Centón epistolario

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Centón epistolario
Series Title:
Biblioteca de clásicos cubanos ;
Spine title:
Domingo del Monte
Physical Description:
v. <1-4 in 5> : ; 23 cm.
Language:
Spanish
Creator:
Del Monte, Domingo, 1804-1853
Andioc Torres, Sophie
Publisher:
Imagen Contemporánea
Place of Publication:
La Habana
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Cuban letters   ( lcsh )
Authors, Cuban -- Correspondence -- 19th century   ( lcsh )
Intellectual life -- Cuba -- 19th century   ( lcsh )
Genre:
bibliography   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )

Notes

Bibliography:
Includes bibliographical references and indexes.
Statement of Responsibility:
Domingo del Monte ; ensayo introductorio, compilación y notas Sophie Andioc.

Record Information

Source Institution:
Biblioteca Nacional José Martí
Holding Location:
Biblioteca Nacional José Martí
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 50925254
lccn - 2003400847
isbn - 9597078465 (obra completa)
ocm50925254
Classification:
lcc - PQ7377 .C46 2002
ddc - 860.9/005|B
System ID:
AA00008957:00002


This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

BIBLIOTECADECLASICOSCUBANOS CENT"N EPISTOLARIODOMINGOMONTEDEL(VolumenII)

PAGE 2

BIBLIOTECA DE CLSICOS CUBANOS CASA DE ALTOS ESTUDIOS DON FERNANDO ORTIZUNIVERSIDAD DE LA HABANARECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANAJuan Vela Valds DIRECTOREduardo Torres-Cuevas SUBDIRECTORLuis M. de las Traviesas Moreno EDITORA PRINCIPALGladys Alonso Gonzlez DIRECTORA ARTSTICADeguis Fernndez Tejeda ADMINISTRADORA EDITORIALEsther Lobaina Oliva

PAGE 3

EnsayointroductorioLAHABANA,2002compilacinynotasSophieAndioc BIBLIOTECADECLASICOSCUBANOS CENT"N EPISTOLARIODOMINGOMONTEDEL(VolumenII)

PAGE 4

Responsable de la edicin: Zayda Gonzlez Amador Realizacin y emplane: Pilar Sa LealTodos los derechos reservados. Sobre la presente edicin: Ediciones IMAGEN CONTEMPORNEA, 2002; Coleccin Biblioteca de Clsicos Cubanos, No. 25 ISBN 959-707846-5 obra completa ISBN 959-7078-48-1 volumen II Ediciones IMAGEN CONTEMPORNEA Casa de Altos Estudios Don Fernando Ortiz, L y 27, CP 10400, Vedado, Ciudad de La Habana, CubaDiseo grfico: Deguis Fernndez Tejeda Composicin de textos: Equipo de Ediciones IC

PAGE 5

El volumen II del Centn epistolario de Domingo del Monte, perteneciente a la edicin de la Biblioteca de Clsicos Cubanos de la Casa de Altos Estudios Don Fernando Ortiz de la Universidad de La Habana contiene los tomos III y IV de la organizacin manuscrita original, los cuales se corresponden con el perodo de 1836 a 1840, la etapa ms creativa y original en la vida de Domingo del Monte y en la de sus ms allegados amigos y contertulios; es el perodo de esperanzas y activa militancia en el fragor de la lucha por crear una cultura y una sociedad cubanas. Los dos tomos contenidos en el presente volumen poseen una riqueza inapreciable para el anlisis de ese perodo y la incidencia que tendr en toda la historia ulterior cubana; incidencia no tan evidente como permanente en las ideas y en las proyecciones de generaciones posteriores. La vida de Domingo del Monte en este perodo explica el sentido y el contexto de las cartas que contienen las reflexiones e ideas de sus amigos en la elaboracin de variadas y contrapuestas concepciones que le otorgaron proyecciones propias al afn poltico y cultural del pas. Por esas razones, y como introduccin a este volumen del Centn epistolario se realiza un esbozo de la vida de Domingo del Monte entre 1830 y 1837. El 3 de febrero de 1830 fructifican las gestiones de del Monte para ser admitido en la Sociedad Econmica de Amigos del Pas.1 Durante elPRESENTACI"N 1.Calcagno, Francisco: Diccionario Bibliogrfico Cubano imprenta y librera de N. Ponce de Len, Nueva York, 1878, p. 233.

PAGE 6

CENT"N EPISTOLARIO VI \ VI \ VI \ VI \ VI \ transcurso de ese ao, el grupo de jvenes que lo rodea logra una activa presencia en la Seccin de Educacin y en la “reunin de literatura”. No es casual que en ese ao la Memoria sobre la vagancia en Cuba de Jos Antonio Saco resultara premiada y que fuera tomando cuerpo la formacin de una Comisin Permanente de Literatura dentro de la Seccin de Educacin. A finales de ese ao obtiene Domingo del Monte un nuevo triunfo al ser nombrado, el da 6 de diciembre, encargado de la Seccin de Educacin de la Sociedad Econmica de Amigos del Pas. En este cargo se mantendra hasta el 12 de abril de 1834.2La idea de la educacin como la base para desarrollar un pueblo culto que emergiera de la total ignorancia en que la esclavitud y la desidia oficial lo tenan sumido era uno de los puntos de unin de los ilustrados cubanos. Nacida esta concepcin en los tiempos de Espada y Varela es ahora, en la dcada de los aos 830, que adquiere un impulso especial asociado a los nombres de Domingo del Monte y Jos de la Luz y Caballero, quien pronunciara la frase que expresa la intencin de los jvenes ilustrados: “dennos la educacin y Cuba ser nuestra”. Con anterioridad, ya Toms Gener tambin haba expresado: “denme mucha educacin primaria y una indagacin general contra todo acto de inmoralidad pblica y todo lo dems se cae de su propio peso”.3 Totalmente penetrado de este espritu, del Monte inicia una intensa actividad respaldado por los miembros de la Seccin de Educacin de la Sociedad Econmica, para crear una amplia red de escuelas gratuitas en las zonas rurales y apoyar y promover colegios en las ciudades. En 1833, del Monte, despus de un acucioso estudio, escribe un informe oficial sobre el estado de la instruccin pblica en Cuba. Este documento servira de base al proyecto de promocin de las escuelas gratuitas y del modo en que podan ser sostenidas. En uno de sus prrafos se lee: “Escuelas primarias, escuelas de artes y oficios h aqu una de las palancas poderosas con que se eleva en el siglo XIX las naciones al ms alto grado de prosperidad. Escuelas, escuelas por todos los mbitos habitados de la isla [...] son los medios ms eficaces de pulimentar este precioso diamante de la Corona de Castilla, que resplandece, an en medio de las inmundas escorias que la deslustran”. ( Sic .)4 A pesar del entusiasmo de del Monte y sus amigos, la iniciativa estuvo condenada al fracaso desde su propio surgimiento. Devino un intento de reformar la sociedad desde sus pro2.Ibdem, p. 233. 3.Martnez, Urbano: Domingo del Monte y su tiempo Ediciones UNI"N, La Habana, 1998, p. 172. 4.Ibdem.

PAGE 7

DOMINGO DEL MONTE / VII / VII / VII / VII / VII pias bases, pero la ingenuidad, el pasar por alto los intereses creados y las verdaderas estructuras econmicas y sociales establecidas en Cuba hacan inviable el proyecto en toda su magnitud. No obstante, se continu en el esfuerzo pese a los escasos resultados que renda. Cuatro das despus de su nombramiento, se integra a la comisin encargada de preparar los medios destinados a la unificacin de la enseanza y el da 31 de diciembre es nombrado inspector de las escuelas de los barrios de Santa Teresa, Santa Clara y Espritu Santo.5Como se plante en el Ensayo introductorio del volumen anterior, del Monte es uno de los que ha fraguado el proyecto de introducir un grupo permanente de literatura formado por los partidarios de las nuevas ideas. En 1832 toma forma un nuevo proyecto vinculado al grupo que se rene en la Seccin de Educacin de la Sociedad Econmica. Se trata de una revista literaria de amplio alcance y que, por la calidad que debe lograr, se decide colocarla en manos de la figura ms reconocida dentro del grupo. El proyecto lleva el nombre de Revista Bimestre Cubana y para su direccin es designado Jos Antonio Saco. Esta revista, pese al breve tiempo en que se public, devino una de las ms completas e importantes de todo el siglo XIX cubano. Los ms notables escritores del pas publicaron artculos de fondo en la revista. Flix Varela, Jos de la Luz y Caballero, Jos Antonio Saco, Felipe Poey y el propio del Monte contribuyen, con sus colaboraciones, a la calidad literaria de la Revista Bimestre Cubana Saco le dio a esa publicacin un contenido enciclopdico que expresaba el espritu de la Ilustracin Cubana y el rigor cientfico que lo acompaaba. La presencia de un pensamiento crtico de la realidad le imprimi a la revista las caractersticas de las ms renombradas de Inglaterra y Estados Unidos. Dentro de esta concepcin el espacio de mayor agudeza estaba reservado a los ensayos sociales, culturales y cientficos ms que a los puramente literarios. Por esta razn comenz a ser mal vista tanto por el director de la Sociedad Econmica, y enemigo personal de Saco, Juan Bernardo OGavan, como por el poderoso intendente de Hacienda, Claudio Martnez de Pinillos, ambos destacadas figuras de la burguesa esclavista cubana. Lo ms notable resulta que Saco no supo, o no quiso, ocultar su intencin de atacar directamente la trata de esclavos y colocar en tela de juicio el porvenir de la esclavitud en Cuba a pesar de los consejos de sus amigos. Si bien era un lugar comn entre los “jvenes ilustrados” la visin crtica de la esclavitud —particularmente en lo que concerna a la esta5.Calcagno, Francisco: op. cit., p. 233.

PAGE 8

CENT"N EPISTOLARIO VIII \ VIII \ VIII \ VIII \ VIII \ bilidad demogrfica que permita el predominio de los criollos blancos— en lo que no estaban de acuerdo entre ellos era en las soluciones posibles del problema; ms an, se discrepaba en la forma de enfocar el asunto. En 1834, Domingo del Monte, Manuel Gonzlez del Valle y Vicente Oss solicitaron del padre Varela su criterio sobre la posibilidad de hacer circular en Cuba una obra antiesclavista traducida del ingls. Varela les contesta, en carta del 12 de septiembre de 1836, que en la forma en que se planteaba el problema, ms que ayudar a la comprensin de las dificultades que la esclavitud traa a la Isla, ello propiciara argumento para consolidar el rgimen colonial y prolongara la solucin interna. En cierta medida, el anlisis del sacerdote reafirm la forma de proceder de del Monte: no abordar el tema directamente; tratarlo de forma encubierta, sobre todo a travs de la literatura de ficcin y de los elementos humanos que el romanticismo pondera. Saco, por su parte, ya haba publicado en 1832 su artculo “Anlisis de una obra sobre Brasil” en el cual atacaba violentamente la trata. En consecuencia, OGavan y Pinillos solicitaron la expulsin de ste al capitn general Mariano Ricafort y Palacn de la Barca bajo el argumento de que incitaba al desorden. Fueron las gestiones de Francisco de Arango y Parreo las que impidieron la expulsin del director de la Revista Bimestre Cubana en ese momento.6 Aunque Saco y del Monte coincidan en sus posiciones contra la trata y la esclavitud y en el enfoque liberal-modernista de la sociedad cubana, eran muy distintos en el modo en que expresaban sus ideas. El primero, abierta y desembozadamente; el segundo, con sumo cuidado y, no pocas veces, indirectamente. La presencia de del Monte en la revista se puede apreciar de varias formas: es junto a Saco y Luz y Caballero uno de sus redactores. En la seleccin de los artculos segn sus caractersticas temticas y en la marcada diferencia de los estilos se puede precisar quien es el redactor de una nota, aclaracin o trabajo. Los artculos sociales, econmicos y polticos tienen a Saco como autor o seleccionador; la crtica literaria, bibliogrfica o historiogrfica es, en lo fundamental, de Domingo del Monte o escogida por l. La revista es universal, tanto por las materias que trata como por la amplitud de sus fuentes; es, a la vez, muy cubana en cuanto a los problemas a los que da prioridad y a su forma de abordarlos. Su objetivo es combatir los sofismas, los dogmas, los vicios, el acomodamiento, la falsa visin de la realidad, la mentalidad conservadora y las ideas superficiales; y en estas direcciones lo mismo se polemiza en la literatura que en el pensamiento social. Del Monte acomoda en 6.Torres-Cuevas, Eduardo: La polmica de la esclavitud. Jos Antonio Saco La Habana, Editorial de Ciencias Sociales, 1994, pp. 90-104

PAGE 9

DOMINGO DEL MONTE / IX / IX / IX / IX / IX sus trabajos un estilo que va perfeccionndose cada vez ms, sobre todo en la agudeza crtica y en el modo firme y a la vez persuasivo en que expresa ideas y convicciones. En 1833 se publica la antologa Rimas americanas en la cual aparece como compilador Ignacio Herrera Dvila. Esta contiene versos del argentino Ventura de la Vega, del cubano Jos Policarpo Valds, del colombiano Flix Tanco y del venezolano Domingo del Monte, en la cual se recogen los romances cubanos y otras poesas de este ltimo; aparece firmando con su conocido seudnimo de Toribio Snchez de Almodvar. Todo parece indicar que la seleccin la realiz del Monte, sobre todo cuando se observa que, extraa y excepcionalmente, aparecen los nombres de su amigo Tanco y el de l como expresiones de la literatura colombiana y venezolana. Son numerosos los indicios que han llevado a investigadores como Chacn y Calvo y Fernndez de Castro a la conclusin de que tanto la seleccin como el prlogo firmado con el nombre de Herrera Dvila pertenecen al propio del Monte.7El entusiasmo de del Monte y sus amigos los lleva a concretar en el propio ao 1833 el proyecto de la Academia Cubana de Literatura. Con ello, el conflicto latente entre el grupo que se reuna en la Seccin de Educacin y la direccin de la Sociedad Econmica alcanz su clmax. Los miembros de la Comisin Permanente de Literatura de la Seccin de Educacin de la Sociedad Econmica elevan a la Reina una solicitud para convertir esa comisin en la Academia Cubana de Literatura como institucin independiente. La Monarca espaola accede a la peticin por real orden de 25 de diciembre de 1833;8 el 6 de marzo de 18349qued inaugurada la flamante Academia Cubana de Literatura. En su primera reunin se eligen a Nicols de Crdenas como director y a Blas Oss como vicedirector; se nombr la comisin que deba redactar los reglamentos de esta, la cual qued integrada por Domingo del Monte, Blas Oss, Anastasio Carrillo y Manuel Gonzlez del Valle. Tambin son designados Jos Antonio Saco, Vicente Oss y Pedro Sirgado para redactar la accin de gracias a la Reina. “El xito obtenido por ‘los jvenes ilustrados’ de la Academia signific un abierto enfrentamiento entre dos corrientes de pensamiento: la reaccionaria de la direccin de la Real Sociedad Econmica y la modernista que se concentraba en la Academia. El triunfo de ‘los jvenes’ sobre ‘los viejos’ fue slo momentneo. Su demostrado entusiasmo 7.Herrera Dvila, Ignacio: Rimas Americanas La Habana, Imprenta Palmer, 1833 8.Bueno, Salvador: Figuras Cubanas La Habana,Comisin cubana de la UNESCO, 1964, p. 243 9.Torres-Cuevas, Eduardo: op. cit p. 91.

PAGE 10

CENT"N EPISTOLARIO X \ X \ X \ X \ X \ por haber obtenido la independencia fue motivo de profundo disgusto. Ahora no quedaban dudas que la Academia se convertira en un centro cultural dominado por las tendencias ms modernas y crticas sin el control de los viejos idelogos esclavistas”.10El papel de Domingo del Monte en todo ese proceso es destacado. La idea de crear un grupo de literatura haba sido de l; bajo su direccin la Seccin de Educacin haba unido al grupo que le haba dado nacimiento a la Academia y haba respaldado el nombramiento de Saco al frente de la Revista Bimestre Cubana El enfrentamiento entre ambos sectores se inici cuando el secretario de la Sociedad, Antonio Zambrana, public en el Diario de la Habana de 12 de abril de 1834 un artculo con el seudnimo de “Socio Amante de la Literatura y del Orden” en el cual afirmaba que la Academia se haba creado a travs de mtodos arbitrarios. Al da siguiente, Jos Antonio Saco anunci que publicara la rplica a este artculo, la cual vera la luz el 14 de abril. Cuatro das despus la Sociedad public “Un ataque en toda la lnea contra la Academia”. En este artculo se sugera que los fines que haban llevado a los miembros de la Academia a su separacin de la Sociedad no eran meramente literarios: “Una fraccin de este ilustre cuerpo, una mera criatura suya sin ms vida que la que tuvo a bien prestarle nuestra generosidad, aspir sin conocimiento de su padre a romper tan sagrado vnculo, sin duda creyendo y alegando que su dependencia y unin la opriman, y que sin su emancipacin absoluta era imposible que en nuestro suelo se cultivasen y progresasen las letras. Esta es fuera de duda el fundamento y origen de la Real Orden relativa a la nueva Academia”.11Segn Jos Antonio Saco, esta exposicin de la Real Sociedad signific que “haba sonado la ltima hora para la Academia”. Efectivamente, el Capitn General suspendi toda publicacin de cualquier papel relativo al establecimiento de la Academia. Durante cierto tiempo el debate se mantuvo y en l participaron el ntimo amigo de Varela, Francisco Ruiz, y el propio del Monte quien, el 29 de abril, public en la Aurora de Matanzas un artculo en defensa de la Academia. Aunque esta es una de las pocas veces que del Monte viola una prohibicin oficial, ello es explicable porque estaba en activas gestiones para lograr con el gobierno de Madrid un respaldo a la institucin atacada. Despus, un silencio cmplice se hace entre todos los miembros de la Academia mientras siguen en sus secretas gestiones; lo cierto es que 10.Ibdem, pp. 90-104. 11.Ibdem, p. 92.

PAGE 11

DOMINGO DEL MONTE / XI / XI / XI / XI / XI la mayora de ellos trataron de evitar el enfrentamiento y aceptaron la prohibicin. Pero el impetuoso Saco public un trabajo con el ttulo de “Justa defensa de la Academia Cubana de Literatura”, el cual provoc que tanto OGavan como Pinillos se sintieran aludidos. Ambos solicitaron al recin nombrado capitn general Miguel Tacn y Rosique la expulsin de Saco de La Habana. La derrota de los “jvenes ilustrados” qued sellada con la Real Orden de 18 de octubre de 1834 la cual ordenaba la suspensin de las actividades de la Academia. Domingo del Monte, que de hecho haba sido proponente y propulsor de la Academia Cubana de Literatura, ya se haba trasladado a la ciudad de Matanzas en abril de 1834. Tambin abandona la direccin de la Seccin de Educacin de la Sociedad Econmica el mismo da 12 de abril en que Antonio Zambrana, secretario de la Sociedad Econmica, publica su ataque a la Academia. Sin embargo, no arriesga como Saco ms all de lo necesario. De hecho, a excepcin de Saco, nadie se atrevi a colocarse contra tan poderosos personeros como eran OGavan, Pinillos y Zambrana. Otro asunto tambin vale la pena destacar en estos acontecimientos: no hay duda que la fogosidad de Saco y su tendencia a colocar los problemas sociales del pas, en particular los referentes a la trata y a la esclavitud, en primer plano, no se avenan a la lnea que del Monte y algunos de sus contertulios propugnaban. Y no porque existieran diferencias sustanciales en el modo de apreciar los problemas cubanos, sino porque del Monte prefera eludir las temticas polticas y sociales y centrar su inters y quehacer en la bsqueda literaria.12 No fueron pocas las veces en que del Monte, en sus cartas a Saco, le sugera moderacin, e incluso le ajustaba la redaccin de algn que otro trabajo, como lo hizo con otros escritores, para evitar los trminos chocantes que tanto le gustaba emplear al bayams. Por ejemplo, en carta del 19 de octubre de 1851 le dice: “Es preciso conocer la susceptibilidad nacional espaola y evitar el lastimarla, cuando no se trata de ofender, sino de convencer con razones”; para justificar el cambio del adjetivo “espaol”, con que Saco califica al gobierno de la metrpoli en un trabajo, lo cual, segn del Monte, le da “aire de extranjero o de faccioso ”.13 12.Esta actitud de Domingo del Monte se observa, sobre todo, entre la osada de sus ideas en las cartas a amigos ntimos y la ausencia de esta en sus artculos publicados. 13.Archivo Nacional de la Repblica de Cuba, “Doce cartas firmadas por Domingo Delmonte dirigidas a Jos Antonio Saco fechadas en Madrid 17 noviembre 1846, Madrid 12 y 18 junio 1851, Londres 13 agosto 1851, Madrid 3, 19 20 octubre 1851, Madrid 6, 17, 27 de noviembre 1851, Madrid 6, 18 diciembre 1851”, fondo donativos y remisiones, no. 47-26

PAGE 12

CENT"N EPISTOLARIO XII \ XII \ XII \ XII \ XII \ La actitud de Domingo del Monte en esta etapa debe observarse desde otro ngulo. Se ha polemizado si su salida para Matanzas se debi a razones polticas. En realidad, a diferencia de Saco, l s haba creado nexos estables dentro de la sociedad insular. El 5 de abril de 1834 Domingo del Monte contrae matrimonio con Mara Rosa Francisca Aldama y Alfonso, hermana de Miguel Aldama y Alfonso, hijos del poderoso comerciante y hacendado Domingo Aldama y de Mara Rosa Alfonso.14Las relaciones entre del Monte y Rosa Aldama haban surgido en 1830, conquistndola l en uno de los bailes de la Sociedad Filarmnica.15Sobre este matrimonio se han producido especulaciones en cuanto sentimientos e intereses. Algunos autores llegan a afirmar que Domingo del Monte renunci a la dote que la familia de su esposa aportaba al matrimonio, otros, por el contrario, han afirmado, que la razn econmica y de lustre social pudo ser decisiva en esta unin matrimonial. En realidad, el asunto fue mucho ms sencillo: “Sus recursos [cuando, aos despus, vivi en Madrid] se limitaban a seis mil pesos anuales que le enviaba Don Domingo Aldama con la delicada explicacin de que eran los intereses de la dote de treinta mil pesos, que Aldama quiso entregarle cuando se cas con su hija Rosa y 14.Cortadellas Nieto, Rafael reproduce la partida de matrimonio en “Documentos sacramentales de algunos cubanos ilustres”, Revista de la Biblioteca Nacional 1952, t. III, no. 1, enero-marzo, p. 187: MATRIMONIO: parroquia habanera del Santo Cristo del Buen Viaje, folios 250 vuelto y 251, libro 7: AL MARGEN: “N. 640Licdo D. Domingo del Monte con Da Ma Rosa Franca Aldama”= Dentro: en la Iglesia Auxiliar del Santo Cristo del Buenviage dela Habana, en cinco de Abril de mil ochocientos treinta y cuatro aos, habiendo dispensado las tres cannicas amonestaciones el Exmo. Ylmo. Sor. Dor. D. Fray Roman Francisco Casares y Torres, Arzobispo de Guatemala del Consejo de S.M. gran cruz dela Rel. orden Americana de Ysabel la Catlica, Administrador de este obispado con su licencia firmada el da quince de marzo proximo pasado, y otra de este da, ante el Secretario D. Ignacio Mara Olea. Yo D. Agustn Daz Ramrez, Tente de Cura dela referida Yglesia despos, en la morada de la novia, al Licenciado D. Domingo del Monte, Abogado de los Rs concejos con DaMara Rosa Francisca Aldama, solteros, natural el primero dela Ciudad de Maracaybo, y vecino de sta, hijo legitimo del Sor. D. Leonardo del Monte, Tente Gobernador que fue, y de la Sra. Da Rosa Aponte, y la segunda natural y vecina de esta ciudad en esta feligresia; hija legtima de D. Domingo Aldama y de Da Mara Rosa Alfonso, aquienes habindoles preguntado tube por respuesta su mutuo consentimiento de que fueran testigos D. Manuel Vid ordenante y D. Jos Miguel Soler, y padrinos D. Leonardo del Monte y Da. Mara Silvestra Soler, les previne se velasen en tiempo hbil y lo firm = Agustn Daz” (F rbrica) [ sic ] 15.Fernndez de Castro, Jos Antonio: "rbita Ediciones UNI"N, La Habana, 1966, p. 90.

PAGE 13

DOMINGO DEL MONTE / XIII / XIII / XIII / XIII / XIII Delmonte se neg tomar, dicindole que los emplease l y que le diese nicamente sus productos”.16Lo cierto es que las relaciones de del Monte con Rosa Aldama fueron estables y sta ltima demostr cultura e inteligencia como para poder acompaar a su esposo en el mundo intelectual que este haba fraguado. Sin dudas, la causa central de su traslado a Matanzas es su matrimonio con la hija de Domingo Aldama pero ello no deja de ser sospechoso en lo referente al momento en que se produce su abandono de la ciudad de La Habana. De nuevo del Monte est ausente cuando estalla un conflicto de magnitudes impredecibles pues se saba, desde 1832, por los conflictos alrededor de la Revista Bimestre Cubana que el enfrentamiento era inevitable. Dos aos despus, en 1836, del Monte consolida su carrera profesional como abogado. En ese ao es designado Auditor de la Audiencia de Matanzas. En este asunto ya no slo lo respalda la recin adquirida posicin social, sino tambin el formar parte de la burocracia colonial. Lo cierto es que, despus de los fuertes encontronazos en La Habana, del Monte ha trasladado el centro de sus actividades a la floreciente ciudad yumurina, por entonces una de las zonas azucareras ms ricas de la Isla y cuyo puerto era uno de los ms importantes en la trata de esclavos y en la exportacin del dulce. Es aqu donde reanuda sus actividades en la Sociedad Econmica de Amigos del Pas de Matanzas de la cual es nombrado secretario.17Lo ms destacado en esta etapa de su vida es la creacin de una tertulia literaria que ser el precedente de la que con posterioridad desarrollar en La Habana. Sus amigos de entonces configuran un grupo social claramente delimitado. Est formado por un sector de la joven generacin de hacendados azucareros caracterizado por su cultura y por no formar parte de los “productores histricos”; son los hijos de comerciantes espaoles devenidos hacendados que tienen su centro de enriquecimiento en la provincia matancera. Otro aspecto de diferenciacin con los “productores histricos” es su concepcin de la gestin econmica tendente a la descentralizacin y liberalizacin de la economa. Algunos de ellos son esclavistas vergonzantes en tanto, por su cultura y adhesin al pensamiento liberal moderno, no pueden admitir la institucin esclavista, pero por la propia estructura productiva cubana y la escasez de mano de obra se ven precisados a utilizar ese tipo de fuerza 16.Azcrate, Nicols: “Respuestas al interrogatorio contenido en la carta de 17 de abril ltimo (1890) sobre Domingo del Monte”, Biblioteca Nacional Jos Mart, C. M. Morales, t. 33. p. 49 17.Calcagno, Francisco: op. cit. p. 234.

PAGE 14

CENT"N EPISTOLARIO XIV \ XIV \ XIV \ XIV \ XIV \ de trabajo. Entre los miembros ms destacados de este grupo matancero estn los peninsulares Toms Gener, Domingo Aldama y Gonzalo Alfonso, los criollos Jos Luis Alfonso y Miguel Aldama, el “colombiano” Flix Tanco Bosmeniel y el “venezolano” Domingo del Monte. Los ms interesantes son Tanco y del Monte. Aunque ninguno de los dos naci en Cuba son, sin embargo, cultural y socialmente, los ms expresivos exponentes del criollismo cubano de este sector social. Se consideran, escriben e identifican como cubanos. La familia con la que del Monte ha emparentado es un modelo clsico de esta nueva generacin de la burguesa esclavista cubana. Se trata de la familia Alfonso-Aldama, que llegar a constituir uno de los ms poderosos grupos azucareros esclavistas de la Isla. Los orgenes de este bloque estn en dos importantes comerciantes espaoles de la dcada de 1820, Domingo Aldama y Gonzalo Alfonso devenidos productores y de cuyas uniones familiares nacieran Miguel Aldama y Jos Luis Alfonso, arquetipos del hacendado criollo de las dcadas de 1840 al 1860. Segn Manuel Moreno Fraginals, esta asociacin familiar lleg a poseer 15 000 esclavos y 40 ingenios.18 Y segn Eduardo Torres-Cuevas, en su concepcin econmica ms moderna lleg a controlar empresas como el Banco Agrcola, los almacenes de Matanzas, los ferrocarriles de La Habana, Matanzas y Caminos de Hierro Crdenas-Jcaro, las sociedades annimas Crdito Territorial Cubano, Primera Compaa de Vapores Baha de Matanzas, Compaa de Seguros Nuticos y Compaa de Depsitos, Prstamos y Descuentos San Jos. Otras caractersticas de este clan fueron las relaciones comerciales y financieras con importantes casas comerciales norteamericanas.19En este perodo de su vida, del Monte continu sus actividades intelectuales. De ellas vale la pena destacar el inicio del rescate de los historiadores criollos del siglo XVIII. A pesar de los conflictos ocurridos en el ao 1834 fue electo por la Seccin Histrica de la Sociedad Econmica de La Habana para examinar, antes de ser publicada, la obra histrica de Jos Martn Flix de Arrate, Llave del Nuevo Mundo. Antemural de las Indias Occidentales, escrita por este autor alrededor de 1765 y cuyo manuscrito se encontraba guardado celosamente en los fondos de la Sociedad.20 Del Monte era ferviente partidario del rescate de las historias de Cuba escritas en el siglo XVIII. Las razones de tal inters 18.Moreno Fraginals, Manuel: El ingenio complejo econmico social cubano del azcar, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1978, t. I, p. 266. 19.Torres-Cuevas, Eduardo: op. cit p. 212. 20.Calcagno, Francisco: op. cit. p. 235.

PAGE 15

DOMINGO DEL MONTE / XV / XV / XV / XV / XV eran mltiples. En un cierto sentido era la reafirmacin de las races culturales del criollo y el despertar de su memoria histrica; en otro, resultaba el fundamento histrico de un movimiento intelectual; era, tambin, diferenciacin de lo peninsular y, no menos importante, fundamentaba una concepcin de los orgenes de la sociedad criolla distinta a la que haba enarbolado la generacin del 92. Mientras para la generacin de Francisco de Arango y Parreo el verdadero renacer de Cuba ocurra a fines del siglo XVIII, para la de Varela, Saco y del Monte el origen haba que buscarlo en el siglo XVI. Fue tal el esmero puesto por del Monte en el rescate de la obra de Arrate que recibi las felicitaciones de la Seccin de Historia. Pocos aos despus, trabajara las obras histricas del obispo Pedro Agustn Morel de Santa Cruz. A su gestin se debe la publicacin, en 1841, de Relacin histrica de los primitivos obispos y gobernadores de Cuba de este prelado del siglo XVIII; son notables las observaciones de del Monte sobre las obras de Morel.21 Otra importante actividad de del Monte en estos aos fue su cooperacin en la creacin de la Biblioteca de Matanzas junto con Toms Gener y a cuyos fondos contribuy peridicamente.22La familia Alfonso-Aldama haba ideado construir un imponente palacete en la nueva zona de desarrollo de La Habana cerca del Campo de Marte, y en l se instalaran tambin Rosa y su esposo, Domingo del Monte. Durante esta etapa del Monte participa en la revisin de los planos de la casa, que entre otras cuestiones, pretenda tambin expresar una nueva arquitectura racional y criolla al gusto de esta nueva generacin de hacendados azucareros bajo la influencia neoclsica y romntica.23Hacia 1836 la familia Alfonso-Aldama y sus asociados se haban constituido en uno de los grupos econmicos ms agresivos de la Isla. Para entonces estaban enfrascados en varias pugnas, ora polticas, ora econmicas. Una de las ms fuertes vena desarrollndose desde finales de los aos 1820 entre este grupo y los “hacendados histricos” cuya cabeza visible, para la dcada de los aos 1830, era el intendente de Hacienda Claudio Martnez de Pinillos, conde de Villanueva. En particular los Alfonso-Aldama y Pinillos intentaban 21. Memoria de la Sociedad Patritica de La Habana La Habana, 1841, t. XII. 22.En el documento “Domingo del Monte y Aponte” perteneciente a Correspondencia con Vidal Morales ofrecindole datos que este le pide sobre algunos autores para el libro que prepara Domingo del Monte y su poca Federico Milans le explica a Vidal Morales que del Monte organiz una representacin en Matanzas con el fin de recaudar fondos para crear la biblioteca de esa ciudad. 23.Fernndez de Castro, Jos Antonio: op. cit ., p. 91.

PAGE 16

CENT"N EPISTOLARIO XVI \ XVI \ XVI \ XVI \ XVI \ introducir en Cuba el ferrocarril. El propio Saco haba escrito su Memoria sobre Caminos de Hierro en Cuba en 1829, ante el inters de su amigo Jos Luis Alfonso. La pugna econmica entre stos dos grupos rivales haba pasado a un segundo plano cuando ambos tuvieron que enfrentar la violenta accin del capitn general Miguel Tacn y Rosique. Este ltimo, vinculado al grupo liberal moderado de la Pennsula, intentaba reducir a los productores criollos y beneficiar a los comerciantes peninsulares de la Isla. La pugna entre la alianza de productores criollos y el Capitn General se manifest de mltiples formas; una de ellas fue los obstculos que Tacn puso al ferrocarril, pues no conceba que ste circulase en Cuba antes que en Espaa. Por su parte, se daba a la tarea de desarrollar obras monumentarias como el Campo de Marte, la crcel y el Paseo de Isabel II. Para esta fecha, Pinillos lograba el primer tramo del ferrocarril, y lo haca circular frente al paseo creado por Tacn. Del Monte, que llamaba al Capitn General en forma irnica Tacn Bey, le escriba a Jos Luis Alfonso la actitud del Capitn General: “Lo nico que ha ocurrido despus de mi ltima, ha sido la oposicin de S.E. TAC"N BEY que el carril de hierro cruzase sus jardines.”24No obstante su abierto deseo de ridiculizar al general Tacn, y de que el ferrocarril fuese una realidad en Cuba, del Monte no dejaba de observar las pinges ganancias que Pinillos extraa del desarrollo de los caminos de hierro: “A lo que se agrega que ya el Intendente ha cobrado 900 000 ps por cuenta del camino de hierro a los prestamistas de Londres, y en el camino no se han gastado ms que 300 000”.25El recorrido que el ferrocarril deba seguir, desde su salida de La Habana, haba sido diseado, quizs con cierta intencin, paralelo al paseo militar que construa Tacn. En opinin de del Monte era una forma de ridiculizar las concepciones monumentarias pero poco prcticas del general espaol: “La opinin de S.E. Tacn-Bey a que el camino de hierro cruzara sus jardines (...) al palpar que iba a ponerse en contraste la obra utilsima y rpida del ferrocarril con la ostentosa y costossima del Paseo Militar y se ha valido de cuantos subterfugios ha podido ponerse al plan aprobado”.26 24. “Carta de Domingo Delmonte a Jos Luis Alfonso” del 21 de julio de 1836, FigarolaCaneda, Domingo: “Coleccin de manuscritos de la Biblioteca Nacional... Cartas de Domingo del Monte, 1829-1853”, Revista de la Biblioteca Nacional La Habana, t. II, 1909 ?, 31 julio-31 agosto, nm. 1-2, p. 45 25.Ibdem, p. 46. 26.Ibdem, p. 45.

PAGE 17

DOMINGO DEL MONTE / XVII / XVII / XVII / XVII / XVII Tanto el Intendente como el Capitn General escriban al gobierno de Madrid sus respectivas fundamentaciones y sus quejas mutuas. Este acord apoyar al Conde de Villanueva, con lo que se demostraba que su poder econmico segua siendo determinante en las decisiones sobre Cuba. La pugna entre Pinillos y Tacn, representantes de dos sectores rivales que intentaban imponerse como hegemnicos econmica y polticamente, tuvo interesantes manifestaciones: “Cuba contempl los alardes de fuerza de ambos grupos rivales (...) y tambin las diferencias de concepciones sobre lo que haba que hacer en la Isla. Si Pinillos acometa la construccin de un acueducto para la ciudad habanera, Tacn ordenaba la creacin de fosas mauras para cada casa. El Intendente desarrollaba el ferrocarril y una importante terminal que, por supuesto, llevaba su nombre, Villanueva. Tacn el Paseo Militar o Campo de Marte con la calzada que hasta entonces se haba llamado de Luis Gonzaga y que ahora, modestamente, le coloc su nombre. La pugna lleg hasta tal punto que cuando Tacn coloc una lujosa fuente de mrmol, la Pila de Neptuno, Pinillos replic con otra mucho mayor y ms lujosa de sabor americano, la Fuente de la India. Pero un smbolo dej Tacn de sus concepciones constructivas: la crcel de La Habana que fue inaugurada como la mayor de Amrica Latina”.27El ao 1836 sera un ao decisivo en el enfrentamiento entre los tres grupos rivales. La convocatoria a Cortes en Espaa colocara el centro de la pugna, de nuevo, en el plano poltico. Los Alfonso-Aladama trataban de aumentar su presencia tanto en La Habana como en Madrid. Domingo del Monte contribua a esta expansin. Por entonces inicia una de sus etapas de mayor actividad tanto poltica como literaria. Su dedicacin a los problemas de la educacin en Cuba, la creacin de su arquetipo fsico e intelectual cubano —vinculado a la creacin de gimnasios, por una parte, y a su papel tutelar de la nueva generacin de literatos que reuna en sus famosas tertulias habaneras, por otra—, su intensa actividad contra el general Tacn, el apoyo a la candidatura de Saco a las Cortes Constituyentes de 1836 y 1837, sus actividades intelectuales sobre la historia de Cuba, la esclavitud y la imagen social del cubano son todas, partes de una concepcin personal en la que se propona la realizacin de las ideas implcitas y explcitas, primero, en los ilustrados cubanos y, ms tarde, en los romnticos. Esto ltimo explica el inters de del Monte en la creacin de gimnasios. De igual forma no olvida el desarrollo de medios de distraccin sanos, por lo que apoya y 27. Torres-Cuevas, Eduardo: “De la ilustracin reformista al reformismo liberal” en Instituto de Historia de Cuba: La Colonia, Editora Poltica, La Habana, 1994, p. 347

PAGE 18

CENT"N EPISTOLARIO XVIII \ XVIII \ XVIII \ XVIII \ XVIII \ promueve la creacin de un hipdromo. Anselmo Surez y Romero, amigo y contertulio de del Monte, explica su inters por los gimnasios y la relacin que estableca este entre el desarrollo fsico y la creacin intelectual: “Cuando Castro abri el gimnasio, que fue el primero que se estableci aqu, del Monte concurra tanto a los ejercicios diarios como a las exhibiciones pblicas que se hacan algunas veces, porque tratndose de cualquier cosa que pudiese contribuir al bien de los cubanos, nunca su corazn se hallaba fro. Acerca de la gimnstica repeta en todas partes que (deba) circunscribirse al desenvolvimiento de las fuerzas fsicas en cuanto fuese menester para el cabal uso de las facultades intelectuales y morales”.28Esta idea de del Monte de desarrollar un arquetipo fsico tena su origen en el criterio de que, producto de un conjunto de condiciones que iban desde las climticas hasta las educacionales, los cubanos no desarrollaban las ms idneas condiciones fsicas: “Achacaba al clima, pero no como causa incontrolable, una parte del mal, cuyo origen encontraba adems en nuestros hbitos sedentarios, en la repugnancia a los trabajos mecnicos, en la vida, falta siempre de movimiento y aire, de nuestras mujeres, en la pasin por el juego, en la costumbre de darnos criar nodrizas brutales y corrompidas, en la holganza...”29Relacionado con lo anterior est la preocupacin de del Monte por la educacin y la instruccin pblica en Cuba. Se dedicaba, por ejemplo, a asistir a los exmenes de las escuelas y a dar consejos a los maestros. Ciertos factores contribuyeron a su retorno a las actividades de la Sociedad Econmica de La Habana, institucin que por entonces asuma la responsabilidad de estudiar todos los problemas concernientes a la instruccin y a la educacin en Cuba. Estas actividades de del Monte no pueden separarse de la salida de Juan Bernardo OGavan de su direccin. El 16 de diciembre de 1836 Domingo del Monte es nombrado secretario de la Seccin de Literatura de los Amigos del Pas.30 En esta etapa elaborar varios de sus trabajos ms importantes sobre la sociedad cubana de la poca. El problema de la esclavitud centrar su inters y ser tema de escritos y tertulias. Uno de los opsculos ms importantes con que cuentan los historiadores para juzgar la magnitud y la tipologa de la esclavitud cubana es el 28.Surez y Romero, Anselmo: “Prlogo” en Obras de D. Ramn de Palma Habana, Imprenta del Tiempo, t.I, 1861, p.V 29.Ibdem 30.Calcagno, Francisco: op. cit. p. 233.

PAGE 19

DOMINGO DEL MONTE / XIX / XIX / XIX / XIX / XIX excelente interrogatorio de Richard Madden y las no menos exactas y cuantificadas respuestas de Domingo del Monte.31 De igual forma pertenece a esta poca su intento de describir a Cuba en su riqueza de matices econmicos, polticos y sociales en su trabajo La Isla de Cuba tal cual est .32 Otro de sus escritos, que no debe dejar de mencionarse, es el acucioso y estadstico Informe sobre el estado actual de la enseanza primaria en la Isla de Cuba en 1836, su costo, y mejoras de que es susceptible33; en l se describe la desgarradora situacin de los esclavos en el plano educacional y moral. Este ltimo trabajo recibi, aos despus, el 30 de mayo de 1847, las felicitaciones de la Direccin General del Estado de Espaa, la cual le propuso remitir el informe al Ministerio de Gobernacin para un estudio ms profundo de este.34Las actividades de del Monte respecto a la esclavitud en Cuba tienen especial importancia en su relacin con el ingls Richard Madden. La ms notable fue la vinculada con el esclavo Juan Francisco Manzano. En 1836, Domingo del Monte lo present en su tertulia donde el poeta negro, esclavo y autodidacto ley su soneto Mis treinta aos difundido y traducido al ingls, francs y alemn a partir de la ponderacin que del Monte y sus amigos hicieron de l. A partir de entonces, Manzano fue objeto de una especial atencin por los amigos de del Monte.35 Richard Madden public en 1840 Poems by slave in the island of Cuba.36 La idea de que Manzano escribiese su autobiografa le fue sugerida por el propio del Monte y no hay duda que ello formaba parte de un plan conjunto de l con Madden para brindar a los abolicionistas ingleses argumentos contrarios a la esclavitud en Cuba. En este con31. Madden, Richard Robert: Poems by slave in the island of Cuba translated from the Spanish by R.R. Madden, M.D., with the history of the early life of Negro poet, written by himself, London, Thomas Ward and Co., 1840 32.Monte, Domingo del: La isla de Cuba tal cual est, Nueva York, Whittaker, 1836. 33.Monte, Domingo del: “Informe sobre el estado actual de la enseanza primaria en la Isla de Cuba, en 1836, su costo, y mejoras de que es susceptible”, en Sociedad Econmica de La Habana. Anales y memorias de la Real Junta de Fomento y de la Real Sociedad Econmica Actas de las Juntas Generales de la Real Sociedad Econmica de Amigos del Pas de La Habana en el mes de diciembre de 1859, La Habana, 1859, pp. 86-146. 34.Archivo Nacional de la Repblica de Cuba, “Real orden para hacer presente a la Sociedad Econmica el agrado con que S. M. vio la memoria sobre instruccin primaria de D. Domingo del Monte”, fondo reales cdulas y rdenes, legajo 149, no. 36. 35.Madden, Richard Robert: The life and poems… edit by Edward J. Mullen, Handen, Anchon books, 1981, p. 14 36.Vase nota 31.

PAGE 20

CENT"N EPISTOLARIO XX \ XX \ XX \ XX \ XX \ texto tambin se ubica la colecta de 500 pesos iniciada por del Monte para pagar la manumisin de Manzano.37Aunque desde su ms temprana juventud del Monte gustaba reunirse con los amigos que tenan inquietudes intelectuales —tal como hizo con el grupo del Seminario de San Carlos y posteriormente en Matanzas y La Habana—, es a partir de 1836, cuando fija su residencia en la capital, que desarrolla la ms famosa de sus tertulias. Desde la construccin del palacio de Aldama —una de cuyas dos grandes partes era la residencia de Domingo del Monte y Rosa Aldama—, en un saln espacioso cuyos ventanales daban al Campo de Marte, en los altos de la edificacin, tendrn su espacio los clebres encuentros literarios. All reuni Domingo del Monte a la ms joven generacin que haca sus tanteos en la novela, el cuento, la poesa, el ensayo, promoviendo el dilogo y la discusin entre los contertulios. No es posible reconstruir la lista completa de las personas que, de una forma u otra, asistieron a esas reuniones, pero no hay duda, que lo ms granado de las letras cubanas de entonces y, ms an, de las dcadas posteriores, alguna vez formaron parte de estas. Nombres como los de Cirilo Villaverde, Anacleto Bermdez, Anselmo Surez y Romero, Jos Jacinto Milans, Ramn de Palma, Jos Antonio Echeverra, Jos Zacaras y Manuel Gonzlez del Valle, Jos Mara Crdenas y Rodrguez, Gabriel de la Concepcin Valds, Plcido Ramn Zambrana, Jos Victoriano Betancourt, Jos Silverio Jorrn y el Conde de Pozos Dulces, entre otros muchos, atestiguan la calidad de las tertulias. En el amplio local de la sala del palacio de Aldama donde se reunan los contertulios, en una de cuyas paredes se desplegaba un extenso mapa de la Isla de Cuba mientras que en otras veanse estampas curiosas, se exhiban en ellas dos estantes repletos de libros a los cuales todos tenan acceso y, esparcidos por el divn y su bufete, podan hallarse diarios y folletos de inters cultural y literario. Cada da se encontraban all personas amantes de la literatura o con inquietudes sociales y culturales. Poco a poco se iban formando pequeos grupos que se replegaban hacia distintos rincones de la sala donde desarrollaban sus conversaciones segn los temas a los cuales eran afines. En otras ocasiones, del Monte llamaba la atencin de todos los concurrentes para que escucharan algn texto que deseaba dar a conocer. De voz agradable, con excelente diccin y ademanes adecuados, lea fragmentos de un valioso libro o de un nuevo escrito. Terminada la lectura, incitaba a discutir la calidad de la obra y el tema en ella tratado. No pocas veces provocaba la discusin sobre los 37.Bueno, Salvador: Historia de la Literatura Cubana Editorial Nacional de Cuba, La Habana, 1963, p.64

PAGE 21

DOMINGO DEL MONTE / XXI / XXI / XXI / XXI / XXI vicios de la educacin en Cuba, la necesidad de reformar o cambiar el sistema de explotacin esclavista, sobre la situacin poltica de la Isla o sobre el romanticismo o las ltimas tendencias filosficas. Era conocida la especial forma de mantener su opinin que siempre daba la impresin de una extraa combinacin de firmeza y decoro. En otras ocasiones, el grupo se animaba para escuchar el trabajo de un contertulio o, por qu no?, de un extrao que por primera vez era invitado a leer su trabajo. Por lo general y para mantener sin conflicto las reuniones, las intervenciones procuraban tener un tono imparcial y corts; era costumbre esperar a que del Monte pronunciara su fallo definitivo.38 Esta tendencia de del Monte de juzgar las obras literarias de sus amigos no fue slo en las tertulias. Si se estudia su importancia en la literatura cubana, habra que colocar, como complementario a las tertulias, su epistolario. Este gnero literario l lo convirti en una de las formas de relacionarse con diversos escritores de su tiempo, tanto cubanos como extranjeros. Sus cartas, bien estudiadas, como las de algunos de sus amigos, contienen no solo consejos literarios sino la amplia polmica que ya entonces se desarrollaba entre las tendencias polticas y literarias cubanas. En este sentido, tanto a travs de la tertulia como del epistolario, del Monte influy en la forma de escribir, en las concepciones, en las ideas y hasta en los gustos de una generacin de escritores cubanos. A muchos les public sus obras, pero en casi todos los casos les hizo enmiendas ms o menos importantes a los textos; fue un preciosista del estilo. No menos importante es resaltar el fondo moralizante que del Monte quiso imprimirle a casi toda la creacin literaria de su poca. No obstante, el problema estribaba en las concepciones que sus propuestas contenan; ellas sern parte de la polmica que sostendr con Luz y Caballero. Pero el problema cubano en aquel momento continuaba siendo poltico ms que literario y la poltica condicion la actitud de escritores y pensadores. Es en este contexto que se produce el polmico incidente provocado por la solicitud hecha por Jos Mara Heredia al capitn general Miguel Tacn para visitar la Isla. La posicin de Domingo del Monte ante tal peticin fue muy crtica. Creo que el factor fundamental para juzgar las actitudes de Heredia y del Monte consiste en la diferente situacin de uno y otro, tanto personal como poltica. Mientras Heredia, despus de convulsos aos de accin poltica en Mxico y de un prolongado exilio, se encontraba totalmente alejado del conflicto interno entre los sectores en pugna por el poder real y ansiaba visitar a su madre enferma, del 38.Blanchet, Emilio: “La tertulia literaria de Delmonte”, en Revista de la facultad de Ciencias y Letras vol. 14, La Habana, 1912, pp. 49-50

PAGE 22

CENT"N EPISTOLARIO XXII \ XXII \ XXII \ XXII \ XXII \ Monte era uno de los principales interesados en deteriorar la imagen del Capitn General. La solicitud de su antiguo amigo coincida con el momento ms lgido del enfrentamiento entre los Alfonso-Aldama, Pinillos y Tacn. En cierta forma, la benevolencia del Capitn General desfiguraba la imagen de intransigente y represivo que de l trataban de mostrar los miembros del grupo Alfonso-Aldama, muy en particular, Domingo del Monte. El carcter poltico del incidente queda ms claro an cuando se observa la situacin de la pugna entre los grupos rivales en el ao 1837. Respecto a la figura del capitn general Miguel Tacn es importante observar que fue Domingo del Monte, a travs fundamentalmente de su epistolario, quien leg su imagen como la de un tirano de actividades anticriollas y represivas. Sin embargo, esa imagen no fue siempre la misma ni la actitud de del Monte fue idntica en situaciones parecidas relacionadas con Tacn. El 1 de junio de 1834 asumi la Capitana General de la Isla el discutido general espaol. Provena del grupo de generales isabelinos que haban asumido las banderas del liberalismo moderado, y traa tras s el pesado fardo de ser un general ayacucho, nombre con el que se designaba a los generales espaoles derrotados en las guerras de independencia latinoamericanas. La historiografa tradicional cubana hizo especial hincapi, fundamentalmente a travs de la imagen que transmitieran del Monte y sus amigos, del carcter anticriollo de este general, atribuyndole la causa a su resentimiento por la derrota sufrida por los ejrcitos espaoles en Amrica Latina. Sin que este factor pueda desconocerse, en la actualidad tiende a identificarse ms el conflicto de Tacn con la burguesa esclavista cubana en el hecho de la pugna econmica existente entre este sector y la burguesa comercial peninsular. Ms an, el conflicto puede ubicarse en el contexto de la nueva poltica econmica de los liberales peninsulares interesados en el apoyo al comercio e industria de la Metrpoli en detrimento del desarrollo de una burguesa colonial.39 Por otra parte, el propio nombramiento de Tacn a dos meses de la cada del gabinete de Cea 39. El enfoque ms reciente a este respecto aparece en la cita no. 27. Para conocer el punto de vista tradicional sobre Tacn pueden verse los criterios emitidos por Vidal Morales y Morales en Iniciadores y primeros mrtires de la Revolucin cubana (Consejo Nacional de Cultura, La Habana, 1967), Ramiro Guerra en Manual de Historia de Cuba (Consejo Nacional de Cultura, La Habana, 1962) y Fernando Portuondo en Historia de Cuba: 1492-1898 (La Habana, Editorial Pueblo y Educacin, 1975). Otro enfoque diferente puede verse en Juan Prez de la Riva: Correspondencia reservada del capitn general don Miguel Tacn con el gobierno de Madrid: 1834-1836 Biblioteca Nacional, La Habana,1963.

PAGE 23

DOMINGO DEL MONTE / XXIII / XXIII / XXIII / XXIII / XXIII Bermdez y a un mes del real decreto que permita al Capitn General aplicar a su arbitrio la amnista poltica, cre dentro de algunos exiliados la idea de su pronto retorno a la Isla. En particular, dos importantes figuras del exilio cubano, el presbtero Flix Varela y el rico hacendado matancero Toms Gener, ambos proscritos por haber formado parte de las Cortes de Cdiz que en 1823 declararon la incompetencia del rey Fernando VII, tomaron diferentes actitudes ante la posibilidad de solicitarle a Tacn su retorno a la Isla. Varela decidi no retornar a Cuba mientras no cambiase el statu quo existente; Gener fue uno de los primeros en solicitar su retorno y de los primeros en regresar a Cuba. Tal y como lo tena previsto, desembarc en Matanzas el 22 de octubre de 1834. Consta que el recibimiento fue por todo lo alto. Una entusiasta multitud acudi a los muelles, el Teniente Gobernador de la ciudad, vestido con su traje de mayor lustre, acudi a recibirlo y todo ello estuvo acompaado por bandas de msica y salvas de artillera. El propio Tacn convid a Gener a comer con l en el Palacio de los capitanes generales de La Habana. En la capital de la Isla, las manifestaciones de jbilo por el regreso de Gener no fueron menos espectaculares. Aparte de la comida que el propio Tacn le brind, se efectu un banquete pblico en la quinta “Tvoli”.40 De todo ello, lo que ms interesa destacar es la actitud de Domingo del Monte hacia Tacn y Gener. De los memorables recibimientos qued constancia gracias a la muy conocida descripcin que hizo del Monte en el peridico La Aurora de Matanzas del 19 de noviembre de 1834.41 No critic entonces al Capitn General ni a Gener por haber regresado a Cuba y haberse “banqueteado” con Tacn. Ms an, consta que por entonces Gener le comunic a Domingo del Monte que l esperaba regresar a Cuba junto con Heredia en ese ao: “Nada tendra de extrao que l y yo regresramos juntos a esa Isla el prximo otoo”.42 Del Monte incluso conoci, y no es de dudar que particip, en las gestiones que los amigos del poeta hacan para propiciar su retorno a Cuba. Por ejemplo, el primero de noviembre de ese ao 1834, Jos Miguel Angulo le escribi a del Monte una carta en la cual relataba que Gener aprovechara su entrevista con Tacn para gestionar el regreso de Heredia. Segn Angulo, Gener “me ofreci hablar 40.Conangla Fontanilles, Jos: Toms Gener; Del Hispanismo Ingenuo a la Cubana Prctica La Habana, Edicin auspiciada por el vicepresidente de la Repblica Guillermo Alonso Pujol, 1950. 41. La Biblioteca Nacional Jos Mart no conserva todos los ejemplares de La Aurora de Matanzas que contienen. artculos de Domingo del Monte. Citado por Juan Prez de la Riva, op. cit., p. 31. 42.Monte, Domingo del: Centn tomo II, La Habana, 1924, p. 46.

PAGE 24

CENT"N EPISTOLARIO XXIV \ XXIV \ XXIV \ XXIV \ XXIV \ sobre Jos Ma. con el General, si en la conversacin que tuviese con l se presentaba la oportunidad”.43 No existe constancia acerca de si Gener lleg a plantearle a Tacn el retorno de Heredia. Sin embargo, s se conoce que al ao siguiente Jos de Arango intercedi con Tacn para que Heredia regresara a Cuba.44 Cabe entonces preguntarse, por qu la reaccin desmedida de del Monte con Heredia? Por qu alab a Gener y critic a Heredia? Entre el ao 1834 y el de 1836 sucedieron hechos significativos para el grupo Alfonso-Aldama, y en particular para Domingo del Monte. La crisis definitiva de la Academia Cubana de Literatura, la crisis de la Revista Bimestre Cubana la expulsin de Saco de La Habana, el estallido del movimiento liberal constitucional del general Manuel Lorenzo en Santiago de Cuba y muy en particular la actitud agresiva del Capitn General respecto a la burguesa esclavista cubana, unido al ascenso y cada del ministerio de Juan lvarez de Mendizbal en Espaa y la convocatoria a Cortes en la cual ya se enfrentaban abiertamente los partidarios del General con los de la burguesa esclavista cubana, hacen que ese momento coincida con los peores ataques de del Monte a Tacn. Ms an, los Alfonso-Aldama comienzan a mover su “lobby” de influencias en Madrid para lograr desalojar al general Tacn de la Capitana General de Cuba. Todo ello es suficiente para que del Monte no simpatice con la solicitud de Heredia para retornar a Cuba. La forma en que Heredia se pronuncia molest mucho ms a su antiguo amigo, quien haba mantenido relaciones estrechas con la madre de Heredia. No hay duda que para entonces el autor del Himno del desterrado se encontraba sumido en una profunda crisis espiritual. A su hermana Ignacia le escriba: “ Lejos de tener las grandes miras polticas que se digna a atribuirme el general Tacn, estoy tan harto de revueltas, que solo aspiro a salir de aqu (Mxico) y vivir aunque sea pobremente donde haya quietud y paz. S, hermana querida, nos veremos en el magnifico Nueva York... y admiraremos a aquel pas, los bienes sublimes de la ilustracin y la libertad”.45 El primero de abril de 1836, Heredia escribe la famosa carta a Tacn, cuyas copias hizo circular entre sus amigos, Domingo del Monte uno de ellos, y gracias a la cual Tacn le abri las puertas de Cuba y del Monte reaccion violentamente. A lo inadecuado del momento se una la forma lamentable con que Heredia se expresaba de sus antiguos ideales y los elogios que diriga al Capitn General. Vase un 43.Ibdem, p. 110. 44.Prez de la Riva, Juan: op cit ., p. 32. 45.Ibdem.

PAGE 25

DOMINGO DEL MONTE / XXV / XXV / XXV / XXV / XXV fragmento: “...he resuelto dirigirme a V.E animado a dar este paso directamente y sin buscar empeos, por la fama de su carcter integro, franco y caballeroso. Se me asegura que V.E expres saber que mi viaje tendra un objeto revolucionario, por lo que no dudo que sus informantes me han calumniado cruelmente. Es verdad que ha doce aos, la independencia de Cuba era el ms ferviente de mis votos y que por conseguirla habra sacrificado gustoso toda mi sangre. Pero las calamidades y miserias que estoy presenciando hace 8 aos han modificado mucho mis opiniones, y vera como un crimen cualquier tentativa para transplantar a la feliz y opulenta Cuba los males que afligen al continente americano. Adems si mi insignificancia no me protege contra tal sospecha, doy desde luego mi palabra de honor de no mezclarme en asunto poltico mientras permanezca en Cuba, si se digna permitirme que vuelva a ella [...] De esta manera unir V.E en mi alma un sentimiento de gratitud personal al de estimacin que han excitado en ella los beneficios de su administracin ntegra y firme ha dispensado a mi patria” ( sic ).46La visin de del Monte de este incidente aparece en la carta a su cuado Jos Luis Alfonso que por entonces se encontraba en Pars: “Jos Maria Heredia vino a la Habana solicitando antes permiso de este seor general por medio de una carta... que no me gust ni ha gustado a ninguna persona de delicadeza, entre estas cuento al mismo Bls, que desaprob un acto de sumisin semejante... Perdi un prestigio inmenso potico-patritico, tanto que la juventud esquiva el verle y tratarle. El sin embargo dice y cree que no ha cometido accin villana, y extraa que se le juzgue con toda severidad.”47Algunos autores han deslizado la idea que del Monte albergaba cierto resentimiento oculto contra Heredia; no obstante, no existen elementos que vayan ms all del juego poltico en que estaban enfrascados el escritor y sus allegados y la forma en que la carta de Heredia contradeca la visin poltica que ellos proyectaban del desptico Capitn General, contrapuesto al martirologio de los independentistas cubanos exiliados. Esto ltimo serva de estandarte a la burguesa esclavista ilustrada que representaba del Monte y que desde sus cmodas butacas habaneras necesitaban hroes para su literatura, uno de los cuales haba sido, hasta entonces, Jos Mara Heredia. Esa contradictoria actitud se observa en la carta de del Monte a Heredia del 21 de noviembre de 1836 en la cual lo define 46.Lpez Prieto, Antonio: Parnaso cubano Habana, Ed. Miguel de Villa edita, 1881, p. 118. 47. Carta de Domingo Delmonte a Jos Luis Alfonso del 29 de abril de 1837, en Centn epistolario t. III, pp.66-67.

PAGE 26

CENT"N EPISTOLARIO XXVI \ XXVI \ XXVI \ XXVI \ XXVI \ como “el ngel cado”. Escribe: “ No son menos vehementes los deseos que tengo de hablarte, pues para ello nos darn amplia materia, aunque no sea ms que tu malhadado viaje a esta Isla, bajo los funestos auspicios con que lo has hecho, y en la poca fatal que escogiste”.48El 16 de enero de 1836 parti Heredia hacia Mxico despus de diez semanas en la Isla. Lo ms importante era la causa por la cual haba hecho el viaje: visitar a su madre con la cual solo estuvo pocos das. Antes de partir fue a despedirse de Tacn. De ese dilogo dej constancia en los siguientes trminos: “Ayer recib un recado del Capitn General dicindome que sus atenciones con lo de Cuba (se refiere al pronunciamiento del general Lorenzo en Santiago de Cuba) no lo haban dejado verme cuando estuve all, y que fuese cuando gustara, pues el ayudante de guardia tena orden para introducirme. En efecto fui anoche y estuvimos hablando sobre varias cosas de Mjico y Espaa y que contaba con su favor para dar otra vuelta, me dijo que volviese cuando gustase y viera en qu poda servirme. Llevaramos una media hora de conversacin cuando lleg el comandante de la goleta inglesa Vestal y me desped.”49 Aunque Heredia se march con la idea de regresar pronto a Cuba e incluso le comunic a su madre que le haban concedido el viceconsulado de Mxico en Matanzas, nunca ms pisara el suelo de su patria. En Mxico, envuelto en innumerables problemas, enferm y tras una larga y dolorosa agona muri el 7 de mayo de 1839.50 Un ltimo asunto quisiramos tratar en estas observaciones sobre la relacin entre Heredia y del Monte en esta etapa. En la carta ya citada de del Monte a Heredia de 21 de noviembre el tema principal no es la actitud de Heredia de regresar a Cuba, sino las gestiones que hacen del Monte y el primo de Heredia, Laureano, para la publicacin de los poemas y las Lecciones de historia del poeta. Lo ms seguro es que del Monte hubiese preferido en ese momento que esas obras que se queran editar en Madrid, hubiesen sido presentadas como las del poeta patriota, expresin de la cultura literaria y poltica de los criollos y no precisamente las de “un ngel cado” que renegaba de las estrofas del Himno del desterrado. Del Monte en esos mismos das en que ve en Heredia su “ngel cado” encontraba en Jos Jacinto Milans al nuevo poeta, que al 48. Archivo Nacional de la Repblica de Cuba, Original de la famosa carta de Domingo del Monte en que llam a Heredia “ngel cado”, fondo donativos y remisiones, legajo 552, no. 43. 49.Carta de Jos Mara Heredia a su madre (13 de enero de 1837) en Gonzlez del Valle, Francisco: Cronologa herediana 1803-1839 Habana, Publicaciones de la Secretara de Educacin, Direccin de Cultura, 1938, p. 309. 50.Gonzlez del Valle: op. cit., pp. 309-311.

PAGE 27

DOMINGO DEL MONTE / XXVII / XXVII / XXVII / XXVII / XXVII calor de su obcecada bsqueda, pudiese sustituir en esta visin, no slo literaria sino tambin poltica, al cantor de la patria desgraciada. En carta a Milans, escrita ms o menos en los mismos das que la famosa carta a Heredia, se expresa en los siguientes trminos: “El carcter de sus poesas, es demasiado serio y solemne para doblegarse a componer frusleras, aunque slo lo sean en apariencia: no gaste V. pues, su plvora en fuegos de artificio, en cohetes y buscapies, cargue V. con ella un can de 24 y con su tremenda explosin espante y aturda a toda la Isla de Cuba, alborozada al ver que en V. cuenta con otro poeta que como Heredia mejor que Heredia, pinte su naturaleza, y castigando corrija sus costumbres”.51Del Monte no vio, o no quiso ver, las diferencias sustanciales entre su “ngel cado” y quien nunca podra ser un ngel. El tiempo borr estas excesivas y muy parciales visiones de del Monte y le reconoci a cada cual su verdadero mrito. El contexto que ofrecen los aos 36-37 volvi a ser sumamente agitado, solo comparable con lo que haba sido el ao 1823. De nuevo los factores desencadenantes haban sido externos a la Isla. La convulsin jurdica tena su origen en la crisis de poder que atravesaba la monarqua espaola. La cada del gabinete de Juan lvarez de Mendizbal en Espaa, luego de sus intentos por reformar las estructuras econmico-sociales del pas con leyes como la supresin de las pequeas comunidades religiosas, la amnista general poltica y la desamortizacin de las tierras, unido al desarrollo de las insurrecciones carlistas en Andaluca, Aragn, Catalua y el Pas Vasco, crearon un clmax poltico de enfrentamientos violentos entre las diversas corrientes autotituladas liberales entre s y con las conservadoras. Los liberales cubanos, tambin con tendencias diferenciadas dentro de ellos, volvieron al escenario poltico, ahora bajo el temor de las consecuencias que podan tener para la Isla las medidas de sus homlogos peninsulares. En general encontraban en el programa poltico, econmico y social expuesto por Jos Antonio Saco en diversos artculos y folletos desde el ao 1832 un ncleo de ideas que podan sintetizar un proyecto coherente, que por un lado garantizase la preservacin de sus intereses en la pugna con la burguesa comercial espaola y, por otro, un modelo de desarrollo hacia el capitalismo que eliminara la trata y extinguiera la esclavitud. Del Monte y Luz y Caballero, que ya se miraban con resquemor por sus respectivas posiciones tericas, unieron fuerzas en la proposicin de Saco y Montalvo para delegados a Cortes contra el candidato de Pinillos, Juan Bernardo OGavan, y la actitud segregacionista de Tacn. Mientras que Jos Luis Alfonso y algunos de 51.Calcagno, Francisco: op. cit. p. 422.

PAGE 28

CENT"N EPISTOLARIO XXVIII \ XXVIII \ XXVIII \ XXVIII \ XXVIII \ los ms poderosos esclavistas cubanos se trasladaban a Madrid o intentaba influir desde Cuba en las corrientes liberales espaolas, del Monte se converta en trasmisor de informaciones e ideas entre todos los participantes en el movimiento cubano constitucionalista. De esta poca data su Proyecto de Memorial a la Reina en nombre del Ayuntamiento de La Habana, pidiendo leyes especiales .52 Al producirse la convocatoria a las Cortes constituyentes, Jos de la Luz y Caballero, convencido de la imposibilidad de lograr el triunfo de Saco en La Habana, coordina con la ms importante figura de la intelectualidad de Santiago de Cuba, Juan Bautista Sagarra, los esfuerzos para lograr que el bayams saliese electo diputado a Cortes. El triunfo es absoluto y sorprende tanto a Tacn como a Pinillos. Luz, entusiasmado le escribe a Saco: “ Es [Sagarra] quien ha obtenido la victoria [la eleccin de Saco] quien ha enderezado la opinin, acallando las hablillas de los malos y los temores de los ilusos o cobardes; quin empe todas sus fuerzas porque se hiciese justicia al mrito y honor eterno a su pas”.53 No obstante, cuando los poderes llegaron a Saco, las Cortes constituyentes haban sido suprimidas por el ministro Istriz. Bajo las nuevas condiciones y dentro de una nueva convocatoria a Cortes, Saco sale por segunda vez delegado; pero tampoco pudo ejercer sus poderes porque estalla en Espaa el movimiento conocido como Motn de la Granja, que oblig a la Reina a derogar el Estatuto Real y jurar la Constitucin de 1812. Este ltimo hecho, adems de impedir la representacin de Saco, ocasion en Cuba un acontecimiento en el cual del Monte va a ser involucrado indirectamente. El gobernador espaol de Santiago de Cuba, el general Manuel Lorenzo, activo miembro del movimiento conocido como liberal-progresista vinculado al ex ministro Mendizbal, proclam la Constitucin del 1812 a toda la regin oriental de la Isla. Para lograr sus objetivos, Lorenzo se asoci al grupo de santiagueros liberales cuyas ms notables figuras eran Juan Kindeln, Porfirio Valiente y Francisco Muoz del Monte. El movimiento fue rechazado por Tacn quien envi fuerzas militares para abortar lo que l consideraba una sedicin. Importa destacar que las proclamas del movimiento emitidas y firmadas por Lorenzo fueron redactadas por Francisco Muoz del Monte, primo de Domingo del Monte y tambin acusado por Tacn como el principal colaborador de Saco en Santiago de Cuba. Lo cierto es que Muoz del Monte era tenido en gran estima por 52.Carbonell y Rivero, Jos Manuel: La prosa en Cuba La Habana, Imprenta Montalvo y Crdenas, 1928. El proyecto tiene fecha de 1838 53.Citado por Torres-Cuevas, Eduardo: La polmica de la esclavitud. Jos Antonio Saco ed. cit, p. 110.

PAGE 29

DOMINGO DEL MONTE / XXIX / XXIX / XXIX / XXIX / XXIX Saco as como tambin por su primo Domingo, lo cual no implicaba una total confluencia en los objetivos y mtodos polticos.54 No hay dudas que Muoz del Monte tena una proyeccin independentista para esta poca y que slo se aventuraba en el proyecto de Lorenzo como paso previo a la independencia de Cuba. Sin embargo, su primo Domingo vea las cosas de muy diferente manera. Este ltimo, que tan liberal se haba mostrado y atacaba tan fuertemente a Tacn, muestra primero temor y despus rechazo al movimiento del general Lorenzo. En carta a su cuado Alfonso de 20 de noviembre, escribe: “Ayer entr aqu una fragata inglesa de guerra procedente de [Santiago de] Cuba (La Vestal), y dice el capitn que aquello es un barullo, que Lorenzo se achispa, que todos claman por Tacn, en fin que con una goleta que lleve 200 hombres de tropa se concluir todo. Aqu unos temen que se dispare un tiro pr. que creen q. estallar una guerra civil; otros lo desean pr. que estalle, que al cabo de ella dicen, resultar algn. beneficio, aunque no sea mas que salir de este estado de opresin espantosa en que vivimos... Nicols [Escovedo] dice que de esto no resultar nada; que Lorenzo en vindose apurado se marchar a Espa. y que aqu quedaremos lo mismo que estamos”.55La valoracin de del Monte de las acciones de su primo y el general Lorenzo, y su falta absoluta de crtica a los mtodos empleados por el general Tacn para apagar la insurreccin, slo es explicable por el temor de los esclavistas del occidente de la Isla a un movimiento que poda desencadenar una accin violenta por parte de los sectores marginados o explotados de la sociedad insular. En carta de 10 de diciembre, del Monte le escribe a Alfonso la siguiente valoracin de las acciones del general Lorenzo y de su primo: “En La Habana esperamos el resultado de este negocio con frialdad e indiferencia, muchos opinan que no llegar a las manos pr. que las tropas de Lorenzo no estn muy en su favor, las de Tacn van bien pagadas y chiquiadas. All lo veremos... esto es una pamplina, que a cierta distancia parece ms de lo que es, cuando se la mira de cerca”.56El movimiento del general Lorenzo fracas y Muoz del Monte abandon la Isla junto con ste. Pero en medio de este agitado incidente, Saco sali electo, por tercera vez, delegado a las Cortes constituyentes en octubre del 36. Fue entonces cuando se libr una oscura y extraa guerra tras bambalinas entre los sectores rivales. De modo 54.Prez de la Riva, Juan: op cit ., pp. 56-67. 55.Figarola-Caneda, Domingo: Coleccin de manuscritos... ed. cit, t. II, p. 151. 56.Ibdem, p. 152

PAGE 30

CENT"N EPISTOLARIO XXX \ XXX \ XXX \ XXX \ XXX \ sorprendente para los liberales cubanos, la tendencia que se impuso en las discusiones previas a la sesin de la constituyente fue la de no dar concierto en estas a los diputados de Cuba, Puerto Rico y Filipinas. En ello no hay duda que influyeron varios factores: los temores asociados con la recin concluida insurreccin del general Lorenzo — presentada por muchos como una conspiracin independentista sin que en realidad fuese tal—; la idea que todas las libertades polticas otorgadas en los perodos constitucionales anteriores haban contribuido a la independencia de Amrica y a las revueltas en Cuba y las cartas de Tacn que agitaba este fantasma ante los ojos alejados de la Isla de los diputados en la Pennsula. Lo cierto es que la Isla de Cuba fue excluida, por primera vez, de las Cortes espaolas. De igual forma se decidi que en su territorio, tambin por primera vez, no rigiese la Constitucin espaola y que en su lugar se dictaran lo que se llam leyes especiales. Estas ltimas nunca fueron promulgadas. De hecho, el rgimen poltico en Cuba estara determinado en la prctica por los decretos an vigentes que les otorgaban a los capitanes generales las llamadas Facultades Omnmodas. Saco defina la nueva situacin con la idea de que Cuba haba pasado a ser de una provincia de ultramar a una colonia esclavizada. Por su parte, Domingo del Monte atribuy la actitud de los diputados peninsulares a un extrao designio en el cual el no declarar a la Isla de Cuba como parte integrante de la nacin espaola era el punto de partida para su ulterior venta a Inglaterra. Esta informacin no parece confirmada ni tampoco es de creer que si tal idea se manej en las Cortes espaolas, fuese realmente la intencin de la mayora de los polticos peninsulares de entonces. Tambin del Monte expresa en aquellos momentos su idea de que la falta de libertad poltica de la Cuba de los criollos blancos era consecuencia directa de la esclavitud en la Isla: “pagamos el delirio de tener esclavos con la pena de serlo nosotros a ntra. vez”.57 Esta idea sera recurrente en los anlisis y las obras historiogrficas posteriores. No obstante el desastre poltico y los furibundos ataques de Saco a la poltica espaola, la pugna por el poder en la Isla no haba concluido ni el triunfo de Tacn era definitivo. En 1837 los sectores rivales se enfrentaron violentamente. Tacn, considerndose en el mejor momento, sobreestim sus fuerzas. Saba el Capitn General que sus enemigos eran, por una parte, el bloque Alfonso-Aldama, por otra, los jvenes liberales y por ltimo, el Intendente de Hacienda. Contra todos dirigi su accin. El primer paso estuvo en atemorizar a los jvenes liberales. 57.Carta a Jos Luis Alfonso (7 de agosto de 1837) en Figarola-Caneda, Domingo: Coleccin de manuscritos... ed. cit, t. III, p. 85.

PAGE 31

DOMINGO DEL MONTE / XXXI / XXXI / XXXI / XXXI / XXXI El 23 de julio de 1837 inicia un proceso por el supuesto preparativo de un atentado contra su persona. Se detuvo a varios criollos blancos, pero la Comisin Militar no pudo probar tal conspiracin y los detenidos guardaron varios meses de prisin. En el mes de septiembre, Tacn inicia otro proceso, por presunta conspiracin, contra aquellos que regresaban de Espaa y con las caractersticas de que las personas involucradas ya pertenecan a sectores privilegiados de la Isla.58 Por entonces se rumor que en la lista de Tacn estaba Domingo del Monte. Por lo menos, eso es lo que deja entrever Jos Luis Alfonso en carta a Saco: “Taconcito sigue prendiendo gente que se las pela: todo joven que llega de la pennsula est seguro de ir del buque a la crcel [...] Mi suegra est asustadsima porque tres personas vinieron a decirle que le venan a registrar su casa y otras que Domingo estaba en la lista de los iban a prender...”59 Lo cierto es que del Monte no fue detenido pero s otros muchos, entre ellos el hacendado Laureano Angulo y Heredia. La defensa de ste ltimo la asumi del Monte en un proceso que dur por lo menos tres aos.60 La respuesta del grupo Alfonso-Aldama fue incrementar sus actividades para lograr la destitucin de Tacn. El otro paso del Capitn General para liquidar el poder de los hacendados cubanos fue el intento de control de la Junta de Notables que deba proponer el proyecto para las futuras leyes especiales. El Capitn General impuso a sus simpatizantes dentro de esta a extremos tales que de los 16 miembros, 11 eran peninsulares.61 En particular se atrevi a cancelar los privilegios de la Compaa de Vapores de Regla a sabiendas que uno de sus principales inversionistas era Pinillos. El grupo Alfonso-Aldama uni sus fuerzas con las de Pinillos contra Tacn. Ambos haban consolidado sus posiciones y su influencia en Madrid. En particular, el Conde de Villanueva era considerado una verdadera potencia financiera. La banca inglesa de Rothschild “que de acuerdo con el gobierno de Londres prestaba apoyo a los Cristinos, junto con otros banqueros internacionales” 58.Prez de la Riva, Juan: op cit ., pp. 75-76. 59.Biblioteca Nacional Jos Mart, Sala Cubana, coleccin manuscritos, Cartas de Jos Luis Alfonso (Pars, 18 de octubre de 1837) 60.Archivo Nacional de la Repblica de Cuba, “Copia manuscrita de un extracto de la causa ‘Conspiracin de 1837’, titulada ‘La cadena triangular y Soles de la Libertad’, relacionando lista de encartados. Carta a Miguel Tacn firmada por Miguel Garca de la Lama. Tambin la defensa que hizo Domingo del Monte de Laureano Angulo”, fondo donativos y remisiones, legajo 544, no. 40. 61.La relacin de los que integraban la junta la ofrece Eusebio Valds Domguez en Los antiguos diputados de Cuba y apuntes para la historia constitucional de esta Isla Habana, Imprenta El Telgrafo, 1879, p. 23.

PAGE 32

CENT"N EPISTOLARIO XXXII \ XXXII \ XXXII \ XXXII \ XXXII \ tena por garanta al Intendente de La Habana y al sector econmico que representaba. Tanto Tacn como Pinillos amenazaban a la Corte con dejar sus respectivos cargos si no eran apoyados el uno contra el otro. Aunque el gobierno madrileo intent mantener un equilibrio entre ambas fuerzas, ante la posible perdida del Intendente y frente a una nueva amenaza de Tacn de renunciar, le acept, para su sorpresa, tal ofrecimiento. Ms an, en un intento por complacer a los esclavistas cubanos, nombr nuevo capitn general al cubano Joaqun de Ezpeleta y Enrile.62Es Domingo del Monte una de las personas que conocer con ms detalles las intrigas que se tejen para derribar a Tacn. Durante los aos 1837 y 1838 enva informaciones a su cuado Jos Luis Alfonso sobre todo lo que aconteca alrededor del Capitn General. En medio de la pugna lleg a La Habana Alejandro Olivn, diputado a Cortes por Huesca. Ya con anterioridad haba estado en Cuba y fue captado por el grupo Alfonso-Aldama segn se desprende de la documentacin cruzada entre ellos. Prez de la Riva llega a afirmar: “Hay evidencias suficientes para afirmar que Olivn vino a Cuba pagado por las familias Aldama y Alfonso para recoger pruebas contra Tacn y provocar un escndalo en la Corte”.63 Del Monte era de los que ms directamente se relacionaban con Olivn. Lo cierto es que el 9 de diciembre de 1837, Olivn pronunci un violento discurso en las Cortes contra Tacn en el cual deslizaba la amenaza de que si segua la poltica contraria a la burguesa esclavista cubana era muy difcil que esta pudiera auxiliar econmicamente a Espaa. Este discurso fue enviado por Olivn a Jos Luis Alfonso. Saco le escribe a este ltimo que si hubiese podido le hubiese dado un abrazo a Olivn, pero “este abrazo hubiese sido mucho ms apretado si no nos hubiese pedido tanto dinero”.64 De ello se deduce que la cada de Tacn fue promovida por dos de los sectores de la burguesa esclavista cubana ms importantes, el Conde de Villanueva y el bloque Alfonso-Aldama. Entre los firmantes del agradecimiento a la Reina por la destitucin de Tacn publicado por el Correo Nacional de Madrid el 9 de septiembre de 1838, estaba con todo derecho y profunda satisfaccin, Domingo del Monte: SEORA: Los que suscriben, vecinos de esta ciudad, y naturales de las diversas provincias de los dominios espaoles, con el mayor res62.Prez de la Riva, Juan: op cit ., p. 88. 63.Ibdem, p. 87 64.Prez de la Riva, Juan: op cit ., p. 88.

PAGE 33

DOMINGO DEL MONTE / XXXIII / XXXIII / XXXIII / XXXIII / XXXIII peto llegan los reales pies de V.M. esponerle: que instruidos del acuerdo celebrado por el ayuntamiento de esta capital, con motivo de haberse dado cumplimiento la real rden de 5 de enero ltimo por la que se nombr para que se encargase del mando superior de esta isla el teniente general de los reales ejrcitos D. JOAQUIN DE EZPELETA, se apresuran, penetrados de la mas profunda gratitud y reconocimiento, tributar V.M. las mas rendidas gracias por la oportunidad y sabiduria con que se han encargado los destinos de esta preciosa parte de la monarqua un gefe distinguido, que firme y enrgico, pero prudente y moderado, corresponder sin duda la alta confianza que V.M. se ha dignado depositar en sus luces y esperiencia. Los esponentes, al unir sus votos los del cuerpo capitular, vislumbran ya una era dichosa de ventura y de felicidad, en la que prosperando todos los ramos de la riqueza pblica, y floreciendo el imperio de las leyes, gozarn todos sus fieles sbditos de las garantas y beneficios que el maternal gobierno de V.M. dispensa con mano generosa los que tienen la fortuna de obedecer justos y benficos mandatos, particularmente los de esta parte del mundo que ven cifrada su fortuna y su bienestar en su ntima y estrecha union con la madre patria. Estas son las nicas miras, el nico impulso que mueve los esponentes tributar V.M. esta espresion de su lealtad y gratitud. Habana 28 de abril de 1838. Seora. A L. R. P de V.M.65La expulsin de los delegados cubanos a Cortes, la crisis del movimiento reformista del 30, la agudizacin del conflicto de la esclavitud en la Isla y el fracaso de la poltica de Tacn cierran un captulo en la historia de Cuba. Con l tambin concluye una de las etapas de la vida de Domingo del Monte. Cierto es que en los momentos triunfales de la cada de Tacn todos sus oponentes consideraron que en las nuevas condiciones se abra una etapa ventajosa para ellos. Pero esas esperanzas se veran frustradas durante una de las dcadas ms convulsas y contradictorias de la historia cubana: la que cubre de 1838 a 1848. Los dos tomos que contiene el volumen II de la presente edicin del Centn epistolario abarcan la parte sustancial de estos aos de intensa actividad creadora de sueos juveniles madurados para entonces y de la creencia ingenua en la promocin de cambios desde las propias estructuras de poder coloniales y dentro de la conformacin 65. Correo Nacional de Madrid, 9 de septiembre de 1838. Esta publicacin se puede consultar en la Hemeroteca Municipal de Madrid.

PAGE 34

CENT"N EPISTOLARIO XXXIV \ XXXIV \ XXXIV \ XXXIV \ XXXIV \ de la sociedad esclavista cubana. Para 1838 del Monte va a producir un giro interesante en algunas de sus concepciones. Es ya evidente que de las esperanzas se ha pasado al temor y de este a la ira. Esta ltima es la trgica expresin de la impotencia, del fracaso ante una realidad que no poda ser modificada con la simple crtica de las palabras por muy profunda que esta fuese. SOPHIE ANDIOC TORRES

PAGE 35

DOMINGO DEL MONTE / XXXV / XXXV / XXXV / XXXV / XXXV Teatro Tacn. La Habana, dcada del 30.

PAGE 36

Quise yo tanto a Domingo del Monte, y me gusta tanto su castiza y elegante prosa, que debo callar cuando l habla: oigamos, pues, lo que dice … Jos Antonio Saco

PAGE 38

TOMO III1836-1838

PAGE 39

CENT"N EPISTOLARIO 2 \ 2 \ 2 \ 2 \ 2 \

PAGE 40

DOMINGO DEL MONTE / 3 / 3 / 3 / 3 / 31836 I* I* I* I* I* Al Sr Don— Domingo Delmonte, abogado— p. m. q. e. Habana. Madrid 26 Enero de 1836— Mi siempre querido Domingo. Aprovecho la ocasion de pasar esa el Sr. D. Manuel Saez tesorero de Matanzas p.a decirte una cosa q.e hace necesario mi largo silencio p.a contigo. Ocupaciones incesantes y siempre perentorias y por otra parte el deseo de no escribir corto despues de tanto callar, han hecho q.e no te escriba de un dia en otro. No te ocultar q.e en esto haya tenido alguna parte la pereza pero ciertamente no ha sido la mayor y lo q.e es la voluntad, Domingo mio, te aseguro q.e no se ha entibiado apesar del tiempo y de la distancia. El dador te dir cuales y cuantas han sido mis ocupaciones desde q.e vine de Francia: ahora solo te dir q.e en el Eco hemos estado solos muchos meses Caballero y yo; y q.e mi catedra de literatura me ocupa dos horas diarias de esplicacion ademas del tiempo necesario p.a prepararme. Pero si tu amigo ha dejado de escribirte cartas no por eso ha descuidado los intereses de tu patria en cuantas ocasiones le ha ofrecido su posicion. Si has leido el Eco habrs visto q.e ha clamado constantemente contra la arbitrariedad de esos mandarines y en favor de las mejoras administrativas y polticas hasta ahora no establecidas en esa desgraciada isla. ¡Ojal q.e vuestros procuradores hubieran ayudado con mas energia esta santa causa en el estamento; aunque bien conozco q.e ni estos ni los demas q.e se sientan con ellos son verdaderos representantes del pais! Este mi constante anhelo en favor de la tierra q.e tu perteneces tiene, es cierto, su principal origen en mi deseo por la libertad del mundo, no unicamente del pais en q.e nac; pero algo influye tambien *Se ha respetado la ortografa de las cartas, tal y como aparecen en la edicin tomada como base. ( N de la E .)

PAGE 41

CENT"N EPISTOLARIO 4 \ 4 \ 4 \ 4 \ 4 \ la idea de q.e eres tu tambien su defensor y uno de los sujetos q.e conozco mas dignos de participar de los beneficios de la libertad. A nuestro querido Tatao recuerdale el afecto del q.e le despidi en Manzanares en el desgraciado mes de Abril de 1831 y dile p.a l todo lo q.e te digo p.a t. S q.e estais casado pero no s cuantos hijos teneis: yo sigo soltero. Los amigos todos colocados como habrs visto por la Gaceta y algunos en alto puesto como nuestro querido Salustiano1 q.e es Gobernador civil de Madrid. Yo quisiera conservar mi independ.a mientras no me obligue una gran necesidad y por eso no tengo empleo alguno del gobierno. Adios mi antiguo amigo; perdona mi desidia y no dejes de escribirme q.e yo ofrezco ser mas puntual—Saluda en mi nombre tu Seora y acuerdate siempre como yo del tiempo en q.e vivimos en Madrid y contrajimos una amistad q.e me complacer mientras viva. Angel IznardyII II II II IIP .to Ppe. 22 de Febrero de 1836. Querido Domingo: tengo en mi poder la tuya del 7. de este, p.r la q.eveo, q.e ya te tenemos en la Habana, de lo q.e me alegro mucho, muchisimo, los motivos q.e has tenido p.a dejar Matanzas no equivalen en nada las ventajas de tu ida la Habana. Apesar q.e tu no necesitas de consejos, me permitirs q.e te d uno, es, q.e veas con tu diplomacia franca, permteme la esprecion, como haces q.e nuestro Patron se convensa de q.e los q.e le informaron contra los buenos al llegar esta, no hicieron mas q.e mentirle, prevenirlo, contra las personas q.emas pudieron haberle servido, en las reformas q.e ha planteado en esa, p.r las q.e clamaban tanto tiempo haba, en oposicion de los q.e ahora q.eles ha convenido, p.a adular al poder, se han hecho partidarios de ellas. No deges de mandarme la memoria de Saco sobre los negros, p.a q.ecorra aqu, q.e es el departamento de la Isla en donde conviene mas estender las ideas en contra de la esclavitud, p.s es en el q.e hay menos negros, los blancos mas seoritos no se desdean de trabajar como negros. Le la adjunta p.a Valle p.a evitarme repeticiones. Mandame cuantas noticias puedas, del camino de hierro de esa, p.ocon datos seguros, los cuales te puede dar Antonio Escovedo, tambien procura mandar la memoria q.e escribi Fecer cuando se pens hacer el 1. Don Salustiano de Olzaga.

PAGE 42

DOMINGO DEL MONTE / 5 / 5 / 5 / 5 / 5 camino de esa p.r empresa anonima, p.s son documentos q.e necesitamos p.a la memoria q.e va ha escribir Gaspar Betancourt, sobre el camino de hierro de aqu Nuevitas.=Gaspar Betancourt est ahora hace mes medio pesando muchos trabajos, en la operacion de abrir un camino de 6. varas de ancho, sea una trocha, p.r la lnea recta, q.e se ha sacado p.rla Comision de la Diputacion patriotica en la distancia de aqu Nuevitas dentro de 20. dias puede estar concluido este trabajo entonces nos vamos convencer mutuam.te, s se puede no hacer el camino de aqu Nuevitas.=El Capitan General le ha escrito este Ten.te Gob.rmanifestandole sus deseos de favorecer la empresa: en el mismo sentido le ha escrito Pinillos este Intend.te, al q.e tenemos de mala vuelta es al q.e se refiere el remitido de la Gaceta de aqu q.e le mando Valle p.a q.e se reimprima en esa: yo creo q.e el Intend.te de aqu no est bien con las empresas anonimas, p.s as me lo ha manifestado, p.r q.e l lo q.equisiera ra otra clace de empresa en q.e hubiera mas lugar al Tif-Tif lo q.e es mu aficionado.=En otro correo te escribir mas. D espresiones de Gabriela, mas Rosita, con besos mi hijo poltico, vive seg.o del invariable cario de tu amigo A 2III III III III IIIMatanzas y Febrero 23 de 1836— Mi querido Domingo: he recibido tus dos muy apreciables de 12 y 20 del que cursa y no habia contestado a ninguna aguardando que se eligiese el nuevo Secret.o de la seccion de educacion y el socio que haba de reemplazarte en la comision permanente de biblioteca, para darte una noticia completa de las ocurrencias posteriores tu salida de esta. Anoche por fin tuvo la seccion junta estraordinaria para el nombramiento de secretario y no fueron pocas las carreras que tuve que dar para reunir el nmero suficiente de socios: unos les inst personalmente por que no dejasen de asistir, otros los llev al remolque, y Navarro y al Cura que me manifestaron que sus ocupaciones no le permitian concurrir, les ecsigi que oficiasen al presidente manifestandole que daban su voto al amigo Dueros. Asi logramos que este saliese electo por una mayora de ocho votos, sacando uno D. Fran.co Ulmo. 2. Don Anastasio de Orozco y Arango.

PAGE 43

CENT"N EPISTOLARIO 6 \ 6 \ 6 \ 6 \ 6 \ En la ltima junta tenida en la Diputacion, el Sor. Ponce manifest que por tu ausencia correspondia nombrar otro socio en tu lugar para la comision de biblioteca, propuso Barbera que se hallaba presente y el Go.or dijo que lo aprobaba. Ped la palabra y prob sus srias. que ni al uno le tocaba hacer la propuesta ni al otro impartirle la aprobacion porque aquello era esclusivo del Director y esto de la sociedad, con arreglo los estatutos, cuya observancia ped con energa. Tocse entonces en la dificultad de no hallarse all Panchito, y espuse que falta del Director y su Vice y del Censor y el suyo, deba el socio mas antiguo desempear sus veces, y asi vi el cielo abierto Juanillo porque de los asistentes l era el mas antiguo: reprodujo su propuesta en favor de Barbera y fu aprobado por la Junta. El asunto de la vacuna se ha concluido favorablemente Pintado, quien personalmente me trajo el dia de la junta un oficio en que Zunzunegui deca que por su enfermedad y tener que ausentarse de esta ciudad retiraba la proposicin que hiciste su nombre de administrar la vacuna gratuitamente. Te incluyo el estado de los presos de esta crcel en los trminos que le queras, y si no estuviese bueno, me avisaras para procurar que se mejore. Me parece que debia ecsigirse otro igual de las fortalezas de aqu, San Severino y la Vigia, en donde tambien hay presos, para que la estadstica moral de la isla saliese lo mas esacta posible. No he dado pasos sobre el particular, porque ignoro si has encargado otro conseguir ese dato importante. Ya calculaba yo que tus amigos te recibirian llenos de jbilo, asi como para los de por ac fu un da de pena profunda tu partida: de mi s decirte, a f de caballero y sin nada de lisonja, que no he podido conformarme todava con ella, porque vuelvo la vista todas partes y no encuentro en esta ciudad de Dios quien sea capaz de suplir tu falta. A ti te abria yo mi corazon, t me descubras el tuyo con la noble franqueza que te caracteriza y tanto te recomienda, y asi pasaba contigo momentos dulcsimos que nunca olvidar y cuyo recuerdo me ser siempre grato. Toda esta casa me encarga memorias afectuosas para t y tu Rosa y un beso para el lindo Leonardo. Has de mi parte una fina espresion al Dor. Valle, los Oseses, Moris, Palma y Andr y tu escribe amenudo y largo tu muy apasionado amigo Jos Miguel3 3.Don Jos Miguel Angulo y Heredia. Esta carta se refiere al traslado definitivo de Del Monte de la ciudad de Matanzas a la de la Habana.

PAGE 44

DOMINGO DEL MONTE / 7 / 7 / 7 / 7 / 7IV IV IV IV IVMadrid 26 de Febrero de 1.836 Mi querido Paysano y amigo: En este correo, ni papeles ni carta de V. he tenido, lo que me tiene con algun cuidado por si su silencio depende de alguna indisposicion. Ya habr V. leido en los periodicos la polvareda q.e aqu se ha levantado por los enemigos y parciales de Tacon, y Pinillos, y observar V. con cuan poca destresa se han conducido los primeros para consolidar sus adversarios que se ven oi mas sostenidos q.e nunca por el Gobierno. Me acaban de decir que el Buque en que salieron nuestros paisanos, Garay, Llamosas, y Flores habia naufragado en las costas de Canarias, pero se habla tan vagamente de este suceso desgraciado q.e lo pongo en cuarentena. Con los dos ultimos ya se acordar V. que le anunci se remita la obra de Toreno, el espiritu del siglo, la de Urquinaona, y un monton de numeros del Artista, asi es que, luego que nos cercioremos de la desgracia, repetir V. el envio de todas las obras. Aqu estamos esperando el resultado de las elecciones para la prxima Legislatura, que unos dicen que seran Goras, y yo creo que lo mas sern Monteras, pero sea lo que quiera, no se como hemos de salir del embarazo financiero en que nos hallamos en razon de no contr con un hombre de caveza organizada para utilizar con tino los grandes recursos con que o cuenta el Estado. Lo mismo, poco mas menos, sucede con el Egercito, cuyas masas no tenemos un hombre capaz que sepa manejarlas, y de aqu los repetidos golpes que nos dan los facciosos como que obran fuer de guerrilleros, y con la inmensa ventaja del apoyo del Pais, de q.e nosotros carecemos. Creo que nuestros Procuradores para la proxima Legislatura, no llegarn a tiempo p.a ocuparse del interesante asunto de la Ley electoral, y dudo que se preste ninguno venir para un perodo tan corto. No me ha hablado V. nunca de la Asesoria de ese Gobierno, que me han dicho que est vacante, y quizs podr convenir V: y si asi fuese, creo q.e convendria que ese Gobernador lo recomendase V. y lo demas se hara por ac. Si no tiene V. relacion con dicho Seor, avisemelo V. para remitirle algunas cartas de introduccion. Mis finas espreciones al amigo Tanco, repitiendose todo de V., su afecto am.o y Paysano A de Arango

PAGE 45

CENT"N EPISTOLARIO 8 \ 8 \ 8 \ 8 \ 8 \ Jose Manuel Carrillo que sale dentro de pocos dias p.a esa le llevara varios numeros del Artista que ya veo q.e lo interceptan en las administraciones de correos sin respeto a su cofrade el de esa ciudad el S.r Tanco.V V V V VP.to Ppe 13 de M.zo de 1836. Querido Domingo: tengo en mi poder la tuya sabrosa (asi le dicen aqu todo lo q.e gusta, as hay caras sabrosas, peinados, bestidos sabrosos, peinetas sabrosas, calles sabrosas, reuniones sabrosas &.a&.a) del 29. del po po Feb.o, estoi acorde contigo en todo lo q.e me dices en punto reformas administrativas, menos en cuanto el sugeto q.e debemos elegir p.a diputado, p.s aunque los 4. sugetos q.eme nombras son buenos si los hay, son pedir de boca, p.o con todo yo haria mas acertada eleccion, como dicen q.e nos conceden 4. diputados, sean Procuradores, alla van los mios.=Coimbra, D.n Justo Reyes, Sambrana, Sagra; p.a suplentes Burnes, Solis, Juanto de la Torre, Olivos: estos son hombres q.e daria gusto verlos en el estamento, p.s unos p.r sabios, los otros p.r saber lo q.e nos conviene; nos harian felices Dios mediante.=Por ac haremos lo q.e se pueda si llega el caso de la eleccion, p.o este pueblo, gracias Dios, no piensa en nada, ni menos en elecciones, p.s mui escarmentados quedaron con las bullangas pasadas, p.a q.e se metan en otra, as, solo piensan en criar sus baquitas, eso en comunidad, como hermanitos, como Dios nos ense, es decir, sirvestres, p.s eso de potreros, division de propiedades, con cercas; es cosa de judios, as, lo mejor es, como Dios nos la di S.n Pedro nos la bendiga. Me llamado la atencion aquella indicacion q.e me haces de mi predilecto primo, comparza, dime q.e hay de esto, q.e gremio pertenece la comparsa, q.e te refieres lo q.e deseo saber p.a mi conveniencia. Dios tenga en descanso al Padre O-Gavan, perdidas como esta, la de su amigo Filomeno, no las puede uno oir sin estremecerse; ¡lastima q.e se acaben hombres como estos! P .o el unico consuelo q.e le queda todo buen cubano, es q.e dejan muchos parientes, amigos q.e se les parecen. Si no fuera p.r el primero no se podria hoi vivir en la Habana con las picardas q.e hubieran hecho los bribones de la Academia de literatura.

PAGE 46

DOMINGO DEL MONTE / 9 / 9 / 9 / 9 / 9 Lo de Prudencio parece q.e es cierto. Estoi temblando no sea q.e el Gobierno vaya creer q.e es verdad todo lo q.e de l se dice, lo vayan desterrar Ceuta cosa semejante. Dime si sigues correspondencia con tio Andres, con Salustiano, con Angelito, Quintero, p.s nada me dices, de llos: aqu acaba de llegar un hijo del Escribano Castellanos me ha dado noticia de ellos, nos habran olvidado luego q.e hayan salido de apuros?: no lo creo, p.r lo menos se me hace mui duro creerlo. Dime si todos mis amigos de esa siguen como yo los deg, es decir, tan unidos. Sin han publicado ah el adjunto auto haz q.e lo publiquen con algun elogio los Oidores, p.s as conviene, es decir, sus ideas: p.s has de saber q.e entre las muchas diablurias4VI VI VI VI VIMatanzas y Marzo 24 de 1836— Mi querido Domingo: los dadores de esta seran D. Anastasio y D. Pedro Hernandez, hermanos de nuestro comun amigo el Sor. D. Franco. A principios del mes entrante piensan embarcarse para la Pennsula seguir sus estudios de jurisprudencia, recibirse de abogado y volver su pas con mas ilustrada mente. Hace tiempo que conozco estos jvenes y desde un principio los he apreciado particularmente por ser distinguidos en honradez, aplicacin y aprovechamiento y asi te agradecer que les proporciones algunas recomendaciones buenas para tus amigos peninsulares, entre los cuales quisiera que escogieras al efecto al intrpido Olzaga que se halla todava de gobernador civil de Madrid. Hace dias que no recibo carta tuya. Adios: una espresion muy fina la Sra., un beso mi querido Leonardo, que nunca olvido, y tu escribe tu amante hermano Jos Miguel5 4. As qued trunca esta carta. 5. Don Jos Miguel Angulo y Heredia.

PAGE 47

CENT"N EPISTOLARIO 10 \ 10 \ 10 \ 10 \ 10 \VII VII VII VII VII to. Ppe. 1. de Ab.l 1836 Querido Man.l: recib la tuya del 21. del p.o p.o M.zo con lla los diarios, memorias de la Sociedad, &.a &.a; p.r todo te do las gracias, en recompensa te mando los 3. egemplares q.e queras de la Gaceta de aqu en q.e ha salido la estadstica Moral. En cuanto la de aqu espero q.ehaya sociedad p.a promover el q.e se haga de of.o p.s el Regente me ha dicho q.e est pronto dar las noticias q.e s le pidan, as llevar la noticia el caracter de oficial, q.e p.a muchos les hace mas fuerza, q.e las particulares. De diputados te hablar mas adelante, p.s hasta ahora no se dice nada, p.s aun q.e se susurra q.e Pancho de Armas6 desea q.e lo hagan, yo no s si ser cierto esto, p.s lo q.e s de cierto en el particular, es, q.ecuando sali Serapio,7 no le ra l indiferente el salir. Se sigue trabajando en la memoria del Camino de hierro, mejor dicho, la esta trabajando el apreciable Gaspar Betancourt, estamos viendo el mejor modo de conseguir la licencia, de q.e tenga efecto esta agigantada empresa: yo activo lo q.e puedo, p.s sin sale el camino algo bueno saldr, sin menearse no se hace nada. ¡q.e das tan deliciosos estoi pasando al lado de Pep de la Luz; q.nfuera tan feliz q.e se pudiera ir con l! D mis espreciones, recibe el cario de Tatao 8VIII VIII VIII VIII VIIICamaguey 1. de Abril de 1836. Mi querido Domingo: tengo en mi poder la tuya del 21. del p.o p.o M.zo veo lo q.e me dices de Pep de la Luz, en lo q.e estamos acordes: desde q.e lleg aqu no seso de hablar con l p.s deseaba coger uno de los nues6. Don Francisco de Armas y Carmona. 7. Don Serapio Mojarrieta. 8. Don Anastasio Orozco y Arango.

PAGE 48

DOMINGO DEL MONTE / 11 / 11 / 11 / 11 / 11 tros de la banda de ac p.a preguntarle mil cosas, instruirme de infinidad de particulares q.e deseaba saber desde la fatal hepoca de la defensa de la Academia de literatura. Dale las gracias Antonio Escovedo p.r sus buenos deseos; dile q.een prueba de llos, conteste las preguntas q.e van en ese pliego adjunto. Aqu vamos tirando, cuando vaya Pep, q.e ser del 20. al 25. de este te informars p.r l de cuanto desees saber de este pueblo, de mi familia. Dile Valle q.e p.r este correo le mando la estadstica moral q.e me mand. Da espreciones Rosita en nombre de Gabriela, mas, con besitos, mi hijo Leonardo, no dudes q.e segun pasan dias te quiere mas tu invariable= Tatao 9Ademas de las memorias q.e pide Alonzo deseamos q.e nos mandes una q.e escribio Fecer cuando se pens hacer en esa el Camino de hierro p.r empresa, i tan bien deseamos saber el verdadero motivo p.r q.e no se hizo, el Ferro-carril p.r dicha empresa. Comprame todas las obras de Conte i todas las de Preval, i encuadernadas en primera ocacion diciendome el importe este es encargo de un amigo a q.n quiero mucho, i las obras las leo como mias—IX IX IX IX IXLic.do D. Domingo Delmonte Matanzas Pto. Principe Abril 1. de 1836 Sor. D. Domingo Delmonte Mi apreciable amigo: he visto la ult.a carta de V. al Sor. de Orozco y orientado de la buena disposicion en q. est V. y el Sor. de Escovedo p.aproporcionarnos cuantos datos queramos en la materia de ferrocarril, me tomo la libertad de hacerle estas cortas lneas, suplicandole se sirva conseguirnos, como se pueda, la Memoria q. el coronel D. Felix Lemaur dirigi, en 1830, al Escmo. dirigi D. Juan L. Sullivan al propio Escmo. Sor. Cap. Gral, p.r set.e del mismo ao de 30, con un papel q. el dho. Sor. Sullivan remiti S. E. desde N. York, y q. se considera como un suplem.tode la tal Memoria. 9. Don Anastasio Orozco y Arango.

PAGE 49

CENT"N EPISTOLARIO 12 \ 12 \ 12 \ 12 \ 12 \ Sor. Cap. Gral. sobre los tales ferrocarriles, acompaandole un plano p.a mayor ilustracion de la materia. Tambien queremos la Memoria, q. de los Est.s Unid.sEl Sor. de Escovedo tendr la bondad de absolvernos p.r conducto de V. los particulares q. siguen. 1. Cuanto es el ancho del ferrocarril q. se est construyendo en la Hab.a y cuanto cuesta la nivelacion, p.r cordel de 25 varas, en un terreno q. tenga q. hacerse escavacion o relleno de uno dos pies; especificando, p.r partes, el coste de la operacion, como chapeo, tumba, cercas, y los mas gastos necesarios preparar la superficie p.a recibir la superestructura. 2. Cuanto ser el gasto si la escavacion relleno es de tres cuatro pies, cuanto si de siete ocho y cuanto si de veinte. 3. Que salario tienen el Ingeniero pral. y sus colaboradores. 4. Que clases de trabajadores se emplean en la construccion de los tales caminos, q. salarios tienen sin la manutencion y cuales con ella. 5. Cuantas yuntas de bueyes, bestias, carretas y carretones se emplean en servicio del camino, y cuanto el valor de cada cosa. 6. Cuanto se gasta en forrage p.a dhos. animales. 7. Que clases de maderas se emplean en el camino, cuales son sus dimensiones, que piezas se necesitan labradas cuatro caras, cuales dos y cuales redondas, espresando el precio de cada una de ellas, p.r vara. 8. Que edificios se han hecho p.a almacenes, alojam.to de trabajadores, & y cuanto el costo de cada uno. 9. Cuantas toneladas de platinas de hierro se necesitan p.a una legua de carril, una sola via, y cuanto vale la tonelada. Por ultimo, mi amigo, se desea saber de donde se han traido la Hab.a las maderas, platina, maquinas, &. Si V. puede conseguirnos copia del Privilegio del camino y de los reglam.tos q. rigen la Junta encargada de su construccion, se lo agradeceramos infinito, avisandonos de cualquiera gasto en q. incurra p.asu adquisicion como p.a el de las Mem.s espresadas arriba, fin de q. V. sea satisfecho p.r el mismo conducto q. le dirijo esta. Digame V. q. es del buen amigo D. Fran.co de la O. Garcia q. hace tpo. no s de l. Conservese V. bueno, y vea de q. le puede ser til, aqui, su amigo filadelfiano. Alonso Betancourt 10 10.Don Alonso de Betancourt, camageyano, abogado, que figur en la conspiracin de los Soles de Bolvar.

PAGE 50

DOMINGO DEL MONTE / 13 / 13 / 13 / 13 / 13X X X X X Sor. D. Domingo del Monte. Jaruco 5. de Abril de 1836. Mi estimadisimo Amigo y Paysano: hacen pocos dias q.e estube en esa y no hacordandome del nombre de la calle y n.o de la casa q.e V. habita, se lo pregunt D. Joaq.n de Pluma q.n no me supo dar la noticia q.e V. le pido, p.ra en otra ocasion q.e ser muy pronto tener el gusto de verlo. Incluyo V. el borrador de lo q.e en sustancia quiero decir, y suplico V. q.e echo cargo de su contenido, se estienda sobre el particular diciendo cuanto se le ocurra: pues mis escasos conocimientos no alcansan mas; y si fuese pocible quisiera me sirbiese lo mas pronto posible. Deceo tambien amigo Mio q.e me diga, q.e hay sobre Justicias mayores, si los hay todabia si, ya no existen como estoy creido, me diga desde q.e fecha, pues esta ciudad es una babilonia q.e lo q.e manda un alcalde lleno de las mejores intenciones lo desmanda el Sor. conde de Jaruco desde una de sus fincas con solo una carta y sin oir las partes tan solo p.r q.e lo titulan Justicia Mayor. En la Fragata Ica est p.a llegar mi Esposa q.e me dice salia el 20. de Feb.o y con tal motibo creo q.e de un dia otro tendr la satisfaccion de berlo. Aqui han habido dos comedias caseras, la una el Delincuente honrado y la otra el Duque de Viceo, y concluidas se han hamanecido bailando estos vecinos y los de los contornos pues ha hacudido mucha gente. Tambien han tenido la barbara dibercion de los Gallos en las q.e se trabesado mucho dinero, pues solo en caja en una de ellas fueron 450. p.s y estas son las unicas rias q.e han habido. Deceo q.e ofreciendo mis respetos V. su Sra y con carisias al nio ocupe su afmo amigo y Paysano Q. B. S. M. Jos Ant.o Rubio natural de Quito, militar, Comand.te de armas de Jaruco— 11 11. N. de Domingo del Monte.

PAGE 51

CENT"N EPISTOLARIO 14 \ 14 \ 14 \ 14 \ 14 \ Frutas de Guayaquil Guabas : las hay de 3. clases, Befuco, Mico y Machete. Es rbol q.e crece con rapidez, de buena lea y seria muy util su plantio en esta Isla. Los infinitos Ingenios q.e por falta de monte estan ya p.ahabandonarse se encontrarian los dos aos con ellos. Su fruto se alla dentro de bainas del tamao de una vara poco mas menos, su comida figura un copo de algon, su olor es aromatico, su gusto delicado y sano. Pechiche : Arbol silvestre de mucha corpulencia y de estraordinaria duracion, la fruta es como la huba negra, con la diferencia q.e tiene hueso y es sumam.te olorosa, de gusto particular y muy sana; regularm.te se emplea en dulce y es esquisito. Zapote : Tiene 8 9 huesos, su carne se halla pegada ellos como el mango, pero el gusto, tamao y bondades en su alimento, no guardan proporcion; es mejor y ningun otro rbol seria mas aproposito p.a las Alamedas. Jiquima : Raiz blanca en figura de corazon, su tamao regular de 2. 3. 4. 5. 6. 7. y 8. libras; es dulce y tierna, se come cruda y es muy sano su jugo, y al mismo tiempo de mucha utilidad p.a los pobres. Jiron : Tendr de 14. 15. pulgadas de diametro y 10. de largo, su corteza es fuerte, partida es sumam.te fragante y sirve p.a hacer dulces esquisitos. Su planta es un bejuco q.e sube p.r los arboles y forma un precioso enrramado. Badea : Tengo noticia de q.e la hay en esta Isla, su planta es como la Calavaza, y la fruta tendr de 18. 20. pulgadas en su diametro y 9. de largo, su carne es olorosa, blanca y suabe, la semilla q.e se halla acompaada de un caldo amarillo agridulce, se come y el todo se alia con vino, azucar y canela. Cascol : Arbol pequeo; d unas bainas enjutas de las mismas propiedades de la Agalla: la Madera es muy fuerte y el carbon q.e se hace de esta tiene la fuerza del de piedra. Guarango : su fruto guaranga es homognea del cascol y la agalla. Frutas de Quito. Pepino : dulce jugoso y de particular sabor, muy distinto del q.e sirbe p.a ensaladas. Granadilla : figura de un huebo, pero mucho mayor: la de Quijos en Papayan es la mejor; la semilla se come, la q.e est acompaada de un caldo sabrosisimo.

PAGE 52

DOMINGO DEL MONTE / 15 / 15 / 15 / 15 / 15 En la Ciudad de Loja y en Popayan Chirimoya : La hay tambien en Guayaquil p.ro dejenerada; su figura y gusto es del anon con la particularidad de su tamao disforme, y de tener solamente 1. 2. 3. semillas. Per. La Oliva produce con mucha mejoria, la he visto en el Valle de Camana q.e si mal no me acuerdo, se halla los 16: latitud S. en donde hace mucho mas calor q.e en esta Isla, y seria muy del caso q.e se indagasen las distintas composiciones q.e le hacen su fruto, siendo la aceytuna pasa la mas sabrosa; lo q.e reune la ventaja de poderla conservar aos con un gusto delicado y suave, tanto q.e verdaderamte es americana. Cacao : el de Apolo inmediato la ciudad del Cuzco es el mejor q.e se conoce, yo lo he comprado en pasta sin azucar 20 cs la libra en la Ciudad de Arequipa. Popayan Deben hacer las mayores diligencias los habitantes de esta Isla p.aindagar la composicion q.e le hacen al chocolate en la ciudad de Popayan. Si el S.to P hubiera tenido noticia de este chocolate, seguram.te lo hubiese sustituido al pan p.a las comuniones, y entnces si q.e se crehern de buena f q.e el Supremo Creador se hallaba en l; p.r q.e de otro modo como tener el gusto tan angelical? Ningun forastero se conforma con un solo pocillo, y como ya lo han palpado los del pais, mandan hacer gran porcion p.a q.e tomen hasta saciarse, aun q.e mi confieso q.e no me sucedio otro tanto, p.r verguenza; pues q.e slo tomaria unos cuatro posillos. Rubio Exmo S.r=Convencido de que los pueblos se aniquilan, y aun llegan estinguirse, sino se repara el mal, q.e los aqueja, trat mi llegada esta Ciudad de indagar si era cierto q.e en otros tiempos habia tenido mayor poblacion blanca, y contestes sus moradores me han dicho, que todos los aos disminuye sin embargo de ser un temperamento privilegiado por la naturaleza, y q.e desconociendo las Enfermedades endemicas, cur varios reclutas atacados del vomito, cuando en otros aos q.e los cuentan por mas felices, era este el punto de aclimatacion, y la verdad Exmo Sr. que aunque no hubiera sido mas q.e por amor la humanidad, no devi sufrir suspension esta medida, pues q.e asi lo h

PAGE 53

CENT"N EPISTOLARIO 16 \ 16 \ 16 \ 16 \ 16 \ demostrado la esperiencia, dolorosamente observada con el Regimiento de la Corona, en el ao de 1828, que perecieron 75 en los pueblos de S.n Ant.o y Guanajay y 93 en la Cabaa, mientras que aqui, los q.e llegaban en los aos anteriores atacados del enicial Vomito, se pusieron buenos, pero respetando este examen por largo, delicado y ajeno de mis conocimientos, no llamar mas la atencion de V. E. sobre el particular, y volver sin digresiones al punto q.e me h propuesto. Animado pues Escmo. Sor. de tales principios y del caracter de V. V. q.einfatigable por el bien de los habitantes de esta preciosa Isla, desea q.esus subordinados cumplan con las obligaciones q.e les estan constituidas en sus respectivos destinos, no puedo menos por las q.e me sealan los articulos 7. 8. 37. y 38. del Reglamento de Comandancias Militares de suplicar V. E. q.e si fuese de su superior agrado se digne permitir, q.e los vagos q.e se aprendan en esta jurisdiccion los conserbe esta Ciudad p.aque desmonten la unica Plaza q.e hay, pues que toda ella es un bosque y al propio tiempo se pueda nibelar en lo q.e sea posible fin de q.e pueda servir p.a formar el arreglo del mercado, q.e no lo hay, y de cuyo mal se resiente su bien andanza futura, pues q.e todos se retraen de habitar una Ciudad en q.e aun el enfermo pudiente q.e varia de poblacion por su salud, no viene aqui que es donde todos acudiran vivir ciento y tantos aos, que es lo comun y pasan otro pueblo fijar su residencia en donde forman Obras de Ornato Pblico, y de aqui q.e solo unos 3 4 sacrifiquen estos habitantes con los efectos de mercancia, y q.e los Pobres Labradores no tengan quien les compre los productos de sus Tareas. Tambien es escabrosisima y dilatada la bajada una quebrada en q.ese surte la Ciudad de Agua, y en donde en el Verano van las familias darse baos, y su composicion no es de menos instancia asi como las Calles q.e son disparejas pedregosas en partes, y otras pantanosas; todo lo q.e con el auxilio de doce Presidiarios, y los Vagos q.e se haprendan, podr componerse suponiendo la condescendencia de V. E. ya en lo indicado y ya en q.e los Negros fugados q.e se haprendan por otros delitos correccionales de sus amos salgan las Obras. Rubio—XI XI XI XI XIMatanzas y Abril 7 de 1836. Domingo querido: te incluyo el estado de los presidiarios de San Severino, q.e mas antes no te haba remitido en espera del de la Viga

PAGE 54

DOMINGO DEL MONTE / 17 / 17 / 17 / 17 / 17 que tambien me ofrecieron proporcionarme: mas viendo que tardan en darmelo me he decidido enviarte este reserva de dirigirte el otro luego que lo consiga. Ya sabras que por las Stas y jvenes filarmnicos de esta ciudad se preparan algunos conciertos que escitacion de la Diputacion patritica habran de darse en el teatro destinandose su producido al establecimiento de escuelas primarias. Adivina de quien es este pensamiento. Estoy ocupadisimo y no puedo escribirte mas largo porque un cliente importuno acaba de entrar en mi busca para que le acompae una concurrencia. ¡Como me traen amigo mio! Adios, una fina espresion tu Rosa, un beso Leonardo y escribe tu amigo de corazon Jos Mig.l 12Siempre mis recuerdos al Dor. Valle y los Oseses.XII XII XII XII XIILicdo. D.n Domingo del Monte. Habana Matanzas y Abril 20. de 1836. Mi querido Domingo: en tres cartas seguidas me dice Jos M.a 13 “Ya he dicho Smd que, estando para acabarse los egemplares de la segunda edicion, pienso hacer la tercera en Nueva-York, y desearia que fuera con algun lujo; pero me falta dinero para adelantar los gastos necesarios. No querrian contribuir ello algunos de mis amigos ricos, como Pepe Alfonso, Pancho Garcia y otros? Hable Smd. sobre ello Domingo, y que me diga su opinion. Se publicaria en el mismo libro la lista de los contribuyentes, mas de darles los egemplares correspondientes al valor exibido.” Yo no le habia querido decir nada V. porque me daba pena, pero como me lo repite tanto quiero complacerlo; pero yo no me meto en nada pues demasiadas incomodidades pas con la suscripcion pasada. Tambien me dice “A Domingo Delmonte que no lo olvido ya mas y espero que desde los Estados Unidos renovaremos con libertad nuestra antigua y deliciosa correspondencia.” 12. Don Jos Miguel ngulo y Heredia. 13. Jos Mara Heredia.

PAGE 55

CENT"N EPISTOLARIO 18 \ 18 \ 18 \ 18 \ 18 \ Muchas memorias Rosita y toda la familia de parte mia y de las muchachas, y Leonardo muchos carios. Paselo V. bien y mande lo que guste su amiga que desea complacerlo Merced Heredia14XIII XIII XIII XIII XIIIP.r Cadiz Correo de la Empresa A D Domingo del Monte Abogado en La Habana— Madrid 26 Abril 1836 S.r D. Domingo del Monte— Mi querido Paysano y amigo: No he podido menos de reirme al leer su carta de 5 del mes p.o p.o en que con tanto empeo me retrae de la idea que yo habia concevido y tena en planta p.a enviarle los honores de Auditor de marina, y asi es que he tenido que andar de prisa para recojer los papalotes que hace dias andaban volando. Digo que me he redo por que al mismo tiempo que V me escribe con tan juiciosos conceptos, otros paisanos nuestros se desacian en demandas por gallardetes de mero adorno, y por los cuales acuden con su dinero aumentandose el empeo medida que mas se distribuyen a la manera de nuestras cotorras cuando se las caza. No estoi enteramente de acuerdo con V sobre este punto, pues los honores que yo deseaba para V lo colocaban en cierta categoria facilitando el camino p.a un destino en que pudiese V. serbir bien a su patria, pero del modo que V se espresa no me deja alternativa y asi he recogido velas mientras V no modifique sus ordenes fijandome sus proyectos. El mes pasado y el presente he remitido a Tanco el espaol como el mejor periodico que aqui se publica. Dgale V que no deje de embiarme los de esa y algunas incinuaciones que puedan insertarse aqui en la tendencia de nuestros deseos de comprovacion y mejora gradual y denunciando abusos. En el citado periodico el Espaol del dia 23 hay un 14. Madre de Jos Mara Heredia.

PAGE 56

DOMINGO DEL MONTE / 19 / 19 / 19 / 19 / 19 articulillo q.e podr V ver sobre el motivo de la ultima renuncia de nuestro capitan gen.l de quien nada me ha buelto V escribir despues de los primeros dias de su administracion que me celebro V con tanto encomio. Y que quiere decirme nuestro Pepe del Castillo con ese Instituto Cubano, idea que yo concebi que no ha podido tener efecto todabia y de la cual me habla como promovida desde esa? pongase V de acuerdo con el para ponerme al corriente de tan interesante empresa y hacer por ella todo lo que pueda. En realidad convendria q.e de ahi viniese amasada para meterla aca en el horno pues sin la intervencion de esas autoridades poco adelantaremos. A Dios amigo mio, con su seora sea V tan feliz como le desea su amigo y paisano A de ArangoXIV XIV XIV XIV XIV[Santiago de] Cuba y Mayo 5,, de 1836 Mi querido Domingo: he dilatado contestar tu favorecida ltima, esperando darte la agradable noticia de la eleccion de nuestro insigne amigo, del Arstides cubano, de Saco, para Procurador de esta Provincia en las procsimas Cortes. El espiritu aristocratico, las miras coloniales, los temores mesquinos, las simpatas serviles y otras pasiones pequeas se atravesaron furiosas para impedir su nombramiento, en que me interes pro aris et focis ya que el estado de mis negocios y la reciente compra de un Ingenio que aun no he satisfecho, me impedian por ahora prestarme la benevola disposicion, con que la pluralidad de los electores de esta Capital se apresur brindarme sus sufragios. He hecho cuanto he podido: los votos destinados para m los he comprometido para Saco: mi influjo, mis amistades mis relaciones, todo se lo he consagrado. Hasta dos horas antes de la eleccion, estuvo esta dudosa: tres propietarios, los mayores tal vez del pais, le rehusaban el voto, inspirados de una funesta prevencion contra las opiniones polticas del candidato: pero esos sugetos eran mis amigos y mis clientes: gast mi saliva y sequ mis pulmones: ellos decidieron el triunfo, y la eleccin qued del lado del saber, de la virtud y del progreso. Yo me doy el parabien, te lo doy, se lo doy la Isla de Cuba. Saco vale por todos sus diputados: el ser la gloria, el ornamento, la corona de la Diputacion Cubana. Cuba ha dado una prueba de ilustracion, confiando sus poderes al mas distinguido de sus hijos, y por mi parte no dudo que

PAGE 57

CENT"N EPISTOLARIO 20 \ 20 \ 20 \ 20 \ 20 \ estars persuadido que, aparte de los movimientos indeliberados del amor propio, la eleccion de Saco me ha sido mas satisfactoria que me lo fuera la mia propia por cuanto reconozco gustoso su superioridad intelectual. Sea pues en horabuena: divide tanto placer con tu cara mitad, y recibiendo los mas afectuosos recuerdos de la ma, dispon hasta la muerte de tu amigo, compaero y pariente— Fran.coMuoz del MonteXV XV XV XV XVMatanzas y Mayo siete de 1836 Domingo querido: desde luego me subscribo con un doblon de cuatro pesos para la libertad del poeta Manzano15 y creo que no estraaras lo mezquino de la suma, puesto que el Sor D. Nicolas de Cardenas, antiguo amo del agraciado, todo lo que ha escupido es igual cantidad, y yo veo cuan diferente es su posicion la mia que vivo atenido lo que me produce mi profesion, ejercida como te consta con honor, decoro y desinteres, y en un lugar en que abundan los negocios de cochinilla Por otra parte, mis obligaciones van creciendo, pues con la ida de Antonio mi hermano Trinidad tengo que pasarle mi padre un tanto al mes para el pago de la casa, al paso que mis gastos se aumentan; pues ya sabras que mi Ignacia se prepara dar un nuevo sostenedor la patria, Pero apesar de todo, querido Domingo, cuenta siempre conmigo para toda obra en que se interese la humanidad que se dirija al bien del pais, seguro de que en proporcion de mis facultades contribuir con el mayor gusto. No me has dicho si recibiste el estado de los presos, del castillo de San Severino, que te remiti para la formacion de la estadstica moral. Me haba consentido que ibas ser nombrado procurador Cortes por la provincia de la Habana en la presente legislatura, y con esta idea gozaba mi corazon un placer inesplicable porque ya preveia los frutos que la patria recogera con tan digno representante; pero la noticia de las ocurrencias que ha habido sobre el particular de la lista de electores ha desalentado mis esperanzas. 15. Sabido es que el negro poeta esclavo Juan Francisco Manzano, debi su libertad a una suscripcin iniciada por Domingo del Monte.

PAGE 58

DOMINGO DEL MONTE / 21 / 21 / 21 / 21 / 21 Hace dias que no recibo una letra tuya y temo que poco poco me vayas olvidando.—Por tu cuada Lola he sabido que Leonardo est cada dia mas gracioso y sus gracias sin duda te entretienen impiden acordarte de tus amigos de por aca.—He visto la nia de Pep y me ha parecido muy linda. Adios: una fina espresion tu Rosa, mil besos mi amigo Leonardo y tu escribe tu amantisimo hermano Jos Miguel 16A Blas y Vicente Oses, Valle, Moris, Andr, Palma y el faoso abandonado un recuerdo de mi parte.XVI XVI XVI XVI XVIMayo 9. [1836] ¡Viva Sagarra17 p.s sac Saco de Pror. p.r Cuba arreglandole propiedad &.a &.a &.a! escrbele q.e el se alegrar mucho de q.e tu le des la enhorabuena. Le la del D.r Valle, una q.e le mando Pepe de la Luz del mismo Sagarra. Te deg el ultimo p.a escribirte mas, me he llevado chasco p.ssolo falta un cuarto de hora p.a q.e se vaya el correo, el q.e viene sers el primero, ahora solo te digo qe te llegues al L.do D.n Calisto Bernal q.e vive con su tio el medico, le pidas los 12.$ del Contte en nombre de D.n Bernab Sanchez, p.s ya est avisado.=Pdele Manuel Puig los 4.$ 2. r.s de la copia de la memoria mas 1. peso 2 r.s q.e se los dars al D.r Valle diciendole q.e son de los 10. folleticos q.e me mand p.a vender. Adios con men.s=Tuyo= T. 18 16. Don Jos Miguel Angulo y Heredia. 17. Juan Bautista Sagarra y Blez, nacido y muerto en Santiago de Cuba (1806-1871), benemrito hombre pblico. 18. Inicial de Tatao o sea Don Anastasio Orozco y Arango.

PAGE 59

CENT"N EPISTOLARIO 22 \ 22 \ 22 \ 22 \ 22 \XVII XVII XVII XVII XVIIP.to Ppe. 10. de Mayo de 1836. Querido Domingo: aun no ha llegado el correo de esa, estoi en un estado terrible de inquietud, p.r saber quienes son los diputados p.resa Prov.a ya has visto lo bien q.e se ha portado Sagarra en la eleccion de Saco: te mando esa carta suya p.a q.e lo conoscas, luego rompela. Aqu pudo sacarse Gaspar Betancourt,19 apesar del interes q.e demostr Pancho de Armas, p.s est tan indicado p.a Pror en este pueblo q.e todos le daban su voto: p.o el estado de sus intereses no le permite ir en el da la Corte, as me suplic q.e no diera pasos p.r l hizo mas, q.e fu el darlos personales p.a q.e no lo eligiesen. Gaspar di pasos p.r su primo Alonso, p.o no tiene partido: era tal el deseo q.e haba p.r q.e saliera Gaspar, q.e el da ntes de las elecciones los mas comprometidos a darle el voto Armas, al irle hablar p.r Alonzo, los q.efueron hablar p.r Portilla, mejor dicho al ir a hablar la muger de Portilla p.r q.e hiciera Pror su marido p.a ver si con este prestigio conseguia un empleo mejor q.e el de Reg.te de Manila, les respondian q.e solo p.r Gaspar variaban su voto: hubo otra razon mas p.a no hacer nada en favor de Gaspar, fu q.e l me dijo francamente, q.e estando Saco, Luz otro as, en las cortes l ira contento p.s se unira llos, p.o q.e en la duda de quienes seran los otros Procuradores de la Isla no se atreva ir p.s no se consideraba con los conocimientos necesarios p.a contrarrestar la opinion de los otros, hacer el papel ridculo de callar: luego q.e hemos visto la eleccion de Cuba nos ha entrado una magua terrible tanto l como m, ho hemos almorzado juntos en m casa, hemos hablado mucho en el particular, yo estoi tan descontento conque no haya salido q.e ofresco q.e en las primeras elecciones trabajar p.r q.e salga: mucho mas es nuestro desconsuelo al conciderar la persona elegida q.e se sabe de su propia boca la de su familia q.e su objecto no es otro q.e el de ir tras la Auditoria de Guerra, as q.e mande Martinez Aragon muchas P porque l no llevar pocas: puede q.e p.rcarambola le convenga unirse Saco: ¡p.o q.e diferencia si hubiera ido Gaspar q.e tiene las mismas ideas del Ballames.20 No hay mas q.erabiar mas rabiar.=Yo creo q.e sera mu conveniente el escribir un 19. El Lugareo 20. Don Jos Antonio Saco.

PAGE 60

DOMINGO DEL MONTE / 23 / 23 / 23 / 23 / 23 artculo p.a q.e se publicara en Madrid hablando de las buenas, malas calidades de los procuradores nuestros, ver de hacerle ver Armas, concediendole su talento, instruccion, q.e se sabe sus intenciones.=Tambien es de necesidad recogerle al Bayamez datos oficiales autenticos, tanto de la Capitana Gen.l como de la Superintend.a, p.a q.e hable de los abusos de nuestra administracion con datos, pida su reforma con solidez no q.e haga discursos como Juanito Montalvo,21 p.s un discurso se contesta con otro discurso, no se adelanta nada: yo har lo posible p.r recoger lo q.e pueda p.r ac, no es una injusticia sin lmites, q.e se comunicar esta Isla con arreglo provicional de administracion de justicia, q.e es casi lo q.e mas necesitamos p.s las mas de las disposiciones se dirigen los prosedimientos judiciales, q.e en seguida, solo p.r q.e p.r l se le quita al Cap.n Gen.l la facultad de ser presidente de las Audiencias, se haya dicho p.r el alto Gobierno, que calculando q.e la comunicacion de dicho arreglo dar motin, dudas sobre si debe no sr estencivo esta, se declara que solo se comunic p.a conosimiento esto es capaz de hacer rabiar un Santo:? q.e tiene este, q.e ver con las tan cacareadas circunstancias particulares de la Isla: lo peor del cuento es q.e yo creo q.e nos va peor con los liverales q.e con Calomarde, q.e el plan de Espaa es tratarnos como Colonia p.o sin decirnoslo, darnos representacion nacional, otras cositas p.a el disimulo; p.o insignificantes en la realidad. No se como comprender lo q.e me dices de tio Andres, al mismo tiempo firmar la representacion q.e firm contra las facultades omnmodas; esplicate.=De Guerra Betancourt me d asco el hablar. Da 16.=Sino me tomo tiempo no te hubiera podido escribir con la estension q.e lo he hecho. Recib la tuya del 2. de este con lla la memoria los planos: todo est mu bueno=Recib tambien la obra de Comte, las respuestas=He tenido mucho gusto en ver q.e Iznardy se acuerda de nosotros.= Aun no s q.e hay de elecciones en esa, o sea mejor dicho el resultado de llas. Se va el correo=Espreciones Rosita, besos cariosos mi hijo Leonardo, tu cre q.e te quiere aun mas q.e Rosita tu hermano, amigo todo lo q.e se pueda ser= Tatao =Gabriela las chicas buenas. 21. Don Juan Montalvo y Castillo, conde de Casa Montalvo.

PAGE 61

CENT"N EPISTOLARIO 24 \ 24 \ 24 \ 24 \ 24 \XVIII XVIII XVIII XVIII XVIIIAl Lic.do D.n Domingo del Monte Habana Matanzas y Mayo 12,, de 1836,, Mi muy querido Domingo: Jos M.a me dice que escribe D.n Jos Arango incluyendole una carta22 para el Capitan Gral, suplicandole que le permita venir aqu pasar unos meses con su familia; y que yo solicite de D.n Jos la respuesta. Le mando V. esa carta para que me haga el favor de entregarsela D.n Jos, y de ese modo tener yo certeza de que la ha recibido: tambien procure V. hacer la conversacion sobre ese asunto ver de que modo de pensar es l. A Rosita y Leonardo mil cosas y V. dispense las molestias que le causa su amiga. Merced Heredia.XIX XIX XIX XIX XIXMatanzas y Mayo 25 de 1836 Domingo mo: ahora acabo de saber que tu suegra se halla en esta ciudad y sale maana para esa y aprovecho tan segura ocasion para ponerte aunque sean cuatro letras y remitirte el doblon que te ofreci para la libertad del poeta Manzano. Ayer vino esta Vicente Oses, quien tengo el gusto de tener en casa: el objeto de su viage ha sido preparar la que tom para Blas, que es la que dej Crucet. Ha visto ya alguna parte de la poblacion y me ha confesado que esto le parece mejor de lo que l se haba credo, por lo que he colegido que acaso le han hecho Blas y las muchachas una pintura poco favorable de este pueblo, y as no es de estraarse que las ltimas, esten inconsolables como me decias en una de tus anteriores. T que has vivido aqui puedes consolarlas, y decirles que esto dentro de poco tiempo ser la segunda Habana. 22. Esta carta es la desgraciada que en mal hora dirigi el gran poeta al capitn general don Miguel Tacn, y que tan desfavorable efecto produjo en la opinin genuinamente cubana, a cuya cabeza se hallaba entonces precisamente don Domingo del Monte.

PAGE 62

DOMINGO DEL MONTE / 25 / 25 / 25 / 25 / 25 El nombramiento de Blas para la Asesoria Tenencia de gobierno de sta ciudad me caus grande satisfaccion y lo nico que sent al saber la noticia fu el chasco de nuestro amigo Crucet. Por lo demas me he alegrado sobremanera; pues nuestra Junta patritica ha hecho una brillante adquisicion tanto mas til cuanto perjudicial le ha sido la falta de sus dos robustas columnas, el Sor. Gener y otro amigo que no menciono por no hacerte salir los colores la cara. Cuenta con que influir todo lo que pueda fin de que Blas sea electo director de la Diputacion patritica en el proximo Diciembre. Todavia no has dicho como te va en la abogacia en esa, y deseo saber si tienes mejores esperanzas que las que te prometa Matanzas. Recordando las muchas onzas de oro que te entraban semanalmente de las calificaciones y asesorias, dudo veces que por all te sople un viento mas favorable. Por Vicente he sabido que ya tu Leonardo camina por todas partes y est cada da mas robusto y gracioso. Dmele por ello, las gracias, digo la enhorabuena, que ha entrado un cliente importuno, tu Rosa, y recibanla t y ella de toda la casa. Esta noche tenemos aqui un baile en obsequio del Sor. D. Emilio Sandoval y Manercan, Oidor de la Real Aud.a y Chancilleria del Distrito. Pienso instar Vicente para que no deje de asistir fin de que vea reunido al bello sexo de Matanzas. Adios: una espresion Rosita de Ignacia y ma: un beso Leonardo y no olvides tu amante hermano Jos Miguel 23XX XX XX XX XXPor Cadiz Habana A D.n Domingo del Monte Abogado en Matanzas. Madrid 26 de Mayo 1836 Mi apreciable Paisano y amigo: siempre estoi tan aglomerado de ocupaciones que es preciso ser laconico aun con las personas que como V quisiera ser difuso. 23. Don Jos Miguel Angulo y Heredia.

PAGE 63

CENT"N EPISTOLARIO 26 \ 26 \ 26 \ 26 \ 26 \ Me he alegrado infinito que esa autoridad Suprema de la Isla enmendase su equivocada medida de mandar cerrar esa pobre biblioteca. Ya vera V en los periodicos la lei propuesta por el gobierno para establecer como por ensayo las Diputaciones Provinciales reformando el sistema municipal nosotros los ultramarinos hemos pedido qese haga estensiva nuestros paises y el estamento lo ha aprovado— Esta lei en mi concepto sera la base de incalculables mejoras para las provincias de toda la monarqua con especialidad si las Diputaciones Provinciales se montan como combiene. En los periodicos leera V los acontecimientos del 11 en esta capital y probablemente recibira el amigo Gener algunas noticias mas que rectificaran los hechos. Nuestra cuestion poltica se ha ido complicando como era de esperar, y en tal situacion se ha apelado a recursos estraordinarios que si la verdad no son del todo mui nacionales no queda otro arbitrio que adoptarlos, por fortuna ya creo q.e el gobierno tiene mui adelantadas sus negociaciones y apenas se cierren los estamentos se veran las consecuencias. Ya dicen que hai aqu una proclama de Zumalacarregui en que exorta a sus gentes a que no decaigan de animo por que los usurpadores del trono de S.n Luis vengan a auxiliar a la usurpadora del trono de S.n Fernando. Mi hermano Pepe me escribe que lo haba hecho V avisandole que tenia su disposicion los dos mil pesos fuertes que le encargue pusiese a su disposicion por mi cuenta. Remito al amigo Tanco un paquete para que lo enve a mano mi hermano Pepe tambien dirijo a V una carta p.a que la encamine al amigo Andre todo ba en el Paquete de Abejas q.e les envio V para que se entretengan. Sirba esta para dhos amigos y Gener con finas espreciones de su afmo amigo y paisano A. de Arango P. D. Si algun amigo de V necesitase aqui algun agente recomiendele V al capitan retirado en esta Plaza D.n Andrs Ferrero escribiendole bajo mi sobre es un sujeto activo y mui estimable.

PAGE 64

DOMINGO DEL MONTE / 27 / 27 / 27 / 27 / 27XXI XXI XXI XXI XXICircular p.a los Se.s D.n Domingo del Monte, D.n Manuel Gonzalez del Valle, D.n Domingo Andr— Debo yo recomendar Vds. al Ladino Camaguellano? sera un disparate; p.o si les digo q.e all va Gaspar Betancourt (a) Najasa, q.e corre de cuenta de Vds. el q.e no se venga sinque vea, cuanto hay q.e ver: paseos, Quintas, Cementerio, maquinas &.a &.a &.a: q.e no se venga sin ir S.n Marcos, los Ingenios de Matanzas, Guines. Dichosos Vds. q.e van gozar de Gaspar desgraciado yo q.e no gozo de Vds!. Los quiere mas de lo q.e Vds. piensan= A. Orozco Que trate con frecuencia Nicolas Escovedo; q.e en los ratos desocupados q.e vea trate el mejor Pintor en miniatura q.e conoscan Vds.XXII XXII XXII XXII XXIIMatnzas y Junio 20 de 1836. Estimado amigo: el refran castellano de mas vale tarde que nunca viniera aqui de perlas, si tuviese yo tanto amor propio, que imaginase hacer un gran don V. con enviarle aquella composicion mtrica, que le le cuando estuvo en Matanzas; pero estoy tan persuadido de lo contrario, que temo, cuando la vea, no se le venga las mientes lo de largo parto y parir hija : refrancillo que (aunque en mi entender plebeyo y antiptico, por ser anti-mugeril) viene en la ocasion presente como llovido. Es cierto, por otra parte, que la causa de esta demora fu querer limar mis versos y que siendo mas dificil limar que componer, haba de emplear necesariam.te mas tpo, pero al fin y al cabo, si despues de la lima no agradan V. los versos aun, de nada sirven mis disculpas. Van, porque s que no spre hablan claro, acompaados de ciertas notitas, q.eharan V. la caridad de interpretarlos y lo que ellas digan es ni mas ni mnos la idea del autor, sin que esto sea escarnecer la penetracion de V, pues yo propio confieso que en materia de versos, mil veces por no esplayarme en la gran savana de la difusin me suelo entrar en la triste caverna de la oscuridad .—(La peste soit des mtafores!) V. sin embargo pensar, all en sus adentros, que tanto preparativo de lima, de notas, de disculpas, revela mucha vanidad de autor, que satisfecho con su obra, se complace en exornarla de cuanto le sugiere su cluequera ; pero aquel pequeo ridculo que me atraiga este pensamien-

PAGE 65

CENT"N EPISTOLARIO 28 \ 28 \ 28 \ 28 \ 28 \ to, presumo que se desvanecer, si V. estima sinceras las palabras siguientes, que le manifestan el nico fin que llevo en remitirle la tal epistola. Intimam.te convencido, cuando le las Rimas Americanas, de lo meritoria que ha sido los ojos del ing.o cubano la invencion de una nueva poesia, hermana de la espaola en cuanto al lenguage y esencialm.teamericana en ideas, pens desde luego celebrar este precioso hallazgo, debido a la original inspiracion de V. en una composicion dirigida al bachiller Toribio Sanchez de Almodvar: cmposicion cuyos primeros fragmentos, escritos ntes de conocer V. conservo en mi poder como recuerdo de la justa aficion que debo al autor del Fastidio La tal composicion quiz la hubiera publicado, no haber sobrevenido el feliz accidente de conocer V. y tratarle, pues entnces empez roerme cierto escrupulillo inesplicable, cierto que s yo qu de delicadeza, que me pintaba como un solecismo de amistad lo de espetar en sus mismas barbas de V, cuya modestia de natural es inequivoca, un elogio fundado, en la verdad, no hay duda, pero espuesto ser interpretado por... qu sabemos...? por todo lo que la caprichosa malevolencia se le antojara. Infer desde este momento, que el arbitrio p.a no hacer pblica mi obrilla era forzarla parecer privada, por lo cual aadi los antiguos fragmentos aquellas especies de ndole cosquillosa en las circunstancias del da y en este pais: de modo que con esta adicion me parece haber satisfecho no solo el tiquismiquis de la modestia, sino tambien el anhelo de poeta: anhelo, que aunque echado perder en m por falta de instruccion en una infinidad de materias, no cede en vehemencia al de ningun otro, y pienso que me alimentar mientras viva.—Bien sabe V. que la muerte, tan enemiga del viejo como del joven, puede desvanecer en un solo punto mis deliciosas esperanzas de gloria literaria, llevndoselas en agras; y por si se me entra en casa, no ser malo enviar V. mis versos como un recuerdo debil y descolorido, pero recuerdo al fin de un apasionado, mal dicho, de un amigo de corazon, ignorante cuanto V. quiera, pero sensible todo lo dulce, todo lo tierno. Gustoso me fuera retener mas tiempo en casa la escelente obra de Villemain, que he vuelto leer con un placer indecible, pero proporcionndoseme por Padrines un conducto seguro, se la envo as como las dems, suplicndole me disimule la demora, aunque V. debe concebir facilm.te que quien lee con idea de instruirse ha de gastar mas espacio que el que solo lee cuando est enfermo y tiene que estarse en casa, o quiere completar su apoltronamiento con el libro en los tediosos momentos de la siesta. En fin, amigo mio, porque no tome mi carta mas cuerpo del que debe, supuesto que reina en ella la circunstancia agravante de ser toda sobre versos, (mercancia tan desacreditada por el espritu comercial, que acre-

PAGE 66

DOMINGO DEL MONTE / 29 / 29 / 29 / 29 / 29 dita cualquier otras mercancias) me limito darle repetidsimas gracias por la bondad con que se ha prestado dejarme por tanto tiempo los citados libros, desearle la mejor salud en union de su apreciable familia y suplicarle sobre todo que me proporcione ocasiones frecuentes en que pueda complacer y servir V. de todas vras su afectuoso amigo y servidor, que no le besa, las manos porque V. no quiere dejrselas besar. Jos Jacinto Milanes Al bachiller Toribio Sanchez de Almodovar. _______ Desde que contempl la vista ma el rayo inspirador del sol cubano, Am la deliciosa poesa. _______ No la que el docto despotismo hispano Hizo nacer, vistindola su antojo De rostro griego y de ademan romano. _______ Sino la dulce ninfa, que al arroyo Felice de Almodvar, se levanta Ornada aun de virginal sonrojo. _______ Esplende en ella gentileza tanta, Es tan noble la voz que al aire exhala Su libre, enhiesta, indmita garganta, _______ Que embebecido en contemplar su gala, Hija de una region vrgen y hermosa, Pienso que otra ninguna se la iguala. _______ T, discreto Almodvar, que radiosa Carrera abriste al juvenil anhelo, Al estampar la huella victoriosa, _______ Cual destello potico del cielo, Dime, encendi tu corazon entnces, Que asi ensanchaste nuestra mente el vuelo? _______ Si all en tu infancia los tiranos gonces De clsica mazmorra te encerraron, Rompi tu ingenio audaz tan duros bronces,

PAGE 67

CENT"N EPISTOLARIO 30 \ 30 \ 30 \ 30 \ 30 \ _______ Y al enrgico golpe se humillaron Las puertas del alczar clasiquista, Y los campos de Hatuey se te mostraron. _______ Campos donde la brbara conquista Cual ntes en el indio, hoy vil se ensaa En el negro infeliz—donde la vista _______ Al par que admira la opulenta caria, Su gallardo ondear, su frtil bro, Mira ¡qu horror! la sangre que la baa. _______ Embelesado en tanto tu alvedrio En la pura beldad de la savana, Del indio cielo en el ambiente po, _______ Embelleciste el habla castellana, Cuando el gemir del cndido guagiro Pint su amor en tu cancion cubana. _______ Hiciste bien!..—Si tu primer suspiro Acompaaba al tomeguin amante Que tiende al bosque paternal su giro, _______ Si el mecer de la palma querellante En tarde bella embebeci tu mente, Dando lgrima alegre tu semblante, _______ Porqu pedir h Filomela ausente Su acento gemidor y en onda indiana Forzar al fresno retratar su frente? _______ Orna tan mal la cndida maana Nuestra atmsfera azul, que en su megilla Vincule yo la envegecida grana? _______ O es que la faz de la risuea Antilla Har en m la impresion, con que es tocada Un alma tierna y pura all en Castilla?

PAGE 68

DOMINGO DEL MONTE / 31 / 31 / 31 / 31 / 31 _______ Cuando Naturaleza varida Vertiendo en cada clima una centella Disemin la inspiracion sagrada, _______ De cada clima en la presencia bella Quiso estampar diversa poesa, Mandando al vate el meditar en ella. _______ El facil griego, quien reluce un da Dorado y puro en apacible cielo, Dejando afeminar su fantasa, _______ Labr un Olimpo en voluptuoso enhelo, Ci de flores la verdad ingrata, Y amor sembr por el inmenso suelo. _______ Y el mustio escandinavo, quien no trata Tan bien su patria, quien naciendo arrulla La voz de la espantosa catarata, _______ A quien ensea amar la parda grulla, Cuando en rida pea une su grito Al son de aura nocturna que murmulla, _______ Pudo tal vez en su canoro escrito No difundir la adusta terribleza De un clima melanclico y marchito? _______ Pudo su misantrpica terneza Gozarse acaso en porvenir de risa, Cuando su aura de vida es la tristeza? _______ ¡Feliz aquel quien la dulce brisa De un clima puro halaga, quien enciende De un sol vivificante la sonrisa! _______ Y en los ardientes canticos que estiende Su pluma filosfica, derrama El bello natural que le sorprende.

PAGE 69

CENT"N EPISTOLARIO 32 \ 32 \ 32 \ 32 \ 32 \ _______ Si una mirada virginal le inflama, Suspira su laud, y el alma nombre Del ngel que ador luce en la fama. _______ Si v cautivo en el error al hombre, Con el brillante acero de Sofa Hace, rotos sus grillos, que se asombre, _______ Y fije el pi por ilustrada va, Y al arduo templo de Virtud y Gloria, Lmite al anhelar, se encumbre un da. _______ O si hojendo la paterna historia, Un nombre v magnnimo, infelice, Digno que lo suspire la memoria, _______ El lo cubre de lgrimas, lo dice Al siglo enternecido, y lo engalana De una inmortalidad noble y felice. _______ Mas ay! que en tanto, innovadora insana, Nuestra edad melindrosa un grito eleva, Que labra al poetar tumba temprana. _______ Un Comercio tirnico le aprueba, Y con srdido tema en su ala impa De una region otra region le lleva, _______ Y por la inmensa atmsfera vaca Se oye cundir la voz del monstruo yerto, Perezca la Ilusion! No hay Poesia. _______ Engaste, infeliz!.. Pretendes muerto Ver el clico ardor, que odia tu nieve? Dame tu corazon, negro, desierto. _______ Que mientras este en la beldad se embebe Que entorno me circunda, y mientras ama, Vivir el lauro delicioso debe.

PAGE 70

DOMINGO DEL MONTE / 33 / 33 / 33 / 33 / 33 _______ Yo, Almodovar feliz, quien inflama Tu cubano pincel, cuando en la rima Tan vigoroso colorir derrama, _______ Honrar pretendo en indeleble estima El arte celestial, por quien tu canto A tan hermosa fama se sublima, _______ Y si es verdad que el venenoso encanto De una Industria rastrera aletargase Mi fiel laud, que me consuela tanto, _______ Y fantica garra destrozase La pgina del vate encantadora, Y un olvido infernal la devorase, _______ All dentro del alma en voz sonora Me hablara con teson la Poesa: Que es del hombre infelice animadora, Cual es del mundo animador el da.XXIII XXIII XXIII XXIII XXIIIMadrid 25 de Junio 1836 Mi querido amigo: Veo por su ultima de 29 de Abril sus delicados sentimientos con respecto la Asesoria de Matanzas que recay en el estimable Oss, y me complace cuanto me aade V acerca de su modo de vr y de considerar los empleados en esa tierra mientras Dios no mejore sus oras. Supongo que habra V leido un precioso folleto titulado “La Isla de Cuba tal cual est”,24 por el cual le doy la enhorabuena su autr, que si V llega saber quien es, conviene le excite seguir ilustrando la opinion sobre todo cuanto pueda contribuir mejorar nuestra situacion, lo que se lograr travajando con cordura y con perseverancia. 24. El autor de dicho folleto fue el mismo Domingo del Monte.

PAGE 71

CENT"N EPISTOLARIO 34 \ 34 \ 34 \ 34 \ 34 \ En primera oportunidad remitir V los cuadernos que le faltan del Artista, cuyo periodico termin su carrera, y de consiguiente no hay lugar al consejo que V le daba los Editores de abrir suscripciones en esa: Tampoco pudo ser el enviarle V encuadernada por Alegria la obra de Toreno, sopena de tenr que esperr que se terminase su publicacion y as lo unico que podremos hacer si V. le parece es el que se desaga V de ese ejemplar despues de leido remitindole otro encuadernado luego que se publique el 5. Tomo. En 1. ocasion ira tambien el panorama matritense que V me pide. Mucho me alegro de la adquisision de Mr. Colson de quien V me habla tan y ventajosamente como se merece, pero habiendo hablado con D. Jose Madrazo (que se acuerda de ese su colega en la Escuela de David) me ha manifestado que ningun antecedente existe en la Academia de San Fernando sobre la cuestion que V se refiere de esa Academia que considerandola como un establecimiento particular no tiene ninguna dependencia de esta mientras no venza desde ha la iniciativa, y por lo tanto convendria que se promoviese una rigorosa oposicion y que se acudiese aqu para decidirla, en cuyo caso facil es deducir cual seria el resultado; asi pues, travage V por llevar al cabo esta idea y cualquiera otra util pues contamos con un amigo de nuestra tierra en D Alejandro Olivan que puede decirse esta hoi la cabeza del Ministerio de la Gobernacion. Desde que V sali de Matanzas cesaron de venir los diarios que yo distribua entre los Editores de esta Capital para que hablasen algo de nosotros. Yo he continuado remitiendo V el Espaol como el mejor de los periodicos, pero vista su ausencia y la dificultad de que lo reciba franco de porte, cesar desde el Correo inmediato dirigiendoles al presente al amigo Tanco. Por si no tuviese lugar de escrivir en este Correo su Tocayo Andr, dele V mis recuerdos, aadiendole que sobre las tierras de Sanchez, escrivir Evaristo Carrillo con quien podra avistarse. A dios mi querido amigo, hasta otro correo que se repite como siempre todo de V A de Arango P D _____ He recibido la que V me dirije con fha 25 de Junio por medio de Juanillo Carrillo, y por ella quedo enterado de que en lo sucecivo el he de dirijir los impresos bajo el sobre de D. Luis Feit, Oficial de Correos y seguido V, q.e procurar remitir las colecciones de esos diarios francos de porte D. Andres Borrego Editor del Espaol.

PAGE 72

DOMINGO DEL MONTE / 35 / 35 / 35 / 35 / 35XXIV XXIV XXIV XXIV XXIVMatanzas Junio 30 de 1836 Apreciable y querido amigo: en este momento acabo de leer su gustosa del 28 del corr.te en la que ha tenido V. la bondad de irme anotando los defectos de mi composic.on prueba clara de lo que V se interesa en mis adelantos en la carrera de las musas y siento infinito que aun le queden cosquillas de cumplim.to y se me venga con escusas por el tono claro que gasta en la misiva. V. ha corrido el campo de la poesia: V ha visto sus altos y bajos y yo que estoy las puertas de l, digame V, en que precipicios, no cayera, no tener una mano esperta que me guiase por la buena senda? Seria justo ni verosimil que el que merece que lo guien, se pique contra su conductor, en el punto que este le muestra su descarrio? Poco favor me hace el concepto y yo le pido con encarecim.toque nunca nunca tenga V. el menor reparo de decirme la verdad. Tan justas me parecen sus advertencias, y admito con tanto placer las correcciones de versos que V ha tenido la complacencia de hacer, que no temer incomodarle V con tanta molestia, le pedira me remitiese la epistola p.a (arreglndome lo que V me dice) refundirla y despues envirsela por ultima vez desnuda de tantas impropiedades y mas digna de la atencion de V. puesto que V. me quiere tan bien que en medio de sus mas serios asuntos, siempre. reserva algunos instantes p.amis cosas. De esta manera al mismo tiempo que yo me divierto aprender mas en lo que es poesa pues con la muestra corregida no saldr quiz tan mala la plana subsecuente: ademas de que en todo caso como yo s que esa epstola nunca saldr de V, ni pasar por la rgida censura pblica, me hallo tranquilo. Ayer fuimos Padrines y yo visitar al Sor D. Blas Oses con la carta recomendatoria que V entrego aquel en la Habana: no le hablamos pues parece, segun nos dijo su Sra Esposa, que estaba algo indispuesto: la misma nos hizo ofrecimiento de la casa, etc, etc. y pensamos cultivar esta amistad por lo provechosa y agradable que nos ser. Por mi parte doy V. las mas vivas gracias por el buen recuerdo que le merezco en no escasear ocasiones que me procuren el contacto de personas tan recomendables. En fin, V. disponga sus anchas de su affmo servor y amigo J. Jacinto Milanes

PAGE 73

CENT"N EPISTOLARIO 36 \ 36 \ 36 \ 36 \ 36 \XXV XXV XXV XXV XXVPto Prncipe y Julio 4,, del 1836. Sor D. Domingo Delmonte. Mi estimado Seor: he leido la parte que m concierne en la correspond.a con nuestro Tatao. Quiero sincerarme, s Seor, porque me importa mucho que V. sepa que aun me tengo por un fidelsimo fraile de la comunidad cubana. Permtame V. exponer los motivos que tuve p.anegarme complacer mis amigos, que me hacen mas honor del que yo merezco. Poco influyron mis pobres vaquitas en mi resistencia dejarme elejir solicitar la eleccion de Procurador. Verdad es que yo estoy algo empeado: verdad es que en el estado preciso de fomento en que estan mis fincas, mi ausencia me hubiera ocasionado graves perjuicios; pero no es menos cierto, que mi caudalito, con una mediana direccion y economa, da p.a todo; y lo que V. no sabe, y yo s lo s es: que m me tiene mucha cuenta salir de aqu, as fuera para la misma Siberia. Esto debe Persuadir Y. de que no furon mis intereses la causa inmediata de mi resistencia. El coco grande que me espant fu el figurarme un pobre Camageyano criador de vacas y cochinos sentado en el Estamento popular de Espaa, haciendo el papel de esas estatuas que diz que hay en esos salones, disparatando roso y velloso, porque ha de saber V. que de poltica, economa y jurisprudencia estoy como dicen rapado navaja. Si yo hubiera contado con Saco, con Luz, como le dije Tatao, me hubiera allanado cualquier cosa, porque aun recuerdo las pasatas que le jugu mi padre rector, hubiera tenido quien me soplara la leccion y Cristo con todos. Repito, de serio, que maldito lo que yo entiendo de poltica y maldita la aficin que le tengo esa ciencia, que me parece de cabo rabo una mera engaifa, cuya base es la fuerza, y cuyo objeto es sostener bribones con el trabajo de los infelices, ignorantes y cobardes. Los profesores de esta poltica Europea que anda en boga, se me figuran, de verdad, unos estravagantes pintores que sobre el cuerpo de Venus, quieren empatar la cabeza de Meduza. Sobre los derechos del hombre acomdeme V. Reyes y Papas, y Proceres y toda la gente comedora y gastadora; mientras que los criadores de vacas y sembradores de maz no tenemos pan ni camisa. Esta poltica, digo, me repugna, me rebienta, y primero simpatizara en sentimientos con el Orang-outan de Rousseau q.e con esos conciliadores de estremos viciosos.

PAGE 74

DOMINGO DEL MONTE / 37 / 37 / 37 / 37 / 37 Despues de la eleccion de Saco, me ha remordido el patriotismo, porque unido Saquete p.r cario y p.r necesidad, no cabe duda, en que, cuando no se hubieran recibido bienes de mi eleccion, no se temerian males como los que se temen. Espero que atendidas las raznes que dejo expuestas V tendr la bondad de suspender su anatema, y que dando crdito mi sincera confesion convendr conmigo en que el tamarindo no puede dar naranjas. Yo no puedo ofrecerle mi pas y mi gente sino buenos deseos y un hombre fsico: lo demas seria engaarme y engaarlos, lo que ni es fcil ni airoso, ni honrado ni natural en m. Pngame V. los pies de su esposa, en cuya compaa le deseo V. felicidad, y que me ocupe como un amigo q. b. s. m. Gaspar Betancourt Cisneros P. D. Si V. viere Luz dgale muchas cosas de mi parte: que luego le escribir.XXVI XXVI XXVI XXVI XXVIP .to Ppe. 4. de Julio de 1836. Querido Dom.o: de prisa corriendo p.s no hay tiempo p.a otra cosa teniendo q.e contestar 55. personas, te dir=Que le pidas P de la Luz una de Sagarra con la q.e quedars satisfecho en cuanto la venta de Saco.=Gaspar va escribirte sobre lo q.e le dices l en mi carta: si el hubiera savido q.e Saco hubiera salido en Cuba, el todo lo hubiera abandonado: el debe 8. 10. mil $. le corren premios de modo q.e llendose de aqu se lo llevavan los Diablos. Quiero mas noticias esaptas sobre Fierro, Oduardo me parece q.eya lo conozco.=Ya tengo un n.o de la Revista q.e me mand Pepe de la Luz.=Me alegrar q.e venga pronto el Comte traducido. Me ha dicho Pepe de la Luz q.e le escriba con un 2. sobre ps en esa abren las cartas, as dime tu q.e le he de dirigir las tuyas en lo sucesivo: a mi ponganme este 2. sobre=A D.n Angel Ma Revolta contador de las Cajas Princip.sde la Prv.a de P.to Ppe.=Dile Dom.o Andr, Valle, q.e me escriban del mismo modo. Se dice q.e estoi nombrado Oidor de P .to Rico, si sale cierta la noticia me alegrar p.r ver si honrradam.te le puedo ahorrar algo mis hijos p.aeducarlos, p.o p.r mi siento dejar la Isla, mis amigos.

PAGE 75

CENT"N EPISTOLARIO 38 \ 38 \ 38 \ 38 \ 38 \ Espreciones de Gab.a tu no me vuelvas decir q.e no me jorobe p.screo q.e no he dado motivo p.a semejante inculpacion, mi conciencia est mui libre, te puedo desafiar t cuantos salgan la palestra de amistad, patriotismo. Tuyo =T 25XXVII XXVII XXVII XXVII XXVIIS.or D Dom.o Delmonte Mi estimado amigo: el miercoles jueves entregu el Artista la Sra Da Martina Garca, y tanto Milans como yo agradecemos Vd muy mucho el que nos haya proporcionado su lectura. Entregu la carta que Vd me di p.a Oss su Seora, porque nos fu imposible verle, porque se hallaba este S.or muy ocupado el da que fuimos hacerle visita. Un dia de estos pensamos volver a su casa, y no lo hemos verificado ya por ocupaciones de q.e no hemos podido prescindir ni Milans ni yo. Estas mismas son causa de la brevedad de esta carta; pero creo que no me impedirn trasladar en limpio en la semana prox.a el borrador de otra algo larga q.e tengo escrita a Vd consultndole entre otras cosas cierto plan potico—africano Pngame Vd los pies de su Sra y disponga sin reserva de la fina amistad de su afmo J. Padrnes [Matanzas] Julio 9/836.XXVIII XXVIII XXVIII XXVIII XXVIIISor D Domingo del Monte Habana. Matnzas y Julio 16 de 1836. Apreciable amigo: remito V. como me pedia en su ltima la epstola en verso, sintiendo yo que desde un principio, aprovechando sus escelentes 25. Don Anastasio Orozco y Arango.

PAGE 76

DOMINGO DEL MONTE / 39 / 39 / 39 / 39 / 39 advertencias, no le hubiese enviado limpia y monda de tantas impropiedades, pero fuerza es confesar, en honor de la verdad, que estando en el falso concepto de que mis notas me disculpaban en algo, no poda proceder de otro modo: al fin he conocido mi engao y valido de todos los avisos que V. me daba, he corregido la composicion, variando algunos trozos, aunque no s si todo ser del gusto de V.—Esto V. lo ha de decir, pues le suplico que con toda franqueza me esponga cualquier reparo. En atencion la nueva composicion, la del mandinga, trato de arremeter con ella; tanto que estoy leyendo ya aquellas obras que me suministren materiales p.a la empresa, obras que el Sor de Tanco, con aquella su apreciable amabilidad, me las ha franqueado en el instante. Ainda mais. Estoy concluyendo el moro Expsito: produccion que mirada sin prevencion, es admirable, original, fecunda en pensamientos filosficos y al mismo tiempo adornada de tan bella sencillez, que est al alcance del hombre mas rudo. Confieso que mi primera opinion sobre dho libro era directam.te opuesta la que despues he formado: miraba el romanticismo con otros ojos, pero ya estoy sumamente persuadido de su mrito.—Asi que componga algo sobre ces pauvres victimes de la cupidit commerciale, se lo enviar V. pero la cosa ir despacio aun, porque conozco que la empresa tiene pelos y p.a adquirir tal cual perfeccion es forzoso emplear mucho estudio y mucha reflexion. Yo imagino que Padrines tambien ha de escribir V. y aun sobre los negros, porque convencido como yo, que ellos son el minero de nuestra mejor poesia, trata de hacer tambien algunas composiciones.—Si V. se halla con muchos nmeros del Artista y no le es de embarazo, puede remitirnos los que guste, para deleitarnos y embebernos en tan lindas composiciones como contienen; pero entendiendose spre que su remision no ha de costar V. el menor trabajo. En tanto disponga V. de su fiel y apasionado amigo y servidor. J. J. MilanesXXIX XXIX XXIX XXIX XXIXAl Lic. D. Domingo del Monte Habana Matanzas 18 de julio de 1836. Mi querido Domingo: ocupaciones forenses, visitas y cumplimientos, y tambien baile y operas me han robado hasta ahora todo el tiem-

PAGE 77

CENT"N EPISTOLARIO 40 \ 40 \ 40 \ 40 \ 40 \ po, sin dejarme lugar para volver escribir V. y otros amigos, como lo deseaba. Pero ya mas desembarazado, porq.e los negocios marchan con el da, las visitas se van pagando segn se puede, los bailes se acabaron, y los operistas se fueron con la msica otra parte tendr el gusto de comunicar mas amenudo con los habaneros y principalmente con V. Tengo muy presente el papel de instrucciones que V. me di mi salida, y en la mayor parte de sus articulos he conocido ya por esperiencia que hay toda la verdad y exactitud que yo desde luego me presum de tan buen observador. Los jovenes Milans y Padrines estuvieron visitarme en ocasion en que yo me hallaba encerrado en el estudio, y como no me avisaron, no tuve el gusto de verlos; pero en cuanto me sea posible los buscar, y no dude V. que ser atendida su recomendacion en lo que penda de mi arbitrio. Mil gracias por los dos tomos de Meyer, que se van leyendo muy poco poco. Dicenme que Rosita ha salido con otra barriga. Mi Ana contina con la suya sin particular novedad, esperando dentro de dos tres meses aquel duro trance de Luisa. Reciba V. finisimas espresiones suyas y de Javiera, y dandolas la recien embarazada y todos los amigos, disponga de su invariable y tierno amigo Blas OssXXX XXX XXX XXX XXXS.or D Domingo del Monte Hab.aMatanzas 23 de Julio/836 Mi estimado amigo: mucho mas ntes hubiera querido escribir Vd; pero ocupaciones positivas y prosicas me impiden no pocas veces cumplir con mis deseos y con las dulces obligaciones debidas la amistad. Entregu hace das el Artista la Sra Da Martina Garca, y yo le supongo en poder de Vd. Su lectura me caus suma complacencia y me ha dado conocer la ndole y propiedades peculiares cada una de las dos escuelas clsica y romntica. Agradecer Vd mucho que no olvide su promesa de proporcionarnos tanto Milanes como m to-

PAGE 78

DOMINGO DEL MONTE / 41 / 41 / 41 / 41 / 41 das aquellas obras que Vd crea puedan contribuir formar ntro. gusto literario, y aunque sea exigir desmasiado de la bondad de Vd, me atrevera a suplicarle tambien de que no nos escasee sus observaciones con respecto las obras que nos remita, spre que Vd juzgue que podamos necesitar de rectificaciones. Milans me ha comunicado el asunto que debe cantar invitacion de Vd: no hay duda que el cuadro es ttrico y horroroso, y los contrastes que Vd le indica harn resaltar mas y mas la barbarie con que son tratados estos infelices africanos. Esto, y exhortaciones de Tanco, me han animado continuar una obrita sobre la misma materia q.e tenia empezada hace tiempo, y que por parecerme mi ejecucion defectuosa, la haba dado de mano. El plan mio se reduce pintar algunas costumbres de la raza etiope que le dan cierta fisonoma particular en la Isla de Cuba. El argumento de mi obra es el siguiente. Tbero, amante de Cora, la trata, de pedir su amo, dueo de un Cafetal, con cuyo motivo bajo el nombre de Esposicion hago una descripcion de la finca y entero al lector de los amores de mis dos amantes: Tbero, pide al fin en matrimonio su amada en unas dcimas que titulo La Splica ; vinense casar la Iglesia de Pueblo-Nuevo, y h Vd aqu Los Desposorios ; la dotacion de la finca celebra estas bodas con Un Tango ; acuden l varias jvenes de las haciendas inmediatas y lo presidir un negro anciano de estos que llama zajor zahor que vaticina lo futuro y que se precia de penetrar los mas ocultos secretos del corazon: en seguida bajo el epgrafe de El Mayoral pienso describir este hombre singular de ntros campos con sus luengas patillas, su ltigo y sus perros, gozndose en castigar los mseros africanos, que hace temblar con una sola mirada; y har por bosquejar igualmente su corrupcion, su ignorancia, y su malicia, tan opuesta la inocente sensillez que parece debiera ser el honroso patrimonio de las gentes del campo. Este mayoral se enamorar de Cora, ya esposa de Tbero, y una noche de tempestad, cuando brama el huracan, cuando cae torrentes la lluvia, cuando el rayo asolador hiende y derriba el orgulloso penacho de las palmas, al resplandor de mil relmpagos, entnces asalta el boho de Cora y trata de satisfacer en ella sus brutales deseos; pero ella resiste y guarda La Fidelidad debida su querido Tbero. Despechado el mayoral le inventa un delito y la desdichada esclava presenta al siguiente da el horroroso espectculo de El Castigo desnuda, tendida y amarrada cuatro argollas sufrir un bocabajo. El mayoral obligar su mismo marido ser el ejecutor de esta sentencia. Este infeliz se ver, pues, obligado castigar la fidelidad de su muger: querr llorar, querr eximirse del brbaro mandato; pero el cuero del mayoral le amenaza, y si es dbil, si no descarga los golpes con vigor, si una lgrima siquiera asoma sus ojos... infeliz de l! No hay mas: tiene que

PAGE 79

CENT"N EPISTOLARIO 42 \ 42 \ 42 \ 42 \ 42 \ resignarse y que azotar al objeto de su cario, tiene que escuchar sus dolorosos quejidos y tiene que mostrar indiferencia, insensibilidad, cuando su corazon yace destrozado por la rbia y el dolor: ya desmayan sus fuerzas; ya el brazo entumecido no se presta descargar mas golpes, ni la africana ya grita... q.e ser? Perrada, dir el Mayoral, y pedir un tizon encendido para aplicrselo fin de que grite; pero al ir efectuarlo, al tocarla...: ¡h Dios! est fra, ya no existe... Su esposo, su infortunado esposo Tbero, s retira desesperado, y resuelve ahorcarse. El Cntico del Esclavo ser entonado por Tbero, antes de morir, en la espesura del monte: en l recordar sus trabajos, sus penas, sus desgracias; llorar las miserias y horrores de la esclavitud y el trgico fin de su desdichada amante; pero al fin se reanima, se consuela, sus ojos brillan con una luz semejante al sbito resplandor de una lmpara moribunda... ¡va suicidarse y el suicidio le volver su patria! All, en el desierto, libre de opresores, sin susto, sin zozobras volver estrechar entre sus brazos su adorada esposa, la orilla del ro en que la baran al nacer, y bajo el rstico techo en que reson su primer quejido de vida. ¡Quien sabe si aun hallar all sus padres! Este canto preparar al Suicidio que ser el remate de mi obra. Por supuesto ya Vd habr comprendido. que cada uno de estos ttulos que subrayo ser el objeto de una composicion separada y en distinta versificacion. Mi trabajo ir despacio, pues tengo q.e limitarme los pocos ratos que me dejan desocupadas mis obligaciones, y aun de estos tengo q.e entresacar los momentos q.e no son de inspiracion. Ah le incluyo Vd lo que llevo compuesto: no tiene lima ni retoques, porque por ahora solo trato de vaciar de cualq.r modo lo que tengo en la mente, aunque sea con alguna deformidad; y muchas ideas se me quedan sin transmitirlas al papel; pero me reservo el efectuarlo mas adelante. Cuando hago, por egemplo, la descripcion de la iglesia de Pueblo-Nuevo, donde van casarse Tbero y Cora, yo quisiera expresar la especie de poesa que siento al contemplar su mezquina construccion y la sobriedad de sus adornos. Yo me figuro que as debieron ser los templos de los primeros fieles cuando la religion era pura, espiritual, como la del Evangelio, y pobres y humildes sus ministros; cuando la iglesia de Jesucristo se presentaba los ojos pobre tambien y sencilla como su divino esposo y no adornada de mundanos atavos como al presente. Con respecto la Esposicion pienso trocar la persona del mayoral en amo de la finca, porque aquel me lo reservo p.a una composicion separada que es muy justo dedicarle esclusivamente por su clemencia y humanidad. Por consiguiente La Splica al amo y no l ir dirigida. Mas donde voy parar? Ya es esto abusar demasiado de la bondadosa paciencia de Vd y es muy justo que ponga por fin coto esta

PAGE 80

DOMINGO DEL MONTE / 43 / 43 / 43 / 43 / 43 luenga carta: Vd me perdone, pues, mi prolijidad, y no me niegue su buen consejo en esta empresa, disponiendo igualmente su placer de la fina voluntad de su at.o serv.or y amigo Q B S M J. Padrnes.26XXXI XXXI XXXI XXXI XXXICamaguey 1. de Agosto de 1836. Querido Domingo: ntes de contestar las tuyas del 3. 18, del p.o p.oJulio gosemonos en los contentos de Cuetico, en el eterno descanso del alma del nunca bien ponderado Coimbra: lo q.e es presiso, es, q.e le venga la propiedad Cubillo: hasle una visita en m nombre, dale un estrecho abrazo q.e quiciera yo poderle dar. Recib la Geografa de Felipe Poey, te doi las gracias p.r el egemplar q.e me mandastes: aun no puedo dar mi pobre opinion, p.s no la he ledo todaba. El juicio q.e has hecho de Sandoval es esapto, con mui cortas adiciones, como es una de ellas, el ser mui amigo de sus amigos. Te he agradecido la noticia q.e me ds del estado de nuestra atrasada educacion en verdad q.e me he entristesido al ver tanto atraso, ¡pobre Isla de Cuba! Ya le escrib Pepe de la Luz, le dige q.e te lo lellera t, lo q.e pas aqu en las elecciones: que esto le debe servir de leccion los Camaguellanos, p.a q.e no se degen engaar p.r D.n Ignacio Agramonte otra vez=En Cuba reeligieron Saco nombraron un D.n Pablo Bory, q.e dicen q.e es un Catalan ricachon p.o bruto como pata de mula. Aqu se han asorado con las noticias q.e me das de los Ing.s de tu Suegro, del de los 28. negros q.e hace 500. cargas de Azucar: algunos me han pedido q.e imprima las noticias q.e me mandastes, p.o yo no lo quiero hacer hasta q.e tu me des tu licencia, me digas si merecen los datos publicidad. Tienes razon en lo q.e me dices de Valle, Monteverde: estos dos apreciables amigos tienen mucha analoga en su caracter, se apasionan con facilidad en favor, en contra, ya apasionados ven los plei26. Esta carta fue publicada por el doctor Vidal Morales y Morales en la Revista Cubana Habana, 1891, t. XIV, pp. 364-367, copiada del Centn Epistolario de Domingo del Monte Don Juan Padrines, y no Jos, naci en Espaa y residi cierto tiempo en Matanzas.

PAGE 81

CENT"N EPISTOLARIO 44 \ 44 \ 44 \ 44 \ 44 \ tos practicamente: esto les ha sucedido en el de Barbaste con los Arozarenas, de cuya justicia p.r parte de Barbaste estoi enterado. El hecho es este. Un tal Viarte comerciante fuerte de la Habana compaero del padre de los Arozarenas, q.e hoi pleitean muri dejando dicho Arozarena de Albasea, todos sus bienes se los dejaba unos parientes q.e tena en Francia: p.r lo dicho conosers q.e dej cuentas con Arozarena, como Albasea, como compaero, el escrupuloso Arozarena parese q.e no pensaba en dar tales cuentas, p.s desde el ao de 1804 en q.e muri Viarte, al de 1815. en q.e tuvieron los herederos aviso de un amigo, nada dijo Arozarena ni los herederos, ni nadie. Nombran un apoderado, en dicho ao de 1815, con el cual parece q.e hubo composiciones, p.s poco hizo; convencido de lo cual los herederos mandaron el ao de 1826. Barbaste p.r apoderado, el cual con el caracter q.e le es propio ha seguido este pleito con todo tezon poniendose de Maestro de escuela p.r q.e los Arozarenas querian ganarselo de cansado: el caudal de Viarte ascendi 96.000. $. de los cuales reconose p.r alcance liquido 30.000 $ un pico los Arozarenas, p.r las cuentas de la compaa: los Arozarenas, entablaron la disputa, de q.e no se poda pagar lo de la compaa, sinque ntes se discutiera, la cuenta de Albaseazgo, este punto lo llev Barbaste hasta el Consejo, donde obtuvo declaratoria en su favor, tambien sobre los premios del tiempo q.e ha retenido Arozarera el pago, q.e todo liquidado asciende 1 76.000 $: la Aud.a cumpliendo lo q.e mandaba el Consejo, le ha franqueado Barbaste como apoderado de los Viartes, la va egecutiva de los 30.000, pico de pesos reconosidos: llos han entablado recurso de 2 splicacion: estn pendientes las liquidaciones de los premios, los reparos de la cuenta de Albaceazgo en la q.e le sale alcanzando los Viartes 15.000 $, los Arozarenas. Me estoi cansando en valde en hacerte una relacion de un pleito de q.e est enterado Pep de la Luz, puede imponerte p.a q.e veas lo alucinado q.e estan Valle, Monteverde, el cual ha hecho una defensa tan acalorada q.e al salir de estrados hasta se faj las trompadas con el Abog.do contrario.=La disculpa de mas peso q.edan los Arozarenas p.a no haber dado las cuentas, es la guerra de la Independ.a Espaola, ¡agacha q.e viene bomba! los Arozarenas le alcansaran los Viartes, como dice Monteverde sin ver las cuentas, p.r q.e han retardado tanto unas cuentas q.e le son favorables, han usado de todas las chicanas del foro27 27. As aparece trunca la presente carta en el original, pero en el ndice correspondiente se registra como escrita por Don Anastasio Orozco y Arango.

PAGE 82

DOMINGO DEL MONTE / 45 / 45 / 45 / 45 / 45XXXII XXXII XXXII XXXII XXXIIAl Sor. D. Domingo del Monte, Abogado— Habana Matanzas y Agosto 5 de 1836 Domingo mio: recibi tu apreciable de 23 de Julio ltimo en que me manifiestas el sentimiento que tu Rosa y t les caus la funesta noticia de la muerte de mi Ignacia, y te aseguro que pesar de no crer en agueros me llen de bastante cuidado y me deshaca buscando el origen de esa voz triste, que sin duda esparci ah alguno que se complace en turbar los nimos mas tranquilos y satisfechos; per ayer tarde las tres y media, despues de algunos instantes de zozobra y angustia se seren mi espritu dando muy felizmente luz mi Ignacia un nio que ofreceras en nuestro nombre tu Rosa y sus padres, debiendo tu contar que tendrs en l un sobrino que sabr amarte con la ternura que tu hermano adoptivo—El nio se me parece mucho Leonardo: no s si ser por los deseos que y tena de que saliera semejante l; pero conozco sin embargo que Leonardo es mas bonito. Loco estoy, hermano mo, del contento de ver sobre la tierra una imagen ma, y de haber dado mi patria un futuro sostenedor suyo, un apoyo firme como una columna, pues as espero que sea mi Antonio. Este es el nombre que pienso ponerle siguiendo tu ejemplo. Consrvese vivo en nuestros hijos la memoria de nuestros padres. Tu madre que acaba de entrar ver a su nuevo nieto me encarga te recomiende que le digas tu hermana Lola que mande el martes prximo al Vapor en busca de dos panes de azucar que le remite. Hazle esta diligencia y de camino ofrece tambien mi hijo Lola y Juan Manuel, y nuestros amigos Valle, Andr, Moris y el Vate. He entregado tu hermano Juanico los nueve pesos que cost la empastadura de los libros y te doy las gracias por tu eficaz diligencia. Memorias muy cariosas Rosita y mi Sra D Rosa: un beso mi querido Leonardo quien dirs que en la pascua prxima de Navidad le espero contigo y su mam para que conozca su primito; y tu no dejes de escribir amenudo tu mas amante hermano Jos Miguel 28 28. Don Jos Miguel Angulo y Heredia.

PAGE 83

CENT"N EPISTOLARIO 46 \ 46 \ 46 \ 46 \ 46 \XXXIII XXXIII XXXIII XXXIII XXXIIIPto Pre 14 de Ag.o de 1836. Sor D.n Domingo del Monte. Mi estimado amigo: est en mi poder su mui grata del 1. c.te p.r la q.eveo que mi suerte es constante en depararme amigos vaciados en un molde, propensos alucinarse en mi favor. Vamos otra cosa Cristo con todos. Orozco, debe haberle escrito la delicada intriga de D.n Ignacio Agramonte, p.a las elecciones. Lo que siento es q.e el D.n Ignacio me hubiera cojido m de mueco p.a neutralizar dividir los votos de Sanchez mios. Yo no he tomado cartas en pro ni en contra ma. La vspera de las elecciones sal de casa de Orozco en la firme persuacin de que me echaban el lazo: al otro da me fu con l al campo ( recibir su suegra) todos bamos en la intelig.a de que Najasa iba circular en Espaa. Este Dn Ignacio es aqu gran bonete: sin l no hai nada. Tiene p.r los narigones esa cofrada municipal, su estomago no recibe bien otro alim.toq.e su agiaco viejo. Bien sabe l que cualq.a de nosotros habia de romper el fuego contra la cofrada, sirvindonos de su propia Exposicion p.aestinguirla, porque unos hombres que piden no tener derechos son lunares mui feos en el gobierno de Isabel 2. Pero que hemos de hacer? Aguardar que Dios se los lleve gozar de la vida eterna, por que esta gente no deja otra esperanza. Sus ojos no ven ni su corazn siente que un villorri de Catalua Galicia tenga ms derechos q.e Cuba. Con el comodin que siempre encuentran mano lo componen todo: el ao de 12 era la Religion: el de 20 la independ.a: hoy los negros, la religion la independa. Pero este rden desorden de cosas podr durar? Yo creo que el mismo mal indica spre el remedio que el gob.o al fin nos har Justicia. No s qu le diga sobre mi popularidad. El tren de mi vida no es p.aadquirir popularidad: yo vivo casi aislado: el crculo de mis relaciones es mui estrecho; hai circunstancias que llamar domesticas que me favorecen poco, porque si no me proporcionan enemigos, desafectos p.r lo mnos se me sobran. Mis ideas no son las mejores p.a un pueblo fantico servil; ni he podido jamas hacer del hipcrita. Sin embargo, veo que es preciso surtirme, prepararme de principios que no tengo, ni en Poltica ni en Economa, quiero que V. me ayude. Me esplicar: yo quisiera reforzarme de buenos elementos, reserva de estudiar los malos con mi tiempo oportunidad. Digo los malos, porque estoi persuadido de que la tal Poltica es mas la ciencia de los impostores que de los hombres de bien, es preciso conocer todos sus golpes p.a oponerle una roca don-

PAGE 84

DOMINGO DEL MONTE / 47 / 47 / 47 / 47 / 47 de se rebienten. Bien veo que nuestro siglo le va dando otro giro mas honrado: convengo en que los hombres de bien se van apoderando del puesto desalojando los bribones; pero aun hai bribones, no pocos. Ya le he dicho V. debe creerme que no tengo otros conocimientos que los pocos q.e pueden adquirirse en la simple lectura de alg.s obras favoritas como las de Rousseau, Paine, Federalista otras por este estilo, que son las q.e me han inspirado interes. Lo mas metdico que he leido es al Sor Constant, gran maquinista p.a componer atajadizos correctivos, es decir muletas cmodas si se quiere para caminar los cojos, pero intiles en mi pobre opinion para los que pueden hacer uso de dos hermosas piernas. Por qu han de ser tantos los cojos que se necesiten muletas? Quisiera pues, que V. me indicara las obras buenas que se deben estudiar, cosa que aferrndose uno de ellas, no le meneasen ni con palancas: lo cual me parece es mucha economa de tiempo. Dgame tambien las que se pueden conseguir en la Habana, p.a hacerlas venir. No estar demas decirle que entiendo el espaol, ingles frances mas que medianam.te el italiano algo, con trabajo de diccionarios —el latin, olvidado desde el ao de 18 q.e sal de clase. Por el Informe que debe remitirle Tatao ver V. que solo puedo ofrecerle la Patria buenos sentimientos, un hombre mui sanito dispuesto tirrselas con el mismo Cid en tratndose del Camagei. A V.s les toca la defensa del Informe, mejor dicho del proyecto, p.a tranquilizar estos tierradentros que estamos persuadidos que solo la Nia bonita se le deja criar plumas, los demas pichones que se los lleve el diablo. Ahora nos han echado otra calilla. Se nos ha encargado presentar un modelo, un proyecto de reglamento pa la compaa, cosa que estos babiecas vean lo que van hacer hacerse. No me parece malo, porque al cabo se adquieren ideas que no tiene el pueblo. Yo pienso espetarles un Reglamento Yankee, que no deje lugar al rapio ni las preferencias ni al despotismo. Bueno ser que de all nos empujen algo p.a ac, principalm.te sobre sueldos de los empleados, de que no nos da ideas el reglamento que tenemos, m me parece que los Yankees no hacen nada de valdivia; ni creo justo que un pobre secretario, tesorero empleado est sirviendo los otros por sus caras bonitas. No dejen de mandarnos, si es posible un Estado en este orden Al ao Presidente......................................................... x. Directores (tantos) tanto .............................x. Tesorero. ............................................................x. Secretarios. .......................................................x.

PAGE 85

CENT"N EPISTOLARIO 48 \ 48 \ 48 \ 48 \ 48 \ Oficiales subalternos, los que se necesiten, segn los que se calculen p.a la Habana: que nosotros ac decidiremos si se han de aumentar disminuir porque aca en el Camagei se hila mas delgado—V.s cuentan onzas como pesos ac, i las gastan como tierra. Nosotros somos mas miserables, no me parece lo peor p.a estas cosas. Si el Camagei hace un dia una cosa buena no pierdo la esperanza de ir a esa: darle V. un abrazo, cierto pichon peludo, dzque futuro de cierta pichona lampia que estamos criando p.r aca, con buenas calabasas i tasajito de potrero qe le dar unas piernas unas carnes tan duras como un Jiqu. De V. spre G. B. C. 29XXXIV XXXIV XXXIV XXXIV XXXIVS.or D Domingo del Monte Habana S.or D Domingo del Monte Hab.aMatnzas 18 de Agosto/836. Muy estimado amigo: recib oportunamente su apreciable de 27 de Julio y 5 del corriente, y con particular satisfaccion lei las muy fundadas observaciones de Ud tocante mi proyectada obrita: las agradezco mucho, y en prueba de ello, voy desde luego variar el tono y fisonoma de mis negritos, que reconozco como hijos de mi imaginacion, y no de la naturaleza, que es la que conviene retratar con toda su energa. La Esposicion y la Suplica fueron compuestas ahora dos aos, cuando yo apnas tenia idea de la filosfica escuela moderna. Sin embargo no s que cosa hallaba yo entonces en mbas composiciones que no me agradaba, y as es que d de mano este trabajo; pero ensendolo el otro dia Tanco me anim continuar, y en efecto lo, prosegu con la pintura de la iglesia, que ya tiene otro sabor muy distinto, aunque no deja de adolecer todava de resabios aejos y de pavura hcia el uso de cierta clase de palabras. Con respecto lo esencial del plan de mi obra, no pienso hacer variantes, puesto que ha merecido la entera aprobacion de Vd. Habr pin29. Don Gaspar Betancourt Cisneros ( El Lugareo ).

PAGE 86

DOMINGO DEL MONTE / 49 / 49 / 49 / 49 / 49 turas risueas y tintes suaves en algunos parages, como por egemplo en la pintura que pienso hacer de la belleza puramente local de ntros campos, formando de este modo mayor contraste con los horrores de la esclavitud: yo creo imitar as la naturaleza que al lado de lo bello pone lo deforme. Lei con mucho gusto la composicion de Bermudez de Castro sobre los Difuntos y la juzgu digna de quedarme una copia. Matamoros habr entregado Vd los tres nmeros del Artista que se sirvi enviarnos Milans y m. Basta por hoy: no quiero ser mas prolijo, que demasiado lo fui la vez pasada, y estos no son chascos p.a todos los das, ni los merece tampoco la fina amistad de V. Repito Vd que agradezco mucho sus avisos y consejos, y me lisongeo de haber hallado al fin en un Vd un amigo bondadoso y franco que me sealar la senda mejor que debo seguir en literatura. Es adictsimo de Vd Q B S M. J Padrnes P. D. No extrae Vd si he sido algo moroso en contestar su carta, porque mis ocupaciones no siempre permiten cumplir con la exactitud y diligencia que yo deseo. Al Lic. D. Domingo del Monte Habana .XXXV XXXV XXXV XXXV XXXVMatanzas 23 de agosto de 1836. Mi querido Domingo: dir V. que soy harto pesado en mis contestaciones, y tendr razon en decirlo; pero si considera las continuas y enfadosas ocupaciones que pesan sobre m todas horas del da y an de la noche, disculpar su amigo, que ciertamente no peca por falta de voluntad. Voy cumpliendo poco poco con sus encargos. La otra noche que tuvimos la primera sesion de la diputacion patriotica despues de mi incorporacion qued nombrada una comision para buscar y proponer medios de dotar nuevas escuelas primarias, de la cual, somos miembros

PAGE 87

CENT"N EPISTOLARIO 50 \ 50 \ 50 \ 50 \ 50 \ entre otros D. Julian Alfonso,30 Jos Miguel31 y yo. Ilustreme V. cuanto pueda sobre esta materia interesantisima. Habl largamente, con Vicente32 sobre el colegio de abogados, y le encargu que conferenciase con V. y satisfaciese sus reflexiones. Me tiene lleno de pesadumbre la enfermedad de nuestro Pepe de la Luz, que segun las ultimas noticias ofreca muy pocas esperanzas. Fatalidad ser que falte en la flor de sus aos sugeto tan digno por todos ttulos, y que hayamos de llorar esta dolorosa perdida en medio de tantos otros motivos de afliccion y melancola. A Felix33 le veo frecuentemente y solemos tener nuestras conferencias literarias. Me ha ofrecido asistir de aqu adelante la diputacion, echando pelillos la mar y olvidando antiguos resentim.tos; y creo que lo cumplir. Supongole V. instrudo de que tiene ya Matanzas una compaa dramtica (buena mala, eso es lo que no se sabe) que principiar sus tareas el domingo proximo. Jos Miguel ha sido nombrado censor de teatro. Ha ledo V. los Cinco meses en los Estados-unidos de Sagra? Que piensa de esta obra? A Felix le gusta mucho, y yo confieso que me sucede lo mismo. Mi obrita sigue esperando por momentos la hora del parto. Ya lleg el Bautista, como yo llamo al hijo de Ignacia, y no debe tardar la venida del Mesas. Mil cosas Rosita de mi parte y de las muchachas con un beso al infante: todos nuestros amigos y con especialidad Valle, Andr, Moris, Poey & un recuerdo carioso: y V. mande su invariable y tierno amigo Blas OssXXXVI XXXVI XXXVI XXXVI XXXVIP .to Ppe. 29. de Ag.to de 1836. Voi contestar de prisa i corriendo la tuya del 8. del corriente, querido Domingo p.r q.e el tiempo no da p.a otra cosa. 30. Don Julin Alfonso y Soler. 31. Don Jos Miguel Angulo y Heredia. 32. Don Vicente Oss. 33. Don Flix Manuel Tanco y Bosmeniel.

PAGE 88

DOMINGO DEL MONTE / 51 / 51 / 51 / 51 / 51 Damele el pesame mas sincero mi querido Escovedo, p.r la muerte de Pastora.=La enfermedad de Pep de la Luz me tiene en un estado horroroso: ¡q.e perdida tan irreparable ser la suya!=No se lo q.e ser Suarez del Villar, dime tu lo q.e sepas de l: la mayor parte de los electores tienen de l las mismas noticias q.e yo=Ya le contesto Valle sobre lo del Comte.=Cuando llegue esa el apreciable joven Juan Ramirez, digno hijo de nuestro D.n Alejandro, no dejes de tratarlo con frecuencia p.a q.e, tengas ocasion de conocer sus bellas cualidades. Por aqu no hay novedad particular: todos en casa buenos, siempre queriendote mu de corazon tu invariable= Anast.o 34Espreciones de Gabriela mias Rosita besos mi hijo.XXXVII XXXVII XXXVII XXXVII XXXVIIAl S.r D.n Domingo Delmonte Abogado en la Habana Malaga 30 de Agosto 1836 Querido amigo mio: en Jaen recibi su carta de 27 de Mayo y aqui la de 30 de Junio ultimo. Ya escribi a V de Madrid el objeto de mi viaje a este Puerto para que mi muger tomase los baos de mar que le aconsejaron para sus afecciones nerviosas. Llegamos el 21 del mes p.o p.o y a los tres dias el 25 perecio a manos de viles asesinos su hermano el conde del Donadio, es ocioso que quiera yo espresar V mi situacion en momentos tan aciagos, al fin logre hacer salir la muger de Donadio suponiendole que este se habia salvado en un buque que hizo vela p.aLiorna, la misma invencion sirbio para mi muger y en favor de ella ha tomado los baos que le han sentado bien y le reservo el golpe cuando se halle fuera de este recinto donde por necesidad ha de serle mas doloroso. Me encarga V en su primera carta varias obras que le remitire luego que llegue a Madrid a donde las tengo encargadas. Asi viva V confiado en que si las hai las recibira V pronto, pues yo pienso llegar alla en todo octubre si ocurrencias de gran tamao no me retraen de ir alla, que todo podra suceder. 34. Don Anastasio Orozco y Arango.

PAGE 89

CENT"N EPISTOLARIO 52 \ 52 \ 52 \ 52 \ 52 \ No cansada la suerte con el golpe de mi cuado, quiere apurar el caliz de nuestro padecer con el asesinato del valiente, del honrado Quesada35 una de las mas firmes columnas del trono y de la Libertad nacional. Este golpe me ha transtornado, pues de una misma edad, habiamos corrido juntos las borrascas alegres de los primeros aos, y hoi concidero su falta y el modo como se le ha asesinado como una calamidad publica. A Dios amigo mio desde Granada bolvera a escribir a V su buen amoy paysano A de A 36XXXVIII XXXVIII XXXVIII XXXVIII XXXVIIIP .to Ppe 2. de Setiembre de 1836. Mi mui querido Domingo: tengo en mi poder la carta mas amistosa q.eme haz escrito en tu vida, de fha en Guanabo 19 del p.o p.o Agosto; te confiezo con la franqueza qe me es propia q.e desde q.e la recib, no he vuelto mi estado de tranquilidad, mi almohada me ha visto muchas veces despierto solo pensando en la carta mejor dicho haciendo de continuo ecsamen de conciencia desde mi salida de esa, haciendole cargos los amigos que con tanta ligereza, quizas p.r un espritu de intolerancia sin limites, p.r otras pasiones q.e aunque nobles en su fondo; son al fin pasiones, las pasiones acaloradas, jamas deben mirarse como el barometro p.r donde deben graduarse los grados de virtud, de ideas politicas, de los amigos: quiciera hoi mas q.e nunca saber escribir p.aespresar lo q.e en este instante siento, hacer mis injustos amigos los cargos q.e con razon puedo hacerles: quiciera, s, querido Domingo, poderles presentar mi corazon tan puro como siempre, p.a confucion de los q.e tan injustam.te me han atribuido cambio en mis ideas politicas, lo q.ees mas en ideas morales, digo q.e es mas, porque la poltica aunque en m milde juicio tiene ciertos principios fijos de q.e no debe separarse ningun hombre honrrado, con todo hay muchas ocaciones en q.e se debe hacer ciertas variaciones, q.e no admite nunca los inmutables principios de la rigida moral. Hoi mas q.e nunca reconosco q.e es falzo el principio de Varela, q.e dice q.e todo lo q.e uno piensa lo puede espresar, es incierto, p.o yo siento hoi muchas cosas q.e las puedo espresar de palabra, p.r escrito no 35. El general Vicente Genaro de Quesada y Arango, nacido en la Habana y asesinado en el pueblo de la Hortaleza (Espaa) el 15 de agosto de 1836. 36. Don Andrs de Arango y Nez del Castillo.

PAGE 90

DOMINGO DEL MONTE / 53 / 53 / 53 / 53 / 53 puedo hacerlo; bien es verdad q.e si fuera escribir todo lo q.e siento no me bastarian 6. pliegos de papel, no tengo tiempo p.a escribirlos, p.o tengo q.e contestar 22. cartas: p.o en vez de hacer reflecciones generales, q.emucho pudieran favorecerme en el caso en q.e me hallo, ultrajado p.r mis amigos mas queridos, me contraer, hechos, te dir q.e desde q.e le tu carta, he sealado como los nicos q.e pueden hacerme la ofensiva gratuita injuria de haber cambiado de ideas polticas, morales, q.e es lo mismo q.e decir: ( Anastasio Orozco es el hombre mas infame q.e hay hoi en la Isla de Cuba ) Domingo Andr, Man.l Gonzalez del Valle, pensando en llos fu q.e te dige al principio q.e solo unos intolerantes pudieran hacerme tal imputacion, p.s hablando p.a nosotros dos, estos amigos nuestros, tan queridos ya tocan en locura cuando se habla de Gobierno, p.s p.a llos creo q.e conque mande una persona ya no es buena: yo no s como Andr consentido en ser empleado, p.s todabia no le odo decir q.e hay p.a l un empleado bueno; otro tanto le sucede Valle: p.s hablando materialm.te, sea segun la esprecion de moda, positivam.te, te dir, q.e si son estos dos amigos los q.e han dudado de mis ideas, debieran confundirse de verguenza, al descorrer yo el velo, hacerles ver q.e llos, principalm.te Valle, son los q.e parece q.e han variado de ideas, p.s este ltimo defiende hoi con calor los Arosarenas, como potentados, contra un pobre frances, q.e procura arrancarles la herencia q.e le han usurpado unos infelices franceses, Domingo Andr est recentido tambien como Valle p.r q.e le dieron en la cabeza en dos pleitos injustsimos, porque yo he defendido las providencias q.e contra ellos salieron, ya he variado de ideas polticas, morales: Me parece q.e he acertado, s son estos dos ya los he cogido vergonzosam.te: sino son llos, cualquiera q.e sea, dile q.e se contraiga hechos, en q.e yo haya dado pruevas de cambio de ideas morales. polticas: mi conciencia en nada me acusa, creo ser hoi mas virtuoso, tener mejores ideas morales y polticas q.e cuando sal de all.=Pep de la Luz, otros amigos q.ehan estado aqu te podran decir si he cambiado, n.=Estoi de acuerdo en todo contigo, siempre miro alerta, no p.r q.e vicito los Oidores, me muestren alguna amistad este envanecido: yo creo q.e s darle la amistad de llos el valor q.e tiene en si: aunque los he elogiado, es p.r q.e se hayan esentos de aquellos vicios capitales de q.e adolecen generalmente nuestros magistrados, p.r q.e les veo buenos deseos la mayoria de ellos, p.o no obstante esto, si yo formara la Audiencia a mi entero gusto, no quedarla ni uno de llos: no temas q.e yo me desvanesca tan facilm.te como le ha sucedido C. P H.: p.s aun me hallo con fuerzas bastantes p.aresistir los alagos del poder, resistir hasta un uracan de pasiones alagueas: mi carrera, s, ya no es la mejor p.a tus ojos, p.o dichoso tu q.etienes modo de hacer lo q.e te d la gana, q.e no te vez la prueva.= Convengo contigo en q.e los hombres suelen no ser bastante firmes, me citas con dolor mio a mi to Anast.o aun dudo q.e sea cierto lo q.e me dices,

PAGE 91

CENT"N EPISTOLARIO 54 \ 54 \ 54 \ 54 \ 54 \ p.s siempre lo he visto firme en sus buenos principios, chocando con los Capitan.s Gen.s p.r sostener sus ideas: p.o quizas con la mejor intencion, se habr dejado alucinar, p.s varias veces le oa clamar p.r un Tacon q.e corrigiera los abusos en q.e viviamos, q.e l creia q.e solo asi se podian corregir.=En cuanto tio Pancho, te dir, q.e le pidas Dios verte como l su edad, habiendo estado en los lances q.e l se ha visto.=Tu, ni los bocingleros de Valle Domingo, estan provados: yo quiero verlos en lances apurados, p.a gloriarme en ver lo bien q.e saldran, p.s no espero otra cosa, tambien te dir q.e segun las circunstancias particulares de cada uno si es mas menos de elogiarse tal cual accin, v. g., en t en m, ese mismo lance en q.e se calculara una emigrasion, cosa semejante; en t no sera nada, po en m sera una heroisidad.=De los Camellos no hablemos. Mucho mas pudiera decirte p.o basta en mi entender lo dicho p.a q.ete convenzas de q.e es invariable tu amigo q.e te quiere mas de lo q.e tu piensas Anastasio Orozco P. D. Dime francam.te si son Valle Andr los q.e dudan de m entonses te pongo p.r juez p.a su confucion. Dime si recibistes una carta q.e te escrib p.r medio de Gonzalito Alfonzo, dos con sobre tu Madre Politica.=Dime si sigo escribiendote bajo su sobre, cual es el q.e debo ponerte. La enfermedad de Pep de la Luz me tiene mui disgustado: me parece q.e los buenos no han demostrado el sentimiento q.e debieran en su gravedad. Espreciones mui cariosas de Gabriela mias p.a Rosita, besitos a mi hijo Leonardo.XXXIX XXXIX XXXIX XXXIX XXXIXIsla de Cuba. Al Sor. D.n Domingo Del Monte, Abogado & Habana Sor. D.n Domingo Del Monte. Madrid y Setiembre 16/836. Mi muy estimado amigo: despues de haber pasado mil trabajos por los caminos infernales de este pais llegu esta corte, donde me tiene V. fastidiado y deseoso de volverme Cuba.

PAGE 92

DOMINGO DEL MONTE / 55 / 55 / 55 / 55 / 55 En Paris tuve el placer de ver Saco y Pepe con su Sra.37 y mi salida quedaban todos sin novedad. Bulnes38 est empeadsimo en imprimir las poesas de Jos M.a39 y sus lecciones de historia.40 El importe de la impresin cuesta poco y segun me ha dicho l se puede sacar de los americanos residentes en esta corte: asi pues me alegraria que V. llevase cabo el proyecto que habia concebido de hacer la reimpresion aqui y no en los Estados Unidos como queria Jos M.aComo hace tan pocos dias que llegu esta Corte y tengo que escribir tanto, no puedo hablarle V. largo de los asuntos de por ac, y me reservo hacerlo por el procsimo correo. D V. mis cariosas espresiones a Rosita, muchos besos al nio, y cuando escriba V. Matanzas mis memorias su familia. Conservese V. bueno y mande su afmo. amigo q. b. s. m. Laureano Angulo Olzaga:41 me encarga que le d V. sus espreciones. Mucho me he alegrado conocer este sugeto. Reciba V. las memorias de los Hernandez y de Lamadric.XL XL XL XL XLCamagey Set.e 18. de 1836. Ahora s le digo yo V. Sor D.n Domingo que no tiene V. razon p.aculparnos a los buenos p.r la pasata que nos jug el caiman de paso en las lt.s elecciones; pero como esto es un poco largo y embrollado, ser mejor dejarlo p.a entretener una botella de cerveza en el mejor Caf de la Habana tratemos de lo que tiene remedio. No tendr yo la vanidad de afirmar que sin m no se haria el camino de Nuevitas: pero s la tengo en que ninguno lo desea mas de corazon, ni estar en mejor aptitud de servir q.e yo: libre si quier liberto amigo de 37. Don Jos Luis Alfonso y su seora. 38. Don Jos de Bulnes y Solera. 39. Jos Mara Heredia. 40. Se refiere a nuevas ediciones de las Poesas y de las Lecciones de Historia Universal publicada esta ltima en Toluca, 1831-1832. 41. Don Salustiano de Olzaga.

PAGE 93

CENT"N EPISTOLARIO 56 \ 56 \ 56 \ 56 \ 56 \ todos, sin pleitos, sano, robusto, resuelto vencer morir como dicen los militares valientes, creo q.e habr muy pocos aqu que puedan y quieran servir desinteresadam.teSi vale decir verdad, yo, no he sentido el chasco de las elecciones, porque s que el camino se hubiera paralizado, y en cuanto m no me doy por agraviado en el cambio: volver ver la Habana que hoy ser tan nueva p.a m como Madrid. Presupuesto=No sin motivo, sino muy de intento sub el presupuesto. Escuche V. con cachaza, que aca conocemos la tela con que trabajamos: he calculado un millon p.a que mi gente se estire lo mas que pueda. Si yo hubiera dicho medio millon hubiera tenido dos enemigos que combatir, uno la gavilla de presumidos calculadores que p.a todo nos sacan la Habana donde gastan dinero como tierra. Otro los mios, mios. Ahora: supngase V. que con medio millon se hace el camino: supngase V. que solo el Principe se suscribe p.r 250,000 p.—Ya mi golpe es seguro, sin contingencia. Nunca me ha pasado p.r las mientes traer el camino hasta el Prnc.e con capital de la Isla: ese es mi plan en grande, pero n el que yo he consentido ver efectuado por ahora Embullar la gente y calcularles el camino hasta el Prncipe p.a hacerlo hasta S.nJose de Bayatabo : este es mi propsito, que una vez que prueben el sabroso de andar en coche, que palpen la utilidad medias, que vean dirijir el gobierno de la empresa sin estafas ni picardias en nuestros empleados que cojan el chorrito de los dividendos: entonces, camarada, yo le prometo V. llevar p.r los narigones mi gente, y me dejo ahorcar si no almuerzo los pargos de Nuevitas y como los rbalos de S.taCruz en el mismo dia. Hecho el camino hasta S. Jose (con 300,000 p.s en plata hay) ver V. como nos atrompeamos p.r acciones, y el Camagey viene ser la caja del avaro que l se empea en persuadir que solo la habitan cucarachas, y son doblones. Creo que me habr esplicado, y que V. habr comprendido lo que dejo de esplicar por muchas razones. Es preciso conocer los Camageyanos: escribir y operar para y como Camageyanos. Tratemos de meterlos por el aro, y luego que esten bien atorados en S. Jose, ellos forcejearn, no lo dude V., y sacarn luz las pesetas mohosas. Lo que ha de hacer V. es Camageyanizarse y persuadir los Habaneros ayudarnos como buenos hermanos. A propsito de esto, voy hablarle con franqueza. Algunos Cubanos han tomado cartas en nuestro juego y esperamos que otros muchos se suscriban. Aqu es casi general la opinion de que la Habana es enemiga declarada de todo progreso en nuestra Provincia, porque estos mentecatos creen que nuestra azucar har caer el de la Habana, cuando es todo lo contrario, porque el nico medio que hay de evitar la cada de todos es producir todos y que sea tanto y tan barato el azucar de Cuba que nuestros rivales se vean forzados dejarnos el puesto, sucumban con nuestra

PAGE 94

DOMINGO DEL MONTE / 57 / 57 / 57 / 57 / 57 poderosa competencia. La Habana sola no tardaria mucho en sucumbir, porque la Maquinaria y el golpe que mas tarde temprano le han de descargar en los brazos la mancar tan manca que ni podr sembrar la caa. Yo no entiendo de economa poltica, ni s si esto es esacto; pero me atrevo sostener que lo contrario es calcular intereses particulares y momentneos, desatendiendo los generales y futuros del pais. Si la Habana nos ayuda la victoria ser completa, y el botin no es menos interesante en el rden fsico q.e en el moral. Enriquecer ilustrar nuestro pueblo es el medio seguro de salvarle de la ruina, tal vez no muy remota. Por otra parte: si salgo con bien de esta empresa, cuente V. con que realizar otra aun mas importante y que est, mas en mi mano, porque casi no necesito de nadie: Yo puedo distribuir unas 18 20 leguas planas, con gran ventaja mia, en colonos blancos, y dado este egemplo y demostrado el probecho pecuniario que es lo que atienden los propietarios, tendr imitadores. Empeo pues, mi querido Delmonte, en sacarme del parto, que imitacion de las mugeres que juran no volver machi-hembrear cuando estan en el peligro y no bien salen de l cuando ya estn preadas; as yo no habr realizado la empresa de camino, cuando pongo en planta la de colonizacion. Libros=Hablarmos de libros en la Habana. Ahora me he agarrado con D.n Flores Estrada, y digo que me gusta un puado. El tio B. Constant42 no me agrada: vermos como consigo Comte43 de quien solo he leido el 4. tomo y ese Toqueville44 de quien solo be visto un trozo lindsimo en una gaceta de no s qu parte. Por el correo le han ido V. las gacetas Correosinas que contienen artculos sobre el cam.o de h.o—Con Ramirez podr V. tomar otras noticias verbales y locales. Yo espero el vapor Reunion p.a emplumarme, pues aunque nada tengo de pinchin ni de azucar, no quiero embarcarme en goletillas del cabotage en esta estacion, ni meterme en los fangueros de ese camino, por adelantar quince veinte dias mas. Vermos ese peludo Sanson que tiene V., y le dar V. noticia de una Juanilla islandesa, y una Narcisa toda Camageyana que f que ha de tener mas aliento que Dalila p.a cortarle las barbas—Se acaba el papel y no me hallo en nimo de pasar otro pliego—De V. todo— Betancourt 45 42. Benjamin Constant de Rebecque: Lausanne, 1767-1830. 43. Augusto Comte: Montpellier, 1798-1857. 44. Alexis de Toqueville: Paris, 1805-1859. 45. Don Gaspar Betancourt Cisneros ( El Lugareo ).

PAGE 95

CENT"N EPISTOLARIO 58 \ 58 \ 58 \ 58 \ 58 \XLI XLI XLI XLI XLIMatnzas y Set.e 20 de 1836. Mi querido amigo: V. no estrae que deje pasar tanto tpo, sin enviarle alguna Composic.on sobre los n.s cuando advierta q.e es preciso, p.a q.esalga buena, estudiar detenidam.te la vida de ellos, supuesto q.e nada se ha de fingir y ha de ir todo d’aprs nature Ya he dado principio una, p.o anda paso de tortuga, porque todo se me v en corregir y borrar, spre descontento del todo (¡maldito tono clsico !) Pero en descuento le comunicar una idea que me sugirieron tanto sus advertencias de V. como la lectura del Romancero de Duran, y se reduce esto. As como los romances, canciones etc de q.e se compone dha obra son la poesa espaola de ley, por ser el eco fiel de las costumbres y opiniones del siglo 17. y anteriores, no podremos en Cuba, popularizando la poesa, hacerla un espejo de ntros usos y de las mil quinientas preocupacion.s arraigadas en ellos? No podremos con el arma del ridculo perseguir estas preocupacion.s y pulir y mejorar nuestra sociedad en cuanto quepa? De q.e sirven esos sonetos, esas odas, esas seras y largas composicion.s que no las entiende el pueblo cubano y que maldita es la mella q.e le hacen? No es mejor q.e cada composic.on que se publique en ntros peridicos, sea en primer lugar breve p.a q.e no fastide, admita un tono sencillo, el q.e los cubanos tenemos, pinte ntras cosas p.a que nos agrade, y vueltas de lo facil del verso, del fresco y original colorido, descubra cierta idea moral, q.e sea como el alma de toda ella? Las combinacion.s mtricas p.a este genero de poesa, creo q.e deben ser las mas popularizadas, y las nuevas q.e juzgue mas armnicas el buen odo del poeta: el estilo, claro y perceptible aun ntras jvenes lechuguinas, puede admitir todos aquellos provincialismos decentes q.e le hagan mas picante y regalado, y la idea crtica moral no ir ponderada en tono de sermon, sino desenvuelta en la misma ligereza de las espresiones. No agradar mas esto y har mayor impresion que esas odas tan serias, tan barbudas plagios la mayor parte cuando no de Horacio, de Leon y Herrera de la poca de Melendez, enfin, vegeces ? No cree V. que ganar esta clase de poesa mas del agrado de nuestros compatriotas, por ser toda criolla, el de los estrangeros quienes interese el estado fiel de nuestros usos y opiniones en la poca presente? Y ¡qu campo no se nos abre! Vea V. (sin tocar el pelo de la ropa los negros, porq.e es fruta aqu vedada) vea V. ntra sociedad tan falta de luces, ntra juventud lechuguina y ociosa: nuestra ancianidad, caprichosa y cerrada, q.e no v mas de lo pre-

PAGE 96

DOMINGO DEL MONTE / 59 / 59 / 59 / 59 / 59 sente, que cualquier innovacion, chilla, medrosa ante el poder, sacrificndolo todo su dulce comodidad y sin dar un paso hcia la luz ni las mejoras. Vea V. ntras mugeres, frvolas por escelenca, filarmnicas cuando mas, idiotas mas de lo regular, peligrosam.te sensibles y q.e no tienen alma y vida mas q.e p.a el baile, p.a la moda p.a murmurar y p.ano hacer nada. Qu tal? No es campo este? Pues oiga otro poquito y vera V. como al primer tapon, zurrapas. Luego que comuniqu Padrnes mi idea y este la aprob, hice algunas composicion.s y me fu a ver cierto conocido q.e tengo en la imprenta: djele que s no parecera mal Romero,46 el impresor, qe yo publicase en su peridico47 algunos versos, entendido que solo fuese cuando hubiese columnas en blanco y el interes de las noticias de Espaa no lo impidiese? Romero me respondi con l que aprobaba mi idea y me admitira cualesquier composicion.s Publiqu una bajo el nombre de Florindo sobre ciertas nias retreteas, y me dispona publicar otra, cuando me alumbr el amigo antescitado que Romero quera q.e mis composicon.s no ocupasen mas de una columna en su papel, el cual se le desacreditaba con mucha poesa: que los subscriptores catalanes48 y demas por este estilo no queran nulidades sino noticias de la pennsula, notas de precios del mercado y salidas y entradas de buques. En cuanto vi semejante sandez de parte de un impresor (que, como V. debe inferir, no mira la prensa sino por el prosaico reverso de la especulacion) retir con un pretesto mi piezecita y la pienso arrinconar con las demas. Quid fasiendum? El que pudiera dar paso las luces las niega entrada. Y es hombre de tan duras entendederas, que primero me dice que quiere amenizar su peridico con versos y luego me d entender que estos lo desacreditan. Ajsteme V. esas medidas. El tal Romero fu el mismo que cuando publiqu cierto soneto la Rossi y Pantanelli se me quiso resistir imprimirlo, alegndome que se perda el crdito de su diario con la publicacion de una poesa en idioma estrao, y al cabo pitado de no haber podido dejar de imprimirlo, puso al pi de l la insultante nota: Los editores de este peridico no admitiran ninguna otra composic.on q.e no sea en castellano. Padrines compuso cierta zurra contra este hecho y pens imprimirla en esa, p.o ya era tarde y mi hombre se qued riendo. Este es lo q.e me ha pasado. Dgame V. sino es de lamentar que se usen tales impresores. Y en tanto tenemos que ser ridculos indignar46. Don Juan Jos Romero. 47. La Aurora de Matanzas. 48. Catalanes y desde mucho tiempo atrs a esta poca, llamaban familiarmente a los espaoles tanto en Matanzas como en Santiago de Cuba y otras provincias cubanas.

PAGE 97

CENT"N EPISTOLARIO 60 \ 60 \ 60 \ 60 \ 60 \ nos contra el vicio y la preocupacion y callar y ruede la bola. Sin embargo yo pienso seguir con la mayor constancia tanto la idea de los n.s como esta ltima, escribir mis versos y engabetarlos, que da se les llegar tal vez, en que sirvan de algo. Envo V. tres composiciones: una de mi hermano que se public el dom.o 18. bajo el nombre de Isidoro y dos mias que aun no he publicado: ver si le parece V. bueno el tono y la clase de versificacion. Quisiera que me dijese V. llanam.te si le parecen cubanas y qu otras mejoras puede admitir nuestro proyecto, no ahorrando reflexion ninguna sobre la materia, pues todo ser conducente su mejor logro. Disponga V. de su fiel ap.do y servidor J. J. Milanes. P. D. He vuelto abrir mi carta p.a incluir con el mayor gusto una composicion por este mismo estilo de ntro am.o Padrines: la cual es copia exacta de un muchacho de dinero de este pueblo, tan fatuo como estravagante. Es la que lleva el epgrafe de Moreto.XLII XLII XLII XLII XLIICamagey Oct.e 20 de 1836. Mi D. Domingo: no hay que aflijirse ni desanimarse, que la cosa se va enderezando, como dijo el otro; y ya tenemos $200,000. con q. abordarle las 6 leguas de Nuevitas la sabana de Bayatabo. Sume V. ahora las maderas, los animales de tiro y consumo que muchos se darn C.ta de acciones, los terrenos, la parte que el Ingeniero dejar en la empresa, segun nos ha ofrecido, algun granito que ha de caer de la Haba, Cuba, Matanzas, Trinidad y probablem.te del Norte; y cate V. gotas que darn p.a una marqueta. Y sobre todo, “comer y rascar todo es empezar”. Digo pues y afirmo que si empezamos la obra, la concluimos; y si me apuran un poquito agrego que sin necesidad de socorro estrangero. Me han asegurado que all nos van entregar al brazo de una comision p.a que haga nuestros reglamentos : lo que la verdad no me agrada. Me consuela, sin embargo saber, que la tal comisin se compone de muchachos montados al aire como el diamante, es decir, sin respaldo que haga sombra, porque es cosa sabida que cuando mnos tenga que hacer el gobierno tanto mejor se zapatea el interes personal, y que el

PAGE 98

DOMINGO DEL MONTE / 61 / 61 / 61 / 61 / 61 furor de legislar y querer dirijir hasta los guisos de las cocinas, es el modo de entorpecer, o como V. dice embovinar la cosa mas sencilla. Prueba del temor general de la intervencion del gobierno (hasta cierto lmite, se entiende) es que muchos de los actuales accionistas y mucho, de los que no lo son, esperan ver el privilegio y las facultades reglamentarias p.a aumentar sus puestas incorporarse. Todos temen spre que una mano intrusa presuma dirijir con mejor tino intereses que han costado el trabajo de muchos aos, y que nadie, nadie cuidar ni dirijir mejor que el que los ha sudado de su frente. Yo me haba propuesto que entre V., Luz, Valle, Escovedo y yo hiciramos los reglamentos p.a someterlos la aprobacion del Gobierno, estando como estoy persuadido de que si no salia una cosa perfecta en su clase, tendria mnos tranquillas y lazos en q.e tropezar. Todabia no desisto de mi pensamiento, y se lo comunico V. p.r si tiene amistad con los de esa comision que vea como les gana la voluntad sobre el particular. Dicen que hay noticias gordas y buenas de allende los mares, pero que no conviene que corran. Lo malo es q. en estos malditos tiempos de imprenta, vapores, ferrocarriles, vuela el pensamiento y hasta lo que no se piensa vuela tambien, p.r lo que se ha inutilizado aquel verso viejo: “Por saber noticias No te apurars, Que ellas sern viejas Y al fin las sabrs.” Vengan cuanto antes cuatro egemplares de la Obra que esperan de Espaa, p.a cuatro que somos muy dignos de leerla. Deseo saber p.r qu va se le puede escribir con segurdad Saquete, pues ac ignoramos donde se halla el Sor Diputado del Cauto. Vuelvo al molino: lo mejor se me olvidaba. Aqu tiene V. los conejos de Iriarte que disputaban si los perros eran galgos podencos. Mi viage est emborricado porq.e no sabemos quien manda el comisionado, la sociedad, los empresarios? A cuyo nombre se pide el privilegio, de aquella de estos? Se llevan hechos los reglamentos p.a que los aprueben, se han de recibir cual nos los impongan? Sera la empresa privilegiada un mero ttulo de propiedad como el de un Hato, Corral Calabaza? Porque ha de saber V. que hombres como mi pariente Tomas Pio,49 y el ilustrado abogado Iraola quieran que la cosa sea como un hato en que podamos hacer lo que nos diere la gana, y que el pblico nos pague por el camino pblico que all les queda. Este prurito de contra decir y parecer orijinales en un improvement sobre los Ingleses y Ame49. Don Toms Po Betancourt.

PAGE 99

CENT"N EPISTOLARIO 62 \ 62 \ 62 \ 62 \ 62 \ ricanos: D. Tomas Iraola quieren perfeccionar los Maestros; y yo creo que ni los enemigos de la empresa pudieran inventar un medio mas adecuado p.a derribarla y que se pierdan todas las esperanzas p.r muchos aos, no digo de realizarla, pero ni aun de restituirla al pie en que la tenemos hoy. Por fortuna la opinion est bien encaminada, y nosotros estamos la vanguardia. Yo quiero s que el Comisionado vaya por los empresarios y n por la Sociedad, pues todo lo que sea darle el caracter de particular y alejar toda intervencion de Corporaciones es indispensable: el Gobierno y la Sociedad se han de limitar protejer, amparar, asegurar los intereses de los empresarios, y que nunca se perjudique al pblico, sino al contrario que redunde la empresa en provecho de todos. No deje V. de escribirme, que aun cuando yo haya salido p.a la Habana, Orozco retendr su carta. Siempre de V. afmo amigo— G. Betancourt Cisneros P D. Una visita mi querido Luz, cuyo restablecimiento completo deseo saber. Espero tener el gusto de que me lleve su colegio, porque de una va pienso hacer dos mandados. Aqu estoy catequizando tres cuatro malas madres y peores padres p.a arrancarles unos muchachos que tienen y llevarlos adonde no encuentren el mimito y el consentimiento en que cifran su cario y entendida educacion. Creo que lo mnos arranco uno.XLIII* XLIII* XLIII* XLIII* XLIII*Sor D.n Domingo del Monte= Camagey 3. de Octubre de 1836. Mi requeridsimo Domingo: la mayor prueva de amistad q.e me haz dado en tu vida ha sido la carta qe me escribistes el 16. del pasado en contestacion la ma del 2. del mismo mes. T te haz puesto en el verdadero punto de la cuestion, mejor dicho en el estado en q.e yo me hallaba cuando escriba la dicha carta, hablandote con la franqueza q.e me es propia, te dir q.e estoi con tigo en q.e mientras mas se quiere una persona mas duros somos cuando le juzgamos; siguiendo estas ideas no dejars tu de conocer, q.e tambin son mucho ms dolorosas las inculpaciones injustas cuando vienen de personas queridas, esto me ha sucedido en esta ocasion, te confiezo ingenuamente, q.e aunque ya estoi *En algunos casos, el orden cronolgico no es estricto; mas en esta edicin se ha dejado como aparece, pues de esa forma fue realizado por Domingo del Monte. ( N. de la E. )

PAGE 100

DOMINGO DEL MONTE / 63 / 63 / 63 / 63 / 63 arrepentido de lo q.e dige de Valle, Andr, p.s la razon asi me lo manda, con todo el corazon aun est tristem.te graviado, en este instante lo siento enfermo, q.e aun no me habla como ntes con respeto Valle, Andrs: yo no estoi indignado contra ellos, p.o s esperimento una sensacion dolorosa al ver la facilidad con que jusgan de m, quitandome lo unico q.e quizas tendr bueno, yo veo q.e sus ojos con suma facilidad me puedo ver como un hombre despreciable, me es mui duro tener puesto mi cario en unas personas q.e tan pronto me concideran cambiando de opiniones, polticas, morales: los he perdonado, p.o me duele q.e sean como son, es decir, q.e en la esaltacion de sus principios, jusguen de los amigos con tanta ligereza; en un momento puede un chismoso, destruir toda la inclinacion de Valle, Andrs p.a con cualquier amigo suyo. Quiciera poderme estenderme mucho sobre estos particulares, p.o no tengo tiempo p.a ello; p.o vasta lo dicho p.a q.e conoscas el estado en q.e me hallo, q.e solo el tiempo destruir del todo este disgusto interior q.e siento al pensar la ligereza conque juzgaron de m Domingo, Valle.=Hicistes mui bien en no ensearle mi carta. Ya sabrs q.e la Constitucion del ao de 12. no solo est jurada en toda Espaa sino q.e el Gen.l Lorenzo la ha jurado en Cuba. Las primeras cortes tienen el caracter de constituyentes, podran variar la dicha constitucion si la creen conveniente.=A Vicente Quesada dicen q.e lo arrastraron en Madrid porque hizo una ostinada resistencia p.r q.e no se jurase la Constitucion: esto aun no lo se de cierto.=En q.e parara Espaa. Recibe tu Rosita espreciones cariosas de Gabriela, con besitos mi hijo Leonardo, no dudes tu de la amistad cario de TataoXLIV XLIV XLIV XLIV XLIVAl Lic. D. Domingo Del Monte Habana Matanzas 17 de octubre de 1836. Mi querido Domingo: me trajo Vicente la de V. fecha de ante de ayer, que me ha hecho derramar lagrimas de placer y ternura, por que en medio de las emociones que senta mi corazn al verme padre por primera vez, las palabras de un amigo y amigo como V. que sabe sentir y comunicar sus sentimientos, vinieron colmar la medida.

PAGE 101

CENT"N EPISTOLARIO 64 \ 64 \ 64 \ 64 \ 64 \ Anita y la madrina agradecen como es debido la enhorabuena; y al recien nacido cuando llegue la edad de la razon, yo le ensear querer entraablemente al amigo de su padre. Dgale V. Rosita que yo s que va muy adelantada en su segundo embarazo, y dndole finisimas espreciones de todos nosotros, disponga de su invariable amigo Blas OssXL XL XL XL XL V V V V VPor la Corua A D.n Domingo Del Monte Abogado en la Habana Madrid 31 de Octubre 1.836 Mi querido paisano y amigo: Desde Malaga y Granada, escriv V mis tristisimas andanzas por aquellas tierras y como me urgia venir a mi casa emprend todo trance el viage que realic felizm.te sin tropezr con facciosos ni ladrones, pero temiendo estas gentes, deg all mi muger y familia con mi equipage, y en el qued su carta con la nota de libros que me tiene encargada y la he pedido p.a remitirle con ellos, otros que aqu le tena escogidos y los que nuevamente me encarga en su carta de 31 de Agosto que contexto diciendole que cada tomo de la obra de Toreno cuesta aqu 30 r.s, bajo cuyo concepto puede V vender los sueltos q.e le he remitido contando con q.e luego q.e se publique el ultimo volumen le remitir la obra encuadernada por mano de Alegra. He pagado por orden y cuenta de V en dos libranzas 300 p.s f.s que le dejo cargados. En cuanto a nuestra situacion poltica basta una ojeada por los periodicos para que deduzca V cuan lisonjera debe ser y cuan brillante el porvenir. Mi escribiente ha cerrado hoi los paquetes de periodicos y estoi recelando si por equivocacion le ha mandado a V el Eco en lugar del Espaol pero saldra V a periodico encontrando noticias en todos. De todos modos busque V y lea un articulo de Figaro inserto en el Espaol de hoi

PAGE 102

DOMINGO DEL MONTE / 65 / 65 / 65 / 65 / 65 2 de Noviembre en que cierro esta, tiene dicho articulo pinceladas maestras. Desea a V felicidades su mui afecto amigo y paisano A de ArangoXL XL XL XL XL VI VI VI VI VIPara D.n Domingo del Monte Camagey Oct.e 31. de 1836. Si el amigo D. Domingo hubiera tenido la franqueza de comunicarnos ciertos nueve votos q. sac en las lt.s elecciones, y otros tantos q. diestram.te se desenred del cuello p.r los mismos quienes en iguales circunstancias se les reconvino de haber dejado la arena los enemigos p.r andar p.r esos montes de Dios buscando recibiendo otra suegra. ¡Deben valer mucho las suegras de p.r all! que las de ac, amigo mio, son de las q.e el mal hablado de Quevedo trocara p.r la culebra que embauc Adan y diera algo encima. Lo cierto es que las suegras han ensuegrado las elecciones. Pero no se me encoja: aguante pie firme, que yo no voy hacerle cargos ningunos; solam.te le exijo que me haga justicia y q.e confiese de plano que hay circunstancias en que un patriota puede safar el cuerpo de tales compromisos, sin faltar al patriotismo. Pongo egemplos: cuando media una madre anciana y achacosa q. no tiene otro amparo q. el de su hijo nico : cuando este se conoce y est moralm.te convencido de q. le faltan las palancas que se requieren p.asuspender en peso un Estamento entero y estraerles de abajo la guaca que ocultan: cuando carece de medios suficientes p.a alternar con las relaciones q. se contraen en semejante situacion, que p.a suplirlos, ser costa de empeos q. p.r llover sobre mojado, serian ruinosos: en fin cuando su permanencia en el pais puede ser de tanta mas segura utilidad que su mision. Confiese V. esto, y yo le dir: q.e no ser tales mis circunstancias yo buscaria y bendeciria cualquier ocurrencia q. me sacase del Camagey y me proporcionase un bao Europeo que harto necesito p.a despercudirme del polvo colorado de Cubita. Y no digo nada en el dia... Sabe V. como vivimos aqui? temiendo p.r instante la infame delacion que busca vctimas en q. cebarse. Mi madre enferm desde Set.e y en tal situacion no la dejaria yo ni p.rel camino del cielo; pero ya va muy mejor, y solo espero q. se pueda valer

PAGE 103

CENT"N EPISTOLARIO 66 \ 66 \ 66 \ 66 \ 66 \ de sus piernas p.a embarcarme p.r la primera vela q. se presente. Estas malditas ocurrencias polticas van perjudicarnos muchsimo: nadie tiene confianza: todos los dias hay un nuevo sistema y solo Dios puede saber cual ser el que se form.e p.a la isla, que sin representacion, indefensa p.rdecirlo asi, es calumniada de delitos q.e no ha pensado, ni puede cometer, pero que abultados y parcialmente oidos sirven de apoyo las mas injustas pretenciones. Parece que todo se conspira contra nuestra empresa: bien podemos aplicarnos aquel refrancico de que “cuando la churrosa laba el sol se nubla” ¡Este pobre Camagey es fatalon! Creo que entre quince dias nos vermos, si el diablo no tira de la manta. Vermos lo q. hace el caballero D.n Lorenzo, despues q. reciba el correo q. le ha ido. Dios nos libre de malos consejos y peores hechos, pues otra islita como esta no la hemos de encontrar. Hasta la vista y siempre de V. afmo. G. Betancourt CisnerosXL XL XL XL XL VII VII VII VII VIIAl S.r D.n Juan Herrera Dvila— B. L M. D. d. M. Juanico,50 anoche supe en el teatro la desgracia ocurrida mi querido Ignacio—51 dime en que parte est, y si me ser permitido irlo ver, p.a ofrecerle lo poco que valgo. Tuyo Domingo del Monte. 14/ Nov.re/836— Verdadero amigo Aun est en el Castillo de la Punta en este momento debe estar almorzando. Su equipage lla esta en el Bergantin Vencedor. Rudesinda. 50. Don Juan Herrera Dvila y Albear.—N. de Domingo del Monte. 51. Su herm.o D.n Ignacio, ten.te de caballera, preso violentam.te y arrojado de la isla por orden del Gral Tacon. D.n Ign.o fu el editor de las Rimas Americanas impresas en la Habana en 1833.—Ibdem.

PAGE 104

DOMINGO DEL MONTE / 67 / 67 / 67 / 67 / 67XL XL XL XL XL VIII VIII VIII VIII VIIIAl Lic.do D.n Domingo del Monte. Habana. Matanzas 5. de Noviembre de 1836. Mi querido Domingo: he recibido una carta de Jos M.a,52 en que me anuncia su venida en el primer paquete, y me pone el siguiente prrafo para V.—”Diga Smd. Domingo que recib ha pocos dias su carta fha. el 24,, de Abril con el tomo de Poesias Cubanas que leo continuamente, y en que hay cosas admirables, entre muchos lugares comunes. Que convengo en la justicia de casi todas sus observaciones sobre la segunda, edicion de mis poesas y que deseo contine sus variantes y notas, para que nuestra vista arreglemos la tercera edicion, pues ya de la segunda quedan pocos ejemplares.” Las muchachas hacen V. Misea Rosa y Rosita muy finas espresiones, de mi parte se las har V. esas Sras. y de todas mil carios Leonardo, que por Rafaela hemos sabido lo gracioso que est. Pselo V. bien y mande lo que guste su affma. Merced.53XLIX XLIX XLIX XLIX XLIXMatnzas Nove 15 de 1836. Querido amigo: sabedor por Tanco de la empresa literaria que V. acomete y de su bondadosa insinuacion acerca del tributo potico que Padrines y yo debemos presentarle, incluyo V. en esta tres composiciones mtricas, una de Padrines y dos mas. Ambos celebramos con toda el alma la bella resolucion con que vuelve V. tomar la pluma, poniendo fin su silencio literario. Nunca viene mas de molde que ahora una obrita de amena literatura, un Aguinaldo. Hay en Cuba una carencia de escritores que azora. En esa capital, que es el punto cntrico de la cultura cubana, casi nada original se imprime. Cuando mas, uno que otro remitido; y en siendo tan discretamente crtico como el que se public sobre la traduccion de Hernani, mas valdra que ninguno hubiese. El zelo de Prraga porque se difundan entre no52. Don Jos Mara Heredia. 53. Doa Merced Heredia, la madre del gran poeta.

PAGE 105

CENT"N EPISTOLARIO 68 \ 68 \ 68 \ 68 \ 68 \ sotros las altas doctrinas francesas ha recibido un tapaboca, el mas desalentador y prosaico que mis ojos han visto. Ya se v, amigo, el terreno de nuestra Antilla, con la constitucion gubernativa que ahora la rige, no es el mas apropsito para que el romntico brote y fructifique. Como la moral de Victor Hugo es tan imparcial choca y amarga ciertos espritus, que quisieran dejar el mundo como se est. Dios quiera que nos brille un da, en que la naturaleza recobre sus verdaderos derechos. Acerca de ntras composiciones, oiga V. dos palabritas. Envo V. dos mas, para que V. escoja la que mas digna de la estampa le parezca. Item: van sin ttulo, para que ponga la escogida el que le dicte su atinado criterio. Ainda mais. Hablemos con franqueza: yo estoy desconfiado de ambas: si ninguna de las dos le peta V. no hay mas que hacer que rasgarlas: que con la que Padrines le envia se llena cumplidam.te mi blanco. La novedad de la idea, la fluidez y armona del verso y el pensamiento bellsimo que corona la dha composicion de mi amigo, espero que han de contentar V. mucho. Padrines no le escribe causa de sus ocupaciones: l me pidi que le disculpase con V, y que tuviese mi carta por suya. V. tendr la bondad de noticiarnos la poca en que saldr luz el Aguinaldo, si lo sabe—Aun no he acabado la novela de Outre-mer, porque al mismo tpo leo Comte. ¡Qu obra, amigo, la tal novela! Qu americano su colorido! Que interesante su accion! Qu morales sus miras! Mande V. su seg.o serv.or y eterno amigo J. J. MilanesL L L L LMatanzas Nove 17. 1836. Mio carssimo: io son s povero di memoria! Ecco vedete com’io trascuravi di v’includere nella prima mia lettera quest’altro componimento, fatto da nostro Oyer. E un sonetto, che nel mio credere vi piacer molto. La novit del soggetto, figlia d’un sentimento puro, i dolci versi, la semplicit dello stile sono i bei pregi che fanno questa breve composizione degnissima di laude. L’autore mi disse che se l’essenza individuale del suo sonetto non s’accorda con le vostre vedute, potrete senza difficolt farne la suppressione. Escusate mi la fantastica voglia di scrivere nella dolce favella del Tasso: senza pi, mandate sopra il cuore di costro amico e servo J. J. Milans

PAGE 106

DOMINGO DEL MONTE / 69 / 69 / 69 / 69 / 69 A mi hijo. En el fiel seno maternal guardado, Fruto de un dulce amor, creces ahora, Mientras su padre fervoroso implora Que de santa virtud nazcas velado. Ya de su amor mi pecho enagenado Besos amantes para t atesora, Y tu madre solcita elabora Sencillas galas para su hijo amado. Vendr la aurora de tu ansiado da A coronar mi paternal anhelo, De placer celestial llenando mi alma. Y hallar en tu inocencia mi alegra Y en tus caricias plcido consuelo De mi vegez en la apacible calma. Pedro OllerTRADUCCI"NMi carsimo: soy tan pobre de memoria! Ved pues como he descuidado de incluir en mi primera carta otra composicin hecha por nuestro Oyer: Es un soneto que a mi juicio le agradar mucho. La novedad del asunto, hija de un sentimiento puro, los dulces versos, la sencillez del estilo son los bellos mritos que han hecho a esta composicin digna de alabanza. El autor me dice que si la idea particular de su soneto no est de acuerdo con su modo de ver, se puede sin dificultad suprimir. Perdonadme mi fantstico deseo de escribir en la dulce lengua del Tasso; sin ms, mandad en el corazn de vuestro amigo y servidor.LI LI LI LI LIAl Lic. D. Domingo Delmonte. Habana. Matanzas Nov.e 26,, de 1836. Amadsimo Domingo: ya te dira Felix por mi encargo que mi rpido paso por la Habana qued hambriento de hablar contigo con toda la confianza que necesitamos dos amigos como nosotros. Dos veces te busqu esa noche, y no pude hallarte. Ahora me dice tu hermana Manuela que debes venir el da 1., y deseo me digas si es cierto, pues yo debo pasar esa del 10 al 15, para embarcarme en el primer buque, y llevar

PAGE 107

CENT"N EPISTOLARIO 70 \ 70 \ 70 \ 70 \ 70 \ solemne y pesadsimo chasco si andamos de vuelta encontrada, y tengo que volverme Mxico sin que hyamos hablado muy largamente.54Hazme favor de dirigir mi muger la adjunta en el paquete que pronto debe pasar por esa, si ha pasado ya, en la primer ocasion directa Veracruz. Adios, ilustre Bachiller: sabes que hace quince aos largos que posees el primer lugar en el corazon de tu amantsimo amigo Jos Ma. Heredia Domingo mio: tiempo ha que no veo letra tuya: parece que ya te has olvidado de Matanzas y de los amigos que en ella dejaste. Ya tengo hablado Panchito para que saquemos Blas Oss de Director de la Diputacion patriotica y espero que ser electo unanimemente. Ahora que esta aqui Jos M.a podias venirte con tu Rosa pasar unos dias juntos. Anmate y ponte en marcha sin demora. Adios: mem.s tu Rosa y un beso Leonardo, contando tu siempre con el cario invariable de tu hermano Jos Miguel 55 54. A esta parte de la presente carta puede muy bien servir de respuesta la siguiente de aquella de Del Monte, dirigida desde la Habana con fecha 29 de abril de 1837 a Don Jos Luis Alfonso, residente entonces en Pars, y cuya carta al hacerla pblica in extenso en la Revista de la Biblioteca Nacional Habana, 1910, t. III, p. 79, la hicimos acompaar de estas lneas: “Es probable que en un porvenir no lejano, conozca el pblico otros antecedentes que, si no han de completar, por lo menos ampliarn la historia de la carta a Tacn y del viaje a Cuba del desgraciado Heredia.” Lase ahora el prrafo de la carta de Del Monte a Alfonso: “Jos Ma Heredia vino la Haba solicitando antes permiso de este Sr Gral pr medio de una carta... que no me gust, ni ha gustado a ninguna persona de delicadeza; entre estos cuento al mismo Blas que desaprob un acto de sumisin semejante. Yo no pude hablar con l, porque solamte lo vi un momento cuando se desembarc: pr la noche estuvo verme dos veces y no me encontr: al da sigte se fu pa Matanzas, donde vive su madre, y no pudimos volvernos encontrar, pr que yo me fui al ingo y cuando fui Matanzas ya se haba marchado pa la Habana pa embarcarse, pues solo estuvo aqu dos meses. Perdi un prestigio inmenso potico-patritico, tanto que la juventud esquivaba el verle y tratarle. El sin embargo dice y cree que no ha cometido accion villana que lo rebaje, y estraa que se le juzgue con tanta severidad ¡ojal tuviera l razn! no perdiramos esa ilusion mas en ntre vida poltica, tan llena de viles deserciones y amargos desengaos.” *Don Blas Oss 55. Don Jos Miguel Angulo y Heredia.

PAGE 108

DOMINGO DEL MONTE / 71 / 71 / 71 / 71 / 71LII LII LII LII LIIP .to Ppe. i Diciembre 11. de 1836. Nada me dices de Jos Ma Heredia? q.e es eso? Querido Dom.o: me alegro q.e te halla gustado tanto nuestro Camaguellano: i como seria posible q.e no te gustara una cosa tan sabrosa como mi querido ?: p.o no creas q.e p.r ac abundan Camaguellanos p.r ese estilo; ntes al contrario, en mi entender es el unico de su calibre.=Te confieso q.e me d mal humor cuando me veo privado de los convitcos de tu casa i de las poninas, como la q.e tienen Vds. prollectada al Rincon de Santiago: acuerdense de mi p.r lo Menos! Ya le he dado su enjabonada Culillo p.r la falta de asistencia tu convite: no dejara de pasar mal rato, sin ha cambiado con la Fiscala, q.e fe ma no lo creo Me alegro q.e el Aguila de Escovedo halla puesto su pensamiento en el camino de hierro p.a ver si enderesa los entuertos hechos p.r el prestigio q.e tiene en este pueblo atrasado, el Caiman de D.n Ignacio Agramonte56 ; p.s mi no me hicieron caso, bast q.e el Buey digera b p.a q.e todos bramaran junto con l: Dios los cria llos se juntan, los animales de una especie siempre andan juntos. Lo q.e yo te digo es p.a nosotros p.s los cuentos buelben p.a ac yo en mi sistema no quiero, sino hacer lo q.e me parece mejor, sin pelear p.rfutesas con nadie. Te he hecho mi absolucion en el asunto de la diputacion, estamos acordes en parecer. Dime con quien se va Moris: yo he inferido q.e es con Escovedo; p.s la maldita oblea se trag el nombre de la persona q.n acompaa Moris. Los asuntos de Espaa parece q.e tu sabes como van, p.o yo soy tan bruto q.e no se como van, lo q.e nicamente, infiero de lo q.e veo, es q.evan las cosas de Espaa como de Espaoles: amengesas Aqu sigue la Caball.a segun oigo decir espera nuevas ordenes p.acontinuar su micion.=El D.n Manuel Lorenzo no quiere desjurar: veremos en q.e para esto: ¡Dios quiera q.e no sea en Tragedia, sino q.e se quede en sainete! 57Tus hijos buenos. Dale un beso mi hijo Leonardo, espreciones cariosas Rosita, de Gabriela de tu invariable Tatao 56. Don Ignacio Francisco de Agramonte y Recio. 57. Se refiere a la jura de la Constitucin en Santiago de Cuba por el general Lorenzo.

PAGE 109

CENT"N EPISTOLARIO 72 \ 72 \ 72 \ 72 \ 72 \ P. D. Yo con la mejor intencin del mundo, puse al corriente mi tio el Ingeniero, de lo q.e tu, otros me decian del Camino de hierro, sin meter persona, del modo q.e te podra contar Gaspar,58 si aun est ah, p.s est en el secreto, en contestacion me ha venido esa papelada q.e te convencer t como me ha sucedido mi, del errado concepto q.e habias formado en el particular. Todo esto es en calidad de mui reservado, de pronta devolucion, p.r el correo p.r algun amigo q.e venga. S est ah Gaspar q.e sea l q.e me traiga el mamotreto, sin mandamelo p.r el correo con un segundo sobre q.e diga: Al Sor Ang.l M.a Revolta Contad.rde las R.s Cajas de=P.to Ppe. Si Gaspar pasa ahi las Pascuas q.e no se venga sin ver el partido de Alquizar S.n Marcos, los Ingenios de Matanzas, los de Gines, p.s todo se puede hacer. Que trate algun retratista p.a q.e le d reglas del modo de dar colores, o meterlos. El dador de esta es un joven mui recomendado, q.e se le ha lucido, en su recepcion de Abogado, Pepe de la Luz me lo recomend.LIII LIII LIII LIII LIIIPor Cadiz A D. Domingo del Monte Abogado. En la Habana Calle de la Hab.an.o 60. esquina la de la muralla Madrid 26 de Diciembre de 1836 Mi querido amigo: Le tengo V encajonado la mayor parte de los libros que V me encargo, otros que yo le he elegido conforme su indicacion, y estoy esperando que me traigan los que faltan para vr por donde se lo remito con alguna probabilidad de que no los quemen las partidas de Trtaros que infestan todo el Pais. 58. Don Gaspar Betancourt Cisneros.

PAGE 110

DOMINGO DEL MONTE / 73 / 73 / 73 / 73 / 73 Como yo supongo que por ahora no necesitar V tener aqu dinero, si V piensa del mismo modo q.e y podr recibir en esa, mil duros de los dos mil q.e tena en mi poder, cuyo fin le remito la adjunta orden condicionl para recibir dicha cantidad de mi Sobrino Evaristo Carrillo, y verificado esto, y despues de tomados los libros que aun me resta por pagar, le dir V lo que queda en mi poder de los mil pesos restantes, de los cuales y a saber pues se lo tengo manifestado que pagu sus ultimas libranzas. En El Paquete del Espaol q.e le remito, b el prospecto de la Revista Europea que se empezar publicar en 1. de ao, y la cual y le he suscripto. El desgraciado Quintero59 se halla muy mal de salud, y en tl estado de miseria que sino fuera por los amigos ya habria perecido: Su enfermedad es una verdadera Tisis de la que creo no escape; yo, le he escrito Bernardo Echavarria para que vea si el Ayuntam.to quiere mandarle algo ya que ni un solo r.l le ha remitido desde que tiene sus poderes: procure V verlo y travajar en fabor de este amigo. De noticias, me refiero los periodicos, y en cuanto las q.e tenemos de nuestra tierra, son para mi en extremo alarmantes por q.e veo nuestra suerte encomendada manos de los Soldados que es la peor que le puede caber un pueblo: En fin, Dios nos saque con bien de esta terrible prueba en que nos ha colocado la ambicion y la imprudencia combinadas. Adios, mi querido amigo y paisano: lo es de V. invariable su aff.moA de Arango. P. D. Omito el enviar V libranza cta Evaristo quien escribo p.a q.e le entregue los mil duros si se los pide. Al S.r D Domingo del Monte suplica un duplicado del recivo de los mil ps qe se remiten pa mandar a Espaa S S. S. Q. L M B. E. Carrillo 59. Don Toms Quintero.

PAGE 111

CENT"N EPISTOLARIO 74 \ 74 \ 74 \ 74 \ 74 \1837 LIV LIV LIV LIV LIVAl Lic. D. Domingo Delmonte. Matanzas. Habana enero 10 de 1837. Amadsimo Domingo: recib tu esquela del 7 hora y en lugar que no me permitieron contestarla en el ltimo correo. Me es imposible volver Matanzas antes de mi salida para Veracruz, que debe ser el domingo. Desde que resolv tomar pasage en la goleta que ha de llevarme, quise ir pasar otros cuatro cinco dias con mi familia; pero, en aquel momento no habia goleta costera pronta, y despues no he podido resolverme salir de aqu, cuando la falta de vapores hace tan precaria la comunicacion con Matanzas, que me espondria no llegar aqui en tiempo. Por otra parte, no puedo demorar mas mi vuelta Mxico, donde me llaman con urgencia la mala salud de mi muger, y las consecuencias posibles del nuevo trastorno que parece prepararse en aquel desgraciado suelo. No puedes sentir t mas que yo la infausta combinacion de circunstancias que nos ha tenido separados, pues no has venido desde Mxico; teniendo por uno de tus objetos mas caros recordar los bellos dias de la juventud con el amigo mas querido de ella. Ultimamente habia otro motivo fuertisimo p.a que yo deseara hablarte muy largo, y era el de disipar las injustas prevenciones sobre mi viage, que indicabas en la que me escribiste Matanzas. Respecto de la nueva edicin proyectada de mis poesias, hars lo que te parezca, pues te doy carta blanca. De Mxico te enviar las alteraciones que me han ocurrido, y t hars las mas que convenga. Creo que Ignacio1 te habr enseado las poesias inditas que le dej, y que deben incluirse. Dime sobre todo lo que te ocurra, 1. El licenciado Ignacio Heredia, to del poeta.

PAGE 112

DOMINGO DEL MONTE / 75 / 75 / 75 / 75 / 75 escribiendome Mxico, pues no creo que haya ostculo nuestra correspondencia. Adios, amadsimo Domingo: s feliz, y no olvides al amigo que mas te ama Jos M.a Heredia Mis espresiones de afecto la gran chaquetera D.a Manuela, y mi bella novia.L L L L L V V V V VEnero 16.—1837.— Ilustre Maracaybero. La potica yunta se cansa de arar en vano, y f que mas provecho sacara de arar en una playa que en el rido corazn del impresor que mala rabia lo mate. Hnsele venido las manos algunas otras impresiones, que sin duda cre l que son habas contadas sus productos, y tiene dada de mano la empresa aguinaldesca, y todos los diablos al asenderado Editor encargado, de la correccion, tipogrfica. No s por arte de quien ha venido, parar por estos andurriales un tal Anduesa ,2traductor famlico de algunas novelas de W—Scott, soi-disant autor de otras: este tal quiere imprimir ahora un nuevo parto de su ingenio titulado la Heredera de Almansa“ en 4 tomos: se ha visto con Palmer, y han convenido en que la impresion se har medias; y cate V. una de las causas de que se nos traiga al retortero con mil pretestos, aplazndonos de la tarde la maana, y de la maana la tarde. Los anuncios no han salido porque l no le ha dado la gana: como se pas la pascua de Navidad, fu menester hacerlos de nuevo disculpndose con el pblico, porque se la regale con un Aguinaldo fines de Enero: ya hace dias que los tiene en su poder. Palma y yo hemos convenido si no toma la empresa con calor, en retirar los materiales, y guardarlos p.a mejor ocasin no sea que nos salgan con el fastidioso cuento del parto de los montes. El Camageyano me entreg por mano de Valle su papelote, que aqu p.a entre los dos, me parece que est algo largo, y que pudiera estar escrito con una mas ligereza: sin embargo tiene algunos pedazos buenos. 2. Don Jos Mara de Andueza, escritor espaol.

PAGE 113

CENT"N EPISTOLARIO 76 \ 76 \ 76 \ 76 \ 76 \ Ayer debe haberse ido Jos M.a Heredia quien v varias ocasiones pesar de lo que pueda decir la Academia : he tenido con l conversaciones bastantes dilatadas sobre sus opiniones, y su apostasa, y tal vez le he dicho tanto como V. pudiera haberle dicho. El no se ha manifestado resentido, antes al contrario me ha manifestado mucha sinceridad, y le confieso V. que despues de haberlo odo, me ha parecido menos enorme su falta. La primera noche que me vi, despus de haberme hablado mucho del aguinaldo, me dijo que si yo quera podia darme algunas composiciones suyas p.a l, y efectivam.te as lo hizo. Supongo que V. que v los peridicos de esta ciudad habr hallado la arrastrada esposicion del Ayuntamiento de ella, al Escmo. Sor Protector: y las innumerables de los demas pueblos de la isla. ¡Vaya un Ayuntam.to! No parece sino que est compuesto de eunucos de la Turqua, pues solo as cabe en mi imaginacion tal esceso de bajeza!... Particpele V. Rosita que han puesto preso Montresor,3 sin decirle por qu, aunque se sabe que por chismes de la Pantanelli Suyo Uno de los bueyes Jos Antonio Echeverra.L L L L L VI VI VI VI VIAl Sor. D.n Domingo Del Monte— Habana 23. de Enero de 1837. Mi querido Dom.o: con mucho sentim.to hemos sabido Inesilla y y por su carta de V. del 18 la enfermedad de Leonardito; aunque esperamos y deseamos que no sea mas que una de las indigestiones tan frecuentes en los nios, y que sin embargo de presentarse con aparato aterrador, suelen facilm.te curarse. Nuestra Lolita ha estado tan grave, que el 16. temimos que se nos muriese; pero despus ha tenido tan notable mejora, que ya d esperanzas de que se salve de este ataque; pero se halla tan estenuada, y en tal postracion, que y temo que el menor tropieza accidente en su dificil cura, hemos de perderla; y perderemos una muger angelical. 3.Cantante italiano, tenor de la primera Compaia de opera italiana que hubo en la Habana. El Pirata de Bellini y...* de Donizeti, fueron las primeras peras que representaron. *Falta en el original la continuacin.

PAGE 114

DOMINGO DEL MONTE / 77 / 77 / 77 / 77 / 77 No es verdad que y haya diferido mi viage p.a abril. V. sabe que el consejo de familia y de amigos, V. entre estos, resolvio que y me fuese en la Silfide que se esperaba p.a mediados de Diciembre, y cuyas calidades tanto se ponderaban. No lleg aqui ese buque sino el 24. vispera de Pascua; y p.r el hijo de Enrique, y p.r Pepe Ibarra que en el vinieron, supe que no tenia ni la capacidad, ni la seguridad, ni la ligereza que se nos habian anunciado. A pesar de estos informes, y de los de otros amigos que fueron examinarlo aqui en la bahia p.r encargo mio, y de la prueba que daba haber echado 46. dias en este viage del Havre la Habana; y opin p.r largarme en tan pesada fragata, p.r lo desesperado y violento que me tiene mi detencion aqui. Pero lo peor s que los consignatarios y el Cap.n de la Silfide no quieren que salga de aqui hasta Marzo, p.r que hasta entonces calculan que no podran proporcionarle carga con la baratez que la desean. En estas circunstancias, y en la de n aprestarse aqui ningun otro buque ni siquiera regular que salga antes p.a Inglaterra, Francia, Cdiz; y demostrandome Knight y Disdier, y otros espertos que por via de los Estados Unidos llegaria mas tarde por que en la estacion el viage de aqui New York sobre ser peligroso, suele ser tan largo como de aqui Europa p.r los vientos contrarios que ahora reinan; me he decidido al fin marcharme en el paquete ingles que ha de llegar de Veracruz del 6 al 12. del procsimo, febrero: y eso no obstante las incomodidades que voy sufrir p.r que su camara es tan gacha que y, no quepo en ella de pie, y sin esperanzas de buen trato, y con el inconveniente de haber de abordar la Inglaterra principios mediados de Marzo, que es el mes en aquellas costas mas tempestuosos. Tanta es mi ansia de emprender m viage; y tanta la escaces de buenos conductos que en este Puerto no abundan sino desde mediados de abril en adelante. Ademas me encarga Inesilla que de su parte diga V. que al fin he accedido y que ella me acompae en este viage. Yo lo deseaba siempre p.r mi utilidad; pero me resistia p.r q.e no pasase este angel tantos trabajos. Pero sus ruegos han sido constantes, y apoyados en fin con el consejo de Pepe Ibarra, y de otros amigos, me vencieron. Ahora mismo me encarga Inesilla que diga Rosita que ella est loca de contenta p.rla seguridad que ya tiene de no abandonarme, y de asistirme en mis enfermedades: que tiene p.r su mejor amiga Rosita: que quisiera que pronto fueran Ustedes reunirse con nosotros en Europa p.a volver juntos, y que ella no les escribe p.r este correo, por que no se lo permiten sus ocupaciones con Lolita, y con los aprestos del viage. Otro encargo de Inesilla: que le diga V. Rosita que tan luego como Leonardo se mejore venga prisa, que quiere estar con ella algunos dias antes de embarcarse. Yo p.r mi parte no digo nada: me parece que V.

PAGE 115

CENT"N EPISTOLARIO 78 \ 78 \ 78 \ 78 \ 78 \ me conoce, y que p.r consiguiente sabr la falta q.e hace V. su verdadero amigo— Nicolas Manuel [de Escovedo.] P. D.—Como me voy en el paquete es menester q. venga pronto el decreto de las Cortes de 23. sobre el gobierno en las Provincias de Ultramar.L L L L L VII VII VII VII VIISr. Ldo Dn Domingo del Monte. Matanzas Habana y Febrero 9 de 1837. Mi querido y Sr Dn Domingo: he dejado de escribirle V hasta ahora, porq.e pensaba tenerlo de un momento otro por ac; pero he sabido q.e est V con calenturas. ¡valgame Dios, amigo! Yo confio en q.e la tal enfermedad no sera grave, y q.e pronto vendra V respirar los ires geniales de esta capital, donde tendra una convalecencia muy agradable entre sus amigos. Clemente Blanco me ha informado, de q.e su nio de V estuvo enfermo de cuidado, cosa q.e he sentido como V puede figurarse porq.e mejor quiero q.e se caigan cien arboles del bosque humano nacidos en el siglo pasado, q.e el q.e perezca un solo retoo de la nueva siembra. No s si le gustar V esta violenta figura. Echeverria me ley una carta q.e V haba escrito para ambos. Me place el empeo q.e toma V por nuestro aguinaldo, y sentir q.e las enfermedades y cuidados le impidan atender a nuestros intereses por alla, pues por ac nos va tambien, q.e ya tenemos doscientos suscriptores, y estos sin solicitarlos: mire V si tenemos reputacion cubana! ¡Viva la literatura! ¡Viva! Ultimamente, querido amigo, hablandole V en el tono mas sentimental, he sentido en el alma sus cuidados, y deseo q.e retorne lo mas pronto posible nuestro lado. Hagale V Rosita una expresion de mi sentimiento y mis respetos, y V reciba un abrazo de su amigo Ramon de Palma.

PAGE 116

DOMINGO DEL MONTE / 79 / 79 / 79 / 79 / 79L L L L L VIII VIII VIII VIII VIIISor. Dn. Domingo del Monte Matanzas Sor. D.n Domingo del Monte Muy Seor mio y estimado Amigo: El delicado estado de salud en q.e me hallo despus de padecer cerca de un ao achaques y enfermedades q.e diferentes veces me han puesto a las puertas del sepulcro, me han decidido buscar un modo de vivir mas tranquilo q.e asta aqu; con este objeto trate de estudiar las arcillas y tierras de estos alrrededores p.a formar en mi sitio un texar conq.e sostituhir las entradas q.e he perdido p.r serme perjudicial montar Caballo como origen de mi padecer; y despues de varios ensayo he hallado los materiales de q.e adjunto envio p.r mi hijo tres muestras, se q.e he encontrado una verdadera riqueza siempre q.e mis fuerzas me ayudasen ubiese de parte del Gobierno corporaciones de estimulo proteccion y ayuda como la hallaron en Inglaterra los hermanos Ellers y Josias Vedgwood q.e tantos pesos han arrancado la Europa y a la America con su vedriado fino. No embio Vmd, indicadas muestras como modelos perfectos de un rico material p.r q.e ademas de no estar bien tradas las tierras ni trabajadas con esmero estan pasadas de Cochura no abiendo sido quemadas con las precauciones q.e exige el arte p.a precaberlas de los golpes de Fuego; pero como he querido ver toda su resistencia al fuego ms vivo de los Hornos de texar los he puesto p.r dos ocasiones en donde mas trabajase el calorico fuego abierto pudiendo asegurar q.e las ormas q.eestaban a su lado se inutilizaron algunas p.r el demasiado fuego q.e sufrieron en cada una de las dos ocasiones q.e esperimentaron coccion. El objeto de embiarselas es p.a q.e Vmd. vea q.e es su suceptible de hacerse en este ramo si los que se dedican l poseyesen otros conocimientos, fuesen mas dociles p.a ohir a los q.e deven poseer otros conocimientos sobre la materia. Estoy persuadido de la mucha parte q.e Vmd. toma en los adelantos del pais y como el descubrimiento de estos materiales, puede producir un ramo de riqueza p.a esta Isla me he tomado la libertad de comunicarselo p.a q.e si juzga oportuno ponerlo en conocimiento de la Sociedad, Fabricar algunas piesas de vajilla con algun cuidado y esmero q.e aunq.e no tengan la perfeccion de q.e son suceptibles ni tengan el vidrio q.e las hagan una Losa de Talabera no dejaran de causar bastante

PAGE 117

CENT"N EPISTOLARIO 80 \ 80 \ 80 \ 80 \ 80 \ ilusion p.r tener bastante semejanza con una especie de Losa q.e no deja de tener aprecio entre nosotros y entre los estrangeros. Soy de Vmd....4 debo su atento y s s. Q B S M. Man.l Joaq Ferrero P E. Sirvase Vmd. ponerme alos pies de mi Sra su Esposa repitiendome sus ordenes— Sabanilla 16. Feb.o 1837.LIX LIX LIX LIX LIXPor Cadiz. Al S.r D.n Domingo Delmonte abogado en la Habana. Madrid 24 Feb.o de 1837. S.r D.n Domingo Delmonte. Mi querido paisano y amigo—Cumplir con el encargo que V. me da obsequiando y sirviendo en cuanto pueda su recomendado D.n Esteban Mora que viene en compaia de nro amigo Escobedo, y liquidar con l la cuenta de los mil duros que de V. quedan en mi poder, porque supongo q.e en virtud de lo que escribi V. en los dos anteriores correos, y repito hoi mi sobrino Evaristo Carrillo, habr V. recibido de este mil pesos f.tes: yo pondr en manos de Mora los libros q.e le he comprado y q.e tengo aqui prontos para remitirselos, si antes no se me presenta una ocasion segura de envirselos. Se termin con mas facilidad de lo que yo esperaba el compromiso en que nos puso la locura y falta de prudencia de esas dos primeras Autoridades; pero el Cielo que nos protege ha dispuesto que las cosas se combinen de ese modo para patentizar al Mundo que la conservacion de ese Pais no se debe mas que al buen juicio de sus habitantes. 4. Roto el documento.

PAGE 118

DOMINGO DEL MONTE / 81 / 81 / 81 / 81 / 81 Ahora parece que se trata de darnos un rgimen peculiar de Gobierno, cuyo sistema si se combina bien podr ser el principio slido en que se funde la ventura de nra patria; por cuya razon, y porque es esencialmente justo, desearia yo que no se diese motivo escisiones escluyendo de la discusion de tan interesante asunto los Diputados que han sido nombrados por nra Isla. Conservese V. bueno y feliz en compaia de su Seora como se lo desea cordialmente su mui af.to amigo y paisano A. de Arango P. D. con El Espaol remito a V la energica protesta de nuestros diputados redactada por Saco. Advierto V que no he recibido el Diccionario de nuestras voces provinciales que deseo mucho tener. Murio pobre y sin mas auxilio que los que yo le proporcionaba en sus ltimos dias nuestro amigo Quintero,5 deja una viuda desgraciada y dos nias. Si V puede escribir a sus hermanos D.n Pedro y D.n Domingo en Caracas ayudeme V a hacer que llegue a ellos esta noticia para que recojan estas infelices criaturas.LX LX LX LX LXAl Sor. D.n Domingo del Monte Abogado en la Habana Matanzas 9 de Mzo. de 1837 Mi querido Domingo: anoche recibi el mapa y dejandolo todo aun lado, con la ansiedad de un alguacil de moscas me arroje sobre presa y te aseguro que la obra es superiorisima; pero i que lastima! en un trabajo semejante, aparecen lunares muy sensibles y defectuosos: no he tenido tiempo para ecsaminarle bastante; mas al primer golpe de vista me choc la imperfecta Bahia de Matanzas y no hay disculpa por que pudieron arreglarse por lo menos ala que el mismo plano trae en grande; los pueblos del Aguacate y Canasi dentro de la jurisdiccion de Matan5. Don Toms Quintero.

PAGE 119

CENT"N EPISTOLARIO 82 \ 82 \ 82 \ 82 \ 82 \ zas, no siendo asi sino el ltimo; por el contrario cabezas fuera de la jurisdiccion &.a &a &.a A su tiempo veras el juicritico que har; por que ahora voy a formar un mapa algo mas empequeo; pero con toda esactitud y acordandome de tu opinion p.a no llenarle con Ing.o Estancias &.a sino en los caminos reales; pero s con los centros de Hatos y corrales que no son tantos y se ecsijen en las relaciones de posiciones. Espero tus obras prometidas; veo que eres otro Esteban en la actividad y servicio mutuo de la amistad, dandote por lo tanto el mas cordial abrazo, igualmente que al infante y besando los pies de Madama como el mas fino de tus amigos. Esteban6LXI LXI LXI LXI LXISor D. Domingo del Monte Habana. Matnzas y Marzo 21 de 1837. Queridsimo amigo: recib su aprec.da de 14 del q.e corre y con harto pesar mo vi en ella la amable oferta q.e me hace V. de su casa con harto pesar, porque no puedo aceptarla por ahora causa de no hallarme bueno aun de un desconcierto de estomago que me ha tenido encerrado una semana y andando las vueltas con le Roi7. A no ser as hubiera volado abrazar V. y trabar amistad, q.e lo deseo, y honrarme con conocer esos Sores Echeverra y Palma, quienes dir V. de mi parte cuan aficionado les soy por sus poticos raptos y cuanto me duele q.e la calamidad presente me impida el gusto de empezar tratarlos y verlos de cerca. V. no puede creer lo duro que se me hace resignarme no ir all, pero si tengo salud p.a la pascua venid.a de Espiritu Santo y las circunstancias nos ayudan, yo prometo que he de lograr el placer de verme en tan buena compaa. Por eso, si V. no parece mal, le escribir de antemano el da que pienso ir. He recibido con la carta la Floresta8 y el Aguinaldo9. Que joyal tan preciosa de poesa antigua es la Floresta! Ay amigo mo! Cuando ni como 6. El gegrafo y fillogo cubano don Esteban Pichardo. 7. Medicamento de mucho uso en Cuba durante una larga poca, y cuyo nombre deba a su fabricante el doctor Le Roi. 8. Floresta de rimas modernas castellanas por Fernando Jos Wolf, Pars, 1837. 9. Aguinaldo Habanero Editores Ramon Palma y Jos Antonio Echeverra, Habana, 1837.

PAGE 120

DOMINGO DEL MONTE / 83 / 83 / 83 / 83 / 83 pagar V. tantos favores? Creame V, amado D. Domingo, que este don le agradezco con toda el alma. Igualmente devolver V, en cambio del Aguinaldo que me han enviado sus obsequiosos editores, cumplidas gracias de mi parte, ofrecindoles p.a cualquier ocasion que gusten de emplearme, las cortas fuerzas de mi pluma, que ellos han mirado con la benignidad que yo pudiera apetecer. Mi hermano Federico enva V. afectuosas memorias y que le diga lo agradecido que se halla al buen recuerdo de V. que le ha sacado, aunq se contempla indigno, lucir al lado de tan floridos ingenios como tiene el Almendares. Padrines de la misma manera devuelve V. sus gratas espresiones y en cuanto al poema consabido dice que piensa continuarlo y darle fin, habindolo suspendido a causa de sus varias ocupaciones. V. disponga larga y cumplidam.te del aprecio carioso que le profesa J. Jacinto MilanesLXII LXII LXII LXII LXIIA. D. Domingo Delmonte Mi querido Domingo: no puedes figurarte el placer que he tenido ver letra tuya. Nuestra correspondencia no debia haberse interrumpido jamas y ya que por fortuna volvemos ella te prometo y me prometo mi mismo que no cesar por mi parte. Es esta una verdadera promesa porque la hago justamente cuando estoy menos en disposicion de cumplirla, porque has de saber mi buen amigo que no tengo ahora ni un solo minuto de que disponer. Hurtando este los innumerables y urgentsimos negocio que me rodean te dir solamente que he leido parte de tu carta y de la de nuestro comun amigo Valle personas que pueden influir en la suerte de ese pais, y que aunque han oido, te lo digo con franqueza, con cierta desconfianza algunas quejas han contenido en la necesidad de estender esa isla ciertas mejoras administrativas que no pueden alterar de ningun modo el principio que ante todas cosas debe en esta parte tener presente el Gobierno. Yo no puedo jusgar del fundamento con que le han infundido algunos recelos. Deseo que me pongas en el caso de desconocerlos ( sic ) completamente. Es cuanto puedo decirte por ahora.

PAGE 121

CENT"N EPISTOLARIO 84 \ 84 \ 84 \ 84 \ 84 \ Me es imposible escribir Valle este correo. Que tenga esta por suya. Y tu mi querido Domingo no dudes que siempre ha sido y ser tu amigo Salustiano1020 de MarzoLXIII LXIII LXIII LXIII LXIIIIsla de Cuba. Al S.r D.n Domingo Delmonte abogado en la Habana. Madrid 25 Abril 1837. Mi querido amigo. Conforme la orden que V. me da en su carta de 4 del mes pasado entregu D.n Salustiano Olozaga 200 pesos fuertes, y habiendo V. recibido 1000 dur.s de Evaristo, solo soi responsable V. de otros 1000 duros, de los cuales le dar cuenta luego que concluya de arreglar sus encargos con algunas otras obras, que segun su autorizacion le he elegido. Dir Borrego,11 Editor de la Revista, la opinion de V. sobre las ventajas que pudiera sacar de abrir la suscricion en esa; yo se la remito con toda exactitud segun V. me encarga, poniendo el sobre interior V., y el esterior D.n Luis Feit. Ya leer V. los debates sobre leyes exepcionales para esa Isla y no admision de sus diputados, lo primero conveniente y lo segundo ni justo, ni conveniente ni poltico; pero as lo han querido estos ultra-liberales que son los mayores servilones impolticos de la tierra cuando se trata de cuestion.s de America y con especialidad hoi, que pesar de pesares ven emancipado el Nuevo Mundo. El nico Americano que hai en el Congreso es Urquinaona, y aunque habl mucho y con el mayor interes no estuvo mui feliz en el modo de tocar la cuestion; mejor que l lo hizo 10.Don Salustiano de Olzaga. 11.Don Andrs Borrego.

PAGE 122

DOMINGO DEL MONTE / 85 / 85 / 85 / 85 / 85 Caballero, pero todos vieron en su defensa al hombre desacreditado que no obra mas que por espritu de oposicion al Gobierno y por miras particulares. Si V. le ocurriese algo que decir sobre esta cuestion, sobre cualquiera otra, puede V. remitrmelo y se publicar en la Revista en cualquiera otro Peridico. Supongo que conocer V. la obra titulada De la Democracia en America por M. A. Tocqueville la cual ha sido traducida por dos jvenes estudiantes quienes yo protejo, y les he indicado que cuenten con V. para que cuide la venta de los egemplares que remitan esa Isla para venderse: asi procure V. buscar personas de confianza quien consignar la venta, pues en ello hace V. un servicio mui marcado dos jvenes pobres y aplicados. Supongo que V. continuar mandando los Diarios de esa ciudad la redaccion del Espaol, cuyo peridico recibir V. con el mismo sobre que le envio la Revista. Pongame V. los pies de su Seora, y disponga con franqueza del afecto carioso que le profesa su amigo y paisano A de Arango P. D. Le remito hoi como una carta y con dos sobres como ban los espaoles y revista Europea el folleto de Saco en que pulveriza el dictamen de la comisin y aunque creo que el resultado hubiera sido el mismo siento q.e no lo hubiese publicado antes de aprovar las cortes una medida tan injusta y tan impolitica. Por Santander cuya plaza ba consignado a los S.res Bolado hermspara que lo remitan esa a la casa de D.n Luis Martinez y Comp.a ban dos cajas que contien lo que espresa la adjunta nota en la que ecepto el Bobadilla y Oviedo ha todo lo que V me determino y lo que yo le he escogido en virtud de su autorizacion y que me alegrare sea todo de su aprobacion. Nota de los libros y Estampas que se remiten D.n Domingo del Monte por la bia de Santander consignado a los SS. Bolado hermanos para embiar D.n Luis Martinez y Comp.aLeis de Indias—Herrera Istoria de las Indias—Monarq.a Indiana—Villa S.n teatro Americano—Rivas Istoria de nueva Espaa— Piedraita conquista de Granada—Ordenanza de Intend.tes de nueva espaa—Historia de nueva Espaa de Chile por Molina—El Artista—Semanario Pintoresco—Zurita anales de Aragon—Pansano anales de Aragon—Caprichos de Goya—Fragor de Espaa—Navarrete Coleccion de Viages—Cruz vieja de Espaa Francia Italia— Villanueba viage Literario—35 cuadernos de estampas litografiadas

PAGE 123

CENT"N EPISTOLARIO 86 \ 86 \ 86 \ 86 \ 86 \ de los mejores cuadernos del Museo, Palacio &a antes de la letra y escrito al testo por Leon Bermudez 80 r.s cada una. Esto va. en dos cajas marcadas con los num.s 1. y 2. y las iniciales D. M.= En la 1. van los Libros y en la 2. las Litografas, en esta van tres cuadernos con las vistas de los Sitios R.s destinados mi hermano Pepe, y en el cajn de libros van 8 bolumenes del tomo 3. del espirito del siglo de Martinez de la Rosa, destinado, por el autor p.a Pepe de la Luz—Pepe Orria—Pepe Arango de Cardenas—Mariano Mantilla—D. Cudro Pinillos y el que yo le he tomado V. Concluyo esta Carta mosayes del modo que puedo en los apuros de prepararme llevarme mi muger los Baos, y desde cualquier punto donde me dirija bolvere escrivir V. su amigo y paisano A de A Esto ba sin leerse porque no hai tiempo noticias le dara a V algunas Pepe—LXIV LXIV LXIV LXIV LXIVAl Sr. D. Domingo del Monte Habana Paris 5 de Mayo de 1837. Mi querido Domingo: ante todas cosas te advierto que la carta que v inclusa con el sobre para t, es para nuestro padre poltico, quien la entregars en secreto, pues trata de lo ocurrido entre Miguel y yo, y cuyo acontecimiento han querido ocultarlo Rosa. Dgote en seguida que tu carta del 4 de Marzo lleg mis manos, pero que en el momento de contestarla, tiemblo al ver su primer prrafo, por donde naturalmente debo comenzar. Cmo desarmar esa ira aquila? Cmo sincerarme del terrible cargo que me haces?—Muy bien puede ser cierto cuanto dices y que siendo t el nico que me escribi por el Csar, fuiste sinembargo el nico quien no escrib yo, ni aun para acusar, el recibo de los bultos y papeles. Pero dime no te ha sucedido t cuando chiquillo, estar comiendo un buen plato de frutas y haber destinado all en tu mente la ms madura y sabrosa para el ltimo bocado, como es de ley, cuando entra la mam que viene diciendo, “muchacho, no comas ms que te hace dao” y te arrebata el

PAGE 124

DOMINGO DEL MONTE / 87 / 87 / 87 / 87 / 87 plato? Pues tu carta es la sabrosa fruta, y es la inflexible mam el correo que no guarda miramientos ni estila contemplaciones. No me suceder tal por esta vez, que desde ayer estoy escribiendo aunque no debo mandar las cartas hasta maana, y continuando la contestacin tu carta digo, que he recibido por D. Luciano Barbon el hermoso mapa de la isla que no deja que desear sino mejor papel: ya lo estoy haciendo pegar en tela y barnizar para ponerlo en mi antesala, Tambien me entreg el referido un paquete con dos nmeros de las Memorias de la Sociedad y algunos diarios desde el 11 de Feb.o hasta el 11 de Marzo; pero en esto de diarios dispnseme Vmd. que le diga que anda muy desacertado en cuanto la manera de enviarmelos, pues el ao pasado me falt casi todo el mes de Agosto y despus ac me faltan dos meses completos, es decir desde el 10 de Diciembre hasta el 10 de Febrero. El Aguinaldo del que he recibido cinco ejemplares en lugar de 4 que t me anuncias, me ha parecido muy bien en cuanto la idea y su composicin; pero yo quisiera ms prosa y menos versos, para que hubiese suficiente variedad. Estos son sinembargo, muy buenos por lo general, aunque hay algunas composiciones que mi juicio no merecen tan alto puesto. Tal es por ejemplo el Relox de Manzano, que te juro no la he entendido, sin embargo de dos lecturas que le he dado. La Madrugada de Milans, que me celebras, me ha parecido original y muy potica; mas encuentro que su lenguage carece algunas veces de aquella dignidad que tanto requiere la poesa de este gnero. Tambin me pareces sobrado generoso con el Amor de Echeverria, pues esceptuando un par de imgenes bellsimas, lo dems me parece que no pasa de la vulgar mediana: no digo tanto de su prosa, que en la biografa de Garay, me ha gustado mucho. Ramon Palma ha hecho mi sentir mayores progresos que ninguno, y he encontrado muchas cosas suyas que me han gustado. Pero la perla de la coleccin, y que t ni me mientas, es la sublime composicion de Jos M. la Pirmide .12 Por ltimo, aadir que la parte tipogrfica no corresponde tan bellas pginas: encuentro el margen que han dejado abajo demasiado ancho y los otros demasiado estrechos, y tambien creo debian haber adoptado algunos caracteres gticos y adornados que estn tan en boga. Ms adelante te remitir algunas de las composiciones que me pides, por si las juzgas dignas de figurar en el Aguinaldo de 1838 y tambien ver si puedo sacarle algo la Merlin segun me encargas. Apropsito de esta Seora, debo decirte que has incurrdo en una inexactitud, de poca monta es verdad, cuando das noticia de ella. Es saber: qu su marido no ha sido ni es conde; y si ella se titula condesa, es por ser hija primognita del conde Jaruco, segun es la 12. Jos Mara Heredia. La poesa es la titulada A la Gran Pirmide de Egipto

PAGE 125

CENT"N EPISTOLARIO 88 \ 88 \ 88 \ 88 \ 88 \ costumbre por estas tierras aristocrticas. Concluyo mi captulo crtico recomendndote que des mi enhorabuena Palma y Echeverria, y que me digas quienes son los nuevos astros de nuestra constelacion potica que figuran con los nombres de Milans, Matamoros y Padrinez. Pedro Sirgado y Juan Carrillo se marcharon ayer para Marsella despus de haber pasado seis meses en Paris. El primero ha pasado todo su tiempo escribiendo un papel poltico en que se empea en demostrar que la isla no puede ser independiente, ni sola ni unida otra potencia; que su estado presente es violento y no puede durar sin motivar una revolucion; que toda revolucin all es demasiado peligrosa y que el gobierno metropolitano debe darle instituciones liberales basadas en las constituciones de las colonias inglesas y francesas. Piensa presentarlo al gobierno, como memoria, y en todo caso imprimirlo para que circule entre diputados y las gentes del gobierno: yo le he aconsejado que no lo mande la Habana, por que toca en l algunas materias peligrosas. Se ha ido de aqu sin aprender una palabra del idioma. Juan Carrillo ha adelantado poco ms y tampoco ha hecho nada de provecho: se ha divertido mucho con la gente del bronce en los bailes de mascaras &a. Saquete me acaba de remitir un papel que ha escrito sobre la cuestion de los actuales diputados de ultramar y sobre el rgimen futuro de aquellas provincias. La primera parte me ha parecido un poco floja; pero en la segunda se desquita victoriosamente: est escrita con aquella fuerza de lgica y de datos positivos, caracterstica del bayams y en estilo aliado la par que severo; pero sin tocar en avinagrado. ¡Pobre comision, cmo la estropea! Nicols Escovedo lleg Inglaterra como sabrs despus de largas y penosas navegaciones. Ya estaba preparndose para embarcarse de all para Cdiz el 2 del presente, cuando supo por m el resultado de la cuestion cubana, que se decidi en contra el 16 del pasado. En consecuencia ha mudado de parecer y le espero aqu diariamente. Buen chasco despus de tantos sacrificios! Vamos al captulo de encargos. Por Toms Chauviteau que manda una caja de encargos la Habana le remite Lola Rosita el J. des Desmoiselles y el C. des Dames. Tus libros irn junto con los que pienso mandarle Felipe Poey luego que esten empastados: la Floresta de Wolff que te he comprado no comprende como dices, los poetas americanos, sino slo los modernos espaoles. La Tulia no la he encontrado todava—Te remitir tambien un tomito de poesas megicanas publicado aqu: mndame t las de Vlez13 Iturrondo cuando venga algun conocido.— Te dige en mis anteriores que recogieras del Palo Gordo mi anteojo de 13. Ramn Vlez Herrera.

PAGE 126

DOMINGO DEL MONTE / 89 / 89 / 89 / 89 / 89 pi y me lo guardaras, si no se ha vendido en 40 pesos: lo mismo te dige de tilbury, que deg en casa de M.r Little en el precio de 24 onzas—El dinero de que me hablas lo puedes entregar Gonzalo, que no me vendr mal por los tiempos que corren. El enamorado Fernandez se ha ido la Habana como te lo habia anunciado: por tanto no puedo entregarle dinero: bien tendra el maldito que pagarme a m alguno, por las muchas y gruesas cartas que me han includo para l. Si acaso le vuelve mandar su padre, dile Panello que le indique otro medio de enderezar sus cartapacios. La satirilla que me lanza Vmd. Seor descontentadizo con motivo de la blusa que le mand, fu golpe en vago; porque no fu Lola quien desempe la comision tan celebrada, sino un servidor de Vmd. Aquello de que parece que no quiere hacer tus encargos es nonsense or pure trash por consiguiente no hablemos ms dello.—Dime si el Chico Ramirez recibi el relox que le Mand con Pepe Ibarra y si Pedro Facenda recibi tambien la carta y espada que le mand por el Capt. de la Norma vuelta de viage. Haz mis recuerdos muy afectuosos Dom.o Andr, Valle, Morris, los Oss y Seoritas, Pepe de la Luz, quien escribir dentro de 15 das, Cirilo, quien dars mis enhorabuenas por sus grandes fechos y todos los amigos y amables amigas que se acuerden de tu hermano y am.o affmo Pepe P. D. No te he dicho que recib tambien tu carta del 5 de Feb.o (aunque mucho despus que la otra) que me mand Escovedo de Inglaterra. A l le he pedido las cartas de Blanco-White que me encargas y que irn con los otros libros. Sirgado me ha dicho que te puedo asegurar que no hay nada en Paris sobre el Canad, pues l lo ha buscado tambien sin fruto.—El estado gral sobre la enseanza que me dices viene entre los diarios, no ha parecido; tal vez vendra entre los que te he dicho me faltan. Adios otra vez.LXV LXV LXV LXV LXVS.r D. Dom.oDel Monte. Habana Mi querido Domingo: Devuelvo el Informe, que he ledo, y merece ser estudiado; pero pues se ha de imprimir, ya lo gozar mi sabor.

PAGE 127

CENT"N EPISTOLARIO 90 \ 90 \ 90 \ 90 \ 90 \ Estoy mejor efectivam.te, y vngalo V. ver cuanto antes. Pngame V. los pies de Rosita y de su m.e, mandando como spre. su apasionado J. de la Luz 14Mayo 10/837LXVI LXVI LXVI LXVI LXVISor D. Dom.o del Monte. Suplicada al Sor D. Felix Tanco. Habana. Mayo 11 de 1837. Apreciable y queridsimo amigo, escribo V. sin perdida de tiempo para noticiarle la prdida involuntaria que he tenido de la carta que V me di para el Sor D. Felix Tanco. El paso es un si es no es novelesco y merece pormenores. Olvidseme cuando estaba aun en esa encerrarla en mi baul: metila en el bolsillo de la chupa y estando en el vapor me acost: parece que con los vaivenes se escurri de la faltriquera: lo cierto es que al cabo de una hora u hora y media me acord de ella, fui buscarla y no d con ella. Vuelto loco anduve registrando todos los sitios del vapor en donde estuve parado acostado y al cabo en el mismo donde me hube tendido hall (cosa maravillosa) la llavecita del costurerito, pero la llavecita sola. Soltando la rienda pensar lo peor, creo que alguno hall la carta la abri, (por que si no me yerro iba sin oblea) creyendo el peso de la llave monedas de oro y viendo despues que era sola una llave y esta inutil p.a quien no fuese dueo del costurero, la hubo de poner donde la hall. Esta es la unica esplicacion que hallo un lance tan particular. En fin no se perdi lo principal que fu la llave y tomandose V. la pena de tornar escribir Tanco, tiene composicion el yerro. Confieso sin reboso que debiera emplear mas esmero en cosas 14. Don Jos de la Luz y Caballero.

PAGE 128

DOMINGO DEL MONTE / 91 / 91 / 91 / 91 / 91 de V, pero su acostumbrada indulgencia me escusar de tamao descuido, teniendo presente aquello de “Mensagero sois, amigo; non mereceis culpa, non.” Por lo demas he tenido un viaje felicisimo y escap del temido mareo. Pongame V. los pies de Rosita, quien igualm.te que V. vuelve mi familia sus afectuosas espresiones: d finsimas memorias Echeverra Matamoros y demas amigos y ordene V. cuanto guste su apa.o am.o y serv.orJ. J. MilanesLXVII LXVII LXVII LXVII LXVIIMad.e 25 de Mayo de 1837. Mi querido amigo y paisano; haca muchos meses que el estado alarmante de la salud de mi primo Pancho,15 me hacan presagiar el funesto desenlace que ha tenido, y sin embargo de esta conviccion nada ha podido mitigar el profundo sentimiento que me causado su muerte. Era sin duda el primer hombre de nuestro pais y hera necesario tratarlo con toda la intimidad de la amistad para conocer la estension de sus miras y sus patrioticos sentimientos, pues yo jamas lo vi ocupado de lo presente sino calculando el porvenir y la felicidad de su Patria la q.e consagrava todos sus desvelos. Yo he tenido la mas verdadera complacencia al saber la acertada eleccion q.e se ha hecho de su persona para escribir la Necrologa de Pancho,16 y si este fu mi primer sentimiento figrese V. como se corrovoraria el leher su Carta de V. de 4 del mes pasado, en que me manifiesta que nuestro hombre no cabia en los estrechos lmites de un artculo y que pensaba estender su travajo enlazandolo con la parte ms interesante de la historia de Cuba. Estoy deseando recibir su borrador por que presumo q.e con la censura Taconense, tal vez no podra publicarse ntegra su obra, mas no importa cuando aqu podemos hacerlo mansalva gracias los SS. Arguelles, Sancho y Comp.a.... 15. El benemrito cubano don Francisco de Arango y Parreo, fallecido en la Habana el 21 de marzo de 1837. 16. Por esto se ve que hubo de ser Del Monte la primera persona designada para hacer el elogio de Arango y Parreo, trabajo que al cabo lo escribi don Anastasio Carrillo y Arango, bajo el ttulo de Elogio histrico del excelentsimo Sr. D. Francisco de Arango y Parreo y fue publicado en Madrid en 1862 por don Andrs de Arango y Nez del Castillo.

PAGE 129

CENT"N EPISTOLARIO 92 \ 92 \ 92 \ 92 \ 92 \ Cansado de buscar Bovadilla y la Cronica de Oviedo sin poderlos encontrar me dcido remitirle V. los demas encargos, con algunos otros que le aadido, los cuales hiran por la via de Santander como la mas segura en la actualidad, consignado los SS. Bolado hermanos, para q.e los dirijan esa la Casa de D.n Luis Martinez y Compaa. Leer el aguinaldo Habanero y lo entregar Borrego para que lo califique en su revista; tambin le entregue al mismo el estado de esa Isla y el otro lo recibi Saco; este tiene el proyecto de marcharse viajar lo que siento mucho por que aqu hace falta un hombre de su merito p.a defender nuestra causa contra la animosidad encarnizada de ciertos hombres resentidos que se quieren vengar de nosotros de unas perdidas debidas unicamente la terquedad de sus herrores De nuestro estado nada tengo que aadirle lo que le dirn los periodicos; esto nunca sera otra cosa que lo que son Mexico, Colombia y demas paises en que se habla nuestro idioma, amenos que Dios no venga governarnos que se encargue de ello gente estraa. Se repite como siempre todo de V. su muy apasionado amigo A. de Arango.LXVIII LXVIII LXVIII LXVIII LXVIIIAl Lic. D. Domingo del Monte Habana. Matanzas 30 de mayo de 1837. Mi querido Domingo: recib el otro da la de V. fecha del 24, y hasta hoy no me ha sido posible contestarla. El proyecto del nuevo teatro est con efecto emborricado, y segn todas las apariencias es bien dificil que reviva en algun tiempo. Por consiguiente ser bueno devolver su plano al seor Cruger; y yo lo enviar con alguna persona de confianza que se presente, o dgame V. quien quiere que se lo entregue. Dicenme que est V. muy ocupado con la biografa del seor Arango, y ya deseo ver el fruto de su trabajo. Hace pocos das se me present un tal Flores con una carta de V. bastante atrasada, en que me lo recomendaba mucho como maestro de primeras letras. Pretenda obtener por oposicion la escuela de Ceiba-mocha, y habiendo ocurrido cierta dificultad, tuve el gusto de alla-

PAGE 130

DOMINGO DEL MONTE / 93 / 93 / 93 / 93 / 93 narla; pero despus vari de pensamiento el interesado y desisti de su empresa. Anita y Javiera me encargan mil espresiones para V.: dla de parte de todos Rosita con un beso Leonardo, y V. no olvide su tierno amigo Blas Oss Entregu Jos Miguel el papel que vena incluso, y cumpl con el en cargo de V.LXIX LXIX LXIX LXIX LXIXAl S D Domingo del Monte De J de A Sor Dn Domingo del Monte Muy amigo mio: enristre Vm la pluma, q bien puede hacerlo la D’Aguesseau, p.a vapular los q indecisos en la adjunta acordada han desmentido la dignidad de la magistratura. Soy de Vm spre su Arango17LXX LXX LXX LXX LXXAl Sor D.n Jose de Arango. S.r D.n Jos Arango— Sor Padrino: lejos de haverme olvidado de su encargo lo he recordado al Sor de Olaeta el q.e ha estado en cama y no le ha sido posible por esta causa despacharlo. Siento la demora y no dude V. procurar no se detenga p.r mas tpo su ahijado Lorenzo Somera. 17. Don Jos de Arango y Nez del Castillo.

PAGE 131

CENT"N EPISTOLARIO 94 \ 94 \ 94 \ 94 \ 94 \ Mil cosas a mi comadre. 15 de Juno [Habana, 1837.] Vea Vm eso, amigo mio: es contestacion un recuerdo algo savonado q hice hoy, y q pr q no se riera no se me ha contestado continuacion. ¡Que enfadado estoy con todos los perrazos As llama Andres los Godos en su carta pr el ultimo correo, pidiendome q escriba yo algo. Si Vm no ha visto el papel de Saco, lo mandare luego q lo recoja de un amigo. Me ha parecido bien: pero no inutiliza lo q tengo escrito, aunq estamos en muchas coincidencias, pr q conviene q salgan muchos la palestra, pa q esos seores sepan q siquiera sentimos y no besamos el yugo. Pero yo si deseara el q Vm con sus ordenes quiera poner su muy apasionado Arango18LXXI LXXI LXXI LXXI LXXISor D. Domingo del Monte. Habana. Matanzas y junio de 1837. Queridsimo amigo: quisiera pedir V. un favor. A Matamoros19 le escrib pidiendole noticia de “Las memorias de la duquesa de Abrantes” que solicita un amigo, que ha dicho que en esa se venden, 12 tomos en cuarto 34. ps: exhorbitancia de precio que aterra al comprador. Este sin embargo como quiere conseguira de todos modos la obra sin que le cueste muy caro, me ha dicho que si tendra proporcion de pedirla Francia que all por estar en su original se vender barata. Como es persona quien debo favores, le repliqu que tal vez V. me podra favorecer en, esta empresa, dado caso que al pres.te enviase V. buscar algunos libros p.a si p.a otros amigos aquel pais. Sin embargo quiero consultar este negocio con V. antes de emprenderlo. Este amigo me ha hablado con franqueza y me dijo que no d mas que una onza por toda la obra. Hable V. con Matamoros y si V. le parece que el valor de ella en flete y dros llegar la citada cantidad, entonces me atrevo suplicarle que se tome la molestia de pedirla en union de otros encargos, pero si 18. Ibdem. 19. Don Rafael Matamoros y Tllez.

PAGE 132

DOMINGO DEL MONTE / 95 / 95 / 95 / 95 / 95 cree V. que ha de costar mas, no hay p.a que incomodarse, pues como digo, el tal no d mas de una onza. Hllome en la necesidad de servir este amigo que es medio pariente mio, porque no ser as, no hiciera V. tan engorroso encargo. En la adjta composicion “A Larra” he procurado, como V. ver, insistir sobre la importancia moral del poeta en oposicion las ideas de suicidio que la epoca moderna quiere mirar como eminentem.te romantica. No s que tal le parecer la composicion, pero al menos llevo la certidumbre de que su fin es bueno. Savez-vous le trait patriotique de Matanzas? On m’a dit qu’un homme d’ci, un quidan comme il y en a tant, est all la Havanne dmander au gnral sa permission-pour faire un bal qui puisse tre, la dfrence des villes tablic, le rival du vtre. Je crois que cette nouvelle va vaus ravir : mais pourquoi notre ville, diras-ton, singera-t-elle la capitale mme surce point-ci? C’est que l’esprit d’adulation, voyez-vous, est plus facile apprendre qu’aucune chose au monde. Ofrezca V. mis rendim.tos su esposa, d memorias Matamoros y demas amigos, sobre el afanado Echeverra y disimulandome tantas molestias, mande cuanto guste su seguro servidor y amigo de por vida J. Jacinto MilanesLXXII LXXII LXXII LXXII LXXIISor D. Domingo del Monte. Habana. Matanzas y junio 6 de 1837. Mi dulce amigo: habr como tres correos que escribi Echeverra enviandole una obrilla mtrica que compuse hace poco y pidindole noticias del gran baile: la carta iba al cuidado de V, pero viendo que l no me contesta pienso que la carta estar aun en la estafeta y quisiera merecer de V. que le dijera que la solicite para recibir la contestacion. En la hoja peridica de esa ha salido la descripcion del baile, pero es descripcion oficial y no la sazonan pensamientos de aquellos que hagan mirar dha fiesta la luz que debe ser vista. Amigo, qu duro es contemplar en la imprenta un semblante servil!... Mais que faire? Lorsqu’on marche sur nos droits l, dans la pninsule, lorsqu’on veut nous nier le titre d’homme lorsqu’on nous fait merci de celui d’esclaves, est-il si rare

PAGE 133

CENT"N EPISTOLARIO 96 \ 96 \ 96 \ 96 \ 96 \ que notre prsent soit si rvoltant, si indigne, quand nous n’avons presque un avenir? Je vous parle du fond de mon me: lorsque je vois l’goisme du cabinet espagnol, lorsque je trouve si peu d’espoir dans nos defenseurs peninsulaires, lorsque je vois notre existence future tre rgardee par ces hommes-l d’un oeil de mpris, mon coeur se brise, le dsespoir du doute m’assaillit et tout le beau des penses est pour moi comme de la fume qui s’envle.... enfin, plus de cela. Yo no puedo imaginar que sea algun ataque de holgazaneria literaria el que impida Echevarra contestarme, y si por desdicha lo fuese, dgale V. que se anime, que no se deje usurpar tantas horas por la meditacion y que consagre algunos minutos la pluma. Estoy sabroseandome con las bellezas de la Mara. Qu gentecilla aquella del Norte! Beldades calculadoras y heroes de escritorio, con una imaginacion de hielo y un corazon metlico. Pobrecitos! Ofrzcame V. los pies de Rosita: Matamoros, Palma, Moris y demas amigos dele mil espresiones amistosas y V. mande su am.o verdadero J. J. MilanesLXXIII LXXIII LXXIII LXXIII LXXIIIP .to Ppe. 12. de Junio de 1837. Querido Domingo: recib la tuya del 2. de este, q.e me escribistes con Morel, i los papeles adjuntos, estrao mucho q.e me digas q.e no has recibido ninguna ma desde q.e te los remit, p.s te he escrito varas veces con sobre tu suegra, i no teniendo contestacion te he escrito dandote quejas p.r tu cilencio, i ultimam.te te las d p.r medio de Domingo Andr. No recuerdo punto fijo lo q.e te he dicho en tantas cartas, p.o si hago memoria q.e en una te habl mejor dicho te peda q.e me pusieras al corriente de lo q.e haba pasado con Jos M.a Heredia.=En otra te peda noticias, impresos sobre ducacion, es decir, sobre metodos p.a las escuelas, en particular p.a escuelas de pobres.—Tambien te hablaba en otra sobre q.e me digeras el mejor sistema q.e pudieras observar p.a ensear mi nia conocer las letras, i leer, i aun te peda una cartilla q.ehe visto de varias figuras, con las letras del alfabeto; con las cuales insenciblem.te se aprenden las letras con agrado del nio=Tambien te escrib diciendote q.e no veia la cuestion de mi tio Anastasio sobre el camino de hierro del modo q.e tu, p.s no acertaba yo en q.e consistia su

PAGE 134

DOMINGO DEL MONTE / 97 / 97 / 97 / 97 / 97 poco patriotismo cuando al contrario veia y q.e su opinion era mas racional q.e la de la Junta de Fomento; i te peda esplicaciones.=De esto i de otras varias cosas te he escrito i nada me has contestado: yo creo q.e apesar q.e te escribo bajo sobre de tu suegra te cogen las cartas, as, indicame otro sobre mas seguro, i hasta entonces no te pondr sino fees de vidas. Dale espreciones mias i de Gabriela Rosita, i con carios espresivos mi hijo Leonardo no dudes tu de la amistad invariable de tu Tatao20LXXIV LXXIV LXXIV LXXIV LXXIVAl S.or D.n Domingo del Monte N. S. S. S.or D.n Domingo del Monte. Mi muy estimado am.o y sor: queda en mi poder, con su atta carta de ayer, el papel q.e en ella se sirve V. incluirme; y doi V. las mas espresivas gracias p.r este sealado favor.21Siempre he tenido V. la mayor estimacion p.r su talento y calidad y puede V. tambien contar q.e tiene en mi un verdadero amigo q. b. s. m. Nicolas Santos Suarez Junio 14/837. 20. Don Anastasio Orozco y Arango. 21. Este papel era un oficio original, de un Ministro o de un director de polica de Madrid, en 1817, a Don Francisco Arango, individuo entonces del Consejo de Indias, y residente en la corte, en que le pedan informes sobre los jvenes habaneros D.n N. S. Suarez y D. Nicolas de Escobedo, pues habian sido denunciados como sospechosos de liberales revolucionarios.—N. de Domingo del Monte.

PAGE 135

CENT"N EPISTOLARIO 98 \ 98 \ 98 \ 98 \ 98 \LXXV LXXV LXXV LXXV LXXVSor D. Domingo del Monte Habana Matanzas y julio 4. de 1837. Mi querido amigo: recib la sazonada de V. de 28 del que feneci y tocante al encargo, parece que el individuo se le hace muy cuesta arriba esperar tanto tiempo: de modo que voy escribir Matamoros p.a que haga en la lib.a de Ramos la propuesta que V. me indica. Envio V. la composic.on de Larra reformada en todo lo que V. me dijo, y no s si la correccion le agradar. En cuanto que esta edad es de convulsion (sin que yo me meta asegurar que lo sea de desesperacion y aniquilam.to) pienso que no voy tan descaminado, y me parece que Victor Hugo, sin ser poeta perdulario ni corrompido, lo espresa cada paso en sus Cantos del Crepsculo. Lea V. la composicion que empiesa: “Seigneur, si vouz avez la France sous vos ailes” las dos Canaris y varios trozos de otras y hallar V. que pinta esta esta epoca como tormentosa y agitada de una lucha tenaz. A veces dice: ce noir torrent de lois, de passions, d’ides qui rpand sur les moeurs ses vagues dbordes, etc Enfin, qu he querido decir con los Cantos del crepsculo? Retratar fuertemente el tinte crepuscular de este siglo en que el mundo se siente estremecido, en que el despotismo lucha con la libertad: la filosofa epicurea y volteriana con el idealismo y romanticismo, en que todo es contraposicion de miras y en que como dice Victor Hugo en el prlogo de los Cantos del Crepusculo no se oyen, ni se comprenden ni aplauden mas que dos palabras: s y no. Y no se diga que en Francia es esto solo: en cualquier paraje del mundo donde han entrado las grandes ideas modernas (y ya V. v con qu rapidez van de uno otro) las antiguas como es natural se han negado acogerlas y de aqu reyertas y eterna colision. Ultimam.te me niega V. que el espritu de reforma v cundiendo todos los paises ilustrados? Y este espritu de reforma no ha de esparcir agitacion convulsiva en las masas por cuanto saca la sociedad de aquel pi estacionario en que se hallaba? En los E. U. que V. me cita, que hubo el de 1834? Un gran motin. Con que motivo? Pregnteselo V. los amalgamistas y abolicionistas, y sino ah est la Mara que no me dejar mentir. He aqu en lo que yo me fundaba p.a creer que esta edad es de convulsion.

PAGE 136

DOMINGO DEL MONTE / 99 / 99 / 99 / 99 / 99 Reciba V. mil espresiones de Tanco, Padrines y Federico: delas de mi parte todos los nuestros y ordene su seg.o servidor y am.oJ. Jacinto Milanes.LXXVI LXXVI LXXVI LXXVI LXXVISor D Domingo del Monte. Habana Sor D Dom.o del Monte Matanzas 6 de Julio 1837. Mi estimado amigo: acabo de entregar el 2. tomo de Chevalier Tanco p.a que se lo dirija Vd. Despues que Vd lo lea tendr la bondad de entregarlo D Fernando Illas juntamente con el tomo 1. Dice mi primo que si Vd podria proporcionarle la obra de Teneman, de que le habl Vd, decirle quien se la prest Vd aqu para pedirla. L0e incluyo los versos que le Vd ultimamente, los cuales he procurado darles la tendencia saludable q.e Ud me indic. No he variado aquello de “ Y es as q.e yo os amra” porque me ha dicho Milanes que Lope y Calderon suelen usar con frecuencia de este giro. Ya Milanes habr informado Vd del magnfico sarao q.e se nos aguarda, ideado por las hbiles cabezas del Secretario de S M D Martin F... y el Sor D Jos Modesto de la Vega, auditor de marina hon.oSin tpo p.a mas se repite de Vd siempre adictsimo J. PadrinesLXXVII LXXVII LXXVII LXXVII LXXVIIPuerto Principe July 13.th 1837. Dear Sir. I take the liberty of troubling you, in a matter of personal interest to me; and of using my own native language, which I am under the impression you are master of, whilst I am but a noviciate in yours. I am desirous to learn something of the true prospects of the

PAGE 137

CENT"N EPISTOLARIO 100 \ 100 \ 100 \ 100 \ 100 \ Cardenas Rail Road; and whether appearances are more favorable as to an early commencement of the works.—Before leaving Havana, I called at your lodgings, but to my misfortune, did not find you at home. I regret it still more, as having thereby lost, or postponed, the gratification of a personal acquaintance with me of whose patriotic sentiments, I have already obtained so high an opinion. Although I am unoccupied here, (as there is no progress making, or very little prospect, of any, in regard to the Rail Road in this quarter, that I can perceive) yet, I would prefer to spend the time here, rather than in Havana, unless the preliminary measures for the Cardenas Road shall have been passed thro’ & the funds called in, so as to insure the immediate commencement on the undertaking. I suppose the selection of Engineer will have been or will very shortly be made, & if the directors may not think proper to gratify me with their preference, I am, nevertheless, anxious to learn, if you will do me the favor to inform me, whenever they are prepared to adjust my account for the survey. The entire expences of the surveiying party were defrayed by me, from my own funds, & involves a considerable amount: I had at the time, not the least expectation, that a year would elapse before they were refunded to me. You will excuse me I trust, for availing myself of this opportunity for a few remarks on a different topic. I cannot deny myself a strong feeling of interest in the prosperity of the Island and the true happiness of its, inhabitants. For this reason I am rejoiced to find the slave population in any province of the island as in this, bearing a less proportion to the whites than in the districts nearer Havana & Matanzas. I tremble when I think what a blind fatality attends the mass of people here on this question. They seem to be without any reflection as to the future consequences-doing that which must assuredly, at a future time, be all undone, with augmented difficulty-all, at most, for a trifling temporary gain to a few individuals-I question however, as much as I have seen of the system, whether it will not be found as profitable with the contrary one, when fairly tired; whilst it must remain indisputed that the present system has retarded in the aggregate the general prosperity of the island. Notwithstanding security under this system, may have been experienced in times past, I think it should not be calculated upon for the time to come. No,-great changes are taking place in the civilized world & if a conformity thereto, is not sought by an alteration in public sentiment here likewise on this subject, it will, to my apprehension, result of itself in a mode by far more dreadful. See what the circumstances of this Island will soon be—for I trust that stain in the national escutcheon of the U. S., is now shortly to be removed. The Union is agitated from

PAGE 138

DOMINGO DEL MONTE / 101 / 101 / 101 / 101 / 101 its centre to its extremes on this question, & we may call there the opinion universal that Slavery must be abolished; however they may be differing as to the most safe & prudent mode to do it. West of the Island of Cuba, it has already been extinguished; whilst on the South, and almost touching these shores, is the Island of Jamaica, with a colored population of about 500.000. A portion of those now Slaves, are to be introduced next year to all the immunities & privileges of freemen, and soon, very soon, the remainder will attain to the same rights. With the comparative handful of whites that are at present there, inevitable at is that; the Blacks will be the sole occupants. And with all these changes and that in Jamaica especially, will the island of Cuba still exist as the abode of slavery. Yet gentlemen here, are gathering estates with the expectation that they are doing for their children. Will possessions bequeathed under these accumulated dangers be acceptable? It appears to me, that unless a stop is soon put to the introduction of Africans, in all future bequests for the word “Slaves” should be substituted that of Poignards. It would then imply that legators possess some consciousness as to future consequences. I see myself but one solitary mode of protracting the issue-that is, with the aumentation of Slaves, the Military force must also be augmented; and the latter must come from. abroad, because no other permanent force is allowedIt follows then, that those who maintain slavery must consent themselves to be slaves & transfer the same to their descendants. After all the Almighty himself has declared that “he will break the bonds and let the oppressed go free”—His promises & purposes cannot surely fail! What a beatiful contrast to this g1oomy picture might be in the existence of a free, intelligent & industrious population transferring the lights of education to their posterity, instead of allowing their children to grow up in ignorance, idleness & vice-imbibing the false notion that labor for the white is degradation. Much, very much have I thought upon the situation of things here, whilst I have travelled about on the Island; but always deprived of the privilege, of saying any thing, knowing well the prejudices that may be excited against a foreigner however unworthy these prejudices may be. I have wished that there was a band o£ fearless young men, who would cry aloud & spare not, —disregarding ought that; may be said to them, by the supporters of this traffic— for “Youth is mighty & must prevail” In my reflections upon this subject since I have been, here, it has occured to me that something might be started in this Province which would tend very much to give an impulse to public opinion; but it requires

PAGE 139

CENT"N EPISTOLARIO 102 \ 102 \ 102 \ 102 \ 102 \ action & cooperation to bring it about. I believe that it only requires the sligtest movement on the part oh the people to induce the Government themselves to put a decided stop to the future importation. The plan which has suggested itself to me would bring this to the test. You will oblige me much by replying to the principal object of my communication viz; the information solicited as to the Cardenas Rail Road-at the same time I shall feel doubly happy if you have time to give me any sentiments of yours on the other topic of my letter or in fact any matters referring to the improvement of the Island which you may be disposed to send me. I am very truly Your obt. servant Benjamin H. Wright ………… “ ………… Ingeniero americano, constructor del ferro-carril de Nuevitas D.n Domingo Del MonteTRADUCCI"NPuerto Principe Julio 13 de 1837 Muy Sor mio: Me permito molestarle en un asunto de mi particular inters valindome de mi idioma que entiendo V. domina, mientras que soy mero novicio en el suyo Deseo saber algo sobre la verdadera perspectiva del Ferrocarril de Crdenas, si su condicion es favorable al pronto comienzo de las obras. Antes de salir de la Habana fu a su casa pero por desgracia no le hall. Mucho lo he deplorado por haber perdido o pospuesto el gusto de conocer personalmente a quien ha alcanzado tan elevado concepto en la opinion Aunque estoy aqui sin ocupacion (pues no hay progreso, muy poca perspectiva o ninguna respecto del Ferrocarril de este distrito) prefiero mantenerme en este lugar ms bien que en la Habana; salvo que hayan sido aprobadas las disposiciones preliminares en relacin con el Ferrocarril de Crdenas; se hayan recolectado los fondos para garantizar el inmediato comienzo de la obra. Supongo que se habr hecho la eleccin del Ingeniero o se har en breve, a menos que los directores estimen conveniente complacerme prefirindome, de todos modos estoy inquieto por saber, si V. me hace el favor de informarme, si estn dispuestos a ajustar mi cuenta para el deslinde El gasto total de los que hicieron el deslinde fu costeado por m, de mis propios fondos implicando una gran suma, que no esperaba entonces, me fuera devuelta antes de un ao. Srvase excusarme si aprovecho esta oportunidad para hacer unas cuantas observaciones sobre diferente materia. No puedo negar mi gran inters por la prosperidad

PAGE 140

DOMINGO DEL MONTE / 103 / 103 / 103 / 103 / 103de la Isla y verdadera felicidad de sus habitantes. Por esto regocjome al advertir que la poblacin esclava se halla en menor proporcin respecto de la blanca en cualquier provincia de la Isla, como pasa en sta, salvo en los distritos ms prximos de la Habana y Matanzas. Tiemblo al pensar en el destino que sobre esto corresponder a la masa del pueblo. Sin reflexin sobre las futuras consecuencias, haciendo lo que ciertamente en el porvenir ser deshecho, con mayor dificultad por frvola ganancia temporal para unos pocos individuos y me pregunto, por lo que he visto del sistema, si no sera aprovechable el contrario al cansarse de ste pues no hay duda que el presente sistema ha retardado en conjunto la prosperidad general de la isla. A pesar de la seguridad de este sistema, por la experiencia del pasado, creo que no debe ser tomado en consideracin en el futuro. No se operan grandes cambios en el mundo civilizado si no hay conformidad a base de un cambio en el sentimiento pblico, de lo contrario resultar segn mi estimacin mucho peor. Vea cuales han de ser pronto las circunstancias de esta isla porque pronto se quitar en los E. Unidos la mancha del escudo nacional. La Unin est agitada de un extremo a otro por este asunto, podemos decir que la opinin general es que la esclavitud debe ser abolida; a pesar de las diferencias en cuanto a la mejor y ms prudente manera de realizar esto. En el occidente de la Isla de Cuba casi se ha extinguido, mientras que en el Sur y casi tocando estas costas se halla la isla de Jamaica con una poblacion de color de cerca de 500.000. Una gran parte de los que an son esclavos disfrutarn el prximo ao de todos los privilegios e inmunidades del hombre libre, y pronto, muy pronto, el resto obtendr los mismos derechos.—Con el relativo puado de blancos que hay ahora alli es inevitable que los negros sean los nicos ocupantes. Y con todos estos cambios y especialmente los de Jamaica, la isla de Cuba se mantendr como morada de la esclavitud. No obstante los hombres acumulan bienes con la esperanza que lo hacen p.a sus hijos. Las propiedades legadas en razn de estos peligros acumulados sern aceptables? Me parece que salvo que se detenga la introduccin de africanos en todo legado futuro la palabra Slaves debe ser sustituida con la de Poignards. Ello significara que los legatarios poseen conciencia de las consecuencias futuras. Solo veo un medio de continuar esto, es decir que con el aumento de esclavos se aumente tambien la fuerza militar, y esto ltimo debe venir de fuera dado que no se permite otra fuerza permanente. De ello resulta que los que mantienen la esclavitud deben consentir en ser esclavos y transferidos a sus descendientes. Despus de todo el Todopoderoso ha declarado “que romper las cadenas para que el oprimido quede libre.” Imposible que fallen sus promesas y propsitos. Cuan bello contrate sera el de un cuadro sombro el pasar al de una poblacin libre, inteligente e industriosa que legara las luces de la educacin a su posteridad, en vez de permitir que sus hijos creciesen en la ignorancia, ociosidad y vicio saturndola de la falsa idea que el trabajo para el blanco es una degradacin. Mucho, mucho he pensado sobre el estado de cosas aqu, mientras he viajado por la isla, siempre privado del privilegio de decir algo pensando en los prejuicios que puedan despertarse contra un extranjero, por indignos que esos prejuicios puedan ser. He de-

PAGE 141

CENT"N EPISTOLARIO 104 \ 104 \ 104 \ 104 \ 104 \seado que hubiese una partida de valientes jvenes que persistiesen en gritar bien alto sin hacer caso de lo que se les dijese por los mantenedores de este trfico porque la “Juventud es poderosa y debe prevalecer”. Se me ha ocurrido en mis reflexiones sobre este asunto desde que estoy aqu, q.ealgo podra suscitarse en esta Provincia que tendiese mucho a dar impulso a la opinin pblica, pero para ello se requiere accin y cooperacin. Creo que bastara el menor movimiento de parte del pueblo para inducir al Gobierno a que detuviese la importacin futura. El plan que se me ha ocurrido permitira la prueba. Me hara V. un favor contestando al principal motivo de mi comunicacion, a saber la informacin solicitada sobre el Ferrocarril de Crdenas y me sentira doblemente feliz si le sobra tiempo para comunicarme su sentir sobre el otro tpico de mi carta u otra cosa con relacion al adelanto de la Isla que V. desee remitirme. Soy su mas obediente servidor Benjamin H. Wright Ingeniero americano, constructor del ferro-carril de Nuevitas. Don Domingo Del MonteLXXVIII LXXVIII LXXVIII LXXVIII LXXVIIISor D Domingo del Monte Habana Matnzas y julio 15 de 1837. Mi querido amigo: recibi su ap.da del 12 y tocante al punto de ser ste un tiempo de lucha y colision quedo enterado y estoy con V. en todo lo que me dice. Mis malas esplicaderas han ocasionado que V. se molestase, pues no haber puesto yo la palabra convulsion queriendo denotar el sacudimiento que ha sufrido en este siglo la sociedad tan estacionaria principio y mediados del anterior, ya nos hubiramos entendido. Prueba de que conoc mi yerro fu haber reformado la composicion de un modo distinto sin dar lugar dudas y esplicaciones ambiguas. El que no chista ni se rebulle es nuestro amigo Echeverra, pues aunque Padrines cuando estuvo en esa le dijo que iba escribirme, aun no lo ha hecho, de modo que todo lo que le ped que me contestara en su carta ahora, si lo quisiese hacer, vendra sin tiempo. Yo, (ac inter nos) conozco, que podr mortificar algo mis amigos con mis cartas, y mas si estos amigos tienen otros que se las escriban interesantes instructivas y mas agradables que las mias, pero quisiera aprender y este

PAGE 142

DOMINGO DEL MONTE / 105 / 105 / 105 / 105 / 105 es el motivo poderoso porque no ceso de machacar; pues hablando ingenuamente cualquier misiva de V de Matamoros la estoy leyendo y releyendo hasta que recibo otra, que me la haga olvidar y estas y mis libros son mi unico y principal recreo en todo el tiempo que no veo mis amigos. A mi me pesaria mucho que imaginase Echeverria, como yo sospecho, que trataba de entablar con l una larga correspondencia, pues bien s que fuera desconsideracion cuando el, atento hacer su carrera, ha emprendido como me dijo sus estudios p.a abogado por eso es que no lo he vuelto escribir—Estas son quejas amistosas que deposito en su pecho de V, seguro de su completa reclusion. Padrines y mi hermano me han encargado memorias p.a V. dselas de mi parte todos los nuestros y Matamoros, si lo v, tendr la bondad de decirle que el martes pienso escribirle. Ordene cuanto guste su invariable. J. Jacinto Milanes.LXXIX LXXIX LXXIX LXXIX LXXIXMatnzas y julio 22 de 1837. Queridsimo amigo: es en mi poder su estimada del 19. por la que veo que deseoso V. de deshacer el tuerto que me hizo Echeverra, le mostr mis quejas y tan buen efecto ha surtido esta medida que hoy me ha escrito: pienso contestarle en el correo que viene por atravezarse de por medio esta maldita duquesa de Abrantes. Matamoros tambien me escribe hoy diciendome que compr la obra y me la ha mandado con D. Vic.te Oss: ahora son las diez y tengo que despachar el correo: la una ir saber si ha venido la Sra Duquesa y dejar de paso el dinero D.a Martina Garca, p.a que V. tenga la bondad de entregarlo en esa Matamoros. Con esta queda concluido este negocio tan engorroso. Ah v mi bandolero nada hosco, ni greudo como V. pensaba, sino con el talante de un cualquiera: no voy pintarlo cuando ya se ha internado en las atrocidades de bandido sino antes de serlo: el caso es que quiero marcar en mi composic.on la causa y el resultado: por lo cual presento al hombre no ilustrado bajo una de sus faces, bajo aquella en que el impulso santo del honor lo sumerje en los crmenes. Por supuesto la Ley es la que hace aqu el papel de bufo caricato como lo hace en nuestra sociedad.—Los versos no s que tal estaran: si acaso hay flojedad en

PAGE 143

CENT"N EPISTOLARIO 106 \ 106 \ 106 \ 106 \ 106 \ ellos desbarro en alguna idea, avisarme pronto, que empezando por trompos se llegan hacer lindos armarios. D V. memorias toda la pandilla literata: recbalas de la de ac y ordene ahora y spre su fiel amigo J. Jacinto MilanesLXXX LXXX LXXX LXXX LXXXSor D Dom.o del Monte Habana. Sor D Dom.o del Monte. Mi muy est.o amigo: el virnes dom.o debo salir de este Puerto p.aPhiladelphia, pues pienso dar un paseo de cuatro cinco meses por los E. U. para ver si me robustezco un poco mas y me quito unas cuantas telaraas de los ojos viendo un poco de mundo: en Dic.e, Enero, lo mas tardar, creo estar ya aqu de regreso. Vea V, pues, lo q.e me ordena con toda franqueza, porq.e ya Vd sabe q.e deseo poderle complacer Vd en algo. Si Vd tiene amistad con el Padre Varela, le agradecera mucho una cartica de introduccion q.e me podra Vd mandar por el primer Correo y de este modo tendra el gusto de hacer una visita este virtuoso cubano. No s si tendr tiempo para anunciar Matamoros mi prx.a partida; pero yo espero q.e Vd tendr la bondad de decirle tanto l como Echeverria q.e se tomen esta por propia y q.e vean lo que me mandan. Hgame Vd el gusto de ponerme los pies de Rosita, cuyas ordenes tambin aguardo, y sin tiempo p.a mas me repito su muy apasionado amigo Q S M B J. Padrines Ag.to 1. 1837.LXXXI LXXXI LXXXI LXXXI LXXXIMats y Agosto 1. de 1837. Queridsimo amigo: recib su estimada del 29. en ella veo los cargos que hace mi bandolero, los cuales respondo seguidam.te

PAGE 144

DOMINGO DEL MONTE / 107 / 107 / 107 / 107 / 107 En cuanto al aire de desnudez que nota V. en esta composicion y la Ramera, confieso que la tiene, pero es una desnudez severa, que jamas escitar un pensamiento lascivo en la mente mas pudorosa. oY quiero sealar abusos y p.a esto hablo claro: pinto el asqueroso interior del alma de una meretriz p.a que en mas se estime la joya bellsima del pudor y muestro de paso que ella no tiene la culpa sino la perversa ley que rega la Sociedad donde naci. La palabra ramera no es obscena en s, segun entiendo, sino la persona quien se d este nombre. Melendez no mienta la palabra ramera en sus epicureas conposicion.s y hay tanto del pensamiento lascivo e impuro en ellas, que es daossimo cualquiera joven que lo lea desprevenidam.te. La lascivia no est en las palabras sino en las ideas. Estas composiciones mias son francas, imparciales, y aun pretendo hacerlas reformadoras en el fondo: yo s que publicadas chocaran con la opinion hipocrita y gazmoa que spre reina en toda sociedad corrompida, pero yo no escribo p.a halagar dha opinion: yo escribo p.a envolver en versos verdades que necesitan con mas urgencia que otro ninguno mis compatriotas y si las debiles tentativas de mi pluma no hacen impresion en ellos, otros ingenios vendran mas determinados y robustos que sabran dar la fuerza de un rayo una verdad y sacaran frutos mas copiosos de sus vigilias. Por tanto este es el sendero que llevan mis versos, y nunca podr ser otro, porque estas son mis ideas, esto es lo que siento y esto es lo que spre har. Las doncellas, aqui no tienen educacion, los hombres son brutales y groseros: razon mayor para que yo trate de sembrar en algunos espritus juveniles pensamientos nobles y puras ideas: si otra cosa hiciera, fuera escribir contra mi conciencia. Entremos en los defectos del bandolero. La tercera estrofa dice V. que es una parbola oriental y me da V. entender que no est bastante inteligible: parabola ininteligible sera si aquella estrofa fuese toda la compos.on no tuviese tanta union con la estrofa que la antecede. El pobre despues que v su afrenta, en el primer arranque piensa como se v en la 2. estrofa, pero calma todo su furor porque el rencor que tiene al rico le hace ver que su muger no tiene la culpa, entonces piensa como ser en la tercera estrofa y si hay oscuridad en las ideas de esta estrofa, no atino dar con ella: esta 3. estrofa es parte integrante de la 2. asi como la 4. lo es de la 3. la 5. de la 4. la 6. de la 5. etc. Yo no puedo poner como V. me dice: tal es la muger que vive en la esfera corrompida, etc. porque yo no soy quien pienso, sino el pobre que est meditando sobre su muger y si yo pusiera tal cosa, destruira el plan de mi cuadro. El 5. trozo dice V que necesita aclaraciones en donde? El 5. trozo es la pintura de aquel afan angustioso que existe en el corazon de un hombre que se v deshonrado y la crueldad ironica con que lo trata el mundo,

PAGE 145

CENT"N EPISTOLARIO 108 \ 108 \ 108 \ 108 \ 108 \ que no se para contemplar la inquietud de sus dias y la insomnia de sus noches. Sobre hundir la daga en el costado, dice V. que esto no es espaol. Porque? Hundir, clavar, sepultar, meter, enterrar son verbos sinnimos en este caso y yo puse hundir porque no veo la indispensable necesidad de circunscribirme al verbo enterrar: dice V. que el arma que usamos en Castilla, no es daga, sino pual: abra V. Calderon y todos los dramaticos antiguos y ver V. donde quiera la palabra daga, y no mitad fin de verso, donde el consonante podria obligarlos poner daga, si no en las pequeas notas que indican algunas acciones de los actores, donde dice cada paso: hirele con la daga, descalbrale con la daga, dale con la daga : clara prueba de que es la daga moda corriente en Castilla de muchos siglos atras. En cuanto al costado las entraas el costado es vocablo castellano, mas de que un matador no se anda eligiendo sitios donde herir y regularmente tira al corazon, si piensa, V. que fu galicismo que puse de proposito inadvertidamente, le confieso V. que no me acordaba de nada de Francia cuando estaba hciendo versos. En fin, en otra composicion cuando se me ofrezca pondr las entraas y no el costado, para darle mas variedad pero en tanto no veo que el costado deje de ser espaol castizo. El rico dice V. que no es insensato sino malvado y que efectivamente consigue robar su ingenuo placer al pobre. A mi me parece que no: envidioso del pobre podr seducirle la muger y hacerle infeliz, pero teniendo que temer la venganza del pobre, cmo puede ser infeliz, como puede disfrutar aquel contento que gozaba el pobre antes de ser seducida su esposa? He aqu la insensatez del rico: en su proceder hay maldad tambien, harto se echa de ver, pero lo que mas resalta en dha conducta es (como yo he dicho) su insensatez. El ingenuo placer del pobre no me parece impropiedad de lenguage, porque aqu est en contraposicion con el artificial ilegtimo placer del rico. Dceme V. que estos versos no le gustan Por eso vemos que cauto y mudo, bramando sordo, con pies de espa, v tras su presa de noche y da aquel constante mirar ceudo,— V. me condena como impropia esta figura. Yo s efectivam.te que el mirar ceudo no es cauto ni mudo, ni brama sordo, ni anda con pies de espa: pero quien desde los tres primeros versos no v ya al pobre que v tras del rico?: el cuarto verso completa su pintura con aquel mirar ceudo constantemente clavado en su enemigo. O si no, digame V. Victor Hugo es buen escritor?—Si—Pues abra V. aquella composicion sobre el

PAGE 146

DOMINGO DEL MONTE / 109 / 109 / 109 / 109 / 109 suicidio que empieza: Il n’avait pas vingt ans etc cuando habla de los hombres de talento, artistas y escritores, que se han suicidado, lea V. aquel verso Quand Rabbe de poison inonde ses blessures, comme un cerf poursuivi d’aboyantes morsures. Las mordeduras pueden ladrar? No: pero desde que Victor Hugo dice: como un ciervo perseguido, al punto la imaginacion del que oye lee supone que debe ser por perros y el autor sorprende agradablem.tela atencion, con la elegante espresion de ladradoras mordeduras: ponga V. en vez de mordeduras perros, y adios gracia poetica! Qu vienen ser perros que ladran? Cosa comun y prosaica: pero con decir comme un cerf poursuivi d’aboyantes morsures. se espresa la idea de ladrar y morder al mismo tiempo; en efecto los perros que persiguen al ciervo ladran y muerden una y esta verdad poetica no la hubiera reproducido Victor Hugo en su verso, no haberla puesto como vemos. Victor Hugo tiene mil egemplos en sus poesias semejantes este, porque este gran maestro todo lo sacrifica la verdad: la verdad gramatical no se d la mano muchas veces con la natural y entonces es preciso dejar hablar la imaginacion. Ahora aplique V. todo esto al mirar ceudo : s en vez del verso aquel constante mirar ceudo digo que es el hombre, qu gracia es, supuesto que el hombre puede andar con pies de espa, bramando sordo etc: aquel constante mirar ceudo pinta al hombre—en la accion de tener clavados sus ojos enojados en su enemigo: aqu hay algo de imaginacion, pero si no hay imaginacion en poesa, donde lo ha de haber? Yo le suplico V. tenga la bondad de meditar algo sobre esto, porque en efecto el egemplo de Victor Hugo no le hallo respuesta y es cabalmente el mo. En cuanto la palabra olvidar del 1.er trozo y al egecutor del ultimo, las corregir: me parece haber visto en los antiguos el verbo olvidar usado en este caso, por eso fu que lo puse, pero en fin, lo corregir. Ultimamente siento que haya parecido obscuro el bandolero V. y Palma, porque si me he esmerado alguna vez en hacer clara una composicion, ha sido esta: Tanco se la lei y no me hizo ningun reparo: en mi familia la lei igualmente y ya V. v que no son literatos y tampoco han hallado nube alguna en ninguna espresion. En fin, puede que me ciegue el ser obra ma, pero otras veces que V. me ha corregido, he admitido sus correcciones sin resistencia, porque me han convencido intimamente. En cuanto Saco, crea V. que ya muy de antemano tengo clavados en l los ojos y lo hallo un personage poetico, (que es mucho en este

PAGE 147

CENT"N EPISTOLARIO 110 \ 110 \ 110 \ 110 \ 110 \ siglo de dejadez y en este pais de egoismo) y ya me hubiera puesto hacer alguna composicion que espresase lo que admiro su ingenio escudriador ilustrado y su voluntad entera y generosa, si no me hallase tan pobre de noticias acerca de l, pues solo le conozco por algunos escritos. Tenga V. la bondad de mandarme aquellas informaciones que sean del caso y entonces me pondre trabajar. Memorias todos los nuestros y V. reciba el afecto ilimitado de su verdadero amigo J. J. Milanes.LXXXII LXXXII LXXXII LXXXII LXXXIIDieppe 14 de Agosto de 1837. Querido Domingo mio: te deg en el tintero la ltima vez que escrib para la Habana por falta de tiempo, y para que no me vuelva suceder semejante cosa, comienzo hoy por la tuya con nimo de desenojarte. Tengo la vista tu ltima carta que es del 27 de Mayo en que me anuncias la remision de un paquete de diarios hasta aquella fecha, los nmeros 17, 18 y 19 de las Memorias de la Sociedad y el cuaderno titulado “ingenios sin esclavos”. Como esta remesa llego a Paris despues de mi salida de aquella ciudad, ha quedado en depsito en casa de Chauviteau que me remiti aqui las cartas nada mas. Recib tambien la copia de mi c.ta c.te contigo, que decir verdad, no la he leido siquiera, pero que doy por buena, fiel y en toda regla como todas las cosas de cierto bulto.—Yo te mand tambien la tuya conmigo fijada,—creo fines de Marzo,—pero para hacer las cosas mercantilmente te la pasar de nuevo fin de ao. Apruebo la suscripcion que en mi nombre has hecho una accion de cien pesos en la nueva empresa de la imprenta tipogrfica de que me hablas en tu carta, pues aunque la patria est algo oprimida este ao, yo siempre estoy dispuesto favorecer con mi humilde cuota todo progreso que contribuya difundir la civilizacion en nuestro suelo. Solo s te advierto que tengas ojo alerta con M.r Cosmer, no sea uno de los muchos aventureros que la sombra de hermosos proyectos, se llenan los bolsillos y toman luego las de villadiego, pero no se crea por esto que tengo las vulgares preocupaciones de nuestros antepasados contra los industriosos estrangeros. Nuestra temporada de baos se acabar dentro de una semana y tengo el gusto de decir que Lola ha sacado bastante provecho de ella:

PAGE 148

DOMINGO DEL MONTE / 111 / 111 / 111 / 111 / 111 est sensiblemente mejor de sus achaques que espero acabaran de desaparecer muy pronto, y tambien ha engordado algo. Creo que saldremos el 20 p.a Ruan en donde pasaremos dos o tres das, para ver algunas fbricas, la catedral &.a El 25 estaremos en Paris y principios del mes que viene pienso ir Compiegne para ver el campo militar y las maniobras del ejrcito que mandar el duque de Orleans. Este mocito nos hizo el otro dia una visita con su esposa y despues de aceptar el almuerzo que le di la ciudad, se fu reunir con su real pap en el Chateau d’Eu.—Estos baos estan ahora muy concurridos y la ciudad presenta un aspecto muy diverso del que tenia cuando llegamos ella: hay mas animacion, mas diversiones y mucha mas gente. Hemos hecho tambien algunas amistades que nos hacen mas soportable su residencia: entre estas la del banquero Aguado,22 con quien tuve ayer una conversacion que te contar mas abajo.—Tambien he hecho conocimiento con un joven parecido Matiitas y de su misma talla, que es tirador de pistola, jugador de billar, nadador y remador, con lo que queda dicho que me encontr la horma de mi zapato. Efectivamente hacemos juntos todos estos ejercicios y en el ltimo estamos y tan diestros, que el otro da remamos tres leguas en el ro de Arques que desemboca en este puerto. Te agradezco la descripcion que me haces de los preparativos para la suntuosa fiesta que deba darse en honor de nuestro dignsimo Con su pan se lo coman—Muy cabizbajos estarn los aduladores de S. E. si es cierta la noticia que dir continuacion; pero creo que su patriotismo se resignar como vean que la cosa es cierta.—Dcese aqu (y esta es la noticia que acabo de aludir) que un diario de Nueva Orleans fha 1. de Julio, trae que en la Habana haba gran conmocion en los espritus que presagiaba una prxima revolucion, por que haba llegado una real orden removiendo Tacon de su empleo y cuyo cumplimiento se haban negado aquellos fidelsimos habitantes.—Las noticias que de all tenemos directam.te y por Inglaterra, solo alcanzan hta el 22 de Junio y nada dicen sobre el particular. Vamos la conversacion de Aguado. Aqu se ha hablado mucho en los papeles sobre un emprstito que este banquero debia hacer al gob.ode Madrid, y para cuya operacion dicen que exigia la garantia de la isla de Cuba.—Ayer me vino pelo y le met las tientas sobre esta cuestion tan interesante para nosotros.—“Efectivam.te, me dijo, la Espaa no tiene ya dinero ni recurso alguno, escepcion de las rentas de la isla, y yo convine en hacer el empstito con tal que los gobiernos de Francia Inglaterra me garantizasen la percepcion directa del so22. El banquero espaol don Alejandro Mara Aguado.

PAGE 149

CENT"N EPISTOLARIO 112 \ 112 \ 112 \ 112 \ 112 \ brante de las rentas de aquella isla hasta la estinsion de la deuda: en lo que llevaba el doble obgeto de asegurar mi dinero y la union de la isla la metrpoli por cuarenta aos lo menos que se necesitarian para su pago. (Friolera!) Estando ya todo corriente el ministro americano pas una nota oponiendose al proyecto y fundandose en que su gobierno no toleraria la influencia que aquella medida daria las dos potencias en nuestra isla y por esta oposicion tout tomba daus l’eau.” Y que escapada hemos dado!—No le pude sacar mas pormenores por no parecer imprudente. En cuanto llegue Paris tratar de suscribirte al peridico cientfico-moral que me reclamas y que no te he remitido todavia por las razones apuntadas ya en una de mis anteriores. Escovedo23 sigue siempre en Paris y como no le veo, no s todavia si se resuelve quedarse ir Espaa, aunque me parece que adoptar el primer partido como mas prudente.—El doctorcito24 est tambien en Paris estudiando otra vez como un perro desde que volvi de Italia.—El Intendente le mand dos mil p.s p.a enriquecer el museo anatmico y l ha hecho milagros con tan poco dinero.—Saquete no escribe hace mas de dos meses y me tiene con mucho cuidado; en su ltima Escovedo le decia que estaba un poco malo y m que salia pa. Sevilla, de modo que la enfermedad los facciosos, deben haberle jugado alguna mala partida. Por ltimo, Dominguillo mio, ya creo haberte escrito bastante para quitarte los enojos y as trato de concluir. Dile Gonzalo25 que no le escribo por que lo hice hace cuatro dias por el paquete de Falmouth.— Haz mis recuerdos Rosita, Leonardin y todos los amigos, particularm.te Luz, Dom.o Andr, Moris, Palma, Echeverria, Oses, y Chico Ramirez.—Ahora que me acuerdo, este marchante no ha contestado mi carta ni me ha acusado el recibo del relox de P Armenteros.— Facenda ha hecho otro tanto con la carta y espada que le mand de Nueva York y t id id con los reclamos que mas de una vez te he hecho sobre esos dos puntos. Adios de tu amigo y herm.o que te quiere Pepe 23. Don Nicols Manuel de Escovedo. 24. El clebre mdico cubano don Nicols Jos Gutirrez. 25. Don Gonzalo Alfonso y Soler.

PAGE 150

DOMINGO DEL MONTE / 113 / 113 / 113 / 113 / 113LXXXIII LXXXIII LXXXIII LXXXIII LXXXIIIPuerto Principe August 23d 1837 Dear Sir: Your communication in reply to mine has reached me; and I am under many obligations to you for this obliging attention on your part. I am sorry to say that you unfortunately misinterpreted my letter—sorry because it appears to have excited hopes which is out of my power to gratify. I do not recollect the precise form of expression used by me, but my object was to point to the necessity of promoting in every possible mode a spirit of active cooperation or combination (if you choose so to call it), to accomplish any purpose you have in view. If I made any allusion at all bearing upon it, it must have been to this circumstance: It has been stated to me in conversation within a period not very lengthy, but by whom I cannot positively say, nor what foundation it has; or to whom directly communicated that the Captain General has said “ Let the order only come to him from Spain to put a stop to the introduction of Negroes and it should quickly be done ” intimating by this that it was his desire to see this traffic stopped, but that he could not attempt it, without positive authority or strong support. To put this, therefore, to the test, as well as to bring about a system of united action available when necessary for ther purposes, suppose a strong manifesto was drawn up, setting forth the future dangers by a continuation of the Slave Trade; as well as a loss of the island to the present government; & pledging the subscribers thereto, not to purchase any slaves hereafter introduced into, the Island; & in every peaceable mode to discourage the introduction. Let this be enclosed to the Cap.t Gen.l by some, one who he will least suspect of any covert design; so that this suspicion may not of itself defeat the object; and permission solicited to circulate it through out the Island, in order to do away with this barbarous custom—: Now what danger can there he in this? He cannot do worse than deny the privilege at most— I would not be afraid to address him myself & to tell him on the score of national. policy something ought to be done; & that in preference to the present course tell him that the Island ought to be retained to be colonized by the subjects of Spain—If I should do so he could no more than rebuke reprimand me for presenting such a petition & meddling, being a stranger, in matters which he would say do not concern me. I would care nothing for his reprimand, so long as I stand upon the broad basis of Human Rights which in truth acknowledge no geographical limits.

PAGE 151

CENT"N EPISTOLARIO 114 \ 114 \ 114 \ 114 \ 114 \ If a concession like the one of which I have been speaking, can but only be obtained, & set in movement, believe me, you would soon see the fruit of it. Let it commence here for example, where you may obtain signatures, at once, of persons of influence then follow it up at Havana & other places. This is what you want-that each may know that he is publicly pledged & that he has at the same time mutual & public support. Your measures to enlighten your fellow-countrymen by the translation & circulation of “Comte” are most laudable. You are sowing good seed but I fear you will be a long time before witnessing the fruit. Without a free press, without freedom of thought & action, your task is indeed a formidable one. If those in whom you thus instil good principles could attain high stations where thew could command influence & promulgate their sentiments unreservedly, you might expect in a short time, an effectual reformation in the tone of public sentiment. But there is no mode for them to attain these stations the ladder is yet to be constructed for them to reach there. Is it not to be apprehended that these principles in this quiet mode of diffusion will be assumed or laid aside, put on or put off, the same as a garment? There are not a few who will declaim, against this cursed traffic in human flesh and its certain evil results; and yet, for the sake of a little apparent temporary gain, will go directly after to the Barracoon26 & purchase. This is practice versus principle Excuse my Dear Sir the freedom of my observations. If they are unjust they will fall themselves to the ground where I am content they should go. Do not give them a personal application—they are not so intended, for I know your motto to be your “country’s best good”. That there is not a greater prevalence of firm moral principle here, is attributable, in part at least, to the insufficiency of that religion here professed; and to the want of example in its teachers—It seems to me one, that does not receive the countenance & full suport of the Almighty—It must be idolatrous in its character, and thus encounters the disapprobation of Him who rules over all; & He is thus permitting human means to accomplish its overthrow. If not so, why does it constantly retreat whereeon the light of education is spread, and a people advance in the scale of moral improvement? Why is it that in Mexico, with this as the established religion, there is not virtue sufficient to establish & maintain a good government? If national sins deserve and receive national punishments for what has Spain been undergoing the terrible scourge of civil warfare—brother armed against brother—at the same time the fetters of her spiritual ignorance are loosening? Why 26. Depsito para esclavos.

PAGE 152

DOMINGO DEL MONTE / 115 / 115 / 115 / 115 / 115 does every year witness an encroachment upon the temporal & spiritual power of the Pope—a dissevering of his kingdom? I not long since, in the present year, read of the secession of two cantons in Switzerland. France too must be on the eve of religious reformation, else why the alarm. of the Catholic Bishop then, at the recent mariage of the Duke of Orleans to a Protestant Princess? The Abb Mennas whose writings you may have seen, has paid a visit to the Pope, to obtain the solution of doubts, which he himself began to entertain— He returned disappointed and dissatisfied with his interview & he too has renounced the authority of his Papal Majesty. Notwithstanding my preceding remarks 1 do not intend to spare the Government. That too is much at fault. You have been treated as if undeserving of any trust or confidence. Treat your slave like a thief, & you go far to make him one. I think of another case in point, but I will omit it now. This deprivation of all confidence & trust, has been carried to a greater extent perhaps by the present Governor & I consider it the weak point in his administration. From the first moment of his landing, he has looked upon every native as his personal enemy & as seeking to render the Island independant. Instead of conciliating them, & making them feel his object was their true interest & happiness, so far as was consistent with his duty to his Sovereign, his measures have had the tendency that he wished to avoid & forced you to resist oppression, or, in other words, to assume for your badge the sprig of “Chamomile”—This perhaps requires explanation being a peculiarity of a plant of that name: An American Lady, during the Revolution, pointed out to a British officer a flower, saying, “that is the Rebel Flower”. “Why so called” said he. “Because she said” the plant flourishes most when most trampled upon”—You can make the farther application. It would be unjust in me, to deny all credit to the present Cap.t Genl. Much is due to him for the establishment of order, personal security (in one sense) and his firmess and decision in the administration of just & whole some laws. Probably too, I owe him something personally—Had he not been in the station he occupies, I might have suffered more, for a straight forward conscientious discharge of duty. What is visible of this, exists in a design on the part of some individuals to prevent my appointment as Engineer either in the Cardenas Co or elsewhere. Still, I would not allow present considerations, to weigh a feather, in contravention of principles. I am an advocate of all that has for its sure object the improvement of the moral and social condition of any people in favor of the reassumption of rights usurped— The inflexible opponent of tyranical measures and that no man be persecuted for his virtues

PAGE 153

CENT"N EPISTOLARIO 116 \ 116 \ 116 \ 116 \ 116 \ Please excuse my incongruities you may find in this letter— I have had several others on various subjects to prepare hastely for this opportunity. Very truly yours B H W P. S. I shall be in Havana by the first opportunity after this by Schooner probably— I shall probably take this Road to construct. The terms of Subn to the Stock are such that but a small amount is now available & that will principally go for materials, so that there will be little or nothing to do the first year. It will not interfere with the Charge of the Cardenas also.TRADUCCI"NPuerto Prncipe Agosto 23 1837 Muy Sr. mo: He recibido su carta contestando la ma por lo que me siento muy obligado hacia V. por esta atencin. Siento que haya V., desgraciadamente, mal interpretado mi carta, lo siento por haber despertado esperanzas que no estn a mi alcance satisfacer. No recuerdo la forma precisa de expresin que us, pero fu mi objetivo el sealar la necesidad de estimular de algn modo un espritu de cooperacin o combinacin activa (si V. lo quiere llamar as) para que se realice cualquier propsito que tenga. Si he hecho alguna alusin o he apuntado hacia l, se ha debido a esta circunstancia. Se me ha manifestado en conversacin hace poco por quien no puedo absolutamente decir que fundamento tuviera, ni si se haba comunicado directamente que el Capitn General haba dicho “que venga la orden solo de Espaa de detener la introduccion de los negros y pronto ser cumplida” insinuando con sto que su deseo era suspender el trfico, pero que no poda intentarlo, sin una real autoridad o fuerte apoyo. Para que esto se pusiera a prueba, como para efectuar un sistema de til accin conjunta cuando fuese necesario para otros propsitos habra que redactar un manifiesto exponiendo los futuros peligros de continuar la trata de esclavos y la prdida de la isla para el actual gobierno prometiendo los firmantes no comprar de aqu en adelante esclavos introducidos en la Isla, hacindose todo en forma apacible para desalentar la introduccin. Sea esto insinuado al Capitn General por alguien que est a cubierto de cualquier oculto designio, a fin de que la sospecha no haga frustrar el objetivo, solicitndose permiso para circularla por la Isla con el fin de acabar con esta brbara costumbre. Qu peligro puede haber en esto? Lo peor que puede hacer es negar el favor. No temera dirigirme a l y decirle con motivo de la poltica nacional que algo debera hacerse y preferentemente que la Isla debe ser con-

PAGE 154

DOMINGO DEL MONTE / 117 / 117 / 117 / 117 / 117servada por los sbditos de Espaa. En caso de hacerlo slo podra increparme, reprenderme por haber presentado tan impertinente peticin siendo extranjero, respecto de cosas que no me conciernen. No me importara la reprimenda en tanto que me mantuviera dentro de la amplia base de los Derechos humanos que en realidad no reconocen limites geogrficos. Si un privilegio como el de que he hablado puede obtenerse y realizarse, crame que pronto se ver el fruto. Comencemos por aqu, por ejemplo, donde se pueden recoger firmas de personas influyentes para continuar despus esto en la Habana y en otros lugares. Esto es lo que V. necesita, es decir que cada cual sepa que est comprometido pblicamente teniendo a la vez un sostn mtuo y pblico. Sus medidas para ilustrar a sus paisanos con la traduccin y circulacin de “Comte” son plausibles. V. est sembrando la buena semilla pero temo que transcurra mucho tiempo antes de ver el fruto. Sin prensa libre, sin libertad de pensamiento, de accin su obra es realmente formidable. Si aquellos a quienes V. inculca buenos principios logran alcanzar una buena posicin social que la que puedan influir, exteriorizar sus sentimientos sin reserva, pudiera esperarse en poco tiempo una efectiva reforma en el matiz del sentimiento pblico. Mas no hay modo de alcanzar esta posicion social an no se ha construido la escala para que la alcancen. No es de entenderse que estos principios, dado el lento modo de difusion deben admitirse o desecharse, imponerse o posponerse lo mismo que una prenda de vestir? Muchos peroran contra este maldito trfico de carne humana y sus fatales resultados y sin embargo por una ganancia temporal y pequea, irn al barracn a comprar. Esta es una prctica contra el principio. Perdneme, querido seor, la franqueza de mis observaciones. Si son injustas caern por tierra de lo que me alegrar. No le d aplicacin personal, tal no es la intencin porque conozco que su lema es “el mayor bien de su pas”. El hecho de no haber aqu mayor predominio de un firme principio moral es de atribuirse, al menos en parte a la insuficiencia de la religion que aqu se profesa, a la falta de ejemplo en sus maestros. Me parece que no recibe el apoyo del Todopoderoso. Debe ser idlatra en su carcter por lo que tiene la desaprobacin de Aquel que gobierna sobre todos y que permite los medios humanos para que se realice su derrocamiento. Si no es as por qu constantemente se aleja de donde se esparce la luz de la educacin y donde un pueblo avanza en la escala del mejoramiento moral? Por qu en Mjico con sto como religin establecida no hay virtud suficiente para establecer y mantener un buen gobierno? Si los pecados pblicos merecen y reciben castigos pblicos por qu Espaa ha estado sufriendo el terrible castigo de una guerra civil—el hermano armado contra el hermano, mientras que las cadenas de su ignorancia espiritual se van aflojando? Por qu anualmente presencia la usurpacin del poder temporal y espiritual del Papa, la divisin de su reino? No hace mucho, en el presente ao he ledo sobre la secesin de dos cantones de Suiza, tambien Francia debe hallarse en la vspera de la reforma religiosa por qu la alarma de los obispos catlicos por el reciente matrimonio del Duque de Orleans con una princesa protestante? El Abate Mennais cuyos escritos debe V. haber visto ha hecho una visita al Papa para obtener la solucion de las dudas que

PAGE 155

CENT"N EPISTOLARIO 118 \ 118 \ 118 \ 118 \ 118 \l ha empezado a abrigar. Volvi chasqueado y descontento de su entrevista, habiendo renunciado a la autoridad de su Majestad Pontificia. A pesar de mis precedentes observaciones no intento prescindir a el Gobierno. Aquel es muy culpable. V. ha sido tratado como si no mereciese confianza. Trate su esclavo como un ladrn y llegar V. a hacerlo uno. Pienso en otro caso que lo omitir ahora. Esta prdida de toda confianza se ha generalizado mucho por el actual Gobernador, lo considero el lado flaco de su admn. Desde que desembarc vio a cada nativo como su enemigo personal, tendiendo a hacer independiente la Isla. En vez de atraerlos hacindoles sentir que su objeto no era ms que su verdadero inters, su felicidad en tanto fuera compatible con sus deberes para con el Soberano, sus medidas han tendido a eludir, a obligarle a resistir la opresin, en otras palabras tomar para su condecoracin la ramita de Camomila. Tal vez exija esto una explicacin por ser una peculiaridad de la planta de ese nombre: una seora americana durante la Revolucin seal a un oficial britnico una flor diciendo “esta es la flor rebelde”. Por qu se la llama as? dijo l. Porque dijo ella porque la planta florece ms mientras ms pisoteada.” V. podr hacer una aplicacin ulterior. Sera injusto de mi parte, negar buen nombre al presente Cap.n General. Mucho se le debe en cuanto al orden, seguridad personal (en un aspecto) firmeza y decisin en la admn de leyes justas y saludables. Probablemente le debo algo personal. Si no hubiera estado en la posicin social que ocupa, hubiera sufrido ms en el concienzudo desempeo del deber. Lo que se advierte es el inters de algunos individuos de impedir mi nombramiento como ingeniero en Crdenas o en otro lugar. Mas, no permitira dado las presentes consideraciones ninguna ligereza su infraccin de principios. Soy abogado de todo lo que tienda al desarrollo de la condicin moral y social de cualquier pueblo en la reasuncin de derechos usurpados. Inflexible opositor de medidas tirnicas y que a ningn hombre se le persiga por sus virtudes Le ruego perdone las incongruencias que pueda hallar en esta carta. He tenido otras sobre varios asuntos que hubiera tenido que preparar con presteza para esta oportunidad Muy suyo B. H. W. P. S. Estar en la Habana en la primera oportunidad, tal vez por goleta. Probablemente construir esta carretera. Los trminos del contrato son tales que slo una pequea cantidad es aprovechable y esa ser para materiales, as que poco habr que hacer o nada en el primer ao. No intervendrn en la custodia del Crdenas.LXXXIV LXXXIV LXXXIV LXXXIV LXXXIVMatanzas Octubre 14 de 1837 Carsimo amigo: desde q. dej V. no he tenido el gusto de saber noticias de su salud y de los amigos de esa; y como la distancia q. estamos solamente pueden aprovecharse las oportunidades de portado-

PAGE 156

DOMINGO DEL MONTE / 119 / 119 / 119 / 119 / 119 res amigos, no ser yo quien pierda sta favorable de enterarle de la ma y de mis cosas. Llegu esta tierra y tuve uno de aquellos das contados que sirven en la vida del hombre como de eternos consoladores en sus adversidades infortunios: vi mi familia, la abrac, y mis amigos completaron mi momentanea felicidad: la noche lleg, y cuando mi corazon y mi cabeza no podan comunicarse si no con el cielo suspirado de mi patria, con las estrellas brillantsimas, con el sordo ruido de las olas y con la calma enlutada de la noche, la patria ocup todo su dominio y otras escenas se apoderaron de mi mente. V. ha sentido como yo; escribo desaogos intiles. De entnces ac he pasado mi tiempo en el campo y en la ciudad; y en todas partes encuentro fastidio y motivos de tormento. No he querido escribir V. porque la voluntad ha estado muy embarazada; V. si puede hagalo por el mismo conducto que yo ahora y digame la verdad de las cosas. A Rosita tan tiernos recuerdos como puede V. suponer en un amigo de su esposo que no le ve hace tres aos y que siente como yo: un beso muy tierno y apretado su nio: mil cosas los amigos, y para V. todo lo que guste de su eterno amigo El ausente.27Digame V. si se ha escrito alguna obra sobre el origen de la esclavitud comercial de esclavos africanos, y si la tuviese V. mano y no la necesitase, le suplico me la envie por el portador. Digale V. al Dor. mi estado, l perdonar mi silencio.LXXXV LXXXV LXXXV LXXXV LXXXVParis Octubre 21 de 1837 Querido Domingo mio: siento en el alma ver que vas perdiendo tus buenas maas de antao, es decir, de escribirme amenudo y largo. Despues de estar ansiando un siglo por tener carta tuya, vengo recibir media llana de papel con fecha del 2 de Septiembre— That is not fair, my good friend Ni Mr Moreau de Jonns, ni los diarios, ni las Memorias, ni el pomito que trae, han recalado todavia por Paris. Sin embargo, Chauviteau ha recibido tu carta y letra de cambio y dice que cumplir gustoso tus ordenes. Ya est contestada tu carta y vamos otra cosa. 27. Don Pedro Jos Guiteras.

PAGE 157

CENT"N EPISTOLARIO 120 \ 120 \ 120 \ 120 \ 120 \ Cuando me mandaste el 1.er to. del Aguinaldo, me encargaste que te mandara material mio y de M.me Merlin para el 2.—Esta me ofreci hacer algo, pero se fu Vichy y luego viajar, sin que yo hubiese podido presentarle un ejemplar de la obrita, porque el empastador no habia concluido, y por tanto, sin motivo de recordar su promesa, se le olvid enteramente, como le sucede de cada diez veces, nueve. El domingo pasado pas el dia en su casa de campo, y habiendole dicho que apretaba el tiempo, me prometi ponerse inmediatam.te l’opra ; pero yo dudo que concluya tiempo: en todo caso, servir lo que haga, p.a el ao de Cristo de 1839.—Yo tambien me he dormido y me temo que los materiales mios que van adjuntos, se guarden igualm.te para aquella poca. Una palabra sobre esto. Ah te mando pele mele algunas composiciones de otro tiempo: t sabes que despues ac h trabajado poco y este poco est incompleto incorrecto. De todos modos, ah v mas de lo que los amigos Palma y Echeverria necesitan; pero entre todo pueden escoger lo que les acomode menos malo les parezca. Yo s que la oda los Mavromicales no es apropsito para el Aguinaldo y aun dudo que permitan su publicacion; pero tengo la sangre caliente y no he podido resistir la tentacin. Mira si la puedes publicar aunque sea en el Diario, siquiera para que sepan como pienso.—El Mensage es la nica de mis composiciones que ha tenido el honor de verse en letra de molde, y esto se lo debo la estremada oficiosidad de mi amigo Cristobalillo que lo public en la Aurora de Matanzas en 830 o 31.—En los Sficos encontrars un adgetivo de mi cuo (ambiasa) pero me parece tan potico y aromoso que creo debese poner en circulacion.—Otro adgetivillo nuevo encontraras en la oda; pero esta es moneda falsa. Natalicio se usa tambien como adgetivo pero n en el sentido que yo le doy: sea dl lo que Dios quiera.—Aqu concluyo, aunque tendria mucho mas q.e decir, p.o el tiempo prime y tengo que entregar esta para que vaya por el paquete de Burdeos que est para salir. A nadie mas escribo por esta via. La Sylphide est para salir principios de Noviembre, y por ella escribir todo el mundo. Por ella tambien pienso mandar mi pobre Florinda28 dormir en la tierra donde naci. Te lo advierto de antemano para que se lleven Rosa al ing.o con cualquier pretesto; pues creo le seria muy penoso el presenciar la ceremonia de su entierro.—Adios de tu affmo hermano y amigo Pepe 29 28. Primognita de Don Jos Luis Alfonso. 29. Don Jos Luis Alfonso.

PAGE 158

DOMINGO DEL MONTE / 121 / 121 / 121 / 121 / 121 P. D. Despues de escrita esta recib tu carta del 7 de Agosto q.e se ha tardado p.r la recalada del Yolof al Norte. Mas adelante te contestar y te mandar los encargos q.e me pides. He tenido carta de Saquete: se v el invierno Italia.LXXXVI LXXXVI LXXXVI LXXXVI LXXXVIMatnzas y nov.bre 8 de 1837. Apreciable y querido amigo. Dije Echeverra que por el conducto de D.a Martina Garcia le remitiria el prlogo y el 1.er acto de la Cristina de Dumas y los versos que han de salir en el Aguinaldo de 1838, pero yendo un amigo maana esa aprovecho tan linda oportunidad y le remito en un paquete todo lo ya dicho con mas una carta para Echeverra. V. abrir el paquete y tendr la bondad, despues que copie Echeverra los versos, de entregar las cuatro cinco hojas con honores de cuaderno que los contienen ntro amigo Oyer, a quien se las he prometido, si como creo, se detiene en esa algunos dias. La madre impura, cuyo solo ttulo me recuerda la deuda crecida en que le estoy por el generoso cario que le merezco, no v en esta coleccion, ni fuera bien desde que se atravez ese veto censoril que la ha puesto en entredicho. El beso, el mendigo, y Rodulfo y Clotilde van tales como V. las vi cuando estuve en su casa: no he tenido ni tiempo ni ganas de limar ese mendigo que va con una cara cual digan dueas: es composicion muy floja, llena de versos inarmnicos, en fin para m es un aborto potico. Ignoro si D. Jos Antonio30 le haba mostrado el pirata de Federico:31 s V. me contesta esta, dgame que le parece y si cree que ser facil que salga en el Aguinaldo: si no es que les escuece esos tiranuelos de la prensa aquella de “Esta costa maldita de la Antilla nos hace mal, mi bergantin velero, etc pero p.a un pirata no hay costa bendita, ni pienso que quiera encarnizarse el mas taimado y malicioso censor de este mundo en una espresion tan llana y corriente. Echeverra aun no me ha escrito sobre esta composicion de mi hermano: veremos que dice. 30. Don Jos Antonio Echeverra. 31. Don Federico Milans.

PAGE 159

CENT"N EPISTOLARIO 122 \ 122 \ 122 \ 122 \ 122 \ Le he preguntado varias veces Tanco si escribe algo p.a el Aguinaldo, y me dijo que tal vez lo har, pero al presente nada lleva hecho: si despues se deja caer con algo de la pluma no dude V. que lo remitir Echeverra. Pongame V. los pies de Rosita, quien toda mi familia saluda afectuosamente, y V. disponga ad omnis del corazon de su eterno apas.oy amigo J. J. Milanes. P. Memorias todos los fieles adeptos del romanticismo: V. y ellos manda Padrines desde New York finas espresiones.LXXXVII LXXXVII LXXXVII LXXXVII LXXXVIISr. Ldo. D.n Domingo del Monte. Sr. D.n Domingo del Monte. Carraguao, noviembre 11 de 1837. Apreciado amigo: escribo Vd. cuatro letras para participarle que mi hermano me ha contestado acerca de la remision de la descripcion de Granada y su Alhambra, en trminos negativos. Me dice que lo siente mucho, porque l sentir siempre negarse los deseos de sus amigos; que su espritu no tiene la calma suficiente para corregir sus borradores, y que le perdone Vd. por esta vez, y compadezca la suerte de sus sentimientos Tengo el gusto de incluir en esta carta los versos de Drake que me ha pedido Vd., y me le repito afectsimo q. b. s. m. Antonio Guitras.Niagara. I.Roar, raging torrent! and thou mighty river, Pour thy white foam on the valley bellow; Frown, ye dark mountains, and shadow for ever The deep rocky bed where the wild rapids flow. The green sunny glade, and the smooth flowing fountain Brighten the home of the coward and slave; The flood and the forest, the rock and the mountain, Rear on their bosoms the free and the brave.

PAGE 160

DOMINGO DEL MONTE / 123 / 123 / 123 / 123 / 123II.Nursling of nature, I mark your bold bearing; Pride in each aspect and strength in cach form; Hearts of warm impulse, and souls of high daring Born in the battle and reared in the storm. The red liven flash and the war trumpet’s breath, The rock-riven ware and the war trumpet’s breath, The din of the tempest, the yell of the battle, Nerve your steeled bosoms to danger and death.III............................. ............................IV.Lo! where the tempest the dark water sunder, Slumbers the saylor boy, reckless and brave, Warmed by the lightning and lulled by the thunder. Janned by the whirwind and rock’ed on the wawe; Wildly the winter wind howls round his pillow, Cold on his bosom the spray showers fall; Creaks the strained mast at the rush of the billow, Peaceful he slumbers regardless of all.V.Mark how the check of the warrior flushes, As the battle drum beats and the war torches glare; Like a blast of the north to the onset he rushes, And his wide-waring falchion gleams brightly in the air Around him the death-shot of foemen are flying, At his feet friends and comrades are yielding their breath; He strikes to the groans o£ the wounded and dying, But the war cry he strikes which is “conquest or death.”VI.Then pour thy broad wave like a flood from the heavens, Each son that thou rearest, in the battle’s wild shock,

PAGE 161

CENT"N EPISTOLARIO 124 \ 124 \ 124 \ 124 \ 124 \ When the death-speaking note of the trumpet is given, Will charge like thy torrent or stand like thy rock. Let his roof be the cloud, and the rock be his pillow, Let him stride the rough mountain, or toss on the foam, He will strike fast and well on the field or the billow, In triumph and glory, for God and his home. Joseph Rodman Drake (Poeta norte americano, nacido en 7 de agos to de 1795, muerto en 20 de set.e 1820.)32LXXXVIII LXXXVIII LXXXVIII LXXXVIII LXXXVIIIS.r D.n Domingo Del Monte. Habana. Cadice, 24 Nov. 1837. Carissimo amico: Doppo un lungo e nojoso viaggio, arrivai a Teneriffe il giorno 14 di Ottobre. Pochi giorni mi permai nella mia arida patria, perch il poco amore de’ miei semibarbari parenti e la debole salute di mia moglie, mi obbligarono a fuggire da quella terra avversa a tutti i miei desideri. Sono dunque giunto qui il giorno 15 del corrente mese. Non so quando partir di qui, poiche ini (?) mancano i mezzi per seguitare il mio viaggio a Parigi, e ho perduto tutte le speranze di poterli avere. Gli nomini promettono facilmente, ma difficilmente mantengono le loro promesse. Il mancare fede data, per se stesso un gran male morale, ma diventa ancora pi grande per gli effetti materiali, che ne risultano, effetti dannosissimi. Una promessa una speranza, e una speranza fa fare un passo avanti all’infelice che spera; dato questo passo e perduta questa speranza, l’uomo si trova quasi sempre in una falsa posizione dalla quale, molte volte, non pu sortire se non disperatamente. Questa la ma storia. Le mie circonstanze sono cos pessime che non so se potr vincerle senza rompermi il collo. La vostra pregiatissima lettera per Alfonso, intanto, resta qui morta e sepellita nel mio portafoglio; essa mi sarebbe di grandissimo vantaggio in Parigi; ma come dargli vita. 32. N. de don Antonio Guiteras.

PAGE 162

DOMINGO DEL MONTE / 125 / 125 / 125 / 125 / 125 Avevo pensato di dirvi molte cose del mio viaggio, molte delle Canarie, moltissime di questa disordinata Spagna; ma finisco con dirvi nulla. I dolori morali, e l eprivazioni fisiche addormentano l efacolt intellettuali del’uomo, e vi sono momenti terribili in cui non si vede pi nell’universo che se medesimo, non si pensa che a se medesimo, ne si vuol parlare che di se medesimo. La speranza prolungata fa languire il cuore, e il mio, gi stanco di soffrire e di sperare. Il mio avvenir come una tomba chiusa, come un albero secco. Ho passato la mia vita nel dolore e nel dolore la finir. In questo stato disperato non posso ne pensare, ne studiare, ne rendermi utile a miei simili, ne a me medesimo: tutta la mia esistenza, st in questa terrible parola: soffrire! Credete voi di poter avere qualche influenza nel cambiamento della mia sorte? Se potete sono certo che lo farete; non vi dico di pi, perche conosco il vostro bel cuore. Perdonatemi se la mia lettera invece di arrecarvi piacere, vi ha fastidiato; ma fatalit di quelli che soffrono il far soffrir anche agli altri e pi a quelli che pi amano. Fatemi il piacere di offerire la mia debole persona e quella di mia moglie alla vostra pregiatissima Signora. Farete ancora i pi rispettosi e cordiali saluti a tutta la vostra stimabile famiglia, ed a i nostri amici tutti. Addio. Scrivetemi lungamente, amatemi sempre e credetemi sempre Vostro affmo Amico e Servitore Primo Collina.TRADUCCI"N.Muy querido amigo: Despus de un largo y enojoso viaje llegu a Tenerife el da 14 de Octubre. Pocos das me detuve en mi rida patria, porque el poco afecto de mis semibrbaros parientes y la dbil salud de mi mujer me obligaron a huir de aquella tierra contraria a todos mis deseos. No s cundo partir de aqu pues me faltan los medios para seguir mi viaje a Pars y he perdido toda esperanza de poderlos tener. Los hombres prometen fcilmente pero con dificultad mantienen sus promesas. El faltar a la fe empeada es por s mismo un gran mal moral, pero se hace todava ms grande por los efectos materiales que producen, efectos daossimos. Una promesa es una esperanza, y una esperanza hace dar un paso adelante al infeliz que espera; dado este paso y perdida esta esperanza, el hombre se halla casi siempre en una falsa posicin, de la que muchas veces no puede salir sino desesperadamente. Esta es mi historia. Mis circunstancias son tan malas que no s si podr vencerlas, sin desnucarme.

PAGE 163

CENT"N EPISTOLARIO 126 \ 126 \ 126 \ 126 \ 126 \Su muy apreciada carta para Alfonso, mientras tanto, est muerta y sepultada en mi cartera, me sera de grandsima utilidad en Pars, pero cmo darle vida? Haba pensado decirle muchas cosas de mi viaje, muchas de Canarias, muchsimas de esta desordenada Espaa, pero acabo por no decirle nada. Los dolores morales y las privaciones fsicas adormecen las facultades intelectuales del hombre, y hay momentos terribles en que uno no ve en el universo ms que a uno mismo, no se piensa sino en s mismo, no se quiere hablar ms que de s. La esperanza prolongada hace languidecer el corazn y el mo hllase ya cansado de sufrir y de esperar. Mi porvenir es como una tumba cerrada como un rbol seco. He pasado mi vida en el dolor y en el dolor la terminar. En este estado de desesperacin, no puedo pensar, ni estudiar, ni hacerme til a mis semejantes, ni a m mismo: toda mi existencia se encuentra en esta terrible palabra: sufrir! Cree V. poder influir en el cambio de mi suerte? Si puede estoy seguro de que lo har; no le digo ms porque conozco su hermoso corazn. Perdneme si mi carta en vez de causarle placer le ha fastidiado; pero es fatalidad de los que sufren hacer sufrir tambin a los otros y ms aun a los que ms quieren. Dispnseme el placer de ofrecer mi dbil persona y la de mi mujer a su apreciadsima seora. D tambin los saludos ms respetuosos y cordiales a toda su estimada familia y a todos nuestros amigos. Adis. Escrbame largo, quirame siempre y crame siempre su amigo afectsimo y servidorLXXXIX LXXXIX LXXXIX LXXXIX LXXXIXSr. D. Domingo del Monte. Habana. Matanzas y nov.bre 28 de 1837. Mi apreciable y querido amigo. Recib su grata del 27. y con ella la franca y generosa oferta que me hace V. de su casa para pasar los dulces das de pascuas en la deleitosa compaa de V. y del concilibulo potico. Desde ahora acepto el brindis, salvo el parecer de mi gefe que ha de concederme permiso (y s me lo conceder segun barrunto) y animado por la cordial franqueza de V. me tomo la confianza de preguntarle si no podr llevar esa su casa mi hermano? Esta pregunta se la hago hurtadillas de l, pero como nunca ha estado en la Habana deseo que la vea y sobre todo que goce del amable y provechoso trato de V. y dems literatos que le visitan. En aquel aposento en donde la vez pasada estuve cabemos los dos muy bien, pues aqu dormimos tambin en un solo

PAGE 164

DOMINGO DEL MONTE / 127 / 127 / 127 / 127 / 127 cuarto pero antes de todo sea V. conmigo ingenuo. Si le es molesto en lo ms mnimo que l vaya, nada le dir y se quedar su viaje p.a otra ocasion. Me alegrara saber pronto la respuesta de V. Sobre el Esposito y Bandolero etc etc hablaremos all detenidam.teA Tanco le he hablado tratando de embullarle, pero aunque ya se halla completamte bueno de aquella punzada que tuvo en una ceja, dice que su empleo no le permite etc etc. Aade que le dijese que no es l hombre libre como V y aunque quisiera ver ese camino de hierro lo dejar p.a otra vez. D V. mis atentas espresiones Rosita, recibiendolas igualm.te de m restante fam.a Mil recuerdos toda la meznada y V. disponga como guste de su servidor y ap.do am.oJ. J. MilanesX X X X X C C C C CSor. D.n Domingo Del—Monte. Habana. Matnzas, nov.e 30. de 1837. Carsimo Del—Monte: ayer estuvo en esta su casa nuestro comun am.o Milanes; y su visita me fu muy grata, por l, por la causa que la motiv y por la hora en que la hizo. Para los que como yo, que no tienen ocupacion alguna ni medios de esparcimiento, estan siempre en soledad atormentados con recuerdos y cavilaciones, la hora de las doce del da es una hora fatal en Matanzas: asi que la visita inesperada de Milanes me sac de la agonia y embrutecimiento en que estaba, y tuve un rato de hombre conversando de V. y de poesa, y haciendo castillos en el aire sobre escuelas y costumbres. Agradezco infinito las noticias que V. me da sobre Comte y los demas que ntes de l escribieron sobre la trata de Africa. No he pedido al Sor. de Tanco esta obra porque aun no la necesito, pero su tiempo me acordar de V. y dar el encargo Milanes. Leyendo la introduccion de Navarrete su Colecc.n de viajes &.a v que ntes del descubrimiento de Amrica ya en Espaa se hacia com.o de esclavos africanos, y como este es un asunto interesantsimo para nosotros, escrib V. que me indicase la obra histrica de esta pirateria. Ahora estoy ocupado en la lectura de otra conquista. Ha leido V. la fria descripcion de Herrera diseminada en sus Decadas? Si el romanticismo es la espresion animada de los grandes vicios y virtudes de la naturaleza humana, si se funda en la originalidad sin ejemplo, si la imaginacion est en l libre de trabas y el poeta sublime puede decir lo que

PAGE 165

CENT"N EPISTOLARIO 128 \ 128 \ 128 \ 128 \ 128 \ v y agregar lo que siente cree V. que no sea yo partidario de esta escuela? Confieso que lo soy tamb.n de la clsica porque en ella aprend y ella debo lo poco que s. Creer V. que mi cabeza es clasica y mi corazon romntico pues no lo dude V.: ni puede mnos que ser asi cuando henchido de amargura v la naturaleza mas bella del mundo en su primero rstico estado. Sobre romanticismo no estrae V. que hable divagando—digo lo que he odo los clsicos porque no he ledo mas que los modelos dramticos que aparecen en los teatros—que es decir—que no s nada. Disculpeme V. de no ir estas pascuas verle: en estos das vienen mis hermanos, y mis amigos de esa y es el nico tiempo del ao que gozo de su trato y amistad. Pero est V. seguro que le ir hacer, una visita despues de navidades. A Rosita que me perdone, y mil cosas mas; y V. consuele su am.o que harto lo ha menester. Pepe.X X X X X CI CI CI CI CIS. D. Do del Monte. Habana. COMPAIA TIPOGRAFICA Ediciones Econmicas y de lujo, ejecutadas con prensas mecnicas y de vapor importadas de Inglaterra. Suscricion LA Revista Europea y al Boletin Bibliogrfico. Calle de Leon nmero 21. Madrid 1.o de Diciembre de 1837. Sr. D. D.o del Monte. Habana. Muy Seor mio: contesto la estimada de V. de 31 Agosto lt.o diciendo que en cambio de el “Noticioso Lucero de la Habana” que V. me

PAGE 166

DOMINGO DEL MONTE / 129 / 129 / 129 / 129 / 129 enva le mando hoy por el correo las colecciones de Octubre y Nov.e de El Espaol, y lo verificar su tiempo de la de Diciembre, y desde 1.o de Enero 1838 enviar V. un nuevo peridico que saldr luz bajo mi direccion, contando con la puntual remesa de ese peridico. Sin mas asunto por hoy, me ofrezco la disposicion de V. muy atento y Seg.o Serv.rQ S. M. B. Andres BorregoX X X X X CII CII CII CII CIIA D.n Domingo del Monte Habana Cadiz 16 de Dic.e 1837 Mi querido Paisano y amigo: comencemos por hechar a volar pelitos al mar y no bolvamos a recordar ni la ligereza con q.e V se dejo seducir por los preludios del comitre ni mi credulidad y porfiada resistencia a negar lo que estaba mas claro que el sol y a las insinuaciones de los q.enunca se alucinaron por mas que vieran al lobo disfrasado de cordero. Quien habia de llevar un buen jabon de Golilla veria V presentandole su carta escrita en Matanzas. A mi buen hermano Pepe no quiero tocarle este punto pues demasiado mortificado y arrepentido me escribe del mal que ha podido haver causado su patria con sus equivocados juicios. Yo estrao tambien como V que no le hayan llegado los libros, periodicos y Lictografias que le remiti desde Santander y he escrito alla preguntando el nombre del buque en que se remitieron pues yo lo he olvidado, y si saben que haya sufrido algun contratiempo de lo que me digan dare a V conocimiento. Escribame V todo cuanto le ocurra sin poner su nombre y lo mismo encargue V a los amigos. En Espaa la guerra de partidos es y sera por mucho tiempo la que convenga hacer, por eso le escribi a Pepe que solos cien suscritores bastaban p.a sostener tan sencillo plan a fin de mantener un organo por el cual pudiesemos elevar nuestros clamores y hacer parentes nuestros derechos. Ayudele V y lo demas queda a mi cuidado, siendo V u otro el que se constituya recaudador pues Pepe no es p.a ese encargo. Digale V a este que aunque este aqui apenas consideren mis compatriotas que mi presencia puede ser util en la corte alla me trasladare volando.

PAGE 167

CENT"N EPISTOLARIO 130 \ 130 \ 130 \ 130 \ 130 \ Sirba este fe de vida para mi primo Pepe del Castillo a quien escribira otro dia su buen amigo A de ArangoX X X X X CIII CIII CIII CIII CIIIA D. Domingo del Monte abogado …… Habana Madrid 11 de Dic.e de 1837. Mi siempre querido Domingo. Mil causas distintas han hecho q.e no te escriba en tanto tiempo, aunque te aseguro q.e cuanto mas conozco el mundo y mas hombres voy tratando mas aprecio tus cualidades y mas crece mi sentimiento de no estar tu lado. La discusion de America q.e te remito en el adjunto peridico en q.eescribo desde su creacion, me ha recordado tiernamente nuestra antigua amistad en epoca en q.e yo era tan desgraciado como Espaa. Yo no he hablado en esa cuestion porque despues de los hechos presentados tan oportunam.te por mis compaeros Olivan y Benavides hubiera parecido fria mi declamacion pues yo tenia hechos en qe fundarla; pero si se discuten leyes especiales no desaprovechar la ocasion de manifestar q.e yo quiero el bien p.a todos y no solo p.a el rincon de la tierra donde di la casualidad de qe yo naciese. Para los casos semejantes este conviene q.e me instruyas de lo q.epasa en esa; pues no creo q.e llegue el temor de esas autoridades hasta el caso de impedir q.e reciba instrucciones un diputado q.e desea, ardientem.te mejorar en lo q.e alcance su poquedad mejorar la situacin de ese pais donde naciste t el mejor hombre q.e he conocido en la tierra. No creo q.e pueda parecer adulacion la espresion de la amistad de un hombre q.e nada puede esperar ni temer de t: yo creo q.e hago justicia tu corazon y tu talento. Estoy casado como t y tengo un hijo: mi suerte no me hace rico pero, estoy esento de la indigencia. Dgote esto p.a q.e me informes de tus circunstancias privadas pues tanto tiempo y distancia esta es una necesidad de la amistad. Dime tambien del buen Tatao y de los demas amigos a quienes conoc por t en esta; y por ultimo escribe con estension y con frecuencia tu antiguo y constante amigo Angel Iznardi

PAGE 168

DOMINGO DEL MONTE / 131 / 131 / 131 / 131 / 131X X X X X CIV CIV CIV CIV CIVSor D. Domingo del Monte Abogado de los R.s Consejos Habana. Sor D. Domingo del Monte. Bayamo y Dic.e 22 de 1837. Tambien Cecilia y yo sentimos no haber visto Vd antes de nuestra partida, mi querido amigo, pero fue tan apresurada, urgia tanto el tiempo que fue preciso este sacrificio para no esponernos quedar sin vapor; y sin embargo, por poco nos llebamos este chasco pues salia las dos horas de haber llegado Batabano. Por esta razon esperamos nos dispensaran, pues de otro modo, despreciando etiquetas, teniamos intencion, mejor dicho, deseos de haber hecho otra visita. Nuestro viage fue largo y penosisimo, efecto de lo mal arreglado que est el Vapor, parecia q.e nabegabamos en un buque de la costa de Guinea por la asistencia que fue fatalisima y precisam.te cuando, mas lo necesitaba Cecilia pues cayo enferma al segundo dia de navegacion y tengo el sentimiento de tenerla en cama desde que llegamos que fue el dia cinco del presente mes. Por esta causa no he contestado antes su apreciable del 27 del anterior que reciv con mucho gusto, agradeciendo el recuerdo de los versos de nuestro Milanes que tambien encuentro llenos de armonia, y conceptos delicadisimos. Este romanticismo me gusta, me cautiva, penetra en mi corazon, y conozco que con tales egemplos facilm.te me reconciliaria con la moderna escuela: deseo que me mande el Aguinaldo para ver sus sentimientos sobre el particular qe por lo que hemos hablado no los creo ecsagerados como los que se usa orillas del Sena, sino arreglados a la razon p.a nuestras costumbres. Y aunque me reconozco sin voto sobre el particular, le dire francamente mi opinion si puedo se fundarla. Deseo cumplir mi palabra, de darle noticias de estos paises; pero por ahora me es imposible, porque me falta tiempo y tranquilidad de espritu; y cuando lo haga aunque procurase ser ecsacto no podr pasar de V. porque amigo, reconozco libre y espontaneamente mi insuficiencia para escribir como se debe de tales materias. Cecilia agradece el obsequio que la preparaba Rosita; nosotros vimos el Otello y tambien el Mudarra y la vuelta del Cruzado33 en el diora33. La prueba o La vuelta del cruzado Habana, 1837.

PAGE 169

CENT"N EPISTOLARIO 132 \ 132 \ 132 \ 132 \ 132 \ ma: crei que V. iria tambien ver el ensayo de la musa de Palma: sus versos me gustaron muchsimo; tambien me intereso la fidelidad y candidez de la Esposa (soy casado) y aunque adverti cierta inverosimilitud el todo de la piececita me agrad y me parecio de feliz augurio para su apreciable autor. A Dios querido amigo: no me haga carecer de sus deseadas noticias; escribame por el correo que lo que proporciona placeres no es graboso; mil carios de Cecilia Rosita (C P B) un beso de Pedrito Leonardo y V. disponga at libitum de su buen amigo q. s. m. b. Pedro Ollr P. D. Tenemos orden para pasar Holguin que est sobre la costa del norte y dista de esta 20 leguas.X X X X X CV CV CV CV CV Madrid 29 de Diciembre de 1837. Sr. D. Domingo del Monte. Habana. Muy Sor mio: en 1.o del corriente tuve el gusto de contestar a la apreciada de V de 31 de Agosto ultimo y de hacerle una nueva remesa de la coleccion de El Espaol con el sobre a D. Luis Feit oficial de correos de la Habana como V. me encargaba. Ahora tengo a la vista otra de V. de 4 de Octubre y como el S. de Arango se halla ausente de Madrid, no puedo ponerme de acuerdo con el para hacer a V. las remesas por el mismo conducto que dicho Sr. las hace a su hermano. Sin embargo la que hoy hago a V. va recomendada al Admor. de correos de Cadiz y me persuado de que de este modo no sufrir, a lo menos en la Pennsula, los estravos de que V. se queja. Por los asientos de la oficina de la Revista no aparece V. como suscritor a ella, pero se remiten a V por este correo los numeros hasta ahora publicados desde el 4.o en adelante. Bueno seria saber el conducto de que V. se vali para hacer la suscricion y averiguar de este modo en que consiste la falta. Recib con efecto la obrita34 que tuvo V. la bondad de enviarme, lo que agradezco sobre manera; y quedo en hacer por mi parte otro tanto con algunas producciones que merezcan la pena. 34. El Aguinaldo Habanero Habana, 1837.

PAGE 170

DOMINGO DEL MONTE / 133 / 133 / 133 / 133 / 133 Estimara a V. mucho que aprovechando la proporcion que tendran Vms. en esa de sostener relaciones con la Amrica antes Espaola, me procurase introduccion o al menos me supiese indicar los nombres de las casas de mas solidez en Mjico y Costa firme que se dediquen al ramo de librera. Incluyo a V. la adjunta para D. Antonio Garcia de Villalta residente en Santa Cruz en esa Isla y le suplico se sirva dirigirla a su destino, y si le es posible obtener contestacion del mismo comunicarmela. Queda de V. siempre af.mo S. S. Q. S. M. B. Andres BorregoX X X X X CVI CVI CVI CVI CVISr. D. Domingo del Monte. Habana. Suplicada Sr. D. Domingo del Monte. Matanzas 29 de Diciembre 1837. Mi apreciable Sr. y amigo: remito V. el adjunto oficio, suplicandole se sirva dirigirlo al Secretario de esta Sociedad. Si este cualquier otro socio reclamase la esposicion de los trabajos que han ocupado esta Diputacion en el ao que espira, la que deberia yo haber redactado y remitido esa, me har V. el favor de disculparme y decirles me ha sido imposible verificarlo por la sencillisima razon de que no habiendo hechos mal podr haber historia Tres juntas ha habido en este ao, y esas de poqusimo interes; de suerte que, para cumplir lo que el reglamento me prescribe, necesitara tener un talento inventor, y este por desgracia no lo tengo: seria preciso ser poeta, pues son los solos que tienen bastante ingenio para hacer descripciones de sucesos que solo consten en su imaginacion, y como yo no lo soy, espero al ao prcsimo ver si hay materiales para tener algo que decir. No puede V. figurarse el desaliento que hay en esta Diputacion; si se propone algun proyecto se nombra una comision, y esta casi nunca d su dictamen, de suerte que nada se resuelve y egecuta. El Governador tiene propuesto el establecimiento de un Colegio de nias pobres, que deber costearse de los fondos destinados para las escuelas gratuitas de varones: veremos que resultado tiene.

PAGE 171

CENT"N EPISTOLARIO 134 \ 134 \ 134 \ 134 \ 134 \ En el mes de Setiembre de 1831 pidi el Capitan General esta Diputacion contribuyese con alguna cantidad para el gravado del plano de esta isla; y en Octubre siguiente entreg D. Angel Bruzon doscientos cuatro pesos en la Secretaria Militar de la Capitania General por encargo de la Diputacion. Como ya se ha verificado dicha obra, y han dado un plano por cada onza de oro que se entreg en aquella poca, me parece corresponde la Diputacion doce planos. Me alegrara tuviese V. la bondad de informarse y agenciar este asunto, y en caso de ser como yo creo, decirme que debe hacerse para reclamar dichos planos. El Dr. Abreu quien hice esto presente, me dijo hara V. esta misma peticion, mas como no seria dificil se le olvidase, me parece no est de mas anticiparme. Srvase V. ponerme los pies de su Sra, y disimular estas molestias que le causo; y ofreciendome sus rdenes me repito su afecto amigo y servidor Q. S. M. B. A Ducrs.1838 X X X X X CVII CVII CVII CVII CVIIA D.n Domingo del Monte. Habana Cadiz 2 de Enero de 1838. Mi querido amigo: por una carta de mi hermano Pepe de 11 de Nov.ese que habia llegado esa la caja de sus libros y lictografas y deseo saber si andube acertado en la eleccin de estas pues en caso contrario bien sea por que las tenga V por otro motivo ya dije V que se las debolviese a mi hermano. Este correo les llevara ustedes el discurso pronunciado el 9 del pasado contra la administracion de esa autoridad militar por el diputado Olivan. Algunos me escribieron de ah recelando que dho amigo se hubiese virado en la travesia pero yo tenia datos para estar seguro de lo contrario como le dira mi hermano P El rabazo ha sido tal que me parece que estoi viendo a los muchachitos rabiando por entrar al desguazo Dios haga que saquemos de este acontecimiento el partido que yo me

PAGE 172

DOMINGO DEL MONTE / 135 / 135 / 135 / 135 / 135 prometo, y que por indicarselo a mi hermano no se lo repito a V. Union, juicio y actividad debe ser nuestra divisa de lo contrario, naufragamos en los vicios y en la mala educacin de nuestra gente. La idea que manifeste a V el correo pasada de contar aqu con un periodico q.e sirba de organo a los deseos de la mayoria sensata, lo juzgo indispensable pues segun mi modo de ver mientras no adquiramos alguna practica en el camino de la verdadera libertad para conocer sus limites, yo no quisiera periodicos diarios sino censura previa. Yo pienso permanecer aqui hasta fin del verano si Vs no me necesitan en otra parte, Saco se fue a Italia y es lastima que no este aqui asi se lo escribire y haganlo Vs tambien. Los Manchegos han interceptado y quemado dos correspondencias seguidas y este es el motivo de la escasez de peridicos que remito esta vez componganse V como buenos hermanos con los que envio a Pepe entre los cuales ba la 4.a entrega del 6.o tomo de la Revista y 4 entradas de la crnica de las sesiones de cortes que son de V. Desde Madrid deben remitirle el Espaol y a Pepe del Castillo el Eco del Comercio pero temo que hayan sido pasto de las hogueras de Oregita y demas Beduinos. El mes que entra ya estaremos mejor si el diablo no lo enrreda por las medidas que se han adoptado para tener espedita la comunicacion de este punto con la corte. Yo no me descuidare en tener a Vs al corriente por todos los barcos que salgan de aqu de todo lo que ocurra para que esten Vs sobre aviso. Ya dije a V y repito que la viuda de Quintero quemo todo lo que creyo segun su leal entender que convenia. Conservese V bueno y feliz con su seora como le desea, de corazon su amigo y paisano A de ArangoX X X X X CVIII CVIII CVIII CVIII CVIIISor D Dom.o del Monte Hab.aMatanzas 3 de Enero de 1.838 Mi querido amigo: la noche ntes de mi partida pa esta Ciudad pens pasar por su casa para despedirme y entregarle el libro de los Retratos Polticos; pero habindo sabido en casa de Matamoros que se hallaba

PAGE 173

CENT"N EPISTOLARIO 136 \ 136 \ 136 \ 136 \ 136 \ Vd en el teatro, dej all el libro con encargo muy especial de que se lo entregasen. Supongo que as lo harian y me alegrar q.e la obra haya sido de su gusto y tal cual Vd me la encarg. Aqu me tiene Vd. contentsimo disfrutando otra vez del dulce trato y comunicacion de mis amigos Guitras y Milanes: al primero me lo he encontrado algo medroso y el segundo continua moralizando en lindsimos versos castellanos. Sin otro particular y desendole salud y buen ao se repite su spre adicto y apasionado Juan Padrnes .X X X X X CIX CIX CIX CIX CIXSr. D. Domingo del Monte. Habana. Matanzas y Enero 4 de 1838. Mi querido amigo. De vuelta mis hogares escribo V. para noticiarle que por lo apresurada que fu mi salida mas bien por falta de memoria ma dej entre las libros que adornan su Sancta Sanctorum literario mi libro de poesas el que suplico V. tenga la bondad de remitirmelo en cuanto se presente un buen portador. Ac me he hallada los amigos Padrines y Cardenas quienes as como Pedro Guiteras he dado sus memorias al ltimo aquello que V. me dijo (A parler franchement, cet ami. a toujours ces petites craintes-l il y met plus d’importance qu’il n’en devrait avoir: de ma part, je lui ai dit tout bonnement combien il etait ridicule de craindre et de demeurer presque toujours enferm chez soi: il frquente present le bal, il se promene, en grce au conseil de l’amiti.) Ahora estoy rumiando el plan de mi drama. Pienso hacerlo en tres actos, y que cada acto contenga dos cuadros. Asi que concluya el plan trato de empezarlo para despacharlo lo ms pronto posible. Ah dgame V. si Palma persiste todavia en hacer un drama al mismo asunto: el mio lo pienso seguir todo trance. Pongame V. los pies de Rosita y su Sra madre, recibiendo de parte de mi familia V. y ellas mil espresiones de afectuosa gratitud. Toda la pandilla de ac saluda toda la pandilla de all. (Pase V. de largo sobre

PAGE 174

DOMINGO DEL MONTE / 137 / 137 / 137 / 137 / 137 la palabra pandilla ignoble all en tiempo de entonces cuando el estilo era como la Sociedad aristocratico y plebeyo) y mande V. cuanto guste S. S. que de veras le ama. J. Jacinto Milanes .C C C C CSor. D.n Domingo del Monte Matanzas. Habana, enero 7-1838. Querido amigo viejo.=Nada de abatimiento! Aquello no fu mas que un suspiro arrancado por la fuerza de mis malandanzas, pero que de ninguna suerte puede ser poderoso apagar el poco mucho brio que Dios haya puesto en mi corazon: por el contrario nunca me han bullido en la cabeza mas proyectos literarios, ni he sentido mas ardor para el estudio, ni mejor temple p.a resistir los embates con que me amenace mi mal hado. A la hora esta hierven en mi mente novelas, dramas, historia cubana, y planes de practica forense, todo lo cual, Dios mediante, procurar ir realizando, unas cosas ahora, otras despues, conforme se maduren. Mr. Cosnier est loco de contento, mejor dicho bobo. A invitacion suya, fuimos verlo Palma y yo, y nos habl de una carta de V. en que le habla de nuestro proyectado peridico, y de una vuelta que piensa V. dar por aqu en estos dias: mucho me alegraria que fuese pronto, porque as podra realizarse cuanto antes nuestra idea. Hablemos ya del art.o 1. de Fair-play Tanco. Aunque l haya dicho despues que ya lo del aniquilam.to de la doctrina sensualista, apesta, creo yo que debe V. tocarlo, pues al probarlo en ese artculo se vali mi entender de un sofisma. Vamos ver si me esplico. Dice el:—“y no tiene el articulista de Matanzas en tan estricto sentido la voz aniquilar que quiera darnos entender no estar aniquilada una doctrina, por haber todava q.n salga al frente defenderla; pues hasta las causas mas perdidas hallan vehem.tes defensores; pero en vano es que se presenten tales adalides si la causa ha sido perdida ante el tribunal de la razon.”— Ahora bien: si por tribunal de la razon se entiende lo que debe entenderse, no la razon individual, la facultad de discernir de Pedro y Juan, sino la razon absoluta la razon independiente de la voluntad de los hombres,

PAGE 175

CENT"N EPISTOLARIO 138 \ 138 \ 138 \ 138 \ 138 \ tendremos que no ha habido, ni puede haber doctrina erronea, por mas generalizada que haya sido, que de antemano, no tuviese perdida, aniquilada su causa ante el tribunal de la razon Esto es cierto; pero no es ese el aniquilamiento de que se trataba: mientras un error est produciendo sus efectos, nada importa que los ojos de la eterna razon la doctrina que lo propala est completam.te derrotada; es menester antes de declararla tal, que los hombres demuestren su falsedad, poniendola al alcance de todos. Eso seria lo mismo que decir que en la poca de Tolomeo estaba ya aniquilada su doctrina, porque andando el tiempo habian de venir Coprnico y Newton revelar las verdaderas leyes de los cuerpos celestes; como si porque ahora, por un milagro, le fuese alguno dable. preveer que mas adelante ha de demostrarse que la luna no tiene ningun influjo en las crecientes y menguantes de la mar, pudiera asegurar que ya estaba destruida la opinion de los que sostienen el enlace que hay entre las revoluciones de aquel astro, y este fenmeno de nuestro globo. De todo esto se deduce, que Luz se vali de un sofisma, y que V. no pudo suponer aniquilada la doctrina de la sensacin, cuando pint los eclcticos ( soi disant tels segun Fair-Play) luchando todava con ella. Vamos la inconsecuencia.“Qu! puede haber en las ciencias transacciones como en los negocios de la vida!” palabras que dice Fair-play aplicndolas la tentativa que segun l ha hecho Cousin de conciliar uno y otro sistema. En 1.er lugar me parece que se equivoca Fr-pl; pues Cousin lo que ha hecho es aprovechar las verdades del sistema sensualista, y no conciliarlo con el eclctico, si es que este merece tal nombre de sistema: ademas que una cosa es conciliar en algunos puntos en que convienen las opiniones de dos autores, (y esto es lo que mi juicio ha hecho Cousin con Locke, y los metafisicos escoceses) y otra es que la ciencia transija, pues siendo sta el conjunto de verdades de un mismo genero, es claro que mal podr admitir proposiciones enteramente contrarias entre s. En 2.o lugar (y aqu est la inconsecuencia) si V. Seor Fr. pl cre que las ciencias no entran en transacciones, cmo es que poco antes de sentar ese principio ha dicho V. que tanto el sistema sensualista como el espiritualista, convienen en que el alma forma las ideas de los cuerpos por el ministerio de los sentidos ? Es decir que dos sistemas contrarios pueden admitir una verdad; y por qu n muchas? Es esto transaccion, no, dando esta palabra el sentido en que V. la aplica? No s si V. habr entendido bien mi idea; porque como escribo muy ligero tal vez no la he emitido con la claridad con que la concibo. Si tuviera los otros diarios en que ha escrito Fair-play, tambien haria otras observaciones: yo los buscar.

PAGE 176

DOMINGO DEL MONTE / 139 / 139 / 139 / 139 / 139 No tengo tpo. p.a mas que suplicarle V. presente mis respetos su cara mitad y familia, y ofrecerle la amistad invariable de su amigo nuevo Echeverra1CI CI CI CI CISr. D. Domingo del Monte Habana Paris 14 de Enero de 1838. Mi querido Domingo: ha llegado mis manos tu carta del 4 de Noviembre pasado con dos paquetes de diarios hasta aquella fecha y el cuadernito perteneciente al mapa de la isla; pero ni el tomito titulado Miscelanea ni tampoco la famosa Epilegia la muerte de la Suazo, cuya remisin me anuncias en la misma carta. No creo que me los hayan robado en el camino, por que supongo que debian venir en los pquetes de diarios y las bandas de estos estaban intactas, mas probable es que pensases mandarlos y no los mandaras al fin, como le sucedi cierto sugeto con ciertos tabacos.—Yo no s si te he dicho ya que pareci el n.o13 de las Memorias de la Sociedad, que te dige me faltaba; p.o s es cierto que me sobraba el ejemplar del n.o 15 de las mismas que te remit con D. Luciano. Fui casa de Paulin el librero en busca del Quijote en castellano con vietas de Johannot &a que me pides y me respondi que esa edicion era francesa y no espaola, por cuyo motivo no te la mandar. Te he comprado el Landscape Annuel perteneciente este ao y el Assedio de FirIenza p.r Guerrazzi: esta obra que est en cinco tomitos y que poda muy bien estar reducida dos, es el libro mas caro que he visto. Veinte fr. me pidieron p.r el en dos librerias, p.o en otra encontr un ejemplar que habia sido leido p.r un caballero poco cuidadoso y que tenia una manchita de tinta al principio del tomo 1.o y p.r cuyo demerito lo daban en 12 fr; lo compr y est en casa del empastador con otros libros que me ha encargado Juan Carrillo y que irn todos juntos cuando esten listos. Lola tambien se ocupa de los encargos de Rosita que iran p.r la misma ocasion. 1. Don Jos Antonio Echeverra.

PAGE 177

CENT"N EPISTOLARIO 140 \ 140 \ 140 \ 140 \ 140 \ Te suscribir, como me encargas, la Revue des Deux Mondes desde principios de este ao, y no continuar la suscripcion que la Revue franaise et trangre que hice por un ao y que espira en Feb.o. Esto ser si despus de haber leido los numeros de la ltima que te he remitido, no me ordenas otra cosa. Cuando recibas esta, sabras y probablemente por mis anteriores Rosa y Gonzalo, el relevo de Tacon p.r D. Joaquin Ezpeleta. Olivan me lo ha comunicado con fha 30 de Diciembre. A este buen aragones le debemos esta victoria y un discurso, muy moderado contra las omnmodas que pronunci el 9 de Diciembre y que ha sido la causa principal de este suceso. Le he escrito una carta muy larga sobre las juntas que propone en dho discurso p.a la formacion de las leyes especiales y le he apuntado el nombram.to de Saco y de Escovedo p.a dhas juntas. El tiene mucha influencia en el dia y aun me dijo en 19 de Diciembre que el referido discurso le habia cerrado ( sabiendas) las puertas que de par en par tenia abiertas p.a el ministerio. Ahora tambien se ruge que lo van nombrar y yo lo estoy pastoreando por ver lo que puedo sacar p.anuestra pobre isla, y p.a ello llevo con l una correspondencia poltica en toda forma.—Sagra ha sido tambien nombrado p.r su provincia y ha marchado ya p.a Madrid probablemente mordernos cuanto pueda, yo trato de embotarle los dientes por medio de Olivan. La Merlin me dijo el otro dia que estaba escribiendo la vida de MmeMalibran, y creo que era un trozo de estas memorias lo que iba darme p.a el Aguinaldo; p.o como no lo di tpo se lo ped p.a el del ao que viene y me contest que no tendra gracia p.r que ya entonces estar publicada su obra. Prometime sin embargo, hacer alguna cosilla ad hoc y yo no la dejar que se le olvide de nuevo. Mil parabienes Palma por su buen exito en los ensayos dramticos que ha emprendido. Mil cosas tambien Echeverria, Moris, Valle, Dm.oy todos los amigos en general y cada uno en particular.—Reciban tambien t y Rosita ntros abrazos, sin olvidar al chiquitin y creeme spre tu afectuoso herm.o y verdadero am.oPepe 2Le he propuesto Escovedo que puesto que l no piensa ir Espaa hta la primavera, le podria yo mandar entretanto Olivan tu memoria sobre la educacion p.a q.e la hiciese imprimir all p.r orden del gob.o. Djome que se la haria leer y que entonces me contestaria. 2. Don Jos Luis Alfonso.

PAGE 178

DOMINGO DEL MONTE / 141 / 141 / 141 / 141 / 141 Saco debe estar ahora en Marsella con intenciones de ir Italia. Parece que hace algun tpo que no goza de muy buena salud. Te remito con la presente p.r N. York alg.s num.s del Petit Courrier, del de l’Ouvrire y del J.l des Desmoiselles.CII CII CII CII CIIAl Sor. Dn. Domingo del Monte E. P M. reservada dignese V contextar con el portador Jesus M.a y Jos. Sor. Dn. Domingo del Monte. Muy Seor Mio: aun qe no tengo el honor de conocer V, un asunto de la mayor delicadeza, me hace tomar la pluma para qe baxo un secreto inviolable se digne V sin temor alguno comunicarme lo qe en conciencia supiere en el siguiente particular Se ha presentado para ser Religiosa de este Monasterio una hija de Dn Bernardo Miyaya y siendo prohibido por nuestras constituciones admitir alguna Novicia qe no sea de sangre limpia, deseo saver si V como natural de Sto Domingo conoce a este sugeto, pues yo puramente me informo para poder operar con tranquilidad, y V me puede hablar baxo toda seguridad y segun lo supiere, y guardar esta consulta en el fondo de su corazon, pues no se hace esto sino por saver es V un Seor de todo secreto. Deseo lo pase V bien y qe vea si en alguna cosa lo puedo servir su mas atenta Serva Sor Rafaela de Sta Ma. Magdalena Entralgo Religiosa del Monasterio de Sta Clara a 19 de Enero 1838.CIII CIII CIII CIII CIIIMatanzas y en.o 29 de 1838 Mi querido Domingo: he recibido los tres mapas, q.e agradezco muchsimo. Cada vez q.e adquiero documentos semejantes es tanta mi ansiedad y contento como mi ira al ecsaminarlos y desengaarme q.e nunca ha de hacerse una cosa completa enteram.te buena en lo posible. Las dos cartas son mejores y estan mas arregladas q.e las del plano gral. impreso en Barcelona, q.e no las tuvo presente; pero en lo demas hay mil defectos, y algunos de ellos tan chocantes 1.a vista p.a el mas ignorante como colocar al Ppe. mas cerca de Nuevitas q.e de Guanaja &

PAGE 179

CENT"N EPISTOLARIO 142 \ 142 \ 142 \ 142 \ 142 \ & & &. Yo no s q.e diablos es esto; si de los trabajos pasados se tomara lo bueno y se agregara y combinara con los ultimos, siempre la ultima carta seria la mejor; as es q.e ya no espero mas documentos; esos eran los q.e me faltaban oficiales, y as, manos mi obra reuniendo todo lo mejor de todos. He entregado Juanico los 4 p.s 6 r.s y enseandole la cartita p.a te los envie con las mesadas, aunq.e l se manifiesta apurado. No te olvides del Regl.to de Loteria y abraza tu afect.moEstban3CIV CIV CIV CIV CIVSr. D.n Domingo del Monte del Como La Habana EL CORREO NACIONAL. DIARIO DE POLITICA, DE FILOSOFIA, DE LITERATURA Y COMERCIO. Calle del Prado n. 27. H A B A N A Sr. D. Domingo del Monte Duplicada Madrid y Febo 12/838. Mui Sr. mio: Confirmando V. mi ultima de 29 de Dic.e ultimo, paso ahora manifestarle q.e debiendo publicar un nuevo periodico de politica y literatura titulado El Correo Nacional q.e saldr luz en el presente mes y deseando tener en esa un corresponsal p.a el mismo, he creido q.epodra valerme del favor de V. y al efecto le incluyo una circular igual las q.e he pasado los corresponsales de la Pennsula. P .r la instruccin q.e la misma acompaa se enterar V. de mis deseos sobre la clase de noticias q.e necesito; pero no pretendo sirvan V. de invariable norma las prevenciones q.e hago en ella, pues aprecio debidam.e la diferencia q.e hai entre este pais y esas islas y dejo al criterio de mis corresponsa3. Don Esteban Pichardo.

PAGE 180

DOMINGO DEL MONTE / 143 / 143 / 143 / 143 / 143 les de esa, el hacer en ellas las variaciones oportunas. Lo q.e yo deseo es tener una relacion periodica, sucinta y veridica de los hechos mas notables q.e en esa isla ocurran, y si p.r la situacion delicada en q.e la misma se halla hubiese temor de comprometerse tocando ciertas materias pueden Vds. escribirme sin firmar, bastando una simple inicial anagrama convenido; ademas de q.e yo har uso de las comunicaciones q.e reciba con la debida circunspeccion. Si V. no pudiese no le acomodase aceptar este encargo, le suplico se sirva procurarme alguna persona idonea q.e quiera encargarse de l. Incluyo V. tambien 50 egemplares del prospecto p.a el uso de sus amigos, y caso q.e esas autoridades permitan q.e dho periodico circule, le estimar me proporcione una persona propsito p.a recibir las suscriciones en esa Isla. Acompao V. un egemplar de la Revista del num.o ultimo q.e contiene materias en q.e me lisonjeo hallar V. inters. Siendo cuanto se ofrece p.r hoi, quedo de V. affmo, amigo y ato ser.orQ. B. S. M. Andres BorregoCV CV CV CV CVSor D Dom.o del Monte Habana Matanzas 14 de Febo/838 Muy estimado amigo: recib su apreciable de 10 del mes pasado que no he contestado ntes, porque queria acompaar mi contestacion con unos versos. cuyo plan tengo hace tiempo en mi cabeza. Los versos sin embargo no estn ni aun empezados por falta de lugar y por falta tambien de aquella tranquilidad y sosiego que Vd sabe que se necesita pa componer. Con respecto la obra que traje Vd de los E U, le suplico me haga el gusto de admitirla como un pequeo presente y recuerdo de mi cario y agradecimiento. Hoy he tenido el gusto de leer una composicion del am.o Crdenas hecha con motivo de las prximas bodas de su hermano Jos M.a: el estilo es sencillo, tierno y afectuoso y sembrado aqu y all de pensamientos muy morales y patriticos. Es regular que se la ensee Vd cuando pase por esa Ciudad p.a regresar los E U.

PAGE 181

CENT"N EPISTOLARIO 144 \ 144 \ 144 \ 144 \ 144 \ Voy entregar en casa de la Sra D.a Martina Garca una traduccion de la Henriada que Vd me prest, fin de que se la remitan Vd. Milanes y Guitras siguen buenos y el primero muy engolfado en su drama El Conde de Alarcos cuyo 1.er Acto ya tiene concluido con gusto y satisfaccion de todos los amigos. Tenga Vd la bondad de dar de mi parte muy finas espresiones Echeverra, Matamoros y demas amigos, repitindose de Vd muy adicto y apasionado Juan Padrnes P. D. Tengo presente el carioso regao de Vd, y como en espiacion de mi inaccion y largo silencio, voy emprender cuanto ntes la proyectada composicion de q.e le he hablado. Varios amigos nos reunimos algunos das la semana con objeto de leer obras provechosas. Actualmente tenemos entre manos el proyecto de leer algunos libros q.e nos instruyan fondo de las cosas de los E U, cuyo efecto pensamos empezar con la Mara p.a continuar en seguida con Tocqueville, Chevalier y la Historia de la Guerra Americana por Botta. No tenemos sin embargo La Maria y esperamos por lo tanto q.e Vd tendr la bondad de prestarnos su egemplar mandndonoslo por el 1.er conducto seguro que se le presente. Creo q.e Milanes escribir Vd. tambien hoy hacindole igual peticion.CVI CVI CVI CVI CVIEl Seor D. Domingo del Monte & & My dear Mr. Delmonte I send with many thanks your N. A. Review. Pray if you have done with the 2nd vol. of my “West Indies” let me have it. Yours My dear Sir very truly R/ R/ Madden 15 Feb.rGuanabacoa

PAGE 182

DOMINGO DEL MONTE / 145 / 145 / 145 / 145 / 145TRADUCCI"NEl Seor D. Domingo del Monte & & Mi querido Sr. Delmonte Devuelvo con muchas gracias su N. A. Review. Le ruego si V. ha terminado con el 2.ndo vol, de mi “West Indies”, de devolvrmelo. Soy de V., mi querido Seor, muy sinceramente R. R. Madden 15 Feb.oGuanabacoa.CVII CVII CVII CVII CVIISor. don Domingo del Monte, abogado. Habana. Mi querido del Monte: necesito una carta de V. para reanimar el espritu apocado i dar algun ensanche mas a las fuerzas, que ya flaquean con la falta de ejercicio. Esto se parece a los viejos molinos de viento de la esteril Mancha, que solo se mueven de tarde en tarde y para un fin de mezquino provecho. Al grano. Matanzas pide i grita a los buenos por una escuela de nias pobres, es necesario que V. me indique qu hay que hacer para despertar a esta gente dormida, i que escriba a los amigos de aca sobre este asunto. No faltan aqui buenas disposiciones en los individuos, para cosas de interes general, pero se necesita quien saque partido de ellas, i parece que ha de ser circunstancia precisa en el promovente,—que sea casado, y viejo, i que haya sido lo menos alcalde una vez, porque las pretensiones de la juventud son “son cosas de alla i fiosofia modernas.” V. en esto har un bien a Cuba, i no hai mas que decir. Que hay de proyecto de publicacin de las memorias del Sor. Arango? Cuenteme V. en el num.o de suscriptores por dos ejemplares. Quisiera que V. me remitiese un ejemplar de la estadstica de Vives i uno de la Hist.a econmica de Sagra, con noticia de su valor p.a enviarselo por la prim.a oportunidad. Disimule V. esta molestia. Mil cosas a Rosita i a la Sra, suegra de V., y escriba por piedad y mande a su amantsimo Guitras.4 4. Don Pedro Jos Guiteras.

PAGE 183

CENT"N EPISTOLARIO 146 \ 146 \ 146 \ 146 \ 146 \ Sor. D.n Domingo Del-Monte. Habana. Abrir una escuela en los barracones donde doce nias pobres aprendan los rudimentos de nuestra religion, a escribir i contar i coser, es el plan que me propuesto. Y como para conseguirlo emos dado con el inconveniente de no bastar el incentivo de la educacion a mover la voluntad de los padres de familia, nos parecido eficaz el medio de ablar a su interes mas que a su ignorancia e indolencia, i todos creemos que no dejaran de llevar con empeo a sus ijas a la escuela si le aseguramos el almuerzo y la comida en todos los dias de escuela. Este gasto, sin el cual no abria asistencia i nada adelantariamos, impide aumentar el num.o de las discpulas, pero creemos que sobre asegurar su educacion dara estabilidad a la escuela, i al fin mas vale que se admitan doce i que estas aprendan que no 24 i al cabo del ao nos encontremos con que nada se adelantado. En esta empresa de nacimiento mezquino creemos fundar los cimientos de otra mas gigantesca, si con ella familiarizamos a nuestros buenos paisanos con el sentimiento de interes acia las empresas de utilidad pblica, pues V. que sabe mis ideas i conoce lo inagotable de mi corazon cuando se trata de Cuba, no debe dudar que aprovechar todas las ocasiones de aumentar los fondos de esta escuela con subscripciones estraordinarias, representaciones dramticas i cuantos recursos me vengan a la mano. El medio que V. propone de reunir una cantidad i contar con sus productos solamente, seria el mejor si fuera realizable en esta ciudad, pero no lo creemos. Nuestros paisanos por un sentimiento mui natural estan acostumbrados a lamentarse, de nuestras necesidades, pero nada mas que lamentarse i carecen de toda aquella elevacion de alma que dan otras costumbres en la prctica de la vida para no contentarse con desear el remedio. Y es necesario poco a poco como enfermo de gravedad entre malos medicos i curanderos indolentes irlo reaciendo como cosa de por encantamiento. Para esta empresa de las doce nias se necesitan 150$ sin ningun sobrante: seria preciso 15.000 duros, para un producto igual al 1% i 15.000 pesos no se recaudan en el dia. Cree V. que se encontraran aqui personas que den mas de 500$ cada una? Quiero dar que aya 10= son 5000.$ como se aseguran los 10.000 restantes? Yo no lo creo practicable. Despues de abierta la escuela bajo las bases que me parecen unicamente adaptables, que se interese y acostumbre la gente a compadecer a los pobres i a su patria, i que el sentimiento de interes publico se despierte en ellos, que, seamos francos, no ecsiste sino en muy pocos i de estos la mitad indolentes entonces podremos emprender algo mas— Yo me acordare siempre del principio de V.—Acer algo” i este sera mi guia p.a toda la vida.

PAGE 184

DOMINGO DEL MONTE / 147 / 147 / 147 / 147 / 147 Escribame V. el primer correo todo lo que le parezca, disimule la libertad con que le escribo mis ideas, destruya V. todos mis errores i est V. seguro de que bajo cualquier forma que sea como asegure la duracion se establece aqui la escuela gratuita. De V. mil espresiones Rosita, i mande su amigo Guitras.5CVIII CVIII CVIII CVIII CVIIIMatanzas febrero 15 de 1838. Mi querido amigo. Recib su apreciable que acompaa mi libro de poesias y le doy vivsimas gracias por haberse tomado la pena de remitrmelo. La reunion de amigos que cada mircoles y sbado nos juntamos en casa de Pedro Guiteras leer y discutir sobre asuntos puramente literarios, desea empezar con la lectura de la Mara una especie de estudio sobre las costumbres instituciones polticas de los Estados Unidos, y sabiendo que V. se prestar gustoso proporcionarnos dha obra, me encarga que se la pida en nombre de todos, con la splica de que nos la remita V. por el mas pronto conducto. Yo creo que el de la S.ra D.a Martina Garca es el mas aproposito y el da que V. me avise pasar esa casa buscar dha obra. A Echeverra tendr V. la bondad de decirle (pues ahora no tengo tpo p.a escribirle aquellas poesias que l sabe las publique sin nombre de autor, pues aunque ha das que me estoy hilando los sesos por hallar un nombre atinado a cuya sombra publicarlas, no doy con l ni creo que vale la pena. Los frutos bastardos no necesitan nombre. El 1.er acto de mi conde Alarcos est ya, pero con el beneplcito de V. no lo enviar hasta no concluir los dos restantes. De este modo me apresurar mas darle fin. Pedro Guiteras me dice que le escuse el no escribir V. que se ha propuesto vegetar y nada mas que vegetar y que no entiende de lilailas. Si ve V. al silencioseo D. Rafael Matamoros, cuya oferta de una misiva en dias pasados me tiene en ascuas, dgale V. que hable y no se me apoltrone de un modo tan extico: que espero algunos de sus lindos punteos en el laud potico y que su Flor de muerto ha abierto las ganas 5. Ibdem.

PAGE 185

CENT"N EPISTOLARIO 148 \ 148 \ 148 \ 148 \ 148 \ de leer nuevas produccion.s suyas a ciertos bultos femeninos de Matanzas, sobre todo aquella triguea de los ojos romanticos que tanto le pes cuando estuvo aqu. Memorias todos los ntros y V. mande su f.l am.oJ. J. Milanes.CIX CIX CIX CIX CIXA D.n Domingo del Monte Abogado en la Habana. Cadiz 3 de Marzo 1838 Querido Paisano mio: anoche recib su estimada de 7 del pasado en que me recomienda a D.n Primo Colina a quien por medio de Juan Carrillo conozco y me ocupo de mejorar su triste condicin de suerte q.e su indicacin no ha serbido mas que para corroborar el distinguido concepto que tenia formado de este apreciable sujeto a quien socorrere del modo que V. me encarga. Tambien escribire a Madrid a un agente diestro para que se haga cargo de activar la solicitud de D.n Miguel Vargas ya que Olozaga nada ha hecho. El unico entorpecimiento que habr es la falta de comunicaciones pues las ultimas noticias que tenemos de la corte son de 15 del mes pasado de suerte que por poco adelantar las cartas de esa, y este hecho dice mas que cuanto yo pudiera aadirle. El dador de esta sera D.n Antonio Charlain joven apreciable e industrioso que ba con el objeto de montar en esa un establecimiento de librera,6 Juan Carrillo debia presentarlo de mi parte a mis amigos y hermanos pero el contratiempo de la arribada de la Marinera en que iban ambos, y el justo deseo de Charlain de llegar en la buena estacion lo determin a aprovechar el correo, y esta circunstancia lo constituye V areemplazar a Juan Carrillo para ayudarlo en sus primeros pasos y presentarlo ademas de mis hermanos a mis amigos Pancho Armenteros, Baron de Kessel, y D. Juan Montalvo asi como a los sobrinos Carrillos para que todos le ayuden protejer a mi recomendado. 6.Esta fue la librera que por largo tiempo estuvo instalada en la Habana en la calle de Pi y Margall (antigua del Obispo) en el mismo local que ocupa hoy la imprenta La Universal Esta de Charlain, que tuvo diversos dueos, fue uno de los mejores centros de librera con que hemos contado.

PAGE 186

DOMINGO DEL MONTE / 149 / 149 / 149 / 149 / 149 Una de las personas que ocupan un distinguido lugar en mi corazon es mi hermana politica Rita7 viuda de Pancho, su situacion es bien embarazosa como v sabra y deseara que la viese v con toda la frecuencia posible para ayudarla en salir de sus apuros con sus consejos. Me escribe un amigo la prision ejecutada ahi con un pobre corista que gracias a Dios y a S.n Alejandro se vera libre. No hai lugar para mas amigo mio y v como privilegiado en mi cario tiene una prueva en lo que me he estendido con solo una hora de tiempo que tengo para acusar recibo de las cartas que he tenido. A mi hermano Pepe le mando los papeles de aqui a falta de Madrid. Soi de v su amigo de corazon A de Arango Presente v mi recomendado a mis primos Mariano y Ciriaco a quienes se los digo.CX CX CX CX CXS.r D.n Domingo Del-Monte Habana Cadice, 8, Marzo, 1838. Carissimo Amico, Ho ricevuto la vostra gratissima lettera del 7, Febr. scorso, e l’acclusa per il Sirg.r de Arango.—Con queste lettere mi avete riempito l’anima di consolazione e mi avete dato la vista. E questi effetti non nascono solamente dall’ opportuno e generoso aiuto materiale, che mi portano, ma ancora dalla dolce, soddisfazione che me procurano colla certezza d’avere in voi un vero amico, un amoroso fratello. Dalle lettere del Sig.r de Arango, saprele, che, per una accidentale e fortunata circostanza, io mi trovavo gia in relazione con questo eccellenti Signore. Il medesimo ha avuto la bont d’interessar e si moltissimo in mio favore, e per ogni via ha cercato e cerca di ottenermi qui qualche collocazione. Ora si aggiunge la vostra validissima lettera, che certamente esercitar una grande influenza sul suo animo a mio favore. In somma, 7.La seora Rita de Quesada, viuda del ilustre cubano don Francisco de Arango y Parreo.

PAGE 187

CENT"N EPISTOLARIO 150 \ 150 \ 150 \ 150 \ 150 \ il mio cuore si apre alla pi bella speranza! Che il cielo sorrida eternamente all’ amico che socorre il suo amico, all’ uomo ottimo, che all’ elevatezza de’ pensieri, unisce il fuoco divino dell’ amore! Bench i vostri amichevoli rimproveri per il mio abbattimento morale siano giustissimi, pure non posso lasciare di farvi osservare, che vi sono sventure cosi aspre e posizioni sociali cosi scabrose e difficili, che invano si fa appello alla ragione e alla volant per poterle sopportare con calma e coraggio. L’uomo solo un essere impotente, nullo; l’uomo unito all’ uomo grande, potentissimo. Ma confeso, che, se ho saputo, soffrire con fermezza le persecuzione dei tiranni e ridere in faccia a pericoli d’ogni genere, v’ una cosa che non posso soffride, una cosa, che mi spaventa, mi avvilisce, mi uccide, questa cosa terrible, questa cosa infernale e la miseria! Ma il fatto mi prova chiaramente l’ingiustizia della mia disperazione, e mi fa vedere, che ha sempre grave torto l’uomo, che disfida della Providenza. H Sig.r de Arango ha posto a mia disposizione, secondo il vostro avviso, 50 p.s e mi offre a vostro nome di soddisfare qualche altra mia occorrenza. Questo stimabile Signore colla sua protezione ed i suoi consigli mi dimestra la p calda affezzione. Mi buon amico, le parole non bastano a manifestarvi la mia gratitudine che immensa. Se un giorno avr la fortuna di potervi dare una qualche prova della mia caldissima amicizia, quello sar il giorno pi felice della mia vita. Ancora non posso, dirvi nulla di positivo intorno alla mia futura sorte. Appena sapr qualche cosa di certo vi scriver. Intanto attendo ansiosamente una vostra cara e lunghissima lettera. Mi moglie ed io salutiamo col pi profondo rispetto la vostra Signora. Ai nostri amici auguro di cuore ogni felicit e desidero mi conservino nel loro cuore, e voi seguitate ad amare il vostro pi affezzionato amico. Primo Colina .TRADUCCI"NCarsimo amigo: He recibido su gratsima carta del 7 de Febrero pasado y la incluida para el Seor Arango. Con esta carta me ha llenado V. el alma de consuelo y me ha dado la vida. Y estos efectos no nacen solamente del oportuno y generoso auxilio material, que me trae, sino tambin de la dulce satisfaccin que me procura la certeza de tener en V. un verdadero amigo, un amoroso hermano. Por la carta del Seor Arango sabr como por una circunstancia accidental y afortunada me encontraba ya en relacin con este excelente seor. El mismo ha tenido la

PAGE 188

DOMINGO DEL MONTE / 151 / 151 / 151 / 151 / 151bondad de interesarse muchsimo en mi favor y por todos los medios ha tratado y trata de obtenerme aqu alguna colocacin. Ahora se une su valiosa carta, que de seguro ejercitar una gran influencia sobre su nimo en mi favor. En suma, brese mi corazn a la ms bella esperanza! Qu sonra el cielo eternamente al amigo que auxilia a su amigo, al hombre ptimo que a un elevado pensamiento, une el fuego divino del amor! Aunque sus amistosos reproches por mi abatimiento moral eran justsimos tambin no puedo dejar de hacerle notar que hay desventuras tan speras y posiciones sociales tan escabrosas y difciles que en vano se apela a la razn y a la voluntad para poderlas soportar con calma y valor. El hombre solo es un ser impotente, nulo; el hombre unido al hombre es grande, es potentsimo. Pero confieso que si he sabido sufrir con firmeza la persecucin de los tiranos y rer a la faz del peligro de todo gnero, hay una cosa que no puedo sufrir, una cosa que me espanta, me desalienta, me mata, esta cosa terrible, esta cosa infernal, es la miseria! Pero los hechos me prueban claramente la injusticia de mi desesperacin y me hacen ver que tiene siempre gran culpa el hombre, que desconfa de la Providencia. El Seor Arango ha puesto a mi disposicin segn su orden, 50 ps y me ofrece en nombre de V. el satisfacer cualquier otra necesidad ma. Este estimable Seor con su proteccin y sus consejos me demuestra el ms clido afecto. Mi buen amigo, la palabra no es bastante para manifestar mi gratitud que es inmensa. Si un da tengo la fortuna de poder dar alguna prueba de mi clida amistad, ese ser el da ms feliz de mi vida. An no puedo decir nada de positivo en cuanto a mi suerte futura, tan pronto sepa algo de cierto le escribir. Mientras tanto espero ansiosamente una cara y larga carta de V. Mi mujer y yo saludamos con el ms profundo respeto a su Seora. A nuestros amigos deseo de corazn toda felicidad y que me conserven en su corazn y siga V. queriendo a su afectsimo amigo Primo Colina .CXI CXI CXI CXI CXISr. D.n Domingo Delmonte Habana Sr D.n Domingo Delmonte Matanzas 16 de Marzo de 1838 Muy apreciable Amigo: Hoy he resivido su muy grata y me alegro mucho q.e V. se haya desidido a agitar ese negocio y le suplico q.e no pierda un instante pues yo estoy desidida q.e se concluya lo mas pronto q.e se pueda.

PAGE 189

CENT"N EPISTOLARIO 152 \ 152 \ 152 \ 152 \ 152 \ La proposicion de Palmer no me gusta, digale V. me de dos mil pesos al contado y dies honsas todos los meses y un fiador con todas las seguridades q.e V. sabe deben pedirse en igual situacion la mia y si el no acepta esto pida V. el remate de las ymprentas y q.e se me entere de todo lo q.e tengo derecho de pedir. No deje V. de escrivirme, yo tendr cuidado de mandar al correo por si V. me escriviese por l. Mil espreciones Rosita y ordene V. a su afo. S. Dominga Garcia.CXII CXII CXII CXII CXIIS.r D.n Domingo del Monte Habana Cadice—29 Marzo, 1838. Mio carissimo amco Quando il nome d’una persona amata che abita lontane regioni passando gl’immensi mari vi arriva inaspettato sotto gli occhi, si sente tal pienezza di cuore, tal gioia mista a tristezza che non puo dirsi. E bench quel caro nome fosse stampato sotto un articolo del Tiempo per mezzo d’un mecanismo insensibile e piuttosto grossolano como la imprenta de Cadiz e non fosse vergato dalla vostra mano, viva e intelligente; pure mi destava nell nimo quei ineffabili sentimenti, pensando che quelle linee mi portavano le vostre idee, e che in esse v’era una parte della vostra vita morale. Parlo adunque del vostro bel articolo Mision del poeta nel siglo 19.oche ho letto con sommo piacere. Pensatore e poeta voi brillate in quelle poche linee tanto per la profondit e avvedutezza delle riflessioni, quanto per la forza, la grazia e la chiarezza dello stile. E quantunque mi sembrino molto severi i vostri giudizj, la purezza dei desiderj vostri dimostrano da quale ardente carit sian prodotti. Io non voglio farmi ora l’apostolo di dottrine sataniche e sovversive, n voglio diffendere quegl’uomini perduti che cantano l’adulterio e il suicidio. Sono d’accordo con voi, e pi ora che non lo fui pel passato, intorno ai doveri santissimi del poeta. Io pure vo cercando il poeta, il cantore divino delle armonie del cielo e della terra, l’uomo prvilegiato da Dio e destinato al sublime ministero di guidare e confortare l’umanit.

PAGE 190

DOMINGO DEL MONTE / 153 / 153 / 153 / 153 / 153 Ma lo cerco indarno; indarno lo chiamo. Urli e bestemie, non benedizioni e cantida ogni parte s’innalzano.—E dov’ la causa di questo male? Forse nel poeta?—Non forse questa impudente letteratura la legittima figlia di questa disordinata a corrotta societ?—In questi tempi in cui tanti voti fortissimi fremon delusi nel cuore degl’ nomini; in sui tanti fracidi elementi del passato lottano ancora con quelli voti fortissimi fremon delusi nel cuore degl’ nomini, in cui tanti d’un avvenire incerto e appena nascente, in mezzo a quest’affannoso travaglio morale che agita ogni cuore, a queste penose dubbiezze che turbano ogni mente, come pu sorgere un poeta di pace e d’amore?—No: il male nos st nel poeta. In questi tempi non possono esservi poeti come noi l’intendiamo. Dove non v’ religione non vi sono poeti. La poesia figlia prediletta del cielo non vive che d’amore; e religione amore, purissimo amore!—Volgete adunque gli occhi a questa vecchia Europa e non trovare te altra religione che quella del calcolo, n altro tempio che la borsa.—E credete voi che fra tanto gelo possa brillare qualche scintilla di fuoco? Como possono alzarsi fra tante vili e egoistiche passioni poeti lietti di speranze e fecondi di consolazioni? Povero poeta! E voi non volete che si chiami angel caido ; non volete che pianga il suo esiglio e sospiri la sua bella patria perduta, il cielo?—In quest’epoca di terribile angostia in cui l’intelligenza alle prese pi accanite colla ricchheza, in cui alla legge fatale del pi forte subentrata la pi funesta forse del pi ricco, non piu esservi altra poesia che quella del dolore, n altri canti che i lamenti e le lacrime del povero popolo calpistato, dalla violenza dei grandi. La letteratura f sempre sar sempre la pi sincera espressione della vita fisica, morale, e intellettuale delle nazioni; onde mi pare che indarno aspettaremo che fra noi apparisca un Omero, un Dante, un Calderon.—Che se qualche spirito sovrumano risplende in questi giorni, come luminoso faro, e camina davanti ai popoli smarriti additandogli la via della virt, come il Manzoni, ci per una fortunata eccezione della regola insopportabile e necessaria, per un miracolo della providenza che ci fa conoscere esservi sempre, anche in mezzo al pi orribile caos, una mano onnipotente che vuol riccomporlo all’armonia. La nostra letteratura secondo il mio modo di vedere, un fatto necessario, una necessaria conseguenza del nostro stato sociale. B per tanto io non maledir i poeti dei nostri giorni; e anzi pianger sul loro traviamento, perch homo sum: humani nihil a me alienum puto E mi pare perci che s’abbia a indagare la causa di questa malattia e palesarla al mondo e indicarne, potendo, i rimedj. Bench io dubiti fortemente del buon risultato, pensando che i precetti sono come la medicina inutili quando l’infermit vince tutte le resistenze della natura.

PAGE 191

CENT"N EPISTOLARIO 154 \ 154 \ 154 \ 154 \ 154 \ Di pi, non posso lasciare di dirvi, che cacciando da parte quei trivialissimi banditori d’oscenit e di pazzie, che io non voglio onorare del nome di poeti, nell’attuale letteratura io scorgo i germi salutari della letteratura religiosa dell’avvenire; e di ci sono intimamente persuaso, bench non mi sarebbe molto facile persuaderne gl’altri. Mi pare che siasi dato un gran passo verso la buona poesia coll’aver abbandonato gl’ornamenti rancidi e sensuali della mitalogia ed aver rivestiti i nuovi e transparenti colori del cristianesimo. Mi direte voi, mio buon amico, ch’io pure sono attaccato della febbre comune, che anch’io sono della scuola frenetica e disperata di Byron? Io non sono di nessuna scuola, ne sono poeta.—Povero figlio del popolo, vittima infelice fra lo tante che cadono ogni giorno sotto il pesso dell’ingiustizia del mondo non posso cantar gioie e mi tacio; ma tacio per non aumentare lo spaventivol clamore di tanti popoli mal guidati colle mia inutili grida.—Benedetti le mille volte quegl’esseri che in mezzo a tutte le soddisfazzioni della vita, possono alzare—una voce pura ed armoniosa per lodare la providenza e confortare i suoi simil! Io vorrei essere d’acordo con voi in quanto alla forma come son certo di esserlo in quanto al fondo Ma come le aspre vicende della mia vita possono aver modificato tanto il mio pensare e il mio sentire da farmi spropositare, dubito sempre e resto sempre mal contento delle mie proprie opinioni; e il dubbio l’unico frutto (amarissimo frutto!) che ho potuto raccogliere dal mio studio del cuore umano. Comunique siasi aspettaremo che nasca il poeta religioso; ma primo dovr nascere un altro Cristo. Un nuovo fuoco dovr primo accendere i nostri cuori, un nuovo legame ci dovr stringere, una nuova forza el dovr animare, il fuoco, il legame, la forza della religione. Questa figlia di Dio quella che inchina il ricco al povero, il sapiente all’indotto, e li fa vivere d’una communicazione d’amore, che come una nuova vita; e alla voce di questa 1’umanit si collega e si stancia come una stretta falange alla conquista del vero, del giusto, del bello; ... e allora discendono dal cielo i poeti e passano sulla terra come risplendenti emanaziomi della Divinit, spargendo flori sul camino della vita e cantando i precetti della virt e le maraviglie dell’universo! 30, corr.teCominciai questa lettera solo per dirvi che el vostro articolo mi avea molto piaciuto, e insensibilm.te e quasi contro mia voglia mi sono diffuso tanto da rendermi forse noioso, e se ve la mando perch, conoscendo l’amore che mi portate, spero che sopportarete con pazienza e la sua lunghezza e il disordine che vi regna, avendola scritta pi col cuore che colla mente.

PAGE 192

DOMINGO DEL MONTE / 155 / 155 / 155 / 155 / 155 Sar gi arrivata alle vostre mani la mia lettera in risposta alla vostra gratissima del 7 Febb; scorso. In essa vi diceva d’aver ricevuto dal S.r de Arango 50, p.s per conto vostro. Vi deceva tutte le premure che ha per me questo vostro rispettabile amico e la paterna affezione che mi dimostra in riguardo certamente alla vostra valevole raccomandazione. Di tutto ci, mio buon amico, vi ringrazio, ni altro io posso fare che ringraziarvi con tutta l’anima! In verit che la vostra lettera e l’aiuto vostro non potevano giungere pi opportunamente. La providenza veglia sopra tutti. Seguendo i consigli del Sig.r de Arango rester qui qualche tempo per cercare di ottenere una collocazione in un nuovo Collegio che in questa citt pensano piantare. Ma questo affare mi pare che vada molto in lungo, ed io sono condannato a non poter mai aspettare; perch, como lo sciagurato uomo nero, produttore delle vostre ricchezze, martirizzato, incalzato, spinto avanti a rompicollo dalla sferza crudele del feroce mayoral cosi io sono sempre martirizzato, incalzato, spinto senza misericordia dall’immondo demonio della necessit! Ancora dunque nos posso dirvi nullo di possitivo del mio avvenire. In questi cinque mesi che ho passato qui ho fatto di tutto per occuparmi con qualche utilit materiale e non ho potuto trovare nulla da fare. Se ora l’influenza del S.r de Arango, il quale in verit non si stanca di operare in mio favore, non arriva a ottenermi una qualche collocazione che mi dia tanto da vivere, penso d’andarmene a Parigi, dove vi pane per molti e dove mi chiamano i miei antichi progetti.—Forse sar obbligato per fare il mio viaggio di servirmi delle offerte che mi ha fatto la vostra buona amicizia, offerte che so bene vengono dal vostro cuore, e che io posso accettare senza timore di avvilirmi, perch vi conosco e mi conosco. Aspetto con grande ansiet la lunga, lunghissima lettera che mi avete promesso, e desidero e spero che mi porti liete e consolanti notizie di voi, della vostra Signora, familia, amici, e, se possibil fosse, della vostra bella patria. Mi farete il piacere di offrire alla vostra Signora gli ossequiosi rispetti di Carolina e miei; salutate cordialmente i nostr amici; e abbracciandovi coll’anima sono sempre vostro affmo Primo Colina .TRADUCCI"NMi carsimo amigo: Cuando el nombre de una persona amada, que vive en lejana regin pasando los mares inmensos, le llega inesperadamente bajo los ojos, sintese tal llenura del corazn, tal alegra mezclada con tristeza que no puede expresarse. Y aunque aquel caro

PAGE 193

CENT"N EPISTOLARIO 156 \ 156 \ 156 \ 156 \ 156 \nombre estaba estampado al pie de un artculo del Tiempo por medio de un mecanismo insensible y ms bien rudo como es la imprenta de Cadiz y no fuese escrito por su mano viva e inteligente, sin embargo despertaba en el nimo inefables sentimientos pensando que aquellas lneas me llevaban sus ideas y que en ellas haba una parte de su vida Moral. Hablo, pues, de su bello artculo Misin del poeta en el siglo 19 que he ledo con sumo placer. Pensador y poeta brilla V. en aquellas pocas lneas tanto por la profundidad y perspicacia de la reflexin, cuanto por la fuerza, la gracia, la claridad del estilo. Y aunque me parezcan ms severos sus juicios, la pureza de sus deseos demuestran la radiante caridad que los producen. No voy a hacerme ahora el apstol de la doctrina satnica o subversiva, no voy a defender a los hombres perdidos que cantan el adulterio y el suicidio. Estoy de acuerdo con V, y ms ahora que no lo estuve en el pasado, respecto a los deberes santsimos del poeta. Yo tambien voy buscando al poeta, el cantor divino de la armona del cielo y de la tierra, el hombre privilegiado por Dios y destinado al sublime misterio de guiar y confortar a la humanidad. Pero lo busco en vano, en vano lo llamo, aullidos y blafemias, no bendiciones y cantos de todas partes se alzan. Y dnde est la causa de este mal? Quiz del poeta? No es quiz esta impudente literatura hija, legitima de esta desordenada y corrompida sociedad? En estos tiempos en que tantos elementos podridos del pasado luchan an con aquellos de un porvenir incierto y apenas nacido, en medio de un afanoso trabajo moral que agita todos los corazones, de estas penosas dudas que turban todas las mentes, como puede surgir un poeta de paz y de amor? No, el mal no est en el poeta. En estos tiempos no pueden haber poetas como nosotros lo entendemos. Donde no hay religin no hay poetas. La poesa hija predilecta del cielo no vive sino de amor, y religin es amor, pursimo amor. Vuelva los ojos a esta vieja Europa, y no hallar otra religin que la del clculo, ni otro templo que la bolsa. Y creer que tras tanto hielo pueda brillar cualquier chispa de fuego? Cmo podrn alzarse tras tantas viles y egostas pasiones poetas animados por la esperanza y fecundos en consuelos? Pobre poeta! Y no se quiera que se le llame ngel cado ; no se quiera que se llore su destierro y suspire por su bella patria perdida, el cielo? En esta poca de terrible angustia en que la inteligencia est reida encarnizadamente con la riqueza, en que a la ley fatal del ms fuerte se ha sustituido la ms funesta del ms rico, no puede haber otra poesa que la del dolor, ni otros cantos que los lamentos y las lgrimas del pobre pueblo hollado por la violencia de los grandes. La literatura fue siempre y ser siempre la ms sincera expresin de la vida fsica, moral e intelectual de las naciones; por lo que me parece que en vano esperaremos que entre nosotros aparezca un Homero, un Dante, un Caldern. Que si algn espritu sobrehumano resplandece en estos das, como luminoso faro, y anda delante de los pueblos extraviados ensendole la va de la virtud, como Manzoni, es por afortunada excepcin de la regla insoportable y necesaria, por un milagro de la Providencia que se hace conocer siempre, aun en medio del ms horrible caos, una mano omnipotente que quiere volverlo a la armona. Nuestra literatura es segn mi modo de ver, un hecho necesario, una necesaria consecuencia dentro de nuestro estado social. Y por tanto no maldecir a los poetas de nuestros das, sino que llorar por su extravo, porque homo sum: humani nihil a me alienum puto Y por ello me parece que debe investigarse la causa de esta enfermedad y mostrarla al mundo e indicar si es posible los remedios. Aunque dudo mucho del buen resultado, pensando que los preceptos son como la medicina intiles cuando la enfermedad vence toda la resistencia de la naturaleza. Adems, tengo que decir que dejando aparte aquellos trivialsimos propagadores de obscenidades y de locuras, que no quiero honrar con el nombre de poetas, en la actual literatura vislumbro los grmenes saludables de la literatura religiosa del porvenir, y de esto estoy ntimamente persuadido, aunque no me sera muy fcil persuadir a

PAGE 194

DOMINGO DEL MONTE / 157 / 157 / 157 / 157 / 157los otros. Me parece que se ha dado un gran paso hacia la buena poesa con haber abandonado los anticuados y sensuales ornamentos de la mitologa y haber revestido los nuevos y transparentes colores del cristianismo. Me dir V., mi buen amigo, que yo tambin estoy atacado de la fiebre comn, que tambin soy de la escuela frentica y desesperada de Byron? No soy de ninguna escuela, no soy poeta. Pobre hijo del pueblo, vctima infeliz entre las tantas que caen todos los das bajo el peso de la injusticia del inundo, no puedo contar alegras, y me callo, me callo para no aumentar el espantoso clamor de tantos pueblos mal guiados con mi intil grito. Bendito mil veces aquellos seres que en medio de todas las satisfacciones de la vida, pueden alzar una voz pura y armoniosa para loar la providencia y confortar a sus semejantes! Quisiera estar de acuerdo con V. en cuanto a la forma, como estoy seguro de estarlo en cuanto al fondo. Pero como las duras vicisitudes de mi vida pueden haber modificado tanto mi pensar y mi sentir hasta hacerme desatinar, dudo siempre y quedo spre descontento de mis propias opiniones, y la duda es el nico fruto (amargusimo fruto) que he podido recoger de mi estudio del corazn humano! Como quiera que sea esperemos que nazca el poeta religioso; pero antes deber nacer otro Cristo. Un nuevo fuego deber primero encender nuestros corazones, un nuevo lazo deber apretar, una fuerza deber animar el fuego, el lazo, la fuerza de la religin. Esta hija de Dios es la que inclina el rico al pobre, el sabio al indocto, y le hace vivir en comunicacin de amor, que es como una nueva vida, y a la voz de sta la humanidad se rene y se lanza como una estrecha falanje a la conquista de lo verdadero, de lo justo, de lo bello... y ahora desciendan del cielo los poetas y pasen sobre la tierra como emanaciones resplandecientes de la divinidad esparciendo flores en el camino de la vida y cantando los preceptos de la virtud y las maravillas del universo! 30 cornte Comenc esta carta solo para decirle que su artculo me agrad mucho e insensiblemente y casi contra mi voluntad me he extendido tanto que tal vez me he hecho enojoso, y si se la mando es porque conociendo el afecto que V. me tiene, espero que soportar con paciencia su longitud y el desorden que en ella reina, habindola escrito ms con el corazn que con la mente. Ya habra llegado a sus manos mi carta en respuesta a su gratsima del 7 de Febrero pasado. En ella le deca que haba recibido del Sor de Arango 50 ps por cuenta de V. Le deca todo el cuidado que tiene por m este su respetable amigo y el fraternal afecto que me demuestra, debido sin duda a su valiosa recomendacin. Por todo, mi buen amigo, le doy las gracias, no puedo hacer otra cosa que agradecer con toda mi alma! Es verdad que su carta, su auxilio no han podido llegar ms oportunamente. La Providencia vela sobre todos. Siguiendo los consejos del Seor de Arango permanecer aqui algn tiempo para tratar de obtener una colocacin en un nuevo colegio que se piensa establecer en esta ciudad. Pero este asunto me parece que va muy largo y estoy condenado a no poder esperar, porque como el infeliz hombre negro productor de nuestras riquezas es martirizado, perseguido, empujado sin tregua por el ltigo cruel del feroz mayoral, asi siempre estoy martirizado, perseguido, empujado sin misericordia, por el inmundo demonio de la necesidad! Por tanto, an no puedo decirle nada de positivo sobre mi porvenir. En estos cinco meses que he pasado aqu he hecho todo lo posible por ocuparme en algo de utilidad material, y no he podido hallar nada que hacer. Si ahora la influencia del Sor de Arango, quien en verdad no se cansa de trabajar en mi favor, no llega a obtenerme cualquier colocacin que me d para vivir, pienso marcharme a Paris, donde hay pan para muchos y donde me llaman mis antiguos proyectos. Tal vez me ver obligado p.a hacer mi viaje de servirme de las ofertas que me ha hecho su buena amistad, ofertas que bien se que vienen de su corazn y que puedo aceptar sin temor de humillarme porque le conozco y me conozco.

PAGE 195

CENT"N EPISTOLARIO 158 \ 158 \ 158 \ 158 \ 158 \Espero con gran ansiedad la larga, largusima carta que me ha prometido y deseo y espero que me traiga alegres y consoladoras noticias de su Seora, familia, amigos y si fuese posible, de su bella patria. Le ruego que haga presente a su Seora los profundos respetos de Carolina y mios, salude cordialmente a nuestros amigos y abrasndole con el alma soy siempre su afmo, Primo Colina .CXIII CXIII CXIII CXIII CXIIISor. D.n Domingo del Monte, Matanzas 4 de Abril de 1838. Muy Seor mio: aunque no tengo el honor de conocer a V. por relaciones de amistad, valido de la que media entre el Sor de Tanco, que me dispensa la suya, y V. me he tomado la libertad de presentar por mano de dicho Sor la juiciosa ilustrada crtica de V. el adjunto drama, titulado “Pedro el cruel”, que ha sido el primer ensayo de mi corto ingenio y estudios, y que tal vez encontrar V. plagado de errores—Apesar del poco precio de la obra espero que V. dedicar su ecsmen algunos momentos en que descanse de sus tareas pblicas, y dichoso yo si ella logra la aprobacin de V. Con tal motivo no dudo en ofrecer V. mi amistad y servicios, que hallando acogida me proporcionarn la satisfaccion de contarme en el nmero de sus amigos, que es lo que desea su mas atento y S. S. Q. B. S. M.Miguel Teurbe Tolon8CXIV CXIV CXIV CXIV CXIVPor el correo de la empresa A D.n Domingo del Monte Abogado en la Habana Cadiz 7 de Abril 1838. Mi querido amigo: se ha detenido el correo de esa esperando el de Madrid que no parece y como de un momento otro puede hacerse a la vela el buque no quiero que lo verifique sin llevarle a v esta fe de vida. 8. En el resto de papel que existe en esta carta despus de la firma, como pasatiempo o entretenimiento de alguno que sin duda no fue Del Monte, figuran ciertos dibujos y distintas firmas que por razones obvias hemos omitido.

PAGE 196

DOMINGO DEL MONTE / 159 / 159 / 159 / 159 / 159 No hablare v de nuestra tristsima situacin sobre la cual tendra y mas datos de lo quisiera leyendo los periodicos. Ni los Carlistas ni nosotros tenemos fuerza ni inteligencia para triunfar pero en cambio abrigamos los germenes de las antipatas mas inconciliables para prolongar los desastres del pais que siguiendo en la progresion de aniquilamiento en que ba, sera imposible que pueda sostener grandes masas movibles y la guerra tendra que reducirse a la vandalica de las partidas, tal es mi vaticinio del porvenir, si no ocurre algo estraordinario no toma Europa mano fuerte en nuestra contienda. Dije v en mi anterior que conocia a Colina por medio de J. Carrillo antes que recibiese su recomendacion, de suerte que cuando recibi su carta ya me ocupaba en favor suyo, interesndome su ilustracion y sus desgracias. Lo boi socorriendo segun v me encarga para atender a sus necesidades y pienso estenderme hasta la cantidad de doscientos pesos, aunque v no me haya puesto esta tasa que ha graduado mi prudencia. En cuanto a fondos no necesita v tenerlos en mi poder para disponer de cuanto este a mi alcance y a continuacion le repito el estado de nuestra cuentecita deseando me diga si esta conforme con sus apuntes. A Madrid he escrito para que faciliten a la persona que v me indico lo que pida de orn de y a Sirgado le he suplicado que me busque en el consejo (en el archivo) todo cuanto pueda contribuir al objeto utilisimo que v se propone con motivo de la memoria biografica de Pancho mi primo. Con su Seora desea v felicidades su apasionado amigo A de Arango Lo he suscrito v al Liceo cientfico y ya le he remitido los dos primeros numeros que han salido. Recibi en una libranza de D.n Domingo del Monte la cantidad de rs vn ...................................................................................................80000 Cuya distribucion es la siguiente Le debolv por medio de mi herm.o Pepe .......................40000 Por medio de Evaristo Carrillo .......................................20000 Libranza, contra mi y a favor de Dufau ......................... 6000 A D.n Salustiano Olozaga para gastos de D.nDomingo Andre. ................................................... 4000 Libros y Estampas periodicos remitidos ....................... 8120 A D Juan Carrillo entregados por su orn ...................... 0600 A D.n Maximo Colina id ..................................................... 4000 Data..................................................................................... 82720 Diferencia r.s v.n.................................................................. 2720

PAGE 197

CENT"N EPISTOLARIO 160 \ 160 \ 160 \ 160 \ 160 \CXV CXV CXV CXV CXVSr. D.n Domingo Delmonte Reconda, al S.r Carrillo Habana Cadice 22 Aprile 1838. Carissimo Amico, Non posso lasciar partire di qui il S.r Carrillo senza procurarmi il piacere di scrivervi queste due righe per salutarvi e rinovarvi i sentimenti di caldissima amicizia e affettuosa gratitudine che per voi sempre vivono e vivran sempre nel mio cuore. Spero che avrete ricevuto le mie due ultime lettere. Nell’ultima, forse troppo lunga, vi parlai dal bellissimo vostro articolo sull’attuale letteratura pubblicato in un numero del Tiempo Voi mi perdonarete tutto cio che di pessimo e di romantico puo essermi sfuggito in quella disordinata lettera. Io non ho un sistema, n credo che questa sia l’epoca dei sistemi: io vi sponeva un fatto; vi diceva, che questi non sono i tempi di Mos, n di Omero; n sono i bei tempi dal Cristianesimo; sono tempi di agitazione, di preparazione, di aspettazione; sono tempi di discussione e di esame. Potran ben salire ad un alto grado di perfezione le scienze esatte e naturali, ma non le morali e meno la poesia, la vera poesia. Per me tengo ferma opinione non esservi altra morale che la morale Cristiana, ne altra poesia che la poesia del Cristianesimo. I principj morali non ammettono analisi, n van soggetti a discussione; si trovano nel cuore dell’uomo e nel Vangelo, e tutte le Assemblee Nazionali della terra non potran che ripettere=non far agli altri quello che non vuoi sia fatto a te medesim=-E cosi la poesia andr vagando per oscure e spinose vie tentar tutti i generi, e finalmente ritornar alla religione. Voi mi direte che sono divenuto un santo—Cosi pur fosse!—ma sono invece uno dei pi disperati figli del secolo;—un giorno credo, l’altro dubito;—oggi sono fra gli angioli, domani fra’demonj—E como si fa? Le cose mie sono sempre nel medesimo stato. Il S.r de Arango mi ha consegnato altri 25 p.es a conto vostro. Egli seguita a darsi tutte la premure per trovarmi qualche occupazione utile; ma questo e un paese troppo miserabile e ignorante e non si presentano risorse di nessun genere.—Lascier passare ancora alcuni giorni e, se seguita a essermi contraria la sorte, me ne andr in altro paese, dove almeno se non potr fare una fortuna avr la consolazione di vivere nel centro del movimiento intellettuale Europeo;—l’uomo non vive solo di pane.

PAGE 198

DOMINGO DEL MONTE / 161 / 161 / 161 / 161 / 161 Sarei gi partito, ma la poca o per meglio dire la cattiva salute della mia Carolina me lo ha vietato e anche ora temo che un lungo viaggio potr essergli molto nocivo;—ma ci vuol pazienza!-Ricevete e presentate alla vostra Signora i nostri rispetti; salutate tutti gli amici e credete mi pieno di amore e di riconoscenza vostro affm.o amico. Primo Collina P S. Desidero sapere notizie del vostro caro figliouoletto e se ne avete gi un altro-Quanto desidero una vostra carissima lettera!—Se non fosse, cotesto clima di fuoco ora ritornarei con Carrillo fra gl’amici dell’ Havana—Quando trnar a vedervi?TRADUCCI"NCarsimo amigo: No puedo dejar partir de aqui al Sr. Carrillo sin procurarme el placer de escribirle estas dos lneas para saludarle y renovarle los sentimientos de calidsima amistad y afectuosa gratitud que viven y vivirn siempre para V. en mi corazn. Espero que habr recibido mis dos ltimas cartas. En la ltima quiz demasiado larga, le habl de su bellisimo artculo sobre la literatura actual publicado en un nmero del Tiempo Me perdonar todo lo que de psimo y de romntico puede habrseme escapado en aquella carta desordenada. No tengo un sistema, ni creo que esta sea poca de sistemas, y le expona un hecho; le deca que estos no son tiempos de Moiss ni de Homero, no son los bellos tiempos del Cristianismo, son tiempos de agitacin, preparacin, espectacin, son tiempos de discusin, de examen. Podrn elevarse a un alto grado de perfeccin las ciencias exactas y naturales, mas no las morales y menos la poesa, la verdadera poesa. Tengo la firme opinin de no haber otra moral que la moral cristiana, ni otra poesa que la poesa del cristianismo. Los principios morales no admiten anlisis, no estn sujetos a discusin, se hallan en el corazn del hombre, en el evangelio, y todas las Asambleas Nacionales de la tierra no podrn ms que repetir: no hars a los otros aquello que no quieras que te hagan a t mismo. Y as la poesa andar vagando por una va obscura y espinosa; probar todos los gneros y finalmente retornar a la religin. Me dir V. que me he vuelto un Santo, ojal fuera as, pero soy por el contrario uno de los ms desesperados hijos del siglo; un da creo, el otro dudo, hoy estoy entre los ngeles, maana entre los demonios. Y qu hacer! Mis cosas estn siempre en el mismo estado. El Sor de Arango me ha entregado otras 25 pcs por cuenta de V. l sigue dndose toda prisa para encontrarme cualquier ocupacin til, pero este es un pas muy miserable e ignorante y no se presentan recursos de ningn gnero. Dejar pasar an algunos das, y a seguirme siendo contraria la

PAGE 199

CENT"N EPISTOLARIO 162 \ 162 \ 162 \ 162 \ 162 \suerte me trasladar a otro pas, donde al menos si no puedo hacer una fortuna tendr el consuelo de vivir en el centro del movimiento intelectual europeo; el hombre no vive solo de pan. Ya hubiera partido pero la poca o por mejor decir, la mala salud de mi Carolina me lo ha impedido y aun ahora temo que un viaje largo pueda serle muy nocivo; Pero es necesario tener paciencia! Reciba y presente a su Seora nuestros respetos; salude a todos los amigos y crame lleno de amor y de reconocimiento su afmo amigo Primo Collina P. S. Deseo tener noticias de su caro hijito y si tiene ya otro. Cunto deseo una carsima carta vuestra! Si no fuera este clima volvera ahora con Carrillo junto a los amigos de la Habana. Cundo volver a verle?CXVI CXVI CXVI CXVI CXVISr D. Domingo del Monte. Habana. Matnzas y mayo 1. de 1838. Mi apreciable y queridsimo amigo. Por lo que me cont Tanco a su regreso de esa parece que hay entre los ingenios habaneros en el da alguna aficion empresas dramticas, pues me refiri haber visto en su Sancta Sanctorum de V. tres cuatro piezas sin duda p.a estrenarse la apertura del gran teatro de Tacon: las piezas segun me di a entender dho am.o no estaban provistas de muchas prendas del arte y por el contrario faltas de algunas de las principales. Lo siento, pues todo eso manifiesta la infructuosidad de los esfuerzos que hasta ahora se han hecho en la materia. Quisiera saber pues mas por menudo algo de las tales pzas, porque Tanco como es tan desmemoriado no me pudo decir los argumentos ni aun los ttulos. Si es cosa que no amohine ni haga perder tpo V. esta esplicacion, me alegrar recibirla, porque me interesa con efecto cualquier paso que se d sobre este punto. A Palma cuando lo vea tendr V. la bondad de decirle que aun me quedan cinco seis ejemplares de su piecesita: que qu hago con ella? porque a decir verdad no hallo probabilidad muy grande de su circulacion.

PAGE 200

DOMINGO DEL MONTE / 163 / 163 / 163 / 163 / 163 Por ac oi decir que el aguinaldo pasaba serlo del ao de 39. pero no lo s y Echeverra no me ha escrito sobre este sentido: sin embargo de tantas socalias es capaz un impresor taimado, que no hay sobre qu jurar y lo siento porque ac varias amigas y amigos (de aquellas y aquellos que leen prestado, por desgracia) se lamentan de la demora en la publicacion de dha obrita.—A Echeverra que pase la consideracin sobre el parntesis de este prrafo, p.a que no piense de modo ninguno en enviar ac mucho num.o de ejemplars venales de su obra, porque la civilizacion literaria de Matanzas, como est tan sus principios, es capaz de chasquear repetidas veces. He principiado mi acto tercero del conde de Alarcos y espero que en todo el mes de mayo estar hecho, porque yo no escribo en l sino es por la maana antes de almorzar, y asi no es estrao que me haya dilatado y aun me dilate en componerlo—y no es eso lo peor, sino que despus de leido y representado pase reposar en el olvido con la muerte de Adonis y el tabaquero poeta y otros muchos abortos dramticos. Memorias toda esa buena gente: recbalas; V. de toda la de ac:— pngame los p. q. b. de Rosita y de su Sra madre y mande cuanto le plazca a su verd.o am.o y apasionado J. J. Milanes .CXVII CXVII CXVII CXVII CXVIICadice, 1 Maggio 1838. Carissimo amico, Eccomi finalmente di partenza.—La mancanza di mezzi, i consigli del S.r Arango, i desiderj d’alcuni miei amici, le promesse d’altri e le mie speranze mi han fatto passare qui pi di cinque mesi inutilmente; ma ora che tutti si sono assicurati che qui non v’ nulla da fare per me; ora che tutte le mie speranze si sono svanite; ora che la vostra generosa amicizia mi procura i mezzi per seguitare il mio viaggio; ora me ne vado. In verit io non mi lusingavo di trovare in Cadice una occupazione brillante e molto lucrativa, ma non conoscendo il paese, non avrei mai creduto di non trovare nullo, nullo da fare. Finalmente l’ho conosciuto bene questo gentil paese e non mi maraviglio pi della mia cattiva riuscita.—Che potevo io fare in un paese dove ancora si preferisce una corrida de toros a un’opera di Bellini?

PAGE 201

CENT"N EPISTOLARIO 164 \ 164 \ 164 \ 164 \ 164 \ In un paese dove si maravigliano che nei teatri d’Italia non si fumi, dove non si vuol credere che in quei santuarj dell’armonia il maggior numero degli spettatori si compone di persone delle classi infime del popolo, che san applaudire o tacere a tempo opportuno; dove non si sa o si finge d’ignorare che nell’Isola di Cuba sono gi strade di ferro, e in Inghilterra telegrafi elettrici,—che volete fare in tal paese?—In una terra che conserva con stupido rispetto tanti usi barbari e tante superstiziose credenze, mentre senza piet distrugge gli avanzi venerabili della sua antica grandezza, i monumenti che servivano di modello agli artisti d’inspirazione ai poeti, di conforto ai poveri e agli afflitti, in una terra che rinnegando le mirabili creazioni del genio de suoj figli vende agli stragnieri i capi d’opera di Morillo, di Velazquez, di Ribera per pochi reales come poteva sperare io di trovare una collocaziolle?—Non ostante mi sarei adattato a dar lezioni di lingua e letteratura italiana, o se volevano avrei anche insegnato l’a, b, e, in questo benedetto collegio che dovera aprirsi muy pronto ; ma in Spagna, dove tutto si fa lentamente o non si fa nulla, muy pronto vorr forse dire nunca ; particolarmente in questo Cadice che si lascia signoreggiare da un partito cadaverico, il quale bench amante dello stato di guerra, delle leggi eccezionali e dei patiboli, pure da se medesimo si nomina moderado e porta per divisa poco poco se va lejos Vedendo adunque che questo collegio non si apriva mai, e non potendo, perch non sono spagnuolo, seguitare a vivere pi lungamente in questa vergognosa scioperaggine, e essendo la stagione propizia per i viaggi, mi sono determinato a partire per Marsiglia, e di l per Parigi.—Voi conoscete Parigi, la citt inmmensa e di risorse immense; vero cheh Parigi serve spesso di tomba oscura e precoce a molte intelligenze che vi corrono piene di speranze; vero che vi una spaventevol concorrenza in ogni genere di speculazioni intellettuali e materiali; ma altresi vero che in quel centro della vita europea v’ un movimento straordinario e un prodigioso commercio d’idee e di cose, v’ molto, moltissimo da fare per tutti.—La mia ambizione e limitata come i miei meriti, e fin da fanciullo educato nella scuola delle sventure e delle privazioni so contentarmi di poco. Ho buona volunt, ma non ho molta fede in me medesimo e poca negl’uomini dell’epoca nostra; e questo un grave difetto. Ma il tutto st nel trovare chi vi dia la mano per salire i primi gradini; il resto lo fa la sorte. Quanto mi duole partire di qui senza avere il piacere di ricevere una vostra cara lettera! Dio sa quanto tempo passer primo che ne riceva una in Parigi!—Spero che mi escriverete di frequente e anzi vi prego di farlo, perch le vostre lettere mi saran sempre dolcissime, e di pi possono arreccarmi, oltre ai vantaggi morali e intellettuali, anche vantaggi materiali; poiche dovendo io essere impiegato nella

PAGE 202

DOMINGO DEL MONTE / 165 / 165 / 165 / 165 / 165 corrispondenza del giornale Le Commerce e di qualche altro giornale, nessuno neglio di voi pu darmi notizie interessanti intorno ai progressi morali e materiali della vostra bella patria. Non potendo ora dirvi come dovete regolarvi per dirigermi le vostre lettere, credo che, per razione economica e per sicurezza, sarebbe bene, se vi piace, dirigerle al Sig.rAlfonso, o a M.r Chauvitau. Perdonatemi se prima di terminare questa lettera vi torno a parlare dei vostri favori; ma il mio cuore cosi pieno di affettuosi sentimenti e di gratitudine per voi, che non posso tacere. Bisogna che vi ripetta le mille volte, che alla vostra amacizia veramente cristiana sono debitore della mia vita, bisogna che vi ripetta, che questa vita, bench inutile, tutta vostra e lo sar sempre. Sentimenti vivissimi di stima e venerazione nutro ancora per il vostro degno amico, il S.r de Arango, il quale, se non ha potuto giovarmi, non stato per mancanza di buona volont, pioch ha fatto per me tutto ci che pu fare un padre pel suo figliuolo; ma la fatalit che mi perseguita, la difficolt de tempi, e le circostanze del paese non poteva no superarsi n da lui, n da nessuno. Ricevete i saluti cordiali della mia Carolina, la quale vi prega d’offrire il suo rispetto alla vostra Signora e v’unirete la offerta sincera dell’umile mia Cervit. Salutate il Sig.r Carrillo e tutti gl’altri amici, date un baccio per me al vostro caro figliuoletto, e credetemi sempre pieno di stima e d’amore per voi, e sempre disposto a servirvi Vostre affmo Primo CollinaTRADUCCI"NCadiz, 10 Marzo 1838. Carsimo amigo: Heme finalmente en tren de partida. La falta de medios, los consejos del Sor Arango, los deseos de algunos de mis amigos, las promesas de otros y mis esperanzas me han hecho pasar aqu ms de cinco meses intilmente; ms ahora que todos se han convencido de que aqu no hay nada que yo pueda hacer, ahora que todas mis esperanzas se han desvanecido, ahora que su generosa amistad me facilita los medios para continuar mi viaje, ahora me voy. Verdaderamente que no tena esperanzas de encontrar en Cdiz una ocupacin brillante y muy lucrativa, pero como no conoca el pas, jams hubiera credo que no encontrara nada que hacer finalmente he llegado a conocer bien este gentil pas y no me maravillo yo de mi fracaso. Qu poda hacer yo en un pas donde todava se prefiere una corrida de toros a una obra de Bellini.

PAGE 203

CENT"N EPISTOLARIO 166 \ 166 \ 166 \ 166 \ 166 \En un pas donde se maravillan que en los teatros de Italia no se fume, donde no se quiere creer que en aquellos santuarios de la armona el mayor nmero de los espectadores se compone de personas de las clases nfimas del pueblo, que saben aplaudir o callar a tiempo oportuno; donde no se sabe o se finge ignorar que en la Isla de Cuba hay caminos de hierro y en Inglaterra telgrafos elctricos qu queris hacer en tal pas? En una tierra en que se conservan con estpido respeto tantos usos brbaros y tantas creencias supersticiosas, mientras sin piedad se destruyen los restos venerables de su antigua grandeza, los monumentos que servan de modelo a los artistas, de inspiracin a los poetas, de consuelo a los pobres y a los afligidos, en una tierra que renegando de las admirables creaciones del genio de sus hijos, vende a los extranjeros las obras maestras de Murillo, de Velzquez, de Ribera por unos cuantos reales como poda esperar yo que encontrara una colocacin? No obstante me hubiera conformado a dar lecciones de lengua y literatura italianas o si queran hubiera enseado el A. B. C. en este bendito colegio que deba abrirse muy pronto ; pero en Espaa donde todo se hace lentamente o no se hace, muy pronto quiere decir tal vez signifique nunca, particularmente en esta Cdiz que se deja dominar por un partido cadavrico, el cual, aunque amante del estado de guerra, de las leyes excepcionales y de los patbulos, no obstante se llama asimismo moderado y tiene por divisa poco a poco se va lejos Viendo pues que este colegio no se abra jams y no pudiendo, porque no soy espaol, seguir viviendo por ms tiempo en esta vergonzosa ociosidad y siendo la estacin propicia para los viajes, he determinado a partir para Marsella y de all para Pars. V. conoce Pars, la ciudad inmensa y de inmensos recursos; es verdad que Pars sirve a menudo de tumba oscura y precoz a muchas inteligencias que a l corren llenos de esperanzas; es cierto que hay una espantosa competencia en todos los gneros de especulaciones intelectuales y materiales; pero tambin es verdad que en aquel centro de la vida europea hay un movimiento extraordinario y un prodigioso comercio de ideas y de cosas, hay mucho, muchsimo que hacer para todos. Mi ambicin es limitada como mis mritos y educado desde nio en la escuela de las desventuras y de las privaciones s contentarme con poco. Tengo buena voluntad, pero no tengo mucha fe en m mismo y poca en los hombres de la poca nuestra; y este es un grave defecto. Pero todo consiste en encontrar quien le d la mano para subir los primeros escalones; el resto lo hace la suerte. Cunto me duele partir de aqu sin tener el placer de recibir una cara carta de V. ¡Dios sabe cunto tiempo pasar antes de que reciba una en Pars. Espero que escribir con frecuencia y aun le ruego que lo haga porque sus cartas me sern spre dulcsimas y adems pueden llevarme a parte de beneficios morales e intelectuales tambin beneficios materiales, ya que debiendo trabajar yo en la correspondencia del peridico Le Commerce y de algn otro diario, nadie mejor que V, para darme noticias interesantes sobre los progresos morales y materiales de su bella patria. No pudiendo ahora decirle como debe dirigirme sus cartas creo que por razn econmica y por seguridad, sera mejor, si le parece, dirigirlas al Sor Alfonso o a Monsieur Chauviteau. Perdneme si antes de terminar esta carta le vuelvo a hablar de sus favores, pero

PAGE 204

DOMINGO DEL MONTE / 167 / 167 / 167 / 167 / 167mi corazn est tan lleno de afectuosos sentimientos y de gratitud para V. que no puedo callar. Es necesario que le repita las mil veces que a su amistad verdaderamente cristiana soy deudor de mi vida, es necesario que le repita que esta vida, aunque intil, es toda suya y lo ser siempre. Sentimientos vivsimos de estimacin y veneracin tengo tambin para su digno amigo el Sor Arango, quien, si no ha podido ayudarme no ha sido por falta de buena voluntad ya que ha hecho por m todo cuanto puede hacer un padre por su hijo; pero la fatalidad que me persigue, la dificultad de los tiempos, y las circunstancias del pas no podan superarse ni por l ni por ninguno. Reciba los saludos cordiales de mi Carolina quien le ruega que ofrezca sus respetos a su Seora a los que nese la oferta sincera de mis humildes servicios. Salude al Sor Carrillo y a todos los dems amigos, de un beso por m a su caro hijito y crame siempre lleno de estimacin y de amor para V. y siempre dispuesto a servirle Primo Collina .CXVIII CXVIII CXVIII CXVIII CXVIIISor D Dom.o del Monte Hab.aMatanzas 3 de Mayo/838 Mi carsimo amigo: recib su apreciable del 30 de Abril y otro amigo de esa me escribi con el mismo objeto. El y Vd habrn visto en los Diarios de esa la representacion de este Gob.or y de este Ayuntamiento incluso Pepe Gener como alcalde 2 Cree Vd que habr aqu muchas almas fuertes que firmen viendo la opinion impresa de la primera autoridad? Lo mas seguro seria provocar otra representacion favor de Tacon viendo la otra en sentido contrario. Pancho Garca me dijo que hablaria con Abreu para ver si los hacendados hacan algo. Lo dudo mucho, porq.e conozco un poco este pueblo, pues yo habl con dos tres amigos de confianza y nada afectos al General relevado y me contestaron que lo pensarian. Mi posicion actual con este Gobor no es la mas ventajosa para acalorar esta representacion q.e desde luego me parece que no corresponderia en nmero y calidad de propietarios. Veremos sin embargo lo que contesta Abreu, aunque en negocios pblicos est siempre metido en un zapato. Incluye la adjunta Graco Rossi y le interesa Villa-Urrutia hace mas de un mes q.e tiene para Vd la Historia de las Colonias Americanas: no descuide recogrmela. Si Vd pudiese remitir-

PAGE 205

CENT"N EPISTOLARIO 168 \ 168 \ 168 \ 168 \ 168 \ me la Estadstica de las Colonias inglesas y las discusiones del Parlamento sobre la cuestion de esclavitud se lo agradeceria infinitam.te su apasionado amigo B S M Jayme BadiaCXIX CXIX CXIX CXIX CXIX Sor D. Domingo Delmonte. Matanzas y Mayo 8 de 1838. Mi estimado amigo: he recivido la suya de ayer y veo con gusto que V ha visto bien la influencia admosferica de este pueblo p.a discurrir en materias administrativas. P Garcia ense la representacion al DorAbreu y manifest que no la firmaria por huir del inconveniente de tener que lisonjear al nuevo General, quien no conoce aun. Vmds se habran recreado con la representacion de este I.e consistorio: ya veran en Madrid lo que es bueno. Vaya esa muestra de grandilocuencia p.aconfusion de los Gallardos y Quintanas. Me dijo Garcia-Oa que estas cosas el nico remedio que tienen es pasar con la espada al autor: yo le repliqu qe estas cosas el nico remedio es el q.e emple el Gral Valdes en Valencia, que mand imprimir los pasquines qe se pusieron contra l, porque este es el nico correctivo del hombre justo ilustrado. Yo creo haber dicho V qe esta repres.n del Ayuntam.to es replica un articulo que sali en Madrid contra Oa y los concejales; pero que en realidad no vala la pena de convertir S M en editora periodstica. Asi son ntras cosas. Creo tendr el gusto de ver V en breves dias, pues, quiero ver con mis propios ojos como se respira en la Hab.a, despues qe sali Tacon. Su amigo adictisimo Jayme Badia P. D. Los Padrines devuelven Vd afectuosamente sus memorias.

PAGE 206

DOMINGO DEL MONTE / 169 / 169 / 169 / 169 / 169CXX CXX CXX CXX CXXIngenio Asuncion Mayo 1838. Mi querido Andres: Refleccionando sobre los dos discursos de Olivan, el del ao antepasado y el del 9 de Diciembre relativos la Isla de Cuba, me ocurren las siguientes ideas. Nuestra union Espaa no depende precisamente de la voluntad, ni de la fuerza de aquella. Depende s, del inters y de la voluntad, de la parte mas influyente de nuestra poblacion, del amor de ntra aristocracia (llamese titular, nobiliaria pecuniaria), su propio interes, su existencia fsica y moral. La naturaleza de este inters, no es susceptible de variar, ni de objeto, ni de intensidad en el sugeto, en quien existe. Este sugeto es una clase de ntra poblacion, objeto spre, y la par, de la envidia y de la adulacion de las demas. Ella deriva su existencia importancia de su intima union con el trono de Espaa.” El inters de la union en las repblicas democrticas populares como la de los Estados Anglo-Americanos, es puramente inmediato y material. Sugeto todas las fluctuaciones del clculo de la utilidad inmediata de las masas. No as el de una clase de estas masas. (Figese la vista para comprender mi idea, en la antigua constitucion romana, anterior al Imperio, y en la actual de Inglaterra, que se semejan mucho.) Si Espaa, variando de forma de gobierno, aboliera la aristocracia aqui, infaliblemente resultaria que, el lazo ntimo y fuerte que nos une ella, vendra, ser, flojo, y variable, sugeto mil eventualidades La isla de Cuba, es una Espaa chiquita, engendrada en Espaa, y por Espaa dada luz en Amrica. Su estado poltico, y moral, fu concebido en la mente de D.a Isabel, y realizado despues, virtud de la marcha que su grande genio habia comunicado estas nuevas Castillas La Amrica continental separada de Espaa, digo variada su forma poltica, su modo de ser moral en el que fu concebida, y creada y estar por muchos aos como pez vivo fuera del su elemento. Su separacion ha sido innatural producida como por un terremoto, por la acefalacion de su madre Espaa, por las calaseradas de los muchos Tacones que en ella haba, tanto en mando como aspirando el, no V.ds, Americanos, sin espaoles Europeos. Bien es verdad que el empujon que rompi los lazos que la unian su cabeza, vino de fuera, de Inglaterra, no fu americano. La Espaa no estaba la sazon en su selo; tacaniz una hija, que no saba lo que le pasaba, ni lo que hacia, la ensangrent, la irrit, y la perdi.

PAGE 207

CENT"N EPISTOLARIO 170 \ 170 \ 170 \ 170 \ 170 \ El que quiera buscar modelos en las colonias inglesas y francesas, para mejorar nuestra situacion, aventura el acierto. Aquellas fueron formadas como factoras de sus metrpolis; nosotros lo fuimos para ser, y somos estados de Espaa, Espaas en miniatura, formadas con sus mismos elementos polticos, bien distintos y pronunciados. En Castilla, pues, est la medicina que nos conviene. Estudiese la ndole de ntra legislacion espaola y nuestras costumbres hizpano americanas; en ellas est el remedio. Espaa ha variado su modo de ser? Varie la isla de Cuba el suyo ejemplo de su madre. El principio debe ser el mismo. El mismo instinto que guia Espaa buscar lo mejor, que sus circunstancias lo permiten guiar la isla de Cuba buscar el suyo; con esta ventaja que lo buscar con Espaa, no ya ella sola. ¡Que ventaja esta! Primer remedio,—ayuntamientos electivos, consejo provincial electivo, ley electoral de ndole aristocratica; y que emane de la corona. Estas ideas aunque toscamente vertidas—dejamelo creer—merecen una ojeada de hombres como Olivan, como Benavides, y como Martinez de la Rosa. El consejo, junta provincial debe imitar en su forma constitucion, la del cuerpo legislativo de Espaa. Debe contar de dos miembros, cmaras: y la idea que debe presidir la creacion de este cuerpo, sea la de crearse aqu la corona un partido en la clase mas influyente de la poblacion. Este partido ser a la vez medio de gobierno, y prenda de union ella. Por Dios, no confie la corona en las bayonetas con esta mira, sin en un sentido subsidiario y spre precario. Esta reflecsion es de la mayor importancia. Su verdad se acaba de comprobar ahora en el Canad. La poca tropa que all habia de que hubiera servido sin el fuerte partido que tenia la corona en la aristocracia de ese pais? Otra refleccion igualm.te importante. Las Cortes de Espaa, no deben formular, ni discutir la ley orgnica de la isla de Cuba. Delante de la Corona, la Espaa es un individuo y Cuba es otro. Aquella tiene sus intereses y esta los suyos, y sus derechos tambien; pero la Corona, aunque tenga los suyos, estos no son distintos, ni parte de los peculiares de las partes de que se compone la Monarquia— Ella es cabeza de cada una, y cabeza de todas. Hallo en el concepto de un gobierno, estado de cosas, legal y justo, no en el de uno de capricho, de fuerza, y de arbitrariedades. La Isla de Cuba no se sienta en Cortes con Espaa, porque sus intereses particulares son muy distintos, y materialmente muy separados inconexos entre s, y respectivamente ignorados de una parte los de la

PAGE 208

DOMINGO DEL MONTE / 171 / 171 / 171 / 171 / 171 otra; y porque hallndose situadas topogrficamente tanta distancia entre si, ninguna debe, en razon y justicia, mezclarse en sus negocios internos respectivos, bastndoles su union una misma cabeza para arreglar sus relaciones mutuas como parte de un todo. Pero el motivo principal porque las cortes de Espaa no deben legislar para la isla de Cuba, es el de que un pueblo legislara para otro pueblo, lo cual equivaldria que un espaol, solo porque es mas fuerte que otro espaol se esigiera en seor y amo de la voluntad de aquel. Este pueblo espaol no ha delegado facultades ningunas aquel para que le gobierne. La fuerza no es derecho en un estado de sociedad organizada. Las Cortes de la Pennsula son el pueblo de la Pennsula representado en ellas. La tirana de un pueblo sobre otro pueblo, es mil veces mas insoportable que la de un dspota el mas absoluto. Un pueblo, considerado como un individuo, no respeta sino su interes. Y qu sera del de este pueblo sugeto al interes de aquel? “Tal es la cuestion vital entre Cuba y Espaa.” Establezcase esta una vez p.r medio de una definicion bien clara y terminante, y todas las demas cuestiones subalternas se decidirn con facilidad. La ley orgnica de la isla de Cuba, debe formarse por el pueblo de Cuba, con la corona de la Monarqua Espaola. Todo acto legislativo, que tenga Cuba por objeto, debe emanar del pueblo de Cuba, junto con la corona. Este principio de vitalidad poltica, propio ya, de nuestra madre comun, debe serlo tambien de sus hijos. Si en ellas no se respeta este principio desde ahora, es claro que quedara abierto un abismo de males para lo futuro. El elemento democrtico que cabe en la constitucion espaola, no puede caber en la ley orgnica de la Isla de Cuba. Si por desgracia se admitiera en ella este principio, se aventurara su paz y sosiego, empeorndose la condicion de los libertos, y la de los esclavos; porque entonces una parte del vulgo, tiranizara otra parte del vulgo: el vulgo de los blancos al vulgo de las gentes de color: aqu sucedera lo que ahora sucede en los Estados Unidos, donde cada dia empeora la situacion de esas gentes de color en aquellos de esos estados donde hay esclavitud. En la organizacion pues de esta isla solo es admisible el principio representativo, aristocrtico. La ley electoral de ayuntamientos y diputacion de provincia, debe ser mucho mas limitada que la de la Peninsula. La cuota de propiedad territorial de bienes races, y la edad que se requieran para ser elector, deben ser mucho mayores aqu que en Espaa.

PAGE 209

CENT"N EPISTOLARIO 172 \ 172 \ 172 \ 172 \ 172 \ El espiritu democrtico, en donde hay esclavitud, es sumamente peligroso; porque es la par enemigo de la alta clase, y de la infima, con la que es cruel injusto la par. Esta ltima, que se compone aqu de gente de color, es casi tan numerosa como lo era en Espaa; pero no tan temible como all; 1. porque ntras leyes y costumbres son muy humanas y liberales respecto de ella; 2. porque ntras antiguas familias patricias no temen que aquellas se eleven su altura, hallandose tan distantes la una de la otra, as por la lnea que demarca entre ellas la ley como por el color. Por lo mismo, esta clase no odia la aristocracia, ni esta la teme siempre que subsista el orden actual de cosas. Los forasteros que no estn en el espritu de nuestras leyes, ni conocen afondo ntras costumbres, llevan mal que ntras familias antiguas traten en general la gente de color como D.n Quijote su escudero. En este sentido nuestras costumbres tienen mucha semejanza las feudales de Europa, y conviene no desautorizarlas, mtras haya esclavitud en la isla. En toda ley que tenga relacion con la esclavitud, con la gente de color, no debe la Pennsula decir una palabra, sin quiere esponerse cometer desaciertos. Los Europeos pobres, que, por sus circunstancias y su clase de educacion, se ven reducidos rozarse con nuestra gente de color, la detestan, pero los ricos no. Si esa clase proletaria forastera se le diera voto en las elecciones, A Dios, isla de Cuba. Tacon la acariciaba y se apoyaba en ella; y ya sabes las diabluras y calaveradas que por adularla cometi, que por poco pierde la isla. Esa clase proletaria forastera, en cuyo nmero incluye la tropa, es mucho mas peligrosa que la de la gente de color. En Amrica, y sobre todo en esta Isla, ella ha sido la que ha empezado todos los alborotos y bullangas que ha habido, y este es un hecho histrico muy digno de la atencion del gobierno. Difcilmente dejar ese gobierno el hbito de ver en la isla un feudo de Espaa, porque el gobernar una finca productiva es cosa muy agradable. El presupuesto de gastos y contribuciones de esta isla, se debe discutir en el seno de su cuerpo legislativo; y en este negociado debe la corona observar, la misma conducta en esta isla, que observa respecto de las Crtes en Espaa; lo contrario sera un error y un origen de malas consecuencias. Dijo un diputado en esas Crtes en ao pasado que la cuestion de la isla de Cuba era cuestion de dinero : con esto est dicho todo. Demuestrase que, concedindonos Espaa ciertos dros polticos, la isla

PAGE 210

DOMINGO DEL MONTE / 173 / 173 / 173 / 173 / 173 seguir spre siendo su feudo productivo del modo que lo es ahora, y la cuestion queda decidida. Si conoces algun espaol que haya heredado algo del alma de Jovellanos, pon estas ideas, aunque toscas en sus manos: y de todos modos, publicalas, que sin es ahora algun da se conocer su verdad, Cuida de mandarme algun ejemplar del papel en que salieren. Cada una de las dos grandes Secciones en que se divide esta isla, debe tener dos delegados cerca del trono, con la facultad de tomar la palabra en ambas cmaras del Congreso, spre que lo requieran, en sentir de ellos, los intereses que representan. Estos delegados deben tratar con los ministros de la corona todas las resoluciones de esta relativa la isla. En las cuestiones que se susciten entre los ministros de la corona y esta isla, podrn estos recurrir al albitramento de las Cortes. Este acto ser para la Espaa la prueba mas inequivoca que esta isla la puede dar de su respeto y lealtad. Entre las Cortes y las legislaturas de esta isla, en las cuestiones que ocurran entre ellos y la corona, habr spre muchas simpatias; y al apelar de ellas estas corporaciones, sera lazo firmisimo de union. ¡Cuantos se reirn de mis ideas! Todo puede ser. A Dios. Tu primo y amigo de veras. Jos del Castillo9CXXI Sor Don Domingo Del Monte. Ing.o Surinam y Gines 10 de Mayo de 1839. Muy seor mio y querido amigo: aunqu todavia no me ha contestado V mi ltima carta, eso no impide que yo le escriba otra, porqu atribuyo su silencio ocupaciones que no le dejarn tiempo. Le escrib Milanes lo que V criticaba en mi novela,10 y me contesta entra otras cosas, lo siguiente, q.e transcribo V—“Con que debia pin9.Despus de la firma se advierte que esta carta fue dirigida a don Andrs de Arango y Nez del Castillo. 10.Se refiere a su celebrada novela Francisco editada por Nstor Ponce de Len en su imprenta de Nueva York en 1880, y reproducida en 1901-1902 en la Habana en la revista Cuba y Amrica

PAGE 211

CENT"N EPISTOLARIO 174 \ 174 \ 174 \ 174 \ 174 \ tarse malo Francisco para pintarlo con verdad? Cierto es que la esclvitud deprava el corazon; pero no contamos con el temple airado pacfico del individuo? no vemos cada rato esclavos de jenio dulce, que trabajan sin descanso y casi contentos sin ver mas all del crculo de ideas serviles en q.e viven? Yo no hallo que V faltase la verdad, pintando Francisco de jenio humilde y melanclico; pues aunq.e ese carcter no sea muy comun, existe, y aun su misma escepcionalidad debe escitar doble inters en la obra en q.e brilla. Ademas, en q.e descansar la simpatia de los lectores, si V no pinta Francisco contrastando con el cuadro horrendo de los otros blancos y negros, entre quienes campea? Pntelo V malo, y ya todo el cuadro quedar de un color, y de un color negro y desesperante hasta lo sumo, porqu, segun eso, todo ser sombra en ese cuadro y nada, luz: y, de quin se agarrar la sensibilidad del qe lee oye? Yo creo que en cada obra de ingenio hay un plan, al cual deben de sujetarse los caractres de los personajes. Su Francisco de V. luce bien en el plan q.e V se ha trazado, y por tanto, habiendo verdad local y moral en su novela de V qu mas puede pedrsele. Y si es V escritor moralista, no hay que pasar por alto las escepciones, porqu entnces su moral no ser clara ni aplicable las cosas del mundo”— Hasta aqu Milanes: sobre lo cual podr V contestarle lo q.e le parezca. Voy preguntarle V. una cosa, y es, si habra dificultad en imprimir mi novela, junta con las del Sor Tanco, sola, como V le parezca mejor, en pais estranjero, bajo el annimo, introducirla despus; pero eso, no habiendo el menor peligro ni tropiezo. Me alegrara mucho de q.e pudiera suceder, pues, hablndole V con la franqueza q.e me inspira su amistad, mi familia est muy atrasada por causas que todos sabemos, y es preciso ayudarse uno mismo. Si V juzga que no empleara mal el tiempo en obsequio de las letras y de la Inumanidad traduciendo la linda novela Outre-mer, mandmela V otra vez por conducto de Vallecito11 y con encargo de que en la casa donde la deje la recomiende mucho. Esta traduccion tampoco podr publicarse aqu; pero siempre ser una obra de caridad para los esclavos, y no quedarn obscurecidas sus brillantes y poticas pjinas. Dia 11—Promet V llenar mis cartas con una novela, y seguir cumplindolo= Lo mismo fu acelerar la msica el compas, que las parejas que estaban walsando y otras muchas mas echaron correr en tropel hcia las cabezas de las danzas sin esperar que aquella tocase esotro jnero de baile, porque nos desvivimos ls nacidos y criados en Cuba. Los esfuerzos del bastonero para que ls que se encontraban ya en el puesto vol11. El doctor Jos Zacaras Gonzlez del Valle.

PAGE 212

DOMINGO DEL MONTE / 175 / 175 / 175 / 175 / 175 viesen sentarse, fueron intiles: las muchachas y los mozos se hacan sordos y no atendian mas que a colocarse bien. Y por cierto que no dejaban de tener razon. Dos cosas hay en las danzas, bajar que llaman subir tan diferentes entre s, como una noche clara y serena de Cuba y otra lgubre y sombra de la nebulosa Albion. El que sube, baila poco, pues ha de aguardar que vayan llegando hacer figura con l las parejas que bajan, teniendo que estarse veces hasta una hora sin acabar de ascender la cabeza primer par, en pi y con el grande silencio, capaz de aburrir al mismo San Esteban, de mirar enfrente al compaero sin poder, los hombres requebrar las damas, y las damas privadas del gusto de oir las melosas frases de aquellos, de dirijirles en retorno las suyas. Por el contrario, las parejas que bajan, s disfrutan de todas las delicias que puede proporcionar una danza por cuanto no cesan de bailar un solo instante hasta que llegan ltimo par, donde entnces comienzan subir se quitan del puesto: por descontado l que baila puede conversar su sabor, que es el sainete la sal de toda diversion, nuestro humilde entender: y he aqu la causa por qu hay esas carreras en los bailes para ponerse de los primeros pares: carreras que muchos murmuran, pero que darian quiz tambien, si fueran bailadores y tocaran de cerca lo triste y doloroso q.e es quedarse por la cola. Armse aquella noche en Gines una bullanga, un recloqueo hcia las cabezas de las dos danzas que se formaron con motivo de esto, capaz de divertir cualquiera que no mire las cosas con demasiada severidad, sino como el efecto indispensable de ser las danzas el baile mas cubano, mas criollo y mas alegre de cuantos se usan en la Isla y de hallarse reunidos all como 100 muchachas y otros tantos mozos, bailadores todos, jvenes todos, con la franqueza y familiaridad que inspira el campo y con el regocijo de una Pascua Florida, en que se dejan los negocios y se dedica esa temporada solo la huelga y al esparcimiento del nimo. El bastonero era un hombre de edad, natural y vecino de la Villa, de jenio dulce: que es lo mismo que decir, q.e para el oficio de tal, no vala nada: porqu, conociendo todos los mozos y muchachas del pueblo, habindolos visto crecer y jugado con ellos sentandselos caballito en las piernas cuando eran nios, no podia usar de autoridad ninguna para ponerlos raya: y en cuanto ls de la Habana, los trataba tambien ntimamente, no se atrevia con los otros hacer escepciones qe siempre lastiman y que no parecen propsito, cuando el principal empeo de los moradores de un pueblo debe cifrarse en que, siendo alhagados los de la Habana, se embullen visitarlos por las Pascuas. As andaba aquello. Demas de la inmensa y pesada turba de mirones que habia en medio de la Sala: de las muchachas que agarradas de la mano de un mozo quiz de los faldones de la chupa cruzaban en todas direcciones abrindose paso

PAGE 213

CENT"N EPISTOLARIO 176 \ 176 \ 176 \ 176 \ 176 \ duras penas por entre la multitud como la frgil navecilla que surca el mar en tiempo de borrasca: de los que, mnos solcitos que otros menos afortunados, buscaban compaera la hora aviada, y por ltimo, de los que venan corriendo de los villares y cantina inmediatos tropezando, empujando y pisando todo el mundo: demas de estos, que por s solos bastaban para traer la Sala revuelta, se haban apiado en las cabezas de las danzas, tantas parejas por ser el primer par alcanzar, cuando mnos, buen puesto, que no caba all un grano de mostaza. Las muchachas estaban un lado y los mozos otro; pero no en fila, sino en peloton, de suerte que ni se sabia si era uno el quinto, el dcimo el catorceno par, ni s llegaria ordenarse aquello y bailarse en toda la noche, ni si de tanto desrden y confusion saldra, dulenos hasta decirlo, algun desafio entre los quisquillosos imprudentes, otro cualquier lance no menos bochornoso y ridculo. El bastonero deca que se corriesen para abajo, que se desahogasen y lo suplicaba, no como hombre q.emanda y q.e emplea la fuerza en caso de resistencia, sino hasta por Dios y Maria Santsima; mas invocar tales nombres all, sobre locura, lo estimamos profanacion. Porqu quin se arregl por eso? quin se corri? quin se puso enfrente del respectivo compaero? Nadie ciertamente: la misma confusion hubo despues q.e ntes de los ruegos y clamores del desairado bastonero: el mismo empujarse: el mismo escabullirse por detras de los q.e estaban ya en el puesto para dejarlos abajo: las mismas disputillas entre las muchachas, y el mismo venir galan galan una pareja y nada mas que por su linda cara plantarse en el primer puesto, no sin rabia de la q.e lo poseia ya. El buen viejo se quit de bullas en cuanto vi las cosas de tan mal talante: sabiendo por larga esperiencia que el mejor modo de arreglar una danza es mandar que la msica toque, alz su baston por encima del jentio, hizo alguna seal guisa de comandante, y al momento Pep, que no le quitaba los ojos, desliz la ballestilla por las cuerdas del violin para llamar los msicos que se haban ido al colgadizo beber punche comer man, diles luego el tono, acordronse los instrumentos y en breve llen la Sala de harmona y de encanto, una de nuestras mas risueas danzas. Entnces sin necesidad de bastoneros se orden la jente por s sola: segun fueron saliendo parejas bailar iban conociendo las que suban el lugar que ocupaban, comenzaron correrse para abajo y desahogarse cuanto lo permita la escesiva concurrencia. Da 12—Pero mintras que todos tomaban, qu mas qu mnos, alguna parte activa en las diversiones de aquella noche, solo un mozo permanecio hasta la sazon de que acabamos de hablar, escorado en un rincon detras de los asientos de las seoras; y eso que fu de los primeros q.e entraron en la Sala, que por su aspecto denotaba ser muy jven

PAGE 214

DOMINGO DEL MONTE / 177 / 177 / 177 / 177 / 177 todava, y por su vestido y maneras de la Habana. Al principio del baile estuvo tambien largo rato parado junto una de las puertas sin entrar, lo q.e vino hacer cuando se concluy el wals: colocose entnces en medio, como estaban otros muchos; mas habiendo acertado pasar por su lado el bastonero y dchole que los q.e no bailaban debian ponerse detras de los asientos para no estorbar, sin estar parece en los golpes de un baile de campo y de temporada, hubo de obedecer al instante. A decir verdad nadie habia reparado en l, si no fueron algunas viejas, que mas curiosas aun q.e las mismas muchachas por saber y escudriar quienes van en las Pascuas al pueblo, clavan siempre sus ojos de lince sobre las caras nuevas. Aunque los Modales del jven traslucian finura y delicadeza y su traje que era de la Ciudad, bien pronto las seoras que habian fijado en l la atencion y que por adivinar quien fuese habian echado mil clculos, viendo que ni conversaba con nadie, ni bailaba, y que no pudieron satisfacer su curiosidad por mas que les preguntaron algunos de la Habana, y distradas por otra parte con los adornos de tanta copia de muchachas que les proporcionaban materia suficiente para entretenerse toda la noche: dejaron libre al desconocido de sus miradas indagaciones. Este no cay en que lo habian estado observando: figurbase q.elo mismo sucede en los pueblos de campo que en la Habana, donde en los bailes otra cualquier diversin nadie, si acaso muy pocas personas se ocupan de los demas con esa impertinente curiosidad: lo q.e se agrega que desde el principio le haba embargado el nimo un objeto no diverso caras de sesenta aos—Cuando iba para el baile se top en el colgadizo del Hospital con una seora, y una jven, acompaadas de dos caballeros, de las cuales la ltima, apesar de no haber hecho mas que cruzarle por el lado, le pareci sumamente graciosa. Siguiola hasta la Sala de Michilena que est corta distancia yendo detras para observarle el cuerpo, y el garbo con q.e andaba, con propsito de ver luego si su rostro era tan bello, iluminado por las luces, como en la oscuridad donde la encontr, y si muchacha tan hechicera se dignaba de bailar con l algun wals alguna danza. Frente por frente la puerta en que estuvo parado, se sent ella con su madre: toda la claridad de la araa del medio de la Sala reflejaba en su cara, cuyas facciones pudo mirar su gusto el jven todo el espacio que tard en comenzarse el wals. Pero sease por cortedad, porqu en vindose una mujer demasiado hermosa que nos haya gustado mucho, tememos pedirle cualquier favor; nuestro jven no se atrevi citarla como pens al principio: otra causa contribuy tambien esto, y era, que no sabia bailar ni habia aprendido en la Habana con un maestro dar los pasos y hacer las figuras, mas pocas ocasiones habia bailado pblicamente, ahora estaba en un punto donde las muchachas tienen fama por ese lado, en fin, reflecsion que

PAGE 215

CENT"N EPISTOLARIO 178 \ 178 \ 178 \ 178 \ 178 \ siendo la mejor maestra de todo, la prctica, y careciendo de ella en danzar y walsar, salir al puesto as, sera ocasionarle un mal rato la compaera, esponerse la irrision de los demas, y sobretodo, sobretodo desmerecer los ojos de la que ya lo haca presumir, indicio principal, segun los conocedores del amor, de q.e su corazon no estaba libre. La linda ginera, mintras el pobre a quien haba cautivado con sus hechizos dudaba entre si la citaria no, sali walsar con un gallardo petimetre, que por el flus de olancito bien se conocia q.e era capitalista amo de ingenio. No definirmos si fu magua de no bailar con ella celos lo q.e sinti al verla echar su torneado brazo sobre el hombro del apuesto mancebo y comenzar walsar con la lijereza y donaire propios de una jven que desde pequea no tuvo otra cosa qu aprender por lo q.e hace al adorno de una muchacha ni otra ocasion de ostentar con mas lucimiento sus gracias. Embelesado la contemplaba y la seguia con los ojos donde quiera q.e iba: ninguna guardaba como ella el compas: ninguna daba su cuerpo una postura mas bizarra y airosa: ninguna walsaba tan en la punta de los pis. Bien que el compaero era propsito para ayudarla lucir: alto y de hermosa presencia y vestido la ltima moda de entnces, bailaba ademas con la soltura y desembarazo que inspiran el conocimiento de s propio, las riquezas, un orijen ilustre, y el sabr que se baila con gracia y en una sala donde lo reparan y celebran y con la muchacha mas preciosa del pueblo— quien no piensa en otra cosa que en parecer bien y hacer gala de hombre corrido y desahogado. (Continuar)— Pngame V los pies de su Sra esposa, y dando memorias mis amigos, reciba V el corazon de uno de sus mejores amigos Q S M B. Anselmo Surez [y Romero]CXXII CXXII CXXII CXXII CXXIISr. D. Domingo del Monte. Matnzas y mayo 17 de 1838. Mi muy querido amigo. Aunque no he recibido contestacion de V (atribuyndolo yo sus ocupaciones y no habiendo urgencia notable) le escribo esta para incluirle una carta de Miguel Tolon, que me figuro sea respuesta la que V. le escribi sobre su drama.

PAGE 216

DOMINGO DEL MONTE / 179 / 179 / 179 / 179 / 179 Por ac he visto el Album y leido la novela de ntro am.o Palma quien dar V. de mi parle el parabien de haber compuesto tan preciosa obrita. Es indecible el gozo que me caus la lectura de una cosa tan criolla y tan llena de verdad. Esto no es la Pea Blanca de Villaverde, en que si campea de vez en cuando una naturalidad de tono, sumamente original y cubana, tambien hay mucho de vaporoso y fantstico. Esa Aurora es una doncella real cuyo tipo se encuentra en nuestras casas cada paso en Claudio es un libertino habanero pintado maestramente.— Echeverria me escribe que se decia que es inmoral la novela y que pensaba hacer un juicio crtico de ella.—Inmoral! en qu es inmoral esa obrita? En revelar ntras costumbres? En pintar tales cuales son ntros libertinos, idiotas y viciosos? En retratar nuestras novelescas muchachas, cuya inocencia peligrosa se nutre de lecturas caballerescas, y luego quiere buscar los tipos europeos en ntra sociedad llena de corrupcion y barbarie?—Veamos el desenlace que Palma le d y luego diremos si es no inmoral: veamos en que para D. Claudio. Pero entre tanto, (si concluye como espero) imagino que Palma est haciendo un eminente servicio ntras doncellas en abrirlas los ojos y hacerlas mas cautas. Tal es la opinion que me he formado de su composicion. Pngame V los pies q. b. de Rosita y de su Sra madre. A Matamoros que he sabido que muy callandito ha compuesto cierta cosa poetica, tan buena o mejor que la flor de muerto : que si puede pasarme una copia de ella. A Palma que comprometa su brillante ingenio nuevas empresas como la presente y Echeverra que qu se ha hecho el aguinaldo? Soy de V como spre fiel am.o y servrJ. J. MilanesCXXIII CXXIII CXXIII CXXIII CXXIIISor D.n Domingo del Monte— Habana Sor D.n Domingo del Monte. Matnzas 17,, de Mayo de 1838. Muy Sor mio y apreciado amigo: con mucho placer recib la favorecida de V. en que se sirve manifestarme su muy juiciosa y indulgente opinion acerca de mi pobre ensayo dramtico, y en que me ilustra con

PAGE 217

CENT"N EPISTOLARIO 180 \ 180 \ 180 \ 180 \ 180 \ sus preciosos consejos, los cuales tendr bien presentes en mi memoria y que con otros que espero recibir de V. seran la guia de mis trabajos literarios, habiendo adquirido ya un egemplar del Romancero general para estudiarle y aprovechar sus modelos segun me aconseja V.; las demas obras de Tirso de Molina, Calderon, Lope & las leer valiendome para12 de la amistad con que nuestro amigo Milans me los franquea gustosamente. Esta, dirigida hacer presente V. mi alta gratitud por la generosa acogida que se digna dispensar mis ofrecimientos de amistad, lo es al mismo tiempo suplicar V. me informe, (si sus ocupaciones le permiten), qu clase de obras dramticas son las que tan favorablemente aparecen anunciadas en los peridicos de esa ciudad, y sus autores, principalmente la una de ellas “Don Pedro de Castilla”, del cual se dice que es digna de rivalizar con las obras de los espaoles Gutierrez, Larra & y cuya publicacion se solicita; pues, en caso de ser ciertos tales anuncios, no quisiera yo perder la ocasion de adquirir tales muestras del adelanto de las letras de nuestra patria, ni proporcionar la de que se viese mi mezquino ensayo.—Agradecer V. infinito este servicio, que gravar en mi corazon junto con la memoria de los que en el corto tiempo de nuestra amistad me ha prodigado Usted. Srvase V. disponer cuanto guste su mas atento y seguro amigo y servidor, que reiterando sus afectuosos ofrecimientos, se pone sus ordenes y B. S, M. Miguel Teurbe TolonCXXIV CXXIV CXXIV CXXIV CXXIVMatnzas y mayo 28 de 1838. Mi apreciable y querido Delmonte. Recibi la del 21 del corriente de V. y en ella veo la poca piedad con que hace V. una soberana rechifla de estos pobres acadmicos, quienes no falta nunca buen deseo, cuando otras cosas falten. Si nuestras reuniones no todas veces se efectuan, menos es pr. pereza que pr. otra multiplicidad de causas. Yo, en mi particular puedo en favor mo alegar la empresa del drama, al cual le estoy dando ya cima y remate, como un 12. Roto el documento.

PAGE 218

DOMINGO DEL MONTE / 181 / 181 / 181 / 181 / 181 obstculo al cumplimiento de mi asistencia a esas juntas. Por la tarde que es cuando no trabajo lo mercantil tomo la pluma y veces el calor no me permite escribir mucho: compongo hoy un trosito, maana otro y considere V. como saldr una cosa hecha tan pedazos como v este conde Alarcos. Y porque vea V. que no siempre Perico Alfonzo duele la cabeza ni Jacinto Milanes las muelas, spase V. que el sbado pasado fuimos Padrines y los dos antes citados inocentemente casa de Pedro Guiteras, leer (ya se v) y tener ntro rato de discusion—y sabe V. con qu nos hallamos? Con que el laborioso academico D. P. Guiteras no estaba en casa, pr. haber ido estos baos de S. Agustin, no filosofar ciertamente, sino refrescarse y jaranear con las nias, y echar su danzita.-Qu tal? Y protesto V. que esto no es chisme ni va para all: no seor: esto no es mas que una postdata su carta de V. Dicen que ese Conde de S. Gerardo S. Genaro est ya impreso y no lo he visto pr. ac, pero supongo que V. lo haya leido y me alegrara que me dijese si es poesa lirica en dilogo efectivamente una obra dramtica. He sabido q el Aguinaldo se queda para el ao de 1839. Bueno: con eso saldr en su propio da, el 6 de enero, da. de Reyes.—Tanco parece que se prepara dar Palma una zurra que cause misterio: yo no soy de la opinion de Tanco en cuanto a la novelita de dho am.oMemorias de p.te de Federico, Padrines y Miguel Tolon: delas V. de mi parte todo el club de versificadores, ordenando como guste de su verd.o amigo J. J. MilanesCXXV CXXV CXXV CXXV CXXVSr. D. Domingo del Monte Habana Paris 29 de Mayo de 1838. Mi querido Domingote: hace hoy tres semanas que te escrib aunque no muy largo, porque estaba preparandome p.a sufrir una operacion que me hicieron hora y media despus de cerrar tu carta, y cuya relacion veras por tanto en la carta que escribo ntro padre poltico.

PAGE 219

CENT"N EPISTOLARIO 182 \ 182 \ 182 \ 182 \ 182 \ Con diferencia de tres dias he recibido tus cartas de 30 de Marzo y 11 de Abril, dos paquetes de diarios y entre ellos 2 n.s de las Mem.s de la Sociedad, la Guia deste ao y la pesada Mariposa. So cuerno y puesto que t mismo conoces que es pesada y majadera por qu me la mandas? Yo no te he pedido todo lo que salga, sino lo bueno solam.te lo que me pueda interesar, por cuyo motivo te he dicho tambin que quiero cesar la suscripcion al Diario y que solo me mandes alguno que otro numero que valga la pena. Sin embargo, pasado el primer momento de clera, me he reido, tan soit peu con los disparates y majaderas del nclito D.rLanuza; p.o esto es bueno p.a una vez. Conque no saldr el Aguinaldo este ao porque Palma no tiene con qu hacer los gastos de la imprenta? Triste cosa es que en ese miserable pais, no se puedan reunir cuatro reales cuando se trata de cosa que pueda redundar en beneficio en honor de sus habitantes, mientras que se chorrea y Malgasta el dinero en vagillas, coches y caballos p.a adular al poder que nos oprime y maltrata. Yo estaba algo embullado p.a mandar algun trabajito de consecuencia p.a el del ao que viene y se me fu la sangre los pies; pero con todo trabajar aunque sea p.a guardar. Esta va por N. York y te mandar con ella los diarios de modas y las Revistas. Estas no son muy puntuales y solo tengo en casa las Britnicas y las Francesas del mes de Abril. Me ha hecho reir lo que me dices de tu recomendado Colina que todavia no ha llegado: me parece que un dia de estos te nos vas al limbo tan inocentito como te pari tu madre. Como puedes creer que si el matemtico de Bolonia hubiese dado con el modo de dirigir los globos aereostticos no hubiera y encontrado en esta capital del mundo cientfico, los mil pesos que necesita p.a llevar cabo su descubrimiento?— Prescindiendo de tanto protector de las ciencias como hay aqu y aun del mismo gobierno que tanto protege los grandes descubrimientos, no tenemos ah al Instituto de Francia? Si el matemtico se hubiera dado la pena de probarle en una memoria la practicabilidad de su teora, ya habria salido de oscuridades y miserias. Gracias Dios que ya salimos de Tacon. Y ser cierto que el pobre L. Angulo muri en la prision vctima de la tirania? As me lo ha dicho uno quien se lo han escrito de la Habana. Ahora es menester que me digas qu tal se porta el nuevo baj y que dicen dl las gentes. Trata tambin de indagar si ntro Saquete podr volver su tierra, como se lo encarga l Gonzalo y Pepe de la Luz, pues en caso de poder se ir el ao que viene. Ahora est en Roma encantado con su viage y me anuncia que llegar Paris en todo Junio, p.avolverse su Italia pasar el otro invierno. Entre tanto espera noticias.

PAGE 220

DOMINGO DEL MONTE / 183 / 183 / 183 / 183 / 183 Antes de ayer se me apareci en casa Paco Hernandez que vino por la Silfida; p.o no le he sacado jugo alguno pues ya sabes lo insustancial que es. Ya sabras el buen suceso que ha tenido la prueba que se ha hecho de atravesar el atlntico en Vapores. El Great Western13 lleg Bristol en 14 das de los cuales tuvo 9 de viento y mar de proa. Para el ao que viene habr dos tres mas en la carrera y esto deberia animarte venir por un par de aos con toda la familia (y antes que se aumente demasiado) como se lo propongo ntro padre poltico. Les ofrezco servirles de Ciceroni aqu y en Italia y aun tal vez acompaarles al volver Cuba. Olivan se me ha hecho el sueco y desde que le escrib en Enero una carta muy larga sobre nuestros negocios y sus opiniones acerca de ellos, no he vuelto saber del: as son todos.—Tu Memoria que dices podria publicarse por su medio en Madrid, ya en poder de Escovedo quien la entregu segun tu orden.—Tampoco pude publicar tu articulo “la mision del poeta” en el Orbe Literario, por que como te dige, la empresa hizo bancarrota y se qued con las suscripciones sin haber publicado mas que el 1er n.o que te mand. Dentro de tu carta viene una listita de libros que seguram.te no leiste, pues tiene tanto disparate que apenas he podido entender los ttulos. Vaya una muestra: “Epuxres de la machun a vapeur. feulles aseu legend=che Bachelier.” He adivinado que Epuxres quiere decir tudes Te mandar todos esos libros en 1.a ocasion que no ser muy pronto, pues el paquete de Burdeos y la Silfida, que son los primeros que deben salir, acaban de llegar ahora casi un tiempo. Ya he escrito bastante y Lola tambien le escribir Rosita. Dale esta un buen beso de mi parte, con la enhorabuena por lo que se dice y el encargo especial de embullarlos todos p.a el viage.—Dime que es de Luz y si prospera con la abogacia. Que se hace Benigno, se gana se pierde? Hazme el favor de mandarme lista de mis libros q.e no has vendido y de guardarmelos ah.—Cuida de que mis armas esten untadas de aceite y que no les quiten el pavon limpiandolas y Rosita que me cuide tambien mis trages orientales.—Adios de herm.o y aff. Am.oPepe 14 13.En este vapor salieron de Bristol y llegaron a Nueva York, en 1840, la clebre habanera Condesa de Merln y la famosa bailarina vienesa Fanny Elssler. 14.Don Jos Luis Alfonso.

PAGE 221

CENT"N EPISTOLARIO 184 \ 184 \ 184 \ 184 \ 184 \CXXVI CXXVI CXXVI CXXVI CXXVIMarsella, 29, Mayo 1838. Muy apreciable Seor mo:15El dia 18 del corr.te llegamos a este puerto con toda felicidad. Mi mujer ha padecido bastante en el viaje, pero ahora se halla algo mas fuerte y espero de poder seguir mi viaje Paris de aqui 3 4 dias. Me present al S.r Guerrero el qual me entreg los 250 frs. segun la orden de V. Nada de interesante por ahora puedo decir a V. pues estos paises nuevos p.a mi, V. los conoce perfecta mente, y mis observaciones en vez de placer podrian tal vez servirle V. de fastidio. Estoy con el mayor deseo de recibir noticias de V. y de mi amigo Domingo Del Monte, dos personas de las quales he recibido tantos favores y las que le conservar siempre mi corazon los mas ardientes sentimientos de amor y gratitud. Cuando V. escriba a la Habana ruego V. tenga la bondad de renovar nuestro amigo mis afectuosos recuerdos y darle noticia de mi llegada Marsella: yo le escribir de Paris. Tengo el honor de ofrecerle a V. mi pobre persona para servirle en todo lo que gustare mandarle. Y quedo de V. S. S. S. Q. B. S. M. Primo Colina P. D. En los recibos q.e hice al S.r Guerrero me firm Maximo porque V. por equivocacion me puso este nombre en su16 15. Esta carta, sin direccin, parece dirigida a Don Andrs de Arango y Nez del Castillo, para quien Del Monte habia dado carta de recomendacin a Colina. 16. Falta la conclusin de este prrafo.

PAGE 222

DOMINGO DEL MONTE / 185 / 185 / 185 / 185 / 185CXXVII CXXVII CXXVII CXXVII CXXVIIAl Sr. D.n Domingo del Monte de S A C. D. Mi estimado Domingo—Mucho lo estimar me facilite por unos cortos momentos la historia de la Isla de Cuba por Valdez17 u algunos otros apuntes donde se hallen los nombres de algunos caciques u indios celebres-de aqui. Su afect.oCarlos Drake 30 de Mayo—CXXVIII CXXVIII CXXVIII CXXVIII CXXVIIIS.r L.do D.n Domingo del Monte y Aponte Habana Pto. Pre. 11, de Junio de 1838— Mi querido Dominguito: aun no ha venido mis manos nada de tu recomendado. Esta solo tiene por objeto hacerte el regalo de ese rasgo potico de ntro pariente Pancho Muoz del Monte. Consrvate bueno con tu Rosita, y abraza tu fino amigo Pancho 18P. D. Aqui el clamor es por la tranquilidad de los partidos en esa; por la cesac.n del com.o de negros, y por las mas eficac.s medidas de colonizacion, en q deben ser incansables los hombres q tienen palabra. 17.Se refiere a la edicin de la Historia de la Isla de Cuba y en especial de la Habana por don Antonio Jos Valds, publicada en 1813. 18.Despus de esta firma, tiene aadido lo siguiente como complemento de la misma y con otra letra: “Pichardo aboga.do Relator de la audiencia de Puerto Pre”

PAGE 223

CENT"N EPISTOLARIO 186 \ 186 \ 186 \ 186 \ 186 \CXXIX CXXIX CXXIX CXXIX CXXIX Sor D Dom.o del Monte Matanzas 15 Jun.o/838 Mi estimado am: va la tercera carta y dgame Vd: francamente si no corresponde los intereses del pais. Mi plan es no asustar y acomodarme al estado de las opiniones aqu y all para que me lean sin susto los que tengan sentido comun siquiera. Por este Correo le escribo Fern.do Illas para que me saque dos copias y me las mande pronto con el borrador que incluyo, fin de quedarme yo con este y poder remitir por duplicado Suyo adictsimo. Jayme [Badia])CXXX CXXX CXXX CXXX CXXXGuanabacoa y Junio 13 de/838. Seor D.n Domingo del Monte. Muy Sor mio: estoy informado de q.e D.n Flis Tanco se ocupa en escribir un juicio crtico sobre la novelita una Pascua en S.n Mrcos Esta especie q.e ya se ha difundido p.r toda mi familia la ha desarcenado infinito porqu conoce con fundadisima razon q.e no le es nada honroso ella, y particularmte el autor, el q.e una persona como el Sor Tanco ofrezca al pblico el exmen severo de los defectos q.e se advierten en dha. obrita: defectos, pt desgracia, demasiado graves, y q.e p.r lo mismo ruborizan los q.e en crculo estrecho ligan su autor. No es suficiente lo q.e ya hemos sufrido con el justo reproche q.e sobre sus faltas le ha dirigido el articulista q.e se firma Amaranto en el Diario del 17 del Corr.te? Cre V. q.e es poco p.a una familia q.e ha respetado spre. la moral y el honor de los demas, q.e ha tenido spre. en alta estima las buenas costumbres y decoro de los otros q.e conforme con su oscuridad no ha aspirado otra distincion q.e la de merecer el aprecio y consideracion de la corta fraccion del pblico q.e la conoce; cre V., repito, q.e es poco p.a esta pobre familia el tener q.e soportar en silencio el cargo gravisimo y merecido q.e ante el pblico (tribunal el mas imparcial imponente) se le

PAGE 224

DOMINGO DEL MONTE / 187 / 187 / 187 / 187 / 187 acaba de hacer uno de sus miembros? harto, harto es como bien lo conocer V; y as nada es mas natural q.e unas personas tan interesadas, deseen y lo desean con el mayor ardor, q.e cese enteram.te esa alarma (ya qe en el caso de pretender la vindicacion del mencionado individuo, solo podran hacerlo implorando ¡triste trance!) la indulgencia de la parte mas sana y sensata de nra. Sociedad, p.a q.e reputase como estravios de la imaginacion y no del corazon, todo lo q.e haya notado, en la referida novelita, de vituperable qe se ha levantado, y q.e ljos de cesar se acrecentara mas y mas si apareciese como rgano de la reprobacion general el juicio crtico q.e est escribiendo el Sor Tanco. Mi imaginacion me representa ya la sensacion intensa y dolorosa q.e tal aparicion producira en mi familia,—y en la madre del autor mayor, mil veces mayor de la q.e yo pueda encarecerle V. Y permaneceremos en la inaccion llenos de la zozobra de ver de un instante otro lo q.e tanto tememos ver? No; esto aun puede evitarse q.e acontezca; y por eso yo me dirijo V, quien juzgo p.r muy capaz de prestarnos tan distinguido servicio. Me consta el aprecio sealado q.e hace de V. el Sor. Tanco, y asimismo q.e el que V. le profesa mi hermano no es mnos especial: y qu mayor motivo q.este podra yo esponerle V., y q.e me lisonjease con la certidumbre de q.e le inspiraria V. el loable designio de emplear todo su influjo con el Sor. Tanco hasta obtener de l, la condescendencia de no realizar la idea q.e actualm.te alberga de insertar en el Diario, su crtica sobre la consabida novela? Yo se lo suplico V. en nombre de toda mi familia, la q.e le quedara V. sincera y notablem.te reconocida si recibiese de V. esta prueba de la bondad y nobleza de sus sentim.os, y de la particular deferencia de V p.r un herm.o q.e V. mejor q.e nosotros conoce lo q.e vale. Srvase V. admitir la seguridad de la distinguida consideracion con q.e se ofrece las ordenes de V. su at.o Serv.or Q. B. S. M. Lorenzo de PalmaCXXXI CXXXI CXXXI CXXXI CXXXIGuanabacoa 20 de Junio de 1838. Sor. D.n Domingo del Monte. Muy Seor mo: otro cualquiera q.e no tuviese los motivos q.e yo p.ahaber formado de V. un concepto muy aventajado, al ver q.e aun no se habia V. servido darle una contestacion, ni la mas lacnica siquiera; su

PAGE 225

CENT"N EPISTOLARIO 188 \ 188 \ 188 \ 188 \ 188 \ suspicacia quiz lo hubiera inducido creer q.e no habia sido acogida p.rV., con aquel agrado interes q.e el desearia, su solicitud. Ljos de m tal sugestion: tengo, lo repito, una idea muy relevante de V. concebida hace ya alg.n tpo; y as preciso sera q.e me mostrase V. del modo mas obvio su desagrado y frialdad en servirnos en el asunto de q.e en mi carta de ayer hable V., p.a q.e yo me persuadiese de ello. Yo atribuyo el silencio de V. causas bien distintas, y una de ellas es, la de q.e ha sido tarde mi resolucion de obstar, p.r medio de la bondadosa generosidad de V., la publicacion del escrito del Sor Tanco. Estar ya p.s corriendo los trmites de censura, &.c? La duda es mas penosa q.e la realidad, lo mnos p.a mi lo ha sido spre.; p.r eso yo apreciaria en mucho q.e V. se sirviese contestarme en dos palabras lo q.e mi familia ( cuyo nombre me dirijo p.r segunda vez V.) puede temer esperar respecto al particular ya espresado. Lo espero asi de V., y me congratulo entre tanto de reiterarle la seguridad de la distinguida consideracion con q.e es de V. at.o y obediente Serv.or Q. B. S. M. Lorenzo de PalmaCXXXII CXXXII CXXXII CXXXII CXXXIIMatnzas y junio 23 de 1838. Mi muy querido amigo. Mis muelas no me han permitido finalizar aun el drama del conde Alarcos y eso que solo me quedan por hacer cuatro escenas. Ello, aunque no estoy enteram.te bueno de tal indisposicion, pienso acabar entre lo que resta de junio y principios de julio. No s si Tanco habr dicho V. que ha oido el 1.er. acto de un drama que est haciendo mi hermano. Titlase: La cena de D. Enrique el Doliente: asunto sumamente teatral y maravilloso que puede ver V. circunstancialm.te en Mariana, en la vida del rey Enrique 3.o. Segn le dijo Tanco Federico y creo yo, est manejado con interes y gracia el asunto, y como menos fabuloso que el mio, le ha sido fuerza sujetar bien la brida su imaginacion y casar lo mejor posible la invencion con la verdad histrica.—Federico, segun yo imagino, tiene cabeza mas dramtica que la ma y presumo con fundamento que se ha de distinguir en este ramo de la literatura, que no es el menos arduo. Con q.e V. gast un peso en el conde de S. Gerardo? Entre Federico y yo nos gastamos otro tanto y no pudimos ir mas all de las primeras

PAGE 226

DOMINGO DEL MONTE / 189 / 189 / 189 / 189 / 189 hojas. Amigo, yo no llamo eso drama. Llmesele poesa vaga, sin miras, dilatada en tanto nmero de actos y escenas, llmesele un asunto sin pies ni cabeza, un galimatias dramtico, donde no hay verdad, ni orden, ni criterio, ni nada bueno, pero llamarle drama?—Ah! Andueza ha publicado el Guillermito y he visto un juicio crtico de l, que aunque parto de pluma bastarda, (de Almaviva,) deja ver por los trozos que cita, que encierra dho drama mas mrito que el conde de S. Gerardo... pero ya se v: si el conde de S. Gerardo es el prototipo de los disparates dialogados. Y venderse en un peso? ... Amigo, la literatura especulativa de la isla de Cuba va sacando unas uas, que meten miedo. He leido Zorrilla, y soy de la opinion de V. Ese tono quejumbroso y lloron de la poesia madrilea es un resabio de la escuela de Cienfuegos. Todava la musa espaola no deja de ser nia: todavia no tiene seso: todava no medita para lo futuro: Victor Hugo y otros moralizadores europeos son leidos y no imitados. Enfin los ingenios espaoles del dia se andan aun por las ramas.—Y qu versos los de Zorrilla! qu pintorescos y rotundos! Memorias todo el concilio de poetas. Recbalas V. igualm.te de mi herm.o, Padrines, Tanco, Guiteras y Tolon, Y mande V. su f.l Am.oJ. Jacinto MilanesCXXXIII CXXXIII CXXXIII CXXXIII CXXXIIISr. D. Domingo del Monte. Habana. Matnzas y julio 26. de 1838. Mi querido Delmonte. Por conducto de la Sra D.a Martina Garca envo V. el conde Alarcos, ya concluido del todo y leido Tanco y Oses, para que V. lo lea y tenga la bondad de decirme que piensa de l y si lo juzga digno de las tablas y la prensa. El asunto como V. v lo he presentado con la mayor sencillez porque mi entender este es drama mas bien que de intriga de pasion. Tambien he procurado que el estilo sea natural y potico cuanto quepa, atendida la poca y lo maravilloso del caso. Los personajes del Trovador, Pelayo, el Embozado y el Capitan son todos de mi invencion y no s si los habr presentado con la verdad y peculiaridad

PAGE 227

CENT"N EPISTOLARIO 190 \ 190 \ 190 \ 190 \ 190 \ correspondientes. Tambien advertir V. que los del conde y Leonor no son los mismos que ofrece el romance, porque entraba en las miras de mi plan presentarlos bajo otra faz y era necesario siempre modificarlos y ajustarlos las exigencias teatrales. V. me dir si conviene no en todas mis invenciones y si mi obra tiene interes y viveza, que faltando ambos requisitos nada puedo aspirar.—Tanco y Oses me han puesto algunos reparillos, pero yo apelando del juicio de ellos al de V. y envindole mi conde tal como lo hice, me someto gustoso al parecer definitivo que V. me remita. Y dando por ahora de mano la parte ideal y noble del arte y viniendo la prosaica, (pues de ella no puedo prescindir) querria que V. me dijese si algo me podria valer en metlico el tal condecito? V. bien sabe que yo no escribo al hambre ni tiendo envilecer el arte noble de la poesia, pero como pertenezco al nmero de los pobres, no dice mal que trate de adelantar mi carrera con lo que me den mis vigilias literarias. Quisiera yo pues seguir el consejo de Moratin representando la obra primero que se imprima, pero como ahora me estreno en esto y no s especular literariamente ni los pasos que se han de dar en el caso, temo que si V. no me alumbra con sus consejos, no sepa sacar de mi obrita todo el partido que es justo. V. me dir si le parece mejor hablar con el impresor que con el cmico, o viceversa, y al mismo tiempo me anunciar que hay por ah de propiedad literaria, porque segun he oido por ac los dramas se pagan encarecidamente en esa y los del Guillermo y el conde S. Gerardo, (aunque sin gran mrito artstico) han rentado sus autores muy lindos pesos. Espero que tendr V.; la complacencia de escribirme sobre estos puntos, que con eso le quedar doblemente adeudado en lo que es gratitud y aprecio.—Ah!... Como s que varios de mis amigos esperan el drama, V. se los prestar aquellos que quiera, y diga V. Echeverria, Matamoros y Palma que aunque la obrita va dedicada V., sin embargo tendr el mayor placer en recibir sus avisos sobre ella. Federico est concluyendo ya la suya y en cuanto est, ir para all besarles las manos: yo s que V. y demas amigos ha de gustar este drama. Memorias todos: pngame los pies (q. b) de Rosita y disponga ad omnia de su verdadero amigo que desea serle util en algo J. J. Milanes

PAGE 228

DOMINGO DEL MONTE / 191 / 191 / 191 / 191 / 191CXXXIV CXXXIV CXXXIV CXXXIV CXXXIVSeor D. Del Monte &. &. Habana 2 July 1838 Dear Sir. Can you for a moment imagine that I think knowledge it not to be sought after, because a system that is impermeable to its lights exists? What a Goth must you think me, if you suppose that because a great iniquity exists as I deem. the traffic in human beings, that literature is to be discouraged? How greatly must you have misunderstood me. I love literature for its own sakeand I would have every one love it for its humanizing effects in all places it matters not where. I honor its pursuit and I esteem as brothers—its followers— when they are faithful to its grand interests —and these I take it are expressed in its Motto Emollit mores nec sinit esse feros. Now as I know no atrocity so likely to render men “feros” as stealing men, or buying stolen men—I stated to you, that I considered—where that monstrous Incubus the slave trader hung over the morals of any land—there could be no guarantee for public faith no security for liberty—no permanence for prosperity no field for pure religion—while “undefiled before God” means charity, and, no extensive influence to be hoped for Literature where it was not permitted to grapple with a Monster that rears aloft its many headed iniquity and for all evil is omnipotent. With the question of Slavery itself I have nothing to do—as a foreigner and more especially an officer of a foreign Government it is no part of my privilege to call in question any institution which has the sanction of your laws—In my own country however I have exercised the privilege of a British subject and what I thought through on this subject in our colonies that I expressed freely. Here I feel I have no such privilege-but that which your own laws do condemn— and mine abhor and Mat which the law of eternal Truth and Justice hath denounced, when God commanded. “ He that shall steal a Man and sell him being convicted of the guilt shall be put to death!!! that crime I say I am not debarred from expressing my opinion discreetly and prudently—as I trust I did to your or at least meant to do so. And permit me to say in the last paper (8th June) I have seen nothing to alter my sentiments in the slightest degree. And I have only to repeat that I love Literature too well to be indifferent to its success in any country and that its succesful cultivation here so much the result of the dedication of your own valuable talent to its pursuit is in my opinion

PAGE 229

CENT"N EPISTOLARIO 192 \ 192 \ 192 \ 192 \ 192 \ worthy of the highest praise—and to you and those like you—permit me to say in all sincerity Go on and prosper! To show you that I was not so very vandalish as to undervalue Literature in a country where slavery in one of its worst forms did exist— I send you one of a series of such things—printed in a Jamaica paper some four years ago—and am happy to say my effort was successful in establishing a literary Institution in Jamaica even while slavery still was in existence. Yours most truly my dear Sir, R. R. MaddenTRADUCCI"NHabana 2 de Julio de 1838 Querido amigo: como pudo V. imaginar ni un momento que yo creo que no deben cultivarse las humanidades, donde reina un sistema impermeable para la luz? Debi V. suponerme un monstruo, si se figur que, porque aqu existe una grande iniquidad, como califico el trfico de criaturas humanas, piense que no se deban cultivar las letras? Grandemente se equivoc V. respecto de m. Amo la literatura por su propia virtud y la amo por sus efectos humanizadores en cualquiera parte donde se estudie: honro la aplicacin hacia ella y estimo como hermanos a sus partidarios, cuando saben ser fieles y consecuentes a sus grandes miras las cuales se encierran en aquel dicho: emollit mores, nec sinit esse feros. Ahora bien; como yo no s de otra atrocidad que ms contribuya a hacer fieros los hombres, como es la de robar hombres, o comprar hombres robados, asegur a V. que, donde aquel monstruo infernal (el trfico de esclavos) ahoga la moralidad de cualq.r pas, no puede haber garanta p.a la f publica—ni fianza p.a la libertad—ni permanencia p.a la prosperidad, ni campo pa una religin pura, la cual sin mancilla ante Dios aconseja la caridad ; ni hay que esperar q.e la literatura ejerza un influjo extenso, donde no es lcito luchar con una hidra que levanta impune sus mil inicuas cabezas y es omnipotente p.a todo mal. Dejo a un lado la cuestin de la esclavitud, en s misma, la cual no toco, p.r que como extranjero que soy y empleado de un gobierno extranjero, no me considero autorizado p.a mis fueros a tal, i discutir sobre ninguna institucin sancionada ya p.r nuestras leyes—Sin embargo, q.e en mi propia tierra me supe aprovechar del dho de ciudadano ingls y he dicho cuanto cre conveniente sobre el particular respecto de ntras colonias, conozco que no tengo aqu igual dro; p.o sobre lo que otras mismas leyes condenan, y las mas detestan, y sobre lo que la ley de eterna verdad y justicia, denuncie l, cuando Dios ordenara: q. El que robase a un hombre y lo vendiese, siendo convencido de un delito, muriese p.r ello!!! sobre de ese crimen, no me considero excluido de expresar mi opinin discreta y prudentemente, como lo he hecho con V. o al menos me ha parecido que lo he hecho. Y permtame V.

PAGE 230

DOMINGO DEL MONTE / 193 / 193 / 193 / 193 / 193que le diga que a pesar de haber ledo la carta de V. de junio, no he visto en ella nada pavariar mis sentimientos en lo mas mnimo. Yo lo repetir que amo la literatura demasiado p.a ser indiferente a sus adelantos en ningn pas, y que su provechoso cultivo en este debido a los esfuerzos de su buen ingenio de V. son superior a todo elogio, por lo cual same permitido decirle a V. y a los que V. se parecen: Seguid, y prosperad. R. R. M.CXXXV CXXXV CXXXV CXXXV CXXXVPars 3 de Julio de 1838. Queridisimo Domingote: tengo que contestar dos tuyas, mejor dicho tres p.s el S.r Colina diz acreosttua memoria, me ha presentado hace dos horas la que escribiste en Agosto del ao pasado—Pero volviendo las primeras dir que son del 21 de Abril y 18 de Mayo, habiendo recibido la ltima en 18 de Junio con un retardo extraordinario. Por la primera y mas aun p.r los diarios, me he impuesto con indignacion de la escandalosa despedida que le ha hecho Tacon la turba de viles aduladores que le rodeaba, y si la Pagina que me incluiste dice verdad esos hombres comprometieron la tranquilidad pblica y merecen por ende el severo castigo de la opinion. Lstima es que la tal Pagina no est mejor escrita p.s de esa manera serian mas atendidas sus importantes revelaciones. T y ellos dicen que hay algunas plumas que se ocupan en refutar la capciosa Relacion de Tacon (que he recibido) y deseo...19 ver si dejan este parado cual merece. Mucho me temo que la profecia del buen consul de Holanda se cumpla p.a este ao y que el nuevo gobernador sea el 2. tomo del otro, sin embargo de que es ntro paisano cmo l dice. He recibido los diarios hta 17 de Mayo, las Mem.s hta el no. 30, los dos ejemplares del Album el 2. no. de la Mariposa y la novela trad.a por Muoz. Ya te he dicho que no me mandes la coleccion de los diarios, sino alguno que otro n.o q.e me pueda interesar, que no quiero la Mariposa y en fin que solo me remitas lo bueno y no todo lo que salga. En cuanto al Museo habanero te digo que desapruebo lo que ha dicho Felipe la Sociedad sobre mis regalos, pues no estaba autorizado para ello y dselo de mi parte. Esto no quiere decir que mi intencion no sea siempre la misma; p.o mi es quien toca juzgar de la oportunidad 19. Roto el documento.

PAGE 231

CENT"N EPISTOLARIO 194 \ 194 \ 194 \ 194 \ 194 \ y digo sin empacho que nada dir hasta que yo vea el museo bien establecido y su direccin en manos que me inspiren confianza, p.s demasiado s lo que pasa en la biblioteca pblica. Compr la coleccin de medallas con este solo obgeto y se puede estimar all en 4.000 duros por la escasez que cada dia se esperimenta de tales antigedades y por la dificultad que ofrece el coleccionar: ella ser mi mejor regalo; p.o no lo doy por ahora. Las armas y la mesa20 y algunas otras curiosidades las dar tambien su tiempo; p.o no los vestidos orientales porque no son obgetos propios p.a un museo.—Mndamelos pues cuando haya ocasion oportuna y tambien las armas; recomendandote que no las limpien demasiado amenudo p.s temo les destruyan el pavon.—El Doctor Durand que lleva la presente con un paquete de revistas &a vuelve en Octubre y ser tal vez la mejor ocasion que haya. La esposicion la reina que me anuncias sobre la oportunidad del relevo &a debe de ser muy tmida y flojona cuando dices q.e ni aun los contrarios han podido tacharla. Siempre se hacen p.r all las cosas medias, es mania vieja. La “Pascua en S. Marcos” me ha gustado...21 grfica y si ha alborotado ciertas gentes es por aquello de que las verdades amargan. El estilo tiene rasgos brillantes p.o siempre adolece ntro amigo del defecto de incorreccion en el lenguage. Porqu no se la has corregido antes de su publicacion?—Yo conozco bien el mrito de ese joven y deseo protegerte como t me recomiendas, p.o hijo la cosa no anda tan boyante por ahora como t crees, todos me piden prestado dado, ninguno me paga y pocos ni lo agradecen. T sabes que este ao le he prestado Luz $...22Adems de 70 onzas que ya me debia, y este bocado que es gordo me ha 20.En la p. 169 de la Revista de la Biblioteca Nacional Habana, 1909, t. I, hemos publicado la nota siguiente a una carta de Luz y Caballero: “En el acta de la junta ordinaria de 29 Abril 1839, publicada en las Memorias de la Sociedad Patritica de la Habana Habana, 1839, t. VIII, p. 3, se dice cuanto sigue ... principi la sesin de esta noche dando lectura un oficio del amigo D. Felipe Poey, director del Museo, en que participa la Sociedad que D. Jos Luis Alfonso, residente hoy en Paris, habia regalado al Cuerpo con destino al dicho establecimiento, una bellisima mesa construida en Italia con 164 clases de mrmoles, indicando que no solo era un objeto de lujo, sino una muestra instructiva de especies del reino mineral. Oyse con agrado la participacin, acordando se dieran las mas expresivas gracias al Sr. Alfonso por su costoso y til presente, insertndose el catlogo que se adjunta de las diversas clases de mrmoles en nuestras Memorias peridicas.” En 1872 conocimos en la Sociedad Econmica de Amigos del Pais de la Habana, la mesa de referencia. En la actualidad puede verse al centro de uno de los salones de la Biblioteca Pblica de dicha Sociedad. 21.Roto el documento. 22.dem, dem.

PAGE 232

DOMINGO DEL MONTE / 195 / 195 / 195 / 195 / 195 cerrado el guante por ahora. Sin embargo, de mejor voluntad le dara Palma $1000 regalados que prestrselos al Sr. Colina p.a su soado descubrimiento. Ya te he dicho otra vez lo que pienso sobre eso y hoy que he visto su primo me ratifico mas en mi opinion, pues me ha dicho este que el matemtico nada tiene listo p.a la imprenta: porque has de saber que no se trata de esperimentos cientificos sino de la impresion de una obra voluminosa. En cuanto tu recomendado me parece un buen muchacho y muy despejado; p.o hambriento y de esos hambrientos me sobran m p.r cualquier lado que me vuelva.—Saco que acaba de salir de aqu (y que lleg de Italia hace 8 dias) ley tu recomendacion y dice que t eres de la cria de Varela y Felipe Poey. Confieso mi culpa mejor dicho mi ignorancia cuando te dige en mi anterior que habia traducido la palabra pures p.r tudes ; p.o no por ello es menos cierto que estaba muy mal escrita la listita que me mandastes. Ya he comprado todos los libros que en ella me pedias p.a tu am.o el megicano, menos el “Trait des ponts et chausses” porque no existe. Todos ellos estan hace dias en poder de M.r Gurin el am.o de Felipe, que me dijo estaba preparando una caja de encargos p.a este y me ofreci incluir en ella cuanto yo quisiera. Creo que ir por la Silfide. En cuanto obras sobre caminos de hierro no te mando mas que dos pero una traducida del ingles, p.r que aqu se ha escrito muy poco de la materia. V un n.o del Moniteur en que se public el informe de M.r...23 que encontrars muy luminoso. Chevalier que es el mejor fabricante de instrumentos matemticos me dijo que no tenia catlogos y te mando solo el de otro fabricante de mucha reputacion. No he podido todavia ocuparme de tu ltima demanda de peridicos cientificos, que segun parece estan destinados formar un gabinete de lectura en toda forma. Solo le encuentro un inconveniente y es que siendo tan voluminosas las remesas no se podran mandar con los pasageros, p.s si uno se presta ello de bien grado, diez huyen el cuerpo y ser preciso remitirlos cada dos tres meses p.r los buques que se proporcionen. Como la carga se hace pesada voy seguir tu consejo endosandole todo Colina otro, y esto no porque me falte voluntad de servirte, sino porque temo servirte mal, ...24 atencion. Me parece recordarte “el mejor periodico de medicina” que pides, porque van dos tres de los mejores entre los libros dedicados formar la biblioteca mdica que imagin Gutierrez, cuyos libros mandar as que esten empastados.—Por lo dicho veras que no pienso todavia responder tu pregunta sobre el costo anual de los peridicos. 23.Roto el documento. 24. dem, dem.

PAGE 233

CENT"N EPISTOLARIO 196 \ 196 \ 196 \ 196 \ 196 \ Nicolas25 ha estado mal una porcion de dias de una irritacion al estmago y despues de una especie de reumatismo muscular en los pies: y est muy mejor y algo mas animado desde que lleg Saco que lo entretiene mucho. Todos sus males vienen de sus cavilaciones como l mismo confiesa y creo que estas no lo dejaran quieto hasta que vuelva la Habana. El viage Espaa parece que lo efectuar as que est bien repuesto: yo se lo desapruebo porque no creo que saque nada y s que se espondr mucho. Saco no tiene intenciones de ir sino Holanda y luego Italia otra vez pasar el invierno en lo que obra muy conforme mi parecer.—El papel se acaba y tambien la luz del dia; p.o nunca la fina voluntad de tu Pepe.26CXXXVI CXXXVI CXXXVI CXXXVI CXXXVIPor el correo de la empresa A D.n Domingo del Monte Abogado en la Habana. Puerto de S.ta Ma 8 de Julio 1838 Q.do Paisano y amigo: estraaba que no hubiese v dado seales de vitalidad despues de paso del gran Meteoro por nuestra tierra, cuando vi citada con elogio por mi hermano Pepe una carta que escribio y a Olivan a quien le he escrito pidiendole una copia, ha hecho V lo que debe, como esta obligado todo cubano a manifestar por todos los medios que pueda, su gratitud a aquel amigo, por su esfuerzo generoso en librarnos del sanguinario espectro que se alimentaba vengandose en nosotros de lo que su amor propio habia sufrido en otros paises de ese mundo nuevo. Por lo mismo y por el chasco que se ha llevado es preciso considerarlo como una fiera acosada, que donde quiera que vea la divisa cubana, ahi ha de procurar daarnos, y siendo asi es indispensable que vivamos alerta pagandole con la misma moneda el cario que le debemos; no lo dejamos a sol ni a sombra desacreditando como merece su mezquina administracion. Me han dicho que nada le duele tanto como que lo designen como hombre de 25. Don Nicols Manuel de Escovedo. 26. Don Jos Luis Alfonso.

PAGE 234

DOMINGO DEL MONTE / 197 / 197 / 197 / 197 / 197 ideas limitadas, y por esta razon se escogio entre la correspondencia que vino de esa la carta que habra v visto inserta en el Tiempo de 2 del pasado y que copio el Eco del Comercio de 21 del mismo. Aqui debe tomar los baos de mar mi muger y despues veremos si Patillas nos deja volver a Madrid si no la dejar en Sevilla y yo solo atravesar la Mancha para dar una buelta por nuestra casa y bolver a invernar por estas costas mas analogas para un criollo que ha doblado el cabo del medio siglo que las margenes del caudaloso Manzanares. Por la adjunta del apreciable y desgraciado Colina vera v que lleg a Marsella. Consecuente a las ordenes de v aunque limitandome a una cosa racional, lo socorri con 185 ps fs En Cadiz hice cuanto pude para ver si se le encontraba colocacion pero no fue posible y como su situacion no daba esperas se resolvio a marcharse. Cuando llegue a Madrid le buscar los libros que me tiene encargados ya que Pedro Sirgado a quien se los pedi no ha sabido encontrarlos. Conservese v bueno con su Seora y sean ambos tan felices como les desea su buen am.o que le quiere mui cordialmente A de Arango Por cuenta de los mil ps fs que tenia de v en mi poder he cargado v las partidas siguientes que me dira si estan conforme a sus cuentas Pesos fsLibranza a favor de Dubarri en 15 de oct.e 1836 ....................... 300 Id a favor Juan B. Car rillo ............................................................. 30 Id a favor de D. S. Olozaga p.a gastos de D Domingo Andre..... 200 Libros estampas y Periodicos........... ........................................... 408 A D.n Primo Colina segun su recibo ........................................... 185 1.123CXXXVII CXXXVII CXXXVII CXXXVII CXXXVIISor D. Dom.o del Monte. Habana Sor D Domingo del Monte Hab.aMatanzas 14 de Julio/838 Mi estimado amigo: por el Correo anterior remit ntro D. Fernando la 4. carta. Es probable q.e le pueda dar el lt.o repaso, porque tal vez pasar esa por dos tres das antes del Correo; pero por si no sucediese

PAGE 235

CENT"N EPISTOLARIO 198 \ 198 \ 198 \ 198 \ 198 \ al copiarla haga Vd mis veces corrigiendo cualquier gasapo que se haya escapado. Donde dice tirana oficiosa dira mejor tirana solcita y oficiosa Hay una nota marginal de mi puo y letra donde dice: “debo aadirte con franqueza y lealtad que los naturales de la Pennsula son los que ms necesidad tienen de un gefe discreto y sesudo” Debiera decir: “debo aadirte con franqueza y lealtad que una gran parte de los naturales de la Peninsula &c” Conviene no embarcarlos todos por poltica y justicia, porque en efecto hay muchos que distinguen las circunstancias y las cosas. Donde dice: que los espaoles peninsulare son los mayores contribuyentes de la tierra debe aadirse, porque tropiezan con mas frecuencia con el perjuicio de los abusos De Vd spre afmo am.oQ B S M Jayme [Badia]CXXXVIII CXXXVIII CXXXVIII CXXXVIII CXXXVIIISor D Dom.o del Monte. Habana Sor D Dom.o del Monte Matnzas 24 de Julio/838 Mi apreciado amigo: me ha servido de mucho gusto la buena opinion que merecen Vd mis pobres producciones. Estoy corrigiendo la 5. carta y deseo que vaya con la 4. por el Correo inmediato. Mucho me ha sorprendido lo que Vd. me indica sobre ese Ayuntamiento ocupado en pedir las leyes especiales. Dudo que suscriban el trabajo de Vd si lo apoya en principios muy desembozados, porque no los entienden ni comprenden y sobre la cuestion de negros estamos con un atraso inmensurable. Como esta cuestion est ligada con toda la existencia industrial del pais, soy de parecer que es necesario tocarla con maa, porque de lo contrario se irrita y nada se consigue. Conque el Ayuntamiento pidiera las leyes especiales y que estas fuesen compatibles con ntra felicidad, se pona una pica en Flandes. No s si podr ir esa; pero as que Vd pueda tendr mucho gusto en leer el trabajo de Vd y hasta puede convenirme p.a la 6. carta. Tendr esta por objeto delinear el sistema legal con que debe empezar esta Antilla: mas claro: no s como empezar, porque tan mal parado veo yo el estado de la tierra. Me hacen suma falta las leyes orgnicas del ao 33 de las colonias francesas y quisiera ademas q.e Vd tuviese la bondad de transcribirme la opinion dominante sobre el mecanismo que debe consti-

PAGE 236

DOMINGO DEL MONTE / 199 / 199 / 199 / 199 / 199 tuir ntro rgimen futuro. Tengo una idea por indicacion del difunto Gener, si mal no me acuerdo, q.e en el tiempo de su diputacion trabajaron el proyecto de ntra organizacion interior y me parece que me dijo q.e lo habia prestado Pizarro, y que despues q.e l lo leyese me lo daria. En esto acaecieron sus enfermedades y su muerte y no he vuelto saber mas del asunto. El plan de comienzo que yo conciba p.a esta Antilla me parece que lo puedo fundar en buenas razones; pero tropiezo con el articulo adicional de la Constitucion, porque yo admito pocas especialidades: mas claro, quiero por ahora diputados de la Isla en el Congreso nacional, diputaciones provinciales y Ayuntamientos y mbos cuerpos electivos; quiero finalmente la libertad de imprenta, esclusivamente al principio, p.a el ramo judicial: no peridica sino de libre publicacion sin reglas periodsticas y por supuesto con las reglas preventivas que se han discurrido en Europa p.a el poder censorio sin prvia censura. No puedo fundar Vd este plan hasta q.eestienda la 6. carta; pero de antemano quisiera ver como se piensa en esa, cuales son las opiniones determinadas y los materiales y antecedentes q.ese me pudieran proporcionar. Illas qued encargado de ver si me consegua las leyes orgnicas; pero creo q.e el Cnsul frances no las tenia no las encontr entre sus papeles. A Dios, amigo, y yo es de Vd afmo Q B S M Jayme BadiaCXXXIX CXXXIX CXXXIX CXXXIX CXXXIXAl S.r D.n Andrs de Arango en casa de D.n Man.l Viniegra Cadiz _______ de este modo me escribira el paisano del Monte mientras no le indique otro. Al S.r D.n Andres de Arango, Cadiz ________ Paris, 24, Julio, 1838, Muy estimado Seor mio: He tardado escribir V. mas de lo que debia, y me he privado de este placer, deseando dar V. alguna noticia segura interesante del estado de

PAGE 237

CENT"N EPISTOLARIO 200 \ 200 \ 200 \ 200 \ 200 \ mis asuntos, pues las grandes y repetidas pruebas de afectuosa amistad que V. ha tenido la bondad de darme me lisonjeaban que V. no dejaria de recibirlas con algun interes. Mas aun no puedo decir V. nada de positivo de mi porvenir, sino que promesas y esperanzas no me faltan. El dia 13 del mes pasado llegamos esta capital; mi mujer, aunque muy delicada padeci en el viaje mucho menos de lo que yo temia, y sigue algo mas aliviada de sus males. He presentado algunas cartas de recomendacion, y entre estas la muy apreciable de V. para el S.r de Montalvo, pero no he tenido el gusto de verle, porque se halla algo malo, y pasa muchas horas del dia en la cama, muchas con el medico, y muchas paseando, de modo que es muy dificil procurarse el honor de visitarle. Entregu pues la carta otro Seor intimo amigo suyo, el qual con el, y lo que parece es su representante en la casa; este me la ofreci de parte del S.r de Montalvo, y de parte suya me dijo que Paris no me convenia y me aconsej retirarme en alguna ciudad de provincia; lo menos este Seor no me hizo promesas, ni me di esperanzas. Present tambien la carta de mi apreciable amigo Del Monte al S.r de Alfonso, el qual me recibi con mucho agrado y me hizo mil ofrecimientos. Este seor me parece joven de mucho talento y de nobles y generosos sentimientos. Mas he notado que todos estos Seores estan demasiado ocupados para poder atender un pobre isleo que no tiene otros meritos que su buen corazon y su mucha voluntad de trabajar, pero que se halla desproveido de todas esas brillantes cualidades que hacen amables los hombres que frecuentan las salas de los grandes. Los ricos que viven en Paris, (no hablo de los literatos, ni de los hombres de estado, ni de los negociantes, mas de los que no son sino ricos solamente) pasan parte de la vida en la cama, parte en los paseos, parte en el teatro, parte en visitas de cumplimiento, en convites, en conciertos; as como es posible que dejen alguna de estas interesantes ocupaciones tan utiles al jenero humano para pasar un quarto de hora hablando con un hombre que no tiene coches, ni criados, ni casa?—En fin es justo, que lo diga honor de la verdad, hombres como D.n Andres de Arango, y D.n Domingo Del Monte no los habia encontrado, ni los encuentro, ni los encontrar, puede ser, jamas. Un literato italiano muy amigo mio, el qual trabaja en algunos periodicos de Paris, me asegura que me serviria de mucha utilidad el conseguir un correspondiente de toda confianza en alguna ciudad de las principales de Espaa y mejor en Madrid, el qual con la mayor fidelidad y prontitud me tubiera informado de todas las noticias politicas mas interesantes de la peninsula, y sobre todo de las noticias que no se hallan ya en los diarios espaoles. Si V. quiere tener la bondad y puede ponerme en relacion con alguna persona que desee mantener una corresponden-

PAGE 238

DOMINGO DEL MONTE / 201 / 201 / 201 / 201 / 201 cia segura y constante con Paris, le agradecer muchisimo este nuevo favor; y si esto no fuese posible, lo menos alguna carta cada mes, y espero que V. mismo en algun rato desocupado tendr la bondad de escribirme alguna cosa que pueda serme util. Aun no he tenido el gusto de escribir mi amigo del Monte por la misma razon que no habia escrito V. Espero de hacerlo muy pronto pero despues de haber hablado otra vez con el S.r de Alfonso. Ruego V. tenga la bondad de saludarlo de mi parte quando la escribir, y renovarle mi mas afectuosos sentimientos de gratitud y amistad. Recibi de los S.rs Guerrero de Marsella los 250. f.s segun la orden de V. como V. habra visto por mi recibo en el qual me firm Maximo porque V. me recomend con el nombre de Maximo Estoy con los mas ardientes deseos de saber noticias de V. y de la Habana, y al mismo tiempo deseo que V. me mande si en algo me cree capaz de servirle, pues siempre ser para mi un honor y un placer el hacerlo como ahora lo es el declararme S. S. S. Q. B. S. M. Primo Collina Paris—Cit Bergre N.o 9.CXL CXL CXL CXL CXLPuerto de S.ta M.a 28 de Agosto 1838 Querido amigo y Paisano: ba esta del desgraciado Colina que lo es mas por qu le falta cierta clavija en el juicio para considerar el Mundo y la sociedad bajo su verdadero punto de vista y no bajo el aspecto ideal que el y otros lo miran. Figurese v que todas sus esperanzas las tenia en su primo residente en Paris que andaba tras de que lo auxiliase el gobierno p.a unos ensayos aereostaticos!! Sobre esto le dije cuanto pude para disuadirlo de su loca correria cargado de una mujer enferma y a una Babilonia como Paris! En fin ahi le he mandado otras cartas de recomendacion a ver si pega alguna. A mi hermano Pepe le mando algunas cartas de Pepe Sirgado que hablan de la Quisicosa de leyes especiales. Yo boi el mes que entra a Madrid y desde alli vere lo que puedo aadirle. Entretanto se repite todo de v su amigo de corazon A de Arango

PAGE 239

CENT"N EPISTOLARIO 202 \ 202 \ 202 \ 202 \ 202 \ Alla le he remitido v la unica esplicacion que he podido lograr de los caprichos de Goya que con una remesa de papeles encaminada a Pepe y deseo saber si la recibio V. Luego le remitire v un Atlas de mui mala traduccion se lo debia a V pero hasta ha hora no he podido disponer de ninguno por que no habia liquidado esta empresa con la casa de Chauviteau con quien la hice a medias.CXLI CXLI CXLI CXLI CXLIPuerto de S.ta Mara 25 de Julio de 1838 Mi Querido amigo: sin retraso recibi su ultima de 26 de Mayo que vino por la Cortia con una para Colina y dos numeros del Albun que antes de remitirle aquel amigo a Paris tube el gusto de leer, por que no debo llamar digusto el que no aprueve lo inmoral de la novelita de la Pascua en S.n Marcos por que no me parece bien que el que escribe con tanta gracia y tanta correccion no emplee su tiempo en cosa de mas miga El pobre de Colina se fue a lidiar con su triste estrella donde con dificultad podra vencerla por que Paris abunda de hombres como el, y el apoyo de un pariente con quien contaba lo considero tan aereo como el fundamento de su fortuna en la direccion de los globos aereostaticos, problema tal dificil q.e si alguno lo llegase a resolver aunque imperfectamente apenas se anunciase la posibilidad ya estara el mundo alborotado con su nombre. Yo quisiera el Liceo como quiero el Albun y todos esos medios de ir gradualmente ganando lo que en vano quiere v que nos otorguen la tal quisicosa ya sabe v que no se27 sino q.e se toma y yo (que soi pastelero) no quisiera que la tomasemos sino que la conquistasemos en buena guerra a fuerza de maa y de ingenio, por que para todo prefiero yo la astucia griega al valor troyano. Por mas que yo reconozca las ventajas inmensas de la libertad de imprenta, me desconsuela tanto el abuso que de ella hace nuestra maldita educacion que al leer el Mundo el Nosotros el Hablador se me caen las alas del corazon al verlos ocupados nada mas que de miserias y personalidades y me estremesco con bolver a ver aparecer en nuestra tierra 27. Falta en el original la palabra que sigue.

PAGE 240

DOMINGO DEL MONTE / 203 / 203 / 203 / 203 / 203 los Bartolos.28 La libertad en mi sentir debe ser ilimitada para toda obra importante para los periodicos necesita muchas restricciones hasta que no lleguemos a connaturalizarnos con su uso. No crea v que lo que digo a v con tanta franqueza lo manifieste quien no sea otro v para mi y en prueva de ello que ya vera v publicadas mis ideas con algun difras en el correo en otro periodico de que dare a v noticias despues que haya despachado este que me tiene mui atareado. Pepe mi hermano le manifestara lo que me escribe Sirgado de Madrid, y mi hermo Anastasio le entregara una relacion del viaje de Pitagoras a Jerusalen, aunque nada particular trahe dandole un limpion por mano como la de v puede ocupar un lugar en el Album en esa Revista que se trata de publicar si se efectua pongame v en el no de los suscriptores mi herm.o Rafael pagara su importe y por ahora venga a Cadiz a mano dirigida a D.n Manuel Vicente Viniegra C.e Ahumada. El Aguinaldo que v remitio a Quintana lo recibio y dijo que acusara el recibo. Mucho me hubiera alegrado que de esas cartas del catalan a Olivan me hubiese embiado una copia para darlas sueltas por si aquel por consideraciones a su destino u otras las guarda-hoi le escribo sobre ello. Como en lugar de 200 p.s que ha debido recibir Colina solo ha percibido 185 todo lo que v me resta son 123 ps y por eso le rectifique a v en mi ultima correspondenca puede v entregarsela a Evaristo Carrillo cuando v guste y si v quiere le libre a Colina los 15 ps que ya le haba cargado puede v avisarmelo. Tanto calor estamos sufriendo aqu este ao que no hago mas que acordarme de v si proporcionalmente les reparte Dios igual beneficio. Ba la esplicacion de los Caprichos de Goya que he podido conseguir no me ha parecido la aclaracion tan feliz como el pincel. Desea a v felicidades con su seora su amigo de corazon A de Arango El mes de Sep.e boi a Madrid aunque sea dejando por aqu a mi muger cuyos males nerviosos me obligan hace algun tiempo a andar por las costas por que le han recetado los baos de mar que le sientan bien. Combiene que no cese el fuego a discrecion contra Tacon las esposiciones del Ayuntamiento como lo hizo Guanabacoa son mui conducentes. 28. Alude a El To Bartolo peridico de la Habana (1820-1821).

PAGE 241

CENT"N EPISTOLARIO 204 \ 204 \ 204 \ 204 \ 204 \CXLII CXLII CXLII CXLII CXLIIMadrid 28 de julio de 1838 S.r D. Domingo del Monte Mi apreciado amigo y dueo: si no hubiese recibido tiempo la carta que tuvo V. la bondad de dirigirme el 25 de abril, no me habra sido posible hacer frente la irrupcion taconiana que produjo aqui la lectura de la melodramatica descripcion del clebre embarque del ex-capitan general. Fueme, pues, doblemente satisfactoria la carta, lo uno porque V. aprobaba mis principios y sentimientos, y lo otro porque me subministraba materiales para hacerlos triunfar en la segunda prueba. De ella hemos salido, como ver V. en los artculos del Correo Nacional, Espaa, Mundo y Nosotros, quedando bastantemente rectificada la opinion pblica que se estraviaba; pero nos falta la 3. que no s si ser la ltima. Ha llegado Juan Jos Martnez, el mismo Tacon se acerca la frontera para venir la primera seal, y empiezan unos cuantos aqui mancomunados poner en juego los chismes, las intrigas, la seduccion, y todos los medios de hombres enredadores, perseverantes, ricos, y sedientos de venganza. Cuatro folletos tengo noticia de que estn empezando imprimir en este instante, los cuales no s si llegarn ver la luz: yo soi el blanco de los tiros, y por de contado ese Intendente. Amenazan hasta con la tribuna parlamentaria, y por desgracia Martinez de la Rosa no est con nosotros! Yo conozco mis fuerzas y mi posicion, y me siento sobradamente gastado. Por no querer callar en la cuestion cubana, dej de formar parte del gabinete en diciembre: por haber hablado estoi ahora en pugna con un enjambre de vestiglos, cosa que no me haba sucedido en mi carrera poltica. Por otra parte, abrumado con el pesado despacho del mas pesado de los ministerios y con el alto cuidado de la seguridad pblica en momentos crticos, no s como encuentro tiempo ni fuerzas para combatir.—Le aseguro V. que si de mi solo se tratase, ya habra cedido el campo, pero estoi resuelto sostenerme mientras que tenga esperanza de hacer triunfar la causa de la razon cubana. Me he cortado mi propio porvenir, me he enredado en cuestiones con enemigos implacables, me he sobrecargado de inmenso trabajo. Acaso los cubanos no sepan cuanto es lo que hago por ellos: acaso ignoren que lo de diciembre es nada comparado con lo de junio y julio, y con lo que habr de seguir. De m no quiero ocuparme, apesar de que si se hubiese pensado en hacerme una demostracin honrosa, en darme una indemnizacion deli-

PAGE 242

DOMINGO DEL MONTE / 205 / 205 / 205 / 205 / 205 cada, que pudiese yo publicamente admitir, la habra aceptado; y asi se lo dije S. M. quien haban ido entre otros chismes con el de que el relevo de Tacon me haba valido 100 mil duros. Pero la situacion es grave. A la intriga, al mancomunado esfuerzo, al dinero, yo no puedo oponer mas que mi trabajo y mi crdito: el xito tngolo casi por dudoso, sin desalentarme por ello. La cabeza se me llena de canas, pero el corazon no flaqua. De todos modos entiendo que los hombres previsores y conocedores de todo el encono taconiano, debieron haber enviado aqui un comisionado para dar gracias S. M. y para gastar lo necesario en hacer la guerra de folletos y periodicos, en subministrar datos fehacientes para la discusin parlamentaria y emplear todos los demas medios proporcionados la tctica de los contrarios. Todo es menos que esponerse que vuelva ah un Tacon vaya un Lahera. He querido entrar en estas esplicaciones con una persona tan entendida como V. y tan interesada en la felicidad de la isla. Dispenseme V. que no me estienda mas en razon mis ocupaciones y largusimo correo. Ruego V. manifieste toda mi consideracion su apreciable familia, disponiendo como guste de la fina voluntad de su af.moamigo y serv.r q. b. s. m. Alejandro OlivanCXLIII CXLIII CXLIII CXLIII CXLIIIEn el apartado de D Ant.o Gutierrez Sr. D. Domingo del Monte Habana. Matnzas y julio 31 de 1838. Mi apreciable y querido Delmonte. El jueves pasado escrib V por el correo, remitiendole por el conducto de la seora D.a Martina Garca mi conde Alarcos copiado en un libro y como ignoro si el libro y la carta estaran en su poder se han estraviado, vuelvo escribirle ahora para suplicarle que me diga si efectivamente lleg sin novedad ese dichoso conde si estar en camino aun. Si la carta se ha estraviado, tornar repetirle las especies que estiendo en ella porque me interesan en estremo. Asi que V. se tomar la molestia de ponerme dos letras ue sean sobre el particular. Y sepa V. que ya me he embarcado en otra empresa dramtica cuya primera escena he compuesto. Es un drama todo de invencion mia en

PAGE 243

CENT"N EPISTOLARIO 206 \ 206 \ 206 \ 206 \ 206 \ un acto titulado: El poeta en la corte.29 La epoca el siglo 17, y el sitio la corte de Felipe 4. Ya V. podr figurarse qu especies se tocaran en l.— Yo, amigo mio, quiero escribir como me viene en talante: ofrezco s que no compondr cosa que no descanse en una gran idea moral, pero esta idea la presentar con el traje que mas me pese.—Ser esta obrita tan distinta en tono y colorido de la del conde Alarcos como V. ver cuando se la remita concluida.—Federico est dando remate su drama, y despues de leerselo Oses y Tanco, ir para esa que V. lo lea. Dgamele V. D. J. Antonio Echeverra que qu silencio es este? Si ha colgado la pluma? O ya que no produzca obras originales porque no se entretiene en hablar epistolarmente conmigo? Memorias todos mis compinches en letras y recibiendolas igualmente de los de ac, disponga ad libitum de su apasionado amigo y servidor J. Jacinto MilanesCXLIV CXLIV CXLIV CXLIV CXLIVMat.s y agosto 2 de 1838. Mi querido Domingo: esper al correo de hoy como me dijiste en tu ultima q.e me escribiras y no ha sucedido. Yo no s q.e requisito sea el q.eindica Crdova y si la delacion perjudica muchos: estrchale p.a q.e se decida y tomar nosotros el partido q.e corresponda. Cuidado con el docum.to y espero la pronta resulta. Respecto la Sagra confesemos (dejando atras todo espritu de partido) q.e es hombre del mayor mrito; yo devoro sus preciosos trabajos, aun cuando note algunos defectos y atrasos, como sucede en su parte de Geografa; pero quin sin ellos? Se me olvid dedicar un cuadernito de la Estada judic.l p.a el amigo Casal30; hasme el favor de darle el adj.to en mi nombre. Dmele la Torre31 q.e recib el mapa de la Haba y vecindad, q.e he agradecido mucho, ¡lstima, q.e no se hubiera estendido siquiera los estremos fijados p.r Herrera q.e indica en su obra de agrimensa bajo 29. Presentado a la censura en 1840 con el ttulo modificado as: Un poeta en la corte no se autoriz su impresin hasta seis aos despus. ( Obras de Don Jos Jacinto Milanes segunda edicion, Nueva York, 1865, p. XXXVII.) 30. Don Jos Mara Casal. 31. Don Jos Mara de la Torre.

PAGE 244

DOMINGO DEL MONTE / 207 / 207 / 207 / 207 / 207 bases positivas, aunq.e resultara de menor escala, y q.e las tintas litorales no fuesen mas vivas y decididas! Di la cartita Juanico. Tuyo spre. Estban 32CXL CXL CXL CXL CXL V V V V VSr. D.n Domingo del Monte. B. L. M. S. S. S. Mi estimadisimo Domingo: despues de haber estado en Jesus del Monte tres meses y medio combaleciendo de un fuerte ataque del pecho, hace seis dias que me he retirado ya vastante bueno, inmediatam.te hubiera pasado verte p.o supe que estabas en Guanabacoa y que las horas q.e pasas aqui, son regularm.te las de mis prosaicas ocupaciones: en tal concepto, y dejando pendiente p.a cuando tenga el gusto de verte, hablarte de mis Dramaticos y pobres delirios, te digo solo que el Jueves proximo sale la escena el infeliz D.nPedro,33 a beneficio del actor Armenta y que desearia fueses honrarlo, con tu presencia. Si quieres palco luneta avisamelo con alguna anticipacion p.a conseguirtelo. 32. Don Esteban Pichardo. 33. Modificado el ttulo por el de Don Pedro de Castilla estrense este “drama romntico caballeresco en cuatro jornadas, en prosa y varios metros”, en el Teatro de Tacn el 9 de agosto de 1838. El autor haba nacido en Santo Domingo, contaba veintids aos de edad y era oficial del batalln de Galicia, de guarnicin entonces en la Habana. En la Coleccin de manuscritos de la Biblioteca Nacional, publicados con anotaciones por Domingo Figarola-Caneda, Director de la Biblioteca, Habana, 1909, t. I, p. 114, se incluye una carta de Domingo del Monte a don Jos Luis Alfonso, fecha 25 de agosto de 1838, donde se refiere al estreno de este drama a saber: “Un mozo pariente mo, hijo del coronel Foxa, compuso... otro drama titulado Dn Pedro el Cruel. Se represent con aplauso gral del pblico y de sus amigos, los cuales lo coronaron despues de concluido el drama: la noche de la segda. representacion, acudi mas gente, y el espritu americano y el espaol que andan separados, y aprovechan cualquier pretexto, p.a manifestar su antipata, no dejaron pasar la presente, y hubo una de garrotazos y cachetinas entre los dos bandos, que alarm a la autoridad. El viejo Ezpeleta, que segun el dicho vulgar, ni afloja ni aprieta coji miedo y mand suspender la 3. representacion, p.a la cual iban apercibidos griegos y troyanos de gruesas porras. Dos herms. del autor, oficiales del Eg.cto estan presos un pintor espaolito me lo dejaron tan mal parado que toda la cabeza se la descalabraron y llenaron de chichones: dicese que despus ha habido desafos entre mozos de ac y de all.”

PAGE 245

CENT"N EPISTOLARIO 208 \ 208 \ 208 \ 208 \ 208 \ Te remito la disertacion historica de las guerras de Ultramar que me prestastes y te devuelvo, con las mas cumplidas gracias. Ponme los pies de Rosita, y recibe el grande afecto de tu amigo y primo— F[rancisco] Javier de Fox. tu casa 4 de Agosto de/838.CXL CXL CXL CXL CXL VI VI VI VI VIA D.n Domingo del Monte al cuidado de los Sres D. J. Knight y C.a Habana Parigi— 10. Agosto 1838. Carissimo Amico, Il desiderio di dirvi qualche cosa dinteresante e di certo sulla mia sorte mi ha privato finora del piacere di di scrivervi; ma inutilmente ho tardato tanto tempo a compiere questo grato dovere, giacch le cose mie sono nel medesimo stato, in cui erano il giorno del mio arrivo in questa citta, e ancora nos posso dirvi nulla di consolante e di positivo sul mio futuro destino. Arrivai qui il giorno 13 di Giugno in compagnia di mia moglie, che seguita sempre con una salute molto debole e tormentata dalla pi profonda nostalgia. Riguardo alla pubblicazione dell’opera di mio cugino, bisogna che vi dica, che non pu aver luogo per ora, e forse dovra passare un anno intero e pi, prima che possa essere stampata; poich, egli occupatissimo con altri piccoli lavori, e non ha il tempo necessario per dedicarsi a dar lultima mano al suo libro. La prima causa adunque del mio viaggio a Parigi, per circostanze da me non prevedute e fuori del potere della mia violonta, non pu produrre quegl effeti favorevoli, chio m’attendeva. Io medesimo mi trovo sempre nellimpossibilit di darmi qualche lavoro dimportanza, perch bisogna che prenda la prima occupazione che mi si presentara per vivere: ecco come molte si perdono quelle buone disposizioni e quesi che possono trovarsi nascoti nellintelletto dun uomo. Presentai la vostra pregiatissima, lettera al S.r Alfonso, il quale, per la grande stima e molto amore che vi porta, e per la sua naturale

PAGE 246

DOMINGO DEL MONTE / 209 / 209 / 209 / 209 / 209 gentilezza, mi ha fatto una cortese e affettuosa accoglienza. Spero che in seguito questo vostro degno amico mi sar molto utile in questa citt colle sue numerose e distinte relazioni. Vi ringrazio infinitamente anche di questo favore. Ho avuto lonore di fare una visita alla pregevole vostra Signora cognata; lho trovata somigliantissima alla vostra stimabile Signora, e nella fisonoma, e nella gentileza e amabilit dei modi. Con molto piacere ho accettato lincarico, che il S.r Alfonso ha creduto bene di darmi facendomi vostro proveditore di libri e giornali in Parigi. Per ora sono stato incombenzato di provedervi i seguenti=Journal de la Socit de Statstique=Journal de la Socit, ou de lAcadmie de lindustrie, etc. Mmorial Encyclopdique.=Annales de Voyages=Annales de Chimie et Physique=Mi sono dunque abbonato a tutti questi giornali, e anzi di pi, vi ho fatto nominara membro onorario della Societ di Statistica e dell’Academia dellIndustria, perch questo lunico mezzo di ricevere le pubblicazioni periodiche dei lavori questa e due illustr Societ. Se invece di essere membro onorario volete essere membro attivo e cooperatore potete mettervi in relazione diretta con esse e sarete accolto col maggior piacere. Riceverete unitamente ai giornali i due diplomi delle dette Societ. I Sri Chauviteux sincaricano della spedizione. Bench ho avuto il piacere di ricevere notizie vostre e della pregiatissima famiglia vostra per mezzo del Sig.r Alfonso, pure sono pieno di desiderio e attendo colla maggior impazienza una vostra carissima e lunghissima lettera, e ricordatevi che mi aveta promesso di scrivermene una lunghissima che ancora non ho avuto la fortuna di ricevere. Datemi notizie dei nostri amici e dei loro lavori letterari. E il poeta Milanes cosa f egli? Vorrei dirvi tante cose, ma vedo che non vi dir nulla; unaltra voltra ve le dir. Mi farete il piacere di salutare cordialmente tutti gli amici e anche il S.r Carrillo. Presentate tutto il mio rispetto alla vostra Signora e preyatela dagradire i saluti piu ossequiosi di mia moglie che saluta voi pure. Conservatemi la vostra cara amicizia e credetemi sempre col cuore pieno di gratudine e damore Vostro affmo Amico Primo Colina P. D. Los diplomas de las Sociedades no van con los periodicos, pues el S.r de Alfonso ha pensado que ser mas seguro y economico que los lleve el primer amigo que salga p.a Cuba.

PAGE 247

CENT"N EPISTOLARIO 210 \ 210 \ 210 \ 210 \ 210 \TRADUCCI"NEl deseo de decirle alguna cosa interesante y cierta sobre mi suerte me ha privado hasta ahora del placer de escribirle, pero intilmente he tardado tanto tiempo en cumplir este grato deber, ya que mis asuntos estn en el mismo estado en que se hallaban el da de mi llegada a esta ciudad, y an no puedo decirle nada consolador y positivo acerca de mi futuro destino. Aqu llegu el da 13 de Junio en compaa de mi mujer, quien contina siempre con una salud muy dbil y atormentada por la ms profunda nostalgia. En cuanto a la publicacin de la obra de mi primo necesito decirle que no puede tener lugar por ahora y quizs deber pasar un ao, entero o ms, antes que pueda ser impresa, porque l est ocupadsimo con otros pequeos trabajos y no tiene el tiempo necesario para dedicarse a dar la ltima mano a su libro. La primera causa, pues, de mi viaje a Pars por circunstancias no previstas por m y fuera del poder de mi voluntad no puede producir los efectos favorables que yo esperaba. Yo mismo me encuentro siempre en la imposibilidad de entregarme a cualquier trabajo de importancia, porque necesito coger la primera ocupacin que se me presente para vivir, he aqu como muchas veces se pierden las buenas disposiciones y los grmenes que puede haber escondidos en la mente de un hombre. Present su apreciadsima carta al Sr. Alfonso, quien por la gran estimacin y mucho afecto que le tiene y por su natural gentileza, me ha dispensado una corts y afectuosa acogida. Espero que su digno amigo me ser muy til en esta ciudad con sus numerosas y distinguidas relaciones. Le agradezco mucho tambin este favor. He tenido el honor de hacer una visita a su apreciable seora cuada; la he hallado parecidsima a su estimable seora en la fisonoma y en la gentileza y amabilidad de maneras. Con sumo placer he aceptado el encargo que el Sr. Alfonso ha tenido a bien darme hacindome proveedor de V. de libros y peridicos en Pars. Por ahora estoy encargado de proveerle los siguientes: Journal de la Socit de Statistique, Journal de la Socit ou de l’Acadmie de l’industrie, etc.; Mmorial Encyclopdique, Annales de voyages, Annales de Chimie et Physique. As pues me he abonado a todos estos peridicos y adems le he hecho nombrar miembro honorario de la Sociedad de Estadstica y de la Academia de la Industria, porque ste es el nico medio de recibir las publicaciones peridicas de los trabajos de estas dos ilustres Sociedades. Si en vez de ser miembro honorario quiere ser miembro activo y cooperador puede ponerse en relacin directa con ellas y ser acogido con el mayor placer. Recibir V. juntamente los peridicos y los dos diplomas de las dichas Sociedades. Los Sres. Chauviteaux se encargan de la remisin. Aunque he tenido el placer de recibir noticias de V. y de su apreciabilsima familia por medio del Sr. Alfonso, tambin tengo gran deseo y espero con la mayor impaciencia una carsima y muy larga carta, recuerde que me prometi escribirme una muy extensa que aun no he tenido la suerte de recibir. Deme noticias de nuestros amigos y de sus trabajos literarios. Qu hace el poeta Milans? Quisiera decirle tantas cosas, pero veo que no le dir nada; se las dir en otra ocasin.

PAGE 248

DOMINGO DEL MONTE / 211 / 211 / 211 / 211 / 211Me har el favor de saludar cordialmente a todos los amigos y tambin al Sr. Carrillo. Presente mis respetos a su seora y ruguele que reciba los ms respetuosos saludos de mi mujer que tambin le saluda. Consrveme su cara amistad y crame siempre con el corazn lleno de gratitud y amor. P. D. Los diplomas de las Sociedades no van con los peridicos, pues el Sr. de Alfonso ha pensado que ser ms seguro y econmico que los lleve el primer amigo que salga para Cuba.CXL CXL CXL CXL CXL VII VII VII VII VIICiego de Najaza i Agosto 15. de 1838. Que dirs querido Domingo al ver q.e no te he contestado las tuyas 4. 23. de Ab.l de este ao en las q.e me recomendabas Bachiller,34 Cayetano del Monte?;35 tu puedes haber dicho lo q.e quieras, tal vez no habras dicho nada; p.o lo q.e si te aseguro es q.e no ha sido p.r falta de cario, sino p.r mis males, q.e hace cerca de 4. meses q.e estoi, sufriendo mucho; p.s mas de una plaga de Malditas, he tenido ericipela, otros achaques veninosos, de resultas de un descuido en purgante de Aceite de Crotor, q.e me caus la gracia de Boticario crueles convulciones; en una palabra he estado fastidiado; ahora p.r remate de funcion he tenido q.e dejar Gabriela las nias p.r 20. 25 das ver si con los aires puros de la sierra de Zajana me veo libre de Malditas, inchazon de pies, con separarme de la ciudad 11. legs. Si tuviera aqu Gabrela, mis hijas, estara contentsimo, p.s la compaa de Gaspar cada da se apetece mas.=En este momento lo tienes acostado en una hamaca la frascaina, con un gran tabaco de Yara debajo de una tabla secadera de quesos, en las manos la obra de Guizot, historia de la civilizacion, acaba de soltar el libro p.r ir ver una punta de cerdos q.e estan en el Chiquero, mandar q.e les corten las orejas unos, i otros q.e los marquen, tambien esta atento unas ricas viajacas q.e est guizando con sus propias manos, q.e nos las comeremos dentro 34.El sabio polgrafo y patriarca de la Bibliografa Cubana, don Antonio Bachiller y Morales, quien haba pasado de la Habana a Puerto Prncipe (Camagey) para recibir su ttulo de abogado. 35.Con igual propsito que Bachiller y Morales, fue a Puerto Prncipe don Cayetano del Monte y de las Cuevas, hijo segundo del autor de la Historia de Santo Domingo sobrino segundo de don Domingo del Monte, naci en Santiago de Cuba, el 7 de agosto de 1811 y falleci en 1871 en la jurisdiccin de Matanzas en el ingenio Ceres

PAGE 249

CENT"N EPISTOLARIO 212 \ 212 \ 212 \ 212 \ 212 \ de una hora p.s ya son las 3. de la tarde. En una palabra aqu estamos materialm.te en el Camaguey, i con la imaginacion en el siglo: al ponerte estos renglones me interrumpe Gaspar p.a leerme un pedazo de Guizot (tomo 1. pagina 172= 3.) en el q.e dice el Baron q.e d entender q.e es Cusinista i q.e el no est de acuerdo con el autor en cuanto q.e la Religion Cristiana fu el apoyo de la literatura,......—No puedo seguir el parrafo, porque al llamar al Baron creyendolo en la hamaca p.a rectificarme en sus ideas, me encuentro q.e se me ha ido al Chiquero, ver una punta de Cerdos Gallegos: profanacion de Cristo, i la literatura, dejar Guizot p.r ver unos cochinos Gallegos!; esperemos q.e venga Najaza, q.e sin duda al regaarlo, me dir q.e sin cuida los Gallegos, i sus compaeros no tendr conque comprar Guizot, i se morir de hambre.=Mientras viene Gaspanete te seguir contestando. En cuanto al ecsamen de conciencia q.e le encargastes Bachiller, l te habr dicho el resultado de la confecion: p.o p.a tu Gobierno te dir, q.eyo no aprecio los hombres p.r sus empleos, i categoras, ni los desprecio, sin mas ecsamen p.r q.e sean empleados, condecorados; yo los trato, i segn lo q.e son as los estimo i quiero: no jusgue V. p.r su corazon el ageno, i si V. se me acoquin con la presencia de Tacon hasta el estremo q.e aguant cara firme q.e le pucieran como un trapo la Revista Cubana, su hija predilecta; i yo ni p.r Tacones, ni p.r ningun Carajo (sino lo hecho36 i el romanticismo no me sugeta reglas ni de buenas palabras, apesar q.e esta tiene sus cosas mui precisas) me37 as un cuerno, i jusgue V. mejor de q.n no se merece otra cosa. M.r Halsey me present una tuya de 4. de Junio de 1835. i cuando mas entusiasmado estaba yo protegerlo, i q.e Gabriela embullara varias amigas suyas, p.a q.e formaran una academia, i aprendiera reformar su letra; i cuando yo tenia casi realizado el proyecto, se aparece una maladada rden de la Superintend.a, q.e destruy todos mis proyectos, p.s manda q.ese cobre Halsey mil, i pico de pesos q.e debe este p.r una multa, en virtud de un espd.te q.e se le sigui en la Habana p.r efectos traidos fuera de registro; me tienes q.e en ves de proteger Halsey, estoi decretando todos los dias p.a seguirle la egecucion: Gaspar le he ercargado q.e lo proteja, p.s yo ni lo veo, ni lo oigo, ni lo entiendo, p.a evitar cuentecitos. El L.do q.e se qued con los figurines es Cabrera, reclamaselos. Los otros ya los habras recibido=Mandame los nuevos. Por aca deseamos con ancia leer las obras de Cousin, as mandanolas, m al Baron bien sean regaladas, dadas prestadas, lo q.e valgan, q.een este caso va p.r cuenta del Mayorazgo, como mas rico. 36. Palabra ininteligible. 37. Ibidem

PAGE 250

DOMINGO DEL MONTE / 213 / 213 / 213 / 213 / 213 Ya est el Baron aqu i despues de hacer un guacamol, estilo del pais con su correspondiente pia, dice: q.e el cree q.e el pensamiento era libre, hasta la venida del crito, q.e lo era la conciencia en medio del Paganismo, i desde entonces hasta la epoca de la Reforma, esclavos quedaron=Esplicamos segun Cousin el misterio de Santisima Trinidad, las ideas innatas, sirviendote de secreto Bachiller; p.a darle traslado Varela. No pude obsequiar Cayetano p.r el poco tiempo q.e estuvo aqu, i p.rq.e con Pichardo38Nada tengo q.e decirte desp.s de los ramalazos q.e van en esta=Me alegrar en el alma q.e Rosita salga con toda felicidad de su parto, i con mis mem.a, i besitos mi hijo Leonardo vive seg.o de q.e nadie te quiere como tu invariable= Anastasio39P.to Ppe. i Agosto 20. de 1838. Aqu me tienes otra vez en el Ppe habiendo tenido q.e dejar el campo p.r q.e me atac la ericipela la pierna izquierda i vine curarmela al pueblo: ya estoi casi bueno virtud de las sanguijuelas, i los otros remedios q.e me hecho. Como siempre tuyo &.aACXL CXL CXL CXL CXL VIII VIII VIII VIII VIIISr. D. Domingo del Monte. Habana. Matnzas agosto 16 de 1838. Mi queridsimo Delmonte. He sabido por su ap.da del 15 todo lo que ha habido con respecto al dro de representacion y venta de la impresion, de la cual resulta ganar segun V. me dice 14 onzas y al ver el incansable y liberal empeo que V. se toma por mis cosas, me siento penetrado de la mas profunda grati38. No termina el prrafo en el original. 39. Don Anastasio de Orozco y Arango.

PAGE 251

CENT"N EPISTOLARIO 214 \ 214 \ 214 \ 214 \ 214 \ tud—pero estoy pensando (y V. perdone mi malicia) que en este negocio hay algo de intriga por parte de los compradores de ambos derechos ya mencionados. Mayol me escribe hoy que hizo un ajuste con el dueo del teatro, de dar este el 10 por ciento por tres funciones en el Teatro de Tacon de mi drama, y aunque dice q ahora (quiza por las ocurrencias q V. me anuncia) le quieren desbaratar el contrato, 1 est firme y asegura que no lo lograran. Este generoso y diligente amigo me dice tambien que el drama est en la censura y que se iba dar un paso p.a que el gobierno no ponga obstculos la representacion, prometiendo avisarme de todo. Ahora bien: cmo es que la venta del dro de propiedad (que efectu V. en 6 onzas) es menor que la venta del dro de representacion.—Tenga V. la bondad de pensar en esto un poco y de decirme si no le parece que hay intriga por parte de los compradores.—Yo nunca esper mucho de lo que los cmicos me ofreciesen, por lo mal que pagan ellos las composiciones dramticas aqu, pero al menos con mi propiedad (si es que la impresion se habia de hacer por suscripcion como V. me dijo y aun hubo quien me escribi de ah que D. Jos Arango estaba la cabeza de dha suscripcion, no s si ser verdad) con mi propiedad digo poda sacar algunas mas ventajas q de la representacion, vendiendo yo por mi cuenta los egemplares que me quedasen despues de cubiertos los gastos de impresion—Por esto digo que me parece que hay busilis y me doy prisa noticiarle todo esto, para que Mayol se ponga de acuerdo con V. Este mismo Mayol me escribi el otro da que ya tena 30 suscriptores por su parte y que no saba lo que V. habra reunido—V. no estrae pues que le hable de este modo y con estil tan mercantil, por que al fin duro sera que me la quisiesen pegar esos especuladores de obras dramticas, pesar del bondadoso y diligente esmero que pone V. en que no me suceda. Ya me hago cargo de todo lo que dice V. de la sarracina q se arm en el teatro y poco me dolera esperar algun tiempo mas que se disipase este turbion p.a representar entonces mi obra—porque lo q es imprimirla por q no habia de ser? No se imprimi en el album su discurso de V. sobre la poesia del siglo l9?, y no se han impreso ahora otras tres cuatro cositas, bien descarnadas y bien romanticas? Pues lo mio por que no? En fin, agradecido en el mayor grado posible a los continuos favores que V. me concede, me repito su verdadero servidor que le quiere complacer en todo y por todo y ser fiel y afmo am.oJ. J. Milanes. P. D. Pongame los p.s (q. b.) de Rosita y d memorias todo el coro de versistas. Vale.

PAGE 252

DOMINGO DEL MONTE / 215 / 215 / 215 / 215 / 215CXLIX CXLIX CXLIX CXLIX CXLIXAl Sor Ldo Don Domingo del Monte Habana Puerto Principe August 18-1838 Dear Sir In N.o 32 of the monthly Report of the Proceedings of the Patriotic Society of Havana I have just this moment noticed among other things, the application of D.n Santiago Hillyco & D.n Manuel Capella for the exclusive privilege for five years of the use of a Machine for making Bricks. In my plans for carrying on my proposed operations at Nuevitas, I had designed importing a Machine for this purpose; and have already taken the first steps by writing to the U. S. to effect this object, but without any idea of securing the simple introduction by a privilege; for in my view the latter would be prejudicial rather than advantageous to the island. Machines for this purpose have been employed for some years in the United States, and those are of local invention. The terms of the proposed concession are not precisely stipulated, that is, whether it applies to a particular machine or will exclude all machines though of different construction devoted to this object. If the latter, myself & others will be, unexpectedly cut off from the use of any machine for a long period; and the object of the Society frustrated rather than promoted. I machine that it would be better not to grant any privilege as it is not claimed as an invention and requires no special protection and with a little enterprize on the part of the applicants in being the first to introduce and put in operation a machine, they would be amply repaid before another could establish a similar one. I address you because I know not whom to direct to besides; having no acquaintances with the officers of the Society excepting that I had the pleasure of once meeting your President pro. tem Please excuse the liberty I take to trouble you. I would have diferred my communication till I go to Havana a very few days hence, but I fear in the mean time the privilege may be (if not already) perfected, and I consequently be cutt off from using a similar machine. I expect to leave for Havana about the 1st of September. With the assurance of my continued sincere regard & esteem I suscribe myself Hastily Yours tr. Benjin H Wright

PAGE 253

CENT"N EPISTOLARIO 216 \ 216 \ 216 \ 216 \ 216 \TRADUCCI"NAcabo de advertir, en este momento, en el No. 32 de la monthly Report of the Proceedings de la Sociedad Patritica de la Habana, entre otras cosas la solicitud de don Santiago Hillyco & don Manuel Capella de un privilegio exclusivo por cinco aos para usar una mquina de hacer ladrillos. En mis planes para realizar mis propsitos en Nuevitas haba pensado en importar una mquina con ese fin, y he dado los primeros pasos escribiendo a los Estados Unidos para realizar esto, pero sin idea de asegurar la simple introduccin por un privilegio, porque a m modo de ver lo ltimo seria perjudicial ms bien que ventajoso para la isla. Mquinas de esta clase se han empleado durante algunos aos en los Estados Unidos y son de invencin local. Los trminos de la concesin propuesta no estn detallados con precisin, es decir, si se refiere a una mquina particular o si habr de excluir todas las mquinas aunque sean de construccin diversa, dedicadas a este fin. Si es lo ltimo tanto yo como todos, nos veremos inesperadamente impedidos de utilizar cualquiera mquina por un largo perodo, frustrndose el objeto de la Sociedad en vez de ser favorecido. Pienso que mejor sera no otorgar privilegio alguno ya que no se pide como una invencin y que no requiere especial proteccin y con un poco de arresto por parte de los solicitantes al ser los primeros en introducir y poner en marcha una mquina, quedaran ampliamente recompensados antes que otro pudiera establecer una similar. Me dirijo a V. porque no conozco a nadie ms a quien pudiera hacerlo, pues no tengo conocimiento con los directores de la Sociedad salvo la nica vez que tuve el gusto de encontrarme con su Presidente pro tem Excseme la libertad que me tomo de molestarle. Hubiera querido demorar mi comunicacin hasta que fuera a la Habana dentro de pocos das, pero temo que mientras tanto sea otorgado el privilegio (si no lo ha sido ya) y se me impida de usar una mquina similar. Espero ir a la Habana para el 1. de Septiembre.CL CL CL CL CLSr D Domingo del Monte. Habana. Matnzas y agosto 18 de 1838. Mi apreciable y estimado Delmonte. Gran sorpresa, amigo mio, me ha causado su carta de V. porque la verdad no s como la que yo le mand con fha del 16 ha motivado en V. un enojo que me es inconcebible menos que no nazca de alguna equivocacion, de torpeza ma en esplicarme.—Quien ha dicho que trato yo de quitar V. las facultades que V. me hizo el favor de aceptar p.a en todo y por todo correr con mi drama? Cuando he facultado yo Mayol mas que para lo mismo que V. le autoriz (segun me escribi l) que fu para correr con el derecho de representacion? Es posible que V. me crea tan indiscreto que faltase de este modo la gratitud que debo

PAGE 254

DOMINGO DEL MONTE / 217 / 217 / 217 / 217 / 217 los continuos y generosos favores que V. se ha dignado hacerme desde el punto que me conoci?—Lo que yo le dije Mayol y V. tambien la escribi fu que l se viese con V. porque tem que por las circunstancias de ese molote en el teatro tratasen ciertos especuladores de sorprender la vigilancia de V, pero no he dicho nada mas y si l le ha dicho V. que yo le he facultado p.a que corra con todo la yerra de medio medio, porque no existe ni pudo existir semejante suposicion. Yo he dicho Mayol que descanso en su diligencia y buena f en aquel aquellos negocios que V. le recomiende, pero no quiere decir (y es un agravio el pensar que me pudo pasar tal idea por la mente) que traspasaba 1 las facultades que V. le d desde un principio con tantsimo gusto. Si le he ofendido V. crame que no ha estado en mi intencion, qu habr sido como, ya dije por mala esplicacion ma, y no tendr gusto hasta que no reciba de V. una respuesta tal cual la espero, en que me diga V. que se encarga gustoso de mi drama, aunque la verdad yo nunca he soado en traspasar otro dha comision. Yo, que le dediqu V. mi obra, que le ped como un nuevo favor los que ya me tiene hechos, que la mirase como suya, haba de ser tan necio loco que repentinamente y sin el menor motivo saliese con esa pata de gallo? Y V. piensa asi de m? Sepa V. pues que estoy contentsimo y mas de lo que pudiera decirlo de todo lo que V. ha hecho y haga tocante al conde Alarcos, y V, amigo mo, no crea otra vez (se lo pido como un favor) que haya entrado en m tan vil desconfianza, desconfianza que slo pudiera nacer si tuviese yo un corazon codicioso y egoista, pero gracias Dios no lo tengo, pues poco se me d no ganar nada con el conde como que yo escribo por aficion al arte, mas bien que por otro motivo. Coronado me ha venido hablar esta maana p.a saber si yo le poda ceder el derecho de representacion del conde Alarcos en Matanzas: es el caso que se ha ajustado de 1er apuntador de la compaia que se trata de hacer venir aqu y le han concedid a mas del sueldo un beneficio: l ha escojido mi drama y aunque no lo representar htaenero del ao q viene me ha venido hablar con toda esta anticipacion por que hay, segn dice, otros pretendientes. Yo le respondi que V. era el que corra con todo este negocio y l me repuso que le escribiese V. preguntndole si, hecho ya el trato de la venta de la propiedad no habra modo de intercalar una clausulilla en que se dijese que yo le tena, concedido ya el derecho de primera representacion aqui. Vea V. esto y dgame francamente qu le parece este negocio, y si cabe el hacer esa clausula que l dice-que yo creo, si V. cerr el trato, que ya no es posible. Y volviendo la queja de V. ya le digo que espero impaciente su respuesta y que confo que este lance, ocasionado quiz de mi mala

PAGE 255

CENT"N EPISTOLARIO 218 \ 218 \ 218 \ 218 \ 218 \ esplicacion, no entibiar en manera alguna, amigo mo, el liberal hidalgo cario que le ha merecido en tantas ocasiones su seguro servidor y apasionado amigo que nunca ha pensado en disgustarle J. Jacinto MilanesCLI CLI CLI CLI CLISr. D. Domingo del Monte. Habana. Matanzas y agosto de 1838. Mi apreciable y querido Delmonte. He recibido su ap.da de 19 y por cierto que no s porque se dilata V. en darme tantas razones p.a probarme la buena venta que ha hecho de mi drama, cuando m me bastaba el saber que V. la haca p.a reconocer que me haba de ser sumamente ventajosa. Y con qu razones podr yo esplicarle lo reconocido que me hallo esa cariosa proteccion que siempre me ha dado, y al anhelo con que trabaja por m y mis cosas? Estos son favores que nunca se pagan. Sobre la concesin que me hace Ramos de algunos egemplares, me atrevo suplicarle V. (si no le es molesto) que procure hacer con sorna que no sean muy pocos, pues yo le comprar h.ta completar una docena lo menos, que necesito aqu p.a regalar. Me parece muy justo recompensar Mayol los pasos que ha dado en este negocio, y dejo la discrecion de V. que le d de ese dinero mo lo que V. tenga por conveniente. Sobre mi ida esa, no s aun que determine—aunque me parece que quizas no podr ser causa de mis ocupaciones mercantiles. En todo caso yo le escribir en su oportunidad si voy no. Noticiar Padrines todo lo que V. me dice sobre el album y har por que todos estos ruiseores matanceros trinen esta vez de una manera potica. Memorias todos y V. disponga del corazon y servicios de J. J. Milanes.

PAGE 256

DOMINGO DEL MONTE / 219 / 219 / 219 / 219 / 219CLII CLII CLII CLII CLIIAl S.r D.n Domingo del Monte B L M E C ________ Sr Dn Domingo Del-monte Mi muy querido am.o he recibido la apreciable y patriotica de V; pero no siendo yo y s nuestro amigo el Conde de la Fernandina el encargado de reunir la suma ppta de gastos, entregar maana dho S.r lo q.e V me remite, deviendo advertir qe la cuota de cada contribuyente se acord fuesen 12 e/. Creo de mi dever advertir esto quedando desde hoy un poco mas apasionado de VV. y su afmo am.o Q S M B Evaristo Carrillo Agt.o 20/838.CLIII CLIII CLIII CLIII CLIIIMatanzas y agosto 29 de 1838. Mi apreciable y querido Delmonte. Tengo la vista la carta de V. fha 25 del corr.te que el Sr. D. Felix ha tenido la bondad de ensearme, delegando en m sus poderes p.a que conteste las observaciones que hace V. en dha carta sobre la novela de Petrona y Rosala. Esta delegacion la admito gustoso por hablarle de dha novela que ya de un principio he admirado y si hasta ahora no le hablo de ella consiste en mi flaca memoria. Se ha propuesto el Sr. de Tanco con esa composicion segun me ha dicho pintar nuestra sociedad cubana, pero pintarla rigorosamente como es, con estilo econmico y severo, desnudo de fantasas poticas y de primores descriptivos sobre nuestros campos y nuestro cielo. Quiere pintar hombres, porque su obra la escribe directamente para el lego y no para el literato; pero no quiere pintar esos hombres, personndose l discurrir sobre el caracter de ellos, sino animndolos y ponindolos en accion y hacindolos hablar. El cuadro dice V. que le parece estrecho, y yo me atrevo aadir que aunque corto lo juzgo completo: el autor no olvida ni uno de los rasgos caractersticos de nuestra patria, los reune en un haz y asi los presenta los ojos del lector, sin divagar ni aflojar el poderoso interes de su asunto: de aqui la rapidez y concision de su len-

PAGE 257

CENT"N EPISTOLARIO 220 \ 220 \ 220 \ 220 \ 220 \ guaje y de aqui el parecernos corto el cuadro. En la espresion no se v ni rastro de la imitacion europea: es espresion nueva y orijinal como lo es su asunto, y tiene la prenda inapreciable de que ni se encumbra tanto que parezca que su autor fantasea,, ni baja tanto que descienda la torpe y desairada algaraba de los negros bozales. Ademas si Tanco no empata esas descripciones que V. le apunta con lo demas de la novela, consiste, segun yo creo y dice l, en que ha querido escribir con total independencia y huyendo de semejar los demas novelistas. No digo yo que no quepan descripciones de cualquier clase en un cuento por muy dramtico que lo haga su autor, pero yo creo que el genero descriptivo es lnguido de suyo, y es fuerza tener notable tino p.a hacer que las descripciones no menoscaben el interes de la obra. Y este mi parecer es el adelanto que en literatura lleva el siglo 19. los otros, que al paso que atiende sobre todo la esencia de las cosas, emplea formas mas dramticas para hacer mas poderosa la persuasion. Tanco pinta costumbres: los caracteres que presenta revelan estas costumbres, y si estos caracteres estan pintados con un colorido tan vigoroso, consiste en que la fiel pintura de nuestras costumbres no admite suavidad de medias tintas: todo es grotesco en ellas, como costumbres que son de tres razas (espaoles, indios y negros) que amalgamadas violentamente, reflejan una sobre otra los rasgos peculiares cada una. Tanco pues no necesita prevenir con advertencias preliminares ni con comentos y observaciones en lo demas de su obrita que va pintar la isla de Cuba en el siglo 19. Hace hablar de sus personajes y en los dichos de la pltica van apareciendo sus observaciones no de una manera abstracta, sino revestidas de esa sonora forma dramtica que tan persuasiva es. As hace Miguel de Cervantes: jamas dice en ninguna de sus obras que quiere pintar el siglo 17. Y sin embargo hay alguno que lo haya pintado mejor?—Luego el mtodo contrario indica en mi sentir menos arte y por lo tanto hace menos efecto. Dice V. en su carta—“Por qu no me pintas el alma de esa misma vieja (D.a Concepcion) poltrona, iracunda, liviana, grosera, entonada, como conozco yo muchas”—Pues qu! No es pintar el alma de D.aConcepcion pintarla entonada, grosera, liviana, iracunda y poltrona? Qu mas puede V. pedir? Por qu ha de andar Tanco los pasos que anduvo Balzac? V. pinta D.a Concepcion como su autor la imagin. Luego gran arte es el del escritor que retrata tan al vivo un personaje, dejandole que hable y sin meterse discurrir por l: as que la diferencia entre el mtodo que V. aconseja Tanco y el que 1 ha seguido me parece que viene ser la misma que hay de lo vivo lo pintado. Siento mucho que por mi falta de memoria no le hubiese yo hablado antes de esta novela, que ac nos ha dejado absortos y embelesados, considerndola fiel espejo de nuestras costumbres y por lo tanto como

PAGE 258

DOMINGO DEL MONTE / 221 / 221 / 221 / 221 / 221 una de las pocas composiciones capaces de producir un poderoso efecto moral en nuestros paisanos. Como V. es de una ndole tan llana, me he atrevido, amigo mio, discurrir con tanto desenfado sobre las espresiones de su carta, porque Tanco como dije me di amplias facultades para ello y est de acuerdo conmigo en todas las proposiciones negativas que van aqu. Le remito las correcciones que pide esa Sra Censura! Dios quiera que la de Imprenta no nos salga con otros tantos pitos y flautas! Memorias toda esa asamblea de regenerados y V. mande su verdadero amigo y servidor. J. Jacinto Milanes P. D. Si pudieramos conseguir que el Sr. Olaeta40 hiciese la vista gorda lo que el Sr. Zambrana tild! Ninguna de las especies que hay en mi conde es alarmante, pero en caso que lo fuesen, alarmaran representadas, no impresas y leidas dentro de las paredes domsticas. Si se le pudiese llevar al Sr. Olaeta el libro que yo le envi V. quizs lo dejara pasar todo. Vale.CLIV CLIV CLIV CLIV CLIVSr D Domingo del Monte B L M Este caballero estuvo alas 7. 10 de la noche para ablar con V pero esta mela adado alas 4 y 4 de la tarde— E C ____ S D Domingo del Monte Mi querido amo: tom con gusto las comisiones primeras de VV. y prellas estoy obligado a esta qe tiene algo de desabrida pues veo disentimientos en los modos con qe todos queremos llegar a un fin La delicadeza de nuestro hombre y la publicidad qe ha tomado este asunto 40. Don Jos Antonio de Olaeta.

PAGE 259

CENT"N EPISTOLARIO 222 \ 222 \ 222 \ 222 \ 222 \ hizo pensar en el metodo ultimamente adoptado y Pepe Alfonso el determinado pa ponerse en comunicacion con V. a fin de proceder segun este determinara. Pero sin-embargo voy a ver en este momento a Fda y maana contestar o vere a V. y es lo mejor su afmo amo y S S Q S M B Evto Carrillo Agto 29/838CL CL CL CL CL V V V V VSr. D. Domingo del Monte. Habana. Matnzas y agosto 30 de 1838. Mi querido Delmonte. Recib su apreciada de 29 y con ella la lista de pasajes tildados por la Sra Censura, que en esta ocasion ha lucido bravas entendederas. Tildarme los trozos en que se apoya y descansa la moralidad de mi obra! Qu parecer mi obra, mudados esos pasajes? En fin conformmonos con lo que d el tiempo y no queramos estirar tanto la libertad que rebiente. En cuanto ir la Habana, voy dar el paso con mi amo ver si me concede estar dos das con V. Siempre seran el dia de la funcion y el anterior. Entonces llevar las correcciones que haga. Siento que queda aun la cola por desollar—la censura de imprenta. Pero yo creo que esta ser mas humana causa de que esos pasajes son mas cosquillosos en las tablas que en la lectura. No me olvido de los encargos p.a el album y har que se escriba que quizas que no sobre el asunto Como Tanco esta algo indispuesto, me ha dado licencia p.a que conteste su carta de V. del 25 en que habla V. de su novela Petrona y Rosala y (salva la venia) rebata ciertas proposiciones de V. acerca de esa composicion. Yo, humilde discpulo de V. me atrevo hacer esto, porque efectivamente ni al Sr. D. Felix ni m nos ha sabido bien del todo su juicio critico sobre la materia. En el correo que viene ir la susodicha carta, y V. dispense mi arrojo, pero el Sr. D. Felix me ha dado amplias facultades para ello. Memorias esa gente y V. mande su s. y ap.do am.oJ. J. Milanes

PAGE 260

DOMINGO DEL MONTE / 223 / 223 / 223 / 223 / 223CL CL CL CL CL VI VI VI VI VISr. D. Domingo Del Monte Habana. Matanzas y setiembre 1. de 1838. Mi apreciable y querido Delmonte. Ah va la obra dramtica de mi hermano Federico “La Cena de D. Enrique el Doliente” para que V. y demas amigos la lean y examinen. El plan que su autor ha adoptado me parece el mas conducente pintar bajo un punto de vista dilatado la poca de D. Enrique 3. El rey, los grandes y el pueblo son los tres elementos de este drama: p.a hacerlo interesante bastaba la lucha del rey con los grandes, pero era preciso hacerlo moral y p.a esto presentar al pueblo como un tercero en discordia dotado de mas derechos que ambos contendentes y esperndolo y temiendolo todo del csito de la lucha. En esta parte me parece que mi hermano ha sabido satisfacer la primer ecsijencia dramtica. Y descendiendo las otras, creo que se le alabar de haber empleado tan varios colores en la pintura del cuadro. El estilo como V. v se plega docilmente las diversas situaciones de los personajes, y sin desmayar en viveza jamas, recrea con la frase y alecciona con el concepto. Los carcteres contrastan perfectamente los unos con los otros y sobre todo el protagonista D. Enrique, combatido de pobreza, desaires y trama se hace amar del espectador desde que sale y al fin de la obra escita admiracion, y dolorosa lastima el verle hecho vctima del infame judio que era su mdico. Y en esto ha guardado mi herm.o la verdad historica, pues como V. sabe muri D. Enrique envenenado por D. Mair el ao de 1406. Bien echar V. de ver que Federico ha escrito este drama con aquella juiciosa independencia, sin la cual fuera inaccesible el acierto. Su fin principal ha sido pintar la poca, y como no ha querido mirarla bajo un solo aspecto, de aqui la variedad de tonos y la profusion de pormenores. A V. toca ahora decir si efectivamente no me engao en este juicio anticipado que hago de ella, considerando que es obra en que la invencion se concilia de tal modo con la verdad histrica, que ambas campean sin que una otra se oscurezcan debiliten. Federico y yo esperamos anciosos el dictamen de V. y demas amigos. Memorias todos ellos y V. ordene cuanto guste s. s. y ap.do am.oJ. Jacinto Milanes

PAGE 261

CENT"N EPISTOLARIO 224 \ 224 \ 224 \ 224 \ 224 \CL CL CL CL CL VII VII VII VII VIISor. D Domingo del Monte. Habana. Matnzas 1. de Setiembre de 1838. Sor. D. Domingo del Monte. Mi estimado Sor: la bondad de V. recurro con ese mi primer ensayo dramtico, para que V. se tome el trabajo de ecsaminarlo y en su consecuencia opine sobre lo que piensa de l, pues aunque el Sr. de Tanco, Oses y varios de mis amigos no le ponen reparo, con todo deseoso de no hacer correr una mala suerte esa obra, la someto su fallo seguro de que V. me dir francamente si merece no la luz pblica. Mi hermano le escribe dndole cuenta de las intenciones que tuve al emprender semejante tarea, y como lo el dice en su carta es al pie de la letra lo mismo que yo pienso, creo demas apuntarle ninguna de las ideas que he seguido en ella. Ahora falta que V. me diga sin rebozo si aquellas intenciones le placen y si tuve tino para desempear lo que quise hacer. Tenga V. la bondad de decir los amigos Echeverria, Matamoros &.aque no me dejen de dar su opinion de jueces desapasionados. Pngame V. los pies de Rosita, haga una espresion cariosa de mi parte a su nio, y mande en lo que guste Su affmo. S. S. Q. B. S. M. Federico MilanesCL CL CL CL CL VIII VIII VIII VIII VIIISr. D. Domingo del Monte. Habana. Matanzas y setiembre 6 de 1838. Mi apreciable y querido amigo. Uno de los individuos que componen la empresa que ha organizado una nueva compaa en Matanzas, me habl anoche en el sentido de si yo podra conceder dha empresa la representacion del conde Alarcos despues que se ejecute la de la Habana, hacindome ver que la empresa me dara la mitad del producido de una noche de funcion. Yo le repliqu

PAGE 262

DOMINGO DEL MONTE / 225 / 225 / 225 / 225 / 225 qu crea no tener ningun derecho al drama despues de la venta que V. le hizo Rosal, y l me pidi algunos pormenores sobre el documento que acredita dha venta. Como Mayol me remiti una nota de dho recibo, se la relat y me dijo el individuo que por los trminos de ella no pareca que yo hiciese renuncia de mi derecho dejar representar el drama en cualquier otro punto que no sea la Habana: que consulte el caso con un letrado y le avise lo que resulte. Ya V. v, (si hay lugar esponer decorosamente mi derecho,) que no es de perder esta proposicion de sacar mas ventajas pecuniarias de mi obra. V. mas de haber corrdo con este negocio es letrado, y costa de alguna molestia podr satisfacerme sobre este punto, en que estoy dudoso. Dispnseme tanta broma y mande su at.o s. y amigo J. J. Milanes.CLIX CLIX CLIX CLIX CLIXParis 6 de Septiembre de 1838. Querido Domingo mio: Paris es verdaderamente el emporio de los placeres, la tierra clsica de los goces, pues prescindiendo de sus propias maravillas, vemos cada paso y sin salir de su recinto encantador, las cosas mas raras curiosas de todos los climas. La novedad del dia es la compaia de bailarinas que acaba de llegar del Hindostan; y todo Paris se mueve al mgico nombre de las bayaderas y corre ansioso al teatro de las Variedades satisfacer su insaciable curiosidad. Yo tambien he visto esas interesantes sacerdotizas de la Pagoda y me he creido un instante transportado al pais de las Hadas. Su baile me ha llenado de deleite, su canto de melancolia y ambos de indefinible sorpresa. He pasado un rato de verdadero arrobamiento, ha sido un sueo oriental. Al levantarse el telon se vea un paisage tropical, con su atmsfera vaporosa y sus gallardas palmas. Los hinds sentados en magnficos cogines de seda y oro, formaban tres grupos, ocupando el fondo de la escena el de los msicos.—Estos son tres: el viejo Ramalingon que toca unos platillos, el uno de acero y el otro de cobre, tiene la barba blanca aunque dicen que no pasa de 40 aos, l es el director de aquella pobre orquesta y el principal cantor. Sarasana y Devanagayon que son dos jovenes que tocan, el uno un flautin de bamb bastante parecido en su

PAGE 263

CENT"N EPISTOLARIO 226 \ 226 \ 226 \ 226 \ 226 \ sonido montono y melanclico la gaita, el otro un tamboril. Esta es la parte mas desgraciada de la comparsa particularm.te para nosotros que estamos acostumbrados la ruidosa harmonia de nuestras orquestas modernas. Sundirron y Rangun, dos muchachas de 14 y 15, muy parecidas entre s y de estatura algo pequea, comenzaron la danza sagrada al son de una cancion muy melanclica. Este pas de deux se llama la toilette de Wishnous Luego bail Amary que es la mas alta y bonita de las bayaderas, le pas mlancolique: esta tiene unos 18 aos y es de gallarda presencia. El joven y clebre escultor Augusto Barre, que ha hecho las graciosas estatuitas de la Taglioni y la Elsler, est ya modelando la de esta belleza de otro genero. La nia Veydun de 6 7 aos bail luego le salut du roi y ultimamente las tres primeras y Tell, que es como si digeramos la madre abadesa de esta Pagoda, ambulante, se unieron en una danza que llaman el Matap bastante graciosa en sus grupos y figuras y que produjo mas efecto por haber sido acompaada de nuestra orquesta. La danza de estos orientales es mas bien una pantomima cadenciosa que un baile, pues su mrito principal consiste no en los pasos, sino en los movimientos voluptuosos del cuerpo y en el admirable juego de la fisonomia en que tienen los ojos la mejor parte. Son verdaderamente unos poemas lo que representan, y como no nos han dado por desgracia mas que la traduccion de uno de ellos que transcribir al pi como muestra de la poesa hindostnica, el cual justam.te no lo bailaron la noche que las v; atribuyo esta ignorancia del asunto y la prosaica imaginacion del vulgo, la variedad de opiniones que hay respecto de estas estrangeras. El trage de los hombres es bastante sencillo insignificante, siendo su mayor particularidad que deja las carnes desnudas desde la cintura p.a arriba. El de las bailarinas es honesto la par que elegante y gracioso. Usan el peinado en bandeaux con una trenza que les cae la espalda y que remata en unas borlas de seda negra tejidas con hilo de oro: en la coronilla tienen un platillo metlico q.e parece de oro, como de tres pulgadas de dimetro y circundado de una guirnalda blanca y pequea formando un 8 y por cuyo crculo inferior pasa la trenza: tambien tiene en la parte anterior de la cabeza algunos adornos de pedrera de formas raras irregulares. Todas ellas llevan al cuello un collar largo que les cae sobre el pecho y brazaletes en los puos.—Una especie de chaquetilla de seda les cubre desde la garganta hasta mas abajo de los pechos y los brazos hasta el paralelo de los pechos. Una tnica blanca con franja de oro, que es la parte mas elegante de su trage, les cubre hasta las rodillas cruzando de un hombro la cintura en forma de banda; p.o dejando desnudo un lado del cuerpo hasta los riones y esta tnica la ajusta un cinturon de oro macizo de una pulgada de ancho. Debajo de esto tienen

PAGE 264

DOMINGO DEL MONTE / 227 / 227 / 227 / 227 / 227 un pantaln de seda no muy ancho y de colores vivos que se ata al tobillo con una sarta de cascabeles; tienen los pies descalzos y las casadas como Amary tienen el anillo matrimonial en el 2. dedo del pi. Si lo dicho agrego que todas ellas llevan pendientes en las orejas y un anillo de pedrera en las narices, tendran una pintura exacta de su trage. La fisonomia de estos hindus no es muy delicada escepcion de la de Amary: tienen todos bellisimos ojos negros y el cabello tambien muy negro y lacio. Su color es muy atezado y bastante parecido al de los indios de la Florida y las muchachas tienen bellos cuerpos y una cintura estrecha y flexible que nada tienen que envidiar las de las parisienses oprimidas continuamente entre las ballenas del corset. Cuentanse muchas historias sobre estas bailarinas y entre ellas la siguiente. Al salir de Pondicheri los sacerdotes brahmas vinieron bordo del buque p.a asegurarse de que venan convenientemente alojadas. Uno de estos, joven y muy enamorado de Amary se ech sus pies y con las lagrimas en los ojos hacia por disuadirla de su viage: al fin se lev el ancla y el brahma no se iba creyendose por un momento que veriamos tambien en Europa esta nueva curiosidad; p.o volviendo el sacerdote los ojos al doma de la Pagoda, enton un himno sagrado y se lanz al mar nadando hasta la ribera, adonde se estuvo gran prieza mirando hcia la embarcacion. Yo pensaba escribirte una pgina sobre las clebres bayaderas y veo que mi epistola no tiene fin. A todas estas llega la hora de mandar las cartas y no he contestado todavia la tuya del 26.—Pero perdido p.r mil, &a y as lo dejaremos p.a otra ocasion, concluyendo esta con la copia que he sacado de un diario del poema que bailan y que se llama la danse du palmier “J’ai vu sur un palmier deux colombes; elles taient balances par la brise du soir; elles se refltaient dans le bassin de marbre. Rien n’est plus doux que les anciennes amours. Mais un vautour saisit une colombe; il l’emporte, lui dchire le coeur, la plonge dans la mer; le vautour c’est l’oubli. Rien n’est triste comme les anciennmes amours. J’ai vu une fleur s’ouvrir aux larmes de la rose, elle rougssait aux baisers du soleil levant, et frmissait de volupt sur sa tige. Ren n’est tendre comme les premires amours. Que mon bien-aim me regarde avec ses yeux humides; mon coeur s’panouit; mon bien-aim est brillant comme le soleil; je rougis sa Vue, je tressaille sa voix. Rien n’est tendre comme les nouvelles amours.” Adios—Tuyo Pepe 41 41. Don Jos Luis Alfonso. V. el prefacio.

PAGE 265

CENT"N EPISTOLARIO 228 \ 228 \ 228 \ 228 \ 228 \CLX CLX CLX CLX CLXSr. D. Domingo del Monte Al cuidad.o de D. Ant.o Guiteras Habana Matanzas y setiembre 9 de 1838. Mi apreciable y querido Delmonte. Conseguido ya de mi gefe el permiso para ir esa, me veo en la imposibilidad de efectuarlo por hallarme dos das hace acometido de una fuerte fluxion acompaada de un dolor de cabeza que no me permite leer ni escribir con gusto. Bien querra yo asistir los ensayos de mi drama, pero no siendo posible, dir de mi parte esos Sores Cmicos que toda mi esperanza descansa en ellos, que tengan la bondad de esmerarse y sacar lucido mi trabajo que esto seguir mi eterno agradecimiento. Veremos que tal queda eso. V. notcieme el resultado de la representacion al otro da que se ejecute pues ya considerar V. lo impaciente que me tendr. He visto que en el anuncio de la funcion titulan mi drama: El Conde de Alarcos sin que la insonoridad de este nombre les haga ver que no es asi. En el romance y en el libro que yo mand, se llama: el Conde Alarcos Como esta carta llega hoy, da de la funcion, no hay tiempo para reformar los carteles, pero que al menos el impresor no se vaya guiar por los cmicos. Tambien llaman estos Capitan de la guardia del rey al que es capitan de la guarda No le parece V. muy justo el que prevenga todo esto? Mil at.tas espresiones Rosita (c, b. p.) y Leonardito. Memorias mis caros amigos y V. mande su apasionado y verdadero amigo J. J. MilanesCLXI CLXI CLXI CLXI CLXISr. D. Domingo del Monte. Habana.. Matanzas y Set.bre7115 de 1838. Mi estimado y querido Delmonte: He sabido que p.a el da 20 se publica el conde Alarcos y de esta festinacion no pronostico cosa buena. El anuncio que dieron los cmicos de la funcion estaba lleno de adefesios: en l se llamaba conde de Alarcos al que es conde Alarcos, Capitan de la guardia del rey al que es Capitan de la guarda y del Embozado se dice que era el verdugo de Paris: motivo porque este lance de sorpresa no sorprendi nadie.

PAGE 266

DOMINGO DEL MONTE / 229 / 229 / 229 / 229 / 229 Yo creo que el libro manuscrito que envi V. habr servido de pauta al impresor, pero en caso de que asi no sea, tenga V. la bondad de decir Ramos Ruiz los que compraron la propiedad que no admitir incorreccion de ninguna clase en esta edicion: esto lo digo en consecuencia de no haber recibido ninguna prueba de antemano. V. sabe muy bien que el pblico suele achacar al autor los yerros de la imprenta y yo, como estrenndome ahora en la carrera literaria no estoy en el caso de pasar por ninguno. De modo que si pesar de mi aviso privado sale la obra equivocada incorrecta, me ver en la precision de publicar un articulillo que firmar con mi nombre desmintiendo y dando por no admisible la edicion, pues spre debo salvar mi conducta literaria. Esto digales V. que lo aviso con tiempo, para que despues no me salga el impresor con pitos y flautas. Recib su carta de V. y la libranza de las 14 onzas contra D. Juan de la Cabada: por cuyo motivo vuelvo repetir mi profundo agradecimiento tan notables favores. De lo que me pesa es de mi inutilidad, pues hasta ahora nada he hecho p.a descargarme de la inmensa deuda de gratitud en que le estoy mi querido amigo. Memorias la pandilla, cuyo silencio tocante la representacion de mi drama algo lo estrao. Atentas espresiones Rosita (c. p. b.) un beso Leonardito y V. disponga arque ad mortem de su fiel y af.mo am.oJ J. Milanes P. D. Se ha recibido ya la Cena de D. Enrique el Doliente?CLXII CLXII CLXII CLXII CLXIICamagey Set.e 17. 1838. Ramon mio: cuatro palabras, q. son cuatro q. te vale una carta del Lugareo. Creo firmem.te q. me cortarn el vuelo y las Escenas se acabarn, y lo siento porque, mira Ramon: el S. Juan se reform, t viste el efecto=ya tenemos establecido y en actual trabajo un seminarito de nias; luego vers la Acta de la Secc.n educ.n q.e presid, pues todo creo que se publicar=los bailes de la Caridad fueron los mas alegres, y los jvenes complaciron tanto las muchachas, q.e hubo linda que me di un beso de gala=la Escena de Pobres me ha valido el Rasgo literario que adjunto leers, su autor el gran Manuel de Arteaga—T me dirs si lo alcanzas q. tengo yo de comun con el Duque de Orleans: el pblico lo diga. Qu te parece que est en casa del Censor? La Escena de la Imprenta Camageyana—Pasar? Sbelo Dios: tiene cosas sospechosas aunque escritas bajo el mando de la Crtica de Sajan=hoy lo sabr—Est

PAGE 267

CENT"N EPISTOLARIO 230 \ 230 \ 230 \ 230 \ 230 \ en borrador la Parte 2. de la Escena de pobres: en ella le descargo toda la metralla que hay en mis almacenes al populacho y D.n Manuel, porque los del progreso no queremos precisamente q. haya en Cuba populacho de ninga clase : queremos un pblico queremos un pueblo : publico q dirija la opinion, pueblo q. la entienda y obedezca. El papel est chancrudo, y tengo la esperanza de que nuestro taita Ignacio42 no le negar la salida al Lugareo. Ayer sali p.a la Hab.a Wright, va de S.ta Cruz y Bataban—Ayer leimos su Informe, vimos los planos, etc. etc. y todo se publicar—Ya hay 4 millas abiertas; y la continuacion del reconocim.to hasta el Pre est mas ac del Cercado: viene por terreno llano, duro, inmejorable, sin obstculo ni curvas ni nada q. dificulte su realizacion. La Plaza va bien: hay en su centro un rimero de 12,000 ladrillos, 1200 fan.s de cal, 240 barr.s de arena, y ya solo faltan con 16 20 luces de verja—Nada te contesto sobre lozas porque la rusia est estrecha—Se est consertando un C oncierto de Seoras aficionadas beneficio de la plaza ...¡gloria las Bellas si lo dan digo si dan el concierto y se despojan del orgullo aristocratico camageyano—Me han encargado el Himno alusivo la ocasion—no soy poeta—ocurro t, ocurre Valle—ocurre Delmonte que me saquen del apuro—-Se quieren cuatro seis versos, y uno p.a el coro. Quisiera que este verso de coro desenvolviese esta idea: “ El Progreso es seguro, infalible cuando en l se interesa la Belleza la Muger ” Venga el Himno vuelta de correo, sin falta.—Esta carta Valle, y que Amuele los dientes para un Queso de enorme magnitud, que va taparle la boca y servirle como de losa sepulcral la lengua de Delmonte que dice q. en el Camagey no se sabe hacer queso—Y digo, que no son los mejores, porque estos se fabricaran con la leche de Oct.e y Nov.e q. es de yervas sasonas y de temperatura fresca—All irn otros pues no me doy por satisfecho ni vengado hasta no arrancarle la palinodia. De Cuba, me aseguran, ha venido una noticia de gran magntud—se me ha atravesado en el gaote y no la trago—Muchos miles de hombres y millones de pesos prestados por Rusia D.n Carlos... le doy una cuarentena larga. Venga mi Cousin—cuanto deseo estudiarle—El Remitido de Rumilio43 q. precede al de D.n Manuel ha sido recibido con todo el aplauso, entusiasmo, fanatismo y preocupacion provincial. Pero el hecho es que no prueba ni las mentiras ni las ecsageraciones de Bachiller.44 En 42.Don Ignacio Francisco de Agramonte y Recio. 43.Licenciado Manuel Castellanos Mojarrieta. 44.Alude el autor a Recuerdos de mi viaje a Puerto Prncipe publicado por Bachiller y Morales en La Siempreviva Habana, 1838-1839.

PAGE 268

DOMINGO DEL MONTE / 231 / 231 / 231 / 231 / 231 qu ha faltado este la verdad? En nada: que sus recuerdos esten cansados, fastidiosos lo que quieran, pase; pero que lo que dice de Cubita y Guanaja sea falso, no pasa, porq. es la verdad. No mas por ahora. De tu Varon con V Plaza clsica—Es la que se construye sobre un presupuesto fijo, asientos, arboles, alumbrado etc. sujeto reglas fijas de antemano. Plaza romntica—Es la que se empieza sin dinero, sin reglas p.r poner no asientos, alumbrado, arbolitos etc—En este caso estamos y es honor de la escuela romntica que salga la plaza con asientos, arboles, alumbrado etc, como si brotasen de la tierra. Plaza eclectica—Despues de una madura discusion, hemos resuelto q.e es eclectica nuestra Plaza, pues aquellas son rancia homenclatura que ya pas Aqu de los nuestros! Dinero, y solo Dinero es lo que se necesita p.a hermosear la Plaza, y el que entienda que entienda, y se le remita las notas del Plano de Armas. Advertencia—La comision no debe observar regla alguna en esto de recojer dinero; debe ser todo eclctica, y poco importa que el dinero venga de Clsicos o Romnticos, Eclecticos, porque lo que se necesita es del dinero. Nota—Orozco y Betancourt q. componen parte de la comision, han dado onza—No es pulla! Otros—No por esto rechasen los q. den aunq.e sea su pesetica. P D—En el no esperado evento de q. la suscripcion no alcance por lo menos a 12 onzas, se conmina la reunion de casa de Del Monte que se priven de comer fruta por dos aos consecutivos, cuya cantidad esta prudentem.te graduada en cien p.s la que se anticipar por libranza la vista. Suplemento—Se faculta los comisionados p.a comprometer el nombre de Orozco con los marqueses, condes, catedrticos, espiritualistas y materialistas. B.45 O.46 G.47Advertencia.—La absoluta fidelidad a que obedecemos al publicar estos manuscritos, nos obliga a no poder incluir a continuacin el plano original autgrafo de El Lugareo que en su tamao exacto ocupa la pgina siguiente. 45. Don Gaspar Betancourt Cisneros ( El Lugareo ). 46. Don Anastasio de Orozco y Arango. 47. Don Sixto de Guereca.

PAGE 269

CENT"N EPISTOLARIO 232 \ 232 \ 232 \ 232 \ 232 \

PAGE 270

DOMINGO DEL MONTE / 233 / 233 / 233 / 233 / 233CLXIII CLXIII CLXIII CLXIII CLXIIISor. don Domingo Del Monte. Habana. Matanzas, set.e 20. de 1838. Mi querido Del Monte: D.n Ramon Esteves i yo emprendimos aqui una suscripcion con el objeto de reunir una cantidad que facilitase a nuestro amigo Milanes partir a Europa i formarse alli con el trato de los ombres de pro i un buen rden de estudios. Allamos tan buena disposicion en las gentes, que en los dos primeros dias reunimos mas de lo que abiamos calculado recoger de todo el pueblo, y como en esta suscripcion emos atendido mucho al decoro del poeta, nos parecido conveniente ceder un poco de nuestra actividad, seguros de que el mnimun que se reuna sera de 100 onzas (en el dia llega a 80). Vd. conoce que en el dia no es posible sacar de este pueblo todo el dinero necesario para que Milanes viva en Europa 4, 5,, aos que es lo menos que deber permanecer all si queremos legar a esta pobre Cuba una cabeza bien organizada: i como buenos ijos acudimos a los papas habaneros para que saquen provecho del orgullo nobilsimo de la clase ilustrada y de la vanidad aristocrtica, i vean si a nuestras 100 onzas agregan 150,, 200,, mas, i conseguimos nuestro objeto. Milanes sabe de este proyecto, pero no a tomado parte alguna en l, i aun emos tenido que desvanecerle algunos escrpulos, i todavia no esta enteramente resuelto. Veo que se va V. al grano, i toca la llaga mas enconada de nuestro cuerpo, en el artculo—del Plantel. Supongo que despues de decirnos a cuantas estamos de educacion i lo que pudiera acerse para mejorarla— largar V. el rastrillaso (indirectamente i como sin malicia) de enterarnos del estado de la educacion en los E U. i en Europa—para que la gente aga sus aplicaciones—Lo que no me gustado, i sea dicho con cristiana inocencia, es, que nos aumenten Vdes. 2 reales por trimestre. V sabe lo que influyen en el animo del vulgo estas pequeeces—que en punto a intereses conoce bien el suyo propio, i el aumento inutil de esos 2 reales puede que retraiga a muchos de suscribirse. Si a V. le parece oportuno esta observacion puede pasarla a los Sres. Palma i al amigo Echeverria. Mil cosas a Rosita i a esos amigos, i V. mande a su amigo Guitras— 48 48. Don Pedro Jos Guiteras.

PAGE 271

CENT"N EPISTOLARIO 234 \ 234 \ 234 \ 234 \ 234 \CLXIV CLXIV CLXIV CLXIV CLXIVMadrid 24 Set.e 1838 ¡Cuanto tiempo ha, mi querido Domingo, que no veo carta tuya, ni tu mia! ¡Cuan tristes, cuan desagradables sucesos han interrumpido nuestra correspondencia! ¡Que distancia tan inmensa entre mis esperanzas, mis previsiones y mi destino de 1835, y mis esperanzas, mis previsiones y mi destino de 1838!—Y sin embargo yo soy el mismo, y son las mismas mis ideas, y es una misma la situacion general de los negocios, y es una misma, idntica, inalterable mi conducta pura y leal bajo todos respectos.—Como se ha verificado tal mudanza en mi suerte y la de nuestro pais? No puede ella escaparse tu penetracion: tu debes haber seguido el hilo de los acontecimientos, que por su necesaria ndole han hecho revelar el pensamiento oculto de nuestro gobierno, respecto de la cuestion ultramarina; pensamiento velado al principio la sombra de pomposas frases de aparato, de esperanzas fomentadas por solemnes promesas, y de especiosas seguridades de un porvenir legal y estable; descubierto empero muy luego en toda su deplorable desnudez, cuando un suceso aciago trajo consigo la necesidad de optar en la alternativa inevitable de organizar nuestro pais de un modo anlogo sus votos y necesidades, de librarlo todas las azarosas consecuencias de un rgimen discrecionario, versatil y antiptico con el principio fundamental d las instituciones de la metrpoli. Los hombres discretos y pensadores, que en la parte Oriental de la Isla no dudaron unirse en Setiembre de 1836, al General q.e proclam la Constitucion de 812,, con la mejor buena fe y en vista del R.l Dec.to de la Regenta del Reyno, cnstame que no fueron guiados de esa delirante exaltacion de ideas, que reina en los partidos estremos: no: bien sabian ellos, por lo menos los mas instruidos entre ellos, que el Cdigo, improvisado en Cadiz bajo el caon de los Mariscales franceses, no podia vivir, porque llevaba consigo los grmenes de su disolucion; porque la opinion general desechaba unas teoras desacreditadas por la esperiencia; porque la Espaa debe marchar unsona con las demas naciones europeas del mediodia en punto libertad, y la Constitucion gaditana la separaba de la linea trazada por los publicistas del antiguo mundo para el acuerdo de los recprocos intereses de la libertad y de los tronos. Esto lo sabian, como lo saben todos: pero miraron la Constitucion, como la miraron los partidos en Espaa, como un perodo de transicion, como el instrumento eventual de una organizacion definitiva, como la cercha que sirve para construir el arco y que se arroja despues de puesta la clave. Los que miraban como un mal el reinado estable de la

PAGE 272

DOMINGO DEL MONTE / 235 / 235 / 235 / 235 / 235 Constitucion de 812, en Cuba, abrazronla como un medio de obtener una organizacion mas razonable y conveniente la vez al pais y su metrpoli. Reiterados antecedentes probaban que solo la sombra de una ley, igual para ambos paises, podran obtenerse despues las modificaciones relativas cada uno, solo invocando un ttulo, idntico para todos, seria dable alcanzar las justas y racionales diferencias derivadas de la diversa ndole de sus situaciones. Consagrado al participio de la Isla la Constitucion y acudiendo por sus representantes al Congreso Constituyente, se habra fijado definitivamente su organizacion, deslindado su situacion especial, garantido su estabilidad, satisfecho sus exigencias y conciliado los estremos divergentes, que por desgracia de nuestra patria alimentan en ella el temor y las inquietudes del porvenir. Tales eran las esperanzas y las puras y patriticas miras de los q.etanto han sido calumniados de resultas del acontecimiento de Cuba, el cual vino quedar esteril por la reaccion ocurrida muy luego, y la que no nos opusimos ni debimos oponernos para evitar una conflagracion sumam.te perjudicial al pais y para dar esa ultima prueba de nuestra lealtad y sanas intenciones. Desde entonces datan la exarcerbacion de las persecuciones individuales y la tirantz, cada dia mas vejatoria, de las providencias gubernativas adoptadas para el regimen de la Isla. La proclamacion constitucional de Cuba fu desaprobada, los individuos perseguidos, el pais sometido al rgimen militar: —la autoridad local fu erigida en dictadura irresponsable: los diputados de la Isla, espresam.te llamados y convocados, fueron despedidos del Congreso: se consagr como principio q.e las provincias de Ultramar no debian tener representantes: se encarcel, se deport, se desterr cuantos pensaban de un modo distinto: se sancion que la conviccion moral de la autoridad Sup.or de la Isla era un juicio infalible y aun irrevocable por el mismo Supremo Gobierno: se escluy de la nueva Constitucion las colonias, y se les ofrecio en cambio una legislacion especial p.a lo futuro. Este encadenamiento de antecedentes debe probarte que aqu no se cree posible gobernar las colonias y mantenerlas bajo la dependencia de la metrpoli con un sistema de legalidad y de responsabilidad: tampoco se cree conciliable su conservacion con la participacion, por pequea e insignificante que sea, de sus naturales en los negocios. Esto es en Espaa un dogma poltico, un axioma de gobierno, un principio normal indisputable de administracion. Por eso no hay que esperar leyes orgnicas q.e regulen en nuestro pas el ejercicio del poder y los derechos de los habitantes; que combinen la accion del gobierno con las garantias de los particulares; y que aseguren el orden y la paz evitando la arbitrariedad:—por eso cuando Olivan (que, por decirlo de paso, no ha hecho

PAGE 273

CENT"N EPISTOLARIO 236 \ 236 \ 236 \ 236 \ 236 \ ms que valerse del espantajo de las leyes especiales para derribar Tacon) indic confidencialm.te su designio de formular y proponer al Congreso un proyecto de ley orgnica, harto diminuto insignificante por cierto segun pude juzgar del borrador q.e me mostraron con meticuloso sigilo, todos sus amigos polticos, los hombres de todos los partidos y de todos los colores, moderados y exaltados, ministerio y oposicion, de consuno se concertaron para impedir este que graduaron de imprudente y peligroso paso, quedando por consig.te en embrion el engendro sin llegar ver la luz:—por eso se ha erigido en mxima de prudente administracion el no conferir empleos, q.e tengan anexo mando poltico, militar judicial, los criollos de Ultramar, de lo cual te podra citar innumerables pruebas, ora notorias, ora privadas, si no vieras consignada aquella resolucion en los chascos de Pedro Sirgado y Gaspar Arredondo q.e en una sorpresa lograron destinos tan pronto retirados como concedidos, y en la reciente creacion de la Audiencia de la Habana, para la cual solo han sido nombrados ministros y dependientes europos, no obstante, q.e habia algunas docenas de aspirantes de la Isla de Cuba tanto para las plazas de magistrados como p.a las Tenencias de Gobierno de la Habana, dos de las cuales han sido provistas en los diputados Villaverde y Parejos.—Tiende la vista en todos los ramos, en lo legislativo como en lo administrativo, en lo econmico como en lo judicial, y en todas partes hallaras profundamente gravada la huella de esa formal, inflexible irrevocable determinacion de alejar nuestro pais de toda intervencion, de todo participio en sus negocios. Y norabuena que as fuese si, limitada la esclusion solo las prerrogativas polticas, quedranos lo menos la tranquila posesion de los derechos individuales, fin principal y objeto precioso y nico de la humana sociedad. Pero por un trastorno fatal de ideas, por un vrtigo inconcebible crese revesadamente q.e las garantas individuales, las leyes, las frmulas, los trmites, toda esa maquina legal que afianza el orden y la paz de los pueblos, es un elemento de disolucion y discordia en la Isla de Cuba, respecto de la q.e toda teora gubernativa, toda legislacion adecuada se enuncia y formula en estas dos ideas=dictadura militar y estado de sitio.=Si alguien duda de ello, no tiene mas que volver la vista la aciaga administracion del General Tacon, que toda ha sido aprobada, encomiada, ensalzada, y su autor elevado a las nubes en los decretos del gobierno, glorificado con un ttulo hereditario q.e transmite la posteridad el nombre y las desgracias de nuestra patria, y revestido con el vellon ureo, antigua insignia de las casas de Haspurg y de Bayona y q.e aun hoy solo cuelga del pecho de los prncipes y de los mas encumbrados magnates.—Su retirada del proconsulado de Cuba, que algunos inocentes interpretaron anuncio de un feliz cambio en las ideas del gobierno, no ha tenido por objeto

PAGE 274

DOMINGO DEL MONTE / 237 / 237 / 237 / 237 / 237 ningun clculo poltico, ningun ensayo de distinto sistema, ningun retorno mas sanos procederes y una poltica mas conservadora. Fu un resultado de la contienda con el Intendente de la Habana, fu la obra esclusiva de Olivan y algunos auxiliantes suyos, obra que tal vez ha cedido en detrimento y menoscabo de su autor, si se atiende que, desde su clebre Filpica de 9,, de Diciembre ultimo en el Congreso de Diputados y posteriores ataques para derribar el coloso, han menguado sensiblemente por das su influjo en el gobierno, su prestigio en las cortes y su concepto en la opinion de la Pennsula. Tan cierto es que, semejantes los escomulgados con quienes se prohibe el comerci de la vida; o, mas bien, aquellos quienes la antigua Roma pona fuera de la ley y les entredichaba ignis et aqua contaminamos de nuestra lepra cuantos se nos allegan por favorecernos; y sus simpatias verdaderas supuestas, sinceras interesadas solo sirven para inocularles nuestra profunda y contagiosa desgracia. Toda la poltica del gobierno respecto Ultramar se reasume en tres propsitos: 1. ninguna participacion de aquellos paises en el gobierno representativo: 2. esclusion de sus habitantes de todo destino de influjo en las mismas Islas: 3. reconcentracion de todos los poderes y de facultades sin lmites en la autoridad militar. Este es, en ultimo analisis, el resumen de la poltica ultramarina, el sistema de conservacion adoptado, y el q.e te probarn cuantos sucesos se han encadenado de cinco aos esta parte, si te tomas la pena de meditarlos. opus ecce magnum. Si quis negaverit ilud presenti consulet evo consulet que futuro. Va para dos aos q.e todo lo observo y lo comparo. He visto las luchas de los partidos, sus divergencias, sus antipatias, sus irreconciliables animosidades: pero cuando se trata de Ultramar, no hay disenso. La conformidad mas maravillosa reune todas las convicciones encontradas sobre los demas puntos. Nada hay, pues, que esperar del triunfo de ningun partido poltico. Los celebres discursos de Olivan y Benavides no han sido mas que una farsa, cuyo objeto fu muy luego descubierto; derribar Tacon por compromisos y miras personales. Logrado esto, qued lo otro olvidado. Ainsi, les soi-disant dfenseurs de nos droits gemir sur nos maux ont reduit leurs esploits; et, au lieu de remplir l’engagement captieux, on sourit nos pleurs on plaisante sur eux. Nada hay que esperar: cree que quien lo dice lo ha visto y examinado todo muy de cerca. Lo que deben hacer los naturales, sean cuales fueren por otra parte su capacidad intelectual y sus personales ambicio-

PAGE 275

CENT"N EPISTOLARIO 238 \ 238 \ 238 \ 238 \ 238 \ nes, es limitarse sus empresas agrcolas y medros pecuniarios, bien seguros de que las carreras pblicas y la intervencion de los negocios del pais estn cerradas irrevocablemente. El sistema de desconfianza y decepcion, reconocido y consagrado aqu como nico capaz de garantir la conservacion de esos pases, ser siempre un obstculo insuperable lograr instituciones templadas y francas que nos aproximen la igualdad, siquiera la analoga con las que rigen del lado ac de los mares. Yo solo deseo poder regresar ad domesticos lares para olvidar, la sombra de mis platanos y entre el muelle balanco de mis caas, las injusticias de q.e he sido victima, la enorme quiebra de mi naciente fortuna y la situacion equvoca y peligrosa, en que colocan nuestra patria la imprevision mas deplorable y las mas tristes preocupaciones. Yo deseo sinceramente la conservacion de los vnculos de nuestro pais con su metrpoli. Por eso duleme en el alma que se desconozcan y se desprecien los medios mas propios para afianzarlos. Convencido del vrtigo incurable que domina estos polticos, solo deseo la obscuridad de mi techo rstico y el comercio de mis musas campestres. ¡Harto feliz, si logro proporcionarme pronto estos sencillos y estimables bienes! ¡Mas feliz todava, si en el seno mismo de nuestra hermosa naturaleza no viene herir y atormentar mis oidos algun da el huracan de las tempestades polticas, que prevo con honda amargura, y cuyo sordo y siniestro zumbido entreoigo ya en lontananza!!! Sabiendo por uno de mi familia que tu has manifestado alguna estraeza de un largo y absoluto silencio, lo rompo al cabo para depositar en tu discrecion mis pesares y mis temores, mis desengaos y mis previsiones. Srvante unos y otras para tu gobierno, y para que no vuelvas escribir al Editor del Correo Nacional ni nadie una carta como la que, segun me han asegurado, has dirigido la redaccion de aquel peridico sobre los asuntos de la Isla, y la que, por dictamen de Olivan, no se ha dado publicidad causa sin duda de q.e toda cuestion ultramarina, que no se presente aqu en un sentido favorable la poltica dominante acorde con las preocupaciones de la opinion nacional, es un pecado nefando capaz de desacreditar la pluma que se encargue de tan desesperada causa.—A Dios, mi caro Domingo. Dios te conserve con tu bella mitad, como m permita reunirme la ma, y repetirte su lado como en todas partes que soy tu49 [Francisco Muoz del Monte] 49.Esta interesante y bien escrita carta, aunque al pie de ella se ha borrado la firma del autor, por el ndice se sabe que fue obra de don Francisco Muoz del Monte.

PAGE 276

DOMINGO DEL MONTE / 239 / 239 / 239 / 239 / 239CLXV CLXV CLXV CLXV CLXVMatanzas y setiembre 29 de 1838. Mi apreciable y querido Delmonte. Cumpliendo pues la oferta que hice en mi anterior de responder los cargos q.e esos Sres Valle, Echeverra y Matamoros han puesto al drama de mi hermo, ruego V. tenga la bondad de leer las siguientes lneas y ensearlas dhos amigos cuando estos le vean. El drama de Federico no es de pasion: yo por drama de pasion entiendo aquel en que va desplegarse la fuerza de un poderoso sentimiento que arraigado en el alma de un individuo le rije en todas sus acciones conduciendole grandes estravos insignes heroicidades. As creo firmemente que el drama de pasion es de mas sostenimiento en las tablas que otro alguno, mas no discurro por eso que el drama q.e no sea de pasion parezca fro ni deje de ser teatral cuando el autor sabe emplear elementos cuya slida bondad todos la reconocen y palpan. Bien echa de ver mi hermano que el grado de interes de su obra no es de la primera magnitud, pero s cree, y yo con l, que el plan que ha seguido no solo ha de sostenerse en el teatro, pero debe agradar y atraerse el interes de un modo inequvoco. All se opina que no, y ac que s. Quin decide esta cuestion? El teatro, porque efectivamente mi hermano no hizo el drama p.a solo leerse, hzolo con la intencion de representarse y ya que la crtica ha descargado su fallo, es preciso apelar al de las tablas, el cual, agradeciendo la crtica su buen deseo de ilustrar, es el ltimo y al que debemos atenernos. Dice V. que opinan esos Sres. que el marco en que ha colocado sus escenas es tambien de proporciones reducidas y pequeas ¡Proporciones reducidas y pequeas las de un drama en que se pinta bajo un triple aspecto una poca antigua! Aade V. que parece esos Sres la reparticion del todo de la accion en dos actos desproporcionada y fatigosa Este reparo tendr mucha fuerza cuando se apoye en razones esplicativas que no dejen la menor duda, pero mientras venga solo y pelado, no es probable que nos convenza. La distribucion en dos actos nos parece natural y conveniente: en el 1. haba de pintarse Enrique y el interior de su palacio p.a que esta esposicion nos hiciese codiciar la pintura de los grandes y de su vida llena de fiestas y convites, pues el rey y los grandes son los dos contrastes marcados de la obra. El rey sin cenar y los grandes banquetendose son las dos proposiciones de este problema dramatico y el pblico decidir si estas dos proposiciones son teatrales no. Vengamos ahora al estilo. Son de parecer esos Sores que el estilo del drama deja ver cierto amaneramiento de la escuela romantico—moder-

PAGE 277

CENT"N EPISTOLARIO 240 \ 240 \ 240 \ 240 \ 240 \ na espaola, pero yo no doy la verdad con el tal amaneramiento. Lo que hallo es una frase natural y tan castiza que todo el lenguaje del drama pudiera haberse escrito en el siglo 17. y si no, seleme V. una sola diccion, un modismo solo de l que no fuese corr.te en tiempo de Calderon. Eso que llaman esos Sores bajeza y laxitud me atrevo calificarlo de sencillez ingenuidad de espresion, porque ac no creemos que haya estilo plebeyo aristocrtico: lo bajo noble de un decir creo que consiste en la idea y no en la espresion. Ahora bien: qu idea baja ignoble hay en el drama de Federico? Reprobaran Vds que se queje el rey del hambre y descienda los pormenores de su cocina? De cuando ac no realzan los pormenores la verdad de un cuadro? Si la Cena no est escrita en un estilo casi enteramente lrico como el conde Alarcos, estriba en que mi hermano no me quiere imitar m ni nadie, en que escribe con amplia soltura y hecho cargo del precio de la originalidad aspira ella por todos los medios posibles. En cuanto que el personaje del rey es tan bajo, que hara reir en las tablas contra las intenciones del autor, bien puede hacer reir sin ser bajo nunca. En fin el tono del drama de Federico y el del Conde Alarcos son tonos casi enteramente opuestos. Como que pintamos dos pocas distintas y cada cual tenemos nuestra manera de ver peculiar. Nunca olvidemos que lo nico en que no debe conceder libertades abusivas la bien ordenada crtica al ingenio es en el fin moral de la obra: pero en cuanto las formas con que se presente esta misma idea moral, por qu se ha de poner trabas al espritu humano, que es tan libre de suyo? Resta ahora saber si el modo de Federico es teatral no: y esto en la representacion se ver. Dgale V. Echeverra que Federico no ha querido hacer sentimental D. Enrique, que si llora y se queja, no hay que olvidar que es un nio y est enfermo, y esta es tambien una disculpa p.a cuando se impacienta se rie, y que un nio enfermo y pobre sentado en el trono de Castilla y rodeado de una grandeza turbulenta insidiosa, un nio que v atropellado su pueblo por estos mismos grandes y se indigna y trata de reprimirlos, me parece que arrancar simpatas profundas y puede hacer reir y llorar la vez sin que parezca inverosimil. Dgale Echeverra que se acuerde que Enrique tiene 15 aos. Digale V. Echeverra que no habr espectador que cada paso que le vea dar, diga: “no ha cenado, tiene hambre ” supuesto que ese espectador ver el paso del galan, ver cenar D. Enrique en la escena, le ver antes desatender la cena por atender al judo que le habla en favor del pueblo, y no podr creer por supuesto que el hambre es lo que le impulsa castigar sus grandes. Dgale Echeverra que si llama medios gastados la orga, y el verdugo es menester quitarlos primero de la historia, porque esta trae la orga y el verdugo, y ciertamente que mi hermano no quiso romantiquizar en esto, sino acomo-

PAGE 278

DOMINGO DEL MONTE / 241 / 241 / 241 / 241 / 241 darse al hecho historico. Por tanto el argumento no nos parece malo antes s bueno, y bien representado, (que es circunstancia esencialsima y de dificil logro aqu) podr parecer muchos interesante y divertido. Y divertido interesante podr ser, sin ser drama de pasion, sin guardar enteramente un tono serio y ceudo como el conde Alarcos, y agrupando mil y mil pormenores la accion, pormenores cuya exactitud histrica conocer ntimamente el que hojee la historia de esos tiempos y haga acopio de rasgos anecdticos sobre las costumbres espaolas en la corte de D. Enrique el Doliente. Amigo, ac no tenemos escuela dramtica. Cada uno aspira pintar verdadera la poca que figura en su obra y las formas del drama las sometemos al carcter del plan. Hecho el drama, uno dir que el estilo es calderoniano otro que el aire del plan es griego otro que hay algo en l de Racine, de, Victor Hugo, de Lope de Metastasio, y todo ser cierto. Y qu indicar esto? Que tratamos de hacer nueva escuela? No: sino que hacemos una fusion de todos los estilos dramticos, y esto sin esfuerzo y sin calentarnos la cabeza. Asi hacemos un drama de todos tiempos, original y vario en la forma y uno y constante en el fondo. Hacemos no un drama vago, sino, de miras rectas y claras, que asomen desde la primera escena y se despleguen en toda su latitud en la ltima. Un drama en que se casen lindamente la invencion y los hechos historicos, y de cuya union nazca el hecho moral que es el mas indispensable. Olvidseme en las cartas pasadas hablar V. del Plantel p.a hacerle presente el gozo que me caus ver publicada su Memoria de V. sobre Enseanza primaria.50 No es esa composicion notable por flores de estilo, aunque siempre lleva el sello de V. pero es notabilsima porque seala un paso que damos en cuanto libertad de prensa. Verdad es que la Censura es de tan obtusas entendederas que no vi lo que daba paso. El Gobierno espaol hace un lindsimo papel por cierto en esa obrita de V. pero lo que mas celebramos Tanco y yo fu la pcara candidez con que espone V. el estado de nuestra instruccion primaria y las malditas, consecuencias, que del Estado resultan contra esa entidad gubernativa que nada deja en poder de la sociedad y todo se lo quiere ser en Cuba.– Digo y encabezar el Plantel nada menos que con eso, me parece un golpe maestro. Pero todo esto se queda p.a el que lo entienda y calla, que hay mil como la bendita censura, tan cegatos que nada ven en ello. No deje V. de ensear Echeverra y esos Sores. esta carta p.a ver que responden lo espuesto en defensa de m hermano. Antes de con50. Educacion primaria en la isla de Cuba primer artculo, publicado en la primera entrega de El Plantel (Habana septiembre de 1838). El segundo apareci en la entrega del mes siguiente.

PAGE 279

CENT"N EPISTOLARIO 242 \ 242 \ 242 \ 242 \ 242 \ cluir La Cena de D. Enrique ya se habia metido Federico en otra empresa dramtica, cuyo asunto es mas de su gusto que la q. Vdes han visto. Por eso me ha dicho que no piensa por ahora imprimir ni representar La Cena y suplica V. tenga la bondad de remitirle el libro, antes que sepan de l los amigos. Quiere dejar p.a despues la representacion impresion de dho drama. La Marie ou l’Esclavage est en mi poder y se la remitir en primera ocasion por el conducto de D.a Martina Garcia. Tengo que hacer y las dimensiones de esta epistola me asustan, por eso me despido de V. con toda la cordialidad con que ha sido y es siempre su seguro serv.r y afmo am.oJ. J. Milanes Memorias todos los nuestros.CLXVI CLXVI CLXVI CLXVI CLXVISr. D. Domingo del Monte. En el apartado de D Antonio Gutierres Habana. Matanzas y setiembre 25 de 1838. Mi estimado y querido Delmonte: He recibido su ap.da carta en que me da V. cuenta de lo lujosa y esmerada que ha salido la edicion de mi drama,51 de lo que le doy infinitas gracias pues sus buenos oficios sin duda le debo este favor. Tambien s que nada me toca del dro de representacion en esta pues la copia del recibo que me remiti Mayol yo tengo nada dice, ni yo le hubiera hecho a V. esta casi impertinente pregunta no ser por Coronado que me lo rog varias veces; y asi me quedar como antes, sin que por esto crea V. que me haya mortificado mucho que no se represente mi drama ni en este teatro, ni en todos los del mundo entero.—A Coronado le ensear el prrafo q.e V. me seala. 51. El Conde Alarcos Drama caballeresco en tres actos y en verso. Su autor don Jos Jacinto Milans. Habana, Imp. del Gobierno y Capitana General, 1838. 8o, 104 p. Se estren el 9 de septiembre de 1838.

PAGE 280

DOMINGO DEL MONTE / 243 / 243 / 243 / 243 / 243 Tocante al Plantel, digo V. que me parece una de las mejores publicaciones que corren en la isla y que el artculo de Echeverra ha agradado mucho todos los de la pandilla matancera. Celebran en l el donaire de la frase siempre castiza y la amenidad con que presenta una materia que otro hubiera tratado rida y desnudamente: hgame V. el gusto de decirle que nos d muchos trozos como el ya dado: que ademas de ser asunto que nos atae, lo parla l tan noble y graciosamente que todos nos embelesa. Sobre el juicio crtico que han hecho del drama de mi hermano los amigos Valle, Matamoros y Echeverra, prometo V. que no solo me parece rgido, pero raya casi en injusto. Sin duda nacer esto de haber leido el drama muy por encima y como V. sabe que en dramtica es menester que el lector entre en todas las intenciones del poeta, sopena de parecerle inverosimil chocante cuanto vea, quiero suponer que la causa de haber dado aquel fallo naci sin duda de una lectura demasiado rpida.—Tengo que hacer: en el siguiente correo pienso estenderme mas y responder todos los cargos que hacen al drama de mi hermano y me emplazo p.a entonces. Memorias todos los nuestros y V. mande su am.o y servidor J. Jacinto MilanesCLXVII CLXVII CLXVII CLXVII CLXVII Correo martimo A D Domingo Delmonte, abogado. Habana. Madrid 2 de Oct.e de 1838. Querido Domingo mo. Aunque algo. tarde voy contestar ampliamente tu carta de Abril, ya q.e por una cosa por otra, he descuidado el hacerlo, aunque no el cumplir tus encargos como el de las cartas q.ehe impreso en el Eco y te he remitido ejemplares. Empezar por decirte como una de las cosas q.e mas agradan mi corazon q.e las cosas publicas han entibiado mis relaciones con Salustiano, porque cre verle bastardear en su lnea poltica y se lo manifest con la franqueza qe no s yo contener y l no hubo de llevarlo bien; despues me ha hecho un deservicio en mis asuntos privados qe me ha llenado de dolor. Qudame el consuelo de haber obrado siempre como amigo leal;

PAGE 281

CENT"N EPISTOLARIO 244 \ 244 \ 244 \ 244 \ 244 \ pero nuestra antigua intimidad se ha entibiado, si bien no hemos roto completamente por miramientos publicos. En cuanto la cuestion americana tu sabes qe yo he sido siempre liberal y q.e lo he sido lo mismo p.a Espaa q.e p.a America y no comprendo la conducta contraria. Si yo hubiera sido diputado de las constituyentes te juro por mi honoh q.e no me hubiera manchado con el voto q.eos conden al ilotismo: si se presenta ocasion todo mi valer ser en favor de los americanos. Siento q.e no esten en Madrid segun me ha dicho Bulnes los Sres. Saco y Escobedo de quienes me hablas; pero ya he leido tu folleto y otras obras q.e me han instruido de vuestro estado. El Eco periodico qe redacto hace cinco aos, ha defendido y defender siempre la justicia de vuestra causa. Celebro mucho, mi querido Domingo, la felicidad de tu vida domstica: yo tambien vivo feliz con mi Antonia, mi hijo Emilio y los anuncios de otro q.e me debe nacer. Yo estudio poco porque la fuerza y el numero de los grandes acontecimientos qe se suceden en Espaa y la necesidad de examinarlos pa hablar escribir de ellos, no me dejan tiempo p.a los libros; y as me veo privado de esta delicia de toda mi vida: te envidio el tiempo p.a leer. La situacion domstica y moral de Salustiano de qe me hablas es poco mas menos la misma porque permanece soltero as como su hermano y en compaia de su padre. Su posicion poltica no es la qe pdia esperarse de su capacidad y antecedentes: pasiones pequeas le han cortado el vuelo y la patria las esperanzas q.e en l habia fundado. Ahora viaja por el extranjero pero creo q.e volver p.a la proxima legislatura qe se abre el 8 de Nov.e Ruiz y Sanpelayo murieron, Sanz es comandante de un batallon de regim.to de Saboya qe forma parte del ejercito de reserva hoy en la Mancha, Gil es of.l 1. de la Sria. de la Gobernacion, Laveron y Mesa, el 1. en un pueblo de Almeria ejerciendo la abogacia y muy agraviado del gob.o constit.l q.e no ha usado su talento, energia y liberalismo: l cree qe esta injusticia la debe la influencia de su falso amigo Salustiano: Mesa, casado, es asesor de la Direccion de rentas empleo q.e le da p.a vivir y qe desempea con inteligencia y laboriosidad. Ves q.e correspondo la noticia q.e me das de los amigos de esa, de los cuales y principalmente del bello y pundonoroso Orozco me acuerdo mucho, y agradezco tu relacion. Sre tu amigo afectisimo— Angel 52 52. Don ngel Iznardi.

PAGE 282

DOMINGO DEL MONTE / 245 / 245 / 245 / 245 / 245CLXVIII CLXVIII CLXVIII CLXVIII CLXVIIISr. D. Domingo del Monte. Habana. Sr. D. Domingo del Monte. Matanzas y octubre 11 de 1838. Mi querido amigo: sin ninguna que contestar se reduce la presente, hacerle una preguntita de parte del Sr. D. Fran.co de la O Garca, y es si tendr V. entre sus libros la Tia fingida novela inedita hasta ahora de Cervantes segun unos y apcrifa segun otros.—Quisiera ver dha obra y agradecera V. una respuesta pronta. Marie ou l’Esclavage no la he entregado aun D.a Martina Garca porque no he tenido tiempo, pero hoy maana mas tardar la pondr en sus manos para que la haga llegar las de V. Ntro am.o Tanco ha estado malo de aquella punzada que V. sabe y fuerza de sanguijuelas y dieta y merced de la temperatura que ya refresca est mas aliviado. Memorias todo el colegio progresista y V. orden su s. s. y affect.oam.oJ. J. MilanesCLXIX CLXIX CLXIX CLXIX CLXIXAl S.r D.n Domingo del Monte Habana Parigi, 12 Ottobre 1838. Mio Carissimo Amico. Ho ricevuto la pregiatissima vostra letter di 26 Maggio scorso unitamente ai due volumetti dell Album di Palma, che mi dirigisti a Cadice, e che il S.r Arango mha fato avere qui per mezzo del S.rAlfonso. Tutto quello che mi dite intorno alla mia triste situazione e al poco mio coraggio nel sopportarla giustissimo, e evi ringrazio per l’interesse che seguitate a sentire per la mia povera persona. Quando anche voi non fostistato mai un povero studente ne avesti conosciuto

PAGE 283

CENT"N EPISTOLARIO 246 \ 246 \ 246 \ 246 \ 246 \ mai la miseria, avresti pero sempre il diritto di darmi buoni consigli; anzi questo un dovere che avete come uomo e come amico, ed io, come amico e come uomo, ho il dovere di ascoltarvi e di esservi eternamente grato; e il cielo mi guardi di dire mai, n avoi, n ad altri, che bien se nada fuera del agua Io so benissimo, che vi sono uomini che san destramente nuotare nellacqua e anche nellacqua torbidoe burrascosa, e sanno arrivare sani e salvi a buon porto; so benissimo, che vi sono uomini privilegiati dal cielo, uomini forte, che possono con mirabile pazienza portare le pi dure disgrazie; e so, che vi sono anime infaticabili che a forza di costanza, denergia, dattivita arrivano a vincere il loro avverso destino e a cambiare in lieta e felice la loro misera e travagliata esistenza. Ma che perci?-Qua gi tutto relativo; gluomini non sono tutti eguali; tutti non sentono, n hanno la facolt di sentir nel medesimo modo. E se io non posso trovare in me quella sublime potenza, che sa resistere ai colpi pi fieri della sventura, como si fa? E se la volont non ha la forza sufficiente per lottare col mio nemico destino, chi ne ha la colpa? Per, bench infelice, non sono ingiusto, n superbo, e non voglio contendervi il diritto di darmi dei consigli e di dirmi, se vi piace, che sono un’anima senza energia, senza fide, senza speranza, ma non potrete mai dirmi che sono un’anima senza amore. Certamente, e tutti lo sanno, meglio si nuota sopra un morbido e profumato letto di piume, o sopra un verde prato fiorito, che fra la onde furiosa dun mare agitato e procelloso; pi dolce e leggiera passa la vita fra gli agi e le consolazioni, che fra la prvazioni e i dolori. Ma io, bench fortemente senta il bisogno di una miglior condizione, non porto per odio, n invidia ai prediletti figli della fortuna; n credo che la felicit si trovi nelle riechezze, como non credo che si trovi nella miseria. Comunque sia voi potete sempre parlarmi con franchezza; tutto quello che miviene da voi mi e sommamente caro como la vostra persona io so quanto mi amate Bisogna pero che vi dica, che se le mie speranze van una a una dileguandosi como le ore nojose della mia inutile vita, e se il mio cuore ha perduto parte della sua antica energia, non l’ha perduto ancora del tutto la mia mente e vedo anchio, come voi, las leyes providenciales del universo obrando en su grandiosa y sapientisima general con un rigor logico tan patente y demostrable ... Ma se queste leggi nella loro infinita sapienza mi condanerano a un eterno dolore, a un pianto eterno,—io che ne dir? Non potr in verit negarle, una non potr adorarle; non potr benedire quest’inesorabile forza che providenzialmente mi f soffrire un si lungo martirio. Perdonatemi, amico mio, perdonatemi se bestemio, ma... Si, ripetetemi pure, el que niegue su pecho la esperanza hunda en el polvo la cobarde frente che ben lo merito. Mi dite poi, che

PAGE 284

DOMINGO DEL MONTE / 247 / 247 / 247 / 247 / 247 l’argent prs non ho ragioni sufficienti de lagnarmi della sorte. Certamente sono in pace colla mia coscienza,—ma non basta. Secondo la vostra sentenza sembrarebbe, che per vivere non vi fosse bisogno elle di una buona dose di filosolia; sembrareble, che il danaro una cosa inutile, una bagatella! Sono per dire che avete voluto scherzare. Dio sa s’io se contentarmi di poco; ma avvicinatevi alla porta d’una di queste risplendenti case, non voglio gi dire nudo e barbuto come Diogene, ma solamente con un abito dell’anno passato; colle scarpe infangate, e senza guanti, e vedrete se in vece duomini vengono a ricevervi i cani mostrandovi i denti. Nessuno piu nemico di me di quelle hipocritas decencias che voi dite; ma non conoscete voi dunque la nostra societa? Potrebbe oggi un uomo, che ha bisogno di tutti, vivere in una botte como il cinico filosofo, o nutrirsi di erbe como Pitagora? Tra i dolori del povero, mio buon amico, forse uno dei pi duri quello di dover mascherarsi da ricco per avvieinari i grandi del secolo e avere l’alto onore di servirli di mangiar il loro pane! Spero che mi metterete, e con molta ragione, fra i poeti llorones e hidrosianicos perch non posso scrivervi mai due linee senza fastidiarvi colle mie lamentazioni; ma mettesemi dove meglio vi piacer, bisogne ch’io mi lamenti, poich soffro. E, bench la mia vita potrebbe sembrare a qualcunno una vita eminentemente romantica e piena di poesia, a me sembra ben odiosa e insopportabile. Non e pi il tempo in cui anch’io trovato volutt nel dolore, e trovo ora molto pi romantica, poetica e voluttuoza la vita del C.te de la Reunion che la mia. Se io fossi solo! Ma veder soffrire una persona cara, una creatura angelica, una povera donna, che per la sua nascita, la sua educazione, e pi per la sue malatti avrebe bisogno di tanti comodi, di tanta consolazioni, di tante pienure! Se io fosso solo! Ma la mia maledizione completta; il cielo ha voluto che io renda infelice per sempre questa mia adorata amica. Non mi condannate dunque, a confesate, che sono infelice. Vi prego di ringraziare moltissimo il nostro buon amico Palma per i due numeri del suo Album i quali mi sono stati sommamente cari; ditegli, che mi far cosa gratissima se seguitar mandandomi glaltri tomi che si publicheranno. Il discorso dintroduzione mi sembrato bello assai, ma forse lo sarebbe di pi, se invece di perdere tante pagine a criticar Villaverde, ci avesse detto qualche cosa di pi sulla novella in generale. Una pascua en S. Marcos non mi sembra ora tanto scandalosa como mi sembrava, in Cuba; e sar forse perch qui, in questa terra clasica dello scandalo, dove lo scandalo e il Dio del giorno, tutti gli scandali delle altre nazioni, e particolarmente i piccoli scandali dellIsola di Cuba, sono un nulla e possono, chiamarsi virt in confronto a queste vergognose turpitudini. Molto mi piace la novella di

PAGE 285

CENT"N EPISTOLARIO 248 \ 248 \ 248 \ 248 \ 248 \ Palma; il dialogo naturale, vivo, veramente cubano. Non ho l’onore di conoscere gl’autori delle poesie che si trovano in questi due volumett; ma non posso neppure avere il piacere di lodarle, e ansi, senza peccare contro nessuno, dico che non mi piaciono. In un libro dedicato particolarmente alle donne stan male corte tenerezze da cavalieri erranti, e la donna ha bisogno d’una educazione ben differente di quella ello ha fin ora ricevuta dai poeti innamorati. Non voglio pero scludere dalla poesia lamore della donna, questo balsamo dei mali della vita; ma vorrei, che non fosse eternamente il tema di tutti le poesie; a questo amore dell’indiduo pu unirsi qualche altro sentimento pi universale, qualche idea rigeneratrice. Dite, ai vostri poeti che aprano il loro cuore ad un amore pi sublime, pi universale, pi religioso, allamore dell’umanit! Bench Milans non sia poeta completto, organico, religioso,—che questa non l’epoca di tali poeti,—pure avrei amato meglio trovare sull Album una di quella sua maschie poesie, che con tanta energia in due versi vi dipingono un epoca, che tutte queste bello parolette senza idea che appena servono a divertir la orecchia o al pi l’immaginazione, ma vi lasciano vuoti il cuore e la mente. Vi prego di mandarmi il drama di Milanes quando sar stampato, e di seguitare a darmi tutta la notizie letteraria che crederete interessanti. Che voglia mi sento di ritornare fra voi! Ma quel vostro clima si spaventa! Se fossi solo! Ma bisogna che viva per gl’altri. Spero che avrete gi ricevuta la mia prima rimessa di giornali e revista che vi fece nel passato mese permezzo dei Sr. Chauviteau & C.o e forsa avrete ricevuto anche la seconda, se pur non la ricevete unitamente a questa lettera, che credo vi sar consegnata da M.r Moreau de Jonns che per partire di qui fra pochi giorni. Come vedrete dai regolamenti della Societ di Statistica e dellAcademia dellindustria, questi stabilimenti sono obbligati a mandare i loro giornali ai suoi socij steri franchi di posta; mi avisarete se avete ricevuto le publicazioni di questo mese. La mia Caroline vi prega di ringraziare moltissimo la vostro Signora per la sua benevolenza, e di rinnovare alla medesima i suoi pi affettuosi saluti, ai quali unirete l’offerta di tutto il mio rispetto. Mille cose cordiali ai nostri amici in particolore a Echevarria e a Palma. Conservatemi nel vostro cuore e credetemi sempre disposto a serviri e sempre pieno damore e di gratitudime. Vostro affcmoPrimo Collina Cit Bergre no. 9.

PAGE 286

DOMINGO DEL MONTE / 249 / 249 / 249 / 249 / 249TRADUCCI"NHe recibido su apreciabilsima carta del 26 de Mayo pasado junto con los dos volmenes del Album de Palma, que me dirigi a Cdiz y que el Sr. Arango me ha remitido aqu por mediacin del Sr. Alfonso. Justsimo es todo cuanto me dice respecto de mi triste situacin y de mi poco valor para soportarla, agradecindole el inters que contina sintiendo por mi pobre persona. Aunque no haya V. sido jams un pobre estudiante ni haya conocido jams la miseria, tiene V. siempre derecho a darme buenos consejos, mas bien es esto un deber que tiene como hombre y como amigo, y yo como amigo y como hombre tengo el deber de escuchar y de estarle eternamente agradecido y gurdeme el cielo de decir jams, ni a V. ni a otros que bien se nada fuera del agua Yo s muy bien que hay hombres que saben nadar con destreza en el agua y tambin en agua turbia y borrascosa, y saben llegar sanos y salvos a buen puerto; s muy bien que hay hombres privilegiados del cielo, hombres fuertes, que pueden con admirable paciencia sobrellevar las ms duras desgracias; y s que hay almas infatigables que a, fuerza de constancia, de energa, de actividad llegan a vencer su adverso destino y a cambiar en alegre y feliz su existencia msera y afligida. Pero qu importa esto? Aqu abajo todo es relativo, los hombres no son todos iguales, todos no sienten, ni tienen la facultad de sentir del mismo modo. Y si no puedo hallar en m tan sublime potencia, que sabe resistir a los golpes ms fieros de la desventura, que hacer? Y si la voluntad no tiene la fuerza suficiente p.a luchar con mi destino enemigo, quin tiene la culpa? Pero aunque infeliz no soy injusto, ni soberbio y no quiero negarle el derecho de darme consejos y de decirme, si le place, que soy un alma sin energa, sin fe, sin esperanza, pero no podr decirme que soy un alma sin amor. Ciertamente y todos lo saben que mejor se nada sobre un mrbido y perfumado lecho de plumas, o sobre un verde prado florido que entre las olas furiosas de un mar agitado y proceloso; ms dulce y ligera pasa la vida entre las comodidades y consuelos que entre las privaciones y dolores. Pero yo aunque sienta fuertemente la necesidad de una mejor condicin, no llevo sin embargo odio, ni envidia a los hijos predilectos de la fortuna, ni creo que la felicidad se halla en las riquezas, como no creo, que se halle en la miseria. Como quiera que sea puede V. siempre hablarme con franqueza, cuanto me viene de V. siempre me es muy caro como su persona; s cunto me ama! Necesito pues decirle que si mis esperanzas van una a una disipndose como las horas fastidiosas de mi intil vida y si mi corazn ha perdido parte de su antigua energa, no la ha perdido aun del todo mi mente y veo aun como V. las leyes providenciales del universo obrando en su grandiosa y sapientsima generalidad con un vigor lgico tan patente y demostrable ... Pero si estas leyes en su infinita sabidura me condenan a un eterno dolor, a un llanto eterno, qu dir? No podr en verdad negarlas, pero no podr adorarlas, no podr bendecir esta fuerza inexorable que providencialmente me hace sufrir tan largo martirio. Perdneme, mi amigo, perdneme si blasfemo, pero... Si, reptome pues, el que niegue su pecho a la esperanza hunda en el polvo la cobarde frente que bien lo merezco.. Me dice despus que l’argent prs no tengo suficientes razones p.a quejarme de la suerte. Ciertamente estoy en paz con mi conciencia,—pero no basta. Segn su frase creerase que para vivir slo se necesita de una buena dosis de filosofa, creerase que el dinero sera cosa intil, una bagatela. Estoy por decir que V. ha querido chancear. Dios sabe que s contentarme con poco; pero acrquese a la puerta de una de esas casas resplandecientes, no ya desnudo y con barba como Digenes, sino solamente con un traje del ao pasado, con los zapatos enfangados y sin guantes y ver si en vez de hombres no vienen a recibirle los perros mostrndole los dientes. Ninguno es ms enemigo que yo de aquellas hipcritas decencias que V. dice; pero no conoce V. pues nuestra sociedad? Podr hoy un hombre que tiene necesidad de todos, vivir en un tonel como el cnico filsofo o nutrirse de hierba como Pitgoras? Entre los dolores, del pobre, mi buen amigo, tal vez

PAGE 287

CENT"N EPISTOLARIO 250 \ 250 \ 250 \ 250 \ 250 \es uno de los ms duros el de tener que disfrazarse de rico para acercarse a los grandes del siglo y tener el alto honor de servirles y de comer su pan. Espero que me coloque y con mucha razn entre los poetas llorones e hidrosinicos porque no puedo escribirle nunca dos lneas sin fastidiarle con mis lamentaciones; pero pngame donde mejor le plazca, es preciso que me lamente porque sufro. Y aunque mi vida podra parecer a alguno una vida eminentemente romntica y llena de poesa, a m me parece bien odiosa e insoportable. Ha pasado ya la poca en que tambin yo encontraba voluptuosidad en el dolor, y encuentro ahora mucho ms romntica, potica y voluptuosa la vida del Conde de la Reunin que la ma. ¡Si fuese solo! Pero ver sufrir a una persona querida, a una criatura angelical, a una pobre mujer que por su cuna, su educacin y por su enfermedad necesitara tantas comodidades, tantos consuelos, tanta abundancia! ¡Si fuese solo! Pero mi maldicin es completa; el cielo ha querido que yo haga infeliz para siempre a esta adorada amiga ma. No me condene, pues, y confiese que soy infeliz. Le ruego que le d las gracias a nuestro buen amigo Palma por los dos nmeros de su Album los cuales he apreciado mucho; dgale que me ser sumamente grato si contina envindome los otros tomos que se publiquen. El discurso de introduccin me ha parecido muy hermoso, pero tal vez lo sera ms si en vez de perder tantas pginas criticando a Villaverde, nos hubiera dicho algo ms sobre la novela en general. Una Pascua en S. Marcos no me parece ahora tan escandalosa como me pareca en Cuba; y ser sin duda porque aqu, en esta tierra clsica del escndalo, donde el escndalo es el dios del da, todos los escndalos de las dems naciones y particularmente los pequeos escndalos de la Isla de Cuba, no son nada y pueden llamarse virtudes frente a estas vergonzosas torpezas. Mucho me gusta la novela de Palma; el dilogo es natural, vivo, verdaderamente cubano. No tengo el honor de conocer los autores de las poesas que se encuentran en estos dos pequeos volmenes, pero tampoco puedo tener el placer de alabarlas, y as, sin pecar contra ninguno, digo que no me gustan. En un libro dedicado particularmente a las mujeres estn mal ciertas ternuras de caballeros errantes, la mujer necesita una educacin bien diferente de la que ha recibido hasta ahora de los poetas enamorados. Sin embargo, no quiero excluir de la poesa el amor de la mujer, este blsamo de los males de la vida, pero quisiera que no fuera eternamente el tema de todas las poesas; a este amor del individuo puede unirse otro sentimiento ms universal, alguna idea regeneradora. Diga a sus poetas que abran su corazn a un amor ms sublime, ms universal, ms religioso, al amor de la humanidad. Aunque Milans no sea un poeta completo, orgnico, religioso,—que no es esta la poca de tales poetas—sin embargo, me hubiera gustado ms encontrar en el Album una de sus poesas viriles, que con tanta energa en dos versos pintan una poca, en vez de estas hermosas frases sin ideas que apenas sirven para halagar el odo o a lo ms la imaginacin, pero que dejan vaco el corazn y la mente. Le ruego que me enve el drama de Milans cuando est impreso y que me siga dando todas las noticias literarias que crea interesantes. Qu deseos tengo de hallarme entre Vdes! Pero el clima de Vdes. me espanta! ¡Si fuese solo! Mas es preciso que viva para los otros. Espero que haya recibido ya mi primera remesa de peridicos y revistas, que le hice el mes pasado por mediacin de los Sres. Chauviteaux et Ce. y tal vez haya recibido tambin la segunda si es que no la recibe conjuntamente con esta carta, que creo le ser enviada por Monsieur Moreau de Jonns que est p.a salir de aqu en estos das. Como ver por los Reglamentos de la Sociedad de Estadstica y de la Academia de la Industria, estas instituciones estn obligadas a mandar sus peridicos a los socios extranjeros con el franqueo pago; avseme si ha recibido las publicaciones de este mes. Mi Carolina le ruega que le d las gracias a su seora por su benevolencia, y de reiterarle a la misma sus afectuosos saludos a los cuales unir la oferta de todos mis respetos. Mil cosas cordiales a nuestros amigos, en particular a Echeverra y a Palma. Tngame siempre en su corazn y crame siempre dispuesto a servirle y siempre lleno de amor y de gratitud.

PAGE 288

DOMINGO DEL MONTE / 251 / 251 / 251 / 251 / 251CLXX CLXX CLXX CLXX CLXXAl Lic.do D.n Domingo del Monte Calle de la Habana, esquina la de la Muralla, Con un cajon marcado G. B. C. Habana. _______ Camagey Oct.e 14 de 1838. Sor D. Domingo del Monte. Se acuerda V., Seor mio, de unas plumitas corcobadas que me regal V. en la Habana? Pues con la ltima que me queda le escribo esta carta. ¡Y qu mala est ya la pobre! Se acuerda V. de una carta que le escribi Orozco en que pone de vuelta y media los pobres quesos del Camagey? Pues, all va un queso del Camagey, p.a q.e vea si los quesos los queseros progresan como los escritores de la Habana. en los Planteles, Carteras, Albums, Siemprevivas etc.a—Todabia nos quedan muchos, muchsimos quesos de Cua y Mandarria Pero n quedan muchsimos retrgrados, millares de serviles, centenares de esclavos y un total completo de egoistas, pendejos, malandrines, fanticos y visionarios que estan aguardando que del cielo les caigan las conveniencias ya condimentadas y que vengan los ngeles con cucharas metrselas por la boca? As es el Mundo Cubano y gracias que haya en Najasa uno que sepa hacer buenos quesos, y en el Camagey tres. Mi ex-padrasto es el Catedrtico de quesos: le he pedido uno y ese ser el Gallo ; este que mando va sujeto chasco, no tengo confianza en l; pero como quiera que est es mejor que los antes celebrados de Cayo Romano, que ha perdido la fama, como la perdi mi maestro de escuela desde q.e los discpulos pusieron escuelas. Ya s que M.r Wright ha estado en la tertulia del Diamante y que all ha sostenido el pabellon del Camagey. Conque el Seor Secretario de Crdenas tiene valor p.a preguntar si es cierto que el Camagey trabaja su camino? Si seor trabaja, y trabajar aunque el viento, y la marea, y los marineros se emborrachen; mientras el Capitan est parado, no tenga V. miedo. Mire V.: todas las mugeres que me he tirado me han dicho siempre que no ha sido por amor, ni por debilidad, ni por necesidad; sino por verse libres de tanto macetear, mendigar pordiosear y egecutar al mismo tiempo. Y era necesario q. V. estuviese aqu p.a que viese si se necesita de todo eso y algo mas que no est en mis manos, ni en las de V.

PAGE 289

CENT"N EPISTOLARIO 252 \ 252 \ 252 \ 252 \ 252 \ Yo estoy soltando cuero y cscara, huesos y espinas en la Imprenta: he dicho mas verdades que el P .e Valencia,53 y me propongo decir todabia mas mientras taita Ignacio54 me suscriba el puede imprimirse=Agramonte Unas veces las envuelvo entre arroz con leche, otras en humito de tabaco y otras entre el populacho y las costumbres y ellas estan pasando. Si estan bien mal escritas, yo no lo s, pero as salen y as estan haciendo su efecto. Si V. quiere ver algo, vease con Valle, Armas o Bachiller, pues m no me dan mas que cuatro gacetas, y eso porque aflojo mi pesetanga p.r ellas y otra pesetanga a los impresores p.a aguardiente, tabaco, aceitunas y galletas—Me dicen que en la Habana le niegan el pan las Escenas cotidianas y Sagarra55 no ha podido conseguir en Cuba que inserten una siquiera—Ac no hay Planteles ni quien los cultive: pero hay mas monte firme que todos los diablos: all se siembra con instrumentos finos, se riega, se trasplanta; aca hacha y machete y candela es lo que se necesita, porque si vamos andar con cuchillas corvas, y palas y tijeras se las lleva el diablo en la primera raz de quiebra hacha bejuco de parra que encuentren. El portador de esta y del queso es mi amigo Lic.do D.n Ignacio Feliz Escoto, hijo del Sec.o de la Cmara de la R.l Audiencia. Orozco le escribe—Pngame los pies de su bella y amable compaera, y con un beso al barrigon aquel disponga de su afmo amigo y queredor, q. b. s. m. G. Betancourt Cisneros Jamas te olvida tu=Tatao Se sierra la carta en mi casa, i dice Gaspar q.e uno de los quesos es p.at, el otro p.a el D.r Manuel Gonzales del Valle (a) el D.r Movimiento .CLXXI CLXXI CLXXI CLXXI CLXXIPrivate 19 October 1838 My dear Mr Delmonte I fear your patience will never extend to the last of my 120 Queries I think the subject—that of religion one of so delicate a nature and 53. Juan de la Cruz Esp, ms conocido por El Padre Valencia. 54. Don Ignacio Francisco de Agramonte y Recio. 55. Don Juan Bautista Sagarra.

PAGE 290

DOMINGO DEL MONTE / 253 / 253 / 253 / 253 / 253 so difficult to handle, without dancer—that unless a man is influenced by downright honesty of intertion towards his church—he is a fool to meddle with it or its Ministers. And moreover unless he is conscious of ability enough to treat well what he has undertaken honestly—he must be heedless of the peril of wounding religion, in striking at its abuses and forget the facility of lapsing from reform into schism. The fate of Origen, Tertullian Luther and Melancthon stares one in the face—their fall should never be out of his mind—whose thoughts are occupied with the abuses of his religion, or rather of its discipline. I am my dear Sir ever truly yours R. R. MaddenTRADUCCI"NPrivada. Temo que su paciencia no dure hasta la ltima de mis 120 preguntas. Creo que el tema, el de la religin, es de naturaleza tan delicada y tan difcil de tratar sin peligro, que a menos que un hombre est inspirado por una sincera honradez de intencin para con su iglesia, es un tonto en meterse con ella o con sus ministros. Adems, a no ser que est seguro de que tiene la suficiente aptitud para hacer bien lo que ha emprendido honradamente, puede desatender el peligro de herir la religin al atacar sus abusos, y olvidar la facilidad con que separa de la reforma el cisma. La suerte de Orgenes, Tertuliano, Lutero y Melanchton est a la vista su cada no debe apartarse de su mente—de aquel cuyos pensamientos estn ocupados en los abusos de su religin, o ms bien, de su disciplina. Soy, mi querido Seor, siempre verdaderamente suyoCLXXII CLXXII CLXXII CLXXII CLXXIISr. D. Dom.o del Monte. Habana. Matnzas y octubre 20 de 1838. Mi caro Delmonte Con el amigo D. Pedro Guiteras que parte p.a esa le remito la Mara, suplicndole que me dispense el haberla demorado tanto. Y he de pedirle una merced. Que me remita V. con dho amigo las tres comedias de Tirso de Molina que ha publicado Duran, si es que las tiene V. en su poder, pues me es de alg.a urgencia ver la Mara de Molina.

PAGE 291

CENT"N EPISTOLARIO 254 \ 254 \ 254 \ 254 \ 254 \ He visto una crtica de mi Espsito, si dignamente ha de intitularse crtica la que me pone reparos sin especificarlos. En ella se dice que hay en mi comp.on versos inarmnicos, trozos oscuros, faltas de rima & y se d entender que Vds me celebran mas de la cuenta. No s quien es el Conciso que la suscribe, pero yo quiero ser mas conciso que l, guardando la mas silenciosa indiferencia.—No be visto aun la Siempreviva, de modo que ignoro qu tal me para Suzarte. Confesemos que siempre me hace favor, como quiera que me zurre. Me salva de la ominosa oscuridad! Recogi ayer maana el Plantel y me gustan mucho los articulos. El de D. Raf.l Matamoros sobre cajas de ahorro aunque el fondo del asunto es severo, tiene frases tan animadas y floridas y tantos repentes poticos, que se trasluce el alma osada del trovador entre los rasgos fisonmicos del economista. Dmele mil parabienes y digale que me regocijo al verle romper su silencio tan noble y airosamente. He sabido que tiene V. un nuevo garzon. Dios lo bendiga y quiera hacerlo un cubano como lo pide el tiempo! Recib pr. su Sr. Suegro La Tia Fingida y le agradezco con alma y vida el sabroso rato que me di la lectura de ese brillante desperdicio que se le cay a la pluma creadora del Quijote. Memorias al concilio neutri-clsico-romntico por no decir racional y V. mande su am.o y ap.doJ. Jacinto MilanesCLXXIII CLXXIII CLXXIII CLXXIII CLXXIIIS.r D. Domingo Del Monte Mi querido Del Monte No sabiendo donde vive Echeverra, acudo t para que me hagas el favor de decirle que no puedo entregarle mi artculo sobre el carnvoro de Bayamo este mes el dia que me lo ha pedido. Es mas conveniente p.atodos que sea para la 4.a entrega, y as lo ejecutar. tu afects.oFelipe Poey 23 de O.bre 1838

PAGE 292

DOMINGO DEL MONTE / 255 / 255 / 255 / 255 / 255CLXXIV CLXXIV CLXXIV CLXXIV CLXXIVSor Don Domingo Delmonte Cafetal Dolores 27 de Octubre 1838 Mi Querido Amigo. Pocos momentos he pasado yo en mi vida tan deliciosos como los que aqu he disfrutado, en esta casi Soledad, desde el 24 ac, leyendo el ultimo No. (de Julio) de la North American Review en que me he encontrado dos artculos que no poda yo haberlos soado mas acomodados la disposicin de mi espritu y de mi corazn —El uno es sobre La poesa romntica en Italia y el otro sobre Milton V., Palma, Echeverria, Milans, Jorrin, el joven Valle, y mi antiguo amigo Nicols Ruiz, y mi sobrino Carlos, todos la par que yo gozaban de mi delicioso, man de la prenda segura de nuestras mas halagueas esperanzas, de la futura dignidad de ntra Patria. Figrese V. cual haya sido mi placer, al hallarme con esta prenda de dulces esperanzas, considerando que hace mas de treinta y dos aos que ellas han sido p.a mi alternativamente ya fuente abundantisima de vida, ya motivo de angustias mortales —Yo creo en profecas —soy judo en esa parte —y creo en el porvenir que mi espritu ve en lo pasado y en lo presente, con la misma f con que Job, y Platon vean en el suyo lo que ahora nosotros estamos viendo —y me entrego esta f con el mismo instinto que el nio que mama pega su boca al pecho de su madre —en busca de vida y de delicias. Lea V., pues, esos dos artculos, y haga que los lean esos jvenes de tan halageas esperanzas ¡Cuanto bro y recreo recibirn sus almas de esa lectura! El artculo sobre Romanticismo, asi por su fuerte tendencia moral, como porque confirma, mis ideas acerca de su esencia, me ha gustado sobre manera —Digo mis ideas aunque parezca pretensin en m, que no tengo sino muy ligeras nociones de literatura, expresarse en estos trminos; pero, las llamo mas, porque yo me las form, reflexionando sobre el papel que hace esa palabra entre las que llaman hoy da la atencin del mundo civilizado. Es el caso que ha pocos meses me hizo, mi muger que le leyese en una obrita que le haban prestado, y quera devolver —Era La Notre Dame de Pars Los dos tres captulos que le le me transportaron de gozo: la verdad es que yo nada haba ledo de ese autor, ni tenia tampoco gran curiosidad de leer nada de l, ni de los de su escuela, porque lo poco que saba acerca de l y de ella, me inspiraba casi nauseas —En una palabra, acerca de la querella entre clsicos y romnticos, apenas tenia mas ideas que la absoluta de que tal cosa se agitaba entre literatos. Pero, el espritu y la forma de la Notre Dame tenan una afinidad tan grande con mis gustos, y mis ideas, y los principios que me animan, que

PAGE 293

CENT"N EPISTOLARIO 256 \ 256 \ 256 \ 256 \ 256 \ no sabia yo encarecer como su merito. Quizs le pareci loco mi muger. Haban aparecido a la sazn algunos artculos en los Diarios sobre clsicos y romnticos; pero que yo apenas haba ledo, por desprecio al asunto —Entre tanto tuve que ir al ingenio pasar unos das de soledad; y al pasar por el Bejucal, un panadero, amigo de leer, y hombre de sana razn, me pregunt qu cosa era romanticismo y qu clasicismo: qu poda yo responderle, si jamas haba parado mientes en tal asunto? —Mas, en mi soledad me hice yo m mismo la pregunta, y me puse atormentarme los sesos por tal de respondrmela. Al principio ech mano de los hilos de la etimologa de las palabras; despus de la historia, y por ultimo de mis propias deducciones, recordando las que en m haba producido la Notre Dame En seguida apel comparar mis sensaciones con los de los que yo sabia ser muy amigos de lo clsico, y hacan ascos todo lo que ola romntico; —y al cabo de mucho revolver ideas en mi mente, me puse adivinar definiciones y una de ellas fue que “el romanticismo era, en literatura, el representante del espritu del siglo actual, el de la igualdad en poltica, el de la libertad civil; y, por lo tanto, el clacisismo el reverso de aquel”: y cate V. aqui dos definiciones per genus et differetfiam ..... Riase V; y se reir, sin duda, del aparato filosofico que tan filosoficos resultados me condujo; pero, el hecho es, que el de que me vali es el que he descrito; el resultado que me ha dado, el que V. ve, y la prueba de su verdad, su conformidad con el articulo de la Revista Norte Americana. ¡Qu ocioso me dir V. que estoy... Nada de eso. En los cortos ratos que no dedico este my little estate me consume el amor la Patria. y el deseo de ver en Palma y en los jovenes que arriba cito, otros tantos Miltons y Shakespeares. Por si acaso V. no recibe ese excelente periodico, ahi se lo remito, deseando que V. se lo haga devorar esos jovenes hasta asimilarse su espritu, que ellos luego lo vaciaran en el Plantel. Milton y Jovellanos deben ser p.a ellos dos modelos que jamas pierdan de vista. Jovellanos en Espaa hizo mas que Milton en Ing.a llevando ambos un mismo fin. ¡Qu parecidas esas dos almas divinas! Pero i qu desventajoso el campo en que apareci Jovellanos! Amemos esos hombres, y algo se nos pegara de ellos. Yo deliro con esos jovenes cubanos. En palmas los quisiera yo ver, apoyo de tantas esperanzas. Pero, ese Palma con su pereza en orden al ingles me desespera. Adviertale que Jovellanos conocia fondo el ingles—animelos V. que se entreguen a ese estudio. En las lenguas esta viva y activa, y transfusible la indole de las naciones. La de los ingleses es la impaciencia de la servidumbre Cual no ama la libertad? El no sufrirla con

PAGE 294

DOMINGO DEL MONTE / 257 / 257 / 257 / 257 / 257 paciencia, el no transigir jamas con ella, solo es de Ingleses; pero nosotros somos hombres como lo son ellos; y, cierto que lo que ellos son, nosotros tambien lo podemos ser. Jos del Castillo 56 Caf DoloresCLXXV CLXXV CLXXV CLXXV CLXXVAl S. D. Domingo del Monte B L. M R. P. S. D. Domingo del Monte Mi muy querido amigo: recibo el tomo de papeles varios, y holgarme bastante en saber que he dejado satisfecha su curiosidad tan cumplidamente como desea, contestando sus preguntas con las siguientes respuestas: 1. 150 sacerdotes—19 coristas—65 legos 2. 126 profesas—9 novicias 3. Las propiedades territoriales, as urbanas como rsticas, deben calcularse en 3.652.685 $ en que las avaluaron los religiosos en Sbre del ao 37; mas 3.500.000 $ en que pueden muy bien estimarse los conventos. 7.152.685 $ 4. La orden mas rica es la de los Betlemitas. 5. Los Padres de Belen son los nicos que tienen un nmero considerable de esclavos en sus fincas. 6. No hay ley alguna de supresion para los regulares de la Isla de Cuba: hoc est en las reverendas personas; sed otra cosa es con respecto sus bienes. De los cuales vanse rematar hasta la cantidad de dos millones de pesos. 7. Todas sus propiedades estan interdictas secuestradas por R.lorden de 20 de Diciembre de 1836, comunicada por estas autoridades todos los Escribanos en Febrero de 1837. V. sabe que en esto y en cualquier otro asunto puede disponer spre franca y llanamente de su muy amigo Q B S M. R[amon] Pint En 11 de Julio de 1837. 56. Publicada en la Revista Cubana Habana, 1891, t, XIV, pp. 368-371.

PAGE 295

CENT"N EPISTOLARIO 258 \ 258 \ 258 \ 258 \ 258 \CLXXVI CLXXVI CLXXVI CLXXVI CLXXVISr. D. Domingo del Monte Habana Matanzas y nov.e 8 de 1838. Mi apreciable y querido Delmonte. V. amigo mio, parece que me tiene olvidado, y aunque supongo que la colaboracion al Plantel y los negocios forenses le escamoteen los instantes, sin embargo es p.a mi tan util y grato el comercio epistolar en que nos entretenamos, que me duele el verlo paralizado. Novedades que decir nunca faltan, y mas ahora que incesantemente suda la prensa habanera y cada da nace alguna nueva curiosidad literaria. Por Dios, que de cuando en cuando me regale V. el alma con sus preciosas misivas, que por poca longitud que tengan, siempre me seran en estremo deleitosas. He visto el 1er. captulo de una novela titulada Francisco creacion del joven Suarez aquel de quien V. me habl en un prrafo de sus cartas anteriores. Cosa muy buena en mi sentir, y cuya primera parte me abre las ganas de ver las demas con el mas vivo anhelo. El mayoral pintado en ella est de mano maestra; y ha sido notable tino y donaire en el autor prestarle una manera de hablar tan criolla. Con efecto nuestros campesinos tienen una lengua espaola propia de ellos, taraceada de tropos rarsimos, en los que vivamente se pintan la peculiar malicia de su ingenio, hecho desde la cuna ver rozndose de una manera violenta las clases negra y blanca, la dominadora y la sometida.—Dgamele V. Suarez si tiene ocasion de verle, que me considere como uno de sus admiradores y que tengo ansia de tratarle, aunque sea por escrito. Que le miro como uno de los mas diestros escritores de esa, y que por este motivo, no me perdonara mi indolencia si perdiese esta ocasion que me ha dado su obrita de tenerle por amigo, brindndole igualmente y sin jactancia con mi inutilidad. Estoy deseossimo de ver el juicio de Gustavo Planche acerca de las obras de Victor Hugo. Dicen que es eminente crtico y como el ingenio criticado tambien es eminentsimo, considere V. qu tales ganas tendr de leer el dicho Planche.—Donde lo publican Vds? en el Album en el Plantel?—Y es V. quien lo traduce no? Dgame V. tambien algo, si no lo ha por enojo, de mi dilogo acerca del drama moderno. No cree V. lo mismo que yo? Aquello ya le dije Echeverra que lo consideraba como mi profesion de f literaria y creo que no desbarro. Ofrezca V. mis respetos Rosita y su Sra M.e (c. p. b.) dgamele mil cosas l corro de progresistas y mande su fiel y verd.o am.oJos Jacinto Milanes.

PAGE 296

DOMINGO DEL MONTE / 259 / 259 / 259 / 259 / 259CLXXVII CLXXVII CLXXVII CLXXVII CLXXVIIMatanzas y nov.bre 16 de 1838. Mi querido amigo: recib la sabrossima de V. fha 12 del corr.te y no la pude contestar al punto porque me hall sobre la mesa donde escribo, al llegar al escritorio, con un rimero de epistolas comerciales, que me fu preciso despachar toda prisa y sabe Dios como, pude ponerle Valle dos letricas—A Suarez, que ya me escribi, tambien ha contestado por el conducto de V, y le ruego que haga la vista gorda tantos engorrillos. Todo lo que V. me dice con respecto al padre de Suarez, me hace mirar con mayor interes ese nuevo ingenio, que tan bizarramente despunta, lastimndome que le haya cabido tan mal padre. Y luego se dir que la fuerza del egemplo es la nicamente poderosa sobre las almas; pero esa razon militara en otros tiempos. En el da las grandes ideas regeneradoras, si aciertan dar en un corazon filantrpico, al paso que prenden fuertemente, absorben los malos jugos de otras ideas y lo preparan debidamente para la verdad y la virtud. Todo esto es verdad que ha de recaer sobre el corazon de un joven, porque en siendo viejo, nequaquam. La novela de Valle, que la hora Presente debe haber sido presentada en juicio ese tribunal crtico, y como creo absuelta de todo cargo y habilitada para hacer su aparicion en letras de molde, se espera aqu con deseo. Tanco est ya bueno y la censura veterinaria le impuso el precepto de no cojer papel ni plumas en buenos tiempos, pero segun me ha contado Isabelita, y pesar de las protestas de l, ya se ha deslizado leer y escribir sin poder irse la mano, de lo que me pesa porque le hace notable dao, su aplicacion algunas veces escesiva. A pesar de ello, l me asegura que no es as, y que la vida animalesca (este es su dicho) que trae, le tiene aburridsimo.—Yo por supuesto le saco entonces el est modus in rebus de Horacio, que entonces viene pintiparado y le hago sendos comentarios sobre l, exornndolos con pequeas notas posdaticias sobre la templanza, que sin jactancia honrarian un Sneca o cualquier otro moralizante de la edad latina. No s quien ira V. con siniestros informes sobre Miguel Tolon, quien no he dicho palabra, de lo que V. me espuso, porque es escusado. Este joven est escribiendo un drama, cuyo primer acto me ha enseado y al mismo tiempo compone sus poesiitas de cuando en cuando. El me visita algunas tardes y platicamos largamente sobre asuntos literarios. En honor de la verdad, debo decir que le he visto con cier-

PAGE 297

CENT"N EPISTOLARIO 260 \ 260 \ 260 \ 260 \ 260 \ tos mozalvetes que nada me petan, pero ha sido pocas ocasiones y he estado, para decirle cuatro cosas bien dichas sobr el particular y lo har. Sin embargo, quien tiene una vida disipada y mundana no piensa en dramas ni poesias, y ya digo: l es muy muchacho y no es raro que se acompae y se deje acompaar de personas de poco caletre, pero en l hay entusiasmo literario, y esos pequeos descuidos me parecen fciles de remediar. Ninguno de los dos dramas que Federico y mi nos pide V. estan empezados. Mi poeta en la corte es el que voy escribiendo por ahora, pero poco poco. El plan del caballo y el azor me cuesta algn trabajito por lo que barrunto que tardaran estas obras mas de lo que V. se cree. Vi V. el articulo de Galiano que public el Lucero acerca del drama moderno? Ha visto V. cosa mas miserable? Yo no puedo creer que Alcal Galiano hable all de buena fe y su gazmoera literaria me parece prima hermana de su gazmoera poltica. Segun l dice, es preciso desterrar de la escena espaola (y para ello invita al gobierno que tome medidas severas) los dramas que ofenden la magestad real y el sacerdocio: esto es los de Gutirrez y los de Vctor Hugo y Dumas, y quiere que volvamos (l sabe lo que se dice) la comedia de Moratin y la trajedia clasica; comedias y trajedias que diviertan un rato al vulgo, sin abrirle ni por pienso los ojos, y respeten ( lo que yo creo) las picardiguelas de los mandarines, que eran gnero vedado como V. sabe cuando reinaban los clsicos. Que te ele tal?—Lea V. por Dios, ese discurso y rase con todas ganas de ver lo mezquino de las miras de esa tralla de viejos estacionarios y como son tan topos, que ensean el lado flaco con una candidez que nos hace llorar de risa. Todos los de la pandilla de ac hemos tenido que hablar por varios dias con el dichoso artculo. Sin mas por ahora, porque ya me llama el trabajo, soy de V. como siempre servidor apasionado y amigo J. J. Milanes P. D. Memorias todos los compinches y Rosita y Leonardito hagamele V. atentas y afectuosas espresiones de parte ma.

PAGE 298

DOMINGO DEL MONTE / 261 / 261 / 261 / 261 / 261CLXXVIII CLXXVIII CLXXVIII CLXXVIII CLXXVIII Al Seor Don Domingo del Monte =Habana= havane 18 novembre 1838 Monsieur, Je viens de lire dans le 3c no du plantel votre excellent article sur la ncessit de croyance religieuse, et comme tous ceux qui lont lu, jadmire infiniment lintention civilisatrice et morale qui la dict, Cet article nest du reste que la consquence naturelle du rle dcrivain grave et srieux que vous avez adopt avec tant de bonheur. Cependant, monsieur, si lide mre de cet crit est une de celles que bien comprises doivent tablir la flicit de lhumanit entire, et par consquent tre reu denthousiasme par tous les gens de bien, permettez moi de diffrer avec vous sur les dveloppemens que vous lui avez donns, et de vous adresser vous seul, en tte tte, quelques unes des rflexions qui mont t suggres par un des paragraphes. et=dabord, monsienr, je suis franais et en cette qualit, je nai pu lire avec plaisir la manire svre dont vous qualifiez la situation physique et morale de mon pays, parce que je ne considre pas le jugement que vous portez, comme vrai ni comme quitable. dun autre cte je vous sais trop instruit et dou d‘une raison trop claire pour partager ces misrables prjugs, de nation nation qui, seraient un faible mal, sil navaient jamais excit que des critiques injustes. Je me persuade done, que quand votre plume a tra les lignes qui font lobjet de mes rcriminations, vous tiez sous lempire dune de ces impressions involontaires qui font errer accidentellement le meilleur esprit. ceci pos, je viens au paragraphe qui fait le sujet de mes rflexions. Dans ce paragraphe, vous tablissez une comparaison entre Naples et la france dune part, langleterre et les tats-unis de lautre, aux deux premires vous donnez lpithte de corrompues et malheureuses, aux deux autres celles de riches, vertueuses et claires. Naples et la france au mme niveau! le napolitain et le franais placs au mme degr sur lchelle de lespce humaine! Naples avec ses lazzaronis et le sang de Saint Janvier! Naples avec son monarchisme ignoble et ses prtres courtiers de libertinage. Naples rendant les honneurs militaires la chaise perce du roi. Quand Sa majest va au thatre! Naples superstitieuse, ignorante, paresseuse, servile, mendiante et lche... il fallait gnraliser davantage, monsieur, et dire rome pour reprsenter le monde catholique pour rsumer en un seul mot ce que litalic

PAGE 299

CENT"N EPISTOLARIO 262 \ 262 \ 262 \ 262 \ 262 \ catholique renferme de pourriture morale, et le donner comme specimen de tout ce qui professe cette espce de culte, et puis vient la france qui nest catholique que statistiquement pour son bonheur, qui est diste comme vous, monsieur, comme moi, comme tous les hommes qui nont pas renonc lusage de leur intelligence. la france qui professe en grande majorit cette croyance dont jsus a formul les principes, qui sont de tous les temps et de tous les lieux, et que depuis dix huit sicles on a tant dfigurs: en un mot la religion naturelle. Non monsieur, non la france nest ni malheurense ni corrompue, elle nest, malheureuse ni sous le rapport de la richesse physique et morale lintrieur, ni sous le rapport du pouvoir extrieur, vous le savez comme moi, elle est riche en hommes, en numraires, en production, voil pour le bonheur physique: et moralement elle est heureuse avec les principes et la croyance que ses habitants professent, mais laissons de ct cette misrable nation napolitaine, et suivons le parallle entre la france dune part, et la race anglaise de lautre. Cette dernire, dites vous, est riche vertueuse et claire, ici, monsieur, je crois quil serait propos de faire ce que vous avez fait mentalement sans nul doute, c. a. d. dtablir la comparaison entre la capitale dabord, puis ensuite entre la province, eh bien, monsieur, je crois quil y a au moins galit de bonheur entre paris et londres et plus de moralit dans celui-l que dans celuici. Sans nul doute il y a paris bien des vices et bien de la corruption, cest le rsultat ncessaire de son inmense population, peut-tre du raffinement de la civilisation, et peut-tre aussi de cette multitude dtrangers qui viennent y apporter leur luxe et leur or, leur talent et leurs vices: mais veuillez, je vous prie, jeter un coup doeil sur londres, et fouiller un peu dans cette inmense capitale, vous y verrez cette foule de prostitues dont le chiffre tonne les plus hardis statisticiens: vous y verrez le vice de livrognerie pouss lextrme, et la quantit de spiritueux qui sy consomme effraiera votre imagination, vous y verrez la passion du jeu dans la haute classe branlant des fortunes si colossales, quon se les figure indestructibles, vous y verrez un quartier entier, (Whitechapel) peupl de filous et de voleurs que exercent de pre en fila leur industrie; avec la connaissance raffine de ce que la loi peut ou ne peut pas atteindre, pour ce qui est de New-York que je considre comme la capitale de lunion, laissez faire le temps: cette ville, est dans la bonne voie, elle a dj lheureux privilge dapprovisionner les iles et le continent amricain de ces impures cratures qui viennent entrer en concurrence avec les produits indignes, dans lexercise de leur ignoble industrie; et ltat de banqueroute manifeste qui sest maintenu pendant deux ans dans lunion par le refus des paiemens en espces,

PAGE 300

DOMINGO DEL MONTE / 263 / 263 / 263 / 263 / 263 rpond assez lpithte dheureuse et de vertueuse, oui monsieur ce pays est dans la bonne voie, et lavenir nous apprendra si une nation dont tous les instincts sont pour le lucre et largent, doit renvoyer un jour sur leurope une somme dinspiration gnreuse, dides nouvelles et fcondes, gale celle quelle en a reu..—pour moi, monsieur, jen doute fort; et sil est vrai de dire que jai vu les amricains dans leur pays aller au temple le dimanche avec une exactitude exemplaire, je les ai vus aussi dclarer par centaines les banqueroutes les plus scandaleuses, et montrer dans leurs relations commerciales, la mauvaise foi la plus indigne. Le temps des guillaume penn et des francklin est pass, les amricains sont laborieux, actifs, industrieux: mais ce sont des hommes dargent, et ce nest pas de tels hommes quest rserv lhonneur de rgnrer lespce humaine, si cette rgnration est possible. Parlerai-je maintenant de la flicit dvolue la nation anglaise, voyez-la crase sous le poids dune inmense dette, et deffroyables impts qui grvent la plus modeste jouissance dun citoyen anglais voyez cette irlande rgie par des lois presque militaires: ce malheureux ilot de lempire britannique mourant de faim, de froid et de misre pendant que la gnrosit fastueuse et calcule de leur gouvernement, dpense 100 millions de piastres pour affranchir dautres ilots moins malheureux que les irlandais. Voyez ces innombrables fourmilires d‘ouvriers sagitant dans les districts manufacturiers de birmingham et de manchester, quand le moindre vnement commercial semble menacer une existence qui se traine au jour le jour, et figurez vous ce quel doit tre une misre qui exige une taxe des pauvres de plus de 20 millions sterling. mas, monsieur les trangers shabituent trop facilement juger dune nation, daprs lide quils se forment de la capitale ou des grands centres de population qui les attirent pour moi, je crois quon peut accorder le mme esprit dordre, de travail, dconomie et de vertu aux populations intrieures de ces trois grands tats et donner ensuite chacun la part qui lui appartient dans le grand mouvement de lespce humaine. A lamricain et langlais, le gnie du travail, de ladministration, du commerce et de lindustrie sur une grande chelle, la france, la mission de protger les arts et le talent sous toutes les formes, de propager toutes les grandes ides et les grandes dcouvertes par linfluence de ses crivains et luniversalit de sa langue: et enfin la gloire de possder la vritable capitale du savoir et de lesprit humain. mais tout ceci, monsieur, vous paratra bien long celui qui lcrit malgr la diffrence dopinion qui le spare de votre manire denvisager la france, ne peut que lhonneur dtre parfaitement

PAGE 301

CENT"N EPISTOLARIO 264 \ 264 \ 264 \ 264 \ 264 \ daccord avec vous sur le fond de votre article: c. a. d. sur la ncessit des croyances religieuses pour tous les hommes: mais de ces croyances que lintelligence la plus superbe ne peut refuser; du christianisme primitif cest dire le disme entour de tous les grands principes de morale qui sont plus vieux que tous les lgislateurs, parce quil sont aussi vieux que dieu, ltablissement ou plutt la rnovation dune semblable foi, est bien digne davoir pour aptre un homme dun mrite aussi reconnu et dun zle aussi clair que le vtre. Agrez, monsieur, l’assurance de la parfaite considration avec laquelle jai lhonneur dtre votre trs dvou serviteur D. Leprince Calle S.n rafael n.o 7 extra-murosTRADUCCI"NAcabo de leer en el 3er. n.o del plantel su excelente artculo sobre la necesidad de creencia religiosa, y como todos los que lo han ledo, yo admiro infinitamente la intencin civilizadora y moral que lo ha dictado. Por lo dems, ese artculo no es sino la consecuencia natural del papel de escritor grave y serio que usted ha adoptado con tanta fortuna. Sin embargo, seor, si la idea madre de ese escrito es una de esas que bien comprendidas deben consolidar la felicidad de la humanidad entera y por consecuencia, ser recibida con entusiasmo por todos los hombres de bien, permtame usted diferir de su opinin sobre el desarrollo que usted le ha dado, y de dirigir a usted solo y en privado, algunas de las reflexiones que me ha sugerido uno de los prrafos de usted. Primeramente, yo soy francs, y por esta calidad no he podido leer con placer la manera severa con que califica usted la situacin fsica y moral de mi pas, porque yo no considero el juicio de usted como verdadero ni equitativo, pues adems lo tengo a usted por demasiado instruido y dotado de una razn muy clara, para compartir esos miserables prejuicios de nacin a nacin, que seran un mal pasajero si no hubieran excitado nunca ms que crticas injustas. Estoy persuadido de que cuando la pluma de usted traz las lneas que son objeto de mis recriminaciones, estaba usted bajo el imperio de una de esas impresiones involuntarias que hacen errar accidentalmente el nimo mejor prevenido. Sentado esto ya, me ocupar del prrafo que motiva mis reflexiones. En dicho prrafo usted establece una comparacin entre Npoles y la Francia de una parte, y la Inglaterra y los Estados Unidos de la otra. A las dos primeras usted las califica de corrompidas y desgraciadas, y a las otras dos, de ricas, venturosas e ilustradas. Npoles y la Francia en el mismo nivel! El napolitano y el francs coloca-

PAGE 302

DOMINGO DEL MONTE / 265 / 265 / 265 / 265 / 265dos en el mismo grado en la escala de la especie humana! Npoles con sus lazzaronis y la sangre de San Javier! Npoles con su monarquismo innoble y sus sacerdotes corredores de libertinaje! Npoles, rindiendo los honores militares a la silla o excusado del rey cuando su Majestad va al teatro! supersticiosa, ignorante haragana, servil, pordiosera y cobarde! Es necesario generalizar, seor, y decir Roma para representar el mundo catlico para resumir en una palabra lo que la Italia catlica encierra de corrupcin moral y dar como muestra de todo lo que profesa esa especie de culto. Y luego viene la Francia que no es catlica sino estadsticamente, para su dicha, que es deista, como usted, seor, como yo, como todos los hombres que no han renunciado al uso de su inteligencia; la Francia que profesa en gran mayora esta creencia en que Jess ha formulado los principios, que son de todos los tiempos y de todos los lugares, y que despus de diez y ocho siglos han desfigurado tanto: en una palabra, la religin natural. No, seor, no: la Francia no es desgraciada ni corrompida! Ella no es desgraciada ni bajo el aspecto de la riqueza fsica y moral en el interior, ni bajo el aspecto del poder exterior. Usted lo sabe como yo. Es rica en hombres, en numerario, en produccin, esto por lo que hace a su bienestar fsico, y moralmente, es dichosa con los principios y la creencia que sus habitantes profesan. Pero dejemos de lado esta miserable nacin napolitana, y sigamos el paralelo entre la Francia de una parte y la raza inglesa de la otra. Esta ltima dice usted que es rica, virtuosa e ilustrada, y he aqu, seor, oportuno hacer lo que usted ha hecho mentalmente sin ninguna duda, es decir, establecer la comparacin entre la capital, primeramente, despus, entre la provincia; y yo creo, seor, que hay por lo menos igualdad de bienestar entre Pars y Londres y ms de moralidad en aquel que en ste. Sin duda ninguna hay en Pars bastantes vicios y corrupcin como resultado necesario de su inmensa poblacin, quizs debido al refinamiento de la civilizacin, y quizs tambin de esa multitud de extranjeros que vienen a traer su lujo y su oro, su talento y sus vicios; pero le ruego a usted que eche un golpe de vista sobre Londres y escudrie un poco en esta inmensa capital. Usted ver ese gento de prostitutas cuya cifra aterra a los ms atrevidos estadistas: usted ver el vicio de la embriaguez llevado al extremo, y la cantidad de espirituosos que se consume asombrar su imaginacin: usted ver la pasin del juego en la alta sociedad destruir fortunas tan colosales que se crean inacabables: usted ver un barrio (Whitechapel) poblado de fulleros y ladrones que ejercen de padres a hijos su misma industria, con el conocimiento refinado de lo que la ley puede o no puede alcanzar. Por lo que hace a Nueva York, que considero como la capital de la Unin, dejemos hacer al tiempo: esta ciudad est en buen camino, tiene desde ahora el dichoso privilegio de proveer de lo necesario las islas y el continente americano de esas criaturas corrompidas que vienen a ponerse en competencia con los productos naturales del pas, en el ejercicio de su infame industria; y el estado de bancarrota manifiesto, que se ha mantenido durante dos aos en la Unin por la negativa de los pagos en especie, responde bastante al epteto de feliz y de virtuosa. S, seor, este pas est en el buen camino, y

PAGE 303

CENT"N EPISTOLARIO 266 \ 266 \ 266 \ 266 \ 266 \el porvenir nos ensear si una nacin de la cual todos los instintos son de lucro y de dinero, debe volver un da sobre Europa una cantidad de inspiracin generosa, de ideas nuevas y fecundas, igual a la que ha recibido de ella. Para m, seor, yo dudo mucho; y si es verdad que he visto a los americanos, en su pas, ir al templo el domingo con una exactitud ejemplar, tambin los he visto declarar por centenares las bancarrotas las ms escandalosas, y demostrar en sus relaciones comerciales, la ms indigna mala fe. El tiempo de los william penn y de los franklin ha pasado, los americanos son laboriosos, activos, industriosos; pero son hombres de dinero, y no es a tales hombres a los que recae el honor de regenerar la especie humana, si todava esa regeneracin es posible. Hablar ahora del estado de la nacin inglesa: vala aplastada bajo el peso de una inmensa deuda y de espantosos impuestos que gravan el ms modesto bienestar de un ciudadano ingls; vea esa Irlanda, gobernada por leyes casi militares; esa desdichada isla del imperio britnico muriendo de hambre, de fro y de miseria, mientras la generosidad ostentosa y calculada de su gobierno, gasta cien millones de pesos para libertar otras islas menos infortunados que los irlandeses. Mire esos innumerables hormigueros de obreros sacudindose en los distritos manufactureros de Birmigham y de Manchester, cuando el ms mnimo acontecimiento comercial parece amenazar una existencia que se arrastra cada da, y figrese usted lo que debe ser una miseria que exige de los pobres una tarifa de ms de veinte millones de libras esterlinas. Pero, seor, los extranjeros se habitan demasiado fcilmente a juzgar una nacin segn la idea que se forman de la capital o de los grandes centros que les atraen. Yo creo que se puede acordar el mismo espritu de orden, de trabajo, de economa y de virtud a las poblaciones interiores de esos tres grandes estados, y dar en seguida a cada uno la parte que le corresponde en el gran movimiento de la especie humana. Al americano y al ingls, el genio del trabajo, de la administracin del comercio y de la industria, en una gran escala: a la Francia, la misin de protejer las artes y el talento bajo todas las formas, de propagar todas las grandes ideas y los grandes descubrimientos por la influencia de sus escritores y la universalidad de su lengua; y en fin, la gloria de poseer la verdadera capital del saber y del espritu humano. Pero todo esto, seor, parecer a usted muy largo. Esto que lo ha escrito, a pesar de la diferencia de opinin que lo separa de la manera de usted al considerar la Francia, no puede sino honrarle de estar perfectamente de acuerdo con usted sobre el fondo de su artculo, es decir, sobre la necesidad de creencias religiosas para todos los hombres, pero de esas creencias que la inteligencia la ms grande no puede rechazar: del cristianismo primitivo, es decir, el desmo rodeado de todos los grandes principios de moral que son ms viejos que todos los legisladores, porque son tan viejos como Dios. El establecimiento, o mejor, la renovacin de semejante fe, es bien digna de tener por apstol un hombre de un mrito reconocido y de un celo tan ilustrado como el de usted. Reciba, seor, la seguridad de la perfecta consideracin con la cual tengo el honor de ser su devoto servidor.

PAGE 304

DOMINGO DEL MONTE / 267 / 267 / 267 / 267 / 267CLXXIX CLXXIX CLXXIX CLXXIX CLXXIXBarona, Sabana del P .e Porro, Gran Camagey Nov.e 19. de 1838. Seor Presid.te de la Tertulia del Diamante. Crea V., dignsimo Presid.te que todo el orgullo de Napoleon cuando recibia Emperadores y Reyes en alguna caverna pesebre, era una cscara de vija comparado al noble orgullo que tuve yo al leer la franca y generosa palinodia que ha cantado V. con su aprec.e de 5 del cor.te sobre los quesos del Camagey. Muri hace tiempo Cayo Romano, y solo se ha quedado aquel prestigio de todas las cosas viejas debido solo una larga duracion entre cosas peores ; pero confie V. en Dios que Cayo Pomano revivir y renacer con mas esplendor, merced un jven decente, del siglo, y de la aguja que hoy administra la finca: as renaceran y reviviran otras muchas cosas en manos de la tertulia del Diamante. Ver si le muerdo al expadrastro un queso gallo pues noto palpablem.te el gran interes que se toma V. en juzgar por los quesos de los adelantos de esta provincia. Esperamos con ansias el artculo Movim.to intelect.1 en Pto Pre” que ha de adornar el Plantel No. 3.—Mi taita Ignacio57 no le leer, no ser que se lea en la otra vida. Hemos hecho una prdida grande, muy grande; y lo digo sin que me quede nada por dentro. Si, Seor, mi taita Ignacio era todo un hombre, era el hombre de la hora llegada y de la ltima hora: dlo V. por sentado y rase de los mentecatos que no conocian al hombre interior. Mi pesar es que no veo otro taita Ignacio en ese Cabildo, ni en esa Academia de Jurisprudencia, ni en esa Junta de Caridad y de S.n Lzaro, ni en esa Comp.a Junta de Cam.ode h.o, ni en esa Sociedad patrit.a, ni en esa poltrona llamada la Censura etc. etca—Oigame V. Sor Diamantino: taita Ign.o leia Comte y Toqueville y el Paralelo que se los llevaba yo, y me deca qu bueno que est esto; pero no es p aqu Yo le replicaba al alma y l se rea morir. El Botnico D.n Tomas58 dice que esos, son disparates de revolucionarios, que se meten hablar vr: gr: de la esclavitud sin conocer nuestro pas, ni nuestras sabas leyes, ni nuestras necesidades. No lo cree V.? pues pregnteselo Tatao, y pregntele si no es verdad q. el cuento del estado natural, el tiburon y el gabilan de la Escena del Trabajo, no es la impugnacion que hago las propias ideas y palabras de D.n Toms, vertidas en su casa, de Tatao. Qu tal? Oiga V. mas: taita 57. Don Ignacio Francisco de Agramonte y Recio. 58 Don Toms Po Betancourt.

PAGE 305

CENT"N EPISTOLARIO 268 \ 268 \ 268 \ 268 \ 268 \ Igno era el Censor; ahora es Herrera, mas progresista y n menos ilustrado q.e aquel pero qu sucede? que es un infeliz, sin talegas, sin influjo, en las corporaciones, ni el gobierno, ni el pueblo, y teme con razon que cualq.r Gobor le aplaste como una tortilla—El Lugareo soltaba las Escenas atenido al pellejo de taita Igno; hoy las suelta atenido al pellejo de una culebra que el menor viento le rueda como un cilindro sobre la orilla del ro. Cree V. que taita Ign.o ignoraba como pienso yo? Lo sabia mejor que V. Y por qu tena predileccion hasta por mis disparates? Porque era el retrgrado de muestra, y el progresista en la realidad; pero lo era, su modo y los hombres, V. lo sabe, tienen un modo de ser. Ha hecho V. muy bien en dejarme en mi seudnimo Yo hubiera llevado muy mal que V. me hubiera descubierto sin mi consentimiento y el Lugareo no hubiera vuelto salir. Deseo ver su juicio, de V. porque no creo que mis producciones tengan otro mrito que el de una intencin muy pura, muy patritica, y mi deseo fervorossimo, de que se corrijan los innumerables errores de nuestras costumbres y opiniones: as pudiera yo elevarme la esfera de los abusos de polica, gobierno, etc.a pero es imposible hacer mas, y me contento con andarme como la golondrina rastrerito por sobre las costumbres, y tirar de cuando en cuando mis picotasos como el pitirre los cuervos y gabilanes que se acercan mi nido. Digo pues que le estoy muy agradecido al Caballero Amizar, y V. le dir que con esto queda pago el queso que le dej en su casa, con un mulatico que me recibi la vspera de la partida; pero que no ha satisfecho todabia la contribucion de plaza, ni l ni el caballero Allo. Dgales V. que este terreno no est realengo p.a que ellos vengan y se vayan, y hagan su negocio y se lleven los quesos, y el dulce de guayaba y borlitas de pelo de las Camageyanas sin dejar algunos reales beneficio del progreso—Pdales V. media onza cada uno, lo mnos, y si no quisieren dar algo, con la mayor frescura y tranquilidad les dir V. que se vaya al C— Vease con Ramon de Armas y mndennos un barril de chapapote p.a embarrar nuestra verja de hierro. Venga la razon que he pedido del costo que tendr cada vara de asiento de piedra de S.n Miguel otra que sea mas barata, la cual ser del ancho y largo de las que sirven de asientos en esa plaza de armas—Digo y mando todo esto aunque los Seores comisionados de la Habana no se han dado ni por notificados de la comision y ya habia tiempo sobrado. Oiga V. Seor Poeta, Sor Diamante: cuando V. se tome la libertad de cojer en sus labios el nombre de Washington que sea con el respeto debido al Padre de la Libertad Americana, al modelo de las virtudes sociales y domsticas; y no le vuelva tomar p.a objeto de sus compa-

PAGE 306

DOMINGO DEL MONTE / 269 / 269 / 269 / 269 / 269 raciones con mocitos guangueros con pendejos de la Isla de Cuba, que l que no apesta Colono, huele Camo, y el que n camos a ltigo, y el que no ltigo m— Otra advertencia. No vuelva V. por dios, ofrecer sus pobres angelitos en estilo retrgrado: acabe de sacudir los hbitos de sus abuelos: aqu tiene V. un criado ms quien mandar es estilo colonial. Venga la plata, dinero dinero de la Habana para la plaza del Camaguey: los pies y las manos se sirven, la barriga, y esto le digo p.aque no me encaje aquello de la parte mas ilustre de la Isla Cuidado que no porque seamos el Ombligo (Escena del Trabajo) de la Isla dejamos de ser lo mas ilustre. Sin ombligo como hubiera V. salido jamas luz? Acustese V. largo y angosto como la Isla cual es la parte sobresaliente mas elevada, mas ilustre? La perilla del ombligo: conque hablar como se debe y mandar. El Varon de las hembras 59CLXXX CLXXX CLXXX CLXXX CLXXXS.r D.n Domingo Del Monte Habana Parigi 24 Nov. 1838 Mio Caro Amico, Spero che avrete ricevuto l’ultima mia lettera in risposta alla pregiatissima vostra di 24 Maggio scorso, la quale, doppo un lungo viaggio mi giunse unitamente ai due volumeti dell’Album di Palma per mezzo del Sr.r Arango. Vi pregava di ringraziare l’autore spiritoso di Una Pascua en S. Marcos per la buona memoria che mi conserva e per i due volumetti che ha avuto la bont di mandarmi, e vi dimostrava ancora un vivo desiderio di avere, se possibile, le altre publicazioni dell’Album .—E. Milans ha terminato il suo dramma? Fatemi il piacere di dirmi qualche cosa intorno a questo giovine poeta che dava tante e s belle speranze. La mia posizione sempre infelicissima, ma non perdo mai le speranze di arrivar a migliorarla. Qui vi sono mille e mile risorse, e 59. Gaspar Betancourt Cisneros ( El Lugareo ).

PAGE 307

CENT"N EPISTOLARIO 270 \ 270 \ 270 \ 270 \ 270 \ bench gl’astacoli sono molti e fortissimi, particolarmente quelli che nascono dalla coneorrenza inmensa di tanti uomini di merito in tutte le industrie umani, e materiali e spirituali; pure non dispero di trovar qualche occupazione che noi dia un pane sicuro e quella tranquillit indispensabile per operare poi qualche Cosa di veramente utile non solo a me, ma agl’altri ancora. Intanto soffro molto, molto! Vi prego di offrire tutto il mio rispetto alla vostra Signora e per parte della mia poyera Carolina, la quale sempre ammalata. Salutate caramente Echevarria, Palma, e tutti quelli che di me si ricordano. Conservatemi la vostra buona amicizia, e credetemi sempre disposto a dimostrarvi che sono con tutte l’amore il vostro affmo Primo CollinaTRADUCCI"NEspero que haya recibido mi ltima carta en respuesta a su apreciabilsima de 24 de mayo pasado, la que tras un largo viaje me lleg a la vez que los dos pequeos volmenes del lbum de Palma por mediacin del Sr. Arango. Le rogaba de dar las gracias al ingenioso autor de Una Pascua en S. Marcos por el buen recuerdo que me conserva y por los dos pequeos volmenes que ha tenido la bondad de enviarme, y le demostraba tambin un vivo deseo de tener, si es posible, las otras publicaciones del lbum. Ha terminado Milans su drama? Hgame el favor de referirme algo respecto de este joven poeta que ofreca tantas y tan bellas esperanzas. Mi posicin es siempre infelicsima, pero no pierdo jams las esperanzas de llegar a mejorarla. Aqu hay miles y miles de recursos y aunque los obstculos son muchos y muy fuertes, particularmente aquellos que nacen de la inmensa concurrencia de tantos hombres de mrito en todas las industrias humanas, materiales y espirituales, sin embargo, no desespero de hallar cualquiera ocupacin que nos d un pan seguro y aquella tranquilidad indispensable para trabajar despus en cualquiera cosa verdaderamente til, no slo para m, sino tambin para los otros. Mientras tanto sufro mucho, mucho! Le ruego que ofrezca todo mi respeto a su Seora y tambin de parte de mi pobre Carolina que siempre est enferma. Salude con afectos a Echeverra, Palma y a todos aquellos que se acuerdan de m. Consrveme su buena amistad y crame siempre dispuesto a demostrarle que soy con toda afeccin su affmo

PAGE 308

DOMINGO DEL MONTE / 271 / 271 / 271 / 271 / 271CLXXXI CLXXXI CLXXXI CLXXXI CLXXXIAl Sor. D. Domingo del Monte, Abogado &a. Habana— Matanzas y Noviembre 27. de 1838— Domingo mio: por fin hizo romper tu silencio el feliz alumbramiento de tu Rosa, que cual mi Ignacia se ha propuesto dar la patria varones, persuadida sin duda de que ha menester pechos varoniles p.a que la sustenten y apoyen con energa y fortaleza; de lo cual no te doy placemes ni parabienes porque mi me toca recibirlos por tener un nuevo sobrino que honra mis canas. He sabido que piensas venirte aqui pasar las prcsimas pascuas y me alegro infinito porque tenemos mucho y bueno que hablar, entre otras cosas que he hecho de modo que la Aurora venga pasar a manos de Guiteras, Milanes, y otros jvenes de provecho, y me preparo que la adoptemos por hija en Enero del ao entrante, con el fin d que nos sirva de vehculo de algunas ideas de moral y educacion primaria. Aprovechando mi modesto destino de censor de teatro estimul los empresarios que ofreciesen la Diputacion Patriotica la mitad del producto de una representacion dramatica con destino una escuela para nias pobres que debe establecerse en primero de ao, segun veras por el anuncio que te incluyo y remite Felpe Zerpa para que lo hagas imprimir en los Diarios y Noticiosos. Los empresarios accedieron mis deseos y el dia 30 del que rige se verificar la funcion destinada la referida Escuela. En la Aurora de hoy ha salido el pormenor de ella y ya veras que he tratado de escitar el patriotismo de estas gentes. Adios, da Rosita de parte de Ignacia y mia mil enhorabuenas por la felicidad con que ha salido de su cuidado, y tu cuenta con el cario invariable de tu hermano Jos Mig.l 60 60. Don Jos Miguel Angulo y Heredia.

PAGE 309

CENT"N EPISTOLARIO 272 \ 272 \ 272 \ 272 \ 272 \CLXXXII CLXXXII CLXXXII CLXXXII CLXXXII Por Cadiz A D.n Domingo del Monte Abogado en la Habana Madrid 28 de Nov.e de 1838. Mi querido amigo: he recibido su apreciable de 5 de Oct.e en que me anuncia haberme suscrito al Plantel que con el Album me remitir V. Cadiz D.n Man.1 Vicente Viniegra de aquel Comercio calle Ahumada. Aunque algo he hecho en los dias que he permanecido aqu, no ha sido todo lo que deseaba por el estado de anarquia en que nos encontramos y que podr V. conocer por los periodicos. Mi Muger ha quedado enferma en Sevilla y yo pienso regresar all en todo el mes que viene aunque con animo de volver la entrada de la Primavera porque conozco que hago falta aqu cuando no tenemos un solo habanero capaz de interesarse por nuestros asuntos. Yo insisto en la idea util y economica de vuscar 200 suscritores para cualquiera de estos periodicos, para que con el aliciente de dicha suscricion se constituya insertar cuanto se le remita con dicho obgeto. Esto es facilisimo porque todos estan hambreando y pocos sacan los costos. No he visto las cartas de Bada Olivan y siento que no me haya V. indicado la persona que se las remite para pedirselas y publicarlas. El Club Taconiano no cesa de publicar grandes folletos pero los muchachos tampoco se descuidan con sus folletitos, para all v andando el bosquejo y pronto saldr luz otro papelito de uno de los Tataos de que ya tendr V. noticias. Me parece harto moderadas las mejoras puramente administrativas que en el mismo numero del decalogo desea V. que se hagan mientras se consigue el establecim.to de nuestro sistema poltico. Los he dado al Correo para que se publiquen y me alegrar poderselos V. incluir con sta. Sepa V. que tengo casi decidido al industrioso Alegra que se marche a exercer su oficio y el de impresor en nuestra tierra, la unica dificultad que tenia que era la falta de medios yo se la he allanado; as vaya V. preparando el terreno en compaa de Juanillo Carrillo para proporcionarle un local donde colocar su taller de encuadernador, librero impresor. La imprenta completa est ya dispuesta en Nantes para embarcarse. Adquisiciones de esta clase son un verdadero servicio pa. nuestro, pais.

PAGE 310

DOMINGO DEL MONTE / 273 / 273 / 273 / 273 / 273 Si los partidarios del Proconsul siembran especies para contener por el miedo los que cumplen con el deber de denunciar sus maldades, V.V. deben esforzarse en tranquilizarlos y animarlos con la idea de que aqu est reconocida su nulidad de tal modo que no se atrebe venir para que no sea mas patente. El ataque del Ayuntam.to es original y por lo tanto muy conducente. Adios mi querido amigo, ya sabe V. que le quiere muy deveras su invariable A de Arango P. D. Ya he dicho V. que le tengo el Varia que me ha costado una onza, siendo el nico que he encontrado y se lo remitir en primera oportunidad. Por noticias acudan a Pepe.61CLXXXIV CLXXXIV CLXXXIV CLXXXIV CLXXXIV Sr. D. Domingo del Monte Matanzas 7 de Diciembre de 1838. Apreciable amigo y Sr: incluyo V. el adjunto pliego suplicndole lo entregue la mayor brevedad posible al Secretario de la Sociedad, pues ha de leerse en las juntas generales que deben celebrarse prcsimamente. Parecer V. demasiado conciso el informe de las tareas, pero la escasez de hechos no permite ampliarlo como quisiera, y gracias al establecimiento de la escuela de nias que ha dado materia para medio pliego, que no ser por esto, no hubiera sabido que decir. Esta noche se celebrar la junta general, y por los oficios que estender y remitir junto con el informe sabr V. el resultado de las elecciones. He hecho lo posible para que se nombre los que V. me designaba en su apreciable ltima, mas hasta ahora solo puedo decirle saldr el amigo Oss de Director: D. Jaime Bada no puede elegirse porque hace aos no concurre, y ya que el amigo Guiteras no puede 61. Don Jos de Arango y Nez del Castillo.

PAGE 311

CENT"N EPISTOLARIO 274 \ 274 \ 274 \ 274 \ 274 \ salir de Secretario de la Diputacion por no ser Socio aun, lo ser de la Seccion, pues esta probablemente elegir sus empleados cuando ya el dicho Guiteras lo sea. Juntamente con l van entrar esta noche Milans, Zrraga, Angulo, Padrines, los dos hermanos Alfonso y otros varios que conocer V. por el oficio en que lo participar ir con los demas dichos. El amigo Tanco me dice tendremos V, por esta dentro de pocos das, con lo que tendr el gusto de verlo: reservo para entonces hablarle de su interesante artculo sobre moral religiosa que tanto me ha gustado. Srvase V. ponerme los pies de su Sra, y ordene su muy atento, y afecto amigo y servidor Q. B. S. M. A: DucroCLXXXV CLXXXV CLXXXV CLXXXV CLXXXVAl Sr. D. Doo. del Monte Habana Paris 12 de Diciembre de 1838. Mi q.do Dominguete: por la carta que acabo de escribir Rosa sabras por qu no pude escribirte anoche como pens, y esta tardanza ha sido en cierto modo ventajosa, pues puedo contestar al mismo tpo. tu carta del 20 de Sept.e que me entreg tu recomendado Matute hace 4 dias, y la del 25 de Agosto, quedaba y por perdida, y que me lleg esta maana estando almorzando. Con esta han venido los ts. 4to del Album el 3.o de la Elena el no. 33 de las memorias, el cuad. 2.o de la Siempreviva y uno de la Mariposa. —Matute me entreg el n.o 1 del Plantel y el 2.o de la Cartera Con M.r Knight que saldr del Havre el 14 y es portador de esta, te remito los lt.s peridicos que me entreg Collina y entre ellos los n.sde Abril de las Revistas que me pides. Tambien te entregar la obra de Juan y Ulloa “Mem.s Secretas de Am.a “ que me consigui l mismo en Londres, por el mdico precio de $17. A m me trajo tambien un ejemplar de la misma. En el mismo buque en que v Knight, le Havre y Gouadaloupe te remito una caja con los obgetos que dice la factura que te incluyo aqu y cuyos precios he puesto muy bajo p.a que no pongan mucho derecho. Dha caja te ser directam.te dirijida por Mess. Cor & Palm del Havre.

PAGE 312

DOMINGO DEL MONTE / 275 / 275 / 275 / 275 / 275 Los libros que me encargaste p.a Valle no pudieron ir en la misma caja por la tardanza del empastador: los lleva un joven de P.to Prncipe llamado Simoni que sale el 20 por el paquete de Burdeos con orden de entregarlos al hermano de Jorrin, quien te los entregar t. Estos libros han costado muy caros por lo que te dije en mi anterior, y no v el lt.o t.o del Platon por no haberse publicado.—Tampoco ha salido luz el 2. de la obra de Paquis p.a t. En tu carta de Agosto he visto muy por cima el extracto de tu cuenta, de que te hablar en otra ocasion: ahora solo te dir que no est fijada ult.o de Dic.e de Junio, como deberia ser, para que podamos entendernos con facilidad. Me ha gustado el plan del Plantel y mucho mas los nombres de los directores y colaboradores que me pones en tu carta. Con tales fundamentos, no puede menos de ser bueno y tener aceptacion. Me pides materiales para l y para el Aguinaldo cuando el n.o de este ult.o correspondiente este ao no ha salido aun luz, ni saldr probablemente.— Respecto al Plantel te dir que no mando nada por las razones siguientes: nada en prosa, por que no quiero escribir prosa, hasta que haya concluido algunas obras poticas; de estas no mando tampoco, por que he visto en la introduccion que no se dar cabida en dicho papel ninguna composicion que no tenga alguna tendencia til De mis versos, los que tienen tendencia til y moral y poltica, ninguno se puede imprimir en la Habana, p.r que llaman al pan pan, y al vino vino, y all es menester decirlo con un circunlquio. En otra ocasion te mandar dos tres composiciones p.a que te convenzas de lo dicho, y si la censura permite que se impriman sin poner puntitos en lugar de renglones, imprmalas Vmd. en buen hora. Los amatorios, sostienen tendencia til por lo cual estan tambien escluidos de aquellas columnas. Estoy encantado de los progresos de Milanes y deshechito por conocerle. Espero que en tu primera carta me hables de la prim.arepresentacion de su drama. En el Plantel he visto un figurin, no mal dibujado, pero s muy mal grabado, particularm.te las carnes. Al pi me choc el provincialisino tnico que creo no debieron haber puesto, y juntito est la palabra tocado que si bien es castiza, ninguna muchacha de Cuba la entender, pues ellas no dicen sino peinado. Concilie Vmd. esa contraposicion. Yo estoy porque se destierren los provincialismos cuando no son necesarios p.a espresar obgetos puram.te criollos y que por tanto carecen de nombre castellano. Mucho me alegro de esos desafios y porrazos entre griegos y troyanos, como dices, pues es prueba de que el fruto se v madurando, y ya que los acontecimientos de Espaa nos han de traer forzosamente una crisis que comprometa nuestra tranquilidad, que es el coco convirtmosla lo menos en ntro provecho.

PAGE 313

CENT"N EPISTOLARIO 276 \ 276 \ 276 \ 276 \ 276 \ Las contestaciones al manifiesto de Tacon y otras charlas de que me hablas, como ese proyecto de ley orgnica, son charlas infructuosas, pues la gente de por ac est preocupadsima y no cree conveniente otro rgimen que el del garrote, como me lo dice el mismo Olivan, p.a disculpar de antemano su silencio en lo futuro respecto ntras cosas.—Yo creo en lo de la preocupacion y en la inutilidad de ntras reclamaciones, p.o en cuanto su silencio, me parece que proviene de otras causas personales. La suscripcion que se le ha hecho, no es como dices, para que costee papeles contra Tacon, sino para que se compre una cruz y placa de Carlos 3.—Yo soy el depositario del dinero pues Ant.o Escovedo me mand unas letras mi favor (como $7000.) p.a que pusiera su producido a disposicion de Olivan: le escrib este anunciandoselo y entonces me dijo su obgeto. Esta vez no dej de contestar mi carta, como hizo principio de ao con una muy larga que le dirij sobre los negocios de Cuba.—Esto debe probarte que el hombre no es de fiar, y que como casi todos los que figuran en el mundo poltico de ntros das, no tienen mas conciencia ni mas Dios que el dinero. Al acabar la pgina anterior, lleg el general Merlin con su nietecita, y me ha quitado el tiempo necesario p.a escribir Jos Eusebio y aun p.aconcluir esta; pues pensaba hablarte de tu recomendado Collina y de otras materias, hasta llenar las 4 pginas. Pero han dado las tres y tengo que cerrar y escribir Knight para incluirle mis cartas. Dile Juan Carrillo que he recibido las cuatro letras que me escribi por Matute y que me ocupar pronto de sus encargos. Adios pues con mil besos Rosita, Leonardo y la recien-nacida que espero ser hembra como debe desearlo Rosita. Tuyo afmo. Pepe62CLXXXVI CLXXXVI CLXXXVI CLXXXVI CLXXXVIAl L. D.n Domingo del Monte— Habana. Pto Pre Diciembre 13 de 1838— Mi caro y venerable Domingo: en la 3r entrega del Plantel he visto el artculo de V. sobre el movimiento intelectual en este pueblo, artculo que se ha publicado en la Gaceta; y en un Diario de la Habana he leido el 62. Don Jos Luis Alfonso.—V. el ensayo introductorio.

PAGE 314

DOMINGO DEL MONTE / 277 / 277 / 277 / 277 / 277 de un principeo, inserto tambien aqui en otra Gaceta. Han recibido estos menguados del Cama gey con sumo descontento el tal artculo de V.: dicen que es V. un petate que habla tontas y locas, y segun tengo entendido h de publicarse otro artculo en contestacion las observaciones de V. Yo lo estoy aguardando para atacarlo juntamente con el del arriscado principeo, y sostener lo que V. h dicho que no es mas que la pura verdad. Supongo que V. no se habr ocupado de contestaciones, pero dndose en esta ciudad grande importancia la materia y contando V. por eso con algunas antipatias, juzgo preciso que entre yo en la lid ya como amigo de V. y ya como amigo de que se destierre ese miserable espritu de provincia, que tan profundas races tiene en este fesimo y atrasado pueblo. A Echeverria dir V. de mi parte que su Catedral me h gustado mucho, muchisimo: que me parece como de sus mejores escritos, y que se lo le una muchacha graciossima que de cuando en cuando se sonrea y lo celebraba: que un abogado de los que disfrutan aqui gran concepto dijo, que un visionario nada mas pudiera ocurrrsele la especie de que Colon fu poeta y que si tal hubiera sido, aun estuviera el Nuevo-Mundo por descubrirse. Qu tal? Pues este Sr. letrado es de la flor, de lo mas granado en letras y saber. 63A Ramoncito Palma, que no h querido volverme escribir y que no descuide mi encargo de que lleven casa el album y el plantel: que por conducto del D.r Valle le contest. Se habr V. olvidado, Sr. D. Domingo, de mi encargo p.a Fernando O-Reilly? Supongo que si. Acurdese, pues, y cunteme si ha recibido alguna novedad literaria. Cree V. que cuando vaya la Habana me he de figurar que voy Paris? Tal es el quietismo inelegancia de este pueblo. Sin embargo ahora hay algun motivo de esparcimiento. Tenemos Mr. Penior, aquel jugador de manos que tan poca aceptacion tuvo en esa: tenemos ademas que se figura V? comedias! Antes de anoche echaron el Tasso y anoche la Mogigata. Pobre Moratin! su comedia la convirtieron en sainete. No obstante en la compaia hay algo bueno, principalmente en las mugeres. Pngame V. los pies de Rosita: que V. y toda la familia continuen sin novedad son los deseos de su amigo Raf.l Matamoros Mem.s los contertulios comedores de frutas. H publicado en la Gaceta algunas coplas una chica de quien me h enamorado y que le 63.Dice el Lugareo que es todo un Lic.do Iraola que as se lo dijo l.—Doy fe.—El Lugareo.

PAGE 315

CENT"N EPISTOLARIO 278 \ 278 \ 278 \ 278 \ 278 \ gustan los versos. No las remito V. por que no son trovas hechas para que las lea un artista, un poeta como V.: son versos para una muchacha y nada mas.CLXXXVII CLXXXVII CLXXXVII CLXXXVII CLXXXVII S. D. Manuel Gonzalez del Valle. Sant.o de Cuba 18 de Dic.e de 1838. Mi estimado amigo: estan en mi poder las tres obras q.e V. se ha servido enviarme con el joven Delgado. Sino me recomendara V. tanto el Cousin, me veria perplexo en la eleccion p.a la preferen.a Leer y hablarmos, qe p.a mi ser e1 provecho. Delgado informar V. q.e yo no tengo estudio abierto. Nunca he tenido aficion al foro, p.a el cual visto est qe no nac: mi caracter me aleja mucho de l, mucho mas cuando mi gusto lleva otro giro, y creo q.easi conviene mi pais, donde sobran abogados. Por esto no practica con migo su recomendado, pero nos une la amistad y el deseo de adelantar en otros estudios. No perder ocasion de manifestarle lo q.e debe ser un abogado. No escribe V nada p.a el Plantel? Me ha gustado sobre todas la 3. entrega. Al primer amigo qe salga p.a la Habana encargar satisfaga V. los diez y nueve p.s 1/2 r.1 q.e asciende el valor de los libros; y mientras tanto, srvase V. enviarme el ultimo tomo qe haya en esa del instructor y dejarme suscrito a l p.r dos ejemplares, avisandome de su importe. Tambien quiero duplicado el tomo de qe hablo. Paselo V. tan bien como lo desea su affmo servidor y amigo q. b. s. m. J.B. Sagarras 64CLXXXVIII CLXXXVIII CLXXXVIII CLXXXVIII CLXXXVIIIIngo. Asuncion 19 Dic.bre 1838 Sor Don Domingo Delmonte— Mi muy querido Amigo. En el 5. tomo de la edicion que yo tengo de Dugald Stewart, es donde l habla de Cousin, en el prefacio su 64. Don Juan Bautista Sagarra y Blez.

PAGE 316

DOMINGO DEL MONTE / 279 / 279 / 279 / 279 / 279 tratado of the Philosophy of the active and moral powers of man y aun dira que alg.a otra parte de su obra anuncia su futura eminencia como filosofo V. no se puede figurar el gusto que yo tuve al ver que V. tenia las obras de ese hombre excelente, que si yo estuviera en la edad de V. y dotado de un entendimiento tan despejado y vigoroso como el de V., sin duda que me propondria tomarlo por modelo en el pensar y en el obrar. El seria mi lectura favorita y de cada dia, figurandome cada vez que lo leyera estar delante de ese angel en figura humana ¡que placer debe de encontrar al leerle el autor de la Mision de la Poesia en el siglo 19 y del discurso sobre Moral Religiosa inserto en el ultimo Plantel! ¡qu regocijo para la mente que ya abriga esas ideas, y para el corazon que ama su propia dignidad y la de la especie que pertenece, el hallar en ese grande hombre la confirmacion de esas ideas y la aprobacion de esos sentimientos! Sobre todo, al ver el espectaculo que presenta nuestra patria, la nacion espaola, y la entrega de S.n Juan de Ulua y de Veracruz! No puedo olvidar el deseo que Palma manifest de leer Cousin en reunion de amigos. Alimente V. ese deseo, y estimule esas runiones lo que asi se lee se aprovecha todo, se lo asimila uno mas, porque las observaciones que sobre lo que se lee hacen los concurrentes hacen el efecto del rumiar los alimentos—y ademas el aliciente a la atencion de lo que se oye de lo que se lee que hace de la presencia de otro que atiende tambien. Esta idea es de Bacon, y es la que desde su tiempo popularizo en Ing.a y Escosia el gusto los clubs literarios, que tanto bien han hecho en esa nacion. Insista V. en que Palma le coja gusto al Ingles—Esos hombres son mas que griegos y romanos—sean ellos nuestros modelos—Para el hombre el egemplo es media tarea hecha: dimidium facti Aqui me tiene V. en esta soledad, y manejando esclavos—y en los trabajos de un ingenio, y ingenio viejo—Sin embargo, aqui estan Socrates y Moyses y San Pablo y Dugald Stewart conmigo, y sobre todo la Buena madre naturaleza, y la grata memoria de Domingo Delmonte que acompaa a su sincero amigo. Jose del Castillo 65 65. Publicada con ciertas alteraciones en la Revista Cubana Habana, 1891, t. XIV, pp. 367-368.

PAGE 317

CENT"N EPISTOLARIO 280 \ 280 \ 280 \ 280 \ 280 \CLXXXIX CLXXXIX CLXXXIX CLXXXIX CLXXXIXDomingo Hab.a y Diz.re 19./838 Anteanoche celebro su sesion de elecciones la R. S. Patriotica: fue numerosa la concurrencia y por delegacion del cap.n Gral presidio el acto el Ten.te Gov.or Crespo y Ponce. Reida fue la eleccion de Director. En el 1.er conteo. quedo indecisa entre Luz y el Intend.te y en la 2. votacion con muy corta diferencia quedo el puesto por el Intend.tePara la Vice-Directoria se presentaron como candidatos Romay, Maestri y Cardenas. Del 1.er escrutinio salio la duda de cual seria el electo si Cardenas o Maestri y consultado el estatuto se estim que el caso era de resolverse por la suerte y la suerte favorecio a Cardenas. Se procedio a elejir censor. Aparecio la mayor votacion a favor de Luz y el accesit a favor de Pealver. Al vertir la urna electoral que rebosaba en cedulas designando V. censores y hecho el conteo se oyeron los nombres de Bruzon, Puig, y Armas. La mayor votacion estaba entre Puig y Bruzon sin dar lugar a proclamar a ninguno de ellos: nueva votacion entre los 2, y sali Puig. Contador con buen golpe de cedulas Cowley. Vice—Perico Romay. Tesorero. En peligrosa competencia y muy porfiada con Forsaty triunfo Antonio Valdes. De proposito he dejado p.a lo ultimo la Secretaria. Creo, Domingo, q.e si est V. pres.te se gana la eleccion. Empezose a divulgar la ausencia de V: yo a negarla y aunque tubo V. votacion entre B.er y Morales66 y Zambrana: este q.e estaba fuera del campo por no haber obtenida numero de votos bastante p.a la disputa levanto su voz, hizo encomios de V. a par q.e la renuncia y agradecim.to a los amigos suyos, pues se gloriaba de 8 aos de servicios y dejo a V. y a Morales la especie de empate. Se procedio a dirimirlo y el B.er Morales se llevo el destino y su cuado el L.do Tejada, discipulo de Guevitos, que le hacia alli partido personalm.tesac la Vice Secretaria. Anoche cuanto llegue de Carraguao, en cuyos exam.s de Filosofia pregunte, fui a leer mi cartapel sobre la educacion en 1838: Leyo Zambrana su esposicion (q.e a mi juicio es la q.e mejor ha hecho en sus 8 aos) Se oyo el oficio en q.e renuncia el Intend.te la Directoria entre espresiones de amor al cuerpo y deseo de servir al pais. Con esto, Luz 66. Don Antonio Bachiller y Morales.

PAGE 318

DOMINGO DEL MONTE / 281 / 281 / 281 / 281 / 281 q.e presidia, se quedo de Director pues tubo el mayor accesit. Se tocaron la especie de si podia o no renunciar o seguir en la Presid.a de la Seccion de educacion. Dijo Luz q.e haria lo que pudiese, pero q.e en punto a Direccion estaba por la unidad de cabeza. Lei despues mi memoria y luego Medina y Rodrigo la relativa a la Beneficencia. Joaq.n Garcia como Vice Sec.o el ao de 38 de la Seccion de Industria hizo una esposicion de lo q.e ha trabajado aquella clase hasta hoy. A Alfonso se le mando despachar titulo de Socio por su regalo de libros. A Capetillo p.r sus servicios en el correo. A Auber y a Poey de merito. Al menos creo q.e al seg.doDele un abrazo, abierto, consejos, e instruccion a Guiteras p.r haber salido Sec.o de esa Seccion de Educacion. Metale V. en el alma entusiasmo p.r ese ramo de prosperidad. Mem.s a Rosita y al67Mem.s a Oses, Anita, Javier. M.[anuel] G.[onzalez] del ValleCX CX CX CX CX C C C C CGran Camagey, Sabana del Padre Porro, Baroni a 24 de Dic.e de 1838. Seor Diamante: mucho me ha complacido su aprec.e de 1 del cor.tepor q.e como V. dice, soy mas inclinado tomar las cosas por el lado alegre que por el triste. Es un gusto oir los Camageyanos hablar contra su articulo Movim.to intelectual en Pto Pre. Quien lo creyera! Un mozo tan fino, que ha viajado, de tanto talento! El caso es que los Camageyanos se han abochornado de que V. les haya sacado las faldetas la vergenza. Puede V. creer que los hatos como se estaban se estan: el adelanto esta en los potreros, ingenios y establecimientos de agricultura: las bandas de carne, azaduras, cebo y cabezas de cochino cuelgan como faroles hoy en este instante la puerta de las matazones etc. etc.Pero, no es esto lo que mas ha molestado, sino la especie de que los bachilleres y litigantes han venido civilizarnos. Aqu tomo yo parte, voto Brios! y la tomo fuer de Camageyano. La Civilizacion es un sol, camarada, que brilla p.a todo el mundo: es el siglo que est haciendo su viage redondo por la tierra: es un terremoto cuyo combustible est 67. Palabra ininteligible.

PAGE 319

CENT"N EPISTOLARIO 282 \ 282 \ 282 \ 282 \ 282 \ en la gran Cordillera de America, en el Alleganny, se inflama, estalla, y su sacudimiento se siente en todos los puntos de la Amrica. Unos participarn mas que otros: esto es natural; pero los Seores Bachilleres y litigantes (escepto un Pepe, otro as) no traen aqu mas que pomadas, travillas, y la mayor parte frusleras insustancialidades lechuguinas de que abunda la Habana mas que el Camagey. Ha hecho V. muy bien en no entrar en cuestiones con el Principeo; pero yo quisiera que V. escribiese en el Plantel un articulito, cuyo tenor fuese mas menos por este estilo: que V. se ha informado sobre las especies que aventur en su Articulo Movim.to etca: que estos informes son de Camageyanos patriotas, verdicos, inteligentes: que V. puede producirlos la hora que se les ecsijan: que los hatos estan en toda la rusticidad del antiguo estado pastor, machete, hacha y cuchillo por todo instrumento: malas casas, peores muebles, hombres rusticos ignorantes: que el gran progreso del Pre est en los Potreros, ingenios y establecim.tos de Agricultura; en la educacion primaria, en el espritu de asociacion, en la cultura y modales de las grandes masas, la juventud por egemplo, las muchachas del dia etc. etc. sin olvidar los nios que ya no andan en bandadas pandillas del barrio de la Iglesia contra el de S.n Jose el Cristo como ahora 30 aos. En fin, cosas as que sin contradecirse sean como una especie de satisfaccion p.a los Camageyanos: porque de ninguna manera deben perder su prestijio el Plantel ni sus autores; y todo debe sacrificarse las simpatas cubanas: es preciso no ofenderlos jamas ni aun diciendo verdades tiles porque nuestro gran propsito debe ser hermanar, estrechar lazos de amor y union: un pueblo es todos 1os pueblos de la Isla. Aqu hay mucha predisposicion contra los Habaneros: se cree que estos se complacen en humillarnos: es la envidia del pobre al rico, la de la fea la hermosa. Pero as pobres y feos, sepa V. Sor Plantelista, que aqu hay virtudes muy sobresalientes, y algunas muy peculiares del Camagey. Yo no trueco los miserables Camageyanos (y son sin cuento) por los botarates dilapidadores que hay por all; ni los humildsimos demcratas que componen casi todo este pueblo, por la altanera aristocracia de la Habana. Verdad es que todo esto lo trae nuestra pobreza : aqu no hay en qu dilapidar, ni hay ttulos ni rancias noblezas en que fundar la insolente vanidad de los grandes; pero ahora no tratamos de las causas sino del efecto, del hecho cual ecsiste. Mis Camageyanos en general son unos materiales muy rusticos, es verdad, pero muy slidos, con los cuales se pueden hacer muchas cosas buenas: en este pueblo se necesita fundar, crear : en aquel se necesita derribar, reformar: aqu es preciso aprender: all desaprender me entiende V.? Aqu necesitamos de Habaneros: all de Camageyanos. Vengan los mositos Habaneros: llvense una Camageyana, y llveme el diablo si n sale una raza atravesada mejor

PAGE 320

DOMINGO DEL MONTE / 283 / 283 / 283 / 283 / 283 que las dos que se ligan. El principio de la prodigalidad disuelto en el principio de miseria d el resultado de la generosidad: la vanidad altanera del Habanero, con la humilde, servir humillacion del Camageyano, dan la dignidad del hombre, y as de lo dems. Es muy doloroso lo que V. me cuenta de Pepe: considero V. sumerjido en el mayor dolor y le compadezco. Eso es preciso cortarlo, sin omitir medio alguno, peciso, vuelta de correo debe venir la reconciliacion, cordial, espiritual, nada de apariencias pblicas, como si nada se hubiese escrito ni hubiese pasado. Lo demanda la Habana, lo pide la causa de la ciencia, lo dicta la virtud de ambos.68 Tatao escribe y yo tambien. Me lisonjea mucho el voto de V. sobre mis articulos. Yo esperaba spre que V. me hubiera celebrado; pero cre que no se deslisara solo celebrarme, sino que me hubiera hecho alguna crtica, porque si vale decir verdad ahora, de pocos aos esta parte es que yo he venido estudiar algo, y eso lo hago solo, sin maestro sin ayuda de ninga clase: no he tenido escuela anterior ni mtodo en mis estudios: aprend en las aulas un poco de latn y lo que llamaban ljica filosofa que ni entonces ni ahora he entendido palabra: ya del latin no me ha quedado ni una oracion prima de activa—De aqu colijo que mis escritos no pueden ser cosa de importancia, y que deben tener muchos defectos. V. me dir que con este conocim.to y convencim.to no debera de escribir y que cualqa nferir que lo hago por lucirme—En cuanto lo primero lo hago porque no hay quien quiera hacerlo aqu : traslado las Gacetas anteriores al Lugareo. En cuanto lo seg.do se me da un pito de que me crean vanidoso: mi vida, el tren de mi vida y de mis palabras desmienten el cargo de presuncion y vanidad. Por otra parte, creo que as imperfectos y desconcertados como son mis pocos conocim.tos as, as, son mejores que ningunos, y mejores que los de la mayora de mis Camageyanos. Matamoros devuelve sus memorias—All van esos versos que indican el poder de las Camageyanas. A qu este pendejo paga el piso? Ojala! yo me alegrara: les llevaran V.ds una cosa buena. As fuera cada uno de los q.e viniesen, y entonces cantaba yo la palinodia, y decia que vosotros veniais civilizarnos —Agur— El Lugareo 69 68.Se refiere el autor al incidente ocurrido entre Luz y Caballero y Del Monte, con motivo del artculo Moral religiosa escrito por ste. 69.Don Gaspar Betancourt Cisneros.

PAGE 321

CENT"N EPISTOLARIO 284 \ 284 \ 284 \ 284 \ 284 \CX CX CX CX CX CI CI CI CI CISor. D.n Domingo del Monte. Matanzas [Habana] Diciembre 26-1838. Querido amigo. El Plantel ha acabado capazos: su editor despues de haber convenido, como V. sabe, en un nuevo contrato, no quiso firmarlo, pretendi meterse directorencajndonos una lmina sobre no s qu paso de la Norma, con un artculo de no s quien sobre la Albini: mediaron razones acaloradas; apoyaronse stas con sendos mogicones entre Palma, l y otro mas; yo me met por medio riesgo de salir descalabrado; fu aquello un campo de Agramante, y todo se lo llev el diablo.—Hemos recojido los artculos impresos y por imprimir de la 4. entrega; y pasado maana saldr en los peridicos un artculo nuestro informando al pblico y a los colaboradores de nuestra separacion; cuyo artculo se lo remitir V. p.aque me haga el favor de insertarlo en la Aurora.—Oliva piensa seguir publicando la obra, lo que le participo a V. p.a si quiere continuar colaborando en ella. Hgame el favor de imponer tambien Milanes, y de que en mi poder est su hijo de el rico ,70 p.a lo que guste mandarle: Palma se alegrara mucho pasearlo p.a el Album, y si no se lo he dado ha sido porque como estaba destinado al Plantel, donde vala oro, quien sabe lo que pensara Milanes al vrselo aparecer grtis data en ese otro librete. Se acuerda V. bien de la Recherche de l’absolu?—Pues, seor, sin mienten las Transacciones de la sociedad eclctica de Londres, y el diario de Silliman, un ingls, llamado Andrew Crone, ha conseguido no solo hacer hermosas cristalizaciones artificiales, sino dar existencia un insecto desconocido que se le forma centenares en todas sus esperiencias: el pobre hombre parece que est azorado con su hallazgo, Pues no se lo esperaba, y con los nombres de ateo, materialista, y self imaginer creator que le prodigan sus mulos. Yo pensaba dar cuenta de esto en el Plantel; pero como ya no tengo arte ni parte en l, pienso traducir el artculo para el Diario. Pngame V. los pies de su 71 y de su Sra. madre: memorias ala gente de por all, y mandar. Suyo J. A. Echeverria 70. El hijo del rico poesa de Milans de 1838. 71. Palabra ilegible.

PAGE 322

DOMINGO DEL MONTE / 285 / 285 / 285 / 285 / 285CX CX CX CX CX CII CII CII CII CIIA. D. Domingo del Monte. Matanzas. Sor. D. Domingo del Monte. Habana 28 de diciembre de 1838. Estimado amigo mo. En la creencia de que V. no permaneca en la ciudad, pues mi hermano me dijo que de ella pasaria V. al campo, no le haba escrito hasta ahora: pero habiendo sabido por el amigo Echeverra que aun en ese caso recibira nuestras cartas, porque se las mandaran desde Matanzas, hago en este momento lo que ntes hubiera querido hacer. S por l mismo, que le escribi ntes de ayer participndole el trjico fin que ha tenido el Plantel, y digo fin, porque supongo que V. y los demas colaboradores dejarn de serlo, sabiendo que el editor y el director es el mismo individuo, y porque siendo as, puede asegurarse que se borrar la mayor parte de los suscriptores. Con respecto los pormenores de su conclusion, nada me queda que decir V. habindoselos referido Jos Antonio.72Ya he dado V. todas las noticias que s, y ahora voy tratar de mi pleito, que lo veo muy mal parado. Ya est para salir luz el tomo segundo de mi traduccion, que me costar, lo mismo que el primero, mas de 200 ps; y el nmero de suscriptores no alcanza cubrirlos. Solo he recibido $141, y 15 que le han pagado Oliva los que han tomado sus ejemplares en la imprenta; me faltarn que cobrar algunos 20, lo sumo, de individuos que estn en el campo, en cuyo caso la suma total ser de 176 p.s y siempre me faltarn mas de dos onzas para pagar los costos de cada tomo. Sin embargo, yo firme siempre en dar al pblico mi proteccion,73 al ingrato ignorante pblico que no quiere recibirla! En tan apretado lance, mi nico recurso es implorar la de V. fin de que haga ver todo el mundo, que mi proteccion no es cualquier cosa, en fin, V. sabe lo que es, y lo que ha de decir.... todo. Vlgase V. de sus buenos amigos para que lo ayden en tan laudable empresa, y sobre todo del Sr. Tanco que tambien lo es mo y que puede recomendar Saenz, que lo es 72.Don Jos Antonio Echeverra. 73. Proteccion novela escrita en ingls por Miss M. Edgeworth y traducida al castellano por don Juan Muoz y Castro, Habana, 1838-1839.

PAGE 323

CENT"N EPISTOLARIO 286 \ 286 \ 286 \ 286 \ 286 \ de mbos, que haga tambien sus esfuerzos, y en fin, despues que haya V. logrado reunirme un nmero bonito por este medio, enva V. Roquero la lista para que el me diga los tomos que necesita y corra con la entrega de ellos por medio de un repartidor. No hay que criticarme este paso, ni salirme ahora con que abuso de su bondad, pues V., mas que las circunstancias malditas, tiene la culpa de que yo sea mnos corto de jenio que ntes, sino tener paciencia y hacer por m lo q. yo hara p.r V. Haga V. mis finas espresiones Rosita, recbalas de mi Tomasa y rdene lo que guste su afectuoso amigo Juan Muoz y Castro P. D. En das pasados fu con Jos Antonio su escritorio de V. cuya llave nos dio Mendez y saqu de all la trajedia que llev Marrero por encargo mio. Le falta el frontis, y por lo mismo no s quien es el traductor; pero supuesto que la que tradujo Huertas, est buena, se puede jurar que esta no es su traduccion.CX CX CX CX CX CIII CIII CIII CIII CIIISor D. Domingo del Monte Habana p Bug R. Groning New Orleans Decr 29 1838 Sor D. Domingo del Monte Habana My good friend A month has elapsed since I took my leave of you and I feel almost ashamed to write you an epistle which I promised you should be forthcoming immediately. A few lines even at this late season will assure you that you have not been entirely neglected and as time hangs heavy on my hands I devote myself to the pleasing task of writing those I mest value and esteem. How different is this city from the Belle Habana and its suburbs. Here the larger part of the city is inhabited by the French

PAGE 324

DOMINGO DEL MONTE / 287 / 287 / 287 / 287 / 287 Creoles, the houses are low, homely and the streets narrow and filthy. But in the American part so called, everything wears a different aspect. Many elegant & stately public edifices adorn it the streets are wide, the business & mercantile community gives this section of New Orleans the appearance of a Northern City and in fact is by far the most desirable residence. New Orleans is rapidly destined to be a great commercial emporium and may even surpass New York. She has however many obstacles to contend with. The climate is so fatal to new comers particularly in the summer season, caused by the lowness of the surrounding country and the fresh waters of the great Ohio, Missouri & Mississippi Rivers, renders the air so damp that it requires strong constitutions to weather the “ills to which flesh is heir to.” Besides this great check upon her advancement, another more weighty may be added. The sudden falling of the upper rivers causes the navigation to be greatly impeded thereby preventing the planters from bringing to market their Produce, and thereby giving a sudden check to business here. At the present moment it is the case. There has been a general depression existing for the last month owing to the river being obstructed with ice formed from the shallowness of the water. The steamboats are thus prevented running and the consequence is that no supplies of Western produce reach the city. Give me back the “sunny isle”, its mild & balmy climate where every air is heavy with the sighs of orange groves. I contemplate returning next month provided nothing offers here to suit my views. I have visited the Theatres here where the acting has been very fine and several original plays been brought out. I send you with this a most beatiful play by Bulwer, called the Lady of Lyons. The languaje is most refined and has been performed with raptueous applause 35 nights in succession at the Camp & S.t Charles Theatres. This latter Theatre is a most magnificent temple of the Drama and althonot so large as the Tacon, is constructed on a different plan. The decorations are rich and gaudy and the interior resembles a palace of the olden time from its massive gilt dome and the heavy damask tapestry, which adornS the boxes. I shall be most happy to hear from you and by addressing “Care of J. O. Summer Esq. N. Orleans” you will oblige me. Remember me to your amiable lady and wishing you both a “happy New Year Very truly Yr friend George E. Clifford.

PAGE 325

CENT"N EPISTOLARIO 288 \ 288 \ 288 \ 288 \ 288 \TRADUCCI"NHa transcurrido un mes desde que me desped de V. y sintome casi avergonzado de escribirle una carta que promet habra de recibir de inmediato. Unas pocas lneas aun en esta ltima estacin le probar que V. no ha sido olvidado y como el tiempo me pesa y no s qu hacer con mis manos, me dedico a la agradable obra de escribir a los que ms aprecio. Qu diferente es esta ciudad de la Bella Habana y sus arrabales. Aqu la mayor parte de la ciudad est habitada por los criollos franceses, las casas son bajas, sencillas, y las calles estrechas y hediondas. Pero en la parte llamada Americana todo tiene diferente aspecto. Estn adornadas con muchos edificios pblicos, las calles son anchas, la comunidad mercantil da a esta parte de Nueva Orleans el aspecto de una Ciudad del Norte con residencias muy codiciadas. Nueva Orleans est destinada con rapidez a ser un emporio comercial, pudiendo tal vez sobrepujar a Nueva York. Tiene que lidiar con muchos obstculos. El clima es tan funesto para los nuevos residentes, sobre todo en la estacin de verano, merced a lo bajo del pas que rodea y las frescas aguas de los grandes ros Ohio, Missouri & Mississippi hacen el aire tan hmedo que se requieren constituciones para resistir las enfermedades de que la carne es heredera. Adems de este obstculo a su avance puede aadirse otro de ms peso. La rpida cada de los ros superiores hace que la navegacin sea estorbada, impidiendo a los cultivadores el traer sus productos al mercado, y por ello originando un rpido obstculo a los negocios aqu. Ese es el caso actualmente. Ha habido una gran depresin en el ltimo mes debido a la obstruccin de los ros por el hielo formado por la poca profundidad del agua. Los buques de vapor resultan impedidos de andar y la consecuencia es que no llegan a la ciudad los suministros de la produccin del Oeste. Restityame la isla del sol, su suave y fragante clima donde el aire es denso con los suspiros de las arboledas de naranjo. Todo lo contemplar al regresar el prximo mes siempre que nada se presente que convenga a mis puntos de vista. He visitado aqu los teatros, donde las representaciones han sido muy bellas y muchas obras originales han sido puestas en escena. Le envo con sta un bellsimo drama de Bulwer llamado la Lady of Lyons, el lenguaje es refinadsimo y ha sido representado con arrebatadores aplausos 35 noches seguidas en los teatros de Canip y St Charles. Este ltimo teatro es magnfico templo del Drama y aunque no tan grande como el de Tacn, est construido segn plano diferente. Las decoraciones son ricas y brillantes y el interior se asemeja a un palacio de tiempo antiguo por sus dorados macizos y el entapizado de damasco que adornan los paleos. Me sentir feliz de saber de V. dirigindola al cuidado de J. 0. Summer Esq. N. Orleans. Recurdeme a su amable seora, deseando a ambos un feliz ao nuevo

PAGE 326

DOMINGO DEL MONTE / 289 / 289 / 289 / 289 / 289CX CX CX CX CX CIV CIV CIV CIV CIVSor. D.n Domingo del Monte. Matanzas. Habana dic.bre 31-1838. Mi querido del Monte. No ha habido remedio: ha sido fuerza separarnos del Plantel, y tal vez ya habr ledo V. en el diario del viernes nuestra manifestacion, de la cual remito copia Milanes para que la haga imprimir en la Aurora. A m me ha quedado cierta tristeza, cierto vaco que no se con qu llenar, desde que no tengo que pensar en el Plantel: mis esperanzas se han desvanecido: mis artculos se han quedado en proyecto; mi reputacion literaria me parece como si se hubiera muerto en flor. Todos los disgustos parece que se han pasado la voz p.a turbarme: la pobreza me presenta su cara mas de lleno que nunca; mis afecciones morales estn corriendo una desbaratada tramontana; Oliva me irrita; y Fair-Play me angustia y me inspira lastima y desconfianza de la flaca humanidad, quien me esfuerzo yo en amar con amor tan puro. Ser que nosotros nos habiamos equivocado en el juicio que habiamos formado de su carcter? A veces me lo figuro, y solo as puedo aplicar el destemple de estilo, la contrariedad que se advierte entre su anterior tolerancia, y su altivez presuntuosa actual. Acostumbrando l verse querido y reverenciado como el sabio de su pais, (y sin duda lo es) habr tenido embelesado su amor propio, y podido presentar la parte bella de su alma: pero al hallar que ya otros piensan, no con la cabeza de l sino con la suya propia, al encontrar que hay quien ose esplicar otra doctrina que la que l ensea, se le ha arremolinado la blis de maestro, y sin ver quien, ni cmo, ha empezado repartir injuriosos palmetazos. Tal vez andar muy severo, injusto en este juicio; Dios me lo perdone si as fuere.—Laudable es hasta cierto punto la resolucion que ha formado V. de guardar silencio; pero permtame V. que le diga que yo en su lugar, le contestaba Fair-play y le contestaba duro. A qu viene ese silencio? Con l ya no puede V. conservar la amistad con Luz, porque est destruida; as por esta parte es intil: pero no solo es intil, Domingo, sino perjudicial V. y perjudicial la misma filosofa. A V.; porque vivimos, como V. sabe, entre gentes muy necias, que no alcanzan comprender la con-

PAGE 327

CENT"N EPISTOLARIO 290 \ 290 \ 290 \ 290 \ 290 \ ducta de V, que la atribuirn cobardia, y entre las cuales tiene V. una reputacion que es forzoso conservar, porque puede ser muy til al pais:— la filosofa, porque habituados aqu al aptico abotagam.to en que viven, aprovechan la ocasion de ahorrarse el trabajo de pensar sobre cualquier materia, si hay otro que lo piensa por ellos; y al ver que V. ha callado dirn, como ya dice la generalidad, que Fair-play tiene razon: al paso que la contienda de Vdes. dos, podria tal vez estimular algunos examinar la cosa con sus mismos ojos, y se les entraria la luz en las malezas de su entendimiento. As, yo creo, que cuanto antes debe V. concluir su carta Fair-play : rehgalo V. enhorabuena, mdele V. el tono, esplique V. las consideraciones de amistad que lo han detenido; pero escrbala V. Dom.o porque hace falta, porque lo exije su honor de V, lo exije el pblico, sus amigos de V. lo desean. A Tanco que se calle; n porque l no pueda romper lanzas con buen garbo, sino porque se complica mas la cuestion, y es mas difcil entenderse. Vea V. como ya Luz se ha puesto en salvo en cuanto la religion, y la fisiologa, que son cabalm.te dos puntos por donde princip.te le poda combatrsele. En esto veo yo que l no procede con la mejor buena fe, y si con su poco de hipocresa; por lo mismo yo me desentendera de sus protestas, y me limitara, siendo V, apoyar las doctrinas indicadas en el artculo del Plantel; sobre todo el prrafo 4. que tanto ha llamado l la atencion; rebatendo de paso algunos de sus sofismas, y no pasando por alto las inconsecuencias en que incurri en su 2. artculo, que ha dejado en pi Tanco, que segun parece no le llamaron la atencion.—Palma opina tambien que debe V. contestar, aunque no con tanta resolucion como yo. El proyecto de Revista en esa ciudad me parece muy santo: pero temo mucho que no pudiera llevarse cabo por falta de lectores en ella. En cuanto la Antilla mayor si se realizase, se realizarian nuestros mas caros deseos: pero y la licencia, Dom.o? y el gobierno? y la censura? ... Esa es una manzana de oro, que habremos de codiciar mirndola con la boca aguada por encima de las tapias del jardn de las Hesprides, pero que no cataremos, mientras no tengamos un Hrcules, pueblo, que venza al dragon guardian. Chismes filarmnicos.=Despues de la Norma, la Semramis; anoche Romeo y Julieta con Montresor de Tebaldo.=La Albini ha gustado mucho en la Semramis: mi tambien me ha parecido mejor que la 1. noche: con todo le encuentro las mismas deficiencias que en ella: no sube bien; baja manera de la Pedrotti: aliquando se desentona como ella; gorgoritea sobre la i y ahueca la vos con la u .—Anoche dicen que qued muy bien Romeo; pero yo con harto sentimiento mio, no pude ir: el tesoro est exausto.

PAGE 328

DOMINGO DEL MONTE / 291 / 291 / 291 / 291 / 291 Id. literarios.—Las letras dormitan, mejor dicho, mas valiera que dormitaran, pues as no nos darian los embriones que prematuramente salen luz; ejemplo el Templario.74Chismes polticos. No los hay.—De costumbres.=En Gines se ha jugado hasta en la plaza. Anto Escobedo ha perdido en dos sesiones 37.000... Pesos: ¡para todo da el camino de hierro!... dice la gente hacindose escandalizada; y quien sabe si tendr razon.=Suzarte75 se casa con Rosario, la hermana de Jos Ramon: ste y su familia se han puesto furiosos: pero la chica est depositada en casa de Morell, y se casarn si no lo remedia Dios. Va junto con sta, el proyecto de representacion: Recib el artculo de Pichardo. Siga V. escribindome, y en contestacion le irn, como ahora, los faosos carios de su amigo J. A. Echeverria Andese V. tambien con tiento en ensear esta carta. 74. El Templario drama caballeresco de Francisco Javier Fox, estrenado el 25 de diciembre de 1838. 75.Don Jos Quintn Suzarte.

PAGE 330

TOMO IV1839-1840

PAGE 331

CENT"N EPISTOLARIO 294 \ 294 \ 294 \ 294 \ 294 \

PAGE 332

DOMINGO DEL MONTE / 295 / 295 / 295 / 295 / 2951839 CX CX CX CX CX CV CV CV CV CVAl Licdo D.n Domingo del Monte Matanzas Sr. D. Domingo del Monte Hab 4 de enero 1.839. Mi apreciable amigo: la muy apreciada de V. fha de ayer, queda en mi poder con el Impreso que acompaa, de cuyo contenido todo, me hallo enterado. El citado Impreso lo entregar para que lo lea, y si mereciese su aprobacin, como n lo dudo lo mandar reimprimir por un art al Diario.1Acerca de Gaunaurd, y herederos de M.r Booth, me escrive muy estensamente el ingeniero Carrera2 con fha. 31 de diciembre, y en consecuencia escriv al primero con la de 2. sel presente, suplicandole diese disposiciones para que no se demore al seguir trazando el camino por su cafetal. El representante de los herederos de Booth, es el licdo Vinageras,3a quien si V. gusta puede ver a su nombre y el mo, para que d orden al Adm.or del cafetal S.n Juan, para que permita se tire el camino por dha finca, en consideracin alos incalculables perjuicios que se siguen ala Empresa, por la resistencia de Martinez, a no permitir el paso, lo que ala verdad es una injusticia, por que ntra asociacin, no se ha negado no poda negarse a indemnizar alos propietarios del importe del valor que les ocupe segn previene la Ley, y que en esta seguridad, puede dar la orden terminante, y sin restriccin de ninguna clase, para que no se impidan los trabajos del Contratista; y lo mismo se servir V. manifestar al S.orGaunaurd, en mi nombre, por que el es mi amigo, y no dudo un momento me complazca en esto, pues tiene la bondad de hacerlo en todo. 1.Alude al Diario de La Habana (Nota de Joaqun Llaveras). 2.Teniente Manuel Jos Carrera, ingeniero director del ferrocarril de Crdenas a Soledad de Bemba. (Nota de Francisco Gonzlez del Valle.) 3.Juan B. Vinageras, abogado de Matanzas. (Nota de F. G. del V.)

PAGE 333

CENT"N EPISTOLARIO 296 \ 296 \ 296 \ 296 \ 296 \ V. sabe que hay que hacer la Escritura de la Sociedad anonima; para lo que es indispensable que los S.res Accionistas de esa confieran su poder a persona de su confianza en la Habana, para que los represente a todos. Cuando yo estuve en esa, hable sobre el particular con los S.resJimeno,4 y Cabada;5 y V. tendr la bondad de decirselo nuevamente alos dos, para que promueban la extension del poder, y citar alos accionistas en persona, o por la Aurora6. A la una estoy citado con el S.r D.n Juan Montalvo,7 para ir ahablar con con M.r Robertson,8 sobre la contrata del hierro, llebando todos los papeles relativo la Empresa, que ha pedido aquel; y me dice el S.orMontalvo, que el Martes habr Junta p.ra deliberar sobre un negocio tan importante, en el que se est perdiendo un tiempo muy precioso. Tengo en mi poder el Libramto de su sueldo9 correspon.te a dicre, del que puede disponer como guste. Mis finas espresiones a su Sra. Madre de V., a Rosita10 (N. B) y demas de su familia, igualmente que a Tanco,11 y su Sra, quedando de V. su mas afmo Am. Q. S. m. b Antonio Gutierrez12P. D. Adbierto a V. que D. Jos M. Angulo,13 y Zarraga,14 son curadores de varios menores de Booth. 4.Simn de Ximeno. (N. de J. Ll.) 5.Juan de la Cabada. (N. de J. Ll.) 6.Peridico de Matanzas. (N. de J. Ll.) 7.Brigadier Juan Montalvo y O-Farrill, presidente de la empresa del ferrocarril de Cr denas a Bemba. (N. de F. G. del V.) 8.De la firma de H. Robertson y Ca., de La Habana. (N. de F. G. del V.) 9.Domingo del Monte era secretario de la citada empresa del ferrocarril de Crdenas (N. de F. G. del V.) 10.La esposa de Del Monte, D Rosa de Aldama y Alfonso. (N. de J. Ll.) 11.Flix Manuel Tanco y Bosmeniel. (N. de J. Ll) 12.Empleado de la empresa del ferrocarril de Crdenas. (N. de F. G. del V.) 13.Lic. Jos Miguel Angulo y Heredia, abogado de Matanzas. (N. de F. G. del V.) 14.Lic. Agustn Zrraga y Heredia, abogado de Matanzas. (N. de J. Ll.)

PAGE 334

DOMINGO DEL MONTE / 297 / 297 / 297 / 297 / 297CX CX CX CX CX CVI CVI CVI CVI CVIPor Cadiz primera via A D.n Domingo del Monte Abogado en la Habana Sevilla 5 de,,Enero de 1839,, Mi querido amigo: hice mi campaa madrilea, cuya capital me llevaron varias dependencias y entre ellos dar publicidad dos folletillos escritos contra nuestro amigo Tacon, el uno forrado en color de rosa y el otro con cubierta azul, que al recibo de esta ya los habr V. leido, de este modo damos seales de vida para que nuestro adversario que no descansa vea que tambien nosotros le pagamos; por esta razn hago yo all mucha falta, porque no tenemos una sola persona, que pueda ayudar all Olivan,15 alentandolo, para defender nuestros derechos. Sirgado16no se ocupa mas que en enderezar su entuerto y los demas Cubanos de sus pretensiones y de sus miserias. Desde Madrid escrib V. que habia encontrado el Barcia por el cual me hicieron pagar las ganas, aqu lo tengo encuadernado por Alegria17 y se lo remitir V. con los tomos 4 y 5 de los viages de Colon que le faltan para el completo de su obra. Tambien dige a V. que el tal Alegria se habia determinado ir establecerse en esa ciudad, lo que creo una escelente adquisicion y por consiguiente escuso recomendarselo, pues ademas de su habilidad es un honrradisimo sugeto; de este modo podra encuadernar a V. y a los demas quienes he remitido el Atlas18 en papel, porque en Cadiz no saben 15.Alejandro Olivn, poltico espaol que residi en Cuba algn tiempo. Miembro de nmero de la Sociedad Patritica de la Habana, desde 1829. Se ofreca como amigo de los cubanos, pero Saco lo consideraba como uno de nuestros enemigos. Fue Senador por la provincia de Huesca. (N. de F. G. del V.) 16.Pedro Pascual de Sirgado, amigo de Saco, del Monte, Oss y de todo el grupo de hombres de letras de aquella poca. Embarc para Espaa en 1835. Cultiv la poesa. (N. de F. G. del V.) 17.Adquiri fama aqu como encuadernador. No le fue bien en el negocio y se asoci ms tarde con Charlain. (N. de F. G. del V.) 18.Se refiere al Atlas histrico, genealgico, cronolgico, geogrfico…de Lesage por el conde Agustn Manuel Las Cases, traducido, corregido y aumentado por “Un espaol americano”, seudnimo de Andrs de Arango. (N. de J. Ll.)

PAGE 335

CENT"N EPISTOLARIO 298 \ 298 \ 298 \ 298 \ 298 \ encuadernarlos. Alegria lleva ademas de su oficio una imprenta y surtido de libros escogidos, para lo primero cuenta con hacer en esa algunas impresiones y yo le he dicho que nada emprenda sin consultar con V., quien buscar inmediatamente que llegue. Por hoy no hay mas lugar que para repetirle el carioso afecto que le profesa su buen amigo y paisano. A de Arango19CX CX CX CX CX CVII CVII CVII CVII CVII Al Seor Don Domingo Delmonte Matanzas Habana 15 Janvier 1839. Quoique priv, Mon cher Monsier, par l‘absence, de vos conseils et de votre secours, nous persistons lutter contre les obstacles qui von chaque jour en saplanissant et je en doute pas maintenant que le succs en couronne nos efforts; je crois donc devoir vous rendre compte de nos dmarches comme celui qui nous ayant ouvert la carrire, doit naturellement sintresser nos premiers pas. Manquant absolument dargent nous nous sommes adress M.rAlfonso qui a bien voulu nous en prter des conditions trs gnreuses du moins dans ce pays-ci; nous lui serons toujours reconnaisaaant de l‘aide qu‘il nous a prte dans ce moment critique; ce prt nous a mis mme de payer un mois du loyer de la maison et de faire les frais ncessaires l‘installation de l‘atelier o il faut construire des cloisons dresser des stores pour empecher l‘air et le soleil, payer un mois d aux ouviers que j‘amenai de France, pourvoir leur nourriture et leur logement, enfin solder les frais de douane que ncessitent les 4 colis d‘instrumens lithographiques que j‘apporte avec moi; tout en bon train d‘tre termin; I‘atelier est fort beau, vaste et bien clair, il sera prt cette semaine, les charpentiers, les maons ont fini et les ouvriers s‘occupent installer les presses, nous aurons cette semaine faire l‘essai 19.Andrs de Arango y Nez del Castillo. Necesaria esta aclaracin, dado que la inicial A puede confundirse con su padre Anastasio de Arango y Meireles y su hermano Anastasio de Arango y Nez del Castillo. (N. de J. Ll.)

PAGE 336

DOMINGO DEL MONTE / 299 / 299 / 299 / 299 / 299 de nos encres pour en rien produire d‘imparfait et la semaine prochaine nous commencerons nos travaux; il nous est survenu quelques commandes. Mes ouvriers dont le bon caractre et la conduite galent le talent, continuent d‘tre gais et bien disposs, ils n‘attendent que l‘ouvrage et je no doute pas que nous en soyons tous parfaitement satisfaits d‘eux. L‘entreprise rivale a senti sa faiblesse lorqu‘elle a vu expos la Lonja les travaux faits par nous ouvrier en France; les impressions d‘or et de bronze, les vignettes en couleur ont produit beacoup d‘effet; aussi M.r Torrente est-il venu nous proposer de runir les deux tablissemens, cherchant par de longues phrases me convaincre que c‘tait notre avantaga; il dit qu‘il est vrai que nous savon les Habaneros pour nous mais qu‘eux ont les Espagnols qui se sont determins soutenir l‘tablissement de Costa de toutes leurs forces; aussi se sontils intituls: Imprenta Espaola. Nous avon rpondu Torrente que nous en doutions pas d‘tre appys de notre ct par tout ce qu‘il y avait de personnes claires dans le pays qui avaient fait de notre tablissement une affaire de progrs et de patriotisme; qu‘au fait ne serions-nous pas soutenus, nous persisterions rester et travailler seuls parce que nous avions une telle confiance dans la supriorit de nos travaux sur toute espce d‘entreprise rivale que nous en doutions pas qu“a la longue l‘intrt personnel et la justice en nous fit triompher; vous comprenez bien que ce serait une duperie nous d‘admettre en ce moment dans nos ateliers, un impremeur qui s‘instruirait de nos secrets et de nos procds nouveaux et de partager galement nos bnfices avec des gens qui feraient peine le tiers autant de travail que nous. Nos anciens amis M.rs Pepe de la Luz, Poey, Ruiz, Palma sont pleins de bonne volonte et dactivit nous servir; ce sera une digue contre le torrent que inonde les journaux de son loquence; de plus Palma nous a prsent ce matin le directeur de l‘Imprenta Literaria la tte de laquelle il va se mettre et il nous propose d‘unir aussi sa typographie notre lithographie ce que constituerait un tablissement d‘une puissance irrsistible. Quand vous reviendrez vous serez satisfait je pense de la tournure que prennent les choses; elle nous est toute favorable mais comme il faut battre le fer pendant qui‘l est chaud, ayez-nous des actionnaires pour nous soutenir pendant nos mois de dbut; pendant ce temps nous obtiendrons par nos amis la clientle des principales maisons de commerce de la havane: cependant je dois vous prvenir avec regret que nos rivaux se sont empars des travaux de l‘administration et du gouvernement, mais leur crivain est tellement au dessous du mdiocre que j‘espre les voir chouer ds leurs premier essais.

PAGE 337

CENT"N EPISTOLARIO 300 \ 300 \ 300 \ 300 \ 300 \ Faites agrer je vous prie mon respect votre famille et croyer-moi comme toujours votre affectionn et bien dvou. A. Moreau de Jonns. P. S. M.r Cosnier me charge de vous offrir ainsi qu‘ vos (amis?) l‘homamge de son attachement bien dvou. P. S. Comme personne en se trouvait charg ici des connaissemens en votre absence; j‘ai pri M.r Fernandez de vouloir bien retirer nos colis de la douane, sur une note que je lui ai donn des contenus; cependant il nous faudra les factures que M.r Chauviteau vous ont adresses, la douane les ayant reclames20TRADUCCI"NAl Seor Domingo Delmonte Matanzas Habana 15 de Enero de 1839. Aunque privado, mi querido Seor, por la ausencia, de sus consejos y de su apoyo persistimos en luchar contra los obstculos que van cada da allanndose, no dudando ahora que el xito corone nuestros esfuerzos. Me creo, pues, en el deber de dar cuenta de nuestras actuaciones, a quien, por habernos abierto la ruta, deben interesarle nuestros primeros pasos. Por falta de dinero nos dirigimos al Sor. Alfonso, que tuvo a bien prestrnoslo en condiciones muy generosas, por lo menos en este pas; le quedamos muy reconocidos por la ayuda que nos ha dispensado en este momento crtico; este prstamo nos ha permitido abonar un mes de alquiler de la casa y hacer los gastos imprescindibles para la instalacin del taller, donde hay que construir tabiques y colocar persianas para impedir el aire y el sol, pagar un mes a los obreros que he trado de Francia, proveer a su alimentacin y alojamiento, en fin saldar los gastos de aduana correspondientes a los cuatro bultos de instrumentos litogrficos que traigo conmigo. Todo prximo a terminarse, el taller muy bello, amplio y bien alumbrado, quedar listo esta semana; los carpinteros, los albailes han concluido y los obreros se ocupan en instalar las prensas; en esta semana debemos probar las tintas para que nada salga imperfecto comenzando la semana que viene nuestros trabajos; tenemos algunos pedidos. Mis obreros, cuyo excelente carcter y cuya conducta corren parejas con su inteligencia, continan alegres, bien dispuestos; slo se ocupan de su trabajo y seguro estoy de que todos quedaremos satisfechos de ellos. La empresa rival ha palpado su debilidad al ver expuestos en la Lonja los trabajos hechos por nuestros obreros en Francia, las impresiones en oro y en bronce, las vietas en color han producido mucho efecto. En vista de ello el Sr. Torrente ha venido a proponernos la fusin de los dos establecimientos, tratando con verbosidad de convencerme que sera ventajoso para nosotros; dice que si es cierto que nosotros tenemos a los habaneros, ellos cuentan con los espaoles resueltos a sostener el establecimiento de Costa con todas sus fuerzas; por esto le han titulado: Imprenta Espaola. Hemos contestado a Torrente que no 20.La traduccin de las cartas que en los idiomas francs, ingls e italiano aparecen en el presente tomo del Centn se deben al doctor Fernando Ortiz, Acadmico de nmero, habiendo efectuado la correccin de las pruebas el traductor de la Cmara de Representantes seor Mario Suol. (N. de J. Ll.)

PAGE 338

DOMINGO DEL MONTE / 301 / 301 / 301 / 301 / 301dudbamos estar apoyados, por nuestra parte, por las personas inteligentes de nuestro pas que vean en nuestro establecimiento una cuestin de progreso y de patriotismo; que en caso de no vernos sostenidos, persistiramos en trabajar solos, dada la seguridad que tenamos en la superioridad de nuestros trabajos sobre toda especie de empresa rival, que no dudbamos que a la larga el inters personal y la justicia nos haran triunfar; V. comprender que sera en nosotros una imbecilidad admitir ahora en nuestros talleres un impresor que se instruyera en nuestros secretos y nuestros nuevos procedimientos y que partiramos igualmente nuestros beneficios con gentes que apenas haran la tercera parte del trabajo que nosotros podemos ejecutar. Nuestros antiguos amigos los Sres. Pepe, de la Luz, Poey, Ruiz, Palma, estn llenos de buena voluntad y de actividad para servirnos; eso sera un aique contra el torrente que inunda los peridicos con su elocuencia; adems Palma nos ha presentado esta maana al director de la Imprenta Literaria a cuya cabeza va a ponerse y nos propone unir tambin su tipografa a nuestra litografa, lo que constituira un establecimiento de fuerza irresistible. Cuando V. vuelva quedar satisfecho con el giro que toman las cosas; nos es del todo favorable, pero como es preciso batir el hierro mientras est caliente, procrenos accionistas para que nos sostengamos durante los primeros meses; en ese tiempo obtendremos mediante nuestros amigos la clientela de las principales casa de comercio de la Habana. Debo, no obstante, comunicarle con disgusto que nuestros rivales se han apoderado de los trabajos de la administracin y del gobierno, pero su calgrafo est tan por debajo de lo mediocre, que espero verlos fracasar en los primeros ensayos. Con mis respetos para vuestra familia crame siempre su afectsimo. A. Moreau de Jonnes. P .S. El Sr. Cosnier me encarga que ofrezca a Vd, as como a sus [amigos?] el testimonio de su devota adhesin. P .S. Como nadie se encontraba aqu encargado de los conocimientos durante su ausencia, he rogado al Sr. Fernndez que sacara nuestros bultos de la aduana, con una nota que le he dado del contenido; sin embargo se necesitarn las facturas que le ha enviado el Sr. Chauviteau, las que ha reclamado la aduana.CX CX CX CX CX CVIII CVIII CVIII CVIII CVIIISr. D. Domingo Del Monte— Matanzas Sr. D.n Domingo Del Monte Habana Enero 17 de 1839— Apreciado amigo Me manda V. a decir por carta a Machuca21 que le escriba sobre mis buenas o malas andanzas de por ac: i qu quiere V. que le diga? 21.El abogado y literato habanero Ignacio Valds Machuca, quien con el anagrama “Desval” public valiosas composiciones. (N. de J. Ll.)

PAGE 339

CENT"N EPISTOLARIO 302 \ 302 \ 302 \ 302 \ 302 \ Mis aventuras desde la ida de V. se reducen a haber asistido a los ecsmenes de escuelas que pude, para penetrarme del mtodo i espritu de enseanza de mis colaboradores i del estado de instruccion de los alumnos, registrar algunos libros de filosofa entre los cuales se encuentran las obras de Maine de Biran,22 publicadas con un prlogo del editor por V. Cousin,23 que no hai mas que ver de buenas que son, emprender la formacion de otra novela, i pasear i divertirme como en tiempo de Pascua. En cuanto a los ecsmenes, me han parecido tan malos, i desahogu sobre el caso tan bien la bilis en un articulejo publicado en el Noticioso24 del Lunes 14, que lo remito a V. a l, para que me diga qu le parece, ocultando esta revelacion porque creo que ha de armarse una cruel enemiga, en la cual como en todas las de su clase, hacen i sufren dao grandsimo las personas. Respecto a Maine de Biran, no acabaria si le fuese a referir a V. la riqueza de observaciones delicadas i profundas a la par que orijinales de este celebre filsofo a quien ningun otro lleva ventaja en la intensa i prolija atencion con que desmenuz los fenomenos de la conciencia humana relativos al yo como causa voluntaria i libre de sus actos.—Cuando V. venga hablaremos largo. Mi nueva novela, de la cual tengo escrita un captulo i parte de otro, yacer por algun tiempo abandonada, siendo el motivo, por una parte los quehaceres, que estorban su prosecucion, i por otra la ignorancia completa en que estoi de los hechos, de la realidad, sin cuyo conocimiento que no es otro que el de la misma sociedad en que vivimos i el del corazon humano con los hbitos, virtudes y vicios que sus leyes influyen en l, no puedo ya dar un paso adelante. Hasta ahora he escrito historietas superficiales, i donde con un poco de maa podia ocultar mi escasez de datos sobre el mundo; pero en cuanto me he probado a emprender cosas de mas cuenta, la pluma se me ha caido de desaliento.—El pincel est listo: la mano capaz de manejarlo que mal, que bien; pero i las tintas? i el lienzo…? Hasta ahora no he comprendido las palabras de V. Milans25 me anuncia que V. ha leido ya el 1er acto de su “Poeta en la corte”26 qu piensa V. de l? A Suares27 le dar sus espresiones en escribiendole.— Est a la sazon en Gines solitario i desterrado, sin que 22.Mara Francisco Pedro, metafsico francs. (N. de J. Ll.) 23.Victor Cousin, filsofo y poltico francs, jefe de la escuela espiritualista eclctica. (N. de J. Ll. ) 24.El peridico Noticioso y Lucero de La Habana. (N. de J. Ll.) 25.El poeta matancero Jos Jacinto Milans. (N. de J. Ll. ) 26.Drama del citado Milans presentado a la censura en 1840 con el ttulo Un poeta en la corte (N. de J. Ll.) 27.El meritsimo cubano, educador y literato lic. Anselmo Surez y Romero. (N. de J. Ll.)

PAGE 340

DOMINGO DEL MONTE / 303 / 303 / 303 / 303 / 303 haya podido tomar parte alguna en las diversiones de all por la triste situacion de su familia. La ultima carta que tengo de l comprueba el abatimiento de su nimo. Me confiesa que tiene que permanecer aislado, porque donde quiera halla quien lo mire con desprecio o al mnos con fria indiferencia; me habla de la injusticia de las penas aberrantes que abruman al inocente con toda dureza, i me dice que su destierro en Gines durar mas de lo que yo creo.28 Me previene, como de costumbre darle espresiones a V. i recomendarle que no lo olvide cuando se ofrezca algun buen libro. Qu dicen los matanceros del 3er captulo de Francisco?29 A su vuelta, traigase los anteriores para ac. Con esto i ofreciendome como siempre su mas atento amigo, mande a su afmo Jos Z. G.z del ValleCX CX CX CX CX CIX CIX CIX CIX CIXSor. D.n Domingo Del Monte. Matanzas Habana 18 de enero 1.839. Querido amigo. No le ha sabido muy bien Palma30 la noticia de Alegria, porque ha de saber V. que en union de Lino Valds, ha arremetido comprar la Imprenta literaria y es claro que habiendo esa otra mas, sern menores las ganancias de los impresores. Hoy me ha hablado para que en union de Villaverde31 publiquemos una coleccion de novelas y cuentos originales; y aunque no me acomoda mucho el proyecto,, porque me distraer algo de otros mas importantes, le he dicho que s. Me he ajustado con Castro32 pa. escribirle en la Cartera diez pesos el pliego: Palma tambien. 28.Refirese a las acusaciones hechas a su padre, Ildefonso Surez, como consecuencia del juicio de residencia seguido contra el general Miguel Tacn, al cesar en el mando de esta Isla, del cual haba sido asesor. (N. de F. G. del V.) 29.Alude a la novela de don Anselmo Surez y Romero, publicada en Nueva York en 1880. Se reprodujo en Cuba y Amrica en La Habana. (N. de J. Ll.) 30.El poeta Ramn de Palma. (N. de F. G. del V.) 31.El novelista Cirilo Villaverde. (N. de F. G. del V.) 32.Vicente Antonio de Castro, mdico, director y fundador de la Cartera Cubana La Habana, 1838-1840. (N. de F. G. del V.)

PAGE 341

CENT"N EPISTOLARIO 304 \ 304 \ 304 \ 304 \ 304 \ He concebido, y principiado realizar, una idea que confio, parecer V. no mala, y es, escribir una “Suma historial de la isla de Cuba”, que pueda servir de testo en los colegios de esta ciudad. Aunque mi coleccin de docum.tos no sea tan completa que baste para escribir una historia en forma de nuestras cosas, es suficiente para un compendio como el que yo me propongo, y que cuento sacar mejor trmino que Valdes33 y dems cronistas ntros. Aunque esto puede ser ilusion de mi amor propio. Una cosa me parece, y es que en los muchos programas que anualm.tepropone la Sociedad patritica, reducidos memorias y planes irrealizables por la mayor parte, muy bien podria incluirse el de una historia, como esta mia; con lo que se lograra una de dos cosas; que otro anticuario desempease la obra con mayor perfeccion y utilidad del pblico, autorizar la mia para que se generalizase en las escuelas. En esto puede haber su partecilla de miserable inters; pero tambien hay, cremelo V. el deseo de que se conozca como ha caminado esta Antilla, y se despierte en sus hijos mayor amor ella. Vea V. si puede recojerme algunas noticias; especialm.te sobre este pueblo: Pichardo34 debe tener muchas. Aunque ya se va dilatando mucho, no debe V. desmayar en la contestacion Fair-play;35 aunque no sea mas que pa. que l la lea, y haga de ella lo que mas le cumpla. Hoy se estrenan las prensas de Cosnier con las papeletas de convite p.a un baile regio que va dar el Principe Joinville36 en la fragata Ifigenia: pienso ir de aqu un rato verlas, y a decirle la buena noticia que V. me encarga. A propsito de baile, y de mscaras: el dia 2 del entrante dicen que empiezan los de Sta-Cecilia: si V. no est ya asociado con otro, ni tiene ofrecido el billete de convidado, confo que se acordar V. de este miserable derrotado plantador : bueno es anticiparse. Supongo que para entonces ya estar V. aqu. Ahora mismo est aqu conmigo (en la oficina) Man.l J. Cabrera que vino ayer con Agustin Zarraga: por la cuenta va volando ese camino de hierro: quiera Dios que cuanto antes rueden por l los azcares de esos ingenios.— Ahora que digo ingenios!…qu buena raspadura se estar V. chupando!…que miel!!..acuerdese V. de los pobres de por ac, y trigase en el bolsillo dos tres de cachos de aquella, y unas cuantas cucha33.Antonio Jos Valds, autor de la Historia de la Isla de Cuba y en especial de la Habana La Habana, 1813. Reimpresa en 1877. (N. de F. G. del V.) 34.El gegrafo Esteban Pichardo. (N. de F. G. del V. ) 35.Seudnimo de Jos de la Luz y Caballero. (N. de F. G. del V.) 36.Hijo tercero de Luis Felipe, que lleg a La Habana el 5 de mayo 1838. (N. de J. Ll.)

PAGE 342

DOMINGO DEL MONTE / 305 / 305 / 305 / 305 / 305 radas de esta. Qu caro est el pan, caramba! Ser menester comer la miel con cazabe: por fortuna as es mas sabrosa. Desde que se me meti en la cabeza el proyecto de escribir la obrilla que he dicho, me sucede lo que Balzac37 con su fisiologia del matrimonio (que acabo de leer): por donde quiera veo un tomito en 4o de letra menuda, y encima “Suma histor!” & Estoy metido de hoz y coz en cronicas historias y manuscritos: quiera Dios que me dure el entusiasmo, que entonces podr acabar dentro de cinco seis meses. Mis hermanas y yo devolvemos con usuras esas Rosas sus saludos: ¡que no furamos ruiseores, pa. repetir la leyenda oriental!— D sus memorias los Muoces y Palma: las corresponden. El Sor. Mussati, aunque digan algunos inteligentes que es bueno, non mi piace niente afatti: Galli, es muy buen actor: pero cantor…. ei fu con todo me gusta. Sin mas por ahora, le besa las manos su amigo ex-colaborante. Echeverra38Sr. Secretario: llegu ayer p.r q.e la Junta me mand venir inmediatm.tede modo q.e ante de ayer a las 11,, recib la carta de D. Ant.o, a las 3,, sal p.r tierra p.a Matanzas adonde llegu a las 9,, de la noche, sal ayer en el almendares y a las dos me di en el muelle con D. A. que me esperaba p.aarreglar ayer mismo las condicion.s del hierro, se hizo todo y hoi a las 6,, de la maana sali p.a London el pedido de modo q.e fu mui bueno q.ellegara yo ayer p.r q.e si me tardo un dia el paquete se larga y hai q.eesperar otro mes. Muchas ganas tengo de ver a V. tenemos mucho q.e hablar, pues los Matanceros han armado un alvoroto queriendo q.e abandonemos nuestra linea q.e llevemos el camino de Bemba a Canimar, tratan de pedir esto a la Junta. Me voi el partes p. el 8,, 9,, de febrero estar aqu y nos veremos entonces, sin envargo ver a Cspedes39 p.r si puedo emplearme en obsequio de su fam.a de V. en el negocio de la casa. Memorias y cuente con su am.oCarrera40 37.El brillante y fecundo escritor francs Honorato de Balzac. (N. de J. Ll.) 38.Jos Antonio Echeverra. (N. de J. Ll.) 39.Francisco de Cspedes. (N. de J. Ll.) 40.Manuel Jos Carrera. (N. de J. Ll.)

PAGE 343

CENT"N EPISTOLARIO 306 \ 306 \ 306 \ 306 \ 306 \CC CC CC CC CCAl S.r D. Domingo Del Monte Matanzas Sr. D. Domingo del Monte Hab.a 21 de Enero 1.839. Mi estimado amigo: tengo la satisfaccion de noticiar a V. que por el Paquete que hace tres das sali para Inglaterra, ha ido la orden para la compra de carriles, y dems para nuestro camino de hierro. El Ingeniero lleg el viernes, y se embarca maana en el vapor, y le encargo que asupaso por Matanzas lo vea a V. Sabr V. la rebolucion que ha havido en Matanzas para que se varie la linea del camino de hierro, llebndola desde Soledad Canimar: qu buen resuello tienen para buzos los Sres. Matanceros? Me parece que estoy viendo nuestro amigo Cristoval Madan,41 representar el primer papel en esta escena; y si V. lo viese tenga la bondad de decirle, que ya es imposible que la linea tirada del camino se pueda variar. No tengo tiempo para mas. Mis finas esp.nes a Rosita, y ala Sra. madre de V. (C. P B) mandando lo que guste a su mas afmo am.o y seg.o S.rQ. S.m.b. Antonio GutierrezCCI CCI CCI CCI CCIDomingo Hab.a y En.o 22 de 1839 Ya hemos tenido una sesin de ao nuevo en la Seccin de Educacion. Lo mas importante de la Junta fue el votar 17. p.s para la enseanza de algunos pobres en el barrio del Angel a cargo del viejo Bandaran42 15 para igual beneficio en el barrio de Paula y otros 15 para lo propio en un barrio estramuros. A q.e conocio V. en el entroito con q.e damos al pub.o la lista de Inspectores que a la mitad del ultimo no era mio? Hice 3. veces el prologo y 41.Cubano dignsimo, defensor de las libertades de su patria, y escritor que se distingui con el seudnimo de “Fingal”. (N. de J. Ll.) 42.Francisco Bandarn, fundador de la escuela del ngel. (N. de J. Ll.)

PAGE 344

DOMINGO DEL MONTE / 307 / 307 / 307 / 307 / 307 siempre le ocurria algo mas a Pepe43 y al fin le dije, “agrega lo q.e te parezca bien y pon mi firma”. Ha habido sus reclamaciones sobre los nombram.tos de inspectores y ayer sali en el Noticioso arreglada por ultima vez la lista. Vala V., pues Luz se empeo en poner a V. de Inspector del Colegio cubano y quedo al fin colega de V. Puig.44Ah le mando esa carta para q.e vea la celebracion q.e hace Sagarra45de la obra de Filosofia de Cousin q.e le remiti en contestacion a cierta carta q.e me dio sobre la cuestion que agita Luz. He leido a Main de Biran y en sus investigaciones sobre el influjo de lo fisico y moral del hombre he hallado nuevos motivos para conocer la insuficiencia de la escuela sensual en la esplicacion de muchos fenomenos. — Biran casi define asi el sueo— “El debilitamiento, o abdicacion que sufre el Yo Y el acto de estar despierto como se distingue?— Por la restitucion del Yo a su poder e imperio. La locura p.a Biran es la perdida del imperio del yo de su conciencia y de su memoria y el predominio de la parte animal como en el sonambulismo. Hay locuras donde lucen algunos relampagos de inteligencia, que conocen los juristas por lucidos intervalos y entonces el hombre, en esos momentos se posee a el mismo; no est fuera de si nec mente alienus. As la locura completa corresponde al Medico, la intermitente al Medico y al Sicologo y el imperio de la razon al Psycologo. Estas son las impresiones que me ha dejado la rapida y apurada lectura q.e hice de ese libro. En vano quise q.e me lo dejaran 4 o 6 das mas para estudiarlo. No pierdo las esperanzas de conseguirlo otra vez. No hay en la Habana ningun ejemplar y debe meditarse mucho el trabajo de Biran por q.e el fue discipulo de la escuela de Locke y Condillac, Maestro de Cousin y uno de los l.os Sicologos que se dedic a averiguar lo que era este Yo uno, identico y siempre el mismo en medio de la continua variacion de nuestros pensam.tos, sensaciones y voliciones. Declara q.e el Yo es la 1.er causa que nos es dado creer, productor de sus46actos, arbitro de hacer o no hacer lo que corresponde a su creacion. En la paralisis muscular el Yo hallara obstaculo para mover un brazo, por ejemplo, pero sin embargo querra moverlo y alla en el recinto de su conciencia est cierto de q.e el quiere moverlo y esta volicion es un efecto todavia q.e anuncia el poder de donde viene. 43.Jos de la Luz y Caballero. (N. de F. G. del V.) 44.Manuel Puig. (N. de J. Ll.) 45.Juan Bautista Sagarra, educador, de Santiago de Cuba. (N. de F. G. del V.) 46.Aqu aparece rota la hoja de papel en que est escrita esta carta; pero su autor aclara en el ltimo prrafo este particular. (N. de J. Ll.)

PAGE 345

CENT"N EPISTOLARIO 308 \ 308 \ 308 \ 308 \ 308 \ Digale a Tanco q.e no abandono a Vallenilla y q.e lo tengo citado p.alos dias de fiesta por la maana a las 10. Cuando vi el papel asi llevaba medio pliego escrito. Men.s a Rosita, un beso al cuico y cuidar al ultimo vastago. [M. G. del Valle]47CCII CCII CCII CCII CCII* *S. D. D. Man.1 Gonsalez del Valle Habana. Sant.o de Cuba 3 de En.o de 1839 Mi estimado amigo: lea V. y luego hablaremos me dijo V. al enviarme la escelente obra de filosofia de M.r Cousin. He comenzado leer y ya deseo, con tanta mayor razon cuanto q.e el aislamiento en q.e vivimos en Cuba, me hace mas apetecible esta comunicacin de ideas. Faltamos aqu comercian.s de esta preciosa mercancia, pr q.e han faltado depsitos que las suministren y propaguen, y nos impongan la costumbre y la necesidad de consumirlas. De esto me he lamentado muc.s veces con V., he tentado p.o en vano, abrir esos depsitos,, y quizas si un dia de estos vuelvo tratarle de este punto detenidam.te, p.r q.e veo la necesidad que de ellos tenemos, y deseo remediarla, aunq.e corra nuevos riesgos; q.ealgo debe arriesgarse en favor de la gran causa del saber. El ostculo mas poderoso est en mi insuficien.a, p.o ah estan V. y Luz q.e me ausiliarn desde alli. Pero perdone V., mi amigo, q.e tamto me haya separado del objeto de esta carta, abusando, pueda ser, de la pacien.a de V. Dije q.e iba hablarle de Cousin y paso verificarlo. He leido la 1raleccion, en la cual ya se tropiesan con ideas nuevas, al menos p.a mi. Y no solo nuevas, sino presentadas en un orden verdaderam.te analitico, orden q.e solo puede seguir, quien ha llegado a enseorearse de esa ciencia; y de q.e se tiene un claro indicio con solo ver la tabla analitica q.eprecede la obra. La idea de pasear al discipulo pr el campo de la historia de la filosofia tiende en mi concepto a pulverisar todos los sistemas q.e se han sucedi47.No aparece firmada esta carta, pero en el ndice consta que era de Manuel Gonzlez del Valle. (N. de J. Ll.) *En algunos casos, el orden cronolgico de las cartas no es estricto; mas en esta edicin se ha dejado como aparece, pues de esa forma fue realizado por Domingo del Monte. ( N de la E .)

PAGE 346

DOMINGO DEL MONTE / 309 / 309 / 309 / 309 / 309 do en ella, p.a advertir los planeos p.r donde han flaqueado, hacer mas palpable los progresos del entendimiento, poner mas de bulto sus estravios, fin de q.e nos alejemos de ellos, y levantar el sistema eclectico segn sospecho, y q.e quizas sea el unico q.e pueda susistir en una epoca en que la libertad filosofica parece haber fundado definitivam.te su imperio. No hay dudarlo, la historia de la filosofia es de una importancia suma p.o la filosofia misma. Admirable es tambien la conclucion de q.e la filosofia es una verdadera necesidad y una produccion del entendimiento. Punto es este esencialisimo en si, y muy bien colocado en la prim.a leccion. Esencial p.r q.e no puede menos q.e serlo su prueba contra las declamacio.s de alg.sespiritus superficiales y desidiosos, p.a quie.s es mas facil decir enfticam.te delirios, voces vanas, teorias intiles & q.e sumergirse en las meditacio.s, examen y discusiones q.e el estudio requiere. Y bien colocado p.r q.e al principiar la ciencia es cuando debe evitarse q.e el q.easpire su conocimiento no caiga en ese error, q.e le haria desmayar en su curso. Bien persuadido he estado spre de esta verdad, y p.r eso cuando fui nombrado p.a desempear la clase de filosofia del seminario de esta ciudad, ante q.e todo me ocup en manifestar con la detencion q.eme permiti mi escasa capacidad, el parentezco de la ideologia con las demas ciencias, el ausilio q.e ella les presta, las ventajas del estudio de la moral, y las diarias importantes aplicacio.s de la fisica a las artes y los usos de la vida. Y que diremos del examen q.e hace de las ideas de lo util, lo bello, lo justo, de Dios, de la religion y p.r ultimo de la refleccion, en la q.e funda toda la filosofia? En este parrafo veo una mina de ideas importan.s q.esalen del dominio de la filosofia, comprovandose de paso con esto lo q.een otra parte dice el autor, que ning.a verdad le pertenece a ella esclusivam.te, pero tampoco hay nig.a q.e le sea estraa. Digna es tambien de estudio detenido la definicion q.e da de la filosofia, y q.e parece muy amoldada al estado q.e hoy tiene esta ciencia, q.e es la antorcha q.e ilumina las dems. Aplicada ellas, han hecho progresos pasmosos; todo p.r q.e? Por el mtodo q.e es el alma de la investigacion, y la refleccion q.e es su aplomo. Yo, sin embargo, necesito meditar algo mas esta definicion tan nueva p.a mi. Lo q.e si me parece fuera de toda duda es lo necesario del se rendre compte Este forma la ciencia de cada uno y de aqu el eclecticismo Bien mal formada debemos tener una manera de considerar las ideas q.e hemos adquirido, y una vez formado ese sistema, como quiera llamarse, el estudio lo perfeccionar, lo adelantar, segn su estado con la observacion y el estudio. Otro particular q.e advierto en la nueva escuela filosofica es la tenden.a manifestar el verd.o fundamento de la religion, algo minado con alg.s

PAGE 347

CENT"N EPISTOLARIO 310 \ 310 \ 310 \ 310 \ 310 \ sistemas q.e han precedido, y q.e ejercian una influen.a de psima trasendencia en el orden social. No hablo del sensualista, p.r q.e no estoy convencido q.e l ataque la religion: contraigome otros q.e han campeado hasta ahora poco. Lo q.e Cousin dice en esta leccion acerca de Dios y del culto es muy importante, aunq.e corto, y yo me persuadiria q.e iba ya celebrarse una alianza cordial entre filosofos y teologos, sino recordase q.e otros motivos pueden todavia dividirlos. P .o al menos la just.a sera ahora mas manifiesta y la Sociedad sabr distinguirla y aprovecharse de las consecuen.s q.e palpe. Desearia estenderme mas en una conversacion, cuyas contestacio.sme proporcionarn nuevos goces, mas provecho y repetido motivo de agradecerle V. su bonisima amistad, en tanto q.e quedo divertido con Cousin, y deseando V. y toda su familia mil felicidades en el ao q.e h comenzado, el cual me ha cogido con enfermos graves en casa. Su affmo amigo q. b. s. m. J. B. Sagarra Este amigo ha sido uno de los discipulos mas aventajados de Luz en el Colegio de S. Carlos.48 Le conserva a Luz el mayor cario hoy redoblado con la gratitud a los buenos servicios de Luz por conseguir q.e se restituyera a sus hogares con honor y sin mancha ante el Gov.no 49CCIII CCIII CCIII CCIII CCIIISr. Ldo. D.n Domingo Del Monte. Injenio Santa Rosa Enero 24 de 1839 Apreciado Domingo Estimo en lo que valen sus consejos relativos a mi tentacion de echar a un lado la novela que he comenzado; no por las alabanzas que V. por favor de buena amistad prodiga a mis primeras obritas, sino porque comprendo, segn me indica V., que el reducido campo sujeto por ahora 48.Se refiere al Real colegio de San Carlos y San Ambrosio de La Habana, donde Jos de la Luz y Caballero explic la clase de Filosofa. (N. de J. Ll.) 49.Este prrafo es de Manuel Gonzlez del Valle. (N. de J. Ll.)

PAGE 348

DOMINGO DEL MONTE / 311 / 311 / 311 / 311 / 311 a mis esploraciones, tiene aun lagunas riquezas por beneficiar. Voi a ver como en ella (i sepa V. que se me ofrece coyuntura mui buena al efecto) introduzco un abogadito flamante, en leche, recien venido de Espaa o del Prncipe, i hteme ya en oportunidad de describir escenas i de pintar un personaje, idntico hasta confundirse, a mil orijinales que andan por nuestra Habana i que se topan a cada paso. Nada me habla V. sobre el artculo Ecsmenes del Noticioso que le apunt en mi anterior. Los maestros se han puesto como chivos. Hai quien se lo haya atribuido a V., diciendo que tiene el mismo color de sus articulos sobre educacion en el Plantel;50 pero esta es la hora en que no ha salido ningun campeon a defender al hollado majisterio. En cuanto a Surez, yo no pierdo ocasion de escribirle i de alentarlo; pero la distancia a que est, i mas que eso el no tener conducto regular i frecuente como ntes para remitirle mis cartas, obstan a que reciban de mi mas consuelo en su doloroso desamparo.Dias hace que no s de l. Me alegro que la segunda obra dramtica de nuestro Milanes merezca ser digna del memorable Conde :51 tengo ganas infinita ya de leerla. ¡Ojal la acabe pronta y felizmente! En la cartera cubana del mes de Dizre ultimo he leido un articulo critico sobre el Conde de D.n Blas S. Millan (a lo que dicen) escrito con bastante discrecion.— Coincide con nosotros en la consabida de que la trajedia de Milanes trasciende los adelantos i el gusto de esa nueva filosofia que le ha arrancado de las manos al sensualismo el cetro de la dominacion. Del casamiento de la Ruiz, mui poco o nada s que V. ya no sepa, porque a pesar de que suelo hacer en su casa mis visitas, el asunto es tan delicado que ni siquiera me he querido dar por entendido de su ausencia, ni he preguntado por ella, ni he movido conversacion alguna que me pusiera en antecedentes. Por ah he sabido que estaba depositada all fuera, en Factoria, que Suzarte52 estaba en casarse i tan estaba en ello que el Domingo antes del pasado, se debio hacer la primera amonestacion, i que la causa de sucesos tan violentos mas dependia de la poca cordura con que manejaron el negocio los que lo manejaron, que de los amantes, precipitados antes de tiempo a una union tan a disgusto de la madre. —Como de nada de esto s a fondo la menor cosa no me quiero meter a darle mi voto resolutivamente, i paso a otra cosa. 50.Peridico que fundaron Ramn de Palma y Jos Antonio Echeverra. La Habana, 1838. (N. de J. Ll.) 51. El Conde Alarcos. Drama caballeresco en tres actos y en verso. Su autor Jos Jacinto Milans. La Habana, 1838. (N. de J. Ll.) 52.Debe aludir al matrimonio del distinguido escritor Jos Quintn Suzarte con la Srta. Rosario Ruiz, hermana de Jos Ramn del mismo apellido. (N. de J. Ll.)

PAGE 349

CENT"N EPISTOLARIO 312 \ 312 \ 312 \ 312 \ 312 \ La pera italiana est, amigo, como nunca. No es la Albini53 aquella mujer que V. vio en la Norma la primer noche, cortada i encojida a presencia de un auditorio nuevo i numeroso. Ahora que ha adquirido el desenfado de una actriz verdadera, es como hai que verla. Haciendo la Norma, la Semimaris, la Ana Bolena, la Rosina del Barbero enloquece i arrebata con la maestria por todos confesada de su voz, aunque no por eso inmune de ciertas faltas para algunos, i la arrogancia i apostura del cuerpo en sus mas espresivos ademanes. Galli superior sin duda a cuanto hemos visto, en lo cmico parece el verdadero Henrique 8., el mismo Asur, el propio D.n Bartolo. En este ltimo papel su dote de cmico por escelencia lo lleva a la ecsajeracion a merced de los innumerables aplausos que a cada paso obtienen sus chistes. Ha salido la 4 entrega del Plantel ¡Dios nos asista! No he podido leer ni una letra, de fastidioso que me ha caido. Las lminas, que yo pens serian inmejorables no me gustan, ni le han gustado a infinitos con toda la bulla que arm Oliva54. La suscripcion tiene que disminuir terriblemente. Ha perdido la obra el color local: nada de cosas de Cuba: todo de cosas de Egipto, i del infierno: hasta una novela que hai, i que solo conozco por el ttulo, es sin duda cosas de moros o mustafs porque tiene arriba Aben-fusat que s yo… Su afmo Jos Z. G.z del ValleCCIV CCIV CCIV CCIV CCIVHabana 25-enero de 1.839. Seor Ldo. Al-Monte. Plceme sobre-manera la oferta que me hace vuesa-med. de las mieles y rapaduras, con el aditamento de los piloncillos de azcar, que bueno ser que no sean muy diminutos, pues mientras mas duren, mas tiempo tendr de estar pidiendo Nuestro Seor en mis cortas oraciones, que conserve largos aos la vida vuesa-med, para que pueda repetir esos caritativos oficios que tan aceptados son los ojos de la divinidad. Ayer han llegado a la Marinera los Sres. de la nueva-audiencia, con un chorro de famlicos abogados, y el General de Marina. Anoche esta53.La notable soprano Marietta Albini a quien se refiere la nota de la p. 184 (N. de J. Ll.) En la presente edicin, p. 519. ( N de la E .) 54.Ramn de Oliva, editor de El Plantel (N. de F. G. del V.)

PAGE 350

DOMINGO DEL MONTE / 313 / 313 / 313 / 313 / 313 ba en el teatro el Regente, que vive con Arrieta, (el D.n Joaq.n): cuentan que el buen Sor., al ver la oficiosidad de los que porfa le brindaban su casa, se qued lelo, y solo hall voces p.a decir ¡que pueblo tan complaciente!… El domingo pasado fui a Gines con Carrera y Zrraga, se entiende convidado: estando en Garcini esperando que saliese un tren en que iban los Escmos. General Inted.te que tenian un almuerzo en Gines, llegaron sus Escelencias en el land de aquel: acudi a la portezuela uno de sus lacayos; pero el nclito D.n Ant de Escobedo lo ech un lado, y ponindose al estribo, con la una mano en el sombrero levantado, ofreci la otra ambas dignidades p.a que bajasen. No contento con esto, arregl personalm.e la par con uno de los esclavos, los asientos del coche en que fu la comitiva. Yo lo v… oh mores! Ahora con la nueva Audiencia supongo que dejar de censurarnos nuestro amigo Olaeta;55 pues como segn una reciente R.1 orn. Nadie puede percibir dos sueldos, aunque sean mas los destinos que desempee, no creo yo que l sea tan desprendido que quiera estar leyendo disparates de valde. Esto quiere decir que ya no hay que contar con l: sabe Dios quien nombrar. Mi suma historial servir no solo p.a los muchachos, sino p.a los barbudos: ya lo ver V. Cspedes me ha ofrecido facilitarme las actas del Cabildo p.a estractarlas ¡que tesoro de noticias no habr en ellas! Moreau56 dice que por no haberlo recibido tpo. se le qued en el Havre, junto con otro suyo, el cajoncito de libros p.a V. q.e envia Pepe Alf. Recoj los que l trajo, y estn en su estante: estoy leyendo de ellos la Chute dn ange par Lamartine. Dice que el Damiron y Jouffroy que trajo fue por encargo del P Ruiz,57 q.n los ha entregado. Se va el correo. Suyo, Echeverra.58Ya vino Matamoros:59 el muy tonto dice que por poco se casa en el Principe! ha visto V. que mocito?… B. l. p. las Rosas. 55.Jos Antonio de Olatea, Censor Regio. (N. de J. Ll.) 56.A. Moreau de Jonnes. (N. de J. Ll.) 57.El Presbtero Francisco Ruiz, que mucho trabaj a favor de la instruccin pblica de Cuba. (N. de J. Ll.) 58.Jos Antonio Echeverra. (N. de J. Ll.) 59.El poeta y escritor pblico don Rafael Matamoros y Tllez. (N. de J. Ll.)

PAGE 351

CENT"N EPISTOLARIO 314 \ 314 \ 314 \ 314 \ 314 \CCV CCV CCV CCV CCVParigi, 30 Gen: 1839 Carissimo Amico, Ho recivuto la gratissima vostra lettera del 25 Ottobre pp.e vedo con piacere che vi arivata la mia prima spedizione di periodici. Gi en ho fatte varie altre per mezzo del Sig.r Alfonso, e del Sig.e Chauviteau, e spero che tutte saranno giunte alle vostre mani. Seguitate pure a comandarmi liberamente in tutto quello che vi occorrer, e vi assicuro che procurer di servirvi con tutta la premura, como lo far con tutto il placere. Se la mia posizione me permettesse di fare lo schizzinoso, ricuserei quella qualunque retribuzione che volete assenargmi per un servizio cosi legggiero; ma noi altri poveri diavoli, poveri figli del popolo, nom possiamo essere molto delicati, n molto orgogliosi, sotto pena di morir di fame; perci recetter senza complementi, bench alquanto rosso nel viso, ci che crederete conveniente offrirmi; accetter ancora, perch nom voglio che V. se ponga bravo como la vostra lettera minaccia. La conversazione del Sig.r Alfonso me sembra molto pregevole, e tengo a grande onore lssere ricevuto nella sua amicizia, nom solo per i distinti meriti che lddornano, quanto perch so che voi molto l‘amate, ed egli molto vi ama. Nonostante, la mia umile e triste situazione, le mie quotidiane occupazione, e questa vita di Parigi, tanto differente per le differenti classi della societ, non mi permettono di visitarlo cos spesso come mi piacerebbe. Spero, che il vostro stimabile amico e voi ancora avrete la bont di perdonare questa mia mancanza causata dalle attuali mie circunstanze; dalla melanconia che mi devora, e dalla salvaticheza del mio caracttere. Ho avuto fra le mani el Plantel, la Cartera, la Siempreviva, el Conde Alarcos .— Al vedere cotesti ardenti abitatori della grande Antilla sortire dalla stretta e fangosa via dei freddi calcoli numerici, e slanciarsi nel largo e fecondo camino delle speculazioni intellectuali e letterarie, mi sento tutta l‘anima consolata. Finalmente cominciano a sentire che l‘uoml non vive solo di pane, e che la sua missione sulla terra non si riduce solamente a coltivare ingenios y cafetales ; cominciano a sentire che la mente de il cuore han pure bisogno di vivire, han pure bisogno, sommo bisogno, d‘essere coltivati. Le nazione non diventano e si conservano grandi, potenti, felici, col fare esclusivamente progredire gl‘interessi materiali, ma col dare insieme ai morali interessi tutto lo sviluppo possibile. Mi poi cosa dolcissima il conoscere quanto ha contribuito il vostro esempio e l‘influenza vostra a questo miglioramento delle tendenze della vostra patria. Il primo santissimo devore di quergli uomini che per

PAGE 352

DOMINGO DEL MONTE / 315 / 315 / 315 / 315 / 315 intelleto, per ricchezza, per posizione sociale sono al di sopra delle moltitudini, quello di lare buona direzione alle medesime colla parola e coll‘azione. Voi, mio buon amico, siete uno di questi uomini rari; voi fate il vostro dovere: che il cielo vi benedica!— Fra questi periodici il Plantel mi sembra il migliore, il pi utile, il pi sociale; e, senza parlare del figurino che insopportabile, credo che potrebbe distinguersi con molto onore anche in Parigi. Dopo viene la Cartera ; poi la Siempreviva che per non dare ben presto una solenne mentita al suo nome, ha bisogno di diventiar migliore. Sono certo che il tempo, lo studio e la buena volont perfezioneranno molto questi giornali. Voi vedete che anche senza libert di stampa si pu far molto. Quanto si vuole; e se non farete molto, farete poco, farete qualche cosa, che sempre meglio che far mulla: avanti dunque!. E alle vostre donne non volete pensarvi? Neppur una parola diretta alla donna! Nulla dell‘educazione della donna, nulla delle sua alta e santissima missione in questo mondo! Spero che in avvenire alcun di cotesti giornali consacrer qualque pagina alla educazione delle donne. “Vogliasi o “no, dice il venerabile Lambruschini, le donne sono il vincolo della societ, sono “la forza elevatrice che la spinge a nobile imprese, o l‘inciampo che la trattiene “in un vituperevole inerzia; sono le inspiratrici di belle e grandi virt o gl‘istrumenti di base e non dicevoli cose”. E forza confesarlo, grande grandissima influenza sociale hanno le donne; influenza occulta, indiretta, ma continua, attivissima; influenza tanto pi pericolosa, quanto meno conosciuta da molti, e da molti poco apprezzata. Tutti i mali e tutti i beni dei popoli vengono dalla buona o triste costituzione della famiglia; e chi non sa che la donna, invece d‘essere un angiolo tutelare che sempre stretti conservi i santi e dolci legami della famiglia, sovente un demonio perturbatore che vi mantiene il disordine l‘agitazione, il dolore?Povera donna! Con un‘anima cosi tenera, cosi amante, cosi capace di tutte le virt, strascini la tua vita nel fango, e finisci i tupi giorni, non fra le carezzanti braccia e le benedizioni dei figli dei tuoi figli, ma fra le fredde e mercenarie cure dello straniero o abbandonata nella noja o nella solitudine, o in uno schifoso ospedale.Vi raccomando, Cubani, le mie povere donne! L‘educazione pu rigenerare la bella compagna della nostra vita: l‘educazione pu tutto! Celui-l, dit Leibnitz, qui est mtre de l‘education, peut changer la face du monde! Dopo aver letto col pi vivo piacere il Conde Alarcos mi lodo d‘aver salutato poeta di belle speranze il S.r Milanes, quel giorno che insieme con voi leggemmo alcuni dei suoi bellissimi versi. Mi confermo nella mia antica opinione, e credo che in questa sarete meco di accordo. Ma non basta essere buon poeta per essere buon drammatico. Di tutte le forme poetiche che pu vestire un sentimento, un fatto, un idea, il dramma a mio intendere quella che presenta maggiori difficolt. Per riuseire grande nel dramma, non solo del cuore e del‘imaginazione, ma dell‘intelletto

PAGE 353

CENT"N EPISTOLARIO 316 \ 316 \ 316 \ 316 \ 316 \ ancora v d‘uopo, e d‘un intelletto vasto, profondo, coltissimo. Perci procurer di non parlavi dei diffeti che mi pare di trovare nel Conde Alarcos come dramma, e pi come dramma storico. In verit, molto si pu e si debe perdonere ad un giovine che non ha studiato il movimiento drammatico nel teatro, en el mondo, ma mei nei libri. Difficil cosa si il formarsi un‘idea vera e precisa della fisonomia storica d‘un‘epoca, della passioni e dei caratteri degli uomini di quei, senza uno studio profondo della storia, e non solo della storia propiamente detta, ma delle memorie, delle tradizione popolari, dei, documenti e delle inezie ancora che ci portano le rancide e tarlate cronache. Molto, molto si pu perdonare a un letterato che scrive in Matanzas. Comunque sia io non avr mai l‘ardire di criticare, n di numerare i diffeti del lavoro d‘un giovine poeta che con promesse tanto prillanti e magnifiche comincia la sua carriera. La sola creazione di Leonor basta a qualificar per poeta grande, appassionato, gentile, il Sig.r Milanes. Tutte quello chi di tenero, di candido, di santo v‘ nel cuore d‘una donna, d“ una sposa, d‘una madre, egli l‘ha fuso nella bella firglia della sua imaginazione; tutto il bello ideale della donna si trova in quella amorosa e divina creatura. Moltissime sono le bellezze sparse qu e l per tullo il dramma, e mi duole di non potere parlavi di tutte en questa lettera gi troppo lunga. La scena fra il Conte, il boja e la vittima magnifica; ma mi pare che un personnaggio di pi, una passione di pi l‘avrebbe resa sublime, e veramente drammatica. Oh! Si en tu conciencia triste la voz del amor existe e tutto ci che segue palpitante di passione e di verit. E poi, quanta purezza de affetto nei discorsi di Leonor Quanto naturale e semplice quel suo yo a vuestro rey no comprendo; soy joven: yo no entiendo ms que de vivir y de amor! Divino Milanes Tu sai bene quanto vale una donna che dice, soy muger y no s ms que llorar .— Amare e piangere; ecco l‘attuale condizione della donna,, d‘un essere che dovrebbe trovare il paradiso sulla terra!.E quel misero boja che vorrebbe pure ritornare fra gli uomini, che vorrebbe riconsiliarsi con lmanit, che da lungo tempo prega il cielo di redimerlo dal suo duro e abominevole incarico? Anche i detti dell‘uomo di sangue palesano le tendenze morli eletterarie del Sig.r Milanes. Coi grandi mezzi che possede il vostro poeta. io credo, che avrebbe potuto fare un laboro pi completto, e avrebbe potuto dare al suo dramma tutta l‘estensione, il movimento, la vita di cui era suscettibile. Molto avra contribuito a diminuire lo slancio della sua fervida fantasia quel suo voler starnese troppo rigorosamen.te attaccato alle leggi scolastiche. Perch l‘anima calda e poetica del cigno cubano risplende piene de passione, di verit, di vita anche incaneta del fatalismo Aristotelico. M s‘egli avesse avuto il coraggio d‘essere pi libero, pi independente, pi originale, sono certo che sarabbe stato pi grande, pi vero, pi drammatico. E se non voleva, n poteva, essere originale,

PAGE 354

DOMINGO DEL MONTE / 317 / 317 / 317 / 317 / 317 perch ha egli abbandonato la scuola spagnuola? E non parlo qui de versi, n della lingua; ma dell‘essenza, della forma, dell‘annodamento, dello sviluppo del dramma,che sembra pi conforme alla scuola d‘ Alfieri60 o di Voltaire61 che aquella di L. de Vega62 di Calderon .63 Lo non trovo che tre grandi e sublimi scuole drammatiche degne d‘essere studiate de imitate, l‘inglese, la tedesca, la spagnuola; le altre sono povere, aride, servili. Vorrei ingannarmi, me mi pare che il S.r Milanes abbia voluto porsi fra i clasici e i romantici, che vuol dire, fra i servile e gl‘independenti, fra le regole e la natura, fra il vero de il falso, fra il bene de il male; de io, se cosi fosse, non potrei mai lodare questo suo metodo. Le juste-milieu pericoloso e falso tanto in politica, quanto in morale, quanto in letteratura. La verit una; qual la via per arrivari? Il genio la sa trovare! Il poeta non si forma nei libri, e, como dice Michelet,64 Homre n pas eu de Longin avant lui pour lui donner les rgles du sublime, e Shakespeare65 a Dante,66 ingeni sobrani non han imitato nessuno, n han seguiato nessuna scuola, n si sono arrestati nel giusto-mezzo!— Spero che il Sig.r Milanes seguitar perfezionandosi de innalzandosi collo studio della storia, dei secreti delle passione, dei misteri della natura, a pi vasto orizzonte che non quello dei codici della Academie e dei vecchi canoni dell‘arte. Seguitar libero e independente la sua brillante carriera conservando nel suo petto e nella sua vita puro e incontaminato quel fuoco divino che a pochi mortali concesso, e consacrandolo tutto ad un alto intento sociale, alla rigenerazione morale dell‘umanit. Venga, venga pure anche il poeta dei tropici, e porte la sua pietra alla gran fabbrica dell‘avvenire; venga de unisca la sua parola alla parola di santi uomini che colle rivelazione del sentimento, e del pensiero, colla scieza e colla poesia combattono generosamente per l‘universale emancipazione di tutti i popoli. Dio mio! Non finerei mai di serivervi tanto il piacere che sento a parlare con voi colla mia mente e col mio cuore! Mi dimentico del tempo prezioso che perderete leggendo queste mie meschine e insignificante linee “che scrivo fumando un cattivo tabaco che non certamente Cubano, e che mi serve di tormento invece di servirmi di restoro e di 60.Vctor Alfieri, poeta trgico italiano, autor de Mara Estuardo (N. de J. Ll.) 61.Poeta y prosador francs. (N. de J. Ll.) 62.Lope Flix de Vega Carpio, poeta dramtico espaol. (N. de J. Ll.) 63.El celebradsimo poeta y dramaturgo espaol don Pedro Caldern de la Barca. (N. de J. Ll.) 64.El ilustre historiador francs Julio Michelet. (N. de J. Ll.) 65.William Shakespeare, el ms grande poeta dramtico de Inglaterra. (N. de J.Ll.) 66.El insigne autor de La Divina Comedia (N. de J. Ll..)

PAGE 355

CENT"N EPISTOLARIO 318 \ 318 \ 318 \ 318 \ 318 \ piacere” e troppo lunghe per qualunque non fosse dotato della vostra bella pazienza e non avesse per me l‘amicizia che voi avete. Pensando a questa, che tanto mi dolce, lascer che questa lettera percorra l‘inmensi spazio che ci divide, e coll‘aiuto di Dio, arrivi alle vostre mani; fortuna che, se le tocca, molto l‘invidio. Mio moflie de io vi preghiano di fare alla vostra Signora la pi sincera e pi affettuosa offerta della nostra vivissima allegrezza e grandissima consolazione per il suo felice parto; con voi ancora di tutto cuore ei congratuliamo e godiano delle vostre felicit. Fattemi il piacere di scrivermi lungamente; parlatemi di Milanes, di Palma, di Echeverria, di tutti; parlatemi della vostra Habana e dei suoi progressi materiali, intellettuali e morali; parlatemi di voi, molto di voi, moltissimo. Vi prego di salutare cordialmente tutti gli amici; e augurando a voi e a tutte i vostri ogni felicit mi professo con grandissimo amico sempre vostro Primo Collina P .S. Io ho un fratello alle Canarie del quale credo di avervi altre voltre parlato. Non potendo il medesino trovare una collocazione in quelle barbare e miserabili Isole, forsa si resolver a venire alla Habana Se questo avvenisse, sino d‘ora io vi la raccomando con tutta l‘anima. Mio fratello non e letterato, n scienziato, n ha fatto un corso completto di studj, ma ha coltivato molto il suo spirito, e in Italia ha studiato un poco di tutto. Conoscie perfettamente la lingua italiana, e benissimo la spagnuola e passabilmente la francesa. Ma quello che pi interessa che mio fratello Mariano ha un cuore eccelente, e un carettere leale, franco, bench un poco stravagante, e una coscenza pura e delicatissima. Vi raccomando dunque caldamente il mio caro fratello! 15 Febbrajo Ho saputo che il n 3 del Plantel arrivato, ma ancora non ho avuto il piacere di vederlo. Ho saputo che vi un articolo vostro che parla di scienzie morali e peligiosa, e di filosofia, il quale ha allarmato i sensualisti dell‘ Habana Desidero ardentemente leggere questo articolo e spero che fra qualche giorno il Sig.r Alfonso avr la bont de prestarmelo. Intanto, sapendo che le vostre dottrine sono spiritualiste, quindi religiose, quindi morali, quindi sociale, quindi fecondi di grandi e generosi effetti,— me en congratulo di tutto cuore convoi; e, se la parola d‘un povero prolettario vale qualche cosa vi consiglio a seguitare dritto: dritto la vostra via senza curarvi degli urli degli agonizzanti materialisti, peste della societ, sorgente impura di tutti i mali che tormentano e tormenteranno ancora per lungo tempo l‘umanit. La corruzione e

PAGE 356

DOMINGO DEL MONTE / 319 / 319 / 319 / 319 / 319 l‘egoismo della nostra epoca sono le consequenze dirette della filosofia de Locke, di Condillac e di Tracy, e la missione degli uomini di buona volont e di alto intelletto, e di combatterla con tutti i mezzi possibili. Che il cielo vi dia tutta la forza, tutta l‘intelligenza e tutto l‘amore che sono necessari al trionfo della verit e della virt.TRADUCCI"NCarsimo amigo. Pars, 30 Enero 1839. He recibido su muy grata carta del 25 de octubre ppdo. Y veo con gusto que le ha llegado mi primer envo de peridicos. Ya le he hecho algunos otros por mediacin del seor Alfonso67 y el seor Chauviteau y espero que todos habrn llegado a sus manos. Siga encargndome sin pena todo lo que se le ocurra en la seguridad de que procurar servirle con toda actividad y gran placer. Si mi posicin me permitiese hacerme el desdeoso, rehusara cualquier retribucin que quisiera Ud. sealarme por un servicio tan simple, pero nosotros los pobres diablos, pobres hijos del pueblo, no podemos ser muy delicados, ni muy orgullosos, so pena de morir de hambre, por eso recibir sin cumplido, aunque con rubor en el rostro lo que crea conveniente ofrecerme; lo que aceptar an porque no quiero que V. se ponga bravo como me amenaza su carta La conversacin del seor Alfonso me parece muy apreciable y tengo como gran honor ser aceptado en su amistad, no slo por los distintos mritos que le adornan sino porque se que V. le quiere mucho y que l le quiere mucho a Ud. Sin embargo, mi humilde y triste situacin, mis ocupaciones diarias y esta vida de Pars, tan diferente en las diferentes clases sociales, no me permiten visitarlo tan frecuentemente como me placera. Espero que su estimado amigo y V. tengan la bondad de perdonar esta falta ma producida por mis actuales circunstancias, por la melancola que me devora y por la rusticidad de mi carcter. He tenido entre mis manos el Plantel, la Cartera, la Siempreviva, el Conde Alarcos Al ver a los ardientes habitantes de la gran Antilla salir de la estrecha y cenagosa va de los fros clculos numricos y lanzarse por el largo y fecundo camino de las especulaciones intelectuales y literarias, siento el alma consolada. Por fin comienzan a sentir que el hombre no vive solo de pan y que su misin en la tierra no se reduce solo a cultivar ingenios y cafetales ; comienzan a sentir que la mente, el corazn tienen tambin necesidad de vivir, tienen tambin necesidad, suma necesidad, de ser cultivados. Las naciones no se vuelven y se conservan grandes, potentes, felices, con hacer exclusivamente progresar intereses materiales, sino dando conjuntamente a los intereses morales todo el desarrollo posible. Es para m cosa muy dulce el saber cuanto ha contribuido su ejemplo y su influencia a este mejoramiento de las tendencias de su patria. El primer y ms santo deber de aquellos hombres que por intelecto, riqueza, posicin social estn por encima de las multitudes, es el de dar buena direccin a las mismas con la palabra y con la accin. V., mi buen amigo es uno de esos hombres raros; Ud. cumple su deber: que el cielo le bendiga! De estos peridicos el Plantel me parece el mejor, el ms til, el ms social; y sin hablar de la ilustracin que es insoportable creo que podra distinguirse con mucho honor hasta en Pars. Despus viene la Cartera; despus la Siempreviva que para no dar pronto un ments a su nombre, necesita mejorar. Es cierto que el tiempo, el estudio y la buena voluntad perfeccionarn mucho 67.Jos Luis Alfonso, marqus de Montelo, que resida en Pars en la fecha de esta carta. (N. de J. Ll.)

PAGE 357

CENT"N EPISTOLARIO 320 \ 320 \ 320 \ 320 \ 320 \estos peridicos. V. ve an que sin libertad de imprenta se puede hacer mucho cuando se quiere; y si no se hace mucho, se hace poco, se hace algo que siempre es mejor que no hacer nada: conque ¡adelante! Y en sus mujeres no quieren pensar Uds? Ni siquiera una palabra dirigida a la mujer. Nada de educacin de la mujer, nada de su elevada y santsima misin en este mundo! Espero que en el porvenir algunos de estos peridicos consagrarn alguna pgina a la educacin de las mujeres. “Quirase o no, dice el venerable Lambriscin, las mujeres son el vnculo de la sociedad, son la fuerza elevadora que la impulsa a nobles empresas o el obstculo que la entretiene en una inercia vituperable; son las inspiradoras de las bellas y grandes virtudes o los instrumentos de acciones bajas e indecibles”. Fuerza es confesarlo, grande, grandsima es la influencia social que tienen las mujeres; influencia oculta, indirecta pero continua, activsima; influencia tanto ms peligrosa cuanto menos conocida por muchos y por muchos poco apreciada. Todos los males y todos los bienes de los pueblos proceden de la buena o triste constitucin de la familia, y quin no sabe que la mujer, en vez de ser un ngel tutelar que siempre conserva apretados los santos y dulces lazos de la familia, es frecuentemente un demonio perturbador que mantiene el desorden, la agitacin y el dolor? Pobre mujer! Con un alma tan tierna, tan amante, tan capaz de todas las virtudes, arrastras tu vida por el fango, acabas tus das, no en los brazos cariosos y con las bendiciones de los hijos de tus hijos, sino entregada a los fros y mercenarios cuidados del extrao, o abandonada en la miseria o en la soledad o en un horrible hospital. Os recomiendo, cubanos, esas pobres mujeres! La educacin puede regenerar a la bella compaera de nuestra vida: la educacin lo puede todo: Celui-l dit Leibritz, qui est matre de l‘ducation, peut changer la face du monde. Despus de haber ledo con el mayor placer el Conde de Alarcos celebro haber saludado como poeta de bellas esperanzas al seor Milans, aquel da que junto a V. leimos algunos de sus bellsimos versos. Me ratifico en mi antigua opinin y creo que en esto estar V. conmigo. Pero no basta ser buen poeta para ser buen dramtico. De todas las formas poticas que puede revestir un sentimiento, un hecho, una idea, el drama es, a mi entender, la que presenta mayores dificultades. Para llegar a ser grande en el drama es preciso no slo del corazn y de la imaginacin, sino de la inteligencia, de un intelecto vasto, profundo, cultsimo. Por esto procurar no hablarle de los defectos que me parece hallar en el Conde Alarcos como drama y ms como drama histrico. En verdad, mucho se puede y se debe perdonar a un joven que no ha estudiado el movimiento dramtico en el teatro y en el mundo, sino en libros. Difcil cosa es el formarse una idea verdadera y precisa de la fisonoma histrica de una poca; de las pasiones y de los caracteres de los hombres de aquellos tiempos sin un estudio profundo de la historia; y no solo de la historia propiamente dicha, sino de las memorias, de las tradiciones populares, de los documentos y de las necedades tambin que nos dan las rancias y carcomidas crnicas. Mucho, mucho se puede perdonar a un literato que escibe en Matanzas. Como quiera que sea, yo no tendr nunca el valor de criticar, ni de enumerar los defectos del trabajo de un joven poeta que con promesas tan brillantes y magnficas comienza su carrera. Slo la creacin de Leonor basta para calificar al seor Milans de gran poeta, apasionado, gentil. Todo lo que de tierno, de sencillo, de santo hay en el corazn de una mujer, de una esposa, de una madre, l lo ha fundido en la bella hija de su imaginacin; todo el bello ideal de la mujer se halla en aquella amorosa y divina criatura. Muchsimas son las bellezas esparcidas aqu y all en todo el drama y me duele no poderle hablar de todas en esta carta ya demasiado larga. La escena del Conde, el verdugo y la vctima es magnfica; pero me parece que un personaje ms, una pasin ms le hubiera hecho sublime y verdaderamente dramtica. Oh! Si en tu conciencia triste la voz del amor existe y todo lo que sigue palpita de pasin y de verdad. Y, despus cunta pureza y afecto en las palabras de Leonor! Qu natural y sencillo aquel su yo a vuestro rey no comprendo; soy joven y yo no entiendo ms que de vivir y amar! Divino Milans! T

PAGE 358

DOMINGO DEL MONTE / 321 / 321 / 321 / 321 / 321sabes bien cuanto vale una mujer que dice soy mujer y no s ms que llorar! Amar y llorar; he ah la actual condicin de la mujer, de un ser que debera hallar el paraso en la tierra! Y aquel msero verdugo que quisiera tambin volver entre los hombres, que quisiera, reconciliarse con la humanidad, que desde hace tiempo ruega al cielo que le redima de su duro y abominable oficio. Tambin las frases del hombre sanguinario descubren las tendencias morales y literarias del seor Milans. Con los grandes recursos que posee su poeta, creo, que pudo hacer una labor ms completa y hubiera podido dar a su drama toda la extensin, movimiento y vida que era susceptible. Mucho habr contribuido a disminuir el arrojo de su ferviente fantasa el querer estar unido rigurosamente a las leyes escolsticas. Cierto es que el alma clida y potica del cisne cubano brilla de pasin, de verdad, de vida, an encadenada al fatalismo aristotlico. Mas si l hubiera tenido el valor de ser ms libre, ms independiente, ms original, estoy seguro de que hubiera sido ms grande, ms verdadero, ms dramtico. Y si no quera, ni poda ser original, por qu abandon la escuela espaola? Y no hablo de los versos, ni de la lengua; sino de la esencia, de la forma, de la trama, del desarrollo del drama, que parece ms conforme a la escuela de Alfieri o de Voltaire que a la de L. de Vega y de Caldern Yo no hallo ms que tres grandes y sublimes escuelas dramticas dignas de ser imitadas, la inglesa, la alemana y la espaola; las otras son pobres, ridas, serviles. Querra engaarme, pero me parece que el seor Milans ha querido colocarse entre los clsicos y los romnticos, lo que quiere decir, entre los serviles y los independientes; entre las reglas y la naturaleza, entre lo verdadero y lo falso, entre el bien y el mal; y yo si as fuese, no podra jams alabar este mtodo suyo. El juste-milieu es peligroso y falso tanto en poltica cuanto en moral y literatura. La verdad es una cul es la va para llegar a ella? El genio la sabe hallar! El poeta no se forma en los libros, y, como dice Michelet, Homre n‘a pas eu de Longin avant lui pour lui donner les rgles du sublime y Shakespeare y Dante, ingenios soberanos, no han imitado a nadie, no han seguido ninguna escuela, no se han detenido en el justo medio ¡Espero que el seor Milans seguir perfeccionndose y elevndose con el estudio de la historia, de los secretos de las pasiones, de los misterios de la naturaleza, a ms vastos horizontes que los cdigos de las Academias y de los viejos cnones del arte. Seguir libre e independiente su brillante carrera conservando en su pecho y en su vida puro e incontaminado aquel fuego divino que a pocos mortales es concedido, consagrndolo todo a un elevado propsito social, a la regeneracin moral de la humanidad. Venga, venga tambin el poeta de los trpicos y traiga su piedra a la gran fbrica del porvenir; venga y una su palabra a la palabra de los santos hombres que con la revelacin del sentimiento y del pensamiento, con la ciencia y con la poesa combaten generosamente por la universal emancipacin de todos los pueblos. ¡Dios mo! No terminara nunca de escribirle, tanto es el placer que siento en hablar con V. con mi mente y con mi corazn! Me olvido del tiempo precioso que perder leyendo estas mis pobres e insignificantes lneas “que escribo fumando un mal tabaco que no es en verdad cubano y que me sirve de tormento en vez de servirme de consuelo y de placer” y demasiado largas para cualquiera que no estuviese dotado de su gran paciencia y ni sintiese por m la amistad que me tiene. Pensando en esta, que me es tan dulce, dejar que esta carta recorra el inmenso espacio que nos separa y con la ayuda de Dios llegue a sus manos, fortuna que si alcanza, mucho le envidio. Mi mujer y yo le rogamos haga a su seora la sincera y afectuosa oferta de nuestra vivsima alegra y gran satisfaccin por su feliz parto y con V. tambin de todo corazn nos congratulamos y gozamos de su felicidad. Hgame el favor de escribirme largamente; hbleme de Milans, de Palma, de Echeverra, de todos; hbleme de su Habana y de sus progresos materiales, intelectuales y morales; hbleme de V., mucho de V., muchsimo.

PAGE 359

CENT"N EPISTOLARIO 322 \ 322 \ 322 \ 322 \ 322 \Le ruego salude cordialmente a todos los amigos y deseando a V. y a todos los suyos todas las felicidades me reitero como affmo. amigo spre. suyo, Primo Collina. P .S. Tengo un hermano en las Canarias del cual creo haberle hablado otras veces. No pudiendo el mismo encontrar una colocacin en aquellas brbaras y miserables Islas, tal vez se resuelva a ir a la Habana Si as fuere, desde ahora se lo recomiendo con toda mi alma. Mi hermano no es literato, ni hombre de ciencia, ni ha hecho un curso completo de estudios, pero ha cultivado mucho su espritu, y en Italia estudi un poco de todo. Conoce perfectamente la lengua italiana, bien la espaola y pasablemente la francesa. Pero lo ms interesante es que mi hermano Mariano posee un corazn excelente, es un carcter leal, franco, aunque un poco extravagante, y una conciencia pura y delicada. Le recomiendo, pues, clidamente a mi querido hermano. 15 Febrero. He sabido que ha llegado el n 3 del Plantel pero an no he tenido el placer de verlo. He sabido que trae un artculo de Vd. que habla de ciencia moral y religiosa, y de filosofa, el cual ha alarmado a los sensualistas de la Habana. Deseo ardientemente leer este artculo y confo que cualquier da el seor Alfonso tendr la bondad de prestrmelo. Mientras tanto, sabiendo que las doctrinas de Vd. son espiritualistas, y por lo tanto religiosas, morales, sociales y fecundas en grandes y generosos afectos, me congratulo de estar con Vd. de todo corazn, y si la palabra de un pobre proletario vale algo, le aconsejo que siga derecho: derecho su camino, sin hacer caso de los aullidos de los agonizantes materialistas, peste de la sociedad, surtidor impuro de todos los males que han atormentado y atormentarn aun por largo tiempo a la humanidad. La corrupcin y el egosmo de nuestra poca son la consecuencia directa de la filosofa de Locke y de Condillac y de Tracy, y la misin de los hombres de buena voluntad y de alto intelecto, consiste en combatirla con todos los medios posibles. Que el cielo le conceda toda la fuerza, toda la inteligencia y todo el amor que son necesarios para el triunfo de la verdad y de la virtud.CCVII CCVII CCVII CCVII CCVII* *Madrid 31 de Enero de 1839 Sr. D. Domingo Delmonte. Mi querido amigo: tu carta del 4 de Octubre me ha proporcionado una satisfaccin que yo no esperaba. ¡Cuan distante estaba yo de pensar cuando forjaba mi pobre defensa de ese maltratado Ayuntamiento que habias tu de leer un borron que yo mismo no he tenido ni gusto ni paciencia para leerlo! Hecho muy de pricsa, retazos y en dias en que me llamaban demasiado la atencion sucesos y hombres de los de por ac era imposible *En la presente edicin hemos respetado la enumeracin de las cartas de la edicin base en la cual no aprecen las epstolas extradas del Centn por Jos Luis Alfonso y que no se han recuperado. ( N de la E .)

PAGE 360

DOMINGO DEL MONTE / 323 / 323 / 323 / 323 / 323 que saliese bien, ni yo lo procuraba. Trataba solo de reunir bien todos los hechos importantes que resaltan del proceso, lo enderezaba los jueces que regularmente lo leeran en su casa despues de la vista y en los momentos en que mas podra influir en su opinion. Quiz para esto no est mal escrito, pero para el pblico preciso es que est muy mal. Si yo hubiera sabido que se iba a imprimir68 habria hecho una cosa menos pesada y difusa, mas correcta y que diese mejor la idea del letrado, que vuelve su oficio con orgullo despues de haber ocupado desdeado sin l los puestos mas altos y distinguidos. Es por consiguiente un consuelo para mi que ya que se ha dado tal papel una importancia y publicidad que yo no esperaba lo hayas tu juzgado tan favorablemente. Rebajo de esto lo que hayan podido influir en tu juicio, sin tu sentirlo, el interes de la causa y nuestra antigua y buena amistad, pero aun deducido esto, lo que queda me satisface completamente porque eres juez muy competente y amigo franco y sincero. Yo tambien lo ser contigo; las reservas que en el escrito notas y recuerdo que en efecto existen se las atribuyen al Diputado y te confieso que hace algun tiempo se las hubiera puesto bajo este concepto; no porque pensase bien del que ahora acuso sino porque en tal confusion nos ponian sus amigos y tanta prevencion causaban algunos que no lo eran que era muy dificil decidirse desde aqu en cuestiones capitales y cuya trascendencia nos ponderaban estraordinariamente. No por eso creas que yo he podido aprobar ni disimular siquiera las arbitrarias y crueles persecuciones que han sufrido algunos de tus buenos paisanos; al contrario, las he condenado de oficio y con la mayor enerjia y he tenido el gusto de que mis dictamenes prevaleciesen siempre en el tribunal de Guerra y Marina y no son pocos los que ellos deben su libertad y su sosiego. Aborrezco el despotismo donde quiera que est y me declaro contra l en cuanto puedo. Como abogado de la ley he hecho algo por los oprimidos cubanos, como abogado de la humanidad deseo y pienso hacer mucho mas por ellos. Si pudiera no me contentaria con contribuir la seguridad de sus personas, desearia que se hiciese algo por el pais. En el escrito habra alguna indicacion sobre grandes mejoras en el rejimen municipal. Por ah debe empezarse y sabiendo aprovechar las ocasiones tanto podria adelantarse con el tiempo que sirviese este poder de freno otros y procurarse el pais ventajas que no parecen posibles sino bajo otras formas de gobierno. Piensalo tu, tratalo con otros amigos prudentes y si creen VV. que puedo serles util cuenten conmigo. Defensor ahora de ese Ayuntamiento en un negocio capital si lo fuese para todos los contenciososgubernativos y semi-polticos que le ocurriesen conviniera proponer 68.Este escrito de Olzaga se titula Espresion de agravios presentada por el Procurador del Ayuntamiento de la Habana y fue publicado en Nueva York en 1839, 8, 51 p. (N. de J. Ll.)

PAGE 361

CENT"N EPISTOLARIO 324 \ 324 \ 324 \ 324 \ 324 \ quiza haria yo valer tanto esta representacion que supliese en algun caso la que le falta. S, desgraciadamente le falta del todo; no tienen cada cual su manera las suficientes autoridades y empleados superiores de esa, pero el Ayuntamiento, el pueblo no s que tengan ninguna. Sea dicho esto sin agravio de los que tengan hayan tenido sus poderes, porque demasiado entiendo que es cosa muy diversa lo que te indico. Tu haras de la indicacion el uso que mejor te parezca. Me recuerdas que tu me hiciste conocer por escrito Cintra,69 en efecto desde entonces le quiero, pero aun sin esto es tanto lo que me interesaba la lucha que en su escrito descubria, tanto lo que deja traslucir que su pesar callaba que sin poderlo remediar me hubiera puesto su lado no digo yo aqu sino en esa y en la epoca mas terrible. Recuerdale mi afecto y saluda tu familia en mi nombre. La mia se acuerda de ti mucho. No s si sabras que me cas. Se lo escrib Andres con una sobrinita de Pepe Sanz, que cuando tu estabas aqu me gustaba ya unas miajas y desde entonces no la he perdido de vista. Ya tengo mis esperanzas de ser padre. Haremos que nuestros hijos hereden nuestra amistad. De esperar es que alcancen mejores tiempos que nosotros. A Dios, tuyo siempre Salustiano70No se me ha presentado el agente de tu primo el Marq.s de Casa Tabares al menos por este ttulo.CCVIII CCVIII CCVIII CCVIII CCVIIISor D. Domngo Del Monte de M D Domingo: Hablaba ayer con Juanito Ramirez acerca de tu informe sobre la Educacion primaria y medios de fomentarla71 y me insinu cosas q.e ignoraba del esclarecido Contador. Tocante esto me mostr una R.1 orden de 1800 en que se describen las prales obligaciones de los 69.El notable abogado trinitario doctor Jos Antonio Cintra. (N. de J. Ll..) 70.Salustiano de Olzaga. (N. de J. Ll.) 71.Del Monte public en la primera entrega de El Plantel (La Habana, septiembre 1838) el comienzo del trabajo de referencia con el ttulo Educacin primaria en la isla de Cuba continundolo al mes siguiente. (N. de J. Ll.)

PAGE 362

DOMINGO DEL MONTE / 325 / 325 / 325 / 325 / 325 Intendentes; y por ella se ve cuan justas y fundadas eran tus reclamaciones sobre ese particular. Yo no se si tu la has visto; y por esto se la pedi, y va marcada en los dos tomos que te remito. Tambien me presento un decreto de su padre p. el establecim.to del Jardin Botanico, y de este hecho se deduce que los q.e han sabido sus deberes han citado como testos en las promociones utiles las palabras de esa sabia y nunca bien celebrada disposicion. Remiteme el informe, pues te acordaras q.e para leerlo me lo facilitastes por un dia y lo lei la carrera, cuando de l debo sacar muchos frutos si sus argumentos se meditan y refleccionan. Hazme el favor de darle Rosita el Wals original p. q.e lo muestre la Srita que se lo ha pedido, y si es el deseado, lo remita p. sacarle una copia q.e no tenga una nota tan descompuesta como la que lleva el presente. Ahora, Camarada, lo arreo V. y no Valle, y recuerdo muy bien que V. me aconsejaba que debia ser estremadamente pertinaz en apremiar; con q.e no olvide V. al Sobrino y su manual Enero 13— Man.1 del MonteCCIX CCIX CCIX CCIX CCIXSor Don Domingo Delmonte de La S M Mi apreciable amigo: mucho agradeceria V. me remitiese por el dador el Diario de Joaquina Zamora. Su Padre me la ha mandado pedir en este momento y despues de tanto tiempo Sentiria no poder devolversela. De V. su affmo Amigo L. Mariategui Su Casa Viernes.

PAGE 363

CENT"N EPISTOLARIO 326 \ 326 \ 326 \ 326 \ 326 \CCX CCX CCX CCX CCXSr. D. Domingo del Monte Habana. Matanzas y febrero 9 de 1839. Mi apreciable y querido amigo. Tiempo hace que no veo letra de V. y aunque no lo estrao atribuyndolo su estada en el campo, como supe por no s quien que estaba V. ya de vuelta su casa, me d prisa escribirle para recordarle que me prometi cuando estuvo aqu Zurita72 y celebrara tenerlo cuanto antes. Esto si halla V. conducto seguro, porque como la obra es voluminosa y sobre todo tan recomendable me sera muy sensible su estravo prdida.— Tambin, si V. tuviese tanta bondad, le rogara que acompaase Zurita el tomo de la historia crtica de Masdeu73 que habla de los condes de Castilla, porque quiero ver qu me dice el historiador catalan de Fernan Gonzales, personaje que como V. sabe y si Dios me ayuda pienso sacarlo las tablas en el drama El caballo y el azor que har despues que finalice el que tengo entre manos.74Un poeta en la corte llevar por fin tres actos, causa de que en dos no poda marchar la accion con desembarazo. Esto no quitar que haya en mi drama una intriga algo complicada, y si me sale bien, habr puesto una pica en Flandes porque el drama es todo de mi invencion y mis fuerzas y mi fantasia ser deudor de todo el xito. Quisiera saber qu hay de peridico nuevo? Ser posible que Vdes no venguen el homicidio literario que cometi en el Plantel el Sr. Oliva? Oh amigo! Es preciso que el carro del progreso vaya hacia delante: es preciso animar y dar alas otro papel y a pesar de obstculos llevar adelante la obra de la civilizacion cubana. Es verdad que mi, el menor de los trabajadores, no me toca responder ni aun estimular los jefes, pero yo lo que quiero es que la mquina no se pare y arrear mientras tenga voz y sacudir el ltigo. —Cuidado que si hay proyecto ya concebido, no quiero ser de los atrasados en noticias. 72.Se refiere, sin duda, a la Historia de Aragn del escritor aragons don Jernimo de Zurita, obra muy documentada. (N. de J. Ll.) 73.Juan Francisco Masdeu, historiador espaol, autor de la obra citada. (N. de J. Ll.) 74.No hemos hallado constancia de que Milans escribiese ese drama. (N. de J. Ll.)

PAGE 364

DOMINGO DEL MONTE / 327 / 327 / 327 / 327 / 327 De novedades por ac —El convite dado el otro da l Sr. de Juregui75del cual le informar plenamente la Aurora. —Y sepa V. que ntro Gob.or(al menos asi parece) no es de los de politica inquisitorial y de los que le tienen roa y miedo al pensamiento: l no le asusta la palabra progreso y es hombre mansueto y considerado. Memorias nuestros dulces compinches: recbalas V. de Federico,76Guiteras77 y Padrines78 y mande su fiel amigo apasionado J. Jacinto MilanesCCXI CCXI CCXI CCXI CCXICamagey Feb 11. 1839— Seor Diamante: alla van Gacetas, su defensa hecha por Gueren y los versos y lo demas. Dele V. traslado al compaero Ancisar de ese cartel de desafio un mentecato hijo de Manuel de Arteaga que se ha metido defensor de la nobleza, en poca en que las muchachas del Prncipe se estan dedicando los oficios. Vea V. qu demonio, venir hablar de la nobleza ahora, que es como si quisiera persuadirnos que es mas compatible con la nobleza de ser un vago, un ocioso un figurin que tener una habilidad. En qu ha parado aquel sentimientillo con Pepe79 — Le digo V. p.asu capote que Pepe me ha escrito, nos hemos escrito largo y tendido — Pepe dice V. lo cree fiel y sincero pero otros no —Quienes seran esos otros ? Cuanto sentira que le dieran que sentir Pepe! Yo le creo tan bueno, tan bello, tan virtuoso! Escriba V., hombre, todo eso de fiestas reales, regias, con todos sus pormenores, chismes, adulaciones, sentimientos, etc. etc. etc. No escribo mas— A los pies de Madama y un beso los chicos— El Varon80 75.Brigadier Manuel Francisco Juregui, quien gobern en Matanzas desde el 6 de marzo de 1835, y bajo cuyo mando se reorganiz el Cuerpo de Bomberos, se inaugur el hospital de Santa Isabel y se atendi mucho a la instruccin pblica. (N. de J. Ll.) 76.Federico Milans, hermano del firmante de esta carta. (N. de J. Ll.) 77.De seguro que se contrae a uno de los hermanos Guiteras. (N. de J. Ll.) 78.Juan Padrines. (N. de J. Ll.) 79.Se refiere a la polmica filosfica con Don Pepe (N. de F. G. del V.) 80.Gaspar Betancourt Cisneros. (N. de F. G. del V.)

PAGE 365

CENT"N EPISTOLARIO 328 \ 328 \ 328 \ 328 \ 328 \CCXII CCXII CCXII CCXII CCXIISr. D. Domingo del Monte. Habana. Matanzas 16 de febrero de 1839. Mi estimado y querido Delmonte. Esta se reduce solo preguntarle si recibi una carta que hace dos correos le escribi pidiendole Zurita. Como no he tenido respuesta de V. y temo que mi epistola se haya estraviado, torno tomar la pluma para averiguarlo y en caso de estravo renovar la demanda. Sin embargo como la obra es voluminosa y no es tan facil trasladarla veinte leguas de distancia, pido V. muy de veras que no se festine y trate sobre todo de que el conducto este bien garantizado. Uno de los empresarios de este teatro me dijo noches pasadas que por fin iba salir a las tablas el conde Alarcos en esta temporada de cuaresma: que iban trabajar en l Duclos y la Peluffo81 en union con Viola, quien dan el papel del rey: que la parte de Blanca no hallaban quien encargarla, por ser la dama que desempea dhos papeles tan glacial y poco proposito que era negocio. Y aadi el quidam de la empresa que al fin y al cabo tendriamos que tragarla en Matanzas y darnos por bien servidos, porque en solo conseguir la representacion del drama habian soltado diez plidas, que en las apretadas circunstancias de dha empresa ha sido un esfuerzo verdaderamente patritico. — Con que asi, amigo mio, veremos como queda. —Igualmente ha de representarse p entonces una piecesita de Tolon82 titulada: Una Capitulacion, llena de ligereza y sales cmicas. Quizas se imprimir, segn me apunt su autor, si agrada en escena. Y por fn qu hay de peridico nuevo? De esa Gran Antilla Antilla Mayor como se titula? No ha cuajado todavia? Yo bien veo que no son pelos de conejo concebir y planear una idea de ese gnero, pero el chasco del primer Plantel debe animarnos y aun casi nos pone en la precision de manifestar que no desistimos tan as. Qu me dice V. de la impugnacion del Sor Dulce y contestaciones subsecuentes? Ah que ver que muchos de los colaboradores del Plantel lo son del Noticioso, y eso de poner el 81. Rosa Peluffo. (N. de J. Ll.) 82.Miguel Teurbe Toln, quien en esa poca comenz en Matanzas a labrar su reputacin de “distinguido lrico”. (N. de J. Ll.)

PAGE 366

DOMINGO DEL MONTE / 329 / 329 / 329 / 329 / 329 articulo del Sr. Dulce con todas las faltas ortogrficas me parece un proceder algo ruin de parte de los impugnadores, y digo lo mismo con respecto ver en un mismo nmero el comunicado de Dulce y la respuesta: lo cual me indica hasta cierto punto que no se juega muy limpio en aquella redaccion. V. notcieme, cuando me escriba, todo lo nuevo que salga por ah venga de allende los mares, para estar en datos y en fin no me calle V. nada q merezca curiosidad, porque el circulo literario de aqu es reducido y pronto se agotan las novedades. Pngame V. los p,s (q b.) de Rosita: dmele memorias Echeverra, Valle, Matamoros y demas del congreso literario y V. ordene b libitum del cario y aprecio de su ser.r y ap.do am.. J. J. MilanesCCXIII CCXIII CCXIII CCXIII CCXIIIAl Sr. D. Domingo del Monte Habana Paris 25 de Febrero de 1839. Mi querido Domingo: he recibido ltimamente tu carta del 13 de Diciembre en que me cuentas la desgraciada ocurrencia que te ha indispuesto con Pepe de la Luz y que me ha dado una verdadera pesadumbre. Con esta fecha le escribo tambien l con el obgeto de interponer mi amistad influencia para que cesen esas desastrosas desavenencias entre dos de mis amigos ms queridos y predilectos, que no pueden dar sino funestos resultados para nosotros mismos y para nuestra pobre tierra. Te dir sin embargo la opinion que sobre el caso he formado, aunque no he visto los artculos que public Pepe en el Diario, y que deberas haberme remitido, pues cuando te encargu q.e no me remitieras la coleccion entera de aquel papel, te dige tambien que me mandases los numeros sueltos en que hubiese cosas que me pudieran interesar. Comienzo por decirte que te doy el tort en el negocio, pues creo que escribiendo tu articulo “Moral religiosa”83 cometiste doble pecado, saber: un error y una imprudencia. Consiste el error mi entender, en 83.Este artculo de Domingo del Monte, origin desagradable polmica con Luz y Caballero. (N. de J. LL.)

PAGE 367

CENT"N EPISTOLARIO 330 \ 330 \ 330 \ 330 \ 330 \ considerar el materialismo como consecuencia inmediata y necesaria de la doctrina sensualista, de tal modo, que no pueda existir la una sin el otro. Sin entrar en la cuestion filosfica, te dir solam.te que de Varela,84que es el hombre mas espiritualista que conozco, aprend la doctrina de Locke 85 que tambin profeso sin ser por ello materialista. Si Luz 86 es materialista, no ser sin duda por seguir la escuela de Locke, y aun en este caso, me parece que hiciste mal en atacar tan fuertemente sus principos y h aqu lo que califico de imprudencia. —Creo que el pblico cubano no est al alcance de tan altas cuestiones, pues apenas habr veinte personas q.e las entiendan, y de todos modos me parece peligrosa la discusion de semejantes materias en nuestra tierra: el obgeto del Plantel debe ser difundir los conocimientos en las masas para ilustrarlas, y no sembrar la desconfianza y la discordia entre los que apetecen y trabajan por el adelantamiento del pais. Dejen Vmds. la discusion de los principios a los europeos, que pueden hacerlo sin peligro, y contentense con trasplantarlos y propagarlos en nuestro pais. Mirada la cuestion bajo otro punto de vista se hace todavia mas grave y son mas palpables los inconvenientes. Atacando tan de frente los principios de Luz, le harias no solamente un dao sus intereses desacreditando su escuela, sino tambien su opinion; pues abrias una brecha su invulnerable reputacion, por donde pudieran atacarle sus encarnizados enemigos, que son los tuyos, los mios, y los de nuestra ptria. As qu me parece que tuvo Pepe sobrada razon para incomodarse contigo. —En lo que si estoy seguro que anduvo errado, fue en atribuirle atencion maliciosa; pues quien conozca tu corazon y el aprecio y amistad que le profesas, mal puede equivocarse en este punto. Tambien creo que obr mal en no admitir la satisfaccion que le quisiste dar, y convengo contigo en atribuir su obstinacion y resentimiento, n los impulsos de su corazon, que es generoso por demas; sino alguna influencia estraa y maligna, que aprovech esta ocasin para llenar sus miras y saciar sus resentimientos particulares. —En fin, espero que t y l trataran de cortar esta perniciosa contienda, aunque sea sacrificando cada uno su amor propio, en obsequio de aquel amor mas santo, que todos nos debe unir en una masa solida y compacta para poder resistir a los ataque de nuestros enemigos y servir la causa de ntra ptria. Tu recomendado Matute vino a verme un dia cuando estaba yo para salir con Lola; le di una cita p.a otro dia en que le prometi dar una recomendacin p.a un librero empastador y ensearle ademas mis libros. No 84.El presbtero Flix Varela. (N. de J. Ll.) 85.Se refiere al filsofo ingls John Locke. (N. de J. Ll.) 86.El sabio educador cubano don Jos de la Luz y Caballero. (N. de J. Ll.)

PAGE 368

DOMINGO DEL MONTE / 331 / 331 / 331 / 331 / 331 vino porque estuvo malo y al cabo de dias se apareci cuando no estaba yo en casa y le dijo a mi criado de palabra q.e se habia mudado a la calle de tal &-a A mi criado se le olvidaron las seas y l no volvi por ac hta el cabo de dos meses p.a decirme que salia p.a Burdeos al sig.te dia y ofrecerme sus servicios. Conoc que era solo por la forma y se lo d a entender, diciendole que me anunciaba su viaje tan tarde que y no me quedaba tpo. p.a preparar alg.s encargos que pudiera haber llevado. He recibido la lista de mis libros que me mandas y te encargo que no me vendas y ninguno mas, sino que me los guardes todos hta. mi vuelta. Tambien vino la c.ta y por supuesto equivocada. Vamos por orden. En la de 1836, el cargo de $32 sean fr.s 160, est exacto, p.o no as la data, pues se te olvid una partida de fr. 26 por 2 ejemp.s de Tocqueville87y p.r la del Edimb Review pusiste 6 fr. en lugar de 30. No es esto solo: si no que tambien te equivocaste en la adicin p.s sacas 617 fr. 75 en lugar de 578.75 que deben ser segn tus datos equivocados; p.o lo que me maravilla es que de toda esa confusion sacas sin saber cmo, casi el mismo resultado que y, pues el saldo mi favor que pones en c.ta nueva es de $392,, 2, mientras q.e yo encuentro fr.s 1,973,, 75, lo que es lo mismo $394,, 6, que es el verdadero, como veras cuando revises la dicha c.ta En la de 1837 hay semejantes errores en la data. Segn la copia que de parte de ella me mandaste en 28 de Mayo de 1837 me abonabas 3. 6 p.r tres ejemps de Davy vendidos en 9 de Marzo y $9. 6 en 30 de Abril p.rotro ejemplar del mismo y un atlas am.o : mientras que en la c.ta presente no figura esta ult.a partida y de la otra solos 2 p.s 4 r.s dos ejemp. en lugar de tres lo que hace una diferencia de 11 p.s que se deben agregar la data de la presente cuenta. Dicha data debe ser pues de $324 por un lado y de francos 588,, 95 por otro segn tu los has puesto. Estos fr. 588,, 95. Hacen $117,, 6 r.s (y n $117) y por lt.o te equivocaste tambin en la suma de estos con los primeros en la friolera de $10 en contra tuya.—El cargo de $683,, 6. correspondiente al ao 1837, lo encuentro exacto. Para mayor claridad te pongo el resultado de mi examen, como sigue Saldo a mi favor de la c.ta de 1836.$394,6. Data de tu c.ta en 1837.441,6. Suma$836,4 Cargo de id. En todo 1837.683,6. Saldo a mi favor en 31 de Dic.e de 1837$152,6. 87.Alejo de Tocqueville, publicista y poltico francs. (N. de J. Ll.)

PAGE 369

CENT"N EPISTOLARIO 332 \ 332 \ 332 \ 332 \ 332 \ Incluso te remito ahora la copia de tu cuenta en todo el ao de 1838, que llega fr. 3,489. 50, cuyo dato con el antecedente te serviran para establecer la tuya por todo el ao referido y espero venga sin equivocaciones.—Este ao de 39 llevo gastados por la suscripcion los peridicos y los libros de Carrera fr. 820, sin contar la encuadernacion de estos (q.e no est concluida p.r cuya razon no van en la Sylphide) ni tampoco varias obras q.e me encarg Juan Carrillo y q.e no he pagado todavia. —Hazme pues el favor de entregarle Gonzalo 88 lo que yo te alcance fines de 38 y $200 mas cuenta de este ao, pues necesito pesetas. He reconocido que los 17 p.s p.a la obra de Halsey de que te habl en mi anterior, estan bien cargados, as d lo dicho por no dicho. Nicolas 89 sigue spre achacoso y creo que no piensa en volver todava la Ha.a.—Saco 90 est en Napoles y acaba de pasar all unas calenturillas. Ya le comuniqu la noticia de la muerte de su amigo el P .e Juan.91D mil cosas de mi parte todos los amigos y adios que me duele la cabeza de estar revisando tus cuentas. Tuyo Pepe 92V una carta de Collina, 93 bastante pesada sin embargo de la indirecta q.e le ech p.a escribiese en papel fino. Dile a Ramon Garzon q.e tiene una carta mia en el correo que le interesa recibir.CCXIV CCXIV CCXIV CCXIV CCXIVSr. D. Domingo del Monte. Habana. Matnzas y febrero 28 de 1839. Mi estimable y querido Delmonte. Desde luego infer que se hallaba V. atareado, porque no ser asi no dudo que V. me hubiera escrito: hoy al fin recibi su sabrosa y bien condi88.Gonzalo Alfonso y Soler. (N. de J. Ll.) 89.Nicols Manuel de Escovedo. (N. de J. Ll.) 90.El insigne bayams don Jos Antonio Saco. (N. de J. Ll.) 91.Juan B. O-Gavan, enemigo de Saco. (N. de F. G. del V.) 92.Jos Luis Alfonso. (N. de F. G. del V.) 93. Primo Collina. (N. de J. Ll.)

PAGE 370

DOMINGO DEL MONTE / 333 / 333 / 333 / 333 / 333 mentada epstola y en ella me he enterado del magnfico proyecto literario, que se mastica ah, como V. dice. Proyecto lindsimo y de intenciones muy santas, pero no lo reputo tan realizable como quisiera por el subido precio de la suscripcion: V. me dir que los gastos de la empresa exigen ese precio, pero no echemos en olvido la poca literatura del pais, las azarosas circunstancias polticas que nos rodean y sobre todo la facilidad con que puede venirse el proyecto abajo, si mal pecado! tropezamos con otro Oliva, aunque supongo que Uds. tendran muy presente la caida y muerte del pasado Plantel y se entenderan con otro impresor menos obtuso y mas filantrpico. Sin embargo, si apesar de los reparos espuestos, se realiza y sale volar ese nuevo peridico, me alegrar en el alma y tendrelos ustedes como spre los tuve por hombres de pelo en pecho y cortados para grandes empresas. En cuanto lo que V. dice de ese amable Italiano, cuyo trozo que V. me transcribe, tanto me honra aunque sin mrito de parte ma, doy V. las gracias por habrmelo comunicado y en esto conozco lo muy deudor que soy V. de un eterno agradecimiento, por lo que se empea en darme la mayor popularidad posible. Dceme V. que si podr hacer un juicio crtico sobre los dramas de Garca Gutirrez. 94 El caso es que (como V. se teme) me parece que no me d el naipe por ah: ademas que hara yo malsimo fiscal de ese tiernsimo poeta —cuyas inconsecuencias literarias no alcanzo comprender, pues me admira y conmueve profundamente en su Rey Monge (obra grande mi parecer) y en su Magdalena y su Bastardo escritos despues, me parece inferior a si mismo. Tampoco puedo conciliar el verle manejar el habla espaola con tanta rotundidez y majestad y verle al mismo tiempo traduciendo dramitas de Scribe, 95 que comparados en cuanto ingenio con los suyos, son poquisima cosa. —Esto es lo nico que puedo decir del tal Garca Gutierrez. He repartido las memorias que V. manda entre mi herm.o Ramon Estevez y Tolon, y todos devuelven V. las suyas afectuosisimas. Las mias delas V. esa junta literata y cantora y ordenando de mi su placer, no olvide V. jamas que soy su serv.or y af.mo am.oJ.J. Milanes 94.Antonio Garca Gutirrez, poeta y escritor espaol. (N. de J. Ll.) 95.Eugenio Scribe, autor dramtico francs. (N. de J. Ll.)

PAGE 371

CENT"N EPISTOLARIO 334 \ 334 \ 334 \ 334 \ 334 \CCXV CCXV CCXV CCXV CCXVSor D.n Domingo del Monte. Madrid 5,, de marzo de 1839. Mi querido Primo: he tenido el gusto de recibir la tuya del 2,, de Diciembre ultimo, que me prueba que no me has olvidado, ni se han resfriado tu cario y buena voluntad en mi favor. Tena designio de haberte escrito largam.te en este correo acerca de las cosas pblicas, estado de las cuestiones interiores peninsulares y ultramarinas, probabilidades de su solucion y otras materias, que tal vez habran satisfecho tu curiosidad, natural y necesariam.te escitada tanta distancia con las grandes escenas de esta lucha espantosa de principios, de ideas, de intereses, de pretensiones y de doctrinas, que devora la miserable y desventurada Espaa. Pero un inters mas personal me retrae de aquel propsito para contraer esclusivam.te tu atencion un asunto mo, en q.econfo me sirvas con el celo y perseverancia que la amistad verdadera tiene derecho esperar en circunstancias desgraciadas, dejando p.a el correo siguiente (en q.e ya se ver mas claro acerca de la situacion en q.elos ultimos acontecimientos su causa) entretenerte sobre este objeto como sobre otros, cuyo conjunto constituye el estado de la cuestion espaola bajo las diversas faces, en q.e puede de la Corte y campo del Pretendiente, q.e sabrs por los peridicos, colocan ser considerada, limitandome unicamente por de contado aquello que la mas esquisita prudencia permite escribir en estos tiempos calamitosos, en q.e se confunden tan facilm.te las buenas con las malas intenciones y la rectitud con la depravacion. Voy a mi cuento.—Despues de dos aos y meses de promesas no cumplidas y de todo linage de falaces ofrecimientos de dar al asunto de la proclamacion de la Constitucion en Santiago de Cuba en 1836, una solucion tan satisfactoria como lo permitiera la ndole de las ideas y mcsimas q.e prevalecen en la administracion espaola acerca de la politica colonial, el Consejo de Ministros ha acordado la determinacion, que te incluyo en copia, q.e reservaras para tu conocimiento sin darle publicidad. Dejando tu no vulgar penetracion los comentarios de este documento, te observar unicam.te q.e su tenor manifiesta cierta preferencia favor de los individuos, cuyas instancias manda pasar ese Sor. Cap.n Gral. Para que informe sobre su regreso, supuesto que implicitam.te los escluye de la lista q.e manda formar y clasificar previam.tepara el mismo fin. Y como en el nmero de esos virtualm.te preferidos estoy yo, te suplico q.e por ti si puedes, por tus amigos, por tus relacio-

PAGE 372

DOMINGO DEL MONTE / 335 / 335 / 335 / 335 / 335 nes en la Habana y por los demas medios que te proporciona tu posicion, hagas de modo que Espeleta 96 informe favorablem.te acerca de mi vuelta al seno de mi familia, unica cosa que deseo y solicito hoy dia. Tu ves que todo est librado por el adjunto acuerdo al beneplacito del Capitan General. Lo que l diga, eso har el Gobierno. Adems, este casi dice terminantemente aquel que informe en buen sentido, puesto q.e le recomienda los dos antecedentes que mas pueden decidirlo ello. Lo hars as? No ser valda mi confianza? Creera injuriarte, si lo revocra duda un momento. Yo no he querido escribir ningun pariente ni amigo en esa. Duleme rogar, comprometer, tomar el tono de implorar una gracia, cuando por el testimonio de mi conciencia no la necesita. Lo hago contigo; porque, pesar de nuestra larga separacin, he creido rastrear en tu correspondencia un temple de alma capaz de comprender mis sentimientos y mi actual posicion, los combates entre el noble orgullo de la inocencia y los punzantes reclamos de una familia desventurada, lo q.e demandan mi carcter y mi decoro y lo q.e exigen los clamores de mi esposa y mis hijos y la ruina, casi ya consumada, de mi naciente fortuna. Duro, muy duro es la virtud y al pundonor revestir el menguado trage del suplicante: pero el deseo de ver mi pobre familia y evitarle incalculables calamidades que no me obligara?—Los Romanos pasaron bajo las horcas caudinas.—As, pues, mi caro Domingo, yo te ruego me hagas este servicio. Puedes, si te parece, hablar en mi nombre Antonio, Sebastian y demas parientes; D.n Rafael Quesada q.e es amigo, al Marques de S.nFelipe y Santiago tio de mi muger en cuya casa vivi mucho tiempo en Cuba, y otros de la estensa familia Justis q.e son deudos, mas cercanos aun, de mi esposa, si crees q.e estas relaciones pueden servir de algo. Yo pido una cosa muy pequea, vivir sub umbra platini. No te quiero encarecer la necesidad y magnitud de este servicio. Tu debes graduarlas al considerar que este es el tercer ao de mi ausencia: que mi familia y mis cortos y oberados bienes estn abandonados: que no tengo ni aun un hermano varon q.e atienda a mi esposa sobrado joven inesperta en la administracion de una finca rural; q.e en Europa me estoy arruinando: y q.e una negativa me sumiria, lo mismo que toda mi familia, en embarazos q.e traeran mi completa ruina. Hablarte mas detenidam.te sobre esto seria dudar de tu penetracion y de la sinceridad de tu cario. En cuanto los negocios publicos los periodicos te informarn, como antes te dije, de las discordias y novsimos sucesos del Cuartel del Pretendiente. Por lo pronto el partido, opuesto a la frailera furibunda y llamado 96.Capitn general Joaqun de Espeleta y Enrille. (N. de F. G. del V.)

PAGE 373

CENT"N EPISTOLARIO 336 \ 336 \ 336 \ 336 \ 336 \ moderado ha triunfado en la Corte montarz. La Beira, Maroto 97 y nuestro celebre Prelado Fr. Cirilo 98 han logrado proscribir al Obispo de Leon, al Confesor Larraga y todos los demas inquisitoriales, llamados Realistas ecsaltados Moderados y ecsaltados dividen al campo de D.n Carlos como al nuestro. Pero esos mismos sucesos marcan y caracterizan ya una escision profunda, radical, implacable en el partido Carlista; escision, que se ha sellado con sangre de uno y otro lado, y que acabar probablem.te por disolver la faccion, menos que circunstancias impreveibles tornen a anudar el vnculo de dos partidos irreconciliables ya en lo futuro. A mi modo de ver, nunca se han desarrollado mas propicios hazares favor de la causa constitucional; y si por fortuna las elecciones de Francia dan un resultado adverso al programa poltico del Gabinete Mol 99 y suben al poder los hombres de la coalicion casi se puede augurar un triunfo no muy lejano la causa de la Reyna. Entretanto con ecsageraciones polticas, la anarqua administrativa, la desmoralizacion universal, la guerra de empleos, la guerra de principios, la guerra de intereses, la guerra de los partidos, la guerra del campo, la guerra de la tribuna, todos los linages de guerra despedazan junto con la miseria, el hambre y la ignorancia esta desventurada nacion, q.e parece destinada por un hada inflecsible vivir siempre ciega sobre su verdadero inters y consumir en devorarse si propia y sus hijos todos los elementos, q.e deban conducirla al recobro de su perdida dignidad y de su eclipsado poder y grandeza. Abraza en mi nombre tu cara mitad, en cuya union te desea mas dicha y bienandanza q.e la q.e cabe hoy tu afmo. Primo. Fran.co Muoz del Monte.CCXVI CCXVI CCXVI CCXVI CCXVICamagey Marzo 11 de 1839. Recib D.o mio, la llorona de 25 p.op.o—Llore V., camarada, y llore entre sus Habaneros, que nosotros aumentarmos el cause como los arroyos, p.a derramarnos en el Ocano con honor, como gran rio: todo 97.El general carlista don Rafael Maroto. (N. de J. Ll.) 98.Fray Cirilo de Alameda y Brea, arzobispo de Santiago de Cuba, que hizo jurar al clero la Constitucin, tuvo que huir para Espaa. (N. de F. G. del V.) 99.Luis Mateo Mol, poltico francs. (N. de J. Ll.)

PAGE 374

DOMINGO DEL MONTE / 337 / 337 / 337 / 337 / 337 pendejo se le ha concedido el derecho de llorar, y hasta por llorar se le suelen dar sus latigazos los pendejos: conque lo mejor es que preparemos el culo y vengan los cinco o seis verdugos que nos han de pelar y dejar espuestos la vergenza pblica, culo al aire y hueso en costal. Vea V., D.o, lo que nos cuesta su Artculo Movim.to intelectual. Estuvo V. patulon en los dos artculos del Plantel N.o 3—Remito V. una Gaceta 100 p.a q.e le d traslado Ancisar, 101 y demas amigos que se interesan en la cuestion: solo he conseguido dos ejemplares p.a La Habana y deseo q.e V. lea el suyo en Junta preparatoria, y que todos se queden con la boca cosida, hasta que vaya mi contestacin Rumilio 102p.r el sig.te correo, pues ya est pasada por Censura y en la imprenta p.asalir el mircoles: le aseguro V. que se han de divertir, como hay Dios. Suspendan todo juicio y comentario. Yo siento mandarles Rumilio tan lejos del Lugareo, con 8 dias de ventaja en el camino. Venga el folleto “Estado actual de la I. De Cuba y medios de fornicarla por el Sor Romero” 103 que est V. haciendo conmigo lo que hacemos ac con un tio viejo y mas goloso q.e su guajirito de V.—Tio Blas, que biajacas tan lindas! De tosete, tiote! nunca las he visto mas gordas!—Bueno, hijo, donde estan?—Nos las cenamos anoche, tio, en casa de Chisguete— ¡Carajo, carajo! Y ahora me lo viene a decir? Vyase la mierda con su cuento, y otra vez traigame las agayas mas que sean las espinas. V. ha hecho lo que debe en la cuestion con Pepe. 104 V. le debe ese sacrificio La Habana: la vida de Pepe es de mucha importancia p.a sacrificarse p.r una disputa; y de sus papeles se conoce que es capaz de morirse si V. le da la pesadumbre de sostener sus ideas, que l ha creido sin duda que son caonazos con bala roja l, como sus principios. Yo entiendo que l ha creido que le han acusado de materialista, y ya V. ve si un hombre tan religioso, tan virtuoso como Pepe se habr ofendido. Si el negocio fuera con el Lugareo, ya le desafiaria yo V. que me sacase de mis casillas, pues p.a mi, voto a Brios, lo mismo se me d que V. sea sensualista como espiritualista, que yo no he de mantenerle V. ni su pandilla, y si el 100.Se refiere a la Gaceta de Puerto Prncipe donde mucho escribi el autor de esta carta. (N. de J. Ll.) 101.Manuel Ancisar. (N. de J. Ll.) 102.Lic. Manuel Castellanos Mojarrieta. (N. de F. G. del V.) 103.Se refiere a un folleto annimo, atribuido a la pluma de un jefe de la armada, gran amigo del general don Miguel Tacn, que se public con este ttulo: Estado actual de la Isla de Cuba y medios que deben adoptarse para fomentar su prosperidad, con utilidad de la madre patria Madrid, 1838, 8, 131 p. Fue refutado por el distinguido cubano doctor Anastasio Carrillo y Arango. (N. de J. LL.) 104.La polmica entre Del Monte y don Jos de la Luz y Caballero, ya citada. (N. de J. Ll.)

PAGE 375

CENT"N EPISTOLARIO 338 \ 338 \ 338 \ 338 \ 338 \ diablo viene y carga con todos, no se llevar mas que lo suyo. Lo que yo estoy esperando es el sistema de leyes especiales p.a los Habaneritos, ver si es verdad lo que ha dicho el Varon y tantos sermones me ha costado del Espiritualista Vall,105 que no se ha de escapar aunque sea todo espritu de las teoras del Mije asoleado y tostadito color de oro cuya realidad y elocuencia le entra lo mismo un mulo cerrero que M.r Cousin. Ya estamos trabajando en la gradacion de las millas de ferrocarril106—a paso de buey, pero buey q. camina p.a casa va, y al cabo llegar— Aqu tengo en un repliegue de mi Cartera S.ta Rita, que me la remiti un Habanerito, y me hizo su burla completa, y lo que mas sent fuer de sensualista fue la peseta que me hizo gastar; pero ya pueden los Hab.spreparar la bolsa, pues quien es capaz de hacer un ferrocarril en el Camagey, lo ser con mas razon, de hacer una Iglesia de S.ta Rita en cualq.r estremidad o mediana del camino costa de los Habaneros que lo demas no tendria gracia ninguna. O no se acaba el camino, el dinero de los Habaneros ha de servir p.a una obra buena en el Camagey. Lo he jurado yo! mire V., camarada, si habr llaves y cerrojos que les salven las amarillitas. Le le su carta Tatao107 —supongo que l le escribir— Me voy p.ala ciudad que ya es hora de acercarme al correo no sea que se me quede esta espresion de afecto de su Varon con V. 108CCXVII CCXVII CCXVII CCXVII CCXVIISeor Don Domingo Del Monte Habana Ingenio Surinam (Gines) y Marzo 15 de 1839 Sor. D. Domingo Del Monte. Muy seor mio y estimado amigo: desde q.e vine al campo determin comunicarme por escrito con V, ya que no podia hacerlo personalmente; 105.Manuel Gonzlez del Valle. (N. de F. G. del V.) 106.Hace referencia al entonces proyectado ferrocarril de Puerto Prncipe a Nuevitas. (N. de J. Ll.) 107.Anastasio Orozco. (N. de F. G. del V.) 108.Gaspar Betancourt Cisneros, El Lugareo (N. de J. Ll.)

PAGE 376

DOMINGO DEL MONTE / 339 / 339 / 339 / 339 / 339 mas la circunstancia de hallarse V tambien en Matanzas me ha impedido hasta ahora llenar este deseo. En mis cartas Valle109 le encargu varias veces q.e me avisara el regreso de V esa para escribirle inmediatamente, y habiendmelo anunciado ya, me apresuro principiar esta correspondencia, que tan grata ser para mi y que espero de la amistad de V se digne sostener. Aqu hay pocas, mejor dicho, ninguna cosa que escribirle V., nueva y particular. Considere V q.e yo rara es la ocasin q.e voy a la Villa, punto de reunion de donde tal vez se pudiera pezcar algo. Aislado en el injenio, sin ver de dia y de noche mas que enormes fbricas, montonas y sin gusto, el batey, los caaverales, y luego para acabar de entristecer el cuadro, sin ver otro espectaculo que l de ver hombres infelices trabajando incesantemente para otros—puede V imajinarse que gusto estar yo en esta soledad, donde desde que uno se levanta hasta que se acuesta solo tiene delante escenas lastimosas. Y en valde es salir del injenio y trasladarse a otras fincas, pues en todas partes hay esclavos y seores, en todas hay mayorales, q.e es lo mismo q.e decir —que donde quiera jime una raza de hombres desgraciados bajo el poder de otra raza mas feliz que se aprovecha, inhumana, de sus afanes y sudores. Sin embargo, desde q.e V me encarg una novela donde los sucesos fueran entre blancos y negros y desde q.e la comenc, me ha entrado tal aficion observar los escesos de aquellos y los padecimientos de los segundos, tal gusto por estudiar las costumbres que nacen de la esclavitud, costumbres raras y variadas lo infinito, q.e no me pesa, antes me agrada mi estancia aqu para acopiar noticias y tela, con que poder escribir algun da otra novela por el estilo de la del “Injenio, las Delicias del campo.” Y ahora que miento esta, puede decirse as, mi primera produccion literaria, no s si nuestro amigo Valle le habr entregado ya su cuarto captulo, que me escribe haber puesto en limpio. De aqu algunos dias debe tambien entregarle el 5o, cuyos borradores le remito con esta para q.e los copie.—Yo pens q.e la tal novela me saldra mas corta, y ha sido todo lo contrario, pues todava me falta el 6o captulo q.e ya comenc ayer y q.e me parece ser el remate. Quiero que me diga V con franqueza, como buen amigo, los defectos de mi novela, no solo en cuanto al estilo sin en cuanto al argumento y modo de desempearlo, para correjir los q.e se puedan, y enmendarme en lo sucesivo —En prueba del aprecio con que le miro a V, del respeto que me causan sus luces y de agradecimiento con la amistad q.e V me honra, tenga V por 109. Jos Zacaras Gonzlez del Valle. (N. de F. G. del V.)

PAGE 377

CENT"N EPISTOLARIO 340 \ 340 \ 340 \ 340 \ 340 \ suya mi novela para q.e de ella disponga como se le antoje, en la intelijencia de q.e solo la emprend por ver si prestaba algun servicio a causa tan sagrada y por regalrsela a V, ya q.e se haba dignado ocuparme. Al efecto, yo le har V una copia de toda ella, cuando est concluida, y se la mandar. Leo ratos la Coleccion de poesias antiguas castellanas q.e V me prest, donde hay cosas de gusto. He ledo ya la Repblica literaria de Saavedra 110 y me ha parecido una obra escelente—Andan aqu los libros un poco escasos, y como yo s q.e V los tiene muy buenos y q.e le gusta prestarlos quien desea instruirse, le agradeceria mucho q.e por conducto de Valle me remitiera alguna cosa de Calderon de la Barca, porq.e aqu he ledo dos o tres comedias suyas y me parece q.e era hombre de injenio y poeta no malo; dispensndome V la confianza. A Milanes le escrib en Diciembre y esta es la hora q.e no me ha contestado. Digame V si est enfermo. En fin, nada mas tengo por hoy q.e comunicar V. Mi estancia aqu ser todavia bien larga y entretanto que tenga el gusto de abrazarlo, reciba V el corazon de su amigo q.e no lo olvida y B.S.M. Anselmo Surez P.D. Aunq.e yo no tenga el honor de haber tratado su Seora esposa, pngame V sus pies, porq.e con ser persona tan intimamente ligada V basta para que yo la aprecie, y porqu, salvo error equivocacion, aquellos lindsimos trozos que como de una muchacha amiga de V me ley cierto dia, sobre cosas de esclavitud, me sospech que fueran suyos, si bien nunca se lo he dicho V hasta ahora por no obligarlo descubrirme la mentirilla, con q.e V por modestia sin duda quiso encubrir q.e su esposa era la autora; pero, amigo, V no debia ocultar que su compaera tenia tanta gracia, facilidad y delicadeza para escribir, ni q.e abonaba, ilustrada, por los infelices esclavos—Tambien me pondr V las rdenes de la demas familia de esa apreciable casa.—Vale— 110.Diego Saavedra Fajardo, considerado como uno de los mejores prosadores del reinado de Felipe IV, autor de Empresas Polticas la Repblica Literaria y otras ms. (N. de J. Ll.)

PAGE 378

DOMINGO DEL MONTE / 341 / 341 / 341 / 341 / 341CCXIX CCXIX CCXIX CCXIX CCXIXPorCadiz Correo de la empresa A D.n Domingo del Monte Abogado en la Habana Sevilla 29,, de Marzo de 1839 Mi querido amigo: hace buenos meses que no se acuerda V de los que vivimos en esta valle de tribulaciones ni aun siquiera para remitirme alguna de las producciones de nuestros paisanos cuyo coste he dicho V. que lo pida mi hermano Pepe. 111No cont con que Alegra 112 se dispusiese tan pronto para marchar esa como lo ha verificado y por eso me trage conmigo la obra de Barcia113 que el mismo me busc en Madrid (donde no se encontraba y encuadern con los dos ltimos tomos de Nabarrete 114 todo lo cual remitir a V. desde Cadiz con persona segura cuando yo vaya por aquel puerto q.e ser mui pronto. Aqu hemos tenido gran mogiganga en estos das con las procesiones entre las cuales hemos visto la del Santo Entierro que por sus grandes costos no sale sino de tarde en tarde y como esta necesaria retrecheria se aade un compuesto mezcla estravagante de las Sibilas con los Angeles, cerrando los pasos el entierro del redentor del mundo acompaado de una cofrada disfrazada de soldados romanos con petos y espaldares y cascos de luciente oja de lata todo este conjunto forma un espectaculo verdaderamente curioso al q.e acuden de todas partes inclusos los Ingleses que con la facilidad de los vapores han venido aumentar el consumo en estos das. En medio de esta farsa hay mucho que admirar para los inteligentes en el suntuoso monumento, en el decoro con q.e se egecutan todos estos actos en la catedral y en la perfeccion de la mayor parte de las figuras de los pasos, como obras de nuestros mas celebres artistas, muchas de ellos hijos de este suelo. Nada hablar V. de nuestro estado poltico porque es mui dificil calcular en el laberinto de tan singulares anomalias. 111.El cubano don Jos de Arango y Nuez del Castillo (N. de J. Ll.) 112.Encuadernador, librero e impresor muy a la boga en Madrid a la fecha de esta carta. (N. de J. Ll.) 113.Roque Barcia, autor del Diccionario etimolgico de la lengua espaola (N. de J. Ll.) 114. Alude seguramente a las obras del escritor espaol don Martn Fernndez de Navarrete. (N. de J. Ll.)

PAGE 379

CENT"N EPISTOLARIO 342 \ 342 \ 342 \ 342 \ 342 \ Despues del escandaloso atentado de Maroto 115 todo ha quedado como estaba, y aunque muchos deducen de este parasismo cosa parecida transacion, yo ya no deduzco nada y espero los sucesos para profetizarlos. Deseo q.e se conserbe V. bueno en compaa de su Seora y con espresiones de la mia se repite todo de V. su am.o y paisano A. de Arango 116Juan Carrillo le entregara uno de mis Atlas que le encuadernara Alegria.CCXX CCXX CCXX CCXX CCXXAl Sor D.n Domingo del Monte— Habana Mi querido Domingo: hasta ahora no he podido contestar tus cartas de la semana anterior por ocupaciones del empleo. Hoy lo hago para decirte que no me atrevo a pedir dinero los amigos de aqu para la impresin de mi novela en los E. V. segn me propone: quiero sobre todo escribir cuatro o cinco mas pues la materia es riquisima, y entonces haremos la colecta que me indicas. Lo que si quiero imprimir en el Norte con preferencia las Escenas, es mi contestacion Toreno 117que va quedando muy regular sino me engao: me prometo que ha de merecer tu aprobacin este papel, obra de mi patriotismo y que quiero mandarla Colombia y Espaa para que vean all los Torenos sus fechoras en esta pobre tierra de Amrica en los 3 siglos que fueron suyas. En otra carta, que ser en la de pasado maana, te escribir mas largo de los asuntos nuestro, de nuestro viejo pleito con la imbcil metrpolis. Guardete el cielo luengos aos y adios: tuyo (19 de Mzo de 1839) 118 115.El general carlista don Rafael Maroto. (N. de J. Ll.) 116.Andrs de Arango. (N. de J. Ll.) 117.Alude seguramente al historiador espaol don Jos Mara Toreno (N. de J. Ll.) 118.Segn el ndice hecho por Del Monte, esta carta, que aparece sin firma, es de Flix M. Tanco y Bosmeniel (N. de J. Ll.)

PAGE 380

DOMINGO DEL MONTE / 343 / 343 / 343 / 343 / 343CCXXI CCXXI CCXXI CCXXI CCXXIAl Sor. D. Domingo del Monte Habana. Paris, Abril 4 de 1839. Mi querido Domingo: principio la presente contndote el chasco que hoy me ha sucedido. Despues de haberme pasado toda la maana escribiendoles Vmds., fui a casa de Chauviteau119 entregar mis dos paquetes, de costumbre, el uno dirigido ntro suegro y el otro Gonzalo, mas oh! cruda sorte! solo encontr el de Gonzalo, el otro lo perd en el camino. En l iban dos cartas de Gonzalo Aldama p.a su madre y p.a Rosita, una de Lola p.a la primera, tres mias p.a Rosa, Dom.o y p.a ti. La tuya particularm.teera muy larga; p.o no lo siento tanto p.r ella como p.r q.e Gonzalo march y Fontainebleau y no puede reponer la prdida como nosotros. Voy tratar de copiar, en cuanto sea posible, la que te escrib esta maana.—Tu ltima carta del 1 de Febo. que tengo la vista, ha servido de contestacion a tres mias, nada menos, lo que prueba que el balance de la correspondencia est mi favor. Los libros q.e mand p.a Carrera en un cajon de varios encargos que remitia M.r Gurin 120 F. Poey 121 no han llegado a tu poder por el motivo siguiente: Gurin mand el cajon Chauviteau con su embalador, mas como no acompaase carta ni instruccin escritas, el dependiente no quiso recibirlo y le dijo al embalador que lo mandase al Havre Mess. Cor & Palm que despachaban un buque, y el muy bruto lo hizo as, sin dar parte de lo ocurrido Gurin. Esto es lo menos lo que me ha dicho Gurin, quien escribi hace unos 20 dias Cor & Palm p.a saber el paradero del cajon. Estos contestaron q.e aunque el cajon iba dirigido Poey, como no recibieron orden ninguna, lo almacenaron en su casa, hasta q.e aburridos de esperar, lo mandaron al fin en Noviembre dirigido Mangoaga; por manera que debe estar en casa de este Sor. desde principio de ao. Ahora tengo listo un cajon que te voy remitir por el Havre dentro de pocos dias, en que van los otros libros p.a Carrera, una porcion p.a Carrillo y algunos peridicos p.a t. Viene al caso decirte ahora que casi todas las revistas estan muy atrasadas; la francesa y estrangera no ha entregado todavia el no correspondiente Nov.e 119.Toms Chauviteau, comerciante establecido en Pars. (N. de J. Ll.) 120.El naturalista francs Flix Edoward Gurin Mneville. (N. de J. Ll.) 121.El sapiente cubano don Felipe Poey. (N. de J. Ll.)

PAGE 381

CENT"N EPISTOLARIO 344 \ 344 \ 344 \ 344 \ 344 \ Estas cartas deben ir por el paquete de Burdeos, si lo alcanzan.— Matute se v en l, y antes de salir de aqu le d cuatro renglones p.a ti mandandote algunos versos mios, segn te lo habia prometido. Tambien v encargado de un par de aretes y otro de argollas de oro p.a Antonio Nattes, que debe entregarte. Ya te he dicho que no me vendas ni uno mas de mis libros, y q.e los q.eme quedan en tu poder los guardes y los cuides, sin prestrselos nadie, nadie, nadie.—Tambien te he preguntado varias veces inutilm.te si has recogido aquel hermoso autog.fo con su pi que dej de venta en el Palo Gordo. Si no se ha vendido, como creo, recgelo y guardamelo con el microscpio que te entreg Luz. Con tu ltima he recibido la gua 122 de este ao, el 2 t.o de la novela Proteccion 123 los t.s 9 y 10 del Album 124 el 6 cuando de la Cartera el n.o2 del t.o 2 de la Siempre Viva 125 y los n.os 38 y 39 de las Memorias de la Sociedad ; p.o no he encontrado en el paquete el prospecto de la imprenta litogrfica que me anuncias.—Te advierto que por prestar los cuadernos los amigos, se me han perdido el n.o 26 de las Memorias el 1 del t.o 1 de la Cartera y el 2 del Plantel : tambien me falta el t.o 2 de la Elena 126 p.o es porque nunca vino.—Remtemelos todos, p.a completar mis colecciones. Dile Palma que hay ciertos hombres q.e manchan cuanto tocan y ciertos nombres q.e ensucian la boca q.e los pronuncia. De este privilegio goza el de Dimas Valdes, 127 p.r lo que todos sabemos, y por ende he estraado bastante verle en el n.o 9 del Album entre tanta gente honrada. Si le gustaron sus versos, bien pudo ponerlos sin aquel nombre que lleva el sello de la infamia. —Tambien he sentido mucho que el Plantel se haya marchitado tan al nacer: verdaderam.te es cosa dura, que ninguna obra de esta clase pueda aclimatarse en nuestra pobre tierra. Temiendo estoy cuando le toca al Album su vez y se le secan las hojas. Te he comprado los dos ejemplares que me pides del Tesoro del teatro espaol, publicado por Baudry; p.o no pueden ir en el cajn que te 122.Se refiere a la Gua de Forasteros (N. de J. Ll.) 123.Novela traducida del ingls por don Juan Muoz y Castro. (N. de J. Ll.) 124. El Album Habana, cuyo primer editor fue don Luis Caso y Sola, y despus don Ramn de Palma. (N. de J. Ll.) 125.Peridico mensual dedicado a la juventud cubana, que redactaban Antonio Bachiller y Morales, Manuel Costales, Jos Victoriano Betancourt y Jos Quintn Suzarte. (N. de J. Ll.) 126.Traduccin del ingls por don Juan Muoz y Castro. (N. de J. Ll.) 127.Jos Dimas Valds, a quien se cree denunciador de la conspiracin de los Soles y Rayos de Bolvar. (N. de F. G. del V.)

PAGE 382

DOMINGO DEL MONTE / 345 / 345 / 345 / 345 / 345 voy mandar porque se necesita tpo. p.a hacerlos encuadernar.—Ya yo haba comprado esta obra p.a m y me ha gustado mucho, aunque creo que bien pudo Ochoa 128 haberla hecho algo mas estensa, p.s hay pao de donde cortar. El drama de tu primo Fojas 129 me parece que no vale los garrotazos q.e por l se dieron. El de Milans 130 es infinitamente mejor, y aunque tiene bellsimos trozos, y en general exelentes versos, creo que est lejos de ser un buen drama, y que por tanto se exedi Palma en los elogios que le hizo. Sinembargo, como primer ensayo de un ingenio naciente, es bueno y promete riqusimos frutos p.a lo venidero. Mucho me mortifica que no se haya concluido tu desgraciada polmica con Pepe, y la verdad, esperaba que pasado el primer momento de exaltacion, habrian conocido Vmds. el escndalo que estn dando y se habran reconciliado. —V. se tiene la culpa Sor D. Dom.o, y as es preciso q.e aventaje su contrario en prudencia y sufrimiento. Baste y de carta, q.e p.a ser la segunda q.e hoy te escribo, no es mala racion. Mil cosas Rosita y esos primorosos botoncitos, de tu afmo. Pepe 131Memorias Valle, Andr,132 Moris,133 Oss, Palma, Ruiz, Echeverra, Govantes,134 Moreau,135 Cirilo,136 e a tutti quante P.D. Cuando Mig.l se fue p.a Hamburgo, se llev alg.s diarios de modas p.a remitrtelos desde all, p.r q.e aqu no habia entonces oportunidad p.a mandrtelos.137 128.Eugenio Ochoa, erudito y bibligrafo espaol, autor de la obra indicada. (N. de J. Ll.) 129.Francisco Javier Fox, autor del drama El Templario cuya representacin en Tacn en 25 de diciembre de 1838 dio motivo a un escndalo. (N. de F. G. del Valle) 130. El Conde Alarcos drama caballeresco en tres actos y en verso, que dedic a Domingo del Monte, su autor don Jos Jacinto Milans. (N. de J. Ll. ) 131.Jos Luis Alfonso. (N. de J. Ll.) 132.Domingo Andr. (N. de J. Ll.) 133.Esteban Moris. (N. de J. Ll.) 134.Jos Agustn Govantes. (N. de J. Ll.) 135.Mr. Moreau de Jonns. (N. de J. Ll.) 136.Doctor Cirilo Ponce de Len. (N. de J. Ll.) 137.No aparece esta carta en el tomo IV del Centn fue adquirida por don Domingo Figarola-Canela, de cuyo archivo se ha copiado. (N. de J. Ll.)

PAGE 383

CENT"N EPISTOLARIO 346 \ 346 \ 346 \ 346 \ 346 \CCXXII CCXXII CCXXII CCXXII CCXXIIIngo Surinam y Abril 11 de 1839. Sor Don Domingo del Monte. Mi querido amigo: recib por conducto de nuestro amigo Vallecito138una favorecida del 24 del pasado, por la cual s con mucho gusto que V. piensa seguir conmigo una correspondencia epistolar mintras dure mi ausencia en Gines, y que ya as lo tenia determinado hacer ntes que yo le escribiese, solo que yo me llev la gloria de comenzarla. Tambien he visto el juicio que por ahora ha hecho de las “Delicias del campo” con el mismo placer. Doy V las gracias que sin merecerlas me prodiga tan liberalmente, como que ellas son una prueba inequivoca de la amistad con que V me honra. En cuanto al defecto que V ha encontrado en mi novela,139 el carcter de Francisco, yo lo confieso, y estimo juiciosa y puesta en razon la crtica de V. En efecto, yo trataba de pintar un negro esclavo y quin que se halla jimiendo bajo el terrible y enojoso yugo de la servidumbre puede ser tan manso, tan apacible, tan de anjlicas y santas costumbres como l; jimiendo bajo el yugo de la servidumbre, de cuya fuente le nacen al hombre todos los males de todas las especies, cual de otra caja de Pandora?—Francisco es un fenmeno, una escepcion muy singular, no el hombre sujeto las tristes consecuencias de la esclavitud, no el libro bueno donde los blancos, viendo sus errores, puedan aprender ser humanos. Verdad es que yo procur pintar a los mayorales, mayordomos & como son; pero he demostrado, que si los negros son malos, es porque lo son los amos? No por cierto —Aflijido yo, Seor del Monte, por las miserias de los esclavos mas de lo que V pueda imajinarse, me determin escribir una novela donde desahogar los sentimientos de mi corazon, donde demostrar que si hay blancos, acrrimos enemigos de la raza etipica, no faltan quienes lloren con lgrimas de sangre sus calamidades: amigo siempre de todos los hombres, yo quisiera que en mi derredor no se oyese jamas ni un sollozo, ni un suspiro de dolor, que la vida de todos se deslizase tan serena y apacible como corre la luna all en el Cielo, cortejada de brillantes luceros: yo quisiera amor recproco, caridad, paz, risas, Seor, y no amargos lloros. As fu, que desde que comenc escribir, comenc de consuno entristecerme: me enoje mas y mas contra los blancos segn fu pintan138.Jos Zacaras Gonzlez del Valle. (N. de F. G. del V.) 139.Hace referencia a su aplaudida novela Francisco que edit en Nueva York, en 1880, don Nstor Ponce de Len. (N. de J. Ll.)

PAGE 384

DOMINGO DEL MONTE / 347 / 347 / 347 / 347 / 347 do sus estravios, y como mi carcter, digmoslo de una vez, es amigo de tolerar con paciencia las desgracias de este pobre Valle de lgrimas, vine dotar Francisco de aquella resignacion y mansedumbre cristianas, flores que no nacen, sino como de milagro, entre los inmundos lodazales, donde la esclavitud pone los hombres. Yo dije en mi tristeza, —blancos, seores, vosotros sois tiranos con los negros, pues avergonzos de ver aqu uno de esos infelices, mejor hombre que vosotros. He aqu la causa de mi error. Pero esto me disculpar? No—El novelista debe imitar la naturaleza, lo que pasa en el mundo; no dejarse llevar en alas del injenio a rejiones imajinarias. El injenio necesita lastre, no plumas para que vuele, es cosa que todos sabemos, es un principio de oro que siempre se ha de tener presente en la memoria—Pasemos otro asunto. He determinado, amigo mio, ocupar mis cartas sucesivas V con una novela cuyo ttulo le pondr V mas adelante. Por supuesto que como obra forjada de clamo currenti salga lo que saliere, deber ir llena de innumerables defectos ya en el estilo, ya en el argumento, ya en la pintura de los personajes y caracteres; pero yo espero que V me los disimular todos al considerar que si la emprendo as, no es porqu confie en mis fuerzas, sino por escribir V largo como me encarga, y por adestrarme en la composicion. Principiar, pues, sin mas prembulos=INo cabia la concurrencia en la sala de Michilena, harto conocida en verdad por los que frecuentan la hermosa Villa de Gines, la primer noche de Pascua del ao 1832. Apnas oscureci aquella tarde, cuando las muchachas que ataviadas ya esperaban en los colgadizos la hora de ir al baile con la ansiedad propia de quienes no conocen otro jnero de diversin, comenzaron salir en grupos de las casas: algunas madrugaron tanto, que hubieron de toparse con la sala todavia oscuras. Mas el bochorno que les caus este chasco no dur mucho tiempo: bien pronto vino un mozo de la cantina inmediata y convirti en scuas las tinieblas que las habian ruborizado, encendiendo las dos hileras de bombas y la araa del medio. Otras muchachas, no menos ganosas de concurrir a la fiesta, aunque no tan madrugadoras, fueron llegando despues y en su compaa infinidad de caballeros: de modo que en breve los canapes y los bancos, ntes solitarios y tristes, ostentaron llenos de orgullo todas las hermosuras de Gines y gran copia de las q.e habian ido de la Habana, lo mismo que la sazon, por ser la Pascua de Navidad, se engalanaban nuestras campias con las lindas y graciosas flores de los aguinaldos. Afortunadamente no era pequea la sala, que entnces habria sido

PAGE 385

CENT"N EPISTOLARIO 348 \ 348 \ 348 \ 348 \ 348 \ mas que difcil hallar asientos para las muchachas y algo peor aun poderse bailar en toda la noche: pues pesar de eso, hubo algunas pobrecillas cuyas piernas sirvieron de suaves cojines otras en los intrvalos que cesaban las danzas y los wals: y los bailadores se veian apurados por hacer las figuras y nunca libres por supuesto de llevar pisadas, estrujones, encontronazos; con lo que las madres, perennes atalayas de sus hijas desde los bancos arrimados la pared, maldecian acaso la escesiva concurrencia y formaban votos solemnes de no llevarlas otra vez al baile en noches de feria: propsitos que nunca se han cumplido en Gines, donde tanto se divierten las nias bailando, como se consuelan las viejas de verse arrugas en la cara cortndoles vestidos cuantos infelices tienen la desgracia de cruzarles por delante.—Pero si vamos decir con desembozo nuestro parecer, lo mejor que habia en la Sala de Michilena era que nadie, ni viejos ni jvenes, ni caballeros ni seoritas, ni la jente de Gines ni la de la Habana usaban cumplimiento de ninguna especie, los cuales sern muy buenos para los bailes de gran tono; no para los de un pueblo de campo, en que todo debe ser union, jovialidad y franqueza. Los hombres, principalmente los de la Ciudad, iban de chupa, de sombrero de paja, de corbata de seda de colores tirada por el cuello al desgaire; si alguna casaca, corbata sombrero de pelo se veia, lo llevaban los poblanos y eso los poblanos de pro como Alcaldes, Rejidores, Sndicos y demas personas de viso. Las muchachas iban lo mismo, adornadas con sencillez; los aderezos de diamantes, los fondos de razo, las plumas, tantos lujosos atavios como se usan en los bailes de la jente rica y refinada y merced los que nos engaa cada paso el bello sexo vendindonos gato por liebre, eran all escandaloso contrabando: gracias Dios ni los padres ni los maridos tenan de que lamentarse por ese lado: tnicos de lin, de muselina y de rengue, cinturones de cintas de agua, lo mas un collar de oro cuando no fuere del que llaman oro frances al cuello, aretes de la misma calidad y en la cabeza crespos, cintillos y flores finjidas de lienzo naturales del patio de la casa, he aqu las galas con que estaban preciosas por estremo sin necesidad de otros adornos las muchachas del baile cuyos pormenores ocupan hoy nuestra pluma—No pas ni un cuarto de hora despues de las Oraciones sin que la msica alegrase los nimos tocando el clebre wals de la Constancia el mas de moda entonces: wals que aun todavia despecho de los siete aos que han pasado, de los aos que todo lo arrastran consigo no se desdean a tocar los msicos alguna que otra vez, porque sus dulces y melanclicas harmonias hablarn siempre al corazon. Al instante multitud de parejas fueron saliendo walsar, y la Sala de Michilena comenz tomar entnces aquel mjico encanto que distingue los bailes de Cuba, aquel colorido brillante y potico capaz de sentirse pero no de pintarse: sobretodo en los pueblos de campo donde

PAGE 386

DOMINGO DEL MONTE / 349 / 349 / 349 / 349 / 349 la habilidad de los mozos y muchachas en danzar y walsar ha llegado al ltimo grado de perfeccion, y sobretodo en Gines donde hay tal aficion por el baile, que demas de los q.e se hacen en las Pascuas, en el tiempo muerto si no hay msica de orquesta se baila con la misma alegria que si la hubiera al son de una harpa lgubre y mal entonada cuyos acordes se pierden entre el ruido de los pies: y donde, faltando tambien el harpa, se apela al ltimo recurso, al mas triste, al de bailar al mismo tiempo que cantan los bailadores, pero no los mozos; las muchachas, que no sabemos como resisten sin fatigarse ese duro trabajo veces hasta por una hora seguida —la edad, el gusto que reciben y la costumbre de hacerlo casi puede decirse desde que nacen, estos poderosos motivos nada mas fueran bastantes obrar aquel grande milagro, porque nosotros, siendo hombres y por supuesto de mas recios pulmones, nos metimos una vez acompaarlas y los pocos minutos nos pareci prudente el callarnos, mager dijesen que ramos cobardes flojos, si queramos librarnos de padecer anjinas de estar roncos una semana por lo mnos —El wals duraria una hora: mejor dicho, los bailadores estuvieron una hora en pi conversando sabe Dios de qu asuntos, los mozos con el brazo derecho apoyado en la cintura de las muchachas y estas con el izquierdo sobre el hombro de aquellos. La concurrencia era ya exorbitante: el monton de mirones que se cruzaban, topaban y rebullan en medio de la sala como las hormigas de un hormiguero, quienes los esfuerzos del bastonero no podian reducir comprimirse mas metindose en el hueco que al propsito se habia dejado tras de los asientos, porqu reclamar rden en los bailes de campo y de temporada es locura: aquel monton de hombres, de frente los unos, de espalda los otros, muchos de lado, cuales estorbando con los codos con el sombrero, cuales con el chucho la caita, sin contar los q.e cruzaban imprudentes por medio de los bailadores hacindolos tropezar y perder el compas, ni los q.e se paraban frente los asientos requebrar y consolar las comedoras de pavo: este enjambre molesto de znganos no dejaba lucir ni el garbo y jentileza de las muchachas, ni su ajilidad y soltura de pies, ni la finura esquisita de su oido, ni como podran dar dos o tres vueltas la sala en redondo sin detenerse descansar. Nada, era preciso estarse quedo, s pena de salir molido del baile. Tambien cmo iban a revolverse doscientas parejas por lo menos q.e walsaban all todas a un tiempo? Imposible. Si de daban dos vueltas, si de cuando en cuando se lograba lo sumo despues de mil splicas los mirones para que se aprensasen guisa de sardinas en barril dejando un pequeo espacio vacio donde dos parejas volteaban esto es, walsaban en forma circular; aquel maremagnum de jente, que como el mar verdadero tenia tambien sus flujos y reflujos, no tardaba mucho en venir robarles la diversion: y entnces era preciso volver otra vez la misma inercia de ntes, acaso por fortu-

PAGE 387

CENT"N EPISTOLARIO 350 \ 350 \ 350 \ 350 \ 350 \ na mas grata los enamorados pues que no sindoles preciso estar atentos a la msica, conversaban su sabor. (Continuar) Amigo mio, basta por hoy de novela, que hace dos horas que le estoy escribiendo y estas cosas de pura imaginacion fatigan demasiado el entendimiento— Por lo cual me despido ya de V por hoy encargndole que me ponga los pies de su Sra. esposa, y repitindole siempre que no lo olvida su affmo. Q.S.M.B. Anselmo Surez P.D. Recib los libros que V me remiti por conducto de Vallecito y le doy las gracias—vale—CCXXIII CCXXIII CCXXIII CCXXIII CCXXIIIAl Sor. D.n Domingo Delmonte Habana Pto Principe 12 de Abril de 1839. Mi querido amigo Delmonte. No habiendo escrito V. en los primeros momentos de mi llegada, se me iba haciendo cada vez mas cuesta arriba sanar esta falta, hija de mi pereza, y no de ningun otro motivo: esto subi de punto en estos ltimos dias que he estado, como decirse suele, con el pie en el estrivo; mas cierto recado q.e dio V. una S.ta en casa de sus amigas las Ortas, y las memorias que pone V. en la carta del Baron de Najasa,140 me han obligado dedicarle estos renglones, para que no vaya figurarse que no le amo que desatiendo su fina y verdadera amistad; apesar de estar yo muy convencido que V. no har consistir estas nobles afecciones en las esterioridades y cumplimientos de algunas cartas, pues me atrevo asegurar que tendr V. mas de uno que se diga su amigo y que le escriba frecuentemente, y no le d ni con mucho el lugar que yo en el corazon. As es que me ha tenido V. aqu sintiendo como propios los sinsabores que s ha esperimentado ultimam.teen su carrera de escritor pblico, y hubiera deseado mas que nunca tener una barita de virtudes para tocar la cabeza de algunos, y otros de cabeza y entendimiento cabales quitarles las telas de araa que pue140.Gaspar Betancourt Cisneros. (N. de F. G. del V.)

PAGE 388

DOMINGO DEL MONTE / 351 / 351 / 351 / 351 / 351 dan haber nacido influjo de prevenciones, cuentos, intereses encontrados. Supongo habr visto V. un artculo q.e tuve que escribir contestando un sandio que dijo mas desatinos que aos tiene su Sra. pues pasan de 60, a pesar de estar yo en aquellos momentos muy conturbado y aflijido con la decision de mi pleito en que al cabo triunf completamente: despues escrib otro con mas despacio contestando Rumilio, pero me aconcejaron algunos amigos q.e no lo publicase porq.e los Camagueyanos me cogeran un odio eterno, porque les cantaba las verdades de modo que no me las podan contradecir; lo he sentido mucho porq.e se hubiera V. reido muchsimo. Gaspar le ha sacudido como V. habr visto, apesar de que no se puede decir todo lo q.e se siente porque tratan de hacerle desmerecer la opinion de que disfruta. Yo estoy viviendo en casa del amigo Orozco,141 el cual y su amable Gabrielita me tratan las mil maravillas; pero dentro de 15 20 dias lo mas dejo su amable compaa y el Camaguey para trasladarme esa, pues aunque estaba resuelto seguir de aqu por la va del Norte Espaa, en cuanto anunci esta idea mi madre y familia, armaron una polvareda que me pes mas de una vez haber dado ocasin ella, pues hicieron intervenir varias personas para que me hiciesen desistir del viage, por lo menos antes de llegar esa. As lo har, y tan pronto como arregle un asunto de familia q.e tengo pendiente seguir rumbo. Nunca pens que mi impresin de Comte 142 se viese envuelta entre mis pleitos y negocios, y mas de cuatro veces he pensado durante mi permanencia aqu, dar orden en esa para que se devolviesen los 200 y pico de pesos de suscripcion que recog, y hacerlo por mi cuenta en virtud de las demoras q.e ha sufrido: ahora al llegar esa lo determinar segn me parezca mejor y mas conveniente. Aqu no he perdido enteramente el tiempo, porque desde que llegu me habl el Director del Colegio del Siglo para que diese la leccion de dibujo, y aun se me ofrecieron otras clases que no me permitieron aceptar la naturaleza de mis asuntos: aquella sola me ha producido 25 pesos al mes mal contados, que se agregan dos retratos que he hecho al mes uno con otro en los 7 que llevo ya, de manera q.e sacado los gastos de viaje y ausencia de mi casa. Ya v V. que lo hago confid.te de mis asuntos, y que si he dejado de escribirle, esta sola le prueba todo mi cario y afeccion. Estoy concluyendo el retrato al Oleo de Orozco, y el de Gabrielita en miniatura que yo mismo llevar a su madre, pero quiere sorprenderla y as guarde el secreto. 141.Anastasio de Orozco. (N. de F. G. del V.) 142.Auguste Comte. (N. de J. Ll.)

PAGE 389

CENT"N EPISTOLARIO 352 \ 352 \ 352 \ 352 \ 352 \ Tambien me he ocupado de Leyes, habiendo asistido la Academia de Bachilleres: hise los estrados en vista de mi pleito, el cual como ya he dicho gan completamente. He representado dos comedias en un teatrico de aficionados que pint en casa del Sor Becerra143 oidor de esta Audiencia, y su esposa ha sido la dama que me ha acompaado: posteriorm.tese metieron algunos camagueyanos y armaron una de chismes que se desbarat el tal teatro, mas felizmente no me mezclaron a mi en los cuentos, porque hube de preveerlos y me ech un lado. Hace algun tiempo me ocupo en la lectura de Cousin, y le confieso V. que al principio me quedaba con un palmo de boca abierto sin entender jota, ahora en la segunda arremetida es otro cantar, y voy conociendo todo lo que vale este Frances gigante: entre los camagueyanos uno que otro muy contado sabe que existe semejante hombre, y dos nada mas que se ocupan de su lectura. Creer V. que he oido decir al Abogado que disfruta aqu de mas concepto, despues de haber leido un artculo de la Siempre viva, y creo que es de Echeverria, que era la primera vez que habia oido decir que Colon fuese poeta? y esto para hacer ver los desatinados que se imprimen en la Habana. Me he propuesto contarle a V. todo lo que me pasa, y lla v. Tambien me he enamorado: una Camagueyana encantadora con un alma celestial ha dulcificado los momentos de aburrimiento y fastidio, y le juro V. fe de cousinista que me casara con ella si tuviera medios de hacerlo siquiera esperanzas de conseguir el pan nuestro de cada dia: otra tambien ha dado fuertes empellones a mi fragil sensibilidad, y si hubiera querido estrechar distancias, con esta no hubiera tan malo porque tiene su lastre correspondiente; pero la cara es fea y quien ha saludado el arte divino de las bellas formas, cometera una herejia imperdonable escogiendo una esposa de cara fea. He hecho muchas locuras con la primera, mas aqu cansan V. con sandeces; lo dicho basta para confianza. A Dios mi querido amigo pronto tendr el placer de dar V. un abrazo: Rosita que muchas veces he hablado de ella con Gabrielita, pudiendo estar segura que no abro mi boca mas que para elogiarla como se merece —Otra vez le dice Dios su invariable Sisto de Guereca Orozco que le mande V. los figurines por el Correo. Memorias todos los amigos y amigas. A Matamoros, q.e Anarda sigue buena y le manda espresiones. 143.Juan Becerra y Garca. (N. de F. G. del V.)

PAGE 390

DOMINGO DEL MONTE / 353 / 353 / 353 / 353 / 353CCXXIV CCXXIV CCXXIV CCXXIV CCXXIVCamagey Abril 15. 839— Mi querido D.o—Aunque por lo estractado del folleto se puede inferir lo que ser en los otros puntos; sin embargo, venga algo testual en el artculo de Monopolio del Comercio, que eso ser peregrino. Se concluy mi cuestion con Rumilio. Al principio le coj miedo, porque conoc que habia tomado una posicion ventajosa: l tenia las alturas y yo habia de trepar agarrado de pie y pico. Mi contestacion me ha salvado, no s s porque tiene razon y energia, porque Rumilio no ha querido repetir sus ataques. Alla te va esa contestacion al Guinchero. Procura leer la Gaceta N.o26, el Art.o del Guinchero. Con Cristo, y la Iglesia estoy haciendo una guerra evanglica contra los vicios, la supersticion etc—Cristo y su Evangelio dan p. todo, con la ventaja que no me han de acusar de herege, aunque saque de all la libertad, la igualdad, la justicia etc.aSi citara a Rousseau 144 Voltaire al momento me llamaran ateo, aunque dijese la verdad moral mas palpable. ¡Qu graciosos estais los poetas, literatos y moralistas de la Habana! Pepe, Valle, Domingo, Palma, Bachiller,145 progresitas, filosofos, moralistas, Cubanos, como gatos y ratones, cual caza al otro. Cierto que me ver yo en las del trapo si se me antoja ir la Hab.a, p.a salir de casa de uno la del otro, oirle su cuento cada uno, y tener que estar con todos. Qu har? Ya lo s yo; pues no soy ningun pendejo que me deje crusificar por redimir al gnero humano. Su camino de h.o estar primero que el nuestro, si Seor: venga V. ac, y pngame m alla y ver echar roncas. Venga V. luchar con Regidores, Gentiles hombres, Comerciantes de rango que se niegan pagar lo que han ofrecido bajo su firma: y tenga V. paciencia p.a sufrir burlas, insultos, y toda clase de humillaciones, ver si no se lo llevan los diablos en quince dias. Yo he estado mil veces tentado sacudir el polvo y dejar tambien los zapatos, y mandarlos pasear, y dejarlos que se revuelquen en su posilga pues con salir de aqu ganara mucho crealo V: pero estoy resuelto sufrirlo todo, perderlo todo por realizar una idea que tengo fija como la estrella del norte, porque creo que de ella depende la felicidad del pais que me vi nacer. Estoy resuelto: camino de hierro, sepultura. 144.El conocido filsofo y escritor francs Juan Jacobo Rousseau. (N. de J. Ll.) 145.Antonio Bachiller y Morales. (N. de J. Ll.)

PAGE 391

CENT"N EPISTOLARIO 354 \ 354 \ 354 \ 354 \ 354 \ Pngame a los pies de Madamita: el muchacho aquel de los ojos negros, tostadito, que no coja a Juana, sino a Narcisa que es la quinta esencia del Camageyanismo. Ya por ac hemos calculado que de la prodigalidad habanera, y la tacaera Camageyana, de los vicios por mas, y los vicios por menos de all y de aca saldria un compuesto admirable. Narcisa es prenda— Hasta otra— El Varon 146 146.Gaspar Betancourt Cisneros. (N. de J. Ll.)CCXXV CCXXV CCXXV CCXXV CCXXVP.to Ppe. 20. de Abril de 1839. Segn el Almanaque i segn el estado de civilizacion del mundo=P.to Tasajo i mejor dicho nada de P .to sino pueblo Tasajo, Pueblo Novillo, pueblo Vaca=Pueblo Cerdo, Pueblo Marrano, 20 de Ab.1 de 1500, antes de nacimiento de (N.S.J.C.) Amen. La ltima q.e tengo tuya es del 11, del p.o p.o M.zo queridisimo Domingo: i no porque no te escriba con frecuencia, creas q.e te quiero poco, p.ste quiero cada vez mas: p.o lo q.e me sucede s q.e me ha entrado de poco ac un fastidio terrible, i principalm.te p.a escribir. Siento q.e se estraviase la carta en q.e te daba bromas sobre el ofrecimiento q.e me hiciste de tu hijo; y cuando has caido en la naza ha sido cuando has creido q.e yo te creia enfadado. En cuanto a la pregunta q.e te hice sobre intolerancia, veo q.e yo no me espliqu, tu no me entendiste; p.s lo q.e quice decirte fu q.e me pareca q.e Vds. los q.e escriben como tu en el da, con la mejor intencion van ha hacer q.e el pueblo ignorante sea intolerante=Lo mismo q.e yo comprende Gaspar, i otros, p.s creemos q.e tu, i los de tus ideas predican sobre el esclusivismo de la Religion Cristiana: puede q.e yo me equivoque; p.o creo q.e los pueblos deben ser tolerantes, haciendolos mui religiosos, p.s la religion es a mi entender una de las palancas mas formidables p.a gobernar los pueblos, se les debe ensear respetar los q.e piensan de distinto modo ellos en materia tan oscura. Mucho tendra q.e escribirte si fuera esplanar mis ideas en este punto, i te revelaria secretos q.e todavia no han salido de mi pecho, como prueva de mis principios; p.o es materia mui delicada, i no tengo ni tiempo ni umor de coordinar mis ideas: p.o si debo decirte, i ¡ojal me equivoque!: q.e el modo oscuro q.e hasta cierto punto han

PAGE 392

DOMINGO DEL MONTE / 355 / 355 / 355 / 355 / 355 tomado t i los de tu nueva secta, p.s el ecletisismo lo veo yo mas en los labios q.e en el corazon; nos van hacer un mal terrible, con ese Cristianismo tan repentino q.e les ha entrado, q.e sino es la ipocresa de las beatas, lo miro yo como la ipocresa de los sabios, q.e es aun mas temible. ¡Dios quiera q.e sus ideas de Vds. no nos traiga Inquisicion, &.a &.a: yo soi mui bruto, veo q.e todo lo q.e sea separarse de la tolerancia Anglo-Americana es disparate: p.o ese esclusibismo q.e Vds. quieren de la Religion de J. C. nos ha de traer muchos males: ¡ojala me equivoque! En cuanto al modo conque debe escribir Gaspar estamos acordes; p.o l no siempre oye lo q.e yo le digo. Mandame los figurines p.r el correo. Siempre cre q.e valia mucho mas que Salustiano147 Angelito;148 p.onunca me figur q.e el primero fuera tan mal amigo, i tan canalla.— Cuando le escribas Iznardy dale mis espreciones p.s lo quiero mucho. De los cambios de Administracion en la Isla lo mejor es no hablar. Veo lo mucho q.e adelanta la Habana con la Pretorial; i sino q.e se lean los Diarios, i se veran las rdenes sobre trages de Clrigo &.a i sobre si deben ir la prosecion como particulares, como empleados: ¡ efectos admirables de la civilizacion!== Guereca 149 vive con migo: i como se va dentro de 15 20 dias l ser carta viva, i te hablara de todo lo q.e quieras saber de tu amigo desterrado q.e cada vez te quiere mas. Anast.o150Espreciones Rosita de parte de Gabriela, i mias: i besitos mis hijos. No te he querido hablar de esprofeso de tus disgustos con Pep de la Luz. ¡Que contentos estaran los enemigos de la civilizacion!: muchas veces he creido, i me he hecho el favor de creer q.e yo he hecho falta en la Habana en esas circunstancias; p.s desde ac me parece comprender q.e Vds han sido el juguete de chismosos i mal intencionados.—Veo q.e Vds. en el dia p.r cada cuestion q.e ventilan se manejan de tal modo, q.e quedan rotos los vinculos de amistad.—Palma i Bachiller han quedado enemistados, i tu p.r carabonla le dices p.r la misma cuestion mi ex – amigo 147.Salaustiano de Olzaga. (N. de F. G. del V.) 148.ngel Iznardy. (N. de F. G. del V.) 149.Sixto de Guereca. (N. de J. Ll.) 150.Anastasio de Orozco. (N. de J. Ll.)

PAGE 393

CENT"N EPISTOLARIO 356 \ 356 \ 356 \ 356 \ 356 \ Tu i Pepe son enemigos, i lo mismo Bachiller i Palma, i tu i Bachiller, i otros muchos; p.s yo me rio de esas solapadas amistades q.e veo en Vds. p.s dicen q.e se quieren mucho, i estan sin quererse en el corazon; p.r lo menos hay ya entre Vds. una rivalidad mui semejante la enemistad. ¡Cunto gana la Isla con estas disputas! = Si te incomoda mi lenguaje franco, q.e en mi entender es el de la verdadera amistad, dimelo i me vers tambien mui diplomatico, p.o ya no ser tu eterno=A La posdata est buena.CCXXVI CCXXVI CCXXVI CCXXVI CCXXVICardenas 21 de Abril/1839 Sor D.n Domingo Del Monte Mi estimado y querido amigo. He recibido la contestacion mi ultima y agradezco las espresiones q. le merezco V. de aprecio y estimacion en lo q. no hace mas q. pagarme el buen afecto q.e le meresco V. de aprecio y estimacion en lo q.e no hace mas q.e pagarme el buen afecto q.e le profeso. El deseo del mayor bien y la esperiencia q. tengo de los hombres, me hicieron estender en compaia de Jenes151 la administracion la junta, y ahora le remito V. copia de un oficio carta como se quiera q. le manda Carrera M.r Bouda consecuencia de haberle yo pedido que me remitiera el Reglamento q. previene el artculo Decimo nono de la contrata, p.a los negros q. tengan, con el objeto privilegiado de asegurar el orden y tranquilidad publica: creo q. en esto ni un apice traspasa mis facultades y sin embargo apesar de haberle leido este frances guanajo el oficio, ... 152 ya V. ve como se descuelga en la ultima parte. Pues, Sor, yo me tragare esta pildora p.rahora, por q. no quiero que digan q. promuevo quisquillas, y nunca sera dicho q. p.r mi se han suscitado dificultades. Como no se si Carrera la ha hecho entender lo q. hay en el particular, p.r esta razon igualmente me callo p.r ahora, y solo lo he sacado colacion p.a q. nuestro digno Secretario vea, q. no esta en punto de mangonear y de susceptibilidad q. me hizo acudir la Junta. 151.Jos Mara Jenes. (N. de J. Ll.) 152.Roto el original. (N. de J. Ll.)

PAGE 394

DOMINGO DEL MONTE / 357 / 357 / 357 / 357 / 357 Tenia hecha una representacion la misma, sobre el particular, pero buelvo repetir, quiero no dar lugar al menor desagrado, y si contribuir con cuanto este de mi parte p.a el bien y mejor exito de la empresa. En otra ocasin hablaremos de literatura, pues ni aun tengo mas papel, y concluyo repitiendome su affmo am.o Q. B. S. M. Jos M.a CalvoCCXXVIII CCXXVIII CCXXVIII CCXXVIII CCXXVIIISor. D.n Domingo del Monte Madrid Abril 26/1839 Mi querido Domingo: Supongo que esta fecha habrs desempeado la ingrata tara que te impusieron mi situacion y confianza en tu cario fin de lograr de ese Sor. Cap.n Gral. la respuesta afirmativa, que vincula el gobierno el alzamiento de la interdiccion de mi vuelta y la de otros varios nuestro pais. Creo q.e habrs visto con este objeto nuestros parientes y amigos, y espero impaciente el resultado para consagrarme sanar las heridas, que aciagos acontecimientos inopinadas prevenciones han causado mi naciente fortuna y la tranquilidad de mi familia. Tu buena voluntad, en que fio por diversas razones, me sale de tu empeo y apresuramiento en servirme en esta desagradable circunstancia. Mi confianza es igual a la opinion q.e tengo formada de t. Esto es lo mas significativo que puedo decirte, y tu apreciaras sin duda su valor.—Te dir aora algo de los negocios pblicos, y tu me hars el gusto de reservar mi opinion; porq.e al punto q.e han llegado las cosas en lo relativo Ultramar, yo quiero permanecer en lo adelante estrao la poltica, ora sea en general, ora en lo tocante a nuestro pas. Una completa abstraccion de todo asunto pblico ser en lo futuro mi divisa. Luci la primavera de 1839, y con ella se abri la campaa en el Norte y en el Centro; pero la vuelta del zfiro y de las flores no ha trado en ps la fortuna y los sucesos. Bien es que tampoco se ha sabido fijar la rueda de la primera, ni preparar el desarrollo de los segundos. Despues de las sangrientas escenas de Estella153 y de la debilidad 153.Pueblo de la provincia de Navarra, en Espaa, en que se efectuaron clebres hechos de armas en la guerra civil de 1833-1840, y donde tuvo su cuartel general Don Carlos. (N. de J. Ll.)

PAGE 395

CENT"N EPISTOLARIO 358 \ 358 \ 358 \ 358 \ 358 \ la que quedaron reducidas las facciones con la division de los nimos y la conducta degradada y traidora del Pretendiente, no se ha sabido no se ha querido aprovechar tan propicia coyuntura ofrecida por la Providencia para terminar la fraticida lucha. La rebelion, durante la inaccion incomprensible de nuestro ejrcito, se ha repuesto de sus convulsiones y disturbios. Maroto ha avasallado al pretenso Rey, sujetandolo la frula del Arzobispo de Cuba, de Zaritegui, Egua y demas partidarios del llamado moderantismo. Los apostlicos furibundos han caido bajo la cuchilla del orgulloso general en gefe de las facciones, vagan desterrados en los pases estrangeros. Por estraa anomala el Obispo de Leon, el P. Lrraga, Arias Tejeiro y demas adalides del carlismo neto estn hoy proscriptos por el pusilnime y desagradecido Carlos de Borbon. En tanto el ejrcito del norte, compuesto por ochenta mil hombres disponibles sin contar las guarniciones de las plazas, se pasa de Logroo a Lodosa, recorre la derecha del Ebro, fuma, bebe, juega, canta y baila sin haber sacado ninguna utilidad de la profunda escision del campo enemigo. El ejrcito del centro ha retrocedido ante los dbiles muros del Castillo del Segura, q.e no es mas que un torreon del tiempo de los rabes. Las facciones vuelven a pulular en la Mancha y en otras provincias. La opinion vacila en medio de los debates contradictorios de la prensa:—la prensa acusa los generales:-—los generales desobedecen al Gobierno:— el Gobierno teme y reusa la reunion de las Cortes:—el horizonte torna a obscurecerse despues de las alhagueas esperanzas concebidas para la apertura de la campaa de primavera:—el desconcierto de la administracion, la extincion del crdito, la falta de recursos, la lucha de los partidos, la debilidad del gobierno, el cansancio de los pueblos, la miseria, el hambre, la desnudez, toda la fatal cohorte de sntomas precursores de la disolucion, aquejan la vez esta nacion desventurada, complican su presente, obscurecen su porvenir y ofrecen materia las mas desconsolantes y melncolicas reflexiones. El mal empero no viene de las masas:—las masas son manejables y flexibles:—la inhabilidad y, mas que todo, la irracional intolerancia de los que dirigen la nave son las que la precipitan los escollos. ¡Cosa singular! Los pueblos obedecen: la anarqua est en la administracion. La anarqua empieza por sentarse en el punto culminante, y se enseorea hoy en el Gabinete. El ministro de hacienda quiere una cosa; el de la guerra manda otra: un Secretario del despacho quiere que se disuelvan las cortes: otro pretende que se reunan las que se hallan suspensas. La escision del centro resuena en la circunferencia, como la afeccion del cerebro se propaga por todo el cuerpo. Quieren quitar de Catalua al Baron de Meer, y el Baron de Meer no se deja quitar de Catalua:

PAGE 396

DOMINGO DEL MONTE / 359 / 359 / 359 / 359 / 359 empanse en sofocar en Zaragoza la voz de las autoridades populares, y las autoridades populares desafian impunen.te al gobierno dentro del recinto de Zaragoza. El poder central apoya en Catalua a los conservadores contra los progresistas, y en Mlaga a los progresistas contra los conservadores:—sin plan como sin principio fijo, djase arrastrar por las circunstancias en vez de dominarlas:—fuerte con los dbiles, debil con los fuertes, su prestigio se desvanece, porque ha desaparecido el sentimiento intimo de la justicia, que es la verdadera fortaleza de los gobiernos. De aqu la debilidad en el mando, la hesitacion en las crisis, el temor los audaces, la dureza con las vctimas, la incertidumbre, el desarreglo, las desavenencias, y por ltimo resultado el desaliento y la apata. —Tan cierto es lo que, hablando de Espaa, dice el Vizconde de Chateaubriant, — que la nacion es grande y los hombres medianos En efecto, los hombres pblicos de Espaa son medianos, muy medianos. Grandes discursos, grandes fanfarronadas, grandes injurias al enemigo, ninguna prevision, ningun plan fuertemente concebido, vital, profundo: y luego, cuando suena la hora del peligro, se ponen calentarse al sol, y esperar de la casualidad la solucion del conflicto creado por sus propios desacuerdos. As el majo de las orillas del Guadalquivir saca la navaja para destripar al contrario: empero si este le pone mala cara, la vuelve sosegadamente al cinto para encender el cigarro y cantar la caa!!!—Se quiere decir que esta situacion inesplicable es anuncio de planes de transaccion y arreglo de las cuestiones polticas y dinsticas: yo sin embargo, atendido el estado de las cosas en el esterior, sobre lo q.e te explicar mi modo de ver en el corro siguiente, no doy crdito semejante version inventada sin duda falta de otros pretestos plausibles. Sobre poltica colonial nada que decir. Adoptado como dogma fundamental en las cuestiones ultramarinas que las Islas deben ser dominadas, no administradas, todas las providencias deben resentirse del influjo y predominio de semejante principio engendrado en su origen por exageradas prevenciones, sostenido por erradas teoras y llevado al cabo sin la debida prevision del porvenir. Esta es ya causa perdida en ltima instancia: todos los matices polticos han dado su fallo irrevocable. Por ende no me ocupo yo de ella, deseando unicamente tornar mis desiertos lares y los queridos campos, amor del cielo y envidia de la tierra, en que, la sombra del pltano, al soplo de las brisas del trpico y la voz de los arroyos y las palmas de la patria, pueda decir con el poeta Inveni portum. Spes et fortuna, valete. Sat me lusistis: ludite nunc alios. Ponme a los pies de tu cara mitad: no olvides mis encargos: y Dios, hasta el correo venidero en que te volver escribir sobre la cuestiones

PAGE 397

CENT"N EPISTOLARIO 360 \ 360 \ 360 \ 360 \ 360 \ que agitan y conmueven hoy Espaa y toda la vieja Europa, repitiendote el afecto inviolable con q.e soy tu apasionado primo— M.z 154Toda la vida te amar Ign.o Herrera D155CCXXIX CCXXIX CCXXIX CCXXIX CCXXIXSr. D. Domingo del Monte Habana Matnzas y mayo 1 de 1839. Mi apreciable y querido amigo. La noche del mismo dia que parti V. para esa estuvimos verle Padrines156 y yo, pero supimos que haba V. partido en el vapor: as que tenemos que valernos de la pluma para espresar V. el dolor que sentimos por la amarga prdida que V. ha hecho: crea V. que esta vez quisiramos hallar palabras que pudiesen consolar el corazon de un hijo, pero cuando nos falta modo para cumplir con este encargo de la amistad, esperamos que una esposa y unos hijos tan buenos y cariosos como los que V. tiene se apresuraran llenar el vacio que deja una madre, y le ayudaran llevar este golpe con la resignacion de un cristiano.157Esto mismo me ruega Padrines que le manifieste de parte suya, y de la ma crea V. que participa de su tristeza y amargura su af.to y verdadero amigo J. Jacinto Milanes 154.Francisco Muoz del Monte. (N. del J. Ll.) 155.Ignacio Herrera Dvila y Albear, editor de las Rimas Americanas La Habana 1833. (N. de J. Ll.) 156.Juan Padrines. (N. d J. Ll.) 157.La madre del Del Monte se nombraba Rosa Aponte y Snchez. (N. de J. Ll.)

PAGE 398

DOMINGO DEL MONTE / 361 / 361 / 361 / 361 / 361CCXXX CCXXX CCXXX CCXXX CCXXXSr. D. Domingo del Monte. Habana. Matnzas y mayo de 1839. Mi querido Delmonte. He leido con sumo placer la larga pero sazonada carta de ese Sr. Italiano, quien sin tener el honor de conocerle personalmente, debo encomios tan altos y poco merecidos.158 Todo lo que me dice sobre el conde Alarcos es mi opinion sin quitar ni poner letra. El, como V. v, es enemigo de la amalgama de los gneros clasico y romntico, y aunque yo escrib mi obra sin intenciones de amalgamar —quedndome as espontaneamente, no dej de reconocer que su forma era de tragedia y que por el lado histrico siempre flaqueaba: como que en el da, amigo, se pide mucho —y es menester confesar que en punto dramas no podemos los espaoles descalzar Victor Hugo y Dumas. El drama de ambos poetas es tan sumamente vasto, tan variado y la vez tan filantrpico y filosfico, que en s solo encierra la historia, la novela, la poesa lrica la comica, la moral en preceptos y acciones, en fin la vida, la verdad—todo lo que puede pedirse al ingenio humano. Cuando en Espaa se den semejantes dimensiones el drama, cuando el poeta se proponga fines tan altamente polticos como el autor de Catalina Howard y el de Marion de Lorme entonces podremos decir que la musa francesa no nos lleva ventaja —pero p.a llegar eso, tiempo ha de pasar y han de nacer muy notables ingenios. Volviendo al italiano, me parece hombre de seso y sobre todo hombre de calor. Me gusta mucho aquel tono decidido y aquel modo de hombre de f y esperanza con que escribe su regalada misiva. La carta se la leer Tanco y el sbado ir para esa, a fin de que V. le conteste. Dgamele V. (si cabe) ese Sr. que todo lo que me dice del conde Alarcos no es mas que un elogio que me parece sobrado y que siento que no se hubiese estendido mas sobre los defectos porque me parece acertadsimo todo lo que discurre y que yo he abrazado en dictamen idntico.—Que el Conde Alarcos no es un drama del da por su forma: que es un ingerto del gnero lrico de Calderon y el gnero elegiaco de Racine,159 pero ingerto que no me sali por un propsito siste158.Alude a la carta de Primo Collina, marcada en este epistolario con el nmero XI. En la presente edicin, nmero CCV. ( N de la E .) 159.El poeta trgico francs Jean Racine. (N. de J. LL.)

PAGE 399

CENT"N EPISTOLARIO 362 \ 362 \ 362 \ 362 \ 362 \ mtico, sino que creo que ser el carcter peculiar de mis obras. Todo esto que tan mal lo parlo yo, dgaselo V. con ese estilo tan pintado y persuasivo que V. tiene. Addo-Mil espresiones su amable Rosita y nios y mande V. ad libitum de su seg.oJ. Jacinto MilanesCCXXXI CCXXXI CCXXXI CCXXXI CCXXXISr. D. Domingo del Monte Habana. Matnzas y mayo 4 de 1839. Mi buen amigo. Recib la de V. fha de ayer, en la que me pide mi comedia creyendo sin duda que la he concluido —pero la hora de esta no hay mas que dos actos hechos y el tercero est en ciernes. Recuerda V. que me dijo cuando le le en casa de Tanco el acto 1 que porque no lo enredaba un poquito? Pues desde entonces se me puso enredarlo, y enredo ha sido que para no enredarme yo en l de patas, es preciso que mire y remire mucho mi plan. Ademas como mi no me llena un enredo que no lleve consecuencias morales, y quisiera conciliar varias contrariedades, de ah nace que trabaje tan despacio, empleando menos tiempo en rimar la obra que en hacer su plan variado, vivo, descansando en mximas morales y cristianas.—Lo mismo me sucede con las poesias sueltas: mas cavilo en el modo con que he de disponer mi idea, que en los colores de estilo con que he de presentarla. Oh! Y si no fuera as, amigo mo, yo le prometo que cada quince das haba de dar luz un drama—pero como saldra?... Sabe Dios como quedan despues de tanto remiramiento y lima! Echeme para ac ese cuarto captulo de Francisco que no echar en saco roto la advertencia que me hace sobre nuestro amigo Tanco. En cuanto haya con quien, le remitir sus comedias de Tirso de Molina, su Espritu de Cervantes y mas, si mas tengo de V. Lo que es Zurita, me estoy dando una panzada tan fiera de las cosas de Aragon, que no es posible mandrselo por ahora. Todo con el buen fin de ver si hallo algo que dramatizar. D V. mil expresiones a Rosita, recbalas de mi familia y de Federico y con ellas el buen amor y el firme cario de J. J. Milanes P. D. A mis amigos, sobre todo los que de m se acuerden, mil cosas.

PAGE 400

DOMINGO DEL MONTE / 363 / 363 / 363 / 363 / 363CCXXXIII CCXXXIII CCXXXIII CCXXXIII CCXXXIII160 160 160 160 160Sr. D.n Dom.o del Monte Habana Paris, Agosto 6 de 1839. Mi querido Domingo: tengo la vista tus dos cartas de 26 de Mayo y 27 de Junio que recib con los folletos y papeles que las acompaaban. En la primera viene la copia de nuestra cuenta chancelada el ult.o dia del ao 38, que encuentro conforme y en toda regla. Te quejas de que no recibes hace tiempo ningn nmero de las revistas: Collina es quien corre con recogerlas y mandartelas, por lo cual... Es verdad que toda la culpa no es suya, pues los tales papeles no se publican con la debida regularidad y... ellos (la Revue Franaise... Etranger)... demas con tu dinero... m... Orbe literario... sin embargo, obr Collina... por... principio... que sin pagar su suscripcion adelantada, segn se acostumbra, pero... todava... habia... correspondientes Nov.e y Dic.e En cuanto los de modas que corren por mi cuenta no te han ido antes, porque t mismo me has dicho que no los mande sino por persona conocida p.a que no te roben los figurines en el correo. No se me ha proporcionado pues ninguna ocasin de esta clase y teniendo y en... n.s correspondientes los lt.s 4 meses, me he determinado mandar por la Sylphide los de Abril y Mayo, dirigidos Gonzalo; los de Junio y Julio se los he dado los Hernandez de Matanzas que estan p.a volverse p.r Inglaterra. Dices que no me he impuesto como deba de la cuestion con Luz: en todo caso la culpa es tuya, pues no me enviaste los artculos suyos junto con el Plantel. Ahora me los ha remitido el mismo Luz, junto con tu contestacion y si antes de leerlos y por tu misma exposicin de los hechos, le d l la razon as en cuanto la esencia de la cuestion filosfica, como en cuanto los motivos de su sentim.to contigo, ahora me ratifico en lo dicho y me he convencido de que l no ha traspasado los lmites de una justa defensa.—T me dices en tu carta que ni la mas remota alusion... hacias (en tus articulos) de la doctrina que aquel enseaba, y yo creo que encerraba un ataque directsimo, no solo la dicha doctrina, sino tambien la opinion del hombre y los intereses del catedrtico. 160.Esta carta que como todas las firmadas por Jos Luis Alfonso faltan del Centn segn hemos manifestado en la Introduccin se encuentra en tan mal estado por la accin del tiempo y la mala calidad del papel, que ha sido necesario sustituir con puntos suspensivos los lugares rotos o ilegibles. (N. de J. Ll.)

PAGE 401

CENT"N EPISTOLARIO 364 \ 364 \ 364 \ 364 \ 364 \ Yo s que no fu tal tu intencion, y el mismo Luz lo dice casi en uno de sus artculos, mientras que... ello... aquello de “Sagra... intenciones” que t mismo traes... ...prescindiendo de quien tenga razon &,a cmo por... ha podido V... mi interposicion... Pepe... el ... de abrir una... de aquella... Varios seores... V. la mollera... el defectillo ligero de recalentarla veces mas de lo regular, y crea V. que en toda la maladresse que me atribuya, yo lograr... ruptura que... afligido. Entretanto el consejo que te doy es que te guardes un poco ms de las... la amistad de tu amigo Felillo,161 que todos sabemos que casta de pjaro es. Pasar ahora del ataque la defensa digo que : me parece que mis versos sobre el Tabaco del Tabaco, no respiran como Vmds. dicen, una filosofa desesperada y funesta, pues basta p.a lavarlos de esa mancha, aquella idea con que concluyen los cuartetos y solamente Queda siempre t ser inteligente, La virtud, la esperanza y las miserias Doctrina... filus ortho doxe A otra cosa. Dices que se est recogiendo p.a sostener un peridico en Madrid, &a; mas con franqueza, yo no me fio del uso que se haga de estas colectas, hijas de la efusion patritica.—Te acuerdas que me dijiste hace meses que se hacia otra p.a q.e Olivan sostiviese la causa?—Pues, Seor mio, recib el dinero (unos 6000 p.s) que me lo remiti Ant.oEscovedo, y cuando le particip Olivan que lo tenia su disposicion, me contest que y l tenia noticia de que alg.s amigos suyos, particulares y polticos, le querian hacer esa espresion, p.a que comprase la Cruz y placa de Carlos 3 ( de Isabel, no me acuerdo bien). A pocos dias me dijo que le emplease el dinero en fondos franceses; y ms adelante, que habiendo encontrado modo de emplear ms ventajosam.te esa suma en Espaa, girase por su valor.—Qu tal! y d V. su dinero. En cuanto que Saco162 defiende en los E. U. los intereses de Cuba, creo, como se lo digo tambien Luz, que esta tarea le toca Varela de derecho; tiene este adems la ventaja de manejar mejor el ingls y de no tener ningun compromiso con el gob.o de la isla, puesto que no piensa en volver ella. Me he llevado un chasco completo sabiendo q.e ya no vienes. A Gonzalo le hablo sobre el negocio-monstruo .—No quiero tomar acc.s en los caminos de hierro, ni tampoco una ms en la Empresa Litogrfica: puesto que el mal de que adolesce es de tener mucho trabajo; que saque de l 161.Flix M. Tanco y Bosmeniel. (N. de J. Ll.) 162.El ilustre bayams don Jos Antonio Saco. (N. de J. Ll.)

PAGE 402

DOMINGO DEL MONTE / 365 / 365 / 365 / 365 / 365 los fondos q.e necesita.—Las vistas que me has mandado me han parecido very indifferent asi en su eleccion como en su ejecucion. Sin embargo, suscribeme ambas colecciones y gurdamelas all. El Album par tu critica y f que hizo... bien pues los lt.s n.s haban aflojado mucho y la parte tipogrfica era ya psima. Adios, y un abrazo de tu Pepe163CCXXXIV CCXXXIV CCXXXIV CCXXXIV CCXXXIVNueva Orleans 30 de Marzo de 1840 Mi Estimado amigo Despues de un feliz viaje de 70 horas, me hallo sentado en mi escritorio, como si no habia salido de aqui y aun me parece un sueo haber pasado un tiempo en esa tan divertido como verdaderamente lo era. Jamas puedo olvidar ese buen rato de placer, y espero q.e no pasar mucho tiempo en q.e volver repetrselo. El precio de las obras que desea V. saber son: por Les catacombes: 5 tomos .......................................$12 Portraits litteraires por Ste. Beuve 2 tomos ..............$ 5 Volupt, roman 2 tomos .................................................$ 4 y si V las necesita, puede V escribirme por el Vapor y los remitir. He remitido a Pepe Pizarro un “Catalogue” de las obras francesas q.e se venden en una de las librerias aqui, y le he escrito q.e en acabando con ello, de entregarselo a V. Tambien le mando a V unos diarios q.e contienen noticias. Muchas memorias a su amable Seora y mande como V guste a S S S Q B S M Jorge Edo Clifford Puede V dirigir las cartas care of Mep.rs Whitridge & Co. 163.Jos Luis Alfonso. (N. de J. Ll.)

PAGE 403

CENT"N EPISTOLARIO 366 \ 366 \ 366 \ 366 \ 366 \CCXXXV CCXXXV CCXXXV CCXXXV CCXXXVS.r Dn Domingo Delmonte S.r D.n Domingo Delmonte Mi estimado amigo: el camino de hierro q.e es equitativo en sus contribuciones ecsije de V lo que corresponde a su caudal y es una inscripcion p.a la portada de la casa de pasageros, la que debe mandarse hacer al Norte siendonos ya estrecho el tpo. No tube el gusto de encontrar a V hoy en su casa p.a pedirle personalm.te este favor que espera de su bondad su afmo amigo A. M. de Escovedo Mayo 24 La R.1 Junta de Fomento presidida ilustrada por El Conde de Villanueva proyecto y llevo feliz trmino este Camino de hierro p.a la I. De Cuba que es el primero que se ha construido en la nacion esp.aJ. Cruger,164 Ingeniero norte-americano165A M E. 164.El ingeniero norteamericano a que se hace referencia, se nombraba Alfredo Krger. (N. de J. Ll.) 165.Esta inscripcin aparece escrita con letra de Domingo del Monte en el sobre de la carta de Escovedo, que acaba de leerse. (N. de J. Ll.)

PAGE 404

DOMINGO DEL MONTE / 367 / 367 / 367 / 367 / 367CCXXXVI CCXXXVI CCXXXVI CCXXXVI CCXXXVICorreo de la empresa. A D.n Domingo del Monte Abogado en la Habana Cadiz 25 de mayo de 1839 Mi querido amigo: De regreso de una correria que he hecho por estas provincias de la antigua Betica y de paso para Sevilla donde tengo mi familia he recibido su carta de 31 de Marzo y como lo mas esencial de ella es el encargo que me hace de poner espedito el derecho de su Padre politico D.n Domingo de Aldama para edificar en el solar que compro en el campo de Marte166 le dire a V que apenas recibi su indicacion escribi a Madrid a personas influyentes y tambien a mi agente para que no perdonase medio ninguno para conseguir sus justos deseos, y espero las primeras contestaciones que si alcanzan iran por este correo. Mucho puede influir el que ese Director de Ingenieros no se oponga, y p.a amansar su nimia disposicion a sostener las prerrogativas de su gremio, tome V consejo de Evaristo, pues yo a tanta distancia no puedo darselo ni quiero escribirle porque p.r ciertas etiquetas de familia y tambien p.r la cuestion criolla no corremos hoi como corrimos. En fin si el negocio puede decidirse por aca en el estado que tiene cuente V q.e nada quedara por hacer para obtener una pronta y favorable resolucion. Yo he escrito ademas del Ingeniero general, a su secretario, y al oficial que tiene el negociado en la Secretaria y al agente le he dado carta blanca para que obre sin trabas asi mientras no contesten nada queda por hacer. En Malaga me encontre en poder de D.n Joaquin Moreno los 4 primeros nmeros del Plantel sin saber quien me los remite pues no me parecio ser letra de V la del sobre, los he leido con particular satisfaccion y si continuan sus colaboradores como han comenzado merecen el parabien y por mi parte se los doi mui cordial. 166.Fue en este solar donde se construy el hermoso edificio que todava se conoce por “Casa de Aldama”, sita en la Calzada de la Reina esquina a Amistad, donde en la actualidad se encuentra la fbrica de tabacos “La Corona”. (N. de J. Ll.) En estos momentos es la sede del Instituto de Historia del Movimiento Comunista y de la Revolucin Socialista de Cuba. (N. de la E.)

PAGE 405

CENT"N EPISTOLARIO 368 \ 368 \ 368 \ 368 \ 368 \ Mucho se resiente V de la planteacion del folleto incendiario que eligio el buen Pio Pita como programa para gobernar a los cubanos, tenga V calma que ella sera el resultado de la tempestad producida por el sacudimiento de la irritabilidad del fiero Tacon167 resentido de su despojo y poniendo en accion todos los recursos que abundantemente saco de esa y con los cuales nos hara cruda guerra mientras le sobren. En Sevilla deje empaquetado el Barcia con los dos tomos de Navarrete los cuales con otros libros y encargos dirigi a mi hermano Pepe y deba llevarle una hija de un tal Cadrana empleado de esa. Acabo de hacer una correria agradable pasando por Montemayor, Cabra, Lucena, Banamejo, Antequera, Malaga, Gibraltar, Algeciras, Tarifa, Bejar y Chiclana de cuyos puntos he apuntado algunas curiosidades que cuando tenga mas lugar que hoi le dare noticia. No conozco a Palma mas que por sus producciones las que me gustan mas que el majarete, digaselo V de mi parte y suplicandole que admita un atlas como una prueba de aprecio pidaselo V a mi hermano Anastasio168 y si no lo tiene pronto estara provisto. Ba esa para Alegria que cuento hara fortuna en esa a favor de su habilidad, de su honradez y de la proteccion de V. Pongame V a los pies de su amable Seora y hasta otro dia se repite todo suyo su buen am.o y paisano A de Arango169En Sep.e boi a Madrid y entonces vere si puedo registrar el archivo de Indias y mandare V todo lo que adquiera de los trabajos de Pancho y de otros. Son tan malos los avios de escribir, que esta ba peor que de costumbre. Contesteme V aqu aadiendo en el sobre casa de D.n Manuel Viniegra, y el Plantel mandemelo V a mano, dirigido aqu D.n Pedro Leclerk Secretario del consulado de S.M. Britanica espero remitirle a V algo p.a dho periodico 167.Se refiere al general don Miguel Tacn quien gobern la isla de Cuba de 1 de Junio 1834 a 16 de abril 1838. (N. de J. Ll.) 168.Anastasio de Arango y Nez del Castillo. (N. de J. Ll.) 169.Andrs de Arango y Nez del Castillo. (N. de J. Ll.)

PAGE 406

DOMINGO DEL MONTE / 369 / 369 / 369 / 369 / 369CCXXXVII CCXXXVII CCXXXVII CCXXXVII CCXXXVIIA.Lic. D. Domingo Delmonte. Abog.do Habana Matanzas y Mayo 30 de 1839. Mi queridis.o Domingo: ser dable q.e no pueda yo conseguir p.rmedio del Secret.o de la Sociedad encargada del ferro-carril de Crdenas, un decalque de este? Yo no deseo perfeccion, sino una marca ligera de puntos y nombres con rumbo; se toma papel claro; se pone sobre el plano; se pinta con lapis tinta groseram.te la linea del cam.o de hierro y de los comunes, los puntos de las fincas con sus nombres y clases, lomas rios &, sin curiosidad ni sombras, sino perfiles, spre. q.e guarden esactitud las posic.s. Acabo de dar un viaje pr mar Cardenas y de aqu p.r tierra al Coliseo p.r Lagunillas & hasta Matanzas; de manera q.e con el borrador copia acabaria de perfeccionar mi plano de la jurisd.n y vecindad.sp.a sacar el limpio inmediatam.te y seria obra de merito, nica y digna de litografiarse hasta p.a conveniencia de los hacendados. Recibi la carta de recomend.n p.a Poey q.e agradeci infinito. A los pies de Rosita; un beso a los inf.tes y abrasa tu afec.moE. Pichardo170CCXXXVIII CCXXXVIII CCXXXVIII CCXXXVIII CCXXXVIII B. L. M. Al S.r L.do D.nDom.o Del Monte S. A. Y. R. V. S. D.n Dom.o Delmonte Mi apreciable amigo: Como s muy bien el inters que toma por las producciones literarias en este pais; me he tomado la libertad de in170.Esteban Pichardo, notable gegrafo. (N. de J. Ll.)

PAGE 407

CENT"N EPISTOLARIO 370 \ 370 \ 370 \ 370 \ 370 \ cluirle cuatro ejemp.s de mi Elvira171 p.a que me los reparta entre sus amigos. La edicion es bonita, y el precio sumam.te barato, y lo he puesto asi p.a q. tenga mas salida. Desearia con sumo gusto oir sus consejos y observaciones, despues q. haya leido mi romance q. V sabe muy bien que es lo primero en ntra naciente literatura, y lo hara con tanto mayor gusto, cuanto que su voto de V. en esta materia es de mucho peso— Consrvese V. bueno y disponga del buen afecto de su invariable am.o q. lo ama Ramon VelezCCXXXIX CCXXXIX CCXXXIX CCXXXIX CCXXXIX Al S.D. Dom.o Del Monte B.L.M. S.A.I. R.V.H. S. D. Dom.o Del Monte Mi querido amigo: Hace algunos dias que se interes conmigo el jven D.n Fran.co de Villar de una honradez toda prueba, para que influyera con V, y lo colocara si habia alguna vacante en el camino de hierro de Crdenas a Soledad, pero algunas ocupaciones perentorias me habian impedido hacerlo hasta hoy, que me reita el ahijado su empeo. Si no hubiera vacante, le estimar me lo guarde en el cntaro p.a cuando haya lugar. Es paisano nuestro, de una actividad prodijiosa, buena letra, hbil en cuentas p.r que ha manejado desde nio los libros de la casa de Silva y Cabaas y creo q. ser muy til. V. habr visto con desagrado el injusto proceder que ha tenido con mi pobre Elvira el S.r Forastero, dificil es encontrar una crtica mas destemplada y que sin descansar en bases, haya dicho mas necedades improperios que los que ha lanzado el S.r Reyes172 sin provocacion de mi parte de ninguna especie. —Elvira no tendr mucho mrito, pero tambien es injusto negarselo todo, y solo el espiritu de partido, pudiera 171.Se titulaba este poema Elvira de Oquendo los amores de una guajira (N. de J. Ll.) 172.Juan J. Reyes. (N. de F. G. del V.)

PAGE 408

DOMINGO DEL MONTE / 371 / 371 / 371 / 371 / 371 estimular ese infame crtico bomitar diatribas que deshonran hasta la prensa—No he querido contestar, ni mnos defender mi malhadada produccion por que el voto del pblico, si es buena le har la justicia que se merece,—y si no la condenar al silencio del olvido— V. sabe muy bien, que es la primera obra en su gnero que se publica en Cuba, y aunque tenga graves faltas, nunca la privarn del mrito de la originalidad, y que no es lo mismo, escribir de invencion y genio copiar al literal Destut de Tracy en una Gramtica y Monteverde en una Geografia como ha hecho S.r Reyes quien devora la envidia. Mucho he sentido la crtica, por que no solo no estoy acostumbrado sufrirlas, sino que no doy lugar a que se me trate con la dureza y severidad que lo ha hecho el S.r Reyes—La critica de Elvira es la critica del pais, pero Dios lo ayude. Consrvese V. bueno, en union de su nio y su Sra esposa y ordene V. su constante admirador y am.oQ. B. S. M. Ramon Velez P. D. Iba imprimir el poema de los piratas en la Hab.a, pero temo con harta razon a un hombre que es menester tomar con l otro partido aunque sea doloroso R. V.CCXL CCXL CCXL CCXL CCXLSor. D.n Domingo del Monte. Madrid Junio 28/1839. Mi querido Domingo: recib la tuya de 4 de Myo p.o p.o y con ella la nueva de la muerte de Tia Rosa. Tu puedes considerar si te acompao en tu justa pesadumbre. Cuando uno es desgraciado, es mas sensible a la desgracia de los demas, por que la cuerda est mas tirante y vibra con mas intensidad los sonidos, parta de donde partiere el impulso. Nuestros padres son nuestros dioses en la tierra: son los que nos quieren con verdad y sin inters: son nuestros amigos naturales, necesarios: sus dones son los nicos que no nos hieren, su compasion la nica que nos humilla: el da que desaparecen del mundo, el corazon siente una soledad profunda; porque el corazon, de donde parten los instintos infalibles del sentimiento, sabe que desde ese da quedamos solos con noso-

PAGE 409

CENT"N EPISTOLARIO 372 \ 372 \ 372 \ 372 \ 372 \ tros mismos, solos con los demas amores interesados extinguibles por las vicisitudes de la vida, solos en la infinita complicacion de circunstancias que pueden borrar atenuar pesar nuestro los demas afectos terrestres. ¡Oh! No vean mis ojos el da en que han de cerrarse para siempre los de mis padres!—Recurdame con tan triste motivo Manuela, Dolores y todos tus demas hermanos. Yo creo que ellos no habrn olvidado al que desde su infancia, en Santo Domingo y despues en la Habana, les profes tan sincero cario, recibiendo otro igual en cambio. Diles de mi parte que yo lloro con ellos su prdida y la triste necesidad de concentrar en un sepulcro y en futuras esperanzas el sentimiento mas puro y mas santo de nuestros corazones. Querido amigo: Tio Nando fue un hombre venerable, justo y virtuoso sin fausto, que hizo siempre el bien sin esfuerzo como una cosa natural, que us alternativamente de las riquezas del poder como de un depsito ageno encomendado sus manos para el alivio de otros, un hombre cortado lo Plutarco. Todava me acuerdo de l, de la calma imponente de su figura, de su habitual sonrisa de paz y de inocencia como la de un nio, y del albor estraordinario de su cabeza. .cuya blancura como de Iztacihual la nieve pura solo prueba cuan cerca est del cielo. A su muerte, tantos aos empleados en el desempeo del destino mas productivo entonces de la Isla, no legaron su familia oro, sino virtudes y nobles ejemplos. La economa y discrecion de la madre de familia reemplazaron el desprendimiento y la austera probidad del magistrado. Ta Rosa complet la obra, muriendo despues de haber despejado y limpiado de tropiezos y espinas para sus hijos el camino de la vida. Todos ustedes tienen grandes recuerdos que meditar, grandes modelos que imitar. Estos ejemplos son comunes en nuestra familia. ¡Quiera el cielo que nunca me falte mi la fuerza y la constancia de seguirlos! Estoy enterado de cuanto me dices acerca de mi solicitud con el Sor. Capitan General. En el correo sig.te me dars sin duda mas detallada cuenta. Te doy mil gracias por la pena que te tomas en mi obsequio, y espero de tu afecto que no desmayars hasta lograr el fin.——Por si no se hubiere conseguido primo lmine te advierto que en este mismo correo va otra comunicacin instancia mia al Cap.n Gral. Con el propio objeto. El Gobierno no tiene ningun embarazo en mi vuelta, como se me ha asegurado formalm.te en la misma Secret.a del despacho. Solo se detiene por los acuerdos vigentes para que ninguno de los emigrados polticos de la Isla vuelva sin el beneplcito de dicho Seor. Por donde se v que todo depende de la voluntad de aquella autoridad, y que por lo mis-

PAGE 410

DOMINGO DEL MONTE / 373 / 373 / 373 / 373 / 373 mo me es indispensable hacer en la Habana los debidos esfuerzos. El Gobierno est convencido de nuestra inocencia y de que la proclamacion de la Constitucion en el Departm.to Oriental fu uno de aquellos actos comunes en tiempo de agitaciones polticas, y cuya responsabilidad debe reservarse a las Autoridades locales q.e lo consumaron, no los vecinos que no creyeron comprometerse, adhiriendose los mandatos y al ejemplo de los que en el pais eran los representantes de los derechos intereses de la Metrpoli.173 Calumnias y cuentos ha habido. Donde no las hay en pocas de partidos y divergencias de opiniones? El partido derrotado siempre es criminal, y las acciones mas inocentes y las mas indiferentes palabras son traducidas placer de la malevolencia, de la venganza y de otras ruines pasiones: es la oportunidad de saciar resentimientos, de eclipsar enojosas rivalidades: es la cosecha de la calumnia y de la intriga. Yo creo que el Sor. Espeleta es sujeto de sobrado juicio y harto conocedor de las miserias del espritu de partido, que ha podido estudiar en su propia patria, para no hacer en estas tristes ocurrencias su parte las pasiones poco nobles, que se prevalecen de efmeras ventajas para satisfacer antiguos rencores y deplorables animosidades.— —As, mi caro Domingo, puesto que en este correo va nueva comunicacin relativa mi solo, segn me lo ha asegurado positivam.te el Gefe de la Seccion de Ultramar, ten la bondad de renovar tus resortes, si ya no se hubiere despachado favorablem.te con anticipacion el asunto. Insistir mas en esto seria dudar de la sinceridad de tus ofertas. Voy hablarte aora de la situacion general de los negocios bajo el doble aspecto de la guerra y de la poltica. Mis cartas son largas; pero hablo contigo y con ninguno mas; no quiero que mis imparciales inocentes observaciones sean vistas mas que por quien sepa y comprenda que hablo como mero observador, como hombre de meditacion sin miras de partido, sin inters personal en lo que cuento y en lo que deduzco de los sucesos y de su enlace. Te supongo instruido de todo y as no suelto mas que pinceladas rpidas y me limito alusiones, evitando detalles q.e presupongo conocidos. Y empezando por la guerra, te digo que, feliz desde la primavera en los campos de Navarra, donde Espartero174 (hoy Duque de la Victoria, ttulo anticipado por cierto, pues que nadie es dichoso hasta el fin) ha forzado las posiciones fortificadas de Ramales, Guardamino, Guriezo, 173.El firmante de esta carta, abogado y escritor sobresaliente, se vio complicado en 1836 con el general Manuel Lorenzo en la proclamacin de la Constitucin de la Granja. (N. de J. Ll.) 174.General y poltico espaol, don Baldomero Espartero, duque de la Victoria y prncipe de Vergara. (N. de J. Ll.)

PAGE 411

CENT"N EPISTOLARIO 374 \ 374 \ 374 \ 374 \ 374 \ Balmaseda y otras, no lo es ni con mucho en Aragon y Catalua, en que Cabrera175 y el Conde de Espaa campean impunes y orgullosos talando, desvastando, inmolando el pas con la ferocidad de los vndalos. Nuestro ejrcito en esas dos provincias es impotente contrastarlos, ora por su nmero, ora por la escasez de recursos, que todos los absorve el ejercito predilecto del Norte, cuyo caudillo domina en el Gabinete como en el campo. No dudo que los deseos del general Espartero sean los mejores: dudo, si, del acierto de los medios empleados para mantener su preponderancia y la de su ejrcito: —dudo que los esfuerzos, prodigados para sostener y consolidar ese doble predominio, conduzcan la mas pronta solucion de la cuestion de la guerra:——dudo que la especie de abandono, en que yace el ejercito del centro por cuanto el del Norte consume todos los recursos disponibles, sea una calamidad facilmente reparable por las mas sealadas victorias obtenidas en Navarra: dudo que si las facciones llegan arraigarse en Aragon y Catalua, como lo estn en las provincias vascongadas, sea mas facil esterminarlos en las unas q.e en las otras. El proselitismo carlista tiene hondas raices en el bajo Aragon y en las montaas del Principado, bien que el alto Aragon y el litoral catalan pertenezcan indudablem.te en su inmensa mayora la causa nacional. Son pueblos belicosos, sufridos, fanticos, indomables: los gefes que los guian (Cabrera y Espaa) son precisamente los monstruos mas atroces del bando carlista: un terror profundo les precede, porque las poblaciones enteras desaparecen su voz, la espada y el tizon esterminan centenares de generaciones, no hay cuartel, y el derecho de gentes no puede invocarse ante los que no reeconocen los tratados y las convenciones. El Gobierno, mi entender, se equivoca en no conceder preferente atencion Aragon y Catalua con prioridad las mismas Provincias Vascongadas, en donde se sabe lo menos que sus naturales resisten salir de sus lmites y probablemente negaran la obediencia al Pretendiente antes que aventurarse esas vagabundas espediciones al interior del Reyno, que tan mal les han salido en los aos anteriores. Por otra parte las rivalidades, las venganzas, el espritu de partido tienen arrinconados a los gefes mas distinguidos los que han dado dias muy gloriosos la buena causa, los que han batido mil veces al enemigo, los que han soltado mayores prendas y ofrecen mas altas garantas de no transigir, elevando en su lugar una porcion de mediocridades que no hagan sombra ni puedan asustar la susceptibilidad meticulosa del poder, ciertamente extralegal, que todo lo ovasalla su omnmoda voluntad. No cito nombres, porque no soy parte en esta cuestion, ni bien ni mal he recibido de ninguno de los personages que 175.Ramn Cabrera, conde de Morella, guerrillero carlista. (N. de J. Ll.)

PAGE 412

DOMINGO DEL MONTE / 375 / 375 / 375 / 375 / 375 figuran en la escena: los peridicos te los harn conocer, y tu eres harto perito para dejar de hallarte al cabo de estos manejos. Yo no soy mas que mero y estudio observador: te doy mi opinion sobre las cosas sin pretender imponrtela y sin acriminar nadie. Yo puedo errar en mi modo de ver; pero mi modo de ver es este.—La guerra no se conduce bien. Su direccion suprema no debe partir del cuartel general del Norte, si no del Gobierno de Madrid. El General Espartero, por mas que su valor sea mucho y sus mritos grandes, no puede dar cima la cuestion complicadsima del sistema general de operaciones: su preferencia natural inevitable ha de ser por el teatro de su accion, por el ejrcito de su inmediato mando: todas las demas atenciones del servicio deben resentirse de esta aventurada esclusiva. La cuestion de la guerra, salvas las contingencias imprevistas, no puede resolverse sino por un sistema central, vigoroso, unitario, que todo lo domine, todo lo atienda, todo lo prevea. Creo que estamos muy distantes de ese punto. La guerra no presenta, pues, fundadas posibilidades de una prxima terminacion. Y la cuestion poltica?—a cuestion poltica parece hoy mas embrollada que nunca. El edificio formado por las Cortes disueltas acaba de desplomarse con el llamamiento de otras, en q.e predominar seguramente la gente del progreso. Y digo seguramente; porque el sistema de la pasada mayora parlmentaria se hundi desacreditado por los reveses militares y por la inobservancia de su clebre programa de paz, orden y justicia Tu has seguido la serie de los sucesos, y sabes cuan mal correspondieron las nobles ideas que contena y los grandes intereses que representaba el memorable lema.—Y como los pueblos, mal hallados con un sistema, buscan siempre su salvacion y bien-andanza en el opuesto; como degraciadam.te en Espaa no se conocen mas que los dos sistemas esclusivos conocidos con el nombre de exaltados y moderados, retrgrados y progresistas; como no existe la masa de luces necesaria para purgarlos de sus respectivos inconvenientes y escoger de uno y otro lo mejor y mas hacedero, resulta que, por una tendencia irresistible indeclinable, las elecciones, influenciadas por deplorables antecedentes, darn una indisputable mayora al partido exaltado y nuevas oscilaciones trabajarn al Estado harto combatido ya con los peligros y conflictos de la situacion actual—No quisiera ser prsago de nuevas desgracias y dificultades en la Monarquia; pero, victorioso el partido progresista, tan esclusivo intolerante como su adversario poltico, mi corta vista divisa en un porvenir no lejano la serie de los sucesos en el orden siguiente: la destitucion de todos los agentes gubernativos del matiz contrario en la Pennsula e Islas adyacentes:—la estension de la prerrogativa parlamentaria hasta donde lo permita la ndole monrquica de la Constitucion:—la extincion definitiva irrevocable del diez-

PAGE 413

CENT"N EPISTOLARIO 376 \ 376 \ 376 \ 376 \ 376 \ mo, de los mayorazgos y de los privilegios:—la enagenacion de todos los bienes del clero secular y de la Iglesia espaola—la descentralizacion de una parte del poder ejecutivo por medio de la independencia de los ayuntamientos y diputaciones provinciales:—mayor intolerancia con los carlistas, disminucion del influjo de los Gabinetes estrangeros, renuncia de toda idea de transaccion, y tal vez la guerra muerte:—las represalias, la indemnizacion de los patriotas con los bienes de los rebeldes, el esterminio legal de cuanto se oponga al completo triunfo de los principios representados por el partido venced...176 del progreso:—Una probable escision con el General del ejrcito del Norte, si este no se pliega a las inspiraciones dominantes, escision de dudoso y no vaticinable desenlace:—y quiz, quiz (si he de prestar mis clculos la f que se concilian las mas imparciales observaciones) la constitucion de una nueva Regencia durante la menor edad de la Reyna:—Estas colisiones pueden traer sacudimientos, pueden complicar la cuestion. El porvenir est preado: su parto no puede ser dilatado. ¡Plegue al cielo la Nacion de nuevas calamidades! Yo no quisiera presagiar mas que venturas y paz.—En tanto la poltica estrangera puede modificar en parte esta situacion: pero reservo este punto para el corro siguiente. El papel se acaba; pero no la voluntad de tu F M D177CCXLI CCXLI CCXLI CCXLI CCXLISr. D. Domingo del Monte. Guanabacoa. Habana. Sr. D. Domingo del Monte. Matnzas y julio 6 de 1839. Mi apreciable y querido amigo: tiempo hace que no s de V. mas que por las noticias que me dan nuestros amigos, los cuales no s si todos cumpliran con el encargo que siempre reciben de mi de darle V. finas memorias. Tambien considero que el no ofrecerce por una parte cosa 176.Roto el original. (N. de J. Ll.) 177.Francisco Muoz Delmonte. (N. de J. Ll.)

PAGE 414

DOMINGO DEL MONTE / 377 / 377 / 377 / 377 / 377 urgente que escribir y por otra el aspecto poltico de ntra triste isla contribuiran al silencio de V. Pero yo que no puedo estar callado mucho tiempo y en la correspondencia epistolar con los mios busco una imagen de su conversacion y al mismo tiempo un dulcsimo desahogo del alma, me prefiero, como decan nuestros escritores del siglo 17. romper nuestro silencio y renovar aquellas sabrosas plticas literarias de antes, sin las cuales no s como endulzan y amenizan su vida las gentes enemigas de la lectura. En estos dias pasados lei una novela de Escosura178 titulada Ni Rey ni Roque. Moviome leerla lo picante del ttulo, pero que chasco tan solemne me llev! Ha de saber V. que el autor dio con un asunto rico y nuevo, aquel de Gabriel Espinosa Pastelero de Madrigal, pero como un albail zopenco que amontona piedras cal y arena sin orden ni tino y viene sacar el amago de un edificio y nada mas, asi el Sr. Escosura (cuyo nombre suena con aceptacion en Madrid quiza por otras obras) ha querido centrar su accion de tanto lancecillo de segundo orden, sin dotarlo con aquella dosis de interes conveniente, que al fin y al cabo tiene que brusquer como dicen en Francia, el hecho principal, farfullardo como dijera yo en mi espaol tosco y naturalote. Asi es que la mayor parte de los capitulos se deshilvanan se desprenden de los otros sin ningun esfuerzo: tal es la falta de plan que reina en esa obra. A esto se aade que el estilo de la obra es tan descolorido, la frase con tantas pretensiones al chiste sin que ninguno se le logre, y el fondo de ideas tan manoseado y sabido, que d lstima.—Si V. le viniesen tentaciones de leer Ni Rey ni Roque, acurdese V. de este prrafo y por Dios no pierda su tiempo.—Es cierto por otra parte que al fin pide Escosura perdon al lector de hacer una obra histrica sin datos, y le suplica muy contritamente que no se encarnice en sus defectos—pero esto qu quiere decir? Que el que ha cometido graves pecados necesita que le absuelvan. Mi Poeta aun va despacio. Los calores, y mis ocupaciones paralizan cada instante este drama que ya debi haber concluido. Solo escribo en l antes de almorzar porque despues estoy embargado en el Escritorio.—Dgame V. que hay por all sobre dramas novelas. A Rosita (c. p. b.) dele V. atentas espreciones de parte de mi familia y ma. Memorias nuestra gente y V. mande su fiel y verd.o am.oJ. J. Milanes 178.El novelista y escritor espaol don Patricio de la Escosura. (N. de J. Ll.)

PAGE 415

CENT"N EPISTOLARIO 378 \ 378 \ 378 \ 378 \ 378 \CCXLII CCXLII CCXLII CCXLII CCXLIISor L.do D. Domingo Del Monte. En la Habana Surinam, Gines, Julio 7, 1839. Sor D.n Domingo Del Monte. Muy seor mo: con Valle le mand decir que no le escribia hasta que concluyese mi novela, y he estado esperando siempre, por conducto de l por el Correo, carta de V; pero como no ha sucedido as, me figuro que V habr querido guardar la etiqueta de que, habiendo sido yo el q.e me ausent, deb de escribirle primero; lo cual me ha llenado de pesadumbre, porqu yo soy enemigusimo de guardar ceremonias con mis buenos amigos, y quisiera que V, quien cuento entre ellos, me tratara como un hermano. Pero tal vez hablo sin justicia y sus ocupaciones se lo habrn impedido, porque de V he recibido sin merecerlo, consejos literarios y pruebas de afecto, que me han hecho tenerlo por amigo verdadero. Valle tiene el 6 y ltimo captulo del “Injenio” las “Delicias del Campo” para copiarlo: dele V prisa y cuando lo lea dgame qu le parece, porq.e la verdad, m no me gusta, y si V. le sucede lo propio, hbleme con franqueza, que aqu estoy ocioso y har otro, con franqueza hbleme V, como siempre, sin consideraciones. Pero si no le disgusta, me dir, como me prometi, el juicio de toda la composicion. Amigo mio, esa novela es lo nico q.e puedo ofrecerle a V en seal de amistad: V me la encarg para el Album del Cnsul ingles M.r Madden179 y aunq.e desconfiado emprend la obra: y buena mala, ah la tiene V. La copia q.ehay es de Valle, y yo le har V la suya, bien que pueden irla copiando en el Album caso de gustar el ltimo captulo, corrijiendo V ntes cada uno de ellos. ¡Qu gloria para mi si mi novela le agrada V! qu gloria si le parece V q.e he hecho algn servicio a la humanidad! Francisco Manzano—ah se est todava sin haberlo empezado arreglar: ahora voy hacerlo, que estoy desocupado. Lo merece, lo merece ¡qu naturalidad, qu gracia, qu tristeza, qu de horrores, qu ama tan mala, que pobre Manzano siempre golpeado, sufriendo, llorando! Oh, Dios, este no es mi Francisco, esto no ha sido inventado, esto es cierto... ¡Lastmate, Seor, de esas criaturas infelices y perseguidas!—V libert en campaa de otros Manzano?180 no es verdad? Que ejemplo para 179.Mr. Richard Robert Madden, diplomtico y abolicionista ingls. (N. de J. Ll.) 180.Domingo del Monte inici una suscripcin para con su producto conseguir la libertad del negro poeta esclavo Juan Francisco Manzano. (N. de J. Ll.)

PAGE 416

DOMINGO DEL MONTE / 379 / 379 / 379 / 379 / 379 otros muchos q.e se precian de humanos y nada hacen sino hablar! — Crame V, leyendo esta historia, se me han saltado muchas veces las lgrimas ¡yo no me averguenzo de llorar por cosas as! Ya le he dicho Valle y repito V. que publiquen mi carta sobre injenios donde mejor les parezca dndole las gracias al mismo tiempo por sus elogios las llanuras verdegay de los caaverales que lloran las palmas la ausencia de los cedros y caobas q.e el hacha tumbara. Voy escribir ahora cartas as de costumbres, pues, en q.e toque las llagas q.esea preciso curar como mejor pueda. No le mando sus libros porq.e en la conduccion no se estropeen ni por una casualidad se vayan estraviar, y porq.e creo que no le harn falta. Me ha gustado mucho la novela de Balzac,181 que he leido dos veces. Espero que algo me mandar que le parezca V bien para q.e estudie en punto literatura. En otra carta le dir mi juicio crtico sobre esa novela de Balzac. Sobre la Repblica literaria de Saavedra182 lo q.e mas me ha gustado la verdad, ha sido la pulidez y lo castizo del lenguaje. Y en cuanto a Calderon183 al gran Caldern no tengo nada que decirle. Dmele V espresiones a su Sra esposa y amigos, y mande en lo q.eguste S S Q S M Anselmo SuarezCCXLIII CCXLIII CCXLIII CCXLIII CCXLIII Sor. D. Domingo del Monte al cuidado del Sor D. Luis Mariategui Habana New Orleans July 13 1840 My dear Friend I am deprived of any of your regarded favors to reply to. However I hope in future you will be more punctual. 181.El brillante escritor francs Honorato de Balzac. (N. de J. Ll.) 182.Don Diego Saavedra Fajardo, notable escritor espaol, autor, adems de la obra citada, de Empresas polticas y otras. 183.El clebre poeta dramtico espaol don Pedro Caldern de la Barca. (N. de J. Ll.)

PAGE 417

CENT"N EPISTOLARIO 380 \ 380 \ 380 \ 380 \ 380 \ By this conveyance I have sent you two numbers of the “New World” a paper published in New York which contains the new publications of the day, as soon as they are received from Europe. The present numbers give the Tragedy of the Count Alarcos written by D’ Israeli184 and as it has been so ably treated by Spanish authors and last surpassing all, by one of your own soil, I trust you will peruse the English work with pleasure. The author has acquired a great reputation from his works of romance, but as to the merits of this dramatic composition, I shall leave the decision to your good judgement. The style and arrangement is altogether different from the drama of Milanes. There is however some similarity in the cast of characters. There is nothing new in our city excepting the excitement attending the elections. One party (the Whigs) have succeeded in this city by 1.100 votes majority. In the country of Locofocos have gained a member for Congress. In November next the election for President comes on, and we shall probably secure one candidate, W. H. Harrison, in place of Martin Van Buren who is sending the country to the devil. It will be one of the greatest political battles eve fought. We shall see if the people are to the rule the government, or the government rule us, as the latter is now the case with the damnable Locofoco administration. I have ceased to write for the Times since that paper has hoisted the black flag of Locofocoism. I am a good sound Whigs,185 as is every man who regards the welfare of his country & the preservation of her constitution. I should be happy to hear from you Truly Yr. Friend Geo CliffordTRADUCCI"NSor. D. Domingo del Monte al cuidado del Sor. D. Luis Maritegui Nueva Orleans, 13 Julio, 1840 Habana Muy querido amigo: Sin cartas de V. que contestar. Espero que en el futuro ser ms puntual. Por este correo le he enviado dos nmeros del “New World”, peridico publicado en Nueva York que contiene las nuevas publicaciones del da tan pronto como se reciben de Europa. Estos nmeros contienen la “Tragedia del Conde Alarcos” escrita por D’Israeli y 184.Isaac Disraeli, eminente escritor ingls. (N. de J. Ll.) 185.Partido formado en 1688 por los revolucionarios ingleses, y que actualmente se denomina “Liberales”. (N. de J. Ll.)

PAGE 418

DOMINGO DEL MONTE / 381 / 381 / 381 / 381 / 381como el asunto ha sido tan bien tratado por autores espaoles, y aventajndolos a todos por uno de su mismo pas, confa en que V. habr de leer con gusto la obra inglesa. El autor ha conquistado gran reputacin con sus novelas, pero en cuanto a los mritos de esta composicin dramtica, queda la decisin a su buen juicio. El estilo y trama son diferentes de los del drama de Milans. Hay sin embargo, alguna semejanza en la presentacin de los caracteres. Nada hay nuevo en nuestra ciudad como no sea la excitacin de las elecciones. El partido (los Whigs) ha tenido xito en esta ciudad por una mayora de 1.100 votos. En el campo de los Locofocos 186han obtenido un representante para el Congreso. En el prximo Noviembre ser la eleccin de Presidente y probablemente lograremos un candidato, W. H. Harrison, en vez de Martn Van Buren, que lleva el pas al desastre. Ser una de las mayores luchas polticas. Veremos si el pueblo es el que ha de mandar al gobierno o el gobierno a nosotros, como pasa ahora en la administracin de este detestable Locofoco. He dejado de escribir en el Times desde que este diario ha alzado la negra bandera del Locofoismo. Yo soy un buen y puro Whig, como es todo individuo que se preocupa del bienestar de su pas y de la conservacin de su constitucin. Me alegrara de saber de V. Su amigo verdadero Geo CliffordCCXLIV CCXLIV CCXLIV CCXLIV CCXLIVAl Sor D. Domingo del Monte Abog. &.a Habana Jalapa y Julio 25 /839 Mi estimado Guatimolsin: llegu a esta ciudad despues de dos dias de tremendas jornadas p.r los psimos caminos que sirven de baldon y oprovio a esta infortunada republica; pues que habiendo sido hermosa calzada del tiempo de los Espaoles, la incuria de este govierno las ha destruido p.a desgracia de los transeuntes, y perjuicio de los infelices cocheros, litereros y demas gravados con un dro de peage que propiam.tehablando es un robo. 186.Denominacin que e daba en 1835 a la seccin radical del partido democrtico en los Estados Unidos. (N. de J. Ll.)

PAGE 419

CENT"N EPISTOLARIO 382 \ 382 \ 382 \ 382 \ 382 \ La Poblacion esta fundada en un terreno quebrado, y por lo mismo es pintoresca y con bellsimas vistas. Sus calles empedradas, su temperamento una primavera constante, y la feracidad consiguiente de sus terrenos abastece a sus naturales de cuanto puede apetecerse pa la vida; pero son flojos los de la clase baja, y la mendicidad la cubre de la miseria la mas espantosa. Aqu es donde pr la primera vez he visto a las indias son su vestido propio, que de larga distancia vienen con sus guacales llenos de verdura, y colocados a sus espaldas, pendientes de una faja que aseguran en la frente. Lo mas notable de este pas es una fabrica de telas en cuya elaboracion se emplean mas de setenta individuos naturales de diferentes edades y secxos; la maquina es hidraulica, y en el establecimiento hay una teneria situada en la parte inferior, y con sus productos se surte la poblacion p.a su consumo, estrayendose lo restante p.a los pueblos interiores de la republica. La Plaza de mercado se abastece con abundancia los domingos en que concurren los indios trabajadores de las comarcas. He notado la diversidad de frutas matizadas con bellisimos colores que tal vez envidiar la Europa: no s si me ciega la pasion. Este Pais que es una fuente inagotable de riqueza recibe la bendicion del cielo, mientras que el Govierno solo propende a su esterminio con su deplorable sistema. Falta aqu la proteccion a la industria, y la agricultura, principalmente en la elaboracion del Tabaco, sufre trabas espantosas que te han de escandecer. Existe pr desgracia un odioso estanco que se abastece pr cierto numero de cosecheros, quienes p.a cultivar el tabaco necesitan la licencia del Govierno q.e la concede con restriccion a cierta cantidad de matas; de modo que siendo limitado el numero de cosecheros, tienen q.e arreglar los pedidos, hasta la cantidad que el Govierno juzga necesaria pa el consumo de los naturales qu tal? Esto es espantoso, y no me es estraa tanta aberracion cuando aqu no hay mas qe una republica cuyo cuerpo es un monstruo con cabeza de Monarquia mas qe absoluta basta pr ahora, y suspendo la pluma qe ha corrido mas del encargo qe me hiciste. El Sor Tomas Gonzales recibio tu carta y contenido; pero yo no he merecido la mas pequea atencion. Siempre tuyo afcmo. Fernandez.187 187.G. Fernndez (N. de J. Ll.)

PAGE 420

DOMINGO DEL MONTE / 383 / 383 / 383 / 383 / 383CCXL CCXL CCXL CCXL CCXL V V V V VParigi, 29 Luglio, 1839. Sig.r Del Monte, Habana. Carissimo Amico, Ho saputo col pi vivo dispiacere la morte della vostra Signora Madre, ed ho sentito nell’anima il vostro dolore. Mi conforta per il conoscere che la sensibilit del vostro cuore sar stata dominata dalla forza della vostra mente, e avrete sopportato questa fatale sventura da vero filosofo cristiano.—Attendo con moltissimo ardore una vostra lunga lettera; se sapesti cuanto amo le vostre lettere, quanto mi sono necessarie, quanto bene fan al mio cuore, non lasciaresti passar tanto tempo senza scrivermi almeno due ligne!—Ho ricevuto i due ultimi numeri dell’ Album di Palma; ringraziate tanto perme il mio buen amico e ditegli che amo molto moltissimo i soui scritti, che trovo pieni di spirito e di belli osservazion, come le sue poesie sono caldissime e pieni di grazia; ma lo trovo un pochettino critico, un pochettino scetico, un pochettino maligno,un pochettino pessimista.—Vi mando tre numeri d’un giornale che comincia la sua carriera con molto favore non solo pel distinto merito de’suoi redattori, quanto per le interessantissime questioni che tratta. Se volete associarvi a questo periodico me lo direte nella prima vostra lettera, o me lo farete sapere per mezzo del Sr Alfonso.—Desidero sapere se avete ricevuto tutti le mie spedizioni di quest’anno che sonno cinque colla presente e tutte per mezzo dei Sri. Chaviteau C.o—Molte di queste reviste van restando addietro d’un mese, di due, di tre, e mi fan andar in colera con questi ritardi perch mi fan caminare su a gi per Parigi onde saperne la causa e sollecitarne la spedizione. Io sono poi orribilemente in colera contra la Revue Franaise et trangre la cuale mi ha rubato (o vi ha rubato) i 40 franchi dell’abbonamento di questo corrente anno. Questa Revista ha fatto bancarotta pochi giorni doppo ch’io avevo pagato l’abbonamento, e bench ho fra la mia mani una buona ricevuta dei 40 fr. tutti mi dicono che sar impossible aver neppure un soldo; anche in Francia vi sono birbanti, anche in Francia vi sono dei delitti che restano impuniti.—La salute di mia moglie molto cattiva e la sorte non vuol lasciarla mai tranquilla di corpo n di spirito; farete per parte della medesima e mia i salutti pi rispetossi alla vostra Signora, e darete tanti baci ai vostre cari angioletti; tante cosa affettuose a Palma, Echeverria, e agli altri amici. Vivete sano e felice e amate sempra il vostro caldissimo e vero amico. Primo Collina

PAGE 421

CENT"N EPISTOLARIO 384 \ 384 \ 384 \ 384 \ 384 \ P.S. Vi scrissi una lunghissima lettera dove vi parlavo del dramma di Milanes; l’avete ricevuta? ditemi qualche cosa.TRADUCCI"NPars, 29 de Julio, 1839. Seor del Monte. Habana. Carsimo amigo. He sabido con el mayor disgusto la muerte de su seora madre y he sentido en el alma su dolor. Me conforta sin embargo saber que la sensibilidad de su corazn habr sido dominada por la fuerza de su mente, y habr soportado tan fatal desventura como un verdadero filsofo cristiano. Aguardo con gran ansia una larga carta suya; ¡si supiera cunto amo sus cartas, cun necesarias me son, cunto bien hacen a mi corazn, no dejara transcurrir tanto tiempo sin escribirme al menos dos lneas! He recibido los dos ltimos nmeros del Album de Palma; dele expresivas gracias a mi buen amigo y dgale lo mucho, muchsimo que amo sus escritos, que encuentro llenos de espiritualidad y de bellas observaciones como sus poesas clidas y pletricas de gracia; pero lo hallo algo crtico, algo escptico, algo maligno, algo pesimista. Le mando tres nmeros de un peridico que empieza su carrera con gran acogida, no solo por el mrito de sus redactores sino por las muy interesantes cuestiones que trata. Si desea suscribirse a este peridico dgamelo en su primera carta o por medio del Sor. Alfonso. Deseo saber si ha recibido todos mis envos de este ao que son cinco con el presente todos por mediacin de los Sres. Chauviteau C. Muchas de estas revistas llevan de atraso un mes, o dos, y me molestan con este retardo porque me hacen caminar para arriba y para abajo por Pars para saber la causa y solicitar el envo. Me siento horriblemente colrico, contra la Revue Franaise et etrangre que me ha robado (o le ha robado a Ud.) los 40 francos del abono del ao corriente. Esta Revista quebr pocos das despus de haber pagado yo el abono, y aunque tengo entre mis manos un buen recibo de los 40 francos, todos me dicen que ser imposible obtener ni un centavo; tambin en Francia hay bribones, tambin en Francia hay delitos que quedan impunes. La salud de mi mujer es muy mala y la suerte no quiere dejarla nunca tranquila ni de cuerpo ni de espritu; dle de parte de la misma y ma los saludos ms respetuosos a su seora y d muchos besos a sus caros angelitos; muchas cosas afectuosas para Palma, Echevarra y los otros amigos. Viva sano y feliz y quiera siempre a su ardiente y verdadero amigo. Primo Collina P.S. Le escrib una largusima carta donde le hablaba del drama de Milans, la ha recibido? dgame algo.

PAGE 422

DOMINGO DEL MONTE / 385 / 385 / 385 / 385 / 385CCXL CCXL CCXL CCXL CCXL VI VI VI VI VISr Dn Domingo del Monte. calle R1 en Guanabacoa S. D. Domingo del Monte Mi estimado am.o Sabiendo qe V ha tenido la bondad de encargarse de la suscripcn de un periodico segn el parecer de nuestro amo Olivan y este haberme dicho qe el Correo Nacional188 es el qe devemos sostener con una suscripcn de 2 $ pr ao hemos recogido pr ac medio ao y remitimos a V. veinte colecciones de los numeros llegados en los dos ultimos correos y si V. necesita de mas su orden ser satisfecha pr su spre amoQ S M B Haba y Agto 5/839 Evaristo CarrilloCCXL CCXL CCXL CCXL CCXL VII VII VII VII VIID. Domingo Delmonte A.M.J. Monsieur Havane 5 aout 1839 J’ai soffert avec rsignation et por ainsi dire sans y rpondre, les attaques de M.r Cosnier devant vous et M.rs Bresson et Ruys, je l’ai fait autant par respect pour moi-mme et pour vous, les menes souterraines l’intrigue et la calomnie no sont point mon usage: je me suis retir sur le champ, parce que j’ai pens que cela servirait au bien de l’tablissement et parce que j’ai prsum que vous le dsiriez; d’ailleurs la position que j’occupe et plus conforme mes gots de retraite et d’indpendence; depuis j’ai fait mon possible pour me rendre utile, j’ai fait le sacrifice de tous mes 188.Diario de poltica, de filosofa, de literatura y comercio, que comenz a publicarse en 1838 en Madrid bajo la direccin de don Andrs Borrego. (N. de J. Ll.)

PAGE 423

CENT"N EPISTOLARIO 386 \ 386 \ 386 \ 386 \ 386 \ motifs de dgot, je me suis rapproch de M.r Cosnier por concourir autant qu’il me serait possible au bien de l’tablissement; mes relations avec lui sont presque amicales et cependant aujourd’hui je suis oblig de recourir a votre quit, contre un acte d’arbitraire si extraodinaire que je n’ose le qualifier. Vous savez que j’ai fait trois dessins originaux pour l’acadmie de Christine qu’elle destinait comme hommage aux Delles. Arregui et a M.r Fox. Je devais en faire ensuite une lithographie pour tre distribue aux souscripteurs; le premier portrait de Francisca n’ayant t pay que trois onces; je n’ai rien voulu retenir pour moi; mais le prix pour les deux autres a t fix par moi a 6 onces d’abord puis rduit a 5 onces, precisment pour que mon travail ne fut pas entirement gratis; trois onces pour le portrait et deux pour la lithographie; aujourd’hui M.r Ruys est venu payer les deux derniers portraits; j’ai laiss M.r Cosnier recevoir l’argent, m’attendant toucher les six onces qui me reviennent, lui faisant volontiers l’abandon du prix de mon travail sur la pierre ; quelle a t ma surprise lorsqu’il a refus de ne rien donner, allguant que tout mon temps avait d tre consacr l’etablissement et que tout ce que j’avais fait durant ce temps devait lui appartenir! autant vaudrait alors rclamer la misrable once que je touche tous les mois pour une heure de leon de dessin que je donne, autant vaudrait rclamer le prix de 4 portraits au pastel que j’ai fait pendant que je dirigeais la lith. Si l’on me retire jusqu’au prix des travaux particuliers que j’etais oblig de faire pour me soutenir puisque l’tablissement ne me produisait rien, quelle resource alors me reste-t-il ? M.r Cosnier lui-meme a donn pendant deux mois des lecons; m’estil jamais venu a l’ide de rclamer l’emploi de ce temps et si M.rFox avait voulu tre peint a l’huile, comme il en avait t question, le prix du portrait serait donc aussi tomb dans les mains de M.r Cosnier? Si l’on m’arrache jusqu’au fruit de mon travail particulier quel espoir, quel courage puis-je avoir ? expos une perscution qui depuis mon retour s’exerce sur tous les petits details de ma vie, quelle confiance conserverai-je dans l’avenir, malgr tout mon dsir de rester a la Havane et d’y travailler Comme aucun acte ne constate que tout mon temps doit tre consacr la lithographie, vous comprenez que si j’avais recours la loi, justice me serait promptement rendue; Mais M.r Cosnier qui se sent fort de votre appui veut recourir votre arbitrage ; je l’accepte et je prfre votre intervention, convaincu qu’ami et dfenseur de la justice comme vous l’tes, vous empecherez qu’on ne m’oblige a employer les derniers moyens; Dieu sait combien j ‘ ai de rpugnance a toutes ces discussions il sait aussi combien peu je suis intress, et que c’est la seule ncessit qui m’oblige defendre ce que j’ai lgitimement gagn. Croyez moi comme toujours votre dvou et affectionn serviteur ; si je vous visite moins que je ne le dsirais dans mon coeur, c’est que je

PAGE 424

DOMINGO DEL MONTE / 387 / 387 / 387 / 387 / 387 me livre entirement au travail et j’ai trop de peine et de tracasseries pour me plaire en socit ; excusez moi donc et recevez l‘assurance de mon sincre attachement A. Moreau de JonnsTRADUCCI"ND. Domingo Delmonte A.M.J. Habana 5 de Agosto de 1839. Seor: He soportado con resignacin y sin contestar, por decirlo as, los ataques que ante V., y ante los Sres. Bresson y Ruys, me ha dirigido el Sr. Cosnier, lo he hecho tanto por respeto a m como a V.; las prcticas secretas, la intriga y la calumnia no las empleo; me retir inmediatamente pensando que as haca bien al establecimiento y porque presum que V. lo deseaba; por otra parte, el puesto que ocupo est ms conforme con mis gustos de retraimiento y de independencia; he tratado de hacerme til, he pasado por alto todos los motivos de disgusto; me he aproximado al Sr. Cosnier para cooperar en todo lo posible al bien del establecimiento; mis relaciones con l son casi amigables y sin embargo me veo hoy obligado a recurrir a su equidad, contra un acto arbitrario tan singular que no me atrevo a calificarlo. V. sabe que he hecho tres dibujos originales para la Academia de Cristina destinados como homenaje a las Srtas. Arregu y al Sr. Fox. Deba reproducirlos inmediatamente en litografa para distribuirlos a los suscriptores; se me pag por el primer retrato de Francisca slo tres onzas, con nada me qued, pero fij el precio de los otros dos en seis onzas primero, despus reducido a cinco onzas a fin de que mi trabajo no fuera del todo gratis; tres onzas por el retrato y dos por la litografa; hoy vino el Sr. Ruys a pagar los dos ltimos retratos; dej que el Sr. Cosnier recibiera el dinero, esperando cobrar las seis onzas por mi labor, haciendo voluntaria dejacin del precio de mi trabajo sobre la piedra ; ¡cul no sera mi sorpresa al ver que rehusaba darme nada, alegando que deba consagrar todo mi tiempo al establecimiento y que todo lo que haba hecho durante ese tiempo deba pertenecerle! Tanto valdra entonces reclamar la miserable onza que recibo todos los meses por una hora de clase de dibujo que doy, tanto valdra reclamar el precio de cuatro retratos al pastel que he hecho mientras diriga la litografa. Si se me quita hasta el valor de los trabajos particulares que me he visto obligado a realizar para sostenerme dado que el establecimiento nada produce qu recursos me quedan? El mismo Cosnier ha dado lecciones durante dos meses. Se me ha ocurrido jams el reclamar el empleo de ese tiempo? Si el Sr. Fox hubiese querido que se le pintase al leo, como me haba convenido, habra recibido tambin el Sr. Cosnier el precio del retrato? Si se me arrebata hasta el fruto de mi trabajo particular Qu esperanza, qu nimo puedo tener? Expuesto a una persecucin que desde mi vuelta se ejerce en todos los pequeos detalles de mi vida, qu confianza podr tener en el porvenir no obstante mi deseo de quedarme en la Habana y de trabajar en ella? Como en ningn documento consta que todo mi tiempo debe consagrarse a la litografa, bien puede usted comprender que si hubiera recurrido a los Tribunales pronto se me habra hecho justicia; pero el Sr. Cosnier que se siente fuerte con el apoyo de Vd. quiere recurrir a su arbitraje; lo acepto y prefiero su intervencin porque V. es amigo y defensor de la justicia e impedir que se me obligue a emplear los ltimos medios; bien sabe Dios cunto me repugnan estas discusiones; bien sabe cun poco interesado soy y que slo es la necesidad la que me obliga a defender lo que he ganado legtimamente.

PAGE 425

CENT"N EPISTOLARIO 388 \ 388 \ 388 \ 388 \ 388 \Crame siempre su adicto y apasionado servidor; si lo visito menos de lo que deseara, es porque estoy entregado completamente al trabajo y tengo demasiadas penas y complicaciones para estar gusto en sociedad; srvase excusarme y reciba la seguridad de mi adhesin sincera. A Moreau de JonnsCCXL CCXL CCXL CCXL CCXL VIII VIII VIII VIII VIIISr Dn Domingo Del Monte Par le Havre Habana Par la Silphyde Paris y Agte 6/1839 Mi querido Domingo: si creeras q.e voy a echarte un exordio? Pues nada de eso. Pongase Vd en prima, y reciba la lavativa—Yo s qe tu has examinado los papeles de D. Franco Arango 189, y en informe qe envi a Madrid sob.e el fomto de poblcn blanca en Cuba, hay un parrafo en qehabla contra la trata de negros. Si t pudieras enviarme copia de dho parrafo, te lo agradeceria. Ignoro la fha del informe, ps aunqe su autor un dia me ley en confianza algs trozos, ni me dijo su fha, ni yo se lo pregunt. Asi espero, qe tu me la indicars. El uso qe pienso hacer de esta noticia, lo sabras, cdo leas la qe envio a Luz y tambn a ti pr conducto de Gonzalo. Mil espresio.s y afectos a todo el gremio literario y si no menciono a todos los miembros qe le componen, es porq.e son muchos, y el papel va escaseando. Un cario a los dos hijitos,190 y un recuerdo a Rosita 191 y al pap192 y la mam193 polticos. Spre tuyo Saquete 194 189.En 1888 se publicaron en La Habana las Obras del Excmo. Seor D. Francisco Arango y Parreo 2 ts, 8. (N. de J. Ll.) 190.Leonardo y Miguel, los hijos de Del Monte. (N. de J. Ll.) 191.Su seora doa Rosita de Aldama. (N. de J. Ll.) 192.Su suegro, don Domingo de Aldama. (N. de J. Ll.) 193.Su suegra, doa Rosa Alfonso. (N. de J. Ll.) 194.Jos Antonio Saco. (N. de J. Ll.)

PAGE 426

DOMINGO DEL MONTE / 389 / 389 / 389 / 389 / 389CCXLIX CCXLIX CCXLIX CCXLIX CCXLIX Pto Ppe. i Agosto 7. de 1839. Queridisimo Dom.o: nunca nos has contestado Gaspar, m una carta q.e te escribimos juntos contestandote t la de 25. de Mayo, es decir, tu religiosa carta. Yo casi estoi de acuerdo contigo, mejor dicho lo estoi, p.o en lo unico qe me parece qe diferimos un poco es en qe yo no quiero qe jamas se diga lo qe no se siente: no vasta aparecer cristiano, apostolico, romano, sino serlo. Supongamos: yo envidi una hermana de D.n Jos Manuel Betancourt, qe ahora dias estando muriendosele su marido, qe queria mucho; lo vi tomar la comunion, cuando acab de tomarla le dijo.—“Dichoso vos Francisco q.e habeis comulgado; ya estoy contenta, i tranquila: ¡ojala q.e os murais ahora!—esta mujer sentia esto i la envidi po si tu se lo hubieras dicho te hubiera despreciado. A otra cosa. Te incluyo esta copia de la contrata de los Trinitarios p.a traer Isleos, con el fin de ver si animas tu suegro, Gonzalito, Eusebio, i otros de tus parientes, i amigos, p.a q.e ensallen de traer Isleos Gallegos.— Ya Trinidad ha llegado la 1.a espedicion compuesta de 249., i esperan muchos mas. He escrito Cuba y Matanzas, con el mismo fin, i tanto Gaspar195 como y hacemos aqu lo q.e podemos con el fin de inclinar la opinion en contra de la trata, i a favor de aumentar le entrada de blancos. Nos valemos de medios legales, como lo es los tratados del ao de 1818, el de Martinez de la Rosa,196 i principalm.te de una R.1 orden comunicada p.a su cumplimiento todas las autoridades p.r el conducto regular, i la q.e se estiende hasta el estremo de hacer q.e los sacerdotes hagan ver el pecado q.e se comete con comprar negros: tenemos un amigo Clerigo q.e descansando en esta disposicion va coger p.r su cuenta las hijas de confesion, i hacer q.e cumplan con su deber como cristianas &.a pr diligencia no quedar. Te he preguntado varias veces el modo de suscribirse en esa algun Diario de Modas Francesas, i el precio de la suscripcion, i jamas me has contestado.-Dime si has recibido el ltimo paquete de figurines qe me mandastes, i te devolv p.r medio de Felix Tanco. Si tienes nuevos figurines mandamelos. D memorias cariosas Rosita, de Gabriela, i mias, i con carios mis hijos vive seg.o de la invariable amistad de Anastasio197 195. Alude a Gaspar Betancourt Cisneros. (N. de J. Ll.) 196.Francisco Martnez de la Rosa, conocido poltico y escritor espaol. (N. de J. Ll.) 197.Anastasio de Orozco. (N. de J. Ll.)

PAGE 427

CENT"N EPISTOLARIO 390 \ 390 \ 390 \ 390 \ 390 \ Guereca q.e hace 6. meses q.e vive con migo me d memorias p.a ti. Tu daselas los amigos, i en particular Pinganilla: ¡ cuanto deseo verlo casado i velado! Dia 11.— Necesito de ti p.a contestar una carta del Padre Varela del 13. de Julio qe al remitirme un egemplar de sus cartas Elpidio198 me dice — “i espero q.e me informes con franquesa como son recibidas las tales cartas. En la Habana no han tenido aceptacion po me dicen los pocos amigos q.e me quedan q.e el mal suceso proviene del rencor q.etienen contra el autor. Yo quiero saber el campo q.e piso, y q.e tu me lo hagas conocer. Ah! mi querido amigo! Si supieras como se han declarado enemigos mios aun mis discipulos mas predilectos! Que lecciones d este mundo! Yo mand un ejemplar del 2 tomo tu tio Andres porque l tuvo la bondad de hacer reimprimir el primero. Mira como varian las cosas, el primer tomo fue arrebatado mas bien q.e comprado, i aun se vendieron muchos de la edicion de Madrid, q.e remitieron la Habana; i ahora ni el primero (del q.e he mandado 200 ejemplares) ni el 2 han merecido la mas ligera consideracion porque se trata de q.e caiga en descredito el autor.” Luego me dice—“Antes de tener tantos desengaos invent unos aparatos p.a renovar el aire en los Hospitales i mand los modelos Pep de la Luz. Este buen amigo ha hecho todo lo posible p.a poner en planta el proyecto p.o han sido tantas las dificultades q.e ya se ha dado de mano en la Habana, i me escriben q.e una sociedad de Caridad va hacer una tentativa de establecerlo en un Hospital de Matnzas.— Hasta aqui Varela: ahora yo te pido q.e me escribas diciendome francamente la opinion q.e tengan ah el 1 i 2 tomo de las Cartas a Elpidio, la tuya particular, i la q.e meresca, i te meresca, el autor. Tambien dime en lo q.e te pueda nombrar, i lo q.e no de lo q.e me digas.—Siento en el alma q.e un hombre como el Padre Varela q.e pudiera habernos sido tan til en su clase de Filosofa i q.n quiero tanto, est resentido con la Isla de Cuba: yo me veo en un gran compromiso al escribirle: p.o no hay remedio, i pienso hacerlo con toda franquesa, i segn me d Dios rela, yo te daria mi opinion: p.o otro dia ser p.s no tengo tiempo p.amasTatao.199 198.Magnfica coleccin acerca de la impiedad, el fanatismo y la supersticin en sus relaciones con la sociedad, que public el presbtero Flix Varela. (N. de J. Ll.) 199.Apodo con que cariosamente era conocido entre sus amigos el firmante de esta carta seor Anastasio de Orozco y Arango. (N. de J. Ll.)

PAGE 428

DOMINGO DEL MONTE / 391 / 391 / 391 / 391 / 391CCL CCL CCL CCL CCLSor L.do D.n Domingo Del Monte En La Habana Inj.o Suriman y Agosto 20 de 1839. Sor. D.n Domingo del Monte. Muy seor mio: aunque desde que vine apesar de haberle escrito ya, no he recibido ni memorias suyas, yo no me he olvidado de V: y la prueba es que ah le remito por conducto de nuestro amigo Valle la Auto-biografia de Manzano200 copiada y corregida. V me dir si he desempeado bien su encargo. En la ortografia y prosodia es donde mas he tenido q.e enmendar, pues por lo que dice al estilo he variado muy poco el orijinal fin de dejarle la melancola con que fue escrito, y la sencillez, naturalidad y aun desalio que le dan para m mucho mrito alejando toda sospecha de que los sucesos referidos sean mentira y mentira que un pobre chino nos los contase para nuestra vergenza. La vida de Manzano fu una cadena de infortunios: y preciso era que al escribirlos lo hiciese tristemente quien ya atesoraba el inestimable don de la poesa, que por lo regular nace en medio de las miserias. Encontrar V frases sobrado castizas; pero yo no tengo la culpa de eso, si el orijinal las tiene: otras anticuadas, y en muchos pasajes una soltura, una fluidez que encanta. Por donde quiere hallar V ternura y buenos sentimientos en el chino, que siendo causa de varios lances lastimosos, lo hacen uno derramar lgrimas sin querer. Mi corazon, que tanto se hermana con las desgracias de esta clase de criaturas que por haber nacido esclavos se levantan llorando, comen llorando y duermen y hasta suean quiz llorando, puede V considerar cuanto no se habr dolorido al copiar la historia de Manzano. Y otros muchos que por ac la han leido les ha sucedido lo mismo ¡este es un triunfo, seor! esto merece una fiesta mas que la coronacion de los reyes!—Ya se ve! esa historia fue escrita sin pretensiones de lucir, sin esclamaciones que picaran el amor propio de los blancos, en toda ella no se ve mas que la pura y limpia verdad. ¡Qu escenas tan domsticas, tan propias de nuestra vida privada! cmo corrije Manzano solo con la fuerza de los hechos la tirania de los amos!—Lstima, Sor Del Monte, que esta Autobibiografia no se publique; pero dnde y cmo...? La primera parte es la que va copiada: la segunda dice V que la bot 200.El original de encuentra en la Biblioteca Nacional de La Habana. (N. de J. Ll.)

PAGE 429

CENT"N EPISTOLARIO 392 \ 392 \ 392 \ 392 \ 392 \ Palma, quien de mi parte dle V las mas rendidas gracias “por tan eminente y sealado servicio la causa mas noble del mundo y nuestra escasa literatura”.—Para enmendar el esquisito cuidado de Palma, no pudiera V pedirle Manzano que escribiera de nuevo la segunda parte de su historia?—Yo me comprometo copiarla——el caso es completar los diamantes de tan rica joya. Le remito V tambien dndole las gracias, Saavedra y la novela Vieille Fille de Balzac y quedan todavia en mi poder las comedias de Calderon y las poesas recojidas por Bolh de Faber. Si V la tiene, mndeme una novela que le he oido celebrar llamada la “Serafina” escrita por un tal Mor de Fuentes, otra cosilla de su gusto, que se lo agradecer en este destierro. Por ahora nada mas: muchas memorias Rosita y V mande su mas intimo amigo Q S M B. Anselmo SurezCCLI CCLI CCLI CCLI CCLIAl Lic. D. Domingo del Monte Habana Matanzas 20 de agosto de 1839. S. D. Domingo del Monte. Mi querido amigo: Es justisimo el grito de indignacion contra este maestro de escuela don Pedro Saavedra, y aunque se ha exagerado algo el castigo que dio un muchacho de catorce aos, no por eso se hace menor su culpa y la odiosidad que inspira todo el pblico y principalmente los padres de familia. Yo estoy con V. en que un hombre tan brbaro no debe volver jamas egercer un ministerio de que ha abusado tan torpemente, y estoy tratando de concluir la causa lo mas pronto que sea posible para hacer un ejemplar saludable; pero hagame V. el favor de no comunicar nadie esta mi resolucion, no sea que por la indiscrecion de alguno se transpire ante de tiempo lo que por su naturaleza es reservado todava. Mil espresiones Rosita, y recibiendola de mi muger y su hermana, disponga como guste de su invariable amigo Blas Oss

PAGE 430

DOMINGO DEL MONTE / 393 / 393 / 393 / 393 / 393 Tengo la satisfaccion de saber que sus hermanos de V. se hallan acordes y dispuestos no dar que hacer los curiales. Sea mil veces enhorabuena.CCLII CCLII CCLII CCLII CCLIIDomingo Delmonte Esq.r &. &. My dear M.r Del Monte The laws on slavery I have already disposed of. I send you the others. Namely the Dictionary Institutions of Gt Britain Papers on Haiti— and a work best that ever has appeared on the condition of the people of color in America tho not put down in your list yet which I recommed to you. I send a print which I beg you to accept as a small token of my regard and am my dear Sir very truly yours R. R. Madden.TRADUCCI"N Sor Domingo Delmonte &. &. Mi querido Sor Delmonte Ya no dispongo de las leyes sobre la esclavitud. Le envo las otras. Es decir, el Diccionario, Instituciones de la Gran Bretaa, Papeles sobre Hait y una obra, la mejor que ha salido acerca de la condicin de la raza de color en Amrica, que no consta en su lista y que le recomiendo. Le remito un impreso que le ruego acepte como pequea muestra de mi consideracin, y soy querido Sor muy sinceramente suyo R. R. Madden

PAGE 431

CENT"N EPISTOLARIO 394 \ 394 \ 394 \ 394 \ 394 \CCLIII CCLIII CCLIII CCLIII CCLIIIHavana N.o 100 calle de San Ignatio My dear M.r Delmonte I read the little piece thro last night The “Ingenio o las Delicias del campo”—Byron201 said “Truth was stranger than fiction” I understand the saying now. Tho there is literary merit of but small amount in this piece, there is live and truth in every line of it. How in God’s name could Saco say that slavery was” a bland servitude in Cuba! Why should a man like Saco say any thing he did not think for the sake of disarming the hostility of the planters to his enlightened views. In this little piece of the Ingenio there is a minuteness of description and closeness of observation and a rightness of feeling that I have not often seen surpassed. Ah my good friend what intelligence what talents and what virtues are not doomed here “to waste their sweetness on the desert air.” No I will not say “waste” for they are not thrown away to the fruit is yet but in the germ—it will come forth in good time—and all I say my God prosper it. Your merit in directing the young mind of Cuba to sane views of things and sound sentiments on such subjects as that of the piece in question is beyond all praise. Pray let me use the privilege of a friend—you and de la Luz must pull together in the good cause, waive minor differences in opinion on subjects not of vital importance to your county. Cuba cannot spare sons like you and him to make literary sport for the Philistines. I am sure you will feel it is because I respect and esteem you both most highly that I anxiously desire you should be the best of friends. —There is one point I wish to say a few words to you on before I leave. —In the parliamentary slave trade reports you will see hereafter that I have animadverted on the views of the creole party as that party is supposed to be represented by the present Intendent with respect to the slave trade—I mean that party his hostility to Tacon rallied round him for the time and for the purpose intimated. I think it is absurd to say as the former commissioner M.r Mc Cleay said often in his despatches, that the creole proprietors were hostile to the slave trade. 201.Jorge Gordon Byron celebradsimo poeta ingls. (N. de J. Ll.)

PAGE 432

DOMINGO DEL MONTE / 395 / 395 / 395 / 395 / 395 Till I am convinced by their refusing to buy Bozal negroes they are hostile to the traffic I will never believe it and what I do not believe I trust I never will say “Fiat justitiam ruat coelum.” —So do not imagine when I have spoken thus of that party represented by the Intendant and by certain Magnates of your Nobility Creole tho they be I speak of the mass—and most especially of the literary and professional classes of the Creoles. With respect to the piece the Ingenio remember the 2.nd part I have not received—and the 4.th does not seem to end the story. Pray let me have it complete-and if not now-as soon as you can, give it to M.r Clark. Before I start I should like much to have the definition of Cuban words you send yon noted copy. One more request and I have done I feel a great interest in that poor Mandinga man.................on Gaunaurd’s estate near Cardenas. I intend to see on my arrival in England if it be possible to stir up some of my friends to suscribe a sufficient sum to obtain his liberty. I may or I may not succeed but in the mean time, I would most earnestly beg of you to get some person acquaninted with his master to prevail on the latter to take him from the cafetal and again to take him back as a house servant. This the poor fellow greatly desires and I promised to do all in my power to effect his object. Or if he declines to do this the chief Commissioner M.r Kennedy would take him on hire and treat him well. Do not forget this. You see how troublesome I am to you and how much I have taxed your kindness in various ways. God bless you and all your endeavours to do good. Yours ever R. R. Madden.TRADUCCI"NHabana No. 100 calle de San Ignacio. Mi querido Sr. Delmonte. Le en la noche de ayer la obrita El Ingenio o las Delicias del Campo Byron dijo que “La verdad era ms impresionante que la ficcin” y ahora comprendo la frase. Aunque el mrito literario es de poco valor en esta obra, hay vida y verdad en cada rengln. ¡Cmo en nombre de Dios pudo decir Saco, que la esclavitud era en Cuba una suave servidumbre!202 202.Esta observacin sobre Saco contra Saco debe comentarse acudiendo a la repeticin de aquella en la p. 77 del libro de Madden The Memoirs of Richard Robert Madden (N. de J. Ll.)

PAGE 433

CENT"N EPISTOLARIO 396 \ 396 \ 396 \ 396 \ 396 \Por qu un hombre como Saco puede decir algo que no piensa con el nico objeto de desarmar la hostilidad de los hacendados hacia sus ilustradas opiniones. En esta obrita del Ingenio hay una minuciosidad en la descripcin, una firmeza de observacin y una rectitud de sentimiento que no he visto con frecuencia superadas. Ah, mi buen amigo, qu inteligencia, qu talentos y qu virtudes no se malogran aqu “disipndose su bondad en el desierto del aire.” No dir que se “disipan” porque todava el fruto slo est en el germen,—el fruto saldr a su debido tiempo—y lo nico que digo es que Dios lo haga prosperar. Excede a toda alabanza el propsito de dirigir la joven mentalidad de Cuba hacia los aspectos mejores de las cosas y el justo sentir sobre temas como el que inspira a la obra en cuestin. Permtame que haga uso del privilegio de amigos:—tanto V. como de la Luz deben contribuir juntos a la buena causa, relegando las menores diferencias de opinin en asuntos que no son de vital importancia para su pas. Cuba no puede permitir que hijos como V. y l hagan mera literatura para los positivistas. Estoy seguro que V. comprender que porque estimo y respeto a ambos en alto grado, es por lo que deseo con ansias que sean los mejores amigos. Hay un asunto sobre el que quiero decirle unas cuantas palabras antes de abandonarle. En los informes Parlamentarios de la trata de esclavos V. ver en el futuro que he censurado los puntos de vista del partido criollo, dado que ese partido se supone estar representado por el actual Intendente con respecto del comercio de esclavos. Entiendo que la hostilidad de ese partido contra Tacn obedeca causas y propsitos circunstanciales, pues creo que es absurdo decir como dijera con frecuencia el primer comisionado Sr. Mc Cleay en sus despachos, que los propietarios criollos eran hostiles al comercio de esclavos. Hasta que me convenza de que son hostiles al trfico, no comprando negros bozales, no lo creer y confo que nunca habr de decir de lo que no creo: “Fiat justitiam ruat coelum.” No se figure que cuando he hablado as de ese partido representado por el Intendente y ciertos magnates de su nobleza criolla, por muy magnates que sean, hablo de la masa y de modo especial de las clases literarias y profesionales de los criollos. En cuanto a la obra el Ingenio recuerde que no he recibido la 2 parte y la 4 parece que no termina el tema. Le ruego me permita tenerla completa, y, si no ahora, tan pronto como pueda dsela al Sr. Clark. Antes de partir deseara mucho tener la definicin de voces cubanas de las que le envi copias anotadas, Una peticin ms y creo que con ello demuestro un gran inters por aquel pobre mandinga..................... en la finca de Gaunaurd, cerca de Crdenas. Trato de ver a mi llegada a Inglaterra si es posible conmover a algunos de mis amigos para que suscriban una cantidad suficiente para obtener su libertad. Puede que triunfe o no, mientras tanto rogara a V. encarecidamente lograra que alguna persona relacionada con su amo influyera en ste para que lo sacara del cafetal y lo tuviera otra vez como criado en su casa. Es lo que desea este pobre hombre y le

PAGE 434

DOMINGO DEL MONTE / 397 / 397 / 397 / 397 / 397promet efectuar todo lo que estuviera en mi poder para realizar su propsito. Si se negara hacer esto, el Comisionado-Jefe Sr. Kennedy podra alquilarlo y tratarlo bien. No lo olvide. Vea V. cuanto le molesto y abuso de su bondad en formas muy diversas. Que Dios le bendiga as como a sus esfuerzos por hacer el bien. Suyo siempre R. R. MaddenCCLIV CCLIV CCLIV CCLIV CCLIVDomingo Del Monte Esqr & & & Havana 23.rd September 1839 My dear Mr Delmonte I received your kind letter and most acceptable present this morning, for both I thank you-but like Hamlet “beggar that I am-I am even poor in thanks.” This last token of your friendship I prize more than I can tell you-its external beauty and the extreme neatness of the penmanship and as I doubt not “that within which passeth shew”-if any thing were wanting to make a token of your remembrance very dear to me cannot fail to recommend your album to me and to cause me only one regret that I find no composition there of yours. Many-Many thanks also for the information respecting the persons in America: And indeed for all the obligations I owe you I pray you to accept my best acknowledgments. Whether we meet again or not—we must not cease to be friends— claiming kindred with your tastes—and a relationship though in a very far degree with your talents I look upon myself as one of your literary cousin germans but “something more than kith though less than kin” with your opinions and principles in all their bearings on “the iniquity of iniquities” the slave trade. I pray you-on all safe occasions give your fine talent—“Ample space and scope enough” against this evil, talk against it think against it— and write against it not “Once in a way” nor once in a week but every day—and every leisure hour. Beware of those who are the Natural friends and allies of this trade, the foreign merchants and consuls: they have no fellowship with your views and they have no sympathy with Cuban interests. When you enter the houses of these people remember

PAGE 435

CENT"N EPISTOLARIO 398 \ 398 \ 398 \ 398 \ 398 \ the word that was written of old on the thresholds of Roman houses “Cave”. Mercury if I remember well was the Patron God of thieves and Merchants —and therefore of all Slave trade robbers, yours and mine is Phoebus—et semper nobis “erit Magnus Apollo”. But Mercury having committed the charge of her votaries to those terrestrial agent of hers the foreign Consuls—the latter are now the Tutelary deities who protect the Slave traders. Now I have a great respect for Consuls and had I lived in the days of Caligula203 who conferred the Consular dignity on his Horse I should have felt bound, to bow to his equestrian authority, and if modern rulers should think fit to make Consuls even of Asses— Why I still would feel it incumbent on me to reverence even Assine dignity and worship the Simulacrum of Authority in the person of a knave or the parent of a Mule. But I would have no fellowship with these people and I would say to them like Monsieur Jacques—Good Masters— “I prithee let us meet as seldom as possible.” I have a reason and a good one for taking the liberty of giving you this hint. I would be very glad to hear from you in England and to know from you how things go on here. Any letter addressed thus will find me. D.r R. R. Madden care of Mes.rs Savory and Moore New Bond S.tLondon If you have any commands or commissions for books that I can execute for you-pray let me know your wishes I shall be most happy to do any thing for you. In my absence my office will be filled “ad interim” by my friend MrD. R. Clark of the house Clarks & Walsh No 100 Calle San Ignatio. He will hear from every month. I purpose to make use of the pieces you sent me I want something of your own. Pray in the course of the following 3 or 4 weeks send me (to England) some information on these two pointsThe value of slave labor-annual cost of maintenance cloths &-field slaves (P .r diario 45 p.s al da)—Price of hire of slaves in cities &—And the second point—The price of land, the mode of purchase and the facilities for sale. On these two matters I greatly want good information. Clarke could forward it to me enclosed in a letter by you to London free of expense. I will be very anxious to get a letter from you—And now in bidding you farewell, I really feel that I am parting with a friend and I beg you always to believe that in me 203.Emperador romano. (N. de J. Ll.)

PAGE 436

DOMINGO DEL MONTE / 399 / 399 / 399 / 399 / 399 You have a very sincere one R. R. Madden D. Del Monte Esq.rMrs Madden’s compliments Best regards to Tanco I will send or leave at your house to morrow the volume of Las Casas204R. R. MaddenTRADUCCI"NMi querido Sr. Delmonte. Habana 23 de Septiembre de 1839. Mi querido Sr. Delmonte. Recib esta maana su carta bondadosa y su muy aceptable presente, por ambas cosas le doy las gracias, aunque como Hamlet “beggar that I am, I am even poor in thanks”. (Por ser pobre, lo soy hasta para manifestar mi agradecimiento). Esta ltima prueba de su amistad la aprecio en ms de lo que pueda decirle por su belleza exterior y la extrema elegancia de su caligrafa y como no dudo “de que sea cierto su contenido”—aun suponiendo que pudiese faltar algo para hacerme muy grata una demostracin de su buena voluntad—no puede menos de recomendarme su album, el cual, si me causa no solo pesar, es por no descubrir en l ninguna composicin suya. Muchas, muchas gracias por el informe sobre las personalidades de Amrica, y en verdad le ruego acepte mi mejor reconocimiento por todos los favores que le debo. Volvamos a vernos o no, no dejaremos de ser amigos, pues me considero emparentado con V. en los gustos as como tambin en grado muy lejano con su talento, considerndome uno de sus primos hermanos en el orden literario; pero “algo ms que amigos aunque menos que parientes” con sus opiniones y principios en cuanto atae a “la iniquidad de las iniquidades”: el comercio de esclavos. Le ruego que en todas las ocasiones que no ofrezcan peligro consagre su refinado talento—con amplitud intensidad— combatir este mal; hable contra l, piense contra l y escriba contra l no una sola vez, ni siquiera una vez por semana, sino todos los das y en todas las horas desocupadas. Gurdese de aquellos que son amigos naturales y aliados de esta trata, los comerciantes extranjeros y los cnsules; no comparten las opiniones de V. ni simpatizan con los intereses cubanos. Cuando entre en las casas de estas gentes recuerde la palabra escrita de antiguo en los umbrales de las casas romanas “Cave”205 204.Bartolom de las Casas. (N. de J. Ll.) 205.¡Guarda! (N. del Traductor.)

PAGE 437

CENT"N EPISTOLARIO 400 \ 400 \ 400 \ 400 \ 400 \Mercurio, si no recuerdo mal era el dios protector de los ladrones y mercaderes y por consiguiente de todos los negreros; el suyo y el mo es Febo, et semper nobis “erit Magnus Apollo” Pero habiendo Mercurio trasladado el cargo de representantes suyos a esos sus agentes terrestres los cnsules extranjeros, los ltimos son ahora las divinidades Tutelares que protegen a los tratantes de esclavos. Ahora bien, siento gran respeto por los Cnsules y si hubiera vivido en los das de Calgula, quien confera la dignidad Consular a su caballo, me hubiera sentido obligado a saludar a su ecuestre autoridad, y otro tanto hara si los modernos gobernantes creyeran conveniente hacer Cnsules a su asnos. Me considerara obligado en tal caso hasta reverenciar la dignidad asnal y rendir pleitesa al simulacro de autoridad en la persona de un pcaro o del progenitor de un mulo. Pero como no tendra concomitancias con tales sujetos les dira con Monsieur Jacques: “Te suplico que nos reunamos lo menos posible”. Tengo una razn, y poderosa, para tomarme la libertad de hacerle una recomendacin. Mucho me alegrar tener noticias suyas en Inglaterra y saber por V. como van las cosas en esa. Cualquiera carta dirigida de esta manera llegar a mis manos: Dr. R. R. Madden al cuidado de los Srs. Savory & Moore. New Bond Street Londres. Si V. tiene alguna orden o encargo de libros que yo pueda servir, hgamelo saber y tendr mucho gusto en complacerle. Durante mi ausencia mi oficina ser ocupada “ad-interin” por mi amigo el Sr. D. R. Clark, de la firma Clarks & Walsh de la calle San Ignacio, n.o 100. El tendr noticias mas cada mes. Me propongo utilizar las piezas que V. me envi. Quiero algo de V. Le ruego que dentro de tres o cuatro semanas me enve (a Inglaterra) algn informe sobre estos dos puntos: El valor del trabajo del esclavo,—costo anual del mantenimiento, vestidos, etc., de los esclavos del campo (P .r diario 45 ps. al da). Precio de alquiler de los esclavos en las ciudades. Segundo punto. El precio de la tierra, el modo de comprarla y las facilidades para la venta. Sobre estas dos cosas le agradecer me d buena informacin. Clark podra mandrmela a Londres incluida en una carta de Vd libre de gastos. Desear mucho tener carta de V. Y ahora al decirle a V. adis, siento que me alejo de un amigo, rogndole me considere siempre como tal. Su muy sincero amigo R. R. Madden Don D. Del Monte Recuerdos de mi seora. Saludos afectuosos Tanco. Maana mandar dejar en su casa el tomo de Las Casas. R. R. Madden.

PAGE 438

DOMINGO DEL MONTE / 401 / 401 / 401 / 401 / 401CCL CCL CCL CCL CCL V V V V V S.or D.n Domingo Delmonte. Mi estimado amigo: convencido de toda la influencia q.e V p.r su posicion y p.r sus relaciones debe tener sobre todo lo q.e se refiera al camino de Crdenas, y sabiendo q.e se est ya en mom.tos de proveer sus plazas; me tomo la libertad de importunarle, recomendando V. p.a una de ellas al portador D.n Geronimo Riera, sujeto apreciable, de la necesaria instrucc.n p.a desempearlo bien, y tan activo y laborioso, como es honrado y celoso en el cumplim.to de sus deberes. Es un padre de familia de bastante escasa fortuna, y como me intereso p.r su suerte y le profeso sincera amistad yo no podra ponerle bajo mas segura y eficaz proteccion q.e la de V. Ruego V. se sirva favorecerle en cuanto est de su pte. en su solicitud empleando p.a ello toda su influencia y valim.to a fin de q.e obtenga el destino entre los q.e han de crearse q.e V. le juzgue mas aproposito en su actual situac.n y circunstancias q.e l mismo manifestar V. verbalm.tesi V. se digna acojerle con bondad. Con ello obligar V. particularm.te su at.o s. s. q. b. s. m. Joaq.n Santos Suarez Agto. 30, de 1840CCL CCL CCL CCL CCL VI VI VI VI VIDomingo Delmonte Esq. Havana New Orleans 11th September 1839 My dear Delmonte I usher myself to your memory unexpected but I hope not unwelcome. Since I quitted that Island I have tarried in this Country & for several months back in this City, where for the present I intend to reside. I recollect this place with endearment to it & to the numbers of friends & acquintances I there had. I will be charmed to hear from you, as I know of no one whose communication could be more interesting. I send you herewith a late publication, Marryat’s travels in the U. States. I have read it with some zest, from the very circumstance of

PAGE 439

CENT"N EPISTOLARIO 402 \ 402 \ 402 \ 402 \ 402 \ myself being new in the country, the mind was particularly predisposed to look into the subject. I consider the work very true & accurate, barring some trivial remarks & stories where he seems to have been duped, & escaped notice of his after judgement. He is not profound or philosophical however, & as a literary production it is too much of matter of fact. He offers another volume in continuation which will be of a more abstract character & probably will be more engaging to the general reader. There is doubtingly great room for speculation on the progress of this wide extending population which as it advances in its formation & assumes its own peculiar traits, bids fair gradually to change & overthrow some of the hitherto received principles of society & give a new cast to human nature, by the modulation of the passions, which essentially have ever been the same since Adam Eve, to our own times. You will notice that hi has a chapter on Slavery. Those on the Navy & Army are very good. Marryat remarks that the Americans are ever craving for excitement. As a corroboration I send you a slip which gives some particulars about the Schooner Amistad bound from Havana to P .to Principe when the negroes on board revolted. Observe how these newspaper Editors set about giving a description of the individuals, their African names & further promise a lithographic of the Ringleader. Consider now, if the Havana newspaper had such occurence to notice, in what a different style they would have done it. This is Characteristic. If you favor me with a letter, I would be pleased to have a touch of old reminiscences & to learn about the Heredias, Jos Ant. Echeverria, Jos Mig. Angulo. How is D.r Jos de la Luz? Where is Saco & what observations have you to make about that cherished land of growing promise. With such esteem, Your friend Berndo Tallon It is useless to add, if I can be of any service to you, I am willingTRADUCCI"NMi querido Delmonte. Habana. Nueva Orleans 11 de Septiembre de 1839. Mi querido Delmonte Me hago presente en su memoria de modo inesperado con la esperanza de ser bien recibido. Desde que dej esa Isla me he detenido en este pas y durante varios meses en esta cuidad donde estoy residiendo por ahora. Recuerdo ese lugar con cario como

PAGE 440

DOMINGO DEL MONTE / 403 / 403 / 403 / 403 / 403igualmente a los amigos y amistades que en l he tenido. Me encantar tener noticias de V. en la seguridad de que para nadie haban de ser ms interesantes. Le remito adjunto la ltima publicacin, los viajes de Marryat206 en los E. Unidos. La he ledo con algn deleite, porque siendo nuevo en el pas la mente estaba particularmente dispuesta a considerar el asunto. Estimo la obra verdadera y exacta, salvo algunas observaciones triviales y narraciones en las que parece que ha sido engaado o que trata con ligereza. No es ni profundo ni filosfico y como produccin literaria es demasiado vulgar. Ofrece otro volumen como continuacin que ser de carcter ms abstracto y probablemente interesar ms al lector en general. Es dudoso que haya amplio campo para especular sobre el adelanto de esta extensa poblacin, que al avanzar en su formacin y asumir rasgos peculiares, promete gradualmente cambiar y derrocar algunos de los principios sociales hasta ahora admitidos, y dar un nuevo molde a la naturaleza humana, por medio de la modulacin de las pasiones, que en esencia han sido las mismas desde Adn y Eva hasta nuestros tiempos. V. advertir que tiene un captulo sobre la esclavitud. Los relativos al Ejrcito y Marina son excelentes. Observa Marryat que los americanos anhelan siempre algo excitante. Como prueba de ello le envo un recorte que da algunos detalles sobre la goleta Amistad consignada de la Habana a Puerto Prncipe, en relacin con la revuelta de negros a bordo. Vea como los directores de estos peridicos comienzan a hacer la descripcin de los individuos, sus nombres africanos, prometiendo adems una impresin litogrfica del cabecilla. Considere ahora, que si el diario de la Habana hubiese tenido que dar la noticia de qu manera tan diferente lo hubiera hecho. Esto es tpico. Si me favoreciera V. con una carta, me complacera tener una referencia de antiguos conocimientos y saber de los Heredias, Jos Antonio Echeverra, Jos Mig Angulo. Cmo est don Jos de la Luz? Donde est Saco y que observaciones tiene Vd. que hacerme acerca esa apreciada tierra de grandes promesas. Con mucha estimacin, su amigo Bern.do de Tallon. No necesito aadir que estoy dispuesto a servirle si fuese necesarioCCL CCL CCL CCL CCL VI VI VI VI VIBIS BIS BIS BIS BISAl L.do D. Domingo DelMonte. Habana. Matanzas y Sbre 16. 1839. Mi querido Domingo: con el B.er D. Eduardo Esponda, q.e sali de aqu el 2. te mand el cuaderno de Macaulay207 y la Revista americana. 206.Federico Marryat, novelista ingls. ( N. de J. Ll.) 207.El historiador y poltico ingls Toms Macaulay. (N. de J. Ll.)

PAGE 441

CENT"N EPISTOLARIO 404 \ 404 \ 404 \ 404 \ 404 \ El 30. ltimo le en la clase de educacion el papelucho de q.e te he hablado, el cual pas una comision p.a q.e lo examine con detenimiento y d su parecer. Con este mismo objeto te mando una copia q.e te entregar Lorenzo Allo: leela y dime cuanto te ocurra, pues tus observaciones las har la comision fin de q.e las coloquen en su dictmen. Hablame con franqueza, en el concepto de q.e yo no quiero el papel como hijo, sino por lo q.e valga: lo q.e tenga de malo lo detesto, y si algo le falta se le agregar.—El principal objeto q.e me ha movido hacer este trabajo, es p.r q.e los inspectores no pueden echar en cara los maestros ciertas faltas de educacion, pues sera preciso tener cara de tuza p.adecir otro hombre “calcese V. los zapatos, afeitese V., no ande sin chupa, no diga V. cochinadas, desverguenzas &. &. Habiendo una cartillita se le puede recomendar la lectura de ella los q.e necesiten advertencias. Enseale Manuel Valle la copia p.a q.e tambien me d su parecer y me comunique sus observac.sNo he visto Hecheverria sino una sola vez y como de paso. Supe su vuelta la Habana p.r la noche del dia en q.e se fu, y si lo hubiera sabido con anticipacion te habria mandado con l mi discurso, que ciertam.te no est escrito p.a q.e su lectura se le recomiende, pero me alegrara q.e lo viese p.a q.e diese su parecer. Yo creo q.e ese joven no necesita de los individuos de la clase de educacion para ser conocido en este pueblo, pues su buen porte y los primeros pasos q.e d en su nueva y nobilisima carrera, la distinguiran bien pronto de lo demas preceptores, q.e sin talentos ni educacion han abrazado el magisterio como nico recurso para no morirse de hambre, y solo atienden sus necesidades personales, descuidando las intelectuales y morales de sus discipulos.—Hecheverria tiene talento, instruccin, honradez y deseo de gloria, cuyas cualidades reunidas le harn un preceptor modelo de los demas. Con todo si l cree q.e yo puedo serle til, dile q.e me ocupe, q.e en servirle tendr el mayor gusto: q.e aunque soy corto de palabra y de semblante repelente mi corazon casi nunca est de acuerdo con estas esterioridades: que cuente conmigo como miembro de la clase de educacion, como abogado, como amigo, como americano y como todos los comos posibles.208¡Cunto siento q.e de nuestro amigo Ancizar se hable tan mal! Le he visto en circunstancias de prueba obrar con tanto juicio y honradez q.eaun dudo q.e sea cierto cuanto dl se dice. Yo s q.e Bosalongo le enga villanamente, y q.e le quit cuanto dinero tena para cubrir sus responsabilidades. Espero q.e algun dia se justificar Ancizar. 208.Jos Antonio Echeverra a quien se refiere este prrafo, dirigi en Matanzas el colegio “La Empresa”. (N. de J. Ll.)

PAGE 442

DOMINGO DEL MONTE / 405 / 405 / 405 / 405 / 405 Creo haber contestado ya tu apreciable carta. Ponme los P P de Rosita, y t cuenta spre con la amistad de Pepe Casal 209CCL CCL CCL CCL CCL VII VII VII VII VIISr. D. Domingo del Monte. Habana. Matnzas y setiembre 12 de 1839. Mi estimado y querido amigo: acabo de ver en la Aurora de Matnzas210 su artculo sobre la Ordinariez del cual tuve noticias por Esponda cuando lleg esta. Artculo que debe herirnos fuertemente el nimo, nosotros pobres cubanos, por ser una suelta y afilada stira de nuestras costumbres. Una particularidad que hemos celebrado Federico y yo en el estilo de esta composicion, es esa vehemente ligereza, ese chiste tan acre y picudo que corre y penetra en las espresiones de V. dando un sello peculiar su lenguaje. Es aquella jovialidad culta y caballerosa de Jony, salpimentada con las puntas amargas de Larra:211en fin es el verdadero tono en que se deben escribir nuestros cuadros de costumbres, en que las chanzas no estan un dedo de convertirse en amargo sarcasmo. Yo quisiera que cada dos das tres apareciesen en nuestros peridicos artculos como el de V, en los que sus autores no se propusiesen pintar lo grotesco y chillon de nuestras costumbres con solo el fin de hacernos reir, (porque ese objeto me parece pequeo y frvolo) sino que dejando entrever por entre lo facil y cristalino de las agudezas un fondo de ideas serio y profundo, adquiriese ese gnero de escritos la gravedad que es costumbre faltarle. De m s decirle V. que pocas veces ha gozado mi espritu de tantos goces literarios como esta vez. Su artculo de V. anda corriendo de mano en mano como peso duro y en todos hace igual efecto. No deje V. de noticiarme si tiene otros de igual clase entre manos para saborearme de antemano con la esperanza de su lectura. 209.Jos Mara Casal. (N. de J. Ll.) 210.Comenz este peridico a publicarse con el ttulo de La Aurora denominndose despus de este modo. (N. de J. Ll.) 211.Mariano Jos de Larra, escritor espaol. (N. de J. Ll.)

PAGE 443

CENT"N EPISTOLARIO 406 \ 406 \ 406 \ 406 \ 406 \ Pongame V. los pies (q. b.) de Rosita y haciendo mil caricias de mi parte sus dos garzones, ordene V. cuanto le plazca de este su fiel y verdadero amigo. J. Jacinto Milanes Memorias de Federico y dlas V. de parte ma a Echeverra, Valle, Palma, Matamoros (que parece haber soltado la pluma literaria para manejar esclusivamente la jurdica) y demas compinches.CCLIX CCLIX CCLIX CCLIX CCLIXIlle de Cuba Sor D.n Domingo Delmonte Par le Havre Habana Sor. D.n Domingo Delmonte. Paris y Setiembre 26 de 1839. Muy Sor mio y amigo: con mis tios, que estan en camino para esa, remito Vm un folleto que hace poco se ha publicado aqu, sobre la emancipacion de la esclavitud en Amrica y donde se hace especial mencion de la isla de Cuba. Dicha obra, tal vez no tiene otro merito que el asunto que en ella se trata y que tan ligado est la suerte de nuestro pas. Ha sobre un ao que escrib Vm; mas como no he sabido si mi carta ha llegado sus manos creo que se habr estraviado. Siempre he sabido de su salud por el Sor Dn Jos Alfonso de quien he recibido mil atenciones, y por pap que me escrive cuanto interez toma Vm por m. Ha llegado m la noticia del fallecimiento de su Sra. Madre Q. E. P D. y mi amistad me impone el deber de manifestar a Vm la parte que tomo en tan justo y doloroso sentimiento, que no fuer de justo se le ha de dar rienda suelta, sino que ayudado de la religion y la filosofa cristiana, debemos vencer y subyugar el abatimiento y flaqueza del animo. Pongame Vm los pies de su Sra. y ordene su atento y S. S. Q. B. S. M. Saturnino Hernandez

PAGE 444

DOMINGO DEL MONTE / 407 / 407 / 407 / 407 / 407CCLX CCLX CCLX CCLX CCLX Isla de Cuba. Empresa. Sor. D. Domingo del Monte. Habana Sor. D.n Domingo del Monte. Madrid Setiembre 28 1839. Mi querido Domingo: Con fha de 28, de Abril me ofreciste apoyar con tus relaciones el asunto de mi vuelta Cuba y tenerme al corriente de su estado. Despues te he escrito tres cartas sin recibir respuesta. Ignoro el motivo de tal silencio, que la vez me desconcierta por cuanto tu eres, entre mis parientes y amigos, el nico con quien me he abierto y peddole algun favor en este malhadado negocio. Como quiera que sea, si has hecho algo, te lo agradezco en el alma: si nada has podido hacer, cuando otros varios han venido bien informados del Cap.n General, lo atribuir mi mala estrella, nunca pereza olvido del nico que cre mas propio de comprender mi posicion; porque, sea lo que fuere de tu inopinado silencio, me cuesta infinito trabajo imputarlo un desvo, que acabara por disipar las cortas ilusiones que, sobre la ndole de las afecciones humanas, le quedan a tu siempre afmo. am.o y primo Fran.co Muoz Del Monte.CCLXI CCLXI CCLXI CCLXI CCLXIS.r D. Domingo del Monte Mui Sr. mio y mi estimado amigo: v el dictmen sobre Guanimar en el que desde luego advertir V. lo descocido de las dos ideas de compra del camino de Guines y emprstito de la Junta la Empresa. Circunstancias del momento obligaron este giro. Hoy no debe considerarse mas que la cuestion de la compra, y en caso de q.e esta no se verifique, la de cuanto han de pagar los carros y coches de Guanimar la Junta p.r el uso del camino desde el Rincon.

PAGE 445

CENT"N EPISTOLARIO 408 \ 408 \ 408 \ 408 \ 408 \ Estimar V. que cualquiera observacion que le ocurra sobre estos particulares tenga bien comunicarmela, pues hasta el miercoles proximo no se resolver en la Junta el negocio y podra ser mui til su afmo. am.o S. S. Q. B. S. M. Wenceslao de Villa Urrutia Oct.e 2.CCLXII CCLXII CCLXII CCLXII CCLXIICamaguey Oct.e 7. 1839. Preparad el Colmillo, Raton del Monte p.a encajrselo un queso eclctico del Horcon de Najasa que os envio por no s qu buque, y manos de un Catalan que me ha ofrecido entregarlos Ramon de Armas en persona. Vermos si ese queso es de Mandarria y cua; y si sabe tierra y polvo de rincon y otras lindezas con que la sarcstica musa del Magdaleno del Lago de Maracaibo ha zaherido al Emporio de las Vacas de Cuba que es el Camaguey: lo veremos. Si no pudiereis contener los instintos y apetitos ratoniles, es preciso que en el precio del queso hagais la rebaja debida al estado frescal en que van, pues apenas tienen un mes de hechos y necesitan lo menos de tres meses p.a curarse Iten q.e son quesos de primavera, q.e las yervas del Sao corrales estan muy flojas. Los que se harn ahora de Nov.e Enero, esos s que se harn con leche gorda ¡voto Bros! que le hablo un Poeta, como si fuera un criador de vacas ¡qu entender l de yerbas de Sao corrales, ni de primavera ni de invierno para que estn como Cazabe, como bizcochudo? Pero entender de Stiras y de versos de cosas que se le parezcan. Pues all van unas que salieron de mi cabeza, y si no son versos, son ideas ideas que consuelan los hombres de bien, que estos pcaros tahures me han puesto como un trapo y me han obligado decirles que son unos pendejos y que yo no les tengo miedo a sus hablillas de villares y sus amenazas de jaquetones. Ya se ve estan protegidos por Magnates de garrote de puo de oro; y la nica autoridad con q.e contaba yo se ha hecho sorda y ciega y les ha cojido miedo. As es que la puerta siguiente del Gob.no hay una pandilla de tahures, cara de perro: en esta semana pasada han acabado con dos primos mios Pablito Betancourt y Pancho Castillo Betancourt, que ha tenido que bender una casita de

PAGE 446

DOMINGO DEL MONTE / 409 / 409 / 409 / 409 / 409 su muger y la mitad de las vacas de un sitio tambien de la pobre muger. Qu tal? Ahora se habran acordado de mis artculos. Camino de hierro—El Catalan Carnesoltas, y su yerno el Catalancito, lic.do Roura se han puesto la cabeza de un partido contra la empresa: traen su lista honrossima de personas que se comprometen gastar en sostenerle pleito la Compaa, y dar p.a todo menos p.a el camino, y ir Espaa en caso de que aqu perdiesen el punto. Ha oido V. cosa semejante Domingo? Pues as est pasando: y luego dirn que es V. un bribon y yo bribon y medio que llamamos rezagados hombres y pueblos donde esto se v... Y estos carajos tienen el atrevim.to de decir que hacen eso p.r amor al pais, y sus compatriotas quienes van a salvar se su ruina, que los conducen cuatro proyectistas sin juicio, discrecion, ni talento. Es necesario ser santo, p.a tener constancia y firmeza entre tales hombres, i resolverse morir rebentando como rana de tragar sangre, bilis, insultos, escarnio, mofa y calumnias. Mo more sir: contntese con esto, y al queso. El Varon212Ya me sal con la escuela de Nuevitas. Los nueviteros entre diez aos tendrn medio siglo de progreso sobre el Catalan Roura y el Catalanazo Carnesoltas. Interesese V. por all en que nos aflojen 100 p.s que nos han prometido p.a la Colonia sea la escuela de Nuevitas. Ya escrib Pepe p.a q.emene ese caldo. V. revuelva el agiaco y vengan los 100 p.s q. se necesitan.CCLXIII CCLXIII CCLXIII CCLXIII CCLXIIIMi querido Domingo: He tenido como te lo puedes figurar, sumo placer en leer la novelita, mejor dicho la historia q.e ha escrito Felix213 de lo que pasa en nuestra tierra describiendo ese cuadro de la vida privada. No puedo negar, q.e se ha penetrado bien de las doctrinas del Comte. Lo peor es mi juicio q.entro mal no tiene remedio, p.r mas esfuerzos q.e haga la filantropia. A lo q.e se agrega, q.e dependemos de un gobierno, y de una nacion muy pobre en todo sentido. 212.Gaspar Betancourt Cisneros. (N. de J. Ll.) 213.Flix M. Tanco. (N. de F. G. del V.)

PAGE 447

CENT"N EPISTOLARIO 410 \ 410 \ 410 \ 410 \ 410 \ No s si V.s piensan en imprimir, se supone fuera de aqu, los entretenim.tos de Felix, y en tal caso sera bajo el anonimo, p.r q.e se levantara tal polvareda contra l, que lo acabaran. Ten spre presente Saco; q.e ntros camaradas no pueden todavia dijerir esas pldoras. Te devuelvo el papel. Mem.s de Pacesita y de Urdanibia: tu affmo. inv.eD. Tanco2148. de Oct.e 214.Diego Tanco. (N. de J. Ll.)CCLXIV CCLXIV CCLXIV CCLXIV CCLXIV America S.r D.n Domingo del Monte Corua Habana. Madrid 13 de octubre 39. S.r D.n Domingo del Monte. Muy S.r mo y amigo: Muchos meses hace que no tenemos el gusto de leer sus comunicaciones siendo as que siempre he hecho de ellas el mayor aprecio y tomado el mas vivo interes en los negocios de esa Isla. Al considerar el tiempo que ha transcurrido desde su ultima carta hemos abrigado la duda de si no querr V. ser mas nuestro Corresponsal, cosa que sentiriamos pero que deseamos nos lo manifieste pues no podemos permanecer sin un corresponsal en esa poblacion. Espero que se servir contestarme tan pronto como le sea posible y desearia que sus ocupaciones u otras causas agenas a lo manifestado fuesen unicamente la causa de su silencio. Reitero a V. el afecto con q.e soy su am.o y S Q B S M Andres Borrego

PAGE 448

DOMINGO DEL MONTE / 411 / 411 / 411 / 411 / 411CCLXV CCLXV CCLXV CCLXV CCLXVSor. D.n Domo del Monte Habana. New-York Oct.re 17 de 1839. Mi querido amigo: el 26 del ppdo llegu esta ciudad despues de un viage de 15 dias bastante penoso p.r los vientos contrarios y fuertes y las mares de proa y costado q.e estos producen, de suerte que nos hemos columpiado lo bastante p.a quedar satisfechos p.r mucho tiempo. Los encargos de Vmd. estn y alistandose, y no lo estn y concluidos porq.e la impresin consabida ha necesitado q.e el manuscrito se escribiese cuasi todo de nuevo, lo cual ha necesitado bastante tiempo, pero me ofrecen despacharla dentro de un mes y p.r 60 $; mientras q.e el Sor de la granja p.r ser Espaol me ecsigia 260$. La ropa est y haciendose p.r un sastre ingles y judio q.e hay aqu de mucha fama llamado Samuel Frost, q.e sin disputa es superior y se hace pagar su trabajo y generos, pues mientras q.e otros cargan desde 32 hasta 38$ p.r una casaca este judio de religion y de acciones pide 40$. Yo no h titubeado en mandarle hacer la ropa p.a Vmd. y p.a m p.r q.e trabaja magnificam.te y con escelentes paos ingleses como Vmd. ver. La levita lleva el cuello de seda q.e es aqu la ultima moda. A los 4 6 dias de haber llegado aqu podia haberse concluido la ropa de Vmd., p.r q.e hay aqu mas de 500 sastres en mi concepto, y muchos de ellos de fama, pero he preferido un poco de tardanza hasta informarme del mejor q.e hubiese en la ciudad, y esto no es tan facil cuando la opinion rueda sobre tantos. Sobre el asunto consabido le informar Vmd mi hermano, interin disponga Vmd y ordene su aff.mo am.oAnt.o de FriasCCLXVI CCLXVI CCLXVI CCLXVI CCLXVIMatanzas y Octubre 18 de 1839. Mi queridisimo Domingo: gracias y muchas gracias te repito por el inters q.e tomas en la mejoria de mi suerte, y pierde cuidado q.e si es un

PAGE 449

CENT"N EPISTOLARIO 412 \ 412 \ 412 \ 412 \ 412 \ bien s gozarlo con la debida cordura, y si es un mal, buscar el remedio, y si no lo encuentro lo pondr en manos de la Providencia, como recuerdo decia D. Pedro en la Comedia de indulgencia para todos. Asi, no te entristescas con mi actual pobre estado, y por el desaire de mi fortuna, pues aunq.e tu y y nos conjuremos contra ese duende, si mi destino, (el cual conviene q.e lo hay, y me negaba Felix pie juntillos, q.e no ecxistia tal cosa en una disputa q.e tubimos ahora dias, sobre el particular) es de estar siempre en pobreza, en vano nos cansaremos. Bueno es hacia la diligencia, tambien conviene no desmallar en el trabajo, conservar lo q.eeste produzca, satisfaciendo, se entiende, las primeras necesidades de la vida, y en fin practicar todo aquello q.e uno crea conducente la felicidad, que al cabo, aunq.e no surta los efectos q.e uno desea y se propone, descansa la conciencia, y procediendo y bien suceda lo que sucediere. Tan cierto es q.e hay destino, q.e todos los dias observamos q.e efecto existe, y sin remontarnos a largas distancias a buscar ejemplos, lo hallaremos en la misma Sociedad en q.e vivimos. En nuestra profesion, v. g. vers q.e hay muchos ramplones, sin probidad y con todas las mataduras, q.e estan llenos de negocios y en la abundancia, sobrandole hasta para sus vicios, mientras q.e vemos otros, llenos de saber, honrados prueba de bomba, q.e estan pobres y arrinconados. Un charlatan mdico que acierta por casualidad, es llamado en todas las casas, y en un momento reune una clientela abundante, y un joven q.e h consumido lo mas florido de su edad p.r aprender, q.e s ha quemado las pestaas estudiando, y q.e sabe en efecto, nadie lo llama ni solicita, teniendo al fin q.e adular un poderoso p.a salir de miseria q.e retirarse al campo ganar siquiera el pan de cada dia. Un carpintero, un sastre, un zapatero, y p.r ultimo cualquiera profesor de ciencias artes, unos son mas dichosos q.e otros, y medran mas pronto. Y por q.esucede esto? Diremos acaso q.e por q.e los primeros eran mas inteligentes, honrados, y q.e se reunian estas las otras circunstancias, por q.e su destino, ese ente q.e nadie h podido descifrar, los guia la felicidad, saliendole todo bien y la medida de sus deseos; y que los segundos los conduce su desgracia, y su prima hermana la miseria? Esto es positivo, indudable. Es verdad, y tu lo sabes muy bien, q.e hay muchos hombres q.e son ellos mismos los causantes de sus desgracias, y por sus vicios, por su abandono y dejadez, y porq.e con tiempo n adquirieron una profesion, egercicio util con q.e subsistir y salir de miseria: pero de estos no hablamos, esos en el pecado llevan la penitencia, y los tales no les comprende el destino. Tu conocers q.e aludo a dos individuos q.e en todo iguales, uno es mas dichoso, q.e otro. Contigo estoy de acuerdo en q.e mis amores con Mercedita fueron las causas poderosas p.a q.e s disminuyeran mis recursos, p.r q.e gasta-

PAGE 450

DOMINGO DEL MONTE / 413 / 413 / 413 / 413 / 413 ba lo q. adquira, y hasta lo q.e pensaba adquirir, y lo peor no era esto, sino q.e me puso en un estado de postracion, q.e me averguenzo recordarlo. Luch largo tiempo con tan perniciosa pasion, pero al cabo triunf, y espedito y, no solo he procurado con empeo recuperar lo perdido, sino fortificar mi espiritu como lo tengo. Es cierto q.e mis dems contemporaneos no han tenido q.e luchar con tan temible enemigo, pero tambien lo es que han sido mas protegidos de la fortuna, que yo. Aunque convengo asi mismo contigo que D.o A.215 h tenido sus contratiempos, y sufrido persecuciones, p.r Filomeno 216 y Coimbra,217 con todo no es tanta su heroicidad porq.e tu sabes, y diga el lo q.e quiera, q.esu tio el Conde influyo p.a q.e