Centón epistolario

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Centón epistolario
Series Title:
Biblioteca de clásicos cubanos ;
Spine title:
Domingo del Monte
Physical Description:
v. <1-4 in 5> : ; 23 cm.
Language:
Spanish
Creator:
Del Monte, Domingo, 1804-1853
Andioc Torres, Sophie
Publisher:
Imagen Contemporánea
Place of Publication:
La Habana
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Cuban letters   ( lcsh )
Authors, Cuban -- Correspondence -- 19th century   ( lcsh )
Intellectual life -- Cuba -- 19th century   ( lcsh )
Genre:
bibliography   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )

Notes

Bibliography:
Includes bibliographical references and indexes.
Statement of Responsibility:
Domingo del Monte ; ensayo introductorio, compilación y notas Sophie Andioc.

Record Information

Source Institution:
Biblioteca Nacional José Martí
Holding Location:
Biblioteca Nacional José Martí
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 50925254
lccn - 2003400847
isbn - 9597078465 (obra completa)
ocm50925254
Classification:
lcc - PQ7377 .C46 2002
ddc - 860.9/005|B
System ID:
AA00008957:00001


This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

BIBLIOTECADECLASICOSCUBANOS CENT"N EPISTOLARIODOMINGOMONTEDEL(VolumenI)

PAGE 2

BIBLIOTECA DE CLSICOS CUBANOS CASA DE ALTOS ESTUDIOS DON FERNANDO ORTIZUNIVERSIDAD DE LA HABANACet ouvrage, publi dans le cadre du Salon du Livre de La Havane de lanne 2002, Anne de la France, bnficie du soutien du Ministre des Affaires Etrangres et du Service de Coopration et dAction Culturelle de lAmbassade de France Cuba. Este libro, publicado en el marco de la Feria del Libro de La Habana del 2002, Ao de Francia, cuenta con el apoyo del Ministerio francs de Asuntos Exteriores y del servicio de Cooperacin y Accin Cultural de la Embajada de Francia en Cuba. RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANAJuan Vela Valds DIRECTOREduardo Torres-Cuevas SUBDIRECTORLuis M. de las Traviesas Moreno EDITORA PRINCIPALGladys Alonso Gonzlez DIRECTORA ARTSTICADeguis Fernndez Tejeda ADMINISTRADORA EDITORIALEsther Lobaina Oliva

PAGE 3

EnsayointroductorioLAHABANA,2002compilacinynotasSophieAndioc BIBLIOTECADECLASICOSCUBANOS CENT"N EPISTOLARIODOMINGOMONTEDEL(VolumenI)

PAGE 4

Responsable de la edicin: Zaida Gonzlez Amador Realizacin y emplane: Pilar Sa LealTodos los derechos reservados. Sobre la presente edicin: Ediciones IMAGEN CONTEMPORNEA, 2002; Coleccin Biblioteca de Clsicos Cubanos, No. 24 ISBN 959-707846-5 obra completa ISBN 959-7078-47-3 volumen I Ediciones IMAGEN CONTEMPORNEA Casa de Altos Estudios Don Fernando Ortiz, L y 27, CP 10400, Vedado, Ciudad de La Habana, CubaDiseo grfico: Deguis Fernndez Tejeda Composicin de textos: Equipo de Ediciones IC

PAGE 5

El Centn epistolario de Domingo del Monte constituye una de las obras ms originales de la historia intelectual cubana. Su autor, actuando como un cuidadoso coleccionista, se dedic, desde sus ms tempranos aos, a reunir todas las cartas —o por lo menos las sometidas a una seleccin personal— que le enviaron amigos y conocidos. Las primeras datan de 1822, cuando su original coleccionista apenas contaba con veintids aos. Las ltimas pertenecen al ao 1845. Una agrupacin de cartas que cubre tan amplio perodo ya de por s sera valiossima para estudiar esa etapa de la historia cubana y extraer de ellas hbitos, costumbres, gustos, inquietudes e ideas. Este ha sido uno de los valores de las epstolas que en todas partes del mundo son atesoradas y cuidadosamente guardadas. Si este slo fuera el valor del Centn epistolario ya los estudiosos tendran un material inagotable. Pero no es el nico.Ensayo introductorioCARTAS PARA LA HISTORIA DE CUBASOPHIE ANDIOC TORRES I EL CENT"N EPISTOLARIO

PAGE 6

CENT"N EPISTOLARIO 2 \ 2 \ 2 \ 2 \ 2 \ Del Monte no slo guard estas cartas. Las clasific, las orden, les dio una estructura, las encuadern y las preserv. En ese sentido, el Centn se diferencia de otras colecciones de cartas por la intencin culta de su compilador de reunir los profundos debates y las amplias exposiciones de ideas de los firmantes porque aquellos manuscritos contenan parte de la historia intelectual cubana, precisamente la de sus orgenes. Son cartas del cotidiano vivir pero ms all, y en su esencia contienen la historia de las alegras, contradicciones, frustraciones, logros y esperanzas del mundo cultural cubano de esos aos liminares. Pensar la esclavitud, desde los ms diversos prismas, las opciones de la economa cubana, todos los amplios espacios inconexos de la sociedad de su tiempo, el intento de enrumbar una literatura cubana son el contenido manifiesto de un fondo comn de intenciones, estas no son otras que crear a Cuba. Cul Cuba? He ah la esencia, la obsesin, la discrepancia, el desencuentro pero, tambin, el nexo que une. Un mrito adicional tiene el Centn No crea el lector que encontrar textos de compleja exposicin de ideas. Son cartas escritas con desenfado, con las sutilezas agradables que motivan ms de una sonrisa, con el leguaje tpico de los cubanos, lleno de “terminitos”, algunos indescifrables porque pertenecen a una especie de acuerdo “secreto” entre un sector intelectual que haba encontrado su original forma de expresin. Las cartas permiten, ms all de las ideas expuestas, sumergirse en las profundidades de las mentalidades de una poca que condiciona a sus propios actores. Ms que por sus obras escritas, Domingo del Monte ha pasado a la historia cubana por sus actividades como mecenas, crtico, impulsor y orientador del movimiento intelectual cubano de la primera mitad del siglo XIX. Su consejo o su criterio era solicitado por todos. Sus opiniones tenan un peso como el de pocos cubanos. El historiador Pedro Jos Guiteras, resume la idea que sobre del Monte tenan sus contemporneos: “... entre los amantes del progreso fue mirado desde entonces como el jefe y mecenas de la civilizacin cubana”.1 Esto no se puede reducir a la literatura de ficcin de la cual fue uno de sus estudiosos y culto terico; cubre todas las inquietudes sobre las teoras en el campo de las ciencias humanas y econmicas. Traspas la frontera del mal llamado positivismo en tanto su buen gusto requera de esa verdadera naturaleza humana que no puede prescindir del corazn pero sometido por la razn de un espritu elevado que le de a esta ltima lastre y aire para el vuelo esttico. Conocimiento con buen gusto, nada de simples “renglones rimados”. Cultura universal en la cultura cubana. Una amplia 1.Guiteras, Pedro J.: “Don Domingo del Monte”, El Mundo Nuevo New York, 1873, vol. III, p. 299.

PAGE 7

DOMINGO DEL MONTE / 3 / 3 / 3 / 3 / 3 revisin de los criterios emitidos por sus contemporneos, cubanos y extranjeros, ofrece una interesante convergencia. Coinciden que es uno de los ms cultos e informados de los cubanos. Esta talla slo la alcanzan cuatro hombres de su poca: Flix Varela, Jos Antonio Saco, Jos de la Luz y Caballero y Felipe Poey. Esa labor de orientador discreto, en que otros nombres recibiran las glorias, la llev a cabo del Monte a travs de dos actividades centrales, sus famosas tertulias y el desarrollo del gnero epistolar. En La Habana, Matanzas, Pars y Madrid del Monte gust de reunir a sus amigos e incorporar a estas reuniones a los nuevos creadores o expositores de ideas, para discutir colectivamente la naciente produccin intelectual cubana, las ltimas novedades del pensamiento y la literatura universales, las modas y cuanto ingenio poda generar una conversacin animadora del espritu culto, inquieto, crtico y creador. El gnero epistolar era entonces, como las tertulias, una de las manifestaciones ms cultivadas. El tiempo tena un ritmo ms lento y su distribucin permita hacer de las cartas algo ms que una simple comunicacin de situacin; escribirlas se converta, ante todo, en un verdadero placer de recreacin ingeniosa de frases e ideas. Eran verdaderas confesiones ampliadas con meditaciones y explicaciones; permitan establecer, a travs de la distancia, un dilogo de conocimientos y experiencias. Tambin eran un resumen de noticias. Es en este terreno en el que un lector avisado descubre que el Centn epistolario es obra de del Monte, no slo porque a l pertenecen las cartas sino porque muchas son respuestas a las incitaciones que, sobre determinados temas, ha creado, o porque otras le expresan a l, y slo a l, las inquietudes de sus remitentes en busca del consejo adecuado, ya sea literario, poltico, econmico o de otros gneros. Es del Monte quien ha tejido la madeja del rompecabezas; quien le ha dado su punto de coherencia, su coloracin. Quizs este es el sentido oculto del nombre con que design esta, su coleccin. No us el comn de Epistolario de Domingo del Monte porque no es una recopilacin de cartas casusticamente reunidas; es su Centn Es su obra, su “ tejido conformado de muchas piecesillas (cartas) de diversos colores (sentidos)”; es su obra literaria compuesta como antologa de los pensamientos expuestos por otros pero incitados, compartidos o criticados por l. El modo en que del Monte cultiva el gnero epistolar es todo un arte. Eusebio Guiteras escribe que era: “...un corresponsal infatigable, y sus cartas eran siempre largas”.2 En consecuencia, incitados al dilogo, las respuestas eran tambin reflexivas y, no 2.Guiteras, Eusebio: “Milans y su poca”, Cuba y Amrica Habana, 1909, vol. XXIX, p. 22.

PAGE 8

CENT"N EPISTOLARIO 4 \ 4 \ 4 \ 4 \ 4 \ pocas veces, extensas por la ndole de las materias que trataban. Otra de las grandes figuras de la cultura de la poca, Antonio Bachiller y Morales, escribe: “Su extensa correspondencia, que cuida con esmero, acreditar siempre su erudicin, su entusiasmo y la influencia que ejerci en cuantos se dedicaron a la bella literatura de la Isla de Cuba”.3La historia del Centn epistolario de Domingo del Monte es la historia de la lucha por no perder, como pas con otras conocidas colecciones y bibliotecas cubanas del siglo XIX, una parte viva del pasado intelectual del pas. El esfuerzo cubre ya siglo y medio. Quizs las dos ms importantes, amplias y valiosas, por lo que atesoraban —colecciones de manuscritos y libros en la primera mitad del sigloXIX en Cuba fueron las de Antonio Bachiller y Morales y Domingo del Monte. Al estallar la Guerra de los Diez Aos fueron saqueadas y lo que qued, embargado. Lo que ha podido recuperarse de ellas es slo un triste y lamentable muestrario mnimo. De la de del Monte se sabe, por amigos y contertulios, que una de sus partes ms valiosas eran los libros, incluso del siglo XVI, que se referan a Amrica y Cuba. En 1853, en un peridico de Nueva York apareci esta nota que confirma lo expresado: “Muchas de sus vijilias las dedic recoger datos y materiales para su obra histrica sobre Amrica, que algun da servir para colocar su nombre entre los ms distinguidos de la repblica de las letras; y su biblioteca americana, formada en ms de veinte aos de asidua dilijencia, vendr ser con el tiempo uno de los tesoros de nuestra patria”( sic )4. Fue Vidal Morales y Morales quien public, aos despus de la muerte de del Monte, en 1882, en la Revista de Cuba, una obra al parecer confeccionada por su firmante, con los ttulos de su biblioteca como centro, bajo el nombre de: Biblioteca Cubana. Lista cronolgica de los libros inditos e impresos que se han escrito sobre la Isla de Cuba y de los que hablan de la misma desde su descubrimiento y conquista hasta nuestros das, formada en Pars en 1846, por Domingo del Monte. Era tal el valor de las obras y manuscritos coleccionados por del Monte, que de ellos hay ejemplares en varios pases. Como consecuencia de la dispersin despus del asalto a la casa de Miguel Aldama en 1869, donde estaban depositados, estos tuvieron caminos difciles de reconstruir. Una parte fue a parar al Casino Espaol de La Habana, pero otra gran parte qued dispersa como consecuencia del saqueo. En 1877, con lo recuperado y aadido por su hijo Leonardo del Monte, 3.Bachiller y Morales, Antonio: Apuntes para la historia de las letras, y de la instruccin pblica de la Isla de Cuba Habana, 1860, t. II, p. 56. 4.Citado por Domingo Figarola-Caneda en el prefacio al tomo I de la primera edicin del Centn epistolario Nota de la p. X.

PAGE 9

DOMINGO DEL MONTE / 5 / 5 / 5 / 5 / 5 se pusieron a la venta en Nueva York los libros de la biblioteca que no estaban en espaol. El catlogo que recoge los ttulos enajenados lleva por ttulo Museo Del Montino. Es un tomo en 8 vo que contiene una relacin de dos mil cincuenta y ocho obras. Aos despus, Domingo Figarola-Caneda hace constar que pudo comprobar, probablemente por el ex libris de del Monte, la presencia de libros que trataban de asuntos cubanos en la biblioteca del British Museum de Londres. Este estudioso supo que haban sido adquiridos en una venta efectuada en la ciudad alemana de Leipzig. Restos de los documentos de del Monte aparecen tambin en la Biblioteca del Congreso de Washington. La historia del Centn epistolario es parte de estos avatares.5El famoso Centn delmontino es el resultado de un cuidadoso trabajo de Domingo del Monte. Las cartas cubren, como ya indicamos, de 1822 a 1845. No slo fueron preservadas y clasificadas sino que su dueo las dot de una cuidada y bella encuadernacin llevada a cabo en Pars por los ms clebres especialistas franceses en estas lides. En particular el tomo VII posee un tratamiento en la encuadernacin y el en trabajo artstico del dorado obra del afamado maestro parisino Simier du Roi. En octubre de 1846, del Monte se establece en Madrid. Hacia este lugar traslada biblioteca y papelera. Aqu muere en 1853. Su ntimo amigo, Nicols Azcrate, es su albacea. Un ao despus este traslada la biblioteca y los manuscritos a La Habana. En l869, con el asalto al palacio de Aldama, residencia de su hijo Leonardo del Monte y Aldama, se inicia la dispora bibliogrfica que hemos descrito. Dos aos antes haba muerto en Pars el otro hijo barn de don Domingo, Miguel del Monte y Aldama. El Centn era, desde entonces, propiedad de Leonardo. Sospecho que no estaba dentro del conjunto que formaba parte de la biblioteca y manuscritos trasladados a La Habana sino que permaneci en Pars al cuidado de Miguel primero y de Leonardo despus. Tena un carcter ms ntimo y familiar y debi preservarse en la residencia privada de los del Monte en Francia. En 1906, muere Leonardo tambin en Pars, y su viuda deposita en manos del afamado jurisconsulto cubano Carlos Fonts Sterling la valiosa obra con la “recomendacin expresa de que quedara para Cuba”.6 Si por desgracia se haba perdido la biblioteca delmontina para su pas, al que su dueo pensaba obsequiar, esta accin de rescate le ha permitido a Cuba poseer tan inagotable tesoro cultural. A peticin de FigarolaCaneda, la Academia de la Historia de Cuba confi su cuidado a la Bi5.Ibdem, pp. XII y XIII. 6.Ibdem, p. IX

PAGE 10

CENT"N EPISTOLARIO 6 \ 6 \ 6 \ 6 \ 6 \ blioteca Nacional y acord su publicacin. Pese a ello, la desidia, la indolencia y la venalidad, hicieron que los tomos fueran publicados por separado durante el transcurso de 34 aos. Su proceso de edicin fue el siguiente: Tomo I: Comprende el perodo desde el 13 de enero de 1822 hasta el 25 de diciembre de 1832. Impreso en 1923. Tomo II: Comprende desde el 19 de enero de 1833 hasta el 31 de diciembre de 1835. Impreso en l924. Tomo III: Comprende desde el 26 de enero de 1836 hasta el 31 de diciembre de 1838. Impreso en 1926. Tomo IV: Comprende desde el 4 de enero de 1839 hasta el 30 de diciembre de 1840. Impreso en 1930. Tomo V: Comprende desde el 7 de enero de 1841 hasta el 29 de diciembre de 1843. Impreso en 1938. Tomo VI: Comprende desde el 11 de enero de 1844 hasta el 27 de diciembre de 1845. Impreso en 1953. Tomo VII: Comprende desde el 26 de diciembre de 1823 hasta el 27 de noviembre de 1843. Impreso en 1957. Los nombres de Domingo Figarola-Caneda, Joaqun Llaveras y Manuel I. Mesa Rodrguez, estn asociados al trabajo paciente y meticuloso de procesar los manuscritos, en algunos casos de muy difcil lectura por los rasgos de las letras, los arcasmos y los juegos literarios, a veces muy en el interior de modas de poca que hay que investigar. A los dos primeros, la vida no les alcanz para concluir la empresa. Quien penetre en el Centn epistolario de Domingo del Monte entrar en las interioridades del movimiento intelectual cubano, en su nacimiento, en sus intenciones que no siempre se expresan en los trabajos publicados por efecto de la autocensura. Estas interioridades, que no pueden encontrarse en otros escritos, ayudan a la lectura transtextual de los textos ms famosos de la poca. De igual forma, es imposible estudiar a las ms importantes figuras del mundo intelectual y poltico cubano de la primera mitad del siglo XIX sin sus cartas contenidas en el Centn Al descubrir la actualidad y la profundidad de los debates epistolares, el estudioso se asombra de la calidad, conocimiento y proyecciones del movimiento intelectual y poltico cubano. Del Monte hace converger en su Centn a los ms brillantes expositores de las ms variadas especialidades. Nombres como los de Flix Varela, Jos Antonio Saco, Jos de la Luz y Caballero, Gaspar Bentancourt Cisneros ( El Lugareo ), Antonio Bachiller y Morales, Jos Antonio Echeverra, los hermanos Escovedo, los hermanos Guiteras y los hermanos Gonzlez del Valle, se encuentran en-

PAGE 11

DOMINGO DEL MONTE / 7 / 7 / 7 / 7 / 7 tre los firmantes. Son los pensadores —a veces con proyecciones abiertamente contrarias— de las ideas filosficas, tericas, sociales, educacionales e histricas. En el epistolario estn presentes los cientficos como Felipe Poey, Nicols J. Gutirrez y Esteban Pichardo. Los ms notables poetas, cuentistas y novelistas debaten en el Centn sus gustos e ideas literarias. Ah estn las firmas de Jos Mara Heredia, Jos Jacinto Milans, Ramn de Palma, Jos Mara Mendive (maestro de Jos Mart), Anselmo Surez y Romero y Cirilo Villaverde, por slo citar algunos nombres. Pero uno de los aportes ms trascendentes del Centn es que el movimiento intelectual cubano aparece aqu ms all de los nombres reconocidos. Se observa la presencia de un mundo cultural y poltico amplio y al que pertenecen nombres, que si bien pueden ser conocidos por uno que otro estudioso, no es frecuente verlos citados. Algunos ejemplos pueden ser demostrativos de ello, porque en la lectura de sus cartas demuestran una agudeza de pensamiento que no tiene nada que envidiar a los nombres establecidos. Estos son los casos de Jos Antonio Cintras, Anastasio de Orozco y Arango, Ricardo del Monte y Roco, Andrs de Arango y Nez del Castillo (uno de los heroicos oficiales artilleros del 2 de mayo en Madrid) De esos nombres poco conocidos vale la pena sealar los de Domingo Andr y Flix Tanco. Un fragmento de una carta (25 de junio de 1834) del primero, contenida en el tomo II del Centn da una idea de su pensamiento: “Estoy viendo de q modo se podra establecer una catedra de economia poltica q es tan indispensable para nuestros adelantos, yo considero la economia, como la ciencia de nuestro siglo, y como la causa inmediata de la revolucion de las ideas; sin que se conozca sus principios, no hay q pensar en mejoras, ni en q se adocte otro sistema de cosas distinto al q conocemos, pues la menor arteracion [...] en los medios de producir, es un ataque directo a la propiedad, para los q no entienden lo q quiere decir, aumento y distribucin de las riquezas, y ya tu ves q es humanamente imposible q nadie opere en contra de sus intereses” ( sic ).7Otro ngulo de inapreciable valor de esta coleccin delmontina son las cartas de sus amigos espaoles tanto literatos como polticos. Su relacin con figuras como Manuel Jos Quintana y Salustiano Olzaga develan el trasfondo de ms de una intriga poltica. Otro tanto ocurre con la parte de su epistolario perteneciente a sus amigos norteamericanos. Esto con una fuerte presencia poltica en el contexto de la nacin del Norte. Dos nombres en particular estn asociados a la confusin creada alrededor del movimiento abolicionista y de la Conspiracin de La Escalera. Uno de ellos es Alejandro H. Everett y el otro, Daniel K. Whitaker (director de Southern Quartely). 7.Ver en esta edicin, tomo II, volumen I.

PAGE 12

CENT"N EPISTOLARIO 8 \ 8 \ 8 \ 8 \ 8 \ Uno de los aspectos reflexivos de sumo inters en el Centn es la proyeccin del grupo azucarero Alfonso-Aldama. Con vnculos familiares, econmicos e ideolgicos, del Monte es uno de ellos. Este sector azucarero se diferencia de otros por su cultura y por la modernidad de sus ideas. Son los hombres atrapados en un sistema que saben que necesitan superar. Pero su debate es cmo hacerlo. Entre las mltiples reflexiones que le comunican a del Monte, vale la pena reproducir una aqu del controvertido Miguel Aldama: “Mi queridsimo hermano: tengo en mi poder sus dos apreciables del 6 y 11 de novbre. Ambas traidas por Pepe Alfonso (...) nosotros por ac, vamos bien sin novedad alguna, a pesar de estar algo alarmados con el estado de exaltacin en que estan todas las negradas de las fincas (...) se nota cada dia mayor firmeza en ellos, mayor tendencia sublevarse y disputar viva fuerza sus derechos (...) Pero, extraaramos que hombres esclavos se levantaran y pelearan por su libertad? Si es, que ya los hacendados vuscan seguridad, piden destacamentos en los pueblos de campo y cual mas, cual menos, piensa en el porvenir. Invciles que son! Que al tratar de su seguridad piensan solo en el asesinato y el suplicio para esos infelices. No consideran que poco hacen las bayonetas cuando son mas fuertes los que pelean por una causa tan justa y que mientras exista la trata no podr jamas haber seguridad...” ( sic ).8Al ofrecer la Biblioteca de Clsicos Cubanos de la Casa de Altos Estudios Don Fernando Ortiz de la Universidad de La Habana una nueva edicin, corregida y ajustada, no hace ms que cumplir con los estudiosos de la historia poltica, econmica e intelectual cubana que tienen en el Centn epistolario de Domingo del Monte la fuente primaria para cualquier anlisis en cualquier especialidad que va ms all de los textos publicados. Cumple, adems, con el esfuerzo realizado a lo largo del siglo pasado por rescatar, publicar y divulgar una coleccin que, desde el siglo XIX, marca las reflexiones de cada momento no slo sobre su pasado, tambin sobre su presente. Los siete tomos del Centn han sido agrupados en cuatro volmenes respetando la estructura de cada uno, sus caractersticas, ortografa, redaccin y estilo; se han incorporado los ndices de los respectivos volmenes e ndices de corresponsales. Si bien hemos hecho referencia a las caractersticas de la obra que se publica es necesario, para un mejor entendimiento del lector hacer un breve estudio de la vida y personalidad de Domingo del Monte. 8.dem, tomo VI, volumen III.

PAGE 13

DOMINGO DEL MONTE / 9 / 9 / 9 / 9 / 9II DOMINGO DEL MONTE Y APONTEInfancia, adolescencia y formacin (1803-1823)Domingo Mara de las Nieves del Monte y Aponte naci el 4 de agosto de 1803 en Maracaibo, Venezuela, y fue bautizado el 1 de septiembre del mismo ao por el cura de la parroquia de San Pedro y San Pablo en esa ciudad, Andrs Antnez.9 Era hijo legtimo del Teniente de Gobernador, Auditor de Guerra y Asesor de Gobierno de esa provincia Leonardo del Monte y Medrano y de doa Rosa Aponte y Snchez.10Sobre los orgenes de la familia del Monte en Amrica hay mucho de especulativo y pocos datos confirmados. La mayor parte son de fuentes 9.Sobre el ao de nacimiento de del Monte se presentan dudas. En los archivos habaneros existen dos copias diferentes de la partida de bautismo, una incorporada en 1834 al expediente que debi presentar cuando contrajo matrimonio (Arzobispado de La Habana, expediente 18, leg. 29 de la Seccin de Dispensa de Amonestacin), publicada, por primera vez, por Rafael Nieto y Cortadellas: “Documentos sacramentales de algunos cubanos ilustres”, en Revista de la Biblioteca Nacional 1952, no. 1, ene-mar., p. 187 y reproducido por Manuel J. Mesa Rodrguez: Apostillas en torno a una gran vida: Domingo del Monte La Habana, Imp. El Siglo XX, 1954, p. 14; la otra, que al parecer fue expedida en 1890, se encuentra entre los manuscritos de Vidal Morales obrantes en la Biblioteca Nacional Jos Mart. El cotejo de ambas copias permite comprobar que fueron redactadas de formas diferentes aunque en casi todos sus datos coinciden. Sin embargo, lo ms llamativo es que, segn sus datas son, en realidad, dos partidas de bautismo distintas, una redactada el primero de septiembre de 1803 y la otra, el 5 de agosto de 1804. Mientras en la primera consta que naci en 1803 en la segunda se seala el de 1804. En general, existen elementos suficientes como para pensar que la obrante en el Arzobispado contiene el ao correcto. Estos son: esa copia fue presentada por el propio del Monte que siempre fue muy riguroso en estos detalles; no parecen existir razones para que consciente o por apremios de otro tipo quisiera o aceptara el cambio de fecha; en la partida de defuncin, que encontr en Madrid y la cual reproduzco en otra parte de este texto, consta que, al morir en 1853 tena cincuenta aos, lo que coincide con el ao de 1803; por ltimo, el origen de la partida que se encuentra en los manuscritos de Vidal Morales no est aclarado, no presenta ninguna relacin directa con del Monte y fue expedida aos despus de su muerte. As pues, y mientras no aparezca otra comprobacin documental ni se aclare por qu existen dos partidas de bautismo, asumimos el ao de 1803 como el del nacimiento de del Monte pese a que la fecha ms difundida es la de 1804. 10.Cfr. Nieto y Cortadellas, Rafael: op. cit ., p.187.

PAGE 14

CENT"N EPISTOLARIO 10 \ 10 \ 10 \ 10 \ 10 \ secundarias y cercanas a la familia. Segn Francisco Xavier de Santa Cruz y Malln, esta familia es oriunda de la ciudad andaluza de Jerez. En esta versin, el primero de ellos en llegar a Amrica sera Pedro Pavn del Monte Pichardo, quien nacido en Palos de Moguer, realiz la travesa en el segundo viaje de Cristbal Coln. Establecido en Santo Domingo, est su nombre entre los fundadores de la villa de Santiago de los Caballeros. Por estos caminos, los del Monte podan alegar que constituan una de las primeras familias americanas de origen espaol; tambin, una de las que formaron las oligarquas regionales criollas de los siglos XVII y XVIII.11 Lo cierto es que ya en 1606 aparece un Domingo del Monte Pichardo y Gonzlez como Tesorero Real de Santiago de los Caballeros.12 Un hijo de ste, Francisco del Monte Pichardo y Mena, adquiri fama militar por su constante enfrentamiento a corsarios, piratas y empresas militares inglesas y francesas. No menos destacado en las acciones militares y polticas fue su descendiente Leonardo del Monte Pichardo y Villafaa, bisabuelo de nuestro biografiado, que lleg a ostentar altos cargos, entre ellos, el de Alcalde Mayor. El abuelo de Domingo del Monte y Aponte e hijo de Leonardo, Juan del Monte y Tapia, alcanzara tambin importantes representaciones y llega a ser Teniente Gobernador de la ciudad.13Lo cierto es que la familia del Monte era parte de ese tradicional patriciado local de Santiago de los Caballeros que dio origen, como en otras regiones de Amrica, al arraigado criollismo que se expresaba en el amor y defensa de “la patria local” y en un sentimiento americanista e hispnico. Constituan los “espaoles americanos” que se diferenciaban de los “espaoles peninsulares” con el trmino, tan americano, de criollos. Estos eran los que conformaban esas oligarquas, dueas de las tierras, de las riquezas y, a su vez, activos y valientes militares y destacados miembros de las ms altas representaciones polticas. Sin embargo, cuando nace el padre de Domingo, Leonardo del Monte y Medrano, el mundo, y muy en particular Amrica, se acercaba a uno de los perodos ms trascendentes de la historia. A diferencia de sus antepasados, Leonardo del Monte no sigue la carrera militar. En pleno siglo XVIII, cuando adquiran tanta importancia los pleitos jurdicos por posesiones y herencias como la conquista, defensa y colonizacin de nue11.Santa Cruz y Malln, Francisco Xavier: Historia de familias cubanas La Habana, Editorial Hrcules, 1940, t. II, p. 295. Esta historia genealgica parece tener su origen en una carta de Ignacio del Monte a Domingo Figarola-Caneda de 30 de enero de 1912 (ANC: fondo Academia de la Historia, leg. 159, no. 322). 12.Fernndez de Castro, Jos Antonio: “Tierras y hombres amados por el sol”, en Orbita de Jos Antonio Fernndez de Castro Ediciones Unin, La Habana, 1966, pp. 106-135. 13.Ibdem.

PAGE 15

DOMINGO DEL MONTE / 11 / 11 / 11 / 11 / 11 vas tierras, se dedica a estudiar derecho en la Universidad Pontificia de Santo Toms de Aquino, en la que se grada en abril de 1771. Siete aos despus contrae matrimonio con una de sus iguales, la hija del Alcalde Mayor de Santiago de los Caballeros, Rita Morell de Santa Cruz. La prematura muerte de su primera esposa lo lleva, poco despus, a casarse con una hija de otra destacada familia, Rosa Aponte y Snchez.14Durante dieciocho largos aos Leonardo del Monte es un oscuro abogado de la Real Audiencia de Santo Domingo que acumula experiencias y conocimientos. Pero esa apacible y placentera vida queda interrumpida abruptamente. En 1789 se inicia en Pars la Revolucin Francesa. Si este acontecimiento tuvo resonancia en toda Amrica, donde el polvorn estall con ms violencia fue, precisamente, en Santo Domingo. Desde haca ms de un siglo, Espaa le haba cedido a Francia la parte occidental de la Isla. En 1791 se inicia en ese territorio la sublevacin de los esclavos que llevar a la creacin del primer estado latinoamericano independiente. La situacin se hizo ms compleja para los criollos de la parte espaola de la Isla cuando, cuatro aos ms tarde, Espaa se la ceda a Francia. Ante estos acontecimientos y el temor por la compleja situacin que se avizoraba, una parte de las familias criollas inici el xodo del pas. Del Monte no est entre ellos. Nombrado, en 1794, Asesor del Gobierno de Bayaj y Auditor de Guerra, es designado, en 1796, como Teniente de Gobernador, Asesor del gobierno y Auditor de Guerra de la ya en extincin Capitana General de Santo Domingo. Sus altas funciones le obligan a permanecer hasta el final. En 1800, Napolen hace realidad el a cuerdo franco-hispano. Un ltimo intento de los cabildos dominicanos convierte a Leonardo del Monte en su mximo representante en Madrid para impedir el cambio de soberana y para la defensa de sus intereses.15 Pero la ocupacin francesa no da tiempo para gestiones, slo para una partida rpida y el abandono, con la tierra natal, de riquezas y propiedades. El 14 de febrero de 1801 llega la familia del Monte a Maracaibo, Venezuela, en la goleta danesa Dart la cual debi dirigirse a Cuba pero que, por decisin de su capitn, lo hizo hacia Venezuela.16 Leonardo lleva consigo recomendaciones y la constancia de una carta escrita por el ex gobernador de Santo Domingo al 14.Ibdem 15.Han sido de gran utilidad para la reconstruccin de la historia de la familia de del Monte dos obras de reciente publicacin, la de Enildo A. Garca: Indice de los Documentos y Manuscritos Delmontinos en la Biblioteca Otto Richter de la Universidad de Miami Coral Gables, Florida, USA Ediciones Universal, Miami, 1979; y la de Urbano Martnez: Domingo del Monte y su tiempo Ediciones UNION, La Habana, 1997. 16.Loc. cit. no. 4, p. 45.

PAGE 16

CENT"N EPISTOLARIO 12 \ 12 \ 12 \ 12 \ 12 \ Rey para que, por sus buenos servicios y experiencia, se le otorgara un puesto acorde con sus conocimientos jurdicos. Una vez asentados en la ciudad venezolana, aproximadamente un mes ms tarde, ya Leonardo del Monte le escribe al Gobernador de Caracas solicitndole ayuda pues: “la consternacin que desde aquel fatal momento se apoder de nuestros corazones, fue tal, que no hubo ms orden ni concierto (…) todos tratamos inmediatamente de abandonar esa patria infeliz y en ella todos nuestros bienes y posesiones, de suerte que nuestra salida ms que una emigracin arreglada (…) parece una fuga precipitada”.17 En el mes de agosto, el Rey orden que recibiera como sueldo el que tena en Santo Domingo como Asesor del Gobierno, el cual implicaba tambin los de Auditor de Guerra y Teniente de Gobernador de Bayaj. Con estos ttulos asesor al Gobernador de Maracaibo hasta que, en abril de 1804, el Rey lo nombra oficialmente para esos cargos en esa provincia. Es en esta ciudad caribea donde, en 1803, nace Domingo del Monte. En 1808 las tropas de Napolen Bonaparte imponen al hermano de ste, Jos, como nuevo monarca espaol. El 2 de mayo de ese ao se inicia la sublevacin espaola contra en rey impuesto. La monarqua acfala es sustituida por la Junta Central y, esta, a su vez, no puede controlar a las dispersas y autoformadas Juntas Regionales. Las viejas contradicciones entre las oligarquas americanas y el monopolismo y absolutismo peninsulares adquieren una nueva dimensin. En esas circunstancias, Leonardo del Monte recibe la feliz noticia de su nombramiento, fechado el 31 de octubre de 1809, como Asesor del gobierno de La Habana.18 Dada la importancia de la capital cubana era, en todos los sentidos, un ascenso en su carrera burocrtica. Es esta la causa de su traslado a Cuba.19 17.Garca Enildo: op. cit. p. 51. 18.Loc. cit. no. 4, p. 45. 19.Es probable que la promocin fuese resultado de gestiones que ya vena realizando Leonardo del Monte. Se haba estipulado que las familias dominicanas que emigraran lo hicieran para Cuba, Las Floridas o Puerto Rico. Los del Monte parece que tenan la intencin de dirigirse a la mayor de Las Antillas, pero por decisin del capitn de la goleta en que viajaban, llegaron a Maracaibo. Por otra parte, la Audiencia de Santo Domingo, con la cual haba estado ligado Leonardo durante toda su carrera, haba sido trasladada para la ciudad de Puerto Prncipe en Cuba. Resultaba lgico que a ella quisiera sumarse el padre de Domingo. Otro elemento es que ya parte de los del Monte se haban asentado en Cuba. Por ltimo, el auge econmico de la Isla era un poderoso polo de atraccin. Todo ello hace presumir que su estancia en Venezuela fue por un imprevisto y que, desde el inicio, Leonardo haca gestiones para viajar a Cuba. Esta circunstancia explicara tambin la ausencia de referencias, por parte de la familia, a esta etapa de sus vidas.

PAGE 17

DOMINGO DEL MONTE / 13 / 13 / 13 / 13 / 13 La relacin de la familia del Monte con Venezuela parece haber sido circunstancial. Como funcionario indiano de las estructuras imperiales espaolas, Leonardo desempe diversos cargos en Santo Domingo, Venezuela y Cuba. En esto no era una excepcin. Son numerosas las figuras conocidas que tuvieron ese peregrinar burocrtico por la Amrica espaola. De aqu que la vinculacin de los del Monte con Venezuela no les haya dejado una huella profunda. Si bien esa regin ya comenzaba a convulsionarse mostrando importantes contradicciones entre los distintos sectores, clases y estamentos sociales, lo cierto es que Leonardo y su familia parten de all antes de que estalle el movimiento independentista. Por otra parte, la sublevacin mantuana no tuvo por centro a Maracaibo. Esta ciudad no cay en manos de las fuerzas independentistas hasta 1823. La actuacin de Leonardo del Monte parece lejana a estos conflictos y, por supuesto, desde la perspectiva de los funcionarios coloniales. De una forma u otra, se mantuvo al margen de los conflictos venezolanos. En los primeros das de febrero de 1810 parte la familia del Monte de Maracaibo en la goleta espaola La Africana rumbo a Santo Domingo. Despus de una breve estancia en su tierra natal, que pudo estar asociada a intereses familiares, navegan definitivamente para Cuba en el bergantn Concepcin. A principios de julio de 1811 entran en la baha de Santiago de Cuba. Entre los papeles que presenta Leonardo del Monte est el que relaciona a sus acompaantes: su esposa, ocho hijos, doce criados de mano y siete ms con sus mujeres.20 De su matrimonio con Rosa Aponte, consta que, adems de Domingo, tuvo otros cuatro hijos, dos hembras, Dolores y Manuela, y otros dos varones, Juan y Manuel.21Este squito indica que Leonardo, en su estancia en Maracaibo, haba recuperado parte de su fortuna que no slo poda provenir de sus ingresos como funcionario real, aunque esta jerarqua le facilitara su entrada en otros negocios. Poco ms de un mes demora el nuevo funcionario en trasladarse a La Habana. Como la Real Audiencia estaba en la ciudad de Puerto Prncipe donde deba presentarse para la jura del cargo, el 14 de julio solicita se le dispense de comparecer personalmente y designa al Re20.Loc. cit., no. 9, pp. 48-60. 21.En una carta de Domingo del Monte dirigida a su hermana Manuela del Monte y Aponte y reproducida en la Revista de la Biblioteca Nacional ao 1, tomo I, La Habana, 31 marzo-31 abril, 1909, nos. 3-4, pp. 91-92, aparecen los nombres de sus cuatro hermanos y hermanas. Segn los apuntes de Domingo Figarola Caneda, parece que Juan y Manuela eran mayores que Domingo, y Manuel y Dolores menores que l.

PAGE 18

CENT"N EPISTOLARIO 14 \ 14 \ 14 \ 14 \ 14 \ lator de esta, Jos de Soto, su representante para ello. El 23 de agosto de 1811, ya en La Habana, toma posesin de su cargo ante la presencia del capitn general y gobernador superior poltico, Marqus de Someruelos.22 Era la primera vez que su hijo, Domingo del Monte y Aponte, vea y pisaba tierra cubana. Tena siete aos. La ausencia de referencias a Venezuela en sus escritos y cartas pueden explicarse, en parte, por la poca memoria que conserv de Maracaibo. Su formacin la adquiri en Cuba y todas sus expresiones son de y sobre esta como su patria. A del Monte, incluso, se le atribuye un artculo en el que se presenta en tercera persona como natural de La Habana.23 Al referirse a sus sentimientos patrios, su ntimo amigo Nicols Azcrate es categrico: “pero su amor ms vivo y palpitante, ms apasionado y ms tierno, era para Cuba, de quien l hablaba siempre como de su tierra natal”..24Hijo de un alto funcionario de la administracin colonial habanera que pronto tuvo muy buenas relaciones dentro de los crculos sociales y de poder de la ciudad, probablemente con el camino allanado por la presencia de una parte de la familia que con anterioridad ya se haba instalado en Cuba, y sin que haya mucha informacin al res22.Martnez, Urbano: op. cit. pp. 49-50. 23.Retomaremos aqu un artculo en francs titulado “Lettres d’un bibliophile russe un bibliophile franais” publicado en el Journal de l’amateur de livres, tomo II, Pars, Pierre Janet, 1850, nos. 1-7 (janvier-juillet), pp. 46-59, 165-180 y ? (la Biblioteca Nacional de Pars no ha conservado los nmeros siguientes de la publicacin en la cual aparece la tercera y ltima carta). Este artculo tiene una S. como firma y Jos Antonio Fernndez de Castro, en Orbita La Habana, UNEAC, 1966, p. 100 asevera que la identific como la de Domingo del Monte. Al consultar los manuscritos “Cartas [de Domingo del Monte] a Jos Antonio Saco dndole noticias de Cuba con relacin a las aspiraciones reformistas y anexionistas y a la poltica de Espaa con respecto a Cuba. Se refiere a sus actividades polticas y literarias y a los trabajos que est haciendo”, C.M. / Morales / t. 13, obrantes en la Biblioteca Nacional Jos Mart, hemos encontrado un fragmento de ese artculo, en espaol, que tiene la misma fecha que el original del Journal de l’amateur de livres y presenta tachaduras, las cuales permiten pensar que se trata en realidad del borrador de una traduccin realizada por nuestro autor. En efecto, parece poco verosmil que haya hablado de s en tercera persona sin ningn motivo y que haya mentido al referirse al lugar donde naci. Este es el fragmento que tiene que ver con l: “Pour en finir avec les amateurs de Madrid, je citerai encore la bibliothque spcialement amricaine que forme Don Domingo del Monte, dans l’intention patriotique d’en doter sa ville natale, La Havane” (p. 173). 24.Azcrate, Nicols: “Respuestas al interrogatorio contenido en la carta de 17 de abril ltimo (1890) sobre Domingo del Monte”, Biblioteca Nacional Jos Mart, C. M. Morales, t. 33.

PAGE 19

DOMINGO DEL MONTE / 15 / 15 / 15 / 15 / 15 pecto, parecen ser estos aos los del despertar de las inclinaciones del nio Domingo del Monte. De su vida y sus estudios anteriores a su llegada a Cuba, ni l mismo hace referencias. Ya en La Habana, tuvo como preceptor a quien denomina “mi antiguo maestro”, el licenciado don Antonio de las Cuevas. Pero he aqu la primera manifestacin de una situacin que parece estar presente en muchos momentos de su vida. El “querido y apreciado” maestro es, a la vez, la anttesis del nio; es un “positivista neto” que intenta “destruir en mi alma el elemento potico” con “cuantos recursos puede inventar la vulgaridad”.25 Don Antonio de las Cuevas formaba parte del crculo familiar; era hermano de la esposa de Antonio del Monte, sobrino de don Leonardo.26Las primeras informaciones documentales sobre los estudios de Domingo del Monte sealan sus inicios en el ao de 1816. Segn Francisco Calcagno en ese ao comienza sus estudios de Filosofa.27 Visto su expediente universitario y examinado el sistema de estudios del Seminario, pudieran precisarse algunas cuestiones. Segn los Estatutos del Seminario, no se poda ingresar en l antes de haber cumplido los 12 aos.28 En la fecha sealada por Calcagno, del Monte tena 13 aos. Por otra parte, los estudios de filosofa eran obligatorios y previos al de las dems carreras. Si se tiene en cuenta que en el expediente universitario consta que curs estudios de Derecho a partir de 1818 y que los de filosofa tenan una duracin promedio de dos aos, parece cierta pero no probada la fecha 1816 como la del inicio de sus estudios. Algunos autores afirman que fue alumno de Flix Varela. No existe, hasta ahora, ningn documento que lo confirme, pero teniendo en cuenta que el clebre presbtero fue el profesor de filosofa del Seminario desde 1812 hasta 1821, es probable que estudiase con l. Ms cuando es justamente en 1816 que Varela 25.“Cartas inditas de Domingo del Monte”, Revista de la Biblioteca Nacional ao 1, tomo I, La Habana, 31marzo30 abril, 1909, p. 89. 26.Delmonte y Aponte, Domingo: Escritos Introduccin y notas de Jos A. Fernndez de Castro, La Habana, Cultural S.A., 1929, p. XI ; Manuel J. Mesa Rodrguez, Apostillas en torno a una gran vida: Domingo del Monte op. cit., p. 56, nota 4. Flix Lizaso, en su artculo “Domingo Delmonte”, Revista Cubana, vol. XXIV, p. 197, afirma que Del Monte tuvo como maestro al dominicano Br. don Esteban Vidal, cofundador de la Escuela de Jess, pero no puede precisar si imparti sus enseanzas en privado o en esa escuela, tampoco hemos encontrado el origen de esta afirmacin. 27.Calcagno, Francisco: Diccionario Biogrfico Cubano New York, Imprenta y librera de N. Ponce de Len, 1878, p. 233. 28. Estatutos del Real y Conciliar Colegio Seminario de San Carlos y San Ambrosio New York, Imprenta de don Guillermo Newel, 1835, Seccin Tercera, no. 2.

PAGE 20

CENT"N EPISTOLARIO 16 \ 16 \ 16 \ 16 \ 16 \ inicia con el elenco de ese ao lo que Jos Antonio Saco llam “la Revolucin Filosfica”. Aunque Leonardo del Monte tuvo, en un inicio, el deseo de que su hijo se dedicase a la carrera militar, se decidi, ante la observacin de la marcada inclinacin del nio por los libros —especialmente de latn y francs— por la de Derecho. El buen reparto de los estudios de los hijos, como entonces se conceba en las familias acomodadas, llevaba a que unos estudiaran la carrera militar, en quienes se depositaba el honor y la gloria de la familia; otros se dedicaran a llevar los asuntos productivos de sus propiedades, en cuyas manos quedaba el incremento de la riqueza; otros a la comercializacin, responsabilizados con la colocacin y ampliacin de los resultados productivos; de ser posible, alguien a la eclesistica, factor de ejemplificante moralizacin interna y social; y, no poda faltar uno que estudiara Derecho, para la defensa de los intereses familiares y una buena carrera burocrtica en las estructuras del aparato de poder colonial. Cuando se estudia la forma en que del Monte se relaciona con su carrera, se hace evidente que nunca le interes. Poco tenan que ver los gruesos volmenes del Derecho Romano con su preferencia por la buena poesa y su pasin por la prosa literaria. El 14 de marzo de 1818 Domingo del Monte inicia sus estudios de Derecho en el Seminario de San Carlos. Como era usual en la poca, un mismo profesor imparta a los estudiantes todas las asignaturas; en este caso el controvertido Justo Vlez, quien con fecha 14 de marzo de 1821 escribe lo siguiente: “Certifico que Dn Domingo Delmonte se halla apto para sufrir un ecsamen claustro pleno en virtud del aprovechamiento que ha demostrado en mi clase; y pa. los fines que le convengan doy la presente en la Habana catorce de Marzo de mil ochocientos veinte y uno. / F / Ldo. Justo Vlez”.29Esto aclara dos afirmaciones hechas al respecto. La primera consiste en que sus estudios de Derecho, y probablemente los de Filosofa, los efectu en el Seminario de San Carlos y no en la Real y Pontificia Universidad de La Habana adonde slo acude a los exmenes para obtener los grados acadmicos; la segunda, en que los termin en 1821 y no en 1820 como es comn leer en la bibliografa al respecto. Siguiendo su expediente universitario podemos afirmar que obtuvo el ttulo de bachiller en Derecho Civil el 22 de mayo de 1821.30 Importa aqu aclarar que, por entonces, la Real y Pontificia Universidad de San Gernimo de La 29.Archivo Histrico de la Universidad de La Habana: Expediente docente de Domingo del Monte y Aponte (ao de 1827) folio 20. 30.Ibdem.

PAGE 21

DOMINGO DEL MONTE / 17 / 17 / 17 / 17 / 17 Habana otorgaba tres ttulos universitarios que se correspondan con tres niveles de desarrollo de una carrera: los de bachiller, licenciado y doctor.31 El primero slo permita trabajar en los niveles inferiores de la profesin. En realidad, un bachiller no era todava un abogado. Durante estos tres aos de sus estudios de Derecho, ocurrieron acontecimientos trascendentes en la familia de Domingo del Monte que parecen incidir en sus decisiones. Durante el mes de agosto de 1820 muere su padre don Leonardo; su madre, doa Rosa, decide residir en la ciudad de Matanzas con las hermanas de Domingo. Las razones de esta decisin parecen estar relacionadas con que es esta regin de Cuba la que, por entonces, se ha convertido en el centro del fomento azucarero, y los del Monte, estn entre qui enes for man parte del grupo de inversores. Ya, en 1818, uno de los hijos de don Leonardo, Jos del Monte, se encontraba en la regin donde haban adquirido cuarenta caballeras de tierra para el fomento de un ingenio, el Ceres.32A partir de entonces, Domingo compartir su tiempo entre las dos ciudades. En la capital permanecen hermanos, tos, primos y, muy en especial, el grupo de amigos con quienes comparte inquietudes y diversiones. Pero lo ms notable es que no continua sus estudios de Derecho. Ello inclina a pensar que los efectuaba sin mucho entusiasmo y por complacer al recin fallecido padre. No es hasta seis aos despus, y por otras razones que veremos ms adelante, cuando del Monte se presenta para obtener el grado de licenciado, y este, de manera irregular, es decir, sin haber asistido a clases: Rmo Sor Rector. Br. Dn Domingo Delmonte, natural de Maracaybo, y vecino de esta Ciudad, con el respeto debido ante V. S. Rma parezco y digo: que segun lo manifiesta el adjunto titulo, que con la ritualidad debida acompao, he cumplido ventajosamente los cuatro aos de interticios que se requieren pa. el grado de Licenciado en Derecho Civil de esta Rl y Pontificia Universidad, que aspiro. Por tanto A. V. S. Rma Suplico se sirva haber por presentado el indicado titulo, y en consecuencia mandar que se me admita ecsmen segun los estatutos, y evacuadas que sean estas diligencias, se me devuelba el titulo pa. los fines convenientes. Es gracia que espero de la equidad de V. S. Rma. Habana. 31 de Marzo de 1827. / F / Br. Domo Delmonte ( sic ).33 31.Archivo Histrico de la Universidad de La Habana: Constituciones de la Real y Pontificia Universidad de S. Gernimo… 1734. 32.Martnez, Urbano: op. cit. pp. 56-57. 33.Loc. cit. no. 21, folios 1-10.

PAGE 22

CENT"N EPISTOLARIO 18 \ 18 \ 18 \ 18 \ 18 \ No consta en el expediente universitario, ni por otras vas, que se haya presentado para obtener el grado mayor de Doctor en Cuba, lo cual ratifica su desinters por esta carrera. Los estudios oficiales realizados por del Monte no explican el desarrollo intelectual, el conjunto de inquietudes, las inclinaciones personales ni el cultivado buen gusto literario que ya se observan germinar en el adolescente. No es seguro que la excelente biblioteca de su padre, en la que inici su cultura de los clsicos, tuviese incorporados los libros con los ms recientes debates en torno al mundo de las letras, las artes y las ciencias. Del Monte, a no dudarlo, es ante todo, un autodidacto. Su pasin no son los libros sino los buenos libros. Cultiva el detalle; trabaja la palabra, la idea, la relacin de estas dos con un ambiente: La Habana de su juventud, que se le presenta, a la vez, deslumbrante y sombra, fascinante en sus misterios y en sus ritos profanos, porque detrs de lo manifiesto est la naturaleza oculta y distinta de sus compatriotas; est la alquimia con que se est conformando un pueblo y una cultura nuevos. No hay dudas, al leer su Centn epistolario que los intensos cambios polticos, sociales e intelectuales que en el mundo se efectuaban con el nacimiento convulso y contradictorio de la modernidad, estn incidiendo decisivamente en la juventud cubana. Pero lo que le confiere un sello caracterstico a esta generacin son los osados pasos que, en el Seminario de San Carlos daban Flix Varela, el obispo de Espada y el grupo de jvenes profesores con el que el prelado haba sustituido a la vieja guardia escolstica. Del Monte se comporta de un modo muy particular. Comparte las inquietudes de sus amigos. En el grupo nace ya una idea clara de la diferencia del criollismo producto de su propia historia y de la heterogeneidad y fragmentacin de la sociedad esclavista insular.34 Cuba se les presenta como el campo virgen que las generaciones anteriores no fueron capaces de entender. La voluntad de hacer a Cuba es, en estos 34.No resulta casual que en la bsqueda de su identidad, del Monte sea de los primeros promotores para el rescate y publicacin de las obras de los primeros historiadores cubanos del siglo XVIII: Arrate y Urrutia y, sobre todo, de la de Pedro Agustn Morel de Santa Cruz, de la cual fue el primero que hizo un estudio y aclar cuestiones confusas relativas a su Historia de la Isla y Catedral de Cuba y a su Relacin histrica de los primitivos obispos y gobernadores de la Isla de Cuba Esta ltima se public, por su iniciativa, en Memorias de la Sociedad Patritica de la Habana, tomo XII, La Habana, 1841; Memorias de la Sociedad Patritica de la Habana, tomo XIII, La Habana, 1842. Para profundizar ms puede ver el prefacio de Francisco de Paula Coronado a: Pedro Agustn Morel de Santa Cruz: Historia de la Isla y Catedral de Cuba La Habana, Imprenta Cuba Intelectual, 1928.

PAGE 23

DOMINGO DEL MONTE / 19 / 19 / 19 / 19 / 19 jvenes atrevidos, la gran aventura de su generacin. Pero a diferencia de Saco o de Luz y Caballero, del Monte comparte su tiempo de estudio con el disfrute pleno de la vida. Aventuras amorosas, paseos por la Alameda de Paula, tertulias ms literarias que filosficas, disfrute de las noches de retretas y de la ms exquisita mesa, configuran tambin parte de su formacin. Aquellos jvenes fueron afortunados. Desde 1812, el profesor de Filosofa del Seminario de San Carlos, Flix Varela, ofreca un nuevo y autntico pensamiento cuyas consecuencias penetraban en todas las ramas del pensar y del hacer. No slo era un cambio en las ideas, lo era tambin en la actitud hacia el conocimiento y la prctica social. En el mismo ao en que del Monte inicia sus estudios de Derecho, 1818, Varela publica el libro que circula, de mano en mano, entre la plyade juvenil. En ella sintetiza la propuesta para un nuevo pensamiento moderno y cubano, Lecciones de Filosofa Es tal la conmocin que, a pedidos de sus alumnos, da a la luz, al ao siguiente, la base terica de ese pensamiento, Miscelnea filosfica El primer objetivo del “padre fundador” fue “demoler la estructura gtica de la escolstica medieval”; liberar al pensamiento como primer paso para toda creacin. Con precisin separa los campos de la Fe y de la Razn —la primera, para las cosas divinas y espacio de la teologa; la segunda, para el estudio del mundo fsico, social y humano, campo de la filosofa—.35 Una vez deslindados ambos estudios, despoja a la filosofa de todo el pesado lastre “de inutilismo”, sectarismos y, sobre todo, del impedimento mayor, las autoridades: “No seguimos a ningn maestro. Si por esto se entiende que no juramos sobre la palabra de nadie”; “La autoridad de los Santos Padres en cuestiones filosficas es la misma que la de los filsofos que ellos seguan”; su filosofa lo que quiere es “que no te adhieras con pertinacia” a ninguna escuela o filsofo pero que los estudies a todos. Para crear las bases de todo pensamiento propio deben tenerse “por norma la razn y la experiencia”.36 En esto da un paso ms atrevido. Supera a su maestro, Jos Agustn Caballero, al negar las ideas innatas o puramente intelectuales que eran la otra base inconmovible del no pensar anterior. No hay ideas sin realidad exterior. Por ello, cambia el “pienso luego existo” de Descartes por su “siento luego existo”, de lo que se infiere el “existo luego pienso”.37 35.Torres-Cuevas, Eduardo: Flix Varela: los orgenes de la ciencia y con-ciencia cubanas Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1995, pp. 131-139. 36.Citado por Eduardo Torres-Cuevas: op. cit. pp. 201-212. 37.Ibdem.

PAGE 24

CENT"N EPISTOLARIO 20 \ 20 \ 20 \ 20 \ 20 \ El inutilismo lo ve Varela en dos direcciones: la primera es lo que llama “las seoras categoras” que convierten a la filosofa en conceptos que se imponen a toda realidad, cuando antes por el contrario, es de la realidad de la que se forman los conceptos. Como consecuencia de ello, los ejercicios filosficos, que por entonces se efectuaban, eran pura retrica, en la cual se daba por triunfador al que ms gritaba y no al que ms cerca estuviese de la verdad. Despojarla de las categoras abstractas y de la retrica sin enjundia tambin fue parte de su trabajo filosfico. La segunda direccin es la especulacin metafsica. Afirma que los filsofos, al hablar de la esencia de las cosas “dicen lo que piensan” no lo que es. Por ello, utilizan el concepto de naturaleza: lo que se debe conocer a travs del estudio, la experimentacin, la razn y la experiencia, es la naturaleza fsica, social y humana, que son la razn de ser de la filosofa. De esta forma, el centro del conocimiento y del estudio del conocimiento es la epistemologa, no la ontologa ni la metafsica. De lo que se trata es de que la filosofa sea en realidad una ciencia de las ciencias verdaderas no pura especulacin metafsica: “No pertenecen a la naturaleza de las ciencias los innumerables sistemas y suposiciones de que se han llenado los hombres sujetando la naturaleza a sus ideas y no las ideas a la naturaleza”.38 Se impone pues, una vez liberado el pensamiento, crear el pensamiento de la liberacin que tiene su base en la teora del conocimiento; una ciencia para el saber verdadero. Como sustento de la nueva filosofa est el mtodo o pensamiento electivo. Ya el padre Agustn Caballero, maestro de Varela, haba titulado su obra con el nombre de Filosofa electiva. Varela, en sus primeros trabajos —y ello provocar nuevas polmicas y equivocaciones posteriores— la denomina eclctica. El problema surge porque van a existir dos contenidos distintos del concepto eclctico: uno se sustenta en la antigua escuela griega de este nombre y ser el utilizado por la Ilustracin trasformadora del siglo XVIII; el otro, que tiene su origen en los neoplatnicos, era el que haba utilizado la vieja escolstica desvitalizada del siglo XVII y que fue retomado por la reaccin francesa posrevolucionaria del siglo XIX. Varela asume la primera, en la que el concepto eclctico tiene el sentido de electivo Segn el filsofo cubano, los eclcticos haban establecido un gnero de filosofa ms libre, el cual con el objetivo de buscar la verdad, y sin adscribirse a la totalidad del pensamiento de un filsofo, escuela o tendencia, tena la caracterstica de elegir libremente lo que juzgaran ms cierto; la filosofa electiva, que sentaba el concepto de libertad no slo como idea, sino tambin, como actitud y prctica del pensar y actuar, lo que se 38.Ibdem, p. 159.

PAGE 25

DOMINGO DEL MONTE / 21 / 21 / 21 / 21 / 21 propone es estudiar la realidad con los instrumentos de la razn y la experiencia, y con el conocimiento de todo el pensamiento anterior.39Ese camino est concebido a travs de la relacin verdad-realidad y, esta ltima, como la naturaleza de lo existente en el mundo fsico, social y humano. Este mtodo era definido en la Enciclopedia Francesa del Siglo de las Luces del modo siguiente: “El eclctico es un filsofo que, haciendo tabla rasa del prejuicio, la tradicin, la antigedad, el consentimiento universal, la autoridad, en una palabra, de cuanto subyuga a la multitud de los espritus, ese pensar por s mismo, remontarse a los ms claros principios generales, examinarlos, discutirlos y no admite ms que bajo el testimonio de su experiencia y su razn: y de todas las filosofas que ha analizado sin prejuicios ni parcialidad, hacerse una particular y domstica que le pertenece”.40 Con este mtodo se abran todas las puertas para estudiar a Cuba y a Amrica, “con una filosofa particular y domstica”, sin esquemas impuestos sino por el contrario, desde la perspectiva de crear una ciencia y una cultura nuevas para el verdadero conocimiento de su realidad. La concepcin electiva del trmino eclctico implicaba todo lo contrario de la otra acepcin de este. Mientras ella significaba que, desde el conocimiento, sin esquemas y sin dogmas, se crea un pensamiento propio y nuevo; en su contrario, el eclecticismo es la reafirmacin de lo ya dicho por las autoridades en una composicin esquemtica en la cual la ingeniosidad est en la forma de componer y argumentar. Como el pensamiento europeo tena en sus tradiciones su propio lastre, al americano le corresponda, ante todo, encontrarse a s mismo para, a su vez, descubrir su propia naturaleza y, desde ella, crear no slo su ciencia sino, tambin, su conciencia de s. Destaca Varela que lo que hay que imitar es el espritu de bsqueda y creacin del pensamiento de Europa pero no la letra surgida de una realidad diferente.41El sistema terico vareliano iba acompaado de un amplio espacio dedicado a los temas sociales y humanos. Desde 1816 ensea los conceptos de democracia, pueblo y, sobre todo, el de patria, pieza angular de toda su filosofa. De l se deriva la nueva concepcin del patriotismo, anttesis del patrioterismo demagogo, y cimiento de la patria nueva que se quiere crear. Hacer ciencia con conciencia y crear conciencia con la ciencia, ese es el nico camino para una Cuba prospera, moral, culta y cubana. Sus tres principios polticos: preferir el bien comn al 39.Ibdem, pp. 210-216. 40.Feulqui, Paul: Diccionario del lenguaje filosfico Editorial Labor S. A., Madrid, 1967, p. 290. 41.Loc. cit., no. 27.

PAGE 26

CENT"N EPISTOLARIO 22 \ 22 \ 22 \ 22 \ 22 \ bien individual; no hacer nada que vaya contra la unidad del cuerpo social; y hacer slo lo que es posible hacer. El filsofo cubano, como su mecenas, el obispo de Espada, saben los efectos explosivos que en la juventud este sistema de ideas implica. Pero ellos piensan ir ms lejos en cuanto la oportunidad se presente; piensan pasar de las ideas a la accin poltica. Domingo del Monte tena slo quince aos cuando iniciaba sus estudios de Derecho. Estaba entre los ms jvenes de aquella muchachada entusiasta que asumi el nuevo espritu surgido de la siembra vareliana. Este les haba abierto el camino. A cada cual le tocaba decidir si lo emprenda o no y que hacer ante el reto que se les colocaba en las manos. El filsofo ingls John Locke haba establecido la relacin entre el mtodo electivo y la libertad al afirmar que la segunda consiste en “que seamos capaces de actuar o no actuar a consecuencia de nuestra eleccin”.42 Apenas florecan las nuevas ideas en la juventud cuando, inesperadamente, la historia los coloc ante la necesidad apremiante de tomar decisiones trascendentes en lo personal y en lo social. El sbado 15 de abril de 1820 entraba en el puerto habanero el bergantn Monserrate con la noticia que en Espaa haba sido reestablecida la Constitucin de 1812. Los regimientos de Mlaga y Catalua, que se encontra ban en La Habana de paso hacia el continente donde deban combatir a los independentistas, se lanzaron a las calles y obligaron al gobernador, Juan Manuel Cajigal, a jurar la Constitucin.43 Se iniciaba as el segundo perodo constitucional en Cuba. Las fuerzas polticas, que hasta entonces haban estado sumergidas, brotaron a la superficie en abierta y hostil contienda. La Constitucin otorgaba todas las libertades pblicas menos la de religin; colocaba la soberana en el pueblo y no en el rey; y converta en ciudadanos a los antiguos vasallos del monarca. Muchos de estos elementos haban estado ya en los Elencos, a partir de 1816, y en las obras de Flix Varela por lo que, sin una organicidad independiente de la filosofa, eran parte de la formacin de los alumnos de San Carlos. Las distintas tendencias no slo se agruparon en sociedades o grupos polticos, sino que, en pocos das comenzaban a publicarse numerosos peridicos —ms de cincuenta en tres aos, la mayora de muy corta duracin— que constituyen una excelente muestra del abanico poltico que 42.Locke, John: Ensayo sobre el entendimiento humano Fondo de Cultura Econmica, Mxico, 1956, p. 234. 43.Archivo Nacional de la Repblica de Cuba : “Noticias de las principales ocurrencias acaecidas en la Havana el da 15 de abril de 1820 y siguiente remitidas por el Intendente de Ejcito al Secretario de Estado y de Despacho en Madrid”, Fondo Gobierno civil

PAGE 27

DOMINGO DEL MONTE / 23 / 23 / 23 / 23 / 23 estaba en el substrato de la sociedad cubana. El pas entr en uno de los perodos ms convulsos de su historia colonial. Por una parte, actuaban las organizaciones polticas espaolas, de las cuales tres eran las ms activas: los comuneros, los carbonarios y los anilleros. Algunas eran de encendidos y caticos principios liberales y en otras se agrup la burguesa comercial espaola residente en Cuba y que, por entonces, se encontraba en pugna de intereses con la burguesa esclavista formada, en lo fundamental, por criollos. Esta ltima, a diferencia de las sociedades secretas hispanas, cre dos cuerpos masnicos: el Gran Oriente Territorial Espaol-Americano del Rito Escocs de Francmasones Antiguos y Aceptados, conocido como escocistas, y cuya figura mxima era el rico hacendado esclavista Pedro Pablo O’Reilly, conde de O’Reilly; y la Gran Logia Espaola de Antiguos y Aceptados Masones del Rito de York, conocidos como yorquinos.44Sin embargo, lo ms original del perodo fueron ciertas sociedades secretas, que ya venan funcionando con anterioridad, y que estaban fuera de la influencia de la vieja guardia formada por los idelogos de la burguesa esclavista. Integrada esencialmente por jvenes con un profundo sentido americanista, algunas de ellas iniciaron las conspiraciones separatistas. Las ms destacadas fueron Los Soles, La Cadena Triangular, Los Caballeros Racionales y La Gran Legin del guila Negra.45 En todas exista un cierto influjo del movimiento independentista latinoamericano y est probado que mantenan estrechos nexos tanto con el movimiento bolivariano como con el mexicano.46 La agresividad de los grupos hispanos acentu la reafirmacin de los criollos. En el Seminario de San Carlos, el obispo de Espada observa; el presbtero Varela se prepara y la muchachada juvenil, alborotada, pero mejor preparada que los ardientes comerciantes y militares espaoles, apenas puede contener sus deseos de accin. Por fin le llega al Obispo la oportunidad. Apoyado en una decisin de las Cortes espaolas y en un acuerdo de la Sociedad Econmica de Amigos del Pas, crea la ctedra de Derecho Constitucional que coloca en las manos, nada menos, que de Flix Varela. Para tal empresa, el filsofo cubano decidi preparar un 44.Miranda y Alvarez, Aurelio: Historia documentada de la masonera en Cuba Molina y Ca, La Habana, 1933. 45.Dos estudios sobre estos movimientos de imprescindible consulta son: Roque Garrig: Historia documentada de los Soles y Rayos de Bolivar, El Siglo XX, La Habana, MCMXXIX y Adrin del Valle: Historia docum entada de la Gran Legin del guila Negra, El Siglo XX, La Habana, MCMXXX. 46.A este respecto pueden verse Fernndez de Castro, Jos Antonio: “Jos Fernndez Madrid, prcer colombiano y precursor de la independencia de Cuba”, Orbita de Jos Antonio Fernndez de Castro ed. cit. y Julin Vivanco: Jos Antonio Miralla, precursor de la independencia de Cuba Editorial El Sol, Habana, 1958.

PAGE 28

CENT"N EPISTOLARIO 24 \ 24 \ 24 \ 24 \ 24 \ conjunto de lecciones que public en su obra Observaciones sobre la Constitucin poltica de la Monarqua Espaola .47Por primera vez en Cuba se impartan clases y se publicaba una obra en las cuales se estudiaban las bases del derecho moderno y de los fundamentos jurdicos de los movimientos transformadores de la poca. El debate acerca de los conceptos de soberana, de los poderes del estado, del constitucionalismo, de la anttesis democracia-tirana; pero, sobre todo, el ngulo americano en que se asuman las ideas, le permitieron a Varela afirmar que, con justo ttulo, aquella Ctedra poda llamarse de la libertad. Dos aspectos no pueden dejar de sealarse al analizar las Observaciones … del maestro de la juventud cubana. La primera consiste en que sus fundamentos estn ms en la tradicin positiva del pensamiento espaol y en las ideas russonianas que en las elitistas de los enciclopedistas franceses. La segunda, la forma sutil en que se asume la idea del contrato social. Segn Varela, si se justificaba para los europeos la ruptura de este cuando el gobernante no cumple sus deberes para con el pueblo, el mismo argumento le da validez jurdica al movimiento independentista latinoamericano en la medida en que la metrpoli deje de representar y cuidar de sus intereses. Como estas lecciones de Varela no slo explicaban la Constitucin espaola, sino que iban al estudio de los fundamentos polticos y jurdicos de la modernidad y como, de hecho, precisaban en estos campos lo que ya estaba en su Ctedra de Filosofa, la Ctedra de Derecho Constitucional represent la apertura del pensamiento poltico cubano as como sus fundamentos jurdicos. Ello explica el significado que tuvieron aquellos hallazgos tericos para los cubanos de la poca y, en particular, para los alumnos de San Carlos. Las palabras iniciales del padre Varela al dar inicio al curso, el 18 de enero de 1821, quedaron gravadas en toda una generacin: “Yo llamara a esta ctedra, la ctedra de la libertad, de los derechos del hombre, de las garantas nacionales, de la regeneracin de la ilustre Espaa, la fuente de las virtudes cvicas, la base del gran edificio de nuestra felicidad, la que por primera vez ha conciliado entre nosotros las leyes con la Filosofa, que es decir, la ha hecho leyes. En fin, los estudios que contienen al fantico y al dspota y conservan la religin”.48No hay duda que del Monte y sus amigos fueron entusiastas lectores de las obras de Varela y que estas influyeron de manera decisiva en ellos. De igual forma influa el ambiente fuertemente americanista y 47.Varela, Flix: Observaciones sobre la Constitucin poltica de la monarqua espaola Imprenta de don Pedro Nolasco Palmer e hijo, Habana, 1821. 48.Varela, Flix: “Discurso de apertura de la Ctedra de Constitucin”, El Observador Habanero 1821, p.1.

PAGE 29

DOMINGO DEL MONTE / 25 / 25 / 25 / 25 / 25 libertario. Nada ms precioso para estudiar este momento juvenil que las cartas contenidas en la obra que prologamos. Buscando una definicin que respondiera a sus sentimientos patrios, adoptaron diversos trminos como el de yuquinos.49 En otros casos, intentaban el rescate del nombre de Coln, rechazando el de Amerigo Vespucci; de aqu que algunos prefirieran el nombre de Colombia para el continente. Su intento de reafirmacin los lleva a la ponderacin e idealizacin de los aborgenes del Nuevo Mundo, autodenominndose indios pese a su ascendencia hispana.50 Bajo este criterio, ellos son los que llevan a cabo el primer homenaje al cacique Hatuey, quien haba liderado la resistencia tana en Cuba frente a los conquistadores espaoles.51 Gustaron de suprimir de la frmula existente hasta entonces de “espaoles peninsulares” y “espaoles americanos” el trmino unificador para dejar los diferenciadores de “peninsulares” y “americanos”. Entre sus tertulias surge lo que ellos llamaron la Academia Americana que tiene un franco carcter de estudios, iniciativas y recreacin literaria para una mejor comprensin del continente y su cultura. Es en este contexto, y en la inquietud compartida con sus amigos, en que aparecen los primeros trabajos publicados de Domingo del Monte. Ya hemos hecho referencia al importante papel que tiene la prensa en esta etapa. Frente a verdaderos libelos polticos y duelos insultantes en deterioro de la libertad de prensa, del Seminario de San Carlos, de sus profesores y alumnos comienzan a surgir peridicos con pretensiones ms de fondo. El primero de ellos, junio de 1820, es El Observador Habanero dirigido por un cercano colaborador del obispo de Espada, Jos Agustn Govantes; sus artculos aparecen bajo firmas respetables como las de Flix Varela, Nicols de Escovedo, Leonardo Santos Surez y Felipe Poey. A finales de 1822 surge El Americano Libre que, al parecer, fue iniciativa de un grupo de estudiantes del 49.Este trmino aparece en varios documentos, entre otros los relacionados con la conspiracin de La Gran Legin del guila Negra, que era promovida desde Mxico. El sentido que tuvo es incierto. Para algunos autores, como Eduardo Torres-Cuevas, pudo ser motivado porque los conspiradores sostenan que Cuba era una prolongacin de Yucatn; este mismo autor cree que tambin pudo ser un modo encubierto derivado del rito de York, cuyos miembros se denominaban yorkinos. Otra posibilidad, nos dice, sera una derivacin de la palabra yuca, cultivo de los aborgenes de Cuba, con lo que los yuquinos seran los hombres de la “tierra de la yuca”. Esta ltima estara acorde con el espritu indigenista que asumieron muchos criollos. Lo cierto es que el trmino aparece en diversos lugares por entonces, entre otros en esta obra que presentamos.(Entrevista con Eduardo Torres-Cuevas.) 50.Cfr. Valle, Adrin del: op. cit. 51. Centn epistolario de Domingo del Monte t. I, p. 2.

PAGE 30

CENT"N EPISTOLARIO 26 \ 26 \ 26 \ 26 \ 26 \ Seminario, los ms jvenes. Se le ha atribuido a Domingo del Monte y a su inseparable amigo de entonces, Jos Antonio Cintra, la redaccin de este.52 No obstante, la direccin del peridico parece moverse en tendencias diferentes. Si por una parte se presenta como una publicacin que pretende “esparcir las luces y conocimientos (…) contribuyendo por este medio a la ilustracin de los pacficos habitantes de este delicioso pas, que es el blanco de todas las potencias ambiciosas”;53 por otra, insertaba artculos verdaderamente explosivos: “Cuando un pueblo est oprimido y vejado por la injusta nacin a que pertenece (…) cada habitante del pas es un abogado para reclamar la independencia, y un fuerte guerrero para sostenerla…”.54La publicacin apenas dur cuatro meses. Vctima de fuertes ataques, que eran motivados por su propio nombre y por el contenido de ciertos artculos, es indudable que se decidi cambiarlo por uno menos poltico y ms cultural. A menos de un mes de su desaparicin surge el que, en mi opinin, es uno de los ms logrados peridicos del perodo, El Revisor Poltico y Literario ms ponderado pero no menos incisivo; ms literario, pero con los mismos fines emancipatorios. Este, sin dudas, estaba en manos ms experimentadas; nombres como los de Jos Antonio Saco, Cayetano Sanfeli (el tempranamente malogrado brillante alumno de Varela), Anacleto Bermdez y los del grupo delmontino, el propio del Monte, Cintra y Jos Mara Heredia. En estos dos ltimos peridicos hemos podido localizar cuatro trabajos de Domingo del Monte, todos del ao 1823. El primero de ellos “Noche de luna en la Alameda de Paula” aparece en El Americano Libre (19 de enero de 1823); los otros tres en El Revisor Poltico y Literario: “Noche de retreta” (5 de marzo de 1823), “Primeros versos de Heredia” (31 de marzo de 1823) y “A la stira del satrico Dorilo” (11 de abril de 1823). Aunque estos artculos los escribi del Monte cuando an no haba cumplido los veinte aos, ya se observan en ellos los inicios de una nueva actitud literaria. Los dos primeros artculos se insertan en la tradicin de la literatura costumbrista que ya se practicaba en Cuba pero con un nuevo enfoque. Se trata de la presencia de la crtica social y del desarrollo de 52.Esta afirmacin es de Joaqun Llaveras: Contribucin a la Historia de la Prensa Peridica Publicaciones del Archivo Nacional de Cuba, La Habana, 1945. 53.Biblioteca Nacional Jos Mart : Sala Cubana. El Americano Libre 15 de noviembre de 1822. En esta Sala se puede ver una gran parte de la prensa publicada en el trienio constitucionalista. Otras importante colecciones se encuentran en los Fondos del Instituto de Literatura y Lingstica y en la hemeroteca de la Biblioteca Central de la Universidad de La Habana. 54. El Americano Libre 27 de noviembre de 1822.

PAGE 31

DOMINGO DEL MONTE / 27 / 27 / 27 / 27 / 27 un nuevo estilo literario. Se ponderan aspectos de la vida habanera pero se critican los malos hbitos, los desencuentros de la juventud y ciertas modas a la europea. Son, en cierta medida, el inicio de los estudios de la sociedad habanera tan llena de contradicciones. El tercer artculo, este sobre los versos de Jos Mara Heredia, resultaba una crtica mordaz a la psima “poesa” que se haca hasta entonces, al mal gusto y, sobre todo, una propuesta, ya plasmada en la poesa inicial de su ntimo amigo, de superar tan lamentable estado literario: “Multitud de poetastros adocenados arrebataban los aplausos de la turba, mientras los amantes del buen gusto lloraban los extravos de tanto talento perdido (…) Por desgracia, no hay esperanza de que corrigieran sus errores, pues no los conocan: merced a las alabanzas necias que le prodigaban sus ms necios admiradores, y el silencio vergonzoso en que yaca la sana crtica, tan necesaria para corregir los defectos literarios”.55Al ponderar la poesa de Heredia, del Monte escribe que son “versos y no renglones rimados”. Sobre este trabajo de del Monte escribe Urbano Martnez, que con l su autor se coloca como “el primero que repar en la indigencia de la poesa nacional”;56 Jos Mara Chacn y Calvo lo asume como “todo un programa esttico”.57Resultaba, sin dudas, la expresin esttica y crtica del espacio intelectual abierto por Flix Varela; era una propuesta que, en su realizacin, deba recorrer un largo camino, que nadie haba desbrozado, para crear una literatura cubana a la altura de las mejores del mundo. Un hecho merece destacarse para poder encontrar el origen de posteriores enfrentamientos. Entre los alumnos del Seminario existan diferentes tendencias. Si la revolucionaria —en el sentido de transformacin radical del pensamiento, la cultura y la sociedad— tena en Flix Varela a su maestro; otra, dirigida por Juan Bernardo O’Gaban, responda a la defensa de la esclavitud, al pensamiento esttico y al conservadurismo cultural y poltico. En esta ltima tendencia militaba uno de los jvenes que, por entonces, tambin daba sus pasos iniciales, Manuel Gonzlez del Valle.58 El primer enfrentamiento de ste, de una larga lista, con las tendencias renovadoras fue motivado por el artculo de Domingo del Monte sobre la poesa de Heredia. Con el seudnimo de Dorilo, riposta en el propio El Revisor Poltico y Litera55. El Revisor Poltico y Literario 31 de marzo de 1823, p. 5. 56.Martnez, Urbano: op. cit. p. 76. 57.Citado por Urbano Martnez: op. cit. p. 77. 58.Cfr. Torres-Cuevas, Eduardo: op. cit. pp. 342-350.

PAGE 32

CENT"N EPISTOLARIO 28 \ 28 \ 28 \ 28 \ 28 \ rio .59 Del Monte, a su vez, le responde con su “A la stira del satrico Dorilo”.60 Desde entonces, el papel de Gonzlez del Valle en defensa de lo conservador y contra el pensamiento nuevo ser una constante. Cuando estos combates intelectuales se efectuaban en La Habana, en Espaa se iniciaba la invasin del ejercito francs de los Cien mil hijos de San Luis al mando del Duque de Angulema. La accin se llevaba a cabo en nombre de la Santa Alianza europea con el fin de derrocar el rgimen constitucional y restaurar el absolutismo de Fernando VII. Como representante de Cuba en las Cortes espaolas se encontraban Flix Varela, Toms Gener y Leonardo Santos Surez. El presbtero habanero tena varios proyectos de leyes trascendentes para la sociedad cubana: uno sobre la autonoma de la Isla; otro de reconocimiento de la independencia americana; un tercero para la extincin de la esclavitud en Cuba y, por ltimo, el de la reforma de la educacin, en particular de la universitaria. Acogido a las fuerzas invasoras, el Rey conden a muerte a todos los diputados que haban votado por su nulidad. Entre ellos estaban los tres representantes de la Isla de Cuba. Varela, sin embargo, tuvo una profunda satisfaccin. El 14 de abril los estudiantes de la Ctedra de Derecho Constitucional dan a conocer una declaracin pblica de respaldo a los constitucionalistas. El manifiesto estudiantil est firmado, entre otros, por Domingo del Monte: Los alumnos de la clase de Constitucin, establecida por la Sociedad Patritica en el Colegio Nacional de San Carlos de La Habana, se presentan con el respeto que inspira la sabidura y el entusiasmo de la libertad ante el augusto Congreso de las Espaas ofrecer los sentimientos de su patriotismo, y consagrar en el mismo santuario de las leyes sus votos incesantemente pronunciados de constitucin y aborrecimiento la tirana. (…) La juventud laboriosa y ardiente de la Habana dedicada al estudio del cdigo fundamental, objeto de sus delicias y adoraciones, y blanco hoy de los tiros ensangrentados y de rabia de los tiranos, quisiera lanzar, arrebatada de su enardecido liberalismo un grito de adhesin y libertad, que atravezando rpidamente la inmensidad de los mares, resonase vigoroso y esforzado en el mismo centro de la capital de las Espaas.61 59. El Revisor Poltico y Literario 7 de abril de 1823, p. 7. 60. El Revisor Poltico y Literario 11 de abril de 1823, p. 5. 61.“Carta a las Cortes de los alumnos de la clase de Constitucin”, El Revisor Poltico y Literario La Habana, no. 19, lunes 14 de abril de 1823.

PAGE 33

DOMINGO DEL MONTE / 29 / 29 / 29 / 29 / 29 El 23 de mayo de 1823 caa Madrid en manos del ejrcito invasor con la complicidad de los jefes militares espaoles. Slo la milicia se mantena fiel a las Cortes, las cuales se vean obligadas a refugiarse en Sevilla. En La Habana, El Revisor Poltico y Literario da su paso ms osado al publicar, el 30 de junio, un artculo cuya conclusin era que si triunfaba el absolutismo en Espaa, la solucin cubana consista en la separacin poltica o su unin con Gran Bretaa.62 Toda la Isla se convirti en un verdadero hervidero conspirativo. Los signos de estas conspiraciones son muy variados. Una de ellas, llevada a cabo por sectores liberales espaoles pretenda, entre otras cuestiones, sustituir al obispo de Espada por el cura Toms Gutirrez de Pieres; un ao despus, otro conato de este tipo lo encabez el alfrez Gaspar Antonio Rodrguez junto con unos pocos lanceros espaoles; los masones del rito de York circularon una comunicacin a sus logias para saber si estaban dispuestas a “declarar y sostener la Constitucin en esta Isla en el caso de sucumbir la Pennsula al sistema desptico por el Gbno. Francs”; contra la logia de Vereda Nueva se envi a la famosa partida de Armona que la clausur a planazos de machete; pero de todas ellas hubo una de ms profunda significacin.63En 1818 coincidieron en Cuba cuatro destacadas figuras del movimiento independentista latinoamericano: el argentino Jos Antonio Miralla, el peruano Manuel Lorenzo Vidaurre, el ecuatoriano Vicente Rocafuerte —que llegara a ser presidente de esa Repblica— y el colombiano Jos Fernndez Madrid —ltimo presidente de la primera repblica colombiana—. Junto a otros cubanos y latinoamericanos iniciaron la conspiracin separatista de acuerdo con Bolvar. En sus Memorias Rocafuerte escribe: “Exista en la Habana una sociedad muy secreta que estaba en correspondencia activa con otra de Caracas y que presida el doctor J. Fernndez Madrid, muy conocido entre nosotros por sus virtudes, sus distinguidos talentos, y su sincero patriotismo; l me hizo el honor de iniciarme en los misterios de esa patritica asociacin”.64El propio Rocafuerte reconoce que, al iniciarse el perodo constitucional y “restablecida as la libertad de imprenta empec a escribir en favor 62. El Revisor Poltico y Literario 30 de junio de 1823. 63.Una sntesis de estos acontecimientos en Torres-Cuevas, Eduardo: “De la Ilustracin Reformista al reformismo liberal”. Instituto de Historia de Cuba: Historia de Cuba: La Colonia evolucin socioeconmica y formacin nacional desde los orgenes hasta 1867 Editora Poltica, La Habana, 1994, pp. 324-342. 64.Fernndez de Castro, Jos Antonio: loc. cit., no. 38, p. 213.

PAGE 34

CENT"N EPISTOLARIO 30 \ 30 \ 30 \ 30 \ 30 \ de la independencia, en unin de los seores Miralla y el doctor J. Fernndez Madrid”.65 Esta sociedad secreta se extendi rpidamente en La Habana con el nombre de Los Soles. Es posible, aunque no est probado, que Los Caballeros Racionales en Matanzas y La Cadena Triangular en Puerto Prncipe fuesen ramificaciones de esta. El general Pez, tan cercano a Bolvar en esos momentos, seala en sus Memorias que se decidi enviar al agente Pedro Rojas “a fin de fomentar la revolucin que en aquella isla se conoce con el nombre de Soles de Bolvar”.66 Segn Eduardo Torres-Cuevas, este agente es de los que aparece en la logia habanera y pudo escapar antes de ser arrestado por las fuerzas espaolas.67 Cuando en agosto de 1823 es descubierta la conspiracin, los cuatro destacados latinoamericanos ya no se encontraban en Cuba. Sin embargo, todos actuaban en la promocin de la independencia de la Isla. En ese momento, quien aparece como jefe del movimiento es el cubano, “coronel del ejrcito de Colombia”, Jos Francisco Lemus. Lo que llam la atencin de todos era la composicin de la conspiracin. Eran, en un nmero elevado, jvenes ilustrados, muchos an estudiantes del Seminario de San Carlos o recin graduados de este. Como muchos eran hijos de destacados miembros de los crculos de poder, se tuvo especial cuidado en la forma en que se disolvi el movimiento y el modo de presentarlo ante las nuevas autoridades de Madrid. El fiscal en el juicio, Francisco Hernndez de la Joya, catalog a sus participantes como “jvenes irreflexivos e incautos y candorosos campesinos”;68 el gobernador Vives salvaba la responsabilidad de la burguesa esclavista cuando escribe: “Hasta ahora a pesar de las infinitas declaraciones, no se ha descubierto la menor complicidad en los honrados propietarios y personas de juicio que tanto abundan en esta Isla y de quienes he recibido continuamente las pruebas ms positivas de la fidelidad a la nacin, adhesin al gobierno de S. M. y el amor al orden”.69A las anteriores manifestaciones se agrega la de la burguesa esclavista que, en carta al Rey, expresa que la conspiracin era resultado de: “Los agentes ocultos de otras Provincias emancipadas, (que) sembraron la fatal semilla que acalor la imaginacin de jvenes alucinados, hijos, empero, de padres idlatras de su rey”.70 65.Ibdem. 66. Paez, Jos Antonio: Autobiografa Biblioteca Ayacucho, Madrid, s. a., pp. 455. 67.Loc. cit., no. 55. 68.Garrig, Roque: op. cit. t. I, p. 243. 69.Franco, Jos Luciano: El gobierno colonial de Cuba y la independencia de Venezuela Casa de las Amricas, La Habana, 1970, p. 94. 70.Garrig, Roque : op. cit ., t. II, p. 260.

PAGE 35

DOMINGO DEL MONTE / 31 / 31 / 31 / 31 / 31 Entre las primeras medidas de Fernando VII, una vez restaurado el absolutismo, se halla la de derogar la Constitucin, declarar que la soberana no radica en otra que en “mi real persona” y otorgar Facultades Omnmodas de jefe de plaza sitiada, al Capitn General de la Isla. El temor se apodera de muchos. La prensa es silenciada. Al exilio marcharon un buen nmero de aquellos jvenes: Gaspar Betancout Cisneros, Jos Aniceto Iznaga, Fructuoso del Castillo, Jos Agustn Arango, Miguel Teurbe Toln, Jos Ramn Betancourt, Francisco Sentmanat y, quien haba sido uno de los ms allegados amigos de del Monte, Jos Mara Heredia. La reaccin no tuvo lmites. Se orden la detencin del obispo de Espada, a quien se le acusaba de masn, hereje, iconoclasta, jansenista, liberal, constitucionalista e independentista.71 La Ctedra de Filosofa, que vena desempeando Jos Antonio Saco interinamente mientras durara la ausencia de Varela, le fue quitada para entregrsela, nada menos, que a Manuel Gonzlez del Valle. Acosado, Saco tambin tiene que abandonar el pas. La actuacin de Domingo del Monte en esos momentos ha estado sujeta a las ms variadas especulaciones y a no menos contradictorias afirmaciones. Varios hechos valen la pena relacionar. El primero consiste en que, descubierta la conspiracin de los Soles y Rayos de Bolvar, en agosto de 1823, son detenidos o marchan al exilio amigos y conocidos en medio de la atmsfera de terror que reina en toda la Isla. Es en esos das, comienzos de septiembre, que del Monte acepta partir para el pueblecito de Guanes en su condicin de bachiller en leyes, como secretario del alcalde.72 El centro de la conspiracin eran La Habana y Matanzas, sus dos ciudades de residencia, tertulias y aventuras. En esta ltima es donde establece el crculo de amistades ms estrecho y permanente de su vida y es notable que, salvo Heredia, ninguno de ellos aparece involucrado en las conspiraciones, como son los casos de Jos Luis Al71.Cfr. Ensayo introductorio de Eduardo Torres-Cuevas a Obispo de Espada: Papeles Biblioteca de Clsicos Cubanos, no. 4, Imagen Contempornea, La Habana, 1999. 72.En su introduccin a los Escritos de Domingo del Monte (Cultural S. A. La Habana, 1929, 2 t.), p. XIII, Jos Antonio Fernndez de Castro considera que el viaje de del Monte a Guanes, en el mismo perodo en que se esperaba una expedicin enviada desde Colombia y organizada por los conspiradores de Los Soles y Rayos de Bolivar, es una curiosa coincidencia. Que se conozca, dos expediciones se prepararon por entonces, una, por Rocafuerte, con el general colombiano Manrique, que por razones geogrficas y militares deba desembarcar por las regiones de Oriente o Camagey; la otra, desde Mxico, en la que actuaba Miralla, no era presumible que lo hiciera por esa regin sino, ms bien, por La Habana o Matanzas. En ninguno de los dos casos se llevaron a cabo. La informacin consultada sobre Domingo del Monte no arroja ninguna relacin entre este y esas expediciones ni existe, hasta ahora, ningn documento concreto que permita esa asociacin.

PAGE 36

CENT"N EPISTOLARIO 32 \ 32 \ 32 \ 32 \ 32 \ fonso, Jos Antonio Cintra y Flix Tanco. Su intimidad con el resto de los Jvenes Ilustrados no parece haber pasado, por entonces, de compartir inquietudes intelectuales, polticas y sociales. Dado los gustos y la forma de vivir de Domingo del Monte y su declarado “aborreciendo la jurisprudencia”, ese marchar a la vida rstica, a un lugar tan poco significativo, tan lejano de sus costumbres mundanas, parece ms un exilio interno en espera de que se calme la tormenta. Si del Monte estuvo o no comprometido con la conspiracin de los Soles y Rayos de Bolvar, o cualquier otra, es de difcil precisin aunque poco probable. Por un lado est la carta de Cintra, que aparece en esta obra, en la que le expresa: “Y cmo sino olvidndote de todos los vnculos de provincia, estudiantiles, masnicos, racionales, yuquinos, y an de los indisolubles lazos eleurinos te has podido percudir que yo me haba olvidado de ti?”.73 De los trminos usados hay cuatro que llaman la atencin y pueden tener diversas lecturas. El primero es masnicos, pero, a cual masonera se refera, al rito escocs, dirigido por el conservador conde de O’Reilly o al rito yorquino, que en 1826 dio origen a la conspiracin de La Gran Legin del guila Negra? El segundo, racionales, ms complicado an, est relacionado con Los Caballeros Racionales? Son estos parte de la conspiracin de Los Soles en Matanzas, lugar donde actuaban? Esto no est suficientemente probado. Por ltimo, no ser esta una frmula intelectual para diferenciarse de los conservadores preilustrados? Sobre el concepto de yuquinos ya hicimos la observacin y, por ltimo, el de eleurinos Ser un error del masnico eleusino o un rejuego literario de autodefinicin del grupo, que en sus tertulias invent su propio ritual para “los iniciados”? Nada en firme se puede asegurar. Por otra parte, est la tajante respuesta de Nicols Azcrate a Vidal Morales sobre la actitud de del Monte en materia de conspiraciones: “Delmonte no sigui nunca a los cubanos de ideas revolucionarias; ni cuando los sueos de independencia del ‘Sol de Bolivar’, ni cuando los delirios anexionistas del Lugareo, Pozos Dulces y Pepe Alfonso”.74 No hay por qu dudar de la afirmacin del hombre que vivi y comparti con del Monte sus ltimos aos y sus ntimas ideas. La propia vida de del Monte reafirma las palabras de Azcrate. Pero, por qu entonces busca retiro en condiciones que, segn sus propias afirmaciones, le eran sumamente molestas? No hay duda de que su nombre est asociado a peridicos como El Americano Libre y El Revisor Poltico y Literario ; a la firma del manifiesto de los estudiantes de San Carlos en contra del 73.Ver en esta misma obra, la carta de Cintra a del Monte de enero de 1823, t. I. 74.Loc. cit., no. 16, pp. 3 y 54.

PAGE 37

DOMINGO DEL MONTE / 33 / 33 / 33 / 33 / 33 absolutismo y la tirana y como fervientes partidarios de la libertad, del constitucionalismo y de la soberana del pueblo, todo ello condenado como delito de lesa majestad por el nuevo dspota. Parte de los jvenes con quienes se relacionaba son conocidos conspiradores aunque no fueran sus ms ntimos amigos. Por ltimo, las formas en que se organizaban o asociaban aquellos jvenes, como lo da a entender la propia carta de Cintra, eran muy variadas, poco distantes entre s, imprecisas en sus fines, por lo que la represin no distingua entre ellas al formar todas parte del espritu “liberal” del constitucionalismo, enemigo acrrimo del absolutismo. Razones sobradas tena del Monte para temer por su buena salud. Una ltima cuestin ha sido sealada como posible motivo para ese extraamiento de La Habana y Matanzas: ciertos amores secretos que angustiaban su espritu. En realidad, es l quien le expresa a Heredia que es esta una de las razones para su decisin. Este asunto nos acerca a la personalidad de del Monte. Sus amigos lo tenan como un verdadero Casanova. Cintra le escribe: “Yo te supongo dictando providencias, cobrando asesoras, imponiendo miedo y espanto todos los maridos del lugar cuyas mujeres sean bonitas”.75 De este verdadero amor slo parece conocer su ntimo amigo Flix Tanco Bosmeniel. Las referencias a l son de 1827, cuatro aos ms tarde de su partida para Guanes. La muchacha se llamaba Beln Toledo, pero tanto del Monte como Tanco utilizan para ella el sobrenombre de Belinda. A esta joven la describe Escoto, otro de los ntimos amigos de del Monte, como ms inteligente y bonita que la posterior esposa de Domingo, Rosa Aldama, a la cual slo le reconoce su “viveza de carcter”.76 La otra diferencia entre Belinda y Rosa est marcada por la pobreza de la primera y la riqueza econmica de la segunda. En las cartas de Escoto a Vidal Morales se da como explicacin del carcter oculto de la relacin cierto parentesco, no aclarado, entre Domingo y Belinda. Esta explicacin es insuficiente dado el hecho de que en Cuba no era extrao el matrimonio entre personas con vnculos familiares. A pesar de la pasin que del Monte dice tener por Belinda, su actitud no parece corresponderse con ella. Esto se deduce de las cartas que, por entonces, le escribe Tanco Bosmeniel. Si 75.Ver en esta misma obra, la carta de Cintra de 20 de septiembre de 1823, t. I. Llama la atencin en esta carta que, mientras muchos escapaban o teman a la represin, el grupo allegado a del Monte estaba en plena parranda, pasando “los ratos ms alegres”. 76.“Tres cartas manuscritas enviadas al Sr. Vidal Morales firmadas por J. A. Escoto, escribindole datos sobre Delmonte. Adems escritos, nota bibliogrfica y algunos apuntes de la biografa de Domingo Delmonte”, Archivo Nacional de la Repblica de Cuba: Fondo: Donativos y Remisiones Leg. 545, no. 31.

PAGE 38

CENT"N EPISTOLARIO 34 \ 34 \ 34 \ 34 \ 34 \ bien en estas es visible la admiracin de este ltimo por la novia de su amigo, tambin se pueden observar sus crticas a la actitud de del Monte. El primer asunto interesante es el dilogo sobre el amor que venan sosteniendo: “Pero lo que me ha llenado de satisfaccin es saber que te hayas enamorado de Belinda de un modo inequivoco como se muestra en tus cartas. ¡Gracias Dios! Al fin venc, en las largas discusiones que hemos tenido sobre esto de enamorarse, y en las que t la achabas de hombre invulnerable contra la saeta de cegueruelo (sic). Vencio la naturaleza debo decir que puede ms que las opiniones, y la sabia filosofia. Si Domingo: no todo es de carne en el amor: tiene el corazon el espiritu (si se le ha de dar algun nombre esto que nos hace sentir otra cosa que no es placer del cuerpo), su parte noble y pura que nos distingue de los otros animales”. Buen conocedor del amigo, prevee y aconseja: “En fin tu debes volver pronto, recibido y de abogado, y casarte con Belencita que te har feliz. Si tienes ambicion y egoismo, y no quieres partir con ella tus placeres y tus penas […] en este caso, no la engaes por mas tiempo, y vive solo y triste y aburrido. Belinda ademas de sus gracias personales reune un corazon bellisimo, que tu mismo en cierto modo has formado p.a ti: te ama, delira por su Delio, y suspira y llora incesantemte por l. Te ha sido fiel y lo sera, conoce tu caracter por el trato, sabra tolerarte y complacerte, trabajara contigo, se conformar gustosisima con tu suerte, porque te ama, y hara las delicias de tu corazon. No es esto bastante? Si buscas en ella otras cosas menos estimables aunque mas estimadas como dice Rousseau, bien sabes que no es una infeliz mendicante espuesta por lo mismo que hiciera naufragar tu honor y su virtud si es que un corazon bien formado sucumbe a la miseria”77 ( sic ). Y es el propio Tanco, cuando ya parece evidente el distanciamiento de del Monte respecto a la joven, quizs motivados por razones poco sentimentales, quien le increpa por dejar morir su ms bello sueo de amor: “Beln, est sentidisima y llena de desconfianza de tu amor, pues una sola carta la has escrito desde tu partida, y otras personas de menos interes pa. ti, hta. 3 y 4. Me parece que tiene razon, y f que no lo merece […] Yo procuro consolarla, lo mismo que Doloritas, asegurandole que tu la amas y que vendrs pronto. Cumple tu palabra, y s hombre”.78 77.“Carta de Flix Tanco Bosmeniel a Domingo del Monte de 30 de setiembre de 1827”, Centn epistolario de Domingo del Monte t. VII, 78.“Carta de Flix Tanco Bosmeniel a Domingo del Monte de 10 de setiembre de 1827”, Ibdem.

PAGE 39

DOMINGO DEL MONTE / 35 / 35 / 35 / 35 / 35 La ltima referencia que encontramos sobre esta extraa y oculta relacin est en otra carta de Tanco, de enero de 1829, en la cual este le expresa: “De tus amigos de la Habana hace tiempo que nada s; ni menos de tu victima la infeliz Belinda”.79 ( sic ). Ese episodio en la vida de del Monte, mostrado por l como la pasin y el amor ms profundos de su vida, no parece ser justificativo de su exilio en Guanes. Incluso cabe la posibilidad de que la referencia fuese a otra muchacha y no a la abandonada Belinda. Si sufri el alejamiento, esto parece ms bien provocado por las circunstancias polticas. Por otra parte, el desenlace que l mismo le dio, y su polmica sobre el amor con Tanco, dan a entender que por sobre ese sentimiento primaron otras ideas e intereses que tena del Monte. No deja de llamar la atencin que estas referencia a su relacin con Belinda son de 1827, cuando ya se encontraba en los Estados Unidos. El distanciamiento que se produce ya por entonces entre del Monte y Heredia es tambin significativo. Los dos ntimos amigos y compaeros de inquietudes y bsquedas asumen diferentes actitudes ante los acontecimientos. Heredia, comprometido en el movimiento conspirativo, se ve forzado a marcharse de Cuba. Por alguna razn no aclarada, cree que del Monte comparte sus ideas y acciones en ese sentido. La amistad entre el poeta y su crtico queda definitivamente afectada por las actitudes polticas de ambos. Heredia considera como una inconsecuencia de del Monte el no haber transitado hacia el camino de la independencia por lo que afirma, cuando este asume su cargo de secretario del Alcalde de Guanes, que sus posiciones son sospechosas de abandono de su amor a la libertad. Del Monte le responde con una carta exaltada y en la que extrema la afirmacin de Heredia, sosteniendo que no ha dejado de pensar tal y como el poeta sabe que piensa.80 El asunto, sin embargo, es difinitorio. Al margen de las dos personalidades, muy diferentes entre s, hay, de fondo, razones de principios. Para el poeta, el camino de la revolucin y la independencia es el nico que permitir la felicidad de Cuba porque “no en balde entre Cuba y Espaa tiende inmenso sus olas el mar”. Para el crtico, el camino reformista, que permita ir ganando los espacios de libertad e ir configurando una cultura cubana, deviene la va pacfica e inteligente, para lograr los mismos objetivos. A este respecto, Azcarate afirm: “Delmonte me hablaba de Heredia en el con79.“Carta de Flix Tanco Bosmeniel a Domingo del Monte de 19 de enero de 1829”, Ibdem. 80.Gonzlez del Valle, Francisco: “Tres cartas inditas de del Monte a Heredia”, Revista Cubana vol. X, La Habana, octubre-diciembre de 1937, pp. 246-255.

PAGE 40

CENT"N EPISTOLARIO 36 \ 36 \ 36 \ 36 \ 36 \ cepto de un delirante, y creo que alguna vez desatendi invitaciones del conspirador, y an procur disuadirle de algunos de sus planes”.81 Aunque la visin de Heredia que al final de su vida ofrece del Monte est marcada por sus profundas desavenencias, las diferencias de actitudes entre el revolucionario y el reformista parecen estar como substrato en su distanciamiento primero y hostilidad despus. Si intent disuadir a Heredia de sus planes revolucionarios, debi haber sido, de forma tal, que el poeta no lo entendi as, pues de lo contrario, no se explicara su actitud hacia del Monte. Todos estos acontecimientos y sus actitudes, a la temprana edad de veinte aos, ya hacen visibles algunas constantes de la personalidad de Domingo del Monte. Su decidido amor por la buena literatura —placer y deber del hacer y del vivir—; su empeo en crear una literatura cubana a la altura del pensamiento terico de sus maestros Varela, Saco y Escovedo, y de lo mejor de la creacin universal; su indiscutible adhesin a las ideas modernas, que se expresan en su constitucionalismo y en el rechazo al absolutismo; su devocin al fro clculo de la Razn y a su predominio sobre las pasiones del corazn; su distanciamiento de todo lo que puede significar un movimiento revolucionario; su decidida posicin reformista; su modo de asociar el disfrute del bien vivir con el estudio en la formacin de una cultura y un buen gusto para la creacin literaria; en consecuencia, a diferencia de Heredia, Varela, Saco y Luz y Caballero, que lo sacrifican todo en aras de una causa, en l est la incapacidad de renuncia, ya sea por amor o por otros motivos; y, como rasgo destacado, su amor por Cuba, su nica patria, motivo de sus desvelos e ideas. En 1823 una etapa excepcional en la vida de Domingo del Monte y de su generacin haba concluido.La reafirmacin y expansin de una personalidad poltica y literaria (1824-1835)El triunfo del absolutismo en Cuba y la forma en que fueron desactivados los distintos conatos subversivos no pueden separarse de la alianza de poder que personificaron el gobernador espaol Francisco Dionisio Vives y el intendente de Hacienda, el cubano Claudio 81.Loc. cit. no. 16.

PAGE 41

DOMINGO DEL MONTE / 37 / 37 / 37 / 37 / 37 Martnez de Pinillos. Era la unin del poder poltico y militar colonial y el social y econmico de los esclavistas cubanos. A la estabilidad poltica contribuy el auge econmico de la Isla con los buenos precios del azcar y el caf y el aumento de la produccin que permita ya, en 1827, que el pas fuese el primer productor mundial de azcar. En el mbito cultural la represin silenci peridicos, persigui a aquellos de ideas “dudosas” y aplic una frrea censura. La expatriacin de Varela, Saco y Heredia, por distintos incidentes, pero en el fondo, por la misma causa, era todo un smbolo. Factores externos se fueron sumando al mantenimiento del statu poltico. La actitud de Estados Unidos y Gran Bretaa en favor de la soberana espaola como consecuencia de los mutuos recelos, y el abandono por Mxico y Colombia del apoyo a una insurreccin a cambio del reconocimiento tcito de su independencia, cerraron las posibilidades de los intentos de subversin. No obstante, en el interior del mundo poltico y cultural las cosas eran ms complicadas. Hacia 1826 se observa un nuevo intento del grupo que se haba formado en el Seminario de San Carlos por recuperar el espacio intelectual cubano. En ese ao, Jos Antonio Saco regresa a Cuba con un grupo de obras que haban elaborado o traducido Varela y l en Estados Unidos. Entre ellas est una nueva edicin, corregida y aumentada, de Lecciones de Filosofa de Varela y sus traducciones del Manual de prctica parlamentaria de Thomas Jefferson y del libro de Devy sobre la qumica aplicada a la agricultura. De traduccin propia, Saco inclua en la valija la obra de Heinesio sobre el derecho romano. Si algo comprob el bayams era que las condiciones haban cambiado tanto que resultaba imposible cualquier intento no slo independentista sino simplemente reformista o constitucionalista. Entre 1824 y 1826 el sector de los esclavistas cubanos haba logrado, apoyado en el poder colonial, el ansiado orden interno y llevaba a cabo la modernizacin del complejo productivo y comercial azucarero. La introduccin en masa de esclavos africanos adquiere un impulso nunca antes visto pese a su prohibicin por el tratado anglo-hispano de 1817. Los altos precios del dulce y el aumento de su produccin disminuyen las preocupaciones polticas para disfrutar de la bonanza econmica. El ncleo intelectual vinculado a los esclavistas ms conservadores i ntegrado por Juan Bernardo O’Gaban, Justo Vlez, Antonio Zambrana y el espaol Ramn de la Sagra, se muestra muy activo en borrar la huella de los Jvenes Ilustrados, asociados al nombre de Varela. Despus de varios inten tos, Luz y Caballero pierde la Ctedra de Filosofa en la cual haba declarado al presbtero expatriado, director perpetuo. La censura no permite publicar ningn tipo de trabajos,

PAGE 42

CENT"N EPISTOLARIO 38 \ 38 \ 38 \ 38 \ 38 \ aunque estos sean cientficos o literarios, no slo por el contenido, sino, simplemente, por el firmante. La Sociedad Econmica de Amigos del Pas, otrora centro del movimiento intelectual, est ahora en manos de O’Gaban quien manipula con cuidado las expresiones internas. Cualquiera puede ser detenido por sospecha porque la Isla est regida por el rgimen de las Facultades Omnmodas del Capitn General. Saco, decepcionado, retorna a los Estados Unidos en el propio ao 26, pronto le siguen otras figuras. Jos de la Luz y Caballero y Jos Luis Alfonso son dos de ellas. En estas circunstancias, se observa en el intercambio epistolar y ms all de l, que Domingo del Monte establece un nexo ms activo con este sector intelectual. En 1826 comienza a trabajar en el bufete habanero de Pedro Antonio Ayala con su antiguo profesor de Derecho Constitucional en el Seminario de San Carlos, don Nicols Manuel de Escovedo. Es de pensar que Escovedo, compaero de Saco en la aventura constitucionalista y alumno destacado de Varela, se haya entrevistado con el primero durante su estancia en Cuba y que Domingo participara sus inquietudes al bayams. Un ao despus, como ya se ha visto, y quizs motivado por las necesidades de su trabajo, del Monte obtiene el ttulo de licenciado en Derecho Civil. En mayo de 1827 parte para Estados Unidos acompaado de su amigo Domingo Andr. Es su primera salida del pas despus de su arribo cuando era nio. En los momentos en que Domingo del Monte llega a Estados Unidos exista all un importante ncleo de cubanos con inquietudes intelectuales que se agrupaba alrededor de Varela. Toms Gener, el cataln matancero con quien del Monte comparte el honor de ms de una empresa cultural posterior en la “Atenas de Cuba”, Saco, Luz, Santos Surez, Madan y Alfonso entre otros que van y vienen, intercambian y discuten proyecciones culturales, sociales, econmicas y polticas. Despus de un breve contacto con algunos de ellos, del Monte contina viaje a Europa. En julio de ese ao ya se encuentra en Espaa. Las razones que justifican el viaje es la de obtener su grado de doctor en leyes. Esto explica que familiares y amigos, como su profesor Escovedo, le enven sumas de dinero para costear estudios y estancia. Pero, desde el inicio, son otras las atracciones que motivan a del Monte. Entre sus primeros visitados est Alberto Lista, uno de los impulsores del nuevo movimiento literario espaol. En medio de la censura y la represin, la renovacin intelectual se refugia en el interior de las casas. La tradicin de las tertulias adquiere una nueva dimensin. El absolutismo poltico y el mal gusto esttico reinantes generan las tendencias contrarias. Entre los jvenes el liberalismo y las bsquedas de nuevas expresiones literarias forman el mbito del debate.

PAGE 43

DOMINGO DEL MONTE / 39 / 39 / 39 / 39 / 39 Entre las ms afamadas tertulias est la de Salustiano Olzaga. A ella concurre del Monte junto con otro cubano, Anastasio Carrillo y Arango. Los nexos que se crean entonces perdurarn toda la vida. Olzaga y ngel Iznardi sern los ntimos amigos espaoles de del Monte hasta su muerte. Lo sern tambin el colombiano Toms Quintero, el sevillano Dionisio Sols y el norteamericano Alejandro H. Everett. Quizs es en esta poca que adquiere una visin ms completa del papel de las tertulias en el desarrollo de las ideas y de la literatura en un pas donde la censura no deja un espacio abierto al pensamiento y al debate. El 7 de octubre de 1827, del Monte recibe su ttulo de Doctor en Derecho.82 An se mantiene un tiempo en Madrid en sus inquietas actividades literarias y mundanas. Heredia sigue siendo todo un smbolo para l. Logra publicar una crtica encomiosa del cantor de El Nigara en el influyente peridico matritense El Correo Literario y Mercantil Todo parece indicar que la crtica, pese a que aparecer como annima, es de del Monte. En ella se afirma que en Heredia estn “... todas las cualidades que se necesitaban para ser el primero que formase la escuela americana”.83 Este rasgo, de no firmar sus trabajos con su nombre ser una constante en l, as como el de incitar a otros a que escriban las ideas que el comparte o ha provocado. A mediados de 1828 parte de la capital espaola para una breve estancia en Francia. En diciembre de ese ao ya est en Nueva York. En esta ciudad comparte con Flix Varela, Toms Gener y Leonardo Santos Surez. Saco, que est en Filadelfia, lo incita a que se traslade para este lugar. As lo hace en enero de 1829. Para entonces, Saco y Varela han emprendido una nueva empresa editorial; publican en conjunto el peridico El Mensajero Semanal No hay duda que el bayams quiere reforzar la calidad de la publicacin y ve, en la llegada de del Monte, una oportunidad que no poda dejar escapar. La presencia del recin llegado se observa en el estilo de ms de un artculo y en la presencia de su obsesin herediana. Un artculo del amigo espaol de del Monte, Alberto Lista, sobre Heredia es una huella reveladora. En ese mismo ao publica su primera obra de cierta importancia: Versos de Juan Nicasio Gallego recogidos y publicados por Domingo del Monte. El libro lo dedica el antologador, no es sorpresa, a Heredia. Tuvo poca suerte. Este trabajo, que s llevaba su firma, provoc el disgusto del autor espaol quien aleg dos razones: no haber sido consultado y la supresin de la palabra “don” antes del nombre. El cubano contest 82.Garca, Enildo A.: op. cit. p. 34. 83.Biblioteca de Madrid: El Correo Literario Mercantil 4 de agosto de 1828

PAGE 44

CENT"N EPISTOLARIO 40 \ 40 \ 40 \ 40 \ 40 \ que el “don” tampoco apareca en el suyo. En junio de 1829 ya se encontraba Domingo del Monte de regreso en Cuba. Cuando mayor era el entusiasmo de del Monte por la poesa de Heredia, se produjo la crtica a esta de Ramn de la Sagra. El crtico resultaba ser un antiguo conocido. Aos atrs, y recin llegado de Espaa, haba escrito un artculo contra la filosofa de Varela provocando la primera polmica entre l y Cayetano Sanfeli, que, lamentablemente, haba muerto recientemente. Protegido del intendente de Hacienda, Claudio Martnez de Pinillos, era, en ese momento, Director del Jardn Botnico de La Habana y de la publicacin Anales de Ciencia, Agricultura, Comercio y Artes La Sagra escribi cuatro artculos que, con un tono arrogante, exagerados argumentos, lagunas literarias visibles, frases sentenciosas y no bien encajadas, volva a dar la sensacin de desprecio a los criollos y de concebirse como juez de lo que estos escribieran. No reconocido como poeta, mayor era la indignacin que caus su osada. Comparada con la crtica ponderada de Lista, tan espaol como Sagra, y s reconocido en el cultivo del verso, la del Director del Jardn Botnico era recibida como una afrenta. Del Monte es el mayor ofendido y el que con mayor dureza se manifiesta y jura, en carta privada a Jos Luis Alfonso, “que lo he de hacer aicos”. Mas no lo hace. Es Saco quien sale a la palestra. Destroza uno a uno los argumentos del crtico con elegancia y con el fino y agudo filo de su pluma. Llamativamente, del Monte calla. Pese a los criterios de algunos familiares, Domingo del Monte decidi iniciar sus empeos literarios. No podemos precisar si ya a su llegada a La Habana en su mente estaba la estructura y forma que tendra una revista literaria al estilo de las que, probablemente, conoci en Estados Unidos y Europa. Es posible que en esta ciudad existiera un grupo de jvenes interesados en una idea de este tipo. Lo cierto es que poco tiempo despus de su arribo se inici la publicacin de La Moda o Recreo Semanal del Bello Sexo, cuyo nmero inicial vio la luz el 7 de noviembre de 1829. El lema de la revista, que no vari en los nmeros que se publicaron, fue: “Escribe en blando y dulce y fcil verso/ Cosas que cualquier nia entender pueda”. La Moda apareca los sbados, contaba con 16 pginas y tena un precio mensual de 2 pesos. En total se publicaron 84 nmeros cuyos ejemplares se conservan en la Biblioteca Nacional de Cuba agrupados en tres tomos: el primero desde el nmero del 7 de noviembre de 1829 hasta el de mayo de 1830; el segundo del 22 de mayo de 1830 hasta el del 27 de noviembre de 1830; y el tercero del 4 de diciembre de 1830 hasta el del 11 de junio de 1831. Desde el nmero inicial apareci como editor, junto a Domingo del Monte, Jos Villarino.

PAGE 45

DOMINGO DEL MONTE / 41 / 41 / 41 / 41 / 41 La justificacin para una revista de este tipo, y siguiendo un criterio de moda, estaba en la formacin, perfeccionamiento y profundizacin cultural de la mujer. Los peridicos de entonces tenan un objetivo informativo mientras que el de la revista era formativo. Desde el principio las diferencias de sus dos editores se hicieron evidentes. El trabajo de del Monte en La Moda slo alcanza al nmero 32 de 12 de junio de 1830. A modo de renuncia, publica en este nmero una advertencia en la que justifica su actitud porque “tiene que atender precisamente otras ocupaciones”. En el siguiente nmero (19 de junio de 1830), Villarino coloca otra nota: “Habiendo cesado sus tareas en este peridico los anteriores redactores, por sus precisas ocupaciones, seguir publicndose bajo el mismo rgimen que hasta aqu, por su editor, quien lo avisa las seoras y seores suscriptores”.84Todos los consultados e, incluso algunas notas de los suscriptores aparecidas en la revista, coinciden en que desde entonces decay la calidad de la publicacin. No es difcil constatar las razones de las diferencias entre del Monte y Villarino y el por qu de la prdida de calidad a partir de la salida de del Monte. Mientras este se preocupaba por mejorar las formas y los contenidos y daba espacio a los artculos originales y de criollos, Villarino publica “pocos trabajos originales y s muchos tomados de diarios espaoles y extranjeros”.85 Estas caractersticas de la ltima etapa de La Moda no es slo el sello de Villarino es, sobre todo, de quienes sustituyeron a del Monte como sus redactores, Manuel Gonzlez del Valle e Ignacio Valds Machuca. Con el primero ya Domingo del Monte haba tenido, como se expres en este texto, su primer debate pblico precisamente sobre estos problemas literarios, y sera, aos despus, el principal antagonista de Jos de la Luz y Caballero en la Polmica filosfica editada en esta coleccin Biblioteca de Clsicos Cubanos. El 2 de enero de 1830, Domingo del Monte iniciaba una nueva publicacin. Era un nuevo semanario que, abandonando el estilo ligero de una revista para mujeres, se adentraba en el complejo mundo de la creacin literaria. La nueva empresa llev por nombre El Puntero Literario Aunque Fernndez de Castro afirma que este semanario fue redactado casi por completo por del Monte, lo cierto es que aparece como su corredactor otra importante figura de esa generacin intelectual cubana, Antonio Bachiller y Morales. 84.Biblioteca Nacional de Cuba. Sala Cubana. La Moda t. II, nos. 32 y 33 de 12 de junio de 1830 y 19 de junio de 1830 85.Llavera Martnez, Joaqun, Contribucin a la historia de la prensa peridica, La Habana Archivo Nacional de Cuba, 1959, p. 41.

PAGE 46

CENT"N EPISTOLARIO 42 \ 42 \ 42 \ 42 \ 42 \ La lectura de El Puntero Literario resulta trascendente para entender todo el quehacer literario posterior de Domingo del Monte. En lo esencial ya est en l la maduracin de sus concepciones. La visin de la necesidad de la creacin de una literatura cubana sobre la comprensin no slo de lo ms actual sino de lo mejor, ms all de tiempos y demarcaciones, de la literatura universal y en especial de la espaola, y la mayor penetracin en los arquetipos sociales cubanos as como en la naturaleza fsica y espiritual del pas, le permiten expresar abiertamente que todos los elementos para un rumbo literario propio estaban dados. Slo faltaba el poeta, el hombre de letras, la imaginacin y la cultura que dieran vuelo y lastre a una esttica cubana. En el nmero III de este semanario (16 de enero de 1830) aparece una nota sobre lo que constituye la obra literaria de mayor alcance del propio del Monte: Romances Cubanos Aunque como casi siempre no aparecen firmados por l, todo indica que tanto la crtica, como los versos, salieron de su pluma. Es ella toda una exposicin del escritor sobre como observar la naturaleza cubana, los tipos sociales, y como someter a crtica ciertas tendencias ligeras:TIPO DE LOS ROMANCES CUBANOSEl Br. Toribio Snchez de Almodvar que parece ha sido el primero que ha gustado de caracterizar su naturaleza, no los ha considerado tan melosos como los que le han seguido; por que tendran el inconveniente de empalagar pronto, que es el mayor del genero pastoril, genero que no puede aclimatarse en nuestra tierra por ser falso. Estimados poticamente nuestros guajiros, no son almivarados zagales como Salicio y los pastores de la Galabea que no saben sentir el amor sino llorando y gimiendo, antes bien hombres llenos de fuego, de valor y de honradez que asi cantan estremecidos al son del armonioso tiple las penas y los contentos del amor, como arremeten furiosos con su hola de la Viela un rival un enemigo que los ofenda; uniendo esta valenta sentimientos caballerescos sobre el honor; que los hace parecer mucho los paladines de Castilla, y una aficion interesante por su caballo como la del Arabe. Asi son de pintarse los Guajiros de la Isla y asi ha de cantarlos el poeta que quiera emplear su talento y sensibilidad en esa parte de nuestra poesia provincial.86 86. El Puntero Literario no. III, 16 de enero de 1830, p. 2. La coleccin completa de este semanario se encuentra en la Sala Cubana de la Biblioteca Nacional Jos Mart de La Habana, Cuba.

PAGE 47

DOMINGO DEL MONTE / 43 / 43 / 43 / 43 / 43 En realidad, los Romances Cubanos de Domingo del Monte haban comenzado a publicarse en 1829 en le peridico matancero La Aurora y despus en La Moda Siguiendo su costumbre, haba utilizado en sus artculos el seudnimo del Peregrino para los cuentos y artculos de costumbre y de Toribio Snchez de Almodvar para sus Romances Cubanos. No obstante, no tuvo xito con este intento de adentrarse en el mundo de la poesa. Varios errores se le han atribuido como el de partir de la tradicin literaria espaola para crear una literatura sin tradiciones; otro, el de carecer de una verdadera vocacin potica; la falta de espontaneidad y la falta de fe en una independencia de la literatura cubana de la espaola, pese a sus declaradas expresiones por una literatura propia. En este ltimo sentido contemplaba la creacin literaria no ms all de una expresin regional, o sectorial, de la cultura hispana. 87El 20 de enero de 1830, Domingo del Monte se dirige a la Sociedad Econmica de Amigos del Pas para solicitar su ingreso en la institucin: “D. Domingo del Monte vecino de esta ciudad ante V. E. y V. S. S. con el debido respeto expone: que ha llegado a saber con la mayor satisfaccin la feliz acogida que ha encontrado en esta benemrita corporacin el proyecto de una reunin literaria agregada a ellos. Y habiendo el espon.te tenido el honor de ser uno de los q.e lo promovieron...”( sic )88Como puede captar el lector, su incorporacin a la sociedad no es casual. Desde su llegada viene reuniendo a sus amigos alrededor de un proyecto que implicaba una profunda renovacin en los estudios sociales y literarios en Cuba. Estos pasos estaban asociados a una idea que todos consideraban esencial, la reforma de la educacin. Algunos criterios a este respecto pudieron haberse originado en las reuniones que en Estados Unidos tuvieron con Varela y Saco el grupo de jvenes cubanos que por all pas. La declaracin de del Monte es clara al referir que l es uno de los promotores del proyecto literario. Debe entenderse que al hablar de “reunin literaria” esto no se circunscribe, en la poca, a la produccin de ficcin; ms all, abarca toda la produccin escrita, en especial el ensayo crtico y analtico de la economa y la sociedad. Junto a del Monte se asocian otras personalidades de los que se autotitularan, para diferenciarse de la vieja guardia esclavista y conservadora, “jvenes liberales o jvenes ilustrados”: Jos de la Luz y Caballero, Felipe Poey, Nicols de Crdenas, Pedro Sirgado, Nicols de Escobedo, Vicente Oss y Blas 87.Martnez, Urbano: op. cit., pp. 150-154 88. Archivo Nacional de la Repblica de Cuba, “Solicitud manuscrita...”.

PAGE 48

CENT"N EPISTOLARIO 44 \ 44 \ 44 \ 44 \ 44 \ Oss, entre otros. De que el proyecto no era slo el expuesto sino que tena ms amplias miras y que Varela y Saco lo compartan se hace evidente en los trabajos que estos envan, en particular el segundo. El objetivo de mayor alcance, en los pasos iniciales, es poseer una revista de, mucho ms alcance que todas las publicadas hasta entonces. Esa sera la Revista Bimestre Cubana Colocarla en manos superiores y por todos acatadas llev a un nombre: Jos Antonio Saco. En ella estaran, de hecho como sus codirectores, Domingo del Monte y Jos de la Luz y Caballero. La historia de la Comisin Permanente de Literatura, constituida el 13 de febrero de 1830, de la Revista Bimestre Cubana y de la Academia Cubana de Literatura es conocida por los estudiosos cubanos. En la presentacin del segundo volumen de esta edicin del Centn epistolario trataremos esta etapa de Domingo del Monte.

PAGE 49

DOMINGO DEL MONTE / 45 / 45 / 45 / 45 / 45 Domingo del Monte (18031853)

PAGE 50

Domingo del Monte, el cubano ms real y til de su tiempo. Jos Mart

PAGE 51

TOMO I 1822-1832

PAGE 52

CENT"N EPISTOLARIO 48 \ 48 \ 48 \ 48 \ 48 \

PAGE 53

DOMINGO DEL MONTE / 49 / 49 / 49 / 49 / 491822 I I I I I* *Sor D.n Domingo Delmonte Hab.a 13 de En.o de 1822. Mi querido Paysano: ya tenia escrita v. una carta, ya deseaba con ansia que el vapor levase su ancla, y comenzase dar bueltas sus ruedas cuando al salir de clase me encuentro con Bruzon1, y me entrega la carta de v; mi alegria en aquel momento solo hubiera sido superada por la vista de las manos que la escribieron; la abro, leo la descripcion de Matanzas, en Navidad, y me figuro que estoy con v. en la Alameda de Paula criticatizando cuantos se presentan. Amigo v. se queja de que yo no estoy en esa, para acompaarle en contemplar los cuadros que se presentan, pero ¡ay! que deber yo decir? Elecciones porfiadas, Bayles estramuros, instalaciones cada momento, todo, todo ofrece el aspecto mas adecuado para reirnos dos horas todas las tardes, si nos acordamos del verso favorito de v. Les sots sont ic bas &. Nuestra academia, sigue sus sesiones, y no es mucho que ahora las siga, pues cuando el convento de la Merced parecia un campo de batalla, cuando los catalanes2 armados en la plazuela del Espiritu santo tenian en consternacion Al vecino, cuando todos los yuquinos exaltados se pre*Se ha respetado la ortografa de las cartas, tal y como aparecen en la edicin tomada como base. ( N. de la E .) 1.Don Jos Bruzn y Rodrguez, Habana: 1802-1867. Distinguido jurisconsulto y hombre pblico. No debe confundirse con el jurisconsulto y alcalde que fue de la Habana, don Jos Bruzn y Garca, hijo del anterior, Habana: 1841-1912. 2.Bajo la denominacin de Pieristas o Catalanes se conoca entonces el partido espaol, inspirado por el libelista Dr. Toms Gutirrez de Pieres, y en oposicin al partido de los cubanos o Yuquinos Bachiller y Morales, en la p. 134 del t. II de sus Apuntes para la historia de las letras, y de la instruccin pblica de la isla de Cuba Habana, 1860, dice: ...” yuquinos y pierinos nombres con que se designaban los partidos, aunque la gente del bronce llamaba a los segundos uas sucias para indicar que las tenan as por su ejercicio de almacenistas, bodegueros, &c”.

PAGE 54

CENT"N EPISTOLARIO 50 \ 50 \ 50 \ 50 \ 50 \ paraban la venganza, la Academia Americana3 celebraba sus sesiones con toda la calma que se necesica para tratar materias literarias esta hora se han presentado los trabajos siguientes, una arenga al pueblo Cubano, y la memoria funebre del Cacique Hatuei. Paz y Humanidad. Se efectuo su instalacion el dia prefijado y hubo un acontecimiento hijo de la sabiduria de nuestros misterios, y digno de la festiva pluma de v. es como sigue. Abierta la s. se dio entrada un numeroso rebao de visitadores, y entregado el mallete (En nuestra masoneria Eleusina le llamaremos mandarria) al herm... Instalador. Se mando cubrir el templo los maestros; aqui de Dios, y del Rey; Cubrir el templo uno que posee el sublime! es una desverguenza! Sin embargo la fuerza del mallete los hizo obedecer. Habeis visto por contingencia una partida de perdidosos jugadores al salir del Leon de Oro como uno culpa al Az otro tacha la contra judia cual deshace en maldiciones al cinco de oro ; y todos se quejan, todos reniegan, y todos prometen volver cuanto antes la productiva academia de Birjan? Pues no de otro modo salieron los hijos de la paz para dejar abrir el consejo de Pak Master, cuyos decretos no podian saber, aunque publicamente se vendan en los portales de la Casa de govierno, en los baratillos, y en las quemasones de las tiendas de mercader. Un lborotoso murmullo se levanta en el Parvis, los hermanos se quejan del fuerte desayre que han padecido, y prorrunpen en bulliciosas invectivas contra los reglamentos masonicos: por no ser minucioso no te refiero la desaforada contienda que sobre el asunto tuvieron el h. .. Pedro Garca, y el primer celador de la “Merced Habanera” sostenida con fuertes razones y picantes injurias de ambas partes: ni tampoco que Herrera alborotaba; Pastoriza berriaba, y Cabrera con erizadas patillas, ojos centelleantes labios movedizos, y lengua tropelosa, alegaba que el grado de m... era el primero de la masoneria, porque nuestro m... Airan no habia poseido algun otro; al oirlo no pude menos que acordarme de nuestro grande a la par q.eapaleado maestro Simon v. y v: diose entrada los maestros, y ces el alboroto. Liturgia alegorica: El tratamiento de paysanos que nos damos, se ha hecho subersivo con los sucesos de estos dias. Elecciones=Ya este asunto es mas serio, las de la Merced fueron reidas, se agotaron todos los recursos que la mala f, y nuestro defec3.Poco en verdad hemos podido saber de esta academia. Domingo del Monte, en carta fechada en la Habana el 23 de septiembre 1829, dirigida a Jos Luis Alfonso y publicada en la Revista de la Biblioteca Nacional Habana, 1909, t. II, p. 33, y refirindose a unos discursos de Silvestre Luis Alfonso y Soler, dice: “hay otro ledo en la Acad.a americana el da que entr en ella”...

PAGE 55

DOMINGO DEL MONTE / 51 / 51 / 51 / 51 / 51 tuoso modo de elegir pudo proporcionar los interesados en ganarlas; hubo alborotos tumultos demagogos catalanes armados, pero todo cedi la habilidad de los yuquinos, se ganaron por nosotros, la parte politica de estos acontecimientos que habra llegado tu noticia, asi como tambien la eleccion de Alcaldes y regidores. En cumplimiento de tu encargo consegui de Ebia, la invitacion los pueblos del Anahuac, y la entregue aller los Daz de Castro4. Ebia me dijo que tenia proporcion de embiar la invitacin el mismo Santa-anna que si su autor queria hacerlo se lo dijese. Os incluyo un impreso que en leyendolo sabreis lo que es, digno de que V. lo lea sino por lo m.-. lo menos por que es obra de Cruz. He sabido la escena de los espejuelos verdes, como tambien que los catalanes (con perdon se ha dicho) le pusieron unos un perro y ustedes dejaron impune ese atrevimiento. Por fin paysano, el Dios del universo, el barco de Bapor, un brioso alasan, pues como llegues me es indiferente la cabalgadura, os trayga cuanto antes al seno de vuestros amigos. Abur. Jos Antonio de Sintra5 4.En el Archivo Nacional (Junta de Fomento de la Isla de Cuba, leg. 4, exp. n.o 200) consta que los seores Juan Bautista y Leandro Jos Daz de Castro, naturales y vecinos de la Habana, alumnos “en el arte tipgrafico, bajo la inmediata inspeccin de la Sociedad Patritica y con la denominacin de alumnos del respetable Cuerpo Consular”, fueron autorizados, con fecha 14 de mayo de 1821, para dar al establecimiento tipogrfico que con el ttulo de “Imprenta Fraternal” posean en “la plazuela de San Juan de Dios”, el de “Imprenta del Consulado”. Como observacin histrico-bibliogrfica, aadiremos que en el pie de imprenta de muchas publicaciones habaneras de 1824, se lee: “Imprenta Fraternal de los Daz de Castro”, y en otras tantas de 1825, “Imprenta Fraternal de los Daz de Castro, Impresores del Real Consulado”. 5.Jos Antonio Cintra y Collazo. Naci en Trinidad de Cuba en 25 octubre 1802, y falleci en viaje por mar de Cienfuegos a Bataban, el 1 enero 1868. Notable jurisconsulto que figura entre los primeros en la historia del foro cubano. El empleo de S en lugar de C en su primer apellido, lo hallamos al pie de un discurso publicado en El Revisor Poltico y Literario (Habana, 7 abril 1823), pero por las presentes cartas se ve como bien pronto hubo de abandonar dicho empleo, firmando Cintra desde entonces.

PAGE 56

CENT"N EPISTOLARIO 52 \ 52 \ 52 \ 52 \ 52 \1823 II II II II II *Hab.a Oct.e 29-1823. Sor D. Domingo Delmonte. Querido amigo: hace como un mes que te escribi por mano de Blanco, pero como ahora este me ha dicho que tu te quejas de q.e los amigos no te escriben creo que no habras recibido esa carta. Hemos sentido sobremanera que la causa de tu Alcalde te fuerze estar en una hacienda sin trato ni sociedad, te supongo muy triste y deseo que de cualq.r modo que sea dejes esos guajiros y vuelvas la Habana. Me encarg Wahiti que te dijera algo sobre quien debe juzgar un Alc.e cuando delinque como hombre, la lejislacion de cortes esta en este punto muy oscura, yo le pregunt a mi abogado y me dijo que el Juez de Letras, como otro cualq.r ciudadano, p.o q.e en escediendose en el ejercicio de sus funciones debe declarar la Aud.aque hay merito p.a ecsigir la responsabilidad ; esta respuesta esta acorde con mi parecer, mas supongo q.e tu habras visto con mas detenim.toeste asunto. La clase de constitucion se ha abierto, y continua como antes. Wahiti y yo hemos emprendido la formacion de un diccion.o de voces la moda La partida bertical ha traducido la presciencia de Pigault-Lebrun y tratamos de imprimirla. No te hablo de un bayle que hubo dias pasados p.rqe se q.e B. te lo describe. Por fin amigo no dejes de escribirme y manda tu amigo. Jos A. Cintra *En algunos casos, el orden cronolgico de las cartas no es estricto; mas en esta edicin se ha dejado como aparece, pues de esa forma fue realizado por Domingo del Monte. ( N. de la E .)

PAGE 57

DOMINGO DEL MONTE / 53 / 53 / 53 / 53 / 53III III III III IIISor D.n Domingo Delmonte Habana Enero 22 de 1823 Queridisimo paysano: recibi muy gustosamente la apreciable carta de V. y te confieso que me sorprendi su contenido y como sino olvidandote de todos los vinculos de provincia, estudiantiles, masnicos, racionales, yuquinos, y aun de los indisolubles lazos eleurinos, le han podido percudir que yo me habia olvidado de ti? ¡desdearme yo de escribirte! ¡que horror! ¡que idea tan espantosa! no amigo mio, si los bayles, los paseos, y las damas matanzeras no os prohiben que tomeis la pluma para comunicaros conmigo; las elecciones, los alborotos, de esta, y estudio del laberinto forense de la patria de Marco Tulio, que ahora he emprendido, no me impediran que emplee un cuarto de hora en estampar mis ideas p.a embarcarlas en el varco de vapor, y embiarlas vuestras manos. Si no has comprendido por que los sublimes cubrimos en la instalacion, das conocer que no teneis la instruccion masonica que el Lic.do pero que aprecias las cosas como ellas se merecen, yo tampoco lo saba pero me han dicho que para instalar al V.e se abre el consejo de Dak-master, y como nosotros no poseiamos ese grado por eso cubrimos. En el americano libre1 se ha insertado vuestra descripcion de la alameda2 si la vieras... no la conocerias tal es el desguazo que Valdes3le ha hecho, el se ha pensado que en llenando los cuadros ya esta bueno lo que imprime, me ha dado mucha colera, y estoy trabajando por mandar la gaceta4 una f de erratas. 1. El Americano Libre Su prospecto aparece impreso en la “Oficina del Comercio, de D. Antonio Mara Valds, calle de Teniente-rey, casa nmero 81”, y desde su primer nmero (15 noviembre 1822) hasta el nmero 46, o sea el ltimo publicado (28 febrero 1823), se imprimi en la “Imprenta del Comercio, de D. A. M. Valds. Calle del Teniente-Rey casa nmero 81”. Dice Bachiller y Morales ( Apuntes t. II, p. 134) que “ El Americano libre se public para contrapesar las tendencias del Espaol libre ”. 2. Costumbres Noche de luna en la Alameda de Paula. Annimo. El Americano Libre Habana, 19 enero 1823, pp. 6-8.) 3.El impresor que acaba de ser citado. 4.El peridico titulado Gaceta de la Habana

PAGE 58

CENT"N EPISTOLARIO 54 \ 54 \ 54 \ 54 \ 54 \ Son las dos, y media, y me boy p.a clase, esta tarde hay tenida, y esta noche he de dar esta Bruzon, asi estoy de prisa, y acabo esta sin perjuicio de escribiros mas largo por el vapor q.e sale el Domingo. Abur. Tu afmo amigo Jos Antonio de SintraIV IV IV IV IVHab.a Septiembre 20 de 1823. S. D. Domingo Delmonte Mi querido amigo Como te iria en el camino? Como te hallars en Guanes?5 Gozars de salud? Disfrutaras en ese pueblo de las delicias del campo, te habra fastidiado la soledad de un pueblo pequeo, y la dureza de sus habitantes? Estas preguntas son el objeto de mi carta, aun no he recibido alguna tuya y creo que ser por falta de conductor, nuestro amigo Wayti me ha prometido enviarte esta y deseo llegue a tus manos. En la presente luna haces gran falta en la alameda ¡cuanta muchacha! no hablo de Ritilla y compaia, la filantropica y su pandilla, Charito, la Zabala (Lolita) y otras que son de cajon p.r que estas ya considerars que no faltan p.o aun las q.e jams han subido las gradas concurren ahora atraidas p.r el fresco, la dulce luz de la luna y quien sabe si la concurrencia de mozuelos ser tambien un aliciente? Respecto de estos tampoco faltan, se acab de una vez la tertulia politica y escepcion de ocho viejos que se juntan hablar de impuestos y de donativos, nadie se acuerda del govierno. ¡Que falta 5.Guane, pueblo perteneciente a la provincia de Pinar del Ro (Repblica de Cuba).

PAGE 59

DOMINGO DEL MONTE / 55 / 55 / 55 / 55 / 55 haces! El Mtro. G. siempre con sus conversaciones tan interesantes como amenas, concursos, intestados, naturaleza del juicio ejecutivo, tramites criminales, competencias, y otras cosas de este tenor, Felipe siempre Felipe, “El honor comprometido” nos hace reir mucho, y pasamos los ratos mas alegres, solo nos falta Domingo. Ya te supongo dictando providencias, ex catedra, cobrando asesorias, imponiendo miedo y espanto todos los maridos del lugar cuyas mugeres sean bonitas; encarcelando, y aturrullando todo el mundo; debes portarte como chicanero de la Hab.a y si a tu regreso no traes dos buenas parejas, ya puedes dar al diablo tu asesoria. Nuestros amigos comunes se hallan buenos, Bruzon sin darsele cuidado de cosa alg.a, Sanfeli6 cada dia mas Caton, y Carbonell7 fumando cigarros, y hablando como siete. Aller lei p.r la octava vez su satira8a la satira9 del satirico Dorilo10 y me rei mucho con aquello de criticatizante 11. Te acuerdas el Sans culotte que la pintastes a Gayra? Lo encontraron en tu casa, y ha bastado p.a q.e lleve y mas de 20 dias de morro sin comunicacion ni esperanzas de salir. Quien creeria que una burla tan inocente tuviera consecuencias tan funestas? Por fin paysano, pasalo bien, busca bastante dinero, ayuda los maridos y manda a tu amigo. Antonio Cintra. El proyecto Bibliotegrafico se ha paralizado con tu salida. 6.Cayetano Sanfeli, condiscpulo de Cintra en la clase de Constitucin establecida por la Sociedad Patritica en el Colegio de San Carlos de la Habana. 7.El afamado jurisconsulto cubano Isidro Carbonell y Padilla, generalmente conocido por Chilo Carbonell, y muerto en la Habana, vctima del clera, en diciembre de 1867. 8. Stira A la stira del satrico Dorilo — El autor del anuncio ( El Revisor Poltico y Literario Habana, 11 abril 1823). En prosa. 9. Stira A Desval por el anuncio de las poesas de Heredia en el Revisor nmero 13 —Dorilo. ( dem Habana, 7 abril 1823.) 10.El Dr. Manuel Gonzlez del Valle. 11.Adjetivo empleado en dicha stira.

PAGE 60

CENT"N EPISTOLARIO 56 \ 56 \ 56 \ 56 \ 56 \1824 V V V V VSr. D.n Domingo Delmonte. Hab.a Abril 20-1824. Querido amigo: cuando ya empezaba sospechar que alguna matanzera te hacia olvidar a los amigos, tu apreciable del diez y siete, me ha hecho conocer lo infundado de mis presunciones. El primer parrafo de ella ya que no puede colocarse en “Les facheuxes” est destinado para aumentar las Cartas del hab.o 1 la verdad que cuando veo al practicante de filosofo aconsejando al naranjero que se ahorcara creo descubrir la pluma de Pigault Lebrum2 pintando las estravagantes ocurrencias de Fr. Juan los originales cuadros de D.n Kinglin de traductoril memoria. Amigo, ya felizmente pasaron aquellos tiempos de mengua y de desdicha que tanto nos hicieran reir, ya se acabo la epoca malhadada en que los habaneros se enorgullecian con charlar en una b..., se gloriaban en pasar desde las ocho de la maana hasta las dos de la taide en la barandilla del Ayuntam.to oyendo la interesante discucion de “Jueses letrados”; intrigaban, con la franqueza de hombres libres en una junta parroquial; y se desdeaban de llevar el Guion en la procesion de corpus, y se habrian enrojecido de verguenza si hubieran empuado el Centurion el dia del Santo entierro: han mudado las costumbres, y asi como despues de la moda de sombreros de Waterloo, viene la de sombreros de la y copa grande; asi pasado ya el uso de b... elecciones y discucones ha entrado el de sermones, misas, y fiestas de iglesia. La del viernes santo fue magnifica, es cierto que no se descubria la hermosa perspectiva que presentan seis comunidades de frayles cabisbajos vestidos de diversos colores, ni aquel estrepitoso aparato con que en tiempos de Cienfuegos, la acompaaran caones, artilleros, y dragones; 1. Las Cartas de un habanero a un amigo suyo del campo son nueve y vieron la luz en El Revisor Poltico y Literario del 2, 6, 13, 20, 30 junio; 7, 18 julio; 6 y 16 agosto 1823. Y por la fecha bastante posterior de esta carta, fuerza es deducir que Cintra, autor o no de aqullas, alude a una continuacin que se pens dar a la estampa. 2.M. Charles-Antoine-Guillaume Pigault-Lebrun, novelista y dramaturgo francs.

PAGE 61

DOMINGO DEL MONTE / 57 / 57 / 57 / 57 / 57 pero en descuento iban los hermanos de la horca; y no faltaban veinte colegialillos, ni otros tantos clerigos rollizos que llevaran los instrumentos de la pasion. La marcha sali de S. Juan de Dios, se form como siempre, y el sepulcro y la virgen ocuparon sus antiguos puestos: llamaron algun tanto mi atencion el Sr. Filomeno3 que con su acostumbrada catadura, casaca azul, y calsones amarillos iba la dra de S. E. y el DrPrudencio4, que vestido de azul y negro lucia sus pantorrillas, dirigiendo sus espejuelados ojos todas las ventanas: en una de estas se encontraba la blaquirrubia, vestida de alepin, luciendo las n. con tunico de talle bajo, cinturon de terciopelo, y hevilla de acero; y en otras encantaba la trigueita de pelo negro, y blanco tunico; escusado seria decirte que estos objetos, lo fueron de mi diversion. La procesion lleg sin novedad la plaza de Santa clara, cuando el Diablo que no duerme hizo que un almidonado petimetre descargase sus adonizadas manos sobre un engalanado carretillero que le habia descompuesto la casaca, y esta accion fu bastante p.a alborotar el innumerable concurso de todos colores sexo, y edades que ocupaba la plaza y calles inmediatas. La bulla de un dia de elecciones, la sambra del bayle de soto, y la gresca de la parada; son unas baraundas de mala muerte en comparasion de los alborotos del viernes santo. Empalideci el ayuntamiento, retubose la tropa, Armona form ala, corrieron los espectadores, cerraron las ventanas las muchachas, y en asombrosa algaravia era un gusto ver los clerigos profugos con los paros en la mano, dispersos los frayles de Sto Domo, y los colegiales huyendo con la turca arremangada. Sosegada ya la refriega hubo lugar de conocer y sentir los estragos, y asi como en las campaas de Europa quedan los campos cubiertos de cadaveres, asi en esta batalla quedaron las calles cubiertas de mantas, sombreros y zapatos, orzas, vasos y botellas de las vendedoras de agua loxa, y daba compasion ver las alczares y alfeiques tiradas p.r el suelo. Fu grande el numero de los heridos y contusos, contandose entre los de mas gravedad nuestro amigo “Medio mundo” que estando mirando unas muchachas enventanadas, no pudo apercibirse de la bulla, lleg el tropel de gente, y empujandole contra una pared, le hicieron un chichon en la rodilla, y lo que es mas sensible, le ensuciaron los calzones. Restablecido el orden sigui la procesion hasta llegar la catedrl donde White y 3.Francisco Filomeno, luego Ponce de Len. Naci y muri en la Habana. Abogado de mucha notoriedad, desempe distintos y elevados empleos pblicos, fue miembro de la Real Sociedad Patritica y del Ayuntamiento de la Habana, y adems, distinguise como escritor y orador. 4.Prudencio Vicente de Echavarra y Agero. Santiago de Cuba: 1766-Puerto Prncipe: 1829. Fue abogado, fiscal de hacienda, de Guerra y de Marina, asesor general, oidor honorario y consejero ntimo de varios gobernadores de Santiago de Cuba.

PAGE 62

CENT"N EPISTOLARIO 58 \ 58 \ 58 \ 58 \ 58 \ yo nos divertimos con unas mozas cuyo lado nos hincamos mientras dur la oracion funebre. Aller se empezaron las funciones teatrales, se ejecut “La Isabela” y los comicos al anunciarla por el diario dixeron p.a recomendarla “la conocida popularidad de esta pieza” de suerte que ya sabes que la Isabela es muy popular, yo no s que entienden estos benditos por popularidad si ser por que s. m. de la seora Isabela no se desdea de ser representada en las mismas tablas donde se ha ejecutado al “Catalan Serrallonga” al “Rosario perseguido” “Blanca y Moncarin” y otra turba de piezas que con justicia pueden ser consideradas como la canalla del reyno teatral? tal vez por que permite ser estropeada por Reyes y Palomera? acaso por que no se averguenza de ser oida por la turba del patio y la cazuela? ¡Que dia de pascua tan triste he pasado! ¡que pensamientos tan funestos me asaltaron! ¡que encuentro tan fatal! las seis de la maana iba la catedral acompaado de W, cuando l pasar p.r Sto D. un rayo de luz celestial y divina me hizo cerrar los ojos; admirado sobremanera, y despues que se me pas la prim.a turbacin vuelvo la cara y veo.... ya te figurars quien; la hermosisima y sin par, y nunca bien alabada Pepilla. En este momento, y al escribir su nombre mi corazon se conmueve, palpita, y apenas me deja continuar. Impelido por el genio secreto que me obliga amarla entr, la vi, y.... y aun no se me ha pasado la tristeza. Aquella boca llena de gracias! aquellos ojos formados p.r la misma venus! aquellas piernas! la consideracion...pero seria un enfadoso de nuevo orden si siguiera esta pintura. Comenzaron ya los bayles de soto: aun no los he visto y nada puedo decirte de ellos. Me encargas que te hable de chicana acaso piensas que mi me gusta mas que a ti? o te figuras que un hijo de la Academia A... puede hallar gusto en las trapalas y embrollos de los procesos? la estudio porque ya que no soy hijo del D.r Campos ni de D.n Santiago de la Cuesta, de algo he de vivir: sin embargo cuando se empieze la academia te dir lo que ocurra. Por ahora me contento con referirte que consecuencia de haberse hallado un negro ahorcado en Sto D.5 del brazo de un angel, lleg el Alc.e encajo su auto de proceder, y libr mandamiento de prision contra el angel, quien sin duda estaria en gayola no haber promovido competencia el Sr. Provisor. La comedia6 ira pronto p.a esa. Por fin ya estoy cansado de escribir, manda tu amigo. Jos A... de Cintra 5.La iglesia y convento de Santo Domingo, actualmente en demolicin. 6.La campaa teatral que actuaba entonces en La Habana.

PAGE 63

DOMINGO DEL MONTE / 59 / 59 / 59 / 59 / 59VI VI VI VI VISr. D.n Ninoyo Hab.a Abril 27-1824. Compadre, recib tu muy apreciable con el mayor gusto, pues siempre lo tengo al saber de los amigos, y ver su letra, ya que no puedo oir sus palabras. Me ha dicho White que piensas establecerte en esa, este golpe me ha sido muy sensible cuando te esperaba pronto; tenia preparada una lamentacion, ya la iba embocar en este prrafo, pero suspend la pluma al considerar, que diras que empezaba como sermon de soledad, ya que el de marras empez como sermon de viernes de Dolores. La Academia ha continuado, tenemos en ella a medio mundo, se ha propuesto una causa de divorcio, y esta tarde pienso llebar la demanda. Ya que se habla de chicana; quiso V. lucirsela S. D.n Dom.o con aquella reprimenda sin venir al caso, que V. estamp en la n.o 2., ni V. me dio que sentir, ni yo lo crei, ni mi carta dio entender una cosa semejante, y solo un hombre falto de sentido comun, solo un litigante cabloso, taymado, de mala f, y peleado con la buena inteligencia; podia transformar tan descaradam.te la verdad, invertir la significacion de las palabras; p.asu unico, y propio negocio El consejo de que me deje de amores platonicos sobre ser adaptable mi genio, es muy comodo, y boy seguirlo: es cierto que P me gusta demasiado, p.o como ha de ser! p.a los desgraciados se hizo la horca, adems que si yo siguiera en esos pensamientos, un da despechado era capz de cometer una locura lamentable, como irme de la alameda cuando la viera, sofocarme, ir donde Marg. folgar. Este gusto que yo tenia aunque nada me produjo, di margen los amigos p.a que chancearan, lo que al fin es una ventaja; p.r ejemplo, si yo no te hubiera comunicado mis tobocescos amores, ni habras podido formar aquellas graciosas fabulitas que me contabas en la alameda, ni ahora tubieras que encargar a White, como he visto que lo haces en su prim.a carta. La segunda parte de tu consejo acerca de “arremeter la putilla” no puede adoptarse por ahora, p.r impedimento impediente; habra diez das que estoy acometido de un mal de orina que casi me reduce la clase de caraji-diminuto; una vieja me recet que resara una estacion S. Liborio, y me quiso sacar la lengua porque le pregunt, si S. Liborio era abogado de los c. He llamado medico, y estoy en sus manos. A proposto de medico, sabes los progresos que se han hecho en esta ciencia? tanto han trabajado los hombres, tanto se han fatigado, tantas

PAGE 64

CENT"N EPISTOLARIO 60 \ 60 \ 60 \ 60 \ 60 \ tentatibas han hecho, que al fin han descubierto el origen, y curacion de todas las enfermedades fsicas de esta maquina, sin pluma con dos pies; digo fsicas por que las morales hace tiempo que estan conocidas. Pas ya el tiempo que un medico vestido de corto y con larga peluca tomaba el pulso un enfermo y deca “acut morbi (un polbo) in cuatordecim diebus pidicantur”. Pas tambien aquel en que al apearse el D.r de la mula recetaba sangrias p.r docenas; pero ha llegado la epoca feliz en que un mocito de pocas barbas, cordon alagarteado por el cuello, aurifero relox, y delgada caa, un joven digo que asi toma una flauta, como el escarpel p.a descuartizar muertos en S. Ambrosio, llega una casa, toma el pulso, mueva la lengua, enciende un cigarro, y jugueteando con la caita dice; “esa es una irritacion de la membrana murcosa, que afectando los nervios p.r simpatia ha producido la flebre” en seguida toma la pluma y con apuntar leche de tierra goma arabica, y cocim .to blanco prescribir un regimen antiflojitico y agregar un par, una docena de sanguijuelas, piensa que el grande hacedor no puede inventar tan fuerte enfermedad que se substraiga al imperio de su sistema; ¡o hombres ilustres que siguiendo al genio inmortal que os abri la senda del saber, y quit la venda que cegara los hipocrates antiguos, habeis conocido la naturaleza! ¡hombres grandes que debilitando nuestro misero cuerpo sanais sus innumerables dolencias! ¡hombres exelsos p.a cuya alabanza no hallan espresiones los curas, sacristanes, y sepultureros! seguid vuestro plan, continuad vuestra ruta, que algun dia ser esculpido vuestro nombre con caracteres de bano en la puerta del cementerio. Lo unico que puede sentirse es que no haya sanguijuelas en las boticas, pues es de asegurar que con 200 docenas de ellas, y veinte discipulos de Brussi, fundaban mayorasgos todos los muerteros de la Hab.aM. Etienne camina esta ciudad con pasos de gigante. Aun no me ha escrito Carbonell Manda amigo verd.oJos A. de CintraVII VII VII VII VIISr D. Domingo Delmonte. Hab.a Junio 11. de 1824. Amigo: recibi tu num.o 3. y otra posterior que me entrego White, la primera 15 dias despues de su fha, porque la echaron en la estafeta y hasta el dia q. fui p.r cartas de tierradentro no vino mis manos, y la

PAGE 65

DOMINGO DEL MONTE / 61 / 61 / 61 / 61 / 61 segunda el dia de aller; por esta narracion y la noticia que tienes de mi enfermedad de mas molestia que peligro, conocers que insulpablem.tehe suspendido nuestra corresponda; y quedan contestadas las figuras de quejas que trae tu ultima. En su contestacion te digo que he pensado solicitar una celda en S. Juan de Dios para tu habitacion, no me lisonjeo de conseguirlo, p.o tengo empeos p.a el Administrador y p.a el prior que son las primeras autoridades de ese establecim.to y en esta virtud ser muy probable obtenerla si la hay desocupada; sino, siempre tentar la ropa mi capellan, y con franqueza, pues yo la usaria aunque no me la encargaras, te dir lo que haya. Debes estar sobre todo persuadido, que me ser muy agradable que vivamos juntos, estudiaremos mucho, nos reiremos mas, buscaremos una casa donde haya dos muchachas sin padre impertinente, y aunque una sea tuerta, y otra coja nos enamoraremos de ellas; verdad es que mejor seria hallarlas bonitas, pero no nos hemos de parar en pelillos, y con esto pasaremos alegremente nuestros miseros dias, que p.r mal que nos balla, ha de ser mejor que cuando con cuarenta aos en las espaldas, gotosos, una suegra regaona, muger de mal genio, cuadas borrachas, y seis chiquillos al pie, y algunos acreedores de visitas, reneguemos de nuestra suerte, y nos demos al diablo por instantes, suspirando siempre por nuestro tiempo. En pocos dias te dar el ultimatum. El Caton esta cerca de Matanzas representandose, puede ser que lo hayas visto. D. Pablo Isidro ha llegado del Campo. La carta italiana me ha gustado mucho, en particular aquello al Chimboraso est de perlas, remiteme cuantas traduscas. Mr. Etienne yace a causa de mis males. Antes de aller se represent una comedia nueva, y al anunciarla dixeron los comicos p.a recomendarla “Famosa comedia nueva recibida por el ultimo buque que ha llegado de la peninsula...7 se reira al considerar que se anuncian las comedias. ...8 es? “Salchichones frescos recien llegados de Barcelona,...9 hortaliza recibidas por ultimo buque que lleg de malaga.” La Academia continua. Deseo te refresques y diviertas en el ingenio. recibe el corazon de tu amigo. Jos Ant.o 10Contestada con n.os, 6 y 7 —Julio 10—y 8 —id. Salio Pepe el mrtes 27.11 7.Roto el documento. 8.dem. 9.dem. 10.Jos A. de Cintra. 11.N. de Domingo del Monte.

PAGE 66

CENT"N EPISTOLARIO 62 \ 62 \ 62 \ 62 \ 62 \VIII VIII VIII VIII VIIIHab.a y Julio 28 de 1824— Mi querido Domingo, he recibido dos cartas tuyas las que hasta ahora no habia contestado p.r que deseaba que la respuesta fuese lisongera, no puede ser como yo deseo, p.o al fin es preciso escribirte por que no presumas que me olvido de ti. Si Dom.o se acuerda de Cintra, de la memoria de este jams se separan algunos momentos divertidos q.e ha pasado junto aquel; la igualdad de profesiones, conformidad de opiniones y casi identidad de caracter, ha producido en mi un afecto que con nadie trato con mas gusto que contigo y podra olvidarte? ¡solo un hombre que ha abandonado la sociedad, y se ha retirado los bosques formaria tan descabellada sospecha! He practicado cuantas dilig.s han estado mi alcance p.a conseguir la celda, ya tenia la llave de una, cuando el Prior tuvo avisos de que un tal S. Pelayo, frayle del orden, venia esta, y fui despojado: sin embargo aun no he tentado la ropa al capellan mi Mentr, pienso hacerlo, con tanto mas empeo, cuanto, segun White me dice, tu venida esta depende de ese paso. Las cartas estan muy bonitas; y sobre todo me ha gustado “El Dia de S. Juan” ¡que falta haces aqu! Se instal la R.1 Sala del crimen; y q.e bien merece una descripcion critico-burlesca con sus caricaturas al canto! ¡ah! si hubiera Revisor ; nos chupabamos los dedos con este solo asunto. Conosco p.r tu ultima que estas muy filosofo, y muy amante la vida del Campo; ser muy buena, pero si hay guagiras alagueas y graciosas, hay cortesanas ( capitalistas) coquetas y agradables, y f que entre el candor de la una, y la zalameria de la otra, yo escogiera ambas. Es cierto que el ministerio espaol llevado de los chismes de un figuron tan prostituido, y bajo; como bruto altanero y ridiculo; ha querido que el Patan de Cartagena susceda en el cayado de Jesuchristo, al virtuoso pastor12 que rige hoy dia esta igles.a sin embargo las autorida12.En la Historia de la Isla de Cuba por don Jacobo de la Pezuela Madrid, 1878, t. IV, p. 172, se lee el prrafo que sigue: “No pocos ataques sufri por ese tiempo en la corte el anciano obispo Espada, afectndose achacar a liberalismo del pasado tiempo la ilustracin que le induca a promover la instruccin pblica en el pueblo, como si la hubiese mostrado solamente en la poca constitucional y no en las anteriores. Opinaban sus adeptos, que eran muchos y de lo ms escogido de la Habana, que, haban partido los tiros contra aquel prelado por induccin del obispo de Cartagena que codiciaba su vacante, y a la sazn viva en aquella capital como emigrado de su dicesis; pero ningn dato fehaciente nos lo ha confirmado”.

PAGE 67

DOMINGO DEL MONTE / 63 / 63 / 63 / 63 / 63 des no han querido obedecer tan barbaro decreto, y han representado al alto gobierno, pidiendo que le dejen su Pastor; quiera aquel, que diz que rige a su antojo este picaro mundo, que lo consigan. El miercoles ultimo que hubo luna, fui a la retreta, y entre otros cuadros exit mi risa ver la Tair de la alameda, en medio de seis adoradores, favorecidos; me acord de ti, pues habrias sido el septimo, estar presente. Ntro diario de gobierno13 publica un computo interesante, p.a cada hombre del mundo, dice, hay aproximadam.te seis mugeres y media, (yo te cedo desde ahora la media que pueda corresponderme). Una seorita qn un amante desdeado comunic este descubrimto, picada de la indirecta concibi la idea de ponerse en rifa con 50000 lotes, embiando su retrato las grandes ciudades; la realiz, y cuenta ya 30000 aspirantes, de este modo se vengo del satirico enamorado. Hay dias que no veo al angel consolador segun informes esta en las Puentes; por la primer vez en mi vida he sentido no tener volante. Chico! la chicana empieza ser productiva; considerars que lo que se gana es una miseria, pero aprecio mas una onza conseguida p.r mi industria, que veinte que me d mi madre; por que al fin aquella la boto, sin el pesar de que se la quito ella p.a satisfacer necesidades supernumerarias; vicios si se quiere. En fin no dejes de contestar p.r que ignoro si desde que estas en el Campo, llegan tus manos las mas. Recibe el Corazon de tu am.oJos Ant.o14Contestada con mi n0 9 fha 11 agto la llev el mayoral Matnzas, p.r el correo del 15.15IX IX IX IX IXHab.a y Agosto 21 de 1824— Mi querido Domingo: recib tu muy apreciable de 12 del presente, y la verdad que he estraado ver Moliere tornado de repente en un Nelvetiur; semejante metamorfosis no se si sera producida por las 13. Diario del Gobierno de la Habana 14.Jos Antonio Cintra. 15.N. de Domingo del Monte.

PAGE 68

CENT"N EPISTOLARIO 64 \ 64 \ 64 \ 64 \ 64 \ espresiones de D. Andr16 y haban de ser muy vivas para causar esta converson) o por que la tristeza y fastidio que ocasiona el campo los quince das de estar uno en el, haba impresionado tan desventajosam.tesu cerebro. No es de admirar que cuando las cedulas recopiladas, las sangrientas leyes de Indias, y las reales provisiones estan en toda su fuerza y vigor, haya horcas, picotas, azotes &c; pero si que en el siglo 19 y en el pas de la ilustracion, se encuentren letrados que apliquen tales penas; y mucho mas que haya poetas (bien q. de aquellos que pacan las riberas del padre zanja) que alaben tales aplicadores. Supongo que ya habrs visto las composiciones que me contraigo; form un articulo sobre esto, porque la escribo-mania no se ha estinguido; pero no ha podido publicarse por la censura. Te lo remito; y te embiara tambien un informe, sino fuera por el temor de que lo vieran. Cuando procur celda en S. J. de D. no cre jams que te faltara en esta donde vivir sino que lo hize por ver si lograbamos habitar juntos; no se ha conseguido, y nada hemos hecho aunque vengas esta; sin embargo de estar veinte leguas de distancia, estar dentro de unos mismos muros hay mucha diferencia, as que ansio por el prim.o de septiembre. El proceso de est en prueba, cuando forme el alegato te lo embiar. Vi la de White donde me inculpas demasiado f que sin razon por que solo una vez me he descuidado en escribirte. Mr. Etienne corre sus tramites, aunque no est consentido el auto en que se manda que yo lo tradusca, sin respetar el antiguo contrato y declarandolo nulo sin oirme. Aqui se ha publicado la noticia de que Iturbide ha sido fusilado las treinta horas de haber desembarcado en Soto la marina, si es cierto ha sido golpe de cuerda p.a los anti-republicanos. Dicen que en Mexico habia orden de arcabucearlo donde quiera que se cogiera, y dar cuenta con el sumario. Este es el modo de enjuiciar que est de moda. Putografia.—Este ramo no es el peor, he hallado una ninfa del sto oficio con quien tengo amores, muy viva, muy amiga de j. poco pediguea. Que mas puede apetecerse? Medio mundo y otros iguales dicen que es fea, en hora buena; pero es muchacha; y no tiene lesion fisica notable. A decir verdad Bruzon que era uno de los que me criticaban, tuvo valor sin respetar la fe de amigo; y lo q.e es mas el galico, de...pero no puedo espresarlo, me enfuresco, y no detenerme la refleccion de que por 16.Domingo Andr, amigo ntimo de Del Monte, ms tarde su compaero de viaje de ida y vuelta de la Habana a Espaa, y de quien se encuentran en el Centn varias cartas.

PAGE 69

DOMINGO DEL MONTE / 65 / 65 / 65 / 65 / 65 pu... no se pelea, iba en el momento a desafiarlo; y pesar de todo, “A caballo dado no se mira el colmillo.” “El q. busca caballos sin tachas se anda pie” “Quien da pan perro ageno por mal que le venga no se enoje.” La Diosa vino de las puentes; y ha vuelto partir no s para donde, me han dicho que se halla en Matanzas, si la tuviera al lado, si sintiera palpitar su pecho junto al mio, si aquellos ojos celestiales y encantadores se encontraran con mis parpados; ay! no acababa esta carta. Pero nada de esto sucede, y es preciso terminarla. Abur chico tu siempre fiel amigo Jos Ant.o 17Recibida el 26 en la noche y contestada con el N. 10 fha 30 ag.to 18X X X X XOdas del D.r D.n P .o N.a y O.n y del Ld.o Desval la instalacion de la R.1 Sala del crimen, impresas en el diario del govierno. Rasgo encomiastico .... Et cantase pares et respondere parati.... Virg... Si la instalacion de un tribunal superior en esta capital ha sido considerada por todo hombre amante de su patria como la egida mas firme de la inocencia, el terror de los malvados, y el freno mas fuerte de las cabalas y maquinaciones cuya sombra lograban los criminales la mas escandalosa impunidad; para los que saben admirar los encantos de la poesia ha sido tambien un objeto de regocijo porque ha dado causa las terribles composiciones que subscriptas por P N. y 0; y Desval, impresas en el diario de govierno hemos leido con la mayor alegria. Seguramente que odas mas originales, estraas, y vivarachas no se han visto de algun tiempo ac; ellas pueden competir con las mas admiradas de Arriaza,19 y aun las del mismo Sr. Capacho,20 no les ban en zaga. La grandiosidad, elevacion, y seriedad de la una; como la ingenuidad, tri17.Jos Antonio Cintra. 18.N. de Domingo del Monte. 19.El poeta espaol Juan Bautista Arriaza. 20.Fray Jos Rodrguez Ucares, natural de la Habana, conocido por el seudnimo de El Capacho escritor jocoso a quien se atribuye la comedia El prncipe jardinero y fingido floridiano y cuyas Poesas curiosas vieron la luz en aquella capital en 1822.

PAGE 70

CENT"N EPISTOLARIO 66 \ 66 \ 66 \ 66 \ 66 \ vialidad, inocencia de la otra forman entre si un horrible contraste, y sorprenden, y agradan, y harn reir al mas severo Doctor cuando este componiendo un dificil alegato. All los pedantones que creen que para que una poesa sea buena se necesitan buen gusto, reglas, dignidad, propiedad, dulzura, buen estilo, buena eleccion, belleza en las descripciones, y otra algaravia de cosas; podrn decir de la primera que sus versos eran muy duros, su estilo afectado, sus descripciones estrafalarias, y el todo muy pueril, y estendern su crtica infernal hasta la segunda objeccionandole que no es oda, ni cosa que lo paresca, sino una mala cantaleta con infulas de anacreontica, que el todo de ella carece de merito poetico, y su estilo desaliado casi casi se confunde con el de las decimas que se cantan en los bayles de nuestros guagiros: no dispensarn la inadvertencia del uno que hubiese comparado los seores oidores los tres jueces del infierno Eaco, Mins, y Radamanto; ni la sencillez del otro aquello de versos lozanos; diran tambien que en ambas se trasluce el polvo de los portales que tienen muchas figuras forenses, y que esto sobre ser ridculo, las imagenes que no se toman de la naturaleza solo son adaptables al genero satirico, y discurriendo de este modo podrn tener mal que se hubieran ensayado en objeto tan respetable, pudiendo haber aprendido en insultar la tumba veneranda de la legislacion romana, en cantar las bellezas de la zanja; mas no hay que hacer caso de estos pedantes presumidos que piensan que un hombre no puede ser poeta sin haber estudiado las ciencias preparatorias, haber leido, meditado y entendido los clasicos latinos y por lo menos a Melendez y Quintana, tener un gusto esquisito, y mucha delicadeza en la eleccion de imagenes y palabras; sin advertir que jams se ha necesitado en Espaa tanto ni p.a ser Alguac1, y que s para este empleo de los mas serios de la judicatura basta con no saber escribir y prestar un juramento, por que tambien no bastara para ser poeta no tener sentido comun y meterse ello, maxime cuando este no es oficio publico, ni tiene sueldo, ni puede ejercerse en dao de tercero. Asi que Virgilios valerosos, vosotros los unicos que habeis pulsado la lira de algun tiempo esta parte, no os arredreis p.r criticas injustas infundadas de tanto malandrin embidioso; continuad en vuestra profesion que de los hombres se hacen los poetas, y con la naturaleza y la ayuda del arte, podres algun dia llegar ser porteros de Camara de la cancillera del Parnaso. Y digame V, ahora; S. R. no es mengua y vergenza de la Habana que en alabanza de su primer tribunal se impriman tales composiciones? ¡que! se acabaron ya aquellos hombres estudiosos cuyos versos empezaron encantarnos? o adormecidos en la inaccion hacen emmudecer las dulces cuerdas de sus liras? conosco que no tenemos un

PAGE 71

DOMINGO DEL MONTE / 67 / 67 / 67 / 67 / 67 Lista, ni un Melendez pero el amante a de Belisa, el cantor b de los heroes espaoles, no habrian elogiado mas dignamente la instalacion de la R.1Sala del crimen?21XI XI XI XI XIBorrador escrito p.r Jos Antonio Cintra, p.a el D.r Fierro, q.n habia encargado este trabajo el Gral Vives.22Emo Sr.=He recibido el oficio de V. E. y la copia de la nota espedida en Aranjuez a 30 de Abril, que V. E. tuvo bien dirigirme. Las espresiones con que S. M. me honra son sin duda mas conformes la bondad y munificencia del Soberano q.e las pronuncia, q.e los meritos del vasallo que no ha hecho otra cosa que llenar sus deberes; ellas exigen mi reconocimiento y gratitud, y aumentarian mi fidelidad y amor a su R.1 persona si estas cualidades pudieran aumentarse en el pecho de un verd.o (a) espaol, cuya prim.a obligacion es poseerlas en sumo grado. No corresponderia la generosidad del augusto monarca quien tengo el honor de servir, si cuando se trata de reunir la America la otra porcion de sus seorios, cuando S. M. se digna dirigir sus beneficas (b) miradas estos vasallos estraviados seducidos; (c) cuando he merecido la confianza de q. se ponga mi cargo la parte mas fiel de los americanos; no tomase, como S. M. el mayor empeo y actividad en la conservacion y bien estar de estas subditos, y no indicara algunas medidas gubernativas, militares y economicas que segun mi corto entender son necesarias o conducentes para lograr el grande objeto digno del sucesor de S. Fernando. Conosco empero q.e V. E. no necesita de ellas pues no pueden escaparse su alta penetracion, pero las espondr por cumplir mi deber. Alientame ello el saber que el Rey mi Sr. ha escuchado con gratos oidos, mis reflecciones. Si se ha de embiar un exercito America no es indiferente el nombre con que se le designe, los hombres regularmente se llevan tanto de esterioridades, que al fin estas producen efectos reales. Los noma.El autor del Desamor.—N. del autor. b.No he podido dar otro nombre al autor de aquella oda: ser que vuelva el genio tenebroso &c —N del autor. 21.Annimo. 22.El general Francisco Dionisio Vives comenz a gobernar a Cuba el 7 de mayo de 1828.

PAGE 72

CENT"N EPISTOLARIO 68 \ 68 \ 68 \ 68 \ 68 \ bres dan conocer las cosas antes de examinarlas, y previenen el animo considerarlas bajo aquel aspecto que se quiere hallar en ellas: seria pues muy conveniente que el ejercito se denominase de manera que antes de esperimentar sus efectos se previniesen los pueblos en su favor. El distintivo de espedicionario es desagradable, y el de pacificador se mira con horror por el abuso que de esta palabra hizo el de costa firme asi llamado formando un choque terrible entre su denominacion y sus operaciones; me parece pues conveniente que se llame conciliador. Que consecuente con este nombre, y con las intenciones verdaderam.tepaternales de S. M. y teniendo en consideracion que las principales sublevaciones de America en los aos de 810 y 820 fueron mas bien un impulso de lealtad contra el gobierno intruso de Jos, y el demagogico de las Cortes, que una rebelion nacida de espiritu revolucionario; se adopte un sistema de benignidad y dulzura que ser el mejor garante de la estabilidad del gobierno; mueveme esta observacion el conocimiento que tengo del caracter americano; la injusticia los exaspera, la justicia misma en siendo sangrienta conmueve estraordinariamente su sensibilidad (d) y si la crueldad es detestada por el Sto. Evang.o y aborrecida p.r todo hombre humano, V. E. aplaudir conmigo que en estas provincias los dros del trono y la conveniencia publica, esten unidos con la filantropia y la benignidad. Como medida indispensable p.a plantificar este sistema, es forzoso que una disposicion general prohiba que en el ejercito que se embie venga ningun oficial de los que han pertenecido las tropas espedicionarias, y hecho la guerra en America. Sobre que la conducta anterior de estos individuos ser un motivo de desconfianza para los americanos; aquellos han sido maltratados por los gefes revolucionarios, han sufrido desayres en algunas ocasiones, y atendida la naturaleza del corazon del hombre, aunque algunos de estos individuos tendrn bastante generosidad para sacrificar sus resentimientos personales la combeniencia del trono; es muy probable que la generalidad aprobeche la ocasion de vengarlos. Por otra parte si volviesen estos oficiales los americanos se persuadirian que se renobaban las pasadas escenas de sangre y horrores, y no que se trataba de traerlos la senda del deber por una ruta enteram.te nueva y mejor que la antigua. Ya conocer V. E. lo que interesa al exito de la empresa que los gefes del exercito esten adornados de virtud, enteresa, ilustracion, fidelidad, providad, y prudencia, estas cualidades son las mas necesarias y acaso de ellas depende la consecucion del objeto, mas que del valor y ardimiento militar. En estos ultimos tributos no cedi el ejercito de Costa firme al mejor del mundo, y sin embargo la empre-

PAGE 73

DOMINGO DEL MONTE / 69 / 69 / 69 / 69 / 69 sa ha sido desgraciada. A la America no deben venir reportar victorias sino triunfos morales (e) no a conquistar provincias y territorios sino corazones, no a ceir ensangrentados laureles sino captarse la admiracion de los pueblos por su modestia y buen comportamiento. El general que se atraiga el amor de cien aldeas es mas digno del gran Fernando, que el que destruya una plaza. Bien reciente es el ejemplo del Smo Sr. Duque de Angoulema que hizo mas dao los revoltosos con su conducta benefica, que con sus gruesos caones. Las armas sern un adorno de la magestad suprema, y leyes sabias y justas formaran su verdadera defensa. Interesa sobre todo hacer resaltar los ojos del pueblo el terrible contraste que hay entre la opresion y tirania revolucionaria, y la lenidad y beneficencia de un gobierno solido y justo. Atendiendo al sagrado amor que generalm.te profesan los americanos a la R.1 persona del Monarca, ser muy combeniente que S. M. les dirija la palabra por medio de un manifiesto atrayendolos su deber con raciocinios deducidos de la naturaleza de las cosas; si este manifiesto les perdona sus pasados estravios, si abunda, como no lo dudo, en las intenciones paternales del R. N. S. seguram.te producir sobre los animos el efecto mas lisongero. El indulto ( cuya palabra ser combeniente substituir la de amnista) debiera comprender hasta los gefes y corifeos de la revolucion, ya porque muchos de ellos han sido arrastrados por las calamidades de la pennsula, ya porque combiene ofrecerles comodidades fin de que su obstinacion no alargue la guerra. Seria tambien muy aproposito que los militares disidentes que pasen las banderas reales se les conceda el mismo grado que en las suyas gozaban, y obcion otros segun su posterior conducta. Ilusoria seria la clemencia de su M. si la intriga, la mala f, las venganzas particulares tuviesen algun ascendiente p.a contrarrestar sus efectos; en esta virtud se debia prohibir que se admitiera acusacion inculpacion de ninguna clase sobre hechos anteriores la pacificacion del territorio donde se pretenda establecer. Un denso velo debe cubrir de tal modo la conducta anterior de los reconciliados, este velo debe ser tan impenetrable los tiros de la maledicencia, que cuando pasado algun tiempo hayan ellos gozado la felicidad que les ofrece un govierno justo, recuerden su malhadada independencia, del mismo modo que se recuerda un sueo funesto. El deseo de ser util mi Rey, me ha obligado to23 23.As termina el borrador que acaba de leerse.

PAGE 74

CENT"N EPISTOLARIO 70 \ 70 \ 70 \ 70 \ 70 \XII XII XII XII XIIAl B.er Toribio Sanchez de Almodvar de S.A. B.er Nuo de Padilla y Cspedes Delio amigo: A que viene tanta alabanza de hermosura de palabras, riqueza de imgenes, diccion rica y poetica sobresaliendo soberanamente ? Yo te pudiera responder: Eso de lisonjas los bobos, A los que en V... no esten escarmentados. Si yo pretendiera contra la voluntad de Apolo trepar gatas al Parnaso; pudieran tolerarse esa disimulacion con que me aconsejas que para hacer versos, estudie poesa; mas como la primera intentona llev un batacazo tan fuerte que ser eterna su memoria, que haba yo ni de creerme rimador? ni coplero? ni anacreontizador de los muchos que mansamente pacen las riberas de la zanja? En lugar de tanto encomio debi usted, seor mo decirme como amigo y al odo que en m vida tomara la lira para no hacer reir los que me oyeran. Usted dir que me dej intactos algunos versos y que el que los compuso no est tan destituido de prendas poticas que no pueda hacer otros ensayos y con el tiempo y el estudio, llegar ser entre-semi-as-como-medio poeta: le agradesco el consejo: pero guardeselo, hermano. Si usted dej esos versos como estaban sera porque no quiso usar del lente y como miope se le escaparon sus defectos: mas de que suponiendolos buenos que prueba eso? que se toca la flauta por casualidad; pero nunca que la msica asnal sea buena. Cuando por hacer una imitacion de Lista, hice un finado quiere usted q.e yo crea que puedo llegar ni siquiera la falda del Pindo? Como usted no est instruido de mis intenciones voy decirselas: yo, hermano, ni he pensado siquiera venderme por decimeador ; pero lo que s he deseado es ver como llego adquirir una mediana prosa, y salgo de esta aridez que tiene mi pobre cholla y como de ese modo consigo medio pureza de lenguage. Delio, he aqu lo qe te esplico; lo qe he comprendido de tu cortedad y p.r lo que desea hablar contigo el mas lejano pretendiente del laurel y yedra de Helicona. Isidro Carbonell24Aristo Caton 24.N. de Domingo del Monte.

PAGE 75

DOMINGO DEL MONTE / 71 / 71 / 71 / 71 / 711825 XIII XIII XIII XIII XIIIRecibida en Mayo de 251Nueva-York y Marzo 15 de 1825. Queridisimo Domingo: dolorosos son mis sentimientos al empezar esta carta. Nuestra antigua ntima correspondencia en tiempos mas felices, no puede menos de traer consigo mil recuerdos de amor y de felicidad, que se han disipado como un sueo. Tu carta de 11 de Enero h levantado en mi espritu todas las sensaciones que te comunicaba tan abierta y francam.te apenas las tena —Te quejas de mi silencio, y veo que no has recibido la que contest a la anterior tuya—No repetir lo que entonces dije, seria faltar la franqueza y candidez, inseparables de la amistad—Noticias de la Habana, y el recibimiento spero que tuviste en Guanes, me dieron el dolor de creer que mi amigo se habia ligado con los mas execrables tiranos, y desertado de la virtud —El huracan que me arrebat de Cuba poco despues, me hall lleno de estas fnebres ideas —Juzga si la indignacion y la vergenza podian permitir que la vctima se dirigiese una persona que reputaba coligada con sus verdugos. Empero, tu recuerdo de nuestra amistad tierna y antigua me convence de tu inocenciaRenovemos, pues, nuestra correspondencia, ya que no temes tenerla con un proscripto—Pero si crees que, puede comprometerte en lo mas mnimo, dmelo, y callar, pues la ltima de mis desgracias seria la de envolver en mi triste destino un amigo— Nada te dir de los dias amargos de mi persecucion. Sus furores no pueden ocultarse Domingo que me conoce —Despues ha venido el decreto atroz que me cierra p.a siempre las puertas de mi patria, y no me h causado la mitad de la impresion que el acto doloroso de arrancarme de ella, cuando se me presentaban es...2 tan fundadas y halageas de paz y de felicidad—No dir como Graco Ho tale un cor nel petto che ne’disastri esulta: un cor che gode lottar col fato, e soperarlo.... pero no lograrn los villanos que me han desterrado quitarme la vida con la pesadumbre —Los estados nuevos americanos me ofrecen patria 1.N. de Domingo del Monte. 2Roto el documento.

PAGE 76

CENT"N EPISTOLARIO 72 \ 72 \ 72 \ 72 \ 72 \ 3.El gran poeta cubano Jos Mara Heredia, nacido en Santiago de Cuba el 31 de diciembre de 1803 y fallecido en la capital de Mjico el 7 de mayo de 1839. En la Revista Histrica, Crtica y Bibliogrfica de la Literatura Cubana Matanzas, 1916, t. I, pp. 160-169, y copiadas de estos originales del Centn fueron publicadas las cartas de Heredia fechas: Nueva York, 15 marzo 1825, Mxico, 24 mayo, 18 noviembre 1826 y 15 abril 1827, Tlalpam, 14 enero 1829, y Cuernavaca, 23 octubre 1830.—En ellos podr vivir en paz, sin que el terror perturbe el descanso de mis noches —Vivir lejos de mi familia, pero no ser para siempre— Ojal hubiera tomado esta resolucion quince meses h, y no hubiera arruinado mi constitucion en dos inviernos de este horrible clima, aguardando con inconcebible ceguedad la determinacion de mi causa! Pero hay en el corazon humano sentimientos que dominan y acallan todos los demas y sofocan aun la voz de la razon, cuya severidad nos intimida. El deseo de volver al seno de mi familia, y de respirar el aire de mi patria, mientras esta no se negaba contarme en el nmero de sus hijos me fascinaron sobre los proyectos crueles de la aristocracia dominadora— Figrate mis padecimientos en tantos meses de enfermedad casi continua, entre los dolores de mi cuerpo y la agitacion perpetua de mi espritu. Estos dos inviernos han acabado no solo con mi cuerpo, sino con mis facultades intelectuales. Cuando yo quejandome de una ingratitud en amor decia Cuanto es horrible el desierto de una alma desolada, sin flores de esperanza ni frescura! estaba bien lejos de creer que estos versos, cuya espresion parece exagerada, habian de ser tan pronto la pintura mas verdadera de mi situacion— Adios, Domingo: bastante te habr fatigado con esta infausta elegia —Pero no debes esperar otra cosa de mi —Las ideas halageas que aun en su afliccion se ofrecian en otro tiempo mi imaginacion calenturienta, han huido tan lejos, que no comprendo ni como pude creerlas algun dia –H dicho adios la patria, mi madre y mis hermanas, al amor, los amigos, los placeres, las esperanzas —Solo me queda mi corazon —y en el tendrs un lugar mientras respire Jos M.a 3A me Roman, Roman tu pure, orrido dubbio or muvoi; Ma non mi offende: in te il sospetto vile Nascer, no, mai non pu.

PAGE 77

DOMINGO DEL MONTE / 73 / 73 / 73 / 73 / 731826 XIV XIV XIV XIV XIVRecibida en Ag.to de 826.1Mexico 24 de Mayo de 1826. Para Domingo. Amigo amadsimo: ¡con que vivo placer recibi la tuya de 12 de Marzo! ¡Como me renov la vista de tu letra los recuerdos de aquellos dias ardientes en que apartados por la distancia material y unidos por la confianza sin lmites que inspira la amistad mas sincera, nos comunicbamos nuestros gozos y dolores, y desahogaba yo en tu seno las tempestades de mi agitado corazon! Ay Domingo! ¡que dias aquellos tan turbulentos y de memoria tan eterna para mi! Ya te h dicho por lo que no te h escrito. Seria muy doloroso que yo te envolviese en mi ruina. T debias vivir en Cuba con tu familia y tus amores, ya que yo tenia que vagar proscripto. Mas tu carta no me ha permitido que calle mas. Acaso pronto podr decirte que vengas. Deja que mi suerte se mejore. Entonces te dir que vengas comer de mi pan y vivir bajo de mi techo. Hablar de ti al Presidente, y uniremos para siempre nuestro destino. La consecucion de este designio me llenar de gozo, aunque temo que te detengan en Cuba algunos encantos. Domingo! Ubi pacis et libertas, ibi patria .—Adis—tuyo siempre Jos M.a 2 1.N. de Domingo del Monte. 2.Jos Mara Heredia, ya mencionado.

PAGE 78

CENT"N EPISTOLARIO 74 \ 74 \ 74 \ 74 \ 74 \XV XV XV XV XVRecibida en Feb.o de 18273Mexico y Nov.o 18 de 1826. Para Domingo Delmonte Amadsimo Domingo: contesto tu agradecida de 12 de Agosto ltimo4 q.e me remiti mi madre. Te quejas de mi con una injusticia q.e te perdono gustoso por que es hija de tu cario. No he recibido mas que una tuya de 12 de Marzo que contest por dos veces. No atribuyas la falta de mis cartas tibieza de mi afecto. Considera la posicion rdua en que nos encontramos, y cuan difcil es recordar sin peligro aquellos das ardientes de 1822. De que te puedo hablar hoy, que apenas soy sino un espectro de m mismo? Con 3N. de Domingo del Monte. 4Esta carta de Del Monte a la cual contesta Heredia, se halla publicada en la Revista Cubana Habana, 1888, t. VIII, pp. 171-174, y dice como sigue: Habana 12 de Agosto de 1826. Mi querido Jos Mara: Parece que mis cartas no logran nunca llegar a tus manos; pues nada me dices de ellas en la que a Silvestre escribiste, anuncindole la instalacin del instituto, y el aprecio que has merecido a sus establecedores. ¡Cun diferente era la suerte de aquellas otras que te mandaba a Matanzas! Escritas con sencilla franqueza, esperadas con ansa, recibidas con transporte, contestadas al punto. Y luego, quejas si un vapor llegaba sin ellas... Y ahora... se dan por perdidas, ni aun se esperan y se contestan mezquinamente con dos renglones en cartas ajenas y siempre insultando al oprimido. No creo que haya variado tu carcter, ni que se haya agotado la profunda vena de tu sensibilidad. Tal vez habrs vuelto tu direccin a nuevas amistades, ms dignas que la pobre ma de ocupar tu alma. Por otra parte, considero que tus vigilias poticas absorbern todo el tiempo que pudieras dedicarme; pero cundo las Musas, las sensibles Musas pelearon con la amistad...? Qu s yo lo que ser de ello; acurdate del ao de 1821 y hblame por Dios, con la franqueza de entonces. Un amigo me ha ofrecido ensearme la sesin 1 del Instituto Nacional de esa Repblica, junto con una oda tuya y otra de un tal Bustamante [Carlos Mara de Bustamante, patriota e historiador mejicano, fallecido en 1848], ledas en la apertura. Bien sabe Dios el gozo que sent al saber que ya tu sien se hallaba laureada de algn modo con la corona che suole ornar qui poetando scribe (Petrarc a .) Pero has de creer que tambin sent una pena, al considerar que el establecimiento de un cuerpo cientfico y literario bajo la directa influencia del gobierno es, a mi ver, una calamidad para un pueblo libre. No te lo niego: siempre he mirado en ellos un grmen perjudicialsimo de distinciones aristocrticas, que van acostumbrando poco a poco al ciudadano —a no mirar— las distinciones sociales con la energa que debieran. Introdcense las distinciones sociales al favor lisonjero de la Poesa, de la Oratoria, de las Ciencias: nadie al principio apercibe el veneno, hechizado con el estro embelesador del poeta, con las frases forzadas del retrico, con los brillantes descubrimientos del fsico; pero luego el gobernante compra con ttulo de acadmico al que necesita corromper; no mira, por cierto, el mrito del

PAGE 79

DOMINGO DEL MONTE / 75 / 75 / 75 / 75 / 75individuo, ni se cura de su probidad, ni de su saber; basta que pueda servir de media a las intrigas gubernativas, para que se siente a par de sabios, que se ruborizarn de semejante vecino. Adems, en la provisin de las plazas vacantes, exceptuando las primeras, que las hace la opinin pblica ¡cunta intriga! ¡cunta envidia! ¡cunta infamia! Ineptos apadrinados por grandes orgullosos, insuficientes sostenidos por el oro..., y en tanto el verdadero sabio ni an se mienta, porque desdea los empeos, odia esas mezquinas conspiraciones del desmrito y la vanidad. Despus vienen las guerras literarias, en que un pblico ignorante desprecia todo lo que no lleve el sello del cuerpo acadmico; como si fuera de su recinto no hubiera ilustracin y talento. Los miembros tambin de la Academia as directamente protegidos por el gobierno miran con insultante tono a los que no son sus compaeros; se juzgan superiores al resto de los literatos de la nacin, forman (y este es su peor mal) un cuerpo de nobleza cientfica, que como ms soportable, es la ms terrible para los pueblos. No te digo esto por hablar: recuerda la historia de la Academia francesa, observa la del brillantsimo Instituto francs, reunin admirada de los ms grandes talentos de la Francia y del mundo, y vers que siempre estos cuerpos (se entiende que hablo de los sujetos directamente al gobierno) despus de un pomposo comenzamiento, al fin se envilecieron con el hlito siempre envilecedor del despotismo. A qu Anahuac ha permitido, deslumbrada, que se levantara ese edificio? Por qu no sigue ciega las prudentes y sapientsimas lecciones del Norte de Amrica? Me parece que no se ven all esas grandes asociaciones protegidas por el gobierno; sino reuniones particulares, que dejan al ingenio su generoso vuelo y al talento su osada valenta. Cmo un miembro del instituto que debe su silla al ministro o al presidente, va a levantar la voz contra las exacciones y los prevaricatos de su Mecenas? La gratitud viene, le cierra sus labios, y el patriotismo pierde, merced a la academia, un elocuente defensor de sus derechos. Y as y todo, Dios quiera que nunca suceda esto en esa Repblica naciente, con la que ha simpatizado ms mi corazn. Tal vez sern visiones de mi tmida fantasa que siempre est temblando por la libertad de Amrica. ¡Ojal no sean ms que fantasmas, y que la patria de Mutis vea en su seno brotar y crecer los sazonados frutos de las ciencias, y las amables flores de las letras y de las artes! Y el Sila? Con qu se represent en el teatro de Mjico; y las voces de Prieto y de Garay hicieron resonar en sus republicanos artesones el Je me fis dictateur: je sauvais la patrie—? A qu incitas, oh amigo imprudente de la libertad, a imitar en Tenoxtitln el ejemplo del dictador romano? Iturbide tambin pudo decirlo y todos los usurpadores lo mismo. No son esos los cuadros que deben presentarse a un recin nacido pueblo. Coje al santo, al divino, al integrrimo Alfieri, y en l encontrars con qu mantener el patriotismo de esa novel repblica. Ambos Brutos, Timoleon, Felipe II, Octavio, la conjuracin de los Pazzi, todas sus tragedias, en fin, respiran el amor puro de patria, las virtudes varoniles, el odio a la tirana, que albergaba profundamente en su seno el severo y terrible Victorio. Pero qu mendigar ajenas obras? Clzate el coturno, que yo te fo que Melpomene no te negar su conmovedor acento; pero escribe tragedias, como para una Repblica. Adis, amigo amado de mi corazn; escrbeme bajo cubierta de tu madre o de Silvestre y no seas ingrato, ni olvides por tu presente prosperidad, la unin pasada de nuestras almas. Quizs algn da nos veremos, porque yo me consumo en vanas esperanzas que nunca logro en esta “triste y maniatada Virgen de los mares”. As lo desea tu amigo Domingo la robustez de m cuerpo ha declinado en estremo la energia de mis facultades mentales. Casi no hago versos, y solo soy aquel Fileno5 en la vehemencia funesta de mis infaustos amores. 5“rbol, que de Fileno y su adorada/Velaste con tu sombra los amores”. (Heredia, Para grabarse en un rbol.)

PAGE 80

CENT"N EPISTOLARIO 76 \ 76 \ 76 \ 76 \ 76 \ No tienes razon en lo que dices del instituto, por que has equivocado los hechos. Todo el influjo del Gobierno en el particular se ha reducido solicitar de las Cmaras que sealen fondos al establecimiento, que girar bajo un sistema de independencia absoluta. Para que las asociaciones particulares literarias pudiesen sostenerse aqui como en los Estados Unidos seria necesario que hubiera mas espritu de esta clase en los Mexicanos y que estos no se pareciesen tanto los Habaneros. En lo que si tienes razon es en el funesto ejemplo de Sila Sin duda que no hace odiosa la tirania el hombre singular de quien dije yo en otra parte: con todo tu furor, Romano fuiste; Roma se alz por t libre y seora, y con una sonrisa aterradora mas que mortal diadema depusiste. Pero para reparar este escndalo, he personificado la tirania en el mas perfido de los emperadores, el vil y profundo Tiberio tragedia en cinco actos que representar Prieto6 dentro de algunos dias. Tal vez tienes razon en que escriba yo tragedias originales. Me he resuelto, aunque temeroso, y aun vacilo en la historia de la conquista entre Xicotencatl y Cuatlpopoca La ltima creo que vendr por fin ser la preferida, aunque el monarca azteca se presente en ella con toda la mezquindad de su caracter histrico. Adios Domingo: escribeme, pues debes hacerlo y yo lo exijo. T tienes en cuanto te rodea una mina abundante de recuerdos dulcsimos tu corazon. Hablame de la alameda y sus concurrentes, de aquella funesta Y.... de quien apenas me acuerdo ya, de las muchachas de Matanzas, de Lola y Luz, Pepa, &c. Dime algo de mis hermanas, en fin, de cuanto sabes que me interesa tanto. Pero yo de que puedo hablarte en Mexico sino de m...? Esto est dicho en dos palabras: estoy bueno, sano, fuerte, y entontecido. Adios, otra vez; amame y no me agravies con creer que pueda yo olvidar jamas al amigo, al confidente mas intimo de las penas y placeres de la poca mas bella y turbulenta de mi vida. Conserva mis cartas, como yo las tuyas, pues preveo que algun dia nos sern preciosas los dos, cuando la vejez nos resfrie la sangre; y esclamemos al leerlas ay ¡quien volviera los floridos dias! Es tuya siempre toda el alma de Jos M.a 7Otra vez te enviar algunas impresiones erticas del cielo mexicano. Veras cuan tristemente distintas de aquellas del S. Juan. 6.El primer actor espaol don Andrs Prieto. 7.Jos Mara Heredia.

PAGE 81

DOMINGO DEL MONTE / 77 / 77 / 77 / 77 / 77 1827 XVI XVI XVI XVI XVIRecibida en Madrid el 17 de Ag.to 1Mexico 15 de Abril de 1827. A Domingo Delmonte. Madrid Amadsimo Domingo: contesto la tuya de 3 de Feb.o ltimo. Despues que te escrib la carta que ahora ha venido llegar tus manos, recib una tuya en que me hablabas de mis equivocaciones injusticia, que yo crei respuesta aquella, y me bast para restituirte en mi cario el preferente lugar que obtuviste en el desde que nos conocimos. Asi me ha cogido muy de nuevo la ocurrencia actual. Si hablas con Silvestre,2 verias q.e no me falt motivo para abandonarme entonces la tendencia de mi espritu, agriado profundamente en aquellos meses por tantos y tan escandalosos ejemplos de traicion y alevosa, y si examinas mis cartas posteriores vers que he vuelto tratarte con la misma espansion y afecto fraternal que hizo nuestra delicia en das mas serenos. Olvidemos, pues, este desagradable asunto, y volvamos tratarnos como entonces. Ya creo que te he dicho que soy juez de distrito del Estado de Veracruz. Pero en el Senado se ha formado una acusacion contra el Ministro Ramos Arizpe que autoriz mi nombramientos, por que dicen que no tengo la edad, ni soy ciudadano. Yo he contestado victoriosamente, pero aun pende esto y estoy en el aire. Ademas una ley novsima ha quitado estos jueces sus cuantiosos derechos, reduciendolos al sueldo de 2.000 p.o con que no puedo vivir bien en Veracruz. Asi creo q.e tendr que renunciar, y volver la vista otra parte. Con esta envio un ejemplar descuadernado de la ltima tragedia3que he dado al teatro, y vers que en su dedicatoria hago mrito de tus 1.N. de Domingo del Monte. 2.Silvestre Luis Alfonso y Soler, miembro de la opulenta familia de Alfonso. A su ilustracin y filantropa debe no poco el progreso moral y material de Cuba, y sobre todo de Matanzas. Fue contemporneo y compaero, y ms todava, amigo de la mayor intimidad y de todo el cario de Heredia. 3. Tiberio tragedia en cinco actos, representada por primera vez en el Teatro Principal de Mxico el 8 de enero de 1827. Intimida y corrompe; as se reina. Acto I. Mxico: 1827. Imprenta del Supremo Gobierno, en Palacio. 18, VIII-56 pp.

PAGE 82

CENT"N EPISTOLARIO 78 \ 78 \ 78 \ 78 \ 78 \ reconvenciones sobre Sila Lee ese, hasta que haya proporcion de enviar para todos los amigos. Como hoy mismo escribo Silvestre, no quiero repetir lo mismo todos. Asi enseale tu esta y lee la suya, que dividir entre los dos mis noticias, y las tomarn en comun. Deseo que me digas con la sinceridad de un amigo que casta de pjaro es el Angulito que se quiere casar con mi hermana. Esplicate con estension pues sabes que nada est demas en un asunto de esta naturaleza. Yo tengo para mi que es un muchacho de buenas disposiciones pero descabezado y sin educacion4. Dimelo todo. Voy por fin calzarme el conturno americano, y procurar pintar con el buril del Alfieri la catstrofe del noble Cualpopoca V V. los que me han metido en esto seran responsables de mis desatinos Dios y los hombres. Tambien envio Silvestre varias poesias inditas—Leelas. No envio otras por largas. Adios, mi querido Domingo: s feliz, y no dudes nunca de la amistad eterna de tu Jos M.a 5XVII XVII XVII XVII XVIIHabana 20 de Junio de 1827 Al Ldo. D. Domingo Delmonte. Madrid. Recibida en 15 de Ag.to1827. 6Mi querido Domingo. Por la carta de Vmds. he sabido el susto que pasaron con el buque pero supongo que habran sido bastante prudentes para no haberse embarcado otra vez en el si no qued bien compuesto y como tenian a Gener en N York que es inteligente creo que de la narracion de el hecho deduciria si debian no esperar que asi sucediese, y les 4.Sin duda, que, slo por haber sido errneamente informado, pudo Heredia expresarse del modo desfavorable que lo hace al aludir a una persona que, como don Jos Miguel Angulo y Heredia, hubo de alcanzar nombre muy distinguido y respetado en la vida pblica de Matanzas. 5.Jos Mara Heredia. 6.N. de Domingo del Monte.

PAGE 83

DOMINGO DEL MONTE / 79 / 79 / 79 / 79 / 79 daria su consejo. Supongo tambien que no siendo menguados habrn pedido dinero a los amigos de N York para reponer el que gastaron. Inclusa encontraras una letra de 500 pesos a 15 dias vista cuya cantidad mas el premio de el 10 por ciento recibi de Nicolas Escovedo para remitirtelo por su cuenta. Como tu me habias insinuado -una cantidad mucho menor estrae la suma y le pregunt si era para algun objeto particular con intenciones de reclamarle lo que me habia de dar para ti, y me contest que una parte lo habias ganado con el pero que mirandote el con mucha amistad no se habia querido circunscribir a lo que hubieses ganado. Creo que esta ser la mejor noticia que hayas recibido despues de tu llegada a Madrid. Yo habia hecho intencon de no remitirte todo el dinero de una vez pero fiandome en que tu te confiesas algo filosofo y en que le has dado la administracion de tu bolsa a D Andr lo remito todo sin temor de bancarrota para que lo vayas tomando como gustes de mano de el comerciante. Te advertir sin embargo para que te sirva de govierno que hasta de aqui dos meses no pienso hacer otra remesa para mesadas. Te remito una que recibi de Jos Maria Heredia en contestacion a una tuya en que le hablabas sobre la q.e pareci en poder de Ignacio7 con dos aos de fecha, y te copio un parrafo suyo con relacion a ella que dice. “Con esta que escribo a Dom. Delm. creo que se disipar enteramente su escozor por aquellas espreciones duras que tanto le amargaron. Le digo que te la ensee y que lea esta.” Me parece que todos hemos salido puros y sin mancha de este enredo casual de que nadie sino la carta se acordaba. En otro parrafo me dice —“Ahora estoy metido en unos amores que terminaran en casamiento si mi fortuna efimera hasta aqui toma un caracter mas decidido. Creo que esta muchacha ha de ser la piedra angular de mi dificultosa dicha como decias tu de Lola ahora cuatro aos. Tiene quince aos y me ama tiernamente. Ella fue la inspiradora de una de las composiciones que incluyo.” =Esa composicion y otra al arco iris8las tiene Ignacio y te las copiar en otra ocasion. El Tiberio no est malo aunque no carece de defectos. La versificacion es durisima porque el no ha estudiado segun creo la naturaleza de la armonia en el verso suelto. Protestandote la mas sincera amistad queda esperando nuevas noticias tuyas tu verdadero amigo Silvestre Alfonso 7.El abogado don Ignacio Heredia, to muy amado del poeta, y a quien ste dedic la primera edicin de sus poesas. 8. Literatura .— Poesa original indita Al Arco Iris .— Heredia ( El Amigo del Pueblo Peridico semanario literario, cientfico, de poltica y comercio, Mxico, 5 septiembre 1827, t. I, pp. 30-32.) Esta es la edicin ms antigua que conocemos de esta poesa de Heredia.

PAGE 84

CENT"N EPISTOLARIO 80 \ 80 \ 80 \ 80 \ 80 \XVIII XVIII XVIII XVIII XVIIIRecibida el 18 de Setiembre9Havana 31 de Julio de 1827 Mi querido Lunes (Te pongo asi para no equivorte con Andr a quien le acabo de poner Domingo). Inclusa encontrars una letra de 500 pesos que es el duplicado de la que te remit por via de Gibraltar hace como un mes, cuyo principal y premio me dio Escovedo10 para que te remitiera. Aunque debi deducir de esta suma la que te habia dado a cuenta, consider que era indiferente p.a mi el tomarlo por faz nefaz y forme proposito de tomarlo de lo que recibiese de tu familia que supongo habr entregado algo a mi hermano Julian en Matanzas Cornelio (que lleg hace dias) se ha alegrado infinito de que hayan tenido tus tareas un resultado tan favorable que ha exedido lo que el se figuraba. B. y L. manifiestan que ni el tiempo ni la distancia disminuiran el afecto fraternal y archifraternal que te profesan pero en cuanto a la correspondencia yo no he querido ser instrumento oficioso porque entreveo que tu no tendras tanto deseo como ellas de que se mantenga frecuente y sin interrupcion y asi he pensado ceirme a remitir sus cartas cuando tengan a bien entregarmelas y no meterme en mas honduras. Este es el motivo porque ahora no va ninguna de parte de ellas. La de Domingo que leers es algo mas estensa aunque no envuelve ningun interes particular—De Jos Maria11 no he vuelto a saber nada de nuevo y asi concluye con un dios os guarde tu fino y verdadero amigo Silvestre Alfonso 9.N. de Domingo del Monte. 10.Nicols Manuel de Escovedo. Habana: 10 septiembre 1795—Pars: 11 mayo 1840. Afamado orador y jurisconsulto. 11.Jos Mara Heredia.

PAGE 85

DOMINGO DEL MONTE / 81 / 81 / 81 / 81 / 81XIX XIX XIX XIX XIXAlameda de Paula y Ag.to 30 de 1827— Madrid, Cadiz. Sres Delmonte y Andr. Carisimos en J. C. en el correo pasado no les escribi por un descuido involunt.o hoy me hallo mas desocupado, me he levantado con humor escritoril, y cumplo con los deberes de la amistad, deberes muy sagrados segn...segn un cuerno, guardese V., amigo Cesar, de citar nadie, acuerdese que el maligno Quint.a se chupar los dedos p.r contarle las citas, como la vez de marrs. Ahora con infulas de cortesano sera capz de ir la puerta del Sol, y hacer trisca de su carta, como si fuera algun zurriago Pero fuera Contrapuntos: diganme si estn en Madrid, p.r que despues que recibi la datada en New Port. me los figuro en el vientre de alg.a tintorera, donde no estarn muy comodos; diganme judios que hombre de juicio se hubiera reembarcado en un buque quebradizo, aunque le hubiera hecho vender su fam.a hasta las narices? Aqui se ha dicho que la averia fue supercheria del Capitan ¡ojala sea cierto! estas horas ustedes sabrn la verdad del caso. D. Ant.o Delmonte12 me ha dicho que no hay novedad en la familia de D.a Rosa de Aponte.13Tampoco la hay en la de la Sra Panchita; R. Serpa present un proyecto de adjudicaciones, yase halla substanciado con duplica y replica, y hace seis dias que se aguarda la determ.on del Sr. Filomeno, Ponce de Leon—He conseguido que Ramos de una onza mensual p.r pral y costas, afianzando su oferta un relogero; aun no ha exibido plazo alg.o—M.aPiernas en compa=Aguardo qe se decida la terc.a de la Mazino. Cuentos=El Sr. Corral q.e se ha declarado el Atila de las putas; puso en las recogidas Carmita, la sobrina de Juana, aq.a vecina de Quint.a, la muchacha me nombr Curador, y contra la voluntad del Sr. Alc.e la saqu, (y lo que no creern vstedes) la he casado con un caditano, in faire echesie Otro=Se acuerdan de Soto aq.1 Medico Catalan muy callado, cliente de Chilito?14 pues ese estaba en el teatro hace alg.s noches, sentado 12.Antonio del Monte y Tejada, autor de la Historia de Santo Domingo Santo Domingo, 1890. 13.Madre de Domingo del Monte. 14.Isidro Carbonell y Padilla.

PAGE 86

CENT"N EPISTOLARIO 82 \ 82 \ 82 \ 82 \ 82 \ en su luneta, cuando catate que le dice un esbirro “mocito, el Sr. Ten.tequiere hablarle”: se levanta ba al palco, y le dice Rod.z no sabe V. que no se toca en las lunetas?” Sr. yo no he tocado, “A la Carcel” mire V. que soy D.or y Cirujano del B. de Catalua “A la Carcel y al patio” “llevenlo llevenlo=Salio al otro dia p.r orn. de S. E. p.o quiere seguir recurso contra esa Tenientada, lo defiende C.s toda la chicana esta atendiendo, y aguardamos el desenlace. El adjunto diario les instruir de que tenemos una miscelanea de literatura;15 te remir los n.s que salgan; creo que nos reiremos algo. Denle mil espresiones Puig, y cualq.r otro amigo. Recibanlas de Chilito y de su amigo que desea muchsimo verlos. Cintra16Blanco y Gonz.s (Guallabit) son abogs: Crz y estn en Pto. Pre.17Oct.e 6=Esta carta escrita desde el da de su fha se qued p.rsupercheria del encargado de su remision; ba ahora que he recibido la de Gibraltar, y he sabido que se hallan los viajantes en Cadiz p.r la Carta de Diego: he visto una de Quintanilla muy sabichosa y sentimental. Cruz y se hallan aqui recibidos: Ramos le he cogido dos onzas que estan disp.on de Quint.aFilomeno no ha despachado Diego. Lobio se ha presentado pidiendo la recision de la venta del ingenio; no me da cuidado su demanda. Entreguen remitan la adjunta Bruzon. Se corre (sin probabilidad) la aciaga noticia del fallecim.to de un am.o ntro q.e estaba en el N. A.18Antonico. 15.“1827. —Miscelnea de Literatura.— Peridico semanal de que se publicaron 8 nmeros en la imprenta de Palmer: su director fue el ilustrado helenista y abogado don Antonio Franchi de Alfaro”. ( Apuntes para la historia de las letras, y de la instruccin pblica de la Isla de Cuba, por Antonio Bachiller y Morales, Habana, 1860, t. II, p. 136.) 16.Jos Antonio Cintra. 17.Puerto Prncipe, hoy Camagey. 18.Norteamrica.

PAGE 87

DOMINGO DEL MONTE / 83 / 83 / 83 / 83 / 83XX XX XX XX XXHabana y Octubre 31 de 1827. S.or D.n Domingo del Monte. Mi querido Amigo y discipulo: Yo no he tratado de pagar vmd, ni jamas habria tenido semejante idea, bien persuadido de que no es con dinero con lo que puede corresponderse la eficacia y al cario con que vmd me acompaaba en mis trabajos: y lo que es mas, los recursos que su trato ilustrado me proporcion tantas veces para distraer mis abituales murrias. Vmd ha ganado, si esto es una ganancia, todo mi aprecio, y mi amistad. Como tal Amigo, quise hacer vmd en su ausencia el obsequio dirijido por Silvestre Alfonso: y ecsijo que use vmd de l, y que ademas reciba con animo contrito el perdon que le concedo por los escrupulos de que esta llena su carta de 14 de Agosto. Yo no recibi la q.e vmd me diriji desde los Estados Unidos, y si una desde la bahia de Gibraltar blasfemando de su M. B.19Spre que vmd pueda decirme algo sobre la civilizacion, tranquilidad, y demas virtudes de esas gentes, no deje vmd de hacerlo: que en ello me dar vmd un buen rato. Spre de vmd sincero amigo, su maestro= Nicolas Man.1 de Escovedo Recibida el 17 de En.o 1828 Contestada el 27 de En 20 19.Su Majestad Britnica. 20.N. de Domingo del Monte.

PAGE 88

CENT"N EPISTOLARIO 84 \ 84 \ 84 \ 84 \ 84 \1828 XXI XXI XXI XXI XXIS.r D. Domingo Delmonte: Madrid 1 de enero de 1828. Mi amigo y Seor: he leido con sumo placer las poesias del S.r Heredia, que Vm. me cedi: mas no he aceptado con la misma satisfaccion el encargo de manifestar mi juicio acerca de ellas. Ni mi edad, ni las severas ocupaciones de mi profesion permiten que sea Juez proposito en materia de literatura quien ya solo conserva reminiscencias de las musas y de su arte divino. Mas al fin, cumplir este encargo, sino como debiera, lo menos como me lo permita el sitio que me tienen puesto las frmulas algebraicas y los teoremas de Euclides. Yo juzgo en primer lugar por el sentimiento, anterior toda crtica, que han escitado en mi las composiciones del S.r Heredia. Este sentimiento decide del merito de ellas. El fuego de su alma ha pasado sus versos y se trasmite los lectores: toman parte en sus penas, en sus placeres: ven los mismos objetos que el poeta, y los ven por el mismo aspecto que l. Siente y pinta, que son las dos prendas mas importantes de los discipulos del grande Homero: esto es decir, que el S.r Heredia es un poeta y un gran poeta. Despues de este reconocimiento, espero que ser lcito hacer una observacion importante, y que por desgracia suelen desdear las almas volcnicas, como es la del poeta que examinamos. No basta la grandeza de los pensamientos, no basta lo pictoresco de la espresion: no basta la fluidez y valenta de la versificacion: se exige ademas del poeta una correccion sostenida, una elocucion que jamas se roce con lo vulgar familiar: en fin, no basta que los pensamientos sean poeticos: es preciso que el idioma sea siempre correcto, propio, y que jamas se encuentren en l espreciones, que lastimando el oido estraviando la imaginacion, impidan el efecto entero, que el pensamiento debia producir. No despreciemos, pues, las observaciones gramaticales: son mas filosoficas de lo que se cree comunmente: ellas contribuyen maravillo-

PAGE 89

DOMINGO DEL MONTE / 85 / 85 / 85 / 85 / 85 samente la espresion del pensamiento: y cuando se ha concebido un pensamiento sublime bello que resta que hacer al escritor sino espresarlo debidamente? El S.r Heredia ha escrito arrebatado de su genio: mas de las composiciones que contiene su bella coleccion, hay muy pocas, que hayan probado la severidad de la lima. Todo lo que hay bueno en ellas, que es lo mas, es hijo de la inspiracion: mas yo no quisiera encontrar en ellas incorreccion alguna, que perturbara el placer de su lectura. Yo me atrevo a aconsejarle el multa littura de Horacio. Descendamos ya algunos egemplos, que justifiquen mi crtica: al hombre de genio bastan las observaciones generales: por eso me detendr muy poco en los casos particulares. 1 En cuanto al lenguage, he notado algunas espresiones, cuyo orgen frances les quita el derecho de penetrar en nuestra poesa: tales son, salud por salve como han dicho todos nuestros buenos poetas: Resorte, cavar el sepulcro y alguna otra. 2 En cuanto al lenguage poetico, he tropezado tambien con locuciones que son muy cercanas la prosa: tales son, apretar por estrechar y cuento diez y siete aos verso donde se reune el prosaismo la cacofona: que se parta en la oda de la prenda de fidelidad: que la calumnia se dispare, mis proyectos criminales; mi Lesbia me ama: por eso me huyes ; etc. todas las construcciones de esta especie, vulgares de mal sonido deben evitarse cuidadosamente en la poesa. Judicium aurium superbum decia Quintiliano. 3 En los versos cortos quisiera yo mas elasticidad y menos corriente. “Al lucir de tus ojos celestes y de tu habla divina al encanto se aliviaron mis penas un tanto .” Estos versos son dbiles. “Mi nico placer y gloria es amar y ser amado.” son dbiles y comunes. 4 Quisiera un poco de mas cuidado en las metforas. Cortar los dolores; el candor celestial de tu figura: la angustia y llanto... del viento en las alas rpidos vuelan: te suma entre dolor: languidez y enfermedad ligado: armados de.. alta constancia: encargar herencia sangrienta: arrastra pesares y amargura: humeda llama en el mrito de las mugeres, y otras locuciones de esta especie anuncian al discpulo de Cienfuegos, gran maestro de sentir y pensar, pero modelo muy peligroso por su osada, en el arte de espresar los pensamientos. Es menester

PAGE 90

CENT"N EPISTOLARIO 86 \ 86 \ 86 \ 86 \ 86 \ no olvidar que el idioma tiene derechos, con los cuales el genio tiene que transigir, pero que nunca puede violar. No hablo de algunas locuciones duras y forzadas, de versos inharmoniosos, porque estoy seguro, que la lima y correccion acabar fcilmente con ellos, cuando el autor emprenda la segunda edicion de sus poesas. No he querido de propsito notar las bellezas y si los defectos, porque estos son pocos y las bellezas abundan en toda la coleccion. Basta decir, que excepcion de los defectos ya notados, que no son muy comunes, y de los cuales estn libres no solo trozos, sino tambien composiciones enteras, lo demas de la coleccion me ha parecido escelente. Si he sido demasiado severo, atribuyalo Vm. mis 53 aos, la maldita hipotenusa, y mas que todo al deseo de destruir el psimo efecto que las poesas de Cienfuegos han hecho en todas las almas ardientes tanto en materias polticas como literarias. Una exaltacion, siempre permanente, quiere violar un mismo tiempo las reglas del mundo social y las del Parnaso. Ya es ocasion de oponer un freno saludable esta licencia, que deslumbra los corazones incautos con el nombre de libertad. Queda de Vm. como siempre su afect.mo q. s. m. b Alberto Lista1XXII XXII XXII XXII XXIIHab.a y Enero 30. de 1828Recibida el 10 de Mzo de 1828.2Mi apreciado Domingo: he isto con el mayor placer y satisfaccion que el objeto de tu viage se ha llenado felim.te y que somos compaeros 1.Esta es la carta del celebrado maestro don Alberto Lista, que tantas veces ha sido citada, y ms aun, reproducido el segundo prrafo de ella, por la inmensa mayora de los crticos nacionales y extranjeros que han estudiado a Heredia. En toda su integridad, donde primeramente sabemos que se haya publicado, ha sido en El Mensagero Semanal (Filadelfia, 27 diciembre 1828, vol. I. p. 149-150), despus en El Recreo de las Familias (Mxico, 1838, pp. 241-243) y por ltimo, en la Revista de Cuba (Habana, 1879, t. VI, pp. 192-194). Y es oportuno consignar aqu, que en estos tres peridicos se observan ciertas correcciones y otras modificaciones, que, si bien no alteran el texto, no ofrecen toda la identidad del conjunto de aqul. 2.N. de Domingo del Monte.

PAGE 91

DOMINGO DEL MONTE / 87 / 87 / 87 / 87 / 87 en la facultad.3 Ahora deben entrar los calculos rigorosos del economista, es decir, que debes venir prontam.te tu patria, fijar en ella tus reales y comenzar escaramucear, que no sabes t si en la vicisitud de las cosas humanas te est reservado ganar alguna accion que acredite tu nombre y ensanche tus goces. Quedo hecho cargo de la recomendacion de los Toledos y puedes contar que mis debiles recursos se agotarn en su obsequio, hoy inclinado hacer bien y en asuntos de esta clase mucho mas. Todos los amigos continuan sin novedad y nuestro se halla en S.nAnt.o donde fue conducido por negocios de familia, y despues le han caido otros agenos. Temo mucho que si estos deslumbran y alguna picaruela lo entontece, rompa nuestras relaciones sociales. Impaciente estoy por tu llegada. Quiero oir de tu boca las conferencias literarias que con Lista y Reynoso has tenido y leer la retorica ydeologica de este; y quiero saber otras muchas cosas tan instructivas como agradables que tu observacion habr recogido. Inpuesta tu disposicion realizar el encargo de los libros, he aqui la lista. Influence des signes sur la facult de penser par M. Degerando. Analysis de l’entendement par M. Giradlanomiguier. Main-Biran. No dejes de procurar estas obras con todo empeo, encargandote muy particularin.te, que si sobre ydeologia logica hay en Francia alguna cosa nueva no dejes de traerla por lo mucho que interesa Javier y sus discipulos. Ha salido en Francia una nueva obra de fisica de M. Pouillet y se titula: Elemens de Physique et de Meteorogie, de la cual he visto el primer tomo, unico que ha llegado aqui, no dejes de comprarmela, que luego ajustaremos cuentas, aunque ser inapreciable el favor de traerlas. Recibe memorias de todos los amigos contando en particular Moriz, Hevia y Madan; y tu manda tu invariable amigo. Fran.co Javier de la Cruz 3.Del Monte se recibi de abogado en Madrid en septiembre de 1827 y regres a Cuba a mediados de 1829.

PAGE 92

CENT"N EPISTOLARIO 88 \ 88 \ 88 \ 88 \ 88 \XXIII XXIII XXIII XXIII XXIIISr. D. Dom.o Delmonte. —Madrid. Hab.a y Marzo 31. de 1828. Mi querido Domingo, ni soy tan malo como piensas, ni se me puede aplicar el maldito verso del procz Quevedo que en mal punto lo formara p.a que fuera principio de todas tus cartas y que todas ellas han de tratar de putas y de trapalas? ¡que es tan pobre tu imaginacion que te falten cosas decentes p.a llenar una misera cuartilla de papel, que es todo lo que meresco! ya estoy aburrido de esas cosas y uso las trapalas p.r necesidad, y hullo las putas cual si fuesen suegras; por esto jams mis cartas se interrumpen por obras de caridad que ponen tembloso el pulso, y desigual la letra. F. T.4 cometio un disparate, pero tiene la Adm.on de correos de Mat.sy la del vinculo de Macuriges, con estas plazas se puede soportar una muger que aun cuando no sea muy buena es picante, viva y sabe engaar, F. cre que es dichoso y basta p.a q.e lo sea, sin embargo no quiera Dios que yo me vea en el est.do que el tiene. Te ha roido las tripas la Minerval prole ? pues esas son tortas y pan pintado comparadas con las bellezas de la Miscelanea de aquel periodico cuyos empresarios no quiere V. que se desconhorten con risas, porque influirian mucho en los adelantos de la literatura Seguram.te que es muy util aprender descifrar enigmas formar logogrifos y conocer las charadas; halla D. Dom.o que mas sabe el loco en su casa que el cuerdo en la agena. Yo no soy tan malvado, y me guardaria bien de criticar lo que pudiera influir en el adelanto de la literatura del pais. Seguram.te que formar juicio de ella por el diario es lo peor que se puede raciocinar; en el diario solo los esnos, los comicos, y huevitos troncoso, y Joaq.n Rod.z son los q.e tienen dro de insertar sus pensam.tosGuardate bien de manifestar los egemplares que te remito, solo ban p.aque tengas noticia de los acontecim.tos mas notables de estos dias. La ereccion de un monum.to en la plaza de armas, fastidiosam.te descripto; y la asencion aerostatica de Mr. Robertson5. Puedes decir los Madrile4.Flix Manuel Tanco Bosmeniel. Bogot: 1797. Literato, empleado en Matanzas, donde residi casi siempre, y uno de los ntimos del crculo de Domingo del Monte. 5.Eugenio Robertson... “ascendi en 19 marz. 1828, de la plaza de toros que se hallaba en el Campo de Marte, y cay a cuatro leguas”. ( Diccionario Biogrfico Cubano por Francisco Calcagno, New-York, 1878, p. 544.)

PAGE 93

DOMINGO DEL MONTE / 89 / 89 / 89 / 89 / 89 os que su diario anda prestado desde que lleg, todas las personas de buen humor han querido verlo; no por eso digo que son muy bestias en esa tierra, pues me acuerdo de que el literato francs que aconsejaba al hijo del Carnaval le decia, “si se tiene imaginacion escriva tragedias, si gracia “comedias, si &c, y si V. carece de todo, metase diarista .” En los E. U. felizm.te no ha muerto el q.e te dije, la noticia fu falsa; crei que no fuera dificil adivinar que te habl, del que compar un sabio apasionado, al sol en medio de las nubes. La traduccion de les Plaideurs6, me interesa mas que los comentarios taurinos; mira si esa version es mejor que la que formaron D. 7 y C .8arcades de la zanja, y dime el juicio que de ella formares. Yo no soy un hombre como quiera, tengo humor de diplomatico desde que me ejercito ratos en la direccion de estudios, en estos dias de S. Sta., acaso trabajar en esa obra que es la de Sta M.a la mayor. Carbonell, Garcia, Fierro, Truxillo, te hacen mil espresiones, ac no hay novedad. Adios hasta el mes entrante. Recibe el corazon de C. Trevejos de Albornz9Esta Carta es comun cohetico, q.n Diego me dijo que habia escrito. Mil cosas Bruzon, y Puig.XXIV XXIV XXIV XXIV XXIVA M.1 Cagigal Place et hotel de l’Odeon n.o 6 Paris. Burdeos 30 de Sep.e 1828 Mi Estimado Cagigal: en casa de Chauviteau10 y recomendado particularmente a su cuado Carlos que esta abajo en el almacen le 6. Les plaideurs comedia de Racine, en tres actos y en verso. 7.Del Monte? 8.Cintra, o Carbonell? 9.Jos Antonio Cintra. 10.M. Thomas Chauviteau. Era en Pars el corresponsal o banquero de Jos Luis Alfonso, Domingo del Monte, Luz y Caballero, Saco y otros cubanos distinguidos. En 1836 y 1849 estuvo en la Habana.

PAGE 94

CENT"N EPISTOLARIO 90 \ 90 \ 90 \ 90 \ 90 \ deje una carta para V, y marcada con su apellido la caja de libros que tuvo V la bondad de admitir para despacharla en Colombia del mejor modo que se pueda, quedando a su adbitrio el transigir segun las circunstancias para reducir su contenido a metalico en cambio de efectos coloniales que remitira V a Chauviteau y de ningun modo la dejara V confiada a comerciantes pues es cosa perdida. He sentido infinito no haverme despedido del Sr. Castroverde con quien me disculpara V por este descuido hijo de la premura de mi viaje y de mil pequeeses que me ocuparon en los ultimos dias. Debo a dicho S.r una visita que hizo a mi muger y le estimar que le pague por ella veinte francos que pedira V al S.r Delmonte de lo que debe entregarme por las obras compradas p.r orn de Anastacillo Orosco. Yo le dire despues al Tatao Carrillo el costo de dichos libros que no encuentro ahora entre mis apuntes (creo son 50 francos) y ahi en la Habana saldar este pico. Si V tiene la bondad de contestarme a Bayona a mi nombre Chez Castilla et Puente Rue Salie no 16 se lo estimare infinito pues alli debo detenerme unos cuantos dias. Espresiones a Cobarrubias Herrera-Davila a Duquen y Mantilla a quienes busque y no encontre en Poisiers y V disponga del fino afecto de su buen amioA de Arango11Lo mismo que encargo a V para la caja que esta en casa de Chauviteau le repito para la que se le remitio a Pombo es decir que la despache por si como le paresca y remita a Chauviteau su importe, lo recoja V todo para embiarlo reunido. Ya sabe V que tiene un amigo en Paris donde pienso estar de buelta antes de 3 meses, por medio de Chauviteau recibire sus letras. Supongo a Herrera Davila aqui en el Havre su mal lo ha agravado la acogida de los otros es un desgraciado que es necesario aislarlo para que no consume su ruina tan temprano12Tengo recibidos del Sor Delmonte los 20 fr. de que se hace mencion en esta carta— Juan Man.1 Cagigal 11.Don Andrs de Arango y Nez del Castillo, habanero ilustre, nacido en 1783 y muerto en Madrid en 1865. 12.Despus de este prrafo existe la rbrica de la firma de don Andrs de Arango, y luego sigue el recibo de don Juan Manuel Cagigal.

PAGE 95

DOMINGO DEL MONTE / 91 / 91 / 91 / 91 / 91XXV XXV XXV XXV XXVAl Exmo Sor D. Francisco Lemaur13 Habana. Paris. 11 de Octubre de 1828. Apreciado amigo: el dador ser el Sor de Delmonte, joven de talento y de no vulgares conocimientos. Seria lastima que con tan buenos principios le faltase una persona que lo dirigiese en sus estudios, y le indicase las mejores obras, as en literatura como en las ciencias morales y politicas. Esta es la razon por que me tomo la libertad de recomendarselo V persuadido por otra parte que V. es el unico, que por la variedad de sus conocimientos, y su profundidad en las ciencias exactas, puede hacer amar el estudio y mostrar su utilidad. A mi recomendado le son familiares las obras clasicas de la literatura latina italiana que V. tanto estima; entiendo pues que las conferencias que V. V. tengan sern interesantes, V. por el placer que se tiene en contribuir al desenvolvimiento del talento, y el por las ideas que no dejar de adquirir. Hablemos un poco de nuestro amigo Pitagoras. Apenas hubo llegado Santoa, que fastidiado de ser el filosofo de su pueblo, se embarc para la Corua, en donde yo creo reside en la actualidad. No lo afirmar sin embargo, porque convencido como el est de que tiene el organo de los viages, no estrao se nos vaya al Egipto se nos vuelva la Grecia, aunque no fuese sino por cumplir con las predicciones del Dr. Gall. En mi ultima carta le decia que se volviese esa medir tierras, que con esto ganar el dinero que no puede ganar con la medida de los craneos y de las protuverancias; pero estos son consejos echados en saco roto, porque apesar de sus viages el tiene menos mundo que un nio. Relativamente ciencias nada se ha publicado aqui que llame la atencion. Cauchi continua publicando sus egercicios matematicos: los dos ultimos numeros contienen la teoria del movimiento y equilibrio de los cuerpos elasticos. Los resultados que este geomera ha obtenido difieren en un poco de los que han sido obtenidos por W. M. Navier y Poison; yo los creo sin embargo verdaderos. Los estrechos limites de una carta no me permiten esponer los metodos que han sido estos sabios, y de donde provienen las diferencias que ellos han encontrado. V. recibir esos libros y ver en que consiste la dificultad. 13.Ingeniero espaol.

PAGE 96

CENT"N EPISTOLARIO 92 \ 92 \ 92 \ 92 \ 92 \ Desde que V. sali de esta Capital no me ocupado de otra cosa q.e de fisica matematica. Tengo escritas dos memorias cuyas copias enviar V. en la 1a ocasion. Una sobre el movimiento de una cuerda perfectamente flexible fija por una de las estremidades; y otra sobre las leyes de la comunicacion del calor entre diversos vasos llenos de diferentes liquidos. Yo supongo que V. habr leido una gran parte de los libros de Bachelier, y que no habr V. dejado para lo ultimo la teoria analitica del calor. Como V. no puede leer un libro, sin resolver una infinidad de problemas relativos su contenido, ya se imaginar V. los deseos que tendr de verlo y de aprovecharme de sus observaciones, y especialmente de las que V. haya hecho sobre la obra de Mr. Fouvier. Pongame V. los P .s de su Sra quien le dir mil cumplimientos de mi parte, y V. disponga de su affmo amigo Q. B. S. M. J. M. de Cagigal Sor D. Francisco Lemaur.XXVI XXVI XXVI XXVI XXVI Sor. D. Domingo Delmonte Habana y Oct.e 30 de 1828 Mi querido amigo: no pudiendo figurarme que el sugeto quien entregu mi contestacion su apreciable de 26 de Nov.e ltimo, hubiese dejado de entregarsela, mucho mas cuando me constaba su llegada la corte, aguardaba por momentos carta de V. que me sacase de esta duda; pero informandome cintra de que V. est quejoso de mi silencio, me apresuro darle esta satisfaccion. Escribo tambien Lista y encargo V. tenga la bondad de entregarle mi carta. Tambien pensaba escribir Andr; pero s que ha ido lucir Paris las ausencias y enfermedades del bueno de Coimbra, que al momento regresar esta su amada patria y tengo por seguro que antes que llegue mi carta tendr el gusto de abrazarle. Crea que los dos Domingos serian inseparables; pero ya se v, el uno concluy su comision y el otro acaso no la ha empezado todavia. Cuanto me dice V. del placer que ha tenido en ver Lista me congratula sobremanera: no puede V. figurarse cuanto desearia que lo conquis-

PAGE 97

DOMINGO DEL MONTE / 93 / 93 / 93 / 93 / 93 tase alguno para ensear humanidades en nuestro Colegio de S. Carlos en otra parte. La pobreza en que est parece primera vista facilitar este pensamiento; pero yo s que l le gusta mas vivir pobre entre gentes cultas capaces de apreciar sus conocimientos que rico y en un pais menos ilustrado. En Bilbao ganaba cerca de 40 mil reales anuales y se fu escribir el Censor14 que le di cuarenta mil penas y muy poco dinero. Quisiera hablar V. de cosas que le complacieran; pero como no le conozco sus trapillos mojados, solo le dir que una trigueita de ojos lindisimos que vive frente al locutorio de Santa Clara se ha puesto muy delgada: que sus narices se le han prolongado con este motivo cuanto basta para hacerla algo narigona; pero que en medio de eso conserva un cierto aire novelezco y una gracia, que la hacen digna de los obsequios de mon cher Dumon. Cornelio, Cintra, Carbonell, Blanco y los demas amigos siguen buenos y viviendo, como siempre, de trampas. Yo tambien, desde que fray Nicolas, el ciego, me suspendi mis mesadas, me veo reducido lo mismo; pero Dios es grande y con su ayuda vamos saliendo del mal paso. A mi Rosa no la he podido quitar todas las espinas: pero le quedan pocas y yo rabio por clavarle una que valga por todas las que le quite. ¡Oh que bocado! He hecho Bruzon un encargo algo delicado. Ruego V. que se entere de el y haga por su parte cuanto pueda para que se consiga. Hagame V. este favor seguro del agradecimiento de su af.m amigo y serv.r &.aJuan PoeyXXVII XXVII XXVII XXVII XXVIISr. D. Domingo Delmonte Madrid15 de Dic.e de 1828— Queridisimo Domingo mio: nada s de t, ni siquiera donde te hallas; pero me dice nuestro Tatao q.e es ocasion de escribirte y aprovecho la de tener el gusto de hablar contigo p.a decirte lo poco q.e, tengo q.eaadir mi largusima del mes pasado. Empiezo por lo mas importante. 14.Peridico que se publicaba entonces en Madrid. 15.Falta en el original el da de la fecha.

PAGE 98

CENT"N EPISTOLARIO 94 \ 94 \ 94 \ 94 \ 94 \ El 24. de Nov.e ultimo salio Mat. de Burdeos en el Paquete n.o 4 acompaada de otra Seora q.e tuvo la fortuna de encontrar en aquel puerto. Gil ha concluido su tragedia Rodrigo 16 pero el censor hombre ignorantisimo ha creido q.e no debia permitir su represent.n y l la ha recogido: le he propuesto q.e la envie la Habana donde segun lo q.e he oido Vdes. podr pasar: la hemos hecho copiar y la remite Tatao Felix Tanco p.a q.e cuide de q.e se represente y si dan algo p.r ella en el teatro, se invierta en imprimirla, envindole algunos ejemplares. Le advierte Tanco q.e interese Avecilla17 en favor del autor quien conoce mucho. Desebamos todos q.e llegases tu la Habana tiempo de agenciar este negocio. Gil ha creido q.e p.a el pblico de la Habana debe decirse q.e el autor de la tragedia la ha dado al teatro de Madrid al mismo tiempo q.e la ha remitido la Habana p.a q.e se represente un tiempo; con el objeto de q.e no pueda influir en el censor de la Hab.a el errado fallo del de esta: digo errado porque la tragedia ha sido hecha teniendo presentes las circunstancias actuales del pais donde se habia de representar; pero quien puede satisfacer los escrpulos de un ignorante? Estoy de prisa: s feliz y no olvides tu tierno amigo Angel18Mis afectos AndrXXVIII XXVIII XXVIII XXVIII XXVIIIMadrid 25 de Noviembre de 1828. Mi querido Delmonte: separado de ti hace tres meses y desesperanzado de ver mas en mi vida al tierno amigo cuya memoria ser mi alma eternamente deliciosa, siento aun otra pena mas cruel al consi16.“ Don Rodrigo —Trqagedia nueva en 5 actos, su autor don Antonio Gil de Zrate, escrita en Madrid e impresa en Matanzas en 1834”. ( ndice de las piezas dramticas... presentado al Gobierno superior Civil de la Isla por el Censor Principal de teatros de esta capital... Habana. —1852, p. 39.) 17.Don Bernardo Avecilla, actor espaol que desde 1810 ya haba trabajado en los teatros de la Habana. 18.Don ngel Iznardi, periodista espaol. De 1834 a 1849 public en Madrid el peridico satrico-poltico del partido progresista El Eco del Comercio En 1840, y bajo el seudnimo Darsino Dlfico public el drama Intriga y amor El mdico espaol

PAGE 99

DOMINGO DEL MONTE / 95 / 95 / 95 / 95 / 95 derar que acaso habr desmerecido algo de tu amistad, porque en tan larga ausencia solo has recibido unos breves renglones mos, que ti te parecieron escritos en tono diplomtico, serio y de cumplimiento. No dir yo que su estilo no disculpe hasta cierto punto el juicio poco favorable que de ellos has formado, pero tambien que me confieses quiero que olvidarte por un momento lo intenso de mi querer para que me tubieses por frio calculista. Es verdad que yo no he solido vivir enamorado, pero en cambio la amistad ha sido siempre para m una pasion vehemente y necesaria. Si al escribirte por primera vez la hubiera dejado guiar mi pluma, como mi corazon angustiado por tu despedida me lo peda, buen seguro que hubieses tenido motivo de quejarte; pero Angelito19 y Tatao me dejaron en su carta un corto trecho que llenar, el tiempo en que debia hacerlo era brevsimo, muchas las cosas que tenia que decirte y todas estas circunstancias exijan un estilo lacnico y cortado que ciertamente no se compadece con los genuinos dulcisonos acentos de una tierna amistad. Yo los reprim entonces, bien ageno de pensar que aquel sacrificio que haca haba de ser considerado como una prueba de indiferencia; y lo sensible que me ha sido tu error en esta parte, me obliga hacer de ello el 1.er asunto de esta mi carta. Por los objetos mas queridos para ti, te pido Delmonte mo, que me digas si se ha desvanecido la impresion poco agradable que te produjo la 1, si conservo en tu nimo mi primitivo lugar, que debo hacer para recuperar por las pruebas inequvocas de mi cario l que he merecido tu bondad. Esto me hace anhelar por tu contestacion, q.e segun el calculo de Tatao, no podremos recibirla hasta dentro de 4 meses.=Antes esperamos carta vuestra en que nos deis noticia de vuestra navegacion, que hubiera sido la mas feliz si pudieran algo con el S.rNeptuno los votos de los Madrileos; porque no es encareceros nuestro afecto el decir q.e os hemos tenido mas presente que cuando gozbamos de vuestra envidiable compaa. Quiz yo he tenido mas motivo que ninguno para echarla de menos, porque luego de vuestra partida se march mi inseparable Mesa un pueblo, en l que ha estado dos meses, Iznardi se ocup de manera que apenas le vea y me sucedia lo propio con Tatao y Laveron. Ya te deca esto mismo, mi querido Delmonte, en una carta de pliego que te dirig Paris y que llegara pocos das despues de vuestra salida de aquella Capital. Si como me temo no ha llegado tus manos te repetir algo de su contenido en otra ocasion, contentndome por ahora con decirte que te daba parte de haber estrechado (en su sentido honesto) mis relaciones amorosas con aquella hermosa casada, cuya calle te hice pasear algunas veces. 19.Don ngel Iznardi.

PAGE 100

CENT"N EPISTOLARIO 96 \ 96 \ 96 \ 96 \ 96 \ Desde entonces te es ella aficionada y las gracias de su figura y su trato reune esta cualidad de tanta estima para m; me habla con frecuencia de Delmonte y gusta en estremo de tus cartas. Mira, en la V que me escribas puedes poner un parrafillo en l que des entender que no quise confesarte aqui francamente mi pasion y que lo he hecho despues por escrito. Dispensa que tan larga distancia te haga tercero en mis amores; yo lo fuera muy gustoso en los tuyos los que tanto se asemejan. Me parece que este asunto habr de tener lugar entre otros mas serios que tratemos, cuando te hayas restituido tu querida patria.= Por ahora no me ocurre cosa que te pueda interesar, porque tu cronista Iznardi te dar larga cuenta de las que fiaste su cuidado y segun me ha dicho te informa de paso de las pequeas novedades de este rincon del orbe literario. Es probable que l no te d noticia de una obrita que acaba de publicarse y que quiz halles conveniente reimprimir en la Havana. Es una traduccion de 4 bellos discursos de Servan, el uno sobre la administracion de la justicia criminal, el otro sobre la inportancia de las costumbres y los otros dos sobre dos causas que su elocuencia ha hecho clebres. Como con admiracion de todos se han publicado aqui tan buenas doctrinas, seria de mucho provecho su libre propagacion. Con tu aviso te remitir la obra, que es un tomo en 8, de la manera que me digas. Mientras tanto, queridismo Delmonte, recibe la efusion de mi cario, y vive seguro de que siempre ser tuyo tu tierno amigo Salustiano20Mi querido Andr: la anterior carta habla tambien contigo, pero quiero decirte directamente que la que me escribiste desde el Havre content los deseos de mi amistad. Nunca olvidar que cuando al dejar las costas europeas pusiste los ojos en Madrid diste un tierno a-dios quien siempre os sigue con su imaginacion por cualquier punto del globo en que os halleis. Como yo, agradecieron tu recuerdo todos los amigos, con quienes converso de vosotros siempre que nos reunimos. Mesa va concluir esta carta, por eso yo no soy mas largo y me limito repetirte las seguridades del afecto que te tiene tu buen amigo Salustiano 20.Don Salustiano de Olzaga, el conocido estadista espaol.

PAGE 101

DOMINGO DEL MONTE / 97 / 97 / 97 / 97 / 97 P. D. Me he mudado de casa, (siempre en compaia de mi S.r Padre que os saluda afectuosam.te) y vivo en la calle de Preciados, esquina al portigo de S. Martin, n.os 8 y 9, cuarto pral de la derecha. Os lo aviso no por un cumplido que seria muy ageno de la franqueza de nuestro trato, sino porq.e sepais dirigirme las cartas. A dios, queridos. Queridisimo Delmonte: rompiendo un solemne pacto el amigo Salustiano tan solo me ha dejado para escribir V. la cuarta parte de este papel en vez de la mitad que me haba prometido. La causa que ha producido esta falta le disculpa sobradamente, pero de todos modos mi me priva del vivisimo placer de estender mi sabor la espresion del cario que V. profeso. Todavia siento esto menos que el haber de hablar V. con este tratamiento que aun cuando le parece oportunamente la espresion de la etiqueta mas bien que la de la amistad entre jovenes, le emplea para conmigo solo, por una sensible escepcion cuya causa no adivino. ¡Cuanto me aflige, amigo querido, la consideracion de que cada da se aleja V. mas de nosotros! Mientras ha estado V. en Paris yo no s que deliciosa ilusion templaba de algun modo la amargura de nuestra separacion eterna, ofreciendo mi fantasa la imagen de la prodigiosa estension del globo para mostrarme la pequeez de la distancia que nos separaba; p.o creame V. querido Delmonte, cuando he sabido que iba V. embarcarse, he sufrido de nuevo el tormento que padeci mi alma al darle el ultimo abrazo en la casa de la Diligencia. Porque no ha permanecido V. mas tiempo en la mansion de la sabidura y la prosperidad? Si no amra V. tanto su patria lo estrara ciertamente. Mil veces se ha cumplido el deseo q. V. manifiesta de que su memoria se renueve en mis amorosos coloquios. Yo he inspirado mi amada Trigueita el cario que V. se debe; y el corazon sensible y el alma delicada y tierna de mi amigo Delmonte es continuo objeto de su estimacion y de sus comparaciones. Adios amigo, en otra ocasion me estender mi placer. Entre tanto diga V. a Andr que tenga esta por suya, y V. no olvide que le quiere mucho su amigo Mesa21 21.Don Jos M. Mesa.

PAGE 102

CENT"N EPISTOLARIO 98 \ 98 \ 98 \ 98 \ 98 \XXIX XXIX XXIX XXIX XXIXAl S.r D. Domingo Del Monte Habana Par L’Aigle Paris el 12 de Dic.bre 1829. Mi querido Delmonte Hasta el 5 de este mes no he recibido tu carta del 23 de Mayo, que Alfaro me ha entreg.do El motivo de haberla guardado tanto tiempo sin drmela, fu segun me dijo porq.e esperaba mi vuelta del campo donde he pasado seis meses p.a presentarse con ella en su primera visita. No estraars pues si he dejado sin respuesta dos cartas tuyas, la del 12 de Abril porque he estado siempre esperando la remesa que me anunciaste p.r el intermedio de Russel, y la del 23 de Mayo, por lo tarde que vino mis manos. La misma tarde del 5 fui comer en casa de Chauviteau, y ocupndome de tus encargos pregunt Pepe de la Luz22 cual era el modo mas seguro de introducir peridicos en la Hab.acuando me particip que le habas hecho lo mismo que Garca el mismo encargo que m, que ya estabas suscrito dos peridicos, y solo le quedaba informarse del mejor peridico sobre modas p.a mandrtelo en lugar del Courrier si convena. Dejaron esta comision mi cuidado y he hallado que el Tollet aunque no sale mas que 4 veces al mes, es mejor que el Courrier, y mas barato p.r consig.te las lminas mejor hechas, y sobre todo el texto que se refiere modas solam.te es mas instructivo en esa parte que el del courrier que nada trae sobre ellas y es todo una miscelnea. Hay otro nuevo en 8.a titulado la Mode que es bueno pero mas caro. El modo que han escogido p.a mandarte los papeles es el de dirigirlos Gener23 p.a t y p.a eso han dejado la direccion correspond.te en el despacho de cada peridico. 22.El sabio cubano don Jos de la Luz y Caballero. 23.Don Toms Gener. Ilustre hombre pblico, nacido en Barcelona y desde muy joven avecindado en Matanzas, donde muri en 1835.

PAGE 103

DOMINGO DEL MONTE / 99 / 99 / 99 / 99 / 99 Hasme el favor de creer que si el encargo no hubiera ya sido terminado p.r Garca, yo lo hubiera hecho, pues en el dia no existen enteram.telos mismos motivos que te manifest en mis anteriores, y que entonces me impidieron de adelantar los fondos. Si me propones p.a correr con las suscripciones de la Sociedad patritica de Matanzas, me alegrar por tener una ocasion de ser til al pais; pero, vista la dificultad de entenderse con una corporacion, no lo podr hacer si no me mandan con anticipacion los fondos, por el intermedio de mi cuado G. Alfonso que me dar el aviso. Tu en eso hars lo que quieras, en el concepto de que soy bastante tu amigo p.a no aguardar otra noticia con respecto t, sino la orden que me dieras de continuar las suscripciones. Agradezco mucho el regalo que me has hecho de las poesas de Heredia24 y de Gallego,25 y comunicar las primeras Muriel, juntam.tecon la lista de los peridicos de la Isla. Este ser un motivo de hacer conocimiento con l. He recibido una carta de D. Andr: dle muchas memorias y dile que agradezco su recuerdo de bichos y sus promesas. En la primera ocasion mandar la obra de M. de la Rosa26 que me pide y un 4 tom.op.a t. Mem.s Ruiz: dle que debe respuesta dos cartas mas. D Cirilo que ya sabemos la mitad de sus proyectos. Ojal se realizen y que la traiga dar una vuelta p.r Paris. No me queda campo p.a explicarte cuanto me alegro de los adelantos de la ilustracion en esa isla y de los esfuerzos de la Soc. Patriot.aTu amigo Ph. Poy27tu... 28 24. Poesas de Jos Mara Heredia Nueva York: Librera de Behr y Kahl, 129 Broadway. Imprenta de Gray y Bunce, 1825. 16, 162 p. 25. Versos de J. Nicasio Gallego recogidos y publicados por Domingo del Monte Filadelfia: Imprenta Espaola del Mensajero. 1829. 18, 164 p. 26.El distinguido hombre de letras y poltico espaol don Francisco Martnez de la Rosa. 27.El clebre naturalista cubano don Felipe Poey. 28.Roto el documento.

PAGE 104

CENT"N EPISTOLARIO 100 \ 100 \ 100 \ 100 \ 100 \XXX XXX XXX XXX XXXHabana y Diciembre 22 de 1828 Recibida en Filadelfia el 10 de En.o de 1829. y contestada el 1129Mi queridisimo amigo: Por fin se hallan Vds del lado de aca de las columnas de Hrcules y tendrmos pronto el indecible gusto de abrazarlos y encantarnos con sus conversaciones. Yo y todos quisieramos que cuanto antes vinieran, pero debemos contentarnos con la esperanza que nos dan y con la refleccion de que lo mismo qe la estada en Madrid, ser para bien de Vds. La fiscala de Domingo nos ha llenado de contento y dile, que lo menos est aqu antes de Semana Santa por lo que hace su empleo, y esto porque entonces, teniendo el fiscal propietario las ausencias y enfermedades del Auditor, como este se va al campo con anticipacion, puede ofrecer algunos negocios que le den conocer y acaso ganar. A propsito de Quintanilla: He observado qe este no me escribe, ni siquiera firma ya tus cartas. Esto, aquella fraterna que nos sorprendi Cintra y m y otras cavilaciones que tengo me inquietan demasiado. Parceme que aquel no puede dudar un momento de que lo quiero y presumo que as como t llegaron mentidas noticias, acaso l le habran llegado tambien otras peores y que partiendo de ligero con otras presunciones engaosas, se habr indispuesto conmigo. Sea lo que fuere, te agradecera muchisimo que averiguando la verdad de lo qe hubiere me lo mandes decir con toda franqueza, bien seguro de qe por mas adversa qe me sea la noticia la mirar solamente como un golpe de fortuna de desgracia. Tengo la vista la tuya de Agosto, qe anoche vino mis manos; veo en ella la triste nueva de los habaneros, que se hallan en esa Corte y me ha sido muy sencible el comportamiento de nuestros paisanos. En cuanto Pepe Blnes yo me figur siempre que sera en Madrid el mismo qe en la Habana. ¡Quiera Dios qe no halle algun tropieso! En cuanto el Caton de quien nos hablas, no me enga mucho aunque ingenuamente te confieso, que me sorprendi tu informe monstico y lo mismo Fr. Cesar Trevejos. Acaso tu no habrs recibido mis ltimas. En ellas les deca Vds que no beb aquellas reflecciones de la madre de Quintanilla, sino que ignorando el objeto de la demora, calculando por lo que otros ha sucedido, les daba 29.N. de Domingo del Monte.

PAGE 105

DOMINGO DEL MONTE / 101 / 101 / 101 / 101 / 101 prisa, para qe se hiciesen de negocios y pasaran mas prontamente el ao de noviciado. Vds confan en ntra amistad y favor y es verdad qe nunca faltar la una ni el otro, pero no bastan, Domingo. Que proteccion pueden Vds esperar de otros tan principiantes como Vds y qe ni siquiera estan recibidos de Licenciados ? Miserables Bachilleres por nuestra desgracia, harmos lo qe podamos, mas lo qe podemos es poco, y les deseamos Vds mucho. Cumplir tu encargo del artculo sobre las poesas de Heredia, s pudiere ser y te agradesco muchsimo las noticias literarias. Desea muchsimo el mes de Marzo para abrazarlos su mejor y amantismo amigo Isidro30P D. Al Padre Varela31 un apretadisimo abrazo y que en Pascua jamas se olvida de su maestro: que deseo muchsimo verlo y qe nunca pierdo las esperanzas de ir que venga.XXXI XXXI XXXI XXXI XXXIM.r Domingo Delmonte Care of M.r Peter Harmong Esq New-York Habana y 23 de Dic.e de 1828 Recibida en Filadelfia el 8 de En.o 1829, y cont. el 1132Mi amigo Delmonte: llego en este momento de la calle con la noticia de que sale maana un buque para Nueva-York, y maana es cabalm.teel da en que voy ver mi prima; pero dos letras me salvarn de la nota de amigo inconsecuente y aunque demore mi viage S.n Marcos un poco mas es preciso escribirlas. A bien que tengo buenas espuelas y un caballito que cuando va ver su dueo, se bebe los vientos y no hay cuidado. Recib su cartica fha 14 de Octubre y entregu la que contena conforme al deseo de V. Lo gracioso es que el mismo da que supe su llegada de V. al Havre, supe tambien que estaba V. en New-York, con mas barba que un chivo, pero con animo de desesperar un amigo que se regocijaba con la idea de ver V. cuando menos en todo Enero. La madre de Andr no dice nda de esta demora: es una Seora muy prudente en 30.Don Isidro Carbonell y Padilla, afamado jurisconsulto. 31.El ilustre habanero Pbro. Flix Varela. 32.N. de Domingo del Monte.

PAGE 106

CENT"N EPISTOLARIO 102 \ 102 \ 102 \ 102 \ 102 \ esta parte y calla su pico que es un gusto verla; pero algunos reniegos contro el Domingo que retiene su Domingo habr dejado de echarlo? Si V. fuera hombre de aquellos concienzudos que de un mal pensamiento se asustan, no le hablara tan claro; pero V. es guapo y aun asi, clarito como le hablo, apuesto que no anticipa su vuelta ni un solo da. Escrib V., Lista y Bruzon por la fragata Iberia Lealtad (no me acuerdo bien) hace como dos meses, y probablem.te recibir V. la carta dentro de tres cuatro meses. Antes le haba escrito, como tambien Lista, por medio de un conocido mio, cuya llegada la peninsula he sabido, y estraando las quejas de V. sobre mi silencio, juzgu que se habian limpiado el C. con mis cartas; pero tales distancias nada hay que estraar. Escribo con tanta prisa y con tanto desasosiego que apenas s lo que quiero decirle. En fin sepa V. que lo quiero siempre y desea infinitam.teverle llegar su pais Juan Poey P. D. Cornelio y Carbonell estan buenos pero tan arrancados que dan compasion. Pascuas mas tristes no creo que las hayan visto en muchos aos. Cintra trata de irle recibir y la escaces de pesetas parece que lo detiene. ¡o si perteneciese esta digna familia Bachillerezca ( Abogadezca) la rica mina que se ha descubierto! ¡Cuanta puta enriquecida, cuanta mulata ignorada, vieramos al instante! Pero amigo, nuestra mina est en nuestras uas, y hay tan poco que araar que se mueren de hambre los mas famosos bachilleres! Vale Me hace V. el favor de decir Domingo Andr que le he escrito hace ocho diez dias y que me conteste por conducto de la casa de Mariategui ? Su madre desea que le haga el mismo encargo.XXXII XXXII XXXII XXXII XXXIIMadrid 26 de Diciembre de 1828. Sr. D. Domingo Delmonte. Queridisimo amigo mo: tu ausencia me es cada dia mas sensible y no puedo acostumbrarme la incomunicacion en que vivimos. Hace mas de dos meses que nos vemos privados de tus cartas y este eficaz consuelo de los amigos ausentes nos es ahora tanto mas necesario, cuanto es mayor nuestro cuidado por ignorar el trmino de tu navegacion, emprendida en una estacion tan poco favorable. ¡Asi para ti haya sido propicia y viages bueno y contento con nuestro querido Andr por la tierra clsica de la

PAGE 107

DOMINGO DEL MONTE / 103 / 103 / 103 / 103 / 103 libertad! Mientras, tus amigos de Madrid envidiaran tu suerte, con su imaginacion seguiran tus pasos y el asunto mas grato y mas fecundo de sus conversaciones sers siempre t, joven amigable: que eres amado con pasion de cuantos te conocen y de cuantos han oido hablar de ti, aunque no hayan tenido la dicha de tratarte. Si yo te contra, Delmonte mio, la dulce emocion que el mentar tu nombr produce en personas que apenas te han conocido, el interes conque me preguntan por tus cartas, las pruebas repetidas que recibo del cario que todos has inspirado, verias que ningun pueblo debe serte tan querido como este y que fuera de tu patria es l que mas te merece. Pero no quiero entristecerte, ni entristecerme, que harto s por esperiencia que este es el resultado de escitar los afectos de benevolencia de los que bien se quieren y no esperan verse en su vida.=Por eso, quisiera yo llenar el resto de esta breve carta de cosillas que picaran tu curiosidad y nada mas, pero tal es la esterilidad de estos tiempos y paises que ni aun llevan estos frutos, lo que es peor los llevan amargos y desabridos. Te acuerdas de aquel viejo ridiculamente elegante, galan contra la voluntad del Seor, perpetuo concurrente al Prado y quien llamabamos nosotros el joben de 60 aos ? pues este tal, cuyo verdadero nombre es D. Vicente Eulate, ha conseguido lo que tantos hombres de juicio y relevante mrito no podian alcanzar, lo que la justicia y la politica exigian tiempo ha, la deposicion del Capitan Gen.1 de esta Provincia, D. Juan Caro, y la formacion de causa para la averiguacion y castigo de los escesos que ha cometido. Quiz haya sido el menor la prision arbitraria de Eulate, pero este tiene parientes en Palacio que si habian visto con soflama y acaso con placer que Caro condenaba la ltima miseria benemritos oficiales indefinidos cuando se ha tratado de su deudo no se han contentado con reparar el agravio sino que han derrocado al tranuelo. Como quiera, hagase el milagro y mas que Eulate se lleve una celebridad que no merece.=Te acuerdas de un D. Fermin Caballero33 que escribia unas Correcciones Fraternas contra el Presbitero Miano34 autor de nuestro Diccionario Geografico? Pues ahora el Presbitero le ha vuelto las tornas y con motivo de un plagio escandaloso que ha cometido Caballero apropiandose una obra de Geografia muy conocida ha escrito contra l una Fraterna Correccional en la que como muy agraviado le pone de lo lindo. Guardo un ejemplar para remitirtelo en la primera ocasion y por eso no te hablo mas de este folleto, que ha gustado muchisimo.=Te acuerdas de un hijo de mi maestro Cambronero, que presentaron en casa de Dolores Armigo? Pues se casa con ella, segun dicen las gentes y aun l 33.Publicista espaol. 34.Don Sebastin de Miano y Bedoya. Escritor espaol, autor del Diccionario geogrfico y estadstico de Espaa y Portugal.

PAGE 108

CENT"N EPISTOLARIO 104 \ 104 \ 104 \ 104 \ 104 \ mismo, que sin duda debe ser creido. Te sonres al leer esta noticia y piensas que tal boda pueda serme desagradable? Pues te engaas, amigo mio, porque cada dia estoy mas contento con mi virtuosa casadita, que no deja de serlo porque pague algun tanto mi amor. Estoy por asegurarte que nadie ha querido sino m y que culpa tiene esta hermosa desgraciada en que yo no sea su marido? Pero malditos sean mis amores que tan locuaces son y comunicativos. Tengo que violentarme ahora para no hacerte su relato, pero ya que nada te diga de importancia, no quiero cansarte con sandeces. Concluyo pues rogandote que me escribas estensamente, que hagas porque sistememos nuestra correspondencia desde la Havana y que no me olvides nunca. Mi familia, Sanz, Laveron, Mesa (que acaso te escribir hoy) te saludan afectuosamente. D.a M.a y su lominhiesta sobrina te dicen mil cosas tiernas. Recuerda mi afecto Andr y recibe la efusion de la amistad de tu SalustianoXXXIII XXXIII XXXIII XXXIII XXXIIIDomingo del Monte Esq.r New York ” Care of M.r Luz— Filad.a y dic.o 26/1828. Mi querido Domingo: ¡con q.e un mes en Nueva York, y en silencio y en silencio! Picaron, picaron; te disculpo, y aun si quieres te perdono. Imprimir el juicio critico de Lista35 y todo cuanto mas quieras, p.s el Mensagero36 es papel de toda la gente Cubana. Nada he sabido ni menos recibido papel alguno relativo la isla de Cuba. Te agradezco el recuerdo q.e haces de m; p.o mi gratitud no sera completa, mientras yo no est en plena y pacifica poses.n de los estractos. Me parece muy bueno el proyecto q.e tienes de imprimir las obras de Gallego.37 En cuanto a su precio te digo, q.e yo he comprado una impren35.Por estas palaabras de Saco sabemos que el juicio de Alberto Lista sobre la primera edicin de las poesas de Heredia, publicado en El Mensajero Semanal, le fue remitido con ese objeto por Del Monte. 36. El Mensagero Semanal de Nueva York Vol. I, 19 agosto 1828-15 agosto 1829. 52 nms. Vol. II, Nueva York, 22 agosto 1829-14 agosto 1830. 52 nms. Vol. III, Nueva York, 21 agosto 1830-29 enero 1831. 24 nms. Desde el nm. 2 (vol. I) se titul nicamente El Mensagero Semanal El nm. 1 est fechado en Nueva York y desde el 2 hasta el 32 inclusive en Filadelfia. Despus en Nueva York hasta su terminacin. 37.Se refiere Saco a la edicin de los Versos de Juan Naicasio Gallego, que ya hemos citado.

PAGE 109

DOMINGO DEL MONTE / 105 / 105 / 105 / 105 / 105 ta q.e empezar a trabajar la semana entrante; y como ella est a disposic.n de mis amigos, solam.te tendras q.e gastar los costos indispensables de la imprenta. Cada 1.000 m.s del Mensagero me cuestan 30 centavos, p.r ser los originales manuscritos y en lengua estrangera; de 35 40 cada token con la tinta, &.a &a; de suerte q.e el costo total de cada mil m.s viene ser de 34 36 centavosEsto me cuesta el Mensagero, y esto ser lo q.e te costar ti, p.s yo no especulo con los amigos—En cuanto al papel, no hay regla fija, p.r q.e ya tu sabes q.e su precio depende de su calidadVarela podra decirte sob.e poco mas menos, cuanto ascender; p.o entiendase esto, diciendole tu, q.e numero de ejemplares quieres, y q.e tmao piensas dar cada hojaSeguram.te q.e no podras imprimir la obra en terminos mas baratos; p.o si pesar de todo, no te atrevieres acometer la empresa, yo imprimir la obra p.r mi cuenta, sugetandome en todo tus direcciones, p.s de esa manera, (aunq.e no gane nada) dar ocupac.n los dos oficiales q.e trabajarn en el Mensagero, y q.e si no hacen otra cosa q.e este papel, no hay duda q.e me ganarn la plata de valde Spre tuyo— Saco—38XXXIV XXXIV XXXIV XXXIV XXXIVDomingo del Monte Esq.rPine S.t n.o 52 New York Philad.a Dic.e 31 828 Mi querido Domo: Filadelfia es mas barato q.e New York; asi en igualdad de circunstancias viviras mejor. Hay casas donde por 4 p.s podras llenarte bien la panza, y tener tu cuarto solo. El fuego es p.r separado; mas si quieres tenerlo en tu cuarto, comprars tu lea q.e siempre te saldra mas barato. Vente, vente, p.s te acomodarmos lo mejor q.e se pueda, y seguram.te que sera mas barato y mas comodo q.e en esa— Avisame ps, cuando sales de esa, p.a esperarte en el muelle—Dime tambien p.r cual de las lineas vienes, p.a evitar equivocaciones, p.s no todas llegan un mismo punto— Tuyo Saco 38.El cubano insigne Jos Antonio Saco. Te remito el n.o 18 del Mensagero.

PAGE 110

CENT"N EPISTOLARIO 106 \ 106 \ 106 \ 106 \ 106 \1829 XXXV XXXV XXXV XXXV XXXVContestada el 15 de M. p.r N. York—1Tlalpam Enero 14 de 1829. Recibida en Filadelfia el 7 de Abril—2Amadisimo Domingo: con el mayor gusto contesto tu ap.e de 20 de Nov.e ultimo. Hay tanto tiempo que estoy privado de toda comunicacion con los amigos de mi corazon, los compaeros de mi juventud, de aquel tiempo de dulces ilusiones, de tranquilos y agradables estudios! Mil veces en el tumulto de la revolucion, cercado de graves afanes y penosos compromisos, he maldecido mi funesto esplendor, y he suspirado por aquellos meses de inocencia y de felicidad. Ya sabes que me he casado, y Gener te habr dicho que tengo una hija preciosa, que con su inocente madre hace el consuelo de mi vida. Soy Fiscal de la Aud.a del Estado de Mejico que reside en esta ciudad de nueva creacion, 4 leguas de la gran Tenoxtitlan, de modo que puedo gozar de las delicias del campo y de las ventajas de una capital. Cuan grato me seria que te resolvieras venirte conmigo! Pero no me atrevo pedirte que lo hagas. Involuntariamente he destrozado el corazon de la mejor de las madres, y no quisiera poner otro en mi situacion. Por lo demas no dudo asegurarte que seras colocado ventajosamente. En todo caso, piensa libremente, y recuerda que son tuyas mi casa y mi corazon. Acabamos de pasar una formidable tormenta, que con las exageraciones de los gaceteros habr hecho creer los ultramarinos que esto est en la mas horrible anarquia. Fu necesario que rebentase un volcan para salvarnos de la tirania. He visto grandes actos de virtud y crimenes atroces. Pero al cabo, creo q. todo es preferible al yugo que iba imponernos el Odioso Gomez Pedraza. Guerrero est electo Presidente, su alma es noble y elevada, y podemos esperar mejores dias. Tengo el proyecto de ir pasar cuatro cinco meses N. York, pero estas ocurrencias me han barado. En este momento mi salida de la Re1.N. de Domingo del Monte. 2.dem.

PAGE 111

DOMINGO DEL MONTE / 107 / 107 / 107 / 107 / 107 pblica pareceria una desercion ignominiosa. Con todo, ver si de aqui Marzo las circunstancias pblicas y el estado de mi bolsa me permiten la salida. Pero como dejar por tanto tiempo mi esposa y mi hija? Esta maana tuve una carta de Tatao en que me habla de una q. te escribi Lista juzgando mis poesias. Como no me la has mandado? Lo q. recibi p.r mi madre fu copia del articulo del Correo literario3, en que se revela la amistad. Adios, mi amadisimo Domingo: escribeme, d mis esp.s Andr, autor de las obritas, y recibe el corazon de tu invariable amigo Jos M.a4XXXVI XXXVI XXXVI XXXVI XXXVIQueridisimo Delmonte: desde la casa de nuestro comun amigo Tatao, que est ligeramente enfermo mas bien convaleciente de una diarrea, despues de haber hablado muchisimo de ti y lamentandonos de tu ausencia, deseosos de recordarte siempre nuestra amistad, desesperanzados de que estos breves renglones lleguen tus manos, te los dirigimos con la protesta de contestar estensamente tu carta del 13 de Diciembre ltimo. De paso te diremos que despues de haber sabido de tu salud y destino, ninguna otra noticia nos podia haber sido tan agradable como la que nos das de tu vocacion la jurisprudencia; tus paisanos, la ciencia misma y nosotros mas que nadie debemos prometernosla muy felices. Te cojemos la palabra de la remision de los estractos de las obras que no conocemos y en cambio no esperes mas que nuestra admiracion y nuestro agradecimiento. Me siento, nos sentimos, que somos dos, con deseos de escribirte muy largo y aun en la duda de si recibirs esta carta lo hariamos sin duda si no fuera necesario cerrarla ahora mismo. Tenemos, pues que contentarnos con repetirte nuestro intenso y perene cario y rogarte que quieras siempre mucho tus buenos migos Mesa y Salustiano 3.Alude Heredia al Correo Literario y Mercantil de Madrid, en cuyo nmero del 4 de agosto de 1826, y bajo el ttulo de Literatura Espaola se public un juicio annimo que la Revista de Cuba de la Habana reprodujo en 1879, t. VI, pp. 190-192. 4.Jos Mara Heredia.

PAGE 112

CENT"N EPISTOLARIO 108 \ 108 \ 108 \ 108 \ 108 \ Madrid y Febrero 25. de 1829. Queridisimo Dom.o: tena pensado el escrivirte con suma estension este correo contestandote la tuya de 15. de Diciembre escrita en Nueva-Yorca; mas dos razones en mi entender de peso, me impiden hacerlo. La 1 q.e no se save aun si saldr el correo de Cdiz devido Tiempo p.s no ha llegado aquel p.to el correo q.e sali de la Hab.a el 1 de En.o, p.r lo q.e carecemos de noticias de esa. La 2.a y principal es, q.eestoi muy devil de resultas de unas calenturas q.e he padecido d.s pasados, y de las q.e me hallo combaleciendo; p.s me han tenido una dieta rigurosicima, mas ya gracias ella, y p.r consecuencia al hambre qe h pasado, paso, y pasar, me veo vueno: aun q.e devil. Llevado de tus consejos, le habl con toda claridad el sin igual Angelito, sobre el estado de mis conocimientos en nuestra lengua y tiene, la vondad de reunirse conmigo y Man.1 Puig, todas las noches una, dos horas, leer y esplicar el arte de Hablar de Hermosilla; llevamos 4. lecciones p.s mi enfermedad nos hizo suspender nuestro agradable estudio, mas ya anoche continuamos, y creo seguiremos con constancia; p.r lo q.e, espero adelantar en lo q.e me hallo tan atrasado, y sin lo cual no se puede ser nada en esta vida. Tus memorias las he dado cumplidamente y todos te las agradecen en estremo. Me sirve de la mayor complacencia el ver lo querido q.e te hayas en esta de cuantos te han tratado. El amigo Quintero te devuelve tus espreciones, lo mismo q.e el S.r de Caro &.a=Betancurt tiene esperanzas de irse esa en la prosima Primavera=Las de la Calle de Carretas vuenas y bajo el mismo pie q.elas dejastes=Matias Meza es el q.e sigue vien achacoso. Se me olvidaba decirte q.e ya tradusco algo del Frances, y espero adelantar p.s tu saves q.e Gil es buen maestro=En la cuaresma voy reunirme con Salustiano, Mezita, Laveron, y Man.l Puig hacer un estudio minucioso de las Partidas. La Tertulia de marras se conclull! ¡Como dicen q.e la Chica se casa! Te quiere mas de lo q.e t piensas t mejor amigo=A. Orozco. Querido Quintanilla: Jamas podr olvidarte p.s t saves lo q.e te quiero, mas como tu no me escrives como Dom.o, es la razon p.r q.e te pago en la misma moneda=Escriveme con estension y no olvides t querido=Tatao

PAGE 113

DOMINGO DEL MONTE / 109 / 109 / 109 / 109 / 109XXXVII XXXVII XXXVII XXXVII XXXVIIMadrid 24 de Marzo de 1829. Tenga esta por suya el amigo Andr, a q.n saludo. Queridisimo Delmonte: tan solo su escesiva modestia y esa su natural benevolencia que le hace ser sobrado indulgente con los que le merecemos algun afecto, ha podido sugerir V. el estrao pensamiento de encomendar su espiritu tambien en mis manos. Que pudieran aadir algunas superficiales reflecciones mias la estension de sus bien adquiridos conocimientos? Dotado de una razon nada comun, egercitado en el estudio por un largo habito de infatigable laboriosidad, provisto de gran copia de conocimientos utiles y amenos, animado por el deseo por la pasion ardiente de saber, necesitado ya por costumbre del sabroso gozar de las delicias mentales, y colocado en la feliz situacion de haber la mano los instrumentos todos del mundo sabio, Ud, se halla en el camino de la unica ilustracion solida y ventajosa, y debe convertirse en el deposito vivo de los progresos de una ciencia cuando quiera que consagre Ud. ella sus tareas. Pero nostros cuitados quienes apenas es dado alcanzar tal cual escaso rayo de verdadera luz al trabes de la espesa admsfera de tinieblas que respiramos, cuando tubieramos la capacidad y aplicacion que cierto nuestro amigo, ( quien queremos mucho y Ud. conocer) todabia debieramos de quedar tamaicos su lado. Y no vaya Ud. imaginar que esto sea lisonja esceso de humildad. No Seor: que ac no se desconoce la dignidad de hombre, y cada pajarito tiene su higadito. Pero como tampoco se desconoce la probabilidad, yo me atrevo apostar que esta hora conoce Ud. mas autores y sobre todo mas verdades que nosotros en la parte sublime de la jurisprudencia. A bien que yo confio, en q.e no tardar Ud. en convertir en verdad manifiesta esta mi presuncion con sus prometidos trabajos en la ciencia de las leyes, que esperamos con impaciencia. Por ahora dejando ya estos melindres de la modestia quiero contestar Ud. acerca de otro punto por cierto para m dulce y sabroso No Seor, todabia no soy dueo de mi amada Trigueita: la suerte no lo ha dispuesto aun tan felizmente; mas su amor sigue haciendo mis delicias, y ntra constancia ofreciendo un egemplo nada comun de simpata. Tal vez hay que no falta quien estrae tan singular firmeza, y no acierte concevir como se puede querer de este modo; pero si una pasion inspirada por la simpatia mas irresistible y sostenida por la virtud, por la uniformidad y delicadeza de

PAGE 114

CENT"N EPISTOLARIO 110 \ 110 \ 110 \ 110 \ 110 \ sentimientos, y por la mas fina correspondencia no basta esplicar este fenomeno, yo no s decir sino que asi encuentro yo la felicidad que todos buscamos en el amor por tan diferentes caminos, y en esto buen seguro que nadie sepa mas que yo ni pueda desmentirme. Perdone Ud. su amigo esta disgresion, querido Delmonte, porque bien sabe Ud. que aunque no es de hierro la pluma tiene no pocas veces su iman en ciertas materias sabrosisimas de escribir; y sea este perdon en recompensa de los sinceros y ardientes votos que hago porque Ud. sea tan feliz como yo en esa imperiosa necesidad de su corazon sensible, en el amor. Desde ahora me gozo en imaginar su venturosa situacion cuando reciva Ud. esta carta. ¡Quien sabe si ya entonces le habr coronado esa deidad con alguno de sus mas regalados triunfos! Amen digera un aprendiz de sacristan, mas yo digo que asi sea. Con el mayor dolor anuncio Ud. la proxima derrota de nuestro Teatro por el furor filarmonico. En vano ha hecho Breton de los Herreros resonar los agudos acentos de la lira de Juvenal contra el delirio de la filarmona. Euterpe ha vencido Tala y Melpomene: la voz de la Alvini ha aogado, la de la divina Concha Rodriguez, y los insulsos graznidos de un bufo italiano, han hecho olvidar las gracias inimitables de Guzman. En suma para mengua de nuestra sensatez Rosini ha obscurecido Lope y Moratin, y en el proximo ao comico es dudoso si en Madrid habr Comp.a de verso. Adios querido, no olvide Ud. nunca su amigo MesaXXXVIII XXXVIII XXXVIII XXXVIII XXXVIIIMadrid 18 de Febro 1829 Queridisimo Domingo mo: he recibido la deseadsima tuya de] 27 Nov.e y 13 Dic.e con el placer q.e causan en m todas los cosas q.e te pertenecen y su contenido en donde se descubre la ternura de tu corazon, me ha conmovido de mil modos. Siento como mis propias penas tu tristeza y tu soledad en Nueva York y si esta carta llegase tus manos en los Estados-unidos, te pido q.e busques el remedio de escribir largamente al amantisimo amigo tuyo quien tanto consuelan tus cartas, privado como lo estoy de estrecharte en mis brazos y de manifestarte con palabras mi cario. La lectura de tu cumplida carta ha renovado en

PAGE 115

DOMINGO DEL MONTE / 111 / 111 / 111 / 111 / 111 m todo el dolor q.e me caus tu ausencia y la sabidura q.e los demas han encontrado en ella, me ha entusiasmado menos q.e la benevolencia y la ternura con q.e me escribe mi buen amigo: dichosos los q.e te posean y desgraciado yo q.e probablem.te morir sin abrazarte una vez. Yo he hallado entre nosotros muchos puntos de semejanza y aunque esto parezca presuncion en mi, no puedo renunciar al placer de comunicartelo t, en quien si encontr mucho q.e aprender, fu todava mas lo q.e observ digno de toda la intensidad de mi cario. He leido con sentimiento el doloroso cuadro de las repblicas americanas y aunque supongo q.e lo exajera tu justa indignacion, siempre conozco q.e hay bastante cierto p.a entristecer al amante de la humanidad y de la ilustracion. La tierra q.e pisabas al escribirme les ofrecia un ejemplo de la altura q.e pueden llegar las Naciones regidas p.r el desinteres y p.r el verdadero patriotismo: dichosas si hubieran sabido imitarlo y desventuradas si persisten en ese sistema de innovaciones en esa enemistad civil q.e desacreditando las instituciones populares y dando armas sus enemigos convertirn en un desierto tantos millares de leguas destinadas p.r su fertilidad y riqueza ser el paraiso de la tierra y servir en adelante de patria la sabidura si supieran conservar lo q.etuvieron la fortuna de establecer. Materia es esta, mi Domingo, no menos triste p.a tu amigo q.e la anterior y q.e da campo p.a decir mucho, si pudiera decirse todo lo q.e se siente. Por ahora me ceir pedirte encarecidamente q.e me escribas mientras permanezcas en ese pais las noticias q.e puedan importar de Colombia, pues tu sabes cuanto me intereso en la suerte de aquel desgraciado pueblo. Tampoco te perdono la relacion q.e me ofreces de las costumbres, usos, hbitos y aun vicios de esa dichosa porcion de la tierra: por tus cartas quiero yo adquirir el conocimiento de las cosas q.e no se hallan en los libros, pues p.a ver datos estadsticos y hechos histricos sobran impresos Deseo mucho el ejemplar de Zequeira5 y el de Heredia6 p.a, conocer al 1 y p.a aprender de memoria al 2 Aguardo tambien con deseo las noticias del moderno Parnaso de Italia y los trozos q.e de l me ofreces con tu juicio al lado, q.e mas de dirigir el mo, habr servido p.a cultivar tu gusto en una materia q.e te hallas tan felizmente dispuesto. Tengo preparados dos libros p.a enviartelos en 1a ocasion. El uno es Romancero de romances moriscos sacados del romancero gral impreso p.r Duran el autor del Discurzo sobre nuestro antiguo dramtico. Hice mi juicio de l q.e se public en el Correo y q.e te enviar tambien. El otro libro es el 1er tomo de la Historia de la literatura espaola es5.La edicion de las poesas de Zequeira publicada por el Padre Varela. 6.La primera edicin de las poesas de Heredia.

PAGE 116

CENT"N EPISTOLARIO 112 \ 112 \ 112 \ 112 \ 112 \ crita en aleman p.r F. Bouterwck y traducida con notas p.r Hugalde y p.rCortina. Me hallo en el conflicto de complacer al traductor qe es amigo y de no faltar la verdad si alguna vez puede escocer al q.e la volvi en castellano: Dios me alumbre p.a salir del aprieto.7XXXIX XXXIX XXXIX XXXIX XXXIXMadrid 11. de Nov.e de 1829— Queridsimo Domingo mio: he recibido tu deseada del 23 Agosto con otra atrasada de 28 de Julio y por ambas te doy todas las gracias q.emerece tu amistad prueba de tiempo y de distancia. Siento mucho, mucho tu estado p.r ti y p.r M. porque veo q.e el amor concentrado p.r tantos meses y tal vez la lectura de Walter-Scot te sacan de tus casillas y podrn esponerte y esponerla. Mucho pulso, amigo mio, porque es muy crtica vuestra situacion. Alabo, y quien no la alabaria?, la generosa resolucion de irte vivir Matanzas p.r complacer tu Madre, la cual deseo q.e te viva mucho tiempo sin q.e te veas como yo privado de su cario presente. He visto tus versitos en el Diario de la Habana: me han gustado mucho, ms q.elas Brisas: quitandoles dos espresiones prosaicas y una no muy clara q.e no puedo citarte porque no los tengo presentes, quedan lindisimos. Que estrao s? Tu sientes delicadisimamente y tienes rica imaginacion y copiosa instrucc.n que te falta p.a escribir versos como el 1.er poeta? Solo concluir de perfeccionar tu espresion poetica y el materialismo de familiarizarte con la medida y los consonantes: esto y nada mas q.e esto. Veo todo lo q.e me dices del Rodrigo y de su autor Gil este me ha dicho q.e quiere q.e tu te encargues de su representacion impresion; pues bajo este concepto se envi al Sr. Tanco en tu ausencia. Pienso incluirte una carta del autor p.a esto mismo. Nada te he dicho hasta ahora de Walter-Scot; pero ahora puedo hacerlo con algun conocimiento porque llevo leidos 32 volum. de sus obras q.e comprenden: Los Puritanos de Escocia, Rob-Roy, La buena moza de Perth el dia de S. Valentin Guy-Mannering, Redgauntelet y Woodstock El caballero dejando p.a lo ltimo las 7.Esta carta annima aparece registrada en el ndice correspondiente del Centn como escrita por Don ngel Iznardi.

PAGE 117

DOMINGO DEL MONTE / 113 / 113 / 113 / 113 / 113 traducidas al castellano.=¡ Que hombre, Domingo mio! Que verdad en los caracteres! Que cuadros de costumbres pblicas y domesticas! Que viveza y q.e naturalidad en el dialogo! Que interes, que perfeccion en los planes! Yo no s que me gusta mas en este escoces, si el conocimiento q.e tiene del corazon humano la inteligencia siempre sostenida con q.e me presenta un rival generoso en el Lord Evandale de los Puritanos un valenton espadachin del tiempo del buen Roberto en el Smit del Dia de S. Valentin un revolucionario acendrado conspirador en el protagonista de Redgauntelet un modelo de esta pasion q.e me une m con Domingo del Monte, en los dos amigos de la misma novela y un ejemplar de la verdadera virtud franca, modesta, sublime en el caracter del noble Cuakero favorecedor de los dos amigos; pues y cuando trata de pintar crimenes y malvados? Puede verse un picaro mas sucio, mas empedernido en la maldad, mas inmundo q.e el boticario del Dia de S. Valentin ? Que lector habr, q.e no haga votos p.r su muerte? Nadie hay q.e la sienta cuando lo ve ahorcar en la altura del Castillo en donde cometi el ultimo crimen de asesinar al heredero de la corona de Escocia. No apruebo yo sin embargo estos horrores ingleses en las novelas; y menos la dolorosisima escena de curarle la mano cortada Ramorny en esta misma obra, aunque conozco q.e hombres tan malos como este y Burney es menester q.e sepan los lectores q.e han muerto y qeno ha sido de muerte natural.=En fin, todo es admirable en este escritor estraordinario: sus obras, en mi sentir tienen la perfeccion en el dialogo de las Comedias de Moratin, en el plan interes son iguales, quiz superiores, al Quijote, y en la perfeccion y en el sostener los caractres no tiene igual, que yo conozca. Aun te hablar mas de esto en otra ocasion—Concluyo con decirte q.e esta perfeccion desesperadora me desanima completamente p.r la empresa q.e me indicas, pues las ocupaciones q.e me condena mi pobreza, no me dejan tiempo p.a adquirir lo q.e me falta de instruccion p.a desempearla cumplidam.teYa has visto Mat. ” quiera Dios q.e no sea p.a tu desgracia la suya, Domingo mio, y q.e no te abandone la razon cuando mas la has menester. Yo tengo p.r un bien de verte obligado no vivir en la Habana donde me dices q.e se ha mudado ella; pero no sea q.e lo eches perder con cartas q.e no se las lleva el aire como las palabras, olvida p.a esta intriga tu natural franqueza y estudia mucho tu conducta. ¡Cuanto quisiera estar tu lado en esta ocasion!8 8.Como la anterior, esta carta annima es del mismo Iznardi.

PAGE 118

CENT"N EPISTOLARIO 114 \ 114 \ 114 \ 114 \ 114 \XL XL XL XL XLMadrid 10 de Oct.e de 1829— Queridisimo Domingo mio: despues de un silencio de cuatro meses llegaron tus deseadas de la Habana de 25 de Julio; la mia tan mezquina q.e no obstante la trampa de hacer la letra muy ancha no pasa de dos caras de papel chico. Si de los cuatro meses dichos se rebaja uno de la carta de Abril de Filadelfia recibida en fines de Set.e p.r Salustiano, todavia queda un trimestre de no escribir tus amigos, tus queridos amigos de Espaa. Donde hallar disculpa este descuido! Considero, amigo mio, las delicias de tu sensible corazon al llegar tu patria. Tus parientes, tus amigos, tus muchachas, los lugares de tus hazaas infantiles y amorosas, todo habr despertado en t aquel dulce, inesplicable placer q.e he sentido yo en igual caso y q.e la suerte me niega... quiz p.a siempre. Quiera Dios q.e la dicha de q.e te creo rodeado se prolongue cuanto desea mi cario aunque sea al caro precio de no verte mas. En la carta de Filadelfia q.e me incluiste en la de Salustiano me hablas de tus amores aqu, con toda la emocion q.e debia causarte el recuerdo de aquellas escenas. Yo aunque por distintos afectos, me he conmovido tambien. El funesto sueo de Matilde aconseja mas y mas tu prudencia en lo sucesivo: yo temo tu impetuosidad; retenla, mi Domingo, q.e en ello se interesa mas de una tranquilidad. Celebro q.e hayan llegado tu poder el Bouterweek y el Romancero: yo he recibido el Heredia y el Gallego con el himno y los Mensageros; recibe p.r todo mi agradecim.toPor el conducto de Tatao he ajustado un cambio entre la Aurora9 de Matanzas y el Correo10 de Madrid: amen de otras ventajas, podremos leer cada uno los articulos del otro: yo he puesto en el correo algunos sinonimillos: sealame tu lo tuyo en la Aurora. Con esta carta te remito tu soneto Silvio q.e no he querido alterar porque creo q.e merece una entera refundicion; es decir todas las ideas, q.e son bellisimas, deben conservarse y mudar la espresion q.e se me figura algo arrastrada y p.rconsig.te poco clara: p.a el efecto te aconsejo q.e escojas antes nuevos consonantes prefiriendo los nombres sustantivos y entonces s q.e saldr una cosa digna del objeto, el cual tengo entendido q.e es de importancia p.a vuestra preciosa patria. 9.Este peridico, que tuvo diferentes ttulos, si bien conservando siempre en ellos la palabra Aurora en el ao de 1829 se titulaba La Aurora de Matanzas 10. El Correo Literario y Mercantil ya citado.

PAGE 119

DOMINGO DEL MONTE / 115 / 115 / 115 / 115 / 115 Nuestros amigos Mesa y Laveron se han visto precisados marchar aquel Talavera y este ciudad real ejercer su profesion. Pascual ha pasado mil desventuras y en una carta suya de 28 de Set.e me dice para ti. “He sabido con el mayor placer de nuestros carisimos Domingos; t qe sabes el cario q.e supieron inspirarnos estos apreciables y francos americanos, sobretodo el instruidisimo Delmonte podrs juzgar de cuanto placer me habr servido la noticia de su feliz arrivo su cara patria, la dichosa Habana. No te olvides de hablarles de m cuando les escribas y de participarles q.e todavia no se ha cansado de perseguirme mi mala suerte; pero q.e cualquiera q.e ella sea, jamas se borrara de mi corazon ni de mi memoria la imagen de los Domingos.” Despues ha escrito de modo q.e podemos esperar Salust.o y yo q.e podr mantenerse en Ciudad real con su familia quien llev desde luego consigo. No s q.e mas tenia que decirte... ah! Espero q.e establecido ya en tu patria me escribiras constante y largamente y yo te ofresco no quedarme corto porque tengo mucho q.e departir contigo. ¡Quien pudiera decirtelo la oreja! Item. En virtud de tus insinuaciones y movido yo del buen caracter y bella disposicion de Tatao le propuse y l acept q.e siguisemos juntos un curso de filologia espaola en toda su estension; mas habiendo querido asistir con nosotros el amable Manuel Puig fue menester no empesar p.r la gramatica como yo habia pensado sino p.r el Arte de hablar de Hermosilla. Al concluir el 1.er tomo march Puig Italia y entonces, haciendo un parntesis en la retorica, dimos principio a nuestra gramtica con la mayor atencion, la cual se aumentaba en mi viendo q.e Tatao iba tan lejos en este estudio como podia esperarse de su edad, de su disposicion y de su deseo: al concluir lleg su primo Adolfo y ambos quicieron emprender el estudio del latin: hemos vuelto suspender el nuestro pues tu sabes q.e los 1osrudimentos de esta lengua ocupan mucho y no dejan tiempo p.a otra cosa: su tiempo seguiremos. H aqu como no he descuidado tus encargos y seguir cumplindolos hasta q.e logre comunicar nuestro amigo esta aficion la lengua castellana y al Arte de espresar los pensamientos q.e ha sido las delicias y la ocupacion de toda mi vida: el trato contigo dar fin una obra q.e no es dable mi suficiencia concluir. Te aseguro, Domingo, q.e la comunicacion con este hermoso joven le ha grangeado el 2.o lugar en mi corazon: tu sabes quien ocupa el 1 entre mis amigos. Se me olvidaba decirte q.e amo una morenita de 18 aos tierna y sensible como mi corazon y q.e nuestras relaciones han llegado al mas alto punto q.e pueden llegar entre dos que se quieren.

PAGE 120

CENT"N EPISTOLARIO 116 \ 116 \ 116 \ 116 \ 116 \ A Dios, mi querido amigo, quiere sre. mucho tu afmongel11Un abrazo Andr y mis afectos Valdes Landin.XLI XLI XLI XLI XLI Habana 9 de enero de 1829 Rec.da en Filadelfia 3 de feb.o y contestada el 11 del mismo— el barco sali el 9 de Mz 12Sor D Domingo Delmonte Mi queridisimo amigo y discipulo: valga esta por contestacin las de V, fechas 19 de noviembre, y cuatro de diciembre del ao proximo anterior: y valgame de disculpa de no haberlas contestado ntes, la imposivilidad en q me vi de proporcionar a V pronto las cartas de introduccion q me pidi. La de V de 19 de noviembre lleg mis manos en vispera de pascua, y ya sabe V q los q nos quedamos en la ciudad, como yo lo he hecho, casi no tenemos ni con quien hablar en esta temporada, en q los amigos de todas profeciones emigran S Antonio, Alquisar, S Marcos, Gines, Matanzas & &: y este ao ademas de la costumbre, hubo embullamiento estraordinario para Guines, para donde desde setiembre y octubre principiaron dirigirse escuadrones de galleros hasta de Trinidad, para un desafio en q el insigne Pedro Calvo mandaba uno de los partidos. El negocio di q hablar mucho desde q se anunci, y ahora dar tambien por mucho tiempo materia las lamentaciones de los q han comprometido sus fortunas los gallos, y al monte, y los regocijos, y despilfarros de otros q no saben q hacerse con lo q han ganado. Gracias lo bien criado q estamos, un desafio de estos es mas interesante entre nosotros, q entre esos Yanquis la eleccion de sus precidentes. Como yo conosco lo q somos, y eso q creo q la Habana el contagio estrangero la ha pulido mas q lo estaban las otras colonias espaolas; no estrao las caballadas q en tanto dao suyo estan haciendo aquellos infelices pueblos. Los Estados-Unidos eran el ao de setenta y cinco hijos muy bien educados, y al salir de la patria potestad pudieron por lo mismo poner casa aparte con el arreglo, y la cordura q han asombrado 11.Don ngel Iznardi. 12.N. de Domingo del Monte.

PAGE 121

DOMINGO DEL MONTE / 117 / 117 / 117 / 117 / 117 al universo. Titulo ser siempre de gloria inmarcecible para los ingleses, la moralidad y la ilustracion q sus colonias acreditaron al separarse de la metropoli. No mas politica: q yo me entristezco y me enfermo cada vez q pienso en nosotros. De los comerciantes conocidos mios no pude conseguir las cartas q V deseaba, porque sus relaciones con los de ese pais son pecuniarias: y estas no bastan ni entre ingleses, ni entre sus hijos para introducir un hombre la intimidad de una familia: punto en q hay en esos pueblos delicadeza estremada. Pero D Santiago Drake aliviado apnas de la pesadumbre q le caus la irreparable perdida q la Habana tubo el 17 de diciembre en la muerte de su hija Emilia, habanera angelical; me ha dado dos cartas q acompao: una en espaol para D Pedro Harmoni, sugeto de todo aprecio, y otra en ingles para la Sra Jones, q me asegura q esta sola basta por mil: tal es el concepto q consecuencia de un trato intimo por espacio de cuatro aos con la de Jones y su familia form Drake de las calidades q la adornan ella, y sus hijas, y su escogida tertulia. Y ya sabe V q Drake es catador perito. Afortunadamente he conseguido tambien otra, q tambien acompao, de Pancho Diago para Mr John Jones, sugeto rico, instruido, amable, y afectisimo los habaneros, q reune estas buenas partes la de ser hermano de la Sra aquin escribe Drake. Presentese V primero este caballero q l lo llevar V casa de su hermana. Yo he garantido la conducta de V y siento q no hay riesgo en sta garantia: pues en esponerme por V, desaogaria l cordial cario q le tengo. Haga V espreciones afectuosas de mi parte al apreciable hermano de mi tocallisimo, y abrase V en mi nombre al cura de los irlandeses: en este nunca pienso sin enternecerme, y sin rabiar: digale V q yo soy siempre su Nicolas, aquel mismo su Nicolas. q le deve la ilustracion, y el amor la virtud. Inez y Pastora, y Lola y Merced, y sus maridos, y mi madre, y mis hermanos han sentido q en estas ltimas cartas no se haya acordado Vmd de ellas y de ellos, q me encargan le manifieste q siempre le aprecian muy de veras. Y yo? venga V, venga aprisa darme buenos ratos, q suavicen los malisimos q me hacen sufrir mi fastidioso ejercicio, y mi destemplada cabeza, y m abatido corazon. Con l es todo de V— Nicolas Manuel de Escovedo P. D. Memorias Saco: q no se duerma en mandar el mensagero: venga la coleccion de Zequeira.13 13.Una parte de esta carta de Escovedo ha sido publicada en Iniciadores y primeros mrtires de la Revolucin Cubana ; por el Dr. Vidal Morales y Morales, Habana, 1901, p. 18. Y la coleccin de Zequeira, son las: Poesas del Coronel Don Manuel de Zequeira y Arango, natural de la Habana Publicadas por un paisano suyo. Nueva York, 1829. 18, VII-193 p. Sabido es que el editor fue el Padre Varela.

PAGE 122

CENT"N EPISTOLARIO 118 \ 118 \ 118 \ 118 \ 118 \XLII XLII XLII XLII XLII A Monsieur Monsieur Russel pour remettre Mr. Domingo del Monte Par les paquebots du Havre New-York Contestada el 15 de Abril 829— Paris el 14 de feb.ro 1829. Rec.da el 12 Abril de,, Filadelfia Querido Delmonte: Recib tus dos cartas del 15 y del 31 de Dic.breVeo que tu travesa ha sido larga, y lo que es peor incomodo p.r el mareo; pero me alegro pensando que las sirenas presentes los conciertos habrn dado tu pensamiento larga materia de ocupacion sabrosa, mas que la fruta del cercado ageno. Sin embargo de que nada dices de esto: pero s que eres muy reservado en amores, y solo debo mi sagacidad el haberte descubierto algunas inclinaciones en la Habana, y algunas trampas en Madrid. No hay cartas p.a t ni p.a Andr, en casa de Chauviteau. El Baron se ha mudado, no s donde; y bien puede estarse en su casa, que yo me quedar en la mia. Anacreonte, que he ido ver p.adevolverle sus versos, ha querido absolutam.te que le traduzca tres cuatro estrofas en espaol, lo que he hecho encargndole el secreto. Lo que sus versos tienen de devotos y castos, lo tiene mi traduccion de correcta y buena. Cajigal est ya bien lejos de este viejo continente. D Pep y Pepe de la Luz lo mismo que su otro compaero, que aguardo con impaciencia el momento de verlos en Paris. Dles donde vivo (Vase la postdata) (Errata: pag. 1a ln. lt. postdata, lase postscriptum.) Me he ocupado de tus encargos: las obras de Byron cuestan 25 fr.14los Synon del B.r Sicilia vern la luz dentro de un mes, y costarn 10 12 fr. La revista encyclopedia se compone de 12 cuadernos al ao, uno p.rmes, formando juntos 4 tomos; no se admite suscripcion sino es p.r seis meses, contar del 1.o de Eno del lo de Julio: 26 fr. p.r 6 meses. La 14.El signo de franco aparece en el original de esta carta en forma de dos pequeas rayas horizontales y paralelas cortadas por una perpendicular. No existiendo este signo en los linotipos, nos hemos visto precisados a sustituirlo por el usual de franco, fr.

PAGE 123

DOMINGO DEL MONTE / 119 / 119 / 119 / 119 / 119 Themis, 1 tomo p.r ao en 4 cuadernos 13 fr. 80.c Petit courrier des dames, cada cinco das, 8 lminas p.r mes 9 fr. p.r tres meses. Estos encarguitos forman una pequea suma p.a cualquiera que reciba en Pars el dinero de otro modo que yo, porque no puedo coger todos los meses arriba de lo que importa mi mesada, y si he de comprarte ahora los libros y hacer los adelantos de seis meses p.r los diarios, me puede hacer falta esa cantidad. Remiteme esa suma de antemano y te servir con el mayor gusto, tanto p.r los libros como p.r los papeles que tendr cuidado de mandar p.r todas las ocasiones. Dispensa esta franqueza que es hija de la necesidad y no de corta voluntad, y aun seria bochornosa p.a mi, si no hablra un amigo como t. En cuanto las mil y una gurruminas de los comerciantes, no hay escape, porque yo que soy primo carnal las pago como todos, y este ao he tenido en mi cuenta unos 40. p.r cartas y otras menudencias Mil cosas Pep y Dom.o Andr: encrgale que aproveche la ocasion de estar en el monte p.a cogerme algunas mariposas, aunq.e sean las mas feas y las chicas que vuelan alrededor de la luz, y que me las mande con Pep en la cajita que le di p.a mi hermana, en otra parte. Chuch.ta agradece tus memorias y las devuelve, quiero decir que guarda las tuyas y vuelve otras. Tu afectsimo Ph. Poy Quai de la Cit n.o 27.XLIII XLIII XLIII XLIII XLIIIA D.n Domingo Del-Monte— Hab.a Mzo 7. de 1829 Mi qdo Domingo: con mucho gusto ros la tuya fha 11. de Eno, y te perdono las lisonjas qe en ellas me prodigas pr, que se que parten de un corazon que siente lo que dice y eran efecto de la tierna amistad qe profesas ntro Clemente. Hago pr este lo que puedo, y siento qe mis facultades no alcancen mas, pues la rectitud de sus principios, y su escelente caracter son acreedores las mayores consideraciones. Con mucho gusto he visto impresa la carta de Lista en el Mensagero: cuando rvi la copia qe tuviste la bondad de remitirme de Madrid, quise

PAGE 124

CENT"N EPISTOLARIO 120 \ 120 \ 120 \ 120 \ 120 \ hacerla publicar en este Diario, p.o los Redactores lo resistieron, y yo que conoci el verdadero motivo los envie donde merecian. Que dice ntro D. Andr? Estara hecho un Yanqui. De Varela tenemos malisimas noticias. Di Pepe Alfonso qe tengo ya reunidas las Poesas de Silvestre15 y las entregar J. Eusebio16 Macias pa que se las remitan p.r conducto seguro. Adios mi qdo Domingo has pr volver cuanto antes la Habana y qetenga el gusto de abrazarte tu amoA Carrillo.XLIV XLIV XLIV XLIV XLIV Mad. 06 ( sic ) de Abril 1829 Queridsimo Domingo mio: te empiezo escribir quince das antes de salir el correo porque quiero departir largamente contigo y cuando lo dejo p.a la ultima hora, el diablo la enreda de modo q.e apenas te puedo decir lo q.e mas urge y importa. Te hablar de menudencias literarias, te dir las obras q.e han salido desde tu partida, si me acuerdo, te enviar junto con esta carta el juicio de alguna de ellas hecho p.r un amigo tuyo, te hablar de los amigos de ambos y p.a q.e no quede por tocar ningun resorte de la charlatanera, te dar tu puntadita sobre la Junta del bureo; amen de todo lo demas q.e me ocurra, aunque no este comprendido en lo dicho y ofrecido. Tu te acordars de Carnevero el editor en chef del Correo literario y mercantil y del otro folletin titulado Duende satrico del dia ; pues bien al Correista ocurri meter en una de sus balijas un maldito artculo en q.e con el delgadisimo velo de El convite de un pabo se retrataban en la merendona ciertas personas conocidas, las cuales no estaban tan bien tratadas como ellas quisieran. Entre los personages alegoricos del convite habia un pedante charlatan y citador de testos griegos; calidades q.e en el concepto de todos los agraviados nemine discrepante convenian al autor del papel tit.o El duende satrico del dia ; ponderaronle los otros 15.En esta poca proyectaba don Jos Luis Alfonso publicar reunidas las obras en prosa y verso de su to Silvestre Luis Alfonso y Soler. Domingo del Monte, en carta de la Habana fecha 23 septiembre 1829, dirigida a Jos Luis Alfonso y publicada en la Revista de la Biblioteca Nacional Habana, 1909, t. II, p. 33, le dice: “Ya te han mandado tus tos, no s porqu conducto las obras poeticas que estaban en poder de Tatao.” 16.Don Jos Eusebio Alfonso y Soler, to paterno de don Jos Luis Alfonso.

PAGE 125

DOMINGO DEL MONTE / 121 / 121 / 121 / 121 / 121 el agravio hecho un escritor publico como l, no se descuidaron en recordar la edificante y acreditada resignacion de Carnevero, en sufrir los insultos de obra y hubieron de resolver mi buen Duende, q.esaliese la demanda, vengando en la persona del Correista la ofensa de sus compaeros de enojo. Autorizado p.r todos in solidum se dirigi al Caf de Venecia, lugar q.e se tuvo p.r el mas propio en razon de q.econcurria en l diariamente el blanco de sus iras; de que era escusado buscarle en su casa porque en ella lo negaban constantemente y de q.eaguardando encontrarlo en la calle seria dificil, casual y sobre todo tarda la venganza: quiz mas bien porque la cruel Nemesis q.e reuni tan fuera de sazon Idomenes con su hijo, lo tenia asi determinado en mengua del 1.er dramtico espaol.17 y p.a mas completo regocijo de sus adversarios. Eran las seis de la noche poca en q.e la retirada del paseo del prado y la proximidad de la hora de empezarse la funcion del teatro atrae este caf muchedumbre de personas de ambos sexos: los contrarios del Correista estaban reunidos en una mesa celebrando el sacrificio y maldiciendo la tardanza de la vctima: el Duende se haba separado p.aensayar su papel y p.a q.e los otros pudiesen hacer con mas aparente imparcialidad el de espectadores18 todo se presentaba pedir de boca de los agresores; pero Pepito tardaba y ya se empezaba temer de su prudencia q.e omitiese su venida sabedor de la trama, cuando se le vio llegar con el corbatin mas almidonado q.e nunca y con un nmero de rizos mas considerable q.e de ordinario. ¡Quien hubiera dicho la hermosa Joaquinita cuando empleaba en hacerlos sus delicadas manos auxiliadas del hierro y del fuego, q.e p.a tanto mal los preparaba! Llegar, sentarse, hacerse de ojo los conjurados, salir el miembro encargado de la venganza y llover sobre el dramaturgo un diluvio de improperios, todo fu obra de un momento. Fantone animis hominibus ird Vlame Dios y quien sera capaz de recordar lo q.e se dijeron, ni quien se atrevera emporcar el papel escribiendolo! baste decir q.e los contrarios de Carnero, que son muchos, quedaron satisfechos y que los amigos del otro partido (q.e no son pocos) no le quedaron menos, notando solo la falta de tal cual insinuacion de puo que diese mas espresion al discurso oral del representante de los ofendidos. El Editor del Correo se quej despues la autoridad. 17.Acompaando un da don Jos M.a Carnero la S.a Cesari dama contralto de la comp.ade pera impidi la entrada aquel el Portero del vestuario del teatro: amostazado el Sr. Carnero reconvino enrgicamente a este prorrumpiendo en esta exclamc.n final “¡ Al 1erdramtico espaol !”... El Portero obstinado llev a cabo su prohibicin.—Nota del autor. 18.Estos otros se asegura q.e eran Vega, Breton de los Herr.s Pezuela y algunos ms. —Idem.

PAGE 126

CENT"N EPISTOLARIO 122 \ 122 \ 122 \ 122 \ 122 \ Ha salido no h mucho el 1er tomo de la historia de la literat.a esp.aescrita por Boutterwek y traducida p.r Cortna y Hugalde: escuso decirte mi parecer porque lo he dado escrito al correo y si se imprime te enviar un ejemplar con otro de la obra q.e te tengo preparado p.a l.aocasion: entonces ir tambien el Romancero de romances moriscos de Duran y el juicio publicado en el Correo. Nuestro amigo Laveron ha sido purificado, unico inconveniente q.etenia p.a hacerse abogado; vencido... 19 justos tus temores, porque ella no los ha merecido. Solis20 ha visto tus cartas y me encarga q.e te d las gracias pr tus buenos oficios: tambien ver el Mensagero q.e hemos recibido ayer con el largo y atinadisimo artculo del poeta sevillano.21 ¡Cuanto hemos admirado en l tus bellas inclinaciones, tu generosa sensibilidad y tu sin igual crtica literaria! Dichosos los q.e te tienen p.r amigo y mas yo q.eotros, q.e he visto escrito de tu mano la predileccion con q.e me distingues entre los muchos quienes llenas de honra y de satisfaccion con tu cario: nunca lo entibie la...22 z inexacto ha...23“Nunca reposense Nunca inconstantes.” La palabra reposense y aun todo este verso me parece duro por el sonido de las slabas y p.r su acentuacion. La relacion de los pensamientos q.e espresan los dos, la tengo p.r oscura y no s si diga contradictoria. Para q.e han de ser nunca inconstantes ? p.a reposarse p.a no reposarse? Si p.a lo primero porque no se escogi el giro afirmativo? Hay ademas la oscuridad q.e debe resultar de incluir dos negaciones en una sola idea: me esplicare. La palabra inconstante ,se compone de constante y de la particula in q.e antepuesta en las voces espaolas como en las latinas espresa negacion, carencia posterior de aquello q.e Significa la palabra simple, de suerte q.e in -constante equivale no-constante : si anteponemos ahora el advrvio nunca tendremos nunca no-constantes espresion q.e aunque conviene usarla en algunos casos con preferencia la afirmativa, In este ofusca la inteligencia del q.e lee el q.e duda, trabaja y cuando llega averiguar la mente del autor no le perdona la incertidumbre en q.e lo ha tenido. Tu sabes mejor que yo, mi Domingo, q.e sin claridad no hay nada bueno. Enantes es voz de la gente baja: solo hubiera podido usarse p.r ser en poesia la voz anticuada denantes : no cabia, es 19.Roto el documento. 20.El poeta espaol Dionisio Sols. 21. Literatura espaola. Comunicado. Noticias literarias sobre el Pota sevillano Dionisio Sols.— D. D. M. (El Mensagero Semanal Filadelfia, 7 Febrero 1829.) 22.Roto el documento. 23.dem.

PAGE 127

DOMINGO DEL MONTE / 123 / 123 / 123 / 123 / 123 verdad; pues renunciar ella y buscar otra, mejor q.e tomarse la licencia de quitarle la d que puede tenerse p.r vicio en el hablar “tan rapidsimo, — ay! tan negado. Este superlativo es perfectamente oportuno, terminantem.te sentido y ambos versos en lo material y en el pensamiento q.e representan son lo q.e Hermosilla llama delicados y dignos en mi concepto del mejor poeta del mundo. Son tan naturales y tan obvios los demas superlativos?... No hay ninguno de ripio y buscado p.r la circunstancia de esdrjulo?.... La repeticion de plida q.e creo hecha con cuidado, no me parece bien; porque no es de aquellas ideas cardinales q.e deben repetirse naturalmente; por lo tanto creo yo q.e debe sustituirse otro adjunto q.epresentando una nueva idea, d mas variedad y verdad al cuadro. El final es muy propio de tu situacion y esta bien espresado. Me he detenido en esto tanto como ves y todavia te diria mucho mas si fuese de palabra; pero debo concluir diciendote q.e he notado en esta muestra una estraordinaria disposicion p.a llegar hacer composiciones perfectas, admirables; lo mismo, lo mismo cree Solis q.e la ha leido: tu sabes q.e l nada antepone la verdad. Dentro de pocos dias esperamos recibir nuevas de t ya directamente ya p.r la Habana. Entonces ser mas largo tu siempre afectisimo amigo Angel Iznardi Mis afectos Andr P. D. Estos crticos son tan melindrosos y tienen un paladar tan delicado que hasta las natillas les pinchan. Yo no s como en una composicion que tanto gustan los que tenemos alma y oido pueden hallarse tantos defectos como los que nota Angelito. Pero cuando l lo dice razon tendr; y no creo que me falte mi si en cierto modo ofendido de su crtica rigurosa le advierto (pues me est leyendo) que enantes se ha dicho por muchos siglos en Espaa y que no hay que pedirle nada la palabrilla. S. OlzagaXL XL XL XL XL V V V V VMadrid 24 de Abril de 1829. Sr. D. Domingo del Monte. Queridisimo amigo mio: he recibido tu carta escrita en Nueva-Yorca el da 1 de este ao. Le das comienzo con el horscopo que has formado para mi la entrada en el foro, como abogado de la crcel de Crte. Bien

PAGE 128

CENT"N EPISTOLARIO 124 \ 124 \ 124 \ 124 \ 124 \ se deja conocer que los datos en que fundas tu favorable agero te los ha suministrado tu corazon y no tu juicio recto y desapasionado; pero no por eso creas que tus alabanzas me causan pena, que siento yo menos la humillacion de no merecerlas, que lo que gozo al contemplar que son hijas de tu cario y que este es tan intenso que en lo que me pertenece ahoga en mi pro tu razon y hasta tu memoria. Pues quiereme tu asi, Domingo mio y quieranme tambien los demas objetos de mi ternura y mas que toda mi vida sea un bruto. Me he llegado creer que no se necesita reunir gran caudal de conocimientos para ser feliz, y sea esto no sugestion y triste conhorte de mi poquedad, lo cierto es que ha huido de mi la grandiosa idea de poder beneficiar mi entendimiento en provecho de mis semejantes. No lo dejar, sin embargo, baldio, que no seria mas cuerdo privarme de los goces que me puede proporcionar, porque no baste procurarlos otros, que lo fuera el cegar un manantial de aguas muy puras porque estas no alcanzasen fecundar los campos vecinos. Siento hablarte tanto de mi y mucho mas no teniendo tiempo para entretenerte con otras cosuelas, porque no s como he esperado escrivirte la ltima hora. Pero ya que te he dado este mal rato, creo que no debo ocultarte que crecen las utilidades de mi profesion con el crdito que voy ganando, merced la ineptitud de algunos compaeros y la desaplicacion de que adolecen los mas. Asi que vivo ahora una vida algo afanosa, porque mis pleitos y causas de pobres se agregan los cuidados de un buen amante; porque ya creo haberte dicho en otras cartas que estoy enamoradismo de aquella hermosa cuya perspicaz vista con tanta razon encareces. Creo que paga bien mi amor y no ser del mismo estado de Matilde, yo no s si me seria dado seguir l ese Bachelor que me nombras y quien no conozco mas que para servirle. Al menos si le he visto no me acuerdo; me figuro, si, que ser un buen nene: para que mi fantasia no se lo forge disparatadamente, bueno ser que me mandes un retratito, que tu los haces con mucha gracia, mono mio. No entiendas que esto es pagarte el chiqueo que me dices: es que quisiera darte un beso en este momento y sin yo advertirlo se ha esplicado asi la pluma. Laveron, proclamado cuarta vez padre ser abogado dentro de 15 dias. Mesa tan amartelado y, como tu dices, siempre tan guapo chico. Sanz tan festivo, hermoso y retrechero con las chicas (me repugna decir coqueton). Mi padre tan tierno y tonto con su licenciado. Mi hermano creciendo hasta hombrear conmigo, que, segun recordars no soy rana en mi principal dimension. Y todos estos y otros muchos mas, que no estarian bien representados ni con tres etceteras acordandose siempre de Delmonte, pidiendome sus cartas y rogandome sinceramente que sea el organo del gran cario que te tienen. ¡Que encargo tan grato para

PAGE 129

DOMINGO DEL MONTE / 125 / 125 / 125 / 125 / 125 el que quisiera que todo el mundo te amase! ¡Y que satisfaccion para tu amigo ver realizado sus deseos respecto de cuantos te han conocido en Madrid! Di Andr que le quiere en estremo vuestro Salustiano. (1) Juan Bautista Alonso. 24D. Eleuterio Crispin de Andorra(1) sigue pensando en imprimir sus poesas sueltas.XL XL XL XL XL VI VI VI VI VIMadrid 24 de Abril de 1829. Queridisimo Delmonte: parece que habia adivinado lo que V. me dice en su ultima antes de recivirla, porque en mi anterior dige V. sobre mis amorios cosas que pudiendo servir de contestacion me escusan de responder ahora. Mi maxima faborita es que en el amor son tan diferentes los caminos de llegar la felicidad cuanto lo son las personas y las circunstancias en cada caso dado, y cada cual es el mejor de los juezes p.aelegir el que conviene su propia dicha... Aqui llegaba cuando ha querido la trampa que caigan en este malaventurado papel los dos enormes borrones que tiene V. la vista. Yo queria rasgarle p.a comenzar de nuevo escribir V. por no ofender la acreditada pulcritud de mi amigo Delmonte con tan desaseado espectaculo; pero el bondadoso Tatao, en cuya casa tengo el gusto de escribir esta, me ha concedido indulto nombre de V. y me obliga proseguir en el mismo papel con la reflexion de que resta corto tiempo. Con perdon pues de V. prosigo, pero no la misma materia. Deseo con ansia que vengan los prometidos estractos de las obras celebres de jurisprudencia para tener el sin igual placer de admirar un tiempo su profundidad y el juicio y el acierto de V. en la eleccion y esposicion de las doctrinas. Las cartas de V. son el unico consuelo que puede ofrecernos en la constante pena que nos causa la perpetua separacion de nuestro queri24.Por carecer de espacio al final de esta carta, el autor escribi: “(1) Juan Bautista Alonso”, en el lugar en que se lee, pero indicando con el asterisco, que debe leerse como incluido despus de la palabra Andorra.

PAGE 130

CENT"N EPISTOLARIO 126 \ 126 \ 126 \ 126 \ 126 \ do Delmonte, quien para nuestra dicha es bastante laborioso y bastante fino con sus amigos para no cansarse de regalarnos con los sazonados frutos de su grande ingenio y de su afectuoso y tierno corazon. No olvide V. pues sus amigos de esta mansion que un tiempo hizo y le fu grata, y escribanos siempre como hasta aqu, que por nuestra parte no echara V. menos la gratitud. Adios querido amigo, quiera V. mucho a su buen amigo Mesa Mil cosas AndrXL XL XL XL XL VII VII VII VII VIIMadrid 26 de Mayo de 1829. Queridisimo Delmonte: la larga distancia que nos separa ha ocasionado la desgracia de que todabia no haya V. recivido ninguna de nuestras cartas; y esta circunstancia penosa para todos hace doblemente meritoria la laboriosidad conque V. ha aprovechado hasta aqui todas las ocasiones de regalarnos con sus preciosas cartas. Antes de que V. me lo digese me habia yo tomado la libertad de reputar y estimar por mias las que V. escribia Salustiano, porque conociendo la bella alma de V. no he dudado un solo instante que la amistad que le profeso le merecia correspondencia y aprecio y lo hacia tenerme tan presente al escribir Madrid como yo tengo V. todas horas. Asi que reputando dicho p.a mi cuanto escribe V. Salustiano le dir algo acerca de ciertos puntos sobrado interesantes p.a no llamar aun mi esteril atencion. Cosa es por cierto maravillosa y que me ha sorprendido la resistencia al plan de codificacion que hace ese pueblo sensato y filosofo. Las instituciones politicas pueden producir por si directamente grandes bienes, y sin duda ellas son debidos los prodigios de civilizacion y prosperidad que con tanta razon admira V. en ese pais afortunado; pero el mayor y mas fecundo consiste en servir de medio para la formacion de un buen cuerpo de legislacion civil penal. Puede asegurarse que este es el fin de todo el sistema legal, porque de 1 dependen inmediatamente la libertad individual, la seguridad personal, la propiedad y la igualdad del ciudadano en su unica acepcion racional. En las instituciones politicas tan solo se halla la garantia de la creacion, conservacion y perfeccion de buenas leyes civiles, pero antes de existir estas no pueden aquellas por si solas hacer la verdadera felicidad de un pueblo. Con que no puede

PAGE 131

DOMINGO DEL MONTE / 127 / 127 / 127 / 127 / 127 llamarse dichoso el de los Estados unidos, y en vano se preciar de serlo mientras las absurdas maximas de la ruda edad media desluzcan por un contraste peregrino el brillante cuadro de sus acabadas leyes fundamentales. Acaso sin estas pudiera ser feliz un pueblo con buenos codigos, mientras fuera gobernado por quien los respetra, mas no puede asegurarse otro tanto para el caso contrario. En este habria mas esperanzas y mayor estabilidad p.a despues de cumplidas, pero en aquel los bienes reales presentes serian mucho mayores. He gozado muchisimo con la lectura de los num.s del mensagero que V. nos mand. Encanta el ver hecha aplicacion las carceles de un pais los humanos proyectos de la bienhechora filosofa. Lo que me ha desconsolado es la noticia del mal exito del ensayo del Panoptico de Jeremias, porque para decir lo que siento no alcanzan su profundidad y la estension de sus miras los autores de los articulos del Mensagero. D V. un estrecho abrazo al amigo Andr y quiera siempre a su buen amigo MesaXL XL XL XL XL VIII VIII VIII VIII VIIIMadrid 26 de Mayo de 1829. Queridisimo Delmonte: he recibido tu carta escrita en Filadelfia en 26 de Enero y los Mensageros que con ella acompaabas: tambien he visto la carta de igual dia del mes siguiente dirigida Tatao, Iznardy y m, y leido con sumo gusto el artculo que has publicado acerca de Dionisio Solis25. ¡Qu me alegrare yo de poder hacer mis respuestas dignas de tus cartas! Y cuanto siento pagar con inspidos renglones la amenidad y gracia que en ellas se encuentran! Pero asi tiene que ser y asi lo has de tragar. Ni yo s decir cosas que puedan interesarte, ni en este desventurado pais ocurre nada digno de tu noticia. El cdigo mercantil, por el que me preguntas, parece que se ha concluido en estos das y que se promulgar en el proximo de S. Fernando. Va principiarse trabajar en el penal, segun vers por el decreto cuya copia te remito. ¡Qu mano fuera que el pais mas atrasado de Europa utilizara los admirables progresos de la ciencia legislativa antes que el mas libre y civilizado del Nuevo-Mundo! Quiz esto solo compensara las muchas ventajas que ahora nos llevan en todos los ramos de la administracion pblica. 25.Artculo ya citado en nota anterior.

PAGE 132

CENT"N EPISTOLARIO 128 \ 128 \ 128 \ 128 \ 128 \ Por muchos enemigos y impugnadores que tenga Benthan, no le querr yo menos. Con razon me recuerdas la suerte de algunos grandes hombres. No creas sin embargo que me preocupo hasta el estremo de no escuchar las objeciones que se hacen contra su sistema. Al contrario me gozo mucho en oirlas y deseo que tu me estractes algunas de las mas fuertes que conoscas. Entonces si que te escribir estensamente, que ahora no s que decirte. Concluyo, pues, repitiendote que cada dia estrao mas tu compaia y que solo la buena de Tatao que ha sucedido en la asiduidad agradable de la tuya puede templar esta prdida. Di Andr que tenga esta por suya, ponme las ordenes de los tuyos, recibe los afectos de mi familia, recuerda el mio los SS. Landin, Lopez, y Sobrado y quiere mucho tu amigo Salustiano.XLIX XLIX XLIX XLIX XLIXMadrid 24 de Junio de 1829. Mi querido Delmonte: tomo la pluma mas por cumplir con una especie de voto que me obliga escribirte todos los correos, que porque tenga nada que comunicarte. Hace dos meses que no tenemos carta tuya y asi me falta materia para la presente, y yo no me reconozco con gracia para buscar asuntos amenos y agradables. Si no me ocurre que decirte, vale mas que me calle que no que te ensarte sin ton ni son unas cuantas necedades. Ademas de que las que yo pudiera enhilar aqui serian muy superiores (si he de creer este pcaro amor propio, que, mas rebelde que los tres enemigos del alma, nadie acaba de domear) serian muy superiores, me obliga repetir el parntesis, las que dirigio al sapientisimo Cabildo de Toledo un novel pero valeroso marinero de aquella nave, la primera de los dos mundos Que te parece del titulillo? Pues por la muestra se conoce el pao. Y para que no creas que ando buscando este y el otro pasage en que brillen mas de lleno el saber y buen gusto del nuevo cannigo, ahi te remito copia literal de la arenga que l mismo ha hecho imprimir y que ademas del mrito que tu descubrirs en ella tiene el de haber sido leida la Academia de la Historia por el S.r D. Diego Clemencin, con el mismo mismisimo objeto con que yo te la dirijo. La Academia por supuesto perdi su natural gravedad y pas hacer tales demostraciones de alegria que yo s que los Gallardos, los Mianos y demas gente que se ocupa en el laudable aunque delicado oficio de hacer reir con avilidad se darian por muy contentos si consiguieran desfruncir asi el ceo de los Seorones, que se desternilla-

PAGE 133

DOMINGO DEL MONTE / 129 / 129 / 129 / 129 / 129 ban de risa cada vez que boqueaba el elocuente Villar, o por mejor decir, el autor del elogio de la reina Isabel que le servia de intrprete. Se va acabar la poca tela que he cortado, y asi concluyo diciendote que mi hermano se gradu de Br., que Laveron se hizo abogado, que Mesa lo ser del Iltre Colegio cuando Dios N. S. D. Fran.co Tadeo Calomarde disponga de 13 de nosotros, que mi padre sigue sin novedad, que todos te quieren muchisimo y ti y Andr como siempre tu amigo Salustiano.L L L L L 26 26 26 26 26Al Sor. D. Domingo del Monte Abogado de los Reales Consejos Habana Londres 8 de Julio de 1829. Mi queridisimo Domingo: Por L. Suarez hemos sabido que no se habian marchado Vmds. tan pronto como pensaban: pero me congratulo de que la hora de esta, estareis ambos dos comiendo pltanos y tamal de cazuela junto los sagrados lares. No les deseo sino que lo coman en paz y lo partan con sus hermanos, por que como decia mi tio el clerigo: El que vuelve su pas desconociendo los suyos, merece que los suyos le reciban como estrangero. Y que te parece, no decia bien el reverendo? Yo me temo q.e mi vuelta haya gran conmocion en la familia y manden por el filadelfiano pa interpretarme, por que segun dice P de la Luz27, cada dia estoy mas acotorrado; entendiendose la alusion la cotorra de S.to Domingo. Ya he tenido el gusto de ver Madrid28 a quien hicimos una visita de cinco horas: tambien hemos hablado mucho con Arguelles29, Cuadra y el Gen.1 Valdes; pero el q.e nos ha gustado sobre todos ha sido 26. V. el prefacio de la edicin aparte del Centn Epistolario 27. Don Jos de la Luz y Caballero. 28.Don Jos Fernndez de Madrid, distinguido hombre pblico colombiano que entonces representaba como ministro plenipotenciario a su nacin en Inglaterra, y quien ya haba residido largo tiempo en la Habana, figurando en los mejores crculos intelectuales. 29.Don Agustn Argelles, poltico espaol.

PAGE 134

CENT"N EPISTOLARIO 130 \ 130 \ 130 \ 130 \ 130 \ Arguelles. A Galeano30, Isturiz31 les hemos visto poco, p.r varias casualidades, Aquel est sirviendo la catedra de literatura espaola en la nueva universidad de Londres, y goza gran reputacion de hablar y escribir el ingles perfectamente. Si tuviera mas tiempo, te hablaria entre otras cosas de la celebre Universidad de Oxford, donde nos detuvimos tres das pa ver los mas principales de los 24 colegios que cuenta como sus miembros. Pero hijo todo lo que se quiere no se puede, como te habr enseado tu mam desde chiquito; digalo sin mi Mercedita Villate, by the way quieres hacerme el favor de enamorarla? Esto se lo encargaria mejor tu compaero el Licenciado, sino supiera que la manola de marras le hizo olvidar las pocas ideas de buen gusto que sac de su tierra y q.e no lo tome puya p.r q.e y sabes lo q.e decia el guajiro. Que no se te olviden mis encargos sobre las composiciones de Silvestre, pero te advierto q.e he encontrado q.e P de la Luz tiene aqui la coleccion de Revisores hasta el no 71, faltando sin embargo los n.os lo, 16, 38, 43, 57, 61, 63, y 64. De estos te ruego q.e me mandes lo q.e necesito, y al mismo tiempo q.e me indiques cuales sean las composiciones de Silvestre en los q.e tengo p.r q.e Pepe no se acuerda.—El papel tampoco alcanza pa mas y es preciso ser economicos.—A Dios de tu afmo amigo J. L. AlfonsoLI LI LI LI LID. Dom.o del Monte Matanzas Al cuidado de Pep Macedas Ceres32 y Julio 20/1829. Mi queridisimo Domo: he apreciado mucho el tomo V de los anales de ciencias, agricultura &., 33 q.e destinas la Biblioteca de la Ceres; 30.Don Antonio Alcal Galiano, dem. 31.Don Javier de Isturiz, dem. 32. Ceres es el nombre de un ingenio donde se escribi esta carta. Bajo la fecha se lee escrito con lpiz: Partido de Cimarrones. 33.Este es el peridico Anales de Ciencias, Artes, Agricultura y Comercio publicado en la Habana por don Ramn de la Sagra.

PAGE 135

DOMINGO DEL MONTE / 131 / 131 / 131 / 131 / 131 en l he encontrado cosas muy buenas, p.a el adelanto de la agricultura cubana, y siento q.e ya no se esten asiendo algun.s ensayos, especialmen.te con respecto la eraboracion de nuestras asucar, pues causa dolor ber los grandes desperdicios q.e tenemos en ella, p.r la ignorancia de los mtro de asucar. Creo q.e este ing.o q.e ha producido 15,000 panes este ao, casi todos de @ y cuarta de peso despues de la barbara purga q.e usamos, habiendose elaborado bajo el nuebo sistema q.e aconseja Sagra,34 podia haber. asendido 20,000 panes, si se calcula q.e solo en la baja q.e tiene un pan de asucar despues de purgado llega 4000 @. Ahora los desperdicios en su descachase y demas q.e se padese en la casa de carderas, puede muy bien equibaler 5000 panes. Por el metodo del carbon animal no hay ninguno, y aun cuando costara comprarlo, siempre resultaria una gran bentaja afabor de los ingenieros. Tambien es necesario q.e entre en el calculo, la asucar mala q.e hacen, regularm.te principio de safra, q.e las caas no estan bien sasonadas. Y otras q.e p.r sus descuidos ignorancia cometen cada rato, y asi puede asegurarse no es mucho el aumento q.e he puesto. Que diferente perspectiba pa la isla, si en lugar de los maestros de asucar q.e son hombres soeses, brutos y mal criados, se pusiesen jovenes estudiosos, ficicos & y p.r consig.te bien criados y &. A estos se les abriria una carrera en q.e ocuparse dignam.te, no q.e en el dia solo tienen la de la medicina, los jovenes pobres. Los mtros de hoy se podian exercitar en labrar la tierra, en bolleros, mayorales, y otras mil ocupacion.s q.e hay, p.a esta clase de gente, p.o p.alos estudiosos pobres no hay otra q.e la medicina, y est desanima al mas aplicado, al ber la infinidad q.e hay en el dia y la q.e se aumentar biendo el n.o de condicipulos alumnos q.e hay. Estas ideas me han benido al darte las gracias p.r el lib.o q.e destinas p.a este ing.o y las es puesto p.r q.e aquien le escribo es ami herm.o q.esabra dicimular mis disparate. A proposito dime este Sagre seguramente es uno q.e era amigo de Jos Ma Hera Yo no lo consideraba con tanto talento instroccion. Pero creo q.e tiene mal genio. Al menos cuando no consiguieramos todo esto, se pudiera adelantar algo en la materia, y es q.e un ficico se encargara de hacer algunos ensallos v. g. Pesar el guarapo crudo, medir las pailas, y proporcionar la cantidad de cal, carbon animal, y muslago de guasima q.e debe caber cada paila de guarapo de tantos grad.s Advirtiendo q.e este guarapo debe pesarse muy amenudo p.r q.e baria su peso, segun baria la 34.Don Ramn de la Sagra.

PAGE 136

CENT"N EPISTOLARIO 132 \ 132 \ 132 \ 132 \ 132 \ estacion y el terreno. Con esto y q.e nos instruyeran en el modo de purgarlo, tendriamos mucho adelantado, aun q.e nos dejen con nuestros trenes imperfectos. Yo creo todo esto muy facil, si es cierto lo q.e dice Sagra de lo de la asucar de remolacha, y mas dir q.e puede formarse una especie de cartilla q.e este bien terminada y capas de q.e cualq.a hombre q.e sepa leer y conosca los n.os, de hacerse cargo de hacer asucar, si se perfecciona el asucarometro q.e se ensay ahora aos. Yo quisiera tener talento instruccion p.a hacer este servicio la agricultura cubana. Pero amigo yo consibo, mas el feto no puede criarse y es presiso que muera antes de nacer, por la falta de quilo q.e es la instruc.nEn fin dejemonos de esto y bamos otra cosa, no me has mandado el libro q.e imprimiste,35 y si tienes otro q.e no te haga falta p.a leer yo y entretenerme mandamelo q.e lo cuidar mucho, pues nada tengo q.e leer. Esprec.s todos y madre q.e nos eche su bendicion y tu manda a tu herm.o q.e te ama Jos36.LII LII LII LII LIIAl Lic.do D. Dom.o del Monte Habana Ceres y Ag.to 12/1829. Mi querido Domo: la falta de cumplim.to de los capit.o de partido las repetidas ornes del gob.no han detenido las remicion.s de las asucares de este ing.o por estar los caminos intrancitable, y como los vecinos se oponen terriblem.te q.e la arria pase p.r sus terrenos ya de potrero ya de cafetales, me tiene V. como se imposibilita el transito comunicacion de estas fincas con el deposito de los frutos. Especialm.te nuestro vesino D.n Ant.o Jimenes q.e tiene un potrero lindando con el de este ing.o y el lado q.e mira al camino R.1 est tan malo q.e los mulos se atascan y mojan todo el asucar, sin tener otro advitrio. Este hombre inconside35.Se refiere a la coleccin de poesas de don Juan Nicasio Gallego que public Del Monte en Nueva York. 36.Don Jos del Monte, hermano de don Domingo.

PAGE 137

DOMINGO DEL MONTE / 133 / 133 / 133 / 133 / 133 rado se opone q.e entre l arria por dentro de su potrero q.e esta excelente. Yo quiciera q.e sacaras una orn del cap.n gral de algun alcalde p.aque compusiera el frente de su potrero q.e mira al camino R.1 q.epermita la entrada p.r su potrero interin se componga el camino p.r su propia naturaleza. Este corresponde al partido de Lagunillas. En el partido q.e llaman el coliceo hay unos parajes malos pasos tan malo q.e el lodo les llega los aparejos de los caballos. Y el cap.n de dho partido (me han asegurado) q.e a un carretero p.r q.e rompio la serca del cafetal de cane lo mult en 4 c de oro. Esto amigo mio da orror el decirlo. Vn pais rico y culto como la Isla de Cuba es berguenza ber los caminos, p.r la falta de policia &. Ahora considerame aislado con mi familia aqui, q.e si alguno de ellos enferma es imposible sacarlos ni caballo ni en bolante. Esto es muy doloroso, y me aflige mucho. En fin esto lo hars si te parece justo y q.e no se oponga los intereses de la familia. Magd.na y mis hijitos te hacen mil esprec.s y yo que recibas el cincero afecto de tu herm.oJosLIII LIII LIII LIII LIIICeres y Ag.to 24/1829 Mi querido Dom.o recibi tu carta del 14 de este, y en ella beo los temores q.e tienes de q.e tal vez la ctedra de quimica tendr el mismo resultado de la de Botanica, yo creo q.e no, si se les estimula con la direccion de las casas de calderas, q.e ganaran en 5 seis meses, de mil mil y quinient.s p.a si se llega establecer el nuebo orden. Sentir mucho q.e dejes la Hab.a sin visitar Sagra y hacerte su amigo, p.r q.e p.a mi, es un hombre de merito, aun q.e tenia sierta prebencion en su contra sin saber p.r q.e, pero desde q.e he leido sus Anales no puedo menos de estimarlo, y confesar es el escritor mas util y q.e mas ha trabajado en el adelanto de la isla de Cuba, tanto en la agricultura q.e es lo mas atrasado, cuanto en las demas ciencias y artes. El ha sabido proporcionar un buen establecim.to, sin q.e p.r esto deje de ser tan util los demas, p.s instruye y guia p.a su bienestar. El tendr sus defectos como hombre, p.o es amigo del bien publico &. Ahora digo yo cuanta mas satisfac.n no tendr este hombre, q.e no otros q.e solo escriben bersos?

PAGE 138

CENT"N EPISTOLARIO 134 \ 134 \ 134 \ 134 \ 134 \ Recibi el Emilio37 y temo no halla alg.n sentimiento p.r esto, p.r q.ecreo q.e el q.e te lo encarg fue Man.l Pero como el no tiene, solo un hijo q.e educar y yo tengo dos, te doy las gracias. No tengas pena p.r lo q.e te cont D. Maria p.r q.e Pepito no sabe hablar, y p.a esplicarse como mas facil dice, pupo, y nau nau, q.e no es bosal, lo lo es p.a obrar y lo 2o al ame. Esto de cobar es jugando y nada mas, su padre es muy sensible y humano, su madre lo mismo, no puede salir tigre. Mucho deseo q.e se arregle la testam.a de Padre intestado p.a estar cubierto con la ley; pero en cuanto demarcac.nes deslindes, es imposible en mi concepto, sin embargo deseo q.e tu lo encuentres, pero p.a mi no hay otro advitrio q.e es luego q.e se paguen las deudas, y se saque la refeccion, el sobrante se reparta todos los aos los herederos, p.r q.eun ing.o es indibicible. Repito, esto no es decir q.e me opongo q.e se haga lo q.e sea mejor. Juanico cuando me remiti el Emilio y los 12 n.os de los Anales, me dice q.e tambien me remitias una obra de botanica en frances, boy decirle q.e no la mande, pues yo no s traducir. Cada dia llueve mas, y los caminos intrancit.s Te escribi sobre una orn para facilitar el trancito, si te parecia justo. Deseo q.e el dia del S.to de Madre ya estes en Matanzas p.a q.e la acompaaras. Yo rara vez tengo este gusto, mas el ao pasado lo tube. Antonino me ha escrito una carta muy espresiba dandome las gracias, p.r una friolera q.e le mande en su enfermedad, y es la unica vez q.ehe visto hacerme una declaracion de agradecim.to, con solo esta demostrac.n, quedo enteram.te pagado lo poco q.e he hecho p.r toda la familia y jamas he deseado otra, solo cuando beo lo contrario, esto es ingratitud. No se una palabra del casam.to de Dolores, y por lo tanto siempre desconfio se efectue. Deseamos saber la salud de Regla y donde viven en la Hab.aMagd.na te hace esprec.s y te pregunta si te mandaron un cajoncito de dulce de leche q.e te remiti. Yo no deseo otra cosa tanto q.e dejarle mis hijos una buena educacion, p.a ello confieso q.e soy insuficiente. Pero quien lo ser si Rousseau confiesa no lo es? En fin yo har lo q.e pueda, y este en mis alcance y con esto habre cumplico con mi deber. Yo espero q.e tu me ayudaras mucho en esta grande empresa. Recibe el berdadero cario de tu hermano q.e te ama Jos 37.Una traduccin de mile, ou de l’education de Juan Jacobo Rousseau.

PAGE 139

DOMINGO DEL MONTE / 135 / 135 / 135 / 135 / 135LIV LIV LIV LIV LIVAl S. D. Domingo del Monte B. l. m. O. S. D. Domingo del Monte. Mi estimado amigo y compaero: hallandome con dos egemplares de las obras del Mtro Leon,38 suplico V. tenga la bondad de aceptar uno de ellos, que le entregar el dador. Quedo de V. como su mas afecto s. s. q. b. s. m. Blas Oss Set.e 17/829.L L L L L V V V V VAl S.r D.n Domingo del Monte. Habana. Sor D.n Domingo del Monte. New-York 8 de Ocbre. de 1829. Mi querido amigo: por la goleta Americana Toison, dirijo para Vmd D.n Felix Tanco, el ao en Espaa y el ulto numo de la Revista de Philadelphia q.e Vmd me pidi en su apreciada de 21 de Agosto. El primero me ha costado dos pesos y medio, que seguramente es muy caro por mas que se quiera disculpar el esceso con el corto numero de ejemplares de que consta la edicion; y con otros dos pesos y medio que he pagado por la suscripcion de un semestre de dicha revista, suman cinco ps que se servir Vmd mandar entregar mi hermano. Por lo que toca la enciclopedia de Paris, la Themis, y al Petit Courrier des Dames, que desea Vmd tambien suscribirse, he escrito lo conveniente un amigo que satisfar nuestros deseos si est alli. Vea Vmd si puedo complacerle en otra cosa, y disponga con franqueza de su adictisimo. Thomas Gener. 38.Fray Luis de Len.

PAGE 140

CENT"N EPISTOLARIO 136 \ 136 \ 136 \ 136 \ 136 \ P D. En mi muger y en mi Benigno, en Varela, Stos-Suarez y Saquete, tiene Vmd un cuerpo de querendones de reserva, sobre el que puede Vmd contar todo trance. Memorias al amigo Suarez. 39L L L L L VI VI VI VI VIMadrid 10 de Octubre de 1829. Queridismo Delmonte: por el correo ltimo he recibido dos cartas tuyas, fecha la una en Filadelfia el 25 de Abril y la otra en tu amada patria en igual dia del mes de Julio. Haca cuatro meses que las esperaba en vano, y esto unido al intenso cario que bien sabes que te tengo, te puede hacer conocer de cuanto placer me habran servido tus bellas epstolas. Este y otros no menos honrosos dictados les dan cuantos las leen; por mi parte, no acostumbro decir nadie lo bueno que de l siento, y as me contentar con repetirte que me contentan muchsimo y con contestar ellas con la concision que exige la falta de tiempo; porque has de saber que pleitos y amores me lo consumen todo. Para evitar el cum brevem esse laboro obscuras fio tendr siquiera orden, y responder tus cartas por el de sus fechas. En la de Filadelfia me hablabas de tu proyecto de hacer una edicion de las obras de Jove Llanos ( sic ), y acerca de esto entiendo que no podas emprender en este gnero cosa mas util y gloriosa.40 Tampoco puedo menos de aprobar tu idea de poner al frente un elogio histrico de este esclarecido varon, acaso el mayor que produgera la Espaa; pero me interesa esto demasiado para que permita que tan grandioso objeto sea presa de mi pobre caletre. Solo el ciego afecto que me tienes te puede disculpar de que hayas querido hacer la memoria de Jovellanos tan flaco servicio. Si la 39.La presente carta, de igual modo que las catorce restantes del mismo autor que aparecen en este tomo, fueron copiadas del original que ahora tenemos delante o insertas en la Revista Histrica, Crtica y Bibliogrfica de la Literatura Cubana Matanzas, 1916, t. I, pp. 373-401. 40.Si este laudable proyecto no lo realiz entonces Del Monte, no hubo por ello de abandonarlo, pues vemos que mucho ms tarde, cuando ya contaba varios aos de su segunda residencia en Espaa, en sus investigaciones por los archivos, encuentra una obra indita de Jovellanos, y la cual, en copia cuidadosamente hecha, la remite y es publicada en las Memorias de la Sociedad Econmica de la Habana (1847-1848) bajo el ttulo de Cartas hasta hoy inditas, del Seor Don Gaspar de Jovellanos, D. Antonio Pons; ahora publicadas por primera vez Y cuyas cartas fueron recogidas despus en un tomo de 113 pginas.

PAGE 141

DOMINGO DEL MONTE / 137 / 137 / 137 / 137 / 137 intencion bastra, ya lo entiendo; pocos podrian elogiarle mejor que yo. Pero de que sirven tales corazonadas? Si por una de ellas emprendiera yo el elogio no se reiran de mi todas las personas instruidas que tubieran la desgracia de leerlo? Tu mismo, mi querido Domingo, tendrias que compadecer la suerte de tu amigo, y te lamentarias de ver asunto tan importante indignamente tratado por quien falto del slido saber que dan los buenos estudios y una feliz disposicion, ni aun confesar sabe su ignorancia. Y digo que no s esto, porque si yo hubiera acertado manifestarlo como es en si, ya tu me habrias creido; que no tienes pizca de cerdo, ni jamas te se resiste la verdad bien presentada. Y aunque no lo est la buscas tu y la encuentras. Por eso confio en que al fin has de conocerme y apreciarme en lo que valgo; cosa que deseo mucho si como creo no me ha de hacer perder nada de tu cario. En mi, quiere mi corazon, que es todo tuyo, no mi cabeza que de nada te puede servir; y qudese esto aqui, que aun cuando yo no sea de los que tienen mas amor propio, no deja de disgustarme el entrar en el examen de mi mismo y el descubrir mi nulidad. El elogio de Jovellanos puede muy bien y debe hacerlo su editor americano, que puede contar con algunos amigos que desde Madrid le remitan noticias tiles al intento. Ya habrs recibido la continuacion del discurso que aquel pronunci en la Academia de la Historia y que se imprimi con este ttulo: “Discurso academico pronunciado por D. Gaspar Melchor de Jovellanos en su recepcion la Real Academia de la Historia. Madrid y Febrero 4 de 1780.” Si acaso no ha llegado tus manos, avisamelo, y fin de que sepa las cartas mias que has recibido, ten la bondad de decirme sus fechas y lo principal de su asunto, porque recelo que se ha estraviado alguna. Respondiendo la tuya de la Habana tengo que darte las gracias como lo hago sinceramente, de que te hayas acordado de mandarme el Herrera y tu Gallego41, que me ha gustado muchisimo, pero tengo tambien que hacerte un cargo que no s como podrs salvar. Di, fementido amigo, como has podido estarte un mes sin participarnos tu feliz llegada? Como has permitido que agenas cartas ganen las albricias de tal nueva? Tu familia, tus amigos de esa, hubieran llevado mal que te apartases un rato para dar cuenta de tu viage los que en Madrid hacian votos ardientes porque tuviese un trmino dichoso? Pero yo no acierto regaarte, que ni se compadece esto con mi genio ni mucho menos con el amor que te tengo. Ademas, seria pagar mal los chiqueos que me dices y me espondria no oir en adelante aquello de, “mi razon ilustrada, mis conocimientos, mi corazon hermoso como mi hermosa cara y otras cosillas que parece que no, pero siempre gustan. Es verdad, que 41. La coleccin de poesas de Juan Nicasio Gallego, publicada por Domingo del Monte.

PAGE 142

CENT"N EPISTOLARIO 138 \ 138 \ 138 \ 138 \ 138 \ vueltas de eso me das en rostro con eso que tu llamas despreocupacion y que dices que me hace ver todo tan claro, tan sin prestigio engaador...Pues como quieres que vea, Domingo mio? Te parecen pocas las causas de los errores, para que tratemos de aumentar su catlogo?-En cuanto tus observaciones sobre la poca utilidad de los cdigos particulares para los pueblos que carecen de buenas leyes fundamentales, estoy de acuerdo contigo, como creo que tu lo ests conmigo acerca de la ineficacia de estas por si solas. No me queda ya mas que responder lo que dices sobre muchachas. ¡Ay que grata materia! De esto si que escribiria yo, si fueran tiles las teorias. Pero nada de eso, empirismo y ellas. Que no se vaya la fuerza por la boca, ni mi tampoco por la pluma. Ahorta voy ver la mia, que cada dia nos queremos mas. De la de Mesa sabe que ahora est viuda, porque nuestro amigo se ha ido establecer Talavera, hasta que pueda entrar en el Colegio, que ser tarde. Le escribi lo que me decias acerca de sus raras opiniones en amor y estraando que asi las califiques me respondi: “Por ventura la superficial coquetera de nuestro siglo ha podido ahogar la naturaleza entre sus lascivos brazos? Ser hoy un raro ejemplo de delicadeza lo que nunca se ha reputado mas que instinto natural de una alma sensible?” Por mi no lo s, VV. all se las campaneen; que yo mi practica me atengo. Y Dios, Domingo mio, que es preciso cerrar la carta y no tengo tiempo mas que para decirte que no se pasa un solo da que no me acuerde de ti. D Andr que tambien le tengo muy presente y tu recibe el corazon de tu amigo Salustiano Mil cosas de mi familia. El proximo correo escribir Andr.L L L L L VII VII VII VII VIIS.r Lic.do D. Domingo DelMonte Habana New York y Oct.e 17/1829. S.r Lic.do D. Domingo &.aPor fin pario Catana, pero un ridiculus mus Con q.e el Gallego (no de nacim.to sino de apellido) tiene poca venta? Esto equivale a una ban-

PAGE 143

DOMINGO DEL MONTE / 139 / 139 / 139 / 139 / 139 carrota completa. Veremos q.e d de si el tiempo. Hombre, q.e sentido est contigo, el celebre comerciante D. Patricio Baravilbaro, por q.e no le regalastes un ejemplar del Gallego. Lo vi el otro dia, y me cost trabajo el consolarlo. ¡Que llanto! ¡q.e profundos sollozos! Mas de dos horas estuve batallando por sosegarlo, hasta qe. por ultimo me vi impulsado a mandarlo a la Mierda. Los homb.s tipograficos como tu, saben bien lo q.esignifican esas tres rayas. Para embarcarnos en la empresa de Jovellanos, es menester saber primo, cuantas son las memorias, obras &.r recogidas, y cuantos ejemplares se han de tirar. Sin estos elem.tos me parece q.e no se puede dar paso. T, pues, me diras, en cuanto calculas aproximadamente el costo de la impresion, y con cuantos suscriptores cuentas. Pero entended, hermano mio, q.e no sean suscriptores de boquilla, sino de mano en el bolsillo. Mira, q.e hay muchos q.e dicen, apunteme, apunteme; y en llegando el caso, se quedan en puntera. Espresion.s al D.r D. Andr; y vos, ilustre varon, recibid la bendicion de vuestro Capellan q.e os desea salud y pesetasJ. A. Saco Los Yankees solamente ponen la firma, pero no rubrica; por lo menos esta es la practica comun.te seguida. Es verdad q.e vais a estudiar botanica-agricola con Sagra?L L L L L VIII VIII VIII VIII VIIIAl S. D Domingo del Monte B. l. m. O. S. D. Domingo del Monte. Mi estimado amigo: acabo de ver con mucho gusto el bellisimo artculo de V. sobre las poesas de Gallego, q.e se ha insertado en el diario de hoy.42 Yo haba farfullado el que me encarg acerca del Oscar, y se lo 42.Literatura. Versos de Juan Nicasio Gallego, recogidos y publicados por Domingo del Monte. Filadelfia 1829.— igo Lpez de Mendoza, maestro en artes [Domingo del Monte] ( Diario de la Habana Habana, 22 octubre 1829.)

PAGE 144

CENT"N EPISTOLARIO 140 \ 140 \ 140 \ 140 \ 140 \ incluyo para que enmendandolo refrmandolo como tenga por conveniente haga de l el uso que le parezca. Mucho se hace V. desear, y eso que me ofreci menudear sus visitas. Quedo suyo como siempre Blas Oss 22 de oc.te [1829]LIX LIX LIX LIX LIXMadrid 11 de Noviembre de 1829. Mi querido Delmonte: aunque no te has dignado de escribirme por el ltimo correo, ni y en este tengo nada que decirte, te pongo estos cuatro renglones para que sirvan de credencial los Discursos Forenses de Mr. Servan, que se dirigen ti de mi parte, pesarosos de no haberlo hecho antes. Su mrito te ser bien conocido; de su traduccion mejor que yo podr juzgar quien ha puesto en castellano un trozo ingles, que se las puede apostar al original, por bello que sea. No hay pues que hablar, sino esperar tu juicio sobre todo. Pero ah, que el mio se deja entrever en el mismo ejemplar que te remito. En el Discurso 3o vers algunas enmiendas mias, porque comparandolo con el original vi que en algunas partes estaba mutilado y en otras mal vertido. Si tu cotejas lo mismo los demas discursos, hallars mucho que enmendar y sin duda alguna tachars las inoportunas y ridculas parodias que el traductor hace de la historia de Francia y de las circunstancias de esa nacion en el tiempo en que Servan escribia. Pero con las reformas que tu juzgues necesarias entiendo que seria muy util la reimpresion de esta obra, y que la elocuencia que en ella se ha prodigado, acaso con esceso, podr atraer los buenos principios de jurisprudencia algunos jovenes que todavia no hayan tomado el gusto las obras profundas de los Jurisconsultos filsofos. Si en tu patria no hay muchachos de esta especie, me alegro mucho, pero me equivoco. Pensaba no haber llenado la primera llana de esta carta, y si hubiera tiempo te escribiria mas largo que tu Iznardi. Asi esplicaria la envidia que en este correo le he tenido. En el proximo escribir Andr; por ahora dile que si no lo he hecho antes ha sido porque no he adelantado nada en su asunto. Deseo que le

PAGE 145

DOMINGO DEL MONTE / 141 / 141 / 141 / 141 / 141 vaya mejor en su Agencia-Fiscal, que tu tengas muchos pleitos, muchas queridas, salud y constante bien-andanza. Mi familia y mis amigos unen sus votos los de tu SalustianoLX LX LX LX LX Mi amigo Del Monte Prudencio me vino a ver habr dos noches; y me encarg le diera a V. su adjunto soneto para q.e V. se lo publique en “la Moda”43del prox.mosabado. Quiere tambien que V. le remita aq.1 Dialogo para echarle, como el dice, un poco de mas mostaza. Su eterno Valle de amistad Man.1 Gonz.z del Valle .44En la muerte del joven Ten.te Cor.l D. Rafael de la Torre, dijo otro a cierta seorita mui sensible el sig.teSoneto. Lo ves, Malvina ? El vaticinio tuyo* lloras cumplido en tu amador: su brio lo hundi volando en el sepulcro frio; ¡Y cuantos sienten el fracaso suyo! Llora: no temas: tu pesar no arguyo; pero endulzarlo es ministerio mio. ¡Lagrimas bellas! En el reino umbro su causador rebozar de orgullo. 43. La Moda o Recreo Semanal del Bello Sexo Habana, 1829-1831. 44.Esta firma se halla escrita con lpiz y por Del Monte. *Tres dias antes Malvina predijo pesarosam.te al joven la Torre la catstrofe q.e leacaeci en su indmito caballo. Dic.e7—829 7.

PAGE 146

CENT"N EPISTOLARIO 142 \ 142 \ 142 \ 142 \ 142 \ Alza, reanima tus locuaces ojos: roseo matiz tu palidez remplace, ni tu sonrisa nublen los enojos. Es lei q. el llanto, como lluvia, pase: si te punzaron, cual a Cipria, abrojos, ¡ay! ¡cuanta flor bajo tus plantas nace! P.LXI LXI LXI LXI LXIS.r D.n Domingo del Monte45Madrid 29 de Dbre de 1829. Muy Sr. mio: todos los amantes de la literatura tienen p.r serlo un derecho comunicarse sin mas pretexto q.e serlo. Mucho mas lo tiene V. conmigo pues me recuerda unas personas cuya amistad me es tan cara como apreciable, y yo recibir un favor grande de V. si hallandose en comunicac.n con D. Tomas le asegura q.e mi cario p.acon l es siempre el mismo q.e cuando tenia el gusto de verle todos los dias. Yo s amigo mio, q.e debo estarle agradecido p.r el tino inteligencia q.e ha mostrado en el juicio del Romancero Morisco, pues en la esencia de las cosas tiene razon en cuanto dice; p.o mi delicadeza no me permitia reimprimir los Romances de Moratin q.e tenan dueo. Tampoco publiqu un discurso sobre la parte Historica y critica de los cancioneros y Romanceros antiguos pues este le reservo p.a el de Romances Caballerescos Historicos y Mitologicos q.e estoy trabajando. Se h impreso ya otro tomo de Romances Doctrinales Amorosos &c.ay se est imprimiendo un Cancionero. Cuando V. los vea y medite sobre 45.Un fragmento de esta carta fue publicado por Del Monte en El Puntero Literario Habana, 6 marzo 1830.

PAGE 147

DOMINGO DEL MONTE / 143 / 143 / 143 / 143 / 143 el prologo q.e los h puesto, juzgar bien de mis intenciones en publicarlos, las cuales hn sido y son el reunir una porcion de docum.tos propios p.a juzgar de los progresos de la lengua, de la Poesia y de la civilizacion, en ntra Patria. Trabajo incesantem.te en la Hist.a crtica Filosofica de ntro Teatro la cual espero presentar con alguna novedad y de modo q.ehaga algun honor mi corto ingenio. Con motivo del matrimonio del Rey N. S. h compuesto las adjuntas trovas q.e remito p.a q.e V. haga de ellas el uso q.e quiera. Veo con placer existen en esa personas capaces de entender y juzgar convenientem.te de las materias de mi discurso sobre el Teatro: Aqu ha gustado mucho las personas instrudas y q.e no tienen viciado su cerebelo; p.o alguno lo ha criticado sin entenderlo y p.r Consg.tesu critica recae no sobre lo q.e he dicho sino sobre lo q.e l ha querido q.e yo diga, as es q.e ni siquiera h contestado. En mi sistema todo cuanto agrada es p.r lo bueno q.e tiene y no p.r lo malo. Agrada todo cuanto esta en armona en el sentido de lo bueno y de lo bello con el corazon humano, lo desacorde y malo siempre causa movimientos desagradables cuando se percibe. La critica consiste en predisponer al hombre p.a q.e perciba estos movimientos, y desasociando las primeras impresiones, q.e recibi p.r lo bello aprenda separar lo malo: en esto se funda mi Teora. Si faltando las reglas de la inexorable crtica se me causan placeres, q.e no pudiera gozar de modo alguno obedeciendolas, estoy siempre seguro de q.e las reglas se equivocan y q.e el instinto q.e hace faltar ellas, tiene la razon de su parte. Si Voltaire hubiera faltado las unidades, no hubiera hecho su insipida Marienne, si Calderon las hubiera seguido, no compusiera el hermoso y sublime Drama del Tetrarca. Bastante llevo escrito p.a hacerlo bostezar: descanse V. y mande su affmo Q. B. S. M. A. Durn46 46Don Agustn Durn, erudito espaol, director de la Biblioteca Nacional de Madrid y autor de varias recopilaciones de poesas antiguas castellanas.

PAGE 148

CENT"N EPISTOLARIO 144 \ 144 \ 144 \ 144 \ 144 \1830 LXII LXII LXII LXII LXIIAl Lic.do D.n Domingo del Monte Habana. Matanzas y Enero l5 ” de 1830 ” Mi estimado Domingo: asi que me desped de ti en la noche de la vspera de tu vuelta la Habana, fu con Jaime Badia al Olimpo y all me inst mucho Perico Alfonso para que compusiera algo en verso relativo la melcocha con que la noche antes nos habamos saboreado: le dije que no poda complacerle porque el asunto era muy pobre. Sin embargo, luego que vine casa me sent inspirado y dispuesto hacer alguna cosa en obsequio de las deidades olmpicas, cuyas gracias, como tu sabes, son capaces de infundir tonos la lira mas destemplada. Di principio mi obra desconfiando de su buen csito, porque en mi sentir, el asunto no se presta muy bien la lira; y al fin compuse en esa misma noche los versos que te incluyo. Al siguiente da y con el fin de enseartelos fui temprano tu casa, esperanzado de que por el norte no haba salido el vapor; pero me llev un chasco completo. Bernab Portillo y Perico Alfonso me han instado para que los publique en la Aurora; pero yo no he querido, primero, porque como te dije, he pensado no imprimir nada en verso, sin que antes obtenga tu aprobacion, y segundo, porque aunque la obtuviera, nunca me decidira darlos aqui luz, temiendo que las demas Stas. se ofendiesen y creyeran ajado su amor propio. Juzgu mas prudente que tu los leyeras y si te parecan buenos, me hicieses el favor de insertarlos en el Puntero literario1, en la Moda remitiendome un ejemplar para ensearlo las jvenes cantadas. Asi, caso de que los consideres acreedores ocupar una columna de cualquiera de los dos papeles, te estimar que los imprimas, pasandoles antes la escofina tu antojo, pues al efecto te confiero el mas amplio poder. Si te decides publicarlos, procura que sea luego luego. 1. El Puntero Literario. Peridico semanal de la Habana. Habana, Oficina de don Jos Boloa, impresor de la Real Marina por S. M., 1830.

PAGE 149

DOMINGO DEL MONTE / 145 / 145 / 145 / 145 / 145 Mi objeto al imprimirlos no es otro, sino complacer al Olimpo y contraer mrito: mas esto no quiero que sea costa de mi pobre reputacion literaria, y en tal concepto, si cres que los versos no deben publicarse, bien porque en si no tengan mrito, bien por la humildad del asunto, te agradecer muy mucho que me hables francamente2En tu familia no hay novedad. Adios: que tengas muchos y buenos negocios, y que salgas victorioso en todas tus empresas amorosas, desea tu apasionado amigo Jos Miguel3Reciba V. el corazon de su afectsimo. GarayLXIII LXIII LXIII LXIII LXIIIMadrid 9 de Febrero de 1830. Queridisimo Delmonte: hace muchos correos que no tengo carta tuya, y el desplacer que esto me ha causado es mayor de lo que acaso tu creers. Tu amistad para mi tan querida me parece cada da mas estimable y honrosa. Si al tiempo que crece su importancia empiezan sus desvios, su prdida se hace mas sensible y quizs algo humillante; porque puede recelarse que el que un dia fue admitido tu compaa y trato asiduo, no merece tu correspondencia epistolar cuando, aumentados tus conocimientos y estendidas tus grandes miras, rebasas al principiar tu carrera la lnea de la mediania, que tantos y tantos vivimos condenados respetar eternamente. Perdona, Domingo mo, si te ofendo con esta sospecha, perdonamelo en gracia de la ingenuidad con que te hablo, y de los esfuerzos que yo mismo me he hecho para desvanecerla. Casi siempre lo consigo y me lisongea la idea de que alma tan bella como la tuya no puede olvidar ni desestimar un afecto intenso y perdurable como el que yo te tengo. Pero si tu silencio siguiese, mi desconfianza ira ganando terreno y harias padecer mucho tu amigo. Lee mis cartas nuevamente y mira si en alguna hay mate2.Remitida de Matanzas con el ttulo de La Melcocha, y firmada con el seudnimo de Fileno vio la luz esta composicin en El Puntero Literario Habana, 1830. 3.Don Jos Miguel Angulo y Heredia.

PAGE 150

CENT"N EPISTOLARIO 146 \ 146 \ 146 \ 146 \ 146 \ ria de contestacion, que yo creo que si, y cuando no escribeme de lo que quieras. No te recuerdo tus promesas de hablarme de ciertos puntos muy interesantes de Jurisprudencia, porque te contemplo muy retraido ahora de ese estudio; pero bien sabes que no es el nico que me place. Hablame de la Moda,4 que me tiene encantado, designame los artculos que escribes, dame las esplicaciones necesarias para percibir su merito en ciertos casos, cuentame tu gnero de vida, y como te compones para ser el embeleso y el guia de las muchachas en la Habana y el rgano del Gobierno, de las ciencias y el patriotismo en Matanzas. Mi gnero de vida insignificante y montono nada me ofrece que decirte, pero si quieres escrbeme con frecuencia, que te llenar el papel aunque sea de vaciedades. D. Agustin Duran, de quien s que ests apasionado, ha escrito unas Trobas al celebradsimo enlace de SS. MM. En mi sentir no le acreditan de Poeta, te las remito para que las juzgues, persuadido de que te gustaran porque estan escritas en el ladino romance que tanto te contenta. Un amigo suyo y mio, discipulo muy querido de Quintana, ha hecho esotra Silva que te acompao. Es joven de escelente disposicion y de mas slidos conocimientos que los que suelen tenerse su edad, que no llega 22 aos. Defensor acrrimo del romanticismo, que mas de una vez ha hecho pandear su maestro hacia el gnero que tanto condena. Debemos tener muchas esperanzas de este joven, que yo hubiera deseado ver soltero tanto tiempo como lo recomiendan los RR de un cierto periodico, en un articulo, que como dice un amigo mio, “l no ser muy moral, pero es la purisima verdad.” Donoso era gran detractor del matrimonio; no imiten VV. por ahora su inconsecuencia. Me tomo la libertad de dirigirme tambien al otro Sr. Redactor, disculpable unicamente por el cario que hacia l me inspiraron sus cartas. Esta mia quiero que valga para Andr, quien quiero muy mucho y ofrezco escribirle por separado en el proximo correo. Dile que si no lo he hecho antes ha sido porque he visto que aqui nada podia hacer acerca de su pretension. Y t, Domingo mio, piensa en lo mucho que te quiere tu Salustiano Desque vi que tratabas de cambiar las Modas por los Correos, resolvi hacer una novacion que yo deseo me apruebes. 4.L a Moda Recreo Semanal del Bello Sexo

PAGE 151

DOMINGO DEL MONTE / 147 / 147 / 147 / 147 / 147LXIV LXIV LXIV LXIV LXIVMadrid 9 de Febro. de 1830 Salust.o quiere q.e le envies l el ejemplar de la ModaMi querido Domingo: aunque sin carta tuya en estos dos ltimos correos te escribo p.a remitirte algunas bicocas literarias q.e tal vez te gustarn y tal vez te servirn p.a salir de alguno de los ahogos en q.e no podr dejar de hallarse un periodista de dos papeles la vez. El 1.erdocumento es una oda indita de N. Gallego: lleva algunas incorrecciones q.e tenia el manuscrito q.e me sirvi de original y q.e yo no me he atrevido corregir en la esperanza de dar alguna vez con copia menos alterada. El 2o es un impreso narracion de los festejos de Madrid en ocasion de la entrada de la Reyna Cristina: te los envio porque se incluyen algunos versos buenos q.e no se han impreso separadamente. Tambien te remito los Correos de Enero y Febro. hasta el da y en cambio me quedo con las modas. Igual trueque quiere hacer Salustiano respecto de las Auroras y Tatao respecto de los Diarios de Matanzas en q.eparece va poner mano tu aprec.e amigo Por consecuencia de hoy mas, debern venir estos tres peridicos rotulados los tres sugetos dichos; Salust.o Tatao y yo. Tengo entendido q.e Salustiano y Tatao te envian tambien algunos regalitos q.e ellos mismos te dirn. Pienso escribir un articulito p.a el Correo liter.o sobre los nmeros llegados de la Moda de la Habana, y por eso no te digo ahora q.e me ha gustado mucho y q.e hay en ella mas, y mas claras alegorias de lo q.e conviene. Dudamos alguna vez de la autoridad de los artculos, por lo cual te suplicamos los tres de mancomun in solidum q.e en los impresos q.e nos enves pongas siempre seal los trozos q.e esten escritos por t. Celebro mucho q.e tengas amistad con mi antiguo querido amigo Feyt: dale en mi nombre un abrazo estrechsimo y tenlo p.r hombre de buena amistad de q.e me ha dado pruebas en Cadiz: dile q.e te cuente reservadamente lo de la Revista de elegantes y dile tambien q.e me escriba, q.edeseo saber todas las circunstancias de su establecimiento en la Habana y la terminacion del envejecido amor de aquella su parienta de Cadiz. En fin espero carta tuya p.a escribirte mas largo: hasta entonces se despide tu amiguisimo Angel5 5.Don ngel Iznardi, as como en las cartas posteriores firmadas tambin: ngel.

PAGE 152

CENT"N EPISTOLARIO 148 \ 148 \ 148 \ 148 \ 148 \ Mis men.s Andr, aunque nunca se acuerda de m— P. D. Como se q.e te interesas en mi suerte, quiero hablarte algo de m. D. Juan Pealver encargado p.r el Gobierno de la redaccion del Mercurio espaol q.e se imprime en la imp.ta R.1, me ha buscado p.a q.e le ayude subordinadamente en su trabajo: me dice los artculos q.e he de hacer q.e son por lo comun traducciones del ingles y del frances y me ha asignado 20 duros al mes. Item mas: se ha formado una comision p.r el Minist.ode hac.da p.a la liquidacion y recaudacion de atrasos de Lansas y med.san.s de los Grandes de Espaa y titulos de Castilla, y en ella trabajo y gano 18 duros: hme aqu, mi Domingo, con 38 duros al mes, cantidad superior mis gastos q.e como tu has presenciado, son muy cortos, asi es q.e suelo tener algunos superavit de q.e hago remesas mi Madre. Quedame aun algunos ratos horros q.e empleo en los estudios de mi vocacion: en el da sigo la clase de griego en los Jesuitas. Basta de m, q.e sino hablra contigo q.e tomas tanta parte en mis asuntos y sino fuera esta la nica vez q.e lo he hecho, parecera fastidioso. A Dios porque avulta ya mas la postdata q.e el testo y porque se acaba el papel. Pasalo bien q.e en griego es: Eppasa, Que tal? Para no tener mas q.e un mes de estudio!... Escrbeme todo lo q.e esto corresponda. He leido con muchsimo gusto tu traduccion de W. Irving y no he admirado menos q. el original la brillante, magnfica version castellana; tanto q.e dudo q.e pueda estar tan bien en ingles: yo te aseguro q.e no he visto nada tuyo tan bien escrito y p.a esta opinion tengo en mi favor el respetable voto de Salustiano q.e ya sabes q.e p.a estas materias no habr muchos q.e echen la pierna nuestro prosista licenciado: l como yo, lo ha leido con envidia y con entusiasmo, mas q.e todo p.r el sabor de castellano antiguo q.e tan bien asienta la historia de las antiguas hazaas castellanas=Noticias literaria=Se est haciendo p.r el Rey una edicion magnifica de las obras de Moratin en q.e se incluyen las poesias lricas y su historia del Teatro espaol=It. Ha publicado Duran otro Romancero de doctrinales, amatorios, festivos &.a continuacion del de moriscos, pero los mejores y mas raros q.e contienen estan sacados del de Boll de Faber q.e tu tienes. Laveron sigue en Ciudad-Real capital de la Mancha ejerciendo su facultad: hasta ahora no le va del todo mal y tiene esperanzas de q.e le vaya mucho mejor. Mesa se ha establecido en Talavera con buen exito. Uno y otro han tenido q.e tomar esta resolucion perdida la esperanza de entrar en este colegio porque el Gobierno ha resuelto suspender la provision de las vacantes sin duda con la intencion de disminuir el nmero. Tatao ha leido tu encargo del Febrero y Salust.o el del Servan

PAGE 153

DOMINGO DEL MONTE / 149 / 149 / 149 / 149 / 149 Quintana ha opinado ventajosisimamente de las poesas de Heredia; pero parece que, por motivos q.e no s, no ha puesto por escrito su dictmen. Ya te he dicho y ahora te repito q.e he recibido las poesias de Gallego, el himno del desterrado (q.e me ha enternecido) y el Aristodemo de Monti, pero no los Mensageros q.e me anuncias, bien q.e luego me dices porque no vienen con tu carta. Da un abrazo estrechsimo de mi parte Andr y espresiones afectuosas Valdes, y no olvides nunca escribirme estensamente y todos los correos, pues aun asi recibimos aqu las cartas con atraso: en fin sigue siempre correspondiendo al cario de tu afmo Angel Post data. Va la carta de GilLa anima versoLXV LXV LXV LXV LXV Sor D Domingo Delmonte. Matanzas y Febrero 10 de 1830. Mi caro amigo: yo bien quisiera poder complacer V escribiendo el juicio crtico de el Cuadro estadistico de la Isla; pero amigo mio, no se puede aplaudir el trabajo porque tiene faltas imperdonables; pero que no seria discreto ni permitible quizas, criticarlos publicamente: tampoco me inspiran confianza los nmeros del dichoso Cuadro, pues soi de parecer que se ha tenido poco escrupulo en los calculos y tambien creo que no habr faltado inters p.a abultar las noticias favorables y ocultar las adversas. Que quiere V que diga con estas prebenciones? Ver si hago alguna otra cosa que ofrezca menos inconvenientes; pero no comprometo terminos porq.e el hombre pobre debe preferir el trabajo todos los demas placeres. Siempre muy affmo y amigo de V Jayme Badia

PAGE 154

CENT"N EPISTOLARIO 150 \ 150 \ 150 \ 150 \ 150 \LXVI LXVI LXVI LXVI LXVI S.r D.n Domingo del Monte. New-York 10 de Marzo de 1830. Mi estimado amigo: en un envoltorio dirigido D.n Luis Feit, de conformidad con lo prevenido por Vmd en su apreciada de 11 de Enero, le remito por el bergantin Mary Jane el ao en Espaa, el no 13 de la revista de Philadelphia, dos de la Themis, y nueve del Follet que me han mandado de Paris en lugar del Petit Courrier des Dames, y como preferible este. Si no le acomoda Vmd el qui pro quo, digamelo para enderezar el entuerto. La revista encyclopedica no ha parecido an; y como la encargu Paris, no puedo aprovecharme de la comodidad que Vmd me indica, y que yo ignoraba, de poderme suscribir aqu. No digo Vmd lo que cuestan las suscripciones que se han hecho de su orden en Paris, porque no lo se todava; pero del ao en Espaa y de la revista de Philadelphia, ya Vmd sabe que cuesta 20 rr-s el primero y 10 rr-s la segunda. Nos ha sorprendido agradablem-e lo que Vmd me dice de la seccion de literatura de la Sociedad patriotica, y de lo mucho que se periodiquea en esa isla fuera de su capital. A mi Matanzas parece que le han metido el diablo en el cuerpo de algun tiempo esta parte pero quien quienes se lo meten? Sin embargo, como yo la conoci boyante de union y espritu pblico, no puedo creer que sean indestructibles los bandos y la discordia de que es victima. En su diario vi algunos articulos sacados del semanario de modas y variedades, cuya gracia y oportunidad me hace sentir que el pblico est amenazado de su eclipse. A Vmd y Andr les ha abonado en cuenta mi muger la visita q-e le hicieron su hermana, y me encarga para mbos espresiones tan afectuosas como las de Varela, Stos-Suarez, los Penguet y Benigno. Pero lo que yo le abono Vmd, es su laboriosidad y el buen uso que hace de sus conocimientos. Poco me importa q-e el reyno de los Cielos sea de los mansos y contemplativos; pero que la felicidad de la tierra sea de los que hagan mas y mejores obras en ella, importa mucho su adictisimo. Thomas Gener

PAGE 155

DOMINGO DEL MONTE / 151 / 151 / 151 / 151 / 151LXVII LXVII LXVII LXVII LXVIIAl S. D. Dom.odel Monte B. l. M. O. Mi querido amigo Del Monte: ver despacio los papeles que V. me remite, y arreglar el prospecto; aunque yo quera que este trabajo lo hubiese hecho V. Con el portero de la sociedad le envi V. otro tomo del Barreau franais El romancero de Duran no lo he recogido, pero lo recoger. Mil gracias por el brillante y poco merecido elogio de esta maana, que no ha dejado de mortificar mi natural modestia Ha visto V. el prospecto de la revista 6 de Cubi?—Si no, yo lo tengo, y podre facilitarselo. Chico rival me parece que tenemos en el tal catalan. De V. siempre Blas Oss 23 de marzo 1830LXVIII LXVIII LXVIII LXVIII LXVIIIMadrid 25 de Marzo de 1830M.zo 26. Te remito los correos rotulados Feyt. Celebro, mi Domingo, tu establecimiento en la Habana, porque siempre he creido q.e te seria mas util y porque as sern mas faciles nuestras comunicaciones. Veo lo q.e me dices de Matilde, y cada vez temo mas tu imprudencia: Dios quiera q.e siempre puedas sepas disimular y no tire el diablo de la manta. Deseo mucho el A year in Spain y te remito los Correos desde el ultimo dia q.e te envi hasta el de hoy. No as tu con las Modas : si nos mandas algun ejemplar, es trunco y descabalado y entre los q.e vienen 6.Alude a la Revista y Repertorio Bimestre de la Isla de Cuba fundada por don Mariano Cub y Soler, y la cual desde su segundo nmero fue la Revista Bimestre Cubana y alcanz bajo la direccin de Saco alto renombre en la historia de la literatura de Cuba.

PAGE 156

CENT"N EPISTOLARIO 152 \ 152 \ 152 \ 152 \ 152 \ siempre falta algun nmero. No parece si no q.e metes en la carta los q.ehallas mano al escribir. Aqu nos gusta mucho este peridico y todos quisieramos leerlo completo y puntualmente. Tu opinion respecto de W. Scot es p.a m mas respetable q.e la mia propia; pero en lo q.e dices de m, te equivocas soberanamente. Me hablas tambien de una novela escrita en ingles por Trueva y Cosio quien conozco mucho personalmte y sino ha adelantado mucho desde el ao 26 ultima poca en q.e yo lo v, no debe ser cosa muy buena. Dime quien es el escelente poeta q.e firma en la Aurora aquellos versitos cortos con las iniciales B. O.7A Dios mi Domingo q.e es tarde: siempre es tu afmoAngel D Andr q.e he recibido ahora su apreciada del 29 de Enero p.rconducto del minist.o de hacienda: q.e yo le aprecio como sre. pero q.e no habiendo tenido ninguna suya, no le he escrito sino en tus cartas. Ahora lo har separadamente.LXIX LXIX LXIX LXIX LXIXMadrid 26 de Marzo de 1830. Contestada el 26 de Julio8Sr. D. Domingo Delmonte. Queridismo amigo mio: estaba muy enfadado contigo porque en muchos meses no me habias escrito, pero, tu tierna carta del 30 de Enero ltimo me ha hecho olvidar tu omision y poner mi razon, que te acusaba de ingrato, de acuerdo con mi alma, que siempre te quera. Aunque nada hice jamas porque debas estarme agradecido, pensaba yo que rayaba en ingratitud el olvidarse de quien te tiene la aficion mas decidida y duradera que puedas encontrar entre tus muchos y buenos amigos. Si erraba no en mi juicio, nada me importa, porque ya no puede tener aplicacion, puesto que me conservas aquel intenso 7.Don Blas Oss 8.N. de Domingo del Monte.Ten la bondad de decir mi querido Andr, que por haber esperado escribirle ultima hora no me ha sido posible. Que me dispense y crea que le quiero muy mucho.

PAGE 157

DOMINGO DEL MONTE / 153 / 153 / 153 / 153 / 153 cario, que siempre me ha contentado y engredo y que ahora no acierto apreciar bastante. Tan amigos, pues, como aquella noche, en que pensaste morir, que con tanta ternura me recuerdas, vamos, Domingo mo, platicar un rato de nuestras cuitas. Y como donde mas mezcladas anden sea en los tratos amorosos, empecemos esta buena obra guisa de andantes caballeros hablando de las tiranas de nuestro libre alvedro. De la ma s decirte que se ha dado tan buen arte en domear mi antigua esquivez, que con razon puede jactarse de haber reducido al dulce carril del amor al joven mas estraviado por las veredas del apetito; y de haber hecho un amante leal, humilde, deferente y ciego del que vivia mas pegado de su indomable libertad. Tube, no s si la fortuna la desgracia, de quererla mucho de pronto, y ella la habilidad de no pagar mi cario sino muy lentamente y por grados. Tanta mansion hicimos en cada uno de los que tu sabes que es preciso pasar en tan deliciosa carrera, que hubo tiempo y necesidad de que yo desplegase toda la fuerza del sentimiento de que mi alma es suceptible, y en mi porte y en mis palabras, y en mis levisimos triunfos y en mis sentidas querellas apur todo el refinamiento de la galanteria, toda la ternura y la delicadeza del amor. Asi en el mio hallaba mi querida un cierto aire caballeresco que encendia por demas su fantasia y que vino aumentar una circunstancia para mi muy dichosa. Tubo que marcharse en el verano anterior un pueblecito inmediato la Crte, y nuestras entrevistas en la temporada que en l pas fueron interesantes y decisivas. Al romper el da me hallaba casi todos al pie de las bardas de una huerta contigua la casa en que mi hermosa vivia. Otras veces me sala al encuentro media legua y mas del pueblo, y bien fuese que me comparara involuntariamente con sus zafios mozos, ya que la novedad del espectculo, la hora y el lugar tan adecuados embelleciesen todos los objetos que se ofrecan su vista, ello es que al verme caballero sobre un hermoso alazan, me mostraba su pesar cuanto le placia mi amor y como me preferia al mas garrido y apuesto de los jovenes cortesanos que sin fruto la habian obsequiado. Pero no bastaba enamorarla, era preciso vencer su austera virtud. Fue esto mas facil de lo que yo creia; al trabes de la venda que el cieguezuelo nio le puso, la miraba ya con menos respeto que solia y como su deseo era convencerse de la necesidad de una escepcion, pronto logr persuadir tan benvola oyente. Coron al fin mi amor, y se crey dichosa porque le parecia poseer el corazon del joven mas amartelado, mas constante y mas tierno que podia hallarse. Yo, pensando en mi anterior gnero de vida, sentia par del alma el chasco que se iba llevar, porque confiaba en que las pruebas que habia puesto mi amor, mas que su buena ley probaban mi feliz disposicion para tales empresas, y que habiendo dado esta felice cima iba acometer cuantas me ofreciese mi antojo y la retrecheria de

PAGE 158

CENT"N EPISTOLARIO 154 \ 154 \ 154 \ 154 \ 154 \ estas muchachas entre las que tiene uno la suerte de vivir. Pero me engaaba; en un ataque tan obstinado habia tomado el corazon demasiada parte y no quiere abandonar la victoria despues de haberla deseado tanto. Por otra parte preveo cuanto comprometia la felicidad y aun la vida de mi amada, no solo abandonandola, sino haciendole ver que en mi exagerado amor habia habido algo de fingido y que no tengo tan buenas partes de amante como le haba mostrado. Yo, que en otro tiempo alababa esto, lo tengo por una falseria y asi sigo con mi hermosa cada da mas tierno y complaciente. No s si al cabo de algun tiempo probar alguno de los dos el fastidio que suele producir un amor aejo, tranquilo y bien correspondido. Por ahora vivimos en un estado delicioso. Es verdad que no gozamos de aquella grata y profunda agitacion que en amores mas contrariados por las circunstancias producen las mismas dificultades que se les oponen, como sin duda os suceder vosotros (perdoneme Matilde si la comprendo en la llaneza con que ti te trato) pero no falta nuestra pasion movimiento y vida; que aunque vayan ro abajo, no dejan de saltar bulliciosos los cuerpos ligeros que sobrenadan en las aguas. Y para que no sea montono nuestro amor, le ofrece variedad de vez en cuando la condicion celosa de mi amada. Yo me enojo de su suspicacia y cual mas, cual menos, mostramos un desvio, no aspero y terrible, sino como le gustaba al Tasso Guerra en fin limitada, A quien la dulce paz y tregua siga, Que en mas ardor los corazones liga. Si esta carta te parece larga y pesada, culpate ti mismo, que has querido que te hable de mis amores. Templa si quieres el ardor de los tuyos, haciendome de ellos una tan prolija narracion como yo, que tras de recibir en esto una prueba de tu amistad, tendr mucho gusto en leerla. Dispensame por hoy de que no te habl acerca de los autores del cdigo de comercio, porque es materia muy ardua y tengo poco tiempo. El correo que viene sabrs acerca de esto cosas que te sorprenderan. Los codigos de substanciacion no estan todava encargados. El penal parece que se concluir pronto. Celebro sobremanera que hayas empezado ejercer la abogaca, porque no dudo que has de ganar mucho crdito y dinero. A mi no me prueba mal, pero como mis necesidades se aumentan, quisiera trabajar todava mas, y con la franqueza de nuestra amistad te digo que si te es facil proporcionarme algunos pleitos de esa Isla, me haran muy al caso porque los de la peninsula son poco productivos. A Laveron en Ciudad-Real y Mesa en Talavera les va muy bien; pero si yo me quejo

PAGE 159

DOMINGO DEL MONTE / 155 / 155 / 155 / 155 / 155 de la crte con cuanto mas motivo se pueden quejar ellos de los pueblos miserables en que tienen la desgracia de vivir? Ambos se acuerdan de ti y te dicen mil espresiones cariosas. Mi hermano vino hace 3 das de Alcal que se los diesemos en l de S. Jos. Ley tu carta, y agradece muchsimo tu recuerdo, asi como mi padre, que cada vez te quiere mas. Sanz me encarga tambien que te haga la memoria la aficion que siempre te ha tenido. No quiero comparar mi afecto con el de otro ninguno, tu solo puedes juzgar cuanto te quiere tu SalustianoLXX LXX LXX LXX LXXA D.n Luis Feit, Oficial de Correos, p-a entregar al Lic.do D.n Domingo Del Monte Habana. S.r D.n Domingo Del Monte. New-York 30 de Mzo de 1830. Mi querido amigo: en carta de 30 de Enero de Pancho Garcia, me dice que la suscripcion la Themis, por un ao, le ha costado 14 francos, la de la revista encyclopdica 53, y la del Follet 30: total 97 francos, que podr Vmd. entregar mi hermano con el cambio correspond.te De la referida revista no he recibido ningun num.o todava: de la Themis, solo los dos que mand con el Mary Jane; y del Follet no se ha estraviado si n uno: ahora van dos. Conservese Vmd, prospere, haga todo el bien que pueda, y cuente con el aprecio de Guadalupe y demas amigos de ac, especialm.e con el de su adictisimoThomas Gener. P. D. Abro esta esquela despues de cerrada, p.a decirle Vmd q.e Saco me acaba de entregar sus apreciadas de 17 de Enero y 19 de Feb-o, y q.e ser Vmd servido en primera oportunidad-

PAGE 160

CENT"N EPISTOLARIO 156 \ 156 \ 156 \ 156 \ 156 \LXXI LXXI LXXI LXXI LXXIAl Sr. D.nDomingo del Monte. Habana. Madrid 23 de Abril de 1830. Mi querido Domingo: aprovecho la ocasion de salir p.a esa ciudad nuestro amigo D. Felix Puig p.a escribirte esta y remitirte los tres primeros tomos de los cuatro q.e ha de tener una coleccion de poesias castellanas q.e est publicando Quintana, el poeta q.e es una reimpresion de la q.e el mismo public en el ao de 1808, pero corregida de las muchas erratas q.e sac la la y enriquecida en esos tres tomos con algunas pocas composiciones mas, con notas crticas al fin de cada volumen y con muchas composiciones ineditas q.e ha de contener el 4o tomo no publicado todava, de los autores modernos tales como Moratin padre hijo, Melendez &.a Como todava no ha salido este 4o tomo ni saldr hasta fin del prox.o Mayo, no he mandado poner pasta los tres q.e te remito p.aq.e cuando yo te remita el otro q.e ser en primera ocasion, puedas empastarlos con igualdad: no son de papel fino, como hubiera yo querido, pero tu sabes lo tasado d mi presupuesto de gastos y p.r otra parte lo pral. es el contenido q.e es el mismo en los de papel comun q.e en los del fino. Sospecho q.e el tiempo y la distancia te hacen olvidar nuestra cordial amistad en Madrid, porque vas haciendo mas raras tus cartas, q.e siempre son y sern de m tan apreciadas como primero. Cuida de remitirnos la Moda y el Puntero otro periodico si escribes t en l y no en este. Hblame algo en tus cartas del estado de tus intereses, esto es, de tu credito como abogado y demas q.e tenga relacion con tu bien-estar; pues aunque te sea molesto hablar de esto, m me interesa casi tanto como tu gloria literaria y tu reputacion de hombre de bien. Ya yo te he dado el ejemplo respecto de m en una de mis cartas anteriores. A Dios, mi Domingo, s tan feliz como te desea tu siempre tierno amigo Angel

PAGE 161

DOMINGO DEL MONTE / 157 / 157 / 157 / 157 / 157LXXII LXXII LXXII LXXII LXXII S.r D.n Domingo Delmonte New-York 30 de Abril de 1830. Mi estimado amigo: contestar cuatro cartas con una, es una ganga que hoy me toca m, y maana puede tocarle Vmd. En la de 17 de Enero me peda Vmd noticias de ntro Jos M.a,9 que su madre debi recibir fines de dicho mes en una carta suya que le mand con Garcia el compa.o de Arcos: despues ni he mandado ni he tenido otra; pero me ha dicho el Ministro de Mexico, Tornel, que el partido vencedor no le ha quitado la fiscalia de la Audiencia de Mexico. En la misma me decia Vmd. que no habia gustado muchos el Cdigo de Comercio: podra Vmd. indicarme los articulos que repugnan? En la de 19 de Feb.o me pidi Vmd Moore, Southey’s and Wordworth’s poetical works, y la vida de Byron por dicho Moore; todas estas obras las he entregado Saco conforme la instruccion de Vmd, menos la ltima que no entregar hasta que se publique el 2o tomo, que ser por todo Mayo, segun me han dicho. La primera me ha costado 3 p.s la 2a 8 p.s, y la 3a 6 p.s 4 rr.s Estas dos ltimas son carisimas, pero solo Carvill las tiene aqui, y ya Vmd sabe lo que sucede con los monopolios. Junte Vmd esas cantidades los dos pesos q.e me ha costado el ltimo ejemplar que tenia Bergonzio del Cesar Nonato, y entregue los 19 p 4 rr.s q.e suman mi hermano, con la diferencia de cambio. En conciencia debo decir Vmd que esa historia novela no es de Gallardo, sin de otro amigo mo que no me es lcito descubrir, y quien he escrito lo conveniente para que nos d la segunda parte cuanto antes. Con que fu Vmd elegido por unanimidad Secretario de la seccion de literatura de esa Sociedad patriotica? Si yo fuese miembro de esa seccion, tendria Vmd un voto mas, como me tiene Vmd repitiendo que los negros no baylan y aadiendo que harto felices son los perros con la asombrosa libertad de vicios .... de hecho quise decir, de que disfrutan, para hacer todo lo q.e sus amos quieren consienten. La conversion de la Themis y del Follet en Revue de Paris, que Vmd me propone en su apreciada de 27 de Marzo, temo que no sea asequible por ahora, porq.e como dije en mi anterior, tenemos pagada la suscripcion de los 9.Jos Mara Heredia.

PAGE 162

CENT"N EPISTOLARIO 158 \ 158 \ 158 \ 158 \ 158 \ convertibles por un ao, sin embargo, hoy mismo escribo Paris y vermos. ¡Que gusto me ha dado Vmd con el recuerdo del amigo Duran! No deje Vmd de asegurarle que cario, estimacion y todo lo que me inspira se lo conservo integro.—Badia tiene razon en desconfiar de los numeros y de otras cosas del cuadro estadistico de nuestra isla; pero pesar de esto y de su redaccion ranchera, nos han hecho un servicio en publicarlo. Llego por fin la ltima de Vmd de 31 de dicho mes, recomendandome D.n Thomas Sirven, que ha vivido diez aos en la misma casa en que yo me eduqu en Barcelona. Concibe Vmd que con este vinculo, con el caso que hago de las recomendaciones de Vmd, y con su paysanaje cubano, le puede faltar algun requisito para inspirarme el mayor interes? Ninguno, pues que debe ser honrado y aplicado, ya que Vmd lo recomienda.—Guadalupe, Benigno y demas amigos saludan Vmd muy afectuosamente. Dle Vmd mis memorias Suarez y disponga como guste de su verdadero amigo. Thomas Gener. P. D. Me ha hecho quedar mal el encuadernador de las poesias de Southey y de Wordworth, ya no pueden ir hasta la siguiente remesa de mensageros. Cont.da en 26 de Julio10LXXIII LXXIII LXXIII LXXIII LXXIIIEstimadisimo Del Monte: desde que V. se fue no sirvo para leer, ni para escribir. No se que clase de fluxion es esta que anda tan contraria a los gustos literarios. Ayer la racion de tiempo que dividia en la visita de V. y de ntro amigo Oses: casi entera la inverti en casa de este, a quien halle muy desazonado, queriendo presumir la causa de que se frustren nuestros proyectos de adelantar en literatura, porque ha de saber V. que la tentativa de publicar la revista literaria en que pensamos ha encontrado obstaculos. Oses me lo ha dicho—y q.e el Presid.te de la comision habia ido a verlo en 10.N. de Domingo del Monte.

PAGE 163

DOMINGO DEL MONTE / 159 / 159 / 159 / 159 / 159 ocasion de estar el fuera, quizas para darle la fatal nueva. Yo me alegro no haber asistido a la sesion de la Sociedad Matriz, porque mas me hubiera dolido el desaire; ni he querido averiguar del Secretario Santos Suarez el pormenor de lo ocurrido; por que hasta el preceptor Casas le dijo a Oses la repulsa del proyecto del papel literario, y ya pocos dejaran de saberlo=Yo no adivino en mis conjeturas cual el motivo sea de abatir nuestros esfuerzos por entender en las bellas letras que se ganan el corazon de un modo tal que no dejan tiempo ni gusto para otras cosas que no sean letras. En este momento me acaba de decir el portero de la Sociedad que nuestro Presidente necesitaba tener una entrevista conmigo, y que suspendiese la publicacion de los programas propuestos por los amigos Cintra y Valdes Machuca. Por estar indispuesto no he ido ya a saber lo que impide la publicacion de los programas. Un elojio del autor del Quijote—Una oda descriptiva del juicio final—una comedia provincial de nuestras costumbres—un discurso sobre la indole caracteristica de la comedia espaola comparada con la francesa: ninguno de estos argumentos inocentisimos a cuyo esposicion se invita publicamente a los aficionados, pueden infundir celos. En la epoca de Carlos V, las letras espaolas lucieron y campearon, sin que se creyese jamas que podian perjudicar en lo mas minimo. Recordar esa epoca es defender la Literatura de qualquier cargo que se atreva hacerla algun suspicaz detractor. Oses tenia la idea de volver esclusivamente a su digo que : pero le he inducido a pensar sobre lo que se hablara en caso de un abandono absoluto, y se detiene, queriendo como yo oir a V. Encomiendeme V. a los amigos de ahi-y goze de los amores de su familia, y de los estraos Spre. de V. M. G. del Valle11Hab.a y Mayo 18 de 1830. Antes de ayer llev a enterrar la recien nacida hija de mi cuado Andreu—La Madre sigue mejor. 11.El doctor Manuel Gonzlez del Valle.

PAGE 164

CENT"N EPISTOLARIO 160 \ 160 \ 160 \ 160 \ 160 \LXXIV LXXIV LXXIV LXXIV LXXIV—‘Sr. D. Domingo Del-Monte.—’ — ‘Habana y Mayo 22,, de 1830,,—’ A las tres de la tarde.— Mi estimado amigo:—Como s que es Vmd aficionado la Historia de la Isla, como miembro de la sociedad encargada de formarla, me apresuro, con el mayor gusto, comunicarle el siguiente hallazgo de que me felicito, por haber sido el que tuve la dicha de encontrarlo ‘.—Comisionado por Sirgado p.a examinar la Biblioteca pblica, para ver si habia en ella algun dato que pudiera ser conducente mas ilustrar la Historia, me dirigi ella ayer: ya el Bibliotecario estaba avisado por el mismo Sirgado, p.a que me enseara los mas mnimos escondrijos donde pudiera contenerse alguno: as, apenas llegu nos dirigimos examinar algunas gavetas que tienen varios de los estantes; pero en ellas no encontramos nada de particular, sino un numero del Patriota Americano una descripcion del Cementerio Gral por el Dr. y otros varios impresos de ninguna utilidad. Siendo ya tarde tuvimos que dejar el escrutinio p.a hoy; diciendome el Bibliotecario q.e donde parecia haber algunos manuscritos, q.e quiza serian conven.tes la Historia, era sobre un estante que hay en aquella segunda pieza, que ya Vmd haba separado. Efectivam.te volvimos hoy continuar el examen; y donde l habia dicho, encontramos,— que le parece Vmd. que encontramos? nada menos que los borradores de la obra de Urrutia,12 q.e aunque algunos muy apolillados, con todo, con algun trabajo y cuidado estan inteligibles, p.s la letra es igual la del Tomo q.e ya Vmd. ha visto; igualm.te unos cuantos 12.De extraar es que, enterado Del Monte de este hallazgo desde 1830, no haga mencin del mismo al ocuparse de Urrutia cuando form en 1846 la Biblioteca Cubana Pero sabemos que el manuscrito hallado ha venido hasta nuestros das, y nicamente falta que se publique, segn peda Saco en 1858. ( Coleccin de papeles t. I, p. 410), y ya que no pudieron llevarlo a buen trmino Bachiller y Morales y el mismo Echeverra, conforme nos refiere aqul en la necrologa de ste, que dio a la estampa en la Revista Cubana (Habana, 1885, t. I, p. 271), cuando dice: ... “efectivamente, entre los hechos concretos a esto referentes, l tena con sus manuscritos la 2 parte del Compendio de memorias histricas del Dr. Urrutia, yo la la parte, y no se nos ocurri publicarlas juntas. Ahora se ocupaba de este asunto y yo le ayudaba a buscar la parte impresa ... ”

PAGE 165

DOMINGO DEL MONTE / 161 / 161 / 161 / 161 / 161 Cedularios, y estractos de los Cabildos desde los primeros tiempos, y de la misma letra; componiendo todo un abultadisimo protocolo. No puede Vmd. imaginarse el contento que sent al ver tales papeles.—Apenas acabe esta carta voy casa de Sirgado, que aunque ya le particip ste apreciable hallazgo, por medio de una carta escrita en la misma Biblioteca, y con el papel de los manuscritos; con todo quiero hablar con l, y decirle entre otras cosas, parecerme conven.te se saquen del parage donde estn, y se lleven su casa, la mia, p.s requieren un estudio asiduo, porque la maldita polilla y el polvo, enemigos irreconciliables de todo papel, los tienen mal parados. Baste de Historia,—y hablemos de otra cosa... Es...,—no me atrevo decirlo,—es un dialogo entre una joven... y... Ego ... Se acordar Vmd. de la ltima noche que hable con Vmd. por la ventana de... y que despues de despedidos me dirig la casa de enfrente, esto s, casa de J...ita : pues como iba diciendo de mi cuento, estando, mano mano, en dulce y sazonada pltica con Ella relativa Domingo al pasar el tal por la acera de enfrente, y habiendo dicho —Dios como l se acordar,—me dirige Ella la palabra, y me dice, con una voz apacible y penetrante.— “Ha leido Vmd. las Amistades Peligrosas ?”—No, Seorita; le contest no sabiendo que fin se dirigia quella pregunta.”—Le preguntaba Vmd. eso por q.e en ella hay un tal Valmon, que cuando las he leido, me ha parecido tener delante Domingo porq.e es un retrato de l en todo; en lo vivo, alegre, y enamorado; en todo.”—Despues seguimos nuestro dialogo haciendo Ella su elogio de Domingo y otras cosas de poca importancia.—¡Que tal! Ha leido Vmd. las Amistades Peligrosas Sr D. Domingo?—Es conforme el retrato con el original? —Que significa aquello de— en lo vivo, alegre y enamorado ?—Si lo habr ella esperimentado...? Vamos... vamos... estas muchachas, y stos jvenes; el diablo no los entiende...’— —‘Dispense Vmd. que haya molestado su atencion; y venga Vmd. cuanto antes, que es lo q.e deseamos todos, y con especial— su amigo— Q. b. ss. M. M. Jos Ant.o Echeverria

PAGE 166

CENT"N EPISTOLARIO 162 \ 162 \ 162 \ 162 \ 162 \LXXV LXXV LXXV LXXV LXXVAl S. D. Domingo del Monte. B. l. m. O. S. D. Domingo Del Monte. Mi querido amigo: como ayer com fuera de casa y despues anduve de bureo con motivo de la ascension aerostatica, no recib hasta por la noche la esquelita de V. Doyle las gracias por las poesias de T. Moore, y aprecio mucho este obsequio, que miro como una nueva prueba del cario con qu V. me distingue. Ah va el ltimo cuaderno de la Revista. Muy pronto despach V. el tomo anterior, y yo no quisiera que la causa de esta precipitacion fuese el deseo de no tenerme privado de su lectura; pues harto hay ahora que leer, y lo que mi me falta es tiempo. Ya sabe V. que los libros son entre nosotros lo mismo q.e los bienes entre los primeros cristianos. Quedo como siempre de V. afmo Blas Oss 31 de mayo /30LXXVI LXXVI LXXVI LXXVI LXXVIMadrid 25 de Junio de 1830. Contestada en Agto 30 de 13Queridisimo Domingo: conque me he burlado de V? Conque mi carta estaba llena de ironias y sarcasmos? Se habr visto igual bellaqueria! Vaya que este mi maldito genio no me deja distinguir los amigos de los 13.N. de Domingo del Monte.

PAGE 167

DOMINGO DEL MONTE / 163 / 163 / 163 / 163 / 163 que no lo son. Pero vueltas de este gran defecto de mi caracter, tengo siquiera una cosa buena, y es que soy docil la razon cuando saben presentarmela con un poquito de claridad. Asi, tu me has convencido de que te he insultado hasta mas no poder con decirte que tu amistad es cada da mas apreciable, que tu actividad y celo patritico son dignos de imitacion y que tus primeros ensayos literarios tienen algun mrito y mas que alguno atendiendo tu corta edad. Estos elogios en boca de un amigo que te quiere con toda su alma, son evidentemente ironicos, con sus ribetes de malignidad, pues parece que no pueden tener otro objeto que el hacerte conocer tu ignorancia comparando la poquedad de tu talento con lo hiperbolico de unas alabanzas no merecidas. No es esto Sr. D. Domingo? Asi es, pues que V. lo quiere y ademas me lo ha demostrado tan acabadamente. Confieso mi pecado y me acojo la bondad de V. y aun si se empea cantar la palinodia. De todos modos, yo ofrezco la enmienda y la abstinencia de elogios; pero no quisiera por eso que y en represalia me prive de lo que continuamente me manda. No seor, yo estoy en un caso muy distinto, cuantos elogios V. me haga pueda hacerme en adelante por muy exagerados que parezcan son puros, justisimos y aun temo que me vengan cortos. Por ejemplo, en la misma carta en que se queja V. de mis alabanzas, dice V. que soy yo uno de los hombres mas hermosos y mas amables que hay en el mundo; cualquiera que no me conozca pensar que con esto ha dicho V. algo y que el panegrico debe contentarme, pero mi modestia me hace conocer que me ha hecho V. una gran ofensa, suponiendo que puede haber otros tan amables tan hermosos como yo. Cuando ha hablado V. de mi talento y mi saber me ha agraviado por el mismo estilo, suponiendo que no falta alguno que pueda competir conmigo; pero como yo estoy satisfecho de mi superioridad, no he hecho caso de semejantes ofensas. Mas basta de broma, que aun las bien dadas empalagan si duran mucho. Sin embargo, no la dejaria tan pronto si te tuviera cerca, porque mereces una buena por haber creido que mis elogios eran irnicos. Mira, Domingo, esto es como si me digeras que no crees en mi cario; como si hubieras olvidado las pruebas, pequeas por mi desgracia, pero seguras de la pasion con que siempre te he querido. De otro modo como has podido pensar que tan buen amigo haba de burlarse de ti, te haba de insultar tan vilmente? Si tu te hallabas indigno de los elogios que te hacia, debias creer que el afecto me preocupaba, pero jamas poner en duda m sinceridad. Con los que tu y alguno otro que me quiere bien me prodigais, esto es lo que hago yo; y has de saber que cuando menos los merezco, mas me gustan, porque me prueban mejor hasta donde la amistad puede fascinar la razon de los hombres, alagan mis deseos de ser querido y no ofenden ningunos otros, porque jamas he pensado en ser admirado por nadie.

PAGE 168

CENT"N EPISTOLARIO 164 \ 164 \ 164 \ 164 \ 164 \ Me he estendido mas de lo que debia en asunto tan liviano y lo siento porque ahora tendr que ser mas breve de lo que quisiera en contestar varios puntos de tu carta.—A la muerte de Cean no pude hacer presa en los manuscritos de Jovellanos, porque cierta gente non sancta se ech sobre todo.—No he regaado con Mesa, ni se ha casado, ni yo soy enemigo de los que se casan, ni comprendo como pueden tenerlos los novios; porque los casados y los que han de serlo (porque algunos nacen maridos desde el vientre de su madre) se alegran de que se aumente la cofrada y los bribonazos como tu se alegran tambien, porque siempre gustais de ser sus ciriales. De la suerte de Mesa te tengo hablado en carta que ya habras recibido; tambien te hablaba largamente de mis amores, y como todo sigue en el mismo estado lo doy aqui por inserto y reproducido Perdoname esta fracecilla curial porque yo tampoco escribo mas que pedimentos el amigo C. de quien me dices que est emp... En esto no me le parezco, ni temas tampoco que se le parezca Tatao. Cada da estoy mas seguro de que su alma le pone cubierto de los riesgos que aqu y ah corren tus jovenes compatriotas. Tiene muy buen juicio, conoce y aprecia la dignidad de hombre y hay mucha hidalgua en todos sus afectos para que jamas pueda envilecerse. En cuanto sus estudios no deja de adelantar, pero no seria malo que tu le estimulases que dedicara mas tiempo los libros. Recib las Modas, te mando los Correos, una Elegia, un tomito y el corazon de tu amigo SalustianoLXXVII LXXVII LXXVII LXXVII LXXVIIMadrid 25 de Junio 1830 Cont.da, en Guanab. en 18 de Agto14Queridisimo Domingo mo: hoy te remito los correos de Junio actual y como olvid hacerlo con los de Mayo, van tambien estos hoy rotulados unos y otros mi amigo D. Luis Feyt quien saludo. Al llegar esta debes haber recibido los tres 1.os tomos de una preciosa coleccion de poesas castellanas q.e ha publicado Quintana q.e est aqu empleado y querido p.r el gobierno: te los envi con tanta presteza p.o q.e antes q.e 14.N. de Domingo del Monte.

PAGE 169

DOMINGO DEL MONTE / 165 / 165 / 165 / 165 / 165 nadie, des noticia de ellos en tus periodicos, advirtiendo q.e escepcion de las composiciones del Lic. Dueas y una de S. Juan de la Cruz no he hallado yo otra cosa nueva en esta impresion respecto de la otra del mismo Quintana, si no es la correccion, los juicios notas criticas y la economia: al 4o y ultimo tomo de la coleccion le tengo en mi poder aguardando ocasion de enviartelo, porque como tiene mas de 600 pginas, no me atrevo enviartelo p.r el correo: este ultimo tomo es el mas importante porque es todo nuevo y contiene los poetas del siglo 18o y principios de 19o con un discurso sobre la poesa de esta epoca. Te doy las gracias por el A year in Spain q.e hasta ahora me parece escrito con la imparcialidad q.e es prenda tan rara en los estrangeros q.e hablan de nosotros y de nuestras cosas: lo acabar de leer y te dir mi opinion completa. Tu carta del 24 de Abril q.e he recibido el 20 de Junio, me ha inquietado en estremo: ya yo haba predicho la crisis q.e tu me comunicas. Separate, mi Domingo, separate al menos aparentalo p.r algun tiempo; mira q.e es ya muy delicada tu situacion: deja ya de publicar artculos q.e puedan interpretarse. Te doy la enhorabuena por la ereccion de esa junta de literatura, y desde ahora me comprometo en aceptacion de tu propuesta enviarte todos los artculos q.e pueda, principalmente p.a la revista, cuyo periodo de 4 meses me parece demasiado largo, sea dicho de paso. Tal vez empezar hoy enviandote un articulito sobre una mala empresa de traduccion de W. Scott. Quiero q.e me digas menudamente las seas de la buena traduccion espaola del Ivanhoe y demas novelas de Scott q.e haya bien traducidas p.a comprarlas yo y hacer q.e se reimpriman aqui. Gallego el poeta est en Madrid disfrutando de la caza y mesa de su amigo el Duque de Frias, despues q.e le han quitado la prebenda q.edisfrutaba en Valencia. Entre Salustiano y Tatao han recibido varios numeros de la Moda pero todavia faltan algunos numeros de la coleccion p.a q.e esta est completa. A Dios, carillo, prudencia y sigilo y no olvidarse tanto ni ser tan perezoso p.a escribir tu amigo= Angel He estraado la conducta de en imprimir la oda de Gallego dirigida p.r m t y no l. Para la Revista literaria habanera Coleccion de novelas escogidas de W. Scott traducidas al castellano p.r una sociedad de literatos =Madrid: 1830. Imprenta de D. F. Moreno—

PAGE 170

CENT"N EPISTOLARIO 166 \ 166 \ 166 \ 166 \ 166 \ Hasta ahora no se ha entregado mas q.e el 1er tomo de la Dama del Lago por la cual ha empezado la empresa dando impropiamente el nombre de historica esta obra de Gualterio, cuando es una de las poeticas. Es ciertamente muy laudable el pensamiento de trasladar nuestro idioma las mejores composiciones de este admirable ingenio escocs; pero el exito, si hemos de juzgar por la muestra, no corresponde las esperanzas q.e habian concebido los aficionados al ver el anuncio. En primer lugar la traduccion se hace de otra traduccion francesa de Defaucompet y no es menester decir mas p.a q.e se infiera cuan descoloridos debern estar los cuadros del original: es imposible q.e en una sociedad de literatos falte alguno q.e sepa el ingles, porque pues no hacer la traduccion del original de Scott? El primer tomo entregado se reciente ademas de descuidos notables, efecto sin duda de precipitacion del traductor, pues de otro modo no se veria la palabra desdicira por desdiria en la pag.a 29, y otros defectos de esta clase con algunos mas de construccion y de concordancia y como no se encuentran los galicismos q.e son tan comunes en las obras q.e se publican en esta epoca; hemos dicho q.e las faltas enunciadas nacen de poco cuidado mas bien que de completa ignorancia. Para remediarlo y p.a hacer q.e la obra tenga aceptacion del publico, de lo cual est muy lejos segun informes del librero, esperamos q.e se ponga mas esmero en la ejecucion; pues siguiendo como se ha empezado el resultado de la venta sera, tambien el mismo y cuando los editores se quejen de la poca aficion del publico comprar y leer lo bueno, podr este contestarles con Iriarte, haciendo una corta alteracion en una de sus mejores fabulas. Sepa quien p.a el pblico trabaja Que tal vez la plebe culpa en vano; Pues si desprecia aquel q.e le da paja, Cuando otro le da grano, come grano. Gramatica francesa : por D. Francisco Tramarria, ex-catedratico de frances de los caballeros pages de S. M. Madrid: 1830. Libreria de15 C.1de Carretas. Hace mucho tiempo q.e deseaban los inteligentes una buena gramatica francesa q.e con el escelente diccion.o de Capmani facilitase el estudio de este importantsimo idioma: la presente satisface cumplidamente este deseo por el buen orden y claridad q.e resultan de las divisiones de la obra, por la exactitud ideolgica de todas las definiciones y p.r la multitud de reglillas delicadisimas p.a la traduccion q.e ha aprendido el autor en los muchos aos q.e ha q.e ensea la lengua con la mayor aceptacion en la Corte. 15.El autor de esta carta dej un largo espacio en ella.

PAGE 171

DOMINGO DEL MONTE / 167 / 167 / 167 / 167 / 167 Reglas p.a la pronunciacion inglesa p.r Dn. S. Fbregas=Madrid: 1829. Hasta ahora se habia creido q.e no era posible sujetar reglas la pronunciacion del idioma ingles. El Sr. Fbregas ha demostrado lo contrario, y los examenes q.e sufrieron los alumnos de la catedra de ingles del consulado de Madrid el 24 de Junio, dejaron probada irrevocablemente la utilidad de este tratado q.e es el q.e ha seguido el catedratico de la enseanza de la pronunciacion, prosodia y silabeo de la lengua inglesa. Quiero morir como el sol de los trpicos. Sus rayos no se apagan nunca con palidas gradaciones, ni el rocio del crepusculo tempera sus ultimos resplandores; sino que teme ante al sangriento escudo del guerrero, su disco se sumerge en su inflamada tumba, colora los mares con una luz purpurea y desaparece subitamente... Ya reina la noche en el horizonte— W. Scott. Rokby Cant: 6 St. 1. 6. Otra seal alumbra lo lejos la tierra y la mar desde lo alto de la torre, de Canna, suspendida sobre el abismo como el nido del alcon. Solo al ciervo la agil liebre le es dado trepar la roca en que esta sentado este castillo; aventurada empresa fuera p.a cualquier otro que quisiera contemplar sus ruinas. Cuando alguno se detiene en las arenas plateadas de la orilla oye la antigua tradicion del pacto anciano: hace callar los salvages ladridos de su perro, estiende su pled en las playas del oceano, brinda este asiento al caminante y le cuenta como un Seor trajo hace mucho tiempo una dama forastera esta oscura torre, instigado por los negros zelos encerr en tal crcel tan preciosa cautiva—A las veces, cuando los rayos de la luna se adormian en el regazo de las ondas, la amable forastera, de pechos sobre la almena del torreon lloraba dirigiendo sus miradas los climas del Sur. Pensando quizas en tiempos mas felices, taa su laud y cantaba romances tristsimos en el idioma de su patria. Aun ahora en nuestros dias cuando la claridad del astro de las noches se reflexa en las peas y en algunas aguas, cuando enmudecen las brisas, el habitante de las Hebride se figura oir con un placer mezclado de temor el susurro de un laud y la voz de una cautiva que se lamenta de sus desgracias en un idioma desconocido. W. Scott. El Lord de las Islas.

PAGE 172

CENT"N EPISTOLARIO 168 \ 168 \ 168 \ 168 \ 168 \LXXVIII LXXVIII LXXVIII LXXVIII LXXVIIIMadrid 24 de Julio de 1830. Mi querido Domingo: pensaba escribirte muy largo en este correo, pero ni largo ni corto pudiera hacerlo a no ser por nuestro Salustiano que me hace el favor de poner estas cuatro letras. Estoy con una erupcion cutanea que me tiene en cama abrasado. El adjunto papel es como vers un diario de noticias que pens formar con mas estension, con el objeto de que te sirviese para tus peridicos de la Habana, pero mis quehaceres no me han permitido hacer mas que apuntes; tu podrs formar de cada noticia un artculo si crees que lo merece. Dime si esta idea puede serte de alguna utilidad, para seguir enviandotelo todos los meses, ya que el mal exito de la Revista cuatrimestral hace inutil la continuacion de los anuncios criticos de las obras que se publican. Otra vez que est bueno ser mas largo tu afectisimo Angel 1830 Noticias de Madrid del mes de Julio no publicadas en los periodicos de la Corte. 1 En la corrida de toros del dia lo en q.e estuvo el Rey mat el 5o toro de Gaviria al picador Luna16 tirandole contra la barrera y muri de resultas. 2o Se ha creado una Junta Suprema con el tito de rectif.n de tratados presidida p.r Imas y por Srio. Oliv. 3 Han llegado 20 coches p.a la Compaia espaola de empresas varias q.e los va alquilar al pblico unos p.r 20.000 r.s al ao y otros p.rhoras. Adjunto va el proyecto. 4 Se ha establecido en Sevilla p.r R.1 orden una escuela de tauromaquia p.a ensear la teoria de arte p.r el testo de la obra q.e escribio Pepe Illo: han sido nombrados p.a profesores lo el celebre Romero, 2 Candido y 3 el Sombrerero. 16.La palabra que sigue es ininteligible.

PAGE 173

DOMINGO DEL MONTE / 169 / 169 / 169 / 169 / 169 —Lunes 5— En la corrida de toros de hoy ha sido mal herido Leon 1a espada. —Jueves 8— En la corrida de novillos q.e celebr ayer la nobleza en el RI. sitio de S. Fernando picaron el Duque de Osuna y el de S. Carlos, mat el caballero Carlos Latorre un novillo volapie de una sola estocada y hubo de banderillear el Marques de Salvatierra, pero despues de estar all vestido y corriente tuvo miedo=lo mismo hizo Sant.o (Mrq.) El lunes 5 salio el Inf.e D. Fran.co con su fam.a p.a los baos de Cestona (Vizcaya) Dho. dia 8.—Se susurra q.e se admitir Pinillos la dismision de la Int.a de la Havana: se habla p.a la vacante de D. Ignacio Duran of.1 de la Sria. de hac.da de Indias y de D. Ag.n Rod.z Superint.e q.e ha sido de la factoria de tabacos de la Hayana. Dia 8-Se ha anunciado la traduccion de la historia de las Cruzadas p.r Michaud hecha p.r Garcia Suelto colector de las Comedias escogidas: tendr 12 tomos 16 r.sSe va publicar la traduccion de la celebre obra de mecanica matematica escrita p.a los artesanos p.r el baron Dupin. It. se ha anunciado una coleccion de obras escogidas de Quevedo, 6 r.s cada tomo de los 5 q.e ha de contener: la eleccion de las obras no es la mas acertada. Julio 19—Se esperimenta en Madrid una escases espantosa de agua; las fuentes q.e hay apenas producen 2/3 de la necesaria. It. Un famoso duelista llamado Faillot lleg Madrid huido de Francia p.r varias muertes q.e ha hecho en desafio: tuvo el domingo una quimera en el prado con un madrileo, sobre el uso de una silla y fue apaleado; desafi su adversario como era natural, pero como el hecho fue tan publico el Gobierno ha hecho salir este caballero andante p.a Lisboa. Hoy 20 ha muerto en la miseria D. Luis Munarvis, traductor del Blair, Director q.e fue de la R1 Comp.a de Filipinas y diputado de cortes. La Diligencia de Cadiz ha sido rbada cerca de Cordova y violadas las Sras. q.e conducia: el coche ha entrado en Madrid solo con el conductor. El Rey ha paseado en el Prado vestido de particular y llevando la Reyna la derecha: no llevaba guardia ni sequito alguno: esta inusitada dignacion ha agradado al pueblo. Se dice q.e Pinillos Int.e de la Hav.a, seria nombrado Asistente de Sevilla si este empleo vacase.

PAGE 174

CENT"N EPISTOLARIO 170 \ 170 \ 170 \ 170 \ 170 \ Ha llegado al teatro la donna F. Corry Paltoni. Gallardo ha publicado en Cadiz bajo el nombre del domine Lucas un folleto en 4 contra la Gaceta de Bayona, tit.o Cuatro palmetasos bien plantados .LXXIX LXXIX LXXIX LXXIX LXXIXMadrid 24 de Julio de 1830. Cont.da en 30 S.bre 17. Querido Delmonte: aunque en este correo no me has escrito, ni yo tengo nada interesante que comunicarte, quiero ponerte cuatro renglones en fe de quererte bien y de que te tengo mas en la memoria que mi me tiene cierto amigo.-Al mismo tiempo para que la carta pueda pasar aunque tan descarnada, te remito esas Trovas que Duran acaba de publicar y que mi entender son muy superiores las primeras y estan bien acabadas. Ya prepara otras para cuando salga la Reina de su preado como acostumbran todas al noveno. Tu sabes mi aficion al ladino lenguage y asi no estraars que estimule Duran que se ocupe en estas composiciones, levantando algun rato la mano de otras mas utiles que en compaia de Quintana est dedicado. Ahora que te hablo de Duran, creo que debo decirte que tratandole con mucha afacimiento de algun tiempo esta parte hemos hablado muchas veces de ti, y siempre he tenido el gusto de ver confirmado por su juicio para mi tan respetable el que yo me tenia formado. Me parece que recibiria con gusto por la aficion que tiene ese pais, el ttulo de socio corresponsal de esa seccion de literatura y que seria mas acertado el mandarselo l que cierto amigo quien se lo has ofrecido, que no es Isnardy, y que no vale para ello. A que no aciertas quien es?—Gallardo, recien salido de su ltima prision, ha escrito un folleto titulado: Cuatro palmetazos bien plantados los Redactores de la Gaceta de Bayona por el Domine Lucas. Aunque s que no eres muy deboto del hipercrtico s que tendrias gusto en verle defender contra Lista esta frase: uno que otro y tratar otra cuestion logorfica con mucho acierto y sin igual primor. El impreso es de Cadiz y aqui han venido muy pocos ejemplares. Por eso no me es posible mandarte mas como quisiera y tiene que ir todo el corazon de tu Salustiano Ten la bondad de entregar Andr la otra hoja. 17.N. de Domingo del Monte.

PAGE 175

DOMINGO DEL MONTE / 171 / 171 / 171 / 171 / 171LXXX LXXX LXXX LXXX LXXXSr. D. Domingo Del Monte. Mi querido amigo: me alegrar infinito q.e se haya divertido V. en grande en esa villa, mientras nosotros sus amigos estamos llorando su ausencia: digo q.e se haya divertido;—porq.e como no lo habia de hacer estando al lado de su Rosa peruana &&&.?—Pero dejando esto aparte: cuantas veces en el silencio de la noche ha remontado V. su espritu hasta el tiempo de la conquista; cuando los infelices indios perseguidos p.r Diego de Soto y otros, se refugiaron ah, y fundaron la poblacion mas antigua q.e hoy existe en la Isla? Y descendiendo tiempos mas cercanos, no dejar V. de haber pensado en las memorables fazaas del celebrado montero del camino de Guanabacoa;— en los peregrinos de la ermita del Potos;— en las maravillosas accion.s del hermano Alonso q.e hacia milagros, y cuyo nombre durar, mientras dure la fuente que lo lleva, y que tiene la singular propiedad de fecundar las estriles... Ya me parece que lo veo V. escribiendo una novela sobre semejantes asuntos. Dejmonos de todo eso y vamos sto otro:—le remito V. los tomos 5. 7. y 8. de Gualterio Scott. ¡que linda es la lmina de Marmion !18Tambien el Diario de hoy en el q.e ha salido la ultima escena de Valle, quien se lo manda, y ademas muchas memorias y los plcemes p.r su feliz viage & Reciba V. espresion.s de Policarpo19, quien acabo de ver; y dice q.eir p.r all hacerle una visitita.-Ya se me olvidaba!.. el dia 18. hay junta de Literatura. Reciba V. los deseos de q.e se ponga cuanto antes bueno; q.e es todo lo q.e le puede mandar su amigo, Jose Ant.o Echeverria. Habana y Ag. 14,, de 1830. P. D. Dispense V. tantas enmendaturas, p.r q.e hoy estoy de tal modo q.e no puedo escribir nada sin equivocarme. J. A. E. 18. Marmion clebre poema de Walter Scott publicado en 1808. 19.El poeta cubano Jos Policarpo Valds.

PAGE 176

CENT"N EPISTOLARIO 172 \ 172 \ 172 \ 172 \ 172 \LXXXI LXXXI LXXXI LXXXI LXXXIB. l. m. Al Sr. Ldo. D. Domingo del Monte Su am.o y S. J. A. E. Sr. D. Domingo del Monte. Querido amigo.—Dicen q.e las mugeres al escribir una carta siempre se les olvida lo mas importante:—p.o veo q.e eso no es exacto p.r q.eyo no me tengo p.r muger y me ha sucedido lo mismo.—Es pues el caso; q.e, como ya Vmd. sabe, el dia de su partida Guanabacoa, debiamos ir el Dr. y yo la habitacion de Spenser: fuimos efectivam.te: y result que el papel q.e l queria dr es del mismo gnero q.e la moda ; aunq.e quiere todavia mas ligereza en los artculos: dando l entender q.e queria q.e estos fuesen, ancdotas historietas curiosas.—El Dr. le habl de Vmd. y quedaron convenidos en q.e le daria una carta de introduccion, p.a con V. Pienso hacer el juicio critico del “Lindo D. Diego” de Moreto, pues lo q.e V. me encarg sobre el gracioso en las comedias antiguas, requiere mas tiempo y ahora me ocupo en hacer algunas apuntaciones sacadas de varios libros:—no s si har bien; p.r eso le pido V. su parecer. Dice el Dr. del Valle,— “q.e las funciones ordinarias del digo que y los llantos y malas noches de su retoo romantico le entredichan la ocasion de ecribirle V. algunos prrafos epistolares que azoren la villa: p.o q.e eso no le impide el desearle V. todos los favores del clima, y cuantos mas V. se sepa proporcionar con sus ingeniaturas .” Espresiones la familia y mande V. su amigo Jos Ant.o Echeverria. Habana:—casa del Dr. del Valle;—16 de Agosto de 1830. Despues de escrita esta carta, pas p.r su habitacion p.a entregrsela su hermano, y q.e ste me hiciera el favor de drsela Vmd. cuando fuese la villa : p.o como me dijo q.e hasta hoy no iba; no quise entregrsela. p.r si ocurria alguna cosa que comunicarle.—Vamos lo que ha ocurrido

PAGE 177

DOMINGO DEL MONTE / 173 / 173 / 173 / 173 / 173 Apenas habia sellado sta, cuando entr el dependiente de Espnser: el objeto de su venida era saber si ya Valle habia hablado con V. sobre el proyecto del papel pblico:—ste le contest, q.e V. como estaba algo enfermo se habia ido p.a sa, p.o q.e se le acaba de escribir sobre la materia.—Esto es lo nico q.e ha ocurrido Valle est con mucha fluccion, su esposa y su nia, lo mismo:—todos estos dias me he quedado acompaandolos la mesa, y probablem.teesta noche como estn solos me quedar con ellos.—Reciba V. nuevas espresiones de l. Hgame el favor de decirle su herm.o donde tiene V. el 5. tomo de Muriel, p.a q.e me lo d,—y tambien hgame el de contestarme stas. Y con sto queda de V. su am.o y S. S. Jos A. Echeverria. Habana y Ag. 21. de 1830.LXXXII LXXXII LXXXII LXXXII LXXXIIS.r D.n Domingo Delmonte. H.aMadrid i Agosto 25. de 1830. Contestada en 30 S.bre20Queridsimo Dom.o: p.r q.e me tienes tan olvidado?, no seas ingrato con q.n tanto te quiere. No te puedo escrivir tan largo como quiciera p.r q.e esta es la duodecima carta q.e escrivo hoi, p.r lo q.e ya estoi aburrido, i ni se lo q.e pongo. Deseo recivir cartas tuyas p.a saver el estado de tus amores, p.r q.elas ultimas noticias q.e me distes eran mui alarmantes.= ¡cuanto deceo verte casado! En esta ocupa la general atencion los asuntos de Francia, los periodicos te instruiran de ellos. Nuestro Fiscal de Acienda Man.l Figueras ha enbiudado estos dias. Los Correos te pondran al corrite de lo q.e pasa en Madrid.=La comp.a de Opera puede competir con la de Paris. 20.N. de Domingo del Monte.

PAGE 178

CENT"N EPISTOLARIO 174 \ 174 \ 174 \ 174 \ 174 \ Te remito los Palmetazos q.e le ha dado Gallardo Lista, l q.e se los ha aguantado como estudiante de Mayores me alegro p.s aunq.e respeto Lista como sabio lo aborresco como hombre.=Tambien te mando la Proclama de la Soltera q.e dista mucho en mi ninguna opinion de la del Soltero Dile Quintanilla q.e no me olvide i tu dandole espresiones todos dispon como gustes del singular cario de tu mejor amigo=A. 21P. D. p.r un cajon de libros q.e mand Bruzon el mes pasado, te mand el ultimo tomo de las Poesias de Quintana q.e te mandba Angelito=Pep Zans ha Embiudado.LXXXIII LXXXIII LXXXIII LXXXIII LXXXIIIMad.d 25 Ag.to 1830 Cont. en 30 Sbre 22Queridisimo Dom.o mio: cuando sali de aqu el correo ant.r p.a la Havana estaba yo enfermo y no pude escribirte tan estensamente como pensaba p.a departir contigo muchas cosas q.e p.a ello tenia guardadas. Ha entibiado algo este deseo el no haber recibido carta tuya en este mes, pero sin embargo quiero abrumarte con generosidad y as poco nada se me quedar en el cuerpo, aunque salga esta, mas larga q.e la bula de la cena. Te remito este mes como el pasado mi diario de noticias q.e se me ha puesto en la cabeza te ha de ser de mucha utilidad p.e el enjambre de peridicos en q.e pones mano. Contestame si es asi p.a seguir enviandolo. Mi plan es no ponerte nada de lo q.e se publica en la Gaceta o en el Correo y mi intencion q.e de muchos de los parrafos q.e contiene el diario puedas hacer artculos largos q.e yo no hago porque no quiero aumentar el vulto de mi carta y principalmente porque no tengo tiempo; pues asi como te lo envio, me cuesta andar todo el mes indagando y haciendo apuntaciones. 21.Don Anastasio de Orozco y Arango. 22.N. de Domingo del Monte.

PAGE 179

DOMINGO DEL MONTE / 175 / 175 / 175 / 175 / 175 Por la tuya de 25 de Abril veo q.e has recibido las frioleras literarias q.e te envi, as como tambien la impresion q.e ha hecho de la Oda de Gallego, en lo cual pienso q.e no anduvo muy acertado, pues t y no l la envi yo. Veo tambien y me conduelo de los obstaculos q.e halla la catedra de Humanidades y la revista cuatrimestral: consuelate con q.eaqu gozamos todavia menos ensanche q.e en esa. Ya yo habia aceptado la invitacion de mi querido p.a colaborar en la Revista y en prueba remit p.a ella algunos articulos. Desde aqu te exhorto, mi Domingo, no desmayar en tu penoso empeo de cimentar la felicidad de tus compatriotas con la segura basa de la instruccion: si se presentan inconvenientes, amoldate y continua despues de removidos, q.e la santa empresa de contribuir al bien de su patria merece y ha menester mas q.e medianos esfuerzos. Aplicate lo q.e ha dicho Lafontaine con su lenguage sencillo y candoroso: La caa q.e se doblega, dura mas q.e la encina q.e resiste Tal vez llegarn cesar los huracanes y entonces no habr peligro en ser encina. Temo mucho por t y p.r Mat. Contentate con mas privanza y menos publicidad. Por tu deseada del 25 de Mayo veo q.e estabas en Matanzas al escribirla; pero supongo q.e volvers la Havana y por eso dirigir all la presente. El poeta Blas Oses si corresponde las muestras q.e de l he visto en la Aurora, es digno de compararse con el Mtro. Leon, quien iguala en aquella venerable y sencilla sensibilidad: deseo mucho, ver algo mas de tan eminente escritor. Vuelves hablarme de Mat. and her husband y vuelven crecer mis temores. Prudencia, Domingo, p.a q.e no emponzoen los remordim.tostoda tu vida, tan llena p.r otra parte de buenas acciones. Perdona q.eesta y tantas veces mas, me haya metido predicarte: la buena intencion de mi amistad me se figura q.e me da derecho p.a ello. Es ya tarde y no tengo tiempo p.a mas: en otra ocasion te hablar de mi situacion q.e ha vuelto ser tan precaria y ahogada como antes. Sre. es tu tierno amigo= A 23Tatao te escribe y Salustiano no s si te escribir, porque no lo he visto hoy, pero esta bueno. Pepe Sans ha enviudado y le han quedado dos hijos de su matrimonio-Los demas amigos sin novedad. Te remito adjuntos los correos q.e tambien te remit el mes pasado con sobre puesto de mano del licenciado. 23.Don ngel Iznardi.

PAGE 180

CENT"N EPISTOLARIO 176 \ 176 \ 176 \ 176 \ 176 \ — Agosto de 1830 — Noticias de Madrid p.a enviar la Havana— Dom.o Del Monte. Dia 2= Se dice p.r la p.ta del sol q.e han sido nombrados los clebres abogados Cambronero, Argumosa, Recio y Fleis p.a formar un cdigo civil y revisar el criminal q.e el Gobierno haba pasado al Consejo Rl de Castilla. Aaden q.e se les da un trmino fijo p.a concluir su trabajo, dandoles p.r remuneracion de lo q.e dejen de ganar en su bufete 60.000 r.s cada uno. Madrid ha sido testigo en el dia de ayer de uno de los hechos mas horrorosos q.e puede ver un pueblo. En la c.e de la Flor cerca de la de S. Bernardo ancha se not un olor pestfero q.e se aumentaba al acercarse un envoltorio hecho con un pedazo de alfombra tapiz: alarmados los vecinos hubo uno q.e avis al Sr. Cavia alcalde del cuartel y reconociendo el vulto se vi q.e contenia los restos de una persona humana hechos pedazos, q.e p.r haber sido adobados con cal y otros ingredientes se conocia q.e lo eran, mas no el sexo ni otra alguna circunstancia fisica del desgraciado q.e haba sido vctima de aquella crueldad. Se ha encargado de la causa el Sr. Herrero Prieto, porque hay sospechas de q.e el cadaver es de una muger q.e empeaba prendas y vivia en la C.e de S.ta Isabel, la cual desapareci de su casa sin dejar mas rastro q.e la criada cosida pualadas. El pedazo de tapiz se ha probado q.e habia pertenecido la casa de la C.e S.ta Isabel. Ha sido nombrado p.a la Plaza de Teniente correg.r de esta Il. villa vacante p.r destitucion y destierro del Sr. Prado q.e la desempeaba, el Sr. Escalera, Juez de Cadiz. Se est imprimiendo en la oficina de Aguado una coleccion de escelentes poesias elegiacas compuestas la reciente muerte de la Sra. Duq.a de Frias p.r Quintana, Gallego, Arriaza, Cambronero, Vega y el Duque su marido. Se ha subido el pan hasta el precio de 12 cuartos, escesivo p.a Madrid. Se ha formado de Real orden un conservatorio de msica, y se ha nombrado Piermarini el tenor, Director del establecimiento con 30.000 r.s A Albeniz famoso pianista espaol, Profesor de piano con 16.000. El objeto es educar en el arte de la musica 12 nias y 12 nios de la Inclusa p.a surtir los teatros del reino de gnero nacional sin dar el dinero los cantores en ini Va creciendo de un modo muy alarmante la escases de agua de Madrid: puede decirse q.e los aguadores conducen las casas una 3. parte menos del agua necesaria y esto produce mucha ansiedad. En los barrios

PAGE 181

DOMINGO DEL MONTE / 177 / 177 / 177 / 177 / 177 bajos salen con un cacharro la fuente y p.a q.e les toque vez tienen q.eaguardar veces 24 horas. Se ha representado en Sevilla una comedia nueva de Breton de los Herreros titulada: Achaques los vicios No la he leido ni tengo noticia de su mrito. Dia 5=Ha muerto la marq.a de Astorga cond.a viuda de Altamira: ha estado tres das espuesta al pblico y se la ha enterrado con toda la pompa correspond.e su clase de Grandeza de Espaa. Se ha publicado un folleto titulado Proclanta de una soltera los q.easpiren su mano en respuesta y vindicacion de otro q.e se public antes con el mismo ttulo p.r un solteron. La respuesta como la q.e dio causa ella estan escritas en octavas, pero el solteron es poeta muy superior la poetisa soltera. En Andalucia hay una partida de ladrones mandada p.r un tal Pepe Mara q.e no deja Diligencia vida. Ya ha robado tres y en una ocasion fueron violadas todas las mugeres q.e iban en el carruage: operacion q.ehan repetido despues con una inglesa que venia a Madrid. El Gobierno ha tomado las medidas mas severas contra este desorden, pero de todo se burla este malvado q.e en una ocasion hizo prisioneros 14 soldados y un sargento q.e formaban una avanzada de la tropa q.e est en su persecucion. Se dice q.e nobles y lechuguinos tratan de hacer otra corrida de toros como la pasada. En la Granja ha hecho este ao un calor insoportable cuando todos los aos escogen los Reyes aquel sitio como el mas fresco p.a pasar la canicula. Ha llegado el calor 30 de Reaumour. La Reyna sigue bien en su embarazo y el Rey mejor de su relajacion del pie. Ha sido robada completamente la casa de D. N. Jaramillo Reg.r de Madrid q.e vive en la Plaz.a de Matute. Todos habian salido de casa hasta los criados. Se habla de grandes acontecim.tos polticos en Francia: destronam.tode Carlos X y Gobierno provisional. Dia 8=Habiendo cumplido los siete aos el infante Don Enrique, hijo del infante D. Fran.co de Paula, hizo aquel al Rey una esposicion p.aq.e se sirviese mandar se le empezase entregar la asignacion q.e S. M. le haba sealado p.r su dignidad de infante. El Rey pas al Consejo R.1esta esposicion q.e se vio en Consejo pleno el da 6. Todos los Ministros de la audiencia de Cceres (Estremadura) han sido depuestos y castigados p.r haberseles descubierto algunas prevaricaciones y mal uso de sus delicados empleos. S. Juan el Cap.ngral. de Estremad.a les ha seguido la bareta hasta la conclusion. Se dice q.e del mismo modo se est averiguando la vida los de la Chancill.ade Granada y se seguir con los demas del Reyno. Buen ejemplo p.a

PAGE 182

CENT"N EPISTOLARIO 178 \ 178 \ 178 \ 178 \ 178 \ los magistrados y empleados q.e se descuiden en el cumplimien.to de su deber. Los cazadores provinciales de la Guardia Real haban sido relevados en estos das por los Granaderos provinc.s y en camino los primeros p.asus hogares, se les ha hecho volver inmediatamente y continuar sobre las armas en sus cuerpos. Los ociosos dicen q.e esta medida la causan los acontecim.tos de Francia. Da 12=Pormenores de la memorable revolucion de Francia, pero se omiten porque la Havana habrn llegado los periodicos franceses y tal vez se tendr de ellos noticias mas exactas q.e en Madrid. El Gobierno espaol se ha propuesto seguir una conducta moderada y solo observadora respecto de Francia: prueba de ello es el nombramiento hecho recientem.te de D. Marcelino de la Torre, sugeto muy racional p.a Superintend.e gral. de policia. Se han agregado cinco personas al Consejo de Ministros p.a q.e los auxilien con sus luces en las delicadas discusiones de los asuntos de Francia. Estos sugetos son: el Sr. Cardenal Inguanzo, arzobispo de Toledo, el General Castaos, el General Venegas y los Consejeros de Castilla Puig y Marin. Siguen cometiendo mil horrores en Andalucia los ladrones capitaneados p.r Pepito Maria. Han bajado considerablemente en Madrid los vales R.s y demas papel y en Francia han bajado mucho tambien los fondos de Espaa. Se dice q.e est en S. Sebastian M.r Villle, Presidente q.e fue del Consejo antepasado de Ministros en Francia: si es cierto vendr gozar de los beneficios de un refugiado. Ha muerto el favorito Mers, ayuda de cmara de S. M. de un accidente apopltico. El regim.to de Savoya q.e est de guarnicion en Madrid, se dice q.e ha recibido orden de pasar Jaca (Aragon.) Dia 23=Han sido presos ayer por la policia auxiliada de un copioso nmero de volunt.s realistas, 30 personas en un meson publico q.e est fuera de la Puerta de Alcal; sin duda la autoridad temi algo del objeto de esta reunion, pero segun se dice generalmente en Madrid, eran unos aficionados toros q.e se habian juntado p.a merendar una porcion de hocicos, patas y demas despojos de los toros de la ult.a funcion en celebridad de los dias de Roque Miranda uno de los los matadores. Los presos siguen unos en la carcel de Corte y otros en la de villa, todos en encierro, entre ellos hay personas decentes y otros de conocido realismo. El sabado 21 esperaban los filarmnicos q.e tocasen las bandas de msica de la Guardia R1 segun han hecho en los demas aos la puerta del Inspector de milicianos provinciales, conde de S. Roman, en celebridad de sus dias de S. Joaquin q.e eran el domingo sig.te Pero fueron

PAGE 183

DOMINGO DEL MONTE / 179 / 179 / 179 / 179 / 179 chasqueados los aficionados pues parece q.e se mand q.e no hubiese msica p.a evitar la gran reunion de gente q.e se suele juntar con este motivo. Dia 25=Para dar tratamiento de Escelencia los adjuntos al ministerio q.e no lo tenian, se han conferido los honores de Consejero de Estado al Sr Puig, y la gran cruz de Isabel la Catolica al Sr. Marin.LXXXIV LXXXIV LXXXIV LXXXIV LXXXIVSr. D, Domingo del Monte. Muy querido am.o: Despues de preguntar V. p.r el estado de su salud, y la de toda la familia;-pasar poner en su noticia las q.e p.rahora ocurren. Despues de haber leido el Marmion y Rokeby, pas la morada del Sr. D. Gonzalo Alfonso, p.a entregrselos, y recibir las novelas q.e V. me habia indicado:—me dijeron en ella las mismas muchachas q.e la vez anterior, q.e estaba en Matanzas, y q.e su esposa permanecia en Puentes-Grandes, la q. se lo participarian en viniendo:—pregunt cuando vendria y me contestaron q.e no sabian—Esta es la razon p.r la q. no le envio V. las obras encargadas. No se si V. habr sabido q. el menestril -Dionisio J. de Mendoza, antagonista del Trobador Cubano, 24 ha anunciado la segunda parte de sus poesias lricas: las cuales sern epstolas dirigidas los mejores poetas de esta ciudad y las contestaciones de stos. El menestril pues, ha dirigido su epstola Valle; —y ste me encarga se la dirija V; p.aq.e juzgue de lo demas de la obra, q.e como dice el refran— “por el hilo se saca el ovillo”—Por cierto q.e debe ser muy aseado, y tenia las manos muy limpias al escribir la epstola el tal poeta.... Igualm.te le remito en nombre de Valle, la carta que Spencer le ha mandado, esponiendo en ella el objeto del papel q.e trata de publicar. No contento Spencer con sta carta, fue l mismo casa de Valle, con quien estuvo hablando sobre el proyectado papel, y le dijo q.e deseaba infinito, q.e V. viniera cuanto antes p.a ver si se convenian. Aqui se ha anunciado un nuevo peridico, con el ttulo del “Correo” y cuyos redactores, dicen son D. Jos Joaquin Garca, y dos hijos de Ferrer. 24.Don Francisco Jos Poveda y Armenteros, poeta improvisador de nuestros campos, nacido en la Habana en 1796 y fallecido en Sagua la Grande.

PAGE 184

CENT"N EPISTOLARIO 180 \ 180 \ 180 \ 180 \ 180 \ Que se emple el q.e es discreto en hacer un buen soneto bien puede ser: mas q.e un menguado no sea el que en hacer dos se emplea no puede ser. El Ldo. Valdes ha hecho un sainete provincial con el ttulo del “Correnton burlado”—que se representar el dia del beneficio de la Mona. La composicion de V. Al dia del cumpleao de la “Rosa Peruana”, 25no se imprimi en el Diario, sino en la Moda, dos dias antes del en q.edebia salir. Me han dicho q.e la otra noche vieron la Rosa en un concierto al q. asisti tambien D. Pedro Sirgado Recibe espresiones de Valle, Sirgado y Policarpo:—y el corazon de su am.o, q. desea darle un abrazo, Jos Ant.o Echeverria. Habana: Setiembre 4,, de 1830,,—LXXXV LXXXV LXXXV LXXXV LXXXVA Domingo del Monte Havana Madrid 23 de Set.e 1830— Mi querido Domingo: el 4. tomo de Quintana debe estar ya en tu poder: fue en uno de los buquecorreos dentro de un cajon de libros q.edespach Bruzon p.a la Havana. En tu apreciadisima carta del 26 de Julio he visto tu situacion en esa que me ha complacido en estremo; porque decir q.e nosotros tenemos una moderada mediana es decir q.e somos completamente felices, sin indigencia y sin ambicion, estremos igualmente temibles, y desasosegados. 25. A la Rosa Peruana. En sus das .— Dr. F. de P. S. I [Domingo del Monte] ( La Moda o Recreo Semanal del Bello Sexo Habana, 1830, t. II p. 241,) Poesa.

PAGE 185

DOMINGO DEL MONTE / 181 / 181 / 181 / 181 / 181 Antes que se me olvide. He recibido la carta de Calleja y con ella las Modas y el A year in Spain que me ha parecido escrito con inteligencia y con imparcialidad, cualidades harto raras en los estrangeros q.e hablan de nuestras cosas: aun no lo he leido tan completamente como quiero, porque que-haceres de diversas especies y no todos agradables me han ocupado de un ao esta parte: agregare el maldito griego q.e me ha roto la cabeza con poco provecho hasta ahora. No s q.e te habr parecido mi ocurrencia de enviarte un diario de noticias del mes; q.e suspendo hasta q.e me digas si te es de alguna utilidad. Siento la poca puntualidad con q.e recibo las Modas, Diarios y demas papeles de esa q.e me interesan mucho y no solo m sino otros muchos de esta metrpoli : prueba de ello es los muchos artculos que vers copiados en el correo. A proposito de Correo me dices q.e no los recibes, cuando yo hace muchos meses q.e te los remito, rotulados Feyt al otro Oficial de Correos q.e le dijiste Salustiano q.e se llama... no me acuerdo; pero uno y otro puedes reconvenirlos y aun Feyt tirarle de las orejas q.e p.a ello te autoriza mi antigua amistad con l. Quedo enterado de lo q.e me dices acerca de la tragedia de Gil quien lo dir cuando lo vea; pues ahora que se ha casado con una muchacha bonita, no hay quien le eche la vista encima: l pasar y el tiempo lo restituir sus amigos. Siento la muerte del puntero26 y por ella te doy el mas cumplido pesame, si bien te quedan p.a consolarte otros hijos del entendimiento q.e viven y crecen, cuando este no era mas q.e ahijado. Siento el malogramiento de la Comision de literatura p.a la cual te habia ya enviado algunos articulos en una de mis anteriores y te hubiera enviado otros en correspond.a de la invitacion q.e p.a ello me hiciste tu. Se ha publicado la Corona fnebre la muerte de la Duquesa de Frias; si puedo te la enviar: en ella han cantado los primeros vates de nuestra Iberia tales como Gallego, Quintana, M.z de la Rosa, Saavedra, Tapia, Lista y otros q.e tu no conoces. Te remito los correos con sobre Feyt. Tatao y Salustiano buenos: este ha recibido la carta de nuestro querido Andr, pero no el testimonio q.e en ella menciona y q.e es necesario p.a entablar el recurso contra el bribon q.e lo molesta en esa. Sre. tu afmo. Angel 26. El Puntero Literario

PAGE 186

CENT"N EPISTOLARIO 182 \ 182 \ 182 \ 182 \ 182 \LXXXVI LXXXVI LXXXVI LXXXVI LXXXVIA D.n Luis Feit Oficial de Correos, p.a entregar al Lic.do D.n Domingo Del Monte Habana. S.r D.n Domingo del Monte. New-York 10 de Ocbre 1830. Mi estimado amigo: cuando la delicadeza de Vmd quiso que yo le digese si mi hermano habia recibido del suyo las cantidades que tengo pagadas para los encargos de Vms, le ofreci averiguarlo y comunicarselo. Sepa Vmd pues que con fecha de 17 del pasado me dice mi referido hermano, que solo habia recibido cinco pesos el dia 13 de Enero, y veinte y cuatro pesos tres r-s el 8 de Mayo, y por consiguiente estan pendientes todas las suscripciones de Paris, y los dos lt-o num-s de la revista de Philadelphia, sin contar con los portes de correo que no cobro todavia. Despues de la asombrosa revolucion de Francia, no se cesa de hablar de otras; pero la nica de que no hay duda, es la que estall en Bruselas, imitacion y caricatura de la de Paris. Conservese Vmd para ver cosas nuevas, y la constante amistad de, Thomas Gener.LXXXVII LXXXVII LXXXVII LXXXVII LXXXVIICuernavaca Oct.e 23 de 1830. Amadisimo amigo: por una carta de mi madre de mayo he tenido el gusto de saber que ests bueno. por que no me escribes? Que gobierno puede ofenderse de la comunicacion de dos hombres que solo se ocupan de los afectos inocentes de su corazon? A fin de abril principio de Mayo debo estar en Nueva York para hacer una edicion completa de mis poesias que sacar tres cuatro tomos con las tragedias. Quiero que salga con la belleza tipogrfica de que sea capaz, y de poco dinero podr disponer, porque ya tu sabes que los

PAGE 187

DOMINGO DEL MONTE / 183 / 183 / 183 / 183 / 183 entusiastas no enriquecemos jamas, y tengo que proveer durante mi ausencia la mantencion de mi familia aqu. Por lo mismo, espero que si crees que esta empresa puede servir la gloria literaria de Cuba, promuesvas una suscricion entre los amigos, en concepto de que todos los ejemplares que se destinen esa, iran espurgados de lo que pudiera impedir su circulacion, y que los suscritores, segun la situacion, podran tomar de los completos de los reformados. Suscribiendose algunos por diez ejemplares mas, no me parece difcil que se reunan siquiera 300 p.s Los suscritores recibiran un nmero de ejemplares proporcionado la cantidad que sea, y no debe bajar de cuatro pesos, que es lo menos que valdr cada ejemplar en pasta fina. Haz elto con empeo, y pon el dinero que reunas en manos de Gener, quien lo tendr en depsito hasta mi llegada, lo devolver en el inesperado caso de frustrarse el proyecto. Adios, Domingo: di mi madre que estoy bueno, y hace cuatro cinco das la escrib: mil carios mis hermanas, y tu recibe el afecto de tu amigo Jos M.a 27LXXXVIII LXXXVIII LXXXVIII LXXXVIII LXXXVIIIA D. Domingo Delmonte. Habana. Madrid 26 de Octubre de 1830. Queridisimo Domingo: en el correo pasado no te escrib por falta de tiempo. Me propona tomarmelo en este de antemano, pero han sido tantas mis ocupaciones que no me lo han permitido. Si no fuera por el temor de disgustarte con una carta muy breve no sentira que lo fuera esta, porque mas vale no decir nada que decir sandeces, Yo te ofrezco madurar mis pobres ideas y entonces escribirte muchos pliegos: preparate recibir grandes cartapacios y oir tu amigo sobre todos los puntos que tiene algo estudiados. Empieza tu comunicarme tus adelantos, dime tu juicio sobre el Codigo de Comercio que ya habreis 27. Jos Mara Heredia.

PAGE 188

CENT"N EPISTOLARIO 184 \ 184 \ 184 \ 184 \ 184 \ examinado al recibo de esta Cintra, Andr y tu; yo tambien te remitir mis observaciones sobre esta obra, fruto aparente de una Junta en la que haba algunos hombres estimables, y mezcla verdadera del trabajo de estos y de la petulancia de Andino. El proyecto de los demas codigos descansa por ahora en paz, de lo cual me huelgo mucho. Me parece muy bueno y muy facil el de hacer una edicion de la Curia, reformada; pero tampoco es este el tiempo oportuno. Por lo que me dices de tus amores marchan felizmente como los mios. Una sola diferencia encuentro, y es que la mia a pesar de ser celosisima, no halla siquiera apariencias que me condenen y tu haces rabiar tu hermosa Matilde. No me seas malo, Domingo, que nos quieren mucho y es poco generoso el mortificar su amor propio. Del casamiento de Tatao, del parto de su muger y demas, el te dar cumplida razon. De otras muchas cosas te la dar tambien tu amigo Salustiano Espresiones de Mesa, que ha venido unos dias ver su morena. Para que esta carta no vaya tan pobre te remito esas dos copias que te anunci el correo anterior y esa novelilla que traduje una noche por complacer a mi pichona.LXXXIX LXXXIX LXXXIX LXXXIX LXXXIXPara D. Dom.o del Monte Havana. Madrid 26 de Nov.e 1830— Mi querido Domingo. Sin carta tuya hace dos meses que quieres q.e te diga? Solo q.e con ocasion del parto de la Reyna se han compuesto versos malos muchos y muy pocos buenos. Que ha llegado la Corte procedente de Cadiz, aunque creo q.e no ha nacido all, un nuevo vate q.e trae unas alforjas llenas de piezas p.a el teatro, comedias, loas y tragedias, amen de la riquisima vena de su imaginacion p.a improvisar Odas, sonetos, romances y demas cosas de las q.e se cantan la lira. De este poeta q.e se llama Pizarro es la tragedia Gonzalo de

PAGE 189

DOMINGO DEL MONTE / 185 / 185 / 185 / 185 / 185 Crdova de q.e se habla en algunos de los nmeros del Correo q.e te remito adjuntos. La tal tragedia no tiene de ello mas q.e el nombre; el plan no interesa en ningun momento y los personages dicen ellos mismos q.e son lo q.e el autor conoce q.e debian ser p.a q.e la tragedia fuese tragedia; pero son lo q.e dicen, en el progreso de la pieza? No, ciertamente. El Ayuntamiento de Madrid se ha esmerado en celebrar el alumbramiento y en efto aseguran q.e ha gastado seis millones de r.s Y los efectistas de villa, q.e son los acreedores del ayuntamiento, sin cobrar sus rentas. He visto los dos 1.os tomos de las obras de Moratin q.e se imprimen de Rl orden en la imprenta de Aguado. Contienen estos dos tomos un discurso historico sobre el teatro espaol con sus notas; y el 2. varias comedias raras citadas en el discurso: esta impresion quedar bien cuando se acabe; pero segun va, no la vern los nacidos: cerca de tres aos llevan p.a estos 2 tomos y ha de tener seis—Quintana q.e est en Madrid con 18.000 r.s, de sueldo p.r el Gobierno ha dado otro tomo de espaoles clebres q.e ya habrs visto anunciado en la Gaceta. Hemos vuelto Tatao y yo seguir la lectura de la obra de Hermosilla empezando p.r el 2. tomo, pues el ao pasado concluimos el 1. Mejor preparado nuestro amigo con los conocimientos del latin q.e ha adquirido bajo la direccion de Mata y Araujo, repasa y se afirma en la parte gramatical, al mismo tiempo q.e leemos la retorica. Sigue feliz con su esposa y su precioso nio q.e se llama Juan. Salustiano me encarga memorias p.a t y yo te repito el afecto con q.rte quiere tu mejor am.o= Angel No te descuides tanto en escribirme. Orozco te recomienda p.r carta q.e te presentar el recomend.o un tal Santivaya. Yo se lo recomend l.

PAGE 190

CENT"N EPISTOLARIO 186 \ 186 \ 186 \ 186 \ 186 \1831 X X X X X C C C C CA D. Domingo Delmonte. Madrid 22 de Febrero de 1831. Mi querido Delmonte: aunque no he tenido carta tuya en este correo, pensaba haberte escrito largamente; pero el tiempo que habia de emplear en esto lo destino a dar un paso en la causa de Angel que puede serle favorable. Me parece que por este motivo te ser poco sensible mi laconismo. Van adjuntos el oficio de Duran al Secretario de esa Sociedad y una carta para ti. Yo creo que debiais remitirle asi como Quintana un ejemplar del reglamento de ella. Me gozo en tu bien como en el mio propio, y aunque no te escriba menudo cree que pocos te quieren en el mundo como tu amigo Salustiano No me gusta que se enfrien tus amores con Matilde: mas constante soy yo.X X X X X CI CI CI CI CIMadrid 22 Febro. 1831. Queridisimo Domingo mio. Tu carta del 17 y 20 Dic.e q.e he recibido en esta carcel de corte, me ha servido de mucho consuelo. La plausible noticia de q.e en el dia puedes ya llamarte hombre acomodado en toda la estension de la palabra, es una de las mejores q.e podias darme: yo s q.elos q.e te han elegido p.a secret.o de la seccion de educacion no se arrepentirn nunca. No s si te han dicho los amigos q.e la causa de mi prision ha sido la interpretacion de unas cartas dirigidas Francia en q.e se hablaba de

PAGE 191

DOMINGO DEL MONTE / 187 / 187 / 187 / 187 / 187 cosas polticas: aunque de la causa q.e me ha formado la policia resulta mi inculpabilidad, maana se cumplir el segundo mes de mi prision. Despus de 33 dias de incomunicacion en un encierro sin ver mas persona viviente q.e el feroz demandadero de la carcel q.e me entraba la comida, pude apretar contra el corazon mis amigos y una joven querida q.e humedeci mi pecho con sus lagrimas. ¡Que escena, Domingo mio, que escena! Ni yo puedo pintartela, ni tu sensibilidad puede dejar de figurarsela. Yo no llor, pero jamas, nunca he sentido hacerseme pedazos el corazon hasta entonces. Dios te libre siempre de tal desolacion. Mientras he estado incomunicado he hallado todo mi consuelo en los libros, repitiendo siempre el dicho de Ciceron It de studia.... adversis solatima probert &a, y despues q.e he podido ver los mios he tenido en mi desgracia el mayor alivio q.e he esperimentado en ella y por el cual ha habido momentos en q.e he alabado mi persecucion. Mis amigos, Domingo, mis conocidos y aun otras personas q.e hasta ahora no me habian honrado con su amistad, se han esmerado tanto en visitarme y en favorecerme q.e no es posible agradecerlo todo con solo un corazon, aunque est tan dispuesto ello como lo est el mio. Salust.o sobre todos q.e ha hecho cosas que, te lo confieso, han escedido mis esperanzas; porque yo no poda acertar desear los medios q.e le sugera en mi favor su inteligencia y sagacidad, la generosidad con q.e se prest todos los gastos q.e hacia p.a l necesarios mi habitual pobreza, y sobre todo el valor con q.e despreci los riesgos q.e en aquellos primeros das de mi desgracia pudo atraer sobre su inocencia la cariosa actividad con q.e se desviva p.r poner en claro la de su pobre amigo preso. Todos estos desusados servicios son una deuda q.e dificilmente podr pagar nunca: tengo solo el consuelo, el placer de comunicartelo t y mis demas amigos p.a q.e reciba de vosotros y de todos los hombres de bien, el aprecio q.ep.r su conducta merece. Despues de Sal., Tatao ha sido el q.e mas se ha distinguido entre los amigos p.r su interes en mi favor: este joven ha correspondido tiernamente al cario q.e puse en l al poquisimo tiempo de conocerlo: harto siento q.e mi amistad no le haya podido ser mas util p.a su instrucc.n pero creo q.e el conoce q.e he hecho cuanto estaba en mi mano; y q.e si l no ha aprendido de un todo lo poco q.e yo pudiera ensearle, ha sido por circunstancias q.e no ha estado mi alcance alejar. Tambien quiero tener el gusto de comunicarte q.e dos paisanos tuyos, Bruzon y M. Puig facilitaron 500 r.s durante mi incomunicacion p.a aliviar mi situacion.=Ahora temo, no obstante mi probada inculpabilidad, q.e me destierren, y en este caso haran estos vandalos la completa ruina de un hombre q.e en Madrid puede proporcionarse la subsistencia con su trabajo, pero fuera n; porque yo no tengo uno de aquellos oficios q.e se ejercen y han menester en todos los pueblos; y como mi aho-

PAGE 192

CENT"N EPISTOLARIO 188 \ 188 \ 188 \ 188 \ 188 \ guo me priva de vivir en Cadiz, no s donde ir parar. Tatao, su tio Arango y Quintero me dicen q.e la Habana, pero es tan triste andar tantas leguas de mar p.a ir solo buscar la compasion de los hombres! Snembargo, cuando me acuerdo de q.e estas tu all, me siento fuertemente inclinado abrazar este partido; pero por otra parte me grita mi Madre adorada, mis amigos, mi suelo donde nac, mi.... q.e s yo: tantas cosas como me sujetan. No s q.e har y solo s q.e soy desgraciado y sino fuera fatalismo creeria q.e siempre lo ser como lo fue mi Padre. El otro correo te podr hablar con mas datos y con mas tranquilidad de espiritu; porque la incertidumbre q.e estoy padeciendo es mayor mal q.e la misma certeza del mal. En todo caso tu cario y el de los amigos como t, Salust. y Tatao sern el consuelo de tu Angel P. D Va los correos de dos meses=X X X X X CI CI CI CI CI bisA D.n Domingo del Monte Habana Madrid 24 M.zo 1831— Queridisimo Domingo mio. La desgracia q.e de algun tiempo esta parte se ha empeado en dar al traste con mi firmeza, hace q.e sufra actualm.te uno de los mayores pesares q.e podian ofrecerme en la tierra. Salusti.o, nuestro adorado Salust.o est preso privado de comunicacion, sin q.e hasta ahora atinemos con la causa de esta desgracia, si bien dicen q.e es p.r motivos politicos. Sea lo q.e fuese nos consuela entretanto su conducta irreprensible, sus sentimientos virtuosos y su genero de vida notoriamente intachable. Pero yo, mi querido Dom.o, q.e habia recibido de l hace tan poco, servicios verdaderam.te paternales y q.e veo pasarse la unica ocasion tal vez de mi vida en q.e pudiera darle pruebas manifiestas de mi amistad y de mi gratitud, llego tener algunos momentos de

PAGE 193

DOMINGO DEL MONTE / 189 / 189 / 189 / 189 / 189 desesperacion cuando veo encadenado mi agradecimiento y obligado permanecer pasivo un da y otro, cuando (me parece m) q.e mi actitud y este deseo ardentisimo q.e me anima de corresponder su conducta generosa, no habra obstaculo q.e resistiese. ¡Oh que placer si le viera en libertad y q.e, esta libertad la debia mis esfuerzos, al sacrificio de la ma propia si necesario fuese! No podr yo gozar de este bien; y esto me pone de peor humor q.e mis propias desgracias. Con motivo de la prision de Sal. me ha dicho Tatao el encargo q.e te hizo en mi favor. Yo te ruego, si es tiempo todava q.e no molestes al efecto sino los amigos tuyos q.e me conocen m; pues ya q.e mi habitual pobreza enfrene tan cruelmente mi natural orgullo, no quiero al menos q.e se pida limosna p.a m personas desconocidas. De todos modos conozco todo el valor y merito del paso dado p.r Tatao y entre l y Sal. se parte mi corazon como los dos amigos quienes mas he debido en la epoca mas desventurada de mi vida. Quiera el cielo hacer ambos tan dichosos como buenos han sido conmigo. Punto es este q.e me conmueve mas de lo q.e debiera; porque en la carcel no se debe llorar. Para colmo de la desgracia se me marcha Tatao. Pero yo perezco en el ult.o peligro me salvo de todos: si lo primero, nunca me veran abatido; si lo segundo, tal vez te estrechar otra vez contra su corazon este tu desventurado, tu tierno amigo— Angel Por Feyt te mando los correos—X X X X X CII CII CII CII CIISor D Dom.o del Monte Matanzas 1. de Mayo de 1831. Mi apreciable amigo: mi vuelta del campo, donde tube el gusto de ver V. aunque de paso, supe que p.r mediacion de D.n Jaime Badia del comercio y literatura de este pueblo, se habian refundido en una la empresa de la socedad de amigos del pas, y la del Sor. Cubi, p.r donde me di entender, que como negocio de especulacion literaria estaba fuera del compromiso de concurrir ella con el menguado fruto de mis tareas. Y tanto mas, cuanto que en todo caso la recomendacion de estas,

PAGE 194

CENT"N EPISTOLARIO 190 \ 190 \ 190 \ 190 \ 190 \ sino al aprecio, la indulgencia del publico, antes que su merito intrinseco debia fiarse a la buena desinteresada voluntad, con que en obsequio de tan respetable corporacion se emprendieran. Por esto, y por no haber recibido aviso de V. antes de su carta de 26,, del proximo ant.or; que me entregaron ayer tarde, no me habia ocupado en releer el arte de hablar de D.n Jos Hermosilla p.a componer su juicio critico cumpliendo con su encargo de V. y mi promesa. Le esa obra tres a.s h, la cual no me pareci tan buena como la ponderaron entonces los gaceteros de Bayona, ni tan mala como la ha vilipendiado ultimam.te D.n Bartolom Gallardo; estos y aquellos embargaba la rectitud de su critica, y poco medidos en vituperios y alabanzas p.r las parcialidades y bandos, que en todos tiempos han traido revuelta y dividida la republica de las letras. Como quiera el juicio critico de dha. obra no es trabajo de un dia, ni es lo mismo juzgar de los defectos y primores de un libro privadam.te en el secreto de su estudio, que dar al publico su opinion razonada; sobre todo tratandose de un autor vivo, de quien todos sabemos, que es sujeto de suma erudicion y de muchos y mui vastos conocim.tos en letras griegas y latinas y en las de su nacion y otras extrangeras. Asi que me dedicar con tiento y con despacio estender el mio p.a que vea la luz en la revista de esa sociedad de amigos y salga volar en alas de tan buen nombre sin llevar el de su padre, que p.r obscuro y desconocido, cuando no le perjudicara, de ningun provecho habia de serle en los lances de su buena mala fortuna. Saldr pues, y saldr tal, como y cuando mi pobre y endeble discurso, mis ocupaciones y males me lo permitan. En cuanto libros puedo proporcionarme aqui el tal “arte de hablar” p.o quisiera tener la vista la traduccion castellana de la “historia de nuestra literatura p.r Bouterwek” y algo de lo mejor que se haya escrito en pro y en contra del genero romantico. Proveame V. de ambas cosas cuanto antes. Otro trabajo igualm.te util, mucho mas ameno y propio del pais, seria dar conocer entre nosotros, donde hay tantas personas que saben ingles, y tantos jovenes, que le aprenden, los escritores contemporancos mas eminentes de los Estados-Unidos como Cooper, Chaning, Irving &.a Sobre todos este ultimo, que es sin disputa el primero p.r lo tocante al estilo, p.s escribe su idioma con toda la limpieza y elegancia de Adisson: que se agrega el haber ejercitado su ingenio en dos asuntos los mas gloriosos tal vez, y sin tal vez los mas importantes de nuestra historia; el descubrimiento de America, y la conquista de Granada. En ambos se hall mano con todos los materiales prontos y aliados pr. nuestros historiadores y antiquarios sin otro trabajo que el de trazar el plan y colocarlos p.a formar dhas. obras.

PAGE 195

DOMINGO DEL MONTE / 191 / 191 / 191 / 191 / 191 La vida de Colon ha sido juzgada p.r los editores de Edimburgo con toda la maestria que saben hacerlo aquellos sabios insignes, sin embargo, mucho queda todava p.r decir un Espaol en honor de nuestro nombre y de nuestros escritores con especialidad el laborioso Navarrete. En cuanto la conquista de Granada no es la verdad floron, que pueda lucir con ventaja en los blasones literarios de Mr. Irving, p.r que ni est escrita con la severidad, y circunspeccion de la historia, ni con el interes del genero, que ha puesto en moda y en estima la inagotable invencion del autor de Waverley. V. que sabe ingles pudiera dedicarse este trabajo, que nada tiene de espinoso, y acompaar sus observaciones de pasages selectos de los originales vertidos al castellano. Vamos otra cosa. Nadie antes de V. me haba dicho nada del autor del informe consabido, p.o desde que lo le, se me figur obra de D.n Blas Oss, quien solo conozco de reputacion. Era yo muchacho de colegio en el de las Palmas de Canaria, cuando ese caballero andaba alli p.r mano de aya en tiempo que su padre desempeaba con credito de ciencia y probidad la fiscalia de aquella r.l Audiencia. Si sus sentim.tos de justicia se agregaron p.r ventura, cuando estendi dho. informe, recuerdos siempre gratos del pas, que arrull su infancia, ha de complacerme V. en servir de conducto p.r donde lleguen noticias del Sor. Oss mis afectos de gratitud y la sincera aunque inutil oferta de mi buena voluntad. Con la misma queda de V. at.o y affmo. serv.or Q. B. S. M. F.co G. Bethencourt1X X X X X CIII CIII CIII CIII CIIIAl S.or D.n Domingo del Monte J. S. S. S.or D.n Domingo del Monte. [Habana] Mayo 10,, de/1831 Mi muy apreciable amigo: el recuerdo q.e ha hecho de mi la comision de literatura, q.e V. se refiere de un modo tan amistoso en su carta, es demasiado lisonjero p.a q.e pierda la ocasion de insistir en escusar mi falta de asistencia sus sesiones. Yo crea q.e despues de lo q.e sobre ella dije en mi oficio quedarian Vds. plenam.te satisfhos. La carta de V. prueba lo contrario, bien q.e me convence al mismo tpo. de la indul1.Don Francisco Guerra Bethencourt, nacido en Canarias, residi cierto tiempo en Matanzas consagrado a la enseanza y a las letras y falleci en Espaa.

PAGE 196

CENT"N EPISTOLARIO 192 \ 192 \ 192 \ 192 \ 192 \ gencia con q.e Vds. me tratan. La agradezco infinito, pero siento q.eVds. no se penetren de q.e mi falta no ha sido voluntaria, sino efecto del mal estado de mi salud q.e me ha tenido privado hasta ahora del placer de aprovecharme del trato y de las luces de unas personas cuyo mrito aprecio mucho. La nueva prueba de confianza q.e ahora me ha dado, me hara inescusable si no tratase de desvanecer toda duda con respecto mis deseos de asociarme sus trabajos. Pero me impone un deber superior mis fuerzas y a mi posibilidad actual; y yo no correspondera sus distinciones, si no la hiciere esta sincera confesion, q.e espero no atribuir una falsa modestia, y q.e V. calificara mejor si considera q.e no puedo disponer librem.te de todo mi tpo, cuya mayor pte empleo en el estudio de una de las profesiones tiles q.e tengo necesidad de consagrarme. No es mi nimo p.r eso eximirme de la pte de trabajos q.e la comision tenga bien encargarme y p.r los cuales me haga el honor de creerme capaz. Los aceptar con mucho gusto y con el solo sentim.to de no saber llenar sus intenciones. Es verdad q.e no podr constituirme uno de los redactores del peridico, tanto p.r q.e no reuno la capacidad necesaria, cto p.r q.e p.a poderlo desempear cmo era debido tendra q.e desviarme de la orbita q.e p.r ahora debo circunscribir mis estudios. Pero reducindome las funciones de simple colaborador puedo ofrecerla mis debiles servicios, q.e principiar desde luego p.r el juicio de la obra q.e V. me indica, sin embargo de q.e la creo mas al alcance de las personas q.ep.r su profesion hayan podido hacer en la enseanza diaria el ensayo prctico de su sistema. Tambien me ocupar de otros artculos mi eleccion q.e remitir V. luego q.e los haya redactado. Siento sobre manera no poder proporcionar V. la obra de Melendez q.e me pide y q.e ni mis herman.s ni yo tenemos. Pero si en alguna otra cosa me considera V. util crea V. q.e nada sera mas grato su afectsimo am.o y servidor. Q. b. s. m Joaq.n Stos SurezX X X X X CIV CIV CIV CIV CIV Sor D. Domo del Monte Matanzas 26,, de Jun.o de 1831. Mui estimado am.o: recib con sumo atraso la apreciable de V. de 16,, de Mayo proximo ant.or con el t.o 1. de la traduccion castellana de la

PAGE 197

DOMINGO DEL MONTE / 193 / 193 / 193 / 193 / 193 obra de Bouterwek. Garay se fue al Norte sin dejarme el discurso de Duran, ni el tratadito de Desmarets sobre el romantismo. Sin embargo, no han hecho falta ni he habido menester consultarles en el juicio critico de la prim.a p.te del arte de hablar: no suceder asi con el de la seg.da Mi amigo D.n Manuel Arrieta entregar V. los borrones de aquel: faltan como dos pliegos, que remitir cuanto antes p.r el mismo conducto. En tanto V. puede disponer, que se vaya poniendo en limpio cada pliego y corrigiendo escrupulosam.te la ortografia, de que me he cuidado poco nada; y pa no dilatar, si urgen, puede irse dando la prensa oja p.r oja, asi como estas vayan corrijiendose. Lejos de poder comprenderse en un art.o, como V. queria, el juicio critico de la filosofia de la elocuencia de Capmani, y la retorica de Sanchez con el arte de hablar d D.n Jose Hermosilla, todavia ha sido menester dividir el de esta sola obra en tantos como partes contiene. El segundo saldr p.a el num.o del tercer bimestre, si la revista dura hasta all, pues mi se me trasluce, que habiendose presentado tan pobre, deslucida y mal agestada en el prim.o con dificultad podr desvanecerse la impresion desventajosa, que debe de haber hecho en el publico entendido y aun en el vulgo de los ignorantes. Viviremos y veremos, y Dios dijo lo que ser. En lo que no hay que ver, ni que decir es en el buen afecto con que soy muy serv.or de V. y B. S. M. F.co G. BethencourtX X X X X CIV CIV CIV CIV CIV bis2 2 2 2 2A D. Domingo del Monte Habana Paris 7 de Julio de 1831 Domingo mio: tengo que acusarte el recibo de tu carta fha 3 de Noviembre, y de la posdata que pusiste la de Metzler.—Te agradezco l’encouragement que me das en tu primera de estas; y sin creerme por ello poeta, aspiro sin embargo, a alcanzar aunque sea una hojita de laurel con el tiempo y mi trabajo.—Mientras he estado viajando no he hecho un verso siquiera, por que era poco el tiempo que tenia en Italia p.a admirar y gozar .-Sin embargo, he adquirido nuevas ideas y 2.V. el prefacio de la edicin aparte del Centn Epistolario

PAGE 198

CENT"N EPISTOLARIO 194 \ 194 \ 194 \ 194 \ 194 \ de un orden diverso las que se adquieren por otros paises: antigedades, bellas artes, lingua e pronunzia toscana; he aqui mis delicias.— Por ultimo, alli he concebido la idea de un poema sobre Pompeya y sus ruinas, que ser, se puede decir, mi primer ensayo poetico.—Otra ocasion te hablar mas largm.te sobre estas cosas, porque ahora no tengo tiempo p.a nada. Que triste me quedo Domingo mio; se me v Pepe,3 mi compaero de tres aos, mi director, mi amigo... Que diera yo por no quedarme! Pero no puedo abandonar estos viejos paises sin interrumpir o dejar enteramente mi plan de viajes y de educacion literaria. Dos tres aos mas, y abrazar todos mis amigos. En Septiembre ( principios) me voy Espaa por Marsella, entrar en Catalua y bajar Valencia y las Audalucias, donde pasar todo el invierno, y luego vendr Madrid p.a pasar 4 5 meses y saldr por la Vizcaya. La obra de W. Scott por 7 pesos no existe ya. El ao pasado, cuando yo habl de ella, se daba regalada por que se estaba traduciendo la nueva edicion con las notas y otros aumentos. Esta es la unica que hay y cuesta con media pasta 21 pesos—Son 30 tomos, 8vo—El Calderon te lo entregar Pepe de la Luz. Te agradezco la puntualidad con que me has servido enviandome el librito p.a ni tampoco pongo en olvido la Oda premiada de ntro joven poeta4, cuya precocidad de ingenio me ha admirado como t. Creo sin embargo, que no ha tenido muy buena eleccion en sus modelos, por que Cienfuegos, Heredia, &.a aunque tienen muchas bellezas, tienen tambien incorrecciones y defectos en que es muy facil q.ecaiga un joven que principia. Garcilaso, Herrera, Leon, Rioja, y entre los modernos Reynoso y Gallego, son los modelos que yo le indicaria.—Ya que hablamos de Gallego, pienso hacerte gran merced enviandote una de sus composiciones, the last, though not the least .—Suponiendo que la Corona Funebre hecha en honor de la Duquesa de Frias, no habr quizas llegado nuestra tierra, p.s aun aqu es rarisima, te envo cuatro composiciones q.e de ella he copiado y que mi entender son las mejores. La de Tapia, si no te la mando, ha sido por falta de tiempo, y no porque sea menos que las citadas.—Quintana est helado, como de costumbre. No s como hay 3.Don Jos de la Luz y Caballero, hasta entonces compaero de viaje de don Jos Luis Alfonso. 4.Este joven poeta fue despus el castizo y muy celebrado escritor don Jos Antonio Echeverra, y la obra premiada fue aquella oda que entonces, y no contando ms de diez y seis aos de edad, envi a un certamen de la Sociedad Econmica de Amigos del Pas de la Habana.

PAGE 199

DOMINGO DEL MONTE / 195 / 195 / 195 / 195 / 195 quien lo tenga por un gran poeta, ni como pudo Heredia imitarlo.—Siento en el alma que Reynoso no haya contribuido con su piedra este grandioso monumento. Comunicame spre, como has hecho ahora, los trabajos y programas de la Seccion de Literatura, pues aunque yo no pueda contribuir, tendr lo mnos el gusto de saber lo que se hace, y unir mis aplausos los de la multitud. Las novelas de W. Scott, de que te hablo arriba, no me he atrevido comprartelas por dos razones: 1 por que no s s querrs pagar 21 p.s y la 2. por que quiero de antemano regaarte por holgazan, p.s bien mereces este nombre, si entendiendo el ingles, prefieres leer al divino Walterio en traducciones.—Ejecutada esta demarcha dime lo que decides, y te lo enviar si asi me lo mandas. No puedo mas, Angulito mil picardas, que no le vendrn mal, y recuerdame todos los amigos. Tu amigo di cuore J. L. Alfonso.X X X X X CV CV CV CV CV Sor. D. Domingo del Monte Matanzas 19, de Julio de 1831. Mi estimd.mo am.o Alla van p.r contestacion su apreciable del 15,, los dos ultimos pliegos del art.o consabido5. Haga Dios que V. pueda sacar en claro los borrones de su piojosa y mal adeliada letra. V. tiene la culpa de que no se acabara antes este trabajo, p.s no me aviso en tiempo de la transaccion hecha con el Sor. Cubi. Yo sentia una repugnancia invencible en salir danzar, ni aun con la mascara del anonimo, en baile que dirijiera semejante corifeo. Y no crea V. que p.r desafecto su persona: no seor, nada de eso; p.r la tristisima 5.Arte de hablar en prosa y verso. Artculo 4 Arte de hablar en Prosa y Verso por don Jos Gmez Hermosilla, Secretario de la Inspeccin general de Instruccin pblica. Madrid. 1826. pp. 281. CXX del suplemento. Parte I.—Annimo. [Francisco Guerra Bethencourt.] ( Revista Bimestre Cubana Habana, 1831, t. I, pp. 285-31l.) Necesario es advertir que el autor no public ms que este artculo, el cual ocupa el 49 lugar entre los trabajos que componen el nmero de la Revista en que se insert.

PAGE 200

CENT"N EPISTOLARIO 196 \ 196 \ 196 \ 196 \ 196 \ idea que de su capacidad me han dado varios garabatos de su tosca pluma, casualmente venidos mis manos, y sobre todo p.r amor al pais, que me dolia fuera ponerse en ridiculo sacando lucir periodicam.te como galas del ingenio andrajos y retales, que solo aprovechan en otras partes los ropavejeros de la republica literaria. Ahi esta sino el primer num.o de nuestra mal nacida revista que no me dejar mentir. Ver Angulo p.r los libros de q.e V. me habla, y ver de dedicarme la segunda parte de nuestro Hermosilla mientras V. vea y mande en lo que pueda complacerle su affmo. servor. Q. B. L. M. de V. F.co G. BethencourtX X X X X CVI CVI CVI CVI CVIA D.n Domingo Delmonte Habana. Sor. D. Domingo Delmonte Habana Matanzas y Septiembre 4/831 Mi estimado amigo: bien quisiera yo complacer Vmd con la fortuna y eficacia que V. anhela para su Revista; 6 pero realmente el mes de Junio es de sria ocupacion para mi fin de no malograr los residuos de la cosecha: el artculo sobre el cuadro es rido como todo trabajo de nmeros y exige una ocupacion asidua y detenida: es, pues, necesario que me deje V. respirar y aun creo que convendria ver la obra de Sagra primero porque me prometo un caudal precioso de datos toda la vez que ha tenido su disposicion los archivos de la Capital. Me ocupo mientras tanto en la Revista Crtica de las revoluciones de Chateaubriand, porque es tarea mas amena, mnos fatigosa y para mi es como una especie de vacacion en la lectura de los economistas. Incluyo V. el ejemplar de mi crtica sobre el tratado de Valle Santoro y le suplico que cuando esos Sres no lo necesiten mas tenga Vmd la bondad de devolvrmelo, pues no tengo otro ejemplar. 6. La Revista Bimestre Cubana

PAGE 201

DOMINGO DEL MONTE / 197 / 197 / 197 / 197 / 197 No dejar de escribirle Gener con interes, pudiendo V. con placer del interesado hablar con toda la franqueza que desea de sus amigos su invariable Q B S M Jayme BadaX X X X X CVII CVII CVII CVII CVIISor. D. Dom.o del Monte B. S. M. S.A.A. S. D. D. Delmonte Ag.to 6/1831. Mi estimado amigo: Sin haberme restablecido completam.te de mi importuna inoportuna indisposicion tengo que salir maana p.a Matanzas: vea V. si tiene ordenes que comunicarme. Mucho muchisimo me ha gustado el num.o 2 de la revista, cuya lectura no he concluido. Me llevo los dos volum.s de Vilmain, que devolvere muy pronto; asi quisiera V. enviarme el prim.o p.r prim.a oportunidad seg.o de q.e no seria demorado p.r su affmo. serv.or Q. B S. M F.co G. Bethencourt P.S. Mis at.s espresiones al Sor. MorisX X X X X CVIII CVIII CVIII CVIII CVIIISor D. Domingo Delmonte Habana Matanzas y Agosto 6/831 Mi apreciadsimo amigo: no soy hombre muy puntual en contestar las cartas de mis amigos, porque soy estraordinariamente perezoso para escribir; pero conque derecho se queja V. de sus amigos, cuando la fama

PAGE 202

CENT"N EPISTOLARIO 198 \ 198 \ 198 \ 198 \ 198 \ de V. Es mucho mas antigua que la mia cuando se trata de indolencia para tomar la pluma? Estuve en la Habana efectivamente y no tuve tiempo de ver V., como queria, y v Sirgado por que me pareci justo pagarle la visita q.e tuvo la bondad de hacerme; pero aun sin eso siempre lo habra visto,, por que su hermano Jos Patricio fu conmigo desde aqu y me buscaba cada rato. Queda esta cuenta liquidada y sepa V. p.a bien saber que nunca, nunca debe V. dudar de la sincera amistad q.ele profeso. He visto el 2. nmero de la Revista y me parece que no hay punto de comparacion con el primero: hallo aquel incomparablemente mejor: lenguage mas castellano y mas amenidad tambien en las materias. Le he dicho Flix 7 q.e haga un anuncio razonado del 2 nmero; pero no s si lo har porque est peor que nosotros. Doy V. las mas espresivas gracias por la buena acogida que le mereci mi recomendado. Vino muy contento de V. y lo est igualmente de su amistad su invariable Q B S M Jayme BadaX X X X X CIX CIX CIX CIX CIX Seor D.n Domingo del Monte. [Santiago de] Cuba y Setiembre 10,, 1831. Mi querido Domingo: h recibido tu favorecida de diez y siete de Julio ltimo, en q.e me recomiendas la Revista Cubana 8 de que ya tena noticia, hallndose en mi poder el primer cuaderno. Puedes contar con q.e contribuir con todos mis alcanzes proporcionarle subscriptores: la utilidad de la empresa, el acierto y maestra con q.e empieza desempearse y tu recomendacion especial, son motivos sobrado eficaces para estimularme cooperar en todos sentidos al mejor xito. El agente encargado de recibir aqu las subscripciones es, D.n Toms Padr, Farmacutico acreditado, hombre de luces y muy a propsito para desempear tal comision: me entender con l, y lo auxiliar en lo que se pueda. 7.Don Flix M. Tanco y Bosmeniel. 8. La Revista Bimestre Cubana

PAGE 203

DOMINGO DEL MONTE / 199 / 199 / 199 / 199 / 199 Deseo saber la suerte y posicion actual de la familia y sus numerosos miembros: escrbeme con alguna extension sobre este particular, pues que no ignoras cuanto debo interesarme y me intereso con efecto en el destino de unas personas estrechamente relacionadas conmigo, y quienes tengo tantos motivos de querer.—Despues de la muerte del Tio solo h adquirido noticias raras y diminutas, y tendr un verdadero placer en ponerme al cabo de la situacion presente de todos. Aprovecho esta ocasion p.a renovarte la seguridad de mi sincero afecto, persuadindote q.e nada me ser tan agradable como emplearme en tu obsequio, de lo que, siempre que gustes, te dar incontestables pruebas. Tu am.o y primo q.e te abraza. Fran.co Muoz del Monte 9C C C C CAl S.r Lic.do D.n Domingo del Monte. Habana. S.r D.n Domingo del Monte. New-York 12 de Agosto de 1831. Muchas gracias, mi querido amigo, por el 2.do cuaderno de las memorias de la seccion de historia, y por el 1.er numero falso engendro de la revista10 de Cubi que Vmds enderezarn. El amigo Saco trata de regresar ese pais en el prx.o otoo, y por el sabrn Vmds que luz vemos esta empresa los inutiles de New-York. Walsh d cuenta en su gazeta nacional de los dos cuadernos historicos que le mandamos: vermos si lo har en su revista. Man.l Garay sigue en Bristol engullendo ingles y patatas como un hombre, y por supuesto q.e le hice las ofertas que debia como recomendado de Vmd y primo de Jos M.a.11 No he podido averiguar y dudo mucho que se est imprimiendo en esta ciudad la historia 9.Don Francisco Muoz del Monte, nacido en Santo Domingo y muerto en Madrid. Abogado y escritor pblico en prosa y verso muy distinguido por su cultura y otras condiciones, y una de las figuras principales en los acontecimientos de la jura de la constitucin de 1812 en Santiago de Cuba en 1836. 10. Revista y Repertorio Bimestre de la Isla de Cuba Habana, 1831, t. I, nm. 1. 11.Jos Mara Heredia.

PAGE 204

CENT"N EPISTOLARIO 200 \ 200 \ 200 \ 200 \ 200 \ de esa isla12 de la que mand Vmd el juicio critico. Siento sinceramente los pesares q.e Vmd ha tenido, y ojal que halle en sus tareas literarias la distraccion y los consuelos que le desean mi muger y mi hijo Benigno, Varela, Stos-Suarez, Saquete y Thomas Gener.CI CI CI CI CI Sor. D. Domingo Delmonte Habana Matanzas y Set.e 19/831 Muy estimado amigo: quedo convencido por su ltima de 5 del actual que no conviene escribir el Juicio Crtico sobre las Revoluciones y no hay talento particular ni de bastantes recursos para defender ciertas verdades cuando las leyes las prohiben severamente. Por primera proporcion encargo V. con empeo me remita la obra nueva de Sagra y la vez me remitir tambien el Tratado de Preposiciones por el Padre Garcs: el costo de mbas obras puede V. pedirlo en mi nombre Buen.a Romeu. He leido el cuaderno manuscrito que Vmd ha sometido amistosamente mi censura y con franqueza y amistad dar V. mi parecer. Encuentro que puede imprimirse en la Revista;13 pero como trabajo editorial lo considero espuesto y como V.s quieren naturalmente darle su Peridico cierta originalidad esquisita, seria preciso variar algunas cosas importantes: para Juicio Crtico me parece muy voluminoso y en este caso debiera disculparse en el exrdio alegando la necesidad de estender estos conocimientos en el pais: tiene muchas proposiciones aventuradas y como en Economa Poltica hay pocas cosas convenidas el Crtico resuelve con demasiada autoridad y algunas veces con injusti12.Domingo del Monte, y a propsito de esta obra, en 1846 escribi en Pars lo siguiente que se lee en su Biblioteca Cubana pp. 20-21: “ Historia General de la Isla de Cuba desde su descubrimiento hasta los tiempos presentes : dividida en 3 volmenes de 500 pginas cada uno. Por Don...natural de la Habana. Manuscrito indito (1826?). En 1829 me dio en Nueva York el difunto don Toms Gener, nuestro diputado a Cortes en 1822 y 23, un juicio crtico de esta Historia que le haban enviado manuscrito de la Habana, con las iniciales C. D. T. L.; y esta es la nica noticia que tengo de ella”. 13. Revista Bimestre Cubana

PAGE 205

DOMINGO DEL MONTE / 201 / 201 / 201 / 201 / 201 cia, mi parecer, pues, sobre el fenmeno de la produccion, el del crdito, reconocido como capital por el Crtico, y sobre el de restricciones comerciales no estoy de acuerdo con l y no por mi opinion, q.e importaria poco, sino por la de varios autores distinguidos sin desconocer por esto q.e hay mucho que decir en pro y en contra. Tampoco encuentro de una exactitud histrica que en Roma y en otros pueblos de la antigedad se practicasen los principios de la Economa Poltica, pues yo probaria por la misma regla que el pueblo mas salvage de la tierra los practica tambien, pues los cambios del pueblo mas brbaro suponen la existencia de un fenmeno econmico-comercial. Sin embargo concluyo diciendo que la Crtica contra Flores Estrada en lo general es justa: tengo este autor por un copista; pero de bastante instruccion, aunque con malsimo cerebro, para digerir lo que aprende: como autor de alguna reputacion tambien encuentro que se le critica con cierta acritud q.e reprueba la cortesana de la Crtica moderna. Consrvese V. bueno y ordene, en cuanto guste, su afmo amigo Q B S M. J. BadaCII CII CII CII CIISor D. Domingo Delmonte Habana Sor. D. Domingo Delmonte Habana Matnzas y Agosto 22/831 Mi estimado amigo: bien quisiera poder complacer V. escribiendo el artculo estadstico q.e V. me encarga para la Revista; pero en el da ni por mis negocios, ni aun por mi salud, puedo ocuparme de un trabajo tan rido, por no decir tan pesado. Sin embargo si tuviese una coyuntura desocupada no dejar de hacerlo. Es muy poco lo que yo hice en obsequio de su familia y siempre q.epueda me hallarn dispuestos complacerles, pues, aunque no merezco los favores conque V. me distingue, siempre me sirve de mucho placer ver el buen lugar q.e ocupo en la amistad de V. Escrib hace das un artculo que puse en la Aurora sobre la Paz y la Guerra y es como un embrion del q.e pens escribir sobre el Ensayo

PAGE 206

CENT"N EPISTOLARIO 202 \ 202 \ 202 \ 202 \ 202 \ histrico de las Revoluciones de Chateaubriand pero me parece q.e no se puede tratar esta materia sin sacrificar algunos principios y estoy resuelto no escribir dho Juicio Crtico no pudiendo campear con libertad. Dgame V. sin embargo su parecer con franqueza. Se repite suyo y afmo amigo Q B S M Jayme Bada A pesar de lo dicho si Vmd tiene materiales reunidos sobre la obra de Humboldt tenga V la bondad de mandarmelos.CIII CIII CIII CIII CIIIAl Sor D Domingo Delmonte Habana Sor. D Domingo Delmonte [Matanzas] Nbre 29 de 1831. Mi estimado amigo: su estimable del 25 me ha complacido mucho por q.e realmente yo ignoraba si mis articulos habian merecido la aprobacion de la gente sensata; pero con la carta de V quedo tranquilo, pues tengo en mucha estima las opiniones de V, Sor D Dom.oEstoi impaciente por el art.o de Pepe de la Luz y me prometo un rato de placer con su lectura porque es persona que conozco mucho de reputacion bien adquirida, aunqe en lo poco que pude tratarle en la sociedad de ntro Gener este me hizo amarle sin que l lo supiera. Yo sin embargo creo q.e Sagra no dejar de refutarme y me alegrra que no saliese de los limites de la cortesania porqe fuera muy til substanciar el espediente de ntro sistema comercial. Suplico V me mande el 2. Cuado. que V me indica, pues, no lo tengo. No deje mi trabajo p.a la Revista porque la Aurora est algo escasa de trabajo editorial; pero dije que sin el consentim.to de V no lo haria y me dijo qe podia hacerlo, pues al fin V conoce qe la pobre Aurora descansa sobre ntro cuidado principalm.teEs suyo y muy suyo J. Bada

PAGE 207

DOMINGO DEL MONTE / 203 / 203 / 203 / 203 / 203CIV CIV CIV CIV CIVAl S.r D.n Luis Feit, Oficial de Correos P.a entregar al S.r Lic.do D.n Domingo del Monte Habana S.r D.n Domingo del Monte. New-York 7 de Oc.bre de 1831. Mi querido amigo: con la de Vmd de 6 del pasado recibi con sumo aprecio el 2. numo de la Revista Cubana,14 porque vale mucho y promete mas. Escepto el articulo de Moris15 que veces es pueril y otras inmoral, y alguna que otra bagatela, todo lo demas ha parecido bien los amigos que tiene Cuba en esta ciudad, especialm.te el brillante castellano de Vmd, y el objeto la tendencia patriotica de sus observaciones. Animo pues mi buen amigo; ya que las banderas se afirman con un buen caonazo, re-afirmen Vmds la suya con algo de Pepe de la Luz, y con lo mejor que tengan reciban. Un articulo de Quintana de Pancho Arango, por ejemplo, que bueno fuera para dar apetito los desganados y resolucion los indecisos, interesando la vanidad que es el resorte mas poderoso entre nosotros. Ya Walsh ha dicho algo en obsequio de Vmds en su gazeta nacional de Philadelphia que ha traducido y comentado Saco para el mercurio de esta ciudad, que saldr maana incluir, si no sale muy temprano el Neptuno; y sin remito tambien lo que dijo el mismo Walsh de las memorias historicas que le mandamos, es porqu ya lo habr visto Vmd con mas estension en el ltimo numero que le envi de su Revista Americana. Cuando Vmd me mande el no. 3. de la nuestra, no deje Vmd de decirme el numo de suscritores que tenga. No deje Vmd tampoco de guardarme un secreto absoluto sobre el juicio que hemos formado del articulo de Moris: nuestra intencion no es de mortificarle ni desalentarle, sin de manifestar nuestro inters por el crdito de su revista, y cumplir con el encargo de Vmd de darle nuestra opinion sobre su mrito. Reciba Vmd la cordial enhorabuena de Varela16 14. Revista Bimestre Cubana 15.Don Esteban Mors. El artculo se titula: De la Desigualdad personal en la Sociedad civil Por Ramn Campos. Con un epgrafe de Salustio : In maxima fortuna minima licentia est. Pars. 1823. 1 tom. 8o. pp. 284. Y fue publicado en la Revista Bimestre Cubana Habana, 1831, t. I, pp. 176-193. 16.El Pbro. Flix Varela.

PAGE 208

CENT"N EPISTOLARIO 204 \ 204 \ 204 \ 204 \ 204 \ Leonardo17 y Saquete por el buen ejemplo que ha dado, y la misma enhorabuena con lo mas afectuoso de la amistad de Guadalupe18 y Thomas Gener. P. D. Por no esponerme al riesgo de que esta carta se me quede si aguardo al mercurio de maana, he pedido una prueba su editor de la cual he cortado el comunicado de Saco—CV CV CV CV CVAl S.r Lic.do D.n Domingo del Monte Habana. New-York 4 de Nov.e de 1831. Mi querido Del Monte: muchas gracias por el no. 3. de su revista que ha correspondido la mayor parte de mis deseos; pero porque no agreg Vmd la fineza de mandarlo la que me hizo Vmd en el no. anterior indicandome los autores de sus artculos? El de las poesias de Madrid,19 que nos ha parecido muy bueno, no sabemos quien atribuirselo: unas veces nos parece de Vmd, y otras de ponina. Nuestro D.n Felix est trabajando uno sobre la gramatica de Salv20 que remitir luego, pero no quiere que se sepa. La carta mas fresca que tengo de nuestro Jos Ma21 es de 11 de Sep.bre; y aunque ya entonces estaba libre y restableciendose rapidamente de las malditas tercianas que lo han roido como un ao, todavia no tenia 17.Don Leonardo Santos Surez. 18.La seora Guadalupe Junco, esposa de Gener. 19.El artculo es de la pluma de Domingo del Monte, fue publicado en la Revista Bimestre Cubana Habana, 1831, t. I, p. 312-329, y lleva por ttulo: Poesas del Doctor Don Jos Fernandez de Madrid 2. edicion. Habana 1830. Imprenta Fraternal. 1. tomo de 106 pp. en 8. menor. 20. Gramtica de la lengua castellana segn ahora se habla, ordenada por D. Vicente Salv.—Pars, ao de 1830. Se halla inserto en la Revista Bimestre Cubana Habana, 1832, t. II, pp. 1-18. 21.Jos Mara Heredia.

PAGE 209

DOMINGO DEL MONTE / 205 / 205 / 205 / 205 / 205 acabada la copia en limpio de sus poesias de que quiere que le haga aqui una edicion.22El gran navegante Saquete tiene la modestia de irse por tierra Nueva Orleans, aunque sabe que Vmds le celebrarian mucho sus proezas maritimas si se embarcase aqui pa llegar mas pronto sus brazos. El est tan contento del caracter que van Vmds dando su revista, como Varela, Leonardo y su buen amigo. Thomas Gener.CVI CVI CVI CVI CVIA D. Domingo del Monte Habana Sor D. Domingo del Monte Matanzas 10,, de Dizre. de 1831. Estimadisimo amo Creer V. que hoy ha llegado mis manos su apreciable cuanto retardada carta de 10,, de Set.e ult.o? Pues asi es como lo digo. Casualm.te mirando la lista de las atrasadas que trajo la Aurora de uno de estos dias vi alli mi nombre, y tal est mi cabeza, que si un amigo p.r obligarme no hubiera sacado y enviadome dicha carta, ni p.resas me habria acordado de procurarla. Contestola a renglon sguido desvaneciendo con la simple relacion del caso toda idea siniestra que pueda V. haber abrigado de mi puntualidad y buena y urbana correspond.aAl mismo tiempo debo decir a V. que no he visto D. Dom.o Aldama23 ni la carta ni el libro que V. le confi p.a entregarme, cuando lo verifique, leere al Sor Villemain24 con gusto y sin demora y le remitire tan pronto como la acabe a D. F. .25Mis males fisicos y mis angustias morales no me han permitido dedicarme de serio a la revision de la 2. parte de la obra del Sor Hermosilla, donde, si se exceptuan algunas observaciones ingeniosas sobre el meca22.Esta edicin, o sea la segunda de sus Poesas es la que al fin vino a publicar el mismo autor en Toluca, en 1832. 23.Don Domingo de Aldama, despus suegro de Domingo del Monte. 24.Probablemente fue esta obra el Cours de littrature franaise publicado por Abel Franois Villemain en 1828-1829. 25. Don Flix Manuel Tanco y Bosmeniel.

PAGE 210

CENT"N EPISTOLARIO 206 \ 206 \ 206 \ 206 \ 206 \ nismo de la versificacion y la silaba de nuestra lengua, maldita de Dios otra se encuentra nueva q.e llame la atencion. ( sic.) Me disimulara V. esta letra piojosa, y todo el prejeo de esta misiva? Sobrada buena vista tiene V. p.a no ver claro en medio de estos borrones la limpieza del afecto de su mas at.o seg.o ser.vorQ.B.L.M. F.co G. Bethencourt1832 CVII CVII CVII CVII CVIIAl S.r Lic.doD.n Domingo del Monte Habana. S.r D.n Domingo del Monte. New-York 7 de Enero de 1832. Mi muy querido amigo: ya estan en el saco del paquete del Havre las cartas que me ha incluido Vmd en su apreciada del 15 del pasado que acabo de recibir con otra por separado; y ya le mand D.n Felix el apremio que Vmd me encarga, para que acabe el articulo que trabaja para la revista, si sus achaques y los cuidados de la Calderona se lo permiten. Me sorprendi Vmd muy agradablemente revelandome, en su anterior de 26 de Nov.e, el autor del juicio critico del arte de hablar en prosa y verso de Hermosilla.1 Yo hubiera jurado que era de Quintana, y pues que tiene Vmd co-laboradores que pueden equivocarse con este clebre humanista, ya no hay que dudar del sosten y reputacin creciente de su til y honrosa revista. Tambin le doy Vmd la mas cordial enhorabuena por las consideraciones morales que ha insertado en su escelente artculo sobre las poesas del D.r Madrid. La moralidad es el tema favorito de la civilizacin del da, y la tecla que Vmds deben tocar si quieren prolongar la palanca que ha de levantar oportunamente lo que vemos y no quisieramos ver postrado. Vienen luego las gracias que le debo por 1. Arte de hablar en Prosa y Verso por don Jos Gmez Hermosilla, Secretario de la Inspeccin general de Instruccin pblica, Madrid, 1826, p. 281. CXX de suplemento. Parte I. ( Revista Bimestre Cubana Habana, 1831, t. I, pp. 285-311.) El autor de este juicio fue don Francisco Guerra Bethencourt.

PAGE 211

DOMINGO DEL MONTE / 207 / 207 / 207 / 207 / 207 las memorias de la Sociedad patriotica, que me han recreado tanto como la bien calculada proposicion que me dice Vmd que el S.r Casas ha dirigido Martinez de la Rosa, de tanto provecho p.a todos si la acepta, y q.e honra tanto Casas y toda la Habana, aunque no la acepte. Y en que altura se halla la continuacin de las memorias historicas de esa isla? No me dijo Vmd q.edespues de la de Arrate publicarian las de Urrutia? Con solo imprimir lo que en esta materia corre manuscrito con crdito hacen Vmds un buen servicio. Y la comision que tenan Vmds espolorando archivos en Espaa ha dado ya algun aviso de sus descubrimientos, mandado muestras de su trabajo? A Saco y no se quien mas habia dicho que seria chocante q.e en su revista se viera el juicio crtico de tantas obras impresas en el otro mundo, y no se encontrase el del cuadro estadistico y el de la historia economico-politica2que se han impreso en esa misma ciudad; y hoy he recibido carta de Alejandro Morales en la que me avisa, que Vmds no querian revisar estas obras por no ser acusados de rencorosos adulones. Que se diria de un juez que se abstuviese de juzgar una causa para que no se dijese que la habia sentenciado en odio del que la habia perdido, por adulacion al que la habia ganado? Ademas, en esas obras hay seguramente verdades y errores, cosas buenas y cosas malas: y no vale la pena el servicio de discernirlas para que el pblico evite las unas y se aproveche de las otras? Vmd me dice que es d3... de le4 ... el juicio q.e de la obra de Sagra ha publicado Jayme Badia; y como no ha recalado por a5... cer Vmd que me lo mande. Estoy como una guitarra destemplada de resultas de un ataque reumatico q.e me ha tenido 15 dias baldado; pero ya Vmd ve que por darle pruebas de particular aprecio ...6 e de t ... 7 pas ...8 razon su adictisimo amigo Thomas Gener. P. D. Guadalupe y Pancho Garcia 9 me reconvienen en este instante porq.eno he dado Vmd sus afectuosas espresiones. 2. Historia econmico-poltica y estadistica de la Isla de Cuba sea de sus progresos en la poblacin, la agricultura, el comercio y las rentas. Por don Ramn de la Sagra. Habana, Imp. de las Viudas de Arazoza y Soler. 1831. 4, XIII-386 pginas. 3.Roto el documento. 4.dem. 5.dem. 6.dem. 7.dem. 8.dem 9.Don Francisco de la 0. Garca.

PAGE 212

CENT"N EPISTOLARIO 208 \ 208 \ 208 \ 208 \ 208 \CVIII CVIII CVIII CVIII CVIIIA D. Domingo del Monte Habana New York y Enero 10 de 1832. Domingo queridisimo: cuando llegu este pais, metme desde luego en un poblacho, y me propuse no escribir mas que mi madre mientras no volviese Nueva-York. Mal cumpl con el encargo que me hiciste respecto al Sor. Guerra. Parte fueron para ello la precipitacion de mi viage y el malisimo tiempo que hizo en aquellos dias. Recomend Miguel mi primo el desempeo; y creo haria l segun tu deseabas. Envi nuestro Fileo10 tus versos escritos en mi Album, y contestandome dice. “He visto los magnficos versos de Domingo, primeros suyos que veo, y conozco que mis amigos al fin me dejan atrs.” He visto tu pluma campeando en la Revista, y principalmente el juicio sobre Madrid me ha gustado mucho. Dime en que estado se halla el Diccionario de provincialismos,11 y en q.e altura los trabajos de la Seccion literaria. 10. Fileno y no Fileo: tal es el seudnimo de Jos Mara Heredia a que alude el autor de esta carta. 11.Del Monte, en su Biblioteca Cubana Habana, 1882, p. 47, nos refiere lo siguiente respecto a este diccionario: “Hallndose el colector de esta Biblioteca en Madrid, en 1827, y notando la estraeza, que causaban algunas palabras, frases y modismos de su lenguaje, en la conversacion, sus nuevos amigos de Madrid, apasionados, como l, de la pureza de la lengua castiza: concibi la idea de formar, en rden alfabtico, la lista de los provincialismos de Cuba. Vuelto la Habana y habindose establecido, en el seno de la Sociedad Patritica, una seccion de Literatura, promovi en ella, la formacion de un diccionario de provincialismos cubanos, para el cual sirvi de primer ncleo su lista de Madrid. Ya lo llevaba muy adelantado aquella malograda Academia, en la que sirvi mucho la constancia del Pbro. D. Francisco Ruiz, cuando se disolvi deshora, por malas artes, dicha corporacion literaria. ”El Sr. Pichardo, ya ventajosamente conocido por una Cronologia y un Itinerario de la Isla, aprovech, entonces, la idea, y public su apreciable trabajo. Este, y los apuntes inditos de la Comision de Literatura de la Habana, los tuvo la vista el Sr. D. Vicente Salv, en Paris, y le han servido para ilustrar con los provincialismos cubanos (como lo ha hecho con los de los dems paises de la Amrica espaola) su correcta edicion del Diccionario de la Real Academia de la lengua, en 1846”.

PAGE 213

DOMINGO DEL MONTE / 209 / 209 / 209 / 209 / 209 Al caballero Moris, Policarpo12 y Oss mis muy afectuosas espresiones; y t si tienes un ratito desocupado escribe quien te ama y se considera muy honrado con tu amistad. Adios M. Garay Por conducto del Sor. Gener puedes escribirme.CIX CIX CIX CIX CIXA D.n Dom.o del Monte Habana Sor. D. Dom.o del Monte Matanzas 10,, de En.o de 1832. Mi apreciable am.o Ayer recibi p.r conducto de Madam su carta de V. de 28,, del p.o ant.or con el n.o 4. de la revista. No se lo decia a V. que nuestro buen Hermosilla revesado diptongo de galicismo y helenismo segun expresion del caustico Gallardo, no podia darnos en verso castellano las inimitables y siempre imitadas epopeyas del viejo de Asora? p.s al que no lo crea, ahi esta Oses que le dara con los tiestos en la cara, si es Oses como creo el autor del art.o de la revista sobre la traduccion de Hermosilla. Hablare a Dn Julian Alfonzo cuando venga al campo, y tratare de investigar el paradero del libro de Vilmain. Entretanto puede V.13 p.rconducto del dador a y Schlegel. No he visto periodico del Norte en que se hable de la revista: los que han colgado a Quintana la paternidad del articulo sobre el arte de hablar se muestran poco duchos en esto de reconocer p.r facciones de familia los troncos de las decendencias literarias. El error ha sido craso; p.o sino recomienda mucho la capacidad de quien tal comete, a nosotros en nada nos ofende. Dios le de a V. un ao cumplido de satisfacciones al gusto de sus deseos, q.e Si p.r los mios se miden han de ser tales que nada le dejen a V. que apetecer ni desear. De V. affmo q B L M. F.co G. Bethencourt 12.El poeta Jos Policarpo Valds, nacido en la Habana en 1807. Us el seudnimo de Polidoro 13.Falta el tiempo de verbo que debi escribirme.

PAGE 214

CENT"N EPISTOLARIO 210 \ 210 \ 210 \ 210 \ 210 \CX CX CX CX CXParis 17 de Enero de 1832. Queridisimo amigo mio: tu carta del mes de Abril del ao proximo pasado me hall gravemente enfermo y tan proximo la muerte que habr muy pocos que la hayan visto tan de cerca. “Puesto ya el pie en el estrivo” hice que me la leyesen, y aunque suprimian mucho, algunas espresiones de tu amistad mas sincera y mas vehemente que nunca percibi bien bastaron hacerme olvidar el lecho horrible de la muerte en que me hallaba. Despues de verme querido como tu me probabas quererme, como me querian las personas para quienes yo habia vivido, mi ambicion se hallaba satisfecha. No veia que otra cosa pudiera sacarse de este mundo; lo dejaba con aquella serenidad que hace enmudecer el natural dolor, me llevaba el convencimiento de que habia merecido vuestro cario y os legaba una memoria pura y esenta de toda mancha que vosotros sabriais conservar y hacer querer. ¡Mi muerte era bella! Lo ser tanto la vida que he rescatado como por milagro? No lo espero, mi querido amigo; ya me la hacen amarga perdidas irreparables, y en la ausencia de todos los objetos de mi canio me suelen faltar las fuerzas hasta para sentir como quisiera lo que por mi causa sufren. La idea de que tu y tu digno tocayo habiais tenido la mala suerte que cupo nuestro tierno amigo el gaditano me ha hecho mas que nada penoso intolerable el tiempo de mi convalecencia. Acabo de saber que era falsa la mala nueva que tanto me ha afligido y que estais buenos y tranquilos en vuestra amada patria, y seria tan dificil como superfluo el esplicarte el gozo que esto me ha causado. Ahora no pienso en mis desgracias, en vosotros pienso solamente, os dirijo esta cartita por el primer conducto que se me presenta, os escribir sin cesar cuantas pueda y espero que vosotros hareis lo mismo. Tenemos tanto que contarnos! No me calleis nada, queridos mios, escribidme con mucha frecuencia, decidme en que os ocupais, ved si os puedo ser util, que aqui tengo muchos medios de serlo, pensad tambien en serme vosotros utiles por si acaso necesito de vuestra ayuda y pensad siempre en que teneis un amigo que os adora, y que necesita vuestro cario para no ser del todo desgraciado. Recibid los tres los dulces besos de la amistad de vuestro Lorenzo Fernandez, (Salustiano Olzaga)14 14.N. de Domingo del Monte.

PAGE 215

DOMINGO DEL MONTE / 211 / 211 / 211 / 211 / 211CXI CXI CXI CXI CXIAl S.r Lic.do D.n Domingo del Monte Habana. S.r D.n Domingo del Monte New-York 4 de Feb.o de 1832. Mi muy querido amigo: el nmo 4. de la revista cubana nos ha dado nuevos motivos de satisfacn; pero tememos que dos tres verdades, de las que no dejan hueso sano, que no ha podido contener nuestro escelente Pancho Ruiz en su juicio critico de la obra de Valle Santoro15, den asa los enemigos de la empresa para acriminarla en Madrid. D.n Felix est concluyendo su examen de la gramatica de Salv, y dice que trabajar seguidamente un discurso sobre educacion. Jos Ma 16 mandar algo tambien; pero primero quiere ver lo que Vmds han hecho, y con este motivo le he mandado los cuatro numeros que debo al favor de Vmd. En su lt.a carta que es de 25 de Dic.bre me dice que la primera noticia que habia tenido de la Revista Cubana,17 era la q.e yo le habia dado: es posible que Vmds lo hayan desatendido hasta este punto? El publica en Toluca otra revista mensual,18 es editor de un periodico llamado el Conservador, est imprimiendo en 4 tomos sus lecciones de historia, 19 y est entendiendo, alli mismo, en la segunda edicion de sus poesias, de la que me mandar 200 ejemplares para esa isla. Encargo Vmd dos abrazos para mis queridos Pepe de la Luz y Saco. Distribuya Vmd mi afecto entre los demas amigos, y cuente siempre con el de Guadalupe, Varela y Leonardo, como con el de su adictisimo. Thomas Gener. 15. Elementos de Economa Poltica con Aplicacion particular Espaa por el marques de Valle Santoro: 1 Tomo en 4. Madrid 1829. ( Revista Bimestre Cubana Habana, 1831, t. II, pp. 26-42.) El autor de este juicio fu el Pbro. Francisco Ruz. 16.Jos Mara Heredia. 17. Revista Bimestre Cubana 18. Miscelnea peridico crtico y literario. Por J. M. Heredia. Miscuit utile dulci HORAC. Segunda poca Toluca: 1831-1832. Imprenta del Gobierno, dirigida por Juan Matute y Gonzalez 19. Lecciones de historia universal por el Ciudadano Jos Mara Heredia, Ministro de la Audiencia de Mxico. Toluca: 1831-1832. Imprenta del Estado, cargo de Juan Matute 4 ts. 18.

PAGE 216

CENT"N EPISTOLARIO 212 \ 212 \ 212 \ 212 \ 212 \ P. D. Pancho Garcia saluda tambien Vmd. afectuosam.eCXII CXII CXII CXII CXII S.r D.n Domingo del Monte New-York 10 de Mzo. de 1832. Al fin, mi querido amigo, va para la revista el articulo prometido de Varela. Supongo que ya Vmds se habrn indignado con el que public el Redactor de esta ciudad contra la Revista en general, y en particular contra el escelente juicio critico20 de Ozes de la traduccion de Homero por Hermosilla. Por varias razones hemos sospechado que este taymado articulo es de cofradia, y como aqui no tenemos cofrades de la de los afrancesados, suponemos que ha venido de la Habana, y deseamos saber si Vmds piensan como nosotros, y en este caso quien le echan el muerto. Antes de salir de esa tierra no conociamos a otro que Diego : hay ahora otros que sean de pluma tomar? Sea de esto lo que fuere, apoyo los consejos de Varela en la carta adjunta, cuyas intenciones, para el caso de que la hostilidad sea efectivamente afrancesada, se revelan en la otra que incluyo para Pepe de la Luz. Todava no ha parecido el numo. de febrero, y el deseo de recibirlo da mas prurito q.e una nigua21 su buen amigo. Thomas Gener. 20 La Ilada de Homero, traducida del griego al castellano por don Jos Gmez Hermosilla.—Madrid en la Imprenta Real: ao de 1831.—3 Tomos en 4. ( Revista Bimestre Cubana Habana, 1831, t. II, pp. 65-94.) El autor de este juicio fue don Blas Oss. 21Alude a la comezn irresistible que produce en el cuerpo humano la invasin del insecto conocido por nigua

PAGE 217

DOMINGO DEL MONTE / 213 / 213 / 213 / 213 / 213CXIII CXIII CXIII CXIII CXIIID.n Domingo del Monte: Abogado— Habana Recibida en la Habana el 5. Jul.o 1832.22Paris 29 de Marzo de 1832. A Tatao no le escribo por no aumentar el volumen de esta q.e ha de ir p.r el favor de Chauviteau con quien no tengo ninguna confianza. Queridisimo Dom.o mio. Despues de mi larga y penosa enfermedad me veo al fin en salvo al lado del licenciado y con el consuelo de poderte escribir largamente: aunque se halla mi espiritu en tal estado de confusion q.e no s si acertar con lo q.e quiero escribirte. Ante todas cosas quiero q.e digas Almodovar y Pinganilla q.e el sinonimista cobro de En.o de este ao despues de tantos trabajos y dilaciones los dos mil r.s q.e le debian desde Mayo del ao anterior y como se hallaba ya en su convalecencia le vinieron de molde: pueden pues estas personas tener el gusto de saber q.e el pobre valetudinario us del dinero un poco tarde, pero acaso, acaso cuando mas lo habia menester. Tal vez el infeliz ir ver Vds. mas adelante si es q.e no puede subsanar como espera, la bancarrota de su casa: en este caso creo q.e ser bien recibido en ese hospitalario pais tanto por t como por Tatao el amigo de los dos. A proposito de Tatao: estando yo en lo mas fuerte de mi enfermedad recib y le una carta suya: las tiernas y afectuosas espresiones de cario q.e vi en ella y las lagrimas q.e arrancaron de mis ojos fueron no pequeo alivio mis padecimientos; pues no es posible q.e con tales amigos como los q.e tengo, sea yo enteramente infeliz nunca, nunca: dile de mi parte todo lo q.e te sugiera mi amistad q.e nunca ser tanto como lo q.e, siente este lacerado corazon. Abraza tambien tierna, estrecham.te Pinganilla por la parte q.e tom en mi desgracia: todos quisiera pagar pero no basta, Dom.o mio, un corazon p.a tanta gratitud; asi es q.e estoy aturdido y estpido y no s lo q.e me pasa. No contribuir poco la novedad q.e, causa los estrangeros esta Babilonia. Anoche fui por 1. vez al teatro frances y vi el Mahoma de Avouet: en vano seria quererte yo pintar la impresion q.e me hizo, las lagrimas q.e 22.N. de Domingo del Monte.

PAGE 218

CENT"N EPISTOLARIO 214 \ 214 \ 214 \ 214 \ 214 \ me arranc y el horror q.e comunic al alma la terrible catastrofe representada por actores como aquellos; q.e espresan la situacion del papel no solo con las palabras del autor, sino con los estudiados y naturales movimientos de la fisonomia, con la esquisita propiedad del vestido y por ultimo con los movimientos y circunstancias q.e parecen menos importantes. Siempre, por mucho q.e viva, conservar la memoria de la representacion de anoche. Vamos otra cosa. Hay aqu un amigo mio llamado Tejada, quien tu debes conocer p.r haberlo visto con el cntabro en Madrid y quien Tatao conoce mucho y sabe tambien las razones particulares q.e estrechan mi amistad con Tejada. Este es abogado espaol y desea saber si podr prometerse si pasa esa, ejercer su profesion y sacar de ella su subsistencia. Respondeme tu parecer sobre esto, teniendo presente q.eTejada nada pierde con dejar Europa y q.e es joven muy despejado y de algunos estudios mas de los q.e se necesitan p.a obtener el titulo de licenciado. Tengo curiosidad de saber la casa en donde viviste aqu: dmelo. Recelo q.e ha de estar cerca de mi habitacion q.e es cerca del Odon, rue Tournon n.o 18. Tengo proyectadas varias empresas literarias q.e quiero comunicarte p.a q.e me digas tu parecer. Tu sabes q.e no tenemos en nuestra lengua castellana un diccionario de sinnimos como tienen las demas naciones de Europa y sealadamente Francia Inglaterra, y sabes tambien q.e hay impresos varios folletos q.e comprenden un nmero mayor menor de artculos de esta clase. Mi plan es recogerlos, y aadiendo los q.e yo tengo manuscritos, ordenar unos y otros y formar un diccionario lo mejor q.e Dios me d entender, q.e se imprima aqu, repasando yo mismo cuidadosam.te las pruebas p.a q.e salga con las menos erratas q.e se pueda; pues los sinnimos castellanos de Sicilia no han salido luz. Item. Durante el largo tiempo de mi ultima convalescencia me d hacer versos con tal aficion q.e copiandolos despues todos, hallo q.e podr resultar un tomito regular si se imprimen y como resistir la tentacion de hacerlo? Todavia no estoy resuelto pero me siento muy inclinado ello. En estos versos se incluye la epistola en tercetos Montino q.e te dirigi p.r conducto del tio de Tatao y supongo habrs recibido en M.zo p.o p.oAqu ha empezado el colera-morbo haciendo grandes estragos: en ocho dias q.e hace q.e se declar hasta hoy 4 de Abril hay mas de mil enfermos en los hospitales y lo mas horroroso es q.e muchos de ellos mueren en pocas horas y algunos en pocos minutos despues de la invasion del mal. Este azote faltaba solo mi convalecencia; pero no importa, no por eso desisto del plan q.e form mi llegada y q.e espero poder realizar de meterme en la escuela de medicina y hacerme medico; porque

PAGE 219

DOMINGO DEL MONTE / 215 / 215 / 215 / 215 / 215 aqu se concluye mas pronto esta carrera y en m milita la razon particular de q.e tengo estudiados algunos aos en el colegio de Cadiz, los cuales espero q.e se me abonen aqu. ¡Que placer seria p.a mi poder ir abrazarte llevando conmigo una profesion q.e me proporcione una subsistencia segura independiente! La dificultad est en vivir el tiempo del estudio y esta dificultad creo poder vencerla en cuanto la subsistencia en los tres aos q.e dure mi aprdisage: qudame solo el apuro de diez pesos cada tres meses que se satisfacen en la escuela por derechos de inscripcin; porque ya se ve, ¡es tan dificil buscar recursos en un pais estrangero! A pesar de todo no desconfio, cuando recuerdo cuan milagrosamente me he salvado de mi 2.a enfermedad q.e presentaba indudablemente mas dificultades q.e mi empresa actual. Puedes contestarme por el conducto q.e te dirijo esta q.e ser el de Chaubiteau, rue S. Joseph y mira si puedo seros util para alguna cosa literaria cientifica, t sabes q.e siempre he estado yo dispuesto trabajar en estas materias, pues ahora lo estoy mas q.e nunca porque la soledad q.e estoy reducido, la tristeza consiguiente mi desgracia y los desengaos q.e he tenido, me han concentrado inclinado de tal manera al estudio q.e en el pienso hallar todo mi consuelo, si es cierto el adversis perfugium ac solatium prabeat de Tulio. Tus cartas y las de Tatao con las noticias de y Pinganilla han de ser el unico consuelo de este infeliz: yo espero q.e t, q.e en ocasiones menos apuradas me las has concedido tan cumplidas, no me las negaras ahora ni en nmero ni en estension, estando como debes estar seguro de q.e ellas sern para mi uno de los mayores bienes q.e acierto desear. Est demas advertirte q.e me ds todas las noticias literarias de esa isla fin de ponerme al corriente hasta el dia desde el desgraciado Mayo de 1831. Ahora recuerdo q.e el ultimo acto intelectual q.e ejerc antes de mi enfermedad fue el juicio de la composicion poetica q.e obtuvo el accessit cuando fue premiada la del joven Echevarria23 con ocasion del parto de la reina: juicio q.e envi Madrid Farmer y q.e debio salir en el correo literario Pues bien; desde entonces ignoro todo lo ocurrido en las letras de la Habana. Si hay aqu en Paris alguna persona q.e reciba los impresos de esa, no dejes de recomendarme ella para q.e pueda yo leerlos por su medio, unico q.e veo p.a poderlo ejecutar. Abril 10. El colera morbo sigue sus estragos de una manera espantosa. Los enfermos de los hospitales pasan ya de tres mil segun los periodicos y algunos medicos aseguran q.e est muy disminuido en ellos el nmero de enfermos, sin duda p.r minorar la consternacion del pbli23.Alude a la Oda, a la Infanta de Castilla Doa Mara Isabel Luisa de Borbon poesa de don Jos Antonio Echeverra de la cual se habla en nota anterior.

PAGE 220

CENT"N EPISTOLARIO 216 \ 216 \ 216 \ 216 \ 216 \ co: el calor sigue, y es de temer q.e con l acresca la epidemia. Obre Dios. Quiere y compadece tu tierno amigo A. Iznardy ——— Jos Sanchez24Paris 15 de Abril. Esta no puede ya ir p.r el conducto de Chaubitau no s por donde la podr enviar. Los enfermos del colera pasan ya de ocho mil solo en los hospitales; pero dicen q.e ha hecho crisis la epidemia y q.e empieza bajar el numero de los atacados y disminuir la proporcion de los muertos—Yo pensaba enviarte en esta copia de algunos versos de Darsino25 pero no he recibido el borrador de ellos como esperaba. Sin embargo conservo 2. sonetos en la mem.a q.e te copio ver q.e te parecen-PELAYOCon numeroso ejercito enemigo huella osado Tarif el suelo hispano, y al destrozar las haces del cristiano en sangre tinto el Lete fue testigo. Cumple la Iberia el celestial castigo, y altivo y vencedor el africano gozoso empua con sangrienta mano el deshonrado cetro de Rodrigo. Mas vive de Pelayo el noble aliento, q.e retirado la spera montaa de Covadonga sacro juramento pronuncia airado, de salvar Espaa, y aunque pocos acogen su ardimiento el cielo ayuda tan gloriosa hazaa.COLONDocta vigilia al gran Colon revela la ignorada region do muere el dia, y surcando del ponto incierta via se entrega al viento en fragil carabela. 24Don Salustiano de Olzaga. 25 Ibidem

PAGE 221

DOMINGO DEL MONTE / 217 / 217 / 217 / 217 / 217 El peligro a la chusma desconsuela que de la altiva empresa desconfia, pero Neptuno q.e Cristoval guia muestrale un mundo y sus playas vuela. Celoso Eolo desenfrena el viento y el arcano robar intenta Espaa, mas el heroe lo escribe y su ardim.toal mar lo entrega cuando mas se ensaa, la furia cesa; y su gloria atento al trono de Isabel lleva su hazaa.EPSTOLA MONTINO26En estrecha prision gime inocente tu fiel amigo, y la luz negado pierdese en cavilar su triste mente. De su patria y amigos apartado no halla en la tierra su penar consuelo que aqu vive de todos ignorado. Por mitigar su acerbo desconsuelo traspasa el ancho mar su pensamiento y ansioso llega hasta el cubano suelo. Acgelo, Montino, y el tormento que tu cario de mi dura suerte de tu amistad ser fiel monumento. Y pues me niegan el placer de verte contrarios hados, aliviar procuro con un tosco carbon mi pena fuerte. Dentro de una ciudad de antiguo muro que sabio bachiller di nombre y fama por inocente me juzgu seguro. Vana ilusion que la funesta llama de la discordia que en la patria mia con incendio voraz todo lo inflama. Discernir no consiente la falsia de la virtud, y mora el virtuoso par del criminal en crcel fria. 26A continuacin de los sonetos que anteceden, pero en pliego aparte, figura en el original esta epstola.

PAGE 222

CENT"N EPISTOLARIO 218 \ 218 \ 218 \ 218 \ 218 \ Repasaba una noche cuidadoso los caractres do el materno afecto se esfuerza en consolarme carioso, Y donde el natural tierno dialecto los ojos tal vez asoma el llanto de mi filial amor innato efecto: Que no es mengua llorar si del quebranto de ageno mal nuestro quebranto nace bien del q.e causamos nace el llanto. T tienes madre y tus delicias hace y en su regazo tu cabeza inclinas y all tu amante pecho se deshace. Ay, sin ventura yo que las divinas iras, de su presencia me arrancaron y tierras me trajeron peregrinas. Mi caso escucha. Con furor entraron en mi modesto hogar muchos guerreros y tu inocente amigo rodearon. Al Rey preso gritando y los aceros y arcabuces al pecho dirigidos de mis vestidos se agarraron fieros. No has visto en despoblado los bandidos arrojarse al incauto caminante y aunque indefenso, en roncos alaridos Mandarle q.e se rinda, y al instante sus cofres trastornar y enfurecerse sino encuentran metalico sonante? Pues as los satelites al verse fallidos en su utpico deseo y cual humo su plan desvanecerse, Los papeles y libros en que leo, que siempre fueron mi nica riqueza, con atencion repasan; pero veo Que es vana su atencion y ligereza, porque entre todos ellos no hay ninguno que sepa traducir lengua francesa. Veamos el ingles: uno por uno al filosofo Pope toman y dejan que siempre el ignorante fue importuno. Lo negro les estorba: ya manejan del grande Homero la Iliada en griego y su vista tambien pasmados cejan.

PAGE 223

DOMINGO DEL MONTE / 219 / 219 / 219 / 219 / 219 Miranla del reves, la vuelven luego hasta que el juez habl como letrado diciendo “para m es aquesto griego” “Sin pensar lo acert. “Pero mirado, “aade, que quiz cosa importante “puede encontrarse aqu para el Estado, “Quiero que sin pasar mas adelante “de estos libros se forme un inventario “y Madrid se remitan al instante”. Fue all ver el despojo de mi armario cual si fuera enemigo campamento y volar mi trabajo literario. De verso y filolgia en un momento labor de muchos aos vi perdida all y esto colm mi descontento, Tu que aprecias cual yo mas que la vida del alma el pasto en clsica lectura juzgars de mi pena la medida. Djeles que mi propia desventura la de inocentes libros no aadiesen cuando a ninguno ofende sin ventura. Pero bien que instruidos estuviesen, los guase su exaltado celo, en aumentar mi mal se complaciesen, Ninguno satisfizo mi desvelo y estando terminado el escrutinio libros, papeles alzan ya del suelo. Que pasaron del mio su dominio conduciendome luego silenciosos sin esplicar cual fuese su designio. A este pueblo llegamos presurosos y arrojado en prision humeda y fra candado y llaves cierran cautelosos. Yo aseguro, Montino, que querra si al dolor inspirase el numen santo, pintarte fiel mi inquieta fantasa. En noche tan cruel: si rudo el canto no permite mi voz versos pulidos, veraces si sern, pues vale tanto El recuerdo de amigo tan querido splalo el corazon franco diciendo conceptos no elegantes, mas sentidos.

PAGE 224

CENT"N EPISTOLARIO 220 \ 220 \ 220 \ 220 \ 220 \ Cual astro malhechor me hizo en naciendo juguete ser del hado infortunoso? pensaba yo mis penas recorriendo. Apenas vi la luz cuando lloroso sent en el pecho desigual fatiga y respir dificil y anheloso. Militar profesion forzosa obliga de mi Padre feliz la pronta ausencia y niega q.e su esposa fiel le siga. Deplorando del hado la inclemencia queda mi madre y con el pecho junto me da beber su llanto de impaciencia. Dime el tiempo y la edad mas alto asunto y engolfado en los mares de la corte lleg mi barca peligroso punto. Encallado el timon, perdido el norte salv la vida en la tormenta oscura porque otro mayor mal me desconorte. Muri mi Padre... nuevas desventuras ( sic ) mi espritu y mi cuerpo maltrataron y abierta v mis pies la sepultura. Los cielos de la muerte me apartaron si piadosos no s, si enfurecidos para mayor sufrir me reservaron. Cuando el tiempo calmando mis gemidos di treguas al dolor, en parabienes versos cant que oy el rapaz Cupido. Y apartando de Henaria los desdenes m torn sus ojos cariosa y en tierno mirto coron mis sienes. Nuevo huracan con furia impetuosa postr por tierra mis dichosos brios y carcel me conduce tenebrosa. Heme aqui separado de los mios dado el nimo tristes reflexiones y perdido en continuos desvarios. Sin saber de mi arresto las razones fatigo una y mil veces la memoria, y hallar crimen no puedo en mis acciones Tal vez medito mi pasada historia y el mal aduermo del presente dia con el recuerdo de la antigua gloria.

PAGE 225

DOMINGO DEL MONTE / 221 / 221 / 221 / 221 / 221 Como cuando en tu dulce compaia visit de Madrid los monumentos el Real Palacio y gtica armera. Las casas d vivieron dos portentos que vi el 4. Felipe desiguales pobre Cervantes fue Lope opulento. El sepulcro do viven las seales que Calderon dramatico ingenioso merecieron sus obras inmortales. La torre d Francisco el belicoso despues de la batalla de Pavia la libertad di Carlos generoso. La ermita en fin d la leal porfa del cristiano espaol conserv ilesa la aparecida imagen de Mara. En tanto q.e la patria gime opresa del africano brbaro enemigo y la cruz rota el alcoran profesa. Siete siglos y mas; justo castigo con que armaron del cielo el poderio dbil Witiza, impdico Rodrigo. Las abrasadas tardes del esto templabamos del Prado en la frescura con el nocturno serenal rocio. O bien subiendo la espaciosa anchura quien su nombre da Alcal famosa ibamos admirar la travesura. Que Talia nos da viva y chistosa cuando p.r boca de Guzman nos cuenta el juvenil hervor en que rebosa. El celebrado joven de sesenta en nacional sainete divertido defectos de la plebe representa. Y de Tirso el ertico sentido quien Anteva da su gentileza y encanta con sus versos el oido. 0 de Lope y Moreto la agudeza que Cubas dice con festivo genio y enftico les da nueva belleza. Cubas q.e en el Muoz del gran Celenio la verdad del retrato nos ofrece que pint del autor el claro ingenio.

PAGE 226

CENT"N EPISTOLARIO 222 \ 222 \ 222 \ 222 \ 222 \ Estos y otros sucesos me parece que par de t contemplo cual solia en tiempos q.e la mente reflorece. Te acuerdas, d, q.e en los festivos dias los cantores de Itlica y Lepanto leyendo yo gozoso los oias? Inflamado tu entonces con su canto resplandecer mir sobre tu frente la clara llama del ingenio santo. All te seal puesto eminente entre los Vates del cubano suelo Apolo quien acatas reverente. Y all mi voz con exaltado celo as lo has de hacer t clam inspirada cual si tronase desde el alto cielo. No lo dudes, Montino, sealada en la dificil cumbre del Parnaso tienen las sacras musas tu morada. Sigue constante el comenzado paso, y t reunido Heredia el pindariano cual en la antigua Iberia Garcilaso Fijad el estro del cantor cubano y en docta, ardiente, nacional poesia formad nuevo liceo americano. Tal la obra es que mi esperanza fia al patriotismo y ciencia de Montino y en ver logrado el fin no desconfia. Aydente llenar tu alto destino los claros hijos de la hermosa Habana, y entre ellos brille el joven peregrino. Que al cantar fiel la sucesion hispana de lauro coron su tierna frente raro prodigio de su edad temprana. Pero ni l ni otro alguno el ansia ardiente que por saber tu corazon inflama incesante en el pecho nutre y siente. Cual sino aquella inestinguible llama pudo entregarte en brazos de la suerte desoyendo las voces con que clama Tu Madre q.e en el mar llora tu muerte mientras tu te apercibes denodado y el llanto reprimido al trance fuerte

PAGE 227

DOMINGO DEL MONTE / 223 / 223 / 223 / 223 / 223 De Neptuno en sus ondas admirado quien ni alienta srdida avaricia ni de ambicion el logro mal guiado. Al recibirte Europa te acaricia y de antiguo saber ricos museos abre q.e satisfagan tu codicia. Campo mayor ofrece tus deseos Madrid, y all del sabio las lecciones donde otros buscan el favor y empleos Inquieres t y escuchas las razones del lrico cantor de la inocencia y del q.e pinta trgicas acciones. Y en pobre hogar evita la presencia del poderoso, y retirado vive tranquilo en su virtud y su conciencia. Del q.e las lineas de Newton describe frio calculador y en dulce lira del cintio Dios la inspiracion recibe. Todos, que todos tu entusiasmo admira cabe si te reciben cariosos y ninguno sus luces te retira. T, como en el verano caluroso la lluvia absorbe la sedienta tierra, oyes y guardas tu saber copioso. Mas no en Espaa tu aficion se encierra, q.e al joven Anacarsis emulando traspasas de Pirene la alta sierra. Y las artes y ciencias observando de Dupin y Thnard en los talleres tu noble emulacion te va guiando. Hasta el pais q.e en tus viages quieres por notarlo mejor ver el postrero antes q.e al patrio hogar la vuelta hicieres. Pisas al fin la patria del guerrero q.e libertad di al suelo americano, y all tranquilo observas con esmero. El fanatico ardor presbiteriano, del cuakero la honrada mansedumbre y al tolerante y rgido anglicano. De las honestas damas la costumbre, la f del mercader nunca violada y los usos en fin trato y costumbres. ( sic )

PAGE 228

CENT"N EPISTOLARIO 224 \ 224 \ 224 \ 224 \ 224 \ Quien al tocar la patria deseada cual t tan rica erudicion ostenta? Quien como t la mente hermoseada? Perdona si en los hechos q.e presenta tu modestia mi verdad ofende y ve q.e es muy tu amigo quien los cuenta. Cuando solo eres t quien los entiende dejame s, q.e espere grandes frutos del docto ardor q.e tu talento enciende. No engaan naturales atributos y tal vez, si permite el alto cielo q.e aqu encerrado cual los fieros brutos Rinda el aliento con mortal desvelo de mi edad en la dulce primavera, mi inocencia al morir lleve el consuelo De que all en la region d su carrera concluye el sol, en verso numeroso publique al mundo mi virtud sincera de tu amistad el celo carioso.CXIV CXIV CXIV CXIV CXIVParis 13 de Abril de 1832. Queridisimo Domingo mio: hace unos tres meses que te escribi por conducto de un tal Goiri, comerciante de esa, que tiene aqui un hermano amigo mio, y una de las esperanzas con que mas me lisongen ahora es la de recibir dentro de poco la contestacion esa carta en que te manifestaba la sinceridad y vehemencia de mis sentimientos hacia t, tu digno tocayo 27 y nuestro buen Tatao. Yo mismo no sabia lo que os queria antes, pero en los momentos en que deshauciado de todos me preparaba la muerte hace cosa de un ao, mi corazon al dirigiros su postrer -Dios me revel lo intenso del cario que me unia vosotros. Y por entonces, tu, Domingo mo, me proporcionaste el consuelo mas eficaz que podia recibir en aquella situacion con la carta que por este mes me escribiste. 27.Don Domingo Andr.

PAGE 229

DOMINGO DEL MONTE / 225 / 225 / 225 / 225 / 225 Si acaso haba hecho por nuestro comun y desgraciado amigo el Gaditano algo mas de lo que ordinariamente se suele hacer en tales casos fui bien galardonado de mi amistad hacia l por lo mucho que gan en la tuya, porque tu debes de saber que deseaba yo pocas cosas tanto como ver correspondido el gran cario que siempre te he tenido. Me tenias dadas muchas pruebas de tu aficion y de tu bondad, pero un corazon no se paga sino con otro y estoy muy contento y aun un tantico orgulloso de haberme ganado el tuyo. Seguro pues de esto y con tanta confianza cuanta es mi amistad me prometo escribirte con frecuencia y te ruego que hagas todo lo posible para que mantengamos una correspondencia activa y regular. El primero y mas apreciable beneficio que de ello sacar yo ser el tener de vosotros continuas noticias y el evitar que se amortige con la ausencia y el silencio una amistad que siempre he estimado muchisimo, pero que ahora es absolutamente indispensable quien separado de todos los objetos de su cario solo puede hacerse amable la vida por el interes que en ella y en sus desgracias toman estas mismas personas. Y si las muestras repetidas de tu cario seran uno de los mejores lenitivos de mis penas, mi espritu no ganar menos con la amenidad y belleza de las producciones de tu entendimiento. Bajo este punto de vista nuestra correspondencia puede ser muy interesante para ambos, porque ademas de la ventaja con que cuento de vivir en esta Atenas moderna, da la casualidad de que estoy relacionado con los primeros literatos de la Francia; mi desgracia algo clebre, mas bien mi fortuna en estremo rara me han proporcionado estas relaciones que de otro modo era casi seguro que jamas hubiera adquirido. Asi pues estoy en el caso de tenerte al corriente de todas las novedades literarias de Europa y aun de anunciarte algunas mucho antes que ocurran. Inmediatamente que nuestra correspondencia est entablada empezar hacerlo y tu no tienes mas que indicarme lo que desearias saber principalmente, que seras pronto y bien servido. Tengo entendido q.e trabajas en una revista literaria que se publica en esa, si no teneis aqu corresponsal yo pretendo desde ahora la comision, ya porque esto me facilitar mas la comunicacion contigo, ya porque estoy en el caso de buscar algun medio de subsistencia y ninguno mejor ni mas agradable para m que ese. Hasta ahora estoy siendo gravoso mi familia despues de haberla hecho gastar lo que pareca imposible que tubiese, pero ademas de que esto no puede durar mucho hace menos soportables mis desgracias el saber que mi pobre padre se impone la mas pequea privacion porque yo viva aqu con anchura, y aun casi con lujo como hasta aqu he vivido y he debido vivir no por eleccion ni por pretensiones ridculas, sino por cirtas razones de conveniencia. Pues que plugo la suerte sacarme de mi rincon en medio del gran astro y de mi vida tranquila y

PAGE 230

CENT"N EPISTOLARIO 226 \ 226 \ 226 \ 226 \ 226 \ hasta monotona hacerla mas varia y desigual que puede imaginarse, si hemos de juzgar del porvenir por lo que en poco tiempo ha pasado por tu triste amigo, dejemonos dirigir por el hado, que es menos malo que el que le arrastre uno y le haga perder del todo la cabeza. ¡Dichoso ya si entre las infinitas mudanzas que acaso me estan guardadas me empuja una de ellas hacia donde tu estes y me permite abrazar al amigo de mi corazon, a quien no esperaba volver a ver en mi vida! No desconfo de que suceda asi y si lo que no creo me viese condenado vivir siempre separado de mi familia, buscaria tu lado con anhelo y cerca de ti tendra sin duda la felicidad que en tal caso podra prometerme. Pero de esto no ha llegado aun el tiempo, ni la posibilidad tampoco. Lo que es mucho mas probable es que vaya esa otro yo contando con tu amistad y tus relaciones. Tejada, de quien te habla el Gaditano es un amigo mio a quien quiero como hermano, creemos que hara fortuna ah y aunque no puede haber en mi actual situacion mayor sacrificio que el separarme de l, lo har sin embargo si tu crees que un joven de las circunstancias espresadas en la carta adjunta puede prometerse ah una vida al menos regular. Es preciso que nos informes prolijamente de los inconvenientes y de las ventajas que encontrara y sobre todo si su circunstancia de haber sido privado por el Gobierno Espaol de una pension que aqui tenia y de haber tenido relaciones algo intimas con algunos de los principales emigrados, podra perjudicarse en esa. Mira este negocio, como si fuera mio propio, pues me interesa tanto mas que los que son en efecto, y ademas de contestarme sobre l por este mismo conducto, escribe sobre ello mi hermano en Madrid, precaucion que quisiera empleares siempre que tengas algo importante que decirme, porque es muy facil que se pierda una carta y muy dificil reparar su falta. Te hago los mismos encargos que el Gaditano, y ademas que pues tengo tiempo, medios y ganas me emplees en alguna obra de honra y provecho. Piensa mucho en mi, quiereme como yo te quiero, hablame de tus amores, que desearia que fuesen mas dichosos que los mios que como siguen y abraza Domingo y Tatao en nombre de tu mejor amigo Lorenzo Fernandez. 28 28.Don Salustiano de Olzaga.

PAGE 231

DOMINGO DEL MONTE / 227 / 227 / 227 / 227 / 227CXV CXV CXV CXV CXVA D.n Luis Feit, Oficial de correos, para entregar al Lic.do D.n Domingo del Monte Habana. S.r D.n Domingo del Monte. New-York 27 de Ab.l de 1832. Mi muy querido amigo: me haba propuesto no contestar la apreciada de Vmd de 4 de Mzo, hasta recibir de Jayme Badia su respuesta la que le escribi conforme la sujestion de Vmd; pero la llegada de sus ltimas de 4 y 5 de Ab.l con un paquete de noticiosos, y otro con tres ejemplares del n.o 5. de la Revista Cubana, me obligan acusar su recepcion, y decirle que D.n Felix le ha sentado muy bien la epistola que Vmd. le ha dirigido, que me ha prometido escribir tan pronto como pueda el arto que Vmd desea sobre la indiferencia en materias de religion de La Mennays, y algun otro que est rumiando. Pero lo que el y todos nosotros nos ha sentado mejor, es que Vmds se hayan exonerado del exotico Cubi,29 y que ntro competente Saco haya tomado, su cargo la administracion de la revista.30 Ojal que para aumentar su circulacion pueda disminuirse su precio, buscando en el mayor numero de suscriptores la compensacion de la equidad que se les haga. Todos hemos visto este n.o 5.o con la satisfaccion creciente con que vimos sus antecesores; pero amigo su articulo mas brillante no es el de Oses31, como me escribi cierto bulto, sino el de Vmd.32 sin duda alguna, y no hay que ponerse colorado por esto, porque lo dice la amistad que nunca alarma la modestia, y lo dice porque lo cree. A proposito de articulos 29.Don Mariano Cub y Soler, fundador de la Revista y Repertorio Bimestre de la Isla de Cuba peridico que desde su segundo nmero vino a ser la Revista Bimestre Cubana 30.En el libro titulado Jos Antonio Saco .— Documentos para su vida (Habana, 1921, p. 32) y en carta fechada en Roma el 1 de mayo de 1838, le dice cuanto sigue el ilustre Saco a don Jos Luis Alfonso: “Cdo me hice cargo de la Revista, qe fue recien llegado a la Haba, ya habian salido 5 nmeros. Empez pr el 6o, y termin pr el 9o, qe aunque todo impreso, no se lleg a publicar pr mi salida de la Haba”. Y en efecto, al frente del nmero 6, t. II, abril de 1832, de la Revista Bimestre Cubana se publica el acuerdo de la Comisin Permanente de Literatura de la Real Sociedad Patritica, nombrando a Saco director de este peridico. 31. Poesa portuguesa ( Revista Bimestre Cubana Habana, 1832, t. II, pp. 238-266.) 32. Novela histrica (Ibidem pp. 157-183.)

PAGE 232

CENT"N EPISTOLARIO 228 \ 228 \ 228 \ 228 \ 228 \ brillantes cuando nos dar Guerra-Bethancourt el segundo que nos ofreci en su primero? Podr Vmd creer que las cosas de Veracruz han paralizado de tal modo las remesas de esta plaza, que todavia no he tenido buque ni lo tendr hasta pasado maana para mandar Jos M.a la carta de Vmd, sus noticiosos viejos y nuevos, y el n.o 5.o de la revista? Lo mismo le habr sucedido el para remitirnos sus poesias y lecciones de historia, y lo que ser peor que este atraso reciproco, ser la perdida que puede haber sucedido de los 4 num.os prim.s de la revista que le mand con otras cosas al cuidado de un Admor que el me indic de la Aduana de aquel P .to, y despues he sabido que Santana lo despidi con cajas destempladas. Me pregunta Vmd si mi Benigno realiza las esperanzas que nos hizo concebir. Dicen que no hay, que hay pocos muchachos de su edad (cumplir trece aos el 8 de Julio prox.o) que tengan sus conocimientos; pero yo le digo Vmd q.e todava no realiza, sin que sigue prometiendo. Tiene mucha facilidad p.a aprender, per es tan jugueton an y tan indiferente al inters de aprovecharse, al placer de sobresalir, que me desespera. Eso si tiene un buen Corazon, de suerte que si no puedo darselo su ptria tan instruido como quisiera, espero drselo hombre de bien y benigno. Disimule Vmd esta ilusion flaqueza paternal; diga de mi parte las cosas mas afectuosas mis estimados Pepe de la Luz y Saco, y cuente con el particular aprecio de Guadalupe, de D.n Felix y Leonardo, de Pancho Garca y Thomas Gener. P. D. Sirva de gobierno q.e hay como un ao que Badia no me escribe: sin embargo, veremos si me contesta y que contesta. Otra. Man.l Garay q.e acaba de estar aqui, me ha encargado sus amistosos recuerdos p.a Vmd.CXVI CXVI CXVI CXVI CXVIParis Mayo 1. 1832 Queridisimo Dom.o mio. Yo no se si har bien en escribirte mi situacion con entera libertad en el estado actual de persecucion por motivos politicos; pero mi corazon necesita esplayarse y tomo la pluma p.a comunicar contigo mis penas y aliviar asi el peso de mis infortunios. Por otra parte mi carta no ha de contener cosa q.e ataque directamente la

PAGE 233

DOMINGO DEL MONTE / 229 / 229 / 229 / 229 / 229 existencia actual del gobierno ni q.e merezca por consig.te castigo alguno aun de la tirania mas brutal; pero si t creyeses q.e mis lamentos pueden acarrearte el menor de los padecimientos q.e yo he sufrido por espacio de un ao, rasga esta carta, qumala o entregala tu mismo la policia; pues mi voluntad es y ser siempre no verte padecer, mucho mas cuando pudiera yo tener parte en ello. No s si te habr contado nuestro buen Tatao mis sucesos hasta el triste dia 25. de Abril de 1831 en q.e me desped de l las seis de la maana junto al arco de la plaza de Tembleque siguiendo l con su apreciable esposa y su nio el camino de Andalucia y yo el de la derecha que va Ciudad-Real donde me conducian mis verdugos. Nunca se me olvidar aquel momento: Tatao, llevaba puesta su capa azul y debajo en brazos su hijo... yo no s lo q.e le dije pero el pudo conocer mi estado. La noche anterior cenamos juntos y l te podr decir q.e no derram una lgrima, pesar de q.e me vea arrancar del ultimo objeto querido y de q.e mi corazon podia prever todo lo q.e me aguardaba en el destierro. No me cost poco aquel esfuerzo, pues te aseguro q.e en el encierro de Madrid cuando esperaba la horca por termino de l, no sufr mas q.e en aquella horrorosa noche: yo creo q.e l y G. la conocieron y procuraban por eso distraerme presentandome su nio precioso y haciendome notar sus gracias; pero, ay mi Domingo, q.e yo no s si el verlos aumentaba mi amargura. Entonces Tatao con aquel penetrante juicio q.e Dios le ha dado, introducia otra conversacion; pero yo lo conocia y conocia tambien q.e no habia p.a mi consuelo en la tierra: el tiempo ha confirmado mis tristes presentimientos. Perdona, querido amigo, si me detengo en estos pormenores: me es dulcisimo el recordarlos y s q.e ti no pueden ser indiferentes mis desgracias. Llegu por fin Ciudad Real y los veinte y tantos das de estar all espionado y sin tranquilidad ni sosiego, envi una requisitoria la Sala de Alcaldes de Madrid al Alcalde mayor de Miguelturra p.a q.e me prendiese haciendome rubricar todos los papeles q.e me encontrase; lo cual no solo ejecut el miserable rbula, sino q.e aadi de su motu proprio la ocupacion de los libros impresos, robandome as el unico consuelo q.e podia esperar en la prision donde me condujo aquella misma noche entre soldados. El da 23 de Mayo antes de amanecer entr en un calabozo subterraneo de la carcel de Miguelturra de 18 pies en cuadro con una boveda de 9. de alto sin mas ventilacion q.e la de una ventanilla alta de tres cuartas de ancho y all permanec por espacio de seis meses sin q.e en ellos se me dirigiera legalmente la palabra una sola vez,33 se me suministraban auxilios de ninguna clase pesar de hallarme sin medios y en un pueblo estrao, ni se 33.Falta una palabra en el original.

PAGE 234

CENT"N EPISTOLARIO 230 \ 230 \ 230 \ 230 \ 230 \ me permitiera escribir mi adorada Madre p.a hacerle saber en carta q.e viesen antes mis perseguidores, que su hijo no habia muerto todavia y q.e la amaba tan tiernamente como siempre. Despues de varias tentativas frustradas, anocheci p.a m mas dichoso el da 4 de Noviembre y antes del amanecer del 5 me hall libre por mis propios esfuerzos aunque solo y en un campo q.e pisaba entonces por la 1. vez de mi vida. Las circunstancias de mi evasion y las q.e completaron mi fuga de un modo algo maravilloso, no son para fiadas al papel por razones q.e no se ocultaran tu penetracion: basta decirte q.e ha sido obra de algunos meses y q.e al fin me veo salvo de lo q.e entonces pesaba sobre m. Pero, ay mi Dom.o, q.e lejos estoy de ser feliz! Aqu me tienes en un cuartito del cuartel latino34, solo, sin noticias de mi familia ni de mis amigos y en un pais donde se sufre actualmente una epidemia horrorosa sin medios y sin familia q.e cierre mis ojos cuando el clera ponga trmino tanta desventura. No vayas pensar por esto q.e desmaya mi corazon vista de tan horroroso por-venir: nada de eso; todos y mas puedo sufrirlos; pero el no sentirlos, y el no sentirlos con la vehemencia q.e los siente este corazon tendria mas de estupidez y de brutalidad q.e de filosofa. Mi memoria recuerda la epoca de mi prision y no encuentra comparandola con la actual, aquella favorable diferencia q.e debia esperimentar mi espritu: hoy mismo pudiera repetir estos sficos hechos un rayito de luna q.e entraba por la estrecha ventana de mi calabozo= Dulce consuelo del mortal cuitado, Claro reflejo del lumbroso Apolo, Plida reina del nocturno cielo, Flgida luna. El curso enfrena de tu luz suave, Goce tus rayos la prision oscura D un infelice de su patria lejos, Gime inocente. Cuando baares con tus blancos rayos La sien canosa de mi tierna madre, Tristes endechas de su amante hijo, Llvale, luna. Cuando la hermosa q.e apartada lloro Mire tus luces en la escelsa Mantua, Entrambos rayos de sus dos luceros, Trna mis ojos. 34.El Barrio Latino de Pars.

PAGE 235

DOMINGO DEL MONTE / 231 / 231 / 231 / 231 / 231 As las nubes q.e tu brillo ofuscan, As la lluvia q.e tu luz apaga Libre dejando tu celeste imperio, Hyan veloces. Otros versos no menos tristes y llorones repito aqu en mis soledades y conozco ahora mas que otras veces aquello q.e dice Ciceron de q.eestos estudios son un asilo en las adversidades y prestan un consuelo q.enunca se acaba. Mayo 30. Aun no s como te podr dirigir esta carta por mas diligencias q.e hago pero sigamosla y despues veremos. Anoche he visto Luis 11. tragedia nueva de C. Delavigne en el teatro frances: me acord de ti cuando ibamos juntos los teatros de Madrid. Creo q.e hubieras convenido conmigo en el juicio de la pieza. La tragedia debe agradar mucho los franceses no solo por su merito artistico sino porque est llena de recuerdos historicos y de antiguas costumbres del pais y por la belleza de la versificacion en general; pero un estrangero sin dejar de apreciar estas cualidades pueda juzgar mas imparcialm.te acerca del plan. Todo se funda en una esclamacion q.e se le escapa a Mara querida del Duque de Nemours con la cual descubre al Duque el Rey Luis 11. y lo hace degollar p.r Tristan su verdugo de camara y su Privado. Esto proporciona escenas interesantisimas pero no es verosimil y rien n’est beau que le vrai como dice un compatriota del autor; una muger como Mara q.e muestra tanto juicio y cordura en otras escenas de la tragedia, no puede descuidarse verosimilmente hasta el punto de causar la muerte de su amante. Tampoco es semejante lo verdadero q.e el cruel, el sanguinario, vengativo y suspicaz Luis 11. fie la persona de su prisionero Nemours su medico Comine antiguo servidor del Padre del preso como sucede en el ult.o acto. En cuanto los caracteres el del Rey est fielmente copiado de la historia pero por esto mismo resulta un personage atrozmente sanguinario y al mismo tiempo ridiculo por su fanatismo y por la bajeza de todas sus acciones: el caracter de S. Fran.co de Paula es ageno de la dignidad tragica y mas todavia sus milagros y los aldeanos q.e vienen pedirselos. Pero prescindiendo de estos defectos y de q.e la pieza debe llamarse drama mas bien q.e tragedia hay escenas tan interesantes y versos tan bellos q.eyo estuve enagenado mientras dur la representacion: la actriz Dupont q.e hizo el papel de Marie y el actor Desmonyeause q.e hizo el del Rey nada dejan q.e desear, los q.e como yo no han visto Maiquez ni Talma, sino un poquito menos de cantura en la declamacion. Como esta tragedia hace tanto ruido en Paris me he querido detener p.a hablarte de ella; y luego porque tengo gusto en hablar de estas cosas contigo.

PAGE 236

CENT"N EPISTOLARIO 232 \ 232 \ 232 \ 232 \ 232 \ En la convalecencia de mi ultma enfermedad civil me dediqu traducir en versos la tragedia Aristodemo acordandome de lo mucho q.e tu me la habias celebrado y porque yo la creo tambien muy buena: concluida la obra encargu all un amigo nuestro q.e te remitiera una copia fin de q.e si te parece bien la hagas representar ah, cuando esto no pueda ser, la leas y me digas q.e te parece la traduccion. Tambien te se remiti por el correo de Enero de este ao una Epstola en tercetos de Darsino35 Montino q.e supongo habras recibido. El 15 Ab.l te escrib tambien desde aqu. Yo sigo estudiando ciencias naturales con los 1.os profesores del mundo: lo q.e siento es q.e no por eso aprovechar todo lo q.e quisiera pues las desgracias y tambien los aos han debilitado mi salud y entristecido mi espritu; pero siempre es una grande satisfaccion oir las lecciones de los hombres q.e antes admiraba uno desde lejos y que tanto deseaba conocer: Gay-Lusac, Thenard y Orfila en qumica, Biot en fsica, Lacroix en matematicas, Royer-Collard en filosofia y otros mil me proporcionan ratos deliciossimos y te aseguro q.e hay dias en q.e no me acuerdo de la literatura encantado con las lecciones de los naturalistas y filosofos: sin embargo p.a dar algo mis locuras sinonimicas y etimologicas he empezado asistir la ctedra de arabe: tu sabes cuanto contribuy esta lengua la formacion de nuestro castellano y cuan util podria ser el aprenderla bien para deslindar el linage de algunos de nuestros vocablos; sin embargo pienso que tendr que suspender este estudio para dar el tiempo otros mas perentorios que exige mi plan de hacerme medico lo antes posible segun te insinu en mi anterior; que luego, con el favor de su divina magestad, habr tiempo para todo... hasta para hacer una visita mis amigos de la Habana: Ya ves q.e te hablo de m aun mas de lo q.e es menester. Antes que se me olvide como se me olvid el mes pasado. Cuando me escribas pones el sobre mi nombre q.e es como sabes Mr J. Sanchez lve en medecine, dans l’cole -Paris que el conserge recoger la carta y me la dar. Jun.o 9. He recibido todos mis sinonimos manuscritos y los impresos de Jonama, Cienfuegos y Huerta para mi plan de formar un Dicc.o de los castellanos q.e aunque nunca podr ser tan completo como los q.e se hagan despues; al menos seria, en el caso de imprimirse, el primero q.ese publicase de Espaa; y despues... sobre un huevo pone una gallina. He dicho el primero porque los de Sicilia, parece q.e no han llegado publicarse, aunque s imprimirse. 35.Don Salustiano de Olzaga.

PAGE 237

DOMINGO DEL MONTE / 233 / 233 / 233 / 233 / 233 Junio 21. Todavia no tengo medio seguro de remitir esta; pero espero hallarlo esta semana. He visto Mademoiselle Mars actriz del tea tro franais en la comedia Le mariage de Figaro pieza q.e pesar de su mucha fama es un saineton disparatado mi corto entender; pero la actriz es cosa admirable ¡que gesto, que accion, que metal de voz y sobre todo q.e ojos! No sabe uno que admirar mas: si la inteligencia consumada de la intencion del poeta y el largo y aprovechado estudio q.e esta cualidad supone, el dulce, sonoro y delicado metal de voz y la escesiva y oportuna movilidad de la fisonoma con q.e espresa los afectos q.e quiero hasta el caso de hacerlos sentir los espectadores, cualidades con que quiso adornarla la naturaleza: no insisto mas en esto porque supongo q.e tu la habrs visto y formado el juicio de su merito por t mismo. En mi ultima te decia q.e un amigo mio llamado Tejada, quien Tatao conoce, trata de pasar de aqu esa ejercer su profesion de abogado: en aquella carta te insinuaba sus cualidades aventajadas y su desventajosa situacion y te pedia consejo p.a su determinacion. Espero con ansia una carta tuya pero nunca llega te habrs olvidado de tu tierno amigo? No: nunca, nunca podr creerlo; antes espero ver tu letra pronto por conducto del cntabro est bueno—Para llenar este hueco voy copiarte dos sonetos de Darsino. 1. La noche de verano. Ya el cancro abrasador muestra su brio y el labrador solcito atesora la rica mies q.e con su lumbre dora el seco ardor del polvoroso esto. De la vihuela al son canta el desvio amoroso zagal de su pastora, que benigna escuch su voz sonora hasta el albor del matinal roco. El grillo suena en atiplado acento, y la luna q.e flgida aparece lumbra y preside el ancho firmamento. Tan solo mi desdicha dura y crece y aunque enfermo en prision dos lunas cuento de mi inocencia el sol nunca amanece. 2. Pasaron ya las matizadas flores con que adorn el Abril los verdes prados, dando abundoso pasto los ganados y el cantar las aves sus amores.

PAGE 238

CENT"N EPISTOLARIO 234 \ 234 \ 234 \ 234 \ 234 \ Del Agosto pasaron los ardores; y el labrador, sus troges ya colmados, lagares apercibe, d pisados, tiernos racimos tornar en licores. La cuarta luna en su mayor creciente penetra en mi prision y alumbra pura con su fulgor mi congojosa frente. Tal gira sin cesar sbia natura: la inaudita crueldad q.e asi consiente mi mal, tal solo interminable dura. Mis afectos Tatao, su herm.o y su comp.o de cuarto; muy encarecidas Pinganilla y tu no retardes el consuelo de tus cartas tu eterno amigo Jos Snchez. P. D. El colera-morbo q.e ya se iba acabando parece q.e vuelve otra vez.CXVII CXVII CXVII CXVII CXVIIAl S.r D.n Luis Feit, Oficial de correos para entregar al S.r Lic.do D.n Domingo del Monte. Habana. S.r D.n Domingo del Monte New-York 11 de Mayo de 1832. Mi muy querido amigo: si los progresos pecuniarios de la Revista corresponden las esperanzas que Vmd tenia cuando me escribi su lt.a de 14 del pasado en Matanzas, se puede contar con su longevidad con tal que el zelo y la cautela de Vmds no se afloje, y entonces no tendrmos que desearle sin que se aumente su circulacion disminuyendo su precio, como dije en mi anterior. Me alegro que Badia haya dado seales de vida, aunq.e no me ha contestado todavia, y escuso reflexiones sobre esos malditos partidos que todava deshonran mi querido pueblo de Matanzas, pero no las puedo omitir sobre algunas de las

PAGE 239

DOMINGO DEL MONTE / 235 / 235 / 235 / 235 / 235 cuestiones que Vmds agitan se proponen agitar en sus respectivos circulos sociales, en su revista, y en la Sociedad patriotica de la Habana. Como su enumeracion es larga, se me parecen los mandamientos de la ley de Dios, que despues de prolongarse hasta diez, dan un salto atras y se resumen en dos. Dnme mucha educacion primaria, y una indignacion general contra todo acto de inmoralidad pblica, especialmente contra los latrocinios del foro y de los empleados, y todo lo demas se cae de su propio peso. La cuestion de ese trfico de esclavos tan sostenido por la complicidad por la opinion de la mayor parte de la isla, pervertida por la codicia suicida y la ignorancia confiada, no bastar agitarla demostrando su infmia y el abismo que nos conduce: nadie se cree deshonrado por un crimen que todos casi todos cometen, ni se alarma sobresalta por peligros que no ve porq.e no quiere. Convendr sobre todo reclamar el cumplimiento de las leyes que lo prohiben, y perseguir de todos modos sus infractores y cmplices. Yo desespero de ver la reforma que deseo en ciertos ramos de la opinion pblica, mientras no la haya en la administracion de justicia; y de esta desespero tambien si una constelacion de abogados honrados, hijos del pais, instruidos, entusiastas y patriotas no la emprenden con el ardor generoso que ha conseguido tantas otras en otras partes. El ataque que nuestro Saco ha dado los horrorosos desrdenes de nuestro foro en su memoria sobre las causas de la vagancia en nuestra isla, es un ejemplo que debe seguirse y reproducirse bajo todas las formas posibles, sin hacer caso de las acusaciones de pelmazos, machacas majaderos que probablemente les dispararn, para distraerlos de su noble objeto. Acuerdense Vmds que cuando Voltaire le reconvino un amigo por sus incesantes ataques contra los abusos de la Iglesia, su respuesta fu—¡Ah mon ami! c’est qu’hors de l’Eglise point de salut. Debo advertir tambien que en carta de un hacendado de Matanzas he visto que se trata de reunir por suscripcion un fondo considerable para exonerar de sus libertos esa isla; pero adonde los mandarn? No S.to Domingo porque son demasiado bvios los inconvenientes; y p.a mandarlos frica, como lo hacen estos Estados-Unidos con los q.e quieren ir voluntariamente, seria preciso adquirir como ellos una propiedad territorial en aquella costa, y prepararla previamente p.a recibir y proteger dichos libertos; porq.e si n se hiciese mas q.e echarlos las playas africanas, seria una atrocidad que nos haria execrables, y q.e seguramente anticiparia en nuestra isla los mismos horrores q.e con esta medida se quieren evitar. Tal vez, solo con dar publicidad su intento se comete una imprudencia grave, porq.edescubre un rezelo miedo de parte de los blancos q.e puede comprometer su seguridad. Por estas razones y otras muchas de que estarn llenas las cabezas de Vmds, me parece q.e lo q.e mas urge es que cese de

PAGE 240

CENT"N EPISTOLARIO 236 \ 236 \ 236 \ 236 \ 236 \ hecho y absolutam.te la introduccion de negros, y q.e el dinero q.e se quiere gastar en la deportacion y colonizacion de los libertos, se gaste y mucho mas en promover la inmigracion y colonizacion de blancos. En la otra cuestion de la carcel, me deleyta la honrada indignacion con que Vmd la califica; pero disimule Vmd mi mania de hacerla depender tambien hasta cierto grado de la reforma del foro. Mientras no se extirpen las iniquidades del nuestro y la venalidad de los empleados, aspirarmos en vano las honras y provechos de la verdadera civilizacion. Mucho pueden Vmds hacer por medio del influjo poderoso de su juventud y su mrito, por el de la Revista y por el de la Sociedad patriotica, reforzada como Vmd me dice con buena gente, y con mi amado Luz de Secretario y el benemerito Oses de Censor; pero lo q.e mas me alienta es la certeza de q.e ningun bien q.e Vmds puedan hacer, dejar de hacerse. Dios les d ocasiones favorables, y la felicidad que les desean Guadalupe, D.n Felix, Leonardo, Pancho y Thomas Gener.CXVIII CXVIII CXVIII CXVIII CXVIIISor Lic.do D.n Domingo Delmonte. Puerto Prncipe Mayo 15,, de 1.831. Habana Mi estimado Compaero y apreciable Sor: cuando en esa Ciudad deseaba pasar la habitacion de V. ponerme su disposicion pues pretenda honrarme con su amistad; entonces inesperadamente ocurrio mi repentino viage este punto siguiendo la defensa de un pleito propio, y esta imprevista circunstancia q.e desvaneci mis proyectos, me priv del placer que ya Z. me prometa. Los elogios que V. prodig al Paria cuyo trabajo no habia sido otro q.e el acomodar en verso castellano, lo q.e ya se habia traducido en prosa, me empearon en presentar V. alguna otra obra, que tubiese lo menos el merito de la originalidad, y le demostrare la poca mayor fuerza que podia dar mis pequeos talentos estendiendolos mas all de este ramo, y con tal objeto empec componer una tragedia; obra la verdad muy sup.or mis fuerzas, p.o q. la engrandecia el nombre de V. puesto su frente; pues era quien la dedicaba. Nuestro amigo D.n

PAGE 241

DOMINGO DEL MONTE / 237 / 237 / 237 / 237 / 237 Rafael Valdes instruir V. de “ Los Atridas ”,36 nombre de la pieza, y cuyo primer acto vi concluido, habiendole participado mis intenciones. Estas han variado hoy bien mi pesar, pues mi repentina marcha, y el objeto q.e aqui me ha trahido, ni me dieron, ni me permiten en la actualidad lugar p.a concluir aq.l trabajo; por lo cual no pudiendo ya cimentar nuestra amistad del modo que Z. deseaba; procedo desde aqu ofrecer V. mis pequeos respetos bien estando aqui, bien cuando vaya ese mi amado pas; y ya como un simple abogado, como un particular retirado en mi habitacion: en fin, del modo q.e V. lo juzgue oportuno, en el seguro concepto, de que por una extrema simpata nacida de aquel amor q.e s tiene V. las letras, h deseado con ahinco merecer su amistad y trato; y p.r consiguiente debe V. contar conmigo con toda franquesa, propia de dos hombres q.e destierran las enfadosas etiquetas, como nacido aq.l cario de su agraciado Serv.or comp.o y am.o q. b. s. m. Ramon Fran.co Valdes37CXIX CXIX CXIX CXIX CXIX S.or D Domingo Delmonte Charleston y Mayo 30 de 1832 Mi querido amigo: La precipitacion con que escriv en el anterior buque no me dio tiempo para poner a V cuatro letras como deseaba y solo me content con darle Oses la comicion de hacerle presente mis afectuosos recuerdos; pero ahora aunque no muy sobrado de tiempo aprovecho la ocacion que me brinda la Conchita para cumplir con mi gusto y mi deber. 36.Sin duda que esta obra teatral fue desechada por el autor an sin terminarla, pues no figura en su no reducido repertorio. 37.En la introduccin a la Bibliografa de Enrique Pieyro (p. 69 del tomo I de estosANALES) hemos escrito: ... “el Dr. Ramn Francisco Valds, aquel sabio en quien el pesado fardo de la vejez no pudo quebrantar el entusiasmo y amor por el progreso de las letras cubanas”; y ahora aadiremos que Valds naci y muri en la Habana (1810-1866) y lo mismo que en su patria, en Espaa y en Mjico se seal favorablemente como abogado, autor de obras de derecho y teatrales, periodista, orador, poeta, y por ltimo, en la poltica.

PAGE 242

CENT"N EPISTOLARIO 238 \ 238 \ 238 \ 238 \ 238 \ Contempleme V. inesperadam.te en este pais despues de haber sufrido un sin numero de contratiempos y sin poder formar plan de ninguna especie por ue a cada instante tenemos que andar a caza de buque para continuar nuestra derrota situacion para mi la mas molesta pues es preciso ayunar de todo lo util y entregarse ciegam.te a una vida animal sin embargo en medio de este maremagnum he visitado el museo de la sociedad Filosofica, la Libreria y cuantos establecimientos publicos y dignos de consideracion dedicando los ratos ociosos pues que las Musas me huyeron desde que pase la linea, en hacer algunas apuntac.s que cordinar y remitir V cuando me halle mas tranquilo. Entre ellas ocuparan algun lugar las tareas e infatigable celo del Obispo Catolico de esta Ciudad hombre muy respetable ilustrado y grande orador a quien meresco las mayores atenciones y cuyas conversaciones aunque las entiendo medias me han hecho llevadera esta desgracia yo le he regalado el tomo de las meditaciones de Fray Luis de Granada que por causalidad trage entre mis libros manifestandole lo apreciable que era y creo sino me engao q.e dedicar desde ahora algun tiempo al estudio de nuestra literatura la cual conocia apenas. Remito a V ajnto el reglam.to de la Sociedad de Biblioteca para que lo examine V. y Oses pues me parece que tiene muchas cosas utiles que podian aplicarse a la nuestra. Que hay de nuestro nuevo Governador podremos lisongearnos de que sea un protector de letras? Por dos peroraciones que he leido suyas me parece que se interesa en el pais en fin V. me dir. Supongo que la revista continuar con el mismo calor y que el amigo Saco tendra preparado para el numero entrante un surtido considerable y entre parentesis que V. cuidar de que se me embie mi egemplar. A prop He leido la ultima revista de Filadelfia y me ha gustado mucho el juicio que hace de las poesias religiosas espaolas se conoce que el autor del articulo ha estudiado profundam.te la literatura nuestra no dege V. de leerlo que lo merece en fin esta carta v como letania. En la primera proporcion segura remitir V una obrita para que no me olvide. A pesar de los pocos dias que hace de mi estada aqui ya tengo mis relacioncillas amorosas con una Americana38 cuyas apariencias y hasta el corazon son muy Espaoles piensa segun me ha dicho ir a la Habana muy en breve por que canta muy bien toca el arpa el piano y la guitarra si cumple este proposito tendr la satisfaccion de darle una cartita para 38.Certifico qe en lugar de una son dos. Queda de V afectsima. Ma Oss

PAGE 243

DOMINGO DEL MONTE / 239 / 239 / 239 / 239 / 239 el dulce cantor de la belleza cubana pero amiguito no me venda V ni con una ni con otra. Tenga V la bondad de dar mis finas espresiones a todos los Amigos, al Vate y a Nicolas de Cardenas a Saco y Ruiz &.a y creer siempre en el afecto de su am.o Q. B. S. M. Pedro P de SirgadoCXX CXX CXX CXX CXXA D.n Luis Feit, Oficial de Correos para entregar al Lic.do D.n Domingo del Monte Habana. Sor D.n Domingo del Monte. New-York 15 de Junio de 1832. Mi muy querido amigo: la incomunicacion de la costa con el interior del pais en que reside ntro Jos M.a, me tiene sin noticias suyas; pero esto no obstante le remitir en primera oportunidad los luceros39 con los bien sentidos versos que me incluy Vmd en su apreciada de 26 del pasado. El num.o 6. de la revista no ha llegado todavia por mas que lo deseamos como los muchachos un dia de fiesta. Y como va de acuchillar la mala administracion de justicia? Dnle duro esa peste social: en prosa y en verso, golpe de revista y de toda clase de impresos licitos, en tertulias, en conversaciones privadas y de todos modos, emplen toda especie de armas para combatirla; punzantes, cortantes contundentes; la invectiva, el sarcasmo, el vituperio directo, el ridiculo, la ironia, la stira, todas son tiles si sirven para su exterminio; pero eso si, no exijan la responsabilidad del foro solo, pidan tambien la de todos los que hacen empeos y la de todos los infames que llaman bobos los que no roban, y habilidad al fraude, al dolo, al latrocinio y la estafa; porque hasta que la opinion castigue estos delincuentes, yo no espero nada de las leyes. Nuestro D.n Felix es mas de los irlandeses que nuestro. Bien quisiera yo q.e trabajase sobre la doctrina eclectica de la escuela escocesa de que Vmd. me habla, pero me parece que no ha leido nada ni de Reid40 ni de Dugald-Stewart,41y esperar q.e los lea ahora, es una quimera. Dios 39.Alude Gener al diario titulado Lucero de la Habana 40.Thomas Reid, distinguido filsofo escocs (1710-1796). 41.Dugald Stewart (1753-1828). Naci en Edimburgo y fue un filsofo de mucha influencia.

PAGE 244

CENT"N EPISTOLARIO 240 \ 240 \ 240 \ 240 \ 240 \ sabe como saldrmos del articulo q.e me prometi sobre la indiferencia en materias de religion de La Mennais ; porque aunq.e tiene mucha deferencia por mi, frecuentemente se estrellan mis reclamos contra la omnipotencia irlandesa. Afortunadamente en este caso, lo que D.n Felix no haga, lo puede hacer magistralmente nuestro Pepe de la Luz. Entretanto remito Vmd por el Mary Ann portador de esta, la Alhambra que acaba de publicar Washington Irwing. Me parece la mas trivial de sus obras; pero como trata de cosas nuestras que describe con su acostumbrada uncion, se la mando Vmd p.a pasto de su ahijada la revista. Pancho se fu Philadelphia y de alli pasar la Nueva-Orleans; pero antes de salir se enter del prrafo de Vmd con tanto gusto como se enteraron de sus memorias, Guadalupe, D.n Felix, Leonardo y Benigno que se recrean en el creciente mrito de Vmd. con tanta sinceridad como su verdadero amigo. Thomas Gener. P. D. Vayan dos noticias de calibre. 1.a A la hora avisada se resisti el Rey de Inglaterra crear los Pares necesarios para pasar el bill de reforma, y con este motivo hizo dimision de sus destinos todo el Ministerio de Lord Grey. Las noticias de Liverpool del 16 del pasado aseguran que el Duque de Wellington y sus ultra-torys le sucedern. La indignacion popular era tremenda. 2da. Ayer supimos que un buque que sali de Liverpool cargado de pasageros habia llegado Baltimore con cinco menos, muertos del chlera en la travesia, de nueve q.e habian sido atacados; y hoy acabamos de saber que este terrible azote ha comenzado sus estragos en Montreal y en Quebec. Dios nos la depare buena. Un abrazo por mi c.ta Saco y Pepe de la Luz.CXXI CXXI CXXI CXXI CXXIS.or Lic.do D.n Domingo del Monte. Habana Puerto Prncipe Julio 15,, de 1.831— Mi estimado amigo y compaero: contesto la muy grata de V. fha 2l,, del que espir, y por ella veo que con su acostumbrada bondad, me tributa unos elogios q.e no soy acreedor; y si es una verdad, como V. me anuncia, q.e soy apasionado las letras, y deseo con ardor cultivarlas; tambien lo es que jams he logrado el buen xito que tanto es de apete-

PAGE 245

DOMINGO DEL MONTE / 241 / 241 / 241 / 241 / 241 cer, y que V. me dice he obtenido: conozco q.e es V. incapaz de lisongear persona alguna; pero tambien estoy satisfecho de sus modales urbanos y corteses, y estos atribuyo tales encomios. A mi salida para esta, ya dejaba en el campo nstro, amigo Valdes Alfonzo; pero juzgaba hubiese retornado; y contrayndome al prrafo en que me trata V. de l, y continuacion de los Atridas debo decir q.een la acertada eleccion q.e hice en V. para mi dedicatoria, no busqu, ni el prestigio para defenderla de los envidiosos que la atacasen, ni menos cre que imaginase V. buscaba su sombra, guiado de una torpe y servil adulacion. Los primeros, cual turba rabiosa, la despedazaran sin compacion ni consideraciones: as que no les tmo, pues una sana crtica, lejos de exasperar, ilustra; y en cuanto al segundo particular, aun cuando V. merece las mayores atenciones y loores, sin embargo no le juzgo capaz de admitr inciensos, ni yo los tributara, si n lo considerase acreedor ellos. Mi nico objeto, finalmente, al poner el nombre de V. al frente de los Atridas fu ofrecer este pequeo presente la amistad y gratitud: v mis esperanzas burladas; pero si algun da continuare en su composicion, y la concluyere, no por eso dejar de realizar mis proyectos, dispensndome su modestia esta obstinacion. En este Pueblo, es verdad, hay muy poca ilustracion; sin embargo, no es tan escasa como por all tenemos credo los Habaneros, o Jabaneses (segun por ac nos titulan); por cuyo motivo no me parece faltarn subscritores la Revista bimestre cubana cuyo primer n.o con el ttulo de Revista y Repertorio de la Isla de Cuba he visto aqu: empero advierto V. que el genio del pas es el de la mezquindad interes propio, que toca en el grado de avaricia egoismo, razon porque muchos, aun siendo amantes de las ciencias y estudios, no gastan en Libros un real, excepto D.n Gaspar42 D.n Tomas Pio Betancourt, otro algun joven q.edesea con verdad aprender, y pone de su parte los resortes indispensables, haciendo algunos sacrificios pecuniarios, q.e son tan precisos. Una prueba inequvoca de esta verdad es que en el ao de 19,, vino esta Man.l Garcia, gracejo de nuestro Teatro, y con una no muy mala comp.a empez trabajar funciones cmicas: el precio de las entradas era bien corto, y semejanza de los cmicos de legua, estas y los asientos se abonaban dos r.s: pues amigo, los empresarios se perdieron, y al cabo tuvo la malhadada comp.a que tomar las de Villadiego. Parece increible q.e una Ciudad, mayor en su extension la nuestra intramuros, con el Tral sup.or en ella, y con el concurso de innumerables forasteros, quienes traen los negocios forenses, oyendo diariamente las crticas justas de sus defectos, no pueda sostener un Teatro, que, como V. 42.Gaspar Betancourt Cisneros ( El Lugareo ).

PAGE 246

CENT"N EPISTOLARIO 242 \ 242 \ 242 \ 242 \ 242 \ sabe, contribuye tanto la ilustracion; pero desgraciadamente hay un entusiasmo gral y concentrado, por un Padre Valencia,43 Frayle Franciscano, q.e llega al extremo de adoracion, y una ceguedad supersticiosa, q.e gua los mayores desbarros, siempre q.e este lo proponga. El no ha empleado jamas sus luces, sino en borrar toda idea de adelantamiento; pues cuando ese Teatro, y despues tratndose de formar otro, predicaba constantem.te q.e era un mal de consideracion: q.e se corromperan las costumbres; y q.e los daos q.e se iban esperimentar seran incalculables, por los vicios q.e supona aprendan los jvenes en un Teatro. Disparates, amigo, tanto mas remarcables, y dignos de ira, cuanto q.een esta, fuer de cristiandad, y sanas inocentes costumbres, vindose llenar las calles de jvenes bellas, sacrificadas en la primavera de su vida, al capricho, y fanatismo, con un sallal azul, y una mantilla negra, apareciendo beatas; reina la corrupcion en toda su extension. Cuando V. piensa dar un paso, ya se ha extendido por toda la poblacion, y corriendo de boca en boca, es V. devorado de esos Buitres, sin quedarle mas remedio q.e vivir retirado y oscuro, sufrir los tiros de la maledicencia. He aqu la causa de q.e las esposas mas fieles, cuando no pueden sufrir las impresiones del amor; las tmidas doncellas, persuadidas de los discursos prfidos de un corruptor, se entregan, sin recelo, contra su propia modestia, y ofendiendo la pblica moral, un trato libidinoso, que con todo descaro ostentan. Esto, unido la irregularidad de las calles, la mala arquitectura de los edificios, los ningunos objetos de diversiones pblicas, y el maligno porte de sus habitantes, me tienen aqu violentsimo; y la verdad q.e no debiera haberme expresado as, pues en cambio llevan la ventaja de ser caritativos, y brindan con los brazos abiertos la hospitalidad; pero me exalto cuando hablo de este Pueblo servil y adulador, en q.e mas de una vez he sufrido algunas amarguras, por ese vicio maldito de la chismografa. El trato raro de vos por V., nio por el nombre, venid, traed, &.a pluralizando las voces, y no pronunciando jamas las consonantes al fin, ni aun en medio de diccion. He oido una Seora de talento y de las mas civilizadas por pedir una pastilla de cascarilla; decir= “dame una patilla de cacarilla...” T ales disparates darn V. una idea, aunque sucinta de lo q.e es la Muy noble y muy leal Ciudad de Santa Mara de Pto Pre, q.e todos estos ttulos retumbantes tiene. Pero, pasemos lo de mas interes, dispensandome V. haya sido tan difuso en esta materia; porque quera que V. conociese algo esta Ciudad. Con la de V. pas la secretara de cmara instruirme de la disposicion sup.or que V. se refiere sobre la incorporacion de ttulos de los recibidos en los supremos Consejos, y me dijo Escoto el secret.o q.e 43.El franciscano Juan de la Cruz Esp, conocido por El Padre Valencia

PAGE 247

DOMINGO DEL MONTE / 243 / 243 / 243 / 243 / 243 se haba prevenido generalmente dicha incorporacion, previos los ciento y pico de p.s que importan los dros, con la sola diferencia de q.e los recibidos en el consejo de castilla, como D.n Anacleto Bermudez, D.nAntonio de la Puente y Franco, y otros, tenian q.e pasar por nuevo examen; y los del de Indias n, y s solo por la incorporacion, citando en estos ltimos al Cap.n D.n Juan Aparicio, D.n Fran.co Gernimo Hernandez, D.n Agustin Rodriguez Crespo &.a Aun cuando la R.l Prov.ondel caso, segun V. me anuncia, hablase solo respecto de los del Consejo de Castilla; aqu lo entienden los Sres con la generalidad q.e le dejo V. dicho; de suerte q.e quise instruirme, antes de dar un paso quiz indiscreto; pero sin embargo, ver Pichardo, lo q.e no he hecho por haber estado ocupadsimo en q.e pasasen los autos de mi pleito al Relator, donde en efecto se hallan; y ponindome de acuerdo con l, hablar los Sres con los cuales estoy relacionado, y les merezco algunas consideraciones; estando V. satisfecho del interes que tomo en sus asuntos. Siento sea este el solo en q.e V. me ocupe, y aunque como he dicho creo no poder llenar en un todo su deseo, considerando V. q.e no est en mi mano, disculpar ese mal estreno, y no olvidar q.e siempre siempre, y con igual franqueza tiene un amigo y compaero q.e desea con todas veras servirle. Tal es su affmo Q. B. S. M. Ramon Fran.co ValdesCXXII CXXII CXXII CXXII CXXIISr. D. Dom.o Delmonte. Madrid 25. de Julio 1832. Querido Am.o Como por el correo ult.o llegado la Corua el 10. (ni fallor) corr.te no he tenido carta de V. ni recibo papel alguno impreso, no tengo mas arbitrio, q poner delante todas las atrasadas q conservo y son de 13. en.o 16 marzo y 23 mayo diciendole cuanto me vaya ocurriendo. Es verdad q yo falt en el mes ant.or de junio porq estaba fuera de Madrid huyendo del estremado calor q este ao se siente y tomando baos p.a poder resistir: pero en mayo estuve puntual teniendo el gusto de remitir V. la serie del Correo literario hasta el 25, el tomo 1. de los Anales de ciencias y artes de q saldr un cuaderno cada mes y los num.oscorrespond.tes de las Cartas castellanas. Porque ya dije V, q quedaba aceptado el cambio de La Revista y un diario de esa por el correo y las cartas prefiriendo yo a los demas diarios cotidianos el Noticioso

PAGE 248

CENT"N EPISTOLARIO 244 \ 244 \ 244 \ 244 \ 244 \ Tambien he propuesto el mismo cambio Canca redactor del Propagador de conocim.tos utiles y me ha entregado los num.os q hasta ahora han salido desde octubre 1831. Segun esto, tiene V. q enviarme: 1. Un ejemplar de la Revista y otro del Noticioso por el Correo y las cartas. 2. Un id. de id. por los Anales de ciencias &c. 3. Un id. de id. por el Propagador de Casaseca, sin contar q las Revistas No. 1. y 2. me hacen falta mi pa encuadernarlas. Yo recibi con la apreciable de V. 23. mayo ademas de los Noticiosos la memoria alemana sobre el clera. Por el papelito adjunto No. 1. ver V. q aqui nos abrieron el pliego en q vinieron las Auroras de Matanzas, como lo hemos conocido por haber encontrado dentro (pues le volvieron cerrar) un numo. del Correo literario de aquel mismo dia otro inmediato. El No. 2. le enterar V. del apuro con q Hermosilla solicitaba la Revista, q al fin le prest, pero calla como un puto. No asi d. Hermgenes Torrente44 cuya insoportable petulancia ver V. pintada en el No. 630. del Correo. No ha sido esto un acaso, sino q lo habia yo muy bien previsto. Yo me he empeado en q nadie, si es posible, ignore q la Haba tiene ya un peridico cientifico y literario como no lo tiene Espaa y q lejos de adularse en l, contribuye como debe, destruir reputaciones usurpadas, como las de Hermosilla y Torrente. Este merece no solo la censura de toda persona quien se alcance algo de literatura, sino tambien la excecracin de todo hombre de bien y decente: pues habiendole yo probado matematicam.te en el Correo q habia impreso una falsedad y una calumnia hablando del congreso de Venezuela, contest el infame, q no respondera una palabra basta q el articulista no se desembozase y firmase con todos sus nombres y no con iniciales, para buscarle su vida y q todos la supiesen ¡Vaya un historiador concienzudo! ¡Vaya un alma noble! Mucho recomiendo V. este pajaro. ¡Ojal q uno de Vms. tomase su cargo la geografia y otro la historia de la revolucion por este pedanton. Cuando le impugn la geografia en tres cartas y aparecieron como remitidas de Bordeaux, se empe tambien en saber quien era el autor de aquellas: pero entonces no contest. Como me encuentro con dos meses de Correo las Cartas y el Propagador y como por otra parte temo q abultando los pliegos demasiado, los abran aqui, remitir hoy solo el Correo y tres cartas, quedando las anteriores y el Propagador pa q las lleve un Sr. Parreo, amo de Arango q parte de aqui pa esa el 31. corr.te Entonces tambien escribir V. 44.Don Mariano Torrente.

PAGE 249

DOMINGO DEL MONTE / 245 / 245 / 245 / 245 / 245 Por mas q he perseguido y fastidiado Duran45 no me ha entregado unos libros q ofreci darme pa q se los remitiese V. Ya s q son los Romanceros q ha publicado. Remiti Angelito el diario q vino con el Noticioso. Tengo noticias frescas suyas y de Crispo; estan buenos y de buen humor. El herm.o de Crispo me encarga encaminar la adjunta. La espedicion de d. Pedro, parte de ella, desembarc el 9 corr.te y parece q se v realizar el proverbio de entrar como Pedro por su casa No mas por hoy, mi Am.o, sino q Dios N. S. sea en su guarda y mi me d su gracia con q le sirva. A Dios y mandar su verdad.o am.oT. Quintero46P. D. Por primera vez en este ult.o correo de esa no ha venido la Aurora de Matanzas con sobre de Arango, sino la Redaccion del Correo. Suplico V. diga escriba los Redactores q venga en adelante mi nombre Calle del Clavel N.o 8 Y V. no ponga los sobre Arango, sino mi con el mismo adresse. Este pliego v partido en dos, uno por el Sr. Feit, y otro por el Sr. Elizagarate.CXXIII CXXIII CXXIII CXXIII CXXIII47 47 47 47 47Al Sor D. Domingo del Monte Habana. Lazareto de Malta el 27 de Julio de 1832. Queridisimo Domingo mio: cuanto tiempo hace que estoy para escribirte una carta en contestacion tu favorecida de Dic.e 15 que recibi en Constantinopla! Soy un perezoso, un perdulario y Vmds. por all no tienen segun creo, tan mala opinion de m. Sin embargo conozco todo lo malo que hago y lo poco bueno, y esto es siempre alguna cosa, pues se puede esperar 45.Don Agustn Durn. 46.Don Toms Quintero, escritor colombiano establecido entonces en Madrid. 47.V. el prefacio de la edicin aparte del Centn Epistolario

PAGE 250

CENT"N EPISTOLARIO 246 \ 246 \ 246 \ 246 \ 246 \ enmienda. Yo pienso enmendarme efectivamente y estudiar y trabajar mucho, pero estoy y desengaado que no lo puedo hacer hasta que me halle tranquilo, reposando en medio de mis penates y gozando del amor y de la sociedad de mis buenos y numerosos48 Ahora principalmente de seis meses ac o mejor dicho desde que comenz viajar en el Oriente, me ha entrado un deseo tan vivo de volver la patria que ha dejenerado en disgusto de los viages, pues estos me impiden volver aquella. Ya gracias Dios he salido de Grecia y de Turquia en donde he tenido dos enfermedades, me he llevado varios chascos, he tenido algunos malos encuentros y he sufrido, en fin, muchas molestias de todos generos. De ese viae por esas antiguas y clasicas regiones, hablo Pepe de la Luz en una carta larguisima que le estoy escribiendo. Es tan larga que estoy ya en el cuarto pliego, y todavia me falta tanto que decir que no puedo acabarla p.a que vaya en el vapor q.e sale maana p.a Gibraltar Inglaterra. Ir pues conmigo Cadiz y de alli la mandar a la Habana. Dilo Pepe p.a q.e mientras tanto tenga paciencia. Me alegro infinito de las buenas noticias que me ds respecto del movimiento literario que hay por fin en la juventud habanera, y me prometo grandes cosas de tal entusiasmo, pues veo los nombres de los primeros talentos reunidos en esa loable empresa que llevan cabo con tan nobles esfuezos. Yo estoy rabiando y por ver esa Revista Cubana y te agradecer que me digas quien me la puede prestar en Espaa y si n que me mandes todos los numeros que han salido, no olvidandote de poner al margen el nombre del autor de cada articulo. Tengo que decirte una cosa aunque s que me costar un regao. Tu crees que mi poema sobre Pompeya de que te he hablado est por lo menos al fin del vigesimo cuarto canto, y supones que ser bueno. La suposicion es digna de agradecimiento, p.o la verdad es q.e todavia no hay un verso escrito. Te dir la razon. Justamente cuando estaba para comenzarlo me vino la idea de viajar en Grecia y Turqua y como p.a ello debia pasar por la Italia, hice animos de ver la Sicilia con su famoso Etna q.e no habia visto y estando en Sicilia dar un paseito Pompeya de 20 dias un mes y escribir entre las mismas ruinas, recibiendo de ellas las inspiraciones y no de los recuerdos ni de los libros. Mi idea creo que ha sido muy juiciosa y si ha salido mal no es culpa mia. Digo que ha salido mal, por que llegando aqui con las mejores intenciones de ejecutarla, me encuentro que en Sicilia hay una cuarentena de 26 dias p.a las procedencias de Malta como si hubiera aqui la peste. Esta cuarentena me asusta demasiado, despues de la de 20 dias que estoy sufriendo en la actualidad. Mis deseos de volver pronto la Habana es otra razon de mi 48.Falta en el original la palabra que debi seguir.

PAGE 251

DOMINGO DEL MONTE / 247 / 247 / 247 / 247 / 247 prisa. Pero de todos modos, el asunto me parece tan hermoso y es tan adecuado mi gusto y poca instruccion q.e he adquirido en antiguedades, que no abandono la idea de tratarlo aunque sea en la Habana. Entre tanto para recobrar un poco tu perdida gracia te enviar un ensayo (el primero que he hecho) en el genero heroico. Es una cancion en el metro de Herrera y Fray Luis de Leon, y un asunto superior mis fuerzas. Es en loor de los dos Marromicalis, Jorge y Constantino, (hijo y hermano de Pietro Marromicalis, Principe de Maina) que dieron muerte al presidente Capo d’Istrias, tirano de la Grecia. Es como sigue: La Grecia belicosa Por tres cansados siglos arrastrando La cadena ominosa Que el turco fiero bando Sobre su cuello impuso batallando La antigua clara gloria De su tajante espada y fuerte lanza Con que tanta victoria Domara su pujanza Olvidaba, y su honor y su venganza. Cuando el sublime grito Lanz de Libertad fuerte Ipsilante Y el tremendo conflicto, Contra el turco arrogante Se oy cual suele trueno retumbante. Y la hueste guerrera Al ronco son del parche estrepitoso Acorriendo ligera Bajo el pendon glorioso De la Cristiana Cruz y poderoso Hicirase invencible Por Libertad y Patria combatiendo Con fiero ardor terrible En el campo venciendo O con heroica muerte pereciendo. Y vosotros los fuertes Generosos caudillos cuya espada De mil diversas muertes En la sangre aun baada

PAGE 252

CENT"N EPISTOLARIO 248 \ 248 \ 248 \ 248 \ 248 \ Libert vuestra patria esclavizada Mil veces gloria! Gloria vosotros s, de cuya frente El halo de victoria En torno refulgente Cie, y corona de laurel luciente. Mas quien la tirania Del absoluto Dictador patricio Que de sangre teia El suelo natalicio Derroc de su altivo precipicio? Gloria, A vuestro nombre ilustre y fuerte mano! Gloria vuestros puales Del Principe espartano Valiente prole y denodado hermano! Honor Constantino Que por la patria pereci el primero! Y a t, Jorge divino, Que muriendo postrero Mostraste tu alma y tu valor guerrero! Cual y los Ateneos Divo Aristogiton y Harmodio osado En los Panatheneos Con aliento esforzado La muerte dieran al tirano odiado. Y con noble fiereza El sacrificio hiciran de la vida Al honor y grandeza De la patria querida La libertad volviendole perdida. Tal fu la generosa Hazaa vuestra noble y esforzada Que haciendo gloriosa Vuestra memoria amada Ser en la Grecia libre eternizada. Porque vosotros fuisteis Los que con crudo acero y fuerte mano

PAGE 253

DOMINGO DEL MONTE / 249 / 249 / 249 / 249 / 249 El duro pecho heristeis Y el corazon insano Del insolente brbaro tirano. Nota. He cambiado en e la i de las ultimas silabas de los nombres de Ipsilanti y Marromicalis, para acomodarlos al genio de ntra lengua y adaptarlos ntra versificacion. Ahora que me has visto ensayar dos tres generos diferentes, me diras tu opinion sobre cual de ellos debo cultivar de preferencia. Tambien he hecho algunos versos lo romantico pero son tan negros que no me atrevo mandartelos. Pero una palabra mas sobre mis heroes. Yo los comparo Harmodio y Aristogiton y efectivamente la historia dificilm.tepresentar dos hechos mas semejantes. Los heroes atenienses se juraron mutuamente matar los tiranos morir en la empresa como lo hicieron nuestros helenos. Aquellos escogieron el dia de las fiestas de Minerva y estos el momento en que entraba el presidente en la iglesia con ocasion de una fiesta. Constantino, de la misma manera que Harmodio, cay inmediatamente despues del hecho los repetidos golpes de los guardias que circundaban al tirano. Y Jorge Marromicales muri luego con la firmeza de un heroe en el patibulo que le prepar el Conde Agustino, hermano de Capodistria, y su sucesor en la tirania, asi como Aristogiton muri luego por orden de Hippias hermano de Hipparco. Tambien se nuia en este como en aquel caso, el amor de la patria y de la libertad el sentimiento de una injuria personal, pues Pietro Bey, con otro hermano suyo que por sus hazaas ha merecido el apodo de rey de Esparta, se hallaban entonces en los calabozos de Palamide y mientras que los mismos Jorge y Constantino Marromicales tenian por prision los muros de Nauplia y andaban spre con dos sentinelas de vista. Esta familia que tan justamente merecia el primer rango que ocupaba entre los bravisimos Mainotes, pueblo que jamas pudo someter el musulman, se distingui estraordinariamente en la guerra de la revolucion, pues mas de veinte de sus miembros murieron en el campo de batalla. Tambien nuestros heroes martires se distinguieron entonces con las armas y despues sirviendo en varios cargos publicos. Solo me resta decirte que tengo hechas algunas estrofas mas, pero como dice el adagio que “de lo bueno poco” no me atrevo a aadirlas la Cancion por temor de hacerla demasiado larga y cansada. Siento mucho que tan de antemano me hayas dirigido varias de tus cartas Espaa, pues por esta razon he carecido por mucho tiempo de tus buenas nuevas, mientras que las dichas se envejecen antes de llegar mis manos. Pero ahora me debes dedommager escribiendome otras frescas, largas y sabrosas, pues ya sabes que pronto estar en Cadiz.

PAGE 254

CENT"N EPISTOLARIO 250 \ 250 \ 250 \ 250 \ 250 \ Te doy la enhorabuena por haber abandonado la picara carrera del foro p.s pudiendo vivir sin ella no podias hacer cosa mejor que entregarte enteramente la literaria en que en lugar de robarnos nos enriquecers con tus buenas producciones. Yo creo que todo hombre patriota entre nosotros se debe ocupar primeramente y con todas las fuerzas de su espiritu de alejar las dos grandes calamidades que son origen de todos los vicios de nuestra educacion y de la vergonzosa depravacion de nuestra Sociedad. A saber: el foro, y la esclavitud de los negros. Estos son los dos puntos capitales y los dos grandes obstaculos ntra civilizacion, que una vez allanados, todo sera facil y la obra de pocos aos. Asi Domingo mio, te ruego que no pierdas la ocasion que te presta tu ventajosa posicion para atacar estos vicios, y reunas los esfuerzos de los pocos hombres ilustrados, contra estos poderosos enemigos de ntra civilizacion y de ntra felicidad. Ahora te podria decir con Quevedo: Zampusado en un banasto— me tiene Su Magestad &.a Pues me hallo desde el 15 del corriente en la formidable prision que llaman aqui Lazareto, con sus enormes muros, puertas y ante puertas y en donde apenas tengo dos pulgadas de terreno para dar un paseo con mi sentinela de vista Sin embargo el mar lo tengo todo por mio y mi puerta, lo cual me es de gran recurso pues muy a menudo me hecho nadar y tengo lo menos esos momentos de libertad. Tambien he tenido la fortuna de que hayan entrado en cuarentena el mismo dia que yo, varias familias y oficiales que han venido de Grecia en una fragata de guerra. Aunque por ser mi cuarentena mas larga no puedo tocar estas gentes, tengo lo menos el consuelo de verlas y de hablarlas. Pero no es eso todo. Entre ellas hay una muchacha Suiza que por fortuna es mi vecina, yo como veterano que soy en las guerras de amor, puse inmediatamente sitio la plaza, que despues de numerosos parlamentos por el agujero de la llave, de despachos infinitos pasados por debajo de la puerta y de una resistencia obstinada de ocho dias, cay en fin en mi poder por medio de un asalto nocturno bien combinado en que el enemigo fu pasado al filo de la espada. No me resta que decirte sino que el 5 del entrante obtendr la deseada pltica y que pasando algunos dias en Malta decidir si voy por ultimo a Italia directamente Cadiz. De todos modos mi viage Italia no ser mas que de 30 40 dias. Adios, querido Domingo, haz mis cumplidos todo ese mundo habanero y Matancero y acuerdate spre de tu amantisimo amigo J. L. Alfonso

PAGE 255

DOMINGO DEL MONTE / 251 / 251 / 251 / 251 / 251 P. D. Cuando me escribas dime que es de Heredia pues desde que sal de America no s de l ni aun siquiera si vive. Yo le he escrito varias veces de los E. U., de Inglaterra y de Francia, cuyas cartas jams ha contestado. Por lo tanto estoy muy sentido con l y no le volver a escribir en mi vida, pues yo aunque busco la amistad de los hombres de merito, si estos me la niegan no soy jams intruding .CXXIV CXXIV CXXIV CXXIV CXXIVAl S.r Lic.do D.n Domingo del Monte. Habana. S.r D.n Domingo del Monte. New-York 17 de Agosto de 1832 Mi querido amigo: cuatro noches sin dormir de resultas de lo que sufre Justo mi chiquito de la erupcion de sus ltimas muelas, me disculpan de no escribir Vmd. sin una esquela en respuesta sus muy apreciadas de 6 de Junio y 4 de Julio, que recibi con el no 6. de la Revista Cubana y dos paquetes de Noticiosos para nuestro Jos M.a, de quien no he recibido todavia ni sus ltimas obras ni noticia alguna. Me alegro de que se hayan Vmds. embullado con la carta que dirigi D.n Justo Velez el Secretario de la Convencion literaria y del Lyceo nacional de esta ciudad. Con ella debi ir otra p.a ntro Saco, que va ahora con unos impresos que algo dicen de los esfuerzos de Vmds. Vermos que partido se sacar de este nuevo estimulo. A donde iba Pedro Sirgado que me escribi de frente el Morro de P.toRico encargandome la direccion de una carta p.a Anastasio Carrillo, fin de tranquilizar los q.e estuviesen con cuidado por su larga navegacion? El clera va de capa caida en esta ciudad, y no ha sido atrevido con ninguno de nuestros paysanos. Sea Vmd feliz, haga todo el bien que pueda, y cuente con el aprecio invariable de Varela, de Leonardo, de Guadalupe y de Thomas Gener.

PAGE 256

CENT"N EPISTOLARIO 252 \ 252 \ 252 \ 252 \ 252 \CXXV CXXV CXXV CXXV CXXVPor la Corua A D.n Domingo del Monte Abogado en la Habana S.or D.n Domingo del Monte Madrid 27 de 7bre 1832 Mi apreciabilisimo paisano: recibi con mucho gusto su carta de 3 de Julio ultimo que pase a manos de Quintero49 quien me consta que escribio a v a su tiempo y se ocupa con el celo que le es caracteristico en auxiliar a v en las varias empresas literarias a que ha dado movimiento para credito de nuestra patria que le debera siempre este serbicio. Quintero le escribira a v por este correo pues asi me lo ha asegurado. La adjunta censura que se ha hecho de la Atala para reimprimirla me ha parecido un papel curioso y por lo tanto se lo embio por si pudiese v sacar alguna utilidad de ella, y no me contentare con esta muestra de mi buen deseo sino que procurare buscar a v y remitirle todo cuanto pueda contribuir a auxiliar a v en su honrosa empresa para la cual pondran su contribucion algunos amigos mios. Por aqui no ocurre en el dia otra cosa de nuevo que la infausta noticia que llegara a esa por tantos conductos de la grave enfermedad del Rei. He tenido mucha satisfaccion de ver en la esposicion publica de pinturas de este ao en esta corte algunas muestras de la aplicacion de nuestros paisanos que han merecido elogios de algunos inteligentes. A Dios paisano mio hasta otro dia repitiendose su mui afcmo amigo que desea complacerle y b. s. m. Andrs de Arango P. D. Mientras le indico a v algun otro medio de dirigirme la revista leere la que v embie a Quintero o a D.n Luis Casaseca Editor del Propagador. 49.Don Toms Quintero.

PAGE 257

DOMINGO DEL MONTE / 253 / 253 / 253 / 253 / 253CXXVI CXXVI CXXVI CXXVI CXXVIAl S.r D Domingo Del Monte Abogado de los R.s Consejos Habana Pto Rico y Oct.e 5 de 1832 S.r D Domingo Delmonte Mi querido amigo: Aunque no he tenido contestacion alguna a las que escrivi a V desde Charleston como soi mejor amigo de V. que lo es V. mio no me paro en pelillos y le vuelvo escrivir. Que hay de revista y proyectos literarios? que de Seccion de educacion? hemos adelantado con el nuevo Gral no? tales dudas rebuelvo constantem.te en mi animo sin hallar q.n me las disipe; pero ya va por poco pues creo que en el mediato correo de Noviembre partir para esa como que segun le habr informado Oses soy Abogado desde el 14 del pasado, unica cosa para que sirve este pais, el mas atrasado en civilizacion de cuantos paises he conocido donde el celo opresivo de los mandarines no deja respirar desde el mas miserable campesino hasta el mas poderoso ciudadano a ninguno, pues todo lo han de arreglar y disponer la sociedad patriotica es nula compuesta de aduladores y gente soes que en lo menos en que piensa es en el adelantam.to del pais asi se ven las escuelas abandonadas gente de color y plagadas de vicios lastimosos. A nuestra vista que ser pronto hemos de hablar mucho acerca de esto y sugetare a su censura una memoria curiosa que he estendido. Como no lo creo a V casado aun no le ruego me ponga a los pies de Madama d V si mis memorias a los amigos y al inclito Saco y no olvide nunca el cario de su amigo q. b. s. m. Pedro P de SirgadoCXXVII CXXVII CXXVII CXXVII CXXVIISor D.n Domingo del Monte= B L M M G A. Querido Domingo. Te remito las Poesias de Tapia, dejando tu eleccion cualquiera otra cosita q.e quieras mandarme.

PAGE 258

CENT"N EPISTOLARIO 254 \ 254 \ 254 \ 254 \ 254 \ Ayer tarde estubo en esta tu casa el Literato Babi,50 y me suplico recogiera entre mis amigos suscriptores para la obra q.e debe dar luz, cuyo titulo veras en el adjunto papel. Si gustas podrs firmar el dicho papel51 y la exhibicion de la cuota se te entregar el recibo correspondiente por dicho autor, el cual piensa pasar al Norte imprimirla. Me alegraria consiguiese aq.1 su fin para ver q.e han podido dar de si 10, aos de trabajo. Soy como spre tuyo Manuel Granados52 [Habana] Casa 12 Octbe 1832CXXVIII CXXVIII CXXVIII CXXVIII CXXVIIIAl Lic.do D. Domingo Delmonte Habana. Bristol R I. y Octubre 15-1832. Querido amigo: el portador de esta es un joven de Matnzas que despues de haber estado en este pais algun tiempo, pasa la Habana con el objeto de estudiar Filosofia en el Colegio de S.n Carlos. Tanto por sus buenas prendas, cuanto por el afecto que como amigo le profeso, le recomiendo t, que s das siempre buena acogida los jvenes estudiosos. Si se le ofrecieren algunos obstculos por no haberse presentado al tiempo oportuno en la clase, espero que con tu mediacion le ayudars allanarlos. Desde el mes de Mayo en que sal de New-York para Rhode-Island no he visto nada de la revista habanera; y por consiguiente nada s de los articulos que presumo habrs escrito. El ltimo que lei fu aquel 50.Garca Babi.—N. de Domingo del Monte. 51.“Abolicin de la pena de muerte”.— Ibidem 52.“Granados-Albear, Manuel”, se lee en el ndice formado para este tomo por Domingo del Monte.

PAGE 259

DOMINGO DEL MONTE / 255 / 255 / 255 / 255 / 255 sobre la novela espaola. Mucho le gust al Seor D. Tomas53 verte abogando en favor de la buena moral. Ojal que semejantes ideas se generalizasen en la juventud cubana; pues debemos confesar que la inmoralidad ms monstruosa est all difundida por todas las clases, y con elementos tales, no puede haber nada bueno. Poco he leido de Byron hasta la fecha, porque,=aunque con algun trabajo pudiera entenderle,=temo sin embargo mucho el halago de los bardos, quienes me han perjudicado bastante hasta ahora, distrayendome de los estudios anexos la profesion que he emprendido. Aquellos delirios placenteros que me halagaban una vez, van desapareciendo, y la realidad de la vida me hace pensar en mi suerte. Es imposible, mi querido amigo, librarse el hombre del materialismo de sus necesidades en la vida, ni de el mal influjo que trae consigo la carencia de las prosaicas monedas. Creo que permanecer en este pais hasta la primavera prcsima, en que espero pasar Sevilla a incorporarme en la Academia de prctica de aquella ciudad, y probablemente permanecer alli dos aos. De esto me alegro infinito; pues siempre habia deseado ver la amable y romntica tierra de gloriosos interesantes recuerdos. Tambien es Andalucia patria de mis progenitores, y siento que mi corazon se conmueve con la idea de visitar aquellos solares que, las orillas del Genil, fueron en tiempos pasados patrimonio de mi linage. Como la comunicacion con lo interior de Mjico est cortada hace tiempo, no tengo noticias de Jos Mara.54 Tu sabes que el mismo se est imprimiendo sus obras: me alegraria que concluyese antes de Abril, para conseguir un ejemplar antes de dejar este pais. El Vate es un menguado que no ha sabido contestarme, habiendole yo escrito. Tengo informes ciertos de que anduvo, y quiz andar todavia, en unos malos amorios. Aconseja ese descaminado mozuelo, no sea que le venga algun desaguisado, y haya quien ponga manos airadas en un sacerdote de Apolo. Adios mi querido amigo: mis memorias D. Policarpo, Moris, Leonardo y esposa=y Belinda, y mis primos de Toledo; y tu nunca olvides que te quiere sinceramente— Manuel de Garay. 53.Don Toms Gener. 54.Jos Mara Heredia.

PAGE 260

CENT"N EPISTOLARIO 256 \ 256 \ 256 \ 256 \ 256 \CXXIX CXXIX CXXIX CXXIX CXXIXA D.n Domingo Delmonte Abogado de los Rs Consejos & Habana. S.or D. Domingo Delmonte. Madrid 24 oct.e 1832. Mi querido Am.o En prueba del aprecio q hice de la apreciable de V. 17. ag.to ult.o la registr inmediatam.te en los n.os 666 y 667 con las aadiduras q he creido oportunas y conducentes al santo objeto de q se suprima el Redactor de New York de q V. me habla y q yo conocia mucho. Por fortuna el tal papel se atrajo la indignacion del gobierno y con especialidad del ministro saliente de hacienda Ballesteros, q encarg D. Manuel M.a Gutierrez impugnase sus principios, mas bien dicho su falta de principios en cuanto a permisos p.a hacer el comercio de esos paises en buques neutrales. En los n.os 69-70-71-y 72 de las cartas espaolas ver V. con que vigor de raciocinio desempe Gutierrez su comision; y aunque esponiendome q alguno dijese “a toro muerto gran lanzada” no he querido dejar perder la ocasion de que el gobierno y todo el mundo sepa que Pinillos paga un peridico tal, solo con el objeto de ver si le d verguenza de q aqui se sepa y cesa de sostener aquellos charlatanes. Tengo tambien este empeo por que veo la guerra que han declarado aquellos escritores los nuevos estados americanos y al sistema de calumnias y sarcasmos q han adoptado—Yo quisiera que ya q no la Revista porque no entra en su plan, lo menos en varios diarios de los q ay se publican, hiciese V. reimprimir la carta inserta en el Correo por ver si entra en cuidado el conde Villanueva—V. puede decir todo el mundo, que si no hay aqui un violento retroceso, dentro de poco hemos de tener nuestro cachito de libertad de imprenta. No dejo de pensar bastante en la admiracion y estupor con q van Vms. recibir las noticias politicas de q este correo ser portador, y quisiera tener todo el tiempo y libertad necesarios p.a descubrir causas, circunstancias y pormenores con que saciar la curiosidad de V. No pudiendo verificarlo de un modo tan completo como querria, bsteme decir, q la tranquila revolucion de q soi testigo, no es efecto de un plan concertado y menos de una intima conviccion de los males que producia el anterior sistema, sino es uno de aquellos grandes acontecimientos q resultan de los mas pequeos insignificantes

PAGE 261

DOMINGO DEL MONTE / 257 / 257 / 257 / 257 / 257 accidentes, como observ el solitario de q tan comunmente sucedia en este picaro mundo. Si cuando el Rei se agrav, los ministros Calomarde y Alcudia hubiesen espedido un correo la Infanta D.aLuisa Carlota (esposa de D. Francisco) q se hallaba con su marido en el puerto de Santa Maria, no hubiera habido la mas leve novedad y todo hubiera seguido como antes. Pero no la dieron aviso ninguno: S. A. se entera por los periodicos del inminente peligro del augusto enfermo, toma la posta dejando esposo hijos, corre sin descanso sin mas vestido que el puesto, llega palacio, busca Calomarde, le abofetea y escupe, hace poco menos con Alcudia quien dice: “Siempre te tuve por un bruto, pero por un picaro traidor n hasta ahora”, encuentra la reina llorando y la dice “Carajo, no es tiempo de llorar, sino de obrar” y tiene V. hecha la metamorfosis, q si hasta ahora no llena los deseos de los buenos espaoles, derrama sobre todos los q lo somos el dulce balsamo de la esperanza. Auguran q ya est firmado un decreto comprensivo de una especie de transaccion con los compradores de bienes nacionales, que se desarmarn los realistas, q habr una milicia civica, que tendremos cortes por estamentos... Dentro de pocos dias espero, abrazar Crispo y Angelito. Y en cuanto politica, satis superque, p.o con la advertencia de que yo tambien deseo q en sus cartas haya algo de ella q se esplique V. sobre el nuevo Visir, de quien aqui esperamos ver barrabasadas etc. Ya V v que cuanto V. me dice puede imprimirse en el correo. Tengo el disgusto de advertir V. q Torrente,55 quien dias h se entreg mui recomendado p.a V. un paquete con un tomo entero del Propagador y tres romanceros de Duran, no ha salido aun p.a Cadiz donde debe embarcarse, por hallarse muy enredado en el pleito q trae con su muger, aunq espera poder marchar de un dia otro. Me dice V. q habr ya visto el No 6. de la Revista y no es asi. Hasta hoy no he recibido mas numeros q el 3. 4. y 5. Con esta van 14 n.os del Correo desde el 658 hasta el 671 y 5. de las Cartas del 70. al 74, unq p.a q todo abulte menos, partir el paquete dirigiendo las mitades los consabidos amos, cuyo adrefse me ha dado V, quien deseo la mas perfecta salud p.a q comunique sus ordenes su verdad.o am.o y atento servidor y capellan Fr Thomas de San Quintin 56 55.Don Mariano Torrente. 56.Don Toms Quintero.

PAGE 262

CENT"N EPISTOLARIO 258 \ 258 \ 258 \ 258 \ 258 \CXXX CXXX CXXX CXXX CXXXS.or D. Dom.o Delmonte. Madrid 25 dic.re 1832. Mi querido Am.o Postrado en cama con un terrible costipado, producido, sin duda, por estos insoportables 7. bajo cero q estamos tolerando, me he ocupado en liar y coordinar los adjuntos papeles p.a remitirselos V. Porq aunq V. me dice en su ult.a apreciable 3. octubre q no le envie de aquel periodico sino los N.os y contengan algo particular, como el trato con el editor del Correo es q d un ejemplar y otro de las Cartas por el Lucero y la Revista los redactores de tal Lucero debe V. dar el Correo en cambio. Las Cartas como V. ver, se han convertido en Revista espaola y hemos ganado. Como Torrente (q ya estar entre Vms) enga la S.ta quien habia ofrecido llevar un pliego p.a V, Arango se lo entreg al Sr. D. Jos Ricardo O’farril, q iba Cadiz y nos ofreci remitirselo V. con toda seguridad. Sirvase V. avisarme si est en su poder y q papeles y libros encontr en l. Las cosas aqui van como van, y no como debian ir. Zea y Ofalia se han presentado con muy malas ideas y llenos de un miedo cerval al partido carlista, y tanto q por este temor, no quieren q el gen.1 Cruz entre al minist.o de guerra p.a q fu nombrado: en cambio parece q le echan esa isla de capitan general De todos modos la magestuosa marcha principiada aqui en octubre ultimo ha parado, mas bien es ya retrgrada. Y como el estado de la salud de S. M. C. es sumamente precario, se temen, y con razon, todos los horrores de la guerra civil... Cuidado q en el ultimo correo de esa llegado 4 dias h recibi la redaccion del Correo la Aurora de Matanzas hasta 30 octubre y yo ni un Lucero, ni carta de V. he tenido. La ultima comunicac.n de V. es la citada 3. octubre. Espresiones los Amigos y cuente entre los suyos su af.moClavel Ocho57A Angelito esperamos aqui el 8. en.o proximo. 57.dem.

PAGE 263

TOMO II 1833-1835

PAGE 264

CENT"N EPISTOLARIO 260 \ 260 \ 260 \ 260 \ 260 \

PAGE 265

DOMINGO DEL MONTE / 261 / 261 / 261 / 261 / 2611833 CXXXI CXXXI CXXXI CXXXI CXXXIA D.n Luis Feit, Oficial de Correos, p.a entregar al Lic.do D.n domingo Del Monte. Habana. S.r D.n Domingo Del Monte. New-York 19 de Enero 1833. Mi muy querido amigo: ayer antes de ayer me quej con Pepe de la Luz del silencio de Saco y Vmd, y ahora que son las once de la maana se me aparece un marinero con la deseada de Vmd de 10 de Oc.bre, y un envoltorio que contiene ocho ejemplares del no menos deseado no. 7 de la Revista,1 per no el tomo del diccionario de Valbuena. La atroz cachaza de este hombre q.e ha tenido este envoltorio en su poder desde q.e se lo entreg el Cap.n del Berg.n Eagle, esto es, mas de dos meses ha, segun me ha dicho, me ha hecho espumar de rabia. Otro dia escribir mas largo, porque ahora es hasta probable que no alcanzar el berg.n Topaz con el que intento remitir esta esquela. Sin embargo, an con este riesgo, no puedo omitir que desde el 27 del pasado tiene Vmd en esta familia una servidora mas q.e se llamar Merced cuando me la bautize Varela2 y que este, Leonardo y Benigno, saludan Vmd con tanto afecto, como sus buenos amigos Guadalupe y Thomas Gener. 1. Revista Bimestre Cubana 2.Pbro. don Flix Varela.

PAGE 266

CENT"N EPISTOLARIO 262 \ 262 \ 262 \ 262 \ 262 \CXXXII CXXXII CXXXII CXXXII CXXXIIAl S.r Lic.do D.n Domingo del Monte. Habana S.r D.n Domingo del Monte. New-York 4 de Febo. de 1833. Mi querido amigo: ya envi Saco mis observaciones sobre el arto. del Brasil en el no. 7 de su revista; per Vmd debo comunicarle otras. Como es que en dicho num.o no hay articulo ninguno de los benemeritos fundadores de la Revista? Han concebido acaso el error de que un hombre solo la puede sostener con lucimiento, y que despues de habersela encargado Saco se pueden echar dormir, aunque le vean ocupado en otras tareas importantes? Y si por este error se atrasa y desacredita ese periodico que hace tanto honor y puede hacer tanto bien al pais de quien ser la responsabilidad? Y si viesen Vmds sus enemigos gozarse barbaramente en ese funesto resultado podrian Vmds tener paz en sus conciencias, ni reconciliarse con su prpio patriotismo? Vmds se hicieron un honor infinito cuando en la Comision de literatura se resistieron con virtuosa energia quitarle ni modificarle Saco la redaccion de la Revista; per todo ese mrito se pierde si no son Vmds consecuentes: y como lo serian Vmds si le privasen de su co-operacion con que ha debido contar, especialm.e si por esta falta hubiese de atrasarse desmerecer la referida Revista? Cuando Saco, pesar de pesares, se resisti renunciar su encargo, hizo un acto de patriotismo que no se sabria aplaudir bastante; per no seria peor que renunciarle, retenerle y no desempearle? Es menester pues darle todos los ausilios que puedan, y negar los vampiros y murcielagos el gustazo que tendrian si viesen apagarse la luz que los encandila. Dentro de pocos dias mandar D.n Felix3 un articulo, y si Vmds hacen otro tanto, pronto saldr la Revista del atraso en que se halla, y de inquietud sus amigos. Contesteme Vmd sobre esto, y cuente siempre con el particular aprecio de Guadalupe,4 de D.n Felix, de Leonardo5 yThomas Gener. 3.dem 4.La seora de don Toms Gener. 5.Don Leonardo Santos Surez.

PAGE 267

DOMINGO DEL MONTE / 263 / 263 / 263 / 263 / 263CXXXIII CXXXIII CXXXIII CXXXIII CXXXIIIAl S. D. Domingo del Monte B. l. m. O. S. D. Domingo del Monte. Mi querido amigo y consocio: acaban de avisarme que esta tarde se instala nuestra academia;6 y V. le habrn dado el mismo aviso. No s como anda la cosa tan viva; pero mas vale as. V. espereme en su casa las cuatro, si no hubiese inconveniente, para ir juntos. De V. como siempre Blas Oses 13 de feb.o /833.CXXXIV CXXXIV CXXXIV CXXXIV CXXXIV S.or D.7 Madrid 4 de Marzo 1833. Mi estimadisimo paisano, amo. y consocio. Con las muy apreciables de V. 8 y 12 enero ultimo he tenido la inesplicable satisfaccion de recibir el diploma de socio corresponsal de la R.l Patriotica de esa capital, como 6.Con fecha 13 de febrero de 1830, instalse la Comisin Permanente de Literatura, acordada por la Real Sociedad Patritica de la Habana, y en 6 de marzo de 1834 qued aqulla convertida en corporacin independiente, con el ttulo de Academia Cubana de Literatura y creada por Real orden de 25 de diciembre de 1833. Por esto se ve que don Blas Oss, en la carta que acaba de leerse, y al decir “nuestra academia”, no se refiere a la primera, que nunca lo hubo de ser, ni a la segunda, que no lo fue sino en diciembre, o sea once meses despus de escrita la carta de Oss. No queda ms sino admitir el supuesto de que se hace referencia a una academia o reuniones privadas que acordaron celebrar l y sus consocios en espera de la llegada de la Real orden que ya dejamos mencionada. 7.Esto es lo nico que el autor dej como vocativo, pues el resto lo borr de tal suerte que resulta imposible leerlo.

PAGE 268

CENT"N EPISTOLARIO 264 \ 264 \ 264 \ 264 \ 264 \ tambien el otro para nuestro comun amo. D. Dionisio Solis,8 quien tuve el gusto de entregarsele personalmente. Difcil seria pintar V. la agradable sorpresa q le caus el inesperado recibo de tan honroso pliego y mucho mas trasladar V. las vehementisimas espresiones con q manifestaba su modestia caracteristica cuan inferior se crea la magnitud de la honra y distincion q se le hacia, atribuyendolo todo la buena amistad indulgencia de V. y tal vez al conocimiento q durante su permanencia en esta corte, adquiri V. de sus buenos, pero no menos impotentes y estriles deseos de ver progresar en luces y prosperidad todos los pases q componen el imperio espaol, cualquiera q sea la latitud de nuestro planeta en q se hallen situados. Casi podia escusarme, pues debe suponerse, de decir V. q nuestra larguisima conversacion naturalmente nos condujo hablar de V. y admirarnos de q en un tiempo como el q alcanzamos, de tanto egoismo y concentracion individual, haya un espaol dotado de tan ardiente y activo patriotismo, q consagre de tan buena gana toda su existencia y facultades la ilustracion y prosperidad de su pais.... En fin, lo q sobre esto hablamos, las esperanzas q concebimos, lo q deploramos q en cada capital de la pennsula y en todas las de los demas pases del globo donde se habla espaol no hubiese una media docena de cabezas y otros tantos corazones organizados como la cabeza y corazon del joven impvido q tanto emprende en esa isla afortunada.... todo esto no es para dicho en una carta dirigida al mismo de quien hablabamos.... Solis concluy rogandome acusar V. en su nombre el recibo del diploma y hacerle presente su gratitud eterna la Sociedad y V. por tanto favor; asi como q hallandose con un ojo muy inflamado y estando muy proxima la salida de la corresponda. pa. Cadiz, no le era ya posible responder oficialm.te hasta la primera ocacion q aprovechar para dar gracias y remitir algunas cosillas de su huerto, q aunq no sean sazonados frutos, sern abortos de su menguado ingenio &c. &c. Tampoco yo contesto hoy la Sociedad, porq el correo ha tardado tanto en llegar Cadiz q apenas nos da tiempo: pero D. Luis Martinez de ese como. me ofrece dirigir V. hacia el 20 de corr.te por Malaga un paquetillo en q ir mi accion de gracias, la revista y el correo hasta entonces publicados y la Conquista de Granada de W. Irving traducida al castellano por el ciudado. Jorge Washington Montgomery, uno de los secretarios de la legacion de los E. U. en esta corte, q tambien remitir V. en cambio de la Alhambra en ingls q V. se sirve ofrecerme. Entre8.El poeta espaol Dionisio Villanueva y Sols, conocido por Dionisio Sols, fue muy apreciado y distinguido por Del Monte durante la primera estada de ste en Espaa, y quien al regresar de ella por va de los Estados Unidos, public un juicio bajo el ttulo de Noticias literarias sobre el Poeta sevillano Dionisio Sols en Filadelfia, en el nmero del 7 de febrero de 1829, pp. 195-1981 de El Mensagero Semanal

PAGE 269

DOMINGO DEL MONTE / 265 / 265 / 265 / 265 / 265 tanto sirva de gobierno q Angelito, de quien y de Crispo hablar luego, remite por este correo nuestro Orozco un ejemplar de dha Conquista de Granada y otro del Bastardo de Castilla novela historica original del mismo Montgomery. No puedo menos de celebrar y aplaudir con toda la vehemencia de q soy capaz el pensam.to q V. me comunica de segregar de la Sociedad esa Comision de literatura y elevarla al rango de Academia de literatura de Instituto; y debo advertir V. q habiendo comunicado este proyecto Arango pa. saber si trabajaria conmigo para conseguir la Rl. aprobacion cuando venga la instancia bien documentada, me ha ofrecido hacerlo con muy buena voluntad. Dice V. muy bien, q piensa aprovechar las coyunturas favorables, q ofrecen las disposiciones de la Reina; y aunq por nuestra desgracia aquellas disposiciones han perdido mucho, muchisimo de su fuerza y eficacia, por lo que despus dir, todavia puede hacerse mucho y ya Arango y yo quedamos combinando nuestro plan de operaciones. De todos los corresponsales de la Sociedad q V. me numera, solo uno, el duque de San Fernando, es el q puede, y sin duda querr, encargarse de ganarnos la Real benevolencia; y por fortuna aunq de todos aquellos es el de mas elevada categoria, es al mismo tiempo el mas accesible Arango y mi. Y para q forme V. una idea mas esacta de lo q el duque podr hacer, srvale V. de gobierno lo siguiente. Como en este pais parece q no se puede gobernar ni bien ni mal, sin la indispensable inmemorial existencia de lo q aqui se llama una Camarilla, tan luego como S. M. la Reina fu encargada del despacho, se form una en su cuarto como por encantamento, compuesta por dha de Espaa del duque de San Fernando, conde de Puonrostro, marqus de Cerralbo y conde de Parsent, cuyo poder influencia estn en el mismo orden con q los he nombrado. H aqui, amo. mio, los autores de todo el bien q en Espaa se hizo desde principios de octubre, sin q el ministo. ostensible hiciese otra cosa q firmar los decretos q bajaban ya estendidos en toda forma. Esto supuesto, y como aunq las favorables coyunturas de q V. me habla han cesado por nuestro dao, pueden repetirse las causas q las produjeron, me voy atrever proponer V. dos medidas, q pueden conducir al buen exito de la utilisima pretension de V, advirtiendole q no he tenido tiempo de consultarlas con nadie, sin poder hacer mas q vaciarlas aqui como las he concebido. Es la primera, declarar protectora de la nueva Academia, como se llame S. M. la Reina, q gusta mucho, muchisimo de todas estas cosas y no solo por virtud, sino por amor a la gloria (de q pose una gran dsis) har efectivo su titulo; y la 2. nombrar igualmente socio corresponsal al conde de Puonrostro, marqus de Maenza, grande de Espaa de primera clase, brigadier de los R.sejercitos &c. Ignoro si V. est orientado de las circunstancias de este personage, intimo amigo mio; pero bstele V. saber q naci en Quito,

PAGE 270

CENT"N EPISTOLARIO 266 \ 266 \ 266 \ 266 \ 266 \ donde su hermano Manuel Matheu Arias Dvila es hoi presid.te del congreso, q hizo con honor la guerra de la independencia, q fu diputado suplente de su pais en las cortes estraordinarias de 1810, en las cuales mostr una osada santa y un attachement la felicidad de Amrica, q le dieron no poca celebridad. Y como tenia en su casa al celebre Meja, los serviles no vacilaron en tenerle por corifeo del partido q llamaron americano. He dicho antes q las favorables coyunturas de q V. habla han cesado por nuestro dao; y solo con la lectura de los dos paquetes q acompao de Correos y Revistas comprender V. como y porq han variado aquellas y cuales son los motivos de la marcha retrgrada q V. no podr menos de advertir. El Rey, contra todo calculo humano, se ha restablecido completamente de sus mortales y segun crean los facultativos, incurables dolencias; la Reina, aunq con publica accion de gracias y decreto pa. q se acue una medalla q trasmita la posteridad la memoria de su gloriosa y sabia administracion, ha sido separada del despacho; y la mayoria infame del ministerio, no queriendo adorar al Sol q se pone, sino al q nace, vuelve atrs con espantosa celeridad y, viendo lejano el peligro, para nada cuenta ya con la nacion, en cuyos brazos se arrojaron cuando temian q Calgula de un dia otro podia sucumbir las multiplicadas y gravisimas dolencias q le aquejaban. Entonces el consejo de ministros se ocupaba dia y noche en trazar los planes y acordar las medidas pa. q se reuniesen cortes, no como quiera, sino las mas generales, solemnes y amplias q en Espaa se hubiesen juntado, no solo con el objeto de q en ellas fuese solemnemente jurada como princesa de Asturias la primogenita Da. Maria Isabel Luisa, sino con el de reconocer solemnemente la independencia de las nuevas republicas americanas, de dictar medidas pa. nivelar los gastos las rentas y de establecer una porcion de medidas capaces de resucitar este cadaver politico y volverle la vida y la fuerza y vigor q absolutamente ha perdido. Mientras todos estos proyectos se discutian, empieza repentinam.te mejorarse el enfermo y por lo mismo alejarse el peligro: recibense noticias de todas las provincias y conocese q el partido contrario por cobardia y por no componerse sino de la parte estupida y brutal de la nacion, en nada menos piensa q en obrar; y tiene V. al ruso Zea y al egoista Ofalia volviendose atrs y aconsejando su amo q las cortes, si se reunen, no sea sino esclusivamente ad hoc esto es, q reunidas las 9 de la maana y jurada en ellas la Princesa las 12, se separen la 1. marchando al instante cada diputado su provincia y concluyendose con esto toda la intervencion del pueblo en los negocios publicos. Puonrostro, quien el Rey habia pedido su opinion sobre las cortes y q habia estendido y presentadole una estensa, sabia y erudita memoria en la materia, advirtiendole q las cortes de 1833, en nada debian parecerse al indecen-

PAGE 271

DOMINGO DEL MONTE / 267 / 267 / 267 / 267 / 267 te cortijo de 1789; q habia manifestado q para q pudiese tapar la boca al partido contrario debian ser las mas amplias, generales, universales q jamas se hubiesen visto, dando al efecto voto en cortes todas las ciudades, villas y pueblos q durante la guerra contra Napoleon hubiesen contraido meritos particulares, sabiendo q especie de pastel querian hacer Zea, Ofalia y compaia, escribi un articulito q puso primero en manos de la Reina, q le aprob vehementemente y luego en las del Rei, q habiendole deletreado, leido y rumiado por muchos dias, le inst q inmediatamente le hiciese imprimir, alabando y agradeciendole entretanto su celo por defender los dros de sus hijas &. &c. Imprimese el articulo en la Revista No. 32, circula, llega manos del ruso Zea q se alarma y escandaliza, y sube llevandosele al R; y este se enfurece contra el autor, manda q se le reprenda por escrito, q se recoja la revista y termina diciendo, “pues carajo no habr cortes ni as, ni asado y todo el mundo se ha de jer...” &c. En efecto, al dia siguiente se pasa P por la prima. secreta. de Estado un oficio manifestandole q S. M. habia visto con el mas alto desagrado el articulo q habia comunicado la Revista y aparecido con su firma, y se mand al juez de imprentas q mano armada recojiese el numero, como inmediatam.te lo hizo, presentandose en la libreria con grande aparato y escndalo y llevandose todos los ejemplares q existian. Afortunadamente cuando se present el juez de imprentas en la de la Revista ya se estaba agotando la segunda edicion y se habia diseminado por todas las provincias: pero no por esto ha dejado de sentirse la providencia; de modo q yo, q no tenia mas ejemplar q el q V. acompao, he tenido q copiar el articulo por si fuese util en adelante. No contento con esto el gobierno, ha mandado un escribano notificar los redactores de los demas peridicos Diario, Correo y Boletin de comercio q de ninguna manera pueden copiar, estractar, ni citar ni aludir al articulo incrimin de Puonrostro, y an se dice q por momentos v salir un decreto prohibiendo hablar de cortes, en cualquier sentido q sea. No lo estraar visto el giro q toman los negocios y teniendo en consideracion q se ha mandado suspender las obras q ya se estaban ejecutando en el R.l monasterio de San Geronimo del Prado, donde siempre se ha jurado los principes de Asturias como herederos y sucesores en la corona de Espaa y en el palacio del Buen Retiro, donde se iban celebrar las cortes. Todo cuanto dejo dicho comprobar V. la utilidad, necesidad y urgencia de q V. haga inmediatam.te reimprimir el articulo de Puonrostro prout jucet y sin una letra menos, como encargu V. su tiempo se hiciese con la oda de Antonio Gil la amnista, intercalando entre la segunda y tercera estrofa, la q reprob aqu el infame fraile censor, q es un bribon idiota carlista. Es menester q en primera ocasion me diga V. cuantos volumenes del Romancero de Duran ha recibido V, pues yo ni s q especie de persona

PAGE 272

CENT"N EPISTOLARIO 268 \ 268 \ 268 \ 268 \ 268 \ los llev, habiendose encargado de hacerme el favor de dirigir desde Cadiz, donde pas, el S.r D. J.e Ricardo O’farril por recomendacion de Arango. En cuanto al Propagador ya sabia yo lo q era y an habia visto Casaseca como le formaba, esto es copiando al pedem littere el “Journal des connaissances utiles” de Paris. Pues sepa V, q ese miserable trabajo mecnico le ha valido una plaza de Oficial en el ministo. de Fomento, desde donde ha dado ya un aviso en el Diario desde los de Madrid diciendo q no contina. Quedo enterado de q no ha de poner carta particular en los articulos q se inserten en el Correo sobre ese pas, fueras ende cuando se trate de alguna noticia ocurrencia q ac no pudieramos saber sino por comunicacion de all y sea cosa de q esos peridicos no hayan hablado. Ese D. Claudio9 ha escrito una larguisima carta quejandose amargam.tede q se hubiese puesto en el Correo literario de aqui aquel articulito q puse contra el Redactor de N. Y. y diciendo q no se atinaba la razon porq esa Intenda. habia de pagar un peridico en pas estrangero &c. El hombre en su epistola echa espuma por la boca, atribuyendo la carta de q se dice tomado el parrafo, la actividad inquietud del partido q trabaja ay por la independa. de la isla, partido q afirma se v engrosando mas y mas cada dia. De dha carta, q original he tenido en esta mesa algunos dias, es tomado el prrafo inserto en el Correo sobre las dudas y discusiones q en esa provoc la amnistia, y sobre la falta de medidas reglamentarias de q tanto se queja. Me avisa V. q se dice por ay q este gobierno trata de reconocer la independencia de las nuevas rep.cas americanas; y aunq cuando despachaba la Ra. todo el mundo crey aqu lo mismo, por ahora estamos viendo q no se piensa en eso, aunq es probable q al gobierno le hagan pensar mal de su grado. Debe V. saber, q desde el ao 1830 el ministro de hacienda Ballesteros escribi y puso en manos del Rei una memoria proponiendo y exigiendo q se adoptasen 12 medidas econmicas, sin las cuales era inevitable la bancarrota y no podia, ni queria continuar en el ministo.: pues la 3. de estas medidas era el reconocim.to no por hacer favor America, sino por resucitar el como. de este pais, abriendole aquel inmenso debouch y proporcionando asi la salida los vinos y aceites de Andalucia q estaban y estn sin precio, como las toscas manufacturas de Catalua, q en Europa nadie compra. Pasada la memoria la Junta de gefes de R.l hacienda, esta form otra remachando el clavo, ampliando la de B. y terminando con asegurar, q la tardanza en llevar cabo las medidas propuestas produciria la ruina inevitable de la nacion. Fu entonces 9.Don Claudio Martnez de Pinillos, conde de Villanueva.

PAGE 273

DOMINGO DEL MONTE / 269 / 269 / 269 / 269 / 269 cuando yo propuse Ballesteros que se abriese negociacion con los ministros de Colombia, Mejico, Peru, Chile y Buenos Ayres residentes en Francia inglaterra: pero habiendo l fijado la vista en el S.rJoaquin Mosquera la sazon en Paris, me exigi q le escribiese llamandole esta corte y ofreciendole salvo conducto y todas las garantias imaginables. Mosquera contest q no estaba autorizado pa. venir, aunq si pa. escuchar en Paris las proposiciones q p.r el Embajador espaol se le hiciesen; y cuando se trataba de comenzar, sobrevino la enfermedad del R. y sucesos consiguientes. En tal estado, lleg esta el 3. enero ultimo Sir Strattford Canning, embajador estraordino. y ministro plenipotenco. de S. M. britnica cerca de esta corte, sin mas objeto q resolver dos cuestiones, la portuguesa y la americana: pero hasta ahora no ha acabado de terminarse la pria pa. entrar en la segunda. Parece q la portuguesa estaba definitivam.teresuelta por los gabinetes de S. James y Tullerias cuando Sir Strattford ha venido; de modo q no ha sido propuesta este gob.nosino pro forma La conclusion consiste en hacer salir de Portugal ambos hermanos y dar posesion del reino Da. Mara II. con una regencia portuguesa. En cuanto Amrica, se asegura q el ministro britnico trata de exigir el reconocim.to esplicito, liso y llano, sin ninguna indemnizacion. Sir Strattford sigue aqui; y no pasa una semana en q no despache correos estraordinarios Londres, Lisboa y Oporto. Es indudable q encuentra mucha oposicion en nuestro diplomtico retrogradista Zea, comerciante quebrado de Malaga y muy fiel criado de los criados del autcrata de todas las Rusias; y por eso ha trabajado mucho y an trabaja por arrojarle del ministerio. Vermos. Hablando antes del proyecto de Academia, se me olvid decir, q seria oportuno, atendiendo el caracter personal de S. M. la R, q su nombre entrase en el titulo de la corporacion. Vms. veran all si ser conveniente titularla “ Real Instituto ( Academia ) filolgico de Maria Cristina En este caso, quiz podra adoptarse como empresa de la academia el Emollit mores En cuanto Angelito10 y Crispo,11 aqui tiene V. al primero dos meses h y el segundo hacen 8 dias q lleg. No puede V. figurarse cuanto han ganado en su ausencia. Crispo viene relacionado con todas las notabilidades de Paris y Londres: y en su Album trae producciones de Chateaubriand, Victor Hugo, Lamartine, Gay, Scribe y mil otros personages cuyos nombres ya son histricos. En cuanto Angelito, suyos son algunos artculos q ver V. en el Correo firmados por el Miron 10.Don ngel Iznardi. 11.Don Salustiano de Olzaga.

PAGE 274

CENT"N EPISTOLARIO 270 \ 270 \ 270 \ 270 \ 270 \ con su inicial J. Uno y otro se quejan amargam.te de q V. no les haya contestado las muchas cartas q le han escrito, Angel de Bayona, Burdeos y Paris y Crispo de dha capital y de la de Inglaterra. Con sobres los Sres F. y E. remito V. dos paquetes uno de Correos y de Revistas otro; aadiendo en uno de ellos una oda la amnista (ya tengo remitido V. otro ejemplar) y uno de la “memoria historico legal del conde de Florida Blanca sobre la succesion la Corona.” La amnistia v pa. q V. la haga reimprimir en todos esos peridicos sin omitir la estrofa q aqu quit la censura y aado manuscrita. En el correo no. 715. ver V. el articulo q interesa al S.r Feit. En cuanto la gaceta, alli se hila muy delgado; y es condicion q se repite cada medio ao, q ningun articulo se reimprime habiendo ya salido en algun otro perodico espaol. En cuanto artculos inditos, tampoco se admiten ya formados, sino q sobre el manuscrito q se exihiba, le han de formar los redactores como les d la gana. Y si esto ha sido siempre asi, mucho mas ser ahora q redacta en gefe la tal gaceta nuestro Lista, q sabe lo q sabe. No mas por hoy, mi Am,o y pronto espero volver escribir V, de quien se repite sincerisimo Am,o afect.mo paso y capellan Fr. Martin de Calahorra12P S. Mis cordialisimas espresiones al formalsimo Amo. D. A. Orosco.CXXXV CXXXV CXXXV CXXXV CXXXV Seor D.r D.n Man.l Gonzal.z del Valle13Sti espritus y Marzo 13 de 1833 Mi apreciabilisimo amigo: su favorecida sirvi pa. tranquilizar los nimos de muchos q.e se hallaban asustados con otras cartas que exageran los estragos del clera en esa capital, el no venir las cartas picadas y mojadas en vinagre hacen mas creible el contenido de la de V.; po. sin embargo quedan todos con cuidado. 12.Don Toms Quintero. 13.Sin duda que por la intervencin que tendra Del Monte en el asunto principal que motiv la presente carta, hubo de trasladrsela el Dr. Gonzlez del Valle, y por eso aparece incluida en este lugar del Centn Epistolario

PAGE 275

DOMINGO DEL MONTE / 271 / 271 / 271 / 271 / 271 Todava no est arreglado el negocio de imprenta; po. presumo q.e se arreglar pronto. Estamos en el dia muy ocupados en poner corr.te un local bueno pa. el establecim.to, y esto llama la atenc.n esa las pesetas q.e aun no se cobraron. Sin embargo, se ensea y y estoy en poses.n de este destino q.e ofrezco V. Asi fuera una cosa buena en intereses y digna de ofrecer un amo. tan bueno como V. Yo tendr cuidado de avisarle de todo, asi como de la proximidad de q.e tengamos el Iris q.e asi se titular. V q.e le pone el nombre, ser su padrino. Cuidado con lo q.e dije en mi anterior. V. hara una fina espresion su Sa., y padres asi legtimos como polticos, a sus herman.s y cuado, mis discipulos q.e no puedo olvidar, y como hoy no hay tiempo pa. nada, dirmos en otro corro. Su ahijado es un buen muchacho, y digno de mejor suerte. Aprecia V. mucho, y conoce bien su pueblo. l escribir V y lo har regulam.teen el proximo corro. V. no tiene mas, q.e ver si en algo puedo corresponder su fina amistad, seguro de q.e todo lo hara su reconocido amo. Q. B. S. M. Jose Benito Ortigueyra14CXXXVI CXXXVI CXXXVI CXXXVI CXXXVIMadrid 26. marzo 1833. Mi querido Amo. Aunque con fecha 4 corriente (ni fallor) escribi V. largamente, porq virtud del retraso con q lleg el correo de esa, no parti el de ac hasta el 11, voy repetir ahora aunq de priesa, asi para acusar V. el recibo de sus siempre gratas 29 enero y 1. febrero, como pa. aadirle cuanto en estos dias se ha adelantado y pueda interesarle. Por supuesto, q con aquellas sus cartas recibi un paquete de Luceros y 14.El Pbro. espaol Don Jos Benito Ortigueyra, conocido generalmente por El Padre Ortigueyra residi mucho tiempo en Sancti-Spritus a contar desde 1833, en que se le nombr director de la escuela lancasteriana, y ms tarde profesor de la clase gratuta de latn. Respecto a El Iris nada nos refiere sobre esto el historiador espirituano don Rafael Flix Prez y Luna, pues nicamente hace constar que en Sancti-Spritus establecieron en febrero de 1834 la primera imprenta los seores Domingo Devesa y Bartolom Diez; que a fines de dicho mes apareci el prospecto de El Fnix y el 3 de marzo el primer nmero de este peridico.( Historia de Sancti-Spritus Sancti-Spritus, 1889, segunda parte, pp. 239-240.)

PAGE 276

CENT"N EPISTOLARIO 272 \ 272 \ 272 \ 272 \ 272 \ la representacion la Reina pidiendo la consabida y utilisima segregacion. Y comenzado por aqu, por ser el negocio mas importante q traemos entre manos, ya habr V. visto por mi anterior, cual era mi modo de pensar en la materia y como pensaba yo, que podia dedicarse aquella Sra, espresandolo en la misma denominacion de la academia llamandola “Instituto filolgico de Maria Cristina”. No solo motivaba yo mi opinion en la “laudis inmensa cupido” que visiblemente devora la Princesa, sino, y esto es esencial, habiendo cesado en su administracion y an perdido una gran parte de su benfica influencia, no ella, sino su esposo, es quien debia dirigirse la solicitud, escepto solo el caso en q esta tenga por objeto pedir la augusta proteccion de S. M. hembra y rogarle q ennoblezca con su nombre. Asi es como algunas universidades, colegios, academias, & se han dirigido ya D. Carlos, ya D. Francisco y an alguna D. Sebastian poniendose bajo su direccion; pero, como V. conoce la existencia de esas corporaciones es anterior y efecto del fiat del autocrata, sin el cual los hombres, ni an para aprender se pueden ayuntar q es lo q mas puan aquellos soberanos de quienes habla la ley de Partida, no suceda tan aina en sus reynos y seorios. La oportuna prevencion q V. me hace y q me sujetar en mis gestiones, de q la comision permante de la Sociedad no debe tener noticias de ella, trastorna el plan q yo habia combinado con Arango de interesar al duque de San Fernando y q fuese de su mano misma q la Crista. recibiese la representacion, siendo aquel individuo de la comision y aun el gefe de ella, en cuya cualidad fu quien pens y comunic al Secreta. Domingo Aristizabal felicitar al gobierno por la amnistia y demas. Es bien seguro q si las dos citadas cartas q contesto hubiesen tardado 8 10 dias, nos hubieramos presentado al duque Arango y yo y hubieramos “gat l’affaire”; asi que, tan luego como las recibi, corri ver nuestro amigo y quedamos de acuerdo en prescindir por ahora del favor de San Fernando y ocurrir directamente al ministerio de Gracia y Justa, pa. cuyo gefe estamos moviendo algunos resortes. Lo malo ser q al ministro se le antoje pedir informe la comision permante; pero esto es puntualmente lo q se trata de evitar. Por lo demas, V. puede estar seguro de q no cesar de trabajar por ver si se logra la segregacion deseada, no solo porq es encargo de V, aunq esto bastaba, sino porq abundo muchisimo en las ideas de procurar q nuestras goticas universidades sustituyan academias, colegios, liceos planteados del modo mas opuesto q sea posible a aquellas.... Como perdi tanto tiempo estudiando lo que despues me ha costado y me est costando tanto trabajo desaprender, quisiera tener influencia en algun ministro pa. estarle diciendo noche y dia como Melendez Llaguno:

PAGE 277

DOMINGO DEL MONTE / 273 / 273 / 273 / 273 / 273 Las casas del saber, tristes reliquias De la gtica edad, mal sustentadas En la inconstancia de las nuevas leyes, Con que en vano apoyadas titubean, Piden alta atencion. Crea de nuevo Sus venerandas aulas... nada, nada Hars slido en ellas, si mantienes Una columna, un pedestal, un arco De esa su antigua gtica rudeza. Conozco q al leer V. q se ha dado la solicitud al ministro de G. y J. se admirar de q no se haya hecho al de Fomento, siendo la instruccion publica tal vez la principal de todas sus atribuciones: pero, amigo, asombrese V. al saber, q despues de medio ao de creado el nuevo ministo, ni las mesas de las demas secretarias han remitido un espediente, un solo papel relativo esos paises la de Fomento, ni esta ha recibido ninguna solicitud de all, ni hay modo de hacer entender los empleados en la una y en las otras q la mente de la Reina, no habiendo en su decreto espresado lo contrario, fue q el ministo. q fund, se estendiese toda la monarquia. Tles son las anomalas, mas bien animalias del gobierno actual; y tanta la necesidad de una declaracion legislativa, que de ninguna parte podr mejor provocarse que de esa isla. Yo, como orientado de la resistencia q esperimenta el conde Ofalia pa. apoderarse de todos los ramos q deben ser suyos, no he querido decir mas q las cuatro palabras q V. leer en el Correo No. 734. Aqui llegaba, amigo mio, cuando otros dos de los poquisimos q me frecuentan me traen la gaceta de hoy y me vienen confirmando los pronosticos de V. sobre la crsis actual, pronsticos q Angelito q los ha leido y yo creemos infalibles. Creo haber dicho V. en mi anterior q el ministo. estaba dividido, siendo Zea, Ulloa y Fernandez del Pino (Estado, Marina y Gracia y Justicia) campeones decididos de la Reina, partidarios de las cortes pa. jurar la Princesa y de todas las consecuencias q necesariam.te debian emanar.... Mas de dos meses ha durado la lucha y todo el mundo crea q caerian los enemigos de la Reina Cruz, Zea y Ofalia, este por neutral y pastelero. Pero ha sucedido todo lo contrario: han caido los campeones de la Reina y han sido nombrados para hacienda Martinez en lugar de Encima y Piedra, Juan Gualberto Gonzalez, fiscal del consejo de indias, en el de Fernandez del Pino y nadie en lugar de Ulloa, porq el ministo. de marina queda unido al de guerra. Pero lo peor es q Tin tin (D. Jose Martnez de San Martin) q hasta ahora ha sido la gida de los negros y el acerrimo perseguidor de los carlistas ha sido desterrado Badajoz y nombrado

PAGE 278

CENT"N EPISTOLARIO 274 \ 274 \ 274 \ 274 \ 274 \ su destino Herrero Prieto, carlista mui pronunciado. Todo esto prueba, que proporcion q el Hombre v convaleciendo, v tambien retirando sus concesiones; de modo que si se restableciese completamente, nada estrao seria q la amnista misma se cumpliese tan esactam.tecomo en Colombia se cumplieron las capitulaciones otorgadas por Monteverde, Boves, Morales y Morillo. La fides pnica es el caracter esencial de la gente goda. El nuevo ministro de G. y J. es hombre oscuro, hipocondriaco, misantropo: pero muy ilustrado y muy al nivel de los conocimientos del siglo. Por lo mismo, me parece imposible q pueda trabajar 24 horas unido Zea y Cruz; y como ademas Gonzalez es muy prudente y sesudo, no puede menos de conocer q aceptando el ministo se espone perderle inmediatam.te y quedarse sin la fiscalia de Indias, q hoy es un beneficio simple con 50") r.s sin trabajo, ni responsabilidad. Sin embargo, si V. y yo fuesemos unos egostas como aqu lo son todos, celebraramos el advenimiento de dho G.z al ministerio; porq me prometo q en el negocio de la segregacion, no har sino lo q yo y uno otro amigo le digamos. Por el correo penultimo me pedia V. los articulos q en otro tiempo escribi y no publiqu contra Torrente y me manifest V. temor de hablar ay de la “historia de la revolucion hispano-americana” del mismo; pues ay v el correo de maana, digo una prueba, pa. q vea V. q en la corte misma no falta un poco de la santa audacia q V. le deseo. Cuidado, que es indispensable q en todos y cada uno de los 10. periodicos q en esa isla se publican, salga inmediatam.te ese articulo y vuelva aca.— Puonrostro, viendo la mutacion de ministros, ha tenido q partir esta maana pa. Pamplona, obedeciendo su R.l orden de destierro fha 15. mas das h. Parte el correo y no tengo lugar ni pa. ler lo escrito, sino apenas pa. repetirme de V. su amantsimo amo. Columbano Farmer15P. D. De Angelito, Salustio y Pepe16 su hermano, mil cosas: otras tantas de mi parte al brillante joven A. Orozco. 15.Don Toms Quintero. 16.Los hermanos don Salustiano y don Jos de Olzaga.

PAGE 279

DOMINGO DEL MONTE / 275 / 275 / 275 / 275 / 275CXXXVII CXXXVII CXXXVII CXXXVII CXXXVII 17 17 17 17 17Sor D. Domingo del Monte Habana. Paris 27 de Marzo de 1833. Sor D. Dominguillo: no es Vmd mal briboncillo. Como puede Vmd tener estomago para tragarse mis cartas, dejandome oscuras y sin respuesta? No hay remedio, es enfermedad del pais, y me confirmo en la idea desde que he visto al buen Pepe de la Luz, tan exacto, tan cumplido, tan oficioso, y que sin embargo de todas esas calidades me ha dado tambien carpetazo, haciendo en esto como todos los demas buenaventurados que llegan ese reino de los cielos. Yo no dudo Seores mios que Vmds. se basten s mismos; po. siquiera por compasion debieran Vmds. poner dos letras un pobre desterrado que parece no inspirarles ningun otro sentimiento. Sin embargo el mes de Julio llegar pronto, se desplegarn las velas al viento, y ajustaremos todas las cuentas. Esto es y decirte que espero verme entre mis ingratos amigos y entre mi familia querida para fines de Agosto: no es cosa absolutamente segura, po. s la mas probable y y hago todo lo posible por efectuar mi viage en dicha epoca. Que se han hecho Sor Delio, mis largas cartas de Malta, y mi ensayo lirico que entonces te enve? Donde est en fin, ese cantor de la Alambra, que apenas se le adivina entro los misterios de una Revista, que tampoco se ha acordado de enviarme? Ya sabemos que est baboso y apegado como una babosa al arbol esteril del amor. Vaya que es Vmd. ridculo Sor D. Delio! Si tuviera Vmd. 16 aos diria que esos eran motivos bastante poderosos pa. olvidar todo el genero humano. Vaya prepare Vmd. las orejas pa. el mes de Agosto. Con esta corta, amarga, y desaliada epistola, se despide de Vmd. hasta entonces (caso de no recibir cartas de contricion) Tu muy afecto y muy agraviado amigo Pepe18 17.Ver el ensayo introductorio. ( N de la E .) 18.Don Jos Luis Alfonso, ms tarde marqus de Montelo.

PAGE 280

CENT"N EPISTOLARIO 276 \ 276 \ 276 \ 276 \ 276 \CXXXVIII CXXXVIII CXXXVIII CXXXVIII CXXXVIIIS.r D.n Domingo Delmonte Habana Mzo. 28-de/833Mi apreciable Domingo: como considero q.e V. de sr mas al proposito pa. estar pendiente de cualesquiera lijera novedad q.e se presente en alguna de las personas tan de mi aprecio q.e estan con V., sease cualquiera indiferente, me resuelto hacerle algunas advertencias muy necesarias, y q.e tal vez Pura p.r sus muchas atenciones y cuidados en q.e est podria descuidar. El colera dejenerado en distintas especies de tal modo q.e los facultativos no tienen metodo fijo. Quando ataca con punzada violenta frio ecsesivo y decadencia jeneral la reseta q.e acompao es la q.e se conoce aqui p.r el unico antidoto, Quando el individuo empieza con evaquasiones, sean de indijestion refriado lo q.e sea, conviene ponerlo adieta de comida y vevida y darle solam.te cada dos horas cuatro cucharadas de caldo, leche atol y si huviere mucha sed las mismas cucharadas po. de agua asucar y goma todo tibio. Esto se practica mientras el facultativo ordene una vevida temperante y lo mas astrinjente q.e pueda, po. lo q.econviene es contener toda costa la evacuasion p.s aqui susede q.e los pocos dias de continuar esta se declara la enfermedad: p.r eso es necesario q.e se tenga mucho cuidado con la negrada q.e es la clase donde aprieta la mano, digale V. Domingo q.e ten mucho cuidado p.s estamos viendo desaparecer aqui centenares de negros solo de esta evacuasion q.e al principio parece una friolera. El cosimiento de cascara de granada con llanten esta provando muy bien. Pancho continua con sus lijeros males ya se le ha contenido la evacuasion aora dise q.e le duele un brazo, po. nosotros sabemos q.e mas es el miedo q.e tiene se acorardado un poco, amanera de sierto sujeto q.n V. conoce q.e de miedo abandono su local pa. meterse en la iglesia po. al fin los temerosos tendran su merecido desp.s p.s los q.e emos y estamos sufriendo el sitio de la peste le tenemos preparado el castigo q.emerecen. Recivi la de V. del 25. p.r la q.e me impuesto del resurtado de la mia. Anoche tuvimos otro fuego las doce, en el barrio del Angel po. de poca consideracion. Dia 29,, Pancho se le declar el colerin anoche pasado mala noche po. est muy mejor. Se me olvid q.e la untura pa. evacuasiones es de dos cucharadas de laudano, dos de aseyte de almendras, dos de manteca de cacao, se d cada ora y se abriga el vientre va tibio.

PAGE 281

DOMINGO DEL MONTE / 277 / 277 / 277 / 277 / 277 Reciva V. esp.s de todos, deselas todos p.s estoy de prisa pa. mencionarlos, y disponga V. lo q.e guste su aftma amiga Teresa A de Soler19Son las doce y Pancho est muy mejorCXXXIX CXXXIX CXXXIX CXXXIX CXXXIXHaba 19. de Abril de 1833. Sor. D. Domingo del Monte Mi queridisimo amigo: en este momento he tenido el gusto de recibir su apreciable con fha. de 17. la q. me ha servido de mucha satisfaccion p.r saber de su salud y demas personas q. le rodean; paso satisfacer las preguntas de V. El caballero Moris pas su ataque de colerina, su Mam estubo en bastante peligro, pero tube la suerte de haberla salvado de un ataque tan cruel. El viernes santo las diez de la maana pas Guanabacoa ver Domingo Andr el cual tubo sus diarreas causa de andar huyendo de todos los lugares donde haba colera, hasta q. estando en Jaruco enferm y volvi Guanabacoa, p.r esta circunstancia y el metodo estimulante q. ha usado como preservativo aadiendo muchisimo miedo le di un ataque q. no lleg ser clera, hoy est en la Haba. hecho un esqueleto aunq. todava con miedo. Pepe de la Luz tubo su ataque nervioso pero no sigui y hoy se halla bueno, D. Saco se ha mantenido invulnerable igualm.te q. Bruzon y toda su familia. Siento infinito no poder decirle fijo el numero de muertos pues han ocurrido muchas equivocac.s mejor dicho desordenes, pero probablem.te en la Haba. y sus estram.s hasta el Cerro y Jesus del Monte creo q. pasarn de doce mil almas siendo mas de la mitad negros y otra parte de mulatos. Por lo q. respeta al metodo curativo q. mas buenos resultados ofrecido sin disputa ha sido el anti flojistico q. atrevidam.te han ejecutado los Mdicos jovenes contra la opinion del Sor Protomdico q. nos ha ultrajado su gusto, no convenciendole el malisimo resultado de su metodo y de todos los q. se han seguido. Por la relacion q. V. me hace de los sintomas con q. se han presentado en esa finca los seis negros, no dude V. q. ha sido el clera y el metodo 19.Doa Teresa Alfonso de Soler.

PAGE 282

CENT"N EPISTOLARIO 278 \ 278 \ 278 \ 278 \ 278 \ usado con ellos es el mejor, pero es necesario ser muy cauto con el uso de los estimulantes al int.or pues se destruye con una mano lo q. se adelanta con otra, es necesario en aquellas personas muy fuertes y robustas usar tambien de la sangra general, pero con la condicion de presentar un pulso fuerte y duro, al int.or si los enfermos tienen mucha sed, no darles sino naranjadas frias, y mucha severidad en la dieta; hay casos en q. se presenta el vmito y la diarrea desaparece el pulso y viene la frialdad estos son los q. llamo Rusos p.r q. son muy bravos; pero no desanimarse calentarlos p.r fuera y frio al int.or y siempre alerta en el momento q. aparece el pulso y el calor pa. ponerle ventosas en el vientre y encima cataplasmas emolientes tibias cargadas de laudano. Respecto lo q. me dice del peligro en venir esta solo le dir q. de Guanabacoa y Guines parajes donde hay muchos enfermos, principalm.teen el ultimo, ha venido mucha jente y nada les ha sucedido, creo q. se corre mayor peligro en los parajes donde ecsiste la enfermedad q. donde ya no la hay, mas cuando no se tiene ningun sintoma q. la haga temer. Su cuada ha estado enferma pero hoy se haya en convalesa. Asencion Romay despues de algunos dias de enfermedad q. no pareca nada se ha agravado tanto q. creo no llegar maana. Esta tarde tenemos junta en casa del Sor. Proto-medico pa. ver si algun medico tiene casos de colera, creo q. no hay ninguno, p.r mi parte hace doce dias q. no veo un colerico, gracias al Ser supremo q. ya nos deja respirar un poco, quisiera tener tiempo pa. pintarle los dias de angustia q. hemos pasado, pero baste decirle q. he estado 36. dias sin quitarme la casaca mas q. pa. dormir, y rara noche dejaba de salir dos tres veces, pues he creido de mi deber el morir en medio de la epidemia, antes q. evadirme de asistir los infelices, como han hecho muchos. Dar V. finas espre.s al Sor. D. Domingo y su Esposa, Rosita y mil cosas Lolita20 q. no he tenido el gusto de cumplir con mi promesa de hacerles una visita p.r las circunstancias tristes q. nos han aflijido y q. pido al cielo liberte ustedes y V. cuente siempre con el carioso afecto q. le profesa su amigo Fran.co J. de Orta P. D. Cuidado con los alimentos q. usen elijanlos de facil digestion, no hagan uso de estimulantes, s de temperantes, no esponerse las alternativas del calor al frio, y preservarse mucho de la humedad y sereno. Vale. 20.Don Domingo de Aldama, su seora y sus dos hijas.

PAGE 283

DOMINGO DEL MONTE / 279 / 279 / 279 / 279 / 279CXL CXL CXL CXL CXLMadrid 26 Abril de 1833— Queridisimo Domingo. He visto en la carta de Quintero el parrafito en q.e recuerdas nuestra antigua correspondencia y nuestra amistad y te aseguro q.e el leerlo me caus no poca satisfaccion. Tatao te habr dicho q.e llegu aqu principios de este Enero y q.e me ocupo en escribir para el Correo principalmente artculos de costumbres: t me dirs q.e te parecen los q.e all veas firmados bien con la inicial de mi apellido, bien con los pseudnimos del Miron y Darsino Deseo mucho saber tu vida en la Habana y tambien q.e el no haberme escrito Paris fue por no haber recibido mis cartas por otras causas q.e no sean tibiesa en el cario, como lo infiero por el parrafo dicho. Yo soy el mismo q.e era cuando abrac Tataito en la plaza de Tembleque para q.e te abrasase en mi nombre. A este y Andr dars mis espresiones de parte de este tu antiguo invariable amigo— Angel21Querido amo. Yo no escribo hoi p.r estar en cama con un gran costipado con fiebre: po. no hay nada de nuevo. La segunda conversacion sobre America, q se imprima como la 1. en todos esos periodicos y Adios hasta primera ocasion. Su amo. Quintero-CXLI CXLI CXLI CXLI CXLIAl Sor D. Domingo Delmonte MatanzasHaba Domingo de Pascua y Abril 7 de 1833. Mi querido Domingo: por la que he visto le diriges Leonardo escrita el viernes Santo, s que estas bueno y con serenidad, esperando el cruel azote de la humanidad. Con la alelulla, aparecio el consuelo de los 21.Don ngel Iznardi.

PAGE 284

CENT"N EPISTOLARIO 280 \ 280 \ 280 \ 280 \ 280 \ infelices habitantes de esta Capital, pues como podras ver por el boletin q.e te incluyo ha desaparecido tan cruel epidemia, quedando si todabia algunos restos. Y al fin respiramos los q.e hemos tenido la dicha de salvar de la borrasca. Se dice q.e 14.000 personas han perecido, y entre ellas nuestros compaeros Asunar Tagle, y Vila, pero mas han sido los negros. Domingo Andr est mejor de su indisposicion, lo mismo Moris y Tatao Orosco. Casi todos los demas amigos estan buenos. Te aconsejo q.e no te muevas de donde te hallas p.r q.e, es daosa la variacion de temperamento. Comer poco y cosas de facil digestion. Eso si tomar buen vino, gallina, pan y carne de terna: nada de frutas. El agua tibia siempre, sin hervida. No levantarse temprano: ni serenarse: el estomago muy abrigado, y dormir tambien muy abrigado. Con tales precausiones y una alma tranquila es probable que no ataque el pernicioso colera, y si ataca no causa tanto estravio. Mi corazon estaria continuamente inquieto, sino te hubiera indicado tales precausiones. Mis memorias tu familia, la nia Rosita y Lola sin olvidarte de su mam y cuenta que siempre es tu finisimo amigo que te abraza Clemente Blanco P. D. Tu hermo. est bueno.CXLII CXLII CXLII CXLII CXLIISr. Lic.do D.n Domingo del Monte Matanzas Mayo 15-[1833] M.r Dimanche; que contento habras estado en tu cuarentena! Ni mas ni menos, como el raton en su queso. No es verdad: vaya! q. te vino de perlas el venturoso pa. ti, colera morbus, y malhadado pa. otros. Dime como te ha ido? has estado muy apesadumbrado al lado de tu Rosita? te ha disgustado mucho el campo? te ha parecido muy triste y montona la temporadita? Respondeme todos estos particulares so pena de nutra indignacion.

PAGE 285

DOMINGO DEL MONTE / 281 / 281 / 281 / 281 / 281 Siento mucho los estragos q. en las fincas de Gonzalo,22 Julian23 y 24ha hecho el monstruo devorador, y temo q. haga otro tanto en el Ingo. de mi Suegro, donde, segun me dice, el dia 13, ya habian caido cinco negros. La epidemia camarada, ha sido tortas y pan pintado pa. los europeos, pero nosotros no solo nos ha llevado tres veces mas gente, sino q. tambien ataca nuestras propiedades y nada menos q. los agentes mas inmediatos de la reproduccion, q. son nuestros negros. Como ha de ser, no hay mas q. tener paciencia y barajar. Da de mi parte afectuosas espresiones la familia de Martina, Julian & &, y goza de los placeres precursores de otros mas solidos y duraderos; como te lo desea tu amo. Cirilo25CXLIII CXLIII CXLIII CXLIII CXLIIIRecomendada D. Felix Tanco Al S. D. Domingo Delmonte en el Ingo. Sta Rosa Jurisdic.n de Matanzas Habana y Abril 20 de 1833. Mi queridisimo Domingo: albricias, albricias, y, gracias Dios, se acab el endemoniado Colera que bastante disgustos y sinsabores nos ha hecho pasar, tanto q.e si dura, creo q.e se me forma una neurisma en el corazon y quien sabe si hubiera dado conmigo en tierra: pero al fin respiro hoy con mas libertad. El Tribunal del Protomedicato se reunio en la tarde ayer, y despues de haber oido el voto de 85 facultativos ha declarado q.e no ecsiste en esta Ciudad ni sus suburbios tal epidemia, por consiguiente se ha restablecido la salud publica. Maana creo que se canta un solemne te-deum en accion de gracias. Los temores q.e te asisten, segun me manifiestas en tu apreciable del 10 deben desaparecer con la refleccion de q.e en esa deliciosa finca hay pocos ningunos focos de infeccion, y que el mal siempre respeta las personas arregladas y de buen vivir. 22.Don Gonzalo Alfonso y Soler. 23.Don Julin Alfonso y Soler. 24.Don Domingo de Aldama. 25.Don Cirilo Ponce de Len.

PAGE 286

CENT"N EPISTOLARIO 282 \ 282 \ 282 \ 282 \ 282 \ De ninguno de los amigos q.e me preguntas s. Solo de Policarpo te dir q.e se halla en uno de los Ingenios del Marques. Casi todos estan ausentes todabia. Y Domingo Andr est muy restablecido, ha tenido diarreas. Tu hermo. Leonardo y Chucha estan buenos. Ponme los pies de la Sra. Da. Rosa, Rosita y Lola. Mis memorias tu familia, recibelas de la mia, y todo el afecto de tu amantisimo amigo q.e te abraza Clemente26P. D. Si vieses Felis Tanco dile q.e si se ha olvidado ya de m.CXLIV CXLIV CXLIV CXLIV CXLIVAl Sr D. Domingo Delmonte en el Ingo. Sta Rosa jurisdiccion de Matanzas Habana y Abril 20 de 1833. Mi queridisimo Domingo: ayer te conteste tu apreciable del 10 de este que le di Leonardo pa. q.e te la remitiera, y ahora vuelvo tomar la pluma para decirte que aunque se cant efectivamente hoy el Te-Deum en accion d gracias p.r haber desaparecido el Colera morbus de esta Ciudad y sus Suburbios, al q.e asistio el Cap.n Gral, Ayuntamiento, Gral de Marina y gran lucido concurso de gente de ambos sexos, luciendo en el semblante de cada uno la complacencia y tranquilidad, sin embargo, de ningun modo pienses regresar todabia, y asi debes aconsejarselo las Aldamas, porque aconstumbrada ya la naturaleza de Vstedes ese temperamento, la pronta variacion, podria serle perjudicial como que pasada una gran tempestad, siempre quedan por algunos dias sus furibundos sustos. Para tu conocimiento te incluyo el alcance del diario con la manifestacion del Sor Ricafort.27 Quisiera mandarte tambin las decimas pero no las tengo ahora mano iran en otra ocasion. 26.Don Clemente Blanco. 27.El capitn general Don Mariano Ricafort, quien gobern la colonia de mayo 15 de 1832 a mayo 31 de 1834.

PAGE 287

DOMINGO DEL MONTE / 283 / 283 / 283 / 283 / 283 Mi afecto, mi verdadera amistad me dicta todos los Consejos que te doy pa. tu conservacion. Tu diras q.e soy majadero, p.r q.e demasiada discrecion tienes pa. guardarte de padecer, mas con todo, yo no estaria tranquilo sino te los diera: y por consiguiente tomalos, si los considera arreglados, y desechalos si al contrario son impertinentes. Dile las Sras Aldamas el gran aprecio q.e me merecen: A Lola q.eno olvide los pasos q.e sabe del rigodon: Mi familia te saluda y abraza tu siempre amigo Clemente28CXL CXL CXL CXL CXL V V V V VS.r D.n Domingo del Monte=Ingenio. S.ta Rosa. Habana i Mayo 3. de 1833. Querido Domingo: el correo de Espaa q.e lleg hace 3. das me tiene mui ocupado p.a despachar mi correspondencia pa. dicho punto p.s se va el mismo correo pasado maana p.r lo q.e no puedo escribirte con la estension q.e pensaba, contestandote tu triple carta, i hablandote del Colera, i otras cosillas; po. contentate con saber q.e no ha muerto ninguno de tus amigos, i q.e seguimos bien, apesar q.e todabia se suele presentar alguno q.e otro caso del Colera maldito, del q.e hablaremos estensam.tecuando tenga el gusto de verte. Yo estube con el Colera po. no era de los escogidos, i as estoi tan fuerte robusto como me dejastes. Yo he sabido de ti p.r Leonardo,29 y p.r Valle el q.e est mu satisfecho de tu amistad, par q.e otros lo estan mui mohinos; po. estos le digo y, (i me dan la razon) po. so cuernos de que le pueden Vds. servir del Monte lo q.e me han solido, decir; po. ¡i la amistad!, i yo les digo, la amistad es un ente imaginario q.e solo algun antiguo poeta la suele tratar; la realidad de las cosas es la q.e se debe ver; no es verdad Domingo mo? A otra cosa. Quintero te ha escrito una carta mui sabrosa i q.e no te la mando porque no se estravie. Yo no queria haberla abierto, mejor 28.Don Clemente Blanco. 29.Hermano de Domingo del Monte.

PAGE 288

CENT"N EPISTOLARIO 284 \ 284 \ 284 \ 284 \ 284 \ dicho el paquete de impresos en q.e venia inclusa la dha carta, po. Moris, medio me inclin ello, Domo. lo resolvio determinadam.te i yo tuve el arrojo de rasgar la cubierta. La carta ya la han leido tus mejores amigos; hicimos mui bien p.s Quintero encargaba se reimprimiera un artculo q.e ya estaba prohibido en Espaa, i recogidos los n.s de la Revista Espaola en q.e se hayaba. El tal articulo trata sobre la reunion de las cortes en Espaa. S q.e el Colera est mui cerca de S.ta Rosa lo q.e me tiene mui disgustado. Espreciones toda esa amable familia de Gabriela, q.e tambien me las d pa. t, como tambien de tu invariable amigo A. de Orozco. P. D. Esa carta de Oses vino p.r el correo. Angelito me escribe. Ya Salustiano est en Madrid, i trae su Album lleno de producciones de los grandes hombres de Inglaterra, i Francia; p.s dio su viagecito Londres. Quintero es el q.e d esta noticia i dice q.e han ganado mucho los dos simarrones .CXL CXL CXL CXL CXL VI VI VI VI VIAl S.r D.n Luis Feit, Oficial de Correos pa. entregar al S.r Lic.do D.n Domingo del Monte. Habana S.r D.n Domingo del Monte. New-York 11 de Mayo 1833. Mi querido amigo: Por Felipe Poey que se embarc pa. el Havre el dia despues de haber llegado aqui, supe que ni Vmd ni otros amigos que amo, haban sido victimas del clera. Esta satisfaccion es la dulce recompensa de la cruel inquietud en que Vmds me han tenido. En carta de 22 de Mzo me dice ntro Jos Ma30 lo siguiente. “Desde que el restablecimiento de la paz volvi franquear las comunicaciones 30.Jos Mara Heredia.

PAGE 289

DOMINGO DEL MONTE / 285 / 285 / 285 / 285 / 285 con los puertos, llevo escritas Vmd tres cartas. (yo no he recibido ninguna.) Con la seg.da enviaba Vmd un ejemplar de la nueva edicion de mis poesias, pa q.e leido, lo remitiese Domingo del Monte, mientras puedo mandar Vmd cien ejemplares pa q.e los mande encuadernar y los dirija la Habana.” En otro paragrafo me dice. “He recibido el no. 7. de la Revista Cubana, y me asombra la libre elocuencia con que ntro Saquete se esplica sobre los peligros que amenazan ntra isla idolatrada. Los num.s 5 y 6 se estraviaron: procure Vmd reponermelos pidiendolos Del Monte.” Sirva de gobierno que yo tengo un numo. 5. y que se lo enviar pasado maana. En fin, en el lto. paragrafo me encarga. “Escriba Vmd Domingo que estoy vivo y sano, para que lo diga mi madre, pues aunq.e yo le he escrito por otro conducto, temo los estravios y me aflige la incertidumbre en que debe hallarse.” Memorias afectuosas los amigos, y Vmd cuente spre con el aprecio de Guadalupe y Thomas Gener.CXL CXL CXL CXL CXL VII VII VII VII VIIAl Sor D Domingo Delmonte Matanzas Habana y Mayo 14 de 1833. Mi querido Domingo: por Leonardo31 he sabido q.e el infernal viagero ha tenido la osadia de atacar al Ingenio en q.e estabas, sin respetar que era honrado por las Rosas, Lola, y tu, siendo tal su malignidad q.e sorprende cuando menos se piensa. Por tan poderoso motivo, te encuentras en Matanzas dispuesto regresar esta donde con indecible gusto te esperan ansiosos mis brazos para estrecharte en ellos, porque despues de una horrorosa borrasca en que hemos corrido un riesgo eminentisimo que satisfaccion puede compararse la de dos amigos, q.e siempre se han querido, como tu y yo, que vuelven verse libres del peligro? Creo que solo habra una y esa la sabes, sin necesidad de q.e la repita mi lengua. 31.Hermano de Domingo del Monte.

PAGE 290

CENT"N EPISTOLARIO 286 \ 286 \ 286 \ 286 \ 286 \ Muy prudente y acertado me ha parecido que dejen ese lugar infestado, porque quisa podrian desgraciadam.te ser contagiados, y en el campo son mas dificiles los auxilios necesarios pa. el restablecimiento de la salud. El Domingo vi Palma: est bueno y te hace espreciones. Polidoro32tambien goza de salud igualm.te Domingo Andr, Moris, Bruzon, Cintra, Tatao & Mi familia te envia sus memorias: daselas la tuya, poniendome los [pies] de la Sra Da. Rosa, Rosita y Lola quien le dirs q.e ya empezaron los bailes del Cerro. Cuenta que siempre es tu verdadero amigo Clemente.33CXL CXL CXL CXL CXL VIII VIII VIII VIII VIIIQuerido Domo. te remito tres cartas q se han demorado porque ha sido preciso ensearselas alguno de los amigos. La de Quintero vino con un paquete de revistas q se llevaron la imprenta del gobierno, pa. copiar algunos articulos interesantes. A Saco y Oses les he leido la del amigo Gener y ambos digeron q Gener tenia razon. Ya s por la q escribistes Leonardo q la epidemia habia llegado esa finca, y q tu estabas muy baliente, pero yo no te quiciera tan guapo y si mas serca, mira si puedes embullar esa gente y venirte para esta ciudad la de Matanzas, en donde necesariamente deben estar mucho mejor, memorias todos los amigos y amigas y manda en tu invariable Domo Andr. Mayo 10 1833 32.Don Jos Policarpo Valds. 33.Don Clemente Blanco.

PAGE 291

DOMINGO DEL MONTE / 287 / 287 / 287 / 287 / 287CXLIX CXLIX CXLIX CXLIX CXLIXLa Alberca i Julio 16. de 1833. Querido Domingo: p.r si nuestra amistad pueda aumentarse, sabiendo la q.e tenian nuestros Padres, ah te remito esas dos cartas q.e entre otros muchos papeles del mo, he encontrado del tuyo; i pa q.e esta mia tenga alguna conecion con la correspondencia q.e llos seguian, te pido me tengas escogido entre tus libros nas cuantas bras de las mas amenas, instructivas q.e encierre tu librera. Si viene el correo de Espaa hasme el favor de ponerle un sobre mis cartas, i las tuyas, q.e me quieras mandar, i. entregalas en casa de mi tio Anasto, q.e es en donde estaba Juan antes de venirse aqui; este sigue bien aunque con sumo despacio en su delicada convalecencia. Yo aqui me paso una vida deliciosa, i solo el motivo q.e me la proporciona me quita el completo gusto q.e pudiera tener al lado de Gabriela, y Juan; si no me dijeras que me habia vuelto citador de versos, te citaria aqui un trozo de una epistola, p.r parecerme venir de molde aqu, po ya tu lo estaras recitando, i as no necesito escribirlo: p.o no te creas q.e como muy bien, antes al contrario, malicimam.tei solo la compaia de mi Gabriela me hara sabrosa tan parca comida ; i los dos sorbetes q.e tomo al dia me hacen pasar un ratico tal cual. Tu dirs q.e mi felicidad la fundo en la comida, no por cierto, i ya te he indicado q.e la compa. de J.n i Gaba. es en q.n la fundo, i amenisa lo hermozo de este lugar, i los buenos libros: po. te confiezo q.e me hacen falta mis amigos del alma. No deges de venir una tarde un dia, si quieres no comer: ya creo q.e te d las seas de la Estancia, po. p.r Si te se han olvidado, son las siguientes. Camino de Jesus del Monte, i al llegar la 1.er seal q.e marca la legua se dobla la derecha entrando p.r una calle de cocos, i se sigue este Camino hasta llegar la 2. Estancia, i vers q.e citio tan ameno es este. A Quintanilla q.e no le escribo porque no me d la gana, q.e no dege de venirme ver. A Moris i demas academicos amigos mios espreciones cariosas de [tu] mejor amigo A. Orozco

PAGE 292

CENT"N EPISTOLARIO 288 \ 288 \ 288 \ 288 \ 288 \CL CL CL CL CLMadrid 26. de Julio 1833. Mi querido compatriota, amo. y consocio. Aunque y sabia yo por nro comun amo. Tatao haberse V. con tiempo separado del foco de infeccion, todavia esperaba con ansia la llegada del correo; q me trajo su deseada 21. mayo q tengo la vista y contesto con la cabeza desvanecida y el pulso tremulo, efectos de un calor de 32 gr.s de Reamur; calor tan absolutam.te insoportable pa. mi, como el frio de diciembre y enero. ¡Maldito una y mil veces el horriblemente celebre hombre quien viles aduladores llamaron el prudente y de quien el jesuita Torrubia en sus “ejercicios de San Ignacio” asegura q no perdi la gracia del bautismo, sin embargo de que ahorc su hijo, asesin su esposa con la criatura que pronto hubiera dado luz y cometi mas crimenes q Neron, Caligula y Domiciano juntos! Solo aquel malvado pudo fijar la corte en este horrible villorrio, donde por no haber, no hay ni agua siquiera. Por poco satisfactorias q sean las noticias q V. me comunica sobre el colera en ese pas, mi y un pequeo circulo de amigos q tienen interes por aquel, nos han consolado mucho, habiendonos alarmado mucho una carta q pocos dias antes de arribar el correo, habia recibido, no se por que conducto, D. Luis Martinez, de ese como residente aqui. Lo que si es triste es la conjetura de que quede endmico ay tan terrible mal.... Espero que no; y entre otras razones me fundo en q con las venganzas ejercidas contra los europeos en el continente, deben de haber aplacado ya los manes de tantos millones de indigenas, que ademas de los degollados, han muerto de viruelas, hidrofobia, galico y otras plagas que antes de la conquista no conocian aquellos. Repito q confio en que tan funesta idea no pase de aprehension y q el azote que desuela esa isla habr llegado llegar mui pronto su termino. Supongo que esta hora habr V. verificado su proyectado enlace con la seorita cuyo lado ha pasado V. dias tan deliciosos en el campo; y lo celebrar infinito. Nunca olvidar que el Caton de Colombia, que asi debe llamarse el D.r Juan German Roscio, el hombre mas virtuoso y de alma mas fuerte q aquel pas ha producido, me escribi despues de haber salido del presidio de Ceuta, que durante sus largas prisiones y padecimientos, el mayor dolor q le atormentaba era el de pensar q moriria clibe y sin haber procreado y dado educacion para servicio de la patria un otro l... Pero el cielo oy propicio sus ardientes votos; y volvi su pas, y cas los 62 aos, y tuvo un hijo y muri contento. Siempre he

PAGE 293

DOMINGO DEL MONTE / 289 / 289 / 289 / 289 / 289 vivido con la intima conviccion de la verdad y esactitud de la sentida esclamacion de Dido: Non licuit thalami expertem sine crimine vitam Degere, more fero. y pesar de aquella persuacion, aqui me tiene V. esclamando sin cesar como Cienfuegos: Yo no, culpable; Yo solo en juventud ¡ayme! perdida, Entre tanto contento Mi soledad y desamor lamento. Hablemos ahora de la deseada segregacion de la proyectada academia. Cuando lleg la representacion de V, ni muchos meses despues estaba decidido que el nuevo ministo de fomento debia estender sus atribuciones America, por mas q yo en el Correo y otros en algun otro papel hablabamos de ello como de una cosa indudable. Entre tanto D. Gualberto, q se porta vil infamemte, sin mas caracter q de un completisimo egoista, no quiso, por mas q nos empeamos varios, dar cuenta de nra solicitud, alegando q de un momento otro saldria la declaracion sobre q el ministo. de fomento se estendia Amrica; y tan luego como sali, pasla al conde Ofalia. Este, que no se ocupa sino en trabajar por echar tierra el ministo. q desempea, ha estado mucho tiempo sin hacer nada, hasta q por fin acaba de resolver que se consulte la Sociedad patritica de esa capital. Habiendo consultado el caso con Arango y otros amigos, son de opinion, que se consiga del oficial de la mesa, como lo he logrado, q no se d paso, ni se pida semejante informe, hasta ver una ocasion favorable de endezar este entuerto. Porque ha de saber V. q cada dia hay nuevos rumores sobre la caida de este ministo. y entiendo q no carecen de fundamento, no pudiendo dudarse q Zea, q es el Calomarde de la poca, ha engaado vilmente al Rei, asegurandole del mas completo y proximo triunfo de D. Miguel, q segun vemos y dir despues, no tardar mucho en presentarsenos indefinido por ac. Entretanto, ya habr V. visto mi carta penultima en q le decia q seria conveniente hacer y remitirme otra representacion dirigida al Rei, porq la q ac est lo fu la Reina. Se habr V. sorprendido al leer poco h q el ministro Ofalia se ocupa en echar abajo su ministerio y asi es la verdad: porq avergonzado del envilecimiento q le ha reducido el orgullo y audacia de Zea, y echando de menos la buena vida y consideracion que en Paris disfrutaba, est incesantem.te repitiendo representaciones al Rei sobre la inutilidad de su ministo. y lo q es mas sobre la imposibilidad de sostenerle, costando al ao 900 millones de reales q no hay de donde sacar.

PAGE 294

CENT"N EPISTOLARIO 290 \ 290 \ 290 \ 290 \ 290 \ El 19. del corriente tuve una larga sesion con el dho ministro, q entre otras cosas me d bien conocer el sumo disgusto con q desempea su destino, El motivo de mi conversacion con O. fu el sigte Uno de los redactores del Correo oy decir ahora noches que Lisboa se habia pronunciado por Da. Maria y entrado en dha capital tropas de la espedicion del duque de Terceira sea Villaflor; y sin encomendarse Dios ni al diablo, se v la imprenta y estampa la noticia, aunque tratandola de rumores, como notar V. en el no. q va subrayado. Luego q al dia sig.tenot aquello Zea, di orden verbal pa. q no se publicase mas el papel y la hizo comunicar O: pero este quiso oir al editor, q se fingi enfermo y me encarg presentarme. Hicelo y sufri una larguisima srie de amargas reconvenciones. saliendo colacion los dos dialogos entre Bendito y Caton y echandome en cara haber dicho q Mejico estaba reconocido por la mayor parte de los gabinetes. A mi turno tom la defensa del papel y me esforz en probar, q habiendo prometido S. M. catlica la mas estricta neutralidad entre sus dos sobrinos, era libre cualquier espaol hacer votos por el triunfo de cualquiera de ellos indistintam.te Sobre el otro punto, q era peliagudo, no vacil en escudarme con el anterior ministro de hacienda Ballesteros, q puso por condicion sine qua non pa. continuar en su puesto el tal reconocimiento &c. &c. El ministro se vino buenas y di por revocada la orden de suspension del Correo pero a condicion de q habia de seguir el espiritu del gobierno. Este, como he dicho, se encuentra en terribles apuros, especialmente desde antier, q lleg un estraordinario de Paris con una comunicacion de L. F. lo. q dice, q habiendose puesto al frente de las tropas miguelistas un exgeneral frances, enemigo declarado del gobierno de aquel reino, no puedo yo permanecer indiferente espectador, sino tomar una parte muy activa &c, y q por consig.te exije q el gob.no espaol reconozca Da. Maria, declare sus intenciones. La esposicion q V. me remiti sobre las tareas de la comision la recibi y es magnifica: por largo no quisieron insertar en el Correo el estracto q hice. Le recortar y se insertar. Tambien tengo la carta de W. Irving. Por lo demas, ver V. estractado en el Correo lo q sobre el colera contiene la q contesto, advirtiendo entretanto, q Isnardy fu quien hizo la ligera variacion q V. notar sobre poblacion y muertos en Paris. Sirvase V. decir la persona cuyas eran las cartas q con la de V. encontr en el paquete de Luceros (el Sr. Andr, ni fallor, q antes de 3 horas de haberlas recibido, estaban en poder de Isnardy, Salustio34 y D. N. Aillon—Los dos tomos del Romancero de Duran q V. no ha recibido, se los han robado en esa administracion de correos, porq todos 5, se los 34.Don Salustiano de Olzaga.

PAGE 295

DOMINGO DEL MONTE / 291 / 291 / 291 / 291 / 291 he remitido, y no creo q se quedase con los q le faltan el amo. de D. J.e R. Ofarrill, q condujo, dos por encargo de este—Se me olvidaba decir q la carta de V. la he dado leer Salustio y supongo q escribir V.—Por este correo nos ha faltado la Aurora de Matanzas cuya redaccion se remite siempre el Correo de lo q est sentido el avaro editor de este: ruego V. se tome la pena de escribir los de aquel otro papel, encargandoles la esacta reciprocidad q tanto todos nos conviene y aadiendoles q tengan la bondad de poner el sobre mi con las seas q V. acostumbra—Tengo tambien q rogar V. me remita los nos 3 y 4. de mayo ultimo del Diario de la Habana para la academia greco-latina de q soy individuo, y desea conservar una buena elegia latina q contienen la muerte del obispo de Puertorico. Lo espreso asi, por si yo equivocare la cita: ya sabe V. lo q deseo. No puedo mas: me abraso: todo est incendiado en derredor de mi: mil cosas al formalisimo Tatao y V. mande su verdado. amo. q le abraza cordialm.teFr. Columbano de S. Patricio35CLI CLI CLI CLI CLIA D. Domingo del Monte abogado— Habana Madrid 25 Agto 1833. Mi siempre queridisimo Domingo. Tu carta de 29 de Junio me ha proporcionado uno de los mejores ratos de mi vida: las espresiones de cario q.e en ellas he leido han repetido en mi espiritu las gratas escenas q.e tu amistad me proporcion en Madrid y q.e ni antes ni despues han tenido compaeras porque nunca he tratado una persona cuyo ser tenga tantos puntos en armona con el mo. Recib tambien su tiempo la tuya del Ingenio de la Rosa y aunque la salud no me permiti contestarla entonces no por eso dej de apreciar cual lo merecia su contenido de delicadas quejas. Tu juicio sobre mis obrillas me parece tan atinado como tuyo y aunque es verdad q.e hay algunos artculos de costumbres agenos de crti35.Don Toms Quintero.

PAGE 296

CENT"N EPISTOLARIO 292 \ 292 \ 292 \ 292 \ 292 \ ca, otros la tienen han querido tenerla como el de los asares de un viage y el de los tontos q.e t me citas: las sales q.e tu amistad encuentra mas ticas q.e andaluzas sin duda han salido asi porque fuerza de leer los clasicos llega uno modificar su propia naturaleza, llegando tal vez la lectura perjudicar la originalidad como me parece q.e te he dicho ya hablando de otros; sin embargo quiero q.e leas el articulo titulado Una tienda de montaes de Cadiz ver si he acertado darle todo el andalucismo q.e me propuse: al efecto te remito con sobre Feit un ejemplar del periodico donde se ha impreso q.e es el Boletin oficial de Madrid periodico q.e estoy redactando casi solo porque aunque al principio se propuso ayudarme Salusto. se separ despues: suyos son los dos art.sq.e te he sealado con una O al fin de cada uno. El Br. Munguio es D. Mariano Jos de Larra q.e firma con el pseudnimo Fgaro alg.s artculos de la Revista: pareceme q.e este joven escritor tiene mas mordacidad y facilidad pa. traducir del frances q.eingenio y verdadero chiste. A propsito de pseudnimos: no s si sabes q.e el Curioso parlante es Mesonero y el Solitario, Calderon. Mi proyecto de periodico de Modas no tuvo efecto porque no me pareci conv.te entrar con el editor en sociedad econmica En el da lo redactan Larra y V. Vega,36 pero este ultimo no hace nada porque es perezoso s los hay: van ya salidos cinco seis numeros en otras tantas semanas con el tito. de Correo de las Damas Dime de q.e modo podr hacerme con esas cartas q.e me escribiste Paris si es q.e han llegado despues de mi salida de all: supongo q.e el sobre dira Jos Sanchez Tu composicion un joven poeta &a la he leido con sumo placer no se si en la Revista de esa y me acuerdo q.e te escrib sobre ella desde Paris. No descuides enviarme el 1.er tomo. He recibido tu regalo de las Doctrinas q.e se ensean en el Colegio de S. Carlos pero no las he leido todavia porque el correo de esa no lleg hasta anteayer. No dejes de decirme si ha muerto del colera alguno de mis conocidos: estos son, despues de Andr y Tatao con su familia, Bruzon, Puig (los dos herm.s) y Valdes Landin. A 37 36.Don Ventura de la Vega. 37.Don Angel Iznardi.

PAGE 297

DOMINGO DEL MONTE / 293 / 293 / 293 / 293 / 293 Salusto. me encarga mem.s pa. ti y q.e no le olvides en cuanto enviarle algun pleito—Sre tuyo afmoHoy escribo Tatao y Andr. Ya tenemos el colera en Huelva (prova. de Sevilla)CLII CLII CLII CLII CLIIMadrid 26. ag.to 1833. Mi querido Amo. Solo por la letra de los sobres con q me envolvi V. los Luceros y las tablas necrologicas de Sagra congetur favorablemente de la salud de V, antes de ver la carta q V. escribe Angelito y este me mostr. Muy ocupado debi V. de encontrarse aquel dia cuando no me puso cuatro letras. Impresas devuelvo V. en el no. 802 del Correo las lineas q en la carta de Isnardi hall y podian hacerse juris publici -Inutil es advertir V. q las cartas q V. me incluy pa. Arango, S. Olzaga Isnardy se entregaron la maana misma en q se recibieron, q fu la del 22. Corr.teLos dos pliegos q contenian los Luceros y las Tablas con los dos cuadernitos del programa de las doctrinas q se ensean en la clase de filosofia &c. me fueron entregados por el cartero, no como quiera abiertos, sino desgarrados los sobres. Esto que sorprender V. no nos admira ac en la crisis actual; cuatro dias h q un correo enviado Inglaterra por el embajador britnico ha sido sorprendido 3. leguas de esta capital por 5. personas montadas en soberbios caballos y vestidos con elegancia; quitaronle los despachos y los pasaportes, pero no el dinero, ni ninguna otra cosa. No faltan maleantes que dicen los tales despachos estan ahora en el pupitre del presid.te, de los ministros de S. M. C. Como quiera, debo advertir V. q ninguna de las cartas q puso V. dentro de los periodicos estaba abierta ni forzada: po. sin duda, alguno se estuvo divirtiendo con los tales impresos. No venian en el paquete sino 22 numeros, siendo uno de ellos el de 1. de mayo y faltando de junio los n.os 1-2-4 hasta 9. y 16. A proposito de periodicos van ya 4 correos q la redaccion no recibe la Aurora de Matanzas, y V. es la unica persona que me puede ilustrar sobre el motivo. Debe V. saber q accediendo los deseos de Arango convine con el en q se llevaria su casa constantem.te un ejemplar del Correo gratis pa. q lo leyese y su tiempo le remitiese Matanzas. Como A. es como V. sabe y mejor q V. lo sabe Tatao, sospecho q no cumpla su

PAGE 298

CENT"N EPISTOLARIO 294 \ 294 \ 294 \ 294 \ 294 \ encargo. Entre tanto rabia el editor y yo estoi pa. con l en descubierto. Ruego V. q por escrito de palabra se informe de los EE. de la Aur. si reciben no el Correo haciendo q en cualquier caso me remitan la serie del mes en q V. les haga esta advertencia, q yo entonces quitar la comision A. y la ejecutar por mi mismo. Tambien me pregunta Jimenez Hazo con frecuencia por la Revista haciendome presente q la de Carnerero q yo remito V. y el Correo, merecen bien el cambio por otros dos peridicos. Y como la lectura de la carta de V. me hacen temer q esa Revista muera por el caracter de Saco y por dedicarse V. en adelante al foro, no puedo menos de proponer V. que, quedando el Correo en cambio del Lucero, quien V. seguir, como supongo lo ha hecho siempre, pasando el dho papel en cambio, despues de leerle me procure con la Revista Carnerina otro cambio con el periodico q V. mejor le parezca, aunq no sea de la misma capital. Mas digo; y ahora mismo me ocurre q lo mejor q V. puede hacer y eso le suplico, q se sirva escribir la Granja, quien fuere el editor del Redactor de N. York, enviandole la Revista, recibiendo V. en cambio aquel furibundo papel y remitiendomelo gratis, mon adrefse Con este mismo adrefse y no con el de A, har V. q venga la Aurora. Ya dije y repito V. q en Fomento no quieren de ningun modo resolver sin informe del capitan gen.l de esa y de la misma Sociedad sobre la disgregacion consabida. Sin embargo, espero nueva representacion dirigida al R. porq la q esta ac era la R, y aprovecharemos la prima. oportunidad. El duque de San Fernando est desterrado: Martinez de la Rosa, separado de todo humano trato y temiendo q le echen de aqui, como han hechado al conde Toreno, q ha hecho la tonteria de venir. No ha salido an por hallarse gravemente enfermo. En mi carta anterior pedi V. los n.os del Diario ni fallor del 3 y 4 mayo y espero no olvidar V. mi encargo, por querer tener la academia greco-latina la elegia la muerte del obpo de Ptorico. En Paris (Nota bene) se esta acabando de imprimir en castellano una obrita titulada: “Espaa bajo el imperio del clero desde 1823.” Las personas q conozcan un poco la historia eclesiast.ca general y la particular de Espaa se chuparn los dedos. Ac no vendr: sirva de gobierno. Vuelvo al articulo de periodicos. En una de sus cartas me dijo V. q no le enviase del Correo sino aquellos n.os en q hubiese algo de particular, articulos mios: pero asi no sale la cuenta al editor. Iran siempre el Correo y la Revista: pero uno por el Lucero, y otra por el Redactor de N. Y; pues aunq malo, abunda en noticias de los nuevos estados de ese emisferio. Ningun papel me conviene tanto. Baste por hoy, q no es poco no teniendo q contestar. Saludo cordialm.te Tatao y demas, Amos, quienes como V. vi buenos y contentos mediados de mayo Francisco Illas.

PAGE 299

DOMINGO DEL MONTE / 295 / 295 / 295 / 295 / 295 Olvidabaseme decir V. algo de N. Lopez sobre quien desea V. noticias. Por aqui anda hecho un perdido. El dia q lleg Illas fu pedirle por Dios una onza, porq pocas horas tenia q comparecer en la capitania general, ejecutado por 50 duros. Illas no se la di y se atrevi escribir Arango pidiendole por amor de Dios 14 duros, q no le di. A O. L. Martinez debe 16”) r.s y finalmente esta amenazado de causa criminal y de ser lanzado de aqui por haber forjado con Aurioles un documento finjiendo deber aquel pillo 20 “) r.s Como quiera, tiene embargada la mitad de la paga. Abrazo V. cordialm.te repitiendome suyo ex corde. Fr. Columbano Freema.38CLIII CLIII CLIII CLIII CLIIIA D.n, Luis Feit Oficial de correos, pa. entregar al Lic.do D.nDomingo del Monte. Habana. S.r D.n Domingo del Monte. New-York 2 de Sep.bre 1833. Mi querido amigo: en carta de 21 de Julio de nuestro Jos Ma.,39 me encarga que diga Vmd, por si se hubiesen perdido los avisos directos que ha mandado, que desde el 12 de aquel mes era padre de otra nia que se llama Merced, en remplazo de la primogenita que se muri; que habia dado su demision de Diputado; que habia vuelto la Audiencia en clase de fiscal; y que ahora tenia mas esperanzas que nunca de poderme hacer una visita dentro de pocos meses. Tenga Vmd la bondad de comunicarselo su Sra Madre, y de contar con el aprecio de su amigo. Thoms Gener. 38.Don Toms Quintero. 39.Jos Mara Heredia.

PAGE 300

CENT"N EPISTOLARIO 296 \ 296 \ 296 \ 296 \ 296 \CLIV CLIV CLIV CLIV CLIVS.or D. Domingo Delmonte Abogado de los Reales consejos &c. Habana. Madrid 24 setiembre 1833. Querido paisano y amo. Con su apreciable 30 Julio ulto. recibi dos ejemplares de la Revista no. 8. y un paquete de Luceros Uno de aquellos entregu Angelito, de quien no tendr V. carta en este correo por haber marchado el 17. Paris con D. Luis Martinez un negocio de este. Por complacer dho Isnardy me encargu su partida de la redaccion del Boletin oficial de Madrid y le publico hasta su vuelta yo solo, como l lo hacia. Me sorprende muy desagradablemente la noticia q V. me d de no haber recibido paquete alguno de papeles por el correo anterior, ni carta mia, cuando hacen ya meses que no he dejado de remitir esactisimam.telos periodicos, incluyendo constantemente larga carta para V. y tan larga como no puede ser esta. Es, pues, claro que nos quitan papeles y cartas en esa esta administracion de correos; y como V. y yo tenemos motivos para suponer que en esa no puede ser, es claro q ser en esta. No puedo esplicar cuanto siento esta prdida, siendome hoi absolutam.teimposible repetir lo q en mis anteriores tengo dicho. Hasta hoi no hemos podido lograr q el ministo. de fomento prescinda de pedir informe esa sociedad econmica sobre la pendiente solicitud de segregacion. Entretanto repito que venga otra solicitud dirigida al Rei, q la anterior lo era la Reina, aunque no por esto deja de estar en la mesa correspondiente; pero detenida instancias mias y de Arango. A este le hemos estado velando y en tres noches creyeron los mdicos q no salia de ellas. Personas hay persuadidas de q ha tenido el clera; yo solo dir, q los sintomas de su gravisima enfermedad han sido hrto anlogos. Ya est muy mejor. Ni con sobre dcho A, ni con el mio, ha venido la Aurora de Matanzas en este correo. Ruego V. que hable escriba los EE. pa. q me la envien esactamente en todo correo con mi sobre. Una de las cosas sobre q largam.te en mis anteriores he hablado, es acerca de lo mucho q me convenia obtener en cambio el Redactor de N. Y.; y V. es quien ha de proporcionarmele, escribiendo D. Juan de la Granja, quien dirije la empresa. Illas q esta aqui me dice q el t. 1. del Parnaso americano circula ya en esa. Por Dios que venga pronto el ejemplar q me tiene V. ofrecido.

PAGE 301

DOMINGO DEL MONTE / 297 / 297 / 297 / 297 / 297 No puedo mas, amigo mio. Dispenseme V. q concluya aqui con mis memorias Orozco y Andr, cuya carta pa. Olzaga entregu yo mismo, como la q. pa. Isnardy vino. Abrazo V. cordialm.te y me repito su af.mo amo. y comp.ta. Fr. Columbo.40P. D. Lo qu leer V. en esos papeles sobre clera son tortas y pan pintado para lo q en realidad pasa. El barrio de Triana queda desierto. Las casas se cierran docenas porq no existen los q las habitaban. En Sevilla hace ahora estragos horribles el monstruo devorador y aqui le estamos esperando. Estas casas, este vivir las gentes apiadas nos hace temblar.CL CL CL CL CL V V V V VPor Cadiz A D.n Domingo del Monte Abogado en la Habana Madrid 25 de Octubre de 1833. S.or D.n Domingo del Monte. Mi apreciable paisano y amigo: ayer recib su interesante carta de 3. De Setiembre incluyendome el tomo de memorias de esa sociedad patritica, que leer con el mayor gusto y con particularidad la memoria que V. me recomienda sobre crceles del Joven Aleman Siegling. Con no menos satisfaccion que empeo, promover, mas bien dicho, redoblar mis esfuerzos contra el brutal empeo de nuestra gente que ciegos por el interes no divisan el funesto precipicio que les encamina el contrabando de los negros. El egemplar que V. me cita biene muy aproposito para asegundar mis esfuerzos y el de algunos amigos que me ayudarn al intento. 40.Don Toms Quintero.

PAGE 302

CENT"N EPISTOLARIO 298 \ 298 \ 298 \ 298 \ 298 \ Hace tres dias que escrib Anastasillo Orozco que se habia dado curso la solicitud, cuyo duplicado me envia V. en este correo en que piden V.des se les permita actuar en esa Ciudad y le manifestaba que esperaba obtener un resultado favorable. Digale V. dicho Orozco que he recibido con su carta de 3 de Setiembre la libranza de 176 pesos f.s pa. las asistencias de Apolonio, sirviendole esta de contestacion su carta, pues no tengo lugar para poder acusar el recibo tanta carta como he recibido. Dir Quintero todo lo que V. me encargo y alegrandome en mi corazon del alivio del apreciable Saco, dele V. mis finas memorias as como al estimable Luz cuyos dos sugetos conozco por su distinguida reputacion. Siento no poderme estender mas, pero otro dia lo har para comunicarle el resultado de mis gestiones en el asunto indicado; repitiendose como siempre su mas afecto amigo y paisano Andres de ArangoCL CL CL CL CL VI VI VI VI VIA D.n Luis Feit, Oficial de correos pa. entregar al S.r Lic.do D.n Domingo del Monte. Habana. S.r D.n Domingo del Monte. New-York 3 de Oc.bre de 1833. Mi muy querido amigo: de que desaliento no se sale con un cordial como el que Vmd me administr en su deseada de 8 de Agosto? Siga yo sabiendo que Vmds continuan tan unidos y bien encaminados como en aquella fecha, y cuente Vmd que no recaer, ni rehusar ninguno de sus encargos que yo pueda desempear. El Secretario de la Convencion literaria y de este Liceo nacional, me anticip el aprecio de estos cuerpos al recibir la esposicion de las tareas de la Seccion de educacion de la Sociedad patriotica de la Habana con que Vmd. me recre. Sirvale Vmd de gobierno que el literato americano George Ticknor continua su residencia en Boston y su empleo de profesor de Harvard college establecido, como Vmd sabe, en el pueblo de Cambridge.

PAGE 303

DOMINGO DEL MONTE / 299 / 299 / 299 / 299 / 299 Que ser de nuestro Jos Ma.? Estoy temblando con los estragos del clera y de la guerra civil en Mexico; per tal vez no tiemblo por presagio sino porque estoy muy triste con el regreso de mi hermano esa isla despues de haberme acompaado tres meses con su hija mayor que es mi ahijada. Sea Vmd feliz y disponga como guste de la adhesion mas afectuosa de Guadalupe, D.n Felix, Leonardo y Thomas Gener.CL CL CL CL CL VII VII VII VII VIISor. D.n Domingo del Monte Habana Pto. Pre. 1. de dicbre de 1833. Muy Sor. mio y estimado compaero: aprecio en todo el honor que me hace su grata comunicacion del 18,,: aparte de las relaciones de pas amigo y profesion existen vnculos naturales entre aquellos quienes, como nosotros, inflaman las mismas pasiones literarias; y si estas simpatias gloriosas son fomentadas por el dulce influjo de unas amistades comunes, c’en est fait como dicen los franceses, les amis de mon ami sont aussi mes amis segun un proverbio; y es cosa amada mutuo placer de ambos. He visto y examinado con sumo gusto el bello volumen de las Rimas americanas ,41 q.e Vd. tuvo la bondad de remitirme. Apruevo con elogio el proyecto de esa publicacion, y aunque en Europa, donde no se puede comprender la generosidad de los habitantes de estos afortunados y prdigos climas, se desconosca acaso el patriotismo de la empresa y se la interprete una explotacion de la propiedad agena, un censo ingeniosamente impuesto al amor propio de los amigos de las Musas de estos paises, Vd. y yo q.e tuvimos la dicha de haber nacido en uno, donde los hebreos mismos se convierten liberalidad y la ddiba, no podemos menos que hacer votos por el mas cumplido suceso del plan de Herrera Dvila, y por mi parte har cuanto alcancen mis fuerzas por hacerlo popular. Eso s, quisiera tanto melindre en la eleccion de las piezas, que pudiera tacharse de sevicia: asi lo exige la gloria del ingenio americano; y quien asi siente piensa 41. Rimas Americanas Publicadas por D. Ignacio Herrera Dvila. Tomo I. Habana, Imp. de Palmer, 1833, 18., 165 p. Fue el nico tomo que vio la luz de esta preciosa y rara antologa.

PAGE 304

CENT"N EPISTOLARIO 300 \ 300 \ 300 \ 300 \ 300 \ tendr valor para remitir nada de lo muy poco que ha escrito compuesto bajo las prosaicas inspiraciones de la necesidad, en la horrorosa acepcion de pobreza, q.e h sido y es mi estado habitual? Ya Valle me habia hecho con el propio fin igual demanda, y hube darle una idntica escusa. Con todo, temiendo no pueda ser interpretada esta circunspeccion de falsa modestia; de esa modestia tan comun y mas orgullosa q.e la jactancia, procurar recoger alguna cosa de lo que he escrito y lo enviar sin pretencion de ningun linage. Ser muy poco, pues en lo mas q.e he trabajado, asi por falta de tiempo y humor, como por pereza natural, ha sido en las traduccion.s de las elegias de Tibulo y de las Georgicas de Virgilio, cuyas traduccio.s castellanas, sin exceptuar las de ntro. F. Luis de Leon, dan nuseas. Por lo que hace Obras del gran Bello solo tengo la conocidisima y sin duda el mejor trozo de poesia descriptiva antiguo y moderno, de su agricultura de la zona trrida y otro fragmento precioso de otro gran poema sobre la America q.e Vds. deben tener, pues se public en la Biblioteca americana, que l, segun creo, publicaba en Londres y q.e no s si h continuado despues. ¡Quisiralo Dios, que sus versos son para mi paladar caramelos del Atica, brindados por los labios de Aspasia! y baste de respuesta, que me he hecho largo sin pensarlo, y me reclaman otras muchas contestaciones. Entregado sin descanso esta maldita profesion, enemiga de todo placer puro y sencillo, no podr remitir tan pronto como quisiera las piecesitas q.e dejo ofrecidas: lo har en el primer momento q.e pueda, sin embargo de q.e all existe la q.e compuse la muerte del Sor. Espada, y de q.e he pedido copia para retocarla, por que no me qued borrador completo: luego que me llegue la pulir y incluir entre las mias. Contraida los beneficios de aq.1 gran prelado es eminentemente americana, como su apasionado y franco amigo Manuel de Monteverde42P. D. Se hn escapado algunas erratas, aunque bien pocas, en el volumen de las Rimas, y asi en honor de ellas, como de la impresion, q.epuede competir con lo mejor q.e hn producido los tipos de la Imprenta R.l, trabaje porque haya mejor correccion en las pruevas. Vale Mil elogios y plcemes al B.r Almodbar. 42.Natural de Santo Domingo, don Manuel de Monteverde emigr a Cuba y se estableci en la ciudad de Camagey, donde, adems de ser jurisconsulto, profesor y agrnomo, cultiv las letras y dej en los fastos de aqulla nombre de benefactor.

PAGE 305

DOMINGO DEL MONTE / 301 / 301 / 301 / 301 / 301 Mi querido Domingo: he recibido tu carta del 29 de Octubre ltimo que con tanta ansia esperaba para entablar nuestra correspondencia por tanto tiempo interrumpida. Tu calificars como quieras esta reserva mia en esperar que tu la empesases, pero si consideras que habiendote escrito tantas cartas durante mi emigracion no he recibido ninguna tuya y que en la ltima que me ley el Juez en la carcel te acusabas de no haber hecho hasta entonces justicia mi caracter y confesabas que no me habias creido acreedor al aprecio que siempre me habias manifestado, no estraaras que hasta cierto punto haya estado contigo la defensiva. ¡Harto trabajo costaba mi corazon que siempre te ha querido muy lealmente! Felizmente podr ya decirte sin empacho alguno lo que por si y tu amistad ha pasado y solo hay que sentir el tiempo que hemos malogrado. He tenido vagar de sobra y ahora estoy muy atareado, asi es que no puedo contarte como quisiera mis malandanzas y mis viages, ni creas que es cosa de que se pueda dar idea en dos ni en tres cartas reguales. Ademas tengo una repugnancia no solo escribir sino aun hablar de mis desgracias pasadas, que ni aun mi misma familia sabe muchas de las cosas que me han sucedido, que te juro que han sido bien terribles.—Pocos hombres, mi querido Delmonte, se han visto en situacion tan desesperada como yo, muy pocos podran contar, que han visto la muerte tan de cerca como tu amigo y ninguno acaso se habr librado de ella buscandola de frente como yo hice. La noticia segura de que iba ser ahorcado, el ejemplo de los infelices que acababan de serlo, un corazon lleno de vida, un instinto de conservacion fuertemente pronunciado, el orgullo que me hacia despreciar mis serviles enemigos, la idea de burlar la atroz tirania de Calomarde y de la Sala de asesinos que llamaban Alcaldes, y quiz tambien (porque te lo he de negar?) un rayo de gloria que alumbr mi oscuro calabozo y despert el noble deseo que nunca me abandona de adquirir un nombre esclarecido, me hicieron pensar en salir de la carcel matando los que intentasen detenerme, sino moria 43.Dicha muestra no figura incluida en el Centn .Mi album no es lo que podia ser. Lo hice en los ultimos dias de mi estancia en Paris. Al decirles Dios pusieron algunos amigos varias cosillas muy ligeras. Ahi va una muestra.43CL CL CL CL CL VIII VIII VIII VIII VIIIMadrid 24 de Diciembre de 1833.

PAGE 306

CENT"N EPISTOLARIO 302 \ 302 \ 302 \ 302 \ 302 \ como era mas probable revolcandome en la sangre de los carceleros y soldados. La sencillez y necia credulidad de uno de estos, la cobardia y sordida codicia de aquellos y sobretodo un pual, pual dichoso que la suerte puso por primera vez en mi mano, mi nico consuelo, mi mejor amigo y emblema de mi porvenir, (que ahora se quiere presentar mas lisongero) me pusieron al fin incolume en la calle. ¡Pero cuanto sufr despues, cuanto me cost en todos sentidos aquel esfuerzo estraordinario y cuantas desgracias se eslabonaron la ma! Y si hubieran concluido del todo? Estas cosas tienen una cola... No es tiempo aun de contarte nada de esto. Podria unicamente hablarte de mis viages, pero no tengo ahora lugar y pide mucho despacio el sacar algun partido de los apuntes que tengo hechos. Pienso escribir algun dia unas memorias de mi prision, mi fuga y estancia en Francia y Inglaterra, y medida que lo vaya haciendo te ofrezco mandarte algunos fragmentos. No creas que pienso contar mis cuitas de concejo, lo que escriba ser para mi familia y mis pocos amigos entre los que he querido siempre contarte y te cuento con mucho gusto mio. Hasta ahora nada creo haber hecho digno de decirse al pblico y si algun dia hiciere algo, otros lo diran. Tengo que concluir aqu la carta, hazme favor de entregar las adjuntas, y quiere siempre mucho tu buen amigo Salustiano.44CLIX CLIX CLIX CLIX CLIX Sor. D.n Domingo del Monte. Cuba 26,, de Diciembre 1833. Mi querido Domingo: he recibido la tuya de 19,, de Noviembre prximo pasado junto con el primer tomo de las Rimas Americanas, q.e me han causado un singular placer, y quedo esperando los volmenes succesivos. Amante de nuestra hermosa patria y admirador de la fecunda naturaleza de los climas tropicales, no he podido leer sin deleite las producciones indgenas de las plumas americanas consagradas cantar las bellezas de nuestro pais encantador: pero sin lisonja (que no debo gastar contigo) los rasgos del Bachiller Almodovar45 es lo mas superior, 44.Don Salustiano de Olzaga. 45.Seudnimo de Domingo del Monte.

PAGE 307

DOMINGO DEL MONTE / 303 / 303 / 303 / 303 / 303 lo mas rigorosamente potico de toda la coleccion. Entreveo notables rasgos de semejanza entre tu diccion y la de mi insigne amigo, paisano y condiscpulo Jos Ma. Heredia. Este es su mejor elogio. Tu perfeccion estar en razon directa de tu aproximacion al Pndaro de la Amrica. Recuerdo aquello de Quintiliano: ille se profecisse vciat, cui Cicero valde placueait. Y yo tambien tengo la noble ambicion de cantar Cuba. Lo he hecho otras veces, cuando pude sin trabas. Ahora mismo, pesar de los ridos quehaceres de la profesion, pulso de cuando en cuando la lira. No soy poeta, que esto es dado pocos: pero hago mis coplas; y como carezco de pretension, no sufro el amor propio, ni me entristecen los sucesos agenos en la persuacion de no estarme concedido el lenguage de los Dioses. Para muestra te incluyo esa Oda,46POESIASres. redactores del Noticioso y Lucero. De la ciudad de Santiago de Cuba nos ha remitido su autor los siguientes versos con las correcciones que Vdes. notarn. Nos han parecido escelentes, y conformes al espritu de la poca que vivimos; es decir, que pintan otra cosa que suspiros empalagosos de amor y anacrenticas triviales y descoloridas la borrachera, cuya moda ha pasado ya con todo su squito de nmenes mitolgicos y cuentos licenciosos.—Si Vdes. juzgan digna la composicion adjunta de que se reimprima en su apreciable peridico, se lo agradecer mucho su afectsimo servidor que S. M. B. Un suscriptor 46.No figurando incluida en el Centn esta oda, supusimos que sera porque Del Monte haba remitido el manuscrito a uno de los dos diarios que le indicaba el autor; y en efecto, como resultado de investigaciones hechas, hallamos que fue insertada en El Noticioso y Lucero de la Habana del 26 de enero de 1834, precedida de una carta del mismo Del Monte, donde en pocas lneas se revelan su buen sentido crtico y su elevada cultura literaria. Y al congratularnos de haber tenido la buena suerte de salvar para las letras esta bella produccin potica, haremos observar que es mayor su inters, porque a la par de otras no pocas composiciones, no fue incluida en las Poesas de D. Francisco Muoz del Monte coleccin dada a luz en Madrid en 1880 por el hijo del autor, don Adolfo.

PAGE 308

CENT"N EPISTOLARIO 304 \ 304 \ 304 \ 304 \ 304 \LA NOCHE BUENAOda cubana Vuela, viento del Norte, vuela en vano! Recorre en vano la region dichosa Preferida del Sol. Tu soplo insano, Que esteriliza la templada zona Y la region helada, Donde su influjo tu poder blasona, Es impotente aqu. Nunca cansada De crear y nutrir naturaleza, Eterna accion en el fecundo suelo Ejerce sin cesar. Verdura eterna Los campos engalana, y la belleza Coronada de flores, Que viera producir Diciembre fro, Lo mismo que si fuera La florida estacion de los amores; La belleza, sencilla en su atavo, Ocurre al templo del Seor ligera Y canta en su plegaria placentera El himno santo al Salvador del mundo, Y la alta y admirable maravilla De la Deidad en nombre transformada, Y la Virgen intacta y sin mancilla D la esencia divina fu albergada. Ved las Cubanas en la Noche Buena, El albo pecho y brazos nacarados No se recatan del nocturno ambiente: El velo transparente Resgurdalas no mas. Trages delgados De sutil gasa delicado lino Encubren los contornos elegantes Y las formas del talle voluptuoso Que amor form.—Vistosas y fragantes, Desprendidas del verde tronco apenas Las albas azucenas, Y el mirto, y los jazmines, y la rosa,

PAGE 309

DOMINGO DEL MONTE / 305 / 305 / 305 / 305 / 305 De la hermosura imgen fugitiva, Y la adelfa mas blanca que la nieve, Ora adornan la frente candorosa De la jven beldad: ora cubriendo El pecho virginal, que no se atreve A palpitar de amor, su aroma exalan Mezclado la ambrosa Que despiden sus labios purpurinos. En tanto por las bvedas subiendo A la par de los cnticos divinos Del incienso la ofrenda sacra y pia, Resuelto en ura leve, Lleva al Supremo Ordenador del mundo Los ruegos del mortal.—Brilla serena De los Cielos la cpula estrellada: Su tibia luz esparce sosegada La lenta luna en los Cubanos campos, Que el invierno florido reverdece. Las flores se abren: la natura rie, Y la azul y la blanca campanilla, Que en los cercados rsticos se mece, Al caminante rpido sonrio Absorta de su propia maravilla. No as por las regiones, Que el sol en estos meses abandona, Adorno vegetal la tierra ostenta. Tended la vista la apartada zona Vecina al polo. Ni seal de vida, Ni un leve soplo de calor la vuelve Del profundo estupor. Desfallecida La natura creatriz, callada espera El regreso del astro que la anima. Qu he dicho? Ved la Italia, Ved de la Ausonia el alabado clima, De los Poetas y los Dioses cuna, La cuna de Cristina !!!! Dulce numen de gloria y de consuelo... El sol all calienta Ocho meses la tierra, en que seora

PAGE 310

CENT"N EPISTOLARIO 306 \ 306 \ 306 \ 306 \ 306 \ Del orbe Roma fu, por donde ahora Se difunde voraz corre lenta Del Vesubio la lava abrasadora. As tambien Espaa Ve con frutos y flores el naranjo Hasta que sopla el aquilon furioso, Y en el valle, que ameno el Btis baa, El andaluz ligero y voluptuoso Esprime el dulce jugo de la caa. Empero luego que el invierno frio, Escoltado de nubes y de yelo, Sucede triste al caloroso estio, La tierra pierde su verdor: del cielo De opacas nubes sin cesar cubierto, Se obscurece la bveda azulada, Y la beldad, en pieles aforrada, Maldice el tiempo los placeres muerto. ¡Ay! ¡Cun distinto en nuestro ardiente clima Alhaga al hombre el apacible invierno! El suelo, siempre frtil, Con la influencia vivfica se anima Del Sol en Capricornio. Niebla densa Nunca pudo velar la faz radiante Del astro triunfador, que en luz inmensa, Perenne, inagotable envuelve al mundo. No abandona la tierra un solo instante Su trabajo prolfico y fecundo. A unas flores sucdense otras flores, Unos frutos otros. Lazo eterno Hermana primavera con invierno. Diciembre es la estacion de los amores. La caa azucarada Sus penachos en flor al aire alzando, El nctar elabora: en cuce blando Corre el jugo dulcsimo: muy luego Bullendo en rudo hervor, se cristaliza En anchos panes la accion del fuego. El jazmin de la Arabia, Que al indolente musulman embriaga

PAGE 311

DOMINGO DEL MONTE / 307 / 307 / 307 / 307 / 307 Y en Europa los ocios ameniza; El amargo caf, que tanto alhaga De la caa mezclado los cristales, Sazona ahora su preciado fruto En rojos granos de coral, rivales De la grana, que crece en nuestros campos. Anchas, verdes, plateadas, A las orillas del undoso ro, Del tabaco levntanse las hojas En las nocturnas horas salpicadas Con las difanas gotas del rocio, En tanto que su esencia embriagadora, Que endulza al infeliz su desventura Y los dichosos el placer procura, En sus lustrosos tallos se elabora. El til coco y la sonante palma, Cuyas cimas agita suavemente Ligera brisa en la nocturna calma, Y el pursimo aroma transcendente Del ureo mango y coronada pia, Y el prolfico pltano, la gloria Y el esplendor de la ardorosa zona Que el gol recorre en sempiterno giro, Crecer, nutrir y florecer los miro En perpetua concordia, que eslabona Los unos los otros.—Es eterna La ley primaveral.—As natura Al hombre en este clima solo ensea De indulgencia y de amor la faz risuea, La faz de la abundancia. Quin el hambre Nunca aqu conoci? Con pocas horas De trabajo no mas, la mano anima De la tierra las fuerzas productoras. Aqu trabaja por el hombre el clima. ¡Virgen americana sin mancilla! ¡De las Antillas reina! T en la Europa Viertes con una mano diariamente De la abundancia la inecsausta copa Conducida al travs del Oceano. Y brilla en tu otra mano

PAGE 312

CENT"N EPISTOLARIO 308 \ 308 \ 308 \ 308 \ 308 \ El cetro de las ondas de Occidente. ¡Hija hermosa del Sol!...Tus frutos varios, Que madura la luz vivificante, Deleite son de los distintos pueblos Con que te enlaza el mar.—El fuego mismo, Que viste al algodn de suave lana, La caa dora, y el olor divino Da al tabaco del Cauto y de la Habana; El fuego mismo, que al maduro grano Del lustroso cafeto en carmn tie, Y en ancha faja de palmar y cocos La zona equinocial circunda y cie; El fuego, padre de la vida, enciende Anima hasta el sepulcro al hombre ardiente De la Antilla mayor. La vegez cana Huye el abrigo, y con placer respira Del Trpico el calor; y cuando place A la natura sealarle el dia, Alza los ojos al sereno cielo, Y, llorando se arranca de este suelo De flores, de abundancia y poesa. Francisco Muoz del Monte. que compuse en ratos de ocio, y se public ayer en el Redactor. Si no te parece indigna absolutamente de ver la luz publica en la culta Habana, hazla imprimir en el Lucero el Diario; pues, bien que tosca y desaliada, podr pasar como prueba de patriotismo y desahogo de un pecho enteramente cubano. Escrbeme con frecuencia. Tus cartas sern un placer especialsimo para m. Los vnculos de la sangre se reforzarn con la fraternidad de ideas. Entretanto persudete que as por la una como por la otra razon te quiero cordialm.te Tu afmo primo que te abraza Fra.co Muoz del Monte 47 47.Don Francisco Muoz del Monte, a quien ya hemos mencionado en nota anterior.

PAGE 313

DOMINGO DEL MONTE / 309 / 309 / 309 / 309 / 3091834 CLX CLX CLX CLX CLXA D Domingo Delmonte, abogadoHabana. Carabanchel alto 24 Febro. 1834. Queridisimo Domingo mo. Aqu me tienes desterrado de la corte no s por cuantos dias: el motivo es el mas liviano q.e tu te pudieras figurar porque se reduce haber insertado la noticia de q.e la Reina habia salido paseo gobernando los caballos de su coche uno de Sus criados, segun lo leeras en el no. 5. de la Crnica q.e te remito. La noticia la remiti la redaccion D Andres Arango,1 pero no conviniendo este dar la cara ni siendo decente q.e yo lo descubriera, me tienes aqu purgando pecados agenos; si es q.e ha habido pecado, q.e yo no lo creo. En Madrid se ha dicho q.e un tal Muoz2 quien la Reina ha elevado Gentilhombre desde Guardia de Corps era precisamente el q.e iba rigiendo los caballos y sea q.e la Reina descubriese alguna alusion maligna en el artculo, cosa q.e yo no descubro ni hubiera consentido, sea q.e Muoz disgustase el q.e se le llamase criado; lo cierto es q.e el Superintendente de policia por orden verbal de la Reina suprimi la Crnica y me desterr. Te aseguro, Domingo mio, q.e en este lance he sentido mucho menos mi propia desgracia q.e el descrdito q.e ha atraido sobre la Reina esta medida arbitraria; porque como tu sabras, la suerte de los liberales de Espaa est unida en el dia con la de la Reina y el perderse ella es perdernos nosotros, al menos por ahora. Desde este suceso no queda cosa q.e no digan los carlistas de las relaciones de Ma. Cristina con Muoz; y como est tan cercana la privanza de Godoy la comparacion es cmoda de hacer y las consecuencias tristes de sacar. Si las Cortes se reunen es regular q.e se componga todo. Vamos otra cosa. He visto las Rimas americanas y aunque no me has mandado ejemplar, busqu uno hice un articulo sobre ellas q.e se qued compuesto de caja el dia en q.e se prohibi la Crnica; por muestra se insertaba el 1.Don Andrs de Arango y Nez del Castillo. 2.Don Fernando Muoz, duque de Riansares y segundo marido de la reina Mara Cristina.

PAGE 314

CENT"N EPISTOLARIO 310 \ 310 \ 310 \ 310 \ 310 \ fastidio3 del Br. Almodovar y se decia q.e juicio de peritos los versos de este eran lo mejor del tomo y q.e su nombre verdadero era... ya tu lo sabes. Ya inferirs tu q.e antes de resolver descubrirte estaria yo seguro del aplauso de los madrileos. Vega4 me dijo q.e iba imprimir en el Siglo un articulo diciendo lo mismo ¡pero como es tan perezoso!... No tengo manos tus cartas y asi no las puedo contestar. Sal.5 se amostaz con tu carta, bien es verdad q.e el contenido no era pa. menos y segun me ha indicado te escribi quemazones en cambio de las tuyas: en el dia le tienes de catedrtico de jurispruda mercantil del consulado de Madrid con 15.000 r.s anuales. A mi se me ofreci colocarme por fomento pero como tengo q.e comer de mi trabajo, no quise alargar el memorial: los amigos me dicen q.e hago mal y yo creo q.e tienen razon pero quien en el mundo esta libre de manias? Abrazame Tatao estrechamente y Andr, da mis mem.s los amigos y dite tu todo lo q.e quieras de tu eterno amigo Angel6CLXI CLXI CLXI CLXI CLXIA D.n Luis Feit, Oficial de correos, pa. entregar al Lic.do D.nDomingo del Monte. Habana. S.r D.n Domingo del Monte. New-York 1. de Mzo de 1834. Mi querido amigo: por los recomendados de Vmd los SS Muoz, he hecho y har todo lo que Vmd me ha pedido en su apreciable de 3 del pasado. Sabe Vmd que Jos Ma7 debe venir en el paquete del mes de Ab.l? Asi me lo ha asegurado en sus dos lt.s cartas, y como viene con su muger, nada tendria de estrao que l y yo regresaremos juntos esa isla en el propo. otoo. Digo esto, porq.e segun avisan de Cadiz con fcha de 22 de 3.El fastidio poesa de Domingo del Monte. 4.Don Ventura de la Vega. 5.Don Salustiano de 0lzaga. 6.Don Angel Iznardi. 7.Jos Mara Heredia.

PAGE 315

DOMINGO DEL MONTE / 311 / 311 / 311 / 311 / 311 Enero, ya sucedi lo q.e esperaban, esto es, la caida de Zea-Bermudes y su comparsa. Son sus sucesores Martinez de la Rosa, Garely y otros de su jaez. Los afrancesados, que tanto dio nos tienen y que tanto mal nos han hecho, cayeron tambien. Por consig.te y porqe Llander, Quesada, Morillo y otros Cap.s Gen.s aprietan la Reyna como el pueblo los aprieta ellos pidiendo reformas y Gob.no representativo, no hay duda que lo tendrmos muy pronto, y que esta hora ya estaran en Espaa Argeyes y demas compaeros amnistiados q.e antes no quisieron ir porque querian instituciones y que no quedase escepcion en la amnistia. Incluyo un impreso de uno de mis compaeros amnistiados, que aunq.eno es fresco, vale la pena de leerlo. No deje Vmd de escribirme pronto y largo, ya que me dice que lo desea y q.e es preciso. Conservese Vmd bueno, y cuente spre con el aprecio particular de Guadalupe, D.n Felix, Leonardo y Thomas GenerCLXII CLXII CLXII CLXII CLXIIAl S.r L. D.n Domingo Del Monte abogado de los R.s Consejos. MatanzasHaba. y Abril 21/1834Mi estim.do Del Monte, p.r los articulos insertos en el diario de esta, te supongo instruido del desagrado conq.e ha visto la Sociedad economica nuestra instalacion : muchos individuos de aquella Corporacion acaso de los mas influyentes, nos han visto desde q.e intentamos establecer la Comision de literatura, con cierta ojeriza, no s si p.r secreta envidia, otros resentidos p.r nuestra oposicion q.e ocupasen ciertos destinos en la misma Sociedad economica con agravio de benemeritos patricios q.e aspiraban los mismos destinos, han aprovechado la ocasion en q.e, con motivo de la R.l orden q.e nos concede la independencia pedida, procedimos instalarnos, sin el previo aviso al Gobernador, para acriminar nuestra conducta, presentandonos los ojos del publico y del gobierno como hombres sospechosos, y q.e pretesto de literatura, nos proponemos miras siniestras en nuestras reuniones. La delacion q.e de nosotros hizo la Sociedad al gobierno para q.e no solo se tuviese p.r nulo el acto de instalacion, sino q.e se nos prohibiese volvernos reunir, ha pasado los asesores Solis y Malagamba, cuya consulta aun no han dado. El Secretario Sambrana, ( sic ) contestandole Oses, entre otras cosas, le dice, q.e uno de los motivos de queja q.e hay contra la Comision fue el haber abusado

PAGE 316

CENT"N EPISTOLARIO 312 \ 312 \ 312 \ 312 \ 312 \ esta de la confianza abriendo un oficio con q.e se acompa una memoria q.e obtaba uno de los premios ofrecidos, sinembargo de no haberse premiado. A ti como Secretario te corresponde desmentirle, probandole q.ees un impostor: campo ancho tienes en el Pasatiempo .8 Por ac confiamos en nuestro campeon Saco, q.e como ha dicho paladinam.te reducir polvo sus miserables argumentos. Maana acaso saldr su deseado artculo, q.ese ha demorado tanto, p.r q.e concluido ya, y pronto darse la prensa, tuvo q.e reformarlo para contestar al de O-Gavan publicado con el acta de la Sociedad, en q.e se trat de nuestro negocio. Ni conviene solo escribir aqu, sino q.e es necesario hacerlo tambien Espaa, recomendandole tu amigo, el q.e escrive en el Correo literario algun articulo fuerte, y de modo q.e les hiera, para q.e lo inserte en dicho papel: es necesario tambien D.n Andres Arango interesarle para q.e en caso de q.e la Sociedad ocurra, como efectivam.te ocurrir pidiendo la cesacion de nuestra Academia, so pretesto de q.e son sospechosos los individuos q.e la componen, sepa desvanecer tan perfida calumnia, haciendo ver q.e los mejores sostenedores de los derechos de Isabel 2.da son los academicos, p.r lo mismo q.e son partidarios de las luces, y pueda conservarnos la obra q.e p.r su mediacion influencia obtuvimos. Oses se ocupa en redactar una representacion la Reyna q.e se firmara p.r los miembros de la Academia para q.e vaya en el proximo Correo. S con frecuencia de t y de Rosita, quien le dars las mas finas espresiones.T uyo afectsimo F. Ruiz9CLXIII CLXIII CLXIII CLXIII CLXIII 10 10 10 10 10 Sor D. Domingo del Monte Habana y Abril 22 de 1834. Mi querido amigo: t dirs que siendo yo, de todos tus amigos el que ms motivos tiene para escribirte, he sido tal vez el ltimo que ha 8.Peridico de Matanzas. 9.Pbro. Francisco Ruiz (1817-1858). Desempe una ctedra en el Seminario de San Carlos, trabaj mucho en favor de la instruccin pblica, y tambin en los diversos puestos que tuvo a su cargo en la Sociedad Econmica demostr su amor al desenvolvimiento intelectual de Cuba. 10.Ver el ensayo introductorio. ( N. de la E .)

PAGE 317

DOMINGO DEL MONTE / 313 / 313 / 313 / 313 / 313 cumplido con este santo deber. Es lo peor que tienes sobrada razon; pero hijo mio, t sabes demasiado el inmenso poder que tienen unos bellos ojos en nuestra dbil naturaleza, clpalos ellos y m disclpame. El domingo com en casa de Pepe de la Luz con Saco y otros amigos. Se habl largamente, como debes imaginarte, de nuestra perseguida Academia, y de sus miserables enemigos. Y hoy deber haber salido en el “Diario” la tremenda zurra del invicto bayams,11 y esperamos que prontamente, y mientras est calentito el negocio, tomes t el guante que te han echado, y contribuyas por tu parte derrotar esa canalla. Yo creo que sera mejor que mandases aqu tu papelote para imprimirlo en el Diario, que es la arena en donde hasta ahora se han medido los combatientes, pues de ese modo lograras mayor publicidad, que si lo imprimieses en la Aurora. Anmate chico: deja viudo, si es preciso, por una dos noches, el lecho nupcial, en campo de mejores combates, y sal pronto, como galan caballero, desfacer el entuerto. Y volviendo otra cosa: cmo se halla esa cara prima en su nuevo estado y nueva residencia?—Ya muy pronto le ir hacer una visita y le llevar su mam y su hermanita, con tal que me prometa un abrazo de gratitud; pero si non, non. Entnces tambien hablaremos largamente de poesa y haremos algunos paseos, que tiempo habr para todo. Hoy sin embargo, no lo tengo muy de sobra y ya oigo el repique de mama-seora que me llama almorzar. Addio, dunque, mio caro, non ti dimenticar del tuo Beppo12Hazme el favor de enderezar la que te incluyo pa. mi madrasta.CLXIII CLXIII CLXIII CLXIII CLXIII bisHabana 23 de abril de 1834. Mi querido amigo: ahora mismo acaba de enviarme Valle la apreciable de V. sin fecha, y me apresuro contestarla por que me dicen que va salir el correo. 11.Don Jos Antonio Saco. 12.Don Jos Luis Alfonso.

PAGE 318

CENT"N EPISTOLARIO 314 \ 314 \ 314 \ 314 \ 314 \ En efecto andaba yo quejosillo con V. por que aunque lo supona muy ocupado y engrecado con el nuevo estado y la mudanza de domicilio, saba q.e haba escrito otros amigos y me consideraba con derecho la igualdad. Pero quedo completamente satisfecho, y lo eximo V. de toda pena con tal de que haya enmienda para lo sucesivo. Ya ve V. la furibunda persecucion que nos ha acarreado el establecim.to de nuestra malhadada academia; ya ve V que los paladines Zambrana y Candonga se han presentado en el campo con armas muy dignas de ellos y de su pandilla: y ya ve V. que hasta el s. Ogavan ha salido con su oracion ad fratres suponiendose l el pobrecito obgeto de nuestra ira y venganzas, por que es eclesiastico, y por que nosotros como jacobinos enrags andamos maquinando la destruccion de la Iglesia de Jesucristo. Cosa mas infame y mas ridicula al mismo tiempo es bien dificil que pueda ocurrir nadie. Y no es lo peor lo que hacen en pblico, sino que se prevalen de todos los medios posibles para desacreditarnos y pintarnos con los mas negros coloridos, dando entender y an diciendo terminantem.teque todos somos unos revolucionarios y unos dscolos que merecemos ir presidio. Pero importa poco: ellos obran as por que no pueden obrar de otra manera; y la gente nos har justicia. Maana quedar concluida la representacion de que me encargue, por que hasta ayer no me remiti Valle las copias que deben acompaarse. Inmediatamente se recojern las firmas de por ac, ir en cuerpo y alma Matanzas para que tambien la firmen V. y Tanco. El proyecto de enviar Saco en calidad de plenipotenciario me parece excelente, pero le encuentro algunas dificultades, por que se trata de dinero y no poco. Lo tratar con los amigos, y veremos lo que se resuelve. D V. un millon de espresiones su seora y Tanco: recibalas de Vicente y las muchachas, y mande cuanto guste su invariable amigo Blas Oss.

PAGE 319

DOMINGO DEL MONTE / 315 / 315 / 315 / 315 / 315CLXIV CLXIV CLXIV CLXIV CLXIVSr. Dn. Domingo del Monte Secretario de la Seccion de Educacion de la Rl. Soc.d Patritica Se recomienda su entrega Dn. Gonzalo Alfonso. Habana Boston April 24. 1834. To Sr. Don Domingo del Monte Dear Sir More than a year since, I received a Copy of the Acta de las Juntas Centrales &c for 1830 ( sic ) and a copy of No. V. of the Revista Cubana; —but no letter accompanied them; and it was not until a short time since when I received your favour of Dec. 17. 1833, that I knew to whom I was indebted for this distinguished act of literary courtesy and kindness. I beg leave now to take the earliest opportunity to make you my personal acknowledgements for it & to thank you also for your letter recently received and for the volume of Rimas Americanas, which was safely received at the same time. I have been struck, ever since I first began to read the Revista Cubana, with the amount of literary talent and accomplishment in your Island. Nothing to be compared with it has, so far as I am informed, ever been exhibited in any of the Spanish Colonies & even in some respects, nothing like it is to be seen in Spain Proper. For instance a review of such spirit, variety and power, has never been even attempted at Madrid. In the volume of Poems, also I observe, that two of its authors were born in your beautiful Island & a third educated there. This, taken together with the transactions of your Society, one or two smaller works that I have seen, and good deal that I have heard, has surprised me not a little. I have been much pleased, also, to see, that while your Poets have preserved in a considerable degree the established forms of your literature, like the Romance & the coloring and tone are local and peculiar. This, it seems to me is the right road and promises to lead you far. It will give me great pleasure to maintain an intercourse, which promises to be so profitable and so pleasant to me, as the one you have had the kindness to open. But I fear we have too little here that would be interesting to you, to enable me to offer you any adequate return; so that I must beg you to let me know frankly if there be any way in which I can serve you or

PAGE 320

CENT"N EPISTOLARIO 316 \ 316 \ 316 \ 316 \ 316 \ any publications made here which it would please you to see.—I send you with this a little American Edition of Montgomery’s Bastardo de Castilla, and a small volume of Translations from the Spanish made by my friend Mr. Longfellow of Bowdon College, which I think excellent.-But I do not now know of any thing else which I could hope would interest you.— I transmit, also, under cover with this letter my acknowledgement & acceptance to your Academy, which I pray you to present to your Secretary. If you see my friend Dn. Cubi y Soler please to offer him my kind regards & compliments. I remain, Sir, With great respect Your obliged and obedient servant George Ticknor13 13.Nacido y muerto en Boston (1791-1871), fue profesor de literatura moderna en la Universidad de Harvard, fillogo y autor de una historia de la literatura espaola traducida al espaol y al alemn. Traduccin de la carta que antecede: Hace ms de un ao que recib un ejemplar del Acta de las Juntas Centrales correspondiente a 1830 ( sic ) y otro del nmero V de la Revista Cubana sin que viniese en ellos carta alguna pues la suya de Dic. 17 de 1833 la recib poco despus y por ella supe a quien deba esta cortesa literaria y esta bondad. Aprovecho la primera oportunidad para expresarle mi reconocimiento y para agradecerle asimismo su ltima carta recibida con el volumen de Rimas Americanas que lleg a la vez. Desde que empec a leer la Revista Cubana sorprendiome el talento literario y la cultura de esa Isla. Nada comparable se ha podido advertir en ninguna de las colonias espaolas, nada parecido en la propia Espaa. Nunca en Madrid se ha tratado de publicar una revista en la que se advierta el espritu, la variedad y el vigor de ella. Observo en el volumen de los Poemas que dos de sus autores nacieron en su bella Isla y un tercero se ha educado ah. Esto unido a los trabajos de su Sociedad, a una o dos pequeas obras que sealo y a todo lo que he odo justifica la gran sorpresa experimentada. Me ha complacido tambin el ver que mientras sus poetas han sabido conservar en gran modo las formas caractersticas de su literatura, como el romance, tambin han conservado el colorido y el tono tan regional como peculiar. Creo que esta es la verdadera va y la esperanza para ir lejos. Me ser gratsimo mantener una correspondencia, como sta que ha tenido V. la bondad de iniciar, porque habr de ser tan benfica como grata para m, pero temo que no haya aqu algo de inters para V. permitindome de algn modo corresponderle, por lo cual le ruego me diga con franqueza si la posibilidad de servirle o publicaciones que le agraden ver. Le envo con sta una edicin pequea del Bastardo de Castilla de Montgomery, as como un excelente pequeo volumen de traducciones del espaol que ha hecho mi amigo Mr. Longfellow, del Colegio Bowdon. No s de otra cosa, adems de sta, que pueda serle de provecho. Envio, tambin, bajo sobre con esta carta mi reconocimiento y aceptacin a su Academia que le ruego entregue a su Secretario. Si viese V. a mi amigo el Sor. Cubi y Soler srvase saludarlo. Quedo de V. Seor con gran respeto su reconocido y humilde servidor Jorge Ticknor

PAGE 321

DOMINGO DEL MONTE / 317 / 317 / 317 / 317 / 317CLXV CLXV CLXV CLXV CLXVPor Cadiz Al S.or D.n Domingo del Monte abogado en la Habana Madrid 25 de Abril de 1834. S.or D.n Domingo del Monte. Mi querido paisano y amigo: no quiero que se marche el correo, sin acusar V. el recibo de su carta de 28 de Febrero ultimo que se la ha llevado Quintero con el impreso que me incluye pa. formar un articulo que se insertar en el Universal de cuyo periodico es primer Redactor. Yo no he tenido tiempo mas que para pasar rapidamente la vista por su citada carta, pues ayer lleg la correspondencia que no he podido leer y hoy debemos contestar. Siento infinito la necesidad que V. me manifiesta de tener que abandonar esa Ciudad para trasladarse la de Matanzas, pero si el motivo es unicamente el de no poder egercer la abogaca en ese recinto yo espero que semejante ley ser derogada bien pronto y mucho mas si los que se hallan en igual caso que V. hacen el recurso, fundado en la amplitud que se ha dado en la Peninsula, solicitando la misma libertad: venga dicho recurso mis manos, que yo tendr honor en emplearme en favor de mis paisanos benemeritos y aplicados: ademas, si V. viese en cualquier punto de la Isla algun destino proporcionado que pueda acomodarle puede V. enviarme su solicitud que yo la encargar persona activa para que la promueva. Yo creo que no debe tardar el arreglo de ese sistema judicial estableciendo jueces de letras en toda la Isla y para entonces ser del caso que V. me indique alguno de los partidos que mas puedan acomodarle. Al recibo de esta ya habr tenido lugar de leer el Estatuto Real que ha sido acogido con general aceptacion, y en realidad se ha logrado conciliar los defectos de la Constitucion Gaditana con la nulidad de nras venerandas Cortes, que ninguna garantia podian ofrecernos, ya en el estado de progreso de la sociedad. Los papeles publicos, contienen cuantas noticias pudiera yo darle para formar juicio de nra situacion que en el dia ha ganado infinito desde que variando nra conducta con respecto al Portugal; hemos dado aliento los partidarios de Da. Maria de la Gloria que se veian oprimidos por los Miguelistas, armados y apoyados por nro recono-

PAGE 322

CENT"N EPISTOLARIO 318 \ 318 \ 318 \ 318 \ 318 \ cimiento su Gefe: nada prueba tanto la profunda estupidez para no llamar infame traicion la conducta de Zea y de todos sus compaeros. Dle V. mis finas espresiones su compaero de viage y que conoc en Paris y V. mande con franqueza su afecto amigo y paisano Q. B. S. M. Andres de ArangoCLXVI CLXVI CLXVI CLXVI CLXVIAl S.r Lic.do D.n Domingo del Monte. Matanzas. S.r D.n Domingo del Monte. New-York 29 de Ab.l de 1834. Mi querid.mo amigo: como no hay felicidad que no dese Vmd, le deseaba por consig.te un buen matrimonio; y cual puede ser mejor q.eel que debe Vmd haber contraido con una seorita de tanto mrito como la Rosita de Aldama,14 segun su carta de 29 del pasado? No dir que sea otra felicidad pa Vmd el impedimento que tiene para ejercer su abogacia en la Habana, y su consig.te mudada Matanzas;15 per como la adquisicion de un vecino como Vmd, es una felicidad para ese pueblo de mi predileccion, confundo el efecto con la causa, y me regocijo por ambos sucesos, como si fuesen de una misma naturaleza, porque ambos alhagan mi corazon. Vmd me habla como poeta del dia de mi regreso Matanzas; per yo no me anticipo sin muy pocas satisfacciones, y entre estas la de echarme en los brazos de Vmd y los pies de su Rosita. No me hable Vmd de empleos ni destinos pblicos. La empleomana es uno de los mayores obstaculos que se oponen nuestra regeneracion nacional; y hasta donde dependa de mi me he de preservar de su contagio. Ademas, yo deseo ardientemente que mis conciudadanos pierdan la 14.Del Monte contrajo matrimonio en abril de 1834 con la seorita Rosa de Aldama Alfonso, una de las hijas de Don Domingo de Aldama. 15.Del Monte perteneca al cuerpo de abogados de Matanzas desde el 20 de octubre de 1831.

PAGE 323

DOMINGO DEL MONTE / 319 / 319 / 319 / 319 / 319 maa fatal de esperarlo todo del Gob.no Porqu no han de promover y ejecutar ellos mismos todo lo que pueden y les interesa, si las leyes no se lo impiden? Si se habituasen servirse si mismos conjuntamente, en vez de esperar que la Autoridad publica les sirva desirva, serian mas inquisitivos, discutirian, y la investigacion y discusion constante de su interes social, harian prodigios. En ese sistema de co-operacion mtua, se descubren y desarrollan capacidades que quedan ocultas inertes en el actual; se contrae la costumbre de las ocupaciones tiles y se desdean las frivolas; se aumenta el numero de buenos ciudadanos, y se mejoran los que lo son. Asi pues es como deseo servir mi patria, como un buen ciudadano y contribuyendo que otros lo sean. Cuando los buenos ciudadanos abunden, los funcionarios pblicos no sern sin lo y los que deben ser. La indignacion de Vmd es muy justa contra los autores de la vil representacion de que me habla; per tranquilizese Vmd, pues que antes que llegue Madrid, ya estar sealado pa. esa isla el lugar que haya de tener en la nueva organizac.n social. Ademas, la pretension es tan absurda, que en vez de temer sus efectos, se debe sentir que su portador los evite omitiendo su presentacion cuando vea que no llega tiempo. Ha cerrado Vms con llave de oro su Secretariato de la Seccion de educacion de la Sociedad patriotica: estan muy buenos los dos papeles que Vmd me ha mandado, habida consideracion las circunstancias de la poca. No parecen todava ni Jos Ma.16, ni el paquete en que lo espero. Hable Vmd mucho su Rosita de los derechos que reune al aprecio particular de Guadalupe y mio, entre los que corresponden su mrito, y los que le derivan del de Vmd. Sean Vmds felices, y su felicidad contribuir seguramente la de sus sinceros amigos Guadalupe y— Thomas Gener. P. D. A su recomendado de Vmd el Lic.do Blanco le di el mal de ptria en la mar, y no se le ha quitado en tierra; con cuyo motivo en vez de embarcarse para el Havre, se embarca otra vez para la Habana. Somos 3 de Mayo. El 19 de Mzo no estaban convocadas las cortes todava, y quizs no lo habran sido hasta el 27 de Ab.l cumpleaos de la Reyna. Ya 16.Don Jos Mara Heredia.

PAGE 324

CENT"N EPISTOLARIO 320 \ 320 \ 320 \ 320 \ 320 \ Vmds sabrn que est nombrado Cap.n Gen.l de esa isla, D.n Mig.lTacon, que lo era de Andalucia, y es hermano del Ministro Plenipotenciario de Espaa en este pais. Seguramente no es Carlista; per no se si tiene las demas prendas que el primer Gefe de esa isla debe tener.CLXVII CLXVII CLXVII CLXVII CLXVIIA D. Domingo Delmonte. [Madrid] Abril? 1834— Queridisimo Domingo mio. Tu carta del17 me da una nueva prueba de q.e no olvidas tu tierno amigo: en ella te me quejas de falta de cartas mias; es verdad q.e te he escrito poco pero q.e quieres? Viages, disgustos polticos y destierros, sinsabores domesticos me han quitado el tiempo y la tranquilidad pa. conversar largamente contigo; pero te puedo asegurar que no por eso se ha entibiado mi antiguo afecto Domingo. Alguna vez he formado el plan de pasar establecerme esa y te juro q.esi t y Tatao no vivierais en ese pais, jamas me hubiera pasado por la imaginacion: ahora he tenido una satisfaccion con el empleo de Tataito porque supongo q.e l la tendr; hblame de l siempre q.e me escribas como l lo hace de t en sus cartas. Bien, muy bien me parece tu resolucion de mantener en Matanzas adquiriendo tu independencia aun costa de la escasez. Yo te aseguro q.e esa satisfaccion me ha hecho siempre mas feliz en mi pobreza q.etodos los bienes del mundo q.e hubiese adquirido doblegando mi caracter... altivo si se quiere Mas precia el ruiseor su pobre nido de pluma y leves pajas; mas sus quejas en el repuesto bosque y escondido, que agradar lisongero las orejas de algun Principe insigne, aprisionado en el metal de las doradas rejas. 17.Hay un espacio en blanco.

PAGE 325

DOMINGO DEL MONTE / 321 / 321 / 321 / 321 / 321 Perdoname la repeticion de versos tan sabidos; pero parece q.eRioja no los hizo sino pa. tu caso y el mio y algun consuelo ha de tener el pobre en su pobreza. No es esto decir q.e yo carezca de lo necesario, nada de eso; sino solo q.e podria quiz tener mas de otro modo: soy pobre en el dia, no indigente; y va de sinnimos. El destierro mio de cuya causa te he hablado se me acaba de levantar; creo que sin conocimiento del favorito. Quintero18 est bueno y escribe en el Universal: yo no le acompao porque estoy muy escarmentado de escribir en donde no est aun segura la persona del q.e lo hace pa. el publico: resabios del despotismo. Mil cosas Tatao y Andre. He tomado noticias aqu de tu futura y me dicen q.e es muy bonita con lo cual y con las buenas prendas de q.e tu me hablas podras ser enteramente feliz: slo Domingo mio, ya q.e parece q.e el hado niega siempre la tranquilidad y la ventura tu eterno amigo— A. Iznardy.CLXVIII CLXVIII CLXVIII CLXVIII CLXVIIIS D.n Domo. del Monte— Matanzas [Habana] Mayo 1. 1834 Queridisimo Domo: por la adjunta carta, q me entrego Feide, y q yo mismo abr, veras la suerte del pobre Angelito, q esta sufriendo un destierro albitrario, y por las culpas de otros; sto nos acabara de convencer de la clase de libertad q hay por all. 18.Don Toms Quintero.

PAGE 326

CENT"N EPISTOLARIO 322 \ 322 \ 322 \ 322 \ 322 \ Ayer he visto tu contestacion19 los cargos q te hizo la madrasta,20 por medio de su secretario;21 pero fue, con tanta rapides, q apenas me he podido 19.Esta contestacin es el artculo titulado Al pblico que vio la luz en La Aurora de Matanzas del 29 de abril de 1834 y que Saco califica en la Coleccin de papeles Pars, 1859, t. III, p. 66, de “papel ms enrgico sin duda que la Defensa misma” Y por ser esta de La Aurora la nica publicacin que de l se hizo, y por lo mismo muy raro poder hallarla, vamos a incluirla para que sea conocida de la generacin presente y para que pueda ya figurar siempre en su lugar debido entre las piezas documentales de la historia de la desgraciada Academia Cubana de Literatura. REMITIDO Al Pblico Matanzas 25 de abril de 1834 Ausente de la capital, y atareado durante estos quince dias atras con ocupaciones urgentsimas, hasta hoy no me ha sido posible tomar la pluma para desvanecer ante el pblico las especies injuriosas, que, contra la Academia cubana de literatura en general, y contra m en particular como su secretario y depositario de sus papeles, insert en su artculo del quince del corriente en el Diario de la Habana un socio que se dice amante de la literatura al mismo tiempo que ataca una institucion literaria, y del rden cuando atiza con humor pendenciero y rencilloso la armonia que debe reinar entre dos corporaciones. Permitaseme antes de entrar en la cuestin, que personalmente me atae, que haga algunas observaciones generales acerca del carcter de la persecucin que se ha suscitado contra aquel naciente instituto, que no le ha valido, como la primitiva Iglesia, ni aun ser fundada por un personage augusto, como es la Reina gobernadora, ni la pureza de sus motivos, ni la honradez toda prueba, ni la instruccion sazonada de muchos de sus apreciables miembros, para libertarse de tan inaudita fatalidad. Ya desde que llevaba el nombre de Comision Permanente de Literatura hubo quien en la misma Sociedad Econmica se opusiese su fundacion, y la mirase despues, con ojeriza, apenas empez querer generalizar los medios de civilizacion con que podia contar, cual fu entre otros, publicar un peridico, en que se discutieron con aplauso general de los varones mas justos y sabios de la Espaa peninsular, pero con escndalo tambin de los indecentes paniaguados del vicio, de la ignorancia y de los abusos, residentes en esta isla, las cuestiones mas importantes de literatura trascendente, de moral y de economia, en el mismo sentido que forma hoy la esencia de la doctrina politica del ministerio que en la actualidad dirije los destinos de la monarquia. La Comision malgrado las artes del partido poderoso que contra ella se levant en la Sociedad y que tanto en las sesiones del cuerpo econmico, como en las plticas privadas de sus tertulias y corrillos, se prevalia de su maligno influjo para envenenar las mas insignificantes operaciones de su instituto, segua sin arredrarse la senda que el patriotismo le dictara. Y no se arredraba, no porque con enemigos de tal laya no tuviese que temer las asechanzas mas traicioneras, sino, porque perteneciendo por fortuna casi todos sus individuos profesiones pblicas independientes de la voluntad particular de ningun procer, y agenos por el templo de sus corazones, de toda ambicion villana, no tenian para que abajarse humildes templar la 20.La Real Sociedad Patritica. 21.El Lic. Antonio Zambrana y Valds.

PAGE 327

DOMINGO DEL MONTE / 323 / 323 / 323 / 323 / 323clera, ni mendigar la sonrisa de ningun magnate. Ya se deja entender que esta ha sido la causa principal, el origen y mvil de toda su mala ventura. Varios fueron en consecuencia los desaires que tuvo que sufrir de su seora madre como puerilmente denominan la Sociedad sus campeones. Se neg primero concederle el permiso para la impresion de la Revista bimestre cubana bajo pretestos tan especiosos tan ofensivos, que no parece sino que la Sociedad no tenia la menor idea de lo que era redactar un peridico, la tenia muy mezquina de los alcances intelectuales de la Comision Fule esta necesario, para conseguir mas tarde su objeto, que se aprovechase de la coyuntura en que el escelentsimo seor Vives, capitan general que era en aquella poca, permiti un particular, forastero ademas, don Mariano Cub y Soler, publicar su Repertorio bimestre cubano ; pues entonces hizo presente la Sociedad la injusticia atroz que seria conceder un sugeto aqui desconocido, licencia para la redaccion de un peridico y negrselo al mismo tiempo una junta que aunque no fuese mas que por la casualidad de ser letrados casi todos sus miembros, presentaba mas garantias para el acierto en el desempeo, que no aquel. Tambien se neg la Comision la facultad de poder establecer una ctedra gratuita de literatura; ctedra que ni la Sociedad ni al gobierno costaba un maraved, ni poda traer perjuicio de ninguna clase. Los motivos que se dieron para la negativa, ya se deja conocer que serian tan insustanciales como los otros. Ahora mismo que la ilustre Soberana que nos gobierna en nombre de su augusta Hija, consecuente con su espiritu de propagar las buenas ideas, y proteger francamente todo arte, toda institucion que propenda cultivar el entendimiento de sus mas antes hijos que vasallos, los espaoles de ambos hemisferios; emancipa con tan santa mira la Comision de su dependencia de la Sociedad, para que puedan mas desembarazadamente y sin que se obstruyan sus mtuas tareas, de naturaleza distinta, aunque entrmbas provechossimas, dedicarse los diferentes fines de cada una; ahora, repito, que un rescripto real viene tan terminantemente imprimirle otra forma la Comision y que esta, obrando de buena f, cumpliendo estrictamente la letra de la espresion de la voluntad soberana que la constituye academia se reune, forma el reglamento que se le pide, lo eleva al punto la Sociedad para su discusion y efectos convenientes, imprime en el Diario la real rden de ereccion, el acta en que se acord dar las gracias la augusta instaladora, y la lista de sus miembros, con todo el candor de quien procede legalmente, y con el objeto de participar nuestro regocijo los amigos de la civilizacion de la isla, al pblico en general, todos nuestros amados compatriotas de Espaa y de Cuba, para que se congratulasen con nosotros por el regalo con que acababa de favorecernos la inmortal Cristina,—regalo que, aunque mezquino para muchos de los que todavia suspiran por la poca de corruccion de Calomarde, la consideraban los nuevos acadmicos con todo el entusiasmo de gratitud y de amor que despierta en los espritu elevados y generosos, cada uno de los actos de la administracion de nuestra Reina.... ahora mismo, y siguiendo la Sociedad su plan de oposicion, da interpretaciones odiosas aquellos pasos inocentes, trata de alarmar al gobierno en contra de saboriar con las lindesas, q le soplas al Obispo-ateo22 y aunque el papel de Saco es mucho mas grande y asombrosamente escrito, con todo, no me parece q encierra verdades tan claras ni de tanto tamao como el tuyo. 22. El Pbro. Juan Bernardo O’Gavan.

PAGE 328

CENT"N EPISTOLARIO 324 \ 324 \ 324 \ 324 \ 324 \la Academia, casi denuncia sus miembros como jacobinos detractores de la Iglesia, adopta en su polmica un tono destemplado, dominador infamante que mal se aviene con la serenidad y el reposo de una corporacion respetable, y permite en fin sus campeones que se propasen en sus alegatos y homilias injurias y personalidades. La vocera, entretanto, el tolle, tolle que roncamente levanta el bando perseguidor contra la inclume Academia pudiera compararse (si fuera lcito equiparar las cosas mas sagradas con las mas profanas indignas) la grita y el somaten revolucionario que contra el divino Jesus lanz el torpe populacho de Jerusalen. Cul ser el origen, sino el indicado arriba, de esta perpetua oposicion, de este prurito de sofocar los mas generosos planes que ha adoptado la Sociedad Econmica contra su hija la comision y contra la naciente Academia, que la ha conducido ahora un desman tan escandaloso? Qu inters puede tener una Sociedad Econmica en que no haya academia de literatura en la Habana? Qu temores puede infundirle, qu linage de rivalidad puede esperar de la Academia Cubana compuesta en la mayor parte de unos hombres sin pretensiones de empleos ni de riquezas, ni condecoraciones, que tienen la sencillez de espritu que siempre ha sido peculiar los que se han dedicado al estudio y al ejercicio de la filosofa; que nunca han desertado del comercio y trato de las musas, por lanzarse ciegos tras los fantasmas peligrosos de la ambicion y de la codicia; que nunca han sacrificado ningun Moloch, ni han vendido sus conciencias ni sus almas ninguna especie de tirana? Porqu inventarles trabas en vez de destruirselas, crearles inconvenientes imaginarios en vez de remover los reales que pudieran detener el curso de sus ocupaciones; armarles prfidas celadas, y buscarles pretestos injustos, pueriles, maliciosos para mortificarlos solamente, para que no tengan ni aun la sencilla facultad de poderse reunir bajo la proteccion y amparo de las leyes?—H aqu el verdadero punto bajo el cual debe considerarse esta reida cuestion.—Si la Sociedad Econmica hubiera estado libre del influjo maligno del partido apagador y oscuro, porqu haba de indignarse por la publicacion de la real orden de ereccion, ni de las reuniones que bajo la presidencia, del sesudo y benemrito don Nicols de Crdenas celebr la academia, reuniones tanto mas inocentes, cuanto que no se tuvo el menor inconveniente en publicar sus actas? Porqu haba de consentir que su secretario don Antonio Zambrana insultase desmandadamente una corporacion aprobada por la Reina, y no compuesta de pillos ni de perversos, denominndola conventculo ? Y aun cuando hubiese habido alguna pequea irregularidad en la frmula, en las pequeeces insignificantes que ahora se le da por ese partido perseguidor el ttulo de rden porque seguramente ignoran lo que es en realidad el rden acaso era este motivo para escandalizar el pueblo aturdindole las orejas con un clamoreo deshora? Y la sociedad que debe componerse de amigos del pais es decir, de gente que antepone las pasioncillas miserables de personalidad, las mezquinas reclamaciones del ogoismo El correo del dia 1. sali cargado con la representacion nacional, todos los academicos han mostrado el mayor interes y firmesa por la causa comun, y el q menos, q soy yo, ha escrito una carta de instruciones de mas de dos pliegos de papel, para q se orientasen bien nuestros amigos de la corte. Pepe de la Luz tambien escrito una larga epistola el amigo Martines de la Rosa, Saco, a Jener y ste todos sus amigos, de suerte q desde ahora nos podemos atrever decir q el triunfo es nuestro.

PAGE 329

DOMINGO DEL MONTE / 325 / 325 / 325 / 325 / 325y de la envidia, el bien de la patria bajo cualquier aspecto que se presente cuanto y mas cuando se ofrece bajo la forma de una concesion Real porqu no se apresur obedecerla en vez de andar irrespetuosamente indagando y examinando las causas que tendra la Reina para espedir su real decreto? Si la sociedad econmica, repito, procediera de buena fe, franca y candorosamente, antes que emplear el tiempo de sus sesiones secretas y pblicas en forjar proyectos para paralizar el curso de las tareas de la Academia, removeria cualquier obstculo estrao que las suspendiese, y entonces podra con justicia adoptar el bellsimo timbre de patritica Ahora en cuanto los cargos que hace la antigua Comision Permanente el pretenso amigo de la literatura y del rden, se reducen: primero, que habindose propuesto un programa para un concurso por la comision no se fall, y que el autor de una memoria que se present tuvo el disgusto de que no se le devolviese el pliego cerrado que contenia su nombre, habindose abusado sin duda de este depsito sagrado: segundo, que se vari el tema del programa; tercero, que se propuso un concurso potico cuyo asunto era el juicio final: cuarto, que el fallo parece que no agrad al amigo de la literatura. Ir respondiendo brevemente cada uno de estos artculos: primero, no se fall en el concurso que se refiere, porque la Comision consider, que no cumpliendo ninguno de los aspirantes con los trminos del programa, podra sin causarles la mortificacion de que el pblico se instruyese menudamente del mal xito de sus esfuerzos en un fallo imparcial y motivado, darles entender en la repeticion del mismo programa el ao siguiente, queDispensame q no te haya escrito mas ntes, porque las guerras de la academia no me lo han permitido. Yo crei q me hubieras mandado algun egemplar de la aurora en q escribieras; pero me he llevado chasco. Tu pleito se va resolver; pero no como se penso al principio, porque Carrillo me ha convencido, con una ley de partida, q me dio leer, q no tenias mas derecho q la accion del cuanti minore, y yo creo q ellos cogeran mas bien el negro q sufrir ninguna rebaja; alla lo veremos. Me debes seis pesos y medio de los costos de la demanda. Pasalo bien, memorias Rocita y tu madre, y manda en tu afmo D23CLXIX CLXIX CLXIX CLXIX CLXIXHabana 1. de Mayo, 1834 Querido Domingo: hoi he recibido tu carta de ayer, en la q.e me favoreces como merece mi amor mi patria, por lla te juro hacer cuanto bien est en mis manos, i siguiendo estos deseos luego q.e recib el nom23.Don Domingo Andr

PAGE 330

CENT"N EPISTOLARIO 326 \ 326 \ 326 \ 326 \ 326 \ bramiento de Asesor de la Intenda. de P .to Principe, q.e me sorprendi agradablem.te lo primero q.e procur fu ver q.e influjo tena este destino en el bien del pas, i con dolor me han instruido q.e nada se puede hacer en el Principe sin que venga la aprovacion de este Intend.te p.r lo q.e ha calculado q.e lo mas q.e puedo hacer es no contribuir hacer mal, i esperar q.e varien los mandarines pa. emprender cosas grandes i de utilidad general: el bien en mi entender ha de venir del alto Gobierno, es decir, q.e en Espaa nos vean con caridad. No p.r esto creas q.e desmaye en emprender todo lo bueno q.e este en mis manos, i en mis cortos alcances, cortos, i, querido Domingo, p.s nunca mas q.e ahora siento haber empleado tan mal mi tiempo, po. cuento con la amistad tuya i de otros buenos amigos pa. q.e me ayuden, i aconsejen, no temiendo decirme todo lo q.e oigan decir de m, p.s si caigo involuntariam.te en algun error me lo digan pa. enmendarme. Por el pronto mndame una lista de los libros de Economa poltica q.e consideres q.e debo leer, pa. comprar encargar los q.e pueda, i s tienes algunos mandamelos q.e yo te lo mandar, pagar.—D.n Claudio me ha recibido bien, apesar q.e se de buena tinta q.e no le ha gustado mi nombramiento, po. l es diplomatico, i sabe disimular: yo tambien tengo mi plan formado de honrrada diplomacia permteme la frace, p.s veo q.e pa. hacer bien es menester no chocar de frente i sin entrar en maniobras contemporisar en lo q.e se pueda deba ser. No crea V. q.e me voi presentar en el Prncipe como un pelagato, no Seor; llevo mi Quitrn de Ibarra, mi calecero, i lacallo, &a. &a. p.s voi de Intendente Interino hasta tanto venga el propietario, i tengo el disgusto de saber q.e este va hacer Autran.=En el Prncipe lo q.e me va faltar es Domingo del Monte; si pudieras ir de Fiscal de lano habian acertado: en lo cual manifest la comision un espritu de lenidad que debia celebrrsele, y que si fu una irregularidad, naci mas bien de la consideracion, que del desprecio que le merecian los concurrentes. Que no se devolsiese el pliego cerrado, es una calumnia atroz que desmiento con toda la indignacion de un hombre de honor ultrajado villanamente. Ninguno ha llegado la secretara de mi cargo pedir sus pliegos, sin que al punto se les hayan devuelto intactos, y si se dilat la entrega de un discurso fu porque se habia traspapelado durante una ausencia mia, pero al punto que llegu del campo, pareci la memoria y fu entregada religiosamente. En poder del actual secretario en ejercicio don Manuel Gonzalez del Valle deben existir seis pliegos cerrados, de los distintos concursos, sin que ninguno se le haya puesto un dedo, como indecentemente sospechando, lo ha pensado mi calumniador: segundo, que se varie modifique un programa de un ao para otro, tal vez con el fin de ponerlo mas al alcance de los concursantes, no es culpa ni aun levisima.—Los dos cargos restantes no merecen contestacion. El pblico sensato de la Habana, de la isla, de Espaa decidir esta cuestion escandalosa, en que se ve reproducida la antigua y perpetua lucha entre los dos principios.— Domingo del Monte, secretario de la Comision Permanente y de la Academia Cubana de Literatura.

PAGE 331

DOMINGO DEL MONTE / 327 / 327 / 327 / 327 / 327 Intena? ¡q.e bueno fuera!; p.s me han asegurado qe. el q.e est es un cuerno. Tu tambien debes considerar q.e voi al peor pueblo de la Isla pa. hacer bien: en fn ah veremos lo q.e hace. Nada me dices de la enfermedad de Rosita, p.r lo q.e supongo q.eestar ya buena. Damele un abrazo de mi parte i de la de Gabriela, q.esentiremos irnos al Prncipe sin verla po. q.e eso depende de q.e tu me digas si hay buque q.e vaya alguno de los puertos cerca del Prncipe, as, averigualo i escribeme lo q.e sepas. Me han dicho q.e suele ir desde ah crusar p.r el rumbo de la Guanaja una Goleta de Guerra, i q.e quizas me querria llevar, dime q.e hay de esto. Mi viage solo est detenido p.r ocacion pa. irme, la q.e creo se presentar ntes de 15. dias. Anoche las ocho entr el nuevo Capitan Gen.l de incgnito, i las ocho de la maana de hoi hizo su entrada pblica habiendose ido las 7. la Capitana del P .to He oido mucha variedad en cuanto sus cualidades, ya lo conoceremos pronto, i podremos juzgar. Rompe esta, i te advierto q.e me voi volviendo mui recervado, cuanto mas franco sea con los amigos cautos, q.e no se parescan Valle, p.s de llo creo me vendr honrra i provecho Espreciones de Gaba. i tu cree te quiere mas de q.e tu piensas tu amo.=A.24 25 ras q.e ha hecho Portilla, i sus antiguos compaeros, con los pobres Abogados, fu una el establecer aqu un Colegio de Abogados, su modo, i el cual tiene unos estatutos hechos p.r el mismo Portilla, q.eson dignos de leerse pr. ver de lo q.e es capaz el entendimiento humano, p.s entre una de las muchas caballadas q.e tiene es q.e el presidente del Colegio puede impedir uno el uso de la Abogasa, i uno de los motivos, es, p.r no pagar la cuota q.e est sealada, p.r lo cual lo pueden suspender uno del egercisio de la Abogasa: p.r este estilo hay innumerables Portilladas, i se acab de rematar la funcion p.s ntes se le permita los q.e no eran del colegio actuar p.r una accignacion mensual, mitad de la q.e pagaban los del Colegio, po. no gosaban del monte-pio &a &a, p.s hace poco q.e se les oblig todos los Abogados q.e entrasen en el Colegio dejaban de actuar: no obstante esto hubo algunos levantiscos q.e no se incorporaron en el Colegio, i los q.e querian obligarlos, es decir, los capataces del Colegio, en las causas en q.e Asesoraban, no le permitieron actuar, i no recibian sus escritos: esto di motivo al recurso q.e se refiere el auto q.e te acompao, p.a el Colegio represent al Acuerdo p.a q.e corrigiese los desobedientes, i en ves de corregirlos, ha salido el adjunto auto, el cual ha hecho un efecto en 24.Don Anastasio Orozco y Arango (Habana: 1805.—Vichy: 1864). 25.Sin duda que por inadvertencia, esta carta fue incluida en el Centn faltando una parte de ella. Por eso la publicamos tal cual se encuentra.

PAGE 332

CENT"N EPISTOLARIO 328 \ 328 \ 328 \ 328 \ 328 \ el Colegio terrible, i los adictos al Colegio dicen q.e van representar Espaa: mas la votacion la ganaron en el Colegio los ilustrados, p.r13. votos contra 7.=Lo mas singular del caso, es, q.e los del Colegio habian pretendido varias veces la Andiencia facultad p.a poder variar sus estatutos, i los actuales Oidores, con chuscada, le han dado ahora gusto; p.s se ha sabido q.e parte del Colegio tiene pedido p.r medio de su Pror. varias gracias p.a el Colegio, i cuales te figuras q.e son? ¡admirate p.a q.e veas, como hay q.n piense aun en el dia! ¡pues lo q.epiden! es el uso de bonete, el tratamiento de V. S., i otras cosas p.r este estilo. El capataz de los retrogrados es D.n Ignacio Agramonte, Abogado q.e sabe mucho derecho patrio, i nada mas, i de malisimas ideas, es el pap de este pueblo: inmoral dejarlo de sobra: po. sabe oir misa con profunda devocion i si se olvida alguna ceremonia de la Iglesia la advierte en el acto &a. &a.: este es el hombre del Ppe.=Sin saber como te he soplado una historia pesada, i en caracteres casi initeligibles, po. traduce, i mira en el pueblo q.e est metido tu invariable T.26Espresiones todos los q.e sabes quiero.=Acuerdate de m, i no me abandones en esta oscuridad, p.s me puedo estraviar, sin querer: dame luz pa. ver, p.s mis ojos no los cambio p.r los de nadie.CLXX CLXX CLXX CLXX CLXXS.r D.n Domingo del Monte &a. Matnzas. Habana 2 de Mayo de 1834. Querido Domo.: acabo de ler en este momento tu artculo inserto en la Aurora del 29, i no puedo menos q.e tomar la pluma pa. q.e le digas Rosita q.e p.r primer encargo q.e le hago en esta vida, le pido encarecidamte, le de en mi nombre un abrazo i un beso en la frente su esposo el Secretario de la Academia de Literatura, q.e lo es mi ingrato amigo Domo. del Monte, s, ingrato, porque desde q.e se fu no me escrito, po. no obstante lo quiere estraordinariam.te su mejor amo. A. Orozco 26. Tatao o sea Don Anastasio Orozco y Arango.

PAGE 333

DOMINGO DEL MONTE / 329 / 329 / 329 / 329 / 329 P. D. ¡Que buena est la defensa de Saco! los hace polvo, racionalmte, ¡q.elastima q.e no la hayan dejado imprimir!CLXXI CLXXI CLXXI CLXXI CLXXI Haba. 2 de Mayo 1834 Sor Dn Domingo Del Monte Mi querido Domingo: devuelvo a V. el mamotreto despachado, aunque sin fha, porque asi fu siempre la costumbre en el desempeo de ese oficio. Pepe Ibarra, que est escribiendo esta, fu a ver V, el domingo 27 del pasado pa. llevarlo a casa de Narvaez, segun espreso encargo que yo le habia hecho en carta del 22: y dijo a Rosita que salia pa. ac el martes al amanecer; po. q.e antes de su salida lo dejaria a V. recomendado: y asi lo ejecut. Hago a V. esta esplicacion, porque nada tendr de estrao que en la luna de miel no tenga la nia Rosita la cabeza pa. recibir y dar recados. En la cuestion de la Academia yo no he visto mas que lo que mil veces he repetido a V: las corporaciones, y mucho mas la de gente ladina, son anomalias en el sistema del absolutismo: y por mas que en los periodicos se nos copien articulazos apellidando libertad; la verdad de Dios es, q.e ntro absolutismo se est como se estaba, y mucho me temo que se est p.r largos y dilatados aos, Estas muchachas agradecen muchisimo las espreses. de Rosita, a q.n ya tienen y cuentan p.r amiga vieja: q.e ademas de saber que ella lo merece p.r sus prendas, conocen tambien que de dro le toca este titulo, como a muger de V. Yo creo que ahi podr V. escribir spre lo que quiera, p.r que estoy persuadido de que el D.r Narvaez la echara ahora de liberal, y Dios sabe si hasta de jacobino. No tengo ahora tiempo pa. ms. Siempre de V. un verdo. amigo= Nicolas M. de Escovedo

PAGE 334

CENT"N EPISTOLARIO 330 \ 330 \ 330 \ 330 \ 330 \CLXXII CLXXII CLXXII CLXXII CLXXIIHabana 3 de mayo de 1834. Mis queridos amigos Domingo y Felix: por lo que V.V. me escribieron mancomunadamente en 29 del pasado, tuve el gusto de saber que nuestra representacion alcanz el correo, aunque costa de su bolsillo segun me ha dicho Valle. El articulo de la Aurora est furibundo y bueno buenisimo. As se debe escribir, y pues quieren guerra, que tengan guerra. Lo que se necesita es que vengan muchos egemplares, por que andan escasos y conviene que la gente vea algo que nos sea favorable, ya que ha visto las diatrivas de O...27 y compaia. Nuestro menguado director, el sesudo y benemerito D. Nicols28(como V. lo llama, S. D. Domingo, y no se lo perdono) no quiso firmar la representacion, y est lleno de miedo, por que pensar seguramente que si llega reinar D. Carlos lo plantan en un presidio. Bien lo mereca por mentecato. Pero no lo seamos ya nosotros, y prescindamos para siempre de un hombre, que nos ha dejado en las hastas del toro, abandonandonos en la ocasion mas crtica. La defensa de Saco no puede estar mejor, y si nuestros enemigos tuviesen vergenza se caeran muertos al leerla. Pero no la tienen, y viven y engordan, que es una bendicion de Dios. En cuanto al viage del defensor, le he hablado sobre la materia, y opone bastantes dificultades. Que le escriba Del Monte y le hable al alma. Reciban V.V. mil espresiones de Vicente y las muchachas, y dandolas de mi parte esas damas, manden cuanto gusten su afectisimo invariable amoBlas Oss Se han escrito innumerables cartas Madrid sobre el negocio de la Academia, y entre ellas una pa. Martinez de la Rosa por Pepe de la Luz, que yo mismo inclu mi hermano Juan con encargo de que inmediatam.teque la reciba vaya entregarla en propia mano. 27.Don Juan Bernardo O’Gavan, presidente entonces de la Real Sociedad Patritica. 28.Don Nicols de Crdenas y Manzano, presidente de la Comisin de Literatura y despus director de la Academia.

PAGE 335

DOMINGO DEL MONTE / 331 / 331 / 331 / 331 / 331CLXXIII CLXXIII CLXXIII CLXXIII CLXXIIIAl S.r Lic.do D.n Domingo del Monte Matanzas— S.r D.n Domingo del Monte. New-York 5 de Mayo 1834. Mi muy querido amigo: nos ha vuelto chasquear Jos Ma.: vea Vmd lo que me dice en carta de 23 de Marzo que acabo de recibir. “Creia no escribir Vmd en el paquete de Ab.l, sin ir yo mismo darle un abrazo como le tenia ofrecido; per al llegar el plazo de mi marcha se me han acumulado los obstaculos unos sobre otros. Contaba con llevar mi muger y ha salido embarazada, por lo que no puedo hacerla emprender un viage en tal situacion, ni tengo con quien dejarla, pues est de pleyto con su madre desde que esta volvi casarse con un hombre despreciable en estremo. Tambien el Gob.no del Estado se halla hoy en manos de un hombre que me tiene muy poco afecto, y esto hace muy probable que me despojen de mi plaza apenas sepan que he dado la vela de Veracruz; y por lto. el camino entre este puerto y Mexico se halla infestado por bandas numerosas de foragidos, que continuamente saquean las diligencias y asesinan los caminantes. Ademas el vmito se ha manifestado ya en Vera-cruz, y aunq.e soy Cubano, llevo ocho aos de residencia en estas cordilleras, y no me creo seguro de sus ataques. Por todos estos motivos me veo precisado abandonar con el mas vivo sentimiento un viage que ha sido el objeto de mis esperanzas mas alhageas en todo el ao ltimo.” Este chasco me ha dolido mas que los otros por razones que no se escaparn la penetracion de Vmd. A Dios— Thomas Gener. P. D. Tenemos noticias de Madrid hasta el 27 de Mzo. La Reyna estaba en Aranjuez, las retrecherias seguian, y Burgos en el Ministerio.29 29.Con la carta que va a continuacin, respondi Del Monte a las tres ltimas de Gener que acaban de leerse, y la cual aparece publicada en el libro Iniciadores y primeros mrtires de la Revolucin Cubana pp. 92-94: Matanzas 4 de Junio de 1834. Queridisimo amigo: He recibido las dos apreciadas de Vd., fechas la primera 29 Abril, 3 de Mayo, y la segunda 5 de Mayo, por las que veo el ansia con que desea Vd. pisar el

PAGE 336

CENT"N EPISTOLARIO 332 \ 332 \ 332 \ 332 \ 332 \CLXXIV CLXXIV CLXXIV CLXXIV CLXXIVHabana 7. de Mayo 1834 Querido Domingo: adjunta va la dedicatoria q.e hizo Gallardo Burgos del folleto q.e no lleg imprimirse, porque lleg saberlo Burgos i sesuelo cubano, el sistema de conducta que se propone seguir y el sentimiento que ha padecido por el chasco de Jos Mara. Y dejando ahora aparte toda otra materia menos interesante, permtame Vd. que le haga algunas observaciones acerca de lo que Vd. me indica sobre la maa fatal que tenemos nosotros los espaoles de esperarlo todo del Gobierno. ¡Ay mi amigo, y cmo se conoce que ha ido Vd. perdiendo, halagado con el sublime espectculo de esa nacion-modelo, la memoria del estado humillante y tristsimo que ha reducido nuestros espritus el gobierno corrompedor que ha regido Espaa, casi desde que es Espaa! Usted no me negar el influjo poderoso y absoluto que ejercen, no las leyes permanentes descritas (usando de la tecnologa de Comte) sino la accion material del amo imperante y su sistema favorito y constantemente observado. Nosotros los de la Isla de Cuba (para concretar mas mis reflexiones) hijos del despotismo colonial, nietos de la Inquisicion y descendientes legtimos de aquellos valientes y nobles, pero ciegos y extraviados devastadores de Flandes y de Amrica, hroes del fanatismo en el siglo XVI, juguetes y desprecio del mundo en el XVII, apenas vueltos del sopor letrgico en el XVIII, del despotismo miserable de la raza ya importante de Austria, y todava domeados y sugetos en el siglo XIX, en medio de la conflagracion liberal del mundo cmo quiere Vd. que nos desprendamos tan pronto y fcilmente de los hbitos de humillacion, de languidez y de abatimiento moral que son los tristes resultados de tres mas siglos de tirania? Ni ha cesado acaso la Amrica? En esta Isla al menos, rige el mismo desorden anrquico-militar, la misma desorganizacion social y el mismo trastorno de principios polticos, econmicos y morales que constituye el odioso y prfido sistema, llamado colonial El empleo de las rentas cuantiosas que al Erario Real produce esta mina de azcar y caf, se la da hoy el mismo destino que antes de la muerte del Rey; de nada nos sirve el exacto y escrupuloso manejo de las oficinas de Real Hacienda, que en bien de la Metrpoli ha establecido Pinillos: de los nueve millones se emplean seis en pagar un ejrcito de opresores y una plaga de empleados, plantas parasitas, parecidas al jagey de nuestros campos, que ahoga y seca la mas robusta ceiba que lo mantiene; los tres restantes se libran para la Peninsula en remesas mensuales, regularmente establecidas ya, mientras, como Vd. vi, anda regateando ese descastado Procnsul trescientos pesos mensuales para las escuelas de Matanzas, que todava no se han establecido, y ha negado descaradamente al Coronel Arascot, Goberndor de la colonia “Amalia” (Isla de Pinos) un corto contingente para fundar all una escuela gratuita, protestando con la imperturbabilidad mas elocuente, que acudiera la “Sociedad Patritica”, la cual haba consignado ocho mil pesos para costear la educacion primaria.... Nuestra Administracion Civil, esto es, nuestro Gobierno poltico, nuestro Foro, nuestro Ayuntamiento, el sistema brbaro de nuestra poltica, nuestras instituciones, no religiosas, porque en la Isla de Cuba no hay quien crea en Dios, sino eclesisticas, todo este caos confuso, que como dice muy bien el poeta patriota Don Flix Tanco, no puede llamarse patria puesto que

PAGE 337

DOMINGO DEL MONTE / 333 / 333 / 333 / 333 / 333 30.Don Bartolom Jos Gallardo, clebre bibligrafo y crtico espaol, Burgos era don Francisco Javier, entonces ministro de Fomento; y por ltimo, el impreso perseguido fue el folleto Las letras letras de cambio o Los mercachifles literarios impreso, aunque no publicado, en una edicin de dos mil ejemplares, la cual recogi el gobierno. (Don Bartolom Jos Gallardo, noticia de su vida y escritos por Juan Marqus Merchn, Madrid, 1921, pp. 217-225).empe fuertem.te con la Reina p.a q.e no se publicara,30 i en efecto fueron la imprenta i recogieron todos los materiales, po. afortunadam.teparece q.e el autor pudo escaparse p.s tambien lo querian atrapar. Si he...................apenas indica Una tierra, un lugar donde los hombres, De sociedad los vnculos disueltos Por hbito se juntan, por instinto! Todo esto, repito, permanece hoy en el mismo Estado que en 1832, cuando estaba aqu Vives, que fu nuestro Felipe II, y reinaba en el trono de las Espaas el Seor Don Fernardo VII de Borbon. Las leyes, dice V, no nos impiden promover todo lo que nos interese. Cierto que las leyes escritas no se oponen, antes alientan promover; pero qu leyes conoce el absolutismo colonial, que en su bastarda esencia se compne de brutalidad militar, aristocracia pecuniaria, egoismo torpe, ciego y aristocratico, ignorancia y descuido metropolitanos, y en nuestra tierra para coronar la obra, ferocidad general de corazon y laxitud casi mujeril de alma; provenientes del cancro que nos corroe, que es la esclavitud domstica? All tiene Vd., para no ir mas lejos, el escozor que caus 0-Gaban y los dems strapas y visires del bajalato colonial, el haber prescindido nosotros, los de la Academia Cubana de Literatura, de su proteccion para solicitar de la Reina un permiso para constituirnos independientes de la Sociedad Patritica.—Qu ha sucedido? Que hemos tenido que ponernos en pugna abierta con el gobierno de la Habana, sin que nos haya valido de nada la letra de una Ley, expresion de la voluntad soberana, para que no nos atropellasen, y dispusiesen en contra de la misma Real Orden que nos disemos por disueltos, y que no se nos permitiese ni aun hablar al pblico en desagravio de nuestro honor ofendido. Desde que llegu de New York en 1829 no he cesado, en compaia de los demas jvenes patriotas amigos mios, de promover en lo que podia en mis cortos recursos pecuniarios intelectuales, todo lo que juzgaba conveniente en pro de la Isla, y principalmente nos emplebamos en ilustrar la opinion pblica, ya por medio de la imprenta, ya en conversaciones privadas, en reuniones acadmicas, en los paseos, en las tertulias, en los teatros; pero nuestros esfuerzos han sido en vano, porque la accion poderossima y absoluta del sistema que nos regia y nos rige, neutralizaba nuestras pacficas y pasivas conquistas, manera de una bestia feroz, que con un movimiento imperceptible de su cola brutal, barre y destroza el frgil y trabajado edificio de un insecto laborioso. Nuestra constancia, sin embargo, no se abate: pesar de los continuos descalabros que sufrimos, todavia nos queda aliento para combatir con la bestia, y Vd., como nuestro Hrcules, lo esperamos para que le d con su clava el golpe de gracia Ha llegado el Seor Tacon, sin haber traido ninguno de los decretos de reforma de la Reina Cristina. Qu tal? Escriba Vd. fuerte Matanzas; digo, Martinez de la Rosa, y dgale Vd. que se desprenda de todo principio de poltica obscura y miserable respecto la Isla de Cuba, porque si no, no har mas que matar la gallina para sacar el huevo de

PAGE 338

CENT"N EPISTOLARIO 334 \ 334 \ 334 \ 334 \ 334 \ de decirte mi opinion en la dedicatoria no encuentro grandes chistes, q.ees lo q.e yo busco al ler las obras de Gallardo, lo q.e ser porque no est yo al cabo de los antecedentes q.e l se refiere. Tambien te digo q.e yo respeto el saber de Gallardo po. no veo q.e sus talentos hayan producido bienes de consideracion.=La copia q.e te mando es un borrador q.e hice mui de prisa, con animo de sacarte una cosa mas desente po. no me hayo dispuesto para llo, as, luego q.e tu acabes con lla envamela porque hay pocos egemplares aqu, i muchos curiosos q.e desean lerla. Tu notars q.e no he empesado esta p.r donde deba, es decir, contestandote el encargo q.e le hizo tu Rosita mi Gabriela; po. amigo hay cosas q.e no se pueden hablar, i p.r lo tanto, solo te dir, q.e tu contestasion Sambrana me ha hecho gozar, de mil modos, p.s mi alma ha sufrido infinitas sensaciones i todas deliciosas. Al proposito de Sambrana; sabes q.e est rabioso contra t, i q.e muerde las paredes q.ees un contento? si Seor, el adular i hacer bagesas, parece q.e es cosa tan mala q.e ni aun los adulones quieren q.e se los digan: se ha empeado con mucho calor con el monigote ,31 p.a q.e este lo hiciera con S. E. el Gob.r p.a q.e le dejasen imprimir una contestasion poniendote como tu mereces ; mas S. E. le ha dicho el cura q.e no puede estender su despotismo literario, perdoname la frace, tanto, con esto est el secretario de la Economica dado al Diablo, i el Director mui desasonado con el desaire q.e le han hecho. Tambien tengo q.e decirte q.e como Saco est puesto en guardia pa. entrar en lid de hombre hombre con el q.e quiere ser Obispo, i dice q.e luego q.e se pblique la defensa de la Academia, p.sl no pierde las esperanzas de q.e aunque sean entre nieve suden las prensas dando luz su peregrina produccion, entra l en su particular con el Cubano en todo lo q.e le degen, i pueda pblicar, i como yo lo veo con estas intenciones le he facilitado una memoria q.e sobre la eclavitud de la Isla de Cuba i q.e con motivo de la proivicion de la trata de negros, public aquel en Madrid el ao de 1821, en la cual memoria hay cosas, i dice cosas, q.e mas son pa. leidas q.e no pa. contadas; i lo q.e unicam.te diroro, cortar el rbol para coger el fruto La liberalidad, mas bien dicho, el liberalismo de Tacon, es mezquino nulo, porque todavia mantiene la censura militar de palacio, para 1a imprenta, que estableci la sabiduria profunda de Ricafort, y todos los abusos de saqueo y socalia de los pillastres que con disfraces de Coroneles y Capitanes introdujo aquel buen Seor. Es cosa muy triste vivir as. Si Vd. no tiene una seguridad, como me lo anuncia, de que esta behetra del vicio se arregle y se componga, no se mueva Vd. de New York, ni venga aumentar con su persona el nmero de las vctimas y de los atormentados de este infierno. 31.Don Juan Bernardo O’Gavan.

PAGE 339

DOMINGO DEL MONTE / 335 / 335 / 335 / 335 / 335 es q.e si no fuera todo lo q.e dice sobre la felicidad de q.e gozan aqui los desgraciados esclavos una continuada mentira, ra cosa de pintarse el rostro de negro pa. ser p.r lo menos un feliz labrador q.e no recesita pensar en su susistencia ni en sus demas necesidades p.s todas se las encuentra cubiertas p.r su benefico amo ¡q.e bribon! ojala te volvieras negro pa. q.e las pagaras todas justas!=Vicente Oss me vi la memoria al irsela entregar Saco, i me la pidi p.r unos dias, i segun he comprendido est escribiendo un artculo q.e se ha de pblicar en Madrid. A Vicenfe cambiando las espreciones se le puede decir en vez de las palabras de Dandino en la Cenicienta, q.e dice, Tal Padre tales hijos se le dir. Tal hermano, tal hermano : como estamos en la ra filarmonica en q.e nos hayamos, todo debe ser lirico.=Ha desmallado algun tanto el entusiasmo, yo lo atribuyo lo mucho q.e tienen q.e repetir operas q.emal bien representadas las han visto aqu mucho, p.s solo el Pirata ha sido nueva pa. este pblico; luego q.e venga Montresol, i la Contralto se arreglar la compania. Todos los amigos buenos ecsepto Valle q.e est enfermo de resultas de haber tomado agua de soda, i al poco tiempo naranjada, con lo cual es decir con 1a parte minerar, i el acido formo una descomposicion qumica q.e p.r poco para en Colera formal: ya est libre de cuidado.=Dle Rosita esprecion.s cariosas de Gaba. mias, i recibiendolas tu de ella no dudes del cario de A.32CLXXV CLXXV CLXXV CLXXV CLXXVAl S.r D.n Domingo del Monte, abogado de los R. Consejos Matanzas Haba.y Mayo 12/1834. Mi estim.do Del Monte, recibi la tuya muy apreciable y con ella la Aurora en q.e se contiene tu vindicacion. Los amigos han celebrado el modo conq.e has contestado los aleves q.e han querido vulnerar tu providad y el candor y buena f conq.e siempre se condujo la Comision 32.Don Anastasio Orozco y Arango.

PAGE 340

CENT"N EPISTOLARIO 336 \ 336 \ 336 \ 336 \ 336 \ de literatura. Cuando me escribiste esperabas la Filipica de Saco, y ahora esperamos con ansia recibirla impresa. La publicacion de ese docum.tosera un triunfo para la Academia, y asi es necesario no omitir recurso alguno para q.e salga, antes q.e se aperciban los contrarios, intriguen all tambien como lo hicieron aqui para q.e el gobierno de esa no le de paso al articulo. He sabido q.e Sambranito33 ha hecho fuerza de vela p.rq.e le permitiesen publicar la contestacion tu articulo, po. ha sufrido el condigno castigo del decreto q.e obtuvo de la parcialidad del gobierno. Tal vez ocurrir Matanzas; permitele q.e se publique, pues con eso reduplicaras los golpes sobre este infame y vajo adulon. A Dios, mi querido Domingo, dale mis finas espresiones, Rosita, su Mama y demas familia, sin olvidar Pepe y su futura. Tuyo F. RuizCLXXVI CLXXVI CLXXVI CLXXVI CLXXVIMadrid 16 de Mayo de 1834. S.r D. Domingo del Monte: Muy Seor mo de todo mi aprecio: Recivi algo retrasada la carta de V. a que acompaabais el Numo. de la Revista34 y el cuadernito de Poesas 35 mis ocupaciones despues me han impedido responder a tiempo, de modo qe esta contestacion va mas tardia de lo qe debiera. He leido con mucho gusto el cuaderno: hay en el por todas partes pensamientos nobles y escogidos, viva y rica fantasia, buena y brillante versificacion, diccion poetica y esmerada, en suma talento propio para coger palmas gloriosas en el arte, si los autores lo cultivan en adelante con el mismo ahnco qe hasta aqui. Esto no quita que si alguno en otro lugar le encuentre tal cual voz o frase qe descontenta por exotica o por prosaica, algun verso debil, algun periodo poetico construido menos felizmente que los demas. No los sealo, porque este juicio a palabras y frases, no es para escribir, y si solo para conferenciar amigablemente acerca de ellas, con lo q.e si el reparo no es fundado se desvanece, y si lo es se evita o se enmienda. A fuer de experimentado, aunqe ya invalido y nulo, me atreveria a aconsejar a Vstedes que eligiesen siempre asuntos ele33.El Lic. Antonio Zambrana y Valds. 34. Revista Bimestre Cubana. 35. Rimas Americanas

PAGE 341

DOMINGO DEL MONTE / 337 / 337 / 337 / 337 / 337 vados y de interes general. Estos sostienen mucho al ingenio en la execucion, y segun lo qe me dex dicho un gran maestro, crei lecta presenter evit ses tiene adelantado mas de la mitad para el buen exito. Otro cuidado qe deben Vstedes tener, ya qe tan facilmente han vencido las dificultades del arte, es qe en cada composicion haya unidad de intencion y de objeto, y qe los pensamientos y las galas se distribuyan con el debido progreso y graduacion para qe el interes vaya creciendo hasta el fin. Dejando a parte las poesas de Vega, ya conocidas y juzgadas, me contenta mucho en las siguientes la Rosa blanca, en las del Bachiller el Fastidio, el Himno del navegante el desencanto, y las estancias a la voz, y en las ultimas los cuartetos al amor, y muchos pasages de la Modestia. En cuanto a los Romances del Bachiller me parece qe no en todas partes presentan aquella cadencia y numo. en los versos, y aquella gala y bizarria en la expresion, qe son necesarias en este genero para darle todo su valor poetico. En lo general los versos cortos de esta coleccion me parecen desiguales a los mayores; lo qe consiste a mi ver en qe el genio de los autores propende mas a la poesia alta qe a la templada. Este es mi juicio, segun mi leal saber y entender, que someto gustosisimo al mejor dictamen de V. de quien queda apreciador sincero y atento servidor Q. S. M. B. Manuel Josef Quintana Hagame V. el favor de saludar en mi nombre al S.or Oss.CLXXVII CLXXVII CLXXVII CLXXVII CLXXVII[Habana] Mayo 23— Queridisimo Domo. acabo de sacarte las adjuntas cartas del correo de Espaa y me apresuro remitirtela ( sic .) Esta ya mudado Ricafor, y viene en su lugar, y en el navio q por momentos se espera, un tal Tacon. Te doy la plausible noticia de q nuestro Tatao Orozco, lo han hecho asesor, de R.l Acienda de Puerto Principe. Recibe memorias de nuestro amigo D Blas Oses, en cuya casa te escribo esta, por q esta serca del correo y urge su salida: pasalo bien y manda en tu afmo Domo.36 36.Don Domingo Andr.

PAGE 342

CENT"N EPISTOLARIO 338 \ 338 \ 338 \ 338 \ 338 \CLXXVIII CLXXVIII CLXXVIII CLXXVIII CLXXVIII Habana y Mayo 24 de 1834. Sr. Dn Domingo Delmonte. Mi queridisimo amigo: todo este tiempo lo he considerado V sometido al poderoso amor, sin q.e le dejase un momento libre q.e consagrar la amistad; y como el silencio de V para conmigo me confirmaba mas en esta idea, no he querido distraerlo V ni un punto con mis palabras de tan deliciosa servidumbre. Ahora, querido amigo, q.e tiene V la cerviz ya levantada, pues su articulo inserto en la Aurora no indica un hombre sujeto especie alguna de vasallage, quiero tratarle de cosas q.e mas mi lijera mocedad y solteria se avienen, q.e vuestro grave estado del matrimonio. Antes q.e todo, debo manifestarle V. el placer y el entusiasmo q.een mi caus la lectura de su respuesta las viles imputaciones del Sr Socio; pues ademas de interesarme demasiado en la justa causa de la Academia, y verla con el mayor pesar privada de la defensa, advertia, aun en hombres de sentido, qe inclinaban sus opiniones favor de la sociedad,37 por el aspecto q.e le habia esta dado de atropellamiento, muchachada y subversion al acto de los academicos. V hizo mas de lo q.e yo esperaba pero todo de lo q.e lo creia capaz; y me alegro de q.ehaya sido V. el primero darle ese aire de dignidad y persecucion la Academia, pues nadie quizas lo hubiera hecho con mayor decoro. Ha considerado V la cuestion de un modo q.e los mas presuntuosos tendran honor el discutirlo; pues sus mezquinos antagonistas como siempre andan rastreros, traian todo el asunto tan envuelto en polvo, q.e muchos creian q.e ni aun merecia la pena de ventilarse. Sepa V, querido amigo, q.e ya todo lo tengo listo para la publicacion de mis poesias, y por el prospecto q.e adjunto le remito, se informar V del modo con q.e pienso publicarlas: mas como algunas de ellas tratan de cosas de la epoca presente, pienso darlas como un apendice agregado por mi al cuerpo de la obra, para no cometer anacronismos. Yo, amigo mio, se las dedico V, y espero q.e aunq.e no le haga ningun honor esta dedicatoria, la admitir gustoso por ser la prueva mas importante q.epuedo darle de mi afecto. Muchos creeran q.e la presuncion, el ansia de lucir me impelen publicar estas coplillas; pero V sabe tanto como yo ¡cuan grande es mi 37.Real Sociedad Patritica.

PAGE 343

DOMINGO DEL MONTE / 339 / 339 / 339 / 339 / 339 ambicion de gloria para q.e pueda saciarla tan pequeo objeto, y cuan persuadido estoy de mi insuficiencia para q.e la presuncion pueda nunca deslumbrarme! Ofrezcale V mis respetos su Sra esposa, su suegra y Doloritas; y hagale espresion de mi parte Pepe Alfonso,38 quien profeso la amistad mas fina. Paselo V bien Domingo, y mande su amantisimo amigo Ramon de PalmaCLXXIX CLXXIX CLXXIX CLXXIX CLXXIXHabana 28 de mayo de 1834. Mi querido amigo Del Monte: ayer tarde supe por Valle que su seora de V. se hallaba indispuesta la salida del ltimo correo, y que esto lo tenia V. de muy mal humor. Me alegrar que no sea nada, que cuando mas se reduzca anuncios de embarazo, para que cuanto antes obtenga V. los honores de la paternidad, que hasta ahora me ha negado m la suerte. Ya V. sabr el escandalo que caus su papel en la benemerita Sociedad madre, y se habr alegrado mucho de ello, por que esa gente da entender con sus tonteras que le llegan lo vivo los chispazos de los pobres academicos, quienes tanto afectan despreciar. D. Nicols39 no sabe lo que le sucede, y el pobrecillo quiere quedar bien con todos, como si esto pudiera suceder en el estado que han llegado las cosas. Hemos tenido el gusto de que nuestro amigo y compaero Tatao Orozco haya sido nombrado asesor de la Intendencia de Puerto-prncipe, que es un excelente destino y le proporcionar mayores adelantos en la carrera. Algunos casos sueltos del colera que suelen ocurrir mas amenudo que antes nos tienen con algun sobresalto, por que esto parece el cuento de nunca acabar, y solo el temor y la necesidad de vivir con cierto metodo ya es un mal. Esperamos de un momento otro al nuevo general. Dios lo traiga con bien y dirija sus acciones, dandole acierto principalmente en la eleccion de los sugetos de que haya de rodearse. 38.Don Jos Luis Alfonso, ms tarde marqus de Montelo. 39.Don Nicols de Crdenas y Manzano.

PAGE 344

CENT"N EPISTOLARIO 340 \ 340 \ 340 \ 340 \ 340 \ D V. mil espresiones de mi parte esa seora y Tanco, y recibiendolas de las muchachas y Vicente, disponga como guste de su invariable amigo Blas OssCLXXX CLXXX CLXXX CLXXX CLXXXHabana 4 de Junio de 1834. Mi querido Domingo: despues de tantos dias de silencio he recibido una carta de V q.e me ha llenado del mayor contento: por su contenido infiero q.e aun no haba llegado manos de V otra q.e le escrib con fha del 24 dandole parte de la publicacion de mis poesias, y del medio q.ehabia adoptado para salvar todo anacronismo, acompaandole tambien un manuscrito del prospecto, pues aun no estaba impreso. Creo q.e ya habra V leido dicha carta, porq.e supe despues q.e el sujeto quien le habia encargado q.e la hechase en el correo no lo efectu hasta el sabado. Se acordar V q.e hemos hablado varias veces del modo conq.e pudieran publicarse mis poesias, dandole un cierto aire de novedad interes, por alguna historia supuesta de su autor, y q.e entonces me indic V la ocasion q.e me presentaba la Epidemia, como ahora en su carta me lo manifiesta. No he dejado de pensar algo sobre esto, pero me determin anunciarlas bajo el orden q.e lo he hecho primero: porq.e siendo mi intencion dedicarlas al autor del cdice de los romances cubanos q.e floreci en el siglo pasado, no podia un joven muerto en la Epidemia haber llevado amistad con ese Sr, y ningun otro en justicia se le debia la dedicatoria. Segundo: siendo la epidemia un acontecimiento tan reciente seria necesario haberle dado todo el aspecto de verosimilitud para q.ecausase algun efecto, y dudo aun si esta circunstancia hubiera influido favorablemente en la suscripcion, pues muchos se suscriben solo porq.eles he dicho q.e la obra es mia y no se atreven en mis propias barbas desairarme. Tercero: mi unico objeto era el no presentar de un todo la cara para q.e no se me tachase de presumido, ni viniesen dar sobre mi directamente los dardos de la critica; y por otro lado, como ya son conocidos muchos de mis versos, temia incurrir en alguna afectacion ridicula si pretendia guardar un completo anonimo. Sin embargo, conozco q.e son debiles estas razones, y ahora pienso q.e debia haber hecho lo q.e V me dice; pero me falt su imaginacion fecunda y peregrina, su amistad desinteresada y jenerosa, y yo, solo y sin consejo, no hice mas q.e echar por el mejor camino q.e vi abierto.

PAGE 345

DOMINGO DEL MONTE / 341 / 341 / 341 / 341 / 341 Yo crei q.e se haba V olvidado de mi, querido amigo, y aun me parece q.e si no es por el prospecto q.e le recuerda mi existencia, no hubiera V pensado nunca en escribirme. Policarpo40 me ha dicho q.e le remitio V un prospecto con el encargo de q.e lo publicase en esa, no s si ser cierto, pero por lo q.e V me dice de las diligencias q.e est haciendo para conseguirme suscripcion, veo q.e se ha anticipado V mis deseos, y as, le incluyo treinta vales para los q.equieran suscribirse, y amas del apunte q.e V lleve pondra al pie de cada uno de ellos el nombre del suscriptor, para evitar cualquiera enredo fraude. Si acaso llega V reunir la cantidad q.e me proporcion tan liberalmente en tiempos q.e me fu tan necesaria como el man los israelitas, tendr V la bondad de apropiarsela, pues es suya; y solo si espero q.e me dispense el trabajo q.e le doi para q.e se pague; mas en caso contrario me avisar V sin falta alguna, q.e yo espero tener por aca conq.e satisfacerlo. No sea V nunca ingrato, amigo mio, y tenga yo el consuelo de saber q.e en mi suerte prospera adversa, ya me halle honrado en la sociedad, desechado de ella como inutil, siempre podre contar con el invariable afecto de un amigo. He sabido q.e su esposa de V estubo enferma, pero q.e ya est buena, le har V presentes mi amistad y mis respetos, y mande su amantisimo Ramon de Palma P D. La impresion la habia dispuesto del mismo modo q.e V me aconseja, eceptuando el papel q.e no me habia ocurrido, pero me dice el impresor q.e no lo hay bueno de esa clase, no se si me vere obligado hacerla en el de florete; por lo demas mucha limpieza, igualdad, y separacion tambien, pero no tanta como en las ediciones francesas, pues se aumentaran mucho los costos; vietas, ni una sola. Vale.CLXXXI CLXXXI CLXXXI CLXXXI CLXXXIJunio 8— Querido Domo: parece q ya no quieres seguir el pleito de la redivitoria, pues segun me han informado, tienes el negro all, y no se puede tazar, q era lo q faltaba ahora para q te devolviesen la demacia de su valor.—-Le 40.Jos Policarpo Valds.

PAGE 346

CENT"N EPISTOLARIO 342 \ 342 \ 342 \ 342 \ 342 \ entregue Moris un papelito con dinero q me mandaron de en casa de tu suegra.—El D.r Valle desde que te fuiste para esa, concurre casa todas las tardes, es una furia politica, que es indispensable tenerla amarrada con cuatro cadenas para q no se precipite; trabaja mucho en la traduccion de Conte la cual con la ayuda del alemancito Oses pronto saldra la luz publica—Urria me encargo que te remitiera esas cuatro canciones cuyos versos ya veras de quien son pasalo bien y manda en tu afmo D 41CLXXXII CLXXXII CLXXXII CLXXXII CLXXXIID.n Dom.o Delmonte Matanzas Junio 12 Queridisimo Domo: te incluyo una carta q te saque del correo de Espaa, dirigida por D Andres Arango, la cual abierto y enseado alguno de nuestros amigos de confianza, por ella veras la insinuacion q te se hace, para q pretendas alguna judicatura de letras de las q se han de crear, indispensablemente, en esta isla, tan luego como se haga la divicion territorial para el arreglo de la administracion de justicia, segun se ha practicado en Espaa; yo creo q no debes despreciar la oferta y q debes ponerle los puntos, Matanzas, Santiago, Guanabacoa, y q en el acto, q te decidas, para alguno de los tres puntos indicados hagas tu representacion, lo mejor ameritada q se pueda, y la remitas D Andres Arango, y aun yo tenia ganas de hacer alguna tentativa, para ver si puedo obtener algun destino de esos, pues, he visto con gusto, q tambien se acuerda de mi el Sor de Arango. Ademas Coimbra se declarado inmoltar, y aunque no lo fuera quien sabe si nos vurlarian por all la fiscalia. La traduccion de Conte esta ya para concluirse, y en lo q mas se demora es en la copia de los borradores; ayer he convenido con Valle, q le encargue Oses q aclare un poco la letra y q empesemos remitir materiales al Norte, pues en teniendo, alli persona inteligente q se haga 41.Don Domingo Andr.

PAGE 347

DOMINGO DEL MONTE / 343 / 343 / 343 / 343 / 343 cargo de corregir las pruebas se pueden evitar las equivocaciones materiales de algunas letras, y aprovechar mucho tiempo; espero q nos ayudes en la empresa, y q te intereses mucho con Gener, y Varela, para q miren con toda eficacia la imprecion. Nuestro Cap.n Gral, sigue bien, y d muchas esperanzas de mejorar nuestra suerte, veremos q tal se porta el q va va, pa. all. Pasalo bien, memorias Tanco y manda en tu afmo Dom.o 42CLXXXIII CLXXXIII CLXXXIII CLXXXIII CLXXXIIIPor correo Isla de Cuba A D.n Domingo del Monte Abogado en Matanzas Madrid 14 de Junio de 1834. Mi querido Paisano y amigo. Recib con su carta de 29 de Abril ultimo la Representacion que dirige S. M. la Academia de Literatura Cubana contra la zaragata de los Socios patriticos; inmediatamente la puse en curso y all vermos si pueden mas los viejos amaos, que la franqueza de la juventud apoyada por la razon y por la justicia. Felicito V. por su enlace con la Seorita Da. Rosa de Aldama Prima de D.n Jose Alfonso, con quien tube alguna correspondencia mientras estubo en Paris y tengo noticias muy ventajosas de las apreciables circunstancias que le adornan, as tenga V. la bondad de darle mis espresiones poniendome 1. p. de mi Paisanita su estimable Compaera. Vermos lo que puede hacerse aqui favor de su hermano D.n Leonardo para que no lo posterguen y si no alcanzasen mis pasos aqui que represente y veremos de enderezar el entuerto. Yo le escribo con esta fha recomendandoselo mi Cuado Quesada (Digo D.n Manuel Arrieta) para que lo atienda y en este concepto puede presentarsele de mi parte. Al amigo D.n Felix Tanco, que tenga esta por suya y que le recomiendo muy particularm.te al joven Medico D.n N. Alfaro Editor de la Gaceta 42.Ibdem.

PAGE 348

CENT"N EPISTOLARIO 344 \ 344 \ 344 \ 344 \ 344 \ Medica quien desea difundir su interesante peridico en nra Isla y yo me alegrar que VV. contribuyan un obgeto tan benefico estrechando sus relaciones con este Joven literato. Se repite de V. su afecto amigo y paisano de Corazon Andres de ArangoCLXXXIV CLXXXIV CLXXXIV CLXXXIV CLXXXIVHa. 16. de Junio de 1834. Querido Domo.: tengo la tuya del 12 en mi poder i con lla recib la Aurora ¡cuanto me alegrra ver con frecuencia en los periodicos de la Isla articulos q.e se parecieran a la representacion q.e viene en quella! Mi no. ha circulado mucho, i he tenido varias disputas p.r su contenido, p.s los nobles, (si nobles pueden llamarse hombre ruines, i feroces.) mas osados q.e los jugadores, i picapleitos, &a, &a, defienden aun su causa con calor, lo q.e creo q.e consiste en q.e como hasta ahora no habian oido el lenguage de la verdad, les duele mucho q.e les quiten la mscara conqu llos mismos conocen q.e estan cubiertos pa. aparecer como honrados, p.s en su corazon llos estan convencidos de la razon, as, no hay mas q.eseguir hablando siempre contra los vicios, i principalm.te de los negros pa q.e vengan verse p.r lo menos los comerciantes de carne humana tan degradados como lo estan hoi los jugadores de profecion, (apesar q.e no estan en el grado q.e debian, cuando hay q.n juegue, po quiero decirte q.eentre nosotros ya hoi se cree q.e es malo el jugar, po hay muchos q.e no confiezan q.e es un delito atroz el traer negros) i q.e infundiendo buenas ideas, la generacion venidera, vea con horror lo q.e sus padres ven con cerenidad.=Los otros das com en cierta casa, como convidado, i se habl de la representacion, i me la celebraron mucho porqu creian q.era tuya, po. los desenga, i me digeron, q.e solo vean dos puntos q.e no les gustaba q.e eran el de los negros, i el de la educacion; siempre q.equice hablar del 1. delante de los infelices q.e nos oan, me encargaban cilencio, i prudencia, i al fin me dijo una Sa. q.e se mezclava en la cuestion, (de lo q.e me alegr, p.s es bueno q.e las mugeres sepan tambien lo malo q.e es el trafico de negros) q.e un amigo suyo deca q.e solo los arrancados hablaban mal del trafico: al or esto, vi q.e ni el lugar, ni la muger era al proposito pa. ensearla: entonces, p.s mas de tener mucho mas de medio siglo, es mu terca; as, lo q.e hice, fu decirle q.e hasta q.e yo fuera rico no poda decidir la cuestion, po. q.e deseaba quedarme pobre si haban de cambiar en estas ideas, en seguida, no tom un polvo p.r no te-

PAGE 349

DOMINGO DEL MONTE / 345 / 345 / 345 / 345 / 345 nerlo de costumbre, po. s me beb un rico baso de agua de nieve y segu comiendo con desazon lamentando el triste estado de mi patria. Tambien se toc el punto de educacion, i me agovi con el Presidente de la Seccion de educacion, el q.e parece q.e siente q.e no hayan individualizado dha Seccion, sea l, i dice q.e est mui fuerte la parte de la Sociedad, i q.eno es Caballeresco esto p.r q.e cree q.e todo el articulo se ha escrito tan solo pa. decir esto: y me le fu en sima, po. su Sa. Madre me suget, i me hizo ver q.e una Madre puede mucho p.r mas q.e digan. Conclu, diciendo, q.e en un articulo como el de Tanco donde se habla de todos los vicios q.e nos atormentan, p.r lo menos de los mas gordos, quizas no entrara en una casa en la Haba., i resto de la Isla en donde la mayor parte de los de la casa, no tuvieran la mayor parte de los vicios q.e se refiere Tanco. Dile Angulo, q.e me mande la carta pa. su pariente, i tu dime q.e clase de hombre es: tambien preguntale Angulo q.e tal concepto gozaba Serapio Mojarrieta.=¡Cuanta razon tienes en lo q.e me dices de Angelito &a.=D espresiones Rosita de Gaba., i ma Tanco un tierno abrazo p.r el arto.=mi viage ser dentro de 15. das.43CLXXXV CLXXXV CLXXXV CLXXXV CLXXXVAl S.r Lic.do D.n Domingo del Monte Matanzas. S.r D.n Domingo del Monte. New-York 18 de Junio de 1834. Mi querid.mo amigo: su hermano de Vmd el S.r D.n Jos me entreg su carta de 8 del pasado y tres onzas de oro que no se si me corresponden, porque no me acuerdo de los libros que remiti Vmd ni de las suscripciones que pagu por su C.ta Los datos para liquidar la nuestra estan en la constancia que debe tener mi hermano de lo que le entreg el de Vmd, en los avisos que di Vmd de mis suplementos en los casos que lo requerian, y particularmente en mi deseo de estar y pasar por lo que Vmd le paresca en este asunto; bajo el supuesto que la escasa memoria que de el conservo, no me puede persuadir que yo alcanze tanto dinero como Vmd me ha mandado. 43.La presente carta, que no se halla firmada, por no haber quedado lugar o espacio para hacerlo, Del Monte declara en el ndice correspondiente que es de Don Anastasio Orozco.

PAGE 350

CENT"N EPISTOLARIO 346 \ 346 \ 346 \ 346 \ 346 \ Varela, Leonardo44 y yo hemos visto con mucho gusto el vigoroso mandoble que descarg Vmd sobre la cabeza de queso del Secretario de la Sociedad en la cuestion maniguera de la erigida y no reconocida Academia de Literatura. La historia documentada de este suceso me la mand Saco, per no su defensa, y sinembargo me aventur escribir a Madrid lo que me pareci del caso. Aguarde Vmd q.e voy decir algo sobre eso de parecer bien mal. Sepa Vmd pues que nada me ha parecido mejor que el noble proposito con q.e iba Vmd entrar en su importante y distinguida carrera de abogado, como nada me ha parecido mas deplorable que el error de algunos honrados amigos nuestros que no quieren ejercer la profesion porque dicen que el foro de esa isla est muy corrompido. Adonde iriamos parar si el santuario de la justicia fuese propiedad esclusiva de los picaros? Del hecho de haber entrado en l muchos de esta clase, no se infiere que deben echarse afuera los hombres de bien, sin la obligacion que tienen estos de no consentir aquellos, de impedir que hagan dao, de perseguirlos y castigarlos si no lo pueden impedir. Sin hubiese lobos, que necesidad habria de perros pa. guardar los rebaos? Cuando son mas necesarios los abogados honrados, sin cuando los picaros abundan? De esta consideracion dimana principalmente mi resolucion de dedicar esta carrera mi hijo primogenito, pesar del riesgo que lo espongo de ser contagiado escarnecido. So pretesto de fusion y amalgama, que de pasteles se han hecho en Espaa ltimam.te! Los mismos frayles, las mismas alforjas. Y en esa isla, no se pastelea tambien? Que tal pinta el nuevo Cap.n Gen.l? Yo no estoy contento sin de la caida de Burgos.45 Del anacronismo poltico llamado estatuto real para la convocacion de las cortes, no quiero hablar hasta que vea el reglamento pa. el gobierno interior de las dos Cmaras, y la ley electoral. Argelles me ha enviado un folleto que ha publicado en Londres bajo el titulo de Apendice la sentencia pronunciada por la Audiencia de Sevilla contra 63 Diputados de las Cortes de 1822 y 23: est valiente, y voy ver si puedo procurar Vmds el gusto de su lectura. Guadalupe y yo hemos visto con frecuencia al S.r su hermano de Vmd y su digna esposa. D.n Felix y Leonardo han estimado mucho su afectuosa enhorabuena, mientras que yo suspiro por el dia en que podr ponerme los pies de su Rosita, y sentir en los brazos de Vmd lo que siente siempre en los de sus buenos amigos. Thomas Gener. 44.Don Leonardo Santos Surez. 45.Don Francisco Javier de Burgos, ministro de Fomento de Espaa entonces.

PAGE 351

DOMINGO DEL MONTE / 347 / 347 / 347 / 347 / 347 Somos 20. Tenemos noticias de Liverpool de 24 del pasado: el Gen.l Laffayette muri el 20: las cosas de Portugal no podian ir mejor. Somos 21. Acabo de recibir la formidable de Vmd de 4 del corr.te: formidable no por su estension, sin por las verdades y el entusiasmo que contiene; as debe escribir el patriotismo, y sinembargo, no convengo en todas las conclusiones que Vmd saca; per aquellas en que diferimos son mas para habladas que para escritas. Siento que mi Matanzas haya sido descortes con su Rosita; lo digo por las calenturas que ha tenido: quiera Dios que no peque de reincidencia. Guadalupe le repite todo su afecto.CLXXXVI CLXXXVI CLXXXVI CLXXXVI CLXXXVID.n Domo. An lo q es escribirle a un tocallo—( Sic ) Junio 19— No hay q asustarse, q la carta del da 14 q empiesa con la palabra Recervada est en mi poder sin q haya habido con ella la menor equivocacion; pues cabalmente estaba yo en casa de Valle cuando ste abrio tu carta, y me entrego la q venia para mi, remitiendo al mismo tiempo otra q venia para tu suegra, por medio de un negrito q la entrego su poltero, por estar ella en Guanabacoa. Con respecto las noticias q me pides de los empleos bacantes, he dado la comicion Valle q sabe mas q yo de eso. Pero si te digo, q por ningun motivo deges de pretender en primer lugar la secretaria de la sudelegacion de fomento, y solo en el caso de q eso no se pueda humanamente conseguir, pretender una judicatura de letra de esta ciudad de estramuros; pues yo estoy persuadido de q, con sinco seis mil pesos q pongan tu dispocision, puedes alcanzar hasta una mitra, aunque no estes ordenado ni aun de menores. No le tengas miedo la perversa practica de nuestro foro, pues esa cabalmente es la q debemos olvidar para q se establesca otra mas racional y justa. No le temas tampoco la opinion, porque te echen en cara la tacha de pretendiente, pues por tan infundado temor, nos vemos arrinconados y sin ningun influjo en la sociedad que pertenecemos, para poder establecer algunas mejoras; y por ultimo tu no pides uniformes ni cruecs, sino un destino, q al mismo tiempo q te propor-

PAGE 352

CENT"N EPISTOLARIO 348 \ 348 \ 348 \ 348 \ 348 \ cione con honrades tu sucistencia, te ponga en actitud de poder hacer algunos servicios tu patria q tanto clama por los buenos. Valle me dice q lo unico q se podia hacer por mi, era decir D.n A. Arango, q pretendiese la juvilacion de C. por estar ya muy anciano, y sumamente achacoso, y porque, realmente ya no es l quien despacha sino sus satelites, conque, asi si te parece dile algo en tus cartas. Recibi la aurora y el doblon pa. Moris, el cual esta ya en su poder, lo mismo q la carta q le remitistes ayer. Cuando haya proporcion te mandare las Rimas: memorias Tanco, y dile q su articulo ha hecho un ruido estraordinario y q nos ha costado algunas acaloradas disputas, tuyo Domo 46CLXXXVII CLXXXVII CLXXXVII CLXXXVII CLXXXVIIHabana Junio 23.—1834. Mi querido amigo. A vos el dichoso reciencasado, y la vuestra Seora, desde la maldita Aduana, salud envia el Vate quien decis quereis tanto, pesar de sus maulas. Si, Sr. felice, salud os mando, no obstante que primero debierais haberme escrito, aunque no fuera mas que para decirme vuestras buenas andanzas, pues debeis saber que me habia de regocijar con tal nueva. Desentendindome, pues, de cumplimientos, me anticipo a felicitarlo por su buena suerte y ruego Dios que os conceda largos aos de gozo, y que larga sucesion os d ... el destino. Aqu debia ahora preguntar cuales son las maulas que me achaca, pero no podr hacerlo, porque V. solo lo habr dicho por decir algo. Un amigo mio, y quien quizas conocer V., Lorenzo Allo,47 va ahora Espaa; y como es aficionado letras, de claras luces, y honrado quisiera yo, si bien lo teneis, proporcionarle algunas cartas de V. para sus amigos de Madrid, tales como el caraqueo Fr. Columbano de S. Patricio,48 Iznardi, Olzaga, cualesquiera otros sugetos de mrito, con quienes pueda departir mintras en aquella coronada villa permanezca. Si V. da oidos mi splica (digo splica p.r q.e los felices es menester suplicarles) me remitir las cartas ntes del da primo. prcsimo, porque entnces sale de aqu. 46.Don Domingo Andr. 47.Don Lorenzo de Allo, abogado, escritor pblico y uno de los patriotas que figuraron en la emigracin cubana de Nueva York en 1848. 48.Don Toms Quintero.

PAGE 353

DOMINGO DEL MONTE / 349 / 349 / 349 / 349 / 349 Dgamele V. mi querido Ldo. novel, Jos Miguel,49 que si ha recibido una carta que le escrib en contestacion otra suya; que no tenga pereza, y que me escriba. Pngame V. los pies de mi Sra. su esposa, —dios, Sr. mio de mi nima.—Aqu paz y despues gloria, como han dicho otros. J. A. Echeverria.CLXXXVIII CLXXXVIII CLXXXVIII CLXXXVIII CLXXXVIII Sor. D.n Domingo del Monte. Habana y Junio 24,, de 1834,, Mi estimadisimo amigo: contesto la apreciable de V. que h recibido con la mayor satisfaccion, tanto porque de cualquier modo me es agradable la comunicacion de V. que es uno de mis amigos predilectos, como porque me impone de su estado de perfecta felicidad. Seria sin duda muy dulce para mi presenciarlo, y gozar de los buenos ratos que el trato de V. sabe proporcionarme: as puedo asegurarle que tendria esta idea en no poca consideracion, si me fuera posible tomar el partido que V. me aconseja de irme establecer esa ciudad; pero amigo mio, esto me ser impracticable mientras necesite yo el alquiler de la casa que tengo aqu para pagar otra: V. sabe que su situacion la hace poco apetecible, y sabe tambien que no es aqu muy comun encontrar una buena paga, de suerte que me espondria pasar muchos apuros, y como no soy versada en esto de entramparme, me afligiria mucho si al cabo del mes me encontraba sin tener con que pagar la casa que viviera, y entonces ya no podria reirme de las ocurrencias de V. ni tendria humor para embromar mi hermanito: todos se fastidiarian de verme muy confusa y quien sabe si se arrepentirian de haberme invitado dejar mi pacifica soledad—en donde espero tener todavia el gusto de ver V. algunas maanas, pues pesar de todos los encantos que ha encontrado V. en ese paraiso tengo para mi que con el permiso para trabajar los abogados donde quieran, est muy riesgo de que V. se vuelva para ac, que buen seguro que dejara V. de encontrar razones para esta mudanza. De este de cualquier modo que se nos proporcione tratar Rosita, considerariamos siempre en ella la esposa de V. que es un titulo que le asegura un lugar distinguido en nuestra estimacion, aun prescindiendo de sus buenas cualidades de que oigo con mucho gusto hablar a las personas que la conocen. 49.Don Jos Miguel Angulo y Heredia.

PAGE 354

CENT"N EPISTOLARIO 350 \ 350 \ 350 \ 350 \ 350 \ Las muchachas dicen que se alegrarian mucho de oir ahora V. ya que est reformado, y yo creo que nunca le faltaran pensamientos originales con que hacerlas reir. Juanita dice que V. es el que debe recibir enhorabuena y que asi aprovecha esta ocasion de darsela con la mas sincera amistad: recibala V. tambien de su hermana y mis hijas que han agradecido mucho el cario que V. les manifiesta: en cuanto mino quiero decirle que agradezco el que diga que me quiere mucho, porque mas me debe V. en ese particular. Sirvase V. contestar Martina y la familia de V. sus espresiones, advirtiendoles que de todas me acuerdo, y todas deseo ver. V. siga tan contento y dichoso, y cuente siempre entre sus verdaderas amigas su affma, s. q. s. m. b. Merced Heredia50CLXXXIX CLXXXIX CLXXXIX CLXXXIX CLXXXIXJunio 25 de 1834 Dominguillo: hace das q te estoy notando ciertas ideas energicas y fuertes q me hacen ver en ti, a un hombre de mucho valor, sosteniendo sobre sus propios ombros, todo el peso de sus obligaciones y necesidades sociales. Te digo esto por una carta q me enseo Moris en q le hablabas de tus ocupaciones, de tu carrera de Abogado, y del lustre q con ella habias de darle toda tu familia, de lo cual me voy ya convenciendo de q ser as, por verte tan sobre tus estribos solicitando empleos, y aun con deceos de q tus amigos tambien lo soliciten. Yo te agradezco infinito la ampliacion lastrear q piensas hacer en fabor mio, segun me lo anuncias en tu carta del da 21; parece q tu corazon abrigaba los mismos sentimientos q el mio, y q ahora no te los puedo callar, en justa recompensa de tus ofrecimientos; es decir, q yo no podria ser enteramente feliz, sin q tu lo fueras. Ahora voy quedar de apoderado de D Andres Arango por la ausencia de Tatao y esto hara q sean mas estrechas las relaciones de aquel pa conmigo. Tu negro pienso q nos ha de dar mucho q hacer; pues Faura se ha presentado en contra tuya por escrito, consecuencia de la nueva demanda q le puse la semana pasada por el nuevo atentado cometido por el negro, en la q determino Carrillo lo mismo q en la primera, es decir, q haba lugar al cuanti minores, y q las partes nombrasen tazadores. Veremos en lo q para y te avisare de todo. Ya salio nuestro gran manuscrito para N. York, y segun me dice Valle, tu seras compaero en la empresa; yo estoy contentisimo. No hay 50.Madre de Jos Mara Heredia.

PAGE 355

DOMINGO DEL MONTE / 351 / 351 / 351 / 351 / 351 remedio, nuestra generacion perversa y depravada, ha de estr oyendo la voz de la razon hasta mas no poder. Ayer tube el gusto de leerle mi primo, el consabido articulillo de Felis, y cuando llegamos aquello de la trata me dijo: Chico, no sigas, q gusto de venirme incomodar, yo aproveche la ocacion, largue mi chorro de observaciones, y segui en buena armonia, para volver dar otro ataque, en cuanto se me presente otra coyunturita. Estoy viendo de q modo se podra establecer una catedra de economia politica q es tan indispensable para nuestros adelantos, yo considero la economia, como la ciencia de nuestro siglo, y como la causa inmediata de la revolucion de las ideas; sin q se conozcan sus principios, no hay q pensar en mejoras, ni en q se adocte otro sistema de cosas distinto al q conocemos, pues la menor arteracion en los medios de producir, es un ataque directo la propiedad, para los q no entienden lo que quiere decir, aumento y distribucion de las riquezas y ya tu ves q es humanamente imposible q nadie opere en contra de sus intereces. Mi pleito con D L. sigue cada ves mas enredado, y me esta haciendo gastar hasta las orejas. Las adjuntas cartas son pa. q me las heches en el correo de Espaa q creo q alcansaran; me interesan muy mucho, porque son encargandole Salustiano q me mande una certificacion del Consejo, aclarando q D Leandro debe devolverme las costas q le pague; pues en la actualidad hay dos asesores q opinan de distinto modo, Quiciera q escribieras tu tambien sobre el asunto para mas seguridad tuyo Domo 51CXC CXC CXC CXC CXCDel D.r Man.l G.z del Valle-1834—Junio [Habana] M salutem dicit Dominico Auctor, nobis carissimus, causae, nostrae almae Acad. Cuban, te verba facere illo cum typografario52 ut percaleres an scripsit vel non suo valde conjuncto ejusdem artis quam gerit in N. orleanenssi Portu, mihi maxime commendavit. Exul tua in solertia innixus credit, nec vana fides, te 51.Don Domingo Andr. 52.Palabras ilegibles.

PAGE 356

CENT"N EPISTOLARIO 352 \ 352 \ 352 \ 352 \ 352 \ diligenter hoc facere; timendum enim est ne inquiratur ab. Hisp. Consule in illo portu stabilito editionis labor. Si illic deest consilium et typografarius editionem non esse arguit, tune ex magis presunctiones (sic) in Typografiam cubanenssem vertunt. Etiamsi fretus hoc scribendi auxilio, quod equidem Latii bonarum litterarum studio ab ineunte aetate a me amplexo debere confiteor, longius non scribam fortasse tyranni non emunt linguarum, secreta?53 -Vale. P. S. Cuni has litteras recipias non cubito te facere responsionem his vrbis tantum. Optime aut tua vota perfeci vol non. Utamur enfsi Traduccin de la carta que antecede:M. saluda a Domingo. Me ha recomendado, en gran modo, el autor, para nosotros estimadsimo, alma de la Academia Cubana que hables con aquel tipgrafo54 para que averigue si ha escrito o no al que ejerce el mismo oficio en el puerto de N. Orleans. Confa el desterrado en tu discrecin y no es vana su fe, que hars esto diligentemente pues es de temerse que se inquiera por el Cnsul espaol, residente en dicho puerto, acerca de la edicin. Cree, el autor, que caso de no obtenerse informe ni haber impresor, como mucho se presume, entonces debe hacerse en la tipografa cubana. Aunque confiado en el auxilio de este modo de escribir debo confesar que aunque el estudio de las bellas letras del Lacio lo he abrazado, desde la ms tierna edad, no escribir ms de este modo no sea que los secretos de las lenguas no pasen inadvertidos para el tirano.55Consrvate bueno. P. S. Cuando recibas estas letras no dudo que me contestars sobre esto. He cumplido tus deseos bien o no. Usamos del nfasis.CXCI CXCI CXCI CXCI CXCIAl S.r Lic.do D.n Domingo del Monte Matanzas. S.r D.n Domingo del Monte. New-York 30 de Junio de 1834. Mi querido amigo: apenas habia salido mi anterior para su destino, recibi una de ntro. Jos Ma.56 de 23 de Ab.l en la que entre otras cosas 53.Palabras ilegibles. 54.Palabras ilegibles. 55.Ibdem. 56.Jos Mara Heredia.

PAGE 357

DOMINGO DEL MONTE / 353 / 353 / 353 / 353 / 353 me dice. “Si la monarquia constitucional se establece sobre bases slidas en Espaa, aquella infeliz nacion volver la esperanza y la vida, y yo lo celebrar mucho, tanto por nuestros amigos de Cuba, como por Vmd y por mi mismo, pues que hecha la paz me seria mas fcil volver al seno de mi familia.” Hablandome despues del pais en que l habita, se espresa asi. “La dilapidacion del erario y la inmoralidad general en toda clase de empleados pblicos, sigue una progresion espantosa, y el pas se halla literalmente inundado de ladrones, sin que nadie se meta con ellos. La sociedad parece disolverse bajo su propio peso, y los encargados de su direccion lo ven con la mas inesplicable indiferencia, solo tratan de arrebatar algun despojo del naufragio.” Su penultimo prrafo es el sig.te “Si escribe Vmd Domingo del Monte, no olvide espresarle los sentimientos de mi fina inalterable amistad. Cuando me acuerdo de l y de tantas otras personas que me aman en Cuba, y veo las gentes con quienes tengo que vivir aqu, me dan ganas de echar correr y no parar hasta all, supuesto que hoy ya no me ahorcarn ni pondrn en la carcel.” Vmd ve mi buen amigo que esta carta de Jos Ma., no es mal apendice la que Vmd me escribi con fcha de 24 del que acaba. En el desgraciado pais en que l habita, se habla de la iniquidad de los corruptores, como si los corrompidos no tuviesen ninguna complicidad, y esta adulacion al gran numero, ha dado el golpe de gracia su conciencia moralidad. Guardmonos pues de imitarlos: gritemos, luchemos de muerte si es menester contra los viles corruptores de nuestros conciudadanos; per si estos son corrompidos no estingamos su vergenza aletarguemos su sentido moral transfiriendo su responsabilidad sus corruptores. Cada palo que aguante su vela. Arda la indignacion pblica contra la iniquidad del q.e haya corrompido corrompa, per no se disimule la debilidad el crimen del corrompido. Inculquemos siempre que no podemos ser libres y felices, sin proporcion de lo que seamos industriosos y morales. Y aunque yo no soy Hercules ni tengo clava, tengo una voluntad tan antigua como decidida hacer todo lo que pueda en beneficio de esa isla. Esa voluntad es la que ofrece Vmd y sus dignos colaboradores su sincero amigo. Thomas Gener.

PAGE 358

CENT"N EPISTOLARIO 354 \ 354 \ 354 \ 354 \ 354 \CXCII CXCII CXCII CXCII CXCIIJunio. 4 de 1834. Querido Domo. tio Andres te mand el adjunto cuaderno en el q.e en mi entender se v los pocos conocimientos q.e tiene Zamora57 en Economa Poltica; p.s con tan buena materia como la q.e defiende no dice nada del punto en ge.l se contenta con transcribir las R.s disposiciones comunicadas esta Intenda., con adular el Intend.te, &a. Mi viage est detenido p.r falta de buque; po. creo q.e dentro de 15. 20 dias me ir. No deges de contestarme mi anterior carta. Espreciones de Gabriela pa. Rosita la q.e tambien se las dars de tu mejor amo. A.58P. D. A Tanco q.e aun no le he dado parte de mi destino porque no me han acabado las papeletas de despedida.CXCIII CXCIII CXCIII CXCIII CXCIIIS.r D.n Dom.o del Monte. Habana 6. de Junio de 1834. Querido Domo.: me alegro q.e no hayas entendido bien una frace de mi carta en q.e te hablaba de la conducta q.e pensaba seguir en mi nuevo empleo, s, querido Domo., me he alegrado mucho porqu esto me ha proporcionado el placer de oir nuevos consejos tuyos; po. no puedo menos de decirte q.e no haz comprendido el sentido en q.e us y la frace de q.e mi conducta, iva ser la de na honrrada diplomacia quizas yo me esplicara mal, as te dir lo q.e te quice decir, es; q.e yo sosteniendome con la honrradez q.e debo, no querr con solo este titulo conceguir el bien de mi patria sin q.e usar de los medios q.e concidere necesarios pa. conseguir mi proposito, no sern estos jamas la falcedad, ni la adulacion, en una palabra seguir las macsimas de con amigo mio q.n yo quiero mu57.Don Jos Mara Zamora y Coronado. 58.Don Anastasio Orozco y Arango.

PAGE 359

DOMINGO DEL MONTE / 355 / 355 / 355 / 355 / 355 cho, las de mi Domo., q.e muchas veces le he visto hacer cosas, con las cuales, haciendo q.e los asuntos siguieran la marcha q.e deban, no haca lo q.e otros queran quedaba bien con todos; confiesame q.e muchas veces pa. conceguir un buen fn tendr q.e valerme de las macsimas de Almodovar. Tengo mucho q.e hacer, as, no puedo escribirte con la estencion q.equiciera.=Ya tengo todas las obras q.e me indicas en la tuya, po. muchas de llas ya las tena desde q.e fu estudiante de Economa Poltica.=El Dicionario de hacienda es el q.e no lo encuentro, p.s Colmenares ha muerto, la tienda est serrada; hoi voi hablar con Chico Ramirez q.e es su Albacea pa. ver si me lo proporciona.=He comprado varias obras de Campomanes, po. no encuentro la Educacion popular: dime si tu sabes cual de nuestros amigos tiene esta obra el Dicionario de Hacienda, p.s yo se las tomara se las dara dentro de poco tiempo porque voi encargarlas. Tambien voi comprar el Teatro de la Legislacion. Espreciones de Gabriela mas Rosita tu no dudes q.e tu mejor amo. es A.59P. D Del S.r Tacon nada se puede decir hasta ahora, sino q.e est refrendando las licencias.CXCIV CXCIV CXCIV CXCIV CXCIVDomo. del Monte— Haba. 4. de Julio de 1834— Queridsimo Domo.: recib el encarguito q.e me mandastes, observar lo q.e en ella me previenes. El 9. me voi ¡ sin verte! Te confieso q.etengo una murria terrible con dejar mis amigos; ¡como de ser! todo lo q.e se quiere no se puede. Tengo mucho q.e hacer, po. jamas te olvida tu amigo A.60Espreciones de mi esposa mias la tuya. 59.Don Anastasio Orozco y Arango. 60.dem.

PAGE 360

CENT"N EPISTOLARIO 356 \ 356 \ 356 \ 356 \ 356 \CXCV CXCV CXCV CXCV CXCVHabana 6 de Julio de 1834 Queridisimo Domingo: he recibido la apreciable de V, y agradezco infinito el cuidado q.e se ha tomado V por mi ocurrencia, q.e aunq.e bien desagradable por su publicidad, ha llegado los oidos de V muy exagerada. Dos dias antes me habia provocado el Duarte a un desafio, q.e admiti por no adquirir la tacha de cobarde, y por evitar tambien mayor escandalo. El mismo Duarte proporcion las armas, y yo entre con l solo en su carruage, y nos dirigimos al Vedado, sin otra seguridad q.e la de creerlo un hombre honrado. Pero su villania se valio desta confianza para cometer una ruindad, pues poniendome ambas pistolas en las manos, me invit q.e con ellas le atacase, diciendome q.e le bastaba un palo para defenderse de m. Yo rehuse cometer esta bajeza, y despreciando su fanfarronada le dige: q.e si no tenia animo para batirse nos retirasemos de aq1 lugar. Me declar el entonces q.e las pistolas estaban descargadas, y quiso echar broma el lance, diciendo q.e lo habia hecho solo por esperimentar mi valentia; pero yo lo deseche con el mayor desprecio, le hice la mayor befa y risa de su imbecilidad, y le dige q.e si el habia pensado encubrir su cobardia bajo el velo de aquella burla impunemente, yo publicara en todas partes q.e era un mentecato y un cobarde. El me amenazo entonces de darme en publico una bofetada, y lo efectuo la tarde del miercoles en q.e habia una gran concurrencia en el paseo, despues de algunas palabras q.e nos digimos. Afortunadamente no pudo descargarme a su sabor el golpe, sin me deja inutilizado; pues este barbaro compite en fuerzas con Narciso Lopez,61 y yo tire de una cuchilla q.e llevaba, y con ella le fui al cuerpo. No puedo darle V el pormenor de la pelea, solo se decirle q.e yo recibi un fuerte palo en la cabeza q.e me la rompio, y q.e al fin el cay tierra, y yo sobre el, donde no lo mate por la seguedad de mi ira, pues en lugar de darle de punta, le pegaba por el cabo de la cuchilla sobre el pecho. (Asi me lo han contado) Cuando salio de abajo de mi, fue casi en cuerpo, con la lebita destrozada, empolvado, magullado, y echando sangre de una herida de media vara, q.e habia sacado en una nalga del combate. No quede yo mejor trecho, amigo mio. Lleno de sangre y de ira me condugeron palacio, donde merced la interposicion de algunos sujetos, y al convencimiento de q.e yo habia recibido un ultrage, se le dio todo el aspecto de una calaverada, me retire mi casa donde la fha me estoy curando aun, y tanto las partes como los jueces estamos conformes concluir amigablemente este negocio. 61.El patriota cubano, hijo de Venezuela, general Narciso Lpez.

PAGE 361

DOMINGO DEL MONTE / 357 / 357 / 357 / 357 / 357 Aunq.e le estoy hablando V algo de broma, no crea q.e yo he mirado bajo tal aspecto esta ocurrencia, y solo he usado asi de la chanza para desvanecer los cuidados q.e su amistad de V se habia tomado ya por mi causa. Estoy sumamente abochornado, en buenos dias no podre presentarme la gente sin q.e me salgan la cara los colores. No creo q. esto perjudique en nada mis asuntos: he visto el papel de V q.e es muy lisongero. Le advierto V q.e le he escrito dos cartas, de las cuales no se si han llegado su poder. El papel se acaba.—A Dios Ramon de PalmaCXCVI CXCVI CXCVI CXCVI CXCVIHabana 7 de julio de 1834. Mi querido Domingo: Andr entreg Vicente la adjunta carta del s. Quintana para que leyendola yo, cuidase luego de remitirsela V. Hagolo as, y aprovecho la ocasion para ponerle estas cuatro letras. Supongo que habr V. quedado contento con el correo de Espaa. Tenianme de mal humor las voces que andaban de que no se dara representacion esta isla en las nuevas cortes, aunque nunca lo cre; pero ya se ha visto que no son capaces de tal injusticia los actuales gobernantes. Por que no piensa V. en ser procurador? All podra V. hacer mucho bien su pas, y Rosita no le vendra mal dar una vuelta por Europa. Me temo sin embargo, considerados los elementos de que se compone nuestro cuerpo municipal, que sea desgraciada la eleccion. Me escribe mi hermano Juan que ha visto impresa en el Universal la esposicion que dirigimos la Reina Gobernadora en accion de gracias por el establecimiento de nuestra malhadada Academia. De este periodico he odo decir que lo han suprimido no s por que; y lo siento mucho, aunque es probable que los redactores se darn prisa publicar otro, distinto en el nombre y el mismo en la sustancia, como lo han hecho los del Boletin de comercio, que ahora redactan el Eco del comercio. Sabe V. que el P Juan es auditor de la Rota en consideracion sus meritos y servicios y su adhecion al gobierno de Isabel 2.? Pongame V. los pies de Rosita: de mis afectuosas espresiones Tanco y Jos Miguel: recibala de Vicente y las muchachas; y mande cuanto guste su invariable amigo Blas Oss Nuestro Tatao Orozco sale maana pa. su destino.

PAGE 362

CENT"N EPISTOLARIO 358 \ 358 \ 358 \ 358 \ 358 \CXCVII CXCVII CXCVII CXCVII CXCVIIDn Domo Delmonte— Matanzas Julio 10 de 1834 Querido Domo: hasta hoy no he podido escribirte, por haber andado un poco espantado con la muerte, q no queria salir de los alrrededores de mi casa, en donde muri un negro de la pobre Isabelita Junco en muy pocos dias, de la enfermeda mala ; mi madre y yo, dejamos la casa, para q le diesen una buena fregada, y no fuimos refugiar casa de Diego, q vive ahora dos puertas de nosotros, y la primer noche q dormimos halli, se empezo quejar una negra de un fuerte dolor de cabeza, se privo en seguidas, y las cuatro oras ya era cadaber. Me parece q era para andar asustado, aunque esta ultima, segun el facultativo, lo q tubo fue una aplopegia celebrar, q por lo regular son furminantes. Ayer he dejado Orosco62 fuera de la boca del morro, y ya en camino para la Guanaja, y te confieso q apesar de conocer las ventajas pecuniarias q tendra en su nuevo destino, no pude menos de tener una gran pesadumbre por su separacion considerando el sirculo de gentes q se va ver reducido, pues me parece q los Sors Camaguellanos, estaran por conquistar, y q no deben hacer mucha liga con Tataito, q esta lleno de ideas nuevas y flamantes. Nuestro Estevita se va sacudiendo, hoy ha salido en el diario un articulo suyo cortico, pero muy bueno y de raja tablas, contra los juegos en las temporadas de bao, el ha cido tambien uno de los mas entuciasmados en la consabida y andubo dos noches con su negrito haciendo un buen reparto. Estoy deseando q mandes las cartas de Quintero,63 para salir del susto q nos has metido entre el cuerpo. Las rimas,64 se las entregue al mismo ;65 con un sobre pa Angelito,66 pues no pude encontrar Echabarria,68 de modo q se quedo la carta q venia dentro de la de ste, el cual ha quedado encargado de remitirla en la primera ocacion. El pleito de tu negro lo tengo abandonado, por lo q tu me has dicho, a pesar de q se han 62.Don Anastasio Orozco y Arango. 63.Don Toms Quintero. 64.Las Rimas Americanas 65.Don Lorenzo de Allo. 66.Don Angel Iznardi. 67.Don Jos Antonio Echeverra.

PAGE 363

DOMINGO DEL MONTE / 359 / 359 / 359 / 359 / 359 presentado en contra tuya por escrito. Maana tenemos en mi casa una junta preparatoria para tratar de elecciones de la socieda. Se trata de nombrar de director D Franco Arango y de vice Pepe de la Luz y ti de secretario, para q cuando vengas en Agosto no vuelvas Matanzas, y asi desde ahora vusca quien te alquile tu casa, para q con su alquiler pagues otra en la Haba. En la secion de educacion quieren poner de precidente al Dr Caballero y de secretario creo q Valle, otra ocacion te sere mas largo tuyo D 68Va el otro egemplar de las rimas.CX CX CX CX CX CVIII CVIII CVIII CVIII CVIIIHabana 11 de Julio de 1834 Esta noche he recibido de manos de Estevan Moriz la carta de V, mi amado amigo, y son las once, y aunq.e se q.e han de tardar tres cuatro dias para q.e V lea esta, no puedo sosegarme, y quiero desahogar escribiendole mi corazon; mi corazon harto oprimido con las voces de mi conciencia, y con los justos, justisimos cargos q.e me hace el mas adorado de mis amigos. Yo tengo una cruel fatalidad; un destino q.e me precipita en aquellos pasos q.e mas repugnan mis sentimientos y q.e me hace faltar mil veces mis prinXy el ardor de mis pasiones por otro lado, me hace desatender los reclamos de la razon cada paso. Yo hare todo lo posible por reformarme, amigo mio. Yo me propondre un plan de conducta q.e me haga digno de merecer la jenerosa amistad de V, y q.ecorresponda al buen concepto q.e de mi hallan formado las personas estimables q.e me han favorecido con su aprecio. No creo sin embargo, amigo mio, q.e V considere ya mi espiritu estraviado: mis ideas siempre son las mismas, y unos mis sentimientos. Las circunstancias me han obligado tratar con ciertos hombres, mas ni he adoptado sus principios nunca, ni menos les he entregado mi confianza. Me hara V el favor de creer tambien q.e si me puse bailar con tal muger, fue con gran verguenza, y por un compromiso de q.e no pudo desatenderse mi delicadeza. Ella no fue la causa directa de mi disgusto, pero no pretendere por eso justificarla de los cargos, q.e V le hace, son muy ciertos, y solo el apetito de la carne, pudo inducirme buscar rela68.Don Domingo Andr.

PAGE 364

CENT"N EPISTOLARIO 360 \ 360 \ 360 \ 360 \ 360 \ ciones con tal hembra. Amigo mio, el bochorno, la ira, la tristeza, todo, un tiempo me atormenta. ¡No sabe V cuantos pesares he tenido q.e sufrir por este lance!.. y si despues de esto hubiese de perder algo en el aprecio de mis amigos... en el corazon de mi Domingo... crealo V, la tristeza me mataba. Bien sabe V cuanto me voy yo siempre los estremos, y en la ocasion esta me parece muchas veces q.e he cometido la falta mas horrible y escandalosa, y q.e no tengo viso alguno de razon q.e me disculpe. ¡Dios sabe cuanto he hecho yo por evitar esta ocurrencia, y q.e solo mi amor propio indignado, y la altanera y barberie de ese Duarte, pudieron precipitarme tal exeso! Mas V me permitir q.e dejemos esto un lado, amigo mio, no por desentenderme de las correciones, sino por altanera y barberie de ese Duarte, pudieron precipitarme tal exeso! Mas V me permitir q.e dejemos esto un lado, amigo mio, no por desentenderme de las correciones, sino por no atormentarme tan de continuo con los recuerdos de un suceso, q.e Dios quiera, no halla motivos nunca para q.e vuelva la memoria de las gentes. Le he escrito V dos cartas q.e he hechado yo mismo con su sobre en el correo, y q.e me interesa saber si V las ha recibido. En una de ellas, iban incluidos 30 recibos, de los q.e habia hecho imprimir para los q.ediesen la suscripcion adelantada. Ya estan tiradas mis poesias, solo falta encuadernarlas, y espero q.esaldran luz bien pronto. Quien lo tuviera V aqui, mi caro amigo, yo iria desahogar, como siempre lo he hecho, mis pesares en su amistoso seno, a confesarle todas mis faltas, recibir sus consolaciones cariosas, y sus ilustrados consejos; V si q.e sabe conocerme, y V es el unico en quien tengo yo toda mi confianza. La corta diferencia de edades, la igualdad de sentimientos, y la semejanza de nuestras inclinaciones, todo me convidaba a abrirle a V mi corazon; pero V est ausente, V vive en la tranquilidad y la dicha, y yo me hallo sin ventura y agitado. Con muchas otras personas estimables q.e conozco, y a quienes quiero entraablemente, con preferencia Pepe de la Luz, siempre pongo ciertos limites mi franqueza, q.e no puedo traspasar por rubor con unos, y con otros por desconfianza. A Dios, querido amigo, y entre tanto q.e carezco de su presencia, cuente V siempre con mi sumision a sus consejos, y reciba toda el alma de su amantisimo Ramon de Palma P. D. Mandeme V cuando pueda la Aurora en q.e salio la esposicion al General, y la otra en q.e V public el articulo sobre mis poesias. Vale

PAGE 365

DOMINGO DEL MONTE / 361 / 361 / 361 / 361 / 361CXCIX CXCIX CXCIX CXCIX CXCIX Haba. y Julio 14/1834. S.r D.n Domingo Del Monte. Amigo mio muy querido, y como se conoce q.e estas encantado con tu costilla, pues no te acuerdas de los amigos viejos. Ahi te remito esos elencos de fisica para q.e te distraigas en los ratos de ocio. Dale uno al amigo Tanco y otro quien quieras. La contestacion del amigo Saco ha sido muy bien recibida, y la Academia creo q.e ha quedado vindicada.=Tacon no se contenta con mandar castigar los negros q.ese aprenden con armas prohibidas, sino q.e tambien corrige los jueces q.e no administran justicia. A Solis, despues de varias reprimendas le ha obligado echar de su lado todos los q.e le rodeaban, y creo q. est determinado a suspenderlo, si con estas demostraciones no se enmienda. ¡Dios le conserbe tan S.to proposito hasta llevar cabo la reforma! Asi q.e salga de la barahunda de las conclusiones pueda ser q.e de un salto esa. Entre tanto ponme los pies de Rosita, y dale mis espresiones tu familia y demas amigos. Tuyo afectisimo F Ruiz 69CC CC CC CC CCAl Lic. D. Domingo del Monte Matanzas. Habana 16 de julio de 1834. Mi querido Domingo: hoy que por ser da feriado tengo mas tiempo y sosiego me pongo contestar la de V. del 10 que me entreg Valle. He hablado con este y con Andr sobre el favor que ha de pedirse al ministro; y mi me parece que despues de hacerse estensivas la isla todas las reformas y mejoras planteadas ya en la pennsula, nada convendra tanto como que se mandase que por las cajas reales se 69.Pbro. Francisco Ruiz.

PAGE 366

CENT"N EPISTOLARIO 362 \ 362 \ 362 \ 362 \ 362 \ contribuyese con una cantidad fija y considerable, por egemplo, de cincuenta sesenta mil pesos cada ao para los gastos de la educacin primaria de la provincia, haciendose otro tanto proporcionalmente en las otras dos Intendencias de Cuba y Puerto-Prncipe. El instituto proyectado por Luz, tambien sera cosa buena; pero lo considero de mucha menos importancia, pues al cabo los hijos de personas acomodadas ya tienen donde aprender, y lo que interesa es sacar de la ignorancia y de los vicios los de los pobres, que forman la inmensa mayora de la poblacion, Nuestros amigos andan muy afanados con las prximas elecciones de la Sociedad; pero como Dios nos ha dado tan poquisima gracia para intrigar, me temo mucho que quedemos tan desairados como en las anteriores. No es esto desaliento, ni yo dejar de hacer cuanto est de mi parte, aunque la verdad me cuesta mucho trabajo ponerme otra vez en berlina y dar lugar que digan que ansiamos empleos y distinciones: lo que hay es que mi modo de ver nuestra influencia y nulidad en el cuerpo economico pende esclusivamente del resultado que tenga el negocio de la Academia: si es bueno, podremos tener alguna esperanza en que la eleccin sea nuestro gusto, y si es malo, no nos queda mas recurso que abandonar el campo. El papel de Saco ha corrido estraordinariam.te, y parece que ha hecho en la opinion pblica el efecto favorable que deba esperarse. Dcese que el P O-Gavan ser uno de nuestros procuradores cortes y el otro D. Andres Arango. Anoche dieron principio los serenos sus tareas; y no deja de ser honroso pa. el nuevo general que los 45 das de gobierno haya podido llevar efecto un establecim.to tan importante. Si sigue como va, si da nueva forma los comisarios de barrio y capitanes de partido, si logra empedrar las calles & & dentro de poco se pondr esto desconocido, y habr tanta diferencia entre la Habana de Ricafort y la Habana de Tacon como entre la noche y el da. Es verdad que se observan algunos golpes despoticos; pero en el estado que habiamos llegado casi eran indispensables. El teniente gobernador Solis sufri el otro da una terrible reprimenda, y tuvo que despedir sus dos auxiliantes Carbonell y Moran juntamente con toda la gavilla de gente perdida que se reuna en aquel tribunal, verdadera caverna de ladrones. Mucho falta todava; pero amigo mo, dimidium factum qui coepit habet Mil espreciones Rosita y Felix; y recibiendola V. de las muchachas y Vicente, mande cuanto guste su invariable Blas Oss.

PAGE 367

DOMINGO DEL MONTE / 363 / 363 / 363 / 363 / 363CCI CCI CCI CCI CCIAl S.or L. D.n Domingo Del Monte abogado de los R.s Consejos en Matanzas— Haba. y Julio 21 de 1834— Mi estim.do Domingo: entr en efecto el ayudante Olivos70 rompiendo pr. el concurso interrumpiendo nuestros actos literarios para advertirle Saco q.e le acompaase: luego q.e hubo salido le present un pasaporte p.r el q.e se la prevenia q.e dentro de quince dias saliese para Cuba. Sin desconcertarse le di recibo al genizaro ayudante q.e para su resguardo se lo exigi, despues de haberle pedido mil perdones. Le pregunt si no habria inconveniente para hablar con el Gen.l y le contest q.e podria hacerlo en el mom.to si gustaba. Con este motivo se dirigi al Gen.l y de la entrevista q.e tubieron solo pudo conseguir q.e en lugar de ir Cuba se le diese un nuevo pasaporte para Trinidad. Preguntandole Saco si podrian saberse los motivos q.e ocasionaban esta medida, le contest, en terminos muy generales q.e sus papeles eran alarmantes, y q.ela juventud seguia con mucho calor sus ideas, vi pues q.e se le tenia como hombre peligroso, y haciendoselo entender asi al gen.l le dijo, q.epuesto q.e se le tenia p.r peligroso en ninguna parte estaria mejor vigilado q.e en la Cap.l, ya q.e se le separaba de aqui podria permitirsele q.ese estableciese en Matanzas, todo lo cual se neg el Gen.l Aunq.e no le indic persona alguna q.e le hubiese dado queja, se sabe q.e el P O. G.71se ha dado p.r muy ofendido p.r lo q.e se le dice en la defensa, y asi puso en movimiento todas sus relaciones para dar este Coup d’Etat Se sabe q.e el Intendente tuvo una larga sesion con el Gen.l un dia dos antes q.ese diese el pasaporte. Vomitaria p.r supuesto todo el veneno q.e le ha hecho tragar Saco. Para los de la otra banda ha sido un dia de gloria: han formado coro en derredor de D.n Joaquin Gomez q.e llevaba la voz para continuar el tolle tolle p.r aquello de q.e eran parricidas los q.e se ocupaban en la infame trata : algunos paisanitos tambien no han dejado de mordisquearle, unos p.r congraciarse con el Sor. Dean auditor de la Rota, y otros p.r q.e aun les arde el vegigatorio q.e les puso con su memoria sobre la vagancia. El Conde de la Fernandina ha dicho q.e Saco tiene 70.As se llamaba el ayudante del general Tacn que puso en manos de Saco el pasaporte, o mejor dicho la orden de destierro, y de cuyo interesante episodio nos da cuenta detallada el mismo Saco en el tomo III, p. 62 y siguientes de la Coleccin de papeles 71.El Padre Juan Bernardo O’Gavan.

PAGE 368

CENT"N EPISTOLARIO 364 \ 364 \ 364 \ 364 \ 364 \ muy mal corazon. Esto quiere decir q.e S. E. al tocar las teclas del corazon de Saco no las encuentra acordes con las del suyo. Los amigos de Saco p.r su parte estan muy lejos de arredrarse, y aunq.e luchan con el poder confian en la justicia de su noble causa, y no faltar entre ellos quien con sobrado aliento le manifieste al Gobernador las causas de la animadversion q.e algunos le tienen Saco. El P O. G. ha hecho los mayores esfuerzos p.r salir de procurador, po. en esta vez lo ha avandonado la suerte, pues habiendo entrado en santara con Juan Montalvo p.r empate, sali este, de lo q.e se han alegrado infinito cuantos tienen alguna dignidad de hombres. Dale mis finas espresiones Rosita y demas amigos. Har lo posible p.r dar un paseo esa y q.e volvamos juntos. Tuyo afectisimo F. Ruiz 72CCII CCII CCII CCII CCII 73Habana 4 de agosto de 1834 (da de S.to Domingo) Mi querido Domingo: por el correo que sali ayer para la Corua encargu mi hermano Juan los libros que V. desea segun y en los terminos que me indica. Yo tambien tengo ganas de leer las novelas historicas de nuestros modernos romancistas. He visto en un papel de Madrid una critica del Doncel de D. Enrique el doliente en que se le hacen muchos elogios; y parece que el tal doncel es el enamorado Macas. En estos ltimos dias han corrido aqu noticias desagradables acerca de Tanco y de V. Las de Tanco las creo cierto sino en el todo en alguna parte; pero las de V. las tengo por faltas de fundam.toTengo mucho que hacer y no puedo ser mas largo. Mil mem.s Rosita; y recibiendolas V. de Anita, Java. y Vicente, mande cuanto guste su invariable amigo Blas Oss Gracias por la recomendacion.—No s cuanto podr valer la fiscala de R.l Hacienda de Puerto-prncipe, y por consig.te me faltan datos pa. calcular si le convendr no mi hermano. 72.Pbro. Francisco Ruiz. 73.Ver el ensayo introductorio. ( N. de la E .)

PAGE 369

DOMINGO DEL MONTE / 365 / 365 / 365 / 365 / 365CCIII CCIII CCIII CCIII CCIII Sor D Domingo Del Monte Habana 16 de Agto de 1834 Como se conoce, mi querido amigo, que toda la admofera que le rodea, semejante a la que respiraban las animas venturosas de nuestros antesesores, los ya olvidados Indios, le estasia deliciosam.te y tiene hechisados sus sentidos V ni ve ni oye otra cosa que placeres; el mundo se le presenta luciente; encantador; las mas aridas soledades exenas risueas pobladas de seres mudos e invisibles que gozan en silencio de los transportes deliciosos que le arrebatan y enagenan en ellas se considera V. el seor, el obgeto de sus atenciones y como en medio de su corte descansa blandam.te o atraviesa erguido sin curarse mas que de si y habr quien no suspire por semejante vida habr quien espere del penoso aferro de conquistar una fortuna cimentada en el mesquino interes metlico este placer sublime esta bienaventurada tan inesplicable que solo puede asegurar el amor satisfecho la posecion del obgeto amado lograda como por premio de la virtud no amigo mio ni aun la gloria que tanto deleita al entusiasta campeon de la guerra puede ser comparable y que se yo si romper los grillos de la patria y verle feliz y venturosa lo sera tal vez aun cuando deba su bien andansa al propio bruno, aquel placer es completo dulcisimo la embidia misma lo sublima; al paso que estos otros fatigan el corazon se goza es verdad pero se goza atropelladam.te por mucha q. sea la magnanimidad el punsante aguijon de la embidia la detrai con la indiferencia de nuestros compaeros la ingratitud de aquellos mismos a quienes hemos hecho participes de nuestra ventura todo por amarga y aun hace que nos atormente. Yo siempre he anciado como por termino de mi carrera refugiarme en los brazos de una bella diciendo con Leon “Que deliciosa vida La del que hulle el mundanal ruido Y sigue la escondida Senda por donde han ido Los pocos sabios que en el mundo han sido” Pero lejos de acercarme a este termino mi suerte me arrastra acia otra parte; yo enemigo acerrimo de la injusticia desde mis mas tiernos aos incapaz de disimular lo que siento, con cierta intolerancia inglesa que me desespera oponiendose a que contemporice con los que

PAGE 370

CENT"N EPISTOLARIO 366 \ 366 \ 366 \ 366 \ 366 \ ven las cosas de otra suerte que yo, sugeto por oficio a ser testigo constante de nuestro infernal foro y en la necesidad de suplicar blanda y respetuosam.te cuando la indignacion me dicta diatrivas y pone en mis labios amargas y violentas reconvenciones contra los fautores de tanto desman y desgovierno como los que diariam.te asombran en nuestros tribunales debo ofrecerme a la consideracion de mis amigos tan desesperado cual pintaba Byron a su protagonista en la tragedia del Manfredo cuando decia “And men are-what they name not to themselves and trust not to each other— ¡Hard! Que goce V. de su felicidad digno es V. de ella y si alguna vez se acuerda de las sabrosas platicas que teniamos cuando vivia solo y sin arrimo de a mi memoria algun suspiro contempleme como la palma en medio de desierto resistiendo a los huracanes sin amigos, sin amores, sin patria y condenado a emplearme en lo mas odioso que pudiera ofrecerse a un hombre de mi temple. Pero basta de quejas y vamos a satisfacer el largo interrogatorio con que concluye su carta. En cuanto al prim.r capitulo saver que hay de Sindicatura? le dir que si no se arrepienten los capitulares lo sere si se arrepienten no Al segundo si firmo los escritos le dir que no pues soi solo abogado in partibus infidelis Al 3. q.nes se ruge que seran Alcaldes: que nada hay de cierto aun por muchos esfuerzos que hace Nuevitas Al 4. en que estado se hallan los poemas romanticos y cantarcillos del Cap.nSirgado debo decirle que con autos y libros de dro no pegan bien los poemas y cantarcillos por consig.te que estos permanecen en una gaveta hasta que Dios quiera Al 5. que es relativo preguntarme si ya salio al publico la coleccion de Moreno Palmiro que este Poeta despues de la descomunal batalla del paseo esta un poco alicaido y aunq tiene sus obillepes fuera de la prensa parece que retardar su publicac.npara mejores y mas serenos dias En fin al 6. y ultimo que comprende al nunca bien ponderado edictor de las Rimas Americanas le manifestara como entre pocos dias debe trasladarse a Santiago a cuidar de su Compaia pues apesar de sus vastos conocimtos literarios se han empeado sus gefes que es de su deber cuidar de los pasos de aquellos que del lustre de la poesia cubana. Me parece haber llenado lo que V me exige en la anterior suya a que me contraigo si hubiera alga cosa escribirle esta era el lugar de estamparle pero lo que hay necesita mucho espacio y lo reservo para nuestra vista q segun me han dicho ser pronta entretanto acepto la protesta que aunq tan tarde hace de escrivirme y me reitero como spre su invariable amigo viejo Pedro P de Sirgado

PAGE 371

DOMINGO DEL MONTE / 367 / 367 / 367 / 367 / 367CCIV CCIV CCIV CCIV CCIVNueva York Setiembre 12 de 1834. Tratado de Legislacion por Carlos Comte. *D.r Man.l G.z del Valle, D.r Vic.te Oses, y Domo. del Monte. Amigos nuestros: Es muy sensible no complacer la amistad, po. lo seria mucho mas el comprometerla; y en esta terrible alternativa, creemos de nuestro deber abrazar el primer miembro. No estamos pues, por la impresion de la obra de N* traducida al Castellano por unos individuos cuya amistad nos honra, cuyo zelo aplaudimos, y cuyos talentos prometen tanto nuestra patria. *—Confiados en su indulgencia, pasamos esponer las razones de nuestro dictamen. Ustedes se proponen 1. ilustrar la opinion.—2. impedir el trfico de esclavos—3. preparar el camino la futura emancipacion de los negros. Es un error creer que la opinion se halla estraviada. No hay chico ni grande en la isla que no conozca que el trafico es infame y sus consecuencias funestas. Podrn algunos no ver estos males en toda su estencion, y respecto de este corto nmero podra la opinion ser no rectificada pues lo que ven es recto, sino adelantada si podemos valernos de esta esprecion—Confesamos que este adelantamiento seria un bien, pero de tan corta influencia, que no contrapezaria los males contrarios, ni inducira operaciones generales que es lo que necesitamos, por ser muy corto el numero de los que se hallan en este caso segun hemos observado. Creemos que el crimen es de pura malicia y que en muy pocos influye la ignorancia. Los traficantes de negros son como los borachos que conocen los efectos de la embriaguez; pero beben siempre que se proporciona. Los introductores quieren dinero y los hacendados quieren azucar y caf y para ellos no valen reflexiones. La consecuencia es que el trfico no se impide con escritos, y asi quedan frustradas las miras de vds en este segundo punto. Si en cada casa hubiera un ejemplar de la obra, y fuese leida por todos, y cada uno de los habitantes, entraria con todo el mismo nmero de negros, y el amo de Hacienda cerraria el libro para ir al barracon comprar nuevos esclavos. No impidiendose el trfico, es claro que lejos de prepararse el camino la emancipacion de los esclavos, cada dia se dificultar mas, por

PAGE 372

CENT"N EPISTOLARIO 368 \ 368 \ 368 \ 368 \ 368 \ aumentarse el numero de ellos. Quedan pues, frstrados los tres objetos que vos se proponen. Si el nico peligro fuese el no conseguirse el intento no se aventuraria mucho en la impresion de la obra; pero creemos que ademas puede producir efectos totalmente contrarios las intenciones de sus traductores 1. Todo manto se dice de la legislacion griega y romana, serviria para autorizar los defensores de la esclavitud escudandose con el ejemplo de los ms clebres de los pueblos. 2. Los detalles que se hacen del tratamiento de los negros en otros paises formaria el elogio de nuestros hacendados que los tratan mejor, y esto les serviria de disculpa.—Por el contrario varios pasages en que se refiere qe por efecto de la legislacion de algunos paises que limita el castigo de los esclavos se han desmandado estos, servirn de prueba de la necesidad en que estn los amos de ser crueles, repitiendo la maxima escandolosa que habrn vos oido tantas veces: que es preciso tiranizar correr el riezgo de ser tiranizados 3. En muchos lugares se dice abiertamente que es una injusticia reclamar libertad para los blancos y negarlas los negros. An se v tan adelante en una de las notas, que casi se dice claramente, que los negros deberian tener tambien su Washington y su Lafayette, quiere decir que deberian levantarse y ser libres matar los blancos. Esta doctrina no necesita comentos. 4. Se inculca repetidas veces, una verdad bien sabida pero que conviene callar, esto es, que la esclavitud de los negros es la causa de la esclavitud de los blancos. Demasiado lo sabe el pueblo, y demasiado lo sabe el gobierno .... mas este puede con gran hipocresia darse por agraviado ... con gran descaro tratar de reforzar este ejercito formidable—Acuerdense vds de la conducta de Vives.... Esta declaracion en una obra traducida por vds podr adems servir de disculpa los serviles que aspiran que la isla nunca salga del estado Colonial, fundndose en que cada tentativa de dar franquicias los blancos, es un incentivo al levantamiento de los negros, y con este argumento han querido persuadir que aunque el mal es lamentable, es ya necesario .—Todavia produce semejante declaracion otro resultado an mas funesto, y es el de tildar como revolucionarios todos los que propendan directa indirectamente la emancipacion de los negros, y clasificar de patriotas benemeritos los traficantes de negros que alejan esa temida independencia. 5. Si la obra no tiene una gran circulacion, no produce efecto, y si la tiene, cae en manos de los libertos resabidos de que abunda la isla, y en la de muchos blancos tunantes que no dudarn incitarlos valiendose de la terrible arma de la confesion de sus tiranos.—En el momento que

PAGE 373

DOMINGO DEL MONTE / 369 / 369 / 369 / 369 / 369 vean que la Espaa no apresta como la Inglaterra un capital suficiente para indemnizar los propietarios, como vern claramente que todo se vuelven palabras, y que no tienen otro medio que la revolucion para libertarse de unos tiranos que se confiesan tales. Por otra parte, nunca conviene que sepan que los tememos. 6. Dos terceras partes de nuestros paisanos tienen la debilidad de creer que ningun pais iguala al nuestro en ilustracion, finas maneras, y generosidad de sentimientos. Por consiguiente la idea que tanto se inculca en la obra de que la educacion de los blancos siempre ser viciosa, mientras se cren entre esclavos, puede producir muy mal efecto considerndose como un insulto no merecido. Es muy arriesgado decir un pueblo aqui no hay educacion En nada debe haber mas prudencia que en la manifestacion de la verdad—Bien dice el autor de la obra, que el que se atreviera manifestar estas y otras ideas de que abunda, en medio de uno de los pueblos de las Antillas, atraeria sobre s un dio general, y se espondria ser despedazado. 7. No jusgumos segun nuestros deseos, sino conforme fundadas esperanzas—Supongmos que ya est la obra impresa—Debe ir la sensura y esta seguramente prohibe su introduccion. Asunto concluido. Si se introduce sin licencia, queda desacreditada, entrando como un asesino que necesita disfrazarse, pues asi ser representada por los verdaderos asesinos. Ninguno de los traductores tiene Ingenio ni es probable que sea circulada por ninguno que lo tenga, y he aqui la contestacion de los Hacendados, respuesta que adornarn con mil lindezas. Pero supongamos que la obra corre, y an concedase que sea aprobada por el gobierno—Preguntmos, ser leida? Se hallar el libro por donde quiera, pero sern muy pocos sus lectores, porque la obra es un poco larga, y la materia no es agradable—e los pocos que la lean, la mayor parte la tomar en las manos saludndola con maldiciones y con resolucion de oponerse ella aunque contenga el evangelio—Ser pues la obra una cosa mala de que todos hablarn sin haber visto, y este modo de juzgar producir un efecto funestisimo, empeorandose las cosas en vez de mejorarse. 8. Los interesados en afectar lealtad escribiran mil cartas, y acaso representaciones Espaa, manifestando los perjuicios que resultan la isla de la circulacion de semejante obra & & & y cuando se quiera hacer una justa peticion por la parte sensata del pueblo, encontrar acaso muchos obstculos que superar porque la prevencion har vacilar al gobierno aunque est poseido de las mejores intenciones. Este seria un mal gravisimo. 9. Los acaecimientos que ha habido en este pais acerca de los negros, hacen peligrosa toda publicacion sobre la materia en la isla de

PAGE 374

CENT"N EPISTOLARIO 370 \ 370 \ 370 \ 370 \ 370 \ Cuba mucho mas cuando la Inglaterra ha declarado la libertad de sus esclavos. Una gavilla de picaros que efectivamente quieren levantar los negros para sacar partido con ellos para ameritarse luego con el gobierno diciendo que los contubieron, hicieron por contenerlos ; puede inspirar los libertos el temor de ser espelidos atacados, y de aqui la necesidad de defenderse, y de buscar defensores libertando sus hermanos. Por consiguiente, una obra en que no solo se ataca la esclavitud, sino que se presentan los derechos del hombre en toda su estencion, y se hace ver que corresponden la raza de color no menos que la blanca, es un vota fuego en tales circunstancias. Esto es en cuanto la obra, vamos ahora considerar lo que dice relacion sus traductores—Estos no van chocar con una clase sola de la sociedad cubana, sino contra todas, pues la familia mas pobre posee uno dos esclavos. Se esparcir la voz de que se ha publicado una obra para levantar los negros, y sin leerla, empezarn maldecir sus autores. Pueden los amos no ser muy prudentes, y las maldiciones pueden ser oidas por los esclavos, que equivocadamente creern que el negocio es cierto, y colmarn de bendiciones los que creern heroes de su libertad. He aqui el peligro. Al primer movimiento de los negros en un ingenio para evitar la crueldad de un mayoral, se le dar caracter politico, y se dir tienen la culpa los autores de esa obra infernal —Si el gobierno quiere deshacerse de alguno de ellos, la obra presta merito para una medida gubernativa por lo menos ya quedan marcados, y puede decirse inutilizados—Y no es este un mal terrible? Estamos muy lejos de aconsejar un temor hijo de la cobardia, pero es nuestro deber aconsejar una precaucion hija de la prudencia. Un sacrificio inutil en la vida social es un triunfo para los sacrificadores, que no honra a la victima. Y qu dirmos cuando el sacrificio puede dar origen otros muchos igualmente inutiles? Nuestra opinion es que el mal debe curarse en su origen, debe ocurrirse al gobierno Supremo con una representacion energica para conseguir que declaren piratas los diabolicos traficantes, y se mpongan otras penas y no flojas los compradores de los negros.—No se debe hablar ni una palabra de libertad porque se alarman y no conceden nada. Debe tratarse solo de aumentar la poblacion blanca, y concluir el trafico de negros Estas dos medidas preparan el campo, y abrevian el trmino de la esclavitud de los negros, que de otra suerte no tendr fin a menos que no sea con la destruccion de los blancos. Esto es lo que debe pedirse casi con seguridad de conseguirse del gobierno y sin comprometerse nadie; y asi aconsejamos que esto sea lo que se pida: medios y franquicias para aumentar la poblacion blanca y destruir el trafico de negros Bien conocemos que esto no es todo lo que debe ser, pero es

PAGE 375

DOMINGO DEL MONTE / 371 / 371 / 371 / 371 / 371 todo lo que puede conseguirse. Al gobierno toca tomar otras medidas como declarar libres los que nacieren en adelante, y otras de plazo mas corto. Deseamos que nuestras observaciones no disgusten unos amigos que por tantos ttulos aprecian. Felix Varela y Thomas Gener. Nota A consecuencia de esta carta, los traductores desistieron de la publicacion en los E. Unidos de dicha obra de Mr. Charles Comte, “Trait de Legislation”, mejor dicho, del libro V. de ella, que trata especial y estensamente de la esclavitud. Pero el D.r d. Manuel Gonzalez del Valle indic d. Sirven, joven catalan de orgen, que escribiese Barcelona, alumbrando algun editor la idea de traducir y publicar la obra completa de Comte, seguro de que tendria salida toda la edicion en la Habana. Asi sucedi, y D.n Antonio Bergues la tradujo y la imprimi en su casa. Los primeros ejemplares se vendieron en la Habana 11 p.s f.s: los ltimos se dieron 3 y aun la mitad mnos. Ni el gobierno ni el pblico par un momento su atencion en el libro, que se anunci por los diarios, y se vendi en las librerias publicas de 1a Habana y el resto de la isla. Los estudiantes de derecho fueron los nicos que la leyeron: en muy pocos de ellos prendieron las ideas del publicista frances. D. d. M.CCV CCV CCV CCV CCVAl S.r D.n Luis Feit Oficial de correos pa. entregar remitir al S.r Lic.do D.nDomingo del Monte— Habana. S.r D.n Domingo del Monte. New-York 13 de Sep.bre de 1834. Mi muy querido amigo: que desgraciadas son las cartas de Vmd! La de 7 del pasado, que el Dromo debi traer, no vino sin por el Columbia que lleg pocos dias ha; y su anterior de 3 del mismo mes, que puso Vmd bordo del bergantin espaol S.n Vicente, no me la han entregado hasta

PAGE 376

CENT"N EPISTOLARIO 372 \ 372 \ 372 \ 372 \ 372 \ hoy. En esta me dice Vmd que principios del ao me envi dos ejemplares de las Rimas americanas, uno pa. Leonardo y otro pa. mi; y como no los hemos recibido todavia, esta es otra prueba de lo que he dicho, que son desgraciadas las cartas de Vmd. El ejemplar que de dichas rimas me ha mandado Vmd ahora pa. ntro Jos Ma.74 me lo llevar cuando salga de aqui, porqu con fcha de 25 de Julio me particip dicho amigo, que esperaba llegar su ptria tan pronto como yo, y yo espero estar en ella antes que se acabe Oc.bre, que ser cuando me contraer de palabra los puntos mas graves de las referidas cartas de Vmd. Por ahora bstele saber que le llevar la vida de Colon de W. Irwing; que si no le llevo la philosophie du droit, ni les leons du droit de Lerminier, ser porque no se encuentren aqui cuando me vaya, como no se encuentran ahora; que le suscribir al Petit Courrier des Dames, y que entregar Pepilla Alfonso todo lo que me pida para zapatos y botines de la Rosita de Vmd. Por lo que toca la C.ta, la arreglaremos cuando nos veamos; y entretanto si Vmd y su mitad son felices, son lo que les desean cordialmente sus sinceros amigos Guadalupe y Thomas Gener. P. D. Ayer firm la carta que ntro D.n Felix escribi al D.r Gonzalez del Valle acerca de la consabida traduccion.CCVI CCVI CCVI CCVI CCVIAl Ldo Dn Domingo del Monte Matanzas Habana 15 de Setiembre 1834 Mi querido Domingo: han salido al cabo mis poesias76 luz, y por Dios q.e me parece q.e ahora se ven menos q.e cuando estaban en las tinieblas. Algunos con cuya suscripcion contaba, dicen qe, q.e van hacer con ese papelucho? Otros q.e yo tenia por suscriptores de obligacion, se me han negado, y en fin, las poesias permanecen estancadas despues de 74.Jos Mara Heredia. 75. Poesas del Bachiller Alfonso de Maldonado Habana, Imp. del Gobierno por S. M. 1834. Es la primera de las colecciones de poesas publicadas por Ramn de Palma.

PAGE 377

DOMINGO DEL MONTE / 373 / 373 / 373 / 373 / 373 tanto alboroto, como un poco de agua q.e ha dejado el mar entre los arrecifes al retirarse la marea; es menester q.e agite V este mar del mundo, amigo mio, para q.e llegue de nuevo donde esta el charco de agua, y lo arrastre su centro para q.e haga papel en la borrasca. Si V no tiene poder para alborotar las olas, quedaran mis egemplares como el charco, sin movimiento, pues ellos no tienen virtud ninguna para ir buscar los compradores, y estos, si no los compelen, parece q.e tampoco tienen intencion de menearse. Diga V algo, amigo mio, pero q.e duela, unq.e se venguen despues conmigo, porq.e mejor quiero q.e me desuellen, pues asi ganar al menos algun escarmiento, q.e el q.e me miren con tan poco caso. Creo q.e he dicho lo bastante, V dispensar q.e me haya espresado tan clarito, pero estoy apurado, y yo no solicito elojios, aunq.e V me los ha prodigado tantas veces sin pedirlos, sino alguna produccion original de su encantadora pluma, q.e sabe darle novedad todo, y q.e mueva gastar su dinero los curiosos en beneficio de un poeta q.e est en visperas de sufrir una quiebra literaria—A Dios Ramon de PalmaCCVII CCVII CCVII CCVII CCVII[Habana] Setiembre 19 de 834 Querido Domo: no he querido escribirte hasta ahora, por no hablarte de la pendejada de Moris, pues en los primeros dias de su arrepentimiento, estaba muy incomodado, y tal ves me hubiera ecsedido si te hubiera dicho algo de la indiferencia con q. miro el comprometimiento de todo sus amigos. Quien habia de creer q. al dia siguiente en q. te hizo venir de Guanabacoa, para q. le consiguieras las cuarenta onzas, y despues de conseguidas, habia de salir el honrado Esteba conque ya no podia ir, y por asuntos miserables de familia, de la q. nada se le pegaria Esteba, si no se identificara con ella, como parece q. quiere estarlo por lo q. tengo un gran sentimiento. Dn. Clemente sigue con sus cortecias, y cada vez mas enfatuado con la amistad de su protector, el cual se ha dignado darle una certificacion de q ha asistido su tribunal durante todo el ao de su alcaldia, con lo q. cree Clemente q. le han de dar un grande empleo en la corte,, y esta muy contento. Dios le conserve su alegria. Te mando una carta q. me dio ayer pa que te la incluyese. Dile Pepe q. hoy mismo le lleve su casa nueve egemplares, de las poecias de Palma y me encontre sin el;

PAGE 378

CENT"N EPISTOLARIO 374 \ 374 \ 374 \ 374 \ 374 \ pero q. le encargue Da Silvestra q. se las remitiera en primera ocacion. El D.r Valle esta un poco malo y hace dias q. no viene por ac; ni el ni yo hemos todabia rompido los fuegos con Moris para hablar de su ensuciada, pues para todo se necesita tiempo, y mas para hablar de asuntos tan delicados con un amigo: pasalo bien y manda en tu afmo Domo76CCVIII CCVIII CCVIII CCVIII CCVIII Sr. D.n Domingo del Monte. Habana 20 de setiembre de 1834. Muy Sr. mio y amigo: el Dr Valle acaba de leerme una carta de V. en que se queja de mi silencio y me juzga capaz de olvidarlo, y pesar de no haber mejorado el estado de mis cosas, quiero probar V. que le tengo muy presente y en mucho aprecio escribiendole sin perdida de tiempo. Despues de haber concluido todas las diligencias necesarias para principiar el curso de lgica, y con ellas las indispensables cualquier individuo que llega por primera vez una ciudad en donde ha de vivir algun tiempo (que todas ellas como V. sabe tienen, mucho de variado y molestisimo), asist el 15 la clase abierta en el colegio del Sr. de Pieiro,77que est encargada D.n Fran.co Cmpos. Ya me creia sin tener que esperar contratiempos y daba gracias Dios por haber principiado mis queridos estudios, cuando sucedi lo que nunca hubiera temido: la clase de lgica no poda continuar por el corto nmero de estudiantes. En virtud de esto me vi con el Sr. de Guerra, quien me dijo, que no debia de aprender lgica hasta concluir primero el estudio de la fsica y el de las matemticas, (que poda hacer la vez), que en seguida me dedicase la lgica y una de las lenguas vivas, y luego pasase al derecho. Comuniqu el proyecto al Dr. y le da V. traslado, y aunque pienso comenzar la fsica y las matemticas el lnes con la opinion del Sr. de Guerra y la tanca del Dr., suplico V. que no olvide el traslado de este, ni mis deseos de oir siempre el parecer de V. El Dr. est muy contento de la prohivicion absoluta del juego, y V. debe participar de nuestra comun alegria. Sin embargo de su bondad, 76.Don Domingo Andr. 77.Padre de Enrique Pieyro.

PAGE 379

DOMINGO DEL MONTE / 375 / 375 / 375 / 375 / 375 nada habremos adelantado, antes bien perdido mucho mi entender, si al que tuvo valor para dictarla faltase energia para destruir las fatales consecuencias que de aqui pueden resultar. Demele V. muchas memorias al Lic.do y que se venga por ac, consolar—la jven triste que por l suspira—y mande su muy att.oserv.r y am.o q. b. s. m. Pedro J. Guiteras.CCIX CCIX CCIX CCIX CCIXSeor D. Domingo del Monte Matanzas Seor Don Domingo del Monte Habana y Setiembre 20 de 1834. Muy seor mio: Por lo que me toca de la que V. dirigi mi hermano con fha 13. del corr.te, y deseando satisfacer sus deseos esplicar en esta lo que he leido en hasta la presente, que, ya por su novedad, ya p.r su contrariedad con lo que he estudiado, me haya hecho mas impresion. Del primer capitulo de dha obra saco en limpio, que el analisis es el nico medio de conocer y encontrar la verdad, lo que no es nuevo, segun lo confiesa el mismo autor; pero que si lo es la aplicacion que trata de hacer de 1 al estudio de la moral y de la legislacion. Contra la opinion de casi todos los telogos de las religiones, de algunos jurisconsultos y filsofos que se oponen dha aplicacion; unos y son los primeros demostrando con sofismas que trastornarian las costumbres y las religiones, y otros haciendo ver con engao que ningunos adelantos se conseguirian en las ciencias morales, convence que solo religiones malficas destruiria, y que como ha hecho progresar la lgica, ciencia moral, y la Economa poltica, ntima aliada de la Jurisprudencia, as tambien esta bajo sus auspicios debe hacer adelantos de consideracion. Pero asi como el mtodo analtico bien aplicado produce efectos saludables; cuando se aplica mal cuando no se hace bien, produce males incalculables. Entnces resultan los sofismas, las hiptesis y teoras descabelladas. Un mal analisis esparce una luz falsa que presenta los objetos de un modo distinto de lo que son; uno verdadero al contrario, nos hace ver las cosas como son realmente: un analisis falso es para los pueblos lo que para los viageros uno q. trastornase las inscripciones que denotaban que punto conducian cada uno de los caminos de mu-

PAGE 380

CENT"N EPISTOLARIO 376 \ 376 \ 376 \ 376 \ 376 \ chos que cruzasen, este hombre haria un gran perjuicio, pues los viageros engaados irian lugares sin salida no conocidos; pero un buen anlisis para los pueblos seria lo que para los viageros uno q.e entre muchos caminos que se crusen pusiese inscripciones verdaderas del punto que cada uno condujera. Pero ni en el primer caso, el que emplea el anlisis inventa crea el modo de dirigirse la perfeccion la decadencia, como en el segundo el q.e pone las inscripciones no crea en el camino, ni los motivos que cada uno tenga pa. viajar. Entre los individuos que reprueban la aplicacion del anlisis se cuentan infinitos que quieren gobernar al hombre por su conciencia “Llaman conciencia una guia infalible que suponen en l capaz por si sola de darle conocer si una accion o institucion es buena mala.” Esta definicion es falsa, lo que probar. Primero, si la conciencia es comun al gnero humano, dada una accion una institucion todos deben juzgar de ella del mismo modo; esto no sucede as, porque veo que yo, supongamos, juzgo por buena la instalacion de crtes, y otro dice que trahe la ruina de la nacion, luego queda contrariada la opinion. En esto, se observa tambien que la q.eesos llaman conciencia parece mas bien un producto del estudio y de la educacion que una facultad del alma. En segundo lugar, los mismos que afirman que existe la conciencia en el sentido dho, obran de un modo contrario lo q.e piensan, pues si tienen hijos, los vemos inspirndoles desde la cuna amor toda clase de virtud, aversion eterna al vicio, si son sacerdotes manifestando en el plpito sus oyentes la bondad de la religion q.e profesan. Lo que demuestra que desconfian de la infalibilidad de esa guia interior cuya existencia afirman con ahinco. Si fuese dable que existiera tal principio, las naciones se conservarian hoy en dia en el mismo estado salvage que en su principio, las artes ni las ciencias hubieran llegado al lugar distinguido en que se hallan, toda hubiera quedado inmvil. Conciencia verdaderamente si se ha de admitir la palabra es el principio innato en el hombre que lo induce amar lo bueno y aborrecer lo malo, no como algunos dicen a juzgar con exactitud de lo bueno y de lo malo. He aqui espuestas, como lo permiten los estrechos limites de esta, algunas ideas contenidas en los primeros captulos de Comte: el lenguage ser fatal, como obra mia; pero supla mis conocim.tos la buena voluntad que profesa V. Jos Z. Gonzlez del Valle

PAGE 381

DOMINGO DEL MONTE / 377 / 377 / 377 / 377 / 377CCX CCX CCX CCX CCXHabana 23 de Setiembre de 1834. Mi amado Domingo: harto convencido estoy de la mucha amistad q.e V me tiene, y sobradas pruevas he recibido de ellas y aun mas tal vez de las q.e yo merezco; asi es, q.e jamas le he reservado V el mas escondido sentimiento de mi corazon, ni he tratado nunca de alcanzar su indulgencia usando del disimulo, con mas claridad, de hipocrecia Muy negras instrucciones parece q.e le han dado V de mi conducta, pues de otro modo no creo q.e hubiese llegado V dudar de mi natural franqueza, y supusiese el ruin sentimiento en mi de querer conciliar el aprecio de la gente honrada, con las brutales inclinaciones q.e me arrastren a la prostitucion y el desenfreno. Yo creo qe, como cada hombre, estoy dotado de pasiones q.e muchas veces no podra dominar mi razon ni mi virtud, mucho mas, cuando he tenido q.e combatir con ellas sin solidos principios en q.e apoyar mi entendimiento, destituido de instruccion, y sin egemplos evidentes q.e me sirviesen de Norte en mis estravios. No pretendere por esto conehestar mis faltas, ni lo he pretendido nunca: jams he pedido disculpas, sino perdones. Y V ha llegado dudar de mi buena f, Domingo? Yo comprendo muy bien q.e el obgeto de V es llevarme por el buen camino, pero V ha llegado creerme enteramente descarriado, y echa mano de los ultimos recursos, copio un anuncio cierto, de q.e apurados estos, es ya preciso dejarme abandonado. Aunq.e asi fuese, Domingo, yo siempre lo amaria V, y trataria siempre de seguir el sendero de la virtud, pues tal es la profesion de mis principios. Le confieso V francamente q.e cuando tengo mi conciencia limpia, me repugna entrar en justificaciones; pero V duda de mis sentimientos, y aunq.e con alguna desconfianza de ser creido, quiero hacerle V una resea de mi conducta. Cuando habl con V en casa de Pep, las razones q.e le d V aunq.eno eran solidas ni convincentes, pues yo no discuto q.e las haya para provar ninguna falta, no por eso dejaban de ser ciertas, pues ya q.e no podia remediar el mal primero, queria aprovechar alguna ocasion plausible, temiendo q.e esa muger, por lo mismo q.e V la cree tan soez y descarada, no quisiese vengarse con algun escandalo de mi desprecio. La circunstancia de vivir en la esquina de mi casa, y de tener q.e pasar yo por la suya irremediablemente todos los dias, les daban mas importancia mis temores, pero ya sin escandalo ni violencia todo se ha concluido, y no tengo con ella ninguna clase de relaciones. Al presente paso el dia ocupado en mis estudios, o en la compaa de Valle y Do-

PAGE 382

CENT"N EPISTOLARIO 378 \ 378 \ 378 \ 378 \ 378 \ mingo Andre, y por la noche estoy en casa de Pepe de la Luz—Acebal— u otra familia reputada por desente y de honradez; alguna ocasion en el teatro, y otras en mi casa. Esta es mi vida, y estas las personas con quienes trato. Aunq.e conozco muchos hombre, de todas condiciones y principios, trato cada uno como debo, y mas severamente quizas de lo q.e la urbanidad permite. No tengo comunicacion con daifas ni rufianes, y ni aun amores tengo de ninguna clase, y tan lejos estoy de ser querellista y pendenciero, q.e hasta mi exaltacion natural se ha resfriado. Tal es el orden de mi conducta, y estoy dispuesto hacer todas las reformas convientes, conforme al plan q.e V me traze: pero mi, y solo mi, dirija V sus correcciones. Alaba V en sus cartas mi talento, y quiere ponerme estudiar con un nio q.e todavia tiene en los labios la leche q.e ha mamado, y solo sabe aprenderse de memoria su leccion del Alvarez, algun trozo de No repruevo esto por presuncion, sino porq.e yo tengo necesidad de instruirme, y ese nio aun est muy tierno para q.e lo instruyan. Tiene V derecho para disponer de mis poesias, como lo tiene para disponer de mi, y le agradezco infinito, el q.e le haga V presente tantos ilustres literatos de mi obra, sin el cual motivo nunca hubieran tenido noticias de mi oscura vida. Si no tiene V bastantes egemplares en su poder, aviseme para remirselos en la primera oportunidad. Pongame V los pies de Rosita, q.e si algun dia viene establecerse aqui, no infestar ya su atmosfera, con el aire corrompido q.ehaya respirado junto a esa miserable, y tal vez desgraciada prostituta. Pase esta frase como poetica, Domingo, pues yo me complazco en creer q.e nunca me cerraria, V sus puertas, ni sus brazos, ni me negar su apoyo y sus consejos, si llegase a verme tan perdido y desgraciado; pero yo espero q.e nunca someter la amistad de V tan triste prueva. A Dios querido Domingo; y nunca deje V de amar su leal, franco, sencible y veraz amigo Ramon de Palma P D. Gabito ha publicado en el Noticioso un breve articulo sobre mis poesias,78 si V no lo ha visto, se lo remitir en otra ocasion. 78.En el Noticioso y Lucero Habana, 18 de septiembre de 1834, se public este artculo, bastante breve en verdad, firmado El Parlanchn o sea don Francisco Gabito, escritor natural de Mjico, segn Calcagno.

PAGE 383

DOMINGO DEL MONTE / 379 / 379 / 379 / 379 / 379CCXI CCXI CCXI CCXI CCXISr. D.n Domingo del Monte. MatnzasHabana 2 de Octubre de 1834. Muy Sr. mio y de mi mayor aprecio: aunque tenia pensado escribir V. despues de haber cumplido sus deseos y los mios de ver los Sres. Oses, Moris, y Andr, aprovecho la ocasion de estar mnos ocupado hoy jueves con mis estudios para contestar su grata del 25 del pp.do Efectivamente, aun no he visitado los Sres. amigos de V., pero en cambio de este disgusto participo V. que el sbado en la noche habiendo dicho la Srta. hija de Copnger al Sr. de Andr que yo debia visitarle por encargo de V., se anticip este apreciable amigo, y tuve la satisfaccion de pasar con l un rato muy delicioso. Hoy fu casa del Dr. para que acordaramos cuando debiamos ver los Sres. Oses y Moris, y por desgracia habia salido. V. desea saber donde vivo, quienes son mis compaeros de estudio, y cuales las casas que frecuento; y me atrevo asegurar que la respuesta de tan amigables y para mi gratsimas preguntas llenar V. de contento. Mi casa es un cuarto alto de la en que habita la Sra. de Copnger, y en el vivo sin mas compaia que mis libros: el elegido por compaero de estudio es el jven matancero D.n Jos B. Campuzano que ha venido esta ciudad con grandes deseos de aprender, jven recomendable, y que cuento en el numo. de mis buenos amigos: y las casas que frecuento cuales sern, amado Sr.? la Sra. esposa de Inclan, hermana del Dr., y su familia; las Sras de Heredia, de Matamros y de Costles; y los amigos de V. He aqui el reducido numo. de familias que visito y con las cuales veo colmados de placer los instantes que paso entre ellas. Estos serian mas frecuentes si mis estudios no me tuviesen ocupado la mayor parte del tiempo; pero aunque tardios, no por eso dejan de producir todo el buen efecto que V., amigo mio, desea. No deje V. de dispensarme sus consejos cada vez que guste: yo los necesito mucho; que soy joven, y vivo en el mundo, hurfano y sin guias, y est V. seguro de que seran puestos en ejecucion al punto que sus cartas lleguen a mis manos: recomiendele V. esto muy particularmente al Dor. Nada me dice V. de mi querido Lic.do que? tendr enojo de no haberle dicho—adios? Yo suplico V. se encargue de mi defensa, pues sabe que le amo mucho. Sirvase ponerme los pies de la Srta. Rosita, y mande su verdadero amigo Pedro J. Guitras.

PAGE 384

CENT"N EPISTOLARIO 380 \ 380 \ 380 \ 380 \ 380 \CCXII CCXII CCXII CCXII CCXIIHabana 2 de Octubre de 1834. Mi queridisimo Domingo: sepa V q.e yo tenia matriculados tres cursos de derecho, y q.e al presente estoy estudiando el cuarto; verdad es q.e no por esto tengo conocimientos ningunos de jurisprudencia, pero me propongo adquirirlos y estoy estudiando ahora con el mayor empeo. Yo he sido el principal promotor de una academia q.e hemos formado entre Valle, Andr, Moriz, Sarraga y yo; y en nuestras vastas miras entra no solo el estudio de la legislacion en general, sino el de la historia, y el de la literatura. El martes tuvimos la primer rececion, leimos un capitulo de Benthan, al cual hemos tomado por testo, y se discutio largamente sobre su asunto. Le confieso V q.e casi hemos procedido a tientas en el plan de nuestra academia. Al principio habia una gran divergencia de opiniones. Andr, Moriz, y aun Valle, pensaban q.e debiamos empezar por el estudio de la economia polita, pues decian q.e esta ciencia es el fundamento de toda legislacion, la unica positiva, y la mas necesaria para el siglo 19. Sarraga y yo opinabamos q.e debiamos comenzar por el estudio de la jurisprudencia; y en mi particular creo q.e sin el conocimiento de esta ciencia, no solo es nula la economia politica, sino q.e me parece impracticable el estudiarla con provecho. Yo espuse estas razones, y aadi, q.e la jurisprudencia abrazaba otros ramos q.e ninguna conexcion directa tienen con la economia, q.e siendo una ciencia mas vasta, y q.e ofrece tantas dudas y dificultades, debiamos dedicarnos de preferencia ella, y q.e esto no estorbaba, q.e al paso q.eestudiasemos las leyes, les hiciesemos aplicacion de los principios de economia, pues no solo son faciles de adquirir estos principios, sino q.ehay mil autores q.e los traen enlazados con la legislacion, y alegu en suma, q.e yo tenia necesidad de estudiar la jurisprudencia antes q.e todo. Se siguio este partido mas por mi conveniencia q.e por convencimiento, y como yo soy de opinion tan distinta ellos, le he querido manifestar V todos estos pormenores para q.e me diga cual es su parecer. Domingo Andr tiene tal fanatismo por la economia politica, q.e todo le encuentra aplicacion, basta al acto de darle garrote a un asesino. Yo no apruevo la pena de muerte, y creo tambien por otra parte q.etodas las ciencias tienen enlace hasta cierto punto, pero me parece q.ese debe distinguir entre la moralidad y la utilidad de una ley. Vamos a examinar esta accion, y asi deslindaremos los limites hasta donde tiene la economia jurisdiccion en ella. Ningun hombre puede quitarse la vida, dice el moralista, luego tampoco puede dar derecho nadie para q.e se la quite, y asi es q.e esta institucion social no tiene otro apoyo q.e la

PAGE 385

DOMINGO DEL MONTE / 381 / 381 / 381 / 381 / 381 fuerza, y de ninguna manera es justa—Hasta aqui la moral—La vida del hombre es util la sociedad, dice el economista, asi es q.e pudiendo convertir a un holgazan o un asesino, en un hombre laborioso y bueno, es un perjuicio quitarle la vida. Me parece q.e el modo de calcular de ambos es bien diferente: sin embargo, de una misma accion sacan sus deducciones el moralista y el economista, y por eso he dicho q.e todas las ciencias se tocan hasta cierto punto, pero de aqui no se infiere q.e la legislacion es economia, ni q.e la economia es moral. Llevando las deducciones aun mas adelante, diremos; para hacer un hombre asesino util, sera necesario plantificar un establecimiento, este establecimiento debe estar en un edificio, para hacer el edificio se necesita saber arquitectura, para trazar el plano es menester saber geometria, ya vemos hechar mano al legislador de todas las artes, y por esto sera la legislacion arquitectura ni geometria? Me parece q.e me esplico—he? Ahora en cuanto al metodo q.e seguimos tampoco me parece el mas exacto, pues yo no queria sugetarme ningun sistema, y ya sabe V q.e cuando se toma un autor por testo, es menester identificarse con el, pues de otro modo me parece q.e no pueden aprovecharse sus doctrinas. Mi plan era q.e estudiasemos por materias, consultando cuantos autores pudiesemos para sacar lo q.e nos pareciese bueno de cada uno, pero sin sugetarnos ninguno. Ellos dicen q.e esto es muy trabajoso y de poco provecho. La esperiencia nos enseara lo mejor. Favorezcame V con. sus luces—Adios Ramon de Palma Despues de concluir mi carta, se me han ocurrido otras observaciones sobre el egemplo de la pena de muerte. Me parece q.e la economia politica es una ciencia de teorias y de adorno puramente, para los particulares, al paso q.e la jurisprudencia no solo es practica, sino del mayor provecho en la sociedad. De q.e le vale un individuo saber q.e la pena de muerte es perjudicial, si nunca puede hayarse tal vez en disposicion de abolir esta ley?, maxime cuando es necesario derrocar todo el edificio, moral de una legislacion para hacer tales reformas. En Espaa por egemplo, cuanto trabajo no costaria el establecer semejantes instituciones. De aqui deduzco tambien q.e la economia es una ciencia de circunstancias, y q.e aun los mismos q.e se hallen la cabeza de las republicas, tendran q.e amoldarse la situacion, y no habiendo principios ciertos en la economia, me parece q.e tiene muy mal aplicado el nombre de ciencia. No quiero decir por esto q.e sean inutiles sus conocimientos, sino q.e me parece improvo el hacer un estudio formal de sus principios, cuando de nada pueden servir sin el talento y la esperiencia para saberlos aplicar,

PAGE 386

CENT"N EPISTOLARIO 382 \ 382 \ 382 \ 382 \ 382 \ y este talento y esperiencia no se adquieren, sino con el estudio de las leyes q.e han regido los pueblos, y con el examen profundo de la historia. En el mismo caso de la pena de muerte la jurisprudencia nos serviria mucho, pues en las mismas leyes se encuentra defensa para los criminales, y en vano declamariamos contra los perjuicios de una institucion, sino alegavamos los derechos q.e podian defender en tal conflicto al acusado. Todo esto quiere decir q.e la jurisprudencia nos es por todos titulos necesaria, y la economia n—Vale.CCXIII CCXIII CCXIII CCXIII CCXIIIDn Domo Delmonte Matanzas Octubre 6 de 834— Querido Domo: tengo la vista la tuya del 22 del pasado; no te la he contestado mas antes porque he tenido mucho, q hacer, y q escribir largamente pa Espaa. En lo de Moris no hay mas bucilis sino q no le dio la gana de ir y echo rodar comprometimientos y relaciones, tanto q aun todabia no se atrebe discurparse, y el otro dia cometio la debilidad de decirle Oses, q no se le habia presentado porque estaba muy abochornado. Te agradesco infinito el combite q me haces para q vaya comer contigo un dia, no lo he mirado con indiferencia como le dices Moris, sino q estando ocupado en los dias de trabajo es imposible emprender ese viage y asi lo dejaremos para cuando vengan dos tres dias de fiesta, pa. la pascua. Erice me escribe y me encarga q te de las gracias por las buenas relaciones q le emos proporcionado con las q esta sumamente contento. Garai traido la fatal noticia de q te quieren sacar sindico en esa pa los dos aos entrante; mira si te ban enganchar con ese juego; la sindicatura en la Haba. desempeada picaramente no deja ni dos mil pesos, conque q sera en esa pobre ciudad. Ademas V. esta comprometido venir desempear la secretaria de la sociedad patriotica, por lo cual se esta trabajando terriblemente y con muchas ventajas, y asi hablame claro sobre el particular tuyo D79 79.Don Domingo Andr.

PAGE 387

DOMINGO DEL MONTE / 383 / 383 / 383 / 383 / 383CCXIV CCXIV CCXIV CCXIV CCXIV toSbre. /3. 1834 Principe. Querido Dumon: tengo el gusto de tener 3. tuyas en mi poder, i con ellas recib la carta rasgada, de Carlota Ruiz, la filosofica satira contra el juego, la q.e no se ha reimpreso p.s la Gaceta80 no es bastante publicar los insignificantes acuerdos de las juntas de Caridad, i demas disposiciones del Gobo., mejor dir del desgobierno, de lo q.e luego te hablar: po tengo el disgusto de no poderte escribir con la detencion q.e yo quiciera p.s tengo mucho q.e hacer.=Tengo en la imprenta, mas del Rabula esperando ocasion, el juicio critico de las Rimas,81 q.e se publicar sin los egemplos. Te mando la adjunta R.l rden q.e encontr dias pasados, i q.e quizas podr servir algun da; ser bueno q.e circule? si lo crees mandasela al D.r movimiento .=Tambien te va la carta de Salustiano.82 =La noticia q.e me das de Coppinger sea de su gravedad es incierta p.s l est en Santi-Espiritu inmpavido dando aceite los Colericos de ese punto=Te agradecer que mandes la defensa de Gallardo83 hecha p.rSalustiano, si la tienes: q.e se han hecho los Ecos q.e me dijo Angelito84 q.e me mandaba? No seas ladron.=Veo q.e no v Moris85 con D.nJuan que tal es Garay?=Si no hubiera Sido p.r celebrar la estincion de un vicio con otro, me hubiera emborrachado el dia qe. le el bando de proivicion del juego, po. en honor de la verdad, te dir q.e parece q.etengo hecha madre contra el juego p.s me alvorot, i paresia borracho p.s cuantos veia, les hable del asunto llevandome de refilon todos los jugadores; porque ya p.a q.e no cuenten conmigo (p.s me querian catequizar) me he quitado la mascara i como ya no soi vicita de cumplimiento, les motejo el vicio todo el q.e me oye; y me rio con algunos, q.e son tan miserables, q.e p.r q.e saben q.e no me gusta el guego, queriendome contemplar, me ocultan q.e juegan, i asi me dan derecho q.e les apriete la mano.=He hablado con Pichardo sobre el pleito qe. 80. Gaceta de Puerto-Prncipe 81.Las Rimas Americanas 82.Don Salustiano de Olzaga. 83.Don Bartolom Jos Gallardo. 84.Don Angel Iznardi. 85.Don Esteban Moris.

PAGE 388

CENT"N EPISTOLARIO 384 \ 384 \ 384 \ 384 \ 384 \ le mandastes, i hemos quedado en q.e me avisar cuando debo emplear mi influjo: cuenta con mi proteccion Ya tu habras recibido una mi en q.e te pedia poderes p.s la Asesoria es mui poca cosa pa. vivir como Dios manda la gente de mi calidad i la de Gabriela: pens tomar p.r Abogado acompaado, p.s yo ni puedo firmar, ni ir estrados; p.s el caracter de Asesor no me lo permite, Pichardo, po. haz de saber q.e me he informado de q.e no llenan sus defensas i asi, me he arranchado con un tal Morilla, joven pobre (Dominicano) i q.e tiene mucho talento, i es mui buen Abogado: este har las defensas, p.s no quiere quedarse oscuras en ese negocio; estando yo instruido del asunto, i el escrito se har, i el asunto se dirigir vajo la direccion de los dos: mas yo tengo el caudal de relaciones, el q.e hemos graduado con la ayuda de mis conocimientos en la mitad; i el otro p.r los suyos el trabajo material en la otra mitad, asi, lluevan poderes pa. bien mio i engrandesimiento de la Isla.=A Monteverde86 no lo he escogido porqu tiene en el foro un estilo romantico, sumam.te oscuro, i no gusta: el Reg.te, dice, q.e el le encargaria Monteverde un poema po. de ningun modo un alegato, i tiene razon.=Te mando la lista de los nombres de muchas cartas q.e te he escrito: ¡q.e rabia me d el q.e se pierdan mis cartas! Los nombres son los siguientes= Dn. Salvador Quintero Saavedra, Da. Belen Morel i Sotomayor, D.a M.a Ignacia Zaldivar i Zayas Siempre se me ha olvidado decirte q.e tuve de Secretario intern estuve de Intendente, al virtuoso D.n Joaqun Morel, con q.n he hablado mucho de t; p.s recordars q.e vivi contigo: siempre me d memorias pa. ti: he quedado mui amigo suyo, p.s tiene mui buen juicio, i en su ramo es mui inteligente: tiene ecselentes ideas, i est aqu mui bien conceptuado.= q.e te hable del Colera me dices? p.a aya va aun q.e no quiciera hacerlo p.s me da Colera .=Desde el mes pasado est en Sati-Espiritu, donde ha hecho muchos estragos apesar de la receta de Vazquez del Aceite.=Desde qe aparesi el Colera en dicho punto, no sesan aqu las rogativas, proseciones, i toda clase de reunion de Iglesia; mientras tanto no se deja representar unos comicos q.e p.r su mal llegaron aqu, pa. evitar reuniones.=Hay un cordon de 50. hombres en medio del camino de Sati-Espiritu, i la Habana q.n la custodia.= Hay un lazareto=Se han nombrado ya medicos, curas, &a. p.r barrios, i hay porcion de juntas, po. no hay medio, ni gana de dar; i ya teniendo el colera casi en casa ( 6. leguas) no hay hospitales, ni cosa q.e se le paresca=El amigo Sedano es mui bueno po. con su demasiada bondad, i los 23. aos q.e lleva de Principe no sirve pa. nada siendo honrradisimo; me cago en su honrradez, p.s mas valiera q.e fuera un ladron, i supiera mandar, q.e no 86.Don Manuel de Monteverde.

PAGE 389

DOMINGO DEL MONTE / 385 / 385 / 385 / 385 / 385 el q.e hace todo el mal posible sin utilisarse l=El Colera dicen q.e fu introducido p.r unos regros bozales en Snti Espiritu los cuales no los quicieron recibir en la Habana, ni Trinidad de esta Isla i desembarcados p.r Vertientes, se han esparcido p.r esta jurisdiccion comunicando el contagio, p.s estan apestados, en varias fincas: uno de los dueos de una de estas se ha presentado, contra el amo de los negros, i tachando al gobierno p.r la apatia conque se ha manejado en este asunto: los negros infestados estubieron las puertas del pueblo, i el Gobo. los mand retirar una hacienda adonde ya han muerto negros, i luego reembarcar po. se obr con tal negligencia q.e hasta los 7. dias no se hizo esta operacion: i pa. donde cres tu q.e los han mandado? pa. Trinidad, y aunque los negros son bozales traen pasaporte como de una finca de Trinidad, es decir q.e estos infelices van infestar Trinidad.=En el pleito de daos y perjuicios, del amo de la hacienda en donde metieron los negros la fuerza los q.e lo venian conduciendo; provey de conformidad el Asesor del Gobo., el Gobernador Sedano no se conform, pas el espediente la Junta de Sanidad la q.e puso un acuerdo terrible contra la parte presentada i el Abogado defensor; este ha presentado un escrito p.a q.e se borre el acta de la junta: i esta ha nombrado de asesor Serapio Mojarrieta, q.e primero se le caer la mano q.e poner nada en contra del Gobo, as, el Abogado, i la parte llevaran fuete i mas fuete como se lo meresen p.r tratar asunto de esclavitud Estoi en este momento q.e me llevan los diablos. Adios hasta otro dia, q.e quizas podr hablarte mejor de mis amigos Sedano, q.e es mas pastelero del mundo lo mismo q.e el Procurador q.e lo creo perdido p.a el bien de la Isla. Espreciones de G. pa. Rosita dandoselas de tu amigo eterno T. 87No se si entenderas esta po. asi escribo de prisa, p.s tengo mucho q.ehacer en la Asesoria i en mi casa p.s G.a ya est en dias de parir mas estamos de mudada.=Es menester elogiar mucho Tacon=Yo le haria una Estatua machucando con un pi puales &a i demas atrivutos de los asesinos, i con el otro haciendolo lo mismo con las barajas &a. &a. po. le pondria un lunar en la frente con un letrero q.e dijera Saco =Dimele muchas cosas en la Aurora, mandalas pa. ac pa. reimprimirlas=Ya te habl de lo alegre q.e me puso la noticia de la ida de Saco: hasta en esto nos ha ido bien con Tacon p.s con un acto de despotismo nos ha hecho indirectam.te, 87.Anastasio Orozco y Arango.

PAGE 390

CENT"N EPISTOLARIO 386 \ 386 \ 386 \ 386 \ 386 \ i dandonos mui malos ratos, un gran bien i q.e nos habia de haber dicho q.ela Academia de literatura habia hacer tanto bien! sea el orgullo i malas ideas del Padre Juan!89 conserva la mesita redonda donde se hizo la representacion; i Rosita q.e me le d un beso la frente del q.e consivi el moyeeto=Sabes q.e le una composicion de Policarpo,89 i al concluirla esclame como el tonto de los cuentos de Torres, al oir la adivinanza de la Higuera ¡ Carajo eso es joder en mi tierra Corrgele Policarpo este defecto p.s se va haciendo mui obseno, i confunde la tierneza con el livertinage=¡Dios te d fuerzas pa. leer esta! De las poesias de Palma solo he vendido un ejemplar=Espreciones cariosas Tanco=CCXV CCXV CCXV CCXV CCXV Sor. D.n Domingo del Monte: [Santiago de] Cuba 23,, de Octubre 1834. Mi muy caro Domingo: con sumo placer he visto tu preciosa carta de 20,, de Septiembre ltimo, escepto el particular relativo a las modificaciones de mi Oda la Noche buena, que sospechas haberme desagradado nada mas que por no haberte manifestado mi aprobacion tus francas y juiciosas correcciones. Disclpote la injuriosa sospecha tan solo por que recuerdo que no puedes conocerme despus de una ausencia de catorce aos que dejamos de vernos, y en cuya poca yo no estaba formado enteramente, y tu ni aun empezabas formarte. Por lo mismo no puedes juzgar con acierto de mi caracter, hbitos y propensiones. Te hablo con toda la franqueza de mi corazon: la ciega predileccion por mis producciones literarias no es mi defecto dominante: ni podra serlo, sobre todo en las composiciones poticas, porque estoy bien seguro de que yo no soy de aquellos Quos eguns amavit Jpiter ......... Carezco del genio, del estro potico, y nunca ser mas que un mediano versificador, lo cual (tu lo sabes mejor que yo) dista mucho del poeta. Asi pues, sea dicho una vez por todas, tienes franca licencia para corregir, modificar, suprimir, adicionar en mis obras cuanto juzgues conveniente, persuadido de que, sin lisonja ni cumplimiento, reconozco con placer y con orgullo, por lo que me toca de tu sangre, la superioridad potica del Ber. Toribio Sanchez de Almodovar. 88.El Padre Juan Bernardo O’Gavan. 89.Jos Policarpo Valds.

PAGE 391

DOMINGO DEL MONTE / 387 / 387 / 387 / 387 / 387 Te remito, reimpresa en el menguado Redactor de esta Ciudad, tu brillante stira contra los rabulas. Siento que no est concluida: su lenguage valiente y fuertemente tinturado de la indignacion que te inspira la vil behetra de nuestro foro, la amarga y punzante irona de sus descripciones y otras varias bellezas de imaginacion y de estilo la hacen acreedora a recibir la ultima mano. Mis votos, como los de todos los amantes de la libertad y de la patria, acompaan al benemrito proscripto en su navegacion Europa. ¡Al cielo plegue que triunfe de sus enemigos, que son mios, los tuyos, los de nuestra deliciosa Antilla, los de la libertad del mundo! Llegue salvo y feliz, y resuenen sus justas quejas en la antigua Iberia prcsima regenerarse, y el nombre de Saco, insigne ya y muy caro en esta Isla, adquiera, pasando los mares, la justa y general celebridad que reclaman su favor sus bellos conocimientos y su probado patriotismo. El mio no ser desconocido (as lo espero) dentro de algun tiempo. Cuento, casi con seguridad, con ser electo procurador Cortes para la segunda legislatura: todo se me facilita para de aqu dos aos, en que seguramente no habr los obstaculos, mere accidentales y transitorios, que han frustrado aora cuatro meses mi eleccion. Entonces conocer la Isla de Cuba hasta donde llega mi absoluta consagracion la causa de los principios, al triunfo de la libertad y a la gloria de la Patria. Las ocasiones, las circunstancias, el movil del entusiasmo, el estmulo del ejemplo, la ambicion noble y pura de la gloria son los resortes mas poderosos, las causas mas inmediatas que desarrollan las facultades humanas. Acaso me engaar una imprudente confianza: pero yo siento en mi interior un presentimiento indefinible, una voz oculta que me dice que yo no ser enteramente inutil mi patria adoptiva, y que algo podr contribuir la victoria en la lucha actual de la sabiduria y de las preocupaciones, de la libertad y del feudalismo, de la luz y de las tinieblas. Doite de corazon el parabien por tu enlace, de que te muestras tan satisfecho. ¡Quiera tu buena suerte eternizar tu presente dicha, y recurdame tu cara mitad como uno de sus mas apasionados deudos! Mil carios Tia Rosa y los demas Tios. Por que no has entrado en algunos detalles sobre ellos y su actual posicion? Yo miro con inters esas relaciones, que me dan una idea de la situacion de tantas personas, que me son queridas. Toda mi familia ha agradecido tus recuerdos, y hazlos de mi parte Estevan Pichardo y Lorencita, contando siempre con la simpata de sentimientos inviolabilidad de afecto de tu eterno amo. y sobrino— Fran.co Muoz del Monte

PAGE 392

CENT"N EPISTOLARIO 388 \ 388 \ 388 \ 388 \ 388 \CCXVI CCXVI CCXVI CCXVI CCXVIMatanzas y Noviembre lo. de 1834. Mi querido Domingo: aunque no creo que, como yo, seas t flaco de memoria, porque tan feliz has sido que las veces se me antoja que la naturaleza al formarte, se puso antes de acuerdo con la fortuna para prodigarte ambas sus dones manos llenas, quiero sin embargo recordarte para que as tambien de mi te acuerdes, el encargo que te hice de los Dictmenes fiscales de Melendez que se han anunciado en la librera del judo Ramos, cuya obra he deseado siempre tener. Si por acaso encontrares alguna cosa buena en materia de legislacion, cmpramela y tramela. Y aunque V. rabie y d al diablo mi majaderia, voy pedirle otro favor que espero igualmente merecer de su notoria bondad y cortesa. Es el caso, mi buen amigo que, como V. no ignora, mi mala estrella ha querido que aquella jven de talle gentil me traiga nuevamente arrebatado, y yo en prueba del cario que le profeso lealmente pensaba regalarle un lbum con unos versos que proyecto componer en los dias de la prcsima pascua, llevando en esto el fin de estimularla, y despertar en ella el amor los libros para que asi pueda cultivar su corazon y entendimiento que se va quedando tosco y grosero, no por su culpa en verdad, sino por la de aquellos que la echaron al mundo. A V. pues le recomiendo que con eficacia me busque y me compre el album procurando que sea de lo mejor, cueste lo que costare, seguro de que todas las partidas de la cuenta seran satisfechas con puntualidad, sin dar lugar apremios de ninguna especie. Supongo que no te habras descuidado en ponerte al corriente de todo cuanto pasa por all, y as deseo tu regreso para que me comuniques buenas y malas noticias. El ex-Presidente de las Cortes estuvo visitarme ahora dos das y me dijo que en la semana entrante trataba de ir esa. No hay duda que es un hombre apreciabilsimo bajo todos sentidos y que Cuba ha recuperado una escelente prenda. Me ofreci hablar sobre Jos Mara90 con el General, si en la conversacion que tuviese con l se le presentaba oportunidad. Es preciso que nuestro amigo Valle no deje de visitarle, y que hagan lo mismo todos los amantes de la moral y de la libertad, su digna hermana. Crucet ha salido hoy para all, y se propone instarte para que vengas el mircoles.—Continuo dando pasos para redimirme de la Sindicatura, subrrogandote en mi lugar y, Deo volente, espero conseguirlo, sin embargo de que el S.r Crucet insiste en trabajar para que me 90.Jos Mara Heredia.

PAGE 393

DOMINGO DEL MONTE / 389 / 389 / 389 / 389 / 389 la echen encima, a pesar de mi oposicion. Si se habr figurado que mi resistencia no es sincera? A f que si tal ha creido, me conoce muy poco su merced. Por mas indirectas que le dirigi mi amigo Abreu sobre que deseaba ir la Habana y que solo me detenia el alegato de que me haba encargado, no se quiso dar por notificado. Paciencia y adelante, que para mejor ser. Haz un recuerdo de mi afecto Rosita, mi Sra, Da. Rosa, y los futuros novios. Di al Dor. Valle que me tiene muy olvidado. Al arrepentido Secretario del Sor. Procurador, a los Sres. Oseses, al Vate faoso y demas amigos haras una espresion cordial, y tu mi querido amigo divirtete mucho, y vuelve cuanto antes cumplir con tus clientes para que el malhadado Billon, deje tranquilo tu Colga Jos Miguel91Aqui amigo no se habla ya de otra cosa que de Cardenas y Crucet, y suelen ingerir al amigo Del Monte y al amigo Angulo, aunque se guardan bien de hacer denuestos fidalgos como nosotros—Has visto mi prenda? Dile mil ternezas de mi parte, que yo te juro Domingo, que no puedo olvidarla, y que ella siempre ser la compaera de mi vida, si algun dia me ayuda Dios y me proporciona con que unirme al Santo yugo.CCXVII CCXVII CCXVII CCXVII CCXVII to Principe 10 de Noviembre de 1834. Es probable q.e vaya esa de Gob.r Sedano: ya te hablar de l, i cuando vaya, si llega ir, har q.e te hagas mu amigo suyo, tiene talento, es honrradisimo, po. tiene un corazon mu vueno, p.s empastela mucho. Querido Domingo: recib la tuya del 26. i la Aurora en q.e hablan de Gener: te agradecer le hagas este solido Catalan una vicita en mi nombre, i dile q.e siento mas de lo q.e el se piensa el no poderle dar un afectuoso abrazo. No deges de mandarme el informe sobre arvitrios, i si te ocurre alguna otra cosa a mas de las capellanias p.r colar pa. proponerla como 91.Don Jos Miguel Angulo y Heredia.

PAGE 394

CENT"N EPISTOLARIO 390 \ 390 \ 390 \ 390 \ 390 \ arvitrio, p.s en este asunto puedo hacer lo q.e me d la gana tanto en la Sociedad como en la Intenda, as, mi plan es proponer un arvitrio q.esea el mas suave posible, q.e sea de utilidad pa. la Sociedad: dame tu opinion aun preguntale Gener si se le ocurre alguno p.s apesar q.ehace tiempo q.e falta de Cuba, mas sabe l de ella q.e muchos de los q.ese tienen p.r sabios q.e no han salido de aqu=No deges de escribirme sobre esto. Tio Andres92 me escribe una carta casi toda hablandome de t, de lo q.e ha estraado una tuya en la q.e en vez de decirle q.e empleo te gustaria conseguir en la Isla, le soplas una lista de Amigos pa. colocarlos, sin referirte t: ya yo le contest sobre esto, lo q.e conviene al caso. Dile Tanco q.e te diga francam.te si le puede venir algun perjuicio p.rmandarle mi correspondencia p.a q.e le ponga el cello de ( Franco ) no gravar mis amigos de la Habana con mi larga correspondencia. Haz q.e publiquen ah ese arto. de colera de J. de C. Castellanos, mandame uno dos n.s del periodico en q.e se reimprima. Gabriela sigue bien lo mismo q.e la nia q.e se bautizar maana, se llamar Juana (q.e nombre tan poco poetico); po. amigo mi madre se llam as, mi padre, quiero conservar su memoria. A Rosita q.e deseo q.e pasen estos 6. meses volando p.a q.e salga de su cuidado: q.e Gab.a nunca la olvida. Espreciones Tanco. Estrao mucho q.e no me hayas dicho q.e clace de pagano es el nuevo Tesorero de aqu Delicado. Cuando levante el vuelo de esas Cangregeras cualquier pagarraco se venga posar Camaguey, dime q.e clace de vicho es pa. saber el uso q.e he de hacer de l: este me viene recomendado p.r Bernardo Hechavarria, p.r lo q.e le he dado cuarentena hasta q.e tu me informes de lo q.e es. El Tesorero de aqu antiguo q.e va esa Morales es un viejo mu raro, mu topo, po honrradsimo, me quiere mucho, as, hasmele una vicita cuando llegue esa, cuando le metas el bidrio conoceras q.e poco puede dar de s; pa. contar dinero q.e era lo q.e haca aqu vale lo q.e pesa. Yo sigo mi marcha magestosa, es decir, amistad con todos, hacer lo q.e quiero, debo, el q.e no quiera q.e roa el hueso: al principio me encontr los empleados viejos un poco ariscos, con razon, entre llos Morales, po. los amans y ya son mis mejores amigo=Como siempre tu= T. 93 92.Don Andrs de Arango y Nez del Castillo. 93.Don Anastasio Orozco y Arango.

PAGE 395

DOMINGO DEL MONTE / 391 / 391 / 391 / 391 / 391CCXVIII CCXVIII CCXVIII CCXVIII CCXVIII[Puerto Prcipe] O.bre 20. [1834] Queridisimo Domo.: mu de carrera voi contestar la tuya del 6. p.s en este momento me avisan q.e tengo q.e asistir un remate q.e ha de ser dentro de media hora=Toda la familia buena=Gaba. esperando la hora=Sigue imperterrito i firme con las cartas del tio, contestale en la Aveja al canaya de Reyes94 p.r la mesela q.e hace de bueno malo en su artculo, principalm.te p.r la mentira q.e dice, de q.e aqu es contrabando la introducion de negros. Sobre esto el juego tengo aqu grandes debates con todo el q.e me biene la mano=Mandame la memoria de Saco sobre la trata de negros q.e salio en la Revista, pa. leersela algunos q.e me la piden aunque sean varios ejemplares=p.a q.e corra p.s aqu casi no la han ledo=Quedo enterado de lo q.e me dices de contribucion: yo luego q.e vi el espediente opin como tu: Monteverde es el encargo p.r la Sociedad pa. estender el informe maana lo ver p.a q.e varie de parecer p.s ya Autran me ha ofrecido darme m este asunto p.a q.e lo despache yo apesar de ser cosa suya: corro perfectamente con l; seguir Dios mediante lo mismo. El Colera est 5. leguas de aqu de modo q.e pronto llegar este pueblo en donde no hay recursos, q.e los mas acaudalados dan en la suscripcion 25.$=Ya te mand la carta de Salustiano=Dame direccion franca esa q.e es pa. Juan=¡Dios Vendiga Tacon p.r lo del juego! &a&a=Dale un abrazo en mi nombre Tanco q.e si recibi una mia. No deges de mandarme el informe de Oss, &a &a =Como est Rosita de sus males? Nadie te quiere, ni Rosita, como A.O.95Si no la entiendes dimelo pa. repetir.CCXIX CCXIX CCXIX CCXIX CCXIX Sor. D. Domingo del Monte: [Santiago de] Cuba y Noviembre 13,, de 1834 Mi querido Domingo: te escrib largo ha tres correos, y lo hago aora en cuatro palabras para suplicarte me envies cuanto antes puedas la 94.Don Juan Justo Reyes. 95.Anastasio Orozco y Arango.

PAGE 396

CENT"N EPISTOLARIO 392 \ 392 \ 392 \ 392 \ 392 \ coleccion de obras poeticas de nuestro paisano y amigo Jos Ma. Heredia, que me tienes anunciada en una de tus anteriores, avisndome el importe, que procurar recibas por el administrador de Correos en esa, entendiendome yo con el de aqu, de cualquiera otra manera que lo permita la escasez de relaciones entre Matanzas y Cuba. Me interesa dicha obra, y te agradecer singularmente su pronto envo. Un par de besos la cara mitad, y muy afectuosas espresiones Tia Rosa y demas Tios, de quienes y de su suerte actual te he pedido algunos detalles, que todava espero. Nada te digo t en particular. Sobre los vnculos de la sangre nos unen la comunidad de las opiniones y la simpata de los sentimientos, y esto basta p.a q.e sea siempre tu mas sincero amigo y amante sobrino Fran.co Muoz del MonteCCXX CCXX CCXX CCXX CCXX[Habana] Noviembre 13 de 1834 Queridisimo Domo: me dicho Pepe q ya tu sabias la muerte de tu hermano cuya fatal noticia llego esta el mismo dia de nuestro patriotico banquete, por lo cual ninguno de tus amigos te quiso decir nada. Ya tu sabes q a mi no me pueden ser indiferentes tus penas y q esta de mas cuanto te pudiera decir. Por tan triste acontecimiento me ha manifestado Pepe q encargue Moris, la descripcion del banquete, pero yo creo mas conveniente, esperar algunos dias, hasta q te halles en disposicion de hacerlo, pues Moris ni quiere encargarse de ello, ni me parece al propocito, para las entradas y salidas del asunto, de manera q si tu no haces la descripcion todo va quedar sumergido en el olvido. Ademas, la sensura de alla sera mucho mas franca y generosa que la de aqui por ser asunto del Sor Gener. Pasalo bien, memorias Rosita y manda en tu afmo D96 96.Don Domingo Andr.

PAGE 397

DOMINGO DEL MONTE / 393 / 393 / 393 / 393 / 393CCXXI CCXXI CCXXI CCXXI CCXXIAl Lic. D. Domingo del Monte Matanzas. Habana 24 de noviembre de 1834. Mi querido Domingo: estando en el banquete, de que V. ha sido elegante cronista, supe la muerte de su hermano Pepe: noticia tristisima para m tanto por V. mismo como por la pobre Magdalena digna ciertamente de mejor suerte. Acompao ambos en su sentimiento, que sin duda sera mas crel para la infeliz viuda si no tuviera en V. un hermano amantisimo y un protector de sus hijos. D. Narciso se halla en el campo; pero cuando vuelva leer la relacion del banquete y le gustar mucho como ha gustado cuantos amigos la han visto. Envieme V. pronto el tomo de Quintana. Mire V. que tengo grandes deseos de leerlo. Mi hermano Juan me ha remitido copia de una representacion que estendi por encargo de nuestros amigos de la corte implorando de S. M. que la malaventurada Academia de literatura se convierta en Instituto Cubano. Al mismo tiempo me dice que nuestro triunfo ser completo segun todas las apariencias. Yo veo mil dificultades en el tal instituto, por que sin fondos y sin hombres como hemos de fundar nosotros catedras de ciencias? Hagame V. el favor de dar mil espreciones al seor Gener y Tanco: recibalas V. y Rosita de estas damas y Vicente: y disponga como siempre de su invariable Blas OssCCXXII CCXXII CCXXII CCXXII CCXXII Sor D. Domingo del Monte Habana 21 de Nov.e de 1834 Mi muy estimado amo. Acabo de recibir su apreciable del 19,, con el acta de nuestro patriotico festivo impresa en la Aurora de esa ciudad. P .rla parte que en ella me cabe creome autorizado no rebozar mi opinion

PAGE 398

CENT"N EPISTOLARIO 394 \ 394 \ 394 \ 394 \ 394 \ acerca de su contenido; y digo p.r tanto, que su redactor ha hecho mas alarde de culto y elegante cortesano, que de imparcial y escrupuloso cronista. De otro modo recibiera agravio ver mi nombre mal colocado junto al del manco sano, al escritor alegre, regocijo de las musas de quien, como dijo comedida la de Horacio, hablando del lirico tebano, puede y deber spre. decirse Pindarum quisquis Hudet cemulari Iule, ceratis ope dedalea Ninitur pennis, vitres daturus Nomina posto. Sin duda que el Sor. cronista tubo presente la recomendada maxima del Ingenioso Hidalgo tocante cortesias, y en cuenta la discrecion de los lectores, que sabran dejar las cosas en su punto rebajando adornos del bien decir, y floreos de pura urbanidad; gracias ambas de q.e mas de una vez y en mas serias composiciones ha hecho galana muestra su bien cortada pluma. Si mi salud u otros motivos sobrevinientes no me lo estorban, pienso celebrar la pascua inmediata entre la gente matanzesca y pa. entonces tendr el gusto de ver y abrazar a V. carnalmte; como ahora lo hace inspiritu et veritate Su affmo. Q. B. S. M. F.co Guerra BethencourtCCXXIII CCXXIII CCXXIII CCXXIII CCXXIIIA D.n Domingo del Monte Abogado en Matanzas Madrid 30 de Nov.e de 1834. Mi querido paisano y amigo—el correo pasado anunci V. el recibo de la letra de quatro mil pesos, y hoi puedo decirle que se han cobrado, y estan prontos para destinarlos segun las rdenes que me tiene dadas, y que se sirva comunicarme en lo sucesivo. Tambien manifestaba V. el embarazo en que se halla su agente para entablar qualquiera solicitud, quando carece de su relacion de mritos y de toda noticia que pueda contribuir esclarecer los que V. haya contraido para que sean atendidos.

PAGE 399

DOMINGO DEL MONTE / 395 / 395 / 395 / 395 / 395 Aun no ha salido el arreglo judicial de esa Isla que fu en el que yo indiqu V. que podria ser colocado con utilidad de V. y del pais: uno de estos dias procurar agitar este negocio para que no duerma por mas tiempo. No doi V. noticias por que seria vano empeo querer esplotar una mina q.e tienen agotada los peridicos; por ellos ver V. que los facciosos de Navarra aumentan en osadia, pero ya ha llegado su colmo la tolerancia del Gobierno, y en adoptando el rigor de que tanto necesitan aquellos pueblos tenaces, haciendoles la guerra del mismo modo que ellos la hacen, poniendo en juego las pasiones de los mismos habitantes, entre los quales hai muchos partidarios de las reformas para aniquilar los que se resistan ellas, no tardarmos en ver resultados favorables. El prestigio del Gen.l Mina es tambien mui conducente, y hablo solo de este influjo moral por que tenemos la desgracia de que su enfermedad sea de tanta consideracion, que con dificultad podr rebasar de ella, pues es una inflamacion del higado combinada con afecciones nerviosas que hacian mui dudosa su venida, pero l ha hecho un esfuerzo, y ya est en Pamplona, tiene sus rdenes excelentes gefes, y de consig.tepodr hacer mucho con su direccion. Sirva esta para el amigo Tanco, quien envo siempre algunos papeluchos que me vienen la mano; y hasta otro dia se repite todo de V. su af.to paisano y amigo A de Arango P. D. Con atraso he recibido su carta de 27 Sept.e incluyendome 4 ejemplares de las poesias de D.n Alfonso Maldonado: doi V. las gracias por el que me corresponde, y los otros 3 los he entregado los S.res Quintero, Vega y Quintana.CCXXIV CCXXIV CCXXIV CCXXIV CCXXIVHabana 20 Dic de 1834. Mi querido Domingo: V estar hambriento de noticias, porq.e s q.eni Valle, ni Andr, ni Moriz le han escrito V participandole las ocurrencias de la sociedad; y asi, me congratulo en sacarlo V de su ignorancia y ansiedad, aunq.e sospecho q.e Pep le haya escrito V ya sobre todo lo ocurrido. La votacin qued por Pancho Arango y Pepe de la Luz; Ogavan protesto contra la de Pancho, diciendo, q.e no podia ejercer el cargo de

PAGE 400

CENT"N EPISTOLARIO 396 \ 396 \ 396 \ 396 \ 396 \ Director porq.e tenia un destino q.e lo llamaba la corte, y q.e l le constaba haber recibido ya el Sr. de Arango una orden donde se le llamaba al estamento; pero Nicolas Santosuarez contest vistoriosamente las objeciones del Sr. Ogavan. Nada se alego contra Pepe de la Luz. En seguida se procedio la votacion de secretario, y resulto la de V mas cerca de la mitad, q.e la de Zambrana los dos tercios. Advirtiose q.ehaba mayor numero de votos, q.e personas en la sala, y se procedio nueva votacion, en q.e result lo mismo. Entonces, contra lo prevenido en el reglamento, se trat de aprovar al Sr. Zambrana por la mayoria de votos, y como se suscitasen dudas, cit el padre Cernadas un hecho igual ocurrido en la universidad, q.e se habia desidido por la mayoria de votos. Santosuarez protest contra semejante practica, y dijo q.e cuales serian de preferencia? los casos particulares de una corporacion, las disposiciones terminantes del Rey. Respondio el Sr Tacon q.e no debia citarse la autoridad del Rey, pues estaba presente en su persona, y q.e el sabria decidir lo q.e conviniera. Insistio el Sr. de Santosuarez, y fue apostrofado con el epiteto de atrevido, el q.e aplon toda la fuerza de animo de dicho Sr, y apenas pudo murmurar con voz languida algunas palabras de querella. Mand S E entonces, q.e por medio de volas negras y blancas (de las cuales hicieron unos frijoles; comida criolla), se decidiese cual de los dos campeones quedaria dueo de la lira, si V, Zambrana. Los muchachos con el cario q.e se le hizo Santosuarez, se avisoraron tanto, q.e se salieron, galan, galan, de la sala, y qued el Sr. Zambrana en posesion. Pero como la eleccion ha sido viciosa, tratan de representar los muchachos para anularla. Despues el Sr de Ogavan q.e el fue protestador contra Arango, secundado de Zambranita, hecho una representacion al General, donde le revela q.e la faccion revolucionaria de los literatos ha hecho la eleccion de Arango, con el objeto de q.e este renunciase, y recayese la direccion en Pepe, primer amigo de Saco, q.e no tuvo miedo de defenderle, y principal cabecilla de la faccion. Como V no quedo aprobado, no han salido plaza sus virtudes, pero quizas se presentara ocasion, en q.e saquen ellos los testimonios de la conducta revolucionaria de V, pero no se asuste por eso, pues Pancho Arango es la cabeza de la faccion, y por donde entre la cabeza, pasan tambien los pies. Los muchachos estan muy animados y desean mucho travar conocimiento con Tacon, porq.e dicen q.e la jente tratando se conoce y q.e ellos desean ser conocidos, y q.e conozcan los otros. Esto es en resumen todo lo ocurrido, si V no tiene noticias mas circunstanciadas, dispenseme la poca luz q.e yo le doy, po. Valle no tardara mucho en escribirle V prolijamente. Yo estoy en casa del Presidente mi tio, en frente tengo Pieiro, y esperamos Valle y Domingo, para examinar un maestro de la legua, muy locuaz y vivaracho.

PAGE 401

DOMINGO DEL MONTE / 397 / 397 / 397 / 397 / 397 Esta la he escrito muy de prisa, y ya llega Valle y Domingo, y el papel se gasta. Pongame los pies de Rosita y mande su amantisimo R de PalmaCCXXV CCXXV CCXXV CCXXV CCXXVHabana y Diciembre 3 de 1834 Mi querido Domingo: supe con harto sentimiento la desgraciada nueva con q.e se hall V su regreso esa, y no quise escribirle al punto por no tratarle de su pena demasiado reciente, y porq.e no tena ninguna materia interesante de q.e hablar, con q.e pudiese distraerlo alguna cosa. Ahora tenemos los examenes de Carraguao, de los q.e ya ha hablado V en una aurora, la cual no he visto todavia, pero entonces no podia V tener noticias sino de los primeros, q.e solo han servido para prepararnos gustar mas profundamente de los posteriores. No se habr descuidado Valle seguramente en darle a V un informe bien circunstanciado de todo, pero yo quiero tambien hablarle, no para instruirle, sino para manifestarle mi juicio y mis impresiones. Mucho ha sentido Pepe de la Luz el q.e V no hubiese estado aqui, pues nadie se hubiera penetrado mejor q.e V del espiritu de su sistema, ni se hubiera gozado tampoco mas en los progresos de nuestra rejeneracion presente. Sorprende la verdad, amigo mio, ver unos nios de 9 aos, q.e antes se juzgaban incapaces aun de leer correctamente, analizar gramaticalmente cualquier libro al paso q.e lo leen, esplicar todas las palabras, y elevarse insenciblemente, guiados por su Director, desde el objeto mas comun y material, hasta las mas altas contemplaciones de la Divinidad, siguiendo el enlace maravilloso q.e tienen todas las cosas en la naturaleza. Asi, q.e ninguno destos nios ve jamas en nada un ser aislado, ni se conforma tampoco con el conocimiento de sus propiedades inmediatas, sino q.e filosofo desde q.e empieza vivir, inquiere la causa de todo, y busca, no la autoridad de sus maestros, sino la de su propio convencimiento. No es para pintarse, sino para verse, el empeo y gusto con q.e se dedican sus tareas, pues su Director ha tenido el tino de hacerles gustar desde tan temprano los placeres de la instruccion, y de convencerlos al mismo tiempo de su utilidad. Y esto no lo digo por conjeturas, sino por un hecho q.e presencie, pues habiendosele dado por tema de un pequeo discurso, una clase de Composicion y gramatica jeneral q.e present Pepe de la Luz, la palabra instruccion aunq.e muy variados en otras cosas, no hubo uno q.e dejase de injerir en su discursito, las ideas q.e le dejo V. manifestadas. Seria imposible darle V una razon circunstanciada destos examenes, mi obgeto solo es mani-

PAGE 402

CENT"N EPISTOLARIO 398 \ 398 \ 398 \ 398 \ 398 \ festarle V el espiritu del establecimiento, y esto bastar la descripcion de una sola clase, para cuyo obgeto escojer la ultima de q.e he tratado, la de Gramatica general, bajo la direccion de Pepe de la Luz. Componen esta clase nios desde 10 hasta 15 aos; pero, no digo yo en escuelas, ni en la mente del Sr q.e presidia, ha cabido nunca la idea de q.e pudiese haber una clase destinada hacer lo contrario de lo q.e se hace en todas partes, esto es, desbaratar las venerables reglas, q.e con tanta autoridad ensean los demas maestros. ¡Atentado! ver a un nio de 11 aos provar, q.e la sintaxis q.e ensean los gramaticos como natural, es la mas opuesta la naturaleza, buscar la etimolojia del jenitivo, y descubrir q.e no es tal enjendrador, manifestar q.e los vervos activos no son mas q.e otros tantos adjetivos, q.e no existen vervos pasivos, q.e con una sola palabra se puede formar una oracion completa, q.e mas valen las ideas q.e las reglas, q.e mas vale marchar de la practica los principios, q.e las cosas inanimadas no tienen jenero... q.e de cosas! ... Jesus! Jesus! El presidente salio desencantado, pero con un dolor de cabeza q.e lo hizo estar en vigilia toda la noche, pensando en sus perdidas ilusiones. Asi lo dice Valle: y yo me estiendo decir q.e muchos otros les sucedio lo mismo; y q.e muy pocos de los presentes pudieron hacerse cargo de tal clase. Este es el orden q.ese observa en todo el colegio amigo; analizar, criticar, concebir, y no aprenderse palabras de memoria. Para provar la utilidad deste sistema, leyo Pepe de la Luz con mucho fuego el dia q.e present la dicha clase de composicion, un pedazo de su informe hecho la Junta de Fomento, q.etrata deste mismo asunto. Si V no lo ha visto, no dejar de verlo pronto, y asi me ahorro el trabajo de darle su sustancia. Yo preveo con el mayor entusiasmo, amigo mio, q.e quizas podremos contar algun dia con hombres en nuestra patria. Hombres enerjicos y pensadores, q.e no se dejen arrastrar por los vicios ni la haraganeria, ni dominar por la opinion de otros, y q.e se basten si mismo para sus empresas, pues este es el modo de q.e basten para cumplir las esperanzas de nuestra patria. Yo los miro con envidia, amigo mio, yo aquien las falsas ilusiones del mundo deslumbraron desde muy temprano, para traerme tambien muy pronto el desengao y el fastidio. El habito de no pensar ha debilitado mi entendimiento, carece mi espiritu de la enerjia y resolucion necesarias para dedicarme tenazmente los estudios; me consumo por saber, me averguenzo de mi ignorancia, pero no tengo fuerza ni disposiciones mentales para entrar en un completo aprendizaje. Me arrastra mi imaginacion por el campo ameno de las ilusiones, aunq.esepa q.e son quimericas: de continuo estoy soando en la dicha, sin haberla gustado nunca, y todo esto vendra parar en q.e yo me quede siempre un hombre inutil, desgraciado, ignorante. Pongame V los pies de Rosita, y mande su amantisimo R de Palma

PAGE 403

DOMINGO DEL MONTE / 399 / 399 / 399 / 399 / 399CCXXVI CCXXVI CCXXVI CCXXVI CCXXVIS. Ldo. D.n Dom.o Delmonte Matanzas. [Habana], Diciembre 8 de 834— Queridisimo Domo: es indispensable q te halles en esta el dia once, porque si no, es casi seguro q se pierden las elecciones de la seccion de educacion q son el dia doce, y perdidas estas, se pierden tambien las de la socieda madre por el descredito en q cae el partido nuestro. No hay q confiar en nadie, y asi es necesario poner por obra nuestra propias fuerzas. Te repito q por ningun motivo deges de venir, y traerte los q puedas. Confio en q tu ingenio allanara cualquier dificulta q se presente por grande q sea. Tengo muchas cosas q decirte; pero ha de cer con todo despacio, y ahora no puedo porque he estado toda la noche en vela asistiendo una nia de mi hermano Diego q enterraron esta tarde—tuyo Domo 97CCXXVI CCXXVI CCXXVI CCXXVI CCXXVI bisP.to Principe 10. de Diciembre de 1834 .=Dia 15 del mismo mes=No hay novedad== Nota: Esta carta esta mal colocada aqui: debiera hallarse en las del ao que corresponde.— (En lugar idntico al que aparece ahora, figura esta advertencia.) Querido Domo: me pongo escribirte con la anticipasion de 5 dias, p.a q.e no me suseda lo qe el correo pasado, q.e teniendo muchas ganas de contestarte la tuya del 23. del po. po. no lo pude hacer p.r falta de tiempo. Manos la obra. La carta de tio Andres no te la mando, p.r la sencilla razon, de haberla roto, po. en sustancia lo q.e me decia era esto. He recibido una de D. del Monte, en la q.e contestandome una ma en q.e le hacia un ofrecimiento franco p.a su, colocacion, lo desprecia p.a su parte, i me 97.Don Domingo Andr.

PAGE 404

CENT"N EPISTOLARIO 400 \ 400 \ 400 \ 400 \ 400 \ sopla uno de sus amigos, refiriendose como p.r incidencia l p.r si acaso le consigo alguna tenencia del Gob.o, Anotaduria de Guerra; no parece cosa del juicioso del Monte, el p.r su talento instruccion se merece cualquier destino p.o l deba saber q.e siempre p.a alcanzarlos se necesitan algunos meritos anteriores; l se figur q.e los destinos se repartan p.r aqu como los medios en bautismo: dile tu algo sobre esto, q.e con esta fha. le escribo yo indicandole algo. Siento haber roto la carta, p.r el interes q.e demuestras p.r leerla; po. en sustancia lo q.e decia es lo q.e te he referido. Tu debes seguirle escribiendole lo mismo q.e hasta aqu; p.s yo ya p.r el correo pasado le contest i le hice ver tu caracter, i los buenos deseos q.e te impulsaron escribirle en aquel sentido. No deges de repetirle lo q.e le desias en el correo de Ag.to q.e se perdi menos lo de Saco, p.s aunque, jamas le perdonar al Sor. Tacon esta fechoria,98 con todo su conducta posterior me ha mitigado la rabia q.e tenia contra l, i el recuerdo de los serenos, estincion del juego, persecusion de vagos, &a. &a. &a. me hacen quererlo mucho i pedir al Cielo q.e nos lo degen muchos aos: escribe en este sentido Quintero, advirtiendole q.e diga, q.e el autor de los elogios merecidos q.e hagas de Tacon, es el mismo q.e hablaba de Ricafort, i demas apuntes como llos se merecan. Dime si la Pescadera, i mercados estan de tu gusto, es decir el plan de llos. Y la carcel se har? Yo no he tenido noticias ni cartas de Madrid pr. lo q.e nada puedo decirte de la perseguida Academia, ni de Quintero &a. Angelito i Salustiano estan mul falsos con nosotros q.e ser esto? puede q.e esten mui ocupados. Recib el Conte, i te doi infinitas gracias p.r este til regalo. Ya he citado Monteverde pa. empezar leerlo; po. est mui ocupado: te d las gracias p.r tu recuerdo. Este es mui buen sugeto, po. 8 hijos q.e le piden pan, i escuela toda carrera, no le dejan tiempo sino pa. despachar pleitos, (q.e los odia) ir ver una finca de campo q.e est fomentando pa. dejar la Abogasia. Mandame los Elementos de Hacienda de Canga Argelles, p.s. yo lo q.e tengo es su gran diccionario. Tambien mandame los Sinonimos de D.n Jos March, q.e los he visto anunciados en la Habana. Tambien me mandaras la Vida de las Casas. Manuel Puig te dar lo q.e importen estas obras: si no las hay en Matnzas encargaselas Quintanilla, i dile q.e forrandolas mui bien me las mande lo mas pronto posible: q.e quizas todabia estar en la Habana D.n Jos Bermejo q.e me las podr traer, el cual puede solicitarlo en la tienda de Guillen en la C.e de Mercaderes en la Pelegrina Calle de la Muralla: en esta ultima vive l, i ahora esta 98.El inicuo destierro de Saco.

PAGE 405

DOMINGO DEL MONTE / 401 / 401 / 401 / 401 / 401 en la Habana. El banquete Literario Patriotico veo q.e estubo digno de la persona q.n se dedic. El ciego vale mucho. Del pobre q.e no se acordo nadie ni aun la sordina fu del desterrado Camaguey. Yo si hubiera estado all hubiera brindado p.r la memoria de Silvestre,99 i de Jos Ma. Heredia. Cuanto import el banquete? A Gener cariosas espresiones, i q.e le ruego q.e anime al Padre Varela q.e venga la Haba. Quedo enterado de lo q.e me dices de mi amigo Delicado, al q.e ya habia calado i conosido q.e le pega mui mal el apellido q.e tiene: lo he sacado pasear dos tardes i he visto q.e es un petate. Espero tu ltima resolucion, sea contestacion sobre arvitrios pa. esta Diputacion Patriotica. Quedo enterado de lo q.e me dices con respeto Tanco. El arto. de Jos de la Cruz Castellanos va armar una del demonio en la Habana: si l me hubiera hablado ntes de publicar el arto., como lo hizo con el Sor. Portilla ; yo le hubiera aconsejado q.e no lo hubiera pblicado, p.s su idea curativa es un poco estravagante, i yo creo q.e los Aceiteros, no se les escapara el decirlo Jos de la Cruz, q.e si l cree q.eVazquez, invent el curar con Aceite p.a q.e tuviera salida este ramo de cmo. de Andaluca, Jos de la Cruz ha inventado el remedio q.e indica p.a q.e tengan salida los cerdos de q.e abunda tanto esta jurisdiccion i q.esegun parece no vasta un Cerdo pa. cada enfermo sino q.e es indispensable matar algunos mas: ¡q.e algarada se armar en la casa de los colericos q.e se decidan administrar el remedio de mi amigo Castellanos! Por ahora todabia no hay colera p.r aqui. En la Habana es en donde parece q. se ha hecho endemico: ¡q.e prisa se ha dado Pinillo100 publicar la R.lrden q.e trata sobre lo insignificantes q.e son las cuarentenas, cordones &a. &a. pa. justificar su manejo! Yo respeto la opinion de los q.e han intervenido en la mencionada R.l rden; po no me han convencido, de la idea q.e tengo, de q.e el Colera no va donde no lo llevan. Gabriela i mi nia siguen perfectamte ¡ojal se verifique lo del matrimonio de nuestros hijos! po. sin ser yo Oidor mientras est aqu la Audiencia ni el Bachiyer, sino q.e al irme yo la Habana mui pronto, se empiesen tratar, i se tomen mucho cario, viendo el q. sus padres se tienen. Me alegro q.e le hayas contestado al bribon de Reyes. Si puede ser dile Tanco q.e me mande los lamentos del Cubano. Dime si se confirma la noticia del Gobierno de esa, es decir, de q.ese lo den Sterling; de lo q.e debemos alegrarnos mucho p.s es mui buen sugeto. Su hermano seria mucho mejor sino fuera tan especula99.Don Silvestre Luis Alfonso. 100.El conde de Villanueva.

PAGE 406

CENT"N EPISTOLARIO 402 \ 402 \ 402 \ 402 \ 402 \ dor; el dinero es su Dios: no obstante lo quiero i nos yevamos mui bien: l quiciera q.e su hermano se quedara en Madrid; sus deseos son los de engolillarse: en el dia hay aqui dos vacantes, la de Medina i la de Alva. En P .to Rico hay otras dos. me encarga te d el pesame p.r la muerte de su amigo Pep q.ndice q.e quera mucho. Yo tomo en esta muerte el interes q.e debo. Que parentesco tienes tu con un mediquito Delmonte q.e hay aqu, q.e no se parece t sino en lo trigueo? i con un Sanchez mui viejecito q.e siempre me habla de tu Padre, i de todos Vds, q.e parentesco tienes? Mandame el diario q.e estes suscripto en esa p.s siempre ando caza de periodicos pa. saber mundo; ¡q.e miedo le tengo la oscuridad! La muger del intend.te es una ecselente muchacha, q.e siempre ha tenido mui buen trato, i dice q.e lo q.e mas la entristece es la idea, de q.e andando el tiempo, ser una Principea en toda la estencion de la palabra. No tiene partido con las Camaguellanas, i asi no la siguen en sus elegantes modales, i su vestir lechuguino. Tiene mucho gusto pa. bestirse. Monta Caballo pr. las tardes (q.e aqu es cosa mui estraa, p.s salen p.r las noches las Se.s p.o tienen mucha aficion pasear Caballo ) i del lado derecho, (lo q.e le han criticado mucho p.s aqui ponen la pierna derecha en la orquetilla, i cogen la rienda con la mano derecha). Sin ser bonita tiene gracia i buen cuerpo, i un aire de Figurn: hasta ahora me parece q.e tiene todo lo bueno de las cortes finura, p.o sin las demas calidades de Matilde. He visto en los periodicos D.n Alejandro Olivan de Secretario de la Comicion pa. el plan de enseanza primaria, tambien de Secretario de la nueva Ordenanza; de modo q.e ya est en juega; i yo le escribo p.r este prosimo correo de la Habana pa. la Pennsula; recordandole el ofrecimiento q.e me hizo, de q.e en Madrid tena la Sociedad Economica, i la Seccion de Educacin, i la perseguida Academia un verdadero amigo; i me encarg le hiciera presente estas corporaciones q.e l no se haba ocupado del bien del pais como hubiera querido porque con sus pleitos i muchas ocupaciones no haba podido hacerlo: mas me dijo, i fu, q.e lo ocuparamos en el feliz ecsito de la Academia; i me manifest ser de nuestra opinion. Yo la Seccion de Educacion le dige lo q.e l me encarg; po. yo creo q.e podriamos nombrarlo Socio Corresponsal de la Sociedad, Seccion de Educacion &a.: yo aqui luego q.e pueda le soplar su ttulo. En la carta q.e le escribas tio Andres dile algo, escribele directam.teps. l te quiere mucho, segun me lo ha dicho. Dime si Rosita hace buen embarazo, i si ha engordado, mas de la barriga, las otras partes de su cuerpo. Asi se escribe pendejo sin dejar nada q.e decir aunque vaya mal escrito, peor parlado. He descubierto q.e los amos de la imprenta de aqu son los Corifeos

PAGE 407

DOMINGO DEL MONTE / 403 / 403 / 403 / 403 / 403 del Partido de los Pos en esta en tiempo de la Constitucion, q.e eran los Cerviles, los cuales lo compraron pa. no dejar imprimir sino lo q.e llos querian: no obstante el q.e corre con lla ahora, como condueo, i admin.r, q.e es un Regidor de esta D.n Pedro Alcantara Correoso, est mui complaciente conmigo, i solo ha dejado de imprimirse un articulito q.e le di dias pasados: no p.r esto he reido con l, p.s otro dia me imprimir otro: el amigo Quintanilla no hubiera transigido con su rgido caracter; po. estos genios no estan de moda, sino mira Martinez de la Rosa el tira, i afloja, q.e lleva pa. con la suya. Espresiones Tanco. Gabriela me las encarga pa Rosita, i pa t. Nadie te quiere como tu amigo invariable A. Orozco101P. D .—De la Habana vino un espediente esta Audiencia, pretendiendo el Ayuntamiento q.e se dieran de sus fondos 3.000 $ Bernardo Hechavarri, pa la comicion q.e lleva de agregar sus fondos, es decir los del Ayuntam.to los de la Compaa. La Audiencia en observancia de una ley de Indias q.e proive q.e se d dinero de sus fondos pa. esta clace de Comiciones, ha negado la solicitud de Bernardo. Yo escribo p.r este correo recomendandolo como l se merece Madrid Pienso tambien ver si le mando Quintero un apuntico p.a q.e haga ver q.n es Bernardo, i su hermo. el Procurador, q.e est mandado encausar p.r las tropelas i picardias q.e ha cometido en Cuba. Ese Ayuntamento ha llamado la atencion de la Audiencia viendo el descaro con que quieren proteger Bernardo, no recordando q.e el Ayuntamiento tiene su apoderado i lo q.e es mas la Provincia su Procurador. No deges de escribirle tio Andres sobre esto; ya estas horas se habr penetrado de q.n eres tu: yo le digo q.e si l te hubiera conocido no le habria llamado la atencion lo de la lista de empleados, ligereza (si se quiere) digna de elogio. Contra Solis, i Malagamba, hay p.r ac un nublado terrible p.r queja dada p.r el Sor. Tacon, i segun parece salen mal. Esto es un secreto de importancia, as Chiton, p.s me pierdes i perdemos todos. La Audiencia est mal con el Sor. Tacon porque no cuenta con lla, ni le hace caso pa. nada: como estos tios tienen rgullo tonto estan rabiosos, as, es menester escribir Espaa en favor de Tacon, p.s los jugadores, vagos, jueces corrompidos, i demas magnates, escribiran contra l i ser bueno p.rmedio de la prensa prevenir al Gobo. ¡q.e haya q.n opine contra libertad de imprenta! Por Cuba hay noticias de Espaa hasta el dia 10. de Octubre; po. no 101.Don Anastaso Orozco y Arango.

PAGE 408

CENT"N EPISTOLARIO 404 \ 404 \ 404 \ 404 \ 404 \ adelantan nada. Prudencio puede q.e no sea admitido entre los Procuradores p.s un Abogado llamado Estenos, de Cuba, i q.e est en Madrid habiendose escapado de Cuba llevandose originales los autos en q.eLa-Hera, i103CCXXVII CCXXVII CCXXVII CCXXVII CCXXVIIS. D. Domingo Del Monte Matanzas Hab.a 11 de Dicb.e 1834. Amigo Delmonte: esta carta te ser entregada por D. Juan Bautista Canelas que ha ejercido en casa las funciones de mayordomo, con mucha satisfaccion mia, y estoy persuadido que lo har con acierto en cualquier parte donde con tu influjo y el de tus amigos logre colocarse. Por eso te lo recomiendo, y aprovecho esta ocasion pa. besarle las manos Rosita. Si puedes mandarme el folleto de Gallardo sobre Burgos, copia de l, hazlo as, por vida de la Academia que tiene en t tan buen representante. Es igualm.te empeo de Govantes.103Tu afecto. F Poey104Mem.s Martina y J. PonceCCXXVIII CCXXVIII CCXXVIII CCXXVIII CCXXVIIIHaban.a 15 de setiembre de 1834. Mi querido Domingo: queda en mi poder el manuscrito que V. me remiti con su apreciable de 10 del corriente, y dispensada la tardanza. La carta que vena para Blanco fu entregada; y por el proximo correo encargar mi hermano Juan los libros que me dice. Moni asegura que desisti de su empresa105 por motivos de familia; 102.La presente posdata figura trunca. 103.El famoso jurisconsulto cubano don Jos Agustn Govantes. 104.El sabio naturalista cubano don Felipe Poey.

PAGE 409

DOMINGO DEL MONTE / 405 / 405 / 405 / 405 / 405 pero Andr, Valle y yo creemos que esto es un puro pretesto, y como por otra parte no parece que haya ninguna otra causa secreta, estamos, persuadidos de que el mal ha consistido en no tener Moris toda aquella resolucion y firmeza de caracter que le suponamos. Me ha sido muy sensible este chasco despues de lo que habamos hecho y del empeo que habiamos tomado en una cosa tal util para el interesado como para el pas. Sin embargo V. me har el favor si escribiese Moris sobre la materia, de no darse con l por entendido de este sentimiento mo, pues las cosas que no tienen remedio vale mas olvidarlas y no volver a tratar de ellas. Segun parece ir en su lugar Manuel Garay, que como V. sabe es joven muy aplicado y juicioso. Dgame V. si Felx Tanco recibi los dos tomos de la Musa epica que le envi hace das, y dle mil memorias de mi parte. V. me ofreci remitirme unos numeros de la gaceta de tribunales que comprenden la causa de Riego. Con que cumpla su palabra, y haga que vengan por conducto de Tanco para escusar el porte. Muri Clemencin,106 y quien sabe cuantos mas hombres de provecho habrn sido vctimas estas horas del maldito clera, que tantos estragos haca en Madrid. Mi hermano lo tuvo; pero parece que fu benigno, y la salida del correo se hallaba ya levantado, aunque debil todava, Las muchachas y Vicente han agradecido en el alma las espreciones de V. y Rosita, devolvindoselas muy afectuosas; y yo quedo de ambos esposos amantisimo amigo Blas OssCCXXIX CCXXIX CCXXIX CCXXIX CCXXIX107 107 107 107 107Sor D. Domingo del Monte Matanzas Habana y Diciembre 16 de 1834. Mi querido Domingo: son ya las once y hace hora y media que sal de la junta en que se celebraban las elecciones de la Sociedad. Te contar fielmente lo sucedido sin comentarios ni reflexiones, pues no estamos 105.La empresa era ir de secretario del diputado a cortes Juan Montalvo y Castillo, en su viage Madrid, desempear la diputacin. 106.Don Diego Clemencn, el autor de los celebrados Comentarios al Quijote 107.Ver el ensayo introductorio. ( N. de la E .)

PAGE 410

CENT"N EPISTOLARIO 406 \ 406 \ 406 \ 406 \ 406 \ en tiempo de eso. Lee y juzga por t mismo. Comenzamos ganando la eleccion de Director, p.s sac Pancho Arango 59 votos contra 43 que obtuvo Zamora. Al momento sali el padre O’Gavan108 tachndola por que dice no se deba considerar al candidato como clejido, por no ser elejible, residente; y que no era residente, porque tena rden de marchar inmediatamente desempear sus prosicas funciones en Espaa. Valle y otros contestaron y al fin qued como legalmente elegido; po. con la coleta de una indecente protesta: siendo de observar que slo Zambrana tom la palabra, por el monigote, mientras que otros muchos hablaron en contra. En la eleccion del Vice Director triunfamos nuevam.te, teniendo Pepe de la Luz los mismos 59 votos, aunq.e es de advertir q.e se aument con tres cuatro el nmero total de votantes que fu entnces de 112; aunque hubo varios volados. La tercera fu la del Censor y nos la ganaron con diferencia de 15 mas votos. Tambien perdimos la del Vice Censor; po. slo por un voto. Siguiose esta la del Secreto., q.e fu la que motiv el desagradable incidente que oirs despues. Zambrana era el candidato contrario, y como Secreto. saliente necesitaba las dos terceras partes de los votos y uno ms, segun los estatutos; y como, tu necesitabas slo la mitad y uno ms, teniamos sobradas esperanzas. Se hizo el escrutinio, echando cada uno su papelito desde su asiento y resultaron 123 votos, mientras que la lista de los votantes slo contaba 112 individuos. De aquellos sac Zambrana 68 y t 50, y por lo tanto no hubo eleccion. Entnces mand el General que cada uno viniese la mesa escribir su voto y se lo entregase. Result casi lo mismo q.ela vez primera, p.o t tuvistes 48 y Zambrana 65, por lo tanto tampoco hubo eleccion. Entnces dijo Zambrana que en el ao de 30 habia sucedido el mismo caso, y que la junta haba decidido que ganaria la eleccion el que tuviese mayor nmero de votos, total y n relativo El General, q.e presida, quiso consultar la opinion de la junta, por medio de votacion con frijoles, sobre si deba proceder con arreglo al precedente del ao de 30, no. Se decidi que s, y entnces tom la palabra Nicols Santos Suarez, y dijo que los estatutos prevenian que la reeleccion no poda tener lugar, sino con las dos terceras y uno ms de los votos: y que siendo as q.e estos estatutos haban sido aprobados por el rey, creia que la Sociedad no tenia facultades pa. derogarlos. Entnces el General contest con agria voz y colrico ademan: “yo represento aqui al rey y este punto se ha decidido ya; pero si V. S. tiene el atrevimiento de querer decir que he hecho mal, entnces ser otra cosa; V. S. puede entretanto representar, si quiere, en la forma 107.Pbro. Juan Bernardo O’Gavan.

PAGE 411

DOMINGO DEL MONTE / 407 / 407 / 407 / 407 / 407 conveniente.”—Suarez, confuso y exasperado, hubiera dado sin duda una respuesta poco comedida, si el mismo General que continu hablando, no le hubiera dado tiempo para reflexionar, y si algunos amigos que tenia al lado, no le hubieran contenido y aconsejado. El se content con quejarse de la palabra tan dura y tan poco merecida, y sigui, junto con su hermano, los pasos de una porcion de nuestro bando, que nos levantamos y salimos inmediatamente del salon. As les dejamos que continuasen la eleccion su antojo, haciendo propsito, lo menos y, de no volver poner los pis en el palacio. Ya es muy tarde y como t sabes me sobran quehaceres desde temprano, y siendo esta escusa legal y admisible, me despido Spre tuyo Pepe 109P. D. Mil cosas Rosita y entre ellas que de seguro ir la compaa italiana el dia 23.CCXXX CCXXX CCXXX CCXXX CCXXXSeor D.n Domingo Delmonte. Matanzas. S.r D.n Domingo Delmonte Matanzas Havana y Diciembre 18/834. Mi amigo: ocupadsimo el D.r Valle en dar cumplimiento las tareas patriticas que son de su cargo, no puede personalmente escribir Vmd las ocurrencias de estos ultimos dias de elecciones, y dandome esta comision, tomo con placer la pluma para desempearla. Ya sabr V. sin duda por el mismo Valle, lo ocurrido dias atras en la Seccion de Educacion, y que habiendo resultado electo para Presid.te de ella el S.r D.n Tomas Romay, trat de tacharlo el S.r Presno y Zambranita con el, pero tomando Dn. Blas Oss la palabra, hubo de espresarse con bastante energia, por lo que qued aprobada la Eleccion, la que se confirm anoche en las juntas generales de la Sociedad Economica, por lo que se le puso el sello ntro triunfo conseguido en la Seccion de Educacion. 109.Don Jos Luis Alfonso, ms tarde marqus de Montelo.

PAGE 412

CENT"N EPISTOLARIO 408 \ 408 \ 408 \ 408 \ 408 \ La noche del 16 se reunieron 112 votos en la sala de juntas, para proceder al nombramiento de empleados de la Sociedad Economica. Mucho galon, mho bordado, aunque poca aristocracia neta, pero desto mas galopines de ella, con una lista en que se proponia para director al S.r Zamora, Vice, D.n Buena Ventura Ferrer, Secretario Zambrana &a. Ganada la votacion por el Seor D.n Francisco Arango, por una mayoria de nueve votos, protest el S.r Director y el Secretario con l, anulando la Eleccion por considerar al S.r Arango como procer del reyno, obligado a partir para su destino, y asegurando tenia dho Seor una soberana disposicion. Agotadas las razones por el Director despues de una larga arenga, y despues de un profundo cilencio las repetidas invitaciones del General, para ver si habia quien algo tubiese que oponer lo dicho por el Director, era perdido el lance si no hubiese Valle tomado la palabra, y en seguida animados por su egemplo, D.n Rafael Gonzalez y D.n Indalecio Santosuarez. Para Vice Director quedo electo Pepe de la Luz con una mayoria de siete votos, y al procederse nombrar Secretario, aparecieron muchos mas votos en la jarra que votantes habia, por lo que pasamos por el sonrrojo de entregar cada uno su voto al mismo General en mano. De esta segunda votacion result que ni V obtuvo la mitad y uno mas, ni Zambrana las dos terceras partes de Estatuto, por lo que empastelando el asunto con acuerdos inconducentes, se procedio a la votacion de si habian no de regir las fazaas de la Sociedad, acordadas contra los reglamentos en tiempo del S.r Vives, y resultando que si, y amaado el pastel muy sabor de Zambranita tom la palabra I. S.to, Suarez para arguir en contra, por lo que indignado el General, no solo lo acus de atrevido, sino que creyendose S. E. se le habia faltado, lo acus de atrevido nuevamente amenazandole con otras providencias. Result electo Zambrana sin los votos que exige el Estatuto, y creo se est tomando por v.s socios una medida sobre el particular, y si esta se lleba al cabo, no me queda la menor duda que se anular su eleccion, y procediendose nuevam.te al nombram.to de Secretario, se llenar el hueco de nros deseos. Anoche se leyeron las memorias de Estatuto, entre las que mi entender solo llen su obgeto la de la Seccion de Educacion, pues la de la Sociedad, no era mas que un Catalogo de R.s Ordenes, y una Satira contra la Comision de Literatura, y la de Beneficencia no exitaba el menor Interes—muy lejos de ello daba sueo—Esta noche toma posesion Pepe de la Luz, y congratulandome por el vasto campo que el entrante

PAGE 413

DOMINGO DEL MONTE / 409 / 409 / 409 / 409 / 409 1. Don Gaspar Betancourt Cisneros ( El Lugareo ).1835 CCXXXI CCXXXI CCXXXI CCXXXI CCXXXIP.to Principe 3. de Enero de 1835. Querido Domo: me tienes mui olvidado, como ha de ser algun dia gocaran blanco q.e to lo dia no se conca prieto. Por el Padre Ruiz se le Campaa de la Sociedad, i he visto lo mal q.ese manej Tacon, es fuerte desgracia la nuestra, en tener q.e vivirle agradecido un despota como Tacon.—P .r este correo le escribo tio Pancho diciendole q.n es Sambrana, p.r si queda de Director. Aqu tenemos el gran proyecto de ver si hacemos un edificio pa. un Colegio pa. nios; i viendo q.e hay algunos q.e ofrecen material, i aun dinero; tratamos de dar algunas funciones p.r los Seoritos, i Seoritas de aqu en beneficio de dicho edificio; los del prollecto hasta ahora somos Gaspar Betancourt1 i yo, i hemos metido al Sor Portilla p.a q.e fuere Oidor en la empresa; yo creo q.e se podran hacer algunas funciones i pa. llo te encargo me mandes la mayor brevedad posible todas las comedias escogidas, de Breton, Vega, Larra &a. p.s aqu tenemos las de Moratin, Martnez de la Rosa, i Gorostiza, las q.e, no tengas en esa encargalas la Habana. Aun no me haz mandado la memoria de Saco sobre el Brasil; i me hace notable falta, p.s hay muchos q.e desean leerla: si puede mandame mas de un egemplar. bienio se nos ofrece, solo aspiro para colmo de mis esperanzas, verlo Vmd en nuestro seno. Desea la mejor salud, V, y los suyos, y quedo su aff.mo amigo Agustin Bozalongo

PAGE 414

CENT"N EPISTOLARIO 410 \ 410 \ 410 \ 410 \ 410 \ No hay nada mas q.e decirte, sino q.e Gabriela i la nia siguen bien, i con espreciones de cario Rosita, cuenta con el de tu amigo A. 2No te olvides del 3. tomo de Quintana=Vida de las Casas. Hace pocos dias q.e tuve el gusto de ver p.r 1. vez nuestro amigo D.n Jos Man.1 Betancourt, q.e est desterrado en el campo, p.s los q.equedaron de sus apoderados aqui durante su estada en Madrid, p.r poco lo venden l; est mu entrampado; po. tiene esperanzas de salir adelante dentro de 3. 4. Aos=Me encarg te digera q.e p.r su estado no sabia de los amigos.CCXXXII CCXXXII CCXXXII CCXXXII CCXXXIIAl Sor. D.n Domingo Delmonte abogado de los R.s consejos Matanzas Haba. y Enero 6/1835. Mi estim.do Delmonte: otros amigos te habran escrito sobre el ultimo resuldo de nuestras elecciones, mientras q.e yo lo hago para recomendarte al dador de esta q.e lo es el D.r Pector de la Academia real de medicina de Paris. Durante mi permanencia en aquella capital, tuve la dicha de ser introducido su amistad p.r las relaciones q.e ambos llevabamos con nuestro amigo F. Poey y su tia M. Chouviteau, y cada dia le cobraba mas afecto p.r descubrir prendas y calidades de un merito distinguido. Casado con una habanera hija del D.r Duran, ha querido visitar estas regiones del nuevo mundo, ha querido ver el sol q.e p.rprimera vez alumbro a su esposa, y yo deseara, q.e le fuese tan grato, q.e cambiando de penates se fijace para spre entre nosotros. Al efecto es necesario q.e encuentre la mas cordial acogida en la hospitalaria Cuba, p.r lo q.e te lo recomiendo con el mayor encarecimiento, afin de q.e lo introduzcas en todas tus amistades, presentandolo tambien nombre mio nuestro buen amigo D.n Tomas Gener, q.e como apreciador distinguido del merito, no dudo q.e, comprendiendo todo lo q.e vale mi 2. Don Anastasio Orozco y Arango.

PAGE 415

DOMINGO DEL MONTE / 411 / 411 / 411 / 411 / 411 recomendado, le dispense su amistad, y contribuya q.e se fije entre nosotros, favoreciendo en cuanto pueda sus miras y objeto. Desde luego advertirs q.e el D.r Pector no es de aquellos charlatanes aventureros q.e corren el mundo en busca de fortuna: notars si un joven lleno de buenos y clasicos conocimientos no solo en su profesion, sino en las varias literaturas antigua y moderna, nacional y estrangera, en cuyo cultivo ha empleado con perseverante entusiasmo la mejor parte de su vida. En fin D.n Domingo, al buen entendedor pocas palabras, haga V. de modo q.e as el D.r Pector como su esposa queden contentos de nuestra recomendacion. Finas espresiones Rosita y t cuenta con el afecto de tu amigo F. Ruiz3CCXXXIII CCXXXIII CCXXXIII CCXXXIII CCXXXIII Habana y Enero 7. de 1.835. Sor. D.n Domingo Del=Monte Mi querido Domingo: para dar consejo un amigo mio, que me lo ha pedido, necesito que V. suplique de mi parte nuestro buen Gener, que me diga si cree que apesar de la mocion hecha por Jacson en su ultimo mensage, continuar el banco de los Estados Unidos en la misma forma que hasta ahora ha tenido; si como aquel Presidente lo propone, quedar reducido las operaciones de empresa particular, dejando de ser accionista la Republica y sin correr en lo sucesivo con el manejo de los fondos del gobierno federal, y los pagos de este, y demas atribuciones que le estaban confiadas. Y no solo quiero que sobre el exito de esa cuestion nos diga nuestro hombre su pronostico; sino que adems, y esto es lo mas interesante, nos manifieste su opinion acerca de la seguridad, y ganancias anuales con que podr contar quien se resuelva comprar acciones del referido banco, sea cual fuere la forma en que l haya de continuar. El empeo que tengo en acertar en este negocio es tanto, que solo por la alta y bien merecida reputacion de nuestro Gener, me atreveria descanzar, como lo har, en su dictamen. 3. El Pbro. don Francisco Ruiz.

PAGE 416

CENT"N EPISTOLARIO 412 \ 412 \ 412 \ 412 \ 412 \ Hagale V. de mi parte finisimas espresiones: ese hombre sabe hacerse querer, pues y v V. lo poco que le he tratado y sin embargo siento que le quiero como un amigo viejo. Mil carios de estas muchachas, y mios, pa. Rosita, quien deseamos buena salud pa. que lleve con paciencia el deposito del primogenito hasta darle luz: y V. cuente siempre con que no habra muchos que le estimen, y quieran tan de corazon como su verdadero amigo— Nicolas Manuel de Escobedo P. D. Me interesa la pronta respuesta: y enviar la obrita de Argelles cuando encuentre conducto seguro.CCXXXIV CCXXXIV CCXXXIV CCXXXIV CCXXXIV Sor. D. Domingo del Monte Habana 8 de Eno. de 1835. Estimad.mo amo. Recibi anoche la apreciable de V. del 2,, con las recomendaciones inclusas: tantas gracias. Estoy con el pie en la lancha y ya con deseos de dejar el pays, p.r que habiendo hecho animo de salir hoy y prorrogadose el viage hasta maana, me es doloroso despedirme nuevam.te de personas, que quiero mucho y que acaso no vuelva ver hasta el valle de Josafat. Dificil es que la hembra antojadiza y perdida que p.r ahi llaman fortuna desp.s de haberme torcido el rostro en mis mejores a.s venga a brindarme sus alhagos en cuando menos dispuesto estoy a darles precio: po. si p.r uno de sus caprichos me llevare de la mano a paraje donde mis oficios puedan ser de algun provecho a esta Isla, sobrados motivos tengo pa. no desperdiciar coyuntura de emplearlos con intencion sana y voluntad decidida. Queda en poder del Sor Osses copia de la traduccion de que V. me habla. No se si tendra voluntad y paciencia pa. corregirla y sacarla al publico de molde. Sirvase V. decir a D.n Pio Campuzano que entregue a Oses el tomo del Quixote que le di aqui pa. forrar y prensar. De V. aqui y alla spre. fino y agradecido amigo F.co G. Bethencourt.

PAGE 417

DOMINGO DEL MONTE / 413 / 413 / 413 / 413 / 413CCXXXV CCXXXV CCXXXV CCXXXV CCXXXVPor Cadiz—Isla de Cuba —4 reales— A D.n Domingo Delmonte, Abogado en la ciudad de Matanzas. Madrid 11 Eno. de 1835. Mi querido paisano y amigo—en contestacion su carta de 25 de Oct.e del ao po. po. respondiendo la ma de 23 de Agosto, quedamos de acuerdo en la verdadera cant.d de mi posibilidad, que aprovechar en complacer V. siempre que pueda: y pues que aqui no necesita V. de toda la cantidad remitida, doi rden con esta fecha mi hermano Pepe para que entregue V. dos mil duros, quedando aqui su disposicion los otros dos mil para que disponga V. de ellos como guste. Ya hace dias que ha llegado mi compaero ,4 pero enfermo desde su arribo no ha podido tomar asiento en el Estamento. Espero con impaciencia Mojarrieta,5 para ver si todos reunidos los pocos Indios del Estamento podemos discurrir y hacer algo por nro pas. Lleg Saco, en cuya fisonoma est pintado su mrito. No le doi V. noticias, por q.e los papeles pblicos gozan de la mas amplia libertad para comunicarlas: yo cuido de remitirle algunos al amigo Tanco, y en ellos y con especialidad en los de este mes observar V. la division del Ministerio desde la llegada de Llander, q.e se propone formar uno de su cuenta para salvar la patria, cuya situacion es cada dia mas complicada. De todos estos antecedentes deducen algunos q.e para que nada nos falte, tendremos tambien nra escena de Saint Cloud Por mi parte no recelo tamao atentado, por que seria demasiada insensatez no esperar la proxima conclusion de los presupuestos, en que marchandose los procuradores sus casas queda esto baldio, disposicion del primer aficionado para que lo incendie o lo cultive como se le antoje; y el que crea otra cosa no har mas q.e soar. Sirva esta para el amigo Gener, quien escribi el correo pasado y no tendra tpo de decirle nada en este su mui af.to paisano y amigo A. de Arango 4. Don Juan Montalvo y Castillo, conde de Casa Montalvo. 5. Don Jos Serapio Mojarrieta.

PAGE 418

CENT"N EPISTOLARIO 414 \ 414 \ 414 \ 414 \ 414 \ Estamos a 27 de Eno 1835 A Tanco le remito el compilador periodico de la noche. Crei que el correo marchaba antes de llegar el que salio de la Habana el 6 de Dice por el he recibido su interesantisima carta de 1. de Novecon el papel de Tanco que no he podido leer porque despues de tener escrita esta ocurrieron al siguiente da los desordenes del 18 acelerados todos por Llander. Lea las discusiones de los 4 dias siguientes y se estremecera de nuestra situacion. Ayer marcho Llander Catalua donde creo que nos ba a causar grandes males. A Gener que le pida a mi hermo Pepe lo que le encargo le remita y serbira a V, pa. juzgar mejor de estos sucesos. Mems a dicho amigo y a Tanco de su afectuoso amoA de Arango Entre los papeles que dirijo a Tanco ba una carta pa D. Domingo AndreCCXXXVI CCXXXVI CCXXXVI CCXXXVI CCXXXVIS.or D.n Dom.o del Monte Matanzas— S.or D.n Dom.o del Monte Haba. Eno. 30 de 1.835. Mi apreciado amo: p.r el vapor remito V. cuatro luceros q.e me prest en Majagua, y ahora envio Rosita pa. cuando Dios le de un heredero, un collar anodino, q.e si es cierta la brujeria, este la debe tener, pues p.r encargo mio lo compr un amigo al mismo fabricante en Londres en el mes pasado. Anteayer recivi noticia del amo. Saco en Paris Nbre 26, est malo de fluccion al pecho: el canal de la mancha lo ha estropeado p.s ha tenido q.epasarlo tres ocasiones y algo borrascoso p.r habersele quedado el pasaporte en Inglaterra: al fin salia al dia sig.te pa. Madrid p.r Catalua, y si acaso alli no le probaba el frio, pasaria Sevilla Cadiz: en lo demas parece q.e est contento pues se est relacionando bien. Ya sabr V. q.e se ha verificado el empresto pa. el camino de fierro, q.e se ha aprobado: algunos de fino olfato dudan aun q.e se lleve cabo: esto en mi concepto seria una desgracia, no solo p.r q.e nos privaria de la ventaja q.e pueda tener, sino p.r q.e haciendose ese se le pierde el miedo los obstaculos, se fomenta el espiritu de empresas, y se harn otros q.e sern utilisimos la agriculta industria y darn

PAGE 419

DOMINGO DEL MONTE / 415 / 415 / 415 / 415 / 415 tal vez gran ganancia los emprendedores: el modo con q.e se ha obtenido ese dinero dicen q.e es muy ventajoso, esto es pa. nosot.s Por cada 75 p.s q.e recivamos pagaremos 100, mas el 6 p% anual sobre los 100: el redito se pagar anualmente, y los capitales desde el ao de 39 hasta 18, 20 aos mas, parcialmte: quiere decir en resufflen q.e el interes no llega ni aun al 12 p% aunq.e le falte muy poco: en lo demas no han tenido muchas pretensiones los prestamistas pues solo han puesto una condicion y es q.e ellos sern los agentes pa. la compra de las maquinas utiles q.e se necesite traer de Inglaterra, y ademas pidieron una hipoteca q.e la aprovase el govierno espaol: al fin comerciantes yngleses. Mem.s la sobrina, y queda de V. spre afmo amo. Gonzo. Alfonso6CCXXXVII CCXXXVII CCXXXVII CCXXXVII CCXXXVII[Habana] Enero 31 de 1835 Mio caro amico: come non volete dare retta in castigliano, voglio adesso scrivervi in italiano, per vedere se la lingua del Tasso ha pi potere in voi, di quello che la favella di Maldonado. Due benefizi io potr ricevere per ci, l’uno per habere de coloqui con voi, l’altro per exercitarmi nello scrivere cotesti linguaggio. Voi vedrete s’io riesco col mio proponimento. Forse non m’intenderete, la colpa non sar mia ma del mio poco ingegno. Perdonate i miei svaglji Signore Domenico, perche sono ancora assai principiante, e oltre di ci, h scritta questa lettera con molta presteza. Fate i imei cumplimenti a la vostra moglie e comand.te a questo7 amico che sempre vi ha presente nel suo cuore. Ramon de Palma.Traduccin de la carta que antecede: Mi querido amigo: como no me ha querido escuchar en castellano, quiero ahora escribirle en italiano para ver si la lengua del Tasso tiene ms influencia en V. que el idioma de Maldonado. Dos beneficios podr recibir de sto; una el hablar con V. y el otro 6. El patriciodon Gonzalo Alfonso y Soler. 7. Palabras ilegibles.

PAGE 420

CENT"N EPISTOLARIO 416 \ 416 \ 416 \ 416 \ 416 \el ejercitarme en escribir en esa lengua. V. ver si tengo xito en mi propsito. Quizs no me entienda, la culpa no ser ma sino de mi ingenio. Perdone mis disgresiones, Seor Domingo, porque soy an muy principiante y adems porque esta carta est escrita con mucha presteza. Salude en mi nombre a su seora y mande a este su8 amigo que lo tiene siempre presente en su corazn.—Ramn de Palma.CCXXXVIII CCXXXVIII CCXXXVIII CCXXXVIII CCXXXVIII[Santiago de] Cuba Febrero 5 de 1835. Mi querido Domingo: recib tu ultima carta, elocuente, sabia, profunda, como todo lo q.e sale de tu pluma, aunque escribas la ligera. Asuntos urgentes no me permiten escribirte largo hoy: lo har otro dia con mas desaogo, y tendr mucho placer en comunicarte mis ideas, sobrado analogas las tuyas, sobre varios de los puntos q.e tocas. Por ahora me limitar significarte qe no h hecho diligencias pa. rmplasar Prudencio, p.r q.e no quiero presentarme la mitad de la Legislatura, prefiriendo el segundo triennio, q.e ser todo entero, y bajo este respecto mucho mas provechoso pa. mi. Lejos de solicitar la eleccion, h ayudado en cuanto h podido la de D. Juan Kindelan, nuestro Procurador electo, q.e tu tal vez habrs conocido en la Habana muy joben cuando su padre estubo de Subinspector general de las tropas y Capitan General interino. Dicho joben entre otras dotes, la de ser amigo de la libertad, q.e en la actual cituacion de los negocios s de suma importancia. Ama a su pais: est arraigado cuantiosamente en l: nunca h pertenecido la vil faccion de los bandoleros q.e nos han gobernado de algunos aos esta parte, y estoy seguro q.e ni en el Estamento ni en el Gobierno se unir nunca los opresores de la Reyna de las Antillas. Hoy ha salido su alecucion sus comitentes, q.e te incluyo p.a q.e la hagas reimprimir en Matanzas. Esta clase de documentos conviene q.e circulen p.a q.e la Isla y la nacion conozcan el color politico de sus representantes. Otra ocasion ser mas largo. Por ahora, despues de abrazar tia Rosa y los primos, te repito el inviolable afecto con q.e soy tu mas amante amigo y pariente Fran.co Muoz del Monte 8. dem.

PAGE 421

DOMINGO DEL MONTE / 417 / 417 / 417 / 417 / 417CCXXXIX CCXXXIX CCXXXIX CCXXXIX CCXXXIXAl Lic. D. Domingo del Monte. Matanzas Habana 5 de febrero de 1835. Mi querido Domingo: en efecto ha sido largo mi silencio; pero atribuyalo V. por una parte que no lo consideraba todava en Matanzas, sino en el campo ocupado y entretenido con la boda de nuestro ,9 y por otra mi mal humor y al desconsuelo que me caus el triste caso de la desdichada Academia y algunas otras cosas que V. sabe y no necesito repetir. Sea enhorabuena por el embarazo ya tan adelantado de la amable Rosita, quien deseo un parto felicisimo y V. que sea padre de muchos y robustos infantes para que con el tiempo haga de ellos hombres utiles y buenos. Mi hermano Juan me escribi por el ltimo correo sobre el encargo de los libros, diciendo que no puede enviarlos por que la carta en que fu la lista no habia llegado sus manos por haberla interceptado los facciosos juntamente con toda la correspondencia de aquel mes. Siento mucho esta desgracia, que nos priva todava por algun tiempo de leer los nuevos romances castellanos; pero mandeme V. otra lista y repetir el encargo. No he visto ni s que haya aqu el Macas de Larra, ni s de 1 otra cosa que lo que han dicho algunos periodicos de Madrd. Parece que all produjo muy buen efecto en el Teatro, y yo no dudo que ser bueno por que el autor ha dado pruebas de suficiencia. Tiene V. mucha razon en cuanto dice acerca del Moro-esposito. Yo lo le en la ltima pascua, y fu tal el inters que me caus, que no supe dejar el libro de la mano hasta acabarlo. Hay rasgos brillantes de imaginacion: hay gran verdad en algunas descripciones: hay mucha valenta en los pasages fuertes, mucha ternura en los amorosos y mucha sal discreta en los alegres y grotescos: hay caracteres perfectamente delineados: y en fin hay muchas cosas excelentes que no se encuentran menudo en nuestros poetas modernos. Es cierto que Guerra Betancourt dej Vicente una traduccion de un romance ingles titulado el profeta de S. Pablo ; pero no lo es que se la 9.El matrimonio de don Jos Luis Alfonso con su prima hermana la seorita Dolores de Aldama y Alfonso.

PAGE 422

CENT"N EPISTOLARIO 418 \ 418 \ 418 \ 418 \ 418 \ dejase para V. Est muy bien parlada, y se la enviar V. tan pronto como Vicente la recoja de poder de un amigo quien la prest. Sigan V.V. trabajando provechosamente en el arreglo de esa biblioteca, ya que por ac nada podemos hacer. Soy, como V. sabr, vicepresidente de nuestra Seccion de Educacion. En la primera junta que tuvimos das pasados se suscit una acalorada cuestion sobre si convendra no dar entrada en ella los maestros de escuela; y como mi opinion fu contraria la del mayor nmero, quisiera que V. me manifestase la suya con las razones en que se apoye. D V. mil espreciones de mi parte al Sr. Gener, Tanco y Jos Miguel Angulo sin olvidar la viuda Magdalena; y recibiendolas de Anita y Javiera y Vicente, pongame los pies de Rosita y disponga de su eterno amigo que desea abrazarle Blas OssCCXL CCXL CCXL CCXL CCXL toPrincipe 16 de Febrero de 1835. Querido Domingo: de carrera te escribo p.s se va el correo. Recib la tuya del 2 de este, con lla la Aurora, q.e manfiesta en parte lo q.eeres lo q.e sabes. Te perdono el cilencio p.r el motivo de q.e te vales pa. disculparte acaso fuiste tu el novio p.a q.e estuvieras tan ocupado del asunto? Dale Pep, Lola el parabien, q.e Dios los haga buenos casados, como lo espero, al noveno mes un hijo q.e se paresca a mi nia. Aqu seguimos con el plan de Comedias pa. el Colegio venciendo dificultades de gran tamao hijas todas de las preocupaciones de este maldito pueblo: el 12. se hizo el Abufar,10 sali perfectam.te: hubo su quintecto, baile: la funcion la compusieron las principalitas del pueblo.=Dame siempre las noticias q.e tengas de Saco.=Aqu se dice q.e en P .to Rico se estan haciendo comedias p.r aficionados en beneficio de un Colegio, averigua si es cierto p.r Oses, haz q.e digan algo en los periodicos de esa, i la Habana, sobre esto celebrando mucho las Seoritas &a. aqui no se ha dicho nada en la cervil Gaceta, yo no he hecho p.r q.e se diga nada; no fueran 10. Abufar o La familia rabe tragedia de Ducis imitada por Jos Mara Heredia.

PAGE 423

DOMINGO DEL MONTE / 419 / 419 / 419 / 419 / 419 pensar estos brutos q.e porque yo soi el q.e he arreglado esto quiero q.e se me elogie, asi q.e no conoscan p.r all qe. es indicacion mia. Adios q.e se va el correo tuyo= T .11Me alegro q.e el to sea Ministerial, p.s p.a la causa de la lvertad hay bastantes en el partido de la oposicion, l no sera mas q.e un voto mas, pa lo q.e es pa. el bien de la Isla, de nosotros conviene q.e tenga al Gobo. p.r suyo: el tio sabe mucho de bliblia Todos nuestros diputados seran ministeriales: al nuevo de Cuba Ten.te Cor.l D.n Juan Quindelan le ha tachado p.r no tener sino 29. aos un hermo. de Prudencio, dicen q.e es un buen muchacho, po. de poca instruccion i talento, ya lo veremos. La eleccion de la Isla ha sido fatal; el mejor es mi to Andres, eso porque es mi to.=Si yo fuera Procurador no tendra partido fijo p.s en las diviciones unas veces me convence los Ministros otras los de la oposicion.CCXLI CCXLI CCXLI CCXLI CCXLIHabana 16 de Febrero de 1835. Querido Domingo: no juzgue V tan lisonjeramente de mi por la cartita escrita en italiano, pues todavia no me hallo con actitud bastante para entender muchos escritores de esta lengua, y le hago V esta confesion de miedo qe algun da viniendo por aca, me tomase la leccion, y conociese la pega. Bien es qe yo he tratado el estudio deste idioma como cosa de juego, y solo ratos me he dedicado l despues de algunas lecciones qe me dio Pepe de la Luz en las pascuas de navidad, por los aos de 33 y 34: pero no crea V tampoco qe nace de desaplicacion este descuido, sino de qe tengo entre manos otros estudios mas serios y de mas importancia para mi. Tal es por egemplo, el del latin. Habra cosa de un mes qe me he dedicado aprenderlo con todo empeo, y puedo asegurarle V sin vanidad qe he adelantado mucho, y qe tal vez de aqui otro mes estar en disposicion de escribirle una carta en este idioma, mejor escrita qe la otra en italiano. Mi maestro es Agustin Sarraga! Doy leccion de las 7 las 8, y estoy estudiando desde las cuatro qe salgo del colegio. Tanto por este motivo, como por haberse establecido en casa de Andr una academia de ingls la misma hora 11. Don Anastasio Orozco y Arango.

PAGE 424

CENT"N EPISTOLARIO 420 \ 420 \ 420 \ 420 \ 420 \ qe teniamos la de jurisprudencia, se ha desecho esta, y dejado yo de estudiar con ellos, de lo qe en gran parte me alegro; pues no me gustaba el sesgo qe haba tomado la academia dicha. Yo no creo qe pueda aprenderse ninguna ciencia sin ir uno beber las doctrinas en su mismo origen, tomarla desde el punto de su nacimiento hasta el estado en qe se halle, examinarla en orden analitico, y formarse su metodo uno mismo. Cierto es qe la jurisprudencia ofrece mas dificultades qe las otras, cierto es qe tiene infinitos errores qe correjir, y mil vulgaridades qe desechar, pero todo esto quiero conocerlo yo en su mismo estudio, esto s, en los codigos y en la historia, para estar seguro de que la poseo, y no leyendo Benthan y pues el primero no es la jurisprudencia, sino un sistema de legislacion, y el segundo no es mas qe un metodo pa examinarla. No quiero decir por esto qe se deseche la lectura destas obras, sino qe se debe hacer para ilustrar las ideas y las opiniones de la ciencia ya adquirida, pero no para aprehender la misma ciencia. He aqui los motivos de mi oposicion con Valle, Moris y Andr; verdad es qe ellos se hallan en distinto estado qe yo, y qe pueden creer qe ya son jurisconsultos, mas como por esta misma causa nunca hubieramos podido conciliarnos en nuestro plan, me alegro qe se haya concluido la academia. Ahora me dedico todo el dia al estudio de las leyes puramente, solo, con algun amigo de satisfaccion; por la tarde estudio latn, y en vez de ir por la noche alguna insulsa tertulia de tontas y mentecatos, me reuno con Manolo, qe cada dia tiene las ideas mejor rectificadas, y traducimos un poco de frances; deste modo tan agradable pienso irlo aprendiendo sin apurarme, pues tampoco puedo dedicarme tantas cosas con ardor. Con Pepe de la Luz suelo leer tambien, pero como est tan sobrecargado de trabajo, qe apenas tiene cuatro horas para descansar y gozar la compaa de su mujer, no me atrevo molestarlo, aunqe conozco la voluntad y el empeo conqe todo se me ofrece. No crea V qe yo pueda abandonarme, tal vez no adelantar todo lo qe debiera, pero sera por causa de las circunstancias, no por culpa mia, pues cuando la voluntad y la razon marchan de consuno, imposible es qe la aplicacion se pierda. Tratando ahora sobre el elogio qe me hace V del Moro Exposito yo tambien debo decirlo en conciencia, qe aunqe no lo he leido, (pues Valle a quien V se lo dej, no me lo entrego hasta despues de mucho tiempo, y tuve qe devolverselo a su amo al otro da, porqe no lo habia leido y me lo estaba reclamando) vi algunos pasages qe me interesaron mucho, y desde luego juzgue qe era bueno, porqe jamas he tenido otra regla para juzgar las producciones del ingenio, qe los movimientos de mi corazon, y cada vez me cercioro mas de qe es la unica cierta invariable. Yo le hablo V en mal sentido de Savedra, por el conocimiento qe tenia de otros versos suyos, los cuales habra V leido, qe no me parecen cosa; pero estos

PAGE 425

DOMINGO DEL MONTE / 421 / 421 / 421 / 421 / 421 fueron hechos en tiempo de la guerra de la independencia, despues de la cual emigro el autor y ha aprenhendido a ser poeta en los paises estrangeros. No solo me persuado de qe su poema sera exelente, sino qedebo aadirle V. qe siempre estaria inclinado juzgarlo favorablemente, pues Savedra me debe como hombre mucha simpatia y un concepto ventajoso. Mala tecla me ha venido V tocar, amigo mio, la poesia...! Este solo nombre ha sido el delirio de mi espiritu. el idolo de mi corazon, la felicidad de mi vida... Y ahora, amigo mio, ya no tiene para mi el mundo poesia; al menos una poesia como la qe yo me imajinaba en otro tiempo, una poesia de amor, de inocencia y de ventura; ahora lo qe veo es poesa de desengaos, de opresion, de muerte y de dolores; pero siempre soy yo poeta, amigo mio, siempre mas de qe vale? de qe? Las inspiraciones de mi inocencia brotaban sin obstaculo del corazon, mas las inspiraciones del desengao, aunqe amargas, se estinguen sin provecho, como la flor qe cae del arbol sin cuajar el fruto. El silencio, amigo mio, la oscuridad, este es el refujio del qe conoce las cosas, y nacio poeta. Bien dice V qe en Turquia no puede haber poetas. En vano late indignado el corazon, en vano arde el espiritu con el fuego de la virtud no hay ms qecallar, y en caso de qe hablase, donde estan los oidos qe escucharan? (Es muy alta la mision de un poeta, y muy triste su destino.) (El debe sentir en toda su fuerza los males de la humanidad, y da los preceptos mejores de virtud. Debe ser ciudadano, religioso, poltico, moral.) Cuando empezaba yo vivir creia qe era la poesia un don precioso de la naturaleza, para cantar los deleites de la vida, y endulzar las penas en la desgracia. Mi inclinacion los placeres puramente sensuales me engolfaba en esta idea, y hubiese permanecido siempre en ella, y tal vez encenagado en los vicios qe he estado muy espuesto, si algunos desengaos, y mas qe todo, el trato intimo qe me proporciono con V la providencia, no me hubiesen vuelto la virtud y revelar al mismo tiempo cuan amargo es el don de la poesia, y cuan alto destino el de un poeta. Yo conozco, amigo mio, qe no soy el poeta qe he pintado, lo uno, por qe no puedo, lo otro, porqe aun cuando pudiera no me dejarian, pero siento arder en mi una chispa de la poesia, y la muy suficiente para conocer el valor y los fines de un poeta. Sepase V, amigo mio, qe yo estoy muy resuelto a adquirir una instruccion solida, qe no me distraigo un momento deste proposito, qecuantos pasos doy en el dia solo marchan este fin, y asi lo estimare qeme ayude con sus consejos, qe no me dispense falta alguna, qe en todo me pida mi opinion para rectificarme asi, y en una palabra, qe me est V tomando siempre cuenta de mis conocimientos. Pongame V L P S de su Seora. Su amantisimo R. de Palma.

PAGE 426

CENT"N EPISTOLARIO 422 \ 422 \ 422 \ 422 \ 422 \CCXLII CCXLII CCXLII CCXLII CCXLIIP.to Principe 8. de Marzo de 1835. Querido Domingo: como mi destino de Asesor no me d facultades pa. detener el correo, asi es, qe ahora un cuarto de hora tuve qe ponerte 4. renglones mas q.e de prisa pa. incluirte un papel del qe luego te hablar, ps en este momento apesar de qe el pan me biene de ver muchos espedientes m alrrededor, le doi gracias Dios de verme hoi sin ninguno autos en mi mesa, qe ecijan el inmediato despacho, ps lo qe es la bocolica hoi est ya segura, mas deseo en este momento hablar un buen rato con tigo qe el verme libre de un mal dirigido Tacon q.e me impide caminar con livertad. En pesar contestando las tuyas del 14. 23. del po po Feb.o mesclando todo lo q.e se me ocurra. Me alegro qe Vds. piensen en hacer Comedias de aficionados, desde luego envidio el objecto p.a qe son destinadas, siendo mejor q.e el qe nos hemos propuesto aqu, p.o lo qe motiv el escoger este fin no otro luego te lo dir, entre tanto te aconsejo qe en el plan de Comedias procures meter todos los cerviles, i carlistas de ese pueblo, p.s si no lo haces, podran creer qe es plan revolucionario el de las Comedias. Te voi hacer una breve historia de nuestro plan de Comedias, p.s los pormenores domesticos son mui ridculos pa qe me ocupe en decirtelos, te los contar apesar q.e ignora muchos qe yo solito s porque as ha convenido. Es el caso qe en casa de un L.do Pia qe tiene una hija qe se haya con calidades privilegiadas pa. cuanto quiera dedicarsela, arregl el culto la Comedia del Si de las Nias pa. representarla privadam.te en los terminos qe ya tu sabes haz publicado: llega noticias del Asesor de la Intenda, se propone qe esta comedia se hiciera beneficio de una escuela de nios pobres qe hay aqu: encuentra gran oposicion p.r no haberse hecho aqu jamas ninguna funcion pr aficionados pr paga &a. &a: sigo trabajando con empeo pa lograr mi fin p.o en vano ps hasta los hombres ecepto miraban la cosa con ogeriza: hablando de esto con Gaspar Betancourt12 (qe es lo mejor q.e he tratado aqu, eceptuando Monteverde) Mayorazgo de aqu, con Jos de la Cruz Castellanos (q.e luego se retir porque supo qe el Regente desaprobaba el plan) se nos ocurri la idea del Colegio qe tena en una comision la Diputacion Patriotica, cuyo plan est presentado pr Monteverde, en el cual Colegio se ensear desde el A. B. C. hasta Filosofa, habr muchos nios pobres: en el momento qe consevimos este plan nos reunimos en la 12. Don Gaspar Betancourt Cisneros ( El Lugareo ).

PAGE 427

DOMINGO DEL MONTE / 423 / 423 / 423 / 423 / 423 Quinta de Gaspar, contando con el Sor. Portilla, Bernal, Atran, Sedano, dimos principio alistar jovenes pa las representaciones, p.s conosimos qesin Oidores &a nada se haca, as fu, qe alistamos todas las familias de estos, corriendo yo de un estremo del pueblo, al otro, rogando, suplicando, saliendome de los diplomas indesente, logr hacer una compaia la mas brillante qe pudiera hacerse; al principio hubo piques pr los alistamientos, luego piques pr qe no se contaban con llas: ya arreglada la compaia se trat de ejecutar la 1. funcion, y siguiendo mis deseos, se iva publicar un prospecto hecho pr Monteverde, insertandose la lista de los aficionados, de las personas qe intervenan en el asunto: se acord as, ya se iva la compaia se trat de egecutar la 1 funcion, siguiendo mis deseos, se iva a publicar al siguiente da, cuando se me ocurre ir a casa de decirle su S.aqe iva salir en letra de molde, lo qe se opuso enteram.te: p.o yo fui casa de Monteverde qe tenia la lista, la borr, mas Monteverde i Betancourt, consideraron qe borrandose lla se separaban las demas, as fu qe tuve q.eaplacar al Andaluz, ps l est contrapunteado con Sedano pr una bobera, supimos qe desa qe no se habia contado con l: me cost mucho el aplacarlo, pa. convencerlo, fue presiso entrar pr lo qe l quera de qe no se publicara nada, i desde entonses el plan fue endemoniadamente porque querer hacer privado una cosa qe debia ser pblico desde entonses las juntas fueron en casa de i en cada una habia un digusto, q.e me costaba m allanar: del plan qe se adopt pa. repartir las localidades hubo innumerables disgustos, los abonados al teatro en la compaia de la legua querian tener toda preferencia, los aficionados lo mismo: esto di lugar q.e hubiera persona qe quiciera poner entre dicho pr su luneta, el Fiscal de lo civil mand poner demanda pr un palco porque habiendolo tenido en la 1 funcion no se lo reservaron pa. la 2.: ¡qe tal! va adelante qe hay mucho qe contar, i eso qe me dejo muchisimo en el tintero. En este estado se arma una del Demonio, p.s se dijo q.e Sedano se oponia las Comedias, en efecto el estaba un poco resentido, nadie sabia lo que debia acerse, me llama Portilla, yo desiro ir hablar con Sedano, en efecto fui, como l tiene tanta ducacion, es tan franco, caballero, yo le habl como un amigo; de nuestra conferencia, qe fu mui larga, resurt qe debia haber una junta en su casa, ps era una de las quejas qe tenia, en efecto fuimos una porcion considerable, Sedano pronuncio un discurso lleno de franquesa, diciendo, qe genios asustadisos i de una piedad religiosa mal entendida decian qe se estaba corrompiendo el pueblo con las Comedias de aficionados, y qe pa evitar cualquier cuento &a se veia en, la presicion de dar parte al Cap.n Gra.l: despues de una larga discusion convenimos en qe le diera parte sin nombrar personas: en esto entra i se agarra con Sedano, diciendo qe l no entraba en esa parte, p.s podra desaprovarse el plan i q.e l no queria ser desairado; cuanto alumbr esta idea el Andaluz, se arrebiat al fin Sedano dijo qe no daria parte qe se siguieran las funciones en el mismo rden hasta el Carnabal. A todas estas se estaba

PAGE 428

CENT"N EPISTOLARIO 424 \ 424 \ 424 \ 424 \ 424 \ ensallando la comedia del Viejo la Nia en la qe debia salir una hija de bailar la Intendenta, tambien el Abufr en qe representaban y cantaban varias Se.tas de lo principal de aqu: de la egecucion de estas dos piesas dependia el qe hicieramos despues cuanto quicieramos, asi era qecondecediamos mil cosas en qe ahora no entrarmos, principalm.te en la ridicules qe ni se debian anunciar las funciones. El Abufar se hizo, al tratar de hacerse el Viejo &a se nos agach la Intenda. diciendo qe estaba enferma, p.o pa mi tenia mas justo motivo ps la pobre vive desgraciada pr la suerte de su tio, i la de su Padre, qe sabes en el aprieto qe estan pr Carlistas. Cuanto la Intenda. dijo qe no sala (qe tiene mucho partido aqu como honrrado, juicioso) dijo q.e su hija tampoco sala; pr mas qe se le rog no hubo caso, sino q.e no accedi, ps l tambien tenia mucho miedo, p.s le hablan dicho qe se habia hecho una representacion contra los empleados qe estaban en el plan de comedias, i mas l es mui religioso i la gente de corona nos ha hecho un fuego del Demonio, tanto qenos han quitado concurrentes; en estos das de cuaresma nos haran un mal del Demonio Cuanto corri la voz de qe la hija de no sala se nos empes desertar gente, nos iva llevar el Diablo p.o en casa de Pia nos hizimos fuertes apesar de q.e se nos desautoriz de los qe habian hecho el Si de las Nias nada menos qe Simon (el pedante trasto de Santaelices aduloncito nuevo de los Oidores) Calamacha Rita; arreglamos en 4. das (¡ actividad!) la dicha comedia, haciendo de Rita divinam.te la Conchita Pia, q.e hizo el papel mejor qe el de Paquita si cabe mejoria, ¡qe talento de muchacha!=el de Paquita lo hizo una Seorita qe nacio pr su figura, y demas circunstancias pa este papel: el de Simon lo hizo un Bachiller Jos Prado muchsimo mejor q.e Santelices: i el de Calamacja mui bien Fran.coPalomino, despues cant Conchita Pia un duo con un tal Romero, (el de Pipo i Niseta de la Urraca, en la prision) i luego bail divinam.te un solo de fuerza .=Con esta representacin nos hemos grangeado un n.o de aficionados desididos, i despreocupados, qe Dios mediante despues de cuaresma haran Un millon de Comedias, pa. lo cual se estan ensayando= qeestaba mas animado qe nosotros, si es posible estarlo, tuvo con Portilla un disgusto pr una mala esplicacion de este en punto los fondos: lo qe di lugar qe el 1. qe era el depositario dejara de serlo, i hoi lo es Portilla, en parte, ps tambien tiene dinero Bernab Sanchez. En este estado est el asunto de las Comedias, i es preciso darle ahora mejor giro, pa. lo cual tengo pensado maana pasado ver de reunir los fondos, i con un ofo. pasarselos la diputacion Patriotica pa. el Colegio, i si no tiene efecto esto en un ao, qe se destine una escuela gratuita, p.s ya tengo los qe han representado reducidos qe es mejor qe corra la Diputacion Patriotica con esto: lo q.e no queria antes estoi seguro q.e si la dicha Diputacion Patriotica toma esto su cargo en un principio se malogra, ahora es el momento critico, i entonses se publicaran las funciones, ir todo como

PAGE 429

DOMINGO DEL MONTE / 425 / 425 / 425 / 425 / 425 debe ir: estos son mis planes veremos si los pongo en planta. Se me olvidaba decirte q.e el Ayuntamiento quizo reclamar contra las comedias de aficionados sea contra el objecto qe se dirigian pr tener llos hace un siglo un proyecto de Colegio, ¡qe mala direccion le dan al amor propio! Si publicas algo de lo qe te digo qe sea solam.te de las representaciones sin indicar nada de los piques i separaciones de aficionados, p.s muchos de los desertores estan volviendo las filas de aficionados.=Las mortificaciones qe he pasado no son pa escritas, ps hay muchos canallas aqu tanto qe como no se publicaban las funciones sino q.e se corria la voz, luego esparcian la de qe no habia funcion=La parte mas dolorosa la he dejado pa. lo ltimo, i es la del metalico. En las 3. funciones no hemos llegado 800.$ libres, es verdad qe emparte sido debido el plan de la reparticion de localidades; po. tambien aqui son mui cicateros, ps en la 1. funcion me puse la puerta con bandeja, i hubo muchas personas desentes q.e no hecharon ni la entrada estipulada. Vasta de Comedias, i otra cosa: lo qe no entiendas suplelo. Recib el Catesimo de Hacienda; pr el qe te doi gracias, i te suplico, po. no regalado qe me mandes los Sinonimos de March, i los de Cienfuegos, lo mismo qe el 3. Tomo de Quintana de sus Espaoles Celebres q.e tengo muchas ganas de leer, i la memoria de Saco sobre los negros. Como segun te esplicas ya no me crees, ps me das entender qe lo q.ete dige de qe habia roto la carta de tio Andres no era cierto, te mando mi relacion de meritos hecha en Madrid el ao de 1829., i de la qe le deg tio Andres como 70. egemplares i mas te dir qe parese qe no haz estado en la Corte cuando ignoras qe sin ese requisito no se admiten solicitudes, i esto tiene un fundamento mui racional, ps como vez, en poco terreno se dice mucho, i as se ahorra el leer innumerables documentos: si te hubieras acompaado en Madrid, en vez de Iznardy, Orozco, con Felix Puig &a. no hubieras cometido una falta tan garrafal en la carrera de empleado, sea pretendiendo aserlo, as, manos la obra, i cual otro Cervantes (no D.nMig.l) recoge certificaciones, i documentos qe mandaras tio Andres, prdplicado p.a qe all te hagan tu pliego impreso; p.s el me dice qe est dando pasos en tu favor po qe sin la relacion nada puede hacer: tu quieres qe el mundo Espaol vaya tu modo, eso no lo veras tu, ni yo.=Tio Andres te estima; tu se v qe no lo conoses cuando te paras en pelillos. Veo el garrotazo, pr no decir otra cosa, qe le han dado la biblioteca de esa. A nuestro Gen.l, qn tenemos qe vivirle agradecidos pr las mejoras q.e ha hecho, le han trastornado el juicio, i est mui prevenido contra los buenos, con la mejor intencion: es verdad qe se conose qe en su genio orgulloso, i en sus principios militares, le duele todaba mucho lo qe le pas en Popallan qe le tiene los hijos de America un odio inaplacable; la culpa q.n la tiene es el gobo. en mandar Gobernantes qe han hecho la

PAGE 430

CENT"N EPISTOLARIO 426 \ 426 \ 426 \ 426 \ 426 \ guerra en America: l suea con la Independencia, i cre qe en la Isla hay q.n piense en lla; si fuera posible pensar nadie haria qe se efectuara tan pronto como el manejo de nuestro Tacon.=Si hubiera estado en la Haba. cuando los Soles muchos hubiera despachado. Ya habras leido el ofo. qe pas aqu sobre la disposicion sobre las Comisiones militares: los Ses le dolido mucho este golpe, i van representar al Gobo. segun he oido decir, yo me he alegrado mucho p.a qeprueven el hierro del depostimo qe egercen llos con tanto rigor, i qe prser deviles han favorecido Olaeta, cometiendo luego la injusticia de no habilitar pa. la Habana los demas qe se han recibido.=En tu incorporacion no doi paso hasta qe venga Franco mandame una carta sobre este asunto po l.=Le entregu Delicado el ofo. i dice qe est pronto pagar, po. qe, desea ntes saber si en lo qe paga le cargan este ao, ps se le ha perdido el ltimo recibo, i el ofo. no esplica: l est enfadado con la diputacion pr qe no le contest un ofo. qe le pas cuando dej de ser Censor, i qe la Seccion de ducacion si lo hizo. Dios te de pasiencia pa. ler esta. A Rosita espreciones afectuosas de Gaba. i mias, lo mismo q.e Doloritas, Pep, i Tanco.=Tu invariable= Tatao .13P D.=El plan de Comedias me ha servido pa. conoser la mayor parte del pueblo, i entre ellos Domingo Sterling qe es pieza, vividor, miserable.CCXLIII CCXLIII CCXLIII CCXLIII CCXLIIISr D. Domingo Del Monte Habana Madrid y Mrzo 3/de 1835 Mi querido Doo.: piensas qe voy a escribirte largo o a darte muchas notics? Te engaas si lo crees. He leido tu carta fha en Sta Rosa, dirigida a D. Andres Arango; y deseo saber cual ha sido, o cual pueda ser el desenlace de las eleccion.sde la Sociedad. Los Hechavarrias; particularm.te Prudencio, me hacen mil fiestas cuando me encuentran; y de cuando en cdo me hacen sus visitas, aunqenunca me encuentran en casa. De esto me alegro, ps los conozco mucho. Mil recuerdos afectuosos a las dos Rosas, y a Dolorita, sin olvidar a 13. Don Anastasio Orozco y Arango

PAGE 431

DOMINGO DEL MONTE / 427 / 427 / 427 / 427 / 427 D. Domingo. Cuando escribas a Tanco, hazle espresions en mi nombre. Que es de Morillo, Andr, Valle, Bruzon &&&&&a. Si le fuera escribir a cada uno en particular cuando acabaria? Que tengan ps, esta prsuya, Spre invariable Jos A. Saco P. D. Este es el seg.do conducto pr donde envio memorias a Oss y a su familia. Es decir qe van pr duplicado.CCXLIV CCXLIV CCXLIV CCXLIV CCXLIVIsla de Cuba A D.n Domingo Del Monte Abogado en Matanzas Madrid 3 Marzo 1835. Mi querido paisano y amigo—ayer recibi su carta de 30 Dice desde el Ingenio de S.ta Rosa, y en ella me entera V. del acontecim.to de la sociedad patriotica de la Habana, mui digno de aquellas gentes, y quedo a la mira de hacer lo que pueda y lo que debo si llega por ac aquel chisme. Yo no escrib Anastasillo14 otra cosa que lo que manifest V. directam.te para rectificar su opinion en quanto la estension que daba V. a mi influencia; por lo demas, las noticias que V. me ha dado sobre sus amigos me son mui apreciables y convenientes, y har uso de ellas en la primera oportunidad que se presente quando se realize el deseado arreglo del sistema judicial de nra tierra: entonces ocupar V. el primer lugar para mis indicaciones, y seguidamente los dems amigos de quienes V. me ha escrito con tan decidido empeo. Como el correo ha llegado ayer y debe salir el 9 no tengo lugar para ms; refiriendome en quanto noticias los papeles que remito al amoTanco y lo que pueda escribir el amo. Gener. 14. Don Anastasio Orozco y Arango.

PAGE 432

CENT"N EPISTOLARIO 428 \ 428 \ 428 \ 428 \ 428 \ El correo pasado dije V. que encargaba mi hermano Pepe satisfaciese V. dos mil pesos fuertes; y si lo verifica le quedo V responsable de solos dos mil pesos, que creo sobrada cantidad para cualquier gasto que pueda ocurrir. Desea V felicidades su apasionado amigo y paisano A de Arango15CCXL CCXL CCXL CCXL CCXL V V V V V S.or D. Domingo Delmonte Madrid 5. de marzo 1835. Querido Amo. y compatriota. Sumamente desgraciada es por cierto mi correspondencia con V, puesto que me asegura en su apreciable de 2 de diciembre q contesto que en todo un ao no ha sido interrumpido mi silencio sino por una sola carta, dado que de tres mortales pliegos. Yo tengo bien presente que por el mes de junio escrib V. largamente, rogandole (entre otras muchas cosas) tuviese la bondad de dar algunos pasos para q el ayuntam.to de la Habana aprobase la propuesta de Arango y me otorgase sus poderes en esta corte, mediante la renuncia que el mismo hacia, por creerlos incompatibles con su destino de Secreto. de la Seccion de Indias en el consejo real. Tambien me acuerdo de otra, aunque no de su fecha, en que hablaba V. larguisimamente de cosas politicas y entraba en esplicaciones sobre el fenmeno de hallarme dirijiendo un peridico ministerial, cuando tantos aos he vivido oliendome el cuello caamo “Por seguir la sublime locura De Washington y Bruto y Caton.” Pero debe advertirse que yo soy el fundador de ese periodico que ahora lleva la librea ministerial y antes con el ttulo de Universal que yo le d, era el mas exaltado de los diarios de la oposicion. Un articulo del numero 42. produjo la supresion del papel; y despues de mas de 20. dias de suspension, obtuvo el empresario permiso para continuarle con el titulo de la Abeja Mas habiendo perdido considerable cantidad de dinero, y no habiendo entrado en esta especulacion sino por ganar, se resolvi seguir el camino diametralmente opuesto al que le habia atraido tanta perdida, y aqui tiene V. al periodico convertido en ministerial. Yo desde luego me hubiera separado: pero me rogaron que conti15. Don Andrs de Arango y Nez del Castillo.

PAGE 433

DOMINGO DEL MONTE / 429 / 429 / 429 / 429 / 429 nuase dirijiendo la empresa, lo menos hasta encontrar quien de ella se encargase: mas no habindose logrado esto hasta el mes de enero ultimo, entonces fu cuando logr retirarme, y desde entonces me tiene V. retirado de toda empresa periodistica. Pero no me fu posible retirarme sin gravsimos altercados con el empresario, quedando los dos desde aquel dia como enemigos, de modo que no nos hemos visto mas; y de esto proviene que ni siquiera me ha continuado remitiendo la Abeja ni tengo hoy ningun peridico que enviar V, pesar de que Arango me ha entregado 18. numeros del Noticioso Lucero : pero ya me he compuesto con el Observador para que en cambio de los papeles que V. me remita en adelante, me d un ejemplar de su peridico, teniendo V. cuidado de poner el sobre mi nombre Calle del Clavel no. 8. cuarto 2. Tambien agradeceria V. mucho, muchisimo que vuelta de correo me hiciese el favor de remitirme un ejemplar del “Manual parlamentario de Th. Jefferson”, traducido del ingles por el seor Varela,16 librito q segun me dice nuestro dignisimo Amigo el Seor Saco, es bastante comun en la Habana. En cuanto cosas politicas, amigo mio, no puedo hablar V. sino tristisimamente, no viendo dentro, ni fuera de Espaa nada que pueda darme esperanza de que triunfe el partido de la razon sobre el de la barbarie. En Inglaterra se va afirmando el ministerio tory: la santa alianza favorece ostensiblemente las pretensiones de don Carlos: y en Navarra y las demas provincias esentas la faccion adquiere cada dia mas y mas fuerza fisica y moral. Lo peor de todo es y lo mas triste considerar cuan debiles y frgiles son los apoyos en que libra sus esperanzas el partido liberal, reducido hoy Mina y Valds, de los cuales el uno manda el ejercito de Navarra y el otro es desde el ultimo dia del mes anterior ministro de la guerra. An prescindiendo de que Espaa no ha vuelto sino el cadaver de Mina, ya V. sabe que no es mas que un guerrillero; y por lo que toca a Valdes, yo me canso de preguntar cuales son los grandes hechos de armas que le han dado celebridad, y no encuentro otros que sus continuas derrotas en el Per y el haber pasado bajo las horcas caudinas de Ayacucho. Le parece a V. que se pueden formar grandes esperanzas con semejantes hombres? Antes que se me olvide debo advertir V. que los poderes del ayuntamiento de la Habana de que habl anteriormente llegaron ya, y me tiene V. ajenciando los negocios que aquella corporacion tenia pendientes en esta corte. La ultima noticia que se ha recibido de Navarra es demasiado triste, 16. El Pbro. don Flix Varela.

PAGE 434

CENT"N EPISTOLARIO 430 \ 430 \ 430 \ 430 \ 430 \ pues consiste en el abandono que hicieron las tropas de la Reina del punto fortificado de Los Arcos, que ocuparon inmediatamente las tropas de Zumalacarregui. El nuevo ministro de la guerra Valds se propone aumentar el ejercito hasta 60" hombres y ahogar asi la faccion: vermos. No deje V. de escribirme, que desde ahora tendr yo mas tiempo de hacerlo, y lo ejecutar en cada correo. Sirvase V. ponerme los ps q B. de Mad.me Delmonte y mandar su invariable amo. que de veras lo estima— Quintero.17CCXL CCXL CCXL CCXL CCXL VI VI VI VI VIHabana y M.zo 18/835. Querido Domingo: V no se acuerda de m: dos y tres cartas son necesarias para arrancarle una. A mi no me gusta escribir de ceremonia, por eso no lo hago ahora con V mas menudo, pues estoy muy ocupado. Esta se reduce saber de V. si vive muere, y participarle como ya tengo ganado mi cuarto curso. Le participo V. tambien, qe por conducto de Andre me he colocado de maestro de gramatica en una academia de nios, y me dan una onza al mes por una hora de leccion al dia. Esto en nada empece mis estudios, y me sirve de ayuda en mi pobreza, y ahorro mi pobre madre, qe es por quien mas lo he hecho. Creo qe seran todas estas noticias del gusto de V, pues me complazco en creer qe me quiere mucho, como me tiene dadas hartas pruevas. He sabido qe Rosita esta proxima parir; mainfiestele V mis deseos porqe sea con la mas grande felicidad, y conforme lo apezca: Reciba V todo mi cario, y no deje de escribirme. Ramon de Palma. P. D. Le dire V por via de consejo, o advertencia, lo qe quiera, qeno conserve por ningun motivo papeles cuyo contenido pueda comprometerlo, y no crea V qe esto se lo digo por miedo, sino por prudencia. 17. Don Toms Quintero.

PAGE 435

DOMINGO DEL MONTE / 431 / 431 / 431 / 431 / 431CCXLVII CCXLVII CCXLVII CCXLVII CCXLVIIAl Sr D.n Tomas Gener. (Equivocadam.te puse tamb.n el sobre Gener en esta de V.) Matanzas. Habana 19 de Mayo 1835. Enhorabuenas pares, queridisimo Domingo, pues apenas habia recibido la de V. del 14 participndome la resurreccion de nro. sin igual Gener, cuando su cuadito Miguel18 me comunic el feliz alumbramiento de Rosita, y tan feliz que le di V. un dominguillo, que es otro item mas. Ya V. sabr lo que es ser padre, pues esto mas es pa. sentido que espresado, particularm.to cuando empieza el nio pronunciar las primeras palabras, como le sucede cabalm.te mi Ma. Luisa. Reciban Vds. pues las mas cordiales congratulaciones de Mariana y mias—y vamos con nro. Gener. Efectivam.te amigo mo, qu cosa puede haber mas lisongera pa nro. corazon que el grangearnos el aprecio y correspondencia de aquellos pocos hombres sensibles y justos que honran la tierra? Pues figrese V. cual ser el alborozo del mio, primeram.te por ver asegurada tan preciosa salud pa. nro. pais y su fama. despues pr verme tan tiernam.te querido, y en fin tan bien correspondido; que si por este ttulo se graduara mi derecho su aprecio, creo que nadie cedo en el sentimiento de quererle y en el conociminto de apreciarle: he tenido tantas ocasiones de conocer este hombre tan singular, que acaso por eso nadie me ganar en apreciarle. Y pues por conducto de V. vinieron sus afectuossimos renglones, vayan tambien por l los no mnos sentidos mios. Aun no he visto Valle, pa que me diga lo que V. le ha escrito sobre la curacion. Antes de recibir la de V lo dije aqu en Carraguao, que si en las columnas del Lucero se celebraba la salud de nro. amigo, era tan solo por encomiar Azcrate, robando el lauro Mena y Hipcrates mismo que resucitra. Es gente de bandera y juramentada, y por consiguiente... pero sistat jam calamus y peor es meneallo. Nunca me dijo V. si haba recibido aquella muy larga ma, dos tres meses ha, en contestac.n otra suya. Como s la satisfaccion que le cabr en ello, le digo que nro. Ramon sigue estudiando, como estudian las cabezas superiores. Pero ni V. ni yo sermos los sorprendidos de la altura qe puede llegar este joven apreciable. A Dios, mi querido Domingo, de su spre. el mismo Pepe19 18. Don Miguel de Aldama. 19. Don Jos de la Luz y Caballero.

PAGE 436

CENT"N EPISTOLARIO 432 \ 432 \ 432 \ 432 \ 432 \ Dgame V. si el tomo de Fr. de Leon es el 6. q.e est en mi poder. En cuanto la “Alhambra” la buscar cuando me avisen pa acabar el escrutinio de los libros del difunto DrCCXL CCXL CCXL CCXL CCXL VIII VIII VIII VIII VIIISr Lido Dn Domingo del Monte Matanzas Habana y Mayo 20/835. Mi querido Domingo: acabo de saber hoy mismo el feliz alumbramiento de su Seora, y antes qe V me ofrezca el nuevo vastago de Delmonte, quiero anticiparme darle mis parabienes. Eso es, amigo mio, varones, varones, hijos de verdaderos varones, qe es lo q.e la patria reclama grito herido. Yo me lisonjeo figurandome aq.l da en que los renuevos de nuestro tronco se alzen mejor cultivados y nutridos para covijar y embellecer el campo de la patria. Que otra felicidad podemos gozar, qe otra esperanza podemos alimentar en este oscuro valle, qe la de formar nuestros hijos? Dichoso V, amigo mio, qe. podr decir ya entre poco tiempo Cuba: yo te he dado un hombre. Tal vez algun dia podr decir yo tambien lo mismo. A Dios, amigo mio: reciba V espreciones de Manolo qe lo felicita: pongame los pies de Rosita, y mande en mi corazon. Ramon de Palma. P. D. Feliz del Corral lo felicita V, y yo en la posdata he recordado el tiempo qe hace q.e V no me escribe una palabra, pero tambien considero q.e debo perdonarle esta falta en atencion sus nuevos meritos y servicios, me parece qe habra indulto general de todos los amigos para V, qebien lo necesita. Vale.CCXLIX CCXLIX CCXLIX CCXLIX CCXLIXHabana 24 de marzo de 1835. Mi querido Domingo: ayer puse en manos de Angulito mi pequea ofrenda para la naciente biblioteca, que consiste en un egemplar bas-

PAGE 437

DOMINGO DEL MONTE / 433 / 433 / 433 / 433 / 433 tante estropeado del Atlas de Le-Sage, y otro algo mejor de otro Atlas americano. Poco es, pero entre mis libros no he encontrado otros que me hayan parecido mas apropsito; y sobre todo siempre hay tiempo para aumentar la contribucion. S que su cuadita de V. y nuestro Pepe Alfonso se han instalado ya en esta ciudad, y muy pronto tendr el gusto de verlos y desearles toda especie de felicidades en el matrimonio. Supongo qpe habr V hablado largamente con Arenas, y supongo tambien que los matanceros estarn muy contentos con su nuevo gobernador. Maana tenemos en el teatro una famosa funcion beneficio de la Casa de Maternidad. El obgeto, como V. ve, no puede ser mas moral y edificante: la que hace el papel de la dama es aquella hija de la Gamborino, que siendo casada, se larg Megico con el cmico Garay, dejando abandonados sus hijos: el chiquillo que representa Fillar es hijo de Campe y de una comica del Diorama: y la tragedia que van egecutar es el Oscar. He aqu lo que se llama una cosa completa, y en que las partes corresponden al todo perfectisimamente. No me ha dicho V. si recibi la traduccion de Guerra, ni aun Tanco me ha contestado la carta en que se la remit. Mis espresiones Rosita, que estar ya muy adelantada en su embarazo: recibanlas tambien ambos esposos de Anita, Javiera y Vicente; y mande su amigo amantisimo Blas OssCCL CCL CCL CCL CCLHabana Marzo 28 de 1835 Mi querido Domingo: ya habr llegado a noticias de V qe he representado en una tragedia de aficionados con Urea y Sarraga, beneficio de la Maternidad, cosa qe ha disgustado en estremo Valle y Andr, con los cuales he tenido ms de veinte cuestiones sobre el dicho establecimiento. Como ignoro la opinion de V, no quiero entrar en pormenores para provarle qe obr en conciencia, pues quizas serian escusadas mis razones, baste solo decirle qe yo no pensaba en salir por ningun titulo, sin buscar otro argumento para esto qe mi falta de voluntad y mis ocupaciones de qe no queria distraerme; pero me comprometieron terriblemente, mis tios y mis primas fueron los del mayor empeo, y el mismo Pepe de la Luz me dijo qe no poda escusarme decorosamente, por lo cual me determine hacer el sacrificio. Digo el sacrificio, porqe no solo me faltaban ganas, sino

PAGE 438

CENT"N EPISTOLARIO 434 \ 434 \ 434 \ 434 \ 434 \ qe tube tambien qe aguantar la censura de Domingo20 y Valle, qe aunqenada me provaron, me causaron sin embargo algun disgusto, y mucho mas por la seguridad qe me dieron de qe V reprovaria mi proceder. Yo tengo muchas opiniones y razones qe me favorezcan; entre las primeras cuento con la de Luz, Estevan y Sarraga, y las segundas las reservo para el caso de qe V quiera entrar en la discusion conmigo. Sobre la tragedia debo decirle V qe qued mas bien mala, y qe no podia quedar de otro modo, pues el lunes tuvimos el primer ensayo y el miercoles se represent. Yo hacia el papel de Dermidio, y me cuentan qe la escena con el nio me qued buena, lo qe no dudo en creer, pero q.e en la otra con Oscar grit mucho, lo cual no tenia nesecidad de qe me lo dijeran para saberlo. No fue culpa mia sin embargo, sino del Sr Urea qe cada paso me interrumpia en los ensayos para decirme qe alzase la voz, y aunqe yo proteste no alzarla la noche de la funcion, como no me habia acostumbrado en los ensayos al tono qe debia tomar, empece muy alto y acabe rebentando: lo qe tambien se agrega qe hasta mi salida estubo todo muy frio, y nadie se le oia, por lo qe me vino la tentacion de hacerme oir y calentar la cosa mas de la cuenta. Espero qe el bondadoso publico tendra indulgencia con mis faltas. Lo qehizo mejor Urea fue su escena conmigo, por lo mismo qe lo hice yo peor. ¡Dios sabe si el habra tenido alguna parte en esto! El pobre Sarraga hizo un mal papel, mal sabido, y no sabemos si bien mal egecutado, porq.e no se le oy nada. El conoce todo esto y est muy contento y resignado, pues todo el mundo se haya persuadido de qe no podia ejecutar lo q.e no sabia ni aun de memoria, lo qe se agrega q.e el personage de Gaul qe el representaba carece de toda accion de interes y sentimiento, y l nesecita pasiones qe muevan su corazon, y no pesadas relaciones qe lo adormezcan. Baste ya para instruccion. Espresiones a Rosita. Su amantisimo R de PalmaCCLI CCLI CCLI CCLI CCLIAl Lic. D. Domingo del Monte Matanzas Mi querido Domingo: yo no s que diablos tiene V. conmigo que no me escribe hace un siglo, ni an me ha contestado el recibo de los libros 20. Don Domingo Andr.

PAGE 439

DOMINGO DEL MONTE / 435 / 435 / 435 / 435 / 435 que envi con Angulito. Sin embargo s por el amigo San Millan que V. y Rosita seguan buenos, y esto es lo principal. El mismo San Millan y otros me han hablado de la grave enfermedad que, ha sufrido el seor Gener; pero segun las ultimas noticias parece que ya estaba fuera de peligro. Quieralo Dios, y V. hagame, el favor de darle mil espresiones de mi parte. Supongo que sabr V. el viage la peninsula de nuestro Sirgado. Con mi. recomendaciones y conjuros me dej encargado que recogiese de V. de Valle cierto cuaderno de poesas suyas, que deben ser cosa buena segun lo que l las estima. Con que registre V. bien sus papeles, por que Valle me dice que no esta en su poder. He tenido el gusto de ver muy contento con su nuevo estado; y aunque su seora tuvo al principio una ligera indisposicion, creo que ya se halla enteramente restablecida. Valle me ha dicho que trabaja V. mucho en el foro; y yo me alegro si es que de esta manera logra V. entretenerse agradable y provechosamente, aunque por otra parte siento que vaya echando races en Matanzas y se dilate su regreso esta ciudad. Reciba V. finisimas espresiones de Anita, Javiera y Vicente: dlas de parte de todos Rosita, quien deseo un pronto y feliz alumbramiento, Tanco, Angulo & & y mande V. cuanto guste su invariable Blas OssCCLII CCLII CCLII CCLII CCLIIPor Cadiz — — Habana. A D.n Domingo del Monte Abogado de los rs consejos en Matanzas Madrid 3 de Abril de 1835 Querido Paisano y amigo: con su carta de Enero ultimo recibi copia del informe de mi primo Pancho21 a ese capitan general sobre la cuestion de la academia. El hizo lo que debia en la desventajosa posicion en que 21. Don Francisco de Arango y Parreo, cuyo elogio histrico, escrito por don Anastasio Carrillo y Arango, lo public en Madrid en 1862 don Andrs de Arango y Nez del Castillo.

PAGE 440

CENT"N EPISTOLARIO 436 \ 436 \ 436 \ 436 \ 436 \ lo colocaron sus enemigos. Deseo saber quien quedo al fin elegido Director en lugar de mi primo. He dicho V y le repito que mi idea con respeto V para su colocacion es aprovechar la oportunidad del arreg1o judicial de esa Isla (que a pesar de pesares creo que tendra efecto por que es justo y necesario) eligiendo uno de los mejores partidos conciliando la mayor i mediacion a la Habana, por esta razon le he pedido V su relacion de meritos cosa que se le parezca pues que este condimento suele servir de mucho segun las circunstancias. Tambien manifeste V que habia escrito a mi hermano Pepe para que a medida que fuese recibiendo fondos para mi se los entregase hasta completar dos mil pesos fuertes pues aqui tiene sobrado su agente con la mitad de su remesa para cualquiera gasto eventual que pueda ocurrir. Mis finos recuerdos a los amigos Tanco y Gener invitandolos para que de acuerdo con V me ilustren en todo lo que crean conducente al bien de nuestra Isla. Se repite como siempre todo de V su amigo y paisano A de Arango Saco esta bueno y le remiti su carta con la de Luz escrita a V.CCLIV CCLIV CCLIV CCLIV CCLIV22 22 22 22 22Habana y Abril 8 de 1835. Mi querido Domingo: acabo de saber por Valle qe se est V preparando para echarme una larga reprimenda, y as, antes de atacarme quiero manifestarle V mis fortificaciones, a fin de qe V vea si estan bien dispuestas recibir los embates de tan formidable enemigo. Al abrirse la Casa de Maternidad vi un soneto contra este establecimiento escrito por Oss, donde le llamaba asilo de rameras, y despues de oido repetir algunos, qe es cebo de la lujuria y fomento de la prostitucion; mas en verdad, no me habia detenido mucho pensar sobre este asunto hasta ahora qe me ha tocado de cerca, aunqe debo decirle V, qe nunca me parecieron muy bien fundadas aquellas imputaciones. 22. Ver el Ensayo introductorio. (N. de la E.)

PAGE 441

DOMINGO DEL MONTE / 437 / 437 / 437 / 437 / 437 Voy manifestarle V toda la cuestion en el mismo orden qe la he seguido con Domingo Andr y Valle, tenga V paciencia para oirme, y disimule las faltas y el desorden de tan pesada narracion. El primer argumento de Andr fu, qe el tal establecimiento protejia la corrupcion, pues en l encontraba la ramera un asilo donde depositar el fruto de sus vicios, y la doncella estraviada un velo protector qeencubria su falta impunemente.—Fu mi primera repuesta qe el obgeto desta institucion no era favorecer las putas, sino recojer los seres infelices cuyo destino era morir al ver la luz del dia, si antes no habian sido lanzados del vientre qe los concibio por violentos abortibos, ser espuestos en las calles y escampados, donde unos, alcanzaba la caridad de algun humano vecino o pasajero, y otros morian entre los gritos de agudisimos dolores, servian para saciar el hambre de los perros.—Andr me neg esto qe acabo de esponer, pero seria necedad en mi tratar de comprovarlo, pues son hechos muy reales q.e todo el mundo sabe, y mis palabras no podrian darle un mayor grado de verdad qeel qe ellos tienen por si mismos: pero debe V inferir qe negandome este hecho, la cuestion tom el rumbo qe l le dio la gana. Sin embargo de entre el laberinto de palabras qe por ambas partes se emitieron, tratar de encontrar el hilo, para irlo guiando V al fin q.e me he propuesto. Las principales razones qe me opusieron tanto Andr como Valle mi argumento fueron: qe porqe habian de criarle el hijo una puta, y librarla de los cuidados anexos la maternidad. cuando una muger honrada, solo por ser virtuosa, tena qe sufrir todas las privaciones, desvelos y penas q.e trae consigo semejante estado ...? —¡Santo Dios...! Confieso qe me estremec hasta en la mdula de mis huesos...! A Dios sentimientos, Dios especie humana, Dios naturaleza, Dios todo...! Conqe ya para los hombres es una carga insufrible la sucesion qe si la sostienen es solo por el deber rigoroso de la moral, y porqe no se diga qe unos padres honrados han ido depositar en el asilo de la Beneficencia el insoportable fruto de sus amores y delicias...? Tigres de la Hircania! Venid y decidme quien os ha enseado estos gravosos deberes de la virtud...? porqe no devorais a vuestros hijos? porqe no consentis qe los separen de vuestros pechos...? Antes bien, los dejais qe su sabor se harten con la leche, cuyas fuentes sosteneis costa de mil fatigas, luchando cada instante con la muerte en los desiertos! Pero lo mas celebre de su argumento es q.e le sale contraproducente, pues si las cargas de la maternidad solo les hace llevaderas una rigorosa virtud, claro est q.e faltando esta, se desprender la mujer por cualquier medio qe le sea posible de su hijo, y nunca se lograr el fin qeellos se proponen. Volviendome conceder Andr lo qe antes habia negado, dijo: qe si la mujer cometia un infanticidio, esponia el hijo, seria castigada por la

PAGE 442

CENT"N EPISTOLARIO 438 \ 438 \ 438 \ 438 \ 438 \ ley como una delincuente, tendria qe sufrir los remordimientos q.e trae consigo el crimen.—A la verdad q.e todo esto fuera mas propio de un tratado penal, qe de la cuestion presente; pues cometido el crimen, cierto es q.e la ley toca averiguarlo y punirlo si tiene medios para ello, pero nuestro obgeto es examinar si se evitan estos males con los establecimientos de Maternidad; aunq.e es cosa muy estraa q.e Andr considere como pena el mismo delito, y no se le d nada del infante qe muere, con tal qe la madre quede sufriendo los remordimientos por castigo. Pasemos las otras razones qe se deducen de los argumentos de Andr y Valle, y q.e ellos presentaron bajo aspectos muy variados. En primer lugar qe el dicho establecimiento favorece la prostitucion. En q.e manera? Dandole asilo al fruto de una union ilicita—Veamos esto—Yo no creo qe ninguna muger cuando comete un estravo la incite la consideracion de qe tiene un lugar donde poner el hijo. V, qe es hombre de mundo, sabra muy bien qe lo menos en qe piensa una muchacha es en parir, y as, las causas de su desliz seran la mala crianza, la seduccion de un amante, la miseria, la lujuria si se quiere, pero nunca los establecimientos de Maternidad, qe son algun remedio para estos males, y no sus productores. Quiero presentarle V la muchacha en las diversas situaciones qepuede hayarse despues de haber faltado, en caso de qe no existiesen los establecimientos de Maternidad, pues queda asentado q.e por su carencia no dejaria de haber en un pueblo la misma corrupcion. Supongamos en cinta ya la joven; entonces, si tiene sentimientos de criatura por un lado, y si por otro conserva las ideas del pundohonor ¡qe combates no tendr qe sostener!—De ese modo, dicen Andr y Valle, de ese modo empezar a punir su falta—En hora buena, pero acaso no sucederia lo mismo aunq.e hubiese Maternidad? Claro qe si, porq.e estos combates y penas son el resultado de sus sentimientos, no de la Maternidad. Pero sigamos. El momento del parto llega, nadie ha conocido su estado hasta entonces, y ya va ser patente todo el mundo: en tal conflicto, si el deseo de conservar la reputacion triunfa, perece el inocente nio, y la sociedad sufre un doble dao, pues no solo pierde un hijo, mas tambien se hace criminal una mujer, qe habiendo casa de Maternidad, no hubiera sido cuando mas sino una prostituta. Supongamos ahora q.e los sentimientos de humanidad venzan. En este caso, si la joven tiene proporciones, y hay interesados en qe su deshonra quede oculta, se entregar el nio manos mercenarias, y se criar bien mal, pero ni la madre sufrir ningun castigo, ni el hijo gozar de sus caricias: crecer con la nota de espureo, sin aptitud para carrera alguna, pues alguna diferencia ha de haber entre l y los legtimos: al paso qe la Beneficencia los iguala todos en los establecimientos de Maternidad. Consideremos la muchacha en la nesecidad

PAGE 443

DOMINGO DEL MONTE / 439 / 439 / 439 / 439 / 439 de criar su hijo ella misma; y sacar publica vergenza su deshonra: como este delito consiste solo en la opinion, llegandola perder, no habra freno qe le contenga y muy buena sera ella sino se desboca por el camino de la corrupcion. Supongamos qe sea lanzada de la casa paterna y desechada de toda honesta sociedad—Bueno! esclaman Andr y Valle con exaltacion, qe sufra el castigo de su incontinencia: no haya misericordia con las putas: de esa manera se procede en los Estados Unidos, patria de la moral y de las buenas instituciones—Bueno...? digo yo indignado. Es posible qe hombres qe se llaman tolerantes, y q.e claman con Victor Hugo por la abolicion de la pena de muerte, quieran imponerle una infeliz, y tal vez inocente joven, un castigo tan barbaro y poco correctivo...? ¡Y para esto citan por autoridad lo qe se practica en los Estados Unidos! No conocen qe lo qe sucede en esa misma tierra debia servirles de terrible ejemplo, para variar en un todo su opinion? Alli, no hay mas qe dos estremos: la suma castidad hipocrecia, la suma prostitucion y desverguenza. La joven qe delinque, ya sabe qe no le queda ningun punto de apoyo para llegar al otro estremo. Que hara la miserable? sumirse en el fango de los vicios, ganar el sustento con sus carnes, y corromper un alma, qe todavia quizas estaba pura. Yo no me opongo a qe se castigue el vicio; no quiera Dios qe se le d tal interpretacion mis ideas pero acaso es este el modo de conseguirlo? Si es asi, los Estados Unidos al menos, no nos presentan un egemplo de ello, pues lo cierto es qe de all nos vienen las putas bandadas. Mucho podria seguir hablando sobre este asunto, pero ya me canso de escribir tanto: solo quiero hacerle una lijera reflexion sobre el empeo conqe defienden Andr y Valle la abolicion de la pena de muerte. En qe se fundan? En q.e la sociedad no debe cerrarle sus brazos un desgraciado, qe tal vez por la necesidad la desesperacion se hizo criminal, y qe puede convertirse todavia en un hombre honrado y provechoso. Acaso es mayor el crimen de una joven estraviada? No—Y porqe no ha de haber la misma consideracion con ella...? Puede ser qe V lo sepa. Ya ha visto V, Domingo, qe le he presentado la cuestion por el punto mas delicado, haciendo aplicaciones una muchacha qe tiene qe perder, pues tratandose de una ramera, no creo qe merezca este asunto contestacion alguna. Pueda ser q.e yo me encuentre oscuras, asi, deme V. todas las luces qe le sean posibles,, qe siempre me hallar dispuesto oir los dictamenes de la razon, y feliz mil veces, si V me convence de qehe estado imbuido en un error. Debo manifestarle V qe esta cuestion me ha hecho conocer el interes q.e por mi toman Andr y Valle: estos bellisimos sujetos, me tienen en mas estima de la qe merezco, y me dan mas valor del que yo tengo, pues

PAGE 444

CENT"N EPISTOLARIO 440 \ 440 \ 440 \ 440 \ 440 \ no creo qe mi debil opinion ni proceder, pueda pesar en la balanza de ninguna causa, aunqe yo procedere siempre y por siempre conforme mi conciencia. La cuestion toma despues un jiro economico, mas yo me guardare bien de pisar un terreno tan estrao para mi, al menos no siendo destos incontestables, q.e son los q.e deciden de hecho estas cuestiones. Pongame V L P S de Rosita—Su amantisimo, Ramon de PalmaCCLV CCLV CCLV CCLV CCLVAl Lic.do D.n Domingo Delmonte Matnzas Madrid 22 de Abril 835. Domingo querido: he leido y vuelto leer tu carta de 24. de Febo, y cada vez mas me ha parecido ver en ella la prueba mejor de cario y estimacion que mi Domingo pudiera darme. Has creido ver en la relacin de mi viage un signo de fatal agero, y sin duda has temido verme correr a la miserable prostitucion de la lisonja; y yo te lo confieso, tus temores han sido fundados: mi propia conciencia, antes que tu carta, ya me habia reprendido; pero mi posicion era y es bastante ardua. Espero no obstante que mi conducta no se aparte de los buenos principios que me recomiendas. Iznardy, Olozaga y Quintero se acuerdan de t y me han asegurado que te conservan su amistad: el primero escribe en el Eco, papel de la oposicion acreditado: el ltimo se separ de la redaccion de la Abeja, segun parece por no amoldarse los principios ministeriales: hoy escribe en la Gazeta que no tiene color politico : es al mismo tiempo secretario de los enviados de Colombia; le entregu los peridicos de Bogot. Muy lejos de abrigar la menor antipata respecto Saco, siempre le tuve inclinacion, y ahora le voy cobrando muy buen afecto: le veo muy menudo, desahogo con l el pecho, y siempre que se ofrezca me atendr su dictmen. Para nuestra Cuba poco hay que esperar por ahora. Pobre Cuba, Domingo, pobre tierra: el porvenir que la espera es tan complicado. La prensa con ciertos artculos no anda por ac muy suelta: la censura rechaz no ha muchos das un artculo de Saco muy interesante, pesar de que probamos diversos caminos, y la misma suerte haba cabido ya uno mo.

PAGE 445

DOMINGO DEL MONTE / 441 / 441 / 441 / 441 / 441 Envio Flx una coleccion del Eco para que usen de l entrambos; y en lo sucesivo continuar remitiendolo ntegro. Estoy en capilla para la recepcion de abogado, lo que me tiene algo cuidadoso y econmico de tiempo, como que este ecsmen pondr el sello mi carrera; asi que por ahora me despido de t sin haberte contestado tan largo como pens. A tu Rosa y su familia, con particularidad Pep23 cosas infinitas; Gener tambien y su Seora y nios las mas finas espresiones; y tu, mi muy querido Domingo, escrbeme largo y muy largo siempre que te lo permitan tus obligaciones, porque tus cartas sern siempre muy gratas tu amigo invariable— Manuel de G.24CCLVI CCLVI CCLVI CCLVI CCLVIMadrid 24 Ab.l de 1835. Amigo mio—Arrieta me dice con fecha 1 del pasado, que su hermo. de V. venia propuesto con ascenso en el arreglo, y siento que ni por la imaginacion le pasase V. que yo podia contribuir su perjuicio por el destino conferido Flores, en cuyo favor habl como lo hago por todos los paisanos que me ocupan pues mi deseo es que todos prosperen y sean felices, pero el destino que obtuvo fue en la Sria de la lntenda, y no en la Contaduria. Me he informado en la Sria, y todavia no han llegado las propuestas, y probablem.te vendran para el inmediato correo. Es preciso resignacion para que lleguen por alla los beneficios del actual sistema que se va planteando con la lentitud con que se anda siempre para alcanzar el bien. Por fortuna V. mismo me dice que ese Sr Uno es mejor que todos los unos, y ya ve V. si es pequeo consuelo. Veremos si Gener representa sobre la medida violenta de cerrar esa biblioteca, lo que determinan ahi y lo que se hace aqui en caso que sea preciso apelar, para cuyo caso ya tienen conocim.to alg.s del Gobo. Yo no dudo que el Gen.l haya reparado su desacierto. Con efecto que el viage maritimo publicado nombre de su recomendado G. no es produccin digna de una persona que quiere 23. Don Jos Luis Alfonso, ms tarde marqus de Montelo. 24. Manual de Garay-Heredia.

PAGE 446

CENT"N EPISTOLARIO 442 \ 442 \ 442 \ 442 \ 442 \ acreditarse, pero es preciso pesar las consideraciones que V. me indica y que yo tuve presentes para disculparlo. Venga la relacion de meritos, y hasta otro dia reciban V. y Tanco esp.sdel carioso afecto de su amigo y paisano A de ArangoCCLVII CCLVII CCLVII CCLVII CCLVIIA D. Domingo del Monte. Matnzas— Habana Mayo 3 de 1835— Sr. de Delmonte, amigo mio: en verdad que fuera mucho laconismo y sequedad enviarle las obras de Tcito sin escribirle dos letras; lo cual hago para noticiarle la buena salud de nuestros buenos paisanos, y desersela Vd. completamente, como tambien para decirle ahora, para siempre, que cuente con un sincero y dispuesto amigo y servidor, que le aprecia Vd. mucho, y que se esfuerza en merecerle el mismo aprecio. Anto. Guitras—CCL CCL CCL CCL CCL VIII VIII VIII VIII VIIIAl Sor. D. Domo. del Monte Matanzas 16/Mayo /835. Domingo caro: en este instante acabo de saber por nuestro amigo Abreu que tu Rosa sali anoche de su cuidado dandote, no una hembra como algunos temian, sino un brillante varon25 omo yo pronostiqu, y ya podras considerar si esta noticia me habra sido grata. Recibe pues mis 25. Leonardo, primognito de Domingo del Monte, fallecido en Pars el 11 de enero de 1896.

PAGE 447

DOMINGO DEL MONTE / 443 / 443 / 443 / 443 / 443 plcemes, dalos de mi parte las dos Rosas y diles que siento hallarme indispuesto con la cara hinchada, porque me privo de ir participar del jbilo y contento de que supongo todos colmados.—Que tu hijo sea otro Domingo en todo y por todo: he aqui los votos de tu verdadero amigo. Jos Miguel Angulo Si la tarde me hubiere bajado la hinchazon de la cara ir ver al mayorazgo. V. amigo es el hombre dichoso: la mano de Dios esta sobre su cabeza: la de Satanas parece que se ha sentado sobre la ma.CCLIX CCLIX CCLIX CCLIX CCLIXAl Sor. L. D.n Domingo del Monte Matanzas. Haba. y Mayo 17/1835. Sor D.n Domingo: pr la cuenta Rosita tiene diez meses de embarazada, y aunqe el caso no es tan peregrino qe no se haya presentado alguna vez, no dejar con todo de ocupar vuestros medicos y naturalistas. Al efecto es necesario qe prepares un buen articulo en qe describiendo con exactitud todas las circunstancias del hecho, le facilites los peritos el descubrimiento de la verdadera causa del atraso en el alumbramiento. Ojal qe al contestarme lo hagas ofreciendome un guapo varon qe sea tan bueno y leal patricio como su padre. Si asi sucede te escuso del articulo. Cuanto me alegro, mejor dicho nos hemos alegrado pr el restablecimiento de nuestro incomparable patriota y buen amigo D.n Tomas Gener; hazle una visita mi nombre, y dile qe mas de una vez dirig mis humildes votos al cielo pr el restablecimiento y conservacion de su preciosa vida, y he retribuido las mas sinceras gracias pr haber correspondido propicio mis ruegos. ¡Que goce largos y felices aos de vida para bien de su patria y delicia de su familia y amigos!—Nuestra compa. de opera trabaja merveille, y si tuviesen un contralto y un bufo podria rivalizar con las mejores de los segundos teatros de Europa, incluso el de la R.l Villa y Corte de Madrid, lo qe prueba qe la tal junta protectora no merece la importancia q.e pr si se habia dado, y qe el pueblo lejos de

PAGE 448

CENT"N EPISTOLARIO 444 \ 444 \ 444 \ 444 \ 444 \ darse pr ofendido, pr no querer continuar dispensandole tan cara proteccion pues hasta han desertado del teatro los Sres. qe la componian y gran parte de sus adlateres se manifiesta mas alegre y dispuesto corresponder los esfuerzos de Montresor y sus compaeros con pesetas de tan buena ley como las de los protectores. Las obras publicas continuan con una actividad indecible: es tal el movimiento, qe si hubiese un doble no. de jornaleros encontrarian ocupasion; suponte qe numo. no demandar la acertada providencia de qe se formen sumideros en todas las casas y accesorias en el termo. de dos meses. Con estas medidas se consiguen desde luego dos objetos muy importantes: uno el aspecto mas decente y culto q.e adquiere la Ciudad interior y esteriorm.tey el otro proporcionarle trabajo tanto pcaro bribon qe solo se ocupaban en el juego y el pillage en aquellos malhadados dias en q.e se blasonaba de ellos como un modo honesto de vivir, A Dios Domingo mio, ponme las plantas de tus bellas rosas, dando mis finas espresiones a los amigos Tanco, Garcia y Pector, de quien deseo saber como le v en Matanzas. Tuyo afectisimo F. Ruiz26Sin olvidar tu vecino Julian y su esposa.CCLX CCLX CCLX CCLX CCLXAl Sor D.n Domingo del Monte, abogado de los RsConsejos Matanzas Haba. y Mayo 23/1835 Mi estim.do Domingo: me congratulo contigo pr el feliz alumbramiento de Rosita, y qe hoy cuente tu patria un hijo mas q.e pueda, bajo tan buenos auspicios, honrarla como sus padres. Con todas veras daria un salto esa pr complacerte, po. el severo cumplimiento qe exige mi destino no me permite hacerlo, pues la ocasion qe me ofrece la pascua de espiritu sto, no me atrevo usarla, pr ser solo tres das los qe tenemos de vacantes, tpo. muy angustiado para ir y volver sin faltar mi obligacion, aun cuando cuento con el estimbote. El parrafo qe le pones Oses y su 26 .Pbro. Francisco Ruiz.

PAGE 449

DOMINGO DEL MONTE / 445 / 445 / 445 / 445 / 445 familia no se lo he enseado aun, causa de la lluvia qe no me permite salir de casa; po. muy pronto lo veran. Las obras publicas qe tan eminentem.te han de contribuir la civilizacion del pas, y en particular de esta Ciudad, siguen adelantando con la mayor rapidez, gracias al celo inestinguible y fecundo de veras del gobernador Tacon. Dale mil placemes Rosita y su madre, y un besito al nio, contando t con el afecto de tu amigo invariable. F. Ruiz Al amigo D.n Tomas Gener, y su esposa mil cariosas espresiones, as como D.a Martina, Julian y su familia, Tanco, Pector &c. &c.CCLXI CCLXI CCLXI CCLXI CCLXIAl Lic. D. Domingo del Monte Matanzas Habana 25 de mayo de 1835. Mi querido Domingo: sea mil veces enhorabuena por la felicidad del parto de Rosita, y quiera Dios que el nio siga bueno y se cre robusto para ser con el tiempo un retrato de sus padres. V., amigo mo, estar lleno de contento, y la verdad con muchsima razon. Esta noticia la he recibido por carta que V. escribi al P Ruiz en que se queja de mi ingratitud, aunque de una manera que en lugar de sentirlo se lo agradezco como prueba de su cario. Pero no soy ingrato, ni puedo olvidarme jams de un amigo quien tanto quiero y cuya circunstancia se aprecia en todo su valor. Si algunas veces no escribo con tanta frecuencia como debiera, achaquelo V. mis ocupaciones forenses que suelen no dejarme lugar y tambien al mal humor que me causa el estado de las cosas en Espaa. Celebro en el alma el restablecimiento del seor Gener, y hagame V. el favor de darle mis espresiones. No he visto el Doncel de D. Enrique el doliente, ni s quien lo tenga. Ya V. sabr que se ha representado en Madrid con exito dudoso un drama romantico del duque de Rivas titulado D. Albaro. Los periodicos hablan con variedad acerca de la totalidad de la obra; pero ninguno deja de reconocer en ella escenas y pasages brillantes. Tambien se esta publicando en la corte una coleccion de los articulos del travieso Figaro; y

PAGE 450

CENT"N EPISTOLARIO 446 \ 446 \ 446 \ 446 \ 446 \ por el proximo correo pienso encargar dos egemplares, uno para V. y otro para m. Un ao hace que no recibo ningun nmero de la Revista extrangera, por que el amigo por cuyo conducto los reciba se fu la pennsula, y no hubo de dejar bien arreglado este punto, aunque me dijo lo contrario. Anita, Javiera y Vicente dan tambien la enhorabuena V. y Rosita: yo encargo esta que d un beso en mi nombre al recien nacido, y V. que nunca jams ponga en duda el tiernisimo afecto que le profesa Blas Oss Que es de Tanco? Si no fuese por su hermano Diego, no sabra de l, por qe V. nada me dice.CCLXII CCLXII CCLXII CCLXII CCLXIIHabana y Mayo 30 1835. Mi amado Domingo: al fin recibi la tan esperada y deseada de V, y la verdad qe tanto en tamao como en ilustraciones ha ido mas all de mis esperanzas y deseos: pero vamos por parte, querido amigo, porqe yo me he propuesto sacar el material desta carta de la de V, y asi quiero seguir el mismo orden del testo. Me habla V de rameras y de galanteos, y por cierto qe esto me huele malicia, y me parece qe hay algo de aquello demeter cua para sacar lasca Sin duda qe V como ha visto qe yo ni bostico sobre amores, habra dicho para su capote: “este gallo qe no canta, algo tiene en la garganta”: y de ahi habra venido la intencion de echarme un buscapie ver si yo canto y digo: esta boca es mia. Yo non parlo, q” sfuggite la illusione encantatrice nulta, nulta il cor mi dice, mia nature montagi. Bien pudiera haber encontrado en Monti, Metastasio otro poeta italiano, algunos versos mejores qe estos, pero me parecio mas facil hacerlos qe buscarlos, y es la razon porqe le he encajado V. los mios. Disimule las faltas. Digame V, amigo mio, V qe ha vivido mas, y tiene mas esperiencia qeyo Sera forzoso q.e el hombre pase por una cierta edad, en qe todo le

PAGE 451

DOMINGO DEL MONTE / 447 / 447 / 447 / 447 / 447 aburre y le atormenta, la misantropia y la tristeza se apoderan de su corazon, y la vida le parece semejante a un desierto sin limites, siempre llano y abrasado, donde no se ve ni una altura q.e varie la perspectiva, ni la hospitalaria sombra de un bosquecillo donde gozar un instante de la frescura y el descanso? Si esto es forzoso, me parece qe yo estoy en ese paso, paso mas terrible qe el puente, tan delgado como un hilo, por donde han de pasar los sectarios de Mahoma para hacer la prueva de su virtud. Pero digame tambien, si despues de vagar en este desierto como los hijos de Israel, encontrare de la otra banda florestas olorosas, bosques sombrios, y fuentes cristalinas qe hagan mi tierra de promision...? Yo asi lo quiero, amigo mio, asi lo quiero, aunqe lo dudo. Me parece qe yo he nacido para vivir mas con la fantasia qe la razon, y una de dos, debia estar como un camageyano echado en mi hamaca, y adormecido en la ignorancia y la pereza, en medio del occeano del mundo, arrastrado de tumultuosos movimientos, y luchando con las pasiones mas violentas. Cuando V. era soltero y vivia en la calle de la Habana, me acuerdo qesolia tener el corazon algunos momentos como lo tengo siempre ahora, y qe entonces me entregaba con V en el seno de la confianza, melancolicas reflexciones sobre los desengaos de la vida, no he vuelto gozar con ningun otro destas tristes y sabrosas platicas, ni creo qegozar, porqe V me conoci mi cuando tenia el corazon de una virgen, y nadie en el mundo llegar querer ya tanto como V, Domingo. Mi vida es la mas tediosa, ni tengo amores, ni deseo tenerlos, porqe las mugeres me disgustan: siempre estoy entregado estudios aridos, las obras de imaginacion qe tanto me deleitan, las temo, porqe me distraen mas de la cuenta, y me hacen perder mucho tiempo: la poesia, qe era antes un manantial de placeres para mi, si no se ha secado, al menos tiene un curso detenido por ahora pero lo qe mas siento es no amar, ni hallar una muger qe me alucine, aunqe tuviese qe sufrir todas las penas del infierno, porqeMas vale trocar placer por dolores, qe estar sin amores. Tenga V. mas confianza en mi, Domingo, y crea qe aunqe he cometido algunas calaveradas, han sido hijas de las circunstancias y de las malas compaias, pero qe en el dia tengo muy solidos principios y la conciencia tan escrupulosa, qe el mismo Caton en mis aos no tuviera una moral mas rigida. El palo qe me dio Pepe Duarte en la cabeza me ha trastornado todo el cerebro, amigo mio, y ya nunca volver ser lo qe era antes, nunca. Dispense V si mi carta ha tomado otro rumbo del qe yo pensaba darle, el papel se acaba, y solo hay espacio para prometerle, qe en otra le

PAGE 452

CENT"N EPISTOLARIO 448 \ 448 \ 448 \ 448 \ 448 \ tratare sobre la cuestion pendiente. Espresiones Rosita. Suyo Ramon de Palma.CCLXIII CCLXIII CCLXIII CCLXIII CCLXIII[Puerto Prncipe] Valle—mayo 31—1835. Mio caro: gratas esperanzas entusiasman su corazon: vemoslas cumplidas con la exaltacion de Argelles—Vd. confia mucho en la lgica de los acontecimientos y la fortuna que procede las mas de las veces al absurdo con silogismos en barbara saca consecuencias contrarias las de la logica humana—Vaya una prueva. Vd. se promete tanta elevacion de Argelles, consiguiente forzoso de las premisas ciertas de la desopinion del Ministerio Rosa y de la oposicion del Estamento, grandes mejoras en el estado poltico y civil de los espaoles, y por lo mismo, de nosotros parte integrante de la Monarqua; pues oiga Vd. Por ac, previendose el triunfo del Estamento de Procuradres y el nombramiento de Argelles y las consecuencias de la entrada de Valdez al Ministerio de la grra, y por todas esas mudanzas la completa derrota de D.n Carlos hay quien crea que este ser enviado esta Isla; y como ya nos conocen por amigos de la justa libertad y por lo mismo, enemigos natos del sistema de gobierno de aquel y sus oscurantistas, queriendosele asegurar la Isla por patrimonio y estado, principian los de su partido, qe son muchos, trabajar sordam.te en esa obra infernal y de qu manera? por el maquiavelismo impio que tantas veces los ha hecho triunfar. Saben que los muchos liberales de la Isla son el grande obstculo; y como los mas son americanos, el plan es suponerlos amigos de la independencia, perseguirlos como tales; hacer dejar unos el suelo, y amedrentar los otros, y de este modo ganarse el campo para que no presente dificultad el reconocimiento de D.n Carlos por ntro.Rey y Sor. natural—y de donde, me dir vd, h sacado todo esto? Le dir; de haber sabido ayer que se suponia por algunos magnates qe disque en esta ciudad habia reunionsocultas con animo de trabajar en la independencia de la Isla, y como esto es una falsedad notoria, el conocimiento de las personas, de sus opinion.s y el de los negocios en la Peninsula me han hecho juzgar de esa marera, y creo no equivocarme. Nosotros estamos muy mal constituidos. Quisiera equivocarme en todo y por todo, y sobre todo qe haciendose naturales instintivos en todos los habitantes de la Isla y sus gobernantes los sentimientos de humanidad, llamados libertad y virtud, no consideremos esas diferencias de estado poltico y civil, sino el natural en q.e reposan todos. Yo no aspiro otro bien que el de vivir una vida

PAGE 453

DOMINGO DEL MONTE / 449 / 449 / 449 / 449 / 449 pacfica, sin sacrificar la dignidad de mi ser, ni el privilegio de mi razon, y legar mis hijos esta vida, asi tan sosa, como la llamarn muchos. Para ello no descanso en arreglar mi pregujalito, sembrandolo, y adornandolo y dando mis hijos una educacion subordinada esos planes, inspirandoles gustos sencillos, si quier, campestres. Contribuya Vd. las glorias de mi vergel qe son buenas frutas y frescas sombras. Envieme cuantos cuescos semillas pueda asi del Sapote blanco q.e aqui no conocemos, como de unas toronjas rojas y dulcsimas, qe me aseguran hay en esa, y con ellos de cuantas otras frutas buenas conosca en esa, qe no sean de las indgenas, pues aqui las hay—y con esto adios hasta el correo inmediato. Suyo Monteverde 27CCLXIV CCLXIV CCLXIV CCLXIV CCLXIVRio de S.n Ag.n Junio 14 de 1835 Mi querid.mo amigo: de la tribulacion de los malos deben nacer las esperanzas de los buenos; a lo menos yo he sentido bullir las mias al leer la apreciada de Vmd del 12. ¡Que de disparates hacen los atribulados! Y como yo no deseo aciertos en mis enemigos, saque Vmd la consecuencia. A cada puerco le ha de llegar su S.n Martin, y como la tribulacion suele ser sintoma de muerte, infiero que S.n Martin no est muy lejos. Incluyo Vmd el proyecto de peticion de qe me hablaba nuestro procurador Arango. Aunqe su lenguage podria ser mejor, su objeto es importante como preliminar de la que lo es mas que ninguna; esto es, la que pida pa. esta isla una Asamblea Diputac.n provincial como la que goza Jamaica, si se puede pretender mas, una organizacion politica como la del Canad, con las modificaciones que exijan nuestras peculiaridades sociales. Incluyo tambien el lto. no. de los anales de educacion, qe puede Vmd retener hasta mi regreso; per la referida peticion la necesito antes. A pesar de las lluvias diarias tengo mi cuerpo muy arregladito, pero todavia estoy atrasado en fuerzas, tal vez porqe no he hecho ejercicio. Por fortuna desde ayer hay indicios de un veranito, que si se realiza me 27. Don Manuel de Monteverde.

PAGE 454

CENT"N EPISTOLARIO 450 \ 450 \ 450 \ 450 \ 450 \ permitir hacer el convenga pa. acabarme de restablecer, y pa. regresar al pueblo y no necesitar encargar nadie que bese por mi Leonardito, y qe repita sus padres todo lo que les quieren Guadalupe y Thomas Gener. P. D. He recibido abierta una carta de Anastasio Orozco, qe supongo me ha enviado Vmd—CCLXV CCLXV CCLXV CCLXV CCLXVSr D.n Domingo del Monte. S.n Ag.n Junio 16 de 1835. Mi querid.mo amigo: como mi cabeza est debil todavia, necesito qeVmd me examine con cuidado la adjunta que dirijo Juara en repuesta su peticion (qe Vmd vi) de ideas p.a un informe qe tenia qe dar sobre los medios mas adecuados pa introducir poblac.n blanca en esta isla, y qedespues de examinada me la devuelva si le parece que le falta qe le sobra alg.a cosa esencial; per si merece su aprobacion hgame Vmd. el favor de cerrarla y de encargar alg.o de los amigos de la Haba qe la entregue en mano propia. Recibi el crayon de Washington Irving. Ayer hize mucho ejercicio, per hoy no tanto porqu quise escribir y no se puede repicar y andar en la procesion. Maana me baar si sigue el veranito. No hay otra novedad, ni variacion alga en los sentimientos afectuosos qecultivan p.a Rosita, Vmd y su chiquito, sus buenos amigos Guadalupe y— [Toms] Gener.CCLXVI CCLXVI CCLXVI CCLXVI CCLXVISr D.n Domingo del Monte. S.n Ag.n Junio 20 de 1835. Mi querid.mo amigo: me alegro qe haya encaminado Vmd mi contestacion Juara, anque corta. Yo se la hubiera mandado mas larga,

PAGE 455

DOMINGO DEL MONTE / 451 / 451 / 451 / 451 / 451 si el retardo que caus mi enfermedad no autorizase mi suposicion de qeya l puede haber evacuado su informe, y si l no hubiese ceido su peticion mras indicaciones. Mandarle mas de lo qe pidi, era esponerse perder el prestigio qe da la fra imparcialidad, y el riesgo de ser acusado de presuncion y de espiritu de partido. Con lo que se le ha mandado, sobra pa. darle dentera si no tiene ideas antipticas las nuestras; y si le da, buen cuidado tendr l de pedir mas de la nuestra que se le ha mandado. Devuelvo la gazeta de Pto-Principe y la carta de Orozco. El secreto que comunica, no presenta nueva luz ni aumenta la qeteniamos de los personages qe se refiere. Quien no sabia que eran capaces de eso y de mucho mas? Observeseles sin embargo, y cojanles alga. prenda, si es posible, pa. abonarsela en c.ta cuando Dios mejore sus horas. El proyecto de un Camino de hierro de P .to Principe Nuevitas me parece prematuro. Ni sus habitantes son emprendedores, ni tienen idea de la magnitud de la empresa, ni bastante movimiento social y mercantil pa. cubrir sus gastos de conservacion y servicio, y el interes que debe devengar el fuerte capital qe hay que invertir en ella. Ademas, los datos sacados de las empresas de esta clase realizadas en Inglaterra y los Estados Unidos, no nos pueden ilustrar mucho acerca del costo qetendrian en este pais, por la inmensa diferencia qe hay entre su industria y la nuestra, y el trabajo de los hombres libres y el de los esclavos. Mi opinion es pues, que ya qe espensas de todos nosotros, se est haciendo en la capital un ensayo de estos caminos de hierro, debemos aguardar su resultado pa. proceder en consecuencia y con la luz de la esperiencia ganada en nuestro prpio pais y costillas nuestras. Hgame Vmd el favor de decirselo Orozco, quien no podre contestar hasta q.eregrese Matanzas, que ser un dia de la semana entrante. Digale Vmd tambien que en primera oportunidad remitir su carta pa. Varela. Entretanto no hay felicidad q.e no deseen Rosita, Vmd y Leonardito sus sinceros amigos Guadalupe y Thomas Gener.CCLXVII CCLXVII CCLXVII CCLXVII CCLXVII [Puerto Prncipe] 29—Junio= 1835 Querido Domo.: tengo en mi poder la tuya del 15. de este qe no puedo contestar, p.s me acaban de avisar qe el Oidor Franco muerto, i tengo

PAGE 456

CENT"N EPISTOLARIO 452 \ 452 \ 452 \ 452 \ 452 \ que ir su casa con un sugeto qe no le gusta esperar.=Anoche muri el bueno de Franco en vsperas (ps maana sala pa la Guanaja) de su vuelta la Habana, p.s en su gravedad, tom la mana de hacer este viage i su familia accedi llo, i maana emprenda el vage al P .to en catre aforrado pr qe ya no resista, ni Volante, ni Litera: la muerte todo lo arregl.=El tom posecion po. no volvi al tribunal. Espreciones de tu amigo A28Te mando esa Gaceta pa. qe reimpriman lo concerniente al Puente, q.e es obra de mi apreciable amigo Gaspar Betancourt Cisneros,29 i en la qe nada le ha ayudado el Regidor Correoso=CCLXVIII CCLXVIII CCLXVIII CCLXVIII CCLXVIIIP .to Principe 5. de Julio de 1835. Querido Domingo: tengo en mi poder la tuya del 22. del po po. i ya le he leido los amigos Betancoures lo qe opinas tu, i Gener sobre el camino de Nuevitas, i te dan las gracias pr tu diligencia, i piensan recoger datos pa. poder calcular, con acierto.=El arbitrio q.e me indicas es ecselente pa. la Habana po. aqu se puede asegurar q.e nadie vena al remate, p.s es cosa tan nueva aqu, q.e al indicarselo Monteverde, (Abogado de profesion) tuvo qe parar la atencion pa fijarse en la indicacion: aqu la costumbre es dejar la prenda en manos del dueo, i cuando mas se hace la plata-forma, de nombrar depositario un amigo, pa qe se quede el deudor con el deposito: he hablado con varios de juicio de aqu i de mis ideas, i me han asegurado qe de seguro no daria este arbitrio 40.$ al ao, ps. no es como en la Habana qe hay modo de sacar partido de los negros qe se toman en depsito &a &a, as, pr ahora no es arbitrio admisible en el Principe po. si en la Habana, i Matnzas. Aqu tambien hay q.n le haya dado la misma interpretacion qe tu me dices le han dado algunos bribones pr ah la peticion sobre presupuestos, i como uno de los firmantes—, es tio Andres, i yo he visto carta de esa qe dice todas estas son cosas de Arango, i de su familia he tenido qetomar voz en esto, i decir mi opinion francam.te, ya tu sabras en el sentido qe hablar yo. 28. Don Anastasio Orozco y Arango. 29. El Lugareo.

PAGE 457

DOMINGO DEL MONTE / 453 / 453 / 453 / 453 / 453 Todaba no le he podido dar tus espreciones i tu primo; de este solo s, en cuanto su matrimonio, qe su muger es hija natural de nuestro querido amigo D.n Jos Manuel Betancort. A Rosita qe haga qe mi yerno, condicional, se paresca su padre, qeyo har qe su yerna se paresca ella. Reciban Vds. espreciones de Gabriela i el afecto carioso de tu invariable=Tatao. P. D.=Dime en qe qued la traduccion del 4. tomo del Contte, p.sGaspar Betancourt est decidido traducirlo, i mandarlo imprimir al Norte de America.=Te agradecer infinito qe entre los amigos me busques un egemplar de la Revista Cubana, en donde est la memoria de Saco sobre los negros, i me la mandes, p.s me hace mucha falta, i de la Habana no me la mandan. Tambien quiciera qe me mandaras un egemplar de la surra qe le di Saco Sagra, sobre las Tablas Cronologicas del Colera. No deges de mandarme principalm.te la memoria del Brasil, mira qeme hars un gran servicio en llo=Si han traducido algo del 4. tomo del Contte i no pueden continuar mandame lo qe hay hecho=Nada me has dicho sobre si doi pa30 tengo el consuelo qe siempre me parecio bajo, i me caa mui pesado: pr ahora no me atrevo pronosticar el ecsito de la polemica, po creo qe pierde Juan Montalvo: no es hombre pa esa lid: me ha dicho Serapio, q.e estaba en ajuste con Fgaro, pa. qe le escribiese los artculos contestando los de Guerra y Betancourt: le iva dar 100.$ mensuales: ¡qe falta le hizo Saco en Madrid! en estas cuestiones mas q.eflores oratorias, se necesitan datos. Veo con sentimiento lo qe me dices de mi familia, i te aseguro qe lo hacen de buena f, es decir sus principios de honrradez sobrepujan, todo: no se roba, no se asesina, no se juega en tiempo de Tacon, p.s es l el qe nos conviene aunque mande partir chinitas muchos qe no lo merecen. En esta en mi entender la Isla en una cricis terrible; veremos en lo qe quedamos. Dile Antonio Escovedo qe lo quiero mas desde qe he sabido lo bien qe se ha portado en la enfermedad de Krger. Deseo qe llegue el Escribano de q.e me hablas pa recibir los encargos qe me envias. Alfonso y Gaspar, te mandan memorias, i las gracias pr la eficacia: no nos abandones. He tenido el gusto de coinsidir contigo, i con Antonio, en cuanto las ideas qe me comunicas sobre el Camino de hierro, tanto qe ya Gaspar estaba resuelto cuando vino tu carta, pr indicacion mia no dar cuenta en la sociedad de su comicion, hasta qe pueda venir uno de esos Llanquis i 30. Falta la continuacin.

PAGE 458

CENT"N EPISTOLARIO 454 \ 454 \ 454 \ 454 \ 454 \ nos diga lo qe hay de nivelacion &a trabajando sobre el terreno. Dile Antonio qe vea si dandole 100.$ mensuales vendr alguno qe lo entienda, esta es una curiosidad: puede qe Gaspar vaya personalm.te esa luego q.epase el S.n Juan arreglar lo de la medida mejor dir: presupuesto. Ya te dige el correo pasado qe los 12.$. del Comte se los podias pedir el L.do D.n Calsto Bernal qe vive con su tio el medico i qe Manuel Puig, le pidieras 5.$ 3. rs, de los cuales te cobrars los 4.$.2 rs de la copia de la memoria, i los 10. r.s restantes se los dars al Dr Movimiento, qe es el resultado de la venta de los folleticos qe me mand. Nada me has dicho de la pregunta qe te hice acerca de como sigue tu amistad, sea correspondencia con Salustiano, Angelito, i Quintero, ps m ya ninguno me escribe, apesar qe se qe Salustiano le hizo una indicacion voluntaria al Ministro de Estado en mi favor, diciendole qe yo hera mui honrrado, degpejado, i aplicado, i qe reunia dotes poco comunes, q.e era liveral de corazon Yo la regla qe sigo con ellos es no hablarle de mi psaunque no me escriben le espeto cuanto puedo sobre los males qe afligen la Isla.=Salustiano est en nuestro favor con el actual Gobierno, i habras visto q.e est nombrado de Pror. pa. las prosimas Cortes.=Angelito sigue escribiendo en el Eco, i vive con Fermn Caballero.=De Quintero no se nada: lo qe creo es qe Angelito ni saluda tio Andres: ¡quien diera un paseito pr Madrid! te confieso qe tengo mis ganitas. Me interesa mucho qe me digas con buenos datos qe tal opinion gozaba Fierro en la Habana, ps me estoi haciendo su amigo: principalmente como juez, i mas particularm.te como honrrado, ps en tanto capacidad es hoi, en mi entender el de mas capacidad, aun no puedo jusgar del presuntuoso de Odoardo: dime tambien lo qe sepas de l pa. mi Gobierno p.s estoi en contacto con esta gente, i quiero tener conocimiento de causa=CCLXIX CCLXIX CCLXIX CCLXIX CCLXIXPor la Corua— Isla de Cuba A Dn Domingo Delmonte Abogado en Matanzas Madrid 22 Julio de 1835. Mi querido amigo: vale mas su plceme de V. del 30 de Mayo ltimo que todos los fruncimientos que han hecho los empleados, y los qe viven

PAGE 459

DOMINGO DEL MONTE / 455 / 455 / 455 / 455 / 455 de abusos y de adulaciones, con motivo de la peticion que tiene por objeto examinar donde se funden cerca de diez millones de pesos: y tan impregnada est esa admsfera de los desrdenes inveterados, que algunos de los que antes clamaban contra ellos, me han escrito asustados repitiendo el lenguage de los famticos, que han hecho esparcir la voz entre la turba de que la peticion tendia recargar con nuevas gabelas nros queridos compatriotas!... Ya lo veran quando se abra la legislatura prxima, ajustarmos cuentas, y se ver si de los ahorros qe resulten despues de llenas las obligaciones de la Isla no queda un sobrante respetable para atender los gastos del Estado, que antes desapareca entre msicos y danzantes. En las Abejas y demas peridicos encontrar V. algs articulos remitidos de esa en sentido favorable nra peticion. Aun no hemos visto lo que representa la Sra Junta de fomento contra ella, pues han usado de la superchera de decir que no habian tenido tiempo para remitirnos una cpia, y ya ve V. si es ridiculo ver en pugna una de las primeras corporaciones con sus procuradores. Como he pasado en Aranjuez el mes pasado y dentro de tres dias me voi a la Granja huyendo de estos infernales calores no hablaremos de la relacion de meritos hasta el correo del mes entrante que ya estara formada, y si pega nuestra idea de concentrar en un solo Ministerio los asuntos de Ultramar (negocio que tengo mui bien preparado) entonces le daremos ese documento el giro que yo apetesco en favor de V. Quedo enterado de haver V recibido 28 pesos de mi hermano Pepe y quedan otros 28 a su disposicion. Ya vera V en los periodicos cual se ba enrredando esta madeja de mala majagua de esparto comun y como la masa es esencialmente sostenedora de los abusos con D.n Carlos sin el, yo tiemblo de los desordenes parecidos a los que ultimamente han ocurrido en Zaragoza, por que preveo que el resultado de querer adelantar es amasarnos muchas leguas del buen camino. Otros piensan de otro modo. Dios quiera qeacierten y yo el primero confesare mi error y les dare gracias por havernos sacado del cenagoso pantano en que estamos metidos. Creo que aprobara V el que lo haya suscrito la obra del conde de Toreno cuyo primer tomo se ha publicado y se lo embiare por Cadiz con el 1.er volumen del Artista cuyos 3 primeros numeros del 2. tomo ban por este correo dirigidos a Tanco. Dele V a este mis finas espreciones y un abrazo al apreciabilisimo D.n T Gener cuyo restablecimiento ha sido la mejor noticia que V podia comunicarme. Cuando haya proporcion de escribir a Varela y Santos Suarez digales V que no los olvida su apasionado amigo y paisano Andres de Arango

PAGE 460

CENT"N EPISTOLARIO 456 \ 456 \ 456 \ 456 \ 456 \ Tambien lo he suscrito a V al Album periodico literario cuya muestra no me ha parecido gran cosa. V lo vera y me dira si he de continuar o no, ban los tres primeros numeros hoi con los 3 del Artista. La accion de Mendigomia el 16 ha sido sumamente favorable a nuestra causa, y la llegada de las tropas inglesas a S.n Sebastian.CCLXX CCLXX CCLXX CCLXX CCLXXPor Cadiz—Habana. A D.n Domingo del Monte Abogado en la ciudad de Matanzas Aranjuez 26 de Junio 1835 Aqu donde he venido pasar unos dias, mi querido Paisano he recibido las dos cartas de 21 y 28 de Abril: en ambas me habla V de la mejora de nuestro amigo Gener pero no de su restablecimiento por cuya noticia mas que por nada deseo el inmediato correo. Digale V que el colera es un confortante para los que deja libre a mi me ha sucedido asi habiendome dejado limpio de todas las larvas que me quedaron de resulta de una gravisima enfermedad que tube el ao anterior al de mi padecimiento del colera. Recib los mamotretos para formar la relacion de meritos y ya estan en poder de un agente de mi confianza para que arregle dicho documento a la mayor brevedad y veremos si nos sirve para algo provechoso. Trabajaremos para que se haga estensivo a esos paises el sistema judicial que aqui se ha planteado y para dicho caso y que se establezca audiencia en la parte occidental de la Isla tendre presente sus deseos de V. No se si en este correo ira despachado el arreglo de esa hacienda en el cual viene propuesto para oficial 2. de la Contaduria su hermano Leonardo. Quedo enterado de haver V recibido los 20 pesos que encargue a mi hermano Pepe le entregase a cuenta de los 40 qe me libro. No se si Quintero habra comenzado a remitirle este correo el Artista si no lo ha realizado, ira el inmediato. Yo le envio a V por medio del amigo Tatao las Abejas en cuyo periodico escribe mucho Olivan31 firmando sus articulos con la inicial de su apellido. 31. Don Alejandro Olivn.

PAGE 461

DOMINGO DEL MONTE / 457 / 457 / 457 / 457 / 457 Tendre particular satisfaccion en que se me presenten ocasiones de poder complacer a su recomendado Gonzalez del Valle como cualquiera que se presente con dos letras de V. Los periodicos diran V mucho y malo de nuestra actual situacion qe sin embargo esta mui lejos de ser desesperada si se adoptan medidas cual combiene nuestro estado. Hasta hahora por contemporizar con las indicaciones de los Gabinetes Ingles y Frances hemos seguido una marcha templada en contraposicion de la seguida por nuestros feroces enemigos, y las cosas han ido de mal en peor. Mas los llamamos para que cooperen activamente pa evitar los desastres de una guerra tan sangrienta. Luis Felipe que juega con dos barajas y quiere contemporizar con los soberanos del Norte se hace de pencas, pues bien aqui sabemos apelar a los recursos que tenemos soltando unas pasiones contra otras y veremos si al fin no tienen qevenir los franceses a rogarnos con su cooperacion para que no le rebolvamos su cotarro como sucedera por fuerza. Dentro de tres semanas llegara a Santoas la Legion Inglesa que hemos tomado a nuestro serbicio. Desembarcara en Santoas tambien llegara una Brigada de Argel y otra de Portugueses entrara por Castilla. El correo que viene hablaremos del efecto moral que produce en los facciosos estas fuerzas estrangeras. Mil recuerdos a los amigos Tanco y Gener repitiendose como siempre de V su amo y paisano A de ArangoCCLXXI CCLXXI CCLXXI CCLXXI CCLXXISr. D.n Domingo Del Monte. Por conducto de D. Anto. Guiteras— Matnzas— Sr. D. Domingo del Monte. Cadiz, ag.to 16 de 1835. No ser yo quien pierda esta buena ocasion de escribir V. por ntro. amigo D.n Joaquin de Zequeira; l parte mi adorada tierra, y yo triste y envidioso espero que calmen los calores de Sevilla para volver continuar mi tantas veces alterada carrera. Alli me tiene V. y en todas partes donde se encuentre mi flaco cuerpo esperando con grandes deseos de que lleguen, sus apreciabilsimas cartas.

PAGE 462

CENT"N EPISTOLARIO 458 \ 458 \ 458 \ 458 \ 458 \ Escuso decir V. lo que es Cdiz y lo q.e es Sevilla porque V. lo sabe mejor que yo; solamente, refiriendome la parte de impresiones, dir V., que preparado mi espritu muy en favor de las cosas de Espaa, creia encontrar otras ciudades en ella, me he dado un tremendo chasco, paciencia. Cadiz tiene sobre Sevilla la igualdad y casi la construccion moderna de sus casas, el feo de sus calles sino coresponde ahora la celebridad que tiene entre nosotros es digno de recomendarse, y el trato de las gentes finas debe agradar todo estrangero: Sevilla recuerda cada paso que fu una ciudad donde florecan en otro tiempo las ciencias y las artes, dejando sus grandes cultivadores obras inmortales, q