Obras

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Obras
Series Title:
Biblioteca de clásicos cubanos ;
Physical Description:
5 v. : ; 23 cm.
Language:
Spanish
Creator:
Luz y Caballero, José de la, 1800-1862
Conde Rodríguez, Alicia
Publisher:
Imagen Contemporanea
Place of Publication:
La Habana
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Philosophy, Cuban   ( lcsh )
Genre:
bibliography   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )

Notes

Statement of Responsibility:
José de la Luz y Caballero ; ensayo introductorio, compilación y notas, Alicia Conde Rodríguez.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 166635338
isbn - 9597078325 (v.1)
ocn166635338
Classification:
lcc - B1029 .L8 2001
System ID:
AA00008684:00003


This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

Untitled-1 28/08/01, 11:51 1

PAGE 2

BIBLIOTECA DE CLSICOS CUBANOS CASA DE ALTOS ESTUDIOS DON FERNANDO ORTIZUNIVERSIDAD DE LA HABANAEsta obra se publica con el coauspicio de la Fundacin Zulueta, Espaa. RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANAJuan Vela Valds DIRECTOREduardo Torres-Cuevas SUBDIRECTORLuis M. de las Traviesas Moreno EDITORA PRINCIPALGladys Alonso Gonzlez DIRECTORA ARTSTICADeguis Fernndez Tejeda ADMINISTRADORA EDITORIALEsther Lobaina Oliva Untitled-1 28/08/01, 11:51 2

PAGE 3

Untitled-1 28/08/01, 11:51 3

PAGE 4

Responsable de la edicin: Zaida Gonzlez Amador Realizacin y emplane: Pilar Sa LealTodos los derechos reservados Sobre la presente edicin: Ediciones IMAGEN CONTEMPORNEA, 2001; Coleccin Biblioteca de Clsicos Cubanos, No. 19 ISBN 959-7078-31-7 obra completa ISBN 959-7078-34-1 volumen III Ediciones IMAGEN CONTEMPORNEA Casa de Altos Estudios Don Fernando Ortiz, L y 27, CP 10400, Vedado, Ciudad de La Habana, CubaDiseo grfico: Deguis Fernndez Tejeda Composicin de textos: Equipo de Ediciones IC Untitled-1 28/08/01, 11:51 4

PAGE 5

La existencia en la obra de Jos de la Luz y Caballero de elencos y discursos acadmicos, que expresan el sentido de una filosofa la cual comparte y reserva su potencialidad en la bsqueda permanente de una solucin social para Cuba, completa la manifiesta compenetracin que entre las ideas educacionales y filosficas sostiene el pensador cubano. La advertencia que escribiera Luz en el ao 1834 sobre la enseanza de la filosofa, se propona desterrar la especulacin trascendental como objeto de esta ciencia que deba orientarse, de acuerdo con su concepcin, para ejercer el examen, el anlisis de los hechos; con el objetivo de alcanzar la sntesis terica de lo real. Propona iniciar el curso de filosofa por el estudio de la fsica para concluir en la lgica y la moral. Trataba Luz de armonizar el espritu de la enseanza con la finalidad social de ella. Esto en primer lugar. Como fundamento esencial, tambin, debe apuntarse que la conciencia de la diversidad de ciencias no encuentra en Luz sino la realidad de la limitacin del hombre, pero, a la vez, la necesidad de concebirlas en una totalidad inatrapable, a pesar de los intentos de infinita aproximacin. Ya en el elenco de 1840, despus de transitar un perodo polmico que haba revitalizado su propuesta de reforma sucedida por los no menos importantes elencos de 1835, en el cual expone las doctrinas de psicologa, lgica y moral, en el Colegio de Carraguao, y de 1839 —como apndice crtico de aquel— en el convento de San Francisco, Luz se inscribe de modo definitivo en una filosofa que deba responder bsicamente aquelloPRESENT PRESENT PRESENT PRESENT PRESENT ACI"N ACI"N ACI"N ACI"N ACI"N LUZComo abeja el filsofo que recoja, escoja y asimile dulce miel y alumbradora cera. Luz3-Presentacin.p65 28/08/01, 11:51 5

PAGE 6

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS VI \ VI \ VI \ VI \ VI \ que consideraba esencial en el conocimiento del hombre: “Quin eres? de dnde vienes? Y adnde vas?”1 Ninguna poca escapa, si es que pretende una comprensin de s misma, al problema “siempre renovado” de la humanidad. As aclara: “Nosotros concebimos la filosofa en cierto modo como la concibieron los antiguos: un sistema de doctrinas o dogmas que as se ocupa en la exposicin de las leyes del hombre y del universo, como en la prctica de sus pensamientos o acciones”.2 Una filosofa con fines prcticos que respondiera a las urgencias de su tiempo y cuyo medio ms eficaz fuera la enseanza, constitua la clave de un pensamiento que se ejerca desde las entraas de una sociedad que eluda y evitaba la creacin autntica de una cultura del pensar, al precio de la verdadera investigacin, al mismo tiempo que favoreca la recreacin literaria de la realidad, y de su pasado, carente de mviles que no fueran la erudicin superflua que gira siempre sobre s misma. Es en este elenco de 1840, en el cual compendia Luz su crtica al eclecticismo en su proyecto de conciliacin de sistemas que se contraponan en esencia unos a otros. Lo cierto es que el intento poltico de justificar el retroceso histrico en Francia tena una argumentacin terica en contra de las conquistas del pensamiento del siglo XVIII, que en Cuba significaba la perpetuacin de un poder que anulaba, adems, el nacimiento de una conciencia crtica y arriesgaba, sin dudas, su potencial existencia. “Doble deber del filsofo —aseveraba Luz— es: 1como sacerdote de la verdad; 2como instituto de la moral, a quien para ser eficaz incumbe saber la realidad de las cosas”. 3 Y agregaba en su proposicin 174: “... pero el filsofo no debe ser espejo que refleje sin alteracin, sino lente que refracte y concentre los rayos de luz en s mismo, para darlos al mundo bajo nueva forma”.4El universo conceptual que brota del estudio de la realidad con el auxilio de un mtodo que permita la adopcin o apropiacin de toda conceptualizacin til para desentraar esa realidad, es a lo que Luz le otorga legitimidad cientfica, autntico rigor de ciencia que permitira una universalidad de lo cubano por lo singular de su pensamiento. Eran estos los primeros pasos en la produccin de una filosofa para Cuba. Y ms, de una teora que prometa transgredir todos los terrenos de las ciencias que estudian al hombre. Cmo no asumir, entonces, que la tradicin filosfica 1.Jos de la Luz y Caballero: Elencos y discursos acadmicos Editorial de la Universidad de la Habana, 1950, p. 152. 2.Ibdem, p. 151. 3.Ibdem, p. 161. 4.Ibdem, p. 180. Luz3-Presentacin.p65 28/08/01, 11:51 6

PAGE 7

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / VII / VII / VII / VII / VII cubana no se reduce, en lo absoluto, a la interpretacin pasiva de un corpus terico que sentaba las bases de las sociedades de la vieja Europa? Todo fue interrogado, reanalizado y repensado desde la perspectiva del compromiso poltico con la Isla. Era la nica prevencin que admita la filosofa concebida por Luz pero sin renunciar jams a la verdad. Sometidos al ms riguroso examen, las diferentes escuelas, tendencias de pensamiento, individualidades que formaban parte de ellas, pero que no necesariamente compartan los mismos criterios, resultaban tiles para Luz por sus contribuciones fundamentales en el terreno terico, lo cual le permita sentar las bases para la creacin de una ciencia nueva en Cuba. Autores como Aristteles, Platn, Descartes, Kant, Leibniz, Helvetius, Locke, Bacon, Santo Toms, Maine de Biran, Schelling, Hegel, Jouffroy, Huarte, Gall, entre otros, invadieron las reflexiones del filsofo cubano en su esfuerzo de sntesis para la refutacin de la doctrina de Cousin en el elenco de 1840 y en cuyo cierre, con la proposicin 200, proclamara en favor de la ciencia cubana: “Fundar un plantel de ideas y sentimientos, as como de mtodo, es la aclimatacin que de ella nos proponemos hacer en nuestro suelo: escuela de pensamientos y virtudes; no queremos filsofos expectantes, ni eruditos de argentera, sino hombres activos de entendimiento y ms activos de corazn”.5 La “obra cartesiana” que haba realizado Varela desde su elenco de 1816, era revitalizada por Luz en aquel imperio, renovado an, del escolasticismo en Cuba. Con el elenco de 1835 Luz descubrira a los alumnos —a travs de las Lecciones de Filosofa de Varela, texto que segua en sus clases— aquellas doctrinas y elementos necesarios para crearles un “verdadero espritu filosfico, que es el de la crtica universal”. 6 En respuesta a las acusaciones que le proferan los seudoeclcticos de la Habana, de ser un elenco cousinista, Luz somete en 1839 —en el ya mencionado apndice crtico— al criterio de la juventud cubana, en 152 proposiciones, un examen detallado de la filosofa de la nueva escuela francesa, en el cual el principio de autoridad proclamado por esta es sustituido por la autoridad de la ciencia que descansaba en la observacin y la experimentacin. Los llamados a encumbrar el espritu humano, en su crtica al materialismo del siglo XVIII, slo conseguan cercenarlo desde la perspectiva psicologista, estrecha y excluyente. Donde lo nico real es la relacin, ellos conceban el absoluto. Es la incompetencia de la metafsica, su error de origen: la formulacin a priori de un sistema exclusivo que sustituye el estudio de la realidad por el de las ideas encerradas en s mismas. La realidad se pierde en las palabras. El mtodo de esta escuela condena, de antemano, sus resultados. 5.Ibdem, p. 184. 6.Ibdem, p. 88. Luz3-Presentacin.p65 28/08/01, 11:51 7

PAGE 8

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS VIII \ VIII \ VIII \ VIII \ VIII \ Luz declarara: “La escuela eclctica ha ido a buscar la filosofa a Grecia, Escocia y Alemania, dejndola en su propia tierra. Bueno es saber cmo piensan otros; pero mejor es pensar uno mismo. El empeo de introducir algo nuevo es causa eficaz de muchos extravos...”.7 El “mtodo fundado en la experimentacin” cifrara su poder en su esencia racional. Al mtodo de conocimiento como cuestin central de toda filosofa, dedicara Luz las ltimas 39 proposiciones del citado elenco en contraposicin a la divisin cousinista del mtodo de observacin en racional y experimental, en su intento de legitimacin de las ideas innatas, y reducir as el conocimiento del universo al estudio de la conciencia, en franca contradiccin con la conquista de lo ms avanzado del pensamiento del siglo XIX: el estudio del hombre como totalidad social, en el cual lo biolgico y lo squico, como elementos constitutivos de esta, exigan una visin y concepcin de la ciencia como unidad integradora. Pero lo que resulta en la Isla realmente sorprendente es que todas las innovaciones introducidas, articuladas a una tradicin de pensamiento emancipatorio, respondan al ncleo de una reforma que se iniciaba y sentaba las bases fundacionales de una pedagoga cubana de liberacin. Formar al hombre sera, pues, el fin de una educacin respaldada por lo ms avanzado de las ciencias que eran, sin distincin —en la concepcin generalizadora de Luz—, espirituales todas. El afn de especializacin que conden a la ciencia y al pensamiento social del siglo XX, en Cuba, no tuvo en cuenta una herencia de tal dimensin, profundidad y alcance prctico y terico. En rigor, todos los elencos que se sucedieron despus de la creacin del Colegio de El Salvador en el ao 1848 por Luz y Caballero, como nica opcin para implementar sus ideas educacionales —recurdese el cambio de los planes de estudios en el ao 1842, el cual signific el abandono de todo aquello que haba constituido la expresin de la ms radical reforma que en la enseanza se haba producido hasta entonces en el pas— demuestran la permanencia del ncleo de ideas que el educador cubano defendiera en los difciles aos finales de la dcada de los 30. Entre los aos 1848 y 18618 se producen tres de los elencos que Jos de la Luz ampla con proposiciones tericas, dos de los cuales —los de 1860 y 1861— salvo algunos detalles que agrega o temas que suprime, resultan ser una repeticin del elenco de 1850 el cual consta de una introduccin y los tpicos de Lgica, Metafsica, Ideologa Pura, Psicologa, Teodicea y 7.Ibdem, p. 128. 8.De estos aos no se cuenta con los elencos pertenecientes a 1854, 1855 y 1857. De cualquier manera, los que aparecen en los aos 30 y 40 parecen ser, sin dudas, los ms importantes. Luz3-Presentacin.p65 28/08/01, 11:51 8

PAGE 9

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / IX / IX / IX / IX / IX tica. En las 85 proposiciones que contiene, convoca al anlisis de la naturaleza de la filosofa, la ciencia y su relacin con el arte; interroga el objeto y utilidad de la lgica, la relacin induccin-deduccin, la esencia de la verdad, la direccin de los alumnos, la filosofa como “elemento fecundador” de la educacin, el papel de la razn y las sensaciones en el conocimiento humano, el concepto de idea, la concepcin de Dios y su implicacin con las ciencias, la induccin y la moral. Y sobre su perseverante resistencia al statu quo de la sociedad colonial de su tiempo, declarara en trminos genricos desde el Colegio de El Salvador, en la proposicin 73 del elenco de 1850: “Porque la humanidad si no aspira, no respira, y ved ah la necesidad del ideal”.9 Y a su conformacin desde las ruinas de un proyecto —el reformismo liberal— consagrado no slo a librar a la Isla del viejo peripato, sino de la esclavitud y el coloniaje, se aferr Luz, y as contribuy de modo decisivo, tambin, a que la semilla, una vez sembrada, de la emancipacin fundadora, pudiera al fin germinar algn da. No se considera un hecho fortuito el que aparezcan en los elencos del Colegio El Salvador los nombres de Enrique Pieiro, Claudio Vermay, Manuel Sanguily, Jos Mara Zayas, Francisco de Zayas, Juan Bruno de Zayas y Rafael Mara Mendive, entre otros, cuando se conoce de la trayectoria de esta intelectualidad que, por sobre todas las cosas, no permiti que quedara en el olvido la obra de Jos de la Luz. Cierto es que el pensamiento terico del maestro de El Salvador haba sido salvado en sus escritos, pero no comprendido en toda su profundidad por aquellos que lo asumieron en otro contexto. La filosofa cubana no volvi a poseer —en la segunda mitad del siglo XIX— la brillantez terica y la capacidad polmica de entonces. Se consolidaban las dos tendencias que marcaran el pensamiento terico cubano —la de la emancipacin y la de la sujecin— y llegara a consumarse la primera en la prctica poltica liberadora que signific la Revolucin del 68. Comenzaba a realizarse la idea cubana La causa de la educacin, que Luz advirtiera como creadora de espritus libres apara la edificacin de la patria desde sus primeros aos —recurdese aquella su profesin de fe en el discurso ledo en el ao 1824 al obtener la Ctedra de Filosofa del Seminario San Carlos— no result, finalmente, del todo perdida. Sus ltimos discursos, prximo ya a la muerte, anuncian un reclamo a los cubanos por la recuperacin de aquel aliento de transformacin que alguna vez haba invadido la enseanza en Cuba, y al que le asista, en los inicios de la segunda mitad del siglo XIX, un abandono desolador. Alcanzaba su llamado a las instituciones oficiales del gobierno, a los maestros, a los padres de familia, y en especial, a la juventud cubana. 9.Las proposiciones de este elenco reproducen las del ao 1849 casi en su totalidad, e introduce otras que enriquecen las diversas temticas. Luz3-Presentacin.p65 28/08/01, 11:51 9

PAGE 10

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS X \ X \ X \ X \ X \ Lo que call ms de 24 aos antes, cuando ejerca como director del Colegio de Carraguao, en 1861 al frente de El Salvador, brota en su discurso como palabra demoledora: “... entremos en los institutos y averigemos si los profesores tienen, generalmente hablando, perfecta conciencia de su misin, indaguemos si la opinin pblica respeta y considera el magisterio como su dignidad lo exige, veamos si la ciencia es el patrimonio de las masas, si se le rinde un culto fervoroso. La investigacin ser penosa y desfavorable, porque para buscar la ilustracin es necesario que huyamos de los centros de poblacin, o que prescindamos en ellos de ciertos crculos pobres y reducidos; ni los crculos literarios podrn darnos jams idea del adelanto de un pas; ese adelanto debemos buscarlo en lo que se llama pueblo, y el pueblo de Cuba, seores, est por desgracia en un estado de lamentable atraso”.10Casi tres dcadas haban transcurrido desde la publicacin, en 1834, del artculo de Flix Varela “Espritu Pblico”, en el cual se sintetizara la concepcin popular y patritica de los ilustrados liberales en Cuba, y que se diferencia, sustancialmente, de aquello que expusiera la oligarqua criolla en los aos finales del siglo XVIII e inicios del XIX. Coincide, adems, con la defensa que Luz hiciera a Saco consumada en la Representacin que contiene, sobre todo, la visin del grupo sobre las necesidades de la sociedad cubana y la proyeccin reformista de sus soluciones, nica va posible entonces. Penetrado, como lo estuvo siempre, del espritu ilustrado de la poca que le correspondi vivir, Jos de la Luz no se limit a repetir las definiciones que tal movimiento de ideas produjera e implicara en el terreno social de naciones que histricamente diferan de la nuestra; muy al contrario, orient su pensamiento a que se alcanzase en el pas la autoconciencia de la ciencia necesaria como lo hiciera Varela para las grandes mayoras como nico camino en la bsqueda de una entidad propia, de una emancipacin intelectual cuya realizacin ms acabada sera la independencia social y poltica. Sobre esta ltima idea, no puede verificarse el trmino empleado por Luz, pero s inferirse de su actitud profundamente comprometida con la suerte de la patria cubana cuyas consecuencias marcaron de manera definitiva su trascendencia histrica. ALICIA CONDE RODRGUEZ 10.Jos de la Luz y Caballero: loc cit ., pp. 594-595. Luz3-Presentacin.p65 28/08/01, 11:51 10

PAGE 11

Jos de la Luz y Caballero (1800-1862) Untitled-1 28/08/01, 11:52 5

PAGE 12

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS XII \ XII \ XII \ XII \ XII \Dos casos de hombres con misin hemos tenido en Cuba: el de Luz y el de Mart (…) pero eso que llamamos misin, clara, resuelta, apasionada, sin desfallecimiento, se da en el hombre de El Salvador y en el Apsol de la libertad con caracteres nicos. Medardo Vitier Luz3-Presentacin.p65 28/08/01, 11:51 12

PAGE 13

I I I I I DISCURSO DISCURSO DISCURSO DISCURSO DISCURSO1 1 1 1 1 PRONUNCIADO EN EL SEMINARIO PRONUNCIADO EN EL SEMINARIO PRONUNCIADO EN EL SEMINARIO PRONUNCIADO EN EL SEMINARIO PRONUNCIADO EN EL SEMINARIO DE SAN C DE SAN C DE SAN C DE SAN C DE SAN C ARLOS EN LA APER ARLOS EN LA APER ARLOS EN LA APER ARLOS EN LA APER ARLOS EN LA APER TURA DEL CURSO TURA DEL CURSO TURA DEL CURSO TURA DEL CURSO TURA DEL CURSO DE FILOSOFA EL 14 DE SEPTIEMBRE DE 1824 DE FILOSOFA EL 14 DE SEPTIEMBRE DE 1824 DE FILOSOFA EL 14 DE SEPTIEMBRE DE 1824 DE FILOSOFA EL 14 DE SEPTIEMBRE DE 1824 DE FILOSOFA EL 14 DE SEPTIEMBRE DE 18242 2 2 2 2Felices nosotros, si logramos conciliar las profundas indagaciones con la claridad, y la verdad con la novedad. DAVID HUMEConsiderad, caros amigos, qu sentimientos se habrn apoderado de mi espritu, desde el momento en que me impuse el deber de venir a ocupar el mismo puesto que llen mi ilustre y siempre apreciable maestro y predecesor, hombre que sin duda alguna lo destin la naturaleza para ser el rgano por donde haba de comunicar a la juventud sus leyes inmutables y sus profundos arcanos, dirigindola por el sendero de las ciencias, y ensendole las mximas de filosofa, no como quiera por lecciones orales, sino siendo el primero en practicarlas. S, varn virtuoso, recibe benigno este justo desahogo de mi admiracin y agradecimiento, mientras que despus 1.El propio Luz Caballero lo denomin “mi profesin de fe filosfica”. Vid. Francisco G. del Valle, Luz como educador. Pg. 28, nota (Roberto Agramonte). 2.El presente discurso se imprimi por vez primera —y creo que nica hasta la fecha— en la publicacin quincenal que con el titulo de Brisas de Cuba redactaron en la Habana Nstor Ponce de Len, Fernando Valds Aguirre y Santiago de la Huerta, en cuyo tomo K correspondiente al ao de 1855, puede verse (pg. 361). Jos Ignacio Rodrguez lo supone pronunciado el da 4 de septiembre de 1824, habiendo sido el da 14; quizs sea errata de imprenta. La ctedra de Filosofa que comenz entonces a explicar Luz Caballero, la haba ocupado Varela, hasta que en 1822 parti a desempear su cargo de diputado a cortes, quedando en su lugar como interino Jos Antonio Saco (A. Z.) Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 1

PAGE 14

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 2 \ 2 \ 2 \ 2 \ 2 \ te tribute otro que te ser ms aceptable; penetrado ntimamente de mi insuficiencia, yo seguir el camino que me has trazado, yo har cuanto est de mi parte para mostrarme tu digno discpulo, y con este objeto no te separar un instante de mi memoria, ora tras faenas, ora estudiando tus obras, ora inspirando a mis discpulos aquel amor por la ciencia y la virtud que t sabas infundir slo con tu presencia; y he aqu el homenaje ms aceptable a tu modestia, que mi amor y mi gratitud y mi admiracin pudieran rendirte.3* Seores: El estudio de la filosofa va a ser el objeto de nuestras tareas. Demos principio a nuestra leccin llorando los extravos y errores de los hombres que en todos tiempos han asestado sus tiros contra las cosas ms respetables, sin que esta filosofa, a quien tanto debe la especie humana, haya podido escaparse de sus mordaces diatribas, ni los que la cultivan sustraerse a su indignacin y an a su menosprecio. Con efecto, muchos hay que al or pronunciar esta dulce voz filosofa, prorrumpen, como si los impulsara un santo celo, en imprecaciones contra ella, persuadidos de que las palabras filosofa e inmoralidad son sinnimas, que esta ciencia, fundamento de la moral, ha sido quien la ha echado por tierra; pero no des odo a los que as discurren; ellos merecen antes bien nuestra compasin, pues sus facultades estn posedas por aquel espritu de prevencin, enemigo irreconciliable del espritu de anlisis y de indagacin. No faltan otros, y sos son los peores, que trasluciendo a pesar de su prevencin, los frutos que cosecha el gnero humano en el estudio de la naturaleza, quisieran apagar de una vez, dejndolo en perfectas tinieblas, las luces brillantes que nos han de alumbrar en la senda espinosa de la vida, e impedir que caigamos en la sima del error, cuando marchamos al templo del saber. Su empeo es desacreditar a la filosofa y a los que la profesan, no perdiendo coyuntura de inculcar sus perniciosas mximas. Yo os pido que con respecto a estos tales no hagis otra cosa que suspender vuestro juicio, hasta que vosotros mismos, estudiando la ciencia de las ciencias, podis graduar el valor que merecen sus principios; que nunca se diga que incurrs en esa misma prevencin que los anima. Otros hay finalmente, que se persuaden que un filsofo ha de ser un ente raro, extravagante, que se separa en todo de los usos y costumbres establecidas, teniendo un grande ahnco en distinguirse del vulgo de los 3 .Se refiere a Flix Varela (Roberto Agramonte.) Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 2

PAGE 15

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 3 / 3 / 3 / 3 / 3 hombres en sus pensamientos y acciones; ¡pero cun errada idea es la que stos se forman del carcter de un filsofo! que slo debe distinguirse de aquellos que siguen el error no siguindolo, de los que le insultan perdonndolos, de los que se entregan al vicio inmolndose por la virtud... Triste, sin duda, os habr parecido mi exordio, mas mi nimo ha sido preveniros para que no os dejis sorprender de muchos que estn siempre, digmoslo as, haciendo casa de nuestro incauto candor. Consolaos, empero, al contemplar el grandioso cuadro de hombres clebres que os presente, de los que uno basta a eclipsar toda la caterva de detractores; de aquellos varones infatigables que han consagrado sus vigilias al estudio de nuestra ciencia, colmando de bienes a sus semejantes y recibiendo en justo galardn las bendiciones de sus contemporneos y de la posteridad no siempre ingrata a sus afanes. ¡Sombra respetable del inmortal Newton, pentrame de aquel santo fervor que te animaba en el curso de tus profundas meditaciones y de tus fecundas indagaciones, comuncame un destello de inextinguible luz, para que guiado por ella emprenda en consorcio de mis discpulos la gran peregrinacin de la Naturaleza!... S, compaeros, empezaremos estudiando al hombre, obra maestra de su autor. Consideraremos sus facultades intelectuales, el modo de cultivarlas y corregirlas, como igualmente el origen de sus ideas, asuntos interesantes, que constituyen lo que se llama Ideologa; pasaremos en seguida a estudiar las pasiones y afectos del nimo, manantial fecundo de la ventura o desventura de los mortales, a cuyo efecto pediremos auxilios a una ciencia llamada Fisiologa, que explica el modo cmo se ejercen las importantes funciones de la economa animal, puesto que es ms ntima de lo que se cree la relacin entre lo fsico y lo moral; pasando despus, como una consecuencia de lo primero, a dar reglas para moderar estas pasiones, o mejor dicho, para dirigirlas bien, que es a lo que se reduce la ciencia de los deberes del hombre para con su autor, para con los dems y para consigo mismo, o sea la Moral. As que hayamos conocido algn tanto las funciones que se operan dentro de nosotros mismos, saldremos a hacer nuestras excursiones por todo el vasto espacio de la naturaleza; s, que nada hay en el mundo que no est sujeto al resorte de la Filosofa; veremos la materia en sus elementos aparentes, y en sus infinitas modificaciones; no nos contentaremos con observar slo las cosas que se nos ofrecen fcilmente en la superficie de la tierra, sino que bajaremos a las ms hondas cavernas a escudriar sus entraas, no dirigidos por el espritu de la vil codicia a buscar oro y plata, sino a contemplar y analizar cuantos fenmenos presenta en su seno, siendo mil veces ms apreciable para el filsofo descubrir una nueva combinacin de la gran masa de que se compone el Universo, que hallar los tesoros ms estimados; nos remontaremos a la regin de los luminares; observaLuz3-1.p65 28/08/01, 11:09 3

PAGE 16

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 4 \ 4 \ 4 \ 4 \ 4 \ remos con la ayuda de los instrumentos, sus movimientos, sus detenciones, sus anomalas, y las leyes a que estn sujetas esas moles enormes que en sus variados cursos parecen burlarse de toda ley y sujecin; al atravesar la atmsfera penetraremos la naturaleza ya bien conocida de ese fluido que mantiene nuestra vida y circunda el planeta que habitamos; la luz, ese cuerpo tan delicado y tan sutil, sin el cual sera un caos el universo, no podr resistirse a nuestro examen: el prisma newtoniano nos pondr de manifiesto los colores refulgentes que la componen, presentndonos en el mismo suelo que pisamos aquel arco encantador tenido hasta el siglo XVIcomo el precursor del buen tiempo, y hoy por lo tanto que es en s, el lujo y ornamento de nuestra atmsfera; el rayo, el trueno amenazador, el relmpago, y hasta el terremoto, muy lejos de ser para nosotros objeto de terror, lo sern de nuestro entretenimiento, pues examinaremos cmo se producen unos fenmenos en los que ostenta la naturaleza todas sus fuerzas, y como que hace alarde de su poder sobrehumano, imitndolos con nuestras mquinas artificiales; en una palabra, todo cuanto ha creado el sabio autor del mundo ser el blanco de nuestras tareas. Por este rapidsimo e imperfecto bosquejo que acabo de trazaros de la ciencia que va a ocuparnos, podris juzgar cun ameno e interesante ser su estudio; no lo creis sembrado de espinas, ni que se presentan obstculos insuperables en el camino que vamos juntos a vencer; no os negar que todava hay densos nublados que nos estorban ver una gran parte de este vasto campo, y que aun ha habido filsofos, como luego veris, que con sus doctrinas han contribuido ms bien a atrasar las ciencias que a adelantarlas; mas no por eso os desalentis, porque desde el gran Descartes brill el sol de la verdadera filosofa para no ponerse nunca, jams: su mtodo inapreciable ha sido la pauta de todos los que rinden homenaje a la sabidura, y si es cierto, como pronto experimentaris, que un buen mtodo es el alma de la enseanza, no puedo menos de recomendar vivamente los preceptos de este maestro esclarecido; l nos aconseja que empecemos dudando de todo, hacindonos cargo de que nada sabemos, y dando principio por conocer nuestra propia existencia, ir por grados internndonos en la averiguacin de las cosas, marchando siempre como por escalones, a fin de no dejar vacos en nuestros conocimientos: en este sencillo precepto se encierra todo cuanto debe hacer el filsofo. La duda produce una desconfianza en nosotros mismos que nos despoja de toda presuncin, que no hay enemigo ms acrrimo del saber que ese espritu de certidumbre, que trae en pos de s las ideas de embrutecimiento y de ignorancia; entre nosotros, pues, reinar una entera franqueza en este punto; todos estaris facultados a exponer vuestros pensamientos con plena libertad acerca de cualquiera materia que tratemos, con la compostura y buen orden que es consecuente a una juventud deseosa de saber, Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 4

PAGE 17

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 5 / 5 / 5 / 5 / 5 y que est persuadida de que estos establecimientos son los lugares destinados al ensayo de los papeles importantes que han de hacer en la sociedad los que se dedican a las letras. He aqu tambin el nico medio de conciliar las profundas indagaciones con la claridad, y la verdad con la novedad. Dichoso yo si a pesar de mi insuficiencia logro inspiraros un gusto insaciable por el estudio de la naturaleza; y mil veces dichoso si un da tengo la gloria de exclamar, penetrado de gozo y de ternura: “La suerte me proporcion explicar a la juventud habanera las doctrinas de la filosofa, y hacindole ver en ellas los desbarros y extravos del entendimiento humano, he tenido frecuentes ocasiones de predicarle la tolerancia, y he alcanzado por este medio tributar un servicio, aunque corto, a la humanidad, extendiendo el culto de esta diosa de paz, deidad tutelar de los mortales”. He aqu mis votos. CERTIFICO que por decreto de esta fecha, provedo por el seor Provisor y Vicario General Gobernador de este Obispado por nombramiento del Excmo. e Iltmo. seor Obispo diocesano, est nombrado don Jos de la Luz y Caballero, Catedrtico provisional de Filosofa en el Real y Conciliar Colegio Seminario de esta ciudad, con asignacin de la Junta y emolumentos de la Ctedra. Habana, nueve de septiembre de mil ochocientos veinte y cuatro. FRANCISCO MARA CASTAEDASecretario Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 5

PAGE 18

Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 6

PAGE 19

II II II II II NDICE RAZONADO DE ALGUNAS MA NDICE RAZONADO DE ALGUNAS MA NDICE RAZONADO DE ALGUNAS MA NDICE RAZONADO DE ALGUNAS MA NDICE RAZONADO DE ALGUNAS MA TERIAS TERIAS TERIAS TERIAS TERIAS FSICAS FSICAS FSICAS FSICAS FSICASPropuestas en la clase de Filosofa del Colegio de San Cristbal. En la primera parte del curso. Acerca de las cuales sern examinados, practicando asimismo los experimentos que se indican, los alumnos don Jos Agustn Bar, don Pedro Ignacio Cervantes, don Bartolom Jos Crespo, don Carlos Hernndez, don Lorenzo Arrieta, don Guillermo, don Lorenzo y don Mauricio Lob, don Miguel de Crdenas, don Bernardo y don Pedro Figueredo, don Antonio Guiteras, don Carlos Tllez y don Len Goicura. EN LOS DAS1 DE DICIEMBRE, Bajo la direccin DE DON JOS DE LA LUZ H A B A N A Imprenta del Gobierno y Capitana General por S. M. 1834 1.Sic (en blanco) (Roberto Agramonte). Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 7

PAGE 20

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 8 \ 8 \ 8 \ 8 \ 8 \ Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 8

PAGE 21

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 9 / 9 / 9 / 9 / 9ADVERTENCIACuando se introduce una novedad es forzoso justificarla. Se hace pues necesario exponer sucintamente los motivos que nos han impulsado a principiar el curso de Filosofa por el estudio de la Fsica en lugar de la Lgica, como generalmente se practica. Para los inteligentes bastar reproducir las mismas razones alegadas al presentar el proyecto de arreglo de las nuevas clases de Filosofa en los colegios de San Fernando y San Cristbal; razones que parecieron tan poderosas al Excelentsimo seor don Francisco de Arango, encargado especialmente por S. M. de informar en el asunto, que se dign esforzarlas con las ms luminosas consideraciones. As fue que la autoridad no pudo menos de ordenar que se ensease desde luego segn el plan propuesto. Pero vengamos a las causales expuestas en el expediente, para que los sensatos puedan juzgar. Helas aqu: “Al terminar nuestros artculos sobre la enseanza de la filosofa, quisiramos someter a V. E. una indicacin, que nos parece importante por la influencia que podr tener en la reforma de esta clase de estudios. Trtase de disponer que el curso de filosofa principie por la fsica y concluya por la lgica y la moral, que es precisamente lo contrario de lo que aun se practica y siempre se ha practicado. No es un espritu de novedad el que nos mueve a proponer este trastorno. La razn y la experiencia son los guas que nos han dirigido en la materia. Muchas y dilatadas seran las pruebas que pueden aducirse para demostrarlo; pero es necesario reducirnos a algunas consideraciones concluyentes, para no exceder los lmites de una mera indicacin.” “1. Las ciencias naturales versan sobre objetos sensibles, ms al alcance de la primera juventud, y por lo mismo ms capaces de entretenerla y deleitarla. 2. De la inagotable variedad de hechos que nos ofrecen, va formando nuestro entendimiento su caudal de datos para discurrir acerca de ellos. 3. Si se nos dice que antes de discurrir sobre cualquier objeto cientfico, necesitan los jvenes aprender la Lgica, contestaremos desde luego que no puede haber mejor lgica que la que estn practicando en el estudio de la fsica. Efectivamente, el mtodo es admirable, siendo al mismo tiempo el ms natural, como que es esencialmente analtico. En l se procede de los hechos sensibles y particulares a las consecuencias generales por una cadena de inducciones. Con este ejercicio se robustecen de tal modo las potencias intelectuales, que cuando se aplican al examen de cualquier otro gnero de asuntos, hacen los alumnos progresos tan rpidos como seguros. 4. Por el contrario, comenzar por los estudios ideolgicos es comenzar por las abstracciones en sus primeros pasos, es carecer a cada instante de los ejemplos, esto es, de los hechos y observaciones sobre los cuales ha de recaer la exposicin de las doctrinas ideolgicas, de cuyo Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 9

PAGE 22

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 10 \ 10 \ 10 \ 10 \ 10 \ examen han de deducirse en ltimo resultado los documentos para la direccin del espritu humano, o sea, la lgica propiamente tal. En una palabra, en las ciencias naturales, se marcha de los hechos a la teora; y en la ideologa, por ms que nos empesemos en lo contrario, nos vemos a ocasiones forzados a seguir en orden inverso; fuera de que su objeto no permite apelar a la clara luz de la experiencia. En fin, la ideologa es la teora de las teoras, como ha dicho enrgicamente el conde de Tracy”. “Acaso se nos objetar que no necesitndose ms que el estudio de la Lgica para cursar leyes, se hace un perjuicio a los que intentan seguir la carrera del foro, en obligarlos a estudiar todo el curso de filosofa antes de pasar a Derecho. Cierto es que pasarn menos pronto, pero tambin irn ms preparados. As pues, si bien se examina, este reparo es una nueva razn para hacer preceder el estudio de las ciencias fsicas al de las intelectuales y morales. Obligando a los alumnos a permanecer por todo el curso, se desterrar el espirita de superficialidad que ha reinado en algunos puntos de la instruccin, logrndose simultneamente que aun los juristas alcancen aquellas nociones en el estudio de la naturaleza, que han de necesitar no slo en la sociedad, sino aun en el ejercicio de su misma profesin, y hasta un grado de que no se tiene idea generalmente. Por ltimo, excusamos alegar ms razones, como lo haramos del mejor grado, cuando el artculo 73 del Reglamento general trae la prevencin expresa de que en los colegios donde se establezca la enseanza de las Matemticas, Historia natural, Fsica y Qumica, debern preceder estos ramos al estudio de la Filosofa; entendiendo por filosofa, segn se evidencia de todo el tenor de ste y otros artculos, la parte del curso que comprende las ciencias intelectuales y morales. Nos asisten, pues, sobrados fundamentos para apoyar la alteracin que proponemos”. Hasta aqu las palabras de nuestro informe. Sanos lcitos aadir tan slo, que pues la ciencia de la naturaleza ofrece abundante materia para el desengao de la razn humana, ninguna nos suministrar documentos ms apreciables para la conducta de la vida. Se ha formado este elenco as tan detallado, para que los alumnos puedan recordar siempre las materias con la debida conexin.PRELIMINARES1. Una sola es la ciencia de la naturaleza. Su inmensa variedad y la limitacin de nuestro espritu han obligado al hombre a separar las ramas del mismo tronco. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 10

PAGE 23

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 11 / 11 / 11 / 11 / 11 2. La Fsica es una de estas ramas. Indicaremos su objeto, deslindando sus relaciones con las dems partes de la ciencia. 3. De aqu inferimos que as como para principiar fue necesario dividir, as para completar se hace indispensable reunir. En una palabra, seran superficiales nuestros conocimientos aislando totalmente unos ramos de otros. 4. Asimismo manifestaremos la necesidad del auxilio de las matemticas para el progreso en los conocimientos naturales. 5. Puede sin embargo abusarse, y en efecto se ha abusado de este precioso instrumento, en su aplicacin a las ciencias fsicas, ora por no depender la exactitud en los cmputos de la realidad de las cosas, ora por querer vestir los objetos ms sencillos con cierto aparato cientfico, antes embarazoso que expeditivo, ora, en fin, que es lo ms temible, por el empeo de aplicar los principios y propiedades de las abstracciones a las realidades. Aun los cortos pasos que hemos dado en la Fsica, nos han ofrecido ya ejemplos notables de todos estos extremos. 6. Siendo el objeto de la Fsica propiamente tal el estudio de los agentes naturales, claro est que debe descansar en las bases de la observacin y la experiencia, a cuyas revelaciones debe someterse la razn. 7. Esta, empero, ha de ser a su vez lumbre y gua en los procedimientos experimentales. Con este motivo expondremos los requisitos que deben concurrir en los experimentos para que se eleven a la clase de demostraciones. 8. Entonces comprenderemos la fuerza del quia experientia falax del grande Hipcrates, no menos que la profundidad de aquella mxima de Kant: “El sabio lo trae todo ante el tribunal de la razn, hasta a la razn misma”. 9. Tcanos tambin aqu manifestar el lugar que deben tener las analogas. Ellas a veces nos llevan al error; pero otras, y no pocas, han sido el camino de los grandes descubrimientos. 10. En pos de los experimentos viene el eficaz auxilio del clculo, que apoderndose de las circunstancias de los fenmenos, los asla para mejor entenderlos y seguirlos hasta en sus ltimos pormenores. Jams puede aplicarse con mayor exactitud la mxima de divide et impera ; esto es, abstrae, y dominars el objeto. 11. El estudio de la naturaleza, ms que ningn otro, provee a las necesidades y conveniencias del hombre, satisface su curiosidad, fortifica su entendimiento, ofrece ms seguro criterio a su juicio, disipa los vanos terrores, ahuyenta la supersticin y le levanta, en fin, mejor que ningn otro, al verdadero conocimiento de su Criador. El gran Newton deba ser y fue profundamente religioso. 12. De aqu inferimos que pocas ciencias, si es que hay alguna, habr ms a propsito que las naturales, as para infundir buenos hbitos al Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 11

PAGE 24

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 12 \ 12 \ 12 \ 12 \ 12 \ entendimiento como para cimentar ms slidamente el edificio de la religin. 13. Y pues ofrecen estas ciencias el mejor modelo de mtodos, deducimos igualmente que las dems no pueden menos de ganar con la aplicacin. He aqu el verdadero medio de reformarlas todas: “detallar fenmenos, y buscar relaciones y causas”. 14. Pero aqu se abre un campo vasto e interesante que bien puede llamarse la Filosofa de la Fsica. Mas la mejor oportunidad de recorrerlo no ha llegado todava; la terminacin del curso ser la poca sazonada. 15. No se nos tache, sin embargo, por las generalidades que desde ahora presentamos; los escasos datos que ya tenemos en la materia, bastan para establecerlas. Todo se reduce a considerar que el fundamento de estas proposiciones preliminares es lo ltimo que hemos aprendido. Acaso estaran mejor colocadas al fin que no al frente de las dems. 16. Del examen de estos ltimos corolarios resultar la mejor apologa de la preferencia que para comenzar hemos dado a la Fsica sobre las dems partes de la filosofaIMPENETRABILIDAD, DIVISIBILIDAD Y FORMA17. La impenetrabilidad es caracterstica de la materia. 18. Las anomalas que parece ofrecer esta ley universal, sern explicadas por la porosidad y por la atraccin molecular. 19. Esta impenetrabilidad, tan evidente en los cuerpos slidos, existe asimismo en las sustancias ms sutiles. La campana del buzo nos suministrar una prueba tan til como notable de esta verdad. 20. Sin pasar adelante, permtasenos llamar la atencin sobre la exactitud de una de nuestras proposiciones preliminares, relativa al ntimo enlace de estas materias. Efectivamente, al sentar las tres primeras conclusiones de impenetrabilidad no hemos podido menos de tropezar con los captulos de porosidad, de atraccin y hasta con el de Neumtica, que vienen despus. Toda la ciencia es un ejemplo continuo de este procedimiento. 21. La idea de divisibilidad es una consecuencia de la de extensin; pero la realizacin de aquella propiedad hasta un punto excesivo, envuelve la de porosidad. 22. La materia es divisible a un grado prodigioso, de que no tenamos idea antes de entrar en las pruebas que nos ofrecen el arte y la naturaleza. 23. Es o no divisible la materia al infinito? Las demostraciones matemticas que se han aducido por la afirmativa no son aplicables a la naturaLuz3-1.p65 28/08/01, 11:09 12

PAGE 25

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 13 / 13 / 13 / 13 / 13 leza de las cosas. Antes bien. indicando al parecer los fenmenos que todos los cuerpos se componen de partculas duras, es ms natural creer que lleguemos a un trmino en la divisin fsica, aun contando con los ms perfectos instrumentos. 24. Aunque es inmensa la variedad que distingue a los cuerpos exteriormente, la forma de sus partculas ofrece un carcter ms constante 25. Grandes son las luces que en esta materia han arrojado sobre la Fsica y la Mineraloga los trabajos del clebre Hay, cuya doctrina expondremos. 26. La divisin mecnica de los minerales, a diferencia de la qumica, presenta varios slidos regulares, o sea cristales cuya divisin nos da el ncleo ; ste constituye la forma primitiva. Las dems formas que resultan de un agregado de partes se llaman secundarias 27. Seis son las primitivas conocidas: tetraedro, paraleleppedo, octaedro, exaedro, dodecaedro romboidal y dodecaedro triangular 28. De la divisin de las ncleos resultan las molculas integrantes cuyas formas ms simples se reducen a tres: prisma triangular, tetraedro y paraleleppedo. He aqu, segn Hay, la divisa familiar de la naturaleza: economa y simplicidad en los medios, riqueza y variedad inagotable en los resultados. 29. Por ms sublime que nos parezca la idea de los antiguos de considerar la materia como una en sus elementos y slo varia en sus formas; por ms conforme que la hallemos a este bello resultado de Hay y a las sencillas miras de la naturaleza, y por ms probable que as lo hagan los descubrimientos de la Qumica, con todo, estos mismos descubrimientos nos obligan a reconocer a la materia, en el estado actual de la ciencia, como diversa en sus constitutivos. 30. Las cuatro especies de decrecimientos bastarn para darnos razn de la gran variedad en las formas secundarias de los cuerpos. 31. En vista de tales resultados, bien podremos decir que la organizacin es un distintivo universal de la materia. 32. Aunque estas doctrinas de Hay han hecho salir a la mineraloga del estrecho crculo de frases descriptivas, segn se explica el ilustre fsico habanero,2 los posteriores descubrimientos de Beudant, y, sobre todo, el importantsimo de Mitscherlich sobre el isomorfismo de las sales, convencen no ser bastantes a aquella ciencia las luces de la cristalografa, sino que tambin necesita implorar el auxilio de la qumica. 33. La atraccin molecular no basta por s sola a explicar los fenmenos de la cristalizacin: es necesario admitir adems una polaridad en las partculas que se atraen. 2.Varela (Roberto Agramonte). Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 13

PAGE 26

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 14 \ 14 \ 14 \ 14 \ 14 \POROSIDAD, MASA, VOLUMEN, COMPRESI"N, RAREFACCI"N,CONDENSACI"N34. No hay cuerpo que no est lleno de poros. Lo probaremos con varios experimentos y observaciones, practicando entre los primeros el de la taza de filtro y el de la cscara del huevo en la mquina neumtica; y refirindonos entre las segundas a los resultados de Sanctorio y Dodart sobre la transpiracin insensible. 35. Fijaremos la significacin de las palabras masa, volumen, compresin, rarefaccin, etctera. 36. La compresibilidad no puede establecerse como una propiedad universal de la materia. Puede, sin embargo, concebirse la posibilidad de su existencia en todos los cuerpos, si atendemos a que tambin todos son porosos. 37. De lo dicho no se infiera que neguemos la compresibilidad a los lquidos. El clebre Oersted no slo ha tenido ingenio para demostrarlo, sino hasta para determinar la razn en que se comprimen. 38. La condensacin es la compresin causada por la ausencia del calor, as como la dilatacin es el aumento ocasionado por su presencia. 39. Manifestaremos la dilatacin y condensacin con experimentos muy familiares; bastndonos por ahora estas cortas nociones para nuestro propsito, que es exponer las propiedades ms generales de la materia. El tratado del calrico es acaso el captulo ms importante de la ciencia. 40. Hemos estudiado la tabla de las dilataciones, de los slidos, formada por Lavoisier y Laplace. 41. La dilatacin de los lquidos no es proporcional a la densidad ni a la viscosidad: parece que depende de cierta afinidad mayor o menor que tiene cada lquido para recibir el calrico.PESANTEZ Y PESO DE LOS CUERPOS42. La pesantez es uniforme en todos los cuerpos. Lo probaremos haciendo descender en el vaco varios cuerpos de distinto peso. De este hecho derivan las consecuencias siguientes: 1a La fuerza que hace caer los cuerpos hacia la tierra es proporcional a la masa. 2a Obra igualmente en todos los cuerpos. 3a Todos ellos caeran con la misma velocidad, a no ser por la resistencia del aire, como ya lo haba asegurado Galileo. Para determinar la fuerza y velocidad del descenso de un cuerpo en el vaco, no debe atenderse al choque que produce. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 14

PAGE 27

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 15 / 15 / 15 / 15 / 15 45. La estrecha Fsica de los antiguos dividi los cuerpos en graves y leves. Todos son graves; y si nos detenemos a probar el peso del aire con una serie de experimentos, es ms bien por explicar los admirables efectos que dependen de tal causa, que no por establecer una verdad tan demostrada. En consecuencia ejecutaremos los siguientes experimentos. 1 El de Torricelli, que repetido y modificado por el gran Pascal, disip para siempre el horror al vaco. Se responder victoriosamente a las dudas de Walis y otros fsicos contra este experimento. Para proceder a los dems se hace indispensable dar una descripcin de la mquina neumtica, cuya accin es tambin un efecto notable del peso del aire. 2 El de la vejiguilla incluida en una cajita, que sustrado el peso del aire, suspende el enorme peso de 10 libras, adems de la resistencia del ajuste de la tapa. 3 El de pesar el aire en una botella de latn. 4 El famoso de los hemisferios de Magdebourgo. 5 El muy demostrativo de la fuente en el vaco, que ilustra ms que ninguno la teora de las bombas. 6 Otro que demuestra hasta la evidencia que los efectos del barmetro se deben al peso del aire. Con este motivo daremos una idea de las diversas clases de barmetro, y del mejor modo de construirlos. Indicaremos igualmente la altura aproximada de la atmsfera, y la aplicacin de aquel precioso instrumento para determinar la de las montaas. 7 El de romper una vejiga por la presin del aire, y otros varios anlogos a los ya descritos. Aqu corresponde exponer la ley de Mariotte, comprobada an en las ms altas presiones por los trabajos recientes del infatigable Oersted. 46. Probando tambin que el humo y los vapores son pesados, como lo haremos, quedar fuera de duda nuestra anterior proposicin. 47. Opinamos empero que las pruebas alegadas hasta el presente para demostrar el peso del fuego, no estn al abrigo de toda crtica; sin que por ello se entienda que sta es una excepcin a la ley general. 48. Explicaremos lo que se entiende por peso especfico prefiriendo como ms exacta esta denominacin a la de gravedad especfica que emplean otros fsicos. 49. En la Hidrosttica indicaremos los medios de determinarlo. 50. Mas desde ahora conviene saber que las ideas generalmente admitidas por los fsicos en esta materia, han quedado destruidas por los reiterados experimentos de Danier. De ellos se deduce: 1 Que el peso especfico de un cuerpo vara segn la variacin de su forma exterior. 2 Que las diferentes partes de una sustancia homognea pueden tener un peso espeLuz3-1.p65 28/08/01, 11:09 15

PAGE 28

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 16 \ 16 \ 16 \ 16 \ 16 \ cfico diferente. 3 Que el peso especfico de los cristales puede variar slo por colocar uno sobre otro. La disminucin de densidad que sufre el agua al congelarse es un efecto anlogo.ATRACCI"N51. La atraccin es un modo ms general de considerar la gravedad. En otros trminos, la tendencia de los cuerpos a la tierra, se llama gravedad y la de unos cuerpos a otros atraccin 52. Buscar causa a la gravedad, es lo mismo que buscrsela a la extensin, la impenetrabilidad u otra propiedad fundamental de la materia. Sin embargo, lo primero se ha emprendido con grande ahnco; mas el medio seguro de hacer desistir de tan vano empeo sera mirar la cuestin bajo ese punto de comparacin. Las propiedades fundamentales de la materia son ellas mismas causa de infinitos efectos; pero a su vez efectos inmediatos de la Gran Causa. He aqu el trmino de la ciencia del hombre. 53. As que, siguiendo al inmortal Newton, presentaremos la atraccin como un hecho universal de la materia; probndola entre los slidos, entre los fluidos, y entre unos y otros. 54. Toda la ciencia qumica es una prueba reiterada del podero de la atraccin. 55. En suma, la tierra, los cielos, as como las mnimas partculas de los cuerpos, estn sometidos a la ley de la atraccin. Ella es en rigor el alma y la clave del mundo. 56. Estas son las leyes de la atraccin universal: 1a La atraccin es proporcional a la masa del cuerpo. 2a Es en razn inversa del cuadrado de la distancia. 3a Sigue no solamente la razn de la masa del atrayente, sino tambin del atrado. 4a Es proporcional a las superficies que se tocan y a la densidad de los cuerpos. De aqu dedujo Cavendish el mtodo tan ingenioso como exacto de pesar el globo sin balanza. 5a La atraccin vara segn la diversa figura de los cuerpos y de sus molculas. 57. Estas leyes no son aplicables a la atraccin molecular, que depende exclusivamente de las afinidades de los cuerpos. 58. Expondremos las diversas especies de afinidades 59. Tambin los fenmenos de la capilaridad pertenecen a la atraccin. Su importancia ha hecho que todos los fsicos traten de ellos en articulo separado. 60. No slo los efectos que observamos en los tubos de pequeo calibre, merecen el nombre de capilares Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 16

PAGE 29

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 17 / 17 / 17 / 17 / 17 61. Sealaremos el gran papel que hace este mecanismo en la economa de todos los vivientes; como si hasta para los fenmenos de la vida quisiera valerse la naturaleza de su instrumento universal. 62. Expondremos, siguiendo a Laplace, la teora ms luminosa sobre los tubos capilares; teora donde campea el poder analtico de este insigne matemtico. 63. La atraccin capilar podra considerarse como un medio entre la de las grandes masas y la molecular.INERCIA64. Fijaremos desde luego el sentido de esta palabra, a la que en Fsica se da una acepcin distinta, aunque no contraria de la vulgar. 65. La materia en este sentido tiene una verdadera inaccin e inercia. 66. El haber aplicado a la palabra inercia el nombre contradictorio de fuerza dio margen a muy acaloradas discusiones entre los filsofos de ms mrito. Sin embargo, haremos observar que hasta cierto punto no es tan inexacta la expresin como parece a primera vista. 67. La inercia de los cuerpos en quietud se identifica con la resistencia, y la de los cuerpos en movimiento con el impulso comunicado. 68. Atendidos los varios agentes que animan en cierto modo a la materia, como son la atraccin, el calrico, la luz, etctera, podramos decir que sta no es absolutamente inerte: la vida est derramada en toda la naturaleza. As que, la virtud secreta operativa que atribuy Leibnitz a la materia, viene a resolverse a los ojos del fsico en las leyes generales que la gobiernan.ELASTICIDAD, TENACIDAD, DIVERSO ESTADO DE LOS CUERPOS69. Expondremos nuestro modo de concebir la elasticidad, apoyndolo en el luminoso ejemplo de la formacin del acero y del recocido. 70. Muchos cuerpos que nos parecen inelsticos, si se preparan debidamente dan seales de grande resorte. 71. El epteto de inelstico no significa en fsica ordinariamente sin elasticidad, no poco elstico. 72. Existen clases numerosas de cuerpos perfectamente elsticos. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 17

PAGE 30

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 18 \ 18 \ 18 \ 18 \ 18 \ 73. Contra la opinin de Beudant, fsico que por otra parte tanto se afana en reformar el lenguaje de la ciencia, creemos muy exacto el discurso comn: “este cuerpo es elstico, luego es compresible”. 74. Considerando la elasticidad en los efectos de la torsin de las cuerdas, no podemos menos de dar a conocer el delicado cuanto sencillo aparato inventado por Coulomb, para apreciar toda especie de fuerzas infinitamente pequeas, y que por eso denomin balanza de torsin 75. Entre los infinitos resultados obtenidos por medio de este instrumento en su extensa aplicacin marcaremos los siguientes para nuestro propsito: 1. La resistencia del hilo o cuerda est en razn inversa de su longitud. Lo mismo debe decirse del grueso. 2. La fuerza de torsin sigue la propia razn, y 3. La directa de la cuarta potencia de su grueso. 4. La tirantez del hilo se opone a la fuerza de torsin. 76. Daremos razn del aparato ideado por Gravesande para medir la fuerza elstica de un hilo tirante; ofreciendo el resumen de los resultados obtenidos que tan interesantes son para la prctica. 77. Expondremos varios efectos de la tenacidad llamndonos ms particularmente la atencin el admirable de la lgrima batvica 78. La humedad, aumentando la flexibilidad de los cuerpos, aumenta su resistencia a quebrarse. El mismo efecto suele producir el calrico, aunque en algunos casos sucede lo contrario. 79. Los fsicos han practicado en beneficio de las artes innumerables experimentos sobre la resistencia de las maderas y metales. 80. Aunque la resistencia de las cuerdas sea proporcional al nmero de sus hilos, en la prctica es necesario hacer un rebajo en el cmputo de la resistencia. 81. Mientras ms se fuerce una cuerda, pierde ms de su resistencia. Los experimentos de Muschembroeck lo confirman satisfactoriamente. Por ellos se ve que una cuerda sin embrear sostuvo 1317 libras ms que embreada: diremos por qu, y el motivo de que se embreen sin embargo. 82. De aqu se deduce que mientras mayor sea el dimetro del cilindro o polea en que se envuelve la cuerda, tanto ms resiste. 83. En fin, ilustraremos los efectos que opera la humedad en las cuerdas con la famosa ocurrencia de mojar las cuerdas en la maniobra de colocar el obelisco de la plaza de San Pedro en Roma. 84. Tres fuerzas son las que en sus relaciones deciden del estado de los cuerpos, a saber: la atraccin, el calrico y la presin atmosfrica. En comprobacin, practicaremos el experimento de Lavoisier en el vaco, y referiremos los interesantes de Faraday sobre la condensacin de los gases. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 18

PAGE 31

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 19 / 19 / 19 / 19 / 19MECNICA85. Circunstancias que deben considerarse en el movimiento. 86. Divisiones del movimiento: 1 Respecto a la direccin. 2 Respecto al lugar. 3 Respecto a la fuerza. 4 Respecto de las partculas de un mismo cuerpo. 87. La velocidad es igual al espacio dividido por el tiempo. Expondremos los corolarios de este teorema. 88. Leyes del movimiento uniformemente acelerado: 1a Las velocidades crecen en razn de los momentos en que opera la fuerza aceleratriz. 2a Los espacios corridos en tiempos iguales son como los nmeros impares 1, 3, 5, 7, etctera. 3a Los espacios corridos en diversos tiempos son como los cuadrados de los tiempos, o como los cuadrados de las velocidades. 89. La cantidad del movimiento, o sea el momento, est en razn compuesta de la masa y de su velocidad. 90. En la cuestin reida sobre el avalo de las fuerzas vivas despus de contrapesadas las razones de una y otra parte, seguimos el partido del gran Leibnitz, como ms conformes a la experiencia y a todas las leyes mecnicas. 91. Expondremos las leyes que observan en el choque as los cuerpos elsticos como los inelsticos. 92. 1 Un cuerpo impelido por diversas fuerzas obedece a cada una de ellas segn la proporcin en que se encontraren. 2 Un cuerpo impelido por fuerzas que forman ngulo, correr la diagonal de un paralelogramo en el mismo tiempo en que hubiera corrido uno de sus lados, si se abandonara a una de las fuerzas solamente. He ah las dos leyes del movimiento compuesto 93. El movimiento reflejo tiene lugar en los cuerpos elsticos. Su ley se cifra en que el ngulo de incidencia es igual al de reflexin. 94. El movimiento refracto se verifica al pasar los graves de un medio a otro. 95. Explicaremos sus leyes, advirtiendo que la luz forma una excepcin en sus refracciones. 96. Expondremos la doctrina de las fuerzas centrales, ilustrndola con un aparato correspondiente. 97. El descenso de los graves es uniformemente acelerado, y por consiguiente sigue la razn de los nmeros impares. As lo veremos prcticamente en la mquina de Atwood. Tambin referiremos en comprobacin las experiencias de Galileo. 98. Cuando los cuerpos son muy diferentes en volumen y tienen poco peso, se hace ms notable la diferencia en el descenso. 99. Influye tambin en el descenso la figura de los cuerpos, aun cuando tengan un mismo peso y superficie. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 19

PAGE 32

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 20 \ 20 \ 20 \ 20 \ 20 \ 100. El descenso de los cuerpos puede servirnos para medir las alturas. 101. Expondremos las leyes del descenso por planos inclinados explicando varios fenmenos que de ellas dependen, y muy particularmente el de que un mvil corre el dimetro de un crculo en el mismo tiempo que cualquiera de las cuerdas tiradas desde el extremo de dicho dimetro. 102. Trataremos del movimiento de los pndulos. 103. Nos ocuparemos asimismo en los obstculos del movimiento, contrayndonos a la resistencia de los medios y a las fricciones. No ser fuera del caso dar una idea de los caminos de hierro 104. De estas doctrinas deducimos la necesidad del vaco en el sentido newtoniano.ESTTICA105. La doctrina del centro de gravedad nos dar la clave de muchos fenmenos interesantes. 106. Entre las mquinas que facilitan el movimiento, la palanca es la ms sencilla, pero tambin la ms importante bajo el aspecto cientfico. 107. Consideraremos sus tres especies, explicando su diverso modo de operar. 108. Cuanto mayor es el espacio por donde se mueve la potencia que aqul por donde se mueve el peso, tanto ms se facilita el movimiento. Este es el principio fundamental de la maquinaria. 109. La balanza, la romana, la cua, y en general todas las mquinas, por ms complicadas que sean, se resuelven en la palanca. 110. No ser fuera del caso detallar los requisitos que constituyen una nueva balanza, instrumento ms raro de lo que puede parecer. 111. En la cua cuanto excede su longitud a su base, otro tanto aumenta la potencia. 112. En el torno o cabrestante, crece la potencia cuanto excede el un brazo al otro. 113. El tornillo y las ruedas dentadas nos ocuparn igualmente. 114. Las garruchas llamarn ms particularmente nuestra atencin, considerando el peso, el dimetro y la inflexin de las cuerdas. 115. Presentaremos un cuadro muy curioso, en que aparecen ms de 100 combinaciones de los elementos de las mquinas. 116. Igualmente ofreceremos modelos muy elegantes de las diversas clases de mquinas de que hemos hablado. Estos aparatos nos familiarizan ms y ms con la idea de que toda la teora de las mquinas no es ms que una deduccin de la de las palancas. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 20

PAGE 33

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 21 / 21 / 21 / 21 / 21HIDROSTTICA117. Sea cual fuere la extensin de un recipiente que contenga un lquido, la superficie de ste se hallar a nivel. De aqu se infiere que en un mismo lquido se nivela una gran cantidad con otra muy pequea. 118. Asimismo deducimos que los lquidos oprimen igualmente en todas direcciones. 119. Estas nociones nos conducen a demostrar que las presiones de los fluidos en los fondos de los vasos, siguen la razn del dimetro de stos y de la altura de las columnas, sea cual fuere la figura de dichos vasos. As lo patentizaremos con un aparato elegante. 120. Estas leyes nos explicarn claramente algunos efectos hidrostticos que parecen unas paradojas. 121. Cuando un slido se sumerge en un lquido, desaloja una cantidad de ste igual en peso a la del slido. He aqu el famoso descubrimiento de Arqumedes. 122. En consecuencia, explicaremos el uso del aremetro y sus varias especies, como tambin el manejo de la balanza hidrosttica 123. Expondremos con este motivo los curiosos fenmenos que presentan los peces en sus inmersiones y emersiones. 124. El principio de Arqumedes nos conducir igualmente a la historia y teora de los globos aerostticos, marcando los dos viajes areos del ilustre Gay-Lussac que han formado poca en los anales de la ciencia. 125. Descubriremos con un modelo a la vista el juego de las bombas aspirante, comprimente y mixta. 126. Explicaremos en lo que consiste la fuerza pasmosa del ariete y de la prensa hidrosttica, tan generalizada hoy en Inglaterra. 127. Expondremos el artificio del sifn simple y compuesto, sin olvidar el de las fuentes de Hiern e intermitente los tubos de seguridad y otras aplicaciones del mismo principio.DEL MOVIMIENTO DE LOS LQUIDOS128. En la salida de los lquidos debemos distinguir los depsitos constantes de los inconstantes. 129. La cantidad de lquido que sale de un depsito constante es como el producto del cuadrado del dimetro del orificio o luz, multiplicado por la raz cuadrada de la altura del lquido sobre el centro de dicha luz. 130. La velocidad es como la fuerza que se emplea en comunicarla. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 21

PAGE 34

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 22 \ 22 \ 22 \ 22 \ 22 \ 131. En rigor no puede decirse que todos los puntos de la luz estn igualmente oprimidos; circunstancia a que debe atenderse en los cmputos. 132. En los depsitos inconstantes deben graduarse las disminuciones sucesivas de altura segn la relacin del movimiento uniformemente retardado; esto es, segn los nmeros 7, 5, 3, 1, etctera. 133. Para graduar el tiempo en que se ha de vaciar un depsito mixto deber atenderse no slo al dimetro y altura de la luz, sino tambin al dimetro del depsito. 134. Advertiremos las causas que modifican en la prctica estos efectos; como asimismo las precauciones que deben adoptarse respecto de los depsitos. 135. El movimiento de los ros sigue las mismas leyes de la salida de un lquido por un conducto lateral. 136. Tomaremos en cuenta las circunstancias que influyen en la corriente de los ros y en la de los canales. Estos ofrecen, como es natural, resultados ms sencillos, y por lo mismo ms a propsito para servir de unidad en la materia.ACSTICA137. La ciencia del sonido es una legtima continuacin de la mecnica 138. El sonido es causado por el movimiento vibratorio de las partculas del cuerpo sonoro. 139. Cada vibracin excita en el aire una ondulacin de una longitud determinada. 140. La propiedad de vibrar depende en mucha parte de la elasticidad, si no de todo el cuerpo, al menos de sus mnimas partculas. 141. Las vibraciones son transversales longitudinales y circulares Las verjas fijas por un extremo pueden ejecutarlas tambin normales y giratorias 142. Indicaremos el resultado de las experiencias fundamentales practicadas con las cuerdas en el sonmetro 143. Las cuerdas se dividen en modos y en vientres de vibracin. 144. Toda cuerda que vibra transversalmente puede considerarse como la reunin de dos pndulos iguales. 145. La diversidad de tonos pende del mayor o menor nmero de vibraciones que se efectan en un tiempo dado. 146. La sirena de Carniard de Latour nos servir para medir estas vibraciones. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 22

PAGE 35

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 23 / 23 / 23 / 23 / 23 147. Con este motivo notaremos la diferencia que hay entre sonido fuerte y flojo y sonido alto y bajo. Tambin diremos lo que es metal o timbre del sonido. 148 El sonido ms grave que puede percibirse produce una onda de 32 pies, y la del ms agudo de los musicales no pasa de 18 lneas. He aqu los lmites en que se comprenden todos los sonidos. 149. En consecuencia mencionaremos los curiosos resultados de Fischer acerca del nmero de vibraciones que forma el diapasn de los principales teatros de pera en Europa, como tambin los relativos al tono hasta donde puede subir y bajar la voz humana. 150. Explicaremos el admirable aunque bien conocido fenmeno de sonar por s sola una cuerda, cuando se toca otra que sea una octava, tercera o quinta suya. 151. Las verjas metlicas vibradas ofrecen tambin nodos como las cuerdas. 152. La distancia de un nodo a otro en una verja es dupla de la que hay desde el ltimo hasta el extremo libre de dicha barra. 153. Cuando se dobla una barra, van aproximndose sus nodos. 154. Las verjas nos ofrecen el interesante resultado de que no puede percibirse sonido sin que se verifiquen de 30 a 36 vibraciones por segundo. 155. Savart ha demostrado ingeniosamente que las lneas nodales forman alrededor de los tubos unas curvas poco ms o menos espirales. 156. Pero no hay fenmenos ms prodigiosos en esta materia que los producidos por la vibracin de las lminas Heridas stas por una ballestilla, forman varias figuras simtricas, segn la fuerza con que se hieren y la forma que se les d. Tendremos el gusto de practicar tan curiosos experimentos, debidos a la sagacidad de Chladni. 157. Las membranas ofrecen fenmenos enteramente anlogos a los de las lminas. El hbil Savart ha estudiado completamente la materia. 158. El sonido puede propagarse por toda especie de cuerpos. La diferencia est en que unos le ofrecen mejor vehculo que otros. 159. El sonido se propaga en un cuerpo de grande extensin por ondulaciones sonoras. 160. El aire es el vehculo ordinario del sonido. Lo probaremos con experimentos. 161. La intensidad del sonido propagado por los fluidos aeriformes est en razn de su densidad. Describiremos el modo de hacer estos ensayos. Con tal motivo explicaremos tambin la mquina de compresin, y el fenmeno de la armona qumica, idntico al del silbido. 162. Un mismo cuerpo y a un mismo tiempo puede propagar una multitud de sonidos unos ms graves que otros, y sin embargo se perciben distintamente. Procuraremos dar razn de semejante maravilla. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 23

PAGE 36

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 24 \ 24 \ 24 \ 24 \ 24 \ 163. La mayor o menos elevacin de los tonos producidos en tubos no depende de su dimetro, ni de su grueso, sino de su longitud y del modo de agitar cl aire. La flauta y el trombn nos suministrarn un claro comprobante de esta doctrina. 164. La materia de que est formado un tubo puede hacer ms sonora la voz, pero no alterar el tono. 165. Los tubos convergentes alzan el tono, y los divergentes lo bajan. 166. Tratndose de la comunicacin de las vibraciones sonoras entre slidos y fluidos, parece natural dar una idea de los principios en que descansan los instrumentos de viento y los de cuerdas. 167. Estas doctrinas nos conducen a exponer sucintamente el mecanismo de la voz y del odo humanos, sin olvidarnos del delicioso rgano de los pajarillos. 168. El ventriloquismo, este poderoso recurso de magia natural merecer tambin nuestra atencin. 169. El sonido corre en todos tiempos y circunstancias 1142 pies por segundo. Conforme a los clculos de Newton debera ser una velocidad de 978 pies. Procuraremos dar la causa de esta diferencia, siguiendo a Laplace. 170. La humedad, la sequedad, la fuerza y otras causas pueden influir en la intensidad del sonido, pero no en su velocidad. Referiremos los interesantes experimentos que practic Biot sobre la materia. 171. Los slidos propagan el sonido con distinta velocidad, segn las observaciones de Chladni. 172. La intensidad del sonido decrece segn el cuadrado de la distancia. 173. El eco no es ms que la reflexin del sonido. Expondremos sus leyes, y circunstancias en que se verifica, con varios fenmenos dignos de atencin. 174. Aqu pertenece exponer el fenmeno observado por Humboldt en las vastas soledades de la Amrica meridional, a saber: que el sonido se propaga a mayor distancia de noche que de da, a pesar de que reine ms silencio en aquellos pramos durante ste que durante aqulla. 175. Aplicaremos estas teoras a la construccin de los edificios, segn los fines a que se destinan, haciendo palpar su importancia para la tctica de las asambleas deliberantes. En esta parte los antiguos nos llevaban grandes ventajas. 176. En compensacin, la ciencia de los modernos ha vulgarizado los artificios acsticos con que en sus orculos asustaban ellos a la muchedumbre ignorante. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 24

PAGE 37

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 25 / 25 / 25 / 25 / 25III III III III III EXMENES GENERALES EXMENES GENERALES EXMENES GENERALES EXMENES GENERALES EXMENES GENERALES A QUE HAN DE PRESENT A QUE HAN DE PRESENT A QUE HAN DE PRESENT A QUE HAN DE PRESENT A QUE HAN DE PRESENT ARSE ARSE ARSE ARSE ARSEDESDE DESDE DESDE DESDE DESDEEL 6 HAST EL 6 HAST EL 6 HAST EL 6 HAST EL 6 HAST A EL 17 DE DICIEMBRE A EL 17 DE DICIEMBRE A EL 17 DE DICIEMBRE A EL 17 DE DICIEMBRE A EL 17 DE DICIEMBRE LOS ALUMNOS DEL COLEGIO LOS ALUMNOS DEL COLEGIO LOS ALUMNOS DEL COLEGIO LOS ALUMNOS DEL COLEGIO LOS ALUMNOS DEL COLEGIO DE DE DE DE DE SAN CRIST"BAL DE LA HABANA, SAN CRIST"BAL DE LA HABANA, SAN CRIST"BAL DE LA HABANA, SAN CRIST"BAL DE LA HABANA, SAN CRIST"BAL DE LA HABANA, SITO EN C SITO EN C SITO EN C SITO EN C SITO EN C ARRAGU ARRAGU ARRAGU ARRAGU ARRAGU AO AO AO AO AO ,BAJOLADIRECCIONDEDONJOSDELALUZ, DE CUYO ESTABLECIMIENTO SON INSPECTORES LOS SEORES DOCTOR DON FRANCISCO ALONSO Y FERNNDEZYLICENCIADODONBLASOSS1HABANA IMPRENTA DEL GOBIERNO Y CAPITANA GENERAL POR S. M.1 8 3 5 1.Biblioteca Sociedad Econmica Amigos del Pas, signat. 1019-14-B. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 25

PAGE 38

Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 26

PAGE 39

...Nam quid aliud agimus docendo eos, quam ne semper docendi sunt? QUINTILIANO Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 27

PAGE 40

Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 28

PAGE 41

EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIATodas las clases de religin y de lectura se llevan por el mtodo explicativoSECCI"N PRIMERAA cargo de don Mariano AlabarrietaRELIGI"NTodo el catecismo de Ripalda, y hasta la segunda parte del Fleuri D. Martn PedrosoD. Flix Urea D. Benjamn VallnD. Santiago Satre D. Francisco Steegers Hasta la mitad del catecismo de Ripalda y primera parte del Fleuri D. Juan GayolD. Miguel Salazar D. Flix Inchustegui Hasta la confesin general inclusive D. Jos Lombillo D. Mariano Chacn D. Federico Disdier D. Sabino Larrinaga Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 29

PAGE 42

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 30 \ 30 \ 30 \ 30 \ 30 \LECTURAEn el libro de don Jos de la Luz y El amigo de los nios D. Martn PedrosoD. Flix Urea D. Benjamn VallnD. Santiago Satre D. Francisco SteegersD. Juan Gayol D. Miguel SalazarD. Flix Inchustegui Don Jos Lombillo y don Federico Disdier leen algo en el libro de don Jos de la Luz. Don Mariano Chacn, recin entrado, principia a decorar.ARITMTICADividir enteros D. Martn PedrosoD. Flix Urea D. Benjamn Valln Multiplicar enteros D. Francisco SteegersD. Santiago Satre D. Flix InchusteguiD. Juan Gayol D. Miguel Salazar Sumar enteros D. Sabino LarrinagaSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Pedro SurezRELIGI"NTodo el catecismo de Ripalda D. Juan Bruno ZayasD. Carlos Quiones D. Rafael DazD. Emilio Valln Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 30

PAGE 43

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 31 / 31 / 31 / 31 / 31 D. Agustn LaoD. Ramn Ajuria D. Jorge DazD. Francisco Zayas D. Benito ZuasnvarD. Jos Manuel Martnez D. Alejandro Gayol D. Blas Lombillo Hasta la explicacin de los mandamientos D. Germn Garca D. Miguel Villate D. Juan Chacn Todo el catecismo de Fleuri D. Juan Bruno ZayasD. Carlos Quiones D. Rafael DazD. Jorge Daz D. Francisco Zayas D. Benito Zuasnvar D. Ramn Ajuria Toda la primera parte del Fleuri D. Emilio VallnD. Blas Lombillo D. Germn GarcaD. Jos Manuel Martnez D. Alejandro Gayol D. Miguel VillateLECTURAEn la Educacin de la infancia y Fbulas de Samaniego D. Juan Bruno ZayasD. Carlos Quiones D. Rafael DazD. Jorge Daz D. Benito ZuasnvarD. Ramn Ajuria D. Blas LombilloD. Jos Manuel Martnez D. Miguel Villate D. Alejandro Gayol D. Juan ChacnD. Francisco Zayas D. Germn GarcaD. Agustn Lao D. Emilio VallnARITMTICAHasta dividir mixtos inclusive D. Juan Bruno ZayasD. Carlos Quiones Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 31

PAGE 44

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 32 \ 32 \ 32 \ 32 \ 32 \ D. Rafael DazD. Jorge Daz D. Benito ZuasnvarD. Ramn Ajuria Hasta dividir decimales inclusive D. Emilio VallnD. Jos Manuel Martnez D. Germn GarcaD. Alejandro Gayol D. Juan ChacnD. Francisco Zayas D. Blas LombilloD. Miguel Villate Multiplicar enteros D. Agustn Lao(entrado poco ha).SECCI"N TERCERAA cargo de don Bartolom Jos CrespoLECTURAEn la Educacin de la infancia, Fbulas de Samaniego e Historia de Grecia por Escosura D. Agustn DazD. Alejandro Alcal D. Juan RebolloD. Emilio Ramrez D. Serafn Atalay D. Mariano Moya D. Simn TejaD. Valentn Martnez D. Francisco GuitartD. Eduardo Aruz D. Carlos DuarteD. Antonio Daz de la Puente D. Jorge ZequeiraD. Mateo Garca D. Lorenzo Soto D. Antonio Lpez D. Esteban VillegasARITMTICAHasta partir nmeros denominados D. Agustn DazD. Juan Rebollo D. Valentn MartnezD. Esteban Villegas Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 32

PAGE 45

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 33 / 33 / 33 / 33 / 33 D. Antonio Lpez D. Eduardo Aruz D. Mariano MoyaD. Jorge Zequeira D. Alejandro AlcalD. Serafn Atalay D. Carlos DuarteD. Lorenzo Soto Hasta partir nmeros mixtos D. Simn TejaD. Francisco Guitart D. Mateo GarcaD. Emilio Ramrez Hasta partir enteros D. Antonio Daz de la Puente.SECCI"N CUARTAA cargo de don Bartolom Jos CrespoLECTURAEn cualquier libro en prosa o verso, y particularmente en el Buffon de nios (libro muy a propsito para promover la explicacin). D. Federico Valln D. Jos Manuel Jimeno D. Eusebio Guiteras D. Luis V alera D. Carlos RamosD. Jos Ignacio Hernndez D. Manuel Surez D. Ignacio Zuasnvar D. Lorenzo Inarra D. Manuel Alzar D. Justo GarcaD. Jos Corcuera D. Ramn Ramos D. Bernardo Reinoso D. Jacinto PedrosoD. Rafael Bolanger D. Manuel RamrezD. Sebastin Pichardo D. Jos Mara Bentez D. Jos Abaitua D. Gabriel Surez D. Antonio Izquierdo D. Rafael DazD. Manuel Duarte D. Jos del MoralD. F elipe Herrera D. Jos InvernD. Eduardo Lob Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 33

PAGE 46

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 34 \ 34 \ 34 \ 34 \ 34 \ARITMTICAA cargo de don Rafael Navarro Nmeros denominados, elevacin a potencias y extraccin de races cuadradas y cbicas D. Felipe Her reraD. Eduardo Lob D. Jos del MoralD. Eusebio Guiteras D. Bernardo ReinosoD. Jos Quiones D. Manuel DuarteD. Ramn Ramos D. Lorenzo Inarra D. Manuel Alzar D. Jos Castillo D. Rafael Bolanger D. Rafael DazD. Jos Corcuera D. Gabriel PichardoD. Sebastin PichardoSECCI"N QUINTAA cargo de don Jos RieraARITMTICADesde numeracin hasta regla de tres y sus aplicaciones D. Jos Mara BentezD. Federico Valln D. Jos Mara Zayas D. Justo Garca D. Jos InvernD. Ignacio Zuasnvar D. Carlos RamosD. Gabriel Surez Denominados, elevacin a potencias y extraccin de races cuadradas y cbicas D. Antonio Izquierdo D. Manuel Ramrez D. Luis ValeraD. Calixto Acosta D. Jos Ignacio Hernndez Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 34

PAGE 47

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 35 / 35 / 35 / 35 / 35GRAMTICA CASTELLANASECCI"N PRIMERAA cargo de don Pedro Surez Declinarn, conjugarn y analizarn en el Fleuri D. Rafael DazD. Juan Bruno Zayas D. Carlos QuionesD. Ramn Ajuria D. Francisco Zayas D. Alejandro Gayol D. Jorge DazD. Miguel Villate D. Francisco Steegers D. Jos Manuel Martnez D. Benito ZuasnvarD. Martn Pedroso D. Blas LombilloD. Emilio Valln D. Flix Inchustegui D. Juan Chacn D. Sabino Larrinaga D. Germn Garca D. Agustn LaoD. Antonio Daz de la Puente D. Santiago SatreSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Jos Jorrn Analizarn y escribirn lo que se les dictare de la Historia de Grecia por Escosura, que les sirve de texto. D. Antonio Lpez D. Lorenzo Soto D. Jorge ZequeiraD. Eduardo Lob D. Manuel IzarD. Felipe Herrera D. Esteban VillegasD. Simn Teja D. Francisco Guitart D. Mariano Moya D. Mateo Garca D. Jos Castillo D. Bernardo ReinosoD. Valentn Martnez D. Manuel DuarteD. Alejandro Alcal D. Juan RebolloD. Flix Urea D. Eduardo AruzD. Emilio Ramrez D. Carlos DuarteD. Jos Corcuera Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 35

PAGE 48

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 36 \ 36 \ 36 \ 36 \ 36 \SECCI"N TERCERAA cargo de don Jos Jorrn Analizarn en cualquier libro y respondern cuanto se les pregunte sobre analoga, sintaxis, prosodia y ortografa, escribiendo igualmente lo que se les dictare. D. Ramn RamosD. Jos Mara Bentez D. Jacinto PedrosoD. Antonio Izquierdo D. Jos Manuel Jimeno D. Gabriel Surez D. Jos del MoralD. L uis Valera D. Ramn SotoD. Rafael Bolanger D. Jos Zuasnvar D. Julin Iturbe D. Lorenzo InarraD. Carlos Ramos D. Gonzalo GoicouraD. Ignacio Zuasnvar D. Federico Valln D. Juan Manuel Martnez D. Jos InchusteguiD. Jos Franco D. Manuel RamrezD. Justo Garca D. Manuel SurezD. Agustn Daz D. Jos InvernD. Serafn Atalay D. Rafael DazD. Calixto Acosta D. Jos Abaitua D. Simen OchandarenaSECCI"N CUARTAA cargo del Director sta es propiamente una clase de composicin; y para promover tan importante ramo se han ejercitado asimismo en la propiedad del lenguaje, explicando detenidamente las palabras, descomponiendo las frases y fijando la significacin de los sinnimos. Presentarn gran variedad de composiciones y aun escribirn de improviso sobre los temas que se dignen proponerles los examinadores. Igualmente para perfeccionarlos en la lectura e inspirarles el gusto de las buenas letras, se les ha ledo y hecho leer en las obras de nuestros mejores hablistas, as en prosa como en verso, y sealadamente en las de Len, Cervantes, Jovellanos y Gallegos. Por lo tocante a gramtica, viene a ser esta clase, como la ltima del ramo, un verdadero curso de crtica sobre las teoras gramaticales. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 36

PAGE 49

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 37 / 37 / 37 / 37 / 37 D. Luis HernndezD. Toms Romay D. Marcelo BottinoD. Francisco Mercero D. Ambrosio MorejnD. Gabriel Pichardo D. Lorenzo GarcaD. Sebastin Pichardo D. Gernimo D’WolfD. Alberto Galarraga D. Gabriel de Crdenas D. Gonzalo Aldama D. Eusebio GuiterasD. Jos Mara Zayas D. Toms Atalay D. Francisco Silva D. Francisco RamrezD. Martn ArzteguiGEOGRAFASECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Riera Expondrn la divisin poltica de la Isla de Cuba, notando sus ros, montes y cordilleras principales. D. Manuel RamrezD. Gabriel Pichardo D. Jos ZuasnvarD. Luis Valera D. Gabriel de CrdenasD. Simn Teja D. Rafael BolangerD. Antonio Izquierdo D. Emilio RamrezD. Alejandro Alcal D. Felipe HerreraD. Eusebio Guiteras D. Jos QuionesD. Jos Abaitua D. Justo GarcaD. Manuel Duarte D. Jacinto PedrosoD. Jorge Zequeira D. Jos Franco Manifestarn la divisin poltica en el mapamundi D. Jos FrancoD. Manuel Ramrez D. Jos ZuasnvarD. Justo Garca D. Gabriel CrdenasD. Antonio Izquierdo D. Rafael Bolanger D. Luis V arela D. Gabriel Pichardo D. Toms A talay Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 37

PAGE 50

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 38 \ 38 \ 38 \ 38 \ 38 \SECCI"N SEGUNDAA cargo de don Felipe Poey Expondrn la divisin poltica de la Isla de Cuba, notando sus principales ros, montes, cordilleras, etctera. D. Jos Mara ZayasD. Ignacio Zuasnvar D. Federico VallnD. Gabriel Surez D. Manuel SurezD. Jos Inchustegui D. Jos del MoralD. Gonzalo Goicoura D. Jos Jimeno D. Carlos Ramos D. Ramn RamosD. Jos Invern D. Jos Mara BentezGEOGRAFA MODERNADivisin poltica de Europa, Asia, frica y Amrica D. Ramn SotoD. Alberto Galarraga D. Francisco Mercero D. Victoriano Arrieta D. Rafael DazD. Agustn Daz D. Luis Hernndez D. Julin IturbeARITMTICA TE"RICO–PRCTICAA cargo de don Jos Tres-Puentes Respondern a todos los artculos de Aritmtica con inclusin de la extraccin de races cuadradas y cbicas, preposiciones, progresiones y reglas de tres con sus aplicaciones. D. Marcelo BottinoD. Blas Pedroso D. Alberto Galarraga D. Eugenio Arriaza D. Jos Inchustegui D. Gonzalo Goicoura D. Ramn Soto D. Lorenzo Garca D. Luis HernndezD. Francisco Mercero D. Julin Iturbe D. Ambrosio Morejn D. Jos FrancoD. Jos Zuasnvar D. Gabriel CrdenasD. Toms Romay D. Toms AtalayD. Simen Ochandarena Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 38

PAGE 51

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 39 / 39 / 39 / 39 / 39CLASE DE ARITMTICA MERCANTILA cargo de don Blas Mara San Milln Resolvern por mtodos abreviados muchas operaciones ordinarias, verificarn la multiplicacin por partes alcuotas, y lo mismo la reduccin de monedas, aneaje, cuentas de gneros, y los casos ms importantes del inters simple, del inters con tiempo y del inters compuesto, y los descuentos de dos maneras diferentes sin necesidad de tabla de ninguna especie, disponiendo cuentas corrientes, con inters por las tres formas ms usuales en el comercio. Explicarn la naturaleza de la moneda, cambio y arbitrajes, la de las letras, pagars con todas sus diferencias y circunstancias, practicando cambios, desde la Habana con las principales plazas, y desde Madrid y Cdiz, con Pars y Londres, haciendo igualmente algunos arbitrajes, hasta entre cinco plazas. Esta clase mercantil se ha dado sin texto alguno y tan slo prcticamente, como siempre se ha verificado en este establecimiento. D. Juan AjuriaD. Joaqun Juregui D. Victoriano ArrietaD. Gernimo D’Wolf D. Miguel Aldama D. Domingo Arozarena D. Antonio FernndezESCRITURAA cargo de don Rafael Navarro Esta clase est dividida en cuatro secciones a cargo de don Jos Riera, don Mariano Olabarrieta y don Pedro Surez: se compone de todos los alumnos del establecimiento, que presentarn una coleccin de planas de diferentes caracteres de letras, escribiendo la mayor parte sin necesidad de falsilla.CLASE DE DICTADOA cargo de don Blas Mara de San Milln Escribirn dictndoles cartas, memoriales, oficios y algunas otras clases de documentos y asuntos familiares con oportuna aplicacin de la ms correcta ortografa. Es de advertir que casi todas las clases de gramtica de este establecimiento son tambin clases de dictado. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 39

PAGE 52

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 40 \ 40 \ 40 \ 40 \ 40 \ D. Alberto GalarragaD. Gabriel de Crdenas D. Toms AtalayD. Blas Pedroso D. Juan Manuel Martnez D. Eusebio Guiteras D. Luis ValeraD. Justo Garca D. Jos Abaitua D. Jos Mara Bentez D. Jacinto PedrosoD. Ramn Ramos D. Manuel Surez D. Eugenio Arriaza D. Gabriel SurezCLASE DE DIBUJO LINEALA cargo de don Jos Jorrn Esta clase est dividida en tres secciones.SECCI"N PRIMERATrazarn a ojo las figuras geomtricas y algunas de ornato comprendidas en el mtodo de Francoeur que sirve de texto. D. Juan IturbeD. Ramn Soto D. Jos InchusteguiD. Gonzalo de Aldama D. Rafael BolangerD. Jos del Moral D. Jos Invern D. Carlos Ramos D. Lorenzo GarcaD. Luis Hernndez D. Lorenzo Inarra D. Gonzalo Goicoura D. Manuel RamrezD. Manuel Alzar D. Jos Zuasnvar D. Antonio Lpez D. Sebastin PichardoD. Gabriel Pichardo D. Federico VallnSECCI"N SEGUNDALos alumnos de esta seccin trazarn las mismas figuras que los de la anterior, valindose de la regla, comps, escuadra y trasportador D. Domingo ArozarenaD. Victoriano Arrieta D. Juan Jerez y MesaD. Marcelo Bottino D. Francisco MerceroD. Francisco Ramrez Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 40

PAGE 53

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 41 / 41 / 41 / 41 / 41 D. Francisco SilvaSECCI"N TERCERAEl objeto de esta nueva seccin es que los alumnos apliquen los conocimientos que tienen de aritmtica a los de geometra que ya han adquirido en las dos secciones precedentes, resolviendo varios problemas prcticos y curiosos, segn el texto de Francoeur: lo que ejecutarn. D. Domingo ArozarenaD. Victoriano Arrieta D. Juan Jerez y MesaD. Marcelo Bottino D. Francisco MerceroD. Francisco Ramrez D. Francisco SilvaEDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIACLASE DE ALEMNA cargo del Director Esta clase se compone de dos alumnos, los cuales se han ejercitado en declinar, conjugar, leer, escribir al dictado, entender a viva voz y traducir en una obra histrica y en otra de cuentos. D. Jos Agustn BarD. Lorenzo ArrietaSECCI"N PRIMERALENGUA FRANCESAA cargo de don Felipe Poey Traducirn oyendo leer todo el pequeo catecismo de Fleuri, conjugarn verbos regulares e irregulares, y los primeros tambin escribirn. D. Jos JimenoD. Jos Franco D. Jorge ZequeiraD. Toms Romay D. Mateo GarcaD. Juan Rebollo Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 41

PAGE 54

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 42 \ 42 \ 42 \ 42 \ 42 \ D. Esteban VillegasD. Alejandro Alcal D. Eduardo Aruz D. Jos Quiones D. Flix UreaD. Simn Teja D. Jos CorcueraSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Pedro Barbaste Esta clase se ha ejercitado principalmente en conjugar verbos regulares e irregulares y en las dificultades de la pronunciacin. Traducirn los tres primeros captulos de Robinson. D. Gonzalo AldamaD. Rafael Daz D. Agustn Daz D. Simn Ochandarena D. Juan Jos MartnezD. Manuel Alzar D. Juan AjuriaD. T oms Atalay D. Serafn AtalayD. Alberto Galarraga D. Sebastin PichardoD. Marcelo BottinoSECCI"N TERCERAA cargo de don Blas Mara de San Milln Traducirn al castellano en varios autores, sin preparacin, y los ltimos en cualquier libro que se les presente; verificndolo todos del francs al castellano en el libro primero de las Fbulas de Samaniego, y algunas ancdotas del titulado Educacin de la infancia analizando gramaticalmente y explicando las reglas de la pronunciacin, etctera. Practicarn en la pizarra, donde no slo manifestarn sus conocimientos en lo ms importante de las reglas de la sintaxis, sino tambin el uso de algunos modismos y propiedad del lenguaje. D. Francisco SilvaD. Francisco Ramrez D. Ramn SotoD. Martn Arztegui D. Victoriano Arrieta D. Miguel de Crdenas D. Francisco Mercero D. Eugenio ArriazaSECCI"N CUARTA Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 42

PAGE 55

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 43 / 43 / 43 / 43 / 43 A cargo de don Pedro Barbaste Los alumnos de esta clase traducirn del francs al castellano y viceversa, indistintamente y en cualquier libro que se les presente, escribirn lo que se les dicte y contestarn a las preguntas que se les haga. D. Jos Mara Zayas D. Miguel Aldama D. Antonio GuiterasD. Joaqun Juregui D. Juan Jerez y MesaD. Gabriel Pichardo D. Francisco ArrietaD. Jernimo D’WolfLENGUA INGLESAA cargo del Director Hay tres secciones. Todos los alumnos se han ejercitado en leer, hablar, escribir y comprender al odo; con slo la diferencia que los de la primera lo hacen en toda especie de libros, los de la segunda en la Introduccin al lector ingls y los de la tercera en las Lecciones populares Todas las secciones han seguido igualmente su curso de temas para mejor adquirir los modismos, y la primera se ha ejercitado asimismo en la correspondencia familiar y mercantil.PRIMERA SECCI"ND. Lorenzo Arrieta D. Joaqun Juregui D. Jernimo D’WolfD. Francisco Arrieta D. Antonio Fer nndezD. Miguel AldamaSEGUNDA SECCI"ND. Domingo ArozarenaD. Blas Pedroso D. Eugenio Arriaza D. Gabriel Surez D. Manuel SurezD. Miguel de Crdenas D. Jacinto PedrosoD. Ramn Ramos D. Antonio GuiterasTERCERA SECCI"N Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 43

PAGE 56

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 44 \ 44 \ 44 \ 44 \ 44 \ D. Jos Mara ZayasD. Jos del Moral D. Jos Abaitua D. Simen Ochandarena D. Luis HernndezD. Lorenzo Garca D. Ambrosio MorejnD. Mateo GarcaLENGUA LATINAPRIMERA SECCI"NA cargo de don Felipe Poey Declinaciones y conjugaciones D. Carlos AcostaD. Manuel Alzar D. Francisco GuitartD. Emilio Ramrez D. Felipe Herrera D. Mariano Moya D. Carlos Duarte Declinaciones, conjugaciones y traduccin del primer captulo de Robinson D. Gonzalo Goicoura D. Francisco Mercero D. Jos Inchustegui D. Bernardo Reynoso D. Antonio Lpez D. Manuel Duarte D. Sebastin PichardoSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Pedro Barbaste Traducirn los tres primeros captulos del Robinson, analizando lgicamente lo que tradujeron y dando razn de algunas reglas de sintaxis. D. Eusebio GuiterasD. Ambrosio Morejn D. Jos Mara BentezD. Toms Romay D. Ignacio ZuasnvarD. Jos Zuasnvar D. Rafael Bolanger D. Jos Manuel Jimeno D. Manuel RamrezD. Federico Valln D. Antonio Izquierdo D. Justo Garca Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 44

PAGE 57

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 45 / 45 / 45 / 45 / 45SECCI"N TERCERAA cargo del mismo Traducirn todas las fbulas de Fedro que se encuentran en la Coleccin de autores latinos, las Cartas de Cicern hasta el segundo libro, y las Vidas de Milcades y Temstocles analizando todas las oraciones segn los principios de sintaxis, cuya aplicacin hacen diariamente. D. Marcelo BottinoD. Jacinto Pedroso D. Gabriel de CrdenasD. Juan Jos Martnez D. Gabriel SurezD. Francisco Silva D. Carlos RamosD. Julin Iturbe D. Luis HernndezD. Ramn Ramos D. Alberto GalarragaD. Francisco Ramrez D. Victoriano ArrietaD. Gabriel Pichardo D. Manuel SurezD. Jos Mara Zayas D. Jos InvernCUARTA SECCI"NA cargo de don Blas Mara de San Milln Traducirn los trece primeros prrafos del libro primero de Bello civili de Csar, todas las elegas del libro primero de Tristium de Ovidio, insertas en la Coleccin de autores latinos la oracin primera In Catilinam de Cicern, y en fin las Eglogas de Virgilio, comprendidas en la misma coleccin, con el oportuno anlisis gramatical. Practicarn en la pizarra temas latinos hasta la regla 84 de la sintaxis, segn el curso de los mismos por el que se ejercitan. D. Domingo ArozarenaD. Antonio Fernndez D. Juan Jerez D. Eugenio Arriaza D. Martn ArzteguiSECCI"N QUINTAA cargo del mismo Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 45

PAGE 58

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 46 \ 46 \ 46 \ 46 \ 46 \ Traducirn desde la pgina 67 hasta la 97 del libro primero de Secundo bello punico de Tito Livio, todo el libro primero de la Eneida de Virgilio y 250 versos del libro sexto, analizando gramaticalmente las oraciones y explicando algunas alusiones mitolgicas y geogrficas. Practicarn en la pizarra temas latinos hasta la regla 154 de la sintaxis, segn el curso de ellos arreglado a la misma sintaxis: D. Toms AtalayD. Juan Ajuria D Blas PedrosoSECCI"N SEXTAA cargo de don Pedro Barbaste Traducirn 32 captulos de los Anales de Tcito, 200 versos de Horacio y todas las odas del mismo autor que se encuentran en la Coleccin de autores latinos Notarn los principales tropos y figuras, explicarn los pasajes mitolgicos e histricos que ocurrieren, y medirn toda clase de metros en la potica y odas, con calificacin de las cantidades, segn las reglas de prosodia. D. Antonio GuiterasD. Pedro FigueredoMATEMTICASLGEBRAA cargo de don Jos Tres-Puentes Respondern segn el tratado de Lista, desde el principio del lgebra hasta ecuaciones determinadas con muchas incgnitas inclusive. D. Blas Pedroso D. Antonio Guiteras D. Juan Jos MartnezD. Juan Jerez D. Francisco Ramrez D. Jernimo D’Wolf D. Gonzalo Aldama D. Simn OchandarenaGEOMETRA ELEMENTALA cargo de don Rafael Navarro Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 46

PAGE 59

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 47 / 47 / 47 / 47 / 47 Demostrarn la primera parte del tratado de don Alberto Lista que comprende hasta planos. D. Antonio FernndezD. Juan Ajuria D. Domingo ArozarenaD. Joaqun Juregui D. Miguel AldamaD. Martn ArzteguiGEOMETRA ANALTICAAplicacin del lgebra a la Geometra elemental A cargo del mismo Manifestarn sus conocimientos en este ramo con sujecin al tratado de Lista. D. Francisco Arrieta D. Jos Agustn BarTRIGONOMETRA PLANAA cargo del mismo Respondern en este ramo segn el tratado de Lista. D. Francisco Arrieta D. Jos Agustn BarTRIGONOMETRA APLICADA A LA GEODESIAA cargo de don Jos Jorrn Explicarn el objeto de esta ciencia, y resolvern los problemas ms importantes y frecuentes en la prctica, segn el texto de Lista. Los dos alumnos que componen esta clase presentarn, como primer ensayo de sus operaciones en el terreno, un plano de la calzada de S. Salvador del Cerro y sus inmediaciones. D. Lorenzo Arrieta D. Miguel de CrdenasGEOMETRA ANALTICAA cargo del mismo Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 47

PAGE 60

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 48 \ 48 \ 48 \ 48 \ 48 \ Respondern a las proposiciones y problemas contenidos en el texto de Lista, bajo las denominaciones de ecuacin de la recta y del crculo, transformacin de coordenadas, secciones cnicas, tangentes, dimetros y discusin de las ecuaciones. D. Miguel de Crdenas D. Lorenzo ArrietaCOSMOGRAFAA cargo de don Jos Jorrn Resolvern tanto en el globo terrestre como en la esfera proyectada, varios problemas relativos al movimiento aparente del sol. D. Francisco ArrietaD. Antonio Fernndez D. Domingo ArozarenaD. Juan Jerez D. Joaqun JureguiD. Blas Pedroso D. Toms Romay Don Antonio Fernndez y don Francisco Arrieta resolvern adems en el globo celeste diferentes problemas sobre el movimiento de las estrellas fijas, explicarn la causa de la variedad de las estaciones, la de los eclipses solares y lunares, y construirn segn las leyes de la Gnomnica cuadrantes horizontales y verticales para cualquier latitud.CLASE DE TENEDURA DE LIBROSA cargo de don Blas Mara de San Milln Principales definiciones, diferencias de ambas partidas, distincin de cuentas, su objeto, cmo se saldan, explicacin de libros, tantos principales como auxiliares, asiento de cuentas hasta la de participacin en Diario y Libro Mayor, modo de abrir los libros y cerrarlos. El ltimo alumno har algunas aplicaciones de la partida doble a la contabilidad de la Real Hacienda. D. Joaqun Juregui D. Miguel Aldama D. Lorenzo ArrietaDIBUJO NATURALA cargo del Profesor don Manuel Cil Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 48

PAGE 61

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 49 / 49 / 49 / 49 / 49ESTUDIO DE PRINCIPIOSD. Ignacio ZuasnvarD. Jos Quiones D. Rafael DazD. Joaqun Villate D. Juan Jos Martnez D. Francisco Guitart D. Jos CorcueraD. Jorge Daz D. Antonio Lpez D. Manuel Duarte D. Juan Jerez ……………………2 manos de una virgen de Rafael D. Eugenio de Arriaza ………… 2 pies D. Blas Pedroso ………………… 2 m anos de una virgen deRaf ael, dos de estudio, un contorno de una cabeza y un pie. D. Justo Garca …………………1 cabeza de una amazona, medio rostro de Antinoo y una cabeza de estudio. D. Jos Inchustegui……………1 cabeza de estudio y otros trozos de idem. D. Jacinto Pedroso………………2 medias cabezas y dos manos. D. Federico Valln ……………… 2 medias caras y algunos principios. D. Flix Urea …………………2 medias caras D. Carlos Duarte ………………1 mano y un pie D. Agustn Daz …………………1 mano y una media cara D. Jos Manuel Jimeno…………1 pie.CABEZAS Y MEDIOS CUERPOSD. Francisco Ramrez …………… Medio cuerpo, copia de Poussin y la cabeza de Palemn D. Joaqun Juregui ……………1 cabeza de un joven hebreo, otra de Palemn y San Mateo de Leonardo de Vinci D. Eugenio de Arriaza …………1 cabeza de una georgiana, otra de Pars de Guido Reni y otra de Bruto de P oussin D. Juan Jerez ……………………1 cabeza de la virgen del cuadro Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 49

PAGE 62

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 50 \ 50 \ 50 \ 50 \ 50 \ de la Perla de Rafael. Una Musa de Rafael y otra cabeza de Priamo D. Victoriano Arrieta……………1 cabeza de Santiago de Leonardo de Vinci, otra de Apolo de Belvedere y otra de Parmo de Sicilia de Rafael. D. Toms Romay ………………1 Musa y la cabeza de Priamo D. Jos Manuel Jimeno …………1 cabeza de estudio D. Juan Rebollo …………………1 cabeza de Mardoqueo de Poussin, el joven hebreo yuna georgianaESTUDIO DE CUERPOS ENTEROS Y PAISAJESD. Francisco Ramrez …………… Cincinato, dos figuras de estudio y Tacio de David D. Guillermo Lob ………………2 pugilatores, y algunos paisajes a la aguada D. Francisco Arrieta ……………1 grupo de la sublevacin en el Cairo de DavidESTUDIO DE YESOD. Guillermo Lob ………………1 cuerpo entero copia del Antinoo, dos copias del medio cuerpo de id., el Hrcules Farnesio y un retrato de suhermano copia del natural D. Francisco Arrieta ……………1 cuerpo entero del AntinooCLASE DE MSICABajo la direccin del profesor don Jos Tres-Puentes Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 50

PAGE 63

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 51 / 51 / 51 / 51 / 51SOLFEOA cargo de don Gregorio Ramos Esta seccin se compone de los alumnos: D. Pedro FigueredoD. Bernardo Figueredo D. Victoriano Arrieta D. Agustn Daz D. Jorge DazD. Rafael Daz D. Flix UreaD. Antonio Izquierdo Juan Rebollo D. Jorge Zequeira D. Francisco GuitartINSTRUMENTALA cargo de don Jos Tres-Puentes Como la mayor parte de estos alumnos estn principiando a tocar los instrumentos, piano, flauta y violn, no ofrecen inters al pblico; y as slo se presentarn los ms adelantados a ejecutar piezas en el piano y violn, que son: D. Pedro Figueredo (piano) D. Bernardo Figueredo (piano) D. Agustn Daz (violn) Terminarn estos ejercicios literarios con un himno, cuya letra es compuesta por un alumno y la msica por el maestro honorario del Real Conservatorio de Santa Cristina don Jos Tres-Puentes, profesor de este establecimiento. NOTA: Para los exmenes de la clase de Filosofa se ha impreso por separado el correspondiente elenco de proposiciones. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 51

PAGE 64

Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 52

PAGE 65

IV IV IV IV IV AP AP AP AP AP UNT UNT UNT UNT UNT ACIONES P ACIONES P ACIONES P ACIONES P ACIONES P ARA EL ELENCO DE ARA EL ELENCO DE ARA EL ELENCO DE ARA EL ELENCO DE ARA EL ELENCO DE FILOSOFA, CORRESPONDIENTE AL PRESENTE FILOSOFA, CORRESPONDIENTE AL PRESENTE FILOSOFA, CORRESPONDIENTE AL PRESENTE FILOSOFA, CORRESPONDIENTE AL PRESENTE FILOSOFA, CORRESPONDIENTE AL PRESENTE AO (21 DE OCTUBRE DE 1835) AO (21 DE OCTUBRE DE 1835) AO (21 DE OCTUBRE DE 1835) AO (21 DE OCTUBRE DE 1835) AO (21 DE OCTUBRE DE 1835)(Fragmentos inditos) 10. Sin la abstraccin seran muy limitados los conocimientos humanos: se es el gran instrumento para clasificarlos. 11. Sin abstraccin no hay juicio; pero no ...1 en ste la expresin de un objeto por una de sus propiedades, aunque es verdad que muchas veces no es menester reunir las dos ideas. 12. El anlisis es el [norte del] entendimiento que puede darnos nociones ciertas; no hay otro. La sntesis es parte de l. Despus de generalizar, volvemos a particularizar: el entendimiento que est traduciendo, y destorciendo el hilo ... 13. Ideas individuales y generales. Deben corregirse por las individuales. 14. Comprensin y extensin de las ideas. 15. Despus de juzgar lo que hacemos, muchas veces acordndonos, raciocinamos por deduccin y por conexin. 16. Imaginar, acordarse, meditar. 17. Cules y cuntas son las operaciones del entendimiento? Las capitales. Las subordinadas 18. Requisitos para corregir los sentidos, puesto que ellos son los rganos. 19. Abuso de las abstracciones: Cartesio, Malebranche. 20. Memoria de palabras, de ideas. 21. Formar nosotros mismos una ciencia. 22. Mtodo: ms bien medios de no caer, que medios directos de acertar. 23. Importancia de la historia de la filosofa, como ejemplares, y tambin para hacernos ver el origen y progreso de cada teora, pues muchas no son (rara vez) absolutamente verdaderas, ni absolutamente falsas. 1.Rotos que sern indicados con puntos suspensivos (Roberto Agramonte.) Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 53

PAGE 66

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 54 \ 54 \ 54 \ 54 \ 54 \ 24. Mtodo de enseanza (esencialmente intelectuales). 25. Precipitar, no considerar, confianza, falta de ... esto ltimo an ms de lo que se cree. Por eso no se deben abandonar las analogas, pero no asentar nada que no est demostrado: lo que basta para mantener vivo el espritu de indagacin, que es el que fertiliza.TALENTO, GENIO, ETCTERA26. Fijaremos las ideas de talento, genio, ingenio juicio y buen gusto. 27. Aunque el talento sea un don de la naturaleza, puede perfeccionarse con la cultura. 28. En las cosas inventadas debe reinar sencillez, relacin de partes y conformidad con los objetos. 29. Rigurosamente hablando, el hombre imita ms bien que inventa. 30. Infirese, pues, que aun cuando una obra falte a ciertas reglas del arte, si llena las condiciones sobredichas, alcanza el fin que se propone. 31. Con este motivo tocaremos la famosa cuestin del clasicismo y romanticismo. Acerca de la cual no seran ms que unos los pareceres, si los campeones de uno y otro bando no excediesen los lmites de la razn. 32. Si una obra del arte surte el efecto que se propone —aunque sea por caminos nuevos y desusados, que se propuso su autor— con el mero hecho quedan justificados los medios. 33. La diversidad de usos y costumbres de los varios pueblos, y aun del mismo pueblo, segn los tiempos, son una fuente perenne de novedad. Luego la literatura debe renovarse, no ya slo en el modo, pero hasta en la sustancia. He aqu establecida la necesidad del romanticismo. En consecuencia, los grandes ingenios siempre tuvieron una gran parte de romanticismo. La atencin no se cautiva sino con novedades. Adems, reformar la literatura, hacindola un instrumento de mejora moral: he aqu su alta misin. Nadie como Scott y Manzoni, Goethe, Bachiller. 34. Pero si por una parte es lcito abrir nuevos caminos al ingenio, haciendo el grupo de las reglas, jams es permitido sacudir el yugo saludable de la razn; y esto han hecho infinitos romnticos: Servium pecus :2imitadores en medio de la libertad, imitadores de los desbarros ajenos e inventores de extravos propios. 2.“Siervos del rebao”. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 54

PAGE 67

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 55 / 55 / 55 / 55 / 55 35. En suma, ni la observancia de las reglas ni su infraccin producen grandes cosas: slo el ingenio sabe producirlas. 36. Estudiemos los buenos modelos. 37. La belleza real e ideal: imitacin y copia. 38. Aunque la dificultad vencida sea un mrito en el arte, no es el primero ni el principal. 39. ste consiste en interesar al corazn ... el arte se hizo para mover los afectos de toda la muchedumbre, y ejercitar el juicio de los inteligentes. 40. La intolerancia en materia de gusto desaparece en gran parte cuando nos colocamos en las circunstancias especiales de cada nacin y de cada siglo. 41. Esto no es decir que el buen gusto debe de tener sus fundamentos en la naturaleza. 42. El juicio es para el entendimiento lo que el buen gusto es para la fantasa. 43. Aunque el gusto se forma por la prctica y el estudio de los buenos modelos, su misma naturaleza debe convencernos de que en gran parte tambin se siente, o se debe a la ...MANIFESTACIONES DE NUESTROS CONOCIMIENTOS44. Las acciones y las palabras son los medios de que se vale el hombre para manifestar sus ideas. A stas, tanto a las unas como a las otras dan los idelogos el nombre de signos. 45. Los signos, adems de servirnos para expresar nuestras ideas, los empleamos para clasificarlas y adquirirlas. 46. De aqu inferimos la importancia de su estudio, as para el gramtico como para el idelogo. 47. Sin embargo, el gramtico debe tomar cuenta de lo que ha sido, y el idelogo de lo que debera ser. Uno y otro se prestan auxilios. 48. Pero sea bajo el aspecto de la formacin, o sea bajo el de la expresin de ideas, siempre debern caracterizar, distinguir el lenguaje por los caracteres de sencillez, brevedad, claridad y precisin. 49. En el estado actual de nuestros conocimientos se puede decir que no es posible pensar sin signos; pero s puede y debe concebirse que comenzamos a discurrir sin ellos. Para hablar con toda exactitud, diramos que sin signos es posible discurrir, pero no analizar. 50. Las ideas se corrigen, y aun se forman, por las palabras, y las palabras por las ideas. 51. As, pues, la primera regla del buen escribir es el mucho pensar. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 55

PAGE 68

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 56 \ 56 \ 56 \ 56 \ 56 \ 52. Con este motivo explicaremos en lo que consiste aquella dificultad que aqueja a ciertas personas de entender una cosa, pero no poder explicarla. 53. Los signos son unos verdaderos compendios de las ideas. 54. “El arte de traducir es el arte de saber”. Principio aplicable hasta cierto punto en la averiguacin de la verdad, aunque como mtodo en todo. Naturaleza de las matemticas. La de las ciencias fsicas. 55. As podr entenderse que las ciencias pueden considerarse como unas lenguas bien formadas. 56. Diferencia entre saber y tener muchas ideas. El saber es el porqu de las cosas. Sabe el que clasifica, tiene idea el que recuerda cosas sueltas. El sabio y el emprico. 57. La terica y la prctica. La ciencia y el arte.OBSTCULOS DE NUESTROS CONOCIMIENTOS58. Preocupaciones, pasiones, hbitos, falta de disposicin, lenguaje, definiciones, principios, plan sistemtico, aparato cientfico, multitud de cuestiones y autoridad, aplicacin de unas ciencias a otras (abuso), exceso en las abstracciones (bajo la autoridad, la novedad, y el extremo contrario; as audi alteram partem) .359. Parece conveniente fijar el sentido de la palabra preocupacin, para no extraviarnos en su aplicacin, como suele suceder. 60. Las preocupaciones son tantas, que es forzoso reducirlas a cuatro fuentes: la El trato social. 2a La timidez literaria. 3a La excesiva confianza. 4a La pereza mental. 61. El mejor antdoto de las primeras es difundir la educacin para que penetre sta en el bello sexo; para combatirlas todas, la predicacin de las sanas doctrinas. Importancia de las ctedras de filosofa, como a propsito para dar este nuevo impulso: all se examinan expresamente los fenmenos mentales y sociales, y de ah bajan las prescripciones, los remedios a las escuelas primarias para curar los achaques generales As es que aun cuando no todos sean filsofos, todos participan de las bendiciones de la filosofa. La extirpacin de preocupaciones en servicio directo y positivo a la humanidad, de los mayores, como el mejor descubrimiento. Por qu —cul es el fin para que— nos reunimos en sociedad? 3.“Escuchar a la otra parte”. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 56

PAGE 69

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 57 / 57 / 57 / 57 / 57 62. Las pasiones sirven de fomento o de obstculos a nuestros conocimientos, segn que alienten o arrastren al espritu. 63. Son muy equvocos los signos en que pretendemos leer la perversin de las pasiones. ¡Cuntas veces se ha confundido la pasin con la mala fe! 64. El acaloramiento es signo tan equivoco por cuanto puede acompaar tanto al perverso que quiere cohonestar su maldad como al justo que defiende lo recto; al preocupado que se empea en sostener quimeras como al filsofo que sostiene los derechos de la razn. 65. Espritu de partido, es esencialmente injusto. 66. Nunca recordaremos sobradamente la frialdad o, ms bien, la tranquilidad del nimo para investigar la verdad. Pero no olvidemos que slo la pasin, el entusiasmo es quien ha producido grandes hombres y grandes cosas. La mediocridad nunca es entusiasta. 67. Es necesario predicar una filosofa tolerante, no slo porque hace ms felices a los hombres, sino tambin por ser la ms completa. La fortaleza que adquiere el entendimiento cuando se acostumbra a no admitir sino lo bueno, sea de donde fuere. El triunfo de la filosofa es conocer el mrito ignorado. As es como se funde de veras el yugo de la autoridad. Pero de esto, en su lugar, despus de habernos ocupado en los medios de gobernar nuestras pasiones. 68. Modo de manejar las pasiones de los otros hombres. Pero esto tambin en la tica. El hbito es el gran resorte de nuestros aciertos y de nuestros extravos. Pero ni en bien ni en mal es tan entendido como merece. 70. Por falta de disposicin entendemos, en este lugar no la ... absoluta, sino la causada por falta de los debidos preliminares. 71. Esta causa fomenta y an produce muy a menudo ideas equivocadas sobre la dificultad de las ciencias, y por consiguiente la preocupacin de timidez literaria. 72. Produce asimismo las preocupaciones y errores hijos de la temeridad. Si algunos metafsicos hubieran entendido algo de filosofa ni se hubieran equivocado tanto, ni hubieran sido tan dogmticos en sus decisiones. Por esto decimos tambin, que es necesario estar enterado de una ciencia para decidir sobre su naturaleza y recursos, sin que basten para ello unas meras indicaciones ideolgicas que resienten de inexactitud en su misma generalidad. Por eso, mi tema: un gran idelogo es necesario que sepa de todo: algo ms que algo; por consiguiente, ejercitmonos en algunas ciencias antes de acometer el dominio de la ideologa; de otro modo, se extrava, o se empieza errneamente por lo ms difcil y abstracto, y lo primero es detallar fenmenos. Adems, las ciencias nos ofrecen todos los fenmenos del espritu humano. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 57

PAGE 70

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 58 \ 58 \ 58 \ 58 \ 58 \ 73. El lenguaje, siendo el ms eficaz instrumento de nuestros conocimientos, es uno de los mayores obstculos. El lenguaje nos puede extraviar en tres maneras: 1a Por aplicar la misma palabra a diferentes objetos. 2a Por creer que entendemos todo lo que nombramos, y 3a Por falta de claridad. 74. Las definiciones nunca pueden suplir el anlisis. Slo son tiles, y a veces necesarias, cuando se trata de determinar el significado de las palabras, o cuando se refieren a objetos muy sencillos. La geometra nos ofrece ejemplos de ello. Vase Metafsica de la Geometra. 75. Pero un obstculo de los ms perjudiciales a las ciencias ha sido el ensearlas por principios generales. He aqu el fundamento del dogmatismo y del atraso de las ciencias. La jurisprudencia nos ofrecer ejemplos de la mala influencia de semejantes sistemas. 76. Muchos de los tenidos por principios generales o nada ensean de nuevo, o envuelven algn error. El entendimiento va de lo individual a lo universal. (Argumentos de paridad.) 77. Los sistemas son otro obstculo de las ciencias; pues todo sistema, por plausible que sea, viene a reducirse a una sntesis sin el debido anlisis, y sin anlisis se podr adivinar, pero no acertar. 78. Aparato cientfico. 79. Voces tcnicas. Lmites. 80. Multitud de cuestiones. Falta de datos. 81. Autoridad: este obstculo es el que hace ms guerra.GRADOS DE NUESTROS CONOCIMIENTOS82. Hay grados en nuestros conocimientos. 83. Historia. 84. Libros. 85. Mtodo de estudiar. 86. Pedantismo. 87. Disputas literarias.ACTIVIDAD DEL ALMA88. El entendimiento y la voluntad. 89. Actos humanos. Libertad. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 58

PAGE 71

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 59 / 59 / 59 / 59 / 59GNERO HUMANO90. Descripcin del ... Id. de los sentidos.VIDA DEL CUERPO91. La distincin de Bichat. 92. Sensibilidad. Sensorio comn. 93. Reftase la opinin de Buffon, aunque envuelve un hecho verdadero. 94. Inclinacin del hombre. 95. Se derivan de la relacin de las dos vidas 96. Amor propio. 97. La educacin influye; pero entra tambin el temperamento. Refutacin de Helvecio. 98. Diversidad de las inclinaciones. 99. Influencia de las ideas en las ... Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 59

PAGE 72

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 60 \ 60 \ 60 \ 60 \ 60 \ Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 60

PAGE 73

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 61 / 61 / 61 / 61 / 61V V V V V DOCTRINAS DE PSICOLOGA, DOCTRINAS DE PSICOLOGA, DOCTRINAS DE PSICOLOGA, DOCTRINAS DE PSICOLOGA, DOCTRINAS DE PSICOLOGA,1 1 1 1 1 L"GICA Y L"GICA Y L"GICA Y L"GICA Y L"GICA Y MORAL, MORAL, MORAL, MORAL, MORAL, EXP EXP EXP EXP EXP UEST UEST UEST UEST UEST AS AS AS AS AS EN LA CLASE EN LA CLASE EN LA CLASE EN LA CLASE EN LA CLASE DE FILOSOFA DE FILOSOFA DE FILOSOFA DE FILOSOFA DE FILOSOFA DEL DEL DEL DEL DEL COLEGIO DE SAN CRIST"BAL, COLEGIO DE SAN CRIST"BAL, COLEGIO DE SAN CRIST"BAL, COLEGIO DE SAN CRIST"BAL, COLEGIO DE SAN CRIST"BAL, SITO EN C SITO EN C SITO EN C SITO EN C SITO EN C ARRAGU ARRAGU ARRAGU ARRAGU ARRAGU AO AO AO AO AO ACERCA DE LAS CUALES SERN EXAMINADOS LOS ALUMNOS DE 2 AO DON BARTOLOM JOS CRESPO, DON JUAN AJURIA, DON JOS AGUSTN BAR", DON ANTONIO GUITERAS, DON EUGENIO ARRIADA Y DON MIGUEL DE CRDENASEl da de diciembre de 18352BAJO LA DIRECCI"N DE DON JOS DE LA LUZHABANAIMPRENTA DEL GOBIERNO Y CAPITANA GENERAL POR S. M. 1 8 3 5 1.En el original: “Sicologa”. (Roberto Agramonte.) 2.17 de diciembre por la tarde. (Ed. Biblioteca Sociedad Econmica Amigos del Pas, signat. 1019–14–B.) (Roberto Agramonte.) Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 61

PAGE 74

Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 62

PAGE 75

Obest enim plerumque iis qui discere volunt auctoritas eorum qui docent. CICER"N Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 63

PAGE 76

Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 64

PAGE 77

ADVERTENCIAEste elenco, a pesar de su latitud, est tan lejos de ser completo respecto de la ciencia, que todava no lo es ni aun respecto del mismo curso que representa. Hase tratado de recopilar tan slo aquellas doctrinas que ofrecen una ocasin de inculcar prcticamente a los alumnos el verdadero espritu filosfico, que es el de la crtica universal. Esta advertencia responder de las omisiones que de intento hemos hecho con harto dolor nuestro, y no sin perjuicio de aquel encadenamiento y armona que deben reinar en un escrito de esta clase. Tambin hubiramos querido alguna vez otra distribucin en cuanto al orden de materias. Pero a fin de ocurrir a mayor mal, como era el de un trastorno para los alumnos, fue forzoso ceder a la colocacin que les da el texto que tan merecidamente hemos adoptado. As pues, toda la culpa del embarazo recae absolutamente sobre nosotros, y en manera alguna sobre tan metdico libro. Por ltimo, la persuasin en que estamos de que un programa cientfico debe ser una verdadera tabla analtica de las materias aprendidas, destinada no slo al examen sino ms particularmente al estudio de los alumnos, es el nico motivo que nos ha impulsado a dirigir estas dos palabras a los inteligentes.OPERACIONES MENTALES1. La experiencia es el punto de partida de toda especie de conocimientos. 2. Aunque observemos en la infancia del hombre ciertas operaciones que no son realmente aprendidas, demostraremos sin embargo que no proceden de ideas innatas. 3. Con este motivo patentizaremos desde ahora la importancia del estudio de la Fisiologa para formar una historia completa del hombre interno. 4. La distincin entre argumentos sacados de la razn y de la experiencia desaparece ante un severo anlisis; o en otros trminos: la razn humana jams puede rigurosamente proceder a priori. 5. El entendimiento principia forzosamente por lo concreto. 6. Por consiguiente, es primero sinttico que analtico; y aqu est la gran fuente de sus extravos. Con la historia en una mano y con la propia experiencia en la otra procuraremos convencerlo. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 65

PAGE 78

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 66 \ 66 \ 66 \ 66 \ 66 \ 7. Dedcese igualmente que ha de haber simultaneidad en muchos de nuestros juicios: por lo que no parece tan demostrado como pretenden ciertos idelogos ese orden sucesivo en la adquisicin de algunas ideas fundamentales. 8. En esta materia se hace necesario distinguir el orden histrico del orden lgico de nuestras ideas. 9. Se infiere asimismo que no todos nuestros juicios son comparativos. 10. Se deduce igualmente que en todo rigor el juicio es anterior a la idea, y como la base de las dems operaciones mentales. 11. Por lo mismo, nuestras primeras ideas no pueden ser nociones simples. 12. Entra luego la abstraccin, que es el gran instrumento del anlisis; y si bien es verdad que el entendimiento pudo comenzar sin la abstraccin, tambin es cierto que sin ella no puede continuar. 13. En el buen orden cientfico la sntesis debe venir siempre en pos del anlisis. En una palabra, el entendimiento marcha de lo particular a lo general; pero despus que llega a tanta altura, vuelve la vista sobre nuevos, y sobre los antiguos particulares. 14. Partir de lo general a lo particular podr, cuando ms, hacernos adivinar, pero no acertar. He aqu el gran vicio de mtodo de que adolece en gran parte el sistema cientfico de los antiguos. 15. Los medios que tiene el hombre de asegurarse de sus conocimientos y de ensancharlos son: la intuicin, la induccin y la deduccin. 16. El silogismo no es ms que una forma de discurso, o un medio para la deduccin. Por consiguiente, no decimos de l ni todo el bien que le atribuyeron los escolsticos, ni todo el mal que le acumulan los modernos. El escolasticismo qued derrocado; y una revolucin verdadera siempre se excede en su primer fervor. El tiempo es el que de todo hace justicia. 17. Los raciocinios llamados por conexin nacen de la idea de causa. 18. Los variados y admirables efectos de la memoria y de la fantasa llamarn muy especialmente nuestra atencin. En ellos influyen poderosamente el hbito y la asociacin de las ideas. 19. En nuestra alma debemos distinguir facultades y operaciones. stas son los modos bajo los cuales se nos manifiestan aqullas. Se puede demostrar que todas las operaciones emanan de dos facultades; querer y pensar.CORRECCI"N DE LAS OPERACIONES20. Siendo los sentidos los rganos de nuestras impresiones, debemos tratar de corregirlos para estar seguros de su exactitud. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 66

PAGE 79

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 67 / 67 / 67 / 67 / 67 21. Aunque el entendimiento no puede menos de proceder por abstraccin, sin embargo ha abusado muy a menudo de tan precioso instrumento. Cartesio y Malebranche nos ofrecen de ello ejemplos tanto ms notables, cuanto era ms grande la superioridad de su genio. 22. Sin correccin de operaciones no hay mtodo que valga, y sin mtodo no hay filosofa. 23. Sin embargo, con slo el mtodo ni se discurre bien ni se hacen descubrimientos; pero sin l aun los buenos pensadores se pueden extraviar fcilmente, y dejar por descubrir mucho que habra quedado descubierto En una palabra, el mtodo es el constante apoyo de la razn; pero el talento de la observacin es el germen de la superioridad. 24. Infirese, pues, la importancia de la historia de la filosofa para el estudio del mtodo. Las cadas de los hombres grandes son como otras tantas balizas que nos ensean los escollos que abriga el mar de las ciencias. 25. Se deduce igualmente que el hombre que no sea capaz de formar su ciencia por s mismo, esto es, de darse una cuenta exacta de sus conocimientos, no puede progresar en su estudio. 26. El mayor beneficio que puede hacer un preceptor a su educando es dirigirle a aquel ramo para el cual tiene disposiciones, o desviarle del que no se hizo para su gusto o para sus alcances. Los padres de familia deben abrir mucho los ojos sobre un particular en que se interesa tan vivamente la felicidad de sus hijos. 27. Pero otra leccin no menos importante nos ofrece la historia de la filosofa; pues mostrndonos que no hay sistema enteramente verdadero ni enteramente falso, nos inculca prcticamente el principio de siempre examinar antes de fallar. 28. Excusado es hablar, despus de lo dicho, de la precipitacin, inconsideracin, confianza y falta de datos como causas de nuestros errores, por ser motivos demasiado obvios. Pero la falta de datos tiene lugar aun ms comnmente de lo que se cree. Si algunos metafsicos y polticos hubieran estudiado ms al hombre y la naturaleza, habran ahorrado grandes errores y aun grandes azotes al gnero humano. 29. Por tanto, jams deben abandonarse las analogas; pero tampoco debe asentarse nunca lo que no est bien demostrado, por ingenioso que parezca. Las analogas bastan para mantener vivo el espritu de investigacin, nterin la naturaleza pronuncia su fallo. 30. Estas consideraciones nos hacen comprender el sentido en que debe tomarse la duda cartesiana. Que cada hombre levante de nuevo el edificio de su ciencia. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 67

PAGE 80

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 68 \ 68 \ 68 \ 68 \ 68 \TALENTO, INGENIO, JUICIO Y BUEN GUSTO31. Fijaremos las ideas de talento, genio, ingenio, juicio y buen gusto. 32. Aunque el talento sea un don de la naturaleza, puede perfeccionarse con la cultura. 33. En el talento no slo hay diversidad de grados, sino diversidad de gneros. 34. Rigurosamente hablando, el hombre imita ms bien que inventa. 35. En las cosas inventadas debe reinar sencillez, relacin de partes y conformidad de los objetos. 36. Infirese, pues, que aun cuando una obra falte a ciertas reglas establecidas, si llena las condiciones expresadas, alcanza el fin que se propuso su autor, y quedan justificados los medios, por ms nuevos y desusados que parezcan. 37. Con este motivo tocaremos la famosa cuestin del clasicismo y romanticismo, acerca de la cual andaran menos encontrados los pareceres, si los campeones de uno y otro bando no excediesen los lmites de la razn. 38. La diversidad de tiempos y de costumbres es una fuente perenne de novedad. Luego la literatura debe renovarse no slo en el modo sino en la sustancia. As, pues, los grandes ingenios siempre tuvieron una gran parte de romnticos. 39. Mas si por un lado es lcito abrir nuevas sendas al ingenio, sacudiendo el yugo de las reglas, jams es permitido sacudir el de la razn; y esto han hecho infinitos romnticos: imitadores en medio de su libertad: imitadores de desbarros ajenos, e inventores de extravos propios. 40. En suma, ni la observancia de las reglas, ni su infraccin producen grandes cosas: slo el ingenio sabe crearlas. 41. No por esto debemos omitir el estudio de los buenos modelos, manifestando las ventajas que acarrea. 42. En materia de artes nos parece un error el juzgar que los grandes maestros se formaron con los largos estudios: nosotros creemos que la inspiracin los form, y el trabajo los perfeccion. 43. Explicaremos lo que se entiende por belleza real e ideal, imitacin y copia. 44. Aunque la dificultad vencida sea un mrito en el artista, ni es el primero ni el principal; el arte no tanto se invent para ejercitar el juicio de los inteligentes como para mover los afectos de la muchedumbre. 45. La intolerancia en materia de gusto desaparece en gran parte cuando nos colocamos en las circunstancias especiales de cada nacin y de cada siglo. 46. Esto no es decir que el buen gusto deje de tener sus fundamentos en la naturaleza. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 68

PAGE 81

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 69 / 69 / 69 / 69 / 69 47. El juicio es para el entendimiento lo que el buen gusto para la fantasa. 48. Aunque el gusto se forma con la prctica y con el estudio de los buenos modelos, su misma naturaleza debe convencernos que tambin se siente sin el auxilio del trabajo.MANIFESTACI"N DE NUESTROS CONOCIMIENTOS49. Las acciones y las palabras son los signos de nuestras ideas. 50. Los signos, adems de emplearlos para expresar nuestras ideas, nos sirven para clasificarlas, y por lo mismo para adquirirlas. 51. Es, pues, obvia la importancia de su estudio, as para el gramtico como para el idelogo. 52. Sin embargo, el gramtico debe tomar cuenta de lo que es y ha sido, y el idelogo, de lo que debera ser y por qu fue. Uno y otro se prestan auxilios. 53. El lenguaje deber siempre distinguirse por su sencillez, brevedad, claridad y precisin. 54. En el estado actual de nuestra inteligencia puede y debe decirse que empezamos a discurrir sin ellos. Para hablar con toda exactitud, diramos que sin signos es posible pensar, pero no analizar. 55. Las ideas se corrigen a veces por las palabras, y al contrario. 56. As, pues, la primera regla del bien escribir es el mucho pensar. 57. Con tal motivo explicaremos en lo que consiste la dificultad que aqueja a ciertas personas de entender una cosa y no poder explicarla. 58. Los signos son como unos compendios de las ideas. 59. La famosa mxima de Condillac: “el arte de traducir es el arte de saber, slo puede aplicarse hasta cierto punto en la averiguacin de la verdad. La distinta naturaleza de las ciencias fsicas y matemticas nos proporcionar medios de manifestarlo. 60. Slo bajo esta condicin admitiremos que las ciencias pueden considerarse como unas lenguas bien formadas.3 Esto sera tomar el efecto por la causa. 61. Sealaremos la diferencia entre saber y tener muchas ideas. Qu es la terica? Qu es la prctica? Cul de las dos empieza primero? Deslindar las relaciones entre la ciencia y el arte. Importancia de estas cuestiones para los mtodos en la educacin primaria. 3.“La ciencia es un idioma bien construido” (Condillac) (Roberto Agramonte). Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 69

PAGE 82

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 70 \ 70 \ 70 \ 70 \ 70 \OBSTCULOS DE NUESTROS CONOCIMIENTOS62. Ya hemos hablado de los sentidos y de otras causas de nuestros errores; pero aun nos quedan por enumerar las siguientes: preocupaciones, definiciones, principios generales, plan sistemtico, multitud de cuestiones, abuso en la aplicacin de unas ciencias a otras, abuso en las abstracciones y autoridad; comprendiendo bajo este captulo el imperio de la novedad y la prevencin contra ella. 63. Parece conveniente fijar el sentido de la palabra preocupacin, para no extraviarnos en su aplicacin, como suele acontecer. 64. Son tantas las preocupaciones, que se hace forzoso reducirlas a cuatro fuentes: 1 el trato social, 2 la timidez literaria, 3 la excesiva confianza, 4 la pereza mental. 65. El mejor antdoto contra las primeras sera difundir la semilla de la educacin, para que, llegando hasta el bello sexo, penetrara en la misma cuna de la humanidad. Y el medio ms eficaz de combatirlas todas, por lo mismo que es el ms gradual, sera la difusin de las sanas doctrinas. 66. Importancia de las ctedras de filosofa, como medio ms a propsito para dar este suave impulso. En ellas se examinan los fenmenos naturales, mentales y sociales; y de ah bajan los remedios a los dems ramos, y hasta las escuelas primarias, para curar los achaques generales. 67. As es que aun cuando no todos sean filsofos, todos participan las bendiciones de la filosofa. O nos engaamos mucho, o sta es la ms santa de sus misiones. 68. Una obra en que se examinasen filosficamente el origen y causas de cada una de las preocupaciones populares, sera uno de los mayores servicios que pudieran hacerse no slo al pueblo en general, sino a las ciencias y a sus cultivadores. 69. Las pasiones sirven de fomento o de obstculo a nuestros conocimientos, segn que alienten, o arrastren nuestro espritu. 70. Son muy equvocos los signos en que pretenden leer los hombres la perversin de las pasiones. ¡Cuntas veces no se ha confundido la pasin con la mala fe! 71. El espritu de partido es esencialmente injusto.472. Nunca recomendaremos bastantemente la tranquilidad del nimo para investigar la verdad. Pero no olvidemos que slo el entusiasmo es quien ha producido grandes hombres y grandes cosas. La mediana nunca fue entusiasta. 4.Vase el aforismo CXLVIII en la pgina 79 del volumen I (A. Z.) Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 70

PAGE 83

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 71 / 71 / 71 / 71 / 71 73. Es necesario predicar una filosofa tolerante, no slo porque hace ms felices a los hombres, sino tambin por ser la ms exacta y la ms completa. 74. Nada robustece tanto el entendimiento como la costumbre de no admitir ms que lo demostrado, de donde quiera que nos venga. 75. El triunfo de la filosofa es conocer y reconocer el mrito ignorado. As es como se manifiesta haber sacudido de veras el yugo de la autoridad. Pero de este captulo ms adelante. 76. Despus de habernos ocupado en los medios de gobernar nuestras pasiones, debemos aprender a manejar las de los otros hombres. Pero de esto tambin en su lugar. 77. El hbito es el gran resorte de nuestros aciertos y de nuestros extravos. Pero ni en bien ni en mal es tan estudiado como merece. 78. Por falta de disposicin entendemos en este lugar no la ineptitud absoluta, sino la ocasionada por carecer de los debidos preliminares. 79. Esta causa fomenta y aun produce muy a menudo ideas equivocadas sobre la dificultad de las ciencias, y por consiguiente la preocupacin de timidez literaria. 80. Produce asimismo las preocupaciones y errores hijos de la temeridad. Si algunos metafsicos hubiesen entendido de fisiologa, ni se habran equivocado tanto, ni hubieran sido tan dogmticos en sus decisiones. 81. Por tanto decimos, que es necesario estar enterado de una ciencia, para decidir sobre su naturaleza y recursos; sin que basten para ello unas meras indicaciones ideolgicas que se resienten de inexactitud en su misma superficialidad. 82. Por esto es necesario ejercitarse en algunas ciencias antes de acometer al estudio de la ideologa. De otro modo nos extraviamos desde el principio, o empezamos por lo ms difcil y abstracto, lo que tambin al cabo es extraviarse. 83. La ideologa debe enumerar y explicar todos los fenmenos del espritu humano; as, pues, tiene que recurrir al campo de las ciencias, tanto para observar los hechos como los mtodos; los cuales respecto de ella tambin se reducen a la clase de hechos. 84. Si, pues, la ideologa es una ciencia de observacin, tan slo podr perfeccionarse aplicndole el mtodo que ha hecho progresar las ciencias fsicas5. Entonces, y slo entonces, se verificar la gran reforma acometida por Verulamio, confirmando su infalible ley: “a la naturaleza no se manda sino obedecindola”. 5.Importantsima proposicin por su radicalidad, que dio lugar a la polmica sobre Cuestin de Mtodo vol. III, t. I (Roberto Agramonte). Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 71

PAGE 84

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 72 \ 72 \ 72 \ 72 \ 72 \ 85. Ni la filosofa ni la sana crtica deben permitir que se aplique el nombre de ciencia a ciertas nociones vagas y contingentes, o a unos meros datos estadsticos. 86. Tampoco consiente el rigor cientfico que se tomen las conjeturas por hechos reales. Los idelogos que tanto han clamado por la reforma de las ciencias, tienen algo de esto. 87. El lenguaje siendo el ms eficaz instrumento de nuestras ideas, es uno de sus mayores obstculos. Puede extraviarnos en cuatro maneras: 1 por aplicar la misma palabra a diferentes objetos o relaciones. 2 Por excitar el mismo signo, aun en su mayor sencillez, ideas ajenas del asunto. (Con este motivo indicaremos en lo que consiste la exactitud del idioma algebraico.) 3 Por creer que entendemos todo lo que nombramos. 4 Finalmente, por faltarle algunos de los requisitos que para su bondad ya indicamos. 88. Las definiciones sern obstculos de nuestros conocimientos cuando tratemos de que suplan siempre el anlisis. Pero a veces son tiles, y otras necesarias. El lenguaje y la geometra entre otros ejemplos servirn de garantes a nuestro aserto. 89. Pero un obstculo de los ms perjudiciales ha sido el ensear las ciencias por principios generales. Muchos de estos principios, sobre los cuales no deba disputarse, segn el canon de las escuelas, envuelven graves errores, as como el canon envuelve la esclavitud del pensamiento. Ellos han sido una de las causas ms naturales del funesto dogmatismo en las ciencias. 90. Cuando decimos que los sistemas son obstculos de nuestros conocimientos, tan slo aludimos a aquellas teoras que no abrazan todos los hechos; esto es, a unas sntesis sin el debido anlisis. 91. Sobre el aparato cientfico, diremos que perjudica; porque para los ojos poco ejercitados suele dar a las cosas una realidad que no tienen. Qu principiante no creer en la exactitud de la teora de Epino sobre la electricidad, al verla levantada por algunos autores en todo el andamio matemtico de principios, axiomas, teoremas y demostraciones? 92. Manifestaremos cmo el abuso de las voces tcnicas y de los smiles se opone a los progresos de las ciencias. 93. Mucho contribuira a su adelantamiento hacer una clasificacin de sus cuestiones ms importantes; porque la multitud de ellas atormentando nuestro espritu, le hace malgastar su vigor. 94. Parecera excusado dictar precauciones contra la autoridad, a mediados del siglo XIX. Pero la autoridad es un Proteo, que se presenta bajo mil formas para ejercer su maligna influencia: la novedad, la moda, el espirita del siglo, la ligereza, la presuncin, el amor propio no son ms que ropajes con que se viste la autoridad, para avasallar nuestra razn. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 72

PAGE 85

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 73 / 73 / 73 / 73 / 73 95. Un profesor entendido y de conciencia debe proporcionar a sus alumnos los medios de juzgarle, acostumbrndolos a apelar a sus propias observaciones. 96. El filsofo jams debe prodigar su admiracin para no hacerla degenerar en culto. 97. Es tambin una vulgaridad despreciar lo que dijeron los filsofos antiguos cuando no lo podemos comprender. Ms de una vez se nos ha enseado por la experiencia que sus palabras, bajo el velo de la paradoja, envuelven graves conceptos y profundas observaciones.GRADOS DE NUESTROS CONOCIMIENTOS98. El entendimiento del hombre buscando siempre la certeza, suele no alcanzar ms que la probabilidad. 99. Presentaremos las observaciones del clebre Laplace, sobre el clculo de las probabilidades. 100. La historia ofrece un vasto campo a las probabilidades humanas. 101. Dificultades para determinar la verdad histrica. Libros y sus especies. Monumentos. 102. Las lenguas ofrecen el primero de los monumentos para el estudio de la humanidad. 103. Cotejaremos las mutuas ventajas y desventajas del autor contemporneo y del pstumo para escribir la historia. 104. El estudio de la historia debe servir de corona ms bien que de principio a nuestra educacin 105. Esto no quiere decir que el gnero histrico deje de convenir a la instruccin de la infancia: por el contrario, lo consideramos muy til con la debida cuenta y razn. “Non omnis fert omnia tellus”.6 En esta parte la ficcin saca ventajas a la realidad. 106. Un resto de la influencia de la autoridad se ve todava en el valor que se pretende dar a las pruebas sacadas de la historia. Los hechos presentes, cuanto ms, podrn ser anlogos, pero nunca idnticos a los pasados. Este empeo es tanto ms ridculo en el orden poltico; pues, al cabo, se hace y se debe hacer lo que ms cumple en pro de una nacin. 107. Tratndose de los libros, hemos aprovechado la ocasin de dar algunas reglas sobre el mtodo de estudiar; recomendando como la ms preciosa aadir la escritura a la meditacin. 6.“No toda tierra produce de todo”. (Roberto Agramonte.) Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 73

PAGE 86

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 74 \ 74 \ 74 \ 74 \ 74 \ 108. Asimismo, para infundir el espritu de observacin, hemos procurado manifestar que la instruccin no slo ha de beberse en los libros sino en los hombres y en las cosas. Todo hombre es un libro: la dificultad est en leerlo. 109. “La lectura hace al hombre pleno, la conferencia listo, y la escritura exacto”. Este aforismo del ilustre Bacon nos conducir a examinar la superioridad de los estudios pblicos sobre la educacin privada. sta por s sola nunca podr ensayar al hombre para el desempeo de los papeles que tiene que hacer en la sociedad. 110. Tampoco hemos perdido coyuntura de inculcar los perjudiciales efectos del pedantismo y otros escollos que hay que evitar en la carrera literaria. El verdadero sabio es modesto y circunspecto para decidir, accesible para siempre or, y slo firme para examinar.ANTECEDENTES DE LA MORAL111. La actividad del alma se nos da a conocer por el entendimiento y por la voluntad. 112. Sealaremos la diferencia entre actos necesarios y actos humanos. 113. La libertad humana es un hecho tan constante como la propia existencia. Los filsofos no estn todos de acuerdo en este punto, por haber confundido lo que pertenece al entendimiento y a la accin, con lo que pertenece a la voluntad. 114. Antes de entrar en el estudio de las inclinaciones del hombre, parece un preliminar indispensable dar una idea de sus funciones corporales. En rigor, el estudio de la fisiologa debera preceder no slo a la moral, sino a la ideologa; puesto que en la adquisicin de las ideas tiene la sensibilidad el primer lugar en el orden del tiempo. 1l5. Siguiendo a Bichat, dividimos la vida en animal y orgnica. 116. La sensibilidad est derramada por toda la mquina animal; pero el cerebro parece ser no solo su punto de reunin, sino el sentido de los sentidos. 117. Por tanto, la opinin de Buffon, que considera el diafragma como sensorio comn, si bien se refiere a un hecho evidente, no por eso es mejor fundada. 118. Cuanto ms estudiamos la estructura del cerebro y sus funciones, tanto menos plausible nos parece negarle la prerrogativa de sensorio. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 74

PAGE 87

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 75 / 75 / 75 / 75 / 75INCLINACIONES DEL HOMBRE119. En los dos rdenes de funciones, animales y orgnicas, hallamos el origen de la utilidad y del placer. 120. As, pues, venimos a parar en el amor propio, que por lo mismo puede dividirse en dos especies: de ellas deducimos las inclinaciones constantes e inconstantes del hombre. 121. Las pasiones unas veces se dirigen a proporcionar un objeto, y otras a repelerlo. Pertenecen al primer orden la alegra, esperanza, deseo, confianza, animosidad; y al segundo el odio, la ira, miedo, horror, desesperacin, pusilanimidad, envidia, conmiseracin y tristeza 122. Describiremos cada una de estas pasiones, si se nos pide. 123. Las pasiones tienen cierta conexin que las hace unirse o degenerar unas en otras. Con este motivo notaremos la diferencia y contacto entre la emulacin, la envidia y el odio. 124. Para clasificar bien nuestras inclinaciones conviene distinguir entre apetitos, deseos y afectos. 125. Nos hemos ocupado muy particularmente en los estragos que causa la tristeza, no solo por el poco empeo que se pone en refrenarla, sino porque nos ofrece pruebas muy claras de la influencia del fsico sobre el moral; en una palabra, la tristeza a veces no es ms que una enfermedad tan corporal como la fiebre misma. 126. En todos nuestros afectos ejerce grande influjo el temperamento individual: circunstancia que debe tenerse muy presente para graduar ciertas acciones. 127. Aqu tiene su entrada la educacin, a quien toca modificar estas inclinaciones, y en cuyos planes debe hallar gran cabida la fisiologa. 128. Aunque confesamos como el que ms la poderosa influencia de la educacin, as en lo intelectual como en lo moral, creemos que Helvecio7cerr los ojos a la fisiologa y a la razn, atribuyndole exclusivamente la diferencia de facultades e inclinaciones entre los hombres.INFLUENCIA DE LOS OBJETOS Y LAS IDEAS EN LAS PASIONES129. Haremos ver el distinto efecto que producen en nuestro nimo los objetos sublimes, patticos, bellos y graciosos. 7.Sobre Helvecio vid. polmica sobre el utilitarismo en la B.A.C. t. 14 (Roberto Agramonte). Luz3-1.p65 28/08/01, 11:09 75

PAGE 88

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 76 \ 76 \ 76 \ 76 \ 76 \ 130. Examinaremos las causas del imperio irresistible que ejerce la msica en el corazn humano. 131. Cotejaremos la influencia de cada una de las bellas artes en el modo de presentar el mismo objeto, y as quedarn examinadas sus ventajas y desventajas respectivas. 132. Hablar de la influencia de los medios que las fomentan y las reprimen. 133. El empeo en contrariar una pasin suele mayormente fomentarla. Nada es tan difcil ni delicado como el corregir las pasiones ajenas en su exaltacin. Sucede con las grandes pasiones como con las grandes enfermedades, que antes se evitan que se curan. 134. La novedad real o aparente es uno de los grandes resortes para excitar las pasiones humanas. 135. La carencia de un objeto es causa muchas veces de aumentar la pasin, y otras de disminuirla. Lo mismo sucede con la dificultad en conseguir. 136. Qu medios fomentan y reprimen ms eficazmente nuestras pasiones en el trato y la costumbre? 137. Por ltimo, el inters, la utilidad, es el gran mvil de un gran nmero de acciones entre los hombres.LUZ DE LA RAZ"N Y MORALIDAD DE LAS ACCIONES138. Pero aun cuando los hombres operen muy a menudo siguiendo la voz de su inters, bien o mal entendido, ste ni es el nico motivo de sus acciones, ni la norma de su moralidad.8139. Los hombres jams gradan el mrito o demrito de las acciones por la utilidad que produzcan. Entonces habra una moral para cada caso, y los medios, cualesquiera que fuesen, quedaran justificados como se consiguiera el fin. Esta es la moral de la tirana. 140. Se ha querido atribuir a la educacin el origen de la ley natural; pero la educacin si bien diversifica las aplicaciones de un principio, jams puede crearlo. 141. Los partidarios del principio de utilidad han confundido el hecho con el derecho, substituyendo una stira del vicio a un anlisis de nuestros principios naturales. 8Este proposicin y la siguiente forman el aforismo CXXVIII, pgina 73, vol I, Obras de Luz (A. Z.) Luz3-1.p65 28/08/01, 11:10 76

PAGE 89

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 77 / 77 / 77 / 77 / 77 142. La veracidad ilimitada que se observa en la infancia no puede ser el resultado de la experiencia. Cmo podr explicarse este fenmeno por el principio de utilidad? 143. La moral del inters nos abre un abismo de males: he aqu sus consecuencias forzosas. 1 El olvido de nuestros derechos. 2 La pretensin de contentar al hombre slo con goces fsicos. 3 La degradacin del carcter nacional. No sealamos otras consecuencias por haber indicado anteriormente la principal de todas ellas. 144. Aunque se ha dicho con mucha verdad que los pcaros son unos malos calculadores, he ah que no se infiere que los buenos no sean ms que unos hbiles especuladores. 145. Creemos que el empeo de algunos moralistas en buscar un principio nico a todas las acciones humanas, es una de las causas que han contribuido a acreditar el principio de utilidad. 146. Adems del principio moral por excelencia, hay otros principios particulares que concurren con l y facilitan su accin. Tales son: 1 el respeto a la opinin, o sea, decencia; 2 la simpata, 3 el temor de ser ridiculizado, 4 el gusto, 5 el amor propio orgnico. 147. Nos ocuparemos en deslindar lo que dicta la luz de la razn, tocando en consecuencia la famosa cuestin de la pena de muerte.VIRTUDES148. La obediencia al deber: he aqu la definicin pitagrica, que es la ms completa de la virtud. 149. El hbito hace menos difcil esta disposicin constante de obedecer a la obligacin: y as se explica aquella mxima de Aristteles, que tanto viso tiene de paradoja, a saber: “donde hay abnegacin de s mismo, no hay virtud”. 150. Hablaremos de las virtudes cardinales y muy particularmente de la justicia y sus partes, por ser esta la madre de todas las virtudes sociales. 151. La fortaleza es aquella virtud que nos hace arrostrar los peligros y sufrir los males. El gran Napolen, tan osado y fuerte en acometer, fue muy pequeo y dbil en sufrir. 152. El suicidio ordinariamente ni prueba fortaleza ni cobarda: es una verdadera enfermedad. 153. El desafo es un mal de opinin, y por lo mismo han sido hasta ahora insuficientes los medios empleados para reprimirlo. No hay ms que uno eficaz: pero no puede menos que ser lento y gradual. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:10 77

PAGE 90

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 78 \ 78 \ 78 \ 78 \ 78 \RELACIONES DEL HOMBRE CON LA SOCIEDAD154. La sociedad es el estado natural del hombre. Esto no excluye, sin embargo, la diferencia entre lo que el hombre debe a su misma naturaleza y lo que debe a la sociedad. 155. El hombre ni debe ni le conviene separarse de la sociedad por mero capricho. 156. La igualdad natural es una quimera; pero todos los hombres deben ser iguales ante la ley. 157. El filsofo, como que es tolerante, ser cosmopolita; pero ante todo debe ser patriota. 158. El desarreglo del amor patrio suele conducir a gravsimos males, aun respecto de aquel mismo pueblo que se pretende favorecer. Esto puede ser de buena fe, o con miras interesadas. La antipata hacia el extranjero, hacindonos injustos, priva a la patria de bienes reales y efectivos. Sealaremos detenidamente los caracteres que distinguen a los verdaderos patriotas de los traficantes de patriotismo. 159. La preocupacin es un mal funesto; pero suele ser peor mal su cura impertinente: a la juventud como ms expuesta a dar en este escollo, es necesario abrirla los ojos de antemano.CONOCIMIENTOS DE NUESTRO CRIADOR Y OBLIGACIONES RESPECTO DE L160. As la naturaleza exterior como el hombre interno proclaman la existencia de Dios. 161. La religin es un poder que se dirige a un tiempo a los sentidos, al corazn y a la razn. Todo esto necesita el hombre para lograr la felicidad, o por lo menos el consuelo. 162. La religin es la primera civilizadora, y como la nodriza del linaje humano. 163. Para ste no hay vnculo que pueda sustituirse al de la religin. 164. No hay moral ms sublime que la de Jesucristo: ella reprende hasta las intenciones, y ordena el perdn de los enemigos. 165. No hay un mandamiento del declogo, de cuya infraccin no resulten graves males as al individuo como a la comunidad. El cristianismo es una ley toda de amor. No slo fue el temor quien pobl la tierra de dioses. 166. La religin, lejos de estar en pugna con la filosofa, le presta el ms firme de sus apoyos para hacer triunfar la causa del gnero humano. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:10 78

PAGE 91

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 79 / 79 / 79 / 79 / 79 167. Importancia de una slida educacin religiosa desde la tierna infancia, para infundir sentimientos tiernos y elevados. 168. El vinculo de la ley sin el de la religin es insuficiente para estorbar que se establezca entre los hombres un sistema de justicia aparente, y de iniquidad verdadera. 169. Aunque la religin sea el mejor sostn de la moral, siempre ser muy conducente emplear la persuasin para poner las ventajas de sta al alcance de la primera edad. 170. La supersticin degrada al hombre, el fanatismo le encruelece y la incredulidad le corrompe. 171. A la filosofa toca ser centinela de la Moral, para impedir que la frgil humanidad sea dividida o contaminada por tan horribles plagas. Luz3-1.p65 28/08/01, 11:10 79

PAGE 92

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 80 \ 80 \ 80 \ 80 \ 80 \ Luz3-1.p65 28/08/01, 11:10 80

PAGE 93

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 81 / 81 / 81 / 81 / 81 1.El presente elenco es muy poco conocido, y no lo menciona ninguno de los bigrafos de Luz Caballero, no obstante haber sido impreso. (A. Z.)VI VI VI VI VI ELENCO DE 1839 ELENCO DE 1839 ELENCO DE 1839 ELENCO DE 1839 ELENCO DE 1839 APNDICE CRTICO AL ELENCO DE 1835 APNDICE CRTICO AL ELENCO DE 1835 APNDICE CRTICO AL ELENCO DE 1835 APNDICE CRTICO AL ELENCO DE 1835 APNDICE CRTICO AL ELENCO DE 18351 1 1 1 1ACERCA DE LAS MATERIAS CONTENIDAS EN EL ELENCO DE 1835, AS COMO SOBRE LAS QUE INCLUYEN EL PRESENTE, SERN EXAMINADOS LOS ALUMNOS DE FILOSOFA: DON MARCELO BOTTINO, DON SEBASTIN PICHARDO, DON RAM"N RAMOS, DON FEDERICO MARTNEZ SERRANO, DON MANUEL SNCHEZ, DON ANTONIO REGLIEIRA, DON CRIST"BAL VALDS, DON DIONISIO MATAMOROS. BAJO LA DIRECCI"N DE DON JOS DE LA LUZ, EN EL CONVENTO DE SAN FRANCISCO EL DA 8 DE SEPTIEMBRE A LAS DIEZ DE LA MAANA.

PAGE 95

2.Vid. La polmica filosfica vol III, t. I, pgina 40-42, nota 1 (Roberto Agramonte).ADVERTENCIAAunque las doctrinas que se ofrecen a discusin en el siguiente apndice,2 se hallan implcitamente contenidas en el elenco precitado, al ver que todava una parte de nuestra juventud contina alucinada en la persuasin de que pueden sostenerse sin perjuicio de las otras, ha parecido del caso entrar en un examen especial. Tan justo como patritico motivo me disculpar con los sensatos por el empeo que finco en sostener doctrinas que la ciencia proclama por sobrado evidentes. Pero si se trata de oscurecer la verdad, qu partido resta a sus defensores sino el poner en claro sus derechos? Hoc noc opinionem sed opus cogitent.

PAGE 96

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 84 \ 84 \ 84 \ 84 \ 84 \

PAGE 97

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 85 / 85 / 85 / 85 / 85Area purganda antequam inaedificanda .3DESCARTES 3.“Hay que limpiar el solar antes de edificar en l”.

PAGE 99

1. El eclecticismo de la nueva escuela francesa no slo es un sistema falso, sino imposible. 2. Nada hay ms laudable que el eclecticismo por s propio, pues todo es eclctico, esto es, admite o desecha opiniones de dondequiera que se presentan. 3. Uno de los motivos de que el eclecticismo hallara eco en Francia fue la aplicacin que de l se hizo a la poltica: a un pueblo cansado con la lucha de opiniones fue alucinarle con un calmante el hablarle de conciliacin. 4. Pero la Filosofa es una potencia superior, o al menos independiente de la poltica. La Filosofa trata slo de explicar fenmenos; y en esto no cabe conciliacin de opiniones, por recomendable que sea por otra parte semejante espritu en los negocios de los individuos y de las naciones. 5. Sostener, como lo hacen los pseudoeclcticos, que la Psicologa es una ciencia de observacin, y pretender despus que la ciencia marche por donde no va la observacin, es contradecirse tan palmaria como ridculamente. 6. Otro de los motivos de que hallara squito el eclecticismo fue su aplicacin al juicio sobre las obras literarias y de bellas artes, en donde efectivamente tiene lugar; pinta con verdad Rafael, y tambin es pintor el Correggio. Pero la capciosidad eterna de esta escuela consiste en hacer aplicaciones de semejantes ideas a la ciencia, cuyo carcter es tan diverso. El arte expresa; la ciencia explica. 7. Bajo el nombre de eclecticismo se ha revivido efectivamente el espiritualismo, en cuya resurreccin se hace retrogradar la ciencia. 8. Que este sistema naciese en los siglos de ignorancia, o de menos adelantamientos, ya se entiende; pero que se reviva y aun sostenga en el de las luces y por parte de hombres muy entendidos, no se alcanza tan fcilmente. Procuraremos, sin embargo, dar de ello una explicacin satisfactoria. 9. No se debe entrar en la ciencia sino con la intencin de dar con la verdad, sea como fuere, agrdenos o no nos agrade. 10. Esto quiere decir que algunos pisan sus umbrales con la intencin ya formada, pretendiendo de antemano que tal o cual sistema conduce a lo que ellos tienen por perjudicial. Slo los que tienen el candor de los prvulos pueden entrar en el reino de la ciencia, as como en el reino de los cielos, segn el bello smil de Verulamio. 11. La cuestin para el filsofo debe ser siempre: se ajusta la doctrina a los hechos? conduce o no conduce al absurdo? pero no a lo establecido o no establecido. Si tal fuera el criterio de la verdad, ¡cuntas verdades se hubieran ahogado en su cuna! ¡Gran testigo el sistema copernicano!

PAGE 100

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 88 \ 88 \ 88 \ 88 \ 88 \ 12. Al or hablar tan seriamente a los pseudoeclcticos de la observacin, del rigor, del mtodo, y de la induccin baconiana aplicada a la Psicologa, la incauta juventud los cree sobre su palabra. 13. Para deslumbrar al pblico del siglo dcimonono es necesario valerse de medios diversos a aquellos con que se alucinaba en el decimocuarto. Bajo el lema de imparcialidad y conciliacin encubren las nuevas banderas, errores y nubes que no podran pasar sin esa proteccin. 14. No en vano claman los eclcticos que en todo sistema ha de haber parte de verdad y parte de falsedad: es el nico principio a que son consecuentes: mezclan lo sagrado con lo profano, lo humano con lo divino, lo baconiano con lo platnico, que es una maravilla. 15. Les negamos la existencia de una Ontologa propiamente tal, sin que valga decir con el seor Cousin, que lo nico reprensible en la materia es ir en derechura a la Ontologa sin pasar por la Psicologa. 16. Ni pretendan tampoco refugiarse en la Teodicea para sacar avante su predilecto delirio. Toda la pretendida ciencia ontolgica, o se reduce a una simple proposicin, simple en ms de un sentido, o es de todo punto imposible. 17. Ved ah las tristes consecuencias de creer que lo absoluto es una realidad y no una relacin, o punto de vista a que llega nuestro entendimiento examinando las realidades. 18. Las ideas que ms visos tienen de absolutas son cabalmente las ms relativas; ellas vienen a ser el resultado forzoso de una sntesis, o, en otros trminos, meras funciones de nuestro principio cogitante. 19. Advirtamos empero que esta sntesis es muy diversa de la que opinan los metafsicos que tiene lugar en el juicio; ellos componen ideas ya preparadas, y segn nuestro modo de ver, los objetos son los que comparamos o en la realidad o por el ministerio de la memoria. 20. En comprobacin analizaremos las ideas de sustancia y accidentes, de unidad y pluralidad, y dems conocidas bajo el nombre de categoras; catlogo que es sobrado fcil aumentar o disminuir, sin que merezca la importancia que pretende darle Cousin. Lo a priori se contrapone precisamente a lo abstracto: en esto no han cado los espiritualistas. 21. Las ideas de tiempo y de espacio —cuya historia es la peor hoja de servicios de la razn humana— son derivadas de nuestras impresiones, y eminentemente relativas. 22. Demostraremos que la de espacio se deriva de la de cuerpo, sin que esto sea confundir la una con la otra, como temerariamente lo reprende Cousin a Juan Locke. 23. Pero donde sube de punto nuestro asombro es al notar el ahnco con que pretenden derivar la idea de causa de un principio existente en nuestro interior, cuando es una induccin a que forzosamente ha de llegar el enten-

PAGE 101

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 89 / 89 / 89 / 89 / 89 dimiento por cada uno de nuestros sentidos internos y externos. No le vali a la naturaleza prodigar los conductos patentes y ostensibles, para estorbar que todava se pretendiera la produccin de un efecto sin causa. 24. Cuando se toman las cosas como estn en la actualidad o del todo formadas, sin subir a su origen, es cuando aparecen inexplicables, o se atribuyen a causas sobrehumanas. As el ilustre Herder, encantado con la armona y concierto del edificio de las lenguas, las atribuy a un milagro de la Providencia: el milagro en todo caso estar en nuestras facultades intelectuales. Digamos, pues, con Plinio que todo en la naturaleza es milagroso quando primum in notitiam venit. 25. Entonces por qu reprende a Locke Vctor Cousin que comenzara por la cuestin del origen de las ideas? Ni deba, ni poda hacer otra cosa, mxime cuando tal era el estado de la cuestin despus de haber revivido los cartesianos las ideas innatas. 26. No tratamos, sin embargo, de ser en todo y por todo apologistas del filsofo ingls: todava se encuentran en l infinitas contradicciones y resabios de la antigua metafsica, de este contagio que a todos alcanz; pero en medio de eso se halla en l ms candor y ms doctrina que en la mayora de la escuela eclctica. 27. Mas cmo los mismos filsofos espiritualistas suscitan la cuestin del origen de las ideas, apenas entran en materia sobre lo actual? Porque no puede ser de otra suerte: lo pasado es el medio de esclarecer lo presente. 28. El hombre siente, percibe e induce: aqu est su historia, as en los individuos como en las masas; as en las ciencias como en la poltica. Son, pues, innatas sus facultades, pero no sus ideas. 29. Infirese asimismo que la doctrina de Biran sobre la voluntad no est conforme a la historia de nuestras facultades, pues la atencin y la voluntad siempre vienen en pos de las impresiones. 30. Por qu se ha querido, sin embargo, poner a la voluntad como raz, causa y punto de partida de las operaciones intelectuales? Expondremos el motivo a que atribuimos semejante salto. 31. Si los eclcticos han de ser consecuentes al insinuar que las ciencias mdicas conducen al materialismo, es forzoso que sean borradas de nuestros estudios: delenda est Carthago. 32. Qu filosofa es sta que prodiga que las ciencias naturales conducen al materialismo? Son o no son ciencias exactas? Producen o no producen verdades? ¡Con que las verdades se oponen necesariamente a otras verdades! Nunquam aliud natura sapientia dicit (Juvenal). 33. As se pone en pugna a la religin con la ciencia, para menoscabo de entrambas. Porque los investigadores dirn qu religin es sta que teme a la ciencia? Y los religiosos clamarn qu ciencia es esa que destruye la religin?

PAGE 102

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 90 \ 90 \ 90 \ 90 \ 90 \ 4Vase el aforismo — en la pgina 107 del vol. I (A. Z.)34. Afortunadamente nada ms distante de la verdad. La prueba de la existencia de Dios y de sus atributos sacada de la contemplacin del universo, es precisamente la ms filosfica y concluyente. La famosa de Cartesio, a pesar de su sublimidad, no est fuera del mismo gnero. No hay estudio ms a propsito para inculcarnos los atributos divinos que el de las leyes de la naturaleza. 35. Cmo afirman luego que son muy propias las ciencias naturales para infundir buenos hbitos al entendimiento, bajo ciertas reservas, y esto con ocasin de un Locke, a quien se concede cordura, candor y religiosidad en grado heroico? 36. 4 La historia del joven sin infancia (Gaspar Hauser), la de los sordomudos, la de las ciencias, la de las lenguas, la del linaje humano, todas libros cerrados para los espiritualistas. 37. An las ciencias llamadas morales no hubieran podido adelantar sin los progresos en las fsicas; as para los datos como para el mtodo. 38. En este slido cimiento se funda nuestro sentir sobre la cuestin del mtodo; pero de esto nos ocuparemos en otro lugar. 39. Siendo, pues, la Filosofa propiamente dicha la teora de las teoras, por hallarse encargada de dar cuenta de los fenmenos del espritu humano, cuyo desarrollo se presenta en todo el campo de las ciencias, es de necesidad ir a buscar los datos en todas ellas para constituir la Filosofa. 40. Por tanto son incompetentes en la materia los filsofos puramente metafsicos. 41. Ahora comprenderemos por qu el punto de vista que ellos presentan en la cuestin es el ms superficial, y por lo mismo el menos cientfico. 42. Veremos, pues, si tienen razn, cuando se les niega la Ontologa y otras construcciones por ese estilo, en apelar a que ni los entendemos, pretendiendo ser ellos los encumbradores del espritu humano, y los de la opinin contraria sus groseros amenguadores. 43. Y aqu se nos revela la trascendencia de la gran reforma de Verulamio: reforma que no han comprendido en toda su extensin ni los que le acusan de injusto con la respetable antigedad, ni los que persuadidos de que existen dos mtodos de investigacin en las ciencias, creen muy conciliable el baconiano con el que apellidan racional. Como si hubiera experiencia sin el ingrediente de la razn, ni ejercicio de la razn sin los materiales de la experiencia. 44. Bacon escarmentado, con vista de los reiterados antiguos extravos, nos propone abandonar los espacios imaginarios de la induccin. Slo de esta manera poda labrarse el edificio de la ciencia.

PAGE 103

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 91 / 91 / 91 / 91 / 91 45. En los mismos sectarios de la escuela eclctica puede estudiarse la influencia del buen principio y del malo. Jouffroy, instruido en las ciencias, sabe proponerse y exponer ciertos problemas, por los que adivinamos el campo donde se adiestr, y abandona a Cousin el de las abstracciones, y el de la filologa a Damiron y otros que no hacen ms que repetir y elogiar al maestro. Ex ungue leonem. 46. Tampoco hubiramos podido adelantar en la teora de las ideas sin los conocimientos posteriores suministrados por el estudio comparativo de las lenguas. Aqu est la filologa haciendo grandes servicios a la ciencia, de que los eruditos no han sabido hasta hoy aprovecharse. 47. Son, pues, disculpables los griegos en no haber dado semejante doctrina, pues a pesar de los esfuerzos de su ingenio carecan de estos datos y de los suministrados por las ciencias naturales. 48. Pero qu disculpa podrn alegar los filsofos del da para fabricar nuevas hiptesis o retroceder a las antiguas? 49. Pretenden explicar lo inexplicable, y entonces se ven forzados a considerar que bajo meras palabras se encierran las realidades: llegan a persuadirse de que en pronunciando diferentes signos, han ensanchado la esfera de sus ideas. Dgalo si no la exposicin ontolgica que hace Cousin de ciertos atributos divinos. 0 altitudo!, exclamaremos nosotros con ms razn que l y antes de internarnos por donde l se pierde. 50. Esta conducta no se llama escepticismo, cual pretenden los pseudoeclcticos, o si se quiere que lo sea, lo ser en cuanto debe haberlo. 51. Sin escepticismo no puede haber verdadera ciencia ni verdadera religin. 52. Hay verdades demostradas, de las cuales no duda ningn hombre racional; pero hay pretensiones de demostracin, a las que siempre se opondr la legtima filosofa. 53. De que una cosa no pueda verificarse de cierto modo, jams se inferir en buena lgica que haya de verificarse precisamente de otro: bien pueden darse diversas explicaciones de un mismo fenmeno sin que ninguna de ellas sea la verdadera. Es forzoso, pues, manifestar la contradiccin que envolvera el exponer el hecho de cualquiera otra manera. 54. Pero esto no puede verificarse tan fcilmente en las ciencias de observacin, como lo es sin disputa la Psicologa, por confesin de la misma escuela eclctica; y en este sentido nuestras teoras no son ms que aproximaciones al conocimiento real de las cosas. 55. Luego el estudio de todos los sistemas existentes no da forzosamente el resultado de la ciencia; y ved aqu otro golpe mortal a la pretensa y pretenciosa filosofa del eclecticismo. 56. Como la palabra escepticismo es epteto con que en los tiempos modernos se ha designado a los incrdulos, de ah la mala parte que suele

PAGE 104

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 92 \ 92 \ 92 \ 92 \ 92 \ tomarse, y por eso mismo tildan con ella ciertos filsofos a los de la opinin contraria. 57. Daremos razn con este motivo del modo con que resumiendo Cousin la polmica suscitada por la publicacin de su sistema, ofrece a sus adversarios un dilema en su concepto irrefragable, pero tan ftil en realidad que se deshace en voces et praeterea nihil. 58. El gran pleito filosfico entre la escuela eclctica o espiritualista y la de los verdaderos investigadores ha sido ya irrevocablemente sentenciado ante el tribunal del mundo sabio; habiendo pasado los metafsicos del estado de dominacin al de simple protesta. 59. Por tanto, los sensatos no se inquietaran de esta impotente oposicin, signo infalible de su decrepitud, si no sirviese de gran rmora al desarrollo actual de la razn pblica. 60. El eclecticismo no ha sabido formarse una idea de la ciencia. 61. Su tendencia es ms bien a la erudicin, que no a la investigacin. 62. 5 La escuela eclctica ha ido a buscar la Filosofa a Grecia, Escocia y Alemania, dejndola en su propia tierra. Bueno es saber cmo piensan otros; pero mejor es pensar uno mismo. El empeo de introducir algo nuevo es causa eficaz de muchos extravos. Con este motivo hallaremos la clave de algunas tendencias de Cousin, y aun de varios pasajes de sus escritos. 63. Nada ms opuesto por consiguiente a la letra y espritu de la reforma del gran Cartesio, tan preconizada por estos filsofos. “Cuando somos demasiado curiosos —habla Cartesio— por saber lo que se practicaba en los siglos pasados, solemos quedarnos a obscuras de lo que se practica en el nuestro”. Si tratramos de citar, sera forzoso traer a colacin todo el libro del Mtodo. ¡Ojal se leyera y rumiara por la juventud, y quedaba enterrado el eclecticismo! 64. 6 Los nuevos filsofos temieron, sin duda, que su ciencia fuese por una parte reducida a un captulo, aunque importante, de la Fisiologa, y por otra la entrasen en el terreno de las dems que merecen tal nombre: por eso se han refugiado en el ancho asilo de la erudicin. Algo ms que el ingrediente de la memoria y el trabajo se ha menester para levantar la ciencia. 65. No se nos achaque por esto que tenemos en menos la erudicin: cada cosa tiene su lugar en el cuadro de los conocimientos humanos; y tan ridculo sera, al exponer un reino de la ciencia, reproducir aquella misma teora de los antiguos que qued derribada en virtud cabalmente de los 5.Vase el aforismo XXXIV en la pgina 39 del vol. I (A. Z.) 6.Vase el aforismo XXXIX en la pgina 39 del vol. I (A. Z.)

PAGE 105

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 93 / 93 / 93 / 93 / 93 nuevos descubrimientos —y esto pretenden los eclcticos, y a esto llaman exclusivismo— como tratar de repeler su testimonio en cuestiones en que este forma precisamente la base de la investigacin. 66. En consecuencia, demostraremos cun oportunamente puede aplicarse al eclecticismo aquel famoso dicho de Verulamio: Veritas sepae oritur ex errore nunquam ex confusione. 67. En la concepcin de este sistema se olvid el verdadero espritu del siglo, y sealadamente el de la nacin en que se concibi. 68. El siglo pide imparcialidad, pero no razn para todos, que es injusticia para algunos. 69. Predicar, como ha predicado el eclecticismo, que la Filosofa para estar completamente formada no necesita ms que reunir miembros esparcidos, es negar la ley invariable del progreso humano en todos los ramos. Nam illi quoque (los antiguos) non inventa, sed quaerenda nobis reliquerunt (Sneca). 70. El fundamento de semejante pretensin consiste en que hay cuestiones en la Filosofa en las cuales efectivamente no se ha dado un paso desde Platn y Aristteles hasta nuestros das; fenmeno que depende de que tampoco se puede dar. 71. Por lo mismo, deben abandonarse semejantes cuestiones que hallndose fuera del alcance —y algunas contra el alcance— de la razn humana, no pueden ni deben constituir la ciencia. 72. Ni el mal xito de la tentativa de dos genios del temple y conocimientos de Leibnitz y Kant sirvi de escarmiento a Cousin para acometer una empresa, mucho ms aventurada en s misma que la de aquellos magnates de la ciencia. 73. Al tocar este resultado es cuando se penetra la profundidad de la reforma del gran Verulamio, que nos pide abandonar la investigacin de las causas primeras para consagrarnos al estudio de las leyes del universo —en donde va incluido nuestro espritu—nico concedido a la humanidad. 74. Por eso han querido sostener los espiritualistas y eclcticos —que es lo mismo para el caso— que Bacon habr podido fundar con su mtodo la fsica, pero no la filosofa. 75. Con tan huecas anttesis deslumbran estos hombres a la incauta juventud, que carece de medios para juzgarlos; hacindoles nosotros la justicia de creerlos —a algunos, no a todos— tambin bastante alucinados. 76. Lo ms singular del caso es que repiten a cada momento sus protestas de ser baconianos en cuanto al mtodo, es decir, baconianos en todo, pues Verulamio no trat ms que de proporcionar un nuevo rgano para todas las ciencias, vista la incapacidad del antiguo. La palabra razn no slo representa una facultad, sino el eplogo de las experiencias ms reiteradas y generales: tipo universal de nuestros juicios.

PAGE 106

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 94 \ 94 \ 94 \ 94 \ 94 \ 77. Llega a tal punto el extravo de ideas en cuantos se han alistado bajo las eclcticas banderas, que una de sus divisas consiste en rebajar el mrito de Verulamio —pues es partido completamente organizado con todos sus signos sacramentales— inculcando que la Filosofa del insigne varn es toda material y contrada a la materia, como calculada para la industrial Inglaterra (palabras del profesor Frank), pero no capaz de elevarse ni elevar el espritu; como si la variedad de ejemplos pudiese constituir diversidad de mtodos. Mostraremos su propia obra para manifestar que an somos indulgentes. 78. Todas las ciencias, as las fsicas como las morales, son casos particulares del mismo mtodo general. No comprenden semejantes hombres que el nico medio de formar las ciencias morales es recoger datos e imitar el mtodo de las fsicas. Aqu est la idea inmensa de Verulamio; y aqu donde se descubre el creador y profeta de la ciencia. 79. Aquellas ideas extraviadas, halagando la vanidad nacional, han sido adoptadas hasta por algunos escritores franceses que no pertenecen a la escuela; por ser muy lisonjero dividir el imperio del mundo entre la inteligencia y la industria, reservndose para s el lugar de la inteligencia. 80. Si quisiramos ser de veras justo, diramos al contrario —y dicho sea en paz de una nacin a quien tanto el espritu humano, y cuyos fueros cientficos vindicamos contra los extravos de sus mismos hijos— que raro es el movimiento filosfico, mejor dicho, todos menos el de Cartesio, que no le haya venido a Francia de fuera, y ms de una vez de la Gran Bretaa. Cousin es una nueva prueba de ello en s mismo, y como testimonio de nuestro aserto. 81. Despus de haber los hombres tomado para s la mejor parte, son muy condescendientes con los dems en puntos de menor cuanta. As es la imparcialidad de esa escuela con el ilustre Verulamio. 82. El extravo llega a frisar en mala fe al notar la avilantez con que alguno se ha atrevido a decir que Bacon no nos hace desconfiar de la humana naturaleza, como debiera, en la investigacin de la verdad, cuando precisamente todos sus voluminosos escritos se reducen a la idea maestra de “non vires mentis humanae falso extollanus et miremur, quia vera ejus auxilia non quaerimus: ea vero una est causa et radix fere omniun malorum in scientiis”. 83. No es menos desleal el aserto de que Bacon, aunque introductor de una gran idea, no supo ver todo su alcance, cuando su libro es una fiel historia de lo pasado y una profeca minuciosa de lo futuro. 84. Excusado, pues, ser advertir el consiguiente empeo que hemos fincado en inculcar a nuestros alumnos la desconfianza y prevencin con que deben leer semejantes autores, que a la falta de lgica y profundidad renen la de franqueza y candor. No son filsofos ni en teora ni en prctica.

PAGE 107

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 95 / 95 / 95 / 95 / 95 85. El mayor beneficio que puede hacerse a nuestra juventud nefita en la ciencia, es empaparla en el espritu de crtica. Que estudie antes de fallar: que no repita ni aprenda de memoria. Erudimini qui judicatis. 86. El verdadero antdoto contra tan estrafalarias doctrinas es el estudio de las ciencias experimentales y matemticas en cotejo con las morales. Que vean en todas cmo se ha desplegado el espritu humano, y con esto solo quedan curados. Entre tanto estarn expuestos a caer al primer soplo de dogmatismo, pues en las ciencias no se puede tomar a crdito, sino poseer en propiedad. Desinant enim suum judicium adhibere, id habent ratum quod ab eo quem probant judicatum vident. 87. Pero hay un empeo marcado en desviar a la juventud de esta especie de estudios, en cuya fuente beberan el agua pura de la verdad, o amenazndola de materialismo, o hacindola creer que son groseros e indignos de un alma sublime los objetos de las ciencias fsicas. 88. Quieren establecer los seores espiritualistas una especie de aristocracia intelectual, y se olvidan de que en ninguna ciencia se ha abusado ms de la metafsica que en su hoy irreconciliable antagonista, la medicina; de manera que a este ttulo ninguna ms acreedora que sta al primer lugar asignado por ellos. 89. Mas otros son los derechos con que aspiran las ciencias mdicas al debido rango: ningunas espiritualizan ms al hombre, porque ningunas exigen ms el ejercicio de su razn. 90. Tampoco se acuerdan los metafsicos que estas ciencias ofrecen los ms preciosos documentos para la moral y la legislacin, como ya lo adivin el genio que toman ellos mismos por su primer caudillo. Oigan al maestro: “pues aun el espritu —dice Cartesio— depende tanto del temperamento y de la disposicin de los rganos del cuerpo, que si es posible encontrar algn medio que haga generalmente a los hombres ms cuerdos y ms hbiles que lo han sido hasta aqu, creo que en la medicina es donde se podr dar con l”. 91. Lo particular es que los mismos espiritualistas cuando hacen el papel de jueces aceptan los resultados obtenidos por las ciencias mdicas. ¡Tan irresistible es la fuerza de la verdad! Tienen, pues, dos creencias, una para la teora y otra para la prctica; muy semejantes en esto a aquellos hombres que creyendo en el Destino, son los primeros en invocar los recursos del arte, apenas se sienten invadidos por la ms leve enfermedad. 92. Nosotros tratamos de pensar como se debe, y de obrar como se piensa. As arribaremos ms pronto a esa unidad, tan suspirada como poco entendida por los pseudoeclcticos, o llmense desarmonizadores de las ciencias. 93. Como una muestra de este espritu de querer forzar las ideas a las miras exclusivas de un sistema, fraguado a priori, citaremos la exagera-

PAGE 108

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 96 \ 96 \ 96 \ 96 \ 96 \ cin con que Cousin ha presentado las ideas de Hegel sobre los grandes hombres, la guerra y la victoria. 94. “Hay en una poca diferentes pueblos, por que hay diferentes ideas”, dice Cousin, y nosotros decimos al revs. Veremos cul de las dos frmulas es ms lgica. 95. “La dicha y la desdicha estn repartidas como deben estarlo. No hay accin ni deseo vicioso que no sean castigados tarde o temprano, y casi siempre inmediatamente”. As Cousin; a lo que le advertimos se acuerde: 1 de los trminos de su impugnacin a Helvecio y a Hobbes; 2 de no destruir la idea de la vida futura; 3 de no hundirnos en el fatalismo. 96. La guerra es a veces un mal necesario; pero eso no le quita su naturaleza de mal. Tan absorbido parece Cousin por la importancia de la guerra, que se olvida de los dems elementos que influyen en la civilizacin, y que el mismo ha enumerado antes. No se puede a veces lograr por otros medios los fines que con la guerra se alcanzan? Esto s se llama ser exclusivo. 97. “As no podis hacer que nazca ni que muera el grande hombre antes de su hora” (Cousin). Cabalmente todo lo contrario; hombre grande es aqul que se anticipa a su siglo, que ve ms que su siglo, y que logra o no logra hacerle ver ms. 98. No quiere decir esto que el hombre grande nada deba a su siglo; mxime cuando nuestra doctrina proclama la necesidad de ciertos hechos para el desarrollo de las facultades. 99. Las verdades proclamadas por los grandes hombres, sin embargo de ser verdades, han experimentado la ms obstinada resistencia de parte de la mayora. De lo contrario, cmo puede entenderse que los grandes trabajan a veces para la posteridad, y que son juzgados por ella? 100. Entonces no tendra mrito alguno el hombre que slo consignase en la historia de las ciencias un hecho de que no supiera aprovechar su siglo. 101. “O ningn guerrero debe llamarse grande hombre, o si es grande es forzoso absolverle y absolver en masa cuanto ha hecho” (Cousin). Y si en vez de deberse ajustar la paz, se rompi la guerra? Cada acto del hombre debe ser juzgado por sus antecedentes. Qu derecho es este de infalibilidad del guerrero sobre la especie humana? Esta doctrina en boca de un filsofo sensualista se hubiera llamado maquiavlica. 102. “Pues bien, ese hombre que parece dueo del mundo... no es ms que un instrumento (o un azote) de la Divina Providencia” (Cousin). Esto no ms quieren los guerreros: que la filosofa los absuelva. 103. “La humanidad no se somete a una fuerza extraa (y si la someten?) sino a la fuerza con que simpatiza” (Cousin). ¡Seguramente Cartago am a Roma!

PAGE 109

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 97 / 97 / 97 / 97 / 97 104. “Todo lo que no se resuelve en hechos es nada para la humanidad” (Cousin). Por eso tendr en un ardite la filosofa de ciertos hombres. 105. “La filosofa relativamente a los grandes hombres debe hacer como la humanidad, esto es, considerarlos por lo que han hecho, y no por lo que han querido hacer” (Cousin). De modo que ya en las acciones no tiene lugar la intencin: ni tampoco tiene mrito alguno el hombre extraordinario a quien ocurren felices inspiraciones que no ha podido llevar a cabo. 106. Podramos tambin en la Esttica, o teora de lo bello, ofrecer muestras abundantes de las contradicciones y exageracin de que adolece el seor Cousin. Baste decir por punto general que al instante que entra en el campo de la filosofa propiamente dicha, se extrava lastimosamente: su verdadero teatro es la literatura de la ciencia ms que la ciencia misma; y en ese ramo ha hecho trabajos muy apreciables, sin defraudarle en lo ms leve, antes proclamando paladinamente su relevante mrito como orador, y lo que es todava ms alto timbre, como celoso promotor de la instruccin pblica.7107. Fuera de sus equivocadas doctrinas sobre la belleza ideal, levanta el falso testimonio al sensualismo de que propende a destruir la poesa y el arte (qu ms quieren para atraerse a la generosa juventud?) cuando el espritu de anlisis de nuestra poca es una de las causas que ms han contribuido a abrir nuevas sendas al ingenio, desbaratando algunas doctrinas generalmente veneradas. 108. Se quiere, olvidndose de la historia de su propio suelo, sostener que el sensualismo favorece al clasicismo. Reinaba acaso el sensualismo en Francia en el siglo de Luis XIV, cuando lleg aqul a su apogeo? Se trata de ahuyentar a la juventud de la buena senda, espantndola con el fantasma del positivismo. Pero el que niegue el poder de la divina poesa, negando una grandsima realidad, es el menos positivo del mundo. No hay miedo de que falte el arte: el sensualismo demuestra que est arraigado en el corazn del hombre, y fecundado por el espectculo del universo. 109. Slo las doctrinas de una recta filosofa pueden servir de dique al actual desencadenamiento de la literatura. 110. No es menos injusto el cargo que se hace al sensualismo, pretendiendo que forzosamente ha de negar el derecho natural; sin concebir que no porque se niegue la existencia de las ideas innatas se ha de negar la universalidad de ciertas nociones que forzosamente adquiere todo hombre en virtud de su misma naturaleza, dotada de medios anlogos, y creada precisamente para la sociedad. 111. As, pues, y esto tampoco alcanzan los espiritualistas, nos oponemos a la doctrina de Helvecio sobre la ilimitada influencia de la educacin, 7.Muy sealadamente le honra a nuestros ojos el haber sido editor de Cartesio.

PAGE 110

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 98 \ 98 \ 98 \ 98 \ 98 \ no por seguir los principios de ellos, sino por tacharle todava de falto de observacin y fisiologa. Verase, pues, cun consecuentes son nuestras doctrinas; de modo que el oponernos a Helvecio en la materia es cabalmente a fuerza de ser nosotros ms antieclcticos. 112. Pero estas importantes materias —la de la moral y la belleza— requeriran por s solas todo un elenco crtico, y esto va alargndose demasiado. Ser para la primera oportunidad. De esta manera se da tambin mucha ms unidad al presente, contrado a demoler los fundamentos del bastardo mtodo, y levantar sobre sus ruinas el legtimo. 113. Ya que tanto se ha hablado del mtodo de la observacin por parte de los nuevos eclcticos, sosteniendo su divisin en racional y experimental, podan haberse ocupado en caracterizarlo, para ilustrar cuestin tan importante. A fin, pues, de indicar, no de llenar este vaco, sentaremos las siguientes proposiciones.SOBRE EL MTODO114. El arte de la observacin se cifra por una parte en la invencin y aprovechamiento de fecundos puntos de comparacin, y por otra en tomar cuenta de las dependencias. 115. De esta manera, o seremos conducidos a nuevas observaciones, o caso de no ser posible la inmediata observacin, a ciertas inducciones, o finalmente a una piedra de toque para estas ltimas, en la combinacin con otras relaciones y leyes. 116. La experimentacin est destinada a suplir la insuficiencia de la observacin: ambas son partes del mismo mtodo. 117. Como por rareza se presentan separada y sencillamente las leyes de algunos fenmenos, sino al contrario siempre complicadas y confundidas unas con otras, no es posible dar con ellas inmediatamente y de primera mano. 118. Es necesario, pues, valernos de ciertos artificios para simplificar los fenmenos, para excluir las ajenas influencias, y en cuanto sea posible presentar aquellos casos en que o tengamos enteramente aislado el fenmeno o al menos slo en unin con los ya conocidos. 119. No pudiendo comprender cuando declara la naturaleza simultneamente muchas de sus leyes, es forzoso que amoldemos artificiosamente ciertos casos en donde veamos aislados un fenmeno; obligndola, por decirlo as, a dar una sencilla respuesta a una sencilla pregunta. 120. Y ved aqu realizada la abstraccin, y aplicado bajo la debida forma, el mismo mtodo que ha hecho los prodigios de las matemticas.

PAGE 111

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 99 / 99 / 99 / 99 / 99 121. Hay una especie de desacuerdo entre el modo como se declara la naturaleza y nuestra facultad de concebir: superar este desacuerdo, he aqu el problema; tal fue el de las matemticas, y tal es el de la experimentacin. 122. 8 La experimentacin proporciona a los sentidos un auxilio con que antes no contaban: asla y detiene los hechos, por decirlo as, para dejarte observar. 123. La naturaleza pronuncia a la vez juicios muy complicados, juicios de muchos sujetos y muchos predicados; he aqu el motivo por que no podemos determinar con fijeza cul es el predicado, y a qu sujeto pertenece. 124. Forzoso es, pues, que le proporcionemos mayormente ocasiones de explicarse en juicios de un sujeto y un predicado. Al punto que as lo hace, la comprendemos sin esfuerzo: entonces conoceremos la constitucin de una fuerza determinada y la sabremos distinguir despus, aun cuando aparezca junto con otras. 125. Se hace tanto ms necesaria la separacin, cuanto que este es el medio de evitar el error a nuestra limitada comprensin, y que slo as podemos asentar juicios y observaciones. 126. Y he aqu explicados los grandes resultados del mtodo fundado en la experimentacin. 127. Los ensayos sirven meramente para alejar las dificultades, y presentar los fenmenos a la inteligencia en tan sencillo cotejo, que puede sta juzgar rectamente con todo conocimiento y sin ilusiones. 128. Haciendo los ensayos un oficio algo parecido al que prestan las matemticas, tambin se les contraponen en cierto modo. 129. Ambos procedimientos procuran obviar la diferencia entre nuestra comprensin y los fenmenos compuestos; pero las matemticas lo verifican dando a nuestras ideas ms amplitud, simplificando y haciendo ms visibles las relaciones, subiendo de una a otra y hasta a combinaciones que sin este medio artificial excederan nuestra capacidad. 130. La experimentacin, por el contrario, supera esta misma dificultad obligando a la naturaleza a hablar ms sencillamente que de costumbre, y a explicar del modo que pide nuestra capacidad y arreglado al acto simple de nuestra nocin. Los matemticos pueden ser difciles, pero los metafsicos son confusos: ellos han sido los verdaderos alquimistas, y algo ms, de la razn humana; habindoles cabido la misma suerte y por las mismas causas. 131. Ambos medios se favorecen mutuamente, y en su conjunta aplicacin dan por resultado la altura a que han llegado las ciencias naturales: lo 8.Esta proposicin y las seis que le siguen forman el aforismo LXIV visible en la pgina 46 del vol. I (A. Z.)

PAGE 112

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 100 \ 100 \ 100 \ 100 \ 100 \ que ya no parecer inexplicable, toda vez que slo este procedimiento es conforme al verdadero acto del juicio, de la comprensin y de la nocin. 132. Esto aparecer ms claramente reflexionando sobre la naturaleza de la abstraccin y del lenguaje, a que est esencialmente enlazado todo pensamiento. 133. Las ideas generales en el fondo representan signos o clases. Los primeros vienen en pos de la comparacin de varias relaciones parciales, las que precisamente a causa de esta circunstancia son claras para la limitada comprensin del hombre, y as hacen las veces de ensayo o experimentacin. 134. Las clases, por el contrario, son efectivamente composiciones, pero slo con respecto a ciertas relaciones parciales que la comparacin ha suministrado: ellas son el producto de signos comprendidos, y corresponden en las ciencias naturales a las dependencias descubiertas entre los fenmenos, o, por mejor decir, a sus leyes. 135. En cuanto a la completa organizacin de las lenguas bien desarrolladas, sostenemos que ofrecen un paralelo exacto e ntimo con las matemticas, y su aplicacin prctica para el pensamiento descansa enteramente en la misma base. 136. Ellas facilitan, pues, la marcha del pensamiento, por comprender como unidades en ciertas formas breves series enteras de operaciones, que de otra suerte sera forzoso hacer separadamente, dando as mayor claridad y alcance a nuestras potencias. 137. Este poder mgico fue el que deslumbr a Condillac, y el que haba deslumbrado a otros grandes hombres as en lo antiguo como en lo moderno, respecto a la aplicacin de las matemticas a los dems ramos de los conocimientos humanos. No advirtieron, ni en parte podan advertir, que el mtodo es uno mismo, pero los medios, aunque anlogos son diversos. 138. As que el mismo mtodo de la observacin nos proporciona otro documento importante para la investigacin de la verdad, esto es, no argir de las ideas de un orden a las de otro diverso. Lo que ya apunt, aunque no explic ni aplic el grande Aristteles. 139. Determinada la diversa naturaleza de las ciencias, se demuestra que las hiptesis pueden ser tiles en las ciencias fsicas, con el carcter de interinas, y no en la Psicologa, donde no es posible apelar al medio de la experimentacin, y as tomaran el de perpetuas. 140. Viendo a esta luz los argumentos de los eclcticos, no slo se podr descubrir su futilidad, sino tambin explicar una de las causas por que ms ofuscan a la inocente mocedad. Apenas hay una hoja de Cousin, donde no tropecemos con ese procedimiento. 141. Sostngase, despus de esto, que no es uno mismo el mtodo, mutatis mutandis, con slo aquellas modificaciones que pide la naturaleza

PAGE 113

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 101 / 101 / 101 / 101 / 101 del asunto; mejor dicho, el alma del mtodo se cifra cabalmente en atender a esa distincin: de lo contrario, habra tantos mtodos cuantas materias. 142. Y aqu, y slo aqu est la unidad, esa unidad tan apetecida. 143. Para los que aun puedan dudar de la universalidad del mtodo, haremos aplicacin de esta doctrina a varios casos tomados de los diversos ramos del saber humano 144. Nos servir asimismo de comprobante la historia de todos los extravos de la antigua metafsica, cuya fuente se reduce a aplicar ideas de un orden a objetos de otro. 145. De dnde, pues, el empeo del eclecticismo en desacreditar la filosofa del siglo dieciocho, caracterizada por el espritu de anlisis, a pesar de sus demasas, y el de encumbrar la antigua metafsica, viciosa en su misma base y mtodo? 146. Tratan o no tratan de entronizar las palabras en lugar de las cosas? Reviven, pues, el escolasticismo; haciendo a la razn humana cuanto perjuicio pueden inferirle en medio de las luces del siglo diecinueve. Ibi omnis effusus labor. 147. Seamos, pues, verdaderos eclcticos en or a todos los partidos; pero semoslo tambin en tener opinin propia. No esperemos saber lo que se piensa por otros filsofos para poder pensar nosotros mismos. 148. La ciencia, es verdad, debe saberlo todo, as los aciertos como los extravos; pero es para explicarlo todo, no para admitirlo. 149. La tolerancia dice relacin a nuestras acciones; pero de ningn modo a nuestras ideas. Se toleran los extravos, pero no por eso dejan de serlo. 150. El exclusivismo, con que tanto tratan los pseudo-eclcticos de espantar a la juventud, es de todo punto indispensable para constituir la ciencia. Repetimos que la poltica y el arte no son la ciencia, si bien sta explica a aquellas completamente. Hay diferencia entre el ser y el convenir que sea. 151. El patriotismo debe ser el primer cooperador de la ciencia. ¡Ay de aquellos que los divorcian! Funesto divorcio que unido al que causan los eclcticos entre la religin y la ciencia, hace temer una terrible reaccin para la causa moral. 152. Porque el eclecticismo ha de ser forzosamente transitorio: nube que pasa por el sol para hacernos ms apreciable su vivificadora luz.

PAGE 115

VII VII VII VII VII J J J J J OS DE LA LUZ CABALLERO OS DE LA LUZ CABALLERO OS DE LA LUZ CABALLERO OS DE LA LUZ CABALLERO OS DE LA LUZ CABALLERO ELENCO DE 1840 ELENCO DE 1840 ELENCO DE 1840 ELENCO DE 1840 ELENCO DE 1840 NOCI"N DE LA FILOSOFA NOCI"N DE LA FILOSOFA NOCI"N DE LA FILOSOFA NOCI"N DE LA FILOSOFA NOCI"N DE LA FILOSOFAESTTICA, MORALSOBRE LAS MATERIAS FILOS"FICAS CONTENIDAS EN EL SIGUIENTE ELENCO SERN EXAMINADOS (AQU LOS NOMBRES DE LOS ALUMNOS) BAJO LA DIRECCI"N DE DON JOS DE LA LUZ, EL 13 DE SEPTIEMBRE DE 1840, A LAS DIEZ DE LA MAANA, EN EL CONVENTO DE SAN FRANCISCO

PAGE 117

...Dejad correr la controversia: si los contendores dan muestras de investigacin nueva y profunda, en una palabra, de razn, ganar siempre en ello la razn. Si os valis de otros medios que los de una libre discusin, si gritis contra el crimen de lesa majestad, si llamis en vuestro auxilio a aquellos mismos que no entienden palabra de tan sutiles especulaciones, como para apagar el incendio, os ridiculizis indefectiblemente. KANT

PAGE 119

NOCI"N DE LA FILOSOFA1. Son varias las acepciones en que se toma la palabra Filosofa: 1 Cualquier conocimiento adquirido por el raciocinio, y en este sentido se confunde con la ciencia. 2. El porqu de la ciencia, y as se dice: la filosofa de las matemticas, de la jurisprudencia, lo que llaman los alemanes parte trascendental, el trmino de la especulacin. 3. El estudio de las facultades intelectuales, o sea la Psicologa y la Lgica, como desprendidas y aparte de las ciencias naturales, y junto con la tica, clasificadas bajo el nombre y formando parte de las ciencias morales. 4. El estudio de los diversos sistemas filosficos que han reinado en la historia de la humanidad. As la filosofa cousinista y su maestra la hegeliana. 5. Pero ninguna de las mencionadas es la nocin legtima de la Filosofa. Nosotros concebimos la filosofa en cierto modo como la concibieron los antiguos: un sistema de doctrinas o dogmas que as se ocupa en la exposicin de las leyes del hombre y del universo, como en la prctica de sus pensamientos o acciones. 6. Todo sistema que aspire al nombre de filosofa ha de ofrecer respuesta plausible a esta triple pregunta: “Quin eres? de dnde vienes? y a dnde vas?”. 7. Por consiguiente, ninguna verdadera filosofa puede ser indiferente, ni expectante, en el problema siempre renovado, y siempre urgente, que presenta la humanidad. 8. Por eso toda la filosofa se dirige forzosamente al entendimiento y al corazn. 9. Como que no se da acto ninguno en la humanidad exclusivamente espiritual o exclusivamente corporal. Quien dijo acto, ya dijo manifestacin, y quien dijo manifestacin, ya dijo causa (lo espiritual) mostrada en el efecto (lo corporal). 10. As es que toda filosofa lejos de ser impa e incrdula, envuelve precisamente una religin, un sistema de dogmas y doctrinas encaminado a la moral, a la prctica, que es consecuencia forzosa de la terica, o nociones adquiridas sobre Dios, el hombre y el mundo. 11. De aqu se infiere igualmente que el escepticismo, lejos de poder aspirar al rango de sistema, como falsamente lo califica M. Cousin, es un estado forzoso y transitorio de aquellos entendimientos que son precisamente ms dogmticos.

PAGE 120

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 108 \ 108 \ 108 \ 108 \ 108 \ 12. Estos sencillos principios envuelven la refutacin del Eclecticismo Cousiniano; sistema tan mezquino en s propio, que apenas puede profundizarse por cualquier lado, sin quedar impugnado, o arrollado. ¡Peregrina ocurrencia, sin duda, haber apellidado filosofa a la negacin absoluta de toda ciencia! 13. Sin sistema no hay filosofa, y el eclecticismo no tiene ninguno. 14. Si M. Cousin confiesa, como lo hace en el Prlogo de Tennemann que “es de toda evidencia que ninguno de los cuatro sistemas indispensables segn l, es absolutamente verdadero, puesto que cesar de serlo, al encuentro de la verdad absoluta que apareciendo, ilustrar, unir y someter a todas las inteligencias”, adnde ha ido a parar esa misma necesidad absoluta de los cuatro sistemas? Es imposible refutarse mejor a s mismo que lo que hace M. Cousin en su eterno conflicto. 15. Despus de elevar a sistema el escepticismo, sustenta en el Prlogo de los Fragmentos que el espritu humano no puede vivir ms que de fe, que slo cambian las formas de la fe en la historia, que el espritu del sigloXVIII no ha menester de apologa, pues existi, y existi por Dios. Se le acusa —contina— de incredulidad y de escepticismo; pero no es incrdulo ni escptico sino en lo que debe serlo, en lo que no entiende, y en lo que no puede creer, donde tendra que abdicar su independencia si se sometiera sin examen a quien quisiera imponerle sus leyes. Luego el siglo XVIII, presentado por el mismo Cousin en otros infinitos lugares como el prototipo del escepticismo, no tiene un escepticismo sistemtico, y queda puesto a mayor altura de la en que nosotros mismos lo colocamos. 16. El propio eclecticismo, como escogedor entre los dems sistemas, supone ya un sistema, ya una verdad conocida, para graduar la verdad de los dems. Vase tambin el Prlogo de 1826. Por eso dijimos en el pasado Elenco, que era un sistema no solamente falso, sino imposible. 17. Nuestro siglo, a fuer de comunicativo es eminentemente eclctico en el sentido de eminentemente imparcial. Pero entender el eclecticismo como la conciliacin de todos los sistemas, y creerlo as realizable, es la idea ms mezquina y superficial que jams entr en un cerebro que aspirase al rango de filosfico. 18. Ya en otra ocasin hemos manifestado la influencia apagadora del eclecticismo contra todo verdadero progreso. 19. Ahora notaremos, en comprobacin, su falta absoluta de ideal. 20. El eclecticismo no trata de edificar, sino de contemplar framente lo edificado. Y quines son los que han hecho progresar a la humanidad, los que han mirado para atrs, o los que han mirado hacia adelante? 21. Dar cuenta de todos los sistemas y despejar la verdad que haya en cada uno de ellos, es cuando ms un medio, pero slo un medio para la ciencia, que se constituye eficazmente con otros recursos ms poderosos.

PAGE 121

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 109 / 109 / 109 / 109 / 109 22. No como hormiga que trae y amontona, sino como abeja que escoge y asimila ha de ser el legtimo filsofo. 23. En la historia no hay eclecticismo. Dnde estn los filsofos que han cultivado el eclecticismo como un mtodo, como una filosofa? La escuela de Alejandra? No. El mismo Cousin confiesa que no fu eclctica en el sentido que l da a la palabra. La doctrina de Lactancio y otros Padres de Iglesia? Tampoco: que siempre fue sntesis y tir a la unidad. 24. Dicho se est que no desatendamos las verdades que los diversos cultivadores han recogido en el campo de las ciencias: advertencia que es menester hacer, porque los seores eclcticos, en negndoles su principio de conciliacin universal, nos imputan que condenamos en cuerpo y alma a la humanidad y a los primeros caudillos de la humanidad. 25. Es una hereja para esos seores el sustentar que se equivocaron algunas veces los Platones y los Leibnitzes. 26. Confunden constantemente el error con el motivo del errar. Por dondequiera que se les examina, acusan la confusin y superficialidad de sus ideas. 27. Las doctrinas no las constituyen los hechos, sino el modo de ver los hechos. 28. Los hechos, sin embargo, pueden hacer que cambien las teoras. 29. As que, con los mismos hechos tenemos diversas teoras, porque tot capita, tot sentenciae; y con los mismos y algunos ms, con mayora de razn, tenemos tambin diferentes doctrinas: as, no es extrao que los mdicos difieran de los metafsicos en sus teoras: los primeros tienen acerca de ellas todos los datos que cuentan los segundos y algunos ms: aprendan pues stos los que les faltan, en lugar de decir a aqullos que se olviden de los que ya poseen. 30. Donde no hay convicciones, no puede haber filosofa. 31. Cmo puede hablar al espritu una filosofa que contempla framente los sistemas, sin empeo por establecer ninguno? 32. As la palabra de M. Cousin y de sus partidarios es una palabra muerta y sin uncin, que podr a lo sumo deslumbrar y confundir: jams encender ni edificar. 33. El nico sistema a que puede conducir esta falta de sistema es a un escepticismo completo de todas materias, caso de ser estos hombres consecuentes. 34. Empero como no lo son, se contentan con relatar nombres y doctrinas, credos de que la erudicin es la ciencia, y la memoria el instrumento favorito para edificarla. 35. As estudian la ciencia, que no es la ciencia de un modo puramente literario, abandonando de todo punto la verdadera investigacin.

PAGE 122

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 110 \ 110 \ 110 \ 110 \ 110 \ 36. Saben pues a veces lo que no han menester, e ignoran lo que les hace falta. 37. La juventud se aviene a ello con mil amores, porque en su comezn por brillar, encuentra ms fcil repetir historias y nomenclaturas que acometer penosas investigaciones y seguir profundos y dilatados raciocinios. 38. Si con la debida seguridad emprendieran estos estudios, sentiran —como lo henos sentido nosotros— que ni aun para el favorito de la historia de la filosofa existe un texto escrito en el espritu de encadenamiento que anhelamos descubrir en las doctrinas de los diferentes caudillos y pocas de la humanidad: listas, nomenclaturas, noticias sueltas, esto tenemos en abundancia: enlace, filiacin y procedencia de las ideas, esto es lo que habemos menester. 39. Con este motivo, haremos crisis de la nulidad de los trabajos propiamente filosficos del eclecticismo. Ya no se examinan en la ciase de ciencias morales del Instituto Francs problemas como el de “la influencia del hbito sobre la facultad de pensar”; ahora se investiga la autenticidad de los escritos de tal o cual filsofo antiguo. Sea muy en hora buena, pero llmase a esto filologa, no filosofa. Basta este simple cotejo para juzgar de las dos pocas. 40. Entre nosotros particularmente es ms fcil que hallen eco semejantes opiniones, no slo por la influencia siempre poderosa de la moda sino por la falta de criterio que reina en nuestra juventud, destinada en su mayor parte al estudio de la jurisprudencia y literatura, y careciendo de los datos fundamentales para formar juicio en estas materias. 41. Por eso la tendencia a un tiempo cientfica y patritica de nuestras doctrinas es a despertar en nuestra mocedad el gusto por las ciencias naturales y matemticas. Y a este titulo hemos saludado como aurora de ilustracin el establecimiento de una ctedra de higiene pblica. 42. No comprendera la enseanza filosfica en nuestro suelo, quien se limitase a darnos las reglas del buen discurrir que se repiten desde Aristteles hasta nuestros das, junto con la doctrina de las ideas. 43. Para que la filosofa llene cumplidamente sus altos fines entre nosotros, fuerza es que ante todo la apliquemos como un remedio a nuestras presentes necesidades, o sean, achaques intelectuales y morales. 44. Qu se logra con la estril exposicin de las reglas del raciocinio, si se discurre miserablemente por falta de una simple ojeada siquiera sobre esta magnfica sntesis del universo? 45. Si hasta a los mismos caudillos del eclecticismo se les escapa esta idea comprensiva de las ciencias en su conjunto y armona, qu no ser a una juventud nefita, y a veces no iniciada en la investigacin? 46. ¡Cun fcil no es pues hacerla vctima, ora del sofisma, ora de las ilusiones que deslumbran a esos mismos pretendidos maestros!

PAGE 123

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 111 / 111 / 111 / 111 / 111 47. Porque todo el secreto del dao consiste en apelar al principio de contradiccin, que es puramente lgico o analtico, cuando se trata de existencias o realidades en la naturaleza. 48. No se han formado una idea, aun despus de lo escrito por Kant, sobre la diferencia entre las ciencias matemticas y las dems, que todas son de observacin, o recaen sobre existencias. As pretenden, sin saber lo que pretenden, que la existencia de Dios, v. g. se les demuestre matemticamente. Res ipsa vetat. Aristteles podra tambin inundarlos de luz sobre la materia. El secreto de la exactitud matemtica consiste en no poder ir el entendimiento contra nuestro propio supuesto: as que se ocupa esta ciencia en la deduccin del supuesto, no en la entidad de las cosas. 49. Como por otro lado carecen de puntos de cotejo para graduar las fuerzas de la naturaleza, hallan contradictorio y absurdo en su cabeza, lo que es ms obvio y natural a los ojos de un observador medianamente ejercitado. 50. As los vemos admitir principios para unas ciencias no ya diversos, sino opuestos, a los principios de las otras. 51. Qu puede resultar de tal estado de cosas? El caos y la indiferencia: no pocas veces, la intolerancia. 52. Ahora se entender asimismo la facilidad con que se les hace abandonar un sistema por otro, un libro viejo por otro nuevo. 53. En el estado de semejantes entendimientos, no es extrao que tomen por hombre profundo en una materia a quien apenas toca la que ellos completamente ignoran, y as vayan por donde se les quiera conducir. 54. ¡Cuntos jvenes, estimables por otra parte, vista la falta de datos de Cousin y de ellos mismos sobre las leyes de la sensibilidad, han tomado a Jouffroy por un filsofo consumado a causa de su bello talento de exposicin de algunos fenmenos intelectuales! Pero no han podido juzgar que los retratos de este expositor con casi siempre infieles, o por lo menos incompletos. 55. Es tanto el atraso que entre los tales reina sobre las buenas doctrinas, que todava hay quien nos diga que la autoridad es un criterio o medio legtimo de juzgar, cuando slo es uno de los medios de adquirir conocimientos exactos o inexactos, siendo as que el criterio de autoridad es una forma del mismo criterio de razn y experiencia. 56. Culpa es sta de la misma fuente: de esas doctrinas o ilusiones metafsicas que M. Cousin ha mezclado con su sistema de eclecticismo, que para ser ms descabellado, ha tomado por realidades las abstracciones. 57. Esa razn que es el mismo Dios: esa razn impersonal, que en el yo mismo est acusando la personalidad: ese yo que es voluntad, pero no inteligencia, ni sensibilidad, como si ni aun el pensamiento pudiera separar

PAGE 124

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 112 \ 112 \ 112 \ 112 \ 112 \ la inteligencia del hombre; pues del hombre es de quien se trata, con los grmenes fecundos de tales y tantos extravos! 58. As pretenden establecer un abismo entre la sensibilidad y 1a inteligencia, y hasta una contraposicin entre el hombre y los animales. 59. Lejos, pues, de buscar la clave de los fenmenos al parecer inconexos para encadenarlos entre s, desatan y desarmonizan an aquellos que estn ms visiblemente enlazados en la naturaleza. 60. En la cual ms bien que contraste o armona existe variedad y subordinacin. 61. As pues, no hay un reino animal contrario al reino vegeta], sino un reino vegetal subordinado al reino animal; as como un linaje humano que contiene todo lo que hay en el animal, con el agregado importante de la racionalidad que le sublima sobre los dems seres. 62. Ya el ahnco de buscar este contraste haba hecho desbarrar al gran Leibnitz, y posteriormente a un psiclogo del mrito de Maine de Biran, sustentando que la memoria y la imaginacin pertenecen al cuerpo y son, por lo mismo, fatales. 63. No vio el insigne metafsico el abismo que se abra a sus plantas; pues si dichas facultades son corporales, no hay una en el hombre que no lo sea. 64. Estemos, pues, firmes en la buena doctrina, que es la del Anglico Doctor; no confundamos los rganos con las facultades, aunque todas las facultades para su ejercicio requieren rganos indefectiblemente. 65. No tratemos ni de encumbrar ni de rebajar la humanidad, sino de pintarla exactamente como es en s misma. 66. Doble deber del filsofo es hacerlo as: 1 como sacerdote de la verdad; 2 como instituto de la moral, a quien para ser eficaz incumbe saber la realidad de las cosas. 67. Nada ms inmoral en sus efectos, ni ms opuesto a la verdad en sus principios, que ese fatal divorcio que el eclecticismo cousiniano ha querido establecer entre la inteligencia y el sentimiento. 68. El sentimiento, base de la ciencia, de la religin y del arte; el sentimiento, vnculo del linaje humano, origen y padre del ideal: fuente de la semejanza y de la diferencia entre los hombres: l es quien los hace yo, y l es quien los hace nosotros. 69. Lo singular del caso es que establezca esta dualidad el mismo que sustenta la trinidad del hecho de conciencia. 70. Si el hecho de conciencia lo constituye una trinidad indivisible, cual creemos nosotros, cmo puede entenderse ese yo sin inteligencia, y esa voluntad impulsando a la atencin, y disponiendo de todos los rganos para ejecutar sus decretos? 71. El hombre: he aqu el estudio propio del hombre, no precisamente el estudio de los delirios de los hombres sobre el hombre.

PAGE 125

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 113 / 113 / 113 / 113 / 113 72. No hay acto del hombre en que no se revelen esos tres actos consabidos: como que el hombre no es un espritu puro: no dndose un solo fenmeno dentro ni fuera de l, que sea puramente espiritual ni puramente corporal. 75. Estas sencillas indicaciones bastan para hacer justicia de todos los delirios e inconsecuencias en que se ven forzados a incurrir los eclectizantes en sus proyectos de conciliacin. 74. Lo cierto es que apenas entran en materia todos los ms famosos idealistas, cuando olvidados de su propsito con el calor de la composicin, y arrastrados por la misma fuerza de los hechos, vienen a parar a las consecuencias que tanto huan del ms neto sensualismo. Aduciremos ejemplos notables de Platn, Cartesio, Leibnitz, Maine de Biran, y si es lcito despus de tanto magnate del pensamiento, citar a los pensadores oficiales, los mismos Cousin y Jouffroy nos dan de ello frecuentsimas muestras. 75. La mentira al fin mata, aunque salvando momentneamente: difcil es seguir con paliativos, cuando hay quien haga sentir las necesidades de medios radicales. 76. As ha sucedido a los eclcticos lo que a loa neutrales en tiempo de guerra: todos los partidos los han refutado a ellos, y ellos no han podido refutar a ninguno. 77. Por eso los investigadores de lo absoluto los reducen al silencio, porque parten aquellos seores de un punto por donde no pueden llegar a l; y los de la escuela contraria, fundados en el mismo terreno de la observacin que los eclcticos invocan, les claman que no puede haber adelanto en psicologa sin entrar en el campo de la fisiologa. 78. Quin no creyera que M. Cousin proclama estos principios, al ver que asienta que para conocer el entendimiento humano, es menester conocer la naturaleza humana? Y sin embargo, ese mismo hombre gratuitamente quiere encerrar a la naturaleza humana en el circuito de su estril psicologa. 79. Sepa que la conciencia es fenmeno, mas no causa: la causa es la vida, o el alma, revelada tambin en el yo que es otro fenmeno. 80. Nada ms natural, sin embargo, ni ms ordinario en el lenguaje que tomar el efecto por la causa: as la palabra yo representa el uno y la otra en el idioma de los metafsicos. 81. De lo contrario, podra tener lugar la insulsa doctrina de M. Jouffroy sobre el yo observando al yo por medio del yo. 82. Son tan benditos y acomodaticios estos seorea que proclaman el principio de observacin interna, negando al mismo tiempo la existencia de los rganos para verificarla: de modo que llegan a ser tan sensuales estos espiritualistas, que reducen a ver todo el sentir: en suma, no creen sino en lo que ven.

PAGE 126

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 114 \ 114 \ 114 \ 114 \ 114 \ 83. Preparmonos, pues, para or delirios y ensueos en las doctrinas de los eclectizantes; y vayan dos muestras de M. Jouffroy: la primera, dividir los hechos de observacin en sensibles e insensibles; segunda, declarar que el sueo se halla en el alma en plena libertad, cuando nunca se encuentra ms esclava, bajo el imperio de los rganos. 84. Por su parte el maestro Cousin no se descuida en prodigar metforas sobre el teatro y el vehculo de la conciencia, sobre la posesin que de ella toma el espritu, y otras por el estilo, que despus se ve obligado a abandonar y sustituir por algunas nuevas metforas doblemente perjudiciales, porque nos da figuras, cuando debe suministrarnos frmulas; y porque han extraviado miserablemente a los de allende y aquende de su escuela, acostumbrada as ms y ms al alimento de palabras con preferencia al de realidades.ESTTICA85. Tiempo es ya de volver los ojos sobre el fatal influjo de esas doctrinas en la teora de la belleza y del arte, o sea la Esttica; cumpliendo as nuestra promesa de la proposicin 112 del Elenco pasado, donde ofrecimos para la primera oportunidad algunas muestras de las doctrinas de Cousin sobre la belleza y la moral. 86. Ese absoluto que busca M. Cousin, y que no es ms que una palabra en sus labios, es quien le ha extraviado lastimosamente en su exposicin de la idea de lo bello. 87. Quiere M. Cousin contrastar el ideal con el sentimiento, cuando el ideal es hijo legtimo del sentimiento. 88. Esta palabra sentimiento tiene algo de odiable y ominoso para M. Cousin, visto que siempre quiere excluir este elemento de cuanto hay de noble y grande en la humanidad: y la grandeza de la humanidad est en el sentimiento; y el alma es sentimiento e inteligencia. 89. El hecho de la divergencia de gusto entre los individuos, proveniente de sus impresiones, hizo desechar a M. Cousin el sentimiento como base del gusto en el arte: a poco que se reflexione se hallar que en el sentimiento mismo est la raz de la convergencia y de la divergencia; es decir, que somos individuos y especie como partes del todo que llamamos linaje humano. 90. Es, por consiguiente, tambin extraviadsima la idea que nos considera uniformados en la inteligencia, y diversificados en el sentimiento: y todo ello por el prurito de adjudicarle a la inteligencia cuanto tenga un carcter de constancia y de perpetuidad, y al sentimiento cuanto hay de

PAGE 127

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 115 / 115 / 115 / 115 / 115 variable y contingente. ¡Qu los sentimientos del corazn no son uniformes y constantes en todos tiempos y naciones, tanto o ms que los hechos del entendimiento! ¡Ay de la causa de la moral, si los hombres no pudieran uniformarse por el vnculo del sentimiento! 91. No hay, pues, contraposicin verdadera entre lo real y lo ideal: lo ideal es una realidad de la humana naturaleza. 92. As se deja comprender que el artista recibe de la naturaleza y devuelve bajo su propia forma de inneidad lo que de ella ha recibido: a la manera que el filsofo, tambin inspirado por cuanto le rodea, imprime su estampa en la prole con que regala al universo. 93. Cmo puede concebirse la formacin de la conciencia universal sin la base del consentimiento? y el consentimiento de dnde pende? De la universalidad o igualdad del sentimiento. 94. Y aqu se nos revela que la cuestin del arte es a un tiempo la misma de la filosofa, de la moral y de la religin. 95. Tampoco se nos tachar, por ser partidarios del sentimiento, como destructores del ideal; muy al contrario, creemos que lo apagan de todo punto, o que al menos no saben dnde para, los que le alejan de semejante origen. 96. Consecuencia de nuestra doctrina es sustentar que el artista no copia rigurosamente de la naturaleza exterior, sino del ejemplar que le ha hecho formar su propio sentimiento. 97. Cmo pueden explicarse en la teora de lo absoluto, de un modelo inalterable y nico en la belleza, las variedades de belleza que en el mismo orden producen diferentes artistas? 98. Vase, sin embargo, cun sencillamente se expone el fenmeno en nuestra doctrina: el artista ha sentido en un grado y modo, suyos propios, nuevos por consiguiente a la humanidad; pero que sta no hubiera podido conocer, que habran sido completamente intiles para ella, si en su pecho no tuviera los resortes que se mueven al comps e influjo de esta novedad: aqu est el sentimiento. 99. Rara es la cuestin trascendental en filosofa en que no intervenga la del origen de las ideas; y respecto a la de belleza, como de otras abstractas, conviene advertir que nuestro espritu no siempre necesita generalizar para abstraer: o sea, que la abstraccin es en dos maneras: advertencia que nos vemos en el caso de hacer, pues los contrarios nos echan en cara que clasificamos, o formamos grupos, cuando no entienden la derivacin de las ideas. Cousin hace igualmente esta distincin bajo otra forma; pero es para no ser consecuente con ella, como acostumbra. 100. Decir como asienta M. Cousin, que “la idea de lo bello puede aparecer en el seno de la naturaleza, pero siempre de una manera encubierta y mutilada”, es, en primer lugar, no saberse explicar; y, en segundo, hallar ms hermosura en las obras del hombre que en las del Creador.

PAGE 128

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 116 \ 116 \ 116 \ 116 \ 116 \ 101. As lo dice expresamente, cuando afirma despus “que ella —la idea de belleza— se presenta de un modo ms esplendente en las obras humanas”; sin meterse a profundizar las causas del placer que suele experimentar la humanidad en las obras del arte, superior a veces al que le inspira las de la naturaleza. Procuraremos exponerlas. 102. Nosotros creemos, sin embargo, en general, que la belleza —no la idea de belleza, que reposa en el espritu humano— tan est en la naturaleza de primera mano, que siempre exceden las realidades a las imaginaciones en cantidad y calidad. 103. Siempre, pues, que intente el artista impresionarnos, tendr que tomar y escoger as del mundo fsico como del mundo moral; que todo se reconcentra en su pecho, para luego salir afuera. As, en este sentido, el arte es eminentemente creador. 104. Y esta sola consideracin decide la contienda entre clsicos y romnticos; si no hubiese otras que ya la dirimieran, como la manifestamos en el Elenco de 1835 105. Es de todo punto errnea la distincin que hace M. Cousin entre el juicio que forma el hombre por virtud de una impresin peculiar y el que forma por otra que es en general a la humanidad: dice que “el primer acto es de sensacin, y el segundo de juicio”. Apage nugas. 106. En uno y otro juzga el hombre; pero en el primer caso juzga que el objeto es slo agradable para l; en el segundo, que lo es para todos, y entonces es cuando tiene a lo bello por algo fundamental que est en la naturaleza de todos. 107. Esto es tan cierto, que hasta entonces no haba el hombre hecho distincin entre agradable y bello, causndole extraeza que no tuviesen todos sus semejantes por gratos los objetos que a l le haban encantado. 108. As, pues, conviniendo con Cousin en que “lo bello y lo agradable tienen caracteres distintos, aunque no contrapuestos en su origen, y que el segundo es objeto de una sensacin individual que no tiene valor fuera del crculo de cada uno”, es necesario advertirle que siempre se forma juicio sobre este hecho, que no lo tiene el hombre por individual hasta no tropezar con la divergencia de los dems hombres. 109. “Que la belleza pertenece a un juicio universal, a un mundo superior a los hombres, a la soberana razn” (Cousin). S, porque es hija del sentimiento universal. 110. “Si decs que se empieza por el absoluto, colocis al espritu en una condicin incomprensible”; admirablemente. “Mas si avanzis que principia por lo individual, os reto a que podis jams sacar de l el absoluto” (Cousin). Luego o no hay absoluto propiamente tal, o, si ha de sacarse, ha de revelrsenos forzosamente en lo individual: y entonces, lo es? Consecuencia, examen, no pedimos ms.

PAGE 129

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 117 / 117 / 117 / 117 / 117 111. Nadie ha enseado jams que “el sentimiento de lo bello sea el deseo de posesin”, como temerariamente lo echa en cara M. Cousin a los filsofos del siglo XVIII. Lo que han enseado, y es de eterna verdad, es que el deseo de posesin viene en pos del sentimiento, de lo bello: de otra suerte hasta sin objeto ni fin serian bellas las cosas. 112. La belleza de los objetos es un medio de levantar nuestro espritu, y por consiguiente de educarnos y morigerarnos por el intermedio de los sentidos. 113. “El deseo de posesin es una necesidad de asimilar el objeto a nosotros mismos, y el sentimiento de lo bello no es una necesidad; nada nos pide hacia fuera; queda satisfecho con slo existir (Cousin). De modo que se ha vuelto el seor Cousin ms sensual que todos los materialistas, pues niega el derecho de posesin a todos los dems sentidos, colocndolo exclusivamente en el rgano asimilador, o sea el estmago. 114. As, pues, que el que vea un magnfico vaso griego, no desear poseerlo, porque no se lo puede asimilar; ni el que oiga los dulces sones de la lira tratar de apropirselos por el odo para reproducirlos cuando le agrade, y porque le agradan. 115. Pero todava no est contento M. Cousin; no para hasta no exagerar la paradoja misma, y concluye afirmando que “es propio de la belleza no excitar el deseo, sino atender a sofocarle: si la vista de una bella estatua — contina— despierta en vosotros el deseo de la posesin, no os mezclis ms en punto de belleza, no nacisteis para sentirla, no sois artistas”. Traslado a Rafael y a Miguel Angel. 116. Creemos haber dado suficientes muestras del poco criterio y falta de profundidad y sentimiento con que examina Cousin estas materias: sindonos harto fcil, aunque s fastidioso, prolongar semejante catlogo; todo lo cual unido a lo que en el pasado Elenco sustentamos sobre su teora del conocimiento, y a lo que sobre la moral nos resta decir, justificar completamente el cargo que entonces le hicimos de no ser la calidad de su entendimiento en manera alguna a propsito para el campo de la verdadera filosofa; no, mil veces no: la erudicin no es filosofa: el estilo no es filosofa.MORAL117. As como el arte, tambin se resiente la moral de los principios de una falsa psicologa: ese bien absoluto que buscis, no os deja encontrar el bien verdadero. 118. Cmo entendis el bien absoluto, cuando el bien mismo es una realizacin?

PAGE 130

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 118 \ 118 \ 118 \ 118 \ 118 \ 119. Se ha credo por alguno que destruimos el bien por despojarle del absolutismo y fundarle en la relacin, que es una roca cimentada sobre las mismas existencias. 120. Han querido confundir los que tal opinan la marcha de la clasificacin con la del contraste en los procederes del entendimiento, y as juzgarnos que negbamos la existencia real del bien, porque le considerbamos revelndosenos en el mal: de forma que el mal es menester para el bien, y el bien es menester para el mal: relacin forzosa, y garante mutuo de sus existencias. 121. Entra ahora M. Jouffroy proclamando que en el orden eterno de las cosas es donde se nos revela el absoluto, que por consiguiente nada tiene que ver con la sensacin. Y qu es el orden, sino la relacin que descubrimos en los fenmenos del universo bajo el ministerio inmediato de nuestros sentidos en unin con el entendimiento? 122. As decimos que est en el orden lo que pasa con arreglo a las impresiones que hemos recibido de fuera, o a los instintos que sentimos dentro; corrigiendo despus, con mejor conocimiento de causa —nuevas impresiones por medio de los sentidos— nuestras anteriores nociones de orden. 123. De dnde, pues, parte siempre el hombre? Es o no es de su sentimiento? ¡Consprense cuanto quieran todas las tinieblas de la metafsica y la sofistera para oscurecer esta verdad ms radiante que el sol! 124. En su derrota, y en su empeo por remedar el triunfo, quieren estos timoratos moralistas de falso cuo amedrentar a los incautos con el duende de la frenologa. 125. Dos son los fines que en ello se proponen: primero, conociendo cuanto de discutible y por averiguar hay todava en esta ciencia, tratan de infundir desconfianza contra las doctrinas del llamado sensualismo, por favorecer dicha ciencia ms bien estas doctrinas que las suyas: segundo, acusando paladinamente a la frenologa de fatalismo y de materialismo, y por consiguiente de destructora de la humana responsabilidad, hacen recaer la culpa sobre el atravesado sensualismo. 126. En cuya importante materia debemos explicarnos del modo ms explcito y preciso; teniendo entendido los eclcticos, los espiritualistas netos, los idealistas a medias, los msticos y toda ralea metafsicante y absolutista, que aun cuando resultara completamente convencida de falsa frenologa, ni adelantaban un solo paso en favor de sus respectivos sistemas, ni conmovan en un pice la roca sobre que descansa el sensualismo. 127. En efecto, confesado por todos los partidos —y aunque no lo confiesen— que sin cerebro no pueden ejercerse facultades mentales, y que el hombre est sintiendo en todos los actos de su pensamiento, poco importa

PAGE 131

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 119 / 119 / 119 / 119 / 119 para derrocar ese falso espiritualismo, que se considere el cerebro como rgano nico y entero, o como dividido en varios, aunque relacionados entre s. 128. As pues, cesad de alucinar al vulgo, impotentes declamadores, pues confundiendo el sensualismo con la frenologa, queris inducir a que se crea que las nubes que an reinan en la una, oscurecen tambin al otro. Sofistera, pero de la ms grosera, es lo nico que habis aprendido en el taller de vuestro institutor. 129. La verdad del sensualismo est demostrada de un modo invencible desde el grande Aristteles, quien no perdi coyuntura en sus obras de refutar las doctrinas de su esclarecimiento maestro; y tan demostrada, que aun ignorndose la accin y hasta la existencia del cerebro, no podra quedar en pie el idealismo. 130. Lo que ha sucedido, pues, al sensualismo es lo que acontece siempre a la verdad; que con el progreso humano vienen otras verdades a fortalecerla y asegurarla. 131. Por eso he sustentado que ya hoy no es disculpable en un filsofo, como lo era en tiempos oscuros y atrasados, seguir un partido diferente, puesto que sobran las pruebas del sensualismo en todas las ciencias, en su historia, y hasta en las lenguas mismas, en el campo favorito de la erudicin, a donde en son de literatos relatores, no de filsofos profundos, han ido a refugiarse los eclcticos y compaeros mrtires. 132. Y viniendo directamente a la frenologa, sustentamos que nuestros contrarios no han saludado la cuestin, al negar el principio de la localizacin en las facultades intelectuales, que es cabalmente la base del sistema de Gall; sistema que no ya columbr sino que hasta detall, a mediados del siglo XVII, el profundo espaol Huarte. 133. Pero lo ms sorprendente para los idealistas, y aun para los que no lo sean, es hallar la Frenologa en el padre del idealismo, en el divino Platn, como lo convencen los dos siguientes pasajes del ms famoso de sus Dilogos, que en gracia de lo peregrino del caso nos permitiremos extractar, y en que en primer lugar se hace una sola y misma sustancia del encfalo y de la mdula espinal, representando la mdula oblongada como el ncora a la cual ha adherido Dios los vnculos de toda la organizacin animal. Ntese que Cartesio colocaba en la mdula la residencia del alma. Vamos ahora con los dos pasajes notables. 1 “Juzgando que las partes anteriores de nuestro cuerpo son ms nobles y ms propias para mandar que las partes posteriores, quisieron los Dioses que nuestro movimiento se verificase ms bien hacia adelante que hacia atrs: fue menester, pues, que la delantera de nuestro cuerpo se distinguiese del otro lado, y se formase diferentemente. Para esto, en el globo de la cabeza colocaron desde luego el rostro, y en el rostro los rganos de todas las facultades del alma”. Y el 2, en otra parte

PAGE 132

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 120 \ 120 \ 120 \ 120 \ 120 \ del mismo dilogo: “Dios sembr en la mdula todos los gneros de almas; dividi la mdula desde el principio en tantas especies cuantas especies de alma deba haber, y les dio las mismas cualidades”. Aqu est Platn en las tierras de Gall. ¡Cmo se encuentran los grandes pensadores sin saber cmo, dnde, ni cundo! 134. Mas no por abogar nosotros en favor de la base, creemos demostrado la craneoscopia propiamente tal. 135. Nos inclinamos a creer, por el contrario, sin desechar la inspeccin del crneo, que hay otros medios que tambin deben traerse a colacin para determinar el asiento de las facultades mentales; en una palabra, es menester estudiar todo el cerebro en relacin con los fenmenos de la inteligencia, no slo en el hombre, sino en la serie de los animales: sin comparacin no llegamos a la verdadera sntesis. 136. Confesemos empero que la robusta induccin de Gall es la fuente y origen hasta de los trabajos de sus mismos impugnadores; y aqu est un ejemplo del lazo sinttico que quisiramos descubrir en los que emprendieran la historia de la ciencia. 137. Juzgamos que el problema de la humanidad, esto es, el de sus facultades morales e intelectuales, est en razn compuesta de varias causas combinadas, descollando por sobre todas ellas la de la organizacin como fundamental. 138. Slo de esta manera puede impugnarse la doctrina de Helvetius sobre la ilimitada influencia de la educacin, la cual es sin embargo una de las causas que constituyen el moral humano. Dnde est la causa, el principio de la variedad que reina en la educacin? Por qu ha seguido sta ms bien un sesgo que otro en los diversos pueblos? 139. Otro tanto podremos decir sobre las acaloradas cuestiones entre moralistas y polticos acerca de la influencia de los climas y de las razas, influencias que se modifican mutuamente y se hallan subordinadas a la especialidad de la organizacin. 140. Nada dicen contra la organizacin individual las leyes que siguen las edades y sexos. 141. As estas cuestiones no pueden resolverlas los puramente moralistas, como ni tampoco pueden los historiadores llevar la luz a la historia del linaje humano, sin convertirse en fisilogos, a fuer de trascendentales y sintticos. 142. En seguida demostraremos que la existencia de la frenologa no toca en un pelo a la humana responsabilidad. 143. Consiste sta en un hecho de sentimiento, independiente de toda hiptesis o teora. 144. Tan luego como el hombre siente en s el poder de producir y evitar un acto, es decir, su libertad, ya se juzga, y juzga a los dems responsables.

PAGE 133

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 121 / 121 / 121 / 121 / 121 145. Del sentimiento, pues, nacen los derechos y deberes, porque el hombre se hall en la sociedad como en su centro. 146. Por la razn contraria, siempre que el hombre siente, o se le demuestra que no ha estado en su arbitrio evitar una accin, se absuelve a s mismo y a los dems de toda responsabilidad. 147. Existen, pues, causas tanto en l mismo como en la naturaleza exterior con el carcter de fatales e imprescindibles. 148. Entre stas se cuentan sin duda, y siempre se contaron, las imperfecciones y defectos individuales con que vinieron los hombres al mundo. En una palabra, los hombres se dividen en educables, e ineducables, o educables hasta cierto punto respecto de ramos especiales: unos hombres nacen con mejores disposiciones que otros para tales o cuales objetos. 149. Estos son hechos inconcusos, confesados en todas pocas y naciones, por haberse observado invariablemente en todas ellas; hechos que as se hallan consignados en el idioma del vulgo como en los labios de la sabidura. Sortitus sum animam bonam, deca el hijo de Sirac. 150. En qu, pues, ha cambiado la frenologa el estado de la cuestin con respecto a fatalismo y responsabilidad? 151. El fatalismo que haba, es el que hay y el que habr; pero en ese crculo no juega el libre albedro. 152. Pero con ms facilidad, si cabe todava, sacude la induccin de Gall el cargo de materialismo; pues la unidad del principio cogitante no ha de estar ms atacada con la multiplicacin de rganos cerebrales que lo estara con la existencia de los sensitivos externos. 153. Los temperamentos son unas concausas de diversidad en las facultades, o bien motivos especiales equivalentes a localizacin. 154. As, tanto antiguos como modernos, metafsicos como fisilogos, telogos como moralistas, todos a una, han convenido en las disposiciones especiales que distinguen al hombre para la virtud como para la ciencia, para el crimen como para la ignorancia: causas que es forzoso fomentar o neutralizar por medio de la educacin. 155. La fisonoma ofrece igualmente indicaciones que en manera alguna puede desatenderse. 156. La frenologa, pues, no ha venido a quitar ni poner hechos, sino a dar la razn de estos mismos hechos. 157. Ha credo que el hombre debe tener una fisonoma interna as como tiene una exterior que lo distinga; o lo que es igual, analoga de efectos, analoga de causas, diversificacin de efectos, diversificacin de causas. 158. El sistema de localizacin, no como un anlisis mutilador, sino como un anlisis creador de la sntesis, es una tendencia irresistible de todo el andar de la ciencia: la patologa es aqu la experimentadora, o instrumento de la fisiologa.

PAGE 134

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 122 \ 122 \ 122 \ 122 \ 122 \ 159. Entindase empero, y lo repetimos: que no hemos tratado de circunscribir la localizacin o la exterioridad del crneo, sino ensancharla a todos los rganos, sirviendo de comprobante e ilustracin a la gran ley hipocrtica del consensus unus que es la ley de la naturaleza: cadena, y cadena cerrada. 160. Muy lejos, pues, de atacar la fisiologa ni ninguna ciencia natural las leyes de la moralidad, ofrecen y ofrecern los nicos medios a veces eficaces de volver al gremio de la moral a los entes desgraciados que estaban absolutamente fuera de l. 161. As que los verdaderos amantes de la mejora de la humanidad deben promover con todas sus fuerzas esta santa alianza de la ciencia y la religin para conspirar al mismo fin. 162. Slo la ignorancia en que laboran algunos moralistas sobre estas materias puede disculparlo del infausto divorcio que procuran introducir entre estas dos hijas del cielo, que en accin se confunden en una sola. 165. Pero como esa ignorancia no es invencible, estn obligados en conciencia a ensanchar la esfera de sus conocimientos antes de dictar reglas de moral, y entre tanto recoger y meditar. 164. En lo que de veras se causa gran dao al corazn, despus de habrselo causado al entendimiento, es en esas doctrinas estrambticas de M. Cousin sobre Dios y el hombre. 165. Dejmosle hablar a l mismo, porque es grave la acusacin: “La razn es el mediador necesario entre Dios y el hombre, aquel logos de Pitgoras y de Platn, aquel verbo hecho carne que sirve de intrprete a Dios y de protector al hombre, hombre a la vez y Dios todo junto. No es sin duda ste el Dios absoluto en su majestuosa indivisibilidad, sino su manifestacin en espritu y en verdad: no es el ser de los seres, pero es el Dios del gnero humano. Como no le falta ni le abandona jams, el gnero humano cree en l con creencia irresistible e inalterable, y esta unidad de creencia en el mismo es su ms elevada unidad”. 166. Se ve, pues, que su trinidad no es la trinidad del cristianismo, ni la de la recta filosofa. 167. La culpa de este devaneo la tuvo primeramente la misma idea equivocada que se form de la trinidad del hombre, o sea del triple fenmeno indivisible que se nota en sus facultades intelectuales. 168. Quiso Cousin aislar en el hombre los tres elementos colocando a Dios en su razn, en su sensibilidad al mundo, y en su voluntad al yo responsable. Cmo poda este sistema resistir a la objecin que un nio le hiciera, de que tan responsable era su entendimiento como su voluntad, pues el mismo yo era quien entenda v quera? Adems, esta doctrina hace a Dios falible, y responsable de nuestros errores.

PAGE 135

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 123 / 123 / 123 / 123 / 123 169. Resulta, pues, una identidad absoluta entre Dios y el hombre, y una necesidad del mundo para la existencia de Dios; pantesmo neto y fatalismo puro es lo que envuelve esta doctrina. 170. Pero aunque no lo dijera, l que afirm recientemente en la ltima edicin de sus Fragmentos, que Dios puede ser entendido, y que l lo entenda; es a un tiempo pantesta, fatalista, blasfemador y antifilosfico en alto grado. 171. M. Cousin ha dicho “que Dios cre el mundo necesariamente”, pues ya es pantesta. 172. Si M. Cousin hubiera entendido el gran resultado que arroj la crtica de Kant, de ese Kant, cuyo introductor se glora de ser en su patria, acaso hubiera evitado tan desastrosa cada. 173. Pero como uno de los motivos que tambin le impelan a ostentar este sistema era el ruido que hicieran en Alemania los de Schelling y Hegel, no pens ms que en sorprender en su pas con el espritu de novedad. 174. Siempre eco, o espejo de lo que sonaba o luca allende el Rhin, pero el filsofo no debe ser espejo que refleje sin alteracin, sino lente que refracte y concentre los rayos de la luz en si mismo, para darlos al mundo bajo nueva forma. 175. Tan cierto es que tena muy a la mira el francs rivalizar con los alemanes Schelling y Hegel, que no hay ms que pasar la vista por el siguiente trozo: “Los primeros aos del siglo XIX han visto aparecer ese gran sistema, el sistema de la identidad absoluta. Este sistema es el verdadero: Schelling lo bosquej y Hegel lo desenvolvi”. (Fragmentos de 1833.) 176. Los alemanes tratan el sistema de Cousin, negando que sea el Schelling, como en efecto no lo es, de espantosa monstruosidad. (Vase a Hinrisch y a Heine.) 177. De donde tambin sacamos en claro y de paso que ya hay un sistema verdadero. Entonces, adnde fue a parar el eclecticismo? Nadie es capaz de refutar a M. Cousin mejor que lo hace l mismo. 178. Ved aqu una muestra del modo de formular de Hegel y otra del de Cousin, para que huya la juventud de tan oscuras y extraviadoras guas. 179. “En el momento de la particularidad debe el ente eterno concreto ser lo presupuesto, y su movimiento es la produccin de la aparicin (el fenmeno), la separacin del momento eterno de la mediacin, del nico hijo, en la contraposicin sustancial por un lado del cielo y de la tierra, de la naturaleza elemental y concreta; y por el otro de espritu estando en relacin con l. Aqu tenemos otra vez al Cristo como mundo fenomenal, cuando antes era el mismo Dios, diferente y no diferente de l. Qui potest capere capit. Y ya se comprende que Cousin no como quiera es hijo, sino reflejo de Hegel. Veamos ahora la frmula del discpulo: “As es cmo el hombre refleja a Dios, y que Dios vuelve en cierto modo a s mismo en la

PAGE 136

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 124 \ 124 \ 124 \ 124 \ 124 \ conciencia del hombre, cuyo mecanismo y triplicidad fenomenal constituye indirectamente, por el reflejo de su propio movimiento y de la triplicidad sustancial de que es la identidad absoluta”. 180. Reducir a la razn el Dios del cristianismo y el de la humanidad, es no haber entendido ni al cristianismo, ni a la humanidad. 181. El Dios del cristianismo es amor; Deus charitas est, segn dijo el discpulo amado, y el Dios de la humanidad es tambin amor porque es entendimiento. 182. Se ve, pues, adems del error que envuelve esta doctrina, la tendencia desmoralizadora que la distingue; pues privando al corazn de aspirar a Dios, como tras una realidad, aparte del mundo y de la razn, rompe el vehculo entre la humanidad y la divinidad. 183. Tuvimos, pues, razn en afirmar, que por doquiera que se mire este malhadado sistema de M. Cousin, cerrando las puertas del porvenir, acaba con toda especie de ideal. 184. Ahora se comprender el gran fallo del barn de Eckstein en su peridico titulado El Catlico: “que la juventud francesa iba a las ctedras de psicologa a aprender estriles teoras sobre el yo, y a perder toda fe y toda creencia capaces de fecundar el corazn”. 185. ¡Qu races adems puede echar la moral en los pechos de la juventud, cuando lo ms santo, lo ms sagrado del mundo, se hace descansar en ridculo juego de palabras, por una parte, y en teoras que no pueden resistir anlisis, por la otra! 186. Por eso le dijimos en el pasado Elenco, que la reaccin era temible para la causa de la moral, una vez que la juventud volviera indignada del engao en que la haban imbuido sus mismos directores. 187. Fomentemos, pues, el corazn de la juventud baando su entendimiento con este gran resultado que arroja el estudio profundo de las ciencias: la religin es un elemento tan necesario para la vida moral, como el aire lo es para la corporal: tan indispensable al pueblo como al hombre instruido: no admitimos la distincin que ms o menos encubiertamente encierran las doctrinas de algunos filsofos en la materia. 188. Los que predican, pues, religin, como se hace hoy en Francia, por razones de conveniencia social, son los que le infieren mayor agravio y el peor servicio, acusando a un tiempo la incredulidad e hipocresa que por dentro llevan. 189. Es menester, pues, no separar a la inteligencia del corazn: el hombre no naci para el egosmo, sino para la expensin: la necesidad de una sntesis le atormenta incesantemente, y no encontrndola en lo que le rodea, a fuerza de sinttico, se lanza hasta otra vida en pos de su destino, en pos del enlace de los fenmenos.

PAGE 137

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 125 / 125 / 125 / 125 / 125 190. El espritu de nuestra enseanza ha sido hasta ahora hacernos sentir nuestra ignorancia, sin doblar la rodilla ante el dolo de la autoridad: ved ah los dos primeros pasos para bien saber. 191. Hemos querido inspirar desconfianza en nuestras propias fuerzas, pero sin degenerar en temor: y valenta sin presuncin. 192. Forzoso es el comenzar de esta manera; pues tal lo exije el estado en que se ha puesto entre nosotros la cuestin: forzoso es volver a otra obra cartesiana semejante a la que llev a cabo nuestro siempre respetado maestro en el pensar. 193. Ha sido menester no slo iniciar a la juventud, sino llamar la atencin a todos los hombres pensadores, en quienes se albergue una centella de patriotismo y moralidad. 194. Lucha ha sido y aun ser menester. ¡Salvo a la lucha! que es el nico medio de conseguir los grandes fines. 195. Se ha prolongado empero, como siempre acontece —y aqu va otra leccin para la juventud— porque es muy doloroso el amor propio de los hombres, aun habiendo juzgado por deslumbramiento, lo que en todo caso los disculpara, confesar que se equivocaron, y que otro hombre ha sido parte a sacarlos de su equivocacin. 196. Pero reflexionen que sta es la historia del linaje humano: siempre ha habido una voz fuerte entre los hombres que se haya levantado para hacerlos marchar por donde no iban y debieran ir. 197. No porque hubiera almas empedernidas en el pueblo judaico, que no doblaran la cerviz a la demostracin, fue intil la predicacin del crucificado. 198. As prospera siempre mejor la verdad entre las gentes vestidas del hombre nuevo; esto es, exentas de prevencin y llenas de candor. 199. Formar al hombre con cuantas menos prevenciones sean posibles, es la grande obra de la filosofa. 200. Fundar un plantel de ideas y sentimientos, as como de mtodo, es la aclimatacin que de ella nos proponemos hacer en nuestro suelo: escuela de pensamientos y virtudes; no queremos filsofos expectantes, ni eruditos de argentera, sino hombres activos de entendimiento, y ms activos de corazn.

PAGE 139

VIII VIII VIII VIII VIII EXMENES GENERALES EXMENES GENERALES EXMENES GENERALES EXMENES GENERALES EXMENES GENERALES DEL DEL DEL DEL DEL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL V V V V V ADOR ADOR ADOR ADOR ADORBajo la direccin de DON JOS DE LA LUZ En los das 10 de diciembre y siguientes hasta su conclusinHABANAIMPRENTA DEL GOBIERNO POR S. M. 1848

PAGE 141

Sui et veri index .

PAGE 143

EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIALECTURASECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Romay Se han ejercitado en leer en el Catecismo de Fleury y en el primer libro de Lectura Gradual. D. Pedro DuquesneD. Francisco Arango D. Jos de la LuzD. Eduardo Jimnez D. Martn PedrosoD. Gabriel Alderete D. Eduardo AldereteD. Francisco Miranda D. Isidro LimontaD. Federico AldereteSECCI"N SEGUNDAA cargo de don F rancisco de Zayas Estn ms adelantados que los de la seccin anterior. D. Ramn DiagoD. Claudio del Pozo D. Carlos JimnezD. Francisco Gonzlez D. Jos Manuel Gonzlez D. Carlos Poey D. Jos Antonio Galarraga D. Juan Manuel Alfonso D. Melquiades de San P edroD. Jacinto Alfonso D. Jos GarcaD. Emilio Cspedes D. Ricardo DazD. F rancisco G. Lar rinaga D. Francisco del Pozo

PAGE 144

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 132 \ 132 \ 132 \ 132 \ 132 \SECCI"N TERCERAA cargo de don Ramn Ramos En prosa y verso D. Francisco CastroD. Francisco Bethencourt D. Antonio de la LuzD. Higinio Bethencourt D. Manuel MartD. Miguel Acosta D. Fernando Pino D. Miguel Pedroso D. Blas MornD. Emilio Garca D. Ramiro AlfonsoD. Manuel Mora D. Luis MuriasD. Francisco Elosua D. Jos Antonio Arrondo D. Ramn Miranda D. Agustn del PozoD. Bruno Garca D. Jos DazD. Jos Robert D. Francisco MantillaD. Rafael de la Torre D. Rafael O’FarrillD. Anastasio CarrilloRELIGI"NSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Romay Las oraciones por Ripalda D. Jos de la Luz D. Pedro Duquesne D. Eduardo JimnezD. Gabriel Alderete D. Rafael O’FarrillD. Eduardo Alderete D. Francisco MirandaD. Francisco Arango D. Isidro LimontaD. Francisco AldereteSECCI"N SEGUNDAA cargo de don F rancisco de Zayas Explican las oraciones D. Ramn Diago D. Carlos Jimnez D. Jos Manuel GonzlezD. Claudio del Pozo D. Jos Antonio GalarragaD. Francisco Gonzlez D. Jos GarcaD. Melquiades de San P edro D. Francisco MantillaD. Carlos Gonzlez

PAGE 145

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 133 / 133 / 133 / 133 / 133 D. Emilio CspedesD. Higinio Bethencourt D. Ricardo DazD. Juan Manuel Alfonso D. Francisco del Pozo D. Francisco G. Lar rinagaESCRITURAA cargo de don Manuel Nathan Se compone de todos los alumnos del establecimiento, quienes presentarn sus trabajos y escribirn a presencia de los concurrentes.GRAMTICA CASTELLANASECCI"N PRIMERAA cargo de don Ramn Ramos Partes de la oracin y accidentes. Anlisis. Composicin sobre temas sencillos. Escritura al dictado. D. Juan Manuel AlfonsoD. Higinio Bethencourt D. Antonio de la LuzD. F rancisco Mantilla D. Francisco del P ozoD. Jacinto Alfonso D. Claudio del Pozo D. Jos Antonio Galarraga D. Manuel MartD. Jos Fernndez D. Jos GarcaD. Francisco G. Larrinaga D. Isidro FernndezD. Francisco Gonzlez D. Emilio CspedesD. Carlos Jimnez D. Miguel AcostaD. Eduardo Jimnez D. Carlos PoeyD. Ramn Diago D. Rafael O’FarrillD. Anastasio CarrilloSECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Estn ms adelantados que los de la seccin anterior. D. Ramiro AlfonsoD. Jos Robert D. Miguel PedrosoD. Luis Murias D. Ramn MirandaD. Agustn del Pozo D. Francisco CastroD. Fernando del Pino D. Emilio GarcaD. Bruno Garca D. Jos DazD. Jos Antonio Arrondo

PAGE 146

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 134 \ 134 \ 134 \ 134 \ 134 \ D. Francisco BethencourtD. Blas Morn D. Domingo RamosD. Miguel Romay D. Francisco ElosuaD. Manuel MoraARITMTICASECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Romay Las cuatro reglas con los enteros y las principales definiciones. D. Jos GarcaD. Emilio Cspedes D. Ricardo DazD. F rancisco G. Lar rinaga D. Ramn DiagoD. Francisco Arango D. Jos de la LuzD. Eduardo Jimnez D. Miguel AcostaD. Pedro Duquesne D. Francisco MirandaD. Rafael O’Farrill D. Miguel AldereteD. Eduardo Alderete D. Martn PedrosoD. Francisco Gonzlez Leer cantidades D. Isidro LimontaD. Federico AldereteSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Juan B. de Zayas Operaciones con enteros y fraccionarios, y algunas ligeras nociones de teora. Han resuelto problemas de la Coleccin de Gremilliet. D. Ramn MirandaD. Rafael de la Torre D. Luis Murias D. Enrique San P edro D. Juan M. GonzlezD. Melquiades de San P edro D. Isidro FernndezD. Manuel Mart D. Jos Fernndez D. Jos Antonio Galarraga D. Jos DazD. Juan Manuel Alfonso D. Francisco Bethencourt D. Jacinto Alfonso D. Higinio BethencourtD. Antonio de la Luz D. Domingo Ramos D. Francisco Mantilla D. Manuel MoraD. Carlos Poey D. Fernando del PozoD. Francisco del Pozo D. Miguel PedrosoD. Claudio del Pozo

PAGE 147

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 135 / 135 / 135 / 135 / 135SECCI"N TERCERAA cargo de don Francisco Brusa Operaciones con enteros, quebrados, decimales y denominados. D. Manuel S. MartnezD. Bruno Garca D. Emilio GarcaD. Agustn del Pozo D. Jos RobertD. Francisco Castro D. Jos Antonio ArrondoD. Ramiro Alfonso D. Blas MornD. Francisco ElosuaDIBUJO LINEALA cargo de don Juan B. de Zayas La clase est dividida en dos secciones: la primera, compuesta de los nios ms tiernos del establecimiento, se ejercita en el trazado de las lneas en todas direcciones, y la segunda en el trazado a ojo de las figuras del Curso Elemental de Jorin, hasta las aplicaciones de la lnea recta inclusive. D. Francisco ArangoD. Ramn Diago D. Gabriel AldereteD. F rancisco G. Lar rinaga D. Jos Antonio Galarraga D. Emilio Cspedes D. Claudio del PozoD. Manuel Gonzlez D. Jos de la LuzD. Rafael O’Farrill D Jacinto AlfonsoD. Francisco Gonzlez D Juan Manuel AlfonsoD. Pedro Duquesne D. Francisco del PozoD. Carlos Poey D. Higinio BethencourtD. Martn Pedroso D. Isidro FernndezD. Francisco Miranda D. Melquiades de San P edroD. Isidro Limonta D. Ricardo DazSECCI"N SEGUNDAD. Bruno GarcaD. Jos Fernndez D. Eduardo JimnezD. Miguel Acosta D. Carlos JimnezD. Rafael de la Torre D. Jos GarcaD. Manuel Mart D. Manuel Mora

PAGE 148

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 136 \ 136 \ 136 \ 136 \ 136 \GEOGRAFASECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Romay Algunas nociones sobre la geografa de la Isla, hasta el sistema de montaas por el tratado de Poey. D. Jos de la LuzD. Eduardo Jimnez D. Rafael O’FarrillD. Gabriel Alderete D. Francisco ArangoD. Eduardo Alderete D. Isidro LimontaD. Francisco Miranda D. Pedro DuquesneD. Federico AldereteSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Manuel Nathan Contestarn segn el tratado de Poey, y definirn los trminos ms usuales de la ciencia. D. Jos Antonio GalarragaD. Carlos de la Torre D. Claudio del PozoD. Carlos Jimnez D. Francisco del PozoD. Ricardo Daz D. Jos GarcaD. Francisco Gonzlez D. Carlos PoeyD. Miguel Acosta D. Ramn DiagoD. Isidro Fernndez D. Higinio BethencourtD. Juan Manuel Alfonso D. Manuel MartD. F rancisco G. Lar rinaga D. Martn PedrosoD. Jos Manuel Gonzlez D. Jos FernndezD. Emilio Cspedes D. Jacinto AlfonsoSECCI"N TERCERAA cargo de don Francisco de Zayas Geografa moderna fsica y poltica segn la cartilla de Poey. D. Gabriel NavarreteD. Blas Morn D. Luis MuriasD. Emilio Garca D. Francisco ElosuaD. Agustn del Pozo

PAGE 149

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 137 / 137 / 137 / 137 / 137 D. Jos RobertD. Jos Daz D. Domingo RamosD. Jos Antonio Arrondo D. Francisco BethencourtD. Francisco Mantilla D. Miguel RomayEDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIARELIGI"NA cargo de don Juan B. Zayas Se han ejercitado en explicar la doctrina cristiana, exponiendo los misterios de nuestra Santa Religin y la parte histrica de la Biblia. D. Ramn Miranda D. Luis Murias D. Francisco ElosuaD. Antonio de la Luz D Jos Antonio ArrondoD. Manuel Mora D Blas MornD. Jos Domingo Ramos D. Jos DazD. Miguel Pedroso D. Francisco BethencourtD. Raf ael de la Torre D Enrique San P edroD. Bruno Garca D Emilio GarcaD. Agustn del Pozo D. Manuel MartD. Jos Robert D. Ramiro AlfonsoGRAMTICAA cargo de don Jos Mara Zayas Clasificacin de las palabras. Idea fundamental. Ideas accesorias. Abstracciones. Accidentes. Oraciones, Sujeto. Atributo. Complementos. Concordancias. Figuras. D. Ambrosio ValienteD. Magn Robert D. Pedro DiagoD. Manuel S. Martnez D. Felipe G. Chvez D. Francisco Morales D. Gabriel NavarreteD. Joaqun Lastres D. Jos Mas

PAGE 150

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 138 \ 138 \ 138 \ 138 \ 138 \FRANCSSECCI"N PRIMERAA cargo de don Manuel Nathan Han traducido los primeros captulos de Paul et Virginie frases sencillas del castellano al francs. D. Miguel Pedroso D. Manuel S. Martnez D. Joaqun LastresD, Emilio Garca D. Ramn Miranda D. Luis Murias D. Francisco MantillaD. Rafael O’Farrill D. Ramiro AlfonsoD. Magn Robert D. Anastasio CarrilloD. Carlos Poey D. Francisco Lar rinagaD. Blas Morn D. Rafael de la TorreD. Jos Daz D. Manuel MartD. Manuel Mora D. Agustn del Pozo D. Isidro Fernndez D. Enrique San P edroD. Melquiades de San P edroSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Francisco Brusa Traducen del espaol al francs y viceversa. Sintaxis, segn la Gramtica de Noel y Chapel, hasta el participio pasado inclusive. D. Jos MasD. Jos Antonio Arrondo D. Felipe G. Chvez D. Francisco Morales D. Pedro DiagoD. Gabriel Navarrete D. Ambrosio ValienteINGLSA cargo de don Ambrosio AparicioSECCI"N PRIMERAHan comenzado recientemente y slo han ejercitado los pronombres y la conjugacin aplicada a frases cortas. D. Claudio del PozoD. Manuel Mart D. Carlos JimnezD. Manuel Gonzlez

PAGE 151

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 139 / 139 / 139 / 139 / 139 D. Emilio CspedesD. Manuel Mora D. Francisco GonzlezD. Jos GarcaSECCI"N SEGUNDATeora y uso de los pronombres personales, verbos auxiliares y formacin de oraciones interrogativas con toda clase de versos. Tienen muy poco tiempo de lectura y de traduccin. D. Rafael de la To rreD. Ramn Diago D. Jos Antonio GalarragaD. Miguel Acosta D. Bruno GarcaD. Luis Murias D. Jos Antonio ArrondoD. Domingo Ramos D. Juan Manuel AlfonsoD. Blas Morn D. Jacinto AlfonsoD. Francisco Elosua D. Francisco BethencourtD. Carlos Poey D. Fernando del Pino D. Antonio de la LuzSECCI"N TERCERALeen, traducen, escriben al dictado, explicando las reglas gramaticales. Conversacin familiar. D. Pedro DiagoD. Francisco Morales D. Gabriel NavarreteD. Francisco Castro D. Ramiro AlfonsoD. Emilio Garca D. Jos MasLATNSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Zayas Declinaciones en general menos las de los nombres grecolatinos. D. Claudio del Pozo Conjugacin del verbo sum y sus compuestos y de los regulares. D. Ramn Miranda D. Carlos Poey D. Enrique San P edroD. Jos Fernndez D. Jos RobertD. Juan Manuel Alfonso D. Isidro Fernndez

PAGE 152

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 140 \ 140 \ 140 \ 140 \ 140 \ Verbos deponentes, defectivos e irregulares. Principios de traduccin. D. Bruno GarcaD. Francisco Castro D. Domingo RamosSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Francisco Brusa Traducen en el primer tomo de los Autores Selectos. Conocen la sintaxis hasta el rgimen de los verbos pasivos y se han ejercitado en formar temas sobre las reglas explicadas. D. Pedro DiagoD. Ambrosio Valiente D. Felipe G. DiagoD. Magn Robert D. Joaqun LastresD. Manuel S. Martnez D. Jos MasMATEMTICASA cargo de don Francisco BrusaSECCI"N PRIMERAAritmtica prctica. lgebra. Hasta ecuaciones de primer grado. Geometra. El primer libro. D. Ambrosio ValienteD. Francisco Morales D. Felipe G. Chvez D. Francisco Bethencourt D. Gabriel NavarreteD. Joaqun Lastres D. Manuel S. MartnezD. Magn RobertSECCI"N SEGUNDAAritmtica. En general excepto la teora de los logaritmos. lgebra. Hasta ecuaciones del segundo grado. Geometra. Los dos primeros libros, y del tercero hasta el cuadrado de la hipotenusa. D. Pedro Diago D. Jos Mas

PAGE 153

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 141 / 141 / 141 / 141 / 141GEOGRAFAA cargo de don Jos Mara de Zayas Nociones generales de la ciencia, astronmicas, estadsticas, fsicas y polticas, con extensin de la Europa; resolvern los alumnos algunos problemas en el globo y presentarn los trabajos que han hecho durante el curso que empieza. D. Ambrosio ValienteD. Pedro Diago D. Jos Mas D. Joaqun Lastres D. Manuel S. MartnezD. Ramiro Alfonso D. Ramn MirandaD. Fernando Pino D. Francisco MoralesD. Magn Robert D. Miguel PedrosoD. Antonio de la Luz D. Enrique de San P edroD. F rancisco CastroCLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT ARIAS ARIAS ARIAS ARIAS ARIASEmpezadas desde el 4 de septiembre del presenteHISTORIA Y CRONOLOGAA cargo de don Jos Mara de ZayasSECCI"N PRIMERAPresentarn sus disertaciones, que abrazan los hechos comprendidos desde la Creacin hasta la guerra de Troya inclusive, sobre los cuales pueden ser examinados, como tambin sobre principios de Cronologa. D. Jos MasD. Magn Robert D. Ambrosio ValienteD. Gabriel Navarrete D. Pedro DiagoD. Francisco Morales

PAGE 154

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 142 \ 142 \ 142 \ 142 \ 142 \SECCI"N SEGUNDADesde la extincin del Imperio Romano de Occidente hasta Carlomagno inclusive, siguiendo el mismo mtodo que la anterior. D. Manuel S. MartnezD. Joaqun Lastres D. Felipe G. ChvezD. Miguel RomayFSICAA cargo de don F rancisco de ZayasSECCI"N PRIMERAContestarn, segn el programa de la Real Universidad, sobre todas las materias que se exigen para el primer semestre, practicando algunos experimentos y presentarn sus disertaciones sobre varios temas. D. Pedro Diago D. Jos Mas D. Magn RobertD. Francisco Morales D. Gabriel NavarreteD. Ambrosio ValienteSECCI"N SEGUNDALos alumnos de esta clase se examinarn en todo lo conveniente a la teora y aplicaciones de la electricidad, practicando tambin varios experimentos y leern algunas composiciones. D. Felipe G. ChvezD. Joaqun Lastres D. Manuel S. Martnez D. Miguel RomayQUMICAA cargo de don Antonio Caro Preliminares. Afinidades. Causas modificadoras. Nomenclatura. Cuerpos simples. Metales y metaloides. Estudios de los metaloides y sus compuestos. Experimentos. D. Joaqun LastresD. F elipe G. Chvez D. Manuel S. Martnez D. Miguel Romay

PAGE 155

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 143 / 143 / 143 / 143 / 143BOTNICAA cargo del mismo Nociones fundamentales. Principios de Anatoma y Fisiologa vegetal. Diversas teoras para explicar el crecimiento en dimetro de los rboles dicotiledones. Procedimiento para la multiplicacin artificial de las plantas. Absorcin. Influencia del cido carbnico, oxgeno y del azoe en la vegetacin. Marcha de la savia y dems funciones de los vegetales. Los mismos alumnos de la clase anteriorANATOMAA cargo de Juan B. Zayas Contestarn a cuanto exige el programa de la Real Universidad para los alumnos del primer ao de Filosofa. D. Pedro Diago D. Jos Mas D. Magn RobertD. Ambrosio Valiente D. Felipe G. ChvezDIBUJOA cargo de don Francisco Brusa D. Bruno Garca …………………presentar 4 cabezas de estudio D. Francisco Elosua …………… dem. 2 dem. D. Agustn del P ozo …………… D. Jos Garca ………………… presentaran estudios D. Francisco Gonzlez …………preliminares

PAGE 156

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 144 \ 144 \ 144 \ 144 \ 144 \MSICAEstablecida el 15 de septiembre del presente. A cargo de don Enrique GonzlezSECCI"N PRIMERASolfeo general y particular. Los alumnos darn las principales definiciones. D. Miguel AcostaD. Ricardo Daz D. Ramiro AlfonsoD. Francisco Elosua D. Francisco ArangoD. Emilio Garca D. Jos DazD. Agustn del PozoSECCI"N SEGUNDACLASE DE PIANOD. Francisco Arango D. Ramiro Alfonso Ejercicios de H. Bertini ……………D. Francisco Arango D. Ramiro Alfonso D. Francisco ElosuaGIMNASIOAcaba de establecerse a cargo de don Jos Mara de Zayas. Variacin sobre un Tema de Capuletti (Burgnler) por Fantasa sobre temas de la Norma ……………… Do a cuatro manos de la pera Attila por ………………………

PAGE 157

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 145 / 145 / 145 / 145 / 145IX IX IX IX IX EXMENES GENERALES EXMENES GENERALES EXMENES GENERALES EXMENES GENERALES EXMENES GENERALES DEL DEL DEL DEL DEL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL V V V V V ADOR ADOR ADOR ADOR ADORsito en el Cerro, bajo la direccin de DON JOS DE LA LUZ En los das 2 de diciembre y siguientes hasta su conclusinHABANAIMPRENTA DEL GOBIERNO POR S. M. 1849

PAGE 159

Fidem incorruptam professis. Tcito

PAGE 161

EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIARELIGI"NSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Romay Recitan y explican el catecismo de Ripalda hasta los sacramentos, y la primera parte del Fleury. D. Gabriel Alderete D. Nicols de Crdenas D. Eduardo Alderete D. Antonio Muoz Izaguirre D. Ricardo FernndezD. Isidro Limonta D. Toms JuaraD. lvaro Surez D. Francisco Miranda D. Juan Ignacio Chacn D. Francisco LpezD. Miguel Segu D. Miguel MornD. Francisco Arango D. Nicols Alfonso Las oraciones por Ripalda. D. Federico AldereteD. Domingo Andr D. Emilio AlfonsoD. Manuel Arredondo D. Juan C. P ealverD. Ignacio Zequeira D. Ramn AguirreD. Alfredo MoralesSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Fernando Hernndez Explican el Catecismo de Ripalda, y tienen algunas nociones de Historia sagrada. D. Jos Antonio GalarragaD. Jos Snchez D. Toms Gonzlez Echever raD. Juan Abru D. Isidro FernndezD. Jos Ricardo O’Far rill

PAGE 162

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 150 \ 150 \ 150 \ 150 \ 150 \ D. Martn PedrosoD. Rodrigo Ponce D. Francisco Cruz D. Pedro Duquesne D. Juan DazD. Prspero de la Cruz D. Jos F rancisco GonzlezD. Miguel del Monte D. Joaqun CanteraD. Melquiades de S. P edro D. Jos GarcaD. Miguel Morn D. Antonio HerreraD. F rancisco G. Lar rinaga D. Felipe Alfonso D. Jos Herrera D. Manuel NattesD. lvaro Surez D. Jos de la LuzD. Esteban Reyes D. Jos Reyes D. Jacinto Alfonso D. Eduardo Lastres D. Ramn Diago D. Jos Manuel Gonzlez D. Ricardo Daz D. Antonio GuiralD. Juan Manuel Fer nndez D. Ramn Caneda D. Manuel Lpez D. Manuel MacasD. Ricardo BritoLECTURATodas las clases por el mtodo explicativoSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Romay Leen en el Libro de lectura graduada, el de Martnez de la Rosa y la Miscelnea Infantil. D. Gabriel Alderete D. Antonio Muoz Izaguirre D. Eduardo AldereteD. Jos Ramn Aguirre D. Jos de la LuzD. Nicols de Crdenas D. Juan Ignacio ChacnD. Francisco Lpez D. Toms Juara D. Francisco Arango D. Francisco MirandaD. Nicols Alfonso D. Manuel SeguD. Emilio Alfonso D. Domingo AndrD. Ricardo Fernndez Empiezan a leer. D. Federico AldereteD. Ignacio Zequeira D. Manuel ArrondoD. Juan C. Pealver

PAGE 163

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 151 / 151 / 151 / 151 / 151SECCI"N SEGUNDAA cargo de don Fernando Hernndez Fbulas de Samaniego y otras obras de fcil inteligencia D. Eduardo LastresD. Rodrigo Ponce D. Antonio Guiral D. lvaro Surez D. Martn PedrosoD. Pedro Duquesne D. Manuel MacasD. Francisco Cruz D. Juan DazD. Isidro Limonta D. Prspero de la CruzD. Ramn Caneda D. Ramn DazD. Miguel MornSECCI"N TERCERAA cargo del mismo Ms adelantados que los de la seccin anterior. D. Juan Manuel AlfonsoD. Antonio Valds D. Jacinto AlfonsoD. Manuel Mora D. Esteban Reyes D. Antonio Herrera D. Pedro ReyesD. Manuel Mart D. Jos SnchezD. Jos Manuel Gonzlez D. Anastasio Carrillo D. Melquiades de S. Pedro D. Isidro FernndezD. Manuel Lpez D. Manuel Nattes D. Ricardo BritoSECCI"N CUARTAA cargo del mismo Prosa y verso. D. Domingo GuiralD. Fernando Valds D. Francisco MantillaD. Rafael O’Farrill D Juan AbruD. Jos Ricardo O’Farrill D. Jos HerreraD. Jos Reyes

PAGE 164

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 152 \ 152 \ 152 \ 152 \ 152 \SECCI"N QUINTAA cargo de don Ramn Ramos Como los de la seccin anterior. D. Felipe GmezD. Romn Gonzlez Echeverra D. Antonio de la LuzD. Jos Garca D. Leopoldo VillegasD. Francisco Larrinaga D. Joaqun Cantera D. Ricardo Diez D. Miguel del MonteD. Jos Antonio Galarraga D. Emilio CspedesD. Rafael de la Torre D. Jos Fernndez D. Jos Francisco Gonzlez D. Felipe AlfonsoD. Jos Manuel Fernndez D. Alfredo MoralesESCRITURAA cargo de don Manuel Nathan Presentarn sus trabajos y escribirn a presencia de los concurrentes. La mayora de los alumnos del colegio asiste a esta clase.GRAMTICA CASTELLANASECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Romay Se han ejercitado en conjugar, escribir y conocer las partes de la oracin. D. Juan Ignacio ChacnD. Jos Manuel Gonzlez D. Joaqun CanteraD. Ramn Caneda D. Nicols CrdenasD. Martn Pedroso D. Antonio GuiralD. Francisco Lpez D. Miguel SeguD. Eduardo Alderete D. Gabriel AldereteD. lvaro Surez D. Jos de la LuzD. Antonio Muoz Izaguirre D. Francisco ArangoD. Francisco Miranda

PAGE 165

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 153 / 153 / 153 / 153 / 153 D. Isidro LimontaD. Eduardo Lastres D. Pedro DuquesneD. Ricardo Fernndez D. Ricardo DazD. Toms Juara D. Miguel MornSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Ramn Ramos Divisin de las palabras. Accidentes. Escritura al dictado. Presentarn sus composiciones. D. Jos Manuel GonzlezD. Francisco Cruz D. Melquiades de S. P edroD. Manuel Lpez D. Anastasio CarrilloD. Juan Manuel Fer nndez D. Ramn DiagoD. Ricardo Brito D. Prspero de la CruzD. Rafael O’Farrill D. Juan DazD. F rancisco G. Lar rinaga D. Francisco GonzlezD. Jos Snchez D. Felipe AlfonsoD. Alfredo Morales D. Emilio CspedesD. Jacinto Alfonso D. Jos Ricardo O’Far rillD. Miguel del Monte D. Isidro Fer nndezD. Manuel Nattes D. Rodrigo PonceSECCI"N TERCERAA cargo del mismo Anlisis. Sintaxis. Escritura al dictado. Composiciones. D. Felipe GmezD. Leopoldo Villegas D. Antonio ValdsD. Raf ael de la Torre D. Juan Manuel AlfonsoD. Jos Antonio Galarraga D. Jos GarcaD. Manuel Mart D. Rafael Arango D. Jos Herrera D. Domingo GuiralD. Jos Fernndez D. Fernando ValdsD. Mariano Surez D. Domingo RamosD. Juan Abru

PAGE 166

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 154 \ 154 \ 154 \ 154 \ 154 \SECCI"N CUARTAA cargo de don Fernando Hernndez Como la anterior. D. Pedro de la TejaD. Antonio Herrera D. Francisco MantillaD. Pedro Reyes D. Antonio VillegasD. Manuel Mora D. Toms Gonzlez EcheverraD. Eduardo Farrs D. Emilio GarcaD. Manuel Vzquez D. Manuel MacasD. Juan Cisneros D. Esteban Reyes D. Antonio Estvez D. Jos ReyesD. Blas Morn D. Julin TolmD. Agustn del PozoARITMTICASECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Romay Las cuatro reglas. D. Eduardo AldereteD. Eduardo Lastres D. Pedro Duquesne D. Antonio Muoz Izaguirre En restar. D. Domingo Andr En sumar. D. Jos Ramn AguirreD. Toms Juara D. Federico Alderete Leer cantidades. D. Ignacio ZequeiraD. Manuel Arredondo D. Juan C. P ealver

PAGE 167

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 155 / 155 / 155 / 155 / 155SECCI"N SEGUNDAA cargo de don Fernando Hernndez Se han ejercitado en resolver problemas sobre las cuatro reglas. D. Francisco de la CruzD. Jos de la Luz D. Jos Ricardo O’Far rillD. Rafael O’Farrill D. Francisco Gonzlez D. Ramn Diago D. Ramn CanedaD. Antonio Guiral D. lvaro SurezD. Manuel Segu D. Nicols de CrdenasD. Joaqun Cantera D. Jos SnchezD. Gabriel Alderete D. Isidro LimontaD. Martn Pedroso D. Juan M. Fer nndezD. Ricardo Daz D. Pedro DuquesneSECCI"N TERCERAA cargo de don Juan Bruno de Zayas Enteros, quebrados y nmeros mixtos, resuelven algunos problemas y dan razn del procedimiento. D. Francisco Miranda D. Miguel del Monte D. Francisco ArangoD. Manuel Macas D. Francisco LarrinagaD. Emilio Cspedes D. Felipe GmezD. Emilio Alfonso D. lvaro SurezD. Nicols Alfonso D. Jos GarcaD. Rodrigo Ponce D. Juan Ignacio ChacnD. Prspero de la CruzSECCI"N CUARTAA cargo de don Juan Cottilla Hasta denominados inclusive. D. Antonio de la LuzD. Manuel Mart D. Antonio EstvezD. Anastasio Carrillo D. Juan DazD. Isidro Fernndez D. Antonio HerreraD. Melquiades de S. P edro

PAGE 168

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 156 \ 156 \ 156 \ 156 \ 156 \SECCI"N QUINTAA cargo de don Fernando Hernndez Quebrados comunes, decimales, nmeros complejos, razones y proporciones. D. Francisco MantillaD. Jos Herrera D. Leopoldo VillegasD. Enrique de San P edro D. Rafael de la TorreD. Fer nando Valds D. Domingo RamosD. Eduardo Farrs D. Manuel MoraD. Julin Tolm D. Pedro de la TejaD. Antonio Llado D. Pedro ReyesD. Jos Fernndez D. Antonio Villegas D. Esteban Reyes D. Antonio Valds D. Jos ReyesSECCI"N SEXTAA cargo de don Juan Cottilla Como la anterior. D. Juan AbruD. Jos Manuel Gonzlez D. Juan Manuel Alfonso D. Jacinto Alfonso D. Ricardo BritoD. Jos Antonio Galarraga D. Manuel LpezD. Miguel MornDIBUJO LINEALSECCI"N PRIMERAA cargo de don Juan Cottilla Lneas. Circunferencias. ngulos. Tringulos. Polgonos. Esta clase tiene por objeto dar a todos las ms precisas nociones de dibujo lineal, y de ella salen los que luego han de profundizar en este ramo. D. Ramn CanedaD. Do mingo Ramos D. Antonio GuiralD. Francisco Lpez D. Antonio Muoz IzaguirreD. Joaqun Cantera

PAGE 169

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 157 / 157 / 157 / 157 / 157 D. Jos Mara Snchez D. Francisco Miranda D. Jos de la LuzD. Manuel Macas D. Manuel ArredondoD. Juan C. P ealver D. Francisco Cruz MuozD. P edro Duquesne D. Juan DazD. Francisco Arango D. Nicols de Crdenas D. Isidro Limonta D. Isidro FernndezD. Rafael O’Farrill D. Ricardo FernndezD. Jos Ricardo O’Far rill D. Ignacio ZequeiraD. Martn Pedroso D. Jos F rancisco GonzlezD. Eduardo FarrsSECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Como la anterior con ms extensin. D. Juan AbruD. Jacinto Alfonso D. Carlos CintraD. Emilio Alfonso D. Emilio CspedesD. Felipe Alfonso D. Juan Ignacio Chacn D. Domingo Guiral D. Ramn DiagoD. Manuel Lpez D. Jos Manuel Gonzlez D. Miguel Morn D. Francisco MantillaD. Miguel Segu D. Rodrigo PonceD. Ricardo Daz D. Jos Antonio Arrondo D. Antonio Villegas D. Juan Antonio GalarragaD. Ricardo Brito D. Nicols AlfonsoGEOGRAFAA cargo de don Manuel J. Nathan Nociones elementales. Geografa de Cuba, texto de Poey. D. Ramn DiagoD. Jos de la Luz D. Rafael O’FarrillD. Manuel Macas D. Francisco Cr uzD. Antonio Guiral D. Jos SnchezD. Jos Manuel Gonzlez D. Melquiades de San P edroD. Jos F rancisco Gonzlez

PAGE 170

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 158 \ 158 \ 158 \ 158 \ 158 \ D. Juan Manuel Fer nndezD. Jos Ricardo O’Far rill D. Juan Ignacio ChacnD. Martn Pedroso D. Pedro Duquesne D. Ramn Caneda Algo menos adelantados estn. D. Miguel MornD. Emilio Alfonso D. Jos ReyesD. Alfredo Morales D. Eduardo AldereteD. Ricardo Fernndez D. Isidro LimontaD. Francisco Miranda D. Eduardo Lastres D. Jos Gabriel Alderete D. Nicols AlfonsoD. Francisco Arango D. Nicols de CrdenasD. Manuel Nattes D. Joaqun CanteraSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Francisco Zayas Los cinco primeros han dado toda la Cartilla Geogrfica de Poey, los dems la Europa. D. Antonio VillegasD. Mariano Surez D. Juan Manuel Vzquez D. Esteban Reyes D. Toms Gonzlez EcheverraD. Rodrigo Ponce D. Domingo GuiralD. Antonio Estvez D. Jos Antonio GalarragaD. Juan Abru D. Felipe GmezD. Jos Fernndez D. Anastasio CarrilloD. lvaro Surez D. Manuel LpezD. Manuel Mart D. Juan DazD. Rafael de la Torre D. Pedro TejaD. Juan Manuel Alfonso D. Miguel DelmonteD. Jacinto Alfonso D. Manuel MoraD. Felipe Alfonso D. Eduardo FarrsD. Leopoldo Villegas D. Emilio CspedesD. Jos Garca D. Ricardo BritoD. Rafael Arango D. Juan CisnerosD. Prspero de la Cruz

PAGE 171

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 159 / 159 / 159 / 159 / 159SECCI"N TERCERAA cargo del mismo La Europa por el compendio de Poey. D. Jos RobertD. Agustn del Pozo D. Francisco ElosuaD. Jos Herrera D. Carlos CintraD. Antonio Valds D. Francisco MantillaD. Fernando Valds D. Mariano Estrada D. Blas Morn D. Julin TolmD. Ramn L. Miranda D. Luis MuriasD. Blas Morn D. Bruno GarcaEDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIARELIGI"NA cargo de don Juan Bruno de Zayas Lectura de las Sagradas Letras. Darn razn del dogma y de la historia. D. Ramn L. MirandaD. Carlos Cintra D. Blas MornD. Domingo Ramos D. Antonio VillegasD. Rafael Arango D. Emilio GarcaD. Jos Fernndez D. Domingo GuiralD. Bruno Garca D. Jos Antonio ArrondoD. Rafael de la Torre D. Antonio ValdsD. Francisco Mantilla D. Fernando ValdsD. Miguel Pedroso D. Mariano Surez D. Juan Manuel Alfonso D. Ramiro AlfonsoD. Leopoldo Villegas D. Pedro Reyes D. Felipe Gmez D. Luis MuriasD. Francisco Elosua D. Pedro de la TejaD. Antonio Estvez D. Mariano EstradaD. Eduardo Farrs

PAGE 172

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 160 \ 160 \ 160 \ 160 \ 160 \ D. Antonio de la LuzD. Emilio Cspedes D. Jos RobertD. Agustn del Pozo D. Manuel MartGRAMTICA CASTELLANAA cargo de don Jos Mara Zayas Divisin de las palabras segn la idea y segn la forma. Accidentes. Partculas. Ortografa absoluta y relativa. Puntuacin. Concordancias. Oraciones. Figuras. Presentarn sus composiciones. D. Ramiro AlfonsoD. Bruno Garca D. Carlos CintraD. Francisco Elosua D. Mariano EstradaD. Jos Antonio Arrondo D. Jos RobertD. Ramn L. Miranda D. Miguel PedrosoD. Ignacio Villegas D. Luis MuriasSECCI"N PRIMERAA cargo de don Fernando Hernndez Declinaciones y conjugaciones. D. Felipe GmezD. F rancisco de la Cruz D. Rodrigo PonceD. Manuel Macas D. Juan Manuel Fer nndezD. Anastasio Carrillo D. Mariano SurezD. Leopoldo Villegas D. Pedro DuquesneD. F rancisco G. Lar rinaga Traducen en las Letras Sagradas. D. Juan CisnerosD. T oms Gonzlez Echeverra D. Juan AbruD. Jos Hernndez D. Isidro FernndezD. Antonio Llado D. Jos ReyesD. Jos Robert D. Eduardo LastresD. Francisco Mantilla

PAGE 173

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 161 / 161 / 161 / 161 / 161SECCI"N SEGUNDAA cargo de don Jos Mara Zayas De la coleccin de Autores Latinos, traducen las fbulas de Fedro, cartas familiares de Cicern y las vidas de Milciades y de Temstocles por C. Nepote. Gneros y pretritos. D. Domingo GuiralD. Bruno Garca D. Antonio Valds D. Juan Manuel Alfonso D. Fernando ValdsD. Ricardo Alfonso D. Jos Herrera D. Rafael Arango D. Mariano EstradaD. Ignacio Villegas D. Ramn L. MirandaD. Domingo Ramos D. Enrique de San P edroD. Miguel Romay D. Carlos CintraSECCI"N TERCERAA cargo de don Francisco Brusa Han traducido el primer libro de La Eneida y algunas odas de Horacio, y temas del castellano al latn sobre casi toda la sintaxis. D. Jos MasD. Ambrosio Valiente D. Manuel PedrosoD. Felipe Gonzlez Chvez D. Manuel Gonzlez Echeverra D. Magn Robert D. Manuel S. MartnezD. Joaqun LastresFRANCSSECCI"N PRIMERAA cargo de don Manuel F. Nathan Han ledo y traducido los primeros captulos de Pablo y Virginia y se han ejercitado en formar oraciones fciles. La clase cuenta dos meses. D. Fernando ValdsD. Jos Herrera D. Jacinto AlfonsoD. Manuel Mora D. Anastasio Carrillo D. Antonio Llado D. Antonio Valds

PAGE 174

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 162 \ 162 \ 162 \ 162 \ 162 \SECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Ejercicios de lectura, traduccin y escritura, dirigindoles siempre la palabra en francs. D. Francisco MantillaD. Blas Morn D. Mariano EstradaD. Isidro Fernndez D. Juan Manuel Fer nndezD. F rancisco G. Lar rinaga D. Antonio EstvezD. Francisco Elosua D. Melquiadesde SanPedroSECCI"N TERCERAA cargo del mismo Versin del francs al castellano y viceversa. Escritura al dictado. Ms adelantados que los anteriores en el manejo del idioma. D. Ramiro AlfonsoD. Felipe Alfonso D. Juan Manuel VzquezD. Pedro Teja D. Ramn L. Miranda D. Juan Cisneros D. Rafael de la TorreD. Manuel S. Martnez D. Felipe GmezD. T oms Gonzlez Echeverra D. Magn RobertD. Joaqun Lastres D. Leopoldo VillegasSECCI"N CUARTAA cargo de don Francisco Brusa Traducen de un idioma al otro. Contestan sobre la sintaxis de los sustantivos, adjetivos, pronombres y principales reglas del participio. D. Miguel PedrosoD. Julin Tolm D. Rafael O’FarrillD. Jos Herrera D. Agustn del PozoD. Enrique de San P edro D. Ricardo AlfonsoD. Luis Murias D. Eduardo Farrs

PAGE 175

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 163 / 163 / 163 / 163 / 163SECCI"N QUINTAA cargo del mismo Traducen en cualquier libro de un idioma al otro, dando razn de las principales dificultades gramaticales: sostienen una conversacin. D. Jos MasD. Manuel Gonzlez Echeverra D. Francisco de CrdenasD. Gabriel Navarrete D. Ambrosio ValienteD. Francisco Morales D. Felipe ChvezD. Pedro Diago D. Jos Antonio ArrondoINGLSA cargo de don Ambrosio Aparicio y de don Ramn Ramos Principiantes ejercitados en la lectura, traduccin y formacin de frases sencillas. D. Jos de la LuzD. Antonio Guiral D. Martn PedrosoD. lvaro Surez D. Isidro LimontaD. Ricardo Brito D. Miguel MornD. Mariano Surez D. Jos Manuel Gonzlez D. Gabriel Alderete D. Ramn Caneda D. Juan Daz D. Melquiades de S. P edroD. Ricardo Daz D. Joaqun Cantera D. Esteban ReyesSECCI"N SEGUNDAA cargo de los mismos Algo ms adelantados que los de la seccin anterior. D. Antonio de la LuzD. Jos Garca D. Miguel RomayD. Emilio Cspedes D. Ignacio VillegasD. Manuel Pedroso D. Ambrosio V alienteD. F elipe Gonzlez Chvez D. Juan Manuel Vzquez D. Antonio Villegas D. Domingo RamosD. Jacinto Alfonso D. Manuel MoraD. Rafael O’Farrill

PAGE 176

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 164 \ 164 \ 164 \ 164 \ 164 \ D. Jos Ricardo O’Far rillD. Miguel Delmonte D. Manuel MartD. Manuel Macas D. Antonio EstvezD. Eduardo FarrsSECCI"N TERCERAA cargo de los mismos Leen y traducen el Popular Lessons, y de viva voz frases en que apliquen los principios gramaticales. D. Luis JuriasD. Francisco Elosua D. Antonio ArrondoD. Emilio Garca D. Ramiro AlfonsoD. PedrodelaTeja D. Carlos CintraD. Toms GonzlezEcheverra D. Ricardo AlfonsoD. Ramn Diago D. Domingo Guiral D. Blas Morn D. Jos Manuel Alfonso D. Jos Antonio Galarraga D. Rafael de la TorreD. Agustn del Pozo D. Bruno GarcaSECCI"N CUARTAA cargo de don Ambrosio Aparicio Leen, traducen, escriben en la pizarra y sostienen una conversacin. D. Pedro DiagoD. Francisco de Crdenas D. Francisco MoralesD. Julin Tolm D. Gabriel NavarreteD. Manuel Gonzlez Echeverra D. Jos MasTENEDURA DE LIBROSA cargo de don Manuel Nathan Presentarn sus libros y respondern a las preguntas que se les hagan relativas a este ramo. D. Gabriel NavarreteD. Francisco Morales D. Antonio ArrondoD. Juan Manuel Vzquez D. Blas MornD. Emilio Garca

PAGE 177

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 165 / 165 / 165 / 165 / 165GEOGRAFAA cargo de don Jos Mara Zayas Mundo antiguo y mundo moderno. Nociones de Geografa Matemtica: presentarn sus composiciones. D. Jos Mas D. Ramiro Alfonso D. Ambrosio ValienteD. Miguel Pedroso D. Gabriel NavarreteD. Joaqun Lastres D. Francisco MoralesD. Ramn L. Miranda D. Manuel S. MartnezD. Manuel Gonzlez Echeverra D. Ignacio VillegasD. Pedro Diago D. Magn RobertD. Antonio de la LuzDIBUJO LINEALA cargo de don Juan Bruno Zayas (Texto: Francoeur) Trazado geomtrico de las figuras de la primera seccin. Construccin de las de adorno. Clculo geomtrico (3a. seccin). Resolvern los problemas siguientes: Conocido el lado de un cuadrado, hallar la diagonal. Hallar el dimetro del crculo circunscrito. Duplicar un cuadrado. Hallar el lado de un cuadrado conocida la diagonal. Dividir una circunferencia en 3, 5, 8, 12 partes iguales. Encontrar un lado de un tringulo rectngulo conocidos los otros dos. Desarrollar en lnea recta la circunferencia. Hallar el radio, conocida la circunferencia. Hallar la longitud de un arco de crculo cuyo radio y nmero de grados sean conocidos. Superficies. Volmenes. D. Ramn MirandaD. Manuel Mora D. Francisco ElosuaD. Raf ael de la Torre D. Manuel MartD. Juan Manuel Alfonso D. Bruno GarcaARITMTICAA cargo de Juan Bruno Zayas Prctica de las operaciones con los nmeros, dando razn de ellas hasta la teora de los logaritmos exclusive. D. Ramiro AlfonsoD. Ricardo Alfonso D. Rafael Arango D. Carlos Cintra

PAGE 178

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 166 \ 166 \ 166 \ 166 \ 166 \ D. Toms Gonzlez EcheverraD. Francisco Elosua D. Bruno GarcaD. Luis Murias D. Ramn L. MirandaD. Mariano Estrada D. Jos Robert D. Domingo Guiral D. Miguel PedrosoLGEBRASECCI"N PRIMERAA cargo de don Juan Cottilla Hasta ecuaciones de primer grado inclusive. D. Joaqun Lastres D. Juan Manuel Vzquez D. Manuel S. MartnezD. Ignacio Villegas D. Domingo RamosD. Antonio Villegas D. Jos FernndezD. Leopoldo Villegas D. Ricardo AlfonsoD. Miguel RomaySECCI"N SEGUNDAA cargo de don Juan Bruno Zayas Por el Compendio de Lista hasta ecuaciones de segundo grado inclusive. D. Ramiro AlfonsoD. T oms Gonzlez Echeverra D. Mariano EstradaD. Luis Murias D. Francisco ElosuaD. Ramn L. Miranda D. Bruno Garca D. Jos Robert D. Francisco Morales D. Domingo Guiral D. Magn RobertD. Ricardo Alfonso D. Gabriel NavarreteD. Carlos Cintra D. Miguel PedrosoGEOMETRAA cargo del mismo Hasta tringulos inclusive por el texto de Lista. D. Ramiro AlfonsoD. Ricardo Alfonso D. Carlos CintraD. Francisco Elosua

PAGE 179

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 167 / 167 / 167 / 167 / 167 D. Toms Gonzlez EcheverraD. Bruno Garca D. Domingo Guiral D. Luis Murias D. Ramn L. Miranda D. Ignacio Villegas D. Miguel PedrosoD. Francisco MoralesGEOMETRA, TRIGONOMETRA, LGEBRA SUPERIORGeometra. Plana (geometra en el espacio) todo lo concerniente a planos. Problemas Trigonometra hasta la resolucin de los tringulos oblicungulos exclusivos. lgebra. Toda el lgebra elemental superior. Binomio de Newton en el caso del exponente positivo. Teora de progresiones por diferencia y por cociente. Fracciones continuas. Teora general de los logaritmos. D. Jos MasD. Manuel Gonzlez Echeverra D. Pedro DiagoD. Francisco de Crdenas D. Ambrosio ValienteD. Gabriel Navarrete D. Magn RobertD. Francisco Morales D. Felipe ChvezDIBUJO NATURALA cargo de don Francisco Brusa Presentarn sus trabajos. D. Manuel Gonzlez Echeverra… D. Bruno Garca ………………… D. Blas Morn…………………… Cabezas D. Joaqun Lastres……………… D. Antonio Valds ……………… D. Fernando Valds …………… D. Rafael O’Farrill……………… Estudios D. Jos Ricardo O’Far rill……… Cabezas y cuerpos enteros

PAGE 180

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 168 \ 168 \ 168 \ 168 \ 168 \MSICAA cargo de don Enrique Gonzlez Explican los principios elementales. Solfeo general y particular (texto Rodolfo). D Emilio GarcaD. Agustn del Pozo D Juan Manuel Alfonso D. Jacinto Alfonso D. Felipe Gmez D. Joaqun Cantera D. Miguel del MonteD. F elipe Alfonso D. Francisco G. Lar rinagaD. Jos Garca Ms adelantados que los anteriores. D. Ramiro AlfonsoD. Francisco Arango D. Francisco ElosuaCLASE DE PIANOD. Ramiro Alfonso ……………… Variaciones sobre un tema de la Semramis de Rossini (Herz). D. Francisco Arango …………… Rond de Mara de Padilla de Donizetti (Herz) y una Fantasa sobre Temas de Nabucodonosor de Verdi (Hunten). D. Francisco Elosua …………… Rond de la Parisina de Donizetti (Burgmuller). Ejercicios los siguientes: D. Emilio GarcaD. Francisco G. Larrinaga D. Felipe AlfonsoD. Miguel del Monte Cantarn varios corosGIMNASIOA cargo de don Jos Mara de Zayas Ejercicios generales por todos los alumnos del establecimiento.

PAGE 181

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 169 / 169 / 169 / 169 / 169CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT ARIAS ARIAS ARIAS ARIAS ARIASHISTORIAA cargo de don Jos Mara Zayas (El curso comenz el 3 de septiembre) PRIMER CURSO. Cronologa. Divisiones generales de la historia. Historia antigua hasta la guerra de Troya. D. Carlos CintraD. Jos Fernndez D. Ramn Miranda D. Manuel Estrada D. Romn Gonzlez Echeverra D. Rafael Arango D. Domingo RamosD. Jos Robert SEGUNDO CURSO. Desde la guerra de Troya hasta las Cruzadas. D. Jos MasD. A mbrosio Valiente D. Magn RobertD. Francisco Morales D. Gabriel NavarreteD. Ricardo Alfonso D. Antonio Llado D. Ignacio Villegas D. Pedro Diago TERCER CURSO. Desde Carlomagno hasta la Revolucin Francesa. D. Manuel B. MartnezD. Joaqun Lastres D. Felipe G. ChvezD. Miguel Romay Todos presentarn sus disertaciones.FSICAA cargo de don F rancisco de Zayas PRIMER CURSO. Definicin. Diverso estado de los cuerpos. Propiedades generales de la materia y de los cuerpos. Agentes. Composicin de fuerzas. Paralelogramos. Diversas clases de movimiento. Choque de los cuerpos inelsticos. Leyes del movimiento uniformemente variado. Fuerzas centrales. Atraccin. Gravedad. Leyes. Obstculos. Centro de gravedad. Densidad. Balanzas. Leyes de la cada de los cuerpos. Plano inclinado. Pndulo.

PAGE 182

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 170 \ 170 \ 170 \ 170 \ 170 \ Igualdad y direccin de las presiones de los lquidos. Balanza hidrosttica. Aermetros. Movimientos de los lquidos. D. Jos FernndezD. Mariano Estrada D. Ramn L. MirandaD. Jos Robert D. Carlos CintraD. T oms Gonzlez Echeverra D. Ramiro AlfonsoD. Juan Cisneros D. Julin TolmD. Luis Murias D. Jos Antonio ArrondoD. Bruno Garca D. Francisco ElosuaD. Manuel Pedroso D. Antonio VillegasD. Domingo Ramos D. Miguel Pedroso D. Ramn Arango SEGUNDO CURSO. Electricidad y parte del galvanismo. D. Magn Robert D. Antonio Llado D. Jos Mas D. Ignacio Villegas D. Francisco MoralesD. Ricardo Alfonso D. Ambrosio ValienteD. Pedro Diago D. Gabriel Navarrete TERCER CURSO. Magnetismo. "ptica. Acstica. D. Joaqun F. LastresD. J. Miguel Romay D. Manuel S. Martnez Se practicarn varios experimentos.QUMICAA cargo de don Antonio Caro SEGUNDO CURSO. Qumica Mineral. Preliminares. Afinidades. Causas modificadoras. Nomenclatura. Divisin. Clasificacin de los elementos segn Ampre, Despretz y Baudrimont. Enumeracin de los cuerpos simples. Metaloides y sus compuestos. Practicarn experimentos. D. Pedro DiagoD. Francisco Morales D. Ambrosio ValienteD. Jos Mas D. Ignacio Villegas D. Antonio Llado D. Ricardo AlfonsoD. Magn Robert

PAGE 183

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 171 / 171 / 171 / 171 / 171 TERCER CURSO. Qumica Orgnica. Generalidades. Definicin y divisin. Anlisis elemental. Aparatos para verificarlo. Principios inmediatos. Propiedades generales de estos aparatos. Teoras moleculares de los cuerpos orgnicos, segn Dumas y Liebig. Modificaciones de los mismos. Accin sobre ellos de los inorgnicos. Accin de las sustancias orgnicas unas sobre otras. Acidos orgnicos binarios, ternarios, cuaternarios y pirogenados. Formacin de las materias orgnicas. Dificultades de la sntesis orgnica. Practicarn experimentos. D. Manuel S. MartnezD. Jos M. Romay D. Joaqun Lastres Estos mismos alumnos se examinaron en Qumica Mineral el ao pasado. Han concluido la Qumica Orgnica: D. Francisco de Crdenas D. Felipe Chvez D. Manuel Gonzlez EcheverraBOTNICAA cargo del mismo Nociones fundamentales. Principios de Anatoma y Fisiologa vegetal. Diversas teoras para explicar el crecimiento en dimetro de los rboles dicotiledones. Procedimiento para la multiplicacin artificial de las plantas. Absorcin. Influencia del cido carbnico, oxgeno y azoe en la vegetacin. De dnde toma el ltimo elemento. Marcha de la savia y dems funciones de los vegetales. D. Pedro DiagoD. Antonio Llado D. Ricardo AlfonsoD. Ignacio Villegas D. Francisco MoralesD. Magn Robert D. Jos Mas D. Gabriel Navarrete D. Ambrosio Valiente

PAGE 184

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 172 \ 172 \ 172 \ 172 \ 172 \ANATOMAA cargo de don Francisco Zayas ( Comenzada el 3 de septiembre ) Osteologa segn las lecciones de Gutirrez. D. Rafael ArangoD. Jos Fernndez D. Toms Gonzlez EcheverraD. Mariano Estrada D. Jos RobertD. Ramn L. Miranda D. Carlos CintraD. Domingo RamosZOOLOGAA cargo de don Jos Trujillo Con arreglo al programa y texto de la Universidad. D. Manuel Gonzlez EcheverriaD. Francisco de Crdenas D. Felipe G. Chvez Los Mamferos solamente. D. Pedro DiagoD. Joaqun Lastres D. Manuel S. Martnez D. Miguel RomayFILOSOFAA cargo de don Juan F rancisco FunesRenegar de la Filosofa porque no siempre los alumbra, es renegar del Sol porque suele eclipsarse. [LUZ].Se ha seguido la divisin de Balmes.

PAGE 185

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 173 / 173 / 173 / 173 / 173METAFSICAAlumnos de 3 y 4 curso D. Manuel Gonzlez EcheverraD. Francisco de Crdenas D. Felipe G. ChvezD. Joaqun F. Lastres D. J. Miguel RomayD. Manuel S. Martnez 1. La razn es el distintivo del hombre: la sensibilidad, la condicin para el ejercicio de sus facultades. 2. Por lo mismo es inseparable de todos nuestros actos intelectuales y morales. 3. Los fenmenos de la sensibilidad son las sensaciones, y abrazan aunque no constituyen, nuestra naturaleza toda. 4. El alma recibe las sensaciones por medio de rganos apropiados al efecto: tales son los cinco sentidos, y en general todo nuestro organismo. 5. Las sensaciones son fenmenos reales que nos dan a conocer la existencia real de los objetos y fenmenos interiores y exteriores a nosotros. 6. Por tanto nos ensean la realidad de nuestra existencia y del mundo exterior, echando por tierra las cavilosas dudas del escepticismo: de aqu la certeza de nuestros conocimientos.IDEOLOGA PURA7. Las sensaciones consideradas como percibidas por nuestro entendimiento se llaman ideas; la idea es, pues, el conocimiento o la representacin intelectual de un objeto o de una propiedad. 8. Por tanto, la sensibilidad impresionada de los objetos y fenmenos exteriores forma el manantial de las ideas. 9. Esto se demostrar analizando las varias especies de ideas.PSICOLOGA10. El ser que en nosotros siente, piensa y quiere, es uno mismo. De aqu la identidad del yo en todas las relaciones de aquellas facultades. 11. La pluralidad no induce un principio mltiple en nuestra alma. 12. Naturaleza de sta y anlisis de sus diferentes facultades.

PAGE 186

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 174 \ 174 \ 174 \ 174 \ 174 \ 13. A todas stas son inherentes la actividad y la libertad. 14. Ved aqu la sancin del libre albedro.TEODICEA15. Las ciencias son ros que nos llevan al mar insondable de la Divinidad. 16. La idea de causa, inevitable para el entendimiento humano, es la muerte del pantesmo. 17. La existencia de Dios es el cimiento del mundo moral.TICA18. De la combinacin de la inteligencia y libre albedro nace la conciencia moral. De aqu las condiciones para la moralidad de un acto. 19. Naturaleza de la moralidad. 20. La unin de la moralidad con la utilidad, lo mismo que con la justicia, es ntima e inseparable, como relaciones distintas de un mismo objeto. 21. Origen y fundamento de la Moral. 22. Varias especies de deberes. 23. El orden social los corrobora todos, y es un medio poderoso de realizar la Moral: por tanto, la unin de ste con aquel debe ser ntima y absoluta. 24. La Religin es el alma del alma; as que, incluye todos los principios internos y externos de moralidad, pero todos ellos juntos no la pueden incluir ni reemplazar.L"GICA25. Su objeto y utilidad. 26. Operaciones intelectuales. Necesitan ser dirigidas por la Lgica. 27. Papel importante, y doble de los signos. 28. Paralelismo entre los signos algebraicos y los experimentos fsicos. 29. Caracteres de la induccin y de la deduccin. Su punto de contacto. 30. Varias especies de argumentacin: son medios de indagar y persuadir la verdad.

PAGE 187

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 175 / 175 / 175 / 175 / 175 31. Sofismas y falacias; lo son por el contrario de errar y de engaar a los dems. 32. Mtodo que debe seguirse en la investigacin de la verdad, cualquiera que sea el asunto en que la busquemos, desde el ms simple y llano hasta el ms complicado y sublime. 33. El criterio: no los criterios.

PAGE 189

X X X X X EXMENES GENERALES EXMENES GENERALES EXMENES GENERALES EXMENES GENERALES EXMENES GENERALES DEL DEL DEL DEL DEL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL V V V V V ADOR ADOR ADOR ADOR ADORsito en el Cerro, Bajo la direccin de DON JOS DE LA LUZ En los das 8 de Diciembre y siguientes hasta su conclusinHABANAIMPRENTA DEL GOBIERNO Y CAPITANA GENERAL POR S. M. 1850 Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 177

PAGE 190

Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 178

PAGE 191

La ignorancia es la maldicin de Dios; la ciencia es el ala con que volamos hasta el cielo. SHAKESPEARE Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 179

PAGE 192

Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 180

PAGE 193

ADVERTENCIAEn este naufragio universal de la epidemia,1 mal pueden los colegios haber salido bien librados. Por su parte El Salvador apenas se atreve a levantar cabezas con la cortedad de la ofrenda que forzosamente ha de presentar; pero sea cual fuere el resultado, derechamente se encamina a su juez natural y competente —el pblico— quien al echar su fallo, pulsar si llevamos o no dentro del pecho el incorruptam fidem professis que por divisa hemos adoptado. 1.Se refiere a la epidemia del clera, una de cuyas vctimas ser Mara Luisa, hija de Luz (Roberto Agramonte). Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 181

PAGE 194

Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 182

PAGE 195

EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIARELIGI"NSECCI"N PRIMERAA cargo de don Juan Bruno Zayas Doctrina cristiana por Ripalda. Historia sagrada hasta los Reyes. D. Antonio GuiralD. Emilio Romay D. Jos Bruzn D. Antonio Garca D. Jernimo PrattyD. Francisco Cadaval D. Joaqun CadavalD. Matas Averhoff D. Joaqun AverhoffD. L uis F elipe Diago D. Francisco Villegas D. Jos Ramn Aguirre D.Antonio Muoz Izaguirre D. Ricardo Fernndez D. Domingo AndrD. Emilio Alfonso D. Jos de la LuzD. Fer nando Gonzlez D. Gabriel de P alominoD. Jos Olano D. lvaro SurezD. Ricardo Diez D. Alejandro Lpez Hasta las oraciones solamente. D. Ricardo RomayD. Andrs Terry D. Joaqun Diago D. Ignacio Zequeira Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 183

PAGE 196

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 184 \ 184 \ 184 \ 184 \ 184 \SECCI"N SEGUNDAA cargo de don Fernando Hernndez Explican toda la doctrina. Nociones de Historia Sagrada. D. Miguel del MonteD. Manuel Lpez D. Eduardo LastresD. Domingo del Corral D. Jacinto AlfonsoD. F rancisco G. Lar rinaga D. Francisco LpezD. Martn Pedroso D. Rodrigo PonceD. Miguel Moran D. Jos Snchez D. Juan Manuel Fer nndez D. Francisco Cruz MuozD. F elipe Alfonso D. Ramn CanedaD. Ramn Diago D. Pedro DuquesneD. Jos Ignacio Chacn D. Jos GarcaD. Cristbal Madan Asisten desde poco tiempo a esta clase. D. Simn HeviaD. Emilio Galn D. Joaqun RivasD. Silvio Moliner D. Martn Funes D. Antonio Martnez D. Alejandro MartnezD. Pedro Armenteros D. Toms PuigLECTURATodas las clases por el Mtodo explicativoSECCI"N PRIMERAA cargo de don Felipe Guerrero Leen en el Libro de lectura graduada D. Luis F elipe DiagoD. Joaqun Diago D. Emilio AlfonsoD. Ricardo Romay D. Emilio RomayD. Jos Ramn Aguirre D. Ricardo FernndezD. Fernando Gonzlez D. Francisco Cadaval D. Joaqun Cadaval D. Alejandro LpezD. Gab riel de C. P alomino D. Domingo AndrD. Andrs Terry D. Ignacio Zequeira Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 184

PAGE 197

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 185 / 185 / 185 / 185 / 185SECCI"N SEGUNDAA cargo de don Fernando Hernndez Texto de lectura graduada — Samaniego—. Campe, Descubrimiento de Amrica. D. Nicols AlfonsoD. Cristbal Madan D. Matas AverhoffD. Jacinto Averhoff D. lvaro SurezD. Manuel Lpez D. Ricardo DazD. Jos de la Luz D. Francisco VillegasD. Jos Snchez D. Toms PuigSECCI"N TERCERAA cargo del mismo Varios textos en prosa y verso de fcil inteligencia. D. Ramn DiagoD. Rodrigo Ponce D. Francisco CruzD. Eduardo Lastres D. Emilio Galn D. Jernimo Pratty D. Miguel MornD. Jos Ignacio Chacn D. Francisco LpezD. Martn Funes D. Antonio GarcaD. F rancisco G. Lar rinaga D. Alejandro MartnezD. Antonio MartnezSECCI"N CUARTAA cargo de don Ramn Ramos Diferentes autores en prosa y verso D. Miguel del MonteD. Jacinto Alfonso D. Emilio CspedesD. Antonio Herrera D. Jos Bruzn D. Joaqun Rivas D. Silvio MolinerD. Pedro Duquesne D. Pablo HernndezD. Antonio Villegas D. Juan Manuel Fer nndezD. Jos Garca D. Francisco EspinosaD. Jos Olano D. Felipe AlfonsoD. Fernando del Pino D. Eduardo FarrsD. Mariano Surez Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 185

PAGE 198

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 186 \ 186 \ 186 \ 186 \ 186 \ D. Jos Antonio Galarraga D. Simn Hevia D. Domingo del CorralD. Pedro Armenteros D. Antonio de la LuzD. F rancisco ArmenterosESCRITURAA cargo de don Manuel T. Nathan Presentarn sus trabajos y escribirn a presencia de los concurrentes.GRAMTICA CASTELLANASECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Zayas Se han ejercitado en conjugar, escribir y conocer las partes de la oracin. D. Luis Felipe DiagoD. Ju sto R. del Rey D. Antonio GarcaD. Joaqun Diago D. Ignacio ZequeiraD. Francisco Cadaval D. Alejandro Lpez D. Joaqun Cadaval D. Fernando GonzlezD. Jos Ramn Aguirre D. Andrs TerryD. Narciso MestreSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Ramn Ramos Partes de la oracin. Accidentes. Escritura al dictado. Composiciones. D. Jos Ignacio ChacnD. Antonio Muoz D. Jos BruznD. Jernimo Pratty D. Ricardo DazD. Nicols Alfonso D. Emilio AlfonsoD. Miguel del Monte D. Eduardo Lastres D. Ramn Caneda D. Martn Pedroso D. Domingo Andr D. Fernando GonzlezD. Ricardo Fernndez D. Francisco V illegasD. Antonio Martnez D. Antonio GuiralD. Alejandro Martnez D. Toms Puig Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 186

PAGE 199

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 187 / 187 / 187 / 187 / 187SECCI"N TERCERAA cargo de don Fernando Hernndez Anlisis. Escritura al dictado. Ejercicios de lectura en los clsicos y de composicin castellana. D. Mariano SurezD. Manuel Lpez D. Vicente CastroD. Leopoldo Villegas D. Miguel MornD. Pablo Hernndez D. Antonio HerreraD. Simn Hevia D. Joaqun RivasD. Francisco Espinosa D. Francisco ArmenterosD. Pedro ArmenterosSECCI"N CUARTAA cargo de don Ramn Ramos Algo ms adelantada que la anterior.– Composiciones. D. Domingo del Corral D. Jos Olano D. Juan Manuel Fer nndezD. Felipe Alfonso D. Antonio CeballosD. Jacinto Averhoff D. Matas AverhoffD. Isidro Fernndez D. Felipe AlfonsoD. Emilio Cspedes D. Jos Snchez D. Ramn Diago D. lvaro SurezD. Pedro Duquesne D. Francisco Cr uzD. Cristbal Madan D. Emilio GalnD. Francisco G. LarrinagaARITMTICASECCI"N PRIMERAA cargo de don Felipe Guerrero Hasta dividir D. Francisco CadavalD. Jos Ramn Aguirre D. Domingo Andr Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 187

PAGE 200

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 188 \ 188 \ 188 \ 188 \ 188 \ Hasta multiplicar D. Emilio Romay D. Alejandro Lpez D. Luis Felipe DiagoD. Gabriel C. Palomino Leer cantidades D. Ignacio ZequeiraD. Andrs Terry D. Joaqun DiagoD. Narciso MestreSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Fernando Hernndez Se han ejercitado en resolver problemas sobre las cuatro reglas con nmeros enteros. D. Pedro DuquesneD. Eduardo Lastres D. Ricardo FernndezD. Gab riel de C. P alomino D. Ramn CanedaD. Antonio Garca D. Antonio Muoz IzaguirreD. Jos Ignacio Chacn D. lvaro SurezD. Jos Bruzn D. Jos SnchezD. Fernando Gonzlez D. Jacinto AverhoffD. Joaqun Cadaval D. Jos R. del ReyD. Cristbal Madan D. Juan Manuel Fer nndezD. F rancisco Villegas D. Jos de la LuzD. Martn Pedroso D. Jos OlanoD. Matas Averhoff D. Francisco LpezSECCI"N TERCERAA cargo de don Juan Bruno Zayas Operaciones con enteros, quebrados y nmeros mixtos. Habindose ejercitado ms en los primeros. D Ramn DiagoD. Ricardo Daz D. Jernimo Pratty D. Antonio Guiral D. Miguel del MonteD. Emilio Galn D. Francisco CruzD. Joaqun Rivas D. Simn HeviaD. Alejandro Martnez D. Domingo del Corral Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 188

PAGE 201

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 189 / 189 / 189 / 189 / 189SECCI"N CUARTAA cargo del mismo Hasta elevacin de potencias y extraccin de races inclusive. D. Felipe GmezD. Rodrigo Ponce D. Jacinto AlfonsoD. Felipe Alfonso D. Nicols AlfonsoD. Antonio Villegas D. Francisco G. Lar rinagaD. Emilio Alfonso D. Jos GarcaD. Mariano Surez D. Emilio CspedesSECCI"N QUINTAA cargo de don Fernando Hernndez Hasta razones y proporciones inclusive. D. Antonio HerreraD. Antonio Ceballos D. Vicente CastroD. Francisco Mantilla D. Juan Manuel Alfonso D. Miguel Morn D. Antonio V alds AguirreD. Antonio de la Luz D. Manuel LpezD. Raf ael de la Torre D. Juan F. AbruD. Jos Antonio Galarraga D. Fernando del PinoD. Leopoldo Villegas D. Jos Herrera D. Enrique Pieyro D. Adolfo MolinerD. Pablo Hernndez D. Silvio MolinerD. Isidro Fernndez D. Francisco ArmenterosD. Francisco EspinosaDIBUJO LINEALSECCI"N PRIMERAA cargo de don Felipe Guerrero Ejercicios fciles, los alumnos son principiantes. D. Gabriel de C. PalominoD. Jacinto Averhoff D. Emilio RomayD. Francisco Villegas D. Ricardo RomayD. Antonio Muoz Izaguirre Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 189

PAGE 202

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 190 \ 190 \ 190 \ 190 \ 190 \ D. Isidro FernndezD. Simn Hevia D. Jos Ramn AguirreD. Antonio Martnez D. Francisco LpezD. Alejandro Martnez D. Alejandro LpezD. Narciso Mestre D. Jos de la LuzD. Joaqun Cadaval D. Ignacio Zequeira D. Joaqun Diago D. Francisco CadavalD. Emilio Galn D. Antonio GarcaD. Fernando Gonzlez D. Matas AverhoffSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Juan Cottilla Trazado de figuras y de cuerpos a ojo y por el mtodo grfico. Resolucin de algunos problemas. D. Francisco Cr uzD. Jos Garca D. Jos BruznD. Ricardo Daz D. Miguel DelmonteD. Eduardo Lastres D. Pedro DuquesneD. Jos Snchez D. Ricardo Fer nndezD. Jernimo Pratty D. Domingo Andr D. Martn Funes D. Domingo del CorralD. Juan Manuel Fer nndez D. Antonio Guiral D. lvaro Surez D. Jos OlanoD. Martn PedrosoSECCI"N TERCERAA cargo del mismo Superficies y volmenes. Presentarn algunos trabajos. D. Pablo HernndezD. Bruno Garca D. Luis MuriasD. Juan E. Abru D. Nicols AlfonsoD. Jos Herrera D. Emilio AlfonsoD. Fernando del Pino D. Jacinto AlfonsoD. Emilio Cspedes D. Felipe AlfonsoD. Rodrigo Ponce D. Ramn DiagoD. Jos Ignacio Chacn D. Francisco MantillaD. Manuel Lpez D. Miguel Morn Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 190

PAGE 203

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 191 / 191 / 191 / 191 / 191GEOGRAFASECCI"N PRIMERAA cargo de don Manuel T. Nathan Nociones elementales: Geografa de Cuba. Texto de Poey. D. Jos BruznD. Ricardo Fernndez D. Nicols Alfonso D. Antonio Guiral D. Domingo AndrD. Jos de la Luz D. Jernimo PrattyD. Francisco Lpez D. Antonio Muoz Izaguirre D. Emilio Alfonso D. Francisco VillegasD. Antonio Garca Estn menos adelantados D. Gabriel de C. PalominoD. Francisco Cadaval D. Luis F elipe DiagoD. Ricardo Romay D. Fernando GonzlezD. Ramn Aguirre D. Joaqun Cadaval D. Antonio Martnez D. Emilio RomayD. Ignacio Zequeira D. Alejandro LpezD. Alejandro Martnez D. Joaqun DiagoD. Andrs Terry D. Jos R. del ReySECCI"N SEGUNDAA cargo de don Juan Bruno de Zayas Nociones elementales. Europa. Cartilla de Poey. D. Felipe Alfonso D. Jacinto Averhoff D. Joaqun Rivas D. Jos Snchez D. Ricardo DazD. Antonio Herrera D. Emilio GalnD. Martn Funes D. Toms PuigD. Matas Averhoff D. Jos Ignacio ChacnD. Miguel Morn D. Isidro FernndezD. Simn Hevia D. Cristbal MadanD. Pedro Armenteros D. Ramn DiagoD. Francisco Larrinaga Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 191

PAGE 204

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 192 \ 192 \ 192 \ 192 \ 192 \SECCI"N TERCERAA cargo del mismo Toda la cartilla del mismo autor. D. Antonio CeballosD. Ramn Caneda D. Martn PedrosoD. Jos Garca D. Miguel del MonteD. Domingo del Corral D. Emilio CspedesD. Mariano Surez D. Jos OlanoD. Rodrigo Ponce D. Francisco Cruz D. Pedro Duquesne D. Jos Manuel Fer nndezSECCI"N CUARTAA cargo de don Francisco de Zayas Europa segn el Compendio de Poey. D. Felipe GmezD. Silvio Moliner D. Jacinto AlfonsoD. Leopoldo Villegas D. Jos HerreraD. Raf ael de la Torre D. Juan Manuel AlfonsoD. Pablo Hernndez D. Juan F. AbruD. Adolfo Moliner D. Manuel LpezD. Vicente Castro D. Domingo GuiralD. Fer nando del Pino D. Enrique PieyroD. Eduardo Farrs D. Francisco EspinosaD. Francisco Armenteros Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 192

PAGE 205

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 193 / 193 / 193 / 193 / 193EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIARELIGI"NA cargo de don Juan Bruno Zayas Historia del pueblo hebreo. Explicacin de la doctrina cristiana habindose ejercitado ms en lo segundo. Composiciones. D. Domingo GuiralD. Antonio Herrera D. Jos HerreraD. Felipe Gmez D. Juan Manuel AlfonsoD. Juan E. Abru D. Adolfo MolinerD. Mariano Surez D. Leopoldo VillegasD. Enrique Pieyro D. Vicente CastroD. Antonio de la Luz D. Francisco Mantilla D. Emilio Cspedes D. Eduardo FarrsD. Rafael de la Torre D. Fernando del PinoD. Pablo Hernndez D. Antonio V alds AguirreD. Fer nando V alds Aguirre D. Francisco ArmenterosGRAMTICA CASTELLANAA cargo de don Jos Mara Zayas Anlisis. Ortografa, Composicin. D. Rafael de la TorreD. Juan F. Abru D. Blas MornD. Antonio Villegas D. Jos Antonio GalarragaD. Fe rnando V alds Aguirre D. Jos FernndezD. Manuel Vzquez D. Julin TolmD. Francisco Ayala D. Eduardo FarrsD. Silvio Moliner D. Antonio de la LuzD. Ignacio Villegas D. Juan Manuel Alfonso D. Antonio V alds Aguirre D. Miguel PedrosoD. Jos Herrera D. Francisco MantillaD. Fernando del Pino D. Domingo GuiralD. Adolfo Moliner D. Felipe GmezD. Enrique Pieyro Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 193

PAGE 206

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 194 \ 194 \ 194 \ 194 \ 194 \LATNSECCI"N PRIMERAA cargo de don Fernando Hernndez Declinaciones. Conjugaciones y traduccin en las Selectas Sagradas D. Francisco CruzD. Eduardo Lastres D. Pedro DuquesneD. Francisco Larrinaga D. Juan Manuel HernndezD. Antonio Ceballos D. Emilio Galn D. Jernimo Pratty D. Domingo del Corral D. Jos Bruzn D. Antonio Martnez Los cinco ltimos son principiantes.SECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Traduccin en las Selectas Sagradas Cartas familiares de Cicern, Fbulas de Fedro. D. Felipe GmezD. Jos Fernndez D. Juan E. AbruD. Vicente Castro D. Rafael ArangoD. Rodrigo Ponce D. Jos Mara GlvezD. Pablo Hernndez D. Leopoldo VillegasSECCI"N TERCERAA cargo de don Jos Mara Zayas Traducen algunas cartas de Cicern. Vidas de Milciades, Temstocles y Pomponio Atico por Cornelio Nepote y algunos prrafos de los Comentarios de Csar sobre las guerras civiles. Temas fciles. D. Juan CisnerosD. Francisco Mantilla D. Antonio Angulo D. Jos Herrera D. Manuel CarreraD. Santiago de la Huerta D. Toms GonzlezD. Carlos Cintra Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 194

PAGE 207

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 195 / 195 / 195 / 195 / 195 D. Domingo GuiralD. Juan Manuel Alfonso D. Carlos CintraD. Ricardo Alfonso D. Joaqun LastresD. Fernando V alds Aguirre D. Antonio V alds AguirreD. Bruno Garca D. Francisco ArmenterosSECCI"N CUARTAA cargo del mismo No cuenta tres meses de organizada Han traducido la oracin Pro Archia poeta y algunos prrafos de la Pro lege Manilia de Cicern. Temas. D. Francisco AyalaD. Enrique Pieyro D. Ambrosio ValienteD. Jos MasFRANCSSECCI"N PRIMERAA cargo de don Manuel T. Nathan Lectura. Traduccin. Construccin de oraciones fciles. Dirigindoles siempre la palabra en francs. D. Antonio HerreraD. Bruno Garca D. Blas MornD. Enrique Pieyro D. Jacinto AlfonsoD. Joaqun Rivas D. Francisco G. Lar rinagaD. F rancisco ArmenterosSECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Manejan ya con alguna propiedad el idioma. Lectura francesa explicada. Ejercicios orales. D. Jos F rancisco MantillaD. Felipe Alfonso D. Julin TolmD. Jos Mara Glvez D. Domingo del CorralD. Rafael de la Torre Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 195

PAGE 208

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 196 \ 196 \ 196 \ 196 \ 196 \ D. Manuel CarreraD. Carlos Cintra D. Francisco AyalaD. Juan Manuel Fer nndez D. Isidro Fer nndezD. Jos Herrera D. Santiago de la HuertaD. Eduardo Farrs D. Fernando V alds AguirreD. Antonio V alds AguirreSECCI"N TERCERAA cargo del mismo Leen y traducen en cualquier libro. Han corregido los Ejercicios de Noel y Chapsal y pueden sostener una conversacin. D. Antonio Angulo D. Luis Murias D. Ricardo AlfonsoD. Leopoldo Villegas D. Adolfo MolinerD. Manuel Vzquez D. Ambrosio ValienteD. Francisco Morales D. Miguel PedrosoD. Toms Gonzlez Echeverra D. Jos Mas D. Joaqun Lastres D. Manuel S. MartnezD. Ramiro AlfonsoINGLSSECCI"N PRIMERAA cargo de don Ramn Ramos Lectura y traduccin en el Introduction to Popular Lessons. Se les ha ejercitado en la composicin de frases sencillas, acostumbrndoles el odo a la pronunciacin inglesa D. Miguel MornD. Cristbal Madan D. Jos OlanoD. Mariano Surez D. Antonio CeballosD. lvaro Surez D. Ramn Caneda D. Martn P edroso D. Jos de la Luz Han empezado hace muy poco tiempo: D. Fernando GonzlezD. Felipe Alfonso D. Simn HeviaD. Alejandro Martnez Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 196

PAGE 209

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 197 / 197 / 197 / 197 / 197SECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Lectura y traduccin en el Popular Lessons. Han hecho algunos de los ejercicios de Olendorff y entienden algo de una conversacin sencilla. D. Antonio GuiralD. Eduardo Farrs D. Manuel LpezD. Miguel Delmonte D. Jacinto AlfonsoD. Joaqun Lastres D. Ricardo DazD. F rancisco VillegasSECCI"N TERCERAA cargo de don Ambrosio Aparicio Algo ms adelantado que los de la anterior. D. Ambrosio ValienteD. Emilio Cspedes D. Jos GarcaD. Antonio de la Luz D. Ignacio VillegasD. Rodrigo Ponce D. Juan Manuel VzquezSECCI"N CUARTAA cargo del mismo Leen, traducen, escriben y sostienen una conversacin. D. Luis Murias D. Ramn Diago D. Carlos CintraD. L uis F elipe Diago D. Juan Manuel AlfonsoD. Jos Antonio Galarraga D. Domingo GuiralD. Bruno Garca D. Toms Gonzlez Echever raD. Julin Tolm D. Silvio MolinerD. Ramiro Alfonso D. Joaqun Diago D. Ricardo Alfonso D. Rafael de la TorreD. Antonio Angulo D. Jos MasD. Manuel Carrera D. Adolfo Moliner Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 197

PAGE 210

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 198 \ 198 \ 198 \ 198 \ 198 \TENEDURA DE LIBROS Y ARITMTICA MERCANTILA cargo de don Manuel T. Nathan Presentarn sus libros y respondern a las preguntas que se les hagan relativas al ramo, verificando con brevedad las operaciones que corran. D. Juan Manuel VzquezD. Blas Morn D. Ignacio VillegasD. Manuel Lpez D. Miguel PedrosoD. Eduardo Farrs D. Adolfo MolinerD. Francisco Morales D. Francisco EspinosaGEOGRAFAA cargo de don Jos Mara Zayas Geografa moderna, Mapas y composiciones. Nociones de esfera y resolucin de algunos problemas en el globo terrestre. D. Ramiro AlfonsoD. Luis Murias D. Carlos CintraD. Bruno Garca D. Toms GonzlezD. Francisco Mantilla D. Ricardo Alfonso D. Juan Manuel Vzquez D. Blas MornD. Jos Fernndez D. Julin Tolm D. Juan Cisneros D. Jos Mara GlvezD. Antonio de la Luz D. Antonio V alds AguirreD. Fer nando V alds Aguirre Asisten slo a la clase de cosmografa D. Antonio Angulo D. Santiago de la Huerta D. Manuel CarreraD. Jos Mas Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 198

PAGE 211

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 199 / 199 / 199 / 199 / 199MATEMTICASSECCI"N PRIMERAA cargo de don Juan Bruno Zayas lgebra. Por el mtodo de Colburn hasta el prrafo IX de la introduccin. D. Juan Manuel AlfonsoD. Domingo Guiral D. Felipe Alfonso D. Jos Herrera D. Juan E. AbruD. Antonio V alds Aguirre D. Vicente CastroD. Fernando Valds Aguirre D. Silvio MolinerD. Pablo Hernndez D. Fernando del PinoD. Antonio Villegas D. Enrique PieyroD. Leopoldo Villegas D. Rafael ArangoD. Raf ael de la Torre D. Felipe GmezD. Miguel Pedroso D. Jos F rancisco MantillaSECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Geometra. Medicin de las rectas. ngulos. Perpendiculares y oblicuas. Paralelas. D. Juan Manuel AlfonsoD. Domingo Guiral D. Rafael ArangoD. Jos F rancisco Mantilla D. Felipe GmezD. Miguel Pedroso D. Jos Herrera D. Antonio Villegas D. Enrique PieyroD. Antonio V alds Aguirre D. Juan E. AbruD. Leopoldo Villegas D. Vicente CastroD. Fernando V alds Aguirre Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 199

PAGE 212

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 200 \ 200 \ 200 \ 200 \ 200 \SECCI"N TERCERAA cargo de don Juan Cottilla lgebra. Desde ecuaciones de primer grado hasta logaritmos inclusive. Texto Lista. D. Antonio AnguloD. Juan Cisneros D. Ramiro AlfonsoD. Julin Tolm D. Carlos CintraD. T oms Gonzlez Echeverra D. Manuel CarreraD. Ricardo Alfonso D. Jos Mara GlvezD. Luis Murias D. Bruno GarcaD. Jos Fernndez D. Santiago de la HuertaSECCI"N CUARTAA cargo del mismo Geometra. Tratado de lneas, superficies y volmenes. Texto Lista. D. Antonio AnguloD. T oms Gonzlez Echeverra D. Ramiro Alfonso D. Jos Mara Glvez D. Carlos CintraD. Luis Murias D. Manuel CarreraD. Jos Fernndez D. Ricardo AlfonsoD. Bruno Garca D. Juan CisnerosD. Santiago de la Huerta D. Julin TolmSECCI"N QUINTAA cargo del mismo Trigonometra plana. Frmulas generales y resolucin de los tringulos rectilneos. D. Jos MasD. Manuel Carrera D. Antonio AnguloD. Ricardo Alfonso D. Ramiro AlfonsoD. Juan Cisneros D. Francisco AyalaD. Julin Tolm D. Toms Gonzlez Echever raD. Luis Murias D. Jos FernndezD. Jos Mara Glvez Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 200

PAGE 213

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 201 / 201 / 201 / 201 / 201 D. Bruno GarcaD. Carlos Cintra D. Santiago de la HuertaDIBUJO NATURALA cargo de don Francisco Brusa Presentarn: D. Vicente Castro ……………… D. Jos Olano …………………… D. Fernando del Pino…………… Estudios de principiantes D. Pablo Hernndez …………… D. Manuel Carrera……………… D. Blas Morn…………………… Varias cabezas D. Bruno Garca …………………MSICAA cargo de don Enrique Gonzlez Explicarn los principios elementales. Solfeo general y particular. D. Felipe Alfonso D. Juan Manuel Alfonso D. Jacinto AlfonsoD. Miguel Delmonte D. Emilio Galn D. Jos HerreraCLASE DE PIANOD. Felipe Alfons o………………… Recreacin musical a 4 manos (Herz) D. Miguel Delmonte ……………Vals El Deseo de Beethoven con variaciones. (Herz) D. Ramiro Alfons o………………V ariaciones brillantes sobre el tema de la violeta de Caraffa. (Herz) D. Felipe Gmez………………… Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 201

PAGE 214

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 202 \ 202 \ 202 \ 202 \ 202 \CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT ARIAS ARIAS ARIAS ARIAS ARIAS(El curso comenz el 2 de septiembre)HISTORIAA cargo de don Jos Mara Zayas PRIMER CURSO. Cronologa. Divisiones generales de la Historia. Historia Antigua hasta Ciro. D. Rafael Arango D. Vicente Castro D. Juan E. Abru D. Jos Herrera D. Juan Manuel AlfonsoD. Antonio Angulo D. Ramiro AlfonsoD. Luis Murias D. Bruno GarcaD. Felipe Gmez D. Santiago de la HuertaD. Manuel Carrera D. Domingo GuiralD. Antonio V alds Aguirre D. Fernando V alds Aguirre SEGUNDO CURSO. Desde la batalla de “Actium” hasta las “cruzadas” exclusive. Presentarn algunas disertaciones. D. Jos MasD. Jos Fernndez D. Jos Mara Gmez D. Juan Cisneros D. Francisco AyalaD. Carlos CintraFSICAA cargo de don F rancisco de Zayas PRIMER CURSO. Preliminares hasta nociones elementales de Hidrodinmica inclusive. Texto: Marcet. D. Rafael ArangoD. Juan E. Abru D. Antonio AnguloD. Juan Manuel Alfonso D. Manuel CarreraD. Jos Herrera D. Domingo Guiral D. Santiago de la Huerta D. Antonio Valds AguirreD. Felipe Gmez D. Francisco LarrinagaD. Fernando V alds Aguirre D. Vicente Castro Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 202

PAGE 215

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 203 / 203 / 203 / 203 / 203 SEGUNDO CURSO: Electricidad y galvanismo. D. Jos Mas D. Ramiro Alfonso D. Carlos CintraD. Luis Murias D. Juan CisnerosD. Bruno Garca D. Francisco AyalaD. Julin Tolm Se practicarn varios experimentos.QUMICAA cargo de don Antonio Caro Preliminares. Afinidades. Causas modificadoras. Nomenclatura. Cuerpos simples. Metaloides y sus compuestos. D. Jos Mas D. Ramiro Alfonso D. Jos Mara GlvezD. Jos Fernndez D. Carlos CintraD. Juan Cisneros D. Francisco AyalaD. Julin TolmBOTNICAA cargo del mismo Nociones fundamentales. Principios de Anatoma y Fisiologa vegetal. Diversas teoras para explicar el crecimiento en dimetro de los rboles dicotiledones. Procedimiento para la multiplicacin artificial de las plantas. Absorcin. Influencia del cido carbnico, oxgeno y del azoe en la vegetacin. Marcha de la savia y dems funciones de los vegetales. Influencia del terreno y de los fenmenos meteorolgicos en la vegetacin. D. Jos MasD. Jos Mara Glvez D. Jos FernndezD. Juan Cisneros D. Carlos CintraD. Francisco Ayala Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 203

PAGE 216

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 204 \ 204 \ 204 \ 204 \ 204 \ANATOMADefinicin. Divisin y utilidad de la ciencia. Osteologa segn las lecciones de Gutirrez. D. Rafael ArangoD. Antonio V alds Aguirre D. Juan Manuel AlfonsoD. Juan E. Abru D. Vicente CastroD. Felipe Gmez D. Jos HerreraD. Manuel Carrera D. Domingo GuiralD. T oms Gonzlez Echeverra D. Antonio Angulo D. Santiago de la Huerta D. Fernando V alds AguirreFILOSOFAA cargo del Director [don JOS DE LA LUZ]2Alumnos del 3 y 4 curso Leern algunas disertaciones. D. Ricardo AlfonsoD. Ambrosio Valiente D. Joaqun LastresD. Manuel S. MartnezINTRODUCCI"N1. Por qu hay diversas Filosofas, y slo una Matemtica? 2. Hasta qu punto puede ser diversa, y desde dnde una Filosofa. 3. Tendencia y necesidad de uniformarse cada vez ms. 4. Renegar de la filosofa porque no siempre nos alumbra, es renegar del Sol porque suele eclipsarse. 5. La ciencia es hallar la regla en la excepcin, y la excepcin en la regla. 6. Cmo est el arte en la ciencia, y la ciencia en el arte. 7. La teora del arte es la ms honda de toda la ciencia.L"GICA8. Su objeto y utilidad. 9. Operaciones intelectuales. Necesitan ser dirigidas por la Lgica. 10. Papel importante y doble de los signos. 2Roberto Agramonte. Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 204

PAGE 217

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 205 / 205 / 205 / 205 / 205 11. Paralelismo entre los signos algebraicos los del lenguaje y los experimentos fsicos. 12. Caracteres de la induccin y de la deduccin. 13. Segn la ndole de cada ciencia predomina en su formacin uno de estos dos elementos, pero ninguno puede prescindir del segundo absolutamente. 14. En la induccin va envuelta la deduccin (pensamiento de Funes). 15. En consecuencia, el silogismo no es una forma arbitraria, sino la ms natural del pensamiento, y que los escolsticos hubieran llamado con razn su forma sustancial. 16. Varias especies de argumentacin: son medios de indagar y persuadir la verdad. 17. Sofismas y falacias lo son, por el contrario, de errar y de engaar a los dems. 18. Las prevenciones adoptadas para el recto uso de los sentidos y de su representante, la imaginacin, as como las suministradas por la crtica, no pertenecen propiamente al orden lgico, siendo todas hijas de la experiencia. 19. Sin ellas empero sera deficiente cualquier disciplina sobre la direccin del espritu humano. 20. Una es la verdad y uno el mtodo para sacarla. 21. Podra decirse de uno y otro lo que la Iglesia de su doctrina Unus Deus, una fides, et unum baptisma .322. La verdad es la congruencia del concepto con el objeto. 23. Por eso no hay que distinguirla en objetiva y subjetiva, pues aunque esta distincin tiene tanta cabida en la ciencia, no hay verdad que no rena ambos caracteres. 24. Luego no se distingue la verdad lgicamente segn la ciencia a que pertenezca. 25. Naturaleza de las ciencias. Diversa y anloga. 26. Necesidad de conocerlas para juzgarlas: imposibilidad en que para ello laboran los filsofos puramente metafsicos. Forzoso es imitar a los Platones, Aristteles y Leibnitzes. Tu longe vestigia sequere. 27. Estas cuestiones son ms trascendentales de lo que parece: procuraremos patentizarlo. 28. Su importancia para la educacin. Entre nosotros le falta aun el elemento fecundador. La Filosofa. 29. Se encuentran, es verdad, maestros que sepan su obligacin, como suele decirse; pero se necesita la devocin en espritu y verdad para el desempeo de esa obligacin. 3.“Uno es Dios, una la fe y uno el bautismo”. Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 205

PAGE 218

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 206 \ 206 \ 206 \ 206 \ 206 \ 30. Y el manejo de los alumnos? Ved aqu otra mina inagotable y aun por beneficiar. 31. Si no est subordinada la enseanza a un principio superior, a un alma que la penetre toda, no es dable sacar todo el fruto posible de los educandos; en una palabra, no es lo mismo saber un ramo que tener inspiracin (pues inspiracin es todo el magisterio), y ser terico y prctico en la Pedagoga. 32. Necesidad imprescindible de las escuelas normales4 para conseguirlo. 33. Cuanto sabemos mana de cuatro fuentes: el sentido ntimo, los sentidos externos, el raciocinio y la autoridad; y, sin embargo, apuntamos el ao pasado, y aun sostenemos el presente: 34. “El criterio, no los criterios”. 35. Hasta en el llamado de autoridad reluce el ejercicio de la razn. 36. Con sumo tino, pues, llama San Pablo a la fe rationabile obsequium vestrum: deferencia racional a los dictados del Altsimo.METAFSICA37. La razn es el distintivo del hombre: la sensibilidad la condicin para el ejercicio de sus facultades. 38. Por lo mismo es inseparable de todos nuestros actos intelectuales y morales. 39. Los fenmenos de la sensibilidad son las sensaciones, y abrazan, aunque no constituyen, nuestra naturaleza toda. 40. El alma recibe sus sensaciones por medio de rganos apropiados al efecto: tales son los cinco sentidos, y en general todo nuestro organismo. 41. Las sensaciones son fenmenos reales que nos dan a conocer la existencia real de los objetos y fenmenos interiores y exteriores a nosotros. 42. Por tanto, nos ensean la realidad de nuestra existencia y del mundo exterior, echando por tierra las cavilaciones del escepticismo: de aqu la certeza de nuestros conocimientos. 43. La sensibilidad, aunque diversificada, es tan una como la inteligencia. 44. Quimera es asentar que slo hay sensaciones en lo intelectual; pero realidad grande, que son la nica entrada para formar su historia. 4.Vid. en el volumen sobre Educacin su traduccin al Informe de Cousin sobre Escuelas Normales. Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 206

PAGE 219

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 207 / 207 / 207 / 207 / 207IDEOLOGA PURA45. Las sensaciones consideradas como percibidas por nuestro entendimiento se llaman ideas: la idea es, pues, el conocimiento o la representacin intelectual de un objeto o de una propiedad. 46. Por tanto, la sensibilidad impresionada de los objetos y fenmenos exteriores forma el manantial de las ideas. 47. Esto se demostrar analizando las varias especies de ideas. 48. Es o no bien llamada imagen la idea? 49. Procuraremos derramar alguna luz sobre este punto tan controvertido, siguiendo estos trmites de nuestras facultades: l sensacin-representacin-concepto-abstraccin-comparacin-nuevo concepto. 2 y en otros casos: sensacin e induccin forzosa, sin esos trmites. 50. En cul de estas dos categoras se colocan las ideas de tiempo y espacio? Parecen hallarse en terreno neutral: su anlisis ser el mejor comprobante de nuestro modo de ver.PSICOLOGA51. El ser que en nosotros siente, piensa y quiera, es uno mismo. De aqu la identidad del yo en todas las relaciones de aquellas facultades. 52. La pluralidad no induce un principio mltiplo en nuestra alma. 53. Naturaleza de sta y anlisis de sus diferentes facultades. 54. A todas stas son inherentes la actividad y la libertad. 55. Ved aqu la sancin del libre albedro.TEODICEA56. Las ciencias son ros que nos llevan al mar insondable de la Divinidad. 57. La induccin de las inducciones: ah est Dios. 58. Pretenden el imposible los que juzgan ser destas siendo pantestas: se engaan o engaan. 60. Ateos, y tan ateos como los epicreos, con la aadidura de inconsecuentes. 61. Hemos ampliado nuestra impugnacin al pantesmo, por los nuevos campeones que tratan de introducirlo bajo la capa del desmo. Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 207

PAGE 220

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 208 \ 208 \ 208 \ 208 \ 208 \ 62. Pero apenas entran en la lid, cuando ellos mismos se despedazan por do quiera principiis obsta.563. Dios es el Sol de nuestras almas: slo l las alumbra y enciende eficazmente. 64. La existencia de Dios es el cimiento del mundo moral.TICA65. De la combinacin de la inteligencia y libre albedro nace la conciencia moral. De aqu las condiciones para la moralidad de un acto. 66. Naturaleza de la moralidad. 67. La unin de la moralidad con la utilidad, lo mismo que con la justicia, es ntima e inseparable, como relaciones distintas de un mismo objeto. 68. Origen y fundamento de la Moral. 69. Varias especies de deberes. 70. Diferencia entre un tratado de Moral y la ciencia de la Moral: el primero comprende la enumeracin y clasificacin de todos los deberes, la segunda sus fundamentos. 71. Por qu a la Filosofa slo compete examinar las races del rbol, segn la bella expresin de Balmes, y prescribir en consecuencia el mtodo para cultivarlo. 72. As como la existencia de Dios es el cimiento del mundo moral, la inmortalidad del alma es como la atmsfera de ese mundo. 73. Porque la humanidad si no aspira, no respira, y ved ah la necesidad del ideal. 74. Relaciones entre la Moral, la Jurisprudencia, la Poltica y la Economa pblica, con justa razn llamadas Ciencias morales por excelencia. 75. Ningn filsofo ni publicista ha definido la ley tan precisa y atinadamente como el Aristteles de la Edad Media: Santo Toms. 76. Cuatro condiciones debe tener la pena para llenar su fin: veremos si las rene la de muerte. 77. ¡Es posible que en pleno siglo XIX todava se defienda con descaro el suicidio! —compadzcase norabuena; pero sepan sus apologistas que la vida, cualquiera que sea su condicin, es forzoso aceptarla como un deber; es un tesoro que ni siquiera se nos ha dado en prstamo, sino en precario. 78. El trabajo, esa es la roca en que se asienta la propiedad. 5.“Los principios lo impiden”. Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 208

PAGE 221

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 209 / 209 / 209 / 209 / 209 79. Los que se rebelan contra ella, van contra la ley del progreso; y los que se resisten al estado de familia, caminan derecho a la barbarie, se degradan a la condicin de bestias gregales. 80. Buscar el remedio de los males que afligen al cuerpo social fuera de la familia y de la propiedad, es matar al enfermo para curarle. 81. No hay sntesis ninguna social que pueda sustituirse al dogma cristiano. 82. Entre los manantiales de la actual civilizacin brilla en primera lnea el cristianismo. 83. Harto dista an la humanidad de su completa realizacin; en ella est cifrada su porvenir. 84. La Religin es el alma del alma: as que incluye y se sobrepone a todos los principios internos y externos de moralidad, pero todos ellos juntos no la pueden incluir ni reemplazar. 85. Ella es la nica potencia que puede levantar la voz para armonizar la humanidad, diciendo a las dos categoras en que est necesariamente dividida: Sperate miseri, cavete felices.6 6“Esperad los desgraciados, guardaos los afortunados”. Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 209

PAGE 222

Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 210

PAGE 223

La filosofa es el bautismo de la razn. Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 211

PAGE 224

Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 212

PAGE 225

XI XI XI XI XI EXMENES GENERALES EXMENES GENERALES EXMENES GENERALES EXMENES GENERALES EXMENES GENERALES DEL DEL DEL DEL DEL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL V V V V V ADOR ADOR ADOR ADOR ADORSito en el Cerro Bajo la direccin de DON JOS DE LA LUZ En los das 30 de noviembre y siguientes hasta su conclusinHABANAIMPRENTA DEL GOBIERNO Y CAPITANA GENERAL POR S. M.1 8 5 1 Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 213

PAGE 226

Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 214

PAGE 227

El buen mdico refiere la parte al todo, y no el todo a la parte. PLAT"N Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 215

PAGE 228

Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 216

PAGE 229

EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIARELIGI"NSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mas Doctrina cristiana por Ripalda D. Miguel Andr D. Antonio Legorburu D. Juan Manuel MoyaD. Joaqun Moya D. Francisco Hugues D. Manuel Arredondo D. Andrs TerryD. Ignacio Zequeira D. Federico AldereteD. Ricardo Romay D. Jos Mara CallejasD. Juan Velzquez D. Luis VelzquezD. Manuel Surez D. Enrique de CrdenasD. Jos de J. Mioso Los cinco ltimos slo han dado las oraciones.SECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Doctrina cristiana por Ripalda y primera parte del Fleury. D. Domingo Andr D. Mximo Peralta D. Alejandro Lpez D. Emilio Romay D. Emilio AlfonsoD. Jos Mara Morejn D. Jos Rafael del Rey D. Jos de la Luz D. Nicols PeraltaD. Toms Daz D. Jos Mara P edroso Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 217

PAGE 230

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 218 \ 218 \ 218 \ 218 \ 218 \ Han dado todo el Fleury D. Nicols AlfonsoD. Nicols de Crdenas D. Antonio MartnezD. Antonio Garca D. Emilio ReylingSECCI"N TERCERAA cargo de don Juan Bruno Zayas Explicacin de la doctrina cristiana y de la Historia del pueblo hebreo. Texto Ripalda y Fleury. D. Jos BruznD. Francisco Villegas D. Francisco Lpez D. Nicols Lluy D. Francisco CadavalD. Joaqun Cadaval D. Juan Manuel Martnez D. Alejandro Martnez D. Juan Zuill D. Luis Jimnez D. Jernimo Pratti D. Eduardo Godwin D. Antonio SnchezD. Nicols Domnguez D. Pablo VzquezD. Ricardo Fernndez D. Manuel Meireles D.Joaqun Giroud D. Francisco Daz ArgellesD. Juan Daz Argelles D. Fernando Gonzlez OsmaD. Eduardo Alderete D. Gabriel Alderete D. Antonio Muoz Izaguirre D. Jos VelzquezD. Nar ciso RiveroSECCI"N CUARTAA cargo del mismo Explicacin de la doctrina.—Historia del pueblo hebreo, ms especialmente.—Texto, la Biblia. D. Jos GarcaD. Manuel Zambrana D. Simn HeviaD. Emilio Galn D. Juan Manuel HernndezD. Jos Snchez Toledo D. Francisco Cruz MuozD. Jos Urioste D. Juan UriosteD. Antonio Guiral D. Cristbal Madan D. Justo Alderech D. Domingo del CorralD. Ramn Caneda Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 218

PAGE 231

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 219 / 219 / 219 / 219 / 219 D. Joaqun ArrangoizD. Eduardo Montejo D. Jos Mara Rencurrel D. Eduardo Lastres D. Luis SnchezD. Martn Pedroso D. Martn FunesD. Jos Olano D. Joaqun Rivas D. lvaro Surez D. Francisco PedrosoD. Miguel Morn D. Jos Ignacio Chacn D. Manuel DomnguezLECTURATodas las clases por el “Mtodo Explicativo”SECCI"N PRIMERAA cargo de don Ramn Ramos Leern en la Miscelnea Infantil D. Pedro AldereteD. Andrs Terry D. Ignacio ZequeiraD. Manuel Arredondo D. Manuel SurezD. Luis VelzquezSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Jos Manuel Mestre Samaniego.—Campe, Descubrimiento de Amrica. D. Emilio ReylingD. Jos Rafael del Rey D. Nicols de CrdenasD. Juan Manuel Moya D. Joaqun MoyaD. Antonio Legorburu D. Jos Mara P edrosoD. F rancisco Hugues D. Enrique de CrdenasD. Emilio Romay D. Juan Daz Argelles D. Rafael Herrera D. Juan VelzquezD. Miguel Andr D. Jos de Jess MiosoD. Manuel Meireles D. Ricardo FernndezD. Juan Manuel Martnez D. Nicols PeraltaD. Narciso Rivero D. Mximo Peralta Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 219

PAGE 232

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 220 \ 220 \ 220 \ 220 \ 220 \SECCI"N TERCERAA cargo de don Ramn Ramos Fbulas de Hartzenbusch D. Jos Mara MorejnD. Gab riel de C. P alomino D. Alejandro LpezD. F rancisco Daz Argelles D. Domingo AndrD. Eduardo Alderete D. Joaqun GiroudD. Jos Mara Callejas D. Juan Zuill D. Gabriel Alderete D. Fernando Gonzlez OsmaD. Joaqun Cadaval D. Francisco CadavalSECCI"N CUARTAA cargo del mismo Coleccin de trozos escogidos de Velzquez de la Cadena. D. Antonio SnchezD. Emilio Alfonso D. Eduardo Montejo D. Francisco Villegas D. Cristbal Madan D. Eduardo Godwin D. Nicols AlfonsoD. Pedro Snchez D. Luis JimnezD. Manuel Zambrana D. Manuel de CrdenasSECCI"N QUINTAA cargo de don Jos Manuel Mestre Diferentes autores en prosa y verso. D. Jos Simn BacalleoD. Antonio Martnez D. Alejandro MartnezD. Ramn Caneda D. Federico Cuevas D. Miguel Morn D. Jos Ignacio ChacnD. Antonio Muoz Izaguirre D. Nicols DomnguezD. Jernimo Pratti D. Martn Funes D. Jos Mara Rencurrel D. Emilio GalnD. Joaqun Rivas Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 220

PAGE 233

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 221 / 221 / 221 / 221 / 221 D. Antonio Garca D. Juan Rodrguez D. Antonio GuiralD. Jos Snchez T oledo D. Simn Hevia D. Luis Snchez D. Eduardo LastresD. Juan Urioste D. Manuel LpezD. Jos Urioste D. Francisco Lpez D. Nicols Lluy D. Jos VelzquezESCRITURAA cargo de don Manuel T. Nathan Presentarn sus trabajos y escribirn a presencia de los concurrentes.GRAMTICA CASTELLANASECCI"N PRIMERAA cargo de don Ramn Ramos Conocen las partes de la oracin y conjugan cualquier verbo regular o irregular. D. Antonio LegorburuD. Francisco Cadaval D. Fernando Gonzlez OsmaD. Manuel Meireles D. Jos Mara P edrosoD. Jos Mara Callejas D. Francisco Daz ArgellesD. Joaqun Giroud D. Juan Daz Argelles D. Rafael Herrera D. Jos de Jess MiosoD. Enrique de Crdenas D. Miguel AndrD. Emilio Reyling D. Jos Rafael del ReyD. Nicols Peralta D. Joaqun CadavalD. Juan Manuel Moya D. Jos VelzquezD. Joaqun Moya D. Juan Velzquez D. Gabriel Alderete D. Ricardo FernndezD. Nicols de Crdenas D. Juan Manuel MartnezD. Toms Daz D. Ricardo RomayD. Francisco Hugues D. Emilio Romay Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 221

PAGE 234

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 222 \ 222 \ 222 \ 222 \ 222 \SECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Partes de la oracin.—Accidentes.—Sintaxis.—Escritura al dictado.– Composiciones. D. Nicols LluyD. Francisco Lpez D. Domingo AndrD. Alejandro Lpez D. Jos Mara MorejnD. Luis Jimnez D. Eduardo Alderete D. Antonio Garca D. Mximo Peralta D. Manuel Zambrana D. Juan RodrguezD. Nicols Alfonso D. Antonio MartnezD. Emilio Alfonso D. Antonio Snchez D. Jernimo Pratti D. Antonio Muoz IzaguirreD. Jos Simn Bacallao D. Gabriel de C. P alominoD. Cristbal Madan D. Justo AlbrechtD. Martn Funes D. Eduardo Godwin D. Martn P edroso D. Francisco VillegasD. Juan Zuill D. Narciso RiveroSECCI"N TERCERAA cargo de don Jos Manuel Mestre Anlisis.–Sintaxis. Ortografa. Ejercicios de lectura en los clsicos. Sinonimia. D. Francisco Arrangoiz D. Pedro Snchez D. Ramn Caneda D. lvaro Surez D. Domingo del Corral D. Juan Urioste D. Francisco Cruz MuozD. Antonio Herrera D. Federico de la CuevaD. Alejandro Martnez D. Nicols DomnguezD. Manuel de Crdenas D. Emilio GalnD. Jos Ignacio Chacn D. Miguel MornD. Jos Urioste D. Eduardo MontejoD. Jos Garca D. Jos Snchez T oledoD. Jos Olano D. Luis Snchez Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 222

PAGE 235

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 223 / 223 / 223 / 223 / 223SECCI"N CUARTAA cargo del mismo Mas adelantados que los de la anterior. Ejercicios de composicin. D. Jacinto AlfonsoD. Silvio Moliner D. Emilio CspedesD. Manuel Lpez D. Pedro DuquesneD. Simn Hevia D. Juan Manuel Fer nndezD. Joaqun Rivas D. Antonio Guiral D. Eduardo Lastres D. Jos BruznARITMTICASECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mas Hasta restar exclusive. D. Jos Mara P edrosoD. Ricardo Romay D. Manuel SurezD. Manuel Arrondo D. Federico AldereteD. Luis Velzquez D. Jos Mara CallejasD. Andrs Terry D. Emilio RomayD. Ignacio Zequeira Hasta multiplicar exclusive. D. Nicols PeraltaD. J os de Jess Mioso D. Mximo PeraltaD. Rafael Herrera D. Miguel Andr D. Joaqun Moya D. Antonio Legorburu Han resuelto problemas de la Coleccion de Gremilliet. Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 223

PAGE 236

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 224 \ 224 \ 224 \ 224 \ 224 \SECCI"N SEGUNDAA cargo de don Juan Cottilla Enteros hasta dividir. Resolvern problemas. D. Pablo VzquezD. Juan Rodrguez D. Jos Mara Morejn D. Domingo Andr D. Juan Daz ArgellesD. Francisco Daz Argelles D. Juan Manuel MartnezD. Fernando Gonzlez Osma D. Alejandro LpezD. Jos de la Luz D. Juan B. ZuillD. Rafael del Rey D. Toms DazD. Gab riel de C. P alomino D. Manuel Meireles Hasta multiplicar. D. Nicols de CrdenasD. Enrique de Crdenas D. Nicols DomnguezD. Francisco Hugues D. Eduardo AldereteD. Francisco Lpez D. Joaqun GiroudD. Narciso RiveroSECCI"N TERCERAA cargo de don Juan Bruno Zayas Enteros y quebrados. Problemas. D. Jos Bruzn D. Ramn Caneda D. Eduardo Godwin D. Jos Olano D. Antonio GarcaD. Jos Ignacio Chacn D. Antonio Muoz Izaguirre D. lvaro Surez D. Juan Manuel Fer nndezD. Pedro Duquesne D. Jos Simn BacallaoD. Jos Snchez Toledo D. Jos Mara Rencurrel D. Eduardo Lastres D. Francisco CillegasD. Simn Hevia D. Emilio GalnD. Eduardo Montejo D. Martn PedrosoD. Martn Funes D. Cristbal MadanD. Jos Velzquez D. Miguel MornD. Alejandro Martnez Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 224

PAGE 237

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 225 / 225 / 225 / 225 / 225SECCI"N CUARTAA cargo de don Jos Ignacio Rodrguez Evolucin a potencias.—Extraccin de races.—Razones y proporciones.—Regla de tres.—Inters. D. Antonio ValdsD. Vicente Castro D. Fernando ValdsD. Silvio Moliner D. Mariano SurezD. Antonio Herrera D. Francisco Arrangoiz D. Pedro Snchez D. Juan UriosteD. Domingo Sterling D. Jos Urioste D. Antonio Guiral D. Isidro FernndezD. Francisco Cruz Muoz D. Rodrigo PonceD. Jernimo Pratti D, Emilio Alfonso D. Domingo del Corral D. Justo AlbrechtD. Manuel de Crdenas D. Joaqun RivasD. Jos Herrera D. Emilio CspedesSECCI"N QUINTAA cargo de don Juan Cottilla Aritmtica terica D. Miguel BetancourtD. Juan Manuel Alfonso D. Pablo HernndezD. Juan F. de Abru D. Jos BeatoD. Jacinto Alfonso D. Nicols AlfonsoD. Antonio de la Luz D. Enrique PieiroD. Manuel Lpez D. Luis Snchez D. Antonio Ceballos D. Francisco PedrosoD. Luis Jimnez D. Manuel Domnguez Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 225

PAGE 238

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 226 \ 226 \ 226 \ 226 \ 226 \DIBUJO LINEALSECCI"N PRIMERAA cargo de don Juan Cottilla Ejercicios fciles, los alumnos son principiantes. D. Manuel SurezD. Jos de la Luz D. Manuel ArredondoD. Jos de Jess Mioso D. Miguel Andr D. Joaqun Moya D. Mximo PeraltaD. Joaqun Cadaval D. Antonio LegorburuD. Joaqun Giroud D. Fernando Gonzlez OsmaD. Ignacio Zequeira D. Francisco HuguesD. Ricardo Romay D. Nicols PeraltaD. Rafael HerreraSECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Trazado de figuras a ojo y por el mtodo grfico. D. Eduardo GodwinD. F rancisco Daz Argelles D. Pablo Vzquez D. Juan Daz Argelles D. Gabriel AldereteD. Juan B. Zuill D. Gabriel de C. P alominoD. Antonio Muoz Izaguirre D. Rafael del ReyD. Alejandro Lpez D. Martn FunesD. Nicols de CrdenasSECCI"N TERCERAA cargo del mismo Superficies y volmenes. Resoluciones de algunos problemas. D. Pablo HernndezD. Nicols Alfonso D. Rodrigo Ponce D. Nicols Lluy D. Emilio AlfonsoD. Jos Beato D. Luis Jimnez D. Jos Mara Rencurrel Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 226

PAGE 239

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 227 / 227 / 227 / 227 / 227 D. Domingo Andr D. Jos Bruzn D. Domingo del Corral D. Jos Garca D. Isidro Fer nndezD. Antonio Garca D. Manuel ZambranaD. Antonio Snchez D. Martn PedrosoD. Jernimo PrattiGEOGRAFASECCI"N PRIMERAA cargo de Don Juan Cottilla Geografa de Cuba. Texto de Poey. D. Domingo AndrD. Emilio Alfonso D. Rafael del ReyD. Emilio Romay D. Toms DazD. Eduardo Alderete D. Alejandro LpezD. Gabriel C. P alomino D. Federico Alderete D. Mximo Peralta D. Nicols Peralta D. Miguel Andr D. Nicols de Crdenas D. Jos Mara P edroso Han dado slo el Departamento Occidental. D. Manuel ArredondoD. Enrique de Crdenas D. Manuel SurezD. Francisco Hugues D. Rafael HerreraD. J os de Jess Mioso D. Ricardo Romay D. Joaqun Moya D. Ignacio ZequeiraD. Jos Mara Callejas D. Andrs TerryD. Juan Velzquez D. Luis VelzquezD. Narciso RiveroSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Juan Bruno Zayas La Europa por 1a Cartilla de Poey D. Ricardo FernndezD. Juan B. Zuill D. Francisco Daz ArgellesD. Juan Daz Argelles Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 227

PAGE 240

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 228 \ 228 \ 228 \ 228 \ 228 \ D. Manuel MeirelesD. Fe rnando Gonzlez Osma D. Simn HeviaD. Jos Velzquez D. Gabriel AldereteD. Eduardo Alderete D. Joaqun Cadaval D. Jos Garca D. Francisco CadavalD. Joaqun Giroud D. Narciso Ri veroD. Joaqun Mona D. Juan Manuel MoyaD. Jos de la LuzSECCI"N TERCERAA cargo del mismo Cartilla Geogrfica.—Unos la mitad y otros principian. D. Emilio Reyling D. Justo Albrecht D. Jos Snchez T oledoD. Jos Simn Bacallao D. lvaro SurezD. Manuel Domnguez D. Antonio MartnezD. Federico de la Cueva D. Francisco Ar rangoizD. Joaqun Rivas D. Juan UriosteD. Emilio Galn D. Eduardo MontejoD. Juan Rodrguez D. Antonio Morn D. Nicols Domnguez D. Ramn CanedaD. Antonio Guiral D. Alejandro Martnez D. Francisco Villegas D. Jos BruznD. Francisco Pedroso D. Jos UriosteD. Cristbal MadanSECCI"N TERCERAA cargo de don Francisco Zayas Toda la Cartilla Geogrfica de Poey. D. Nicols LluyD. Pedro Snchez D. Antonio GarcaD. Eduardo Godwin D. Jernimo PrattiD. Antonio Muoz Izaguirre D. Eduardo LastresD. Luis Jimnez D. Antonio Snchez D. Martn Funes Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 228

PAGE 241

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 229 / 229 / 229 / 229 / 229 D. Jos Mara Morejn D. Jos Mara Rencurrel D. Nicols AlfonsoD. Pablo Vzquez D. Francisco LpezSECCI"N QUINTAA cargo del mismo Europa por el Compendio de Poey.–Nociones de Geografa Matemtica. D. Jacinto AlfonsoD. Luis Snchez D. Emilio CspedesD. Rodrigo Ponce D. Vicente CastroD. Martn Pedroso D. Domingo SterlingD. Manuel Lpez D. Silvio MolinerD. Mariano Surez D. Juan Manuel Fer nndezD. Isidro Fernndez D. Jos OlanoD. Antonio Ceballos D. Pedro DuquesneD. Jos Herrera D. Domingo del Corral D. Miguel BetancourtEDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIARELIGI"NA cargo de don Juan Bruno Zayas Historia del pueblo hebreo.—Explicacin de la doctrina cristiana, ms especialmente.—Texto, La Biblia. Composiciones. D. Leopoldo VillegasD. Jos Beato D. Emilio Cspedes D. Juan Manuel Alfonso D. Bernab del P ortilloD. Rodrigo Ponce D. Fernando V alds AguirreD. Miguel Betancourt D. Isidro FernndezD. Jacinto Alfonso D. Juan E. de AbruD. Antonio V alds Aguirre D. Domingo SterlingD. Mariano Surez Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 229

PAGE 242

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 230 \ 230 \ 230 \ 230 \ 230 \ D. Jos Herrera D. Enrique Pieiro D. Antonio de la LuzD. Antonio Herrera D. Domingo GuiralD. Vicente Castro D. Manuel CostalesD. Antonio Costales D. Pablo HernndezGRAMTICA CASTELLANAA cargo de don Jos Mara Zayas Anlisis.–Ortografa.–Composicin D. Leopoldo VillegasD. Enrique Pieiro D. Jos BeatoD. Ber nab del P ortillo D. Pablo HernndezD. Domingo Guiral D. Miguel BetancourtD. Miguel Pedroso D. Eduardo FarrsD. Rafael Arango D. Antonio V alds AguirreD. Antonio de la Luz D. Fernando V alds AguirreD. Mariano Surez D. Juan E. de AbruD. Manuel Costales D. Juan Manuel Alfonso D. Antonio CeballosLATNSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mas Declinan, conjugan y traducen en las Selectas Sagradas. D. Emilio GalnD. Antonio Martnez D. Nicols Lluy D. Jos Garca D. Jos Mara Rencurrel D. Jernimo Pratti D. Pedro SnchezD. Luis Snchez Declinan y conjugan D. Antonio GuiralD. Eduardo Montejo D. Jos Mara MorejnD. Nicols Alfonso D. Alejandro Lpez Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 230

PAGE 243

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 231 / 231 / 231 / 231 / 231 Declinan slo D. Manuel de Crdenas D. Manuel Zambrana D. Jos de la LuzD. Jos Mara P edrosoSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Jos Ignacio Rodrguez Declinacin y conjugacin.—Traduccin de las Fbulas de Fedro y de algunas cartas familiares de Cicern.—Temas fciles. D. Jos Mara GlvezD. Pablo Hernndez D. Leopoldo VillegasD. Manuel Domnguez D. Francisco Cruz MuozD. F rancisco Arrangoiz D. Miguel Betancourt D. Domingo del Corral D. Pedro DuquesneD. Manuel Costales D. Juan Manuel Fer nndezD. Ber nab del P ortillo D. Rodrigo PonceD. Jos Urioste D. Eduardo LastresD. Antonio Costales D. Jos BruznSECCI"N TERCERAA cargo del mismo Traducen las cartas de Cicern.—Vidas de Milciades, Temstocles, Cimn y Atico, por Cornelio Nepote.—Temas. D. Antonio V alds AguirreD. Juan Manuel Alfonso D. Fernando V alds AguirreD. Jos Beato D. Rafael Arango D. Vicente Castro D. Juan E. de AbruD. Domingo Sterling D. Isidro Fer nndezD. Jos Herrera D. Jos FernndezD. Jos Gerez y Meza Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 231

PAGE 244

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 232 \ 232 \ 232 \ 232 \ 232 \SECCI"N CUARTAA cargo de don Jos Mara Zayas Traduccin de Quintiliano, Columella, Flavio, Vejecio, Frontino y algunos captulos de Tito Livio. –Coleccin de Chompr. Y han hecho numerosos temas del espaol al latn. Mtodo de Burnouf. D. Enrique PieiroD. T oms Gonzlez Echeverra D. Domingo Guiral D. Carlos Cintra D. Santiago de la HuertaD. Antonio Angulo El Anfitrin de Plauto.—Epigramas de Marcial.—Versos de Ctulo.— Elegas de Ovidio. Temas.FRANCSSECCI"N PRIMERAA cargo de don Manuel T. Nathan Leen, traducen y construyen oraciones fciles. Son principiantes. D. Felipe Daz Martnez D. Pedro Duquesne D. Justo AlbrechtD. Jos Gerez y Meza D. Juan Manuel MoyaSECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Explican en francs lo que leen. Escriben al dictado y contestan a lo que se les hable. D. Francisco ArrangoizD. Jacinto Alfonso D. Antonio HerreraD. Domingo Sterling D. Emilio ReylingD. Isidro Fernndez D. Joaqun RivasD. Domingo del Corral Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 232

PAGE 245

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 233 / 233 / 233 / 233 / 233SECCI"N TERCERAA cargo del mismo Ms adelantados que los de la seccin anterior.—Han corregido algunos captulos de los ejercicios de Noel y Chapsal. D. Pablo AlfonsoD. Luis Murias D. Felipe GmezD. Miguel Betancourt D. Jos Herrera D. Antonio V alds Aguirre D. Fernando Valds AguirreD. Isidro Fernndez D. Juan Manuel HernndezD. Enrique Pieiro D. Jos BeatoSECCI"N CUARTAA cargo del mismo Traducen en cualquier libro, habindose ejercitado en los buenos modelos.—Sostienen una conversacin.—Composiciones. D. Antonio AnguloD. Jos Mara Glvez D. Santiago de la HuertaD. Ricardo Alfonso D. Miguel PedrosoD. Toms Gonzlez Echeverra D. Silvio MolinerD. Francisco Ayala D. Carlos CintraD. Eduardo Farrs D. Leopoldo Villegas D. Jos MasINGLSSECCI"N PRIMERAA cargo de don Ambrosio Aparicio Leen y traducen en el Introduction to Popular Lessons y escriben algunas lecciones fciles. D. Enrique Pieiro D. Manuel de Crdenas D. Juan Daz Argelles D. Jos Velzquez Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 233

PAGE 246

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 234 \ 234 \ 234 \ 234 \ 234 \ D. Joaqun GiroudD. F rancisco Villegas D. Nicols de Crdenas D. Antonio Herrera D. Fernando Gonzlez OsmaD. Ricardo Fernndez D. Fernando Daz ArgellesSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Ramn Ramos Como la anterior D. Domingo AndrD. Juan Bautista Zuill D. Jernimo PrattiD. Pedro Snchez D. Eduardo Alderete D. Justo Albrecht D. Antonio Muoz Izaguirre D. Emilio Romay D. Enrique de CrdenasD. Joaqun Rivas D. Martn FunesSECCI"N TERCERAA cargo de don Ambrosio Aparicio Leen y traducen en el Popular Lessons.— Frases del espaol al ingls. D. Francisco AyalaD. lvaro Surez D. Jos Snchez T oledoD. Luis Jimnez D. Juan Manuel Fer nndezD. Ramn Caneda D. Jos de la LuzD. Emilio Galn D. Simn HeviaD. Manuel LpezSECCI"N CUARTAA cargo de don Ramn Ramos Lectura y traduccin en el Popular Lessons .–Escritura al dictado. Traduccin a viva voz. D. Jos Bruzn D. Alejandro Martnez D. Jos Mara GlvezD. Rafael Arango Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 234

PAGE 247

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 235 / 235 / 235 / 235 / 235 D. Jos Ignacio ChacnD. Pablo Hernndez D. Jos FernndezD. Cristbal Madan D. Eduardo LastresD. Federico de la Cueva D. Eduardo MontejoSECCI"N QUINTAA cargo de don Ambrosio Aparicio Traduccin en el Sequel to Popular Lessons .—Escritura al dictado.— Ejercicios de conversacin. D. Antonio CeballosD. Antonio Guiral D. Juan Manuel Alfonso D. Emilio Cspedes D. Jacinto AlfonsoD. Rodrigo Ponce D. Jos GarcaD. Ber nab del P ortillo D. Jos GerezD. Miguel Morn D. Jos OlanoD. Mariano Surez D. Antonio de la LuzD. Nicols Domnguez D. Eduardo FarrsSECCI"N SEXTAA cargo del mismo Traduccin en la comedia “School for Scandal”y “First Class book” y libremente del ingls al castellano y viceversa, en cualquier libro. Conversacin familiar. D. Antonio AnguloD. Ramiro Alfonso D. Luis Murias D. Domingo Guiral D. Ricardo AlfonsoD. T oms Gonzlez Echeverra D. Santiago de la HuertaD. Carlos Cintra D. Silvio Moliner D. Jos Mas Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 235

PAGE 248

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 236 \ 236 \ 236 \ 236 \ 236 \TENEDURA DE LIBROS Y ARITMTICA MERCANTILA cargo de don Manuel T. Nathan Presentarn sus libros. Pasarn los artculos que les propongan y verificarn con brevedad las operaciones que ocurran. D. Luis MuriasD. Ramiro Alfonso D. Antonio CeballosD. Miguel Pedroso D. Manuel LpezD. Eduardo FarrsGEOGRAFAA cargo de don Jos Mara Zayas Geografa moderna.—Mapas y composiciones.—Nociones de meteorologa de esfera.—Resolucin de algunos problemas en el globo terrestre. D. Leopoldo VillegasD. Pablo Hernndez D. Jos BeatoD. Eduardo Farrs D. Antonio V alds AguirreD. Antonio de la Luz D. Enrique PieiroD. Fernando V alds Aguirre D. Bernab del PortilloD. Juan E. de Abru D. Domingo GuiralD. Juan Manuel Alfonso D. Jos FernndezD. Rafael Arango D. Santiago de la HuertaD. Antonio CostalesMATEMTICASSECCI"N PRIMERAA cargo de don Juan Bruno Zayas lgebra. Hasta ecuaciones de primer grado exclusive. D. Jos Mara Glvez D. Emilio Cspedes D. Miguel BetancourtD. Pedro Snchez D. Luis SnchezD. Emilio Alfonso D. Nicols AlfonsoD. Rodrigo Ponce D. Silvio MolinerD. Leopoldo Villegas Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 236

PAGE 249

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 237 / 237 / 237 / 237 / 237 D. Jacinto AlfonsoD. Ber nab del P ortillo D. Domingo SterlingD. Jos Beato D. Francisco PedrosoD. Antonio Costales D. Jos HerreraD. Vicente Castro D. Pablo HernndezD. Isidro FernndezSECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Geometra.—Primer libro de la obra de Cataln. D. Leopoldo Villegas D. Jos Mara Glvez D. Jos BeatoD. Rodrigo Ponce D. Emilio CspedesD. Pablo Hernndez D. Antonio CostalesD. Domingo Sterling D. Miguel BetancourtD. Ber nab del P ortillo D. Jacinto Alfonso D. Jos Herrera D. Vicente CastroD. Isidro Fernndez D. Francisco PedrosoSECCI"N PRIMERAA cargo de don Juan Cottilla Geometra y trigonometra rectilnea.—Texto: Lista. D. Antonio AnguloD. Juan Manuel Alfonso D. Toms Gonzlez Echeverra D. Santiago de la Huerta D. Domingo Guiral D. Manuel Costales D. Antonio V alds Aguirre D. Felipe GmezD. Fernando V alds Aguirre D. Juan E. de AbruD. Rafael Arango Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 237

PAGE 250

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 238 \ 238 \ 238 \ 238 \ 238 \DIBUJO NATURALA cargo de don Francisco Brusa Presentarn: D. Nicols Alfonso ……………… D. Juan Bautista Zuill ………… Principios D. Jos Urioste ………………… D. Luis Snchez ………………… D. Eduardo Montejo …………… D. Domingo Sterling …………… D. Nicols Lluy ………………… Cabezas D. Jos Olano …………………… D. Vicente Castro ……………… D. Pablo Hernndez ……………MSICAA cargo de don Enrique Gonzlez Explicarn los principales elementos. Solfeo general y particular. D. Juan Manuel AlfonsoD. Jos Herrera D. Pedro SnchezD. Nicols Domnguez D. Antonio V alds AguirreD. Fer nando V alds Aguirre D. Jacinto AlfonsoD. Miguel MornCLASE DE PIANOCavatina de Beatrice de Tenda. Burgmller …………………………D. Pedro Snchez Marcha de la Norma ……………D. Jos Herrera Fantasa brillante de Dohler, sobre La Luca …………………… D.Ramiro Alfonso Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 238

PAGE 251

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 239 / 239 / 239 / 239 / 239CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT ARIAS ARIAS ARIAS ARIAS ARIAS(El curso comenz el 1 de septiembre)HISTORIAA cargo de don Jos Mara Zayas PRIMER CURSO. Cronologa.—Divisiones generales de la Historia.— Historia antigua hasta Licurgo exclusivo. D. Leopoldo VillegasD. Pablo Hernndez D. Isidro FernndezD. Antonio Costales D. Jos BeatoD. Rodrigo Ponce D. Jos HerreraD. Miguel Betancourt D. Bernab del PortilloD. Domingo Sterling D. Francisco PedrosoD. Francisco Ceballos D. Silvio MolinerD. Eduardo Farrs SEGUNDO CURSO. Desde Ciro hasta Las Cruzadas, inclusive.— Disertaciones. D. Antonio AnguloD. T oms Gonzlez Echeverra D. Juan Manuel AlfonsoD. Juan E. de Abru D. Domingo Guiral D. Manuel Costales D. Rafael ArangoD. Fernando V alds Aguirre D. Felipe GmezD. Santiago de la Huerta D. Antonio V alds AguirreD. Luis Murias D. Ramiro Alfonso Los alumnos que en el ao anterior eran de segundo curso han concluido en junio del corriente.FSICAA cargo de don Francisco Zayas PRIMER CURSO. Lo exigido para el primer semestre. D. Isidro FernndezD. Silvio Moliner D. Antonio CeballosD. Miguel Betancourt D. Emilio CspedesD. Ber nab del P ortillo Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 239

PAGE 252

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 240 \ 240 \ 240 \ 240 \ 240 \ D. Eduardo FarrsD. Francisco Pedroso D. Jos Herrera D. Mariano Surez D. Antonio CostalesD. Jos Beato D. Pablo HernndezD. Rodrigo Ponce D. Leopoldo Villegas SEGUNDO CURSO. Electricidad y galvanismo. D. Antonio AnguloD. Santiago de la Huerta D. Juan E. de AbruD. Fer nando V alds Aguirre D. Juan Manuel AlfonsoD. Manuel Costales D. Felipe GmezD. Rafael Arango D. Antonio V alds AguirreD. Domingo GuiralQUMICA MINERALA cargo de don Antonio Caro PRIMER CURSO. Diferencia entre los fenmenos fsicos y los qumicos.—Causas modificadoras.—Nomenclatura.—Equivalentes qumicos.— Leyes de Wenzel, Richter y Gay-Lussac.–Observaciones de Bergmann relativas a los equivalentes.—Isomorfismo.—Notacin qumica.—Cuerpos simples.—Metaloides y algunos de sus compuestos. D. Antonio AnguloD. Domingo Guiral D. Toms Gonzlez Echever raD. Manuel Costales D. Fernando V alds AguirreD. Santiago de la Huerta D. Antonio V alds AguirreD. Juan E. de Abru D. Rafael ArangoD. Juan Manuel AlfonsoQUMICA ORGNICAA cargo del mismo TERCER CURSO. Preliminares.—Anlisis.—Determinacin del oxgeno, hidrgeno, carbono, zoe, azufre y fsforo.—Modo de formular.— Determinar la materia cida bsica o neutra.—Rotacin de la luz polarizada por las sustancias orgnicas.—Principios inmediatos constitutivos de los vegetales.—Productos de la descomposicin de las sustancias animales y vegetales.—Fermentacin alcohlica.— Producto de la oxidacin del alcohol y del ter. Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 240

PAGE 253

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 241 / 241 / 241 / 241 / 241 D. Carlos CintraD. Jos Mas D. Jos Mara GlvezD. Francisco Ayala D. Jos FernndezD. Jos Gerez y MezaBOTNICAA cargo del mismo Nociones fundamentales.—Principios de Anatoma y Fisiologa vegetal.—Diversas teoras para explicar el crecimiento en dimetro de los rboles dicotiledones.—Multiplicacin artificial.—Absorcin.—Influencia del cido carbnico, oxgeno y del zoe en la vegetacin.—Influencia del terreno y de los fenmenos meteorolgicos.—Cultivo. D. Antonio AnguloD. Santiago de la Huerta D. Toms Gonzlez EcheverraD. Juan E. de Abru D. Juan Manuel AlfonsoD. Domingo Guiral D. Antonio V alds AguirreD. Manuel Costales D. Rafael ArangoD. Fernando V alds AguirreANATOMAA cargo de don Jos Trujillo Definicin.—Divisin y tukoidad de la ciencia.—Osteologa segn Gutirrez. D. Isidro FernndezD. Leopoldo Villegas D. Jos HerreraD. Francisco Pedroso D. Antonio CostalesD. Jos Beato D. Miguel BetancourtD. Ber nab del P ortillo D. Domingo SterlingD. Vicente Castro D. Pablo HernndezD. Rodrigo Ponce Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 241

PAGE 254

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 242 \ 242 \ 242 \ 242 \ 242 \ 1.Roberto Agramonte. 2.A continuacin del nombre de los alumnos que reciben la enseanza de la filosofa del propio Luz Caballero, se transcribe en el Elenco de 1851 la parte relativa a Filosofa que es proposicin por proposicin exactamente igual a la del Elenco de 1850 (Roberto Agramonte).FILOSOFAA cargo del Director[JOS DE LA LUZ C ABALLERO]1ALUMNOS DEL 3. Y 4. CURSOS2Leern algunas disertaciones. TERCER CURSO D. Jos MasD. Carlos Cintra D. Jos Mara GlvezD. Francisco Ayala D. Jos FernndezD. Mariano Surez D. Jos Gerez y MezaD. Ramiro Alfonso D. Luis MuriasD. Miguel Pedroso CUARTO CURSO D. Ricardo AlfonsoD. F elipe Daz Martnez Luz3-3.p65 28/08/01, 11:39 242

PAGE 255

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 243 / 243 / 243 / 243 / 243XII XII XII XII XII E X M E N E S E X M E N E S E X M E N E S E X M E N E S E X M E N E S DEL DEL DEL DEL DEL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL V V V V V ADOR ADOR ADOR ADOR ADORDirigido por DON JOS DE LA LUZ Empezarn el 12 de diciembreHABANAIMPRENTA DEL GOBIERNO Y CAPITANA GENERAL,POR S. M.1 8 5 2 Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 243

PAGE 256

Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 244

PAGE 257

Limpiad primero lo interior del vaso, para que sea limpio lo exterior. JESS EN SAN MATEO. Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 245

PAGE 258

Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 246

PAGE 259

EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIARELIGI"NSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mas D. Ignacio Zequeira D. Pedro P Diago D. Federico Alderete D. Federico Diago D. Andrs CalsD. Nicols Gmez D. Manuel ArredondoD. Antonio Gmez D. Ignacio TellesD. Eugenio Urioste D. Enrique Crdenas D. Guillermo Sanguily Los seis ltimos son principiantesSECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Doctrina cristiana por Ripalda.—Historia sagrada por Fleury.— Explican las oraciones. D. Miguel Andr D. Antonio Legorburu D. Joaqun Moya D. Rafael Herrera D. Jos A. Galarraga D. Nicols Peralta D. Jos R. AguirreD. Mximo Peralta D. Jos Mara PedrosoD. Emilio Romay Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 247

PAGE 260

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 248 \ 248 \ 248 \ 248 \ 248 \SECCI"N TERCERAA cargo del Director[JOS DE LA LUZ CABALLERO]1Desde el Gnesis hasta los Jueces.–Composiciones. D. Gabriel AldereteD. Antonio M. Izaguirre D. Nicols AlfonsoD. Jos Mara Morejn D. Nicols DomnguezD. Martn Pedroso D. Nicols Lluy D. Jernimo Pratti D. Manuel CrdenasD. Gabriel Palomino D. Ricardo FernndezD. Diego Salazar D. Martn FunesD. Ricardo Brito D. Eduardo GodwinD. Alejandro M. Serrano D. Jos de la LuzD. Antonio M. Serrano D. Miguel MornD. Manuel Quesada D. Juan HernndezLECTURAMTODO EXPLICATIVOSECCI"N PRIMERAA cargo de don Ramn Ramos En el librito de Lectura Graduada D. Guillermo Sanguily D. Eugenio Urioste En fbulas y en el Dioscrides D. Manuel ArredondoD. Andrs Cals D. Federico Alderete D. Federico Diago D. Nicols Gmez D. Ignacio Zequeira D. Antonio Gmez 1.Roberto Agramonte. Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 248

PAGE 261

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 249 / 249 / 249 / 249 / 249SECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo En el Nuevo Lector Espaol D. Antonio LegorburuD. Joaqun Moya D. Emilio RomayD. Jos A. Galarraga D. Pedro P DiegoD. Ignacio Telles D. Rafael HerreraD. Miguel Andr D. Ricardo FernndezD. Nicols Crdenas D. Nicols PeraltaD. Enrique Crdenas D. Mximo PeraltaD. Jos Mara Pedroso D. Gabriel AldereteD. Jos R. AguirreESCRITURAA cargo de don Manuel T. Nathan Presentarn sus trabajos y escribirn en presencia de los concurrentes.GRAMTICA CASTELLANASECCI"N PRIMERAA cargo de don Ramn Ramos Partes de la oracin.—Accidentes.—Escritura al dictado.—Composiciones. D. Guillermo Sanguily D. Federico Diago D. Ignacio Zequeira D. Nicols Gmez D. Manuel ArredondoD. Antonio Gmez D. Andrs CalsD. Eugenio Urioste Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 249

PAGE 262

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 250 \ 250 \ 250 \ 250 \ 250 \SECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Ms adelantados. D. Antonio LegorburuD. Enrique Crdenas D. Emilio RomayD. Nicols Peralta D. Rafael HerreraD. Ignacio Telles D. Ricardo FernndezD. Joaqun Moya D. Miguel AndrD. Jos Mara Pedroso D. Gabriel AldereteD. Jos A. Galarraga D. Nicols CrdenasD. Jos R. AguirreSECCI"N TERCERAA cargo de don Jos Manuel Mestre Anlisis.—Prosodia.—Ortografa D. Gabriel PalominoD. Diego Salazar D. Mximo Peralta D. Antonio M. Izaguirre D. Jernimo PrattiD. Martn Pedroso D. Joaqun PiedraD. Manuel ZambranaSECCI"N CUARTAA cargo del mismo Anlisis.—Sintaxis.—Prosodia.—Ortografa.—Sinonimia. D. Jos de la LuzD. Jos Olano D. Nicols AlfonsoD. Jos Mara Morejn D. Eduardo GodwinD. F rancisco Cruz Muoz D. Pedro P DiagoD. Antonio M. Serrano D. Martn FunesD. Nicols Domnguez D. Jos UriosteD. Manuel Quesada D. Domingo del CorralD. Enrique Junco D. Miguel MornD. Juan Urioste Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 250

PAGE 263

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 251 / 251 / 251 / 251 / 251SECCI"N QUINTAA cargo del mismo Como los de la anterior.—Ejercicios de composicin. D. Alejandro M. SerranoD. Jos Bruzn D. Ricardo Brito D. Joaqun Arrangoiz D. Antonio GuiralD. Federico de la Cueva D. Manuel CrdenasD. Jacinto Alfonso D. Nicols Lluy D. Eduardo Lastres D. Felipe AlfonsoD. Juan Manuel FernndezARITMTICASECCI"N PRIMERAA cargo de don Gustavo Hquet Las cuatro reglas D. Federico AldereteD. Emilio Romay D. Manuel Arredondo D. Guillermo Sanguily D. Federico DiagoD. Nicols Peralta D. Antonio GmezD. Jos Mara Pedroso D. Antonio LegorburuD. Eugenio Urioste D. Joaqun MoyaD. Ignacio Zequeira D. Nicols GmezSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Jos Mas Enteros.—Terica.—Problemas D. Nicols DomnguezD. Jos R. Aguirre D. Pedro P DiagoD. Jos de la Luz D. Andrs CalsD. Antonio Muoz Izaguirre Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 251

PAGE 264

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 252 \ 252 \ 252 \ 252 \ 252 \ D. Ignacio Telles D. Nicols Crdenas D. Gabriel PalominoD. Jos A. Galarraga D. Enrique CrdenasD. Miguel Morn D. Gabriel AldereteD. Diego Salazar D. Mximo P eraltaD. Ricardo Fernndez D. Rafael HerreraSECCI"N TERCERAA cargo de don Jos Mara Villegas Denominados, razones y proporciones, y regla de tres con aplicaciones. D. Nicols AlfonsoD. Jos Urioste D. Antonio GuiralD. Juan Hernndez D. Jess B. GlvezD. Ricardo Brito D. Miguel MornD. Antonio Costales D. Alejandro M. SerranoD. Martn Pedroso D. Antonio M. Serrano D. Eduardo Godwin D. Nicols Lluy D. Jos Snchez D, Jos Mara Morejn D. Jernimo Pratti D. Joaqun Piedra D. Martn Funes D. Federico de la CuevaD. Eduardo Lastres D. Enrique JuncoD. Jos Olano D. Miguel GmezD. Manuel Crdenas D. Justo AlbrechtD. Manuel Quesada D. Jos Bruzn Los tres ltimos estn menos adelantados. Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 252

PAGE 265

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 253 / 253 / 253 / 253 / 253DIBUJO LINEALSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Villegas Han dado por el texto de Dueas hasta tringulos inclusive. D. Gabriel PalominoD. Manuel Arredondo D. Diego SalazarD. Jos Galarraga D. Francisco J. PedrosoD. Gabriel Alderete D. Ignacio Zequeira D. Pedro P Diago D. Jos de la LuzD. Emilio Romay D. Mximo PeraltaD. Jos Mara Pedroso D. Nicols de CrdenasD. Rafael Herrera D. Antonio LegorburuD. Antonio M. IzaguirreSECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Hasta planos exclusive y resolvern algunos problemas. D. Jos BruznD. Nicols Alfonso D. Miguel Morn D. Joaqun Piedra D. Eduardo Godwin D. Jernimo Pratti D. Manuel ZambranaD. Martn FunesGEOGRAFASECCI"N PRIMERAA cargo de don Gustavo Hquet De la Isla por Poey D.Federico Alderete D. Rafael Herrera D. Miguel Andr D. Antonio Lagorburu Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 253

PAGE 266

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 254 \ 254 \ 254 \ 254 \ 254 \ D. Manuel ArredondoD. Joaqun Moya D. Andrs CalsD. Jos Mara Pedroso D. Federico DiagoD. Nicols Peralta D. Jos A. Galarraga D. Mximo Peralta D. Nicols GmezD. Guillermo Sanguily D. Antonio GmezD. Ignacio Telles D. Eugenio UriosteD. Enrique Crdenas D. Ignacio ZequeiraSECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo La Europa.—Mapas D. Jos R. AguirreD. Emilio Romay D. Nicols CrdenasD. Diego Salazar D. Pedro P DiagoD. Gabriel Alderete D. Gabriel PalominoD. Ricardo Fernndez D. Joaqun PiedraSECCI"N TERCERAA cargo de don Jos Mas La Europa. —Presentarn sus trabajos D. Martn FunesD. Jernimo Pratti D. Antonio Muoz IzaguirreD. Nicols Alfonso D. Jos SnchezD. Nicols Domnguez D. Manuel Zambrana D. Eduardo Godwin D. Miguel MornD. Juan Hernndez D. Manuel CrdenasD. Ricardo Brito D. Antonio GuiralD. Juan Urioste D. Pedro MornD. Manuel Quesada Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 254

PAGE 267

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 255 / 255 / 255 / 255 / 255EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIARELIGI"NA cargo del Director[JOS DE LA LUZ CABALLERO]2Exposicin del Pentateuco y de otros libros del Antiguo Testamento y del Nuevo y la del Evangelio de San Mateo. D. Felipe AlfonsoD. Enrique Pieiro D. Jacinto AlfonsoD. Pablo Hernndez D. Antonio GuiralD. Rodrigo Ponce de Len D. Jos HerreraD. Domingo del Corral D. Antonio de la LuzD. Eduardo Lastres D. Joaqun ArrangoizD. Fernando Malpica D. Jos BeatoD. Jos Urioste D. Jess B. GlvezD. Enrique Junco D. Isidro FernndezD. Francisco J. Pedroso D. Jos VinagerasD. Antonio Costales D. Francisco Cruz MuozD. Juan Manuel FernndezLATNSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Ignacio Rodrguez Declinacin y conjugacin D. Manuel ZambranaD. Ricardo Brito D. Jos Mara PedrosoD. Gabriel Alderete 2.Roberto Agramonte. Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 255

PAGE 268

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 256 \ 256 \ 256 \ 256 \ 256 \ D. Antonio M. IzaguirreD. Enrique Crdenas D. Manuel CrdenasD. Jos de la Luz D. Manuel QuesadaSECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Traduccin de fbulas.—Anlisis.—Temas fciles D. Felipe AlfonsoD. Jos Mara Morejn D. Jacinto AlfonsoD. Federico de la Cueva D. Nicols AlfonsoD. Juan Manuel Fernndez D. Bernab del P ortilloD. Antonio Costales D. Manuel CostalesSECCI"N TERCERAA cargo del mismo Traduccin de Cornelio Nepote.—Anlisis y principios de construccin.—Temas D. Jos Mara GlvezD. Jos Bruzn D. Enrique JuncoD. Antonio M. Serrano D. Jess B. GlvezD. Francisco Cruz Muoz D. Joaqun ArrangoizD. Nicols Lluy D. Fernando MalpicaD. Antonio Guiral D. Eduardo LastresD. Francisco Pedroso Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 256

PAGE 269

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 257 / 257 / 257 / 257 / 257SECCI"N CUARTAA cargo del Director[JOS DE LA LUZ CABALLERO]3Csar.—Cornelio Nepote.—Cicern.—Temas D. Juan M. AlfonsoD. Jos Beato D. Juan E. de AbruD. Jos HerreraSECCI"N QUINTAA cargo del mismo Tito Livio.–Salustio.—Cicern.—glogas de Virgilio. Temas D. Antonio Angulo D. Santiago de la Huerta D. Domingo GuiralD. Enrique Pieiro D. Toms G. EcheverraFRANCSSECCI"N PRIMERAA cargo de don M. T. Nathan Principiantes que en su grado han hecho todo gnero de ejercicios. D. Emilio RomayD. Pedro Morn D. Rodrigo Ponce de LenD. Domingo Guiral D. Antonio Guiral D. Jess B. Glvez D. Juan Manuel AlfonsoD. Juan E. de Abru 3.Roberto Agramonte. Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 257

PAGE 270

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 258 \ 258 \ 258 \ 258 \ 258 \SECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Ms adelantados D. Francisco Cruz MuozD. Jos Olano D. Nicols DomnguezD. Jos Urioste D. Antonio de la LuzD. Francisco J. Pedroso D. Justo AlbrechtD. Pedro P Diago D. Juan UriosteSECCI"N TERCERAA cargo del mismo Hablan, traducen y escriben regularmente. D. Joaqun ArrangoizD. Jos Beato D. Felipe AlfonsoD Juan Manuel Fernndez D. Isidro FernndezD. Antonio Herrera D. Jos Herrera D. Domingo Corral D. Jacinto AlfonsoD. Fernando Malpica Ms adelantados.—Composiciones. D. Toms G. EcheverraD. Miguel Pedroso D. Enrique Pieiro D. Santiago de la Huerta D. Leopoldo VillegasD. Jos Mara GlvezINGLSSECCI"N PRIMERAA cargo de don Ambrosio Aparicio Traducen en el Introduction to Popular Lessons .— Conjugacin y pronombres. D. Manuel CrdenasD. Gabriel Palomino D. Jos Mara MorejnD. Joaqun Moya Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 258

PAGE 271

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 259 / 259 / 259 / 259 / 259 D. Jos Snchez D. Justo Albrecht D. Nicols PeraltaD. Enrique Crdenas D. Mximo Peralta D. Juan Hernndez D. Antonio de la LuzD. Jos Herrera D. Jos de la LuzD. Diego Salazar D. Gabriel AldereteD. Manuel Zambrana D. Rafael HerreraD. Juan Manuel Fernndez D. Emilio RomayD. Ricardo Fernndez D. Miguel Morn D. Eduardo Godwin D. Nicols CrdenasD. Manuel QuesadaSECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Algo ms adelantados que los de la anterior. D. Jos R. Aguirre D. Joaqun Piedra D. Francisco J. PedrosoD. Jos A. Galarraga D. Domingo CorralD. Jernimo Pratti D. Juan E. de AbruD. Martn Funes D. Federico DiagoSECCI"N TERCERAA cargo del mismo Traducen y leen en el Sequel to Popular Lessons del ingls al espaol, y viceversa, y escriben al dictado aplicando los principios gramaticales.– Comienzan a sostener una conversacin. D. Jos BruznD. Alejandro M. Serrano D. Eduardo LastresD. Rodrigo Ponce de Len D. Miguel MornD. Jos Mara Glvez D. Federico de la CuevaD. Antonio Muoz Izaguirre D. Jos OlanoD. Nicols Domnguez D. Enrique PieiroD. Pablo Hernndez D. Miguel PedrosoD. Miguel Gmez D. Martn PedrosoD. Bernab del Portillo Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 259

PAGE 272

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 260 \ 260 \ 260 \ 260 \ 260 \SECCI"N CUARTAA cargo del mismo Trabajan en el American First Class Book, y estn ms fuertes que la clase anterior en los mismos ejercicios. D. Domingo GuiralD. Jacinto Alfonso D. Antonio GuiralD. Jess B. Chvez D. Pedro P DiagoD. Antonio Angulo D. Santiago de la HuertaD. Toms G. Echeverra D. Juan Manuel AlfonsoD. Juan UriosteALEMNA cargo del Director[JOS DE LA LUZ CABALLERO]4Todo gnero de ejercicios en una coleccin de trozos escogidos y en otra de dilogos. D. Antonio AnguloD Jos Mara Glvez D. Jos MasTENEDURA DE LIBROS Y ARITMTICA MERCANTILA cargo de don Manuel T. Nathan Presentarn sus libros y operarn contestando sobre puntos fundamentales de comercio. D. Miguel PedrosoD. Francisco J. Pedroso D. Justo Albrecht D. Jos Snchez D. Miguel GmezD. Pedro Morn D. Juan Hernndez 4.Roberto Agramonte. Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 260

PAGE 273

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 261 / 261 / 261 / 261 / 261GEOGRAFAA cargo de don Jos Mas Geografa moderna.—Mapas y composiciones.—Nociones de esfera y resolucin de algunos problemas en el globo. D. Enrique Pieiro D. Jess B. Glvez D. Jos Mara MorejnD. Federico de la Cueva D. Felipe AlfonsoD. Domingo del Corral D. Nicols LluyD. Francisco Pedroso D. Jos BruznD. Juan Manuel Fernndez D. Miguel GmezD. Martn Pedroso D. Joaqun Arrangoiz D. Eduardo Lastres D. Antonio de la LuzD. Jos Urioste D. Enrique JuncoD. Antonio Costales D. Antonio Martnez SerranoD. Jos Olano D. Juan RodrguezD. Francisco Cruz MuozMATEMTICASSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Villegas lgebra.—Hasta ecuaciones de primer grado inclusive. D. Felipe AlfonsoD. Juan M. Fernndez D. Jacinto AlfonsoD. Francisco Cruz Muoz D. Nicols AlfonsoD. Juan Rodrguez D. Federico de la CuevaD. Juan Hernndez D. Enrique PieiroD. Antonio Costales D. Jess B. GlvezD. Jos Urioste D. Joaqun ArrangoizD. Domingo del Corral D. Enrique JuncoD. Eduardo Lastres D. Antonio Martnez SerranoD. Antonio Guiral D. Francisco J. P edrosoD. Jos Mara Morejn. D. Miguel Gmez D. Nicols Lluy Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 261

PAGE 274

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 262 \ 262 \ 262 \ 262 \ 262 \SECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Geometra.—Medicin de las rectas y arcos.—ngulos. Perpendiculares y oblicuas.—Paralelas. D. Felipe AlfonsoD Jacinto Alfonso D. Nicols Alfonso D. Nicols Lluy D. Federico de la CuevaD. Juan M. Fernndez D. Enrique PieiroD. Juan Rodrguez D. Jess B. Glvez D. Antonio Costales D. Joaqun Arrangoiz D. Eduardo Lastres D. Enrique JuncoD. Jos Mara Morejn D. Antonio Martnez SerranoD. Francisco Cruz Muoz D. Francisco J. PedrosoSECCI"N TERCERAA cargo del mismo Trigonometra plana.—Hasta la resolucin de tringulos rectngulos. D. Bernab del PortilloD. Jos Beato D. Pablo Her nndezD. Jos Herrera D. Fernando MalpicaD. Jos Vinageras D. Rodrigo Ponce de LenD. Isidro FernndezDIBUJO NATURALA cargo de don Francisco Brusa Presentarn elementos y varias cabezas sombreadas D. Pablo HernndezD. Jos Beato D. Enrique JuncoD. Nicols Crdenas D. Pedro DiagoD. Nicols Alfonso D. Jess B. GlvezD. Jos Olano Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 262

PAGE 275

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 263 / 263 / 263 / 263 / 263MSICAA cargo de don Enrique Gonzlez Explicarn los principios elementales.—Solfeo general y particular. D. Enrique JuncoD. Miguel Pedroso D. Jos Mara PedrosoD. Miguel Morn D. Juan Manuel AlfonsoD. Juan Hernndez D. Nicols Domnguez D. Jos HerreraCLASE DE PIANOD. Miguel Pedroso …………Fantasa sobre temas de la Lucia de Lammermoor, por Gomion. D. Enrique Junco ………… Cavatina de Mara de Rohan por Desvernine. D. Juan Manuel Alfonso …… Pequeo do de la Norma de Bellini. D. Miguel Morn …………… Marcha de la NormaCLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT ARIAS ARIAS ARIAS ARIAS ARIASHISTORIAA cargo de don Ramn Zambrana PRIMER CURSO. Cronologa, principios generales.— Divisin de la Historia.—Historia antigua hasta Licurgo.— Composiciones. D. Enrique JuncoD. Jos Mara Morejn D. Felipe AlfonsoD. Enrique Pieiro D. Joaqun ArrangoizD. Nicols Lluy D. Juan RodrguezD. Antonio Costales Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 263

PAGE 276

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 264 \ 264 \ 264 \ 264 \ 264 \ D. Federico de la CuevaD. Jess B. Glvez D. Jacinto AlfonsoD. Francisco Cruz Muoz D. Eduardo LastresD. Juan Manuel Fernndez D. Antonio Mara Serrano SEGUNDO CURSO. Historia de la Edad Media hasta Las Cruzadas.– Composiciones. D. Jos BeatoD. Pablo Hernndez D. Rodrigo Ponce de LenD. Isidro Fernndez D. Fernando MalpicaD. Jos Vinageras D. Bernab PortilloD. Jos Herrera TERCER CURSO. Historia de Espaa.—Dominacin cartaginesa, romana y goda, hasta la invasin de los rabes. Disertaciones. D. Juan E. de AbruD. Antonio Angulo D. Juan Manuel AlfonsoD. Santiago de la Huerta D. Rafael ArangoD. Domingo Guiral D. Manuel CostalesD. Toms G. EcheverraLITERATURAA cargo de don Manuel Mestre TERCER CURSO. Preliminares.—Principios especulativos de la Literatura.—Retrica.—Ejercicios de anlisis y de composicin. D. Juan E. de AbruD. Manuel Costales D. Juan M. AlfonsoD. Toms G. Echeverra D. Antonio AnguloD. Domingo Guiral D. Rafael Arango D. Santiago de la Huerta CUARTO CURSO. Consideraciones generales sobre desarrollo de la lengua y literatura castellanas.—Historia de la poesa castellana.—pocas en que puede dividirse y fundamentos de la divisin.—Poetas ms notables de las dos primeras pocas.—Breve examen crtico de sus obras Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 264

PAGE 277

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 265 / 265 / 265 / 265 / 265GRIEGOA cargo de don Antonio Mestre Alfabeto.—Pronunciacin de las letras segn el sistema de los griegos modernos.—Reglas principales de eufona y de acentuacin.—Declinaciones regulares.—Temas fciles. D. Juan E. de AbruD. Rafael Arango D. Toms G. EcheverraFSICAA cargo de don Ramn Zambrana PRIMER CURSO. Propiedades generales de los cuerpos. Movimiento y sus leyes. Teora de las fuerzas. Mquinas simples.—Atraccin.—Tubos capilares.—Principios de Hidrosttica.—Peso especfico.—Aparatos para demostrar las propiedades del aire.—Nociones sobre el calrico. D. Enrique JuncoD. Enrique Pieiro D. Jacinto AlfonsoD. Jos Mara Morejn D. Felipe Alfonso D. Nicols Lluy D. Eduardo LastresD. Francisco Cruz Muoz D. Joaqun ArrangoizD. Antonio Costales D. Antonio M. Serrano D. Jess B. Glvez D. Juan RodrguezD. Juan Manuel Fernndez D. Federico Cueva SEGUNDO CURSO. Acstica.—Electricidad.—Galvanismo.—Magnetismo.—Electromagnetismo.—Nociones de ptica. D. Jos BeatoD. Fernando Malpica D. Isidro FernndezD. Rodrigo Ponce de Len D. Pablo HernndezD. Jos Vinageras D. Bernab PortilloD. Jos Herrera Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 265

PAGE 278

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 266 \ 266 \ 266 \ 266 \ 266 \QUMICAA cargo de don Antonio Caro Parte orgnica Historia.—Teora corpuscular.—Tipos Moleculares.— Polimorfismo y causas influyentes.—Cuerpos isomricos— Anlisis.—Combinacin.— Proporciones.—Acciones qumicas. —Teoras.—Clasificacin de los elementos.—Nomenclatura—Aplicaciones.—Metaloides y algunos de sus compuestos. D. Jos BeatoD. Pablo Hernndez D. Isidro FernndezD. Bernab Portillo D. Fernando MalpicaD. Jos Vinageras D. Rodrigo Ponce de LenD. Jos Herrera Parte orgnica Preliminares.—Uso de los reactivos en el anlisis orgnico inmediato.—Modo de distinguir las materias orgnicas de las minerales; las vegetales de las animales.—Anlisis elemental de las diversas materias orgnicas por los mtodos ms acreditados.—Modo de formular qumicamente una materia orgnica.—Principios inmediatos de las plantas—Acidos orgnicos y alcaloides naturales y artificiales. D. Antonio AnguloD. Toms G. Echeverra D. Santiago de la HuertaD. Juan M. Alfonso D. Domingo GuiralD. Rafael Arango D. Juan E. de AbruD. Manuel CostalesMINERALOGAA cargo del mismo Diferencia entre lo inorgnico y lo organizado.—Consideraciones sobre su estudio.—Formas primarias y secundarias.—Dismorfismo.—Isomorfismo.—Causas de los cambios de forma.—Anlisis por la va seca y hmeda.–Clasificaciones. D. Enrique JuncoD. Federico de la Cueva D. Jacinto AlfonsoD. Enrique Pieiro D. Felipe AlfonsoD. Jos Mara Morejn Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 266

PAGE 279

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 267 / 267 / 267 / 267 / 267 D. Eduardo Lastres D. Nicols Lluy D. Joaqun ArrangoizD. Antonio Costales D. Juan RodrguezD. Jess B. Glvez D. Antonio M. SerranoD. Juan M. Fernndez D. Francisco Cruz MuozD. Francisco J. PedrosoBOTNICAA cargo del mismo Principios de Anatoma y Fisiologa vegetal.—Diversas teoras para explicar el crecimiento en dimetro de los rboles dicotiledones.—Procedimiento para la multiplicacin artificial de las plantas.—De su nutricin.— Principios elementales.–Origen y asimilacin del carbono, zoe, azufre, hidrgeno y principios inorgnicos.—Influencia del humus.—Cultivo de los vegetales.—Papel del cido ntrico y del zoe atmosfrico en la vegetacin.—Funciones de las plantas. D. Pablo HernndezD. Bernab del Portillo D. Jos BeatoD. Fernando Malpica D. Isidro Fer nndezD. Jos Herrera D. Jos VinagerasD. Rodrigo Ponce de LenHISTORIA NATURAL EN GENERALA cargo de don Jos Ignacio Rodrguez PRIMER CURSO. Generalidades.—Anatoma y fisiologa de la digestin y circulacin. D. Enrique JuncoD. Jos Mara Morejn D. Jacinto AlfonsoD. Antonio Costales D. Felipe AlfonsoD. Juan M. Fernndez D. Joaqun ArrangoizD. Federico de la Cueva D. Antonio M. SerranoD. Nicols Lluy D. Juan RodrguezD. Francisco Cruz Muoz D. Eduardo LastresD. Jess B. Glvez D. Enrique Pieiro Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 267

PAGE 280

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 268 \ 268 \ 268 \ 268 \ 268 \ZOOLOGATERCER CURSO. Generalidades.—Mamferos y aves. D. Antonio AnguloD. Rafael Arango D. Juan E. de AbruD. Toms G. Echeverra D. Santiago de la FeD. Domingo Guiral D. Santiago de la Huerta D. Juan Manuel Alfonso D. Manuel CostalesFILOSOFA5A cargo del Director[JOS DE LA LUZ CABALLERO]6Alumnos del tercer y cuarto curso Leern algunas disertaciones. D. Antonio Angulo D. Santiago de la Huerta D. Juan E. de AbruD. Rafael Arango D. Toms G. EcheverraD. Jos Mara Glvez D. Juan M. AlfonsoD. Manuel Costales D. Domingo GuiralD. Jos Mas 5.Repetimos aqu exactamente el contenido de nuestra nota puesta en el Elenco anterior. Las proposiciones filosficas siguen siendo las mismas de los Elencos de 1850 y 1851. Por eso no las reproducimos (Roberto Agramonte). 6.Roberto Agramonte. Luz3-4.p65 28/08/01, 11:41 268

PAGE 281

XIII XIII XIII XIII XIII EXMENES EXMENES EXMENES EXMENES EXMENES DEL DEL DEL DEL DEL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL V V V V V ADOR ADOR ADOR ADOR ADORDirigido por DON JOS DE LA LUZ Empezarn el 4 de diciembreHABANA IMPRENTA DEL GOBIERNO Y CAPITANA GENERAL POR S. M. 1853 Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 269

PAGE 282

Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 270

PAGE 283

EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIA EDUCACI"N PRIMARIARELIGI"NSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos de la L. Jaquez Doctrina cristiana por Ripalda.—Historia sagrada por Fleury. D. Jos Antonio GalarragaD. Joaqun Gonzlez D. Emilio Santos 13. Antonio Gmez D. Miguel AndrD. Nicols Gmez D. Salvador I. TllezD. Francisco Xenes D. Rafael JorrnD. Federico Alderete D. Emilio RomayD. Enrique Tajonera D. Angel RomeroD. Nicols Peralta D. Andrs CalasD. Ramn Aguirre D. Mximo Peralta D. Enrique de Crdenas D. Jos M. Valds Los cinco ltimos darn las oraciones Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 271

PAGE 284

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 272 \ 272 \ 272 \ 272 \ 272 \SECCI"N SEGUNDAA cargo del Director[JOS DE LA LUZ CABALLERO]1Desde el Gnesis hasta el libro primero de los Reyes inclusive Composiciones D. Manuel Zambrana D. Toms Cottilla D. Nicols de Crdenas D. Emilio Viondi D. Martn FunesD. Diego Salazar D. Gabriel PalominoD. Gabriel Alderete D. Jos de J. MornD. Miguel Morn D. Jernimo PrattiD. Jos M. Morejn D. Eduardo Godwin D. Martn P edrosoLECTURAMtodo ExplicativoSECCI"N PRIMERAA cargo de don Gabriel Ramrez O’Brien Leen en varios textos adecuados. D. Antonio GmezD. Francisco Xenes D. Nicols Gmez D. Ignacio Zequeira D. Federico AldereteD. Enrique Tajonera D.Jos Mara Pedroso 1.Roberto Agramonte. Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 272

PAGE 285

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 273 / 273 / 273 / 273 / 273SECCI"N SEGUNDAA cargo de don Gabino Barnet En cualquier libro. D. Jos A. Galarraga D. Salvador I. Tllez D. Ramn AguirreD. Ramn Sotomayor D. Andrs A. CalasD. Jos M. Valds D. Gabriel AldereteD. Angel Romero D. Nicols Peralta D. Emilio Romay D. Nicols de Crdenas D. Leopoldo Rizo D. Emilio Viondi D. Emilio Santos D. Ricardo FernndezD. Miguel Andr D. Magn SagarraD. Rafael Jorrn D. Rafael HerreraD. Diego Salazar D. Mximo PeraltaESCRITURAA cargo de don Manuel Nathan Presentarn sus trabajos y escribirn en presencia de los concurrentes.GRAMTICA CASTELLANASECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos de J. Neyra Se han ejercitado en los rudimentos. D. Francisco XenesD. Federico Alderete D. Ignacio ZequeiraD. Enrique Tajonera D. Antonio Gmez Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 273

PAGE 286

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 274 \ 274 \ 274 \ 274 \ 274 \SECCI"N SEGUNDAA cargo de don Gabino Barnet Partes de la oracin. Accidentes. Escritura al dictado. Composiciones. D. Jos A. GalarragaD. Ramn Sotomayor D. Salvador I. TllezD. Ricardo Fernndez D. Leopoldo RizoD. Miguel Andr D. Nicols Peralta D. Ramn Aguirre D. Andrs A. CalasD. Ramn Sotomayor D. Emilio SantosD. Jos M. Valds D. Nicols GmezD. Rafael Jorrn D. Gabriel AldereteD. Emilio Romay D. Nicols PeraltaSECCI"N TERCERAA cargo de don Jos Manuel Mestre Anlisis.—Prosodia.–Ortografa. D. Mximo Peralta D. Emilio Viondi D. Esteban TorresD. Nicols de Crdenas D. Diego SalazarD. Enrique de Crdenas D. Magn SagarraSECCI"N CUARTAA cargo del mismo Anlisis.—Sintaxis.—Prosodia.—Ortografa.—Sinonimia. Ejercicios de composicin. D. Jos de la LuzD. Eduardo Godwin D. Martn FunesD. Domingo del Corral D. Toms CottillaD. Joaqun Gonzlez D. Francisco Daz de Villegas D. Eduardo Montejo Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 274

PAGE 287

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 275 / 275 / 275 / 275 / 275 D. Miguel MornD. Pedro Rizo D. Jos M. MorejnD. Jos de J. Morn D. Enrique del JuncoD. Francisco Cruz Muoz D. Antonio Guiral D. Eduardo Lastres D. Ricardo BritoD. Gabriel Palomino D. Manuel de CrdenasD. Antonio Muoz Izaguirre D. Manuel ZambranaD. Jos Bruzn D. Jernimo PrattiD. Martn PedrosoARITMTICASECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos de la Luz Jaquez Hasta multiplicar inclusive. D. Francisco X enesD. Antonio Gmez D. Federico AldereteD. Ignacio Zequeira Hasta dividir inclusive. D. Enrique Tajonera D. Nicols GmezSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Jos de J. Neyra Hasta dividir quebrados inclusive. D. Magn SagarraD. Rafael Herrera D. Ramn SotomayorD. Emilio Viondi D. Gabriel AldereteD. Miguel Andr D. Emilio RomayD. Nicols Peralta D. Andrs A. CalasD. Emilio Santos D. Jos M. Pedroso D. Ricardo Fernndez D. Mximo Peralta Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 275

PAGE 288

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 276 \ 276 \ 276 \ 276 \ 276 \SECCI"N TERCERAA cargo de Jos de la Luz Jaquez Hasta decimales inclusive. D. Nicols de CrdenasD. Eduardo Lastres D. Enrique de CrdenasD. Gabriel Palomino D. Diego SalazarD. Leopoldo Rizo D. Jos A. GalarragaD. Ramn Aguirre D. Angel RomeroD. Salvador I. Tllez D. Antonio Muoz IzaguirreD. Guillermo Azoy Hasta denominados inclusive. D. Jernimo PrattiD. Toms Cottilla D. Jos de J. MornD. Eduardo Godwin D. Estraton Torres D. Martn Pedroso D. Manuel ZambranaD. Rafael Jorrn D. Jos M. V aldsD. Jos OlanoSECCI"N CUARTAA cargo de don Jos M. Daz de Villegas Toda la Aritmtica. D. Manuel de CrdenasD. Miguel Gmez D. Jos BruznD. Domingo del Corral D. Nicols LluyD. Antonio Guiral D. Justo AlbrechtD. Antonio Martnez D. Miguel Morn D. Higinio Betancourt D. Jos Mara MorejnD. Alberto Fernndez D. Joaqun GonzlezD. P edro Rizo D. Alejandro Martnez D. Francisco Daz de Villegas D. Martn Funes Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 276

PAGE 289

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 277 / 277 / 277 / 277 / 277DIBUJO LINEALSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos de la Luz Jaquez Han dado por el texto de Dueas hasta cuadrilteros inclusive. D. Magn SagarraD. Diego Salazar D. Leopoldo RizoD. Jos M. Pedroso D. Mximo PeraltaD. Rafael Jorrn D. Nicols Peralta D. Nicols de Crdenas Hasta superficies. D. Miguel AndrD. Jos A. Galarraga D. Ramn AguirreD. Estraton Torres D. Jos de Jess MornD. Joaqun Gonzlez D. Toms CottillaSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Jos M. Daz de Villegas Superficies y volmenes. Resolvern problemas. Presentarn algunos trabajos. D. Alberto FernndezD. Antonio Guiral D. Manuel Zambrana D. Eduardo Godwin D. Martn PedrosoD. Miguel Morn D. Jos BruznD. Enrique de Crdenas D. Jernimo Pratti Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 277

PAGE 290

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 278 \ 278 \ 278 \ 278 \ 278 \GEOGRAFASECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos de la Luz Jaquez De la Isla por Poey D. Jos Mara PedrosoD. Angel Romero D. Rafael Jorrn Hasta las poblaciones del departamento occidental inclusive. D. Nicols GmezD. Ramn Sotomayor D. Ignacio ZequeiraD. Francisco Xenes D. Antonio GmezD. Enrique Tajonera El ltimo slo dar la introduccinSECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Han dado toda la Geografa Fsica de Europa por el texto de Gonzlez. D. Magn SagarraD. Estraton Torres D. Gabriel AldereteD. Diego Salazar D. Nicols de Crdenas Hasta la Espaa inclusive D. Ricardo FernndezD. Miguel Andr D. Nicols PeraltaD. Mximo Peralta D. Emilio SantosD. Jos A. Galarraga D. Salvador I. TllezD. Andrs Calas D. Emilio Romay D. Leopoldo Rizo D. Ramn Aguirre Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 278

PAGE 291

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 279 / 279 / 279 / 279 / 279SECCI"N TERCERAA cargo de don Jos de J. Q. Garca Descripcin fisicotopogrfica de 1a Amrica Meridional por cuencas y vertientes. Presentarn varios planos de su composicin. D. Jos de J. MornD. Martn Pedroso D. Miguel A. MornD. Emilio G. Viondi D. Jos SnchezD. Martn Funes D. Pedro Rizo D. Manuel de Crdenas D. Antonio GuiralD. Ricardo Brito D. Jernimo PrattiD. Domingo del Corral D. Eduardo GodwinEDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIA EDUCACI"N SECUNDARIARELIGI"NA cargo del Director[JOS DE LA LUZ CABALLERO]2Exposicin del Pentateuco y otros libros del Antiguo Testamento Estudio del Evangelio. Composiciones. D. Enrique PieyroD. Antonio Martnez Serrano D. Alejandro Martnez SerranoD. Eduardo Lastres D. Domingo del CorralD. Miguel Pedroso D Jos BruznD. Francisco D. de Villegas D. Nicols LluyD. Antonio Martnez Izaguirre D. Felipe AlfonsoD. Jess B. Glvez 2.Roberto Agramonte. Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 279

PAGE 292

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 280 \ 280 \ 280 \ 280 \ 280 \LATNSECCI"N PRIMERAA cargo de don Antonio Angulo Declinan solamente. D. Andrs CalasD. Jos M. Valds D. Toms CottillaD. Leopoldo Rizo Declinan y conjugan. D. Nicols de CrdenasD. Enrique de Crdenas D. Jos Mara PedrosoD. Antonio M. Izaguirre Adems empiezan a traducir las Selectas Sagradas Temas fciles. D. Gabriel PalominoD. Jos de la Luz D. Manuel ZambranaD. Magn Sagarra D. Alberto FernndezD. F rancisco Daz de Villegas D. Higinio Betancourt D. Emilio Santos D. Joaqun GonzlezSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Jos Ignacio Rodrguez Toda clase de ejercicios sobre varias fbulas de Fedro. (Mtodo de Boulet.) Traduccin de cartas de Cicern y vidas de Cornelio Nepote. Traducen el arte potico de Horacio. Trozos de memoria. D. Jess B. GlvezD. Enrique del Junco D. Antonio Martnez SerranoD. Jos Bruzn D. Felipe Alfonso D. Nicols Lluy D. Jos M. Morejn D. Guillermo Azoy D. Eduardo Lastres Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 280

PAGE 293

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 281 / 281 / 281 / 281 / 281SECCI"N TERCERAA cargo del mismo D. Antonio AnguloD. Juan E. de Abru D. Jos M. HerreraD. Santiago de la Huerta D. Domingo GuiralD. T oms Gonzlez Echeverra D. Enrique PieyroFRANCSSECCI"N PRIMERAA cargo de don M. T. Nathan Ejercicios de traduccin, lectura y construccin de oraciones fciles. Son principiantes. D. Salvador I. Tllez D. Jos Antonio Galarraga D. Estraton Tor resD. Emilio Romay D. Alejandro Martnez SerranoD. Miguel GmezSECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Ms adelantados que los anteriores. D. Jos SnchezD. Alberto Fernndez D. Juan E. de AbruD. Eduardo Montejo D. Ricardo BritoD. Rodrigo Ponce de Len D. Antonio de la LuzD. Bernab del Portillo D. Jos Olano D. Eduardo Godwin D. Antonio Guiral D. Jernimo Pratti Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 281

PAGE 294

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 282 \ 282 \ 282 \ 282 \ 282 \SECCI"N TERCERAA cargo del mismo Leen y traducen en cualquier libro. Han corregido algunos captulos de los ejercicios de Noel y Chapsal. Sostienen una conversacin. D. Justo AlbrechtD. Francisco Pedroso D. Isidro FernndezD. Domingo del Corral D. Jos Ma. HerreraD. Pedro RizoSECCI"N CUARTAA cargo del mismo Ms adelantados que los de la anterior.—Composiciones. D. Felipe AlfonsoD. Toms G. Echeverra D. Enrique PieyroD. Miguel Pedroso D. Santiago de la HuertaINGLSSECCI"N PRIMERAA cargo de don Gabriel Ramrez O’Brien Leen y traducen en el Spelling Book de Mavor D. Jos de Jess MornD. Nicols Gmez D. Antonio GmezD. Federico Alderete D. Andrs CalasD. Jos Manuel Valds D. Miguel AndrD. Ricardo Fernndez D. Ramn SotomayorD. Enrique de Crdenas D. Rafael HerreraD. Jos Mara Pedroso D. Magn SagarraD. Rafael Jorrn D. Angel RomeroD. Nicols Peralta Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 282

PAGE 295

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 283 / 283 / 283 / 283 / 283SECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Ms adelantados que los anteriores. Traducen la Introduction to popular lessons. De gramtica hasta la sintaxis D. Emilio ViondiD. Fernando Malpica D. Pedro RizoD. Joaqun Gonzlez D. Gabriel AldereteD. Mximo Peralta D. Leopoldo RizoD. Nicols Lluy D. Toms Cottilla D. Nicols de Crdenas D. Ramn AguirreD. Isidro Fernndez D. Salvador TllezD. Estraton TorresSECCI"N TERCERAA cargo de don Marcos Daz Lo mismo que los de la anterior. Traducen en el Spelling Book de Mavor. D. Justo Albrecht D. Miguel Gmez D. Felipe AlfonsoD. Jernimo Pratti D. Eduardo GodwinD. Gabriel Palomino D. Jos Antonio GalarragaD. Domingo del Corral D. Antonio M. Izaguirre D. Jos de la Luz D. Manuel de Crdenas D. Martn Funes D. Guillermo AzoyD. Miguel Moran D. Antonio de la LuzD. Eduardo Lastres D. Manuel ZambranaD. Martn Pedroso D. Jos Snchez Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 283

PAGE 296

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 284 \ 284 \ 284 \ 284 \ 284 \SECCI"N CUARTAA cargo del mismo Se han ejercitado en la traduccin del ingls al espaol y viceversa en el First Class Book y en la comedia School for scandal. Sostienen una conversacin D. Jos Bruzn D. Domingo Guiral D. Alberto Fernndez D. Jess B. Glvez D. Antonio GuiralD. Alejandro Martnez Serrano D. Santiago de la HuertaD. Jos Olano D. Eduardo MontejoD. Rodrigo Ponce de Len D. Miguel PedrosoD. Toms G. de Echeverra D. Luis Snchez D. Higinio BetancourtALEMNA cargo del Director[JOS DE LA LUZ CABALLERO]3Se ha ejercitado en la traduccin de algunas tragedias de Schiller y en varias obras en prosa, as como del espaol al alemn en una novela. D. Antonio AnguloTENEDURA DE LIBROS Y ARITMTICA MERCANTILA cargo de don Manuel T. Nathan Pasarn los artculos que les propongan y verificarn las operaciones que ocurran. D. Domingo del CorralD. Miguel Pedroso D. Antonio GuiralD. Miguel Gmez D. Eduardo Godwin D. Alejandro Martnez D. Eduardo MontejoD. Jos Olano D. Jernimo PrattiD. Jos Snchez 3.Roberto Agramonte. Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 284

PAGE 297

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 285 / 285 / 285 / 285 / 285COSMOGRAFAA cargo de don Jos de J. Q. Garca La esfera, sus puntos y crculos.—El sistema solar.— Monografa de los planetas principales y sus satlites. D. Jos Bruzn D. Higinio Betancourt D. Toms CottillaD. Francisco Daz de Villegas D. Nicols de CrdenasD. Alberto Fernndez D. Enrique de CrdenasD. Manuel Zambrana D. Jos de la LuzD. Gabriel de C. Palomino D. Joaqun GonzlezD. Antonio Martnez Izaguirre D. Ricardo BritoMATEMTICASSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos M. Daz de Villegas lgebra.—Hasta la divisin de un polinomio por un monomio inclusive.—Texto: Vallejo. D. Francisco Daz de VillegasD. Manuel Zambrana D. Enrique de CrdenasD. Antonio M. Izaguirre D. Jos de la LuzD. Toms Cottilla D. Guillermo AzoyD. Gabriel Palomino Han dado toda la divisin. Resolvern ecuaciones de primer grado con una incgnita. D. Higinio Betancourt D. Jos Bruzn D. Alberto FernndezD. Joaqun GonzlezSECCI"N SEGUNDAA cargo de don J. Juan Jova Geometra. Hasta paralelas inclusive. Texto: Vallejo. D. Alberto FernndezD. Francisco Daz de Villega D. Joaqun GonzlezD. Gabriel Palomino Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 285

PAGE 298

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 286 \ 286 \ 286 \ 286 \ 286 \ D. Manuel Zambrana D. Guillermo Azoy D. Antonio M. IzaguirreD. Enrique de Crdenas D. Toms CottillaD. Jos de la Luz D. Jos Bruzn D. Higinio BetancourtSECCI"N TERCERAA cargo de don Jos Mara Daz de Villegas lgebra.—Clculo de los radicales. Elevacin a potencias y extraccin de races de polinomios y cantidades numricas. Ecuaciones de segundo grado.—Progresiones.— Logaritmos.—Permutaciones y combinaciones.—Binomio de Newton. D. Eduardo LastresD. Antonio Martnez Serrano D. Antonio CostalesD. Francisco Cruz Muoz Ms adelantados. D. Jess B. GlvezD. Nicols Lluy D. Felipe AlfonsoD. Enrique Pieyro D. Luis SnchezD. Enrique del Junco D. Jos M. MorejnSECCI"N CUARTAA cargo del mismo Geometra.—Trazado de lneas.—Superficies y volmenes.—Texto: Lista. D. Eduardo LastresD. Antonio Martnez Serrano D. Antonio CostalesD. Francisco Cruz Muoz Ms adelantados. D. Jess B. GlvezD. Nicols Lluy D. Felipe AlfonsoD. Enrique Pieyro D. Luis SnchezD. Enrique del Junco D. Jos Luis Morejn Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 286

PAGE 299

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 287 / 287 / 287 / 287 / 287SECCI"N QUINTAA cargo del mismo Trigonometra plana.—Frmulas generales y resolucin de tringulos rectilneos. D. Eduardo LastresD. Antonio Martnez Serrano D. Antonio CostalesD. Francisco Cruz Muoz Ms adelantados. D. Jess Morejn D. Nicols Lluy D. Jess B. Glvez D. Enrique Pieyro D. Felipe AlfonsoD. Enrique del Junco D. Luis SnchezDIBUJO NATURALA cargo de don Francisco Brusa D. Emilio Santos ……………… D. Nicols de Crdenas ………Principios D. Jos Olano ………………… D. Jess B. Glvez …………… D. Nicols Lluy ……………… D. Pablo Hernndez …………MSICAA cargo de don Enrique Gonzlez Explicarn los principios elementales.—Solfeo general. D. Miguel PedrosoD. Jos M. Herrera D. Jos M. PedrosoD. Emilio Romay D. Miguel MornD. Martn Pedroso D. Enrique del JuncoD. Estraton Torres D. Jos BruznD. Jos A. Galarraga Cabezas, medios cuerpos y cuerpos enteros Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 287

PAGE 300

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 288 \ 288 \ 288 \ 288 \ 288 \CLASE DE PIANOD. Manuel Morn ……………… Allegretto sentimental de Corticelli D. Jos Bruzn …………………La V alse de Cotivelli y la Fleur del mismo D. Enrique del Junco …………Fantasas sobre temas de la Zelmira por Carpentier D. Miguel Pedroso ……………… Bagatelle sobre temasde Guillermo Tell por CarpentierCLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT ARIAS ARIAS ARIAS ARIAS ARIASHISTORIAA cargo de don Camilo G. Salazar PRIMER CURSO. Historia antigua hasta Licurgo.— Generalidades sobre Cronologa.—Composiciones. D. Higinio BetancourtD. Alberto Fernndez D. Manuel ZambranaD. Gabriel Palomino D. Jos de la LuzD. Joaqun Gonzlez D. Toms Cottilla D. Enrique de Crdenas D. Jos BruznD. Antonio M. Izaguirre D. Francisco Daz de Villegas D. Nicols de Crdenas SEGUNDO CURSO. Historia de la Edad Media hasta las Cruzadas exclusive.–Composiciones. D. Antonio Martnez SerranoD. Enrique del Junco D. Jess B. GlvezD. Nicols Lluy D. Enrique PieyroD. Jos M. Morejn D. Luis SnchezD. Francisco Cruz Muoz D. Felipe AlfonsoD. Eduardo Lastres D. Antonio Costales D. Guillermo Azoy Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 288

PAGE 301

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 289 / 289 / 289 / 289 / 289 TERCER CURSO. Historia de Espaa desde los primeros tiempos hasta la invasin de los rabes.—Composiciones. D. Fernando MalpicaD. Jos M. Herrera D. Pablo HernndezD. Isidro Fernndez D. Leopoldo Daz de VillegasD. Rodrigo Ponce de Len D. Jos VinagerasD. Francisco Pedroso D. Bernab del PortilloLITERATURAA cargo de don Jos Manuel Mestre TERCER CURSO. Principios especulativos de la Literatura. Retrica. D. Leopoldo Daz de Villegas D. Jos M. Herrera D. Pablo HernndezD. Bernab del Portillo D. Jos G. VinagerasD. Isidro Fernndez D. Fernando MalpicaD. Francisco J. Pedroso D. Rodrigo Ponce de Len CUARTO CURSO. Consideraciones generales sobre el desarrollo de la lengua y literatura castellana.—pocas en que puede dividirse la historia de la poesa castellana y fundamentos de la divisin.—Poetas ms notables de las dos primeras pocas.—Historia de la literatura latina. D. Antonio Angulo D. Santiago de la Huerta D. Domingo Guiral D. Manuel Costales P Juan E. de AbruGRIEGOA cargo de don Antonio Mestre PRIMER CURSO. Alfabeto. Pronunciacin de las letras segn el sistema de Erasmo y el de los griegos modernos.—Reglas de eufona y de acentuacin.—Declinacin de los sustantivos regulares inclusos los contractos.—Temas fciles. D. Isidro FernndezD. Fernando Malpica D. Manuel CostalesD. Leopoldo Daz de Villegas D. Jos Mara HerreraD. Bernab del Portillo Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 289

PAGE 302

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 290 \ 290 \ 290 \ 290 \ 290 \ SEGUNDO CURSO. Conjugacin. Sintaxis general. dem especial de las preposiciones.—Traduccin de algunas fbulas de Esopo y de todo el captulo segundo de la Ciropedia. D. Juan E. de AbruD. Toms G. EcheverraFSICAA cargo de don Ramn Zambrana PRIMER CURSO. Importancia y relaciones de la fsica.—Propiedades generales de los cuerpos.—Movimiento y sus leyes.—Teora de las fuerzas.—Mquinas simples.— Teora y aplicaciones del pndulo.—Atraccin.—Tubos capilares.—Principios de hidrosttica. D. Higinio Betancourt D. Jos Bruzn D. Manuel ZambranaD. Joaqun Gonzlez D. Antonio M. IzaguirreD. Enrique de Crdenas D. Francisco Daz de VillegasD. Toms Cottilla D. Jos de la Luz D. Alberto Fernndez D. Nicols de CrdenasD. Gabriel Palomino SEGUNDO CURSO. Teora de los imponderables.— Diversas opiniones.—Electricidad.—Galvanismo.—Magnetismo.—Electromagnetismo.—Telgrafos elctricos.—Galvanoplastia.—Teora sobre la naturaleza de la luz.—Catptrica.—Diptrica. D. Jess B. GlvezD. Antonio Martnez Serrano D. Enrique del JuncoD. Enrique Pieyro D. Nicols Lluy D. Luis Snchez D. Jos Mara MorejnD. Eduardo Lastres D. Francisco Cruz MuozD. Guillermo Azoy D. Antonio CostalesD. Miguel Pedroso Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 290

PAGE 303

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 291 / 291 / 291 / 291 / 291QUMICAA cargo de don Antonio Caro Parte Mineral Historia.—Teora corpuscular.—Tipos moleculares.—Polimorfismo y causas influyentes.—Cuerpos isomricos.— Anlisis.—Combinaciones.— Proporciones.—Acciones qumicas.—Teoras.—Clasificacin de los elementos.—Nomenclatura.—Aplicaciones.—Metaloides y algunos de sus compuestos. D. Antonio CostalesD. Nicols Lluy D. Enrique del JuncoD. Felipe Alfonso D. Luis SnchezD. Eduardo Lastres D. Jess B. GlvezD. Antonio Martnez Serrano D. Enrique PieyroD. Francisco Cruz Muoz D. Jos Mara Morejn D. Guillermo Azoy Parte Orgnica Preliminares.—Uso de los reactivos en el anlisis orgnico inmediato.—Modo de distinguir las materias orgnicas de las minerales; las vegetales de las animales.—Anlisis elemental de las diversas materias orgnicas por los mtodos ms acreditados.—Modo de formular qumicamente una materia orgnica.—Principios inmediatos de las plantas.—Acidos orgnicos y alcaloides naturales y artificiales.—Azcares. D. Isidro FernndezD. Fernando Malpica D. Rodrigo Ponce de LenD. Pablo Hernndez D. Bernab PortilloD. Jos Vinageras D. Jos M. HerreraD. Leopoldo Daz de Villegas D. Francisco Pedroso Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 291

PAGE 304

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 292 \ 292 \ 292 \ 292 \ 292 \MINERALOGAA cargo del mismo Diferencia entre lo inorgnico y lo organizado.—Consideraciones sobre su estudio.—Formas primarias y secundarias.—Dimorfismo.—Isomorfismo.—Causas de los cambios de formas.—Anlisis por la va seca y hmeda.—Clasificaciones. D. Higinio BetancourtD. Antonio M. Izaguirre D. Joaqun GonzlezD. F rancisco Daz de Villegas D. Enrique de CrdenasD. Jos de la Luz D. Toms CottillaD. Alberto Fernndez D. Gabriel PalominoD. Manuel ZambranaBOTNICAA cargo del mismo Principios de Anatoma y Fisiologa vegetal.—Diversas teoras para explicar el crecimiento en dimetro de los rboles dicotiledones.—Procedimientos para la multiplicacin artificial de las plantas.—De su nutricin.—Principios elementales.—Origen y asimilacin del carbono, zoe, azufre, hidrgeno y principios inorgnicos.—Influencia del humus.—Cultivo de los vegetales.—Papel del cido ntrico y del zoe atmosfrico en la vegetacin.—Funciones de las plantas. D. Enrique del JuncoD. Francisco Cruz Muoz D. Nicols LluyD. Felipe Alfonso D. Luis SnchezD. Enrique Pieyro D. Jess B. Glvez D. Antonio Costales D. Antonio Martnez SerranoD. Jos M. Morejn D. Guillermo Azoy Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 292

PAGE 305

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 293 / 293 / 293 / 293 / 293HISTORIA NATURAL EN GENERALA cargo de don Jos Ignacio Rodrguez PRIMER CURSO. Generalidades.—Anatoma y Fisiologa de la digestin y circulacin. D. Gabriel PalominoD. Nicols de Crdenas D. Higinio BetancourtD. Francisco Daz de Villegas D. Toms Cottilla D. Manuel Zambrana D. Alberto FernndezD. Antonio M. Izaguirre D. Jos Bruzn D. Joaqun Gonzlez D. Jos de la LuzD. Enrique de CrdenasZOOLOGATERCER AO. Generalidades.—Mamferos y aves. D. Leopoldo Daz de VillegasD. Rodrigo Ponce de Len D. Isidro FernndezD. Jos Vinageras D. Francisco PedrosoD. Jos M. Herrera D. Pablo Hernndez D. Benjamn del Portillo D. Fernando MalpicaFILOSOFAAlumnos del tercero y cuarto curso.—Leern algunas disertaciones. D. Leopoldo Daz de VillegasD. Manuel Costales D. Fernando Malpica D. Rodrigo Ponce de Len D. Francisco J. PedrosoD. Isidro Fernndez D. Jos M. HerreraD. Bernab del Portillo D. Jos VinagerasD. Domingo Guiral D. Pablo Hernndez D. Santiago de la Huerta D. Antonio AnguloD. Toms G. Echeverra D. Juan E. de Abru Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 293

PAGE 306

Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 294

PAGE 307

4.Repetimos aqu exactamente el contenido de nuestra nota puesta en el Elenco anterior. Las proposiciones filosficas siguen siendu las mismas de los Elencos de 1850, 1851 y 1852. Por eso no las reproducimos (Roberto Agramonte). La filosofa es el bautismo de la razn [Luz]4 Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 295

PAGE 308

Luz3-5.p65 28/08/01, 11:42 296

PAGE 309

XIV XIV XIV XIV XIV EXMENES EXMENES EXMENES EXMENES EXMENES DEL DEL DEL DEL DEL C O L E G I O D E L S A L V A D O R C O L E G I O D E L S A L V A D O R C O L E G I O D E L S A L V A D O R C O L E G I O D E L S A L V A D O R C O L E G I O D E L S A L V A D O RDirigido por DON JOS DE LA LUZ Empezarn el 8 de diciembre a las 5 de la tardeHABANAIMPRENTA DEL GOBIERNO Y CAPITANA GENERAL POR S. M. 1 8 5 6 Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 297

PAGE 310

Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 298

PAGE 311

EDUC EDUC EDUC EDUC EDUC ACI"N PRIMARIA ACI"N PRIMARIA ACI"N PRIMARIA ACI"N PRIMARIA ACI"N PRIMARIARELIGI"NSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Romay Oraciones por el texto de Ripalda. D. Alejandro EstradaD. Miguel Alva D. Joaqun ManjnD. Manuel Alva D. Joaqun AlczarD. Francisco Daz D. Francisco CoimbraD. Santiago Rodrguez D. Ramn Crucet Oraciones y primera parte del Fleury. D. Jos A. CintraD. Perfecto Rojas D. Jos LarraldeD. Francisco Sem D. Luis EstradaD. Luis de la Luz D. Antonio NenningerD. Diego Rojas D. Miguel Rodrguez Todo el Fleury D. Eustasio CabreraD. Manuel Cabrera D. Manuel SanguilyD. Antonio Bassave D. Leopoldo FernndezD. Francisco Lastres D. Cristbal VieraD. Enrique Guiral D. Augusto RodrguezD. Francisco Guiral D. Emilio HeviaD. Felipe Estrada D. Alejandro del RoD. Flix Campuzano Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 299

PAGE 312

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 300 \ 300 \ 300 \ 300 \ 300 \SECCI"N SEGUNDAA cargo de don Ramn Ramos Historia sagrada por Fleury.—Vidas de algunos personajes bblicos.—Composiciones. D. Csar PintD. Juan M. Ferrer D. Pedro V. VilaD. Francisco Pintado D. Francisco GutirrezD. Pedro Campuzano D. Jos F. ArcayaD. Manuel Ayala D. Antonio ComoglioD. Cornelio Castellanos D. Jos SegundoD. Francisco AlvaLECTURAMtodo ExplicativoSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Romay Leen en el libro de Mandevil. D. Miguel AlvaD. Alejandro Estrada D. Joaqun AlczarD. Joaqun Manjn Leen en las Virtudes Teologales por Sagarra D. Ramn CrucetD. Manuel Alva D. Francisco CoimeraD. Antonio Nenninger D. Santiago RodrguezD. Diego Rojas D. Perfecto RojasD. Pedro Calvo D. Jos A. CintraD. Luis Estrada Leen en el Nuevo Lector Espaol. D. Jos ComoglioD. Felipe Estrada D. Luis de la LuzD. Emilio Hevia D. Francisco LastresD. Jos Larralde D. Francisco Daz Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 300

PAGE 313

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 301 / 301 / 301 / 301 / 301SECCI"N SEGUNDAA cargo de don Juan B. Hevia Leen en cualquier libro. D. Manuel SanguilyD. Manuel Cabrera D. Francisco GuiralD. Pedro Campuzano D. Ignacio SemD. Flix Campuzano D. Francisco V. HerreraD. Manuel Ayala D. Toms GmezD. Enrique Guiral D. Leopoldo FernndezD. Jos M. Triana D. Francisco GutirrezD. Secundino Castro D. Csar PintD. Ricardo Pieyro D. Jos CastellanosD. Cornelio Castellanos D. Mariano MendiveD. Rudesindo Rueda D. Alejandro del RoD. Miguel Rodrguez D. Fernando CarrilloD. Ramn Salazar D. Carlos JuncoD. Francisco Costales D. Juan M. FerrerD. Pelayo Vigil D. Francisco ArcayaD. Francisco PintadoSECCI"N TERCERAA cargo de don Juan Cisneros Ms adelantada que la anterior. D. Joaqun EspinosaD. Rafael Soria D. Justo PrezD. Francisco Xenes D. Jos MartnezD. Antonio Comoglio D. Antonio CeballosD. Francisco Alva D. Cristbal CeballosD. Federico Adn D. Augusto RodrguezD. Ricardo Lpez Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 301

PAGE 314

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 302 \ 302 \ 302 \ 302 \ 302 \SECCI"N CUARTAA cargo de don Ramn Ramos Leen en cualquier libro en prosa o verso. D. Jos SegundoD. Alejandro Atteridge D. Nicols GmezD. Jos Guilln D. Federico CastellanosD. Antonio Gmez D. Emilio NavarreteD. Porfirio Tamayo D. Pedro V. VilaESCRITURAA cargo de don Jos J. Romero y don Juan B. Hevia Presentarn sus trabajos y escribirn en presencia de los concurrentes.GRAMTICASECCI"N PRIMERAA cargo de don Juan Cisneros Sustantivos y verbos regulares.—Empiezan a analizar. D. Manuel AyalaD. Justo Prez D. Antonio NenningerD. Francisco Larralde D. Perfecto TojasD. Diego Rojas D. Francisco LastresD. Augusto Rodrguez D. Jos A. CintraD. Luis de la Luz D. Emilio Hevia Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 302

PAGE 315

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 303 / 303 / 303 / 303 / 303SECCI"N SEGUNDAA cargo de don Juan B. Hevia Partes de la oracin.—Conjugaciones. D. Manuel SanguilyD. Ignacio Sem D. Leopoldo FernndezD. Flix Campuzano D. Luis EstradaD. Jos Martnez D. Manuel CabreraD. Pedro Campuzano D. Ramn SalazarD. Pedro Calvo D. Antonio BassaveD. Felipe Estrada D. Ricardo LpezD. Manuel Pomares D. Alejandro del RoSECCI"N TERCERAA cargo de don Ramn Ramos Partes de la oracin.—Accidentes.—Escritura al dictado.—Composiciones. D. Francisco CostalesD. Carlos Junco D. Francisco GutirrezD. Francisco Xenes D. Antonio ComoglioD. Ramn Pint D, Joaqun EspinosaD. Felipe Carrillo D. Francisco S. ChamorroD. Pedro Campuzano D. Jos CastellanosD. Alfredo Adn D. Cornelio CastellanosD. Pelayo Vigil D. Federico AdnD. Pedro V. Vila D. Mariano MendiveD. Enrique Guiral D. Francisco GuiralD. Emilio Navarrete Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 303

PAGE 316

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 304 \ 304 \ 304 \ 304 \ 304 \SECCI"N CUARTAA cargo de don Luis F. Mantilla Anlisis.—Sintaxis.—Prosodia.—Ortografa.—Etimologas y sinnimos,—Composiciones. D. Csar PintD. Ricardo Pieyro D. Secundino CastroD. Jos Segundo D. Eustasio CabreraD. Rafael Aragn D. Federico CastellanosD. Jos Guilln D. Miguel ArangoD. Jos M. Triana D. Porfirio TamayoD. Rafael Soria D. Francisco V. HerreraD. Francisco PintadoARITMTICASECCI"N PRIMERAA cargo de don Francisco Blandino Leen y escriben cantidades. D. Miguel AlvaD. Alejandro Estrada D. Jos Francisco DazD. Joaqun Alczar D. Diego RojasD. Antonio Nenninger Hasta sumar. D. Joaqun ManjnD. Francisco Coimbra D. Manuel Alva Hasta restar. D. Justo PrezD. Santiago Rodrguez Hasta multiplicar. D. Francisco LastresD. Emilio Hevia D. Alejandro del RoD. Luis de la Luz Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 304

PAGE 317

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 305 / 305 / 305 / 305 / 305SECCI"N SEGUNDAA cargo de don Juan B. Hevia Quebrados hasta multiplicar inclusive. D. Manuel AyalaD. Rafael Soria D. Pelayo VigilD. Federico Adn D. Juan M. FerrerD. Fernando Carrillo D. Leopoldo FernndezD. Dionisio Mantilla D. Cornelio CastellanosD. Antonio Bassave D. Jos R. MartnezD. Manuel Cabrera D. Cristbal VieraD. Ignacio Sem D. Felipe EstradaD. Francisco Gutirrez D. Ricardo LpezD. Alfredo Adn D. Antonio ComoglioD. Rudesindo Rueda D. Pedro CampuzanoD. Manuel Pomares D. Secundino CastroD. Mariano Mendive D. Carlos JuncoSECCI"N TERCERAA cargo de don Jess B. Glvez Nociones generales.—Quebrados.—Denominados.—Elevacin a potencias y extraccin de races.—Razones y proporciones.—Regla de tres.—Regla de compaa.—Regla de aligacin. D. Jos M. TrianaD. Leopoldo Hernndez D. Enrique GuiralD. Luis Vila D. Csar PintD. Ricardo Pieyro D. Eustasio CabreraD. Toms Gmez D. Francisco GuiralD. Jos Segundo D. Antonio GmezD. Leopoldo Gonzlez D. Nicols GmezD. Jos Guilln D. Pedro V. VilaD. Juan Crucet D. Gaspar CeballosD. Augusto Rodrguez D. Francisco H. Alva Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 305

PAGE 318

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 306 \ 306 \ 306 \ 306 \ 306 \SECCI"N CUARTAA cargo de don Ramn de la Cruz Ms adelantada que la anterior. D. Juan NeiraD. Juan T. Ramos D. Federico CastellanosD. Francisco S. Chamorro D. Vicente NenningerD. Juan Castellanos D. Alejandro AtteridgeD. Eduardo Carbonell D. Manuel VandrellD. Emilio Navarrete D. Miguel ArangoD. Manuel Morales D. Rafael PintD. Rafael Lpez D. Rafael AragnD. Joaqun Espinosa D. Francisco V. HerreraSECCI"N QUINTAA cargo de don Francisco Brusa Aritmtica razonada hasta progresiones inclusive.—Problemas de todas clases. D. Eduardo AldereteD. Joaqun Barnet D. Juan B. HernndezD. Juan Neira D. Alejandro AtteridgeD. Manuel Castellanos D. Juan CastellanosD. Carlos Guerrero D. Manuel V. CastellanosDIBUJO LINEALSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jess B. Glvez Cuerpos.—Superficie.—Lneas.—Crculos.—ngulos.— Tringulos.—Cuadrilteros.—Polgonos regulares.—Curvas geomtricas.— Curvas mecnicas. D. Pedro HernndezD. Juan M. Ferrer D. Leopoldo HernndezD. Mariano Mendive Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 306

PAGE 319

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 307 / 307 / 307 / 307 / 307 D. Pedro CampuzanoD. Cornelio Castellanos D. Antonio ComoglioD. Jos Comoglio D. Pelayo VigilD. Jos Guilln D. Pedro V. VilaSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Ramn de la Cruz Lo mismo que la anterior y adems los planos, poliedros regulares, prismas y pirmides. D. Miguel ArangoD. Juan Neira D. Carlos GuerreroD. Joaqun Barnet D. Alejandro AtteridgeD. Mariano Mendive D. Manuel V. CastellanosD. Manuel Vandrell D. Jos Francisco ArcayaD. Federico Castellanos D. Jos CastellanosD. Juan CastellanosGEOGRAFASECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Romay De la Isla.—Texto: La Torre. D. Flix CampuzanoD. Perfecto Rojas D. Jos A. CintraD. Toms Gmez D. Luis EstradaD. Jos Martnez D. Luis de la LuzD. Jos Comoglio D. Miguel RodrguezD. Francisco Larralde D. Antonio CeballosD. Diego de Rojas D. Antonio NenningerD. Francisco Coimbra D. Julin RodrguezD. Miguel Alva D. Manuel AlvaD. Joaqun Alczar D. Jos T. DazD. Cristbal Viera Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 307

PAGE 320

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 308 \ 308 \ 308 \ 308 \ 308 \ D. Alejandro del RoD. Antonio Comoglio D. Enrique GuiralD. Francisco Guiral D. Francisco LastresD. Augusto Rodrguez D. Justo PrezD. Pelayo Vigil D. Emilio HeviaD. Joaqun Manjn D. Eusebio V. DomnguezSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Juan B. Hevia Europa.—Texto: Gonzlez.—Mapas. D. Csar PintD. Cornelio Castellanos D. Antonio BassaveD. Manuel Cabrera D. Pedro CampuzanoD. Ignacio Sem D. Francisco AlvaD. Rafael Soria D. Leopoldo FernndezD. Manuel Sanguily D. Gaspar CeballosD. Felipe Estrada D. Federico AdnD. Manuel Ayala D. Francisco PintadoD. Pedro V. VilaSECCI"N TERCERAA cargo de don Enrique Pieyro Europa, Asia y frica. Por texto los Elementos de Geografa de Gonzlez—Mapas. D. Segundo CastroD. Juan M. Ferrer D. Ricardo PieyroD. Jos F. Arcaya D. Jos GuillnD. Jos M. Triana D. Francisco GutirrezD. Francisco S. Chamorro D. Ramn PintD. Mariano Mendive D. Juan CrucetD. Carlos del Junco D. Eustasio CabreraD. Porfirio Tamayo Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 308

PAGE 321

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 309 / 309 / 309 / 309 / 309SECCI"N CUARTAA cargo del mismo Europa, Asia, frica, Amrica y Oceana.—Mapas. D. Rafael AragnD. Nicols Gmez D. Alejandro AtteridgeD. Joaqun Barnett D. Juan NeiraD. Antonio Gmez D. Eduardo CarbonellD. Bernab Pia D. Manuel CastellanosD. Leopoldo Gonzlez D. Juan CastellanosD. Jos Castellanos D. Manuel MoralesD. Jos Castellanos D. Francisco V. HerreraD. Miguel Arango D. Leopoldo HernndezD. Vicente Nenninger D. Pedro HernndezD. Manuel V. CastellanosGEOGRAFA. EN INGLSA cargo de don Jos Podbielski Conversaciones en aquel idioma segn el texto de Cornelli. D. Juan M. FerrerD. Miguel Arango D. Alejandro AtteridgeD. Juan Crucet Ms adelantados. D. Nicols GmezD. Antonio Gmez D. Carlos GuerreroEDUC EDUC EDUC EDUC EDUC ACI"N SECUND ACI"N SECUND ACI"N SECUND ACI"N SECUND ACI"N SECUND ARIA ARIA ARIA ARIA ARIARELIGI"NA cargo de don Luis F. Mantilla Inmortalidad del alma.—Necesidad de una religin natural.—Revelacin.—Tradicin. D. Emilio NavarreteD. Jos Guilln Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 309

PAGE 322

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 310 \ 310 \ 310 \ 310 \ 310 \ D. Mariano MendiveD. Jos M. Triana D. Ricardo PieyroD. Federico V. Herrera D. Leopoldo GonzlezLATNSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Bruzn Declinaciones.—Conjugaciones.—Fbulas de Fedro, Cartas de Cicern y algo de Cornelio Nepote.—Anlisis. D. Antonio ComoglioD. Rafael Soria D. Alejandro RoD. Manuel Cabrera D. Jos M. TrianaD. Secundino Castro Ms atrasados. D. Luis EstradaD. Juan M. Ferrer D. Manuel PomaresD. Augusto Rodrguez D. Perfecto RojasD. Jos Comoglio D. Pedro V. VilaD. Manuel Ayala D. Antonio BassaveD. Pelayo VigilSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Luis F. Mantilla Traducen el Telmaco.— Dilogos y frases.—Trozos de memoria de Racine. D. Jos SegundoD. Jos T. Arcaya D. Leopoldo GonzlezD. Nicols Navarrete D. Ricardo PieyroD. Eusebio V. Domnguez Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 310

PAGE 323

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 311 / 311 / 311 / 311 / 311SECCI"N TERCERAA cargo de don Francisco Brusa Han estudiado por el mtodo de Ollendorff.—Leen prosa y verso.— Traducen a viva voz y escriben al dictado. D. Carlos GuerreroD. Jos R Armona D. Domingo MadanD. Florencio NaviaSECCI"N CUARTAA cargo del mismo Leen y traducen en cualquier libro.—Escriben al dictado y dan razn de las reglas gramaticales.—Pueden sostener una conversacin. D. Antonio BruznD. Francisco Navarro D. Emilio NavarreteD. Dionisio Mantilla D. Juan B. FernndezD. Eduardo AldereteINGLSSECCI"N PRIMERAA cargo de don Ramn Ramos Leen y traducen en el Introduction to popular lessons. Escriben al dictado. D. Antonio ComoglioD. Rafael Soria D. Manuel CabreraD. Ricardo Pieyro D. Antonio BassaveD. Flix Campuzano D. Francisco PintadoD. Francisco Gutirrez D. Francisco CostalesD. Luis Estrada D. Joaqun EspinosaD. Jos Comoglio Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 311

PAGE 324

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 312 \ 312 \ 312 \ 312 \ 312 \SECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Ms adelantada que la anterior. D. Pedro CampuzanoD. Dionisio Mantilla D. Mateo PedrosoD. Rafael Aragn D. Jos GuillnD. Jos Segundo D. Jos CastellanosD. Mariano Mendive D. Jos F. ArcayaD. Francisco Chamorro D. Cornelio CastellanosD. Cornelio SouchaySECCI"N TERCERAA cargo de don Ambrosio Aparicio Leen y traducen en el Sequel to popular lessons.— Escriben al dictado explicando las reglas gramticales.—Comienzan a ejercitarse en conversaciones familiares. D. Ramn PintD. Csar Pint D. Juan NeiraD. Eduardo Alderete D. Alejandro AtteridgeD. Juan M. Ferrer D. Eduardo CarbonellD. Rafael Lpez D. Miguel ArangoD. Manuel Castellanos D. Antonio CeballosD. Juan T. Ramos D. Rudesindo RuedaD. Porfirio Tamayo D. Alejandro RoD. Vicente NenningerSECCI"N CUARTAA cargo del mismo Leen y traducen en el First Class Book.— Explican el contenido de cualquier trozo.—Escriben al dictado, traducen de un idioma a otro y aplican los principios gramaticales. D. Antonio GmezD. Nicols Navarrete Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 312

PAGE 325

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 313 / 313 / 313 / 313 / 313 D. Carlos GuerreroD. Nicols Gmez D. Bernab PinaD. Juan Crucet D. Antonio CeballosD. Leopoldo Hernndez D. Pedro Hernndez Leen y traducen en toda clase de obras.—Composiciones sobre cualquier tema. D. Francisco NavarroD. Gaspar Ceballos D. Jos F. RuedaD. Manuel Morales D. Jos A. GalarragaITALIANOA cargo de don Luis F. Mantilla Traducen la Gierusalemme Liberata del Tasso.—Trozos de memoria. D. Nicols NavarreteD. Eduardo Alderete Traducir el primer canto de la Divina Comedia del Dante, explicndolo. D. Juan Bautista HernndezARITMTICA MERCANTILA cargo de don Ramn de la Cruz Clculos relativos a la compra y venta de frutos del comercio de esta Isla y de varios pases extranjeros con las monedas respectivas.—Descuentos de letras y pagars.— Cuentas de seguros y avera y algunos problemas sobre el cambio directo entre la Habana y varias plazas. D. Miguel ArangoD. Vicente Nenninger D. Federico CastellanosD. Juan Castellanos D. Alejandro AtteridgeD. Mateo Pedroso D. Francisco V. HerreraD. Manuel Vandrell D. Nicols NavarreteD. Eduardo Alderete D. Juan NeiraD. Joaqun Barnet Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 313

PAGE 326

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 314 \ 314 \ 314 \ 314 \ 314 \TENEDURA DE LIBROSA cargo del mismo Resolvern algunos ejemplos prcticos y explicarn las reglas y definiciones tericas de toda la partida doble. D. Nicols NavarreteD. Eduardo Alderete D. Federico CastellanosD. Joaqun Barnet D. Juan NeiraD. Miguel Arango D. Mateo PedrosoD. Francisco V. Herrera D. Porfirio TamayoCOSMOGRAFAA cargo de don Jos R. Reyes Definicin.—Divisin principal.—Astronoma.—Cuerpos celestes.— Estrellas.—Planetas.—Cometas.—Movimiento diurno.—Sistema solar.—Esfera celeste.—La Tierra.—Prueba de su redondez, sus dimensiones.—Polos.—Crculos.— Longitud.—Zonas.—Climas.—Estaciones.—Posiciones de la esfera, antpodas, entecos y periecos. D. Ramn PintD. Francisco S. Chamorro D. Carlos JuncoD. Rafael Lpez D. Fernando CarrilloD. Jos Castellanos D. Dionisio MantillaD. Alfredo Adn D. Federico AdnD. Nicols Gmez D. Juan CrucetD. Francisco Rueda D. Emilio NavarreteD. Guillermo Wilson D. Joaqun EspinosaGEOGRAFA FSICAA cargo del mismo Definicin.—Parte slida.—Nomenclatura.—Geografa. Orografa.—Parte fluida.—Atmsfera.—Nubes.—Vientos. Parte lquida.—El mar.—Sus accidentes.—Fuentes.—Ros. Lagos.—Climas fsicos. D. Francisco S. ChamorroD. Joaqun Espinosa Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 314

PAGE 327

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 315 / 315 / 315 / 315 / 315 D. Carlos JuncoD. Guillermo Wilson D. Emilio NavarreteD. Francisco Rueda D. Rafael LpezD. Juan Crucet D. Nicols GmezD. Federico Adn D. Alfredo AdnD. Dionisio Mantilla D. Ramn PintD. Fernando Carrillo D. Jos CastellanosMATEMTICASA cargo de don Joaqun G. LebredoSECCI"N PRIMERAlgebra elemental.—Suma.—Resta.—Multiplicacin.— Divisin.— Elevacin a potencias y extraccin de races de los monomios.— Ecuaciones de primer grado con una y varias incgnitas.—Geometra elemental hasta paralelas exclusive. Texto, Vallejo. D. Francisco RuedaD. Emilio Navarrete D. Ramn PintD. Nicols Gmez D. Felipe CarrilloD. Rafael Lpez D. Carlos JuncoD. Dionisio Mantilla D. Francisco ChamorroD. Jos Castellanos D. Guillermo WilsonD. Juan Crucet D. Federico AdnD. Alfredo Adn D. Joaqun EspinosaD. Jos M. Triana D. Federico CastellanosD. Alejandro AtteridgeSECCI"N SEGUNDAlgebra elemental.—Geometra elemental El primer alumno la ha dado en toda su extensin y hasta el tratado de superficies los dems. D. Nicols NavarreteD. Cornelio Souchay D. Juan CastellanosD. Jos T. Arcaya Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 315

PAGE 328

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 316 \ 316 \ 316 \ 316 \ 316 \SECCI"N TERCERAGeometra analtica.—Definicin y mtodos usados en esta parte de las Matemticas.—Construccin de ecuaciones.—Resolucin de varios problemas. Trigonometra rectilnea hasta la determinacin de las frmulas relativas a la multiplicacin o divisin de los arcos. D. Manuel CastellanosD. Juan Rivas D. Manuel V. CastellanosD. Vicente Nenninger D. Juan B. HernndezD. Joaqun Barnet D. Manuel MoralesD. Bernab Pina D. Lorenzo JimnezD. Eduardo Carbonell D. Luis Vila Este ltimo alumno se presentar en Principios de Geometra Analtica.SECCI"N CUARTAGeometra Analtica al nivel de los anteriores y adems determinacin de los puntos y rectas en un plano.—Problemas relativos a la determinacin de las ecuaciones de las rectas en posiciones determinadas.—Trigonometra esfrica con toda extensin.—Principios de seccines cnicas. D. Carlos GuerreroDIBUJO NATURALA cargo de don Toms Codezo Presentarn principios. D. Manuel SanguilyD. Emilio Hevia D. Francisco LastresD. Juan M. Ferrer D. Pedro HernndezD. Leopoldo Fernndez D. Pelayo Vigil Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 316

PAGE 329

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 317 / 317 / 317 / 317 / 317 Caras y medios cuerpos. D. Miguel ArangoD. Cornelio Castellanos D. Jos F. ArcayaD. Mateo Pedroso Paisajes a dos creyones. D. Cornelio SouchayD. Mariano MendivePINTURAA cargo del mismo Paisajes a la sepia y caras al pastel. D. Domingo MadanD. Miguel Arango D. Jos ArmonaD. Nicols NavarreteMSICAA cargo de don Enrique Gonzlez Explicarn los principios elementales.—Solfeo general y particular. D. Juan ClaretD. Ramn Pint D. Leopoldo HernndezD. Csar Pint D. Carlos GuerreroD. Pedro Hernndez D. Antonio GmezD. Nicols Gmez D. Dionisio MantillaD. Manuel Vandrell A cargo del mismo D. Ramn Pint …………………F antasa sobre temas de la Lucrecia Borgia de Donizzetti D. Dionisio Mantilla ……………Sobre temas de la Traviata de Verdi Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 317

PAGE 330

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 318 \ 318 \ 318 \ 318 \ 318 \CLASE GIMNSTICAA cargo de don Ramn Cisneros Est dividida en dos seccines y han practicado los ejercicios correspondientes.CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT ARIAS ARIAS ARIAS ARIAS ARIASHISTORIAA cargo de don Jos R. ReyesPRIMER CURSOHistoria antigua.—Definicin de la historia.—Sus divisiones principales.—Edades del mundo segn Bossuet.— Divisiones.—Tiempo primitivo, mitolgico e histrico.— Principales historiadores.—Historia sagrada.—Creacin del mundo.—Los Patriarcas.—Diluvio Universal.— No y su descendencia.—Sucesin de los pueblos. Cuadros y composiciones. D. Fernando CarrilloD. Nicols Gmez D. Juan CrucetD. Rafael Lpez D. Francisco RuedaD. Emilio Navarrete D. Guillermo WilsonD. Carlos Junco D. Joaqun EspinosaD. Francisco S. Chamorro D. Jos CastellanosD. Ramn Pint D. Dionisio MantillaD. Alfredo Adn D. Federico Adn Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 318

PAGE 331

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 319 / 319 / 319 / 319 / 319SEGUNDO CURSOHistoria de la edad media.—Estado de la Europa.—Su carcter.— La Iglesia.—Feudalismo.—Monarqua.—Sucesin de los pueblos.— Epocas.—Cuadros y composiciones. D. Bernab PinaD. Manuel Morales D. Manuel CastellanosD. Manuel V. Castellanos D. Lorenzo JimnezD. Eduardo Carbonell D. Juan RivasD. Joaqun Barnet D. Juan B. HernndezD. Vicente NenningerLITERATURATERCER CURSOA cargo de don Jos I. Rodrguez Principios generales de retrica y potica.—Reglas comunes a toda clase de escrito.—Reglas particulares de los escritos en verso. D. Antonio BruznD. Magn Sagarra D. Jos ArmonaD. Domingo Madan D. Florencio NaviaD. Jos Caballero D. Juan NenningerD. Jos A. Calarraga D. Juan T. RamosD. Luis del JuncoCUARTO CURSOA cargo de don Jos M. Mestre Consideraciones generales sobre el desarrollo de la lengua y literatura castellana.—pocas en que puede dividirse la historia de la poesa castellana.—Poetas ms notables de las primeras pocas.—Historia de la poesa griega. D. Francisco NavarroD. Manuel del Pozo Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 319

PAGE 332

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 320 \ 320 \ 320 \ 320 \ 320 \GRIEGOA cargo de don Clandio J. VermayPRIMER CURSOAlfabeto segn la pronunciacin de los griegos modernos. Reglas de eufona y acentuacin.—Declinacin de los nombres sustantivos y sus contractos.—Declinacin de los adjetivos y participios.—Comparativos y superlativos.—Numeracin griega.—Pronombres.—Escriben al dictado. D. Antonio BruznD. Florencio Navia D. Jos ArmonaD. Domingo Madan D. Manuel del PozoD. Magn SagarraSEGUNDO CURSOConjugacin de los verbos regulares y sus contractos.— Traduccin del curso de versiones de Bedel y odas de Anacreonte. D. Francisco NavarroFSICAA cargo de don Francisco RuzPRIMER AOObjeto, importancia y relaciones de la Fsica.—Materia.—Cuerpos.— Espacio.—Fuerzas.—Movimiento y sus leyes.—Mquinas simples.— Gravedad.—Densidad.—Pesos.— Centro de gravedad y equilibrio.— Cada de los cuerpos.— Pndulo.—Fuerza molecular.—Cohesin, afinidad y adhesin.—Capilaridad.—Principios de Hidrosttica.—Peso especfico. D. Francisco S. ChamorroD. Joaqun Espinosa Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 320

PAGE 333

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 321 / 321 / 321 / 321 / 321 D. Guillermo WilsonD. Carlos Junco D. Francisco RuedaD. Emilio Navarrete J. Juan CrucetD. Rafael Lpez D. Alfredo AdnD. Nicols Gmez D. Dionisio MantillaD. Federico Adn D. Jos CastellanosD. Ramn Pint D. Fernando CarrilloD. Antonio Gmez D. Federico CastellanosSEGUNDO CURSOAcstica.—Sonido y ruido.—Propagacin, intensidad y velocidad del sonido.—Tono y timbre.—Reflexin y refraccin.—Ecos y resonancia.—Vibracin de las cuerdas y sus leyes.—Calrico.—Hiptesis sobre su naturaleza.—Sus efectos.—Termmetros.—Dilatacin de los slidos.—Pirmetros.—Dilatacin de los liquidos.—Vapores.— Estado esferoidal.—Conductibilidad.—Radiacin.—Mquinas de vapor.—Fuentes del calrico.—Electricidad e hiptesis sobre su naturaleza.—Electricidad esttica y dinmica.—Teora de Symmer y de Franklin.—Mquinas.—Electricidad por influencia.—Teora de Faraday. —Aparatos elctricos.— Rayo.—Choque en retorno.—Pararrayos.—Teora de Volta sobre el granizo.—Galvanismo.—Su historia.—Pila de Volta.—Diversas clases de pilas.—Sus efectos.—Magnetismo.— Hiptesis sobre su naturaleza.—Imanes naturales y artificiales.—Imitacin por influencia y por contacto.—Fuerza coercitiva.—Brjula.—Atracciones magnticas.—Nociones de Meteorologa. D. Eduardo CarbonellD. Joaqun Barnet D. Lorenzo JimnezD. Manuel V. Castellanos D. Manuel MoralesD. Juan Rivas D. Manuel CastellanosD. Bernab Pina D. Juan S. HernndezD. Vicente Nenninger D. Carlos GuerreroD. Nicols Navarrete D. Eduardo Alderete Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 321

PAGE 334

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 322 \ 322 \ 322 \ 322 \ 322 \QUMICAA cargo de don Joaqun F. AenllePRIMER CURSOObjeto y divisin.—Fuerzas que tienden a reunir o separar las molculas de los cuerpos.—Resultados de equilibrio de las fuerzas de agregacin con la expansiva del calrico.—La combinacin como causa de unin y separacin de los tomos de diferente naturaleza.—Teora electroqumica.—Isometra, alotropa y polimera.—Dimorfismo y polimorfismo.—Diversas nomenclaturas, todas deficientes en el estado actual de la ciencia.—Clasificacin de los cuerpos simples.—Metaloides y sus compuestos. D. Manuel MoralesD. Bernab Pina D. Manuel CastellanosD. Juan Rivas D. Lorenzo JimnezD. Manuel V. Castellanos D. Juan B. HernndezD. Eduardo Carbonell D. Joaqun BarnetD. Vicente Nenninger D. Carlos GuerreroSEGUNDO CURSODiferencias entre la qumica orgnica y la mineral.—En la primera se procede por anlisis y en la otra por sntesis.—Anlisis elemental e inmediato.—Sustancias organizadas y orgnicas.—Agentes que intervienen.—Diversas fases del anlisis elemental.—Modo de determinar la frmula de una materia orgnica.—Principios inmediatos de los vegetales.—Productos nitrogenados.—Accin que ejercen sobre ellos los cidos minerales.—Alcaloides, cidos y sustancias neutras.—Combinaciones de stos entre s.—Nomenclatura especial para designarlas.— Fermentacin y sus productos. D. Domingo MadanD. Jos Caballero D. Luis del JuncoD. Florencio Navia D. Jos A. GalarragaD. Magn Sagarra D. Juan T. RamosD. Jos Armona D. Juan NenningerD. Antonio Bruzn Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 322

PAGE 335

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 323 / 323 / 323 / 323 / 323BOTNICAA cargo del mismo Objeto y divisin.—Estructura de los vegetales.—Funciones de nutricin.—"rganos encargados de desempearlas.—Funciones de reproduccin y sus rganos.—Estudios de los vegetales desde el punto de vista anatmico y divisin en monocotiledones y dicotiledones.—Clasificaciones.—Sistema sexual de Linneo.—Mtodo de Fournefort.—Mtodo de Jussieux. D. Manuel MoralesD. Bernab Pina D. Manuel CastellanosD. Lorenzo Jimnez D. Manuel V. CastellanosD. Juan Rivas D. Eduardo CarbonellD. Joaqun Barnet D. Juan B. HernndezD. Vicente Nenninger D. Carlos GuerreroHISTORIA NATURAL EN GENERALA cargo de don Jos I. Rodrguez Introduccin y generalidades.—Acciones sobre la anatoma y fisiologa de la digestin, circulacin y respiracin. D. Dionisio MantillaD. Alfredo Adn D. Federico AdnD. Fernando Carrillo D. Jos CastellanosD. Ramn Pint D. Nicols GmezD. Juan Crucet D. Rafael LpezD. Francisco Rueda D. Emilio NavarreteD. Guillermo Wilson D. Carlos JuncoD. Joaqun Espinosa D. Francisco S. Chamorro Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 323

PAGE 336

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 324 \ 324 \ 324 \ 324 \ 324 \ZOOLOGAA cargo del mismo Nociones preliminares.—Estudio, clasificacin y descripcin de los mamferos, aves y reptiles. D. Jos ArmonaD. Juan Nenninger D. Antonio BruznD. Juan T. Ramos D. Magn SagarraD. Jos A. Galarraga D. Florencio NaviaD. Luis del Junco D. Domingo MadanD. Jos CaballeroFILOSOFA 1Alumnos de tercer y cuarto ao.—Leern algunas disertaciones. D. Juan NenningerD. Jos Armona D. Magn SagarraD. Juan T. Ramos D. Florencio NaviaD. Jos A. Galarraga D. Jos CaballeroD. Luis del Junco D. Manuel del PozoD. Domingo Madan D. Antonio BruznD. Francisco Navarro 1.Repetimos aqu que el Elenco de filosofa de 1856 es exactamente igual al de 1850 y siguientes aos, por lo cual no lo reproducimos (Roberto Agramonte). Luz3-6.P65 28/08/01, 11:43 324

PAGE 337

XV XV XV XV XV EXMENES EXMENES EXMENES EXMENES EXMENES DEL DEL DEL DEL DEL C O L E G I O D E L S A L V A D O R C O L E G I O D E L S A L V A D O R C O L E G I O D E L S A L V A D O R C O L E G I O D E L S A L V A D O R C O L E G I O D E L S A L V A D O RDirigido por DON JOS DE LA LUZ Empezarn el 8 de diciembre, a las 5 de la tardeHABANAIMPRENTA DEL GOBIERNO Y CAPITANA GENERAL POR S. M. 1 8 5 8 Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 325

PAGE 338

EDUC EDUC EDUC EDUC EDUC ACI"N PRIMARIA ACI"N PRIMARIA ACI"N PRIMARIA ACI"N PRIMARIA ACI"N PRIMARIARELIGI"NSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Romay Oraciones por Ripalda y parte del Fleury. D. Alejandro EstradaD. Pedro Bombalier D. Toms WaterlandD. Santiago Lapeyre D. Eduardo LapeyreD. Francisco Ferregut D. Santiago RodrguezD. Ramn Crucet D. Joaqun ManjnD. Francisco Coimbra D. Jos A. CintraD. Antonio Santo Domingo D. Luis EstradaD. Ramn Clavijo D. Ricardo VillateD. Carlos CaballeroSECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo D. Francisco de la CuestaD. Luis de la Luz D. Francisco LarraldeD. Julio Jimnez D. Ciriaco NavarroD. Ricardo Prentice D. Emilio HeviaD. Flix Campuzano D. Francisco CarrilloD. Joaqun Fox D. Joaqun LlibreD. Jos F. Castro Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 327

PAGE 340

ELENCOS Y ESCRITOS ACADMICOS 328 \ 328 \ 328 \ 328 \ 328 \LECTURAMtodo explicativoSECCI"N PRIMERAA cargo de don Federico Cordero Leen medianamente: D. Pedro BombalierD. Joaqun Fox D. Alejandro EstradaD. Eduardo Lapeyre D. Francisco CoimbraD. Ricardo Villate D. Toms WaterlandD. Francisco Ferregut D. Antonio Santo DomingoSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Marcos Aurelio Morel Leen en cualquier libro. D. Francisco CarrilloD. Diego de Rojas D. Santiago LapeyreD. Julio Jimnez D. Francisco LarraldeD. Luis de la Luz D. Emilio HeviaD. Antonio Bassave D. Jos F. CastroD. Luis EstradaSECCI"N TERCERAA cargo de don Juan B. Hevia Ms adelantada que la anterior.—Composiciones. D. Ricardo PieyroD. Ciriaco Navarro D. Flix CampuzanoD. Luis M. Vignier D. Leopoldo FernndezD. Jos A. Cintra D. Joaqun GiretteD. Francisco Guiral D. Ramn ClavijoD. Francisco de la Cuesta D. Ricardo RomayD. Rafael Girette Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 328

PAGE 342

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 329 / 329 / 329 / 329 / 329 D. Manuel SanguilyD. Francisco Costales D. Ricardo PrenticeESCRITURAA cargo de don Juan B. Hevia Presentarn sus trabajos y escribirn en presencia de los concurrentes.GRAMTICASECCI"N PRIMERAA cargo de don Manuel Agero Partes de la oracin.—Accidentes. Escritura al dictado. Composiciones. D. Francisco LarraldeD. Justo Prez D. Miguel JimnezD. Julio Jimnez D. Ricardo VillateD. Francisco Carrillo D. Perfecto de RojasD. Diego de Rojas D. Rafael GiretteD. Joaqun Girette D. Joaqun LlibreD. Emilio Hevia D. Santiago LapeyreD. Ricardo Prentice D. Francisco CoimbraD. Joaqun Fox D. Luis de la LuzD. Toms Waterland D. Ramn CrucetD. Santiago Rodrguez D. Antonio Santo DomingoD. Joaqun Manjn D. Francisco FerregutD. Eduardo LapeyreSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Juan B. Hevia Ms adelantada que la anterior. D. Jos A. CintraD. Manuel Sanguily D. Ramn ClavijoD. Luis M. Vignier Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 329

PAGE 343

ELENCOS Y ESCRITOS ACADMICOS 330 \ 330 \ 330 \ 330 \ 330 \ D. Joaqun GiretteD. Flix Campuzano D. Leopoldo FernndezD. Jos Martnez D. Luis EstradaD. Ciriaco Navarro D. Luis de la LuzD. Francisco de la Cuesta D. Rafael GiretteSECCI"N TERCERAA cargo de don Ramn Ramos Anlisis.—Sintaxis.—Prosodia.—Escritura al dictado.— Lectura explicada.—Composiciones. D. Pedro V. VilaD. Francisco Xenes D. Enrique GuiralD. Francisco Guiral D. Manuel CabreraD. Francisco Costales D. Pedro CampuzanoD. Carlos Caballero D. Francisco GutirrezD. Pelayo Vigil D. Ricardo PieyroD. Jos M. Triana D. Jos CastellanosD. Csar Pint D. Francisco AlbaD. Rafael SoriaSECCI"N CUARTAA cargo de don Antonio Angulo Nociones de Gramtica General.—Etimologa y sintaxis.—Composiciones. D. Joaqun BarnetD. Juan Hernndez D. Agustn ReyesD. Bernab Pina D. Eduardo AldereteD. Eduardo Carbonell D. Juan RivasD. Antonio M. Janier Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 330

PAGE 344

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 331 / 331 / 331 / 331 / 331ARITMTICASECCI"N PRIMERAA cargo de don Marcos A. Morel Leen y escriben cantidades. D. Antonio Santo DomingoD. Toms Waterland D. Francisco Ferregut Hasta restar. D. Joaqun ManjnD. Joaqun Fox Hasta multiplicar. D. Manuel Sanguily Hasta dividir. D. Ricardo VillateD. Francisco Carrillo D. Ramn CrucetD. Santiago Rodrguez D. Francisco CoimbraD. Santiago LapeyreSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Juan B. Hevia Hasta la multiplicacin de los quebrados, inclusive. D. Luis M. VignierD. Ramn Clavijo D. Francisco XenesD. Francisco Costales D. Flix CampuzanoD. Luis de la Luz D. Jos A. CintraD. Luis Estrada D. Ciriaco Navarro Hasta denominados. D. Pelayo VigilD. Francisco de la Cuesta D. Leopoldo FernndezD. Antonio Bassave Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 331

PAGE 345

ELENCOS Y ESCRITOS ACADMICOS 332 \ 332 \ 332 \ 332 \ 332 \SECCI"N TERCERAA cargo de don Manuel Agero Ms adelantados que los anteriores. D. Francisco LarraldeD. Justo Prez D. Pedro V. VilaD. Joaqun Llibre D. Cornelio CastellanosD. Rafael Soria D. Pelayo VigilD. Perfecto de Rojas D. Rafael GiretteD. Joaqun Girette D. Fernando CarrilloD. Jos MartnezSECCI"N CUARTAA cargo de don Jess B. Glvez Elevacin a potencias y extraccin de races.—Razones y proporciones.—Progresiones.—Reglas de tres, de inters, de descuento, de compaa, de aligacin y conjunta. D. Francisco AlbaD. Antonio Gmez D. Francisco GuiralD. Carlos Caballero D. Nicols GmezD. Pedro V. Vila D. Leopoldo FernndezD. Jos Castellanos D. Csar PintSECCI"N QUINTAA cargo del mismo Ms adelantados.—Progresiones, logaritmos, etctera. D. Ricardo PieyroD. Joaqun Barnet D. Gaspar CeballosD. Enrique Guiral D. Pedro Hernndez Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 332

PAGE 346

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 333 / 333 / 333 / 333 / 333DIBUJO LINEALA cargo de don Jos Mara Romay Generalidades.—Lneas y ngulos. D. Toms WaterlandD. Francisco Ferregut D. Santiago RodrguezD. Ramn Crucet D. Joaqun ManjnD. Francisco Coimbra D. Antonio Santo DomingoD. Ramn Clavijo D. Rafael GiretteD. Joaqun Girette Hasta las pirmides por el texto de Dueas. D. Luis de la LuzD. Francisco Larralde D. Ciriaco NavarroD. Ricardo Prentice D. Francisco CarrilloD. Emilio Hevia D. Francisco CuestaSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Jess B. Glvez ngulos y tringulos.—Cuadrilteros.—Polgonos.— Curvas geomtricas y mecnicas. D. Francisco GutirrezD. Pedro V. Vila D. Leopoldo HernndezD. Eustasio Cabrera D. Antonio Janier MartnezSECCI"N TERCERAA cargo del mismo Planos.—Poliedros.—Cuerpos redondos.—Problemas. D. Ricardo PieyroD. Juan M. Ferrer D. Pedro HernndezD. Pedro Campuzano D. Joaqun BarnetD. Agustn Reyes D. Cornelio Castellanos Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 333

PAGE 347

ELENCOS Y ESCRITOS ACADMICOS 334 \ 334 \ 334 \ 334 \ 334 \GEOGRAFASECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Romay D. Alejandro EstradaD. Ricardo Villate D. Toms WaterlandD. Luis de la Luz D. Eduardo LapeyreD. Julio Jimnez D. Santiago RodrguezD. Ricardo Prentice D. Joaqun ManjnD. Joaqun Fox D. Pedro BombalierD. Luis Estrada D. Santiago BombalierD. Rafael Girette D. Francisco FerregutD. Carlos Caballero D. Ramn CrucetD. Francisco de la Cuesta D. Francisco CoimbraD. Francisco Larralde D. Antonio Santo DomingoD. Ciriaco Navarro D. Ramn ClavijoD. Francisco Carrillo D. Joaqun GiretteD. Joaqun LlibreSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Juan B. Hevia Europa —Texto, Gonzlez.—Mapas. D. Jos A. CintraD. Francisco Guiral D. Emilio HeviaD. Flix Campuzano D. Enrique GuiralD. Francisco Xenes Europa y Asia. D. Antonio CeballosD. Justo Prez D. Antonio Janier M.D. Agustn Reyes D. Pedro V. VilaD. Manuel Sanguily D. Luis M. VignierD. Francisco Alba Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 334

PAGE 348

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 335 / 335 / 335 / 335 / 335SECCI"N TERCERAA cargo de don Hildebrando Mart Generalidades de Europa, Asia, frica y Oceana.—Las dos Amricas.—Mapas. D. Juan M. FerrerD. Manuel Cabrera D. Ricardo PieyroD. Jos M. Triana D. Pedro CampuzanoD. Francisco Costales D. Jos CastellanosD. Rafael Soria D. Alejandro del RoD. Francisco Gutirrez D. Antonio GmezD. Leopoldo FernndezSECCI"N CUARTAA cargo de don Jos Podbielski Han estudiado por el texto de Cronell y respondern en ingls a las preguntas que se les hicieren. D. Antonio JanierD. Agustn Reyes D. Pedro HernndezD. Rafael Lpez D. Francisco de la CuevaEDUC EDUC EDUC EDUC EDUC ACI"N SECUND ACI"N SECUND ACI"N SECUND ACI"N SECUND ACI"N SECUND ARIA ARIA ARIA ARIA ARIARELIGI"NA cargo de don Ramn Ramos Historia Sagrada.—Antiguo y Nuevo Testamento. D. Luis M. VignierD. Leopoldo Fernndez D. Francisco H. de AlbaD. Enrique Guiral D. Manuel CabreraD. Eustasio Cabrera Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 335

PAGE 349

ELENCOS Y ESCRITOS ACADMICOS 336 \ 336 \ 336 \ 336 \ 336 \ D. Francisco GuiralD. Agustn Reyes D. Justo PrezD. Manuel Sanguily D. Pedro V. VilaD. Pedro CampuzanoLATNSECCI"N PRIMERAA cargo de don Enrique Pieyro Declinan y conjugan. D. Carlos CaballeroD. Diego de Rojas D. Pedro CampuzanoD. Julio Jimnez D. Manuel CastroD. Federico Castro D. Emilio HeviaD. Luis Estrada D. Juan CrucetSECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Traducen las Fbulas de Fedro y la Vida de T. Pomponio Atico en Cornelio Nepote.—Temas fciles. D. Jos M. TrianaD. Alejandro del Ro D. Enrique GuiralD. Carlos Navarro D. Antonio BassaveD. Francisco Guiral D. Francisco RodrguezD. Eustasio Cabrera D. Pelayo VigilD. Miguel Jimnez D. Francisco GutirrezD. Rafael Soria D. Antonio ConzlezD. Jos A. Cintra D. Perfecto de RojasD. Jos Castellanos D. Manuel CabreraSECCI"N TERCERAA cargo del mismo Traducen la Eneida de Virgilio y el primer libro de Odas de Horacio. Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 336

PAGE 350

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 337 / 337 / 337 / 337 / 337 D. Bernab PinaD. Francisco Rodrguez D. Manuel CastellanosFRANCSSECCI"N PRIMERAA cargo de don Enrique Pieyro Ejercicios fciles.—Empiezan a leer y traducir. D. Francisco AlbaD. Rafael Lpez D. Jos CastellanosD. Antonio Ceballos D. Antonio GmezD. Antonio Gbez D. Cornelio CastellanosD. Manuel Sanguily D. Rafael GiretteD. Jos Girette D. Joaqun EspinosaD. Vicente Nenninger D. Cornelio CastellanosSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Adolfo G. Duplessis Traducen y empiezan a leer y hablar.—Conjugan los verbos regulares. D. Ricardo PieyroD. Eduardo Carbonell D. Manuel CastellanosD. Manuel Cepero D. Fernando CarrilloD. Luis M. Vignier D. Leopoldo HernndezD. Juan Neira D. Francisco de la CuevaD. Vicente NenningerSECCI"N TERCERAA cargo del mismo Leen regularmente.—Empiezan a sostener una conversacin.—Trozos de memoria.—Entran en las dificultades de la gramtica francesa. D. Antonio BruznD. Juan Hernndez D. Eduardo AldereteD. Dionisio Mantilla D. Nicols NavarreteD. Emilio Navarrete Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 337

PAGE 351

ELENCOS Y ESCRITOS ACADMICOS 338 \ 338 \ 338 \ 338 \ 338 \INGLSSECCI"N PRIMERAA cargo de don Ramn Ramos Leen y traducen en el Introduction to popular lessons Escriben al dictado. D. Carlos CaballeroD. Francisco Alba D. Ricardo PieyroD. Luis M. Vignier D. Francisco GuiralD. Flix Campuzano D. Leopoldo FernndezD. Francisco Xenes D. Enrique GuiralD. Ricardo Romay D. Justo PrezD. Julio Jimnez D. Ramn CrucetSECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Leen y traducen en el Popular Lessons .—Escriben al dictado explicando las reglas gramaticales. D. Agustn ReyesD. Francisco Gutirrez D. Manuel CabreraD. Antonio Janier M. D. Eustasio CabreraD. Toms Waterland D. Pedro CampuzanoD. Jos M. Triana D. Cornelio SouchayD. Alejandro del RoSECCI"N TERCERAA cargo de don Hildebrando Mart Han estudiado por la Gramtica de Aparicio hasta los verbos irregulares, leen y traducen en el Sequel to popular lessons hacen temas y escriben al dictado. Composiciones. D. Csar PintD. Eduardo Alderete D. Carlos GuerreroD. Dionisio Mantilla Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 338

PAGE 352

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 339 / 339 / 339 / 339 / 339 D. Eduardo CarbonellD. Ramn Pint D. Luis JuncoD. Jos Castellanos D. Antonio BruznD. Rafael LpezSECCI"N CUARTAA cargo de don Alonso Megarge Leen y traducen en el First Class Book Explican el contenido de cualquier trozo y aplican los principios gramaticales. D. Nicols NavarreteD. Luis Junco D. Antonio GmezD. Antonio Bruzn D. Nicols GmezD. Eduardo Alderete D. Leopoldo HernndezD. Jos Castellanos D. Juan NeyraD. Rafael Lpez D. Francisco de la CuevaSECCI"N CUARTAA cargo de don Alonso Megarge Leen y traducen en el First Class Book Explican el contenido de cualquier trozo y aplican los principios gramaticales. D. Nicols NavarreteD. Gaspar Ceballos D. Antonio GmezD. Antonio Ceballos D. Nicols GmezD. Pedro Hernndez D. Leopoldo HernndezD. Juan Crucet D. Juan NeiraD. Rudesindo Rueda D. Francisco de la CuevaARITMTICA MERCANTILA cargo de don Ramn de la Cruz Historia del comercio en la antigedad y en los pueblos modernos.— Clculos relativos a la compra y venta de frutos del comercio con las Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 339

PAGE 353

ELENCOS Y ESCRITOS ACADMICOS 340 \ 340 \ 340 \ 340 \ 340 \ monedas respectivas.—Cuentas de descuentos en pagars y letras de seguro, de avera y problemas sobre el cambio directo, indirecto y circular. D. Agustn ReyesD. Gaspar Ceballos D. Juan NeyraD. Francisco de la Cueva D. Eduardo AldereteD. Antonio Janier D. Juan CastellanosD. Eustasio Cabrera D. Mateo PedrosoD. Csar Pint D. Joaqun LlibreD. Leopoldo HernndezTENEDURA DE LIBROSA cargo del mismo Resolvern algunos ejemplos prcticos y explicarn toda la partida doble. D. Gaspar CeballosD. Agustn Reyes D. Francisco de la CuevaD. Eustasio Cabrera D. Eduardo AldereteD. Csar Pint D. Antonio JanierD. Leopoldo Hernndez D. Mateo PedrosoD. Joaqun LlibreCOSMOGRAFAA cargo de don Enrique Pieyro Nociones elementales.—Sistema solar.—Fuerzas centrpeta y centrfuga.—Leyes de Keplero.—El Sol.—Planetas inferiores.—La tierra y todos sus accidentes.—La Luna.— Eclipses.—Mareas.—Los asteroides.—Jpiter, Saturno, Urano y Neptuno, con sus satlites.— Problemas en el globo terrestre. D. Manuel de J. CabreraD. Jos M. Triana D. Juan M. FerrerD. Perfecto de Rojas D. Francisco GutirrezD. Pelayo Vigil D. Alejandro del RoD. Juan Castellanos D. Cornelio CastellanosD. Manuel Ponce Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 340

PAGE 354

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 341 / 341 / 341 / 341 / 341 D. Francisco RodrguezD. Antonio Gonzlez D. Eustasio CabreraD. Federico Castellanos D. Miguel JimnezD. Francisco Costales D. Antonio BassaveD. Rafael SoriaGEOGRAFA FSICAA cargo del mismo Nomenclatura.—La atmsfera.—Nubes.—Vientos.—Climas fsicos.—El mar.—Su profundidad y temperatura.— Mareas, corrientes.— Nivel.—Revoluciones de la tierra.— Orografa.—Volcanes. D. Jos M. TrianaD. Manuel Cabrera D. Cornelio SouchayD. Juan M. Ferrer D. Francisco GutirrezD. Alejandro del Ro D. Perfecto de RojasD. Pelayo Vigil D. Manuel PonceD. Francisco Rodrguez D. Eustasio CabreraD. Antonio Rodrguez D. Federico CastellanosD. Rafael Soria D. Miguel JimnezD. Francisco Costales D. Antonio BassaveMATEMTICASSECCI"N PRIMERAA cargo de don Carlos Guerrero lgebra elemental hasta la extraccin de races de los monomios. D. Agustn ReyesD. Antonio Janier D. Gaspar CeballosD. Pedro Hernndez D. Leopoldo Hernndez Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 341

PAGE 355

ELENCOS Y ESCRITOS ACADMICOS 342 \ 342 \ 342 \ 342 \ 342 \SECCI"N SEGUNDAA cargo de don Joaqun G. Lebredo lgebra Elemental. Suma, resta, multiplicacin y divisin.—Quebrados literales.—Elevacin a potencias y extraccin de races de los monomios.—Ecuaciones de primer grado con una incgnita. Geometra Elemental. Hasta paralelas inclusive. Texto: Vallejo. D. Jos M. TrianaD. Juan M. Ferrer D. Antonio GonzlezD. Manuel Cabrera D. Eustasio CabreraD. Perfecto de Rojas D. Rafael SoriaD. Pelayo Vigil D. Antonio BassaveD. Alejandro del Ro D. Francisco GutirrezD. Miguel Jimnez D. Francisco RodrguezD. Federico CastellanosSECCI"N TERCERAA cargo del mismo lgebra elemental con toda su extensin.—Geometra elemental hasta el tratado de superficies exclusive. D. Cornelio SouchayD. Juan Castellanos D. Francisco de la CuevaSECCI"N CUARTAA cargo del mismo Geometra Analtica. Definicin y mtodos.—Construccin de ecuaciones.—Resolucin de varios problemas. Principios de Trigonometra rectilnea. D. Joaqun EspinosaD. Carlos del Junco D. Fernando CarrilloD. Ramn Pint D. Guillermo WilsonD. Jos Castellanos Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 342

PAGE 356

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 343 / 343 / 343 / 343 / 343 D. Juan CrucetD. Emilio Navarrete D. Nicols GmezD. Dionisio Mantilla D. Nicols Navarrete Este ltimo ha estudiado con toda extensin la Trigonometra rectilnea.SECCI"N QUINTAA cargo del mismo Secciones cnicas en toda su extensin. D. Carlos GuerreroD. Aurelio LlanosALEMNA cargo de don Jos Podbielski Ejercicios gramaticales.—Traducen en el libro de G. J. Adler.—Trozos de memoria. D. Gaspar CeballosD. Juan HernndezDIBUJO NATURALA cargo de don Toms Codezo Presentarn principios. D. Manuel SanguilyD. Antonio Gmez D. Leopoldo Fernndez Caras y medios cuerpos. D. Cornelio CastellanosD. Manuel Sanguily D. Antonio CeballosD. Pedro Hernndez D. Cornelio SouchayD. Mateo Pedroso Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 343

PAGE 357

ELENCOS Y ESCRITOS ACADMICOS 344 \ 344 \ 344 \ 344 \ 344 \ Msica A cargo de don Enrique Gonzlez D. Joaqun LlibreD. Antonio Janier D. Nicols GmezD. Pedro Hernndez D. Antonio GmezD. Leopoldo Hernndez D. Carlos GuerreroD. Dionisio Mantilla D. Juan M. FerrerD. Ramn Pint D. Oscar Pint D. Juan M. Ferrer ……………Vals de Duque de Reichsdat a cuatro manos D. Carlos Guerrero ……………Rond de la pera La Favorita D. Ramn Pint ………………Do de tiple y bartono de La Traviata D. Dionisio Mantilla…………… Do de tiple y tenor de la Linda de ChamounixCLASE DE GIMNSTICAA cargo de don Carlos Villar Est dividida en dos secciones y han practicado los ejercicios correspondientes.CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT ARIAS ARIAS ARIAS ARIAS ARIASHISTORIAA cargo de don Enrique Pieyro PRIMER CURSO. Historia antigua.—Definiciones y divisiones.— Principales historiadores.—Resumen de la historia sagrada.—China.— Egipto.—Asiria.—Fenicia.—Los Pelasgos.—Fundacin de Atenas yD. Csar Pint ………………… Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 344

PAGE 358

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 345 / 345 / 345 / 345 / 345 dems ciudades de Greca.—Sesostris.—Minos y sus leyes.—Viaje de los Argonautas.—Guerra de Troya.—Homero.—Colonias griegas.— Licurgo.—Fundacin de Roma.—Filosofa griega.—Monarqua romana.—Composiciones. D. Manuel de CabreraD. Jos M. Triana D. Francisco GutirrezD. Alejandro del Ro D. Perfecto de RojasD. Pelayo Vigil D. Juan CastellanosD. Manuel Ponce D. Cornelio CastellanosD. Antonio Bassave D. Juan M. FerrerD. Francisco Rodrguez D. Eustasio CabreraD. Antonio Gonzlez D. Federico CastellanosD. Rafael Soria D. Miguel JimnezD. Francisco CostalesSEGUNDO CURSOHistoria de la Edad Media.— Divisiones.—Clodoveo.— Justiniano.—Teodorico.—Invasin de los visigodos en Espaa.— Mahoma.—Conquistas de los rabes.—Carlomagno.—La Iglesia.—El feudalismo.—rabes de Oriente.— Hugo Capeto.—Las Cruzadas.— Renacimiento del derecho pblico en Europa.—Composiciones. D. Carlos del JuncoD. Emilio Navarrete D. Joaqun EspinosaD. Guillermo Wilson D. Dionisio MantillaD. Juan Crucet D. Nicols GmezD. Jos Castellanos D. Fernando CarrilloD. Ramn PintLITERATURATERCER CURSOA cargo de don Jos Ignacio Rodrguez Principios generales de Retrica y Potica. Reglas comunes a los escritos en verso.—Reglas particulares a toda clase de escritos. Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 345

PAGE 359

ELENCOS Y ESCRITOS ACADMICOS 346 \ 346 \ 346 \ 346 \ 346 \ D. Bernab PinaD. Joaqun Barnet D. Juan HernndezD. Manuel V. Castellanos D. Aurelio LlanosD. Juan Rivas D. Manuel CastellanosD. Vicente Nenninger D. Lorenzo JimnezD. Carlos Guerrero D. Eduardo CarbonellCUARTO CURSOA cargo de don Jos Manuel Mestre D. Luis del JuncoD. Juan Nenninger D. Manuel CeperoD. Jos Caballero D. Magn SagarraD. Antonio Bruzn D. Florencio NaviaGRIEGOA cargo de don Claudio J. VermayPRIMER CURSOAlfabeto segn los griegos modernos.—Reglas de eufona y acentuacin.—Declinacin de los nombres sustantivos y sus contractos, adjetivos y participios.—Comparativos y superlativos.—Numeracin griega.—Pronombres.— Escriben al dictado. D. Juan HernndezD. Lorenzo Jimnez D. Manuel CastellanosD. Joaqun Barnet D. Manuel V. CastellanosSEGUNDO CURSOConjugacin de los verbos irregulares y sus contractos. Traduccin del curso de versiones de Bedel y “Odas” de Anacreonte. D. Antonio BruznD. Magn Sagarra D. Florencio NaviaD. Manuel Cepero Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 346

PAGE 360

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 347 / 347 / 347 / 347 / 347FSICAA cargo de don Manuel CarreraPRIMER AOObjeto e importancia de la ciencia.—Materia.—Cuerpos.—Masa.— Propiedades generales.—Fuerzas: su composicin y descomposicin.— Movimiento y sus leyes.—Atraccin universal.—Gravedad.—Densidad.—Peso.—Centro de gravedad y equilibrio.—Balanzas.—Pndulo y sus leyes.— Fuerzas moleculares.—Cohesin.—Afinidad.—Adhesin.— Propiedades particulares de los slidos.—Hidrosttica.— Comprensibilidad de los lquidos.—Principio de Pascal.— Presiones.—Principio de Arqumedes.—Peso especfico.— Aermetros.—Capilaridad. D. Jos M. TrianaD. Antonio Bassave D. Francisco CostalesD. Manuel Cabrera D. Alejandro del RoD. Antonio Gonzlez D. Federico CastellanosD. Gaspar Ceballos D. Juan M. FerrerD. Manuel Ponce D. Perfecto de RojasD. Agustn Reyes D. Juan CastellanosD. Cornelio Castellanos D. Rafael SoriaD. Francisco Rodrguez D. Pedro HernndezD. Eustasio Cabrera D. Leopoldo HernndezD. Pelayo Vigil D. Miguel JimnezD. Francisco de la Cueva D. Antonio CeballosD. Francisco GutirrezSEGUNDO CURSOMagnetismo.—Hiptesis sobre su naturaleza.—Imgenes.—Su accin mutua.—Imantacin por influencia.— Fuerza coerciva.—Cuerpos magnticos.—Accin de la tierra sobre los imanes.—Brjula.—Declinacin e inclinacin. Ley de las atracciones y repulsiones magnticas.— Cuerpos conductores.—Teora de Simer y Franklin.—Leyes de las atracciones y repulsiones elctricas.—Poder de las puntas.—Electrizacin por influencia.—Teora de Faraday.— Electroscopios.—Mquinas.— Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 347

PAGE 361

ELENCOS Y ESCRITOS ACADMICOS 348 \ 348 \ 348 \ 348 \ 348 \ Condensador.—Botella de Leyden y batera elctrica.—Electricidad esttica.—Electricidad atmosfrica.—Modo de apreciarla.—Relmpago.— Trueno.—Rayo. Choque de retorno.—Pararrayos.—Aurora boreal.—Electricidad dinmica.—Teoras de Galvani y de Volta.—Pilas y sus efectos. D. Emilio NavarreteD. Joaqun Espinosa D. Ramn PintD. Jos Castellanos D. Nicols GmezD. Fernando Carrillo D. Dionisio MantillaD. Guillermo Wilson D. Juan CrucetD. Carlos del Junco D. Antonio GmezQUMICAA cargo de don Joaqun F. AenllePRIMER AOObjeto y divisin.—Fuerzas que tienden a reunir o separar las molculas de los cuerpos.—Resultados del equilibrio de las fuerzas de agregacin con la expansiva del calrico.—La combinacin como causas de unin y separacin de los tomos de diferente naturaleza.—Teora electroqumica.—Isomera, alotropa y polimera.—Dimorfismo y polimorfismo.—Diversas nomenclaturas.—Clasificacin de los cuerpos simples.—Metaloides y sus compuestos. D. Joaqun EspinosaD. Gilberto Wilson D. Jos CastellanosD. Ramn Pint D. Juan CrucetD. Fernando Carrillo D. Carlos del JuncoD. Emilio Navarrete D. Dionisio MantillaD. Nicols GmezSEGUNDO CURSODiferencias entre la qumica orgnica y la mineral.— En la primera se procede por anlisis y en la otra por sntesis.—Anlisis elemental e Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 348

PAGE 362

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 349 / 349 / 349 / 349 / 349 inmediato.—Sustancias organizadas y orgnicas.—Agentes que intervienen.—Diversas fases del anlisis elemental.—Modo de determinar la frmula de una materia orgnica.—Principios inmediatos de los vegetales.—Productos nitrogenados.—Accin que ejercen sobre ellos los cidos minerales.—Alcaloides, cidos y sustancias neutras.—Combinaciones de stos entre s.— Nomenclatura especial para designarlas.— Fermentacin y sus productos. D. Joaqun BarnetD. Manuel Castellanos D. Juan HernndezD. Eduardo Carbonell D. Vicente NenningerD. Manuel V. Castellanos D. Juan RivasD. Bernab Pina D. Carlos GuerreroD. Aurelio Llanos D. Lorenzo JimnezBOTNICAA cargo del mismo Objeto y divisin.—Estructura de los vegetales.—Funciones de nutricin.—"rganos encargados de desempearlas.—Funciones de reproduccin y sus rganos.—Estudios de los vegetales desde el punto de vista anatmico y divisin en monocotiledones y dicotiledones.—Clasificaciones.—Sistema sexual de Linneo.—Mtodo de Tournefort. D. Joaqun EspinosaD. Guillermo Wilson D. Jos CastellanosD. Ramn Pint D. Juan CrucetD. Fernando Carrillo D. Carlos del JuncoD. Emilio Navarrete D. Dionisio MantillaD. Nicols GmezHISTORIA NATURAL EN GENERALA cargo de don Jos I. Rodrguez Introduccin y generalidades.—Nociones sobre la anatoma y fisiologa de la digestin, circulacin y respiracin. D. Manuel CabreraD. Jos M. Triana D. Antonio BassaveD. Francisco Costales Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 349

PAGE 363

ELENCOS Y ESCRITOS ACADMICOS 350 \ 350 \ 350 \ 350 \ 350 \ 1El Elenco de 1858, que en el original se transcribe, es exactamente igual al Elenco de 1850 y aos siguientes, por lo cual no lo repetimos a continuacin (Roberto Agramonte).D. Alejandro del RoD. Antonio Gonzlez D. Federico CastellanosD. Juan M. Ferrer D. Manuel PonceD. Francisco Rodrguez D. Pelayo VigilD. Perfecto de Rojas D. Rafael SoriaD. Eustasio Cabrera D. Miguel JimnezD. Francisco GutirrezZOOLOGAA cargo del mismo Introduccin y generalidades.—Estudio, clasificacin y descripcin de los mamferos y las aves. D. Joaqun BarnetD. Manuel V. Castellanos D. Juan HernndezD. Carlos Guerrero D. Juan RivasD. Bernab Pina D. Lorenzo JimnezD. Vicente Nenninger D. Manuel CastellanosD. Aurelio Llanos D. Eduardo CarbonellFILOSOFA1Alumnos de tercer y cuarto ao. Leern algunas disertaciones. D. Joaqun BarnetD. Manuel V. Castellanos D. Juan HernndezD. Eduardo Carbonell D. Manuel CastellanosD. Vicente Nenninger D. Carlos GuerreroD. Bernab Pina D. Juan RivasD. Aurelio Llanos D. Lorenzo JimnezD. Luis del Junco D. Juan NenningerD. Manuel Cepero D. Jos CaballeroD. Magn Sagarra D. Florencio NaviaD. Antonio Bruzn Luz3-7.p65 28/08/01, 11:44 350

PAGE 364

XVI XVI XVI XVI XVI DISCURSO EN LOS EXMENES GENERALES DEL DISCURSO EN LOS EXMENES GENERALES DEL DISCURSO EN LOS EXMENES GENERALES DEL DISCURSO EN LOS EXMENES GENERALES DEL DISCURSO EN LOS EXMENES GENERALES DEL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL V V V V V ADOR, PRONUNCIADO ADOR, PRONUNCIADO ADOR, PRONUNCIADO ADOR, PRONUNCIADO ADOR, PRONUNCIADO EL 16 DE DICIEMBRE DE 1858 EL 16 DE DICIEMBRE DE 1858 EL 16 DE DICIEMBRE DE 1858 EL 16 DE DICIEMBRE DE 1858 EL 16 DE DICIEMBRE DE 1858“Hablo, seores, para decir que no puedo hablar. Es el caso que, sobre mis habituales achaques, he tenido uno que me ha atacado el rgano de la palabra. En tales circunstancias, deseando hablar —porque quin no ha de desearlo cuando estn tantos pendientes de su palabra?— y convencido de que no podra hacerlo con la extensin que deseaba sin grave perjuicio de mi salud, y no queriendo por otra parte defraudar al pblico de esta deuda anual de la palabra que por costumbre tengo contrada, llam a uno de mis discpulos, comuniquele mis ideas, vaci en el suyo los sentimientos de mi pecho, y lo encargu de desenvolverlos en un discurso destinado a leerse en este acto. Redactolo en efecto, y habindose transfundido mi espritu en el suyo, debo decir en justicia que es ma la materia, suya la forma y el espritu de los dos”. “Confieso, seores, que despus de escrito, me pareci en el primer momento demasiado severo; que nunca la palabra hablada, fugaz y pasajera, aparece tan dura como la misma palabra, consignada y perpetuada por la escritura. Littera scripta manet, dijeron los antiguos. Sin embargo, considerando que as como se arrepenta el salmista de hablar palabras intiles, podra arrepentirme despus de no decir las tiles y provechosas, aunque severas, y me decid a que se leyera tal cual se concibi y escribi, pensando que si los jvenes se mueven Luz3-8.p65 28/08/01, 11:45 351

PAGE 365

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 352 \ 352 \ 352 \ 352 \ 352 \ por el amor de la gloria, y el bello sexo por el sentimiento, a los viejos no debe impulsarnos otro mvil que el amor santo del deber. Ahora slo resta que el discpulo por m escogido, desempee la parte que le toca en la tarea que con l he dividido”.1 1Entonces se adelant el joven don Antonio Angulo y Heredia, y antes de comenzar a leer el discurso, pronunci como exordio estas breves palabras, procediendo inmediatamente a su lectura: “No tengo la vana pretensin, seores, de presentaros un discurso digno por sus formas del ilustrado auditorio a que se dirige: no hago ms que cumplir un deber sagrado del discpulo agradecido para con el amado maestro. Si encontris en mis palabras defectos e incorrecciones de estilo, atribuidos a mi ignorancia e insuficiencia: si hallis en ellas por el contrario provechosas verdades, ideas y sentimientos apreciables, sabed que son los del venerable maestro de la juventud cubana, que por mi boca os habla en los trminos siguientes: Luz3-8.p65 28/08/01, 11:45 352

PAGE 366

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 353 / 353 / 353 / 353 / 353 Seores:3No vengo a quejarme de los males de nuestra educacin, que suelen convertirse las quejas en vanas declamaciones: vengo a presentar tan slo un breve aunque verdico cuadro de los inconvenientes con que luchamos los amantes fervorosos del slido progreso moral e intelectual de la juventud cubana; no vengo, repito, a lamentarme, aunque harto derecho tendra para ello, porque acaso no son mos como lo han sido siempre los males de la patria? Vengo solamente a hacer los escasos esfuerzos que mi debilidad me permite, para que esos males que me duelen en lo profundo del alma, alcancen completo remedio en el porvenir. S, seores, en el porvenir, pues, aunque por mis aos soy hombre de lo pasado, por mis esfuerzos y mis aspiraciones vivo en lo futuro y para lo futuro: futuram civitatem inquirimus; busco la ciudad futura, cual la buscaba el Apstol de las gentes, y quisiera que mis compatriotas, que los jvenes, sobre todo, nunca olvidasen que la eterna aspiracin del espritu, por un grado superior de perfeccin, es la indispensable condicin de toda vida moral: el “que no aspira, no respira”, vengo repitiendo hace aos en mis elencos y no me cansar de repetirlo. Pues bien, seores, si aspiramos, y aspirar debemos mientras en nosotros aliente un soplo de vida, por un venturoso porvenir para la patria, cul es el nico medio seguro de que algn da se vean coronados nuestros deseos, realizados nuestros ideales? ¡La educacin y slo la educacin! La educacin de los nios, preciosas y delicadas flores que necesitan de esmerado cultivo para producir sazonado fruto; la educacin de los jvenes, gallardos y lozanos arbustos que han de menester el alimento de nutritiva y fecundante savia para convertirse en frondosos y robustos rboles. Y esa educacin, nica esperanza de un porvenir risueo para nuestra Cuba, como para todos los pueblos, rene acaso todas las condicio2.Roberto Agramonte. 3Segn nuestro criterio estos discursos fueron dictados literalmente por Luz. El estilo y los conceptos as lo prueban (Roberto Agramonte.) Estamos en punto a educacin como las vrgenes fatuas del Evangelio: con lmparas, pero sin aceite. LUZ CABALLERO2 Luz3-8.p65 28/08/01, 11:45 353

PAGE 367

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 354 \ 354 \ 354 \ 354 \ 354 \ nes que llenar debiera para realizar por lo menos en parte nuestras nobles y legtimas aspiraciones? No, seores, desgraciadamente no, y voy a cumplir el doloroso deber de demostrrselo. La obra de la educacin exige por lo menos tres principales obreros: el padre, el alumno, el maestro; y entindase, seores, que cuando digo el padre, comprendo a la madre, porque cmo olvidarla yo a esa primera de las maestras que ha recibido sus diplomas de la naturaleza y de la Divinidad? Los padres deben preparar desde los primeros albores de la vida de su hijo la obra de su educacin futura, con la diligencia y empeo que debe inspirarles la profunda conviccin de que de ella ha de depender su felicidad real, su dignidad verdadera como hombre y como ciudadano, y cuando ms tarde confen la educacin del nio a un colegio, no deben olvidar que su activa y eficaz cooperacin es todava indispensable para el logro de los altos fines que se proponen. El maestro debe estar lleno de fe, de amor, de devocin en espritu y verdad para cumplir su sagrado ministerio; y el alumno por su parte debe hallarse animado del ms vivo deseo de saber, y debe respetar y amar con todas veras a la ciencia y al encargado de comunicarle tan rico tesoro. Cuando padre, maestro y alumno cooperen a la educacin contribuyendo cada uno con la parte sealada en este brevsimo bosquejo, cuando los tres miembros de esta trinidad, ligados por vnculos de cario y respeto, trabajen de consuno y animados por un mismo espritu para salvar a los hombres y a los pueblos del pecado original de la ignorancia, entonces y slo entonces puede llegar a ser la educacin el manantial fecundo de todos los bienes apetecibles, la inagotable fuente de todos los progresos imaginables. Acaso padres, alumnos y maestros son entre nosotros todo lo que debieran ser para que nos acercramos siquiera un tanto a ese bello ideal de la educacin? Examinemos el asunto con inters, que es sin duda el ms vital que puede presentarse a nuestra consideracin y tengamos valor para confesar nuestros males, para reconocer nuestros defectos, que el primer paso para la curacin de una enfermedad es el conocimiento del mal y de sus causas. Permitidme, seores, decir toda la verdad, y entindase que al presentarla imparcial y severa a vuestros ojos, no me impulsa otro motivo que el deseo del bien general, no me mueve otra pasin que el amor a mis hermanos y a mis hijos, que tales son para m mis compatriotas y mis discpulos; mi voz, en una palabra, no es ms que el dbil eco de un doloroso lamento de la patria que constantemente resuena en el fondo de mi pecho! Los padres entre nosotros, seores, no estn ntima y profundamente penetrados de la importancia inmensa de la educacin, y he aqu el principal de nuestros defectos, he aqu la raz de donde brotan casi toLuz3-8.p65 28/08/01, 11:45 354

PAGE 368

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 355 / 355 / 355 / 355 / 355 dos los males que a la educacin afligen en nuestro privilegiado suelo. No, no estn penetrados los padres de nuestra juventud de que hay una necesidad que satisfacer ms urgente que todas las necesidades, necesidad imperiosa de templar, de fortalecer las almas de sus hijos para que desempeen dignamente sus deberes en sus carreras industriales, cientficas o artsticas, para que vivan, lo dir en una palabra, la vida eminentemente religiosa del trabajo; religiosa s, porque todo trabajo es el resultado de una aspiracin al mejoramiento, y toda aspiracin al mejoramiento es una aspiracin hacia Dios. No, no se hallan ntimamente convencidos de que an est por resolver satisfactoriamente entre nosotros el ms interesante de todos los problemas, el de la educacin, que es el problema no ya de la ventura y de la gloria, sino de la vida misma de nuestra patria en el porvenir, porque la vida de los pueblos no educados es la lnguida vegetacin de dbiles y enfermizas plantas, no la vida activa, poderosa, fecunda de seres racionales y libres favorecidos con los ms preciosos dones del Omnipotente. Queris las pruebas de lo que vengo diciendo? Tan abundantes me las ha ofrecido mi largo ejercicio de la enseanza, que no concluira esta noble admonicin si os las enumerara todas. Os presentar, sin embargo, las suficientes para demostrar la verdad de mis asertos an ms all de lo que yo quisiera. ¡Cuntas veces he visto con dolor, que la mayor o menor proximidad a su domicilio es la primera circunstancia que gua a muchos padres en la eleccin del establecimiento a que han de confiar la educacin de sus hijos! Cuntas veces no he tenido que lamentar la falta de cooperacin por parte de los padres y de las familias a la importante obra de la educacin! Muy lejos estn an de comprender que la casa y el colegio deben contribuir con igual empeo a la realizacin de los mismos fines, fines cuya alta importancia no se aprecia debidamente y que ni an a medias podrn conseguirse mientras las casas sean, como lo son, por desgracia con harta frecuencia, una eterna protesta contra los colegios. Es preciso que los padres, penetrados de la necesidad imprescindible de una buena educacin, inculquen a los hijos con esmero y constancia, el amor al saber y el respeto afectuoso para sus maestros: es necesario que exista la ms ntima unidad de miras entre el padre y el educador, y que el educando jams mire perturbada en lo ms mnimo esa indispensable armona, porque su perturbacin ms ligera destruye la confianza, que una vez perdida se lleva en pos de s el respeto y el cario, y sin fe y amor en el alumno y el maestro es imposible, de todo punto imposible, la buena, la verdadera educacin. Doloroso es, seores, que la indiferencia llegue en este punto al extremo de enviar un nio a un colegio, como pudiera envirsele a una Luz3-8.p65 28/08/01, 11:45 355

PAGE 369

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 356 \ 356 \ 356 \ 356 \ 356 \ sastrera para que le hicieran un vestido de vistosos gneros y elegante corte al precio ms barato posible. Doloroso, es, muy doloroso, para los amantes de la juventud, que sea tan frecuente buscar en la educacin el barniz exterior que disfrace los defectos y flaquezas de pobres y dbiles espritus y no la savia fecundante y regeneradora que purifique los corazones y fortalezca e ilustre las inteligencias. Triste es que se someta a mezquino clculo aritmtico el asunto ms vital que puede ocupar la consideracin de un padre de familia: triste es que los cortos precios de algn establecimiento del extranjero, sea una de las circunstancias que ms influyan a veces en la determinacin de enviar antes de tiempo a los nios o a los jvenes a estudiar fuera del pas, con la ligereza e indiscrecin ms incalificables, para que despus vuelvan a su patria sin hablar siquiera a medias la lengua de la extraa tierra en que han perdido miserablemente algunos de los ms preciosos aos de su vida. Captulo es ste de la educacin en el extranjero, en que habra mucho que examinar y mucho que lamentar, pero demasiado largo para que podamos desenvolverlo ahora en toda su extensin.4 Hace ms de veinticuatro aos que, siendo director del colegio de Carraguao, escrib un papel sobre este importante asunto, papel que nunca publiqu por consideraciones de delicadeza que me inspiraba mi posicin. Semejante a aquella es la que hoy ocupo, y digo, sin embargo, lo que entonces callaba, porque con la edad he ido sintiendo crecer en m la deuda de verdad que todos debemos a los dems, y llega una poca en la vida en que el hombre, ya casi desprendido de la tierra, debe sacrificar todas las condiciones a la realizacin del bien. Os dar otra prueba an ms patente de esa indiferencia, de esa falta de cooperacin por parte de los padres y de las familias. Preguntad a alguno de los pocos que han asistido con constancia a estos exmenes, si han concurrido muchos de los padres a presenciarlos, y os respondern que slo dos noches ha habido una concurrencia algo numerosa, atrada por la novedad de los experimentos fsicos y qumicos, o por los placeres de la msica o por el inters de la distribucin de premios. Qu quiere decir este hecho, seores, que ao tras ao viene tristemente repitindose? Quiere decir que no se comprende la alta importancia de la educacin, que se ignora o se olvida la gran influencia que en ella ejerce el acto solemne de los exmenes, nica solemnidad del colegio, que lo sera tambin para cada familia si no se tuviera sobre la educacin con harta frecuencia el errado concepto a que he aludido hace poco Qu ocasin mejor que la que los exmenes ofrecen para que los padres manifestaran el vivo empeo que debe ani4.Vid. Aforismo, no 587. Luz3-8.p65 28/08/01, 11:45 356

PAGE 370

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 357 / 357 / 357 / 357 / 357 marlos por los adelantos de sus hijos? Qu ocasin mejor para que el pblico ilustrado en general diera una patente muestra de su inters por la educacin y de su amor a la patria? ¡Porque el que pretende amar a su pas y no se interesa vivamente por la educacin de la juventud, miente o se engaa, seores, y profana miserablemente el nombre sagrado de la patria! El colegio abre sus puertas a los padres y al pblico al fin de cada ao para cumplir su deber de presentarles el fruto recogido durante los ltimos doce meses en esa importante tarea de cultivar los corazones y las inteligencias, que se llama educacin; y los padres y el pblico se muestran indiferentes al llamamiento del colegio, porque para los hombres de negocios es asunto insignificante que un nio deletree o lea perfectamente y explique lo que lee, o que un nio sepa bien la geografa de su pas, o sepa la de todo el globo. Nada, seores, nada debera ser insignificante para los padres cuando se trata del mejoramiento y desarrollo intelectual de sus hijos, mejoramiento y desarrollo que perentoriamente exigen, no slo que el colegio cumpla sus deberes, sino tambin que los padres ejerciten sus derechos, y no debe olvidarse nunca que hay derechos cuyo no ejercicio envuelve la omisin de respetables y sagrados deberes. No, no estn bien penetrados todava los padres de toda la importancia de los exmenes, y casi me complazco en reconocerlo as, porque me sera mucho ms doloroso imaginar que abundaran entre nosotros hombres, que conociendo un medio eficaz de promover al adelanto, el mejoramiento de sus hijos, dejaran de ponerlo inmediatamente en ejercicio, porque semejante abandono sera del todo incompatible con el verdadero amor paternal, con el precioso tesoro de abnegacin y amor que ha puesto Dios en el corazn de las madres. Por eso, seores, me permitiris que consagre todava algunas palabras a tan interesante asunto. Antes he dicho que a la santa obra de la educacin deben concurrir como indispensables elementos el padre, el maestro, el alumno, y he indicado ligeramente las relaciones que entre ellos deben existir. Pues bien, los exmenes son el acto solemne que ms vivamente puede imprimir en el corazn de padres, alumnos y maestros los sentimientos de amor y respeto mutuo, de gratitud y satisfaccin moral, dulces y restauradores sentimientos, que enlazndoles estrechamente unos a otros por los suaves vnculos del corazn fomenten en gran manera la igualdad de miras y la unidad de propsitos que entre ellos debe reinar para lograr los fines de la educacin verdadera. Los exmenes, por otra parte, son el campo en que se presentan al pblico los frutos de las tareas de todo el ao; frutos a cuya produccin han contribuido principalmente con sus esfuerzos, as el profesor como Luz3-8.p65 28/08/01, 11:45 357

PAGE 371

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 358 \ 358 \ 358 \ 358 \ 358 \ el alumno. Uno y otro tienen por tanto el deber de manifestar a los padres y al pblico los resultados de sus trabajos y el derecho de exigir de ellos que fijen por lo menos un momento su consideracin sobre el aprovechamiento alcanzado por sus afanes y fatigas. En los exmenes someten profesor y alumno su obra al juicio del pblico, para recibir la grata recompensa de la general aprobacin o una leccin saludable que proporcione su enmienda en lo futuro. El profesor, pues, o cobra nuevo aliento para emprender fervoroso las tareas del nuevo ao, o aprende a modificar sus mtodos para obtener mejores resultados. Y el nio, el nio que es el principal objeto de todos los esfuerzos, el nio, flor preciosa de la humanidad, halagea esperanza de riqusimos frutos, ¡cunto no mejora y se eleva y se fortalece en el acto solemne de los exmenes! Al levantarse del modesto banco escolar recibe en el plceme afectuoso de sus compaeros y de su maestro, en la sonrisa aprobadora de su padre, en la lgrima de dulzura que tal vez brilla en los ojos de su amorosa madre, recibe en todas estas cosas, repito, una justa recompensa de sus esfuerzos, un noble estmulo para lo futuro, y una impresin indefinible y profunda de verdadera satisfaccin moral, germen fecundo de pureza para su corazn, de fortalecimiento y elevacin para su inteligencia! ¡Padres y madres de mi cara Cuba: si de veras tenis a pecho la educacin de vuestros hijos, cooperad constantes a esa obra sagrada en todos tiempos, y sobre todo en los solemnes das de los exmenes; y cuando las enfermedades y la muerte hayan apagado mi voz para siempre, no echis en olvido los desinteresados consejos del que ama a vuestros hijos como un padre, del que mira en cada uno de ellos una preciosa esperanza de un venturoso porvenir para la patria! Perdonad, seores, mi emocin; no extrais que rebose mi pecho en sentimientos, porque no puedo considerar con indiferencia que tal vez hemos perdido en vez de ganar terreno en punto a educacin; hemos perdido, porque se ha disminuido el fervor, el entusiasmo que en otro tiempo exista; hemos perdido, porque a pesar de que debemos al actual Gobierno, protector ilustrado de la educacin, la creacin de numerosas escuelas e importantes institutos, no arde vivo en el pecho de nuestros compatriotas el fuego sagrado del amor a las ciencias y a las letras, ni el fervoroso celo por la slida instruccin de la juventud. Por eso he dicho, seores, al frente de mi elenco, que tenemos lmparas, pero que nos falta aceite, y sin l no hay llama, y sin llama no hay calor, y sin calor no hay vida! La haba, seores, la haba en ms alto grado por lo menos que en la actualidad, a pesar de nuestras lmparas esplndidas, cuando una numerosa concurrencia de seoras y caballeros, de lo ms granado de la Luz3-8.p65 28/08/01, 11:45 358

PAGE 372

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 359 / 359 / 359 / 359 / 359 sociedad habanera, asista constantemente a los exmenes del colegio de Carraguao, en cuyos salones resonaba el dulce acento de Delmonte y retumbaba la mgica y poderosa voz de Escobedo, hijos predilectos de la patria, que lloramos an y lloraremos siempre desconsolados! Comparad, seores, el entusiasmo de entonces con la tibieza de hoy, tibieza tanto ms culpable cuanto que se han hecho laudables esfuerzos en pro de la educacin tanto por el Gobierno como por la primera institucin cientfica y literaria del pas; penetraos, digo, penetraos de que el calor y el fervoroso empeo de los individuos es lo que da vida a las mejores instituciones y no ahorris ninguno de los medios que la creciente prosperidad material de nuestra tierra os ofrece, para revivir la amortiguada llama del verdadero amor a las ciencias y a las letras, del ferviente entusiasmo por la educacin slida y provechosa, porque slo al calor de tan pura llama podr fecundarse el suelo de nuestra virgen Cuba para producir otros Delmontes y otros Escobedos que le den lustre y gloria, dignidad y ventura! Ese celo entusiasta por la educacin, ese profundo amor del saber, grmenes fecundos de los ms preciosos frutos, no se encuentran, seores, generalizados entre nosotros. Decidme si no por qu no ha de tener la Habana ningn establecimiento de educacin que se encuentre en todo a la elevada altura que demandan su prosperidad material, sus abundantes riquezas? Por qu no cuenta la rica capital de nuestra rica Cuba, no dir con uno, sino con varios institutos de educacin que se acerquen por lo menos a los de los pueblos que marchan al frente de la civilizacin? Porque no quieren los habaneros, s seores, porque no quieren, que querer de veras no es decir, sino hacer. Porque aunque tenemos mucha dorada lmpara y mucho oro, nos falta aceite para encender aqullas, nos falta decisin y fe para emplear ste en elevar un monumento a la educacin de la juventud del pas, digno de su material riqueza y de sus altas pretensiones de ilustracin. Matanzas sola, seores, triste es decirlo, Matanzas sola, entre los pueblos de Cuba, puede levantar la cabeza para decirnos que al espritu pblico de algunos de sus hijos, reunidos en patritica empresa, se debi, hace diez y nueve o veinte aos, la fundacin de un buen colegio, que ha ido mejorando de da en da, y es hoy tal vez el primero de toda la Isla. Por qu los otros pueblos no han de imitar este ejemplo del patriotismo matancero? Por qu la Habana sobre todo no ha de sobrepujar en tal vital asunto a su hermana de los dos ros, cuando para ello cuenta por su mayor poblacin y riqueza con elementos mucho ms abundantes, as en lo material como en lo intelectual? Por qu no ha de desplegar de nuevo en mayor escala y con decidido empeo, para coronarlos de brillante xito, los esfuerzos hechos en 1842 por algunos buenos patricios que me hicieron Luz3-8.p65 28/08/01, 11:45 359

PAGE 373

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 360 \ 360 \ 360 \ 360 \ 360 \ el honor de buscar mi cooperacin para revivir el colegio de San Fernando, a cuyo frente se puso un hombre modelo? Esfuerzos despus repetidos por algunos que en 1848 me ayudaron a la fundacin de este colegio, amigos y patriotas verdaderos cuyos nombres recuerdo siempre con emocin y gratitud. Recuerdo, seores, haber visto en una ciudad del extranjero, distinguida por la ilustracin de sus hijos, reunirse algunos de ellos para proporcionar por suscripcin la suma necesaria, a fin de establecer un Ateneo con una buena biblioteca. Bast la primera junta para que quedara concertado el proyecto y reunida una gruesa suma; pero resultando que si se inverta parte de ella en la adquisicin del edificio que haba de servir para el Ateneo, no se podran dar sino muy escasas proporciones a la biblioteca, hubo uno que generosamente regal una casa de su propiedad que vala de veinte a treinta mil pesos, para que pudiera destinarse a la librera toda la cantidad recogida. Esto es, seores, lo que se ve donde adems de lmparas hay aceite con que hacerles producir ardiente y fecunda llama. Esto es lo que pudo verse y no se vio con mengua del pas en los das no muy remotos en que de tal modo rebosbamos de dinero, que ya nos embarazaba y no sabamos en qu emplearlo; esto y an mucho ms pudiera verse hoy para honra de nuestra tierra, si en nuestra tierra hubiera menos aficin a vanidades y ostentaciones y ms amor al verdadero bien, ms vivo y religioso sentimiento del deber. Gran paso se dara para la mejora de la educacin entre nosotros, si reanimados estos sentimientos en nuestros corazones, y haciendo algo de lo mucho que hacer pudiramos, fundramos un instituto de educacin que, asentado sobre slidas bases materiales, ofreciese todas las condiciones apetecibles de estabilidad y duracin, de eternidad si posible fuera, que la importantsima obra de la educacin bien merece un eterno monumento, y que pudiese atraer a su sagrado recinto las buenas capacidades, las pocas especialidades que cuenta el pas, premiando generosamente sus provechosas tareas. Entonces, seores, habra tradiciones, que tan importantes son para las eternas obras de la humanidad, que tienen por obreros a las sucesivas generaciones; entonces se habra puesto la primera y ms slida piedra del mgico alczar de nuestro porvenir, que entre confusas nubes apenas divisamos ahora; entonces se dara un gran impulso al mejoramiento del profesorado, y se cooperara del modo ms eficaz a la realizacin de las elevadas miras que han presidido a la reciente fundacin por el Gobierno de una escuela normal, por que ya clamaba haca tiempo la causa de la educacin en nuestro suelo. Me atrevo, seores, a hablaros de esta manera, porque por mi edad y por la inutilidad a que me tienen reducido mis males, ya que no por Luz3-8.p65 28/08/01, 11:45 360

PAGE 374

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 361 / 361 / 361 / 361 / 361 otras circunstancias, estoy libre de que se atribuyan a mis palabras miras interesadas que nunca ha abrigado mi pecho. Os hablo de esta manera porque yo deseo con toda mi alma antes de terminar mis das, ver consolidada en una institucin digna del pas la obra sagrada de la educacin de sus hijos; entonces yo morira tranquilo, despus de haber atravesado el agitado mar de la vida, aunque no dejara otra huella de mi paso que la que imprime la ligera estela de un buque sobre las ondas del Ocano. ¡Cunto no mejorara entonces, no slo la condicin del profesorado, sino tambin el estado de la juventud y de las ciencias, que estn an muy lejos de ser todo lo que debieran entre nosotros! En efecto, el profesorado no es en Cuba una profesin, y si no es una profesin cmo podr ser un sacerdocio? Suelen ser nuestros profesores, y no son an los peores, unos simples tomadores de lecciones ¡y cun lejos est semejante mecnica tarea del alto ministerio de un maestro! Y digo que no son los peores, porque desgraciadamente hay algunos cuyos hbitos deletreos de tibieza e impuntualidad matan la clase ms llena de vida. Un buen maestro no debe contentarse con asistir puntualmente a sus clases y tomar las lecciones a sus alumnos; es necesario que sepa a tal punto la materia que ensea, que sea capaz de explicar a toda hora, cualquier captulo de ella con la debida extensin y con exactitud filosfica; es necesario adems que ame a sus discpulos con el amor de los padres que desean siempre ver alcanzada por sus hijos la perfeccin que ellos no lograron, si fuera posible con ese santo y entusiasta amor de las madres que ansan para sus hijos la gloria de los hroes y los laureles del genio; porque la misin sagrada del profesor consiste en elevar, en fortalecer el alma de sus alumnos para que puedan pronto marchar solos y sobresalir an ms que l mismo en el vasto campo de las ciencias; en purificar sus corazones con los nobles y religiosos sentimientos que el estudio de las ciencias y de las letras inspira; en una palabra, en ser maestro y sacerdote a la vez, pero maestro y sacerdote que imite a Jesucristo en su puro amor a los nios y en tener siempre en el corazn la ms preciosa de sus mximas sublimes: “Sed perfectos como lo es vuestro Padre celestial”. Tal es, seores, el ideal de la buena enseanza, de la verdadera educacin; porque educar no es slo ensear gramtica y geografa y fsica e historia; educar es templar el alma para la vida, es elevar como lo ha entendido muy bien la lengua francesa; es fortalecer, regenerar el alma; es como lo comprendi el bello idioma del Lacio, sacar del tierno nio, el hombre fuerte, el varn heroico, el genio sublime! Pasemos al punto para m ms doloroso. Cul es el estado de nuestra juventud, preciosa y nica slida esperanza del pas? No es el ms Luz3-8.p65 28/08/01, 11:45 361

PAGE 375

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 362 \ 362 \ 362 \ 362 \ 362 \ halageo, seores; pero permitidme que la disculpe en parte, porque si los padres no cooperan con todo el empeo apetecible a la obra de la educacin, si los maestros suelen ser muy inferiores a la altura de su noble misin, qu mucho que la juventud desconozca tambin sus verdaderos intereses, sus religiosos deberes? Mi imparcialidad severa me impide, sin embargo, disculparla completamente. En nuestra juventud, seores, no hay un verdadero amor al estudio, no hay la sed ardiente de ciencia, la necesidad imperiosa de esplendente luz tan propias de un alma joven, que cual entreabre sus ptalos preciosa flor, despliegue sus facultades para penetrar los profundos misterios del espritu y las encantadoras y sublimes armonas de la naturaleza, indiferente a estas armonas, indiferente a aquellos misterios, indiferente a las positivas ventajas de los conocimientos de ms inmediata aplicacin, contntense generalmente nuestros jvenes con el superficial barniz suficiente para hacer gala en la sociedad de la tecnologa cientfica, o para salir medianamente del paso de los exmenes de sus clases. Qu estudia la juventud con fervor, con constancia, con entusiasmo? Nada, seores, nada, ni el idioma patrio: es verdad que no aspira a escribir bien, y esto es lo peor, que no tenga aspiraciones, y se contenta con ensartar catorce versos con pretensiones de soneto, o con zurcir algn articulejo plagado de galicismos para adornar las columnas de algunas de las efmeras publicaciones que nacen y mueren todos los das, y ciertamente que para esto no es necesario hacer un largo y detenido estudio de la magnfica habla de Castilla. Hermosa lengua de Cervantes, entre todas rica, majestuosa y sonora, qu has hecho para que as se desconozcan los tesoros de belleza y gracia, de vigor y fuerza, de dulzura y armona que en tu seno encierras con sin igual abundancia, con variedad incomparable? Este abandono del cultivo de la lengua y su literatura, es para m signo tristsimo, porque si las bellezas del idioma, si los halagadores encantos del arte no mueven a la juventud de su indiferencia, cmo haban de atraerla las severas verdades de las ciencias? Si no estudia la lengua y la literatura patria, cmo ha de estudiar las lenguas y literaturas clsicas, semillero de tantas ventajas para el que de veras desea adquirir una slida educacin? Y cmo se estudiarn tampoco con el debido empeo las lenguas extranjeras? Se estudian algo, es verdad, porque estn de moda, porque se considera que es el colmo del saber, hablar malamente cuatro palabras de dos o tres idiomas extraos, sin advertir que su principal importancia consiste en servirnos de instrumentos para adquirir nuevas ideas y aprender verdades ignoradas, en abrirnos la senda para subir a desconocidas alturas desde las cuales puedan desplegarse a nuestra vista escudriadora panoramas encantadores y esplndidos horizontes. Luz3-8.p65 28/08/01, 11:45 362

PAGE 376

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 363 / 363 / 363 / 363 / 363 ¡No, nuestra juventud no ama el estudio, y creed seores, que tan triste verdad tiene para m una profunda amargura, porque yo he consagrado mi vida toda a inspirar a los jvenes el amor al saber, a hacerles sentir que el estudio es una religin, a hacerles comprender que las ciencias son ros caudalosos que nos llevan al mar insondable de la divinidad! ¡Cmo no he de sentir vivamente estos males de nuestra juventud, yo que amo como padre a mis discpulos todos, y que si pronuncio amargas verdades, no es porque tenga hiel en el corazn, sino porque teniendo amor y dolor dentro del pecho, conservo an energa y calor en el alma, a pesar de los achaques que afligen mi cuerpo; a pesar de esta crcel y estos hierros en que el alma est metida, como deca esa mujer hombre, la inspirada Santa Teresa de Jess! ¡Ah! yo no puedo ver con indiferencia que nuestra juventud tenga todos los amores, el amor de las diversiones, el de los lujosos atavos; el de las vanas superfluidades, el de las necias ostentaciones, todos los amores en una palabra, menos el amor al estudio, menos el amor del deber que es el amor de Dios! Pero basta, seores, basta; permitidme compensar estos sentimientos de amargura con otros de dulce placer. Pursimos los experimento y me complazco en proclamarlo pblicamente al hallar algunas honrosas excepciones de la regla general; al ver que hay algunos padres que en medio de la comn apata se interesan vivamente por la educacin de sus hijos, dando un ejemplo digno de universal imitacin; al encontrar algunos nios, que llenos del amable candor de la infancia, y derramando en torno suyo el puro aroma de la inocencia, se esfuerzan constantes por cultivar sus tiernas inteligencias y logran recoger preciosos frutos de sus trabajos; al encontrar asimismo algunos jvenes que profundamente penetrados de la alta importancia de las ciencias, y conservando pura en su pecho la llama santa del entusiasmo, trabajan con ardor y constancia por ensanchar ms cada da el crculo de sus conocimientos. Ellos son el suave roco que refriega mi alma perturbada por los achaques del cuerpo, trabajada por las desgracias de la vida; ellos son los que ms contribuyen a mantener vivos en mi corazn los dulces y puros sentimientos de la paternidad, de que pareca haberme privado para siempre un terrible e inescrutable decreto del Eterno! S, yo amo a los jvenes con paternal amor: me lleno de placer con sus adelantos, me regocijo al ver que producen algn fruto o que prometen producirlo las buenas semillas plantadas en su alma. Porque los tengo siempre en el corazn, no pierdo ocasin de inculcar el amor al saber a los que no lo aman todava y de fomentar tan puro sentimiento en los que sienten encendido ya su pecho por tan pura llama. Por eso me permitiris, antes de concluir, algunas breves palabras para indicar cunLuz3-8.p65 28/08/01, 11:45 363

PAGE 377

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 364 \ 364 \ 364 \ 364 \ 364 \ to nos falta que hacer en punto a ciencias y para desvanecer algunas perjudiciales preocupaciones. Las ciencias estn en su infancia entre nosotros. Cuntos son, dnde estn los hombres verdaderamente profundos en la ciencia de que puede gloriarse nuestra tierra? Poqusimos son, y no podr menos de ser as mientras no se corten de raz los males de la educacin, mientras no se estudie por verdadero amor al saber, mientras no se desvanezcan ciertas preocupaciones funestas para el progreso en el estudio de las ciencias. Suele hacerse gala entre nosotros, y an por personas entendidas, de despreciar las naturales para encomiar otras, y para concluir al cabo por no tener siquiera idea de las despreciadas, sin profundizar por eso las favorecidas y ensalzadas. El simple hecho de que se desprecie un solo ramo de la ciencia, es triste prueba de lamentable atraso, porque todas son importantes, pues ya nos ensear a conocer mejor el espritu humano bajo alguna de sus infinitas fases, ya a penetrar mejor la magnfica armona del universo. Todas pueden hacernos describir las leyes admirables de una providencia sabia y bondadosa, y todas pueden por tanto arrancar de nuestro pecho un himno a la divinidad. Un hombre que vale ms que toda una academia, Raspail, ha dicho con razn que en el universo nada hay pequeo y despreciable sino los espritus mezquinos. Por qu, pues, hemos de despreciar las ciencias naturales? No son acaso tan espirituales como las otras, si no por el objeto estudiado, al menos por el instrumento empleado para el estudio? Toda ciencia es espiritual, porque el que estudia es siempre nuestro espritu, ya contemple los atributos de Dios, ya investigue las leyes que ese mismo Dios ha prescrito a su creacin maravillosa. As es, que las ciencias naturales presentan al espritu ancho campo para desarrollar, hasta un grado de refinamiento sorprendente, ciertas facultades, que sin ellas quedaran completamente oscurecidas o alcanzaran muy escaso desenvolvimiento, dndole por otra parte ocasin para levantarse a las ms altas consideraciones y hasta para inspirarse con los ms puros sentimientos religiosos. Acaso no se ha inmortalizado Ehrenberg con el estudio de los infusorios elevndose a las ms profundas especulaciones filosficas sobre la formacin de la materia? Y no ha visto el mundo moderno, asombrado del prodigio, al inmortal Cuvier reanimar al soplo de la ciencia unos pocos huesos exhumados para hacer resucitar las gigantescas razas del mundo antediluviano, y para levantar sobre ellos el magnfico edificio de la geologa, nueva y grandiosa ciencia? Acaso no han hecho una importantsima revolucin en el mundo cientfico los Coprnicos y los Galileos, los Newton y los Oken, los St. Hilaire y los Owen, mulos del ilustre Cuvier? Y no son por ventura sus nombres ilustres y respetables, dignos de ponerse al lado de los por todos justamente admirados de los Platones, Aristteles y Leibnitzes? AprenLuz3-8.p65 28/08/01, 11:45 364

PAGE 378

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 365 / 365 / 365 / 365 / 365 damos, seores, a respetar ms y a despreciar menos. Aprendamos, que as como nada hay despreciable en el orden maravilloso del universo, a cuya armona concurre hasta el ms leve tallo de yerba, as nada hay tampoco despreciable en el conjunto magnfico de ciencias que se propone explicar ese universo. Aprendamos, que as como es una especie de profanacin despreciar la ms nfima de las obras del Todopoderoso, as tambin se comete una especie de profanacin semejante al despreciar el ms pequeo esfuerzo hecho por la ltima de las ciencias para acercarse por el estudio de las obras al conocimiento sublime del Creador Omnipotente. ¡Elevmonos, seores, al alto punto de vista de la verdadera filosofa para dar a cada ciencia su lugar, para no despreciar a ninguna, para reconocer que todas contribuyen a la dignidad del hombre y a la gloria de Dios! Slo elevndonos a la altura de esa verdadera filosofa para contemplar desde ella imparciales y como a vista de pjaro a todas las ciencias, podremos comprender estas importantes verdades y libertarnos de las flaquezas de la parcialidad y de la pasin, porque esa alta filosofa nos habla en nombre de la “razn”, y la razn es la facultad ms sublime de nuestro espritu, hija de Dios, eterno y esplndido sello del Creador sobre su criatura predilecta; signatum est super nos lumen vultus tui, Domine, dicen las Escrituras; revelacin del Eterno en nuestra alma, que nos fue por l dada para que le conociramos y le amramos, porque si por los ojos del cuerpo vemos y conocemos el mundo, por la razn y slo por la razn conocemos y vemos a Dios! En nombre de esa razn, luz divina en nuestra alma, voz de Dios en nuestra conciencia, en nombre de Dios que por ella nos habla y nos ilumina, os exhorto a todos, padres y maestros, jvenes y nios, a que cooperis con fe y con entusiasmo a la santa obra de la educacin, a que respetis todas las ciencias y no despreciis ninguna, porque las ciencias todas son otros tantos himnos de adoracin y amor, entonados por el hombre a la sabidura infinita y a la eterna gloria del Hacedor Supremo! He concluido, seores; yo no s si sern o no intiles mis constantes esfuerzos en la desigual lucha que hace tiempo sostengo como nica fuerza centrpeta contra tan diversas fuerzas centrfugas y tantos elementos discordantes y perturbadores; pero qudame al menos la satisfaccin de poder decir con San Pablo: Bonum certamen certavi, cursum consumavi, fidem servavi: he peleado el buen combate, he concluido mi carrera y conservado mi fe. ¡Yo no ser como el sol que derrama en todo el mundo torrentes de calor y luz, que con su poderosa atraccin hace girar en torno suyo a los planetas encadenados en regulares y armnicos movimientos, pero s ser, como debe serlo todo educador, una antorcha que se extinga y se consuma por alumbrar y calentar! Luz3-8.p65 28/08/01, 11:45 365

PAGE 379

Luz3-8.p65 28/08/01, 11:45 366

PAGE 380

XVII XVII XVII XVII XVII E X M E N E S E X M E N E S E X M E N E S E X M E N E S E X M E N E S DEL DEL DEL DEL DEL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL V V V V V ADOR ADOR ADOR ADOR ADORDirigido por DON JOS DE LA LUZ CALZADA DEL CERRO NUM. 793 Empezarn el 12 de diciembreHABANAESTABLECIMIENTO TIPOGRFICO LA ANTILLACALLE DE CUBA NM. 28 1859 Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 367

PAGE 381

Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 368

PAGE 382

Instruir puede cualquiera; educar, slo quien sea un evangelio vivo. Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 369

PAGE 383

Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 370

PAGE 384

COLEGIO DEL SALVADOR Este instituto comenz sus tareas el da 3 de octubre Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 371

PAGE 385

Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 372

PAGE 386

ADVERTENCIASPara la mejor inteligencia de este elenco conviene tener presente: 1. Que todos los alumnos del Colegio se dividen en cinco clases; las cuatro primeras arregladas de la manera que en l se ver, y la quinta constituida por los alumnos de los cursos universitarios y por los que, perfectamente instruidos en todos los ramos de la cuarta seccin, deseen perfeccionar y concluir sus estudios dedicndose a las lenguas, aritmtica mercantil, tenedura de libros, o a los ramos superiores como historia, matemticas, fsica, etctera. 2. Los alumnos de la primera seccin no deben asistir ms que a las clases que a ella corresponde. Desde la segunda ya puede comenzarse el estudio de las lenguas vivas y del latn para los que quieran seguir carrera literaria, no olvidando que siempre debe evitarse el dividir demasiado la atencin del nio. 3. La circunstancia de no estar convenientemente preparados muchos de los alumnos que en la actualidad cursan Filosofa, ha sido causa de que se haya establecido transitoriamente la regla de que los estudiantes de primero y segundo curso pertenezcan a la tercera seccin y a la cuarta los del tercero en cuanto lo necesiten. 4. La duracin que aproximadamente se calcula para concluir los estudios de la primera seccin es de 2 aos y de 1 para los de la segunda, tercera y cuarta. 5. El ao escolar se contar de diciembre a diciembre. 6. Al comenzar cada nuevo ao y considerando los resultados obtenidos en los ltimos exmenes generales sern ascendidos los alumnos que hayan acreditado poseer todas las materias de su seccin. Esto no obsta para que en todo tiempo sean ascendidos con tal que justifiquen hallarse aptos para el efecto, y los profesores darn aviso a la Direccin siempre que alguno de sus alumnos est en disposicin de pasar a la seccin superior respectiva. 7. El alumno que ascienda antes del trmino calculado para el estudio de los ramos de su seccin, recibir un premio por su aplicacin y aprovechamiento; y el que lo haga en la poca en que deba ser, tendr mencin honorfica. 8. Cuando un alumno se demore en una seccin ms tiempo del sealado, la Direccin del establecimiento tomar las medidas que juzgue convenientes para estimular su aplicacin. Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 373

PAGE 387

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 374 \ 374 \ 374 \ 374 \ 374 \SECCI"N PRIMERARELIGI"NProfesor: don Francisco D. de Villegas Principales oraciones con su explicacin y principios de historia sagrada. Textos: Ripalda y Fleury.LECTURAProfesor: don A. M. Varela Libros de Mandevil y primero de don Eusebio Guiteras.GRAMTICAProfesor: don Jos Mara Romay Conocimiento de las partes de la oracin. Texto: Zayas.ARITMTICAProfesores: don Pedro del Monte y don Pedro Aragn Leen cantidades, suman y restan. Textos: Del Monte y Navea.ESCRITURAProfesor: don Juan B. Hevia Las clases de Lectura y Aritmtica se repiten diariamente. D. Francisco AguirreD. Joaqun Lpez D. Federico AngueraD. Luis R. Betancourt D. Francisco de la LuzD. Alberto Mora D. Domingo MoraD. Jos Mara Mora D. Francisco FerregutD. Francisco Coimbra D. Emilio del PinoD. Pedro Castellanos Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 374

PAGE 388

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 375 / 375 / 375 / 375 / 375 D. Joaqun MoralesD. Pedro Valds Lanz D. Francisco RuizD. Carlos Belot D. Diego de RojasD. Santiago MartnezSECCI"N SEGUNDARELIGI"N E HISTORIA SAGRADAProfesor: don Francisco D. de Villegas Explicaciones sobre el Catecismo de Ripalda. Principales sucesos contenidos en el antiguo Testamento.LECTURAProfesor: El mismo Segundo y tercer libro de Guiteras.GRAMTICAProfesor: don Ramn Ramos Anlisis. Escritura al dictado. Texto: Zayas.ARITMTICAProfesor: don Pedro Delmonte Operaciones de las cuatro reglas de enteros. Textos: Del Monte y Navea.GEOGRAFA DE LA ISLAProfesor: don Jos Mara Romay Texto: Gonzlez. Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 375

PAGE 389

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 376 \ 376 \ 376 \ 376 \ 376 \DIBUJO LINEALProfesor: El mismo Lneas, ngulos y tringulos. Texto: Lequerica.ESCRITURAProfesor: don Juan B. Hevia D. Jos Manuel MartnezD. Manuel Prez D. Ricardo LpezD. Ricardo Villate D. Francisco LastresD. Luis de la Luz D. Horacio SnchezD. Francisco Carrillo D. Julio SanguilyD. Jos Martnez D. Ramn ClavijoD. Jos Antonio Cintra D. Toms GonzlezD. Joaqun Manjn D. Rafael OrozcoD. Toms WaterlandSECCI"N TERCERARELIGI"N E HISTORIA SAGRADAProfesor: don Ramn Ramos Catecismo histrico. Estudio del Antiguo Testamento.LECTURAProfesor: El mismo En cualquier libro. Coleccin de Artculos de A. Surez y Romero. Mtodo explicativo.GRAMTICAProfesor: don Ricardo del Monte Anlisis, prosodia y ortografa. Texto: La Gramtica de la Real Academia. Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 376

PAGE 390

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 377 / 377 / 377 / 377 / 377ARITMTICAProfesor: don Jess B. Glvez Nociones generales.—Quebrados y decimales.—Razones y proporciones.GEOGRAFAProfesor: don Juan B. Hevia Repaso de la de la Isla, y Geografa General. Texto: Gonzlez.DIBUJO LINEALProfesor: don Ricardo del Monte Extensin. Cuerpos geomtricos. Superficies. Texto: Dueas.ESCRITURAProfesor: don Juan B. Hevia D. Toms BquerD. Jos Xiqus D. Carlos GutirrezD. Luis Martnez Vignier D. Martn LenD. Manuel Sanguily D. Federico LaredoD. Juan Vizcay D. Justo PrezD. Cornelio Castellanos D. Francisco XenesD. Rafael Girette D. Francisco XiqusD. Joaqun GiretteSECCI"N CUARTARELIGI"N E HISTORIA SAGRADAProfesor: don Luis Felipe Mantilla Deberes morales.—Sociedad.—Opiniones de Rousseau y Hobbes.— Moral cristiana. Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 377

PAGE 391

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 378 \ 378 \ 378 \ 378 \ 378 \GRAMTICAProfesor: don Ricardo del Monte Conocimiento de sus cuatro partes. Texto: La Gramtica de la Real Academia.ARITMTICAProfesor: don Jess del Monte, ViceDirector Repaso de la aritmtica inferior y estudio completo de la superior. Texto: Del Monte.GEOGRAFAProfesor: don Jos Podbielski Con toda extensin. Texto: Gonzlez.DIBUJO LINEAL Y PERSPECTIVANociones Generales.—Dibujo Geomtrico.—Curvas Geomtricas y Mecnicas.—Planos.—Poliedros.—Cuerpos de Revolucin.—Cuerpos Redondos.—Problemas.—Nociones de Perspectiva Lineal.ESCRITURAProfesor: don Juan B. Hevia D. Manuel CoimeraD. Csar Pint D. Jos Mara FerrerD. Antonio Janier Martnez D. Juan CastellanosD. Rafael Lpez D. Antonio CeballosD. Pedro Francisco Hernndez D. Antonio GmezD. Leopoldo Hernndez D. Jos Manuel MoraD. Ricardo Pieyro Los alumnos de filosofa no estn comprendidos en las nminas que preceden, pero debe entenderse que los del primero y segundo curso asisten a las clases de la tercera seccin en cuanto las necesiten, y los del tercero a las de la cuarta en el mismo concepto. Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 378

PAGE 392

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 379 / 379 / 379 / 379 / 379CLASES EXTRAORDINARIASTENEDURA DE LIBROSA cargo de don Jess M. Del Monte Libros principales y auxiliares de una casa de comercio, formalidades con que deben llevarse y naturaleza y forma de cada uno de ellos. Las cinco cuentas generales y las particulares con todos sus pormenores. Asientos en la pizarra, modo de pasarlos al diario y libro mayor o de cuentas corrientes. D. Juan de Dios CastellanosD. Miguel Herrera D. Antonio Janier MartnezD. Leopoldo Hernndez D. Justo Eduardo PrezD. Csar Pint D. Antonio CeballosD. Rafael Lpez SilveroGEOGRAFA EN INGLSA cargo de don Jos Podbielski Conversaciones en ingls sobre la Geografa. D. Carlos BelotD. Antonio Janier Martnez D. Juan CastellanosD. Rafael Lpez D. Francisco GutirrezD. Pedro Francisco Hernndez D. Jos MartnezD. Jos Manuel Ponce D. Alberto MoraD. Manuel Coimbra D. Domingo MoraD. Jos Manuel Mora D. Juan Miguel FerrerARQUITECTURAA cargo de don Jess B. Glvez Consideraciones sobre la historia general de este arte.— Los tres primeros rdenes estudiados detalladamente.—Presentarn algunos trabajos. D. Cornelio CastellanosD. Ricardo Pieyro Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 379

PAGE 393

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 380 \ 380 \ 380 \ 380 \ 380 \ D. Juan Miguel FerrerD. Pedro F. Hernndez D. Jos Mara FerrerD. Antonio Janier MartnezMATEMTICASA cargo de don Carlos Guerrero lgebra elemental.—Principios de geometra y trigonometra. D. Antonio Janier MartnezD. Pedro Francisco Hernndez D. Juan CastellanosD. Antonio GmezLATNCLASE PRIMERAA cargo de don Enrique Pieyro Declinaciones y conjugaciones.—Gnero de los nombres sustantivos.—Primeras fbulas de Fedro. D. Francisco GuiralD. Pedro Castellanos D. Leopoldo FernndezD. Jos Antonio Cintra D. Carlos BelotD. Diego Rojas D. Francisco CuestaD. Juan O’Farrill D. Francisco LastresD. Jos Manuel Martnez D. Miguel ViondiD. Joaqun GiretteCLASE SEGUNDAA cargo de don Luis F. Mantilla Traducen las elegas de Ovidio. D. Juan Miguel FerrerD. Carlos Gutirrez D. Enrique GuiralD. Manuel Carrera D. Manuel PrezD. Aurelio Almeida Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 380

PAGE 394

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 381 / 381 / 381 / 381 / 381FRANCSA cargo de don Adolfo G. DuplessisCLASE PRIMERAEmpiezan a leer.—Artculo, adjetivo y pronombre.— Verbos auxiliares. D. Ramn PintD. Juan Castellanos D. Jos Mara FerrerD. Antonio Gmez D. Manuel SanguilyD. Juan Crucet D. Alberto MoraD. Juan Vizcay D. Juan O’FarrillD. Cornelio Castellanos D. Nicols GmezD. Domingo Mora D. Joaqun EspinosaD. Fernando Carrillo D. Csar PintD. Joaqun Girette D. Leopoldo HernndezD. Rafael Girette D. Jos MartnezCLASE SEGUNDAAnlisis.—Sintaxis.—Traduccin y conversacin.—Trozos de memoria.—Ejercicios gramaticales. D. Joaqun BarnetD. Eduardo Carbonell D. Ricardo PieyroD. Manuel Castellanos D. Carlos GuerreroD. Manuel Coimbra D. Luis M. VignierD. Jos M. Ponce D. Miguel ViondiCLASE TERCERAConocimiento de la gramtica.—Conversacin.—Ejercicios de Noel y Chapsal.—Trozos de memoria.—Composiciones. D. Aurelio AlmeidaD. Jos Manuel Mora D. Juan Rivas Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 381

PAGE 395

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 382 \ 382 \ 382 \ 382 \ 382 \INGLSCLASE PRIMERAA cargo de don Ramn Ramos Lectura y traduccin en el Popular Lessons. D. Toms BquerD. Leopoldo Fernndez D. Martn LenD. Toms Gonzlez D. Justo PrezD. Francisco Lastres D. Manuel SanguilyD. Horacio Snchez D. Julio SanguilyD. Jos Martnez D. Francisco XenesD. Carlos Belot D. Francisco XiqusD. Toms Waterland D. Luis M VignierCLASE SEGUNDAA cargo de don Carlos L. Plisser Lectura, traduccin y anlisis.—Conjugacin.—Escritura al dictado. D. Antonio Janier MartnezD. Juan M. Ferrer D. Miguel HerreraD. Jos Mara Ferrer D. Francisco GutirrezD. Csar Pint D. Ricardo PieyroD. Rafael Soria D. Francisco GuiralD. Juan Castellanos D. Cornelio CastellanosD. Antonio Bassave D. Juan O’FarrillCLASE TERCERAA cargo del mismo Ms adelantada que la anterior.—El examen de esta clase se har en ingls. D. Jos Manuel MoraD. Rafael Lpez Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 382

PAGE 396

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 383 / 383 / 383 / 383 / 383 D Aurelio AlmeidaD. Pedro Hernndez D. Juan RivasD. Antonio Ceballos D. Nicols GmezD. Manuel Castellanos D. Antonio GmezD. Domingo Mora D. Jos Mara MoraD. Alberto Mora D. Juan CrucetD. Jos Manuel Ponce D. Manuel CoimbraALEMNA cargo de don Jos Podbielski Traduccin.—Trozos de memoria.—Ejercicios por el libro de Adler. D. Aurelio AlmeidaD. Pedro F. Hernndez D. Joaqun BarnetD. Leopoldo Hernndez D. Manuel CastellanosDIBUJO NATURALA cargo de don Toms Codezo Principios y cabezas. D. Jos A. CintraD. Pelayo Vigil D. Carlos BelotD. Francisco Gutirrez D. Francisco LastresD. Jos Mara Mora Grandes estudios de cabezas y medios cuerpos, a uno y dos creyones. D. Francisco XiqusD. Aurelio Almeida D. Cornelio CastellanosD. Manuel Sanguily D. Pedro F. CastellanosD. Jos Mara Ferrer D. Antonio Ceballos Paisajes a uno y dos creyones. D. Francisco XiqusD. Cornelio Castellanos D. Antonio CeballosD. Aurelio Almeida D. Pedro Francisco HernndezD. Jos Mara Ferrer D. Pelayo Vigil Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 383

PAGE 397

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 384 \ 384 \ 384 \ 384 \ 384 \MSICAA cargo de don Enrique Gonzlez Definiciones elementales.—Solfeo General y Particular. D. Ramn PintD. Aurelio Almeida D. Csar PintD. Antonio Janier Martnez D. Antonio BassaveD. Pedro Francisco Hernndez D. Leopoldo HernndezD. Toms Gonzlez D. Jos Valds LanzCLASE DE PIANOD. Aurelio Almeida ……………Gran vals de Venzano arreglado para cuatro manos por Rummel D. Ramn Pint……………… Aria final de la pera Anna Bolena D. Antonio J. Martnez ……… Duetto del Belisario D. Leopoldo Hernndez………Aria de tiple de la Luca D. Jos Valds Lanz …………Marcha de la NormaCLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT ARIAS ARIAS ARIAS ARIAS ARIAS PRIMER CURSOFSICAProfesor: don Jos Ignacio Rodrguez Nociones preliminares.—Materia, propiedades generales.—Fuerzas y movimiento.—Atraccin y sus diversas especies.—Pndulo y sus leyes.—Fuerzas moleculares.—Propiedades particulares.—Hidrosttica.—Estudio de las presiones.—Equilibrio de los lquidos.—Determinacin de los pesos especficos.—Aermetros. Texto: Canot. D. Csar Pint………………… Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 384

PAGE 398

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 385 / 385 / 385 / 385 / 385INTRODUCCI"N A LA HISTORIA NATURALProfesor: El mismo Definicin y divisiones.—Seres organizados e inorganizados.—Anatoma y fisiologa.—Generalidades sobre los tejidos que constituyen los seres organizados.—Clasificacin de las funciones.—Digestin.—Circulacin.HISTORIA ANTIGUA Y COSMOGRAFIAProfesor: don Enrique Pieyro Preliminares.—Historiadores hebreos, griegos y latinos.— Primeras familias.—Poblacin del mundo despus del diluvio.—Origen de los chinos, egipcios, asirios, griegos y fenicios.—Moiss.—Los Pelasgos.— Sesostris.—Ciudades de Grecia.—Los Argonautas. Texto: Lev. Definiciones.—Cuerpos celestes.—Sistema solar.—Leyes de Keplero.—Monografa de los planetas.—La tierra y sus crculos.—Longitudes y latitudes geogrficas.—Problemas en el globo terrestre. Texto: Atlas de Smith.MATEMTICASlgebra Profesor: don Joaqun G. de Lebredo Nociones preliminares.—Suma, resta, multiplicacin y divisin.— Elevacin a potencias y extraccin de races de los monomios.—Quebrados literales. Cantidades radicales.—Expresiones imaginarias.— Ecuaciones de primer grado con una sola y con varias incgnitas.— Mtodos de igualacin, sustitucin y de coeficientes idnticos. Texto: Vallejo. D. Francisco CuestaD. Miguel Herrera D. Enrique GuiralD. Juan O’Farrill D. Leopoldo FernndezD. Miguel Viondi D. Francisco GuiralD. Carlos Caballero Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 385

PAGE 399

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 386 \ 386 \ 386 \ 386 \ 386 \ Adems de los alumnos matriculados en el primer curso y arriba expresados, concurren a la clase de matemticas don Juan Vizcay, a la de cosmografa don Luis Martnez Vignier, y a la de fsica el ltimo nombrado y don Manuel Sanguily.SEGUNDO CURSOFSICA. MAGNETISMOProfesor: don Jos Ignacio Rodrguez Imanes.—Magnetismo terrestre.—Imantacin. Leyes de las acciones magnticas.—Electricidad.—Generalidades e hiptesis.—Electricidad esttica y dinmica.—Electrizacin.—Medida de las fuerzas elctricas.—Electricidad disimulada.—Efectos de la electricidad.—Teoras de Galvani y Volta.—Pilas.—Materias galvnicas. Texto: Canot.HISTORIA DE LA EDAD MEDIAProfesor: don Enrique Pieyro Estados modernos.—Clodoveo.—Teodorico.—Los Visigodos.— Justiniano.—Mahoma, conquistas de los rabes.— Dinasta carlovingia.—Feudalismo.—Alfredo el Grande.— Los Normandos.—El Papa y el Imperio.—Hugo Capeto.— Pelayo y sus sucesores.—Cruzadas. Texto: Lev.MATEMTICASGeometra Analtica Profesor: don Joaqun G. de Lebredo Definicin y mtodos.—Construccin de las ecuaciones de primero y segundo grado.—Homogeneidad.—Resolucin de varios problemas por el mtodo analtico.—Trigonometra analtica.—Definicin.—Diversos casos de resolucin de tringulos.—Lneas trigonomtricas.—Valores correlativos.—Determinacin de algunas frmulas principales. Texto: Vallejo. Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 386

PAGE 400

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 387 / 387 / 387 / 387 / 387BOTNICAProfesor: don Emilio Auber Definicin y divisiones.—Tejidos elementales y rganos similares.— Divisin de los rganos.—Nutricin.—Estructura de los vegetales.— Reproduccin.—Clasificaciones.— Sistema sexual de Linneo.—Mtodos de Jussieu y de De Candolle. Texto: Galdo.QUMICA MINERALProfesor: don Joaqun F. de Aenlle Objeto de la qumica.—Molculas.—Cuerpos.—Nomenclaturas.— Combinacin.—Afinidad.—Mezclas.—Saturacin.—Proporciones qumicas.—Teora atmica.—Isomorfismo.—Diformismo.—Isomera.— Alotropa.—Notacin.— Oxgeno, hidrgeno, zoe y cloro. Texto: Casares. D. Antonio BassaveD. Perfecto de Rojas D. Manuel CarreraD. Alejandro del Ro D. Juan Miguel FerrerD. Rafael Soria D. Francisco GutirrezD. Pelayo Vigil D. Jos Manuel Ponce Asiste a la clase de fsica don Pedro Hernndez; y a la de historia don Jos Manuel Mora.TERCER CURSOQUMICA ORGNICAProfesor: don Joaqun F. de Aenlle Anlisis elemental, cualitativo y cuantitativo.—Anlisis inmediato.— Determinacin de la frmula de un cuerpo orgnico.—Principios inmediatos, productos nitrogenados. Fermentacin y sus diversos productos. Texto: Casares. Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 387

PAGE 401

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 388 \ 388 \ 388 \ 388 \ 388 \ZOOLOGAProfesor: don Jos Ignacio Rodrguez Introduccin y generalidades.—Explicacin de las clases.—Mamferos, su descripcin, clasificacin y determinacin.—Estudio completo de las aves. Texto: Poey.LITERATURAProfesor: don Domingo de Len y Mora Etimologa y definicin.—Importancia y utilidad de la ciencia.—Partes que la constituyen y definiciones.—Crtica literaria.—Materia de la ciencia y de la crtica.—Poderes que concurren a la produccin de las obras literarias.—Clasificaciones.—Familia potica.—Familia prosaica. Texto: Gil de Zrate.FILOSOFALgica Profesor: don Jos Manuel Mestre Su objeto y utilidad.—Sus relaciones con la Psicologa.— Divisin.— Induccin y deduccin.—La observacin y la comparacin.—Anlisis.— Abstraccin.—Sntesis.—Induccin a priori.—Intuicin.—Clasificacin.—El sentido comn y la ciencia.—Hiptesis.—Definicin.—Reglas sobre el uso de los sentidos.—Sobre el de las facultades del espritu.— El criterio. Texto: Balmes. D. Jos CastellanosD. Nicols Gmez D. Fernando CarrilloD. Alfredo Lamar D. Juan CrucetD. Ramn Pint D. Joaqun Espinosa Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 388

PAGE 402

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 389 / 389 / 389 / 389 / 389CUARTO CURSOLITERATURAProfesor: don Domingo Len y Mora Captulos de la parte prctica de la literatura.—Origen, medios y fin de la poesa.—Potica.—Invencin y disposicin poticas.—Expresin potica y sus elementos.—Del verso y de la rima.—Retrica.—Elocuencia.—Clasificaciones de la elocuencia.—Divisin de la retrica.—Disposicin y elocucin retrica. Texto: Gil de Zrate.FILOSOFAtica Profesor: don Jos Manuel Mestre Definicin y divisiones.—Sus relaciones con la Psicologa: Casustica.—Ideas morales.—Moralidad y utilidad.— Justicia.—Libertad.—Mviles.—Ciencia moral.—Mrito y demrito.—Premio.— Pena.—Culpa.—Remordimiento.— Arrepentimiento.—Inmortalidad del alma.—Moral individual.—Suicidio.—Moral social.—De la ley.— Propiedad.— Moral religiosa. Texto: Balmes.RELIGI"NProfesor: don Jess B. Glvez Programa oficial de la Real Universidad.GEOLOGAProfesor: don Emilio Auber Definicin y divisin.—Forma y densidad de la tierra.— Trastornos de la corteza mineral del globo y sus causas.— Agentes exteriores.— Enfriamiento del globo.—ntima conexin de los fenmenos volcnicos Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 389

PAGE 403

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 390 \ 390 \ 390 \ 390 \ 390 \ con la formacin y modificaciones de las rocas.—Divisin general de stas.— Clasificacin de los terrenos que componen la corteza de nuestro planeta.—Necesidad de la paleontoga en la determinacin de la edad relativa de los terrenos a que pertenecen los fsiles. Texto: Galdo. D. Carlos GuerreroD. Aurelio Almeida D. Guillermo de la FuenteD. Juan Rivas D. Manuel CastellanosD. Joaqun Barnet D. Eduardo CarbonellGRIEGOPRIMER CURSOProfesor: don Claudio Vermay Alfabeto segn la pronunciacin de los griegos modernos.—Reglas de eufona y de acentuacin.—Declinacin de los sustantivos y sus contractos.—Declinacin de los adjetivos y participios.—Comparativos y superlativos.— Numeracin griega.—Pronombres.—Escritura al dictado. D. Carlos GuerreroD. Nicols Gmez D. Guillermo de la FuenteD. Jos Castellanos D. Joaqun EspinosaD. Juan Crucet D. Ramn PintD. Fernando CarrilloSEGUNDO CURSOProfesor: El mismo Conjuncin de los verbos regulares y sus contractos.— Conocimientos generales de la sntesis griega.—Traduccin del curso de versiones de Bedel y de algunas Odas de Anacreonte D. Manuel CastellanosD. Joaqun Barnet Luz3-9.p65 28/08/01, 11:46 390

PAGE 404

XVIII XVIII XVIII XVIII XVIII EXMENES EXMENES EXMENES EXMENES EXMENES DEL DEL DEL DEL DEL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL V V V V V ADOR ADOR ADOR ADOR ADORDirigido por DON JOS DE LA LUZ Empezarn el 7 de diciembreHABANAESTABLECIMIENTO TIPOGRFICO LA ANTILLACALLE DE CUBA NM. 28 1860 Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 391

PAGE 405

Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 392

PAGE 406

Espinoso apostolado es la enseanza; que no hay apstol sin sentir la fuerza de la verdad y el impulso de propagarla. [LUZ] Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 393

PAGE 407

Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 394

PAGE 408

EDUC EDUC EDUC EDUC EDUC ACI"N PRIMARIA ACI"N PRIMARIA ACI"N PRIMARIA ACI"N PRIMARIA ACI"N PRIMARIA PRINCIPIANTESA cargo de don Manuel Cabrera, don Carlos Guerrero y don Joaqun Barnet Lectura. Aritmtica. Religin. Gramtica. Geografa. Dibujo Lineal. Mtodo Explicativo D. Francisco de la LuzD. Manuel Barreto D. Domingo LamadrizD. Julin Salazar D. Enrique SchimperD. Enrique Morado D. Pedro SezRELIGI"NSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Prellezo Ripalda y Fleury.—Explicacin D. Antonio RoD. Jos Alum D. Luis R. BetancourtD. Francisco Ferregut D. Rafael HenriqueD. Nicols de Crdenas D. Germn GarcaD. Jos Valds Lanz D. Manuel A. BalmasedaD. Pablo Barnet D. Jorge CoppingerD. Alberto Mora D. Carlos ParetsD. Andrs Arango D. Federico AngueraD. Lino Cabrera D. Domingo MoraD. Miguel Darmany D. Leopoldo ArmandD. Melitn Marquetti D. Eduardo SusiniD. Francisco Armona Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 395

PAGE 409

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 396 \ 396 \ 396 \ 396 \ 396 \SECCI"N SEGUNDAA cargo de don Francisco D. de Villegas Historia del Pueblo Hebreo.—Evangelio de San Mateo D. Joaqun LpezD. Enrique Carrillo D. Enrique CoppingerD. Pablo Barnet D. Pedro CastellanosD. Alfredo Cols D. Francisco CoimbraD. Luis F. Lamar D. Gabriel de CrdenasD. Joaqun Manjn D. Francisco RuizD. Ramn Torres D. Vicente LaguardiaD. Juan Guzmn D. Joaqun MoralesSECCI"N TERCERAA cargo del mismo Ms adelantados que los de la anterior. D. Miguel LacaD. Ignacio Blan D. Juan Mara CabreraD. Rafael Cabrera D. Ricardo VillateD. Toms Waterland D. Rafael OrozcoD. Emilio Previa D. Horacio SnchezD. Francisco Carrillo D. Gabriel RuizD. Ambrosio Lamadriz D. Patricio LaguardiaD. Miguel Dubrocq D. Mateo GarcaD. Francisco Vzquez D. Antonio Santo Domingo Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 396

PAGE 410

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 397 / 397 / 397 / 397 / 397LECTURAMtodo ExplicativoSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Prellezo Coleccin de Artculos de A. Surez y Romero D. Antonio RoD. Carlos Parets D. Luis R. BetancourtD. Rafael Henrique D. Alberto MoraD. Germn Garca D. Manuel Antonio BalmasedaD. Domingo Mora D. Jorge CoppingerD. Leopoldo Armand D. Jos AlumD. Eduardo Susini D. Francisco FerregutD. Andrs Arango D. Nicols de CrdenasD. Lino Cabrera D. Jos Valds LanzD. Miguel Darmany D. Pablo BarnetD. Melitn Marquetti D. Federico AngueraD. Francisco ArmonaSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Jos Mara Romay Libro Tercero de Guiteras.—Fbulas de Balmaseda D. Enrique CoppingerD. Toms Waterland D. Francisco CoimbraD. Gabriel de Crdenas D. Rafael CabreraD. Juan Mara Cabrera D. Alfredo ColsD. Pedro Castellanos D. Juan GuzmnD. Mateo Garca D. Joaqun LpezD. Luis F. Lamar D. Antonio LamadrizD. Vicente Laguardia D. Joaqun ManjnD. Miguel Marn D. Antonio Santo DomingoD. Francisco Vzquez D. Joaqun MoralesD. Ramn Torres D. Francisco Ruiz Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 397

PAGE 411

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 398 \ 398 \ 398 \ 398 \ 398 \SECCI"N TERCERAA cargo de don Ramn Ramos Leen en varios autores. D. Emilio HeviaD. Emilio Petit D. Ignacio BlanD. Ricardo Lpez D. Miguel DubrocqD. Ricardo Villate D. Francisco CarrilloD. Jos Vlez D. Rafael OrozcoD. Miguel Laca D. Lorenzo RomayD. Ramn Torres D. Gabriel RuizD. Manuel Prez D. Ramn PetitD. Patricio Laguardia D. Toms WaterlandESCRITURAA cargo de don Manuel T. Nathan y de don J. B. Hevia Presentarn sus trabajos y escribirn en presencia de los concurrentes.GRAMTICA CASTELLANASECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Prellezo Conocimiento de las partes de la oracin.—Conjugacin.—Escritura al dictado.—Composiciones. D. Luis R. BetancourtD. Leopoldo de Armand D. Jorge CoppingerD. Germn Garca D. Antonio RoD. Eduardo Susini D. Carlos ParetsD. Lino Cabrera D. Nicols de CrdenasD. Jos Alum D. Francisco FerregutD. Manuel A. Balmaseda D. Pablo BarnetD. Rafael Henrique D. Andrs ArangoD. Domingo Mora D. Federico AngueraD. Melitn Marquetti D. Jos Valds LanzD. Miguel Darmany D. Alberto MoraD. Francisco Armona Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 398

PAGE 412

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 399 / 399 / 399 / 399 / 399SECCI"N SEGUNDAA cargo de don Jos Mara Romay Partes de la oracin.—Anlisis y escritura al dictado. D. Gabriel de CrdenasD. Mateo Garca D. Francisco CoimbraD. Francisco Ruiz D. Rafael CabreraD. Antonio Santo Domingo D. Enrique CoppingerD. Joaqun Morales D. Juan Mara CabreraD. Luis F. Lamar D. Pedro CastellanosD. Vicente Laguardia D. Alfredo ColsD. Juan Guzmn D. Joaqun ManjnD. Toms Waterland D. Joaqun LpezD. Francisco Vzquez D. Ambrosio LamadrizD. Ramn TorresSECCI"N TERCERAA cargo de don Francisco Daz de Villegas Anlisis.—Concordancias.—Oraciones.—Escritura al dictado.— Composiciones. D. Emilio HeviaD. Patricio Laguardia D. Ramn ClavijoD. Francisco Colas D. Manuel PrezD. Luis de la Luz D. Rafael GiretteD. Martn Len D. Jos M. MartnezD. Rafael Orozco D. Ricardo LpezD. Horacio Snchez D. Jos VlezD. Francisco Carrillo D. Enrique CarrilloD. Alberto Torres D. Miguel LacaD. Ricardo Villate D. Ignacio BlanD. Lorenzo Romay D. Gabriel RuizD. Joaqun Roldn Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 399

PAGE 413

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 400 \ 400 \ 400 \ 400 \ 400 \ARITMTICASECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Prellezo Prctica de las cuatro reglas de enteros.—Ejercicios de memoria. D. Antonio RoD. Francisco Ferregut D. Luis R. BetancourtD. Nicols de Crdenas D. Alberto MoraD. Jos Valds Lanz D. Carlos ParetsD. Pablo Barnet D. Rafael HenriqueD. Federico Anguera D. Germn GarcaD. Domingo Mora D. Manuel A. BalmasedaD. Leopoldo Armand D. Jorge CoppingerD. Eduardo Susini D. Jos AlumD. Andrs Arango D. Lino CabreraD. Melitn Marquetti D. Miguel DarmayD. Francisco ArmonaSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Jos Mara Romay Operaciones con quebrados. D. Enrique CoppingerD. Joaqun Lpez D. Gabriel de CrdenasD. Ambrosio Lamadriz D. Francisco CoimbraD. Juan Guzmn D. Rafael CabreraD. Joaqun Morales D. Alfredo ColsD. Francisco Ruiz D. Antonio Santo DomingoD. Manuel Marn D. Ramn TorresD. Joaqun Manjn D. Pedro CastellanosD. Toms Waterland D. Luis F. LamarD. Francisco Vzquez D. Vicente LaguardiaD. Joaqun Vigil D. Mateo Garca Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 400

PAGE 414

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 401 / 401 / 401 / 401 / 401SECCI"N TERCERAA cargo de don Carlos Guerrero Quebrados comunes.—Decimales.—Denominados.—Potencias y races.—Razones y proporciones. D. Jos Antonio CintraD. Joaqun Roldn D. Eduardo LastresD. Francisco Carrillo D. Manuel SanguilyD. Rafael Orozco D. Luis de la LuzD. Gabriel Ruiz D. Miguel LacaD. Miguel Dubrocq D. Joaqun GiretteD. Enrique Carrillo D. Horacio SnchezD. Jos M. Martnez D. Ricardo VillateD. Emilio Petit D. Patricio LaguardiaD. Jos VlezSECCI"N CUARTAA cargo de don Jess B. Glvez Principios generales.—Potencias y races.—Razones y proporciones.—Progresiones.—Logaritmos.—Regla de tres y sus aplicaciones.— Sistema de pesos y medidas.—Sistema mtrico.—Medidas provinciales y nacionales.—Problemas. D. Ricardo LpezD. Francisco Guiral D. Ignacio BlanD. Juan O’Farrill D. Manuel PrezD. Domingo Ilzarbe D. Jess Mara del CastilloD. Jos Romay D. Justo PrezD. Toms Gonzlez D. Francisco de la CuestaD. Martn Len D. Miguel de CrdenasD. Ramn Clavijo D. Carlos GutirrezD. Enrique Guiral D. Rafael GiretteD. Gabriel Forcade Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 401

PAGE 415

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 402 \ 402 \ 402 \ 402 \ 402 \DIBUJO LINEALSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Romay Principios.—Trazado a ojo. D. Leopoldo ArmandD. Jos Alum D. Francisco ArmonaD. Miguel Darmany D. Rafael HenriqueD. Melitn Marquetti D. Luis R. BetancourtSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Carlos Guerrero Lneas.—ngulos.—Tringulos.—Cuadrilteros.—Polgonos.—Trazado a ojo. D. Jorge CoppingerD. Domingo Mora D. Alberto MoraD. Ramn Torres D. Carlos ParetsD. Andrs Arango D. Pablo BarnetD. Francisco Ferregut D. Miguel DubrocqD. Germn Garca D. Gabriel de CrdenasD. Nicols de Crdenas D. Jos Valds LanzD. Eduardo Susini D. Joaqun ManjnD. Jos Vlez D. Federico AngueraD. Juan Guzmn D. Pedro Castellanos Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 402

PAGE 416

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 403 / 403 / 403 / 403 / 403SECCI"N TERCERAA cargo de don Carlos Snchez Texto: Henry.—Lneas.—ngulos.—Crculos.—Polgonos.—Superficies.—Slidos.—Aplicaciones.—Agrimensura. Albailera.—Carpintera. D. Jess Mara CastilloD. Joaqun Lpez D. Joaqun GiretteD. Enrique Coppinger D. Rafael GiretteD. Luis F. Lamar D. Ricardo LpezD. Horacio Snchez D. Ignacio BalnD. Francisco Ruiz D. Vicente LaguardiaD. Enrique Carrillo D. Luis de la LuzD. Toms Waterland D. Ramn ClavijoD. Patricio Laguardia D. Ricardo VillateGEOGRAFASECCI"N PRIMERAA cargo de don Joaqun Barnet Geografa fsica, poltica y astronmica de la Isla de Cuba.—Mapas. D. Jos AlumD. Lino Cabrera D. Federico AngueraD. Jorge Coppinger D. Leopoldo ArmandD. Rafael Henrique D. Miguel DarmanyD. Alberto Mora D. Pablo BarnetD. Melitn Marquetti D. Enrique CoppingerD. Jos Valds Lanz D. Germn GarcaD. Antonio Ro D. Andrs ArangoD. Domingo Mora D. Francisco ArmonaD. Carlos Parets D. Luis R. BetancourtD. Lorenzo Romay D. Manuel A. BalmasedaD. Eduardo Susini Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 403

PAGE 417

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 404 \ 404 \ 404 \ 404 \ 404 \SECCI"N SEGUNDAA cargo de don Jos Mara Romay Geografa de la Isla D. Francisco RuizD. Joaqun Lpez D. Miguel MarnD. Gabriel de Crdenas D. Juan GuzmnD. Antonio Santo Domingo D. Francisco CoimbraD. Luis F. Lamar D. Pedro CastellanosD. Joaqun VigilSECCI"N TERCERAA cargo de don Juan B. Hevia Texto: La Torre.—Nociones.—Nomenclatura.—Sistemas astronmicos.—Latitud.—Longitud.—Cartografa. D. Francisco VzquezD. Ricardo Villate D. Ignacio BlanD. Joaqun Morales D. Rafael CabreraD. Ramn Torres D. Miguel LacaD. Jos Vlez Toda Europa D. Miguel de CrdenasD. Nicols de Crdenas D. Lorenzo RomayD. Vicente Laguardia D. Patricio LaguardiaD. Juan Mara CabreraSECCI"N CUARTAA cargo de don Luis F. Mantilla Elementos de geografa astronmica y fsica.—Generalidades de Europa. D. Luis de la LuzD. Ricardo Lpez D. Rafael GiretteD. Toms Waterland Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 404

PAGE 418

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 405 / 405 / 405 / 405 / 405 D. Francisco CarrilloD. Manuel Sanguily D. Emilio HeviaD. Rafael Orozco D. Jos M. MartnezD. Enrique Carrillo D. Jess Mara CastilloD. Ramn Clavijo D. Joaqun GiretteD. Angel Hernndez D. Andrs HernndezSECCI"N QUINTAA cargo de don Jos Podbielski Texto: Gonzlez.—Las cinco partes del mundo.—Nociones de Geografa fsica.—Mapas. D. Francisco LastresD. Justo Prez D. Jos Antonio CintraD. Manuel Prez D. Jos Mara MoraEDUC EDUC EDUC EDUC EDUC ACI"N SECUND ACI"N SECUND ACI"N SECUND ACI"N SECUND ACI"N SECUND ARIA ARIA ARIA ARIA ARIARELIGI"NA cargo de don Francisco D. de Villegas Naturaleza y origen de la moralidad.—Moral, dogma y culto.—Ideas inmanentes.—Moral, dogma y culto.—Composiciones. D. Alberto TorresD. Toms Gonzlez D. Rafael GiretteD. Joaqun Girette D. Ricardo LpezD. Joaqun Lpez D. Francisco ColsD. Francisco Lastres D. Jos Antonio CintraD. Federico Laredo D. Martn LenD. Joaqun Roldn Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 405

PAGE 419

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 406 \ 406 \ 406 \ 406 \ 406 \GRAMTICA CASTELLANAA cargo de don Enrique Pieyro Origen y caracteres generales de la lengua castellana.— Teora de las partes de la oracin.—Arcasmos.—Galicismos, etctera.—Sinonimia.—Lectura explicada.—Composicin. D. Enrique GuiralD. Juan Vizcay D. Jos Manuel MoraD. Csar Pint D. Juan M. FerrerD. Fernando Carrillo D. Fernando VallnD. Domingo Ilzarbe D. Alberto NavarroD. Francisco de la Cuesta D. Juan O’FarrillD. Jess M. del CastilloLATNSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Prellezo Declinacin de sustantivos y adjetivos.—Grados.—Verbo sum D. Joaqun MoralesD. Francisco Carrillo D. Horacio SnchezD. Francisco Coimbra D. Luis F. LamarD. Rafael Orozco D. Enrique CoppingerD. Gabriel Ruiz D. Ambrosio LamadrizD. Angel Hernndez D. Jos VlezSECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Conjugacin.—Races y formacin de tiempos.—Traduccin de las Fbulas de Fedro D. Ricardo LpezD. Pedro Castellanos D. Juan GuzmnD. Miguel Marn D. Joaqun ManjnD. Federico Anguera D. Jos Mara MoraD. Diego Rojas D. Toms GonzlezD. Emilio Hevia D. Rafael Cabrera Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 406

PAGE 420

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 407 / 407 / 407 / 407 / 407SECCI"N TERCERAA cargo de don Luis F. Mantilla Traducen a Salustio.—Versin del espaol al latn .— Dilogos de Luis Vives. D. Enrique GuiralD. Juan O’Farrill D. Alfredo ColsD. Miguel Viondi D. Francisco LastresD. Eulogio Martnez D. Andrs HernndezD. Julio Barroso D. Juan M. FerrerD. Francisco Guiral D. Juan VizcayD. Jos Antonio Cintra D. Francisco de la CuestaD. Martn Len D. Luis de la LuzD. Joaqun Girette D. Manuel PrezD. Jos Romay D. Jos M. MoraD. Miguel de CrdenasFRANCSA cargo de don Adolfo G. DuplessisSECCI"N PRIMERAAprenden los verbos y empiezan a leer. D. Faustino CaballeroD. Manuel Cabrera D. Fernando CarrilloD. Francisco Cols D. Enrique CoppingerD. Francisco de la Cuesta D. Rafael HenriqueD. Jos Govn D. Francisco GuiralD. Francisco Gutirrez D. Angel HernndezD. Domingo Mora D. Alberto NavarroD. Joaqun Roldn D. Alberto TorresD. Fernando Valln Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 407

PAGE 421

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 408 \ 408 \ 408 \ 408 \ 408 \SECCI"N SEGUNDAGramtica hasta el verbo inclusive.—Leen.—Traducen del francs al espaol y hablan algo. D. Gabriel de CrdenasD. Domingo Ilzarbe D. Alfredo ColsD. Alberto Mora D. Antonio GmezD. Csar Pint D. Jos CastellanosD. Jos M. Martnez D. Joaqun GiretteD. Jos Mara Mora D. Leopoldo HernndezSECCI"N TERCERALeen.—Hablan.—Traducen del espaol al francs y empiezan a componer.—Han entrado en las dificultades de la sintaxis. D. Julio BarrosoD. Miguel de Crdenas D. Juan M. FerrerD. Gabriel Forcade D. Rafael GiretteD. Nicols Gmez D. Enrique GuiralD. Emilio Hevia D. Alberto IlzarbeD. Antonio Janier D. Jos Manuel MoraD. Eulogio Martnez D. Juan O’FarrillD. Jos Manuel Ponce D. Manuel SanguilyD. Juan VizcayINGLSA cargo de don Carlos PlissetSECCI"N PRIMERAPrincipiantes.— Lecciones a Aparicio D. Alberto MoraD. Horacio Snchez D. Rafael GiretteD. Federico Laredo D. Ramn ClavijoD. Miguel Dubrocq Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 408

PAGE 422

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 409 / 409 / 409 / 409 / 409 D. Rafael OrozcoD. Jess Mara Castillo D. Jos RomayD. Francisco Castillo D. Martn LenD. Jos M. Martnez D. Enrique CarrilloD. Juan M. Cabrera D. Lorenzo RomayD. Emilio Petit D. Carlos GutirrezD. Ignacio Baln D. Toms GonzlezD. Joaqun Morales D. Jos VlezD. Francisco LastresSECCI"N SEGUNDALeen y traducen en el American Popular Lessons.— Escriben al dictado y analizan. D. Juan CastellanosD. Alejandro Ro D. Enrique GuiralD. Justo Prez D. Juan O’FarrillD. Francisco Guiral D. Joaqun RoldnD. Manuel Sanguily D. Toms WaterlandD. Alberto Torres D. Francisco GutirrezD. Rafael SoriaSECCI"N TERCERALeen y traducen en cualquier libro y a viva voz, del ingls al espaol y viceversa.—Escritura al dictado.—Anlisis y composiciones.—Conversacin.—En clase se habla solamente ingls. D. Nicols GmezD. Juan M. Ferrer D. Eulogio MartnezD. Antonio Gmez D. Jos M. PonceD. Csar Pint D. Gabriel ForcadeD. Angel Hernndez D. Faustino CaballeroD. Jos Mara Mora D. Domingo MoraD. Alberto Navarro Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 409

PAGE 423

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 410 \ 410 \ 410 \ 410 \ 410 \GEOGRAFAA cargo de don Jos Podbielski Conversaciones en ingls arregladas al texto de Cornell. D. Alberto MoraD. Domingo Mora D. Jos Mara MoraD. Antonio Janier D. Angel HernndezALEMNA cargo de don Jos Podbielski Texto: Adler.—Leen, traducen, escriben al dictado y recitan. D. Jos CastellanosD. Nicols Gmez D. Antonio GmezD. Leopoldo Hernndez D. Jos M. PonceTENEDURA DE LIBROS. ARITMTICA MERCANTILA cargo de don Carlos Plisset Principiantes D. Joaqun RoldnD. Alberto Torres Han concluido. Presentarn sus libros y trabajarn sobre lo que se les indique. D. Juan CastellanosD. Alberto Ilzarbe D. Justo PrezD. Antonio JanierLGEBRAA cargo de don Carlos Snchez Operaciones elementales.—Quebrados literales.—Ecuaciones de primer grado. D. Rafael GiretteD. Ricardo Lpez D. Jess Mara CastilloD. Manuel Prez D. Ramn ClavijoD. Manuel Sanguily Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 410

PAGE 424

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 411 / 411 / 411 / 411 / 411ARQUITECTURA Y PERSPECTIVAA cargo de don Jess B. Glvez Principios generales.—Aspectos bajo que puede considerarse la arquitectura.—Relaciones con las otras artes.— Divisiones.—"rdenes.— Principios de perspectiva lineal.— Presentarn sus trabajos. D. Pedro F. HernndezD. Ricardo Lpez D. Jess Mara CastilloD. Manuel Sanguily D. Ramn ClavijoD. Rafael GiretteDIBUJO NATURALA cargo de don Toms Codezo Principios y cabezas. D. Federico AngueraD. Miguel Darmany D. Rafael GiretteD. Francisco Ruiz D. Francisco CarrilloD. Jorge Coppinger Grandes estudios de cabezas, medios cuerpos y cuerpos enteros a uno y dos creyones. D. Pedro F. HernndezD. Enrique Carrillo D. Jess Mara CastilloD. Jos Mara Mora D. Federico AngueraD. Toms Gonzlez Paisajes a uno y dos creyones. D. Jos Mara MoraD. Enrique Carrillo D. Pedro F. HernndezD. Federico Anguera D. Jess Mara CastilloD. Rafael Girette D. Toms GonzlezMSICAA cargo de don Enrique Gonzlez Principios elementales de la msica.—Solfeo general y particular. D. Antonio RoD. Jos Valds Lanz D. Enrique SchimperD. Leopoldo Armand D. Jos Mara MoraD. Federico Anguera Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 411

PAGE 425

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 412 \ 412 \ 412 \ 412 \ 412 \ D. Miguel de CrdenasD. Angel Hernndez D. Juan M. FerrerCLASE DE PIANOD. Antonio Ro …………………Obertura de la Norma a cua tro manos D. Jos V alds Lanz……………Marcha de la Norma D. Jos Mara Mora ……………Marcha de Washington D. Angel Hernndez……………Aria de soprano del primer acto del Trovador D. Enrique Schimper ……………Romana de soprano en el tercer acto de la Traviata D. Antonio Ro …………………El Tremolo. Rverie de Rosellend D. Juan M. Ferrer ……………… Duetto de soprano y tenor en el tercer acto de la TraviataGIMNSTICAA cargo de don Antonio Figueroa Asisten a esta clase todos los alumnos del Colegio.CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT ARIAS ARIAS ARIAS ARIAS ARIAS PRIMER CURSOD. Carlos GutirrezD. Julio Barroso D. Jos RomayD. Juan Vizcay D. Eulogio MartnezD. Toms Gonzlez D. Ramn CrucetD. Martn Arstegui D. Miguel de CrdenasD. Miguel Marn D. Luis de la LuzD. Joaqun GiretteD. Juan M. Ferrer……………… Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 412

PAGE 426

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 413 / 413 / 413 / 413 / 413 D. Andrs HernndezD. Martn Len D. Jos Manuel MoraD. Jos Mara Mora D. Francisco LastresD. Jos Antonio Cintra D. Gabriel ForcadeD. Antonio Janier D. Juan CastellanosD. Diego Rojas D. Faustino CaballeroD. Antonio Gmez D. Francisco ColsD. Federico Laredo D. Csar PintD. Alberto IlzarbeFSICAA cargo de don Carlos Snchez Materia.—Fuerza.—Movimiento.—Nociones de Esttica. Atraccin universal.—Principios de hidrosttica e hidrodinmica.—Atmsfera. Asisten adems de los matriculados, don Rafael Girette, don Jess Mara Castillo y don Manuel Sanguily.INTRODUCCI"N A LA HISTORIA NATURALA cargo de don Joaqun Barnet Divisin.—Clasificacin.—Anatoma y Fisiologa de las funciones de nutricin y reproduccin.—Sistema muscular.—Aparato huesoso.—Sensibilidad.—Nervios y sentidos. Asiste adems don Rafael Girette.HISTORIA ANTIGUA Y COSMOGRAFAA cargo de don Enrique Pieyro Definiciones y divisiones.—Egipcios.—Asirios.—Medos. Persas, Babilonios y Fenicios.—Grecia hasta despus de la guerra del Peloponeso.—Roma hasta su primera destruccin por los Galos.—Geografa antigua. Astronoma. Bveda celeste.—Leyes generales.—Sistema solar.— Monografa de los planetas y sus satlites.— Luna.—Eclipses. Asisten adems don Manuel Sanguily y don Rafael Girette. Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 413

PAGE 427

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 414 \ 414 \ 414 \ 414 \ 414 \MATEMTICASA cargo de don Joaqun G. Lebredo lgebra.—Preliminares.—Suma.—Resta.—Multiplicacin y divisin.—Potencias y races de los monomios.—Quebrados literales.— Ecuaciones de una y varias incgnitas.— Mtodo de sustitucin, de igualacin y de coeficientes idnticos.—Principios de geometra elemental.SEGUNDO CURSOD. Francisco de la CuestaD. Miguel Viondi D. Francisco GuiralD. Enrique Guiral D. Juan CastellanosD. Alberto Navarro D. Juan O’FarrillFSICAA cargo de don Carlos Snchez Magnetismo.—Electricidad esttica y dinmica.—Electromagnetismo.—Induccin.—Nociones de meteorologa.HISTORIA DE LA EDAD MEDIAA cargo de don Enrique Pieyro Caracteres generales.—Fundacin de los estados modernos de Occidente.—Imperios de Oriente y conquistas de los rabes.—Carlomagno y Alfredo el Grande.—Normandos.—Othn el Grande.—La Iglesia.— Cruzadas.—Disertaciones.MATEMTICASA cargo de don Joaqun G. Lebredo Trigonometra rectilnea.—Definiciones.—Casos de resolucin de tringulos.—Lneas trigonomtricas.—Valores correlativos.—Varias frmulas.—Tablas trigonomtricas.— Tringulos rectngulos.—Analoga de stos y de los oblicungulos.—Aplicacin de esta analoga a la resolucin de problemas.—Principios de Geometra Analtica. Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 414

PAGE 428

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 415 / 415 / 415 / 415 / 415BOTNICAA cargo de don Emilio Auber Definicin y divisin.—Tejidos elementales y rganos similares.— Divisin de los rganos.—Nutricin.—Estructura de los vegetales.— Reproduccin.—Clasificaciones.— Ventajas del mtodo dictomo en sus aplicaciones a la Botnica.—Sistema sexual de Linneo.—Mtodos de Jussieu y de De Candolle.QUMICA MINERALA cargo de don Joaqun F. Aenlle Objeto de la Qumica.—Molculas.—Atomos.—Cuerpos simples y compuestos.—Cohesin.—Afinidad.—Fuerza expansiva del calrico.— Combinacin.—Mezcla.—Disolucin.—Saturacin.—Proporciones qumicas.—Teora atmica.—Isomorfismo.—Diformismo.—Isomera.— Alotropa.—Notacin.—Diferencias entre metales y metaloides.—Oxgeno.—Hidrgeno.—zoe.—Cloro.—Carbono.—Boro. Silicio.—Compuestos formados por el oxgeno con estos cuerpos.TERCER CURSOD. Antonio BassaveD. Juan M. Ferrer D. Jos M. PonceD. Perfecto Rojas D. Jos M. PonceD. Emilio Petit D. Manuel CabreraD. Francisco Gutirrez D. Ramn PetitD. Alejandro del Ro D. Pelayo VigilD. Alfredo Lamar D. Jos GovnQUMICA ORGNICAA cargo de don Joaqun F. Aenlle Composicin de los cuerpos orgnicos.—Grupos en que se dividen segn los elementos que los constituyen.—Principios inmediatos.— Anlisis elemental cualitativo y cuantitativo.—Anlisis inmediato.— Productos nitrogenados.— Fermentacin y sus productos.—cidos orgnicos. Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 415

PAGE 429

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 416 \ 416 \ 416 \ 416 \ 416 \ZOOLOGAA cargo de don Francisco D. de Villegas Clasificaciones en general.—Descripcin de las especies tpicas.LITERATURAA cargo de don Enrique Pieyro Composiciones literarias.—Clasificaciones y modelos que pueden presentarse.—Esttica.—Lo bello y lo sublime.— Lo maravilloso.—La imaginacin.—Cuestin de las tres unidades.—Bellas artes.—Disertaciones.CUARTO CURSOD. Jos CastellanosD. Nicols Gmez D. Pastor HernndezD. Fernando Carrillo D. Fernando VallnD. Domingo IlzarbeLITERATURA ESPAOLAA cargo de don Enrique Pieyro Primeros monumentos.—Poema del Cid.—Poesa lrica hasta el siglo XVIII.—Poesa popular.—Romances.—Poemas picos.—Disertaciones.RELIGI"NA cargo de don Jess B. Glvez Desenvolvimiento del programa universitario.—Historia y origen del dogma de la Trinidad.—Historia y teora de la Creacin.—Filosofa de lo absoluto.—Escuelas socialista y humanitaria. Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 416

PAGE 430

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 417 / 417 / 417 / 417 / 417GEOLOGAA cargo de don Emilio Auber Definiciones y divisiones.—Forma y densidad de la tierra.—Trastorno de la corteza mineral del globo y sus causas.—Agentes exteriores.—Enfriamiento del globo.—ntima conexin de los fenmenos volcnicos con la formacin y modificaciones de las rocas.—Divisin general de stas.— Clasificacin de los terrenos que componen la corteza de nuestro planeta.—Necesidad de la Paleontologa en la determinacin de la edad relativa de los terrenos a que pertenecen los fsiles.GRIEGOA cargo de don Claudio VermayPRIMER CURSOAlfabeto segn la pronunciacin de los griegos modernos.—Reglas de eufona y acentuacin.—Declinacin de los substantivos y sus contractos.—Adjetivos y participios. Comparativos y superlativos.— Numeracin.—Pronombres. Escrituras al dictado. D. Manuel CabreraD. Alejandro Ro D. Juan FerrerD. Francisco Gutirrez D. Pelayo VigilSEGUNDO CURSOConjugacin de los verbos regulares y sus contractos.— Conocimientos generales de la sintaxis.—Traduccin del curso de versiones de Bedel y de algunas Odas de Anacreonte. D. Jos CastellanosD. Fernando Carrillo D. Nicols GmezD. Domingo IlzarbeFILOSOFAPresentarn sus disertaciones. Los alumnos del tercer ao han de estudiar la Lgica y los de cuarto la tica por Balmes. Asiste tambin al curso de Lgica don Joaqun Roldn. Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 417

PAGE 431

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 418 \ 418 \ 418 \ 418 \ 418 \La filosofa es el bautismo de la razn.L"GICA1. Su objeto y utilidad. 2. Operaciones intelectuales. Necesitan ser dirigidas por la Lgica. 3. Papel importante y doble de los signos. 4. Paralelismo entre los signos algebraicos, los del lenguaje y los experimentos fsicos. 5. Caracteres de la induccin y de la deduccin. 6. Segn la ndole de cada ciencia predomina en su formacin uno de estos dos elementos, pero ninguna puede prescindir del segundo absolutamente. 7. En la induccin va envuelta la deduccin (pensamiento de Funes). 8. En consecuencia, el silogismo no es una forma arbitraria, sino la ms natural del pensamiento, y que los escolsticos hubieran llamado con razn su forma sustancial. 9. Varias especies de argumentacin: son medios de indagar y persuadir la verdad. 10. Sofismas y falacias, lo son por el contrario de errar y de engaar a los dems. 11. Las prevenciones adoptadas para el recto uso de los sentidos y de su representante, la imaginacin, as como las suministradas por la crtica, no pertenecen propiamente al orden lgico, siendo todas hijas de la experiencia. 12. Sin ellas, empero, sera deficiente cualquier disciplina sobre la direccin del espritu humano. 13. Una es la verdad y uno el mtodo para buscarla. 14. Podra decirse de uno y otro lo que la Iglesia de su doctrina: Unus Deus, una fides, et unum baptisma. 15. La verdad es la congruencia del concepto con el objeto. 16. Por eso no hay que distinguirla en objetiva y subjetiva, pues aunque esta distincin tiene tanta cabida en la ciencia, no hay verdad que no rena ambos caracteres. Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 418

PAGE 432

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 419 / 419 / 419 / 419 / 419 17. Luego no se distingue la verdad lgicamente segn la ciencia a que pertenezca. 18. Naturaleza de la ciencia. Diversa y anloga. 19. Necesidad de conocerlas para juzgarlas. Imposibilidad en que para ello laboran los filsofos puramente metafsicos. Forzoso es imitar a los Platones, Aristteles y Leibnitzes. Tu longe vestigia sequere 20. Estas cuestiones son ms trascendentales de lo que parece; procuraremos patentizarlo. 21. Filosofa y educacin. 22. Su importancia para la educacin. Entre nosotros le falta an el elemento fecundador: la filosofa. 23. Se encuentran, es verdad, maestros que sepan su obligacin, como suele decirse, pero se necesita la devocin en espritu y verdad para el desempeo de esa obligacin. 24. Y el manejo de los alumnos? Ved aqu otra mina inagotable y an por beneficiar. 25. Si no est subordinada la enseanza a un principio superior, a un alma que la penetre toda, no es dable sacar todo el fruto posible de los educandos; en una palabra, no es lo mismo saber un ramo que tener inspiracin (pues inspiracin es todo el magisterio) y ser terico y prctico en la pedagoga. 26. Necesidad imprescindible de las escuelas normales para conseguirlo. 27. Cuanto sabemos mana de cuatro fuentes: el sentido ntimo, los sentidos externos, el raciocinio y la autoridad; y sin embargo, apuntamos el ao pasado, y an sostenemos el presente: 28. “El criterio, no los criterios” 29. Hasta en el llamado de autoridad reluce el ejercicio de la razn. 30. Con sumo tino, pues, llama San Pablo a la fe, rationabile obsequium vestrum deferencia racional de los dictados del Altsimo.1TICA31. De la combinacin de la inteligencia y el libre albedro nace la conciencia moral. De aqu las condiciones para la moralidad de un acto. 32. Naturaleza de la moralidad. 1En este Elenco se omiten las proposiciones correspondientes a Metafsica y a Ideologa Pura del Elenco de 1850 (Roberto Agramonte). Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 419

PAGE 433

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 420 \ 420 \ 420 \ 420 \ 420 \ 33. La unin de la moralidad con la utilidad, lo mismo que con la justicia, es ntima e inseparable, como relaciones distintas de un mismo objeto. 34. Origen y fundamento de la moral. 35. Varias especies de deberes. 36. Diferencia entre un tratado de Moral y la ciencia de la Moral. El primero comprende la enumeracin y clasificacin de todos los deberes; la segunda, sus fundamentos. 37. Por qu a la filosofa slo compete examinar las races del rbol, segn la bella expresin de Balmes, y prescribir en consecuencia el mtodo para cultivarlo. 33. As como la existencia de Dios es el cimiento del mundo moral, la inmortalidad del alma es como la atmsfera de ese mundo. 39. Porque la humanidad si no aspira, no respira; y ved ah la necesidad del ideal. 40. Relaciones entre la Moral, la Jurisprudencia, la Poltica y la Economa pblica, con justa razn llamadas ciencias morales por excelencia. 41. Ningn filsofo ni publicista ha definido la ley tan precisa y atinadamente como el Aristteles de la Edad Media: Santo Toms. 42. Cuatro condiciones debe tener la pena para llenar su fin; veremos si las rene la de muerte. 43. Es posible que en pleno siglo XIX, todava se defienda con descaro el suicidio? Compadzcase norabuena, pero sepan sus apologistas que la vida, cualquiera que sea su condicin, es forzoso aceptarla como un deber: es un tesoro que ni siquiera se nos ha dado en prstamo, sino en precario. 44. El trabajo es esa la roca en que se asienta la propiedad. 45. Los que se rebelan contra ella, van contra la ley del progreso; y los que se resisten al estado de familia, caminan derecho a la barbarie, se degradan a la condicin de bestias gregales. 46 Buscar el remedio de los males que afligen al cuerpo social fuera de la familia y de la propiedad, es matar al enfermo para curarle. 47. No hay sntesis ninguna social que pueda sustituirse al dogma cristiano. 48. Harto dista an la humanidad de su completa realizacin; en ella est cifrada su porvenir. 49. La religin es el alma del alma, as que incluye y se sobrepone a todos los principios internos y externos de moralidad; pero todos ellos juntos no la pueden incluir ni reemplazar. 50. Ella es la nica potencia que puede levantar la voz para armonizar la humanidad diciendo a las dos categoras en que est necesariamente dividida: Sperate miseri, cavete felices Luz3-10.p65 28/08/01, 11:47 420

PAGE 434

XIX XIX XIX XIX XIX EXMENES EXMENES EXMENES EXMENES EXMENES DEL DEL DEL DEL DEL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL COLEGIO DEL SAL V V V V V ADOR ADOR ADOR ADOR ADORDirigido por DON JOS DE LA LUZ Empezarn el da 7 de diciembre, a las 5 de la tardeHABANAIMPRENTA “EL TIEMPO” CALLE DE CUBA, NM. 37 1861 Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 421

PAGE 435

Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 422

PAGE 436

Que la razn de conveniencia est siempre subordinada a la razn del deber; sta acrisola y santifica el alma, aqulla suele adulterarla y amenguarla. [Luz] 1 1.Roberto Agramonte. Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 423

PAGE 437

Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 424

PAGE 438

EDUC EDUC EDUC EDUC EDUC ACI"N PRIMARIA ACI"N PRIMARIA ACI"N PRIMARIA ACI"N PRIMARIA ACI"N PRIMARIARELIGI"NSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Romay Ripalda. Explicacin de las oraciones. Parte del Fleuri. D. Julin SalazarD. Domingo Lamadriz D. Enrique MoradoD. Arturo Tejada D. Francisco de la LuzD. Guillermo Mesa D. Jos Mara BustilloD. Carlos Lpez D. Antonio GonzlezD. Miguel Jimnez D. Miguel SnchezD. Felipe Arango D. Toms SnchezD. Manuel Barreto D. Nicols de Crdenas y JimnezD. Enrique Schimper D. Gonzalo HernndezSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Jos Mara Prellezo Historia sagrada.—Doctrina cristiana.—Explicacin. D. Antonio del RoD. Melitn Marquetti D. Pablo BarnetD. Federico Anguera D. Ramn OrtegaD. Andrs Arango D. Ramn BetancourtD. Rafael Enrique D. Jos Mara AlumD. Germn Garca D. Juan SnchezD. Pedro Bustillo D. Lino CabreraD. Jos V. Lanz D. Miguel DarmanyD. Domingo Lamadriz D. Carlos ParetsD. Nicols de Crdenas y D. Antonio Len Chappotn Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 425

PAGE 439

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 426 \ 426 \ 426 \ 426 \ 426 \SECCI"N TERCERAA cargo de don Francisco Daz de Villegas Doctrina cristiana.—Libros histricos del Antiguo y el Nuevo Testamento .—Libro de los Proverbios. D. Francisco JstizD. Toms Romay D. Francisco CoimbraD. Ramn Torres D. Antonio ZeladaD. Joaqun Manjn D. Vicente LaguardiaD. Gabriel de Crdenas D. Manuel Quesada Menos adelantados. D. Eduardo TerryD. Alfredo Hernndez D. Francisco TerryD. Francisco FerregutLECTURAMtodo ExplicativoSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Romay Leen regularmente. D. Miguel SnchezD. Nicols de Crdenas y D. Antonio Gonzlez Jimnez D. Enrique SchipperD. Manuel Barreto D. Enrique Morado Menos adelantados. D. Domingo LamadrizD. Guillermo Mesa D. Miguel JimnezD. Julin Salazar D. Carlos LpezD. Toms Snchez Menos que los anteriores. D. Jos Mara BustilloD. Gonzalo Hernndez D. Felipe ArangoD. Francisco de la Luz D. Arturo Tejada Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 426

PAGE 440

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 427 / 427 / 427 / 427 / 427SECCI"N SEGUNDAA cargo de don Jos Mara Prellezo Lectura en prosa y verso.—Explicacin.—Trozos de memoria. D. Antonio del RoD. Ramn Betancourt D. Juan M. SnchezD. Germn Garca D. Pablo BarnetD. Miguel Darmany D. Melitn MarquettiD. Antonio Len D. Andrs ArangoD. Pedro Bustillo D. Rafael HenriqueD. Ramn Ortega D. Lino CabreraD. Jos Mara Alum D. Jos V. LanzD. Nicols de Crdenas y D. Federico Anguera Chapottn D. Carlos ParetsSECCI"N TERCERAA cargo de don Honorato Castillo Leen en prosa o verso, habiendo servido de texto principalmente la Coleccin de artculos de don Anselmo Surez y Romero. D. Ramn TorresD. Francisco Ferregut D. Antonio ZeladaD. Luis F. Lamar D. Vicente LaguardiaD. Manuel de Quesada D. Alfredo HernndezD. Pedro Castellanos D. Francisco TerryD. Gabriel de Crdenas D. Eduardo TerryD. Enrique Coppinger D. Francisco CoimbraD. Joaqun ManjnSECCI"N CUARTAA cargo de don Ramn Ramos Leen en cualquier libro en prosa o verso. D. Manuel HernndezD. Francisco Carrillo D. Toms RomayD. Ricardo Villate D. Lorenzo RomayD. Pedro Castellanos Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 427

PAGE 441

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 428 \ 428 \ 428 \ 428 \ 428 \ D. Sixto EncinosaD. Toms Waterland D. Horacio SnchezD. Emilio Espinosa D. Mateo GarcaD. Francisco Jstiz D. Miguel LacaD. Miguel Dubrocq D. Patricio LaguardiaD. Rafael Orozco D. Antonio Santo DomingoD. Nicols Harvey D. Matas GalarragaD. Manuel Prez D. Indalecio FresnedaD. Alberto MoraESCRITURAA cargo de don Manuel T. Nathan y de don Juan Bautista Hevia Presentarn sus trabajos y escribirn en presencia de los concurrentes.GRAMTICA CASTELLANASECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Romay Conjugan y declinan. D. Domingo LamadrizD. Julin Salazar D. Enrique SchipperD. Felipe Arango D. Nicols de Crdenas y JimnezD. Jos Mara Bustillo D. Guillermo Mesa Menos adelantados. D. Enrique MoradoD. Manuel Barreto D. Antonio GonzlezD. Carlos Lpez D. Arturo Tejada Principiando. D. Gonzalo HernndezD. Miguel Snchez D. Toms SnchezD. Miguel Jimnez D. Francisco de la Luz Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 428

PAGE 442

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 429 / 429 / 429 / 429 / 429SECCI"N SEGUNDAA cargo de don Jos Mara Prellezo Todo el texto de J. M. Zayas.—Escritura al dictado.—Composiciones. D. Antonio del RoD. J. Mara Alum D. Pablo BarnetD. Lino Cabrera D. Ramn BetancourtD. Federico Anguera D. Juan M. SnchezD. Germn Garca D. Melitn MarquettiD. Pedro Bustillo D. Andrs ArangoD. Miguel Darmany D. Rafael HenriqueD. Eduardo Terry D. Jos V. LanzD. Francisco Terry D. Carlos ParetsD. Antonio Len D. Nicols de CrdenasD. Ramn Ortega y ChappotnSECCI"N TERCERAA cargo de don Ramn Ramos Partes de la oracin.—Anlisis.—Escritura al dictado. D. Joaqun LpezD. Manuel Quesada D. Francisco FerregutD. Antonio Zelada D. Joaqun ManjnD. Alfredo Hernndez D. Antonio Santo DomingoD. Mximo Mora D. Francisco CoimbraD. Alberto Mora D. Gabriel de CrdenasD. Vicente Laguardia D. Ramn TorresSECCI"N CUARTAA cargo del mismo Anlisis .— Sintaxis.—Ortografa.—Composiciones. D. Manuel HernndezD. Juan Mara Cabrera D. Lorenzo RomayD. Emilio Espinosa Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 429

PAGE 443

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 430 \ 430 \ 430 \ 430 \ 430 \ D. Toms RomayD. Sixto Encinosa D. Indalecio FresnedaD. Francisco Jstiz D. Manuel PrezD. Horacio Snchez D. Francisco CarrilloD. Miguel Dubrocq D. Ricardo VillateD. Rafael Orozco D. Joaqun VigilD. Miguel Laca D. Toms WaterlandD. Nicols Harvey D. Patricio LaguardiaD. Gabriel Ruiz D. Luis F. LamarD. Mateo Garca D. Alfredo ColsD. Emilio Hevia D. Pedro CastellanosD. Enrique CoppingerARITMTICASECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Romay y de don Manuel Carrera Todos los alumnos de esta clase suman, restan, multiplican y dividen mentalmente. Leer cantidades. D. Francisco de la Luz Sumar y restar. D. Antonio GonzlezD. Carlos Lpez D. Miguel Jimnez Multiplicar. D. Gonzalo HernndezD. Enrique Morado D. Guillermo Mesa Dividir. D. Julin SalazarD. Miguel Snchez D. Toms SnchezD. Arturo Tejada D. Enrique SchimperD. Jos Mara Bustillo D. Nicols de Crdenas y JimnezD. Manuel Barreto Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 430

PAGE 444

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 431 / 431 / 431 / 431 / 431SECCI"N SEGUNDAA cargo del Vicedirector Operaciones mentales sobre enteros, quebrados, denominados.— Proporciones.—Tanto por ciento y partes proporcionales. D. Antonio del RoD. Alberto Mora D. Rafael HenriqueD. Pablo Barnet D. Germn GarcaD. Nicols de Crdenas y D. Pedro Bustillo Chapottin D. Jos V. LanzD. Ramn Betancourt D. Jos Mara AlumD. Miguel Darmany D. Carlos ParetsD. Juan M. Snchez D. Antonio LenD. Lino Cabrera D. Domingo LamadrizD. Melitn Marquetti D. Felipe ArangoD. Federico Anguera D. Ramn OrtegaD. Andrs ArangoSECCI"N TERCERAA cargo de don Manuel Carrera Hasta regla de tres inclusive. Problemas. D. Eduardo TerryD. Nicols Narvey D. Manuel QuesadaD. Miguel Dubrocq D. Francisco CoimbraD. Antonio Zelada D. Ricardo VillateD. Toms Romay D. Francisco FerregutD. Alfredo Hernndez D. Francisco TerryD. Gabriel de CrdenasSECCI"N CUARTAA cargo de don Carlos Guerrero Hasta regla de tres y sus aplicaciones. D. Indalecio FresnedaD. Miguel de Laca Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 431

PAGE 445

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 432 \ 432 \ 432 \ 432 \ 432 \ D. Ambrosio LamadrizD. Emilio Espinosa D. Juan Mara CarreraD. Pedro Castellanos D. Mateo GarcaD. Ramn Torres D. Rafael CabreraD. Antonio Santo Domingo D. Francisco CarrilloD. Vicente Laguardia D. Joaqun LpezD. Enrique Coppinger D. Alfredo ColsD. Rafael Orozco D. Joaqun VigilD. Toms WaterlandSECCI"N QUINTAA cargo de don Jess Mara Castillo Principios generales.—Potencias y races.—Razones y proporciones.—Progresiones.—Logaritmos.—Regla de tres y sus aplicaciones.— Sistemas de pesos y medidas, mtrico, provincial y nacional.—Problemas. D. Ricardo FarrsD. Gabriel Forcade D. Manuel HernndezD. Francisco Lastres D. Sixto EncinosaD. Luis F. Lamar D. Miguel MirandaD. Emilio Espinosa D. Joaqun MoralesD. Eleuterio Fuentes D. Matas GalarragaD. Rafael Girette D. Horacio SnchezD. Lorenzo Romay D. Manuel SanguilyD. Francisco Carrillo D. Juan Mara CabreraD. Francisco JstizDIBUJO LINEALSECCI"N PRIMERAA cargo de don Joaqun Barnet Principiantes Trazado a ojo de lneas, superficies y slidos. D. Julin SalazarD. Nicols de Crdenas y D. Enrique Morado Jimnez Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 432

PAGE 446

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 433 / 433 / 433 / 433 / 433 D. Francisco de la LuzD. Arturo Tejada D. Jos Mara BustilloD. Guillermo Mesa D. Antonio GonzlezD. Carlos Lpez D. Miguel SnchezD. Miguel Jimnez D. Toms SnchezD. Felipe Arango D. Domingo LamadrizD. Enrique Schimper D. Manuel BarretoD. Gonzalo HernndezSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Carlos Guerrero Texto: Thenot Trazado a ojo.—Lneas.—ngulos.—Polgonos.—Curvas.—Slidos. D. Andrs ArangoD. Lino Cabrera D. Ramn BetancourtD. Melitn Marquetti D. Jos Mara AlumD. Miguel Darmany D. Juan M. SnchezD. Carlos Parets D. Nicols de CrdenasD. Germn Garca y ChapottnD. Antonio Len D. Felipe ArangoD. Francisco Ferregut D. Domingo LamadrizD. Pablo Barnet D. Ramn OrtegaD. Jos V. Lanz D. Pedro BustilloD. Federico Anguera D. Julin SalazarD. Rafael HenriqueSECCI"N TERCERAA cargo de don Carlos Snchez Lneas.—ngulos.—Polgonos.—Aplicaciones.—Albailera.—Carpintera. Texto: Thenot D. Ramn TorresD. Manuel Quesada D. Alfredo HernndezD. Indalecio Fresneda Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 433

PAGE 447

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 434 \ 434 \ 434 \ 434 \ 434 \ D. Gabriel de CrdenasD. Emilio Espinosa D. Francisco FerregutD. Antonio Santo Domingo D. Francisco CimeraD. Patricio Laguardia D. Vicente LaguardiaD. Antonio Zelada D. Pedro CastellanosD. Lorenzo Romay D. Matas GalarragaD. Manuel Hernndez D. Alberto MoraGEOGRAFASECCI"N PRIMERAA cargo de don Joaqun Barnet Principiantes Nociones generales sobre las cinco partes del mundo y en particular sobre la Isla de Cuba. D. Julin SalazarD. Nicols de Crdenas y D. Enrique Morado Jimnez D. Francisco de la LuzD. Arturo Tejada D. Carlos LpezD. Guillermo Mesa D. Antonio GonzlezD. Jos Mara Bustillo D. Miguel SnchezD. Miguel Jimnez D. Toms SnchezD. Felipe Arango D. Domingo LamadrizD. Enrique Schimper D. Manuel BarretoD. Gonzalo HernndezSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Jos Mara Romay y de don Juan Bautista Hevia Nomenclatura.—Europa. D. Eduardo TerryD. Joaqun Lpez D. Miguel DubrocqD. Francisco Terry D. Manuel QuesadaD. Antonio Zelada D. Gabriel de CrdenasD. Vicente Laguardia Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 434

PAGE 448

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 435 / 435 / 435 / 435 / 435 D. Ramn TorresD. Francisco Coimbra D. Francisco FerregutD. Joaqun Manjn D. Alfredo HernndezSECCI"N TERCERAA cargo de don Joaqun Barnet Generalidades.—Descripcin fsica y poltica de Europa y de Amrica.—Mapas. D. Antonio del RoD. Rafael Henrique D. Alberto MoraD. Germn Garca D. Pedro BustilloD. Pablo Barnet D. Jos Valds LanzD. Ramn Betancourt D. Jos Mara AlumD. Miguel Darmany D. Carlos ParetsD. Juan M. Snchez D. Antonio LenD. Lino Cabrera D. Domingo LamadrizD. Melitn Marquetti D. Felipe ArangoD. Federico Anguera D. Nicols de CrdenasD. Andrs Arango y ChapottnSECCI"N CUARTAA cargo de don Juan Bautista Hevia Descripcin de las cinco partes del mundo.—Nociones de geografa astronmica.—Mapas. D. Emilio EspinosaD. Ricardo Villate D. Miguel de LacaD. Sixto Encinosa Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 435

PAGE 449

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 436 \ 436 \ 436 \ 436 \ 436 \SECCI"N QUINTAA cargo de don Jos Podbielski Texto: Palacios.— Nociones de geografa fsica y poltica.—Estadstica de las comunicaciones y de los productos ms importantes del comercio.—Mapas. D. Alberto TorresD. Fernando Lastres D. Manuel PrezD. Patricio Laguardia D. Juan Mara CabreraEDUC EDUC EDUC EDUC EDUC ACI"N SECUND ACI"N SECUND ACI"N SECUND ACI"N SECUND ACI"N SECUND ARIA ARIA ARIA ARIA ARIARELIGI"NA cargo de don Leonte Guerra tica.—Deberes.—Composiciones. D. Toms WaterlandD. Ambrosio Lamadriz D. Luis F. LamarD. Ricardo Villate D. Ricardo FarrsD. Antonio Santo Domingo D. Francisco CarrilloD. Joaqun Lpez D. Rafael OrozcoD. Manuel Hernndez D. Pedro CastellanosD. Patricio Laguardia D. Lorenzo RomayD. Matas Galarraga D. Horacio SnchezD. Emilio Espinosa D. Sixto EncinosaD. Mximo Mora Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 436

PAGE 450

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 437 / 437 / 437 / 437 / 437GRAMTICA CASTELLANAA cargo de don Luis F. Mantilla Texto: Bello.— Analizarn cualquier trozo.—Sinonimia.—Etimologa.—Composiciones.—Recitacin. D. Carlos GutirrezD. Gabriel Forcade D. Federico LaredoD. Francisco Cols D. Martn LenD. Juan O’Farrill D. Jos M. PonceD. Antonio Bassave D. Matas GalarragaD. Miguel de Crdenas D. Alberto TorresD. Francisco Guiral D. Rafael GiretteD. Manuel SanguilyLATNSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos Mara Prellezo Declinan y conjugan. D. Patricio LaguardiaD. Manuel Quesada D. Francisco Coimbra Races y formacin de los tiempos.—Traduccin de las Fbulas de Fedro. D. Rafael GiretteD. Manuel Hernndez D. Toms RomayD. Joaqun Lpez D. Ricardo FarrsD. Miguel Miranda D. Antonio ZeladaD. Luis F. Lamar D. Rafael OrozcoD. Francisco Carrillo D. Ramn TorresD. Horacio Snchez Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 437

PAGE 451

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 438 \ 438 \ 438 \ 438 \ 438 \SECCI"N SEGUNDAA cargo del mismo Fedro. Comentarios de Julio Csar. Una elega de Ovidio. D. Jos BentezD. Rafael Cabrera D. Ambrosio LamadrizD. Miguel MarnSECCI"N TERCERAA cargo de don Luis F. Mantilla Texto: Burnouf.— Temas.—Libro I de la Eneida. Odas de Horacio D. Jos RomayD. Francisco Cuesta D. Juan VizcayD. Julio Barroso D. Carlos GutirrezD. Martn Len D. Francisco LastresD. Juan O’FarrillCLASE DE FRANCSA cargo de don Adolfo G. DuplessisSECCI"N PRIMERATexto: Laverdure.— Primera parte de la gramtica. D. Rafael HenriqueD. Lorenzo Romay D. Francisco JstizD. Martn Len D. Francisco LastresD. Toms Snchez D. Miguel SnchezD. Eduardo Terry D. Francisco TerryD. Jos Zelada D. Jess Mara Castillo Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 438

PAGE 452

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 439 / 439 / 439 / 439 / 439SECCI"N SEGUNDATexto: Chantreau.— Hablan.—Traducen.—Empiezan a componer.— Analizan.—Estudian la sintaxis.—Trozos de memoria. D. Alberto TorresD. Matas Galarraga D. Gabriel de CrdenasD. Ramn Snchez D. Francisco GuiralD. J. Manuel Snchez D. Juan M. FerrerD. Luis Ayestarn D. Francisco GutirrezD. Francisco Cuesta D. Enrique CoppingerD. Manuel Cabrera D. Jos Mara MoraD. Alberto Mora D. Francisco ColsD. Alberto Cols D. Rafael SnchezD. Jos BentezSECCI"N TERCERATexto: Noel y Chapsal.— Componen.—Hablan.—Comparan los dos idiomas.—Estudian la sintaxis.—Trozos de memoria. D. Eulogio MartnezD. Gabriel Forcade D. Juan O’FarrillD. Miguel Viondi D. Miguel de CrdenasD. Mximo Mora D. Juan VizcayD. Rafael Girette D. Emilio HeviaD. Manuel Sanguily D. Julio Barroso Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 439

PAGE 453

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 440 \ 440 \ 440 \ 440 \ 440 \INGLSSECCI"N PRIMERAA cargo de don Jos M. Ponce Texto: Ochoa .—Gua de la conversacin.—Verbos regulares.—Empiezan a formar frases. D. Lino CabreraD. Nicols de Crdenas y D. Jos V. Lanz Chappottn D. Jos Mara AlumD. Ramn Betancourt D. Pedro BustilloD. Joaqun Manjn D. Arturo TejadaD. Joaqun Morales D. Felipe ArangoD. Julin Salazar D. Francisco FerregutD. Guillermo Mesa D. Carlos ParetsD. Andrs Arango D. Miguel DarmanyD. Toms Snchez D. Miguel SnchezD. Antonio del Ro D. Domingo LamadrizD. Vicente Laguardia D. Alfredo HernndezD. Gonzalo HernndezSECCI"N SEGUNDAA cargo de don Ramn Ramos Pronombres.—Frases interrogativas.—Texto: Aparicio D. Emilio EspinosaD. Manuel Prez D. Ricardo VillateD. Antonio Santo Domingo D. Miguel DubrocqD. Miguel Laca D. Sixto Encinosa Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 440

PAGE 454

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 441 / 441 / 441 / 441 / 441SECCI"N TERCERAA cargo de don Jos M. Ponce Leen y traducen en el Introduction to the American Popular Lessons.— Escritura al dictado.—Principios gramaticales.—Verbos regulares e irregulares. D. Federico AngueraD. Toms Romay D. Ramn OrtegaD. Luis F. Lamar D. Pablo BarnetD. Juan M. Snchez D. Melitn MarquettiD. Ramn Torres D. Rafael OrozcoD. Antonio Bassave D. Patricio LaguardiaD. Francisco Coimbra D. Francisco CarrilloSECCI"N CUARTAA cargo de don Juan C. Zenea Texto: Aparicio.— Traducen los primeros captulos del Vicario de Wakefield y responden hasta la leccin novena de la gramtica. D. Jos BentezD. Lorenzo Romay D. Rafael GiretteD. Juan Mara Cabrera D. Ricardo FarrsD. Martn Len D. Horacio SnchezD. Matas Galarraga D. Alberto TorresD. Carlos Gutirrez D. Manuel HernndezD. Nicols Harvey D. Manuel Sanguily El ltimo aprende el castellano, escribe al dictado y habla con facilidad este idioma. Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 441

PAGE 455

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 442 \ 442 \ 442 \ 442 \ 442 \SECCI"N QUINTAA cargo del mismo Traducen en el drama The School for Scandal —Responden hasta la leccin dcima de la gramtica.—Escriben al dictado y hablan algo.— Composiciones. D. Miguel MirandaD. Francisco Gutirrez D. Calixto MirandaD. Rafael Mara de Soria D. Indalecio FresnedaD. Juan O’FarrillSECCI"N SEXTAA cargo del mismo Escriben al dictado.—Traducen del ingls al castellano y viceversa.—Hablan.—Han traducido el Othello y el primer acto del Merchant of Venice .—Composiciones. D. Gabriel ForcadeD. Toms Waterland D. Juan M. FerrerD. Luis Ayestarn D. Jos Mara MoraD. Eulogio Martnez D. Rafael SnchezGEOGRAFAA cargo de Jos Podbielski Conversaciones en ingls segn el texto de Cornell.— Mapas. D. Alberto MoraD. Jos Mara Mora D. Nicols HarveyD. Toms Waterland D. Luis AyestarnD. Matas Galarraga D. Mximo Mora Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 442

PAGE 456

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 443 / 443 / 443 / 443 / 443HISTORIAA cargo de don Jos Mara Ponce Conversaciones en ingls sobre la historia de Inglaterra, desde los tiempos primitivos hasta el reinado de Isabel. D. Juan M. FerrerD. Nicols Harvey D. Calixto MirandaD. Juan O’Farrill D. Miguel MirandaD. Toms Waterland D. Jos Mara MoraALEMNA cargo de don Jos Podbielski Texto: Adler.— Principian a leer, a traducir y escribir.— Recitan trozos de memoria. D. Alberto TorresD. Matas Galarraga D. Jos M. PonceD. Toms Waterland D. Rafael SnchezD. Manuel CabreraHISTORIA DE ESPAAA cargo de don Jos M. Ponce Texto: Escosura.— Hasta el reinado de Enrique II. D. Francisco LastresD. Francisco JstizTENEDURA DE LIBROS Y ARITMTICA MERCANTILA cargo de don Leonte Guerra Curso completo de Tenedura y principiantes en Aritmtica.—Presentarn sus trabajos y se ejercitarn en lo que se les indique. D. Alberto TorresD. Indalecio Fresneda D. Manuel HernndezD. Manuel Prez D. Ricardo VillateD. Miguel de Laca D. Antonio Santo Domingo Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 443

PAGE 457

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 444 \ 444 \ 444 \ 444 \ 444 \LGEBRAA cargo de don Carlos Snchez Hasta ecuaciones de primer grado inclusive. D. Manuel PrezD. Patricio Laguardia D. Antonio Santo DomingoD. Indalecio Fresneda D. Joaqun LpezD. Lorenzo Romay D. Ramn TorresD. Matas Galarraga D. Mximo MoraDIBUJO NATURALA cargo de don Toms Codezo Principios y cabezas. D. Enrique CoppingerD. Alberto Mora D. Felipe ArangoD. Patricio Laguardia D. Andrs ArangoD. Francisco Ferregut D. Vicente LaguardiaD. Miguel Darmany D. Rafael HenriqueD. Ramn Ortega D. Miguel Jimnez Grandes estudios de cabezas. Medios cuerpos y cuerpos enteros a uno y dos creyones. D. Jos Mara MoraD. Lorenzo Romay D. Federico AngueraD. Rafael Girette D. Eduardo Terry Paisajes a uno y dos creyones. D. Jos Mara MoraD. Enrique Coppinger D. Federico AngueraD. Eduardo Terry D. Lorenzo RomayD. Rafael Girette Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 444

PAGE 458

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 445 / 445 / 445 / 445 / 445MSICAA cargo de don Enrique Gonzlez Principios elementales de la msica. D. Antonio del RoD. Enrique Schimper D. Miguel de CrdenasD. Juan Mara Ferrer D. Matas GalarragaD. Rafael Mara de Soria D. Gabriel ForcadeD. Jos V. Lanz D. Mximo MoraCLASE DE PIANOD. Antonio del Ro …………… Obertura de la Muda de Prtici, de Auber, arreglada a cuatro manos por Chaulieu. D. Jos V. Lanz ……………… Vals de Strauss, a cuatro manos, arreglado por Enrique Lemoine. D. Miguel de Crdenas………F antasa sobre temas de la Traviata a cuatro manos, por Krugg. D. Enrique Schimper…………Cancin de “La Gitana”, en el segundo acto del Trovador. D. Juan Miguel Ferrer ……… Miserere del Trovador, por Espadero. D. Antonio del Ro …………… Plegaria y rond final de la “Sonmbula”. D. Juan M. Ferrer…………… D. Enrique Schimper………… D. Matas Galarraga ………… Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 445

PAGE 459

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 446 \ 446 \ 446 \ 446 \ 446 \CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT CLASES UNIVERSIT ARIAS ARIAS ARIAS ARIAS ARIAS PRIMER CURSOD. Jess Mara CastilloD. Eleuterio Fuentes D. Luis AyestarnD. Jos Bentez D. Rafael CabreraD. Francisco Carrillo D. Pedro CastellanosD. Alfredo Cols D. Enrique CoppingerD. Ricardo Farrs D. Mateo GarcaD. Manuel Hernndez D. Emilio HeviaD. Ambrosio Lamadriz D. Luis F. LamarD. Calixto Miranda D. Miguel MirandaD. Jos Mara Mora D. Joaqun MoralesD. Rafael Orozco D. Gabriel RuizD. Horacio Snchez D. Manuel SanguilyD. Joaqun Vigil D. Rafael GiretteFSICAA cargo de don Carlos Snchez Texto: Ganot .—Nociones generales.—Principios de Esttica e Hidrosttica.—Gases. Asisten adems a esta clase: D. Juan Mara CabreraD. Alberto TorresINTRODUCCI"N A LA HISTORIA NATURALA cargo de don Joaqun Barnet Divisin.—Clasificacin.—Anatoma y fisiologa de las funciones de nutricin y de locomocin.—Sensibilidad.— Nervios.—Sentidos. Asiste, adems, D. Alberto Torres. Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 446

PAGE 460

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 447 / 447 / 447 / 447 / 447HISTORIA ANTIGUA A COSMOGRAFAA cargo de don Luis F. Mantilla Astronoma.—Crculos de la esfera armilar.—Astros.— La Tierra y sus movimientos.—Estaciones.—Sol.—Luna y eclipses.—Estrellas, cometas. Historia.—Texto: Lev .—Primeros imperios.—Egipto, sus monumentos e instituciones.—Reyes ms notables hasta la conquista de Cambrises.—Imperio persa bajo Ciro y sus sucesores, hasta su destruccin por Alejandro Magno.— Grecia, primeras colonias hasta la guerra del Peloponeso.— Roma.—Reyes hasta la abolicin de la Monarqua.—Geografa antigua.—Composiciones. Asisten adems a esta clase. D. Alberto TorresD. Antenor LescanoMATEMTICASA cargo de don Joaqun G. Lebredo Nociones preliminares.—lgebra.—Simplificacin.—Suma.—Resta.—Multiplicacin y divisin.—Potencias y races de los monomios.— Elevacin al cuadrado de los polinomios.—Diferentes potencias de un binomio.—Quebrados literales.—Ecuaciones de primer grado.—Cuatro mtodos de resolucin de los problemas con varias incgnitas.— Ecuaciones de segundo grado.—Progresiones.—Logaritmos.SEGUNDO CURSOD. Carlos GutirrezD. Francisco Cols D. Juan VizcayD. Miguel Martn D. Martn ArsteguiD. Federico Laredo D. Martn LenD. Ramn Crucet D. Gabriel ForcadeD. Jos Romay D. Eulogio MartnezD. Ramn Snchez D. Miguel de CrdenasD. Gabriel Barroso D. Francisco LastresD. Jos Zelada D. Diego Rojas Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 447

PAGE 461

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 448 \ 448 \ 448 \ 448 \ 448 \FSICAA cargo de don Carlos Snchez Magnetismo.—Electricidad esttica y dinmica.—Meteorologa. Asiste adems a esta clase: D. Jess Mara del Castillo.HISTORIA DE LA EDAD MEDIAA cargo de don Luis F. Mantilla Invasin de los brbaros.—Fundacin de los estados modernos de Occidente.—Imperio de Oriente.—Carlomagno y sus sucesores.—Normandos.—Espaa.—Invasin de los sarracenos.—Reino de Asturias y de Len.—Composiciones.MATEMTICASA cargo de don Joaqun G. Lebredo Trigonometra rectilnea.—Definicin.—Divisin.—Casos de resolucin de los tringulos, lneas y colneas.—Valores correlativos.—Frmula del seno y coseno en la suma y diferencia de dos arcos, del arco duplo y triplo, de la mitad del arco.—Frmulas relativas a la tangente.—Otras frmulas.—Tringulos, rectngulos.—Casos de resolucin. Tablas trigonomtricas y su uso.—Analoga.—Problemas. Asisten adems a esta clase: D. Jess Mara CastilloD. Juan M. FerrerBOTNICAA cargo de don Emilio Auber Definicin y divisin.—Tejidos elementales y rganos similares.— Divisin de los rganos.—Nutricin.—Estructura de los vegetales.— Reproduccin.—Clasificaciones.— Ventajas del mtodo dictomo en sus aplicaciones a la Botnica.—Sistema sexual de Linneo.—Mtodos de Jusieu y de De Candolle. Asiste adems a esta clase: D. Alejandro del Ro. Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 448

PAGE 462

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 449 / 449 / 449 / 449 / 449QUMICA MINERALA cargo de don Joaqun F. Aenlle Objeto de la qumica.—Molculas.—tomos.—Cuerpos simples y compuestos.—Cohesin.—Afinidad.—Fuerza expansiva del calrico.— Combinacin.—Mezcla.—Disolucin.—Saturacin.—Proporciones qumicas.—Teora atmica.—Isomorfismo.—Dimorfismo.—Isomera.— Alatropa, Notacin.—Diferencia entre metales y metaloides.—Oxgeno.—Hidrgeno.—zoe.—Cloro.—Compuestos formados por el oxgeno con estos cuerpos. Asisten adems a esta clase: D. Jess Mara del CastilloD. Francisco Gutirrez D. Alejandro del RoTERCER CURSOD. Francisco CuestaD. Francisco Guiral D. Miguel ViondiD. Juan O’Farrill D. Joaqun M. PrezQUMICA ORGNICAA cargo de don Joaqun F. Aenlle Composicin de los cuerpos orgnicos.—Grupos en que se dividen segn los elementos que los constituyen.—principios inmediatos.—Anlisis elemental cualitativo y cuantitativo.—Anlisis inmediato.—Productos nitrogenados.— Fermentacin y sus efectos.—cidos orgnicos. Asisten adems a esta clase: D. Alejandro del RoD. Francisco GutirrezZOOLOGAA cargo de don Francisco Daz de Villegas Clasificacin.—Descripcin de las especies tpicas de los mamferos, aves y reptiles. Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 449

PAGE 463

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 450 \ 450 \ 450 \ 450 \ 450 \LITERATURAA cargo de don Jess B. Glvez Principios de Retrica.—Composiciones literarias.—Clasificaciones y modelos que pueden presentarse.—Pertenece la critica a la parte especulativa o a la prctica de la Literatura?—Esttica.—Lo bello.— Lo sublime.—Lo maravilloso.—Imaginacin esttica.—Bellas artes.— Clasicismo y romanticismo. Asiste, adems, a esta clase: D. Antenor Lescano.CUARTO CURSOD. Jos Manuel PonceD. Alejandro del Ro D. Juan M. FerrerD. Rafael Mara de Soria D. Pelayo VigilD. Perfecto de Rojas D. Rafael SnchezD. Manuel Cabrera D. Antonio BassaveD. Alfredo Lamar D. Francisco GutirrezLITERATURA ESPAOLAA cargo de don Jess B. Glvez Primeros monumentos de la lengua.—Poema del Cid.— Fuero Juzgo.—Poesa lrica hasta el siglo XVIII.—Poesa popular.—Romances.— Crnicas.—Libros de caballera.—Disertaciones.—Texto: Gil y Zrate.RELIGI"NA cargo del mismo Desenvolvimiento del programa universitario.—Breve historia de la Teologa.—Teodiceas de Platn y de Aristteles.—Teodiceas cristianas.—Historia del dogma de la creacin.—Del de la Trinidad.—Herejas antitrinitarias.— Filosofa de lo absoluto. Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 450

PAGE 464

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 451 / 451 / 451 / 451 / 451GEOLOGAA cargo de don Emilio Auber Definiciones y divisiones.—Forma y densidad de la Tierra.—Trastorno de la corteza mineral del globo y sus causas.—Agentes exteriores.—Enfriamiento del globo.—ntima conexin de los fenmenos volcnicos con la formacin y modificacin de las rocas.—Divisin general de stas— Clasificacin de los terrenos que componen la corteza de nuestro planeta.—Necesidad de la Paleontologa en la determinacin de la edad relativa de los terrenos a que pertenecen los fsiles.GRIEGOA cargo de don Carlos GuerreroPRIMER CURSOAlfabeto segn la pronunciacin de los griegos modernos.—Reglas de eufona.—Declinacin de los sustantivos y sus contractos.—Adjetivos y participios.—Comparativos y superlativos.—Numeracin.—Pronombres.—Escritura al dictado. D. Francisco GuiralD. Francisco CuestaSEGUNDO CURSOConjugacin de verbos regulares y sus contractos.—Proposiciones.— Adverbios.—Conjunciones.—Interjecciones.— Traducen del Curso de Versiones de Bedel y de algunas “Odas” de Anacreonte. D. Manuel CabreraD. Alejandro del Ro D. Juan M. FerrerD. Francisco Gutirrez D. Pedro Vigil Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 451

PAGE 465

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 452 \ 452 \ 452 \ 452 \ 452 \FILOSOFA2Presentarn sus disertaciones.—Los alumnos de tercer ao se examinarn en Lgica e Ideologa y los del cuarto en Metafsica y tica. Texto: Balmes. 2.En este Elenco de 1861 se repiten textualmente proposiciones filosficas de Elencos de 1850 y siguientes, pero las reproducimos por componerse slo de 65 proposiciones, lo cual cambia su estructura. Muere Luz el 22 de junio de 1862 (Roberto Agramonte). Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 452

PAGE 466

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 453 / 453 / 453 / 453 / 453L"GICA31. Su objeto y utilidad. 2. Operaciones intelectuales. Necesitan ser dirigidas por la lgica. 3. Papel importante y doble de los signos. 4. Paralelismo entre los signos algebraicos, los del lenguaje y los experimentos fsicos. 5. Caracteres de la induccin y de la deduccin. 6. Segn la ndole de cada ciencia predomina en su formacin uno de estos dos elementos, pero ninguno puede prescindir del segundo absolutamente. 7. En la induccin va envuelta la deduccin (pensamiento de Funes). 8. En consecuencia, el silogismo no es una forma arbitraria, sino la ms natural del pensamiento; y que los escolsticos hubieran llamado con razn su forma sustancial. 9. Varias especies de argumentacin; son medios de indagar y persuadir la verdad. 10. Sofismas y falacias: lo son, por el contrario, de errar y de engaar a los dems. 11. Las prevenciones adoptadas para el recto uso de los sentidos y de su representante, la imaginacin, as como las suministradas por la crtica, no pertenecen propiamente al orden lgico, siendo todas hijas de la experiencia. 12. Sin ellas empero ser deficiente cualquier disciplina sobre la direccin del espritu humano. 13. Una es la verdad y uno el mtodo para buscarla. 14. Podra decirse de uno y otro lo que la Iglesia de su doctrina: Unus Deus, una fides et unum baptisma. 15. La verdad es la congruencia del concepto con el objeto. 16. Por eso no hay que distinguirla en objetiva y subjetiva, pues aunque esta distincin tiene tanta cabida en la ciencia, no hay verdad que no rena ambos caracteres. 3.Se suprime del Elenco de 1850 la Introduccin (Roberto Agramonte). La Filosofa es el bautismo de la razn Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 453

PAGE 467

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 454 \ 454 \ 454 \ 454 \ 454 \ 17. Luego no se distingue la verdad lgicamente segn la ciencia a que pertenezca. 18. Naturaleza de las ciencias. Diversa y anloga. 19. Necesidad de conocerlas para juzgarlas: imposibilidad en que para ello laboran los filsofos puramente metafsicos. Forzoso es imitar a los Platones, Aristteles y Leibnitzes. Tu longe vestigia sequere. 20. Estas cuestiones son ms trascendentales de lo que parece. Procuraremos patentizarlo. 21. Su importancia para la educacin. Entre nosotros le falta an el elemento fecundador: la Filosofa. 22. Se encuentran, es verdad, maestros que sepan su obligacin, como suele decirse; pero se necesita la devocin en espritu y verdad para el desempeo de esa obligacin. 23. Y el manejo de los alumnos? Ved aqu otra mina inagotable y an por beneficiar. 24. Si no est subordinada la enseanza a un principio superior, a un alma que le penetre toda, no es dable sacar todo el fruto posible de los educandos; en una palabra, no es lo mismo saber un ramo que tener inspiracin (pues la inspiracin es todo el magisterio), y ser terico y prctico en la pedagoga. 25. Necesidad imprescindible de las escuelas normales para conseguirlo. 26. Cuanto sabemos mana de cuatro fuentes: el sentido ntimo, los sentidos externos, el raciocinio y la autoridad; y sin embargo, apuntamos el ao pasado, y an sostenemos el presente: 27 “El criterio, no los criterios”. 28. Hasta en el llamado de autoridad reluce el ejercicio de la razn. 29. Con sumo tino, pues, llama San Pablo a la fe rationabile obsequium vestrum, deferencia racional a los dictados del Altsimo.METAFSICA30. Es ley de la razn someter a su examen cuantas cuestiones se le presentan, aun cuando toque su impotencia para resolverla.431. La razn es el distintivo del hombre: la sensibilidad, la condicin para el ejercicio de sus facultades. 4.Esta proposicin no est en el Elenco de 1850 (Roberto Agramonte). Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 454

PAGE 468

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 455 / 455 / 455 / 455 / 455 32. Por lo mismo es inseparable de todos nuestros actos intelectuales y morales. 33. Los fenmenos de la sensibilidad son las sensaciones, y abrazan, aunque no constituyen, nuestra naturaleza toda. 34. El alma recibe sus sensaciones por medio de rganos apropiados al efecto: tales son los cinco sentidos y en general todo nuestro organismo. 35. Las sensaciones son fenmenos reales que nos dan a conocer la existencia real de los objetos y fenmenos interiores y exteriores a nosotros. 36. Por tanto nos ensean la realidad de nuestra existencia y del mundo exterior, echando por tierra las civilizaciones del escepticismo; de aqu la certeza de nuestros conocimientos. 37. La sensibilidad aunque diversificada, es tan una como la inteligencia. 38. Quimera es asentar que slo hay sensaciones en lo intelectual; pero realidad grande, que son la nica entrada para formar su historia.IDEOLOGA PURA39. Las sensaciones consideradas como percibidas por nuestro entendimiento se llaman ideas; la idea es, pues, el conocimiento o la representacin intelectual de un objeto o de una propiedad. 40. Por tanto, la sensibilidad impresionada de los objetos y fenmenos exteriores forma el manantial de las ideas. 41. Esto se demostrar analizando las varias especies de ideas. 42. Es o no bien llamada imagen la idea? 43. Procuraremos derramar alguna luz sobre este punto tan controvertido, siguiendo estos trmites de nuestras facultades: 1 sensacin, representacin, concepto, abstraccin, comparacin, nuevo concepto. 2, y en otros casos: sensacin e induccin forzosa, sin otros5 trmites. 44. En cul de estas dos categoras se colocarn las idea de tiempo y espacio? Parecen hallarse en terreno neutral; su anlisis ser el mejor comprobante de nuestro modo de ver.6 5.“esos” en el Elenco de 1850 (Roberto Agramonte). 6.Se suprimen en este Elenco las cinco proposiciones sobre “Psicologa” y las nueve de “Teodicea” (Roberto Agramonte). Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 455

PAGE 469

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 456 \ 456 \ 456 \ 456 \ 456 \TICA45. De la combinacin de la inteligencia y libre albedro nace la conciencia moral. De aqu las condiciones para la moralidad de un acto. 46. Naturaleza de la moralidad. 47. La unin de la moralidad con la utilidad, lo mismo que con la justicia, es inseparable, como relaciones distintas de un mismo objeto. 48. Origen y fundamento de la moral. 49. Varias especies de deberes. 50. Diferencia entre un tratado de Moral y la ciencia de la Moral. El primero comprende la enumeracin y clasificacin de todos los deberes, la segunda sus fundamentos. 51. Porque a la Filosofa slo compete examinar las races del rbol, segn la bella expresin de Balmes, y prescribir en consecuencia el mtodo para cultivarlo. 52. As como la existencia de Dios es el cimiento del mundo moral, la inmortalidad del alma es como la atmsfera de este mundo. 53. Porque la humanidad si no aspira no respira, y ved ah la necesidad del ideal. 54. Relaciones entre la Moral, la Jurisprudencia, la Poltica y la Economa pblica, con justa razn llamadas ciencias morales por excelencia. 55. Ningn filsofo ni publicista ha definido la ley tan precisa y atinadamente como el Aristteles de la Edad Media: Santo Toms. 56. Cuatro condiciones debe tener la pena para llenar su fin: veremos si las rene la de muerte. 57. Es posible que en pleno siglo XIX todava se defienda con descaro el suicidio? Compadzcase, norabuena; pero sepan sus apologistas que la vida, cualquiera que sea su condicin, es forzoso aceptarla como un deber, es un tesoro que ni siquiera se nos ha dado en prstamo, sino en precario. 58. El trabajo es la roca en que se asienta la propiedad. 59. Los que se rebelan contra ella van contra la ley del progreso, y los que se resisten al estado de familia caminan derecho a la barbarie, se degradan a la condicin de bestias gregales. 60. Buscar el remedio de los males que afligen al cuerpo social fuera de la familia y de la propiedad, es matar al enfermo para curarle. 61. No hay sntesis ninguna social que pueda sustituirse al dogma cristiano. 62. Entre los manantiales de la actual civilizacin brilla en primera lnea el cristianismo. Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 456

PAGE 470

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 457 / 457 / 457 / 457 / 457 63. Harto dista an la humanidad de su completa realizacin; en ella est cifrado su porvenir. 64. La religin es el alma del alma; as que incluye y se sobrepone a todos los principios internos y externos de moralidad, pero todos ellos juntos no la pueden incluir ni reemplazar. 65. Ella es la nica que puede levantar la voz para armonizar la humanidad, diciendo a las dos categoras en que est necesariamente dividida: Sperate, miseri, cavete felices. Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 457

PAGE 471

Luz3-11.p65 28/08/01, 11:48 458

PAGE 472

XX XX XX XX XX DOS DISCURSOS DOS DISCURSOS DOS DISCURSOS DOS DISCURSOS DOS DISCURSOS LEDOS LEDOS LEDOS LEDOS LEDOS EN LOS EXMENES EN LOS EXMENES EN LOS EXMENES EN LOS EXMENES EN LOS EXMENES DEL COLEGIO DEL SAL DEL COLEGIO DEL SAL DEL COLEGIO DEL SAL DEL COLEGIO DEL SAL DEL COLEGIO DEL SAL V V V V V ADOR ADOR ADOR ADOR ADOREl da 16 de diciembre de 1861HABANAIMPRENTA DEL TIEMPOCALLE DE CUBA NO. 37 1861 Luz3-12.p65 28/08/01, 11:49 459

PAGE 473

Luz3-12.p65 28/08/01, 11:49 460

PAGE 474

Quod si sal evanuerit, in quo salietur? JESUCRISTO Luz3-12.p65 28/08/01, 11:49 461

PAGE 475

Luz3-12.p65 28/08/01, 11:49 462

PAGE 476

ADVERTENCIALos siguientes discursos, escritos a nombre del seor don Jos de la Luz, por dos de sus discpulos, don Enrique Pieyro y don Jess B. Glvez, fueron ledos en el Colegio del Salvador la noche en que concluyeron los exmenes generales del instituto. Despus de ellos tom la palabra el seor Luz y dijo que esos discursos en los cuales sus discpulos haban desenvuelto hbilmente sus ideas1 y entretejido, por decirlo as, las fibras de su corazn, encerraban cuanto crea oportuno recomendar en aquellos momentos en materia de educacin. En seguida improvis una oracin en la que daba a sus alumnos algunos consejos que les sirvieran de gua cuando pasasen de la vida del colegio a la vida prctica de la sociedad, les hizo ver cunto vale y de cunto puede servirles la luz de la razn, y sigui animndolos a no confundir nunca la fortuna y el triunfo con la justicia, finalizando con estas palabras: “Antes quisiera yo ver desplomadas, no digo las instituciones de los hombres, sino los astros todos del firmamento, que ver caer del pecho humano el sentimiento de la justicia, ese sol del mundo moral!”. 1Vid. supra, pgina 312, nota 3. Luz3-12.p65 28/08/01, 11:49 463

PAGE 477

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 464 \ 464 \ 464 \ 464 \ 464 \ Seores: Animados del mismo espritu que en aos anteriores, volvemos a reunirnos todos en igual ocasin: vosotros a or la palabra sincera de un viejo educador, y yo a entregaros, por decirlo as, algunos de los sentimientos que me agitan en estos momentos por que anso siempre, y que son de los ms bellos que mi profesin puede presentarme. Despus del acto solemne en que recoge cada alumno el modesto premio de tantos y tan prolijos afanes, de tantas largas horas de estudio, corresponde naturalmente elevarse a la voz del maestro que los ha llevado de la mano por los esplndidos peristilos de la ciencia, la voz del artista que se ha empeado en darles forma y vida, porque parceme, seores, que no es indigno el educador de este hermoso ttulo. Es idea que he visto apuntada en un libro americano, y a poco que sobre ella reflexionis, convendris conmigo en que tiene mucho de verdadera. As como el pintor, el poeta y el escultor hacen nacer en medio de una inspiracin divina multitud de seres que eternamente veremos moverse y agitarse porque se hallan dotados de una verdadera vida, as tambin el educador crea nuevos seres, los hace hombres, les infunde la vida del espritu y les inspira los invariables y verdaderos principios de su existencia, principios que han de ser tanto ms grandes cuanto que conforme a ellos han de realizarse muchas esperanzas all cifradas por su patria y su familia. Artista de alma muy grande ha de ser, seores, quien con inalterable constancia, profunda fe y esperanza sublime consagra toda su vida a la educacin de la humanidad, quien se decide a emprender tan espinoso sendero y correr siempre tras de un ideal gigantesco, quien abandona los goces ms o menos pasajeros de la vida para no probar ms que las amarguras, quien todo lo arrastra por satisfacer un ardiente impulso de su espritu, seguro de que ningn premio le aguarda al concluir su larga jornada, ni aun el triste lote de la celebridad, que el mundo guarda para los que la conquistan a costa del mal de sus semejantes. Qu fruto reco-Hombres ms bien que acadmicos es la necesidad de la poca. [Luz] Luz3-12.p65 28/08/01, 11:49 464

PAGE 478

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 465 / 465 / 465 / 465 / 465 ge casi siempre despus de tantos sacrificios? Ninguno, bien lo sabis, amargos suelen ser sus ltimos das, y nada le queda para consuelo, excepto la inapreciable tranquilidad de su conciencia. Tomar el nio tal cual viene de casa de sus padres, verdadera imagen de la virginidad, flor brillante cayo cliz se cierra a la primera impresin y cuya corola perfumada hemos de guardar del soplo de la borrasca, tomar ese nio que llega al educador como el trozo de mrmol a las manos del escultor, y modelar sobre esa preciosa arcilla un hombre lo ms conforme posible al tipo ideal que lleva en su mente, es el ms bello de los sueos, el ms puro de los placeres, pero ¡ay! que es tambin la ms terrible de las responsabilidades. Llega un punto, pues, en que el artista y el educador se separan profundamente. Hasta aqu hemos visto idnticas ambas profesiones, pero si damos un paso hacia adelante, veremos la ltima elevarse entre todas las dems quantum lenta solent inter viburna cupressi. Miguel Angel crea el Moiss, Shakespeare crea el Hamlet, obras admirables que siempre sern la admiracin de las edades, pero el maestro crea un hombre. Aquellas figuras viven en la esfera para que las form su autor, all tienen bien marcada su individualidad, mas el discpulo va a vivir en el mundo real; es decir, en ese inmenso torbellino en que se cruzan tantos principios opuestos, en que se revuelven y chocan tantas cosas produciendo tan grande ruido y tanta confusin. Es la educacin una tarea eminentemente prctica; todo en ella ha de tener una constante y directa aplicacin a los usos de la vida. La prctica en su ms alta significacin; no el empirismo vulgar de algunos, sino el profundo conocimiento cientfico del hombre y la sociedad, constituye uno de sus principales elementos. La prctica, lo mismo que la teora, vale poco por s sola, pero ambas ntimamente unidas y armonizadas pueden producir brillantes resultados. Millares de libros se han escrito sobre educacin; creis que puede sacarse gran provecho de su estudio? Por mi parte no vacilo en aseguraros que es ms fcil hacer un libro que educar un nio. El manejo de un colegio supone algo ms, porque es un mundo en miniatura; en l encontrar el discpulo muchas de sus inconsecuencias, vivir entre muchos compaeros, cada cual con un carcter, sus hbitos, sus defectos y sus cualidades; inevitablemente ha de retratar, por tanto, aunque en pequeo, ese mundo que aguarda despus y que no es una sociedad perfecta, no es la repblica que soaba Platn, el educador poeta. All el maestro es el nico, todos los papeles los desempea y de todos debe rendir a s mismo y a los dems estrecha cuenta. Su atencin, sus facultades, sus desvelos dirigidos a ese nico fin no sern quizs suficientes, pues se necesita en primer lugar la devocin en espritu Luz3-12.p65 28/08/01, 11:49 465

PAGE 479

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 466 \ 466 \ 466 \ 466 \ 466 \ y verdad, un tino admirable, un golpe de vista seguro, un tacto exquisito para saberse rodear de personas que coadyuven al mismo fin, que tengan ese bro, ese impulso irresistible que es cualidad inseparable de la verdadera juventud y que slo tienen los viejos cuando arde en su pecho el fuego del entusiasmo. Si se me pidiera que sealase el sistema que considero como el mejor, muy perplejo me vera en dar una respuesta categrica, porque no conozco, ni creo que pueda haber ninguno, que concebido de antemano sea susceptible de aplicarse, llenando todos los requisitos indispensables en un buen sistema. Mucho se ha discutido sobre ello y muchas son las utopas formadas por la filosofa; pero cul es la que puede aplicarse por completo? Ha dicho el primer poeta moderno que hay muchas ms cosas en el cielo y en la tierra que las que puede soar la filosofa, y ha dicho una gran verdad. Aplicar y doblegar con frrea voluntad la educacin de la juventud a una idea ms o menos exacta, tras de ser casi imposible, es terriblemente peligroso, corrindose el riesgo de arruinar cosa tan respetable como una inteligencia; pero si esa idea es de aquellas que le arrancan al hombre sus ms bellos privilegios para sumirlo en la inercia y el marasmo, no podremos imaginarnos resultados ms funestos, pues aunque al fin y al cabo quede siempre triunfante la verdad, conservamos por largo tiempo las cicatrices de ese rudo combate. El mal queda hecho aunque no pueda ser eterno, pues es la verdad fuego tan tenaz que por ms que se empeen en ahogarla, tanto ms se enciende y ms terreno gana. He aqu por qu creo, seores, que slo debe haber la base filosfica para que las dems partes vayan desarrollndose y adaptndose a las necesidades del momento, de modo que el orden salga siempre de las cosas y no las cosas del orden. Este nio, cuya vida y perspicaz inteligencia recorre en momentos un largo trecho, y aqul cuyo carcter reposado y cuyas facultades al parecer lentas en obrar llegan despacio pero con firmeza al mismo fin, este otro que se cubre de rubor a la menor indicacin, y aqul que una habitual pereza encierra, y lo hace inexpugnable detrs de la ms glacial indiferencia, podrn marchar todos al mismo paso y por un mismo camino? No sera mejor dirigirlos conforme a diversos impulsos, iguales todos en el fondo, distintos en el orden de su ejercicio? Entre nosotros, donde una antigua costumbre aglomera los estudios sin tener en cuenta la edad del alumno, dndole a la instruccin un carcter enciclopdico que slo sirve para producir esas inteligencias superficiales, por desgracia demasiado frecuentes, las dificultades que hemos de vencer son ms numerosas, y tan profundamente estn arraigados ciertos abusos, que a pesar de ser se el norte invariable a que tiende la mayor Luz3-12.p65 28/08/01, 11:49 466

PAGE 480

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 467 / 467 / 467 / 467 / 467 parte de mis esfuerzos, no puedo aseguraros que lo haya conseguido todo. ¡Cuntas veces veo con indecible dolor un alumno que el orden vicioso de sus estudios obliga a estudiar literatura sin saber gramtica, matemticas sin aritmtica, filosofa, en fin, sin haber aprendido a pensar y meditar por s solo! Lo mismo os dira de los estudios de memoria, aunque en parte creo haber alejado este vicio, tambin muy comn. Ciertas cosas hay que el nio debe empezar por aprenderlas as para llegar mejor al raciocinio, pero slo como un medio pasajero que debemos empearnos en que dure poco. Yo ni aun siquiera comprendo cmo pueden ensearse de memoria ciertas ciencias sin que el mismo que las ensea se horrorice de los resultados que alcanza, y muy pobre idea debe tener de la naturaleza humana quien encadene tan cruelmente la razn que por s sola es capaz de tantas maravillas! Algunos de vosotros que habis venido por espacio de trece aos a escucharme en igual ocasin, comprenderis que estas ideas que desde entonces vengo repitiendo son el eterno lamento de mi corazn y que al trazroslas nada exagero. Comprendedlo as tambin respecto de esta otra cuestin ms importante y delicada que voy ahora a tratar. Si graves son los inconvenientes que presenta el desarrollo intelectual de los educandos, mucho mayores los ofrece su educacin moral, indispensable fundamento de lo que ha de venir despus. Hacerles comprender su deber, inculcarles que la virtud consiste en practicarla, y ensearles que acudan siempre a buscar en su corazn, como en fuente inextinguible, el estmulo para hacer el bien. Tal es la base de mi mtodo. Cuando se convenzan que a ello slo me mueve un cario profundo, un amor puro y desinteresado, un afn insaciable por hacerlos buenos, se dejarn llevar por un camino si bien no siempre cmodo y agradable, siempre al menos noble, grande y digno; nacern entonces sin sentirlo la docilidad y la veneracin, porque yo no quiero esa ciega obediencia, que ser muy oportuna en otros casos, pero que de nada puede servirme a m que trato de encender, no de apagar, de crear hombres, no mquinas. Tampoco les ensear eso que llaman tacto de la vida, que no es ms que una falsa experiencia, la mentira elevada a una categora que est bien lejos de merecer; s les amonestar a amar la vida como un tesoro que estamos obligados a cuidar y mejorar, a amar a sus semejantes. Con frecuencia omos a algunos declamar contra la sociedad, omos continuas invectivas por el mal estado de las costumbres, que en balde segn ellos se esfuerzan por disfrazar los innegables portentos de la ciencia y de la industria. Esos gritos no son sin embargo nuevos en el mundo; el que abra la historia ver que ha sido siempre el recurso de aquellos pocos de nimo mezquino, que no comprenden el progreso de la humaLuz3-12.p65 28/08/01, 11:49 467

PAGE 481

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 468 \ 468 \ 468 \ 468 \ 468 \ nidad y que la civilizacin en su marcha triunfal ha dejado siempre detrs de s. Esos mismos adelantos en otra esfera que no se atreven a negar, son su ms completa refutacin, porque ambas cosas son incompatibles y lo uno siempre viene despus de lo otro. Observemos, pues, nuestra alma libre de toda mancha, y si desgraciadamente fuera cierto que estuvisemos condenados a vivir en una sociedad destituida de toda grandeza y formada slo de vicios y de crmenes, seamos entonces los nicos rboles en pie en medio del tal yermo de virtudes.2Por convencimiento y por carcter nunca he desesperado de la especie humana, y desde muy temprano me convenc de cunto es capaz la razn y cunto debemos esperar de ella el da que se vea libre de todas las trabas que embarazan su marcha, sin que deje por eso de deplorar los numerossimos errores por que ha pasado y pasar antes de obtener la verdad. Nunca he experimentado ese desencanto de que muchos hablan, y con orgullo, seores, os confieso que no s lo que es. Perdono a los poetas muchas de sus declamaciones, porque comprendo que una excesiva sensibilidad les haga tomar por signo de muerte el malestar inherente a toda sociedad en los momentos de transicin; mas en cualquier otro caso lo tengo por un alarde de insuficiencia y de frivolidad, que si bien es cierto que el mundo moral presenta a veces rasgos que cubren algunas de sus partes de un tinte sombro, sobran otros horizontes bellos, magnficos y encantadores a que dirigir nuestra vista. Para m tambin siempre es bella la naturaleza, siempre afecta profundamente mi alma el espectculo grandioso de la salida del astro del da, siempre y a pesar de todo, me hechiza y me arroba ese cielo eternamente esplndido de mi patria. Cmo no he de esperar y confiar en esta multitud de inteligencias que vienen aqu a fortificarse, a adquirir toda clase de conocimientos, a robustecer su espritu? Cmo dudar de ellos que muestran tanta aplicacin, tanta bondad de alma, que me dan continuas pruebas del ms entraable amor, brindndome as el nico premio que ansa mi corazn? Difcilmente llego nunca a desconfiar, aunque algunas veces descubra con amargo pesar los grmenes de las malas pasiones, aun cuando mis esfuerzos se estrellen ante el ms punible abandono, y el carcter ms helado. Pocas veces, por fortuna, los encuentro, poqusimos son los que una tenaz vigilancia no consigue poner en el buen sendero; mas ¡cunto sufro si tropiezo con alguno! no podis imaginaros dolor ms fiero que el que eso me produce. Lucho a brazo partido contra la ndole 2.Esta frase fue tachada por el censor real en el discurso de Luz sobre Escobedo (Roberto Agramonte). Luz3-12.p65 28/08/01, 11:49 468

PAGE 482

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 469 / 469 / 469 / 469 / 469 viciada de tales discpulos, punzantes saetas que necesito clavarme para arrancarles el dardo, y si al fin nada consigo...; permitidme, seores, que no contine, estas palabras me amargan la boca antes de pronunciarlas, y con ellas os voy presentando a pedazos mi corazn. He aqu, pues, trazadas a grandes rasgos algunas de las muchas reflexiones que me sugiere la prctica de mi magisterio. Siento verdaderamente que las alternativas de mi salud no me permitan cumplir cual quisiera esta deuda de palabra que es ya para m una necesidad. Hoy, lo mismo que otras veces, me vuelvo a los padres de familia para solicitar de ellos esa cooperacin que hace ms segura y provechosa la obra del colegio. Habis visto cun difcil es llevarla a cabo, y si en vez de ese apoyo y de esa comunidad de miras slo se presentan inconveniencias por parte del hogar domstico, con dolor os digo que tantos obstculos surgiendo por todos lados llegarn a hacerla imposible, aunque me sea duro usar esta palabra. El colegio necesita de la familia porque su oficio es continuar y amplificar el trabajo que en ella debe haberse incoado, necesita imprescindiblemente su sancin como necesitan las leyes para ser cumplidas la confirmacin de la opinin pblica. Si un nio que de suyo no sea muy activo en el estudio, satisface en su casa sus ms caprichosos e injustos deseos, y no encuentra freno alguno en la inagotable condescendencia de sus padres, ver su casa como un Edn de delicias, y el colegio como un lugar de penitencia, un infierno pasajero en que debe sufrir algunos das de martirio, su nico empleo ser el hacer pasar el tiempo con la mayor prontitud posible, el dulcificar esos momentos de amargura con el recuerdo de los placeres que para el da de fiesta le aguardan, su cuerpo estar en el colegio, pero su imaginacin vaga muy lejos por otros lugares bien diversos, que son la negacin del adelanto y del estudio. Todos comprendern sin necesidad de que yo lo esfuerce ms, que lo contrario es lo que debiera suceder. La estancia del nio fuera del instituto, casi no puede ser sino el tiempo preciso para recibir de su madre un beso de amor y algunos tiernos consejos. De ellas, s, de las madres hay mucho que esperar, y el da que todas a una se propusieran ayudar al maestro, su impulso sera mucho ms veloz y correra por una pendiente ms fcil y agradable. Ellas son las que apretando al nio contra su seno carioso, pueden hacerle variar completamente el carcter e infundirle esa docilidad tan conveniente en los primeros aos; ellas son las nicas que pueden ofrecerle al hombre el blsamo consolador y saludable que cicatriza las profundas desgarraduras que los escollos del mundo causen en su corazn. Nada grande ni sublime pueden producir sin ellas las generaciones, ni sin ellas es posible la educacin. No se ha visto muchas veces ser la ausencia de una madre causa sufiLuz3-12.p65 28/08/01, 11:49 469

PAGE 483

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 470 \ 470 \ 470 \ 470 \ 470 \ ciente para producir la eterna infelicidad de un hombre? Su prdida durante la niez es un mal irreparable, la peor de las desgracias que pueden sobrevenirnos: aun en la edad madura deja impresa en el alma una huella de fuego que nada en la tierra es capaz de borrar. Nada ms me queda hoy que deciros y me despido de vosotros hasta otro nuevo ao, si es sa la voluntad del Ser Eterno, que cuenta loa das del hombre sobre la tierra, porque ya yo, seores, me voy acercando al trmino que Dios concede a la vida en estos climas, como deca ese ilustre Padre Varela, cuya memoria vive conmigo y me acompaa por do quiera; ya veo formada la infausta nube de la ancianidad y diviso a lo lejos los lgubres confines del imperio de la muerte; como l tambin, llegar yo al borde del sepulcro haciendo, en el ltimo suspiro, un voto fervoroso por la prosperidad de mi patria. Cuanto me habis odo es fruto de una larga experiencia; es lo que pongo en prctica, parte de mi sistema, si as puede llamarse, y en cuanto es posible explicar la completa tarea de un educador. No terminar, sin embargo, sin dirigir alguna frase a estos mis hijos que ahora mismo me rodean, sin encarecerles el cario que de continuo les manifiesto. En vosotros cifro yo todo mi anhelo y quisiera poder amontonar sobre vuestras cabezas todos los triunfos y todas las glorias. Mucho aguardo de vosotros, y ya creo leer en vuestras fisonomas el anuncio de grandes aventuras para el porvenir. As ser, sin duda alguna, si guardis inmaculado en vuestro pecho el sentimiento del deber, norte seguro en todas las borrascas que os pueden sorprender, nico talismn con que habis de conjurar las inconsecuencias de la vida. Sosteneos siempre con energa y sencillez, firmemente apoyados en la virtud, que nadie os mirar sin un vivo sentimiento de admiracin, y al veros conservar para vuestra alma e ileso vuestro honor en los trances ms difciles, todos dirn: he aqu un hombre. Simple palabra que vale ms que pomposas apologas. Luz3-12.p65 28/08/01, 11:49 470

PAGE 484

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 471 / 471 / 471 / 471 / 471 Seores: Sembremos fe y brotaran a raudales la esperanza y la caridad, he dicho en ocasin anloga a la presente. Sembremos fe, repito ahora, porque sin fe marcharemos siempre a oscuras por el sendero de la vida, porque sin fe jams lucir para nosotros el iris de la esperanza, de la esperanza que nos alienta y nos sostiene; porque sin fe nos faltar el impulso de la caridad que nos empuja hacia nuestra patria celestial. Sembremos fe, vuelvo a decir, porque sin ella vanos sern nuestros esfuerzos por la mejora de nuestra condicin moral; intiles nuestras tentativas por afirmar el imperio de la verdad en nuestra tierra. ¡La verdad y la fe! Quin lograra apoderarse de aqulla sin el auxilio de sta? Quin que no tenga fe en su corazn podr nunca alcanzar la posesin de la verdad? ¡La fe, siempre la fe! ¡La fe, que es el telescopio de la inteligencia, sin la que el espritu humano no podr salir de la esfera limitada de los sentidos, sin la que no podr conseguir el alimento que el Seor le sealaba! Si, seores, porque la verdad es alimento que la Providencia divina ha sealado al espritu durante su peregrinacin sobre la tierra; la verdad es la luz de la inteligencia; en su atmsfera es donde nicamente puede el alma respirar contenta y feliz, como en su elemento. El espritu humano necesita conocer; la conciencia del desarrollo intelectual le produce una satisfaccin viva y profunda; los obstculos le disgustan, la duda lo quebranta. Colocado en medio del mundo, rodeado de sus mil maravillas, siente el hombre un ansia profunda de darse cuenta de todo: la luz que hiere sus ojos, el aire que lleva a su odo las ms armoniosas vibraciones, su misma existencia, todo lo impele a indagar la naturaleza de cuanto le rodea, y no contento con saber que ve y que oye, y con explicarse lo que ve y lo que oye, quiere en alas de su entusiasmo volar hasta el seno de la causa, para averiguar el por qu de las maravillas que contempla. Quin describir la satisfaccin del que logra descubrir alguna causa? Quin pintar el gozo con que elEspinoso apostolado es la enseanza, que no hay apstol sin sentir la fuerza de la verdad y el impulso de propagarla. [Luz] Luz3-12.p65 28/08/01, 11:49 471

PAGE 485

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 472 \ 472 \ 472 \ 472 \ 472 \ fsico siciliano recorra las calles de Siracusa, ni el placer del genio ms eminente de los tiempos modernos, al deducir del hecho ms vulgar la ley fundamental del mecanismo celeste? La causa refresca, aligera y consuela; felix qui potuit rerum cognoscere causas! ¡Noble y gloriosa curiosidad que revela el espritu humano desde los primeros albores de su existencia! Obsrvese si no ese deseo que se manifiesta en los nios de averiguar el por qu de todo cuanto ven, ese contento y esa satisfaccin en que rebosan cuando logran por fin la solucin de algn problema que les pareca difcil. Y es, seores, porque en esa edad de inocencia y de candor, libre an el espritu de las influencias del mundo, este sentimiento noble y precioso de la verdad aparece en toda su pureza, el espritu quiere entonces vivir en su atmsfera, e instintivamente busca la verdad, sin darse cuenta tal vez de que la busca. ¡Feliz l si encuentra quien guindolo en sus primeros pasos, lo lleva de la mano por el buen camino, que grande y hermoso ser el premio de la jornada! ¡Feliz si halla quien desenvolviendo los grmenes con que viene al mundo, le ofrece generosamente el aire puro que necesita! Pero desgraciado, mil veces desgraciado si al empezar la vida ese aire se vicia o se contamina! Desgraciado si aquel a quien se encomienda su direccin, lejos de guiarlo por la senda de la verdad, lo lleva por falsas veredas y por caminos torcidos. Calculad, pues, seores, si ser importante la obra de la enseanza, calculad si ser difcil desempearla como es debido. Porque la enseanza no se propone tan slo la transmisin de conocimientos; para un educador que tenga profundamente arraigado en su corazn el sentimiento religioso, el objeto de la enseanza es un alma hecha a imagen y semejanza de Dios, un alma que viene al mundo con grmenes que han de ser desarrollados para volver mejorada por el cultivo al seno del Creador. Para l, pues, no se trata slo de instruir, nica tarea que generalmente preocupa a los espritus superficiales, no se trata solo de disipar en el nio las tinieblas de la ignorancia; se trata antes que todo del desarrollo armnico y completo de sus facultades inmortales, del cultivo de sus sentimientos, de la recta direccin de sus ideas; se trata de moralizarlo, de indicarle amor a la virtud, de hacerle bueno, en una palabra. La instruccin no debe ser por consiguiente el nico objeto que excite al inters del maestro; antes que en ella debe pensar en otro objeto superior. Slo cuando cultiva, moraliza e instruye a la vez, es cuando cumple con los fines de su ministerio, porque cultivar las facultades todas, moralizar al individuo y transmitirle conocimientos: tales son los fines de la enseanza, de la verdadera enseanza. Pero, seores, ¡cun difcil es poder cultivar, moralizar e instruir como es debido! ¡Cun spera se presenta por donde quiera la tarea del eduLuz3-12.p65 28/08/01, 11:49 472

PAGE 486

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 473 / 473 / 473 / 473 / 473 cador! ¡Cuntos escollos tiene que vencer, cuntas espinas que sufrir para lograr el fin a que dirige todos sus esfuerzos! Para promover la difusin de las luces, para asegurar el triunfo de la verdad, enseando y predicando las sanas doctrinas y las buenas costumbres, a qu lucha tan encarnizada no tiene que entregarse el buen maestro, primero consigo mismo, y despus con tantos elementos perturbadores como se oponen a la realizacin de su obra! Y as es lo cierto, seores, la vida del educador es una lucha perpetua, una lucha a brazo partido con todo lo que se opone a la propagacin de la verdad, para que sta triunfe, la primera victoria debe conseguirla el educador sobre s mismo: sin estos laureles, sin esta victoria previa, toda victoria posterior ser imposible, ser imposible todo triunfo decisivo. ¡Lucha bendita en que se pelea por la mas santa de las santas causas! Lucha que no arranca una sola lagrima a la humanidad, y que lejos de dejar sangrientas huellas en el campo del combate, ofrece por el contrario lozanos frutos y flores de bendicin! El mundo no levanta al educador arcos de triunfos como a los conquistadores de la tierra, la pblica admiracin no le erige estatua, ni la fama se encarga de grabar su nombre con letras inmortales; pero en el fondo de cada pecho le levanta un altar de gratitud; y la voz de la conciencia dicindole a cada instante: “cumpliste con tu deber”, es mas grata que la fama que pregona los altos hechos en todas las regiones, y el monumento de ciencia y de virtud que dedica a la patria es ms digno y apreciable que todas las conquistas. No son sin duda tan deslumbradores los trofeos de su victoria; su triunfo es ms modesto, pero los ms hermosos laureles, seores, no son comparables a los de ganar almas para el cielo y sectarios para la verdad. Detengmonos, pues, a ver que circunstancias deben concurrir en todo buen maestro para qu merezca dignamente el nombre de tal, porque de ellas depende el xito de la enseanza. El asunto es importante en alto grado: no basta la prenda de la instruccin; si con ella no concurre la de moralidad, y al mismo tiempo no posee el maestro otras cualidades que son absolutamente indispensables. As debe poseer uniformidad de carcter, porque donde esto falle ser de todo punto imposible ensear ni dirigir bien. Un carcter mudable no puede ser uniforme en la apreciacin de los hechos que ocurren, y el profesor que lo tenga, en vano procurar hacerse respetar de sus alumnos. As tambin debe estar dotado de aquella facultad especial por la cual las cosas se ven como deben verse. ¡Cuntos maestros hay perfectamente instruidos, que sin embargo cometen mil despropsitos en la apreciacin de los hechos de la vida por carecer de esa cualidad indispensable! De la propia manera debe saber distinguir los diversos caracteres de los nios y de los jvenes, porque son tan variadas las disposiciones de estos Luz3-12.p65 28/08/01, 11:49 473

PAGE 487

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 474 \ 474 \ 474 \ 474 \ 474 \ y tan diferentes la educacin y trato que en sus casas reciben, que es necesario adoptar para cada uno una direccin especial. El institutor que no tiene el tino suficiente para distinguirlos y los considera a todos de la misma manera, se expone a ofender a muchos. La menor expresin de desaprobacin a uno produce a veces mas efecto que la ms severa reprehensin a otro: una simple palabra basta frecuentemente para que un alumno atienda, mientras que otros necesitan medios mas eficaces. Slo apreciando el carcter particular de cada alumno es como puede el institutor dirigirlos convenientemente: de lo contrario fracasarn sus mejor combinados esfuerzos. Y qu se puede esperar de un maestro que no tiene energa, esto es, la fuerza suficiente para darse a respetar y para hacer cumplir en todo tiempo la regla establecida? Y qu del que no posea un justo discernimiento moral? Sin esta circunstancia, sobre todo, mal podr cumplir con sus deberes. El hombre virtuoso, aunque falto de conocimientos, puede ser feliz y proporcionar beneficios a los otros, mientras que el vicioso y corrompido, por muy sabio que sea, ser tanto mas desgraciado y perjudicial cuanto mayor instruccin posea. El hombre inmoral con su aliento deletreo todo lo mata y lo envenena, y ¡ay de los infelices a quienes se ponga bajo su direccin! Despertar el hombre a la virtud y a la verdad, comunicarle buenos principios, grabar en su corazn las ms sanas mximas de moralidad, tal debe ser el fin primordial de todo educador. El que no tiene el verdadero sentimiento moral y consiente que en sus alumnos se arraiguen malos hbitos, permitindoles que mientan, no slo labra la infelicidad de stos, sino que falta gravemente a los padres, a la patria y a la humanidad. Ved, seores, por qu he dicho que la primera victoria debe conseguirla el educador sobre s mismo, porque para poder merecer el nombre de maestro, para poder aprender las funciones de su ministerio, tiene que vencer sus pasiones, adquirir todas las cualidades que hemos enumerado, hacerse un hombre cientfico y la ciencia, seores, no se adquiere sino a fuerza de desvelo y de fatiga. Ved, pues, si ser espinosa esta preparacin, esta entrada a la vida austera del profesorado. Despus ser necesario que se olvide del mundo, para que el mundo no lo distraiga del cumplimiento de sus santos deberes. S, seores, porque el maestro no se pertenece a s mismo; el que se dedica a la profesin de la enseanza hace donacin de su existencia, a los otros, como les hace tambin donacin de sus conocimientos. Todos sus cuidados, todos los momentos de su vida deben ser para sus alumnos. Y no se crea que es tan slo el tiempo lo que sacrifica el maestro, sino tambin la libertad y el ejercicio combinado de todas sus facultades. ¡Cun inalterable no debe ser tambin su paciencia! Rodeado de toda clase de nios indisciplinados Luz3-12.p65 28/08/01, 11:49 474

PAGE 488

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 475 / 475 / 475 / 475 / 475 unos, mal educados otros, le ser forzoso bajar hasta ellos y hacerse en cierto modo nio tambin. A cada paso encontrara obstculos y dificultades continuas que solo podr vencer a fuerza de tranquila perseverancia, obstculos que a veces suelen suscitar los mismos padres por sus preocupaciones. Experimentar contrariedades, sinsabores, y acaso al luchar con tantas dificultades, no encontrar a su lado ni apoyo ni gua, teniendo que buscar en s propio todos los recursos, para lo cual a una instruccin slida, como ya dijimos, debe reunir el don de ensear, cosa rara y que no se adquiere sino con gran trabajo: a la prudencia, firmeza e indulgencia de carcter, a una vida sin mancha, al ascendiente que impone siempre a los dems hombres el arte de dirigirlos, de subordinarlos, de moralizarlos y de penetrar hasta lo ms recondido del alma. Por eso el primero de todos sus deberes debe ser el de dar buen ejemplo a sus alumnos. El ejemplo, seores, es ms eficaz que las reglas mejor expuestas, que las palabras ms persuasivas. Predquese norabuena, ensense las mximas ms saludables, inclquense buenos principios, pero nase la accin a la palabra; las palabras, por elocuentes que sean, no bastan para los fines de la educacin; la infancia, aunque candorosa, es observadora. Es necesario, pues, poner ante sus ojos el cuadro de las buenas acciones, porque no hay natural, ni inclinacin, ni hbito, que no ceda al irresistible poder del buen ejemplo: es necesario que los nios no slo oigan hablar de la virtud, sino tambin que la vean practicar. El menor descuido de parte del educador podr ser causa de fatales resultados, porque en esa edad feliz en que el alma an no ha sufrido extraas influencias, germinar con igual facilidad la buena y la mala semilla, casi germinan en un terreno virgen el trigo y la cizaa. Los nios son por esencia imitadores; si les han dado buenos ejemplos, buena ser su conducta. Si han visto practicar el vicio, el vicio se arraigar en ellos; si han tenido a la vista el ejemplo de la indiferencia, la indiferencia con su soplo helado helar su corazn, marchitar su sentimiento, apagar su entusiasmo; en su alma limpia como el cristal se reflejarn las acciones de los que los rodean, cual se reflejan en las aguas cristalinas de la fuente as las peas y los abrojos como las flores de las orillas. En una palabra, el maestro debe ms bien decir a sus discpulos “haced lo que hago” que “od lo que digo”. El sentimiento de la verdad es el primero a que debe atender todo educador, porque si bien es cierto que este sentimiento es natural al espritu del hombre, si es verdad que se manifiesta tan pronto como viene al mundo, tambin lo es que, como todo sentimiento, es susceptible de cultivo, y que el abandono o negligencia suelen hacerlo perder en muchos casos. An ms, admitida la desigualdad de las facultades de los hombres, admitido que con unos ha sido la naturaleza ms prdiga que Luz3-12.p65 28/08/01, 11:49 475

PAGE 489

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 476 \ 476 \ 476 \ 476 \ 476 \ con otros, es forzoso convenir en que el sentimiento de la verdad no se manifiesta en todos con la misma vehemencia. Hay hombres que desde sus primeros aos revelan su decidida aficin al saber, mientras que con otros no resulta lo mismo. Al educador toca, pues, fomentar la obra de la naturaleza y suplirla en los casos necesarios, inspirando amor a la verdad y deseo de conquistarla. Porque todo el problema de la educacin, seores, se encierra en ste: en implantar este amor y este deseo en el corazn de los jvenes, dando vigor al carcter, doblegando la voluntad a la verdad e inspirando una resolucin; firme e irresistible de someterse a ella en todas las circunstancias de la vida. Si pasamos ahora a los inconvenientes que oponen a la enseanza los que a ella debieran cooperar, encontraremos nuevos motivos para justificar nuestro aserto. Ardua tarea sera enumerar, por someramente que fuera, los gravsimos inconvenientes con que tiene que luchar el educador: molesto es en demasa ocuparnos de los impedimentos con que tropieza, impedimentos que hacen de su profesin la ms espinosa de las profesiones. Porque suponiendo en l todas las cualidades de que debe estar adornado, suponiendo en l las prendas de moralidad y de instruccin que le exigimos, encuentra aun multitud de obstculos que le presentan tanto los mismos alumnos como los que con ellos tienen relacin, obstculos que le es muy difcil superar y que son verdaderas y punzantes espinas. En efecto, seores, el nio viene al colegio con las impresiones de la casa. El hogar domstico es la primera escuela de educacin que encontramos al venir al mundo, los padres los primeros educadores que la naturaleza nos proporciona. “El padre que da existencia y mantiene a sus hijos —dice un autor clebre— no cumple con esto sino la tercera parte de sus deberes; l no debe limitarse como los animales a dar individuos a la especie; debe dar individuos sociables a la sociedad, ciudadanos al Estado. El que pudiendo pagar esta triple deuda no lo hace, es culpable, y ms culpable acaso si la paga a medias. Quien no puede llenar los deberes de padre no tiene derecho a serlo: no hay pobreza ni trabajo ni respeto humano que le dispense de alimentar a sus hijos ni de educarlos l mismo. Podis creerme: vaticino al que tenga entraas y descuide tan santos deberes, que derramar lgrimas amargas por su falta y no hallar jams consuelo”. Pero nosotros no exigimos tanto como el autor del Emilio Locura sera en efecto pretender que los padres dedicasen enteramente su existencia a la educacin de sus hijos. Por otra parte, es imposible que los padres renan siempre los conocimientos indispensables para una completa educacin, y aun cuando los reunieran, lucharamos todava con los muchos inconvenientes de la enseanza privada. Mas lo que s les exigimos es la educacin moral y reliLuz3-12.p65 28/08/01, 11:49 476

PAGE 490

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 477 / 477 / 477 / 477 / 477 giosa, base sin la cual ser siempre dbil y deleznable el edificio de toda educacin intelectual, lo que s les exigimos es el ejemplo constante, la prctica de las virtudes, que hagan nacer en sus hijos el amor a la verdad, que cultiven este precioso sentimiento, que dirijan su alma a todo lo que es bello y lo que es noble, que les hagan tributar culto a la belleza moral, que es la ms sublime de todas las bellezas, que les hagan amar y respetar el orden, porque el orden es la primera ley de los cielos, que les hagan amar y respetar el trabajo, porque el trabajo es la primera ley de la naturaleza humana; en una palabra, que no slo atienda a su desarrollo fsico, sino que pongan tambin las bases de su desarrollo moral e intelectual. As tanto el cuerpo como el espritu deben ser objeto de su tierna solicitud, porque como dijo el poeta: gratior est pulchro veniens in corpore virtus Slo acostumbrando los nios al orden y al trabajo es como puede dirigrseles convenientemente, y calculad qu dosis de paciencia y de perseverancia necesitara el educador para suplir los efectos de la enseanza domestica. Otro inconveniente sobre el que se para muy poco la atencin, es, el de la edad a que se envan los nios al colegio. Los padres reflexionan poco en este punto, que es sin embargo de la mayor importancia. Hay, en efecto, cierta poca en la vida del hombre en que las facultades todas estn, por decirlo as, ms amoldables; su desarrollo, por consiguiente, es entonces mas fcil, y si se deja pasar esa poca se corre el riesgo de no alcanzarlo. ¡Cuntos hay que malgastan los primeros aos, y despus cuando vuelven en s tratan intilmente de recuperar el tiempo perdido! Es preciso desengaarnos: lo que no se aprende en cierta edad no se aprende nunca, y as es necesario no desperdiciar esa oportunidad que slo se presenta una vez en el curso de la vida. El desarrollo fsico y el intelectual deben guardar cierta relacin. Si aqul se halla muy adelantado con respecto a ste, es muy difcil restablecer la armona que slo podr conseguirse por medio de procedimientos especiales. Por la inversa, el deseo inmoderado de algunos padres de que sus hijos progresen suele ser muchas veces falta de stos, bien porque los dediquen a ejercicios intelectuales antes de tiempo, bien porque les hagan abrazar muchos estudios a la vez. Escuchad cmo se expresaba hace muchos siglos un amigo de la humanidad. “Conozco padres que son realmente los enemigos de sus hijos. Ansiosos de verlos hacer los mas rpidos progreso y de obtener en todo una superioridad extraordinaria, los recargan de trabajos cuyo peso los abruma. De aqu resulta un desaliento que les hace odiar las ciencias. Las plantas regadas con moderacin crecen fcilmente, mientras que la demasiada agua las mata. As tambin el alma se nutre y se fortifica con un trabajo prudente, mientras que el exceso la abate y la aniquila”. As hablaba Plutarco hace centenaLuz3-12.p65 28/08/01, 11:49 477

PAGE 491

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 478 \ 478 \ 478 \ 478 \ 478 \ res de aos, y sin embargo, ¡cuntos padres hay hoy todava a quienes convendra darles su consejo¡ ¡Cuantos hay que deseando ver en cada hijo suyo un pequeo sabio, slo consiguen apagar su inteligencia y sus facultades todas! Es preciso que se convenzan de que el exceso de trabajo en los primeros aos conduce a la imbecilidad, porque todo exceso supone una violacin de una ley y cuando se infringen las de la naturaleza, sta hace pagar muy caro la ofensa que se le hace. Otro inconveniente quiero apuntar, seores, y es el del cambio frecuente de colegios, porque es lo mas perjudicial para la enseanza. Entre nosotros, sobre todo, raros son los que concluyen su educacin en el mismo instituto donde la empezaron. Qu resulta de aqu? Resulta que aparte del tiempo que se pierde siempre en los intermedios de estos cambios, los alumnos tienen que resentirse necesariamente de la mudanza, mientras se acostumbran a los nuevos mtodos, a los nuevos sistemas, al carcter de los nuevos profesores. Si hay algo que reclama unidad y constancia es la educacin, y nada mas desagradable para un institutor que el que as se interrumpa su obra a cada paso. He aqu por qu es tan ardua la enseanza: porque el educador, adems de los impedimentos que en s mismo encuentra, y que slo a fuerza de paciencia y de perseverancia puede vencer, tiene que luchar con los que le oponen los que deban auxiliarle, desde el nio, objeto de sus cuidados y de sus desvelos, hasta el ultimo ser que con l tenga relacin. As, la enseanza es indudablemente un apostolado: su obra es de propaganda y el educador un verdadero apstol: es el enviado, el Mesas de la Verdad! Que el que no sienta arder en su interior el santo fuego y no abrigue un amor profundo a la verdad, renuncie para siempre a la ardua empresa de la formacin de las almas. Si al emprender la tarea de ensear lo hace tal vez movido por miras interesadas, que abandone el puesto desde luego, pues solo con el pensamiento bastar para que profane el santo templo de la educacin e injurie gravemente a la deidad que en l habita. Si lo hace acaso impulsado por la persuasin en que est de que le ofrecer menos dificultades que otro gnero de trabajos a que se dedique, ha desconocido sin duda la naturaleza de sus obligaciones, se ha engaado completamente. Pero estas ilusiones se desvanecern tan pronto como empiece sus tareas y advertir desde luego cuan grosero fue su error, cuanto infundadas sus esperanzas. El espectculo de una juventud cuyos ojos inocentes se dirigen hacia l en actitud de pedirle ciencia y consejos, de una juventud que viene a colocarse bajo su direccin, le dir en lenguaje mas elocuente, que sobre l pesa una grave responsabilidad, que los padres delegan en l sus facultades, que la patria funda en l sus esperanzas. Recuerde que los nios que le entregan son seres Luz3-12.p65 28/08/01, 11:49 478

PAGE 492

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 479 / 479 / 479 / 479 / 479 cuyas oscuras inteligencias han de ser despertadas por l a la luz de la verdad; recuerde que son criaturas ignorantes de todo, y que l ha de ilustrarlas; que son almas sedientas de saber, que l ha de llevarlas de la mano a la fuente donde calmen su sed; recuerde que son dbiles tallos, aptos para recibir cualquiera direccin que se les d, tiernos botones que para abrirse necesitan del calor de la verdad y el soplo de la virtud, y que ese calor vivificante y ese soplo bienhechor han de venir de l; recuerde, en fin, que son hombres en miniatura, que maana reemplazarn a los que hoy ocupan el escenario de la vida. ¡Y quin sabe si merced a sus buenos consejos se corregirn los mas pervertidos instintos, o si por su mala direccin y por su culpable apata se perdern las mejores inclinaciones y las ms nobles tendencias! ¡Quin sabe si de la banca de sus escolares sacar para ofrecerlo al mundo algn Washington o Franklin, algn Bonaparte o Newton, o si le entregar por el contrario un oprobio del gnero humano! En una poca como la nuestra y en un siglo en que slo se reconoce la supremaca del talento y del saber, a pesar de cuanto digan los que declaman contra su mal llamado positivismo; en una poca como la nuestra, digo, el carcter moral del individuo formado bajo su direccin y bajo sus auspicios es el nico pasaporte para lograr una slida reputacin y para conseguir la verdadera felicidad en este mundo. Ved aqu por qu se agrava tanto la responsabilidad del educador, y ved aqu por qu, como dice Lord Brougham, no el can sino el institutor ser en lo adelante el rbitro de los destinos del mundo. En efecto, si se considera la influencia que el educador puede ejercer sobre sus educandos, se comprender ms la importancia de su ministerio. Si logra captarse su amor y su afecto, su influencia puede a veces superar a las de los mismos padres, y le ser fcil conseguir de ellos lo que quiera, encaminarlos por cualquier senda que escoja. As, podr hacer que adquieran hbitos de estudio y aplicacin, o bien por su abandono ser causa de su apata e indiferencia; podr inculcarles amor al saber y respeto a la virtud, o por su negligencia los har indiferentes a tan santos objetos; podr hacerlos benvolos, humanos, amantes de lo bueno y de lo bello, podr cultivar sus afecciones sociales, o ser causa, por el contrario, de que se perviertan las ms nobles tendencias de su corazn. Por eso dijo el gran Leibnitz que siempre haba credo que se reformara el gnero humano si se reformase la educacin de la juventud, y as es la verdad, porque la juventud es la humanidad, en su estacin florida, y el educador es el jardinero que ha de cuidar de mejorarla por su inteligente cultivo. Pero nada hara el educador si no tuviese una fe profunda en la santa causa a que se consagra, si no la amase sinceramente. La fe y el amor, Luz3-12.p65 28/08/01, 11:49 479

PAGE 493

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 480 \ 480 \ 480 \ 480 \ 480 \ he aqu los dos polos de la educacin, la fe que inspira el entusiasmo, que da el valor y la energa, que anima para conseguir el triunfo: el amor que hace al hombre capaz de los ms heroicos sacrificios. La firme creencia de que la educacin es la nica garanta de felicidad para los pueblos, el amor puro y desinteresado de la verdad, para conquistar la cual hemos venido al mundo. La confianza en que con paciencia y perseverancia se asegurar el imperio de la buena causa, el amor que da firmeza a la voluntad, que hace desechar todos los peligros y vencer todas las dificultades. Porque, qu apstol puede haber sin fe ni amor? Quin que no crea en una doctrina podr amarla, ni quin que no la ame podr dedicarse a su propagacin? Por eso he dicho que no hay apstol sin sentir la fuerza de la verdad, porque cuando la verdad no se hace sentir con todo su poder, se expone a ser vencida por otros poderes, y cuando la fuerza de los otros poderes obra con ms energa que la de la verdad, sta palidece o se oculta, como avergonzada de su injusta derrota. El espritu del hombre es como el punto de aplicacin de muchas fuerzas contrarias, necesario es que entre ellas haya una que no slo las contrapese a todas, sino que las arrastre y las domine, y sta debe ser la fuerza de la verdad. Pero no basta sentir esa fuerza. ¡Cuntos hay que creen en la verdad y la aman sinceramente, y no pueden sin embargo hacer nada para su propagacin! ¡Cuntos hay que ven la notoria falsedad de una doctrina, que palpan y deploran sus fatales consecuencias, y no se sienten a pesar de eso con las fuerzas para combatirla! Por eso he dicho que todo apstol debe sentir tambin el impulso de propagar la verdad, y en la enseanza, como en todo apostolado, ese impulso es indispensable. Slo as es como podr el educador remover los obstculos que se oponen a la realizacin de su obra; slo as es como podr tener el valor y el carcter suficientes para oponerse a la mala doctrina y para predicar la verdad, solo as es como podr echar a un lado toda humana consideracin en obsequio de sus nobles y santos propsitos. Para el que siente la fuerza de la verdad y el impulso de propagarla no hay ningn miramiento que lo detenga, la verdad es por naturaleza expansiva: una vez dado el impulso quin puede contenerla? Quin puede evitar la salida del proyectil una vez desarrollada la fuerza de la plvora? As, seores, el apstol debe unificarse con su doctrina, hasta el punto de menospreciarlo todo y de no temer ni a la muerte, si la muerte es necesaria para obtener su triunfo y su propagacin. “Quiero morir por Cristo: morir por l es ganancia para mi, deca el apstol San Pablo”. Que el educador, si es preciso, muera tambin por la educacin y la verdad, que el que muere por la educacin y la verdad muere por el amor, y el que muere por el amor muere por Dios! Y qu virtudes no presupoLuz3-12.p65 28/08/01, 11:49 480

PAGE 494

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 481 / 481 / 481 / 481 / 481 ne esa unificacin en el apstol de la verdad, ese sentimiento profundo de su fuerza, ese impulso incontrastable de propagarla? Supone, seores, la abnegacin ms completa, el desprecio de todo lo mundano, la ausencia de miras interesadas (porque nada, sea dicho de paso, ms opuesto a la dignidad del magisterio que el espritu mercantil que tan a menudo encontramos); supone una caridad ferviente, un amor puro y desinteresado, una dosis de firmeza para sostenerse en su embarazosa posicin, un valor para sufrir con inalterable tranquilidad las punzantes espinas de que encuentra erizado su camino. Y todo por amor a los hombres, por conseguir su mejora, por labrar los cimientos de su felicidad futura: todo por amor a la verdad, por extender la esfera de las ciencias que elevan y enaltecen el espritu humano. Supone una devocin en espritu y verdad, un perfecto conocimiento de los deberes de su ministerio, supone en fin una inteligencia convenientemente ilustrada, una instruccin que le da el justo sentimiento de su dignidad y que le hace amar tambin la de los otros. Esta instruccin cuando es verdadera y slida no solo sirve como medio de mejora al que la posea, sino tambin a los dems. La verdadera instruccin, lejos de exaltar la vanidad ni de ser jams un objeto de ostentacin, ilustra y fortalece la razn. La vanidad corrompe las mejores cosas desde el momento en que las toca, al paso que la verdadera instruccin hace al hombre modesto, porque a medida que lo introduce en los misterios de las ciencias, le hace comprender cun vastas son stas, cun infinitos sus arcanos. As dice La Bruyre que la modestia es al verdadero mrito lo que las sombras a las figuras de un cuadro. As tambin el hombre cientfico tiene que ser por precisin eminentemente religioso, porque cmo concebir la verdad sin admitir la existencia de una verdad Suprema a la cual la refiramos? La verdad es una especie de mediadora entre la Inteligencia Divina y la del hombre, “Estudiad la naturaleza, elevaos a las leyes que la rigen y que hacen de ella una verdad viva; mientras ms profundicis en esas leyes, ms os acercaris a Dios. Estudiad sobre todo la humanidad; la humanidad es ms grande an que la naturaleza, porque sabe que procede de Dios, mientras que la naturaleza lo ignora”. Ved aqu el dbil pensamiento de Pascal que se conoce a s mismo y conoce al mundo, mientras que el mundo no se conoce. “Buscad la verdad y amadla, refirindola al Ser inmortal de quien procede: mientras ms os familiaricis con la verdad, ms os familiarizaris con Dios. As lejos de apartar las ciencias de la religin conducen a ella. La fsica con sus leyes, las matemticas con sus nociones sublimes, la filosofa sobre todo que no puede dar un paso sin tropezar con principios universales y absolutos, son otros tantos grados para subir a Dios, y por decirlo as, otros tantos templos en que se le tributa un perpetuo homenaje”. Por eso he dicho Luz3-12.p65 28/08/01, 11:49 481

PAGE 495

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 482 \ 482 \ 482 \ 482 \ 482 \ que las ciencias son ros que nos llevan al mar insondable de la divinidad. He apuntado, seores, ligeramente las cualidades que debe tener todo buen educador, he indicado sus deberes y lo espinoso de su cargo. No extrais que insista siempre en lo mismo, que llame sin cesar vuestra atencin hacia un asunto de importancia tan capital. Hay cosas, dice Scrates, que nadie sabe precisamente porque todos creen saberlas. Enseemos, pues, esas cosas, que de su enseanza se han de reportar beneficios inmensos. Por eso en estas noches en que un lazo de fraternidad une nuestros corazones, en estas noches de efusin y sentimiento en que despus de haberos presentado el fruto de nuestras tareas, vens aqu a exigirme que os hable, satisfago vuestra exigencia, que la costumbre ha convertido para m en deuda obligatoria, y procuro hacerla provechosa. Porque si el estado de una inutilidad casi absoluta a que me han reducido mis males, apenas me permite dedicarme a vosotros cual quisiera; si engaado siempre en la esperanza de ver lucir para m la aurora de un mejor da, slo consigo aadir hora tras hora un eslabn ms a la cadena de mis padecimientos, y si esos padecimientos agotando por instantes la energa y fuerza vitales, me van insensiblemente arrebatando del mundo, hay dentro de m algo que no se me puede arrebatar, algo que es mi misma sustancia, algo que es condicin de mi existencia, y es el culto ferviente de la verdad! Mientras ms viejo, ms espartano —he dicho a veces en conversacin con mis amigos— mientras ms viejo, ms amante de la verdad, ms ardiente en desear su triunfo, ms fervoroso en propagarla! Por eso os hablo siempre sin rebozo, por eso os digo la verdad con desenfado, y aprovecho toda oportunidad que se me presenta de dirigiros alguna palabra edificante. Que, como ya otra vez os dije, por mis aspiraciones y mis deseos soy hombre del porvenir, y la aspiracin ms ardiente de mi pecho es hacer lo ms fecunda posible mi existencia, contribuyendo con mi pequeo bolo a la gran obra de la felicidad futura de nuestra patria. Y a propsito, recuerdo que entre los temas propuestos por el Liceo de Matanzas para los juegos florales que tendrn lugar el ao entrante en el citado Instituto, hay uno en que se propone la cuestin de si nuestra Isla es rica e ilustrada. Prescindiendo de si es o no lo primero, yo veo por donde quiera tristsimos signos de lo segundo, veo donde quiera deplorables sntomas de su falta de ilustracin, y uno de esos sntomas lo encuentro en el hecho desconsolador, pero verdadero, de que entre nosotros no existe la fuerza de esa hija predilecta del Altsimo. Nuestra Isla no es ilustrada porque en ella no se ha elevado todava el profesorado a la altura que le corresponde, porque el magisterio no es en ella una profesin. Salgamos del hogar domstico, aunque hartos motivos tendramos para penetrar en l y sealar a los padres circunstancias en Luz3-12.p65 28/08/01, 11:49 482

PAGE 496

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 483 / 483 / 483 / 483 / 483 que no reflexionan, y que son tambin evidentes seales de falta de ilustracin, entremos en los institutos, y averigemos si los profesores tienen, generalmente hablando, perfecta conciencia de su misin, indaguemos si la opinin pblica respeta y considera el magisterio como su dignidad lo exige, veamos si la ciencia es el patrimonio de las masas, si se le rinde un culto fervoroso. La investigacin ser penosa y desfavorable, porque para buscar la ilustracin es necesario que huyamos de los centros de poblacin, o que prescindamos en ellos de ciertos crculos pobres y reducidos; ni los crculos literarios podrn darnos jams idea del adelanto de un pas; ese adelanto debemos buscarlo en lo que se llama pueblo, y el pueblo de Cuba, seores, esta por desgracia en un estado de lamentable atraso. Slo cuando entre nosotros exista esa armona que tanto he predicado, slo cuando marchen de consuno los tres factores de la educacin, es cuando podremos tener justos motivos para preciarnos de ilustrados. Tristissimus hoec scribo deca un antiguo a un amigo suyo, y yo tambin al desplegar mis labios para decir estas verdades, lo hago con la ms profunda tristeza, y lo hago, como ya otra vez os he dicho, no porque tenga hiel en el corazn, sino porque slo sealando los males es como pueden prescribirse los remedios para curarlos con mayores probabilidades de buen xito. Dios ha hecho curables a las naciones, sanabiles fecit nationes orbia terrarum: tengamos, pues, la fe ms profunda en la eficacia de esa panacea de los males de los pueblos, la educacin. Los pueblos, seores, necesitan hombres, y la educacin es quien ha de drselos. “¡Gran Dios! —decia Napolen en Italia— he buscado hombres en este pas, y he podido encontrar tan solo dos: Dandolo y Melgi!” Procuremos que no haya tal caresta entre nosotros, y para ello eduquemos bien a nuestros hijos, inspirmosles virtudes sociales, pacifiquemos sin cesar el ambiente de nuestros hogares. Slo as lograremos dar hombres a la patria que la ilustren y la hagan feliz, slo as cumpliremos con el deber que todo hombre tiene de contribuir con su parte a la obra del progreso, porque el progreso es un caudaloso ro que, pobre y mezquino en su origen, ha ido aumentando con el transcurso de los siglos, y a cuya corriente debe contribuir todo el que forma parte de la humanidad para que desemboque fuerte e impetuoso en el ocano infinito de la Verdad Suprema. Aprovechemos los dones con que a la Providencia Divina plugo favorecernos, no dejemos perder las bellas dotes que revela nuestra juventud. “Acaso —deca un gran poeta en el cementerio de un pueblo—, acaso descansa aqu un corazn animado en otro tiempo de celeste llama, acaso hay all manos dignas de sostener un cetro o de despertar las armonas sublimes de la lira. Pero la ciencia no ha desarrollado jams en su presencia esas grandes pginas enriLuz3-12.p65 28/08/01, 11:49 483

PAGE 497

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 484 \ 484 \ 484 \ 484 \ 484 \ quecidas con los despojos del tiempo, la fra miseria reprima sus nobles impulsos, y helaba en su alma las inspiraciones del genio. ¡Cuntas piedras preciosas del ms puro brillo estn perdidas en los abismos del ocano! ¡Cuntas encantadoras flores abren su cliz, ostentan sus bellos matices y prodigan sus perfumes a las brisas del desierto”. Abramos, pues, el libro de la ciencia, e inspiremos a la patria toda el ansia profunda de devorar sus pginas, que si lo conseguimos, al tender entonces la vista por nuestro alrededor, encontraremos por dondequiera motivos de complacencia, y al discurrir por los cementerios lloramos acaso la prdida de algn amigo, de alguna persona querida, de alguna gloria de la patria, no diremos entonces como el poeta ingles: “prodig sus perfumes a las brisas del desierto”; diremos slo: pas, pero al pasar hizo fecunda su existencia, se marchit la flor, pero dej su perfume en la copa de la civilizacin! ¡Ah! si algn da llegamos a alcanzar esa era de felicidad que tanto anhelo, si proscritos de nuestra tierra el vicio y la ignorancia, logramos ver la ciencia entronizada, slo a la educacin seremos deudores de esa bendicin del cielo. Y si entonces en el entusiasmo de la gratitud y del reconocimiento, algn tierno recuerdo despertara la memoria de mis amorosos consejos y de los dbiles esfuerzos de mi celo, de este celo ardiente que sin cesar me consume, entonces —os dir con Jovellanos—, entonces mis yertas cenizas estarn todava con vosotros, y desde el fondo del sepulcro donde ya mis males me habrn precipitado, todava ira mi espritu a importunaros y a predicaros que estudiis la ciencia con ardor, que la amis profundamente, que os esforcis por conquistar y difundir la verdad, y que consagris toda vuestra aplicacin, todo vuestro celo, toda vuestra sabidura al bien de la patria y al consuelo de la humanidad! 16 de diciembre de 1861. Luz3-12.p65 28/08/01, 11:49 484

PAGE 498

–A–Abaitua, Jos: 33, 36, 37, 40, 44 Abru, Juan: Ver Abru, Juan E. de Abru, Juan F. de: 189, 192, 193, 225 Abru, Juan E.: Ver Abru, Juan E. de Abru, Juan E. de: 149, 151, 153, 156, 157, 158, 160, 190, 193, 194, 199, 202, 204, 229, 230, 231, 236, 237, 239, 240, 241, 257, 259, 264, 265, 266, 268, 281, 289, 290, 293 Abru, Juan F.: Ver Abru, Juan F. de Acosta, Calixto: 34, 36 Acosta, Carlos: 44 Acosta, Miguel: 132, 133, 134, 135, 136, 139, 144 Adn, Alfredo: 303, 305, 314, 315, 318, 321, 323 Adn, Federico: 301, 303, 305, 308, 314, 315, 318, 321, 323 NDICE ONOMSTICO NDICE ONOMSTICO NDICE ONOMSTICO NDICE ONOMSTICO NDICE ONOMSTICO Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:49 485

PAGE 499

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 486 \ 486 \ 486 \ 486 \ 486 \Aenlle, Joaqun F.: Ver Aenlle, Joaqun F. de Aenlle, Joaqun F. de: 322, 348, 387, 415, 449 Agero, Manuel: 329, 332 Aguirre, Francisco: 374 Aguirre, Jos R.: Ver Aguirre, Jos Ramn Aguirre, Jos Ramn: 150, 154, 183, 184, 247, 249, 250, 251, 254, 259 Aguirre, Ramn: 149, 191, 271, 273, 274, 276, 277, 278, 283 Agustn Reyes: 336 Ajuria, Juan: 39, 42, 46, 47 Ajuria, Ramn: 31, 32, 35 Alabarrieta, Mariano: 29 Alba, Francisco: Ver Alba, Francisco H. de Alba, Francisco H. de: 330, 332, 334, 335, 337, 338 Albrecht, Justo: 222, 225, 228, 232, 234, 252, 258, 259, 260, 276, 282, 283 Alcal, Alejandro: 32, 33, 35, 37, 42 Alczar, Joaqun: 299, 300, 304, 307 Aldama, Gonzalo: Ver Aldama, Gonzalo de Aldama, Gonzalo de: 37, 40, 42, 46 Aldama, Miguel: 39, 43, 47, 48 Alderech, Justo: 218 Alderete, Eduardo: 131, 132, 134, 136, 149, 150, 152, 154, 158, 218, 220, 222, 224, 227, 228, 234, 306, 311, 312, 313, 314, 321, 330, 337, 338, 339, 340 Alderete, Federico: 131, 134, 136, 149, 150, 154, 217, 223, 227, 247, 248, 251, 253, 271, 272, 273, 275, 282 Alderete, Francisco: 132 Alderete, Gabriel: Ver Alderete, Jos Gabriel Alderete, Jos Gabriel: 131, 132, 135, 136, 149, 150, 152, 155, 158, 163, 218, 220, 221, 226, 228, 248, 249, 250, 252, 253, 254, 255, 259, 272, 273, 274, 275, 278, 283 Alderete, Miguel: 134 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:49 486

PAGE 500

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 487 / 487 / 487 / 487 / 487Alderete, Pedro: 219 Alfonso, Emilio: 149, 150, 155, 157, 158, 183, 184, 186, 189, 190, 191, 217, 220, 222, 225, 226, 227, 236 Alfonso, Felipe: 150, 152, 153, 157, 158, 162, 168, 184, 185, 187, 189, 190, 191, 195, 196, 199, 201, 251, 255, 256, 258, 261, 262, 263, 265, 266, 267, 279, 280, 282, 283, 286, 287, 288, 291, 292 Alfonso, Jacinto: 131, 133, 134, 135, 136, 139, 150, 151, 153, 156, 157, 158, 161, 163, 168, 184, 185, 189, 190, 192, 195, 197, 201, 223, 225, 229, 232, 235, 237, 238, 251, 255, 256, 258, 260, 261, 262, 264, 265, 266, 267 Alfonso, Jos Manuel: 164 Alfonso, Juan M.: Ver Alfonso, Juan Manuel Alfonso, Juan Manuel: 131, 133, 134, 135, 136, 139, 151, 153, 156, 158, 159, 161, 165, 168, 189, 192, 193, 195, 197, 199, 201, 202, 204, 224, 225, 229, 230, 231, 235, 236, 237, 238, 239, 240, 241, 257, 260, 263, 264, 268 Alfonso, Nicols: 149, 150, 155, 157, 158, 185, 186, 189, 190, 191, 218, 220, 222, 225, 226, 229, 230, 236, 238, 248, 250, 252, 253, 254, 256, 261, 262 Alfonso, Pablo: 233 Alfonso, Ramiro: 132, 133, 135, 137, 138, 139, 141, 144, 159, 160, 162, 164, 165, 166, 168, 170, 196, 197, 198, 200, 201, 202, 203, 235, 236, 238, 239, 242 Alfonso, Ricardo: 161, 162, 164, 165, 166, 169, 170, 171, 195, 196, 197, 198, 200, 204, 233, 235, 242 Almeida, Aurelio: 380, 381, 383, 384, 390 Alum, J. Mara: Ver Alum, Jos Mara Alum, Jos: 395, 397, 398, 400, 402, 403 Alum, Jos Mara: 425, 427, 429, 431, 433, 435, 440 Alva, Francisco: Ver Alva, Francisco H. Alva, Francisco H.: 300, 301, 305, 308 Alva, Manuel: 299, 300, 304, 307 Alva, Miguel: 299, 300, 304, 307 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:49 487

PAGE 501

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 488 \ 488 \ 488 \ 488 \ 488 \Alzar, Manuel: 33, 34, 40, 42, 44 Andr, Domingo: 149, 150, 154, 183, 184, 186, 187, 190, 191, 217, 220, 222, 224, 227, 234 Andr, Miguel: 217, 219, 221, 223, 226, 227, 247, 249, 250, 253, 271, 273, 274, 275, 277, 278, 282 Anguera, Federico: 374, 395, 397, 398, 400, 402, 403, 406, 411, 425, 427, 429, 431, 433, 435, 441, 444 Angulo, Antonio: 194, 196, 197, 198, 200, 202, 204, 232, 233, 235, 237, 239, 240, 241, 257, 260, 264, 266, 268, 280, 281, 284, 289, 293, 330 Antinoo: 50 Aparicio, Ambrosio: 138, 163, 164, 197, 233, 234, 235, 258, 312 Aragn, Pedro: 374 Aragn, Rafael: 304, 306, 309, 312 Arango, Andrs: 395, 397, 398, 400, 402, 403, 425, 427, 429, 431, 433, 435, 440, 444 Arango, Felipe: 425, 426, 428, 431, 433, 434, 435, 440, 444 Arango, Francisco: 131, 132, 134, 135, 136, 144, 149, 150, 152, 155, 157, 158, 168 Arango, Francisco de: 9 Arango, Miguel: 304, 306, 307, 309, 312, 313, 314, 317 Arango, Rafael: 153, 158, 159, 161, 165, 169, 172, 194, 199, 202, 204, 230, 231, 234, 236, 237, 239, 240, 241, 264, 265, 266, 268 Arango, Ramn: 170 Arcaya, Francisco: Ver Arcaya, Jos Francisco Arcaya, Jos F.: Ver Arcaya, Jos Francisco Arcaya, Jos Francisco: 300, 301, 307, 308, 312, 317 Arcaya, Jos T.: 310, 315 Aristteles: 77, 93, 100, 110, 111, 119, 208, 364, 419, 454, 456 Armand, Leopoldo: Ver Armand, Leopoldo de Armand, Leopoldo de: 395, 397, 398, 400, 402, 411 Armenteros, Francisco: 186, 187, 189, 192, 193, 195 Armenteros, Pedro: 184, 186, 187, 191 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:49 488

PAGE 502

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 489 / 489 / 489 / 489 / 489Armona, Francisco: 395, 397, 398, 400, 402, 403 Armona, Jos: Ver Armona, Jos R. Armona, Jos R.: 311, 317, 319, 320, 322, 324 Arstegui, Martn: 412, 447 Arozarena, Domingo: 39, 40, 41, 43, 45, 47, 48 Arztegui, Martn: 37, 42, 45, 47 Arqumedes: 21 Arrangoiz, Francisco: 222, 225, 228, 231, 232 Arrangoiz, Joaqun: 219, 251, 255, 256, 258, 261, 262, 263, 265, 267 Arredondo, Manuel: 149, 154, 157, 217, 219, 226, 227, 247, 248, 249, 251, 253, 254 Arriaza, Eugenio: 38, 40, 42, 43, 45 Arriaza, Eugenio de: 49 Arrieta, Francisco: 43, 47, 48, 50 Arrieta, Lorenzo: 41, 43, 47, 48 Arrieta, Victoriano: 38, 39, 40, 41, 42, 45, 50, 51 Arrondo, Antonio: 164 Arrondo, Jos Antonio: 132, 133, 135, 137, 138, 139, 157, 159, 160, 163, 170 Arrondo, Manuel: 150, 223 Aruz, Eduardo: 32, 33, 35, 42 Atalay, Serafn: 32, 33, 36, 42 Atalay, Toms: 37, 38, 40, 42, 46 Atteridge, Alejandro: 302, 306, 307, 309, 312, 313, 315 Atwood: 19 Auber, Emilio: 387, 389, 415, 417, 448, 451 Averhoff, Jacinto: 185, 187, 188, 189, 191 Averhoff, Joaqun: 183 Averhoff, Matas: 183, 185, 187, 188, 190, 191 Ayala, Francisco: 193, 195, 196, 200, 202, 203, 233, 234, 241, 242 Ayala, Manuel: 300, 301, 302, 305, 308, 310 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:49 489

PAGE 503

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 490 \ 490 \ 490 \ 490 \ 490 \Ayestarn, Luis: 439, 442, 446 Azoy, Guillermo: 276, 280, 283, 285, 286, 288, 290, 291, 292–B–Bacallao, Jos Simn: 220, 222, 224 Bacon [de Verulamio]: 71, 74, 87, 90, 93, 94 Bachiller: 54 Baln, Ignacio: 403, 409 Balmaseda, Manuel A.: Ver Balmaseda, Manuel Antonio Balmaseda, Manuel Antonio: 395, 397, 398, 400, 403 Barbaste, Pedro: 43, 44, 46 Barnet, Gabino: 273, 274 Barnet, Joaqun: 306, 307, 309, 313, 314, 316, 319, 321, 322, 323, 330, 332, 333, 346, 349, 350, 381, 383, 390, 395, 403, 413, 432, 434, 435, 446 Barnet, Pablo: 395, 396, 397, 398, 400, 402, 403, 425, 427, 429, 431, 433, 435, 441 Bar, Jos Agustn: 41, 47 Barreto, Manuel: 395, 425, 426, 428, 430, 433, 434 Barroso, Gabriel: 447 Barroso, Julio: 407, 408, 412, 438, 439 Bassave, Antonio: 299, 303, 305, 308, 310, 311, 328, 331, 336, 341, 342, 345, 347, 349, 382, 384, 387, 415, 437, 441, 450 Beato, Jos: 225, 226, 229, 230, 231, 233, 236, 237, 239, 240, 241, 255, 257, 258, 262, 264, 265, 266, 267 Belot, Carlos: 375, 379, 380, 382, 383 Bentez, Jos: 438, 439, 441, 446 Bentez, Jos Mara: 33, 34, 36, 38, 40, 44 Bquer, Toms: 377, 382 Bergmann: 240 Bertini, H.: 144 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:49 490

PAGE 504

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 491 / 491 / 491 / 491 / 491Betancourt, Higinio: 276, 280, 284, 285, 286, 288, 290, 292, 293 Betancourt, Luis R.: 374, 395, 397, 398, 400, 402, 403 Betancourt, Miguel: 225, 229, 230, 231, 233, 236, 237, 239, 241 Betancourt, Ramn: 425, 427, 429, 431, 433, 435, 440 Bethencourt, Francisco: 132, 134, 137, 139, 140 Bethencourt, Higinio: 132, 133, 134, 135, 136 Beudant: 13, 18 Bichat: 59, 74 Biot: 24 Biran: Ver Maine de Biran Blan, Ignacio: 396, 398, 399, 401, 404 Blandino, Francisco: 304 Bolanger, Rafael: 33, 34, 36, 37, 40, 44 Bombalier, Pedro: 327, 328, 334 Bombalier, Santiago: 334 Bonaparte: 479 Bottino, Marcelo: 37, 38, 40, 41, 42, 45, 81 Boulet: 280 Brito, Ricardo: 150, 151, 153, 156, 157, 158, 163, 248, 251, 252, 254, 255, 275, 279, 281, 285 Brougham, Lord: 479 Brusa, Francisco: 135, 138, 140, 143, 161, 162, 167, 201, 238, 262, 287, 306, 311 Bruto: 49 Bruyre, La: 481 Bruzn, Antonio: 311, 319, 320, 322, 324, 337, 339, 346, 350 Bruzn, Jos: 183, 185, 186, 188, 190, 191, 194, 218, 223, 224, 227, 228, 231, 234, 251, 252, 253, 256, 259, 261, 275, 276, 277, 279, 280, 284, 285, 286, 287, 288, 290, 293, 310 Buffon: 74 Bustillo, Jos Mara: 425, 426, 430, 433, 434 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:49 491

PAGE 505

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 492 \ 492 \ 492 \ 492 \ 492 \Bustillo, Pedro: 425, 427, 429, 431, 433, 435, 440 Bustillo, V: 428–C–Caballero, Carlos: 327, 330, 332, 334, 336, 338, 385 Caballero, Faustino: 407, 409, 413 Caballero, Jos: 319, 322, 324, 346, 350 Cabrera, Eustasio: 299, 304, 305, 308, 333, 335, 336, 338, 340, 341, 342, 345, 347, 350 Cabrera, Juan M.: Ver Cabrera, Juan Mara Cabrera, Juan Mara: 396, 397, 399, 404, 409, 429, 432, 436, 441, 446 Cabrera, Lino: 395, 397, 398, 400, 403, 425, 427, 429, 431, 433, 435, 440 Cabrera, Manuel: Ver Cabrera, Manuel de J. Cabrera, Manuel de: Ver Cabrera, Manuel de J. Cabrera, Manuel de J.: 299, 301, 303, 305, 308, 310, 311, 330, 335, 336, 338, 340, 341, 342, 347, 345, 349, 395, 407, 415, 417, 439, 443, 450, 451 Cabrera, Rafael: 396, 397, 399, 400, 404, 406, 432, 438, 446 Cadaval, Francisco: 183, 184, 186, 187, 190, 191, 218, 220, 221, 228 Cadaval, Joaqun: 183, 184, 186, 188, 190, 191, 218, 220, 221, 226, 228 Cals, Andrs: Ver Cals, Andrs A. Cals, Andrs A.: 247, 248, 249, 251, 254, 271, 273, 274, 275, 278, 280, 282 Calvo, Pedro: 300, 303 Callejas, Jos Mara: 217, 220, 221, 223, 227 Campuzano, Flix: 299, 301, 303, 307, 311, 327, 328, 330, 331, 334, 338 Campuzano, Pedro: 300, 301, 303, 305, 307, 308, 312, 330, 333, 335, 336, 338 Caneda, Ramn: 150, 151, 152, 155, 156, 158, 163, 184, 186, 188, 192, 196, 218, 220, 222, 224, 228, 234 Cantera, Joaqun: 150, 152, 155, 156, 158, 163, 168 Capuletti: 144 Carbonell, Eduardo: 306, 309, 312, 316, 319, 321, 322, 323, 330, 337, 339, 346, 349, 350, 381, 390 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:49 492

PAGE 506

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 493 / 493 / 493 / 493 / 493Crdenas, Enrique: Ver Crdenas, Enrique de Crdenas, Enrique de: 217, 219, 221, 224, 227, 234, 247, 249, 250, 252, 254, 256, 259, 271, 274, 276, 277, 280, 282, 285, 286, 288, 290, 292, 293 Crdenas, Francisco de: 163, 164, 167, 171, 172, 173 Crdenas, Gabriel: Ver Crdenas, Gabriel de Crdenas, Gabriel de: 37, 38, 40, 45, 396, 397, 399, 400, 402, 404, 408, 426, 427, 429, 431, 434, 439 Crdenas, Manuel: Ver Crdenas, Manuel de Crdenas, Manuel de: 220, 222, 225, 231, 233, 248, 251, 252, 254, 256, 258, 275, 276, 279, 283 Crdenas, Miguel de: 42, 43, 47, 48, 401, 404, 407, 408, 412, 437, 439, 445, 447 Crdenas, Nicols: Ver Crdenas, Nicols de Crdenas, Nicols de: 149, 150, 152, 155, 157, 158, 218, 219, 221, 224, 226, 227, 234, 249, 250, 252, 253, 254, 259, 262, 272, 273, 274, 276, 277, 278, 280, 283, 285, 287, 288, 290, 293, 395, 397, 398, 400, 402, 404 Crdenas y Chapottn, Nicols de: 425, 426, 427, 429, 431, 433, 435, 440 Crdenas y Jimnez, Nicols de: 425, 428, 430, 432, 434 Caro, Antonio: 142, 170, 203, 240, 266, 291 Carrera, Juan Mara: 432 Carrera, Manuel: 194, 196, 197, 198, 200, 201, 202, 204, 347, 380, 387, 430, 431 Carrillo, Anastasio: 132, 133, 138, 151, 153, 155, 158, 160, 161 Carrillo, Enrique: 396, 399, 401, 403, 405, 409, 411 Carrillo, Felipe: 303, 315 Carrillo, Fernando: 301, 305, 314, 315, 318, 321, 323, 332, 337, 342, 345, 348, 349, 381, 388, 390, 406, 407, 416, 417 Carrillo, Francisco: 327, 328, 329, 331, 333, 334, 376, 396, 398, 399, 401, 405, 406, 411, 427, 430, 432, 436, 437, 441, 446 Cartesio [Ren Descartes]: 53, 67, 90, 92, 94, 95, 97, 113, 119 Castellanos, Cornelio: 300, 301, 303, 305, 307, 308, 312, 317, 332, 333, 337, 340, 343, 345, 347, 377, 379, 381, 382, 383 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:49 493

PAGE 507

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 494 \ 494 \ 494 \ 494 \ 494 \Castellanos, Federico: 302, 304, 306, 307, 313, 314, 315, 321, 341, 342, 345, 347, 350 Castellanos, Jos: 301, 303, 307, 309, 312, 314, 315, 318, 321, 323, 330, 332, 335, 336, 337, 339, 342, 345, 348, 349, 388, 390, 408, 410, 416, 417 Castellanos, Juan: 306, 307, 309, 313, 315, 340, 342, 345, 347, 378, 379, 380, 381, 382, 409, 410, 413, 414 Castellanos, Juan de Dios: 379 Castellanos, Manuel: 306, 309, 312, 316, 319, 321, 322, 323, 337, 346, 349, 350, 381, 383, 390 Castellanos, Manuel V.: 306, 307, 309, 316, 319, 321, 322, 323, 346, 349, 350 Castellanos, Pedro: 374, 380, 396, 397, 399, 400, 402, 404, 406, 427, 430, 432, 434, 436, 446 Castellanos, Pedro F.: 383 Castillo, Francisco: 409 Castillo, Honorato: 427 Castillo, Jess M. del: 406 Castillo, Jess Mara: Ver Castillo, Jess Mara del Castillo, Jess Mara del: 401, 403, 405, 409, 410, 411, 432, 438, 446, 448, 449 Castillo, Jos: 34, 35 Castro, Federico: 336 Castro, Francisco: 132, 133, 135, 139, 140, 141 Castro, Jos F.: 327, 328 Castro, Manuel: 336 Castro, Secundino: 301, 304, 305, 310 Castro, Segundo: 308 Castro, Vicente: 187, 189, 192, 193, 194, 199, 201, 202, 204, 225, 229, 230, 231, 237, 238, 241 Cavendish: 16 Ceballos, Antonio: 187, 189, 192, 194, 196, 225, 229, 230, 235, 236, 239, 301, 307, 312, 313, 334, 337, 339, 343, 347, 378, 379, 383 Ceballos, Cristbal: 301 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:49 494

PAGE 508

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 495 / 495 / 495 / 495 / 495Ceballos, Francisco: 239 Ceballos, Gaspar: 305, 308, 313, 332, 339, 340, 341, 343, 347 Cepero, Manuel: 337, 346, 350 Cervantes: 36, 362 Csar: 45, 413 Cspedes, Emilio: 131, 133, 134, 135, 136, 139, 152, 153, 155, 157, 158, 160, 163, 185, 187, 189, 190, 192, 193, 197, 223, 225, 229, 235, 236, 237, 239 Cicern: 45, 161, 280 Cil, Manuel: 48 Cillegas, Francisco: 224 Cimera, Francisco: 434 Cintra, Carlos: 157, 159, 160, 161, 164, 165, 166, 169, 170, 172, 194, 195, 196, 197, 198, 200, 201, 202, 203, 232, 233, 235, 241, 242 Cintra, Jos A.: Ver Cintra, Jos Antonio Cintra, Jos Antonio: 299, 300, 302, 307, 327, 328, 329, 331, 334, 336, 376, 380, 383, 401, 405, 407, 413 Cisneros, Juan: 154, 158, 160, 162, 170, 194, 198, 200, 202, 203, 301, 302 Cisneros, Ramn: 318 Claret, Juan: 317 Clavijo, Ramn: 327, 328, 329, 331, 333, 334, 376, 399, 401, 403, 405, 408, 410, 411 Codezo, Toms: 316, 343, 383, 411, 444 Coimbra, Francisco: 299, 304, 307, 327, 328, 329, 331, 333, 334, 374, 396, 397, 399, 400, 404, 406, 426, 427, 429, 431, 435, 437, 441 Coimbra, Manuel: 379, 381, 383 Coimera, Francisco: 300 Coimera, Manuel: 378 Cols, Alberto: 439 Cols, Alfredo: 396, 397, 399, 400, 407, 408, 430, 432, 446 Cols, Francisco: 399, 405, 407, 413, 437, 439, 447 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:49 495

PAGE 509

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 496 \ 496 \ 496 \ 496 \ 496 \Comoglio, Antonio: 300, 301, 303, 305, 307, 308, 310, 311 Comoglio, Jos: 300, 307, 310, 311 Condillac: 69, 100 Coprnico: 364 Coppinger, Enrique: 396, 397, 399, 400, 403, 406, 407, 427, 430, 432, 439, 444, 446 Coppinger, Jorge: 395, 397, 398, 400, 402, 403, 411 Corcuera, Jos: 33, 34, 35, 42, 49 Cordero, Federico: 328 Corral, Domingo: 258, 259 Corral, Domingo del: 184, 186, 187, 188, 190, 192, 194, 195, 218, 222, 225, 227, 229, 231, 232, 250, 255, 261, 274, 276, 279, 282, 283, 284 Correggio: 87 Costales, Antonio: 230, 231, 236, 237, 239, 240, 241, 252, 255, 256, 261, 262, 263, 265, 267, 286, 287, 288, 290, 291, 292 Costales, Francisco: 301, 303, 311, 329, 330, 331, 335, 341, 345, 347, 349 Costales, Manuel: 230, 231, 237, 239, 240, 241, 256, 264, 266, 268, 289, 293 Cottilla, Juan: 155, 156, 166, 190, 200, 224, 225, 226, 227, 237 Cottilla, Toms: 272, 274, 276, 277, 280, 283, 285, 286, 288, 290, 292, 293 Coulomb: 18 Cousin: Ver Cousin, Vctor Cousin, Vctor: 88, 89, 91, 92, 93, 94, 96, 97, 100, 107, 108, 109, 111, 113, 114, 115, 116, 117, 122, 123, 124 Crespo, Bartolom Jos: 32, 33 Crucet, Juan: 305, 308, 309, 313, 314, 315, 318, 321, 323, 336, 339, 343, 345, 348, 349, 381, 383, 388, 390 Crucet, Ramn: 299, 300, 327, 329, 331, 333, 334, 338, 412, 447 Cruz, Francisco: 150, 151, 153, 157, 184, 185, 187, 188, 190, 192, 194 Cruz, Francisco de la: 155, 160 Cruz Muoz, Francisco: 218, 222, 225, 231, 250, 255, 256, 258, 261, 262, 264, 265, 267, 275, 286, 287, 288, 290, 291, 292 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:49 496

PAGE 510

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 497 / 497 / 497 / 497 / 497Cruz, Prspero de la: 150, 151, 153, 155, 158 Cruz, Ramn de la: 306, 307, 313, 339 Cuesta, Francisco de la: 327, 328, 330, 331, 333, 334, 380, 385, 401, 406, 407, 414, 438, 439, 449, 451 Cuesta, Francisco: Ver Cuesta, Francisco de la Cueva, Federico: Ver Cueva, Federico de la Cueva, Federico de la: 222, 228, 235, 251, 252, 256, 259, 261, 262, 264, 265, 266, 267, 335, 337, 339, 340, 342, 347 Cuevas, Federico: 220 Cuvier: 364–CH–Chacn, Jos Ignacio: 184, 185, 186, 188, 190, 191, 219, 220, 222, 224, 235 Chacn, Juan: 31, 32, 35 Chacn, Juan Ignacio: 149, 150, 152, 155, 157, 158 Chacn, Mariano: 29 Chamorro, Francisco: Ver Chamorro, Francisco S. Chamorro, Francisco S.: 303, 306, 308, 312, 314, 315, 318, 320, 323 Chapel: 138 Chvez, Felipe: Ver Chvez, Felipe G. Chvez, Felipe G.: 137, 138, 140, 142, 143, 163, 167, 169, 171, 172, 173 Chvez, Jess B.: 260 Chladni: 23, 24–D–Damiron: 91 Dandolo: 483 Danier: 15 Darmany, Miguel: 395, 397, 398, 400, 402, 403, 411, 425, 427, 429, 431, 433, 435, 440, 444 David: 50 Delmonte: 359 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:49 497

PAGE 511

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 498 \ 498 \ 498 \ 498 \ 498 \Delmonte, Miguel: 158, 164, 190, 197, 201 Delmonte, Pedro: 375 Descartes [Cartesio]: 4 Diago, Federico: 247, 248, 249, 251, 254, 259 Diago, Felipe G.: 140 Diago, Joaqun: 183, 184, 186, 188, 190, 191, 197 Diago, Luis Felipe: 183, 184, 186, 188, 191, 197 Diago, Pedro: Ver Diago, Pedro P. Diago, Pedro P.: 137, 138, 139, 140, 141, 142, 143, 163, 164, 165, 167, 169, 170, 171, 172, 247, 250, 251, 253, 254, 258, 260, 262 Diago, Ramn: 131, 132, 133, 134, 135, 136, 139, 150, 153, 155, 157, 164, 184, 185, 187, 188, 190, 191, 197 Daz, Agustn: 32, 36, 38, 42, 49, 51 Daz Argelles, Fernando: 234 Daz Argelles, Francisco: 218, 220, 221, 224, 226, 227 Daz Argelles, Juan: 218, 219, 221, 224, 226, 227, 233 Daz de la Puente, Antonio: 32, 33, 35 Daz de Villegas, Francisco: 274, 276, 280, 285, 288, 290, 292, 293, 399, 426, 449 Daz de Villegas, Jos M.: Ver Daz de Villegas, Jos Mara Daz de Villegas, Jos Mara: 276, 277, 285, 286 Daz de Villegas, Leopoldo: 289, 291, 293 Daz, Francisco: 299, 300 Daz, Jorge: 31, 32, 35, 49, 51 Daz, Jos: 132, 133, 134, 137, 138, 144 Daz, Jos Francisco: 304 Daz, Jos T.: 307 Daz, Juan: 150, 151, 153, 155, 157, 158, 163 Daz, Marcos: 283 Daz Martnez, Felipe: 232, 242 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:49 498

PAGE 512

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 499 / 499 / 499 / 499 / 499Daz, Rafael: 30, 31, 32, 33, 34, 35, 36, 38, 42, 49, 51 Daz, Ramn: 151 Daz, Ricardo: 131, 133, 134, 135, 136, 144, 150, 153, 155, 157, 163, 185, 186, 188, 190, 191, 197 Daz, Toms: 217, 221, 224, 227 Diego, Pedro P.: 249 Diez, Ricardo: 152, 183 Disdier, Federico: 29 Dodart: 14 Domnguez, Eusebio V.: 308, 310 Domnguez, Manuel: 219, 225, 228, 231 Domnguez, Nicols: 218, 220, 222, 224, 228, 235, 238, 248, 250, 251, 254, 258, 259, 263 Duarte, Carlos: 32, 33, 35, 44, 49 Duarte, Manuel: 33, 34, 35, 37, 44, 49 Dubrocq, Miguel: 396, 398, 401, 402, 408, 428, 430, 431, 434, 440 Duplessis, Adolfo G.: 337, 381, 407, 438 Duquesne, Pedro: 131, 132, 134, 135, 136, 150, 151, 153, 154, 155, 157, 158, 160, 184, 185, 187, 188, 190, 192, 194, 223, 224, 229, 231, 232 D’Wolf, Gernimo: 37, 39 D’Wolf, Jernimo: 43, 46–E–Eckstein, barn de: 124 Echeverra, Toms G.: Ver Echeverra, Toms G. de Echeverra, Toms G. de: 257, 258, 260, 264, 265, 266, 268, 282, 284, 290, 293 Ehrenberg: 364 Elosua, Francisco: 132, 134, 135, 136, 137, 139, 143, 144, 159, 160, 162, 164, 165, 166, 168, 170 Encinosa, Sixto: 428, 430, 432, 435, 436, 440 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:49 499

PAGE 513

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 500 \ 500 \ 500 \ 500 \ 500 \Enrique, Rafael: 425 Epino: 72 Escobedo: 359 Espinosa, Emilio: 428, 429, 432, 434, 435, 436, 440 Espinosa, Francisco: 185, 187, 189, 192, 198 Espinosa, Joaqun: 301, 303, 306, 311, 314, 315, 318, 320, 323, 337, 342, 345, 348, 349, 381, 388, 390 Estvez, Antonio: 154, 155, 158, 159, 162, 164 Estrada, Alejandro: 299, 300, 304, 327, 328, 334 Estrada, Felipe: 299, 300, 303, 305, 308 Estrada, Luis: 299, 300, 303, 307, 310, 311, 327, 328, 330, 331, 334, 336 Estrada, Manuel: 169 Estrada, Mariano: 159, 160, 161, 162, 166, 170, 172–F–Faraday: 18 Farrs, Eduardo: 154, 156, 157, 158, 159, 162, 164, 185, 192, 193, 196, 197, 198, 230, 233, 235, 236, 239, 240 Farrs, Ricardo: 432, 436, 437, 441, 446 Fe, Santiago de la: 268 Fedro: 161, 280 Fernndez, Alberto: 276, 277, 280, 281, 284, 285, 288, 290, 292, 293 Fernndez, Antonio: 39, 43, 45, 47, 48 Fernndez, Isidro: 133, 134, 135, 136, 138, 139, 149, 151, 153, 155, 157, 160, 162, 187, 189, 190, 191, 196, 225, 227, 229, 231, 232, 233, 237, 239, 241, 255, 258, 262, 264, 265, 266, 267, 282, 283, 289, 291, 293 Fernndez, Jos: 133, 134, 135, 136, 139, 152, 153, 156, 158, 159, 166, 169, 170, 172, 193, 194, 198, 200, 202, 203, 231, 235, 236, 241, 242 Fernndez, Jos Manuel: 152, 192 Fernndez, Juan B.: 311 Fernndez, Juan M.: Ver Fernndez, Juan Manuel Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 500

PAGE 514

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 501 / 501 / 501 / 501 / 501Fernndez, Juan Manuel: 150, 153, 155, 158, 160, 162, 184, 185, 187, 188, 190, 196, 223, 224, 229, 231, 234, 251, 255, 256, 258, 259, 261, 262, 264, 265, 267 Fernndez, Leopoldo: 299, 301, 303, 305, 308, 316, 328, 330, 331, 332, 335, 338, 343, 380, 382, 385 Fernndez, Ricardo: 149, 150, 153, 157, 158, 183, 184, 186, 188, 190, 191, 218, 219, 221, 227, 234, 248, 249, 250, 252, 254, 259, 273, 274, 275, 278, 282 Ferregut, Francisco: 327, 328, 329, 331, 333, 334, 374, 395, 397, 398, 400, 402, 426, 427, 429, 431, 433, 434, 435, 440, 444 Ferrer, Jos Mara: 378, 380, 381, 382, 383 Ferrer, Juan: 417 Ferrer, Juan M.: Ver Ferrer, Juan Mara Ferrer, Juan Mara: 300, 301, 305, 306, 308, 309, 310, 312, 316, 333, 335, 340, 341, 342, 344, 345, 347, 350, 382, 406, 407, 408, 409, 412, 415, 439, 442, 443, 445, 448, 450, 451 Ferrer, Juan Miguel: 379, 380, 387, 445 Figueredo, Bernardo: 51 Figueredo, Pedro: 46, 51 Figueroa, Antonio: 412 Fischer: 23 Fleuri: 29, 35 Fleury: 149 Forcade, Gabriel: 401, 408, 409, 413, 432, 437, 439, 442, 445, 447 Fox, Joaqun: 327, 328, 329, 331, 334 Franco, Jos: 36, 37, 38, 41 Frank, profesor: 94 Franklin: 479 Fresneda, Indalecio: 428, 430, 431, 433, 442, 443, 444 Fuente, Guillermo de la: 390 Fuentes, Eleuterio: 432, 446 Funes: 205 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 501

PAGE 515

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 502 \ 502 \ 502 \ 502 \ 502 \Funes, Juan Francisco: 172 Funes, Martn: 184, 185, 190, 191, 219, 220, 222, 224, 226, 228, 234, 248, 250, 252, 253, 254, 259, 272, 274, 276, 279, 283–G–Galn, Emilio: 184, 185, 187, 188, 190, 191, 194, 201, 218, 220, 222, 224, 228, 230, 234 Galarraga, Alberto: 37, 38, 40, 42, 45 Galarraga, Jos A.: Ver Galarraga, Jos Antonio Galarraga, Jos Antonio: 131, 132, 133, 134, 135, 136, 139, 149, 152, 153, 156, 158, 164, 186, 189, 193, 197, 247, 249, 250, 252, 254, 259, 271, 273, 274, 276, 277, 278, 281, 283, 287, 313, 319, 322, 324 Galarraga, Juan Antonio: 157 Galarraga, Matas: 428, 432, 434, 436, 437, 439, 441, 442, 443, 444, 445 Galileo: 14, 19, 364 Glvez, Jess B.: 252, 255, 256, 257, 261, 262, 264, 265, 267, 279, 280, 284, 286, 287, 288, 290, 291, 292, 305, 306, 332, 333, 377, 379, 389, 401, 411, 416, 450, 463 Glvez, Jos Mara: 194, 195, 198, 200, 203, 231, 233, 234, 236, 237, 241, 242, 256, 258, 259, 260, 268 Gall: 119, 120, 121 Gallegos: 36 Garca, Antonio: 183, 185, 186, 188, 190, 191, 218, 221, 222, 224, 227, 228 Garca, Bruno: 132, 133, 135, 137, 139, 140, 143, 159, 160, 161, 164, 165, 166, 167, 170, 190, 195, 197, 198, 200, 201, 202, 203 Garca, Emilio: 132, 133, 135, 136, 137, 138, 139, 144, 154, 159, 164, 168 Garca, Germn: 31, 32, 35, 395, 397, 398, 400, 402, 403, 425, 427, 429, 431, 433, 435 Garca, Jos: 131, 132, 133, 134, 135, 136, 139, 143, 150, 152, 153, 155, 158, 163, 168, 184, 185, 189, 190, 192, 197, 218, 222, 227, 228, 230, 235 Garca, Jos de J. Q.: 279, 285 Garca, Justo: 33, 34, 36, 37, 40, 44, 49 Garca, Lorenzo: 37, 38, 40, 44 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 502

PAGE 516

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 503 / 503 / 503 / 503 / 503Garca, Mateo: 32, 33, 35, 41, 44, 396, 397, 399, 400, 428, 430, 432, 446 Gay-Lussac: 21, 240 Gayol, Alejandro: 31, 32, 35 Gayol, Juan: 29, 30 Gerez, Jos: 235 Gerez y Meza, Jos: 231, 232, 241, 242 Girette, Joaqun: 328, 329, 330, 332, 333, 334, 377, 380, 381, 401, 403, 405, 407, 408, 412 Girette, Jos: 337 Girette, Rafael: 328, 329, 330, 332, 333, 334, 337, 377, 381, 399, 401, 403, 404, 405, 408, 410, 411, 413, 432, 437, 439, 441, 444, 446 Giroud, Joaqun: 218, 220, 221, 224, 226, 228, 234 Gbez, Antonio: 337 Godwin, Eduardo: 218, 220, 222, 224, 226, 228, 248, 250, 252, 253, 254, 259, 272, 274, 276, 277, 279, 281, 283, 284 Goethe: 54 Goicoura, Gonzalo: 36, 38, 40, 44 Gmez, Antonio: 247, 248, 249, 251, 254, 271, 272, 273, 275, 278, 282, 302, 305, 309, 312, 317, 321, 332, 335, 337, 339, 343, 344, 348, 378, 380, 381, 383, 408, 409, 410, 413 Gmez, Felipe: 152, 153, 155, 158, 159, 160, 162, 168, 189, 192, 193, 194, 199, 201, 202, 204, 233, 237, 239, 240 Gmez, Jos Mara: 202 Gmez, Miguel: 252, 259, 260, 261, 276, 281, 283, 284 Gmez, Nicols: 247, 248, 249, 251, 254, 271, 272, 274, 275, 278, 282, 302, 305, 309, 313, 314, 315, 317, 318, 321, 323, 332, 339, 343, 344, 345, 348, 349, 381, 383, 388, 390, 408, 409, 410, 416, 417 Gmez, Toms: 301, 305, 307 Gonzlez, Antonio: 336, 341, 342, 345, 347, 350, 425, 426, 428, 430, 433, 434 Gonzlez, Carlos: 132 Gonzlez Chvez, Felipe: 161, 163 Gonzlez Echeverra, Manuel: 161, 163, 164, 165, 167, 171, 172, 173 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 503

PAGE 517

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 504 \ 504 \ 504 \ 504 \ 504 \Gonzlez Echeverra, Romn: 152, 169 Gonzlez Echeverra, Toms: 149, 154, 158, 160, 162, 164, 166, 167, 170, 172, 196, 197, 200, 204, 232, 233, 235, 237, 239, 240, 241, 281 Gonzlez, Enrique: 144, 168, 201, 238, 263, 287, 317, 344, 384, 411, 445 Gonzlez, Fernando: 183, 184, 186, 188, 190, 191, 196 Gonzlez, Francisco: 131, 132, 133, 134, 135, 136, 139, 143, 153, 155 Gonzlez, Joaqun: 271, 274, 276, 277, 280, 283, 285, 288, 290, 292, 293 Gonzlez, Jos Francisco: 150, 152, 157 Gonzlez, Jos Manuel: 131, 132, 136, 150, 151, 152, 153, 156, 157, 163 Gonzlez, Juan M.: 134 Gonzlez, Leopoldo: 305, 309, 310 Gonzlez, Manuel: 135, 138 Gonzlez Osma, Fernando: 218, 220, 221, 224,226, 228, 234 Gonzlez, Toms: 194, 198, 376, 382, 384, 401, 405, 406, 409, 411, 412 Govn, Jos: 407, 415 Gravesande: 18 Guerra, Leonte: 436, 443 Guerrero, Carlos: 306, 307, 309, 311, 313, 316, 317, 321, 322, 323, 338, 341, 343, 344, 346, 349, 350, 380, 381, 390, 395, 401, 402, 431, 433, 451 Guerrero, Felipe: 184, 187, 189 Guilln, Jos: 302, 304, 305, 307, 308, 309, 312 Guiral, Antonio: 150, 151, 152, 155, 156, 157, 163, 183, 186, 188, 190, 191, 197, 218, 221, 223, 225, 228, 230, 235, 251, 252, 254, 255, 256, 257, 260, 261, 275, 276, 277, 279, 281, 284 Guiral, Domingo: 151, 153, 157, 158, 159, 161, 164, 166, 167, 192, 193, 195, 197, 199, 202, 204, 230, 232, 235, 236, 237, 239, 240, 241, 257, 260, 264, 266, 268, 281, 284, 289, 293 Guiral, Enrique: 299, 301, 303, 305, 308, 330, 332, 334, 335, 336, 338, 380, 385, 401, 406, 407, 408, 409, 414 Guiral, Francisco: 299, 301, 303, 305, 308, 328, 330, 332, 334, 336, 338, 380, 382, 385, 401, 407, 409, 414, 437, 439, 449, 451 Guitart, Francisco: 32, 33, 35, 44, 49, 51 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 504

PAGE 518

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 505 / 505 / 505 / 505 / 505Guiteras, Antonio: 43, 46 Guiteras, Eusebio: 33, 34, 37, 40, 44 Gutirrez, Carlos: 377, 380, 401, 409, 412, 437, 438, 441, 447 Gutirrez, Francisco: 300, 301, 303, 305, 308, 311, 330, 333, 335, 336, 338, 340, 341, 342, 345, 347, 350, 379, 382, 383, 387, 407, 409, 415, 417, 439, 442, 449, 450, 451 Guzmn, Juan: 396, 397, 399, 400, 402, 404, 406–H–Harvey, Nicols: 428, 430, 441, 442, 443 Hay: 13 Hegel: 96, 123 Heine: 123 Helvecio: 59, 75, 96, 97, 98 Helvetius: 120 Henrique, Rafael: 395, 397, 398, 400, 402, 403, 407, 427, 429, 431, 433, 435, 438, 444 Hquet, Gustavo: 251, 253 Herder: 89 Hernndez Pedro F.: 411 Hernndez, Alfredo: 426, 427, 429, 431, 433, 435, 440 Hernndez, Andrs: 405, 407, 413 Hernndez, ngel: 405, 406, 407, 409, 410, 412 Hernndez, Fernando: 149, 151, 154, 155, 156, 160, 184, 185, 187, 188, 194 Hernndez, Gonzalo: 425, 426, 428, 430, 433, 434, 440 Hernndez, Jos: 160 Hernndez, Jos Ignacio: 33, 34 Hernndez, Juan: 248, 252, 254, 259, 260, 261, 263, 330, 337, 343, 346, 349, 350 Hernndez, Juan B.: 306, 316, 319, 322, 323 Hernndez, Juan Manuel: 194, 218, 233 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 505

PAGE 519

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 506 \ 506 \ 506 \ 506 \ 506 \Hernndez, Juan S.: 321 Hernndez, Leopoldo: 305, 306, 309, 313, 317, 333, 337, 339, 340, 341, 344, 347, 378, 379, 381, 383, 384, 408, 410 Hernndez, Luis: 37, 38, 40, 44, 45 Hernndez, Manuel: 427, 429, 432, 434, 436, 437, 441, 443, 446 Hernndez, Pablo: 185, 187, 189, 190, 192, 193, 194, 199, 201, 225, 226, 230, 231, 235, 236, 237, 238, 239, 240, 241, 255, 259, 262, 264, 265, 266, 267, 287, 289, 291, 293 Hernndez, Pastor: 416 Hernndez, Pedro: 306, 309, 313, 316, 317, 332, 333, 335, 339, 341, 343, 344, 347, 383, 387 Hernndez, Pedro F.: Ver Hernndez, Pedro Francisco Hernndez, Pedro Francisco: 378, 379, 380, 383, 384, 411 Herrera Jos M.: 281 Herrera, Antonio: 150, 151, 154, 155, 185, 187, 189, 191, 193, 195, 222, 225, 230, 232, 234, 258 Herrera, Federico V.: 310 Herrera, Felipe: 33, 34, 35, 37, 44 Herrera, Francisco V.: 301, 304, 306, 309, 313, 314 Herrera, Jos: 150, 151, 153, 156, 159, 161, 162, 189, 190, 192, 193, 194, 196, 199, 201, 202, 204, 225, 229, 230, 231, 233, 237, 238, 239, 240, 241, 255, 257, 258, 259, 262, 263, 264, 265, 266, 267 Herrera, Jos M.: Ver Herrera, Jos Mara Herrera, Jos Ma.: Ver Herrera, Jos Mara Herrera, Jos Mara: 282, 287, 289, 291, 293 Herrera, Miguel: 379, 382, 385 Herrera, Rafael: 219, 221, 223, 226, 227, 247, 249, 250, 252, 253, 259, 273, 275, 282 Hevia, Emilio: 299, 300, 302, 304, 308, 316, 327, 328, 329, 333, 334, 336, 398, 399, 405, 406, 408, 430, 439, 446 Hevia, J. B.: Ver Hevia, Juan Bautista Hevia, Juan B.: Ver Hevia, Juan Bautista Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 506

PAGE 520

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 507 / 507 / 507 / 507 / 507Hevia, Juan Bautista: 301, 302, 303, 305, 308, 328, 329, 331, 334, 374, 376, 377, 378, 398, 404, 428, 434, 435 Hevia, Simn: 184, 186, 187, 188, 190, 191, 196, 218, 221, 223, 224, 228, 234 Hinrisch: 123 Hipcrates: 11 Hobbes: 96 Horacio: 46, 161, 280 Huarte: 119 Huerta, Santiago de la: 194, 196, 198, 200, 201, 202, 204, 232, 233, 235, 236, 237, 239, 240, 241, 257, 258, 260, 264, 266, 268, 281, 282, 284, 289, 293 Hugues, Francisco: 217, 219, 221, 224, 226, 227 Humboldt: 24 Hume, David: 1–I–Ilzarbe, Alberto: 408, 410, 413 Ilzarbe, Domingo: 401, 406, 408, 416, 417 Inarra, Lorenzo: 33, 34, 36, 40 Inchustegui, Flix: 29, 30, 35 Inchustegui, Jos: 36, 38, 40, 44, 49 Invern, Jos: 33, 34, 36, 38, 40, 45 Iturbe, Juan: 40 Iturbe, Julin: 36, 38, 45 Izaguirre, Antonio M.: 248, 250, 253, 256, 280, 283, 285, 286, 288, 290, 292, 293 Izar, Manuel: 35 Izquierdo, Antonio: 33, 34, 36, 37, 44, 51–J–J. Martnez, Antonio: Ver Janier Martnez, Antonio Janier, Antonio: Ver Janier Martnez, Antonio Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 507

PAGE 521

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 508 \ 508 \ 508 \ 508 \ 508 \Janier, Antonio M.: Ver Janier Martnez, Antonio Janier M., Antonio: Ver Janier Martnez, Antonio Janier Martnez, Antonio: 330, 333, 334, 335, 338, 340, 341, 344, 378, 379, 380, 382, 384, 408, 410, 413 Jaquez, Jos de la L.: Ver Luz Jaquez, Jos de la Juregui, Joaqun: 39, 43, 47, 48, 49 Jerez, Juan: 45, 46, 48, 49 Jerez y Mesa, Juan: 40, 41, 43 Jimnez, Carlos: 131, 132, 133, 135, 136, 138 Jimnez, Eduardo: 131, 132, 133, 134, 135, 136 Jimnez, Julio: 327, 328, 329, 334, 336, 338 Jimnez, Lorenzo: 316, 319, 321, 322, 323, 346, 349, 350 Jimnez, Luis: 218, 220, 222, 225, 226, 228, 234 Jimnez, Miguel: 329, 336, 341, 342, 345, 347, 350, 425, 426, 428, 430, 433, 434, 444 Jimeno, Jos: 38, 41 Jimeno, Jos Manuel: 33, 36, 44, 49, 50 Jorrn, Jos: 36, 40, 47, 48 Jorrn, Rafael: 271, 273, 274, 276, 277, 278, 282 Jouffroy: 91, 111, 113, 114, 118 Jova, J. Juan: 285 Jovellanos: 36, 484 Juara, Toms: 149, 150, 153, 154 Junco, Carlos: Ver Junco, Carlos del Junco, Carlos del: 301, 303, 305, 308, 314, 315, 318, 321, 323, 342, 345, 348, 349 Junco, Enrique: Ver Junco, Enrique del Junco, Enrique del: 250, 252, 255, 256, 261, 262, 263, 265, 266, 267, 275, 280, 286, 287, 288, 290, 291, 292 Junco, Luis: VerJunco, Luis del Junco, Luis del: 319, 322, 324, 339, 346, 350 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 508

PAGE 522

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 509 / 509 / 509 / 509 / 509Jurias, Luis: 164 Jstiz, Francisco: 426, 428, 430, 432, 438, 443 Juvenal: 89–K–Kant: 11, 93, 105, 111, 123–L–Laca, Miguel: Ver Laca, Miguel de Laca, Miguel de: 396, 398, 399, 401, 404, 428, 430, 431, 435, 440, 443 Lactancio: 109 Laguardia, Patricio: 396, 398, 399, 401, 403, 404, 428, 430, 434, 436, 437, 441, 444 Laguardia, Vicente: 396, 397, 399, 400, 403, 404, 426, 427, 429, 432, 434, 440, 444 Lamadriz, Ambrosio: 396, 399, 400, 406, 432, 436, 438, 446 Lamadriz, Antonio: 397 Lamadriz, Domingo: 395, 425, 426, 428, 431, 433, 434, 435, 440 Lamar, Alfredo: 388, 415, 450 Lamar, Luis F.: 396, 397, 399, 400, 403, 404, 406, 427, 430, 432, 436, 437, 441, 446 Lanz, Jos V.: Ver Valds Lanz, Jos Lao, Agustn: 31, 32, 35 Lapeyre, Eduardo: 327, 328, 329, 334 Lapeyre, Santiago: 327, 328, 329, 331 Laplace: 14, 17, 24, 73 Laredo, Federico: 377, 405, 408, 413, 437, 447 Larralde, Francisco: 302, 307, 327, 328, 329, 332, 333, 334 Larralde, Jos: 299, 300 Larrinaga, Francisco: Ver Larrinaga, Francisco G. Larrinaga, Francisco G.: 131, 133, 134, 135, 136, 138, 150, 152, 153, 155, 160, 162, 168, 184, 185, 187, 189, 191, 194, 195, 202 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 509

PAGE 523

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 510 \ 510 \ 510 \ 510 \ 510 \Larrinaga, Sabino: 29, 30, 35 Lastres, Eduardo: 150, 151, 153, 154, 158, 160, 184, 185, 186, 188, 190, 194, 219, 221, 223, 224, 228, 231, 235, 251, 252, 255, 256, 259, 261, 262, 264, 265, 267, 275, 276, 279, 280, 283, 286, 287, 288, 290, 291, 401 Lastres, Fernando: 436 Lastres, Francisco: 299, 300, 302, 304, 308, 316, 380, 376, 382, 383, 405, 407, 409, 413, 432, 438, 443, 447 Lastres, Joaqun: Ver Lastres, Joaqun F. Lastres, Joaqun F.: 137, 138, 140, 141, 142, 161, 162, 165, 166, 167, 169, 170, 171, 172, 173, 195, 196, 197, 204 Latour, Carniard de: 22 Lavoisier: 14, 18 Leado, Antonio: 161, 169, 170, 171 Lebredo, Joaqun G.: VerLebredo, Joaqun G. de Lebredo, Joaqun G. de: 315, 342, 385, 386, 414, 447, 448 Legorburu, Antonio: 217, 219, 221, 223, 226, 247, 249, 250, 251, 253 Leibnitz[Leibniz]: 17, 19, 93, 112, 113, 364, 419, 454, 479 Len: 36 Len, Antonio: 425, 427, 429, 431, 433, 435 Len, Martn: 377, 382, 399, 401, 405, 407, 409, 413, 437, 438, 441, 447 Len y Mora, Domingo: Ver Len y Mora, Domingo de Len y Mora, Domingo de: 388, 389 Lescano, Antenor: 447, 450 Liado, Antonio: 156, 160, 170 Limonta, Isidro: 131, 132, 134, 135, 136, 149, 151, 153, 155, 157, 158, 163 Lista: 47, 48, 200 Lob, Eduardo: 33, 34, 35 Lob, Guillermo: 50 Locke: Ver Locke, Juan Locke, Juan: 88, 89, 90 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 510

PAGE 524

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 511 / 511 / 511 / 511 / 511Lombillo, Blas: 31, 32, 35 Lombillo, Jos: 29 Lpez, Alejandro: 183, 184, 186, 188, 190, 191, 217, 220, 222, 224, 226, 227, 230 Lpez, Antonio: 32, 33, 35, 40, 44, 49 Lpez, Carlos: 425, 426, 428, 430, 433, 434 Lpez, Francisco: 149, 150, 152, 156, 184, 185, 188, 190, 191, 218, 221, 222, 224, 229 Lpez, Joaqun: 374, 396, 397, 399, 400, 403, 404, 405, 429, 432, 434, 436, 437, 444 Lpez, Manuel: 150, 151, 153, 156, 157, 158, 184, 185, 187, 189, 190, 192, 197, 198, 221, 223, 225, 229, 234, 236 Lpez, Rafael: 306, 312, 314, 315, 318, 321, 323, 335, 337, 339, 378, 379, 382 Lpez, Ricardo: 301, 303, 305, 376, 398, 399, 401, 403, 404, 405, 406, 410, 411 Lpez Silvero,Rafael: 379 Luis XIV: 97 Luz, Antonio de la: 132, 133, 134, 137, 139, 141, 152, 155, 160, 163, 165, 186, 189, 193, 197, 198, 225, 230, 235, 236, 255, 258, 259, 261, 281, 283 Luz Caballero, Jos de la: 242, 255, 257, 260, 279, 284, 367, 391, 421 Luz, Francisco de la: 374, 395, 425, 426, 428, 430, 433, 434 Luz Jaquez, Jos de la: 271, 275, 276, 277, 278 Luz, Jos de la: 81, 103, 131, 132, 134, 135, 136, 150, 152, 155, 157, 163, 177, 183, 185, 188, 190, 191, 196, 204, 213, 217, 224, 226, 228, 231, 234, 243, 248, 250, 251, 253, 256, 259, 268, 269, 272, 274, 280, 283, 285, 286, 288, 290, 292, 293, 297, Luz, Luis de la: 299, 300, 302, 304, 307, 327, 328, 329, 330, 331, 333, 334, 376, 399, 401, 403, 404, 407, 412–LL–Llanos, Aurelio: 343, 346, 349, 350 Llibre, Joaqun: 327, 329, 332, 334, 340, 344 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 511

PAGE 525

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 512 \ 512 \ 512 \ 512 \ 512 \Lluy, Nicols: 218, 221, 222, 226, 228, 230, 238, 248, 251, 252, 256, 261, 262, 263, 265, 267, 276, 279, 280, 283, 286, 287, 288, 290, 291, 292–M–Macas, Manuel: 150, 151, 154, 155, 157, 160, 164 Madan, Cristbal: 184, 185, 187, 188, 191, 196, 218, 220, 222, 224, 228, 235 Madan, Domingo: 311, 317, 319, 320, 322, 324 Maine deBiran: 89, 112, 113 Malebranche: 53, 67 Malpica, Fernando: 255, 256, 258, 262, 264, 265, 266, 267, 283, 289, 291, 293 Manjn, Joaqun: 299, 300, 304, 308, 327, 329, 331, 333, 334, 376, 396, 397, 399, 400, 402, 406, 426, 427, 429, 435, 440 Mantilla, Dionisio: 305, 311, 312, 314, 315, 317, 318, 321, 323, 337, 338, 343, 344, 345, 348, 349 Mantilla, Francisco: 132, 133, 134, 137, 138, 151, 154, 156, 157, 159, 160, 162, 189, 190, 193, 194, 198 Mantilla, Jos Francisco: 195, 199 Mantilla, Luis F.: Ver Mantilla, Luis Felipe Mantilla, Luis Felipe: 304, 309, 310, 313, 377, 380, 404, 407, 437, 438, 447, 448 Manzoni: 54 Mardoqueo: 50 Marn, Manuel: 400 Marn, Miguel: 397, 404, 406, 412, 438 Mariotte: 15 Marquetti, Melitn: 395, 397, 398, 400, 402, 403, 425, 427, 429, 431, 433, 435, 441 Mart, Hildebrando: 335, 338 Mart, Manuel: 132, 133, 134, 135, 136, 137, 138, 151, 153, 155, 158, 160, 164, 165 Martn, Miguel: 447 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 512

PAGE 526

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 513 / 513 / 513 / 513 / 513Martnez, Alejandro: 184, 185, 186, 188, 190, 191, 196, 218, 220, 222, 224, 228, 234, 276, 279, 281, 284 Martnez, Antonio: 184, 185, 186, 190, 191, 194, 218, 220, 222, 228, 230, 276 Martnez, Eulogio: 407, 408, 409, 412, 439, 442, 447 Martnez Izaguirre, Antonio: 279, 285 Martnez, Jos: 301, 303, 307, 330, 332, 376, 379, 381, 382 Martnez, Jos M.: 399, 401, 405, 408, 409 Martnez, Jos Manuel: 31, 32, 35, 376, 380 Martnez, Jos R.: 305 Martnez, Juan Jos: 42, 45, 46, 49 Martnez, Juan Manuel: 36, 40, 218, 219, 221 Martnez, Manuel B.: 169 Martnez, Manuel S.: 135, 137, 138, 140, 141, 142, 161, 162, 165, 166, 170, 171, 172, 173, 196, 204 Martnez, Santiago: 375 Martnez Serrano, Antonio: 261, 262, 279, 280, 286, 287, 288, 290, 291, 292 Martnez Serrano, Federico: 81 Martnez, Valentn: 32, 35 Martnez Vignier, Luis: 377 Mas, Jos: 137, 138, 139, 140, 141, 142, 143, 161, 163, 164, 165, 167, 169, 170, 171, 195, 196, 197, 198, 200, 202, 203, 217, 223, 230, 233, 235, 241, 242, 247, 251, 254, 260, 261, 268 Matamoros, Dionisio: 81 Megarge, Alonso: 339 Meireles, Manuel: 218, 219, 221, 224, 228 Melgi: 483 Mendive, Mariano: 301, 303, 305, 306, 307, 308, 310, 312, 317 Mercero, Francisco: 37, 38, 40, 41, 42, 44 Mesa, Guillermo: 425, 426, 428, 430, 433, 434, 440 Mestre, Jos M.: Ver Mestre, Jos Manuel Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 513

PAGE 527

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 514 \ 514 \ 514 \ 514 \ 514 \Mestre, Antonio: 265, 289 Mestre, Jos Manuel: 219, 220, 222, 250, 274, 289, 319, 346, 388, 389 Mestre, Manuel: 264 Mestre, Narciso: 186, 188, 190 Miguel Angel: 117, 465 Milciades: 161 Mioso, Jos de J.: Ver Mioso, Jos de Jess Mioso, Jos de Jess: 217, 219, 221, 223, 226, 227 Miranda, Calixto: 442, 443, 446 Miranda, Francisco: 131, 132, 134, 135, 136, 149, 150, 152, 155, 157, 158 Miranda, Miguel: 432, 437, 442, 443, 446 Miranda, Ramn: Ver Miranda, Ramn L. Miranda, Ramn L.: 132, 133, 134, 137, 138, 139, 141, 159, 160, 161, 162, 165, 166, 167, 169, 170, 172 Mitscherlich: 13 Moliner, Adolfo: 189, 192, 193, 196, 197, 198 Moliner, Silvio: 184, 185, 189, 192, 193, 197, 199, 223, 225, 229, 233, 235, 236, 239 Mona, Joaqun: 228 Monte, Jess del: Ver Monte, Jess M. del Monte, Jess M. del: 378, 379 Monte, Miguel del: 150, 152, 153, 155, 168, 184, 185, 188, 192 Monte, Pedro del: 374 Monte, Ricardo del: 376, 377, 378 Montejo, Eduardo: 219, 220, 222, 224, 228, 230, 235, 238, 274, 281, 284 Mora, Alberto: 374, 379, 381, 383, 395, 397, 398, 400, 402, 403, 408, 410, 428, 429, 431, 434, 435, 439, 442, 444 Mora, Domingo: 374, 379, 381, 383, 395, 397, 398, 400, 402, 403, 407, 409, 410 Mora, Jos M.: Ver Mora, Jos Manuel Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 514

PAGE 528

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 515 / 515 / 515 / 515 / 515Mora, Jos Manuel: 378, 379, 381, 382, 387, 406, 407, 408, 413 Mora, Jos Mara: 374, 383, 405, 406, 408, 409, 410, 411, 412, 413, 439, 442, 443, 444, 446 Mora, Manuel: 132, 134, 135, 137, 138, 139, 151, 154, 156, 158, 161, 163, 165 Mora, Mximo: 429, 436, 439, 442, 444, 445 Morado, Enrique: 395, 425, 426, 428, 430, 432, 434 Moral, Jos del: 33, 34, 36, 38, 40, 44 Morales, Alfredo: 149, 152, 153, 158 Morales, Francisco: 137, 138, 139, 140, 141, 142, 163, 164, 165, 166, 167, 169, 170, 171, 196, 198 Morales, Joaqun: 375, 396, 397, 399, 400, 404, 406, 409, 432, 440, 446 Morales, Manuel: 306, 309, 313, 316, 319, 321, 322, 323 Morn, Antonio: 228 Morn, Blas: 132, 134, 135, 136, 137, 138, 139, 154, 159, 162, 164, 167, 193, 195, 198, 201 Morn, Jos de J.: Morn, Jos de Jess Morn, Jos de Jess: 272, 275, 276, 277, 279, 282 Morn, Manuel: 288 Morn, Miguel: Ver Morn, Miguel A. Morn, Miguel A.: 149, 150, 151, 153, 156, 157, 158, 163, 184, 185, 187, 189, 190, 191, 196, 219, 220, 222, 224, 235, 238, 248, 250, 252, 253, 254, 259, 263, 272, 275, 276, 277, 279, 283, 287 Morn, Pedro: 254, 257, 260 Morejn, Ambrosio: 37, 38, 44 Morejn, Jess: 287 Morejn, Jos Luis: 286 Morejn, Jos M.: VerMorejn, Jos Mara Morejn, Jos Mara: 217, 220, 222, 224, 229, 230, 248, 250, 252, 256, 258, 261, 262, 263, 265, 266, 267, 272, 275, 276, 280, 286, 288, 290, 291, 292 Morel, Marcos A.: Ver Morel, Marcos Aurelio Morel, Marcos Aurelio: 328, 331 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 515

PAGE 529

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 516 \ 516 \ 516 \ 516 \ 516 \Moya, Joaqun: 217, 219, 221, 223, 226, 227, 247, 249, 250, 251, 254, 258 Moya, Juan Manuel: 217, 219, 221, 228, 232 Moya, Mariano: 32, 33, 35, 44 Muoz, Antonio: 186 Muoz Cruz, Francisco: 157 Muoz Izaguirre, Antonio: 149, 150, 152, 154, 156, 183, 188, 189, 191, 218, 220, 222, 224, 226, 228, 234, 251, 254, 259, 275, 276 Murias, Luis: 132, 133, 134, 136, 137, 138, 139, 159, 160, 162, 166, 167, 170, 190, 196, 197, 198, 200, 202, 203, 233, 235, 236, 239, 242 Muschembroeck: 18–N–Napolen: 77, 483 Narvey, Nicols: 431 Nathan, M. T.: Ver Nathan, Manuel T. Nathan, Manuel: Ver Nathan, Manuel T. Nathan, Manuel F.: 161 Nathan, Manuel J.: 157 Nathan, Manuel T.: 133, 136, 138, 152, 164, 186, 191, 195, 198, 221, 232, 236, 249, 257, 260, 273, 281, 284, 398, 428 Nattes, Manuel: 150, 151, 153, 158 Navarrete, Emilio: 302, 303, 306, 309, 311, 314, 315, 318, 321, 323, 337, 343, 345, 348, 349 Navarrete, Gabriel: 136, 137, 138, 139, 140, 141, 142, 163, 164, 165, 166, 167, 169, 170, 171 Navarrete, Nicols: 310, 312, 313, 314, 315, 317, 321, 337, 339, 343 Navarro, Alberto: 406, 407, 409, 414 Navarro, Carlos: 336 Navarro, Ciriaco: 327, 328, 330, 331, 333, 334 Navarro, Francisco: 311, 313, 319, 320, 324 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 516

PAGE 530

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 517 / 517 / 517 / 517 / 517Navarro, Rafael: 34, 39, 46 Navia, Florencio: 311, 319, 320, 322, 324, 346, 350 Neira, Juan: 306, 307, 309, 312, 313, 314, 337 Nenninger, Antonio: 299, 300, 302, 304, 307 Nenninger, Juan: 319, 322, 324, 346, 350 Nenninger, Vicente: 306, 309, 312, 313, 316, 319, 321, 322, 323, 337, 346, 349, 350 Nepote, C.: Ver Nepote, Cornelio Nepote, Cornelio: 161, 280, 310 Newton: 3, 11, 16, 24, 364, 479 Neyra, Jos de J.: 273, 275 Neyra, Juan: 339, 340 Noel: 138–O–Ochandarena, Simen: 36, 38, 44 Ochandarena, Simn: 42, 46 Oersted: 14, 15 O’Farrill, Jos Ricardo: 149, 151, 153, 155, 157, 158, 164, 167 O’Farrill, Juan: 380, 381, 382, 385, 401, 406, 407, 408, 409, 414, 437, 438, 439, 442, 443, 449 O’Farrill, Rafael: 132, 133, 134, 135, 136, 138, 151, 153, 155, 157, 162, 163, 167 Oken: 364 Olabarrieta, Mariano: 39 Olano, Jos: 183, 185, 187, 188, 190, 192, 196, 201, 219, 222, 224, 229, 235, 238, 250, 252, 258, 259, 261, 262, 276, 281, 284, 287 Orozco, Rafael: 376, 396, 398, 399, 401, 405, 406, 409, 428, 430, 432, 436, 437, 441, 446 Ortega, Ramn: 425, 427, 429, 431, 433, 441, 444 Ovidio: 45 Owen: 364 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 517

PAGE 531

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 518 \ 518 \ 518 \ 518 \ 518 \–P–Palemn: 49 Palomino, Gabriel: 248, 250, 252, 253, 254, 258, 272, 275, 276, 280, 283, 285, 288, 290, 292, 293 Palomino, Gabriel C.: Ver Palomino, Gabriel de C. Palomino, Gabriel de C.: 183, 184, 188, 189, 191, 220, 222, 224, 226, 227, 285 Parets, Carlos: 395, 397, 398, 400, 402, 403, 425, 427, 429, 431, 433, 435, 440 Pascal: 15, 481 Pedroso, Blas: 38, 40, 43, 46, 48, 49 Pedroso, Francisco: Ver Pedroso, Francisco J. Pedroso, Francisco J.: 219, 225, 228, 237, 239, 240, 241, 253, 255, 256, 258, 259, 260, 261, 262, 267, 282, 291, 289, 293 Pedroso, Jacinto: 33, 36, 37, 40, 43, 45, 49 Pedroso, Jos M.: Ver Pedroso, Jos Mara Pedroso, Jos Mara: 217, 219, 221, 223, 227, 231, 247, 249, 250, 251, 253, 254, 255, 263, 272, 275, 277, 278, 280, 282, 287 Pedroso, Manuel: 161, 163, 170 Pedroso, Martn: 29, 30, 35, 131, 134, 135, 136, 150, 151, 152, 155, 157, 158, 163, 184, 186, 188, 190, 192, 196, 219, 222, 224, 227, 229, 248, 250, 252, 259, 261, 272, 275, 276, 277, 279, 283, 287 Pedroso, Mateo: 312, 313, 314, 317, 340, 343 Pedroso, Miguel: 132, 133, 134, 137, 138, 141, 159, 160, 162, 165, 166, 167, 170, 193, 196, 198, 199, 230, 233, 236, 242, 258, 259, 260, 263, 279, 282, 284, 287, 288, 290 Pelada, Antonio: 429 Pealver, Juan C.: 149, 150, 154, 157 Peralta, Mximo: 217, 219, 222, 223, 226, 227, 247, 249, 250, 252, 253, 254, 259, 271, 273, 274, 275, 277, 278, 283 Peralta, Nicols: 217, 219, 221, 223, 226, 227, 247, 249, 250, 251, 254, 259, 271, 273, 274, 275, 277, 278, 282 Prez, Joaqun M.: 449 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 518

PAGE 532

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 519 / 519 / 519 / 519 / 519Prez, Justo: Ver Prez, Justo Eduardo Prez, Justo Eduardo: 301, 302, 304, 308, 329, 332, 334, 336, 338, 377, 379, 382, 401, 405, 409, 410 Prez, Manuel: 376, 380, 398, 399, 401, 405, 407, 410, 428, 430, 436, 440, 443, 444 Petit, Emilio: 398, 401, 409, 415 Petit, Ramn: 398, 415 Pichardo, Gabriel: 34, 37, 40, 43, 45 Pichardo, Sebastin: 33, 34, 37, 40, 42, 44, 81 Piedra, Joaqun: 250, 252, 253, 254, 259 Pina, Bernab: 313, 316, 319, 321, 322, 323, 330, 337, 346, 349, 350 Pino, Emilio del: 374 Pino, Fernando: VerPino, Fernando del Pino, Fernando del: 131, 133, 139, 141, 185, 189, 190, 192, 193, 199, 201 Pintado, Francisco: 300, 301, 304, 308, 311 Pint, Csar: 300, 301, 304, 305, 308, 312, 317, 330, 332, 338, 340, 344, 378, 379, 381, 382, 384, 406, 408, 409 Pint, Oscar: 344 Pint, Rafael: 306 Pint, Ramn: 303, 308, 312, 314, 315, 317, 318, 321, 323, 339, 342, 344, 345, 348, 349, 381, 384, 388, 390 Pia, Bernab: 309 Pieiro, Enrique: 225, 230, 232, 233, 236, 255, 257, 258, 259, 261, 262, 263, 265, 266, 267 Pieyro, Enrique: 189, 192, 193, 195, 199, 279, 281, 282, 286, 287, 288, 290, 291, 292, 308, 336, 337, 340, 344, 380, 385, 386, 406, 413, 414, 416, 463 Pieyro, Ricardo: 301, 304, 305, 308, 310, 311, 328, 330, 332, 333, 335, 337, 338, 378, 379, 381, 382 Pitgoras: 122 Platn: 93, 113, 119, 120, 122, 364, 419, 454, 465 Plinio: 89 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 519

PAGE 533

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 520 \ 520 \ 520 \ 520 \ 520 \Pliseer, Carlos L.: 382 Plisset, Carlos: 408, 410 Plutarco: 477 Podbielski, Jos: 309, 335, 343, 378, 379, 383, 405, 410, 436, 442, 443 Poey, Carlos: 131, 133, 134, 135, 136, 138, 139 Poey, Felipe: 38, 41, 44 Pomares, Manuel: 303, 305, 310 Ponce de Len, Rodrigo: 255, 257, 259, 262, 264, 265, 266, 267, 281, 284, 289, 291, 293 Ponce, Jos M.: 381, 410, 415, 437, 440, 441, 443 Ponce, Jos Manuel: 379, 383, 387, 408, 450 Ponce, Jos Mara: 443 Ponce, Manuel: 340, 341, 345, 347, 350 Ponce, Rodrigo: 150, 151, 153, 155, 157, 158, 160, 184, 185, 189, 190, 192, 194, 197, 225, 226, 229, 231, 235, 236, 237, 239, 240, 241 Ponce, V: 409 Portillo, Benjamn del: 293 Portillo, Bernab: Ver Portillo, Bernab del Portillo, Bernab del: 229, 230, 231, 235, 236, 237, 239, 241, 256, 259, 262, 264, 265, 266, 267, 281, 289, 291, 293 Poussin: 49, 50 Pozo, Agustn del: 132, 133, 135, 136, 137, 138, 143, 144, 154, 159, 160, 162, 164, 168 Pozo, Claudio del: 131, 133, 134, 135, 136, 138, 139 Pozo, Fernando del: 134 Pozo, Francisco del: 131, 133, 134, 135, 136 Pozo, Manuel del: 319, 320, 324 Pratti, Jernimo: 183, 185, 186, 188, 190, 191, 194, 218, 220, 222, 225, 227, 228, 230, 234, 248, 250, 252, 253, 254, 259, 272, 275, 276, 277, 279, 281, 283, 284 Prellezo, Jos Mara: 395, 397, 398, 400, 406, 425, 427, 429, 437 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 520

PAGE 534

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 521 / 521 / 521 / 521 / 521Prentice, Ricardo: 327, 329, 333, 334 Previa, Emilio: 396 Priamo: 50 Puig, Toms: 184, 185, 186, 191–Q–Quesada, Manuel: Ver Quesada, Manuel de Quesada, Manuel de: 248, 250, 252, 254, 256, 259, 426, 427, 429, 431, 433, 434, 437 Quiones, Carlos: 30, 31, 35 Quiones, Jos: 34, 37, 42, 49–R–Rafael: 50, 87, 117 Ramrez, Emilio: 32, 33, 35, 37, 44 Ramrez, Francisco: 37, 40, 41, 42, 45, 46, 49, 50 Ramrez, Manuel: 33, 34, 36, 37, 40, 44 Ramrez O’Brien, Gabriel: 272, 282 Ramn, Jos Aguirre: 186, 187, 190 Ramos, Carlos: 33, 34, 36, 38, 40, 45 Ramos, Domingo: 134, 137, 139, 140, 153, 156, 159, 161, 163, 166, 169, 170, 172 Ramos, Gregorio: 51 Ramos, Jos Domingo: 137 Ramos, Juan T.: 306, 312, 319, 322, 324 Ramos, Ramn: 33, 34, 36, 38, 40, 43, 45, 81, 132, 133, 152, 153, 163, 185, 186, 187, 196, 219, 220, 221, 234, 248, 249, 300, 302, 303, 311, 330, 335, 338, 375, 376, 382, 398, 427, 429, 440 Raspail: 364 Rebollo, Juan: 32, 35, 41, 50, 51 Reglieira, Antonio: 81 Reinoso, Bernardo: 33, 34, 35 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 521

PAGE 535

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 522 \ 522 \ 522 \ 522 \ 522 \Rencurrel, Jos Mara: 219, 220, 224, 226, 229, 230 Rey, Jos R. del: Ver Rey, Jos Rafael del Rey, Jos Rafael del: 188, 191, 217, 219, 221 Rey, Justo R. del: 186 Rey, Rafael del: 224, 226, 227 Reyes, Agustn: 330, 333, 334, 335, 338, 340, 341, 347 Reyes, Esteban: 150, 151, 154, 156, 158, 163 Reyes, Jos: 150, 151, 154, 156, 158, 160 Reyes, Jos R.: 314, 318 Reyes, Pedro: 151, 154, 156, 159 Reyling, Emilio: 218, 219, 221, 228, 232 Reynoso, Bernardo: 44 Richter: 240 Riera, Jos: 34, 37, 39 Ro, Alejandro: Ver Ro, Alejandro del Ro, Alejandro del: 299, 301, 303, 304, 308, 310, 312, 335, 336, 338, 340, 341, 342, 345, 347, 350, 387, 409, 415, 417, 448, 449, 450, 451 Ro, Antonio: Ver Ro, Antonio del Ro, Antonio del: 395, 397, 398, 400, 403, 411, 412, 425, 427, 429, 431, 435, 440, 445 Ripalda: 29 Rivas, Joaqun: 184, 185, 187, 188, 191, 195, 219, 220, 223, 225, 228, 232, 234 Rivas, Juan: 316, 319, 321, 322, 323, 330, 346, 349, 350, 381, 383, 390 Rivero, Narciso: 218, 219, 222, 224, 227, 228 Rizo, Leopoldo: 273, 274, 276, 277, 278, 280, 283 Rizo, Pedro: 275, 276, 279, 282, 283 Robert, Jos: 132, 133, 135, 137, 139, 159, 160, 166, 169, 170, 172 Robert, Magn: 137, 138, 140, 141, 142, 143, 161, 162, 165, 166, 167, 169, 170, 171 Rodrguez, Antonio: 341 Rodrguez, Augusto: 299, 301, 302, 305, 308, 310 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 522

PAGE 536

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 523 / 523 / 523 / 523 / 523Rodrguez, Francisco: 336, 337, 341, 342, 345, 347, 350 Rodrguez, Jos I.: Ver Rodrguez, Jos Ignacio Rodrguez, Jos Ignacio: 225, 231, 255, 267, 280, 293, 319, 323, 345, 349, 384, 386, 388 Rodrguez, Juan: 221, 222, 224, 228, 261, 262, 263, 265, 267 Rodrguez, Julin: 307 Rodrguez, Miguel: 299, 301, 307 Rodrguez, Santiago: 299, 300, 304, 327, 329, 331, 333, 334 Rojas, Diego: Ver Rojas, Diego de Rojas, Diego de: 299, 300, 302, 304, 307, 328, 329, 336, 375, 380, 406, 413, 447 Rojas, Perfecto: Ver Rojas, Perfecto de Rojas, Perfecto de: 299, 300, 307, 310, 329, 332, 336, 340, 341, 342, 345, 347, 350, 387, 415, 450 Roldn, Joaqun: 399, 401, 405, 407, 409, 410, 417 Romay, Emilio: 183, 184, 188, 189, 191, 217, 219, 221, 223, 227, 234, 247, 249, 250, 251, 253, 254, 257, 259, 271, 273, 274, 275, 278, 281, 287 Romay, Jos: 401, 407, 409, 412, 438, 447 Romay, Jos M.: Ver Romay, Jos Mara Romay, Jos Mara: 131, 132, 134, 136, 149, 150, 152, 154, 171, 299, 300, 307, 327, 333, 334, 374, 375, 397, 399, 400, 402, 404, 425, 426, 428, 430, 434 Romay, Lorenzo: 398, 399, 403, 404, 409, 427, 429, 432, 434, 436, 438, 441, 444 Romay, Miguel: 134, 137, 142, 161, 163, 166, 169, 170, 172, 173 Romay, Ricardo: 183, 184, 189, 191, 217, 221, 223, 226, 227, 328, 338 Romay, Toms: 37, 38, 41, 44, 48, 50, 426, 427, 430, 431, 437, 441 Romero, Jos J.: 302 Romero, Angel: 271, 273, 276, 278, 282 Rueda, Francisco: 314, 315, 318, 321, 323 Rueda, Jos F.: 313 Rueda, Rudesindo: 301, 305, 312, 339 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 523

PAGE 537

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 524 \ 524 \ 524 \ 524 \ 524 \Ruiz, Francisco: 375, 396, 397, 399, 400, 403, 404, 411 Ruiz, Gabriel: 396, 398, 399, 401, 406, 430, 446 Ruz, Francisco: 320–S–S. Pedro, Melquiades de: Ver San Pedro, Melquiades de Sez, Pedro: 395 Sagarra, Magn: 273, 274, 275, 277, 278, 280, 282, 319, 320, 322, 324, 346, 350 Salazar, Camilo G.: 288 Salazar, Diego: 248, 250, 252, 253, 254, 259, 272, 273, 274, 276, 277, 278 Salazar, Julin: 395, 425, 426, 428, 430, 432, 433, 434, 440 Salazar, Miguel: 29, 30 Salazar, Ramn: 301, 303 Samaniego: 42, 185 San Milln, Blas Mara: Ver San Milln, Blas Mara de San Milln, Blas Mara de: 39, 42, 45, 48 San Pedro, Enrique: VerSan Pedro, Enrique de San Pedro, Enrique de: 134, 137, 138, 139, 141, 156, 161, 162 San Pedro, Melquiades de: 131, 132, 134, 135, 138, 150, 151, 153, 155, 157, 162, 163 Sanctorio: 14 Snchez, Antonio: 218, 220, 222, 227, 228 Snchez, Carlos: 403, 410, 413, 414, 433, 444, 446, 448 Snchez, Horacio: 376, 382, 396, 399, 401, 403, 406, 408, 428, 430, 432, 436, 437, 441, 446 Snchez, J. Manuel: Ver Snchez, Juan M. Snchez, Jos: 149, 151, 153, 155, 157, 184, 185, 187, 188, 190, 191, 252, 254, 259, 260, 279, 281, 283, 284 Snchez, Jos Mara: 157 Snchez, Juan: Ver Snchez, Juan M. Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 524

PAGE 538

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 525 / 525 / 525 / 525 / 525Snchez, Juan M.: 425, 427, 429, 431, 433, 435, 439, 441 Snchez, Luis: 219, 221, 222, 225, 229, 230, 236, 238, 284, 286, 287, 288, 290, 291, 292 Snchez, Manuel: 81 Snchez, Miguel: 425, 426, 428, 430, 433, 434, 438, 440 Snchez, Pedro: 220, 222, 225, 228, 230, 234, 236, 238 Snchez, Rafael: 439, 442, 443, 450 Snchez, Ramn: 439, 447 Snchez Toledo, Jos: 218, 221, 222, 224, 228, 234 Snchez, Toms: 425, 426, 428, 430, 433, 434, 438, 440 Sanguily, Guillermo: 247, 248, 249, 251, 254 Sanguily, Julio: 376, 382 Sanguily, Manuel: 299, 301, 303, 308, 316, 329, 331, 334, 336, 337, 343, 377, 381, 382, 383, 401, 405, 408, 409, 410, 411, 413, 432, 437, 439, 441, 446 Santo Domingo, Antonio: 327, 328, 329, 331, 333, 334, 396, 397, 399, 400, 404, 428, 429, 432, 434, 436, 440, 443, 444 Santo Toms: 208, 456 Santos, Emilio: 271, 273, 274, 275, 278, 280, 287 Satre, Santiago: 29, 30, 35 Savart: 23 Scott: 54 Schelling: 123 Schiller: 284 Schimper, Enrique: 395, 411, 412, 425, 430, 433, 434, 445 Schipper, Enrique: 426, 428 Segu, Manuel: 150, 155 Segu, Miguel: 149, 152, 157 Segundo, Jos: 300, 302, 304, 305, 310, 312 Sem, Francisco: 299 Sem, Ignacio: 301, 303, 305, 308 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 525

PAGE 539

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 526 \ 526 \ 526 \ 526 \ 526 \Sneca: 93 Serrano, Alejandro M.: 248, 251, 252, 259 Serrano, Antonio M.: Ver Serrano, Antonio Mara Serrano, Antonio Mara: 248, 250, 252, 256, 264, 265, 267 Shakespeare: 465 Silva, Francisco: 37, 41, 42, 45 Simn Bacallao, Jos: 228 Scrates: 482 Soria, Rafael: Ver Soria, Rafael Mara de Soria, Rafael Mara de: 301, 304, 305, 308, 310, 311, 330, 332, 335, 336, 341, 342, 345, 347, 350, 382, 387, 409, 442, 445, 450 Soto, Lorenzo: 32, 33, 35 Soto, Ramn: 36, 38, 40, 42 Sotomayor, Ramn: 273, 274, 275, 278, 282 Souchay, Cornelio: 312, 315, 317, 338, 341, 342, 343 St. Hilaire: 364 Steegers, Francisco: 29, 30, 35 Sterling, Domingo: 225, 229, 231, 232, 237, 238, 239, 241 Surez, lvaro: 149, 150, 151, 152, 155, 158, 163, 183, 185, 187, 188, 190, 196, 219, 222, 224, 228, 234 Surez, Gabriel: 33, 34, 36, 38, 40, 43, 45 Surez, Manuel: 33, 36, 38, 40, 43, 45, 217, 219, 223, 226, 227 Surez, Mariano: 153, 158, 159, 160, 163, 185, 187, 189, 192, 193, 196, 225, 229, 230, 235, 240, 242 Surez, Pedro: 30, 35, 39 Susini, Eduardo: 395, 397, 398, 400, 402, 403–T–Tcito: 46 Tajonera, Enrique: 271, 272, 273, 275, 278 Tamayo, Porfirio: 302, 304, 308, 312, 314 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 526

PAGE 540

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 527 / 527 / 527 / 527 / 527Teja, Pedro: Ver Teja, Pedro de la Teja, Pedro de la: 154, 156, 158, 159, 162, 164 Teja, Simn: 32, 33, 35, 37, 42 Tejada, Arturo: 425, 426, 428, 430, 433, 434, 440 Telles, Ignacio: 247, 249, 250, 252, 254 Tllez, Salvador: Ver Tllez, Salvador I. Tllez, Salvador I.: 271, 273, 274, 276, 278, 281, 283 Temstocles: 161 Tennemann: 108 Terry, Andrs: 183, 184, 186, 188, 191, 217, 219, 223, 227 Terry, Eduardo: 426, 427, 429, 431, 434, 438, 444 Terry, Francisco: 426, 427, 429, 431, 434, 438 Tojas, Perfecto: 302 Tolm, Julin: 154, 156, 159, 162, 164, 170, 193, 195, 197, 198, 200, 203 Torre, Carlos de la: 136 Torre, Rafael de la: 132, 134, 135, 137, 138, 139, 152, 153, 156, 158, 159, 162, 164, 165, 189, 192, 193, 195, 199 Torres, Alberto: 399, 405, 407, 409, 410, 436, 437, 439, 441, 443, 446, 447 Torres, Esteban: 274 Torres, Estraton: 276, 277, 278, 281, 283, 287 Torres, Ramn: 396, 397, 398, 399, 400, 402, 404, 426, 427, 429, 432, 433, 435, 437, 441, 444 Torricelli: 15 Tracy [Conde de]: 10 Tres-Puentes, Jos: 38, 46, 50, 51 Triana, Jos M.: 301, 304, 305, 308, 310, 315, 330, 335, 336, 338, 340, 341, 342, 345, 347, 349 Trujillo, Jos: 172, 241–U–Urea, Flix: 29, 30, 35, 42, 49, 51 Urioste, Eugenio: 247, 248, 249, 251, 254 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 527

PAGE 541

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 528 \ 528 \ 528 \ 528 \ 528 \Urioste, Jos: 218, 221, 222, 225, 228, 231, 238, 250, 252, 255, 258, 261 Urioste, Juan: 218, 221, 222, 225, 228, 250, 254, 258, 260–V–Valds Aguirre, Antonio: 189, 193, 195, 196, 198, 199, 202, 204, 229, 230, 231, 233, 236, 237, 238, 239, 240, 241 Valds Aguirre, Fernando: 193, 195, 196, 198, 199, 202, 204, 229, 230, 231, 233, 236, 237, 238, 239, 240, 241 Valds, Antonio: 151, 153, 156, 159, 161, 167, 225 Valds, Cristbal: 81 Valds, Fernando: 151, 153, 156, 159, 161, 167, 225 Valds, Jos M.: Ver Valds, Jos Manuel Valds, Jos Manuel: 271, 273, 274, 276, 280, 282 Valds Lanz, Jos: 384, 395, 397, 398, 400, 402, 403, 411, 412, 425, 427, 429, 433, 435, 440, 445 Valds Lanz, Pedro: 375 Valera, Luis: 33, 34, 36, 37, 40 Valiente, Ambrosio: 137, 138, 140, 141, 142, 143, 161, 163, 165, 167, 169, 170, 171, 195, 196, 197, 204 Valln, Benjamn: 29, 30 Valln, Emilio: 30, 31, 32, 35 Valln, Federico: 33, 34, 36, 38, 40, 44, 49 Valln, Fernando: 406, 407, 416 Vandrell, Manuel: 306, 307, 313, 317 Varela[padre Flix Varela]: 470 Varela, A. M.: 374 Varela, Luis: 37 Vzquez, Francisco: 396, 397, 399, 400, 404 Vzquez, Juan Manuel: 158, 162, 163, 164, 166, 197, 198 Vzquez, Manuel: 154, 193, 196 Vzquez, Pablo: 218, 224, 226, 229 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 528

PAGE 542

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 529 / 529 / 529 / 529 / 529Velzquez, Jos: 218, 221, 224, 228, 233 Velzquez, Juan: 217, 219, 221, 227 Velzquez, Luis: 217, 219, 223, 227 Vlez, Jos: 398, 399, 401, 402, 404, 406, 409 Vermay, Claudio: Ver Vermay, Claudio J. Vermay, Claudio J.: 320, 346, 390, 417 Verulamio: Ver Bacon [de Verulamio] Viera, Cristbal: 299, 305, 307 Vigil, Joaqun: 400, 404, 430, 432, 446 Vigil, Pedro: 451 Vigil, Pelayo: 301, 303, 305, 307, 308, 310, 316, 330, 331, 332, 336, 340, 341, 342, 345, 347, 350, 383, 387, 415, 417, 450 Vignier, Luis M.: 328, 329, 331, 334, 335, 337, 338, 381, 382 Vila, Luis: 305, 316 Vila, Pedro V.: 300, 302, 303, 305, 307, 308, 310, 330, 332, 333, 334, 336 Villar, Carlos: 344 Villate, Joaqun: 49 Villate, Miguel: 31, 32, 35 Villate, Ricardo: 327, 328, 329, 331, 334, 376, 396, 398, 399, 401, 403, 404, 427, 430, 431, 435, 436, 440, 443 Villegas, Antonio: 154, 156, 157, 158, 159, 163, 166, 170, 185, 189, 193, 199 Villegas, Esteban: 32, 35, 42 Villegas, Francisco: 183, 185, 186, 188, 189, 191, 197, 218, 220, 222, 228, 234 Villegas, Francisco D. de: 279, 374, 375, 396, 405, 416 Villegas, Ignacio: 160, 161, 163, 165, 166, 167, 169, 170, 171, 193, 197, 198 Villegas, Jos Mara: 252, 253, 261 Villegas, Leopoldo: 152, 153, 156, 158, 159, 160, 162, 166, 187, 189, 192, 193, 194, 196, 199, 229, 230, 231, 233, 236, 237, 239, 240, 241, 258 Vinageras, Jos: 255, 262, 264, 265, 266, 267, 289, 291, 293 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 529

PAGE 543

ELENCOS Y DISCURSOS ACADMICOS 530 \ 530 \ 530 \ 530 \ 530 \Vinageras, Jos G.: 289 Vinci, Leonardo de: 49 Viondi, Emilio G.: 272, 273, 274, 275, 279, 283 Viondi, Emilio: Ver Viondi, Emilio G. Viondi, Miguel: 380, 381, 385, 407, 414, 439, 449 Virgilio: 45 Vizcay, Juan: 377, 381, 406, 407, 408, 412, 438, 439, 447–W–Walis: 15 Washington: 479 Waterland, Toms: 327, 328, 329, 331, 333, 334, 338, 376, 382, 396, 397, 398, 399, 400, 403, 404, 409, 428, 430, 432, 436, 442, 443 Wenzel: 240 Wilson, Guillermo: 314, 315, 318, 321, 323, 342, 345, 348, 349–X–Xenes, Francisco: 271, 272, 273, 275, 278, 301, 303, 330, 331, 334, 338, 377, 382 Xiqus, Francisco: 377, 382, 383 Xiqus, Jos: 377–Z–Zambrana, Manuel: 218, 220, 222, 227, 231, 250, 253, 254, 255, 259, 272, 275, 276, 277, 280, 283, 285, 286, 288, 290, 292, 293 Zambrana, Ramn: 263, 265, 290 Zayas, J. M.: Ver Zayas, Jos Mara de Zayas, Francisco: 31, 32, 35, 158, 172, 228, 239 Zayas, Francisco de: 131, 132, 136, 142, 169, 192, 202 Zayas, Jos Mara: Ver Zayas, Jos Mara de Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 530

PAGE 544

JOS DE LA LUZ Y CABALLERO / 531 / 531 / 531 / 531 / 531Zayas, Jos Mara de: 34, 37, 38, 43, 44, 45, 137, 139, 141, 144, 160, 161, 165, 168, 169, 186, 193, 194, 198, 202, 230, 232, 236, 239, 429 Zayas, Juan B.: Ver Zayas, Juan Bruno de Zayas, Juan B. de: Ver Zayas, Juan Bruno de Zayas, Juan Bruno: Ver Zayas, Juan Bruno de Zayas, Juan Bruno de: 30, 31, 35, 134, 135, 137, 143, 155, 159, 165, 166, 183, 188, 191, 193, 199, 218, 224, 227, 229, 236 Zelada, Antonio: 426, 427, 431, 434, 437 Zelada, Jos: 438, 447 Zenea, Juan C.: 441 Zequeira, Ignacio: 149, 150, 154, 157, 183, 184, 186, 188, 190, 191, 217, 219, 223, 226, 227, 247, 248, 249, 251, 253, 254, 272, 273, 275, 278 Zequeira, Jorge: 32, 33, 35, 37, 41, 51 Zuasnvar, Benito: 31, 32, 35 Zuasnvar, Ignacio: 33, 34, 36, 38, 44, 49 Zuasnvar, Jos: 36, 37, 38, 40, 44 Zuill, Juan: Ver Zuill, Juan Bautista Zuill, Juan B.: Ver Zuill, Juan Bautista Zuill, Juan Bautista: 218, 220, 222, 224, 226, 227, 234, 238 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 531

PAGE 546

NDICE NDICE NDICE NDICE NDICE PRESENTACI"N ……………………………………… VI.DISCURSO PRONUNCIADO EN EL SEMINARIO DE SAN CARLOS EN LA APERTURA DEL CURSO DE FILOSOFA EL 14 DE SEP-TIEMBRE DE 1824…………………………………………1 II.NDICE RAZONADO DE ALGUNAS MATERIAS FSICAS, Habana, 1834 ……………………………………………7 III.EXMENES GENERALES A QUE HAN DE PRESENTARSE DES-DE EL 6 HASTA EL 17 DE DICIEMBRE LOS ALUMNOS DEL CO-LEGIO DE SAN CRIST"BAL DE LA HABANA, SITO EN CARRA-GUAO, Habana, 1835 ………………………………………25 IV.APUNTACIONES PARA EL ELENCO DE FILOSOFA, CORRESPON-DIENTE AL PRESENTE AO (21 DE OCTUBRE DE 1835)……53 V.DOCTRINAS DE PSICOLOGA, L"GICA Y MORAL, EXPUESTAS EN LA CLASE DE FILOSOFA DEL COLEGIO DE SAN CRIST"-BAL, SITO EN CARRAGUAO, Habana, 1835 ………………61 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 533

PAGE 547

VI.ELENCO DE 1839. APNDICE CRTICO AL ELENCO DE 1835…81 VII.JOS DE LA LUZ CABALLERO. ELENCO DE 1840. NOCI"N DE LA FILOSOFA…………………………………………103 VIII.EXMENES GENERALES DEL COLEGIO DEL SALVADOR, Habana, 1848………………………………………………127 IX.EXMENES GENERALES DEL COLEGIO DEL SALVADOR, Habana, 1849 ………………………………………………145 X.EXMENES GENERALES DEL COLEGIO DEL SALVADOR, Habana, 1850 ………………………………………………177 XI.EXMENES GENERALES DEL COLEGIO DEL SALVADOR, Habana, 1851 ………………………………………………213 XII.EXMENES DEL COLEGIO DEL SALVADOR, Habana, 1852…243 XIII.EXMENES DEL COLEGIO DEL SALVADOR, Habana, 1853…269 XIV.EXMENES DEL COLEGIO DEL SALVADOR, Habana, 1856…297 XV.EXMENES DEL COLEGIO DEL SALVADOR, Habana, 1858…325 XVI.DISCURSO EN LOS EXMENES GENERALES DEL COLEGIO DELSALVADOR, PRONUNCIADO EL 16 DE DICIEMBRE DE 1858…351 XVII.EXMENES DEL COLEGIO DEL SALVADOR, Habana, 1859…367 XVIII.EXMENES DEL COLEGIO DEL SALVADOR, Habana, 1860…391 XIX.EXMENES DEL COLEGIO DEL SALVADOR, Habana, 1861…421 XX.DOS DISCURSOS LEDOS EN LOS EXMENES DEL COLEGIO DEL SALVADOR, Habana, 1861……………………………459 NDICE ONOMSTICO………………………………………485 Luz3-13 ndices onom-gral.p6528/08/01, 11:50 534