Legislacion de aguas en America Central, Caribe y Mexico

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Legislacion de aguas en America Central, Caribe y Mexico El Salvador, Haiti, Honduras, Jamaica, Mexico, Nicaragua, Panama, Republica Dominicana
Series Title:
Estudios legislativos ;
Physical Description:
Vol. 1. : ; .. cm.
Language:
Italian
Creator:
Sandoval, M.T
Publisher:
FAO
Place of Publication:
Roma
Publication Date:

Notes

Statement of Responsibility:
preparado por M.T. Sandoval.

Record Information

Source Institution:
University of Michigan Law Library
Holding Location:
University of Michigan Law Library
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 67221640
clc - 000318042
ocm67221640
System ID:
AA00008742:00001

Full Text

















This volume was donated to LLMC
to enrich its on-line offerings and
for purposes of long-term preservation by

University of Michigan Law Library






Estudios Legislativos NO 8


LEGISLATION DE AGUAS
EN
AMERICA CENTRAL, CARIBE Y MEXICO


VOLUME I


ORGANIZATION DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA AGRICULTURE Y LA ALIMENTACION


~PWA










Studio legislative N 8


LEGISLATION DE AGUAS

EN

AMERICA CENTRAL, CARIBE Y MEXICO

(l Salvador, Haiti, Honduras, Jamaica, Mexico, Nicaragua, Panama, Repftblica Dominicana)


preparado

por

Magno Tulio Sandoval

para

la Secci6n de Legislaci6n Agraria y de Aguas,
Subdirecci6n de Legislaci6n, Oficina Juridica





















ORGANIZATION DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA AGRICULTURE Y LA ALIMENTACION

Roma, 1975












PREPFA I 0



El present studio sobre la Administraci6n y Legislaoi6n de Aguas en America Central,
Caribe y Mexico, es una contribuoi6n mas en la tarea de realizar un inventario global de ex-
periencias nacionales en este campo. Dado su interns en fomentar la producoi6n agrfoola, que
require el mayor uso consuntivo del recurso agua, la FAO se ha ocupado siempre de los as-
pectos institucionales y legales de la administraci6n del agua. Ya en 1950 inici6 la publi-
caci6n de diversos documents sobre administraci6n y derecho de aguas, incluidos studios
de paises: Estados Unidos (1950), Italia (1953), Paises Musulmanes (1954), America Latina
(1956) y la legislation de aguas subterraneas en Europa (1964). Estudios analogos fueron
realizados posteriormente por la Comisi6n Econ6mico y Social de las Naciones Unidas para
Asia y el Pacifico (ESCAP, anteriormente ECAFE) respect de la mayoria de sus paises miem-
bros (1967-1968), y por la Secretaria de las Naciones Unidas.

Para la preparaci6n de dichos studios y aprovechando la amplia experiencia adqui-
rida en el terreno, se fue desarrollando un esquema para efectuar el inventario sistematico
de la estructura institutional y legislative de los recursos de agua nacionales. Este esque-
ma, basado en el ciolo hidrol6gico, consider la conservation, la explotacion y utilizaci6n
del recurso agua como un todo integrado y trata los aspects institucionales y legales co-
rrespondientes de conformidad con tal criteria. El esquema ha sido utilizado por la FAO du-
rante varies anos, en particular para la reedici6n de su anterior publicaci6n sobre el Dere-
cho de Aguas en los Paises Musulmanes (1973) y para la preparaci6n de esta publicacion. Sera
utilizado mas adelante en la preparaci6n, igualmente, de monograffas similares que compren-
dan grupos de passes, con fines de facilitar una information general y, especialmente como
parte de las tareas preparatorias para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Agua,
de 1977.

El present studio es una contribucion, asimismo, a las recomendaciones del I Semi-
nario sobre Legislaci6n de Aguas, celebrado en San Salvador, El Salvador, del 4 al 8 de oc-
tubre de 1971, recomendaciones que afectan uinicamente a los passes del Istmo, y que figuran
como Anexo de esta publicacion. El conocimiento de la legislaci6n vigente en este campo en
los paises de America Central que se incluyen en el trabajo, puede ser de utilidad prictica
para un enfoque de las nuevas orientaciones que se preconizan en las recomendaciones de di-
cho Seminario para la preparacion de leyes de aguas modernas.

La administraci6n y la legislaci6n de aguas de los pauses latinoamericanos de habla
espaiola, han tenido como base, durante la 4poca colonial, ademAs de las costumbres locales,
las Leyes de Indias, en especial y la Legislacion espaiola en general. En otros pauses la
base juridica se encuentra en legislaciones de origen frances o anglosaj6n. Despues de la
Independencia y el correr del tiempo se evoluciona a concepts mas modernos, en donde la
propiedad privada de las aguas va cediendo el paso a la norma general de derechos de uso del
agual a la norma, tambien general, de que las aguas son propiedad de la naci6n, etc. Por
ello, los distintos paises incluidos en este trabajo muestran estructuras y sistemas legales
diversos, segun la influencia original que recibieron de las legislaciones anglosajona, es-
panola o francesa. Otras diferencias radican, fundamentalmente, en la mayor o menor antigue-
dad de sus leyes de aguas, siguiendo las mas modernas las tendencies 16gicas de unos princi-
pios mis acordes con la problem6tica que el recurso agua plantea en el mundo de hoy.

El studio ha sido preparado por el Dr. Magno Tulio Sandoval quien, como becario
salvadoreio del Gobierno italiano en la Universidad de Roma, colabor6 unos meses con la Sub-
direcoion de Legislaci6n de la FAO. El studio sobre Jamaica esta basado en el informed que
al Gobierno de este pais present el Sr. L.C. Cristy, Oficial juridico. Por iltimo, el estu-
dio sobre Haiti y las introducciones de los studios de los distintos paises salvo la de






- ii -


El Salvador -, asf como la edici6n de este trabajo, se deben al Oficial juridico Don Enrique
Herrero-Aylln, de la Subdirecci6n de Legislaci6n de la FAO, Oficina Juridica. A los tres
nuestro agradecimiento por la labor realizada.

En las monograffas contenidas en el present studio pueden encontrarse omisiones
o precisaciones basadas en una incomplete informaci6n en algunos casos. La Subdirecci6n de
Legislaci6n agradeceri le sean comunicadas tales deficiencies para poderlas tener en cuenta
en una future edici6n.











Dante A. Caponera
Jefe de la Subdirecci6n de Legislaci6n
Oficina Juridica






- iii -


INDICE



Pagina

EL SALVADOR

I. Introducci6n 1
II. Legislacion en vigor 3
III. Propiedad de las guas 4
IV. Derechos de uso o derechos de agua 4
V. Orden de prioridades 9
VI. Legislation sobre los usos tiles del agua 10
VII. Legislaci6n sobre los efectos nocivos del agua 12
VIII. Legislaci6n sobre el control de los usos, de la calidad y de
la contamination del agua 14
IX. Legislaci6n sobre aguas subterraneas 15
X. Legislaci6n sobre el control y la proteccion de las instalaciones
y las obras hidraulicas 18
XI. Legislacion relative a la declaraci6n de zonas o areas protegidas 18
XII. Administraci6n e instituciones gubernamentales competentes en
material de aguas 19
XIII. Legislation sobre los aspects econ6micos y financieros del recurso
agua 28
XIV. Organismos especiales y/o aut6nomos para el aprovechamiento del agua 30
XV. Aplicaci6n de la legislaci6n de aguas. Administraci6n 32


HAITI

I. Introducci6n 37
II. Legislaci6n en vigor 38
III. Propiedad de las aguas 39
IV. Derechos de uso o derechos de agua 40
V. Orden de prioridades 43
VI. Legislaci6n sobre los usos tiles del agua 43
VII. Legislacion sobre los efectos nocivos del agua 45
VIII. Legislaci6n sobre el control de los usos, de la calidad y de
la contaminaci6n del agua 47
IX. Legislacion sobre aguas subterraneas 48
X. Legislaci6n sobre el control y la protecci6n de las instalaciones
y las obras hidriulicas 49
XI. Legislacion relative a la declaraci6n de zonas o areas protegidas 50
XII. Administraci6n e instituciones gubernamentales competentes en
material de aguas 50
XIII. Legislaci6n sobre los aspects econ6micos y financieros del recurso
agua 53
XIV. Aplicaci6n de la legislacion de aguas. Administraci6n 54


HOIDURAS

I. Introduce in 56
II. Legislaci6n en vigor 57
III. Propiedad de las aguas 58
IV. Derechos de uso o derechos de agua 58
V. Orden de prioridades 61
VI. Legislaci6n sobre los usos tiles del agua 62
VII. Legislaci6n sobre los efectos nocivos del agua 65






- iv -


Pa'ina

HONDURAS (cont.)

VIII. Legislaci6n sobre el control de los usos, de la calidad y de
la contaminaci6n del agua 66
IX. Legislaci6n sobre aguas subterraneas 67
X. Legislacion sobre el control y la protection de las instalaciones
y las obras hidraulicas 67
XI. Legislaci6n relative a la declaraci6n de zonas o areas protegidas 67
XII. Administraci6n e instituciones gubernamentales competentes en
material de aguas 68
XIII. Legislacion sobre los aspects econ6micos y financieros del recurso
agua 70
XIV. Organismos especiales y/o aut6nomos para el aprovechamiento del agua 71
XV. Aplicaci6n de la legislaci6n de aguas. Administraci6n 72


JAMAICA

I. Introducci6n 74
II. Legislaci6n en vigor 75
III. Propiedad de las aguas 76
IV. Derechos de uso o derechos de agua 77
V. Orden de prioridades 79
VI. Legislaci6n sobre los usos tiles del agua 79
VII. Legislaci6n sobre los efectos nocivos del agua 81
VIII. Legislaci6n sobre el control de los usos, de la calidad y de
la contarinaci6n del agua 83
IX. Legislaoi6n sobre aguas subterraneas 85
X. Legislaci6n sobre el control y la protection de las instalaciones
y las obras hidraulicas 85
XI. Legislaci6n relative a la declaracion de zonas o areas protegidas 88
XII. Administraci6n e instituciones gubernamentales competentes en
material de aguas 89
XIII. Legislacion sobre los aspects economics y financieros del recurso
agua 90
XIV. Aplicaci6n de la legislacion de aguas. Administraci6n 92


MEXICO

I. Introducci6n 96
II. Legislacion en vigor 98
III. Propiedad de las aguas 98
IV. Derechos de uso o derechos de agua 100
V. Orden de prioridades 104
VI. Legislacion sobre los usos tiles del agua 106
VII. Legislacion sobre los efectos nocivos del agua 109
VIII. Legislaci6n sobre el control de los usos, de la calidad y de
la contaminaci6n del agua 110
IX. Legislaci6n sobre aguas subterraneas 114
X. Legislaci6n relative a la declaraci6n de zonas o areas protegidas 115
XI. Administraci6n e instituciones gubernamentales competentes en
material de aguas 116
XII. Legislacion sobre los aspects econ6micos y financieros del recurso
agua 119
XIII. Organismos especiales y/o autonomos para el aprovechamiento del agua 122
XIV. Aplicacion de la legislaci6n de aguas. Administracion 122
XV. Derecho e instituciones consuetudinarias de aguas 126










Pagina

NICARAGUA

I. Introducci6n 127
II. Legislaci6n en vigor 128
III. Propiedad de las aguas 130
IV. Derechos de uso o derechos de agua 130
V. Orden de prioridades 132
VI. Legislaci6n sobre los uses !tiles del agua 132
VII. Legislaci6n sobre los efectos nocivos del agua 135
VIII. Legislaci6n sobre el control de los usos, de la calidad y de
la contaminaci6n del agua 136
IX. Legislaci6n sobre aguas subterrineas 136
X. Legislaci6n sobre el control y la protecci6n de las instalaciones
y las obras hidraulicas 136
XI. Legislaci6n relative a la declaraci6n de zonas o areas protegidas 136
XII. Administracion e instituciones gubernamentales competentes en
material de aguas 137
XIII. Legislaci6n sobre los aspects econ6micos y financieros del recurso
agua 139
XIV. Organismos especiales y/o aut6nomos para el aprovechamiento del agua 139
XV. Aplicaci6n de la legislacion de aguas. Administracion 143



PANAMiA

I. Introducci6n 146
II. Legislaci6n en vigor 147
III. Propiedad de las aguas 148
IV. Derechos de uso o derechos de agua 149
V. Orden de prioridades 153
VI. Legislaci6n sobre los usos tiles del agua 154
VII. Legislaci6n sobre los efectos nocivos del agua 156
VIII. Legislaci6n sobre el control de los usos, de la calidad y de
la contaminaci6n del agua 158
IX. Legislaci6n sobre aguas subterraneas 159
X. Legislaci6n sobre el control y la protecci6n de las instalaciones
y las obras hidrAulicas 159
XI. Legislaci6n relative a la declaracion de zonas o areas protegidas 159
XII. Administraci6n e instituciones gubernamentales competentes en
material de aguas 160
XIII. Legislaci6n sobre los aspects econ6micos y financieros del recurso
agua 168
XIV. Organismos especiales y/o aut6nomos para el aprovechamiento del agua 169
XV. Aplicacion de la legislaci6n de aguas. Administraoi6n 169



REPUBLICAN DOMINICANA

I. Introducci6n 172
II. Legislaci6n en vigor 173
III. Propiedad de las aguas 175
IV. Derechos de uso o derechos de agua 176
V. Orden de prioridades 179
VI. Legislaci6n sobre los usos tiles del agua 180
VII. Legislaci6n sobre los efectos nocivos del agua 182


- V -






- vi -


Pagina

REPUBLICAN DOMINICANA (cont.)

VIII. Legislaci6n sobre el control de los usos, de la calidad y de
la contaminacion del agua 182
IX. Legislaci6n sobre aguas subterraneas 183
X. Legislaci6n sobre el control y la protecci6n de las instalaciones
y las obras hidrAulicas 184
XI. Legislaci6n relative a la declaracion de zonas o areas protegidas 185
XII. Administraci6n e instituciones gubernamentales competentes en
material de aguas 185
XIII. Legislaci6n sobre los aspects econ6micos y financieros del recurso
agua 187
XIV. Organismos especiales y/o autonomos para el aprovechamiento del agua 188
XV. Aplicaci6n de la legislaci6n de aguas. Administraci6n 190


ANEXO

Recomendaciones del Primer Seminario sobre Legislaci6n de Aguas en
Centroamerica 193






- 37 -


HAITI



I. Li-! :ION

La di.i ;..a de Haiti comprende la part occidental de la isla de Santo Domingo y su
superficie actual es la de 27.844 km2. Confina al N. con el oceano Atlgntico, al E. con la
Repiblica Dominicana, y al S. y 0. con el mar de las Antillas. Se halla aproximadamente en-
tre los 71030' y 74035' de longitud 0. del meridiano de Greenwich y los 180 y 200 de latitud
N. Su poblaci6n es de 4.200.000 habitantes segun el censo de 1971, con una densidad superior
a todos los pauses de la America Central. La mayoria de los habitantes (90 por ciento) son
negros descendientes de antiguos esclavos procedentes de Africa; los mulatos son numerosos.

La sociedad haitiana refleja claramente el impact hist6rico de la colonizaci6n fran-
cesa en el siglo XVIII, y la importaci6n de esclavos negros de Africa. El idioma official es
el frances y la lengua que se habla en todo el pals es el frances criollo, que casi alcanza
la categorla de lengua separada. Se trata esencialmente de un lenguaje hablado, no escrito,
cuya caracteristica es la abreviaci6n.

El descubrimiento de la isla Hispaniola o Espanola, de Santo Domingo, de la que forma
part la Replblica de Haiti, lo realize Col6n en su primer viaje. Poblaba la isla una raza
de indios bastante diseminada segin los primeros historiadores cuyo origen se piensa
fuese la Florida. Raza de escasa resistencia fisica, poco dada al trabajo, fue faoilmente
conquistada, casi simultaneamente, por dos razas mas fuertes: los caribes y los europeos.
Estos iltimos no dieron tiempo a que los caribes exterminasen la raza aborigen, como habia
sucedido en otras islas de las Antillas. Modernos historiadores aluden al numero escaso de
pobladores de la isla por la facilidad con que fueron vencidos.

Los verdaderos origenes de la Republica Haitiana se remontan a principios del siglo
XVII. En guerra Francia con Espana, los gobernantes franceses procuraban fomentar las expe-
diciones de filibusteros o pirates contra las colonies y el comercio espaioles. En 1625, una
de las expediciones dirigida por el normando D'Esnombuc, al ser rechazada, se refugi6 en la
isla de la Tortuga, donde se comenz6 una colonizacion francesa. En la paz de Ryswick entire
Espa5a y Francia, 6sta hizo reconocer losderechos de su colonia haitiana y desde entonces
hubo en la isla una part francesa y otra espanola. La poblaci6n de Haiti aument6 rapidamen-
te con la entrada de gran numero de esclavos y prosper6 la colonia gracias a la introducci6n
de nuevos cultivos de caia de azucar, algod6n y tabaco, Esta prosperidad se vi6 turbada al
estallar la revoluci6n francesa. Aunque sus principios fueron acogidos con jibilo por todos,
colonos blancos, libertos y esclavos negros, no tard6 en comenzar un perlodo de luchas entire
ellos. DespuBs de varias alternatives en que la isla se independiza de Francia y esta impo-
ne de nuevo su dominion, la independencia se proclam6 el 1 de enero de 1804 por el general
haitiano Dessalines.

El derecho haitiano se deriva en gran parte de la antigua legislaci6n colonial. El
C6digo civil, promulgado en 1825, es una transcripcion del OCdigo de Napole6n con algunas di-
ferencias reducidas a la forma, y no al fondo, ya que radican en la division de materials.

El territorio haitiano se divide en nueve departamentos, que se subdividen en distri-
tos (arrondissements), municipios (communes), barrios quartersr) y seociones rurales.

El perimetro del pals es muy irregular; consta de dos peninsulas que avanzan de E. a
0.,, enlazadas por una banda de tierra, asimismo muy irregular y orientada de N. a S. El am-
plio golf de la Gonave separa a dichas peninsulas y profundiza en el territorio de la Repi-
blica llegando cerca del limite oriental de ella con la Republica Dominicana. Por esto, no
obstante la escasa superficie del pals, la longitud de sus costas es considerable, pues al-
canza 1.210 km. En el centro del golfo de la Gonave surge la extensa isla hom6nima, y a poca






- 38


distancia de la costa septentrional se hall la isla de la I i..-, .i pals qs montuoso y
crizanlo en todos sentidos numerosas cadenas .. .. ;I: s algunos de cuyos picos alcanzan al-
turas considerable (p.e., monte de la Selle 2.715 m)- .:_i. las l .. varias de gran
extension, como la Plaine du Nord (2.000 km2 en las que se cosechan grandes cantidades de
products tropicales.

Aunque Haiti est. situado en la zona tropical, el gran niimero y la elevaci6n de sus
montafas, los extensos bosques que cubren el past la orientaci6n ,-: -,1 de este y las llu-
vias abundantes modifican favorablemente su clima. La temperature media annual de las tierras
bajas pr6ximas al mar, es de 260; pero este valor desciende con la altura y en el interior
la temperature media annual es bastante inferior (16-180). Las lluvias son abundantes y se
hallan distribuidas con cierta re.. lridad; hay dos estaciones lluviosas bien definidas, una
en mayo, otra en agosto-septiembre. Como concesuencia son numerosos los curses de agua, la
mayor part de ellos de regimen torrencial. El rio mas important es el Artibonite, de 320
km de recorrido, con extensa cuenca y cuyo nacimiento se hall en territorio dominicano;
corre de E. a 0., desagua en el golf de la Gonave y es navegable en la ltima parte de su
curso. Algunas lagunas completan la hidrografia haitiana; la mayor es la de Saumitre, de
28 km de largo por 12 de ancho. Existen tambien numerosas fuentes termales.

La base de la economia haitiana es casi exclusivamente la agriculture. Se cultivan
principalmente cafe, algod6n, caia de azucar, sisal, cacao y palo de :.- p l... La producci6n
de estas species varia much de un aio a otro. El cafe es de 6ptima calidad y se cultiva en
las laderas de las montafas, a una altura variable entire los 500 y los 700 m sobre el nivel
del mar. Se ha incrementado extraordinariamente su cultivo, especialmente en los alrededores
de los puertos, para facilitar su exportacion. El segundo cultivo, por su importancia comer-
cial, es el sisal. La caEa de azicar se cultiva intensamente en las llanuras costeras en las
que Ilueve bastante o pueden ser regadas artificialmente. El azucar exportado (moreno) repre-
senta un capitulo important para las exportaciones haitianas. El bananero se cultiva inten-
samente, de manera especial en el valle del rio Artibonite y en las tierras bajas de Jeremie
y Les Cayes, pero tanto su cultivo como el del algod6n han disminuido notablemente. TaTIblinr
se cultivan el tabaco, el trigo, el ricino y los agrios (limonero, limero, etc.). La ganade-
ria es otra fuente de riqueza, sobre todo la cria de ganado bovino. Existen yacimientos re-
conocidos, pero no explotados,de oro, plata, cobre, hierro, etc.

La industrial est& reducida casi exclusivamente a la transformaci6n y preparaci6n de
los products agricolas. Modernamente se han montado algunas fibricas de azicar de cana.
Como products secundarios de la industrial azucarera se fabrican gran nimero de licores y,
en especial, ron, que se export en gran cantidad.

Haiti export oasi exclusivamente products agricolas e import la casi totalidad
de las mercancias manufacturadas que consume. Los Estados Unidos absorben la mayor part de
las exportaciones haitianas y al mismo tiempo son los mayores proveedores de Haiti.


II. LEGISLATION EN VIGOR

Las disposiciones que direct o indirectamente regulan el recurso agua, son las si-
guientes:

1. Constituci6n de la Repulblica de Haiti, de 1964, mnodificada el 14.1.1971.
2. C6digo civil, de 27.III.1825.
3. C6digo rural, de 24.V.1962, que contiene las siguientes leyes:

No I La secci6n rural
N II La organizaci6n de la seccion rural
N III La comprobaci6n y la prueba de los hechos de estado civil que interesan
a los campesinos
No IV Las fincas rdsticas
N V El cultivo, la explotaci6n y la protection del suelo






- 39 -


NO VI La cr'a de ganado
NO VII El :-i Luei aplicable a las aguas, al riego y al avenamiento
N0 VIII Los montes
N0 IX La caza y la pesca
N X La agriculture
N0 XI Las industries rurales
N0 XII El comercio de los products, el transport y el almacenamiento de los
products agrfcolas y pecuarios
NO XIII Las vias de comunicaoion terrestres
N0 XIV Los convenios
NO XV La higiene rural
NO XVI El tiempo libre
No XVII El deslinde en las secciones rurales y la prueba de la propiedad inmueble
en lo que respect al propietario campesino
No XVIII La policia rural
No XIX Las infracciones y su represi6n
Disposiciones generals.

4. Ley por la que se encarga al Servicio de riego del Departamento de Obras Pablicas del
control general de las aguas de la Repiblica, de 5.IX.1952.
5. Ley por la que se fija el estatuto de los usuarios de los sistemas de riego y de ave-
namiento establecidos y controlados por el Estado, de 20.IX.1952.
6. Orden por la que se establecen oficinas catastrales y de riego en las regions que
posean una red o sistemas de riego controlados por el Departamento de Obras P~blicas,
de 13.III.1953.
7. Ley orginica del Departamento de Agricultura, de Recursos Naturales y de Desarrollo
Rural, de 17.III.1958.
8. Ley relative a la protecci6n del suelo contra la erosi6n, que determine la extension
de las zonas y que reglamenta la explotaci6n forestal, de 19.IX.1958.
9. Ley por la que se crea un Fondo especial de riego ouya provision se efectuar6 con los
ingresos provenientes del cobro de las tasas de riego, que constituye una Cuenta es-
pecial, no presupuestaria, de 25.XI.1959.
10. Decreto por el que se coloca al Departamento de Agricultura, de Recursos Naturales y
de Desarrollo Rural en condiciones de cubrir los gastos de studios, de construcci6n
y de conservacion de los sistemas de riego, de 29.XI.1960.
11. Ley por la que se declara "Zona bajo protecci6n" la cuenca hidrografica Morne l'Hopital,
de 27.VIII.1963.
12. Decreto por el que se crea, con el nombre de Consejo Nacional de Desarrollo y Planifi-
caci6n, un organismo permanent e independiente bajo la dependencia direct del Presi-
dente vitalicio de la Repdblioa, de 17.II.1967.


III. PROPIEDAD DE LAS AGUAS

El derecho de propiedad esta garantizado a los oiudadanos por la Constituci6n. La
expropiaci6n por causa de utilidad publica legalmente comprobada puede tener lugar solamente
mediante el pago o dep6sito a la orden de quien tenga derecho a ello, de una just y previa
indemnizaci6n J/. Una disposicion semejante existe en el C6digo civil, al establecer que los
particulares tienen la libre disposici6n de los bienes que les pertenecen, con sujecion a
las modificaciones establecidas por las leyes 2/, que no estan obligados a ceder su propiedad,
salvo por causa de utilidad public y mediante just y previa indemnizaci6n /.

I Constitucion, Art. 22.
SC6digo civil, Art. 441.
Idem, Art. 449.






- 40 -


El derecho de rl-,i,"] no i.lt, i, los manantiales, u otros cursos de agua,
minas y canteras del subsuelo, que forman part del domino p-blico del E-:.ido 1/, lo mismo
que los casinos, carreteras, calls y plazas -'' :.~ :, las riberas de los rios y las tierras
que abandon el mar en su reflujo 2/.

a. Superficiales

Confirmando el principio general establecido en la Constituoi6n y en el C6digo civil,
el C6digo rural dispone que los manantiales, rios y otros cursos de agua, los lagos, laguna
y charcas naturales forman part del dominion del Estado y no pueden ser objeto de apropia-
cion privada .

b. Subterraneas

El regimen aplicable a las aguas subterraneas difiere substancialmente del que rige
las superficiales, desde el moment que la propiedad del suelo lleva consigo la de la super-
ficie y la del subsuelo. El propietario puede hacer en la superficie las plantaciones y
construcciones que consider oportuno, con las excepciones establecidas por la legislaci6n
sobre las servidumbres o servicios agrarios. Puede, asimismo, realizar en el subsuelo las
construcciones y excavaciones que consider, igualmente, oportuno y sacar de dichas excava-
ciones los products que las mismas proporcionen, salvo las modificaciones que puedan esta-
blecer las leyes y reglamentos de policia o relatives a las minas 4/.

c. Modo de adquisici6n

Como se ha mencionado anteriormente /, las aguas superficiales forman part del do-
minio publico y no pueden ser objeto de apropiaci6n privada, existiendo, naturalmente, los
derechos de uso o derechos de agua que se estudian mis adelante /. Por el contrario, res-
pecto de las aguas subterraneas, el modo de adquisicion esta en el propio derecho de propie-
dad de la tierra bajo la cual dichas aguas se encuentran 7/.


IV. DERECHOS DE USO 0 DERECHOS DE AGUA

a. Modo de adquisioi6n

El derecho de uso del agua esta ampliamente reglamentado, con inclusion de las ser-
vidumbres que tal derecho lleva consigo. Asi, cuando un curso de agua nace en un predio per-
teneciente a un particular, 6ste puede utilizarlo totalmente para sus necesidades domesticas
y las de su explotaci6n, a condici6n de que el agua sea empleada efectivamente, en sus dos
terceras parties, al servicio del predio, y de que este se hall cultivado o destinado a pas-
tizal y de que este conservado en buen estado 8/. Tambien, el propietario de un predio en el
que se encuentre enteramente una laguna o una charca, tiene el goce de estas masas de agua
para las necesidades antes mencionadas, siempre que el ejercicio de este derecho de goce no
result perjudicial, de alguna manera, para la cria de peces u otros animals acuAticos que
puedan encontrarse en dichas masas de agua. La autoridad competent pondra fin a este dere-
cho de goce cuando la salubridad plblica exija la desecaci6n temporal o definitive de la
laguna o charca. Con este fin se enviarg una notificaci6n al interesado con un mes de anti-
cipaci6n, como minimo 2/. Este derecho de goce es inseparable del predio y no puede ser ob-
jeto de venta, cesi6n o arriendo so pena de nulidad 10/.
SConstituci6n, Art. 22.
C6digo civil, Art. 443.
/ C6digo rural, Art. 131.
/ C6digo civil, Art. 457.
/ Vase supra en esta misma Secci6n.
Vgase infra Secci6n IV.
V6ase supra Secci6n IIIb.
C Ci. uo rural, Ley NO VII, Art. 132.
SIder., Art. 133.
/ Iderr, Art. 136.






- 41 -


El Codigo civil contiene disposiciones que complementan las ya comentadas. Asi, quien
tenga un manantial en su predio puede utilizarlo segin su libre arbitrio, salvo el derecho
que el propietario del predio inferior hubiese podido adquirir per titulo o per prescrip-
ci6n 1/. La prescripci6n, en este caso, se adquiere solamente por el goce ininterrumpido
durante el espacio de veinte aEos a calcular desde el moment que el propietario del predio
inferior haya hecho y terminado obras visible, destinadas a facilitar la caida y el curso
del agua en su propiedad 2/. El propietario de un manantial no puede cambiar su curso cuando
este abastece a los habitantes de un lugar o de un pueblo en sus necesidades de agua; pero
si los habitantes no han adquirido el dereoho de uso o no ha habido prescripci6n, el propie-
tario podrA reolamar una indemnizaci6n, que se fijarA por experts 3/. Otra disposicion com-
plementaria es la obligaci6n de quien usa aguas que atraviesan su predio, de devolverlas, a
la salida del mismo, al curso ordinario 4/.

La Ley No IV del C6digo rural Ley relative a las fincas risticas establece que
las disposiciones del C6digo civil referentes a los derechos de accesi6n V/ y a las servidum-
bres 6/, se aplicaran a los predios rusticos; establece, asimismo, que las servidumbres re-
lativas al derecho de extracci6n de agua de los canales de riego y al derecho de avenamien-
to /, se rigen por las disposiciones de la Ley No VII Regimen aplicable a las aguas, al
riego y al avenamiento del mencionado C6digo rural.

El aluvi6n beneficia al propietario ribereno, salvo las excepciones prevenidas por
la Ley. El mismo principio se aplica en relaci6n con las tierras que quedan en seco al re-
tirarse insensiblemente el agua corriente de una de las orillas de un rio a la otra. El pro-
pietario de la orilla que queda al descubierto beneficia del aluvi6n, sin que el ribereio
de la orilla opuesta pueda reclamar el terreno que ha perdido. Este derecho no se aplica
respect de las tierras que abandon el mar en su reflujo _/. No existed aluvi6n en el case
de charcas, cuyo propietario conserve siempre el terreno que cubre el agua, sin que, reci-
procamente, dicho propietario adquiera derecho alguno sobre las tierras riberejas que su
agua cubra en las crecidas extraordinarias 2/.

Otras disposiciones del C6digo civil tratan del caso en que un rio arrastre part de
una propiedad, que queda unida a otro predio, en cuya circunstancias el propietario de la
part arrastrada por la corriente pierde la propiedad de la misma, si bien puede reclamarla
en el plazo de un ano /, y, asimismo, de cuando un rio cambia de curso abandonando el an-
tiguo lecho, caso este en que los propietarios de los predios ocupados por el nuevo curse
del rio pueden ocupar, a titulo de indemnizaci6n, el antiguo lecho abandonado, cada uno en
la proporci5n del terreno que ha perdido 11/.

El propietario de una finca r-stica que, por su situaci6n, debe recibir las aguas que
f ;,y-n naturalmente de un predio superior sin que la mano del hombre haya contribuido a ello,
no puede levantar press que impidan el correr de dichas aguas, pero si puede construir obras
de fabrica que faciliten el discurrir de aquellas por su finca. Si la naturaleza del terreno
exige que estas obras se efectien sobre una part del predio superior y si el propietario del
predio dominant se negase a dar su consentimiento, el litigio se someter' al Juez de Paz
:-;eeinte. Tanto si consiente como si rehusa, el propietario del predio superior debe sopor-
tar esta servidumbre sin indemnizaci6n alguna 12/. El C6digo civil complete esta disposici6n

1 &igo civil, Art. 519.
/ Idem, Art. 520.
2/1 e Art. 521.
i/ 1-, Art. 522.
C6digo rural, Ley N IV, Art. 28.
Idem, Art. 35.
31Idem, Art- 40.
/ Codigo civil, Art. 462.
L Idem, Art. 463.
Ide m, Art. 464.
2/ Idem, Art. 465.
Co digo rural, Ley N IV, Art. 36.






- 42 -


al establecer que el propietario del predio dominate no ., hacer nada que agrave la ser-
vidumbre del predio sirviente j/.

Se concede un derecho de paso y de extracci6n de agua a los prc- ios u ocupantes
de las tierras colindantes con aquellas en las que nace un curso de agua o en las que se en-
cuentre una laguna o una charca, siempre que no exist una fuente mis .. en la que pue-
dan aprovisionarse de agua 2/,

Los ribere6os no tienen 4i .,.. a utilizar las o:- orrientes que contornen o atra-
viesen sus predios mis que dentro de los i I deterrainados por la Ley y los reglamentos 2/.

El derecho de uso de aguas de un sistema de riego corresponde al predio al que ha
sido asignado, independientemente de los cambios de propiedad, a reserve del cumplimiento
de las obl i rar:.ci n impuestas a los usuarios; la oesi6n que efectue un usuario a favor de
otro usuario s6lo puede hacerse temporalmente, sin exceder un period de tres afos. La coe-
sion debera comunicarse al servicio encargado del control del sistema de riego 4/.

Cuando se establezca una canalizaci6n por un particular o por un grupo de particulars
o por una sociedad, no podran rehusar el suministro de agua a los propietarios cuyos predios
estan sujetos a la servidumbre de canalizaci6n, ni a los propietarios vecinos si estos ofre-
cen contribuir a los gastos do conservaci6n, reparaci6n y mejora y, asimismo, si el caudal
del canal es suficiente para satisfacer todas las petioiones. Toda negative injustificada
podr. comportar la revocaci6n de la autorizaci6n otorgada por el servicio competent, el cual
tomard a su cargo la administration del sistema o de la parte del sistema en litigio, sin
abonar indemnizaci6n alguna a las personas que lo establecieron V/.

No se podri imponer la servidumbre de desagUe sobre un pastizal o un cercado de ganado
en el moment de la ejecuci6n de obras de avenamiento, salvo que los conductos de desagie
sean subterraneos o que el pastizal pueda ser dividido. En este ultimo caso el canal de ave-
namiento debera estar cerrado en sus dos orillas, lo que correrg al cuidado y por cuenta del
ejecutor de las obras 6/.

Los servicios del Estado responsables de la administraci6n de los sitemas de riego
son los inicos competentes para imponer servidumbres de toma, de canalizaci6n y de paso a los
predios dependientes de un sistema de riego. Esta facultad no la podran delegar ni a un par-
ticular ni a una sociedad 1/.

El propietario de un predio por el que deba pasar un canal de riego o en el que se
deba construir una obra de fabrica, con el fin de establecer o de mejorar un sistema de riego
por el servicio competent del Estado, no tendre derecho a indemnizaci6n alguna si beneficia
del canal o de la obra mencionados. Pero si el predio queda excluido del uso del agua del
sistema por aplicaci6n del principio de prioridad, tendri derecho a una indemnizacion cuyo
imported sera fijado entire dicho servicio y el propietario y, a falta de acuerdo, por una co-
mision compuesta de un representante del servicio interesado, un representante del propieta-
rio del predio y el president del Consejo de administration de la secci6n rural. En ultima
instancia la cuesti6n se sometera al Secretario de Estado de Agricultura 8/. El propietario
tendra derecho, igualmente, a una indemnizacion, si la canalizaoi6n o la obra de fabrica
debe construirse por un particular en beneficio exclusive del predio de este ultimo o de
otros predios distintos del que queda afectado por la servidumbre %/.

S'.' :o civil, Art. ;18, pArrafo ultimo.
SC6digo rural, Ley N VII, Art. 131.
/ dem, Art 141.
/Iden, Art. 162.
5./ 11 Art. 171.
M __ Art. 179.
Idem, Art. 166.
/ Idem, Art. 167.
Idem, Art. 168.






- 43 -


La negative j ificada a usar el agua de un sistema de riego no dara derecho a
indemnizaci6n alguna al propietario del predio sujeto a la servidumbre 1/.

Los pastizales y los cercados de animals ya existentes en el moment de establecer
o de mejorar un sistema de riego, no podrin quedar sujetos a las servidumbres de canaliza-
cion a de paso que se derivan, salvo si la canalizacion fuese subterrinea. No obstante, si
el pastizal es suficientemente grande como para poder ser dividido, la servidumbre podra
ser impuesta por el servicio competent, siempre que este tome a su cargo el cierre de las
dos orillas del canal 2/.

b. Otorgamiento de permisos, autorizaciones y concesiones de uso del agua

En los cursos de agua no se podran establecer tomas sea en los ribazos, sea por medio
de press provisionales o permanentes o sea, asimismo, mediante una bomba, ni se podran cons-
truir, en los lechos de dichos cursos de agua, obras de fibrica de cualquier clase sin una
autorizaci6n por escrito del Departamento de Agricultura o de otro organism competent,
autorizaci6n que sera concedida solamente despubs de visitar el lugar de que se rate y de
efectuar una encuesta que demuestre que la toma o la desviaci6n no es contraria al interest
p.blico 3/. No podra otorgarse una autorizacion cuando el caudal total de la fuente o del
curso de agua este ya utilizado de conformidad con las disposiciones de la Ley N VII -
Ley de aguas del C6digo rural 4/. La autorizaci6n fijarg las condiciones de utilizaci6n
de las aguas por el o los beneficiaries. Podra ser revocada cuando deje de estar conforme
con las disposiciones que se han mencionado antes, o con las condiciones fijadas por la au-
toridad administrative 2/. En cuanto a la excavaci6n de pozos artesianos para uso agr{cola
o industrial, se necesita, igualmente, permiso del Departamento u organism citados 6/.


V. ORDEN DE PRIORIDADES

No se establecen, en terminos generals, prioridades en el uso de las aguas. Si, en
cambio, en lo que respect al riego, como se estudia mas adelante L/.


VI. LEGISLATION SOBRE LOS USOS UTILES DEL AGUA

Ademas de las disposiciones del C6digo civil y del C6digo rural que regulan la utili-
zaci6n del agua para usos domesticos y necesidades de la vida en general, y de las disposi-
ciones espeoiales que se aplican normalmente al abastecimiento y alcantarillado de los muni-
cipios, como se ha mencionado anteriormente 8/, algunas disposiciones, regulan los usos del
agua con fines agricolas y pesqueros.

a. Agricolas, incluidos el riego, los abrevaderos del ganado y las industries agrico-
las

El Departamento de Agricultura esta encargado de la administraci6n de todos los sis-
temas de riego ya establecidos o que lo sean en el future, sea a cargo exclusive del Estado
o con la oontribuci6n financier de los usuarios. Dicho Departamento tiene, ademas, un dere-
cho de control sobre todos los demas sistemas de riego ya establecidos por los particulars
y las sociedades, tanto si son o no de su exclusive beneficio 2/. Se entiende por sistema de

/ oC6digo rural, Ley N VII, Art. 169.
/ Idem, Art. 170.
Idem, Art. 137.
oI Ide, Art. 138.
SIdem, Art. 139.
Idem, Art. 147.
SVease, infra, Secci6n VIC.
tj Vease, supra, Secci6n IVa.
2 6/ Cdigo rural, Ley No VII, Art. 152.






- 44 -


riego todo conjunto de canales de riego, con o sin obras de Lca, que dependent de una
toma en un curso de agua natural, o que estin alimentados por un manantial o un pozo j/.

La Ley No V del Codigo rural El cultivo, la explotacion y la protecci6n del suelo -
dispone que se establecerin sistemas de riegoo de avenamiento, ya sea por el Estado o los
municipios, ya sea por los agricultores, conjugando sus esfuerzos en la accion comunitaria.
En este ultimo caso, los consejos de administraci6n de las secciones rurales y los agents
calificados del Departamento de Agricultura o cualquier otro organism competent, tomarAn
la iniciativa con respect a la acci6n necesaria para la realizac i^i- de las obras apropia-
das 2/.

El riego esta asegurado a los predios seg~ n una clasificaci6n basada en un orden de
prioridades 3/, a saber: Los predios que benefician de algin sistema de riego se dividen en
dos classes, a, los que se pueden regar de manera permanent y b, los que s6lo pueden serlo
temporalmente. Los primeros son los que pueden beneficiary, en su totalidad, de un riego re-
gular durante todo el aio; los segundos, los que no se pueden regar, en cu totalidad, todo
el aio o que solamente una parte puede ser regada todo el aeio en su totalidad 4/. La clasi-
ficaci6n anterior se basa en los siguientes elements, enumerados por orden de importancia:

I el sistema de cultivo adoptado en el predio;
II la naturaleza del suelo;
III la posici6n de la secci6n del canal principal, de donde parte el canal se-
cundario que beneficia el predio, con respect a la toma de agua;
IV la situaci6n del predio con respect a esta secci6n del canal principal;
V la rotaci6n I/.

Un cultivo intensive tendra prioridad sobre un cultivo extensive. Se considerara cul-
tivo intensive el que por la naturaleza, la calidad y la cantidad de abonos incorporados al
suelo, los medios de protecci6n empleados contra la erosion, los insects y las enfermedades,
puede producer un gran ingreso bruto por hectarea 6/. Los suelos fertiles tienen prioridad
sobre los suelos pobres J/. La posici6n de la secci6n del canal principal, la situaci6n mas
o menos alejada del predio que se va a beneficiary con respect a dicho canal principal, in-
dicar~n la prioridad 8/. Los mismos elements serviran de base para apreciar la prioridad a
conceder a los predios de la misma clase en caso de competencia. Se prohfbe toda exclusion
o discriminaci6n basada sobre cualquier otro criteria o principio 2/. Los suelos sujetos a
una rotaci6n que permit aumentar la productividad del suelo o, por lo menos, asegurar la
conservaci6n, tendran prioridad sobre los demas 10/.

En caso de competencia entire una industrial y una explotaci6n agricola o ganadera, se
otorgara la prioridad a la industrial cuando esta valorice un product agricola o ganadero de
la region y si el desarrollo que da al cultivo o al ganado que la abastece contribute a una
utilizacion mas econ6mica del suelo 11/.

Los usuarios de todo sistema de riego estln obligados a asegurar la limpieza y la
escarda de los canales secundarios y terciarios de que benefician sus plantaciones. Un regla-
mento administrative fijari el volume de agua, las horas de riego y las demas condiciones
necesarias para asegurar la distribucion del agua de conformidad con el interns general 12/.
j COdigo rural, Ley No VII, Art. 151.
SIdem, Ley No V, Art. 55.
Y/Idem, Ley No VII, Art. 153.
Idem, Art. 154.
Idem, Art. 155.
Idem, Art. 156.
Idem, Art. 157.
SIdem, Art. 158.
Idem, Art. 159.
/ Idem, Art. 160.
1/ Idem, Art. 161.
d/ Idem, Art. 164.






- 45 -


El Servicio de ri-,'-;- levantara el piano de las tierras en regadio o que se puedan po-
ner en riego y, si hubiese lugar a ello, modifioara los linderos, pudiendo requerir que se
le faciliten los titulos de propiedad, el plan y el acta de deslinde 1/.

Ya con anterioridad a la promulgaci6n del C6digo rural, la Ley por la que se fija el
estatuto de los usuarios de los sistemas de riego y avenamiento establecidos y controlados
por el Estado, de 20 de septiembre de 1952, disponfa que todas las fincas risticas de la Re-
rdtbica de Haiti tienen, proporcionalmente a su extension, a la calidad de las tierras y a
la naturaleza de los cultivos, un derecho igual para todas de beneficiary de las distribucio-
nes de agua hechas por el Estado. Tienen, a este efecto, la carga del establecimiento y con-
servacion de los canales necesarios para su riego, asi como de las instalaciones de aparatos,
miquinas, equipos mecanicos o de otra clase, y la de soportar las obras destinadas a
conducir el agua a las vias pdblicas o a las tierras enclavadas 2/. Las aguas asi distri-
buidas a las fincas rusticas forman parte integrante de las fincas que las reciben, hasta
decision contraria y expresa del Secretario de Estado de Obras Piblicas, sobre la base de
un informed motivado del Director de riego y segin el parecer de conformidad emitido por un
representante calificado del Departamento de Agricultura 1/. La repartici6n centre las diver-
sas propiedades risticas del agua de una red o de un sistema de riego se hace mediante hora-
rios de riego, elaborados por las oficinas catastrales y de riego 4/.

b. De pesca

La pesca es libre en los lagos, las masas de agua sin corriente, asi como en los rios
y otros cursos de agua que forman part del dominion public Y/. Se prohibe, en cambio, exca-
var galerias en los ribazos o colocar en estos races de plants de las orillas ya sea para
pescar, ya sea para recoger cebos o con cualquier otro fin 6/. Asimismo, se prohibe pescar
en los lagos o press, en los cursos de agua o en sus desembocaduras en la epoca del desove 1/,
o colocar en los mencionados cursos de agua o en sus desembocaduras barreras, aparatos o dis-
positivos de cualquier clase para impedir el paso de los peces, de la freza o de los alevi-
nes, asi como emplear para pescar products quimicos, estupefacientes o explosives 8/.

c. Otros usos

Cuando las dos orillas pertenecen a propietarios diferentes, cada ribereio tiene de-
recho a coger, en la mitad del lecho adyacente a su predio, todos los products naturales
y a extraer limo, arena, piedras, con la condici6n de no modificar el regimen de las aguas
y de velar porque la limpia del curso de agua quede asegurada 2/. La limpia incluye todos
los trabajos necesarios para restablecer un curso de agua tanto en su anchura como en su
profundidad, sin perjuicio de lo que el Articulo 462 del C6digo civil dispone con respect
a los aluviones 10/.


VII. LEGISLATION SORE LOS EFECTOS NOCIVOS DEL AGUA

a. Desbordamiento y protecci6n de los ribazos

Los propietarios, arrendatarios u ocupantes de terrenos ribereios de rios o manantia-
les, deberan plantar en ellos bambies o cualquier otra especie apropiada, en una anchura de
cinco a quince metros, segun la importancia del curso de agua, a partir del ribazo del rio o
1/ "~-.--o rural, Ley No VII, Art. 165.
j Ley citada, Art. 70.
3/ Orden por la que se establecen oficinas catastrales y de riego en las regions que posean
una red o sistema de riego controlados por el Departamento de Obras Publicas, Art. 5.
I/ Idem, Art. 4. Vas, infra, Secci6n XIIb.
/ Codigo rural, Ley N IX, Art. 212.
SIdem, Art. 213.
Id em, Art. 214.
/ Idem, Art. 215.
SIdem, Ley No VII, Art. 142.
_./ Idem, Art. 143. Vease, supra, Secci6n IVa,






- 46 -


del manantial. Esta pl.j7-i.. 6n de-.: ,. hacerse en las dos orillas del .. y alrededor del
manantial /. Cuando la anchura del terreno que border el curso de .-.. o el manantial sea
inferior a quince metros, el roi.letario, el arrendatario o el ocupante del terreno adyacen-
te debera continuar la l trri'n hasta el limite de los .. metros 2j, Las species per-
mitidas para ser plantadas junto con los bambues son las forestales y los arboles frutales j/.

b, Erosion del suelo

El propietario de tierras tiene, respect de la .:,.r;- i-',1- el deber de cultivar, de
explotar y de proteger el suelo, espeoialmente contra la erosion, estando previsto por la
Ley el cumplimiento de esta obligaci6n 4/. Este precepto constitutional lo ratifica la Ley
N IV del C6digo rural cuando dispone que "el propietario agrario esta sometido a la obli-
gaci6n de cultivar, explotar y proteger el suelo de conformidad con lo dispuesto en la Cons-
tituci6n, en las disposiciones de dicho C6digo sobre los cultivos y en las de la Ley agra-
ria" /.

La erosion se define como todo desmoronamiento, degradaci6n o desplome de suelos pro-
vocado per las aguas de escurririento o por las aguas corrientes, asi como el desplazamiento
masivo de las particular del suelo por el viento 6/. Se establecen las habituales prohibi-
ciones de desmontar o roturar terrenos segun se encuentren en zonas Aridas, semiaridas o llu-
viosas y segun, asimismo, la inclinaci6n de aqu6llos L/, defini6ndose las zonas mencionadas
de acuerdo con las precipitaciones medias anuales que en ellas se registran, en base a colcu-
los realizados con datos de diez aios consecutivos, come rfItiu.tmu, en defect de los cuales se
calculara con los dates disponibles y teniendo en cuenta la clase de vegetacion o solamente
esta ultima cuando no existan dates pluviom4tricos 8/. Se dispone, asimismo, que el arrenda-
tario de un predio rlstico tiene, entire sus obligaciones principles, la de utilizar dicho
predio come un buen padre de familiar, es decir, evitar la prictica de cultivos que provoquen
o favorezoan la erosion del suelo 2/. Por ltimo, quien, con la debida autorizaci6n efectie
una explotaci6n forestal, debera repoblar y mantener la zona que explote y observer las dis-
tancias debidas con respect a los manantiales, a las orillas de los curses de agua y a las
pendientes 10/.

c. Avenamiento y evacuaci6n de aguas usadas

El avenamiento se consider una mejora agraria, per lo que todo propietario de un pre-
dio que beneficie o que per su naturaleza, su situaci6n y su topografia pueda, eventualmente,
beneficiary de tal mejora, debera asegurar la conservaci6n de los conducts de desagUe que
afecten a sus plantaciones J1/.

Los propietarios de predios cercanos a un sistema de avenamiento o que estgn atravesa-
dos por un canal de avenamiento, tendrin la facultad de verter en 61 las aguas de avenamiento
de sus predios, a condici6n de mantener la buena conservaci6n de los canales que comuniquen
con sus predios 12/.

El Estado puede efectuar todos los trabajos de avenamiento que exijan las necesidades
de la agriculture y de la cria de ganado o de la salubridad piblica, incluso sin el consen-

J/ C6digo rural, Ley No V, Art. 76.
/ dem, Art. 77.
/ Idem, Art. 78.
SConstituci6n, Art. 22.
SC6digo rural, Ley No IV, Art. 21.
Idem, Ley No V, Art. 62.
Idem, Art. 63.
Idem, Art. 64.
/ Idem, Ley No XIV, Art. 284.
1/ Ley relative a la protecci6n del suelo contra la erosion, que determine la extension de
las zonas y que reglamenta la explotaci6n forestal en Haiti, Art. 3.
jj/ C6digo rural, Ley No VII, Art. 180.
12/ Idem, Art. 181.






- 47 -


timiento de los propietarios de las tierras, previo aviso a estos iltimos y a los ocupantes
interesados con un mes de anticipaci6n j/. Los propietarios de tierras no podrin negarse ni
oponerse al avenamiento de sue predios 2.

El Departamento de Agricultura o cualquier otro organismo competence podra imponer a
un propietario de tierras la obligaci6n de avenar su predio, cuando este avenamiento sea ne-
cesario tanto para fines agricolas o ganaderos como an interns de la salubridad. En este ca-
so, el Departamento u organismo mencionados ofrecera al propietario la ayuda tecnica y fi-
nanciera del Estado J/.

No se abonara indemnizacidn alguna a los propietarios de predios por los que pasen
los colectores u otras obras de avenamiento, cuando estos predios beneficien del sistema de
avenamiento o si, por su topografia y su situaci6n respect de los canales, estin en condi-
ciones de beneficiary de dicho sistema 4/. Si se pagarg, en cambio, una indemnizaci6n si el
predio no beneficial o no puede beneficiary del avenamiento, determinandose en este caso el
imported de la indemnizaci6n de conformidad con lo establecido en el Articulo 167 de la Ley
N VII del Codigo rural /.

Los r-,r i-tarios o sociedades que deseen realizar obras de avenamiento en una secci6n
rural, deberan obtener autorizaci6n del Departamento de Agricultura o de cualquier otro or-
ganismo competent 6/. Un reglamento administrative completara estas disposiciones 1/. Re-
quiere, asimismo, autorizaci6n,la evacuaci6n de aguas usadas de las instalaciones industria-
les y de las viviendas, en cursos de agua naturales y en los canales de riego y avenamiento,
que esta expresamente prohibida. Debera presentarse una solicitud de autorizaci6n ante el
Departamento de Agricultura o ante otro organismo competent quien, despues de haberla exa-
minado, de acuerdo con el Departamento de Sanidad Publica, la podra rechazar o aceptar, de
conformidad con 10 que exija el interest de la salud puiblica 8/.


VIII. LEGISLATION SOBRE EL CONTROL DE LOS USOS, DE LA CALIDAD Y DE LA CONTAMINACION DEL AGUA

a. Despilfarro y uso impropio del agua

Ya se ha mencionado el principio 2/ de que toda persona tiene derecho a la utiliza-
ci6n del agua, siempre dentro de las normas generals de no perjudicar la salubridad, la
cria de peces o de otros animals acuaticos, etc. Este derecho de goce es inseparable del
predio y no puede ser objeto de venta, cesi6n o arriendo, so pena de nulidad 12/.

El Departamento de Agricultura, o cualquier otro organismo competent, podra fijar
ciertas condiciones que deberin cumplir los beneficiaries de pozos artesianos para impedir
el despilfarro del agua. Podri, asimismo, limitar el nunero de pozos que se vayan a excavar
en una vivienda o en una secci6n rural 11/.

b. Proteccion de la salud y lucha contra la contaminaci6n

Varias leyes del C6digo rural contienen disposioiones relacionadas con la protecci6n
de la salud y la contamination de las aguas, especialmente la Ley No XV Ley relative a la
higiene rural sin que exista, sin embargo, una legislaci6n especifioa sobre la contaminaci6n.

17 3TCgo rural, Ley N VII, Art. 172.
/Idea, Art. 173.
/ Ide, Art. 174.
Idem, Art. 175.
I dem, Art. 176. Vease supra, Secci6n IVa,
Idem, Art. 177.
Idem, Art. 178.
8 Idem, Art. 140.
I dem. V4ase, supra, Secci6n IVa.
10! 0olgo rural, Ley No VII, Art. 136.
11 Idem, Art. 148.






- 48 -


En las explotaoiones rurales en las que haya animals esri-... :,, las materials feoa-
les de estos animals deberan recogerse junto con la paja de la ,c:- con objeto de que sir-
van para la preparaci6n del estiercol; los fosos necesarios a este fin se construiran en
mamposteria de cement, a 30 metros, con minimo, de cualquier vivienda y a una altura infe-
rior a los curses de agua y los pozos. Su posici6n con respect a los *.,tai~'s y cuadras
sera tal que las orinas y las aguas usadas de estos establos y cuadras puedan ser conduci-
das 1/. A los propietarios se les exige prevenir la contaminaci6n de los manantiales, lagu-
nas o charcas que se encuentren en sus predios, debiendo solicitar, si fuese necesario, la
asistencia del servicio competent para garantizar su limpieza 2/.

Esta prohibido evacuar o axrojar excrementos humans en los curses de agua, manantia-
les, masas de agua sin corriente, press, pozas de agua o en sus proximidades 2/, asi como
amontonar cerca de tales aguas o arrojar en ellas estigrcol o inmundicias J/ o cadAveres de
animals o enterrar estos en las proximidades de viviendas, pozos, fuentes o abrevaderos V/.

Prohibese, igualmente, baiarse o lavar la ropa en los manantiales y depositos de agua
potable, asi come baiar en ellos a los animals 6/. Los pozos destinados a uses domesticos se
limpiaran, por lo menos, dos veces al ago, lo que se probar6 mediante certificado expedido
gratuitamente por el Consejo de administraci6n de la secci6n rural a solicitud del interesa-
do j/.

Se prohiben, asimismo, las inhumaciones en el interior de perimetros de ouencas de
alimentaci6n de manantiales o a una distancia inferior a un kil6metro de un curse de agua
natural o artificial V/. Anilogamente, dentro de los perinetros de protecci6n que fijarAn
conjuntamente los Departamentos de Agricultura y Obras Publicas con respect a cuencas de
alimentaci6n de curses de agua, se prohibe erigir viviendas, retretes, establos, cuadras
o cementerios 2/. Las pozas de agua y las aguas estancadas deberan avenarse o cegarse por
el propietario u ocupante del predio en que se encuentren 10/, Los utensilios y cualesquiera
otros articulos en desuso que puedan retener el agua y constituir un lugar apto para la re-
producci6n de mosquitos deberan destruirse y enterrarse 1j/. Por Iltimo, mientras no exista
una clAusula en contrario, la limpieza de los pozos corre de cuenta del arrendatario 12/.


IX. LEGISLATION SOBRE AGUAS SUBTERRANEAS

La explotaci6n de las aguas subterraneas no esta sujeta al regimen de autorizaci6n
previa. Sin embargo, la legislaci6n establece algunas normas generals, como la de requerir
autorizaci6n escrita del Departamento de Agricultura o de cualquier otro organism competen-
te, para perforar un pozo artesiano destinado a uses agricolas o industriales 13/, y la de
respetar la distancia de tres pies cuando se excave un pozo cerca de un muro, con objeto de
no perjudicar al vecino 4U/. No se hace referencia, por el contrario, a las licencias de
perforador, de exploracion y de explotaci6n. Los servicios responsables de la administration
de los sistemas de riego podrfn perforar pozos en los predios de particulares sin abonar a
estos ninguna indemnizacion, si dichos predios benefician, tambien, de las obras -J/.
11 C6-hi-o rural, Ley NO V,-Art. 74.
/ Iden, Ley No VII, Art. 135.
:/ Idem, Ley N XV, Art. 297.
SIdem, Art. 298.
Idem, Art. 299.
/ Idem, Art. 302.
Ide,- Art. 304.
/ Idem, Art. 305.
/Idem, Ley No VII, Art. 146.
/ Idem, Ley No XV, Art. 306.
/ Idem, Art. 307.
C,/ .iio civil, Art. 1527.
/ Cdigo rural, Ley No VII, Art. 147.
C6d/ iCgo civil, Art. 543.
j1/ C6diju rural, Ley No VII, Art. 149.






- 49 -


a, Control del agotamiento de las capas subterrineas

Las disposiciones relatives al control del agotamiento de las aguas subterraneas cu-
bren tres objetivos, a saber: evitar el despilfarro del agua, limitar el nimero de pozos y
obtener cuanta informaci6n sea precise en relaci6n con la utilizaci6n del agua subterranea.
Ast, el Departamento de Agricultura u otro organismo competente pueden imponer a los benefi-
ciarios de pozos artesianos determinadas condiciones encaminadas a impedir el despilfarro
del agua y pueden, igualmente con respect a una vivienda o una seoci6n rural, limitar la
cantidad de pozos que se vayan a exoavar 1/. A su vez, toda persona que ya hubiese perforado
un pozo en feoha anterior a la promulgaci6n del C6digo rural, debera presentar una declara-
ci6n ante el servicio competent del Departamento de Agricultura o ante otro organism cali-
ficado, facilitando todas las informaciones que el servicio u organism mencionados puedan
solicitar al respect 2/.


X. LEGISLATION SOBRE EL CONTROL Y LA PROTECTION DE LAS INSTALACIONES Y LAS OBRAS
HIDRAULICAS

El organismo encargado de la administraci6n de todos los sistemas de riego ya esta-
blecidos o que lo sean en el future, sea a cargo exclusive del Estado o con la contribuci6n
financiera de los usuarios, es el Departamento de Agricultura 3/, que tiene, ademas, un de-
recho de control sobre todos los demas sistemas de riego que hubieren establecido los parti-
culares y las sociedades, tanto si son o no de su exclusive beneficio 4/. Asimismo, segun
dispone la Ley organica del Departamento de Agricultura, de Recursos Naturales y de Desarro-
Ilo Rural, la Direccion de Recursos Naturales de este Departamento tiene entire sus atribu-
ciones administrar todos los sistemas de riego existentes mas los de avenamiento, asi como
preparar los studios necesarios para mejorarlos y establecer nuevas redes V/, lo que efectia
el Servicio de distribucion de agua, de la conservaci6n de los canales de riego y del control
de los rios de dicha Direcoi6n 6/. El control de las obras correspond, igualmente, a esta
Direccion 1/. En lo que respect a la limpieza y escarda de los canales secundarios y tercia-
rios, es de la competencia de los usuarios de los sistemas de riego cuyas plantaciones bene-
ficien de dichos canales. Por el contrario, los gastos de conservacion de los canales prin-
cipales, de reparaci6n y de mejora de las redes corren de ouenta del Estado V/.

La conservacion de los canales de desagie en los sistemas de avenamiento debera estar
asegurada por los propietarios de los predios que beneficien de dicho sistema o que, por la
naturaleza, situaci6n o topografia de tales predios sus plantaciones puedan, eventualmente,
beneficiary del avenamiento 2/. La misma obligaci6n de mantener en buen estado los canales
que comuniquen con sus predios la tienen los propietarios de estos que esten situados cerca
de un sistema de avenamiento o que esten atravesados por un canal de este tipo, en el que
viertan las aguas de avenamiento de sus predios 10/. Ademis, la limpieza de los pozos corre
de cuenta del arrendatario salvo que exista una clAusula en contrario.

Es interesante mencionar que el Director General y el Contable del Departamento de
Agriculture estan autorizados para retirar, del Fondo especial de riego, las cantidades ne-
cesarias para la conservaci6n de los sistemas de riego 11/.

/ C6digo rural, Ley N VII, Art. 148.
SIdem, Art. 150.
SVease, supra, Seccion Via.
C6digo rural, Ley No VII, Art. 152.
/Ley citada, Art. 20.
/Ley orginica del Departamento de Agricultura, de Recursos Naturales y de Desarrollo Rural,
Art. 10.
1/ Ley por la que se encarga al Servicio de riego del Departamento de Obras Publicas del con-
trol general de las aguas de la Repiblica, Art. 50 Vease, asimismo, infra, Secci6n
XIIa.
C/ Cdigo rural, Ley NO VII, Art. 163.
/ Idem, Art. 180.
d/ Iem, Art. 182.
1/ Decreto por el que se coloca el Departamento de Agricultura, de Recursos Naturales y de De-
sarrollo Rural, en condiciones de cubrig los gastos de studios de construcci6n y de conser-
vaci6n de los sistemas de riego, Art. 3 V4ase asimismo, infra, Secci6n XIIa.









XI. LEGISLATION RELATIVE A LA iUtLAkGi biil' DE -OFI':S 0 ".. .l'.

a. En relaci6n con los usos Atiles del agua

La Ley No VIII Ley de Montes del C6digo rural dispone que -..- declarada zona re-
servada la correspondiente a un monte que proteja las cuencas de alimentacion de los manan-
tiales, las crestas de las montafas y sus vertientes que tengan una inclinaci6n superior
a 600 En el caso de que las mencionadas cuencas de alimentaci6n, las crestas de las montafas
y sus vertientes esten, en su totalidad o en parte, desprovistas de vegetacion, seran decla-
radas zonas reservadas y, si pertenecen al Estado, quedarin bajo la administraci6n del De-
partamento de Agricultura o de cualquier otro organismo competent j/. Los particulares que
tengan tierras dentro de las zonas reservadas podrAn ser expropiados mediante just y previa
indemnizaci6n 2/. Y en el caso de que la mayor part o la totalidad de la zona reservada per-
tenezca a particulares, estos o sus causahabientes o sus representantes deberan reforestar
sus propiedades y explotarlas segin un plan establecido por el Departamento de Agricultura
o por cualquier otro organism competent 3/.

b. En relaci6n con los efectos nocivos del agua

La cuenca hidrogrAfica de Morne l'HSpital es "una zona bajo protecci6n". Los motives
por los cuales ha sido necesario establecer esta zona se mencionan en los considerandos de
la Ley que la cre6 4/. En Morne l'HSpital naoen numerosos manantiales que aseguran el sumi-
nistro de agua potable ala capital del pals, Port-au-Prince, pero a la vez crecidas devas-
tadoras provenientes de esta cuenca han originado cuantiosos dafos en la ciudad. Ante el
acelerado ritmo de erosion de toda la zona, se consider que es una cuestion vital para la
protecci6n de las vidas y los bienes de la capital el cese de toda aotividad agricola o in-
dustrial que exija la explotaci6n del suelo de Morne 1'H8pital. Por ello la Ley dispone que
en la zona de protecci6n se prohibe la cria de ganado bovino, caprino, porcino u ovino; rea-
lizar cortas de madera o de leia o explotar canteras de arena, grava, rocast piedrapara la
construcci6n; hacer entrar en actividad hornos de cal o efectuar cultivos que necesiten es-
carda previa, como el mijo, el maiz, la manioca o la batata Z/.


XII. ADMINISTRACION E INSTITUCIONES GUBERNAMENTALES COMPETENTES EN MATERIA DE AGUAS

a. A nivel national

Diversos organismos gubernamentales Departamentos de Sanidad, Obras Publicas, etc. -
se ocupan necesariamente del recurso agua higiene, salubridad, obras publicas, etc. lo
mismo que suede a nivel de distritoomunicipio. Pero el organism responsible del control
del recurso es el Departamento de Agricultura, de Recursos Naturales y de Desarrollo Rural.
ESte Departamento se ocupa de todas las actividades encaminadas a mejorar la agriculture,
la conservaci6n y la utilizaci6n de los recursos naturales y la organizaci6n de las comuni-
dades rurales 6/. Por ello, la Direccion de Recursos Naturales de este Depqrtamento tiene
entire sus principles atribuciones y obligaciones, las siguientes:

velar por la conservaci6n y la utilizaci6n juiciosa de todos los recursos naturales
renovables tales como agua, suelo, montes, fauna;

controlar la explotacion de los reoursos naturales no renovables (uinas y canteras);

asegurar el control de los rios mediante la protection de las cuencas hidrogrificas
y la ejecuci6n de todas las obras necesarias;

/ C-di.i-o rural, Ley N VIII, Art. 184.
Idem, Art. 185.
Idem, Art. 186.
SLey por la que se decreta Zonaa bajo protection" la cuenca hidrogrifica de -.orne l'H8pital.
Idem, Art. 30,
_/ Ley organica del Departamento de Agricultura, de Recursos Naturales y de Desarrollo Rural,
Art. 1 .


-n .1 -






- 51 -


administrar todos los sistemas de riego y avenamiento existentes y preparar los
studios necesarios para mejorarlos y para establecer nuevas redes;

tomar medidas para asegurar la conservaci6n del suelo deteniendo la erosion de
las tierras en declive;

desarrollar la pesca, etc. J/.

La Direcci6n de Recursos Naturales comprende los siguientes servicios:

Servicio de conservacion del suelo y los montes y de protection de la fauna;

Servicio de distribuci6n del agua, de la conservaci6n de los canales de riego y
del control de los rios;

Servicio de hidrograffa, hidrologia y meteorologia;

Servicio de geologia y minas;

Servicio de quimica agricola y de utilizacion de las tierras, y

Servicio de pesca 2/.

Con anterioridad a la Ley organica del Departamento de Agricultura, de Recursos Natu-
rales y de Desarrollo Rural, el control general de las aguas lo ejercia el Departamento de
Obras Publicas a traves del Servicio de riego de dicho Departamento, en virtud de lo que
disponia la Ley de 5 de septiembre de 1952 3/. Al pasar al Departamento de Agricultura, de
Recursos Naturales y de Desarrollo Rural el Servicio de riego, este Departamento ha asumido
funciones y atribuciones que lo eran del de Obras P~blicas. No obstante al no haber sido
cambiada la legislaci6n original, las referencias en las notas a pie de pEgina se hacen al
texto legal correspondiente en la forma en que fue promulgado. For tanto, corresponderan
ahora a la Direcci6n de Recursos Naturales realizar los studios de los proyectos de riego
o avenamiento o recomendar que se efectuen tales studios 4/, otorgar autorizacion a los
particulars para establecer sistemas de riego o para hacer estructuras con fines de riego,
obras que se ejecutaran bajo el control de dicha Direccion, conservando la facultad de eje-
cutar pequeFos sistemas de riego que no necesiten ningin studio especial u obras y estruc-
turas de fibrica importantes, destinados a superficies que no excedan de 50 hectareas 2/.

Finalmente, corresponde al Departamento de Agricultura o a otro organismo competent,
autorizar la evacuaci6n de aguas usadas de las instalaciones industrials y de las viviendas,
en cursos de agua naturales y en los canales de riego y avenamiento, por estar expresamente
prohibida 6/.

Despugs de la creaci6n del Fondo especial de riego /, corresponde al Servicio de rie-
go someter, el 30 de octubre de cada ano, por intermedio de la Direccion General, a la apro-
baci6n de la Secretaria de Estado de Agricultura, de Recursos Naturales y de Desarrollo Ru-
ral, un program de obras a ejecutar durante el ejercciio, segun un orden de prioridades
acordado a cada proyecto, acompaiado de los planes y presupuestos e indicando la localizaci6n

e1 Leyorganica del Departamento de Agricultura, de Recursos Naturales y de Desarrollo Rural,
Art. 90.
R Idem, Art. 10.
/ Ley por la que se encarga al Servicio de riego del Departamento de Obras Pdblicas del con-
trol general de las aguas de la Repiblica, Art. 2.
dem, Arts. 30 y 40.
SIdem, Art. 5.
C gigo rural, Ley N VII, Art. 140.
SLey por la que se crea un Fondo especial de riego cuya provision se efectuari con los in-
gresos provenientes del cobro de las tasas de riego, que constitute una cuenta especial,
no presupuestaria.






- 52 -


y el tiempo de ejecucion de la obra I/. No podran ejecutarse dichos proyectos sin la aproba-
cion escrita del Secretario de Estado de ', i. ;u-. ul o de !l.: ..: ..... i:,l.;,-: y de Desarrollo
Rural &/. El Director General y el Contable jefe de este 7.-;i -ii...t. estan autorizados para
retirar del Fondo especial de riego las cantidades necesarias para el studio y la ejecuci6n
de proyectos de riego y para la conservacion de los sistemas existentes 3/, lo que llevar&
a cabo a petici6n motivada del Jefe del Servicio de riego de dicho Departamento, que acompa-
fiar a cada petici6n un presupuesto detallado 4/.

El organism que formula la political general de desarrollo econ6mico y social de la
naci6n es el Consejo Nacional de Desarrollo y Planificaci6n. Son tambien funciones esencia-
les del Consejo orientar, estimular e intensificar los trabajos de planificaci6n econ6mica
y social del pais, asi como canalizar todos los esfuerzos de programaci6n de las diversas
instituciones p-blicas y privadas de la Republica J/.

b. A nivel regional

Existen oficinas catastrales y de riego en las regions en las que hay redes o ser-
vicios de riego controlados por el Estado. Bajo la fiscalizacion del Director del Servicio
de riego, estas oficinas se ocupan especialmente del catastro de las propiedades de regadio,
asi como de la administration y del funcionamiento de los sistemas de riego y avenamiento 6/.
El Director de una oficina o su representante estA encargado de velar por que, de conformi-
dad con lo dispuesto en el Articulo 70 de la Ley de 20 de septiembre de 1952 1/, las fincas
risticas gocen proporcionalmente a su superficie del derecho, igual para todos, de utilizar
las aguas de riego distribuidas por el Estado 8/. Corresponde a las oficinas catastrales y
de riego, bajo la fiscalizaci6n, come se ha indicado, del Director del Servicio de riego,
preparar los horarios de riego para la repartici6n, entire las diversas propiedades rusticas,
del agua de una red o de un sistema de riego. Dichos horarios entran en vigor una vez apro-
bados por el Secretario de Estado del Departamento 2/.

c. A nivel local o de usuarios

En cada sistema de riego se constituira un Comite local, compuesto por el represen-
tante del Departamento de Agricultura, el representante del Departamento de Obras Piblicas
y una delegaci6n de tres o cinco miembros, segin la importancia del sistema, elegidos por
los usuarios. Este Comit4 tendra la misi6n de haoer sugerencias y observaciones a la admi-
nistraci6n competent, con el fin de asegurar el buen funcionamiento del sistema 10/.

En las secciones rurales, los propietarios o sociedades que deseen realizar obras de
avenamiento, deberin obtener autorizaci6n del Departamento de Agricultura o de cualquier otro
organism competent 11/. Esta disposici6n se completara mediante un reglamento admninistrati-
vo 12/. En dichas secciones rurales, los consejos de administraci6n respectivos favoreceran
la formaci6n de cooperatives agricolas, que podran ser, inter alia, cooperatives de electri-
cidad y de agua 1/.

/ Decreto por el que se coloca al Departamento de Agricultura, de Recursos Naturales y de
Desarrollo Rural, en condiciones de cubrir los gastos de studios de construcci6n y de
conservaci6n de los sistemas de riego, Art. 10.
Idem, Art. 20.
SIdem, Art. 30.
4/ Idem, Art. 40
SDecreto por el que se crea con el nombre de Consejo Nacional de Desarrollo y Planificaci6n
un organism permanent e independiente bajo la dependencia direct del Presidente vitali-
cio de la Repblica, Art. 30.
6/ Orden por la que se establecen oficinas catastrales y de riego en las regions que posean
una red o sistemas de riego controlados por el Departamento de Obras Publicas, Art. 20.
Idem, Art. 50
Idem, Art. 3.
SIdem, Art. 40.
/ Ley por la que se encarga al Servicio de riego del Departamento de Obras Publicas al con-
trol general de las aguas de la Repiblica, etc., Art. 7.
SC6digo rural, Ley No VII, Art. 177.
SIdem, Art. 178.
13/ Idem, Ley No V, Art. 81.






- 53 -


La vigilancia de los curses de agua y de los sistemas de riego la ejercen los sindi-
cos, que son agents nombrados a propuesta del Departamento de Agricultura /. Puede haber
.asta dos sindicos por secci6n rural, segun los casos. Estos empleados enviaran informed
mensuales al agent agricola, remitiendo una copia al Consejo de administraci6n, y podrin
redactar otros informes siempre que circunstancias excepcionales lo exijan. Estos informes
comprenderAn las infracciones de la Ley NO VII-Ley de Aguas-del C6digo rural, indicarin
el estado actual de los sistemas de riego, los medics para mejorarlos y las inspecciones efec-
tuadas por los sindicos durante el mes considerado en el informed. Los sindicos efectuaran,
por lo menos, una inspecci6n por semana 2/ y, al realizar las rondas de inspecci6n tendrin
libre acceso a las propiedades privadas que se hallen atravesadas por cursos de agua y sis-
temas de riego, haciendose acompafar, si fuere possible, por el propietario o el ocupante o
por sus representantes 3/.

Entre las atribuciones de los guards rurales, de los sindicos, de los guardabosques,
figure la de levantar el acta correspondiente en caso de infraccion de las disposiciones
de las leyes Nos V, VII y VIII del C6digo rural y de los reglamentos dictados en virtud de
dichas leyes; enviaran sus informs al agent agricola o a cualquier otro representante del
Departamento de Agricultura ~/ y las actas menoionadas harin fe hasta prueba en contrario i/.


XIII. LEGISLATION SOBRE LOS ASPECTS ECONCMICOS Y FINANCIEROS DEL RECURSO AGUA

a. Participaci6n financier del Estado

La Direcci6n de Recursos Naturales delDepartamento de Agricultura, de Recursos Natu-
rales y de Desarrollo Rural, a trav6s de sus distintos servicios 6/, es el organism compe-
tente para fijar la participaci6n financiera del Estado en obras y proyectos relacionados
con la utilizaci6n del recurso agua. Asi, por ejemplo, es de la competencia del Director Ge-
neral del Servicio de riego elaborar el program de obras a ejecutar en cada ejercicio eco-
n6mico, segin las prioridades acordadas a cada proyecto J/. Una vez aprobados los proyectos
por el Secretario de Estado del Departamento citado, se retiran del Fondo especial de riego
las cantidades necesarias para la ejecucion de los proyectos aprobados 8/. La provision de
este Fondo especial, creado por la Ley de 25 de noviembre de 1959, se lleva a cabo mediante
los ingresos percibidos por los derechos de agua. Su capital se destinaexclusivamente al
mantenimiento y construction de canales de riego, perforaci6n de pozos, instalaci6n y fun-
cionamiento de bombas de riego, construcci6n de press, limpieza y reparaci6n de canales 2/.

Cuando el Departamento de Agricultura u otro organismo competent consider necesario
realizar el avenamiento de unas tierras tanto para fines agricolas o ganaderos como en inte-
res de la salubridad e imponga a los propietarios de dichas tierras la obligaci6n de avenar
sus predios, ofreceri a los propietarios en cuesti6n la ayuda teonioa y financier del-Esta-
do 10/.

Tendrg derecho a una indemnizaci6n el propietario de un predio por el que deba pasar
un canal de riego o en el que se deba construir una obra de fibrica, con el fin de establecer

I/ C6digo rural, Ley No XVIII, Art. 338.
2/ Idem, Art. 339.
M/ Idem, Art. 340.
Idem, Art. 342.
Idem, Art. 3.15.
/ Vease, supra, Seccion XIIa.
J/ Decreto por el que se coloca al Departamento de Agricultura, de Recursos Naturales y de
Desarrollo Rural, en condiciones de cubrir los gastos de studios de construcci6n y de
conservacion de los sistemas de riego, Art. 10.
8 Idem, Art. 3.
SLey por la que se crea el Fondo especial cuya provision se efectuarg con los ingresos pro-
venientes del cobro de las tasas de riego, que constitute una cuenta especial, no presu-
puestaria, Art. 40.
0/ C6digo rural, Ley N VI, Art. 174.






- 54 -


o de mejorar un sistema de riego por el servicio ., -. : del Estado si, por aplicacin del
principio de prioridad dicho predio queda excluido del uso del ;,., El imported de la indem-
nizacion se fija mediante acuerdo entire el propietario y el servicio citado y, a falta de
acuerdo, por una comision compuesta por un representante del .- *.. ; -tario, un representante
del servicio y el president del Consejo de administraci6n de la secci6n rural. En ultima
instancia la cuesti6n se sometera al Secretario de Estado de Agricultura 1/.

Se abonara, asimismo, una indemnizaci6n a loe prt.:' i .os de predios por los que pa-
sen los colectores u otras obras de avenamiento, cuando estos i.:l i:; no beneficien del sis-
tema de avenamiento o si, por su topografia o su situaci6n c ; ..-::. de los canales, no estan
en condiciones de beneficiary de dicho sistema 2/, determiindose en este case el imported de
la indemnizaci6n de conformidad con lo mencionado en el parrafo anterior 3/.

b. Tarifas y canones

Todas las fincas rusticas que beneficien de agua de riego controlada y distribuida
por el Estado, estan sujetas al pago de una tasa annual calculada proporcionalmente a la su-
perficie cultivada y a la cantidad de agua suministrada 4/. El dinero procedente de la reoau-
dacion de las tasas de riego se ingresa en la cuenta especial, no presupuestaria, denominada
Fondo especial de riego 2/. La cuantia de la tasa, en litros por segundo y por hectarea, os-
cila de un minimo de 6,00 gourdes* a un maximo de 75,00 6/. Los usuarios que empleen como
fuerza motriz agua procedente de un sistema de riego controlado por el Estado, efectuaran un
pago annual de 35 gourdes, por cada aparato, maquina, equipo mecAnico o de otra clase que no
llegue a desarrollar 7 caballos de vapor, y 5 gourdes por cada caballo de vapor adicional J/.
Tambien pagan una tasa los fabricantes de aguardiente de cafa y quienes emplean el agua como
refrigerant 8/.

Con el fin de establecer lo mas exactamente possible la superficie de cada propiedad
a los fines del pago de la tasa de riego, las oficinas catastrales y de riego estan autori-
zadas a pedir a los propietarios interesados que les faciliten sus titulos de propiedad, los
plans y el acta de deslinde. Los top6grafos de dichas oficinas pueden, igualmente, previa
comunicacion a las parties, proceder a la medici6n de todas las propiedades situadas en un
sector de riego que se encuentre bajo el control del Servicio de riego 9/. La tasa de riego
se pagara a la Administracion General de Contribuciones o a sus representantes del 10 de oc-
tubre al 15 de mayo de cada aio presupuestario.


XIV. APLICACION DE LA LEGISLATION DE AGUAS. ABIIINISTRACION

Todos los organismoa que tienen una intervenci6n en material de aguas y, especialmente,
el Departamento de Agricultura, Reoursos Naturales y Desarrollo Rural, son responsables de la
aplicaoi6n de la Legislaoi6n de aguas, lo quo realizan en virtud de reglamentaciones diverse.

1 gourde- 5,45$ de Estados Unidos de America en marzo de 1975.
/ C6digo rural, Ley NO VII, Art. 167.
Idem, Art. 175.
SIdem, Art. 176.
SLey por la que se fija el estatuto de los usuarios de los sistemas de riego y de avenamien-
to establecidos y controlados por el Estado, Art. 2.
2/ Ley por la que se crea un Fondo especial de riego cuya provision se efectuara con los ingre-
sos provenientes del cobro de las tasas de riego, que constitute una cuenta especial, no
presupuestaria, Art. 10.
6/ Idem, Art. 20.
f Idem, Art. 30.
SLey por la que se fija el estatuto de los usuarios de los sistemas de riego y avenamiento
establecidos y controlados por el Estado, Art. 5.
2/ Orden por la que se establecen oficinas catastrales y de riego en las regions que posean
una red o sistemas de riego controlados por el Departamento de Obras Pdblicas, Art. 80.







- 55 -


Ademas de la competencia administrative que la Ley confiere a los organismos del Estado, los
litigios en material de Legislaci6n de aguas correspondent, en cuestiones substantivas de de-
recho, a los tribunales y jurisdiociones locales (Justice de paix). Estos con competentes
para aplioar penas relatives a las infracciones que preve la legislaci6n.

Sanciones

Existe una disposici6n de carActer general en virtud de la cual se castigara, con
arreglo a la ley, a todo usuario que, sin autorizaci6n, desvie las aguas que se le suminis-
tran para utilizarlas en su predio o si las emplea con otros fines; a quien, sin la autori-
zaci6n de un representante calificado del Servicio de riego desvie, por alguna raz6n, en
todo o en part, las aguas de un canal de riego o de avenamiento, y, finalmente, a toda per-
sona que cometa da0os en un canal de riego o en las obras de fabrica dependientes del mismo /.
Pero es la Ley XIX del C6digo rural la que, especificamente, trata de las infracciones y de
sus sanciones. La oomprobaci6n de las infracciones la efectuan, segin los casos, los repre-
sentantes calificados del Departamento de Agricultura, los guards rurales, los sindicos,
los guardabosques o los agents de la policia rural, levantando el acta correspondiente. Las
sanoiones consistent en multas que varlan de un minimo de cinco a un mAximo de 200 gourdes,
y en penas de arrest que oscilan entire un dia y un mes. En caso de reincidencia se duplica
la multa o el arrest, se impone el maximo de la sancion o se aplican las dos penas a la vez.
Se exige, asimismo, la reparaci6n de dalos y perjuicios. El pago de una multa no exime de la
ejecuci6n de las obras exigidas de conformidad con la Ley NO VII-Ley de Aguas-del C6digo
rural. La apelaoion y el recurso en casacion contra las sentencias dictadas por infracciones
del C6digo rural tendrAn efecto suspensive solamente en el caso de que se pronuncie la pena
de arrest 2/.

En la Ley No XVIII del C6digo rural relative a la Policia rural se sanciona a los
guards rurales, smndicos o guardabosques que sin impedimento legitimo omitiesen la ejecuci6n
de las rondas de inspecci6n prescritas: la primer vez, con pena de suspension y, en caso de
reincidencia, con la revocaci6n de su cargo J/.
























1/ Orden por la que se establecen oficinas catastrales y de riego en las regions que poSean
una red o sistemas de riego controlados por el Departamento de Obras PTblicas, Art. 6.
SC6digo rural, Ley No XIX, Arts. 348 a 400.
SId, No XVIII, Arts. 344.