus comienzos en Bue-
nos Aires, y que lo describe omitiendo punzadas y alfi'le-
razos, pas6 en Chile, aunque tenia un Presidente por sos-
tenedor. En todas parties se cuecen habasl El individuo
que hallaba perdidas las escuelas, en el period que media
entire 1858 y 1860 en que se echaron los cimientos de un
sistema que ha de Ilevarse A cabo, so pena de perecer los
pueblos de extirpa espafiola, procedia de buena fe sin em-
bargo. Era victimade una deception, de esas A que estin
expuestos los nriopes. Para cambiar un estado de cosas es
precise desacreditarlo, porque el habito es una segunda
razon en el pueblo.
En escritos, en discursos, en conversaciones, yo estable-
cia el hecho demasiado palpable para mi, ignorado por los
indiferentes, de que no habia escuelas en Buenos Aires,
que la education estaba perdida. Maestros de setenta y
tres afios uno, de sesenta y tantos diez, momias de tiempo
atras, en desvanles por escuelas, con seiscientos pesos al afio
para material repartible en cien; sin formas de letra hu-





OBRAS DE SARMIENTO


mana, sin m6todos, sin posibilidad de mejora. El mensaje
del Gobierno y de la Sociedad de Beneficencia, comparando
con la reciente 6poca de Rosas, entonaba el hosanna de
todos los gobiernos y los ditirambos de los poetas, que
nunca los han entonado A la mejora real de la sociedad, en
lo que A nadie le interest directamente. Cuando logr6
contrarrestar esta seguridad cadorosa, cuando el pdblico se
persuadi6 que las escuelas son otra cosa que asunto de
miaestre-escuelas y de muchachos pobres, la frase las escue-
las estan perdidas se hizo popular, y el santo varon crey6
que era yo quien las estaba perdiendo.
Ahora no me echaran la culpa A fe. Yo las encontr6 con
10.910 alumnos en 1857, y las dejd con 17.479 en 1860, con
16cales magnificos, con textos, material y maestros id6neos,
y con una organization que aun requeria tiempo para com-
pletarse.
Todo esto en medio de los azares de la guerra civil, dis-
traidos el gohierno, la sociedad y yo mismo por la necesidad
de achicar la bomba para no ahogarnos. Desde 1860 ade-
lante, respiramos siquiera. El pais estA entregado al goce
de sentirse vivir, progresar, desenvolverse. Los cimientos
estaban. echados, los embarazos removidos. Cuantos alum-
nos hay en las escuelas, segun las declaraciones del secre-
tario A quien Vd. se refiere ?
Doce mil cuatrocientos cincuenta Il C6Omo ? 4Hemos
vuelto al ndmero que tenian en 1858 ? LHemos retrocedido
seis afios atras? |Dios nos asistal
Pero Vd. anda parsimoniosa en demasia al cobrarle al
jactancioso secretario solo los cinco mil alumnos dismi-
nuidos.
El progress de la education no se cuenta asi. Cada alo
trae su nuevo y mas fuerte contingent de .niflos que piden
education.
En Nueva York 6 en Boston se erige cada afno una nueva
escuela, para recibir los millares que ese afio se presenta-
ron en edad de concurrir en ellas. Es la razon aritmrtica
de la poblacion.
En Buenos Aires seguia ya la proporcion creciente.
En 1857 a 58, habia alumnos ........... 10.911
En 1858 a 1859.......................... 1,3.513
En 1859 A 1860......................... 17.479





I AMBAS AMERICAS


Luego debieron haber:
En 1860 A 1861......................... 22.230
En 1861 A 1862......................... 28.300
En 1862 A 1863.......................... 35.000
Estas son habas contadas. Los nifios necesitados de edu.
,cacion no se agotan, sino cuando se ha extinguido la deuda
atrasada, y se march con el aflo. Cien mil nifios en estado
de naturaleza tiene adin la poblacion de Buenos Aires.
Ibamos por el ancho camino de los Estados Unidos, siguien-
do sus pasos, y los hubi6ramos alcanzado en pocos anios,
pues la infancia entra al fin en la virilidad, y los adults son
hombres todos, cualquiera que sea su edad, desde que lRegan
a ser pdiberes.
D6nde estA el mal?
Vd. lo ha sefialado en su articulo admirablemente; y esto
s6lo me prueba que estA Vd. en el buen camino: en la con-
fianza con que el secretario, sin reparar en el desfalco, en el
retroceso que sus cifras revelan, dice complacido: Esto nos
represent un resultado much' mas satisfactorio que las primeras
waciones de Europa.
Apenas estaba cubierta la desnudez de las carnes, y ya el
fidalgo ostenta con orgullo los agujeros de su capa rota.
i Le ha demostrado el error Vd.! Trabajo perdido.Estamos
much mas adelantados que la Espafia, donde sobre quince,
millones de habitantes, trece no saben leer I Mas adelan-
tados que la emigracion 6n conjunto que llega A Buenos
Aires, y que segun el censo de 1856, en que dice anotar la
instruction, era mas 6 menos la misma, que entire los hijos
del pals.
jPobres pueblos, dispuestos siempre A echarse con la carga
A meaio caminol
Hay mas escuelas ahora que entonces, y la mitad de
-alutnos que aprovechen las rentas que se gastan, y de ello,
tomando la sombra por la realidad, se envanecen. El espi-
ritu se va, el cuerpo, el esqueleto queda. Una centena mas
de funcionarios, he aqui el resultado.
Entre la escuela y el nifio hay un tercero, y este es el
padre de familiar, sobre cuya voluntad, ni la existencia de la
escuela, ni la renta malg-stada, ni el gobierno tienen. in-
fluencia. He ahi el escollo. Para desbaratarlo es precise
Tomo xxix.-2





OBRAS DR SARMIENTO


agitar la opinion piblica, crearla, conmoverla, interesarla,
animarla, instruirla. La opinion es Mois6s con los brazos
levantados al cielo, sosteniendo el ardor de los combatientes.
Si esos brazos descienden por cansancio, los Animos desfa-
llecen, y el pueblo vuelve la espalda, aunque sepa que muy
triste fin le aguardarA.
Eso falt6 en Buenos Aires desde 1861 en que amarraron A,
la zaga de la Universidad, el Departamento de Escuelas..
Valia mejor hab6rselo confiado A la policia. Siquiera ell.a
puede perseguir & los nifios vagos. Enmudecieron los Anales
de la Educacion que llevaban el movimiento y la vida A todo
el cuerpo. Cesaron los Informes anuales, que son en los.
Estatos Unidos el muezzin que llama al pueblo A fa oracion.
desde lo alto de los minaretes. No se vieron mas las pueri-
les fiestas, anico lenguaje y peroracion que entiende la
pobre madre que no se resuelve todavia & mandar sus hijos.
A la escuela; porque el rico educara A su hijo siempre, por
mejor gozar de su riqueza. Han suprimido estas superflui-.
dades los sabios y los cuerdos,' como en sus constituciones
suprimen los resorts esenciales del sistema. Andando unos,
pocos afios, se encuentra que las escuelas se despueblan, si
bien los maestros se aumentan, como encuentran la guerra
civil y la sangre chorreando por la soldadura 6 remedio.
constitutional.
Le aseguro que me ha muerto la revelacion del hecho tan
desconsolador y tentado estuliera A dejar vanos 6 indtiles
honors de position y presentarme de nuevo al gobierno
provincial de Buenos Aires, a decirle: Mi puesto estA aquf..
Ahi esta el porvenir de la repdblica todo.
Pero me siento ya viejo y me faltan acaso las fuerzas de
abnegacion que tanto sirvieron A nuestra causa en los dias
dificiles, largos como noches polares, por que atraves6 nues-
tro pais. Consu6lame que voy a las fuentes, y puedo recoger
mas datos, mas hechos, mas resultados, y dar todavia, con
nuevas fuerzas, la dltima batalla, 6 bien subministar armas.
A otros mas esforzados,,para que intenten restablecer el
combat.
Le mandar6 A Vd. libros, informes, consejos, indicaciones
litiles; Vd. que no cree que los gobiernos se lo han hecho.
todo, y que estamos en material de education mas alli de
los pueblos que no se cuentan entire los birbaros.





AMBAS AMARICAS


Escribenme de San Juan que el 25 de Mayo, si no antes,
abriran la escuela Sarmiento, continuacion y reflejo del
impulso dado en Buenos Aires.
Es un monument que estaria bien en Filadelfia, en Bos-
ton 6 Nueva York, capaz de contener mil quinientos alumnos
Pero much me temo que sea un cuerpo sin alma. Las
provincias se inspiran de las capitals. Cuando en Buenos
Aires se arrojan pedradas en las elecciones, en el Rosario
es de buen tono darse de puialadas. Cuando los nifios dis-
minuyen en las escuelas de la culta Buenos Aires, de todo
un Buenos Aires, comodicen en las provincias, los niflos gana-
ran A los montes, 6 naceran mudos para no deletrear: puro
espiritu de imitacion. Cuando los magnificos edificios de
escuelas queden desiertos, los entendidos dirin: |Si el pais
no esti para eso; eso seri bueno en Norte Am6rica; pero
nosotros no hemos llegado i ese estadol
Se necesitan siglosl y harin cuarteles de las escuelas;
temor que abrigaba desde su origen el Dr. Velez.
Los Estados Unidos, con sus escuelas al principio como
base, han hecho sin embargo, en un siglo, lo que la huma-
nidad entera ha venido haciendo y deshaciendo en seis mil
aflos de historian El pueblo reyl
Me despido de Vd. tristisimo. Escriba, combat, resista.
Agite las olas de ese mar muerto, cuya superficie tiende a
endurecerse con la costra de impurezas que se escapan de
su fondo, la colonia espafiola, la tradition de Rosas, vacas,
vacas, vacas.
iHombres, pueblo, nacion, repiiblica, porvenirl
Adios, su afmo.





OBRAS DE SARMIENTO


LA LIBERALIDAD ES LA ECONOMIC

Lima, Abril 21 de 1865.
Si viera en lo que ha quedado el bello
ediflelo (la education) que usted levant
con tanto esfuerzo, sentiria haber aban-
a donado su puesto.
(Carta del 3 de Marzo, de B. A.)

Seiora dofia Maria Manso.

Con la noticia de la toma de Richmond y Petersburg,
Ilegada a, Lima en quince dias de Nueva York, y que ira
retumbando por todos los Ambitos del globo, lleg6 mis ma-
nos el Mensaje de 1865 del Gobernador de Massachusetts a
la Legislature, y como se lo prometi en mis anteriores, je
reviens d mes moutons.
Vayale este refuerzo que extract de dicho document,
para confirmar a los satisfechos (qu6 lastima, tan j6venes,
yya contaminados por la vieja colonial) en su seguridadde
haber heclo much, algo siquiera, nada para desarrollar
la education comun, que ya empieza A, interesar hasta al
,Emperador que principi6 por cerrar las Escuelas Norma-
les de Francia, A su advenimiento.
Lea Vd. estas observaciones introductorias del Goberna
dor Andrew y recuerde la frase de Rivadavia: ((En material
de Educacion la liberalidad es la Economia de los Estados)
( La liberalidad para con todas las instituciones de cien-
< cia y arte que desenvuelven el alma 6 impulsan lacivi-
( lizacion, es nuestro mas alto interns, y debe ser el deber
<< con mas satisfaccion desempafiado. En tales objetos ser
< parco es ser pobre: set largo es set ricol
( Lo que es s6lo economic cuando se aplica a un hombre
o industrial, se convierte en mezqnindad y estrechezde mi-
ras cuando se aplica A Estados que tienen todas las com-
( binadas oportunidades y poderes de millones de hombres, de
<< todas sus posesiones, y de duracion ilimitada de tiempo.))
Esto se llama gobernar hombres con present y porvenir.
Yea Vd. ahora los hechos. Cito. Escuelas. En medio de
<( la guerra Massachusetts no ha desmayado en sus esfuer-





AMBAS AMERICAS


( zos por extender las bendiciones de la education A today
a su juventud. D
Buenos Aires a ser exactos los datos que vi publicados
puede decir con su secretario: En mdedio de la paz decaye-
ron de cinco mil los nifios que durante la guerra se habian
conquistado a la barbarie.-Nota del traductor.
a El monto total de las sumas que ciudades y poblaciones-
a se han impuesto, para el sosten de las Escuelas Pfiblicas,
%(incluyendo solamente salaries de maestros, lefia, cuidado
de fuego y de las salas), por el aflo escolar de 1863 A 1864
es de $ 1.536.314, siendo un aumento de por este iltimo
afio, de 102.299 $ sobre 1.434.015 $, que se impusieron de
a 1862 A 63. La suma total de gastos en escuelas pdblicas
solamente (sin contdr con el costo de reparar y erigir
( nuevas escuelas, y proveer libros), fu6 de $ 1.679.700, sien-
t do un aumento de 112.750, sobre el aflo anterior, y de 44, 6
73 sobre todo otro afio.
( Asi la education de cada nifio en el Estado, de edad de
cinco A quince aflos, cuesta una suma media de 6,95 do-
* liars! (7 $ nuestros). Todas las poblaciones se han im-
* puesto la suma requerida por la ley, como condition para
( recibir una parte de la renta del fondo depdsito de Escuelas
I ($ 1,50 por niflo de cinco A quince afios de edad) y doscientas
a ochenta y seis poblaciones, de las trescientas treinta y seis,
a (menos 47 de todo el ndmero) se han impuesto el double vo-
< luntariamente, 6 mas del double de lo exigido por la ley. Por
( ensefianza s6lo las escuelas y colegios particulares han
pagado 394, 6 74 $ mas. El monto de lo gastado en Mas-
< sachusetts (durante la guerra?) en education popular (exclu-
a sivo de colegios y universidades) es de pesos tres millones!l!
( Recomiendo A la Legislatura que se haga 3 $ en lugar
a de 1 $ 50, la condition necesaria de monto de impuesto
a para tener derecho A la parte distributiva del fondo de-
a positado.)
Vea Vd. en mis escritos anteriores lo que es ese fondo.
El de los bienes de Rosas fu6 basado sobre ese mo-
delo.
Massachusetts, tiene 1.231.066 habitantes 160.000 nifios.
de cinco A quince afios.
4Buenos Aires tiene habitantes?
ADebe tener en proporcion nifios?





OBRAS DE SARMIENTO


4Debe invertir en education popular?
Prop6ngale estos problems faciles de resolver A su se-
cretario.
Massachusetts present 133.767 habitantes de 18 & 45
afios de edad, sujetos al enrolamiento para la guerra, y en
los cuatro afios ha mandado al ej6rcito national veinte mil
hombres mas que los que tocaban al Estado.
En las, escuelas hay 160.000 nifios, que son un poco mas
del iadmero de cinco A quince aflos, con que cuenta la po:
blacion.
De la Escuela de Westfield, mas de setenta y cinco por
ciento de sus alumnos fueron A la guerra.
De la Escuela de Bridge, existen mas de treinta y cinco
por ciento.
De los quinientos estudiantes de la famosa Universidad
de Harvard, diez y nueve pot ciento.
Del Amberst college, ciento'cuarenta y seis.
De William College, doscientos de sus estudiantes gradua-
dos en ciencia.
Estos soldados han vencido la insurreccion y dejado pas-
mado al mundo,
Otro extract har6 del Mensaje que le interest vivamente,
por su singularidad.
<<'Deseo, dice el Gobernador, llamar la atencion sobre el
exceso de mujeres en Massachusetts y el mayor ndmero de
hombres en Oregon, California y otras remotas comunidades
del Oeste. La facilidad con que emigran los j6venes, las
atracciones y oportunidades que les ofrecen los nuevos Es-
tados, los conocidos embarazos que encuentran las mujeres
j6venes para emigrar, las atracciones que la casa (home)
ejerce sobre el corazon de la mujer, y su natural dependen-
cia, se combinan en crear esta desigualdad en la distribu-
cion de los sexos.
En Oregon, con 52.160 habitantes, habia 19.961 varones de
mas de 18 aflos y s6lo 9.878 mujeres.
En Massachusetts donde hay 257.833 varones entire los 18
y 40 afios, hay 287.009 mujeres, lo que da un'exceso de 38.826
mujeres. La absorcion de hombres durante la guerra por
el servicio de mar y tierra agrava esta desproporcion, que
es desastrosa. ............................................





AMBAS AMPRICAS


cc No conozco objeto mas dtil A que la Repdblica pueda
cc prestar su ayuda que el de producer un movimiento en
( una forma prActica, para abrir la puerta de la emigration d
" niias j6venes, que son necesitadas para maestras, y otros em-
c pleos aun los dom6sticos en el remoto Oeste, pero que
c estan lleva'ndo unavida ansiosa y sin blanco en la Nueva
( Inglaterra.))
iCuAnto me ha dado en qu6 pensar esta solicitud de dar
colocacion A mujeres capaces de ensefiar, y lo son la mayor
parte de las de Massachusetts, porque todas han recibido
una education complete, porque mujeres por millares y no
B1ombres son las que dirigen las.escuelas del Estado de Mas-
sachusetts, el mas adelantado en la administration de este
ramo, en todos los Estados Unidost
Me opuse A la formacion de una Escuela Normal en el
Estado de Buenos Aires, porque hombres competentes hay
alli deplacds, nacionales y extranjeros, para llenar aquel des-
tino. Para la Repiblica convendria ahora aquella creation
en una provincia, A fin de que los maestros conserven su
sencillez de aspiraciones y limitacion provincial de deseos,
y se conserven en sus puestos en los puntos remotos y
poco civilizados de la Repfiblica.
Quise introducir mujeres en la ensefianza y Vd. fu6 la pri-
mera en dar el ejemplo, que siguieron y estuvieron prontas
A seguir muchas. Habriamos abierto un camino honorable
y dtil a tantas families decaidas que se extinguen en es-
fuerzos impotentes para luchar contra las dificultades de
su sexo. Pero me estrell contra tradiciones arraigadas y
posiciones creadas.
Cien nifias bostonianas, A la cabeza de otras tantas es-
cuelas en Buenos Aires, 6 en las Provincias, crearian todo
el sistema de ensefianza de Massachusetts, con su efi-
ciencia, su extension y su realidad, cosa casi impossible de
hacer de otro modo.
jY sino, c6mo? LEl Gobierno? El Gobierno no sabe pala-
brade estas cosas ni le interesanvivamente. AEl Rector de
la Universidad? I,El Secletario del Departamento? 4Los
maestros de Escuela? Todos y cada uno continuarAn les-
cuela de siempre, en la esfera que siempre ocup6; y una y
dos generaciones pasarin, sin que el progress sea sensible.





OBRAS DE SARMIENTO


Una Escuela Normal no producirfa mejores ni mas pr6xi-
mos resultados.
Los maestros ganan en Massachusetts como veinte a
veinte y cinco pesos, y millares se presentarian solicitando
las mejores ventajas que podriamos ofrecerles. Como so-
mos fuertes en el, terreno de las objeciones y ya preveo
las que en falange 'naced6nica se vendrian presentando.
la No saben espaiol. AprenderAn con los nifios, en seis
meses 6 un afio de noviciado como ayudantes. Ni aun
los defects de lenguaje y de acentuacion subsisten en los
que tienen el htbito del studio. La misma objection me
hacia un Juez de Paz de la campafia, Rojas creo, por man-
darle un ex-capitan de buque italiano. Nunca tuvieron
mejor maestro, y ha poco podia motejarle al Juez de Paz
sus defects.
No serdn catdlicos. Mientras se establece una Aduana ca-
t6lica en Buenos Aires, para recoger como en peras, esta
sola familiar cristiana, prevendr6 que en Massachusetts,
pais donde por la ley ninguna creencia puede excluir ,
otra de su derecho a vivir (creo que en Buenos Aires es lo
mismo,si Friascon la enciclica en la mano no laha arreglado
mejor), esta. prohibido a los maestros ensefiar otra cosa que
los principios de la moral evangelica que a todos convie-
nen. En esta saludable prActica se han creado todos, cat6-
licos y protestantes, y hay un santo respeto por las creen-
cias de los padres de los nifios.
Costos. El pasaje de un buque de vela de Nueva York A
Buenos Aires. La creacion de una Escuela Normal traeria
la creacion de un edificio, la education y sosten de alumnos
maestros por tres afios, y al fin resultados mediocres 6 du-
dosos.
El sistema propuesto toma su bien donde lo encuentra
de primera calidad. Admitimos con gusto y dando curatos
A sacerdotes espafioles, italianos, franceses, spor qu6 no nos
proveeriamas de maestros que ejerzan este otro sacerdocio
civilizador, con provecho mas prActico y aplicable A las ne-
cesidades de la vida real? Tales maestros crearian la
escuelas y el sistema y la material de ensefianza, no por
esfuerzo de ingenio suyo, sino segun prActicas regulars y
populares ya en el pueblo maestro en el arte de difundir
la ensefianza; del pueblo que hace ainos, el primero, quiza





AMBAS AMARICAS


el uinico de la tierra, pudo alzar las manos al cielo despues
de muchos afios de ruda labor, y decir: todos los nifios del
Estado estan A esta hora reunidos en las escuelas. Si el
Gobierno de Buenos Aires diera el ejemplo, si las doce pa-
rroquias de la ciudad lo hicieran sin su intervention, los
Jueces de Paz pedirian su parte, los Gobernadores de Pro-
vincia no tardarAan en asegurarse medios de iniciar alguna
innovacion seria en las negligentos y limitadas practices,
que por allI se les alcanzan. Las Provincias encontrarian
otra ventaja, y es la ensefianza del ingles, que en muchas
de ellas no se difunde por falta de Profesores, falta que
llenarian admirablemente y con ventaja propia las hija4 de
la Atenas de los Estados Unidos. Luego la maquina de coser
y los mil contricances yankees no se harian esperar introdu-
ci6ndose por la escuela en nuestros usos.
Tantas partidas de hermanas de caridad, de la Misericor-
dia, del Sacrd cmeur, des sacrhs sceurs, que se piden de todas
parties, no seria hermoso espectAculo, para presenciarlo
desda el muelle, ver llegar A Buenos Aires y desembarcar
de una nueva PhAria cuarenta'muchachas rubias, modestas,
sin gasmofieria, virtuosas, de esa virtud prActica, uitil, so-
cial, que prepare una madre A una familiar future, maestras
de escuela, bostonianas, colonas de education y de repu-
blicanismo, como el que ha puesto A Boston sobre toda ciu-
dad del mundo por su moral, su cultural y su riqueza?
Como Vd. ve, la idea primitive es del Gobernador de Ma-
ssachusetts. Mio es el bordado. No verA Vd. esta obra do
manos.
Si alguien quiere ensayarla, dos palabras por el correo
me bastaran para procurarle el articulo, una muchacha, 6
una sefiora, rubia 6 de pelo negro, como la pidan. Seria la
mas noble ingerencia que tomaria en las relaciones que
debo cultivar entire ambas Repdblicas-la del Norte, exu-
berante de vida, de poder y de gloria, sabiendo muy bien
c6mo se obtienen pronto estas cosas y de una manera per-
durable, y la otra deseando lo mejor y no sabiendo ni que-
riendo acaso poner los medios sencillisimos, dejAndose ir
por la pendiente que le inclin6 la Espafia, y le trazan los
modernos fundadores de imperios con esclavos los unos,
con soldados bien disciplinados los otros, como base de
poder y fuerza.





OBRA. DE SARRMIENTO


Me dejo ir A mi vez, saliendome del terreno practice, pe-
destre en que quisiera mantenerme, y pongo fin A mi larga
carta, despididridome de Vd. para los E. U. adonde creo
estar el 25 de Mayo, acordandome de mi patria en medio
del bullicio de la victoria final de la Reptiblica de las es-
cuelas, que prometen Savana, Wilmington, Charleston,
Richmond y Pettersburg, tomados por unf series de bata-
Hlas, que hacen de Julio C6sar y Napoleon cabos de es-
cuadra.
Hasta entonces su amigo.

LLEGADA

(INEDITO)

Nueva York, Mayo 20 de 1865.
Seitora Aurelia Velez Sarsfield.
Escribole para tomar posesion de la via de comunicacion
nueva, de aquif Liverpool, para llevarle A Buenos Aires
la noticia de que he llegado bueno, encontrando frescas
todavia las profundas emociones causadas por el asesinato
del honrado Lincoln, para dar mas realce y solemnidad A la
gloria y prestigio de la que hoy'apellidan en Europa la Gran
Repuiblica.
ICuAn grande es, en efecto, y qu6 nueva era abre para el
mundo el desenlace de esta guerra gigantesca, con el dra-
ma del sacrificio est6ril del gran patriotal
Ver6 dentro de tres dias en Washington a Grant, Sher-
man y Sheridan, seguidos de doscientos mil hombres y
pasando inmediatamente A Richmond, sobre la mas ensan-
grentada de sus trincheras de cuarenta millas, celebrar6 mi
25 de Mayo, con la desaparicion de la esclavatura de la faz
de la tierra.
'&Qu6 le dir6 de mis impresiones, al volver a Nueva York I
los veinte afibs de distancia, A Vd., tan pobre de puntos de
comparacion, nacida en esa llanura sin accidents, en esa
ciudad la mas bella de la Am6rica del Sud, y tan distant
de lo que son las ciudades norte-americanas? Bastarale de-
cirle, que yo que he visitado todas las grandes ciudades y
visto los puntos mas bellos del globo, no vuelvo todavia de





AMBAS AMPRICAS


la fascinacion que experiment al entrar en la estupenda
bahia, que principiando por una garganta cerrada por for-
talezas formidable y rodeada como preAmbulo de mansio-
nes espl6ndidas salpicadas entire el verde de los bosques
naturales 6 de los parques, cubren sin former poblacion,
cinco millas de ambos costados, para llegar a la bahia cru-
zada por segundos en todas direcciones de vapores y que
sirve de plaza central a tres ciudades, cada una tan
grande como las mas c6lebres del mundo, except Paris y
Londres.
Le mandar6 un mapa de la ciudad 6 de las ciudades, y
esto le dark una idea palida, de una realidad que no puede
concebirse sin verla, porque no hay medios de representar
este movimiento gigantesco entire palacios, arboles, carrua-
jes, flores y letreros dorados que esqpaltan los edificios.
Tantas maravillas acumuladas por la riqueza, la general
ilustracion y la libertad, empiezan ser comprendidas por
la Europa, cuyos gobiernos se sienten pequefios en presen-
cia de los sucesos de los iltimos meses, habiendo servido
la trAgica muerte de Lincoln para dar mayor solemnidad a
la abolicion de la esclavatura.
Usted recordara mi eterna pr6dica, hasta cansar a su
padre, sobre los Estados Unidos.
Gl6riome de haber tenido veinte afios antes la clara per-
cepcion de su definitiva- influencia sobre los destines de la
Am6rica toda y de haberme consolado de nuestra depression
anunciando4 la Europa lo que 4sta empieza ya a sentir. Vd.
que es joven, ha de ver el fin del comienzo que ya presen-
ciamos.
Y a prop6sito de juventud, Lpor qu6 deja Vd. disiparse la
suya como plant pegada al suelo, Vd. libre de cuidados y
obligaciones, y no se resuelve A tomar el vapor que se esta-
blecera en Noviembre entire Buenos Aires y Nueva York y
en treinta dias de viaje c6modo, tocando en las costas del
Brasil, se encuentra en Nueva York, donde desemboca el
Hudsbn, acarreando naves por millares y remontandolo,
llega a la Cascada del Niagara, desciende el San Lorenzo,
y se vuelve A su casa, Ilena de recuerdos, enriquecida de
emociones placidas, que bastarA cerrar los ojos para evo-
carlas y complacerse en ellas? 1Si fuera yankeel Si viese
ferro-carriles, vapores, hotels, calls llenas de j'6venes sol-





OBRAS DE SAKMIENTO


teras, solas, viajando como las ayes del cielo, seguras, ale-
gres, felices!

NUEVA YORK-RAPIDAS IMPRESIONES
( INADITO )

Nueva York, 6 de Junio de 1865.

Seftora Aurelia Velez.

Un volume necesitaria escribirle para comunicarle mis
impresiones de quince dias de residencia. Es un ato de
vida acumulado en horas, como en los delirios de la fiebre.
Es la tentacion de Satanis mostrando los reinos de la tie-
rra desde una elevada montafa.
Sufrimientos indecibles desde Panama, hasta estar en
el Hotel de la Quinta Avenida, nos preparaban por el con-
traste para saborear la existehcia que iba a comenzar por
el especticulo de todas las grandezas de la tierra.
Dar6le en globo y hasta donde una carta lo hermita una
idea del especticulo. Acomp.fiole la carta de la ciudad
de New York, que hoy cuenta A Brooklyn como un barrio
al otro lado del Hudson, barrio que contiene 370.000 (M)
habitantes y New Jersey al otro lado del rio navegable, lo
que hace que la ciudad tenga por plaza 'piblica la hermosa
bahia y por campifa sembrada de palacios todo el terri-
torio que la precede hasta el AtlAntico.
Son tales los cambios experimentados desde mi primer
viaje, que la parte de la ciudad que hoy habit y la mas
suntuosa, no existia entonces. Las magnificas avenidas que
dividen esta parte, tienen cuarenta varas de ancho con
veredas de siete y drboles en sus orillas y ferro-carriles
en el centro. Las calls atravesadas s6lo miden veinte
varas, con parques umbrosos a cortas distancias. El
Broadway que esta trazado por siete millas, mide cincuenta
varas de ancho y por mas de una legua estA cerrado de
palacios de marmol, granito, freestones 6 labrillo: palacios


C(1 ) Brooklyn con 957.163 habitantes, segun censo local de 1892, forma parte
ahora de Nueva York la Grande (Greater New York) con 3.569.558 habitantes el
to de Enero de 1899.-(N. del E.)





AMBAS AMtRIOAS


para hotels con mil hubspedes, imprentas, bancos, tien-
das, clubs, asociaciones. El Broadway es hoy sin rival en
el munedo por su lujo arquitect6nico y su movimiento.
Alli se acumulan las grandes fortunes que van A gastarse
en la Quinta Avenida, otra calle de palacios, como la
famosa de G6nova y que es el barrio Saint Germain de
Nueva York.
En estos dias han puesto en prison a una dama que
tiene en esta calle una residencia que le cuesta 160.000
duros, tenida con un boato correspondiente y adquirido el
capital por el ejercicio durante treinta anos de la inocente
profession de procurar abortos
Esta amplitud de las calls, aquella vegetacion de Arbo-
les, enredaderas, flores y verjas, que no. cubren los estu-
pendos edificios, sino que los engalanan, la confusion de
coaches, 6mnibus, trenes, gentes, carteles y letreros, causan
una impression extrafia para los que, como nosotros, vivia-
mos en calls de doce varas de ancho que limitan la
vision.
El Greenwood 6 cementerio de Nueva York es la mara-
villa del mundo; unjardin inmenso, con lagos, montafias
y deooraciones marm6reas. Es superior como belleza al
Central Park, y 6ste cuesta ya doce millones de duros es-
tando todavia como en plantel. Los sAbados recorren sus
caminos tres 6 cuatro mil coaches de lujo. Dirige los trabajos
una comision con facultad de legislar dada por la Legisla-
tura y tiene su policia propia y sus rentas.
Apenas Ilegado tuve que marchar A Washington a pre-
senciar la revista de 200.000 hombres que con el Presidente
debia pasar el cuerpo diplomatico.
iEspectaculo linico en la historic, un rio de hombres,
caballos, cafiones y fusiles que desfil6 por compafnias du-
rante dos dias, habi6ndose ordenado al ej6rcito traer racio-
nes para dos dias, a fin de precaverse contra las dificul-
tades de alimentar aquella enorme masa de series I
Tenia en el mismo entablado al Presidente Johnson, a
Sherman, Grant, Meade, Slocum y Ilegaban & cada mo-
mento jefes y batallones gloriosos con jirones sin forma de





OBRAS DE SARMIENTO


banderas, A los que el pdblico, conocedor de su historic,
.saludaba con aplausos freneticos (1).
Al dia siguiente fui admitido al recinto del'Tribunal
military que esta juzgando A los asesinos del glorioso Lin-
coln, teniendo A mi frente A los reos, Mrs. Surrat que ha
sido el alma del atentado, Payne que no se puede saber
quidn es, ni c6mo se llama, el Dr. Mudd y los demas. El
sistema de enjuiciamiento ingl6s es muy imponente. Los
reos, presents siempre y acompahiados de sus abogados,
oyen la deposicion de los testigos A cargo y por la cross-
examination pueden interrogarlos A su turno. Ese dia decla-
raron negros, cosa nueva en el pais, pues antes no podian
ser testigos, y me conmovi6 profundamente una zamba
que, preguntada si habia sido esclava, contest con emo-
cion :
-Si, esclaval pero ahora soy libre!...
Un dia despues estaba en Richmond, contemplando A la
luz de la luna las gigantescas ruinas del incendio que
devor6 la mitad de la ciudad rebelde. La parte salvada
es la residencia de la aristocracia negrera, el Capitolio A
cuyo frente estA la mas bella y colosal estAtua de Wash-
ington, ecuestre, en bronce, teniendo A su pedestal A
Jefferson meditabundo y otros personajes virginianos.
Al dia siguiente recorria las fortificaciones de Petersburg
y las lines de circunvalacion de Grant, que en puntos se
acercan A cuarenta varas, desde donde se han estado que-
mando dos dias, hasta que con la toma y rescate del fuerte
Stegman, se decidi6 la suerte de cuatro millones de escla-
vos, el porvenir de la Repdblica, la independencia de la
America y acaso la libertad del mundo I ...
En un espacio de media cuadra que en este punto me-
dia entire las dos lines, no puede darse un paso sin pisar
un casco de bomba, un fusil tronchado, botas con piernas,
cananas, cabezas, balas de cafnon, harapos de uniformss.
horrores I!
Dos dias despues estaba en Baltimore, otro mas tarde en
Filadelfia, con 600.009 habitantes, dudando si Nueva York

(1) Catorce anios despues, al bendecirse la bandera del Ht1 de infanterla, el
autor evocaba la misma escena, revlstl6ndola de magnificencia oratorla, sin que su
asombrosa memorial cambiase lo fundamental.-( N. del B.)





AMBAS AMMKtICAS


es ciudad mas bella que estas otras y si sus hotels pue-
den estar al lado del Continental, en donde tuve necesidad
tres veces de hacerme conducir A mis piezas, perdido en
aquel colossal laberinto, hasta que me ensefiaron la pieza
amueblada que conduce cada cinco minutes del primer
piso al s6ptimo, dejando en los intermediarios los pasajeros
que sentados en mullidos muebles suben 6 bajan.
De Baltimore hice una excursion a Ellicof's Mills en busca
de la casa de Hopkins, donde pas6 horas tan deliciosas con
ella, que perdi el tren y descend a pie ocho millas extra-
viAndome dos y lloviendo, por gozarme en la vista del va-
llecito mas pintoresco y risueflo que jams haya visto flan-
queado de colinas verdinegras de un lado, y de casitas
y gigantescos molinos del otro, viendo hasta cuatro trenes
de una 6 dos cuadras, pasando como exhalaciones. En me-
diode las bellezas de un pais accidentado, entire secula-
res bosques de encimas (las ( Viejas Encinas es el nom-
bre de la casa de Hopkins), se cultivan duraznos, peros,
manzanos y todas aquellas plants con quienes hemos
vivido y queremos como compatriotas y amigos. He que-
dado encantado de este lugar y resuelto A establecerme en
sus vecindades, huyendo de los calories y monotonia de
Washington, en verano, y estando alli A media hora de
Baltimore y A pocas horas de Filadelfia, Nueva York,
Washington, lo que har ,menos costoso el acudir kAdonde
me Ilame el inter6s de mi position, que no sera mayor en
la capital que en los otros puntos.
Veo que no acabaria, aunque vuelo al escribirle, como
se vuela aqui por trenes y vapores. Para andar este cami-
no he necesitado recorrer los ferro-carriles de Nueva York
a Washington. y la Bahia de Chesapeak y el rio James, en
cuyas margenes se ven las ruinas de la primera iglesia
construida en los Estados Unidos, hasta volver por Peters-
burg a City Point, donde estuvo Lincoln ouando fud eva-
cuado Richmond.
L, Ha leido Vd. Paris en Amdrica? Todo eso y mas es la
realidad. Se siente vivir, 6 mas bien la vida lo invade, lo
mueve, lo arrastra A uno, vida de goces materials, intelec-
tuales y de continue movimiento. Esto iltimo tiene sus
inconvenientes. Se viaja de palacio a palacio, para vivir
mediante cuatro pesos como principles, con bafio al lado de





OBRAS DE SARMIENTO


la cama, cinco comidas al dia, salones de lectura, de fu-
mar, de recepcion, peluqueria, tel6grafo, todo a mano. En
cambio, de palacio a palacio, media un ferro-carril 6 un
vapor y aqui son las angustias.. Imaginese lo que seria la
vida, si Dios nos hubiese encargado de tener en movi-
miento el corazon de que ella depend. Nos morirfamos
a la menor distraccion. Pues esto es lo que sucede en los
viajes. El que era principle en el hotel San Nicolas, 6 el
Continental, desciende a la condition de peon, de fardo en
los trenes 6 en los buques. Tendra asiento, si anduvo listo
para tomarlo. Sino, tendri como toda la legacion argentina,
de Baltimore & Washington, que acomodarse entire uno y
otro wagon, lloviendo, de noche, y A veinte y cinco 6 treinta
millas por horas. DormirA en cama, si puede pescarla
haciendo cola tres horas para obtener camarote, y comera
si tiene buenos pufios y fuertes codos para luchar y abrir-
se paso al comedor.
No hay reclamo possible, ni distinction de personas, ni de
classes. Seria ridiculo invocar el titulo de ministry entire
estos patanes ilustrados, ricos, pacientes, tranquilos y re-
signados a. estos inevitable incnnvenientes de acumular la
vida en minutes y volar por : pacio suprimiendo las
distancias.
Un remedio tienen estos te 4, y muy sencillo y es ir
con una sefiora. Entonces tod- es c6modo y tranquilo.
No se dan camarotes A los homBies, aunque fuera el Gene-
ral Grant, hasta que todas las seioras lo tengan; hay wago-
nes reservados para sefioras y sus acompafiantes; hay una
puerta particular que da al comedor para las seforas y no
se abre la destinada a los machos, sino cuando ellas estan
sentadas; Iy qu6 sefioras I Todas paisanas del campo, muy
parecidas aun en el semblante y atavio A sus compafieras
de Vd., cuando va A la quinta.
Necesito a todo trance proporcionarme una sefiora para
viajar, y renuevo mis propuestas A la Villaruel, A quien
haria viajar gratis de Estado en Estado, por lagos, bahias,
rios y ferrocarriles, asegurAndole una renta, A fin de aho-
rrarme padecimientos de otro modo inevitable.
iOh! si Vd. pudiera determinar al doctor cordob6s &
darse un paseo de cuatro meses por este pais encantado,
i cuAnto gozaria viendo las maravillas de la civilizacion





AMBAS AMERICAS


mas adelantada, el torbellino de la vida pdblica, del comer-
cio, de la prensa, de los tel6grafos y vapores que aqui pulu-
Ian como alli no lo hacen las carretas; al admirar la obra
de Dios en bahias, lagos, bosques y rios, y la de los hom-
bresen instituciones, ciudades, invenciones, libros, escue-
las y riqueza asombrosal Pero es predicar en desierto
Se morira de puro viejo, sin conocer sino la quinta, donde
me parece verlo con el sombrerito al ojol ....
Todavia no he puesto el pie en ninguna parte y espero
lallegada de Lavalle con su sefiora, para saber d6nde he
de residir. En Washington todos hablan espafiol, desde el
ministry de Rusia, Prusia, Inglaterra, Francia, Brasil, hasta
los ocho de las repdblicas sud-americanas.
Sigo en el pensamiento de escribir y espero establecerme
para coordinar mis ideas y devanarlas calamo current
como tengo de costumbre.
He de mandarla libros y sobre todo novelas americanas
escritas por una hueste de mujeres que explotan exclu-
sivam ente este ram o ......................... ...........

Concluida esta, s6 u amigo Solano Lopez, ese Lin-
coln de la esclavitud Brasil, nos ha degollado en
Corrientes A los marine Sofiaba y despierto

TRAS LA GRAN REBELION-NEGROS LIBERTOS
(INEDITO)

Nueva York, Junio 10 de 1865 .

Seiora doria Juana Manso.

No le referir6 a Vd. lo que he sentido y presenciado en
los quince primeros dias de residencia en los Estados Uni-
dos, por no exceder los limits que admite el objeto espe-
cial de esta carta. Un ingles que tenia la mania de
embriagarse con 6pio, ha descrito sus suefios. Veia en
ellos ciudades monstruos con edificios de una cuadra de
alto, hombres de otra constitution que la humana, el sol
gigantesco, las estrellas como soles, y otras imAgenes
inconcebibles A la razon tranquila. Yo he pasado por una
TOMO xxxx.-3





OBRAS DE SARMIENTO


pesadilla igual en estos dias. Vivido en quince, lo quo
haria la vida de un aflo; habitado en siete hotels como
ciudades; atravesado ciudades como New York, Filadelfia,
Baltimore, Washington, Richmond, cada una de las cuales
seria grande para capital de una gran nation. Presenciado
revistas de doscientos mil hombres, delante de ceritenares
de miles de espectadores, como rios de fusiles, caballos y
cafiones corriendo dos dias; sentAdome al lado de los
jueces de reos como los c6mplices de Booth, el asesino de
Lincoln; codeadome en el mismo palco con Grant, Mead,
Sherman, Slocum y miriadas de Generales simplemente
revestidos de gloria; paseAdome entire las silenciosas y
aun humeantes ruinas de Richmond; apartidome de las
lines de Petersburg, del camino, por fro pisar los restos
humans que entire los cascos de granadas, bayonetas tron-
chadas, cananas y arados cubren el intermedio de las
baterias del Fuerte Stegman, tomado, rescatado, hasta que
la suerte de los esclavos, de la Reptiblica y de la libertad
humana quedaron aseguradas.
Y todo esto, volando por ferro-carriles y vapores, atra-
vesando paisajes encantados, ciudadesy villorrios, alquerias
y sembrados, bosques seculares, bahias y rios navegables,
con sufrimientos risibles, abri6ndome paso entire la mu-
chedumbre de que yo era una particular, comiendo cuando
se podia, durmiendo tomado de un hierro entire dos vago-
nes de un tren 6 en la punta deun sofa en el buque,
por no poderse obtener A ningun precio ni asiento ni
camarote.
Contar6le, porque hace A mi objeto, la escena que acabo
de presenciar. El General Grant ha llegado de paso A
West Point, donde debe presidir los examenes de los alum-
nos de la escuela military que guard el fuego sagrado del
arte de veneer, de que 61 es el maestro hoy sobre la tierra;
y el pueblo de New York andaba desde esta mafiana del
Broadway A los parques, ansioso de conocer al h6roe.
Toc6me esta noche ser presentado al League Club, y supe
alli que debia venir en pocos moments. El rumor de la
calle -anunci6 A poco su llegada, presentAndose luego con
su simplicidad infantil entire los miembros del Club. Los
grandes hombres norte-americanos pagan muy caro la
popularidad, pues tienen que dar la mano A cuantos de-





AMBAS AMEIRICAS


sean estrecharsela, y lo compadeci mientras sufria esta
imposicion. Toc6me mi turno, y mi padrino infiri61le al
oldo mi calidad, lo que me vali6 un signo de deferencia.
Luego fu6 necesario que desde los balcones se presen-
tara al pueblo, que estaba en el magnifico parque A que
da frente el suntuoso edificio del Club, poni6ndole un fuerte
reverbero al lado del rostro para que fuese visto. Como
habia para ello tornado el balcon contiguo, pude ver su
apacible fisonomia rodeada de una aureola de luz, imagen
de su gloria, y digno objeto de la adoracion piblica que
estall6 en una tormenta de hurras y aplausos.
El League Club es de reciente data: existe en todas las
ciudades de la Union desde que estall6 la rebellion, y
comp6nenlo gentes acaudaladas, teniendo por objeto
sostener al Gobierno en su formidable tarea, proporcio-
narle f6ndos, y dar impulso A la opinion. Estos clubs han
prestado inmensos servicios, y en otra forma contindan
prestandolos despues de la pacificacion.
De su seno generalmente se ha desprendido la Freedmen
aid Society, igualmente generalizada en el Norte, con el
objeto de ayuda.r A los negros en la transition de la escla-
vitud A la libertad. Doscientos quince mil dollars ha
reunido s6lo la de Nuew York en dinero, vestidos, libros 6
instruments de trabajo, que con-lo colectado en otras ciu-
dades se remite al Sur y se distribuye equitativamente A
los negros, gratis A los destituidos, A precious c6modos A
los que buenamente pueden pagar.
El obstaculo presentido para el uso de la libertad de
parte de los libertos, es su atraso. Imaginese que no estan
tan atrasados como provincias enteras que yo conozco, y
que me guardar6 de nombrar, en todos nuestros paises
sud-americanos, porque el negro esclavo aqui respiraba
por lo menos la atm6sfera de civilization, de empresa y
progress que respiraban sus amos. Los presidiarios ingle-
ses han fundado las hoy*florecientes y cultas colonies de
Australia, y estos mismos negros la pacifica y ordenada
Liberia en Africa. Pero los republicans del Norte saben
d6nde esti el mal, y acuden pronto con el remedio. Han
nombrado superintendents de la aid societies en el Sud, y
estos calculado que se necesitan por lo profit quince mit
escuelas, y quince mil maestras, y todas las sociedades se





OBRAS DE SARMIENTO


han puesto en movimiento para obtenerlas, y reunir libros
de ensefianza y mandar al Sur. Ya se han contratado
ochocientas maestras, ciento cincuenta de ellas costeadas y
contratadas por la de New York solamente; y lo mas cu-
rioso es que por un comun acuerdo todas estas sociedades
filantr6picas, compuestas de comerciantes y capitalistas,
han ocurrido a, Boston en solicitud de aquel articulo, la
maestra competent, llena de uncion, y diestra en el arte
de propagar la instruction, que le recomendaba no ha
much, como una dtil importacion que debia hacerse en
nuestro pais, para entregar a las mujeres la ensefianza
6 introducir la ciencia y el arte y la aptitud de ensefiar
de que por lo general carecen los hombres. Pero no haya
miedo que se agoten en su emigracion al Sur las maestras
de la Repiblica de Massachusetts, la Atenas americana.
Es cultivo especial de aquel Estado, y habra para satis-
facer cualquier pedido.
Han fundado tambien cajas de ahorro en el Sur, y ya
hubo en el pasado afio mas de cien mil pesos depositados
por negros. Hanles fundado peri6dicos, y las sociedades
religiosas, principalmente en Boston, han mandado sus
agents al Sur, quienes han repartido convenientes lotes
de terreno a estos ciudadanos que eran hijos del suelo
que regaban con su sudor sin poseerlo, dirigi6ndolos en
su tarea novisima y grata para ellos de construirse habi-
taciones, y tener un home, el supremo deleite de los pue-
blos de familiar inglesa.
En el pais liamado Zea Islands, que produce elmejor algo-
don del mundo, los negros han hecho plantaciones de su
cuerita por millones de acres, con el mejor 6xito, y cuando
los antiguos seflores amnistiados se han presentado cobran-
do sus terrenos, el gobierno federal ha ordenado se pague a
los plantadores negros su trabajo y se les, permit recoger
sus cosechas.
Mucho preocupa, y con razon,esta question de los negros.
,Votarian los hombres de color? ,Qu6 uso haran de la liber-
tad que reciben inopinadamente y sin preparation alguna?
Los diarios, los folletos, las camaras, el Presidente, la opi-
nion de todos se preocupa de este grave problema. Siempre
se ha considerado prerrogativa de los Estados fijar las con-
diciones del ejercicio de los derechos politicos; y el Presi-





AMBAS AMERICAS


dente cree que los Estados Unidos no deben tomar parte
en este asunto, sino en cuanto asegure la abolicion de la
esclavatura.
Los blancos pobres del Sur se hallan en iguales condicio-
nes de instruction que nuestros campesinos y los irlandeses
no llegan con mejor capacidad. Si, pues, han de ponerse
condiciones y limitaciones a la ciudadania para su ejer-
cicio, se quiere que sean puestas a todos sin distinction de
color.
Mientras se debate esta question, quince mil escuelas, que los
domingos serin dominicales para adults, habran en pocos
afio borrado el pecado original de la absolute ignorancia
en el Sur, y los negros libertos estaran luego rmas adelan-
tados que nosotros blancos y ademas fijos-dalgos... Cha-
chos I!
Tendr6 estos dias occasion de hablarle de diarios a que la
dejo subscripta, quedando, por acabarse el papel, su affmo.

FIESTAS DEL 4 DE JULIO

INCENDIOS. FUEGOS ARTIFICIALES. DISCIPLINE POPULAR

Nueva York, Julio 5 de 1865.

A ((El Zonda) de San Juan.
No me detendr6 much en describir las fiestas oficiales
que solemnizan dia tan grande en la historic de la huma-
nidad, tanto como en la de los Estados Unidos. Lo inmenso
de la poblacion haria pequefio todo local para una function
piiblica; y la diversidad de los cultos, inadecuado todo
lugar consagrado a Dios para tributarle acciones de gracias.
Los fuegos artificiales, cuan brillantes puede prepararlos
la munificencia Municipal, tienen por necesidad que subdi-
vidirse en porciones, 6 ir en busca de espectadores a todos
los barrios, iluminando cien parques. Los fuegos artificia-
les de Roma, de Paris, exceden con much, en novedad y
esplendor, a los de Nueva York, y nada nuevo encuentra
el viajero, que no sean variantes de lo que ha podido ver
en Santiago 6 Buenos Aires.
Otros detalles son los que accidentalmente llaman la





OBRAS DE SARMIENTO


atencion el 4 de Julio en Nueva York, no olvidando Boston,
la ciudad c6lebre por sus fiestas en conmemoracion de dia
tan clasico. Contard, pues, lo que he visto y sentido en el
estrecho radio que toca 6 un individuo en esta inmensa
esfera sin centro de la Ciudad Imperio, como la llaman.
Desde que amanece el 4 de Julio, mas que las salvas de
artilleria, cuyo estampido se apaga en el rumor de una
gran ciudad, despierta al vecino el continue tiroteo de
pistolas, de revolvers, rifles, carabinas, cafioncitos de bronce
que los nifios disparan todo el dia, A toda hora, de todas las
casas, en las puertas, en las calls, entire el tumulto de las
gentes. Es una religion del niflo yankee y un privilegio
que la timida madre no osaria disputarle, aunque solo
cuente seis afios. El nifio, todos los nifios hasta la edad de
quince, amen de los que nunca dejan de serlo, pasan el dia
en disparar armas de fuego, arrojar petardos, encender
cohetes, y hacer ruido.
Entre esta aturdidora guerrilla de tiros, que tiene en
conmocion el aire, y perturba la audicion del teatro, d6jase
oir de cuando en cuando la campana que llama a. los bom-
beros para apagar incendios. Catorce incendios han sido
anunciados por las diversas campanas.
Ni este dia,ni ningun otro, el siniestro sonido de la cam-
pana atrae la atencion de nadie, sino es la, del extranjero
recien Ilegado que no tiene aun el oido curtido, como dicen.
El incendio, ha dicho un francs, es parte de la Constitu-
cion de Estados Unidos. En Nueva York es parte de la
vida, y no sabrian qu6 hacerse sus habitantes, si pasase
un dia con menos de cuatro. Los hay de ocho y de doce.
Acaba de dar sentencia final la Corte Suprema, declarando
constitutional la sancion de la Legislatura que institute
bomberos,municipales 6 pagados, a cuya ejecucion se opo-
nian veinte y seis mil bombers francos, regimentados en
cien compaiias con sus edificios propios, con mil bombas,
de vapor la mayor parte, y un costoso y brillante material
de guerra contra las llamas, que tienen que ceder casi
siempre en pocos moments al cerco de aquellos espl6n-
didas bombas y A la lluvia de agua que A torrentes cae
sobre ellas. Mas pavor causa en el expectador el chirrido
de las mAquinas, el fuego de los calderos ambulantes y el
fragor de cuarenta bombas jugando A. un tiempo, que el





AMBAS AMARICAS


incendio mismo, asomando sus lenguas de fuego por cien
ventanas, de los cinco 6 siete pisos de las casas palacios en
que estan, hotels, fabricas 6 habitantes.
Pero vuelvo al 4 de Julio. La ciudad esta en movimiento,
agitada; ha salido A la calle, remolinea, sin que A primera
vista se descubra ad6nde se dirigen aquellas corrientes de
series humans, engalanados, animados, alegres, curiosos
de ver algo, todo, en alguna parte, en todas si pudiera. La
quinta avenida de regias, si regio significara algo grande
aqui, esta engendrada de gente, en toda su extension, una
legua; y el Broadway (otra legua) que se le ensambla
mediante el Union Park,'est, lo mismo, obstruidas sus vere-
das de siete varas de ancho, amen de las cinco que ocupan
las escalinatas de las casas, los respiraderos de las subcons-
trucciones, y los praditos verdes, y los troncos de las enre-
daderas que envuelven en masas de verdura las po6ticas
columns corintias de las casas, los frentes y costados de
las iglesias. A poco de estar alli y tomar su puesto en alguna
parte en estos tendidos de gente A ambos lados de la soberbia
avenida, si6ntese agitarse la masa de un lado, y las miradas
de todos indican que algo ocurre; miisica de un regimiento
se oye, luego se divisan las banderas, luego aparece la
cabeza de una column de Guardia Nacional de las tres
armas; y aquiacabaria el cuento, si hubi6semos de esperar
A que pasasen, pues son quince mil hombres los que des-
filan. Las miisicas son como los padre-nuestros de este
eterno rosario de regimientos, que lievan sus ndmeros, el
69, el 75 de Nueva York en las banderas, de diversos colors.
Pas6 un regimiento de franceses, various de irlandeses; pas6
el clebre ndmero 7 de Nueva York con su chaqueta gris,
que lo distingue de los otros, cuyo uniform constant el
pantalon mezcla celeste claro y chaqueta azul. Cuando el 7o
sale por las calls en dias de tumulto y asonada, hasta los
niftos echan a correr con sus soldados,j6venes ricos, terri-
bles tiradores y no se andan con chicas contra los pertur-
badores. Cuando la terrible asonada en Nueva York en
1863, para matar A los negros, era que el 70 estaba en
Washington, A donde habia volado para defender la capi
tal, amenazada por los del Sud.
Pas6 un grupo de paisanos sin uniform, escoltando una
bandera azul, que crei guardia de honor a la bandera, por





OBRAS DB SARMIENTO


no haber podido asistir el cuerpo. Sac6me del error un
sacerdote que decia a mi lado: se me prime el corazon at
ver este espectaculo. iNo alcanzan a cuarenta los que han
sobrevividol Imaginese, senior, me dijo juntando las manos,
como pidiendo a Dios misericordia, que ese pufiadito es la
que ha quedado del regimiento de mil doscientas plazas
de montafieses de Escocia que fueron a la guerra. Estos
son los anicos que han vuelto con su bandera. Notar6 de
paso que aqui los extranjeros son mas yankees que los
americanos mismos. Se dice que el ej6rcito se componia
en su mayor parte de extranjeros. No es cierto. En tres
millones y medio de soldados bien cabe un medio million
de extranjeros. jPero qui6n les privaria a irlandeses, fran-
ceses, escoceses y alemanes, organizarse en regimientos
voluntarios en defense de la nueva patria? 4Qui6n estor-
baria a la inmigracion que del puerto se dirigiesen a las
oficinas de enganche a recibir el enganche exagerado que
se pagaba, dispuestos A regar con sangre, antes que con
sudor, el suelo donde han de habitar sus hijos?
Tras la Guardia Nacional desfilaban los regimientos de
veterans licenciados, que se presentaron a la parada con
sus jefes llenos de gloria, y sus banderas en jirones, que
la muchedumbre victoreaba como en Washington.
Despues de pasar, y pasar regimientos tras regimientos,
venian dos cuadras de omnibus, llenos de gentes, a quie-
nes los espectadores tendian, sus pafiuelos las damas, las
manos los hombres. Mirandolos con mas cuidado se aper-
cibian en lugar de fusiles, muletas por armas. Eran los
invalidos, los mutilados por millares en esta terrible
guerra. Deidistancia en distancia en el Broadway aqui, y
en Filadelfia, Baltimore y otras ciudades, sobre una pierna
pintada, se lee un letrero que dice: aqui se ponen piernas
y brazos gratis por cuenta del gobierno. En Richmond
andaban por centenares los invalidos j6venes en las calls,
y aun se leian aquellos filantr6picos letreros, que tanto.
consuelan al soldado.
La column humana vuelve a agitarse, A remolinear, a
cambiar de grupos y derramarse por las otras calls y ave-
nidas, en busca de algo, acaso a oir a alguno de loscincuenta
oradores que estan anunciados desde el dia anterior y pro-
nunciaran Speeches en cada uno de los parques, en las encru-





AMBAS AMERICAS


cijadas de las grandes avenidas, sobre el dia memorable,
sobre este 4 de Julio, el setenta y nweve de la Indepen-
dencia, y el primero de la Libertad Universal como ya em-
piezan ; contarlo.
IValgame Diosl La campana avisa que hay incendio en el
70 Distrito, en el 60, en el 80. La artilleria rueda por el Broad-
way; las bombas corren en esta Ai otra direction; los carrots y
los ferro-carriles de sangre y los omnibus siguen su imper-
turbable ir y venir, las gentes se cruzan por entire ellos,
suben y bajan y la ciudad contimia todo el dia en movi-
miento.
Es precise ver unos fuegos, de los cincuenta que habrAn,
los mejores posibles 6 presumibles, los del City Hall, que
deben ser los mejores, pues la Municipalidad se habia re-
servado para su casa, la parte mas grande.
Desde lo alto del tercer piso de un hotel podemos ver al
pueblo que empieza A agruparse en torno, como aquellas
nubes cirrosas de verano que aparecen en el horizonte,
cambian de contornos, se extienden, y avanzan al c6nit
hasta que tubren el cielo entero, informes ya, y converti-
das en una capa densa, impenetrable. Sin embargo,- en el
parque que esta al frente de la City Hall (cabildo) hay unos
espacios, cubiertos de ray grass, ch6pica, pasto verde, que
el pueblo no ocupa. LQui6n se lo prohibe? Una tablilla
pegada 6a los arboles de distancia en distancia con estas
letras; marchen por fuera del past; y esto basta"para que
cuarenta mil personas, estrechadas en las calls, rechaza-,
das por cuatro lines de carries de sangre, por los omnibus,
por el va y viene de la oleada popular, no penetre el recinto
reservado. LPodria hacerse esto en Buenos Aires y San-
tiago ni aun con guardias? Es este el pueblo mas discipli-
nado, mas ordenado que existe en el mundo. Maniobra
como un regimiento de linea, en silencio, en paz siempre,
sin autoridad, pues 61 mismo es la autoridad. La obscuri-
dad de la noche sobreviene, y todavia diviso el pastito
verde, hacienda el mismo efecto que el color celeste de
aquellos claros que dejan la's nubes en el cielo.
Seis campanadas anuncian incendio en el distrito 60. Los
fuegbs comienzan Siete campanadas incendio en el dis-
trito 70. Cuatro lines de ferro-carriles estAn pasando por
entire la muchedumbre; vacilan, se detienen, nos estorban





OBRAS DE SARKIENTO


la vista, se trepan los espectadores sobre los carros; p6nense
en movimiento, y van, A apifiarse otra vez ante algun obs-
ticulo mas lejos, formando en la obscuridad, una ciudad
iluminada por luces rojas, verdes, azules.
Seis campanazos, otro incendio en el 6*. Llegan las
bombas que atraviesan como saetas la muchedumbre. Para
ellas no hay tropiezo; la masa popular se abre como una
rebanada de pan; se cierra; pero llegan nuevas btmbas de
vapores con los calderos encendidos, con sus eternos carros
de escaleras que nunca acaban de pasar. El pueblo no se
ocupa de nada de eso. Los bombers harAn su deber, el
suyo es abrirse y dejarlos pasar, sin perder de vista un solo
cohete volador que derrama luces de colors, 6 hace cons-
telaciones nebulosas como las de Orion.
Un omnibus quiere pasar, y aunque vacio, el pueblo so-
berano tiene que darle paso. La regla es que nadie emba-
race a nadie. El policeman cuidarA de que no se le oponga
obstculo. Entre nosotros, su deber es detenerlo dos cua-
dras antes. A un particular se le ha antojado venir A ver
los fuegos desde se coche abierto; y tenemos que dar paso a
sus caballos, con quienes quedamos luego formando grupo.
Un Monitor de luces, ataca a un Merrimac de la misma
especie. Queremos ver espectaculo tan lucido. Nada mas
sencillo. Tr6panse cuatro dentro del coche y se sientan
al lado de los duefios; cuatro mas quedan de pie en el
centro: otros tantos se acomodan en las escalas; quienes
se montan sobre las ruedas; a mi me hacen subir sobre
los muelles. Todo el mundo ve perfectamente el combat
pirot6cnico, y en medio de los vivas del pueblo por el buen
6xito de las maniobras (el Monitor vence al Merrimac) nos
bajamos del coche tornado por asalto, sin que el caballero
haya tenido la idea siquiera de hallar irrespetuosa la inva-
sion. Son los inconvenientes de las conveniencias, y hay
compensation. Los fuegos acaban con un cuadro magnifico
de Washington, que llevando su caballo, atraviesa en una
embarcacion el Delaware. La multitud se mueve, cruje,
como un rio que se deshiela, co'rno un alud que va a des-
pefiarse. 1Dios miol Nunca he visto caos mas imponente
y tranquilo. Todos se mueven en todas direcciones: series
humans, carros de ferro-carriles, 6mnibus, bombas tiradas
por zartas de bombers, que vuelven de los diversos incen-





AMBAS AMeRICAS


dios, todo mezclado, todo revolviendose como un torrente
que arrastra pefiascos, drboles; y sin embargo, nada sucede,
no hay un grito, ni un tumulto. Los omnibus y los carros
estan tragandose la gente, de a veinte, de A treinta; porque
un carro norte-americano es insaciable, nunca da a nadie
con la puerta en la cara; no hay complete como en Paris;
estin llenos los asientos, se llena el espacio intermediario;
se llenan las escalas y el freate, adonde pueden caber diez
apifiados, y como donde caben diez, pueden caber once,
por este argument que se llama del calvo, se dejan entrar
doscientos, si quieren ir en prensa. A nadie se le hacd
fuerza. Al fin logramos poner un pie dentro de un 6mni-
bus, y una mano en la barra central, para mantener el
equilibrio, y por diez centavos, recorremos legua y media
de Broadway y avenida, viendo desfilar iluminaciones de
gas de un efecto sorprendente; de enormes trasparentes de
vidrio iluminados que parecen prendedores gigantescos de
diamantes; el letrero Niblos de vasos de color, en el teatro
en que la asombrosa ninia Mitchel, imita los movimientos
infantiles de la passion y los afectos; el del teatro Kosmer del
nombre de la actriz, primadona, el obimpaco, los Minstrels de
Woody, y los americanos, y los frontis iluminados de los
hotels, hasta que se Ilega al Union Park, cuyos faroles de
gas, entire los arboles, hacen el efecto de mil lucidrnagas
en un bosque, y entrando en la quinta avenida, llega uno a
la proximidad de la sexta, y despues a su casa desde cuya
escalera oye la campana fatidica, uno, dos, tres, cuatro: es
en el cuarto distrito, el incendio. Los pistoletazos van
disminuyendo. Hay motivo de esperar a que a las doce de
la noche sean menos frecuentes, si no cesan del todo. LdI
chiquillos son capaces de amanecerse tirando tiros.
Hoy traen los diarios descripciones de las fiestas; elogios
. este d el otro orador tribunicio; la relacian de algunos
accidents deplorables; la lista de los incendios, y los valo-
res realizados; porque nada se pierde: se gana, por el con-
trario; todo esia asegurado por mayor cantidad. Deje Vd.
que.marse. Mafiana las imprentas publicaran los speeches,
sermones, versos, descripciones. Yo me atengo a la mia,
que si no es sorprendente y campanuda, es verdadera y
me toca de cerca.
Este es el 4 de Julio, y esto Nueva York.





OBRAS DE SARMIENTO


OCIOS OCUPADOS-URQUIZA-EL CHACHO
(INEDITO)

Nueva York, Agosto 6 de 1865.
Sefiora Aurelia Velez.
Su cartita de 11 de Junio me lleg6 dnica de Buenos Aires,
lo que realizaba el placer de leerla. Recibila el 4 de
Agosto en la calle, yendo A comer con algunos amigos A la
Maison Dorde, un extra que me daba, con motive de mi pre-
teqdido santo (1), para llenar una promesa hecha en Val-
paraiso en el mismo dia, donde nos prometimos los
coparticipes de una francachela, saludarnos donde quiera
que nos hallAsemos y beber A la memorial de los amigos,
A las 8 y 35 minutes. Cumpli mi pa'te A las 8 y 25
minutes 46 segundos, que es*la hora correspondiente A
Nueva York relativamente A Valparaiso. Vd. con su carta
tan A tiempo, se present por Vd. y por su familiar, A tomar
parte en este acto del culto A las amistades verdaderas; y
como al brindar de pie, todos teniamos la vista hacia el
sur-oeste en la direction A Valparaiso, temo haberme incli-
nado un poco mas al sur, de manera que la linea pasase por
el meridiano de Buenos Aires.
Encontribame su carta como en ella lo deseaba: feliz en
el pais de mi predileccion, felicidad iluminada todavia por
la expression del cariflo de por allA, en la parte sombria de
esta mi luna menguante,plAcida, melanc6lica, y sin embargo
viviendo ya no mas para si, sino para guiar a otros en la
otbscuridad de la noche.
Explicar6le mi felcidad, que por ahora es real. Me levanto
A las cinco como su tatita. Leo poco, porque no sabria qu6
escoger entre-la muchedumbre de libros, panfletos y dia-
rios que se me estan acumulando. Escribo, traduzco, com-

(1) El 4 de Agosto, dia de Santo Domingo. Es costumbre de las provincias conme-
morar el dia del santo que generalmente coincide coin el del naelmiento. El ((preten-
dido santonalude quizas a un hecho que se ha descubierto recien en los archive
sanjuaninos con la fe de bautismo del autor, resultando que no se liamaba Domingo
sino Faustino a secas, habindose probablemente sobrepuesto la tradition y vo-
luntad de la familiar a la voluntad del cura que lo bautiz6 bajo la advocacion de
San Faustino por el dia de su nacimiento. (Nota del Editor).





AMBAS AMARICAS


pilo 6 imprimo dos libros a la vez. Despacho correspon-
dencias que cada dia se estan haciendo mas frecuentes 6
interesantes; public algo en los diarios y llegan las doce
de la noche muy a pesar mio y encuentro en amullido
llechox' (porque sin poesia, son muy buenas las camas
americanas), el suefio que por tantos aflos hay6 de mis
parpados.
Sobrandome accion mental, que parece lo mas poderoso
en mi organization, escribo A ratos una correspondencia
para El Zonaa que empezara Vd. a ver luego. Salgo por la ma-
fiana a almorzar, me compro al paso un pepino del que hago
una ensalada; a la tarde a comer y pasearme por el Broad-
way haciendo ejercicio, muy rara vez al teatro 6 los minstrels
por desengraso, y casi siempre estoy a las nueve en casa.
De vez en-cuando un trip por los alrededores, con algun
objeto litil; paseo a vapor, por tierra 6 por el rio, viendo
bosques, ciudqdes y sitios encantadores y volviendo a casa
fatigado y reposado, deleitado y ansioso de continuar mis
tareas.
6,Quiere Vd. un homnbre mas feliz? si felicidad hay en no
tener goces, en huir de ellos y vivir alimentAndose de su
propia substancia. La muerte de Belin vino a robar a estos
cuadros tan severos alguna poesia de esperanza que los
embellecia. La vuelta L Buenos Aires se hacia con 61 posi-
ble. Habria tenido familiar mia a mi lado y ocupacion inde-
pendiente de los otros. Perou eso se acab6. Ahora es prosa
todo.
Ley6 Vd. mi carta a la Manso, desde Lima? ,Predicar6
en desierto? Pues ahi les va un libro epitero sobre 9fuca-
cion, que pienso difundir por toda la Am6rica y tomarla por
mi cuenta.
,Ha publicado Avellaneda la que le dirigi sobre estado
de sitio? (4). Leera Vd. lfiego la Vida de Lincoln y vera Vd. a
este su amigo en 1859, creo, sosteniendo en el senado lo
que Lincoln en 1862 sostenia con las mismas palabras (2).

(1) Ambas cartas aludidas iran en sulugar. -(Nota del Editor).
(2) Interpelacion al Goblerno por haber usado de las facultades del estado de
sitlo trasladando a Mercedes a un oven Rivas que habia atacado violentamente al
ministerlo. Sarmlento defendio con brio al Gobierno cuyos miembros no le eran
afectos. VWase el Tomo XVIII de estas Obras. ( Nota del Editor).





OBRAS DE SARMIENTO


No s6 si al leerla, Rawson tendra rubor de todos los dis-
parates que en tono magistral contest sobre el mismo
asunto. Mis dos libros tienen eso de bueno, que vuelven
por ml, sin que sea yo quien hable. Es Mann, es Lincoln
que salen A-mi defense en los dos puntos en que he preten-
dido ejereer la autoridad de la doctrine, education y cons-
tituciQn; pero bastaba haber estudiado para m6dico y ser
Ministro para arribara resultados mejores.
gQuiere hacer una cosa buena? Traduzca los self made
men, los hijos do sus obras que le mando, para publicarlo en
las escuelas. Haga mas todavia; escriba cada dia lo que
llama la atencion en Buenos Aires y sus propias impre-
siones y con un seud6nimo cualquiera made al Zonda.
Seria esta la invention mas inocente y picaresca, como
aquella del teatro Argentino. No sabe Vd. los tesoros de
estilo y composition que Vd. posee. Quisiera que ocupase
su inteligencia ayudandome en la obra piadosa de tener
despierto A San Juan. Acometa la empresa y escriba con
el abandon que me describe A mi: ese es el grande estilo.
Ponga en ello interns mas serio que el que aparece A pri-
mera vista.
Necesito que Vd. me ayude y deje de desestimarse A si mi-
ma condenandose & la inaccion. Viva Vd.del espiritu y como
tantas mujeres ilustres as6ciese A alguna idea. Thngalos
en San Juan al corriente de lo que suceda y de lo que Vd.
siente. Firmese lo que quiera. En tiempo de Rosas hubo
una correspondencia de Buenos Aires A Montevideo que
todo lo sabia y nadie descubri6 el autor y era un ingl6s.
Qu6 sucederA ja hora de esta por el Paraguay ? Estaba
inquieto antes, y las noticias de la colegiada del desembarco
no es para tranquilizar.
Llegime en treinta y ocho dias la noticia de la embarrada
hecha por los ent-errianosal mando de Urquiza; cuya pre-
sidencia veia Vd. en el horizonte. ,C6mo se explica el suceso?
4Es acaso un movimiento de pueblo guarani, de pueblo que
no halla, en cuanto a 61 toca, diferencia entire Urquiza 6
Solano Lopez, sinti6ndose mas misionero que argentino? Mi
traduccion es otra y alli va por lo que valga.
El prestigio de los caudillos se funda en la facultad
horrible que ejercen de fusilar y degollar A sus propios ser-
vidores. El terror era el secret de esta adhesion del





AMBAS AMPRICAS


Entre.Rios & Urquiza. Falta el terror, el prestigio se acabat
y una causa que venia obrando desde atras, vino A produ-
cir sus consecuencias en el moment mas impropicio. No
eranhastaentonces, argentinos, ni entrerrianos, eran escla-
vos. El dia que pudieron ser libres, lo fueron. Acaso sea
la obra de los federales descontentos con Urquiza por haber
transigido. De todos modos es un desastre que espero
hayan conjurado ya. Si esto se ha conseguido, habremos
logrado librarnos del caudillo prestigioso, mostrando con
aquel escandalo lo que era su poder realmente; y si trae
consecuencias funestas, mostrara tambien lo que produce
a la corta 6 a la larga esta political de compromise d obtem-
perancia. Me ocurre comparar la ((sabia political con el
dicho vulgar sobre la fortuna:-lo bien ganado se lo lleva el
diablo y lo mal, con dueflo y todo.
Urquiza va a ser clemente, de miedo, y esta vezla errari
de medio A medio y bien lui encuira.
No tocar6 con mi tr6mula mano de viejo A mi juvenile Fa-
cundo por complacer A Vd. cuyo juicio y carifiosa tutela
respeto y acepto. Pero pienso agregarle un complement.
en que el autor del (Facundo)) acaba con el Wltimo movi-
mriento de los barbaros. LQu6 le parece la idea?
Lo que en ello me interest es restablecer la verdad de
esa campafia en que otros me despojaron de todo el merito
de mis esfuerzos y del 6xito final. Con los documents A
la ihano, har6 este cuento que procurar6 sea lindo.
Cuando yea Vd.la ((Vida de Lincoln), tendra listima de los
detnagogos que por comprometerme me atacaron. A cada
unole Ilega su San Martin. Le hablo A Vd.de todo esto,
porque Vd. no eshombre ni politico. Guardo mi silencio .y
me gozo de ser olvidado, menos de su tatita A quien no se la
perdonaria.
Le he dicho alguna vez que tengo la paciencia y la tena-
cidad del presidiario. Pero me ha de sorprender la muerte,
esperando los afios necesarios para que una idea ma-
dure....





OBRAS DE SARMIENTO


LA CIUDAD DE LOS OLMOS

CALLS. OCMENTERIO. ADMINISTRATION MUNICIPAL
UN SHAKE HANDS

New Haven, Estado de Connecticut, Agosto it de 1865.

A ((El Zonda), de San Juan.
Los dias 8,9 y 10 de Agosto debia celebrarse el 370 ani-
versario del Instituto Americano de Instruccion, y el
Ministro Plenipotenciario de la Repdblica Argentina reci-
bi6 invitacion del Superintendente de Escuelas de aquel
Estado, para tomar parte en aquel acto solemne, por ser
muy conocido de antemano por sus trabajos en Sud-Am6-
rica para la difusion de la ensefianza.
El vapor que conduce 6 New Staven desde Nueva York
en cuatro horas por doce reales, toma por la Zonda, que
es un estrecho brazo que separando Long Island, une
el Hudson con el mar. Camino de Boston, habia recorrido
en otro tiempo el mismo trayecto. Pero 1 qu6 transforma-
cion ahora! Una series de villas 6 mansiones de campo,
de piedra, afectando todas las formas arquitecturales, ocu-
pa hoy ambos costados del estrecho canal, que eclipsa a
los'mas pintorescos sitios conocidos. Hablar de bellezas
naturales realizadas por los esplendores del arte, y las
prodigalidades del lujo, seria hacerse empalagoso a lecto-
res que carecen de punto de comparacion.
Estamos, pues, de una tirada en el puerto de New Haven,
divisando porisobre las copas de los Arboles de un bosque
obscure, las agujas de los templos. Un cuarto de hora
despues estamos sentados en el-peristilo del Hotel, con-
templando la obscuridad sombria de olmos gigantescos que
cubren con su ramaje, la calle de veinte varas de ancho,
sin que los rayosde la luna puedan penetrar la obsc.uridad.
Acompafto una fotografia que les darA idea de este espec-
ticulo.
Llaman A New Haven la ciudad de los olmos, por estar
todas sus calls pl.antadas de este arbol; pero como hace
de ello 'ochenta aflos son tan corpulentos y frondosos que





AMBAS AMPRICAS


casi no se ve el sol, pues sus ramas se entretejen de un
lado A otro, y forman una espesa enramada; asi que no se
ven casas, sino un bosque continue y adonde quiera que se
dirijan las miradas. Lo que hay de notable, y prueban los
olmos, es que hace ya un Siglo por lo menos que los norte-
-americanos comprendian y practicaban el sistema de deli-
(ieacion de ciudades, que hace de todas ellas hoy no solo
jardines deliciosos, sino espaciosas avenidas y calls donde
todos se mueven con. comodidad, carros, caballos, gentes,
carruajes. Esta ciudad es una que pudiera llamarse subal-
terna de provincia; hay cuadras enteras sin edificios, pero
antes que hayan casas, ya estan creciendo los arboles que
deben sombrear las veredas futuras de cinco varas de
ancho, de cuatro, de tres.
Los descendientes de los espafioles se aferran por alla a
sus calls estrechas. iDesgraciado el que les proponga
darse mas espacio y holgura, no tragar polvo todo el dia, y
tener sombras para no asarse vivos en el verano, 6 perder
seis horas del dia encerrados en sus casas, porque el sol
los derrite si salen Prueben a hacer veredas de cuatro
varas siquiera, en las tres calls anchas (apenas de veinte
varas 1), plantenlas de olmos, acacias, de seis en seis, y
apenas crezcan se traslada toda la poblacion A sus costa-
-dos, a fin de gozar de espacio, aire y sombra. Aqui, por
el contrario, dificultad seria traer A los vecinos a la orilla
de la calle. Despues de haberse dado veredas de cinco
varas dejan otro espacio de tres para las escalinatas de las
casas; y la mayor parte alejan todavia las habitaciones
muchas varas mas para hacer que les proceda un bosque
,6 jardin segun gustos. La libertad individual, la santidad
del hogar dom6stico aconsejan sustraer la morada, hasta
de la vista de los extrafios. En New Haven las casas estan
aisladas, divididas entire si por jardinillos, y s6lo unidas
por verjas de madera que permiten verlos y gozarlos al
paso.
Las calls no estan empedradas, acaso por ser gusto
particular de sus habitantes el de substraerse al ruido de
los carruajes; y ahogara el polvo si de distancia en distancia
no estuvieren jugando bombas, que proven de surtido-
res subterraneos, con llaveo para el efecto.
ToMo xxxx-4.





OBRAS DE SARMIENTO


A la luz del dia, el bosque que tenia por delante en la no-
che apareci6 descompuesto en hileras de Arboles en todas
direcciones, dejando ver una cosa como plaza y que se
llama el Green, es decir, el verde, por estar toda su exten-
sion cubierta de pasto siempre verde. Esta plaza, la dnica
de la ciudad, tiene la forma mas extrafia. Mide cerca de
cinco cuadras cuadradas. Dividela una calle de olmos; y
en el centro el6vanse por entire las copas de los Arboles,
las torres de una iglesia g6tica, otra de 6rden toscano,
otra de 6rden d6rico, y dos mas arquitectura- modern.
Esta idea la tuvieron los vecinos de Chivilcoy en Buenos
Aires, al trazar su ciudad, colocando la iglesia y la casa
municipal separadamente en una plaza de cuatro cuadras.
Pero meti6 su cola el Departamento Topografico, que en
esto de trazado de ciudades, tenia como decia el doctor
Ferrera, much de Topo, y poquisimo de grafico, y estor-
b6 tamaflo escindalo. LD6nde se habri visto, una plaza
con edificios pdblicos en el centro? Pues se yven en New
Haven y hacen el mas agradable efecto.
Otro desatino: A dos cuadras de la plaza, y en el centre
de la ciudad esta el cementerio de ocho cuadras cuadra-
das, un bosque sombrio y delicioso de pinos,-sicomorose
olmos, y mil Arboles, dividido A lo largo en calls de trein-
ta en treinta varas, sombreando los Arboles una ciudad
de lapidas de mArmol, de piedras, columns, sarc6fagos, sin
que haya mas de dos que tomen la forma de edificios, como
en Buenos Aires, lo que mantiene despejada la vista, y
ahorra costs excesivos. Los locales de familiar estan sepa-
rados por verjas de hierro 6 madera; y en el centro una pe-
quefia estela con el nombre del jefe de la familiar; y sem-
brados en el suelo aqui y alli para designer cada sepultu-
ra, una piedra blanca, A veces en forma de libro, que no
sale una tercia del suelo; y con la sencilla inscripcion,
Amalia, Andrew, etc. Este sistema seria aplicable en el
cementerio de San Juan, si no es ya un potrero de ma-
lezas.
Es permitido entrar en coche y pasearse por las estre-
chas callejuelas de siete varas a la sombra de los Arboles.
Quise saber c6mo era la administration de tan pequefia
ciudad, creyendo hallar t6rminos de comparacion tiles.
Lei el Mensaje del Corregidor Mayor a la Municipalidad





AMBAS AMARICAS


y casi he estado tentado de compararlo con nuestros men-
sajes de remiendos de por allA.
El presupuesto de New Haven alcanza a la enorme
suma de ochenta y nueve mil pesos y los gastos A ciento cin-
co mil (hay, pues, enorme deficit), que se invierten asi:
El Corregidor... ..... ............ 1800 $
El Inspector de calles.............. 900
Otros empleados, el resto hasta.... 3300 v
Interesesde ladeuda pfiblica ...... 11.387 )
Lapolicia .......................... 12.000 )
Departamento de incendios ....... 13.966
Departamento de calls, fuentes, plan-
tios .............................. 3220
Plaza ............................ 2085
Iluminacion de gas ............... 8667
Por pavimento hecho por la ciudad
por los que han descuidado cum-
plir la orden .................... 109
En aches y ques el resto.
SC6mo se parece & San Juan!
Tenemos, dice el Corregidor, de las setenta y tres millas
de calle, treinta y cinco con. veredas de ambos lados de la
calle (la vereda, cuatro varas de ancho).
SLa nueva ley (faltaba, sin duda), da al Concejo faculta-
des para abrir calls y parques, pagar dafios y carga r bene-
ficios a los particulares, que no tenia el Concejo para llevar
adelante obras de utilidad puiblica.)
IC6mo se parece a San Juan, donde se di6 la misma leyt
((Es preciso, afiade, numerar de nuevo la ciudad.x
Hay seis millas de ferro-carriles urbanos.
Doscientos ochenta y dos faroles de gas, que cuestan
$ 8.000.
Pero New Haven tiene una magnifica Casa Consistorial,
con una torre que, como un faro, domina la ciudad, con el
reloj iluminado.
El Cementerio, las calls, las plazas, todas las obras pd-
blicas estAn ya ejecutadas; y todas las rentas de diez aflos
de San Juan, no bastarian para costear lo que le falta en
construcciones pdblicas para contarse en el ndmero de las
ciudades; a no ser que sea de esas ciudades sin camisa y
sin zapatos, que vemos hasta en capitals de provincia.





OBRAS DE SARMIENTO


Al occidente del Green, 6 Parque, esta, sin embargo, la
luz que hace de New Haven, una de las mas esplendentes
estrellas tdel firmamento norte-americano.
Dos cuadras frente A la plaza, en siete pisos de edificios
de cuatro altos se extiende el famoso Colegio, 6 Universidad
de Jale,de cuyas aulas han salido grandes sabios y c6le-
bres hombres de Estado. En otra linea superior y en edi-
ficios monumentales y separados, estan, comenzando por la
izquierda, la Academia de Bellas Artes en construction, de
piedra labrada, en forma de templo, donacion que hace un
discipulo del Colegio.
La Biblioteca, en forma de construction g6tica con dos
torres elevadisimas. Mas adelante y at frente el Museo de
Historia Natural, que es uno de los mas ricos de los Esta-
dos Unidos. Varios otros monumentos, entire ellos la
Iglesia para los estudiantes, y la sala deexdmenes,que tiene
38 varas de largo por 8 de ancho. Este aflo le han donado
al Colegio doscientos mil pesos. La formula cientifica de
Jale College, hizo que se eligiese este punto para la reunion
del Instituto Americano de Instruccion, que hace treinta y
siete afios se reune en 6sta 6 en la otra ciudad, animando,
dirigiendo, ensanchando las ideas del pueblo sobre educa-
cion, hasta producer los pasmosos resultados que tienen
asombrado al mundo. Dar6 una idea de to que fu6 esta
reunion.
En la Sala de Mdsica, por no haber local espacioso, esta-
ban reunidos mil y tantos maestros y maestras, la mayor
parte de estas uiltimas venidas en trenes y vapores de mu-
chos estados de Pensilvania, Ohio, Michigan, Nueva York,
Connecticut, Massachusetts, etc., etc.,y de mas de cien ciuda-
des. Asi, esta inmensa corporation de maestros se man-
tiene en contact y se prestan sus miembros el auxilio de
sus luces. Estuvieron presents el ex-Gobernador Morris.
el Gobernador Andrew de Massachusetts, y el Ministro Ple-
nipotenciario de la Repdblica Argentina; los Superinten-
dentes de Escuelas de Nueva York, Connecticut, Chicago,
Brooklin, Filadelfia, Massachusetts y various otros. Leyeron
memories el Rector 6 Presidente del c6lebre Colegio de
Jale, que es tenido por uno de los sabios mas eminentes
de los Estados Unidos; el Presidente de la Universidad de
Michigan, y various eminentes personajes. Pronunciaronse





AMBAS AMERICAS


mas de veinte discursos, y hubo discusiones pdblicas como
en ur congress, sobre varies puntos relatives a la educa-
ci6n. El Superintendente de Escuelas de Massachusetts,
sucesor de Mr. Horacio Mann, el grande educacionista, pro-
puso la gigantesca idea de crear en cada aldea, poblacion y
ciudad de cierto ndmero de habitantes un Colegio y Uni-
versidad gratuito para poner al alcance del pueblo todos
los tesoros de la Ciencia; y tal es ya el estado de la difusion
de la Ensefianza en la Nueva Inglaterra sobre todo, que
pronto sera una realidad tan asombrosa como ella es, imagi-
nada siquiera.
En la dltima session 6 en la clausura, asisti6 toda la~pobla-
cion de New Haven. Presidian el acto desde el proscenio, el
Gobernador Andrew del Estado de Massachusetts, el Ministro
de la Repdblica Argentina, y en segunda linea los Superin-
tendentesde Escuelas de los diversos Estados. Doscientos
nifios'cantaban himnos nacionales en coros de un bellisimo
efecto; y la plate y galerias, despejadas de asientos, ocu-
paban los tres mil concurrentes. Despues de varias reso-
luciones dirigid la palabra al concurso el Gobernador de
Massachusetts y como el Ministro Argentino no podia excu-
sarse de responder a la invitation que le dirigid el Presidente
y estaba anunciada desde la'mafiana, se excuse en espafiol
de no poder servirse del ingles para manifestar sus ideas;
y esta excusa y un breve discurso fu6 traducido al ingl6s
por un professor, el dlnico que en la reunion sabia espafiol,
y fu6 acogido con las mayores muestras de simpatia.
Como era la presencia de un Ministro de Sud America
una gran novedad, apenas se avanz6 algunos pasos para
dirigir la palabra, todo el concurso se agrup6 en torno del
hemiciclo de la platea, con las fisonomias llenas de asombro
de oir hablar en idioma poco conocido. Concluido el acto
descendieron todos A la plate, y entonces tuvo lugar una.
de esas escenias tan frecuentes en los Estados Unidos y que
tan embarazosos son para los que tienen la felicidad 6 la
desgracia de atraerse la atencion simpAtica del pidblico.
Todos rodean al objeto de la momentnea predileccion,
todos le da4 la mano, y los padres y esposos van A traer a
susfamilias para que le den la mano al bienvenido, hacien-
dolo espont6neamente las sefioritas, las cuales presentan
tarjeta, y lo que es mas gracioso, el abanico para que ins-





OBRAS DE SARMIENTO


criba su nombre. Se necesita, pues, montar una oficina en
medio del concurso para estar dando la mano y echando
firmas sobre cuanto se present.
Pero si estas practices tienen sus molestias, dan una
muestra de interns de que se sienten agradecidos los que
lo inspiran, y le dejan el camino preparado en todas las
ciudades, con mil amigos que le ofrecen de todo corazon
sus servicios.
Hoy fuimos A visitar la famosa fabrica de rifles Springfield,
adonde nos llev6 su propietario. Para ir aella recorrimos
la linda avenida Pinint, del nombre del propietario de la
fibrica.. Tiene seis millas de largo; y plantada hace veinte
afios de Arboles, por la mano del mismo que nos conducia,
cuando era'nifio, pues los terrenos pertenecian a su familiar.
La fAbrica es movida por poder de agua; y para tener la
suficiente han hecho un dep6sito, cerrando una quebrada,
de un lago de dos millas de largo. Por ahi podra inferirse el
tamafio y fuerza de la fibrica,. que puede dar trescientbs
rifles al dia, revolvers, fusiles, etc. Toda pieza la prepare
una maquina separada: de modo que estan en movimiento
mas de trescientas maquinas.
Las cajas de. fusil, las hacen con maquinas, con todas sus
muescas, taladros y cortes, de manera que toda caja de fusil,
se adaptara A toda pieza de hierro que haya de ajustarse
con ella; pues Las piezas estas han sido producidas por otra
maquina. Es precise ver estos prodigies para career que A
este punto llegue la inteligencia humana.
Vi carabinas de caballeria de la mayor ligereza, fuerza y
precision, que pueden disparar veinte tiros por minute, sin
que el soldado necesite mas instruction que la que tiene
todo el mundo, para cerrar 6 abrir una puerta 6 una gaveta.
4Qu6 otra cosa puedo decir de estas pasmosas invencio-
nes? Es probable que mientras escribo esta, porque ya
hay tiempo, los paraguayos est6n probando en sus costillas
los efectos de las balas de los rifles Springfield que salie-
rorn en Junio, en cantidades de miles, presumiendo que los
paraguayos habian de necesitar de este calmante, para qui-
tarles el furor de guardar el equilibrio americano. Con el
desembarco del General Paunero en Corrientes, tan brillan-
temente ejecutado, y con el combat naval de los Brasile-
ros, en los Arroyos 6 Arroyuelos, ha principiado la guerra,





AMBAS AMERICAS


de una manera digna del pueblo argentino y de sus aliados.
Esperamos la noticia de una nueva victoria que es sin6nimo
de batalla.
De otros asuntos les hablar6 mas tarde asi, al correr de la
pluma, y sin otro objeto que distraer los ocios de los lecto-
res de El Zonda, y acaso subministrarles una idea titil.
Anacharsis.

CULTIVO DEL MAIZ.-ASOCIACION AGRICOLA.-GUERRADEMUlJICO.-
EJERCITO

Nueva York, Agosto It de 1865.

A < El 10 de Agosto estaban anclados en los puertos de Nueva
York 46 vapores, 94 fragatas, 119 barcas, 139 begantines y
'60 goletas, sin contar con los vapores, Remolques y Ferryes,
que mantienen la comunicacion de los rios.
Pdrdidas del Sur.-Por resultado final de la insurreccion, los
Estados del Sur sostienen que han perdido en l'a abolicion
de la esclavitud 3.500.000.000 de pesos; en cinco cosechas
de algodon y arroz 1.000.000.000; en capital de los bancos
76.000.000; en capital y destruction de los ferro-carriles
124.000.000; en tabaco, granos, ganados 300.000.000, de modo
que la p6rdida total de capital efectivo es de tres mil qui-
nientos millones, suma casi tan grande como la deuda
federal. Afihdese a esto la deuda flotante del Sud que que
dari impaga y sube A tres mil millones, y tendremos
0.300.000.000, sin contar con la p6rdida de vidas humans.
El pueblo se encuentra ahora sin dinero, sin trabajo de
esclavos, sin vestido y sin las comodidades de la vida.
Estimase en los siguientes valores la cosecha de los Esta-
dos Unidos en 1865, y los tres afios anteriores:
En 1862.................. $ 706.887.495
En 1863.... .............. 935.764.332
En 1864................... 1.450.419.435
En 1865................... 1.505.943.690
El censo de 1860, cuya parte agricola acaba de publicarse,
arroja algunas cifras, que darn idea de esta pasmosa pro-
duccion.





OBRAS DE SARMIENTO


En 1860 la cosecha de trigo en todos los Estados fu6 de
173.104.924 bushels (como dos y medio bushels hacen -una
fanega). La cosecha de maiz fu6 de 838.792.740.
Siendo impossible darse idea de lo que esta enorme cifra
represent, s6lo puede estimarse por la suma total de
todas las otras producciones juntas. En trigo, cebada, poro-
tos, arroz, alcanzaron solo a 419.309.200 bushels, menos de
la mitad del maiz, que en 1860 fu6 de 592.071.104 bushels.
El maiz se aplica en todos los Estados Unidos a todas las
necesidades de la vida. Gran cantidad se consume en la
preparation del wiskey 6 aguardiente de maiz; much en la
cria de cerdos, gallinas, caballos, etc.
En la mesa se sirven tortas de harina de maiz; es un plato
que asemeja A la mazamorra 6 apio argentino, en choclos,
y en flores del maiz tostado a que son tan aficionados, que.
en el Broadway se venden a los pasantes por toneladas. El
cultivo delpiaiz ha llegado a hacerse de una simplicidad
asombrosa, y su baratura lo hace aplicable a tan various.
usos.
Arado el terreno, se trazan los surcos con un palo atra-
vesado, que tira, en lugar de arado, un caballo. En dicho.
palo hay tres pias de madera colocadas A distancia de vara
y cuarta, lo que hace dos varas y media de largo de palo.
Estas tres pdas abren tres surcos. Cuando el sembrador
vuelve para trazar los siguientes coloca la una pda del
extreme en el surco ya trazado de afuera, a. fin de que los
dos nuevos sigan la misma direction. Cuando el campo
esta todo surcado a lo largo, se hace la misma operation A
lo ancho, con lo que queda dividido en cuadros. En las
esquinas de estos cuadros se depositan dos granos 6 tres de
maiz lo que cuando crece present el aspect mas sim6-
trico. Para aporcar y deservar el maiz entra un caballo
con el cultivador, que es un arado de muchas rejas y peque-
fios dientes, el cual no solo aporca el terreno, arranca las
yerbas, sino que amontona la tierra al pie de las plants al
cruzarse a lo largo y lo ancho entire los espacios de-
jados.
De esta manera se ha hecho mas barato y fAcil el cultivo
del maiz que el del trigo, pues require menos brazos y
menos extension.
jPor qu6 no se introduce el cultivador en San Juan, ya quo





AMBAS AMARICAS


noel arado norte-americano, y las miquinas que ayudan al
trabajo, y ahorran peones, tiempo y dinero?
En San Juan hay mas necesidad que en parte alguna de
recurrir estos medios; por lo limitado del terreno, y por
la escasez de brazos; y la aptitud 6 inteligencia de los
labradores, que lo son todos los propietarios.
Conociendo todas las ventajas, arr6drales la torpeza del
peon para manejar instrumentos,la dificultad de reparar-
los, etc. Pero A estas dificultades hace frente la asociacion,
que en los Estados Unidos es la palanca que vence todas
las dificultades. Durante el mes pasado han habido dos
grandes meetings en Cooper, Instituto en Nueva York, de
labradores de varies Estados para tratar de asuntos de
agriculture. Se discuten en ellas los puntos de interns
momentmneo, 6 los resultados de una nueva experiencia.
En 1855 se proyect6 en San Juan una asociacion agricola,
y se echaron los cimientos de lo que hoy es Quinta Normal,
aunque nada se llev6 & cabo por las circunstancias politi-
cas. Este pensamiento puede realizarse ahora.
La Quinta Normal de San Juan recibe el American Agri-
culturist, peri6dico mensual consagrado A la agriculture,
jardineria y economic dom6stica. Trae un capitulo, Notas y
sugestiones para el mes, en que esti indicado todo lo que
en.ese mes debe hacerse y prepararse para los subsiguien-
tes. Es este el Almanaque de Grigera; pero de -un Grigera
norte-americano,armado con todos los resultados de la cien-
cia de observation, y todas las maquinas 6 instruments
inventados y perfeccionados para ahorrar trabajo y tiempo.
Este peri6dico circula por todos los Estados Unidos y debie-
ran tenerlo complete en todas las provincias argentinas y
subscribirse A. 61 los que sepan ingl6s.
Un agriculturista en espaiol publicado en los Estados
Unidos, como se public en aleman, contribuiria a adelan-
tar la agriculture, con el conocimiento de los progress que
va haciendo aqui, y de los nuevos inventos y perfecciona-
miento de las miquinas.
Ferias agricolas.-EstAn anunciadas para el mes de Sep-
tiembre pr6ximo las siguientes(i1):

(1) Suprimimos una larga enumeracion destinada A impresionar al lector de
entonces con el contrast. ( N. del E. ).





OBRAS DE SARKIENTO


A mas de estas hay anunciadas veinte y nueve ferias mas
de Departamentos, de las cuales tendrkn lugar nueve en
el Estado de Nueva York solamente. *
Desde luego convendria principiar por organizer esa
asociacion de agricultores, que tendria al afio, en un mes
designado, una feria de products, una exposicion de ins-
trumentos de labranza y de semillas importadas, dando
cada uno en el informed del siguiente afio cuenta de su
propia experiencia de las dificultades encontradas 6 ven-
cidas.
Para ello pudiera adoptarse este medio. Pedir a los
Estados Unidos por valor de dos mil pesos, una coleccion
de instruments y Atiles delabranza que son muchisimos
y muy necesarios y tiles; pues el poder agricola del pais
se mide aqui por el capital invertido en instruments.
Estos instruments serian puestos en exhibition para ins-
truccion del pdblico, y en un dia sefialado y anunciado de
antemano se pondrian en remate, lo que haria fAcil obtener
el mayor precio por ellos. El dinero que produjese seria
el capital nuevo, para repetir los pedidos hasta que el
comercio introduzca los que sean mas reclamados y se,
hayan adoptado. Este sistema de promover la adopcion
de mejores medios de labrar la tierra, debiera adoptarse
en todas las provincias con seguridad de buenos resulta-
dos; porque los pueblos no permanecen en el atraso, sino
porque no conocen los medios de salir de 61. San Juan
no puede vivir, sino es por el trabajo asiduo, inteligente y
por la economic de los gastos de production. No habrA
un sanjuanino que tome la iniciativa para la realizacion
de tan sencilla idea?
4Qu6 es de M6jico? Aqui mismo no se tienen siempre
noticias ciertas, quedando el que lee las de los diarios
ofuscado entire aserciones contradictorias, segun que los
que las dan son imperialistas 6 republicans.
Sin embargo, en estos iltimos dias empieza a aclararse
la obscuridad habitual y conocerse 6 sospecharse la ver-
dadera situation del imperio, que esta lejos de ser pr6s-
pera. Diarios imperialistas de M6xico, declaran que a menos
que no vengan cien mil hombres mas de refuerzo de Fran-
cia, el imperio es impossible; que except M6xico y algunas
ciudades principles, el pals esta todo en poder de los saltea-





AMBAS AMERICAS


does; los salteadores son, por supuesto, los que defienden
el Gobierno del Presidente Juarez.
Por los pasajeros y la prensa de los. paises vecinos, se
sabe un poco mas; y es que los republicanios han recupe-
rado various Estados teniendolos en alarma todos, y que
el pueblo en masa esta en insurreccion haciendo la guerra
a los invasores. Son frecuentes y diarios los encuentros
en todas parties, y los Generales Negrete, Cortinas, Alvarez,
siempre derrotados, estan mas fuertes que nunca y domi-
nan vastas extensions de territorio.
Otro element mas poderoso viene a dar mas vigor a la
lucha.
Los comisionados de Juarez han negociado en Nueva
York un emprestito, no importa t que condiciones, que
les dara treinta millones efectivos.
Con ellos adquirirAn armas y soldados, y entonces, el
resultado de la lucha ni quedara distant ni dudoso, por-
que lo que falta A los patri.otas mejicanos, es s6lo armas y
pertrechos de guerra. Las tropas europeas han sido ven-
cidas parcialmente en algunos encuentros; amenaza vol-
ver A renovarse la pagina hist6rica de la guerra de la
Independencia, que principi6 en toda Amdrica por derrotas,
pero que con la continuacion de la lucha fueron creAfidose
generals y formAndose ej6rcitos, de manera, que al fin
pudieron hacer frente y veneer A los mejores generals
y ejercitos europeos.
Muy circunspectos se muestran los Estados Unidos,
habiendo reiterado el Presidente la orden al jefe del ej6rcito
de observacion en el Rio Colorado que observe la mas
estricta neutralidad. Los Generales Sherman y Sheridan
lan manifqstado pdblicamente sus simpatias por los repu-
blicanos, aunque esto no imported mas que una manifesta-
cion.'de la opinion del pais que es unanime A este respect;
se han mandadQ licenciar cincuenta mil hombres de los
cien mil que estan estacionados en Texas; hecho que
traduce cada uno A su modo; los, imperialistas porque
aleja una amenaza; los republicans porque esperan milla-
res de soldados licenciados.
Hasta el 10 de Mayo habia mas de un million de soldados
al servicio de los Estados Unidos. Desde entonces aca,
medio million ha revistado y recibido sus sueldos, y como





OBRAS DE SARMIENTO


doscientos mil mas van en camino y estAn pasando revista
A la fecha. Del ej6rcito de Sherman de cien mil hombres
acantonado en Texas, se han mandado licenciar cincuenta
mil. Para solo el Departamento al mando del General
Sheridan se han remitido diez rinillones de pesos hace
dos semanas, para pago de reclamos y subministros.
Quinientos Delegados se reunieron en la Convencion de
Maestros de ensefianza en Harrisburg, capital de Pensil-
vania, para tratar de varias cuestiones relatives A la edu-
cacion. El nmimero de nifios en las Escuelas de los Estados
Unidos es de cinco y medio millones, lo que constitute
exactamente la quinta parte de la poblacion blanca del
pais.
Han octlrrido estos dias various robos de bancos por sus
propios dependientes, que hap echado la alarma en el
mundo financiero. Un Jenkins habia estado substrayendo
dinero de la caja, durante muchos afios, hasta la suma de
trescientos mil pesos, y anotando en los libros cuentas
falsas.
Un Murphy, en New Haven, se escape A Inglaterra con
doscientos mil pesos; pero fu6 tornado en Liverpool con
todo 6 casi todo el dinero y entregado A las autoridades
norte-americanas. Lleg6 ayer. Un corredor Mumfoy fu6
preso por libramientos de mas de pesos 30.000 sin fondos.
Un caso de falsificacion ante los tribunales; un Ketchum
envolvia a various por valor de cuatro millones.
-Los dependientes de tienda han formado una asocia-
cion que se llama sociedad de cerrar temprano, Early Latching
Association, y tuvo anteayer una de sus sesiones, en la
que se acord6 reunir fondos para former un salon de lec-
tura, como otros dependientes de bancos, etc., que tienen
bibliotecas sociales.
Si las tiendas de comercio se abrieran todas A las *diez
de la mafiana y se cerraran A las cuatro 6 A las cinco,
todos los compradores recurririan A esas horas A proveerse
de lo necesario. Si no lo hacen entonces lo harAn al dia
siguientd. Pero la irreflexiva codicia de algunos comer-
ciantes, les hace abrir su tienda con el dia y cerrarla A
las once de la noche; y los otros siguen su ejemplo para
no dejarle la ventaja del much madrugar, que sin em-
bargo, no hace amanecer mas temprano. Para remediar





AMBAS AMARICAS


este mal, se han puesto aqui de acuerdo los comerciantes,
y en el Broadway no se ve tienda, sino son pulperias y
boticas, abiertas despues de oraciones. Con esto, el comer-
,iante y el dependiente en lugar de estar de centinela y
planton todo el santo dia, tienen tiempo A su disposition,
como los comerciantes al por mayor.


CONCESIONES DE TIERRA-LA INDUSTRIAL EN TUCUMAN
FABRICACION DE MUEBLES

Nueva York, Agosto de 1865.

Excelentisimo sehnor Gobernador de Tucuman, don Josd Posse (i).

Mi querido amigo: Te escribo despues de un largo
silencio, provocado a ello por la noticia que veo en los dia-
rios de que Mr. Wheelwright prepare ya el terreno para
prolongar el ferro-carril Central hasta Tucuman, de lo que
te felicito cordialmente; pues es el mayor bien que puede
dispensarse 6a esa rica provincia, abrir A sus products vias
de facil exportacion. Como buen sanjuanino debo sentir
que no continue el Central desde C6rdoba al Occidente; pero
pesados los intereses en la balanza de la conveniencia gene-
ral y del 6xito pr6ximo, creo acertado el mejor calculo del
senior Wheelwright. Veo que se solicitan concesiones de
tierras, como se han obtenido en las Provincias de Santa Fe
y C6rdoba.
Siento decir que, conviniendo completamente en este
sisterna, deploro s6lo la manera de hacerlo. En los Estados
Unidos son frecuentes estas concesiones de terreno a lo

(1) Al Inaugurarse en 1876 el ferro-carril A Tucuman, se public esta carta con
la nota siguiente:
a Con motivo del discurso del seflor Sarmiento el dia de la inauguracion, me
permit mandarle una carta que me escribio, abora doce ados, desde Nueva York,
donde se ve que Sarmiento presentia ya en aquella fecha el ferro-carril A Tucuman
desenvolviendo ideas tiles en favor de esta provincia como intuiclon de lo que
sucede 6 debla suceder. Creo convenlente la publlcaclon de la earta y le suplico
A Vd. se digne darle acogida en las columns de La Razon, por clerta concordancia
que hay entire ella y el discurso.
a(Quedo de Vd. atento S. S.
Jose Posse.
Novlembre 3 de 1876.n





OBRAS DE SARMIENTO


largo de los ferro-carriles; pero se hacen en lotes alterna-
dos, promediando, entire los concedidos uno de igual exten-
sion que retiene el propietario original; asi:

conce. orijen conce. o0. c. o.

conce. or. c. 0. c

De este modo se consigue que no se entregue para siempre
el domino del territorio atravesado por la linea, A los que
la explotan, con todas sus ventajas; y hacer valer el propio
terreno tanto en lo future, como valga el vecino concedido,
con lo que se compensa el sacrificio hecho. Conceder tam-
bien centenares de leguas, porque hoy valen poco, pero que
valdran millones, es prodigar irreflexivamente la fortune.
He sido muy desgraciado hasta aqui para procurarte
semilla de affil, como me lo pedias. Me vali de Beeche, que
tenia un hijo en Nicaragua; del Plenipotenciario de Vene-
zuela al Congreso Americano, que me asegur6 dog veces
haberlas pedido y esperarlas con seguridad de un comer-
cianto aqui que tiene relaciones en Costa Rica, con las
mismas seguridades, sin mejores resultados que hasta aqui.
Dicen que esta prohibida la exportacion, lo que sin embargo
no seria un inconvenient, con buena voluntad que falta,
en alguna parte, en el que hace el pedido, 6 en el que ha de
Ilenarlo.
Con el espect&culo diario de los Estados Unidos, me con-
firmo mas y mas en las ideas respect 6 la verdadera indus-
tria de Tucuman, que creo haberte manifestado otrd vez.
La mano de la Providencia ha sembrado alli profusamente
la material primera que puede la industrial del hombre cam-
biar en oro sellado. Las maderas. Pero las maderas labradas,
en muebles, en puertas, en tallados, que crearian una
industrial para la que no tendria brazos suficientes nunca
Tucuman, en proporcion de la demand de toda la Repdblica.
Antes de la revolucion,Tucuman proveia de sillas, mesas,
cujas, bales 6 cajas a todas las Provincias; y yo he alcan-
zado en casa esas sillas con asiento de suela y esas mesas
pata de cabra, Pero con la revolution empezaron a intro-
ducirse las sillas pintadas, asiento de junco norte-america-
nas, y me temo que en el mismo Tucuman, destronado por





AMBAS AMERICAS


los yankees, al leer 6sta estes sentado en una de esas sillas
norteamericanas (1).
Creo que hay abundantes y rApidas corrientes de agua en
los catorce rios que descienden de las montafias para usar
en el movimiento de mAquinas, poder de agua, que es tan
barato. La lefia abundante permitiria el uso del vapor,
pero rno debe pensarse en eso. Dios da el agua gratis, A
quienes tienen un vaso para levantarla. He visto estos dias
un lago de dos millas de largo, para colectar agua que
mueve una poderosa mfquina.
Las de aserrar, cepillar, taladrar, tornear la madera son
tan baratao hoy, que-ya de esto-no hay que pensar sino en
el tamafio y cost, en proportion. 4 Creeras possible hacer
cajas de fusil, con todos sus taladros, acanaladuras, y ajus-
tes A maquina, de manera que las piezas de metal, Have,
culata, abrazaderas vengan A ajustarse matemAticamente ?
Pues he visto Tuncionar estos prodigies de inteligencia de
hierro y ruedas que desafian al obrero mas habil.
El nogal, el cedro de Tucuman darian riqueza A toda Aa
poblacion la~brandolo, cortindolo, recortado en sillas, buta-
cas, sillones, mesas, puertas. En toda casa medianamente
edificada aqui se usan puertas de nogal talladas, y en
Buenos Aires hay gran consume de cedro.
0C6mo se procedera para lanzar en esta via A la poblacion
y hacerla artifice de sillas de madera solamente, y de puer-
tas para exportar, sin armar las primeras, tan exportables
las segundas?
Desde luego convendria pedir A los Estados Unidos por
valor de mil, dos mil, cuatro mil pesos models de muebles,
en estado de madera para los talleres; pues aqui llegan a
Nueva York, las piezas de madera como material primera,
cortadas, recortadas, segun sus destinos, para dar material
A la fAbricas. Entrarian en esta coleccion segun los medios,
las maquinillas para cortar curvas, y otras formas que
requieran los muebles actuales. Una carreta cargada de
madera cortada en sillas, puertas, mesas, vale diez veces
mas que ese peso en cueros, azdcar, tabaco que represent
mayor capital. Lo que en Tucuman falta son las formas

(1) Sucedia esto en efeGto, con gran sorpresa de los muchos que en un hotel
olan leer la carta.-( Nota de Posse.)





OBRAS DE SARMIENTO


modernas, elegantes, reclamadas por el buen gusto. En las
provincias no hay fmadera de que hacer muebles, y en Bue-
nos Aires reciben de Europa la material primera de la fabri-
cacion 6 los muebles hechos de Alemania.
Una vez lanzados en ese camino las dificultades se irian
allanando. Empresarios, artifices vendrian A explotar ese
venero de riquezas, de que carecen en Buenos Aires, y
para cuya construction hay en Tucuman, maderas tan
preciosas. He visto antes de ahora, y creo que tu gobiesno
habrA dispensado much protection a ello, que habia bas-
tantes escuelas en Tucuman, y muchas dotadas en los
pueblos de campafia. Te dir6 la verdad que no creo much
en las cifras oficiales escritas, no que mientan, libreme
Dios de pensarlo, sino que no saben lo que dicen y afirman.
4No viste A un secretario del Departamento de Escuelas en
Buenos Aires asegurar que estaban sus Escuelas en mejor
pie que las de Europa, al mismo tiempo que habia retro-
gradado con la paz y el desarrollo mayor de riqueza, el
ndmero de nifios que asisten A ellas A los que eran el afio
56, en medio de las turbulencias political? Pero no quiero
entregarme A mi enfermedad cr6nica. Mi objeto era s6lo
decirte que introduzcan el dibujo en las Escuelas, sobretodo
en las de los pueblos de campafia. No te asuste el espiritu
estrecho de los que creen mas ficil ensefiar el latin que
el dibujo. Esto me recuerda una magnifica palabra de
San Martin, A prop6sito de la Declaracion de la Indepen-
dencia. Deciale un diputado at Congreso de Tucuman:
tq Cree Vd. que es soplar y hacer botellas?, San Martin
contestaba. (Lo dificil para nosotros es hacer una botella,
mientras que en una hora, con un palabra queda declarada
la independencia. Sucede lo mismo con el dibujo; es un
juguete al lado del latin, la filosofia y todas las paparru-
chas que constituyen nuestra vaciedad. Cuando se cele-
br6 en Londres la exposition de la industrial de 1852, nota-
ron con asombro y desencanto los ingleses, su inferioridad
en la forma de los artefactos, en presencia de la industrial
francesa tan artistic. Cobden volvi6d Manchester y reuni6
un meeting para demostrar que la Inglaterra estaba perdida
si no mejoraba la forma de sus products, proponiendo la
inmediataintroduccion en las escuelas-del dibujo. En la
exposicion de 1862 en Londres los artefactos ingleses se





AMBAS AMARICAS 65

hicieron notables por la belleza artistic de sus formas.
Los Lores pusieron mano & la obra, y hoy dia la Inglaterra
sabe dibujar. En los Estados Unidos, se generaliza hoy
el dibujo, y la abundancia y baratura de tratados y mode-
los, que se ensefian por si mismos, facilitan la obra.
Lo que importa en Tucuman es tener models de mue-
bles, saber trazarlos, y lo primero se conseguiria mandando
de aqui los articulos de madera confecciones de primera
mano para que se confeecionen iguales. Vi en San Juan
unas sillas tucumanas recien Ilegadas, y estuve pensando
si no seria obra buena echarlas at fuego para que no escan-
dalizasen con sus tristes figures.
Por no fatigar mas tu atencion note hablo de un informed,
sobreeducacion que pasar6 luego, y de una Vida de Lincoln
que estoy ya imprimiendo y te enviar6 en cantidad sufi-
-ciente para satisfacer el poco hambre de leer de tus jentes.


LA CIENCIA-EL ( FACUNDO "-MRS. MARY MANN
(INAIDITO)
Boston, Octubre 15 de 1865.
-Seiora Aurelia Velez.
Necesitaria muchas paginas para narrar todo lo que ha
pasado de bello, de grande, de dtil, en estos ocho dias,
por mis sentidos, por mi corazon, por mi espiritu.
Son cuadros vistos con vidrio de aumento en que parece
asistimos a un mundo de gigantes, que esta delante, sin ser
el nuestro.
Fui a Concord, verdadera aldea, sin alumbrado, y sin em-
bargo bellisima, en medio de la naturaleza de otoflo, que
me habra oido es aqui de una belleza que parece sobrena-
tural, por los colors vivisimos que reviste la vegetacion al
aproximarse el invierno; y Vd. sabe que gozo con estos
espectaculos.
En esta simple aldea viven algunas reputaciones literarias
del pais. Mrs. Peabody, escritora de libros de education.
Waldo Emerson, poeta y fil6sofo. Mrs. Mann me ha reci-
bido como a uno de la familiar, con la simplicidad de la
Nueva Ipglaterra, donde todos son hermanos, con el carifio
ToMO xxii.-5





OBRAS DE SARMIENTO


y la solicitud de una antigua amiga. Sabe frances y espa-
fol, y secomplace en traducirme. Soy su embeleco. Tiene
tres hijos grandes que estudian, y entire invitarme a venir
y llegar yo, le robaron toda su fortune en un Banco. Ni una
palabra me escribi6 ni me dijo, para no entristecerme sin
duda. Yo lo sabia por los diarios; pero su silencio me
hacia esperar que el dafio no fuese tran grave. En el tren
sali6 a recibirme uno de sus hijos, quien me instruy6 de
que no le quedaba sino la casa ysus hijos, repiti6 el jovencito-
con fuerza.
Despues he sabido que habiendo el mayor perdido con
ella su hijuela, los dos menores han vuelto a. partir para
darle su parte al arruinado. Siento contarle esto que aflije,
aunque tanta ecuanimidad de la madre y tanta fraternidad
de los hijos consuele.....................................
Mary Mann es mi Angel viejo! El corazon le arrastra.
IAh! En medio de tantos desencantos y traiciones, me queda
el consuelo de haber sido amado, como me amaron Vd., su
padre, Aberastain, Posse, Mary Mann y algunos otros. Esta
Ailtima es victim de una fascinacion que acaso proviene
de un exceso de amor maternal que desborda de su corazon;
acaso de encontrar en mi un admirador y un continuador
de su esposo.
Nos hemos visto cuatro veces en dos afios; pero nuestra
correspondencia es frecuente. Vive para mi, para ayu-
darme yhacerme valer. Sn primera pregunta a quien se
le acerca es, Lconoce Vd. al ministry argentino ? y principia
el panegirico.
Ella me ha dado los mejores amigos, entroducidome 6.
los mas altos personajes. Conozco que tal articulo en una
Revista es suyo, porque ha hecho uso de lo que en mis car-
tas encuentra. Quisiera traducirme todo entero. Admira
mis Viajes; y de Recuerdos de Provincia decia que no ha leido.
jams pinturas iguales de la vida.
Mi biograffale absorbe todo el tiempo que le dejan otros
deberes. En el correo venidero creo poderle mandar el
resultado de su empefio de hacerme conocer y estimar por
los hombres tan notables que la rodean en su nueva casita
de Cambridge, adonde ire6 a verla el dia que su hijo mayor
reciba sus grados, 6 yo de gracias de los mios. Va corriendo
los sesenta y un aflos y esta seduccion la hace valer, para





AMBAS AMA RICAS 67

mandarme en nombre de la autoridad de mayor edad
que able ingles 6 me distraiga de mis pesares (1).
Fuimos al dia siguiente a Lexington A ver el estableci-
miento de education fisica del Dr. Lewis para mujeres.
Vuelve este pais A los tiempos de la Grecia, dando a los
juegos gimnasticos una grande atencion. Los que vi eje-
cutar a las nifas aseguran la mayor perfection de la raza,
por la fuerza, la belleza y la gracia.
Al dia siguiente comi con Waldo Emerson, A quien liabia
mandado el Facundo. Este libro me sirve de medio de
introduction. Si ser Ministro no vale para todos, ser edu-
cacionista es ya un gran titulo A la benevolencia de este
pueblo de profesores y de maestros; pero todavia me queda
en reserve el Facundo que es mi cation Parrot. Nada le
resisted. El c6lebre literate Ticknor me busca hace tres
dias y hoy me describe pidiendome audiencia. Imaginese
que no necesito tanto para estar hueco como una calabaza'
aunque aqui, para inter nos, estoy desconocido de humil-
des, tanto me han hecho sentir mi inferioridad mis ami-
gos, estos pasados afios.
De *casa de Mrs. Mann me llevaron A Cambridge, la
celebre Universidad, donde he pasado dos dias de banquet
continue, para ser presentado A todos los eminentes sabios
que estAn alli reunidos: Longfellow, el gran poeta, que
habla perfectamente el espafiol. Gould, el astr6nomo,
amigo de, Humboldt; Agassiz, (hijo) A quien pronostican
mayor celebridad que al padre; Hill, el viejo president
de la Universidad.
SC6mo se gozaria su padre en este seminario de ciencias
y de studios clasicos; con un temple por biblioteca y una
villa entera de escuelas para todos los ramos del saber hu-
mano
Me'arranqu6 de alli para venir Ai Boston A asistir A la
clausura de la asociacion de maestros de Massachdsetts,
donde fui recibido con manifestaciones de simpatia que se
expresan lo mismo en todas las grandes asambleas. Como
ya habia estado en el Instituto de Instruccion de New
Haven, doscientos de los presents me conocian.

(I) Este fragmento es extractado a una carta posterior dirigida A la misma
sefiora. (Nola del Editor).





OBRAS DE SARMIENTO


Estas reuniones de maestros son el espectaculo mas
imponente que pueda ofrecerse A la contemplacion. Mil 6
dos mil mujeres y hombres que saben much mas que
todos nuestros sabios (con las excepciones del caso) A
quienes dirigen la palabra en discursos escritos, los sabios
mas grandes que cuentan los Estados Unidos.
HAgole gracia de mi visita A la Feria de las ai'tes mecA-
nicas quite dejan muy atras a la Europa entera en prodi-
giosos inventos; de Mrs. Parepa, que da conciertos, porque
la 6pera no es admitidapor la rigidez puritana, para con-
tarle que ayer vino a buscarme Mr. George Emerson, el
patriarca de los educacionistas bostonianos, y me llev6 a
su iglesia (unitarians) A los oficios del domingo, y de alli
A su casa, donde pas6 siete horas con su familiar, hablando
con 61 de sobremesa de cuanto tiene relacion con nuestro
comun objeto.
Cuanto gozo con estas relaciones, puede Vd. calcularlo;
cuAnto provecho sacar6, vera Vd. luego, que como se lo
anunci6 desde Lima, voy A renovar mi campafia con nuevo
brio. Si no consigo todo lo que deseo para veneer la iner-
cia y la ignorancia orgullosa de nuestra raza espafiola,
habr6 al menos gozado de la distinction que aqui merezco
por los esfuerzos intentados.
1 No se les caera la cara de vergiienza, al saber que s6lo
27.000 nifios se estin educando en la Repdblica Argentina,
segun lo ha revelado la memorial del Ministro Costa en una
reunion de mas de un million de hombres que pretend
ser nacion I
Espero obtener libros, datos y cuanto quisiera, si no te-
miera abusar de la buena voluntad de estas gentes, prontas
siempre A prodigar sus conocimientos a quienes los esti-
man; pero que me es permitido career que un poco mas
que lo ordinario ponen A mi disposicion.
Emerson me llevarA mafiana a ver al Gobernador Andrew
a quien ya conozco y tendr6 que anunciar mi partida, para
no pasar un mes entero visitando establecimientos.
Tengo que pasar mas tarde un informed A mi gobierno
sobre universidades; y de lo poco que he visto en las de
Yale y Harvard, estoy tentado A reducirlo A esto solo: cie-
rren las de Buenos Aires y C6rdoba, por respeto A la





AMBAS AMPRICAS


ciencia y manden Ilevar un hombre de aqui-que les de-
signar6-para que abra otra quite no sea una burla.
Ayer me mostraban en un laboratorio un pedazo de
acero que acababan de hacer en cinco minutes, sometiendo
el hierro comun A una corriente el6ctrica-progreso en la
ciencia; un grabado de mdsica en plancha de cobre, eje-
cutado sobr4 cera-invento del Rector; una carta de un
discipulo anunciando un planet que acaba de descubrir.
Mr. Gould, en cuya casa estaba, me llevaba A su obser-
vatorio particular para mostrarme la estrella de duod6-
cima magnitude mas vecina al polo, de cuarenta que habia
clasificado por la primera vez. Teniendo en la mano un
aparato el6ctrico de su invencion, para transmitir las sefia-
les A un tel6grafo que las deja escritas en el papel, con
expression del minuto, segundos y decimos de segundo en
que ocurre el pasaje.
En la escuela de matematicas vi prodigios mayores; y
el museo de historic natural pretend ser luego el primero
del mundo. La coleccion de pescados de Agassiz es inica.
He sabido que han encargado A Gutierrez que les pre-
sente un plan de universidad; y me vuelve la idea por-
qu6 no le encargaron a Cazon de arreglar aquella farsa de
ciencia ? Tanto sabe el uno como el otro.
Decididamente esos pobres pueblos no piensan salir
jamas del sendero que les ha trazado la Espafia. Gutierrez
es el hombre mas ignorante que yo haya conocido jamas,
aunque como buen castellano, sepa c6mo debiera escri-
bir el que tenga una idea que 61 no tiene. HabrA obser-
vado Vd. que cuando todos han agotado la biografia de
Rivadavia, 61 sale con una final, aunque intencionalmente
trunca, para robarle & Rivadavia sus titulos de gloria;
cuando se han escrito todas las biografias de San Martin,
61 public un libro iluminado, con el trabajo ajeno. Y
sabra Vd. que me he encontrado aqui con que sin haber
por qu6, ni para qu6, le describe a un quidam, no s6 con
qu6 motivo, contra mi. Ya se ve; tiene mil veces razon I
Cuando 61 compare los antecedentes de su vida y loa
mios, y pese las respectivas posiciones en la estimacion de
sus compatriotas, debe 'mirarme en muy poco. Dejemos
este asunto que empieza A acibararme.
Ahora que dos 6 tres de estos sabios verdaderos andan





OBRAS DE SARMIENTO


pensando en traducir el Facundo en ingl6s, me acuerdo de
Florencio Varela, que al llegar yo a Montevideo me hizo
en mis barbas el cumplido de que ese libro no valia nada,
ponderandome una baratija que yo habia escrito, pero
que l61 ignoraba que yo era .el autor de ella (1). Dijele,
ri6ndomele en sus barbas tambien: ((Eso prueba la capaci-
dad de juzgar de Vd.o A los pocos dias vino a pedirme
ejemplares, porque Deffaudis y todos los europeos le de-
clan que era el ainico libro americano que merecia ese
nombre. No me trat6 en dos meses que estuve en Monte-
video, por no perder tiempo (textual) y el dia que parti
para Europa, vino : despedirse A las ocho de la mariana
y se fu6 6 las cuatro de la tarde: e ahora que lo he oido a
Vd. icuAnto siento no haberlo tratadoI
Aqui veo que no son tan dificiles los hombres que llenan
el mundo con sus nombres, y me basta mostrarles una
pagina mia, para que me miren en algo. Siempre me
acuerdo que su tatita solia repetir 6 otros: (( yo soy el anico
que aqui lee A Sarmiento y ahora me explico por qu6.
Veo que he vuelto a resollar por la herida spero qu6
quiere Vd ? es profunda y necesito una persona como Vd.
para desahogarme. Si supiera Vd. todo lo que me han
hecho sufrir desde antes de salir de Buenos Aires, hasta
ahora poco, mis amigos, me hallaria razon. Del pdblico,
no digo nada; es el mismo en todas parties: un nifio.
Para consolarme, le contard que en la Biblioteca de
Cambridge donde hay un libro que firman todos los visi-
tantes, me trajeron una pluma que me dijo el bibliote-
cario era la que habia servido A Ger6nimo Bonaparte, A
Grant y otros personajes y que s6lo' se usaba para casos
semejantes. Ya ve Vd. que no soy tan cualquiera, aunque
sea Ministro de la Repiiblica Argentina, que nadie sabe


(1) Con un Doctor Ferrera habia mandado Sarmiento desde Chile, en 1846, una
Memoria al General Paz, aconsejando se adoptasen las represalias para conjurar
el terror que producian las matanzas de Rosas y Oribe y dando las razones del
dorecho de gentes que apoyaban la media. El enviado se habia dado por autor
del trabajo y al llegar Sarmiento A Montevideo, encontr6o Paz, Varela, Alsina
entusiasmados con aquel eserito y dispuestos, comb lo hicleron, A adoptar sus
conclusions. Estos detalles estan consignados en las Memorlas del autor que
so publlcarAn mds adelante en estas obras. (Nota del Editor).





AMBAS AMARICAS


d6nde se esta y poquisimos en Europa estin mas adelan-
tados.
Digale a tatita que ponga en movimiento A los cordobe-
ses para tener un observatorio astron6mico. La propuesta
es real, aunque yo ponga de mi parte el calor necesariqc
para incubarla.
Entre tanto que escribo, no ehncuentro una hojilla de
esta carta. Seria curioso que se la made trunca. En
cambio tendra Vd. siempre el afecto de

LA CIUDAD PIONEER-FRANKLIN-NEGROS LIBERTOS-BIBLIOTECAS

Boston, Octubre 9 de 1865.
A ((El Zonda)).

Heme aqui en Boston, la ciudad pioneer del mundo veni-
dero, la Sion de los antiguos Puritanos, la patria de
Franklin, la ciudadela de la libertad, la Academia del pen-
samiento. El comercio de los Estados Unidos tiene su empo-
rio enrNueva York; el gobierno su metr6poli en Washington;
la production de cereales su granero en Chicago; el algodon
su mercado en Nueva Orleans. En Boston esta el centro
del poder fabril de la Nueva Inglaterra, el cerebro de los
Estados Unidos, la catedra de las ciencias, y el cenaculo
desde donde parten los.ap6stoles de la democracia, a llevar
A los Estados del Oeste, la practice, el espiritu de las insti-
tuciones libres. Sus Maestros y Maestras de Escuelas, sus
Rectores y Profesores de Colegios y Universidades, sus
labradores y fabricantes han recibido la inspiration divina.
Euntes in mundum Universum. La Europa contempla en la
Nueva Inglaterra el porvenir fabril que la suplantara.
En la Nueva Inglaterra Massachusetts, en Massachusetts
Boston.
Desde Newport donde nos deja un vapor, palacio encan-
tado de columns, de rafaelescos de oro, y estatuas de
bronce, el ferrocarril costea tres horas, ensenadas, golfos,
caletas sin fin del mar que seinsinda en tierras bajas, cena-
gosas, y casi est6riles: el bosque primitive, las glorias de
las campafias americanas, la glorificacion del otofio ahora
con sus matices de oro y pdrpura, crece mezquino sobre
este suelo ingrato. Y, sin embargo, como no se veria sino en





OBRAS DE SARMIENTO


Creosia, la tia abuela de la Nueva Inglaterra, las alquerias.
y casas de campo, los villorios y poblaciones se suceden
sin interruption, ostentando galas de arquitectura y mues-
tras de bienestar general y refinamientos que deseariamos
encontrar tan general, tan sin excepciones en nuestras capi-
tales. Sipor lagravedad de los descendientes de los Puri-
tanos puede decirse que Boston es una Atenas sin atenien-
ses, en sus campafias se echa menos el campesino, pues
en costumbres, vestidos, habitaciones parecen s6lo ciuda-
danos que han venido al campo, por gozar mejor de la
estacion; y esta general cultural que prevalece en los
Estados Unidos del Norte, en Boston es todavia mas apa-
rente. Anoche, sAbado, recorria con dificutltad las aceras de
cuatro varas, intransitables por la masa enorme de transeun-
tes, buscando con curiosidad un solo individuo de uno 6
de otro sexo que desdijere de la general decencia, del
porte y elegancia del vestir de las mujeres, sin tropezar sino
en various casos con uno que otro irland6s 6 alemana que
adn deja traslucir su reciente arribo.
jQu6 contrast! Hoy, domingol, la ciudad que anoche bullia
como una colmena excitada, no da ahora sefiales de vida. He
recorrido su laberinto de calls, anchas A veces hasta
parecer plazas, angostas y tortuosas luego, y no he encon-
trado una alma; en media milla literalmente era el inico
ser ambulante; y pudiera uno desnudarse a esta hora (las
diez de la mafana), en media calle, en frente de edificios
calados de arriba abajo en puertas y ventanas sin ser visto
de nadie.
El rigido espiritu de los Puritanos guard todavia- el dia
del reposo. Hasta ahora poco los caminantes eran detenidos
por la policia. Es este el dia consagrado A la oracion y al
descanso.
Cerca de Fremont House esta la City Hall, el. Cabildo 6
Ayuntamiento, recientemente construido, 6 inaugurado
hace un mes. ,Para qu6 hablar de los esplendores de piedra
que ostenta a la vista? Seria largo 6 indtil para ustedes que
van aun por la primitive construction ninivita, Arabe, el
ladrillo secado al sol. Al frente del edificio, sobre un basa-
mento de piedra con bajo-relieves de bronce, reconozco
desde lejos A mi santo Patrono, A Franklin, con la cabeza
inclinada, como si sintiera caer sobre su calva frente la





AMBAS AMPRICAS


lluvia menuda, con su saco forrado en pieles, precavi6ndose
contra el invierno que ya se disefia.
Para mi, Franklin ha creado los Estados Unidos; como
Plutarco con sus Vidas, ha perpetuado el espiritu guerrero
y heroico de la Europa. Franklin es el Anche-io, el go a head
del yankee. Unos negociantes de Boston, pensaban en 1814
que seria excelente fabricar lienzos, que con el bloqueo
estaban a precious subidos. jSi tuvieramos las miquinas
recientemente inventadas en Inglaterra, los telares de podert
decia uno. Es un cl6rigo quien las invent, replicabla
otro. Lo que prueba que cualquiera puede inventarlas,
poniendose a ello, replicaba un tercero. Probemos nosotros,
repuso Lowell; y unos meses despues andaban los molinos
de Lowell, tejiendo lienzos a maquina. Esta es el alma de
Franklin, que ha creado todas las maravillas de la inven-
cion y de laaudacia yankee. Se comprende el advenimiento
de Lincoln, de Johnson, lefiador el uno, sastre el otro, A la
Presidencia. ,Por qu6 n6?
Los cuatro bajo-relieves cuenrtan en cuatro paginas de
bronce la historic de Franklin nacido en Boston, dice la
leyenda, muerto en Filadelfia. Esta en-mangas de camisa,
joven cajista, corrigiendo las pruebas sobre las prensas
del peri6dico que redactaba 6 imprimia a la vez. A la dere-
cha del espectador, esta firmando el acta de la Indepen-
dencia de los,Estados Unidos. Al respaldo de la estatua
estA el famoso verso: Eripuit ecelo fulmen, cetrumque tyrannis.
Franklin esta representado en el acto de arrancar la chispa
electrica, poniendo en contact una Have con el hi lo de la
pandorga que toca a una nube. A la izquierda firma en
Europa, como Embajador el tratado de reconocimiento de
la Independencia de los Estados Unidos. jVaya una historic
de un pobre impresorl
A otro lado de Fremont House se extienden los terrenos
de State House, la casa de gobierno, que desde una altura
domina como una flor sobre las copas de arboles seculares.
A su frente,tras dos colosales copas debronce que adornan
el peristilo se alzan a uno y otro lado del frontis, la estatua
de Webster, el orador clasico de Massachusetts, el grande
hombre de gobierno, que mantuvo y explic6 desde la tri-
buna, 6 desde el Ministerio, las sanas doctrinas gubernativas
sin error alguno, except en la question de la esclavitud'





OBRAS DE SARMIENTO


que no encontr6 su reprobacion, acaso por su respeto a los
derechos que la Constitucion habia reconocido implicita-
mente. Las oraciones de Webster debian ser traducidas al
castellano, como models de oratoria y como jurisprudencia
del Gobierno Federal.
Allado opuesto,en bronce dorado se alzala estatua de mi
amigo, de mi colega en viajes, en trabajos sobre la misma
part de la vifia del Senor, Horacio Mann. Son estas en
efecto las facciones del hu6sped afectuoso que me recibi6
en West Newton, cuando venia a pedirle consejo, guia y
antorcha en 1817, la misma afabilidad difusa en el sem-
blante, la misma expression del sentimiento, reflejos del
amor a la humanidad.
Es una sensation nueva la que se experiment al encon-
trarse con un conocido, con quien hemos cambiado ideas y
cartas, endurecido en bronce. Muerto es una sensacion de
dolor, 6por lo menos penosa; pero vivo asi para la eternidad
de la gloria; elevada por la gratitud del pueblo, mirindonos
con sus inmnviles y apacibles ojos de bronce, cual si quisiera
reconocernos, tentaciones encontradas me venian de ale-
jarme porque no me viera, indigno de su encumbrada posi-
cion, 6 bien de saludarlo con la mano y decirle: ((algo se ha
hecho por all))--(algo mas se jpuede hacer todavida.
Mafiana parto a Concord, residencia de su viuda 6 hijos,
con la cual se ha renovado nuestra antigua relacion, conver-
tida en amistad ahora ante el altar del penate A que-ambos
rendimos culto. De ella es el convite A tomar el pavo tradi-
cional con que se da ta bienvenida al hu6sped de la Nueva
Inglaterra: y sorprendida de que la misma costumbre se
conserve en San Juan, con el aditamento de la fuente de
manjar blanco. Aftkdese .que aun en estas circunstancias
las costumbres son id6nticas, puesto que desde los tiempos
de los Padres Peregrinos se come en dias de gala una
fuente de maiz cocido, con leche y azdcar, en memorial de la
llegada de un buque que se creia perdido coh viveres, sal-
vAndose asi de pereqer de hambpe la colonia.
Hase instituido hace s6lo cuatro dias una sociedad para la
promocion de las Ciencias sociales, entrando en ella la Higie-
ne, el Gobierno y Economia politica.Como algunosde los so-
cios fundadores, Gobernador Andrew, el Presidente de Hale
College, el Superintendente de Escuelas de Massachusetts





AMBAS AMERICAS 75

Mr. White, el Presidente de la Universidad de Michigan, el
Rev. Hewn, son conocidos mios, y algunos estAn en corres-
pondencia direct, espero encotrarme bien al incorporarme
en ella, por estos ramos del saber human a los que presto
prActica atencion. Acaso les propongaformar alli una socie-
dad semejante. Todo el pais necesita contraerse al estu-
dio de las leyes que rigen el gobierno y prosperidad de las
sociedades modernas, pero nosotros lo necesitamos mas
que nadie, alli donde cada idea es un error traditional: alli
donde los liberals miran para atras en lugar de buscar
camino hacia adelante. Les transmitir6 lo que aqui se haga,
y veran luego, que somos capaces de hacer otro tanto.
4Por que no?
Un triste acontecimiento ha venido a empafiar la gloria
de la Nueva Inglaterra en estos dias. Sometida al pueblo
la question de conceder a los negros el derecho de-sufragio,
una mayoria de seis mil votos, en setenta mil votantes, les
ha negado el derecho al voto. Este hecho ocurrido en
Connecticut, va, todo el mundo lo presiente, A influir en la
decision de los Estados del Sur, que aun no se habian pro-
nunciado sobre este punto. El tiro ha salido de la reta-
guardia, de la Nueva Inglaterra, la mas'ardiente, la que mas
ha hecho en favor de la abolicion de la esclavitud.
Si el Gobierno Nacional luchaba por conservar la union,
la Nueva Inglaterra no veia en la guerra a que contribuia
con la sangre de sus mejores ciudadanos, sino laemancipa -
cion de los esclavos; y, sin embargo, una vez obtenida esta,
uno de sus Estados no quiere admitir, ni aun a los libres
de color el goce de la ciudadania. Los otros Estados,
Massachusetts a la cabeza, protestan por su parte contra la
manifestacion de Connecticut; pero el resultado moral esti
producido, y traerA sus consecuencias. ,Qu6 significado
tiene esta tenaz exclusion?
El pueblo del norte es de raza saj6nica purisima; pues
que segun me escribia Mr. Mann, los raros descendientes
de indios son igualmente comprendidos en las clasificacio
nes de gentes de color. Esto explica, sin justificar, la pre-
vencion.
Pudiera justificar el legitimo temor de prestar el voto,
a quienes carecen de la education .general A todos los
blancos, si la ley no aceptase, con corta residencia, el voto





OBRAS DE SARMIENTO


de los Irlandeses que vienen desprovistos de education 6
ideas sanas de gobierno, y son por lo mismo facil presa de
demagogos y charlatanes.
He recibido dos Zonda llenos de decretos de creation
de nuevas Escuelas; y por las donaciones de libros infiero
que se ha comenzado A former una biblioteca. Felicito de
corazon al Gobierno por lo primero y aplaudo la realiza-
cion de la segunda idea. La memorial del Ministro de Ins-
truccion Pdblica, dando el ndmero de-niflos que se estan
educando en las provincias ha puesto de relieve el atraso
espantoso de nuestro pais. Un siglo mas de guerra de
montonera y veinte Chachos mas surgiran, si no se apresu-
ran a educar todos los nifios, cueste lo que cueste. Es una
vergtienza para San Juan, poblacion agricola toda, vivien-
do en calls, pueblos, villas y ciudades no distinguirse,
sobre todas las otras provincias, como debiera en este ramo;
pero sera la gloria del Gobierno actual, poder mostrar en
el aflo venidero, que puede tomar la delantera, sobre todas
las otras, incluso Buenos Aires. Con una Escuela como la
que acaba de inaugurarse, con maestros como Schieroni,
con vecinos en los Departamentos ilustrados, patriots como
los que conozco para dotarlas de locales, todo puede hacer-
se en dog afios.
La idea de una biblioteca es magnifica. Desgraciada-
mente estoy en terreno ingrato para ayudarla. Un libro
en castellano, si no son los de education de Appleton, es
aqui una rareza. No obstante ya he dejado medio cajon
lleno para mandarles. Los sefiores Appleton preparan un
don A la Biblioteca de San Juan, para enviarles a su nom-
bre; y various de mis amigos se proponen hacer una mani-
festacion de simpatia. Pudiera ser que consiga algo de
importancia. Es mejor aguardar a que los hechos se pro-
duzcan que dar buenos deseos por realidades; pero una
cosa segura puedo prometerles; y es dedicar cien pesos
anuales, mientras los tenga disponibles, a refrescar con
obras nuevas el surtido, sean en ingl6s, francs 6 castellano;
pues si no admiten mas que obras espaholas, poco camino
han de hacer en la difusion de conocimientos tiles. Si
cada socio viajero se propone el deber de traer todos los
afiog una obra no poseida hasta entonces, acabaran por
tener un comienzo de biblioteca, pues para que sean tiles





AMBAS AMPRICAS


y vayan con el tiempo, es preciso irlas aumentando indefi"
nidamente.
Aplaudiando como aplaudo la idea que mas me gustaba
la del Superintendente de Escuelas, M. Lenoir, de crear
bibliotecas de barrio, de Departamento. Pero lo uno no
excluye a lo otro, y pueden realizarse las dos ideas. Una
biblioteca no puede ser visitada, sino por un corto niimero
de personas de los alrededores.
Suele ser condition esencial de conservation que no se
permit llevar los libros a las casas particulares, lo que
limita sus beneficios a los que tienen tiempo de sobra.
Las bibliotecas de barrio tienen otro plan. Son sus libros,
precisamente para circular en las families, dejando en un
registro firmado recibd. Yo les aconsejaria admitir nove-
las en estas. Lo que importa es que lean, y se ejerciten,
con lo que mas excita la curiosidad. Aquellos que exa-
geran los peligros de la lectura de novels, no piensan que
si un million de personas en el mundo estAn seis horas sen-
tadas leyendo, durante esas seis horas, un million de causes
de pecado, de crime, ha sido suprimido; puesto que si ese
million hubiera estado obrando activamente, eseseguro que
hubiesen ocurrido un asesinato, diez robos, y diez veces
diez gruesos pecados. Esta es la moral de la lectura.
Las novelas ensefian a leer bien, A los que sin ellas no
leerian nunca. Son el agua con que se enjuagan y ajustan
las duelas de la pipa, para echarla despues buen vino.
Desde Buenos Aires pueden ayudarles algunos buenos
amigos, con los resagos de bibliotecas, y lectures ya he-
chas. Todo trigo es bueno.
Concluir6 diciendo que continian las ferias por todas
parties, por centenares. Todo el pais esti en feria. Corres-
ponde este mes al de Marzo nuestro, al fin de los duraznos
comunes. Muy buenas razones han debido tener para ele-
girlo. Tengan, pues Vds., su gran feria en Marzo.
He visto A Mr. Allen de Nueva York, el c6lebre fabricante
de instruments de agriculture. Ver s6lo sus almacenes,
por la asombrosa variedad de las maquinas, es asistir a la
mas famosa feria del mundo. Est;i pronto A enviar un
surtido de instruments, que 41escogeria, mejor que yo:
porque l61 dice que sabe lo que necesitap, piden y pueden
usar en America del Sur. Espero contestacion del Gober-





78 OBRAS DE SARMIENTO

nador para proceder. Para lo que no la necesito es para
enviarle una hermosa coleccion de semillas de maiz, trigo,
tr6bol, y arboles de bosque. Es preciso renovar las semi-
l1as expuestas siempre a degenerar.-Anacharsis.


MIGRACIONES DE MAESTRAS

Nueva York, lo de Octubre de 1865.

Sehor Redactor de ((La Patria) de Valparaiso.

Muy senior mio:

Pocos dias despues de recibida 6sta, tocara en Valparaiso
A refrescar sus viveres un vapor con destino A California,
conduciendo setecientas mujeres.
Para propiciarles la buena voluntad del pueblo, -bueno es
que se sepa que son setecientas maestras de escuela que'Boston,
la sabia ciudad, envia el territorio de Washington A prepa-
rar los carpinos al advenimiento de una nueva Repdblica,
cuando el territorio convertido en Estado sea admitido en la
Union.
Honor y hospitalidad A su paso A LAS SANTAS MUJERES. El
Gobernador Andrew hizo notar en su mensaje annual A la
Legislature, que habia en el Estado de Massachusetts esceso
de mujeres, aconsejando facilitarles medios do trasladarse A
los Territorios, A remediar un exceso contrario, y dotarlos
abundantemente de maestras.
Gracias al sistema de education comun, las mujeres de
Boston son maestras todas sin exception, y los habitantes
de Nueva Inglaterra, los que A todos los extremos de la
Union llevan la doctrine y la prActica de la libertad fecunda.
jCuanto contristEla idea de que aquella Theoria que envia
la Atenas del Norte A fecundar Estados libres, recorra las
costas de un Continente entero, double el Cabo, repase la
linea, y vuelva -a tocar en los climas y latitudes de donde
parti6, sin encontrar un pais, una nacion, que deseara
siquiera distraerla en beneficio propio, y acortarle su larga
travesial Setecientas maestras norte-americanas en la
Reptiblica Argentina 6 en Chile, repararian en diez aflos el





AMBAS AMERICAS


estrago de trees siglos, formando del colono que todavia sub-
siste en el pueblo, el ciudadano de la Repdiblica modern;
pero la colonia vive aun en el prop6sito de su fundador
Felipe II, un gobernante, una raza, una creencia; y de esta
triple cadena no se desatarAn sus ejecutores testamentarios.
Preparo una memorial dirigida al Gobierno Argentino sobre
lo que en s6lo tres meses he visto en accion para dilatar la
esfera de la education del pueblo, obra que encontr6 siem-
pre facil y hacedera entire nosotros, si a ello concurriese la
voluntad de las closes cultas.
Mucho grano de tanto sembrado ha caido en terreno
pedregoso en aquella parte de America; pero es precise
volver A la carga, insistir y mostrar el camino, llano y tra-
queado en demasia. Los j6venes como Vds. y tantos otros
bien intencionados, pueden conducir los grupos de rezaga-
dos extraviados. El tiempo urge y la America del Sur no
tiene salida al porvenir si no es por,esta via. La education
en masa del pueblo, emprendida con coraje y de un golpe,
en todos los extremes geogrAficos y sociales. Trescientos
mil pesos invierte Chile en la education de cincuenta mil
nifios, quedandole cuatrocientos cincuenta mil, A quienes no
alcanza su manto protector. Algo es sin duda. Cuando
llegu6 A Chile en 1841, el presupuesto destinaba veintiocho
mil pesos para toda education, incluso, creo, el Instituto,
con million y cien mil habitantes el Estado I Massachusetts
con la misma poblacion, gasta TRES MILLONES ANUALES en
education, sin ser nacion como Chile.
He ahi una plataforma sencilla y comprensiva para la
formacion de un nuevo partido en Chile, donde estAn gas-
tados todos los antiguos por inconducentes. i Tres millones de
presupuesto de education para million y medio de habi-
tantes t
Mientras este dia feliz Ilega, salude cordialmente a las
maestras de Boston, que tocarAn en las playas de Chile. El
dia que aquello suceda, otra Theoria parara blandamente
en sus risuefias plazas, ofreciendo inocente, adecuado y
eficaz instrument para la ejecucion de la idea.
Setecientas maestras concurrieron tamrbien de todos los
Estados Unidos al trig6simo s6ptimo Instituto Americano de
Instruccion, tenida en la clAsica y sombreada ciudad de
New Haven, A que fui enviado como el tinico maestro de





OBRAS DE SARMIENTO


Sur-America present. En los diarios, en los carteles, en el
program, por todas parties, se leia este sencillo anuncio:
Los'ferro-carriles y vapores, los hotels y posadas daran a
los maestros concurrentes al Instituto, pasaje y alojamiento
a mitad del precio ordinario. Las maestras seran recibidas
en el seno de las familias.
Y setecientos hogares de New Haven abrieron sus puertas
y avivaron su alegre fuego para hospedar aquellas viajeras,
en mission de atesorar conocimientos.
Asi ayuda el pueblo a estos movimieitos, de donde ha
salido la asombrosa Reptiblica, que de tal manera empieza
a pesar en los destinos del mundo, que los continents se
agitan como si los mares estuvieran por cambiar de lecho.
4 Qu6 es en resume esta Repdblica? Un sistema de educa-
cion universal, establecido hace s6lo treinta aflos, y que ya
empieza a dar su fruto.
Me suscribo de Vd. afectisimo servidor.


UNA ALDEA NORTE-AMERICANA

LAS MUJEBES. EMERSON. LONGFELLOW. LA NIEVE
(INIDITA)

Boston, Dieiembre 13 de 1865.

He estado en Concord a veinte millas al interior, villa
antigua, fundada por los puritanos y que se conserve villa
siempre; aldea decia, sin alumbrado, con calls sin empe-
drado, aunque anchas siempre y plantadas de arboles secu-
lares. A las ocho de la noche no anda una alma por las
calls; y tiendas y almacenes, que son poquisimos, estan ya
cerrados.
Las casas estAn separadas unas de otras, a veces media
cuadra; un arroyo cruza la poblacion; y a media cuadra de
la plaza hay cienegas en que pacen vacas lecheras. A una
cuadra de la calle principal me he encontrado en medio
de sembrados de maiz, abriendo puertas de aquellas que
cierran los potreros de San Juan, con palos atravesados que
entran en agujeros calados en un poste. El bosque que en





AMBAS AMERICAS


todos los Estados Unidos se conserve a trechos, aun en las
grandes ciudades, tal como Dios lo cre6, aqui y en esta
estacion (otoflo) es de una belleza incomparable, y por la
variedad de matices que los Arboles asumen, rojos, amarillos,
plirpura, sin ejemplo en el mundo. Contemplando de lejos
uno de estos sotillos me he ido acercando, como si temiese
que fuese alucinacion de los sentidos, y caminando maqui-
nalmente, parAndome y volviendo A ceder al atractivo he
Ilegado al pie de los Arboles y cortado ramas para ver de
cerca las hojas, descubriendo en cada una nuevas mara-
villas de contrast de colors vivisimos. Pero aqui no cesa
todo lo que para satisfacer al deseo tiene Concord.
Las casas son tan alegres, pintadas y bellas que las codi-
ciarian los que mejor viven entire nosotros. Las verjas A
las calls del dibujo mas elegant y siempre pintadas de
blanco: rodeadas las calls de arboles y' el suelo revestido
de cesped. En frente A mi hotel esta la escuela, hermoso
edificio, de donde veo salir las nifias y los nifios mezclados,
apartandose 6stos luego para trabar en la plaza juegos de
cricket. Preguntandole un ingl6s a un bostoniano, ,Por qu6
tienen Vds. los sexos confundidos en las escuelas? jQu6 no
tement
Este le contest: No nos hemos atrevido A ensefiarle A
Dios A hacer mejor las cosas: 41 ha creado en la familiar y
en la sociedad juntos mujeres y hombres. 4Para que sepa-
rarlos dos afios en setenta que han de vivir reunidos ?
El Banco esta por la vecindad, aunque ha sido robado
estos dias, dejando en la calle A families respetables. Una
cosa extraordinaria me ha llamado la atencion en Concord,
y demuestra sin duda el alto grado. de cultural del pueblo.
En el mozo del hotel, en los trabajadores del campo habia
visto gente que se parezca en algo A nuestros vecinos labra-
dores de por allA, en el porte que no es tan bajo como el
del peon, ni tan esmerado como el de la gene decent; pero
en una poblacion de cinco mil almas, no he visto uno sola
mujer en la calle, en su casa, nifia 6 adulta que no sea en
sus modales, porte y vestido una complete sefiorita.
He estado dos dias atisbando por descubrir una paisanita,
cuando menos una aldeana, una giiaza, una criada, como
aquella gente que Ilamamos de la plebe. Ni en los cami-
nos se ve tal cosa. ToMo xxix.-6





OBRAS DE SARMIENTO


Las mujeres constituyen, en efecto, en Massachusetts el
ideal de la igualdad. He estado en reuniones de maestros
en quermujeres 1i hombres suben inmediatamente a la
tribune a dar lectura sobre materia, de ciencia; en la feria
de mecAnica, centenares de mujeres estAn haciendo jugar
maquinas complicadisimas y explicando al public su me-
canismo: de seis mil maestros que hay en el Estado, cinco
mil son mujeres y ensefian matematicas; de cinco Escuelas
Normales tres s6n de mujeres y aprenden anatomia y qui-
mica. En Concord resident Mrs. Peabody, profesora de
Historia y autora de various libros de ensefianza; Mrs. Mann,
igualmente celebre por sus escritos, y esposa de mi anti-
guo amigo, cuya estatua contemplaba en Boston. En Se-
gington a pocas millas esta el Instituto del doctor Lewis
para la ensefianza de la gimnastica aplicada al desarrollo
fisico intellectual de la mujer; y he visto centenares
de nifias ejecutar movimientos y ejercicios que recuer-
dan. los que la Grecia habia hecho parte de la edu-
cacion.
Vive retirado en Concord el poeta Waldo Emerson, cuyo
busto en marmol esta en la Universidad de Harvard, como
una de sus glorias, y todas estas gentes se encuentran
bien en la vida campestre, en el seno de esta naturaleza
risuefia hasta-hoy, aunque ruda en invierno. La sencillez
de sus gustos no quita que conserven en torno. suyo el re-
finamiento de las artes y de las letras, ni sus talents y
studios que sean tan hospitalarios y pr6digos de atencio-
nes como nuestras buenas gentes del valle'de Zonda.
Debido a estos sentimientos fui transportado, dire asi, a,
otra aldea en los alrededores "de Boston, a Cambridge, al-
dea de otro g6nero. Alli esta la encina veneranda que
marca el punto donde Washington desenvain6 la espada,
al principiar la guerra. La Universidad de Harvard que
se reputa hoy dia la primera del mundo, por la profundidad
de sus studios. La Universidad es una villa de edificios
separados, entire calls de arboles. La Biblioteca es un
templo. El Museo Agassiz esta a cuatro 6 cinco cuadras.
La escuela de medicine por aqui; la de quimica por acullA;
y en todos los aldedores las habitaciones de los profesores
con sus farnilias. La escuela pdblica la mas alta entire las
High schools de Boston. He pasado dos dias en este recinto





AMBAS AMPRICAS


en donde se respira ciencia; donde hay observatories de
astronomia particulares, y os muestran un descubrimiento
6 una clasificacion nueva que estAn haciendo en los cielos.
Mi mujer, me decia un astr6nomo, no tiene fortune: un
tio la dej6 mil pesos, y venga A ver como los he empleado;
y abri6ndome la puerta de una casuca de madera me en-
contr6 con un enorme telescopio y un observatorio de astro-
nomia.
Pas6 horas muy agradables con el poeta Longfellow,
reputado el mas grande de los actuales de la lengua inglesa
y que habla el castellano mejor que vous et moi. Fatigaria
nombrando todos los sabios que mi absequioso hubsped
me hizo conocer y todas las maravillas de. ciencia y arte que
ostentaron a mis ojos.
Visitando el Museo, dije al General Bancks, viendo el
esqueleto (copia) de un Megaterium; he aqui un compatriota
mio, cosa que di6 lugar a muchos comentarios. Con el
Rector de la Universidad aclaramos un punto, de que ha-
blar4 alguna vez.
Tuve que arrancarme de en medio de tantos atractivos
para volver a Boston A asistir a la asociacion de Maestros
de Massachusetts, en su vig6sima s6ptima session annual,
lo que prueba que aun no hace treinta afios a que prin-
cipiaron a ocuparse seriamente de las Escuelas. Veinte
y tres hace que principiaron en Chile; treinta y mas en San
Juan, y poco menos en Buenos Aire's; y sin embargo, Mas-
sachusetts se ha colocado a la cabeza del mundo en esos
treinta aflos, y nosotros no hemos dejado de estar A la
cola.
Como entire mil sefioras y caballeros presents, Presiden-
tes de Universidades, Superintendentes de Escuelas, Cate-
draticos, Maestros y Maestras, habia doscientos que habian
asistido a las sesiones del Instituto Americano de Instruc-
cion, en New Haven, mi presencia fu6 saludada con mues-
tras de simpatias al anunciarme el Superintendente de Bos-
ton. No es este el caso de entrar en detalles sobre las intere-
santes materials que se tratan en estas solemnes reuniones.
La que mas preocupa los animos, hoy, es la teforma orto-
grafica del ingl6s, lo mismo de que se ocup6 la Universidad
de Chile en 1843, y lo mas notable es que aqui, como alli,
los Rectores de las Universidades apoyan con su prestigio





OBIA.S DE SARMIENTO


el movimiento reclamado por la necesidad de hacer fAcil
la enseflanza de la lectura, ahora que se trata de ensefiar A
leer A blancos y negros; pues los blancos pobres no estin
alli mas adelantados que los nuestros de allA.
Entre los hombres notables en la education piblica,
aqui, esta el viejo Emerson, que fu6 uno de los cinco que
emprendieron hace treinta afios mejorar las escuelas, y
elevarlas al rango A que han llegado hoy. Es ahora un
monument pdblico, este hombre A quien rodea como una
aureola la veneracion pdblica. En larguisimas conferen-
cias que hemos tenido sobre materials que tanto nos interest
A ambos, me ha hecho una observacion que quiero trans-
mitir aqui, para que la tengan present. En cuarenta afios
de trabajos en la difusion de la ensefianza, me dijo, en ocho
que form parte del Consejo de Educacion de Massachusetts,
un hecho se ha presentado constant en todas parties; y es
que es indtil rentar las escuelas, organizarlas, inspeccio-
narlas, si en cada villa, poblacion 6 ciudad, no hay un
vecino que por puro amor a la ensefianza no las cuide y
visit. Donde quiera que las Escuelas van bien, estamos
seguros que hay un buen filAntropo que no las pierde de
vista; donde van mal, es porque falta; y como absorbidos
por la conversation hubiese casi apagAdose la chimenea, al
atizarle me dijo mostrandome el casi extinguido fuego: (asi
son las Escuelas; si no las atienden, se apagan.)
ISe habria concluido la Escuela Surmiento, si Domingo
Soriano no hubiese vivido en frente, y hecho suya lademan-
da? OjalA que no la descuide nunca I El otro Emerson me
dijo una palabra que me dej6 parade. (La nieve (hablAba.
mos de que no la habia en nuestro pals), la nieve contiene
much education.> jCuAnta profundidad en la observacion!
En efecto la nieve ha formado las families en los paises
del Norte; de donde nos viene la palabra figurada, el hogar
domestico, que los ingleses llaman el fire side, al lado del
fuego, donde la familiar pasa horas enteras en las largas
noches de invierno y en los dias de nieve, y alli, por los
afectos, por la conversation se estrechan los vinculos de la
familiar y se comunica la education. Es por esto, sin duda,
que la nieve contiene much education.
He estado en la Feria mecanica de Boston! Qu6 puedo
decir en una carta de esta asombrosa exhibition de todo lo





AMBAS AMfERICAS


que el ingenio del hombre puede crear para aumentar las
fuerzas de production? Una maquina que esta arrojando un
arroyo de alfileres: otra que esti haciendo duelas, sin mas
trabajo que aplicarse una tabla que encorva, recorta, y
cabecea, de manera que reunidas las que constituyen pipa
6 barril, no se distinguen; maquinas de talar, maderas
para sillones, sofaes, etc.; miquinas de trenzar, de border;
y en cuanto & motors, agriculture y cuanto aumenta las
fuerzas y ahorra trabajo, aqui mismo estan asombrados de
la cantidad y extrafieza de las invenciones, cada dia mas
portentosas.
En la guerra han hecho tales inventos que a aplicarlos
en una con alguna nation si sobreviene, seria impossible
permanecer una hora un ej6rcito en frente de otro, sin ser
barrido. La industrial de Boston cuenta, como la primera
del mundo, por su maquinaria y sus products. LQu6 pode-
mos hacer nosotros? Lo primero es introducir las maquinas
mas adoptables, y exponerlas-y explicarlas en ferias anua-
les, repitiendo el ensayo y ensanchando la esfera de las
introducciones.
Vengo de visitar al Gobernador Andrew con quien estuve
en New Haven en la Asociacion Americana de Instruccion.
Me hizo entrar sin ceremonia a la Sala del Consejo, donde
presidia una Comision que se propone levantar una estatua
al Coronel Shaw, muerto en la guerra, y el primero -que
mand6 un regimiento de pardos, como fu6 Boston el pri-
mero en poner las armas en manos de la raza que trataban
de libertar. Qued6 acordado. Estos honors a Shaw tienden
a contrariar la mala tendencia que en otras parties se mues-
tra con respect al sufragio de los libertos.
He visitado los salones y oficinas. La libreria tiene 38 varas
de largo y 16 de ancho, diez de alto, cerrada de tres 6rdenes
de estantes de libros de Estado! Hay departamento de
agriculture con biblioteca y museo de los animals y meta-
les de Massachusetts. Por qu6 n6? Esto es lo que constitute
el Estado, la tierra, sus producciones, su cultural. Un estate
de cajas de insects, preparados de una manera original
se divide en daiiinos-bendficos-iniscelaneos! He aqui la mas
digna clasificacion.
Recibo una sola carta en que me anuncian que estan en





OBRAS DE SARMIENTO


el Pocito echando las bases para levantar la Escuela del
Pocitol
Bravo! Que el Subperintendente de Escuelas ha pedido
que se agregue A su Departamento la Quinta Normal como
complement de la education del pueblo, bravisimo. Lue-
go hablaremos de ello, mandando semilla.
Anacharsis.


EL ANO NUEVO

COSTUMBRES BOSTONIANAS.-TEORIA DEL SOL.-INDUSTRIA.-RHODE
ISLAND.-SAN JUAN.-DOCTRINA MONROE.-MEETING POPULAR

Nueva York, Enero 6 de 1866.
A ((El Zonda) de San Juan.

Bastaria referir dia por dia lo que he presenciado en
ocho, para dar material de entretenimiento A sus lectores.
Invitado A celebrar la Pascua (Christmas) en Massachu-
setts, tomkmos vapores y ferro-carriles, el 23 de Diciembre
hasta Bostoii, el 24 hasta Concord, donde el pavo de thangs-
giving, de dar gracias a Dios, fu6 ponducido alegremente.
Los Magazines, traen todos laminas "representando la venta
de pavos gordos por centenares de miles en los mer-
cados, para este dia que el mas infeliz celebra con un
banquet. Las tiendas de modas y librerias estin abiertas
y llenas de gente comprando regalos de afio nuevo para
todos los amigos, y los almacenes de juguete quedan vacios,
pues todo nifio los tendra mas 6 menos suntuosos 6 varia-
dos, segun su condition, al amanecer el nuevo dia. Merry
Christmas and happy new year es la salutacion que se dan
todos. Alegres Pascuas y feliz aflo nuevo.
De regreso A Boston estAbamos invitados el 26 A una ter-
tulia de gpntes de la clase mas distinguida. Una docena 6
nmas de families han formado un convenio por el cual
cada una por turno invitara A las otras cada diez dias &
soir6e, siendo de su cuenta inventar los medios de entrete-
ner A la concurrencia con mdisica, charades, lectures, etc.,
concluyendo A las once con un ambigd que no ha de ser
costoso.





AMBAS AMERICAS


En la reunion anterior el Profesor Pierce habia dado una
lectura sobre la composition del sol, explicando una tarea
nueva sobre la luz que emite, teoria que expondri pronto
en Washington. No emprender6 explicar lo que ello es.
Baste saber que el Profesor Pierce, celebre matemAtico y
astr6nomo parte de este hecho: Si el sol fuese una Ascua
ardiendo, dado su tamafo y la cantidad de luz y calor que
irradia sobre los planets, en cuatro mil afnos se habria
consumido. La verdad es que en cuatro mil afios de histo-
ria no se le ha notado diminucion. Luego no es fuego,
y aqui entra su teoria que parece explicar el fen6meno.
La noche que asisti A la tertulia, s6lo hubo canto de
coros, arias, duos, etc. Mostrhronme el comerciante que di6
35.000 $ para costear la expedition cientifica de Agassiz al
Brasil.
La mayor parte de las sefioras habian estado en Europa
y hablaban francs. Con varias tuve este diAlogo, con sus
variantes: c(Que idoma se habla en su pais de Vd., senior?
El castellano, mi sefiora. ,Pero en la corte hablaran fran-
c6s? No tenemos corte: APero, el rey, como estA sin corte?
No tenemos rey; nuestro gobierno es republican, federal
como 6ste. IA.h! perd6neme Vd. No sabemos palabra de
aquellos paises.))
Y es la verdad. Saben astronomia, quimica, matemAticas,
las sefforas; pero ni los hombres saben qu6 clase de bichos
somos nosotros.
El 27 nos hallabamos en Providence, capital de Rhode
Island, sentados en la Sociedad Hist6rica, ante la cual debia
leerse un discurso? precisamente para dar una idea de nues-
tra situation A los miembros de la Universidad de Broow
reunidos alli y lo mas distinguido del comercio (i).


(1) El discurso que se consigna en el Tomo XXI, pIg. 195 con el titalo La Doc-
trina Uonroe, una de las producciones mas caracteristicas del autor. Dicurso qup
la Socledad hizo publicar en ingles, reproducido en various peri6dicos, con enco-
miAsticos comentarios, diciendo de 61 The Herald que ((podia incorporarse 4 las
mas alias manifestaciones del genio americano.n
En carta particular el autor dice a este respect: ((Anoche se reuni6 la Sociedad
Historica de Rhode Island para escuchar un discurso de receDeion que yo debia
dirigirles. Estaban present el Secretario de Estado, el Presidente y Profesores
de la Universidad y muchos personajes distinguidos. A juzgar por las felicitacio-
nes que recibi, debo career que fuN bien recibido. A propuesta del 1IMinistro y





OBRAS DE SAKMIENTO


Rhole Island es el Estado mas pequefio y mas rico de
Estados Unidos y Providence la reunion mas grande de
gente rica en el mundo. Toca a cada habitante dos mil
pesos de capital. Las fabricas son asombrosas. Visitamos
una de tornillos con punta para servir de barreno. Es la
uinica fAbrica del mundo de este articulo; produce un million
y medio de tornillos de una cuarta hasta de dos lines,
para ferro-carriles, vagones, buques, fusiles, patines, botas
y cuanto haya imaginado la industrial. Emplea cuatrocien-
tos obreros que hacen maniobrar mil 6 dos mil maquinas,
que llevan el alambre, de operation en operation, hasta
entregar un tornillo brufiido, sin que lo haya tocado mano
de hombre. La empresa gana de ocho a diez por ciento
mensual, lo que duplica el capital todos los afios. iNo es
mal negociol
Subi6ronnos por una mAquina al quinto piso de una pla-
teria, con trescientos obreros que ganan de dos a seis pesos
diaries, fabricando, esculpiendo, tallando, amoldando va-
jillas de plata, alemana 6 maciza, segun el gusto y capaci-
dad del comprador.
Visitamos la fAbrica de cafiones de quince pulgadas que
emplea el Gobierno. A sus balas nada ha resistido hasta
ahora. Vale cada una tres mil pesos. Diez habrian dado
cuenta de Humaita en seis horas.
No quise ver mas fabricas, para dar lugar al Gobernador
que me mostrase las Escuelas, la Biblioteca y otros estable-
cimientos pilblicos.
El 30 de Diciembre estaba en Nueva York, poniendo orden
a trabajos rezagados durante aquella escapada al Norte y
el 31 en Washington al Sur, para hallarme en la recepcion
del cugrpo diplomatico, A que es invitado por el Presidente,
linico dia de gala y de etiqueta.
La travesia por la noche, ahora que la tierra estai cu-


sancion unknline, se ordeno la publication en un apanfleto, y no en los Anales solo,
como es de costumbre. El asunto ostensible del discurso era la influencia de los
Estados Unidos sobre la America del Sur y el objeto real, rehabilitar el nombre de
aquellos pueblos, mirados desde aqui como una masa informed de material, agitada
por pasiones perversas. En esta obra, no de facil ejecuelon, lievo ya much
camino andado, y espero con nuevos y perseverantes esfuerzos, llevarla a cabo.n
(Nola del Editor.)





AMBAS AMERICAS


bierta de nieve y las casas tienen franjas blancas que ilu-
mina la luna, y los arboles gazas y colgaduras, de hielo, el
aspect del pais tiene much atractivo, pasando el viajero
curioso la noche pegado & un vidrio, viendo desfilar fan-
tasmas blancos, bosques encanecidos, colinas de nieves,
lagos de cristal. Es magnifico este espectaculo.
El President recibe de pie, en la sala azul, al cuerpo
diplomatico primero, despues a senadores y diputados,
sefioras, generales,'etc. Lo dinico notable es la confusion
y la simplicidad del acto, mudos si no son las conversacio-
nes particulares y los signos de reconocimiento. Despues
de pasar al salon de Audiencia, se dispersan los concurren-
tes para dar principio ,A la mas fatigante tarea, cual es la
de visitar a todo el genero human que tenga alto empleo
y a los amigos accidentales. Por fortune, la visit se hace
de pie, dura tres minutes, lo bastante para cruzar un a me
alegro de ver a Vd.-tengo el honor de-deseo a Vd. feliz
afio, etc.
En Nueva York es todavia mas apremiante esta tarea.
Quedaria borrado de la lista de los amigos y aun de cono-
cidos, si no se apareciese el dia de afio nuevo en cada una
de las casas, a deponer su happy new year! Poco relacio-
nado debe estar el' extranjero que no haga cien visits. Lo
mejor del cuento es que a las iltimas sienten que el suelo
se les escapa, no aciertan con el estribo del coche y ven
double los objetos. En cada familiar hay una mesa con dul-
ces y pastas y un enorme bol de punch, de que cada uno
debe tomar una tasa, a la salud de los hu6spedes... y tanto
va el cantaro al agua, como dice el tuno de Basilio, que al
fin se llenal (1)
Lo mas curioso es, que la escena se tiene con las venta-
nas cerradas e iluminacion a gas en pleno dia.- Esta es la
costumbre, que viene, dicen, de los holandeses que funda-
ron esta ciudad y conservan sus descendientes ingleses y
se propaga por todos los Estados Unidos.
Tales costumbres mantienen y avivan la cordialidad de
las relaciones, dando occasion con los aguinaldos, A hacerse
obsequies, difundir libros ricamente empastados y otros
objetos de arte.

(1) Le Mariage de Figaro, acto I, escena XI.-(N. del E.)





[OBRAS DE SARMIENTO


Nosotros hemos suprimido todas las antiguas tradiciones
cristianas; la noche buena, el carnaval, (1) el dia de ino-
centes, el de animas, y nos hemos quedado tristes, aislados
y sin occasion para la alegria 6 los afectos que estas fiestas
pdblicas excitaban.
La tarde la pasamos en la biblioteca de un rico propieta-
rio, hasta que un telegrama de Nueva York nos reanima
con las siguientes lineas:-I Grandes noticiast La Cova-
donga) tomada por la'((Esmeralda)) en Chile. Ciento cin-
cuenta prisioneros llevados a Santiago. )-Dicese que el
Enviado espafiol observ6 al saberlo: ((Si ha sido rendida,
mial rejidida ha debido ser.--El afio nuevo comienza bien
para aquella part de Am6rica.
2 de Enero.-Banquete de sudamericanos en casa del
Ministro de Chile.
3 de Enero.-Corrigiendo pruebas tranquilamente en
Nueva York, como si nada hubiese pasado, habiendo reco-
rrido en seis dias, seis Estados, comido alli urn pavo, pro-
nunciado un discurso allia, asistido a una gala a doscientas
leguas en otro rumbo, y eso que el vapor que debiamos
tomar a las siete en Providence, se incendi6 a las tres, con
p6rdida para propietarios de un million de pesos y para
nosotros de dos horas.
4 de Enero.-Llega el correo de Buenos Aires con el Men-
saje del gobierno de San Juan y fotografia de la Escuela
Sarmiento. Estamos, pues, en pleno San Juan, vidndolo,
oyendo discursos, informes, mensajes. Si estuviera bien
impreso el del Gobernador, seria el mas bello 6 important
document de su g6nero dado a luz en la Repdiblica Argen-
tina. Es una pieza capital El censo de la Provincia,
los informes de los Departamentos de Policia, Agricultura
y Educacioi, colocan a San Juan a una grande altura. El
sefior Rojo Gobernador, encarga al Ministro argentino pre-
pararle un proyecto de Constitucion; y como este Mensaje
contiene todos los elements constitutivos de gobierno, mu-
chas de las disposiciones de las constituciones modernas


(1) Se restablecio el corso de Carnaval en Buenos Aires durante la presidencia
y A empefio del autor y conservamos una curiosa medalla proclamIndolo empe-
rador de las Miscaras.-N. del E.)





AMBAS AMERICAS


de aqui entrarAn en la de alli, sin innovar nada, s6lo regla-
mentando lo que existe.
- S6lo habria que introducir un Departamento de Minas,
que debe entrar en las ramas del gobierno; porque, por
mas que le den vuelta, la Constitucion national, al autori-
zar al Congres'o a redactar C6digos, inhibe a la nacion de
tomar jurisdiccion sobre las materials legisladas, sean co-
mercio, minas, derecho civil, criminal, etc. Lo que est6
sobre la superficie de la tierra, y lo que esta debajo, son
indistintamente material aplicable A la industrial humana,
piedra, tierra (que es piedra descompuesta), plants, meta-
les, casas, minas, etc.
Un voto de gracias al Mensaje del gobierno de San Juan,
y un aplauso, con tres hurras y un tigre, al informed del
superintendent de Escuelas don Cirilo Sarmiento. Su
pariente aqui del mismo apellido, se hubiese hecho un titulo
de honor de firmarlo. Basta de San Juan.
6 de Enero.-((Meeting monstruo en el Cooper Institute-
Monroe Doctrine.-Heroic Santo Domingo, Mexico, Peru,
Chile. Si no han vencido, vencerAn 1-Henry Wintter Davis.
Su espiritu esta con nosotros esta noche !!
Tales son los letreros que ostenta la fachada del soberbio
edificio, adornado el salon de los meetings con las banderas
de Chile, Perd y M6xico. Este salon, 6 esta plaza techada,
esta sostenido por columns, como la morisca cathedral de
C6rdova. Gana cien pesos por session, pudiendo dar dos al
dia y este product, como el de los almacenes y tiendas
adyacentes esta afecto al sosten de escuelas de dibujo, pin-
tura, biblioteca, quimica, etc., etc., a que est& consagrado
el edificio.
El viejito Cooper viene de cuando en cuando, y al ver los
bienes que ha hecho al pais, con unos pobres seiscientos
mil pesos que le cost6 el edificio, parece sentir aquel, et
vidisset quod erat bonum, a media que Dios iba creando su
universe.
Millares de ciudadanos estan sentados oyendo un ora-
dor fulminante que explica la doctrine Monroe y simpatiza
con Chile contra Espafia, Eoropa y el viejo mundo, A quie-
nes ensefia-los pufios. Preside el meeting-el poeta Bryaad,
anciano de barba blanca a quien aplaude el pueblo. Toman
la palabra sucesivamente Mr. Squier, Thonckinson, que sos-





y2 OBRAS DR SARMIENTO

tienen la doctrine Monroe como salvaguardia de la Am6-
rica libre, con gran aplauso del concurso.
T6mala Vicufia Mackena, de Chile. Su figure es simpa-
tica, su papel nobilisimo, exponiendo los intereses y titulos
de su patria ante el respeto y consideration del pueblo
romano, cuyo apoyo solicita contra algun Jugurtha y Mi-
thridates, Rey del Ponto que insult6 & las repdblicas grie-
gas aliadas 6 protegidas del pueblo rey. Su elocuencia en
ingl6s ha tornado el tono caliente A que ya ha subido la
atm6sfera; su oracion chispea de ardor, sarcasmo y con-
fianza en los destines de su patria. Los aplausos y adhe-
siones lo interrumpen a cada moment y le acompafialf
hasta su asiento.
El discurso del sefior Mackena llena todas las condiciones
del g6nero y obtiene los resultados A que aspira, una calo-
rosa manifestation de simpatias pdblicas en favor de Chile
y de la Am6rica del Sud.
Mr. Squier present una resolution pidiendo se prorrogue
el meeting causa de la muerte, ocurrida ocho dias hace,
de Henry Wintter Davis, el caluroso defensor en el Con-
greso de la independencia de la Am6rica y M6xico, que
debia en este meeting tomar la palabra. Asi se resrUelve.
Mr. Cos toma por fin la palabra y mas observaciones en
favor de la doctrine Monroe quejAndose de la mala political
del gobierno A este respect.
Un incident ocurre durante el meeting que no debo pa-
sar por alto. Alguien interrumpe al orador con unapala-
bra de protest. El grito de out! outl afueral le responded
de todo el inmenso concurso. Dos titanes con palt6 y gorra,
dos perros de presa con cars llenas de bondad y nobleza,
dos policemen en fin, avanzan lentamente hacia el banco
de donde sali6 la voz y como no ha seguido la interrup-
cion, un policeman queda afirmado tranquilamente en una
column detrAs del indicado.
SPero qu6! Z No es duefio un ciudadano libre, en un acto
libre, de expresar sus sentimientos de desaprobacion? No,
mi querido sud-americano. Aqui entendemos la libertad de
manera que nunca perturbe la tranquilidad pdblica. El
objeto del meeting estaba anunciado en sosten de la doctri-
na Monroe. El que no simpatice con la manifestacion, se
queda en su casa, 6 asista A un meeting anti-Monroe doctrine.





AMBAS AMERICAS


Los presents no deben ser molestados con protests fuera
de lugar. El policeman le dir& al oido, fuese un Senador,
sigame; y lo pondra a la sombra.
La ley establece que si un meeting convocado y reunido
pacificamente para objetos religiosos, 6 de Escuelas, 6 de
caridad, fuese interrumpido intencionalmente, el delincuen-
te sufrira la pena hasta un afio de prison 6 quinientos pesos
de multa, y la costumbre y la similitud extiende la protec-
cion a los meetings en general, aunque tan sin several
penas.


PROVINCIAS ARGENTINAS

SU PROGRESS. FERRO-CARRLES. LA UVA

Nueva York, Febrero Po de 1866.
A ((El Zonda .

Ha dejado de venirme El Zouda, acaso por esa influen-
cia que el tiempo y la distancia ejercen sobre los recuer-
dos, las afecciones, y hasta los pesares, curandolos 6stos a
fuerza de irlos limando y destifiendo insensiblemente.
En The Standard, diario muy bien Ilevado, veo que al fin
las turbines de Rickard agitan el aire para oxidar plomos,
y que quinientos cajones de metal estaban prontos a cebar
la lampara, que encendimos con cebito, al frente y at pie de
los Andes. I Dios sea loado! Mantenga a todo trance
tranquila la Provincia hasta que esa llama arda. Ella se
sostendra despues. Un million de capital ingl6s irA a dar
de vivir a trabajadores, productores, arrieros, mineros, etc.
Los puertos francos, donde el extranjero cambia produc-
tos, dejan como sedimen4o ciudades poderosas, por el
mismo principio.
Muy a tiempo viene el ferro-carril del Rosario a C6rdoba
acercaudose a nuestros apartados centros de production.
ZSeguira para Tucuman? I Dirigirase para los Andes? Estos
puntos los regla s6lo el interds-de la empresa, sin ulterio-
ridades political. Deja plata; no deja, he aqui la ley su-
prema. Sin embargo algo deben hacer en San Juan para
abreviar distancias, y ahorrar fletes, y con la desconfianza





OBRAS DE SARMIENTO


que es natural A quien esta fuera del pais, voy A indicar
ciertos puntos como material de studios. San Juan se
habitda ya A hallar possible y A su alcance el progress; y
pueblo rodeado de imposibles debe tener por divisa: i abajo
el impossible I
Si se echa la vista sobre el mapa se ve que San Juan,
C6rdoba yfSanta Fe estAn en una linea recta. Si se sigue
la direction del camino, segun esta marcada en el mapa
del Mining Journey del Mayor Rickard, v6se que el camino
se desvia de aquella linea recta al Sud-Este, buscando A
San Luis; y que desde el Rio IV vuelve al Nor-Oeste para
tocar en Villa Nueva el ferro-carril que pasa para C6rdoba.
Tanta vuelta y revuelta, aumenta dos 6 tres dias de ca-
mino, sino mas, con exposition A los indios, en cien leguas
lo que debe tenerse en cuenta.
4 Seria possible seguir la line recta A la ciudad de C6r-
doba? Si no lo fuere, podria encontrarse linea aproxima-
tivamente recta hacia Villa Nueva?
En el mapa publicado aqui por el Capitan Pages, en su
obra sobre la expedition de la Waterwich al Rio de la Plata,
esta trazado un camino casi recto, seguido desde San Juan
hacia C6rdoba, en 1821, por un Mr. Hibberts. Pasa'por la
Piedra Blanca un lugar escrito Riarte A orillas del Rio
Segundo, que corre al Norte, y los tributarios del Tercero
que quedan al Sur. Acaso es la ruta que sigui6 el Mayor
Fonzalida, con las caballadas que pidi6 y no esper6 Sandes.
Materia de examen 6 informes de peritos seria este tra-
yecto, con un ingeniero, y traqueAmetro, y un buen prAc-
tico de arrieria y carruajes. Mr. Syllas es el hombre para
ese studio, y para la obra tambien si resultare practicable.
Recuerdo haber oido A Lloveras que hubo de hacerse ahora
afios ese camino recto, y se opusieron los habitantes del
trAnsito pidiendo cuatro reals por cada algarrobo que
cortasen; broma sin duda del narrador 6 de los llanistas,
que es siempre mas chistosa que la que repiten de cuando
en cuando los indios en la frontera; y entire frontera y
frontera, estoy por la de los Llanos, por mas que los malo-
nes se repitan con mas frecuencia.
De todos modos es tiempo 'ya de ir preparAndose para la
apertura del ferrocarril de C6rdoba, y ponerse en co-
nexion con 61 en donde mas convenga. Los viejos caminos





AMBAS AMERICAS 95

dificilmente se han de adoptar A las exigencias del nuevo.
Villa Nueva, 6 C6rdoba mismo, serviran luego de comuni-
cacion con Tucuman, y me inclino a career que con el des-
arrollo de las minas en Jachal, Huerta, etc., los intereses
comerciales de San Juan se han de aumentar 'de ese lado.
La production de las minas ha de ensanchar la esfera de
action, y de las facilidades de comunicacion depend que
la Provincia gane mas 6 menos con ello.
Voy a entrar en algunos pormenores que harAn sensi-
ble esta idea. San Juan y Mendoza produce una enorme
cantidad de pasa de uva, casi sin valor, por falta de consu-
midores en proporcion de la masa ofrecida en el mercado.
Y, sin embargo, si este product fuese exportable, ganaria
con ello inmensamente en el bienestar comun de las gen-
tes, que con poco terreno poseen much cantidad de
plants. Cuando he contado aqui, que un viaje de uva esco-
gida, que puede pesar trescientas libras se vende a cuatro
reales, es decir, a menos de medio centavo la libra, me
hacen repetir la frase, creyendo haber oido mal,,antes de
quedarse estupefactos. La libra de uva indigena aqui vale
cuando mas barata tres reales. La europea que es la
nuestra, como que no se obtiene sino en conservatories,
vale dos pesos. La pasa de M'laga se vende a treinta y
cinco (35) centavos la libra, 6 sea casi tres reales de nuestra
moneda. Es precise saber que hay pocos paises en el
mundo productores en'grande de ese articulo. El Sur de
Espafia para el AtlIntico, Chile para el Pacifico, San Juan
y Mendoza para nadie I Ahora, si esta production pudiera
presentarse en Buenos Aires en condiciones de mercado y
a ciertos precious, oiganlo bien I San Juan. y Mendoza no
producirian nunca bastante pasa para proveer al s6lo con-
sumo de treinta millones de habitantes presents en los
Estados Unidos, y otros tantos que aumentaran en veinte
afios, sin que aumente en proporcion la production en los
climas calidos y secos, que se requieren para que la uva se
seque.
Consfimese aqui de uno a dos millones de pesos en pasa,
y es de pocos afios que se han establecido casas espanfolas
para introducirla regularmente, habiendo ganado much
con el negocio.
Como la Espafia esta en el hemisferio Norte, la'6poca de





OBRAS DE SARtMIENTO


la cosecha de la uva es seis meses exactamente antes que
en San Juan, lo que haria que la del hemisferio Sur, lle-
gase aqui, seis meses tambien despues que la espafIola,
que ya para entonces esti agotada, 6 disminuida, con lo
que ni concurrencia habria.
Puede exportarse de Mendoza y San Juan pasa A los
Estados Unidos ?
Gravisima question por cierto; pero cuyas dificultades
pueden allanarse, desde que se conozcan, y voy a apun-
tarlas, sumariamente a fin de que algunos vayan ensa-
yando disminuirlas. Desde luego, caminos, y menos tiempo
possible expuesto el articulo a la accion de la atm6sfera,
y el precio de venta con el recargo de fletes. Question
que a ricos y pobres, a pueblos y gobiernos interest.
EMPAQUE.-Esta es la parte dificil, no por serlo intrinse-
camente, sino por la dificultad de vencer los habitos de
incuria. Cuanto mas se embellece el empaquetado de un
articulo cualquiera, mas valor toma en el mercado. En
Francia hay establecimientos con millones de capital y
artists disefiadores y pintores, doradores, para hacer cajas
de carton en que se gasta un dineral. El mundo entero
ha imitado el gusto, ornato y belleza del empaquetado
francs.
No quiero recorder como se export la pasa de San Juan
A Buenos Aires, en donde toda la gente culta se provee para
su consume de la de Malaga, no siempre fresca, pagindola
triple, porque la del pais no puede ser servida en una
mesa.
Y la pasa no require tanto esmero de formas. Como la
de MAlaga da el tono en el comercio, basta adoptar las
dimensions exactas de la caja de madera que las contiene,
y el papel que la envuelve interiormente para hallarse
en condiciones iguales en el mercado. Pero la pasa de
San Juan es secada en los techos, y esto le da un sabor a
quemado, con la reverberacion del sol, que da un sabor
abominable; y de este accident y de los frecuentes vientos
se llena de polvo que la hace desaseada y repugnante.
GC6mo proveerse de tendidos para secarla al sol y al aire,
colgada, sin tocar en murallas? No cuesta sino un poco de
inteligencia y voluntad. Puede decirse que son pobres y
malogran el product de su trabajo, los que a mas de po-





AMBAS AMERICAS


bres son desaseados 6 imprevisores. Allanada esta difi-
-cultad que consist en acabar con un perverso habito,
bastaria tener a la vista una caja de uva de Milaga para
imitarla en la forma y en la calidad. Pero esto no basta.
El comercio debe estar seguro de que todas ls cajas, con
igual apariencia contienen el mismo peso y calidad con
-que se anuncian; pues ni al comprarlas, ni al venderlas
se-puede, sin deterioro, examiner el contenido. Es preciso,
pues, marcas exteriores de seguridad y garantia. Dados
estos antecedentes, me permitird indicar el medio linico
possible de crear un product y asegurarle un mercado.
Todo depend de que se establezoan casas 6 empresas de
exportacion de pasa, bajo la marca de la casa, encajonando
y empaquetando ella la pasa que en rama comprara 6
los productores, pudi6ndose s6lo asi asegurarse de la
-calidad y acomodo del articulo. Aun para la provision de
manzanas, duraznos, etc., hay aqui grandes compafnias
que emplean en ello capitals enormes. S61o grandes
empresas, con fabricas de cajones a la mecinica, con la
facilidad de proveerse de afuera de papel y otros articulos,
con la seguridad de enviar en carros cubiertos y por fuertes
cantidades, puede hacer que estas operaciones todas, desde
,el acomodo de la pasa en formas y cajas regulars, hasta
los r6tulos de los cajones, se hagan con perfeccion y eco-
nomia.
Los cajones se fabrican en molinos de aserrar, acepillar
y cortar tabla, para lo que se necesita una caida de agua,
y una maquinaria que no vale mas de dos A tres mil
pesos.
La plaza de Buenos Aires bastaria para consumer en las
,condiciones sobredichas, todo el product que asi se pre-
parase; y desde alli el comercio de retorno norte-americano
lo tomaria, si lo encontrase en condiciones de ofrecer pro-
vecho en el gran mercado de Nueva York, donde no tendria
'concurrente en la 6poca natural de su arribo.
Para rAejorar estos products, para comparar unos con
otros, y estudiar las mejores condiciones, convendria esta-
blecer Ferias anuales, y examiner atentamente las condi-
ciones esenciales de duracion (sin fermento ni polilla), de
belleza y seguridad.
ToMO xxrx.-7





OBRAS DE SARM1ENTO


Con un poco de constancia y esmero que sobraria, si
personas inteligentes se consagran & ello, las Provincias de
Cuyo se crearian una exportacion por valor de uno 6 dos
millones de pesos anuales, debiendo prevenir que los duraz-
nos secos 6 desearozados, si vienen en las mismas condi-
ciones de acomodo, preservation y aseo, obtendrian mayo-
res ventajas todavia; pues s6lo aquellas dos Provincias
produce en grandes cantidades y pudierase exportarlo
en las mas apetecibles condiciones (i).
La apertura del ferro-carril h C6rdoba y el desarrollo
de la industrial minera en San Juan, creando capitals y
atrayendo habitantes europeos, facilitara mayor movi-
miento. Pero es preciso hacer much para que sea dtil y
fecundo. No siempre las minas hacen la riqueza del lugar
que las posee. Los metales preciosos, como que son el
capital mismo, emigran en busca de grandes centros de
comercio. Copiap6 mismo no ha crecido en proportion de
sus fabulosas riquezas. S61lo California, desarrollando una
poderosa agriculture, ha logrado fijar la riqueza y conver-
tirse, en menos de veinte afios, en un Estado. Aytidate y
Dios te ayudard.))-ANACHARSIS.


(1) Fue constant preocupacion del autor rear mercado para los products
especlales de San Juan. Estudi diversos ensayos del embalaje de la uva fresca
hasta hallar el que actualmente se usa y adoptarlo para el primer envio en grand
que hizo personalmente desde Mendoza, en 1884, antes de Inaugurarse el ferro-
earrll. En un articulo de la 6poca decia, con marcado humour: recien se va A
poder vivir en Buenos Aires, cuando se coma moscatel de San Juan.
En cuanto A la fruta seca, la propaganda del autor ha sido tan est6ril, que lejos
de exportar A los Estados Unidos, nuestra plaza estA llena de las magniflcas pre-
paraclones que de alli nos vienen. En San Juan y Mendoza falta el cultivo regular
de los frutales, lo que imposibilita el planteamiento de una fAbrica que pudiese
contar con Igual production annual de material prima. (Nota del Editor).





AMBAS AMERICAS


LA SAN WASHINGTON-EL MINISTRY SEWARD

EL PRESIDENT Y EL CONGRESS

Nueva York, Febrero 31 de 1866.
A ((El Zonda .
Como para mi hay un mundo aparte en que las cosas
andan al rev6s de lo que A todos sucede 6 6 la generalidad
en la vida, derecho tengo de trazarle reglas, que al fin a
nadie dafian, porque s6lo se obedecen en mi mundo propio.
Ayer, por ejemplo, en la Biblioteca de Astor, necesitaba
en la obra del abate Molina buscar el titulo de la Historia
de Cuyo del abate Morales, que de tantos afios busco, y
abri el tomo en la pigina en que estaba, y no en otro.-
jQu6 pronto lo encontr61 me dijo el bibliotecario. Es de
siempre, le contest; un libro se abre donde lo necesito. Y
esta es mi supersticion: sibenlo cien personas de muchos
aflos atras. Esto es lo dinico fausto que me acontezca. En
lo demis, creo que he nacido bajo un sino indigno (1).
Bien; este dia de hoy, ha sido un dia fausto, contra tantos
nefastos que cuento. Todo lo que sobrevino era feliz. Ponia
la iltima correccion 6 la iltima pAgina de las Escuelas, base
de la prosperidad de la Reptiblica de los Estados Unidos, informed
al Gobierno argentino, que me ha teniao de cabeza desde mi
llegada, en manuscritos y pruebas, cuando no andaba, para
celectar sus materials, por ferro-carriles y vapores en
excursions, segun en donde se reunia una convention de
maestros 6 debia visitar establecimientos de educadcion. Es
un libro bien correteado y galopeado, si otro m6rito no tiene.


(1) Tan frecuente era la manifestation de esta idea, tantas veces y con tanto
alborozo celebraba Sarmlento la casualidad. el gento familiar, el "demos)) amigo
que le traia A punto fljo la cifra necesarla, el hecho luminoso en apoyo de la teoria
que en ese instante su espiritu incubaba, que una vez comet la indiscrecion de
darle mi prosaica explicacion del fen6meno. Sefior, le decia, ni para S6cratesni
para Vd. hay tal demos) amigo, sino que posee Vd. tan desarrolladas facultades de
asimilacion que un dato destinado A pasar desapercibido para eualquiera, lo toma
usted de los cabellos, lo saca de la nada, lo hace suyo y lo incorpora A su pensa-
miento.--tCalla, me contest, haces una deflnicion del genio: pero mas me con-
place mi idea de an demonio tutelar. n ( Nota del Editor).





OBRAS DE SARMIENTO


,Lo leerah ahi? se me viene un deshago vulgar, y me
muerdo la lengua de miedo de...para no largarlo.
[Lo leerAn! Despues.. .Cartas me llegan de various puntos
de los Estados Unidos y algun recorte de diario que me
anuncia que no se siembra en vano. Llega el correo argen-
tino y apenas abro el Standard, leo de Rickard que por
m6todos nuevos ha fundido en 48 horas, 16.900 letras de
plomo platero, que A precious infimos de costo exportara sin
copelar, teniendo ladrillos refractarios alli construidos por
60 chelines la tonelada y metales A no saber que hacerse
con ellos. jEs de saltar de gusto! IjA fin! Que Dios les d6
mas.
Mis correspondencias particulares son gratas; amigos que
parecia .olvidados, volvian A presentarse A la vista. Quien
se queja de su vida, lo hace en t6rminos de desear que asi
le vaya siempre, como A los jilgueros' se les quita la luz,
para que canten frases como esta digna de Hugo:-c(Nues-
tra vida es mon6tona, apacible, insoportable; es la vida A
lines rectas; ni un recodo, ni una sombra donde descansar
de esta uniformidad enojosa.)
Pero ni el sol, cuan luminoso es, carece de manchas.
Este dia, ha tenido una, negra, grande, visible A leguas-
Esta correspondencia que tanto hame complacido cuesta
treinta y seis duros! Un folleto por venir atado con hilo,
cuatro pesos. Unas copias de cartas,- 2 pesos. Aviso
general: Cad1a pliego cuesta un peso. Ni duplicados, ni
mdsica, ni impresos me manden en cartas. Valor de ciento
y tantos pesos hay en el correo en libros. Cada renglon me
costaria un centavo.
Para desechar esta idea (lo de los treinta y pico), salgo a
la calle A respirar, A recorder lo leido, A pensar en las minas
y sus resultados, y me encuentro con el Broadway emban-
derado, Union Park y las aceras atestadas de gentes. Lo
habia olvidado: hoy es San Washington y toda la poblacion
esta de fiesta el dia consagrado A su memoria. Los batallo-
nes marchan por aqui y allA, & algun rendez-vous 6 parada
que poco interest, mientras que A lo largo del Broadway
va una larga procesion de carros, uno en pos de otro,
cuatro cuadras; cada uno con la bandera national y dos
mocetones con blanco delantal sentados en la delantera.
En medio de un lecho de paja nueva de trigo, lleva el pri-





AMBAS AMtRICAS


mero grandes trozos de care, el segundo idem, el tercero
idem, el cuarto, quinto, care, media res, una res entera.
Qu6 diablos es esto? Leo el cartel que uno id otro carro
lleva:

((CARNE DEL NOVILLO LLAMADO ANDY JOHNSON, EL MAS
GRANDE Y GORDO DEL MUNDO.D

I Ah, yankees charlatanes, estuve A punto de gritarles, al
cabo los pill6 en la mentiral V6ngannos A -nosotros con
esas. Para animals grandes, nosotros. Pudiera presentar-
les un buey de Tucuman, criado por mi amigo el Goberna-
dor Posse y engordado en el Pocito por mi amigo el Gober-
nador Rojo, y veriamos d6nde irian & parar con su <(Andre-
sito Johnson que pareceria ternero de afio A su lado.
Pero era preciso tener la fiesta en paz, y no aguarsela a
los carniceros de Nueva York, que el dia de Washington
pasean su care, bien entendido que se la procuran gorda y
excelente para ese dia. En lo demas, la fiesta del todo
pacifica, habiendo mas de doscientas mil almas mirando en
el trayecto. IMirando quO? Nada. Cuando el pueblo sale A
yer, se mira & st mismo y es cosa de nunca acabar.
A la noche, fuegos artificiales como en toda municipali-
dad que se respeta; pero este aflo hay dos fiestas en Nueva
York que merecen describirse. Una ovacion al General
Grant, en Union League Club para presentarle un bellisimo
cuadro con el retrato del General Scott. Los salones estin
primorosamente adornados con trofeos sobre escudos que
llevan el nombre de cada batalla ganada por el heroe de la
fiesta. Los adornos que han convertido en salon un patio
estAn asegurados en quince mil pesos. He tornado nota
para cuando hayan de pedirme ideas, para aquellas
improvisaciones de patios en que son tan ingeniosos y
fecundos los sanjuaninos. jQu6 progress en el arte Ya
veran.
Algo mas grave tuvo lugar en Cooper Institute, lugar
consagrado a los meetings monstruos.
A las cuatro estaban llenos el inmenso salon y las aveni-
das, A las seis la plazuela y calls adyacentes. AQu6 hay?
El Ministro Seward, que es neoyorkino, ha venido A pro-
nunciar un discurso en' suplataforma, en sosten del veto





QBRAS DE SARMIENTO


del Presidente-. la ley de las Camaras prolongando y exten-
diendo las facultades de la oficina military protectora de los
libertos. Todos los que simpatizan con la political del Pre-
sidente son invitados. Los que no, no van, por no oir lo
que no les agradaria, donde el decoro y las leyes del buen
gusto les impiden ni dar sefiales de desaprobacion siquiera.
A esas condiciones del juego, que s6lo un ebrio se atreveria
A violar, un Secretario de Estado puede, sin derogar, subir
A los Rostros,y exponer al pueblo la doctrine y la necesi-
dad del veto.
Varias guerrillas tienen lugar entire los autores y los
directors del drama, que ponen de buen humor h la con-
currencia. Al fin es presentado el protagonista, el Ministro
de Gobierno, que no pudiendo tomar la palabra en el Con-
greso, donde no son atendidos los Ministros (1) tiene en las
grandes cuestiones que pronunciar speeches ante un mass mee-
ting, para responder alas ideas prevalentes en el Congreso,
como los ministros ingleses aprovechan de un brindis en
un banquet, para anunciar la Europa la political que en
tal emergencia seguiri la Inglaterra.
Tiene la palabra Seward. El silencio se hace, no lo bas.
tante empero para dominar con su d6bil voz el ancho am-
bito de Cooper Hall.
Ensaya su pauta y da sonidos d6biles. La cantatriz, la
prima dona ha perdido la voz. Perdonadme, dice, si no
ehcuentro ahora la voz que he tenido de afios atras costum-
bre de hacer oir en Albany, Nueva York y en todas las
ciudades del pais de mi nacimiento. Vosotros sabeis to
que he sufrido y c6mo perdi la voz. Los m6dicos me pro-
hiben esforzarla.
El viejo zorro saca partido de este incident. No s6 si los
lectores de El Zonda han olvidado (los lectores de El Zonda
deben estar en todos estos antecedentes), que este Seward
fu6 la victim de Payne, aquel terrible de los compafieros


(1) La Camara de Diputados pidi6 a Madison Ministro de Washilgton, datos para
formular el presupuesto. El Ministro pregunto si informaria verbalmente 6 por
escrito. La Camara contest apor escrito,. Este es el precedent que ha dejado
establecldo, que los Ministros que concurren a la casa para dar informes, s6lo
asistan a las Comislones. Nosotros tradujimos la casa por recinto y hemos tenido
el detestable y estaril sistema de las interpelaciones. (Nota del Editor ).


102 (




Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8
REPORT xmlns http:www.fcla.edudlsmddaitss xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitssReport.xsd
INGEST IEID EE38YC2H0_H2TD25 INGEST_TIME 2012-07-30T22:52:15Z PACKAGE AA00010664_00028
AGREEMENT_INFO ACCOUNT UF PROJECT UFDC
FILES