<%BANNER%>
Centón epistolario
ALL VOLUMES CITATION PDF VIEWER
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/AA00008957/00004
 Material Information
Title: Centón epistolario
Series Title: Biblioteca de clásicos cubanos ;
Spine title: Domingo del Monte
Physical Description: v. <1-4 in 5> : ; 23 cm.
Language: Spanish
Creator: Del Monte, Domingo, 1804-1853
Andioc Torres, Sophie
Publisher: Imagen Contemporánea
Place of Publication: La Habana
Publication Date: 2002-
 Subjects
Subjects / Keywords: Cuban letters   ( lcsh )
Authors, Cuban -- Correspondence -- 19th century   ( lcsh )
Intellectual life -- Cuba -- 19th century   ( lcsh )
Genre: bibliography   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )
 Notes
Bibliography: Includes bibliographical references and indexes.
Statement of Responsibility: Domingo del Monte ; ensayo introductorio, compilación y notas Sophie Andioc.
 Record Information
Source Institution: Biblioteca Nacional José Martí
Holding Location: Biblioteca Nacional José Martí
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 50925254
lccn - 2003400847
isbn - 9597078465 (obra completa)
ocm50925254
Classification: lcc - PQ7377 .C46 2002
ddc - 860.9/005|B
System ID: AA00008957:00004

Downloads

This item is only available as the following downloads:

( PDF )


Full Text

PAGE 1

BIBLIOTECADECLASICOSCUBANOS CENT"N EPISTOLARIODOMINGOMONTEDEL(VolumenIV)

PAGE 2

BIBLIOTECA DE CLSICOS CUBANOS CASA DE ALTOS ESTUDIOS DON FERNANDO ORTIZUNIVERSIDAD DE LA HABANARECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANAJuan Vela Valds DIRECTOREduardo Torres-Cuevas SUBDIRECTORLuis M. de las Traviesas Moreno EDITORA PRINCIPALGladys Alonso Gonzlez DIRECTORA ARTSTICADeguis Fernndez Tejeda ADMINISTRADORA EDITORIALEsther Lobaina Oliva

PAGE 3

EnsayointroductorioLAHABANA,2002compilacinynotasSophieAndioc BIBLIOTECADECLASICOSCUBANOS CENT"N EPISTOLARIODOMINGOMONTEDEL(VolumenIV)

PAGE 4

Responsable de la edicin: Zaida Gonzlez Amador Realizacin y emplane: Beatriz Prez RodrguezTodos los derechos reservados. Sobre la presente edicin: Ediciones IMAGEN CONTEMPORNEA, 2002; Coleccin Biblioteca de Clsicos Cubanos, No. 27 ISBN 959-707846-5 obra completa ISBN 959-7078-50-3 volumen IV Ediciones IMAGEN CONTEMPORNEA Casa de Altos Estudios Don Fernando Ortiz, L y 27, CP 10400, Vedado, Ciudad de La Habana, CubaDiseo grfico: Deguis Fernndez Tejeda Composicin de textos: Equipo de Ediciones IC

PAGE 5

PRESENT PRESENT PRESENT PRESENT PRESENT ACI"N ACI"N ACI"N ACI"N ACI"NDespus de concluido el proceso de La Escalera, Domingo del Monte iniciar una nueva etapa de su vida en la que nunca volver a Cuba. Las dificultades que por entonces se presentaban en la Isla continuaron tanto en el orden poltico como en el econmico y social. Las fuertes crisis del mercado mundial, ms los problemas en la produccin interna, traern como consecuencia la ruina de la produccin cafetalera del occidente de la Isla, la de parte de los pequeos y medianos productores azucareros, la concentracin de la propiedad y del capital, conformndose as un panorama en el cual un grupo de propietarios y comerciantes saldran fortalecidos con la adquisicin de nuevas plantaciones y la colonizacin de nuevas tierras. El bloque Alfonso-Aldama, al que pertenece del Monte, es uno de los que tienen un ascenso econmico ms notable y sostenido. Pero este panorama se ve an ms oscurecido debido al auge que adquieren las conspiraciones y el movimiento anexionista. Desatado con anterioridad e incluso promovido por importantes figuras de la intelectualidad cubana entre 1838 y 1844, por varias razones polticas —medio de presin sobre Espaa para conquistar los derechos constitucionales, medio de presin hacia Inglaterra y Espaa para evitar la eliminacin de la esclavitud y medio de presin sobre las autoridades espaolas en Cuba y sobre el sector de negros y mulatos libres y esclavos para el mantener del statu quo social—, la unin de Cuba a los Estados Unidos se convirti en una idea que, amn de su funcin poltica, a la burguesa esclavista cubana se escap de sus lmites para transformarse en una idea de amplia repercusin en ciertos sectores intelectuales y de capas medias y bajas de la llamada clase media. La ltima etapa de la vida de Domingo del Monte estar marcada por constantes ascensos y declives de la corriente anexionista en Cuba. En esta tendencia poltica participarn muchos de sus amigos y allegados. Hacia 1845, y mientras espera los resultados de las gestiones hechas para ser liberado de las acusaciones de conspirador, Domingo del Monte centra su inters en sus actividades culturales y en cubrir un amplio cam-

PAGE 6

VI \ VI \ VI \ VI \ VI \ CENT"N EPISTOLARIO po de conocimientos a travs de recorridos por diversas zonas de Europa. Por el momento, sigue teniendo a Francia como su punto de estancia ms permanente. Entre sus actividades ms notables est su participacin en aquellas clebres reuniones mundanas llevadas a cabo en la casa de la francesa de origen cubano Mara de las Mercedes Santa Cruz y Crdenas, condesa de Merln, donde se discutan los ms variados temas culturales.1Por aquellos salones pasaron Rossini, Meyerbeer, Bellini, Donizetti, Chopin, Liszt y la Malibran; tambin Musset, George Sand, Balzac y Martnez de la Rosa. Durante algo ms de un ao, del Monte tiene la privilegiada posibilidad de asistir a uno de los centros de relaciones culturales ms importantes de Europa, la casa de su compatriota Mara de las Mercedes, donde se relaciona con las figuras ms notables de la intelectualidad europea y depura y actualiza sus gustos literarios, musicales y artsticos.2En estas reuniones, ms de una vez convers con Martnez de la Rosa a quien le propuso nombrar a Saco y a Montalvo, los “expulsados” de las Cortes del 37 en Espaa, Senadores del Reino, de modo que stos expresaran y defendieran los intereses cubanos.3 Pero no slo asiste al clebre saln de la Condesa de Merln sino que, adems, inicia una nueva tertulia, al parecer bastante irregular, en la que se rene parte de la comunidad cubana en Pars. Saco le agradece la invitacin para participar en ella, en estos trminos: “Te agradezco de corazn todas tus ofertas generosas: p cuando tu, la amable ilustrada sociedad qe en tu casa se reune, cdo el buen arroz la criolla y el clsico xerez qe lo acompaa, no me hace marchar a Pars, puedes inferir qe me es absolutamente imposible”.4 Estas tertulias servan para disfrutar la comida cubana en Pars, discutir acerca de la situacin poltica, proyectar escritos literarios en la siempre acogedora casa de del Monte. All se reunan Salustiano Olzaga, el Conde de Montalvo, Pedroso, Colina, Ibarra y Mena. En ese ao de 1845, del Monte inicia los primeros recorridos de esta etapa de su vida por Europa, aprovecha el verano para viajar por Renania y Blgica; en el otoo visita Londres. Uno de los objetivos de este viaje es localizar la coleccin completa de los Parliamentary Papers para reunir toda la informacin posible sobre la historia del trfico de negros.5 Al fina1.Figarola Caneda, Domingo: La Condesa de Merln Pars, Excelicer [Omnes et Cie], 1928. 2.Calcagno, Francisco: Diccionario Biogrfico Cubano Nueva York, Nstor Ponce de Len, 1878, p. 581. 3.Fernndez de Castro, Jos Antonio: "rbita Ediciones Unin, La Habana, 1966, p. 96. 4.Figarola Caneda, Domingo: Jos Antonio Saco. Documentos para su vida Habana, Imprenta El Siglo XX, 1921, Carta de Jos Antonio Saco a Domingo del Monte, fechada en Marsella el 14 de diciembre de 1845, p. 150. 5. Ibidem Carta de Jos Antonio Saco a Domingo del Monte, fechada en Marsella el 3 de noviembre de 1845, p. 143.

PAGE 7

DOMINGO DEL MONTE / VII / VII / VII / VII / VII lizar el ao, del Monte proyecta su viaje hacia Madrid, pues tena conocimiento de su exculpacin de los cargos de conspirador.6En 1846, se traslada a Espaa donde slo pensaba quedarse cuatro meses. En sus cartas habla peridicamente de sus deseos y de sus proyectos de retornar pronto a Cuba, deseo y proyecto que nunca se realizaron. Su permanencia en la Pennsula est asociada, segn l, con su voluntad de continuar trabajando por los cambios en Cuba dado que considera que Madrid es el mejor lugar para llevar a cabo sus planes.7 No obstante, su retorno a la capital espaola tambin est relacionado con el hecho de haber recibido oficialmente su exculpacin de las acusaciones hechas contra l por los sucesos de la Conspiracin de la Escalera.8 Confidencialmente le confiesa a Benigno Gener que tiene relaciones con algunas personas influyentes dentro del partido progresista en las cuales piensa ejercer influencia para ganarlas a sus ideas sobre Cuba.9El ao 1846 encuentra a del Monte en Madrid dedicado a todas las actividades relacionadas con Cuba que lo caracterizaban. Comienza a escribir en el peridico El Tiempo en el que publica una serie de comentarios e informaciones con el ttulo de “Correspondencia de Ultramar” e indistintamente bajo las rbricas “nuestro corresponsal de la Habana” y “nuestro ilustrado corresponsal”. De estos artculos, slo el primero, del 31 de julio de 1846, aparece firmado con el seudnimo de Gonzalo Fernndez de Oviedo, el mismo que ya haba utilizado en uno de sus artculos publicados en El Correo Nacional de Madrid en 1838. Este artculo es significativo para valorar las condiciones cubanas de la poca y la perspectiva de los hacendados cubanos respecto a su relacin con Espaa. Presenta un notable optimismo en cuanto al avance de la produccin azucarera en la Isla, situacin que es utilizada para contraponerla a la desastrosa poltica comercial espaola respecto a Cuba y defender la necesidad de la libertad de comercio para la mayor de las Antillas. “En esto no tenemos novedad de ninguna clase: todo sigue su marcha ordinaria: llueve con estremo, y los campos estn tan frondosos, que si no ocurren contratiempos tendremos el ao entrante una zafra (cosecha de azcar) colosal, por mejor decir, la mayor de las que ha hecho la Isla de Cuba. Los amos de ingenios estn contentsimos, pues, ademas de la espe6.Entralgo, Elas: El modo agraciado del enamoramiento en Domingo del Monte La Habana, Imprenta de la Universidad, 1955, p. 44. 7.Del Monte y Aponte, Domingo: “Carta a Benigno Gener quejndose de no recibir noticias suyas y sobre su vida en Espaa”, Manuscritos de la Biblioteca Nacional Jos Mart (carta del 6 de abril de 1849). 8.Calcagno, Francisco: op. cit ., p. 236. 9.Vase la nota n 7.

PAGE 8

VIII \ VIII \ VIII \ VIII \ VIII \ CENT"N EPISTOLARIO ranza de un aumento en la produccion de sus azcares, debido la buena estacion presente, han visto ya la rebaja considerable de derechos que acaba de hacer el gobierno de los Estados-Unidos al azcar, caf y mieles de nuestra isla, que es de mas de un 50 por 100 de la tarifa anterior: y esta reduccion de derechos en nuestro favor es tanto mas de agradecer, cuanto que perjudicar indudablemente los Estados del sur de la Union americana, productores de los mismos frutos que nosotros, y har insignificante la posesion del territorio de Tejas. ¡Y esta generosidad en circunstancias en que nuestro intendente, por rdenes recibidas de ese ministerio de Hacienda, ha recargado brbaramente los derechos de importacion de los Estados-Unidos y de Inglaterra! Pero bien que en el pecado llevan la penitencia: han bajado las rentas de las aduanas de la isla con la subida escesiva de los derechos; y si contra la esperiencia de casi medio siglo de prosperidad, y de abundancia, debidas la libertad mercantil, se quisiese persistir por el seor Mon en establecer en este pais el sistema restrictivo y protector, tendr dentro de dos aos que mandar dinero a Cuba para sus atenciones administrativas, en vez de recibir dinero de la colonia para las urgencias generales del Estado”.10En este mismo artculo, del Monte hace una valoracin del mundo cultural habanero, que en su criterio, bajo la proteccin y la seguridad que ofrece el gobierno del general O’Donnell —lo que demuestra que las fricciones entre ste y del Monte han desaparecido—, aparenta un nuevo renacer. Del Monte escribe la siguiente visin del escenario literario cubano en ese ao: “Nuestro Liceo artstico y literario, debido la proteccion decidida ilustrada del general O’Donell, se halla en un pi brillante: su influjo en la cultura y civilizacion del pais ser muy grande incalculable, y puede considerrsele ya como un instituto casi completo de ciencias y artes. La msica sobre todo se cultiva con un empeo y una inteligencia admirables, que honran mucho al hbil director de este ramo, el famoso pianista espaol, el seor Mir: en su teatro se representan peras italianas, en que no se sabe qu admirar mas, si el maravilloso ensemble de msicos y cantantes, la habilidad especial con que cada parte desempea su obligacion: ademas, los discpulos de este conservatorio estudian y conocen las bellezas clsicas de los maestros alemanes del pasado y del presente siglo, y han sabido vencer las dificultades casi insuperables de ejecucion vocal instrumental de los mejores trozos de dicha escuela. El liceo sostiene 24 ctedras, desempeadas por la flor y nata de nuestros literatos, savans y artistas, entre ellas las hay de matemticas, fsica, qumica, botnica, anatoma y zoologa en cuanto ciencias; en el ramo de letras las tenemos de literatura, de historia de la literatura, de psicologia, de frenologa, y de 10.El peridico El Tiempo se puede consultar en la Biblioteca Nacional de Madrid.

PAGE 9

DOMINGO DEL MONTE / IX / IX / IX / IX / IX idiomas antiguos y modernos; de msica hay cuatro, de pintura otras cuatro, y de declamacion tres. A dichas clases asisten 300 alumnos”.11Del Monte sigue demostrando en estos aos su inters por la cultura cubana en el apoyo, divulgacin y promocin de nuevas figuras. En 1846, llega a Madrid el joven poeta Rafael Mara Mendive. Ser Domingo del Monte quien lo presente en los crculos literarios madrileos.12 No hay duda de que ejerci una importante influencia en Mendive quien, al retornar a Cuba, se llevar una imagen que divulgar entre amigos y discpulos. Mendive no slo lleg a ser un reconocido poeta; fue, adems, uno de los ms destacados pedagogos de la Isla en esos aos y, entre sus alumnos, estar el ms renombrado de los pensadores cubanos del siglo XIX: Jos Mart. Esto explica la imagen emocional que de del Monte conservar siempre el hacedor mayor de la independencia de Cuba. El optimismo con que del Monte haba iniciado sus escritos en el peridico El Tiempo se vio pronto cortado por acontecimientos inesperados. Realmente la Isla se estaba reponiendo de un violento huracn que la haba azotado en 1844 cuando, en los meses finales de 1846, un nuevo huracn atraves las zonas occidentales del pas. Los efectos en prdidas humanas y materiales fueron altos. Gran parte de la produccin de tabaco y azcar se perdi. Pero el caf, hasta entonces el segundo rengln exportable de la Isla, se redujo a un lugar insignificante. Los hermosos cafetales comenzaron a ser redistribuidos y una parte importante de su poblacin esclava pas a los caaverales. En Madrid, al conocerse los desastres se cre una comisin para ayudar a las vctimas del huracn. Domingo del Monte estuvo entre sus principales activistas y fue nombrado secretario de la junta creada para dirigirla. Aunque durante estos ltimos aos de su vida, del Monte viajar con bastante periodicidad, su lugar de residencia ser Madrid. Aqu mantendr una activa vida literaria, social y poltica. En esta poca recibe diversas distinciones, entre ellas la de corresponsal del Liceo Artstico y Literario de La Habana, socio del Museo Histrico de Madrid, miembro de la Academia General de Licencias de Crdoba y de la Real Sociedad Patritica de la misma ciudad,13 y miembro del Ateneo de Madrid donde entr antes de 1847.14La vida de del Monte en estos aos de su estancia madrilea se va a caracterizar por una organizacin semanal de todas sus actividades. Su 11. Ibidem 12.Fernndez de Castro, Jos Antonio: op. cit., p. 93. 13.Calcagno, Francisco: op. cit ., p. 236. 14.El nombre de Domingo del Monte ya figura en la Lista general de los seores socios del Ateneo cientfico y literario de esta corte Madrid, Imprenta del Colegio de Sordomudo, 1847, establecida el 31 de enero de 1847.

PAGE 10

X \ X \ X \ X \ X \ CENT"N EPISTOLARIO buen gusto, su grata conversacin, su cultura, crearn un ambiente a su alrededor que impresiona a los que lo visitan. Excelente conversador, hace de la charla un arte y de la buena mesa un exquisito ritual. Su acompaante inseparable en los tres ltimos aos de su vida es Nicols Azcrate. Y es precisamente de este ltimo de quien tenemos uno de los testimonios ms preciosos de la vida de del Monte en esta etapa. Este gozaba del placer de ensearle a Azcrate en cada conversacin y el segundo asuma toda aquella cultura sin trazos de crtica. Pero dejemos que sea el mismo Azcrate quien describa la vida de del Monte en Madrid: “Habitualmente daba de comer los jueves cuatro seis de sus amigos (...) y habiendo establecido que comiesemos juntos todos los dias de la semana, los jueves y otro dia en su casa; este ltimo solos l y yo; otro en casa de los condes de Casa Bayona; otro en casa de Muoz del Monte; otro en casa de mi prima Dolores Lasa, casada con el ex-gobernador de Matanzas Brigadier Falgueras, quien luego concedi O’Donnell el ttulo de Conde de Santiago; y otro en mi modesta casa de huspedes, en donde coma muy alegre como un estudiante, con Claudio Andr y conmigo. Quedaba un dia libre, en que l iba comer con Nen Laguardia donde yo iba de visita pero nunca comer”. “Sus comidas de los jueves eran verdaderamente notables por lo selecto de los pocos platos que se servan en ella. Delmonte era un gourmet en toda la extensin de la palabra: no faltaban nunca la pierna de venado, la chocha la perdz, un tanto faisande y con su correspondiente jalea de grosella; ni el ponche la romana antes del asado, ni el champagne frapp; ni el exquisito Rhin, para las ostras y el pescado —salmn o trucha salmonada—; ni el bueno y viejo Borgoa, para el gibier ; ni el Chteau-Laffitte en abundancia, y el Jerez Amontillado, para empezar y concluir...”. “Adems de estas comidas, reciba Delmonte durante el dia numerosos amigos atrados por su excelente biblioteca, por sus cmodos asientos y por su trato incomparable; pues adems de su gran instruccin literaria y de su buen gusto, lo haca ms ameno que cualquier otro, la viveza de sus rplicas en el dilogo; y lo acertado y oportuno de sus ingeniosas observaciones literarias, polticas y sociales; pues aunque Delmonte era de palabra difcil para hacer largas explicaciones orales, comprenda con rapidez, y no le costaba esfuerzo alguno decir una dos frases agudas y chispiantes”. “En esas reuniones se hablaba de todo, mucho de bibliografa y mucho de literatura; aprovechando Delmonte toda ocacin favorable, para hacer simpticas las cuestiones cubanas.”15 15.Azcrate, Nicols: “Respuestas al interrogatorio contenido en la carta de 17 de abril ltimo (1890) sobre Domingo del Monte”, Coleccin Manuscritos. Morales, t. 33, Sala Cubana, Biblioteca Nacional Jos Mart, pp. 50-53.

PAGE 11

DOMINGO DEL MONTE / XI / XI / XI / XI / XI Como con anterioridad en Matanzas, La Habana y Pars, del Monte pronto organiza sus tertulias literarias. Segn le comunica a Saco, estas tertulias se iniciaron el 22 de febrero de 1849 y tenan lugar todos los jueves.16 En ese mismo ao, en carta a Benigno Gener, ofrece datos complementarios a los de Azcrate. Sobre las tertulias, cita el nombre de algunos de sus invitados: “Por lo dems, vivo en una agradable mediana, no tan bruto y retrado como me conociste en Pars. Aqu visito poco, pero visito, y voy a sociedades decentes y cortesanas; en este invierno he asistido a los bailes de la Reina, de las Embajadas extranjeras, de la Montijo, Pepe Chacn y Chumba del Castillo. En mi casa se renen, adems, los jueves por la noche mis amigos, entre los que no falta nunca Flix Tanco, don Manuel Jimeno, Ducroz, don Hilario Cisneros, Saco, Luis Mariategui, Muoz del Monte; y de aqu de Madrid Salustiano (Olzaga), Eugenio Moreno, el poeta Rub, el economista Colmeiro, Gayangos el arabista, Fuente Alcantara, autor de la historia disfrazada, Baralt el venezolano, etc., etc. Les doy t y pancakes, que aqu llaman bollos y en Pars bab”.17Las relaciones de del Monte, como puede observarse, eran con lo ms granado de la sociedad madrilea. Sus visitas a la casa de los Montijo parece que dio inicio a sus relaciones con don Bernardo de la Torre, una personalidad de ideas conservadoras pero que al mismo tiempo reputaba por su erudiccin excepcional. De esta relacin escribe Azcrate: “Yo no s como empez la amistad de Delmonte con Bernardo de la Torre, de ideas absolutistas rancias, por las cuales, sin dudas, se le llamaba alegricamente Torquemada ; pero que haba transigido con la Monarqua Constitucional y era Senador del Reino, afiliado al partido moderado. S s que amaba incondicionalmente y con la ternura de un padre Don Domingo Delmonte, el cual corresponda con sincero afecto su cario. Para que usted juzgue del grado de inteligencia que se le atribua generalmente a Don Bernardo de la Torre, le referir una especie de ancdota: —Don Bernardo haba sido tutor de la ilustre Condesa de Tebas, que fue luego Eugenia, Emperatriz de los franceses; y cuando contrajo sta matrimonio con Napolen, Don Bernardo como regalo de bodas, se hizo retratar por el clebre Madrazo, y le envi el soberbio cuadro, que figur en las Tulleras entre los mejores modelos de la Escuela Espaola (...) Tena sin embargo Don Bernardo instintos que en literatura se confundan con el 16.Del Monte y Aponte, Domingo: “Cartas a Jos Antonio Saco dndole noticias de Cuba con relacin a las aspiraciones reformistas y anexionistas y a la poltica de Espaa con respecto a Cuba. Se refiere a sus actividades polticas y literarias y a los trabajos que est haciendo”. Manuscritos de la Biblioteca Nacional Jos Mart (carta del 23 de febrero de 1849). 17.Vase la nota n 7.

PAGE 12

XII \ XII \ XII \ XII \ XII \ CENT"N EPISTOLARIO buen gusto. Recuerdo que leyendo Don Francisco Muoz Delmonte, en casa de Domingo, la poesa de que era autor El verano en La Habana, Don Bernardo marcaba, con gestos y con exclamaciones, todos los versos y palabras mal sonantes, que condenaba luego la crtica inteligente de Domingo Delmonte el cual me haca observar siempre, lo acertado de aquellos gestos y exclamaciones”. “Esos instintos que en literatura se confundan con el buen gusto, se confundan en la vida social y especialmente en poltica con un buen sentido que tan impropiamente se llama sentido comn En poltica sirvi Don Bernardo para descubrir y apreciar en Domingo Delmonte la honradez de su propaganda a favor de los intereses cubanos y la sinceridad de su espaolismo, que amara casi hasta el fanatismo, de la lengua castellana, cuyos secretos posea como pocos, el amor Espaa era en el alma de Delmonte, ms que natural, necesario”.18Esta visin de Domingo del Monte, que Azcrate expresa en forma tan precisa, esta mezcla de un cubanismo concebido e inmerso dentro de la hispanidad, ese tacto para entrar en contacto con personas pertenecientes a las ms diversas tendencias, ese inducir inteligentemente, rodeado de un hlito que convence con honradez, le permiti a del Monte ser recibido y reconocido en los crculos madrileos y, a la vez, ejercer su influencia a favor de una Cuba espaola, justamente gobernada. Esos contactos fueron ms all de Madrid, alcanzaron a la emperatriz de los franceses, Eugenia de Montijo, y al primer ministro de los ingleses, Lord Clarendon, entre otros. Considerado como uno de los hombres que mejor dominaba la lengua espaola, como uno de los ms profundos conocedores de la realidad cubana, se hizo difcil poder obviar las opiniones de del Monte en numerosos asuntos que van desde el literario hasta los relativos a los destinos de Cuba. No fueron pocos los informes sobre los problemas econmicos cubanos que del Monte envi, a pedido de los destinatarios, a polticos espaoles, norteamericanos o ingleses. Uno de los ms notables es “Reflexiones sobre la balanza mercantil entre Cuba, EEUU e Inglaterra”,19 enviado al ingls Lord Clarendon y al espaol Salustiano Olzaga. En 1848, del Monte realiza un ingente trabajo en los archivos espaoles. No slo acumula informacin sobre Cuba, sino que tambin rescata importantes documentos para la historia de Espaa, entre los que se encuentran varias cartas del poltico y economista Gaspar Melchor de Jovellanos, quien haba sido uno de los autores ms importantes para los 18.Azcrate, Nicols: op.cit pp. 30-33. 19.Del Monte y Aponte, Domingo: Humanismo y Humanitarismo, La Habana, Publicaciones de la Secretara de Educacin, Direccin de Cultura, 1936. Este informe est fechado en Pars en marzo de 1846.

PAGE 13

DOMINGO DEL MONTE / XIII / XIII / XIII / XIII / XIII azucareros cubanos, en particular para Francisco de Arango y Parreo. Las cartas de Jovellanos las enva a la revista Antologa Espaola en la que aparecen publicadas con una nota de agradecimiento a del Monte .20Enfrascado en sus quehaceres madrileos, no deja de estar al tanto de la situacin cubana. A mediados de ese ao es evidente que un nuevo peligro se cierne sobre Cuba, ste de signo muy distinto al del 44, pero, para del Monte, tan peligroso como aqul. En ms de un sentido, l como Saco, podan ser culpados de haber promovido el problema que ahora adquira dimensiones alarmantes. Tratbase del desarrollo de la corriente anexionista en la cual estaban ya involucrados amigos y familiares de del Monte. No sintindose seguro en Madrid debido a la polmica sostenida por l y Saco contra el fiscal de la Real Hacienda de La Habana, Vicente Vzquez Queipo, a la que nos referiremos ms adelante, y ante la imposibilidad de poder escribir con soltura y sin trabas, decide trasladarse a Pars donde expondr sus opiniones antianexionistas.21 La complejidad del problema requiere que hagamos una breve referencia a la situacin de Cuba y al movimiento anexionista. Con anterioridad a 1837 ya se observaron en Cuba algunas manifestaciones anexionistas. Sin embargo, stas, ms personales que de grupo o sectores, no significan una tendencia generalizada dentro del pas. Durante los aos de las dcadas de los 20 y de los 30, las constantes visitas de cubanos de tendencias liberales o provenientes de capas medias y altas a los Estados Unidos, hicieron crecer la presencia de las discusiones acerca de las caractersticas polticas, econmicas y sociales norteamericanas. Algunos, al compararlas con las de Espaa, impuestas en la Isla, se sentan fuertemente atrados por la idea de anexarla a los Estados Unidos. En ello influa, de modo marcado, la evidencia de que el mercado norteamericano era, cada vez ms, el de mayor importancia y crecimiento continuo para la produccin del pas. A finales de la dcada de los 30 varios factores contribuyeron al fortalecimiento de la idea anexionista: la agresividad inglesa hacia la esclavitud y la trata en Cuba, y la expulsin de los delegados cubanos de las Cortes Constituyentes del 37, fueron dos de ellos. Para los liberales cubanos, este ltimo hecho fue la forma en que los liberales espaoles demostraron que tenan una concepcin colonialista ms agresiva que la de los antiguos absolutistas. Fue en ese ao cuando, por primera vez en la historia de la 20. Antologa Espaola Madrid, enero de 1868, t. I, p. 51. 21.Del Monte y Aponte, Domingo: “Cartas a Jos Antonio Saco dndole noticias de Cuba con relacin a las aspiraciones reformistas y anexionistas y a la poltica de E con respecto a Cuba. Se refiere a sus actividades polticas y literarias y a los trabajos que est haciendo”. Manuscritos de la Biblioteca Nacional Jos Mart (carta del 31 de agosto de 1849).

PAGE 14

XIV \ XIV \ XIV \ XIV \ XIV \ CENT"N EPISTOLARIO Isla, y en ello insistir Domingo del Monte, los criollos no tuvieron representacin en Cortes, contrariamente a lo sucedido en los perodos constitucionales anteriores de 1812 y 1820. Mientras en la Pennsula comenz a regir la nueva constitucin, en la Isla se mantuvieron las Facultades Omnmodas de los capitanes generales. Esta situacin colocaba, como rgimen poltico en el pas, los plenos poderes del jefe poltico militar como nica autoridad sin apelacin. A este rgimen arbitrario deban ponerle fin las llamadas Leyes Especiales para Cuba, que prometa la Constitucin del 37, y que nunca llegaron a ser promulgadas. Si bien las opiniones de los liberales criollos estaban divididas en lo referente a la efectividad o no de la constitucin espaola en Cuba, lograr que se dictasen las Leyes Especiales se convirti en uno de sus objetivos principales. Del Monte no slo criticar la poltica espaola para Cuba, definida por Saco como de “desasimilacin”, y, por tanto, de paulatina separacin de Cuba y Espaa, sino que adems centrar su inters en lograr la promulgacin de las Leyes Especiales. Para otros, la conclusin de este proceso poltico fue que la metrpoli era incapaz de darle a Cuba ninguno de los derechos fundamentales: en lo econmico, la libertad comercial; en lo social, la igualdad del criollo blanco con el espaol peninsular; en lo poltico, la representacin del pas en las estructuras de poderes del Estado espaol. Este sector fue cada vez ms entusiastamente pronorteamericano en los aos 40. Los conflictos de la esclavitud en Cuba, fundamentalmente el temor a las rebeliones esclavas, acentuaron an ms las tendencias anexionistas. En 1845 los Estados Unidos despojan a Mxico de la amplia regin de Texas. La forma en que esto se ejecut, llamado el “modelo texano” —poblamiento de la regin por norteamericanos; declaracin por stos de la independencia respecto a Mxico; intervencin directa de los Estados Unidos en el conflicto; lograda la separacin, peticin de incorporacin de los texanos norteamericanos al Congreso de Estados Unidos y, por ltimo, decisin favorable a este pedido por parte del Congreso—, llev a algunos en Cuba a pensar en la repeticin de esta idea. Llam poderosamente la atencin a los cubanos el hecho de que las potencias europeas, en particular Francia e Inglaterra, no se inmiscuyeran en el asunto dejando manos abiertas al gobierno norteamericano para su expansin hacia el sur. Ms an, algunas figuras de los estados sureos norteamericanos se mostraban muy activas en incorporar regiones de Centroamrica y el Caribe a los Estados Unidos. Si bien esta actitud agresiva alertaba a los anexionistas, a su vez preocupaba a todos los sectores que en un sentido u otro queran preservar la Isla dentro de una integralidad criolla. Hacia 1846, ya era evidente el movimiento entre los liberales exiliados en los Estados Unidos y algunas figuras dentro del pas hacia la promocin de la anexin. Entre estas figuras tambin existan discrepancias en las causas y objetivos de la anexin. Mientras para algunos el modelo atracti-

PAGE 15

DOMINGO DEL MONTE / XV / XV / XV / XV / XV vo era el norteo antiesclavista, para otros el atractivo estaba en el sur esclavista con el cual tenan importantes lugares comunes. El centro ms importante del anexionismo fue el Club de La Habana. Este crculo elite reuna, entre sus integrantes, a lo ms selecto de la burguesa esclavista del occidente de Cuba y a un grupo de intelectuales asociado a ella. El Club naci una tarde en el palacio de Aldama —all justamente donde haba celebrado sus tertulias del Monte— a propuesta y peticin del cuado de nuestro biografiado, Jos Luis Alfonso. Un ao despus, 1847, y con cierta vinculacin con el Club, surge la primera conspiracin de carcter anexionista dirigida por el ex general espaol nacido en Venezuela, Narciso Lpez, la conspiracin de la Mina de la Rosa Cubana. Ese mismo ao, el Club de La Habana inici gestiones con el gobierno norteamericano para que ste emprendiera negociaciones con el gobierno espaol para la compra de la Isla, financiando ellos el costo de tal operacin. En 1848, le ofrece al general norteamericano William J. Worth tres millones de pesos para la organizacin de un ejrcito mercenario, integrado fundamentalmente por participantes en la guerra contra Mxico. Pero los sucesos adquieren an mayor peligrosidad cuando el grupo anexionista de Nueva York inicia la publicacin de un peridico, La Verdad dirigido por el amigo de del Monte y de Saco, Gaspar Betancourt Cisneros (El Lugareo). Si se tiene en cuenta la envergadura del movimiento anexionista, fue el ao 48 el de las ms fuertes polmicas al respecto. Esta polmica encontr, por un lado, a Jos Antonio Saco y a Domingo del Monte y, por el otro, a una importante parte de la intelectualidad cubana de entonces, dentro de la cual merecen destacarse los nombres de Gaspar Betancourt Cisneros, Cirilo Villaverde —autor de la ms notable novela cubana del siglo XIX, Cecilia Valds— y Jos Luis Alfonso. Desde comienzo del ao 1848, los anexionistas tratan de atraer a su partido, por considerarlos los ms poderosos y brillantes escritores del pas, a Saco y del Monte. Esto implicar una etapa de cartas cruzadas sobre el tema entre ellos y las dos personalidades. En enero de ese ao, El Lugareo le enva una carta a Saco, que se encontraba en Pars, en la cual le propone la direccin de un peridico que se editara en Nueva York. Se le ofrecan adems diez mil pesos para la empresa. Pero Saco declin porque conoca los planes anexionistas que deba sustentar el peridico. Este sera el ya mencionado La Verdad Pero sorprendi al escritor que los anexionistas publicaran su artculo del ao 38 “Paralelo entre la isla de Cuba y algunas colonias inglesas”. Este trabajo fue utilizado por las ms diversas tendencias polticas de Cuba para fundamentar sus posiciones. Ms o menos en ese perodo se inici un fuerte intercambio epistolario entre Saco, por una parte, y El Lugareo y Jos Luis Alfonso por otra. En estas cartas ya Saco defini abiertamente su posicin antianexionista y la fundament. Pero el auge de la corriente pronorteamericana decidi a Saco

PAGE 16

XVI \ XVI \ XVI \ XVI \ XVI \ CENT"N EPISTOLARIO llevar la discusin del terreno epistolar a la imprenta. El 1 de noviembre de 1848 aparece en Pars su trabajo antianexionista Ideas sobre la incorporacin de Cuba a los Estados Unidos que desatara los ms apasionados ataques contra su autor.22 En el desarrollo de estas polmicas, qu papel desempe Domingo del Monte? Si bien entre Saco y del Monte exista una vieja relacin desde los tiempos en que Saco fue primero alumno y despus profesor del Seminario de San Carlos y del Monte estudiante y contertulio del grupo de los “jvenes liberales”, que ya entonces vivieron aquella convulsa etapa del segundo perodo constitucional (1820-1823) y del perodo de represin absolutista ulterior, durante cierto tiempo ambos se mantuvieron relativamente distanciados. El nuevo acercamiento entre las dos personalidades aparece ya con cierta claridad hacia el ao 1845. El contacto personal en Francia, un cierto reconocimiento por parte de del Monte de que las ideas de Saco, expuestas ya en los aos 30, haban sido ms profundas y promisorias que las de sus contertulios de antao, y una evidente comunicacin de criterios acerca de los destinos de Cuba, crearn entre ambos una relacin mucho ms de fondo. Domingo del Monte se dedica a provocar a Saco para que entre de nuevo en la escena intelectual cubana, de la cual se hallaba ya retirado. En ese mismo ao le propone volver a publicar su trabajo de 1837 Mi primer pregunta. La abolicin del comercio de esclavos africanos arruinar o atrasar la agricultura cubana? Del Monte le argumenta a Saco que ste es el momento en que la obra surtir el efecto que l deseaba. A tanta insistencia, Saco decidi publicar una nueva versin con nuevos datos y profundizaciones la cual se edit en Pars en ese ao con el nuevo ttulo de La supresin del trfico de esclavos africanos en la isla de Cuba, examinada con relacin a su agricultura y a su seguridad En 1847, nuevamente del Monte incita a Saco y lo enrola en una fuerte polmica con el fiscal de la Real Hacienda de La Habana, Vicente Vzquez Queipo, acerca del problema relativo al fomento de la poblacin blanca en la isla de Cuba que, por supuesto, tena otros problemas sociales inmersos en el tema. Saco estaba, por entonces, enfrascado en la recopilacin de informacin para su historia de la esclavitud: “Pero si los proyectos de Saco eran unos, los de sus amigos —particularmente Domingo del Monte— eran otros. Este ltimo, se mostraba especialmente activo en estos tiempos y cuando el fiscal de la Real Hacienda de La Habana Vicente Vzquez Queipo, imprimi en Madrid, en 1845, su Informe sobre Fomento de la poblacin blanca de la isla de Cuba y emancipacin progresiva de la esclavitud del Monte juzg que se trataba de defender la tesis de la necesidad de la trata para evitar la ruina del pas. 22.Saco, Jos Antonio: Ideas sobre la incorporacin de Cuba a los Estados Unidos, Pars, Imprenta de Panckouke, 1848.

PAGE 17

DOMINGO DEL MONTE / XVII / XVII / XVII / XVII / XVII Del Monte decidi solicitar de Saco que le respondiera. A Saco no le interesaba, pero el primero insisti, colocndole prcticamente la pluma en la mano. Por fin el proscrito cubano public en diciembre de 1846 su trabajo impugnando la tesis del fiscal, con el ttulo de Carta de un cubano a un amigo suyo Este era el primer trabajo de Saco en los ltimos ocho aos, si se excepta la nueva versin de Mi Primera Pregunta en 1845”.23Tanto el primer trabajo de Saco impugnando el informe de Vzquez Queipo, como su ulterior rplica a la contestacin de ste, fueron impresos en Espaa bajo la responsabilidad y con el financiamiento de del Monte. En el epistolario de 1848 entre este y Saco, se comprueba que ambos escritores se mantienen mutuamente informados respecto al movimiento anexionista. Segn del Monte, en esos momentos hay sectores interesados en su envo a las Filipinas por la polmica con Vzquez Queipo. El temor a tal represalia es lo que lo lleva nuevamente a Pars.24 All se une a Saco en sus crticas al anexionismo e, incluso, publica —casi un mes antes de que viera la luz el trabajo antianexionista de Saco: Ideas sobre la incorporacin de Cuba a los Estados Unidos — su Peligros de los planes anexionistas y conducta que deben observar los patriotas cubanos .25 No es de dudar que el escrito de Saco haya sido financiado por del Monte. Por lo menos, en su carta a Saco de fecha 31 de agosto de 1849 le propone costear los gastos para la impresin del ms resonante de sus artculos antianexionistas: Rplica de Jos Antonio Saco a los anexionistas que han impugnado sus ideas sobre la incorporacin de Cuba a los Estados Unidos 26 En esta obra, Saco rebate, uno por uno, los argumentos de todos los que han defendido el anexionismo y han criticado su anterior trabajo antianexionista. La intervencin de un grupo de polticos moderados, que defendieron a del Monte, le permiti regresar pronto a Madrid.27En 1849 lo encontramos de nuevo enfrascado en sus actividades literarias y polticas en la capital espaola. Una de las gestiones ms urgentes que realiza es tratar de convencer a Saco y a Montalvo, los representantes cubanos en las Cortes del 37, para que enven una carta al Congreso espaol solicitando se d espacio en l a una representacin poltica cubana, entendiendo por tal e insistiendo en ello, que Cuba es una provincia de Espaa, slo que de Ultramar, con los mismos derechos que las de la Pennsula. Estas gestiones no pueden separarse del temor creciente 23.Torres-Cuevas, Eduardo: Jos Antonio Saco. La polmica sobre la esclavitud La Habana, Editorial de Ciencias Sociales, 1976, pp.138-139. 24.Vase la nota n 21. (Carta del 27 de marzo de 1850.) 25.Del Monte, Domingo: Humanismo y Humanitarismo ed. cit. 26. Vase la nota n 21. (Carta del 31 de agosto de 1849.) 27. Vase la nota n 21. (Carta del 27 de marzo de 1850.)

PAGE 18

XVIII \ XVIII \ XVIII \ XVIII \ XVIII \ CENT"N EPISTOLARIO que tiene hacia la corriente anexionista. Ello implica que le sugiriera a Saco que la carta fuera “enrgica no facciosa, en fin obra de estadista no de revolucionario”.28Normalizada su vida en Espaa, dedica gran parte de su trabajo a continuar las investigaciones histrico-literarias vinculadas con Cuba. Se traslada a Sevilla donde trabaja con intensidad en su famoso Archivo de Indias y proyecta continuar su investigacin en el archivo de Simancas. Entusiasmado con los resultados, que complementa todo lo realizado desde 1846 en cuanto a recopilacin bibliogrfica y documental, se dedica a la formacin de su obra Biblioteca Cubana Poco antes de su viaje a Sevilla le haba escrito a Benigno Gener, el 6 de abril de ese ao, lo que era su plan inmediato: “No puedes figurarte la abundancia de documentos inditos del sigloXVI, que he encontrado, y tengo copiados y reunidos por otras posteriores, para formar un libro que publicar y titular Biblioteca Cubana Se compondr de dichos documentos inditos para la historia cubana y de la lista de los libros que se han escrito, publicados en y sobre la isla de Cuba, o por hijos de Cuba fuera del pas. Todava no he estado en los archivos de Simancas p pienso visitarlos despacio”.29La obra no vio la luz hasta 29 aos despus de la muerte de Domingo del Monte cuando apareci en La Revista de Cuba .30Durante los meses de agosto y septiembre viaja por Andaluca. Las ciudades de Cdiz y Sevilla forman parte de su recorrido, al trmino del cual lo encontramos de nuevo en Madrid en el mes de octubre.31Entre los hechos significativos de ese ao 1849, est su carta a Jos de la Luz y Caballero del da 6 de marzo. En ella le comunica que ha decidido confiarle la educacin de su hijo Miguel —el menor de los dos porque Leonardo le acompa casi todo el tiempo en Europa— siguiendo los consejos de su cuado Miguel Aldama. Luz y Caballero iniciaba las actividades de su famoso colegio El Salvador que ha sido considerado el mejor centro de formacin de la juventud cubana de esa poca. No hay duda de que estos pasos son tambin una forma de zanjar las diferencias y retornar a las buenas relaciones que a inicios de la dcada de los 30 haban tenido. Despus de decirle que tiene en l una “confianza sin lmites”, le expresa: 28. Vase la nota n 21. (Carta del 5 de enero de 1849.) 29.Del Monte y Aponte, Domingo: “Carta a Benigno Gener quejndose de no recibir noticias y sobre su vida en Espaa”. Manuscrito de la Biblioteca Nacional Jos Mart. 30.Del Monte y Aponte, Domingo: “Biblioteca cubana” en Revista de Cuba, La Habana, t. XI, abril (pp. 289-305), mayo (pp. 476-482), junio (pp. 527-550) de 1882. 31.Vase nota n 21. (Cartas del 31 de agosto y del 30 de octubre de 1849.)

PAGE 19

DOMINGO DEL MONTE / XIX / XIX / XIX / XIX / XIX “...comprender la satisfaccin tan grande que he experimentado al saber que la persona a quien yo amo y respeto en este mundo, por su sabidura y por su virtud, se va hacer cargo de la direccin intelectual y moral de aquella prenda querida”.32El ao 1850 se inicia con una activa participacin de del Monte en los problemas polticos. El sello de todas estas actividades est relacionado con el peligro anexionista de Cuba. El 6 de enero distribuye el folleto de Saco replicando a los anexionistas, al que ya hicimos referencia.33 No obstante, sobre del Monte siguen recayendo acusaciones tanto de los negreros de La Habana, como de representantes de las tendencias polticas conservadoras de la Pennsula. El 27 de marzo, en carta a Saco, le relata la entrevista que tuvo con el ministro Sartorius. Esta se llev a cabo a solicitud de del Monte con el objetivo de aclarar las calumnias de que era objeto, segn l, por los negreros de Cuba y por sus sostenedores en Espaa. El Ministro le aclara que esas acusaciones lo tildan de “anexionista y abolicionista”, segn los que lo atacan desde Cuba y de “progresista y socialista”, segn los que lo hacen en Espaa. En particular, Vzquez Queipo lo acusa de sostener el peridico El Siglo de Madrid. En esa conversacin le explica a Sartorius que el origen de la aversin de Vzquez Queipo por su persona estaba en la polmica que Saco haba sostenido con l cuando era Fiscal de la Real Hacienda de La Habana. Este ltimo se sinti herido en su amor propio y, como Saco no estaba en Madrid sino en Pars, se vengaba en del Monte.34 No se hace necesario, y al parecer ni del Monte ni Sartorius le dieron mayor peso, el rebatir las acusaciones de progresista y socialista. Si de partido poltico se trataba, l haba tenido acercamiento con figuras progresistas cuando pens que stas podan constituir un grupo de poder o, por lo menos, de presin poltica. Pero nada ms lejos del pensamiento de del Monte que las ideas socialistas. Fue un liberal confeso. A Sartorius no le debi haber costado mucho trabajo entender que, detrs del espaolismo de del Monte, era imposible encontrar un anexionista y, menos an, un abolicionista a la inglesa. Un hecho vino a poner en vilo a Domingo del Monte. El 19 de mayo, desembarca en la ciudad cubana de Crdenas una expedicin de mercenarios norteamericanos y de otras nacionalidades radicados en Estados Unidos, al mando del ex general Narciso Lpez. La expedicin fracas por no 32. “ Cuatro cartas manuscritas firmadas por Domingo del Monte dirigidas a Jos de la Luz y Caballero confindole la educacin de su hijo; dndole el psame, etc. Fechas: julio 10 de 1832; Matanzas 23 de mayo de 1835; Madrid 6 de marzo de 1849, 22 de octubre de 1850”, Manuscritos del Archivo Nacional de la Repblica de Cuba, Fondo Donativos y Remisiones, legajo 604. (Carta del 6 de marzo de 1849.) 33.Vase nota n 21. (Carta del 6 de enero de 1850.) 34.Vase nota n 21. (Carta del 27 de marzo de 1850.)

PAGE 20

XX \ XX \ XX \ XX \ XX \ CENT"N EPISTOLARIO recibir ningn apoyo dentro de la Isla. El grupo del Club de La Habana le rest todo apoyo a Lpez mientras el gobierno de los Estados Unidos le expresaba al de Madrid que respetaba su soberana en Cuba. Pero tanto del Monte, como Saco, estaban persuadidos de que los intentos anexionistas podan continuar y an con mayor fuerza. Justamente un mes despus del desembarco de Lpez, del Monte le escribe a Saco acerca de la aventura del general de origen venezolano y considera que del fracasado intento, la opinin en la Isla tenda a ser antianexionista.35 El 18 de julio le escribe a Saco comentando las consecuencias de la expedicin de Narciso Lpez. En esta misiva es en la que notifica que ha decidido publicar un peridico antianexionista. Es sumamente interesante el contenido que del Monte piensa darle al peridico. No es de dudar que la entrevista con Sartorius y los temores que albergaba de que lo inmiscuyeran con tendencias polticas contrarias al gobierno espaol, lo llevan a asumir el extremo opuesto de su histrico liberalismo y antiabsolutismo. Con un pragmatismo poltico evidente, le escribe a Saco la tnica y proyeccin de su peridico antianexionista: “...que sea la expresin del partido moderado cubano... Su color poltico espaol (porque lo ser esencialmente) ser monrquico-religioso-constitucional; es decir moderado que raye en absolutista. Respecto a Cuba atacar fuertemente la anexin, y propondr los medios convenientes para afianzar indefinidamente la unin a Espaa”.36Para ese proyecto, sin embargo, encontraba un grave inconveniente y era que necesitaba no menos de 12 000 duros (60 000 pesetas) anuales para su mantenimiento. Al parecer no logr reunir esa cifra, pues no hay constancia de que se haya publicado. Con el fin de poder contar con buenos artculos antianexionistas, recab la colaboracin de Saco.37 Lo cierto es que tanto el bayams, como del Monte afrontaban problemas econmicos en ese perodo. El segundo se quejaba de la no remisin o retraso del dinero que de La Habana le deban enviar.38 Teniendo en cuenta la posicin anexionista de los Alfonso-Aldama, no sera este retraso en el envo del dinero un sutil modo de advertirle que no se colocara en contra de la familia? Por lo menos, su acompaante en Madrid, Nicols Azcrate, deja una referencia que hace meditar en esa direccin: “Por entonces se cruzaron cartas muy agrias entre Miguel Aldama, que era anexionista furibundo, y Domingo Delmonte, resueltamente contrario a esa forma de separatismo”. 35.Vase nota n 21. (Carta del 19 de junio de 1850.) 36.Vase nota n 21. (Carta del 18 de julio de 1850.) 37. Ibidem. 38.Vase nota n 21. (Cartas del 22 de febrero y del 1 de marzo de 1850.)

PAGE 21

DOMINGO DEL MONTE / XXI / XXI / XXI / XXI / XXI “Y como era la nica de aquellos das, ya ve Ud. El poco fundamento con que asegura Caete que Delmonte la propagaba cautelosamente. Lo contrario es la verdad. Delmonte la combata, no cautelosa, sino abiertamente, y hasta granjendose el desafecto de sus parientes, que slo despus de algn tiempo y de un viaje a Madrid de D. Domingo de Aldama, reanudara con Delmonte su cariosa correspondencia epistolar”.39En 1850, del Monte, como ya era casi una costumbre en estos aos, inicia viajes, en este caso a Crdoba. En esta ocasin, del 6 al 31 de mayo recorre la sierra, antes de instalarse en la ciudad, el 21 de junio. Durante este viaje, siempre preocupado por el destino poltico de Cuba, concibe la idea de lograr ser nombrado diputado por una provincia espaola, con lo cual podra exponer sus criterios en las propias Cortes peninsulares.40A finales del ao 1850, el 11 de noviembre, es nombrado nuevo Capitn General de Cuba, Jos Gutirrez de la Concha. El nombramiento implicaba en realidad un cambio en la poltica espaola respecto a Cuba. Concha dio el paso ms importante en la solucin del conflicto al nombrar a Jos Luis Alfonso representante en Londres. Alfonso dirigi sus pasos a un arreglo definitivo con los ingleses. Todo ello signific un acercamiento entre la burguesa esclavista cubana y los gobernantes espaoles. De Concha se expresa entusiastamente del Monte en estos trminos: “De la tierra las noticias son buenas, pues Concha se porta muy bien: no roba ni deja robar, protege a la Sociedad Econmica, y da ms muestras de administrador civil que de jefe militar. La prosperidad material vuela en aumento prodigioso. La isla sigue tranquila, aunque siempre amagada por el norte”.41En otra epstola refiere que Concha tiene “nobles y buenas intenciones”.42 En realidad, el objetivo de la poltica de Concha era modernizar las estructuras polticas y administrativas coloniales, hacer ms eficiente la economa de la Isla, dar garantas a la clase dominante de que el aparato colonial defenda sus intereses y lograr una pacificacin del pas empleando mtodos polticos hacia los sectores del poder y mtodos represivos contra sus enemigos. No desconoca Concha la influencia que Alfonso ejerca dentro de los grupos elites de el pas. Alfonso por su parte se vio en la ms privilegiada condicin para lograr un arreglo definitivo con los ingleses. Como su anexionismo era puramente por inters y por temor, lo aban39.Azcrate, Nicols: op. cit p. 42. 40.Vase nota n 21. (Cartas del 21 de mayo y del 19 de junio de 1850.) 41.Vase nota n 21. (Carta del 18 de febrero de 1851.) 42.Vase nota n 21. (Carta del 5 de mayo de 1851.)

PAGE 22

XXII \ XXII \ XXII \ XXII \ XXII \ CENT"N EPISTOLARIO don con la misma rapidez con que lo haba asumido. La nueva “conversin” de Alfonso la recibieron con entusiasmo del Monte y Saco: “Sea enhorabuena! (...) Entretanto los del bando contrario los ponen de trnsfugas y traidores, como recordars, por el extracto de la carta de Mendozita. Ahora lo que tenemos que hacer es confortarlo para que persevere en su buen propsito”.43Alfonso tuvo una larga entrevista con lord Palmerston sobre la cual ambos afirmaron que llegaron a un perfecto acuerdo. No es de extraar que el plan propuesto por Alfonso a Palmerston haya sido el mismo que le escribi a Saco. Este constaba de los siguientes puntos: “1.Que Francia e Inglaterra garanticen a Espaa la tranquila posesin de Cuba hasta el fin del presente siglo. 2.Que Espaa otorgue inmediatamente a las Antillas una constitucin parecida a las colonias inglesas. 3.Que se destruya la trata de frica. 4.Que Espaa se comprometa a declarar la abolicin de la esclavitud en sus dominios tambin a fin de este siglo y sin indemnizacin a los propietarios”.44Conjeturable o no, lo cierto es que a partir de esa fecha desaparecen las acciones britnicas contra la esclavitud en Cuba. Anulada la presin britnica, desaparece el inters de la burguesa esclavista en la anexin a Estados Unidos. Ya desvinculadas las principales figuras de la burguesa esclavista del movimiento anexionista, se produce, el 12 de agosto de 1851, el desembarco de Narciso Lpez con un nuevo ejrcito mercenario —mayoritariamente integrado por norteamericanos— en Cuba por la zona denominada Playitas de Toscana, Pinar del Ro. En esta ocasin Lpez cae prisionero y, sentenciado a muerte, es agarrotado el 1 de septiembre en La Habana. Aunque se sucedieron otros levantamientos armados como el de Joaqun de Agero, en Camagey, y el de Isidro Armenteros y Francisco Hernndez, en Trinidad, tambin fracasados, todo esto poda considerarse los estertores del movimiento anexionista. Dado ya por terminado el conflicto ingls, el conflicto anexionista y sus posibles consecuencias sobre el destino de Cuba, del Monte y Saco trazan una nueva estrategia consistente en concentrar sus esfuerzos para promover en Espaa una nueva comprensin del problema cubano y el dictado de las Leyes Especiales tan prometidas y nunca promulgadas. Uno de los trabajos ms significativos en esta direccin es la nota y la publicacin hecha por del Monte en El Clamor Pblico peridico madrileo del partido liberal, el 6 de noviembre de 1851, de las leyes especiales francesas para 43. Ibidem. 44.Torres-Cuevas, Eduardo, Mara del Carmen Barcia: “ El debilitamiento de las relaciones sociales esclavistas. Del reformismo liberal a la revolucin independentista”, Instituto de Historia de Cuba: Historia de Cuba. La Colonia, Editora Poltica, La Habana, 1994, p. 442.

PAGE 23

DOMINGO DEL MONTE / XXIII / XXIII / XXIII / XXIII / XXIII sus colonias. No se oculta la intencin de presentar stas como modelos para que los polticos espaoles reflexionen acerca de su tendencia a la desasimilacin de Cuba: “Pero antes de leer estas leyes, conviene tener presentes varias consideraciones esenciales y de gran peso para la resolucin de estas cuestiones, y son: ”1 Que ningn francs, ni mucho menos ningn ingls, le ha pasado jams por el pensamiento la idea peregrina de que la latitud geogrfica del punto en que habite en sociedad francesa o inglesa, pueda ser parte para privarlo del goce de sus derechos polticos como tal francs tal ingls. Es decir, que tan ciudadano francs ingls se considera el natural y vecino de la villa de Pars de la ciudad de Londres, como el natural y vecino de Guadalupe Jamaica”.45Del Monte no desaprovecha la ocasin para expresar que han sido precisamente los liberales espaoles los que han creado, al promulgar la Constitucin del 37, la diferenciacin entre lo que para l seran espaoles peninsulares y espaoles americanos: “Que esta homogeneidad de instituciones ha regido tanto en los vastos dominios de la Monarqua Espaola, en todas las fases y vicisitudes de su gloriosa historia hasta el ao de 1837 siendo una prueba de ello la misma famosa Recopilacin de las Leyes de Indias”.46Despus de sugerir la necesidad de educar en plena igualdad, no slo jurdica, econmica y social sino tambin cultural, a los habitantes de las colonias, descendientes de espaoles, seala que, desvinculados de todo nexo afectivo por la Metrpoli, los criollos buscarn el camino independiente o, en el peor de los casos, y era la situacin cubana por entonces, la anexin a Estados Unidos: “De lo contrario, nuestros hijos nacidos all se considerarn extranjeros vindose excomulgados de nuestra comunin poltica renegarn de nuestra nacionalidad, y en su ansia de patria, y en su desesperacin por no encontrarla en Espaa, la irn a buscar quizs donde solo encontrarn su ruina”.47Estas notas de del Monte y la publicacin de las Leyes Especiales de Francia para sus colonias, formaban parte de la estrategia comn que con Saco haba acordado. Este ltimo, de acuerdo con del Monte, y con la garanta de que su publicacin le sera financiada por nuestro biografiado, haba escrito La situacin poltica de Cuba y su remedio Pero el predominio del sector conservador en el gobierno espaol llev a del Monte a 45.Thomas, Hugh: Cuba, la lucha por la libertad Barcelona, Grijalbo, 1973, p. 287 46.Biblioteca Nacional de Madrid: El Clamor Pblico peridico del partido liberal, 6 de noviembre, 1851. 47. Ibidem.

PAGE 24

XXIV \ XXIV \ XXIV \ XXIV \ XXIV \ CENT"N EPISTOLARIO aconsejar a Saco la publicacin del artculo en Pars y no en Madrid y, como en otras ocasiones, cierto nmero de ejemplares seran distribuidos en Espaa y en Cuba. 48 El trabajo de Saco coincida con la proyeccin de del Monte de lograr las Leyes Especiales para Cuba. Era en cierta medida la fundamentacin de tal postura. Pero era tal la ceguera poltica de los sectores conservadores peninsulares, e incluso de algunos liberales, que tanto el peridico El Constitucional, como Jos Luis Retorillo criticaron los argumentos de Saco. Tambin de acuerdo con del Monte, y dada la crtica, Saco decide imprimir la contestacin a estas, tambin en Pars. Este trabajo apareci con el ttulo Cuestin de Cuba, o sea contestacin a El Constitucional de Madrid y a don Jos Luis Retorillo, impugnadores del folleto intitulado La situacin poltica de Cuba y su remedio La campaa por el logro de las Leyes Especiales se vio abruptamente interrumpida p or el ascenso de las corrientes ms anticubanas en la Metrpoli. El paso ms significativo fue la sustitucin de Concha como Capitn General de Cuba, el 16 de abril de 1852. Del Monte inicia un breve perodo de silencio poltico. No obstante, importantes figuras de la burguesa esclavista cubana empiezan un acercamiento al grupo de generales espaoles como O’Donnell, Concha, Serrano y Dulce, y a polticos del llamado partido progresista en apoyo del derrocamiento de los polticos y militares que haban provocado la Vicalvarada y sostenido a Bravo Murillo. Pero habr que esperar dos aos para que las tendencias polticas en E spaa vuelvan a ser favorables a la burguesa esclavista cubana. El triunfo de los elementos conservadores crea de nuevo en del Monte, un sentimiento de inseguridad y temor. En consecuencia, decide enviarle precipitadamente a Saco un grupo de cartas que teme puedan comprometerlo dicindole que l sabr si debe conservarlas o no.49 Quizs, por otras razones, emprende viaje a Bayona, Francia, el 28 de junio, acompaado de sus hijos recin llegados a Madrid. De ah hace un viaje a Londres con el objetivo de ver la exposicin universal y termina el verano en Aranjuez.50Al parecer, el invierno de 1851-1852 lo pasa en Madrid tratando de no significarse ante las autoridades conservadoras en el poder. Debi conocer ya de las intrigas que se tejan en torno al gobierno para inculparlo por sus vnculos con los progresistas. Incluso, segn carta de Jos Manuel Jimeno a Vidal Morales, en ese ao tuvo del Monte que ocultarse en su casa ante la 48. Ibidem. 49.Vase nota n 21. (Carta del 19 de octubre de 1851.) 50.Archivo Nacional de la Repblica de Cuba, Fondo Donativos y Remisiones, “Doce cartas firmadas por Domingo del Monte dirigidas a Jos Antonio Saco”. (Carta del 12 de junio de 1851.)

PAGE 25

DOMINGO DEL MONTE / XXV / XXV / XXV / XXV / XXV persecucin y vigilancia de la “polica ministerial” debido a su amistad con Salustiano Olzaga.51En el verano de 1852, emprende un largo recorrido que lo llevar de Madrid a Burdeos y Pars; en agosto a Londres y Escocia para luego retornar a Madrid pasando por Barcelona y Valencia, encontrndose en la capital espaola el 8 de octubre.52Los temores que albergaba sobre represalias contra l se vern confirmados a su retorno a Madrid. De inmediato supo que la Presidencia del Consejo de Ministros de Bravo Murillo haba expedido una orden para que saliera de la capital y su provincia. No recibi sta antes del 15 de octubre por lo que sali rumbo a Segovia, lugar que haba escogido como residencia, Durante el viaje pernoct en Villaviciosa donde enferm. Se aloj en la “deliciosa quinta” de Bernardo de la Torre. En ese lugar permaneci en espera de las gestiones que su anfitrin conservador poda efectuar dentro de un gabinete que le era afn. En Madrid, todas las importantes figuras cubanas o espaolas vinculadas a Cuba que lo conocan: Pinillos, Concha, Roncali, Pastor y el Conde de Casa Bayona, intercedieron a su favor. Aunque con posterioridad no faltaron los que atribuyeron esta persecucin a supuestas ideas independentistas de del Monte respecto a Cuba, lo cierto es que estaba muy alejado de ello, como afirma Azcrate. Las acusaciones las tom como “una de las intrigas que son tan frecuentes en las Cortes para satisfacer venganzas personales”.53 Sobre este exilio que Azcrate define como una “deliciosa temporada”, se sabe que don Bernardo le cre un ambiente ameno al permitirle relacionarse con personas “de agradable trato” y tener a su disposicin todo el servicio necesario y su bodega de vinos finos. No le falt a del Monte en aquellas circunstancias el atractivo del romance y el amor. Una mujer “bella y sensible”, al decir de Azcrate, despert en del Monte “su poderosa e incansable facultad de amar”: “Recuerdo que la bella dama era de Valladolid —castellana vieja— y que su correcta y exquisita pronunciacin era uno de los encantos de mi gran amigo hasta en el amor una mujer”.54Aunque apenas quedan claras referencias de la vida amorosa de del Monte, lo poco que ha transitado hasta nuestros das deja abierta la suposicin de que sta fue bastante intensa y cambiante. En este exilio tempo51.Jimeno, Jos Manuel: “Carta a Vidal Morales relativo al ocultamiento de Domingo del Monte durante el gobierno de O’Donnell y dndole algunos datos sobre la Real Compaa de Agricultura, Industria y Comercio”, Manuscrito de la Biblioteca Nacional Jos Mart. 52.La reconstruccin de este recorrido de del Monte la hemos hecho a partir de sus cartas del ao 1852 conservadas en la Biblioteca Nacional Jos Mart. (Vase nota n 21.) 53.Vase nota n 21. (Carta del 27 de octubre de 1852.) 54.Azcrate, Nicols: op.cit ., pp. 34-36.

PAGE 26

XXVI \ XXVI \ XXVI \ XXVI \ XXVI \ CENT"N EPISTOLARIO ralmente delicioso, del Monte no se conform con la bella vallisoletana sino que realizaba escapadas peridicas para disfrutar los amores nocturnos de una cubana: “Durante su corta permanencia en Villaviciosa, le hice su instancia varias visitas —relataba Nicols Azcrate—, llevndole algunas noches a Madrid donde se hospedaba en mi casa con algn nombre supuesto; visitaba hasta la media noche una amiga predilecta, que no le preocupaba menos que la castellana de Villaviciosa, ni era menos linda, aunque como criolla de Cuba pronunciaba lo criollo ; la media noche nos volvamos juntos Villaviciosa, deleitndome en el camino con sus confidencias delicadsimas y llenas de poesa. De seguro que Pieyro no ha soado nunca amores como los senta y soaba Domingo Delmonte. Si hubiera odo sus confidencias, no negara aquella alma, idlatra de lo bello, enamorada de las buenas formas sociales y literarias, expansiva y soadora, la chispa potica”.55Ya con anterioridad a estos amores existen ancdotas que demuestran su tendencia a enamorarse “de todas las mujeres bellas y, lo que es peor, casi todas se enamoraban de l”.56 Iznardi le deca a Azcrate: “pero es un pcaro que en Crdoba se dej amar por dos hermanas un tiempo, una de las cuales le cost la vida ese amor”.57 Segn Iznardi, estas dos hermanas eran primas suyas. Del Monte le contaba a Azcrate: “Los das deliciosos que haba pasado en Crdoba por su trato con esas dos hermanas, cuya sensibilidad, cuya belleza y cuyo entendimiento me ponderaba por igual refirindome que en campo de rosales, que perfumaban el ambiente, les lea, entre otras de otros autores, versos de Milans, que las cautivaban”.58A pesar de lo complicado de su situacin personal, del Monte no deja de preparar planes de trabajo literario. En particular, proyecta concluir su Biblioteca Hispanoamericana y trata de comprometer a Saco en la traduccin del latn al espaol de las Cartas y Dcadas Ocenicas del cronista de Indias Pedro Mrtir de Anglera. Le dice a Saco que prefiere darle 25 pesos al mes como pago para la traduccin porque l necesita dinero y har el trabajo mucho mejor que cualquier otro. Por su parte, del Monte ilustrara y anotara el texto de Anglera.59Las gestiones de Bernardo de la Torre no slo lograron que el gobierno levantara la orden de extraamiento de Madrid sino que, adems, y en evidente tono de desagravio, se acord concederle la Gran Cruz, segn 55. Ibidem pp. 36-37. 56. Ibidem, p. 64. 57. Ibidem, p. 26. 58. Ibidem, p. 64. 59.Vase nota n 21. (Carta del 27 de noviembre de 1852.)

PAGE 27

DOMINGO DEL MONTE / XXVII / XXVII / XXVII / XXVII / XXVII propuesta de de la Torre. Del Monte no acept la condecoracin, pero esto tuvo que hacerlo con sumo cuidado para no herir susceptibilidades.60Lo cierto es que l rechazaba condecoraciones y ttulos nobiliarios, entre otras razones, por sus ideas mundanas y un poco alejadas del aristocratismo tradicional. Prefera dejar la huella de su personalidad atrayente que en cada gesto, a cada paso, en cada ocasin, dejaba una marca de distincin. El 26 de enero de 1853, Domingo del Monte ya estaba de regreso en Madrid.61 Durante el inicio del ao contina trabajando en su Biblioteca Hispanoamericana Sin embargo, una cierta nostalgia comienza a reflejar en sus cartas; en particular constata el ocaso de una poca de la historia de Cuba, la suya; la de sus amigos y enemigos. Para los nuevos tiempos senta que ya no tena cabida en ellos. Ms an, ajenas se quedaban las sombras trashumantes de los ltimos supervivientes de aquella sociedad criolla que so gozar del esplendor econmico y cultural, asentada sobre la espalda de la masa de esclavos africanos que le haba dado razones para pensar, dinero para vivir y temticas para escribir. En carta a Jos Antonio Saco, con motivo de la muerte de Jos Ibarra, comenta con tristeza: “He sentido mucho la muerte de Pepe Ibarra. Como se nos va estrechando el crculo, Saquete mo, y nos vamos quedando los ltimos! Y lo ms triste es que somos los ltimos representantes de un orden de sociedad que va desapareciendo, o mejor dicho, que ha desaparecido ya de nuestro pas. Comprenders mejor mi pensamiento cuando recuerdes las ideas que despiertan en tu nimo los nombres de Espada, Ramrez, Arango, Escobedo, Varela, y an los de opiniones [ilegible], O’Gavan, Filomeno, Coimbra, Pepe Pealver etc., etc.”.62Para abril, Domingo del Monte retorna a Villaviciosa donde, segn dice, contina su trabajo intelectual pero otros rumoran que en realidad est por razones amorosas. Aunque l desmiente esta ltima afirmacin, aos despus Azcrate confirm la existencia de la bella vallisoletana de Villaviciosa.63 Durante el perodo de Pentecosts se traslada a Aranjuez con su hijo Miguel y con Nicols Azcrate,64 y para septiembre lo encontramos de nuevo en Madrid. Es en la segunda quincena de ese mes cuando se enferma, al parecer, de un fuerte estado gripal. Poco despus escribe que se encuentra convaleciente, pero con “la gran debilidad que me ha quedado en las piernas”.65 A partir de entonces no logr una recuperacin 60.Azcrate, Nicols: op. cit., p. 38. 61.Vase nota n 21. (Carta del 26 de enero de 1853.) 62.Vase nota n 21. (Carta del 26 de abril de 1853.) 63. Ibidem. 64.Vase nota n 21. (Carta del 19 de mayo de 1853.) 65.Vase nota n 21. (Carta del 21 de septiembre de 1853.)

PAGE 28

XXVIII \ XXVIII \ XXVIII \ XXVIII \ XXVIII \ CENT"N EPISTOLARIO definitiva. El 20 de octubre le relata a Saco que, despus de su mudanza, ha tenido una fuerte recada de la cual ya no saldra: “Mi querido Saquete: te escribo en cama con un desfallecimiento mortal de resultas del constipado y correspondiente calentura catarral que me atraparan desde el da fatal que me traslad a esta casa, cuarto bajo, Plazuela del Progreso, no. 12 y 14. Lo peor del cuento es que no tiene cuando acabar: todos los das me dicen que estoy mejor, pero yo me siento desfalleciente, dbil y sin gusto para nada; por supuesto condenado a la cama, y sugeto una dieta rigurosa que no apetezco interrumpir”.66El 4 de noviembre de 1853 falleca de pulmona en su casa de Madrid, Domingo del Monte y Aponte.67 Su cadver fue embalsamado para diferir el entierro debido a que ese mismo da haba muerto el poltico espaol Juan lvarez de Mendizbal, algunos de cuyos amigos tambin lo eran de del Monte. Estos, como deseaban asistir a ambos entierros, haban sugerido el embalsamiento. El da 7 es sepultado Domingo del Monte en la Sacramental de San Nicols de Madrid. En 1854 su cadver fue trasladado a La Habana en la fragata espaola Esmeralda. El 10 de abril de ese ao, el Capitn General de la Isla libra una orden en la cual estipula las condiciones en que debe ser sepultado: “que el cadver sea enterrado con modestia y silencio con la asistencia de slo la familia del difunto”.68 Los restos de del Monte fueron colocados en la bveda de su suegro Domingo Aldama ubicada en el ya desaparecido cementerio de Espada.69Sobre la fecha de la muerte de Domingo del Monte hubo confusin debido a un error introducido en la partida de defuncin y que se reproduce en el acta de enterramiento de sus restos en La Habana. En el documento original se seala el da 7 de noviembre como el de defuncin y no de enterramiento. Sin embargo, he confirmado que fue el da 4 de ese mes por las esquelas publicadas en la prensa de Madrid. En el peridico El Mensajero del da 5 aparece el siguiente texto: “Ayer falleci en esta crte el seor don Domingo del Monte espaol cubano y persona de altas prendas intelectuales y morales”. “Sus profundos conocimientos literarios, el celo incansable con que promovi en su patria toda empresa de utilidad pblica, ya en escuelas sociedades de instruccin, ya en empresas de ferro-carriles, la ilustrada sinceridad de su trato y la tolerancia de su carcter harn que se envanezca Cuba, de haberle producido, as como son causa del sentimiento que 66.Vase nota n 21. (Carta del 20 de octubre de 1853.) 67. Entralgo, Elas: op. cit. p. 68. 68. Ibidem p. 71. 69.Lpez Prieto, Antonio: Parnaso Cubano, La Habana, Editor Miguel de Villa, 1881, p. 72.

PAGE 29

DOMINGO DEL MONTE / XXIX / XXIX / XXIX / XXIX / XXIX experimentan los numerosos amigos que contaba en Madrid tan digno y esclarecido ciudadano”.70Y en el artculo del Heraldo del da 6 aparece lo siguiente: “entre las muchas personas que han fallecido estos das se encuentra el seor don Domingo del Monte, espaol cubano que gozaba de una distinguida posicin y que era muy apreciado por los conocimientos de que estaba adornado”.71Una vez aclarado el error que consta en la partida de defuncin y en la copia de su enterramiento en La Habana, creemos de inters la reproduccin de la primera porque aclara la edad que tena al morir, con lo cual se puede establecer el ao exacto de su nacimiento, el lugar donde viva al morir y otros detalles interesantes: “PARROQUIA DE SANTA CRUZ nmero 246 Madrid a siete de Nove de mil ochocientos cincta y tres Hoy ha muerto Domingo del Monte natural de Maraceito [sic] Provincia de ... de edad cincuenta aos su estado viudo Profesin Escritor su enfermedad Fiebre lenta Testamento en 3 del corte ante D. Alfonso Lpez Viva en la Plaza del Progreso Nmero 12 Cuarto Se ha enterrado en el Cementerio Sace de S. Nicols PadresP ueblos de su Naturaleza Provincia de Leonardo Santiago de los CaballerosIsla Rosa Aponte” .72La carta de enterramiento en La Habana tiene datos adicionales aunque reproduce el error de fecha de la anterior. En particular nos interesa que se hace constar que Domingo del Monte era slo licenciado y no doctor. Por su valor documental, copiamos a continuacin la partida: “DEFUNCION: Parroquia habanera de Nuestra Seora de Guadalupe (hoy de la Caridad) folio 153 y su vuelto, libro 22: ”AL MARGEN: Num 1001 —Ldo. D. Domingo del Monte = Dentro: En doce de Abril de mil ochocientos cincuenta y cuatro aos: se dio sepultura en el Cementerio General en la bveda de D. Domingo Aldama, en primer tramo, segn consta dela papeleta desu Capelln, al cadaver del 70. El Mensajero, Diario poltico religioso, literario y mercantil Madrid, n 213, 5 de noviembre, 1853. Se puede consultar en la Hemeroteca Municipal de Madrid. 71. El Heraldo Madrid, n 3510, 6 de noviembre, 1853. 72.Archivo Nacional de Madrid: Registro de Defunciones, Parroquia de Santa Cruz, t. 1, 1853.

PAGE 30

XXX \ XXX \ XXX \ XXX \ XXX \ CENT"N EPISTOLARIO Licenciado D. Domingo del Monte, natural de Maraceito, de edad de cincuenta aos, hijo legtimo de D. Leonardo del Monte y de D Rosa Aponte, viudo de D Rosa de Aldama, el cual falleci bajo disposicin testamentaria, en la Real Villa y Corte de Madrid, el da 7 de noviembre del ao anterior, habiendo recibido los Santos Sacramentos y lo firm = Jos Francisco Padrn”. [Hay una rbrica.]73Un da antes de morir, el da 3 de noviembre, a las siete de la maana, Domingo del Monte test ante el notario don Alfonso Lpez Gijn, segn se afirma, sin fuerzas ya para escribir. Dej como albacea a Nicols Azcrate; como administrador de sus bienes a su suegro Domingo Aldama y dona la quinta parte de sus rentas a sus dos hermanas. Este documento lo encontramos en el Archivo de Protocolos de Madrid.74La figura de Domingo del Monte, su personalidad, no han dejado de estar presentes en todos los estudios literarios, polticos y cientficos que sobre la Cuba de la primera mitad del siglo XIX se han llevado a cabo. Una ojeada a las opiniones que, de una forma u otra, se han emitido sobre esta personalidad, permite observar las notables diferencias que existen en las valoraciones y en las opiniones respecto a su obra y su vida. Las diferencias de opiniones surgen desde los tiempos en que l viva. Las diversas interpretaciones estn relacionadas con la perspectiva desde la cual se analizan las realidades y las posibilidades que para Cuba ofrecen los diversos autores. Del Monte fue un hombre que ante todo tuvo un modo de apreciar la vida. Interesado en el mundo cultural, apasionado de la literatura y el arte, su deseo permanente fue cultivar su espritu, disfrutar el arte y vivir lo mejor que el mundo que le toc le poda ofrecer. Senta especial satisfaccin en reunir a su alrededor a hombres ilustrados y buenos conversadores, que le permitieran pasar ratos agradables escuchando las novedades literarias, cientficas, artsticas y polticas. Pero ello siempre tuvo un fondo creador que tena por centro el pensar y hacer una Cuba culta, de hombres de libres, dentro de una idea social enmarcada en los lmites de un liberalismo moderado. La forma de vestir siempre elegante, cuidada y a la ltima moda formaba parte de su personalidad, la buena mesa era casi un arte para l; asociaba los galanteos amorosos con el disfrute de la mejor poesa o de la casticidad; no obstante, esto se una a un apasionado inters por el riguroso estudio de la historia y de la cultura de Cuba y Amrica, era como una necesidad vital, era explicarse a s mismo; era, tambin, explicarse a los cubanos an 73.Nieto Cortadellas, Rafael: “Documentos sacramentales de algunos cubanos ilustres”, en Revista de la Biblioteca Nacional no 1, enero-marzo, 1952, p. 187. 74.Archivos de Protocolos de Madrid, Registro de escrituras pblicas otorgadas ante Don Alfonso Lpez Gijn, escribano de S.M., ao de 1853, n 26241.

PAGE 31

DOMINGO DEL MONTE / XXXI / XXXI / XXXI / XXXI / XXXI sin la clara conciencia ni todos los rasgos definidos de lo que conformara la nacionalidad cubana; no menos era tratar de explicarle a los extraos la riqueza, valor y origen de sus races y la idiosincrasia de su pueblo. Toda su obra respira ese sentido vital de amor a Cuba, nica que reconoci como su patria. La poca que le toc vivir en su pas fue convulsa y su intervencin en la poltica se caracteriz por buscar un statu especial para los criollos blancos, sin llegar a plantearse nunca la opcin independentista, porque senta que lo criollo no era contrario a lo espaol ni lo exclua. No fue un revolucionario porque ni sus ideas, ni sus intereses —siempre tuvo claridad de la clase social a la que perteneca, por lo que no incorpor las ideas revolucionarias—, ni su carcter se avenan con ello. Pero debe destacarse que en los tiempos en que mayor incidencia tuvo del Monte en la poltica, la tendencia independentista era an dbil; por el contrario, el anexionismo tena fuertes partidarios externos e internos en Cuba. Del Monte fue ms un hombre que disfrutaba y promova la cultura que un soador que busca una trascendencia en su obra como autor. Sin embargo, esa tendencia la tuvo como promotor cultural de toda una generacin de escritores cubanos. As lo reconocieron Jos Antonio Saco, Rafael Mara Mendive, Jos Jacinto Milans, Antonio Bachiller y Morales, Flix Varela y, en frase sinttica y profunda, Jos Mart: “el cubano ms real y til de su tiempo”. SOPHIE ANDIOC TORRES

PAGE 33

Puerto de Matanzas, 1840.

PAGE 34

...pero su amor ms vivo y palpitante, ms apasionado y ms tierno, era para Cuba, de quien l hablaba siempre como de su tierra natal. Nicols Azcrate

PAGE 35

TOMO VII 1823-1843

PAGE 37

DOMINGO DEL MONTE / 3 / 3 / 3 / 3 / 31823 I* I* I* I* I*Habana 26 de Obre. de 1823. Carsimo Domingo. Recib tu gratisima de 10 del corriente por el conducto de nuestro comun amigo Blanco1 y veo por ella que no me hechas en olvido mejor dho. que me amas como yo te amo.2Antes que recibiese la que ahora te contesto, y con anticipacion te tengo escrito pues no he querido que me ganases por la mano en ser el primero a pesar de no saber por que rumbo dirijirte mis cartas. Mas y que me dices que por medio del mismo Blanco te pueden llegar con seguridad, no dejar de menudiarlas y all v la 2.a 3Estraas la verdad son tus aventuras y encuentros en tu malhadada peregrinacin Guanes,4 y mas estrao todavia ese gatuperio del Alcalde q.e de hospite in salutatem me le truecan el dictado de Juez de Paz en Protector de piratas. Si ser otro Rolando convertido en Alguacil?. No lo creo, ni quiero formar juicios insanos sobre la pureza y claridad de ese buen Seor, antes bien por el contrario te aconsejo que metas el hombro y me lo saques con lucim.to del atolladero en que se mira: l ser agradecido y quiere decir que duelos con pan son menos. Estamos?. Me dices que tenias surcida una larga epistola en verso para dirijirmela, pero que los perversos ratones se saborearon con ella perdonando unos cuantos retazos que juzgo ser uno de ellos el que insertas continuacion. Siento sobremanera este raro accidente, pues la muestra que pones en tu carta es una verdadera elocucion poetica, as en los pensamientos como en *Se han respetado la ortografa y la colocacin de las cartas, tal y como aparecen en la edicin tomada como base. ( N de la E .) 1.Se refiere a Clemente Blanco, que era buen amigo de don Domingo del Monte. 2.Es bueno aclarar que el sentido de la amistad en el siglo pasado era extraordinario y con candor se usaba el verbo amar entre amigos. 3.La carta a que se refiere est colocada en el nmero dos de este tomo. 4.Se refiere al nombramiento de Domingo del Monte, para actuar de Secretario del Juzgado de Guane en Pinar del Ro.

PAGE 38

CENT"N EPISTOLARIO 4 \ 4 \ 4 \ 4 \ 4 \ el estilo. Mucho puedes hacer en favor del Parnaso Habano en el retiro y sosiego del campo; aprovechate, pues, y cre lo que te he dicho muchas ocaciones, sin que te engae ni adule. T tienes sobrado buen gusto y sobrada lectura de los clasicos; faltate solamente trabajar en silencio y no desmayar por q.e los primeros pasos sean imperfectos. Pues que esto que llaman poesia No es cosa de juguete frusleria. Animo pues Domingo amado y no hay que arredrarse. T y y somos devotos y humildemente alzarmos al Dios del Pindo de cuando en cuando ntros debiles acentos. Dejemos los osados que arrostren por todo, y se presenten en el Palenque, que ya vern que si el atreverse es heroismo en otras materias, en la Poesia es inmodestia y necedad. Sobre noticias de Espaa puedo asegurarte que tanto s ahora, como cuando te fuiste de esta ciudad. En resumen te dir que la libertad en Espaa v de retirada, llorosa y mohina: ya se v, la han tratado tan bruscamente que no es estrao huya despechada de tan barbaros amantes: el Gobierno y el Congreso asediados en la Isla de Cadiz: lo interior abrazado en partidos y despedazandose sin misericordia: el espiritu publico liberal, va menos cada dia, mejor dho. ya no le hay sino en Cadiz tan solam.te En fin todo v de cuesta abajo mas que de prisa, y lo que mas puede sentirse es el rechazo esta Isla, bien que todos estamos conformes y avenidos en que hablandote en plata nos buelvan jeringar. Paciencia. He consultado Diego5 el punto que me indicas sobre el asunto del Alcalde y es de tu misma opinion, asaber, q.e solo la Audiencia puede conocer de estas causas, pero que el Juez de 1 instancia otro Alcalde pueden formarle el sumario si es sobre algun delito publico q.e haya cometido. He registrado todos los decretos y reales ordenes del ao de 20 y no he encontrado en unos ni en otras nada que hable sobre el caso del Alcalde. Los tramites son los mismos para todos los ciudadanos, escepcion segun me han dho. de los Gefes. Politicos; mas creo que en esto hay equivocacion tambien. Diego te saluda afectuosamente, lo mismo que Gallarza, Pancho, Cruz Moris, Madan6 q.n se le muri su Abuela de vejes, y demas conocidos y amigos. Por mi parte nada te repito: sabes muy bien que he sido constante en mi amistad, 5.Diego Tanco, hermano de Flix que desempe el cargo de Promotor Fiscal. 6.Cristbal Madan.

PAGE 39

DOMINGO DEL MONTE / 5 / 5 / 5 / 5 / 5 dandote un lugar muy distinguido en mi corazon ¡ojala pueda algun dia darte pruevas sensibles de esta verdad tu invariable amigo que te ama. Felix.* P .D. He comprado varias obrillas poeticas: El Quintana ultima edicion en dos tomos: Melndez en cuatro, y Huerta en dos: Quisiera de muy buena gana enviarte la primera pues que crees tan apasionado este insigne versificador. Nada de nuevo ha agregado sus poesias, solam.te ha puesto al fin del 1.er tomo un poemita didactico sobre la Dramatica, que no es malo, pero tampoco es de lo mejor pues lo hizo en sus albores de poeta. Te hago el adjunto presente de la Tragedia del Bruto de Voltaire traducida: creo que la version no es muy buena aunque no he leido mas que los primeros versos: la rima es pareada, y en mi concepto la peor para la tragedia sin embargo de decirnos el reformador que lo hizo adrede para que se quedasen gravados en la memoria algunos pensamientos; pero diga lo que quiera el Conde de Teba y este su am.o el refundidor, yo siempre dir que el consonante pareado es un martilleo diabolico q.e no lo sufre el espectador en la escena; sobre todo que desnuda de la verdad al estilo y destruye por consiguiente la ilusin de la escena. Tu me diras lo que te parezca comparada con el original bien con la de Alfieri Roma Libre. Cantata a la Victoria de Ayacucho —Veni, vidi, vici— J.Cesar.** *Debemos aclarar que en algunos lugares hemos encontrado el nombre como Flix Manuel Tanco y Bosmeniel, sin embargo Figarola-Caneda en alguna ocasin lo nombra Flix Mara, como puede verse en la coleccin que denomin “Coleccin de Manuscritos”, Habana, 1909. El primero es el correcto, y as lo consigna el mismo Figarola en el Diccionario de Seudnimos Cubanos. ** No es en este caso un seudnimo sino el nombre del autor de la frase segn se afirma.

PAGE 40

CENT"N EPISTOLARIO 6 \ 6 \ 6 \ 6 \ 6 \II II II II IIHabana 25 de noviembre de 1823. A la Vuelta— abajo= Gunes. Querido Domingo: Recibi tu carta fha. 14 del presente, y adjunta la Epistola que me anunciaste en tu anterior. Una y otra he leido con sumo gusto, y por lo que hace esta ultima te repito lo que en mi primera de Octubre:7 en tus versos aun en los macarronicos de los Puercos se conoce que hay intencion poetica, y que tienes una rica memoria de vocablos y frases de bella poesia: sobre todo tu pincel no es languido ni prosaico; tal vez en tu epistola hay sobrado estro, mas no es esta una falta sino un exeso de imaginacion si me es permitido asi decirlo—. Los versos siguientes son muy buenos. Mas apenas tocara las sacras cuerdas de oro cuando rotas se esparcen por do quiera; y su agudo estallido, con espantable ruido tron la voz de Sabaoth terrible y en ronco son pronuncia estas palabras... En toda la Epistola se nota el mismo estilo doctam.te imitado del mistico de Fray Luis de Leon. Solam.te tiene un defecto y es el de ser muy corta, quando pudiera ser muy larga. Aplicate con esmero que yo te prometo te saldras con la tuya. Te incluyo el borron q.e te ofreci antes de tu partida. A imitacion de Melendez q.e tan bien pint la naturaleza de Europa, he querido yo su exemplo pintar la de America mas imponente, mas bella, y mas variada q.ela de all. No se me oculta cuan dificil es el genero descriptivo, y esto har q.e se mire con indulg.a mi trabajo. Te aseguro q.e es el q.e mas me inclina, pero no basta la inclinacin para hacerlo bien. La tal oda no dudo q.e tendr muchas podridas, q.e el deslumbran.to de mi fantasia se las oculta a la razon y a la critica. Tu q.e la mirars con ojos desapasionados, me haras la caridad de limpiarla de todas las impurezas, q.e tal vez tendr muchas p.a lo cual te doy amplias facultades. Sobre las cosas de la Habana nada podr decirte que mejor no te lo digan los papeles publicos q.e te remite Manl.o 1 7.Esta carta no aparece aqu ni tampoco en el tomo I en que figuran las cartas correspondientes a 1823.

PAGE 41

DOMINGO DEL MONTE / 7 / 7 / 7 / 7 / 7 En ellos veras la carta de Heredia al Alcalde de Matanzas antes de fugar,8 pues lo iban aprehender alas 8 9 de la noche por que diz q.e era conspirador. La tal carta es muy corta, y la verdad q.e Heredia se ha portado en esta ocacion como q.e es, es decir como muchado. El pobre quien sabe donde habr ido a parar, y cuantos trabajos y miserias no le aguardan, ¡o Despotismo! Recibe mil memorias de Diego9 a quien le han gustado mucho tus versos y te vaticina hados felices en el Parnaso Habano—. De Gallarza lo mismo, y de Moris10 q.e a cada instante me pregunta por t. Los demas amigos te saludan, y yo por mi parte me repito de mi carisimo Domingo. Felix P.D. He tenido la satisfaccin de tratar por la 1a vez a tu hermanita, q.e me ha parecido amabilisima y muy linda, ¡y no me la habias dado a conocer!— No te perdono esta neligencia.—11No va por fin la oda porque cuando iba a meterla en la carta me encuentro q.e se la han llevado: p.o otra vez te la remitire.— Al reverso: Segun noticias= Dil de D.n P A. Cobo Juez Ped.o de Guamacaro./f.49 1 8.Se refiere a la carta que el 6 de noviembre de 1823 dirigi Heredia al Alcalde Francisco Hernndez Morejn y que reproduce Vidal Morales en la p. 22 a 23 de Iniciadores y Primeros Mrtires de la Revolucin Cubana, edicin de 1901. Vase la carta de Heredia a Del Monte, fechada en marzo 15 de 1825, pp. 19 y 20, tomo I. Centn epistolario. En la presente edicin ver pp. 71 y 72 del volumen I. ( N de la E .) 1 9.Diego Tanco Bosmeniel. 10.Esteban Moris. 11.Domingo del Monte tena dos hermanas, nombradas Francisca y Manuela, no sabemos a cul se refiere.

PAGE 42

CENT"N EPISTOLARIO 8 \ 8 \ 8 \ 8 \ 8 \1824 III III III III IIIOda descriptiva Grandeza y magestad de la naturaleza en Amrica. Por Flix Manuel Tanco, entre los Arcades haban.sElizio Cundamarco.1Cuando la Amrica produzca oradores y poetas, sus descripciones q. no harn sino pintar la grandeza de los objetos q. hieren sus sentidos, parecern los habitantes de la mezquina Europa abultadas hiprboles— Mendivil y Silvela— Bibliot. Sel. de Lit. Esp. Prol. Habana Febrero 26 18242 A. D. Domingo Delmonte. Consagrote carisimo Domingo esta pequea y leve composicion de mi Musa, naciente aun y mal engalanada en los pomposos atavios de Elicona. A nadie mejor que a ti pudiera hacer este ofrecim.to puesto que muchos de los versos que en lla se contienen, son debido en gran parte tu influencia y tu numem, con especialidad los que tal vez sobresalgan por su tal cual mrito. Las faltas son mias; y no dudo est plagada de ellas, pues que en un genero tan dificil como el descriptivo, en el que obra tan soberanam.te la imaginacion, y p.a el que se requiere una observacion asidua y delicada de la naturaleza y sus leyes, es de estraarse que pintando yo con timido pincel, cuadros ideales, por representaciones fantasticas, engrandezca disminu1.El doctor Jos Mara Chacn y Calvo, en la p.60 de Las Cien Mejores Poesas Cubanas dice ser Eligio Cundanarco, mas en este texto Tanco como se ve dice ser con “z” y no con “g” y “marco” y no “narco” el final de lo que podemos considerar un apellido. Este seudnimo de Tanco puede verse en el Diccionario de Seudnimos Cubanos de FigarolaCaneda, p.36. 2.Esta pgina es la que aparece como portada de la Oda.

PAGE 43

DOMINGO DEL MONTE / 9 / 9 / 9 / 9 / 9 ya los objetos seg.n el mayor menor grado de vehemencia que sintiera por ellos. Pero no quiero convertir esta dedicatoria en un insulsa poetica, que solo serviria para hacer mi anticipada defensa contra la sana irrevocable critica. Acoje pues este ensayo de mi Lira y dictame los preceptos de Erato— F. M. T. Grandeza y magestad de la Naturaleza en Amrica.A1.¡O cuan rica q.e fu la increada mente del Eterno Hacedor del vasto mundo, cuando del negro cos rasgando el seno lanz la luz la trra, y en la hechura de este inmenso occidente dobl su esmero y se esforz Potente... 2El celestial espiritu embebido en su magnifica obra se recrea: acorre al Emisferio inmensurable del Antartico Polo Cinozura, y fatigado goza de tanto espacio la creacion dichosa (3)———— ——(3) 4En su inmortal deleite complacido La Exelsa Magestad sus maravillas, v descollarse umbrosas las montaas con soberbio ademan su alto solio, su frente altiva, osada pretendiendo esconder en su morada 5Quin del Ande invencible a su remate se atrever espaciar la debil vista, q.e turbado no sienta el flaco pecho de un sublime pavor? Treme aterrado al contemplar su altura comparandola humilde su bajeza A.Hemos colocado las estrofas en el mismo orden en que aparecen en el original para respetar el documento, y tomando en cuenta la numeracin que despus Tanco le hizo al margen las reproducimos en orden correcto.

PAGE 44

CENT"N EPISTOLARIO 10 \ 10 \ 10 \ 10 \ 10 \ 6Cruxe estallante el rayo y raudo vuela a su fragoza cima, y firme, inmovil, a su rapido estruendo pavoroso, mas soberbio q.e en antes le provoca, y cual chispa ligera de su altiva servis le sacudiera. 7Tiende al aire el condor sonantes alas con atrevido y encumbrado vuelo, y agitandose en circulos osado en el alto zenit, alli se afana pasar el monte exelso y en sus faldas se rinde al vano esfuerzo. 8No asi del Alpe en la apartada Europa q.e oprimiendo de Italia la campia, cual piensa orgulloso inaccesible su enaltecida cumbre, audaz la planta el grande Anibal mueve y sube y vence y Roma se conmueve 9Todo pregona aqui naturaleza con mas gloria y poder. Vuelcan los rios con impetuoso giro rebramando hondeantes sierras de espumosas aguas, de su aurifero asiento el oro dispersando al libre viento. 10Abren enseoreadas sus corrientes a las remotas margenes selvosas undosos orizontes dilatando, y con ronco silbido y hondos tumbos veloz corren airados, y se alanzan al Mar precipitados. 13Ved y del Maraon cual se despean las encrespadas ondas eminentes al Ponto mugidor. Sierra a su abismo con indomito pecho irresistible, y el mar ruge medroso, y vencido se aleja pavoroso.

PAGE 45

DOMINGO DEL MONTE / 11 / 11 / 11 / 11 / 11 14Que es el Danubio, el Rhin, mezquino orgullo del morador de Europa? Breves fuentes raudales pequeisimos sesgaran a par del Argentino resonante: sus Nyades turbadas sacando el pecho vieranle azoradas. 12Por doquier se contempla spre. augusta la sublime creacion del Nuevo Mundo: all bajo los tropicos se agitan embrabecidos vientos contrastados q.e en discordia incesante, ponen saudo el pielago de Atlante. 11El cielo adusto siempre, en densas nuves encapurado rueda: aprisionados braman los rayos en su oculta cima, y encendiendose subito los Mares al rechinante trueno, raudas centellas surcan por su seno. 15Desgajase a torrentes rebatado con estruendosa lluvia: el oceano redobla su bramido y se ennegrece la luz del claro Sol: el impio Noto azota enfurecido al msero baxel todo perdido. 16Lanzase a la Bermuda procelosa do estrella el Mar su furia, y sacudiendo la triste nave en la riscosa orilla en menudos pedazos la convierte: la playa ¡ay! ¡ay!, retumba y es de los restos desastrosa tumba. 17Mas ved ya el orizonte despejarse de tempestuosas y agrupadas nuves, y el iris renacer entre celajes de la serena calma: huyen al Polo a encadenarse el viento y sosiegase el liquido elemento.

PAGE 46

CENT"N EPISTOLARIO 12 \ 12 \ 12 \ 12 \ 12 \ 18El luminar del sonrosado dia velado entre carmin al occidente luce su faz templada: suave brisa por la boveda corre en blandas alas, y limpio el puro cielo torna la paz al tribulado suelo 19Oculta al fin su rutilante carro y la callada noche se avecina: las soolientas horas se adelantan, con lenta pausa en su estendido manto, y el silencio profundo vaxa y embuelve al espacioso Mundo. 20La alba y candida luna en medio el Coro de los brillantes astros se suspende: su argentado fulgor por el vacio placida vierte en marcha silenciosa: la tierra enmudecida pendiente de su faz la ve embebida. 21De lumbrosos luceros reververa la ardiente zona en azulado cielo: los fulgidos planetas porfia centellando con presto movim.tosus rayos brilladores, agitan con afan sus esplendores 22Un pielago de luz el firman.to los mortales ojos se presenta, y la modesta Diana en tardo giro engolfada en su seno, blandamente se desliza callada melancolica huyendo la alborada. 23¡O espectaculo! ¡O noche! Cuan sublime con tu imagen el pecho se dilata! Cuan absorta mi mente en tu belleza recojido en secreto religioso te contemplo extaciado y tu artifice subo des alado.

PAGE 47

DOMINGO DEL MONTE / 13 / 13 / 13 / 13 / 13 24Volad luego a lo interno y escondido del gran continente: alli los valles con gala y profusin de verde pompa se desarrollan y tienden magestuosos hta. do el ancha esfera con grave vuelo el ambito estendiera. 25Ocupalos al punto hondo silencio, y el Yagaroso viento en mudas alas por el espacio gira largam.te: apasible y sereno el cielo rueda con sosegada calma y le sigue en su pos tranquila el alma. 26All frondosos, intrincados bosques elevan en su centro ergidas copas de mil aojos arboles poblados, que del fulgido sol el rayo ardiente burlan su poderio negandole la entrada al suelo umbrio. 27La eternidad del tiempo est gravada en sus robustos troncos; y los siglos en su voras carrera presto pasan sin ofender su antigua lozania, que aquesto fuera dado solo del sacro Dios al brazo airado. 28Mas q.e pincel habr q.e osado pueda tanta gloria decir, tanto prodigio cual en su suelo America ostentara? Del gran Delill, del inmortal Batilo, los Nmenes sagrados solo yacieran mudos y asombrados. 29¡Dulce tierra natal! Cuan venturoso tan magnifica exena me inspiraba entusiasmo y placer! Ora en tu imagen encendida la inquieta fantasia se arroba enajenada y en tan grata ilusion goza engaada.

PAGE 48

CENT"N EPISTOLARIO 14 \ 14 \ 14 \ 14 \ 14 \ 30Hoy alejado en la opulenta Cuba de los paternos Lares, en su seno vivo anhelando, y sin cesar suspira el alma en ocio muelle abandonada, la fuerza primitiva que la diera tu augusta perspectiva. 31Todo es en ti sublime y asombroso, todo aclama de Dios mas poderio, y brillando inefable en tus portentos su eterna intelig.a, el hombre humilde la mira en ti terrible y es su comprension inaccesible. 32¡Salve o campos alegres de mi Patria, campos del Bogota! hoy mas que nunca felices floreced: y el almo genio de libertad creadora de ventura, os d el noble decoro q.e os robaron tres siglos de desdoro. 33Y la turba feroz de advenedizos q.e insolentes impudcos te hollaran en vergonzosos dias, sepultados en insondable abismo perecieron; y en fin libre y vengada vives cara Patria afortunada. (3)———————(3) Girando el sol en su orbita de fuego por el zafir esplendido del eter perenne mira en su incesante buelta la grande inmensidad. La noche en vano sus negros pabellones tiende p.a abarcar tantas regiones. ——— ¡O cuan rica q.e fu la increada mente del Eterno Hacedor del vasto mundo, cuando del negro cos rasgando el seno lanz la luz la trra, y en la hechura de este inmenso occidente dobl su esmero y se esforz Potente...

PAGE 49

DOMINGO DEL MONTE / 15 / 15 / 15 / 15 / 15 El celestial espiritu embebido en su magnifica obra se recrea: acorre al Emisferio inmensurable del Antartico Polo Cinozura, y fatigado goza de tanto espacio la creacion dichosa Girando el sol en su orbita de fuego por el zafir esplendido del eter perenne mira en su incesante buelta la grande inmensidad. La noche en vano sus negros pabellones tiende p.a abarcar tantas regiones. En su inmortal deleite complacido La Exelsa Magestad sus maravillas, v descollarse umbrosas las montaas con soberbio ademan su alto solio, su frente altiva, osada pretendiendo esconder en su morada. Quin del Ande invencible a su remate se atrever espaciar la debil vista, q.e turbado no sienta el flaco pecho de un sublime pavor? Treme aterrado al contemplar su altura comparandola humilde su bajeza. Cruxe estallante el rayo y raudo vuela a su fragoza cima, y firme, inmovil, a su rapido estruendo pavoroso, mas soberbio q.e en antes le provoca, y cual chispa ligera de su altiva servis le sacudiera. Tiende al aire el condor sonantes alas con atrevido y encumbrado vuelo, y agitandose en circulos osado en el alto zenit, alli se afana pasar el monte exelso y en sus faldas se rinde al vano esfuerzo.

PAGE 50

CENT"N EPISTOLARIO 16 \ 16 \ 16 \ 16 \ 16 \ No asi del Alpe en la apartada Europa q.e oprimiendo de Italia la campia, cual piensa orgulloso inaccesible su enaltecida cumbre, audaz la planta el grande Anibal mueve y sube y vence y Roma se conmueve Todo pregona aqui naturaleza con mas gloria y poder. Vuelcan los rios con impetuoso giro rebramando hondeantes sierras de espumosas aguas, de su aurifero asiento el oro dispersando al libre viento. Abren enseoreadas sus corrientes a las remotas margenes selvosas undosos orizontes dilatando, y con ronco silbido y hondos tumbos veloz corren airados, y se alanzan al Mar precipitados. El cielo adusto siempre, en densas nuves encapurado rueda: aprisionados braman los rayos en su oculta cima, y encendiendose subito los Mares al rechinante trueno, raudas centellas surcan por su seno. Por doquier se contempla spre. augusta la sublime creacion del Nuevo Mundo: all bajo los tropicos se agitan embrabecidos vientos contrastados q.e en discordia incesante, ponen saudo el pielago de Atlante. Ved y del Maraon cual se despean las encrespadas ondas eminentes al Ponto mugidor. Sierra a su abismo con indomito pecho irresistible, y el mar ruge medroso, y vencido se aleja pavoroso.

PAGE 51

DOMINGO DEL MONTE / 17 / 17 / 17 / 17 / 17 Que es el Danubio, el Rhin, mezquino orgullo del morador de Europa? Breves fuentes raudales pequeisimos sesgaran a par del Argentino resonante: sus Nyades turbadas sacando el pecho vieranle azoradas. Desgajase a torrentes rebatado con estruendosa lluvia: el oceano redobla su bramido y se ennegrece la luz del claro Sol: el impio Noto azota enfurecido al msero baxel todo perdido. Lanzase a la Bermuda procelosa do estrella el Mar su furia, y sacudiendo la triste nave en la riscosa orilla en menudos pedazos la convierte: la playa ¡ay! ¡ay!, retumba y es de los restos desastrosa tumba. Mas ved ya el orizonte despejarse de tempestuosas y agrupadas nuves, y el iris renacer entre celajes de la serena calma: huyen al Polo a encadenarse el viento y sosiegase el liquido elemento. El luminar del sonrosado dia velado entre carmin al occidente luce su faz templada: suave brisa por la boveda corre en blandas alas, y limpio el puro cielo torna la paz al tribulado suelo. Oculta al fin su rutilante carro y la callada noche se avecina: las soolientas horas se adelantan, con lenta pausa en su estendido manto, y el silencio profundo vaxa y embuelve al espacioso Mundo.

PAGE 52

CENT"N EPISTOLARIO 18 \ 18 \ 18 \ 18 \ 18 \ La alba y candida luna en medio el Coro de los brillantes astros se suspende: su argentado fulgor por el vacio placida vierte en marcha silenciosa: la tierra enmudecida pendiente de su faz la ve embebida. De lumbrosos luceros reververa la ardiente zona en azulado cielo: los fulgidos planetas porfia centellando con presto movim.tosus rayos brilladores, agitan con afan sus esplendores. Un pielago de luz el firman.to los mortales ojos se presenta, y la modesta Diana en tardo giro engolfada en su seno, blandamente se desliza callada melancolica huyendo la alborada. ¡O espectaculo! ¡O noche! Cuan sublime con tu imagen el pecho se dilata! Cuan absorta mi mente en tu belleza recojido en secreto religioso te contemplo extaciado y tu artifice subo des alado. Volad luego a lo interno y escondido del gran continente: alli los valles con gala y profusin de verde pompa se desarrollan y tienden magestuosos hta. do el ancha esfera con grave vuelo el ambito estendiera. Ocupalos al punto hondo silencio, y el Yagaroso viento en mudas alas por el espacio gira largam.te: apasible y sereno el cielo rueda con sosegada calma y le sigue en su pos tranquila el alma.

PAGE 53

DOMINGO DEL MONTE / 19 / 19 / 19 / 19 / 19 All frondosos, intrincados bosques elevan en su centro ergidas copas de mil aojos arboles poblados, que del fulgido sol el rayo ardiente burlan su poderio negandole la entrada al suelo umbrio. La eternidad del tiempo est gravada en sus robustos troncos; y los siglos en su voras carrera presto pasan sin ofender su antigua lozania, que aquesto fuera dado solo del sacro Dios al brazo airado. Mas q.e pincel habr q.e osado pueda tanta gloria decir, tanto prodigio cual en su suelo America ostentara? Del gran Delill, del inmortal Batilo, los Nmenes sagrados solo yacieran mudos y asombrados. ¡Dulce tierra natal! Cuan venturoso tan magnifica exena me inspiraba entusiasmo y placer! Ora en tu imagen encendida la inquieta fantasia se arroba enajenada y en tan grata ilusion goza engaada. Hoy alejado en la opulenta Cuba de los paternos Lares, en su seno vivo anhelando, y sin cesar suspira el alma en ocio muelle abandonada, la fuerza primitiva que la diera tu augusta perspectiva. Todo es en ti sublime y asombroso, todo aclama de Dios mas poderio, y brillando inefable en tus portentos su eterna intelig.a, el hombre humilde la mira en ti terrible y es su comprension inaccesible.

PAGE 54

CENT"N EPISTOLARIO 20 \ 20 \ 20 \ 20 \ 20 \ ¡Salve o campos alegres de mi Patria, campos del Bogota! hoy mas que nunca felices floreced: y el almo genio de libertad creadora de ventura, os d el noble decoro q.e os robaron tres siglos de desdoro. Y la turba feroz de advenedizos q.e insolentes impudcos te hollaran en vergonzosos dias, sepultados en insondable abismo perecieron; y en fin libre y vengada vives cara Patria afortunada.IV IV IV IV IVHabana 22 de Abril de 1824— A Matanzas. Queridisimo Domingo ¡Siempre con tu genio triscon y chancero, y siempre tan ingenuo y buen am.o. Efectivamente que las tales Musas son algunas veces muy uraas al llamamiento del Poeta; pero no debe equivocarse mejor dho. atribuirse su esquividad y apartamiento que el invocador sea un tolondro como modesta y erradamente dices en tu monologo: nada de eso: sucede frecuentemente que no est el espiritu del Cantor para el caso, aunq.e ste por otra parte se empee en templar las cuerdas de la Lira y se descalabre y se buelva loco por lograrlo. Pero dexemos un lado estas metafisicas y alegorias impertinentes y hablemos de otra cosa. En primer lugar celebro tu feliz arribo a esa ciudad, asi como la satisfaccion que habrs tenido en ver a tu familia, inclusa por supuesto la amable Doloritas a quien me habrs ofrecido a sus pies como uno de sus ms rendidos servidores. Te hice este encargo, y supongo no lo habrs hechado en olvido, sin que por eso creas le d yo mucha importancia a mis servicios para encarecerlos tanto. Soy su admirador y apasionado y nada mas. Respecto a lo que me dices sobre la oda descriptiva de America que te dediqu, no he dudado tenga como efectivamente tiene defectos muy sealados, y que habia hecho animo de trabajar otra bajo un nuevo plan, y con diverso metro segun me parece te indique poco de habertela entregado.

PAGE 55

DOMINGO DEL MONTE / 21 / 21 / 21 / 21 / 21 Mas y que me haces el favor de criticarla, mejor dicho cumples con un deber de la amistad pues como dice Helvetius, y te he repetido en otras ocasiones Le veritable ami n’est point adulateur, espero con ansia tu leccion critica, y te prometo aprovecharme de ella de la propia manera que lo hice con la de la oda mistica en q.e tanto me favoreciste. Tratame pues sin caridad; por que para mi, los Jueces confidenciales en literatura han de ser despoticos inexorables con las obras q.e juzgan y sentencian. A un lado toda consideracion, y donde se pille el gazapo palo en l sin misericordia. No digo lo mismo cuando la obra se ha publicado: en este caso est bien admitida cierta indulgencia, y miran.to con el autor (‘) y entra el decir aquello de que la obrilla es un ensayo y que por lo tanto no es prudencia censurarla despiadadam.te por que seria desconhortar y hechar por trra. al pretendiente en el comienzo de su vuelo poetico. En fin has lo que quieras. Para el correo del 30 te mandar un romance que he hecho hace algunos dias, y entonces te hablar dl. Tu debes tamb.n remitirme aquel trabajillo de Saint-Aignan, que es una mala vergenza no hayas complido en tanto tiempo. Los amigos de la pandilla te retornan tus memorias, lo mismo que Diego y Mariquita. & Repiteme los pies de tus seoritas hermanas y manda tu invariable am.o que te ama Felix M. Tanco. () Menos con los Pichardos, los Spinolas, los Dorilos && por que estos no son poetas, sino copliranty—V V V V VNo 2. Habana 30 de Abril de 1824— Querido Domingo: Ya veo por tu carta No 2 que al fin el inspirador Apolo descendi tu ruego y q.e si al principio se mostr desdeoso tu encarecimiento no parece q.e lo hizo sino para baar despues tu labio en el Despecho con las aguas de Hipocrene. Me reservo para otra oportunidad que ser breve el juicio critico q.e he formado de su merito; por ahora puedo *Miramiento.

PAGE 56

CENT"N EPISTOLARIO 22 \ 22 \ 22 \ 22 \ 22 \ decirte unicamente que en su totalidad me agrada, aunq.e noto ciertas palabras insuaves y discordantes tales como Plantel, Mientete y otras. All lo veremos. Lo que me dices acerca del metro q.e has usado en esta pza. que es una verdad.a silva, podr contestarte que mi ver tiene la ventaja este desorden en la versificacion de 7 y 11 silabas y rimados estos los de 11, y alternandose reciprocam.te de dejar la libertad al poeta digamoslo asi de matizar el cuadro q.e le pinta su fantasia casando los colores y haciendo un feliz maridage de vocablos poeticos sin obligarle la Ley del consonante* Tiene tamb.n la recomendacion este genero de no sacrificar la idea la palabra semejandose en esto al verso suelto donde corre libremente la imaginacion y hace las paradas incisos en el lugar mas conveniente. Por ltimo este metro desordenado en cuanto los dotes esteriores de la poesia elocucion se presta mejor q.e otro alguno la espresion del sentim.to y los arrobos espirituales del poeta. Para el genero erotico (estando enamorado) y mas particularm.te para los impulsos de Tirteo, es decir del amor a la Patria, es el mas adecuado en mi juicio, por cuyo motivo he usado dl como tu sabes pues he querido marchar en mis ensayos sin la traba ridicula y pueril como dice Sanchez del consonante. En tal concepto no me parece impropio el epteto de romantica q.e has dado esta versificacion, puesto q.e no tiene reglas fixas, ni est sujeta por consiguiente a los preceptos de las poeticas. Sensibilidad y buen gusto son las reglas q.e deben guiar al Poeta en esta composicion. Aqui sigue mi romance titulado los recuerdos del q.e no quiero hablar una palabra por que al fin es hijo de mi entendimiento, y me espondria decir muchas necedades: ademas; tu eres el Oraculo a quien yo consulto y no debo prevenir tu juicio favor ni en contra. Te dir solamente que lo he formado sobre el mismo plan que aquellos otros recuerdos que hars memoria me criticaste y que yo romp pasados algunos dias por q.e me parecieron detestables. Ahora los he puesto en Romance por probar este metro puramente castellano, y no s si sufriran la misma suerte que los primeros: dice asi; Dejadme acerbas memorias de mi fortuna pasada, que cual la estiva sierta templa con sus frescas alas la brisa en fugaz anhelo y raudo su vuelo pasa; tal en mi sensible pecho *Aparecen tres lneas tachadas que dicen lo siguiente: “Cuando creas (y esto si quiere) podr usar dl al redondear el periodo fin de darle mas sonoridad y fuerza al pensamiento la imagen”.

PAGE 57

DOMINGO DEL MONTE / 23 / 23 / 23 / 23 / 23 que un tiempo amor alhagara y en el regazo de Mirta la llama ardiente calmaba; dulces y blandos placeres festivos le acariciaban, y el alma de gozo enchida vi su ventura colmada. Mas enemiga la suerte y contra mi dha. airada con mano dura, inclemente tan alto bien me robara, y vi la prenda querida de quien mi pecho abrigaba las celestiales primicias de su purisima llama, de quien la primer sonrisa logr la inefable gracia con q.e enardecida y tierna correspondi mis miradas, de entre sus brazos asido y en lagrimas inundada el inflexible destino lanzme trras, lejanas. ¡O cual la fantasia se ofrecen agora amargas aquellas celestes dichas q.e por dichas se trocaran! ¡Cual la imagen alhaguea de la que ciego adoraba hoy en mi pecho revive y agita en amantes ansias! Aqu en infeliz delirio escucho su dulce habla que embebida mi mente y en la ilusion embriagada, tiernos y gratos coloquios con Mirta amorosa entabla. Sus deliciosos acentos lo ms hondo del alma penetran, y conmovido busco el mentido fantasma. Cuan hermosa all la veo toda en su pasion turbada

PAGE 58

CENT"N EPISTOLARIO 24 \ 24 \ 24 \ 24 \ 24 \ vencer el desden fingido que ella misma atormentaba, y el rostro bello encendido cual rosa al nacer el alba que aviva el candido seno cuando el aljofar la baa, mal reprimido un suspiro en l decirme sus ansias; y palpitandola el pecho donde su pudor lidiara con su ternura inocente, decirme en dulces palabras su amor sincero y divino con q.e rendida pagaba. ¡Como enardecido entonces todo mi ser se abrasara! Su linda y pequea mano la mia entrelazada mil tiernos besos la imprimo y queda cautiva el alma. Te acuerdas Mirta? ¡O momentos! como en tan dulce lazada y en mutuo fuego encendidos los corazones juraran de amor el vinculo eterno que el hado cruel desatara. Y como all mas felices mi boca ansiosa instigada de ese carmin de tu labio en l un beso estallara. ¡Ay Mirta! Pasan los aos y todo tras si lo arrastran; mas de aquel inmortal beso la dulce impresion gravada eternamente en mi vive y hace mi existencia amarga ¡O ilusion! ¡O bien perdido cual me atormentas el alma! ¡O inexorable fortuna que propicia me alhagabas y alzandome tu alta cumbre par de Mirta adorada,

PAGE 59

DOMINGO DEL MONTE / 25 / 25 / 25 / 25 / 25 desde all voluble, impa nos precipitaste insana en la mas honda desdicha donde gemimos tu zaa. Huid pues ingratos recuerdos de aquellas glorias mudadas en duelos y amargo lloro q.e por mi mal se tornaran. Volved mi triste pecho su antigua y serena calma, y la desinquieta mente q.e entre mis dolores vaga dejadla que fixa vuelva comtemplar sosegada menos mudables objetos de mas segura esperanza. Creo (faltando mi proposito) que este tal romance tiene un saborete melancolico, y un no s que de afilosofado que lo aleja de la vehemencia amatoria que debiera resaltar en l. Ya se ve; ¡hace tantos aos que sent aquella pasion por Mirta, que no es estrao se resienta de la misma tranquilidad de mi espiritu! Desengaemonos ... pour bien exprimer ser caprices hereux C’ert peu d’etre proird, ill faut etre amozeux. (Boileau) ——— ——— ——— ... para propagar tan blando fuego conviene amante ser mas q.e poeta. En fin afila la pluma y caiga sobre el Acuitadillo romance toda la imparcialidad de la Critica, sin que le vengas con escusas ni androminas de q.e te hallas muy abrumado de quehaceres. Se me olvidaba decirte que me has agraviado mucho juzgandome capaz de engaarte cuando celebre tu oda El delirio amoroso q.e se imprimio en el Revisor.2a Si seor, y lo repito ahora: hay poesia, hay lenguaje y hay una gradacion de calor y sentimientos que constituyen el delirio, q.e tal vez sin quererlo y sin pensarlo imitaste a Safo en el concepto de otros mas inteligentes q.e y. Seria muy ignorante si te digese era una obra acabada comparable las de Horacio Melendez; pero si que es muy sup.or las insulseses y pedanterias de los Dorilos, Desvales y Pichardos. ¡Ya quisieran! 2a. El Revisor Poltico y Literario que se publicaba en La Habana.

PAGE 60

CENT"N EPISTOLARIO 26 \ 26 \ 26 \ 26 \ 26 \ Pero ya creo v muy largo, y aqui concluyo mi epistola: ya ves que no soy perezoso para escribirte y pago pliego por pliego de escritura en prosa y verso. Recibe espresiones de los am.os y el afecto invariable del que mas te ama. Felix M. Tanco Comedias de Moratn 4-8$ Iden— de Gorostiza 2 tom. 4$ Poesias de Lista 1 tom. 2$VI VI VI VI VIHabana 10 de Mayo de 1824N. 3 Conte— Queridisimo Domingo: recib tu grata nmero 3, y con ella los versos del dulce Heredia que me han gustado como todos los suyos Que lastima est fuera de su Patria! Tus observaciones mi Romance, y las generales sobre el genero en que manifiestas eres entendido me han parecido muy exactas y conformes con las lecciones de los grandes Maestros. Y es verdad que la melancolia como tu dices no es una falta y mucho menos en el romance que como obra original castellana, estan desleidos sus pensamientos (efecto del caracter nacional) en una versificacion plaidera digamoslo asi que gralmente se nota aun en las composiciones festivas de los Espaoles. Hasta la cancion bquica de Melendez para los placeres gastronomicos que deberia ser alegre y picante como para emborracharse, se resiente de un fondo de tristeza que sin dejar por eso de ser bella, inspira mas bien sentimientos apenados que la risa y alboroso. Pero vamos otra cosa. El romance parece que te ha gustado? Me alegro por lo que me lisongea tu aprobacion que no la tengo en poco. Los dos reparos que le has hecho en la 1a lectura (¡Quien sabe cuantos hars en la 2a y 3a!) es justo el 2o y en cuanto al 1o debo decirte has padecido mi ver una equivocacion que voy deshacer, pues nace del sentido ambiguo de las palabras en que est concebido el ultimo verso: dice asi el cuarteto ¡O cual la fantasia se ofrecen agora amargas aquellas celestes dichas q.e por dichas se trocaran.

PAGE 61

DOMINGO DEL MONTE / 27 / 27 / 27 / 27 / 27 Este ltimo verso no quiere decir que se trocaran en otras dichas las primeras, sino que stas por la cualidad de ser dichas se mudaron en mi mal y dejaron por consecuencia de ser tales. Aqu est cometida la figura elipse, pues suprimo el verbo ser, y quebrantando la medida, y la armonia viene quedar en claro el pensamiento. ..................... aquellas celestes dichas que por ser dhas se trocaron. No se me oculta por esto la ambigedad en la frase, y que puesta del modo que t la reformaste, no varia el sentido esencialmente, sino por ccidens quedando clara la idea la 1a lectura sin dar tormento la imaginacion. Y la critica la oda descriptiva? Y la version de Sant-Aignan? Mira que esto no es lo prometido: sacude la pereza y cumple con tu obligacion. Escribiendo se aprende y rectifican mejor los conocimientos adquiridos. Me dices la conclusion de tu carta que no se la muestre nadie, por que te parecia estaba pedantesca: te equivocas: tus reflexiones nada tienen de garrulas que viene ser un equivalente de esotra palabra; por el contrario estan bien traidas al punto en cuestion y dchas. con el estilo propio de la epistola; si hubieras faltado estos dos preceptos, desde luego te hubieras constituido en un D. Hermogenes; pero no es asi. Nada mas me ocurre por ahora que decirte: reservo para otra ocacion comunicarte cierto proyecto q.e atae los dos y la literatura americana. En el entretanto recibe espresiones de los amigos, de Diego y la Currita que ley tu carta, con el afecto de tu invariable Felix M. TancoVII VII VII VII VII No 4. A la Cres— Queridisimo Domingo. Al cabo de 15 dias recib tu carta no 4 en la que te lamentabas del olvido de tus amigos y de la especie de ostrasismo en q.e te consideras viviendo en Matanzas. No tienes razon en lo uno ni en lo otro: tus amigos y menos yo te han olvidado como dices, pues cuando mas habr sido un leve descuido en escribirte en uno de los vapores q.e salieron la semana pasada, unica oportunidad que se present despues del correo del 15. Pero vengamos la critica de la oda que me envias, y pelitos la mar.

PAGE 62

CENT"N EPISTOLARIO 28 \ 28 \ 28 \ 28 \ 28 \ Nos la verdad por donde principiar mis observaciones mejor dho. mis descargos los grandes descubiertos que me sacas en el ajuste de mis versos. Desnudandome de todo orgullo literario que pueda tener (q.ees poquisimo ninguno) y poniendome fuera de los tiros de la bateria, se me figura ver en tu critica al inmortal Lista armado con la pluma de Aristarco juzgar con maestria de las obras de sus contemporaneos en su apreciable periodico el Censor.3 A la dosis de encomios con q.e me regalas te podr decir unicamente lo que Jesus sus enemigos aunq.e con diverso sentido: tu dixiste— Por lo demas creo que me alzas demasiado. ¡Yo Quintana! ¡yo Herrera! ¡Santo Dios! Adonde vamos parar Domingo..... ya se ve, un exeso de amistad, te ha hecho hiperbolizar de esta manera que llevada tan acabo se me hace sospechosa en tus elogios de una verdadera antifrasis ironia. La parte en que sacudes los garrotazos est muy conforme lo que yo habia pensado de ella, particularmente en la falta de enlace incoherencia de las ideas, pues cada estanza viene ser como una especie de aforoxismo poetico. Nada hay mas detestable que este defecto asi en prosa como en verso, pues supone falta de plan y de gusto, y sobre todo arguye studio y arte, q.e por buenas reglas debe encubrirse cuanto sea posible. Aun si en el socorro de tu critica tenia y pensado dar otra forma y colorido la tal oda, limpiandola las muchas faltas que la habia notado, y que ahora con mas motivo me obliga ha hacerlo tu justa y equitativa reprimenda. Mis observaciones tu Elegia aun no he tenido tiempo de hacerlas, por que me ha tocado este mes de Estafetero y maana y tarde tengo que asistir la oficina vender cartas. Lo mismo te digo sobre el consabido proyecto q.e tanto deseas saber y lo sabrs, por que te lo he prometido y los dos nos interesa. Te incluyo esas Cartas Italianas sobre la rebolucion de Espaa escritas per il Signore Pecchio que diz que dicen es elegante y puro en la diccion toscana y maneja la satira con donaire. Como te considero en el Ingenio sin distraccion para la mente te remito esa friolera para q.e mates el tiempo y la ociosidad. Recibe en el entretanto memorias de los amigos con el verdad.o y cordial afecto de Felix Habana 31 de Mayo de 1824. 3.Como se aprecia fcilmente, se refiere al peridico espaol El Censor. En Cuba se publicaron: en 1811 el titulado Censor Universal, en 1821 El Censor Imparcial y en 1822 el Censor de Puerto Prncipe, todos anteriores a la fecha de esta carta.

PAGE 63

DOMINGO DEL MONTE / 29 / 29 / 29 / 29 / 29VIII VIII VIII VIII VIIIN. 5 Contest. con la mia No 9 fha.— 9 Julio ¡Perdon querido Domingo! Se me han pasado 15 dias sin haberte escrito ni contestado tu ltima carta habiendose presentado varias ocaciones para hacerlo con descanso y regalo: sin embargo todo ha sido efecto de mi olvidadiza cabeza pero no de falta de amistad y cario hacia mi Domingo. En tu carta No. 6 te vienes hechandome indirectas por que te dije parecerme tu manera de criticar a la del Cantor del Infortunio. Esto me ha escosido tanto mas, cuanto me debuelves en tono de burla y malicia las mismas expresiones q.e yo us candida inocentemente. A que viene aquello de ¡io Aristarco! ¡io Lista! por lo otro de ¡Yo Quintana! ¡Yo Herrera! Mira Domingo q.e muy pronto te hecho al c... Vive persuadido que siempre te hablo con mi corazon. Te he juzgado desde la 1a vez que te trat por un joven de talento, fecunda imaginacion y de conocimientos nada vulgares. Si en manos de algun remirgado pedante hubiese caido mi oda descriptiva, estoy cierto, ciertisimo que su critica hubiera penetrado hta. los puntos y comas, y me la hubiera abrumado con las mil y una poeticas q.eapestan el parnaso; pero tu has juzgado con gusto y delicadeza; mas por sentimiento, que por aquella baraunda de preceptos y reglas, cuya mayor q.te il faut mepri ser si se han de hacer buenos versos. Quieres q.e te diga ahora el consabido proyecto que te he anunciado en dos cartas? Pues oyelo. Dame compasion el ver desfigurada, destruida y emporcada la bella tragedia de Alzira o los Americanos del gran Voltaire en la perfida y maliciosa version q.e de ella hizo el Traductor Espaol. Inutil seria decirte lo q.e es el original, y lo q.e aparece en la traduccion, puesto q.e ambas las has leido y habrs visto q.e no me equivoco en lo q.edigo. Aqu pues de mi proyecto. Tu entiendes el frances? Si. Haces buenos versos? Si. Tienes los conocim.tos del Arte?. Si. Pues basta: manos la obra q.e yo te prometo ayudar, y elejire algunos trozos q.e pueda desempear lo mejor que sea posible. El asunto no puede ser mas provocativo para un pecho sensible Americano, q.e ha llorado la desastrosa hist.a de la conquista del nuevo mundo. La lectura de Robertson me ha inspirado esta idea de traducir la Alzira, y es preciso hacerla. La critica tu Elegia aun no la he hecho por q.e el caballero Cintra se ha apoderado de ella y no hay forma de q.e me la d. Por el 1.er vapor que se presente te remitir una n.va produccion poetica de mi pejugal con las cartas de Pecchio sobre la rebolucion de Portogallo.

PAGE 64

CENT"N EPISTOLARIO 30 \ 30 \ 30 \ 30 \ 30 \ Recibe espresion de Diego y los am.os con el cordial afecto de tu am.oFelix Habana 30 de Junio de 1824. Contestada en todas sus partes con Pepe fha. 10— Julio— Despues le escribi p.r Matanzas enviandole la C. No. 10 fha. 12 Ag. p.r el correo del 15. *IX IX IX IX IXN. 8 Habana 22 de Agosto de 1824. Queridisimo Domingo: Recib tu carta fha. 12 de Agosto nmero 10 incluyendome la Elegia reformada que titulaste el despecho amoroso, y en la que seguramente se nota el mejoramiento respecto la 1.a hecho con gusto y critica. Me dices que en vano has esperado mis cartas que te anunciaba Clemente en las suyas, cuando con esta te tengo escritas ocho, unas por el Vapor y otras por el ordinario de la Isla; de manera que solo me adelantas en dos cartas, pues la ltima tuya es el nm.o 10 y la mia el 8 como he dicho. Esta es la verdad, y debes suponer que no te miento. Vengamos ahora otros puntos de que me tratas en la del 12 que con ocacion de hablarme de tu Elegia te esplayas sobre el merito de Quintana y como versificador y como Politico Filosofo. Y esto lo haces como suponiendo de un modo recatado, he desconocido en este apreciable poeta esas dotes que jamas le he contradicho, pero q.e tu te has empeado en ello tal vez por aquellas disputas que tuvimos recien aparecido entre nosotros el gran Lista. Voy esplicarme sobre el particular y sirva esta carta como de mi f poetica del merito respectivo de los modernos Vates Espaoles. Desde luego q.e seria una impertinencia de mal gusto querer compararlos para decidir sobre la superioridad inferioridad de cada uno de ellos. Tu sabes mejor que y no es posible carearlos sin que resalten sealadas diferencias, no precisamente en los versos de los q.e muchos se parecen, sino en el genio poetico de cada uno, en su imaginacion, y sobre todo en sus pasiones. Melendez, Quintana, Cienfuegos, Lista, Burgos, Tapia y los demas cisnes del moderno Parnaso Ibero, tienen su merito especial y clasico independ.te de los otros. Unos sobresalen en lo erotico y descriptivo como *Esta nota est hecha con letra de del Monte.

PAGE 65

DOMINGO DEL MONTE / 31 / 31 / 31 / 31 / 31 Melendez pulsando la Citara de Anacreon de Villegas: otros en lo filosofico y sagrado y aun en lo amoroso como Lista aunq.e sus amores sean menos inocentes que los de Batilo, pues este pone sus escenas en los Prados y oteros y sus personages hablan el puro y candido lenguaje de la naturaleza. Anfriso es ms Epicureo y picaresco en sus amores, y Emilia las orillas del Betis no se cura mucho de su virginidad.— Por manera que ambos en un mismo genero y metro no pueden sin embargo compararse aunq.e por otra parte son inimitables cantando sus amores. Quintana ha tocado mas la Trompa que la Lira y esto es lo que constituye su caracter poetico: el dulce amor patrio y el horror la Tirana, he aqu su ms constante y dulce cantar y en el que ha sido sobresaliente y tal vez unico. La Filosofa, la Religin y aun el amor, no han sido para l de tanto interes sin embargo de su oda Celida q.e es bellisima. Y a quien se parece Quintana? Yo no le encuentro semejanza ninguno aunque haya hecho felices imitaciones de los Poetas antiguos Espaoles. Escusado seria hablarte de Cienfuegos despues de lo que se ha dicho de sus poesias; pero al cabo es poeta de merito y sus versos llenaran de entusiasmo cualq.a que los lea: ninguno se ha exaltado mas por la virtud y la filosofia. Lo mismo puedo decirte de Burgos, pues no es posible juzgar de su caracter por la traduccion de Horacio, que solo indica ser poeta digno de que se le coloque en el Repertorio. Tapia que es el ltimo que se ha presentado al publico, despunta mas por lo filosofico como ha dho. Lista que por el genero amatorio. Se nota en l una propension la satira burlesca, que maneja como has visto con tanto donaire como delicadeza. No lo hace menos bien con la trompa epica de lo que es buena prueba su poemita Sevilla restaurada que en el concepto del mismo Lista es uno de los mejores poemas q.e se hayan desempeado con maestria en Espaa. De esta brevisima resea que acabo de hacerte debes inferir q.e todos me parecen excelentes y que todos leo con agrado y admiracion. Quieres ahora te diga cual prefiero? A Lista; si Domingo; Anfriso me arrebata y me inspira su entusiasmo y su Numen q.e infundadamente carecterizas de Geometra. Que haya observado las reglas no de las Poeticas, sino del juicio y del buen gusto, no es un motivo, ni menos un defecto que deba imputarsele: veo por esto que eres un poco Romantico, y que tu imaginacion quiere andar suelta por los campos de las ilusiones. Pero tratemos de tu Elegia y de los versos de Montesinos en los que este caballero comedido, me dice cosas que yo no merezco. Para manifestarte en pocas palabras cuanto me ha gustado tu Elegia, seria el solicitar tu beneplacito para imprimirla en la Gazeta, y que toda esta parvada de graznadores que deshonran la ilustracion habanera, oyesen siquiera los sones de una Lira acordada; pero los pobres Diablos no lo entienden ni yo te aconsejaria empezarse desde tan temprano comprometerte con el publico Literario. Voy indicarte algunas correcciones

PAGE 66

CENT"N EPISTOLARIO 32 \ 32 \ 32 \ 32 \ 32 \ que pudieran hacerse en ella, y tu decidirs si son no justas. El verso 46 dice asi: Que al fiero soplo de huracan mecida Este verbo no es conveniente ni propio y peca contra la imitacion. El cefiro puede muy bien mecer por que su fuerza es blanda y undulosa; pero el movimiento que producen los Aquilones es violento y agitado. Asi que, convendria construir de nuevo el verso, y se me antoja que de este modo no quedaria mal. Que al embate del Cierzo sacudida. bien Que de huracan al soplo sacudida. El verso 51 dice: con mas fuerza y furor su verde caa Su verde caa se refiere al tronco del pino, y no me parece q.e el del pino lo sea: asi lo infiero de la definicion del Diccionario. Ahora, si se toma en sentido generico, y lo has visto usado en alg.n clasico, no he dicho nada y confieso mi ignorancia. El 63— A fixar mis sentidos en ti ¡ oh Cara! No me gusta el vocativo al fin del verso: destruye la cadencia y lo hace arrastrado. El 90 y 91Y solo miro en torno de mi vida De flores ya sembrada y de contento Que la vida est sembrada de flores, nada es mas hermoso; pero que lo est de contento que es una emocion agradable del Alma, pareceme ser forzada la metafora.— El 69, 70 y 71— Extraa condicion del amor fiero que por fatal tributo del odio ahora me ecsige el negro fruto. He aqu una idea tan bella como filosofica; pero el ltimo verso tiene tres cacofonias que lo hacen duro, y sin ofender la delicadeza de mi Domingo lo pondria de este modo: “ mi pecho del odio ecsige el fruto.” Basta: en la carta siguiente te har otras observaciones aun mas importantes, pues quiero que la Elegia quede lo mas limpia de manchas que se

PAGE 67

DOMINGO DEL MONTE / 33 / 33 / 33 / 33 / 33 pueda, y guardarla como aconseja Horacio para al cabo de algun tiempo volverla retocar. Pero no puedo menos de volver la medalla y gozarme en estos versos como tu digistes de los mios— ¡Cuanto aument la poderosa llama que oculta ya en mi pecho se estendia, y a su alhagueo engaador influxo tranquilidad, placeres, todo ardia!— No menos agradables son estotros por que se recomiendan la memoria. Que siempre fu de finos amadores con timidez y pena su pasion esconder y sus ardores— Los dos ltimos versos de la composicion son bellisimos y me hacen recordar la Citara del Maestro Leon de Melendez— ........................ Derecha y cruda tempestad moviera Dentro del seno de mi pecho amante. Pero los que mas han satisfecho mi oido, y mi fantasia, son estos de Montesinos. ¡Ay de Jerusalen! ¡esclama airado, Y al profetico grito horrizonante El templo sacrosanto se estremece Y los cedros del Libano se aterran.— Y Glgota y Sion, y las montaas Cercanas, de Israel se conmovieron, Y en eco pavoroso ¡Jerusalen! ¡Jerusalen!! volvieron. Quien ha hecho estos versos conoce perfectanm.te el arte y supone mucho gusto y brillante imaginacion. No te adulo: todos los que los han leido los han celebrado, y es lastima que los demas no correspondan, y sobre todo que los hayas empleado en una majaderia cual es celebrar mis versos. Te propongo este asunto de nra. historia sagrada q.e de suyo es poetico y grandiosos: tal es la publicacin de la Ley en el monte Sina los indomitos Hebreos. Ea, manos la obra; con el silencio y el sociego del campo la imaginacin se dilata y el espiritu se eleva con facilidad. Espero no me dejes burlado como con la Traduccion de Alzira q.e te viniste haciendote el chiquito y en nada al fin hemos quedado. Yo por mi parte te ofrezco desempear otro asunto que me propongas, y ambos nos tomaremos un plazo de dos meses: estamos? Y no hay escusa que nos valga por que yo lo quiero y basta.

PAGE 68

CENT"N EPISTOLARIO 34 \ 34 \ 34 \ 34 \ 34 \ En fin concluyamos aqu la carta que es bien larga: creo no me trataras de perezoso ni de inconcecuente, cuyo agravio te perdono por que veo nace de una delicadeza en la amistad y de un corazon sensible como el tuyo, p.oun poco quejumbroso y aun injusto con el mejor de tus amigos. Entregu personalmente tu hermano Pepe la carta que me incluas lo mismo q.e la de Cintra4 y Clemente.5Recibe memorias de Diego6 que ha celebrado mucho el dibujo que me enviaste consagrado la memoria de Melendez, como un rasgo de talento y gratitud. Rey Brabo,6a Cruz,7 Moris8 y Madan9 te saludan, asi como t lo hars en mi nombre Doloritas y demas de la familia. Tu amante amigo— Felix. P .D. Te he comprado el Gorostiza (ltima edicion), y no te lo remito ahora por que el badulaque de Moris me ha estraviado el 1.er tomo: ver modo de enviarte otro exemplar como igualm.te las Cartas de Pecchio de la rebolucion de Portugal que te tengo ofrecidas.— Tuyo. Noticias Politicas. El 15 de Julio desembarc Iturbide en Soto la Marina y el 19 fue pasado por las armas. Este golpe diplomatico de los Mexicanos hace que se les mire con mas consideracion q.e hta. aqui, y en mas alto concepto— De Espaa se asegura por cartas de Cadiz y Sevilla estar el Rey en esta ltima ciudad de resultas de una conspiracion cuya cabeza se hallaba el Infante D.n Carlos que intentaba calsarse la corona: ha corrido sangre en Madrid y pasan seg.n se dice de mil y tantas personas las que han perecido. — Esperamos por momentos y con ansia llegue barco de Cadiz que nos saque de dudas.— Luego q.e llegue te participare las novedades que traiga, y el resultado de esa gran noticia. 4.Jos Antonio Cintra. 5.Clemente Blanco. 6.Diego Tanco Bosmeniel. 6a.Francisco Rey Bravo. 7.Francisco Javier de la Cruz. 8.Esteban Moris. 9.Cristbal Madan.

PAGE 69

DOMINGO DEL MONTE / 35 / 35 / 35 / 35 / 35X X X X XQuerido Domingo: Acabose por fin la obra poetica tan anunciada que sabes estaba trabajando, y que decirte la verdad no ha dejado de hacerme sudar bastante, asi por lo arduo de su desempeo como por lo espantadiza que ha estado la Musa en esta vez; sin embargo fuerza de constancia y animado de un vehemente deseo de tratar el asunto llegu al cabo la meta y consum la obra. No s lo que ha salido. El argumento como vers es mistico, pero grandioso y altisimamente poetico de suyo, sin que necesite de la rima ni de los esfuerzos de la imaginacion para ser tal; y aunque Boileau destierra en su poetica la solitaria Musa del Tabor pues Dela foi d’un Chritien les mystires terribles D’ornements yay ne sont point suceptibles Creo sin embargo con el celebre Lista, se ha equivocado el critico frances, teniendo como tenemos clasicos exemplos en este genero y cuando la misma Francia nos suministra los del gran Racine en su Atala, tragedia la mas perfecta del teatro antiguo y moderno en el concepto de L ’Harpe. Nosotros por nra. parte que hemos sido profusos en lo sagrado, tenemos Fray Luis de Leon, Herrera, Melendez, y ultimam.te Lista y Reynoso cuyo poema de la inocencia si es mi ver un modelo acabado de poesia se le debe en gran parte al argumento que parece digamoslo as le d color las palabras y los cuadros. Chateaubriand como sabes ha hecho en su obra del indole del cristianismo un paralelo poetico entre la Relig.n del hijo de Mara y las del impuro gentilismo, y habras visto cuan enorme es la diferencia entre el Jupiter Griego, y el Jehov de los Israelitas. Pero vengamos mi ovillejo: observaras en primer lugar la clase de versificacion que he usado: no he querido ponerme el freno del rigido consonante, por que describiendo una escena tan terrible cual es la destruccion del glovo en que la misma imaginacion se confunde y aterra mager los versos de Horacio Si fractus illabatur orbis impavidum ferient ruinae reducir esta escena repito estanzas cortadas, medidas y estudiados los vocablos que han de rimarse, supondria mucha cachaza en la imaginacion del poeta que por el contrario parece deberia andar vagando y azorada la presencia de tan horrible espectaculo. Por que en lo gral. cuando nos

PAGE 70

CENT"N EPISTOLARIO 36 \ 36 \ 36 \ 36 \ 36 \ amenaza un peligro iminente, la razon se estravia, el corazon se turba, y se altera el orden tranquilo de nras. sensaciones. Al principar la obrilla, pens sujetarme la rima modelandome por una oda de Lista, pero sucedi que se me agolpaban las ideas, y desaparecian las palabras, por manera que en dos dias solo habia hecho una estrofa habiendo martirizado mi cabeza sin utilidad. Por ultimo tu me dirs con tu acostumbrada franqueza, aunque con menos lisonjas, lo que debo hacer en el particular sin que creas te escribo esta carta pa prevenir la critica. En 2o lugar notars tambien, que en mi plan he omitido toda clase de digresiones por ser en lo gral. enojosas, mayorm.te en una obra corta como lo es la oda, y una oda en que deben suponerse instantaneos los movimientos que se describen, y tan rapidos como el pensam.to. Tu veras si me equivoco, concluyendo aqu mi insoportable pedantismo y encargando, V. prontitud e imparcialidad en la censura. Tu amigo Felix. Habana 20 de Octubre de 1824. ——— ——— ——— A Delio Deja, Delio, el afan, y entrega al viento Las enojosas penas, Y ese falaz y vano pensamiento De tus rotas cadenas. Deja de renovar tu memoria El amante delirio, Que engaado juzgaste era tu gloria Y hoy solo es tu martirio. Deja que all tu ingrata otros amores Disfrute en nuevos lazos, Y regale sus perfidos favores A envilecidos brazos.

PAGE 71

DOMINGO DEL MONTE / 37 / 37 / 37 / 37 / 37 Y tu, mientras la aleve se enagena Con otro necio amante Su vil ingratitud te causa pena, Cuando ella rie inconstante? No, mi Delio, que fuera desvario Amar la que no te ama; La que pag tu fe con el desvio Y en otro amor se inflama. Ven tu Elizeo: su amistad segura No es cual amor mudable En l encontrars llama mas pura, Eterna, imperturbable. No los furiosos celos, no el engao, Ni el spid venenoso Que astuto amor oculta en ntro. dao En su beso doloso. De la Amistad en el tranquilo seno La perfida Citheres No perturba del animo sereno Los modicos placeres. Ni del carcax la osada y cruda flecha Penetra en su sagrado Que su presencia augusta cae deshecha Y huye el rapaz vendado. Si, Caro Delio, la amistad te brinda Balsmico consuelo Contra el indigno amor de esa Belinda Que es causa de tu duelo.— Es copia— Julio 825.

PAGE 72

CENT"N EPISTOLARIO 38 \ 38 \ 38 \ 38 \ 38 \1825 XI XI XI XI XIA Delio. Tuyos mis versos son y esta es mi gloria (Lista) ——— ——— Cual si en oculto nido retirada la canora avesilla prueba naciente concertar medrosa el no aprendido trino que escuchara de su madre en el bosque y lo imitara, y luego por los aires atrevidos se lanza las alturas y en las temblosas alas se sostiene: la voz rompe ya libre y melodiosa exenta de temores; y de suaves y varias armonias llena los vientos y la selva umbrosa; as timido el Numen que me inspira su fuego(a)pudo apenas pulsar la Sacra Lira y de Apolo ensayar el dulce canto con fuego arrobador y magio encanto. Mas tu, Delio, mi espiritu alentaste, y al punto osara la tronante cima del Soberano, Jov; y la Harpa de oro subir ascender del Tabor,(b)do en dolientes endechas y sublimes gimieron de Sion toda asolada grave dolor, Profeticos Cantores pulsar con mano airada. Y cuan distinto resono en el Plectro (a)Tachado: arrobador y magio encanto. (b)Este verso aparece interpolado y la palabra subir al margen.

PAGE 73

DOMINGO DEL MONTE / 39 / 39 / 39 / 39 / 39 el acento profano de tu Elizio, al que antiguo son por las ruinas de impia Jerusalen en las sagradas y misteriosas cuerdas del Profeta tu siempre generoso digiste fu feliz el canto mio, y la exaltada Musa en tonos varios ya blandos ya severos pint de la creacion del nuevo mundo el asombroso cuadro, y la grandeza inescrutable mente(c) del Eterno. Y bien mas conmovido y abajado el animo terribles sentimientos invocaba la trompa de Caliope y cant de los heroes las batallas, los grandes vencimientos, y la gloria contra la vieja tirania de Europa. Otras veces la Citara pulsando consagrada la funebre Elegia, en tu sensible pecho fiel histadel amargo infortunio de una hermana deposita para templar su acibar. Y si algo bello en mis borrones viste tu labio lo dictara, lo inspiraste con tus mas bellos y sonoros versos. Tu con modesta y sabia intelig.amostraste el descarrio en los transportes del naciente Numen, que indocto me arrastrara y sedujera con vana inspiracin falso brillo, cual fosforica luz que entre las sombras los sentidos, fascina, y desaparece al claro albor del sonrosado dia.— Recibe pues en este humilde verso la gratitud de Elizio. Si en la cumbre del Sagrado Helicon tal vez alcanza el laurel los Vates concedido tuya ser la gloria, tuyo el triunfo aunq.e Febo su frente haya ceido.— Seb.e 4 de 1825— (c)Aparece escrito as, en dos palabras.

PAGE 74

CENT"N EPISTOLARIO 40 \ 40 \ 40 \ 40 \ 40 \ — A Aminta — Romance Si las orillas del Btis con dulce voz regalada un tpo. con blanda Lira su curso fugaz parabas, y las detenidas ondas tu acento se echizaban y luego raudas corrian cuando la voz se callaba. Porque ahora; oh cara Aminta! yace, pendiente olvidada la ctara que tus dedos tan gilmente pulsaban y al estro santo renuncias que el Cintio Dios te inspirara? No adviertes que al atractivo de tu sexo, nuevas gracias, nuevo embeleso le aades si el lauro tu frente enlaza, y al labio por donde esprime su dulce efusion el alma mas seductor y elocuente toma del canto la magia? Lee de la Grecia la Historia: Safo la ilustre Lesbiana Mnos por bella y amante que por la Lira es su fama, por sus saficos ardientes que la escarcha misma inflaman. Safo del desden herida se precipita en Leucadia; mas el cincel las ondas, que su cuerpo sepultaran roba las formas divinas y al blanco marmol traslada. Mas, para qu tan remotos busco ejemplos si en tu patria la Rosa (1) del Manzanares de Carti honor de la Italia, mula digna te ensea con mil burladoras chanzas

PAGE 75

DOMINGO DEL MONTE / 41 / 41 / 41 / 41 / 41 y en suelta y alegre Lira cuanto la muger realzan las naturales prendas las artificiales gracias. Si, Aminta, vuelve tus versos vuelve tu ctara amada que si la Btica un dia tu canto oy enagenada dgate tambien atenta la Calipso americana, (2) y estimulo grande sea para sus lindas Cubanas. Y si alternar te agradase conmigo dulces tonadas concertar emos las Liras y probaremos trocarlas. Tu diras mis duros versos que hars blandos, si los cantas; y los tuyos muy mas suves que el arroyo que resbala por la movediza arena y plcido sesga el agua dir con labio orgulloso y ma ser tu fama Elizio (1) Doa Rosa Galvez natural de Madrid, clebre poetisa, autora de tres tragedias y unos Ctos imitacin de los de Carti. (Nota de Tanco.) (2) La bellisima y floreciente Isla de Cuba.— (Nota de Tanco) Septbre. 15 de 1825. Es copia.

PAGE 76

CENT"N EPISTOLARIO 42 \ 42 \ 42 \ 42 \ 42 \1827 XII XII XII XII XII3 Habana 10 de Setiembre/ 827. Mi amado Domingo: Har 15 dias que te escribi por el correo N 1 contestando tu gratisima fha. en Gibraltar, hablandote muy largo sobre todos los particulares, de que trataba la tuya, incluyendote cartas de Belinda,1de Leonardo,2 de Clemente3 y de Doloritas, herm.a de la 1a con anterioridad te hemos escrito las mismas personas Cadiz por un buque extrangero, con que ya vs que no es justa tu queja, ni menos tus reconvenciones, en la que he recibido ahora de Madrid sobre el creer t que no te hemos escrito. Yo no ando en poninas ni en francachelas fuera de la muralla como me dices, atribuyendo esto el olvido mio en escribirte, enviarte las cartas de otros que se encomiendan mi cuidado: no Domingo, estamos muy lejos para que me olvide de ti, ni el amor vence la Amistad en mi corazon. Tengo y edad suficiente pa no embobarme con las zalamerias de las muchachas: las amo, y al lado de mi Isabel dejo correr la baba y el fuego; pero esta situacion (de risa pa otros y de inefable placer para el que la siente,) no dura mas que dos horas; pasadas estas, vuelve la razon sus oficios. La familia de por ac continua buena. Tu Madre y hermanos siguen sin novedad; Leonardo les envi tu carta segun me dijo, diciendoles que te escribiesen y mandaran las cartas por mi conducto antes del 30 del pasado, y esta es la hora que no han llegado tales cartas. Belen, est sentidisima y llena de desconfianza de tu amor, pues una sola carta la has escrito desde tu partida, y otras personas de menos interes pa ti, hta. 3 y 4. Me parece que tiene razon, y f que no lo merece. Loca est la pobrecita solicitando continuanm.te por mi en el Correo y en casa de Isabel de noche, para que la lleve carta tuya, y vaya su casa, como 1.Con respecto a Belinda puede verse lo que hemos publicado en la Academia de la Historia de Cuba en Apostillas en torno a una gran vida: Domingo del Monte. 2.Leonardo del Monte. 3.Clemente Blanco.

PAGE 77

DOMINGO DEL MONTE / 43 / 43 / 43 / 43 / 43 lo hago, y la hable de ti, y de tu vuelta y de tu amor. Yo, procuro consolarla, lo mismo que Doloritas, asegurandola que tu la amas y que vendrs pronto. Cumple tu palabra, y s hombre. Diego y Varelita creo que te escriben, por cuya razon omito palabras: Isabel,4 dice que si t la amas por simpatia, ella te corresponde con el mismo afecto, lo mismo que Leonardo, que es el mejor mozo de los Del Montes, y luego t.— Recibe sus afectuosas memorias. La tertulia de la Botica prosigue bajo el mismo pie de prostitucin: Suarez5 y Macedas6 te mandan memorias y abrazos: hablamos de ti con frecuencia; leemos tus versos, y hemos convenido en llamarte el Lista Cubano. Mucho he sentido no me hayas hablado de la visita que le hicistes este, y la conversacion tenida con el Demente de Gallardo, q.e no hay palabra que mejor le venga cuando llama ignorante al Ciceron Espaol, al inmortal Reynoso. En fin, no vuelvas en tu vida decirme si podrs contar conmigo pa la remision de tus cartas, y retorno de las contestaciones; estas cosas llegan lo vivo Sor. D.n Dom.o y yo no soy tan abandonado como V. me supone. Quedan entregadas todas las inclusas que me envias bajo mi sobre, sus respectivos titulos. Estoy arreglando una composicioncilla poetica, sobre tu partida Espaa, imitando Horacio p.r la traduccion de Burgos, (cosa estraa) en la oda Virgilio cuando se embarc este, y suplicaba los vientos Horacio, le condujeran con felicidad.— Ya la vers— Un disparate; no puede ser otra cosa—. Ahora entra aqui un encargo que te pido por Dios no lo heches en olvido.— En mis dos anteriores te dije me hicieses el favor de solicitar p.r Do.nGaspar Soliveres que es el agente de Montalvo y de Diego, fin de que le apremiaras, por el pronto despacho de mis dos solicitudes sobre Monte Pio y sueldos de mi Padre. Se le han librado 1000 p.s para el logro de las dos r.s ordenes y yo quiero que t le visites con frecuencia y me informes sobre el estado del negocio, dicendole nos escriba p.r todos los correos y que ser sin duda ninga bien gratificado por Montalvo como se lo ha ofrecido, y asi ser. Igual.te le entregars la adjunta D.n Estevan de Ayala Admor. de Correos, y te impondrs del estado en que estan las cosas de la Direccion, respecto esta oficina, particularm.te sobre el arreglo de ella. — La otra paSoliveres tamb.n se la entregaras. Cuidado Domo de mi vida, que no dejes 4.Isabel, la esposa de Flix M. Tanco. 5.Leonardo Santos Surez. 6.Jos Macedas.

PAGE 78

CENT"N EPISTOLARIO 44 \ 44 \ 44 \ 44 \ 44 \ de hacer estas diligencias en obsequio mio, del mejor de tus am.os.* T sabes, que los que estamos p.r ac, si no tenemos quien se interese por nosotros en esa maldita Corte, todo se retarda se pierde. En esta inteligencia, cierro los ojos, digo, “Domo est en Madrid, l me ama y quiere mi felicidad Que mas puedo desear”? El punto esencial es el de Soliveres. Recibe el afecto de tus am.os como Pancho Reybravo, Javier7 (que son abogados) Moris, Madan && y el invariable eterno de tu Felix. Soy amo de Oss:8 me ha franqueado sus versos: me parecen buenos, y entre sus composiciones, hay una tragedia original que aun no me la ha dado: quiere lermela l mismo. Me ha hablado de una obra de Martnez de la Rosa en 3 tomos, publicada en Paris sobre la Literatura Espaola, es decir, sobre la tragedia, la Comedia y la Epopeya, con una Poetica exelente original y los juicios criticos sobre los poetas modernos espaoles— como no quieres borrador, ¡ahi va esta carta!XIII XIII XIII XIII XIIIHabana 30 de Setiembre/827— 3 (Recibida el 20 de Nov.re) Queridisimo Domingo ¡Con cuanta precipitacin tengo que contestar tu carta fha. en Gibraltar. Ocho dias han corrido desde que la recibi, hta. este momento, y en este espacio (cremelo) no he sido dueo absolutam.te de mi persona. Tanto es el tragin que estamos sugetos ahora los oficiales de esta Admon, con los malditos correos mercantiles que se han establecido entre esta Colonia y esa Peninsula. Sin embargo, algo te dir aunque por encima para medio cumplir contigo y con mis deseos. Tus trabajos en la navegacion hta. Gibraltar sin embargo de que me deben ser sensibles, han producido una utilidad tu Patria, asi como los de Telemaco a la suya, quiero decir que, los sustos del Temporal, y la arribada New-Port te han inspirado bellisimos *Amigos. 7.Francisco Javier de la Cruz. 8.Blas Oss y Prez.

PAGE 79

DOMINGO DEL MONTE / 45 / 45 / 45 / 45 / 45 versos para honra y gloria de tu Patria y placer de tus am.os. Pero lo que me ha llenado de satisfaccion es el saber que te hallas enamorado de Belinda de un modo inequivoco como se muestra en tu carta. ¡Gracias Dios! Al fin venc, en las largas discusiones que hemos tenido sobre esto de enamorarse, y en las que t la hechabas de hombre invulnerable contra la saeta del cegueruelo. Vencio la naturaleza debo decir, que puede mas que las opiniones, y la sabia filosofia. Si Domingo: no todo es de la carne en el amor: tiene el corazon el espiritu (si se le ha de dar algun nombre esto que nos hace sentir otra cosa que no es placer del cuerpo), su parte noble y pura que nos distingue de los otros animales. Bien conozco que no te digo nada nuevo sobre este particular, pues t lo sabes tan bien mejor que y, y acabas de sentirlo con toda la vehemencia de que es suceptible tu alma de fuego, 3000 leguas de distancia bajo el Peon de Gibraltar. En fin tu debes volver pronto, recibido y de abogado, y casarte con Belencita que te hara feliz. Si tienes ambicion y egoismo, y no quieres partir con ella tus placeres y tus penas, ni que lleve tu apellido, tus virtudes, tu sangre, tu propia fisonomia otros seres que bendigan tu nombre y el suyo es decir el de aquella en cuyo se han formado; en este caso, dejala, no la engaes por mas tiempo, y vive solo y triste y aburrido. Belinda ademas de sus gracias personales reune un corazon bellisimo, que tu mismo en cierto modo has formado pa ti: te ama, delira por su Delio, y suspira y llora incesantm.te por l. Te ha sido fiel y lo sera, conoce tu caracter por el trato, sabra tolerarte y complacerte, trabajara contigo, se conformara gustosisima con tu suerte, por que te ama, y hara las delicias de tu corazon. No es esto bastante? Si buscas en ella otras cosas menos estimables aunque mas estimadas como dice Rousseau, bien sabes que no es una infeliz mendicante espuesta por lo mismo que hiciese naufragar tu honor y su virtud si es que un corazon bien formado sucumbe la miseria. Ella tiene su poquito, y tu tienes tambien tu otro poquito y trabajando en tu facultad en la Habana que no hay mas que decir: te proporcionarias una aurea mediania que es todo lo que aspira el poeta que lo digo, y tu lo sabes— En fin no mas platica sermonaria. Se muy bien que lloraras de risa con todo lo que te he dho, y que me llamaras pobre hombre, mentecato, tonto, simple y memo. ¡Bravo!. Este es el camino mas corto para salir del atolladero, y dar por toda razon chufletas y zumbas.— ¡Excelente logica! Pero en fin yo sigo mi derrotero y me va muy lindam.te. Amo entraablem.te mi Lesbia y ella me paga: me unire con ella porque ya estoy grandecito, y no quiero perder el resto precioso que me queda de vida en goces, en ftiles e impuros placeres, que suelen traer por lo comun, dolores y verguenza. Trabajar por que no hered un Mayorazgo o una

PAGE 80

CENT"N EPISTOLARIO 46 \ 46 \ 46 \ 46 \ 46 \ Mitra que me eximiera de esta obligacin— Isabel me ha dho. te retorne tus espresivas memorias, y que desea verte cuanto antes recibido de Abogado y en la Habana: que luego que llegues te dir unas cuantas cositas al oido, sobre ti y ella con mucha reserva: no se lo que ser, ni ha querido decirmelo. Diego y Barrerita han tenido sumo placer con tu carta, y me encargan recibas un abrazo all en la imaginacion por tu feliz arribo Espaa.— De versos cero— Sin embargo estoy trabajando dos borrones que te remitir luego que los acabe. Te incluyo cartas de Leonardo, Belinda, Clemente, & por lo que omito hablarte de ellos. Entregue Belot la obra magistral que tu sabes, y al cabo de 15 dias me mando llamar para que tradujese dos cuadernos que faltaban, y corrigiese toda la traduccion: como estoy haciendolo en la actualidad. Acabar dentro de 15 dias, y hare que inmediatam.te salven las medallas y entregar Belencita como ya se lo he dho. las 7 y media que te tocan de dr. ¡ojala pudiera darla 7 millones. La familia sigue en Matanzas sin novedad, y aunque Leonardo escribi tu Madre que salia para Espaa el correo N. 1 de la empresa mercantil, lo apurado del tiempo, no d lugar que lleguen las cartas. Por ltimo, aqui acabo mi carta para que haya donde firmar: Hablame de Madrid y todas sus cosas con estension sin que se quede nada en el tintero.— Mil cosas a Domingo Andr; que cuidado con los frios no sea cosa que petrifique y lo perdamos. Ya ves que para ser de prisa no he sido muy corto: en la siguiente carta platicare contigo mas despacio y har borrador de la carta, que esta v como Dios quiere: he dejado correr la pluma como tu me dices y te he dado gusto. Adios Domingo querido, chino mio; (dejame hacerte este chiqueito criollo) no olvides jamas tu Elizio que te ama. Felix.

PAGE 81

DOMINGO DEL MONTE / 47 / 47 / 47 / 47 / 471828 XIV XIV XIV XIV XIVMatanzas Setiembre 30 de 1828 Mi querido Domingo— Recib los tres plegos que contenan la tragedia de Sols, los apuntes histricos sobre la Isla de Cuba, y las poesas de los varios alumnos de las musas que pululan en esa Corte feliz infelizmente. Por todo te doy un milln de gracias, y no dejes de menudear remisiones de otros plieguesitos iguales, pues en las actuales circunstancias me son muy interesantes por cuanto que me hallo de Seor Redactor del periodico intitulado la Aurora de Matanza s que la Diputacion patriotica (en cuyo cuerpo estoy admitido) costea de sus fondos, y sale luz tres veces la semana, y ya ves que necesito materiales pero de buena cantera para lucir mis galas. Vaya este bombazo por delante, y vea V, Seor mo en lo que puede ser util este pobrete con todos sus dictados y honores. Pienso no darle Saco la copia de los apuntes historicos sobre esta Isla y la de Santo Domingo,1 porque ignorando si trata efectivamente de escribir su historia, no es regular que se quede con tu trabajo lo estrave: ademas, no es Saco, ni ninguno de los que estamos aqui, capaz de escribir la historia general de la Isla sin saber la de los continentes nuevo y viejo: sin saber escribirla, habiendo no leido sino estudiado mucho los modelos de los antiguos y los pocos de los modernos entre los Ingleses; sin poseer muy bien la lengua espaola, de lo que est muy distante nuestro amigo Saco; sin sentir pasiones, no dejando columbrar parcialidad y encono contra los descubridores y conquistadores, cosa que es muy dificil en el dia, estando en guerra Espaoles y Americanos; sin hacer pasar por el crisol de la critica mas rigurosa todos los hechos primitivos y dudosos, separando la fabula de la verdadera historia, para cuyo efecto es indispensable ler, examinar, cotejar, formar raciocinios, y entrar digamoslo asi en el espritu de los autores de tantas relaciones historias particualres, pa averiguar el interes que los movi escribir, y si son 1.Esto prueba desde qu fecha Jos Antonio Saco estaba empeado en la acumulacin de datos para su gran obra histrica.

PAGE 82

CENT"N EPISTOLARIO 48 \ 48 \ 48 \ 48 \ 48 \ veraces; por ultimo sin estar dotado de un gran talento y poseer profundos conocimientos morales, polticos, y religiosos, geograficos, estadsticos &&. Si se ha de escribir una buena historia de la Isla, digna del siglo en que vivimos, estas y otras muchas cosas que yo no alcanzo, son necesarias. La historia de la retirada de los 10,000 griegos escrita por Genofonte pasa por un monumento de la antiguedad, y ya tu ves que el perodo, es cortsimo, y los hechos no tienen el inters que los de la historia de esta preciosa Antilla: alli se trata unicamente de la marcha de un egercito en retirada, de sus encuentros de sus trabajos, y de su feliz arrivo la Grecia. Digo esto porque acaso se dir que siendo la historia particular de la Isla la que ha de escribirse, con saber los hechos basta, pues el campo no se presenta tan ameno y estendido para prepararse en su excursin con tantos auxilios. Las bellezas que estan consignadas cada genero de escritos son comunes, los de mucha poca estencion esto no influye. En fin, tal es mi opinion aunque no fuer de varon entendido sino de un estudiante que desea acertar.2No quiero decirte nada sobre los nuevos vates de esa corte: pienso imprimir algunas de sus poesas en la Aurora como igualmente los apuntes historicos, y un anuncio, de la tragedia La Camila abriendo suscripcion, para reimprimirla: nada importa q.e se embravesca el Seor Sols; esto lo hago para mayor gloria suya y provecho del projimo. Hazme el gusto de traerme de Francia las obras siguientes, que ser satisfecho la vista su importe pero sin gananciales. De Francia Elementos de literatura de Marmontel 2o tomo de la obra de Martnez de la Rosa De Espaa Un exemplar del Virgilio traducido Otro de las transformaciones de Ovidio. Me han dicho que Moratn ha muerto en Pars, y que D. Vicente Gonzalez Arnau es el tenedor de todos los manuscritos y papeles de aquel. Cualquiera cosa suya que se haya impreso entra en la cuenta de mis pedidos. Artculo de Casa Isabelilla debe parir dentro de pocos dias: ya ves que trabajo para la posteridad: esto es mas dulce para el corazon que hacer versos. Voy 2.Es bien conocida la agudeza de Tanco en asuntos literarios e histricos y su actitud de censor de cuanto se escriba en su tiempo.

PAGE 83

DOMINGO DEL MONTE / 49 / 49 / 49 / 49 / 49 entrar en un mundo nuevo: afectos, obligaciones, placeres, dolores, sufrimientos, todo va ser desconocido y flamante para tu Elzio. No s si la musa ganar perder con estas nuevas sensaciones. Da Rosa3 y las muchachas siguen bien, y nos llevamos con la mejor armona: tu hermano Ramn se cas, esto no es perdonable, porque lo ha hecho dos veces pero el est en sus glorias y goza. De los amigos de la Habana nada s; regularmente te escribiran, lo mismo que Belinda. Recibe mil memorias de Barbera, y de Isabelilla, y Dios hasta que nos veamos aqende del mar: tu amigo que te ama Felix P .D. Te remito ese paralelo literario para que se lo ensees Lista y que te diga si est exacto, no lo est: es de un amigo que quiere imprimirlo en la Aurora. Se me olvidaba encargarte la obrita de Hermosilla que dices tu que es mejor que todas las retoricas, como igualmente la coleccion de comedias de Gorostiza y Garcia. Suelto— No va ya el paralelo. 3.La seora Rosa Aponte, la madre de Domingo del Monte.

PAGE 84

CENT"N EPISTOLARIO 50 \ 50 \ 50 \ 50 \ 50 \1829 XV XV XV XV XVMatanzas 19 de Enero de 1829 Recibida en Filadelfia el 3 de Marzo de — y cont.da el 5, el barco salio el 9. Mi querido Domingo: gracias Dios que ya estamos como quien dice tocandonos las manos: solo falta que te apresures para que nos abrasemos, y soltar la lengua la tarabilla. ¡Cuantas cosas tendremos que hablar nuesta vista! En mi ltima carta que te dirigi Madrid, y recibi D. Anastasio Orozco y Arango por encargo tuyo segun me lo ha comunicado, te hablaba sobre mi persona con alguna estencion. Deciate como me hallaba de socio de la Diputacion Patriotica de esta Ciudad de la que hoy soy su indigno Secretario: item, que se me habia encargado la redaccion del periodico nuevo intitulado la Aurora de Matanzas, que hablando no fuer de Redactor, sin de imparcial, es el mejor periodico de la isla: en fin deciate haber recibido la tragedia la Camila, de Solis, y la poesia de los varios aficionados que escriben en Madrid. Ahora nada tengo que aadirte, sin unicamente que soy padre de un muchacho (y no muchacha como malamente te has imaginado) que tiene mi mismo nombre y asoma un ingenio admirable. Sobre tu proyecto de imprimir las Poesias de Gallego contando con mis auxilios pecuniarios en calidad de prestamo, debo decirte, sin embages ni frivolas escusas que no estarian bien entre los dos, cuanta es la imposibilidad de mi pobre bolsa para sacar de ella los 100 pesos ¡Yo 100 pesos! Sabes t lo que son 100 pesos para quien vive augustiam pauperiem como dijo el otro majadero Domine de pios.....?. Hablandote con seriedad quisiera de bonisima gana tener aquella suma, para remitirtela sur le champe siendo para un objeto laudabilisimo en el que se interesan las mancilladas glorias literarias de Espaa, y el buen nombre tuyo como editor. De los amigos de la Habana hace algun tiempo que nada s, ni menos de tu victima la infeliz Belinda. Tu deberias, para evitar un nuevo enredo con esta muchacha establecerte en Matanzas, no solo por aquel motivo, sin porque aqu harias mejores progresos en tu carrera: los pleitos cunden prodigiosamente; los patronos son pocos, y no muy bien acreditados; con que as tu conveniencia la tienes conocidamente en la mano. Por otra parte,

PAGE 85

DOMINGO DEL MONTE / 51 / 51 / 51 / 51 / 51 en Matanzas harias mejor papel que en la Habana: entrarias en la Diputacion; te se agregaria la redaccion de la Aurora, donde darias conocer tus talentos y tu instruccion; y ya ves que esto te abriria paso, ocupar algun puesto publico con preferencia qualquier otro bribon zoquete de los muchos que vegetan en la carrera forense. Estos son los votos de tu familia, y los mios. Te acompao esas Auroras donde vers la critica que hizo Oss de la Camila; la que hice yo de la Atala de Madrid, y los versos que le compuse, llevado de la celebridad del difunto, D. Leandro Fernndez de Moratin. Otros versos he hecho y los ver su merced cuando nos apretemos los pechos como lo deseo con inquietud. Belica quiere del mismo modo verte, y me encarga que te lo diga y que te salude. A Dios mi querido Domingo: tu amigo. Felix. La carta la he dictado mi escribiente del correo por cuya sencillisima razon no v de mi letra. Si vieres Simn Portes dile de mi parte que si ha recibido mi contestacion su carta: que ya sabe cuanto le aprecio por mil motivos y que por ignorar cual sea su paradero no he repetido segunda carta. Recibe tambien espresiones de Jose Miguel Angulo y Barberia. Sabras que le di a Antonino no el Emilio sino Lock cuyos principios de educacion son mas practicables: el primero es profundo, metafsico y abstracto y por demasiado per *XVI XVI XVI XVI XVIMatanzas 10 de Abril de 1829. Contestada el 14 de Mayo de 1829— por Filadelfia— Mi querido Dom.o: con el placer de siempre he recibido tu carta del 4 de Marzo con otra incluso para tu viejesita, que fue entregada inmediatam.teSon tantas las cosas de que me tratas en ella que no es posible contestarlas sino en abreviatura. Las Auroras que te remiti lo que parece te han gustado. Efectivam.te que es el peridico menos narcotico que se publica en la Isla, aunque muchas veces la tal Aurora sale muy nublada, pero esto consiste en el mal tiempo. El juicio de la Atala tamb.n te ha gustado; mejor para mi: el de Oss, idem, sobre la Camila; mejor para l. Te participo que (*)A esta carta le falta el final.

PAGE 86

CENT"N EPISTOLARIO 52 \ 52 \ 52 \ 52 \ 52 \ mi D. Blas ha emprendido la traduccion de la Eneida, y que la tiene muy adelantada: esto me lo ha dicho nro. Miguelito Angulo que es muy am.o mio y me est enseando latin (quid vides?) he visto las muestras de la Tragedia Tello de Neira, y decirte la verdad me parecen superiores los versos de la Camila. Anastasio Orozco me ha remitido otra tragedia intitulada Rodrgo de Antonio Gil Zarate que tu tal vez conoceras: est tan perversa la copia que apenas se entiende. Con todo, lo que he podido ler me ha parecido muy bueno. Se la he mandado Oss y cuando tu vengas la leeras. Te remito estos impresos que forman el proceso de Heredia. En la Habana se ha armado una pelotera por el juicio, juicioso de Sagra sobre las poesias de aquel. Todo te lo remito para que quedes verdaderam.teinstruido: la redaccion de la Aurora, tambien di su puntada en el negocio, y le parece que tiene razon. En fin, todo supone que D. Jos M. Heredia vale algo Tu pensam.to de establecer aqui una Academia de bellas letras me hace lastima. A ti seguram.te te se han ido las especies de lo que es este pueblo. Todo lo que no sea para que cundan los vicios, lo demas es perdido e insignificante para la juventud de Matanzas. Rabiando estoy por leer Marmontel, y mas que todo tus mamotretos y tu Peregrino: tambien deseo leer Gallego, y todo lo que tu hayas escrito publica y privadam.te — Ya te he dicho que tengo en mi poder tu copia de Oviedo y los versos de los poetas alumnos que hay en Madrid, y que en otra carta me los diste conocer. Lo que me dices del Tiberio de Heredia es evidente: yo lo lei muy despacio y no me dej ninguna impresion fuerte, ni de ninguna especie; esta tragedia le falta absolutam.te la vis comica. Mucha risa me ha causado el cuento de los muchachos Cobarrubias con su yugado y sus boticas: he estado por formar una anecdota para imprimirla en la Aurora; puede que me atreva, por que es chistossima. Te remito esa epistola moral dirigida a Barberia, que es la primera composicion mia en Matanzas. Miguel me ha hecho favores: yo soy agradecido, y no he tenido otra cosa que darle en retribucion sino versos. Sin embargo las fatigas que he pasado para ensartar los tercetos no deja de compensar sus beneficios, sino ya el merito poetico de la compisicion: espero tu critica severa como la has usado conmigo en todas ocasiones, y segun ella quedar agregada la epistola la coleccion, la hechar la candela. Tus cartas para Anastasio Orozco las he remitido Madrid francas de porte: l y yo estamos en comunicacion, y le he escrito para que me suscriba al Correo literario de Madrid. Mucho deseo verte mi querido Domingo: Barberia igualm.te desea no solo esto, sino que te establezcas en Matanzas; pero ya se ve, los atractivos de la Habana son muy poderosos y esto de aqui no vale gran cosa. Solam.tela conveniencia, y la tranquilidad es lo que pudiera tener para t algun

PAGE 87

DOMINGO DEL MONTE / 53 / 53 / 53 / 53 / 53 estimulo y es lo que mi me fuerza permanecer en ella. Con todo, para el estudiante y con el recurso de un periodico para escribir prosa verso con mas libertad que en la Habana, es un motivo, lo menos para mi, muy fuerte que me decide por esta mansion y no aquella— Esto se llama hablar como un remilgado pedante.— Belica me encarga que te diga mil cosas, y que para complacerte hara por parir otro muchacho que tenga tu nombre. Estamos preparandonos para dar un paseo con tus hermanas a los molinos de la Sa Marquesa de Pradoameno.— Recibe memorias espresivas de Miguelito Angulo y de Barberia, y vuela los brazos de tu amigo que te ama con todo su corazon.— Felix. Dale mil memorias a Jos Antonio Saco y al ilustre proscripto nro respetable maestro D. Felix Varela.XVII XVII XVII XVII XVIIMatanzas 24 de Ag.to/829. Mi amado Domingo: la enfermedad que he tenido no ha sido cosa, por cuya razon no te la digo. El art.o sobre abogados lo escrib muy de farfullas y sali defectuoso. Cuanto me dices sobre esta manera de censurar harto conocida y practicada, pero que pocos aciertan desempearlas sin hacerse chocarreros pesados, es evidente. El hablar escribir serio, tiene sus visos de sermon, y el mundo es demasiado maligno para ensearle y corregirle como los muchachos. Matanzas siendo un pueblo, donde se conocen todas las familias, por su pequeez, se presta admirablemente al ridiculo, pues se hacen al instante las aplicaciones y se sealan con el dedo. Desde que le d una zurra D.n Felix Quintero p.r fisgn y chismoso, dej la mania de ir p.r las maanas la plaza preguntar los negros y negras cuanto daba cada amo de casa para comer y almozar, y eso que es ya viejo, y vieja la mala maa. ¡Cuanto deseo que vengas para que con mejores disposiciones que yo, mas mundo, y mas instruccion, y sobre todo con mas practica en este arte de criticar a los hombres corrigiendoles con mas probabilidad que de otro modo, hagas mejores servicios la moral pblica de Matanzas! A Garay le escribo para que ponga el Rodrigo en la botica de S. Feliu y tu lo recojas: le he escrito Orozco, enviandole los Mensageros falta de las Auroras, que se las mandar desde este mes como se lo digo: Pereira tiene la culpa de no haberselas remitido p.r el correo del 1o de Ag.to. El

PAGE 88

CENT"N EPISTOLARIO 54 \ 54 \ 54 \ 54 \ 54 \ discurso de Jovellanos se imprimir en cuanto la Aurora se haga diaria que ser el mes entrante: te remito tus poesias. Sobre lo de M.....1 pongo un sello a mi labio; pero si te digo mi ultimatum y es, y..... una vez, dos, tres o cuatro veces, o dejarla y venirte que es lo mas acertado; no pierdas tiempo Dominguillo: mira que ya te han salido los cordales y ests bien cuajadito para volverte nio. Me dirs nacio, y mentecato juicioso en el sentido maligno que otras veces me lo has dicho; po eso no quita para que tu dejes de conocer tu verdadera y solida utilidad. Bufete y papel sellado, y de cuando en cuando versos y articulos para la Aurora. Los libros para el Ingenio se los entregue Juanico. Tu comadre ha perdido las esperanzas de verte y de que vuelvas hacerme gastar el medio r.l para el chocolate. Los estractos historicos estan en mi poder y las poesias de los de Madrid. Nada me has dicho en tu ultima carta sobre lo del Consulado, ni menos sobre el 4o tomo de Martinez de la Rosa. Ya se v M..... te tiene ocupadas todas las potencias, y yo creo que me escribes a mas no poder. Mandame Gallegos pues los que vinieron ultimam.te los he remitido a tierra adentro, y puede que me pidan mas. Memorias Leonardo y tu recibelas de mi Belica con todo el cario de tu Felix. No se imprimiran mas versos en la Aurora sino los muy selectos.XVIII XVIII XVIII XVIII XVIIIMatnzas 31 de Ag.to /829. Mi querido Domo Me alegrar que hagas el prodigio de convertir los S.S. de quienes me hablas en tu ulta carta del 26: de este modo se empezar ganar el terreno que se ha perdido en la Haba para el adelantam.to de las letras. Dorilo mi juicio es el de mejores disposiciones y me alegraria que abandonase la empresa del Dicciono de las Musas por prima seal de arrepentim.to. Con que dudas que le haya escrito Garay pidiendole el Rodrigo para t? Pues mira, vete donde l vive, y dile que te ensee mi carta, y despues que la hayas leido, pulsa tu conciencia y nada mas. 1.Se trata de la Matilde a quien del Monte en La Moda o Recreo Semanal del Bello Sexo toma como personaje de sus artculos y que existi como nieta de doa Estefana de Moncada, apellido supuesto pero real con ese nombre.

PAGE 89

DOMINGO DEL MONTE / 55 / 55 / 55 / 55 / 55 Me has dicho en dos cartas que haga la amistad con Guerra2 he peleado yo con este caballero? El ha sido el que sin saber por qu, me ha negado la cara, lo mismo que su paisano Mena.3 No tengo mucho empeo en que sean mis amigos, y si por que Guerra es literato quieres t que yo vuelva tratarle y visitarle, prefiero aprender en los libros y no con l, (si es que puede ser maestro en literatura) y conservar mi puesto, sintiendo no poder darte gusto. Ignoraba lo del cobro de tu casa, que es el motivo no infantil que te demora en esa ciudad: ya veo que te ocupas en cosas sustanciosas y de provecho para t y tu familia. Por este correo remito Pancho Suarez el producido de los Gallegos, segun me ordena Su Seoria. Entregu Juanico tu carta y el lto nmo de los Anales. Con esto y con mandarte las expresiones de Belica, dandoselas tu Leonardo, pongo aqu punto final, firmandose siempre muy tuyo— FelixXIX XIX XIX XIX XIXMatanzas 28 de Setiembre/829. Mi querido Domingo: Encargu Belica que de mi parte te digese no podia contestar tu lta carta por hallarme muy empeado con D.n Fran.coGuerra Bethencour en cuestion menos literaria que moral provenida del articulo sobre Iriarte. El hombre no sabe escribir sin lastimar con personalidades, como habrs visto en su contestacion apologetica: ha concitado todos sus paisanos contra mi, de tal modo que el S. Gobernador se ha visto en la necesidad de poner mano en el asunto. Mi carta urbana que te incluyo no te negar que est fuera de quicio, y que hay rasgos demasiado libres; pero ya ves que he sido provocado injustam.te y tratado de Impostor la faz del pblico de Matanzas y consentido p.r mis compaeros los Redactores menos Abreu. Con este motivo me he separado de la redaccion. Ibarra y Barberia han querido darme satisfacciones su modo; pero yo no las he exigido, ni las quiero. Con hombres tan debiles tan inconsecuentes no conviene ninguna asociacion. Yo estoy mas contento libre de ser Redactor, que siendolo: ademas Badia4 y yo tenemos cierto pensam.to, y si tu al fin te determinas ser vecino de Matanzas, probablem.te se realizar. 2.Francisco Guerra Bethencourt. 3.Se trata del doctor Mena, mdico, pero no sabemos el nombre. No creemos sea el doctor Manuel Rodrguez Mena, residente primero en Santiago de Cuba y despus en La Habana, quien era abogado. 4.Jaime Bada.

PAGE 90

CENT"N EPISTOLARIO 56 \ 56 \ 56 \ 56 \ 56 \ Tus libros se han puesto al sol y se han limpiado; el Necolini ir sin falta el jueves, con los apuntes de Oviedo y el pliego que falta de las poesias del Peregrino. Todo papel util que tengas y quieras imprimir, reservalo para el proyecto de Badia. Sobre clasicos y romanticos no soy capaz de decidir; pero si te dir que todo lo que no sea imitar la naturaleza en las artes, no me parece bello. Una estatua de marmol, como ya se ha dicho, con ojos de vidrio pintado figurando los naturales no puede ser bella. En fin, yo estoy por lo establecido, mientras no vea varones mas fuertes en contrario, por que ha decirte la verdad el romantismo no lo veo bien aplicado. — El discurso de Jovellanos tambien lo reservo para lo dicho. Esta maana creo que se ha casado Doloritas. Si escribes a tus amos de Espaa lleva las cartas Feyt,5 pues hoy salen las de aqu: yo escribo a Orozco6 como lo he hecho en todos los correos, y le remito las Auroras. Recibe los afectos de Belica y el cario entraable de tu Felix.XX XX XX XX XXMatanzas 12 de Octubre/829.— Mi querido Dom.o Despues de mi ltima carta, Han ocurrido novedades con respecto mi, que es presiso comunicartelas. Ya te anunci en mi penltima, que con motivo de mi renuncia de la redaccion de la Aurora, por razones muy pausibles y justas, se ha proyectado la publicacion de otro periodico contando los proyectistas con mi concurrencia para la redaccion: no me he negado, por que en esto nadie ofendo, ni lo hago por despecho, de resultas de la inconsecuencia de D.n Jos Ibarra conmigo, tan gratuita y espontanea, pues no le di margen p.a ella. En fin el caso es que D.n Ambrosio Gonzalez ha recibido una famosa imprenta de Madrid: quiere abrir su obrador, para lo cual ha alquilado una casa cerca de la mia: me ha hablado por medio de Badia, proponiendome un sueldo por lo que yo buenam.te trabaje como redactor, y convenido en los puntos grales, se empezar dr el nuevo periodico tres veces la semana el mes de Noviembre. 5.Luis Feyt. 6.Anastasio Orozco.

PAGE 91

DOMINGO DEL MONTE / 57 / 57 / 57 / 57 / 57 Badia cuenta contigo y yo le he ofrecido, que sers el pral. redactor, como mas practico en traducir frances ingles y mas rico en conocim.tosPor supuesto que todo se te pagar religiosam.te haciendo tu ajuste con D. Ambrosio, que esta dispuesto todo; para que sea segura tu soldada, yo pienso no pedir ninguna, puesto que mi trabajo se reduce escribir comodam.te algun art.o de tarde en tarde como lo hacia en la Aurora. Dejate de generosidades, y desprendim.tos filosoficos. La economia politica es la ciencia del dia, y como tu sabes, y lo habrs visto en Europa y en los E. U. Americanos, nada hay, que hoy no pueda reducirse negocio especulativo. Por este mismo correo escribo Oss,7 invitandole que contribuya con sus luces enriquecer el nuevo papelito, y cuento con sus mamotretos: tambien escribo Javier8 con el mismo fin: algo habr adelantado, y discurrido por s en las ciencias naturales que ensea y segun me ha dicho Moris,9 que tube la satisfaccion de tenerle en mi casa, cuando regres de P .to Pre., habia escrito Javier algunas observaciones sobre ideologia, y queria imprimirlas. Dile Moris que te d el libro de D.n Ramn Campos y mandamelo por el Vapor. Tu vieja est bravisima contigo y le sobra razon. Es menester Dom.o que pienses seriam.te sobre tu suerte venidera, y que te dejes de nierias: tiempo hay para que alg.n dia te vuelvas la Habana disfrutar de su mucho ruido y de sus pocos placeres. Verdad es que en Matanzas no hay ni uno, ni otros; pero los medios para alzarse en pinganitos, son aqu mas accequibles que no en la Habana. Por lt.o, no creo que no me dejes mal en mi ofrecim.to Badia y Gonzalez de que sers pral. redactor del nuevo papel: contestame con prontitud, mejor dicho vente si has de venir y no hagas mas predicas y reflexiones bobas, cuando todo lo conoces y lo palpas. Recibe los afectos de Belica y el cario9a 7.Blas Oss y Prez. 8..Francisco Javier de la Cruz. 9.Esteban Moris. 9a.Esta carta carece de firma, pero no hay duda de que es de Flix M. Tanco.

PAGE 92

CENT"N EPISTOLARIO 58 \ 58 \ 58 \ 58 \ 58 \1830 XXI XXI XXI XXI XXIMatanzas 7 de Marzo/830. Que zalamerismo que te hizo Dios mi querido Domingo!. No es mala la jacara con que te vienes en tu ltima carta comparandome nada menos que tus queridas, cuando finjes con ellas aparentes desvios por que te parece que ellas y yo nos mostramos indiferentes. En fin, me doy el parabien de que todo lo que pasa entre tu y yo, sea una verdadera farandula, y que nunca, nunca dejaran de ser nuestros corazones los mismos. He visto con placer en el Diario de esa ciudad de antes de ayer, el acta de instalacion de la comision de literatura redactada por ti; ya la he mandado la imprenta del Diario de esta ciudad, para que la reimpriman, y cunda como deseo. Todo me parece, lo que yo alcanzo, muy acertado y utilisimo, y ojala que cogamos (sic) sazonados frutos. Una cosa me atrevo aconsejarte y es, que cuanto por tu parte puedas influir para que en el estudio de las bellas letras no haya espiritu de sistema, mejor dicho, de partido, hars un gran servicio la juventud: ten presente lo que yo dije la conclusion de mi art.o firmado por dos logicos. “Si es un mal, seamos clasicos por necesidad q.e luego seremos romanticos por eleccion. ” No cabe duda: los libros elementales como tu sabes, estan escritos para ser lo primero, y no s si ser una desgracia que no tengamos todavia obras de enseanza para ser lo segundo. Los 15 sitieros no saben lo que traen entre manos, y el puntero literario1 es una especie de aborto de la razon extraviada. Ya el Visconde Chauteaubriand, el San Pablo de los romanticos, escribe en la actualidad contra el nuevo genero, temiendose la ruina de la literatura clasica en Europa, y que sea necesaria otra epoca de restauracion como la del siglo decimo cuarto. En uno de los diarios que te remito, veras unos versos octosilavos que en un momento de ociocidad, hice para contestar Echavarria y Valdes su articulo firmado por 15 sitieros. La parte economica de la moda en esta ciudad no es muy propicua: para el otro corro te mandar una razon de las suscripciones, y de los que han pagado. Igualmente te acompao los estatutos de la Sociedad para tu uso: Oss tambin le mando un exemplar. A 1. El Puntero Literario peridico semanal de la Habana, del sbado 2 de enero de 1830.

PAGE 93

DOMINGO DEL MONTE / 59 / 59 / 59 / 59 / 59 Matanzas pueden agradecerle el servicio de haberlos impreso por separado, y con tanto esmero. Mira si en retribucion me proporcionas el discurso de Duran, para lerlo, y devolvertelo, sobre romantismo. Recibe mil memorias de Isabelita y el afecto de tu Felix. Tu hermana Manuela me encarga que te diga, que le remitas el retrato de tu padre que te llevaste, condicionalmente. Tambien me dice la mamita Rosa que te espera en la pascua ntes para que arregles la testamentaria de tu padre. 9 de Marzo Como esta carta la he escrito con 3 dias de anticipacin la salida del am.oque la lleva, veras en uno de los Diarios impresa el acta de instalacion que te digo. El discurso de Oss me parece exelente. — — — — — — — — — — — — Al S. D.n Domingo Delmonte.XXII XXII XXII XXII XXIIM.23 de Junio/ 830 Querido Dom.o: Valgante las diarreas de mediadoras para no enfadarme contra ti. Con que has suspendido la mano de la “Moda”? Dime por que ha sido esta novedad. Igualm.te dime si has entregado Villarino mi carta y las 3 onzas, pues no quiero que este mozo forme juicios insanos de mi persona. Hazme el gusto de contestar mis carta de cruz fha. aunq.esea compendiando. Dirasle Villarino que Veguilla se ha suscrito la “Moda”, y que p.r Man.ti se suscribira D.n Jos M.a Garre, siendo entonces 6 suscriptores los de Matanzas. Acabose aqui la materia de esta carta: me alegrar que las seguidillas hayan pasado, y que puedas escribirme ms largam.te. Memorias Leonardo, Clemente, Andr y demas de la pandilla; recibelas de Belica, y el afecto de tu Tancredo.* — — — — — — — — — — — — Al S. D.n Domingo del Monte. Mandame la carta de Vega sobre el concurso.— *De aqu en adelante Tanco firma sus cartas con nombres diversos.

PAGE 94

CENT"N EPISTOLARIO 60 \ 60 \ 60 \ 60 \ 60 \1831 XXIII XXIII XXIII XXIII XXIIIMatnzas 18 de Ag.to/ 831 Querido Domingo: eres un majadero en no contestar la nota de la Estafeta de S.n Sebast.n Anmate decir algo aunque brevem.te que yo lo pondr nombre de los R.R. de la Aurora. Dile Oss que cargue la mano en la critica a la version de Homero por Hermosilla, y ayudale tu con las observaciones que me has hecho sobre los versos de pedernal del Helenista, y sobre la parcialidad del critico de San Sebast.n Duro con ellos y que Dios escoja lo suyo. Mis versos estoy poniendolos en limpio, para mandartelos: tambien estoy copiando el Rodrigo, por que est abominablem.te escrito lo que me has remitido. — Articulo reservado. — Quiero que me compres un par de botoncitos para las pecheras de mis camisas, iguales a los que tu tienes, de una piedresita morada, cuadraditos y muy unicos. Buscalos que los hallaras, y remitemelos dentro de la carta por el correo: su importe te lo abonar Romeu —en esa— Dispensa la cortedad. Adios: tu amo Tancredo. — — — — — — — — — — — — A D. Domingo del Monte. Suplicada— En el reverso de la anterior carta aparecen estos versos, de mano de Domingo del Monte. Aparecieron publicados en La Moda o Recreo Semanal del Bello Sexo, con algunas variante.(A) (A)Nota de Manuel I. Mesa Rodrguez.

PAGE 95

DOMINGO DEL MONTE / 61 / 61 / 61 / 61 / 61 Ya alegre torna el bello dia, que de armonia llena mi voz. Dasela al viento libre en mi lira q. ya la inspira Peruana Flor. — — — — — Nunca sus cuerdas Esto dijeron: callar supierony esta mi lira cuando la vieron sones suspira en su natal.solo por ti Nunca! ellas solas Que seas dichosa Oye dichosa sin ser pulsadasdel Vate el cantodel Vate el canto ¡como agitadases, aunque en llantonunca hay su llanto preludian... ya!el sea infeliz.llegues oir— — — — — — — Salve de Cuenca indica Rosa lozana hermosa cual tu region. Por ti del Vado y el Machanzan se alza por esta la fama al Sol. — — — — — En sus orillas linda naciente alli tu viste la primer luz. El Manzanares el Tajo y Sena dan en su arena flor como tu? — — — — —

PAGE 96

CENT"N EPISTOLARIO 62 \ 62 \ 62 \ 62 \ 62 \ No! ... qe embebidos de amor quedaron cuando miraron tan bella flor Esta, dijeronNo es esta dicen no es de Castillaflor de Castilla flor sin mancillatal maravilla del Ecuador.d el Ecuador. — — — — — Solo en su zona fertil, preciosa diera a una rosa tanto poder. Vence a las flores en la hermosura y en la dulzura vence a la miel. 1831.

PAGE 97

DOMINGO DEL MONTE / 63 / 63 / 63 / 63 / 631835 XXIV XXIV XXIV XXIV XXIVTetrarqua de Mtanzas, 5 de Setiembre de/835 Pomponio amigo: quedo notificado del contenido de la tuya del 3 del corr.te y siento la indisposicion de Rosita,1 aunque segun me dices no es mas que un amago de enfermedad, que no pasar de ah. — Sobre la cuenta que me das de nos. encargos, doite las gracias por tu buena diligencia, y para el efecto de comprar el tocador de la Sra., lbro, no sobre el Mte-Cristo, sino sobre el comerciante que dice la adjunta letra, la cantidad de 31$ ltimo precio de aquel. La Historia de Robertson es carisima, pero si el ladron te la quiere dar en 17$, cmpramela y tramela: va la 2.da medida de la cabecita de Felicito pa que compres el sombrero, negro blanco. He devorado en dos dias el 1r tomo de W. Irving. Mi juicio sobre esta obra es que la conceptuo la primera obra literaria de Amrica, capaz de rivalizar en su gnero con la mejor que pueda presentarse de Europa. Filosofo, Poeta, Critico, Economista, Erudito, todo esto me parece que es el jven Norte-americano que escribi la Vida y Viages de Colon, por que en todos estos ramos luce sus grandes conocim.tos. La traduccion es muy desigual, pero gralm.te hablando de buena ley, y hay pedazos que me parece que no dejaran de mostrar la gracia y verdad del texto, ingles, puesto — que no conozco este idioma.— Como me qued con las ansias de continuar su lectura, no teniendo mas que el 1.r tomo, tuve que aflojar los 14$ por la obra, pero los he aflojado con muchisimo gusto. A mi vista te pagare el sombrero y la Historia de Robertson, si te la dan en la onza. No dejes de comprar pa t las poesias de Heredia, el Alfredo y otras baratijas literarias, todo pa t. — (roto el original) Memorias a la pandilla, Rosita, y su Sra. madre, y su Sr. Padre, &. — tuyo Espartaco.2 1.Rosa Aldama y Alfonso la esposa de del Monte. 2.Flix Tanco.

PAGE 98

CENT"N EPISTOLARIO 64 \ 64 \ 64 \ 64 \ 64 \1836 XXV XXV XXV XXV XXV13 Feb. 1836— (de mano de del Monte) Nadie ha sido capaz mi Sor D. Domingo, de tratarle de amigo superficial y veleidoso, como V. se ha figurado que le habremos tratado sus camaradas de Matnzas, por los motivos que V. esplica en su carta del 11 del corr.te. Con la mcula de superficial y veleidoso no seria V. nro amigo, sino lo mas nro. conocido como uno de tantos,* sin mediar otro vnculo con V.** que conocerle la fisonomia y el modo de andar. Ya sabemos sus amigos de V. de Matnzas que cuando V. no escribe ninguno de ellos motivos debe de tener y as lo consideramos y hacemos Vmd. la justicia que le corresponde, sin que pierda la amistad de V. ni un quilate en lo acendrado de nro. afecto, ni un escrpulo en el juicio de nros. rganos enceflicos. Chpate esta y que te entren moscas. Si quieres mas retrica, escribele D Mamerto Gomez de Hermosilla para que escriba otro Arte de parlar, y enviamelo por la balija. — He leido los amigos Pichardo y Sanchez los prrafos que cada uno atae, y quedan enterados de tus buenos oficios. — No te pido para leer el Espiritu del Siglo de Rosita *** ni la Historia del bribon de Toreno, por que pronto espero ambas obras por otro lado. — Ademas, de que me hallo metido actualm.te entre Oramas y Novelas, y no quiero distraerme de esta lectura tan entretenida. — He recibido del Norte las obras dramticas de Victor Hugo en 8 volmenes edicion preciosa de Bruselas: tengo tambien las obras completas de Oramas que me ha proporcionado Zunzunegui y he leido con un placer, que no puedo explicarte la terrible Torre de Nesle: esta obra compite con la mejor de Victor Hugo. — — Te doy las gracias por la Lucrecia Borjia, aunque ya me la tenia en el buche, y me dej espantado todo un dia; pero repito que te doy las gracias, pues la leer Isabelita y otros curiosos que no saben frances. Y que dice V. de Bug-Jargal ? Por el ** *Hay un tachado ilegible. **Otro tachado igual. ***Se refiere a Francisco Martnez de la Rosa, que motejaron algunos con el remoquete de Rosita la pastelera debido a su afn de arreglar problemas polticos.

PAGE 99

DOMINGO DEL MONTE / 65 / 65 / 65 / 65 / 65 estilo de esta novelita quisiera yo que se escribiese entre nosotros. Piensalo bien. Los negros en la Isla de Cuba son nra. Poesia, y no hay que pensar en otra cosa; pero no los negros solos, sino los negros con los blancos, todos revueltos, y formar luego los cuadros, las escenas, que la fuerza han de ser infernales y diabolicas; ¡pero ciertas, evidentes!. Nazca pues nro. VictorHugo, y sepamos de una vez lo que somos, pintados* con la verdad de la Poesia, ya que conocemos por los nmeros y el anlisis filosofico la triste miseria en que vivimos. Esto se llama ser un verdadero parlanchin Sr. D. Domingo, y si no fuera por que Font me llama pa cerrar los paquetes de la Estafeta, por las barbas de mi padre que te habia de espetar una epistola de cuatro pliegos. Memorias Rosita de Isabel y mias, y memorias la pandilla de honrados caballeros, de abogados decentes, que fueron antes mis ayunos bachilleres, mis astrosos compaeros de ...... de lo que no debo decir, que soy hombre viejo, casado, y con tres hijos— Tu amigo de provincia113 de Feb.r de 1836 Larminier no ha venido; pero creo que vendr segun me ha dicho M. Alber—XXVI XXVI XXVI XXVI XXVI21 feb. 1836. (Fecha puesta aqu por del Monte). Mi querido Domingo: te remito la mejor obra, en mi opinion, de 4 que he leido de Victor Hugo, Le Roy s’amuse, que me pides en tu ltima carta. En ella veras el carcter original y lleno de mil bellezas de Triboulet, que l solo haria la reputacion del Autor de un ingenio eminente. Yo no acierto comparar V. Hugo con otro Poeta, sino con Homero por el talento privilegiado de crear bellezas, y producir con ellas sensaciones profundas, nuevas, y sorprendentes. Triboulet sali integro del brillante cerebro del Poeta, como sali del de Homero el famoso Aquiles— Quiz me llamaras exagerado y entusiasta; pero yo no tengo la culpa de ver las cosas mi modo, de sentir con vehemencia el mal y el bien, lo bello y lo deforme, segun mis ideas— *Tachada la palabra: por. 1.Un nuevo modo de firmar las cartas que emplea Tanco.

PAGE 100

CENT"N EPISTOLARIO 66 \ 66 \ 66 \ 66 \ 66 \ Cudame el librito y considera que en l te mando un ojo de la cara. Memorias los amigos. Adios. tu amigo Felix. 21 de Febo/836.XXVII XXVII XXVII XXVII XXVII3 de Marzo de 1836. Mi querido Domingo: te mando Cromwell que comprende 2 tomos y que no he leido todavia — Unicam.te he saboreado dulcem.te el discurso que antecede al Drama, lleno de sabiduria y gracia original que escribi V Hugo sobre la nueva doctrina literaria respecto del teatro moderno. = Advertirs, en su lectura la propension del autor poetizar sus ideas, pero de un modo tan bello y tan exacto, que vale una de estas ideas corporales por un completo raciocinio. A lo mnos as sucede para mi, pues no respondo de los demas lectores, que acaso veran en este modo de escribir un furor de poesia. Me alegro que no quieras apostar sobre lo que yo te propuse en mi ltima carta. Con efecto, perdas la apuesta porque no tienes ni aun probabilidad, como ninguno de los que vivimos en esta desnuda y aislada pea africana, de que el gob.no de la Peninsula quiera, contra los datos que tiene de las autoridades de la Isla, y otras noticias sueltas, interrumpir desacordadam.te la marcha magestuosa de nra. opulencia y felicidad Ya ves lo que ha resultado en la causa contra el vndalo brigadier D. Pnfilo, que no hay que decir. He visto la R.1 Orden con mis propios ojos que nadie me lo ha contado, y mas sabrosa no habr podido saberle Su Sria. — Recomendable, dice el bueno del Concejo de la Guerra, que ha sido la conducta del hombre, en su gobierno de Matnzas, y f que la Rapacidad en persona no dijera mas ni mejor, ni con mas vilipendio se tratara los villanos de este pueblo— ¡Viva el Estatuto R.1! ¡Viva el progreso! ¡Vivan las reformas!. Eso es otra cosa— Luego que leas Cromwell te mandar Marion Delome; y luego que leas a Marion Delome, te mandar Marie Tudor, y de este modo habras leido las dos Maras y todo el teatro de V. Hugo. Te advierto que la Lucrecia est desfigurada en algunas partes de la traduccion con omisiones que el *Hay un tachado.

PAGE 101

DOMINGO DEL MONTE / 67 / 67 / 67 / 67 / 67 traductor, por escrpulos de monja, por la Censura, por otras razones suyas tuvo por conveniente hacer; pero que con ellas ha quitado su fuerza y gracia muchas ideas originales del autor.— Ver modo de mandarte despues Anthony, del pardo libre Dumas, segun dices t que es el brillante autor de la Torre de Nesle— Recib, franque y dirig antes de ayer* el Cdigo de la Lusiana tu amigo Olzaga, pa que aprendan l y los suyos lo mucho que les falta que saber en punto buenas leyes, p.s en punto malas tanto saben, y sin que lo digan su tierra y la nuestra y las muchas obras de legislacion que han publicado autores espaoles como las de D. Jeremias Benthan, y D. Crlos Comte. Memorias a todos: tuyo F. Escrbele la mamita Rosa; no seas descuidado en este punto ni en ninguno en que te puedan reconvenir. Tengo mis motivos para hablar V. de este modo mi Sor D. Domingo, y sino fuera por estos motivos, y por las obligacion.s de hermano que tengo para con el Sr., oiria, y callaria como un muerto.XXVIII XXVIII XXVIII XXVIII XXVIII10 Mzo. 1836. (Escrito con lpiz por del Monte) Mi querido Domingo: te regalo la obrita de Ma la esclavitud y mndala empastar. Dile a Valle2 que Casal3 le entregar los 7 $ 4r.ls de la 2.da parte del Evangelio del Apostol San Crlos, “Tratado de la propiedad”. La estoy paladeando, y hta. donde llevo leido es cosa admirable. Solam.te me parece que se detiene mucho en probar que un hombre, un pueblo no puede ser propiedad de otro hombre o de otro pueblo. Bastan las palabras hombre y pueblo para saber que no son propiedad ni pueden serlo. Si se tratara de animales de distinta especie como cerdos mulas, seria otra cosa; pero tratandose de hombres todo el mundo sabe que no lo son, y que los que hoy estan en la clase de propiedades es por la fuerza y no por sofismas que sea necesario combatir* con el razonam.to. Esto hubiera estado muy bueno y *Tachada una frase. 2.Manuel Gonzlez del Valle. 3.Jos Mara Casal. *Tachado: lo.

PAGE 102

CENT"N EPISTOLARIO 68 \ 68 \ 68 \ 68 \ 68 \ oportuno en tiempo de Aristteles, de los romanos, en los siglos del feudalismo— En el tiempo en que vivimos y aunque Comte hubiera escrito no en Francia sino en Cuba o en Jamayca, sus razones estaban demas: nadie ha dicho lo contrario de lo que dice el filosofo frances de que ning.n hombre puede ser propiedad de otro hombre. Nosotros los tratantes de negros conocemos esto muy bien: no estamos preocupados en lo contrario, pero decimos que es un mal necesario tener hombres en clase de propiedad para hacer azucar = Este es el sofisma que es necesario combatir; esta es la preocupacion funesta que domina entre nosotros, y no la de que los negros no deben ser libres, sino esclavos propiedades.— No se si t pensaras lo mismo que yo, sobre esta parte del 1.r tomo de Comte, sobre la propiedad. Con Vicente Oss4 me puedes remitir el papel contra Toreno pues viene a pasar la semana santa a Matnzas.— Frra* bien el dicho papel y entregaselo y recomiendaselo mucho.— Hazme el favor igualm.te de mandar esa carta Casal y dile que por el Vapor Almendares y recomendados D. Jos Bruzon, iran los libros que me ha pedido. Has leido la contestacion las palabras de un creyente?— Adios tuyo (10 de Marzo).** — — — — — — — — — — — — en la ltima cara de papel tiene escrito lo siguiente: Muoz Juan— — — Martinez— — — — — Pancho de la Luz— — — — Pieiro— — — — — — Feit.— — — — — — Juan— Luis— Poey— — Pepe— 1 4.Vicente Oss y Prez, era hermano de Blas Oss y Prez antes citado. *Tachado: lo. **La firma de esta carta lo es la fecha 10 de Marzo, sistema que usa Tanco con frecuencia.

PAGE 103

DOMINGO DEL MONTE / 69 / 69 / 69 / 69 / 69XXIX XXIX XXIX XXIX XXIX17 de Marzo /836. Mi querido Domingo: el estar solo en esta Estafeta, pues Font pasea en la Habana, y Manuel como tu sabes anda caza de cartas estrangeras, ha sido causa bastante que me ha impedido escribirte contestar 2 cartas tuyas, y mandarte Marion Delome. Ahora lo hago y te remito ademas los Ecos que me pides. Poco nada tienen de curioso a lo menos para mi. He visto las fraternas del bigardo de Guerra Betancourt Montalvo: estan como suyas, como de un hombre que endereza todo su patriotismo al empleo que ha solicitado que ya tiene para la Habana, y los 6 8 mil $ que ha colocado en esa ciudad al uno y medio.— Quizs si le quitas todo esto, piensa y escribe de otro modo. Guerra Betancourt, y Justo de los Reyes y Ramon de la Sagra, y todos estos villanos forasteros trastlanticos que se ostentan tan cubanos en sus opiniones, son los peores enemigos de Cuba. Me encarga Navarro que te diga si quieres cambiar tus solares de S. Agustin p.r los suyos que hay quien los compre tal vez por 10 onzas. Contstame vuelta de correo, y dime si quieres las 10 onzas por los tuyos, pues me han hecho proposicion.s de compra.— Memorias Rosita y demas familia de Isabel y mia, sin olvidar mis recuerdos los licenciados. tuyo F. (Rbrica)XXX XXX XXX XXX XXXM. 22 de Marzo/ 836 Mi querido Domingo: pienso exactam.te como tu respecto de V. Hugo. es hombre estraordin.o y profundo en sus miras: no son sus Dramas obras de mero pasatiempo, sino de til enseanza; y de enseanza popular que es la que conviene en nros. dias. A quien que haya leido Le Roy d’amuse, le engaaran las pinturas de Franco 1o por Roberston y p.r otros benvolos escritores?— V. Hugo le ha arrancado la mscara, le ha despojado de su prestigio historico, de sus arreos de Monarca, y lo ha presentado al pueblo frances, con toda su desnudes infame y deforme de un asqueroso libertino, mas despresiables los ojos de la razon que el ltimo pero honrado de sus vasallos.— Y luego diran que los Poetas no ensean ya nada con su arte en estos tiempos—

PAGE 104

CENT"N EPISTOLARIO 70 \ 70 \ 70 \ 70 \ 70 \ Supongo que habras leido los discursos de Mojarrieta5 y Montalvo,6 el del primero se me antoja una alegacion en derecho pronunciada los letrados de la Audiencia de Puerto Principe por el pasguato del camageyano. El tono es el que se usa en tales casos, es decir, las ideas que espone Mojarrieta estan vestida con la librea del vasallo humilde que ruega y adula, que demanda justicia. La idea de que es un legislador, un representante de su provincia, que puede hablar gordo, con absoluta independ.a con toda la energia que deben dar su alma las injusticias, los agravios, los abusos que se cometen en su tierra; que habla con iguales l, y no con golillas, y con la inviolabilidad que le da el Estatuto; esta idea repito no es fcil que entre en el cerebro del tmido y mentecato principeo — ¡Pobre mozo! Metido entre los Hatos de Camagey, ojeando procesos y librotes de Leyes, prosternado ante los idolos de la Audiencia, sin trato, sin mundo, y con sobra de corrupcion en sus ideas y en algo mas, no es mucho que el infeliz apenas se atreva decir algunos disparates temiendo siempre que lo ahorquen en la plazuela de la cebada.— El discurso de Montalvito es mas osado: tiene sus desatinos en el lenguaje y estilo, y en esta p.te sobranle las varonas, Juan Justo7 en sus apostillas al citado discurso.— Pero pon este discurso con los filetes de Mrn. de la Rosa, pon las ideas de Juanito8* con la espresion y energia de Galiano y veras como es otra cosa, y cosa muy buena el discurso de nro. Procurador.— Es lo mejor que he leido— asi malo como est.— Acabo de recibir Marion, Maricusa, con tu carta que le acompaa. Te mandar el papelote, y has de l el uso que te paresca, mnos decir que es mio.— Tengo un miedo que es un horror, y ando siempre sombra de tejado: no tengo yo la culpa de este miedo, sino el empleo, Isabelita, Felicito, Pepito y la otra Isabelita— queda como siempre tu apasionada La Estafeta** 1 5.Jos Serapio Mojarrieta. 1 6.Juan Montalvo. 1 1 7.Juan Justo Reyes. 11 1 8.Juan Montalvo. *Tachado. **Continuar en adelante casi siempre usando un nombre distinto y hasta una fecha.

PAGE 105

DOMINGO DEL MONTE / 71 / 71 / 71 / 71 / 71XXXI XXXI XXXI XXXI XXXI24 de Marzo/ 836 ¡Con que siempre lamentaciones mi Sr. D. Domingo! ¡Siempre cartas! ¡Siempre discursitos! ¡Y Madrid con ellos! ¡A los privados confianza de los amigos de Madrid, que acaso correspond.n en la misma cuerda por mero cumplido de amistad! Ya esta es una mania, una dolencia de nro, cerebro y de nro corazon que nos va volver locos. ¡No ve el caballero la impotente nulidad de nras. personas! ¡No ve que apnas podemos llegar al pedestal del Coloso! ¡Y tenemos la vanidad sencilla de creernos bastante fuertes, si n p.a derribarle lo mnos p.a hacerle bambolear! Pero nada, somos incurables. V. erre que erre, yo dale que dale, hasta que nos den un susto, hasta que nos pillen amontonados en el bohio murmurando contra los amos, y nos den un boca-abajo de los buenos, de aquellos que forman guzaneras en el trasero. Dios nos asista con su santa misericordia. Como me has dicho que estabas enjarretando una contestacion a los articulos del Guanche Betancourt,9 te mando esa carta mia que pense mandar Montalvo para que la imprimiese en el Eco en otro peridico de Madrid, (siempre Madrid); mas despues de concluida la epistola cog miedo el miedo me cogi mi, y desisti del pensam.to. Te la remito p.a que veas lo que puedes sacar de ella para tu papel. Un grueso libro puede escribirse sobre el asunto de mi contestacion Guerra, el cual escribi sus artculos de mala f, si es que hemos de creer que sabe lo que se dice que sabe, este belitre de isleo. Mi epistola se supone que ha de ir la candela en el acto.10 — Dios ponga tiento en tus manos y en tus pensam.tos y todos nos d su gracia— tuyo Crspulo.10aContstame esta carta— a1 9.Francisco Guerra Bethencourt, natural de Islas Canarias. a 10.Tanco tena temor de que sus cartas fueran a manos de las autoridades. 10a.Flix M. Tanco.

PAGE 106

CENT"N EPISTOLARIO 72 \ 72 \ 72 \ 72 \ 72 \XXXII XXXII XXXII XXXII XXXII(A lpiz por del Monte, 6 Ab. 1836) Mi querido Domingo: ten la bondad de entregar mandar entregar con Guillermo, con otro de tus siervos la inclusa para D. Agustin de Zrraga. Deseo saber de tu boca cuando se pone una compuerta ese aluvion de representaciones que amenazan ahogar la persona de nro. amo y Sor. D. Miguel.11 Por fortuna el amo sabe nadar. Lo que yo te digo despues de todo, es que, Tacon de esta hecha se pone las botas y que felizm.te se va eternizar en el mando de la Isla. Amen.— Aqu se estan recogiendo firmas por el Sr. D. Martin Toledo para hechar una representacion al Gral. escrita por el citado Sr. D. Martin sobre el consabido articulo de la Abeja.12 Yo firm mas que prisa.— Adios y memorias— tuya— Lucrecia.*XXXIII XXXIII XXXIII XXXIII XXXIII27 de Abril (1836, est escrito por del Monte con tinta) Mi querido Domingo: Casal13 es el portador de esta y del papelito consabido — Repito lo que te dicho en mis anteriores. Si lo consideras digno de la prensa, la prensa con l, las prensas de Madrid con las adiciones supresiones correcciones que juzgues conveniente hacerle. Si no lo consideras tal, Matnzas con l, usando de las preocupaciones necesarias p.aremitirselo su dueo.— Con que de veras que es V. tan valiente y denodado varon contra la desventura que pudiera hacerle sufrir un colazo de aquella gran bestia de quien dijo V. mil cosas tan bien dichas? Pues Sr. digo que me alegro; p.o que sin embargo no quisiera ver en prueba ese valor, ni tampoco mi miedo cobardia. — 11.El Capitn General Miguel Tacn y Rosique. 12. La Abeja se publicaba en la imprenta del Gobierno, extractando lo que apareca en otros peridicos extranjeros y de La Habana. *Resulta raro que Tanco firmara con nombre de mujer. 13.Jos Mara Casal.

PAGE 107

DOMINGO DEL MONTE / 73 / 73 / 73 / 73 / 73 Dios nos tenga de su mano, y no te enojaras por que te aconseje que vivas con prudencia, y que corrijas tu ardim.to patritico, q.e es enfermedad peligrosisima en las actuales circunstancias. Sabes que he sospechado que mi ltima carta te ha molestado por lo que te dije de tu suegro? La mamita Rosa no te conoce mas que yo; pero si tu me conoces mi igualmente, no has debido molestarte por lo que yo te escrib en esa carta, hijo todo de la confianza, de la amistad, sin mescla de ninguna idea ofensiva tu amor propio, tu delicadeza en el estado en que hoy vives.— Te esplico la intencion de mi alma al escribir lo que escrib en la citada carta, para satisfacerte; y fuerte cosa es que al cabo de los aos mil de amistad ntima, andemos* con satisfacciones y melindres de monja.— Amo yo mucho mis amigos para molestarlos y ofenderlos en ningun concepto; y ademas no soy truhan, ni ordinario, ni mal criado para decirle necedades, ni sandeces.—14Contstame y dame noticias de la Habana, que aqu las ansiamos, estoy escribiendo de noche, y con mucho calor y esto no me hace provecho: memorias y adios tuyo Flix.XXXIV XXXIV XXXIV XXXIV XXXIV11 de Mayo (1836, puesto a lpiz por del Monte) Mi querido Domingo: he leido y saboreado el articulo del libro que me trajo D. G. Alfonso, y nada tengo que decir sobre su contenido sino que me parece completo en las ideas y en el lenguaje y conveniente el estilo, aunque se hecha de ver que quieres mostrar los contrarios que no eres tu menos entendido que ellos en ciertos modos de decir castizos repulgados. Tiene la ventaja este art.o sobre la mayor p.te de los que se han escrito acerca de la misma materia, de no ser declamatorio y custico, sino circunstanciado en hechos, y moderado y comedido en las palabras. Supongo que te habran remitido de Madrid por este ult.o de Espaa el “ Cuadro politico de la Isla de Cuba ” impreso segun la portada en Burdeos *Tachado y entre parntesis: ahora. 14.La carta a que se refiere este disgusto posiblemente fue destruida por del Monte, pues no aparece en el Centn, tomo III (1836-1838) ninguna carta de Tanco desde enero a abril.

PAGE 108

CENT"N EPISTOLARIO 74 \ 74 \ 74 \ 74 \ 74 \ primorosam.te, y que bien ha merecido este primor tipogrfico, p.r lo bien escrito y tratado que esta el asunto. Sin embargo hay sus mculas en el Cuadro, y omisiones sobre la admon. politica del hombre del brazo de hierro que son muy separables. Nada dice de Heredia, ni nada dice de la trata, cuya lt.a omision me hace sospechar que el autor del Cuadro no es el escritor que nos conviene, ni el verdadero patriota de estos tiempos. He celebrado mucho el nombram.to de Oss,15 de teniente Gob.or de Matanzas. La muerte de Guerra16 me ha sorprendido y mentiria sino dijese que me he alegrado. Hay hombres que tienen la ndole de ciertas alimaas como la de las culebras y las avispas que no puede sacarse de ellas ningun partido para nada bueno. Han de morder y han de picar toda la vida, obedeciendo una disposicion natural irresistible: tal fue el difunto Guerra. Si se muriera O-Gaban,17 Pinillos,18 Tacn,19 Justo de los Reyes,20Campe,21 && me alegraria tamb.n, como si murieran alacranes y culebras y todo vicho enemigo del hombre. En esto no hay inmoralidad. Te remito el libro de tus apuntaciones. No lo llev el Domingo D. G. Alfonso por que yo estaba en el campo.— El Anthony creo haberte dicho que se lo prestaron a Sanchez, y Sanchez a mi, que se lo he devuelto, y l su dueo que es un aleman, el cual no se quien es, ni como se llama.— Tus solares los compra D. Juan Perdomo, pero no hay forma que d las 10 onzas sino las 8 y 1/2 que te costaron: en estos dias ha de venir del campo donde est, y veremos si consigo que me d 9 O. lo mnos.— Adios y memorias: tu amigo El Bachiller de Frnele— 15.Blas Oss. 16.Francisco Guerra Bethencourt. 17.Presbtero Juan Bernardo O’Gaban y Guerra. 18.Claudio Martnez de Pinillos, conde de Villanueva. 19.Miguel Tacn y Rosique. 20.Juan Justo Reyes. 21.Tiburcio Campe.

PAGE 109

DOMINGO DEL MONTE / 75 / 75 / 75 / 75 / 75XXXV XXXV XXXV XXXV XXXV13 de Mayo (/1836, escrito a lpiz por del Monte) Querido Domingo: voy hacer un esfuerzo para enviarte por el correo del mrtes jueves de la prxima semana* el famoso Anthony, el Anthony que tantas veces me has pedido y que no ha estado en mi arbitrio** complacerte: Yo lo tuve unos dias y se lo devolvi Sanchez que me lo pidi con exigencia p.a drselo su amo por que este se iba p.a esa ciudad para el campo; pero tengo entendido que el tal amo no se ha movido de Matnzas, y voy pedirle el Anthony. Dite las gracias por el regalo que me has hecho del 2.do tratado para la abolicin del trfico de esclavos. Dices bien en que este tratado, asi como el 1.o y el 3.to y el 4.to y 25 mas que se hagan, son y seran papeles mojados. El Gobierno espaol ahora y siempre ha sido el gobierno mas inmoral, el mas sin vergenza de los gobiernos. El tratado hecho en 1835 no ha sido mas que para cumplir Martnez de la Rosa con la obligacin del dia; es decir p.a que vean los gob.nos de Europa que Espaa en este siglo es tambien filantrpica, ilustrada, lo cual se acredita con el tratado, y nada mas que con el tratado, con un papel impreso, con un papel de mierda al paso que habr comunicado al Cap.n Gral. de la Isla que deje correr, que se haga de la vista gorda con las espediciones de los infames piratas.— Que esperanzas Sr. D. Domingo de que nra. tierra se mejore con literatura, ni con ayuntam.tos nuevos, ni con Gobernadores civiles, ni con Diputaciones provinciales, ni con Asambleas, ni pendejeras y mas pendejeras mientras nos estan atarugando de negros por todas p.tes? Que civilizacion de mis pecados, ni que progreso ha de haber entre nosotros, si esto es una Cafreria; la mas abominable region de la tierra? Permitiera Dios que estas tribus de negros se convirtieran todos en tigres, osos, serpientes y en todo animal carnivoro y cebado, y no dejaran con vida a ninguno de la maldita raza caucasica que vive en la Isla.— Estoy escribiendo con un corage,*** que ni se lo que te estoy escribiendo Aunque Oses22 venga a Matanzas nunca podra llenar tu hueco. Oses es muy apreciable, muy juicioso, muy**** honrado, muy instruido; pero nunca, nunca, podr esplicarme con l con toda mi franqueza natural, con toda mi exaltacion, con toda la intimidad que lo hago contigo. Yo me entiendo y Dios me entiende. La familia est buena gracias Dios.— Va esta carta *** *Tachadas dos palabras que no se entienden. ** **Tachada una palabra. ***Seis palabras tachadas. 22.Blas Oss y Prez. ****T achada una palabra.

PAGE 110

CENT"N EPISTOLARIO 76 \ 76 \ 76 \ 76 \ 76 \ para Dolorita: he vuelto leer el Cuadro23 y mnos me ha gustado que la 1a que lo le.— Es un papel Servilon y por donde quiera se ve la personalidad de Montalvo.— Juraria que lo ha escrito D. Andres Arango.— Hasme el favor de mandarme dos egemplares de Las buenas noches de Fgaro.— Cuenta con las nueve onzas de Perdomo pues por media onza no ha de disputar este hombre que no es pobre — Adios— tuyo El implacable.23aXXXVI XXXVI XXXVI XXXVI XXXVI(1836, escrito a lpiz por del Monte) Cuando yo voy mandando al Sor D. Domo los girones de que se ha de componer la Stira, se supone que ha de ser que es, para que lo duro lo haga blando; terso y pulido, lo flojo y desaliado, y potico lo prosaico; en fin, para que ponga en espaol lo que no le parezca bien en latin (maldito l sea) que lo ponga en portugues, ingles, francs.— Yo tengo una cualidad altam.te poetica, y es la de no acertar corregir un verso mal pensado mal construido— Eso de que yo vuelva sobre mis pasos para enderezar los tuertos que he dado, no est en mis facultades: se me emperra el entendim.to y se obstina en que ha de ser lo primo que hizo y no hay fuerzas humanas por mi parte que lo hagan dcil a la razon— Necesita pues de otro entendim.to que sea su pedagogo su corrector, y el tuyo hace tiempo que est en posesion de este empleo— Aqu termino esta alegoria, firmandome como siempre tu Filipomeno.23bLa muger de Angulo no ha parido y esta buena.— Entregu tu carta a la mamita Rosa—: todos en tu casa estan buenos. — — — — — — — — — — — — Al Sor. D.n Domo del Monte— Suplicada— a 23. Cuadro poltico de la Isla de Cuba Contestacin a un folleto annimo con el epgrafe de “Cuatro palabras al discurso del Sr. Montalvo”, pronunciado en la sesin del 15 de enero y a un artculo de don Antonio Gutirrez inserto en el nmero 91 de El Espaol. Burdeos, Imprenta de don Juan Pinad, 1836-52 pgs. Lo firma M.L. Cita de del Monte. (Trelles, t. II, p. 147. Bibliografa Cubana del Siglo XIX.) 23a.Flix M. Tanco. 23b. Flix M. Tanco.

PAGE 111

DOMINGO DEL MONTE / 77 / 77 / 77 / 77 / 77XXXVII XXXVII XXXVII XXXVII XXXVII(1836, escrito a lpiz por del Monte) Mi querido Domingo: por Jos Ma Casal recibiras el consabido papelucho que te anunci en mi ltima Carta. Las circunstancias presentes de haber en Madrid un apostol que predica favor de los que mandan en esa ciudad, y del estado en que vivimos: que predica favor de la trata, de las facultades extraordinarias del hombre nuestro amo: que dice que en la Isla hierven los independientes y republicanos: que dice nro. pobre procurador en sus barbas que lo que S.E. parece que desea* es un Boyer, un Paez, un Santa Ana, y no al Cap.n Gral. Tacon: existiendo repito este apostol este malvado que calumnia tan sin caridad los cubanos la faz del pblico de Madrid, no he creido que venga mal la impresion de mi articulo en el mismo lugar donde se imprimen las calumnias.— Este articulo es menester que tu tengas la bondad de copiarlo de tu puo y letra: que se lo remitas a Olzaga24 sin decirle absolutam.te quien lo ha escrito, que nada conduce esta noticia: que le mandes dinero que yo pagar con muchisimo gusto para que lo imprima separadamente en forma de folleto y lo regale lo venda, y te mande unos cuantos nmeros y am otros tantos que en esto no hay peligro— Como no es posible aprovechar el correo del dia 1o de Mayo lo mandaras por un barco particular, certificando el pliego en esa Admon., cuyos derechos pagar yo, y te mandar el dino anticipadam.te = Luego que hayas copiado el citado papelucho me devolvers mi borrador. Veras en este muchos pedazos ntegros de aquel otro que tu sabes. Nunca me he sentido con mas alientos para escribir y publicar mis ideas que ahora, por que me han estomagado las representaciones y esposiciones al hombre, con tan poca vergenza concebidas y con tanto descredito de la Habana y de toda la Isla publicadas: esto ademas del efecto que han producido en mi los disparates y los insultos del isleo25— para enrristrar la pluma.** —Contra tanto escritor follon y aleve.— Si no te fuese comodo copiar el papel, puedes dctarselo a un amanuense y si este amanuense llevase dinero, yo pago; pero Sr. D. Domingo cuidado con perderme, que harias una malisima obra. Tu siempre me reconvienes *Tachado: para gobernarnos. 24.Salustiano de Olzaga. 25.Francisco Guerra Bethencourt, quien firmaba algunos trabajos con el seudnimo El Canario. **Una palabra tachada.

PAGE 112

CENT"N EPISTOLARIO 78 \ 78 \ 78 \ 78 \ 78 \ por mi miedo que es muy mio y no de nadie, y en verdad que eres injusto. Por que no he de tener miedo en la situacion en que yo* vivo? Quien me dar 6 8 mil pesos (entre lneas: si me destierran) para ir a solazarme a tierras extraas con mi muger y mis tres camajuelas? El miedo tuyo, (entre lneas: si lo sientes) varia de naturaleza. Tienes el brazo todo poderoso, todo de oro, del Sr. D. Domo tu suegro, que no permitiria que se hiciese contigo un desaguisado; y si lo hacian, todo el mal que pudiera sobrevenirte seria vivir comodam.te en Europa en el Norte de Amrica con tu Rosita y tu Leonardito =26Lee pues el papel; copialo manda copiarlo tu presencia, y has despues todo lo que te he dicho, pralm.te que ocultes mi nombre. Se supone que tienes las amplias y onmimodas facultades pa hacer del papel lo que gustes. En caso de que no creas til su publicacion, me lo devolveras por el correo pegada la cubierta con lacre— Adios: tuyo invariable Pico-di Mirandola.26aXXXVIII XXXVIII XXXVIII XXXVIII XXXVIII(1836, escrito a lpiz por del Monte) Mi querido Wilberforce:* quedo enterado, con no poca pena de hallarte tan peladito como yo en punto dinero; por cuya sencilla razon ninguno de los dos podemos entrarle la libreria de Alfonso.27 He dicho a Pichardo28 lo que me dices que le diga sobre sus encargos, y est conforme en todo y te manda las gracias. *Tachada una palabra. 26.No le faltaba razn a Tanco y los hechos probaron en 1843, que era as, pues es sabido cul fue la situacin de del Monte en tal ocasin, como puede verse en el t. VI del Centn. 26a.Flix M. Tanco. *Es un nombre supuesto que Tanco da a del Monte. 27.Se refiere a la Biblioteca del primer historiador de Matanzas, Pedro Antonio Alfonso, cuya historia titul: Memorias de un matancero. Al fallecer el doctor Jos A. Treserra, dej escrita para la Academia de la Historia de Cuba, una interesante biografa de Alfonso. 28.Esteban Pichardo, el notable gegrafo y cartgrafo cubano.

PAGE 113

DOMINGO DEL MONTE / 79 / 79 / 79 / 79 / 79 Supongo que habras visto y leido las cartas Elpidio29 de nro. querido monigote, como yo le llamo por cario. En esta obrita, que me la ha regalado Casal,30 quieren encontrar algunos un oculto misterio, no s que miras de patriotismo, no s que stira del estado moral y poltico de la Habana. Yo apenas he ojeado el librito pues Navarro me lo quit y se lo llev su cafetal; de manera que no puedo decirte francam.te mi opinion sobre lo que es sobre lo que me parece que es la tal obrita. No obstante he podido barruntar que Varela, pretende ser nro. La-Mennais, aunq.e otras veces se me ha antojado ver en su estilo, intenciones poeticas achataubrianadas: mas en ambos casos siempre me ha parecido muy inferior nro. compatriota los dos escritores franceses. No descubres tu en las cartas Elpidio algo de pueril, y mucho de mal escrito? Aquello de que est acostumbrado dar de recio y que se le va la mano, no crees t que es la frase de un hombre pendenciero muy agena en boca de un filosofo y de un filosofo sacerdote? Maana esotro le contestar alguno de sus muchos enemigos, en el mismo tono, y tendremos una cuestion de los curros de Cadiz de Sevilla. Convengamos pues en que nro. querido Maestro ha sido un nio al escribir estas palabras, como otras muchas que hay en el librito y que he podido ver de paso— En fin, cuando vengas me diras tu parecer sobre el mrito de la obra, y ojala que tuvieramos un cacho de imprenta libre para publicar su juicio crtico— como creo yo que debe hacerse. Memorias a Moris,31 Oses,32 Cruz,33 &,* / A Rosita34 se las daras muy espresivas de Isabel35 y mias, y le diras que dice esta que le haga el favor de mercarle un par de guantes lo mismo que los que le regal Dolorita.— Adios: tu am.oFlix 29. Cartas a Elpidio sobre la impiedad, la supersticin y el fanatismo, en sus relaciones con la Sociedad. Por el Presbtero don Flix Varela. Tomo primero. Impiedad, Nueva York. 1835, 154 p. 30.Jos Mara Casal. 31.Esteban Moris. 32.Blas Oss. 33.Francisco Javier de la Cruz. *Una palabra tachada. 34.Rosa Aldama de del Monte. 35.Isabel, la esposa de Tanco.

PAGE 114

CENT"N EPISTOLARIO 80 \ 80 \ 80 \ 80 \ 80 \XXXIX XXXIX XXXIX XXXIX XXXIXMi querido Dominguete: hazme la caridad por vida tuya de decirme la vuelta de la balija que es, de mi Sor. hermano, el Oidor honorario36 de quien susurran voces en este pueblo que se iba para Lndres segun unas y p.aEspaa segun otras; y no falta quien asegure que lo remiten como caja de azucar la Peninsula consignado la Reyna, Gobernadora. Deseo pues saber como es que sale, y si sale en efecto de la Habana. Ya sabras que sali de Procurador por Cuba el Indito bayams.37 Ahora veremos que dice y que hace el que todo lo puede: yo hasta que no sepa como piensa l, no me pronuncio. —La raison de plus fort et toujou la meilleur—. Este ser mi tema. Que la eleccion de Saco es buena. ¡Viva Saco!. Que la eleccion de Saco es mala, y nula. ¡Viva Saco, y —muera el procurador—!. Tuyo D. Meliton.37a17 de Mayo de 1836. — — — — — — — — — — — — Al Sr. D. Domingo del Monte—XL XL XL XL XL26 de Mayo (1836, a lpiz por del Monte) Mi querido Domingo: maldito sea el Anthony que ha sido causa de que me hayas tratado de trapalon y embustero. pues Sr, no parece el Anthony, y si no me engao y no me engaan, ha de vagar por las orillas de la zanja lamentando su cuita el desventurado. Ayer hice una visita tu madre poltica, y otra a Vicente Oss. Con la 1ate escrib un poco largo y te remiti la carta de Roband, y un tomo de las causas clebres— que andaba por ac— 36.Diego Tanco Bosmeniel. 37.Se refiere a Jos Antonio Saco. 37a. Flix Tanco.

PAGE 115

DOMINGO DEL MONTE / 81 / 81 / 81 / 81 / 81 Deseo que me hagas un retrato de D. Man.el de Armas38 el procurador de Pto Pre: un retrato de lo que l es, mnos de su persona material que nada me importa. He oido hablar de este abogado con elogio por su talento y su instruccion, pero yo por lo mismo que es abogado y criado en el corral de Puerto Pre., tengo una prevencion en contra* de su fama: que no deja en parte de tener fundam.to luego segun dicen se da un aire de aristocrata es decir de tonto y esto me da mala espina.— Estoy esperando del N.te las obras completas del Lord Byron que me cuestan baratas seg.n el anuncio del Courrier. La traduccion francesa la celebra en la Revista de Paris y yo sin mas que este antecedente he mandado comprarlas salga pata o gallareta. Hazme el favor de entregar esas cartas— tuyo Mascarilla.38aXLI XLI XLI XLI XLI25 de Junio /836 Mi querido Dominguete: con efecto que aqui estamos estasiados con la opera italiana, y yo el primero que soy tan apasionado la msica. Pero si buen gobierno me tengo, buenos arcotes me cuesta, quiero decir, que si gustamos de las melodias de Bellini y Rossini, pagamos este placer como si Matnzas fuera la ciudad de Lndres. Los operistas con su mai piu, y con su mio caro abracciami, y con otras palabritas dulces se llevaran cuando mnos sus 12 mil pesos: buen provecho, y que vuelvan el ao que viene. Oss ha conseguido una opera p.a aumentar los fondos de la Diputacion, y ver si se puede costear una escuela de nios. Te remito ese retazo de una que yo quiero titular stira. Tu me diras lo que te parece, y si merece este nombre. El tema es mi tema: los negritos. Tengo el pensam.to, mejor dicho, tengo tres pensamientos, que me estan bullendo hace tiempo en el cerebro, de tres stiras. La 1a titulada la Nia cubana, cuyo principio te remito: la 2da El liberal; y la 3a El sacerdote. Las tres composiciones llevaran el nombre de Contrastes Problemas morales. Ya comprenders que la base de los tres pensam.tos, son los negritos, 38.Manuel de Armas y Carmona, notable abogado de su poca. Naci en 1812 y falleci en 1874, a bordo del Guadalupe. *Tachadas dos palabras. 38a.Flix Ta nco.

PAGE 116

CENT"N EPISTOLARIO 82 \ 82 \ 82 \ 82 \ 82 \ mis hijos queridos, mi filosofia, mi poesia: los que me calientan el corazon y el entendim.to. No te rias. La ociosidad que p.a otros hombres es madre de sus vicios, para mi es madre de mis disparates, que al fin es mnos malo que lo otro.— Nada me has dicho de Espaa, de esta tierra de maldicion, tan funesta p.a Cuba. Yo he recibido el Espaol, peridico bien impreso, pero que no me gusta por lo que he visto de l. Tambien he recibido el Semanario pintoresco (imitacion) y el Boletin de jurisprudencia y legislacion, los cuales me he suscripto. Ello los tales papelitos no me parecen gran cosa; pero peor fuera no tener ninguno— Montalvo me ha escrito invitandome que yo le dirija una carta sobre los asuntos de esta Isla, que l la imprimir en Madrid: estaba por contestarle que se fuera a la mierda— Nada mas tengo que decirte, sino unicamente que me escribas menudo, pues no tengo yo mnos gusto en leer tus cartas que tu las mias, como me dices— Memorias Rosita tuyo y muy tuyo El Admor de Correos—*XLII XLII XLII XLII XLIIMi querido Domingo: como ests regodeandote en Guanabacoa, no he estraado la falta de tu contestacion mi carta del sbado. Ahora te copio aqu un pedazo mas de mi Stira p.a que lo enjaretes con el pedazo anterior que te mand—38b Ten paciencia— — — — — — — — — — — — Ni como han de nacer, cuando porfa, Por ley de educacion, feroz imperio, Alta soberbia, y brbaro egoismo De clase y de color, se infunde al alma Para oprimir miseros esclavos? Esa Filis tan culta y melindrosa En su ternura novelesca y vana, Ve sus pies prosternadas cien criaturas *Cargo que desempeaba Tanco en Matanzas. 38b.No aparece en la carta anterior el fragmento de stira a que aqu se refiere.

PAGE 117

DOMINGO DEL MONTE / 83 / 83 / 83 / 83 / 83 Racionales como ella, que temblando Cual dolo malfico propician, A fuerza de humildad y de vilezas. Ella en tanto soberbia, de su raza Forma sublime pensamiento, y juzga, Segn las abolengas tradiciones, Y de la plebe la opinion maligna, Inferior animal torpe bestia A su negro, que lo es por ser esclavo, Y no por que naciera all en Mandinga. No hay esperanzas Fabio. En vano quiere Un laudable y patritico deseo Formar de nuestras nias el dechado De cumplidas virtudes. De que sirve Que ostente los adornos esteriores De la civil educacion? Que inspiren Amor y maravilla, si en el piano Cantan y tocan; si en el baile muestran Gracia y soltura natural, que en esto Algo tal vez del Africa nos vino? Que importan los primores del aguja Del lpiz, del pincel, la ciencia vana De gemebundas y hrridas novelas, Que instruyen corrompen entontecen?. Venga corriendo la censura, y dispon de tu amartaledo* caballero. —El cisne de la Platanera—38c28 de junio. — — — — — — — — — — — — — A D.n Domingo del Monte— Suplicada al sr D. An.to Gutierrez. *En el original escrito en esa forma, aunque entendemos que quiso escribir: amartelado. 38c. Flix Tanco.

PAGE 118

CENT"N EPISTOLARIO 84 \ 84 \ 84 \ 84 \ 84 \XLIII XLIII XLIII XLIII XLIII30 de Junio /836— Mi querido Domingo: con susto estaba por la incertidumbre de si seria o no seria de tu aprobacion el plan de mis Stiras, y si te habra no te habra gustado el retal que te mand. Gracias a Dios que sal de este cuidado, de esta angustia poetica y gracias a Dios que sal de ella con la satisfaccion de que mis pensam.tos y mis versos son dignos de que los lean las gentes entendidas. Con estos auspicios continuar mis fraternas; pero cuento con que tu las castigars con la severa lima de la critica, sin la cual se espone uno a decir mil despropositos— Por el correo de antes de ayer te mand un pedazo mas de la Stira 1ay ahora te remito estos poquitos versos que siguen— Estas artes de maa necesitan, Y en ellas es un pasmo nuestra Filis. Pero as como oculto nuestros ojos Bajo la forma esbelta que seduce De su figura, yace un esqueleto Que miedo al alma inspirar algun da; Asi bajo esas gracias hechiceras, Degenerado corazon se esconde Yerto, engreido, de mpetus crueles, Que un tiempo horror y compasion escita. Pronto caers en cuenta de que aqu est el pensam.to de V. Hugo en su prlogo al Angelo: pensam.to que no ha sido rebuscado por mi, sino que impreso en mi memoria fuertem.te me ocurri al querer hacer la comparacion que has leido = Si es no oportuno, exacto, poetico, tu me lo diras = Todas tus cartas y las de mi pariente Leonardo a quien daras mis memorias; han sido entregadas. Memorias igualm.te los amigos, un beso Leonardito, y nuestros recuerdos Rosita, cuya Sra. si es agradecida no debe olvidar al Admor de Correos de Matnzas, que fu, asi como tuyo, el alcahuete. Dime si ha estado verte D. Fernando Deville, que piensa poner aqu una bibliotequita. tuyo— F39— — — — — — — — — — — Al Sr. D.n Domingo del Monte. Suplicada al Sr. D. Anto Gutierrez. 39.Flix M. Tanco Bosmeniel.

PAGE 119

DOMINGO DEL MONTE / 85 / 85 / 85 / 85 / 85XLIV XLIV XLIV XLIV XLIVMi querido Domingo: va este retal de la Stira que dice as: Mas Filis es seora de cien negras Jvenes y rollizas, que ha comprado En Armaron al vido tratante. Por que sufrir la incmoda tarea De criar al hijo su materno pecho? Bien hace Fabio:— Venga una nodriza De su criadero: venga, y al nio-amo Dle la nutricion, dle la vida, Robada al nio-esclavo que la pide Con el grito del hambre, y grita en vano. ¡Cuantas veces airada la Seora Con el terror, con castigo, acalla Este reclamo de la infancia dbil! As, ni ella ser madre se resigna, Y que lo sea su esclava, no consiente. Pienso ponerle la Stira ste epigrafe de Juvenal. Si natura negat, facit indignatio versum Aunque no entiendo latin, creo que quiere decir este verso, que a falta de ingenio, suple, basta la indignacion para hacer versos— Tu diras si este epgrafe es bueno y adecuado, al asunto. Mndame regalado un compendio de la Geografia de la Isla por Poey. Adios tu compaero Apio Herdonio—* 15 de Julio /1836 — — — — — — — — — — — Al Sr. Dn Domingo del Monte. Habana SuplicadaXL XL XL XL XL V V V V VMi querido Sor. Dn Domingo: cuatro cartas son con esta que le tengo escritas de mi puo y letra, y una sola he recibido de V., lo cual quiere decir *Flix M. Tanco.

PAGE 120

CENT"N EPISTOLARIO 86 \ 86 \ 86 \ 86 \ 86 \ que Sumerced se ha tragado dos, y que Dios quiera que no se engulla esta, y seran tres— Vaya ahora este poquito mas de Stira para que lo agregue los otros poquitos que le tengo mandado — — — — — — — — — — — — — — Ni el carcter de madre nada puede Para ganar sus pechos iracundos A la bondad y la razon perdidos. Si por su amor y su cario estremo Al hijo propio, del amor juzgaran De una esclava infeliz, madre como ellas, Arrancarn del seno de esta triste Su cara prenda que alimenta y cria? Pero es fuerza. La nia, que ac en Cuba Aunque madre y jamona siempre es nia, No ha de perder la gracia, la frescura De sus hechizos seductores— Vano Y reprensible empeo en casta esposa, Que ya con ello seducir al mundo No ha de intentar, sin parecer liviana= Aunque madre y matrona decia el 10mo verso, y pareciendome que el madre y matrona vienen ser una cosa misma, y que resultaba una especie de paronomaria (perdona el trmino retrico) sustitu jamona que es una palabra ridicula, y la he creido buena, aunque tengo mis escrpulos: tu diras lo que te parece— Estoy leyendo Mis prisiones de S. Pellico en castellano; que digo en castellano: en girigai que tal es la traduccion de un Dn Pedro Mrnz Lopez, brujaman destagirta en Burdeos con quien tiene ntimo parentesco aquel otro de Paris el Sr. Pags— con el de esa ciudad D. M. Torriente— Dogo dice el tio Lopez, por Dux, verde por robusto fresco contractado por contrahido, como si venia ponerme en una ventana, por asomarse la ventana, en cuya locucion de Lopez se le ven perfectam.te las orejas al italiano— En fin, cuajado est el hermoso libro, consuelo de todos los presos, y retrato fiel del alma de Silvio, de disparates que desesperan al lector mnos inteligente de la lengua espaola. Tambien tengo Los esposos prometidos en su original, regalo que me han hecho: edicion muy bonita de Paris— Item he comprado las nuevas Meditaciones de Lamartine, y los famosos Besos de Juan 2do para reirme cuando vaya a la letrina, lugar donde deben leerse. A bien que t cuando eras bribon los copiaste en mi cuarto, y conocers que mi opinion es acertada—

PAGE 121

DOMINGO DEL MONTE / 87 / 87 / 87 / 87 / 87 Ya ves que te doy cuenta de mis compras de libros los cuales quedan ofrecidos aunque tu los tienes y los has saboreado tu placer: ahora comienzo yo— Memorias a Estevan,40 Andrs &— tuyo F.* 2 de Julio de 1836 — — — — — — — — — — — — — A Dn Domingo del Monte. SuplicadaXL XL XL XL XL VI VI VI VI VIMi querido Domingo: todavia hay lugar de darle la Stira el rumbo que tu deseas en lo que queda por hacer, y sin embargo de lo hecho. Creo que de ambos modos se dir la verdad, no obstante lo que te manifest en mi ulta carta. Hace dias que no pongo mano a la obra; pero no estoy desconohortado ni tu observacion pudiera producir este efecto, cuando ella es hija de la aprobacion de la obrita, que tu quieres que salga lo mas perfecta que sea posible, es decir, lo mas verdadera y por lo mismo lo mas poetica. Supongo que el italiano Graco Rossi y su esposa te habran hecho lo mismo que a Rosita, una visita a nombre mio y de Isabel. El Graco se empe en que habia de darle una carta pa ti, y asi lo hice, por que en esto no cre que hubiese ningun inconveniente— El tal hombre es una pobre criatura identica a lo que de sus compatriotas dice la baronesa y varonil Mad. Stael. Le oirs hablar de libertad, de independencia, de carcter firme: le oiras burlarse filosoficam.tede la religion cristiana, y sin embargo de todo esto descubrirs en l facilm.te, el alma de un italiano vasallo del Papa. No seas peresozo, no te des los aires de cortesano, con los pobres lugareos de Matnzas, y escrbeme menudo y largo. tuyo F.* 13 de Julio / 836— — — — — — — — — — — — — Al Sr. Dn Domingo del Monte Suplicada. 40.Francisco Estevan, abogado. *Flix M. Tanco. *Flix M. Tanco.

PAGE 122

CENT"N EPISTOLARIO 88 \ 88 \ 88 \ 88 \ 88 \XL XL XL XL XL VII VII VII VII VII18 Julio 1836 (escrito a lpiz por del Monte) Mi querido Domingo: supongo que ya tendrs noticias de la Revista Europea que se publica en Madrid, bajo la direccion de un tal D.n Andrs Borrego. Este sujeto me ha escrito acompaandome varios prospectos y el 4to No para que bra suscripcion aqu y en la Habana; si quieres leer este Num.o te lo mandar. El folletico es cosa muy pobre; un plagio una copia de otras Revistas; pero copia mala por lo que he visto, intercalados de cuentecitos o novelas segun prometen hacerlo, con mal consejo, los editores. En fin, empresa debil y menesterosa, como son las mas en la no menos dbil y menesterosa Espaa. Por cumplir con Borrego y con D.n Andrs Arango que se interesa en que yo agencie suscriptores la Revista, te incomodo envindote el prospecto para que lo reimprimas en el Noticioso y Diario, y bras suscripcion en las mismas imprentas; haciendote cargo de mandarme la lista de suscriptores, ntes del dia 28, si algunos curiosos se hubiesen apuntado hasta el dia 26 que sale correo para Matnzas— Sabrs que Badia41 le han llegado libros de Francia. Cousin sobre educacion primaria en Prsia y otros puntos de Alemania: Herren (aleman) sobre el comercio de los antiguos: Cuvier, todas sus obras: Segur sobre politica y estadstica de Europa desde 1789 99: y Mallan, Historia de la Constitucion inglesa traducida por Guizot. Yo tambien he recibido un gran libro de los Estados-Unidos, nico, precioso. ¡La Santa Biblia!!! Ayer he leido el drama los “Amantes del Teruel” la mejor inspiracion, en cuanto yo he visto hta. al presente, de la musa romntica espaola— Memorias Rosita, y mis amigos, y adios (18 de Julio)—42 41.Jaime Bada. En otras ocasiones aparece este apellido escrito as: Badya. 42.Esta carta carece de firma, pero no hay duda por la letra y por el estilo y contenido, de que su autor es Tanco.

PAGE 123

DOMINGO DEL MONTE / 89 / 89 / 89 / 89 / 89XL XL XL XL XL VIII VIII VIII VIII VIII9 de Agto / 836 Mi querido Domingo: gracias Dios que ya vino una carta tuya en forma, una carta curiosa para m por que hay noticias y reflexiones sobre las noticias y sobre otros particulares. Asi me gusta: de otro modo es manifestarme bien las claras que no quieres platicar conmigo, y que me despachas con 4 rengloncitos cuando te escribo, como despacha un amo con 4 palabras secas su negro, cuando este entra en su cuarto en la sala preguntarle alguna cosa— Concluida esta brillante comparacion, digo en la forma de estilo; que me parece arreglado el procedim.to del Sor. Mustaf con respecto ese follon de Torres que en mala hora le ocurri decir lo que dijo en su escrito la magnifica potestad de S. E: que declaro al tal follon, asi viejo como es, como un hombre sin pizca de juicio y de cordura, y sin el menor asomo de esperiencia y circunspeccion: por consecuencia que lo ahrquen, empalen o engarroten como mejor venga la voluntad del agraviado Sor Mustaf, digno por su esclarecido entendimiento, y por la rectitud de su justa de gobernar Gtula, Nmidas Y Garamantas— He tenido una particular satisfaccion al leer tu juicio sobre la ltima obra de Sagra, por que es exactam.te el mio, el que iba comunicarte hoy usando hasta de las mismas palabras tuyas. Iba decirte, por ejemplo, que la sola introduccion de Sagra su Diario de Viage por los Estados Unidos, la consideraba y la considero superior todo el libro de Zavala: iba a decirte que la obra del ilustre gallego, es lo mejor que ha producido su pluma desde que empez a escribir hasta la fha: que en ella veo un gran talento, sazonada y til instruccion, miras utilisimas y claras para el pas que quiera y pueda aprovecharse de ellas: que veo en Sagra un escritor de ameno decir, un poeta en la pintura del Niagara y de otras escenas del pais que recorre y observa con tanta inteligencia y saber: iba decirte que el Viage de Sagra lo considero como una Historia completa de la civilizacion, del poder y la riqueza actual de los E.U. Todo esto iba decirte y te lo digo con mucho gusto, porque creo que hemos de estar acrdes en nuestros pareceres sobre este precioso libro— No todo en l sin embargo, lo encuentro para mi bueno y laudable. Yo no pienso como Sagra en lo q.e dice sobre la esclavitud, ni en cuanto a los pronsticos que hace de que las costumbres en los E.U. decaern con el lujo, particularm.te las bellas y admirables costumbres de las mugeres= Tampoco creo como l en que el Gral. Tacon sea benemrito, como dice, palabra epteto tanto mas estrao, y extico en el libro del Viage cuanto que lo que ve, admira y celebra el viagante, (sic) es efecto natural de una admon. contraria totalm.te la de su soldado benemrito— La administracion de este, como la del publicano Pinillos quin Sagra (sic) quemado tanto incienso, por que de ello le ha

PAGE 124

CENT"N EPISTOLARIO 90 \ 90 \ 90 \ 90 \ 90 \ resultado provecho personal, es una administracion retrgrada de consuncion, y embrutecimiento; es la administracion del opio, para matar poco poco un cuerpo robusto y lozano por naturaleza— En el libro de Sagra hay este dato estadstico que parece increible los que no sabemos mas que comer, dormir y jugar— El pueblecito de Homer, no s si en el estado de Pensilvania en el de Nueva York, tiene poco mas de 3,000 almas, y existen en l 37 escuelas, y 2 Academias, y circulan entre los vecinos, sobre 2,000 peridicos mensuales, semi-mensuales, semanarios y Diarios— En la Habana culta y rica, quizs no hay tantas escuelas con una poblacion cuando mnos menor, de 100,000 almas: pobre Cuba, en que manos has cado! ya ves que en esta carta estoy rumboso: esto lo hago pa que aprendas, y dejes correr la pluma cuando me escribas— Memorias los amigos, y Rosita: tuyo Quincy-Adams43XLIX XLIX XLIX XLIX XLIX1836 Sea todo por el amor de Dios, y por los dolores de su santisima madre, la tribulacion y agonia en que vivimos nosotros los pecadores de Cuba, malos cristianos, y malos hombres. La ira del Sor. est sobre nuestras cabezas en figura de militar, desdentada y vieja y con anteojos. Ministra de su venganza tiende su espada sobre la haz de esta Antilla, y la va dejando purificada de horribles monstruos. Alabemos y bendigamos su santa voluntad, y roguemosle por la vida de los inocentes— (El 20 de Octubre)44 43.Aunque ste es el nombre de uno de los presidentes de los Estados Unidos, no hay dudas de que la carta es de Tanco que usa estos nombres a fin de omitir el suyo cuando habla de cosas que estima peligrosas. 44.Forma usada en varias cartas por Tanco para despistar.

PAGE 125

DOMINGO DEL MONTE / 91 / 91 / 91 / 91 / 91L L L L LContraste moral, la nia cubana— — — — — — — — Ves Filis la nia bien criada Que tanto sus virtudes encarace La pblica opinion? Que ngel del cielo Por su apacible rostro y bellos ojos Alhaga y embelesa, y cuanto anuncia Una sonrisa suya, una mirada La grata mansedumbre que atesora? ¡Si oyeras sus palabras! Ah! cautiva La ardiente caridad de sus entraas. Su delicado espiritu sensible Le cautiv en la escuela novelesca De Madama Cottin, en las morales Tiernas misivas de la casta Julia; Egemplares lecciones elocuentes De cmodas virtudes conyugales. Si vieras Fabio cuanto esta leyenda Adelgaz su femenil ternura! Yo la he visto llorosa y demudada, Por un impulso generoso y blando De humanidad, el nimo afligido Desfallecer en su dolor hermoso— Dile ocacion un trgico suceso. El gozque que en las faldas de la nia Duerme y crece, cay, hora menguada, Desde el alto balcon al hondo patio. Al natural quejido lastimero Del animal, acude presurosa Su aya instituida la bozal Cecilia, Esclava que de Angola la trajeron Nuestros piratas. ¡Oh! como decirte La impresion que en la tierna seorita Hizo el caso funesto?... Al fin Cupido, Merced los solcitos cuidados

PAGE 126

CENT"N EPISTOLARIO 92 \ 92 \ 92 \ 92 \ 92 \ De su dueo sensible y amoroso, Logr vivir, y vive grandemente. Ve ahora la Beldad con cuanto agrado Peina la crespa lana de su perro, Y como lo transforma en albo copo. “¡Oh Filis! ¡Oh bondad!”... Aguarda Fabio No as imprudente fascinado el juicio Lo precipites... "yeme... Mas quiero La voz bajar, que el caso d vergenza. Esa Filis que tanto te enamora, Esa belleza sobrehumana y tierna Que te cautiva, vierasla trocada En vacante en nmen del Infierno, Implacable en sus iras y en su orgullo. Vierasla, cruel, de un ltigo terrible Armarse y azotar su triste esclava Que llora en vano, y que postrada intenta Moverla compasion. Vierasla cruda Volver brbaro insulto al blando ruego De su victima. Intil es la sangre Que ha hecho saltar del macerado cuerpo El ltigo estallante. Solo cede La iracunda muger, la impotencia De su brazo rendido, no al impulso De la piedad, que corazon no tiene Para el esclavo... Y la razon admira, La causa de este horror. Dila el faldero, El precioso Cupido, que encargara Filis sensible la ignorante negra, Le fuese en pos, cual nio malcriado. Durmise la bozal, y ya comprendes El terrible fracaso...

PAGE 127

DOMINGO DEL MONTE / 93 / 93 / 93 / 93 / 93 Pero como “Bajo las gratas formas mugeriles “De un cuerpo bello de gentil donaire “Que alhago y dulcedumbre solo inspira, “Puede albergarse una alma de verdugo? Fabio, todas as nuestras cubanas, Criaron el corazon. Desde la cuna La barbarie las sitia, y las conduce En la infancia, en el curso de la vida Hasta el sepulcro. Todas, todas crueles Van creciendo, y se estingue lentamente La condicion sensible de sus pechos, Que Dios les diera con benigna mano. Tanta degradacion, es obra digna De la maldad humana, que en mansiones de crmenes y horror ha transformado El domstico hogar, el santo asilo Donde deberia el corazon formarse Con el cultivo de la virtud. Ay Fabio! De virtudes que tanto necesita Nuestra patria infeliz, tan pobre de ellas. (Se continuar—)LI LI LI LI LI6 Ag.to 1836— (El ao escrito a lpiz) Mi querido Domingo: Con que yo esperaba hoy una carta noticiosa y hasta el papelito “ tal cual est” y te vienes con 4 lineas farfulladas unicamente para recomendarme la entrega y lectura de tu carta Padrines? Pues digole Vmd. que esto no me ha gustado nada, nada, y que es una mala partida burlar de esta manera mis esperanzas. Tu carta

PAGE 128

CENT"N EPISTOLARIO 94 \ 94 \ 94 \ 94 \ 94 \ Padrines45 es el Evangelio, pero Padrines, aunque aplicado y con talento natural para la poesia, le falta yo no se que vigor de alma, que es el mismo talento, y le falta tamb.n una filosofia pura, que es igualm.te el talento cultivado con doctrina sana, sobre la esclavitud de los negros. Las consideraciones de Padrines sobre estos hombres desgraciados son consideraciones abstractas, sin que tal vez su corazon se sienta poderosam.te conmovido. Gallardo ha dicho que entre el corazon y el cerebro no hay medianil: esta mxima conforme la doctrina del D.r Gall, es evidente para mi, como lo es para Gallardo, y lo sera p.a otros= Por ella esplico yo perfectam.te cualquiera que me pregunte, por que hay quien se lastime de la suerte de los negros, sin combatir* la causa de su desdicha, y por que hay quien combate esta causa hta con elocuencia, sin dolerse de sus miserias que las ve y las toca diariam.te Tu comprenders facilm.te lo que quiero decirte, y que nuestro am.o Padrines est en el segundo caso. Ya se v, metidos entre los tratantes, y agentes de su tio D. Jayme para comprar negros, y para ganarse en estas compras el 7 por ciento, segun pacto, no es estrao que el Poeta tenga hta cierto punto abotagado el entendim.to, de cuyo abotagam.to participa el corazon, seg.nla regla de Gallardo que no falla= Es menester pues darle pasto. Comte con l y mas Comte: yo no conozco otro libro mejor. Manda la carta p.a Perdomo, y bscame el papelito— Memorias y adios: tuyo Turio Curtisio46Estoy bosquejando la 2da Stira, sin concluir la 1a que ha de llevar p.r ttulo “El Cura en la Isla de Cuba” — Muchas de mis ideas las he leido en el art.ode Lamartine El cura prroco, del Semanario pintoresco. Siento sentir que los que lean mis versos se figuren que he copiado de este artculo, cuando todo ser mio y muy mio— 45.Juan Padrines. *Hay una palabra tachada. 46.Flix M. Tanco.

PAGE 129

DOMINGO DEL MONTE / 95 / 95 / 95 / 95 / 95LII LII LII LII LII—3 de Setiembre— — — 1836 (El ao escrito a lpiz) Est visto mi querido Buondelmonte que si has de escribirme una cartica tal cual, es menester picarte el amor propio, esta parte fuerte de nra flaca naturaleza. Antojseme decirte Baj en mi ltima carta, y cteme V. mi hombre inquieto y horripilado, que se me viene muy grave haciendome la profesion de su f politica, filosofica y moral, p.a quitarme la idea inicua de bajalato, esta idea extica y mal nacida en quien sabe harto bien que D. Domingo del Monte, quisiera ser mas ntes que baj, un negro niguatero metiendo caa en un trapiche. ¡Cosa admirable!. Escrbole este mozo mil y mil cartas amerengadas y fileteras, dgole mil flores, hgole mil candongas y retrecheras, y l, apnas se digna acusarme el recibo de mis cartas, con cuatro chafarinadas de la pluma, muchas veces sin fha y hasta sin firma: tan deprisa anda= Pero dgole Baj, y veale V. que se encrespa, que toma la pluma y la corta, que se limpia el sudar y se suena, y que con muchsima de la cachaza se pone escribirme tamaa epstola apologtica de su conducta, y que me vacia toda su conciencia en el papel, p.a probarme que no es Baj y que no tiene ninguna cola ni rabo, ni cosa colgante que se le parezca— Socieguese el Sr. D Domingo que yo bien me s lo que l es y lo que vale. Cosa muy buena debe de ser cuando yo le apellido mi amigo viejo; y esto lo digo yo formalmente aunque V. se ria, y aunque le parezca un reboso de orgullo y tonteria en q.n lo escribe. El duque de Ribas ha cumplido con su idea espaola, con su costumbre espaola, con la educacion moral y politicas espaolas y en fin con su liberalismo espaol, mandando p.a Cuba la Real rden que me dices. No hagas aspavientos por estas cosas mi querido Domingo. No juzgues por tus ideas ni por el egemplo de otros pases civilizados de las ideas y de la civilizacion de Espaa o de su Gob.no, por que te vers chasqueado cada rato si algo te promete, no dir p.a Cuba que es un pobre pedazo de tierra sino para la misma Espaa. Respecto de esta peninsula creo firmemente que el Estatuto Real es el trmino el mojon que seala hasta donde esta pennsula ha caminado en la carrera del pogreso que hace el mundo y que es la espresion fidelisima de la civilizacion de los espaoles. Martinez de la Rosa y Toreno son los dos hombres que saben bien en su patria, y los dos nicos que la conocen bien— No salgo de aqu por nada de este mundo, por mas nuevos ministros que se pongan, por mas crtes y mas crtes que se abran y se cierren, y por mas que charlen Argelles, Galeano, y comparsa liberalesca. Esto es lo que veo, y esto es lo que creo: cuando

PAGE 130

CENT"N EPISTOLARIO 96 \ 96 \ 96 \ 96 \ 96 \ vea otra cosa,creer otra cosa= Respecto de nosotros creo que as como estamos pues estaremos hta q.n sabe cuando— Badia47 ofrece media onza por Hallam.48Memorias de todos p.a todos— Tuyo F—49— — — — — — — — — — — — — — — Al Sr. D. Domo del Monte Suplicada al Sr. D. Ant.o GutierrezLIII LIII LIII LIII LIII15 Nobre 1836 (La fecha escrita a lpiz) Guarda el mamotreto mi querido Guzman debajo de cien llaves, que si algun dia la divina providencia se apiada de nosotros, y puede darse luz, se le pondra una advertencia antenota diciendo por qu no se public oportunam.te Solo sentiria que se hubiese muerto el Sr. Toreno, y no lo leyera, y supiera que un pobre mozo, oscuro, y desmedrado que vive en un rincon de la Isla de Cuba, le habia dado una leccion de imparcialidad, y de sana politica— ¡Mentecato rooso! Asi son l y todos los suyos. Y sigalos V.... Pero yo soy otro mentecato en hablar de esto, cuando conozco mis mayores mas que la madre que los pari. Si de alguna cosa me envanezco, en este mundo es de conocerlos profundam.te. Cuando tu me oigas hablar de algunos de ellos como si le diera toda mi confianza, como si lo creyera un santo, un hombre de mis propias ideas y sentimientos, sabe desde ahora para toda la vida que tu amigo F. M. T.50 es un profundo hipcrita, un bellaco que all en los entresijos de su corazon se est riyendo del tonto quin engaa fingiendo que lo cre— No puedo remediarlo am.o Guzman: mi convencim.to de lo que son estas gentes es indestructible; es un rgano que yo tengo de mas, desarrollado fuerza de pensar en lo que esas gentes han hecho, hacen y harn por los siglos de los siglos— Siento infinito la desgracia de Herrera. (15 de Novr)51 47.Jaime Badia. 48.Se refiere la obra de Enrique Hallan, hitoriador ingls, autor de varias obras importantes de tendencia liberal. Ha sido calificado de historiador filosfico. 49.Flix Tanco. 50.Flix Manuel Tanco. 51.Flix M. Tanco.

PAGE 131

DOMINGO DEL MONTE / 97 / 97 / 97 / 97 / 97LIV LIV LIV LIV LIV19 Novre 1836 (La fecha toda a lpiz) Mi querido Domingo: por consejo sabio de nuestro amigo Pepe Casal,52quisiera hechar abajo de mi papelote contra Toreno, la cita de la Ls de Indias, y sustituir otra cosa cualquiera que ti te parezca mas oportuno. As como as, el campo es inmenso para escoger— Tambien quiero que aadas el retal que te incluyo y corresponde al lugar que comienza — “Las sociedades en Mana y en Espa &&” Lo que he aadido es indispensable para redondear el argumento que le hago al Sr. conde= Supuesto de que Estevan53 ha de llevar el artculo para imprimirlo en Madrid, segun me dices convendria hacer una copia lo mas limpia posible que yo abonar lo que importe el trabajo del escribiente. Digo esto por que aqu solo me queda un borron incomprensible—Montalvo54 puede costear la impresion del articulo en Madrid para cuyo efecto yo le escribire, y har que le escriba Diego—55 Enseaselo a este de mi parte— Adios— Tuyo (19 de Nve)55aL L L L L V V V V VPor la adjunta se instruir V. de lo que hay y gracias y conteste. El interesado y yo decimos V. que nunca se duerma en dar estos santos avisos a los pobres de p.r ac, cuando sepa algo. No hay comparacion absolutam.te hablando entre el eminente Gener56 y el infame isleo que V. mienta, que es el hombre mas infame que yo conozco, y el mas ignorante y arrastrado mortal entre los ignorantes y arrastrados.57 ....* 52.Jos Mara Casal. 53.Francisco Estevan. 54.El conde de Montalvo. 55.Diego Tanco Bosmeniel, que era en esa fecha Oidor en La Habana. 55a.Flix M. Tanco. 56.Don Toms Gener. 57.Se refiere a Francisco Guerra Bethencourt. *Carece de firma, pero no hay duda de que el autor de este papel es Flix M. Tanco Bosmeniel.

PAGE 132

CENT"N EPISTOLARIO 98 \ 98 \ 98 \ 98 \ 98 \L L L L L VI VI VI VI VIMi finsimo amo: Felix58 ha tenido la bondad de ensearme lo que V. le avisa por este correo cabalmente hace unos quince veinte dias que recib por el correo un annimo dndome el mismo aviso. Escrib inmediatamente un amo de esa de toda confianza y muy visitado por cierto sugeto del gabinete y me contest que nada haba y que si ocurriese algo me avisaria. Es muy posible que el par de sugetos que V. indica me tengan muy presente: pero yo no puedo evitar un golpe traicion aunque mi conducta sea tan arreglada como V. sabe. Sospecho que en Madrid pueden haber huzmeado algo sobre lo que public el Eco; pero no me parece que merezca la pena de un procedimto y si as fuese sufriria con resigancion, por que no est en mi mano evitar injusticias. Yo no me muevo ni hago nada. No por esto cambio mis opiniones en poltica: si el delito consiste en que soy un hombre liberal, bien me pueden ahorcar desde ahora, porque es enfermedad que no puedo yo ni nadie curar. Mientras vivo tranquilo y retirado en mi casa; mis enemigos desde la suya pueden acumularme faltas que no cometo. Saenz ha llegado esa: valo V. y como de oficio puede V. preguntarle que hacen ese par de marchantes por all. Si V. supiese algo mas no deje de comunicarlo Felix Jaime Badia59L L L L L VII VII VII VII VIIdic. 1836 (Escrito a lpiz) V. no tiene que arrepentirse de nada Sr. D.n Domingo, ni V. que es muy bien criado y culto, pudiera usar modos grotescos conmigo ni con nadie: estos modos lo usan unicamente los hombres ordinarios y rudos. Si hubiera comprendido que en el prrafo de su carta anterior, querias impedirme el que yo usara de mi derecho en regalarte lo que es mio, te hubiera hechado noramala. Lo has entendido? Pues cuenta con ello— Bien empleado le est Calvo, lo que le sucede— A Irola que lo ahorquen, que lo engarroten si lo merece, si le prueban que es un bribon, un 58.Flix M. Tanco. 59.La firma es de letra distinta al texto.

PAGE 133

DOMINGO DEL MONTE / 99 / 99 / 99 / 99 / 99 fascineroso: quiza no ser dificil por que el hombre es pinto, rabon y mocho— Es el Frano Estevan, de nro. foro.— Encargare Tocqueville Y como y por donde ha venido ese papelito que lleva por nombre La Isla de Cuba tal cual est? Yo creo que Oss60 lo ley ntes de imprimirse por una copia que le mandaron de Madrid manuscrita y que la rompi inmediatam.te Dice que es cosa de chuparse los dedos— Has diliga por conseguir un egemplar impreso de los que han venido y mandamelo— tuyo—* Conviene que le escribas una carta D. Juan Perdomo, ver si acaba de pagar tus solares: el ajuste que hizo conmigo fu en 9 onzas— Yo le he hablado varias veces, po no se da por notificado=L L L L L VIII VIII VIII VIII VIIILas sociedades en Francia y en Espaa cuando las domellava (sic) Luis dcimo cuarto y Carlos 1o, eran cultas y sabias hasta cierto punto y en tales y cuales libros, aunque no debemos decir que lo eran las naciones las masas, que son las que componen el mayor nm.o de individuos de cualquier pas, sino unas sociedades escogidas que por especial circunstancia de las personas que las formaban, podian instruirse en las ciencias y en las letras, que era posible y permitido entnces cultivar. Esta fraccion mnima que lucia y prosperaba la sombra de los palacios, fue la que represent en Francia y en Espaa la nica civilizacion de aquellas dos pocas, que se han caracterizado despues malam.te con los pomposos nombres de siglos de oro— Los pueblos entretanto vivian en la misma ignorancia y miseria que nros indios, y en uno y otro pas eran tan corrompidas las costumbres, y el saber de los doctos de tan poco provecho tan vano, que solo eran capaces los franceses y los espaoles de ser gobernados por el brillante despotismo de Luis y de Carlos—61 60.Blas Oss y Prez. *Carece de firma, pero es de Tanco. 61.En el reverso aparece escrito a lpiz lo siguiente: 1836— Tanco—

PAGE 134

CENT"N EPISTOLARIO 100 \ 100 \ 100 \ 100 \ 100 \LIX LIX LIX LIX LIX—1836— (Escrito a lpiz, primero 7 y luego encima 6)AMi querido Guzman: cuando dije que mandaria para el Aguinaldo,62la Oracion dominical, y otros primores de este jaez, bien debi conocer tu despercudido raciocinio que era un (sic) ocurrencia de quien no est muy satisfecho con la tirania que hoy se egerce en la Isla de Cuba contra la publicacion y comercio de las ideas en letra de molde. Si algo se permite escribir y publicar; han de ser elogios los que mandan, han de ser paparruchas idnticas al padrenuestro, al bendito, Cualquiera idea cubana por inocente que sea, si la has de dar luz, tienes que vestirla la espaola, tienes que sepultarla, que ahogarla entre mil palabras peninsulares, metropolitanas, eminentem.te trasatlantica: tienes en fin que ponerle el escudo de fidelidad decorado con sus tres castillos y su llave. De manera que para discenir, para columbrar la intension sana y patritica del que escribe, para desentraar esa idea cubana oprimida por un diluvio de vocablos de plata-forma, es necesario ser un lince de entendim.to, y muy prctico para percibir el verdadero rumbo que lleva la idea entre esa balumba de palabras exticas. No es muy agradable, ni todos saben escribir de este modo. Y poseen los leyentes esta perspicuidad, esta tctica, este escalpelo colonial? No. Pocos, muy pocos son los que lo poseen y aun poseyendolo, el provecho seria insignificante ninguno— He aqu mis razones para haberte ofrecido aquellas santas oraciones que no alarman ni asustan nro amo, y omnipotente mayoral. Infinito me han gustado las composiciones de Matamoros que va muy bien dirigido. Te lo he dicho mil veces: no hay mas poesa entre nosotros que los esclavos: poesa que se est derramando por todas partes, por campos y poblaciones, y que solo no la ven los inhumanos y los estpidos; y advierte que al paso que se vaya civilizando aunque lentam.te la clase blanca todava muy bozalona, la esclavitud de los negros se levantar en la misma proporcion, como una forma deforme, mutilada, horrorosa; pero poetica y bella, y capaz de producir ingenios tan vigorosos y originales como el de Byron y Victor Hugo— ¡Quien sabe cuantos esclavos deberan A.Esta carta, si se compara con la nmero LXX deba estar despus de la de este nmero, pero en el Centn aparece con el que aqu tiene. 62. Aguinaldo Habanero, revista en la que colaboraba del Monte, fue fundada por Jos Mara Heredia y aparecen nmeros de ella hasta antes de 1868. Tambin por 1837 se publicaba el Aguinaldo Matancero.

PAGE 135

DOMINGO DEL MONTE / 101 / 101 / 101 / 101 / 101 un dia su libertad los poetas! Porque bien averiguado que otra cosa es la Poesa sino una esquisita y delicada sensibilidad del alma? Pero basta de pedantear y poetizar Guzman am.o y sabe que estoy escribiendo esta carta con mi nia Isabelita cargada al hombro pues la muchachita me ha cogido por su cuenta y no hay forma de dejarme ¡O cara, dos veces cara, paternidad—Padrines63 y Milanes64 mandaran sus flores al Aguinaldo: Badia65 espera su Hallam p.r los 11$— (El 5 de Nov.e)*LX LX LX LX LX1836 Mi querido Domingo: con la adjunta prim.a de cambio cobrars 144 pesos 4 r.simporte de tus tierras en la nueva colonia de Buenos Ayres. En esta cantidad hice el ajuste desde un principio con D. Juan Perdomo, segun te tengo dicho en carta de no se que fha. Van pues las 8 onzas y media, y buena pro le hagan. Las elecciones de diputados son de todo mi gusto por lo que tu sabes, y por lo que t y otros infinitos habran gustado igualm.te. Mi gusto hubiera sido completo si sale con Escovedo66 el L.do D. Domingo del Monte pjaro de cuenta y no menos entendido que el ciego D. Nicolas— Tam.n me ha dado mucho gusto el saber que un abogado cenceito, instruido y honrado, muy mi amigo, y l aun mas am.o de su patria que yo am.o suyo, que es cuanto hay que decir, ir de Secretario de Escovedo. Dios los lleve todos con bien y los ilumine en su santa mision— He visto y abrazado Jos M.a Heredia. “Rentre dans ce cloaque” (V. Hugo) Lo abrazaba y sentia vergenza, sentia indignacion y sentia lastima. Lo veia como un desertor, como un trsfuga abatido humillado, sin poesia, sin encanto sin virtud. No lo veia con los ojos materiales, como lo habia visto y gozado con la imaginacion, como un distinguido patriota lleno de virtud y fortaleza, como un poeta moral eminente honor de Mgico y de 63.Juan Padrines. 64.Jos Jacinto Milans. 65.Jaime Bada. *Flix M. Tanco. 66.Nicols Manuel de Escovedo y Rivero.

PAGE 136

CENT"N EPISTOLARIO 102 \ 102 \ 102 \ 102 \ 102 \ Cuba. Dije y alhaja preciosa de nras pobres letras que hemos creido engrandecerlas y darles lustre con solo este nombre: “Heredia” Nombre con el cual nos envanecamos y por el cual hasta insultabamos a los que se atrevian sealar una mancha en sus versos— Ahora este nombre, y este hombre ser el mejor instrumento de los enemigos de Cuba para maltratarla. Heredia sera siempre poeta, pero poeta sin f, poeta sin el primer elemento de la verdad.a poesia que es la virtud, que es la que d el alma y el valor a lo que se escribe. Sera poeta como el miserable Ovidio que desde su destierro donde debiera ser filosofo, y de alma independiente y grande, fue un asqueroso cortesano, y mendigo de Augusto para que le permitiese volver a Roma.67Si dejo correr la pluma, no tengo cuando acabar— Oss y todos los amigos y enemigos de nro pobre muchacho Jos M.a, piensan del mismo modo que pienso yo, y —piensas tu, y piensan todos los que tienen vergenza— (7 de Nov.e)* Acaba de entrar Jos M.a y me encarga que te diga que dentro de pocos dias ir p.a esa y que ir vivir a tu casa— 67.Fue muy injusto Tanco con Heredia. Si se tiene en cuenta lo que hemos dicho en Apostillas en torno a una gran vida: Domingo del Monte, Academia de la Historia de Cuba, 1954, ni del Monte se escap de lo que se acusa a Heredia, y Tanco mismo, que as habla, se vi en situacin peor en 1829. *Flix M. Tanco.

PAGE 137

DOMINGO DEL MONTE / 103 / 103 / 103 / 103 / 1031837 LXI LXI LXI LXI LXI1837 (Aparece escrito primero un 8 y luego encima el 7) Muy Sor. mio: por la unica de cambio que le incluyo percibira V. 17 pesos para contribuir la santa obra de libertar un esclavo— Los 17 pesos son mios. Pichardo,1 Zunzunegui1a y Navarro,1b han ofrecido, y creo que cumpliran— El Sab2 recibiras un papelito mio. Si alguna vez he sentido comezon de imprimir, mager mis circunstancias ha sido en este mes— Deseo por consecuencia imprimir el art, pero en cuadernitos separados y no en los periodicos de Madrid— Necesitar para esto de din alla y tu me daras una letra de la cantidad que creas necesaria contra el Sr. D. An.d Arango3 favor de tu am Olozaga.4 A este individuo escribiras una carta incluyendole el papelito pa que l sea quien lo imprima sin decirle absolutam.te el autor por que me pierdes, y esta carta y este papel me lo mandars aqu el martes prximo para ponerlo todo con tu rden pa Arango en forma de un pliego y franquearlo y certificarlo en esta Estafeta a nombre tuyo. De todo este enredo necesito pa que nadie sepa aqu ni alla quien es el autor del papel. Lo he escrito con seria reserva y yo exijo de ti la misma circunspeccion— Me va el pellejo de lo contrario— Todo puede hacerse y quedar guardadas nras personas.5No hay mas tiempo tuyo Tanco 1.Esteban Pichardo, el gegrafo, residente entonces all. 1a. Santiago Zunzunegui. 1b.Bernardo M. Navarro, Secretario de la Delegacin Provincial. 2.La palabra sbado en abreviatura est escrita encima de otra palabra indescifrable. 3.Andrs Arango. 4.Salustiano Olzaga. 5.Tanco haba sufrido una dura experiencia y senta temor, adems, porque subvena a numerosa familia.

PAGE 138

CENT"N EPISTOLARIO 104 \ 104 \ 104 \ 104 \ 104 \LXII LXII LXII LXII LXII21 Mzo 1837 (Escrito a lpiz) Querido Domingo: recib mi papel, que no por vil miedo te lo pedi, sino por corregirlo y rectificarlo, y ver si lo mando Madrid para que all se imprima. Quiero cumplir con un deber que yo mismo me he impuesto de defender mi tierra, que es el Nuevo-mundo, contra las opiniones menguadas de un conde menguado, en cuanto dice sobre la independencia de las colonias espaolas— El regalo de Ma no es mas que un regalo as como suena. Supongo que habras visto Oss y que lo obsequiars como l se merece. Estoy empeado en una 2.da traduccion del arto de la Nueva Minerva sobre el Jocelyn, que imprimir en la Aurora.6 Yo no quiero perder la buena costumbre de escribir y publicar en letra de molde por mas que nuestro viejo Miramamolin no le guste, y por mas que me amague con todos los rayos de su poder. En habiendo un poco de maa, para sacar el cuerpo aparentando una grandsima hipocresia, se hacen muchas cosas buenas. Cuando acabes de leer Cousin mndamelo por la balija pues Badia y Arena me tienen seco, y no quiero que el 2.do se vaya figurar que no quiero prestarselo— Memorias a los amigos, y adios. (21 de Marzo)* — — — — — — — — — — — — — — — Al Sor. D.n Domingo del Monte— Suplicada al Sor. D. Ant.o GutierrezLXIII LXIII LXIII LXIII LXIII1 ab.l 1837— (Escrito a lpiz) Mi querido Domo: mira si me puedes mandar por la balija nada mnos que V. Cousin,7 que me hace falta para cumplir aqu con varios amigos que me lo han pedido seg.n te tengo dicho en una de mis anteriores— Sabrs que la Censura no ha pasado el arto de Belmontel. He recibido har 4 dias 6. La Aurora de Matanzas. *Flix M. Tanco. 7.Se trata de la Introduction a l’histoire de la philosophie curso de 1828.

PAGE 139

DOMINGO DEL MONTE / 105 / 105 / 105 / 105 / 105 Tocqueville traducido en Paris. Yo lo encargu los E.U. en frances por que despues que se muri Marchena desconfio de todos los traductores— Este del Tocqueville es un tal Sanchez Bustam.te tan animal en cuanto no saber frances ni espaol como tantos otros que andan por esos mundos. Navarro se ha llevado el 1.r tomo y me da cuenta diaria de lo que lee: es cosa segn su opinion que debe aprenderse de memoria. De Madrid me escriben que las Crtes en sesion secreta han resuelto no admitir diputados por las Colonias. 1 de Ab.l — — — — — — — — — — — Al D.n Domingo del Monte—LXIV LXIV LXIV LXIV LXIV4 abril 1837— (Escrito a lpiz) Mi querido Domingo: recibi Cousin y gracias— Ya sabia por Oss que estabas encargado de escribir la Necrologia del Exmo Sor. D.n FranoArango. Mucho y bueno se puede decir de este Sor. como un distinguido patriota en su tiempo, por que segun dicen, en estos ultimos aos se hecho dormir se meti como dicen los franceses en su mezquina personalidad. Asi fue que nunca dio cima al plan de estudios para la Isla que le encarg hace 10 aos el gobierno de la Metrpoli, ni tampoco hizo nada por el fomento de poblacion blanca en esta N.va Guinea, para lo cual segun me cuentan tuvo tamb.n comision del gob.no. Te doy mi plceme por el ttulo honorifico que te ha dado la R.1 Sociedad en premio de tu excelente Memoria sobre educacion primaria. Lo sensible es que el papelito se quedar guardado y muy guardado en el archivo de la Sociedad, y las cosas marcharan lo mismo que hta. aqu. El archivo ir con el progreso de la civilizacion, y la Sociedad, es decir los hombres que la componen, estaran atrasados, muy atrasados como lo estan todos los espaoles cubanos, aun mas que los espaoles peninsulares— Entre nosotros, y aqui comprendo toda la monarquia espaola, no falta quien escriba bien y al caso, lo que falta es quien haga lo que se escribe: en esto consiste la mala tia— Memorias a los amigos y a Rosita y adios: tuyo (4 de Abril)** *Flix M. Tanco. **Flix M. Tanco.

PAGE 140

CENT"N EPISTOLARIO 106 \ 106 \ 106 \ 106 \ 106 \LXV LXV LXV LXV LXV18 Ab.l 1837— (Escrito a lpiz) Mi querido Domingo: aunque nada me has dicho de las novedades que ha traido este ltimo correo de Espaa, es decir, que no tenemos segun afirman malas lenguas representacion en el augusto congreso nacional, yo si quiero decirte, y te digo que la noticia absolutam.te nada significa por que no hace dao; porque es perfectam.te igual la noticia contraria, cet dire, que se hubiese admitido en el susodicho congreso nacional la susodicha representacion cubana— Si el gob.no ha formado su firme propsito de gobernarnos por su politica especial, por su particular interes por su miedo de que nos escapemos de la coyunda, si nos concede una pizca de libertad, dime que importaba nro favor el que se hubiesen admitido en el salon de Crtes nros. diputados, cet a dire, 6 homicacos criollos, ante 200 castellanos barbudos y preocupados contra esta pobre tierra? Nada absolutam.te nada. La protesta de los 3 son palabras al aire. Ante que tral.8 se har valer que fuerza lo sostiene? Han cumplido con su conciencia y con su patria, se dir. Pues bien si han cumplido, que se vuelvan sus conucos y cuiden los traseros, por que el cuero est sonando por todas partes, y corre sangre— ¡Oh Cuba, Cuba, perversa tierra, ya ests pagando el crmen de tu sabroso comercio de Africa! Dispensa estas tonterias tu 18 de Abril—*LXVI LXVI LXVI LXVI LXVI1837— (Escrito a lpiz) Mi querido Domingo: te remito con el amigo Muoz unos cuadernos que me ha entregado p.a t M. Teroimand. He leido el papel impreso en N.vaOrleans en la Habana contra el Gral Tacn, Velazco, Acosta, Olaeta, &: el tal papel es tonto y formado en lo mismo. Mi folleto esta para cuajarse y ha salido mas largo de lo que pensaba: antes de 8 dias estar en tu poder. La mamita Rosa9 esta buena gracias dios: dle Manuel10 que le 8.Tribunal. *Flix M. Tanco. 9.Rosa Aponte, la seora madre de del Monte. 10.Manuel Gonzlez del Valle.

PAGE 141

DOMINGO DEL MONTE / 107 / 107 / 107 / 107 / 107 constestar: al amigo Palma11 dile igualm.te que le contestar la novelita su cuentecito de S. Marcos: que ser preciso sacudirle en forma, por ciertas esuerrilidades (sic) que se perciben entre los mil acabados primores de la novela, y sobre todo por el cuadro que ofrece la imaginacion lasciva y ardiente de nros. jvenes de ambos sexos, con visible detrimento de las pocas buenas costumbres que hay en la Isla de Cuba— Que es una picarda que malgaste su buen ingenio, como lo malgast Byron en escribir la Paralina y el D. Juan, poniendose describir las pilladas y las inmoralidades de un D. Claudio, y las liviandades de una D.a Rosa Mirabel, p.o todo con unos colores tan alhagueos y lozanos para los mozos y las mugeres casadas que es lo peor del cuento, lo malo del cuento— En fin, dile que por este estilo ser mi contestacion, y que ya ver quien es Callejas. Dale memorias, lo mismo que todos los de la pandilla, & tuyo F.*LXVII LXVII LXVII LXVII LXVII1837. (Escrito a lpiz) Animo y ellos mi querido Domingo: quiero decir, que tu plan de ataque, que me comunicas en cierta carta, est soberanam.te bien discurrido, bien ordenada y distribuida la fuerza, y cogidas todas la callejuelas por donde acaso pudieran escabullirse los follones. El epigrafe es de lo mas bien escogido y adecuado al asunto: solo el titulo quisiera yo que fuese otro, que anunciase mejor la importancia de la obra. Tambien quisiera que en la parte 5.ta dijeras algo sobre la influencia de los esclavos no solo en las costumbres, la riqueza, y las facultades intelectuales de los blancos, segun el plan de Comte sino en el idioma, pues como tu sabes se han introducido en l una infinidad de palabras y locuciones inhumanas y brbaras que son de uso corriente en nras. sociedades de ambos sexos que se llaman cultas y finas. La misma influencia se advierte en nros. bailes, y en nuestra msica. Quien no ve en los movimientos de nuestros mozos y muchachas cuando bailan contradanzas y valses, una imitacion de la mimica de los negros en sus cabildos? Quien no sabe que los bajos de los dansistas del pas son el eco del tambor de los Tangos? Todo es africano, y los inocentes y pobres negros, sin pretenderlo, y sin otra fuerza que la que nace de la 11.Ramn de Palma, autor de Una pascua en San Marcos. *Flix M. Tanco.

PAGE 142

CENT"N EPISTOLARIO 108 \ 108 \ 108 \ 108 \ 108 \ vida de relacion en que estan ellos con nosotros, se vengan de nuestro cruel tratam.to inficionandonos con los usos y maneras inocentes, propias de los salvajes de Africa— Te refiero estas menudencias por que la p.te 5.ta la quisiera yo perfectam.te desempeada. Ella contiene como la Caja de Pandora todas nuestras desdichas, y conviene por lo mismo tratarla sin dejar nada que desear— Crlos Comte no es conocido en la Isla de Cuba, ni en Espaa. Bien dices en que es menester escribir para otro publico que no sea el espaol: vamos pues otra parte desatar el morral de nros. pleitos, y decir los estrangeros todas las iniquidades que se hacen con nosotros. En cuanto yo pueda, te buscar libros, papeles, y noticias, y si algo valieran mis propias ideas y mis observaciones, tambien te las comunicar lisa y llanam.te segun mi leal saber y entender— Cuanto me dices sobre Diego12 es la misma evidencia. El nombram.to de Saco, es una prueba que damos en Madrid de que en la sla de Cuba, no todos sus habitantes— son una manada de zopencos; pues sabemos escoger un Procurador que se las entienda los Procuradores peninsulares; que no lo engatuzarn ni asustarn con palabrotas, ni le haran concebir falsas esperanzas con alhageos discursitos, ni le impondran silencio, como se le impusieron Mojarrieta.13 Saco debe principiar sus discursos sobre los negros, debe continuarlos sobre los negros, y debe acabarlos sobre los negros. De cualquier materia que se trate en los Estam.tos relativa a la Isla de Cuba, debe darse por incorporada la cuestion de la esclavitud por que este es el fundam.to de nra sociedad— Destruyase pues este fundam.to y frmese otro como Dios manda, tal deberia ser la grande mira de nros procuradores— Saco probablem.te no se sentar en los escaos de los Estam.tos por que el tiempo no alcanzar, segun la duracion de estas Crtes— Pero yo me estravio de mi creencia— Mis buenos deseos me hacen ver fantasmas. Vulvome pues meter en mi pirronismo: vuelvo a la conviccion de mis desengaos— Dali Carti di Robano— Perdomo est p.a llegar y dara las 9 onzas p.r tus solares— Memorias a Rosita, & y adios: tu amigo— El descreido* — — — — — — — — — — — — — — Al L. D. Dom.o del Monte. Habana. Suplicada a mi Sra. D.aRosa Alfonso de Aldama. 12. Diego Tanco. 13.Jos Serapio Mojarrieta. *Flix M. Tanco.

PAGE 143

DOMINGO DEL MONTE / 109 / 109 / 109 / 109 / 109LXVIII LXVIII LXVIII LXVIII LXVIII1837 (Escrito a lpiz) Carabela briche: el am.o Sor Zaccagna te entregar esta carta y te dir que estoy bueno gracias Dios, lo mismo que mi negra Isabel y mis tres negritos. Parece que nuestro amo est hechando cuero como candela, y siento mucho el bocabajo que le ha pegado nro carabela Ignacio el lucum. Cuida tu culo briche, y no incomodes al amo— Mndame los tres pedazos de raspadura del ingenio del amo el Sr. Cousin, envueltos en las ojas de pltano del conuco del carabela Nicolas Ramos el mandinga— Tu carabela Feliciano el congo—* Toda esta algarabia africana se reduce que me mandes los tres tomitos de V. Cousin,14 si los han leido, t, Valle,15 Moris,16 &a— Se supone que me los has de mandar empastados: entrgaselos Ramos que y esta advertido, y nada le pagues, pues yo tengo mis cuentas con l—LXIX LXIX LXIX LXIX LXIX6 de Julio 1837 (El ao escrito a lpiz)AMi querido Domingo: recib tu carta que trjo el Gral Tacon,17 y entregu Milanes18 la inclusa que le segun tu licencia. Veremos si este muchacho que promete bastante por su talento y su modestia, hace la obra que le encargas, cuyo plan bosquejado por t, es completo. Respecto tu observacion sobre mi Paulina nras cubanas, te dir lo siguiente: *Flix M. Tanco. 14.La primera edicin en francs de Du Vrai, Du Beau et Du Bien, aparecida en 1837, en tres cuadernos. 15.Manuel Gonzlez del Valle. 16.Esteban Moris. AEsta carta, a nuestro juicio, est mal colocada en el Centn si se compara el ltimo prrafo de sta con el primero de la carta nmero LX. 17.Se refiere al barco de cabotaje que tena ese nombre. 18.Jos Jacinto Milans.

PAGE 144

CENT"N EPISTOLARIO 110 \ 110 \ 110 \ 110 \ 110 \ Si la nia quieres tu que aparezca buena, moralmente hablando; pero que no lo sea respecto de sus esclavos, lo cual forma el contraste poetico de la Stira, el verdadero contraste moral; en este caso, desaparece la influencia de la esclavitud domstica en nuestras costumbres, lo cual no puede ser, por que no es cierto, y quitando esa influencia, la Stira ce por su propio peso, por su falta de verdad y de miras, que no son otras que pintar esa influencia de los negros— Nras nias han de aparecer lo que son, mal criadas, frivolas, con una sensibilidad de egoismo, es decir sensibles para ellas y los suyos y nada mas. Estas mculas son necesarias consecuencias de la esclavitud, y estas primeras consecuencias producen las segundas, las que yo digo en mi Stira, la crueldad del corazon, de hombres y mugeres que tienen esclavos y de los que no los tienen. Hazme nuevas observaciones sobre este punto, que es muy probable que yo me equivoque— pero medita bien lo que yo digo, y puede ser que convengamos— A propsito de medita. Te incluyo esta traduccion de la Meditacion 27. de Lamartine, titulada el “Cristiano moribundo”. Te la dedico no solo t, sino Rosita y Leonardito, por que es la tal meditacion una especie de arte de bien morir, muy consolador para las almas cristianas agonizantes, si es que en este estado de la mueca, pueden entenderlo, ni entender nada que se les diga. Te doy las gracias por el S. Pellico en italiano,19 y tambien te las doy por las noticias de Espaa. Aquello est malo, y quien sabe si maana no contamos la 3.ra poca de libertad del Estatuto, y el triunfo de Crlos de Borbon, como contamos el de su pariente Felipe 5to. Cualq.r cosa es buena p.a nosotros— Navarro me ha escrito ese papelito que te incluyo y espero que me contestes, p.a contestarle yo l, lo que tu me contestes— Perdomo es un cachazudo, en aflojar las 9 onzas de tus solares. Veremos si hoy o maana le hago un requerim.to en forma— Ten la bondad de mandar entregar la adjunta, que interesa muchisimo al que la escribe, que es el Sig.re Graco Rossi marido de la cantatriz: te agradecer mucho este favor— tuyo— F.* — — — — — — — — — — — — Al Sr. D.n Domingo del Monte. Suplicada. 19. Mis prisiones, por Silvio Pellico. *Flix Tanco.

PAGE 145

DOMINGO DEL MONTE / 111 / 111 / 111 / 111 / 111LXX LXX LXX LXX LXX29 Obre 1837— (Todo escrito a lpiz) Van esas dos carticas para el Sor. D. Domingo, la una de Matnzas y la otra de Nra. Sra. de Regla, que no s como ha venido parar esta Real Estafeta de mi cargo. Dice D. Blas Oss y Perez, que consiente gustoso en que se publique su Nise sentimental y su Forastero, en el proyectado Aguinaldo habanero. Milanes20 y Padrines21 nada dicen por que yo no les he dicho tampoco nada sobre si tienen no tienen versos originales para el citado Aguinaldo. Tanco dice que no los tiene, pues, versos suyos; pero que si tiene prosa, y prosa buena: que al efecto mandar la Oracion del Santo sudario, la Oracion dominical los Gozos de nuestro padre Sor. San Jos. Si acomoda el ofrecim.to all ir, sino acomoda ac quedar, y Santas pascuas— Lo que si le mandar sobre seguro el mrtes prximo, es una letrica de 8 onzas y media de Perdomo que se me resiste dar 10, por cuanto q.e en la prima cantidad cerramos el ajuste de los solares desde un principio. Dispense la llanesa su muy querido, el (29 de Octubre)—*LXXI LXXI LXXI LXXI LXXI15 de Octe 1837 (El ao escrito a lpiz) Mi querido Dominguete: va esa letrica de 102 pesos para el Sor. D. Manuel tu hermano, quien quisiera librar 102 millones. Nada mas conforme con la naturaleza de las cosas que la R.1 rden del virtuoso y sabio jurisconsulto Calatrava. Hace muy bien Su Sria. S. E. en cuidar este cortijito que le ha quedado en Amrica su patria. El rudo mayoral que lo dirige no se puede negar que lo entiende, y Calatrava que es liberal y sabio su modo, al modo de su tierra, debe estarle agradecido, y muy agradecido— Ya se ve el tal Calatrava y el divino Argelles, y Galiano y todos los corteros del ao de 12 han aprendido bastante en Inglaterra, y se les conoce la legua, el modo de gobernar colonias— ¡Lo que es el buen egemplo!— Por lo que 20.Jos Jacinto Milans. 21.Juan Padrines. *Flix M. Tanco.

PAGE 146

CENT"N EPISTOLARIO 112 \ 112 \ 112 \ 112 \ 112 \ toca las actuales circunstancias, ello dir. Asi como asi la Isla de Cuba, al fin y al cabo no es mas que un pas de mero transito de todos los sucesos que tienen su origen en Espaa— Vienen los sucesos liberales y se van los serviles: Vienen los sucesos serviles y se van los liberales. Ni uno ni otros dejan huella. Fiel y fidelisima la opulenta colonia a su azcar y sus negros, esto se atiene y nada mas. Esto no se lo quita, ni Zea, Bermudez, ni Calomarde, ni Mrnz de la Rosa, ni Toreno, ni Mendizabal, ni el que est ardiendo en el candil el Santo Calatrava— Haya pues negros y azucar, que componen el alma de Cuba, y todo lo demas es superfluo, es mero lujo, asi la libertad como el depotismo. Particularm.te este ltimo sobra en el gob.no cuando existe poderoso en todas las casas— que asegura la tranquilidad y la fidelidad cubana— Aqu paro amo Guzman, la tarabilla, por que sin no tengo cuando acabar y suena ya las cadenas de la balija q.e se prepara recibir los paquetes— Adios tuyo— El antillero*LXXII LXXII LXXII LXXII LXXII17 de Nve – 837 Mi querido Domo: queda en mi poder el 2.do capitulo de la novelita de Suarez y el tomo de poesias para Milans. Mucho me alegro que estes leyendo Cousin: precisam.te acabo de leerlo yo por 2.da vez (la introduccion que es magnifica, sapientisima) La lectura que debes emprender en seguida es la “Historia de la civilizacion” por Guizot que profesa los mismos principios de Cousin— Ya vers lo que dice este de la obra del Aleman Herder, obra profunda y la mas completa historia de la Humanidad que hay en Europa seg.n el mismo Cousin, te hablo de esta obra porque ya sabes que la tengo yo y la tiene sino me engao nro amo Valle—22Veremos tu arto sobre Moral religiosa—23 Yo he pensado escribir otro arto con el titulo de Moral practica; pero un arto mi modo, lo cual quiere decir que si lo escribiera no pudiera imprimirse, por cuya razon no lo escribo— Tendr que decir que si hay alguna cosa que se presenta en nra *Flix M. Tanco. 22.Manuel Gonzlez del Valle. 23.Apareci en El Plantel entrega 3a, noviembre de 1838, pp. 82 a 86. Esto prueba que Tanco, quien luego entra en la polmica que se suscita con Jos de la Luz y Caballero, conoci del artculo con anterioridad a su publicacin.

PAGE 147

DOMINGO DEL MONTE / 113 / 113 / 113 / 113 / 113 sociedad, con el caracter los profundos sintomas de hacer ineficaces todos los esfuerzos de la razon humana para mejorarla, o rehacerla, es la misma sociedad, comenzando por su gobierno, y acabando por los nios recien nacidos. Sobre este tema, ya ves que linda obra pudiera hacerse— Por supuesto que habia de principiar mi arto desde los reyes catlicos desde Tubal Cain— si fuera preciso— Deseo los 13 dias que has de estar en Matanzas para verte y charlar por los codos. Memorias todos y adios tuyo F.* — — — — — — — — — — Al Sor. Dn Domingo del Monte SuplicadaLXXIII LXXIII LXXIII LXXIII LXXIII29 de Nove— 837 Mi querido Domingo: recib tu muy cariosa carta del 27 en la que me brindas un aposento de tu casa y los medios de esa ciudad para curarme de mi felizmte pasada dolencia, que tu supones con equivocacion que sufro todavia= Y me haces el ofrecimto con tanta franqueza y afecto que aunque ya bueno al cabo de 40 dias de agudisimos dolores, estoy muy tentado ir esa ciudad y darte en pago de tus candongas un fuertisimo abrazo— He sufrido en efecto un terrible ataque la calavera que crei volverme loco, aunque el mal no estaba en los sesos, sino en los nervios que cubren la parte esterior del craneo, segun los facultativos— En fin, paso todo, no se si poder de los mil remedios que me hice por que el mal corri como deba correr todos sus periodos naturales, y se march despues quien sabe donde= Tengo en mi poder dos libros para t, titulados Fisiologia del Matrimonio, por Balzac que har 10 dias que me entreg Mr. Deville— No me he atrevido mandartelo por la balija temiendo que se estravien, y asi espero que me digas lo que he de hacer con ellos p.a que lleguen tus manos= La tal obrita, no la he leido toda, sino algunos capitulos y me ha parecido que el Sr. Balzac trata la materia con cierta burla y rechufla francesa que no sienta bien en estos tiempos graves y analticos, que alcanzamos, ni mucho mnos una institucion tan santa como es el matrimonio, harto de sufrir *Flix M. Tanco.

PAGE 148

CENT"N EPISTOLARIO 114 \ 114 \ 114 \ 114 \ 114 \ chulcos y necedades de los hombres— No s si me equivoco en mi juicio porque ya te digo que no he leido mas que algunas ojas (sic) de la obrita: no puedo emprender toda su lectura en razon de que el espiritu lo tengo a dieta de todo libro, que es un demonio p.a mi estarme echo un pelele, un animal, brazo sobre brazo, repantigado en un sillon— Isabelita24 devuelve a Rosita25 sus abrazos, y de mi dirs a sta Sra. que yo no he dudado un momento que mi cuerpo estuviese mejor asistido y cuidado en su casa que en la de cierto oidor honorario;26 y que entre ella y la pandinga sevillana, que mi muger suele llamar Mojon de lindero, hay la misma diferencia que hay entre la verdad y la mentira, entre lo fino y lo ord.o, entre lo dulce y lo amargo— esto es todo lo que puedo decir Rosita— tu amigo de corazon Flix Lo que si te remito, ya que no los libros de Balzac, es una letra de cambio de 30 duros importe de cierto costurero que compre mi muger con dinero de tu bolsillo. Perdoname la demora, pues has de saber que estoy sufriendo hace un ao dos descuentos mensuales de 58 pesos ambos que es un quebranto para la familia. Uno para la guerra de Espaa y otro p.a pagar una anticipacion que me hizo la caja del Correo— Murciada de esta manera la comision que disfruto, lo que me queda de ella apenas me alcanza p.aengullir yo y 13 personas que tengo a la sombra— Laus DeoLXXIV LXXIV LXXIV LXXIV LXXIV14 de Dbre 1837 Tengo ya la licencia mi querido Domingo del Sor. Admor de Correos para ir esa ciudad por 8 dias. Quiero ahora que mi alojam.to en tu casa, segun tu generoso ofrecim.to, sea en el entresuelo donde vivi Manuel tu hermano. All me acomodar con Felicito y Pepito27 quienes tengo que llevar a esa por la sig.te razon. El primero de estos dos muchachos debe marchar en Abril Mayo prximo para Boston educarse en un buen colegio que hay all segun me han 24.La esposa de Tanco. 25.Rosa Aldama, la esposa de del Monte. 26.Se trata de su hermano Diego Tanco, que desempeaba ese cargo en La Habana. 27.Los hijos de Tanco, Flix y Jos.

PAGE 149

DOMINGO DEL MONTE / 115 / 115 / 115 / 115 / 115 informado— Diego28 quiso, y supongo que quiere en el dia costearme la educacion del tal nio, pero quiere que sea en el Colegio de Vergara, all en Espaa, y quiere ademas que estudie p.a ingeniero. Yo agradezco infinito la buena voluntad de mi hermano, pero eso de que el muchacho vaya Vergara, y que sea militar, no en mis dias. Voy pues tratar con l este punto, y presentarle al mismo tiempo, el sobrino su favorecido. El otro sobrino lo llevo por si logro presentandoselo, pescar algo para l como pesc su hermano el primogenito— El Sor. oidor honorario es hombre de dinero, viudo, algo quintaon y sin hijos, y yo soy un pobrete, casi un mendigo de jaba y garrote que necesito de su proteccion: ya ves que debo aprovecharme de estas circunstancias. Aqui tienes esplicada la causa de llevar mis dos camajuelas. En el mismo entresuelo pueden estar conmigo los Argensolas de Matnzas, los dos Milaneses, aunque tengo entendido que estos no iran hta fines del mes, y yo estar tus rdenes t las mias en este prximo domingo— Lo que me dices de la obra de Balzac lo creo al pie de la letra, y tus reflexiones sobre lo que es el matrimonio en Francia, son el mismo Evangelio. Yo tengo una idea tan alta y tal vez exagerada de esta institucion, que cuando veo los franceses, los espaoles y los italianos que son cornudos, y que rien de sus cuernos como cosa de comedia, creo firmemente, y creer hasta que me muera, que no seran otra cosa estos hombres, que inmundos histriones que representaran unicamente el papel de liberales. “Por —que la virtud todas las cosas precede, dice Plauto, (Perdona por el amor de Dios esta cita lo D. Hermogenes, pero son tan bellas las palabras de aquel poeta, y tan brillantemente traducidas al castellano, y se me han ocurrido ahora sobre lo que voy tratando, tan naturalm.te que no puedo mnos de copiartelas). “La libertad, la salud, la vida, la hacienda, los padres, la patria, y los hijos, con la virtud se defienden y se guardan; la virtud contiene en s todas las cosas; todos los bienes estan en quien est la virtud .”— Ahora bien, despues de esto, calcula que podr esperarse de un pueblo de cabrones y adlteras como lo es la que se llama con nfasis culta Francia: de un pueblo de chichisveos y putanas como la Italia— &a— &a— Buenos ratos me prometo pasar contigo en los 8 dias y con los demas amigos quienes saludars de mi parte— A Rosita le dirs mil cosas de Isabel y mias, y que ya le llevar quien juegue con Leonardito.29tuyo Felix* 28.Diego Tanco y Bosmeniel. 29.Leonardo del Monte y Aldama, el primognito de Domingo y Rosa. *Flix M. Tanco.

PAGE 150

CENT"N EPISTOLARIO 116 \ 116 \ 116 \ 116 \ 116 \ 30.Andrs Poey, autor asimismo del primer Atlas de Geografa Moderna publicado en Cuba, en espaol, el ao 1848. *Flix M. Tanco.LXXV LXXV LXXV LXXV LXXV1837— (Escrito a lpiz) Mi querido Domingo Fipolo: recib la geografia del cojito Poey30 y gracias. Sabrs que he recibido un cajoncito de libros de Fran.a y son los siguientes: Villemaine— 5 volmenes— W. Coxe— Hist.a de la casa de Austria 4 id. W. Roberson. Hist.a de Escocia 3 id. Segur.Hist.a gral. de Francia 11 id.— Estas obras no me cuestan mucho dinero; estan ricam.te empastadas, y muy bien impresas. A buena cuenta me tengo ya leido el 1.r tomo de Villemaine, que como tu sabes trata de la literatura europea de la edadmedia. Me he saboreado con este tomo que l solo vale por todo el Liceo de M-Laharpe. Yo quisiera que este critico orgulloso y pedanton, y su maestro Voltaire se sentaran y leyeran este 1.r tomo. ¡Que mina tan rica y poetica, tan filosofica, tan nacional como es la literatura de los Trobadores, dejaron de beneficiar, mejor dicho no comprendieron que debian beneficiarla, por que no sabian, Voltaire y Laharpe, y todos los literatos de su escuela y de su siglo, lo que sabe Villemaine!— Ya se ve metidos en la Latinidad, es decir en el mundo latino, como dice Villemaine todo lo demas era brbaro y despreciable sus ojos— La balija se va cerrar, que si n ya veras que carta te espetaba toda literaria, toda pedantesca. Adios— tuyo Kennybol*

PAGE 151

DOMINGO DEL MONTE / 117 / 117 / 117 / 117 / 117LXXVI LXXVI LXXVI LXXVI LXXVIDic 1837 (La fecha escrita a lpiz) Mi Sor. D.n Domingo: no sesuda pond.a ni cosa que lo valga ha ocasionado mi silencio de no se cuantos correos, sino la consideracion de no interrumpir con mis menguadas cartas las lucubraciones del Sor. D.n Domingo en escribir la Biografia del Sor. Arango—31 Pero supuesto que el Sor. puede emplear su entendim.to alternativam.te en el Exmo Sor. consejero, y en liso y llano Admor de Correos de Matanzas quien ha escrito una carta, fuerza ser esta pues asi lo previenen las reglas de la cortesia, y buena crianza— Digo pues que si bien se considera la resolucion del Congreso de Espaa de no admitir diputados de Cuba en el recinto de aquel politico y sabio Consistorio, es cuerda y oportuna y nada hay que oponer a las bien pensadas y escritas razones de un Argelles, de un Olzaga (compadre del Sor. D.n Domingo, y quien debe hoy profesar mayor afecto del que le ha profesado)y de los otros Sres. de la Comision y los de todo el Congreso sin esceptuar a Gonzlez Alonso y al catalan Vila, que son identicos en cuerpo y alma los otros dos de ms arriba— La Ley de Indias que el Sor. D. Domingo me cita como derogada en virtud de este acuerdo de las Cortes, es una cosa que se cae de su peso. Una ley nueva deroga una vieja, y una novisima deroga una n.va. Asi se han matado las leyes unas a las otras, y esa de Indias tras de ser muy antigua, siempre estuvo en desuso, y ha muerto la muy tonta sin haber hecho ningun bien durante su existencia. Lo que ha de advetir el Sor. D.n Domingo para su desengao en este negocio, que nos trae hablando solos y en vano, es que todas las retricas del mundo todas las elocuencias de los oradores franceses, ingleses, italianos, alemanes, &a— &a— refundidas en una sola retrica y elocuencia cubana p.a sostener los deros defender los intereses verdaderos de la Isla, para ganarle 6 asientos en los bancos de la sala de Crtes sus 6 diputados, todo hubiera desaparecido como una niebla, ante la fulgente luz de un informe, de cierto perillan Asi lo hemos visto: una pura farfullada y brbara, escrita en el rincon de cierto palacio, con una lgica, no escolastica, sino inicua y criminal casando las palabras convenientes y altam.te injuriosas esta pobre tierra, ha bastado, para ganarse todo un congreso, flor, y maravilla de la nacion espaola y arrastrarlo miserablem.te a su voluntad para que Cuba no tenga representacion en l. 31.Francisco de Arango y Parreo.

PAGE 152

CENT"N EPISTOLARIO 118 \ 118 \ 118 \ 118 \ 118 \ Yo con mis ojos he visto el informe— Mira ahora si es verdad lo que yo te decia en la Habana de que lo mismo suponian all Escovedo y Saco que dos negros mandingas— No le des mas vueltas al negocio— Ni tu ni yo, ni nadie de ac juntos ni separados, somos los que hemos de gobernar a Cuba— Su gobierno all y su Cap.n Gral. ac nicos y con absoluta esclusion de toda otra persona son los que tienen este encargo, que nadie lo delegan— Pronto pienso leer Chevalier que lo tiene Badia, y te dir mi parecer— Quisiera darte noticias matanceras pero .... vaya que andar con hipocresias me da miedo que es un horror— Contstame haber reducido a cenizas esta carta: de lo contrario no estar tranquilo—32— — — — — — — — — — — — Al S. D.n Domingo del Monte— Suplicada 32.Esta carta de Tanco aparece sin firma y como se ve con el miedo de que fuera ocupada le pide que la queme. Del Monte escribi al reverso con lpiz: Tanco — 1837.

PAGE 153

DOMINGO DEL MONTE / 119 / 119 / 119 / 119 / 1191838 LXXVII LXXVII LXXVII LXXVII LXXVIIMi querido Domingo: queda entregada tu carta Padrines. Por el Vapor del domingo prximo te remitir la Revista para Valle y tres tomos del Magazin, todo rotulado D. Jos Bruzon. La revista vale 6 $ los cuales percibirs del D.r y se los entregaras a Bruzon para que Bruzon se los entregue D. Bernardo Soh cap.n del Almendares, y el cap.n del Almendares me los entregue mi. El Magazin te cuesta 14 pesos segun M. Deville. Apruebo que hayas borrado de la lista de libros encargados Montalvo el Milton traducido por Chateubriand, si es tal la traduccion como me dices, como dicen los criticos de Paris— Dile Valle que le recomiendo un artosobre filosofia que est en la Revista, aunque la traduccion est bastante farfullada— A Matamoros1 le diras que no le he remitido el teatro de Dumas que le ofrec porque M. Deville como dueo de l se lo prest a un paisano suyo que vive en el campo; que luego que este lo devuelva se lo mandar— A Palma2 le dirs (y van tres) que ya remit todos los pueblos del int.or el caballero Cruzado correr fortuna por esos corrales y sabanas de la Isla, de los cuales espero que no vuelva sino reducido a moneda corr.te —, sin ninga mscara ni celada, se supone— Espero que por el mismo Vapor Almendares me mandes el informe menguado del contador Arrieta,3 y tu contestacion. Si quieres, tengo una exelente oportunidad para que se impriman ambos papeles en Nva. York— Dile a Rosita que aqu tuve el gusto de ver su Sra. madre. Dale las memorias de Isabelita y las mias y un beso a Leonardito— tuyo (11 de Eno 1838)* — — — — — — — — — — — — — Al Sor. D. Domo del Monte Suplicada Habana 1.Rafael Matamoros y Tllez. 2.Ramn de Palma. 3.Joaqun Arrieta. *Flix M. Tanco.

PAGE 154

CENT"N EPISTOLARIO 120 \ 120 \ 120 \ 120 \ 120 \LXXVIII LXXVIII LXXVIII LXXVIII LXXVIIIMi querido Domingo: dile a Valle que supuesto que ha de darme 6 $ por la Revista— europea, me remita en lugar del dino la obra de Harder4 que asi creo que se llama el autor aleman de una obra de filosofia de que me habl estando yo ah. Si te da la obra remitemela por la balija recomendandosela Elizagarate. Ahora dime que ha traido el correo de Espaa para Isla: lo unico que yo se de nuevo y de interesante para esta colonia, es que han enviado de all 500 facciosos muy tiles para la poblacion blanca. Remesa muy oportunam.te llegada en razn de haberse levantado en Trinidad sobre 1000 esclavos que han quemado y talado tres poderosos ingenios de aquella jurisdiccion, y matado algunos blancos inocentes, los muy malvados cachorrazos. Lo peor es que no han pillado ninguno vivo ni muerto, pues todos cogieron monte como lo hacen de costumbre: ya se ve la montaa ha sido en todo tiempo el asilo de la libertad; en esta parte los getudos saben lo que hacen. A bien que si los cojen y descuartizan, nada se pierde pues en estos dias han llegado con toda felicidad dos barcadas de Africa, creo que con 800 de ellos. Sabrs que al repblico de taberna, al gitano Tiburcio Campe lo han zampado en Ceuta, no se si con cadena sin ella, por sus fechorias en Cdiz; me parece que est en su lugar— Dile Valle que Oss est leyendo mejor dicho estudiando a Guizot, “Historia de la civilizacion de Europa, y que por eso no se lo he mandado. Al griego Greca, griego por buen mozo, que otro tanto sucede con Cousin, el cual hace dias que anda volando, pues es el nico egemplar que hay en Matnzas el que yo tengo. Hazme el favor de mandarme una cartica pa M. Deville diciendole lo que a mi me dices sobre el Dicciono y el Magazin— (25 de Eno /838)* — — — — — — — — — — — — — Al Sor. D.n Domingo del Monte— Suplicada 4.En el original dice Harder, pero se refiere a la obra de Herder a que antes ha hecho mencin. *Flix M. Tanco.

PAGE 155

DOMINGO DEL MONTE / 121 / 121 / 121 / 121 / 121LXXIX LXXIX LXXIX LXXIX LXXIX31 de Eno /838 Mi querido Domingo: el dador de esta carta es D. Victoriano Ma Ramirez de Arellano, que todo este apellido tiene el buen Sor. Considerando que ahora ests solo con tu Rosa en ese castillo en que vives y que sobra lugar para colocar un huesped, me atrevo a suplicarte que des un rinconcito en el entresuelo donde yo viv al dicho D. Victoriano, hombre desvalido enteram.tepero muy honrado, toda prueba y amo mio. Estar en esa ciudad 8 dias y va a practicar diligencias sobre su acomodo en la empresa del camino de Crdenas seg.n le ofreci Montalvo y Gutierrez que es ahora contador. Acerca de este punto tambien te suplico que hagas por l cuanto puedas fin de que salga colocado. Arellano es sugeto muy digno de todo aprecio por sus escelentes ideas y sentimientos y sobre todo por su pobreza, con muger y con hijos— que es cuanto hay que decirle cualq.r hombre humano, para que se interese p.r su suerte. Cuando regrese Matnzas mndame con l la obra de filosofia que me ofreci Valle. Memorias a Rosita de Isabel y mias y adios tuyo F.M. Tanco No dejes tambien de brindarle alga vez tu mesa a mi recomendado. — — — — — — — — — — — — — Al Sor. D. Domo del Monte Habana.LXXX LXXX LXXX LXXX LXXXMi querido Domo: ests muy callado hace algunos correos y supongo que ser porque nada tienes que comunicarme: en el mismo caso estoy yo. Ahora te escribo sta para decirte que estoy bueno gracias dios; que te remito esas dos cartas: que hemos odo ler Oss y yo al poeta Milans, el 1.r acto de su drama “El conde Alarcos” escrito en versos de 8 slavas; que nos ha gustado mucho y que por consig.te lo hemos aplaudido— Algunas veces nos figurabamos oir al mismo D. Pedro Calderon cuando D. Pedro Calderon es bello en sus comedias, en sus pinturas, en sus fantasias, &a

PAGE 156

CENT"N EPISTOLARIO 122 \ 122 \ 122 \ 122 \ 122 \ Dime algo de Espaa si te parece. Memorias a Rosita y a la pandilla, y adios: tu amo Flix 17 de Febo /838—LXXXI LXXXI LXXXI LXXXI LXXXISor. D.n Domo del Monte. Mat. 15 de M.zo de 1838 Muy Sor. mio de toda mi consideracion: Con vista de la de V. S. fha. de ntes de ayer en la que me participa el incendio de la Lonja de Lndres, y el relevo de nro digno Cap.n Gral. en virtud de renuncia de S. E., cuyo mando ha de recar en el Exmo Sor. Espeleta sub-inspector gral. del egrcito de la Isla; debo decir V S que bien podr haberse quemado y reducido pavesa la Lonja de Lndres, y todo Lndres, y todo el Reino Unido si se quiere; pero se me hace muy dificil y trabajoso de crer la segunda noticia, por cuanto que bien considerado seria uno de aquellos abusos inconcebibles que no es posible que cometa la sabiduria del gob.no de Madrid, relevar del mando de esta colonia al Exmo. Sor. D. Miguel Tacon. Donde encontrar en todo el mbito de Espaa, otro gefe de porte mas alto para gobernar y para gobernar la Isla de Cuba, como la ha gobernado y la gobierna S. E.? Como desconocer la rara habilidad de este gefe que ha sabido aplicar la sociedad que manda, las mismas ideas y principios de simetria y de inmovilidad que tienen sus obras de arquitectura, que tales son sus altos conceptos de rden pblico? Nuestro gefe en este punto, la manera de Dios, sac la desventurada Cuba del cos en que estaba revuelta y le di la armona preestablecida en su claro entendim.to, como se la ha dado identicam.te su famosa plaza de mercado, su gracioso y elegante camellon de la calzada de S. Luis,5 y todos sus demas primores arquitectnicos y monumentales. Por todas estas razones y otras que omito, no me persuado que lo despojen tan anas de la tranca con que gobierna S. E., aun cuando la haya renunciado seg.n me dice V. S.,lo cual atribuyo yo la modestia de su carcter, y su genial filosofia. 5.Nombre primitivo de la despus Calzada de la Reina y hoy Avenida Bolvar.

PAGE 157

DOMINGO DEL MONTE / 123 / 123 / 123 / 123 / 123 Mucho celebramos mi muger y yo el fausto preado de mi Sra. Da Rosita por quien rogamos Dios que le d un feliz alumbram.to de un hermoso nio que deber llevar el nombre de V. S. Consrvese V. S. bueno, y escrbame, y sobre todo mndame el informe contra el curro Arrieta, el contador literato— Suyo afmo. servidor q. b. s. m. El conde Claro—* — — — — — — — — — — Al Sor. D.n Domingo del Monte— Suplicada.LXXXII LXXXII LXXXII LXXXII LXXXIIMi querido Domingo: no he podido hasta hoy contestar tus cartas que son tres me parece las que he recibido, porque hace 15 dias q.e estoy atareado en la Estafeta, y ademas dandole fin la obra consabida que te remitire muy pronto. Probablemente tendrs que ponerle mano en muchos puntos de que yo no estoy al corr.te; hablo en cuanto datos y pormenores. Por lo demas creo que estamos conformes en ideas, y aunque quizs el tono y sabor del papel parezca y sea en efecto de insurg.te esto no destruye ni menoscaba en un pice la verdad de mi discurso. Tu no quisieras este tono por que dices que entnces no consigo nada; pero tu debes saber, seg.n mi f, que yo no trato de conseguir, ni lo imagino siquiera, el que se nos eche una mirada de compasion, sino unicam.te de contestar al viejo su papelote, y probarle que es un brbaro y un bribn y desengaar en cuanto pueda, los estrangeros de los E.U. y los ilustrados espaoles de Espaa que lo tengan en un concepto ventajoso y lean mi papel= Pero no te figures que lo insulto, ni que le digo vaciedades ni lozanias: nada de esto: verdad y muy buena verdad, hechos y muy notorios son mis armas. En fin, tu veras lo que he escrito, y hars de ello el uso que quieras— Te remito la Esposicion de 1834. La mamita Rosa ha es tado en efecto mala del pecho, po no ha sido cosa de cuidado, y hoy est muy mejor: sta noche vamos Isabel y yo visitarla— A Manuel le dirs que descuide sobre el prospecto del Colegio; que yo tengo el mismo interes que l, y que juntos iran nros camajuelos los E. U. bien recomendados y por poco dinero. A Palma6 que no le remito lo que me han mandado de tierra-adentro por que *Flix M. Tanco. 6.Ramn de Palma.

PAGE 158

CENT"N EPISTOLARIO 124 \ 124 \ 124 \ 124 \ 124 \ todo ello llegar 4 5 pesos: que de Pto. Pre., Cuba y Trinidad, no me han remitido nada; p.o que si quiere que le mande lo que est en mi poder lo recibir de D. Jos Bruzon.7 Sigo atareado en la Estafeta y por esta razon no te escribo mas largo. Memorias Rosita, de Isabel y mias y toda la familia, y adios: tuyo F.* 17 de Marzo 1838LXXXIII LXXXIII LXXXIII LXXXIII LXXXIII20 de Mzo 1838 Dgame el Sor. D. Domingo vuelta de correo dos cosas: la primera si mi muger y su hijita de dos aos y medio, podran hospedarse por 6 dias en un cuarto de su casa: la segunda si podrn disponer del quitrin mis susodichas muger y mi hija para pasear y ver todas las grandezas y maravillas de esa capital que se han hecho en siete aos, los mismos que hace que no ve su tierra mi muger. Se entiende que me hara el favor el Sr. D. Domingo de poner el antedicho quitrin en el muelle de S. Fran.co el dia que llegue a esa el Vapor Tacon que sera el viernes el sabado seg.n pinte el tiempo— A estas dos preguntas espera las dos respuestas su afmo. servidor Q. B. S. M. F. M. TancoLXXXIV LXXXIV LXXXIV LXXXIV LXXXIV31 de M.zo /838 Mi querido Domingo: no por culpa mia ni de mi muger, sino por el mal tiempo, hemos dejado de ir esa capital. Probablemente nos embarcaremos el jueves prximo; y digo que nos embarcaremos, porque no es sola mi 7.Licenciado Jos Bruzn y Rodrguez. *Flix M. Tanco.

PAGE 159

DOMINGO DEL MONTE / 125 / 125 / 125 / 125 / 125 muger la que va con su cria ver sus amigas sino yo tambien ver mis amigos. Lo has entendido? Pero no voy a tu palacio, sino al de mi Sr. hermano D. Diego, que me lo ha brindado, aun ntes de tomar posesion de l, y ya ves que fuera desatencion no ir all: lo que es Isabel, va en derechura tu casa. Muy estrao lo que me dices sobre las cartas abiertas medio abiertas que recibe Rosita de su madre, y las que recibe esta de Rosita las cuales son entregadas d. Juan de la Cavada que tiene apartado y se ponen en su nicho. Ello, vivimos en tales tiempos que nada debe espantarnos de lo que sucede, y demos gracias dios que no vemos cosas peores. Te llevar los libros que me pides y otros de novelas que he comprado M. Deville; p.o no te llevar, modestam.te hablando mis “Apuntes y observaciones para la Historia de la Isla de Cuba”, los cuales he puesto el sig.te epgrafe del lord Byron, que segun veo yo las cosas de esta desventurada tierra eminentemente espaola, mas que Espaa, le vienen los dos versitos como de encargo— The elements await good for the word, “Let there be darkness! “ and thou grow’st a tomb! (1) Prophey of Dante. No te llevo este papelito por que est en frfara y en borron, p.o dios mediante, y si los tiempos se serenan como parece que lo anuncia la atmsfera, podr con menos susto de rayos y tempestades dar cima y remates mis Apuntes. Adios hasta la vista— tuyo Gayferos—* ————————————— (1)Celi elementi or tranquilli aspettan solo La tremenda parola, Notte Fia; Ed un sepolcro diverr il tuo suolo. ————————————— Traduccion de un italiano que tu conocerias en N.vaYork, Lorenzo da Ponte— — — — — — — — — — — Al Sor. D. Domingo del Monte — Suplicada. *Flix M. Tanco.

PAGE 160

CENT"N EPISTOLARIO 126 \ 126 \ 126 \ 126 \ 126 \ (En el reverso aparece escrito lo siguiente:) En la adjunta Aurora vers un brillante art.o de V. Hugo traducido por mi, y anotado por Badia— La traduccion est bastante agavachada, pero conocers sin embargo la gracia y la poesia del autor que sobresalen en medio de mis borrones—LXXXV LXXXV LXXXV LXXXV LXXXV19 de Abril 1838 (El ao escrito a lpiz) Mi querido Domingo: te remito los dos capitulos y medio de traduccion de Guizot para que los leas y luego se los pases al amigo Valle, quien dirs que dentro de 4 6 dias le mandar el original segun le ofrec. Dile igualmente que es necesario que emprenda la traduccion de toda la obra, en lo cual har un servicio muy sealado la juventud habanera, y que por mi parte le prometo una lucida suscripcion en Matnzas y en otros pueblos de la Isla. No me remitas ya la Relacion del viejo sobrestante, pues aqu la ha mandado reimprimir este Sor. Gob.orHazme el favor de decir a la pandilla que mi conciencia me est haciendo graves cargos por aquellos ajos que dije, y aquellas manotadas que pegu, y aquella ordinariez que luc el dia de la disputa sobre el discurso de Olivan.8 He sentido tanto mas esta falta mia, cuanto que soy uno de los que mas lamento la mala educacion que se nos ha dado y se nos d y el ningun respeto que nos tenemos en nuestras tertulias, en nra conversacion, desconociendo absolutam.te el lenguaje decoroso y delicado, asi los hombres como las mugeres, por finas que parezcan— Dada esta satisfaccion los bachilleres y licenciados que de todo habia en la reunion, espero que todos ellos me absuelvan, haciendolo yo cuando ellos incurran en igual pecado, que no dejaran de incurrir alguna vez siendo como son nios espaoles criados entre corrompidos esclavos— Pero esto no quiere decir mi querido Bachiller, que yo ceda un punto en la cuestion que tuvimos: pido perdon por las palabras, por la forma; p.o no por la opinion que manifest, que es fruto de mi esperiencia— Por aqu andan unos versos del L.do Valdes9contra D. Miguel,10 y favor de D. Claudio,11 suponiendo el poeta una lucha entre los dos, semejantes la de Hector y Aquiles en que quedo vencido el 1 8.Alejandro Olivan. 1 9.Ignacio Valds Machuca, Desval 10.Miguel Tacn y Rosique. 11.Claudio Martnez de Pinillos.

PAGE 161

DOMINGO DEL MONTE / 127 / 127 / 127 / 127 / 127 primero. Buena pro le haga al mal aventurado Doctor su Ditirambo, que la Patria, si es que tenemos Patria los cubanos, nada ha ganado, en la tal contienda de sus opresores. Mas bien pudiera decirse que ha perdido por aquello que dijo el sirvergenza Horacio— Quid quid delirant reyes, plectuntur aquivi. Rien los reyes, pgando los pueblos— No dejes de comunicarme noticias sean las que sean; y con finas y espresivas memorias Rosita, besos Leonardito &a—&a queda esperando tu carta tu viejo camarada El radical* Asi mi firma porque tal es mi doctrina sobre las reformas que han de hacerse en esta Perla de las Antillas— — — — — — — — — — — DomingoLXXXVI LXXXVI LXXXVI LXXXVI LXXXVIMi querida Esperanza:12 tengo la vista tus dos apreciables esquelitas, y dite las gracias por las noticias que me das, aunque de poco inters, relativas empleos y jubilaciones. Te remito el 1.r tomo de la Revolucion de Inglaterra que es cosa de chuparse los dedos por lo bien narrado y entendido que est aquel grave acontecim.to, por el infatigable escritor frances M. Guizot. Te recomiendo el discurso preliminar que es cosa sup.or La obra como te he dicho no es mia sino del cnico catalan que tu conoces. Asi pues despacha pronto el 1.r tomo para mandarte el 2.do el cual no te remito porque estoy leyendo el ltimo capitulo. Tengo ya afilada la pluma y preparado el papel para varearle las costillas cierto perillan embustero y desalmado; pero no puedo hacerlo con la prontitud que tu quieres y yo deseo, careciendo de un rincon solitario donde escribir sin ser visto ni importunado de nadie. Lo de Toreno tengo que copiarlo en un cuaderno como te dige: las Confesiones literarias estan en bosquejos pero no abandono la idea de escribirla, pues en la ociosidad en *Flix M. Tanco. 12.Esta carta est redactada en un tono desusado y con cierta reticencia desde la suplantacin del nombre de Domingo por el de “Esperanza” que aqu no se usa como nombre de mujer, sino como virtud teologal.

PAGE 162

CENT"N EPISTOLARIO 128 \ 128 \ 128 \ 128 \ 128 \ que vivo y que me permite el empleo ser capaz de escribir diabluras. Dile Valle que p.r el otro correo le mandar la obra de Guizot para que inmediatam.te se ponga traducir— Dale mis memorias lo mismo que a toda la pandilla, y principalm.te Rosita, Da Rosa D. Dom.o &a. A Manuel le dirs que hable con Morales de mi parte para que le proporcione el prospecto del colegio de Boston, pues el que yo tenia, de puro guardado no parece; le dirs tambien que al fin tendr que mandar mi camajuela N.vaYork donde cuento con Crdenas y M.r Coilp.a que me lo cuiden: el viaje sera fines del entrante mediado de Junio— No dejes de escribirme: no seas ingrata con tu viejo amante— —El radical—* 21 de Abril 1838 — — — — — — — — — — — Al Sor. D. Dom.o del Monte Suplicada. con un libro—LXXXVII LXXXVII LXXXVII LXXXVII LXXXVII 31 de Mayo 1838 (El ao escrito a lpiz) Mi querido Domingo: por el vapor Almendares te remitir tus Memorias sobre educacion rotuladas D. Jos Bruzon. Unido las memorias ir mi papel, del cual quiero hablarte en esta carta porque as me conviene— No puedes figurarte el trabajo que me ha costado escribirlo, temiendo que me viese mi muger, que me viese Font, que me viesen 25 que entran y salen en esta de correos, donde no tengo un rincon para escribir, mis solas, con el espiritu tranquilo sin miedo de fantasmas. Por fin, le di cabo la obra atropelladam.te como conocers hasta en el modo de escribirla, con tinta y letra desiguales. En cuanto la esencia del papel te dir que no estoy satisfecho, de mi trabajo: en l vers unas longanizas de nm.os que me ha parecido conveniente ponerlas por que sus argum.tos aritmticos que entran por los ojos, y son muy del caso para mi popsito— Tambien advertirs en algunos lugares el tono y la idea de escolar relamido que quiere lucir sus conocimientos tericos y en otros lugares advertirs ciertos golpes de hombre viejo, que quiere lucir su esperiencia— Por lo demas las intenciones del autor son buenas, y ellas le salvan— Fltanle al papel *Flix M. Tanco.

PAGE 163

DOMINGO DEL MONTE / 129 / 129 / 129 / 129 / 129 igualmte pormenores; pero esta falta tu puedes corregirla— La cita que hago del dictamen del Tribunal Supremo de Justa, para contradecir a Tacon sobre los 54 desterrados, es menester que la veas la evacues: el dictamen lo ha de tener Pepe Casal—13 en una palabra mi Sr. D. Domingo: el papelito est trunco y se lo remito as para que lo complete y perfeccione. Ahora entra el decirte que he variado de parecer en cuanto imprimirlo — Si Sr., he variado, y mis razones tengo para ello: estas razones son 5 y poderosas: 1a mi empleo: 2a mi muger: 3a Felicito: 4.ta Pepito: y 5taIsabelita— Si Vmd, no le convencen estas 5 razones, mi s, y punto concluido— Yo siento crecer la yerba Sr. D. Domo yo veo las cosas siempre tenebrosas y amagando, y no me fio de la calma aparente que ha sucedido, al pasado huracan— Y no es porque asi lo suee mi espantadiza imaginacion, sino porque as lo ven claro, los ojos de mi entendim.to. En este concepto, el papelito lo guardars lo quemaras despues que lo hayas leido, t y los amigos identificados de la pandilla, incluso Pepe Casal, que ya sabe que lo escriba. Pero advierto que el tal papel no ha de salir de tu casa— Las cartas de Badia14 estan de mi gusto particularm.te la 2da. Yo sin embargo nada espero, y con esta falta de esperanza he escrito mi folleto solo con la idea de desmentir al viejo, y de probarle l y los suyos su mucha ignorancia y su mucha picardia; mas no trato de conseguir, de producir efecto, por que esto seria una quimera de mi corazon. El gobierno tiene ya trazado su plan, su linea de conducta respecto de la Isla, y ni cristo lo saca de ella— Supongo que ya habrs leido las poesias de Zorrilla y la Disertacion de D. Nicoms Pastor Diaz— Nada mas ocurre, y adios: tu amoF* La mamita Rosa sigue buena—Juanillo dice que le contestes— 13.Jos Mara Casal. 14.Jaime Bada. *Flix M. Tanco.

PAGE 164

CENT"N EPISTOLARIO 130 \ 130 \ 130 \ 130 \ 130 \LXXXVIII LXXXVIII LXXXVIII LXXXVIII LXXXVIII7 de Junio de 1838— Mi querido Domingo, va el 2.do tomo de Didier que es mejor que el 1.ro, lo mnos pa mi gusto. El correo que viene te mandar el 1.r tomo de las Memorias de Andryan que son sumam.te entretenidas. Mucha diferencia hay en efecto entre el jven frances y Silvio Pellico. Baste decir que el primo fue ardiente conspirador por la libertad y la independencia de Italia, que no es su tierra; al paso que el otro mentecato y lloron, se avergenza y se asusta de que lo supongan carbonario: vamos, es un papabacho el tal Pellico— La carta que me remites y que te devuelvo de M. Madden15 me parece muy acertada, y sus razones no tienen rplica. Yo si creo que entre nosotros se pueden escribir algunos libros literarios por el estilo del Bujargal, libros terribles y de muy original poesia que harian la reputacion de cualquiera que los escribiese teniendo el genio de Bayron (sic) de V. Hugo: este genio es el que falta entre nosotros. Dice M. Madden que se pueden cultivar las letras donde reine un sistema impermeable para la luz: privadam.te y sin influjo con muy poco, convengo; publicam.te, y con las grandes miras de humanizarnos y reformarnos, niego, porque est prohibido. Ademas, ntes que las letras nos humanicen y reformen, han de humanizarnos y reformarnos las ciencias, pero las ciencias como poder pblico, como gobierno obrando activam.tesobre toda la sociedad: la literatura viene detrs de la ciencia como auxiliadora y con sus grandes miras. Pero que venga esta literatura por delante, y ella unicam.te, tan tmida y tan boba como la vemos entre nosotros, con la pretencin de corregirnos y ensearnos, si es que tiene tales pretenciones, es gastar la plvora en salvas. Memorias a Rosita de Isabel y mas, y memorias a la pandilla, pralm.te Estban—16 tuyo F.* Por el Vapor Almendares te mandar Balzac— 15.Richard M. Madden. 16.Esteban Moris. *Flix M. Tanco.

PAGE 165

DOMINGO DEL MONTE / 131 / 131 / 131 / 131 / 131LXXXIX LXXXIX LXXXIX LXXXIX LXXXIX13 ab.1838—17 (La fecha escrita a lpiz) Mi querido Domingo: Mil parabienes deben darse los ilustres manes de D.n Francisco Arango de ser t el bigrafo de S. E., pues si la comision por arte del diablo ce en otra persona, positivam.te que sobresaliera el personage mnos como un bien-hechor de su patria, que como un distinguido Prcer, como un caballero, que se dign tener patriotismo, como un fiel vasallo del Rey de Espaa lleno de cintas, cruces, bandas y dictados. Por dicha del difunto cay en buenas manos el encargo de escribir su historia, pues dibujado por t tal cual l fu en su vida, aparecer con sus propios colores ni mas ni mnos. No creo la noticia que me das sobre la abolicion de la trata africana, porque escrito est que Cuba ha de ser negra, y estoy por decirte que esto es lo que quieren los ingleses. Tres espediciones estan al cer sobre estas costas con 1200 negritos cuando menos. La Gata, La Esperimenta y la Felz (goletas). En estas flotas de carne humana tienen acciones uno o dos seoritos y un clrigo viejo— D. Man. de la Cabada tiene en la 2da 10 mil $. Ya se ve este es el nico comercio que deja alguna cosa que contente: lo demas es una tia. Dile a Rosita que tenga la bondad de mandar hacer un gorrito rosado pa mi muchacha por la medida de la cabeza de Leonardito— Este encargo se lo hace Isabel para quitarle los enojos— Memorias todos mis buenos amigos y adios. (13 de Abril)* — — — — — — — — — — — — — — A Dn Domingo del Monte— Suplicada— 17. Esta carta est mal colocada por su fecha, pero como no hacemos alteracin en el orden en que las coloc del Monte, solamente hacemos la observacin al lector. *Flix M. Tanco.

PAGE 166

CENT"N EPISTOLARIO 132 \ 132 \ 132 \ 132 \ 132 \XC XC XC XC XC21 Junio 1838 (Toda la fecha escrita a lpiz) Mi querido Domingo: la carta del Sor. D.n Lorenzo de Palma es muy original mi modo de ver, y puedes decir dho Sor. que si tuve el pensam.to de escribir una crtica la novelita de su hermo, aquel pensam.to ya pas me lo hizo pasar la dolama de la pierna de que estoy aquejado todavia. Pero de todas maneras, carta tan mirada y tan celosa de moralidad como la del Sor. D.n Lorenzo, me hiciera desistir de mi critica, interponiendose sobre todo para que no la publique nada mnos que la vieja amistad de D. Domo del Monte— Quisiera mandarte los borrones que habia formado ademas del pedazo que te remit; pero has de saber que muchos de esos borrones sirvieron para embolver fardela y otros ungentos con que me estoy curando el chichon. Llevo un mes de cama, y hta. de aqui 8 dias no podr caminar librem.te. Dime si has recibido la carta de Badia18 que te mand por Gutirrez,19 pues me sorprende mucho lo que me escribes sobre el particular. Mientras que ests en Guanabacoa, ser mejor que te diriga (sic) la Estafeta de la Villa, todas mis cartas, cuidando tu de mandar sacarlas: contstame sobre ste punto. Mi alegato es preciso perfeccionarlo en muchos puntos y darle mas estencion: este trabajo lo haces t, lo hago yo— Sobre la crcel, sobre negros emancipados, y sobre vagos deben hacerse mas esplicaciones y mas argumentos: la conclusion sobre la conducta del gob.no de Espaa necesita igualm.te mas ampliacion— Ya te he dicho que no hay mas copia del papel que la que tu tienes y que es menester por lo mismo que cuides que no se pierda mi trabajo que es casi todo de inspiracion, si cabe decirlo as, y me sera imposible hacer otro igual. En fin es hijo mio, y tuerto derecho le tengo el natural cario de padre. Tuyo F.* 21 de Junio 18.Jaime Bada. 19.Antonio Gutirrez. Flix M. Tanco.

PAGE 167

DOMINGO DEL MONTE / 133 / 133 / 133 / 133 / 133XCI XCI XCI XCI XCI28 Junio 1838— (Toda la fecha escrita a lpiz) Mi querido Domingo: gracias dios que ha venido una carta tuya en forma, como a mi me gustan, es decir largas, pensadas y reflexionadas para saborearme con ellas. Dices que mi papel va leerlo M.r Madden20 el comisionado ingles y amigo tuyo. Grande satisfaccion ser para mi que este Sor. apruebe mis ideas; que las encuentre quizs conformes con las suyas, que desde luego supongo las mas arregladas respecto colonias siendo l ingles, que vale tanto como decir sabio, segun las pruebas que han dado estos europeos de su habilidad para gobernar aquellas posesiones= Baste decir que perdiendo las que perdieron dejaron en ellas una repblica que es hoy el modelo, y la admiracion del mundo civilizado; al paso que los espaoles perdiendo las suyas, dejaron ruinas, corrupcion y miserias. Con tales resultados se forma un argum.to matemtico para conocer lo que fueron los dos sistemas coloniales de Inglaterra y Espaa, y cual de ellos fue el acertado y racional, y cual el brbaro y absurdo— No tengo ning.n inconveniente en que asi el Sor. de Madden, como M.r Mollien sepan q.n es el autor del papel: solo siento que mi trabajo; sea tan inperfecto y precipitado como lo es y ellos lo conoceran— Te remito esa Aurora pa que veas el catlogo de los libros que acaba de recibir del Norte M.r Deville. Yo le he comprado “Un ao en Espaa” por Ch: Didier, cuyo primer tomo (son dos) he leido con muchisimo gusto— Tu podrias comprar los Estudios filosficos de Balzac que son 13 tomitos muy bien impresos y empastados y cuesta cada uno 13 reales; po creo que M. Deville te har alguna gracia: los 13 tomitos contienen varias novelas politicas y morales sacadas muchas de ellas de las actuales costumbres de Francia— Voy copiarte una reflexion de Didier, entre otras que tiene el 1r tomo que he acabado de ler anoche, idntica la que yo he hecho varias veces sobre la ndole de la actual revolucin de Espaa, y que por lo mismo me ha gustado sobremanera— “Yo he comprendido, dice Didier, como por intuicin que el sentim.torevolucionario, no ha penetrado en el corazn del pueblo espaol, que no se ha mezclado ingertado en su vida, en su sangre, y que bajo esta relacion Espaa es profundam.te distinta de la Francia de 1789— En la lucha que actualm.te se sostiene, el pueblo no toma ninguna p.te: no ha sentido ni siente escitada ning.na pasion generosa y patritica como en 1808 que mostr tanta independa y dignidad nacional. Dos nociones son las unicas que 20.Richard R. Madden.

PAGE 168

CENT"N EPISTOLARIO 134 \ 134 \ 134 \ 134 \ 134 \ hoy alcanza su ruda inteligencia — El pueblo no ve en todo lo que sucede en la pennsula, sino una disputa de familia, la encarnizada obstinacion de dos ambiciones domesticas: un tio que quiere la corona de su sobrina, y la sobrina que la defiende. Como esperar pues que el pueblo espaol se apasione por tan mezquino interes. El dice, y quiz no sin razon, “No se trata de mi; no se trata de mi causa, sino de negocios agenos, de negocios particulares que no me ataen.” Saliendo de Calatayud encontr Didier la puerta de un convento de Capuchinos, una multitud de mendigos andrajosos que esperaban la sopa que les da el convento, y mientras que los despachaban se habian echado en el suelo mezclados con los cerdos y los bueyes que estaban en la plaza echados como ellos en el fango. Al ver esto el viagero dijo pa si “Haga V. entender estos hombres las palabras santas de patria, de gloria y libertad: al oirlas, ellos responderian, y responden en efecto cuando las oyen, con una sola palabra animal que no tiene rplica: ¡COMER!! Esta carta es una monserga po asi es como se escriben cartas los amigos— Lo del emprstito era fuerza que tuviese el resultado que me dices. Donde no hay voluntad y si muchos agravios recibidos, no puede haber dinero— El gobierno es un bobo: que saque a la fuerza el subsidio, que aqu nadie se resiste, y que se deje de emprestitos que no habr entre nosotros quien le d un chico: veneno quisieran darle muchos pa ver si rebentaba de una vez— Dime si has entregado la carta pa Muoz— tuyo 28 de Junio*XCII XCII XCII XCII XCII5 de Julio de 1838 Mi querido Domingo: te remito el 1er tomo de Didier que te ha de gustar la fuerza: es un exelente observador y un exelente pintor de cuanto ha visto en un ao en Espaa. Alguna que otra vez parece ligero en sus juicios; pero gralm.te hablando dice la purisima verdad, y cuanto critica y condena, est conforme con lo que escritores espaoles y muy espaoles, como Jovellanos entre otros han criticado y condenado— Si te he de hablar con la franqueza de amo no quisiera que D. Jos Arango ni aun leyera mi papel: este viejo no es de fiar, ni l tiene ideas sanas ni fijas: es su cabeza una verdada pepitoria: sus principios politicos son de circunstancias: hoy liberal, y maana aristocrata; pasado maana espaol *Flix M. Tanco.

PAGE 169

DOMINGO DEL MONTE / 135 / 135 / 135 / 135 / 135 neto, y al otro dia ctalo insurg.te; pero al fin l no es nada— Lo que si es Arango, en punto moral, es un esterquero, una inmundicia, como lo ha probado con su vida pblica en la Habana y en Matnzas. Hombre de esta ralea no es el que merece mi confianza, ni al que yo tengo gusto en comunicar mis ideas. Las tres obras que me pides de Balzac no estan en la forma que yo te dije que estan las otras de los Estudios filosoficos, y cuesta 13 r.s el tomo, sino en 4.to, muy bien empastados, y vale cada tomo 18 r.s: los precios de estos libros son fijos: los ha recibido D.n Fernando en comision, y los dros de la aduana han importado un caudal como libros estrangeros y de procedencia estrangera. En este concepto avsame vuelta de correo lo que he de hacer: mi dinero esta pronto para servirte, sin ocurrir Juanico— He comprado una curiosisima obra titulada “Memoire d’un prisonnier d’etat au Spielberg” por M. Andryan que la dedica al conde Confaloniere, sugeto muy distinguido en Iatlia por su saber, sus virtudes, su patriotismo y sus persecuciones por la policia austriaca. En esta obra se pinta el estado moral de los italianos que da compasion; y esta pintura est hecha por los mismos italianos que hablan en la obra de M. Andryan, no por M. Andryan, que por el contrario cre que puede hacerse la independencia del reino de Milan: los italianos no lo creen, porque estan profundam.tehabituados a la una infingarda vita, su vida perezosa inutil; y no quieren comprometerla: estas palabras te las copio del libro —son dos volmenes— Mira si puedes leer en 8 dias contados el 1.r tomo de Didier, pues Navarro,21 Badia22 y Oss23 estan con ansia por leerlo, y yo he querido preferirte porque asi lo exigia mi amistad— Lo del chichon es un cuento inventado por Man.l p.a hacerte reir mi costa, y lo consigui— Contstame el recibo del libro no sea cosa que me lo roben en la Admon de correos— Luego que lea las Memorias te las mandar si quieres leerlas tuyo F—* 21.Licenciado Bernardo M. Navarro, secretario de la Diputacin Provincial de Matanzas. 22.Jaime Bada. 23.Blas Oss y Prez. *Flix M. Tanco.

PAGE 170

CENT"N EPISTOLARIO 136 \ 136 \ 136 \ 136 \ 136 \XCIII XCIII XCIII XCIII XCIII18— Julio 1838 (Toda la fecha escrita a lpiz) Mi querido Domingo: el correo pasado del sbado se quedaron olvidadas sobre mi mesa estafetera las adjuntas tres cartas menos una, que me la ha entregado hoy mismo Milans.24 Dispensa el olvido, que lo origin el hallarse enferma de algun cuidado mi hija Isabelita, buena ya gracias a Dios. Le los versos de Padrines25 que me han parecido muy buenos, y muy moral y muy potico el asunto. Tambien he leido varias composiciones de Milans todas superiores y en las que se ve el natural ingenio del mozo, indepen.te de todo servil modelo aunque bien se le conoce que ha leido V. Hugo con aprovecham.to y que se ha penetrado de su espiritu: este matancero, me parece, que ser uno de los fundadores de un nuevo parnaso cubano. Dime si es cierta la noticia que aqu se corre de que debe llegar la Habana muy pronto, pues est en Pto Rico, un comisionado por el gobierno de Espaa para tomar nota de sta tierra, sobre la cual, (es decir sobre la nota) se han de compaginar las leyes especiales que nos rijan en lo sucesivo. El enviado, dicen que se llama, apellida Gomez Becerra,26 profesor de letras legales, que es lo que mas sabe, y ministro que fue de gracia y just.aPregntote esto por pura curiosidad y nada mas, que ya bien me s cuales seran nuestros especiales reglam.tos, aunque vinieran formarlos ngeles del cielo si los escogen en Madrid; y los ponen al alcance de la vara de nro capataz. Consrvate bueno con tu Rosita y tu Leonardo (18 de Julio—)* — — — — — — — — — — — Al Sor. D.n Domingo del Monte— Correspondencia 1a mitad de 1837 24.Jos Jacinto Milans. 25.Juan Padrines. 26.lvaro Gmez Becerra, ministro de Justicia en 1835 y 1837 y presidente del Consejo de Ministros en 1842. *Flix M. Tanco.

PAGE 171

DOMINGO DEL MONTE / 137 / 137 / 137 / 137 / 137XCIV XCIV XCIV XCIV XCIV28 Julio 1838 (Toda la fecha escrita a lpiz) Mi querido Dom.o: recib tu carta que me trajo Oss,27 y siento infinito que te hayas engaado en crer que la “Historia de la Casa de Austria” de W. Coxe que me ha venido de Francia, es la Historia de la Casa de Austria en Espaa como lo infiero por lo que me dices de que te ser muy til para tus apuntam.tos historiales. La obra que yo he recibido es la Historia de la Casa de Austria en Alemania que comprende un perodo muy interesante de la historia de este pas desde 1218, hasta 1792. Pero si despues de esta aclaracin quieres sin embargo la obra para leerla, dmelo vuelta de correo para mandrtela por uno de los vapores. Despues me dices lo sig.te: “Si quieres venderla cambalacharla, avisa; pero no vayas ser mentecato ni ha creerte comprometido deshacerte de tu obra por esto que te digo: no tengas corazon de meretriz, blando y amantequillado: has siempre lo q.e te d la gana”. Este prrafo para m necesita un escolio, porque llveme barrabs si yo alcanzo como pudiera comprometerme, ni ser mentecato ni meretriz, ni todo lo ms que tu quieras, en decir s no peladito al que me propusiera comprar cambalachar la citada obra. No es esta la que tu has pensado que es, sino otra muy distinta; po aunque fuera la de Espaa no la vendera, ni cambalacharia, como no vendo ni cambalacho la de Alemania. Por lo dems mis libros son tuyos y de mis amigos— Dime que es lo que hay sobre el paladin Jos Ma Calvo,28 y el otro no mnos batallador forense el L. Yrola:29 aqu se hacen mil cuentos— Tuyo D. Beleanis.* 28 de Julio 27.Blas Oss y Prez. 28.Jos Mara Calvo y O’Farrill, diputado de la Real Casa de Beneficencia. 29.Licenciado Francisco Iraola, abogado con residencia en Puerto Prncipe (Camagey). *Flix M. Tanco.

PAGE 172

CENT"N EPISTOLARIO 138 \ 138 \ 138 \ 138 \ 138 \XCV XCV XCV XCV XCVMi querido Domingo: Por D. Julian Alfonso te remit las Escenas privadas de Balzac en 4 tomos y un cuaderno de los Anales de educacion que se publican en Boston y a los que eres suscriptor— Deduciendo el importe de esta suscripcion, y el valor del Molier, te quedan en poder de M.r Deville 2$ 6— El Balzac vale 9 pesos, luego he tenido que darle de mi caja 6—$ 2 r.s Yo he comprado las Escenas de la vida parisien en 4 tomos, que estoy leyendo; con que ya lo sabes p a que cuentes con ellas, asi como yo cuento con las Escenas de la vida privada— Recib Didier. Escrbeme y dame noticias aunque sean de los baos de Tarraco y s.ta Rita— Memorias y adios— F.* 19 de Julio/838XCVI XCVI XCVI XCVI XCVIQuerido Domingo: hazme el favor de entregar la adjunta, mandarla entregar D Juan Muoz y Castro. Te participo que tengo escrita una novela con el ttulo de Petrona y Rosala: cosa buena como ma, que no hay ms que decir— El correo que viene te la mandare, pues en este momento la est leyendo D Blas Oss— Preguntale a d. Guillermo Picard si le han mandado el Conte, Philosophie Pontire, pues creo que Diego si la ha recibido, y no se si es el que yo encargu— Memorias a todos y adios: tuyo F.** 14 de Ag.to 838 — — — — — — — — — — — Al Sor. D.n Domingo del Monte Suplicada. *Flix M. Tanco. **Flix M. Tanco.

PAGE 173

DOMINGO DEL MONTE / 139 / 139 / 139 / 139 / 139XCVII XCVII XCVII XCVII XCVII16 de Ag.to /838 Mi querido Domo: ten la bondad de mandar entregar la adjunta al amoMuoz y dispensa. Nada me has dicho de lo que te ha parecido el Conde Alarcos y D Pedro de Castilla, que tanto ruido ha hecho, y que tantos palos y mogicones ha costado —segn cuentan por ac— Tampoco te has dignado mandarme el prospecto del Plantel:30 todo lo que est escrito en este prospecto me gusta, mnos el que sea colaborador el Curioso parlante, que vive en Madrid; ignoro los antecedentes que haya pa que este individuo, escriba desde all sobre asuntos americanos, y sobre todo, cubanos, segn el citado prospecto: tal vez se habr querido, digo yo, manifestar al pblico y al gobierno que se quiere la dependencia de la metrpoli, hta para pensar y escribir— Si as fuese, es mucha pruda la de los editores, o del que tuvo el pensam.to Escribeme y adios tuyo F.* La adjunta me interesa que la reciba Gutierrez31XCVIII XCVIII XCVIII XCVIII XCVIII20 de Agto 1838 Mi querido Domingo: te anunci en una de mis cartas anteriores que haba escrito un cuento con el nombre de “Petrona y Rosala” y que te lo iba mandar para que riyeras un poco. El titulo, me dices en tu carta de ayer, te ha parecido estrambtico lo cual te respondo que no hagas caso del ttulo, pues cuando leas el cuento, vers que contiene lo que no se imagina el lector, por las dos palabras Petrona y Rosala.32 30.El Plantel, la revista dirigida por Ramn de Palma y Jos Antonio Echeverra, Habana, 1838. *Flix M. Tanco. 31.Antonio Gutirrez. 32.Por lo que se aprecia, es el mismo que se public en Cuba Contempornea, diciembre de 1925, con el ttulo “Escenas de la vida privada en la Isla de Cuba” y que aparece escrito en Matanzas en 1838.

PAGE 174

CENT"N EPISTOLARIO 140 \ 140 \ 140 \ 140 \ 140 \ Es mi cuento una pintura tan horriblem.te verdada de nuestra sociedad y de nras costumbres privadas, que mas no puede ser. (Dispensa mi vanidad de autor). En la advertencia preliminar que le he puesto, esplico mi parecer sobre como deben escribirse novelas cubanas dramas, so pena de no pintar lo que somos: digo que es preciso presentar los contrastes de los dos colores de nuestra poblacion; los negros y los blancos trabajandose mutuam.te, pervirtiendose hta en lo mas indiferente de la vida, de tal manera que en los blancos se ven los negros, y en los negros los blancos. Hasta ahora, parece que se ha tenido y se tiene miedo, se tiene escrpulo sco de presentar a los ngros en la escena en la novela junto con los primeros, asi como se presentan en los padrones, y como si no estuviesemos en la realidad, no ya juntos, sino ingertados, amalgamados como cualqaconfeccin farmaceutica. Los jvenes que hoy estan escribiendo novelitas, creo que no lo aciertan en describir amorios galanteos en los de su clase color, en describir la propia corrupcion de sta clase, sin acordarse absolutam.te de los esclavos que tan poderosa parte tienen en esa corrupcin: apnas se atreven escribir la palabra bocabajo, las palabras mal pronunciadas la algaraba de los negros bozales, con lo cual cren que han pintado el pas. La novela de Palma, que es la que tiene ms colorido cubano, adolece sin embargo del defecto que he dicho. Un negro viejo, un taita brujo, es todo lo que se ve como de paso en toda la relacion: personage ridiculo, cuando los esclavos no lo son, y personage singular que no parece sino que es el nico que existe en el pas, en S. Marcos,33 donde gracias dios hay algunos miles— Pero no es delicado ni justo que yo me ponga deprimir las obras agenas, por recomendar la ma. No la recomiendo ciertam.te, pero si creo que en ella sealo un camino conveniente pa el acierto del poeta filosofo que quiera escribir sobre nuestras costumbres. En mis Escenas de la vida privada que ahora te remito, vers mucho dilogo, y que el autor habla lo indispensable. Cada persona usa su lenguage particular: nada de bozalismo: mis negros hablan el castellano clarito como lo hablan realmente los criollos: nada de nombres fantasticos buscados en otras novelas, sino los nombres comunes entre nosotros, de Conchita, Petrona, Rosalia, Antonia, Fernando &a.— En este punto Mi libro es el almanaque Y de l no hay quien me saque. Breton. Oss34 le ha hecho mil celebraciones mi cuento, y lo mismo Jacinto;35de manera que si le aadimos las celebraciones tuyas, entnces creer que 33.Se refiere a “Una pascua en San Marcos” por Ramn de Palma. 34.Blas Oss y Prez. 35.Jos Jacinto Milans.

PAGE 175

DOMINGO DEL MONTE / 141 / 141 / 141 / 141 / 141 no he trabajado inultil.te — Petrona y Rosala hace 20 dias que se acab, y en estos 20 das, he surcido otro cuento, mucho mas de mi gusto que el 1o. La aristocracia es la que paga el pato en Petrona y Rosalia y la clase mdia en el “Hombre misterioso”, que es el titulo del 2.do cuento. Todos salen bien zurrados y espuestos a la vergenza pblica: vers en el “Hombre misterioso ” como pinto nros curas de campo— Has de saber que la idea de escribir estas Escenas cubanas, no es nueva en m; pero me la calent y fecund el maldito Balzac con las suyas francesas, y me ha entrado tal reconcomio por pintar, que no me puedo ir la (sic) mano. A cada cuadro quisiera yo ponerle su estampa, porque esto escitaria infinito la burla y la indignacion, y produciria mas efecto— Ya se supone que esto no es para imprimirse entre nosotros, y tal es mi pena. Pero te juro que como no se me acabe la gana de escribir cuentos, he de formar un tomo y lo imprimo en los E. U., y luego los reparto gratis cuantos pueda repartir— Sobre mi Verrina, has lo que te paresca, salvando mi pellejo— Diego36me aconseja que si no ha de imprimirse en Espaa, no me conviene que circule el manuscrito: creo que tiene razn, y te lo advierto: gurdalo bien guardado, y ten presente las palabras del esclavo Phedro: cui fidas, vide Zaccagna me ha hecho esos dos bosquejos: si ti te parece poner otros mejores de otras escenas, lo dejo a tu voluntad— Me hars el favor de mandarle Diego mi cuento, que me lo pide, y luego recgelo— Memorias a Rosita de Isabel y mias y adios— F.* — — — — — — — — — — — — — — — Dice Zaccagna y digo yo tambien que los mamarrachos que van dibujados son pa que te rias, de la groseria del artista; pero dice que de esta groseria si se pueden sacar dos lminas serias, si est bien egecutada, lo menos la primera— pues la 2a es mas burlesca que otra cosa. 36.Diego Tanco. *Flix M. Tanco.

PAGE 176

CENT"N EPISTOLARIO 142 \ 142 \ 142 \ 142 \ 142 \XCIX XCIX XCIX XCIX XCIX28 de Ag.to 1838 Mi querido Domingo: era una cosa natural que te pareciera un borron mi novela de Petrona y Rosalia, pues no hize la intencion cuando lo escribi de emplear pormenores y pintar caracteres, ni mucho mnos hacer reflexiones filosoficas y oportunas sobre las cosas que decia, sobre las escenas que presentaba al lector espectador. Todo este trabajo necesario indispensable, lo he reservado, para cuando tenga hechos tres o cuatro cuadros que los har por que estoy ocioso. Ahora lo nico que he hecho es la armazon del argumento de cada novela, para que por ella se vean costumbres, y nada mas que costumbres: luego har lo demas como tu lo deseas y debe ser— El cuento del Hombre misterioso, tiene mucho mas interes que el que te he mandado; y sin embargo de ser mas corto es susceptible de ser mas largo que el de Petrona y Rosalia, mas variado y mas cubano; un tomo puede hacerse de este cuento. Jacinto Milans, su hermano Federico, y Nicolas de Crdenas quienes se lo le el cuento, me lo aplaudieron extraordiariam.te porque he acertado pintar la verdad con colores tan palpables y tan criollos, que involuntariam.te se reian, y celebraban: all veremos lo que a ti te parece— Hasta de aqu 8 dias no puedo mandartelo— Hazme el favor de hablar con inters por tu hermano Pedro D. N.... Pastor37 para que le d la admo de su ingenio, que tenia Carnais: no dejes de dar este paso, y contstame. A Diego38 me haras igualm.te la gracia de remitirle mi cuento, y recogerlo luego, no sea que se estravie— Oss y yo nos hemos suscrito al Plantel— Memorias a Rosita y adio F.* — — — — — — — — — — — — — — Isabelita cumplir con tu encargo de ver la mamita Rosa.39 37.Nicols Pastor. 38.Diego Tanco Bosmeniel. *Flix M. Tanco. 39.Doa Rosa Aponte.

PAGE 177

DOMINGO DEL MONTE / 143 / 143 / 143 / 143 / 143C C C C CMi querido Domo: conclu mi 2.da novela El hombre misterioso que la estan leyendo los amigos aficionados. Ya te dije, y repito ahora, que es para mi gusto mucho mejor que la 1a, porque se pinta mas y por consig.te se ve mas; pero yo no pinto como tu quisieras el paisage, la naturaleza fsica sino costumbres, las ideas reinantes de la sociedad en 1815 que son poco mas mnos las de 1838. Y estas costumbres, y estas ideas no las pinto yo con mis palabras, sino con las palabras de mis personages, con sus acciones, con la manera de vivir y de pensar, de que resulta que cada individuo dice cual es su caracter propio cual es su alma— — Tengo en quilla otro cuento mas “Historia de Francisco”. Esta hista es la de un negrito de 12 aos sacado del barracon cuando los barracones estaban en frente de la alameda y se hacia librem.te el comercio de Africa. Con el negrito Frano voy meterme en todos los rincones de las casas desde el palacio hasta el bohio, y todo lo he de sacar la publica espectacion— la vergenza pblica— Hazme el favor de dar Diego el 1.r cuento, y luego recgelo y dselo Casal40 y luego recgelo y guardalo— — — — tuyo F.* 4 de Sept /838CI CI CI CI CIAll va el “Hombre misterioso” mi querido Domingo: cuento es este susceptible de formarse con l un libro curioso y entretenido. Yo he querido y quiero escribir para los alcances del pueblo cubano: quiero que me entienda cualquier hombre muger de nro vulgo, un mayoral, un montero, un negro criollo, un negro ladino, una negra mondonguera, &a; pero quiero que me entienda igualmente un marques, un conde, un abogado, un mdico, un comerciante, &a Advertirs que mi estilo asi en esta novela como en la primera, es harto desaliado, y comunisimo, lo cual es calculado adrede, para darle tal aire de verdad lo que digo que paresca la relacin de un proceso, de un hombre y no literato, que est refiriendo hechos verdaderos. 40.Jos Mara Casal. *Flix M. Tanco.

PAGE 178

CENT"N EPISTOLARIO 144 \ 144 \ 144 \ 144 \ 144 \ La “Historia de Francisco”, ser un cuento mucho mas largo que los otros dos y tal vez mas curioso si consigo realizar mi plan como yo quiero— Lo que me dices sobre las descripciones de la naturaleza, te repito, lo de siempre, que las har cuando lo exigan (sic) las circunstancias, cuando el asunto las pida, sin que parescan forzadas— Quin no sabe que mis escenas son en la Isla de Cuba, en la Habana en casa de D. Pedro del Aguila, de D. Anto Malpica,41 en un pueblo de campo, en casa del Cura de D. Nicolas Contreras? Bien quisiera, de la mejor voluntad, ir ver la representacion del conde de Alarcos; pero no puede ser por un millon de razon.s: la 1a por no tener dinero para gastar en holgorio, &a—&a, omito decirte las demas razones. “El hombre misterioso” dselo Diego42 y Casal43 y luego recgelo; lo mismo te he dicho de Petrona y Rosalia — Memorias a Rosita de Isabel y mias, y memorias a todos los amigos: adios: tuyo Flix 8 de Setiembre /838— —CII CII CII CII CIIS.or D. Domo del Monte Matanzas 10 de Setiembre de 1838. Mi apreciable amigo: D.n Justo de Vallenilla portador de la presente hijo de mi buen amigo y conocido tuyo D.n Gaspar, pasa esa Ciudad, con el obgeto de dar principio los estudios de Filosofia; y teniendo yo un particular inters en el aprovechamiento de este jven, cuyas circunstancias morales, y singular talento, me han llegado captar la estimacion y consideraciones, que pudiera prodigar mis propios hijos, te lo recomiendo con todo el fervor que puede inspirar la amistad, pa q.e cooperando con tu acertado juicio, al logro de mis miras, y las de su Padre, podamos reportar de este bello retoo el apreciable fruto de la sabiduria. Al efecto lleva particulares 41.Son los personajes que aparecen en lo que se public en Cuba Contempornea, diciembre, 1925. 42.Diego Tanco. 43.Jos Mara Casal.

PAGE 179

DOMINGO DEL MONTE / 145 / 145 / 145 / 145 / 145 recomendac.s pa q.e mirndote como su Mentor en el transcurso de sus estudios, se acerque semanalm.te tu casa, y procure tu consulta en todas las dificultades que su corto juicio no pueda alcanzar. Por otra parte te estimar tengas la bondad de esplorar su comportam.toy aplicacion pues hallandose en la edad de los estravios, nada estrao seria q.e, inesperto en las maldades de la vida, pudiese sufrir los que son consiguientes la juventud. Concluyo con decirte que su Padre quiere subrogar sus facultades, en tu buena direccion, y en tal virtud nada mas debo decirte en el particular; seguro de que cuantos favores te sirvas dispensar a mi recomendado los tendr como hechos l tu amigo.— tu amigo Flix M. Tanco Hablle Pancho Ruiz44 con empeo pa que no desatienda Vallenilla. Igual recomendacion hago Casal,45 Valle46 y Ruiz. — — — — — — — — — — — — — — Al S.or D.n Domingo Delmonte. Habana47CIII CIII CIII CIII CIIIMi querido Domingo: no tienes una idea de la alegria que he sentido al saber el buen xito de la representacion del Conde de Jacinto,48 porque me temia otra zalagarda como la que hubo en la de D. Pedro de Castilla— Me alegro que hayas acertado descubrir al babieca de D. Tomas Cervantes49 en D. Pedro del Aguila; pero ten presente que hay muchos, muchisimos Cervantes entre nosotros, y que no ha sido mi intencion retratar un individuo, sino pintar Costumbres. La irritacin que ha producido el otro cuento entre los pelucas de la Habana es una consecuencia de la pildora que toman: lo que yo solicito no es esto, sino la enmienda, si fuese posible, de sus hijos de sus nietos. Muchos 44.Presbtero Francisco Ruiz. 45.Jos Mara Casal. 46.Manuel Gonzlez del Valle. 47.Esta carta tiene dos tipos de letra y de tinta y solamente la firma y el rengln debajo de la firma son de la mano de Tanco. 48.Se trata de El conde Alarcos de Jos Jacinto Milans. 49.Toms Agustn Cervantes y Castro Palomino, con quien no simpatizaba Tanco.

PAGE 180

CENT"N EPISTOLARIO 146 \ 146 \ 146 \ 146 \ 146 \ cuentos tengo que escribir: quiero consagrar mi vejez la patria, haciendole algun servicio, si puedo hacerlo con cuentos, ya que en mi mocedad no le he hecho ninguno. En el plan de las Escenas deseo convinar el ridiculo de Molier con lo serio de Victor Hugo, por que tal es nra sociedad, mas que la de otros paises donde no hay esclavos. La Hista de mi negrito Franc.co es obra larga y curiosa: hasta de aqui dos meses lo menos no puedes leerla. 12 de S.bre/* — — — — — — — — — — — — — — Al Sor D. Domo del Monte— Suplicada — — —CIV CIV CIV CIV CIVAnimo Domingo! los corazones se van ablandando en punto esclavos, se van horrorizando, porque se ilustra el entendim.to, se despercude, y se limpia de errores y preocupaciones brbaras— El hijo de Suarez50 y Morilla,51 quienes no conozco, los veo ya como dos hermanos mas, como dos seres mas con quienes simpatizo por el sentimiento de la humanidad, ahogado en Cuba, destruido enteram.te. Yo estoy persuadido que escribiendo mucho sobre el programa de mis cuentos aunque parezca tema, algunas almas hemos de salvar del infierno en que estan metidas— Un bocabajo mnos que se d, un negro mnos que se mate, p.r nra influencia, ser para nosotros mejor galardon mil veces, que todos los honores literarios del mundo— Nada me has dicho de mi Cura, de mi Padre Medina— Sabrs que los matanceros estan locos con su muchacho, con su poeta, con su querido Jacinto,52 y en verdad que tienen razon. D. Simon Ximeno,52a su patron y su pariente, ha abierto una suscripcin entre los amigos suyos y de Milanes para reunirle un capital y mandarlo Europa por dos tres aos estudiar. Le han reunido ya sobre 1500 pesos— Oss53 ha dado 6 onzas D.n Franode O. Garcia 15, D. Simon 12, Cavada54 6— D. Blasillo de la Cruz 6, &a &a. *Flix M. Tanco. a 50.Anselmo Surez y Romero, hijo de don Jos Ildefonso Surez, asesor del general Tacn. a 51.Jos Morilla. a 52.Jos Jacinto Milans. 52a. Simn Ximeno y Estvez, esposo de Isabel Fuentes y Rodrguez de la Barrera, hermana de la madre de Milans. a 53.Blas Oss y Prez. a 54.Juan de la Cavada y Fuentes.

PAGE 181

DOMINGO DEL MONTE / 147 / 147 / 147 / 147 / 147 Me han hecho el encargo de que te comisione pa que ah recogas t lo que puedas. Hblale al Sr. D.n Jos Arango que es rumboso y patriota su manera — Hazme el favor de darle Diego mis dos cuentos: yo creo que est sentido conmigo porque no los ha visto habiendole dicho que los recibira de tu mano— Voy ver si consigo que Vallenilla55 le entregue su hijo Valle56 que es el nico en mi concepto que puede ensear filosofia en esa ciudad— Ruiz57es un menguado en todo y por todo— Memorias y adios— tuyo F.* 18 de Sebre — — — — — — — — — — — — — — — Al Sor. D.n Domo del Monte SuplicadaCV CV CV CV CV18, Oct. 1838— (Toda la fecha escrita a lpiz) Mi querido Guzman: tu muy sabrosa carta del 17 me deja instruido de la trocatinta que hubo en tu otra misiva anterior la del 17, tomando Calatrava por el Duque de Rivas, y la fha del 12 de Agosto por la del 8 del mismo mes, en cuanto la Real Orden que renueva y confirma las facultades absolutas al popayanejo D.n Miguel,58 para que apriete el cuero, y mantenga la tranquilidad y el buen rden de esta platanera— Amen= Ya Oss59 me habia sacado del error en que estaba por tu equivocada noticia, antes de recibir tu favorecida del 17, y te aseguro f de sellador de cartas, que fu para mi un dulce consuelo el desengao. Calatrava60 al fin es 55.Gaspar de Vallenilla. 56.Manuel Gonzlez del Valle. 57.Presbtero Francisco Ruiz. *Flix M. Tanco. 58.Miguel Tacn y Rosique, capitn General. 59.Blas Oss y Prez. 60.Jos Mara Calatrava, presidente del Consejo de Ministros en 1836 y de las Cortes de Cdiz en 1839.

PAGE 182

CENT"N EPISTOLARIO 148 \ 148 \ 148 \ 148 \ 148 \ Calatrava, no es el monuelo Duquesito de Rivas, sino un machucho y sesudo estremeo que sabe donde le aprieta el zapato. Hombre de esperiencia y de desdichas amargas; que ha sufrido hambres y sed de justicia por liberalote en forma, de aquellos que se pierden de vista por su mucha celsitud intelectual y liberalezca, como se pierden de vista, seg.n dicen, el Javaher y el Himalaya, las mayores eminencias de nuestro glovo— Ya vers que R.s rdenes tan guapas nos va mandar el buen Seor, no nosotros sino a su paisano D. Miguel el Bravo para que no nos arre como bestias, sino que nos deje andar como racionales, como cristianos, apostlicos romanos como espaoles libres, que es cuanto hay que decir= Y no lo dudes Guzman amo, que te has de quedar lelo de puro contento con las Reales rdenes tamaas y tan grandes que mandar, para el buen gobierno de sta Isla preciosa, el Sor. D. Jos Ma Calatrava, el Focion, el Arstides, el Musiu Servan de la Berberia Cristiana. Basta de bromas— tuyo (el 18 de Octubre)* — — — — — — — — — — — Al Sor. D.n Domingo del Monte— Suplicada.CVI CVI CVI CVI CVI5 de Noviembre 1838 Mi querido Domingo: te devuelvo la novela de Surez61 leida por mi y por otros aficionados, que son pocos en Matanzas no precisam.te al gnero, sino al asunto de la novela, y por mi parte debo decirte que es obra de todo mi gusto, y que veo en ella nra tierra con todo su horroroso colorido: asi es como creo yo que debe escribirse, y no de otra manera que es perder el tiempo. Dejmos la ridicula mania el error, de pintar una sociedad escogida, la sociedad blanca sola, aislada, porque los negros se destien y ensucian a esa sociedad, y es preciso verla con los tiznes que le deja su roce: es decir, que es necesario, indispensable, ver los negritos. Dile al Sor de Suarez que su novela tiene la aprobacion de cuantos la han leido, y no *Flix M. Tanco. 61.Se trata de la novela Francisco por Anselmo Surez y Romero que se escribi en esta fecha, aunque no se public hasta 1880.

PAGE 183

DOMINGO DEL MONTE / 149 / 149 / 149 / 149 / 149 tienen embrutecida la razon y abotagada la sensibilidad: que est todo muy bien pintado sin afectaciones, con un lenguaje natural y propio de cada personage: que el mayoral est divinamente representado de puro infernal y malvado que es y como lo son todos los mayorales. Me han dicho que has recibido papeles y libros de Francia y si no te has olvidado de que mi me gustan los libros y papeles pudierasme mandar algunos por unos dias— — — Memorias y adios: tuyo Flix No te olvides del asunto de Pedro por el cual interpongo mis ruegos y splicas—CVII CVII CVII CVII CVII1838 (Escrito a lpiz) Va ese papelon tamao, mi querido Guzman, para que te dignes leerlo, atildarlo y acepillarlo, que de todo esto necesitar y necesitan todos los partes de mi ingenio avellanado y seco— Mira quien es el autor del verso latino que encontrars en el citado papel pues no lo s, aunque me lo aprend de memoria cuando lo vi por epigrafe de la obra de Prat “Las colonias”. Leele el papel a mi querido amigo Valle62 y a Estevan,63 y a Andr64 y a Bruzon65 y a todos los que tu quieras, incluso el Gral. Tacon, si crees que merece la pena de leerlo a tanta buena gente pandillera, menos el Gral. Tacon— que no es pandillero, sino un aislado pendenciero— Tu me diras si merece igualm.te estamparse donde, cuando y de que modo— (12 de Nov—)* 62.Manuel Gonzlez del Valle. 63.Pedro Esteban. 64.Domingo Andr. 65.Jos Bruzn y Rodrguez. *Flix M. Tanco.

PAGE 184

CENT"N EPISTOLARIO 150 \ 150 \ 150 \ 150 \ 150 \CVIII CVIII CVIII CVIII CVIII10 de Diciembre 1838— — — Mi querido Domingo: all va ese art. contra Fair play66 que puedes mandar reimprimir, si te parece, en el Diario Noticioso. No he querido ni debido meterme en cuestiones, sino en demostrar al tal Fair-play, que debe de ser algun esculapio, que no hay tal cuestion, aunque l parece que la quiere para lucir su materialismo. Tambien te remito un cuaderno con el ttulo de “Karakay La trata de Africa”. Son 4 capitulos que sirven de introduccion historica a la novela aventura de Karakay. Obra es esta de un jven matancero de bastante talento y juicio; pero que descarriado un poco de tiempo con los alhagos de la codicia negrera, personificada en mi compadre y amo D.n Juan de la Cavada y Fuentes, se interes por sugestiones de este infatigable tratante, en algunas espediciones al Africa. Pero habia de ver a mi pobre mozo, despues de haberme tratado y oido mis opiniones en el asunto, lo cariacontecido que entr un dia en mi casa espontanearse, confesarme su debilidad, que yo en mi interior traduje delito, y jurarme de la manera mas vehemente, su enmienda. Despues, y como en prueba de arrepentimiento, me ley el cuaderno que te remito, y en l vers mil curiosas u horrorosas noticias sobre la trata, que nro jovencito convertido las comunica con aquella inteligencia de un hombre que empez a ser practico en la carrera de este crimen. Dile a Echeverria67de mi parte que sus versos del Plantel son bellisimos y dignos del ingenio de Zorrilla, pero muy superiores a los de este por su escelente espiritu y claridad: tu arto Moral Religiosa, es lo mejor que ha salido, para mi gusto, en los 3 Planteles— Memorias y adios: tuyo Flix No te des por entendido con Milans sobre el autor de Karakay: quiero decir, que no le digas ni una palabra sobre si fue traficante. 66.Seudnimo utilizado por Jos de la Luz y Caballero. Se refiere a la polmica suscitada entre del Monte y Luz por el artculo “Moral Religiosa” que apareci en las pp. 82 a 86 del Tomo Primero, de El Plantel, Habana, 1838. 67.Jos Antonio Echeverra.

PAGE 185

DOMINGO DEL MONTE / 151 / 151 / 151 / 151 / 151CIX CIX CIX CIX CIXDic 1838— (Toda la fecha escrita a lpiz) Mi querido Domingo: nada ha sucedido de particular en Matnzas ni en la Haba que pueda y deba comunicarte— Todo sigue lo mismo. Solam.te se han mudado los alcaldes que son en la Habana —el hijo de Bernal que fu sindico del Ayuntamto, y un tal Chacon que llaman Pancho. En Matnzas D.n Luis Lopez Villavicencio, y el L.do Gabilan: sindico, Vega. Aqu paz y despues Gloria. La cuadrilla de operistas italianos nos han divertido 5 noches y ya se marcharon con 7 mil pesitos sonantes, que no les estar mal. Si buen gobierno me tengo, buenos azotes me cuesta decia el gracioso Escudero que tu sabes: asi decimos los de Matanzas de la opera— El correo de Espaa parece que se ha ahogado. Noticia importantisima. Los negros de la Guayana Inglesa y Holandesa se han levantado y matado a la mayor p.te de sus amos con motivo de la famosa ley de enmancipacion. Supon 500 mil de estos diablos contra 11 mil rubios y colorados que es la poblacion, de unos y otros en ambas colonias, y figurate que habr quedado. Campos ubi Troya fuit— Contentese el Sr. D. Domingo con estas pocas noticias que le doy y rompa esta carta por lo que aqui le relato de revueltas y alzamientos de gente brava y salvage, y Dios nos libre de horas menguadas. Mil cosas a Rosita de Isabel y mias Adios: tuyo Caton—68Las novelas de Scott te las remito— 68.Flix Tanco.

PAGE 186

CENT"N EPISTOLARIO 152 \ 152 \ 152 \ 152 \ 152 \1839 CX CX CX CX CX23 de Feb.ro 1839— Mi querido Domingo: mi silencio desde tu partida de S.ta Rosa para esa ciudad no has debido atribuirlo, ni dejades, ni olvido, ni debilidad, sacando el cuerpo la cuestin con Fair-play1 despus de haberme comprometido en ella tan mi gusto: nada de esto ha sido causa de mi silencio, sino ocupaciones en la oficina, que estando principio de ao, hay que formar cuenta gral., copiar muchos documtos y cobrar el Apartado, &a &a. Maravilla me causa cuanto me dices sobre la desercion vergonzosa de ciertos amigos, tibieza resfri en la santa causa que defiendes y yo contigo y tu lado como un esforzado doncel. Pero f que estos amigos son de malisima calidad, cuando empean sus afectos tan nobles, tan morales, tan desinteresados, como son los de la amistad, en cuestiones sobre ideas, sobre juicios que no son inmorales o reprensibles, y que son indiferentes acertados errneos la firmeza de aquel vnculo= En fin, yo espero que me digas en otra carta que te has equivocado en lo que me dices en la de ayer, porque se me hace tan trabajoso persuadirme la miserable conducta de Estban2 y Andr,3 que quiero mas ntes suponer que por un esceso de tu cario ellos, los juzgas desleales falsos, que no crer que ellos lo sean en realidad: tal es el concepto que me merecen estos dos amigos. Por lo que hace a mi Sor. D. Domingo, escuse V. cumplidos y deponga toda duda sospecha, sobre si yo ser su amigo, o dejar de serlo alguna vez: tu propia esperiencia respecto de mi, en el no interrumpido ni entibiado trato de sabrosos 20 aos, debe decirte si al cabo de este tiempo caera yo en la tontera en la necedad de hacerte esguinces mostrarte esquiveces por qutame all esas pajas, porque tu eras sensualista y —yo espiritualista. Tu articulo contra Luz que escribiste en el ingenio, es tan de mi gusto que si quieres, y haciendole las variaciones que deberian hacersele como si hablare yo y no t, estoy pronto y muy dispuesto imprimirlo en la Aurora bajo mi nombre. Tus consideraciones p.r la salud enclenque de Fair-play 1.Seudnimo utilizado por don Jos de la Luz y Caballero. 2.Esteban Moris. 3.Domingo Andr.

PAGE 187

DOMINGO DEL MONTE / 153 / 153 / 153 / 153 / 153 que pudiera empeorarse con la lectura de tu arto y con la contestacion que daria l, larga muy larga seguram.te y muy empedrada de latinajos como sermon gerundio, son muy politicas y atentas, pero yo las considero ridiculas y pueriles: ciertamente que l no juzgar tu silencio y el mio por este lado caritativo amistoso, sino como impotencia ignorancia de nra parte—4Pronto te mandar mi Examen de Toreno, que me parece que te ha de gustar: me he entretenido mucho en este papel, y Fran.co ha dormido y duerme y dormir hasta que no acabe con lo otro que es para mi de mas sustancia. Casal5 quiere que lo mande Mgico para imprimirlo all, pero yo quisiera que fuese en el Estados Unidos: un amigo ingles de aqu que habla bien el espaol quizas lo traducir su lengua, con el objeto de insertarlo en alguna de las Revistas Americanas: este amigo es D.n AntoOlmo— que me parece que tu conoces— Por no tener la mano la Aurora donde se public la relacion del convite D. Manuel Juregui no te la mando por este correo, pero ir en el del martes prximo. Estevez6 y Milans7 te devuelven tus memorias: estamos estudiando fisiologia con Ducrs— Memorias a todos por all y adios tuyo F.8CXI CXI CXI CXI CXI26 de Feb.ro 1839 Mi querido Domingo: aunque estoy tan acostumbrado ver continuos disparates y sentir la perpetua injusticia y barbaridades del estpido y corrompido gobierno espaol con esta infelicisima tierra, no ha dejado de sorprenderme y exaltarme la novedad que me comunicas sobre la abolicion del comercio con los estrangeros discurrida por el ministro Pizarro,9 y propuesta la Reina nra Sra. la Regenta de la Monarqua. Esta idea que no 4.En efecto, el 30 de noviembre de 1838, se public un artculo en la Aurora de Matanzas, de Flix M. Tanco, con el seudnimo “Un suscriptor al Plantel, en contra de las ideas de Luz”. 5.Jos Mara Casal. 6.Ramn Estvez y Toln. 7.Jos Jacinto Milans. 8.Flix M. Tanco. 9.Jos Pizarro.

PAGE 188

CENT"N EPISTOLARIO 154 \ 154 \ 154 \ 154 \ 154 \ es nada difcil que se decrete, producira en cualquier otro pas que tuviera alguna pizca de vergenza, una revolucion en el acto, porque se trata nada mnos que de la vida del estmago, que es la nica que tenemos nosotros: vida independiente de la voluntad y que produce ciegos y arrebatados impulsos contra el obstculo que interrumpe sus leyes, amaga interrumpirla; mas los naturales de Cuba, gente rahez y humilde con quien la manda, sufriran pacientes el hambre y las privaciones, y solo se atreveran murmurar en sus casas contra sus amos, remedando asi las almas de sus negros que maldicen de ellos en los bohos. Cuando nra degradacion moral ha llegado este punto, no alcanzo cual sea su remedio: alguno habr, y lo hay en efecto, pero es remedio de arranca pescuezo, y aqu no quieren usarlo. ¡Pobres cubeos (seg.n Reynoso) tan prudentes, tan juiciosos, tan circunspectos, tan leales, tan polticos tan atentos, tan caballerosos; todo lo tienen los pobrecitos; todo: menos vergenza— Gual.10(My country viver) — — — — — — — — — Al Sor. D.n Domingo del Monte Suplicada al S. Dn. An tonio Gutierrez El hilo q. pide Lola RositaCXII CXII CXII CXII CXII14 Mzo 1839— (Toda la fecha a lpiz) Mi querido Domingo: te remito esa papelera que me dieron en esa ciudad para que te la mandara donde estubieres. Estando yo pa venir Matnzas quise traertela; po se me olvid entregartela, nra vista; y pa que cumplas con los novios te la mando ahora aunque tarde;— no sea cosa que esos envanecidos y puntilleros Sres. Montalvo y d— Tarriles crean que tu no vas hacerles el cumplido de ordenanza— habiendote dado p.te de su enlaze— Mucho te agradecera que me mandases mi papel contra Toreno, que tal vez tendr ocasion de que se imprima en Francia, y quiero 10.Flix M. Tanco.

PAGE 189

DOMINGO DEL MONTE / 155 / 155 / 155 / 155 / 155 revisarlo y copiarlo con la mayor claridad, ntes de que llegue la ocasion de remitirlo— Memorias Rosita de Isabel y mias, y adios queda (14 de Marzo)11CXIII CXIII CXIII CXIII CXIIIMi querido Domingo: ayer me ha enseado Badia12 una representacion la Reina hecha por varios personages de esa capital, entre cuyos firmantes est d.n Domingo del Monte, manifestando S M lo perjudicial que es los intereses comerciales y fiscales de esta colonia la union de la Superintendencia la Capitania gral, y quejandose al propio tiempo de los agravios que en una Memoria escrita en Madrid se hace la lealtad de los cubanos, concluyendo por suplicar los que representan que no se haga tal amalgama de los dos poderes supremos de esta Isla con otras cosas muy curiosas que ahora no recuerda mi flaca memoria. Mucho ntes de haber leido este papel habiamos hablado Badia y yo sobre lo conveniente que seria el que las corporaciones de la Habana de la Isla representasen todas como dios manda lo que hoy se llama gobierno en Madrid, no solam.te sobre lo que se habla en aquella representacion, sino sobre todos los puntos de la Memoria que es la espresion de un partido contra Pinillos13 acaudillado por Tacon.14 Pero no contentarse con buenas palabras sino abrir los bolsillos y formar un fondo en el mismo Madrid para costear un papel pblico que chille y hable por Cuba, que la defienda ante la opinin de Espaa: fondo que sirva ademas para intrigar, para corromper con buena intencin, al mismo gobierno que se presta gustoso decretar el mayor disparate el mayor acierto si se lo saben pagar bien y con cierto modo, con la camndula en la mano, quiero decir: lo demas es perder tiempo como se ha perdido hasta aqu con articulitos y folleticos. Dinero, mucho dinero, y agentes intrigantes y con talento y saber en Madrid que compren, y pujen y negocien favor de esta put.... tierra. Ocurrir los medios licitos y decorosos, los medios legales para pedir la justicia y la conveniencia, es errarla de medio medio, es ser bobo necio y mentecato: primero porque all no entienden lo que se pide ac; porque lo justo y lo conveniente lo graduan por el inters de Espaa; y segundo porque no quieren concederlo aunque 11.Flix M. Tanco. 12.Jaime Bada. 13.Claudio Martnez de Pinillos, conde de Villanueva. 14.Miguel Tacn y Rosique.

PAGE 190

CENT"N EPISTOLARIO 156 \ 156 \ 156 \ 156 \ 156 \ lo entiendan por la misma razon, y porque los hace temblar la cruel idea abrumadora de que se les escape esta perra negra que est medio alzada en el concepto de Espaa aunque ella est ms humilde que la tierra pisada de todos. El catalan Badia piensa como te he dicho, y aunque el sea un hipcrita que piensa de un modo con los criollos y de otro modo con sus paisanos, lo que dice sobre nro modo de defendernos me parece acertado. Bien se que nuestros carabelas no estan dispuestos gastar dinero para estas tonterias de la patria si es que la tenemos, y se conforman con todo lo que viene de la metrpoli, tuerto derecho y este es nro gran mal, por que si hemos de alcanzar algun bien del estado presente de Espaa de su gobierno ha de ser corrompiendolo con el dinero y no con mandarle papeles mojados— Quiero decirte con esta monserga que la representacin que has firmado, y que apareces t entre los firmantes como Judas en el Apostolado, la creo eminentemente tonta y ridicula. Bueno es hablar y escribir; bueno pedir la justicia con decoro y energa, pero atendida la naturaleza corrompida del gobierno espaol representativo absoluto pues son los mismos los hombres, es menester con preferencia atacarlo por la parte flaca y menesterosa alhagandolo con el oro para que mantengan sus vicios aquellos hombres hambrientos y miserables— Dime que novedades ha traido este correo de Espaa; te remito esos dos cuadernos de los Anales de Educacion que me ha entregado d.n Fernando. Memorias Rosita y los amigos: tuyo carabela —El briche—1521 de Marzo 1839.CXIV CXIV CXIV CXIV CXIV4 de Abril 1839 Mi querido Domingo: ya te he dicho que Francisquillo duerme en paz por ahora y hta que d cima y remate con Toreno que lo tengo ya medio enterrado. El Exmen est concludo; pero debo aadirle una leccion al Conde de como debi juzgar las insurrecciones americanas presentandole un juicio formado por m con la historia en la mano, con documentos de oficio, con las mismas palabras de S. E. no interpretadas sino entendidas 15.Flix M. Tanco.

PAGE 191

DOMINGO DEL MONTE / 157 / 157 / 157 / 157 / 157 como ellas estan : tal ser el ltimo macanazo que le pegue para echarlo en la sepultura— Luego que concluya con este papelito, volver mis Escenas cubanas y arreglar Francisco y otros Franciscos y Franciscas— Por ac ha habido sus rebeliones de esclavos, sus esperizos (sic) rebolucionarios que han producido la muerte de algunos blancos y de muchos negros— Sucesos comunes, incapaces de despertarnos el profundsimo sueo en que vivimos gracias dios, al diablo, que algunas de las suyas quiere hacer con nosotros— Conservate bueno con Rosita y los camajuelas, y adios— tuyo F.16— — — — — — — — — — Al Sor. dn Domingo del Monte Suplicada al S. D. Antonio —Gutirrez—CXV CXV CXV CXV CXV1o de Mayo/839— (El ao escrito a lpiz) Mi querido Domingo: he leido tu carta de ayer y nada mas puesto en la razon y en la just.a que cuanto en ella me dices: nada mas bien discurrido que parar ese golpe, que quieren dar la pobre Isla, los que asi la quieren tener siempre, los muy estpidos y pcaros que solo la miran como pas de cucaa y logro. Con tal de que Espaa sea libre y feliz que es su tierra, y la quieren mucho, y siempre piensan en ella, y piensan en irse algun dia ella, para gozar en ella del din.o que aqu han apaado, que les importa la suerte de la Isla, que solo la consideran como un medio de hacerse ricos tal cual est— y no de otro modo? Tengo ya muy adelantado el trabajo contra el viejo, y me parece que te ha de gustar, para mi propsito necesito Neumont que espero me remitas y te devolver los 3 4 dias sin falta. Dile Valle17 que el Sr. D. Blas18no suelta Guizot: yo creo que se lo est aprendiendo de memoria: dos veces se lo he pedido, y ni por esas me lo manda. No dejes de escribirme por Jesucristo, que estoy deshecho por confirmar mis sospechas sobre el 16.Flix M. Tanco. 17.Manuel Gonzlez del Valle. 18.Blas Oss y Prez.

PAGE 192

CENT"N EPISTOLARIO 158 \ 158 \ 158 \ 158 \ 158 \ nuevo hombre, y su modo de andar. Mil memorias Rosita de Isabel y mias, y mil memorias la pandilla singularm.te Estevan—19Adios que me voy escribir tuyo F.20— — — — — — — — — Al Sor. Dn Domingo del Monte— Suplicada dn Fr.co Valerio d. Andres PimenD.n Juan Entralgo telCXVI CXVI CXVI CXVI CXVIMi querido Domingo: dime en que tanda fuiste presentar el juram.to de abogado en la Real Audiencia pretorial: dime cuantas tandas est pegando tus compaeros y si algo has alcanzado t: dime si fuiste uno de los que acompaaron al guarda-sello Zarco del Valle21 custodiar el smbolo de S. M., si tubieron su cenita como era justo: dime si el Sor. Gil de Linares es bobo es discreto, porque yo me temo que sea lo primero segun sus palabras: dime en suma que hace el triunvirato colonial de Cabrera Nevares, (polizon en Buenos Ayres en sus comienzos) de Rodriguez, y Topete. Si quieres darme gusto, escribeme sobre cada uno de estos particulares, con la debida estension. Igualmenete me lo daras en entregar mandar entregar la adjunta Diego.22Memorias Rosita &atuyo F.2323 de Abril 1839 — — — — — — — — — — Al Sor. dn Domingo del Monte Suplicada al S. D. Antonio —Gutirrez— 19.Supongo se refiere a su amigo Juan Esteva. 20..Flix M. Tanco. 21.Antonio Zarco del Valle. 22.Diego Tanco y Bosmeniel. 23.Flix M. Tanco.

PAGE 193

DOMINGO DEL MONTE / 159 / 159 / 159 / 159 / 159CXVII CXVII CXVII CXVII CXVII18 de Junio de 1839 Mi querido Domingo: te devuelvo el P anorama por dos razones: la primera por que yo lo tengo aunque incompleto en frances, y la 2da, que es la mas poderosa tal vez la nica, por no tener dinero poco ni mucho. La educacion de Felicito me impone la obligacion de la mas severa economia, y todavia me temo que he de verme apurado para pagar todos los aos la pension del colegio y todo lo que chorrear. Asi pues ten la bondad de admitir el Panorama y disclpame con el librero. Entre los libros nuevos de tus estantes hay algunos que deseo leer principalmente el Viage por Holanda de Sagra, y luego la Estadstica de Moreau, de Inglaterra Irlanda. Por la balija puedes remitirme el primero, y cuando te lo devuelva, me mandaras la Estadstica por el mismo conducto. Ahora recuerdo que debo darte las gracias por el regalo del Jocelyn como te las doy muy cumplidas. No dejes de la mano la traduccion de la Encclica del D. Madden:24 te agradeceria que luego que la hubieses concluido se la leyeras Allo25 y Casal:26 mi papel recgelo y gurdalo mndalo imprimir los E. U. para mandarlo Espaa: puedes hacerles las correcciones que te parezca que deben hacersele, aunque yo no creo que haya mucho que corregir. Memorias Rosita y familia y los amigos Moris,27 Echeverria,28 Palma,29 Villaverde,30 & tuyo F.31— — — — — — — — — — — Al Sor D. Domingo del Monte Suplicada al Sor D. Ant.o Gutierrez 24.Richard R. Madden. 25.Lorenzo de Allo. 26.Jos Mara Casal. 27.Esteban Moris. 28.Jos Antonio Echeverra. 29.Ramn de Palma. 30.Cirilo Villaverde. 31.Flix M. Tanco.

PAGE 194

CENT"N EPISTOLARIO 160 \ 160 \ 160 \ 160 \ 160 \CXVIII CXVIII CXVIII CXVIII CXVIII6 de Julio— 1839 (El ao escrito a lpiz) El Admor de correos de Matnzas al Sor D.n Domingo del Monte dice, no con respeto ni atencion, sino con mucho amor y con muy caliente alma como la ha tenido toda la vida, y l lo sabe, con sus buenos amigos, que aquellos renglones subrayados de una carta suya (del Admor) fha 4 del corriente dirigida al segundo, que dicen asi “mira si quieres que te abone algun interes por la demora (por 30$ que te debe) no han sidos renglones maliciosos, ni ciertos, sino renglones de chunga y jarana, renglones enteram.te falsos; que no es el Sor dn Domingo ning.n desalmado isrraelita para cobrarle premio al Admor por 30$,ni por 300 mil que le debiera. Si el Admor de Correos de Matanzas se ha estado calladito como un muerto, no ha sido por frialdad ni reuma como imagina el Sr. D.n Domingo con sobrada sinrazon, sino porque no ha tenido materia de que tratarle— El Admor sabe, que asuntos hay sobre que discurrir lamentar con un amigo, y con un amigo como el Sr. dn Domingo; pero estamos en el caso desdichado y menguado en que estubo la ciudad de Roma, mereciendolo como ella, por el cual caso escribi Tcito aquellas sabias palabras, rara tempora &a (perdone el Sr. mis bachillenas y mis latines) Declarada pues la intencion con que el Admor de correos escribi los renglones subrayados, y declarada la causa de su silencio no espontaneo, sino obligado por las circunstancias en p.te, y en parte por carecer de programa sobre que departir lisam.te segun el tiempo en que vivimos, es de creer que el sentimiento la queja de mi viejo camarada Domingo (aqui entra la llaneza de costumbre) quedar borrada de su corazon naturalm.tesuave y carioso— Quieres mas candongas? pues pideselas Rosita que ella solamente pudiera escederme en retrechero. Cuidado no te me vuelvas melindroso, quejumbroso y puntilloso, que bien has debido conocer que mis palabras eran de buena ley, palabras de Felix Tanco tal como lo has conocido desde los remotos tiempos de Rey Brabo.— No dejes de mandarme el Diario, y memorias— ...32 32.No tiene firma, pero en el texto se entiende bien que es de Flix M. Tanco porque as lo dice.

PAGE 195

DOMINGO DEL MONTE / 161 / 161 / 161 / 161 / 161CXIX CXIX CXIX CXIX CXIX27 de Julio de 1839 Mi querido Domingo: si a vuelta de correo me puedes mandar el papel contra Toreno y las observaciones de M. Madden,32A te lo agradecer. Olmo32B quiere leerlo con empeo y quiere traducirlo al ingles: de este modo hay facilidad de imprimirlo en los E. U. en el rincon de alguna Revista y que circule aqu y en Espaa; y creo yo que de este modo ha de valer mas el papel y que tendr mas lectores. Deseo leer tu art.o“Ordinaries” que le dices Clemente33 que estabas escribiendo para el Diario. Mucho se puede criticar en el asunto, pues nuestra sociedad toda ella y casi sin escepcion es bastante ordinaria en palabras y acciones. Yo tenia ideado otro articulo para el Plantel que muri con el titulo: “De la conversacion” en el cual habian de salir todas las palabras de uso corriente relativas negros, ciertas enfermedades, ciertas partes del cuerpo humano, ciertas acciones, &a &a palabras que en toda sociedad semidecente estan enteramente proscritas. Taparrabo, glico, tero, manoreo la perdi le hizo una barriga la dej tal y tan buena ritornelo de estrado que presenta la misma idea, que la palabra tabernaria, aunque est en la Santa Biblia, la fornic: todo esto y mucho mas habia de entrar en el Articulo “De la Conversacion” Y el manotear y el gritar en nras tertulias? Aquel chillar de nras muchachas que parecen unas guacharacas (pjaro de mi tierra mas grande y mas alborotador que una cotorra) aquel vocear desde la misma sala a un negro una negra para que traigan candela, desbabile la luz? aquel convertirse cada boca en una chimenea, echandose la cara hombres y mugeres buches de humo, que no s como no nos ahogamos? Inmensa es la materia para muchos artculos. Desde luego deberia comenzar por limpiar la lengua espaola de tantos horrores en frases, en refranes, en dichos, en aluciones &a hijas del despotismo, de la Inquicision, del estado social de Espaa, hijas de los poetas, de los prosadores los mas graves y circunspectos como el mismo Sor. Jovellanos, que suele decir sus buenas desverguenzas (sic) y que l y todos sus compatriotas las tienen por donaire. Y un Quevedo? su nombre solo es una insolencia En fin, es preciso trabajar mucho sobre este particular, en cuanto lo permita la Censura, aunque el fruto lo cogan (sic) las generaciones venideras. 32a.Richard R. Madden. 32b.Antonio Olmo. a 33.Clemente Blanco.

PAGE 196

CENT"N EPISTOLARIO 162 \ 162 \ 162 \ 162 \ 162 \ No te olvides de mi Jouffroy: memorias y adios: tuyo F.34Ten la bondad de no contestar mis cartas en tus cartas Clemente, sino directam.te mi, y como dios manda.CXX CXX CXX CXX CXXMi querido Domingo: ya no hay cambalache con Graupera, pues lo he hecho aqu con otro que no es librero, lo que quiere decir mucho. Supongo que no habras olvidado mi encargo de la Revista francesa y estrangera desde el 1.r NoSabrs que aqu tratan varios indibiduos pudientes de establecer un colegio en forma pagandole al Director de 15 18 onzas mensuales, y uno de estos individuos que es Navarro35 me encarga que te escriba para que veas si en la Habana se encontrar un sugeto capaz, de conocida instruccin y moralidad para el caso, pues aqu no lo encuentran: yo creo que ni ah tampoco lo hallaran, porque lo quieren con tales requisitos, mi ver fundados, que solo un Pestalozzi pudiera contentarlos. En fin, has la dilig.a, y contstame para satisfacer Navarro. Oss,36 que es uno de los suscriptores, creo que le ha escrito dn Jos de la Luz sobre el particular. Memorias Rosita y adios tuyo F.376 de Julio/1839— 34.Flix M. Tanco. 35.Bernardo M. Navarro 36.Blas Oss y Prez. 37.Flix M. Tanco.

PAGE 197

DOMINGO DEL MONTE / 163 / 163 / 163 / 163 / 163CXXI CXXI CXXI CXXI CXXI23 Julio 1839— (Toda la fecha a lpiz) Mi querido Domingo: ya esta carta te la escribo fuera de la cama, sentado en una poltrona comodam.te y tendida la pierna en una silla. Me has puesto en cuidado por lo que me dices de que Diego es capaz de romper mi papel por miedo por prud.a, y pierda yo mi trabajo. Si tu temes este desastre, dle que el papel es tuyo, y que te lo devuelva inmediatam.te despues de leido— Se me ha metido en la cabeza alargar y rectificar este folleto, y guardarlo, como la espresion de mi conciencia, como mi titulo de escepcion de que no pertenezco los bribones ni los menguados que tanto abundan entre nosotros— La empresa del Instructor38 me parece muy til para el pblico y para el que escriba en sus columnas. Por mi parte no se que pueda escribir que no me comprometa, que no me lo rechace la Censura. Mil veces te lo he dicho: la gracia el talento de cercenar las ideas, de cortar el discurso, quedandose uno con la mitad guardado, que es la mejor, y poner la otra mitad en el papel que es la insignificante, por lo mismo que la permite el gob.no; y sin embargo de esta mutilacion escribir como escriben tantos, volmenes enteros dgote, que esta gracia yo no la tengo— El uso de las medias-tintas de las alegorias, de las alusiones, de los ambages y ritornelos, para decir al pblico una verdad til, no lo he podido aprender, y me confieso desde luego por el mas desmaado el menos cortesano de la tirania— Quiero decirte con toda esta salva que no se que pueda escribir para el Instructor, po que si algo escribiese ser de valde. No creo que estemos en el caso de querer pelechar con las letras; por el contrario deben hacer sacrificios los que profesan sus estudios, por el bien de la socied.d: de esta sociedad tan menesterosa y tan desgraciada— Dejemos esas recompensas pecunarias los escritores, para los paises que estan en otras circunstancias que nosotros— Dame noticias de Espaa, y de esa ciudad si las hubiere, y no te me vengas con 4 rengloncitos farfullados pa salir del paso— Yo farfullo tambien como ves en esta carta po farfullo en grande tuyo F.3923 de Julio 38.Existi en Puerto Prncipe (Camagey) en 1821 una publicacin fundada por el impresor Jos Minuese con el nombre de El Instructor General. No creemos que sea ste al que se refiere, sino a otro, pero no tenemos otra informacin. 39.Flix M. Tanco.

PAGE 198

CENT"N EPISTOLARIO 164 \ 164 \ 164 \ 164 \ 164 \CXXII CXXII CXXII CXXII CXXII15 de Agto 1839. Mi querido Domingo: pronto te devolver el papel de M. Madden que actualmente lo est leyendo Olmo.39aVaya una noticia importante: El jueves de la semana pasada se le ha pegado un muchacho de 13 14 aos de edad en el colegio que dirige d. Pedro Saavedra, natural de las islas Canarias, un bocabajo con todas las formalidades de estilo lo mismo que se le pega un negro. Fu el verdugo el mismo Saavedra: el muchacho est en cama, reconocido por los mdicos que le pusieron sanguijuelas y ventosas en la espalda y asentaderas: la autoridad judicial que es nuestro d. Blas Oss conoce en el asunto, po no fue tomar declaracion al muchacho hasta los siete dias, de habersele dado parte: aqu hay una grande indignacion en los padres de familia particularmente, mnos tal vez por el delito de Saavedra que por la lenidad y contemplaciones del juez rodeado de empeos el cual quiere empastelar el negocio y salvar Saavedra, Que tal? Y fiese V. de los que se llaman literatos y hacen versos— D. Blas no piensa que sea hoy lo que fue cuando era simple abogado en la Habana. El empleo, y los 40 mil pesos que ya tiene probablemente, le han trastornado el cerebro y se fue la porra la filosofia y la entereza de alma de que hacia tanto alarde: es hoy un vividor y un pastelero como cualquier otro, y sobre todo poseido de la sagrada hambre del oro que lo estravia muy menudo. Seria muy conveniente que escribieses una carta p.a el Diario como remitida de Matanzas dando cuenta al pblico del atentado de Saavedra— Se ha sabido en estos dias de un modo seguro, que ste brbaro de isleo, ademas de brbaro, tiene el abominable vicio de la andromana (enamorado de los hombres)— Adios: tuyo F.40— — — — — — — — — — Al Sor. d.n Domingo del Monte Guanabacoa. (Al dorso) “2& tienda fama 2 muselina ala Recreo el envoltorio q. no quiere. 39a. Antonio Olmo. a 40.Flix M. Tanco.

PAGE 199

DOMINGO DEL MONTE / 165 / 165 / 165 / 165 / 165CXXIII CXXIII CXXIII CXXIII CXXIII12 de Seb.e 1839 Mi querido Domingo: hace tres meses que estoy enfermo de mil achaques lo que me ha impedido escribirte mas menudo y sobre todo contestar oportunam.te tu carta del 3 del actual que lo hago ahora del modo que sigue. Mi contestacion Toreno te la llevara el hijo de Vallenilla Clemente Blanco que iran esa ciudad dentro de breves dias. Yo supongo que d. Antonio Fras se habr embarcado para Filadelfia el dia que me dices; pero esto no quita el que se le pueda mandar el papel para que tenga la bondad de imprimirlo, abonandole yo el costo de la impresion que no me parece que pase de 100 pesos. Sobre este particular tu le escribirs encargandole que te dirija los egemplares que se impriman para luego mandarlos Espaa donde conviene que circulen y no aqu: diez doce bastaran para los amigos de la Habana y Matanzas donde cuento con algunos suscriptores: tambien le encargars que oculte mi nombre, todos cuantos curiosos quieran saberlo, porque ya comprendes lo que pudiera sobrevenirme, de saberse que yo era el autor— La copia que te mando y que has visto, es la nica que hay: esta bastante sucia porque ha corrido por muchas manos, tal ves no muy limpias: actualm.te la est leyendo el Dr Abreu. He visto tu artculo De la ordinariez que me ha gustado mucho: luego que lo le, escribi una Apendice que te lo mandar el sabado: aunque la Censura tal vez lo pasara, no me atrevo imprimirlo en la Aurora41 porque aqui se levantarian contra mi ciertas gentes del otro barrio: mira si puedes imprimirlo all en el Diario42 Noticioso,43 y si no puede imprimirse rmpelo que nada se pierde. Van las contestaciones las preguntas sobre las espediciones africanas que me las ha dado Estevez, y son obra suya. Este am.o creo que hasta Octubre no se embarca pa el Norte, y piensa imprimir alli Karakay corregido y aumentado, y a continuacion quiere poner mis tres novelas que llevan ahora estos titulos “El nio Fernando” en lugar de Petrona y Rosalia, “El cura” en lugar del Hombre misterioso: El lucum, en lugar de Francisco. Todas estan retocadas y compuestas. La ltima la estoy copiando para Valle, quien se la dedico— Tengo ya en la idea otra novela que ser larga y que tendra por titulo “Los vandoleros”. En este cuento entrara la pintura del foro la suerte de la clase blanca pobre, en la isla, la conducta del gobierno &a &a— Quisiera que me hicieras el favor de 41. La Aurora de Matanzas. 42. Diario de la Habana. 43. Noticioso y Lucero.

PAGE 200

CENT"N EPISTOLARIO 166 \ 166 \ 166 \ 166 \ 166 \ escribir con tu bien cortada pluma, un prologo, introito para la edicion de Karakay y mis Escenas, tomando las ideas de Advertencia que yo le puse Petrona y Rosalia como parte de la introduccion, que espero que escribas.— Seria conveniente agregar esta obrita nueva el Francisco de Suarez,44cuya 3.ra parte no he podido encontrar en mis estantes, ni se donde diablos la he guardado. Tambien te remito el papel del D.r Madden45 aunque creo que me pertenece y no su Reverencia catlica apostlica,romana; pues su sermon es para mi y debo tenerlo para instruirme en su doctrina que es la misma que la del padre Almeida, del padre Molina, enseando al prim.ola paciencia y la resignacion y el 2.do el quietismo y la indiferencia por todas las cosas de la Vida. Buen provecho le hagan al telogo irlandes su humildad y su parsimonia; pero el mundo creo yo, y asi lo ha dispuesto Dios, anda hoy mas vivo y mas impaciente por lo que necesita, que lo que se figura nro apreciable d.r Madden— Memorias todos y adios: tuyo F.46CXXIV CXXIV CXXIV CXXIV CXXIVMi querido Domingo: all va mi Francisquillo que has de colocar continuacion del Nio Fernando como que en la historia del lucum prosigue parte de la historia del hidalgo, como veras. Espero tu juicio con aquella imparcialidad y tino que tienes tan acreditados. En este tercer cuento hay mas variedad de escenas, y Francisco que es el heroe, hace mas bien un papel secundario y aun de poca importancia algunas veces. Esto consiste en que yo he querido menos escribir su historia, que valerme de l para pintar nuestras costumbres, sirviendome como de Cicerone introductor en todas las casas donde he querido meterme: es mi Frn.co bajo ciertas relaciones, una especie de Gil Blas de Santillana. Los 5 cuadros no estan mas que delineados; pero creo que no les faltan algunas pinceladas fuertes y caracteristicas. El estilo cuando hablo yo, no he querido cuidarlo mucho, por no parecer un literato que escribe en su mesa, sino, un hombre cualquiera, un vecino, que cuenta sencillam.te lo que ha visto: algunas veces suelo ser pulido, y esto me parece un defecto: sobre este punto como sobre todo lo demas has lo que te parezca mejor. Luego 44.Anselmo Surez y Romero. 45.Richard R. Madden. 46.Flix M. Tanco.

PAGE 201

DOMINGO DEL MONTE / 167 / 167 / 167 / 167 / 167 que el d.r Valle47 haya leido la novela le dirs que te haga el favor de prestartela pa copiarla: va escrita de mi puo y letra farfulladamte y con sus buenas mentiras; pero se entiende el cuento que es lo pral. Pronto ira el curita que est muy compuesto y aumentado. Adios: tuyo Flix (16 de Nov.bre /839) — — — — — — — — — — — — — — Sr. Presidente del Colegio de Georgentown. Isla de Cuba Matnzas 16 de Noviembre de 1839—CXXV CXXV CXXV CXXV CXXV14 de Nov.e de 1839 Mi querido Domingo: Echeverria48 debi ser el conductor de esta carta con unos libros para Valle;49 pero ayer precisamente estube muy atareado en el correo, y no tuve lugar ni aun para acusarte el recibo del Jouffroy, y preguntarte cuanto has pagado por la empastadura como te lo pregunto ahora para que te lo abone D. Antonio Gutierrez. Clemente Blanco me ha leido hoy —un prrafo de la carta que le escribes, preguntandole si l sabe que yo est enojado contigo; y como yo no se la causa de esta pregunta pues ignoro el que tu hayas dado motivo para que sospeches el tal enojo, cata que no se que decirte sobre el particular; y quede dicho desde ahora para siempre y para evitar estos melindres de monjas, que yo no me enojo tan aina con mis verdaderos amigos, mnos que no me traten me maltraten como un negro: entnces no me enojo sino que rompo pajitas para toda la vida. Estoy ya concluyendo mi segunda novela de Francisco: me parece que por el correo del martes prximo te la mandar: se la he dedicado al amoValle. Echeverria me ha dicho que tu recibes una Revista de Paris, y como yo deseo suscribirme una Revista te suplico que me suscribas la que tu recibes que supongo sera buena. Dile al amigo Palma50 que le doy infinitas gracias por su Leyenda que tiene brillantisimos versos: dentro de 6 8 dias, tal vez nos veremos y si no hay inconveniente ocupar el entresuelo de esa casa para poner el matalotage por 4 6 dias nada mas. 47.Manuel Gonzlez del Valle. 48.Jos Antonio Echeverra. 49.Manuel Gonzlez del Valle. 50.Ramn de Palma.

PAGE 202

CENT"N EPISTOLARIO 168 \ 168 \ 168 \ 168 \ 168 \ Y que tenemos del principe de Anglona?51 Viene no viene? Es bueno es malo? Hay quien asegura que es un turco en sus ideas, mas ladron que Caco, y mas pobre que el del Evangelio. Si es as, es el mejor gob.or de colonias espaolas, que haya visto la isla de Cuba, fuera aparte D. Miguel52 que ray mas alto que ninguno. Aqu te doy materia para que me escribas una larga carta firmando yo esta en este mismo lugar; pero diciendote ntes que te quiere de corazon tu viejo Elizio53Memorias RositaCXXVI CXXVI CXXVI CXXVI CXXVI7 de Dbre de 1839. Mi querido Domingo: no tengo absolutam.te en esa ciudad un agente de toda mi confianza quien hacerle ciertos encargos engorrosos y mugeriles como el que te voy hacer en esta carta. Necesito que me compres 12 cuellos finos y bien cortados (no te rias) y me lo remitas por medio del capitan del Vapor Almendares recomendandoselos D. Jos Bruzon. Mira cuanta gente de categoria pongo en movim.to por ¡¡12 cuellos!! Pero t aunque en otra posicion social muy diferente de ahora 18 aos, siempre para mi has de ser aq.l Domingo del tiempo alegre de nuestros versos y de mi cuartico, y por consecuencia no temo el encargarte la compra de los doce cuellos— Dispensa de todos modos la pesadez del encargo, y adios: tu amigo. Flix54— — — — — — — — — — — — — — Al Sor d. Domingo del Monte Habana 51.Pedro Tllez Girn, prncipe de Anglona, octogsimo segundo gobernador de Cuba colonial, que gobern de 1840 a 1841, siendo relevado por Jernimo Valds. 52.Miguel Tacn y Rosique, que fue relevado interinamente por Joaqun de Espeleta hasta llegar Tllez Girn. 53.Elizio es parte del nombre que us en la Oda descriptiva por Elizio Cundamarco, Flix M. Tanco. 54.Flix M. Tanco.

PAGE 203

DOMINGO DEL MONTE / 169 / 169 / 169 / 169 / 169CXXVII CXXVII CXXVII CXXVII CXXVII23 de Dbre. 1838 (Escrito a lpiz los nmeros 1839 el ltimo 9 escrito primero a lpiz y sobre l un 8 con tinta)* Mi querido Dom.o: No te asustes ni te horripiles por el adjunto art.o contra el S. Fair-Play,55 rplica mia su contestacin del dia 5 del corr.te. Tu carta que me trajo d. Antonio Gutierrez la he apreciado como cosa tuya; pero permteme que te diga que he estraado su contenido suplicandome que no chiste absolutamente contra el S. D. Jos de la Luz Caballero por no ofenderlo, por no lastimarlo por no exacerbar sus sentim.tos como tu me dices. y es que he ofendido yo este caballero; ni puedo ofenderlo, ni lo ofender jamas mnos de no ser yo, un grosero; un mal criado, un desvergonzado, en cuyos menguados conceptos no me tengo?. D. Jos de la Luz en nra cuestion me parece un nio una muger melindrosa, y no un filosofo, que no aguanta la contradiccion de nadie: este hombre se moria de pesadumbre si hubiera libertad de imprenta. En fin, supuesto que ya tu le has hablado, que le has dado satisfaccion, que viven Ustedes en sana paz como buenos hermanos, nada, tiene que hacer mi lt.o articulo en este negocio, en esta reconciliacion; nada va influir en que Ustedes vuelvan pelear: venga toda la tempestad sobre mi, que yo sabre capearla— con la ayuda de Dios— No soy mas largo porque se va el correo tu am.oF.56 *Por referirse a la polmica entre del Monte y Luz y Caballero no hay duda de que la carta es del ao 1838 en que ocurre la polmica, y que est mal colocada al encuadernarlas. 55Seudnimo de don Jos de la Luz y Caballero. 56Flix M. Tanco.

PAGE 204

CENT"N EPISTOLARIO 170 \ 170 \ 170 \ 170 \ 170 \CXXVIII CXXVIII CXXVIII CXXVIII CXXVIII19 de Diciembre de 1839 Mi querido Domingo: D. Antonio Gutierrez te entregar los 6$ de los cuellos, y ademas lo que pagaste al librero Alegria por la encuadernacion del Jouffroy. Con Clemente Blanco te remito 4 cuadernos de los Anales de Educacion que han llegado ultimamente por d. Thomas Gener. A propsito de Educacion. Estoy acabando una carta cierto (magistrado Oss) sobre una cuestion que tuvimos muy reida por haber mandado yo Felicito un colegio de los E. U. y no uno de la Habana: en la carta veras sus argumentos espuestos con toda fidelidad, y mi contestacion. La tal carta la he escrito por puro pasatiempo, sin nimo de mandarsela Oss, ni publicarla, sino de guardarla y regalarte una copia. Dime que te parece la obrita de J. C. en presencia del siglo: si tuvieramos un papelito de nuestra cuenta, escribiria un art.o sobre aquella obrita, tan exagerada por el principio religioso, como tantas obras de los franceses pralmente, que ya fastidia el tema, el cuc, y mas cuc y siempre una misma cosa. Y como estmos por otra parte de costumbres? Dgalo G. Sand, Soulin, Balzac, &a— Memorias Rosita de Isabel mias y adios tuyo Flix — — — — — — — — — — — — — Al Sor D. Domingo del Monte Suplicada

PAGE 205

DOMINGO DEL MONTE / 171 / 171 / 171 / 171 / 171CXXIX CXXIX CXXIX CXXIX CXXIX1837— (Esta carta est mal colocada en el Centn. Tiene sobre un nmero 1838 a lpiz, escrito un 7 con tinta) Mi querido Domingo: D. Nicolas Ramos que sale maana para esa en el Vapor Almendares lleva tus Memorias y mi Memoria, contra la Memoria del viejo: toda va en un paquete bien liado, atado y lacrado, y rotulado d. Jos Bruzon quien pense dirigirselo; pero que presentandose Ramos lo lleva l directam.te para t. El papel no tiene nombre: tu se lo pondrs: tiene un epgrafe de Nicolas Maquiavelo que dice como en una cifra todo el gobierno de Tacon: si no te parece bueno, chalo abajo, y ponle otro, no le pongas ning.no— No dejes de ocurrir maana la una, pie en volanta la libreria de Ramos recoger el paquete, y acsame el recibo por el correo del lunes— Ahora voy ocuparme de mi crtica la novelita del mocito Palma:57veremos ver lo que sale. Las poesas de Zorrilla son celestiales: yo considero Lista, Quintana, Gallego, Solis y Mrnez de la Rosa, acurrucados y mohinos al ver al muchacho Zorrilla que les hecha la pata y los mea: deben sentir vergenza al ver hoy como no entendieron la poesia, y la poesia de Espaa; con buenos ingenios p.r otra parte, y se pusieron escribir bagatelas, puerilidades, caprichos— asuntos de circunstancias, imitaciones de Horacio y de otros mil y quinientos poetas que imitaron otros mil y quinientos. ¡Miseria humana— miseria literaria que hoy los hace ridiculos la luz de las nuevas doctrinas, de la verdad.a poesia; de la razon independiente del yugo de la autoridad. Zorrilla tiene sus mculas sin disputa; p.o ha entendido como Cervantes y Calderon la poesia espaola que no entendieron los 5 viejos que he citado, con otros versificantes eruditos, helenistas, latinistas y galicistas: todo eran, mnos poetas castellanos— Perdona mis bachilleradas y adios F.58— — — — — — — — — — — — A D. Domingo del Monte Suplicada— — — — 57.Ramn de Palma. 58.Flix M. Tanco.

PAGE 206

CENT"N EPISTOLARIO 172 \ 172 \ 172 \ 172 \ 172 \CXXX CXXX CXXX CXXX CXXX30 de Dbre 1839 Mi querido Domingo: dime si el amigo d.n Antonio Gutierrez te ha entregado los 6 pesos de los cuellos y lo que pagaste al librero Alegria por la empastadura del Jouffroy. Dime tambien cuanto piden por las lecciones de filosofia de Damiron y si han venido las ultimas de Cousin que me anunciaste en una de tus cartas que se habian publicado en Paris: no dejes de participarme de cuando en cuando los nuevos libros que llegan, y que no se anuncian en los papeles pblicos. Mucho me alegro que al camageyano Betancourt59 le hayan gustado mis novelas porque es voto facultativo en esto de conocer nra tierra, y en pintarla: dale afectuosas memorias de mi parte lo mismo que Moris,60 Andr,61 Palma,62Echeverria63 &a— — — — tuyo Flix Pronto te mandar la consabida carta cierto magistrado. 59.Gaspar Betancourt Cisneros, El Lugareo 60..Esteban Moris. 61.Domingo Andr. 62.Ramn de Palma. 63.Jos Antonio Echeverra.

PAGE 207

DOMINGO DEL MONTE / 173 / 173 / 173 / 173 / 1731840 CXXXI CXXXI CXXXI CXXXI CXXXI26 de Eno 1840 Mi querido Domingo: D.n Antonio Gutierrez te entregar esta y la consabida epistola al magistrado aunque no aparece este nombre en el titulo por creerlo intil insignificante. Al principio pense en remitirselo al tal magistrado, que ya sabes que es nuestro amigo d. Blas; pero luego desist de la idea por varias consideraciones que no es el caso repetirtelas ahora. Yo deseaba ordenar mis ideas sobre el asunto de la carta, y la conversacion que tuve con Oss, fue ocasion de hacerlo como veras, aunque no con el detenimiento que pide la materia. Sin embargo, mis reflexiones las creo suficientes para convencer cualquiera que piense en lo que somos y valemos. La carta es para ti; te la regalo como si fuera un dije aunque no sea tal cosa, y si te parece que la lean algunos amigos que tengan hijos y crees t que puede aprovecharle mis observaciones, ser muy conveniente que circule entre estos amigos. En fin, como cosa tuya que es ya la misiva, hars con ella lo que mejor te parezca. Si como dicen los rumores, viene de Admor. gral, de Correos, D. N. Bustillo, yerno de D. Joaqun de Arrieta, all me tendras cuando llegue el nuevo gefe a su destino. Adios: tu amigo F.1Dime si un articulo que salio en un diario sobre la Novela traducido de una Revista de Inglaterra de los E. U., es tuyo, no el art.o, sino la traduccion.CXXXII CXXXII CXXXII CXXXII CXXXII30 de Enero 1840— Mi querido Domingo: no es para mi de poca satisfaccion la conformidad de mi Carta con tu Informe sobre el estado de la educacion en Cuba, porque 1.Flix M. Tanco.

PAGE 208

CENT"N EPISTOLARIO 174 \ 174 \ 174 \ 174 \ 174 \ esto me prueba que mis observaciones no son sueos. Ojal que hubiera tenido la vista tu Memoria para haber cerrado mi carta, como suele decirse, con llave de oro; pero tu puedes hacerlo facilm.te y de este modo mi trabajo queda completo y pedir de boca. No se si el art.o “El casero” inserto en el Diario2 es de Suarez:3 el del Noticioso4 que me anuncias no lo he visto, ni tengo el periodico; pero lo pedir y lo leer. No deseo mnos que tu la venida del nuevo gefe de correos para ir esa, y pasar unos dias juntos. Para entonces te hablar de nro amigo Estevez sobre su viage al Norte, y su vuelta que sera muy pronto: en este viage de Karakay hay cierto misterio que ya lo sabras. Dime si has recibido Carta de Leonardo, y si tienes que escribirle para mandarte una carta mia p.a Felicito y otra para l. No dejes de escribirme sobre este punto, y adios que es la una y se va el correo tuyo F.5— — — — — — — — — — Al Sor. D. Domingo del Monte SuplicadaCXXXIII CXXXIII CXXXIII CXXXIII CXXXIIIS. D. Domingo del Monte Matnzas 17 de febrero de 1840 Mi querido Domingo: el dador de esta carta es mi amigo Manuel Saenz q.eva esa ciudad presentarse al Sor. Intendente y ver si consigue de S. E. la reparacion del agravio que se le ha hecho, dejandolo en una indefinida y miserable cesanta de 800 pesos que como puedes considerar apnas le alcanzan para mantenerse con su familia. Trata por consiguiente de que se le destine en un empleo correspondiente su clase y con la misma con mayor dotacion de la que tiene su plaza de Tesorero de esta admon. de ventas reales que la ha desempeado con la mayor pureza y puntualidad 2. Diario de la Habana. 3.Anselmo Surez y Romero. 4. Noticioso y Lucero. 5.Flix M. Tanco.

PAGE 209

DOMINGO DEL MONTE / 175 / 175 / 175 / 175 / 175 en el tiempo que la sirvi. Aunque tu no seas hombre de influencias para con el Sor. Pinillos,6 tal vez podras dirigir la de otros en bien de mi recomendado, y en este supuesto espero que lo hagas, agradeciendote infinito tu buena diligencia. Tambien te estimare que lo presentes a tus suegros, y que en los dias que este por all lo sirvas en lo que pueda ocurrirle, y lo obsequies como l se merece. Tuyo afmo amigo F. M. TancoCXXXIV CXXXIV CXXXIV CXXXIV CXXXIV20 de febrero de 1840 Mi querido Domingo: te doy las gracias por los $20 que le entregaste D. Anto Gutierrez los cuales, como ya te dije en la misma letra de cambio, te los devolver fines del mes. Tambien te doy las gracias por haberme suscrito la obra que me anuncias sobre el espritu de asociacion, que bastante falta hace entre nosotros, y que no dejar de ser muy trabajoso el formarlo por nra falta de buenos hbitos, y por otras mil cosas que hay y que no hay en esta venturosa colonia. Ya sabrs que se abri el colegio “La Empresa” dirigido por el apreciabilsimo Echeverria:7 tengo muchas esperanzas que el establecim.tose consolide y prospere si permanece al frente Echeverria, y le ayudan los demas profesores que ha traido de la Habana. Todo es de mi gusto, y cuidado que mi gusto en estas materias es muy dificil de contentarse como tu sabes. Pronto creo que se empezaran publicar en la Aurora las cartas de Badia sobre la cuestion de los bancos en los E. U. Conservate bueno, y adios: tuyo. F.8— — — — — — — — — — — Al Sor. d. Domingo del Monte. Suplicada 6.Claudio Martnez de Pinillos, conde de Villanueva, intendente de Hacienda. 7.Jos Antonio Echeverra, quien, segn afirma Calcagno, lo dirigi algn tiempo hasta que lo sustituy don Jos Miranda y al marchar ste a Espaa se hizo cargo de l don Eusebio Guiteras. Se refiere, como es sabido, al colegio “La Empresa” de Matanzas, uno de los ms famosos de Cuba. 8.Flix M. Tanco.

PAGE 210

CENT"N EPISTOLARIO 176 \ 176 \ 176 \ 176 \ 176 \CXXXV CXXXV CXXXV CXXXV CXXXV22 de febrero 1840 Mi querido Domingo: del 4 al 6 del mes entrante nos veremos probablemente, y si ntes no te he pagado los 20 pesos te los llevar en persona. Dime si es cierta la noticia que ha corrido aqu en estos dias de haberse embarcado el Gral. Espeleta para los Estados Unidos acompaado de D. Joaquin Gomez sobre lo cual hacen mil comentarios los curiosos. Dime tambien lo que sepas sobre el colegio de Georgestown por noticias de Leonardo, pues yo tengo mis sospechas de que el establecimiento est un poco atrasado en cuanto estudios y que los pupilos no se les trata en sus enfermedades con el esmero que se debe. Yo lo menos tengo una prueba de que el Colegio no es tan cumplido en todo, como crea por los informes de Picard, pues desde que Felicito entr en l que hace 8 meses, no hemos recibido una letra suya, y esto arguye mucha negligencia de parte del Sor. Presidente que ofrece en su prospecto que los muchachos escribiran sus padres, y yo suponia que seria mensualm.te el ofrecimiento, que no es mucho. Esta sola causa sera bastante para trasladar tal vez Felicito cumplido el ao en Georgestown al colegio de Nueva York donde estan los hijos de Gener, al de S.ta M.a de Baltimore del que me ha hecho muchos elogios Badia: comunicale esta noticia Man.l por si esta en el mismo caso que yo, y quiere que nuestros hijos esten juntos. Benigno Gener me ha ofrecido un prospecto del colegio de N.va York y segun tengo entendido ser muy poco mas la pension anual de la que hemos pagado en Georgestown. Adios: tuyo Flix — — — — — — — — — — Al Sor. D. Domingo del Monte. SuplicadaCXXXVI CXXXVI CXXXVI CXXXVI CXXXVI23 de feb.o 840 Mi querido Domingo: tu carta de hoy est ya contestada en la que te escribi ayer acerca del Colegio de Georgestown y de la falta absoluta de carta de Felicito en mas de 8 meses: por la tuya que contesto ahora veo que Manuel

PAGE 211

DOMINGO DEL MONTE / 177 / 177 / 177 / 177 / 177 est en el mismo caso que yo, y que tiene muchisima razon de estar incomodo y desesperado con la flema, por no decir otra cosa, del Sor Presidente y aun del Sor. D. J. B.ta Lasala, bien que este Sor no se ha dormido en la remision de las Cuentas de los pupilos. Yo estoy casi resuelto quitar Felicito del colegio donde est y trasladarlo otro de N.va York aunque me cueste mas caro, por las razones que te d en mi anterior, y que p.a Manuel deben tener la misma fuerza que para m. Vamos ahora otra cosa de menos interes, pero que no le falta su curiosidad literaria para los dos. Estoy leyendo una excelente historia de Inglaterra por Goldsmith anotada por Thiers, Barante, Thierry &a y traducida por M.me Alexandrini Aragon que la ha continuado hasta el reinado actual de Victoria: magnifica edicion de Paris en 4 tomos en 4to mayor y con lminas muy finas. Mis 20 pesos me ha costado, que tu me los prestaste, y se la ofresco al sor d. Domingo. Leyendo anoche el primer tomo, me encontr un pasage que yo deseaba verlo bien esplicado y bien autorizado para que no me quedara ninguna duda. Tu te acordars de una especie de disputa que tuviste con no se quien sobre si en los prim.os siglos de la hist.a de Inglaterra se habian vendidos esclavos ingleses llevados de su pas al mercado de Roma. Pues Sor. no queda duda que se vendieron en barracones lo mismo que nuestros negros. La hist.a dice que en el siglo 7.mo bajo la dominacion de los sajones pasando un dia el papa Gregorio —el— Grande por una plaza de Roma donde se vendian esclavos, vi entre estos, muchos graciosos nios de una belleza peregrina que le llamaron la atencion, y que preguntando, probablem.te seria al mayoral de que nacion eran, le contestaron que eran ingleses y paganos, lo cual esclam el Santo Padre con estas singulares palabras. Non Angli sed angeli forent, si ejsent christiani. Si fueran cristianos, no serian ingleses sino ngeles. Aqu tienes pues los ascendientes de Pitt y Caning, vendidos y azotados como muchos mandingas, carabales &a &a y en verdad que no valdrian mas de lo que valen hoy nuestros pobres africanos. Tuyo F.9 9.Flix M. Tanco.

PAGE 212

CENT"N EPISTOLARIO 178 \ 178 \ 178 \ 178 \ 178 \CXXXVII CXXXVII CXXXVII CXXXVII CXXXVII18 de Marzo 1840 Mi querido Domingo: nuestro amigo Navarro desea que tu le instruyas sobre los siguientes particulares. 1.ro Que sueldos tienen los empleados en la empresa del camino de hierro de esa ciudad Gines. 2.do Cuales son sus obligaciones. 3.ro Si el tesorero ha dado fianza, y de que cantidad. 4.to Si hay algun reglamento sobre estos particulares, y si lo hay le mandes una copia por mi conducto. Nada mas por ahora. Memorias todos los am.os, Rosita &a y adios: tuyo Flix Tenemos de Gob.r nuevo al coronel D. An.o Gaona que tu conoces.CXXXVIII CXXXVIII CXXXVIII CXXXVIII CXXXVIII23 de Marzo 1840 Mi querido Dom.o: ten la bondad de entregar mandar entregar la adjunta D. Anselmo Suarez. Este apreciable sugeto me ha escrito, manifestndome el deseo de entablar conmigo correspond.a literaria, y yo le contesto, como debes suponer, aceptando el honroso comercio que me propone de las letras peladas y no de cambio que seria lo mejor para l y para mi en esta nuestra tierra tan mercantil en mas de un concepto. Dile que por tu conducto le escribir siempre, como pude decirselo yo l en mi carta; pero se me pas por alto hacerle esta advertencia. Recib el Reglamento para el camino de hierro de la Habana Gines. Memorias Rosita y am.osy adios: tuyo F.10A Echeverria entregue la Meditaciones religiosas. 10.Flix M. Tanco.

PAGE 213

DOMINGO DEL MONTE / 179 / 179 / 179 / 179 / 179CXXXIX CXXXIX CXXXIX CXXXIX CXXXIX28 de Marzo de 1840 Querido Domingo: ten la bondad de mandar en el acto esa carta para Gonzalito. Dime si le has mandado la suya Surez, quien si ves le dirs que el Censor parece que revuelve mucho el papelito del Cura y el maestro de escuela para darle la licencia de salir al pblico. Hace sobre 20 dias que lo tiene en su poder. Memorias todos y adios: tuyo F.11Suscrbeme por mi cuenta la Revista del Siglo 19. Contstame el recibo de esta carta.CXL CXL CXL CXL CXL8 de Abl 1840 Mi querido Domingo: D. Manuel Saenz me ha suplicado que te escriba recomendandote no se que ofrecimiento que tu le has hecho. Cuando veas al amigo Suarez dile de mi parte que varias veces le he mandado de recado Gabilan recordndole el despacho de la carta del Cura y el Maestro de escuela y que ayer me mand decir con mi cuado que estaba masticndola y que dentro de dos tres dias me avisaria lo que le ocurriese en el caso, que era peliagudo para el concepto de l, digo yo, pues para mi nada tiene de particular censurable la epstola. Supongo que los Milaneses te habran llevado los art.os de Jos Maria de Crdenas sobre costumbres cubanas: mi me han gustado muchisimo y ojal se imprimieran. Con Clem.te12 te mandar un articulito mio que saldr maana en la Aurora sobre el Libreto13 de Martinez de la Rosa p.a los nios. Es una cosa ligera como lo es el mismo libreto que examino y critico= Con Gutierrez, que est aqu, te mandar los 24 pesos que te debo— No te olvides de suscribirme la Revista Britnica— Memorias Rosita que la supongo fuera de su cuidado, y adios tuyo Flix 11.Flix M. Tanco. 12.Clemente Blanco. 13.El original dice libreto, pero entendemos que se refiere al librito para nios escrito por Martnez de la Rosa.

PAGE 214

CENT"N EPISTOLARIO 180 \ 180 \ 180 \ 180 \ 180 \CXLI CXLI CXLI CXLI CXLI9 de Abril 1840 Mi querido Domingo: dime quienes son los contrincantes del Noticioso y Diario, D. Blas, el Curioso impertinente, y J. f. f.14 que es el que mejor escribe para mi gusto lo mnos y con ms gracia que los otros Sabes que nro amigo D. Pepe de la Luz es fastidioso en sus artculos de filosofia hasta la nausea, y que nuestro amigo Valle deberia desistir de la cuestion, que la van oscureciendo entre los dos fuerza de escribir? Vaya unas longanizas las de D. Jos, con notas y mas notas, latines y mas latines, parentesis y mas parentesis, ingles y mas ingles, frances y mas frances, y pesadeses y chocarrerias unas tras otras que no hay leyente que los pueda aguntar. Me estoy temiendo que algun eco llegue Paris, los oidos de M. Cousin y que cuando este hombre se instruya de lo q.e pasa entre Valle y Luz, sobre su doctrina, se ha de quedar como quien ve visiones por muchos motivos— Lo gracioso es, lo mnos para mi modo de ver las cosas, que al paso que se charla tanto de filosofia, se van introduciendo cargam.tos de Africa. Ayer, sin ir mas lejos, entraron en este p.to 450 negritos para D. Jos Bar; para estos negritos Loke y Cousin, estan identificados con D. Jos Bar— Y Luz y Valle estan identificados con los negritos— tuyo F.15CXLII CXLII CXLII CXLII CXLII10 de Abril 1840 Mi querido Domingo: all va mi art.o contra el libro de Mrnz de la Rosa que no vale nada: boberias del poeta granadino de bambalinas, como lo llama Gallardo, cuyas obras llevan gralmente el sello de la pulcritud y filetera del lenguage, la regularidad de los planes, y el comedimiento en las ideas; pero obras lnguidas, sin interes ni vida que no puedan leerse dos veces: asi me lo parece mi. Sabrs que ha venido una real rden para que se esta14.Se trataba de Juan Francisco Funes y Morejn, persona de notable cultura, nacido en Guatemala, quien falleci el 12 de Agosto de 1850, siendo profesor del Colegio del Salvador. 15.Flix M. Tanco.

PAGE 215

DOMINGO DEL MONTE / 181 / 181 / 181 / 181 / 181 blezca aqu una escuela de nios que propuso Oa; la dotan con 2000$ anuales que los paga por supuesto la R.l Hacienda— Veremos ver cuando se instala — Memorias y adios: tuyo F.16CXLIII CXLIII CXLIII CXLIII CXLIII1o de Mayo 1840 Mi querido Domingo: graciosa casualidad ha sido que cuando me escribes sobre el arto de De Maistre, precisam.te te lo mando yo para su publicacin. Es muy cierto lo que tu dices sobre el mrito de aquel arto; pero no todo en l es pura declamacion ni teologia: las faltas que le coge De Maistre Loke son ciertas; por egemplo las definiciones que d del tomo de la unidad, y de la solidez, es una de estas faltas que salta los ojos de cualquiera: la contradiccin de negar y probar q.e la materia es incapaz de pensam.to; y la suposicion por otro lado de que Dios pudo dotarla de inteligencia, es otra de las faltas que le coge De Maistre, muy bien cogida. Sobre estas faltas y sobre todo lo demas que contiene el arto que te he remitido, no es la autoridad la que decide sino la razn. En fin, si no te pareciere conveniente publicar el arto, rmpelo, y qudense las cosas como se estan, que segun andan ellas seria alborotar un nuevo avispero sin adelantar una linea en la cuestion— Memorias y adios: tuyo F.17— — — — — — — — — — — Al Sor D. Domingo del Monte Suplicada La carta pa Diego hazme el favor de remitirla la mayor brevedad— 16.Flix M. Tanco. 17.Flix M. Tanco.

PAGE 216

CENT"N EPISTOLARIO 182 \ 182 \ 182 \ 182 \ 182 \CXLIV CXLIV CXLIV CXLIV CXLIV2 de Mayo 1840 Mi querido Domingo: te repito en esta lo que te dije en la de ayer; que rmpas el papel que te mand contra Loke, pues yo no tengo empeo en que se publique. Pero si Filoleses18 al verle impreso, digera que los habaneros no sabian mas que traducir, copiar, y presentar autoridades en la cuestion, yo le contestaria que hta ahora l no ha hecho otra cosa que darnos las agenas y viejas ideas del Sensualismo, desledo en su mala prosa, y abrumadas de citas latinas, francesas, inglesas, italianas &a que aquello es una torre de Babel. Cuanto ha dicho Filoleses, es el eterno cuc y mas cuc de Iriarte, tomado de los autores que ha manejado de su devocin, contar desde nuestro maestro Felix Varela. Casi otro tanto puede decirse de los idealistas. La enseanza de Cousin no me parece que sea nueva. Es la profesion de f del Presbtero saboyano de Rousseau, est contenida toda como puedes verlo. En nro gran Padre S. Agustin, encontrars infinitas ideas, sobre lo que pertenece los sentidos, y lo que pertenece al alma. La conciencia hace el mismo papel en Rousseau que en Cousin. Pero que cansarte con citas. Desde Aristoteles y Platon, maestros de las dos escuelas, los argumentos de una y otra se han ido reproduciendo hta hoy con diversos vestidos. Yo, en cuanto he podido leer, esto es lo que he visto, sin preocupacion en contra ni favor de ningun sistema exclusivam.teCon toda esta retahila quiero decirte, que lo mismo da hacerle argumentos Filoleses nombre mio verbi gracia que nombre del conde de Maistre, porque en la sustancia seran los mismos argumentos. Consiste esta identidad como lo comprendera tu buen discurso, en la naturaleza del asunto de que se trata. Todas las teorias sistemas metafisicos descansan sobre una sola base: el origen de la idea. Cuestion obscurisima, y que lo sera siempre mientras no se decida la primera sobre la esencia del alma. Yo lo habia pensado asi, antes de leerlo en el conde de Maistre; pero como yo no soy sabio, profesor nadie se lo decia, porque me figuraba que era un disparate, y quien sabe todavia si lo ser, por mas que la proposicin sea de aquel profundo escritor— tuyo F.19 18.Seudnimo usado por Jos de la Luz y Caballero. 19.Flix M. Tanco.

PAGE 217

DOMINGO DEL MONTE / 183 / 183 / 183 / 183 / 183CXL CXL CXL CXL CXL V V V V V23 de Mayo 1840 Mi querido Domingo: mndame vuelta de correo mi novelita del Cura y te mandar la que tengo reformada, mucho mas larga, mas variada, y positivam.te mas entretenida como lo veras. Cuando te la remita, te dir lo que tengo convenido con Jos Ma de Crdenas, y el rden en que deben colocarse mis tres cuentos segun las pocas que se refieren, y el enlaze de los sucesos de las personas. Quisiera reformar Francisco, pero malo como est quiero dejarlo as por que es el cuento que mnos me ha gustado, y me ce pesadisimo corregirlo. Hazme el favor de contestarle tu hermano Pedro20 y empearte porque consiga lo que desea, que no me parece difcil. Memorias Rosita y los amigos y adios: tu amigo F.21NOTA: A continuacin de la carta CXLV—, y en el mismo pliego de papel aparece escrito por Domingo del Monte el siguiente borrador: 2o.— De lo dicho se deduce que no opinamos, con los SS Reyes y Cotilla que sea necesario mejor titulo de maestro los Ayudantes de las escuelas y colegios. El Secretario informa que no hay acuerdo de la Seccin sobre este punto, y lo celebramos. Porque nos parece que seria una traba intil pa que los Directores de los establecim.tos primarios de la libertad de escojer sus colaboradores, obligandolo sacarlos solam.tede la clase de Maestros recibidos. Bstale su cuidado de buscar personal propsito que lo ayuden; y teniendo estas la espectativa de alcanzar, segn sus merecim.tos el titulo de Maestro; redoblaran su celo y aplicacion, como que de ello depende la continuacin feliz de su aprendizaje, abriendose una carrera tan productora como honorifica— Despus que aprendan los ayudantes con la practica de 2 aos en una escuela el arte de ensear enhorabuena que se les expida entonces ttulo de maestro;— drselos al tpo. mismo que van comenzar su aprendizaje seria cometer una incongruencia antilgica. Mas arriba habran visto los S. Reyes y Cotilla que la Comision al desechar uno de los estremos de su proposicion, deja de exigir ttulos 20.Pedro del Monte y Aponte, residente en Matanzas. 21.Flix M. Tanco.

PAGE 218

CENT"N EPISTOLARIO 184 \ 184 \ 184 \ 184 \ 184 \ los ayud.tes, ha adoptado con algunas modificaciones esenciales el otro de que los maestros jvenes no puedan abrir escuelas hta. que hayan practicado en algun establecim.to pblico el no de aos que se fije. Mas no hemos tenido el mismo miedo que los Sres. la multitud de establecimientos de educ.n aunque sean efimeros, ni creemos que sea grande ni chico mal, el que se vendan y se compren y se traspasen unos otros, ni mnos juzgar que este trafico sea vergonzoso. Tan lcito lo consideramos como el mas lcito, pues no siendo ello, como todos los de empresa particular mas que el resultado una mera especulacin pecunaria, y no teniendo el maestro que pone una escuela otro medio de subsistencia que el ejercicio de la enseanza, nada tiene de estrao ni de pecaminoso que aquel quien le va mal en un barrio trate de trasladarse otro, vendiendo, permutando deshaciendose por cualquier otro pacto de su improductiva escuela— que es una industria sugeta como todas las de su especie, los vaivenes de la fortuna. Mas que tirania fuera el prohibir estas inocentes transacciones, y prohibirlas, y prohibir como pretenden que se pongan escuelas nuevas en barrio donde ya hay otra de antemano pa que los intereses de sus empresarios no se perjudiquen, es pretension incomprensible pa nosotros. La clase nunca, en ningun caso, so pena de renegar de su patrioticos principios podr en conciencia impedir que en la Habana ni en ningun punto de su provincia se establezca una nueva escuela; —porque demasiado le consta que por muchos esfuerzos que haga ella en ese particular y la Sociedad madre con sus escasos recursos unidos y el inters combinado de todos los empresarios de escuela, no lograr satisfacer las necesidades de enseanza primaria que se experimenta en ntra. isla— en lo interior mismo de la ciudad de la Habana: el Gobierno solo con sus inmensos medios y su omnipotente influjo y eficaz poder seria capaz de llenar aquel defecto. Entretanto que l se determina a hacerse cargo de esta obligacion, antes que poner trabas de ninguna clase establecim.to de nuevas escuelas, deberiamos apresurarnos a ayudar favorecer, saludar con nra. ms fervorosa bien venida al que por su bien particular, tratase de establecer un instituto de educacin primaria. Est en cuestion todavia si convendr n separarlos y aun la Sociedad patritica lo propuso en su programa de premios: nosotros opinamos que no, por la razon indicada y por que (establecer otro sistema) la autoridad no debe intervenir en estos arreglos interiores y econmicos por decirlo as de las escuelas que no le pertenecen al gobierno — Cuando este establezca y costee las suyas con los fondos publicos, que prescriba en ellas con minuciosa atencion hasta el modo con que han de sentarse en la escuela los alumnos pto que ellas son su propiedad y uno pude hacer de lo suyo lo que mejor le parezca con tal que sea sin perjuicio ageno; po.

PAGE 219

DOMINGO DEL MONTE / 185 / 185 / 185 / 185 / 185 Las restricciones que desean los S. R., C. poner la libertad absoluta de textos y metodos, admitida tan sabiam.te por la Seccion,— destruiria de un solo golpe las ventajas que produce dha. libertad: asi es que no consideramos22CXL CXL CXL CXL CXL VI VI VI VI VI27 de Junio de 1840. Mi querido Domingo: no deja de lisonjearme el juicio de M.me Merlin sobre el 2.do cuadro de mi Linterna mgica, el Nio Fernando, por dos razones, la 1ra porque es instruida y sabe lo que son estos primores juguetes del ingenio, y la 2.da porque viniendo ser casi estrangera en su misma patria, sus observacion.s son desinteresadas y sin preocupacion en cuanto yo le voy presentando la vista. No tengo ningun inconveniente en que le regales tu nombre el Nio Fernando y Francisquillo, y luego le regalars el Cura, no el que tiene Valle que es muy imperfecto, sino otro que yo te mandar, precioso Curita. Este cuento es el que se ha de poner 1.ro en la coleccion, y luego el del Nio Fernando, segun lo has de ver por los sucesos que refiero. Por manera que me esperars unos dias para que continuacion del prologuito principie el padre Cura, luego Fernandito y luego Francisquillo. Digo que principie porque seria muy conveniente y muy digno de una Condesa criada en Paris el que le regales una copia de la primorosa letra de Muoz. Con V. est en relacion con tan alto personage? Y que piensa esta Sra. de las cosas de Cuba? que piensa que siente sobre los negritos? Que es lo que ella cree sobre costumbres? Cuales su f moral y religiosa? Ser otro G. Sand cosa asi? Tiene la fatuidad noviliaria de sus paisanos? V. que es filosofo y observador entendido, tendr la bondad de instruirme sobre estos particulares y sobre todos los demas que le parezca, relativos M.meMerlin.23 En el entretanto queda tuyo como siempre tu amigo de provincia—24 22.Como se puede apreciar qued incompleto el texto de lo escrito, que sin duda se refera al proyecto presentado por Juan Justo Reyes y Manuel Cotilla, para modificar la autorizacin que se otorgaba por la Comisin de la Sociedad Econmica de Amigos del Pas para poder ejercer la enseanza. 23.Cuatro aos despus, en 1844, Tanco publicar con el seudnimo de Verfilo, un virulento ataque contra la Condesa de Merln en Diario de la Habana, al que contestar Luz y Caballero en defensa de la Merln, usando el seudnimo Fair-play. 24.Flix M. Tanco.

PAGE 220

CENT"N EPISTOLARIO 186 \ 186 \ 186 \ 186 \ 186 \CXL CXL CXL CXL CXL VII VII VII VII VIIM 13 de Agosto de 1840. Mi querido Domingo: se me figura que has de estar enojado conmigo, porque segun mis propias cuentas deb escribirte cuando supe la prdida de tu 3.r hijo,25 aunque tu nada me dijistes, y que no lo hize por puro olvido, y porque tambien he estado y estoy ahora mas ocupado con el correo diario, que no es cosa de venirme holgado el tiempo para otras ocupaciones como puedes considerar: estas han sido mis cuentas, y si las tuyas no han sido las mismas, me habr equivocado. Clemente26 me ha dado leer un papel tuyo sobre el foro, sobre los muchos foros que tenemos, el cual papel lo escribiste para la condesa de Merlin con otros varios relativos todos cosas de Cuba: muy bueno me ha parecido el tal papelito los tales apuntes, que no es otra cosa y mucho partido puede sacar de ellos la condesa, si escribe su viaje como yo lo supongo. Nunca me has hablado detenidamente sobre esta Sra. habanera como lo deseo para tener un juicio cabal de ella. He leido tu articulo “Exequias Escovedo” cosa muy sentida, muy sustanciosa y empapada con un espiritu picaresco que los mas de los lectores cubanos lo hemos entendido muy bien: los que no son cubanos, pero que hablan la lengua espaola, tambien lo habran entendido, pero unos y otros lo habran sentido de diversa manera.27Sabrs que estoy escribiendo una Memoria para presentarla el 15 de octubre prximo. Oportunam.te te la mandar con su oficio correspond.tepara que se la remitas al Sor. Director de R.1 Sociedad. Gurdame el secreto, porque no me conviene que se sepa que yo soy el autor, mejor dicho que me ocupo en escribir Memorias. Ten la bondad de decirle Jos Ramon Ruiz que me suscriba las obras de Larra impresas en Caracas y que por tu conducto le mandar los 3 pesos correspond.es al primer tomo que me remiti, y la contestacion su carta: que me dispense la demora la cachaza espaola que no podemos echarla puerta ajena: dile tambien que me permito juntarle alg.s suscriptores en Matnzas la obra citada. Adios y memorias los amigos: tuyo F.28 25.Se refiere a Gonzalo del Monte y Aldama que haba nacido en mayo de 1840. 26.Clemente Blanco. 27.No hemos podido localizar este trabajo de del Monte sobre Nicols Manuel de Escovedo, aunque suponemos que debi aparecer en agosto de 1840, cuando fue sepultado en La Habana el ciego ilustre. 28.Flix M. Tanco.

PAGE 221

DOMINGO DEL MONTE / 187 / 187 / 187 / 187 / 187CXL CXL CXL CXL CXL VIII VIII VIII VIII VIII14 de Agosto de 1840 Mi querido Domingo: ayer te escrib sobre varios particulares, y entre ellos sobre el que atae Jos Ramon Ruiz. A ste le entregars la adjunta y le diras de palabra que por d. Antonio Gutierrez recibir los 4 pesos del primer tomo de la obra de Larra, mejor dicho por t, pues Gutierrez creo que no sabe donde vive l. Sobre la noticia del prximo parto de mi muger que te han dado, dgote que no merece la pena el acontecimiento para habertelo comunicado: eso se queda bueno para los que esperan la paz y la felicidad de todo un reino, por el fausto preado de una reina, y que tal vez lo sobreviene una calamidad. Contestame mi carta de ayer, y dime si encargastes Pepe Alfonso las obras de Descartes y las lecciones de Cousin sobre Condillac. Ya sabras que los Milaneses,29 Toloncito30 y Villaverde31 tienen la licencia del gobierno para publicar un papel cada 15 dias con el titulo, la Guirnalda —32Adios tuyo Flix — — — — — — — — — — — Al Sor D. Domingo del Monte. SuplicadaCXLIX CXLIX CXLIX CXLIX CXLIX30 de Sebre 1840 Mi querido Domingo: tu aprobacion de todos mis frutos literarios me ha satisfecho tanto en todo tiempo, que no he necesitado la de otro para creer que he hecho algo bueno y digno de leerse y guardarse: asi lo pienso de mi Memoria. A Jos R. Ruiz le escribo para que cuanto ntes la mande Caracas, y que si fuese preciso para su impresion separada y no en los 29.Federico y Jos Jacinto Milans. 30.Miguel Teurbe Toln. 31.Cirilo Villaverde. 32. La Guirnalda no apareci hasta 1842, en Matanzas dirigida por Miguel Teurbe Toln y dedicada al bello sexo.

PAGE 222

CENT"N EPISTOLARIO 188 \ 188 \ 188 \ 188 \ 188 \ periodicos, gastar algun dinero, que entre tu y yo y nuestros amigos de la Habana y Matnzas reuniremos algunos cuartos. Si te parece, leele la Memoria Moris,33 Dom.o Andre y a Valle34 y basta porque no me conviene que circule mucho manuscrita— siempre tuyo Franklin35CL CL CL CL CLMi querido Domingo: hazme el favor de mandarme por el Vapor la Estadistica de Inglaterra de Moreau si la tienes y puedes mandarmela. Pronto la despachar y en el entre tanto apntala en tu curioso librito. Memorias por all, y adios: tuyo F.3613 de Nov.e 1840 Dime que hay de cierto sobre la noticia que aqui corre venida de la Habana, de la abolicion de los esclavos de la Isla negociada por el Gob.no ingles con el espaol: dime tambien si M.r Madden es el que ha llegado esa de consul.37CLI CLI CLI CLI CLIMi querido Domingo: tu carta de ayer me ha satisfecho sobre la duda en que estaba de quien seria el Cnsul ingles ultimamente nombrado para esa ciudad. Ahora me falta saber si es cierta no es cierta la noticia de la abolicion de la esclavitud en Cuba y Puerto Rico solicitada propuesta por el Gobierno ingles y en que trmino, si es que sabes pormenores sobre esta importante novedad. Tal espanto ha causado aqui la mera noticia, que ha 33.Esteban Moris. 34.Manuel Gonzlez del Valle. 35.Flix M. Tanco. 36.Flix M. Tanco. 37.Richard R. Madden estaba en La Habana desde antes de 1839, en 1840 fue relevado por David Turnbull.

PAGE 223

DOMINGO DEL MONTE / 189 / 189 / 189 / 189 / 189 habido sugeto, Flix Acosta mi vecino que estando para comprar Ingenio, ha desistido, y anda el hombre como si lo persiguiera alguna sombra de Africa. Gracias por la Estadistica y adios tuyo Felix 18 de Nov.e 1840 — — — — — — — — — — — — Al Sor D. Domingo del Monte Suplicada al Sor D. Ant.o GutierrezCLII CLII CLII CLII CLII21 de nob. 1840 (Toda esta fecha est escrita con tinta distinta a la de la carta) Mi querido Domingo: te pongo estas 4 letras para pedirte el papel sobre Leyes y Foros que trabajaste para M.me Merlin. El que le diste Clemente38 se ha estraviado entre mis papeles y no aparece ni vivo ni muerto: ocurro pues tu archivo para que me facilites una copia con que servir Casal39 que actualmente se ocupa en escribir una Memoria sobre el estado del Foro de la Isla, cosa muy buena hasta donde me ha leido y que le har mucho honor nro am.o Pepe. No dejes pues de contribuir con tus reflexiones la perfeccion de una obra tan necesaria y que hasta ahora no se ha tratado el asunto segun mi alcance con la estencion y profundidad que piensa tratarlo Casal. Tuyo— Flix 21 de Noviembre de 1840 — — — — — — — — — — — Al Sor d. Domingo del Monte Suplicada al Sor D. Ant.o Gutierrez 38.Clemente Blanco. 39.Jos Mara Casal.

PAGE 224

CENT"N EPISTOLARIO 190 \ 190 \ 190 \ 190 \ 190 \CLIII CLIII CLIII CLIII CLIII25 nov 840 (Toda esta fecha est escrita con tinta distinta a la carta) Mi querido Domingo: todas tus cartas han sido entregadas puntualmente. Estoy esperando tu papel sobre Foros para Casal,40 que le hace mucha falta para su Memoria de que te tengo hablado: tambien espero el 2.dotomo de la Estadistica de Inglaterra que es precisamente el que mas necesito. Sabras que en Cienfuegos se han levantado en gran nmero los esclavos y han puesto en conternacion la poblacion blanca: dicen que era un jibaro convinado con los esclavos de Trinidad donde tambien se sinti el movimiento insurreccional, segun lo escriben de all mismo. Sin embargo antes de ayer han entrado 400 del Africa por Canas, y vayase lo uno por lo otro. Adios y memorias, tuyo F.4125 de Noviembre 1840 — — — — — — — — — — — Al Sor d. Domingo del Monte Suplicada. 40.Jos Mara Casal. 41.Flix M. Tanco.

PAGE 225

DOMINGO DEL MONTE / 191 / 191 / 191 / 191 / 191CLIV CLIV CLIV CLIV CLIV25 dic. 1840 (con tinta diferente) Mi querido Domingo: el dador de esta carta es D. Ramon Corral Oficial 2.dode esta Real Estafeta que pasa esa capital ver su familia y divertirse las pascuas. A su regreso puedes mandarme con l los libros que supongo que habr traido para mi d. Jos Alfonso encargado por tu conducto; es decir las obras de Descartes y la impugnacion de Cousin Condillac. Nada mas ocurre y adios: tuyo F. M. Tanco Matnzas 25 de Dbre de 1840 — — — — — — — — — — — — Al Sor d. Domingo del Monte SuplicadaCL CL CL CL CL V V V V V Matanzas 28 de Dbre de 1840 Mi querido Domingo: en efecto que he surcido un articulo con el titulo de “Inglaterra y Colombia” dedicado aquella pobre patria que Dios me di y que en nada he podido serle til en sus grandes trabajos por constituirse en un estado racional, y en su contienda con Espaa. Contra mi costumbre de mandarte t todo lo que me ocurre al magin y lo traslado al papel, remit y regal al D.r Valle42 el consabido art.o, antes que tu lo vieras y examinaras y corrigieras, encargandole al D.r que te lo entregara para que lo leyeses lo mismo que todos los demas amigos (suyos) que mereciesen su confianza. Hcele el regalo al D.r porque este me ha regalado muchas veces sus obritas filosoficas y he querido darle una prueba de correspondencia regalandole yo mi papel. Echeverria43 lo ha llevado para darselo Valle y antes leerselo Pepe de la Luz por encargo 42.Manuel Gonzlez del Valle. 43.Jos Antonio Echeverra.

PAGE 226

CENT"N EPISTOLARIO 192 \ 192 \ 192 \ 192 \ 192 \ mio, pues Palma44 me ha dicho que Luz opina lo mismo que yo en lo que digo de los franceses ingleses. En lo adelante no volver faltar mi costumbre de remitirte t, ntes que nadie mis ovillejos pues no quiero oirte decir que mi cario hacia t se va enfriando, cosa que no ha sucedido ni suceder jams, ni permita Dios que suceda. Sobre este punto ya te he dicho que tengo la vanidad de creerme superior los que en igualdad de circunstancias que yo, te han hecho esguinces como mugeres olvidando el alto precio que tiene la amistad entre los hombres. Conservate bueno con Rosita, y adios tu fiel y viejo am.oFlix — — — — — — — — — — — — Al Sor. D.n Domingo del Monte Suplicada al Sr. d. Ant.o Gutierrez. — — — — — — — — — — — — Srvase V. mandarme la c.ta para Carrera, con las adicciones que le parezca. Remitida por su afmo. am.oA. Gutierrez 44.Ramn de Palma.

PAGE 227

DOMINGO DEL MONTE / 193 / 193 / 193 / 193 / 1931841 CL CL CL CL CL V V V V V I I I I IMatnzas 13 de Enero de 1841 Mi querido Domingo: ya sabia yo que mi art.o “Inglaterra y Colombia” habia de merecer tu aprobacin, porque se tus ideas en el asunto de que trato; y creo que todo hombre verdaderam.te ilustrado y de esperiencia, ha de ser mas ingles que frances, y ha de parecerle bueno mi papelito. Luego que lo acab, me ha ocurrido emprender la traduccion de las “Cartas sobre Inglaterra” del baron de Stael, que son una ratificacion completa de lo que yo digo. En la adjunta Aurora1 veras impresa la 1.ra Carta para dar una muestra de la obra los que quieren suscribirse: leela despacio, y castigala de todos los galicismos que tenga, y de otras faltas de estilo y lenguaje que adviertas. Si te parece conveniente reimprimirla en el Diario2 y Noticioso3p.a ganar suscriptores ser un favor que te agradecer— esperando que igualmente me digas si apruebas no la empresa de traducirlas, y si tendr suscritores, para costear la impresion ah y ganar si quiera para una casaca. Cuando te parezca puedes remitirme la cuenta de los libros que ha tenido la bondad de traerme D. Jos Alfonso, quien daras mis afectuosas memorias. Los que t te ha trado, los ir leyendo mas adelante cuando tu hayas concluido, y me hayas dado tu parecer sobre cada uno— Te doy las gracias por la “Historia de Venezuela” que me regalas: voy leerla con mucho gusto. Ya sabes que tengo un hijo mas muy parecido Pepito4 y muy servidor de vuestramerced y de mi Sra. d. Rosita, como igualmente del Sr. d. Domingo y de su Sra., quienes lo ofreceras de mi parte y de la de Isabelita— 1. La Aurora de Matanzas. 2. Diario de la Habana. 3. Noticioso y Lucero. 4.Tanco tuvo cuatro hijos: Flix, Jos, Isabel y Nicols.

PAGE 228

CENT"N EPISTOLARIO 194 \ 194 \ 194 \ 194 \ 194 \ Hazme el favor de entregar las adjuntas Valiente y Oss y de repartir las Auroras entre los amigos para quienes van rotuladas. Adios tu amigo verdad.oFlix No va la carta de Valiente hta. maana— — — — — — — — — — — — — — — — — — Al Sor. d. Domingo del MonteCL CL CL CL CL VII VII VII VII VIIMatnzas 27 de En.o 1841 Mi querido Domingo: con d. Ant.o Gutierrez te devuelvo la Estadistica de Inglaterra, y brrame de tu manual de libros prestados. Con el mismo quisiera mandarte tambien la Aurora de maana, que ya estar tirada ahora que son las nueve de la noche, y en ella sale la luz la 2.da carta del baron de Stal; pero no hay tiempo y te la mandar por el correo de maana, con 4 6 mas para que repartas: la Censura me las va dejando pasar sin decirme una palabra, y estoy sorprendido de la conducta del Sor. Gavilan:5dios se lo pague. Hazme el favor de entregar Jos Ramon Ruiz los adjuntos papeles, y darle las gracias en mi nombre: dile que por el correo de maana le escribire y remitire la carta bajo tu cubierta. Y mi papel sobre Colombia? Dime si se lo has entregado Valle,6 lo mismo que Diego7 la Aurora que mand para l. Memorias y adios: tuyo F.8— — — — — — — — — — — — — Al Sor. d. Domingo del Monte Habana Suplicada al Sr. d. Ant.o Gutierrez 5.Manuel Gaviln. 6.Manuel Gonzlez del Valle. 7.Diego Tanco. 8.Flix M. Tanco.

PAGE 229

DOMINGO DEL MONTE / 195 / 195 / 195 / 195 / 195CL CL CL CL CL VIII VIII VIII VIII VIII28 de En.o 1841 Mi querido Domingo: van 8 Auroras que contienen la 2.da carta del baron de Stal para que las entregue sus titulos, mnos una que como veras, es para t. Mas adelante te mandar una lista de suscriptores de la Habana, mejor dicho de personas que yo deseo que se suscriban ah. Tengo ya hecha la cuenta con Casal,9 mi compaero en la empresa, y vamos aventurar un capitalito que tenemos reunido de 400$, con la esperanza de ganar 200, cuando menos 150 pesos: s que correremos gran peligro de perder; pero asi sucede regularm.te con todas las especulaciones, y siempre es preciso aventurarse para probar— Que no te se olvide mandarle Diego10 su Aurora, que te remito para l y la 1.ra que te mande anteriorm.te. Contstame y adios: tu amigo el —Estafetero—11CLIX CLIX CLIX CLIX CLIX6 de Febrero de 1841. Mi querido Domingo: aunque me metes miedo en mi empresa con Casal12de traducir imprimir por nuestra cuenta las Cartas sobre Inglaterra, yo sin embargo voy probar suerte comprometiendo cuanto bicho viviente conozco, y conozcan mis amigos, suscribirse con 2 pesos cuando mnos 14 r.s por cada ejemplar la rstica. Por supuesto que cuento con tu ayuda eficaz, recogiendome gente, y recomendando la obra, como ella se lo merece en realidad— Cuando est holgando en tu estante el M.r Pedro Leroux, impugnador de Cousin, ten la bondad de enviarmelo por ac para tenerlo ocupado unos cuantos dias, y ajustarle las cuentas en presencia de su mismo adversario— Y que me dices de la alocucion, proclama, bando, Encclica, Carta, como quieran llamar, el papel de la Regencia los habitantes de aquende el mar sobre leyes especiales? Esto me recuerda una ancdota de la historia de Venecia que la tengo marcada en el libro por curiosa. 1 9.Jos Mara Casal. 10.Diego Tanco. 11.Flix M. Tanco. 12.Jos Mara Casal.

PAGE 230

CENT"N EPISTOLARIO 196 \ 196 \ 196 \ 196 \ 196 \ Siendo Dux de Venecia Sebastian Ziani (siglo 12) trat este de hermosear la plaza de San Marcos, y al efecto orden demoler una Iglesita vieja que la afeaba; pero como era punto que tocaba la religion, se solicit el permiso del Papa, que se yo cuantos— que otorg la licencia— Sin embargo de esta autorizacion, quedaron muchos escrpulos en el pueblo, y para quitarselos radicalmenete, se dispuso que todos los aos se hiciere una ceremonia pblica en la mencionada plaza, que era la siguiente: El Dux acompaado de su consejo y embajadores estrangeros, iban hta. el punto donde estubo la Iglesita, y all los recibia el cura de la parroquia con muchos clrigos— Colocados frente por frente los dos squitos, se adelantaba el cura dirigendose al Dux, y le decia estas palabras. “Yo os suplico serenisimo Sor, que cuando sea de su gusto mande reedificar mi pobre iglesita. Y el Dux le contestaba “El ao que viene” — Esta ceremonia se estubo practicando en Venecia ¡¡600 aos!!!! Aplica la historieta las leyes especiales— y est resuelto el problema— D. Ramon de Armas, sndico de ese ayuntam.to y que se ha hecho amigo mio, profesa el principio que me ha comunicado varias veces, de que esperar algo de lo prometido, y lo conveniente Cuba del gobierno de Espaa, es ser retrgado y mentecato; y no esperar, es pertenecer al progreso— me parece que el muy ladino camageyano, tiene razon— Basta de bromas y de cuentos y — adios: tuyo Sancho—13Dime si mi papel sobre Inglaterra y Colombia esta ya en poder de Valle14 y si este le ha dado una copia Ruiz15 para mandarla Caracas— — — — Contstame.CLX CLX CLX CLX CLX1.ro de M.zo 1841 Dgame el Sor. d. Domingo en primer lugar si viene no viene M. Pedro Leroux segun su ltima carta: en segundo lugar me dir si es cierto que hayan llegado a esa ciudad unos papeles de Sagra16 y Saco,17 es decir perro 13.Flix M. Tanco. 14.Manuel Gonzlez del Valle. 15.Jos Ramn Ruiz. 16.Ramn de la Sagra. 17.Jos Antonio Saco.

PAGE 231

DOMINGO DEL MONTE / 197 / 197 / 197 / 197 / 197 y gato, defendiendo el uno la abolicion de los negros esclavos de Cuba y Puerto Rico, y el otro segun me han dicho, combatiendola, aunque no se en que trminos: los papeles susodichos me han asegurado que los tiene d. Jos Arango, con que ya ves que si quieres me puedes proporcionar su lectura devolviendotelos inmediatamente. Yo estoy adobando un art.o sobre el asunto, mi manera, y te lo mandar cuando lo haya concluido. Dale mil afectuosas espresiones Pepe Alfonso18 &a &a y adios tuyo F.18a— — — — — — — — — — — — Al Sor. d. Domingo del Monte Habana Suplicada al S. d. Ant.o GutierrezCLXI CLXI CLXI CLXI CLXI5 de Marzo de 1841 Mi querido Domingo: recib la tuya con la adjunta para tu suegro que con otra para D.a Rosa que he sacado de lista, se las he remitido bajo una cubierta por la casa de los Sres. Rodriguez y la Orden. He visto el papel de Sagra, que lo considero como una abreviatura de la cuestion, aunque fundado cuanto dice en el tratado y en los hechos: no tiene contestacion. Lo que dice el camastron de Oliban19 ya se sabe lo que es, gritos, insultos, y absurdos. Aqui los hacendados parecen unos caribes y unos poseidos del demonio, segun sus palabras de sangre y muerte contra los abolicionistas y la Inglaterra toda, que quisieran, que fuese una cosa fcil de coger y hacer diez mil pedazos (Palabras del Sor. oidor honorario d. Flix Acosta, mi vecino.) ¡Rabia impotente! Son la hora mi querido Domingo y no hay mas remedio que la resignacion: el hecho de la actual emancipacion de los esclavos negros en la cristiandad se ha de realizar como el hecho de la libertad de los otros esclavos blancos de la edad media: Hecho que es una ley natural que no puede mnos de cumplirse, por la a 18.Jos Luis Alfonso. 18a.Flix M. Tanco. a 19.Alejandro Olivan.

PAGE 232

CENT"N EPISTOLARIO 198 \ 198 \ 198 \ 198 \ 198 \ sencilla razon y nica de que es la ley natural, y no hay mas que discurrir en el asunto. Ya est en mi poder la obrita de Leroux, y he empezado leerla: hazme el favor de encargarme una por medio de Pepe Alfonso:20 y las lecciones de Cousin contra Condillac, que le encargaste para mi anteriormente. Ayer bautiz mi 4.to hijo que se le ha puesto el nombre de Nicolas por su tio mayor por p.te de padre, que es hoy contador de hacienda en Bogot— Dime si Ruiz (J. R.n) tiene ya el art.o de Inglaterra y Colombia para remitirlo Caracas. El tal d. Jos R.n es una completa maula: despues que me ha seducido para que le entregue mis papeles, ni me da cuenta de ellos, ni me acusa el recibo de mis cartas: despues dir que yo soy el aptico y olvidadizo. Adios tu amigo FlixCLXII CLXII CLXII CLXII CLXII10 de Marzo 1841 Mi querido Domingo: deseo que me digas lo que te pregunt en mi anterior, sobre si tenia ya copia de mi art.o “Inglaterra y Colombia”, Jos R. Ruiz que regal al Dr. Valle,21 para que el dicho Ruiz la remitiera Caracas donde debe imprimirse en algunos de los peridicos que all se publican. Hasta ahora nada se de mi papel que no lo escrib ciertamente para que se quede guardado en la Habana, sino para que circule por aquellas regiones donde naciera el autor. Ahora voy mandar una copia Bogot, por la via de Nueva York y quiz otra Cartagena, porque tengo vivo deseo que mi opinion se difunda en toda Colombia donde los ingleses han tenido siempre simpatias en el pblico y yo quisiera estenderlas y arraigarlas profundam.tey que el espiritu frances no hallra cabida y fuera rechazado por todas partes: yo me entiendo, y Dios me entiende; y tu tambien me entiendes, y creo que piensas como yo en el particular— Y que me dices del nuevo Podest que no ha venido de la Metrpoli? Dicen que es filosofo, humano, liberal, desinteresado, ntegro, &a &a de 20.Jos Luis Alfonso. 21.Manuel Gonzlez del Valle.

PAGE 233

DOMINGO DEL MONTE / 199 / 199 / 199 / 199 / 199 suerte es y de manera, que no tendremos nada que apetecer, Dios mediante, y S. Cristval gigante, para nuestra felicidad: amen. Escrbeme y memorias: tuyo F.21aDime que tal es la obra de Tapia, “Hist.a de la civilizacion espaola” si la has leido—CLXIII CLXIII CLXIII CLXIII CLXIII2 de Abril de 1841 Mi querido Domingo: la adjunta de Jos M. Angulo, me la ha leido l mismo y me parece acertado lo que te propone. No dejes de hacerlo pronto para aprovechar el miedo que estan produciendo las actuales circunstancias en los hacendados pralmente. Tu representacion est muy buena, aunque la materia demandaba mas brio y desembozo en la esposicion de la idea; para presentarla muy clara al hombre nuevo que acaba de tomar el mando de la Isla; pero esto mismo tal vez te oblig usar de comedimiento y cortesia en las palabras porque ese hombre nuevo puede estar prevenido preocupado favor de la trata Con Echeverria22 tal vez te mandare los 17$ que segun Palma23 me cuesta la obra de Descarte y las lecciones de Cousin. He leido muy despacio Pierre Leroux, y tiene argumentos poderosos contra su adversario, mnos contra Jouffroy, Pierre Leroux establece su sistema, y todo lo que no empate con este sistema, le parece absurdo. En fin, la metafisica, como dice Villemain, se parece la tela de Penelope, que despues de acabada se volvia empezar— Pronto te mandar mi papel sobre abolicion y hars de l lo que te parezca mas conveniente tuyo— F.23aBadia es diputado crtes por Tarragona. 21a.Flix M. Tanco. a 22.Jos Antonio Echeverra. a 23.Ramn de Palma. 23a.Flix M. Tanco.

PAGE 234

CENT"N EPISTOLARIO 200 \ 200 \ 200 \ 200 \ 200 \CLXIV CLXIV CLXIV CLXIV CLXIV6 de Abril de 1841 Mi querido Domingo: con Echeverra24 deb mandarte los 17$ de mi cuenta de libros que ya sabia que era esta la cantidad por Palma,25 ntes que me lo comunicaras en tu carta de ayer; pero mi clculo sali errado porque cuando sali el director para esa no era posible que yo tuviese los 17 pesos disponibles para el pago de los libros: hoy por hoy no los tengo tampoco, teniendo en cama con calenturas Isabelita y Pepito, y la prim.a de algun cuidado que te aseguro que nos trae Isabel y m en una inquietud perptua. Sin embargo dentro de 8 dias recibirs la onza, y si buenam.tepuedes entrgasela de tu bolsillo Alfonso,26 te lo agradecer y te la deber t. Me parece que dentro de 15 dias me voy con toda la familia Cres por un mes. Mi hija Isabelita necesita de campo para restablecerse completam.te, pues en este mom.to en que te escribo se halla libre de peligro, habiendose declarado sarampion su enfermedad que es una terminacion feliz segun el mdico. Adios: tu amigo F.27— — — — —— — — — — — — Al Sor. d. Domingo del Monte Habana Suplicada al Sor d. Ant.o GutierrezCLXV CLXV CLXV CLXV CLXV8 de Abril de 1841 Contstame esta carta— Mi querido Domingo: ayer se me ha presentado M.r Lockins28 hacerme una visita de parte de M. Turnbull29 cnsul de Inglaterra en esa ciudad, y 24.Jos Antonio Echeverra. 25.Ramn de Palma. 26.Jos Luis Alfonso. 27.Flix M. Tanco. 28.Se refiere al Secretario del cnsul ingls que se llamaba Francisco R. Cocking. 29.David Turnbull.

PAGE 235

DOMINGO DEL MONTE / 201 / 201 / 201 / 201 / 201 entre otras cosas de que hablamos fue una la de los deseos que tiene el referido M. Turnbull de tratarte, para lo cual solicitaba de mi una carta de introduccion teniendo entendido que era yo unos de tus mejores amigos y que abundabas en mis sentimientos y opiniones sobre esclavitud. La precipitacion conque se ha vuelto esa cuidad M.r Lockins no me di lugar mandarle la carta que desea; pero no siendo tu ningun Prcer del reino quien sea preciso guardarle miramientos y atenciones, para presentarle un caballero ingles ilustrado, que tiene intimas relaciones con uno de los prals. personages de Inglaterra el lord Parlmerston, no he dudado un punto en escribirte esta carta, para suplicarte que me hagas el favor de ir la casa de M. Turnbull y darle el gusto que desea de hablar contigo, y en quedar relacionados y confraternizados los dos, como hombres de unos mismos pensamientos y elevacion de miras. Otra de las cosas por que deseaba tu trato el citado cnsul era por pedirte una copia de la representacin que has hecho al Capitan gral. nombre de varios vecinos de esa, pidiendole la persecucion del contrabando de esclavos, la trata de Africa; y teniendo yo la facilidad de proporcionarsela, le he mandado regalada mi nombre la copia que enviaste J. M. Angulo30 por mi conducto. El M.r Lockins est propuesto por Turnbull para cnsul en esta ciudad: es sugeto muy instruido, habla muy bien el castellano que lo aprendi en una residencia de 12 14 aos en Carcas donde se cas con una caraquea, que tambien habla el ingles como su marido. Este M. Lockins pertenece la Gran Sociedad de abolicionistas de Inglaterra, que la preside el Principe Alberto esposo de la reina Victoria. La sociedad se ha propuesto en sus tareas la emancipacion de todos los esclavos negros que hay en el mundo, y no cede un punto en su propsito. La resistencia, dice, M. Lockins produciria en Cuba consecuencias desgraciadas: palabras suyas, que no dejan de infundir pavor porque pueden anunciar un plan ya hecho y decretado en Inglaterra contra la isla de Cuba, si aqu se piensa se delira en resistir. M. Lockins me ha contado que M. Turnbull escribi una enrgica carta al Cap.n Gral Valdes de 4 pliegos sobre la trata, y que el Gral se la ha contestado, con mucha impolitica y desatencion que han irritado M. Turnbull, y ha dado cuenta su Gobierno, sobre esta conducta del Gral: all veremos el resultado de este choque, y de otros varios que ha tenido el cnsul con el mismo Valdes sobre reclamaciones de negros. Si ahora no nos lleva el diablo dgole V. que ya estamos seguros para toda la vida. Espero que le hagas la visita mi amigo Turnbull, y solicites la casa de M. Lockins para que nombre mio le hagas tamb.n otra visita: te gustar mucho su trato y su instruccion. Adios: tuyo F.31 30.Jos Miguel Angulo. 31.Flix M. Tanco.

PAGE 236

CENT"N EPISTOLARIO 202 \ 202 \ 202 \ 202 \ 202 \CLXVI CLXVI CLXVI CLXVI CLXVIMatnzas 22 de Abril 1841 Mi querido Domingo: el Presbitero D. Bernardo Ant.o Llaneza debe presentarse t recibir la adjunta para l y ademas 10 pesos 4 r.s con que hemos contribuido Corral32 y yo para libertar la iglesia catlica que administra Varela en N.va York de car como si digeramos en manos de Lutero, (as cayeran todas las que existen, que ganaria la religion), y no teniendo la mano los 10 pesos 4 r.s he de merecerte que me lo suplas hata. el dia 2 del prximo entrante que estar en esa con toda la familia, y te pagar ademas los 17 pesos de los libros que me trjo Alfonso.33 Mi viage al campo ya no es tu ingenio, sino al cafetal de Bernardo Gallol en Alquzar por un mes, consultando en esta variacion la conveniencia de permanecer 8 dias en S. Ant.o de los baos para que se bae la chiquitina en su famoso rio, conforme al consejo del mdico Dueros. Nos veremos un rato el lunes 3, pues el 4 debo seguir para el Bejucal, parlaremos un poco y te pagar los 27 p.s 4 r.sMemorias Rosita &a y adios: tuyo Flix Si el presbitero Llaneza no fuese tu casa, me hars el favor de solicitarlo en casa de d. Jos de la Luz y entregarle mi carta y los 10 pesos 4. r.s de mi limosna y la de Corral.CLXVII CLXVII CLXVII CLXVII CLXVII28 de Julio de 1841 Buen viage mi querido Domingo: ya se que Rosita no se aviene vivir sola en los E. U. y que esta es la causa de tu viage, el que me parece muy puesto en razn, y que yo lo haria en tus circunstancias. Dime en que dia te embarcars probablemente, y cuanto tiempo calculas permanecer en Nueva York; te hago estas preguntas, porque me parece la ocacion de tu viage la mas oportuna para imprimir all mi Linterna mgica. Actualm.te estoy co32.Francisco del Corral, que public algunos versos hasta 1834, despus se aisl y solamente se trataba con pocas personas. 33.En este caso no sabemos si se trata de Jos Luis o de Gonzalo Alfonso.

PAGE 237

DOMINGO DEL MONTE / 203 / 203 / 203 / 203 / 203 piando el Cura, cuento que lo he engrandecido, y desarrollado mas el carcter del protagonista, como veras. Estando tu en el norte la impresion saldria correcta y esmerada, y tal vez seria fcil ponerle una estampa elegida por t, — cada cuento. Contstame, y adios: tu amigo Flix——CLXVIII CLXVIII CLXVIII CLXVIII CLXVIII20 de Nov.e 1841 Mi querido Domingo: con Juan Posada te remito esta carta y la novela del Cura reformada y mas estendidas sus dimensiones para caracterizar mejor que estaba ntes, al protagonista el padre d.n Salvador Bolero. En el cuento veras intercaladas algunas reflexiones mias nacidas naturalmente de la ocasion de los sucesos que voy relatando; para el concepto de los lectores melindrosos escrupulosos, que quieren atemperar el rden con el desrden, la crtica suave y moderada con el esceso de la corrupcion que pide por lo mismo la personalidad y la causticidad; aquellas reflexiones pareceran demasias del autor que deben suprimirse; mas el autor no las cre tales, mnos de que no le convenzan con buenas razones de lo contrario, en cuyo concepto las borrar. A la novela del Cura debe seguir la del Nio Fernando como una continuacion segunda parte segun lo veras cuando te la remita, igualmente corregida y adicionada. Sobre lo que me dices del informe de Navarro,34 no cabe duda: mucho de Dios necesita el hombre que poseyendo esclavos, se atreve tener y espresar opinion y sentimientos contra la esclavitud; usara por el contrario de las mayores argucias, de las mas refinadas sutilezas favor de su interes contra los principios de razon y justicia, que por otra parte reconoce y profesa y los proclamar en otras circunstancias que no combatan aquel interes. Noventa negros esclavos tiene nuestro informante que representan 40 mil pesos: esta es su causa nica: en ella est la causa de la patria segun l se la figura y la esplica: la causa de la humanidad est subordinada la primera, y esto si es un mal, es un mal necesario, que lo ha traido el tiempo: asi se esplica el mismo Navarro, y con tales ideas estendi su informe, que nos ley Casal, Angulo y m, y que tuvo la docilidad de moderar algunas espresiones por indicacion mia, contra los negros y contra el Gob.no ingles. 34.Bernardo M. Navarro.

PAGE 238

CENT"N EPISTOLARIO 204 \ 204 \ 204 \ 204 \ 204 \ Sabras que el cnsul M. Turnbull y un amigo y compatriota suyo M. W. Goff estubieron aqu dos dias, para seguir Crdenas una diligencia importante. Se hosped en el nuevo Hotel del comercio de un tal M.r Babin donde parece que estubo reconociendo dos tres negros, que sirven en el dicho hotel, naturales de Jamayca sobre si eran libres esclavos, y quien era su amo; como se llamaban, y cuando y como haban venido la isla de Cuba. Estas indagaciones nacan de que M. Turnbull, tiene encargo de su Gobierno de averiguar el paradero de unos 30 40 negros ingleses libertados en Jamayca, y que su amo un tal M. Forbe los import a la Isla de Cuba como esclavos, y con ellos ha fomentado un cafetal inmediato Crdenas: M. Turnbull tuvo noticias que en el Hotel existian algunos de aquellos negros, y se fue en derechura practicar sus pesquizas que no s el resultado que tendrian. No faltaron personas que observaran al cnsul y pareciendoles sospechosa su conducta, le dieron parte inmediatamente al Gobernador, el cual, con no menor presteza siendo dueo de un ingenio, mand la posada al Mayor de plaza, con un escribano para prevenirle al cnsul que se presentara, exigiendole el pasaporte que no trajo= Estas circunstancias por un lado, y cuentos de los chismosos por otro, y el no haberse presentado el cnsul la autoridad, pues se embarc al sig.te dia para esa en uno de los Vapores, fue bastante causa para sumariar M. Turnbull por el Gobernador, tomando declaraciones varios vecinos hacendados que me han puesto al hombre de vuelta y media: el sumario lo llev un oficial, todo bien exagerado y ennegrecido fin de que el capitan gral., le d su pasaporte cuando mnos, ya que no lo arreste, y lo mande presidio, le mande dar garrote como opinan los mas entendidos y cultos vecinos de esta poblacion: se supone que Matanzas medio se alborot, se constern, y andaban los pobrecitos hacendados, gente inocente y buena, tan sobresaltados, que daba grima el oirles sus naturales desahogos y lamentos. A M. Turnbull le dediqu mi consabida Memoria, quitada toda la parte sarcstica contda la R.l Sociedad, y con algunas curiosas aadiduras: me alegraria que la volviese leer: M. T.35 dice que la va traducir al ingles, y que de este modo circulara entre nosotros sin peligro del autor. Memorias Rosita &ay adios: tuyo F.36 35.Mr. Turnbull. 36.Flix M. Tanco.

PAGE 239

DOMINGO DEL MONTE / 205 / 205 / 205 / 205 / 205 Me haces el favor de remitir la adjunta [roto el original] Juan B. Lasala— — — — — — — — — — — — — — Al Sor. d. Domingo del MonteF. Tanco Habana1840.4137Suplicada al Sor D. Juan Posada.CLXIX CLXIX CLXIX CLXIX CLXIXMat.s 13 de Dbre de 1841 Mi querido Domingo: adjunta va una letra de 102$ para que te cobres por un lado los 27 de deuda anterior, y los 68 que ltimamente me diste en esa ciudad, que componen ambas deudas 95 pesos: quedan mi favor 7 pesos, con los cuales me comprars los Fragmentos de filosofia de Cousin en la libreria de Casas que los dej ajustados en 6 pesos, si mal no me acuerdo, y el Traductor de Capmany en 12 r.s; por manera que tendras que prestarme 4 reales para pagar esta ltima obrita. Te remito esa carta que he recibido de Badia38 contestndome una que le escrib muy larga sobre la cuestion de trata y abolicion de esclavos. Badia opina con aquella racionalidad de comerciante, y de comerciante catalan; con aquella tranquila medrosa prudencia de quien tiene intereses que perder en la Isla adquiridos su mayor parte con el trfico Tambien te remito el informe de Navarro39 para que te quedes con l, si M. T....,40 no lo necesita porque ya lo tiene, segn creo que me dijiste. Item: te remito esos papeles de Puerto Pre que me mand Orozco,41 sobre una improvisada conspiracion salida del cerebro de d. Carmelo Martinez Teniente de Gobernador de aquella ciudad, y achacada los infelices camageyanos, para deducir de aqu el muy bribon, asensos, honores, cruces, &a: juego viejo como ya sabes, que produce tan felices como infames resultados los promovedores de la misma estofa de D. Carmelo. 37.Es una nota de del Monte en el reverso de la carta. 38.Jaime Bada. 39.Bernardo M. Navarro. 40.Mr. Turnbull. 41.Anastasio Orozco y Arango.

PAGE 240

CENT"N EPISTOLARIO 206 \ 206 \ 206 \ 206 \ 206 \ Con equivocacion te dije que la letra es de 102 pesos, siendo de 290: deb decirte que en ella van inclusos los primeros para pagarte los 95 pesos. Tu carta sobre mi cuento del Cura la he leido despacio y apruebo tu critica, autorizandote para que hagas lo que te parezca del tal cuentecito. Yo me ocup el ao de 37 en este pasatiempo como un desahogo de mi mal humor contra las cosas que pasan— Hazme el favor de pedirle M. T. ...42 mi Memoria, y vuelvela ler con detencion por si te ocurre alguna cosa que aadirle suprimirle otras que no convenga decirlas. No dejes de escribirme de cuando en cuando y dame noticias. Memorias Rosita de Isabel y mias, y adios: tuyo de corazon Flix Luego que hayas leido los papeles de Pto. Pre., me hars el favor de mandarselos Juan Orozco, pues asi me lo encarga su hermano Anastasio, despues de leidos por mi. 42.Mr. Turnbull.

PAGE 241

DOMINGO DEL MONTE / 207 / 207 / 207 / 207 / 2071842 CLXX CLXX CLXX CLXX CLXXMatnzas 29 de Enero de 1842 Mi querido Domingo: te escrib al ingenio Sta. Rosa preguntndote por la salud de tu hijo Miguelito, y cate Vmd. que aguardando la respuesta me dicen ayer que habias llegado esa ciudad con tu chiquitin ya bueno, cuya noticia la hemos celebrado Isabel y yo. La adjunta de Manuel1 para ti, me la ha mandado abierta para que vea las temeridades de Pepe Alvarez. Manuel tiene muchisima razon; y me parece que debias escribirle Pepe sobre el particular de la adjudicacion de los negros que solicita el segundo, que es justa. Dentro de seis ocho dias te mandar una carta mia para que la remitas Lndres sobre el mismisimo tema de tu papel. Por la adjunta Aurora veras que se han hecho cargo de su redaccion, Palma y Betancourt: el 1.ro gana $50 y el 2.do 60: tienen de adjuntos contra mi opinion y el gusto de ellos, Michelena el farmacpola de la calle de Oa, y un tal Escalada (gallego) molinero de arroz: ambos coasociados son dos zopencos de primera linea; que yo no s como Romero los ha admitido contra la reputacion del peridico. Nada mas tengo que comunicarte: me alegrar que siga bien Miguelillo y Rosita, y adios: tuyo tu amigo Flix Hazme el favor de entregar la adjunta Ruiz,2 y decirle que por el Vapor Almendares le remito un paquete con las obras de Larra.CLXXI CLXXI CLXXI CLXXI CLXXIMatnzas 31 de Enero de 1842 Mi querido Domingo: por el Carp de Hauja que lleg ayer de Nueva York ha venido esa carta que te remito. La mia para M. W.m Harting del comercio 1.Manuel del Monte y Aponte. 2.Jos Ramn Ruiz.

PAGE 242

CENT"N EPISTOLARIO 208 \ 208 \ 208 \ 208 \ 208 \ de Lndres la llevar probablemente Clemente Blanco. Muchisimo deseo leer la disertacion contra la libertad de los negros que me dices ha escrito, Pepe Pealver,3 que cierto, como la mejor pluma de la banda de los negreros, lucir sus sofismas y disparates satisfaccion de ellos; pero si quieres ver hecho trizas el papelito del tio Pepe, echmelo para ac, que yo te prometo, y lo digo sin pizca de vanidad, que lo he de dejar tan la vergenza pblica, como los negros que azotan en el poste de la plaza vieja: tan perdida y tan infame es la causa que defienden l y los suyos; ces ames de Coue; como decia Chateaubriand sin razon de los banqueros de Lndres cuando iba tomar su pension de emigrado: parece que era por que no se la daban anticipada. Dice que el Gral ha espedido su tercera circular contra la trata, y creo que es cierto; pero tambien lo es que ntes de ayer sali una goleta de ese puerto despachada por varios catalanes en busca de negros, y tambien lo es que est preparandose otra, recien construida, que saldr dentro de poco tiempo. Nunca me has dicho tu franco parecer, como de costumbre con mis borrones, sobre la Memoria. En otra carta te dir la amistad que he contraido con un isleito en Buenos Ayres y en la Habana, actual mayordomo de D. Juan Montalvo y O-farril, por cuyo sugeto tengo ya adquiridas mil curiosas noticias, sobre lo que pasa en la casa de aquel casique, para mis cuentos. Basta por hoy, y menudea tus cartas tu amigo y cofrade. F.4— — — — — — — — — — — — Al Sor. d.n Domingo del Monte Habana Suplicada al Sor d.n Antonio Gutierrez.CLXXII CLXXII CLXXII CLXXII CLXXIIMatnzas 10 de Febrero de 1842 Mi querido Domingo: est su seoria tan callado tan aptico conmigo, que no s que pensar: igual observacion me ha hecho su Sor. hermano d.n Ma3.Jos Mara Pealver. 4.Flix M. Tanco.

PAGE 243

DOMINGO DEL MONTE / 209 / 209 / 209 / 209 / 209 nuel5 que est esperando el decreto que V. S. le ponga su memorial sobre adjudicacion de los dos esclavos. Y que dice el Sor. d.n Jos M.a Pealver contra los negritos? Que dicen Pepe de la Luz6 y Echeverria7 sobre el comunicado del dia 1.ro contra el colegio de S. Fernando publicado en el Noticioso?8 Quien es el autor de este exavrupto, tan lleno de ignorancia como de malicia y descortesia? Vamos, haga un esfuerzo el Caballero, y digame algo sobre estos particulares y sobre todo lo demas que quiera comunicarme: parta conmigo su conversacion, que no todo ha de ser para los amigos que van al entresuelo robarle el tiempo. Mi carta p.a M.rWillian Harding, la llevar Blanco9 Palma10 Memorias Rosita y adios: tuyo Flix — — — — — — — — — — — — — Al Sor. d.n Domingo del Monte. Suplicada al Sor. d.n Ant.o GutierrezCLXXIII CLXXIII CLXXIII CLXXIII CLXXIII13 de febrero de 1842 Mi querido Domingo: recib tu carta de ayer, y recib ntes de ayer los libros y Revistas britnicas por Montero: despus recibir Nirard, segun tu ofrecimien.to. Lo de Baracoa est en la marcha natural de las cosas, y de atribuirlo los ingleses, en la marcha natural de nuestra mucha ignorancia y picardia. Sin embargo de estas novedades, todo sigue su marcha natural, en Cuba; sus habituales contentos, su paz envidiable, su tragin comercial y forense, su mucho hablar de todo, ( ventosa lengua ) y su mucho no hacer nada, &a &a &a: aqu pon etcteras cuantas quieras, que nunca estaran de mas. Nada me dices de la prolucion grecolatina de Pealver contra los negros, cuya prolucin seguir, supongo yo la marca natural de su negocio. Escrbeme por el amor de Dios, y cuntame todo lo que ocurra: 1 5.Manuel del Monte y Aponte. 1 6.Jos de la Luz y Caballero. 1 7.Jos Antonio Echeverra. 1 8.El Colegio de San Fernando estaba dirigido nominalmente por Luz y Caballero, ya que por su enfermedad no tomaba parte en sus labores, slo firmaba los documentos. 1 9.Clemente Blanco. 10.Ramn de Palma.

PAGE 244

CENT"N EPISTOLARIO 210 \ 210 \ 210 \ 210 \ 210 \ una carta tuya me sirve para hablar 10 dias con los amigos hacindole comentos y mementos segun sea el punto de que trate. Memorias por all, y adios: tuyo— W.m Ynnerarity.11Contstale Manuel12CLXXIV CLXXIV CLXXIV CLXXIV CLXXIV24 de feb.ro/42 Mi querido Domingo: me dice Palma en carta de ntes de ayer que estabas triste cuando l te vi, y que no sabia que atribuirlo: no s si te habr continuado la tristeza, asi ser el tedium vibam que suele apoderarse del alma de los que tenemos la desgracia de ver las cosas de este mundo por su lado melanclico, si ser morria pasagera por alguna indisposicion del cuerpo del espritu nacida y pasada en el dia. Sea lo que fuere, yo espero que al recibo de esta carta, ya estar vuesamerced en su estado normal, con su alma alegre y un tanto cuanto picarada y en su infatigable labor de pensar y escribir que la tiene tambien acostumbrada. La adjunta para Palma13 me hars el favor de entregarla mandarla con algun amigo de los que van ese entresuelo, y que le sea fcil hacer la diligencia. Memorias Rosita y adios: tuyo de corazon Flix Hazme el favor de mandarme con Casal14 que est en esta y probablemente te visitar la obra de Marliani si la has ledo y la de Nirard si te la han devuelto. 11.Flix M. Tanco. 12.Manuel del Monte y Aponte. 13.Ramn de Palma. 14.Jos Mara Casal.

PAGE 245

DOMINGO DEL MONTE / 211 / 211 / 211 / 211 / 211CLXXV CLXXV CLXXV CLXXV CLXXV15 de M.zo 1842 Mi querido Domingo: pues que me aconsejas que suspenda las hostilidades los redactores del Noticioso,15 dlas por suspendidas, aunque ellos no lo merecen. Conozco lo que tu dices en cuanto la justicia de sus crticas sobre las costumbres de la Habana, &a; pero es el caso que ellos escriben sobre la isla de Cuba como si escribieran de la isla de Java, sin hacer cuenta que todo es obra de ellos mismos como individuos, como pueblo, y como Gob.no todo espaol neto. Te voy mandar un artculo corto pero sustancioso sobre este particular, contestando al autor de las Cuestiones habaneras para que lo mandes al Faro :16 los espaoles todos que viven en la isla, estan muy creidos que moralmente son mejores que nosotros: y que nra. corrupcion procede de nosotros mismos y no de ellos: ya ves que el error no puede ser mas grosero. Si ves M. Turnbull17 despidete de el mi nombre y de su seora, aunque tal vez le escribire una carta, por tu conducto. Memorias Rosita de Isabel y mias, y crea el Sor. d. Domingo que yo nunca ser desertor de su buena amistad, aunque no me escriba: tuyo siempre de corazon Flix Man.l de Jesus.18— — — — — — — — — — — — Al Sor. D.n Domingo del Monte Suplicada al Sor. A. Gutierrez Correo del 15 de MarzoCLXXVI CLXXVI CLXXVI CLXXVI CLXXVI4 de Abril 1842 Mi querido Domingo: te remito el papelito anunciado, para el Faro, cuyo espiritu como veras (el del papelito) es el ensear que sin el trato y roce 15. Noticioso y Lucero. 16. El Faro Industrial. 17.David Turnbull. 18.Por primera vez encontramos el nombre en esta forma, y as es, en efecto, su nombre completo en la partida bautismal.

PAGE 246

CENT"N EPISTOLARIO 212 \ 212 \ 212 \ 212 \ 212 \ con los estrangeros seria hoy la Habana lo que era Carcas por egemplo en 1810, y el resto de los pueblos de la Isla semi-salvages espaoles; por manera que nada tenemos que agradecer Espaa ni su Gobierno, ni los espaoles como individuos en nuestra petit civilizacion. Repasa el articulo, adele qutale y acepllalo, pues lo he escrito un poco de prisa; que firme cualquiera y procura que salga pronto y limpio en el Faro si la Censura no pone inconveniente. No dejes de contestarme y adios: tu amigo Flix — — — — — — — — — — — — Al Sor. d.n Domingo del Monte Suplicada — — — —CLXXVII CLXXVII CLXXVII CLXXVII CLXXVII12 de Abril 1842 Mi querido Domingo: contra mi propsito he publicado ese articulo esa fraterna contra los redactores del Noticioso: si te parece, mndala la imprenta del Faro, para que la reproduzcan en este peridico— Como Pardo y Comp.a creen que porque son espaoles, han de saber hablar y de escribir mejor que los criollos la lengua castellana, me ha parecido oportuna la fraterna. Y que hay de negritos? que hay de M. Turnbull,19 que hay de los vapores ingleses? Ests, que no te conozco de indiferente, de callado y hta de falto de memoria para contestarme, y mandarme todos los libros que te tengo pedidos— luego no querras que te diga: que otros tiempos otras calabazas. Sea todo por el amor de Dios tuyo Flix Las otras dos Auroras se las entregars Palma20 y Clemente21 19.David Turnbull. 20.Ramn de Palma. 21.Clemente Blanco.

PAGE 247

DOMINGO DEL MONTE / 213 / 213 / 213 / 213 / 213CLXXVIII CLXXVIII CLXXVIII CLXXVIII CLXXVIII6 de Abril 1842 Mi querido Domingo: no debes vacilar un punto en escribir el elogio de F. 7.mo 22 porque tienes el campo mas hermoso y florido para una brillantisima stira contra el Gobierno de las luces y de la libertad de Espaa, del que puedes hacer larga mencion comparando su conducta doble, mezquina y abrutada, con la de Fernando el absoluto, el cruel, el fantico, el ingrato, el libertino &a que fu tan generoso y entendido con nosotros. Puedes hacer un contraste, de tal conviccion, fuerza de verdad, que los liberales, progresistas y republicanos de Espaa queden tan altamente ridiculos, que ni puestos de propsito en caricatura, por Goya. Arremete pues mi querido Domingo esos follones, ambrientos y corrompidos con aquella energa y gracia de tu pluma, que no hay mas que desear. Adios, tu amigo F.23CLXXIX CLXXIX CLXXIX CLXXIX CLXXIX27 de Abril 842 Mi querido Domingo: he visto en el Faro la primera parte de mi novela el Cura; pero tan estropeado en su impresion que da rabia de leerlo, lo mnos su autor. Tu comprenders que mis cuentos no pueden imprimirse entre nosotros tal cmo yo los escrib, ni tampoco pueden publicarse fragmentos sin que pierdan su interes, enlazados como estan tan intimamente todas sus partes: yo he calculado hta. las palabras de la primera parte con las de la ltima. El que lea el primer cuadro que se ha publicado nada entiende, sin leer el ltimo de la ltima parte, donde aparece el contraste, el ridiculo y el escndalo de aquel: este primer cuadro por si solo es una tonteria, cuyo mrito y valor est todo en el desenlace de la novela, que seguram.te no puede imprimirse, ni mnos la segunda, tercera y cuarta parte. Esta novela es menester reformarla completamente, pues he reformado El nio Fernando que es su continuacion: Cuando veas este veras las mejoras que ha recibido y me 22.Fernando VII. 23.Flix M. Tanco.

PAGE 248

CENT"N EPISTOLARIO 214 \ 214 \ 214 \ 214 \ 214 \ prometo que te ha de gustar mucho mas que anteriormente: Coronado lo est copiando— Memorias y adios: tuyo F.24— — — — — — — — — — — — Al Sor. d. Domingo del Monte SuplicadaCLXXX CLXXX CLXXX CLXXX CLXXXMatnzas 4 de Agosto 1842 Mi querido Dom.o no he podido hacer nada en mis cuentos por las ocupaciones del Correo y mas que todo por la cruel estacion de fuego que nos achicharra, y en que siente uno abotagado el cerebro y el alma resistirse al egercicio de su actividad: me parece que hta. Octubre no vuelvo poner mano las Escenas, porque sufro estraordinariam.te con los calores cuando escribo, y yo creo que las ideas se resienten de este sufrimiento del cuerpo. Lo que me dices sobre el Oficio del Cap.n gral. R. Castro es un procedimiento que yo lo esperaba, y creo haberte dicho en muchas conversaciones que me temia se le diese al Gimnacio un golpe mortal el dia mnos pensado. Yo supongo que los individuos que se reunan ntes bajo la direccion de Castro, no se reuniran ahora bajo la inspeccion vergonzosa del Gefe de dia, como se renen los negros saltar y cantar en sus tangos bajo el ojo vigilante del mayoral: para mi lo mnos, ser una cosa muy vil pasar por esta condicion. Lo que est pasando entre nosotros hace tiempo, desde los informes sobre la trata y abolicion dados por los criollos ; la espulsion de Turnbull de la Sociedad por los criollos, y el golpe dado al Gimnacio por venganza y calumnias de los criollos te juro que quiero pasar primero por espaol rancio, y tosco, y bruto de allende, que por cubano. De ruin ruin voy creyendo que vale mas el hombre de Espaa que el de Cuba. Hazme el favor de decirle M. Cocking25 que dentro de 3 4 dias le mandar bajo tu cubierta sus papeles que son copia del Of.o de Pepe de la 24.Flix M. Tanco. 25.Francisco R. Cocking, el secretario de David Turnbull.

PAGE 249

DOMINGO DEL MONTE / 215 / 215 / 215 / 215 / 215 Luz26 la Sociedad sobre Turnbull, y de una carta de este al Gral sobre trata y abolicion que habras leido. Navarro est sacando copia de los dos papeles, y me ha ofrecido devolvermelos pasado maana: diselo as Cocking y que me dispense la demora. No dejes de escribirme de cuando en cuando. Memorias Rosita y los amigos Echeverria,27 Palma,28 Palomino,29 Andr,30 &atu amigo Flix — — — — — — — — — F. M. Tanco. 1842.CLXXXI CLXXXI CLXXXI CLXXXI CLXXXIMatnzas 8 de Agosto de 1842— Mi querido Domingo: cuando acabes de leer las Revistas britnicas que te entreg Charlain me haras el favor de mandarmelas por la balija. Escribeme por el amor de Dios. Sabrs por el O.r D.n Jos M.a Snchez Zunzunegui31 est muy empeado en publicar aqu un papel y en que yo sea redactor con l y con otros. Yo no quiero, y p.a escusarme le he dicho que consultaria contigo el proyecto, esperando que tu me digas que lo consideras muy bueno en s el tal proyecto pero que probablemente no se realizar, y que vamos corriendo el peligro de perder el din.o que habr que depositar ah y el que habr que mandar Espaa para obtener la licencia, cuyo desembolso no bajar en tu concepto de 500$. Luego me haces algunas reflexiones sobre la 26.Jos de la Luz y Caballero haba dirigido un enrgico escrito oponindose a la expulsin de Turnbull de la Sociedad Patritica. 27.Jos Antonio Echeverra. 28.Ramn de Palma. 29.Manuel de Castro Palomino. 30.Domingo Andr. 31.El oidor Jos Mara Snchez Zunzunegui tena otro pariente que haba residido en Matanzas y ms tarde pas a La Habana en empeos periodsticos.

PAGE 250

CENT"N EPISTOLARIO 216 \ 216 \ 216 \ 216 \ 216 \ Censura, sobre las circunstancias &a &a y de este modo me haces un favor, el de quitarme una muca de encima. Zunzunegui como tu sabrs, es amigo de Pardo,32 Soriano,33 Reyes,34 y demas paniaguados del Noticioso,35 y por mi propia vergenza yo no puedo asociarme tan ruin canalla— Escribeme, y adios: tuyo Flix — — — — — — — — — — — — Al Sor D.n Domingo del Monte Habana Suplicada al Sor. D. Ant.o GutierrezCLXXXII CLXXXII CLXXXII CLXXXII CLXXXIIMatnzas 28 de Agosto 1842 Mi querido Domingo: muy buena y al caso est tu misiva del 25 del corriente sobre el proyecto del peridico de Sanchez Zunzunegui que en mala hora y punto se acord de mi para su tal proyecto; pero mediante tu carta que se la espetar entre pecho y espalda, me prometo que no contar conmigo, sabiendo que yo sigo tu parecer ciegamente: otra cosa. Ayer por la tarde estuvo verme tu hermano Juanico,35a y me refiri un acontecim.to bastante desagradable, un caso verdaderam.teestraordinario entre tu cuado Miguel36 y no se que otro sugeto de resulta de unos celos, matando el primero al segundo: yo me qued como quien v visiones al oir esta novedad, y dudando del caso me propuse escribirte hoy para salir de la incertidumbre. Creo que contigo puedo A 32.Nicols Pardo y Pimentel, decidido enemigo de los cubanos. A 33.Jos Antonio Soriano, de la redaccin del Noticioso, firmaba sus artculos con el nombre Blas. A 34.Juan Justo Reyes. A 35. Noticioso y Lucero, despus Diario de la Marina. 35a.Juan Bautista del Monte y Aponte, el quinto de los hermanos. A 36.Miguel de Aldama y Alfonso.

PAGE 251

DOMINGO DEL MONTE / 217 / 217 / 217 / 217 / 217 permitirme esta curiosidad, y si no fuese as dispnsame y nada me digas. Con Coronado te mandar la primera copia perdida del Padre Bolero. Memorias los amigos y adios: tuyo— — Flix Recibi las Revistas britnicas— — —CLXXXIII CLXXXIII CLXXXIII CLXXXIII CLXXXIIIMatnzas 29 de Octubre de 1842 Mi querido Domingo: gracias Dios que vino una carta tuya en forma, (25 del corriente) como yo la deseaba y era menester al cabo de que s yo cuantos meses de silencio por ambas partes. Natural era pues que me escribieses largo y tendido sobre todas las ocurrencias de tu vida en este tiempo. La carta no puede estar mas cumplida, y es una de aquellas que voy colocando en mis mamotretos de papeles curiosos para leerlos y releerlos cuando me place, y siempre con gusto. Tu me exiges una contestacion de igual naturaleza en cuanto relatarte lo que ha pasado por m en aquellos meses de incomunicacin, y en verdad que no s que decirte ni por donde principiar mi relato. Nuestras respectivas posiciones, y la diferencia de los lugares en que vivimos y vegetamos santamente, esplican el porqu tu carta ha debido ser fecunda, y la mia tendr que ser estril, y sin el interes que la tuya. T en la Habana y yo en Matnzas: ya sabes lo que esto quiere significar: t en tu gabinetico literario, recibiendo gente escogida y noticiosa de lo que sucede en la ciudad de importante y digno de saberes: en la ciudad que recibe de primera mano, por ser capital, la importacion de noticias oficiales de Espaa, de lo que all se piensa, se dispone y ordena para la isla de Cuba por el Gobierno de Madrid: punto grave, como tu sabes, por el desacierto de costumbre de lo que se dispone y manda en aquella ladronera y pocilga de la Villa y Crte. Yo en mi rincon de esta R.l Estafeta despachando cartas blancos mulatos y negros, sin tener mas tiempo que el de la tarde para irme con mis muchachos al solitario paseo vagar de propsito, y soltar la rienda la imaginacion sobre tantas cosas que me ocurren relativas todas la perra vida que llevamos. Resulta pues, sin otras consideraciones que mi carta no puede ser de interes por falta de materia, porque decirte cuales han sido mis ocupaciones literarias, como tu me dices las tuyas, seria

PAGE 252

CENT"N EPISTOLARIO 218 \ 218 \ 218 \ 218 \ 218 \ repetirte lo que ya sabes, el de haber escrito un alegato, que pronto te mandare, sobre el negrofilismo de los amos en Cuba y Pto. Rico en respuesta un folleto de Paris, traducido y comentado en Madrid, y remitidos infinitos egemplares por el correo de Agosto, la Habana, Matnzas y demas poblaciones de la Isla. Manuel Angulo lo est copiando, pero como puedes considerar nada se habr hecho si el papel no se imprime para que circule en Espaa y en la Isla. Fuerte desgracia es, que cuanto yo he escrito sobre asuntos prohibidos y te lo he remitido, no s ha impreso si se ha impreso en otro pais, no lo he visto nunca. Veremos si le sucede lo mismo este ltimo articulo que pudiera imprimirse en los Estados Unidos ayudandome tres cuatro amigos de nosotros los buenos, y cuyo costo de impresion no creo que pase de 30 $. Sobre lo que me dices de la nueva planta de la Universidad, tu eres bastante sagas para comprender que el plan de estudios,37 no es mas que un clculo del Gobierno de sus intereses en Cuba, de sus intereses politicos, brbaram.te entendidos por l— Sobre esta idea fundamental descansarn todas las providencias que dicte, sean las que fueren respecto de nosotros. Yo por mi parte as lo creo firmemente, y nada me admira ya, sino es el que no se cometan mayores absurdos y picardias de las que se cometen y cometeran por los siglos de los siglos, mientras Cuba sea tierra espaola. No te pido las obras de filosofia francesa porque me he metido entre los alemanes Schiller Golpin y Henzio, traducido este ultimo por Mather (Historia de la literatura de Alemania). Estoy ya fastidiado, aburrido de los gavachos parlanchines y baladies, sin f en nada, sin virtud ni carcter: Proteos en todo en moral, en politica, en religion, en literatura &a y que estan muy distantes de ser lo que pretenden ser con tanta arrogancia, los mentores del gnero humano. Para maestros de piruetas y modas y otras frivolidades por este estilo, eche recuerdo largo; para esto si que nadie mas alto que los franceses. Dime si por casualidad se ha quedado por all entre tus papeles la Revista britnica de octubre de 1841, pues habindosela reclamado Charlain, me dijo que te la entreg.— Ya sabras que estan entrando negros de Africa borbollones: actualmente se est acabando de construir una goleta perteneciente los industriosos catalanes, que saldr para la Costa inmediatam.te que est concluida. Adelante. Aqu se acab la cuerda de esta carta, escrbeme y adios: tu amigo del alma 37.Se refiere al Plan de estudios puesto en vigor en 1842, que seculariz la Universidad de la Habana.

PAGE 253

DOMINGO DEL MONTE / 219 / 219 / 219 / 219 / 219 A Manuel Palomino,38 Echeverria,39 Palma,40 Moris,41 Andr,42 Valle,43 &aml recuerdos afectuosos. — — — — — — — — — — — — — Al Sor. D.n Domingo del Monte Suplicada Manuelillo Habana Acoy Correo del 31 de octubre de 1842CLXXXIV CLXXXIV CLXXXIV CLXXXIV CLXXXIVM. 16 de Noviembre 1842— Mi querido Domingo: de prisa y corriendo he formado este arto adjunto para que veas si podr imprimirse en el Faro44 en el Diario45 en el Noticioso:46 temo que la Censura comprenda el espiritu del papel: no le quites ni una palabra de las sustanciales, de las que anuncian toda la idea la intencion del autor. Tambien te suplico que me hagas el favor de corregir las pruebas en la imprenta, pues adems de no gustarme los errores de la impresion, puede alguno de estos errores alterar el sentido de lo que est escrito. Espero que me digas si mi papel te gusta y si lo cres digno de la prensa. Escrbeme sin falta y adios: tuyo de corazon F.47— — — — — — — — — — — — urgente Al Sor. D.n Domingo del Monte Habana Correo del 16 de Noviembre 38.Manuel de Castro Palomino. 39.Jos Antonio Echeverra. 40.Ramn de Palma. 41.Esteban Moris. 42.Domingo Andr. 43.Manuel Gonzlez del Valle. 44. El Faro Industrial. 45. Diario de la Habana. 46. Noticioso y Lucero. 47.Flix M. Tanco.

PAGE 254

CENT"N EPISTOLARIO 220 \ 220 \ 220 \ 220 \ 220 \CLXXXV CLXXXV CLXXXV CLXXXV CLXXXV20 de Nov.e, (San Flix de Valois) 1842 Mi querido bachiller: est visto que para que vuesamerced me escriba una carta tengo yo que escribirle tres: esto es mucho tono, y le advierto que conmigo no se venga entonando, porque en el momento le hago saber quien es: un mero hijo de 4 nalgas (Dispensa la groseria espaola). Djese pues de enquillotrarse, y vuelva en s que le conviene, y m mas que vuesa merced, pues quiero gozar con sus cartas frecuentes y prolijas. Bastante tiene que decirme ahora, pues ya v lo que pasa en el Oriente: nubarrones obscuros se levantan amagando rayos contra el Occidente: diablos son bolos; lo que hoy es una chispa, maana se volver en volcan: todo es perder el miedo, y ya tiene V.d la fiesta armada. Aceronta movebo, parece que empieza preludiarse en antfonas y completas, y no en latin, sino en frances criollo, en castellano en ingles: si tal sucede, ctenos vuesamerced con el trasero dos manos sin saber con la que perdemos: dii meliora. Pater de celis Deo, miserere novis. Buena la habremos hecho Sor. bachiller: si tal acace, lo que tiene todas las seas de ser tan acaecedero y posible, requien cant in pace. En fin, tme la pluma y escrbame largo: cunteme lo que pasa, lo que se discurre en el gabinete del Califa; lo que se ruge en los corrillos de rabes y mozrabes, y si habr bastantes cimitarras para cortar cabezas de bano, que corran por el suelo como bolas de truco. Suyo de Vuesamerced, su compadre el Campechano—48CLXXXVI CLXXXVI CLXXXVI CLXXXVI CLXXXVI27 de Noviembre de 1842 Mi querido Domingo: no te figures que he quedado muy satisfecho con tu carta del 25, porque si bien me acusas el recibo de mi articulo sobre la nueva historia de Cuba de D.n Jacobo de la Pezuela, y me dices haberlo remitido la Censura, nada me dices sobre el mismo papel, sobre si te ha parecido bueno malo que es lo principal para mi: tu sabes que cuanto yo escribo, te lo remito al instante para que me digas tu parecer porque he 48.Flix M. Tanco.

PAGE 255

DOMINGO DEL MONTE / 221 / 221 / 221 / 221 / 221 adquirido el hbito de someterlo todo tu exmen y censura, y me va muy lindamente hacerlo as. (Esta frase es de Moratin). Voy proponerte ahora un plan de comunicacion para lo sucesivo. Conozco que tu tienes tus ocupaciones que no te permiten escribir cartas menudo; pero si podras escribirme una todos los sabados dndome cuenta de lo ocurrido en la semana: yo por mi parte te escribo otra el mismo sbado, poniendote el sello de esta Estafeta para que no haya trampa en la fha de mi parte, aunq.e podr haberla de la tuya; pero tampoco puede haberla porque el sello de esa Administracion tiene la fha del dia, y ha de ser la misma que tiene la carta. Este es el pacto: si lo aceptas no; me lo diras vuelta de correo. Sin otra cosa que comunicarte de importancia, termino aqu esta carta que puedes considerarla si quieres como la primera del convenio: tuyo de corazon. FlixCLXXXVII CLXXXVII CLXXXVII CLXXXVII CLXXXVII7 de Diciembre de 1842 Mi querido Domingo: Isabelita es la portadora de mi papel: me haras el favor de darselo Moris49 para que lo lea se lo leeras t, lo mismo que Manolo Palomino50 y al D.r Valle.51 Ahora, lo que importa es imprimirlo, que para eso lo he escrito: pero si esto no pudiese ser, gurdalo entnces entre tus papeles has lo que te parezca. Mi articulo sobre la historia de Pezuela sali mutilado: el penltimo prrafo donde se descubra el espritu del autor, lo ech abajo la Censura. Por ac no hay novedad. Jacinto Milans52 va volviendo de su estravio; gracias Dios. Memorias los amigos, &a tu amigo Flix 49.Esteban Moris. 50.Manuel de Castro Palomino. 51.Manuel Gonzlez del Valle. 52.Jos Jacinto Milans, quien por esa poce haba sufrido su primer ataque de melancola, que luego degener en completa perturbacin mental.

PAGE 256

CENT"N EPISTOLARIO 222 \ 222 \ 222 \ 222 \ 222 \1843 CLXXXVIII CLXXXVIII CLXXXVIII CLXXXVIII CLXXXVIII22 ab.l 1843— (Toda la fecha escrita a lpiz) Mi querido Domingo: Palma1 lleva esta carta, y con l te mandara mi Examen contra la Memoria de la Merlin.2 si estubiera la cpia, que va despacio, porque el escribiente es hombre ocupado; ya vers mi papel, y voto brios que si no le gustre vuesamerced, que me emplumen. Vaya una coincidencia. Escribiendo yo precisam.te lo mas sarcstico del Exmen, me entregan la adjunta carta que veras de Pepe Ofarrill,3 invitandome suscribirme las Obras politicas de la condesa. Yo le contest parte de lo que est al pie de la carta con la aprobacion de Pepe Casal,4 y segu mi tarea con mas fervor menudeandole los chicotazos la pobre Mercedes. Ya te dije que este papel deseo vivamente que se imprima, y que aunque yo harto hago con escribir y comprometerme, estoy dispuesto sin embargo, contribuir con mis 4 r.s para la impresion, que pudiera hacerse con mucha reserva en esa ciudad. Los acontecimientos de Bemba y Crdenas han atizado vivamente el fuego de mi corazon contra los infames opresores, mas feroces, mil veces mas feroces que los caribes y los iroqueses: el alma de nuestros cubanos, es verdaderam.te atroz. Por lo que hace al suceso del alzamiento, nada tiene de particular: los blancos vencieron; pero tengan presentes los malvados, que cuando un hombre, le ta otro hombre una cadena al pie, y lo hace esclavo suyo, se ta l mismo, le ta la justicia divina el otro estremo de la cadena, al pescuezo. Este pensam.to de St. Pierre, dice todo lo que debemos esperar— un dia— 1.Ramn de Palma. 2.Ya hemos advertido que Tanco con el seudnimo de Verfilo escribi contra Mara de las Mercedes Santa Cruz, condesa de Merln, con motivo de su La Habane, en 4 tomos y que Luz y Caballero le ripost con el seudnimo Fair-play Al ao siguiente se hizo una edicin compendiada, en espaol, con el ttulo Viaje a la Habana con prlogo de Gertrudis Gmez de Avellaneda. Madrid, 1844, 111 pginas. 3.Jos R. O’Farrill. 4.Jos Mara Casal.

PAGE 257

DOMINGO DEL MONTE / 223 / 223 / 223 / 223 / 223 Recib el libro en blanco, y espero el Memorial y el articulo sobre esclavos trata que nos leiste aqu Navarro,5 Casal6 y —a mi— Memorias Rosita, y besos los chiquitines: tuyo6aCLXXXIX CLXXXIX CLXXXIX CLXXXIX CLXXXIXMatnzas 3 de Mayo 1843. Mi querido Domingo: lo que tu prudencia quiso ocultar tus hermanos y amigos lo descubrieron otras personas con no pocas sorpresas para todos, principalmente para mi. Pero si supieras que de cuentos se han hecho sobre el caso? Yo por mi parte ni aun he querido preguntar el motivo y circunstancias de la ocurrencia, esperando que tu me lo diras. Escribeme pues, y dime donde piensas fijar tu residencia. Yo no creo que estars mucho tiempo fuera de la Isla. Siempre que me escribas, rotula las cartas de este modo sin dirigirlas nunca por la Habana W.m Raleigh Esq.re— Matnzas” El sobre de las cartas que lo ponga Rosita otra persona, y tu frmate con el nombre que te parezca mnos con el tuyo. Dile Rosita que mi muger ha sentido y est sintiendo el suceso por lo que ella naturalm.te sufrir: Otro tanto digo yo. Dale muchas memorias de nuestra p.te con besos los chiquitines Leonardito y Miguelillo, que desde bien temprano empiezan peregrinar. Adios mi querido Domingo: tuyo Raleigh7Mis cartas las recibiras por D. Juan B. Lasala: las tuyas chalas en el saco de la correspond.a: la fragata Adelaida hace frecuentes viages Matnzas— — — — — — — — — — — — — Al Sor. D. Domingo del Monte Nueva York Suplicada al S. D.n J.n Bta. Lasala a 5.Bernardo M. Navarro. a 6.Jos Mara Casal. 6a.Esta carta est sin firma. a 7.Flix M. Tanco. Con motivo de alzamientos de esclavos en la zona de Matanzas, comenzaba ya a rumorarse que en ello intervena Turnbull, el cnsul ingls, en combinacin con cubanos blancos.

PAGE 258

CENT"N EPISTOLARIO 224 \ 224 \ 224 \ 224 \ 224 \CXC CXC CXC CXC CXC—Isla de Cuba— Matnzas 24 de Agosto de 1843 Queridisimo Domingo: tu carta del 30 de Junio ltimo la esperaba con ansia y por momentos, y llego al cabo mis manos por la via de la Habana el 7 del corriente, es decir los 38 dias de escrita, como si hubiese venido de Cdiz de la Corua y no de Filadelfia:8 tu carta debi demorarse mucho tiempo en N.va York en poder de D.n Juan Lasala que me la ha remitido, y quien tu se la recomendaste lo que parece. La introduccion de esta tu carta, es lo que sucede pasa exactamente en el alma de todos los que como t amamos la Isla de Cuba, pensamos en ella y tenemos vergenza. Nuestro amigo Pepe Casal9 que vive aqu y nos vemos todos los dias, se a esplicado conmigo en estos mismos trminos ntes que leyese tu carta, y as se explican todos los pocos, muy pocos, naturales de Cuba que conocemos y apreciamos. Quien que no sea un ignorante corrompido, un egoista, un brbaro, podr vivir indiferente y alegre en este pas, alegre y bello por su propia naturaleza; pero horriblemente triste y odioso por su Gobierno y Sociedad? Y luego, que idea tan desconsoladora y desesperante la que impide concebir el remedio del mal que se ve crecer y multiplicar funestamente y hacerse irresistible y poderoso? Nuestra juventud que debiera ser la esperanza de curarlo algun dia, es precisamente la parte mas daada de la Sociedad, y la que mas contribuye corromperla y degradarla— Pero ya esto lleva el tono de un sermn cuaresmal que por lo mismo nada ensea ni nada corrige: nadie mejor que t conoce nra miseria asquerosa y profunda, para escusar lamentaciones por mi parte hablando contigo. Tu determinacion de establecerte en Filadlfia con Rosita y tus hijos es de las mas sabias que has podido tomar en tu vida: es imposible que dejes de ser feliz en ese venturoso pas, porque has de encontrarlo todo tan correlativo con tus ideas y sentimientos, que cuanto ves y oyes, ser la explicacion el esponente de esas mismas ideas y sentimientos. No se me oculta que vers cosas tal vez que te repugnen, porque no son tus costumbres bien porque seran malas en s esas cosas, lo cual supongo, no lo aseguro; y en tal caso el tiempo y la observacion por una parte venceran aquella repugnancia, sufriras si se quiere alguna pequea mortificacion; pero mortificacion que est sobradamente compensada, con el inmenso 8.En el tomo VI del volumen III se encuentra la explicacin de la ausencia de Cuba de Domingo del Monte y su familia. 9.Jos Mara Casal.

PAGE 259

DOMINGO DEL MONTE / 225 / 225 / 225 / 225 / 225 bienestar que te proporciona un buen Gobierno y una escelente sociedad. Compara sobre todo, y esto dceselo de mi parte Rosita, las zahurdas que llevan los nombres de la Habana y Matnzas, con la pulcra Filadlfia, y veras que desaparece tu disgusto. Dile Rosita que se acuerde de los esclavos y mayorales, del cuero y los bocabajos, del lenguaje y gritos de los amos, de la inquietud y zozobra, ordinaris y groseria de nuestra vida domstica, estado verdaderam.te infeliz en Cuba, y dar gracias Dios por haberla sacado de este verdadero Pandemonio: dile que se acuerde de nuestras calles; de los barrios del Horcon y Jesus Ma, de San Nicolas, de Pueblo-nuevo y Barracones; de las plazas de mercado de Fernando 7.mo y del Vapor, &a &a y ha de creerse necesariamente trasladada un pas de encatamiento de otro globo. En fin, dle que si sufre estando ah, que recuerde porque est, y porque sufre, y —ver que en Cuba reside la causa de su sufrimiento, la causa que la estra de su tierra con su marido y sus hijos y la separ de sus padres: entnces ver que esta tierra es detestable en todos conceptos, y que vale mucho mnos que una letrina inodora de Filadelfia. La descripcion que me haces de tu linda casa y de la vida que llevas con Rosita y tus hijos es un cuadro de felicidad conyugal envidiable. ¡Ojal pudiera yo trasladarme cualquier pueblecito de esos Estados, vivir sin ambicion en la mediania, dedicado la educacion de mis cuatro hijos! Como ha de ser; rogaremos Dios, y lo mnos ya que no puedo marcharme yo con toda la familia, ir mandando los muchachos para que se formen ah, y quizs los dejar para que sigan la carrera del comercio otra industrial, nica que puedo darles, y que se la dara siempre con gusto aunque fuese rico. Te remito mi papel contra Toreno, y dme lo que me costar la impresion de 100 200 egemplares en buen papel y letra grande, y en forma de un libro en 8.vo. Yo quisiera que este papel lo examinaras detenidam.te y le aadieras algunos hechos histricos conducentes mi propsito que me parece le faltan; y algunas reflexiones tambien, para rebatir mejor las aseveraciones de Toreno: el lenguaje y estilo necesitan del mismo modo su revision.= Mas adelante te mandar el Cura Bolero, y los versos de Milans—10que me pides— Por carta de D.n Juan Lasala he sabido que los hijos de Manuel11 y el mio12 van visitarte Filadelfia por disposicion tuya, y me he alegrado bastante de este viagecito por Flix, para que vaya conociendo el pas don10.Jos Jacinto Milans. 11.Manuel del Monte y Aponte. 12.Su hijo Flix, a quien siempre llamaban “Felicito”.

PAGE 260

CENT"N EPISTOLARIO 226 \ 226 \ 226 \ 226 \ 226 \ de vive y acostumbrandose al movimiento y actividad de los anglo-americanos. Supongo que te habras divertido con ellos y que estas horas estaran en Paterson: dime algo sobre los adelantos atrasos de Felicito: mis hijos todos han de ser tardios en el desarrollo intelectual, como ha sucedido con todos nosotros los Tancos, aunque la educacion habr influido mucho en esta circunstancia—: dime que tal habla la lengua inglesa y si ha principiado la francesa, segun me lo ha escrito el director B. Baquet. Por esta tierra no hay novedad: todo sigue absolutamente lo mismo que cuando la dejaste. Espaa dado al diablo: hoy no sabemos que Gobierno existe en ella: el Regente prfugo; las provincias, mejor te dir la soldadesca, desbandada, que es lo que han hecho siempre las llamadas revoluciones en Espaa,— aunque invocndote el nombre del pueblo, que en nada se mete sino es en robar y matar la sombra de las revueltas que producen los soldados. ¡Que ocasion para Cuba! ¡Si hubiera vergenza en Cuba!! Su suerte estaba ya hecha aunque pasara por todos los trances del continente sur-americano y de la misma metrpoli. Espero que me escribas muy largo como te escribo yo.— A Rosita le dars mil afectuosas memorias de Isabelita y mias: la carta para Da Vicenta Montes que me incluiste, fue entregada Da Martina, en el momento que la recib.— Los Milaneses,13 Chico Ramirez que se ha establecido aqu, Navarro,14 &a &a te mandan sus finos recuerdos. Adios: tu amigo de corazon Flix M. Tanco Tu familia buena: Manuel15 en el ingenio de admor. por 3 aos mas: Panchita16en la Habana, con su marido tratando de curarse su dolencia del pecho—: creo que se van se han ido ya Marianao.—CXCI CXCI CXCI CXCI CXCIMatnzas 4 de Setiembre de 1843— Mi querido Domingo: cerrada y sellada mi carta del 24 del pp.do para remitirtela en 1a ocasion, recibo la tuya del 8 del mismo mes en que me hablas de la visita que te hicieron tus dos sobrinos y mi hijo Felicito. Por mi 13.Federico y Jos Jacinto Milans. 14.Bernardo M. Navarro. 15.Manuel del Monte y Aponte. 16.Francisca del Monte y Aponte.

PAGE 261

DOMINGO DEL MONTE / 227 / 227 / 227 / 227 / 227 parte te doy las gracias no tanto por el cario con que trataste mi muchacho, cosa que yo la suponia, como por los informes circunstanciados que me ds de este, de la educacin que ha recibido en la escuela de Baquet, de los defectos que manifiesta en el carcter, y de los graves descuidos del director en corregirlos y en instruirle en los principios morales y religiosos. Mucho de lo que me dices de Flix17 es cosa conocida de nosotros desde que tuvo 7 8 aos; no son vicios adquiridos en ese pas en el colegio de Baquet. El muchacho, lo mismo que sus tres hermanos, que son idnticos en este punto son medrosos en demasa por naturaleza, sin saber ellos mismos porque tienen miedo, lo cual es efecto de su propia imaginacion espantadiza, y de la debilidad de su razn ms de lo que se advierte generalmente en otros nios de su edad. Baquet me ha escrito en sus primeras cartas sobre el carcter de Flix, y sus observaciones en este punto han sido exactsimas, manifestndome siempre que ser tardio en el desarrollo de sus facultades intelectuales. Asi te lo digo yo tamb.n en mi citada carta del 24 ntes de recibir la tuya del 8 del corriente. Esto no quiere decir sin embargo, que Baquet haya cumplido, segun tu carta del 8, con lo que ha enseado su discpulo en 3 aos, ni yo estoy satisfecho de la instruccion que me dice haberle dado en este tiempo, reducida la lengua inglesa, aritmetica, geografa y dibujo: ni aun la letra la ha mejorado, habiendo adquirido la forma francesa de Baquet que no me gusta ni es la que se desea para los escritorios. Cuando Felicito entr en el colegio de Paterson, su director me ofreci cumplir con el programa que yo hice y remit D. Juan Lasala, de la educacion que quiero que reciba aquel para seguir la carrera del comercio. No recuerdo precisamente los trminos de mi proposicion; pero si la sustancia que es la siguiente— Lenguas inglesa, francesa y alemana: la 1a aprendida con toda la perfeccion posible. Aritmtica completa, no meras nociones: Teneduria de libros y la partida doble, el mtodo que est mas acreditado en los escritorios: Religion; su historia y su doctrina por buenos catecismos, y practicada en la iglesia: sobre este ltimo punto dije Baquet que fuera inclinando mi hijo, con el convencimiento, seguir la religion protestante: el catolicismo no me gusta, no por los abusos, sino por sus principios doctrina: el Papa, los Santos, su culto, y la confesion, con otros absurdos y picardias semejantes, no quiero que las crean ni las aprendan mis hijos. A estas ramas principales, aad las accesorias que seala el prospecto de Baquet— Nociones de Geografa— “de filosofa moral. “de fsica y de lgica “de Dro. pblico y de la const.on de los E.U. “de historia— 17.El hijo de Tanco llamado generalmente “Felicito”.

PAGE 262

CENT"N EPISTOLARIO 228 \ 228 \ 228 \ 228 \ 228 \ Estas nociones que dice Baquet que les ensea en su Institucion francesa inglesa, no quiero yo que las aprenda Felicito como si fuera profesarlas sino como una instruccion breve y clara de todas ellas, para que no aparezca ignorante de ciertos conocimientos precisos en un jven, sea cualquiera sea su carrera, y que todos ellos, puede adquirirlos en un ao poco mas mnos. Este fue el programa que yo remit Lasala, y que Baquet se hizo cargo de desempearlo con la ligereza de un frances, sin medios ni capacidad para ello; pero con sobra de clculo para pelechar costa de la credulidad pblica de los padres que le hemos fiado nuestros hijos para su educacion. Yo vivo sin embargo agradecido Baquet por sus cuidados con Felicito en punto su salud; pero si se ha esmerado en cuidar el cuerpo de su discipulo, ha sido indolente incapaz pa ilustrarle el alma. Con vista pues de tu carta del 8, he determinado trasladar Felicito en Enero de 1844 al Colegio de Sta. Ma de Baltimore, sobre el cual quiero que me ds los siguientes informes. Quien dirige el establecimiento: si es eclesistico seglar el director, ingles frances. Que ramas se ensean, si es catlica o protestante la religion del colegio, cual es la dominante si se ensean todas: si hay muchos nios espaoles (punto capital para mi) cual es la lengua del colegio. Que pension se paga anualmente por todos gastos; si se satisface por trimestres adelantados cumplidos, de otro modo. Si podr D.n Juan Lasala continuar con el pago de las pensiones desde N.va York: cuantas leguas hay de esta ciudad Baltimore; si hay correo diario entre ambos puntos. Con vista de tu informe sobre todos estos particulares, resolver trasladar no trasladar Felicito en Enero de 44 de Paterson al colegio de Sta. Ma— Tu consejo de traerlo aqu para ponerlo en la Empresa matancera que dirige Miranda,18 ha sido seguram.te un lapsus de tu pluma, cuando tu sabes que para m es un axima a fuerza de ver y or lo que pasa en nuestros establecim.tos de educacion, que el padre de familia que quiera que su hijo, nio todavia, pierda toda la inocencia y candor del alma, no tiene mas que hacer sino mandarlo cualquiera de nuestras escuelas por 15 dias. Quien tiene esta ntima persuacion hija de la constante experiencia no desmentida quizs ni con un solo hecho contrario, mal puede traer su hijo al colgio de Matnzas ni ninguno de la Isla de Cuba. Aun cuando este colgio lo dirigiera la misma Sabiduria, no por eso variaria de parecer, por q.e todo lo q.e trabajra la Ciencia y el rden dentro de 4 paredes, en la mas rgida clausura y aislamiento, como educra el salvage Rousseau su salvage alumno, lo destruiria en un mes la Sociedad la que pertenece el instituto de educacion. La sociedad es realmente donde se educan y forman los 18.Jos Miranda, quien fue luego sustituido por Eusebio Guiteras.

PAGE 263

DOMINGO DEL MONTE / 229 / 229 / 229 / 229 / 229 hombres y las mugeres, mas que en los colgios, y yo no puedo querer que mis hijos sean ni verdugos ni esclavos que son las dos clases de que se compone el pueblo de Cuba, el Estado y la familia. Vuelvo decir que tu consejo ha sido un verdadero lapsus de tu pluma, y no hijo de la reflexion— Pero aqu pro la rueda de mi elocuencia querido Domingo: suplicndote que me perdones que te haya molido aturdido con ella, terminando con decirte que no va el papel contra Toreno y que ntes de este te mandar el Cura Bolero y el Nio Fernando que forman un solo Cuento dividido en dos partes: tambien te mandar los versos de Milanes19 que no est muy bueno de su cerebro, sg.n dicen: mi no me parece tal cosa— Cuando me escrbas pnle mis cartas este sbre W.m Raleigh Esq.re= Matnzas. En mi primera carta te dije que queria que usases de esta precaucion y ahora te lo repito porque has de saber que tus cartas son observadas en la Admon de Correos.*CXCII CXCII CXCII CXCII CXCIIMatnzas 5 de Noviembre de 1843 Isla de Cuba Mi querido Domingo: sin ninguna tuya que contestar, te pongo estos breves renglones para suplicarte me informes en primera oportunidad del colegio de M.r Pengnet establecido en las cercanias de N.va York, pues trato de pasar l Felicito con preferencia al de Santa Ma de Baltimore, del que igualmente te he podido informes; po que sin ellos, es decir, sin los tuyos, he desistido de la idea de ponerlo en l por dos circunstancias: la primera porque estara el muchacho lejos de N.va York donde vive una familia respetable que tuvo relaciones de amistad en la Habana con la de Isabelita, y esta familia cuida de mi hijo con mucho esmero: ya ves que no es de despreciarse esta conveniencia. La segunda es, porque el colegio de Sta. Maria, segun informes que me ha dado aqu un bostones muy ilustrado, M. Balfour, es catlico intolerante, es decir que no se ensea en l la religion de las demas congregaciones protestantes; cosa para mi fatal pues yo no soy catlico, y quiero que mis hijos sigan la relig.n de su padre. Infrmame pues sobre el de M. Pengnet circunstanciadamente y la mayor brevedad, pues tengo pagado el colegio de Paterson hta. el 10 de Enero de 1844, y despues de ste dia ha de pasar Felicito otro colegio. 19.Jos Jacinto Milans. *Esta carta carece de firma. Obsrvese que Tanco le seala a del Monte que sus cartas ya son vigiladas por las autoridades coloniales.

PAGE 264

CENT"N EPISTOLARIO 230 \ 230 \ 230 \ 230 \ 230 \ No me escribas nunca por la Habana, sino directamente Matanzas, en cuyo caso no hay necesidad de que sobrecartes W.m Raleigh como te he dicho, sino mi.— Pronto iran mis Escenas, para que las imprimas con la instruccion que te dar. Muchas memorias Rosita: tu amigo. W.m 20CXCIII CXCIII CXCIII CXCIII CXCIIIMatnzas 18 de Noviembre de 1843. Mi querido Domingo: tengo la vista tu carta del 19 de Octubre ltimo acusandome el recibo de las dos mias del 24 de Agosto y 4 de setiembre anterior, y veo por ella que te han hecho pensar y escribirme largo y tendido, como yo lo deseaba, mis observaciones tu consejo de traer Felicito mi lado. Me he alegrado en parte que se haya armado esta especie de polmica entre los dos pues de este modo nos escribiremos gruesos cartapacios y egercitaremos el espritu. Estoy muy conforme contigo en las ideas generales de lo que es Patria, y amor de la patria y patriota; es decir, que en cuanto las definiciones de stas ideas sentimientos generosos, estamos corrientes. La dificultad, el punto crtico en que diferimos es en su aplicacion la Isla de Cuba. Tu dices que amar el Yumur, el S. Juan, Pueblo-nuevo y Barracones, es un deber del que ha nacido en Matnzas, y en efecto, todos los matanceros, sean patriotas ilustrados mentecatos, aman estos lugares y estos objetos, no por deber sino por hbito y por instinto. De este amor ha dicho Byron que es una pasion y no patriotismo, en lo cual esplica el poeta lo que constituye la verdadera patria de los hombres, mejor dicho, esplica la diferencia que hay entre el amor al lugar, que es lo que l llama pasion, y el amor lo que no es ste lugar, y llama patriotismo. Yo entiendo pues que lo que no es lugar el pas geograficamente hablando, es la sociedad que vive en l, considerada esta en toda la estencion de su significado, y el amor esta sociedad los hombres es el real y verdadero patriotismo: tu mismo haces la distincion del patriota cubano de casabe y pltano frito, y el patriota ilustrado que siente un generoso prurito de mejorar la situacion social de su adorada patria. Si hasta aqu estamos conformes cual es el punto de diferencia? En que tu crees realidad en Cuba lo que yo creo, si puedo esplicarme asi, mera abstraccion; en que tu crees que el sentimiento del verdadero pa20.Como se ha visto Tanco le haba ordenado a del Monte que le dirigiese la correspondencia a un supuesto William Raleigh, y l mismo firma aqu Wm.

PAGE 265

DOMINGO DEL MONTE / 231 / 231 / 231 / 231 / 231 triotismo existe en la mayor parte de los cubanos, y yo creo que lo existe en todos es la pasion, segun Byron, es decir, el amor al lugar, es decir todavia de un modo mas espresivo, el amor al casabe y al pltano frito. Puede ser que no lleguen 100 individuos en toda la Isla los que sientan ese generoso prurito como tu dices, por mejorar la situacion social del pas. Selame si n la grande obra la pequea que haya hecho por si solo el Patriotismo en Cuba. No hay ninguna: todo lo que existe lo ha hecho el Gobierno. Constituida como est la Isla, asi debe ser, y hablar en ella de patriotismo, exigir generosos esfuerzos de sus naturales para corregir y mejorar la sociedad, es un delirio, es pedirle movimiento y vida un cadver. Tu dirs sin embargo que se debe amar el lugar donde se naci; que se debe sentir ese prurito por mejorar la situacion social de la adorada patria: concedido; mas esto no sera ni es otra cosa que abstraccion; amar y sentir deseos vagos, impotentes y nulos como los sienten por su libertad los negros. Los venezolanos, los granadinos, los porteos, &a, no se levantaron contra su metrpoli por patriotismo; este es un error tuyo, sino por lo que se levantaron los negros de Sto. Domingo, los de Bemba y Macurige y acaban de levantarse ahora los de la Sabanilla. Tan cierto es lo que digo, que si en la isla de Cuba hay el connato gral. por la independencia de Espaa, no es por sacar la colonia del estado de opresion y miseria en que est, sino porque no dominen los espaoles y s los criollos, dejando todas las cosas lo mismo que estan: foro, juego, esclavos trata contribuciones &a &a.— El lugareo de Pto. Principe20a es hombre nico y peregrino en aquella ciudad y aun en toda la Isla, que no veremos otro; mas que ha conseguido hta. ahora el infatigable camageyano?; algunas millas de camino de hierro, corriendo el eminente peligro de un estraamiento de la Isla como se descuide en hablar escribir con alguna mas libertad que hta. aqu. Djate de cuentos: el patriotismo es planta extica que no nace en esta tierra tal como esta constituida politica y moralm.te. Semejante la isla de Java, con quien ya la han comparado en un arto de la Revista de Edimburgo, traducido en la Revista britnica, solo se levanta colosal el egoismo pblico que seorea poderoso toda la estencion del pas. El Gob.noprofesa el principio harto sabido, de que todo se haga para el pueblo y nada por el pueblo; mas entre nosotros hay que hacer la siguiente variante al principio en su primera parte: algo para el pueblo alguna vez. Con semejante mxima fundamental de gobernacion, dime como es posible que haya patriotismo en Cuba? Y no por esto dejar el pas de prosperar su modo, y en ciertas y determinadas cosas, y asi permanecer toda la vida tranquilo y socegado al parecer, sin que nadie quiera sacarlo de esta situacion: lo nico que desearian algunos todos, seria que mandasen los criollos y no los espaoles, reduciendose la cuestion las personas y nada 20a. Gaspar Betancourt Cisneros.

PAGE 266

CENT"N EPISTOLARIO 232 \ 232 \ 232 \ 232 \ 232 \ mas. Acurdate que cuando se trat de libertar los negros introducidos en la Isla desde 1820 hta. 40 propuesta del Gobierno de Inglaterra, se amenaz, hta. por los catalanes, al Gobierno espaol con la independencia de Cuba. Vengamos ahora mi hijo Flix. Nacido en Matnzas: debe amar este pas, es decir, debe sentir la pasion por l, segun Byron. Sus palmas, sus rios, su campo y su cielo, &a— han de ser objetos queridos su corazon. Ausentado de Matnzas desde que tuvo 10 aos para educarse en pas estrangero, al cabo de algun tiempo se habr borrado en l esta pasion. Y que resultar de esta prdida para su corazon y entendimiento? Nada, absolutam.te nada. Pero no habr perdido algo Matnzas con su ausencia de muchos aos de toda la vida? Su patria sus compatritas no se veran privados de los servicios que pudiera prestarles algun dia? Yo no veo que esta patria haya perdido ningun ciudadano que ha podido y debido trabajar libremente con su patriotismo por el bien de ella, porque ya he demostrado que en Cuba no hay patriotismo ni es posible que lo haya en ninguna colonia. Que le importa Cuba que vivan no vivan en su seno Varela, Saco y Luz?. Si estos individuos pudieran servirla con su libertad, su saber y sus virtudes, es decir con su patriotismo, desde luego que sufriria Cuba con su ausencia; pero no pudiendo recibirlos, le es indiferente que esten aqu en Pars y N.va York. Estos tres individuos intentaron servirla como ella lo exige, y ya sabes que caro le ha costado los dos primeros. Es verdad que en cuanto se les toler por circunstancias accidentales hicieron algun bien la juventud, principalmente Varela; pero ese mismo bien no lo ha destruido despues la accion poderosa y mortfera de la Sociedad y del Gobierno? Cuantos son los discpulos de nuestro Bacon que han sido fieles los principios del maestro? Su nmero es hoy una fraccion mnima comparado con la gran falange de los trsfugas y prostituidos: asi es que solo podemos presentar al mundo como en una especie de esposicion moral, tres cuatro compatritas de un mrito indisputable en el discurso de dos siglos. Al lugareo20b no sabemos hoy donde ponerlo: es el campeon que ha sustituido en la arena los anteriores que cayeron y ay de l!, si no es bastante hipcrita y comedido en sus acciones y palabras, porque caer como los otros. Respecto del amor que Felicito debe tenernos Isabel y mi como padres suyos, hta ahora no creo que ha perdido este amor no lo hemos perdido nosotros, ni me ha pasado por la imaginacion perderlo jamas. Porqu he de temerlo? Ser por que est separado de nosotros?. Pero esta separacion fue cuando el tenia 11 aos de edad; cuando ya nos conocia y nos amaba; cuando ya comprendia que despues de Dios, no tenia otras personas en la tierra que se interesasen por su vida, por su salud, por su bienes20b. Gaspar Betancourt Cisneros.

PAGE 267

DOMINGO DEL MONTE / 233 / 233 / 233 / 233 / 233 tar, que Isabel y yo; y este convencimiento lo tiene hoy mismo pues sabe y ve que estamos gastando el dinero para que lo eduquen, para que lo vistan y calcen, para que le den de comer, para que lo cuiden y curen en sus enfermedades; cuando est viendo nuestro cario y nuestro afan por saber de l en nuestras cartas; cuando oye en estas un lenguaje tierno y afectuoso, que solo lo oye de nosotros y nada mas que de nosotros. Y al paso que vaya creciendo y cultivando su inteligencia, comprender mucho mejor el mrito de los que le dieron el ser, y se arraigar profundam.te su afecto filial; nada habr para l mas respetable y querido en el mundo que sus padres. Esto es lo natural, lo sencillo y lo claro, menos que el chico por natural predisposicion muy poderosa, sea un monstruo de ingratitud, de que no se presentaria quizs otro egemplo en el mundo. Yo bien s que aquel amor de los sentidos que engendra el roce contnuo del hijo con el padre, es muy agradable y pegajoso, y este amor no existir entre Felicito y yo; pero poco me importa la falta de este amor sino hace la infelicidad de l ni la ma, ni nos hace desnaturalizados supuesto que no se desatan ni se aflojan los vnculos que nos nen por estar separados, ntes bien se fortifican en el primero con la educacion que recibe, y hta. por los vinculos del interes material. Un hijo debe educarse al lado de sus padres: mxima santa donde no hay esclavitud domstica; pero fatal por lo mismo en la isla de Cuba. No importa que en esta tierra los padres patritas, ilustrados y humanos inculquen sus hijos los mejores principios de justicia, de libertad, de igualdad moral &a, porque el egemplo constante y vivo de los esclavos, de hombres, mugeres y nios que se venden y compran como animales, los hace formar al cabo la idea necesaria por el hbito, de que ellos son seres superiores, de otra raza distinta de la negra, por mas que se les diga lo contrario: de otro modo seria confesar que la esclavitud no tiene influencia ninguna, aunque la presencia de ella misma, y su tenida en la prctica contra los citados principios, se enseen en la terica estos mismos principios por los padres que los profesan y poseen esclavos. Que ideas se formaran en el entendimiento de un nio de nueve diez aos la vista de esta inconsecuencia de esta ridcula contradicion en la conducta de sus padres y maestros? Entre las dos fuerzas que tiran en sentido contrario, la de las palabras y la del egemplo en el mismo individuo, cual vencer en el nimo del muchacho desde que empieza despertar su razon?. Y si esta circunstancia aado el egemplo pblico, el trato social, y hta. la misma religion segun se profesa en Cuba y se interpreta contra el esclavo y favor del amo, cual ser el resultado de la educacion del padre ilustrado y humano, del patrita filsofo que posee cuando mnos tres siervos, hombres como l? Su grande Obra se la llevar Barrabas, si s que ha conseguido realizarla, que lo dudo, no dudo nada, sino que digo afirmativam.te que no la realizar. De m s decir que no respondera de la educacion de mis hijos por esmerada que fuese, si

PAGE 268

CENT"N EPISTOLARIO 234 \ 234 \ 234 \ 234 \ 234 \ hubieran de recibirla mi lado viviendo en Cuba: en Filadelfia en Boston, respondo con mi cabeza. En fin basta de sermones. El tiempo nos desengaar uno otro cuando seamos mas viejos. En el entretanto iremos llevando los chicos cada cual por su camino. Por mi parte, har todos mis esfuerzos por que mis hijos no sean espaoles ni europeos ni americanos, porque serian hombres miserables: quiero que adopten por suya la patria de Washington, infundindoles sin embargo amor la isla de Cuba, como tierra donde vieron la primera luz; inspirandoles compasion por la triste suerte de sta tierra; y sobre todo infundindoles dio entraable la esclavitud, hta. hacer de ellos unos verdaderos fanticos en toda la estencion de la palabra, porque este fanatismo sera la mejor prueba de su buen corazon, y de ntimo convencimiento de la enormidad de aquel crmen. Y puedo conseguir tal propsito en esta Isla horrorosa y detestable, mas brbara mil veces que cuando vivia solitaria con sus indios? Si supieras lo que acaba de pasar ahora en la Sabanilla, con los negros de dos tres ingenios que se levantaron, no me dirias que trajese Felicito esta infame sociedad. T, como ests ah en Filadlfia gozando dulcemente de la vida parece que quieres aconsejarme la resignacion en la que aqu llevamos en estas galeras fiados en las esperanzas que nos ofrecen tus ilusiones de patria y de amor la patria. Sabes el amor nico que hay aqu?: el del dinero y el de la sangre humana, porque esta sangre d dinero: la patria— que tenemos en Cuba, es la celestial cuando limos el petate. En fin dispnsame que te haya molestado quizs con mi exaltacion, al recordar los horribles acontecim.tosde la Sabanilla. No puedo ni quiero referirte ninguno por que sufriria infinito si me detuviera en hacerlo, ni hay palabras tampoco para pintarlos. Te remito mis Escenas con su prologuito. Estan retocadas, y no creo que deba corregirlas en lo substancial ms de lo que se ha hecho. Yo quisiera q.e la impresion fuese curiosa en papel de algodon fino y en letras grandes: la forma en 8.vo; pero si te parece otra mejor lo dejo tu voluntad: me parece que con 150 egemplares hay bastantes para los lectores de Cuba. Yo puedo reunir en Matnzas 3 onzas de suscripcion: un solo individuo me ha ofrecido una onza, y es espaol europeo: por mi parte ayudar con una onza y si tu pones otra son 5: en la Habana se pueden reunir 3 y son 8, cuya cantidad la juzgo suficiente para cubrir el resto de la impresion. Si tu te atreves emprenderla, desde luego respondo de toda la cantidad con tal que no pase de 200 $: yo regalo mi manuscrito quien lo quiera si me da 20 egemplares impresos como digo. Si se realiza la impresion de cualquier modo, te agradecer me mandes empastar 2 egemplares para mi: los restantes me los remitirs en un paquete dos bien forrados y rotulados al administrador de correos de Matnzas poniendole un lado de la cubierta “Impresos”. El colector de la corresponda estrangera de esta Oficina lo recoger y vendran mi poder sin tropiezo ni peligro ninguno.

PAGE 269

DOMINGO DEL MONTE / 235 / 235 / 235 / 235 / 235 Tus hermanos estan buenos y Juanico20c le he dado tus cartas. Panchita21 sigue muy bien en la Habana con su marido y creo que se restablecer enteramente segun me ha dicho Manuela.22 Isabel me encarga muy cariosas espreciones Rosita y besos Miguelillo y Leonardito. Casal,23 Jos Miguel,24 Tolon25 &a te devuelven tus recuerdos. El 1.ro concibi la idea aprobada p.r l Gob.no de un Bazar para costear un Hospicio, Casa de Beneficencia en esta ciudad, y reuni 4 mil y pico de pesos, en dos noches que dur el mercado. Tu sobrino Fermin est colocado en la Habana ganando 25 $ en la empresa del camino de hierro de Gines— Mi papel contra la vieja Merlin te lo mandar en otra ocasion para que lo imprimas, y tambien te remitir el otro contra el folleto de Paris de M. Sollivet para que lo imprimas igualm.te estos dos papeles no los escrib yo para guardarlos, y es preciso que tu me ayudes para que salgan luz y circulen aqui la mayor brevedad. Para esto de escribir Stiras y sacudir fuertes chicotazos los pcaros que escriben calumnias iniquidades contra la isla de Cuba, me sobra mi el patriotismo.... No diras que soy perezoso en escribirte. Con esta son 5 cartas que te he escrito, tremendas, cosa de dejarme el brazo rendido al concluirlas. tuyo de corazon (Rubrica)* P .D. El nuevo Capitan Gral. D. Leopoldo,26 es lo mismo que los anteriores y lo seran todos los sucesores; su negocio y su Espaa— 20c. Juan del Monte y Aponte. c 21. Francisca del Monte y Aponte. c 22. Manuela del Monte y Aponte. c 23. Jos Mara Casal. c 24. Jos Miguel Angulo. c 25. Miguel Teurbe Toln. cc Sin firma, pero de Flix M. Tanco. c 26. Leopoldo O’Donnell y Jorris.

PAGE 270

CENT"N EPISTOLARIO 236 \ 236 \ 236 \ 236 \ 236 \CXCIV CXCIV CXCIV CXCIV CXCIVMatnzas 27 de Noviembre de 1843. Queridisimo Domingo: hoy he recibido por la Habana tu carta del 6 (roto) y un paquete con la Revista critica de libros nuevos & a que me regalas y por lo que te doy las gracias: ver si puedo traducir algunos de los articulos para la Aurora para el Faro. Supuesto que tienes ya determinado tu viage Europa pudieran imprimirse en Inglaterra las Escenas que te remito, y cuando retornes la Habana la traes en tu bal. Si me alcanza el tiempo te remitir igualmente mi articulo contra la Merlin27 para que lo imprimas ah en Europa: esto es todo lo que te encargo. Me alegrar que tu viage sea feliz con Rosita y los chiquitines, y no dejes de escribirme. Tu articulo sobre la literatura espaola contemporanea supongo que ser como cosa tuya; pero no seria mejor que escribieses sobre el estado presente de Cuba para que en los E. U. y en Europa formasen una idea perfecta de nuestra situacion los que se ocupan en ler, y estudiar la marcha del mundo? Yo creo que deberias variar de propsito y seguir mi consejo.— Pero si tienes ya principiado el primer articulo, te voy hacer una observacion sobre el asunto por si te parece verdadera y no la hubieses hecho t. Yo creo que todas las composiciones literarias, gralmente hablando, que se han zurcido en Espaa de 10 aos esta parte en prosa y verso, no satisfacen la moral, ni la religion ni la filosofa: son las mas de ellas meras pinturas de costumbres pesadas presentes alhagandose el vicio por divertir la imaginacion del que le lucir ingenio los autores y descuidandose el inculcar con preferencia la moralidad necesaria, ltimo y nico fin de toda composicion sea la que fuere. El teatro que van formando hoy los corrompidos mozos de Madrid poetas de arte, y no de convicciones morales, ser si tu quieres un trasunto de la actual sociedad espaola; mas esto solo, tiene poco ningun mrito, sin se presenta con el correctivo necesario para no estraviar el corazon y el entendimiento. Breton, es uno de tantos. El Diablo Mundo de Espronceda, es un libro falso por su filosofa: el titulo de este libro debera ser el Diablo Espaa que es la que l pinta y no el mundo: en los Est. Unidos no se habria concebido semejante produccion. Aade todo esto, que el pensamiento actual espaol espresado por el arte, es un dbil reflejo de lo que se ha escrito y se escribe en Francia, Inglaterra y Alemania. Zorrilla est respirando por todas partes 27.Era obsesion en Tanco su ataque a la Condesa de Merln a quien llega a llamar, como se ve en la carta anterior la vieja Merln, cuando la realidad es que era joven y una mujer bella.

PAGE 271

DOMINGO DEL MONTE / 237 / 237 / 237 / 237 / 237 la filosofa francesa, que la ha vertido la antigua espaola para disimularlo. Es Lamartine, hablando en la lengua poetica de Calderon. Esto quiere decir que la actual literatura espaola, tras de ser de mala influencia, no tiene carcter propio; y que sin imitar servilmente como la del siglo 16 y siguiente los griegos y latinos, est empapada en el espiritu de la francesa mas que en las otras. Yo atribuyo todo esto dos causas: la 1.ra al estado de corrupcion profunda de la sociedad espaola, y la segunda al atraso en la cultura de la razon de esta misma sociedad: la francesa es corrompida; pero ilustrada y fecunda en bellas teoras, ya que es tan pobre en virtudes prcticas. En Espaa no hay ni lo uno ni lo otro. Cumplir con tu encargo de visitar Manuela en nombre tuyo. Tus demas hermanos estan buenos y te mandan sus memorias, Casal,28 Angulo,29 Gener30 &a te mandan tambien las suyas. A Rosita mil cosas de Isabel y mias y que nos alegraremos que sea muy feliz el alumbramiento de su 3rhijo que probablemente ser en Paris, segun tu carta— Adios: tu amigo que te ama: Flix Por mas que he hecho para remitirte las Escenas no lo he conseguido. Si te estableces en Paris, segun me dices, all te las mandar con mis otros papeles. 28.Jos Mara Casal. 29.Jos Miguel Angulo. 30.Toms Gener.

PAGE 273

Flix Manuel de Jess Tanco y Bosmeniel.ANEXO ANEXO ANEXO ANEXO ANEXO

PAGE 275

Dibujo a la pluma de Domingo del Monte, hecho en 1834 por Sixto Guereca y Garca. (lbum de Rosa de Aldama.)

PAGE 277

Partida bautismal de Flix Manuel de Jess Tanco y Bosmeniel. (Cortesa del seor Vctor Manuel Heres Hevia.)

PAGE 279

NDICE ONOMSTICO NDICE ONOMSTICO NDICE ONOMSTICO NDICE ONOMSTICO NDICE ONOMSTICO — A —Abreu: 55 Abreu, doctor: 165 Acosta, Flix: 106, 189, 197 guila, Pedro del: 145 Agustn, San: 182 Alber, M.: 65 Alberto, prncipe: 201 Aldama, Domingo de: 78, 128, 193 Aldama, Miguel de: 216 Aldama y Alfonso, Rosa de: 63, 65, 69, 78, 79, 82, 84, 87, 90, 105, 108, 110, 114, 115, 119, 121, 122, 123, 124, 125, 127, 128, 130, 131, 136, 141, 142, 144, 151, 155, 156, 157, 158, 159, 160, 162, 168, 170, 178, 179, 183, 192,

PAGE 280

CENT"N EPISTOLARIO 246 \ 246 \ 246 \ 246 \ 246 \193, 202, 204, 206, 207, 209, 210, 211, 215, 223, 224, 225, 226, 230, 235, 236, 237 Alegra, librero: 169, 172 Alexandrini Aragon, madame: 177 Alfieri: 5 Alfonso de Aldama, Rosa: 108, 197 Alfonso, Gonzalo: 73, 74 Alfonso, Jos Luis: 187, 193, 197, 198, 200, 202 Alfonso, Julin: 138 Alfonso, Pedro Antonio: 78 Allo, Lorenzo de: 159 Almeida, padre: 166 lvarez de Cienfuegos, Nicasio: 30, 31 lvarez, Jos: 207 Andr, Domingo: 46, 59, 149, 152, 172, 188, 215, 219 Andrs: 87 Andryan: 130, 135 Angulo, Jos Miguel: 51, 52, 53, 76, 201, 203, 235, 237 Angulo, Manuel: 218 Apio Herdonio.Vase Tanco, Flix Aponte, Rosa: 49, 67, 73, 76, 106 Arango, Jos: 134, 147, 197 Arango y Nez del Castillo, Andrs: 76, 88, 103 Arango y Parreo, Francisco de: 105, 117, 131 Arena: 104 Argensola, los: 115 Argelles: 95, 111, 117 Aristteles: 68, 182 Armas, Manuel de: 81 Armas, Ramn de: 196 Arrieta, Joaqun de: 119, 123, 173

PAGE 281

DOMINGO DEL MONTE / 247 / 247 / 247 / 247 / 247Augusto: 102 Ayala, Esteban de: 43— B —Babin: 204 Bacon, Francis: 232 Bada, Jaime: 55, 56, 57, 88, 96, 98, 101, 104, 118, 126, 129, 132, 135, 155, 156, 175, 176, 199, 205 Balfour: 229 Balzac, Honorato de: 113, 114, 115, 130, 133, 135, 138, 141, 170 Baquet, B.: 226, 227, 228 Barante: 177 Barbera: 49, 51, 52, 53, 55 Bar, Jos: 180 Batilo: 31 Beln: 42 Belica: 53, 54, 55, 56, 57, 59 Belinda: 42, 45, 46, 49, 50 Belot: 46 Bentham, Jeremas: 67 Bernal: 151 Bernardo, don: 119 Betancourt: 207 Betancourt Cisneros, Gaspar, El Lugareo: 172, 231 Blanco, Clemente: 3, 30, 34, 42, 46, 59, 161, 162, 165, 167, 170, 179, 186, 189, 208, 209, 212 Borrego, Andrs: 88 Boyer: 77

PAGE 282

CENT"N EPISTOLARIO 248 \ 248 \ 248 \ 248 \ 248 \Bruzn y Rodrguez, Jos: 68, 119, 124, 128, 149, 168, 171 Burgos: 30, 31, 43 Bustillo, N.: 173 Byron, lord: 81, 100, 107, 125, 130, 230, 231, 232— C —Cabada, Manuel de la: 131 Cabrera Nevares: 158 Calatrava, Jos Mara: 111, 147, 148 Caldern de la Barca, Pedro: 121, 171, 237 Callejas: 107 Calomarde: 112 Calvo: 98 Calvo y O'Farril, Jos Mara: 137 Campe, Tiburcio: 74, 120 Campos, Ramn: 57 Capmany: 205 Crdenas: 128 Crdenas, Jos Mara de: 179, 183 Crdenas, Nicols de: 142 Carlos de Borbn: 110 Carlos I: 99 Carlos, infante, don: 34 Carrera: 192 Casal, Jos Mara: 67, 68, 72, 77, 79, 97, 129, 143, 144, 153, 159, 189, 190, 195, 203, 210, 222, 223, 224, 235, 237 Casas, librero: 205 Castilla, Pedro de: 145

PAGE 283

DOMINGO DEL MONTE / 249 / 249 / 249 / 249 / 249Castro Palomino, Manuel de: 215, 219, 221 Castro, R.: 214 Cavada y Fuentes, Juan de la: 125, 146, 150 Cea Bermdez: 112 Cervantes, Miguel de: 171 Cervantes y Castro Palomino, Toms Agustn: 145 Chacn, Francisco: 151 Charlain: 215, 218 Chateaubriand, vizconde de: 35, 58, 119, 208 Chevalier: 118 Cintra, Jos Antonio: 29, 34 Cocking, Francisco R.: 214, 215 Coln, Cristbal: 63 Comte, Carlos: 67, 68, 107, 108 Condillac: 187, 191, 198 Confaloniere, conde: 135 Coronado: 217 Corral, Francisco: 202 Corral, Ramn: 191 Cotilla: 183 Cousin: 88, 104, 105, 109, 112, 120, 172, 180, 182, 187, 191, 195, 198, 199, 205 Covarrubias, los: 52 Coxe, W.: 116, 137 Crspulo.Vase Tanco, Flix Cromwell: 66 Cruz, Blas: 146 Cruz, Francisco Javier de la: 4, 34, 57, 79 Cuvier: 88

PAGE 284

CENT"N EPISTOLARIO 250 \ 250 \ 250 \ 250 \ 250 \— D —D. Beleanis.Vase Tanco, Flix Damiron: 172 De Maistre: 181, 182 Descartes, Ren: 187, 191, 199 Deville, Fernando: 84, 120, 125, 133, 138 Didier: 129, 133, 134, 135, 138 Doloritas: 20, 34, 42, 56, 76, 79 Dorilo: 21 Dueros, mdico: 202 Dumas: 67— E —Echeverra, Jos Antonio: 58, 150, 159, 167, 172, 175, 178, 191, 199, 200, 209, 215, 219 El Admor de Correos.Vase Tanco, Flix El Bachiller de Frnele.Vase Tanco, Flix El briche.Vase Tanco, Flix El cisne de la Platanera.Vase Tanco, Flix El conde Claro.Vase Tanco, Flix El descredo.Vase Tanco, Flix El implacable.Vase Tanco, Flix El radical.Vase Tanco, Flix Elizagarate: 120 Elizio.Vase Tanco, Flix Entralgo, Juan: 158

PAGE 285

DOMINGO DEL MONTE / 251 / 251 / 251 / 251 / 251Escovedo y Rivero, Nicols Manuel de: 101, 118 Espartaco.Vase Tanco, Flix Espeleta, Joaqun de, general: 122, 176 Estafetero.Vase Tanco, Flix Esteban, Pedro: 149 Estevan, Francisco: 87, 97, 99 Estevan, Juan: 158 Estvez: 165, 174 Estvez y Toln, Ramn: 153— F —Fair play.Vase Luz y Caballero, Jos de la Felipe V: 110 Feli, F.: 53 Fernndez de Moratn, Leandro: 48, 51, 221 Fernando, don: 135, 156 Fernando VII: 34 Feyt, Luis: 56 Filipomeno.Vase Tanco, Flix Filolezes.Vase Luz y Caballero, Jos de la Font: 65, 69, 128 Forbe: 204 Franklin.Vase Tanco, Flix Fras, Antonio: 165

PAGE 286

CENT"N EPISTOLARIO 252 \ 252 \ 252 \ 252 \ 252 \— G —Galeano: 95 Galiano: 70, 111 Gallardo, Bartolom Jos: 43, 94, 180 Gallarza: 4, 7 Gallego, Juan Nicasio: 50, 52, 171 Gallol, Bernardo: 202 Gaona, Antonio: 178 Garay: 53, 54 Garca: 49 Garca, Francisco de la O.: 146 Garre, Jos Mara: 59 Gaviln: 151, 179 Gener, Benigno: 176 Gener, Toms: 97, 170, 237 Goff, M. W.: 204 Goldsmith: 177 Golpin: 218 Gmez Becerra, lvaro: 136 Gmez de Hermosilla, Mamerto: 64 Gmez, Joaqun: 176 Gonzlez Alonso: 117 Gonzlez, Ambrosio: 56 Gonzlez Arnau, Vicente: 48 Gonzlez del Valle, Manuel: 67, 106, 109, 112, 119, 120, 121, 126, 128, 145, 147, 149, 157, 165, 167, 180, 185, 188, 192, 194, 196, 198, 219, 221 Gonzalito: 179 Gorostiza: 49 Goya, Francisco de: 213

PAGE 287

DOMINGO DEL MONTE / 253 / 253 / 253 / 253 / 253Greca: 120 Gregorio, el grande: 177 Gual.Vase Tanco, Flix Guerra Bethencourt, Francisco: 55, 69, 74 Guillermo: 72 Guizot: 88, 120, 126, 127, 128, 157 Gutirrez, Antonio: 83, 84, 96, 104, 121, 132, 139, 154, 157, 158, 159, 167, 169, 172, 173, 175, 179, 187, 189, 192, 194, 197, 200, 208, 209, 211, 216 Guzmn [Domingo del Monte]: 96, 147, 149— H —Hallam, Enrique: 96, 101 Harder: 120 Harding, William: 209 Harting, William: 207 Helvetius: 21 Henzio: 218 Herder: 112 Heredia, Jos Mara: 7, 26, 52, 63, 74, 101 Hermosilla: 49, 60 Herren: 88 Herrera, Antonio: 35, 96 Homero: 65 Horacio: 31, 35, 43, 171 Huerta: 5 Hugo, Vctor: 64, 65, 69, 84, 100, 101, 126, 130, 136, 146

PAGE 288

CENT"N EPISTOLARIO 254 \ 254 \ 254 \ 254 \ 254 \— I —Ibarra, Jos: 55, 56 Iriarte: 55, 182 Iraola, Francisco: 98, 137 Irving, Washington: 63 Isabel, esposa de Flix Tanco: 42, 43, 46, 48, 49, 59, 64, 65, 69, 79, 87, 101, 114, 115, 119, 121, 123, 124, 125, 129, 130, 131, 141, 142, 144, 151, 155, 158, 170, 193, 200, 206, 207, 211, 221, 226, 229, 232, 233, 235, 237 Isabel, hija de Flix Tanco: 136, 200 Iturbide, Agustn: 34— J —Jaime, don: 94 Juregui, Manuel: 153 Jocelyn: 104 Jouffroy: 162, 167, 170, 172, 199 Jovellanos, Gaspar Melchor de: 54, 56, 161— K —Kennybol.Vase Tanco, Flix

PAGE 289

DOMINGO DEL MONTE / 255 / 255 / 255 / 255 / 255— L —La Estafeta.Vase Tanco, Flix Lamartine: 94, 110, 237 Larminier: 65 Larra: 186, 187, 207 Lasala, Juan Bautista: 177, 205, 223, 224, 225, 227, 228 Len, fray Luis de: 6, 33, 35 Leonardo: 84, 174 Leroux, Pedro: 195, 196, 198, 199 L'Harpe, M.: 116 Linares, Gil de: 158 Lista, Alberto: 30, 31, 35, 36, 38, 43, 49, 171 Llaneza, Bernardo Antonio: 202 Locke: 180, 181, 182 Lpez Villavicencio, Luis: 151 Lucrecia.Vase Tanco, Flix Luis XIV: 99 Lutero, Martn: 202 Luz Hernndez, Jos de la: 169 Luz y Caballero, Jos de la: 150, 152, 162, 180, 189, 192, 202, 209, 215, 232— M —Macedas, Jos: 43 Madan, Cristbal: 4, 34, 44 Madden, Richard: 130, 133, 159, 161, 164, 166, 188 Mallan: 88

PAGE 290

CENT"N EPISTOLARIO 256 \ 256 \ 256 \ 256 \ 256 \Manuel: 69 Maquiavelo, Nicols: 171 Marchena: 105 Mara Cristina, reina y regente: 153, 155 Mariquita: 21 Marliani: 210 Marmontel: 52 Martina: 226 Martnez, Carmelo: 205 Martnez de la Rosa, Francisco: 44, 54, 70, 75, 95, 112, 171, 179, 180 Martnez de Pinillos, Claudio, conde de Villanueva: 74, 89, 126, 155, 175 Martnez Lpez, Pedro: 86 Mascarilla.Vase Tanco, Flix Matamoros y Reyes, Rafael: 100, 119 Mather: 218 Melndez: 5, 26, 30, 33, 34, 35 Mena, doctor: 55 Mendivil: 8 Mendizbal: 112 Merln, Condesa de: 185, 186, 189, 222, 235 Michelena: 207 Milans, Federico: 142 Milans, Jos Jacinto: 101, 109, 111, 112, 121, 136, 140, 142, 145, 146, 150, 153, 221, 225, 229 Milans, los: 115, 179, 187, 226 Mirabel, Rosa: 107 Miramamolin: 104 Miranda, Jos: 228 Mojarrieta, Jos Serapio: 70, 108 Molire: 146 Molina, padre: 166

PAGE 291

DOMINGO DEL MONTE / 257 / 257 / 257 / 257 / 257Mollien: 133 Montalvo, Juan, conde de Casa: 43, 69, 70, 71, 76, 82, 119, 121, 154, 208 Monte, Fermn del: 235 Monte, Ramn del: 49 Monte y Aldama, Leonardo del: 42, 43, 46, 54, 55, 59, 78, 84, 110, 115, 119, 127, 131, 136, 176, 223, 235 Monte y Aldama, Miguel del: 207, 223, 235 Monte y Aponte, Francisca del: 235 Monte y Aponte, Jos del: 34 Monte y Aponte, Juan Bautista del: 216 Monte y Aponte, Juan del: 54, 55, 135, 235 Monte y Aponte, Manuel del: 111, 114, 123, 128, 176, 177, 207, 208, 210, 225, 226 Monte y Aponte, Manuela del: 59, 235, 237 Monte y Aponte, Pedro del: 183 Monte y Aponte, Francisca del: 226 Montero: 209 Montes, Vicente: 226 Morales: 128 Moreau: 159, 188 Morilla, Jos: 146 Moris, Esteban: 4, 7, 34, 44, 57, 79, 109, 130, 152, 159, 172, 188, 219, 221 Muoz: 106, 185 Muoz y Castro, Juan: 138, 139

PAGE 292

CENT"N EPISTOLARIO 258 \ 258 \ 258 \ 258 \ 258 \— N —Navarro, Bernardo M.: 69, 79, 103, 105, 110, 135, 162, 178, 203, 205, 215, 223, 226 Neumont: 157 Nirard: 209, 210— O —O’Donnell y Jorris, Leopoldo, capitn general: 235 O'Farrill, Jos R.: 222 O'Gabn y Guerra, Juan Bernardo: 74 Olaeta: 106 Olivan, Alejandro: 126, 197 Olmo, Antonio: 153, 161, 164 Olzaga, Salustiano de: 67, 77, 103, 117 Oa: 181 Oramas: 64 Orozco y Arango, Anastasio de: 50, 52, 53, 56, 205, 206 Oss y Prez, Blas: 44, 51, 52, 57, 58, 60, 74, 75, 79, 81, 99, 102, 104, 105, 111, 120, 121, 135, 137, 138, 140, 142, 146, 147, 157, 162, 164, 170, 173, 194 Oss y Prez, Vicente: 68, 80 Ovidio: 48, 102 Oviedo: 52

PAGE 293

DOMINGO DEL MONTE / 259 / 259 / 259 / 259 / 259— P —Padrines, Juan: 93, 94, 101, 111, 119, 136 Pez: 77 Pags: 86 Palma, Lorenzo de: 132 Palma, Ramn de: 107, 119, 123, 140, 159, 167, 171, 172, 192, 199, 200, 207, 209, 210, 212, 215, 219, 222 Pancho: 4 Pnfilo, don: 66 Pardo y Pimentel, Nicols: 212, 216 Parlmerston, lord: 201 Pastor Daz, Nicomedes: 129, 142 Paterson: 228 Pedro: 149 Pellico, Silvio: 86, 110, 130 Pealver: 209 Pealver, Jos Mara: 208, 209 Pengnet: 229 Perdomo, Juan: 74, 76, 94, 99, 101, 108, 110, 111 Pereira: 53 Pestalozzi: 162 Pezuela, Jacobo de la: 220 Picard, Guillermo: 138, 176 Pichardo, Esteban: 21, 64, 78, 103 Pico-di Mirandola.Vase Tanco, Flix Pimentel, Andrs: 158 Pizarro, Jos: 153 Platn: 182

PAGE 294

CENT"N EPISTOLARIO 260 \ 260 \ 260 \ 260 \ 260 \Poey, Andrs: 116 Poey, Felipe: 85 Portes, Simn: 51 Posada, Juan: 203, 205 Pradoameno, Marquesa de: 53— Q —Quevedo: 161 Quincy-Adams.Vase Tanco, Flix Quintana, Manuel Jos de: 5, 30, 31, 171 Quintero, Flix: 53— R —Raleigh.Vase Tanco, Flix Ramrez, Chico: 226 Ramrez de Arellano, Victoriano Mara: 121 Ramos, Nicols: 109, 171 Rey Bravo, Francisco: 34, 44 Reyes, Juan Justo de los: 69, 70, 74, 183, 216 Reynoso: 35, 43, 154 Rivas, Duque de: 95, 148 Robertson: 29, 63, 69, 116 Rodrguez: 158 Rodrguez, seores: 197 Rossi, Graco: 87, 110

PAGE 295

DOMINGO DEL MONTE / 261 / 261 / 261 / 261 / 261Rousseau: 182, 228 Ruiz, Francisco, presbtero: 145, 147 Ruiz, Jos Ramn: 186, 187, 194, 196, 198, 207— S —Saavedra, Pedro: 164 Saco, Jos Antonio: 47, 53, 80, 108, 118, 196, 232 Saenz, Manuel: 98, 174, 179 Sagra, Ramn de la: 52, 69, 89, 159, 196, 197 Snchez: 22, 64, 75 Snchez Zunzunegui, Jos Mara: 215, 216 Sancho.Vase Tanco, Flix Sand, George: 170, 185 Santa Ana: 77 Santos Surez, Leonardo: 43 Scott, Walter, sir: 151 Segur: 88 Silvela: 8 Sols: 48, 50, 171 Soliveres, Gaspar: 43 Sollivet: 235 Soriano, Jos Antonio: 216 Soulin: 170 Spinola: 21 Stal, Barn de: 193, 194, 195 Stal, Madame: 87 Surez: 179 Surez, Francisco: 55

PAGE 296

CENT"N EPISTOLARIO 262 \ 262 \ 262 \ 262 \ 262 \Surez, Jos Idelfonso: 146 Surez y Romero, Anselmo: 112, 148, 166, 174, 178— T —Tacn y Rosique, Miguel, capitn general: 72, 74, 77, 89, 106, 122, 126, 129, 149, 155, 168, 171 Tanco, Diego: 4, 7, 21, 27, 30, 34, 43, 46, 97, 108, 115, 125, 138, 141, 142, 143, 144, 147, 158, 163, 181, 194, 195 Tanco, Flix: 4, 6, 9, 21, 26, 27, 28, 30, 34, 36, 44, 46, 49, 51, 53, 54, 55, 56, 59, 66, 67, 69, 73, 79, 84, 87, 96, 103, 107, 110, 112, 113, 114, 115, 122, 129, 132, 139, 141, 142, 143, 145, 147, 149, 150, 153, 157, 158, 159, 160, 162, 163, 164, 166, 167, 168, 169, 170, 171, 172, 173, 174, 175, 176, 177, 178, 179, 180, 181, 182, 183, 186, 187, 188, 189, 190, 191, 192, 194, 197, 198, 199, 200, 201, 202, 203, 204, 205, 206, 207, 208, 209, 210, 211, 212, 213, 214, 215, 216, 217, 219, 221, 226, 237. Tanco, Flix, hijo: 63, 114, 129, 159, 170, 174, 176, 177, 225, 226, 227, 228, 229, 230, 232, 233, 234 Tanco, Jos: 114, 129, 193, 200 Tanco, los: 226 Tanco, Nicols: 198 Tancredo.Vase Tanco, Flix Tapia: 30, 31, 199 Tarriles: 154 Tllez Girn, Pedro, prncipe de Anglona: 168 Terinmand: 106 Teurbe Toln, Miguel: 187, 235 Thierry: 177 Thiers: 177 Tocqueville: 105 Toledo, Martn: 72 Topete: 158 Toreno: 64, 68, 95, 96, 97, 112, 127, 153, 154, 156, 161, 165, 225, 229

PAGE 297

DOMINGO DEL MONTE / 263 / 263 / 263 / 263 / 263Torres: 89 Torriente, M.: 86 Tu amigo de provincia.Vase Tanco, Flix Tu carabela Feliciano el congo.Vase Tanco, Flix Turio Curtisio.Vase Tanco, Flix Turnbull, David: 200, 201, 204, 211, 212, 214, 215— V —Valds: 58 Valds, Jernimo, general: 201 Valds Machuca, Ignacio: 126 Valerio, Francisco: 158 Valiente: 194 Vallenilla, Gaspar de: 144, 147 Vallenilla, Justo de: 144, 145, 165 Varela, Flix: 53, 79, 182, 232 Varelita: 43 Vega: 59, 151 Velazco: 106 Victoria, reina: 177, 201 Vila, cataln: 117 Villarino: 59 Villaverde, Cirilo: 159, 187 Villegas: 31 Villemain, Abel Francois: 199 Villemaine: 116 Virgilio: 43, 48 Voltaire: 5, 116

PAGE 298

CENT"N EPISTOLARIO 264 \ 264 \ 264 \ 264 \ 264 \— X —Ximeno y Estvez, Simn: 146— Y —Ynnerarity, William.Vase Tanco, Flix— Z —Zaccagna: 109, 141 Zarco del Valle, Antonio: 158 Zrraga, Agustn de: 72 Zavala: 89 Ziani, Sebastin, dux de Venecia: 196 Zorrilla, Jos: 129, 150, 171, 236 Zunzunegui, Santiago: 64, 103

PAGE 299

*ndice preparado especialmente para la presente edicin. ( N. de la E. )NDICE NDICE NDICE NDICE NDICE Presentacin ……………………………………………………………… VTomo VII (1823 1843)1823IHabana, 26 de octubre de 18233* IIHabana, 25 de noviembre de 18235 1824IIIHabana, 26 de febrero de 18248 IVHabana, 22 de abril de 182420

PAGE 300

VHabana, 30 de abril de 182421 VIHabana, 10 de mayo de 182426 VIIHabana, 31 de mayo de 182427 VIII Habana, 30 de junio de 182429 IXHabana, 22 de agosto de 182430 XHabana, 20 de octubre de 1824351825XIHabana, 15 de septiembre de 1825381827XIIHabana, 10 de septiembre de 182742 XIII Habana, 30 de septiembre de 1827441828XIVMatanzas, 30 de septiembre de 1828471829XVMatanzas, 19 de enero de 182950 XVIMatanzas, 10 de abril de 182951 XVIIMatanzas, 24 de agosto de 182953 XVIII Matanzas, 31 de agosto de 182954 XIXMatanzas, 28 de septiembre de 182955 XXMatanzas, 12 de octubre de 1829561830XXIMatanzas, 7 de marzo de 183058 XXIIMatanzas, 23 de junio de 1830591831XXIIIMatanzas, 18 de agosto de 183160

PAGE 301

1835XXIV [Matanzas], 5 de septiembre de 1835631836XXV[Matanzas], 13 de febrero de 183664 XXVI [Matanzas], 21 de febrero de 183665 XXVII[Matanzas], 3 de marzo de 183666 XXVIII[Matanzas], 10 de marzo de 183667 XXIX [Matanzas], 17 de marzo de 183669 XXXMatanzas, 22 de marzo de 183669 XXXI Matanzas, 24 de marzo de 183671 XXXII[M atanzas], 6 de abril de 183672 XXXIII [Matanzas], 27 de abril de 183672 XXXIV[Matan zas], 11 de mayo de 183673 XXXV[Matan zas], 13 de mayo de 183675 XXXVI Sin fecha76 XXXVIISin fecha77 XXXVIIISin fecha78 XXXIX[Matan zas], 17 de mayo de 183680 XL[Matanzas], 26 de mayo de 183680 XLI[Matanzas], 25 de junio de 183681 XLII[Matanzas], 28 de junio de 183682 XLIII[Matanzas], 30 de junio de 183684 XLIV [Matanzas], 15 de julio de 183685 XLV[Matanzas], 2 de julio de 183685 XLVI[Matanzas], 13 de julio de 183687 XLVII[Matanzas], 18 de julio de 183688 XLVIII[Matanzas], 9 de agosto de 183689 XLIX [Matanzas], 183690 LSin fecha91 LI[Matanzas], 6 de agosto de 183693

PAGE 302

LII[Matanzas], 3 de septiembre de 183695 LIII [Matanzas], 15 de noviembre de 183696 LIV[Matanzas], 19 de noviemvre de 183697 LVSin fecha97 LVISin fecha Jaime Bada98 LVII[Matanzas], diciembre de 183698 LVIIISin fecha99 LIX[Matanzas], 1836100 LX[Matanzas], 18361011837LXI[Matanzas], 1837103 LXII[Matanzas], 21 de marzo 1837104 LXIII[Matanzas], 1o de abril de 1837104 LXIV [Matanzas], 4 de abril de 1837105 LXV[Matanzas], 18 de abril de 1837106 LXVI [Matanzas], 1837106 LXVII[Matanzas], 1837107 LXVIII[Matanzas], 1837109 LXIX [Matanzas], 6 de julio de 1837109 LXX[Matanzas], 29 de octubre de 1837111 LXXI [Matanzas], 15 de noviembre de 1837111 LXXII [Matanzas], 17 de noviembre de 1837112 LXXIII [Matanzas], 29 de noviembre de 1837113 LXXIV [Matanzas], 14 de diciembre de 1837114 LXXV [Matanzas], 1837116 LXXVI [Matanzas], diciembre de 18371161838LXXVII [Matanzas], 11 de enero de 1838119 LXXVIII[Matanzas], 25 de enero de 1838120

PAGE 303

LXXIX [Matanzas], 31 de enero de 1838121 LXXX [Matanzas], 17 de febrero de 1838121 LXXXI [Matanzas], 15 de marzo de 1838122 LXXXII [Matanzas], 17 de marzo de 1838123 LXXXIII [Matanzas], 20 de marzo de 1838124 LXXXIV [Matanzas], 31 de marzo de 1838124 LXXXV [Matanzas], 19 de abril de 1838126 LXXXVI [Matanzas], 21 de abril de 1838127 LXXXVII [Matanzas], 31 de mayo de 1838128 LXXXVIII [Matanzas], 7 de junio de 1838129 LXXXIX [Matanzas], 13 de abril de 1838131 XC[Matanzas], 21 de junio de 1838132 XCI[Matanzas], 28 de junio de 1838133 XCII[Matanzas], 5 de julio de 1838134 XCIII[Matanzas], 18 de julio de 1838136 XCIV [Matanzas], 28 de julio de 1838137 XCV[Matanzas], 19 de julio de 1838138 XCVI [Matanzas], 14 de agosto de 1838138 XCVII[Matanzas], 16 de agosto de 1838139 XCVIII[Matanzas], 20 de agosto de 1838139 XCIX [Matanzas], 28 de agosto de 1838142 C[Matanzas], 4 de septiembre de 1838143 CI[Matanzas], 8 de septiembre de 1838143 CIIMatanzas, 10 de septiembre de 1838144 CIII [Matanzas], 12 de septiembre de 1838145 CIV[Matanzas], 18 de septiembre de 1838146 CV[Matanzas], 18 de octubre de 1838147 CVI[Matanzas], 5 de noviembre de 1838148 CVII[Matanzas], 12 de noviembre de 1838149 CVIII[M atanzas], 10 de diciembre de 1838150 CIX[Matanzas], diciembre de 1838151

PAGE 304

1839CX[Matanzas], 23 de febrero de 1839152 CXI[Matanzas], 26 de febrero de 1839153 CXII[Matanzas], 14 de marzo de 1839154 CXIII[Matanzas], 21 de marzo de 1839155 CXIV[M atanzas], 4 de abril de 1839156 CXV1 de mayo de 1839157 CXVI23 de ab ril de 1839158 CXVII18 de junio de 1839159 CXVIII6 de julio de 1839160 CXIX27 de julio de 1839161 CXX6 de julio de 1839162 CXXI23 de julio de 1839163 CXXII15 de agosto de 1839164 CXXIII12 de septiembre de 1839165 CXXIV16 de noviembre de 1839166 CXXV14 de noviembre de 1839167 CXXVI7 de diciembre de 1839168 CXXVII23 de diciembre de 1838169 CXXVIII19 de diciembre de 1839170 CXXIX 1837171 CXXX[M atanzas], 30 de diciembre de 18391721840CXXXI [Matanzas], 26 de enero de 1840173 CXXXII [Matanzas], 30 de enero de 1840173 CXXXIII Matanzas, 17 de febrero de 1840174 CXXXIV[M atanzas], 20 de febrero de 1840175 CXXXV[M atanzas], 22 de febrero de 1840176 CXXXVI[M atanzas], 23 de febrero de 1840176

PAGE 305

CXXXVII[M atanzas], 18 de marzo de 1840178 CXXXVIII[Matan zas], 23 de marzo de 1840178 CXXXIX[M atanzas], 28 de marzo de 1840179 CXL[Matanzas], 8 de abril de 1840179 CXLI [Matanzas], 9 de abril180 CXLII [Matanzas], 10 de abril de 1840180 CXLIII [Matanzas], 1 de mayo de 1840181 CXLIV [Matanzas], 2 de mayo de 1840182 CXLV[Matanzas], 23 de mayo de 1840183 CXLVI[Matanzas], 27 de junio de 1840185 CXLVII[Matanzas], 13 de agosto de 1840186 CXLVIII [Matanzas], 14 de agosto de 1840187 CXLIX [Matanzas], 30 de septiembre de 1840187 CL[Matanzas], 13 de noviembre de 1840188 CLI[Matanzas], 18 de noviembre de 1840188 CLII[Matanzas], 21 de noviembre de 1840189 CLIII[Matanzas], 25 de noviembre de 1840190 CLIV [Matanzas], 25 de diciembre de 1840191 CLV[Matanzas], 28 de diciembre de 18401911841CLVIMatanzas, 13 de enero de 1841193 CLVIIMatanzas, 27 de enero de 1841194 CLVIII[Matanz as], 28 de enero de 1841195 CLIX[M atanzas], 6 de febrero de 1841195 CLX[Matanzas], 1 de marzo de 1841196 CLXI[M atanzas], 5 de marzo de 1841197 CLXII [Matanzas], 10 de marzo de 1841198 CLXIII[M atanzas], 2 de abril de 1841199 CLXIV[M atanzas], 6 de abril de 1841200

PAGE 306

CLXV [Matanzas], 8 de abril de 1841200 CLXVIM atanzas, 22 de abril de 1841202 CLXVII [Matanzas], 28 de julio de 1841202 CLXVIII[Matanzas], 20 de noviembre de 1841203 CLXIX Matanzas, 13 de diciembre de 18412051842CLXX Matanzas, 29 de enero de 1842207 CLXXI Matanzas, 31 de enero de 1842207 CLXXII Matanzas, 10 de febrero de 1842208 CLXXIII [Matanzas], 13 de febrero de 1842209 CLXXIV [Matanzas], 24 de febrero de 1842210 CLXXV [Matanzas], 15 de marzo de 1842211 CLXXVI [Matanzas], 4 de abril de 1842211 CLXXVII [Matanzas], 12 de abril de 1842212 CLXXVIII [Matanzas], 6 de abril de 1842213 CLXXIX [Matanzas], 27 de abril de 1842213 CLXXX Matanzas, 4 de agosto de 1842214 CLXXXI Matanzas, 8 de agosto de 1842215 CLXXXII Matanzas, 28 de agosto de 1842216 CLXXXIII Matanzas, 29 de octubre de 1842217 CLXXXIVM atanzas, 16 de noviembre de 1842219 CLXXXV [Matanzas], 20 de noviembre de 1842220 CLXXXVI [Matanzas], 27 de noviembre de 1842220 CLXXXVII [Matanzas], 7 de diciembre de 18422211843CLXXXVIII [Matanzas], 22 de abril de 1843222 CLXXXIXM atanzas, 3 de mayo de 1843223 CXCMatanzas, 24 de agosto de 1843224

PAGE 307

CXCI Matanzas, 4 de septiembre de 1843226 CXCIIM atanzas, 5 de noviembre de 1843229 CXCIIIM atanzas, 18 de noviem bre de 1843230 CXCIVM atanzas, 27 de noviembre de 1843236 Anexo …………………………………………………………239 ndice onomstico ……………………………………………245 ndice …………………………………………………………265 Sumario ………………………………………………………275

PAGE 309

SUMARIO SUMARIO SUMARIO SUMARIO SUMARIO Volumen I Ensayo IntroductorioCartas para la historia de Cuba ………………..……………1Tomo 1 (1822 1832)1822IHabana, 13 de enero de 1822Jos Antonio Cintra491823IIHabana, 29 de octubre de1823Jos Antonio Cintra52 IIIHabana, 22 de enero de 1823Jos Antonio Cintra53 IVHabana, 20 de septiembre de 1823 Jos Antonio Cintra54

PAGE 310

1824VHabana, 20 de abril de 1824Jos Antonio Cintra56 VIHabana, 27abril de 1824Jos Antonio Cintra59 VIIHabana, 11 de junio de 1824Jos Antonio Cintra60 VIIIHabana, 28 de julio de 1824Jos Antonio Cintra62 IXHabana, 21 de agosto de 1824Jos Antonio Cintra63 XSin fechaAnnimo65 XIBorrador Jos Antonio Cintra67 XIISin fecha Isidro Carbonell, Aristo Caton 701825XIIIN. York, 15 de marzo de 1825 Jos Mara Heredia711826XIVMxico, 24 de mayo de 1826 Jos Mara Heredia73 XVMxico, 18 de nov. de 1826 Jos Mara Heredia741827XVIMxico 15 de abril de 1827 Jos Mara Heredia77 XVIIH abana 20 de junio de 1827Silv estre Alfonso78 XVIIIH abana, 31 de julio de 1827Silv estre Alfonso80 XIXAlameda de Paula, Jos Antonio Cintra81 30 de agosto de 1827 XXHabana, 31 de octubre de 1827Nicols Manuel de Escovedo831828XXIMadrid, 1 de enero de 1828 Alberto Lista84 XXII Habana, 30 de enero de 1828F rancisco Javier de la Cruz 86 XXIII Habana, 31 de marzo de 1828Jos Antonio Cintra, C. Trevejos de Albornoz 88

PAGE 311

XXIVBurdeos, 30 de sep. de 1828 Andrs de Arango89 XXVParis, 11 de oct. de 1828. Juan Manuel de Cagigal91 XXVI Habana, 30 de oct. de 1828 Juan Poey92 XXVII Madrid, dic. de 1828 ngel Iznardi93 XXVIII Madrid, 25 de nov. de 1828Salustiano de Olzaga y Jos M. Mesa94 XXIXPars, 12 de dic. de 1829Felipe Poey98 XXXHabana, 22 de dic. de 1828 Isidro Carbonell y Padilla100 XXXI Habana, 23 de dic. de 1828 Juan Poey101 XXXII Madrid, 26 de dic. de 1828 Salustiano de Olzaga102 XXXIII Filadelfia, 26 de dic. de 1828 Jos Antonio Saco104 XXXIV Filadelfia, 31 de dic. de 1828 Jos Antonio Saco1051829XXXV Tlalpam, 14 de enero de 1829 Jos Mara Heredia106 XXXVI Sin fechaSalustiano de Olzaga y Jos M. Mesa107 Madrid, 25 de feb. de 1829Anastasio Orozco y Arango, Tatao 108 XXXVII Madrid, 24 de mar. de 1829Jos M. Mesa109 XXXVIII Madrid, 18 de feb. de 1829 [ngel Iznardi]110 XXXIX Madrid, 11 de nov. de 1829 [ngel Iznardi]112 XLMadrid, 10 de oct. de 1829 ngel Iznardi114 XLIHabana, 9 de ene. de 1829Nicols Manuel de Escovedo116 XLIIP ars, 14 de feb. de 1829F elipe Poey118 XLIII Habana, 3 de julio de 1829 Anastasio Carrillo119 XLIVM adrid, 6 de abril de 1829 ngel Iznardi y Salustiano de Olzaga120 XLVMadrid, 24 de abr. de 1829 Salustiano de Olzaga123 XLVIMadrid, 24 de abr. de 1829Jos M. Mesa125 XLVIIMadrid, 26 de may. de 1829Jos M. Mesa126 XLVIIIM adrid, 26 de may. de 1829Salustiano de Olzaga127 XLIXM adrid, 24 de jun. de 1829Salustiano de Olzaga128

PAGE 312

LLondres, 8 de jul. de 1829 Jos Luis Alfonso129 LICeres, 20 de jul. de 1829Jos del Monte130 LIICeres, 12 de ago. de1829J os del Monte132 LIII Ceres, 24 de ago. de1829J os del Monte133 LIV17 de sep. de 1829 Blas Oss135 LVNew York, 8 de oct. de 1829Toms Gener.135 LVIMadrid 10 de oct. de 1829 Salustiano de Olzaga136 LVIINew York, 17 de oct. de 1829Jos Antonio Saco138 LVIII Habana, 3 de jul. de 1829 Blas Oss139 LIXMadrid, 11 de nov. de 1829Salustiano de Olzaga 140 LXSin fecha[M anuel] Gonzlez del Valle141 LXIMadrid, 29 de dic. de 1829Agustn Durn1421830LXIIMzas., 15 de ene. de 1830Jos M. Angulo y Heredia144 LXIIIM adrid, 9 de feb. de 1830 Salustiano de Olzaga145 LXIVM adrid, 9 de feb. de 1830ngel Iznardi147 LXVMzas., 10 de feb. de 1830Jaime Bada149 LXVI New York, 10 de mar. de 1830Toms Gener150 LXVII23 de mar. de 1830 Blas Oss151 LXVIII Madrid, 25 de mar. de 1830ngel Iznardi151 LXIX Madrid, 26 de mar. de 1830 Salustiano de Olzaga152 LXXNew York, 30 de mar. de 1830Toms Gener155 LXXI Madrid, 23 de abr. de 1830 ngel Iznardi156 LXXIINew Y ork, 30 de abr. de 1830Toms Gener157 LXXIII Habana, 18 de may. de 1830Manuel Gonzlez del Valle158 LXXIV Habana, 22 de may. de 1830 Jos Antonio Echeverra160 LXXV31 de may. de 1830Blas Oss162 LXXVI Madrid, 25 de jun. de 1830 Salustiano de Olzaga162 LXXVII Madrid, 25 de jun. 1830 ngel Iznardi164 LXXVIII Madrid, 24 de jul. de 1830 ngel Iznardi168

PAGE 313

LXXIX Madrid, 24 de jul. de 1830 Salustiano de Olzaga170 LXXX Habana, 14 de agos. de 1830 Jose Antonio Echeverra171 LXXXI Habana, 16 de agos. de 1830 Jos Antonio Echeverra172 LXXXII Madrid, 25 de agos. de 1830 Anastasio de Orozco y Arango173 LXXXIII Madrid, 25 de agos. de 1830 ngel Iznardi174 LXXXIV Habana, 4 de sep. de 1830 Jos Antonio Echeverra179 LXXXVM adrid, 23 de sep. de 1830 ngel Iznardi180 LXXXVI New York, 10 de oct. de 1830Toms Gener182 LXXXVII Cuernavaca, 23 de oct. de 1830 Jos Mara Heredia182 LXXXVIII Madrid, 26 de oct. de 1830 Salustiano de Olzaga183 LXXXIX Madrid, 26 de nov. de 1830 ngel Iznardi1841831XCMadrid, 22 de feb. de 1831 Salustiano de Olzaga186 XCIMadrid, 22 feb. de 1831 ngel Iznardi186 XCI bisMadrid, 24 mar. de 1831 ngel Iznardi188 XCII Mzas., 1. de may. de 1831 Fco. Guerra Bethencourt189 XCIII Habana, 10 de may. de 1831 Joaqun Santos Surez191 XCIVMzas., 26 de jun.de 1831 Fco. Guerra Bethencourt192 XCIV bisPars, 7 de jul. de 1831 Jos Luis Alfonso193 XCVMatanzas, 19 de julio de 1831 Fco. Guerra Bethencourt195 XCVI Matanzas, 4 de sep. de 1831 Jaime Bada196 XCVII6 de agosto de 1831 Fco. Guerra Bethencourt197 XCVIIIM atanzas, 6 de agosto de 1831 Jaime Bada197 XCIXSgo. de Cuba, 10 sep. de 1831F rancisco Muoz198 CNew York, 12 de agosto de 1831Toms Gener199 CIMatanzas, 19 de sep. de 1831 Jaime Bada200 CIIMatanzas, 22 de agosto de 1831 Jaime Bada201 CIIIM atanzas, 29 de nov. de 1831 Jaime Bada202 CIVNew York, 7 de octubre de 1831Toms Gener203 CVNew York, 4 de nov. de 1831Toms Gener204 CVIMatanzas, 10 de dic. de 1831 Fco. Guerra Bethencourt205

PAGE 314

1832CVII New York, 7 de enero de 1832Toms Gener206 CVIII New York, 10 de enero de 1832 Manuel Garay208 CIXMatanzas, 10 de enero de 1832Fco. Guerra Bethencourt209 CXPars, 17 de enero de 1832 Salustiano de Olzaga, Lorenzo Fernndez 210 CXINew York, 4 de febrero de 1832Toms Gener211 CXII New York, 10 de marzo de 1832Toms Gener212 CXIIIP ars, 29 de marzo de 1832 ngel Iznardi y Salustiano de Olzaga, Jos Snchez 213 CXIVPars, 13 de abril de 1832Salustiano de Olzaga, Lorenzo Fernndez 224 CXVNew York, 27 de abril de 1832Toms Gener227 CXVIP ars, 1 de mayo de 1832 Salustiano de Olzaga, Jos Snchez 228 CXVII New York, 11 de Mayo de 1832Toms Gener234 CXVIIIP. Prncipe, 15 de May. de 1831R amn Francisco Valds237 CXIXCharleston, 30 de mayo de 1832Pedro P. de Sirgado237 CXXNew York, 15 de junio de 1832Toms Gener239 CXXIP. Prncipe, 15 de Julio de 1831R amn Francisco Valds240 CXXII Madrid, 25 de julio de 1832T oms Quintero243 CXXIII Lazareto de Malta,Jos Luis Alfonso245 27 de julio de 1832 CXXIV New York, 17 de agosto de 1832Toms Gener251 CXXVM adrid, 27 de sep. de 1832Andr s de Arango252 CXXVI Pto. Rico, 5 de oct. de 1832Pedro P. de Sirgado253 CXXVII12 de octubre de 1832 Manuel Granados253 CXXVIII Bristol R I., 15 de oct. de 1832M anuel de Garay254 CXXIX Madrid, 24 de oct. de 1832Toms Quintero, fray Thomas de San Quintn 256 CXXXM adrid, 25 de dic. de 1832T oms Quintero, Clavel Ocho 258

PAGE 315

Tomo II (1833 1835)1833CXXXI New York, 19 de ene. de 1833T oms Gener261 CXXXII New York, 4 de feb. de 1833T oms Gener262 CXXXIII13 de febrero de 1833Bl as Oss263 CXXXIV Madrid, 4 de marzo de 1833T oms Quintero, fray Martn de Calahorra 263 CXXXVS. Spritus, 13 de mar. de 1833 Jos Benito Ortigueyra270 CXXXVI Madrid, 26 de mar. de 1833T oms Quintero, Columbano Farmer 271 CXXXVIIP ars, 27 de marzo de 1833 Jos Luis Alfonso275 CXXXVIIIH abana, 28 de marzo de 1833Ter esa Alfonso de Soler276 CXXXIX Habana, 19 de abril de 1833F rancisco J. de Horta277 CXLMadrid, 26 abril de 1833 ngel Iznardi279 CXLIHabana, 7 de ab ril de 1833 Clemente Blanco279 CXLII15 de mayo de 1833Cirilo Ponce de Len280 CXLIII Habana, 20 de abril de 1833 Clemente Blanco281 CXLIVH abana, 20 de abril de 1833 Clemente Blanco282 CXLVHabana, 3 de mayo de 1833A nastasio de Orozco yArango283 CXLVINew York, 11 de mayo 1833T oms Gener284 CXLVIIHabana, 14 de mayo de 1833 Clemente Blanco285 CXLVIII10 de mayo de 1833 Domingo Andr286 CXLIXLa Alberca, 16 de Julio de 1833A nastasio de Orozco yArango287 CLMadrid, 26 de julio de 1833T oms Quintero, fray Columbano de S. Patricio 288 CLIMadrid, 25 de agosto de 1833 ngel Iznardi291 CLII Madrid, 26 de agosto de 1833T oms Quintero, fray Columbano Freema 293 CLIII New York, 2 de sep. 1833T oms Gener295 CLIVMadrid, 24 sep. de 1833T oms Quintero, fray Columbano 296

PAGE 316

CLVMadrid, 25 de oct. de 1833Andr s de Arango297 CLVINew York, 3 de oct.de 1833T oms Gener298 CLVIIPto. Pre. 1 de dic. de 1833 Manuel de Monteverde299 CLVIIIMadrid, 24 de dic.de 1833S alustiano de Olzaga301 CLIX Cuba, 26 de dic. 1833Fco. Muoz del Monte3021834CLXCarabanchel, 24 de feb. de 1834 ngel Iznardi309 CLXI New York, 1 de marzo de 1834 Toms Gener310 CLXII Habana, 21 de abril de 1834Fr ancisco Ruiz311 CLXIII Habana, 22 de abril de 1834 Jos Luis Alfonso, Beppo 312 CLXIII bisHabana, 23 de abril de 1834Blas Oss313 CLXIV Boston, 24 de abril de 1834George Ticknor315 CLXVMadrid, 25 de abril de 1834 Andrs de Arango317 CLXVI New York, 29 de abril de 1834Toms Gener318 CLXVIIM adrid, Abril? de 1834 ngel Iznardi320 CLXVIII Habana, 1 de mayo de 1834 Domingo Andr321 CLXIX Habana, 1 de mayo de 1834 Anastasio Orozco y Arango325 CLXXHabana, 2 de mayo de 1834Anastasio Orozco y Arango, Tatao 328 CLXXI Habana, 2 de mayo 1834Nicols Manuel de Escovedo329 CLXXIIHabana, 3 de mayo de 1834 Blas Oss330 CLXXIII New York, 5 de mayo 1834Toms Gener331 CLXXIVHabana, 7 de mayo 1834Anastasio Orozco y Arango332 CLXXVHabana, 12 de m ayo de 1834Fr ancisco Ruiz335 CLXXVIM adrid, 16 de mayo de 1834 Manuel Josef Quintana336 CLXXVII Habana, mayo 23 Domingo Andr337 CLXXVIII Habana, 24 de mayo de 1834Ramn de Palma338 CLXXIXHabana, 28 de mayo de 1834 Blas Oss339 CLXXX Habana, 4 de junio de 1834Ramn de Palma340 CLXXXIJunio 8Domingo Andr341 CLXXXII Junio 12 Domingo Andr342

PAGE 317

CLXXXIII Madrid, 14 de junio de 1834 Andrs de Arango343 CLXXXIVHabana, 16. de junio de 1834Anastasio Orozco y Arango344 CLXXXV New York, 18 de junio de 1834T oms Gener345 CLXXXVIJu nio 19 Domingo Andr347 CLXXXVII Habana, junio 23 de 1834 Jos Antonio Echeverra348 CLXXXVIII Habana, 24 de junio de 1834 Merced Heredia349 CLXXXIXJunio 25 de 1834 Domingo Andr350 CXCJunio de 1834 Sin firma351 CXCI New York, 30 de Junio de 1834T oms Gener352 CXCIIJunio 4 de 1834Anastasio Orozco y Arango354 CXCIIIHabana, 6 de junio de 1834Anastasio Orozco y Arango354 CXCIVHabana, 4 de julio de 1834Anastasio Orozco y Arango355 CXCVHabana, 6 de julio de 1834Ramn de Palma356 CXCVIHabana, 7 de julio de 1834 Blas Oss357 CXCVII10 de julio de 1834 Domingo Andr358 CXCVIII Habana, 11 de julio de 1834Ramn de Palma359 CXCIX Habana, y Julio 14/1834F rancisco Ruiz361 CCHabana, 16 de julio de 1834Blas Oss361 CCIHabana, y Julio 21 de 1834F rancisco Ruiz363 CCIIH abana, 4 de agosto de 1834Blas Oss364 CCIIIH abana, 16 de agosto de 1834Pedro P. de Sir gado365 CCIV New York, 12 de set. de 1834Flix Varela y Toms Gener367 CCVNew York, 13 de sep. de 1834T oms Gener371 CCVIHabana, 15 de set. de 1834R amn de Palma372 CCVII Habana, 19 de sep. de 1834 Domingo Andr373 CCVIII Habana, 20 de sep. de 1834Pedro Jos Guiteras374 CCIX Habana, 20 de sep. de 1834 Jos Z. Gonzlez del Valle375 CCXHabana, 23 de sep. de 1834R amn de Palma377 CCXIHabana 2 de oct. de 1834Pedro Jos Guiteras379 CCXII Habana, 2 de oct. de 1834R amn de Palma380 CCXIII6 de octubre de 1834 Domingo Andr382

PAGE 318

CCXIV3 de septiembre de 1834An astasio Orozco y Arango, Tatao 383 CCXVS. de Cu ba, 23 de oct.de 1834F co. Muoz del Monte386 CCXVI Matanzas, 1 de nov. de 1834 Jos M. Angulo y H eredia388 CCXVII Prncipe, 10 de nov. de 1834Anastasio Orozco y Arango, Tatao 389 CCXVIIIP. Prncipe, 20 de oct. de 1834 Anastasio Orozco y Arango391 CCXIXS. de Cuba, 13 de nov. de 1834Francisco Muoz del Monte391 CCXX Habana, 13 nov. de 1834 Domingo Andr392 CCXXI Habana, 24 de nov. de 1834 Blas Oss393 CCXXII Habana, 21 de nov. de 1834 Fco. Guerra Bethencourt393 CCXXIIIM adrid, 30 de nov. de 1834 Andrs de Arango394 CCXXIV Habana, 20 de dic. de 1834Ramn de Palma395 CCXXV Habana, 3 de dic. de 1834Ramn de Palma397 CCXXVI Habana, 8 de dic. de1834 Domingo Andr399 CCXXVIP. Prncipe, 10 de dic. de 1834 Anastasio Orozco y Arango399 CCXXVII Habana, 11 de dic. de 1834 Felipe Poey404 CCXXVIII Habana, 15 de sep. de 1834Blas Oss404 CCXXIX Habana, 16 de dic. de 1834 Jos Luis Alfonso405 CCXXX Habana, 18 de dic. de 1834 Agustn Bozalongo4071835CCXXXIP. P rncipe, 3 de ene. de 1835Anastasio Orozco y Arango409 CCXXXIIH abana, 6 de enero de 1835F rancisco Ruiz410 CCXXXIII H abana, 7 de enero de 1835Nicols Manuel de Escovedo411 CCXXXIV Habana, 8 de enero de 1835 Fco. Guerra Bethencourt412 CCXXXV Madrid, 11 de enero de 1835 Andrs de Arango413 CCXXXVI Habana, 30 de ene. de 1835 Gonzalo Alfonso y Soler414 CCXXXVII Habana, 31 de ene. de 1835R amn de Palma415 CCXXXVIIIS. de Cuba, 5 de feb. de 1835Fco. Muoz del Monte416 CCXXXIX Habana, 5 de feb. de 1835Blas Oss417 CCXLPrncipe, 16 de feb. de 1835Anastasio Orozco y Arango, Tatao 418

PAGE 319

CCXLIHa bana, 16 de feb. de 1835Ramn de Palma419 CCXLIIP. Prncipe, 8 de mar. de 1835Anastasio O rozco y Arango, Tatao 422 CCXLIII Madrid, 3 de marzo de 1835 Jos Antonio Saco426 CCXLIV Madrid, 3 de marzo de 1835 Andrs de Arango427 CCXLV Madrid, 5 de marzo de 1835T oms Quintero428 CCXLVI Habana, 18 de mar. de 1835R amn de Palma430 CCXLVII Habana, 19 de may. de 1835J os de la Luz y Caballero431 CCXLVIII Habana, 20 de may. de 1835R amn de Palma432 CCXLIX Habana, 24 de mar. de 1835Blas Oss432 CCLHabana, 28 de mar. de 1835R amn de Palma433 CCLI Sin fechaBlas Oss434 CCLII Madrid, 3 de abril de 1835Andrs de Arango435 CCLIV Habana, 8 de abril de 1835*R amn de Palma436 CCLVMadrid, 22 de abril de 1835 Manuel de Garay-Heredia440 CCLVI Madrid, 24 de abril de 1835 Andrs de Arango441 CCLVII Habana, 3 de mayo de 1835A ntonio Guiteras442 CCLVIII Mzas., 16 de mayo de 1835 Jos Miguel Angulo442 CCLIX Habana, 17 de may. de 1835F rancisco Ruiz443 CCLX Habana, 23 de may. de 1835F rancisco Ruiz444 CCLXI Habana, 25 de may. de 1835Blas Oss445 CCLXII Habana, 30 de may. de 1835R amn de Palma446 CCLXIIIP. Prncipe, 31 de may. de 1835 Manuel de Monteverde448 CCLXIVS. Agustn, 14 de jun. de 1835T oms Gener449 CCLXVS. Agustn, 16 de jun. de 1835Toms Gener450 CCLXVIS. Agustn, 20 de jun. de 1835Toms Gener450 CCLXVIIP. Prncipe, 29 de jun. de1835 Anastasio Orozco y Arango451 CCLXVIIIP. Prncipe, 5 de julio de 1835 Sin firma452 CCLXIX Madrid, 22 de jul. de 1835 Andrs de Arango454 CCLXXA ranjuez, 26 de jun. de 1835 Andrs de Arango456 CCLXXI Cdiz, 16 de agosto de 1835Pedro Jos Guiteras457 *En la edicin base aparece este salto en la enumeracin de las cartas. ( N. de la E.)

PAGE 320

CCLXXIIP. Prncipe, 31 de ago. de 1835 Anastasio Orozco459 CCLXXIIIMadrid, 4 de sep. de 1835 Manuel de Garay-Heredia460 CCLXXIV Habana, 9 de sep. de 1834 Diego Tanco461 CCLXXV Habana, 17 de sep. de 1834 Diego Tanco461 CCLXXVI Pto. Pre., 18 de sep. de 1835F rancisco Pichardo462 CClXXVIIP. Prncipe, 27 de sep. de 1835 Anastasio Orozco y Arango463 CCLXXVIII Puerto Pre., 1835 Monteverde al doctor Valle465 CCLXXIX Habana, 8 de oct. de 1835Blas Oss466 CCLXXX Habana, 5 de oct. de 1835 Fco. de Paula Serrano466 CCLXXXIP. Prncipe, 10 de oct. de 1835 Anastasio Orozco y Arango467 CCLXXXII Sevilla, 12 de oct. de 1835 Pedro Jos Guiteras, El estudiante 469 CCLXXXIII Habana, 26 de oct. de 1835F rancisco de Paula Serrano472 CCLXXXIVH abana, 13 de nov. de 1835Ramn de P alma472 CCLXXXVH abana, 23 de nov. de 1835F rancisco de Paula Serrano474 CCLXXXVI Sevilla, 4 de dic. de 1835Pedro Jos Guiteras475 CCLXXXVII Habana, 7 de dic. de 1835Ramn de P alma479 CCLXXXVIII Mzas., 14 de dic. de 1835 Jos Jacinto Milans481 CCLXXXIXM adrid, 26 de sep. de 1835Andrs de Arango482 CCXC Madrid, 31 de dic. de 1835Andrs de Arango484 ndice onomstico ...........................................486 ndice de corresponsales ....................................522 ndice ........................................................527

PAGE 321

Volumen II Presentacin .............................................. V Tomo 3 (1836-1838)1836IMadrid, 26 de ene. de 1836 ngel Iznardi3 IIPto. Ppe. 22 de feb. de 1836 Anastasio Orozco, Tatao 4 IIIMzas. 23 de feb. de 1836 Jos Miguel Angulo5 IVMadrid 26 de feb. de 1836Andr s de Arango7 VPto. Ppe 13 de mar. de 1836Sin firma8 VIMzas. 24 de mar. de 1836 Jos Miguel Angulo9 VIIPto. Ppe., 1 de abril de 1836 Anastasio Orozco, Tatao 10 VIIICgey., 1 de abril de 1836 Anastasio Orozco, Tatao 10 IXPto. Ppe., 1 de abril de 1836Alonso Betancourt11 XJaruco, 5 de abril de 1836Jos Antonio Rubio13 XIMzas., 7 de abril de 1836 Jos Miguel Angulo16 XIIMzas., 20 de abril de 1836 Merced Heredia17 XIIIMadrid, 26 de abr il 1836Andrs de Arango18 XIVS. de Cuba, 5 de mayo de 1836 Fco. Muoz del Monte19 XVMzas., 7 de mayo de 1836 Jos Miguel Angulo20 XVI9 de mayo de 1836 Anastasio Orozco, Tatao 21 XVII Pto. Ppe. 10 de mayo de 1836 Anastasio Orozco, Tatao 22 XVIII Mzas., 12 de mayo de 1836 Merced Heredia24 XIXMzas., 25 de mayo de 1836Jos Miguel Angulo24 XXMadrid, 26 de mayo 1836Andrs de Arango25 XXISin fecha Anastasio Orozco, Tatao27 XXIIM zas., 20 de jun. de 1836 Jos Jacinto Milans27 XXIII Madrid, 25 de jun. de 1836Andrs de Arango33

PAGE 322

XXIVM zas., 30 de jun. de 1836 Jos Jacinto Milans35 XXVPto. Ppe., 4 jul. de 1836G. Betancourt Cisneros36 XXVI Pto. Ppe. 4 de jul. de 1836 Anastasio Orozco, Tatao 37 XXVII Mzas., 9 de jul. de 1836 Juan Padrines38 XXVIII Mzas., 16 de jul. de 1836 Jos Jacinto Milans38 XXIX Mzas., 18 de jul. de 1836Blas Oss39 XXXMzas., 23 de jul. de 1836 Juan Padrines40 XXXI Cgey., 1 de agt. de 1836 Anastasio Orozco, Tatao 43 XXXII Mzas., 5 de agt. de 1836 Jos Miguel Angulo45 XXXIII Pto. Ppe., 14 de agt. de 1836G. Betancourt Cisneros46 XXXIV Mzas., 18 de agt. de 1836 Juan Padrines48 XXXV Mzas., 23 de agt. de 1836Blas Oss49 XXXVI Pto. Ppe., 29 de agt. de 1836 Anastasio Orozco, Tatao 50 XXXVII Mlaga, 30 de agt. de 1836Andr s de Arango51 XXXVIII Pto. Ppe., 2 de spt. de 1836 Anastasio Orozco, Tatao 52 XXXIX Madrid, 16 de spt. de 1836 Laureano Angulo54 XLCgey. 18 de spt. de 1836G. Betancourt Cisneros55 XLIMzas., 20 de spt. 20 de 1836 Jos Jacinto Milans58 XLII Cgey., 20 de oct. de 1836G. Betancourt Cisneros60 XLIII Cgey., 3 de oct. de 1836 Anastasio Orozco, Tatao 62 XLIVMzas., 17 de oct. de 1836Blas Oss63 XLVMadrid, 31 de oct. de 1836Andrs de Arango64 XLVICgey., 31 de oct. de 1836G. Betancourt Cisneros65 XLVII14 de nov. de 1836Domingo del Monte 66 XLVIIIMzas., 5 de nov. de 1836 Merced Heredia67 XLIXMzas., 15 de nov. de 1836 Jos Jacinto Milans67 LMzas., 17 de nov. de 1836 Jos Jacinto Milans68 LIMzas., 26 de nov. de 1836Jos Mara Heredia69 LIIPto. Ppe., 11 de dic. de 1836 Anastasio Orozco, Tatao 71 LIIIMadrid 26 de d ic. de 1 836Andr s de Arango72

PAGE 323

1837LIVHab., 10 de ene. de 1837 Jos Mara Heredia74 LV16 de ene. de 1837 Jos Antonio Echeverra75 LVIHab., 23 de ene. de 1837 Nicols M. de Escovedo76 LVIIHab., 9 de feb. de 1837R amn de Palma78 LVIII Sabanilla, 16 de feb. de 1837 Manuel Joaqun Ferrero79 LIXMadrid, 24 de feb. de 1837Andr s de Arango80 LXMzas., 9 de mar. de 1837 Esteban Pichardo81 LXIMzas., 21 de mar. de 1837 Jos Jacinto Milans82 LXII20 de mar. de 1837 Salustiano Olzaga83 LXIIIM adrid, 25 abril de 1837 Andrs de Arango84 LXIVPars, 5 de mayo de 1837 Jos Luis Alfonso, Pepe 86 LXV10 de mayo de 1837Jos de la Luz89 LXVI11 de mayo de 1837 Jos Jacinto Milans90 LXVII Madrid, 25 de mayo de 1837 Andrs de Arango91 LXVIII Mzas., 30 de mayo de 1837Blas Oss92 LXIXSin fechaJos de Arango93 LXXHab., 15 de jun. de 1837 Lzo. Somera/ J. de Arango93 LXXI Mzas., jun. de 1837 Jos Jacinto Milans94 LXXII Mzas., 6 de jun. de 1837 Jos Jacinto Milans95 LXXIII Pto. Ppe., 12 de jun. de 1837 Anastasio Orozco, Tatao 96 LXXIV14 de jun. de 1837Nicols Santos Surez97 LXXV Mzas., 4 de jul. de 1837 Jos Jacinto Milans98 LXXVI Mzas., 6 de jul. de 1837 Juan Padrines99 LXXVII Pto. Ppe., 13 de jul. de 1837 Benjamin H. Wright99 LXXVIII Mzas., 15 de jul. de 1837 Jos Jacinto Milans104 LXXIX Mzas., 22 de jul. de 1837 Jos Jacinto Milans105 LXXXM zas., 1 de agt. de 1837 Juan Padrines106 LXXXI Mzas., 1 de agt. de 1837 Jos Jacinto Milans106 LXXXIID ieppe, 14 de agt. de 1837 Jos Luis Alfonso Pepe 110 LXXXIII Pto. Ppe., 23 de agt. de 1837 Benjamn H. Wright113

PAGE 324

LXXXIV Mzas., 14 de oct. de 1837P. J. Guit eras, El ausente 118 LXXXVP ars, 21 de oct. de 1837 Jos Luis Alfonso, Pepe 119 LXXXVI Mzas., 8 de nov. de 1837 Jos Jacinto Milans121 LXXXVIICar raguao, 11 de nov. de 1837A ntonio Guiteras122 LXXXVIII Cdiz, 24 de nov. de 1837 Primo Colina124 LXXXIX Mzas., 28 de nov. de 1837 Jos Jacinto Milans126 XCMzas., 30 de nov. de 1837Pepe127 XCIMadrid, 1 de dic. de 1837 Andrs Borrego128 XCII Cdiz, 16 de dic. de 1837 Andrs de Arango129 XCIIIMadrid, 11 de d ic. de 1837 ngel Iznardi130 XCIV Bayamo 22 de dic. de 1837Pedro Oller131 XCVMadrid, 29 de dic. de 1837 Andrs Borrego132 XCVI Mzas., 29 de dic. de 1837A Ducrs1331838XCVII Cdiz, 2 de ene. de 1838Andr s de Arango134 XCVIII Mzas., 3 de ene. de 1838 Juan Padrines135 XCIX Mzas., 4 de ene. de 1838 Jos Jacinto Milans136 CHab., 7 de ene. de 1838 Jos Antonio Echeverra137 CIPars, 14 de ene. de 1838Jos Luis Alfonso, Pepe 139 CIIHab., 19 de ene. de 1838Rafaela S. Magd. Entralgo141 CIIIMzas. 29 de ene. de 1838 Esteban Pichardo141 CIVMadrid, 12 de feb. de 1838 Andrs Borrego142 CVMzas., 14 de feb. de 1838 Juan Padrines143 CVIGuanabacoa, 15 de feb. de 1838 Richard Robert Madden144 CVII Sin fechaPedro Jos Guiteras145 CVIII Mzas., 15 de feb. de 1838 Jos Jacinto Milans147 CIXCdiz, 3 de mar. de 1838Andr s de Arango148 CXCdiz, 8 de mar. de 1838 Primo Colina149 CXIMzas., 16 de mar. de 1838 Dominga Garca151 CXII Cdiz, 29 de mar. de 1838 Primo Colina152

PAGE 325

CXIII Mzas., 4 de abril de 1838 Miguel Teurbe Toln158 CXIV Cdiz, 7 de abril 1838Andr s de Arango158 CXVCdiz, 22 de abril de 1838 Primo Colina160 CXVI Mzas., 1 de mayo de 1838 Jos Jacinto Milans162 CXVII Cdiz, 1 de mayo de 1838 Primo Collina163 CXVIIIM zas. 3 de mayo de 1838 Jaime Bada167 CXIX Mzas., 8 de mayo de 1838 Jaime Bada168 CXXIng. Asuncin, mayo de 1838 Jos del Castillo169 CXXI Ingenio Surinam, Gines, 10 de mayo de 1839 Anselmo Surez y Romero173 CXXII Mzas., 17 de mayo de 1838 Jos Jacinto Milans178 CXXIII Mzas., 17 de mayo de 1838 Miguel Teurbe Toln179 CXXIV Mzas., 28 de mayo de 1838 Jos Jacinto Milans180 CXXVP ars, 29 de mayo de 1838 Jos Luis Alfonso, Pepe 181 CXXVI Marsella, 29 de mayo de 1838 Primo Colina184 CXXVII30 de mayo [de 1838] Carlos Drake185 CXXVIII Pto. Ppe., 11 de Junio de 1838F rancisco Pichardo, Pancho 185 CXXIXM zas., 15 de jun. de 1838 Jaime Bada186 CXXX Guanabacoa, 13 de jun. de 1838Lor enzo de Palma186 CXXXI Guanabacoa, 20 de jun. de 1838Lor enzo de Palma187 CXXXIIM zas., 23 de jun. de 1838 Jos Jacinto Milans188 CXXXIII Mzas., 26 de jul. de 1838 Jos Jacinto Milans189 CXXXIV Hab., 2 de jul. de 1838 Richard Robert Madden191 CXXXVP ars, 3 de jul. de 1838 Jos Luis Alfonso, Pepe 193 CXXXVI Puerto de Santa Marta, 8 de jul. de 1838 Andrs de Arango196CXXXVIIMzas., 14 de jul. de 1838 Jaime Bada197CXXXVIIIMzas., 24 de jul. de 1838 Jaime Bada198 CXXXIXPa rs, 24 de jul. de 1838 Primo Colina199 CXLPuerto de Santa Mara, 28 de agt. de 1838 Andrs de Arango201 CXLI Puerto de Santa Mara, 25 de jul. de 1838Andrs de Arango202

PAGE 326

CXLII Madrid, 28 de jul. de 1838A lejandro Olivn204 CXLIII Mzas., 31 de jul. de 1838 Jos Jacinto Milans205 CXLIVM zas., 2 de agt. de 1838 Esteban Pichardo 206 CXLV4 de agt. de 1838F rancisco Javier de Fox207 CXLVIPars, 10 de agt. de 1838 Primo Colina208 CXLVIICiego de Najasa, 15 de agt. de 1838A nastasio Orozco, Tatao 211 CXLVIII Mzas., 16 de agt. de 1838 Jos Jacinto Milans213 CXLIXP. P pe., 18 de agt. de 1838 Benjamin H Wright215 CLMzas., 18 de agt. de 1838 Jos Jacinto Milans216 CLIMzas., agt. de 1838 Jos Jacinto Milans218 CLII20 de agt. de 1838 Evaristo Carrillo219 CLIII Mzas., 29 de agt. de 1838 Jos Jacinto Milans219 CLIV29 de agt. de 1838 Evaristo Carrillo221 CLVMzas., 30 de agt. de 1838 Jos Jacinto Milans222 CLVIMzas., 1 de spt. de 1838 Jos Jacinto Milans223 CLVIIMzas., 1 de spt. de 1838Federico Milans224 CLVIIIMzas., 6 de spt. de 1838 Jos Jacinto Milans224 CLIXPars, 6 de spt. de 1838 Jos Luis Alfonso, Pepe 225 CLXMzas., 9 de spt. de 1838 Jos Jacinto Milans228 CLXI Mzas., 15 de spt. de 1838 Jos Jacinto Milans228 CLXII Cgey. 17 de sp t. de1838G. Betancourt Cisneros229 CLXIII Mzas., 20 spt. de 1838Pedro Jos Guiteras233 CLXIVM adrid, 24 de spt. de 1838[ Fco. Muoz del Monte]234 CLXV Mzas., 29 de spt. de 1838. Jos Jacinto Milans239 CLXVI Mzas., 25 de spt. de 1838 Jos Jacinto Milans242 CLXVIIM adrid, 2 de oct. de 1838 ngel Iznardi243 CLXVIII Mzas., 11 de oct. de 1838 Jos Jacinto Milans245 CLXIXP ars, 12 de oct. de1838 Primo Colina245 CLXX Cgey., 14 de oct. de 1838G. Betancourt Cisneros251 CLXXI19 de oct. de 1838 Richard Robert Madden252 CLXXII Mzas., 20 de oct. de 1838 Jos Jacinto Milans253

PAGE 327

CLXXIII23 de oct. de 1838Felipe Poey254 CLXXIV Cafetal Dolores, 27 de oct. de 1838 Jos del Castillo255 CLXXV Sin fechaRa mn Pint257 CLXXVI Mzas., 8 de nov. de 1838 Jos Jacinto Milans258 CLXXVII Mzas., 16 de nov. de 1838 Jos Jacinto Milans259 CLXXVIII Hab., 18 de nov. de 1838D. Leprince261 CLXXIX18 de nov. de 1838G. B etancourt Cisneros, El Varn de las hembras 267 CLXXXP ars, 24 de nov. de 1838 Primo Colina269 CLXXXI Mzas., 27 de nov. de 1838 Jos Miguel Angulo271 CLXXXII Madrid, 28 de nov. de 1838Andr s de Arango272 CLXXXIV Mzas., 7 de dic. de 1838A. Ducros273 CLXXXVP ars ,12 de dic. de 1838Jos Luis Alfonso, Pepe 274 CLXXXVI Pto. Ppe., 13 de dic. de 1838 Rafael Matamoros276CLXXXVIIS. de Cuba, 18 de dic. de 1838 Juan Bautista Sagarra278CLXXXVIIIIngenio Asuncin, 19 de dic. de 1838 Jos del Castillo278 CLXXXIXHab., 19 de dic. de 1838Manuel Glez. del Valle280 CXCCgey., 24 de dic. de 1839G. B. Cisneros, El Lugareo 281 CXCI Hab., 26 de dic. de 1838 Jos Antonio Echeverra284 CXCII Hab., 28 de dic. de 1838 Juan Muoz y Castro285 CXCIIIN. Orleans, 29 de dic. de 1838 George E. Clifford.286 CXCIV Hab., 31 de dic. de 1838 Jos Antonio Echeverra289Tomo 4 (1839-1840)1839CXCVH ab., 4 de ene. de 1839Antonio Gutirrez295 CXCVI Sevilla, 5 de ene. de 1839Andr s de Arango297 CXCVII Hab., 15 de ene. de 1839A. Moreau de Jonns298 CXCVIII Hab., 17 de ene. de 1839Jos Z. Glez. del Valle301

PAGE 328

CXCIXH ab., 18 de ene. de 1839 Manuel Jos Carrera303 CCHab., 21 de ene. de 1839Antonio Gutirrez306 CCIHab., 22 de ene. de 1839Manuel Glez. del Valle306 CCIIS. de Cuba, 3 de ene. de 1839 Juan Bautista Sagarra308 CCIII24 de ene. de 1839Jos Z. Glez. del Valle310 CCIV Hab. 25 ene. de 1839 Jos Antonio Echeverra312 CCVPars, 30 de ene. de 1839 Primo Colina314 CCVII Madrid, 31 de ene. de 1839* Salustiano Olzaga322 CCVIII13 de ene. de 1839Manuel del Monte324 CCIX Sin fecha L. Maritegui325 CCXMzas., 9 de feb. de 1839 Jos Jacinto Milans325 CCXI Cgey., 11 de feb. de 1839G. B. Cisneros, El Varn 327 CCXII Mzas., 16 de feb. de 1839 Jos Jacinto Milans328 CCXIIIP ars, 25 de feb. de 1839 Jos Luis Alfonso, Pepe 329 CCXIVM zas., 28 de feb. de 1839 Jos Jacinto Milans332 CCXV Madrid, 5 de mar. de 1839 Fco. Muoz del Monte334 CCXVI Cgey, 11 de mar. de 1839G. B. Cisneros, Varn con V 336 CCXVII Ingenio Surinam, Gines, 15 de mar. de 1839A nselmo Surez338 CCXIX Sevilla, 29 de mar. de 1839Andr s de Arango341 CCXX19 de mar. de 1839 [Flix Tanco]342 CCXXIP ars, 4 de abril de 1839 Jos Luis Alfonso, Pepe 343 CCXXIII ngenio Surinam, 11 de abril 11 de 1839A nselmo Surez346 CCXXIII Pto. Ppe., 12 de abril de 1839Si xto de Guereca350 CCXXIV Cgey., 15 de abril de 1839G. B. Cisneros, El Varn 353 CCXXV Pto. Ppe., 20 de abril de 1839 AnastasioOrozco, Tatao 354 CCXXVI Crdenas, 21 de abril de 1839 Jos Mara Calvo356 CCXXVIIIM adrid, 26 de abril de 1839Fco. Muoz del Monte/ Ignacio Herrera Dvila357 CCXXIX Mzas., 1 de mayo de 1839 Jos Jacinto Milans360 CCXXX Mzas., mayo de 1839 Jos Jacinto Milans361

PAGE 329

CCXXXI Mzas., 4 de mayo de 1839 Jos Jacinto Milans362 CCXXXIIIPars, 6 de agt. de 1839 Jos Luis Alfonso, Pepe 363 CCXXXIVN. Orleans, 30 de mar. de 1840 Jorge Edo. Clifford365 CCXXXV Mayo 24A. M. de Escovedo366 CCXXXVIC diz, 25 de mayo de 1839 Andrs de Arango367 CCXXXVII Mzas., 30 de mayo de 1839 Esteban Pichardo360 CCXXXVIII Sin fecha Ramn Vlez369 CCXXXIX Sin fecha Ramn Vlez370 CCXL Madrid, 28 de jun. de1839F co. Muoz del Monte371 CCXLI Mzas., 6 de jul. de 1839 Jos Jacinto Milans376 CCXLII Surinan, Gines, 7 de jul. de 1839Anselmo Surez378 CCXLIIIN. Orleans, 13 de jul de 1840 Geo Clifford379 CCXLIV Jalapa, 25 de jul. de 1839G. Fer nndez381 CCXLVP ars, 29 de jul. de 1839 Primo Colina383 CCXLVI Hab., 5 de agt. de 1839 Evaristo Carrillo385 CCXLII Hab., 5 de agt. de 1839A. Moreau de Jonns385 CCXLVIIIPars, 6 de agt. de 1839Jos Antonio Saco, Saquete 388 CCXLIX Pto.Ppe., 7 de agt. de 1839 Anastasio Orozco, Tatao 389 CCLIngenio Suriman, 20 de agt. de 1839Anselmo Surez391 CCLIM zas., 20 de agt. de 1839Blas Oss392 CCLII Sin fecha Richard Robert Madden393 CCLIII Sin fecha Richard Robert Madden394 CCLIV Hab., 23 de sept. de 1839 Ri chard Robert Madden397 CCLV30 de agt. de 1840 Joaqun Santos Surez401 CCLVIN. Orleans, 11 de spt. de 1839Bernardo de T allon401 CCLVI bisMzas., 16 de spt. de 1839 Jos Mara Casal403 CCLVIIMzas., 12 de spt. de 1839 Jos Jacinto Milans405 CCLIXP ars, 26 de spt. de 1839 Saturnino Hernndez406 CCLX Madrid, 28 de spt. de 1839Fco. Muoz del Monte407

PAGE 330

CCLXI2 de octubreW enceslao de V. Urrutia407 CCLXII Cgey., 7 de oct. de 1839G. B. Cisneros, El Varn 408 CCLXIII8 de oct. de 1839Diego Tanco409 CCLXIVM adrid, 13 de oct. de 1839 Andrs Borrego410 CCLXVN. Y ork, 17 de oct. de 1839Antonio de Fras411 CCLXVI Mzas., 18 de oct. de 1839 Clemente Blanco411 CCLXVII Ingenio Surinam, 21 de oct. de 1839A nselmo Surez414 CCLXVIIIPars, 23 de oct. de 1839 Primo Colina416 CCLXIX28 de oct. de 1840 Jos Toribio de Arazoza418 CCLXX Mzas., 29 de oct. de 1839 Jos Mara Casal419 CCLXXIM adrid, 30 oct. de 1838Andr s de Arango420 CCLXXII Mzas., 1 de nov. de 1839 Jos Jacinto Milans421 CCLXXIII Sin fechaDiego Tanco422 CCLXXV Mzas., 5 nov. de 1839 Jos Jacinto Milans422 CCLXXVI Cuba, 13 de nov. de 1839Andrs Muoz Caballero423 CCLXXVII Madrid, 29 de nov. de 1839 Andrs de Arango425 CCLXXVIIIM adrid, 1 de dic. de 1839 ngel Iznardi426 CCLXXIX Hab., 4 de dic. de 1839Manuel Glez. del Valle427 CCLXXXP ars, 4 de dic. de 1838Chauviteau & Co428 CCLXXXIIV eracruz, 26 de dic. de 1839T oms Gonzlez429 CCLXXXIIIMadrid, 27 de d ic. de 1839 Andrs de Arango4301840CCLXXXIVM adrid, ene. de 1840Fco. Muoz del Monte431 CCLXXXVM zas., 7 de ene. de 1840 Jose Jacinto Milans433 CCLXXXVI Cuba, 9 de ene. de 1840Andrs Muoz Caballero434CCLXXXVIISin fechaJos Antonio Echeverra435CCLXXXVIIILa Cumbre, 17 de ene. de 1840 Jos Jacinto Milans436CCLXXXIXMadrid, 28 de ene. de 1840 Andrs de Arango436 CCXC Mzas., 3 de feb. de 1840F rancisco de la O. Garca437

PAGE 331

CCXCI Mzas., 5 de feb. de 1840Pedro Jos Guiteras438 CCXCII Cuba, 8 de feb. de 1840Andrs Muoz Caballero438 CCXCIII Mzas., 11 de feb. de 1840 Jos Jacinto Milans440 CCXCIV Mzas., 12 de feb. de 1840 Jaime Bada441 CCXCVP ars, 13 de feb. de 1840Jos Luis Alfonso, Pepe 442 CCXCVI Mzas., 15 de feb. de 1840 Jaime Bada443 CCXCVIILa Majagua, 15 de feb. de 1840 Gonzalo Alfonso444 CCXCVIIITriun virato, 19 de feb. de 1840 Julin L. Alfonso444 CCCMzas., 29 de feb. de 1840 Jaime Bada445 CCCI Mzas., 4 de mar. de 1840 Jaime Bada445 CCCII Mzas., 6 de mar. de 1840 Jaime Bada447 CCCIII Mzas., 7 de mar. de 1840 Jos Antonio Echeverra447 CCCIV Mzas., 7 de mar. de 1840Gonzalo Alfonso449 CCCV Mzas., 9 de mar. de 1840R amn de Palma449 CCCVI Cuba, 9 de mar. de 1840Andrs Muoz Caballero452 CCCVIIM zas., 16 de mar. de 1840 Merced Heredia453 CCCVIIIM zas., 17 de mar. de 1840 Jaime Bada454 CCCIXM zas., 17 de mar. de 1840 Jaime Bada454 CCCX Cuba, 18 de mar. de 1840Andrs Muoz Caballero455 CCCXIM zas., 24 de mar. de 1840 Esteban Pichardo446 CCCXIIM zas., 24 de mar. de 1840 Jos Jacinto Milans456 CCCXIII Hab., 1 de abril de 1840A. Brunet458 CCCXIV Mzas., 2 de abril de 1840 Esteban Pichardo458 CCCXV Mzas., 8 de abril de 1840F rancisco de la O. Garca459 CCCXV bis7 de abril de 1840Jos de la Luz460 CCCXVI Mzas., 7 de mayo de 1840 Esteban Pichardo460 CCCXVII Mzas., 11 de abril de 1840 Esteban Pichardo460 CCCXVIII Mzas., 12 de abril de 1840 Jaime Bada461 CCCXIX Mzas., 14 de abril de 1840 Jos Jacinto Milans461 CCCXX Mzas., 23 de abril de 1840 Jos Jacinto Milans462 CCCXXI Mzas., 24 de abril de 1840 Jos Antonio Echeverra463

PAGE 332

CCCXXIIP. Ppe., 24 de abril de 1840 Anastasio Orozco, Tatao 464 CCCXXIIbisP. Ppe., 29 de abril de 1840 Anastasio Orozco, Tatao 465 CCCXXIII Mzas., 30 de abril de 1840 Jaime Bada467 CCCXXIV Mzas., 1 de mayo de 1840 Jaime Bada468 CCCXXV Mzas., 1 de mayo de 1840 Jos Antonio Echeverra469 CCCXXVI2 de m ayo de 1841 Jorge A. de Urtetegui470 CCCXXVII Cgey., 2 de mayo de 1840G. B. Cisneros El Lugareo 471CCCXXVIIIMzas., 3 de mayo de 1840 Jaime Bada472 CCCXXIX Mzas., 4 de mayo de 1840 Jaime Bada473 CCCXXXI Mzas., 9 de junio de 1840 Esteban Pichardo474 CCCXXXIIT rinidad, 12 de mayo de 1840F rancisco Letamendi474CCCXXXIIIHab., 12 de mayo de 1840 Alejandro H. Everett476CCCXXXIVCiego de Najasa, 22 de mayo de 1840 Anastasio Orozco, Tatao 480CCCXXXVCiego de Najasa, 28 de mayo de 1840 Anastasio Orozco, Tatao 481CCCXXXVICuba, 3 de jun. de 1840Andrs Muoz Caballero482 CCCXXXVIIIM zas., 9 de jun. de 1840 Jaime Bada483CCCXXXIXCgey., 11 de jun. de 1840G. B. Cisneros El Varn 483 CCCXL Hab., 13 de jun. de 1840 Alejandro H. Everett485 CCCXLI Mzas., 1 de jun. de 1840 Jos Antonio Echeverra486 CCCXLII Mzas., 18 de jun. de 1840 Jaime Bada488 CCCXLIII Cgey., 21 de jun. de 1840G. B. Cisneros El Lugareo 489 CCCXLIVC uba, 1 de jul. de 1840Andrs Muoz Caballero489 CCCXLVH ab., 4 de jul. de 1840Jos Z. Glez. del Valle490 CCCXLVI Mzas., 5 de jul. de 1840R amn de Palma491 CCCXLVII Mzas., 7 de jul. de 1840Ramn de Palma492 CCCXLVIII San Joaqun, 9 de jul. de 1840 Jos de Arango492 CCCXLIX Sin fechaAndrs de Arango493 CCCL Mzas., 11 de jul. de 1840R amn de Palma494 CCCLIM zas., jul. de 1840 Jos Jacinto Milans495

PAGE 333

CCCLII Cuba, 15 de jul. de 1840 Andrs Muoz Caballero496 CCCLIII Cgey., 18 de jul. de 1840G. B. Cisneros El Lugareo 497 CCCLIV Mzas., 18 de jul. de 1840 Jos Antonio Echeverra499 CCCLV Cuba, 20 de jul. de 1840Andrs Muoz Caballero499 CCCLVI Hab., 25 de jul. de 1840 Jos G. Pizarro500 CCCLVII29 de jul. de 1840 Domingo Andr501 CCCLVIII7 de agt. de 1840Manuel del Monte502 CCCLIX Mzas., 11 de agt. de 1840R amn de Palma502 CCCLXT rinidad, 12 de agt. de 1840F rancisco Letamendi503 CCCLXI17 de agt. de 1840 Jos de Fras504 CCCLXII Cuba, 19 de agt. de 1840 Andrs Muoz Caballero505 CCCLXIII Mzas., 19 de agt. de 1840 Jos Jacinto Milans506 CCCLXIV Mzas., 22 de agt. de 1840 Jos Jacinto Milans508 CCCLXV Mzas., 27 de agt. de 1840 Juan Padrines509 CCCLXVI Mzas., 1 de spt. de 1840 Juan Padrines510 CCCLXVII Mzas., 3 de spt. de 1840 Jos Jacinto Milans511CCCLXVIIISin fechaJos de Fras513 CCCLXIX Mzas., 23 de spt. de 1840 Jos Antonio Echeverra513 CCCLXXN. Y ork 26 de spt. de 1840F rancisco P. Coimbra514 CCCLXXIP ars, 27 de spt. de 1840 Primo Colina517 CCCLXXIIN. York, 30 de spt. de 1840F rancisco P. Coimbra518 CCCLXXIII Mzas., 4 de oct. de 1840Blas Oss520 CCCLXXIV Mzas., 7 de oct. de 1840 Jos Jacinto Milans521 CCCLXXV Mzas., 14 de oct. 1840 Jos Mara Casal522 CCCLXXVI16 de oct. de 1840 Jos Mara Casal523CCCLXXVII20 de oct. de 1840 Jos Mara Casal523CCCLXXVIIIMzas., 22 de oct de 1840 Jos Jacinto Milans524 CCCLXXIX Mzas., 27 de oct. de 1840 Jos Antonio Echeverra525 CCCLXXX30 de octubreWenceslao de V. Urrutia528 CCCLXXXI Madrid, 4 de nov. de 1840 Andrs de Arango529CCCLXXXIIMzas., 10 de nov. de 1840R amn de Palma530

PAGE 334

CCCLXXXIIIMzas., 14 nov. de 1840 Jos Jacinto Milans531CCCLXXXIVN. York, 21 de nov. de 1840 Fco. de P. Coimbra532CCCLXXXV[Hab., 30 de nov. de 1840]Alejandro H. Everett534CCCLXXXVI[Hab., 1 de dic. de 1840]Alejandro H. Everett534CCCLXXXVIIBarcelona, 10 de dic. de 1840 Jaime Bada535CCCLXXXVIII18 de dic. de 1840Jos Mara Casal536CCCLXXXIXHab., 30 de dic. de 1840Alejandro H. Everett538 ndice onomstico ...............................................................540 ndice de corresponsales ................................................... 581 ndice ...................................................................................... 587Volumen IIIPresentacin ……………………………………………………………… VTomo V (1841 1843)1841 1841 1841 1841 1841 IMtzas, 7 de enero de 1841Jos Jacinto Milans*3 IIMtzas, enero de 1841Jos Jacinto Milans4 III12 de enero de 1841Domingo del Monte5 Jos Braulio de Torres6 IVNew Orleans, 22 de en. de 1841Ber nardo Fallon6 V4 de febrero de 1841Jos de la Luz7 VISin fechaA. M. de Escovedo8 VIICrdenas, 1 de febrero de 1841Francisco Garnica8 VIII13 de febrero de 1841 Jos de la Luz9

PAGE 335

IX18 de febrero de 1841 [Jos de la Luz]10 XCrdenas, 19 de febrero de 1841Francisco Garnica10 XIMadrid, 26 de febrero de 1841Andrs de Arango11 XIIPto. Ppe., 27 de febrero de 1841Anastasio de Orozco13 XIII Pto. Ppe., 6 de marzo de 1841Anastasio de Orozco15 XIV20 de mayo de 1841A. M. de Escovedo16 XVMtzas., marzo de 1841Jos Jacinto Milans17 XVI30 de marzo de 1841A. M. de Escovedo17 XVII Camagey, 30 de marzo de 1841Gaspar Betancourt Cisneros18 XVIII2 de abril de 1841Francisco P Coimbra19 XIXSin fechaJ. G. Pizarro20 XXSin fechaJ. G. Pizarro20 XXIPto. Ppe., 3 de abril de 1841Gaspar Betancourt Cisneros21 XXII Mtzas., 2 de abril de 1841J. Miguel Angulo22 XXIII Mtzas., 7 de abril de 1841 Juan P adrines23 XXIV Camagey, 18 de abril de 1841Gaspar Betancourt Cisneros24 XXVCamagey, 25 de abril de 1841Gaspar Betancourt Cisneros25 XXVI11 de mayo de 1841T. de Veyga27 XXVII Camagey, mayo de 1841 Gaspar Betancourt Cisneros28 XXVIIICamagey, 30 de mayo de 1841Gaspar Betancourt Cisneros31 XXIX Stgo. de Cuba, 2 de junio de 1841 Blas Oss32 XXXHabana, 5 de junio de 1841 David Turnbull33 XXXIMtzas., 6 de junio de 1841 Cirilo Villaverde35 XXXIIPto. Ppe., 6 de junio de 1841 Gaspar Betancourt Cisneros36 XXXIIICamagey, 20 de junio de 1841Gaspar Betancourt Cisneros38 XXXIVCamagey, 18 de julio de 1841Gaspar Betancourt Cisneros40 XXXVCamagey, 30 de julio de 1841Gaspar Betancourt Cisneros42 XXXVI Mtzas., 31 de julio de 1841 Ramn de Palma44 XXXVII26 de julio de 1841Julin L. Alfonso46 XXXVIII10 de agosto de 1841Alejandro H. Everett46 XXXIX Habana, 9 de septiembre de 1841M anuel Castro Palomino47

PAGE 336

XXXIX aHabana, 15 de sept. de 1841Jos Luis Alfonso50 XL10 de septiembre de 1842 Jos R. O’Farrill52 XLITorredenbarra, 23 de sept. de 1841 Jaime Bada 53 XLIISin fechaA. M. de Escovedo54 XLIII Mtzas., 15 de noviembre de 1841Jos A. Echeverra55 XLIVCrden as, 17 de nov. de 1841 Rodrigo Torino56 XLVPto. Ppe., 21 de nov de 1841Gaspar Betancourt Cisneros56 XLVIMtzas., 28 de noviembre de 1841Jos A. Echeverra57 XLVIISin fechaF rancisco Cutanda59 XLVIIICamagey, 5 de dic. de 1841 Gaspar Betancourt Cisneros60 XLIXCama gey, 12 de dic. de 1841 Gaspar Betancourt Cisneros61 LSin fecha David Turnbull64 LISin fecha David Turnbull65 LIICamagey, 19 de dic. de 1841Gaspar Betancourt Cisneros66 LIII Camagey, diciembre de 1841Gaspar Betancourt Cisneros69 LIVPto. Ppe., 25 de dic. de 1841 Gaspar Betancourt Cisneros71 LVMadrid, 29 de dic. de 1841Andrs de Arango741842 1842 1842 1842 1842LVIPto. Ppe., enero de 1842Gaspar Betancourt Cisneros75 LVIIPto. Ppe., 16 de enero de 1842Gaspar Betancourt Cisneros76 LVIII12 de febrero de 1842 AlejandroH. Everett77 LIXCamagey, 13 de febrero de 1842Gaspar Betancourt Cisneros80 LXCamagey, 19 de febrero de 1842Gaspar Betancourt Cisneros81 LXIPto. Ppe., 27 de febrero de 1842Gaspar Betancourt Cisneros83 LXIISin fecha David Turnbull85 LXIII Nuevitas, 1 de abril de 1842Gaspar Betancourt Cisneros86 LXIV Sta. Cruz, 22 de abril de 1842Gaspar Betancourt Cisneros88 LXVPars, 27 de abril de 1842Condesa de Merln89 LXVI25 de junio de 1842Anselmo Surez y Romero90 LXVII Madrid, 27 de junio de 1842Manuel Josef Quintana91

PAGE 337

LXVIIICamagey, 10 de julio de 1842Gaspar Betancourt Cisneros92 LXIX Pto. de Tasajo, 24 de julio de 1842Gaspar Betancourt Cisneros94 LXXPto. Ppe., 31 de julio de 1842Gaspar Betancourt Cisneros95 LXXI16 de septiembre de 1842 Alejandro H. Everett96 LXXII Camagey, 24 de sept. de 1842Gaspar Betancourt Cisneros99 LXXIIICamagey, 15 de octubre de 1842Gaspar Betancourt Cisneros101 LXXIVCamagey, 11 de dic. de 1842Gaspar Betancourt Cisneros1021843 1843 1843 1843 1843LXXV Boston, 6 de enero de 1843Alejandro H. Everett103 LXXVI Pto. Pre., 12 de enero de 1843Gaspar Betancourt Cisneros106 LXXVIIPto. Pre., 29 de enero de 1843Gaspar Betancourt Cisneros107 LXXVIIIPto. Pre., 2 de marzo de 1843Gaspar Betancourt Cisneros108 LXXIX Pisa, 19 de marzo de 1843Jos Antonio Saco109 LXXXCamagey, 2 de abril de 1843Gaspar Betancourt Cisneros110 LXXXI Camagey, 30 de abril de 1843Gaspar Betancourt Cisneros111 LXXXIIHabana, 1 de mayo de 1843 Buenaventura Lindo113 LXXXIIICharleston, 10 de mayo de 1843Daniel K. Whitaker115 LXXXIVCharleston, 10 de mayo de 1843Daniel K. Whitaker116 LXXXV Charleston, 10 de mayo de 1843Daniel K. Whitaker117 LXXXVIPto. Pre., 15 de mayo de 1843Gaspar Betancourt Cisneros118 LXXXVIICamagey, 15 de mayo de 1843Manuel Jos Carrer119 LXXXVIIIBoston, 20 de mayo de 1843Alejandro H. Everett121 LXXXIXNuevitas, 21 de mayo de 1843Gaspar Betancourt Cisneros124 XCNuevitas, 21 de mayo de 1843Manuel Jos Carrer125 XCISin fecha Miguel de Aldama126 XCII Habana, 3 de julio de 1843Manuel Jos Carrer128 XCIII Habana, 12 de julio de 1843Domingo Andr129 XCIV Guanabacoa, 13 de julio de 1843Gonzalo Aldama y Alfonso130 XCVHabana, 15 de julio de 1843Joaqun Montufar131 XCVI Habana, 17 de julio de 1843 Buenaventura Lindo133

PAGE 338

XCVII Boston, 19 de julio de 1843Alejandro H. Everett135 XCVIIIHabana, 24 de julio de 1843Miguel de Aldama137 XCIX Charleston, 31 de julio de 1843Daniel K. Whitaker139 CPto. Ppe., 10 de agosto de 1843Gaspar Betancourt Cisneros141 CIPto. Ppe., 13 de agosto de 1843Anastasio de Orozco142 CIIBoston, 15 de agosto de 1843Alejandro H. Everett143 CIII Boston, 16 de agosto de 1843Alejandro H. Everett148 CIVCerro, 19 de agosto de 1843Jos Luis Alfonso149 CVGuanabacoa, 1 de sept. de 1843Antonio del Monte151 CVI2 de septiembre de [1843]Sin firma153 CVII5 de septiembre de [1843] Sin firma153 CVIII Habana, 5 de sept. de 1843Gaspar Betancourt Cisneros154 CIXHabana, 13 de sept. de 1843Manuel Jos Carrer155 CX14 de septiembre de 1843Jos Mayol157 CXIHabana, 22 de sept. de 1843 Buenaventura Lindo158 CXII Boston, 24 de septiembre de 1843Alejandro H. Everett.160 CXIII Boston, 27 de septiembre de 1843Alejandro H. Everett164 CXIV Habana, [28] de sept. de 1843Agustin Bar y Horullos165 CXVHabana, 13 de octubre de 1843Jos Z. Gonzlez del Valle168 CXVI Crdenas, 23 de octubre de 1843Manuel Jos Carrer170 CXVII Charleston, 1 de nov. de 1843Daniel K. Whitaker172 CXVIII[8 de noviembre de 1843] Sin firma173 CXIXH abana, 9 de nov. de 1843Miguel de Aldama174 CXXHabana, 13 de nov. de 1843Ricardo del Monte178 CXXI Habana, 19 de nov. de 1843Jos Mayol182 CXXII Habana, 24 de nov. de 1843 Ramn de Palma185 CXXIII Habana, 25 de noviembre de 1843 Anselmo Surez y Romero187 CXXIV Habana, 27 de noviembre de 1843Domingo Andr190 CXXV Habana, 27 de noviembre de 1843 Jos Z. Gonzlez del Valle193 CXXVI Habana, 1 de dic. de 1843 Antonio del Monte197 CXXVIIHabana, 2 de dic. de 1843 Manuel del Monte200

PAGE 339

CXXVIIIHabana, 3 de dic. de 1843M anuel Castro Palomino202 CXXIX Habana, 7 de dic. de 1843Gaspar Betancourt Cisneros207 CXXXSpringfield, 14 de dic. de 1843Alejandro H. Everett209 CXXXINew York, 16 de dic. de 1843 Juan B. Lasala212 CXXXIIHabana, 10 de dic. de 1843Miguel de Aldama212 CXXXII aCerro, 22 de dic. de 1843Jos Luis Alfonso214 CXXXIIIHabana, 29 de dic. de 1843Miguel de Aldama218Tomo VI (1844 1845)1844 1844 1844 1844 1844CXXXIVHabana, 11 de enero de 1844 Jos Luis Alfonso223 CXXXV Habana, 6 de febrero de 1844Gaspar Betancourt Cisneros226 CXXXVIHabana, 9 de febrero de 1844Miguel Aldama228 CXXXVII Habana, [28 de febrero de 1844][Dolores de Aldama]231 CXXXVIIIHabana, 29 de febrero de 1844Jos Z. Gonzlez del Valle231 CXXXIX1 de marzo de 1844Carlos Drake232 CXLPars, 6 de marzo de 1844Mariano Jos Sicilia232 CXLI9 de marzo de 1844Mariano Jos Sicilia233 CXLII Habana, 10 de marzo de 1844Miguel de Aldama233 CXLIII[Pars], 12 de marzo de 1844F. Martnez de la Rosa236 CXLIV [Guanabacoa, 10 de marzo de 1844][Dolores de Aldama]237 CXLVLondres, 26 de marzo de 1844Salustiano de Olzaga237 CXLVILiorna, 22 de marzo de 1844Jos Antonio Saco239 CXLVIILiorna, 1 de abril de 1844Jos Antonio Saco240 CXLVIII Londres, 8 de abril de 1844 Salustiano de Olzaga241 CXLIX Habana, 9 de abril de 1844Miguel de Aldama243 CLRoma, 11 de abril de 1844Antonio Guiteras247 CLILondres, 22 de abril de 1844Salustiano de Olzaga247

PAGE 340

CLII Londres, 29 de abril de 1844Salustiano de Olzaga250 CLIII Gnova, 29 de abril de 1844Jos Antonio Saco251 CLIV Roma, 3 de mayo de 1844Antonio Guiteras252 CLVLondres, 9 de mayo de 1844Salustiano de Olzaga252 CLVIHabana, 9 de mayo de 1844Miguel de Aldama254 CLVIIGuanabacoa, 11 de mayo de 1844 Jos Luis Alfonso257 CLVIII Habana, 14 de mayo de 1844Jos A. Echeverra259 CLIXLond res, 15 de mayo de 1844Salustiano de Olzaga262 CLXValence, 17 de mayo de 1844Jos Antonio Saco263 CLXIL yon, 21 de mayo de 1844Jos Antonio Saco264 CLXIILond res, 27 de mayo de 1844Salustiano de Olzaga264 CLXIIIHabana, 30 de mayo de 1844Buenaventura Lindo265 CLXIV [Mayo] de 1844 Ramn de la Sagra266 CLXVMatanzas, 8 de junio de 1844 Ramn del Monte267 CLXVI Habana, 9 de junio de 1844Miguel de Aldama268 CLXVIIHabana, 9 de junio de 1844M anuel Castro Palomino270 CLXVIIIMadrid, 17 de junio de 1844Francisco Cspedes271 CLXIXB oston, 19 de junio de 1844Alejandro H. Everett274 CLXX23 de junio de 1844 [Documento]281 CLXXI Londres, 26 de junio de 1844 Salustiano de Olzaga285 CLXXIIMatanzas, 29 de junio de 1844 Manuela del Monte287 CLXXIIIPars, 29 de junio de 1844Jos Antonio Saco288 CLXXIVHabana, 29 de junio de 1844Miguel de Aldama 288 CLXXV Guanabacoa, junio de 1844 Gonzalo Aldama291 CLXXVIJunio de 1844Toms A. Mena292 CLXXVIILondres, 4 de julio de 1844 Salustiano de Olzaga292 CLXXVIII Guanabacoa, 4 de julio de 1844 Jos Luis Alfonso294 CLXXIXP ars, 8 de julio de 1844Mariano Jos Sicilia296 CLXXX12 de julio de 1844Mariano Jos Sicilia296 CLXXXIP ars, 14 de julio de 1844F. Martnez de la Rosa297 CLXXXIIFiladelfia, 14 de julio de 1844Alonso de Betancourt298

PAGE 341

CLXXXIIIHabana, 16 de julio de 1844Miguel de Aldama299 CLXXXIVLondres, 17 de julio de 1844Salustiano de Olzaga301 CLXXXVVersalles, 17 de julio de 1844Condesa de Merln302 CLXXXVI22 de julio de 1844F. Martnez de la Rosa302 CLXXXVIISan Ildefonso, 22 de jul. de 1844F rancisco Cspedes303 CLXXXVIIISpringfield, 22 de julio de 1844Alejandro H. Everett305 CLXXXIXBoston, 23 de julio de 1844Fanny Caldern de la Barca308 CXCLondres, 24 de julio de 1844 Edward Everett310 CXCI Londres, 24 de julio de 1844 Edward Everett311 CXCII Londres, 27 de julio de 1844Salustiano de Olzaga313 CXCIIIArechavaleta, 27 de jul. de 1844Jos de Olzaga315 CXCIV Habana, 7 de agosto de 1844Miguel de Aldama315 CXCV Londres, 10 de ag. de 1844Salustiano de Olzaga318 CXCVI San Ildefonso, 10 de ag. de 1844Francisco Cspedes319 CXCVIISpringfield, 11 de agosto de 1844Alejandro H. Everett321 CXCVIII Newport, 17 de agosto de 1844 A. Caldern de la Barca324 CXCIX Madrid, 17 de agosto de 1844Francisco Cspedes325 CCMadrid, 17 de agosto de 1844Alejandro Olivn326 CCIPars, agosto de 1844 Rosemond de Beauvallon327 CCII Newport, 28 de ag. de 1844ngel Caldern de la Barca328 CCIII Springfield, 30 de ag, de 1844Alejandro H. Everett329 CCIV Agosto de 1844J. J. Arnoue333 CCIVa21 de agosto de 1844[Borrador]334 CCVPars, agosto de 1844F. de F ras335 CCVI6 de septiembre de 1844Flix Tanco335 CCVII Habana, 9 de septiembre de 1844Cirilo Villaverde336 CCVIII Habana, 8 de septiembre de 1844Miguel de Aldama338 CCIXTur uham Green, 9 de septiembre de 1844Salustiano de Olzaga341 CCXNew York, 12 de sept, de 1844Alejandro H. Everett344 CCXIH abana, 16 de sept. de 1844M anuel Castro Palomino347

PAGE 342

CCXIIH abana, 18 de sept, de 1844Leonardo del Monte351 CCXIIIHabana, [10] de octubre de 1844[Miguel de Aldama]352 CCXIV Londres, 14 de octubre de 1844Salustiano de Olzaga354 CCXV4 de noviembre de 1844 Vicente Salv357 CCXVI Madrid, 4 de noviembre de 1844Andrs de Arango357 CCXVII Habana, 9 de noviembre de 1844 [Miguel de Aldama]359 CCXVIII Habana, 9 de noviembre de 1844 Jos Luis Alfonso361 CCXIX Habana, 10 de noviembre de 1844Annimo impreso363 CCXXPto. Rico, 15 de dic. de 1844P edro Gutirrez del Arroyo364 CCXXI Habana, 20 de nov. de 1844Miguel de Aldama366 CCXXIILondres, 23 de nov. de 1844Salustiano de Olzaga367 CCXXIIIHabana, 26 de nov. de 1844Miguel del Aldama369 CCXXIVNew York, 27 de nov de 1844Alejandro H. Everett370 CCXXV Roma, 4 de dic. de 1844 Juan J. Peoli374 CCXXVIHabana, 6 de dic. de 1844Francisco de Fras375 CCXXVIIMadrid, 7 de dic. de 1844Andrs de Arango378 CCXXVIIIHabana, 9 de dic. de 1844[Miguel del Aldama]378 CCXXIX Madrid, 19 de dic. de 1844Jos Martn Alegra381 CCXXX Habana, 10 de dic. de 1844Ins de Ayala382 CCXXXIHabana, 23 de dic. de 1844 Jos Luis Alfonso386 CCXXXIIHabana, 12 de dic. de 1844 Jos Z. Gonzlez del Valle3881845 1845 1845 1845 1845CCXXXIIILondres, 1 de enero de 1845Salustiano de Olzaga389 CCXXXIVMadrid, 2 de enero de 1845Andrs de Arango390 CCXXXV3 de enero de 1845Primo Collina391 CCXXXVI Habana, 9 de enero de 1845[Miguel de Aldama]392 CCXXXVII[Pars], 20 de enero de 1845Vicente Salv394 CCXXXVIIIP ars, enero de de 1845Salustiano de Olzaga394 CCXXXIX31 de enero de 1845Mariano Jos Sicilia395

PAGE 343

CCXLMadrid, 27 de enero de 1845Francisco de Galarza, hijo396 CCXLIP ars, 28 de enero de 1845Duque de Crillon397 CCXLIIHabana, 31 de enero de 1845Pedro Mendive398 CCXLIIICrdenas, 4 de febrero de 1845Manuel Jos Carrer398 CCXLIV[Pars], [3] de febrero de 1845* Javier Durrieu400 CCXLV[P ars], [18] de febrero de 1845 Javier Durrieu401 CCXLVbisSin fecha Javier Durrieu401 CCXLVISin fecha Eusebio Guiteras402 CCXLVIISin fecha Javier Durrieu403 CCXLVIIIWashington, 8 de feb. de 1845 Alejandro H. Everett403 CCXLIXHabana, 9 de febrero de 1845Jos A. Echeverra409 CCLHabana, 9 de febrero de 1845Miguel de Aldama409 CCLI19 de febrero de 1845Condesa de Merln411 CCLII [23] de febrero de 1845Condesa de Merln411 CCLIIIMadrid, 21 de febrero de 1845 F. Martnez de la Rosa412 CCLIV Habana, 4 de marzo de 1845Jos A. Echeverra412 CCLVHabana, 5 de marzo de 1845Fermn del Monte419 CCLVIRoma, 5 de marzo de 1845 Juan J. Peoli420 CCLVIIPars, 6 de marzo de 1845Toms A. Mena421 CCLVIII[11 de marzo de 1845] [Jos Luis Alfonso]423 CCLIX Habana, 12 de marzo de 1845Miguel Aldama423 CCLXMadrid, 21 de marzo de 1845Andrs de Arango425 CCLXI [Habana, 21 de marzo de 1845]Manuel del Monte426 CCLXIIHabana, 3 de abril de 1845Flix Tanco427 CCLXIIIHabana, 4 de abril de 1845 Buenaventura Lindo428 CCLXIVHabana, 4 de abril de 1845M anuel Castro Palomino430 CCLXV Habana, 5 de abril de 1845Jos Luis Alfonso431 CCLXVIHabana, 9 de abril de 1845[Miguel de Aldama]433 CCLXVIIHabana, 8 de abril de 1845F. de Fras436 CCLXVIIIMadrid, 15 de abril de 1845Andrs de Arango439 CCLXIX23 de abril de 1845Doctor Martin440

PAGE 344

CCLXXW ashington, D.C., 20 de abril de 1845Alejandro H. Everett440 CCLXXIP ars, 30 de abril[Borrador]442 CCLXXIIPars, 6 de mayo de 1845Condesa de Merln446 CCLXXIII Habana, 6 de mayo de 1845M anuel Castro Palomino447 CCLXXIV Habana, 8 de mayo de 1845Miguel de Aldama449 CCLXXVI Habana, 12 de mayo de 1845*E steban Estrada452 CCLXXVII Mayo de 1845 Condesa de Merln452 CCLXXVIII[31 de mayo de 1845]T eresa Gentien453 CCLXXIX[31 de mayo de 1845] Javier Durrieu453 CCLXXXHabana, 9 de junio de 1845Miguel de Aldama454 CCLXXXIHabana, 9 de junio de 1845Miguel de Aldama455 CCLXXXIILondres, 26 de junio de 1845Benigno Gener456 CCLXXXIIIPars, 27 de junio de 1845J. Atanasio Valds457 CCLXXXIVPars, 28 de junio de 1845O. Rich458 CCLXXXVHabana, 24 de junio de 1845Domingo Andr461 CCLXXXVIRoma, 29 de junio de 1845Juan J. P eoli462 CCLXXXVIISoutham pton, 1 de jul. de 1845Benigno Gener463 CCLXXXVIIBruselas, 4 de julio de 1845Conde de Cornelisseu465 CCLXXXIXHabana, 6 de julio de 1845Jos A. Echeverria466 CCXCHabana, 9 de julio de 1845Miguel de Aldama469 CCXCI [Habana, 10 de julio de 1845] [Jos Luis Alfonso]471 CCXCIIPars, 6 de julio de 1845 Jos Antonio Saco472 CCXCIIILisboa, 22 de julio de 1845Ricardo R. Madden472 CCXCIVHabana, 15 de julio de 1845Manuel del Monte476 CCXCV Habana, 30 de julio de 1845Anton io del Monte481 CCXCVIHabana, 7 de agosto de 1845M anuel Castro Palomino486 CCXCVI6 de agosto de 1845Benigno Gener488 CCXCVII Habana, 9 de agosto de 1845Miguel de Aldama488 CCXCVIII Habana, 9 de agosto de 1845F. de F ras490 CCXCIXHabana, 10 de agosto de 1845Antonio del Monte491

PAGE 345

CCCVersalles, 9 de agosto de 1845Condesa de Merln492 CCCIP ars, 14 de agosto de 1845Amelia Galtier492 CCCIIP ars, 21 de agosto de 1845Jos Antonio Saco493 CCCIIIMontpellier, 28 de ag. de 1845Jos Antonio Saco493 CCCIVV ersalles, 4 de sept. de 1845 Condesa de Merln494 CCCVP erpignan, 4 de sept. de 1845Jos Antonio Saco495 CCCVI5 de septiembre de 1845Thophile Barrois495 CCCVIICastillo del Morro, 5 de septiembre de 1845Benigno Gener496 CCCVIIIH abana, 10 de sept. de 1845Miguel de Aldama499 CCCIXP ars, 11 de sept. de 1845 Javier Durrieu501 CCCX18 de septiembre de 1845Salustiano de Olzaga501 CCCXI11 de septiembre de 1845Javier Durrieu502 CCCXIIPerpignan, 13 de sept.Jos Antonio Saco503 CCCXIII15 de septiembre de 1845Salustiano de Olzaga505 CCCXIVPars, 16 de sept. de 1845Primo Collina505 CCCXV20 de septiembre de 1845Salustiano de Olzaga507 CCCXVIHabana, 20 de sept. de 1845[Miguel de Aldama]507 CCCXVIIMarsella, 1 de oct. de 1845Jos Antonio Saco508 CCCXVIII3 de octubre de 1845 Lord Clarendon508 CCCXIXHabana, 8 de oct. de 1845M anuel Castro Palomino510 CCCXX Marsella, 8 de oct. de 1845 Jos Antonio Saco510 CCCXXIHabana, 11 de oct. de 1845Miguel de Aldama511 CCCXXIIPall Mall, 11 de oct. de 1845 Coronel W right513 CCCXXIIIRoma, 20 de octubre de 1845Juan J. Peoli.514 CCCXXIVSin fecha S.F. Hornby515 CCCXXVHabana, 23 de sept. de 1845H. Despierres516 CCCXXVIMarsella, 24 de oct. de 1845Jos Antonio Saco518 CCCXXVIIMarsella, 3 de nov. de 1845Jos Antonio Saco519 CCCXXVIIIFirgrove, 4 de nov. de 1845Salustiano de Olzaga521 CCCXXIXMorro, 7 de nov de 1845Benigno Gener522

PAGE 346

CCCXXXHabana, 9 de nov. de 1845Jos A. Echeverra528 CCCXXXIHabana, 9 de nov. de 1845[Miguel de Aldama]532 CCCXXXII[10 de noviembre de 1845] [Jos Luis Alfonso]535 CCCXXXIIIMarsella, 19 de nov. de 1845Jos Antonio Saco535 CCCXXXIVMadrid, 24 de nov. de 1845Toms A. Mena536 CCCXXXVSin fecha Salustiano de Olzaga537 CCCXXXVIMarsella, 2 de dic. de 1845Jos Antonio Saco538 CCCXXXVIIHabana, 8 de dic. de 1845M anuel Castro Palomino538 CCCXXXVIII Habana. 9 de dic. de 1845Jos Luis Alfonso540 CCCXXXIXHabana, [10 de dic. de 1845]Anton io del Monte542 CCCXL Habana, 11 de dic. de 1845[Miguel de Aldama]542 CCCXLI Marsella, 14 de dic. de 1845Jos Antonio Saco544 CCCXLIIPars, 21 de d ic. de 1845 Salustiano de Olzaga547 CCCXLIII21 de diciembre de 1845J. J. Fl ores547 CCCXLIVPars, 21 de diciembre de 1845Mariano Jos Sicilia548 CCCXLVMadrid, 23 de abril de 1845Toms A. Mena548 CCCXLVILondres, 24 de dic. de 1845O. Rich549 CCCXLVII Marsella, 27 de dic. de 1845 Jos Antonio Saco550 Anexo …………………………………………………………553 ndice onomstico ……………………………………………558 ndice de corresponsales ……………………………………591 ndice …………………………………………………………599

PAGE 347

Volumen IVPresentacin ……………………………………………………………… VTomo VII (1823 1843)1823IHabana, 26 de octubre de 18233 IIHabana, 25 de noviembre de 182351824IIIHabana, 26 de febrero de 18248 IVHabana, 22 de abril de 182420 VHabana, 30 de abril de 182421 VIHabana, 10 de mayo de 182426 VIIHabana, 31 de mayo de 182427 VIII Habana, 30 de junio de 182429 IXHabana, 22 de agosto de 182430 XHabana, 20 de octubre de 1824351825XIHabana, 15 de septiembre de 1825381827XIIHabana, 10 de septiembre de 182742 XIII Habana, 30 de septiembre de 1827441828XIVMatanzas, 30 de septiembre de 182847

PAGE 348

1829XVMatanzas, 19 de enero de 182950 XVIMatanzas, 10 de abril de 182951 XVIIMatanzas, 24 de agosto de 182953 XVIII Matanzas, 31 de agosto de 182954 XIXMatanzas, 28 de septiembre de 182955 XXMatanzas, 12 de octubre de 1829561830XXIMatanzas, 7 de marzo de 183058 XXIIMatanzas, 23 de junio de 1830591831XXIIIMatanzas, 18 de agosto de 1831601835XXIV [Matanzas], 5 de septiembre de 1835631836XXV[Matanzas], 13 de febrero de 183664 XXVI [Matanzas], 21 de febrero de 183665 XXVII[Matanzas], 3 de marzo de 183666 XXVIII[Matanzas], 10 de marzo de 183667 XXIX [Matanzas], 17 de marzo de 183669 XXXMatanzas, 22 de marzo de 183669 XXXI Matanzas, 24 de marzo de 183671 XXXII[M atanzas], 6 de abril de 183672 XXXIII [Matanzas], 27 de abril de 183672 XXXIV[Matan zas], 11 de mayo de 183673 XXXV[Matan zas], 13 de mayo de 183675

PAGE 349

XXXVI Sin fecha76 XXXVIISin fecha77 XXXVIIISin fecha78 XXXIX[Matanza s], 17 de mayo de 183680 XL[Matanzas], 26 de mayo de 183680 XLI[Matanzas], 25 de junio de 183681 XLII[Matanzas], 28 de junio de 183682 XLIII[Matanzas], 30 de junio de 183684 XLIV [Matanzas], 15 de julio de 183685 XLV[Matanzas], 2 de julio de 183685 XLVI[Matanzas], 13 de julio de 183687 XLVII[Matanzas], 18 de julio de 183688 XLVIII[Matanzas], 9 de agosto de 183689 XLIX [Matanzas], 183690 LSin fecha91 LI[Matanzas], 6 de agosto de 183693 LII[Matanzas], 3 de septiembre de 183695 LIII [Matanzas], 15 de noviembre de 183696 LIV[Matanzas], 19 de noviemvre de 183697 LVSin fecha97 LVISin fecha Jaime Bada98 LVII[Matanzas], diciembre de 183698 LVIIISin fecha99 LIX[Matanzas], 1836100 LX[Matanzas], 18361011837LXI[Matanzas], 1837103 LXII[Matanzas], 21 de marzo 1837104 LXIII[Matanzas], 1o de abril de 1837104 LXIV[M atanzas], 4 de abril de 1837105

PAGE 350

LXV[Matanzas], 18 de abril de 1837106 LXVI [Matanzas], 1837106 LXVII[Matanzas], 1837107 LXVIII[Matanzas], 1837109 LXIX [Matanzas], 6 de julio de 1837109 LXX[Matanzas], 29 de octubre de 1837111 LXXI [Matanzas], 15 de noviembre de 1837111 LXXII [Matanzas], 17 de noviembre de 1837112 LXXIII [Matanzas], 29 de noviembre de 1837113 LXXIV[M atanzas], 14 de diciembre de 1837114 LXXV [Matanzas], 1837116 LXXVI [Matanzas], diciembre de 18371161838LXXVII[Mat anzas], 11 de enero de 1838119 LXXVIII[Matanzas], 25 de enero de 1838120 LXXIX[Matanzas], 31 de enero de 1838121 LXXX [Matanzas], 17 de febrero de 1838121 LXXXI [Matanzas], 15 de marzo de 1838122 LXXXII [Matanzas], 17 de marzo de 1838123 LXXXIII [Matanzas], 20 de marzo de 1838124 LXXXIV [Matanzas], 31 de marzo de 1838124 LXXXV [Matanzas], 19 de abril de 1838126 LXXXVI [Matanzas], 21 de abril de 1838127 LXXXVII[Matan zas], 31 de mayo de 1838128 LXXXVIII [Matanzas], 7 de juni o de 1838129 LXXXIX [Matanzas], 13 de abril de 1838131 XC[Matanzas], 21 de junio de 1838132 XCI[Matanzas], 28 de junio de 1838133 XCII[Matanzas], 5 de julio de 1838134 XCIII[Matanzas], 18 de julio de 1838136

PAGE 351

XCIV [Matanzas], 28 de julio de 1838137 XCV[Matanzas], 19 de julio de 1838138 XCVI [Matanzas], 14 de agosto de 1838138 XCVII[Matanzas], 16 de agosto de 1838139 XCVIII[Matanzas], 20 de agosto de 1838139 XCIX [Matanzas], 28 de agosto de 1838142 C[Matanzas], 4 de septiembre de 1838143 CI[Matanzas], 8 de septiembre de 1838143 CIIMatanzas, 10 de septiembre de 1838144 CIII[M atanzas], 12 de septiembre de 1838145 CIV[Matanzas], 18 de septiembre de 1838146 CV[Matanzas], 18 de octubre de 1838147 CVI[Matanzas], 5 de noviembre de 1838148 CVII[Matanzas], 12 de noviembre de 1838149 CVIII[M atanzas], 10 de diciembre de 1838150 CIX[Matanzas], diciembre de 18381511839CX[Matanzas], 23 de febrero de 1839152 CXI[Matanzas], 26 de febrero de 1839153 CXII[Matanzas], 14 de marzo de 1839154 CXIII[Matanzas], 21 de marzo de 1839155 CXIV[M atanzas], 4 de abril de 1839156 CXV1 de mayo de 1839157 CXVI23 de ab ril de 1839158 CXVII18 de junio de 1839159 CXVIII6 de julio de 1839160 CXIX27 de julio de 1839161 CXX6 de julio de 1839162 CXXI23 de julio de 1839163 CXXII15 de agosto de 1839164

PAGE 352

CXXIII12 de septiembre de 1839165 CXXIV16 de noviembre de 1839166 CXXV14 de noviembre de 1839167 CXXVI7 de diciembre de 1839168 CXXVII23 de diciembre de 1838169 CXXVIII19 de diciembre de 1839170 CXXIX 1837171 CXXX[M atanzas], 30 de diciembre de 18391721840CXXXI [Matanzas], 26 de enero de 1840173 CXXXII [Matanzas], 30 de enero de 1840173 CXXXIII Matanzas, 17 de febrero de 1840174 CXXXIV[M atanzas], 20 de febrero de 1840175 CXXXV[M atanzas], 22 de febrero de 1840176 CXXXVI[M atanzas], 23 de febrero de 1840176 CXXXVII[M atanzas], 18 de marzo de 1840178 CXXXVIII[Matan zas], 23 de marzo de 1840178 CXXXIX[M atanzas], 28 de marzo de 1840179 CXL[Matanzas], 8 de abril de 1840179 CXLI [Matanzas], 9 de abril180 CXLII [Matanzas], 10 de abril de 1840180 CXLIII [Matanzas], 1 de mayo de 1840181 CXLIV [Matanzas], 2 de mayo de 1840182 CXLV[Matanzas], 23 de mayo de 1840183 CXLVI[Matanzas], 27 de junio de 1840185 CXLVII[Matanzas], 13 de agosto de 1840186 CXLVIII [Matanzas], 14 de agosto de 1840187 CXLIX [Matanzas], 30 de septiembre de 1840187 CL[Matanzas], 13 de noviembre de 1840188 CLI[Matanzas], 18 de noviembre de 1840188

PAGE 353

CLII[Matanzas], 21 de noviembre de 1840189 CLIII[Matanzas], 25 de noviembre de 1840190 CLIV [Matanzas], 25 de diciembre de 1840191 CLV[Matanzas], 28 de diciembre de 18401911841CLVIMatanzas, 13 de enero de 1841193 CLVIIMatanzas, 27 de enero de 1841194 CLVIII[Matanz as], 28 de enero de 1841195 CLIX[M atanzas], 6 de febrero de 1841195 CLX[Matanzas], 1 de marzo de 1841196 CLXI[M atanzas], 5 de marzo de 1841197 CLXII [Matanzas], 10 de marzo de 1841198 CLXIII[M atanzas], 2 de abril de 1841199 CLXIV[M atanzas], 6 de abril de 1841200 CLXV[M atanzas], 8 de abril de 1841200 CLXVI Matanzas, 22 de abril de 1841202 CLXVII [Matanzas], 28 de julio de 1841202 CLXVIII[Matanzas], 20 de noviembre de 1841203 CLXIX Matanzas, 13 de diciembre de 18412051842CLXX Matanzas, 29 de enero de 1842207 CLXXI Matanzas, 31 de enero de 1842207 CLXXII Matanzas, 10 de febrero de 1842208 CLXXIII [Matanzas], 13 de febrero de 1842209 CLXXIV [Matanzas], 24 de febrero de 1842210 CLXXV [Matanzas], 15 de marzo de 1842211 CLXXVI[M atanzas], 4 de abril de 1842211 CLXXVII [Matanzas], 12 de abril de 1842212 CLXXVIII[M atanzas], 6 de abril de 1842213

PAGE 354

CLXXIX [Matanzas], 27 de abril de 1842213 CLXXX Matanzas, 4 de agosto de 1842214 CLXXXI Matanzas, 8 de agosto de 1842215 CLXXXII Matanzas, 28 de agosto de 1842216 CLXXXIII Matanzas, 29 de octubre de 1842217 CLXXXIVMat anzas, 16 de noviembre de 1842219 CLXXXV [Matanzas], 20 de noviembre de 1842220 CLXXXVI [Matanzas], 27 de noviembre de 1842220 CLXXXVII [Matanzas], 7 de diciembre de 18422211843CLXXXVIII [Matanzas], 22 de abril de 1843222 CLXXXIX Matanzas, 3 de mayo de 1843223 CXCMatanzas, 24 de agosto de 1843224 CXCI Matanzas, 4 de septiembre de 1843226 CXCII Matanzas, 5 de noviembre de 1843229 CXCIIIMat anzas, 18 de novi embre de 1843230 CXCIVMat anzas, 27 de noviembre de 1843236 Anexo …………………………………………………………239 ndice onomstico ……………………………………………245 ndice …………………………………………………………265 Sumario ………………………………………………………275

PAGE 355

1997 FLIX VARELA. OBRAS(3 VOLMENES) Seleccin de Eduardo Torres-Cuevas Jorge Ibarra Cuesta Mercedes Garca Rodrguez1999 OBISPO DE ESPADA. PAPELES(VOLUMEN NICO) Ensayo introductorio, seleccin y notas Eduardo Torres-CuevasJOS AGUSTN CABALLERO. OBRAS(VOLUMEN NICO) Ensayo introductorio, compilacin y notas Edelberto Leiva LajaraOBRAS PUBLICADAS OBRAS PUBLICADAS OBRAS PUBLICADAS OBRAS PUBLICADAS OBRAS PUBLICADAS

PAGE 356

FELIPE POEY Y ALOY. OBRAS(VOLUMEN NICO) Ensayo introductorio, compilacin y notas Rosa Mara Gonzlez Lpez2000 FELIPE POEY Y ALOY. ICTIOLOGA CUBANA(3 VOLMENES) Traduccin, conjuncin y edicin cientfica Daro Guitart MandayLA POLMICA FILOS"FICA CUBANA. 1838-1840(2 VOLMENES) Ensayo introductorio, compilacin y notas Alicia Conde Rodrguez2001 JOS ANTONIO SACO. OBRAS(5 VOLMENES) Ensayo introductorio, compilacin y notas Eduardo Torres-CuevasJOS DE LA LUZ Y CABALLERO. OBRAS(5 VOLMENES) Ensayo introductorio, compilacin y notas Alicia Conde Rodrguez2002 JOS ANTONIO SACO. HISTORIA DE LA ESCLAVITUD(6 VOLMENES) Ensayo introductorio, compilacin y notas Eduardo Torres-Cuevas