Código de comercio de la República del Ecuador

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Código de comercio de la República del Ecuador
Uniform Title:
Código de comercio (1906)
Physical Description:
260 p. : ; 24 cm.
Language:
Spanish
Creator:
Ecuador
Publisher:
Tip. de la Escuela de Artes y Oficios
Place of Publication:
Quito
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Commercial law -- Ecuador   ( lcsh )
Genre:
non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage:
Ecuador

Notes

General Note:
Includes index.
Statement of Responsibility:
expedido por el señor General Don Eloy Alfaro, Encargado del Mando Supremo.

Record Information

Source Institution:
FIU: College of Law
Holding Location:
FIU: College of Law
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 13195349
ocm13195349
Classification:
lcc - KHK1054.31906 .A52 1906
System ID:
AA00009611:00001

Full Text




























I~~




I-LURIUA INIEHNAIIONAL UNIVEHMITY
3 ill 0iiii7 it lill8I
3 1199 01733 0880




/( /1 i r5

(D / 0(0
10.b









-CODIGO DE COMERCIO

DE LA


REPUBLICAN


DEL ECUADOR


EXPEDIDO POR EL

SENOR GENERAL DON ELOY ALFARO

ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO


QUITO
Tip. de la Eseuela de Artes y Ofieios


/3 0 c(
Y/










ELOY ALFARO,
Encargado del Mando Supremo de la Repiblica,


Art. I4-Tengase la edici6n del Cdcligo
de Comercio, hecha en la imprenta de la Es-
cuela de Artes y Oficios, como official y au-
t ntica; y citense las leaves contenidas en
61, desde el25 de Setiembre pr6ximo. \
Art. 2-No se tendran por autinticos y
serain decomisados, los ejemplares de dicho
C6digo que no llevaren inserto el present
Iecreto, de cuya ejecuci6n queda encarga-
do el respective Ministerio.
Dado en el Palacio Nacional, en Qui-
to, a 25 de Agosto de 1906.
(f) ELOY ALFARO.
El Ministro de Justicia,
(f) MANUEL MONTALVO.
Es Copia-EI Subsecretario de Justicia,
(1) F. ALBERTO DARQUEA.










ELOY ALFARO,
Encargado del Mando Supremo de la Repfblica,


Art. 1 Postergase la vigencia del
nuevo Cbdigo de Comercio editado en la
Escuela de Artes y Oficios, de esta ciudad,
para. el 25 de Octubre pr6ximo venidero.
Art. 2 Queda en estos terminos refor-
mado el Decreto de 25 de Agosto del afio en
curso, y el Ministerio de Justicia encarga-
do de la ejecuci6n del present Decreto.
Dado en el Palacio Nacional, en Qui-
to, a veintid6s de Setiembre de mil nove-
cientos seis.
(1) ELOY AIPA O.
El Ministry de Justicia,
(f) MAN1 LEI. MONTAL.VO.
Es Copia-EI Sabsecrtario,
(t) r. ALBERTO DAP QUEA.











ELOY ALPARO,

hcargado del Mando Supremo de la Repiblica,

DECRETA EL SIGUIENTE

CODIGO DE COMERCIO




TITULO PRELIMINARY

Disposiciones generals

Art. 1. El 06digo de Oomercio iige las obli-
gaciones de los comerciantes en sus operaciones
mercalitiles, y los actos y coutratos de comercio,
anhquie sean ejecutados por no comerciantes.
Art. 2. Son comerciantes los que, teniendo
capacidad para contratar, hacen del comercio su pro-
fesi6h habitual.
Art, 3. Son actos de comercio, ya de paite
de todos los contratantes, ya de part de alguno de
ellos solamente:
1. La compra 6 permuta de cosas muebles,
hecha con animo de revenderlas 6 permfitarlas en
la misma forma 6 en otra distinta; y la reventa 6
permuta de estas mismas cosas. Pertenecen tam-
bi6n A la jurisdicci6n mercantile las acciones contra






-4-


los agricultores y criadores, por la venta de los fru-
tos de sus cosechas y ganados, mas no las intentadas
contra los comerciantes para el pago de lo que hu-
bieran comprado para su uso y consume particular,
6 para el de sus families:
2o. La compra y la venta de un establecimiento
de comercio, y de las acciones de una sociedad mer-
cantil:
3. La comisi6n 6 mandate commercial:
4. Las empresas de almacenes, tiendas, bazares,
fondas, cafes, y otros establecimientos semejantes:
5. El trasporte por tierra, rios 6 canales nave-
gables, de mercaderias 6 de personas que ejerzan el
comercio, 6 viajen por alguna oporacion de trAfico:
6. El dep6sito de mercaderfas, las agencies de
negocios mercantiles y las empresas de martillo:
7. El seguro terrestre, 6 prima, incluso el de
mercaderias trasportadas por canales 6 rios, vida,
incendios, accidents y otros riesgos:
8. Todo lo concerniente a letras de cambio,
aun entire no comerciantes, las remesas de dinero de
una plaza a otra, hechas en virtud de un contrato
de cambio, y todo lo concerniente a libranzas y
pagar6es a la orden entire comerciantes solamente, 6
por actos de comercio de part del que suscribe la
libranza 6 pagar6:
9. Las operaciones de banco:
100. Las operaciones de correduria:
11*. Las operaciones de bolsa:
120. Las empresas de construcci6n y arena de
naves; la compra 6 venta de naves 6 de sus aparejos
y vituallas:
130. Las asociaciolhes de armadores:
14:. Las expediciones, trasportes, dep6sitos 6
consignaciones maritimas:
15. Los fletamentos, pr6stanmos a la gruosa, se-
guros y mas contratos concernientes al comercio
maritime:
160. Los hechos que produce obligaci6n en los
casos de averias, naufragios y salvamento.
170. Los contratos de la gente de mar para el
servicio de las naves:
















180. Los contratos sobre salaries del sobrecargo,
capitan, oficiales y tripulaci6n; y
190. Los contratos entire los comerciantes y sus
factors y dependientes, sobre salaries y obligaciones
que se impongan.
Art. 4. Las costumbres mercantiles suplen el
silencio de la Ley, cuando los hechos que los consti-
tuyen son uniforms, publicos, generalmente ejecuta-
dos en la Rep-iblica, 6 en una determinada localidad,
y reiterados por mas de diez aflos.
Art. 50. En los casos que no est6n especial-
mente resueltos por este C6digo, se aplicaran las
disposiciones del O6digo Civil.


















De los comerciantes y agents de comercio



TITULO I

De los comnerciantes



Secci6n I


DE LAS PERSONAS CAPACES PARA EJERCER EL COMERCIO


Art. 6". Toda persona que, segfin las disposi-
ciones del C6digo Civil, tiene capacidad para con-
tratar, la tiene igualmente para ejercer el comercio.
Art. 7. Sin embargo de lo dispuesto en el
articulo anterior, no pueden comerciar:
1. Las corporaciones eclesiasticas, los religiosos
y los cl4rigos:
2. Los funcionarios puiblicos a quienes esta pro-
hibido ejercer el comercio por el art. 230 del C6digo
Penal, salvo las excepciones establecidas en el mis-
mo articulo; y
3. Los quebrados que no hayan obtenido reha-
bilitaci6n,


LIBRO PRIMERO






-8-


Art. 8. Las personas que por las leyes comu-
nes no tienen capacidad para contratar, tampoco la
tienen para ejecutar actos de comercio, salvo las mo-
dificaciones que establecen los articulos siguientes.
Art. 9. El menor emancipado, de uno fi otro
sexo, puede ejercer el comercio, y ejeoutar eventual-
mente actos de comercio, siempre que para ello fuere
autorizado por su curador, bien interviniendo perso-
nalmente en el acto, 6 por escritura p6blica, que se
registrar previamente en la oficina de inscripciones
del domicilio del menor y se publicara por la im-
prenta. Se presume que el menor tiene esta autori-
zaci6n. cuando ejerce pfiblicamente el comercio, aun-
que no se hubiere otorgado escritura, mientras no
haya reclamaci6n 6 protest de su curador, puesta
de antemano en conocimiento del piblico 6 del que
contratare con el menor.
Art. 10. Los menores autorizados para comer-
ciar se reputan mlayores en el uso que hagan de esta
autorizaci6n, y pueden comparecer en juicio por si 6
hlpotecar sus bienes iumuebles por los negocios de
su comercio.
Pueden tambi6n venderlos en los casos y con
las solemnidades que prescriben los arts. 383 y 384
del C6digo Civil.
Art. 11. Cuando los hijos de familiar y los
menores que administran su peculio professional, en
virtud de la autorizaci6n que les confieren los arts.
240 y 428 del C6digo Civil, ejecutaren algin acto
de comercio, quedarin obligados hasta concurrencia
de su peculio, y sometidos a las leyes de comercio.
Art. 12. La mujer casada puede ejercer el
comercio, 6 ejecutar eventualmente actos de comer-
cio, con autorizaci6n de su marido, otorgada en es-
critura pdblica.
Se presume que la mujer tiene autorizaci6n de
su marido, cuando, no estando divorciada ni separda
de bienes, ejerciere pniblicamente el comercio, aun-
que no se haya otorgado escritura puiblica, mientras
no intervenga reclarnaci6n 6 protest de su marido,
notificada de antemano al public 6 especialmente
al que contrate con la mujer.






-9-


Art. 13. La mujer casada no sera considerada
como comerciante si no hace un comerlco separado
del de su marido.
Art. 14. Si el marido es de menor edad, 6 tie-
ne prohibida la administraci6n de sus bienes, 6 esta
ausente, la mujer, para comerciar, necesita la auto.
rizaci6n del Alcalde Municipal de su domicilio; el
que ]a concedera en la forma y con loi efectos es-
tablecidos en el O6digo Civil.
Art. 15. La mujer casada que ejorce el comer-
cio 6 ejecuta actos de comercio, con autorizacion ex-
presa 6 tacita de su marido, obliga A ]a responsabili-
dad de sus actos los bienes de su marido, los de la
sociedad conyugal y los suyos propios, de cualquier
naturaleza que sean.
El marido podra limitar la responsabilidad, ex-
eluyendo de ella sus bienes y los de la sociedad, en
todo 6 en part; pero debera hacerlo por escritura
public que hara registrar y publicar por la impren-
ta, sin lo cual no produce efecto la limitaci6n.
Tambien puede la mujer casada, autorizada,
comparecer en juicio 6 dar poder con el mismo fin,
por asuntos de su conercio, sin necesidad de autori-
zaci6n especial.
Art. 16. Ouanto a la enagenacion 6 hipoteca
de los inmuebles quo el marido est6 6 pueda estar
obligado a restituir en especie a la mujer comer-
ciante; se observara lo prescrito por el articulo
1.744 del Oddigo Civil.
Art. 17. La mujer casada, comerciante, podri
tambi6n hipotecar los bienes inmuebles, propios del
marido, y los de la sociedad conyugal, si en escritura
de autorizaci6n se le diere expresamente esta fa-
cultad.
Art. 18. La mujer divorciada y la que ha ob-
tenido separaci6n de bienes con libre administraci6n
siendo mayores de edad, pueden comerciar sin nin-
guna autorizaci6n.
La sentencia ejecutoriada de divorcio, ( de se-
paraci6n de bienes, se registrar y publicara por la
imprenta.
COD. DE. COM.






-10 -


Art. 19. Si la mnuj-r casada fuere menor de
edad, debera ser autorizada por el Jnez en la forma
precrita por el articulo 14.
Art. 20. La autorizaci6n dada a la mujer casa-
da y al menor para comerciar, puede revocarse con
aprobaci6n del Alcalde Municipal de su douicilio,
con audiencia de la majer 6 del menor. La revoca-
ci6n se hara por escritura puiblica que el marido 6 el
curador haran registrar y publicar por la imprenta.
La revocaci6n no perjudica los derechos adqui-
ridos por terceros antes de esa publicaci6n.




Seeci6n II

DE LAS OBLIGAOIONES DE LOS COM ERCIANTES


PARAGRAFO PRIMERO

De la matricula de comercio

Art. 21. La matricula de comercio se llevara
en la Secretaria de los Juzgados de Comercio, en un
libro forrado, foliado y cuyas hojas se rubricarin por
la primera autoridad civil del canton en que estu-
viere establecido el Juzgado. Los asientos serin
numerados seguin la fecha en que ocurran, y suscri-
tos por el respective Secretario.
Art. 22. Toda persona que quiera ejercer el
comercio se hara inscribir en la matricula del can-
t6n. Al efecto, se dirigira por escrito al Juzgado, ha-
ci6ndole .conocer el giro que va a emprender, el lu-
gar donde va a establecerse, el nombre 6 raz6n con
que ha de girar, el modelo de la firm que usari, y
si intent ejercer por mayor 6 menor la profesi6n
mercantil, el capital que destina A ese comercio.
Si fuere una sociedad la que va a establecerse, se
ezpresara en la matricula el nombre de todos los so-






- 11 -


cios solidarios; y si various de ellos tuvieren derecho
a usar de !a firma social, se acompafiara el modelo de
la firma do cada uno de ellos. Si fucre un solo indi-
viduo, la firm que usarA en sus actos de comercio.
Si el establecimionto estuviero administrado por
un factor debera expresarse el nombre de dste, y
acompafiarse el modelo de su firm.
Art. 23. Igualmcnte, debe inscribirse en la
matricula del Juzgado A cuyajurisdicci6n correspon-
da, el lugar donde van a ejercer su oficio los corredo-
res y martilladores, solicitando la inscripci6n por es-
crito firmado de su mano.
Art. 24. Tambi6n deben inscribirse en la ma-
tricula de comercio los capitanes de buques, y la ins-
cripci6n' so harai en el juzgado, A cuya jurisdicci6n
correspond la aduana donde reciban la patente de
navegaci6n.
En el escrito en que, se solicit la inscripci6n
se expresara el nombre y clase del buque, el del due-
fio 6 duefios que tenga y el del capitan, y so pondra
la firm aut6grafa de 6ste.
Art. 25. Las circulars de comercio on quo
se anuncie el establecimiento, la continuaci6n, las
alteraciones que sufra una casa de comercio, 6 su ox-
tinci6n, los nombrcs de los interesados, la raz6n co-
mercial y el modolo de las firms, deben dirigirso
tambien al juzgado de Comorcio; el que depositarA
en su archivo, en legajos cosidos, las que en cada
afio se le dirijan, y los cscritos en que so pida la ins-
cripci6n cn Ia matricula.
Art.' 26. Los comerciantes estAn obligados a
matricularse dentro de los quince dias siguientes A la
apertura de su establcimiento, y la matricula so re-
novarA dentro de los quince primeros dias del cambio
6 renovaci6n del contrato social. La falta de cste re-
quisito se penarA con una multa de diez A quinion-
tos scores.
Hecha que sea la inscripci6n en la matricula
el Secretario del juzgado darA copia certificada de
ella al interesado.






12--

PARAGRAFO SEGUNDO

Del registro de comercio

Art. 27 En todos los Juzgados de Oome rcio
se establecera una oficina do Registro Mercantil que
correra a cargo de los jueces de Comercio.
Art. 28. El Registro se llevard en un solo lii
bro foliado, en el que se inscribirin:
1. Las matriculas de los comerciantes y de las
compaffias an6nimas, comerciales, industrials y
agricolas:
2. La autorizaci6n del curador, habilitando ai
los meriores para comerciar:
3. La autorizaci6n para comerciar, dada t lta
mujer casada por el marido, 6 por el juez seglin el
caso; y la escritura en que el marido limited la res-
ponsabilidad de los bienes que la mujer pueda afec-
tar con su comercio:
4. La do revocaci6n de la autorizaci6n para
comerciar dada t la mujer casada 6 al menor:
5o. Las capitulaciones matrimoniales, inven-
tarios solemnes, testamentos, particioues, sentencias
ejecutoriadas 6 actos de adjudicaci6n; y las escrituras
pfiblicas que impongan al c6nyuge comerciante res-
ponsabilidad en favor del otro c6nyuge:
6. Las deas deans de separaci6n de bienes, las
sentencias ejecutoriadas, que la declared, y las liqui-
daciones practicadas para detorminar lo que el c6n-
yuge comerciante deba entregar al otro c6nyuge.
Las demands de separaci6n de bienes debe re-
gistrarse y fijarse en la Secretaria del juzgado de
Comercio, con un mes por lo menos de anticipaci6ih
a la sentencia de primer instancia, y, on caso con-
trario, los acrecdores mercantiles tendran derecho a
impugnar, por lo que mira a sus intereses, los termi-
nos de la separaci6n y las liquidaciones pendientes
6 practicadas para llevarla a cabo.
7o. Los documents justificativos de los habe-
res dol hijo que esta bajo la patria potestad, 6 del me-
nor 6 del incapaz que estan bajo la tutela 6 curatela
de un comerciante:






- 13 -


8. Las escrituras en que se forma, se prorroga,
se hace alteraci6n que interest a terceros, 6 se disuel-
ve una sociedad, y las en que se nombra liquidadores:
9. Los poderes que los comerciantes otorgan a
sus factors y dependientes para adininistrar ne-
gocios:
100. La autorizaci6n que el Juez de Comercio
concede a los corredores y martilladores para el ejer-
cicio de sus cargos:
11. Las emisiones de acciones, c6dulas y obli-
gaciones de toda compafia an6nima, en conformi-
dad con el Art. 329:
12. Los titulos de propiedad industrial, paten-
tes de invenci6n 6 marcas de fabrica:
13. El permiso concedido a las sociedades ex-
tranjeras que quieran establecer sucursales 6 agen-
cias en el pais:
14. Las patentes de navegaci6n de buques; y
15. Los autos de quiebra y de rehabilitaci6u.
Art. 29. 1. El registro de los documents ex-
presados en el articulo anterior debera hacerlo efec-
tuar todo comerciante dentro de quince dias conta-
dos, segun el caso, desde la fecha del documento 6
ejecutoria de la sentencia, sujetos A registro, 6 desde
la fecha en que el c6nyuge, el padre, el tutor 6 el
curador principien a ejercer el comercio, si en la fe-
cha de aquellos no eran comerciantes; y
2. Los demas documents se registrarin por
cualquiera de los interesados, dentro de los quince
dias siguientes i su otorgamiento.
El registro de obligaciones 6 documents
nominativos y al portador, sehark en vista de los ti-
tulos; y el de obligaciones hipotecarias, despu6s de
estar inscrito en la oficina del Anotador del cant6n.
Art. 30. El funcionario puiblico ante quien se
otorgaron los documents, 6 el Juez que dictare los
autos 6 sentencias que, segun losarticulos anteriores,
deben registrarse, los comunicar4 al Juzgado de Oo-
mercio y a la oficina de inscripci6n respective, a
costa del comerciante interesado que causa la comu-
nicaci6n, bajo la pena de veinte sucres de multa; y








-14 -


si se les probare fraude, indemnizarAn los dafios y
peljuicios que causaren.
Art. 31. 1. El Secretario del Juzgadode Comer-
cio fijara, y mantendra fijamente por seis meses, en
la sala de despacho del Juzgado, una copia del ex-
tracto de cada document registrado, con su numero
de orden y fecha, bajo la pena e indemnizaciones es-
tablecidas en el articulo anterior:
2. El Registro Mercantil es puiblico, y el Juez
de Oomercio facilitara, a los que pidan, las noticias
respect de cualquier inscripci6n. Expedira igual-
mente certificados de inscripci6n % los que lo solici-
ten por escrito: y
3. El Juez de Comercio percibira como emo"
lumento, por cada inscripci6n, dos sucres por la pri-
mera foja, y un sucre por las siguientes; y la mitad
de estas cantidades por los certificados que otorga'
re.
Art. 32. Los comerciantes que omitieren hacer
el registro de los documents a que se refiere este
paragrafo, sufriran una multa de cien sucres por ca"
da caso de omisi6n, 6 indemnizaran, ademis, los da"
fios y perjuicios que con ella causaren.
Art. 33. El c6nyuge, el hijo, el menor, el in-
capaz, 6 cualquier pariente de ellos, hasta el cuarto
grado de consanguinidad 6 segundo de afinidad, pue.
den requerir el registry y fijacion de los documents
sujetos A estas formalidades.
Art. 34. Los documents expresados en los ni'
meros 1.,20., 3.,8., 90- y 10. del articulo28,no produ-
cen efecto sino despues de registrados y fijados.
Sinembargo, la falta de oportuno registro y fi'
jaci6n no podrin oponerla, a terceros de buena fe,
los interesados en los documents a que se refieren
eaos ndmeros.






- 15 -


PARAGRAPO TEROERO

De la Contabilidad Mercantil

Art. 35. Todo comercianto por mayor debe
Ilevar, para su contabilidad mercantil, a lo menos
cuatro libros encuadernados, forrados y foliados, quo
son:
El libro Diario:
El libro Mayor:
El libro de Inventarios; y
El libro de Caja.
Estos libros se Ilevaran en el idioma espafol.
Art. 36 En el Diario se asentaran dia por dia,
y por el ordeu en que se vayan ocurriendo, todas las
operaciones que haga el comerciante, designando el
character y las circunstancias de cada operaci6n, y el
resultado quo produce a su cargo 6 descargo, de mo-
do que cada partida manifieste quien es el acreedor
y qui6n el deudor en la negociaci6a n a que se re-
fiere.
Los gastos generals del establecimiento y los
dom6sticos del comerciante, bastard quo se expresen
on resume al fin de cada mes, pero en cuentas dis-
tintas.
Art. 37. So llevaran tambi6n libros especiales
do facturas, que podrain ser copiadores de prensa.
Art. 38. En el libro Mayor so abriruAn las
cuentas con cada persona fi objeto por Debo y Ha-
ber, traslad6ndose las partidas quo lo correspondan
con referencia al Diario, y por el mismo orden de fe-
chas que tengan en 6ste.
Art. 39. Todo comerciante, al empezar su gi-
ro, y al fin de cada aio, hara en el libro de inventa-
rios una descripci6n estimativa de todos sus bienes,
tanto muebles como inmuebles, y de todos sus cr6di-
tos activos y pasivos.
Estos inventarios soran firmados por todos los
interesados en el establecimionto de comercio que se
hallen presents a su formaci6u.
En el libro de Caja so asentarain todas las par-
tidas de entrada y salida de dinero, pudiendo reco-






-16 -


pilarse al fin de cada mes todas las de cada cuonta
distinta, al pie del ultimo dia del mes.
Art. 40. Los comerciantes por menor puedeo
Ilevar las operaciones de su giro en un solo libro, en-
cuadernado, forrado y foliado, en el que asentarin
diariamente, y en resumen, las compras y ventas que
hagan al contado, y detalladamente, las que hicierea
al fiado, y los pagos y cobros quo hicierAn sobreo s-
tas.
Al principiar sus negocios, y al fin de cada afo,
haran y suscribiran en el mismo libro, el inventario
de todos sus bienes, muebles 6',nmuebles, credits y
d6bitos.
Se consideran comerciantes por menor los quo
habitualmente s61o venden en detalle, directamento
al consumidor.
Art. 41. Se prohiben A los comerciantes:
1 Alterar en los asientos el orden y la fecha
de las operaciones descritas:
20 Dejar blancos en el cuerpo de los asientos,
6 a continuaci6n de ellos:
3 Poner asientos al margen y hacer interli-
neaciones, raspaduras 6 enmiendas:
4 Borrar los asientos 6 part de ellos; y
5 Arrancar hojas, alterar la encuadernacion
y foliatura, y mutilar alguna part de los libros.
Art. 42. Los errors y omisiones que se come-
tieren al former an asiento, so 'salvaran on otro dis-
tinto, en la fecha en que se notare la falta.
Art. 43 Los libros llevados con arreglo i los ar-
ticulos anteriores seran aduitidos como mcdios do
prueba en las contestaciones jadiciales, entire comer-
ciantes, por hechos de comercio.
Respecto a otra persona quo no fuere comercian-
to, los asientos de los libros s6lo ,haran fe contra su
dueio, pero la otra parte no podra aceptar lo favora-
ble sin admitir tambi6n lo adverse quo ellos conten-
gan.
Art. 44. El comerciante que ocultaro alguno
de sus libros, siendole ordenada la exhibioi6n, sera
juzgado por los asic:itos de los libros do su colitigan-
te, que estuvieren arreglados.






- 17 -


Art. 45. Los libros que adolecieren de los vi-
cios enunciados on el articulo 41, no tendrin valor
enjuicio a favor del comerciante A quien pertenez-
can, y las diforencias quo le ocurran con otro co-
merciante, por hochos mercantiles, serin decididas
por los libros de 6ste, si estuvieren arreglados 6 las
disposiciones do esto COdigo.
Art. 40. Si los libros do ambas parties estu-
vieren en desacuerdo, los tribunals decidirAn las
cuestiones que ocurran, segun el m6rito que sumi-
nistren las demas pruebas que se hayan rendido.
Art. 47. Los libros hacen fe contra el co-
merciante que los leva, y no se le admitird prueba
quo tienda a destruir lo que resultare de sus
asientos.
Art. 48. Los comerciantes podran llevar, ade-
mis de los libros que se le prefijan como necesarios,
todos los auxiliares quo estimen conducentes para
el mayor orden y claridad de sus operaciones; pero
para que puedan aprovecharles en juicio, ban de
reunir todos los requisitos que so prescribed con
respect a los libros necesarios.
Art. 49. No se podra hacor pesquisa de oficio,
por tribunal ni autoridad alguna, para inquirir si
los comorciantes llevan 6 no libros, 6 si estos estin
6 no arrcglados a las prcscripciones de este C6digo.
Art. 50. Tampoco podri ordonarso de oficio,
ni ~ instancia do part, la manifestaci6n y examen
general de los libros de comorcio, sino en los casos
do sucesi6n universal, comunidad de bienes, liqui-
daci6n de sociedades, legales 6 convencionales, y
quiebra.
Art. 51. En el curso de una causa podra el
jaez ordenar, aun de oficio, la presentaci6n de los
libros de comercio s6lo para el examon y compulsa
de lo que tonga relacion con la cuesti6n que se ven-
tila; lo cual debori designarse previa y determina-
damente.
No podra obligarse a un comerciante A trasla-
dar sus libros fuera do su oficina mercantil, pero si
puede cometerso el examen 6 compulsa ,a un juez
del lugar donde se llevaren los libros.
COD. DE COM. 3






-18 -


El examen y compulsa de quo habla oste ar-
ticulo so haran a presencia del ducilo 6 do la persona
que 61 comisione.
Art. 52. Si uno do los litigants ofroco star
y pasar por lo quo constaro do los libros de su con-
tendor, y este so niega a cxhibirlos sin causa su-
ficiente a juicio del juzgado de Comercio, el juz-
gado podrA deforir el juramneuto A la otra part,
6 decidir la controversial por lo quo result de los
libros de 6sta, si fuere comercianto, en los t6rminos
prescritos por el articulo 44.
Art. 53. El comercianto y sus herederos debon
conservar los libros de su contabilidad y sus coim-
probantos, por todo el tiempo quo dure su giro, has-
ta que termine de todo punto la liquidaci6n do sus
negocios, y diez afios dotpu6s.




PARAGRAFO CUARTO

De la correspondencia

Art. 54. Todo comerciante debe Ilevar un li-
bro copiador de cartas, on quo copiara, fntegra y
literalmente, todas las cartas y telegramas quoe s-
cribiero sobre sus operaciones, unas en pos de otras,
sin dejar blancos, y guardando el orden do sus fe-
chas, 6 Ilevar un copiador de prensa on quo so co-
pien todas sus cartas, telegramas, etc foliado y con
su indice correspondiente.
Art. 55. Al pi6 de la copia do cada carta so
salvarAn las palabras enmendadas, interlineadas 6
tcstadas que contengan la copia, dejando entire uno
y otro.de los renglonos en que so subsanen dichas
filtas, la misma distancia -que hay entire los do la
copia que las contonga, si os copiador A la mano.
Art. 56. El libro copiador do cartas dobe ser
encuadornado, forrado y foliado, y respect) de 61
rigen los arts. 42 y 43, sobro los libros do contabi-
lidad, eu'cuanto puedan aplicarse,






-19-


Art. 57. El copiador de cartam por maquina
no aprovechara si se hubiesen dejado hojas interme-
dias on blanco, 6 si se hubiere mutilado el libro, 6
parte de 61, 6 de las hojas.
Art. 58. Los comerciantes estin obligados a
conservar en legajos, y on buen orden, todos los tele-
gramas y cartas que reciben con rclaci6n a sus ne-
gociaciones y giro, anotando en su dorso, la fecha
en que los contestaron; 6 si no dicron contestaci6n.
Art. 59. Las disposiciones de los articulos 48,
50, 51, 52 y 53 se aplicaran a los libros. copiadores
de cartas, y legajos do cartas y telegramas recibidos.



TITULO II

SIn lia holsns y de los agentes d4e oomnercio




Secei6n t

DE LAS BOLSAS DE CCMER tO

Art. 60. Bolsa do comercio es la lonja 6 sitio
pfiblico en que se reunen los comerciantos 6 perso-
nas que se dedican al trafico y giro mercantil, y los
agents de comercio para tratar y negociar con su-
jeci6n a lo que prescriban ]a Ley y los reglamentos,
y bajo la inspecci6n de la Autoridad puiblica.
Art. 61. Los comerciantes, capitanes de bu-
ques, corredores y martilladores no podran ser inieum-
bros de la Bolsa si no estuvicson matriculados.
Art. 62. Todo ecuatoriano 6 extranjero tiene
derecho a entrar en Ia Bolsa, si no le obsta alguna
incapacidad legal; a saber:
1". Si por sentencia judicial se halla privado
6 suspense en el ejercicio de los derechos politicos
6 civiles: .








o. Si ha qiuebrado y no ha obtenido rehabili-
taci6n:
3. Si, siendo corredor, so halla privado 6 sus-
penso de sa oficio:
4o. Si ha sido declarado intruso en el oficio de
corredor:
5. Si ha dejado de cumplir alguna operaci6n
concertada en la Bolsa:
6. Las mujeres y menores de odad que no es-
tuvieren legalmente autorizados para contratar y
administrar sus bienes:
7. Los eclesiasticos.
Art. 63. Son objetos de la contrataci6n do la
Bolsa:
1. La negociaci6n de los objetos pdblicos, 6 sean:
I. Los que represented creditos contra el Es-
tadoy se hallen reconocidos legalmente como nego-
ciables:
II Los emitidos con garantia prestada por el
Gobierno y con obligaci6n subsidaria del Estado; y
III. Los emitidos por los gobiernos extranje-
ros, si su negociaci6n se hall autorizada.
2. Las letras de cambio, libranzas, pagar6s, ac-
clones de minas, do sociedades an6nimas legalmente
autorizadas, y cualquiera especie de valores de co-
mercio, procedente do personas particulars:
3. La venta de metals preciosos, amonedados,
6 en pasta:
4. La de mereaderias de today clase:
5". Los seguros de efectos comerciales contra
todos los riesgos terrestres 6 maritimos, de incendio,
de vida 6 de otra clase:
6. El fletamento de buques para cualquier
punto:
7, Los trasportes en el interior y exterior; y
8. Los frutos y products nacionales.
Art. 64. El resultado de las operaciones y ne-
gociaciones.que se hacon en la Bolsa determine el
curso del cambio y del precio de las mercaderias y
demas objetos enumerados en el articulo anterior.
Art. 65. Las negociaciones en efectos pi'bli-
cos deben consumarse en el dia de su celebra ci6n 6, a






- 21-


mis tardar, en el tiempo que medie hasta la hora
designada para la apertura de la Bolsa del dia inme-
diato. El vendedor entregarA sin mis dilaci6n,
excusa ni pretexto, los efectos 6 valores que hubiese
vendido, y el comprador estarA obligado a recibirlos
mediate el pago de su precio, que debe verificar en
el acto.
Art. 66. En el caso de retardo en el cumpli-
miento de una negociaci6n de efectos publicos, la
parte perjudicada en la demora tiene el derecho de
optar, en ia Bolsa siguiente al dia ea que celebr6 el
contrato, entire resindir aquella y dejarla sin efecto,
avisindolo al Directorio, 6 exigir que el contrato se
consume con intervenci6n del mismo Directorio.
Art. 67. Diariamente, al cerrarse los trabajos
de la Bolsa, se extender una acta suscrita por la
Direcci6n, en que so hagan constar las cotizaciones
de las operaciones hechas en el dia, en los diferen-
tes articulos de la list de Bolsa.
El libro de actas seri encuadernado, forrado y
foliado, y sus hojas seran rubricadas por la primer
Autoridad civil del lugar en que se establezca la
Bolsa. Al fin de cada afo se remitira el libro, para
su archive, a la oficina de la jurisdicci6n.
Art. 68. Los reglamentos de Bolsa seran dic-
tados por ella misma, y sometidos a, la aprobaci6n
del Poder Ejecutivo.
Art. 69. El Poder Ejecutivo creara esta claso
de establecimientos donde los consider litiles a las
necesidades del Oomercio.




Secei6n II

DE LOS CO:IREDORES

Art. 70. Los corredores son agents recono-
cidos por la Ley para dispensar su mediaci6n a los
comerciantes y facilitarles la conclusion de sus
contratos.






-22-


Art. 71. En las plazas de comercio que de-
signe el Poder Ejecutivo, habra el niimero de corre-
dores que 61 determine, el cual sera proporcionado
a la poblaci6n y a la extension de su trafico.
Art. 72. Los corredores seran nombrados por
oposici6n ante eljuzgado de Comcrcio, y su titulo
expedido por el Poder Ejecutivo.
Art. 73. Antes de cntrar en el ejorcicio de
sus funciones, los corredores prestarin ante cl res-
pectivo Juzgado de Comercio, juramento de desem-
pefiar field y legalmente el cargo, y. rondirain una
fianza 6 hipoteca para responder de las condenacio-
nes que so pronunciaren contra ellos, por hechos
relatives al desempefio de su profesi6n.
Art. 74. La fianza 6 hipoteca de los corredo-
dores sert de mil a cinco mil sucres.
El Poder Ejecutivo designara la cantidad de
la fianza Q hipoteca, seghn la importancia de las
plazas de comercio donde los corredores deben des-
empeflar sus funciones.
Art. 75. Si la fianza 6 hipoteca constituidas
se extinguieren 6 disminuyeren, el Juez de Oomercio
ordenara su reposici6n 6 complement; y si no se
hiciere en el t6rmino de treinta dias, retirara~ al
corridor su autorizacion.
Art. 76. No podrAn ser corredores:
10. Los que no tienen capacidad para comerciar:
2. Las mujeres:
3". Los menores, aunque esten autorizados para
el comercio:
4o. Los que hayan sido destituidos do osto cargo
6 del de martilladores:
5. Los militares en servicio active:
60. Los que hubieren side privados judicialmen-
to de los derechos politicos 6 civiles.
Los corredores, al presenter su oposici6n, abo-
naran su buena conduct con, por lo monos, cinco fir-
mas respetables de la plaza en la cual intenten cjer-
cer el cargo, a juicio del Juez de Oomercio.
Art. 77. Los corredores estan obligados:
1I. A ejecutar por si mismos ls operaciones que
se les enComendare, a proponerlas con sinceridad









sin inducir A error t los contratantes, y a guardar
secret en cuanto 6stos lo oxijan:
2. A llevar un cuaderno manual en el cual
sentartn, en el acto de ejecutarse las negociaciones,
los nombres y apellidos, 6 la razon coulorcial, de
los contratantss, la matoria del contrato, y todas las
clausulas y condiciones con que se hubiere cele-
brado.
Ouando so negociaren letras de cambio, deberan
asentar sus fechas, t6rninos y vencimientos, las pla-
zas sobre que estin giradas, los nombres del libra-
dor, endosantes y pagador, los del filtimo cedente y
tomador, el valor do la letra y el cambio convenido:
3. A Ilevar uu registry encuadernado, forrado
y foliado en el queseo asentarin dia por dia, on el
orden que ocurran y por numoraci6n progresiva, sin
raspaduras, interlineaciones, notas marginales, cifras
num6ricas, ni abreviaturas, todas las operaciones
ejecutadas por su mediaci6n.
Si no pudieren hacer por si mismos los asientos,
podran hacerlos bajo su responsabilidad, por medio
de un dependiente, A condici6n de rubricarlos ellos
al margen.
4. A entregar A cada uno de los interesados,
dentro de las veiuticuatro horas siguientes A la con-
clusi6n del negocio, un extract firmado por ellos y
por los mismos interesados, del asiento quo hubieren
estampado en su registro.
El corridor autenticarA las firms de los intero-
sados cuando tuvioren character public.
5. A presenter su manual y sus registros, para
las comprobaciones de esos extractos, cuando fueren
requeridos judicialmento.
6. A declarar cuando so les exija judicialmento
los precious corrientes, y sobro las negociaciones en
quo intervinieron, con referencia precisamento a lo
que sobre ellas constare on su registro.
7. A asistir a la entrega de las mercaderias y
efectos vendidos por su mediaci6n, cuando lo pidiere
alguna de las parties.
8. A llevar un libro copiador de cartas, con las
formalidados leaales.






-24-


Art. 78. So prohibe a los corredores:
1. Ejecutar operaciones de comercio por su
cuonta, 6 tomar interns en ellas bajo nombre propio
6 ajeno, direct 6 indirectamente:
20. Desempecfar en el comercio el oficio do
cajero, do tenodor do libros 6 do dopendionte, cual-
quiera quo sea la denominaci6n quo llevaren:
3. Exijir 6 recibir salaries superiores a los
dosignados en los aranceles respectivos:
4. Dar certificaciones quo no consten en lds
asiontos do sus registros.
Podrain sin embargo dcclarar, en virtud do or-
dcn del juzgado ante el cual ponda algdn litigio, y
no de otro modo, lo quo hubicren visto i oido en
cualquier negocio:
5. Constituirse garantes 6 fiadores de la ojecu-
ci6n de los negocios on quo intervinieren:
6. Negociar letras do cambio, pagares it otros
efectos de comercio, y vender mercaderias pertene.
cientes a alguno cuya quiebra estuviere publicada:
7. Reunirse en sociedad para ejercer la corre-
duria:
8. Adquirir para si las cosas cuya venta les
haya sido encargada A ellos 6 ai otros corrodores:
9. Cobrar 6 pagar por cuenta do los interesa-
dos, en las negociaciones on quo intervineren; y
100. Salir al encuentro de los buques, carreto-
ros 6 tragineros, para que les encarguen la venta do
sus gencros; pero si pueden ir a sus posadas.
Podrat asociarse un corredor do ley con otra
Ai otras personas, y la sociedad so considerari con
ese character mientras exist. La responsabilidad
legal recaera sobro todos y cada uno de los socios,
en caso de cualquier infracci6n do la Ley.
La sociedad constituida con el objeto de ejercer
el cargo de corrodores no podri comprender sino 6t
uno do los nombrados por el Poder Ejecutivo, y serc
considerada como una sola persona juridica, no obs-
tante la responsabilidad quo sera mancomunada y
solidaria para todos los socios.
Seratn igualmc:ite responsables ante la Ley por
los actos de sus apo:lerados, cuyo cargo puede ejer-








cei'se con poder especial. Sin este poder, el proci-
rador, sea de un corredor, sea de una sociedad cons-
tituida con el objeto de ejercer ese cargo, no podri
intervenir, ni menos autorizar operaci6n alguna
sujeta a la acci6n del corredor.
Art. 79. La infracci6n de las prescripoiones
y prohibiciones contenidas en los articulos anterio-
res, ademas de la responsabilidad por los dafios y
perjuicios que ocasionare, sera penada con multas
de veinte a doscientos sucres, con la suspension 6
con la prohibici6n absolute del ejercicio de la corre-
duria.
Las multas y la prohibici6n temporal 6 absolute
de ejercer el oficio de corredor podran acumularse.
Art. 80. Los corredores responded:
1. De la identidad y capacidad de las personas
que contrataren por su intermedio.
Interviniendo en contratos celebrados por per-
sonas incapaces, responderan de los perjuicios que
resultaren directamente de la incapacidad; y
2. De la realidad de los endosos en que inter-
vengan, en las negociaciones que procuren, de letras
de cambio y otros efectos endosables.
Art. 81. La quiebra de un corredor se presu-
me fraudulent.
Art. 82. Los extractos del registro dados por-
los corredores que tengan caricter priblico, cuando
estan firmados por las parties, y las firmas de estas
autenticadas por el corredor que intervino en el
contrato, hacen plena prueba en juicio.
Art. 83. Ouando las parties estin do acuerdo
en la existencia del contrato, los libros de los corre-
dores que tengan caricter public pueden hacer
prueba sobre las circunstancias y condiciones del
mismo contrato.
Art. 84. Los libros de los corredores que cesa-
ren en.su oficio seran recogidos por los secretaries
de los Juzgados de Comercio y depositados en la Se-
cretaria.
Art. 85. Los corredores encargados do com-
prar 6 vender efectos puiblicos quedan personalmente
obligados a pagar el precio de la-compra, 6 hacer la
COD. D COM. 4






-26-


erikrega de los efectos vendidos, y en ningun caso se
les admitira la excepci6n de falta de provision.
Art. 86. El que ha empleado un corredor para
comprar 6 vender efeotos publicos, sl6o tiene action
contra el corredor que ha empleado.
Art. 87. El corredoi no puede compensar las su-
iiias que recibiere para comprar efectos pu6blicos, ni el
precio que se le entregare de los vendidos por el, con
las cantidades que le deba el comprador 6 vendedor.
Art. 88. El corredor es responsible de la au-
tenticidad de la filtima firm de los documents que
negociare.
Oesa esta responsabilidad cuando los interesados
han tratado directamente entire si y el corredor ha
intervenido en la negooiaci6n como simple interme-
diario.
Art. 89. Es tambien responsible de la legiti-
midad de los efectos publicos al portador, negociados
por su mediaci6n. Pero si los documents no tie-
nen signos externos y visible, por los que pueda
establecerse su identidad, no es responsible.
Art. 90. El corredor no garantiza la cantidad
de las mercaderias vendidas ni su calidad, aun cuan-
do 6stas no resulten conformes con las muestras que
hubiere exhibido al comprador, salvo el caso de
mala fe. .
Art. 91. El corredor no puede demandar a su
nombre el precio de las mercaderias vendidas por
sa intermedio, ni reivindicarlas por falta de pago.
Sinembargo, si el corredor obrare como comisio-
nista, quedara sujeto a todas las obligaciones, y podri
ejecutar todos los derechos que nazcan del contrato.
Art. 92. El caricter de intermediario no inha-
bilita al corredor para desempefiar las funciones de
mandatario del vendedor, y recibir como tal el pre-
cio de las mercaderias vendidas por su mediaci6n.
Art. 93. El corredor a quien se entregare un
document de comercio, endosado con la clausula,
"valor recibido al contado", se entenderi constituido
mandatario para el efecto de recibir el precio. y liber-
tarlo vilidamente al que le hubiere entregado.
Art. 94. En material de segaros, las funciones






-27-


do los corredores son, intervenir en la realizaci6n de
los contratos de seguros maritimos y fluviales, redao-
tar las pl6izas a prevention con los escribanos publi-
cos, autorizar las ejecutadas entire las parties, y cer,
tificar previamente la tasa de las primas en todos los
viajes por mar, rios y canales navegables.
En los asientos que hicieren en conformidad
al numero 3. del art. 77, expresaran los nombres
de los contratantes, la cosa asegurada, el valor quo
se hubiere fijado, el lugar de la carga y desearga,
la prima estipulada, el nombre del buque, su matri-
cula, pabell6n y porte, y el nombre del capitan que
lo mandare.
Art. 95. En las operaciones de correduria ma-
ritima, los corredores deberan asentar, en el registry
de que habla el nimero 3. del art. 77, los contratos
de fletamento en que intervinieren, expresando los
nombres del capitan y fletador, nombre, pabell6n,
matricula y porte del buque, el puerto de carga y
descarga, el flete, los efectos del cargamento, las
estadias convenidas y el plazo fijado para principiar
y concluir la carga.
Deberan, asimismo, conservar un ejemplar de
las cartas de fletamentos ajustados por su intermedio.
Art. 96. S61o los corredores titulados tendran
el carActer de oficiales p'blicos. Sinembargo, podra
ejercer la correduria onalquier persona que no se
hallare incluida en alguna de las prohibiciones esta-
blecidas en el art. 76.
Art. 97. S61o los corredores con caricter pi-
blico puedei ejecutar los actos que la Ley 6 una
sentencia someten a la ejecuci6n de corredores.
Estos actos serfn nulos, si fueren ejecutados por
otra persona en una plaza donde hubieren corredo-
res con character pdblico.
Art. 98. Las acciones por operaciones de co-
rreduria, entire el corredor y el que lo emplea, se
prescriben en dos ailos, contados desde la fecha en
que se concluy6 la operaci6n.
Art. 99. Los derechos de corretaje se fijaran
en el reglamento especial de correduria, que dara el
Poder Ejecutivo.






--28 --


Secci6n III

DE LOS MARTILLADORES


Art. 100. Los martilladores son oficiales pd-
blicos encargados de vender piblicamente, al mejor
postor, products naturales, muebles y mercaderias
sanas 6 averiadas.
La venta de mercaderias ui otros objetos de licito
comercio, por causa de quiebra u otra que la Ley
design como de venta en remate, se hara por manos
de uno de los martilladores titulados que designara
el Juez de Oonmercio.
Art. 101. Son comunes a los martilladores las
disposiciones de los arts. 71, 72, 73, 74, 75, 76, 81,
96, 97 y 98.
Art. 102. Los martilladores deben Ilevar tres
libros, a saber:
Diario de entradas;
Diario de salidas; y
Libro de cuentas corrientes.
En el primero asentaran, por orden riguroso de
fechas, las mercaderias ui otros objetos que recibie-
ren, con expresi6n de las circunstancias siguientes:
su cantidad, peso 6 media, los bultos de quo cons-
ten, sus marcas y sefiales, el nombre y apellido do
la persona que los ha entregado y el de aquella por
cuya cuenta deben ser vendidos, y su precio.
En el segundo anotarin individualmente los
objetos vendidos, por orden y cuenta de quien lo
han sido, el nombre y apellido del comprador, y el
precio.
En el tercero llevaran la cuenta corriente con
cada uno de sus comitentes, con referencia a los
libros de entrada y salida.
Art. 103. Son aplicables A los libros de los
martilladores las disposiciones do los arts. 42, 43, 44,
45, 46, 47, 48, 49, 50, 51, 52, 53, 54, 55, 57 y 58.







-29-


Art. 104.. Los martilladores deben publicar,
con la convenient anticipaci6n, un catilogo impreso
6 manuscrito de las species que van A rematar, con
designaci6n del lugar en que se hallan depositadas,
de los dias y horas en que pueden ser inspecciona-
das, y del lugar, dia y hora en que debe principiar
y concluir el remate.
Art: 105. Se prohibe A Ids martilladores:
1. Pregonar puja alguna sin que el postor la
haya expresado en voz clara e ineligible:
2. Tomar part en la licitaci6n por si 6 por
medio de terceros; y
3. Adquirir objetos cuya venta hubieren hecho,
negociAndolos A la persona que hubiere obtenido el
remate.
La violaci6n de estas prohibiciones serA penada
con multa de veinte O doscientos scores, con suspen-
si6n y aun con destituoi6n de oficio, A juicio del
Juez, pudiendo acumularse la multa con la suspen-
ci6n 6 destituci6n. Ademis, se indemnizarAn los da-
ios y perjuicios causados.
Art. 106. Las ventas en martillo no podrAn
suspenderse, y las espocies se adjudicarin definitiva-
mente al mejor postor, cualquiera que sea el mcnto
del precio ofrecido.
Sinembargo, podra el martillador suspender y
diferir el remate, si habiendo fijado un minimum
para las posturas no hubiere licitadores por ese mi-
nimum.
Art. 107. Toda venta al martillo es al con-
tado.
Art. 108. Ocurriendo alguna duda 6 diferen-
cia acerca de la persona del adjudicatorio, 6 de la
conclusion del remate, el martillador abrirA la lici-
taci6n, y no habra lugar A reclamaci6n por part de
los anteriores postores.
Art. 109. Si a las cuarenta y ooho horas de
verificado el remnate, el adjudicatorio no pagare el
precio de la especie, la adjudicaci6n quedari sin efec-
to por este s61o hecho, y se abrira de nuevo la lici-
taci6n.
La baja do precio y los gastos que se causaren







-30-


en el nuevo remate, serAn de cuenta del anterior
adjudicatorio.
Art. 110. Dentro de cinco dias de verificado
el remate, el martillador presentarA A su comitente
una cuenta firmada, entregandole al mismo tiempo
el saldo que result A su favor.
El martillador moroso en la reudici6n de la
cuenta 6 entrega del saldo, perderA su comisi6n y
respondera al interesado de los dafios y perjuicios que
le hubiere causado.
Art. 111. En los casos no previstos en el pre-
sente Titulo, los martilladores se conformarin con
las reglas del mandato mercantil, y especialmente
con las que gobiernan la comisi6n para vender.
Art. 112. Un reglamento especial, expedido
por el Poder Ejecutivo, prescribira las reglas con-
ducentes a la conservaci6n del orden en las casas de
martillo, y determinara la conisi6n que deben cobrar
en defecto de convenio.





Secei6n IV

DE LOS FACTORS Y DE LOS DEPENDIENTES DE COMEROIO



PARRAFO PRIMERO

De los factors

Art. 113. Factor es el gerente de una empre-
sa 6 establecimiento mercantil 6 fabril, 6 de un
ramo de ellos, que administra por cuenta del duefio.
Art. 114. El duefio toma el nombre de prin-
cipal, con relaci6n A los factors y dependientes.
Art. 115. Puede ser factor toda persona que
tenga la libre adninistraci6n de sus bienes.






-31-


Sinembargo, pueden serlo el hijo de familiar, el
menor emancipado y la mujer casada que hubieren
cumplido catorce afios, siendo autorizados expresa-
mente por su padre 6 madre en su caso, curador 6
marido, para contratar con el principal y dosempe-
fiar la factoria.
Art. 116. Los factors deben estar investidos
de un poder especial, otorgado por el dueio del esta-
blecimiento cuya administraci6n se les encomiende.
El poder sera registrado y publicado en la for-
ma prescrita en la Secci6n 1a., Titulo 1., Libro 1.
Art. 117. Los factors se entienden autoriza-
dos para todos los actos que abrace la administra-
ci6n del establecimiento que se les confiere, y po-
dr4n usar de todas las facultades necesarias al buen
desempeflo do su encargo, a menos que el principal
se las restrinja expresamente en el poder que les
diere.
Art. 118. Los factors observaran, respect
del estableoimiento que administren, todas las re-
glas de contabilidad prescritas a los comerciantes
en general.





PARAGRAFO SEGUNDO

De los dependientes de comercio

Art. 119. Dependientes son los empleados su-
balternos que el comerciante tiene a su lado para
que le auxilien en sus operaciones, obrando bajo su
dirccci6n.
SArt. 120. Pueden ser dependientes todos los
que pueden ser factors conforme al art. 115.
Art. 121. Los dopendientes no pueden obli-
gar a sus principles, a menos que 6stos les confie-
ran expresamente la facultad de ejecutar, a su nom-
bro, ciertas y determiuadas operaciones concernien-
tes a su giro.






-32-


Art. 122. Los contratos que celebre el depen-
diente con las personas a quienes su principal le
haya dado i conocer como autorizado para ejecutar
algunas operaciones de su trAfico, obligan al princi-
pal.
Pero la autorizaci6n para firmar la correspon-
dencia, girar, aceptar 6 endosar letras de cambio, 6
libramientos, suscribir obligaciones, y la que se d
al dependiente viajero, deben otorgarse por escritura
piblica, que se anotara, fijara y publicara en la for-
ma legal.
Art. 123. Los dependientes encargados de
vender por menor, se reputan autorizados para co-
brar el product de las ventas que hicieren; pero de-
beran expedir, a nombre de sus principles, los re-
cibos que otorgaren.
Tendran igual facultad los dependientes que
venden por mayor, siempre que las ventas se hagan
al contado y que el pago se verifique en el mismo
almackn en que sirvan.
Si las ventas se hicieren al fiado 6 si debieren
verificarse los pagos fuera del almec6n, los recibos
seran firmados necesariamente por el principal 6 por
persona autorizada para cobrar.
Art 124. Los asientos que los dependientes
eneargados de la contabilidad hagan en los libros
de sus principles, tendran el mismo valor que si
fueren hechos por 6stos.





PARAGRAFO TERCEIRO

Disposiciones comunes d factors y dependientes

Art. 125. En las operaciones que ejecutaren,
expresarnn, los factors y dependientes, que contra-
tan a nombre de sus principles; y en los documen-
tos que suscribieren, pondria antes de la firm, que
obran por poder,





- 33-


Art. 126. Obrando en la forma queindica el
articulo precedent, los factors y dependientes obli-
gan A sus principles al cumplimiento de los contra-
tos que celebrcn, sin qnedar ellos personalmente
obligados.
Art. 127. La violaci6n de las instrucciones,
la aprobaci6n del resuitado de una negociaci6n, 6 el
abuso de confianza de part de los factors 6 depen-
dientes, no exoneran A sus principles de la obliga-
ci6n de llevar A ejecuci6n los contratos que aqu6llos
hagan A nombre de estos.
Art. 128. Si los factors 6 dependientes omi-
tieren la expresi6n de que obran por poder, quedan
personalmente obligados A cumplir los contratos que
celebren; pero se entenderA que lo han hecho por
cuenta de sus principles en los casos siguientes:
1. Cuando el contrato corresponde al giro or-
dinario del establecimiento que administran:
2. Si hubieren contratado por orden del prin-
cipal, aunque la operaci6n no este comprendida en el
giro ordinario del estableciaiicnto:
3. Si el principal hubiere ratificado express 6
ticitamente el contrato, aunque se haya celebrado
sin su orden; y
40. Si el resultado de la negociaci6n-se hubie-
re de convertir en provecho del principal.
Art. 129. En cualquiera de los casos enume-
rados en el articulo anterior, los terceros que con-
trataren con un factor 6 dependiente, pueden, a su
elecci6n,,dirigir sus acciones contra 6stos 6 contra
sus principles, pero no contra ambos.
Art. 130. En ningdu caso podrAn los facto-
res 6 dependientes delegar las funciones de su car-
go, sin noticia 6 consentiuiento de su principal.
Art. 131. Se prohibe A los factors y depen-
diontes traficar por su cuenta y tomar interest, en
nombre propio 6 ageno, en negociaciones del mis-
nio genero que las del establecimiento en que sir-
ven, A menos que fueren expresamente autorizadcs
para ello. En caso de contravenci6n se aplicarAn al
principal las utilidades que produzcan las negocia-
clones, quedando las p6rdidas por cuentas de aquellos.
COD. DE CO0. 5






-g4-

Art. 132. No es licito a los factors 6 depen-
dientes, ni a sus principles, rescindir sin causa le-
gal los contratos que hubieren celebrado entire si con
t6rmino fijo, y el que hiciere 6 diere motive a la res-
cisi6n debera indemnizar al otro los perjuicios que
le sobrevinieren.
SArt. 133.- S61o son causes legales de rescisi6n,
por parte del principal:
1". Todo acto de fraude 6 abuso de confianza
que cometa cl factor 6 dependiente:
2a. La ejecuci6n de alguna de las negociacio-
nes prohibidas al factor 6 dependiente; y
3a. Las injuries 6 actos que, A juicio del Juz-
gado de Comercio, comprometan la seguridad per-
sonal, el honor 6 los intereses del principal.
Art. 134. S61o son causes legales de rescisi6n,
pot" parte de los factors 6 dependientes:
1a. Las injuries 6 actos de que habla el nime-
ro 3. del articulo anterior:
2a. El mal tratamiento inferido por el principal
y calificado de bastante por el Juzgado de Comercio;y
3". La retenci6n de sus salaries en dos plazos
con tinu os.
Art. 135. No habiendo tiempo determinado
en el contrato, cualquiera de las parties puede darlo
por concluido, avisando a la otra con un mes de an-
ticipaci6n.
El principal podri despedir al factor 6 depen-
dientes antes de veneer el mes, pagandoles el sueldo
que lei corresponda por todo el mes.
Art. 136. Los factors y dependientes tienen
derecho:
1". Al salario estipulado, aun cuando no pres-
taren sus servicios en dos meses continues, si fuere
por accident inculpable; y
2". A la indemnizaci6n do las p(rdidas y gas-
tos 4xtraordinaTlios que hicieren por consecuencia in-
mediata-del servicio quo prestaren.
Art. 137. EEl principal no puede opener a los
tercei'os de bueua fe la revocaci6n do los podores del
factor 6 depelidiente, por operaciones ejecutadas des-
pubs de lI iAevocaci6n, si. no hubiere hecho 6sta en la













-35-


misma forma en que otorg6 la autorizaci6n, y, ade-
mis, la hubiere publicado en algin peri6dico, en el
caso en que la autorizaci6n se hubiere dado por es-
critura pu'blica 6 por circulares.
Art. 138. Fuera de los modos que establece el
OCdigo Civil, el mandate de los factors y depen-
dientes se extingue:
1. Por su absolute inhabilitaci6n para el ser-
vicio estipulado; y
2. Por la enajenaci6n del establecimiento' en
que sirvieren.
Art. 139. Las multas en que incurran el factor
6 dependiente, por infracci6n de las Leyes 6 regla-
mentos, de administracio6 public en las gestiones de
su empleo, se haran efectivas sobre los bienes que
administren, sin perjuicio del derecho del principal
contra el factor 6 dependiente por su culpabilidad
en los hechos que dieren lugar a la pena pecuniaria.















LIBRO SEGUNDO


De los contratos y obligaciones mercantiles
en general



TITULO I

Disposiciones generals

Art. 140. El contrato es mercantil desde el
moment que se celebre con un comerciante ma-
triculado.
Perdera esta prerrogativa, si el comerciante no
ha sido matriculado en. el tiempo determinado por
el O6digo de Comercio.
Art. 141. Para que la propuesta verbal de un
negocio obligue a un proponents, debe ser aceptada
inmediatamente por la persona a quien se dirige; y,
en defecto de esa aceptaci6n, el proponents queda
libre.
Art. 142. La propuesta hecha por escrito de-
be ser aceptada 6 desechada dentro de veinticuatro
horas, si las parties residiere n n la misma plaza, y
si en distintas, a vuelta del primer correo que salga
despu6s de las veinticuatro horas de recibida ]a
propuesta,






-38-


Vencidos estos plazos, la proposici6n se tendra
por no hecha, y si la aceptaci6n llegare extempora-
neamente a noticia del proponents, este deberA dar
aviso al aceptante de la insubsistencia de su pro-
posici6n.
Art. 143. El proponents puede arrepentirse
en el tiempo medio entire el envio de la propuesta y
la aceptaci6n, salvo que al hacerla se hubiere com-
prometido a esperar contestaci6n 6 a no disponer del
objeto del contrato, sino despu6s de desechado 6
de transcurrido un determinado plazo. El arre-
pentimiento no se presume.
Art. 144. La retractaci6n tempestiva impone
al proponents la obligaci6n de indemnizar los gas-
tos que la persona A quien fu6 dirigida la propuesta
hubiere hecho, y los dafos y peijuicios que hubie-
re sufrido.
Sinembargo, el proponents podra exonerarse de
la obligaci6n de indemnizar, cumpliendo el contrato
propuesto.
Art. 145. Dada la contestaci6n, si en ella se
aprobare, pura y simplemente la propuesta, el con-
trato queda en el acto pefeccionado y surte ~.~dos
sus efectos legales, A no ser que antes de' dafise la
respuesta ocurra la retractaci6n, muerte 6 incapaci-
dad legal del proponents; saLvb lo dispuesto antes
sobre indemnizaci6n de gasto4 dafios y perjuicios.
Art. 146. La aceptaci6n condicional 6 las mo-
dificaciones A la propuesta, se tendrAn como una
propuesta.
Art. 147. Residiendo las parties contratantey
en distintos lugares, se entenderA celebrado el con6'
trato, para todos los efectos legales, en el de la re-
sidencia del que hubiere aceptado la propuesta pri-
mitiva 6 la propuesta modificada.
Art. 148. Las ofertas indeterminadas, conteni-
das en circulares, catalogos, notas de precious co-
rrientes, avisos 6 cualquiera otra especie de anuncios
impresos, no son obligatorios para el que los hace.
Dirigidos los anuncios A personas determinadas,
levan siempre la condici6n implicita de que al
tiempo de la deinanda no hayan sido enajenados






-39 -


los efectos ofrecidos, de que no hayan .sufrido alte-
raciones de su precio, y de que existan on el domici-
lio del oferente.
Art. 149. La daci6n do arras no importa re-
serva del derecho de arrepentirse del contrato ya
perfect, a menos que se hubiere estipulado lo con-
trario.
Art. 150. La oferta de abandonar las arras
6 de devolverlas dobladas, no exoner.a a los contra-
tantes de la obligaci6n de cumplir el contrato per-
fecto 6 de pagar datos y perjuicios.
Art. 151. Oumplido el contrato, 6 pagada una
indemnizaci6n, las arras seran devueltas, sea cual
fuere la parte que hubiere rehusado el cumplimiento
del contrato.
Art. 152. La obligaci6n que vence en dia
domingo 6 en otro dia festive, es pagadera al si-
guiente.
Art. 153. No se reconocen t6rminos de gracia
6 uso que difieran el cumplimiento do las obligacio-
nes mis alli del plazo que sefiale la convonci6n
6 la Ley.
Art. 154. Todos los actos concernientes a la
ejecuci6n de los contratos mercantiles celebrados
en pais extranjero y camplideros en el Ecuador, se-
ran regidos por las Leyes ecuatorianas.
Asi la entrega y pago, la moneda en que 6ste
debe hacerse, las medidas de toda especie, los reci-
bos y su forma, las responsabilidades que imponen
la falta de cumplimiento 6 el cumplimiento imper-
fecto 6 tardio y cualquiera otro acto relative a la
mera ejecuci6n del contrato, deberan arreglarse a las
disposiciones de las Leyes de la Reptblica, a menos
que los contratantes hubieren acordado otra cosa.
Art. 155. Siempre que en los contratos enun"
ciados en el inciso 1, del articulo anterior se estipu"
le que el pago debe hacerse en las monedas 6 medi-
das legales del lugar donde fueren celebrados, seran
6stas reducidas, por convenio de las parties 6 a juicio
de peritos a las monedas 6 medidas legales del Ecua-
dor al tiempo del cumplimiento.
Lo misma regla sera aplicada, cuando en los






-40-


contratos celebrados en el Ecuador so estipulare quo
la entrega 6 pago haya de lacerse on medidas 6 mo.
nedas extrangeras.
Art. 156. Cuando las parties se refieran a me-
didas no autorizadas por la Ley, serAn obligatorias las
usadas en el lugar donde deba cumplirse el contrato.
Art. 157. Si antes del vencimiento del plazo
fueren excluidas de la circulaci6n las piezas de mo-
neda a que se refiere la obligaci6n, el pago se hara
en las nonedas corrientes al tiempo del cumplimien-
to del contrato, segin elvalor legal que estas tuvieren.
Art. 158. El acreedor no esta obligado 4 acep-
tar el pago antes del vencimiento de la obligaci6n.
Art. 159. Cuando a los pagos que se hicieren
en plata menuda 6 cobre, se estara a lo prescrito en
las respectivas leyes.
Art. 160. El deudor que paga tiene derecho
de exigir un recibo, y no esta obligado A contentarse
con la devoluci6n del titulo de la deuda.
Art. 161. El finiquito de una deuda corrien-
to hace presumir el de las anteriores, cuando el co.
merciante que lo ha dado arregla sus cuentas por
periods fijos.
Art. 162. El comerciante que, al recibir una
cuenta, paga 6 da finiquito, no pierde el derecho do
solicitar la rectificaci6n de los errors, omiciones,
partidas duplicadas ui otros vicios que aquella con-
tenga.
Las cuentas que, sin objetar, hubiere retenido
ms de seis meses la persona a quien se pasaren, se
reputaran aprobadas.
Art. 163. Las obligaciones mercantiles no se
rescinden por causa de lesi6n.
Art. 164 Los contratos mercantiles se prue-
ban con cualquier medio de prueba admitido por la
ley civil; y, ademas:
1. Con los extractos de los libros de los corre-
dores, conform al art. 82.
2. Con los libros de los corredores, segun lo
establecido en el art. 83; y
3o. Con facturas aceptadas 6 reconocidas, 6
que, segun la Ley, se tengan por reconocidas.






- 41 -


Art. 165. Cuando las leyes de comercio ro-
quieren como necesidad de forma del contrato, quo
conste por escrito, ninguna otra prueba de 61 es ad-
misible; y a falta de escritura, el contrato se tiene
como no colebrado.
Art. 166. Si la escritura no es requerida co-
mo necesidad de forma, se observant las disposicio-
nes del 06digo Civil sobre la prueba de las obliga-
ciones, A menos quo en el present O6digo se dispon-
ga otra cosa on el caso.
Art. 167. La certeza de la fecha de los con-
tratos mercantiles puede establecerse, respect de
terceros, con todos los medios de prueba indicados
en el art. 164.
Pero la fecha de las letras de cambio, de los
pagar6es y otros efectos de comercio A la orden, y
la de sus endosos y avales, se tiene por cierta si no
se prueba lo contrario. Se prohibe antedatar estos
documents, bajo la pena de falsedad.
Art. 168. La prueba de tostigos es admisible
en los negocios mercantiles, cualquiera que sea el
imported de la obligaci6n 6 liboraci6n que so trate
de acreditar, y aunque no haya principio de prueba
por escrito, salvo los casos en que la Ley disponga
lo contrario.



TITULO II

De la compra-venta




Secei6n I

DE LA COSA VENDIDA

Art. 169. La venta mercantil de cos-aj~ena
es valida, y obliga al vendedor A adquirirla y en-
tregarla al comprador, so pena de resarcimiento de
dafios y perjuicios.
COD. DB COM. 6






-42 -


Art. 170. En la venta de una cosa que se tie-
noe la vista y es designada al tiempo del contrato
s6lo por su especie, no se eutiende que el comprador
se reserve la facultad de examinarla.
Art. 171. Ouando el comprador de una cosa
a la vista se reserve expresamente el examen, sin
fijar plazo para hacerlo, la compra se reputa verifi-
cada bajo condici6n suspensiva potestativa, durante
el t6rmino de tres dias.
Este t6rmino se contara desde el dia en que el
vendedor requiera al comprador para que verifique
el examen, y si el comprador no lo hiciere dentro
de 61, se tendra por desistido del contrato.
Art. 172. Cuando las cosas vendidas a la vista
sean de las que se acostumbra comprar gustando-
las, se entiendo que el comprador se reserve el dere-
cho de examinarlas, debiendo hacerlo dentro del
t6rmino fijado en el articulo anterior. En este caso,
la reserve encierra la condici6n suspensiva de si la
cosa fuere sana y de regular calidad.
Art. 173. Si el contrato determine simulta-
neamente la especie y la calidad de la cosa que se
la vende a la vista, se entiende que la compra ha
sido hecha bajo la condici6n suspensiva de que la
cosa sea de la especie y calidad convenidas.
Si al tiempo de entregarse la cosa que ha sido
material del contrato, el comprador pretendiere que
la especie y calidad no son conformes con las estipu-
ladas, la cosa sera reconocida por peritos.
Art. 174. La compra por orden, de una cosa
designada s61o por su especie, y que el vendedor
debe remitir al comprador, lleva de part de 6ste la
facultad de resolve el contrato, si la cosa no fuere
sana y de regular calidad.
Siendo la cosa designada, a la vez, por su especie
y calidad, el comprador tendri tambi6n la facultad
de resolver el contrato si la cosa no fuere de la cali-
dad estipulada.
Habiendo desacuerdo entire las parties en los dos
casos propuestos, se ordenara que la cosa sea recono-
cida por peritos.
Art. 175. Cuando la compra fuere ejecutada






-43-


sobre muestras, lleva implicita la condici6n de resol-
verse el contrato, si las mercaderias no resultaren
conformes con las muestras.
Art. 176: Si las *mercaderias vendidas estin
indicadas en el contrato s61o por su especie, cantidad
y calidad, sin otra designaci6n suficiente para deter-
minar un cuorpo cierto, el vendedor esta obligado A
entregar la especie en la cantidad y de la calidad pro-
metidas, en el tiempo y lugar convenidos, aunque
las mercaderias que tenia A su disposici6n al tiempo
del contrato, 6 que hubiere adquirido despu6s para
cumplirlo, hayan perecido, 6 por cualquiera causa
no le hayan sido expedidas 6 no le hayan llegado.
Art. 177. La venta de mercaderias que se en-
cuentran en viaje, hecha con designaci6n de la nave
que las trasporta 6 debe trasportarlas, queda subordi-
nada A la condici6n de que llegue la nave designada.
Si el vendedor se reserve designer despu6s la
nave que trasporta 6 debe trasportar las mercaderias
vendidas, el contrato no queda perfect mientras no
se haga la designaci6n.
Si se ha fijado un termino para hacerla y ha
transcurrido sin haberla hecho, el contrato queda
sin efecto.
En ninguno de los casos previstos en este ar-
ticulo, tiene derecho el comprador A indemnizaci6n,
si no se ha convenido expresamente.
Art. 178. Si en la venta de mercaderias que
estan en viaje se ha fijado un t6rmino para la Ilega-
da de la nave designada en el contrato, y el t6rmino
vence sin que la nave haya llegado, el comprador
tiene el derecho de rescindir el contrato 6 de prorro-
gar el t6rmino una 6 mis veces.
Art. 179. Si no se estableci6 ningun termino
para la llegada de la nave, se entiende convenido el
necesario para el viaje.
En caso de retardo, la autoridad judicial puede
establecer un t6rmino segin las circunstancias, pasa-
do el cual sin que la nave haya llegado, el contrato
se tendra por resuelto.
En ningin caso puede sefalar la autoridad
judicial mAs de un afio de termino,. A contar desde






-44-


el dia de la salida de la nave del lugar en que reci-
bi6 A bordo las mercaderias vendidas.
Art. 180. Si en el curso del viaje, y por causa
de fuerza mayor, fueren trasbordadas his mercaderias
vendidas, de la nave designada A otra, no se anula el
contrato, y la nave A que se ha hecho el trasbordo se
entiende sustituida A la designada para todos los
efectos del contrato.
Art. 181. Las averias sufridas durante el viaje
resuelven el contrato, si las morcaderias estan do tal
modo deterioradas que no sirven para el uso A que
son destinadas.
En cualquier otro caso, el comprador debe reci-
bir las mercaderias on el estado en que se encuen-
tron A su llegada, mediante una just diminuci6n
del precio.
Art. 182. La venta de una cosa que al tiempo
de perfeccionarse el contrato se supone existente y
no existed, no surte efecto alguno.
Pero si tal compra fuere hecha, tomando en
cuenta los riesgos que corre el objeto vendido, el
contrato se reputarA puro, si al celebrarlo ignoraba
el vendedor la perdida de este objeto.





Seeei6n II

DEL PRECIO

Art. 183. No hay compra-venta si los contra-
tantes no convienen en el precio 6 en la manera
de determinarlo; pero si la cosa vendida fuere entre-
gada, se presume que las parties han aceptado el pro-
cio corriente que tengan en el dia y lugar en que
se hubiere celebrado el contrato.
Habiendo diversidad de precious en el mismo dia
y lugar, el comprador deberA pagar el precio medio.
Esta regla es tambien aplicable al caso en que
las parties se refieran al precio que tenga la cosa en






-45-


tiempo y lugar diversos del tiempo y lugar del con-
trato.
Art. 184. Si el tercero a quien se ha confia-
do el sefialamiento del precio no lo sefialare, sea por
el motivo que fuere, y el objeto vendido hubiere sido
entregado, el contrato se llevar 46 ejecuci6n por el
que tuviere la cosa el dia de sa celebraci6n, y en
caso de variedad de procios, por el precio medio.
Art. 185. Si la venta se hubiere contratado
por el prccio que otro ofreciere, el comprador, en el
acto de ser requerido por el vendedor, podra, 6 lle-
varla a efecto, 6 desistir de la compra; pero si se
pasarcn tres dias desde el contrato sin que el ven-
dedor haga el requerimiento, el contrato quedarl
sin efecto, a menos que el comprador hubiere reci-
bido los efectos vendidos; pues en tal caso debera
pagar el precio que tavieren cl dia que los recibi6.






Secei6n III

DE LOS EFECTOS DEL CONTRATO DE VENTA

Art. 186. La p6rdida, deterioro 6 mejora de
la cosa, despues de perfeccionado el contrato, son de
cuenta del comprador, salvo el caso de cstipulaci6n
en contrario, 6 de quo la p6rdida 6 deterioro hayan
ocurrido por fraude 6 culpa del vendedor 6 por vicio
interno de la cosa vendida.
Art. 187. Aunque la perdida 6 deterioro, su-
pervinientes a la perfecci6n del contrato, provongan
do caso fortuito, seran de cargo del vendedor:
1'. Ouando cl objeto vendido no sea un cuerpo
cierto y determinado, con marcas, nfimeros 6 cuales-
quicra otras seflales que establezcan su identidad y
la diferencia de otro de la misma especie:
2. Si teniendo el comprador, por la convenci6n,
el uso 6 la Ley, la facultad de examiner y probar la








-46-


cosa, pereciere esta, 6 se deteriorare antes que el
comprador manifieste quedar content con ella:
3. Cuando las mercaderias, debiondo ser entre-
gadas por peso, nmimero 6 media, perecieren 6 se
deterioraren antes de pesarse, contarse 6 medirse, A
no ser que fueren compradas a la vista y por un pro-
cio determinado, 6 quo el comprador hubiere caido
en mora dejando do concurrir al peso, numeraci6n
6 media.
Esta regla se aplicara tambi6n A la venta alter-
nativa de dos 6 mas cosas fungibles que deben ser
entregadas por ndmero, peso y media:
4. Siempre que la venta se hubiere verificado
A condici6n do no entregarse la cosa hasta vencido
el plazo determinado, 6 hasta que so encuentre en
estado de ser entrogada con arreglo A la estipulaci6n
del contrato:
5". Si estando dispuesto el comprador A recibir
la cosa, el vendedor incurriere en mora de cntro-
garla, A no ser que hubiere debido perecer igual-
meute en poder del comprador, si 6ste la hubiere
recibido:
6. Si en las obligaciones alternatives pereciere
fortuitamente una de las cosas vendidas.
Pereciendo las dos, y una de ellas por hecho del
vendedor, este debera el precio corriente de la filti-
ma quo pereci6, siempre que le correspond la elec-
ci6n.
Si la elecci6n no perteneciero al vendodor, y
una de las cosas hubiere perecido por caso fortuito,
el comprador deberi contentarse con la que exist;
mas, si hubiere perecido por culpa del vendedor,
podrA exigir la entrega de la existence 6 el precio
do la perdida.











Secci6n IV

DE LAS OBLIGACIONES DEL VENDEDOR Y DEL COMPRADOR

Art. 188. Perfeccionado el contrato, el vende-
dor debe entregar las cosas vendidas en el plazo y
lugar convenidos.
No estando sefialado el plazo, el vendedor debe-
ra tener las mercaderias vendidas, a disposici6n del
comprador, dentro de las veinticuatro horas siguien-
tes a la celebraci6n del contrato.
A falta de designaci6n de lugar para la entrega,
se hara en el lugar donde existan las mercaderias al
tiempo de perfeccionarse la compra-venta.
Art. 189. Si las mercaderias vendidas no ha-
biesen sido individualizadas, el vendedor cumplira su
obligaci6n entregandolas sanas y de regular calidad.
Art. 190. El vendedor esti obligado a sanear
las mercaderias vendidas y i responder de los vicious
ocultos que contengan, conforme a las reglas estable-
cidas por el 06digo Civil, en el titulo de compra-
venta.
Las acciones redhibitorias prescribiran por el
lapso de seis meses, contados desde el dia de la entre-
ga real de la cosa; pero para las mercaderias despa-
chadas al extranjero, el t6rmino sera de un afno.
La existencia de los vidios ocultos se prueba
con los medios admitidos en el lugar a que han sido
destinadas las mercaderias vendidas.
Art. 191. Entregadas las mercaderias vendi-
das al comprador, 6ste no sera oido en las reclama-
ciones sobre defecto de calidad 6 falta de cantidad,
siempre que las hubiere examinado al tiempo de la
entrega y recibido sin reserve.
Ouando las mercaderias fueren entregadas en
fardos 6 bajo cubierta que impidan su reconocimien.
to, y el comprador hiciere formal y expresa reserve
del derecho de reclamarlas, podra reclamar en los
ocho dias inmediatos al de la entrega las faltas de


-17-






-48 -


cantidad 6 defects de calidad, acreditando, en el
primer caso, que los cabos de las piezas se encuen-
tran intactos, y en el segundo, que las averias 6
defects son de tal especie que no han podido ocu-
rrir en sus almacenes por caso fortuito, ni ser cau-
sados dolosamente sin que aparecieran vestigios del
fraud.
El vendedor puede exigir en el acto de la entre-
ga que se haga el reconocimiento integro en calidad
y cantidad, y en esto caso no habra lugar a reclama-
ci6n despu6s de entregadas las mercaderias.
Art. 192. Si en el tiempo medio entro la fecha
del contrato y el moment de la entrega, hubieren
decaido las facultades del comprador, el vendedor
no estara obligado A entregar la coca vendida, aun
cuando haya dado plazo para el pago del precio, si
no se rindiere fianza que le d6 una seguridad satis-
factoria.
Art. 193. La entrega de la cosa vendida se
hace por los medios prescritos en el C6digo Civil, y
ademis:
1. Por el envio que de ella haga el vendedor al
comprador, a su domicilio 6 a otro lugar convenido
en el contrato; a menos que la remnita a un agent
suyo con orden de no entregarla basta que el com.
prador pague el precio:
2. Por la trasmisi6n del conocimiento, carta de
porte 6 factura, en los casos de venta de mercaderias
que estan en trainsito; y
3. For el hecho de poner su marca el compra-
dor, con el consentimiento del vendedor, a las cosas
compradas.
Art. 194. Mientras que el comprador no t'ras-
lade las mercaderias, el vendedor es responsible de
su custodia y conservaci6n hasta el dolo y culpa lata.
Art. 195. Estando las mercaderias on poder
del vendedor, aunque sea por via de dep6sito, este
podri retenerlas hasta el entero pago del precio y
los intereses correspondientes; a menos que la venta
haya sido hecha a plazo, y si el comprador premiere
la devoluci6n de la part de dinero que hubiere dado,
le sera devuelto sin mas reclamo.






- 49 -


Art. 196. Si, despues de perfeciolnad a la ven-
ta, el vendedor consume, altera 6 enajena y entrega
A otro las mercaderias vendidas, debera entregar al
comprador otras equivalentes en especie, calidad y
cantidad, 6, en su defecto, abonarle su valor A juicio
de peritos, con indemnizaci6n de perjuicios.
Art. 197. Rehusando el comprador, sin just
causa, la recepoi6n de las mercaderias compradas, el
vendedor podra solicitar la rescisi6n de la venta con
indemnizaci6n de perjuicios, 6 el pago del procio
con los intereses legales, poniendo las mercaderias A
disposici6n del Juzgado de Oomercio para que orde-
ne su dep6sito y venta en subasta, por cuenta del
comprador.
El vendedor podra igualmente solicitar el dep6-
sito siempre que el comprador retarded la recepoi6n
de las mercaderias, y, en este caso, serAn de cargo
del ultimo los gastos de traslaci6n de las mercade-
rias al dep6sito y de su conservaci6n en 61.
Art. 198. No entregando el vendedor, dentro
del plazo estipulado, las mercaderias vendidas, el
comprador podra solicitar el cumplimiento 6 la resci-
si6n del contrato, y en uno u otro caso la reparaci6n
de los perjuicios que bubiere sufrido.
Art. 199. El comprador que contratare en
conjunto una determinada cantidad de mercaderias,
no esta obligado A recibir una porci6n de ellas bajo
promesa de que se le entregara posteriormente lo
restante.
Pero si el comprador aceptare las entregas par-
ciales, la venta se tendra por consumada en cuanto
A las porciones recibidas, aun cuando el vendedor no
le entregue las restantes.
En este caso, el comprador podra compeler al
vendedor A que cumpla integramento el contrato, 6
A que le indemnice los perjuicios que lo cause el
cumplimiento imperfecto.
Art. 200. El comprador tiene derecho A exi-
gir del vendedor que forme y le entrogue una:factu-
rade las.mercaderias vendidas, y que ponga al pi6
de ella el recibo del precio total 6 de la part que
se le hubiere entregado.
COD. DE COM. 7









No reclamandose contra el contenido de la fac-
tnra, dentro de los ocho dias siguientes A la entrega
de ella, se tendra por irrevocablemente aceptada.
Art. 201. La demora en el pago del precio de
la cosa comprada desde que deba 6ste verificarse,
seg6in los terminos del contrato, constitute al com-
prador en obligaci6n de pagar el r6dito mercantil de
la cantidad que adeuda al vendedor.





TITULO III

De la perinuta

Art. 202. La permuta mercantil se rige por
las-mismas reglas que gobiernan la compra-venta,
en cuanto no se opongan A la naturaleza de aquel
contrato.





TITULO IV

jD la cesi6n y trasmisi6n de dereohos

Art. 203. La cesi6n 6 trasmisi6n de derechos
y de documents se hara, si estan A la, orden del be-
neficiario, por el endoso y en la forma y con los efec-
tos establecidos en este 06digo; si A favor, por la
cesi6n notificada A la parte obligada, y si al portador,
por la mera entrega del titulo respective.


-50-








TITULO V


Del trasporte por tierra, lagos, capales
6 rios navegables



Secoi6n. I

DEL TRASPORTE E1 GENERAL

Art. 204. El trasporte es un contrato en vir-
tud del cual uno.se obliga, por cierto precio, a condu-
cir de un lugar a otro, por tierra, lagos, rios 6 ca-
nales navegables, personas que ejerzan el comercio
6 viajen por alguna operaci6n de trafico, 6 mercade-
rias ajenas, y a entregar 6stas la persona a quien
vayan dirigidas.
Llamase porteador el que contrae la obligaci6n
de conducir.
El que hace la conducci6n por agua, toma el
nombre de patron 6 barquero.
Denominase cargador, remitente 6 consignante
el que, por cuenta propia 6 ajena, encarga la con-
ducci6n.
Se llama consignatario la persona a quien se
envian las mercaderias.
Una misma persona puede ser, a la vez, carga-
dor y consignatario.
La cantidad que el cargador se obliga 4 pagar
por la conducci6n se llama porte.
El que ejerce la industrial de hacer trasportar
personas 6 mercaderias, por sus dependientes asalaria-
dos y en vehiculos propios, 6 que se hallen a su ser-
vicio, se llama empresario de trasporte, aunque al-
gunas veces ejecute el trasporte por si mismo.
Art. 205. Aunque el trasporte imponga la
obligaci6n de hacer, el que se obliga a conducir
personas 6 mercaderias puede, bajo su responsabili-
dad, encargar la conducci6n a un tercero.








- 52-


En este caso, el que primitivamente ha tomado
sobre si la obligaci6n de conducir, conserve su ca-
ricter do porteador respect del cargador con quien
ha tratado, y toma el character de cargador respect
del que efectivamente haga la conducci6n de las
personas 6 mercaderias.
Art. 206. El trasporte es rescindible a voluntad
del cargador, antes 6 despu6s de comenzado el viaje:
en el primer caso, el cargador pagari al porteador
la mitad, y en el segundo la totalidad del porte
estipulado.
Art. 207. Es tambi6n rescindible, de parte de
ambos contratantes, por la superveniencia do un su-
ceso que impida emprender el viaje, como p6rdida
de los efectos, declaraci6n de guerra, prohibici6n de
comerciar, interceptaci6n de caminos por tropas
enemigas, ui otros acontecimientos analogos.
En cualquiera de estos cases, la rescision se ve-
rifica sin indemnizaci6n, y cada una do las parties
sufre las perdidas de sus aprestos y los peljuicios que
le cause la rescisi6n.
Art. 208. Las disposiciones del present Titulo
son obligatorias a toda clase de porteadores, cual-
quiera que sea la denominaci6n quo vulgarmente
se les aplique, inclusive las personas que se obliguen
ocasionalmente A conducir pasajeros 6 mercaderias.
Art. 209. Hay empresarios particulares y em-
presarios ptiblicos de trasporte.
Son empresarios particulares, los que, ejerciendo
la industrial do conductor, no han ofrecido al public
sus servicios, y se encargan libremente de la conduc-
ci6n de personas 6 mercaderias a precious convenidos.
Son empresarios pfiblicos, los que tienen anun-
ciado y abierto al pfiblico un establecimiento do
conducciones, y las ejecutan en los periods, por el
precio y las condiciones que prefijan sus anuncios.






-53 -


Secei6n II

DE LA CARTA DE PORTE

Art. 210. LlAmase carta de porte, el docu-
mento que las parties otorgan para acreditar la exis-
tencia y las condiciones del contrato y la entrega
de las mercaderias al porteador.
Art. 211. Los remitentes de mercaderias, los
comisionistas de trasporte, y los porteadores pueden
exigir mutuamente, como comprobante de su conve-
nio, una carta de porte, fechada y firmada, que so
extender por duplicado, y en que se express:
1. El nombre, apellido y domicilio del carga-
dor, del porteador y del consignatario:
20. La naturaleza, cantidad y marca de los
objetos que se remiteni
3. El lugar en que debe hacerse la entrega:
4. El plazo en que ella ha de efectuarse:
5. El precio de la conducci6n; y
60. La indemnizaci6n A cargo del porteador por
alguin retardo, si so pactare, y cualesquiera otros
pactos y condiciones que acordaren los contratantes.
La carta de porte puede ser nominativa, A la
orden, 6 al portador.
La omisi6n de alguna de las precedentes enun-
ciaciones, puede suplirse con cualquiera especie de
prueba.
Pero en ning6n caso podrA el cargador hacer
responsible al porteador, de p6rdidas 6 averias de
efectos que no se han expresado en la carta de por-
te, ni pretender que los efectos expresados en ella,
tenian una calidad superior A la enunciada.
Art. 212. El cesionario, endosatario 6 porta-
dor de la carta de porte se subroga en todas las obli-
gaciones y derechos del cargador.
Art. 213. La omisi6n de alguna de las enun-
ciaciones que prescribe el art. 211, no destruye el
Smdrito probatorio de la carta de porte, y las designa-






-54 -


ciones omitidas podran ser suplidas por cualquier
especie de prueba legal.
Art. 214. No se admitirAn contra el tenor de
la carta de porte otras excepciones que las de false-
dad, omision y error involuntario.
Art. 215. En falta de carta de porte, la en-
trega de la carga hecha por el cargador al porteador,
podra justificarse por cualquier medio probatorio.




Secei6n III

DE LAS OBLIGACIONES Y DERECHOS DEL CARGADOR

Art. 216. El cargador esta obligado A entre-
gar las mercaderias al porteador bien acondicionadas
y en el tiempo y lugar convenidos, y A suministrarle
los documents necesarios para el libre transito 6
pasaje de la carga.
Art. 217. No habiendo carta de porte, 6 no
enunciandose en ella el estado de las mercaderias,
se presume que ban sido entregadas al porteador sa-
nas y en buena condici6n.
Art. 218. No verificandose la entrega' de los
efectos en el tiempo y paraje convenidos, podra el
porteador solicitar la rescisi6n del contrato y el pago
de la mitad del porte estipulado; pero si prefiriese
llevar a cabo la conducci6n, el cargador deberA .pa-
garle el aumento de costas que le ocasionare el retar-
do de la entrega.
Art. 219. Los comisos, multas, y en general
todos los daiios y perjuicios que sufriere el porteador
por estar. desprovisto de los documents indispensa-
bles para el expedite pasaje de las mercaderias, se-
rAn de la exclusive responsabilidad del cargador.
Art. 220. Las mercaderias se trasportan A ries-
go y ventura de la persona que invistiere el cargo
de propietario de ellas; y por consiguiente seran de
su cuenta las perdidas y averias que sufran durante






-55-


la conducci6n, por caso fortuito, fuerza mayor 6 vicio
propio de las mismas mercaderias.
Son casos de fuerza mayor, los accidents ad.-
versos que no pueden reverse ni impedirse por la
prudencia y los medios propios de los hombres de la
profesi6n respective.
Pero es responsible el porteador:
1. Si un hecho 6 culpa suya hubiere contribui-
do al advenimiento del caso fortuito:
2. Si no hubiere empleado toda la diligencia
y pericia necesaria para hacer cesar 6 atenuar los
efectos del accident 6 averia; y
3. Si en la carga, conducci6n 6 guard de las
mercaderias no hubiere puesto la diligencia y el cui-
dado que acostumbran los porteadores inteligentes y
precavidos.
Art. 221. Aun cuando el cargador no sea
propietario de las mercaderias, sufrirA las p6rdidas
y averias de ellas, siempre que en la redacci6n de la
carta de porte les hubiere atribuido una distinta ca-
lidad gen6rica de la que realmente tuvieren.
En ninguin caso podra el cargador hacer respon-
sable al porteador de las p6rdidas 6 averias que
sufrieren los efectos que no se ban expresado en la
carta de porte; ni pretender que los efectos expresa-
dos en la carta tenian una calidad superior a la
enunciada en ella.
Art. 222. Sinembargo de lo dispuesto en el
precedent articulo, las p6rdidas, faltas 6 averias, se-
ran de cuenta del porteador, si hubieren ocurrido
por infidelidad 6 dolo de su parte, sin perjuicio de la
aplicaci6n de las penas correspondientes al delito.
Art. 223. El cargador puede variar el destiny
y consignaci6n de las mercaderias mientras estuvie-
ren en camino; y el porteador debera cumplir la
orden que para este efecto recibiere, con tal que al
impartirsela se le devuelva el duplicado de la carta
de porte.
Oumpliendo la orden sin este requisite, el por'
teador sera responsible de los dafnos y perjuicios que
acredite la persona damnificada por el cambio de
destino 6 consignaci6n.






-56-


Art. 224. Si la variaci6n de destine exigiere
el cambio de ruta 6 un viaje mas largo y dispen-
dioso, el cargador y porteador acordarAn la altera-
ci6n que haya de hacerse en el port estipulado; y en
defecto de acuerdo, el porteador cumplira su obli-
gaci6n entregando las mercaderias en el lugar que
design el contrato.
Art. 225. Si el valor de las mercaderias fuere
insuficiente para cubrir el porte y los gastos de con-
servaci6n, y per este motive no quisiere recibirlas el
consignatario, el cargador deberA pagarlos.
Art. 226. El cargador tiene preferencia sobre
todos los acreedores del porteador, para ser pagado
del imported de la indemnizaci6n a que tenga derecho
por causa de retardo, p6rdidas, faltas 6 averias, con
el valor de las bestias, carruajes, barcas, aparejos y
demas instruments principles 6 accesorios del tras-
porte.





Secei6n IT1


DE LAS OBLIGACIONES Y DERECHOS DEL PORTEADOB


Art. 227. El porteador esta obligado a recibir
las mercaderias en el tiempo y lugar convenidos, a
cargarlas segin el uso de personas inteligentes y a
emprender y concluir el viaje en el plazo y por el
camino que sefiale el contrato.
La violaci6n de cualquiera do estos deberes im-
pone al porteador la responsabilidad do todos los da-
fios y perjuicios causados al cargador.
Art. 228. No habiendo plazo prefijado para
cargar las mercaderias, el porteador debera recibirlas
y conducirlas en el primer viaje que emprenda, al
lugar a que fueren destinadas.
Art. 229. Si la ruta no estuviere designada,






- 57 -


el porteador podra elegir, habiendo dos 6 mais, la que
mejor le acomode, con tal que la elegida se dirija via
recta al punto en que deba entregar las mercaderias.
Art. 230. La variaci6n voluntaria de la ruta
convenida, hace responsible al portoador, tanto de
las p6rdidas, faltas 6 averias, sea cual faere la causa
de que provengan, como de la multa que se hubiere
estipulado.
Art. 231. Si despu6s de comenzado el viaje, so-
breviniere an accident de fuerza mayor que impida
continuarlo, el porteador podri rescindir el contrato,
6 continuar el viaje tan pronto como se haya remo-
vido el obstaculo, por otra ruta 6 por la designada.
Elegida la rescisi6n, podra depositar la carga
en el lugar mas inmediato al de su destino 6 retor-
narla al de su procedencia, cobrando el porte A pro-
rrata del camino andado, tanto de ida como de vuelta;
no pudiendo exceder, en ninguin caso, del porte in-
tegro.
Si la ruta que tomare fuere mas larga y dispen-
diosa que la primitive, el porteador tendri derecho
A aumento de porte; pero si despu6s de allanado el
obsticulo continuare el viaje por la ruta primitive,
no podra exigir indemnizaci6n alguna por el retar-
do sufrido.
Art. 232. El porteador es responsible de to-
das las infracciones de las Ieyes, ordenanzas y re-
glamentos que cometiere, tanto en el curso del viaje,
como en la entrada al lugar del destino de las mer-
caderias.
Si la infracci6n hubiere sido formalmente orde-
nada por el cargador 6 consignatario, el porteador
tendrA recurso contra estos, por la responsabilidad
civil a que hubiere sido condenado.
Art. 233. Contratado un vehiculo para que
vaya de vacio con el exclusive objeto de cargar mer-
caderias de un lugar determinado a otro, el portea-
dor tiene derecho al porte estipulado, aunque no
verifique la conducci6n, sijustificare que el cargador
6 su comisionista no le ban entregado las mercade-
rias ofrecidas, y que A pesar de sus diligencias no ha
conseguido otra carga para el lugar de su destino.
COD. DE COM. 8








Pero si condujere carga en el viaje de regresd,
s61o podra cobrar al cargador primitive la cantidad
que falte para cubrir el porte estipulado con 61.
Art. 234. El porteador esta obligado a la cus-
todia y conservaci6n de las mercaderias, en la misma
forma que el depositario asalariado.
Art. 235. La responsabilidad del porteador
principia desde el moment en que las mercaderias
quedan a su disposici6n 6 a la de sus dependientes,
y concluye con la entrega hecha a satisfacci6n del
consignatario.
Art. 236. El porteador no tiene derecho para
investigar el titulo con que el consignatario reciba
las mercaderias que trasporte, y debe entregarlas sin
demora ni entorpecimiento alguno, por el solo echo
de estar designado en la carta de porte para reci-
birlas. De no hacerlo, se constitute responsible de
todos los perjuicios que por la demora se causen al
propietario.
Art. 237. Si la carta de porte hubiere sido
cedida 6 negociada, la entrega de las mercaderias
se hara al cesionario, endosatario, 6 al portador en
su caso.
Art. 238. Si las indicaciones de la carta de
porte fueren insuficientes para descubrir al consig-
natario, 6 si el porteador no encontrare la persona a
quien van destinados los objetos, ni sus representantes
6 dependientes, 6 si en el acto de recibirlos se sus-
citaren cuestiones por diferencias 6 averias; el por-
teador solicitara del Juez de Comercio, y no habi6n-
dolo en el lugar, de cualquiera Juez civil, que acuer-
de el reconocimiento por uno, 6 por dos peritos
elegidos y juramentados por el mismo Juez, y, en
su case, que ordene el dep6sito y la venta de la part
de ellos que baste a cubrir el precio del trasporte.
Art. 239. Recibiendo mercaderias encajona-
das, enfardadas, embarricadas 6 embaladas, el portea-
dor cumple con entregar los cajones, fardos, barricas
6 .balas sin lesi6n alguna exterior.
'E otestos '~sos, el porteador podra exigir al con-
signatario la apertura y reconocimiento de los bultos
en el acto de la recepci6n; y si 6ste rehusare -i omi-






-59 -


tiere la diligencia requerida, el porteador quedara
exento, por este solo hecho, de toda responsabilidad
que no provenga de fraude 6 infidelidad.
Art. 240. No esta obligado el porteador a en-
-tregar las nercaderias al peso, por cuenta 6 media,
salvo quo en la carta de porte se express que las ha
recibido en alguna de estas formas.
Cesa, no obstante, en este caso, la obligaci6n del
porteador, si el remitente hubiere puesto un sobre-
cargo 6 guard de vista que vigil la conservaci6n
de las mercaderias.
Art. 241. Estipulada una multa por indem-
nizaci6n del retardo, el consignatario podra hacerla
efectiva por el mero hecho de la demora, y sin nece-
sidad de acreditar perjuicios, deduciendo su imported
del precio convenido.
El pago de la multa no exonera al porteador de
la obligaci6n de indemnizar los pe:juicios que el
interesado en el arribo de las mercaderias hubiere
sufrido, por efecto director 6 inmediato del retardo.
Art. 242. El porteador responded de la culpa
love en el cumplimiento de las obligaciones que le
impone el trasporte.
Se presume que la p6rdida, averia 6 retardo ocu-
rren por culpa del porteador.
Art. 243. La indemnizaci6n de las p6rdidas y
averias, A cargo del porteador, se regular por el valor
de los objetos en el lugar A que van destinados, y en
la fecha en que debe hacerse la entrega.
Art. 244. Si al recibo de las mercaderias, Bs-
tas resultaren tan averiadas que queden inutiles para
el destino que tuvieren, el consignatario podra dejar-
las por cuenta del porteador y exigir su valor en
los t6rminos del articulo precedent.
Si la averia s6lo hubiere causado diminuci6n
en el valor de las mercaderias, el consignatario de-
berA recibirlas, cobrando al porteador el imported del
menoscabo.
Si en las mercaderias averiadas se hallaren al-
gunas piezas enteramente ilesas, el consignatario
debera recibirlas, salvo que fueren de las que compo-
nen un juego. 4 9, 7 9






-60-


Art. 245. Pasadas veinticuatro horas desde la
entrega de las mercaderias, el porteador puede cobrar
el porte convenidn y las expenses que hubiere hecho
para la conservacion de ellas.
No obteniendo el pago, podri solicitar el dep6-
sito y venta, en subasta, de las que consider suficien-
tes para cubrirse de su cr6dito.
Art. 246. Tienen privilegio sobre todos los
demas acreedores los porteadores y comisionistas de
trasporto sobre los objetos trasportados, por el precio
de su trasporte y por los gastos legitimos hechos en
las mercaderias 6 por causa de ellas.
Este privilegio cesa:
1. Si las mercaderias hubiesen pasado 4 tercer
poseedor, por titulo legitimo, despu6s de trascurridos
tres dias desde la entrega; y
2. Si dentro de los treinta dias siguientes a la
entrega, el porteador no biciere uso de su derecho,
aunque las mercaderias no hayan pasado a tercer
poseedor.
En ambos casos, s6lo queda a los porteadores el
derecho de simples acreedores personales.
Art. 247. La responsabilidad del porteador,
por p6rdidas, desfalcos y averias, se extingue:
1l. Por la rccepcion de las mercaderias y el
pago del porte y gastos, salvo que cualquiera de estos
actos fuere ejecutado bajo la competent reserve.
El change del original de las cartas de porte
prueba ]a recepci6n de las mercaderias y el pago de
porte y gastos:
2. Si el consignatario recibiere los bultos que
presented seiales exteriores do faltas 6 averias, y no
protestare en el acto usando de su derecho:
3. Si, notandose sustracci6n 6 dafio al tiempo
de abrir los bultos, el consignatario no hiciere recla-
maci6n alguna dentro de las veinticuatro horas si-
guientes a la reception; y
4. Por la prescripci6n de seis meses en las ex-
pediciones realizadas dentro de la Repdblica, y de
un afto en las dirigidas a territorio extranjero.
En 'caso de p6rdida, la prescripci6n principiara
a coircr desde el dia en que debieron ser entregadas







-61-


las mercaderias, y, en el de averia, desde la fecha de
la entrega.
Art:. 248. Las disposiciones del articulo prece-.
dente se refieren exclusivamente 6 las rcsionsabili-
dades provenientes del mero hecho 6 culpa del por-
teador.
Las que nazcan de infracci6n, que constituya
crime 6 delito, s6lo se extinguen por el vencimiento
de los plazos que establece el 06digo Penal.






Secei6n V

DE LAS OBLIGACIONES Y DEREOHOS DEL CONSIGNATABIO

Art. 249. El consignatario debe:
1. Otorgar al porteador recibo de las mercade-
rias que este le entregare, siempre que por no existir
carta de porte no pudiere cangearse el original y el
duplicado:
2. Pagar el porte y gastos dentro de las veinti-
cuatro horas del recibo de las mercaderias.






Secei6n VI


REGLAS RELATIVES AL TRASPORTE, AJUSTADO
CON EMPRESARIOS PUBLICOS

Art. 250. Son empresarios publicos de tras-
porte los que tienen anunciado y abierto al public
un establecimiento de conduccio6 de mercaderias 6






-62-


pasajeros, para ejecutarla en los periods, por el pre-
cio y con las condiciones que prefijan sus anuncios.
Art. 251. Las disposiciones de la secci6n pre-
cedento son aplicables a los empresarios publicos de
trasporte, en cuanto no se opongan a las especiales
contenidas en esta secci6n y a los reglamentos que
dicte la autoridad competent para rcgularizar el
ejercicio de su industrial.
Art. 252. El trasporte de pasajeros 6 mer-
caderias se entiende ajustado bajo las condiciones
que contengan los reglamentos pdblicos y los anun-
cios do la empresa, sin perjuicio del derecho de las
parties para agregar otras.
Art. 253. Los conductores de carruajes 6 caba-
ilerias, los jefes de estaci6n y los patrons de barco
pueden recibir pasajeros y efectos durante el viaje,
y recibi6ndolos imponen al impresario todas las obli-
gaciones concernientes al porteador.
Pero si en el transito hubiere oficinas encarga-
das de la recepci6n 6 inscripci6n, s6lo ellas podran
admitir pasajeros y recibir carga.
Art. 254. Los empresarios publicos estan obli-
gados:
1. A llevar un registro en que asienten por
orden progresivo de numeros, el dinero, efectos, co-
fres, valijas y paquetes que conduzcan:
2. A dar 4 los pasajeros billetes de asionto, 6 4
otorgar recibos 6 conocimientos de los objetos que
se les entregue para trasportar; y
3. A emprender y concluir sus viajes en los
dias y horas que fijaren sus anuncios, aun cuando no
est6n torados todos los asientos, ni tengan los efec-
tos necesarios para completar la carga.
Art. 255. Los empresarios deben hacer los
asientos en sus registros aun cuando el viajero 6 car-
gador se opongan a ello.
Art. 256. El pasajero 6 cargador estarAn obli-
gados a declarar, a requerimiento del empresario, de
sus agents 6 factors, el contenido de los paquetes,
cofres 6 bultos, cualquiera que sea.
Art. 257. Los pasajeros no estan obligados a
hacer registrar los sacos de noche, valijas 6 maletas










-63-


q'l-e, sogun costumbre, no pagan porte; pero si los
ontregan a los conductors en los moments de la
partida, los empresarios quedan obligados a la res-
tituci6n.
Art. 258. En caso de p6rdida de los objetos
entregados A los empresarios, A sus agents 6 facto-
res, el pasajero 6 cargador deberA aereditar su entre-
ga 6 imported.
Si la prueba fuere impossible 6 insuficiente para
fijar el valor de los objetos perdidos, se diferira el
juramento al pasajero 6 cargador acerca- de este solo
punto.
Despues de prestado eljuramento, el Juez deter-
minari prudencialmente la cantidad que deban pagar
los empresarios, por via de indemnizaci6n, atendida
la clase y moralidad del reclamante, su posibilidad
pecuniaria y las circustancias especiales del caso
Art. 259. Los empresarios no seran respon
sables del dinero, alhajas, documents 6 efectos d
gran valor que contengan los cofres, paquetes 6 ca
jones trasportados, si al tiempo de la entrega no hu
bieren declarado su contenido.
Art. 260. Los billetes impresos que entreguen
los empresarios con clAusulas limitativas do su res-
ponsabilidad a, una determinada cantidad, no los
eximen de indemnizar, con arreglo i. los articulos
precedentes, las p6rdidas sufridas por los pasajeros
y cargadores.






-64-


TITULO VI

De lans comlpaiiias de counercio y de las ouentas
en participalcid



Secei6n I


DISPOSICIONES GENERALS


Art. 261. La compania dc comercio es un
contrato en que dos 6 mas personas unen, bajo cier-
tos pactos, sus capitals 6 industrial para emprender
operaciones mercantiles y participar de sus utili
dades.
Se rige este contrato por las disposiciones de es-
to C6digo, por las del C6diga Civil y por los con.
venios de las parties.
Art. 262. Hay tres species de compafias de
comercio; A saber:
La compania en nombre colectivo:
La companila en comandita, simple 6 dividida
por acciones; y
La compailia an6nima.
Estas tres species de compaiiias constituyen
personas juridicas.
La ley reconoce, ademas, la compania acciden-
tal 6 cuentas en participaci6n.
Art. 263. El domicilio de la compafifa estA
en el lugar que determine el contrato constitutivo
de la compania.
Si no estuviere expresado en el contrato, y la
compania tuviere varies establecimientos en distin-
tas plazas, se entendera que el domicilio esta en la
plaza del establecimiento principal.
Art. 264. Si un nuevo socio es admitido en
una compaffia ya constituida, responded al par de los






-65 -


otros de todas las obligaciones contraidas por la com-
pafia antes de su admisi6n, aunque la raz6n social
cambie por causa de su admisi6n.
La convenci6n en contrario entire los socios no
produce, efecto respect de terceros.
Art. 265. El tercero que se asocie A uno de
los socios para participar en las utilidades y p6rdi-
das que puedan corresponder A este, no tiene ningu-
na relaci6n juridica con la compafiia.
Art. 266. Los acreedores personales de un so-
cio no podran ejecutar, durante la compafia, el apor-
to que 6ste hubiere introducido. Ni sus utilidades,
sino despu6s que con estas se hayan cubierto, primero,
lo que en cuaquier caso le' correspondiera por las
obligaciones sociales. Podra, si, constituirse embar-
go sobre el sobrante que hubiere A su favor, cubiertas
que sean las obligaciones sociales. El depositario
que fuera encargado de este embargo no tendrA ac-
ci6n alguna en las operaciones sociales, pudiendo
tan s6lo exigir la exhibici6n de los libros de conta-
bilidad 6 impedir judicialmente la ejecuci6n de nego-
cios que puedan mermar la parte del socio embar-
gada.
El socio cuya acci6n hubiere side embargada,
quedara excluido de un nuevo contrato social, mien-
tras su acci6n esta embargada, y el depositario podra
exigir la liquidaci6n de la sociedad A la expiraci6n
del contrato social.





Secei6n II

DE LA COMPANIA EN NOMBRE COLEOTIVO

Art. 267. La Compaifia en nombre colectivo
se contrae entire dos 6 mas personas que hacen ol
comercio bajo una raz6n 6 nombre social. S61o los
nombres de los socios pueden hacer parte de la raz6n
social.
COD. DE COM. 9






-66 -


ta raz6n social es la f6rmula enunciativa de
los nombres de todos los socios, 6 de algunos de ellos,
con la agregaci6n de estas palabras: "y compafiia".
Art. 268. El menor y la mujer casada, aunque
tengan autorizaci6n general para comerciar,. la ne-
cesitan especial para asociarse en una compailia en
nombre colectivo. La autorizaci6n se les concederA
en los t6rminos prescritos en los articulos 9. y si-
guientes de este 06digo.
Art. 269. Todos los socios de la compania en
nombre colectivo estaran sujetos A responsabilidad-
solidaria por todos los actos que ejecutaren ellos 6
cualquiera de ellos bajo la raz6n social, siempre que
el que los ejecutare estuviese autorizado para obrar
por la companila.
Si en el acto constitutivo de la compania s61o
uno 6 algunos de los socios ban sido autorizados para
obrar y firmar por ella, s61o la firma y los actos de
estos, bajo la raz6n social, obligan A la compania.
Todo socio, cuyo nombre esta incluido en la raz6n
social, estarA autorizado para tratar por la compafia
y obligarla.
A falta de disposici6n especial en el contrato
social, se entiende que todos los socios tienen la facul-
tad de obrar y firmar por la compafia.
Art. 270. El comanditario y el que no. siendo
socio tolerare la inclusion de su nombre en la raz6n
social de una compafia en nombre colectivo, queda
solidariamente responsible de las obligaciones con-
traidas por la compania.
Art. 271. No se reputan socios, para los efec-
tos de la empresa social, los dependientes de comer-
cio, A quienes se haya sefialado una porci6n de las
utilidades en retribuci6n de su trabajo.
Art. 272. Los socios en nombre colectivo no
pueden tomar interns en otra compafiia que tenga
el mismo objeto, sin el consentimiento de los otros
socios.
Se presume el consentimiento si, preexistiendo
ese interns al celebrarse el contrato, era conocido de
los:otros socios y no se convino expresamente en que
cesare.






-67-


Art. 273. Los socios no pueden hacer opera,
cones por su propia cuenta ni por la de un tercero
en la misma especie de comercio que hace la com.
pafila.
Art. 274. En caso de contravenci6n A los dos
articulos precedentes, la compafiia tiene derecho.A
retener las operaciones como hechas por cuenta pro-
pia, 6 a reclamar el rezarcimiento de los perjuicios
sufridos. Este derecho se extingue por el trascurso
de tres meses, contados desde el dia en que la com-
pania tenga noticia de la operaci6n, salvo lo disputes.
to en el art. 280.





Secoi6n III

DE LA COMPANIA EN COMANDITA SIMPLE

Art. 275. La compafia en comandita sim-
ple se contrae entire uno 6 muchos socios, solidaria-
mente responsables, y otro u otros, simples suminis-
tradores de fondos, Ilamados socios comanditarios.
Es dirigida bajo una raz6n social que debe
ser, necesariamente, el nombre de uno 6 various de los
socios, solidariamente responsables; no pudiendo in-
cluirse el de ningun comanditario.
Art. 276. Ouando en una compafiia en co-
mandita haya dos 6 mas socios nombrados y solida-
rios, ya administren los negocios de la compafia
todos juntos, 6 ya uno 6 various por todos, regiran,
respect de 6stos, las reglas de compaiias en nombre
colectivo, y respect de los meros suministradores
de fondos, las de la compafila en comandita.
Las disposiciones de los articulos 272, 273 y 274
se aplican a los socios obligados in solidum.
Art. 277. Los socios comanditarios s6lo res-
ponden por los actos de la compania con el capital
que pusieron 6 debieron poner .en ella.






-68-


Si a los comanditarios se hubiere pagado por
los capitals, intereses 6 dividend de utilidades pro-
metidas en el acto social, no estaran obligados a
restituirlos, si de los balances sociales hechos de bue-
na fe, segun los cuales se acord6 el pago, resultaren
beneficios suficientes para acordarlo.
Pero si ocurriere diminuci6n del capital social,
este debe reintegrarse con las utilidades sucesivas,
antes de que se hagan ulteriores pagos 6 dividends.
Art. 278. Los comanditarios no pueden ejecu-
tar acto alguno de administraci6n, ni ser empleados
en negocios de la compafia, ni aun como apoderados
de los socios gestores.
Esta prohibicion no se extiende a los contratos
que la compafila haga por su cuenta con los coman-
ditarios como los haria con cualquiera otra casa de
comercio.
Art. 279. Si los comanditarios infringieren el
articulo anterior, serin solidariamente responsables,
como los socios en nombre colectivo, de todas las
obligaciones de la compaffia.





Seceion IV

DISPOSIOIONES OOMUNES A LA OOMPARIA EN NOMBRE
COLEOTIVO Y A LA EN COMANDITA SIMPLE

Art. 280. Pueden ser excluidos de la compafiia:
1. El socio administrator que se sirve de la
firma 6 de los capitals sociales en provecho propio;
que compete fraude en la administraci6n 6 en la con-
tabilidad; que se ausenta y, requerido, no vuelve ni
justifica la causa de su ausencia:
2. El socio que so ingiere en la administraci6n
sin estar autorizado por el contrato de compafiia:
3. El socio que, constituido en mora, no hate
el pago de su cuota social:







-69-


4. El socio que quiebra; y
5. En general, los socios que faltan gravemen-
to al cumplimiento de sus obligaciones sociales.
El socio excluido no queda libre del rezarci-
miento de los dafios y perjuicios que hubiere causado.
Art. 281. Por la exclusion del socio no se aca-
ba la sociedad.
El socio excluido queda sujetoa las p6rdidas
hasta el dia de la exclusion. La compania puede
reteper sus utilidades hasta la formaci6n del balance.
Tambi6n queda obligado 6 terceros por las obli-
gaciones que la compafiia contraiga hasta el dia en
que el acto 6 la sentencia de exclusion sea registrada
y fijada en el Juzgado de Comercio.





Secei6n V

DE LAS COMPA IAS EN OOMANDITA POR ACOIONES

Art. 282. El capital de la compafila en co-
mandita puede dividirse en acciones 6 cupones de
acci6n de un valor igual, nominativo 6 al portador.
Las disposiciones de los arts. 275, 276 y 277 se
aplican a esta compania.
Art. 283. En estas compatias, los socios geren-
tes no pueden ser removidos de la administraci6n
social que les compete, sino por las causales estable-
cidas en el art. 280.
Art. 284. El ejercicio de las atribuciones da-
das por los estatutos sociales a los accionistas y 6 la
junta general, no hace incurrir en la obligaci6n soli-
daria impuesta en el art. 279.
El accionista puede ser empleado de la compa-
fia, pero no puede dirsele el uso de la firm social
ni aun por poder,






.-:70.-


Seeei6n VI

DE LAS COMPARIAS ANONIMAS

Art. 285. La compafia an6nima no tiene ra-
z6n social, ni .se design por el nombre de ninguno
de sus socios sino por el objeto para que se forma.
Art. 286. Se administra por mandatarios amo-
vibles, socios 6 no socios, por estipendio 6 gratui-
tamente.
Estos admistradores no responded sino de la
ejecuci6n del mandate y de las obligaciones que la
Ley les impone especialmente; y no contraen por
raz6n de su administraci6n ninguna obligaci6n per-
sonal por los negocios de la compafiia.
Art. 287. El capital de la compafia an6nima
se divide en acciones 6 cupones de acci6n de un
valor igual.





Seci6on VII

DISPOSICIONES COMUNES A LA COMPANIA EN COMANDITA
POR ACCIONES Y ALA COMPARIA ANONIMA

Art. 288. Es necesaria la autorizaci6n del
Poder Legislativo para la constituci6n de las compa-
fias an6nimas 6 en comandita por acciones, que ten-
gan por objeto la construcci6n de carreteras genera-
les, canales de navegaci6n, ferrocarriles y cualquiera
empresa que, siendo de interns public, pida alguin
privilegio exclusive.
Art. 289. Las otras companies an6nimas 6 en
comandita por acciones no pueden existir sin la
aprobaci6n del Juez de Oomercio,






-71 -


Los que tengan por objeto el establecimiento
do bancos deberan sujetarse a las disposiciones de
las eyes bancarias.
Esta aprobaci6n es igualmente necesaria para
prorrogar las compafiias que se constituyen por tiem-
po determinado, y para que se disuelvan antes del
tdrmino estipulado 6 fuera de los casos previstos por
la ley.
Art. 290. El decreto en que se niegue la auto-
rizaci6n de una compania an6nima 6 en comandita
por acciones, -sera motivado.
Art. 291. Los promotores son personalinente
responsables de las obligaciones que contraigan para
constituir la compafiia, salvo su reclamo contra 6sta,
si hubiere lugar.
Art. 292. No se puede aportar a la compania
cosa mueble 6 inmueble que no corresponda al g6-
nero de comercio que la compailia se propone.
Art. 293. En la constituci6n do la compafiia,
los promotores no pueden reservarse en su provecho
ningdn premio, corretaje 6 beneficio particular torna-
do del capital social 6 representado en acciones A
obligaciones de beneficio.
Sinembargo, podra4n reservarse una part de las
utilidades durante nn tiempo determinado, cuyo pa.
go no tenga lugar sin6 despu6s de la formacion y
aprobaci6n de los balances respectivos.
Esta reserve no produce efecto sino despues que
haya sido aprobada en la junta general a que se retic-
re el art. 299.
No se reputa premio el reembolso de los gastos
realmente heohos para promoter la constituci6n de
la compafifa.
Art. 294. Para la constituci6n definitive de
Ia compania, es necesario que este suscrita la totali-
dad del capital social; pero cuando so hicieren apor-
tos que no consistan en numerario, 6 se estipularen
veitnijas on provecho particular de alguno 6 algunos
do los'socios, deberan cunplirse, adcmnis, las prescrip-
ciones del art. 299. Para las compl:fiias que tengan
por objeto el establecimiento do ul b:Lnco, so obser-
vara Io dispuesto en el inciso 2'. del art. $89






- 72 -


Art. 295. La suscripci6n y las entregas se
comprueban por una declaraci6n hecha por los pro-
motores en escritura registrada.
Como comprobante de esta escritura se archi-
varti en la oficina de registro una lista de los sus-
ciiptores, un estado de las entregas en caja por
cuenta de las acciones, y una copia autorizada del
contrato de compafifa.
Art. 296. La compafia no puede emitir ac-
ciones al portador, mientras no est6 entregada en
caja la totalidad del valor de esas acciones.
Art. 297. Los promotores, despu6s de cumpli-
das las prescripciones precedents, deben convocar ai
los accionistas para junta general, la cual reconoce
y aprueba la suscripci6n del capital y la entrega en
efectivo de las cuotas sociales, y nombra uno 6 nmis
peritos para justipreciar las cosas muebles 6 inmuc-
bles aportalas como capital y las ventajas estipula-
das en provecho particular de algdn socio.
Art. 298. Si alguno de los accionistas declare
en la junta general que no esta suficientemente ins-
truido, puede pedir que la reunion so difiiera pox
tres dias; y si la proposici6n es apoyada por un mi-
mero de accionistas que represent la cuarta parte
del capital suscrito por los concurrentes ti la junta,
quedari 6sta diferida.
Si pidieren. t6rmino mis largo; decidiri la ma-
yoria quo represent la mitad del capital suscrito
por los concurrentes.
Art. 299. Ouando la part de un. asociado no
consista en dinero, 6 cuando estipule ventajas en
su provecho, la primera junta general hara apreciar
el aporte 6 la causa de las ventajas estipuladas por
uno 6 mis peritos nombrados por ella.
La compania no se puede constituir definitiva-
mente sino despu6s de aprobada la estimnaci6ui del
aporte 6 de las ventajas on otra junta general, des-
pu6s de nueva convocatoria.
Esta segunda junta no podra resolver sobre el
informed de los peritos, sino despuds quo 6ste so haya
impreso y tenido A. disposici6n de los accionistas, cin -
co dias l0o menos antes de rl reuni6n de la junta,






-73-


La resoluci6n se dictara por la mayoria de los
accionistas presents, con tal que esta mayoria no
contenga menos de la cuarta parte de los accionistas
y represent la cuarta parte del capital social en
numerario.
Los asociados que hacen el aporte 6 estipulan
ventajas sometidas a la decision do la junta, no
tienen en ella voto deliberative.
A falta de aprobaci6n, la compafila queda sin
efecto respect de todos los interesados.
La aprobaci6n de la junta no impedira en lo
sucesivo el ejercicio de la acci6n que pueda intentar-
se por fraude 6 dolo.
Las disposiciones de este articulo, relatives d la
verificaci6n del aporte quo no consists en numerario,
no son aplicables al caso on que la compafila a que
se hace dicho aporte esta formada solamente por los
propietarios de 61.
Art. 300. No pueden ser administradores de
la compaiia sus banqueros, los constructores, arren-
datarios y suministradores de materials por cuenta
de la misma.
Los administradores no pueden tomar ni conw.
servar interns director ni indirecto en ninguna em-
presa, ni en ningun negocio hecho con la compafila 6
por su cuenta.
Los administradores no pueden ceder ni delegar
a otros la administraci6n sin consentimiento de la
compafila; mas, si podran constituir apoderados para
negocios especiales.
Art. 301. Los administradores son personal-
mente responsables a los accionistas y a los terceros:
1. De la verdad del capital suscrito y de la
verdad de las entregas hechas en caja por los ac-
cionistas:
2". De la existencia real de los dividends de-
clarados:
3. De la exactitud de los libros de la com-
pafia; y
4. En general, de la ejecuci6n de las formali-
dades prescritas por la Ley, para la existencia de las
compafiias.
COD. DE COX. 10






-74 -


La responsabilidad establecida en el No. 1o. de
este articulo se limita A los administradores que lo
fueron en el primer period.
Art. 302. Los accionistas s61o quedan sujetos
A la p6rdida del monto de sus acciones por los nego-
cios de la compafia.
Art. 303. No pueden pagarse dividends a los
accionistas, sino por utilidades liquidas y recaudadas.
Pueden, sinembargo, pagarse intereses sustra-
y6ndolos del capital social, en aquellas compafiias en
que es necesario un espacio de tiempo para consti-
tuir el objeto social; pero s6lo por este tiempo, y en
tanto que los intereses no excedan los corrientes en
el comercio.
Art. 304. Ouando los administradores reco-
nozcan que el capital social ha disminuido en una
tercera part, deben convocar la junta general para
que resuelva si se pone la compafia en liquidacion.
Cuando la diminuci6n alcance a los dos tercios
del capital, la compaftia se pondra necesariamente
en liquidaci6n, si los accionistas no prefieren reinte-
grarlo 6 limitar el fondo social al capital existente,
con tal que baste para conseguir el objeto de la com-
pamla.
Art. 305. Oada afio habra una junta general
A la que se sometera el balance general que debe
form arse.
El reglamento de la compafia determinar lobs
demas casos en que deben los accionistas ser convo-
cados A junta general, las materials sobre que 6sta
debe resolver, el nimero de accionistas necesarios
para la validez de las resoluciones, y el modo de
estimar los votes.
Pero la junta general no podra considerarse
constituida para deliberar, si no se halla representa-
da, por los concurrentes A ella, mas de la mitad del
capital social. Ouando no se reuniere dicha repre-
sentaci6n, se hara segunda convocatoria, con ocho
dias de anticipaci6n por lo menos, y con expresi6n
del motive de ella, anunciando que la junta se
constituira sea cual fuere el numero y representaci6n
de los socios que asistan.






-75--


Art. 306. La junta general que examine anual-
mente el balance, nombrara uno 6 mas comisarios,
socios 6 no, para que informen a la junta del siguien-
te aflo, sobre la situaci6n de la compafia y sobre el
balance y las cuentas que ha de presenter la admi-
nistraci6n.
La deliberacion sobre la aprobacion del balance
y cuentas sera nula, si no ha sido precedida del in-
forme de los comisarios.
Si la junta no nombrare comisarios, y en los
casos de impedimento 6 no aceptaci6n de alguno 6
algunos de los nombrados, cualquier interesado pue-
de ocurrir al Juez de Oomercio del domicilio de la
compania, el que nombrara, con audiencia de los
administradores, los comisarios que falten.
Art. 307. Los comisarios nombrados tienen
derecho en el trimestre que precede a la 6poca fijada
por los estatutos para la reunion de la jinta general,
a examiner los libros y las operaciones de la compa-
fia, siempre que lo crean convenient al interns
social.
En caso de urgencia puederi convocar la junta
general.
Art. 308. Cada seis meses se formara un estado
sumario de la situaci6n active y pasiva de la com-
pania, y se lo pondrA A disposici6n de los comisarios.
Tambien se entregara, hasta con ocho dias
por lo menos de anticipaci6n, A la junta general, el
inventario, el balance y la cuenta de ganancias y
p6rdidas.
Art. 309. Todo accionista tiene derecho, desde
ocho dias antes de la reunion de la junta general, a
examiner, en el establecimiento social, el inventario
y la lista de accionistas; y puede hacerse dar copia
del balance general y del informed de los comisarios.
Art. 310. Anualmente se separara de los be-
neficios liquidados una cuota de cinco por ciento de
ellos por lo menos, para former un fondo de reserve,
hasta que este fondo alcance A lo prescrito en los
estatutos; y no podra ser menos del diez por ciento
del capital social.
Art. 311. Un numero. de accionistas que re-






-76-


present la tercera parte del capital social, puede
pedir a los administradores la reunion extraordi-
naria de la junta general, cuando lo crea conve-
niente para los intereses sociales, exponiendo los
motives de la solicitud.
Si los administradores no lo acordaren, los ac-
cionistas pueden pedir la convocatoria al Juzgado
de Comercio, el que, si lo acordare, dictara las pro-
videncias necesarias para que sea convocada la
junta.
Art. 312. En todas las convocatorias de la
junta general se expresara siempre el objeto de la
reunion; y toda deliberaci6n sobre un objeto no ex-
presado en la convocatoria, es nula.
Art. 313. Cuando la tercera parte de los ac-
cionistas concurrentes a la junta general, que repre-
sente un tercio del capital social, no se crea sufi-
cientemente informada sobre las materials sometidas
a deliberaci6n, puede pedir que la reunion se difie-
ra por tres dias, y los otros accionistas no podrAn
oponerse.
Este derecho no puede ejercerse sino una sola
vez, sobre el mismo objeto.
La disposici6n de este articulo no es aplicable 4
la primer junta a que se refieren los articulos 297
y 298.
Art. 314. Los accionistas pueden hacerse re-
presentar en la junta por apoderados; pero los ad-
ministradores no pueden ser apoderados.
Si el poder se confiriese A uno de los socios,
bastara que conste por una carta.
Art. 315. Los administradores no pueden dar
voto:
1. En la aprobaci6n de los balances; y
2. En las deliberaciones respect a su respon-
sabilidad.
Ait. 316. Las deliberaciones de la junta ge-
neral, entire los limits de sus facultades seguin los
estatutos sociales, son obligatorias para todos los ac-
cionistas, aunque no hayan concurrido 4 ella.
Art. 317. La propiedad de las acciones nomi-
nativas, se prueba con su inscripci6n en los libros






-77-


de la compafiia; y la cesi6n de ellos se hace por de-
claraci6n en los mismos libros, firmada por el ce-
dente y por el cesionario 6 por sus apoderados es-
peciales.
La propiedad de las acciones al portador se
trasfiere por la tradici6n del titulo.
Las acciones al portador pueden cambiarse por
nominativas; y estas por acciones al portador.
Art. 318. Ouando las acciones no estan in-
tegramente pagadas, no podra darse a los accionistas
sino certificados provisionales y nominativos, que
no puedan cambiarse por acciones al portador sino
en conformidad con el art. 296.
Los certificados provisionales no son trasmisi-
bles como efectos de comercio, mientras no estuvie-
re pagada la cuarta parte del val6r de la acci6n en
cuya representaci6n se emiten.
Art. 319. Los suscritokes son personalmente
responsables del pago integro de las acciones que
han suscrito, no obstante cualquiiera cesi6n que de
ellas hagan.
Art. 320. En el caso de falta de pago de cuo-
tas debidas por acciones suscritas, la compafila puede
hacer vender los certificados por cuenta del accio-
nista, por medio de un corredor 6 en public al-
moneda, sin perjuicio del derecho que tiene para
obrar contra el rosponsable para el pago.
El adjudicatario de la acci6n, se subroga en
todos los derechos y obligaciones del accionista, que-
dando 6ste subsidiariamente responsible del cumpli-
miento de dichas obligaciones.
Si, puesta en venta la acci6n, no hubiere oferta,
la compafiia puede anularla, aprovechandose de los
pagos hechos a cuenta de ella. La anulaci6n se
publicar4 expresandose el ndmero de la acci6n anu-
lada.
Art. 321. Es nula la compafiia, y no produce
efecto ni aun entire los asociados, si se hubieren in-
fringido en su constituci6n las prescripciones de
los arts. 285, 286, 288, 289, 293, 294, 295, 296, 297
y 299; pero los asociados no podrAn opener esta nu-
lidad 4 teroeros,






-78-


Los promotores, los administradores en ejercicio
y los socios cuyos aportes y ventajas no hayan sido
aprobados en la forma prescrita, a quienes sea im-
putable la nulidad, son responsables solidariamente
hacia los terceros, sin peijuicio de los derechos de
los accionistas.
Art. 322. El Juez de Comercio, por si 6 por
medio de un comisionado especial, nombrado en caso
de grave necesidad, vigilara las operaciones de estas
companies y tendra el derecho de informarse, en todo
tiempo, del estado de los negocios y de examiner los
libros y caja.
Art. 323. La autorizaci6n de que hablan los
arts. 288 y 289 puede ser revocada por inobservancia
6 violaci6n de los estatutos.
Los accionistas y terceros, en tal caso, podrAn
demandar a los administradores indemnizaci6n de
los perjuicios que les hubiere causado.
Art. 324. .El derecho revocatorio sera fijado
y publicado en ]a foi'ma prevenida en el art. 327.
Los administradores que omitieren la fijaci6n y
publicaci6n pagaran la multa de mil snores.
Art. 325. Las compaflias an6nimas extranje-
ras no podran establecer agents en el Ecuador, sin
la aprobaci6n del Juez de Comercio.
Art. 326. Los agents que obraren por esas
compafilas, sin haber obtenido la aprobacion necesa-
ria, quedarin personalmente obligados al cumpli-
miento de los contratos que celebraren, y sometidos
A todas las responsabilidades precedentemente esta-
blecidas, sin perjuicio de la acci6n A que hubiere
lugar contra dichas compafias.
Art. 327. Para obtener la aprobaci6n de que
trata el art. 325, se presentarA al Juez de Comer-
cio los estatutos de la compailia, y un certificado
expedido por el 06nsul del Ecuador de estar consti-
tuida y autorizada en el pais de su domicilio y tener
facultad para negociar en el exterior.
Art. 328. Las companies an6nimas, sean agri-
colas, industriales 6 comerciales, que est6n legalmen-
to constituidas en el Ecuador, podran enitir obliga-
ciones A plazo, al portador 6 nominativas, garantiza-






--79-


das con hipoteca de sus propiedades, 6 la transferencia
de hipotecas extendidas a su favor.
La emisi6ni se podra verificar en conjunto 6 por
parties y, la compailia que las emita, extenders, ante
el Juez de Comercio, una escritura en la que deter-
mine la cantidad de obligaciones que va a emitir, la
numeraci6n de ellas, su valor, el inter6s que de-
vengaran, el plazo y la forma de su amortizaci6n, y
las garantias que constituyen en favor de los te-
nedores.
Art. 329. El Juez Consular de Oomercio, lle-
vara Un registro de las emisiones que se hagan y de
sus amortizaciones, debiendo publicarlo en extract
cada mes.
Art. 330. La hipoteca constituida en favor de
de una series de obligaciones subsistira hasta su com-
pleta extinci6n, cualquiera que sea el valor de las
obligaciones circulantes.
Art. 331. El gravamen asi constituido, no po-
drA levantarse sino con la entrega de todos los titu-
los cancelados 6 con el dep6sito en dinero efectivo
de su. equivalent.
Art. 332. En cada titulo debe constar la ga-
rantia extendida a su favor.
Art. 333. La cancelaci6n del gravamen se ha-
ra por el Juez de Comercio, en vista de las obligacio-
nes 6 del dinero efectivo que se depositary a la orden
de los tenedores, si el plazo estuviere vencido, y del
valor de ellas y sus intereses futures, si el plazo no
estuviere a'in cumplido.
Art. 334. Oualquier tenedor de una obliga-
ci6n podra demandar a la compania emisora, si do-
jare de pagar el interest 6 la amortizaci6n en la fecha
en que se hubiere estipulado.
Art. 335. La hipoteca constituida en favor de
una series de obligaciones se considerarA de plazo
vencido, para las porciones que deban irse amorti-
zando gradualmente; y dejada de pagarse en dos do
sus 6pocas determinadas, se considerara totalmente
vencida.
Art. 336. Las obligaciones al portador goza-
ran de los siguientes privilegios:






-80-


1. Llevaran aparejada ejecuci6n, tanto las obli-
gaciones como sus cupones, desde el dia de su ven-
cimiento, y su titulo de dominio en la simple pose-
si6h del document:
2. Seran trasmisibles por la sola tradici6n 6
entrega del titulo:
3. Seran irreivindicables, si hubieren sido ce-
didos 6 negociados por un corredor de numero 6 por
una casa de comercio matriculada:
4. No podra embargarse ni el capital ni sus
intereses sino estando en posesi6n del titulo; y
5. Las obligaciones al portador seran registra-
das como nominativas, a solicitud del portador; y a
solicited del poseedor, podra de nuovo convertirse al
portador.





Secci6n VIII

DE LA FORMA DEL OONTRATO DE OOMPANIA

Art. 337. El contrato de compafia no se for
ma verbalmente, sino por escritura publica:
La falta de la escritura no puede oponerse a
terceros que han contratado de buena fe, con una
compafiia notoriamente conocida.
Entre los socios no se puede admitir declaracio-
nes de testigos para probar contra lo contenido 6
mas de lo convenido en la escritura de compania, ni
para justificar lo que se hubiere dicho antes, al tiem
po, 6 despues de su otorgamiento.
Art. 338. Se registrar en la oficina respecti-
va, y se publicara en uno de los peri6dicos de la juris-
dicci6n del Juzgado de Comercio un extract del
contrato de compaflia en nombre colectivo 6 en co-
mandita simple.
Si en la jurisdicci6n del Juzgado no hubiere
peri6dico alguno, la publicaci6n se hara por carteles






- 81 -


fijados en los lugares mis publicos del domicilio so-
cial.
La publicaci6n se comprobara con un ejemplar
del peri6dico, 6 con uno de los carteles desfijados,
certificados por el Secretario del Juzgado de Co-
mercio.
El extract contendra:
1. Los nombres y domicilio de los socios que
no sean simples comanditarios:
2. La firma 6 raz6n social adoptada por la
compafita:
3. El nombre de los socios para obrar y firmar
por ellos:
4. La suma de valores entregados 6 por entre-
gar en comandita; y
5". El tiempo en que la compafiia ha de prin-
cipiar y el en que ha de terminal su giro.
El extract seri remitido a la Secretaria del
Juzgado de Comercio, firmado por los socios solida-
rios, dentro de los diez dias siguientes A la celebra-
ci6n de la compafnia.
En las compaiiias, para ejercer el comercio por
mayor, el extract debe ademas registrarse, dentro
del mismo termino, en la oficina de registro que eo-
rresponda al domicilio de la com pania.
Las compailias existentes cuando empiece a re-
gir este C6digo, deberan registrar el extract en la
oficina de registro, dentro de tres meses.
Art. 339. Respecto a las compafiias en coman-
dita por acciones y an6nimas, se remitiran por los
gerentes 6 promotores, en el mismo t6rmino de diez
dias, se registraran en el registro de comeroio, y se
pnblicardn integramente: el document consecutive
de la compania, el document registrado, en que se
comprueba la suscripci6n del capital, copia de las
resoluciones de la junta general, en el caso del art.
299, y la autorizaci6n del Poder Legislative 6 del
Juzgado de Comercio, en su caso.
Art. 340. Si la compalia establecida tuviere,
6 en lo sucesivo estableciere, casas en distintasjuris-
dicciones mercantiles, se hara, respecto de cada esta-
blecimiento, la comunicacion, registro y publicaci6n.






-82-


Art. 341. Todos los convenios 6 resoluciones
que tengan por objeto la continuaci6n de la com-
pafia, despu6s de expirado su tirmino; la roforma del
contrato en las clausulas que deben registrarse y
publicarse; que reduzcan 6 amplien el t6rmino de
su duraci6n; que excluyan algunos de sus miembros;
que admitan otros 6 que cambien la raz6n social, y
toda disoluci6n de la compania, aunque sea con arre-
glo al contrato, estaran sujetos al' arreglo y publica-
ci6n establecidos en los articulos precedentes.
Art. 342. Si en la formaci6n de la compafiia
no se llenaren oportunamente las formalidades pres-
critas en los arts. 337, 338 y 339, y mientras no se
cumplieren, puede todo socio separarse de la compa-
iia, notificindola a sus socios. La compania queda
disuelta desde el dia de la notificaci6n.
Respecto de terceros, la compafiia se tendra
como no existent, en cuanto puede perjudicarlos;
pero los socios no podrAn alegar en su provecho la
falta de dichas formalidades.
Art. 343. Los convenios y resoluciones 6 que
se refiere el art. 341, no produce efecto contra ter-
ceros, sino despues de registrados y publicados. Mas,
cuando la sociedad se disuelva antes del t6rmino
fijado para su duraci6n en el contrato social, no se
tendra por disuelta respect de terceros, sino.des-
pu6s de trascurrido un mes, desde la fecha del re-
gistro, fijaci6n y publicaci6n del acto de disoluci6n;
pero a los socios y a cualquier interesado queda sal-
va la prueba de que la disoluci6n era conocida A los
terceros.
Art. 344. Los que contrataren a nombre do
compafias que no se hayan establecido legalments,
seran solidiaramente responsables de todos los per-
juicios que, por la nulidad de los contratos, so cause
A los interesados, y, ademis, sorin castigados con
arreglo al C6digo Penal.
En igual responsabilidad incurrirAn los que A
nombre de una compafia, aLin legalmente constitui-
da, bicieren negociaciones distintas de las do su obje-
to y empresa, segili este determin:ido on sus re-
glamentos.






-83-


Art. 345. En todas las facturas, anuncios, pu-
blicaciones y otros documents no manuscritos, ema-
nados de las compafiias an6nimas 6 en conmandita
por acciones, la denominaci6n social debe ser siem-
pre precedida 6 seguida inmediatamente de estas
palabras, escritas con todas sus letras y legibles sin
dificultad: "Compania an6nima 6 compafiia en co-
mandita por acciones", y de la enunciaci6n del mon-
to del capital social. El empleado de la compafia
que emita 6 autorice la emisi6u de documents, pu-
blicaciones, anuncios, facturas y demas en que se
infrinja la precedent disposici6n, pagara de diez a
doscientos sucres de multa.




Secci6n IXI

DE LA I.IQUIDACION DE LA OOMPAIA

Art. 346. Concluida 6 disuelta la compania,
los administradores no pueden hacer nuevas opera-
ciones, quedando limitadas sus facultades, mientras
se prove a la liquidaci6n, a cobrar los creditos de
la compania, a extinguir las obligaciones anterior-
mente contraidas y a realizar las operaciones quo se
hallen pendientes.
Art. 347. Si en el contrato social no se ha
determinado el modo de hacer la liquidaci6n y divi-
si6n de los haberes sociales, se observaran las reglas
siguientes:
No habiendo contradicci6n por parte de ningdn
socio, continuaran encargados de la liquidaci6n los
que hubieren tenido la administraci6n de la compa-
fia; pero si lo exigiere cualquier socio, se nombrari,
a pluridad do votos, uno 6 mis liquidadores de den-
tro 6 fuera de la companiia; para lo cual se formara
junta de todos los socios, convocando a ella a los
ausentes con tiempo suficiente para que puedan con-
ourrir por si 6 por apoderados.






-84 -


En la misma junta se acordarAn las facultades
que se den 6 los liquidadores.
Si no se obtuviere mayoria absolute en la vota-
ci6n, se contraera 6sta A los dos que hubieren obte-
nido mayor numero de votos; y si entonces hubiere
empatoe lo decidira la suerte.
El nombramiento y los poderes de los liquida-
dores se registraran en el Juzgado de Comercio de la
jurisdicci6n.
Art. 348. Si no se determinaren sus faculta-
des a los liquidadores, estos no podrAn ejecutar otros
acts y contratos quo los que ticndan directamiente
al cumplimiento de su encargo, someti6ndose a las
disposiciones del OCdigo Oivil sobre mandate.
Art. 349. En todo caso, los liquidadores estin
obligados:
1. A former inventario, al tomar posesi6n de
su encargo, de todas las existencias, cr6ditos y deudas
de cnalquiera naturaleza que sean; y !i recibir los
libros, correspondencia y papeles de la compania:
2. A continuar y concluir las operaciones pen-
dientes al tiempo de la disoluci6n:
3. A exigir la cuenta de su administraci6n A
los gerentes y A cualquier otro que haya manejado
intereses de la compania:
4. A liquidar y cancelar las cuentas de la com-
pafnia con los torceros y con cada uno de los socios;
pero no podrAn pagar A estos ninguna suma sobre las
cuotas que puedan corresponderles, mientras no es-
t6n pagados los acreedores de la compaflia:
5\. A cobrar los cr6ditos activos, percibir su im-
porte y otorgar los correspondientes finiquitos:
6. A vender las mercaderias y demas bienes
muebles 6 inmuebles de la compafia, aun cuando
haya menores, interdictos 6 inhabilitados entire los
intercsados, sin sujetarse A las formalidades prescri-
tas en el 06digo Oivil respect de 6stos:
7. A presenter estados de la liquidaci6n cuan-
do los socios lo exijan; y
8. A rendir, al fin de la-liquidaci6n, cuenta
general do su administraci6n.
Si el liquidador fuere el mismo gerente de la






- 85 -


compania extinguida, debera presentar, en la misma
epoca, cuenta de su gesti6n.
Art. 350. La compania en liquidaci6n,ya sea
demandante, ya sea demandada, seri representada
en juicio por los liquidadores.
Art. 351. En la liquidaci6n de companies de
comercio en que tengan interest menores, interdictos
6 inhabilitados, procederan sus tutores 6 curadores
con plenitud de facultades, como si obraren en nego-
cios propios; y seran validos todos los actos que otor-
guen 6 consientan a nombre de aquellos, sin perjuicio
de la responsabilidad que contraigan por haber obra-
do con dolo 6 negligencia culpable.






Seeei6n Xi

DE LA PRESORIPIO6N DE LIA RESPONSABILIDAD DE LOS
SOCIOS EN LAS COMPARiAS MERCANTILES

Art. 352. La responsabilidad solidaria de los,
socios, en las compafiias de comercio, 6 de sus suce-
sores, cesar 4a los cinco afios contados desde el t6r-
mino 6 la disoluci6n de la compania, siempre que el
acto de disoluci6n se haya registrado y publicado
conform a los arts. 338, 339, 340 y 341.
Esta prescripci6n no tiene lugar en el caso que:
la compafia termine por quiebra.
Art. 353. Esta prescripci6n corre contra toda
clase de personas, y s6lo se interrumpe por demand
judicial. Despues de esta interrupci6n s61o tendri
lugar la prescripci6n ordinaria.
Art. -354. Transcurridos los cinco aflos a que
se refieren los articulos precedentes, queda, sinem-
bargo, a los acreedores el derecho de ejercer sus
acciones contra la compafia en liquidaci6n, hasta
concurrrencia delos fondos sociales indivisos que aftn






-86-


sxistan, y contra cada uno de los socios, en propor-
oi6n de lo que por capital y ganancias lehayacorres-
pondido on Ia liquidaci6n.
Art. 355. Si el vencimiento del cr6dito es pos'
terior a la disoluci6n de la compafiia, el quinquenio
empieza a correr desde el vencimiento.
Art. 356. Los liquidadores que con dinero pro-
pio hayan pagado deudas de la compafia, no pueden
ejercer contra los socios mayores derechos que los
que corresponderian a los acreedores pagados.





Secci.6n XII

DHE LA ASOCIACI6N 6 CUENTAS EN PARTIOIPAOI6N

Art. 357. La asociaci6n en participaci6n es
aquella en que un comerciante da a una 6 mas per-
sonas participaci6n en las utilidades 6 p6rdidas de
una 6 mas opei'aciones 6 de todo su comercio.
Pueden tambien tener lugar en operaciones mer-
cantiles. hechas por no comerciantes.
Art. 358; Los terceros no tienen derechos ni
obligaciones sino respect de aquel con quien han
contx tado.
Art. 359., Los participants no tienen ninguin
derecho de propiedad sobre las cosas objetode la
asociaei6n aunque,,hayan sido aportados por ellos.
Sus derechos estan limitados a' obtener cuenta
de los foados que han aportado y de las .perdidas 6
ganancias hakbi4as.
Art.. 360.... En el caso .de quiebra, los partioi-
pantes tienen derecho, A ser colocados en el pasivo
por los fondos con que han contribuido, en cuanto
6stoa excedan a la acuota de p6rdidas que les corres-
ponda~
Art. 361. Salvo lo dispuesto en los artioulos
anteriores, la asociaci6n accidental se rige. por las






- 87 -


convenciones de las parties, debiendo liquidarse cada
afio la porci6n de utiiidades asignada en la partici-
paoi6n.
Los empleados A quienes so -diert una partici-
paci6n de utilidades, no seran responsables sino por
el monto:de sus utilidades anuales.
Art. 362. Estas asociaciones estan exentas de
las formalidades establecidas para las compafiias. A
falta de ,contrato por esorritura public, se puede pro-
bar rpor los demAs medips admitidos por la Ley mer-
cantil; pero la prueba testimonial ,no ;es admisible
cuando se trata de un negocio que pasa:de doscientos
snores de valor, si no hay i, n prinoipio de prueba ,por
escrito.






TITULO VII

Del contrato de comsi6n

Art. 363. Oomisionista eselque ejerce actos
de comeroio, en su propio nombre, ;por cuenta.de un
comitente.
Art. 364. El comisionista no esta abligado A
declarar A la persona con quien contrata el nombre
de su comitente; pero queda obligado direct y per-
sonalmente hicia aquel, como si el negocip fuera
suyo propio.
Art. 365. El comitente no tiene:acci6n.contra
la persona con quien ha tratado el comisionista, y,
reeiprocamente, 6sta no latiene contra el comitente.
Art. 366. Si el negocio encomendado-se hicie-
re bajo el nombre del comitente, los derechos y la
obligaci6n que produce se determinan por las dis-
posiciones del 06digo Civil, sobre contrato del man-
dato; pero el mandate mercantil no es gratuitQ por
naturaleza.






-88-


Art. 367. El comisionista puede aceptar 6 no
el encargo que se le hace; pero si lo rehusare, quedara
obligado, bajo responsabilidad de dafios y perjuicios:
1. A dar aviso de su repulsa al comitente en
el correo siguiente al en' que recibio la comisi6n; y
2. A tomar, mientras reciba instrucciones, las
medidas conservatives que la naturaleza del negocio
requiera, como son: las conducentes 4 impedir la
p6rdida 6 deterioro de las mercaderias consignadas,
la caducidad de un titulo, una prescripci6n 6 cual-
quier otro dafio inminente.
Art. 368. Si no recibiere instrucciones en un
plazo proporcionado a la distancia del domicilio del
comitente, puede el comisionista depositar judicial-
mente las mercaderias 6 efectos consignados y hacer
vender, con la autorizaci6n del Juuz, lo suficiente a
cubrir las sumas que hubiere erogado por causa de la
consignaci6n.
Art. 369. Aceptada expresa 6 ticitamente la
comisi6n, el comisionista debe ejecutarla y concluir-
la; y no haci6ndolo sin causa legal, respondera al
comitente de los dafios y perjuicios que le sobrevi-
nieren.
Art. 370. Si la comisi6n requiriere provision
de fondos, el comisionista no estara obligado, a ejecu-
tarla, aunque la haya aceptado, mientras el comitente
no provea la cantidad necesaria, y aun podr' suspen-
der la ejecuci6n cuando se haya agotado la provi-
si6n recibida.
Art. 371. El comisionista debe examiner el
cstado en que recibiere los efectos consignados, hacer
constar legalmente, en el acto, las diferencias 6 dete-
rioros que advirtiere, y comunicarlas al comitente lo
mas pronto que fuera possible.
Si no lo hiciese, se presume que las mercade-
rias 6 los efectos estaban conformes con lo expresado
en la factura 6 en la carta de porte 6 conocimiento.
Lo mismo practicard en todo caso en que sobre-
tinieren a las cosas consignadas dafios 6 p6rdidas.
Art. 372. El comisionista responded del de-
terioro 6 de la p6rdida de la cosa consignada quo
tuviere en su poder, que no provengan de caso for-






- 89 -


tuito 6 de vicio propio de la misma cosa, en los t6r-
minos expresados en el art. 220. El dafio se calcu-
lara por el valor de la cosa en el lugar y en el tiem,
po en que hubiere sobrevenido.
Art. 373. El comisionista se hace duefo del
dinero y los efectos al portador, recibidos por cuenta
del comitente, quedando coustituido deudor de ellos,
y corriendo todos sus riesgos, salvo convenci6n en
contrario.
Art. 374. El comisionista debe sujetarse ex-
trictamente a las instrucciones del comitente en el
desempefio de la comisi6n; pero si creyere que cum.
pli6ndolas a la letra debe resultar un dafio grave al
comitente, podra suspender la ejecuci6n, dindole
aviso en primer oportunidad.
En ning6n caso podra obrar contra las disposi-
ciones express y claras del comitente.
A falta de instrucciones en casos extraordinarios
6 imprevistos, si no tuviere tiempo para consultar al
comitente, procedera prudencialmente en favor de
los interests del comitente, y como procediera en
asunto propio.
Lo mismo procedera en el caso en que el comi-
tente le hubiere autorizado para proceder A su ar-
bitrio.
Art. 375. El comisionista debe comunicar
oportunamente al comitente todas las noticias relati-
vas a la negociaci6n de que estuviere encargado que
puedan inducirle a modificar 6 revocar sus ins-
tr acciones.
Art. 376. El comisionista debe desempefiar
por si mismo la comisi6n, y si la delegate sin auto-
rizaci6n previa del comitente, responded de ]a eje-
cuci6n del delegado.
Si en la autorizaci6n para delegar no se le hubie-
re designado persona determinada, respondera de la
delegaci6n que hiciere en persona notoriamente in-
capaz 6 insolvente.
Siempre que delegate la comisi6n, deberi dar
aviso al comitente.
En todos los casos podra el comitente ejercer
sus acciones contra el delegado.
COD. DE COM. 12






-90 -


Art. 377. Se prohibe a los comisionistas re-
presentar en un mismo negocio interests opuestos,
sin consentimiento expreso de los interesados.
Art. 378. El mandatario de negocios mercan-
tiles tiene derecho a exigir una remuneraci6n por
el desempefio de su encargo. Si no hubiere conve-
nio previo sobre su monto, se estara al uso de la
plaza en que se hubiere ejecutado el mandate.
Art. 379. Todas las economies y ventajas que
consiga el comisionista en los negocios que haga
por cuenta ajena, las abonara el comitente.
Art. 380. Evacuada la negociaci6n encomen-
dada, el comisionista esta obligado:
1. A dar inmediato aviso al comitente:
2. A rendir cuenta detallada y comprobada de
su gesti6n; y
3. A pagar al comitente el saldo que result a
su favor, empleando el medio que le hubiere designa-
do; y a falta de designaci6n, del modo que fuere de
uso en la plaza.
Art. 381. El comisionista debe pagar intere-
ses sobre las sumas que retuviere indebidamente con-
tra las 6rdenes del comitente.
Reciprocamente, tiene derecho a interests sobre
el saldo que arroje a su favor la cuenta que rindiere,
desde la fecha de Bsta; pero los intereseS' sobre las
cantidades que supliere para cumplir la comisi6n,
correran desde la fecha del suplemento, exceptuando
el tiempo en que, por no rendir oportunamente la
cuenta, ocasionare el mismo la demora en el pago.
Art. 382. Todo comisionista tiene privilegio
sobre el valor de las mercaderias 6 efectos que le
hayan sido expedidos, depositados 6 consignados, por
el solo hecho de la expedici6n, del dep6sito 6 de la
consignaci6n; por todos los pr6stamos, adelantados 6
pagos hechos por 61,. ya antes de recibir las merca-
derias 6 efectos, ya mientras tenga en su poder, y
por los interests y comisiones devengados y gastos
hechos.
Este privilegio no subsiste sino a condici6n de
que las mercaderias 6 efectos hayan sido puestos y
permanezcan en poder 6 a disposici6n del comisio-






-91-


nista, en sus almacenes 6 buques; 6 en poder de un
tercero, 6 en la aduana u otro dep6sito public 6 pri-
vado, y en caso de qde las mercaderias 6 efectos es-
ten aun en transito, y pueda probar con el cono-
cimiento 6 carta de porte, firmada por el conductor,
que se le ha hecho la expedici6n.
El comisionista tiene el derecho de retenci6n; y
realizadas que sean las mercaderias 6 efectos, se paga
de su cr6dito con el product realizado, con prefe-
rencia A todos los acreedores del comitente, con excep.
ci6n del porteador, por el precio del trasporte
Art. 383. El comisionista que ha adquirido
mercaderias 6 efectos por cuenta de un comitente,
tiene sobre 6stas y su precio los mismos derechos
de retenci6n y privilegio establecidos en el articulo
anterior, por el precio que haya pagado 6 deba pa-
gar, y por los intereses, comisi6u y gastos, con tal
que las mercaderias 6 efectos esten en su poder 6 A
su disposici6n, en los terminos expresados; y en caso
que los haya expedido, que las mercaderias 6 efec-
tos no hayan sido entregados en los almacenes del
comitente, y el comisionista pueda probar con el co-
nocimiento 6 carta de porte, que hizo la expedici6n.
Art. 384. El comisionista que rinda A su co-
mitente cuenta que no estuviese conforme con los
asientos de sus libros, 6 que altere los precious y con-
diciones de los contratos celebrados, 6 suponga gas-
tos, 6 aumente los que hubiere hecho, serA castiga-
do con arreglo al C6digo Penal.
Art. 385. Las mercaderias 6 efectos recibidos
6 comprados por el comisionista por cuenta del co-
mitente, pertenecen A 6ste; y los que expidiere, via-
jan por cuenta y riesgo del comitente, salvo que hu-
biere convenci6n en contrario.
Art. 386. Siempre que fuere tan urgente la
venta del todo 6 parte de los efectos consignados
para evitar la pr6xima p6rdida 6 deterioro, que no
haya tiempo para expresar disposiciones especiales
del comitente, deberA el comisionista hacer la venta
en almoneda public, dando cuenta, sin dilaci6n, al
comitente.
Art. 387. Ouando el comisionista reciba de






-92-


distintos comitentes mercaderias de la misma espe-
cie, deberA distinguirlas con una contramarca.
En ningun caso podrA el comisionista alterar
la marca de las mercaderias consignadas sin expresa
autorizaci6n del comitente.
Art. 388. Si el comisionista hace pr6stamos,
anticipaciones 6 ventas al fiado oin autorizaci6n del
comitente, podra este exigir el imported de las ope-
raciones hechas, dejandolas por cuenta del comi-
sionista.
Lo dispuesto en este articulo no se opone A
que el comisionista observe el uso, de la plaza, de
conceder cortos terminos para hacer los pagos de
ventas consideradas al contado, siempre que no ten-
ga de su comitente orden en contrario.
Art. 389. Aunque el comisionista- estuviere
autorizado para vender A plazo, no debera hacerlo a
persona de insolvencia conocida, ni exponer los in-
tereses del comitente A riesgo manifesto.
Art. 390. Siempre que el comisionista venda
A plazo, deberA expresar los nombres de los compra-
dores en las cuentas y en los avisos que dB al co-
mitente; y no haciendolo, se entiende que las ventas
fueron al contado.
Art. 391. El comisionista debe cobrar, A su
vencimiento las sumas debidas por efectos consig-
nados, y responded de los dafios y perjuicios causados
por su omisi6n, sino acredita que oportunamente
us6 de los medios legales para conseguir el pago.
Art. 392. Si el comisionista percibe ademas
de la comisi6n ordinaria otra de garantia de las
operaciones A plazo, debera abonar al comitente las
sumas debidas por ellas, al vencimiento de los plazos.
Art. 393. Ouando en una misma negociaci6n
se comprenden efectos de distintos comitentes, 6 del
comisionista y do algunos 6 various comitentes, debe
hacerse en la factura la distinci6n, expresando las
marcas y contramarcas que designed la distinta pro-
cedencia; y debe anotarse tambi6n. en los asientos
de los libros.
Art. 394. El comisionista que tuviere contra
una misma persona creditos procedentes de opera-






-93 -


clones ejecutadas por cuenta de distintos comitentes,
6 por cuenta propia y ajena, deberA anotar en sus
asientos y en los recibos que otorgare, la operaci6n
por cuya cuenta haga el deudor entregas parciales.
Si no se hubiere hecho la anotaci6n, los pagos
se imputarin seglin las reglas siguientes:
10. Si el credit procede de una sola operaci6n
ejecutada por cuenta de distintas personas, las entre-
gas se distribuiran entire todos los interesados a pro-
rrata de sus cr6ditos:
2. Si hay creditos provenientes de distintas
operaciones, el pago se aplicara A todos A prorrata,
si todos los plazos estan igualmente vencidos 6 por
veneer; y
3. Si en la epoca del pago unos plazos estuvie-
ren vencidos y otros por veneer, se imputara el pago
A los cr6ditos vencidos, segrln las reglas anteriores, y
el exceso, si lo hubiere, se distribuira proporcional-
mente entire los no vencidos.
Art. 395. El comitente tiene facultad, en cual-
quier estado del negocio, para revocar 6 modificar
la comisi6n; quedando A su cargo las results de
todo lo hecho, hasta que el comisionista tenga cono-
cimiento de la revocaci6n 6 modificaci6n.
Art. 396. La comisi6n caduca por el falleci-
miento del comisionista, y por quedar 6ste inhabili-
tado, por cualquiera causa, para desempefiar la
comisi6n, Se dara inmediatamente aviso al comi-
tente por el comisionista, su mujer y herederos, en
su caso, para que se disponga lo convenient.
No se acaba la comisi6n por la muerte del
comitente.
Art. 397. Las reclamaciones del comitente
contra cl comisionista por el mal desempefio de la
comisi6n, se prescriben en un afio.
SLas del comisionista contra el comitente por el
pago de su estipendio, so prescriben tambi6n en el
mismo tiempo.
Art. 398. En los casos no previstos especial-
mente en esta secci6n, se aplicaran a las comisiones
mercantiles las disposiciones del 06digo Civil sobre
mandate,






-94-


TITULO VIII

Del contrato de cambio y de las letras
de cambio




Secei6n I

DEL CONTRATO DE OAMBIO

Art. 399. El contrato de cambio es una con-
venci6n en la cual una de las parties se obliga, me-
diante un valor entregado 6 prometido, a pagar 6
hacer pagar A la otra parte cierta cantidad de dine-
ro en un lugar distinto de aquel en que se celebra
la convenci6n.
Art. 400. El contrato de cambio se perfec-
ciona por el solo consentimiento de las parties acerca
de la cantidad que debe ser pagada, el precio de ella,
el lugar y la 6poca del pago. Se ejecuta por la
entrega de un document de credito Ilamado letra de
cambio, y puede ser probado por cualquiera de los
medios que admite este OCdigo.
Art. 401. Llamase librador el que contrae la
obligaci6n de hacer pagar la cantidad convenida y
gira la letra.
Librador por cuenta, es el que expide la letra
por orden y cuenta de un tercero.
Ordenador, aquel por cuya orden y cuenta libra
la letra A un tercero.
Librado, aquel A quien se manda que pague
la letra.
Aceptante, el librado que admit el mandate de
pagar la letra.
Recomendatario 6 indivado, A aquel a quien el
librador 6 endosante ruega que acepte y pague la
letra, A falta del librado,