Investigación agrícola

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Investigación agrícola órgano divulgativo de la Sub-Dirección de Investigaciones Agrícolas
Uniform Title:
Investigación agrícola (San José, Costa Rica)
Translated Title:
Agricultural research ( eng )
Abbreviated Title:
Invest. agríc. (San José)
Physical Description:
v. : ; 28 cm.
Language:
Spanish
Creator:
Costa Rica -- Sub-Dirección de Investigaciones Agrícolas
Publisher:
Ministerio de Agricultura y Ganadería
Place of Publication:
San José, Costa Rica
Publication Date:
Frequency:
semiannual
regular

Subjects

Subjects / Keywords:
Agriculture -- Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Genre:
serial   ( sobekcm )
federal government publication   ( marcgt )
periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage:
Costa Rica

Notes

Dates or Sequential Designation:
Vol. 1, no. 1-
General Note:
Description based on first issue; title from cover.
General Note:
Latest issue consulted: Vol. 2, no. 1 (enero-jun. 1988).

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 18853902
lccn - sn 88024652
issn - 1011-436X
ocm18853902
Classification:
lcc - S476.C6 I58
System ID:
AA00008199:00001

Full Text
I SSN-111 436X
I SSN-1 011 436X


Investigacidn


Vol. 2


Agricola


Enero-Junio 1988


No. 1


ORGANO DIVULGATIVO DE LA SUB-DIRECCION DE INVESTIGACIONES AGRICOLAS


MINISTERIO DE AGRICULTURE Y GANADERIA


SAN JOSE COSTA RICA














ISSI 1011-436 I


INVESTIGATION AGRICOLA


Volumen 2


enero/julio 1988


Numero 1


Lic. Antonio Alvarez Desanti Hinistro

ing. Osvaldo Pandolfo Riaolo Viceministro

Ing. Jes6s HernAndez L6pez Director de Investigaci6n y Extensi6n Agricolas

Ing. Francisco Alvarez Bonilla Subdirector de Investigaciones Agricolas




"INVESTIGACION AGRICOLA" es un 6rgano divulgativo de la
Subdirecci6n de Investigaciones Agricolas del Ministerio de
Agriculture y Ganaderia. Se public en forma semestral y su
suscripci6n es gratuita durante 1988.




CORRISPONDIICIA
"Investigaci6n igricola"
Subdirecci6n de Inveatigaciones Agricolas
linisterio de Agricultura y Gaaaderia,
San Jos6, Costa Rica.


COMITE ASESOR


Ing. Eleonor Vargas Aguilar, M.S.
Ing. Daniel Zdiiga Van der Laat
Dr. Humberto Jim6nez Saa, Asesor


Ing.
Dr.
Ing.


Francisco Alvarez Bonilla, M.S.
Alvaro Cordero V&squez
Israel Murillo Vargas


EDITORS




























Revista
630.972.860.5
I Investigaci6n Agricola / Ministerio de
Agriculture y Ganaderia. Subdirecci6n
de Investigaciones Agricolas. -- 1(1) :
(1987). -- San Jos6, C.R. : Depto. de
Publicaciones, NAG, 1987.

ISSN 1011-436 X

1. Agriculture Costa Rica Publicacio-
nes Peri6dicas. 2. Publicaciones Peri6dicas
Costarricenses.









ISSN-1011-436-X


INVESTIGATION AGRICOLA


Volumen enero/junio 1988 Ndmero 2


CONTENIDO

PAgina

COMENTARIOS

La generaci6n y transferencia de tecnologia y el manejo de
la informaci6n cientifica en el MAG. ....................... 1
Humberto Jim6nez Saa, Unidad de Informaci6n Cientifica

ARTICULOS

Evaluaci6n de dieciseis lines promisorias de arroz en seis
localidades arroceras de Costa Rica ............................. 9
Alonso AcuHa Ch., Roberto Tinoco M. e Israel Murillo, Programa
de Granos BAsicos

Combate de piricularia (Pyricularia oryzae Cav.) en el folla-
je del arroz mediante el tratamiento de al semilla con fun-
fungicida ..................................................... 14
Manuel Carrera A. y HernAn Castro, Departamento de
Fitopatologia

Avances sobre el studio del comportamiento y rendimiento de
nueve hibridos de cafeto, catimores, con resistencia a la roya
(Hemileia vastatrix Berk & Br.) .................. ............ 18
Enrique Jim6nez R. y Luis Guillermo Ramirez M. Program de
Caf6

Evaluaci6n preliminary in vitro del TCMTB (Busamart 30 A) para
el combat de ojo de gallo (Mycena citricolor Bert & Curt) en
cafeto.................................... ..................... 22
Oscar ChAves C., Departamento de Fitopatologia

Evaluaci6n de fungicidas protectores para el combat de las
enfermedades del cafeto ....................................... 25
Juan Mora M., Departamento de Fitopatologia

Estudio preliminary sobre el period de incubaci6n y generaci6n
de la roya del cafeto (Hemileia vastatrix Berk & Br.) en con-
diciones de campo ................................ ............ 29
Oscar Chaves C., Departamento de Fitopatologia


iii









Investigaci6n exploratoria sobre fertilizaci6n de la cebolla
(Allium cepa) en el zona norte de Cartago ................... 32
Jose Soto A., Unidad de Suelos

Determinaci6n de los niveles critics de P, K y S y la
respuesta a dosis bajas de N para cebolla (Allium cepa) en
la zona norte de Cartago ........................................37
Jose Soto A., Unidad de Suelos

Combate quimico de mancha angular (Isariopsis griseola Sacc.)
en cuatro cultivares de frijol (Phaseolus vulgaris L.) ....... 40
Jorge Mora B., Departamento de Fitopatologia

Evaluaci6n de diecisiete variedades e hibridos de maiz, comer-
ciales y experimentales, en trees localidades de la zona Atldn-
tica de Costa Rica .......................................... 43
Carlos Calder6n G., Programa de Granos BAsicos

Evaluaci6n de cultivares de fame (Dioscorea alata) al ataque
de antracnosis (Colletotrichum gloesporioides Penz) .......... 50
Jorge Mora B., Departamento de Fitopatologia

Toxicidad de cobre en viveros de palma, africana (Elais
guinensis Jacq) ................................ ............. 54
German Quesada H., Programa Nacional de Oleaginosas









Investigaci6n AIricola (San Jos6, C.B.) 2(1):1-8. 1988


COMENTARIOS

LA GENERATION Y TRANSFERENCIA DE TECNOLOGIA
Y EL MANEJO DE LA INFORMATION CIENTIFICA EN EL MAG


Humberto Jim6nez Saa *


En este escrito se describe brevemente el sistema de manejo
de la informaci6n cientifica, o sea aquella generada por los in-
vestigadores, en la Subdireci6n de Investigaci6n Agricola del
Ministerio de Agricultura y Ganaderia (MAG) de Costa Rica.
Tambien se hacen algunos comentarios generals comparando los
concepts de investigaci6n, informaci6n, generaci6n y transferen-
cia de tecnologia, para destacar la importancia que tiene el
tender adecuadamente al manejo de la informaci6n cientifica.


Que es creaci6n y transferencia de tecnologia ?

Al hablar de creaci6n y transferencia de tecnologia agropecuaria,
nos referimos a cuatro tipos de elements:

Seres vivos como, por ejemplo: lines o variedades de plants,
razas de animals; agents de control biol6gico.

Metodologia y procedimientos como, por ejemplo: m6todos de
siembra, podas, aplicaciones de products quimicos, pastoreo o
estabulaci6n, programs de computaci6n.

Materiales y sustancias como, por ejemplo: insecticides, raciones
alimenticias, vacunas, agua de riego, electricidad.

Herramientas y equipo como, por ejemplo: tractores, espeques,
ordefadores, computadores.

Esos elements pueden ir solos o combinados en menor o mayor
proporci6n. Los llamados paquetes tecnol6gicos normalmente
pretenden tener todos o la mayoria de los components y son
aplicados a un determinado ambiente socioecon6mico.

Entonces, si alguien anuncia que estd creando tecnologia
agropecuaria, podremos suponer que estA tratando de producer una



Dr. Consultor en Manejo de la Informaci6n Cientifica, del
IICA para el proyecto MAG/BID-PIPA.









nueva variedad, un nuevo product, una nueva herramienta, un
nuevo procedimiento; modificando alguno de esos elements ya
existentes; todas esas cosas juntas o parte de ellas. Si es-
cuchamos que se esta transfiriendo tecnologia agropecuaria,
entenderiamos que se est& trasladando una tecnologia de un grupo
social a otro.

Cualquier estrategia de desarrollo en el medio
latinoamericano debe considerar la adquisici6n de tecnologia,
bien sea importAndola y adaptAndola, bien sea generAndola o bien
combinando ambos process. Ambos process estan operando en
nuestros pauses, posiblemente con un desbalance hacia la simple
importaci6n con o sin adaptaci6n adecuada a nuestro medio. En las
lines siguientes, al referirnos al process de general tecnologia
apuntamos al process global sin distinguir entire la verdadera
generaci6n y la importaci6n con o sin adaptaci6n.


Investigaci6n y generaci6n de tecnologia

Es obvio que la generaci6n y transferencia de tecnologia
esat estrechamente ligada a la investigaci6n. En el sector
agricola de los paises no desarrollados lo esta de tal manera,
que ahora se desestimula con creciente insistencia toda
investigaci6n que no est6 directamente orientada a general
tecnologia a corto o median plazo.


Investigaci6n e informaci6n

Para el verdadero investigator la informaci6n es el com-
ponente fundamental de su trabajo o, por lo menos, asi deberia
serlo; ve&moslo: al inveptigar, 61 cuenta con la informaci6n que
trae de las aulas universitarias y de su experiencia professional;
bused informaci6n generada por otros investigadores al visitar
centros de investigaci6n, dialogar con los colegas y consultar
en bibliotecas y centros de documentaci6n; analiza y sintetiza
informaci6n lograda en sus experiments y public los resultados;
archiva la informaci6n primaria que tiene valor permanent; hace
demostraciones prActicas y trasmite informaci6n a los agricul-
tores. Por otro lado, los especialistas en informaci6n ayudan a
los investigadores a ordenar la informaci6n y a publicar los
resultados; establecen centros de documentaci6n y otros mecanis-
mos de apoyo para facilitar la circulaci6n de informaci6n entire
los investigadores.

Es notorio que en el medio latinoamericano se subestima el
papel que juega la informaci6n en los process de generaci6n y
transferencia de tecnologia: buena parte de las actividades men-
cionadas en el parrafo precedent no se realizan o se cumplen a
media.









Ademas de informaci6n, en las actividades investigativas
entran en juego otros components, como: recursos humans, recur-
sos financieros, insumos materials, metodologias v procedimien-
tos, que no serAn abordados en el present escrito.

Transferencia de tecnologia y transferencia de informaci6n

Podemos distinguir dos grandes caminos seguidos por los ins-
titutos de investigaci6n agropecuaria en cuanto a transferencia
de la informaci6n generada por sus investigadores.

a. La transferencia delimitada, o sea aquella que se efectda en
el ambiente mismo en el que se realize la investigaci6n. Ob-
viamente, la informaci6n transferida de esta manera no sufre
ningin process intermedio entire la generaci6n y la transferencia.
Los beneficiaries son los integrantes mismos de los equipos que
intervienen en la generaci6n de la tecnologia: investigadores,
extensionistas, agricultores. Aqui juegan un papel important las
llamadas parcelas de validaci6n y las demostrativas; los dias de
campo, los grupos de amistad, etc.

La transferencia asi lograda satisface altamamente los
prop6sitos de las entidades ligadas a la creaci6n y transferencia
de tecnologia agropecuaria. Es una transferencia inmediata, que
afecta directamente el ambiente concrete en el que se realiz6 la
investigaci6n.

b. Transferencia generalizada, o sea aquella que se efectda por
medio de escritos tecnicos y cientificos, como articulos de
revistas, informes, manuales de recomendaci6n y otros canales.
Los beneficiaries son los miembros de la comunidad de
profesionales ligados a la investigaci6n y a la transferencia de
tecnologia en general, no solamente las personas que circundan el
ambiente cercano a donde se realize la investigaci6n. La
informaci6n asi registrada es la base para tomar muchas
decisions, para establecer la comunicaci6n entire investigadores
y para planificar las actividades a corto y median plazo. En
cada instituci6n este tipo de instituci6n constitute su active
mas valioso y verdadero.


i CuAl tipo de transferencia es oms important en los paises de
menor desarrollo ?

Esta es una pregunta sin much sentido pero que se oye con
frecuencia. La respuesta es obvia: ambos tipos son importantes,
son complementarias y cumplen objetivos diferentes.

Sin embargo, en los dltimos ahos es notoria la preocupaci6n
creciente entire los latinoamericanos por solo efectuar la trans-
ferencia que hemos llamado delimitada. No es que antes se
registrara y transfiriera toda la informaci6n siguiendo el camino









de la transferencia que hemos llamado generalizada; pero ahora se
nota adn menos preocupaci6n por efectuarla. Quienes trabajan
ligados a los programs de creaci6n y transferencia de
tecnologia, cada vez descuidan mas el registro y ordenaci6n de
los datos y la publicaci6n de los resultados en revistas
cientificas; los investigadores no basan sus labores en
informaci6n generada por otros colegas que trabajan en con-
diciones ecol6gicas y socioecon6micas similares (La llamada
revision de literature). Esto ultimo ocurre, entire otras razones,
porque los otros colegas tampoco ordenan ni publican la
informaci6n generada y, es triste afirmarlo, porque muchos inves-
tigadores en nuestro medio no adquirieron el habito de la
lectura; tales deficiencies se dan entire investigadores y
tambi6n entire los funcionarios encargados de recibir y poner en
operaci6n tecnologia importada: todos hemos visto malograr, por
ejemplo, un tractor, porque los funcionarios no leyeron los
manuales respectivos.

Si estas consideraciones son verdaderas, es facil visualizar
la cada vez creciente diferencia entire los sectors agropecuarios
de los paises pobres y de los ricos, en un mundo que ingresa
r&pidamente a la era de la informaci6n.


La Unidad de Infornaci6n Cientifica del MAG

En el MAG desde hace various afos se vienen gestando algunas
actividades relacionadas con al manejo de la informaci6n generada
por los investigadores. Del Proyecto MAG/BID denominado PIPA
(Proyecto de Incremento de la Productiviadad Agropecuaria) surgi6
una propuesta global para la organizaci6n de la informaci6n
cientifica en la Subdirecci6n de Investigaci6n Agricola (SIA).
Se conform6 una Unidad de Informaci6n Cientifica (UIC) con dos
profesionales a tiempo complete quienes, con el apoyo de un con-
sultor, estan implementando un sistema de informaci6n en la SIA.


El sistema de informaci6n cientifica

El sistema iniciado en la SIA busca establecer los mecanis-
mos para activar el flujo oportuno de informaci6n agricola entire
los investigadores, y entire estos y otros components del sistema
MAG (Fig. 1). La informaci6n generada por los investigadores
(nivel B) debe fluir hacia los niveles de gerencia (nivel A) y de
transferencia de tecnologia (nivel C), para que finalmente ella
beneficie al agricultor (nivel D).

En la figure 1 se indican en forma global las actividades
que se llevan a cabo en la SIA y no se pretend mostrar el
esquema total del sistema de informaci6n y comunicaci6n del MAG.
No se hacen comentarios, por ejemplo, del nivel C (Extensi6n), a
pesar de que 61 desempena funciones estrechamente relacionar-









con el nivel B (Investigaci6n). Con el auxilio de la figure 1,
veamos algunos aspects del nivel B:


La informaci6n generada por los investigadores (8) debe ser
almacenada y procesada. En el process, los archives tecnicos (7)
y los bancos de datos (2) juegan un papel clave. Los archives
t6cnicos deben contener la informaci6n total de la march de los
experiments y son la fuente de informaci6n para, con ellos,
elaborar bases de datos gerenciales y producer los informes
t6cnicos de la instituci6n. Aunque parezca extraio, en muchas
unidades de investigaci6n latinoamericanas no existen archives
permanentes de los datos generados por los investigadores.

La informaci6n que amerite divulgaci6n debe ser analizada y
sintetizada (4) para ser publicada (5), y las publicaciones
resultantes deben ser divulgadas convenientemente.

Para divulgar las publicaciones externamente y para
retroalimentar con ellas a los investigadores y a los fun-
cionarios de los niveles A, C y D, es necesario establecer un
mecanismo de analisis y ordenamiento de tales documents. Para
tal efecto se plantea el establecimiento de un Centro de
Documentaci6n institutional (6) (CD-MAG). Por medio de este
Centro se tendra un control efectivo del 100% de los documents,
pdblicados o sin publicar, generados por los funcionarios del MAG
(5) y de aquellos que, a pesar de no haber sido generados en la
instituci6n, afecten directamente sus actividades (leyes,
decretos, resoluciones, convenios interinstitucionales, etc.).

Por otro lado, se plantea establecer los mecanismos
necesarios para que la informaci6n generada en el ambiente ex-
terno al MAG (3), llegue en forma oportuna al escritorio de los
investigadores y extensionistas y a los funcionarios del nivel A.
Aqui se espera que el SEPSA (Secretaria Ejecutiva de
Planificaci6n Agropecuaria) juegue su papel en el suministro de
de la informaci6n generada a nivel national (3), dado que esa de-
pendencia del MAG maneja una alta proporci6n de la informaci6n
sectorial agropecuaria del pais por medio del CENIA. Para cap-
turar la informaci6n generada por los niveles regional y mundial,
se est&n estableciendo conexiones con otras fuentes de
informaci6n (EJ: IICA, CATIE, CIAT, CIMMYT, Sistemas AGRINTER-
AGRIS, DIALOG, etc.).

La informaci6n publicada o no publicada (2,5) y la
informaci6n "almacenada en los archives tecnicos y la mente de
los investigadores", product de su experiencia professional
(7, 8), debera ser transferida al extensionista (9) y/o al
agricultor (11). De igual manera, toda la informaci6n tambi6n
debera estar a disposici6n de los niveles superiores de toma de
decisions (1).










AMBIENTE DEL MAG


Nivel A




Nivel B


La informaci6n total debe
1, transferirse al
"agricultor .-



Nivel C .


Extensi6n y capacitaci6n



Comunicaci6n Rural
(Adaptaci6n del
conocimiento)




AGRICULTOR


Nivel D


Fig. 1. Funciones de la generaci6n y transferencia
informaci6n cientifica en el MAG









Las bases de datos consolidadok


Quienes trabajamos en el establecimiento de sistemas de
informaci6n, sabemos que las necesidades de una part de los
usuarios se satisfacen con el suministro de los materials
archivess de informaci6n primaria, libros, mapas, etc.) en la
forma en que los presentaron sus autores; el usuario lee, inter-
preta, asimila y extra la informaci6n deseada. En otras opor-
tunidades ese procedimiento no es satisfactorio, por lo que se
hace necesario someter la informaci6n contenida en esos
materials a cierto process tecnicos.

Estamos concientes de que es aqul, en el moment en que la
informaci6n sea requerida por los extensionistas y los niveles de
planificaci6n y toma de decisions, en donde se verS la utilidad
mayor del sistema de informaci6n. Para ello ser& necesario que la
informaci6n primaria generada por los investigadores (2, 4, 7,
8), las publicaciones (5, 6) y la informaci6n procedente de fuera
de la instituci6n (3), sufra un process de consolidaci6n
(analisis, sintesis, "reempaque", etc.) para que esa informaci6n
sea convertida en conociaiento utilizable (bases de datos
consolidados). La UIC, con los recursos que ahora dispone, no
est6 en condiciones de ofrecer apoyo efectivo en el mencionado
process de consolidaci6n de la informaci6n. Como todo process or-
ganizado, ciertas etapas deben esperar hasta que existan las con-
diciones para su implementaci6n. De todas maneras, los in-
tegrantes de la UIC estiman que, de lograr implementar plenamente
el sistema de informaci6n hasta los niveles descritos en el
present comentario, las cosas mejorarAn substancialmente en la
instituci6n.


El sistema de informaci6n se computadoriza

Para la transferencia de informaci6n entire los components
del sistema MAG, se viene gestando en la instituci6n un sistema
de telecomunicaci6n a nivel national. El gerenciamiento eficiente
del sistema computadorizado de telecomunicaci6n es muy important
para el flujo oportuno de informaci6n entire y dentro del MAG, y
es esencial para operacionalizar el uso de la "informaci6n al-
macenada en los archives tecnicos y en la mente de los
investigadores" y para la "consolidaci6n de la informaci6n",
mencionados en los pArrafos anteriores. Como es de esperar, el
sistema computadorizado apoyar& tambi6n otros aspects
relacionados con el establecimiento de bases de datos, analisis
estadistico, planificaci6n y seguimiento, aspects ad-
ministrativos, etc.

Vale la pena recordar que los equipos de c6mputo (software y
hardware) son herramientas que optimizan los recursos financiers
y de personal y aumentan la eficiencia de muchas actividades;
pero ellos no van a sustituir -como a veces se piensa- la









ordenaci6n de la informaci6n previa a la entrada de los datos. No
serb possible, entonces, obtener informaci6n dtil ni, much menos,
consolidada si previamente no se ha ordenado, analizado, sin-
tetizado, etc..


Los recursos humans

La magnitude y complejidad de las funciones descritas,
suponen la existencia de un equipo de personas trabajando a
tiempo complete, en forma coordinada, dentro de una unidad ad-
ministrativa. Como se indic6 anteriormente, dentro de la SIA es-
tas funciones han sido encargadas a la UIC.

Es obvio que la implementaci6n del conjunto de funciones
propuestas y la continuidad de las acciones en los pr6ximos aios,
suponen la asignaci6n de recursos adicionales en tiempo, per-
sonal, equipo y dinero. For lo tanto, se ha sugerido acomodar
las acciones de la Direcci6n de Investigaci6n y Extensi6n en tal
forma que no se sobrepase la propia capacidad del MAG en cuanto a
la captaci6n, anAlisis, almacenamiento, divulgaci6n y uso de la
informaci6n que se pretend general. Es decir, se sugiere adaptar
la investigaci6n a la idea (comentada por various colegas del MAG)
de que "si la investigaci6n no beneficia al agricultor, es mejor
no ejecutarla".









Investigaci6n Agricola (San Joe6 C. R.) 2(1):9-13. 1988


EVALUACION DE DIECISEIS LINES PROMISORIAS DE ARROZ EN SEIS
LOCALIDADES ARROCERAS DE COSTA RICA


Alonso Acufa Chinchilla *
Roberto Tinoco Mora *
Jos6 Israel Murillo V. *


En ciertos rhomentos lines de
arroz de generaciones avanzadas
que han pasado por varias
evaluaciones, presentan compor-
tamientos desfavorables en
aspects agron6micos, entomol6-
gicos o patol6gicos. Las
pruebas regionales de ren-
dimiento que realize el Minis-
terio de Agricultura y
Ganaderia constituyen un paso
esencial para la identificaci6n
de nuevas variedades para
reemplazar a las problemAticas.

El objetivo del present
trabajo fue seleccionar
variedades de arroz superiores
caracterizadas por un alto
potential de rendimiento,
resistencia o tolerancia a los
principles problems patol6gi-
gicos y entom6logicos, y con
buenas caracteristicas agron6-
micas para los diferentes con-
diciones de ambiente y manejo
de zonas arroceras de Costa
Rica.

Se evaluaron 16 lines
promisorias de arroz que son
materials introducidos y
seleccionados desde 1972; como
testigos comparativos se usaron


* Ing. Agr. Program Nacional de
terio de Agricultura y Ganaderia.


las variedades comeroiales
CR 1821 y CR 1113. La
codificaci6n, afo de
introducci6n y pedigree de las
lines evaluadas aparecen en el
cuadro 1.

Las pruebas fueron establecidas
en seis fincas ubicadas en los
cantones de Garabito (La
Yolanda), Parrita (La Ligia y
Pueblo Nuevo) y Osa (Sierpe y
Cacao) de la provincia de Pun-
tarenas y en el cant6n de Cafas
(Paso Hondo), provincia de
Guanacaste; estos sitios son
representatives de las prin-
cipales zonas arroceras del
pais con problems que limitan
la producci6n.

Los experiments establecidos
en Puntarenas se desarrollaron
en secano favorecido, entire los
meses de mayor a junior; el de
Guanacaste en la 6poca seca,
bajo riego, en el mes de enero.
Todos los ensayos fueron
manejados con las prActicas
culturales y agron6micas de
producci6n utilizadas a escala
commercial.

Se emple6 un disefio de bloques


Cultivos BAsicos, Minis-









Cuadro 1.


Genealogia de 16 lines de arroz evaluadas en
seis localidades de Costa Rica.


Linea Pedigree Procedencia


CR 8021 CR 201-40 Introducida 1972*
CR 8014 IR 822-81-CR-1-7 IIRI 1969
CR 8016 P2053F4-99-44-1B VIOAL 1982 (CIAT)
CR 8017 CR 204-28 Introducida 1972
CR 8013 P2053F4-94-5-1B VIOAL 1982 (CIAT)
CR 8018 P2231F4-138-6-2-1 VIRAL T 1984 (CIAT)
CR 8019 CR 201-41 Introducida 1972
CR 1113 CR-1113 Variedad commercial
CR 1821 CR-1821 Variedad commercial
CR 7985 P1274-6-8M-1-3M-1 VIOAL 1985 (CIAT)
CR 8011 51145-1 PanamA 1983
CR 8012 Desconocido Introducida 1984
CR 7965 IR 28128-45-2 VIOAL 1985 (CIAT)
CR 7992 P2867F4-52-2 VIOAL 1984 (CITT)
CR 7955 P3293F4-27-2P-B VIOAL 1985 (CIAT)
CR 7953 P4379F3-6 VIOAL 1985
CR 7968 P4397F3-88 VIOAL 1985

* Procedencia desconocida


al azar con trees repeticiones y
parcelas de 7,5 m2, con una
Area dtil de 5 m2' El sistema
de siembra fue al voleo
utilizando 130 kg/ha de semi-
lla.

Durante el desarrollo del cul-
tivo se evalu6 el vigor a los
15 dias despu6s de la siembra
(dds), el macollamiento 25 dds,
altura a la cosecha, dias a
floraci6n y rendimiento. La
incidencia de enfermedades
tales como Pyricularia sp.,
Helminthosporium sp. Rhyzoc-
tonia sp., Rhynchosporium sp.
y el complejo fungoso del man-
chado del grano de los
diferentes materials; se
evalu6 utilizando el Sistema de
Evaluaci6n Estandar para Arroz
(1) cada 15 dias, hasta la
cosecha.


El analisis estadistico de los
resultados de rendimiento se
hizo individualmente para cada
localidad y luego uno general.
La diferencia entire medias se
determine por la prueba de
Duncan (p 5 0,05).

La intensidad de las enfer-
medades foliares y del complejo
fungoso del manchado del grano
vari6 de una localidad a otra.
Hubo muy baja incidencia de
Pyricularia oryzae afectando el
follaje, la cual se present
en las localidades de Sierpe y
Cacao; ataques tardios de la
enfermedad, en el cuello de las
panojas, afectaron particular-
mente a la line CR 8026 y la
variedad commercial CR 1113. En
todas las localidades se
present el escaldado de la
hoja, la helmintoporiosis y el










Cuadro 2. Reacci6n a enfermedades y caracteristicas agron6aicas de 16 lines de arroz en seis regions arroceras
de Costa Rica.


Grado de reacci6n a enferedades Caracteristicas agron6aicas

Helaintos- Escaldado Manchado Grado* Dias a
Linea Piricularia poriosis Rizoctonia de la del Vigor Altura de maco- flora-
l t t hoja'** grano*' + (cs) ilamiento ci6n


CR 8021 1,0 1,2 0,3 3,2 3,0 5,0 108,7 4,6 98,0
CR 8026 1,4 2,8 1,0 4,0 2,5 4,3 101,6 5,0 98,2
CR 8014 0,4 0,2 0,4 3,0 2,8 5,4 110,1 4,9 99,4
CR 8016 0,4 1,0 0,5 3,5 1,7 5,3 110,2 4,3 97,2
CR 8017 0,6 1,2 0,7 3,8 2,5 4,2 111,9 4,4 106,0
CR 8013 0,2 0,9 0,8 3,6 4,9 4,5 105,7 4,1 94,5
CR 8018 1,1 1,1 0,6 3,3 2,3 5,2 111,4 4,3 95,3
CR 8019 1,0 1,5 1,1 4,3 3,6 5,4 105,1 4,9 100,1
CR 1113 0,7 1,4 0,7 2,8 2,3 4,4 115,2 4,1 98,5
CR 1821 0,0 2,8 0,3 4,1 5,1 5,0 106,7 4,3 101,3
CR 7985 0,0 1,2 1,1 3,4 4,0 4,7 109,5 4,9 96,9
CR 8011 0,2 0,8 0,7 3,7 3,8 5,0 110,3 5,0 97,5
CR 8012 0,5 1,6 0,2 2,7 3,7 5,2 107,9 4,6 111,9
CR 7965 0,2 1,1 1,4 4,6 3,4 5,5 108,9 4,8 96,9
CR 7992 0,4 0,8 0,6 3,8 2,8 5,1 113,1 4,5 96,6
CR 7955 0,0 0,8 0,2 4,1 3,7 3,8 103,0 4,7 95,4
CR 7953 0,2 1,5 0,4 3,9 3,7 5,2 108,4 5,0 99,2
CR 7968 0,7 1,0 0,3 4,4 1,9 4,2 106,4 4,6 96,8


Severidad de la enfersedad clasificada en:
t Escala continue del 0 al 9; 0 indica ninguna lesi6n y 9 entire 76 y 1001 de infecci6n de la hoja.
It Escala de nileros impares del 0 al 9, 0 indica no incidencia y 9 several infecci6n y suerte de plant.
$M$ Escala de nileros impares del 0 al 9; 0 indica no incidencia y 9 ais del 51Z de incidencia


+ Escala para vigor:
1. Extra vigoroso
3. Vigoroso
5. Plantas normales
7. Plantas senos vigorosas que las normales
9. Plantas con escaso desarrollo


complejo fungoso que causa el
manchado del grano. Los
materials mostraron suscep-
tibilidad moderada al escaldado
de la hoja, a la helmin-
tosporiosis y al manchado del
grano; los mayores grados de
infecci6n ocurrieron en las


++ Escala para aacollasiento
1. H s de 25 hijos/planta
3. De 20-25 hijoslplanta
5. De 10-19 hijos/planta
7. De 5 a 9 hijos/planta
9. Nenos de 5 hijos/planta


lines CR 8019, CR 7965 y CR
7968. La variedad commercial CR
1821 mostr6 la mayor suscep-
tibilidad a helmintosporiosis
por ser muy exigente a la
fertilizaci6n y al control de
malezas. La line CR 8014 puede
catalogarse como tolerance a










esta enfermedad.

Los datos de rendimiento por
material y por localidad
aparecen en el cuadro 3. El
anglisis estadistico de los
dates indic6 que no hubo
diferencias estadisticas entire
el rendimiento de las lines en
cada localidad, pero si entire
localidades y para la interac-
ci6n line por localidad.

El promedio de rendimiento por
localidades, se distribuy6 de
la siguiente manera: Garabito
(9,2 t/ha), La Ligia (8,6
t/ha), Pueblo Nuevo (7,7 t/ha),
Sierpe (6 t/ha), Cacao (5,8
t/ha) y Paso Hondo (4,1 t/ha).


La diferencia entire el
rendimiento de Garabito y Paso
Hondo fue del 55,7%.

En la localidad de Paso Hondo
los materials fueron severa-
mente afectados por el viento;
en Osa (Sierpe y Cacao) fueron
afectados por la alta inciden-
cia de arroz rojo (Oryza
sativa). En Osa el cultivo no
se desarroll6 bajo condiciones
favorables ya que la fertili-
zaci6n fue inadecuada y junto
con los altos niveles de cobre
del suelo fueron la causa de
los mas bajos rendimientos
determinados.

Las lines con mas alto


Cuadro 3. Rendisiento prosedio /t/ha) de 16 lines promisorias de arroz en seis zonas arroceras de Costa Rica.


Rendisiento' (t/ha)

Lineas Garabito La Ligia Pueblo Nuevo Sierpe Cacao P. Hondo X


CR 8021
CR 8026'
I CR 80140
CR 8016
CR 8017 ?
CR 8013
CR 8018
CR 8019
J CR 1113'
/ CR 1821/
CR 7895
~1 CR 8011 v'
CR 8012
CR 7965
? CR 7992 V
CR 7955
CR 7953
CR 7968


8,2ab
9,0ab
8,1'
8,8ab
10,2-
11,3-
7,0 b
10,1 .
9,4"
8,3ab
7,8ab
10,8ab
9,5ab
8,76b
8,84"
8,1 B
9,2-b
10,4-"


10,2"4
8,9abcd
7,6bkcd
7,2 cd
10,1 'k
7,8abcd


7,4 b*c
5,7 d
9,24'c
10,5ab
7,2 Cd
9, 1-'
8,0 td
7,9-bcd
7,0 Cd
81, bkd


7,9tkcd
8,6baed
6,9 do
9,3-"
9 3ab
7,8ge="d
7,5 bcde
8,labcdo
7,1 ed
8, 1-=ad-
6,4 -
8, 4abcd
81a4-bcd
8,2-bed-
7,3 ad.
6,7 d.
9,0-"b
8,2abkcd
9,6-
7,2 Cd.


5,4--
5,7-"
7,4-
6,3a
5,5-b
6,7"b
7,1b
5,7-"
6,2&"
6,34"
6,3"b
5,54"
5,2 b
5,7"b
6,1ab
6,63b
5,65b
5,41b


5,34b
6,3&b
6,5&k
7,1-
5, 1ab
5,01"
5,34b
4,6-b
6,5"k
4,4 k
5,2-b
5,b7-
5,7"b
5,26b
7,3"
6,4`b
5,51b
6,3-b


7,01"
6,91-"
6,794k
6,50-b
7,08-
6,7-"
7,20-
6,866k
6,98"a
5,99 k
6,79a-
7,44-
6,31"a
6,55"
7,33*
6,97ab
6,96-"
6,93-"


X 9,2a 8,5 b 7,7 6,0 d 5,8 d 4,1

t Hedias con la sisma letra son estadisticamente iguales segdn prueba de Duncan (p 1 0,05).













rendimiento en las seis loca-
lidades fueron: CR 8011, CR
7992, CR 8018, CR 8017, CR 8021
y CR 8013. Las variedades
comerciales CR 1113 y CR 1821,
fueron superadas por las lines
antes mencionadas ya que
mostraron mayor estabilidad
para las diferentes variables
estudiadas en las distintas
zonas estudiadas.


Bibliografia

1. International Rice Testing
Program (IRTP). 1980
Standart Evaluation Sys-
tem for Rice. 2 ed. Los
Bahos, Filipinas, JRTP
44 p.









Investigaci6B Agricola (Sao Jos6,'C. i.) 2(1):14-17. 1988


COMBAT DE PIRICULARIA (Pyricularia oryzae Cav.) EN EL FOLLAJE
DEL ARROZ MEDIANTE EL TRATAMIENTO DE LA SEMILLA CON FUNGICIDA


Manuel Carrera *
Hernan Castro **


El arroz desde la etapa de
plAntula hasta el final del
macollamiento se predispone al
ataque de piricularia
(Pyricularia oryzae Cav.) en la
hoja. La enfermedad durante es-
tas etapas de crecimiento causa
lesiones necr6ticas en el fo-
llaje, reducci6n del desarrollo
de la plant y en casos ex-
tremos la muerte, debido a los
efectos de las toxinas del
hongo sobre las c6lulas del
hospedante.

A trav6s de 15 afos de
investigaci6n, el Ministerio de
Agriculture y Ganaderia ha
desarrollado tratamientos para
el combat de piricularia en la
panicula, pero no se han carac-
terizado todavia tratamientos
efectivos para el combat de
piricularia en la hoja durante
las primeras etapas de la fase
vegetativa del arroz.

Hasta la fecha (1986), en Costa
Rica el tratamiento quimico de
la semilla de arroz no es una
prActica usada para combatir
piricularia. El desarrollo de
fungicidas especificos para el
hongo piricularia aptos para


ser aplicados a la semilla,
como el pyroquil6n, abren la
posibilidad de combatir la
piricularia en la hoja por via
de tratamiento de semilla; lo
anterior constitute el objetivo
de esta investigaci6n. El fun-
gicida para semilla pyroquil6n
(Fongoren 50 PM) es sist6mico
de rApida absorci6n por las
raices, es un derivado de la
quinolina que actda sobre
Pyricularia oryzae inhibiendo
la sintesis de melanina durante
la formaci6n del apresorio, im-
pidiendo que el hongo complete
el process de infecci6n.

El experiment se estableci6 en
la Estaci6n Experimental En-
rique Jim6nez Ndeez, del Minis-
terio de Agricultura y
Ganaderia, en el cant6n de
CaHas, Guanacaste y se extendi6
del 29 de agosto al 20 de oc-
tubre de 1986. Se utiliz6 la
variedad susceptible CR 1113.
Para asegurar la infecci6n por
piricularia, el cultivo se
sembr6 a alta densidad con 150
kg de semilla/ha en surcos y se
aplic6 alta fertilizaci6n
nitrogenada (50 kg de N) 12
dias despu6s de la siembra.


* Ing. Agr. Departamento de Fitopatologia. Ministerio
de Agriculture y Ganaderia.
** Ing. Agr. Direcci6n Regional del Pacifico Seco.
Ministerio de Agricultura y Ganaderia.









El diseio experimental
utilizado fue de bloques al
azar con cinco repeticiones.
Por el tipo de ensayo se
utilizaron microparcelas de
1 x 0,6 m con seis surcos de 1
m de largo, separados 0,10 m.

Los tratamientos de fun-
gicida fueron: pyroquilon
QS(Fongoren 50 PM) 2 g i.a/kg
de semilla y pyroquilon 4 g
i.a/kg de semilla.

La semilla seca se mezcl6 con
el fungicida en polvo in-
mediatamente antes de la
siembra.

Las variables evaluadas fueron
el porcentaje de area foliar
afectada (AFA); la metodologia
para su calculo se ilustra en
la figure 1, y la altura de la
plant a los 30, 40 y 50 dias
despu6s de siembra (DDS).En lo
pertinente al Area foliar afec-
tada y para efecto del anAlisis
de los resultados se consider
2 % de AFA como valor critic.

El pyroquil6n en la dosis de
4 g protegi6 el follaje de las
plants durante los primeros 30
dias despues de siembra; este
efecto no se produjo con la
dosis de 2 g, que en el mismo
period se mostr6 inefectiva al
permitir la infecci6n y el
desarrollo de piricularia en el
follaje, ya que el valor de
area afectada fue superior al 2
%. Los valores de AFA para los
tratamientos a los 30 dias,
fueron diferentes segun prueba
de Duncan (pS 0,01). Despues
de los 40 DDS, el efecto de


protecci6n del pyroquil6n en la
dosis de 4 g fue decayendo ya
que el area foliar afectada
subi6 del 6 % hasta 8 % a los
50 DDS. Sin embargo, el area
foliar afectada de plants cuya
semilla fue tratada con el fun-
gicida fue siempre mAs bajo que
el de plants a cuya semilla no
se le aplic6 el fungicida.

La altura de plant, en los
tres periods de evaluaci6n,
fue mayor en las plants cuya
semilla fue tratada con el fun-
gicida. La semilla sin fun-
gicida produjo plants con al-
turas de 17 y 25 cm a los 30 y
50 DDS respectivamente, en
tanto que la altura de las
plants provenientes de semi-
llas tratadas con el fungicida
en la dosis de 4 g, alcanzaron
alturas de 23 y 65 cm en los
respectivos periods de
evaluaci6n. La altura de la
plant a los 30 y 40 DDS no fue
diferente entire dosis de 2 y 4
g de pyroguil6n segGn prueba de
Duncan (p 5 0,01) pero si con
la altura de plartas
provenientes de semilla sin
fungicida.

Por el efecto en la sanidad del
follaje y por la reducci6n del
efecto inhibitorio del
crecimiento inducido por las
micotoxinas de piricularia
puede considerarse que el
tratamiento de semilla de arroz
con pyroquilon se proyecta como
una alternative viable en el
combat integrado de
Piricularia oryzae en siembras
de arroz de secano.














II









I I .i








S* 3 4 % de rea foliar
afectada (Vc)
CLASE




Fig. 1. Escala diagramAtica para calcular el porcentaje de Area
foliar afectada.

FORMULA PARA CALCULAR EL AREA FOLIAR AFECTADA (AFA)
CON BASE EN LA ESCALA DIAGRAMATICA

% AFA = (f x Vc)
n6mero total de hojas observadas

% AFA = porcentaje de Area follar afectada
f = ndmero de hojas clasificadas en cada clase.

Vc = Valor en porcentaje para cada clase



















I.m Semilla sin fungicida

jI Pyroquilon 2 a/kg semilla

J. Pyroquilon 2 g/kg semilla


Area foliar
afectada

(%)


ti-LL


Altura de
plant


Area foliar afectada y altura de plants de arroz prove-
nientes de semilla tratada con pyroquilon a los 30,
40 y 50 dias despubs de la siembra (DDS)


e**
**
::.
:::
-*so
e*
**
eel
**
ooe
e
ee*
**
**


ele
eeo
*
*
*e



e
*










oo
e*
*e
*
oe*
*


w 30
oof+


Fig. 2.


I









Iavestigaci6B Agricola (San Jos6, C. R.) 2(1):18-21. 1988


ADVANCES SOBRE EL STUDIO DEL COMPORTAMIENTO Y RENDIMIENTO DE
NUEVE HIBRIDOS DE CAFETO CATIMOR CON RESISTENCIA A LA ROYA,
(Hemileia vastatrix Berk & Br.)


Enrique Jim6nez Rojas *
L. Guillermo Ramirez M. *


La roya (Hemileia vastatrix
Berk & Br.) es una de las en-
fermedades mAs series del
cafeto.

El Program Cooperativo ICAFE-
MAG, estA evaluando en
diferentes zonas del pais, la
reacci6n a esta enfermedad de
materials hibridos con resis-
tencia al hongo, provenientes
del cruce de la variedad
Caturra con el hibrido de
Timor, llamados comdnmente
"catimores", los que se com-
paran con Caturra y/o Catuai,
cultivares susceptibles al
pat6geno y sobre los cuales
descansa casi el 100% de la
producci6n de caf6 en Costa
Rica.

El objetivo de este experiment
es determinar el rendimiento en
cereza, vigor de las plants,
tamafo y defects de grano de
nueve Catimores, provenientes
de Brasil e introducidos al
pais por el Programa
Cooperative para la Protecci6n
y Modernizaci6n de la Caficul-
tura (PROMECAFE).

El disefo empleado es bloques


al azar con seis repeticiones;
cada parcel tiene diez plan-
tas, el Area de cada una de
ella es de 17,1 m2.

El experiment se halla es-
tablecido en la Hacienda
Atirro, cant6n de Turrialba a
700 msnm, con precipitaci6n
annual de 2.687 mm y temperature
promedio diaria de 22,5 oC.
Los materials en studio son:
el T-5175 (1-4), T-8657 (2-4),
T-8662 (2-1), T-8664 (2-2), T-
8664 (2-4), T-8666 (4-3), T-
8667 (2-3) y el Catuai Rojo
como camparador.

Las plants fueron sembradas en
Junior de 1985 a 1,90 m entire
hileras y 90 cm entire plants;
estAn formadas de dos ejes y
son fertilizadas con 1.000
kg/ha/afo de fertilizante
f6rmula 20-7-12-3-1,2, frac-
cionada en dos aplicaciones;
se adicionan ademAs 300
kg/ha/afo de nitrato de amonio.
Se atomizan trees veces al aflo
con fungicidas cdpricos, dos de
ellas acompafiado de zinc y otra
de boro. El cultivo estA a
plena exposici6n solar. Las
plants que muestran signos


Ministerio de Agricultura


* Ings. Agrs. Program de Cafe,
y Ganaderia.









visible de agotamiento se
podan a 0,40 m del suelo,
despu6s de la segunda cosecha.

Las variables evaluadas fueron:
rendimiento de grano en cereza
(fanega/ha/afo), el vigor de
las plants, cantidad de grano
de primera, cantidad de grano
vano y cantidad de grano
caracol; 6stas tres tltimas
variables se expresan en por-
centaje.

El rendimiento se determine con
base en la cosecha del total de
las plants de cada parcela.
El vigor se midi6 a trav6s del
ndmero de plants que no se
podaron y se clasific6 seg6n
una escala descendente con
grados del 5 al 1, donde 5
corresponde al minimo
agotamiento y 1 al mAximo.

En el beneficio experimental de
PROMECAFE situado en el CATIE,
se hizo el studio de tamis y
de defects del grano, a una


Cuadro 1.


Producci6n de caf6
resistentes a roya.


muestra de la segunda cosecha.
Para determinar la cantidad de
grano de primera se us6 la
malla de 17/84 de pulgada, en
la cual los granos retenidos se
clasifican como granos ex-
portables. En cuanto a los
defects de grano se con-
sideraron como granos caracol,
los granos con una sola semilla
y los granos vanos como aque-
Ilos frutos en los cuales al
menos uno de los dos 16culos
queda vacio. El Programa
Cooperativo ICAFE-MAG, acep'ka
un maximo de 8 % para grano
caracol y para grano vano un
mAximo de 5 %.

En el present articulo se dan
a conocer los resultados de las
primeras 2 cosechas, correspon-
dientes a los periods 86-87 y
87-88, los cuales aparecen en
el cuadro 1. El Catimor 5175,
super a los demAs materials
en studio, aunque las diferen-
cias no fueron significativas
con respect a la mayoria de


cereza y vigor de nueve hibridos


Producci6n*
Cultivar
Fanegas/ha/afio t/ha/afio** Vigor**

T-5175 54,2 13,99a 1 c
T-8662 53,5 13,91a 5a
T-8667 49,8 12,86ab 2 be
T-8664 (2-4) 47,8 12,34ab 3 b
Catuai rojo 47,2 12,18ab 2 be
"-8663 45,4 11,77ab 2 bc
2-8660 44,7 11,54ab 4ab
T-8657 42,1 10,86ab 2 be
T-8664 (2-2) 37,7 9,73 be 2 bc
T-8666 30,6 7,90 c 3 b

*Promedio de la I y II cosecha
** Valores conectados por la misma letra no son significativamen-
te diferentes segdn la prueba de Duncan (p 5 0,05).









estos. Resultados parecidos
obtuvieron Hernandez, Bonilla
y Flores (1) en un studio
similar realizado en Honduras
despues de tres cosechas. En
cuanto al Catuai Rojo, su
producci6n fue 15 % menor que
el Catimor 5175; esta
producci6n promedio de dos
cosechas es satisfactoria en
relaci6n a los hibridos y pro-
bablemente se incrementarA en
las pr6ximas cosechas.

Tambi6n en el cuadro 1, se ob-
serva la calificaci6n de vigor;
el Catimor 5175 fue el de menor
vigor pero el de mayor
producci6n, ya que sufri6
agotamiento severe con tan solo
dos cosechas. Este resultado
contradice lo hallado por
Hernandez y colaboradores,
quienes califican al 5175 como
de buen vigor al t6rmino de
trees cosechas. El Catimor 8662
fue el material menos agotado y
produjo tan solo 2 % menos que
el Catimor 5175.

Con respect al Catuai Rojo, su


Cuadro 2.


vigor no es lo 6ptimo pero estA
en la categoria que agrupa al
50% de los mejores materials
en studio superando a tres de
ellos en producci6n, aunque con
diferencias no significativas.
El Catimor 8666 se present muy
vigoroso, pero fue el mAs
deficiente productor. Con
relaci6n a lo mencionado sobre
el vigor de los Catimores,
Kaiser (2) anota que, de manera
general, los catimores dan
buenas producciones los
primeros afios, pero entran en
decadencia rApidamente.

En el cuadro 2, se presentan
los resultados obtenidos del
studio de tamafo y defects de
grano. Lastimosamente se
perdi6 la muestra de Catuai
rojo, por lo que los resultados
fueron comparados con los
realizados a una muestra de
grano de Caturra producida bajo
condiciones ecol6gicas
similares a las del experiment
y cosechada en el mismo period
que los hibridos. Cinco
hibridos fueron superiores o


Caracteristicas de grano de nueve hibridos resistentes
a roya.


Cultivar Grano de primera* Grano vano Grano caracol
% % %

T-8660 49 4 6
T-8664 (2-4) 44 3 7
T-8664 (2-2) 60 3 2
T-8662 64 7 1
T-5175 63 2 2
T-8657 73 2 2
T-8663 58 2 3
T-8666 66 2 4
T-8667 55 3 5
Caturra** 60 5 5

* Porcentaje retenido en zaranda de 17/84 de pulgada.
** Tomado de plantaci6n commercial de la zona









iguales al Caturra en cuanto a
la cantidad de grano con tamafio
exportable, incluyendo entire
ellos a los Catimores 5175 y
8662. Los porcentajes de grano
vano fueron aceptables en la
mayoria de hibridos except
para el 8662. En cuanto a
grano qaracol, todos los
hibridos produjeron un porcen-
taje dentro de los permisible e
incluso algunos mAs bajo que
Caturra.

Para concluir, los rendimientos
experimentales obtenidos como
promedio de dos cosechas no
fueron 6ptimos, pero en
t6rminos relatives, la diferen-
cia entire el Catimor 5175 y
Catuai Rojo es sustancial,
aunque debido al agotamiento
severe sufrido por este
Catimor, estas producciones se
pueden ilevar a equiparar e in-
cluso podria el Catuai Rojo
llegar a superarlas. No
sucederA lo mismo con el
Catimor 8662, el cual tiene
alta producci6n y se mantiene
con much vigor, por lo que se
espera que pronto ocupe el
primer lugar en producci6n. Lo
anterior acarrearia un
relegamiento del Catimor 5175 a
lugares intermedios en el
cuadro.


En lo que a grano de calidad
exportable se refiere, los
valores obtenidos fueron bas-
tante buenos al campararlos con
Caturra. En cuanto a los
defects de grano evaluados,
los materials en studio se
encuentran bastante bien,
aunque este anAlisis debe
repetirse en sucesivas
cosechas, para asi tener un
dato mAs confiable.


Bibliografia

1. HERNANDEZ, J.O.; BONILLA,
C.A. y FLORES, E.A. 1986
1986. Evaluaci6n de 16
genotipos promisorios
por su alta producci6n
y resistencia a la
roya del cafeto. In IX
Simposio sobre Caficul-
tura Latinoamericana.
Guatemala, Guatemala.
p.15-21.

2. KAISER, A.A.P.G. 1986. Com-
parascoes de catimor
e blumor com o catuai
no municipio de Serta-
n6polis-PR. In 13o
Congress Brasileiro de
Pesquisas Caffeeiras.
Sao Lourenco, Minas
Gerais. p. 60-63.









Inveatigacl6a Agricola (San Joe6, C.I.) 2(1):22-24. 1988


EVALUATION PRELIMINARY in vitro DEL TCMTB (BUSAMART 30A)
PARA EL COMBAT DE OJO DE GALLO
(Mycena citricolor Berk & Curt) EN CAFETO


Oscar ChAves Conejo *


La enfermedad conocida como
"ojo de gallo" (Mycena
citricolor Berk & Curt) es con-
siderada como una de las enfer-
medades de mayor importancia
econ6mica de la caficultura
national. El hongo se present
en focos aislados, principal-
mente en cafetales poco tec-
nificados, cercanos a las
rivers de los rios y en
lugares sombreados con
microclimas h6medos. Durante
muchos afos el combat del
hongo se ha fundamentado prin-
cipalmente en fungicidas ar-
senicales y se ha complementado
con prActicas agron6micas como
podas de saneamiento,
regulaci6n de sombra, control
de malezas y mejora del estado
nutricional de la plant,
practices que ayudan a dis-
minuir la incidencia de la en-
fermedad en una plantaci6n.

El objetivo del present
trabajo fue evaluar el modo de
acci6n y la eficacia del
fungicida-bactericida TCMTB (2
tiocianometiltio benzotiazol:
Busamart 30A) para inhibir o
erradicar las estructuras
reproductoras (cabecitas o
gemas) del hongo Mycena
citricolor.


La evaluaci6n se realiz6 en
el Laboratorio de
Fitopatologia del Ministerio de
Agriculture y Ganaderia. Se
evaluaron tres dosis del
product commercial Busamart
30A: 1, 2 y 3 ml/1 y el ar-
seniato de plomo en la dosis
commercial de 3,65 g/l y un tes-
tigo absolute sin tratamiento
quimico.

Los products se aplicaron en
hojas de cafeto infectadas
solamente con ojo de gallo y
con lesiones tanto esporuladas
como sin esporular. Cada
tratamiento tuvo dos
repeticiones y cada una const6
de siete hojas que fueron
colocada en una caja con espuma
cubierta con papel de aluminio
y humedecida con agua des-
tilada. Antes de aplicar los
fungicidas se determine el
n6mero total de lesiones y el
n6mero de ellas que presentaban
esporulaci6n. Los fungicidas se
aplicaron con un atomizador "De
vilbiss 15; posteriormente,
las cajas se cubrieron con
plAstico transparent para for-
mar una cAmara h6meda y
favorecer el desarrollo del
hongo. Las hojas se incubaron
a temperature ambiente


Caf6, Dpto de Fito-
tura y Ganaderia


* Ing. Agr. Program Nacional de
patologia Ministerio de Agricul









(18-25 oC) durante ocho dias.
El efecto de los fungicidas se
evalu6 ocho dias despu6s de su
aplicaci6n contando el total de
lesiones esporuladas. La
apariencia de las estructuras
del hongo se observe con un es-
tereoscopio.

El efecto del Busamart 30A se
manifest tres dias despu6s de
la aplicaci6n; las cabecitas o
gemas del hongo sufrieron
deshidrataci6n y p6rdida de su
color original, amarillo in-
tenso, a un color blanquecino,
seguido por la quema de los
pedicelos y la consecuente
p6rdida de la viabilidad; el
mismo efecto ocurri6 con la
aplicaci6n del arseniato de
plomo.

En el cuadro 1 se observa que
el TCMTB, erradic6 las estruc-
turas reproductoras del hongo a
partir de la dosis 1 ml; tuvo
el mismo efecto que el
producido por el arseniato de


Cuadro 1. Lesiones esporuladas
citricolor Berk & Cur
despu6s de la aplicac
y arseniato de plomo.


plomo en la dosis de 2 ml y lo
super en la dosis de 3 ml/l,
la cual fue la dosis mAs
eficaz. Aunque no se realiz6
un anAlisis estadistico de los
resultados, no existieron
diferencias muy marcadas entire
el efecto del fungicida TCMTB
y el del arseniato de plomo de
uso conventional, en el combat
quimico de la enfermedad. Sin
embargo, se presentaron
diferencias considerable entire
los tratamientos quimicos con
respect al testigo absolute en
el que la esporulaci6n de las
lesiones se mantuvo igual
despu6s de los ocho dias de
incubaci6n.

Las conclusions de esta prueba
preliminary son las siguientes:

- En las condiciones en que se
efectu6 este experiment, el
fungicida TCMTB ejerci6 un
efecto curativo sobre las
estructuras reproductoras de M.
citricolor.


de ojo de gallo (Mycena
-t) en hojas de cafeto antes y
-i6n de los fungicidas TCMTB


Lesiones esporuladas %

Tratamiento Dosis ADA* DDA*



TCMTB Busamart 30A 1 ml/i 41,4 22,4
TCMTB Busamart 30A 2 ml/i 57,7 9,5
TCMTB Busamart 30A 3 mi/i 48,0 5,6
Arseniato de plomo 3,65 g/1 52,0 8,8
Testigo absolute ---- 43,0 40,0


* ADA: antes de la aplicaci6n; DDA: 8 dias despu6s de la
aplicaci6n









- Se observ6 el mismo efecto
curative del TCMTB y el arse-
niato de plomo en las dosis de
2 ml y 3,65 g/l respec-
tivamente.

- Se obtuvo el mejor efecto
del TCMTB en la dosis de 3 ml/i


del product commercial Busamart
30 A.

- No se presentaron sintomas
de toxicidad del fungicida
TCMTB sobre las hojas de cafeto
tratadas.









Investigaci6a Agricola (San Jos6, C.B.) 2(1):25-28. 1988


EVALUACION DE FUNGICIDAS CUPRICOS PARA EL COMBAT
DE ENFERMEDADES DEL CAFETO


Juan E. Mora Montero *


Para el combat quimico de las
enfermedades del cafeto se
pueden utilizar products de
acci6n protectora como los
cobres, que actdan inhibiendo
la germinaci6n de las esporas
de la mayoria de los hongos.
Tambi6n pueden emplearse
products de acci6n sist6mica
que actdan sobre diferentes
fases del ciclo de vida de los
hongos. Debido a que los
products sist6micos son caros,
es necesario evaluar diferentes
fungicidas protectores para
determinar su eficacia en el
combat de las distintas enfer-
medades que afectan a este cul-
tivo.

El objetivo de este trabajo fue
evaluar diferentes products a
base de cobre, para el combat
de las principles enfermedades
del cafeto: chasparria
(Cercospora coffeicola Berk y
Cocke), roya (Hemilia vas-
tatrix Berk y Broowe) y ojo de
gallo (Mycena citricolor).

El experiment se estableci6 en
Aguas Zarcas de San Carlos,
localidad que se enouentra a
una altitude aproximada de 500
msnm, en una plantaci6n adult
de cafe variedad Caturra


sembrada a una densidad de
4.444 plantas/ha. Se evaluaron
los principles fungicidas
comerciales a base de cobre:
los oxicloruros, los hidr6xidos
y los 6xidos; ademAs se emple6
la mezcla de triadimefon y
oxicloruro de cobre (Bayleton
250 E.C y Cobox-L) como un tes-
tigo debido a que su uso es
bastante comin entire los
agricultores de esta zona. Los
tratamientos fueron: 1. la
mezcla de triadimefon y
oxicloruro de cobre (Bayleton
250 E.C, 1 ml/1 y Cobox-L, 2
ml/1); 2. oxicloruro de cobre
(Cupravit verde 7 g/1); hidr6-
xido de cobre (Cudrox 7 g /1);
4. mancozeb con cobre y hierro
(Trimiltox forte, 5 g/1);
5. hidr6xido de cobre (Kocide
101, 2,65 g/1); 6. maneb,
cineb, cobre y complejo
biol6gico (Cuprosan 4 g/l) y
6xido cuproso con manganeso y
cine (Cobre Sandoz MZ, 3 g/l).
En todos los casos se agreg6 el
adherente Nu-film en una dosis
de 1 ml/1 de agua. Se efec-
tuaron trees aplicaciones de los
diferentes products; la pri-
mera el 3 de junior, la se-
gunda el 9 de Julio y la terce-
ra el 11 de setiembre de 1986,
de acuerdo a la experiencia


* Ing. Agr. Program de Frutales, Ministerio de
Agriculture y Ganaderia









obtenida anteriormente, a las
condiciones climAticas de la
zona y a la persistencia de los
products. Para la aplicaci6n
se utiliz6 una bomba de
motor marca Poly-Jacto,
modelo PL-45.

El diselo utilizado fue de
bloques completes al azar con
cuatro repeticiones. La par-
cela experimental const6 de
cuatro hileras, cada una con
cuatro plants; se dej6 como
parcela dtil las cuatro plants
centrales en las cuales se mar-
caron bandolas en el tercio
medio de las plants,
distribuidas en la direcci6n de
los distintos puntos car-
dinales.

El efecto de los tratamientos
fue evaluado por medio de la
incidencia de las enfermedades,
las cuales se efectu6 en los
dltimos cinco pares de hojas de
las bandolas marcadas. Se
consider como hoja .enferma
aquella que tenia al menos una
lesi6n bien definida y se tom6


como porcentaje de incidencia
el porcentaje de hojas enfer-
mas. Se realizaron ocho
evaluaciones mensuales de la
incidencia de roya, chasparria
y ojo de gallo, las cuales
comenzaron el mismo dia que se
efectu6 la primer aspersi6n
con los fungicidas.

Para cada evaluaci6n se realize
el anAlisis de varianza.

Los resultados indican que no
se encontraron diferencias sig-
nificativas por efecto de los
tratamientos en la incidencia
de roya y chasparria en ninguna
de las ocho evaluaciones
(Cuadros 1 y 2). Para la roya,
se encontr6 que las plants
tratadas con oxicloruro de
cobre (Cupravit verde) tuvieron
la mBs baja incidencia de la
enfermedad durante todo el
ciclo de evaluacionds, mientras
que el 6xido de Cu (Cobre
Sandoz MZ), que habia sido el
mejor fungicida c6prico contra
la roya a nivel de laboratorio
segdn Chaves (1), permiti6 el


Cuadro 1. Efecto de site fungicidas protectors en el cosbate de roya del cafeto (HeJileia vastatrix).

PORCENTAJE DE INCIDENCIA

Fungicida Periodo de evaluaci6n
(nombre commercial) 1 2 3 4 5 6 7 8

Bayleton-Cobox 2,34 $ 1,87 t 3,90 $ 2,50 $ 1,83 $ 1,72 1 2,81 $ 3,13 *
Cupravit verde 2,18 2,66 3,90 1,87 0,62 1,25 1,72 1,25
Cudrox 2,03 1,09 5,31 3,91 1,25 1,09 1056 1,72
Trisiltrox forte 1,88 2,18 4,53 2,81 1,87 2,03 2,19 4,53
Kocide 101 3,75 2,03 5,94 4,06 2,81 2,34 3,75 4,22
Cuprosan 3,44 2,50 7,96 1,72 1,87 3,75 5,63 5,16
Cobre Sandoz HZ 1,87 2,03 6,88 4,22 1,88 4,69 6,41 7,50

C.V. 31,76 39,94 44,79 42,49 38,49 38,49 38,66 34,93

t No hubo diferencias significativas entire tratasientos.















BAVYLTON-COBOX
CUDROX
KOCIDE
COBRE SANDOZ NZ


A CUPRAUIT VERDE
o TRIMILTOX FORTE
O CUPROSAN


EUALUACIONES


Fig.1 Incidencia de roya (Hemileia vastatrix) en diferentes evaluaciones
con diferentes tratauientou fungicidas.San Carlos 1986



15


BAVLETON 4 COBOX
CUDROX
KOCIDE
COBRE SANDOZ MN


CUPRAVIT UERDE
TRINILTOX FORTE
CUPROSAN


EVALUACION


Pig. 2 Porcentaje de hojas enfermas nor (Cercopora eoffetcola) en el
cafeto en distintas 6pocas de evaluacidn de diferentes trata-
mientoo fungicidaa. San Carloasj986.


Ia


r.


4 4 4 6









Cuadro 2. Porcentaje de hojas de cafeto enfermas con
en diversas 6pocas de evaluaci6n, tratadas
rentes fungicidas.


chasparria
con dife-


Porcentaje de hojas enfermas

Fungicida Epoca de evaluaci6n
(nombre commercial) 1* 2* 3* 4* 5* 6* 7* 8*

Bayleton + Cobox 4,69 5,16 5,94 5,94 5,00 4,84 4,06 4,69
Cupravit verde 4,69 10,52 8,59 8,90 3,59 3,44 3,75 4,69
Cudrox 5,62 5,62 5,47 6,25 4,06 3,91 3,90 5,00
Trimiltox Forte 7,19 5,94 5,94 5,31 5,62 2,96 4,69 6,56
Kocide 101 7,34 10,78 7,19 10,22 9,38 8,44 8,59 9,38
Cuprosan 7,66 7,34 7,18 5,63 4,38 3,12 4,22 7,03
Cobre Sandoz MZ 4,84 11,41 9,22 11,25 10,47 9,91 7,50 8,44

* No hubo diferencia significativa entire tratamientos.


porcentaje mAs alto de lesiones
de roya al final de las
evaluaciones (Cuadro 1 y Fig.
1). La baja incidencia de roya
durante todo el ciclo, no
permiti6 observer diferencias
significativas entire los
products. For lo tanto, si la
incidencia es baja, como
sucedi6 en este experiment, el
product que result mas barato
es el que puede recomendarse.
Para el combat de chasparria,
tampoco hubo diferencia esta-
distica entire los diferentes
fungicidas. La menor inciden-
cia, a traves de las distintas
evaluaciones, se present en el
tratamiento con hidr6xido de
cobre (Cudrox), mientras que la
mayor con el 6xido de Cu (Cobre
Sandoz M Z, Cuadro 2, Fig. 2).
Aunque los products utilizados
no son especificos contra el


hongo causante de esta enfer-
medad, si el nivel de inciden-
cia es menor de 10% cualquiera
de ellos puede mantener la en-
fermedad a un nivel manejable
por el productor.

No obstante que hubo una alta
precipitaci6n durante el
period de studio, el ataque
de otras enfermedades como ojo
de gallo (Mycena citricolor) y
mal de hilachas (Pellicularia
koleroga), no fue de importan-
cia en esta experiencia.

Es necesario realizar otros es
tudios similares en con-
diciones de alta incidencia de
las enfermedades para deter-
minar la efectividad real de
las diferentes fuentes de cobre
utilizadas en el combat de en-
fermedades del cafeto.


BIBLIOGRAFIA

1. CHAVES CONEJO, 0. 1986. Evaluaci6n preliminary in vitro de
fuentes y dosis de fungicidas c6pricos sobre la inhi-
bici6n del hongo Hemilela vastatrix Berk y Cocke. Tesis
Ing. Agr. Costa Rica, Universidad.









Investigacin Agricola (San Jos6,C.8.) 2(1):29-31. 1988


STUDIO PRELIMINARY SOBRE EL PERIOD DE INCUBACION Y
GENERATION DE LA ROYA DEL CAFETO (Hemileia vastatrix Berk & Br.)
EN CONDICIONES DE CAMPO


Oscar Ch&ves Conejo *


En Costa Rica es de suma impor-
tancia determinar en las prin-
cipales zonas cafetaleras, el
period de incubaci6n y
generaci6n del hongo causante
de la roya del cafeto Hemileia
vastatrix Berk & Br., ya que,
conociendo los aspects
biol6gicos del pat6geno se
pueden establecer diferentes
estrategias de combat, tanto
quimicas como culturales.

En la biologia del hongo
existen dos aspects de gran
relevancia que son: el period
de generaci6n y el period de
incubaci6n. El primero se
refiere al tiempo que require
un pat6geno desde el moment en
que ocurre la infecci6n para
producer y liberar el nuevo
in6culo; el period de
incubaci6n al tiempo que
transcurre entire la infecci6n y
la aparici6n de los primeros
sintomas visible de la enfer-
medad. La diferencia entire el
period de incubaci6n y el
period de generaci6n es impor-
tante en el studio de las
epifitias, ya que un pat6geno
puede tener un period de
incubaci6n corto y no producer


esporas (reacci6n hipersensi-
tiva), o empezar a producer
esporas despu6s de un tiempo
relativamente largo, depen-
diendo de factors del am-
biente. Sin embargo, desde el
punto de vista epidemiol6gico
lo que mas import es el
period de generaci6n ya que
entire mas corto sea 6ste, mAs
several es la enfermedad, lo
cual repercute directamente en
el desarrollo de las epifitias
y su control.

El objetivo del present
trabajo fue determinar el
period de incubaci6n y
generaci6n del hongo Hemlleia
vastatrix en el cafeto, en
regions muy hdmedas del pais.

El trabajo se realize entire
1986 y 1987 en Aguas Zarcas de
San Carlos y Turrialba.

Para evaluar los periods de
incubaci6n y generaci6n del
hongo se inocularon ure-
d6sporas libres de hiper-
parasitos provenientes de hojas
enfermas en plants libres de
la enfermedad. Las hojas
fueron mojadas con agua


* Ing. Agr. Program Nacional de Cafe, Departamento de Fi-
topatologia, Ministerio de Agricultura y Ganaderia.









destilada usando un atomizador
De bilbis N915 y con un pincel
NQ2 las uredosporas se
colocaron en el env6s de las
hojas en cuatro puntos di-
ferentes (m6todo de inocu-
laci6n directa. La inocula-
ci6n se realiz6 en el segundo y
cuarto par de hojas de cuatro
bandolas del estrato medio,
orientadas en el sentido de los
puntos cardinals, de cuatro
plants del cultivar Caturra,
escogidas al azar en un area de
100 m2 con ocho plants.

En 1986, el trabajo se llev6 a
cabo en Aguas Zarcas de San
Carlos, que se encuentra a una
altura de 500 msnm, entire el 26
de agosto y el 15 de octubre.
Durante el period de
evaluaci6n, la precipitaci6n
promedio fue de 500 mm, la tem-
peratura promedio de 230C y la
humedad relative vari6 entire 80
a 90 %. En 1987, el trabajo se
realize en Turrialba en el
Centro Agron6mico Tropical de
Investigaci6n y Ensefianza
(CATIE), que se encuentra a una
altura de 602 msnm, entire el 23
de julio y finales de
setiembre. Durante el period
de evaluaci6n, la precipitaci6n
promedio fue de 225 mm y la
temperature promedio de 22 oC.

En Turrialba se utilizaron dos
t6cnicas de inoculaci6n, la de
inoculaci6n direct y otra que
consisti6 en asperjar,con el
atomizador De vilbiss f 15, una
soluci6n de 25 mil ured6sporas
por ml, concentracci6n deter-
minada previamente con un
hematocimetro, en el envez de
las hojas

Para determinar el period de
inoculaci6n y de generaci6n, se
realizaron observaciones visua-


les cada ocho dias.

En Aguas Zarcas de San Carlos
el period de incubaci6n se
present treinta dias despues
de la inoculaci6n de las hojas,
al final de este lapso
aparecieron los primeros
sintomas que fueron puntos
blanquecimos de 2 a 3 mm de
diAmetro en el haz de -las
hojas. Quince dias despues,
comenz6 la esporulaci6n de las
lesiones considerAndose este
lapso como el period de
generaci6n. En esta zona y con
la inoculaci6n direct se ob-
tuvo una respuesta a la
inoculaci6n del 100 % de las
hojas infectadas.

En Turrialba, el period de
incubaci6n tard6 35 dias
cuando la' inoculaci6n fue
realizada con pincel; 22 dias
despu6s comenz6 la esporulaci6n
de las lesiones periodo de
generaci6n). Sin embargo, con
la t6cnica de aspersi6n de la
soluci6n de ur6dosporas, los
sintomas comenzaron a obser-
varse 45 dias despu6s de la
inoculaci6n y 22 dias despu6s
de la aparici6n de los
sintomas,la esporulaci6n de las
lesiones. Con este m6todo de
inoculaci6n, la infecci6n fue
del 75 %.

La mayor duraci6n del period
de incubaci6n debida a la
inoculaci6n por aspersi6n fue
debida a la concentraci6n de
esporas aplicada.

Las diferencias determinadas en
los periods de incubaci6n y
generaci6n de Hemilela vasta-
trix en cafeto en las dos loca-
lidades fueron debidas, direct
o indirectamente, a various
factors como precipitaci6n,










humedad relative, temperature,
luminosidad, radiaci6n solar,
topogr lidad de las esporas del hongo,
ya que estos factors influyen
sobre la germinaci6n de las
ured6sporas, inhibiendo o fa-
voreciendo su desarrollo ( 1,
2, 3).


Bibliografia


1. HARR, J. 1978. Hemileia
vastatrix Berk & Br.
Biologia del hongo y
aspects de su control.
Sandoz S.A. Divisi6n
Agro, Departamento de


Investigaciones. Basi-
lea, Suiza. 26 p.

2. HARR, J.; GUGGENHEIM, R.
1978. Contributions to
the biology of Hemileia
vastatrix. I. SEM-in-
vestigations on germina-
tion and infection of
Hemileia vastatrix on
leaf surfaces of Coffea
arabica. Phytopathology.
(92): 70-75.

3. RAYNER, R. W. 1972. Mico-
logia, historic y bio-
logia de la roya del
cafeto. Publicaci6n mis-
celanea NQ 94. IICA,
Turrialba, Costa Rica.










Investigaci6a gricola (San Jos, C.I.) 2(1):32-34. 1988


INVESTIGATION EXPLORATORIA SOBRE FERTILIZATION DE LA
CEBOLLA (Allium cepa) EN LA ZONA NORTE DE CARTAGO


Jos6 Antonio Soto Acosta *


Considerando que la
investigaci6n realizada sobre
los requerimentos nutricionales
de la cebolla en la zona norte
de Cartago es escasa y aislada,
en 1984.1a Unidad de Suelos del
Ministerio de Agricultura y
Ganaderia inici6 un program
para estudiar la respuesta de
este cultivo a la aplicaci6n de
los fertilizantes. El trabajo
se inici6 en el distrito de
Tierra Blanca ubicado a 2.100
msnm con suelos de origen
volc&nico, oscuros y profundos,
clasificados como Typic dis-
trandept en el que se selec-
cionaron cuatro sitios ex-
perimentales. El suelo se
muestre6 para realizar los
anAlisis quimicos en el
Laboratorio de Suelos del MAG
(Cuadro 1).

En cada sitio se establecieron
cuatro experiments, uno para
cada element nutricional, con
los siguientes tratamientos:
nitr6geno 0, 150, 300 y 450
kg/ha ; f6sforo 0, 150, 300 y
450 kg P205/ha; potasio 0, 100,
200 y 300 kg K20/ha, y azufre
0, 25, 50 y 75 kg/ha. AdemAs
se us6 una base general de 150,
300, 100 y 25 kg/ha de N,
P205, K20 y S respectivamente,


excluyendo el element en
evaluaci6n. Los tratamientos
de cada experiment se or-
denaron en un disefto experimen-
tal de bloques al azar con tres
repeticiones. La dosis de fer-
tilizante, segdn el trata-
miento, se aplic6 en dos mo-
mentos: la mitad a los 15 dias
despu6s del transplant y el
resto 30 dias despu6s. Las
fuentes usadas fueron: el
nitrato de amonio (33,5 % N),
superfosfato triple (46 %
P20s), cloruro de potasio (60 %
K20) y sulfato de magnesio (14
% S).

La variable evaluada fue el
rendimiento en peso fresco de
las plants enteras, cuando se
alcanz6 la madurez fisiol6gica
o estado 6ptimo de cosecha. La
informaci6n obtenida se analiz6
por medio de anAlisis de
varianza y prueba de Duncan.

En el cuadro 1 se observa que
los suelos de los sitios expe-
rimentales contienen elevadas
concentraciones de nutrimentos,
superiores a los respectivos
niveles critics referidos por
el Ministerio de Agricultura
y Ganaderia para la interpre-
taci6n de los resultados del


* Ing. Agr. Unidad de Suelos, Ministerio de Agricultura y
Ganaderia.









Cuadro 1. Resultados del anAlisis quimico de los suelos de los
sitios experimentales segdn la metodologia del MAG
(Schweizer et al., 1980).

meq/100 ml Pg/ml

Sitio pH Al Ca Mg K P S Zn Mn Cu

1 5,6 0,20 8,5 1,3 1,31 49 27,0 3,6 10 15
2 5,4 0,30 11,5 3,2 1,23 37 19,5 7,6 43 10
3 5,5 0,25 10,0 2,4 1,38 +100 9,5 3,6 25 19
4 5,7 0,15 11,0 3,7 0,83 39 8,5 4,4 9 9

0,30 4,0 1,0 0,21 12 12,0 3,0 5 1

* Niveles critics usados para la interpretaci6n de los resulta-
dos del anAlisis quimico de suelos en el MAG.


del analisis quimico (1). Esta
condici6n es caracteristica de
la region y se original por el
manejo agricola traditional del
agricultor, quien aplica gran
cantidad de fertilizante sin
conocer los requerimientos del
cultivo ni el contenido en el
suelo, lo que favorece el in-
cremento paulatino de la
concentraci6n de nutrimentos al
adicionar much mAs de lo
extraido por el cultivo. Esta
condici6n de alto contenido de
elements en el suelo provoc6
que la respuesta del cultivo al
fertilizante fuera pequeia.

El nitr6geno tendi6 a elevar el
rendimiento con el aumento en
la dosis hasta 150 kg N/ha en
el sitio 1 y hasta 300 kg N/ha
en los sitios 2, 3 y 4 (Fig.
1); sin embargo, la diferencia
del rendimiento con respect al
testigo fue pequefa y no sig-
nificativa.

El f6sforo caus6 un efecto
similar elevando el rendimiento
en el sitio 1 con la dosis de
150 kg P205/ha.


El potasio dnicamente incre-
ment6 el rendimiento en el
sitio 1 con la dosis de 100 kg
K2/ha. El azufre elev6 la
producci6n en dos sitios, en el
1 con la adici6n de 25 kg S/ha
y en el 3 con 50 kg S/ha; 6ste
ultimo fue signficativamente
superior al resto de los tra-
tamientos segdn la prueba de
Duncan al 5 %.

Las tendencies de respuesta ob-
tenidas deben considerarse en
la continuaci6n de la inves-
tigaci6n, dentro de la cual es
recomendable determinar los
niveles critics para los dife-
rentes elements, de manera que
permitan ofrecer recomendacio-
nes de fertilizaci6n mas apro-
piadas.

Bibliografia

1. SCHWEIZER, S.; COWARD, H.;
VASQUEZ, A. 1980. Meto-
dologia para anAlisis de
suelos, plants y agua.
Ministerio de Agricultu-
ra y Ganaderia. Boletin
t6cnico 68. 32 p.















a .


a a ,- a






-b


150 kg N/ha 300


450







. 1

a4


80

1
70-


60.
4

50-


3 40.
2

30


20


10


0


a
a a



3
a ---- a2


a


a .... l


a a 3

a .a a a 42
a -'a 24

a
a a




nfmero de sitio


150 kg P20s/ha300

..~''


b
a


S2
a


100 200 300 25 50 75
kg K20/la kg S/ha


Fig. 1. Rendisiento prosedio de cebolla en funci6n de las dosis de elementos nutricionales evaluadas.
Hedias con igual letra no difieren significativaaente segin la prueba de Duncan al 5 X.


34


--









Investigaci6n Agricola (San Jos6, C.B.) 2(1):35-39. 1988


ESTABLECIMIENTO DE LOS NIVELES CRITICS DE FOSFORO,
POTASIO, AZUFRE Y DOSIS OPTIMA DE NITROGENO PARA
CEBOLLA (Allium cepa) EN LA ZONA NORTE DE CARTAGO


Jos6 Antonio Soto Acosta *


La cantidad de nutrimentos
necesarios para obtener una
producci6n 6ptima se denomina
"requerimento nutricional" y
equivale al requerimento de
elements nutricionales, el
cual varia de un suelo a otro
seg6n la fertilidad original y
condiciones climAticas (2).
Para conocer las necesidades
nutricionales de cualquier cul-
tivo es necesario determinar el
"nivel critic" de cada
nutrimento o sea la
concentraci6n de un element
debajo de la cual la plant
responder& positivamente a su
adici6n y encima de la cual no
se espera ninguna respuesta
(1,2).

En 1984, considerando que la
investigaci6n realizada sobre
nutrici6n mineral de la cebolla
en la zona norte de Cartago era
muy escasa y aislada, la Unidad
de Suelos del Ministerio de
Agriculture y Ganaderia inici6
un program de investigaci6n a
median plazo que obtuvo como
resultado en el primer afo, un
increment6 del rendimiento,
aunque muy pequeio, con la
adici6n de 150, 150, 100, 50
kg/ha de N, PzOs, K20 y S


respectivamente (3). En 1985
se continue la investigaci6n
con el objetivo de establecer
niveles critics para los
elements f6sforo, potasio. y
azufre en el suelo y observer
la respuesta a dosis bajas de
nitr6geno, sobre la producci6n
de cebolla en la zona norte de
Cartago.

Se seleccionaron diez sitios
experimentales distribuidos en:
Cot, Tierra Blanca, Potrero
Cerrado, San Juan de Chicda y
Sabanilla de Prusia, ubicados
entire 2.000 y 2.500 msnm. En
cada sitio se estableci6 un ex-
perimento que incluy6 cuatro
tratamientos y cuatro o mds
repeticiones para utilizar la
metodologia de "niveles
critics" desarrollada por Cate
y Nelson (1). La descripci6n
de los tratamientos se present
en el cuadro 1.

En los diez sitios se muestre6
el suelo de cada repetici6n del
experiment para realizar el
respective anglisis quimico con
la metologia del Laboratorio de
Suelos del Ministerio de
Agriculture y Ganaderia (4).


* Ing. Agr. Unidad
Agriculture y


de Suelos, Ministerio de
Ganaderia.


__









Cuadro 1. Tratamientos con elements nutricionales establecidos
para desarrollar la metodologia grafica de niveles
critics de Cate y Nelson.


Elementos 1/

Tratamientos Nitr6geno F6sforo Potasio Azufre

Complete 1002/ 100 100 50
Sin f6sforo 100 --- 100 50
Sin potasio 100 100 --- 50
Sin azufre 100 100 100 --

1/ kg/ha N, P205, K20 y S.
2/ Dosis escogidas con base en los resultados de la investigaci6n
de 1984 (3).


Se fertiliz6 con el total del
f6sforo y la mitad de
nitr6geno, potasio y azufre a
las dos semanas del trasplante
y el resto 30 dias despu6s; en
ambos casos se coloc6 el fer-
tilizante en un surco de 5 cm
de profundidad separado 5 cm de
las plants, y luego se cubri6
con suelo.

El material gen6tico fue el
usado por cada productor duefio
del sitio, aunque prevaleci6 el
Hibrido Amarillo.

Para emplear la metodologia de
Gate y Nelson (1) se realiz6 el
siguiente procedimiento. En
cada repetici6n se relacion6 el
rendimiento de cebolla obtenido
con cada uno de los
tratamientos; sin f6sforo, sin
potasio, sin azufre, con
respect al tratamiento, para
obtener el "porcentaje de
rendimiento" de cada element
evaluado. Luego se promedi6
con los porcentajes de ren-
dimiento obtenidos en todas las
repeticiones de cada sitio ex-
perimental, lo mismo que el
resultado de la concentraci6n


de los elements en el suelo
resultantes del andlisis
quimico. Con ambas infor-
maciones de cada sitio, se
procedi6 a realizar el grAfico
para cada elementoque permit
identificar el "nivel critic"
(Figs. 1, 2 y 3).

En los mismo diez sitios se
evaluaron niveles crecientes de
nitr6geno. Las dosis fueron 0,
50, 100, 150 kg N/ha y se
utiliz6 un diseho de bloques al
azar con cuatro repeticiones.
Se adicion6 una base de
fertilizaci6n de 100, 100, 50
kg/ha de P205, K20 y S. Las
fuentes de elements empleadas
fueron: nitrato de amonio
(33,5 % N), superfosfato triple
(46 % P205), cloruro de potasio
(61 % K20) y sulfato de mag-
nesio (14 % S).

Los resultados de los analisis
quimicos del suelo mostraron
que en esta region los suelos
tienen alta concentraci6n de
elements ya que los valores
siempre fueron superiores a
17 pg P/ml, a 0,42 meq K/100 ml
y a 8 Lg S/ml (Figs. 1, 2 y 3).

























I






S I--

S MIVEL CRITIC


0
0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100
CONCENTRATION DE FOSFORO EN EL SUELO
ug/ml


Fig. 1. Nivel critics de fosforo en el suelo pars cebolla an la zone
norte de Cartago con el m6todo grAfico de Cate y Nelson.






0
110'







14
S10
o 90

a 8



0 I

0P
k 70.

a 60 1
.i


a I


0 0,2 0,4 0,6 0,8 1,0 1,2 1,4 1,6 1,8 2,0
CONCENTRACION DE POTASIO EN EL SUELD
meq/100 ml


Fig. 2. Nivel critic de potasio an el suelo pare cebolla an la zone
norte de Certago co el m6todo grifico de Cate y Nelson.











40
20

00.


v
m
.4


"1





4
0_
c
m


I NIVEL CRITIC
I .


0 2 4 6 8 10 12 14 16 18 20
CONCENTRATION DE AZUFRE EN EL SUELD
Ug/ml


22 24 26


Fig. 3. Nivel critico do azufre an el suelo para la cebolla en la zone
norte de Cartago con el mftodo grffico de Cate y Nelson.


Esta caracteristica de suelos
con alto contenido de nutrimen-
tos se original por las
frecuentes y voluminosas fer-
tilizaciones que los produc-
tores de papa y hortalizas
realizan y por la propiedad de
los suelos alofdnicos de adsor-
ber estos elements y mantener-
los en el "factor capacidad"
para que sean intercambiados a
la soluci6n del suelo cuando se
necesiten. La alta concentra-
ci6n de nutrimentos en el suelo
limit en parte el uso de la
metodologia empleada ya que fue
muy dificil localizar sitios en
donde el suelo estuviera
deficiente en algdn element;
por lo tanto, no se pudo
relacionar el "porcentaje de
rendimiento" contra con-
centraciones bajas de estos
nutrimentos, como puede obser-
varse en el cuadrante inferior
izquierdo de las figures 1, 2
y 3. Ante esta situaci6n, se
determine un "nivel critic"
para f6sforo de 15 pg/ml, para


potasio de 0,4 meq/100 ml y
para azufre de 7 pg/ml; sin em-
bargo, queda la pr'obabilidad de
que estos niveles pudieran ser
inferiores pero no fue possible
determinarlo por la condici6n
descrita antes.

En los experiments con
nitr6geno, la respuesta del
cultivo present la tendencia a
incrementar el rendimiento en
aproximadamente 5 t/ha con la
dosis de 50 kg N/ha (Cuadro 2),
lo cual represent una ganancia
econ6mica considerable; sin em-
bargo, desde el punto de vista
estadistico, el. anlisis de
varianza y la prueba de Duncan,
efectuados para cada sitio en
forma individual, no detect6
diferencias significativas.

La escasa respuesta ofrecida
por la cebolla a la adici6n de
nitr6geno refuerza los resul-
tados obtenidos en 1984 y hace
pensar que el contenido de
material orgAnica de los suelos


80- ------------ -


504
40

20.


I










Cuadro 2. Rendimiento prosedio de bulbos de cebolla (t/ha) producidos con dosis bajas de nitr6geno en
diez localidades de la zona norte de Cartago.


Dosis de nitr6geno 'Rendisiento promedio por sitio (t/ha)
(kg/ha)
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Proaedio de sitios

0 39,4 51,2 19,4 46,3 103,3 70,6 92,1 50,4 74,5 70,7 61,8
50 50,8 54,9 27,5 69,5 107,3 70,5 83,7 42,3 73,6 92,5 76,3
100 39,2 56,1 21,3 74,4 105,8 77,4 90,2 40,9 85,9 81,4 67,3
150 34,7 51,9 18,6 69,9 109,9 69,4 93,2 52,1 79,8 71,9 65,1
e -q,o p, 4 o,.7 l.o / -, G y -%.% .4. 4_T,4 +TJ.


de esta regi6n, que varia entire
6,5 a 16,8 %, y el possible
efecto residual de fertilizante
nitrogenado aplicado durante un
largo plazo en grande
volamenes y con gran frecuen-
cia, en los requerimentos del
cultivo. Sin embargo, debe
realizarse investigaci6n en
otros aspects como fuentes y
fraccionamiento que pudieran
afectar la respuesta de la
cebolla al nitr6geno.

La dosis de 50 kg N/ha puede
recomendarse al productor para
que mantenga una reserve
adecuada de este nutrimento en
el suelo y no se provoque un
desequilibrio a largo plazo.


Bibliografia

1. CATE, R.B.; NELSON, L.A.
1971. A simple statis-
tical procedure for
partioning soil test
correlation data into
two class. Soil Science
Society of American


Proceedings 35: 658-660.

2. HOWELER, R. 1983. Analisis
del tejido vegetal en
el diagn6stico de pro-
blemas nutricionales:
algunos cultivos tro-
picales. Centro Inter-
nacional de Agricultura
Tropical. Cali, Colom-
bia. p 28.

3. SOTO, J.A. 1987. Requeri-
mentos nutricionales de
la cebolla (Allium
cepa) en los suelos de
suelos de la region
norte de Cartago. I.
Respuesta de N P K S.
Agronomia Costarricense
11 (2): 239-243.

4. SCHWEIZER, S.; COWARD, H.
y VASQUEZ, A. 1980.
Metodologia para anA-
lisis de suelos, plan-
tas y aguas. Ministe-
rio de Agricultura y
Ganaderia. Boletin
tecnico 68. 32 p.









Imvestigacl6 Agricola (Sn Jos6, C.I.) 2(1):40-42. 1988


COMBAT QUIMICO DE MANCHA ANGULAR (Isarlopsis griseola Sacc.)
EN CUATRO CULTIVARES DE FRIJOL (Phaseolus vulgaris L.)


Jorge Mora B.*


La mancha angular del frijol
comin causada por el hongo
Isariopsis griseola Sacc., es
una enfermedad de gran impor-
tancia econ6mica y que se
present donde quiera que se
siembre frijol. El sintoma
tipico es la forma angular de
las manchas que estAn
delimitadas por las nervaduras
de las hojas y causa caida de
ellas, sobre todo con las
variedades mAs susceptible; en
las vainas se produce manchas
circulares de color caf6 y
bordes oscuros.

Para evaluar el efecto de
various fungicidas sobre la en-
fermedad, en el mes de
diciembre de 1987 se estableci6
un ensayo en la Estaci6n Ex-
perimental Los Diamantes
ubicada en GuApiles provincia
de Lim6n (250 msnm). Se
utilizaron dos cultivares de
grano negro: Brunca y Negro
Huasteco y dos cultivares de
grano rojo: Huetar y M6xico 80,
cultivares seleccionados por el
Program Cooperativo de Frijol
con base en su buena adaptaci6n
a diferentes zonas frijoleras y
por su productividad y toleran-
cia a las principles enfer-
medades. Los fungicidas


utilizados fueron: benomyl
(Benlate 2,0 g/1), captafol
(Difolatan 3,6 g/1), fentin
hidr6xido de estaflo 47,8 %
(Duter 1,0 g/l) y ferbam
(Fermate 1,5 g/1). La
aplicaci6n de los products se
realize con bomba manual de
espalda dnicamente en la etapa
de prefloraci6n, etapa en que
se manifestaron los sintomas
iniciales de la enfermedad.

Se utiliz6 un disefio de par-
celas divididas, con trees
repeticiones. La unidad ex-
perimental const6 de 5 surcos
de 3 m de largo distanciados
entire si 50 cm; se evaluaron
los trees surcos centrales como
parcel dtil.

Las variables evaluadas fueron:
el n6mero de plants a la
cosecha, ndmero de vainas por
plant, el rendimiento (kg/ha)
y la severidad de la enfer-
medad. La evaluaci6n de la en-
fermedad consisti6 en la
estimaci6n visual del dafio en
el follaje y de las lesiones en
la vaina; para clasificar el
grado de daflo, se utiliz6 la
escala de 1 a 9 recomendada por
el Centro Internacional de
Agriculture Tropical (CIAT):


* Ing. Agr. Depto. de Fitopatologia, Ministerio de
Agriculture y Ganaderia.










los grades del 1 al 3 indican
resistencia al pat6geno, del 4
al 6 resistencia intermedia y
del 7 al 9 susceptibilidad.

A partir de la etapa de
floraci6n, algunas parcelas
presentaron un fuerte ataque de
la enfermedad, sobre todo en
las parcelas en que no se hizo
aplicaci6n de fungicida. Los
cultivares M6xico 80 y Brunca
resultaron ser los mAs afec-
tados por la enfermedad y en


las l6timas etapas del cultivo
presentaron una drastica
defoliaci6n.

En el ndmero de vainas por
plant, se presentaron diferen-
cias signficativas por efecto
de los fungicidas nnicamente en
los cultivares de grano rojo;
tanto para el cultivar M6xico
80 como para Huetar, el
tratamiento con hidr6xido de
estaio (Duter) redujo sig-
nificativamente el numero de


Cuadro 1. Severidad de la sancha angular (Isariopsis griseola Sacc.), variables de rendimiento y rendimiento
(kg/ha) de cuatro cultivares de frijol tratados con diferentes fungicidas.

Brado de severidad de la Plantas por Vainas Rendisiento It
enfersedad parcel por (kg/ha)
Cultivar Fungicida Vaina Follaje dtil plant St


benosyl 2,0 4,0 117 8,0' 2.240,7-
captafol 4,4 6,7 105 7,4- 1.637,1b
Brunca h. estago 3,1 6,3 120 7,4- 1.220,0 b
ferbas 4,3 7,0 113 7,2' 1.582,2ab
sin fungicida 6,2 7,0 106 7,2' 1.312,7 b

benomyl 2,5 3,3 113 5,9- 1.933,3&
captafol 3,0 5,7 119 6,0' 1.556,2&
Negro h. estaSo 2,7 4,5 100 6,1- 1.881,6-
Huasteco ferbas 3,0 6,0 115 5,3- 1.746,7&
sin fungicida 3,0 6,3 119 6,4- 1.735,6-

benoeyl 1,7 4,0 109 7,4- 2.073,0&
captafol 3,7 6,0 100 7,0- 1.764,4ab
Mexico 80 h. estago 2,3 5,7 105 5,9 1.336,0 b
ferbam 3,2 5,7 107 8,0- 1.395,6 b
sin fungicide 6,0 7,0 104 7,4- 1.259,3 b

benomyl 1,3 4,7 112 8,1' 2.074,0'
captafol 2,1 5,0 109 8,5- 1.762,9-
Huetar h. estato 2,1 5,3 102 6,4 b 1.527,3-
ferbas 2,0 5,3 101 8,2a 1.805,1&
sin fungicida 3,8 6,0 105 8,0- 1.562,9'


$ Escala de 1 a 9; 1-3= resistencia;
It Media con diferente letra, dentro
Duncan al 5%


4-6= resistencia intersedia y 7-9: suceptibilidad.
de una aissa coluena, son significativamente diferentes


segdn prueba de










vainas por plant. Lo anterior
hace pensar que puede existir
efecto negative de este fun-
gicida sobre el cuaje de las
flores en estos dos cul-
tivares.Los menores grades para
el daho en la vaina se presen-
taron con la aplicaci6n de
benomyl (Benlate). Efecto
similar ocurri6 con el fun-
gicida a base de hidr6xido de
estano, sobre todo en los cul-
tivares Negro Huasteco y Huetar
los cuales fueron poco afec-
tados por la enfermedad, debido
a que manifestaron cierto grado
de tolerancia hacia el
pat6geno.

La severidad de la enfermedad
en el follaje se redujo con-
siderablemente en todos los
cultivares con la aplicaci6n de
benomyl; algo semejante se
observ6, con la aplicaci6n del
fungicida a base de estaho
(Duter), sobre todo en los
materials de grano negro. Los
fungicidas a base de captafol y
ferbam (DifolatAn y Fermate
respectivamente) ejercieron un
control intermedio de la enfer-
medad en la mayoria de los
cultivares; no obstante en el
cultivar Brunca, donde el
problema fue bastante drastico,
dichos fungicidas no causaron
una disminuci6n satisfactoria
de la enfermedad. La aplicaci6n
de benomyl en la dosis de 2 g/l
increment6 el rendimiento de
los cultivares Brunca y M6xico
80 en un 41 % y 30 % respect
al testigo absolute, respec-
tivamente.


La buena resistencia al
pat6geno de los cultivares
Negro Huasteco y Huetar, no
permiti6 que se expresaran
diferencias significativas por
efecto de las aplicaciones de
fungicidas en su rendimiento.
No obstante, siempre se obtuvo
el mayor rendimiento con el
tratamiento de benomyl.
El rendimiento de los cul-
tivares no fue efectado por el
ndmero de plants a la cosecha.

Las conclusions del trabajo
son:

- Los cultivares Negro Huas-
teco y Huetar presentaron
resistencia intermedia al
pat6geno.

- Al utilizar cultivares sus-
ceptibles a I. griseola:
(Brunca y M6xico 80) es
necesario el uso de fungicidas
como benomyl.

El fungicida a base de
hidr6xido de estafo (Duter)
causa una disminuci6n bastante
satisfactoria de la enfermedad;
no obstante, debe evaluarse aun
mds ya que al parecer present
efecto negatives en el cauje de
las flores su efecto protector
no repercute en el rendimiento.

Agradeciaiento: El autor desea
expresar su agradecimiento al
Sr. Mario Fallas por su
constant colaboraci6n en el
trabajo de campo.









Inlestigaci6 Agricola (San Jos6, C.I.) 2(1):43-48. 1988


EVALUACION DE DIECISIETE VARIEDADES E
HIBRIDOS DE MAIZ, COMERCIALES Y EXPERIMENTALES,
EN TRES LOCALIDADES DE LA ZONA ATLANTICA DE COSTA RICA


Carlos Calder6n Guerrero *


El maiz es uno de los granos
alimenticios mAs cultivados en
nuestro pais, de alli su gran
importanc4a socioecon6mica (1).
El manejo traditional del cul-
tivo sin la adopci6n de nuevas
tecnicas ha hecho que los ren-
dimientos obtenidos no sean los
mejores, por eso ha sido con-
stante la preocupaci6n en la
investigaci6n de aumentar los
rendimientos mediante la
siembra de mejores cultivares y
el manejo de otros factors,
teniendo en cuenta que estos
varian segdn cada zona o
region (2).

Este trabajo se efectu6 con el
prop6sito de evaluar variedades
e hibridos comerciales y ex-
perimentales en la zona produc-
tora de maiz de la zona
AtlAntica, para identificar
cultivares aptos para esta
zona.

Los experiments se realizaron
en GuAcimo, Cariari y GuApiles
a partir de enero de 1987. Se
evaluaron nueve variedades y
ocho hibridos tanto de grano
blanco como amarillo. Las
variedades de grano blanco
fueron: EJN-1, Tico V-7, Tico-
9, Los Diamantes 8043; las de


grano amarillo: Tico V-
6,Tico-V 10, Tico V-8 y Across
7728. Los hibridos que se
utilizaron fueron: X-3092,
B-666, B-807 y B-833 de grano
blanco y X-5065, X-3214; X-3204
y XL-678 de grano amarillo. Se
incluy6 ademAs, la variedad lo-
cal (grano blanco) de cada
localidad.

Las variables evaluadas fueron:
dias a floraci6n, altura de
mazorca, acame de raiz y tallo.
(%) mazorcas mal cubiertas, (%)
mazorcas podridas, (%) y ren-
dimiento (t/ha). Los porcen-
tajes de acame, mazorcas mal
cubiertas y mazorcas podridas
superiores al 15% fueron con-
siderados altos.

La parcel experimental const6
de cuatro surcos de 5 m de
largo separados 75 cm; la dis-
tancia entire plants fue de 50
cm. Se fertiliz6 con 100, 60 y
40 kg/ha de N-P-K. Se us6
Gesaprin 500 (atrazina) y Prowl
(pendimentalina) para el com-
bate de malezas; el control
del gusano cogollero
(Spodoptera frugiperda) se hizo
con Volat6n 2,5 % G.


Se realiz6


el anAlisis de


* Ing. Agr. Program Nacional de Granos Basicos, Mi-
nisterio de Agricultura y Ganaderia.










varianza para rendimiento por
localidad y por region
(promedio de las tres localida-
des) y se utiliz6 la prueba de
rango multiple de Duncan
(p < 0,05) para detector las
diferencias significativas
entire el rendimiento de los
materials.

Para el rendimiento, se en-
contraron diferencias altamente
significativas entire los cul-
tivares en GuAcimo y Cariari
pero no para la zona de
GuApiles. La region de
GuApiles fue la mAs productora
mientras que GuAcimo fue la de


menor producci6n y estas
diferencias fueron altamente
significativas (Cuadro 1).

Los rendimientos obtenidos por
los 17 cultivares en Gubpiles
fueron excelentes, con un
producci6n promedio de 5,91
t/ha. Sin embargo, los cul-
tivares X-3214, Across 7728 y
Tico V-8 no mostraron buenas
caracteristicas de la mazorca
ya que el porcentaje de mazor-
cas mal cubiertas y podridas
fueron superiores al 15%. Los
cultivares B-833, B-807, Tico
V-7, X-5065 y Los Diamantes
8043 tambien presentaron altos


Cuadro 1. Mazorcas podridas (%), mazorcas con sala cobertura (1) y rendiniento (kg/ha) de 17 cultivares de saiz
en tres localidades de la zona Atlantica de Costa Rica.

Variedad Rendimiento (kg/ha) Mazorcas con sala cobertura (X) Mazorcas'con sala cobertura (X)

Cariari Guaciso Guapiles Cariari GuAcito GSupiles Cariari Guaciso Guapiles

X-3092 7,02- 5,63 5,99 5,72 8,84 b 6,11 c" 12,87 6,70 14,14 b
X-3214 6,95- 6,63* 6,68 23,61 13,40** 26,2 8,25 7,14 19,40-b
B-666 6,50- 5,40 b 6,43 3,84 9,42 bc 11,3 b' 8,64 7,04 14,08 b
X-2304 6,41* 5,20 bc 5,63 22,42 17,12-b 24,53- 14,28 12,65 26,40-
B-807 6,36' 5,37 bc 6,17 15,55 9,70 =c 9,01 Cd 8,69 10,99 17,85 b
X-5065 A 6,29- 5,10 bc 5,32 11,99 7,54 = 11,71 b- 15,03 9,96 22,20-b
Var. Local 5,90- 3,63 d 6,16 8,06 7,07 c 3,9 d 13,69 14,32 12,31 b
XL-678 5,43ab 5,45 b 6,28 8,80 9,22 b- 6,66 c= 8,53 9,83 14,47 *
EJN-1 5,36ab 4,92 bc 5,76 8,89 7,72 c 10,02 'd 14,02 11,18 15,16 b
B-833 5,35-b 5,62 b 6,13 13,17 18,68' 19,26- 15,00 7,67 19,64-b
Across 7728 5,30-b 5,09 bc 6,17 20,64 10,47 bc 26,08& 8,57 8,18 16,82 b
Tico V-6 5,24 b 3,80 d 5,92 9,05 8,94 kc 11,02 *cd 11,50 8,94 12,65 b
Tico V-7 5,00 b 5,33 b- 5,33 7,16 8,11 c 11,68 bcd 10,89 7,49 16,82 b
Los Diamantes 8043 4,92 b 4,54 bcd 5,02 9,58 8,31 c 14,41 bc 17,24 9,31 19,84-b
Tico V-10 4,73 b 4,30 Cd 5,11 15,83 10,75-b- 13,07 bc 10,14 12,72 15,27 b
Tico V-8 4,48 b 3,51 d 5,98 11,82 8,80 bc 24,15' 8,96 10,67 16,62 k
Tico V-9 4,48 b 4,45 cd 6,03 9,16 3,28 = 13,02 bc 12,98 7,59 14,43 b

ANDEVA
Variedades It tt ns
Localidades $$

ts: p 1 0,01










porcentajes de mazor-
caspodridas entiree 22 y 16%),
por lo que se recomienda que
estos materials no sean cul-
tivados en la zona de Guppiles.

En la zona de GuAcimo se ob-
tuvieron diferencias altamente
significativas para la variable
rendimiento. El hibrido de
grano amarillo X-3214 tuvo el
mayor rendimiento y bajos por-
centajes de mazorcas con mala
cobertura (13,40%) y de mazor-
cas podridas (7,14%); por lo
tanto es un cultivar excelente
para esta zona. Los cultivares
Tico V-6, la variedad local y
la Tico V-8 fueron los de mAs
bajos rendimientos (3,8 t/ha).
El rendimiento promedio, para
esta zona fue de 4,93 t/ha el
cual es muy bueno, en
comparaci6n con el promedio
national que es de 1,83 t/ha.
Los hibridos X-3204 y B-833
tuvieron los mAs altos porcen-
tajes de mazorcas mal cubiertas
por lo que su recomendaci6n
seria Onicamente para la
primera 6poca de siembra
(enero-febrero) por ser menos
lluviosa. Para el porcentaje
de mazorcas podridas los resul-
tados obtenidos fueron bajos
para todos los cultivares, lo
cual es excelente para esta
zona.

En la zona de Cariari los cul-
tivares mas productores fueron:
X-3092, X-3214, B-666, X-3204,
B- 807, X-5065, la variedad lo-
cal, XL-678, EJN-1 y el B-833.
De estos cultivares, los que
tuvieron altos porcentajes de
mazorcas mal cubiertas fueron
los hibridos X-3214, X-3204 y
B-807 por lo que pueden
recomendarse s6lo para la
siembra veranera (enero-
febrero). Los demos cultivares


evaluados tuvieron buenos ren-
dimientos. El rendimiento
promedio fue de 5,63 t/ha lo
cual es excelente. En cuanto
al porcentaje de pudrici6n de
mazorca, unicamente la variedad
Los Diamantes 8043 tuvo alta
incidencia (17,24%) por lo que
no es recomendable para esta
zona.

En el cuadro 2 se present el
rendimiento general y otras
caracteristicas agron6micas de
los 17 cultivares. En cuanto al
rendimiento los hibridos,
X-3214, X-3092, B-666, B-807,
XL-678, y B-833 tanto blancos
como amarillos, resultaron
estadisticamente superiores al
resto de los materials, el
X-3214 y el B-833 manifestaron
altos porcentajes de mazorcas
mal cubiertas, por lo que se
recomendarian solo para la
primer 6poca de siembra
(enero-febrero). En cuanto al
porcentaje de mazorcas
podridas, 6stos cultivares
tuvieron valores bajos, lo cual
es muy convenient para la zona
AtlAntica. AdemAs, los cul-
tivares mencionados presentaron
bajos porcentajes de acame de
raiz y tallo (< 15%), lo que
represent menor p6rdida en la
producci6n. La altura de
mazorca fue buena, ya que per-
mite que al doblar el maiz, la
mazorca no entire en contact
con el suelo favoreciendo su
sanidad. Con respect a los
dias a floraci6n, todos estos
cultivares mencionados como su-
periores resultaron ser
tardios, caracteristicas que
los hace ser mas rendidor. Los
hibridos X-3092, B-666, B-807 y
XL-678 que tuvieron buenos ren-
dimientos, bajos porcentajes de
mazorcas mal cubiertas y de
mazorcas podridas se recomien









Cuadro 2. Caracteristicas agron6bicas y rendisiento de 17 variedades de saiz en la Zona AtlAntica de Costa Rica.


Dias a Altura de Acame Acame Mazorcas con Hazorcas Rendisiento I
Variedades floraci6n eazorca raiz tallo sala cobertura podridas (t/ha)
(cm) (Z) (X) (1) (Z)


1-3214 58 138 0,00 0,00 21,07 11,60 6,72-
X-3092 57 138 0,00 0,80 6,90 11,24 6,04-"
B-666 59 145 0,48 0,00 8,18 9,91 6,03"-
8-807 58 130 2,37 2,63 11,42 12,51 5,86-b
XL-678 60 126 0,44 0,00 8,22 11,04 5,78-b
8-833 61 139 2,10 0,64 17,04 14,1 5,77a"
X-3204 58 132 1,14 0,92 21,36 16,27 5,61 *"
Across 7728 58 136 1.05 0,48 19,06 11,19 5,56 bc
X-5065 A. 59 138 9,12 0,00 11,41 15,73 5,44 bc
EJN-1 59 115 2,02 1,59 8,87 13,45 5,34 b=
Tico V-7 59 123 0,71 1,60 8,98 11,76 5,26 bc
Variedad local 59 160 7,26 1,58 6,33 13,44 5,10 bC
Tico V-9 60 116 1,45 0,90 8,46 11,66 5,09 bc
Tico V-6 59 132 2,81 1,35 9,66 10,88 4,93 *
LD 8043 60 131 1,59 0,44 10,76 15,43 4,81 '
Tico V-10 59 118 1,31 1,31 13,22 12,71 4,71 d
Tico V-8 59 119 1,10 0,00 14,92 12,42 4,69 d

$ Cifras con iguales letras son estadisticasente iguales segdn prueba de Duncan (p i 0,01)


dan para las dos 6pocas de
siembra de la zona Atlantica y
X-3214 y B-833 s61o para la
primer (enero-febrero) como se
habia mencionado antes. Los
hibridos X-3204, X-5065 y la
variedad Los Diamantes 8043 por
su susceptibilidad a la
producci6n en la mazorca, no se
recomiendan para la zona
Atlantica.

Las variedades locales resul-
taron superiores a las
variedades mejoradas en
Guapiles y Cariari
confirmAndose en el anAlisis
combinado. Sin embargo, las
variedades locales o criollas
son de una adaptaci6n restrin-
gida y son muy susceptibles


vientos, pero adn asi estas
variedades locales son muy im-
portantes como fuente de genes
para futures investigaciones.


Bibliografia

1. Bonilla, L.N. El cultivo
del maiz. CAFESA. 47 p.

2. Vidaurre, Aiza, J. Estu-
dio sobre distancias,
densidades de siembra
y fertilizaci6n en
maiz. Tesis Ing. Agr.
Universidad de Costa
Rica. Facultad de Agro-
nomia. 1974. 58 p.


al acame ocasionado por


los









Investigaci6n Agricola (San Jose, C.R.) 2(1):47-49. 1988


EVALUATION DE DIEZ VARIEDADES E HIBRIDOS COMERCIALES
Y EXPERIMENTALES DE MAIZ EN CUATRO LOCALIDADES DE COSTA RICA


Jos6 A. Gonzalez A. *


La mayor parte de la producci6n
de maiz de Costa Rica, por no
decir la totalidad, proviene de
las zonas bajas (menos de 1.000
msnm). Sin embargo, estas zonas
presentan diversos tipos de
clima, en cuanto a la
precipitaci6n annual se pueden
encontrar regions con 1.500 mm
hasta zonas de 4.500 mm. Se
hace necesario contar con cul-
tivares mejorados de maiz para
cada una de las distintas zonas
maiceras del pais, que superen
en rendimiento y en otras
caracteristicas agron6micas a
las de las variedades criollas
en sus propios ambientes. Para
lograr lo anterior se de-
ben probar los materials
desarrollados en programs de
mejoramiento gen6tico en aque-
llas regions donde se tenga
que recomendar un cultivar, a
fin de identificar que variedad
o hibrido se comporta bien ya
sea en una, o varias o todas
las localidades bajo studio.
Con este objetivo se llev6 a
cabo el present trabajo, el
cual forma parte de una series
de pruebas regionales que se
vienen desarrollando desde hace
various afos, con el objetivo ya
apuntado.


Los ensayos fueron sembrados en
campos de agricultores de
Pejibaye de Perez Zeled6n,
Guatuso de Alajuela, San Pablo
de Turrubares y en la Estaci6n
Experimental Enrique Jimenez
Nd:iez en Cafias, Guanacaste
durante la primera 6poca de
siembra de 1986. El disefo ex-
perimental utilizado en cada
localidad fue el de bloques
completes al azar, con cuatro
repeticiones. Cada parcela ex-
perimental const6 de cuatro
surcos de 5 m de largo
espaciados a 0,75 m entire si y
una distancia de siembra entire
plants de 0,50 m. Se evaluaron
seis variedades y cuatro
hibridos. Las variedades
fueron Guarar6 8128, Across
7728, Tico V-7, Los Diamantes
8043, La MAquina 8022 y Tico V-
9, de las cuales solo las dos
primeras son de grano amarillo.
Los hibridos usados fueron B-
833, B-666, 3092 y 3214; 6ste
Ultimo de grano amarillo.

Se realize andlisis de
varianza para cada una de las
localidades evaluadas, asi como
un analisis combinado de
varianza para las cuatro
localidades. Para detector


* Ing. Agr. Program de Granos
Agriculture y Ganaderia.


Basicos, Ministerio de









las diferencias significativas
entire las media de los
tratamientos se us6 la prueba
de rango multiple de Duncan
(p 5 0,05).

Hubo diferencias altamente sig-
nificativas para los rendimien-
tos entire las localidades y
para la interacci6n localidad
por variedades, mientras que
para las variedades la dife-
rencia fue solo significativa.

En el cuadro 1 aparecen los
rendimientos promedios de los
diez cultivares evaluados en
Pejibaye de P6rez Zeled6n. El
hibrido 3214 produjo el mayor
rendimiento con 7,44 t/ha,
aunque no present diferencias
significativas con las varie-
dades EJN-2, La Maquina 8022 y
Across 7728, seg6n la prueba de
Duncan (p 5 0,05).


En la Estaci6n Experimental
Enrique Jim6nez Nfiez, el
hibrido 3214 mostr6 nuevamente
el mayor rendimiento con 9,09
t/ha, aunque no difiri6
estadisticamente del hibrido
B-666, pero si del resto de
cultivares.

En Turrubares, el hibrido
B-833, que no se habia compor-
tado bien en las anteriores
localidades, produjo mejor ren-
diominto, 5,79 t/ha; el hibrido
3214, si bien no obtuvo el
mayor rendimiento, estadisti-
camente fue igual al B-833.

En Guatuso, el mejor ren-
dimiento lo produjo el hibrido
B-666, aunque no present
diferencias significativas con
ninguno de los otros cul-
tivares.


Cuadro 1. Rendimiento (t/ha) de diez cultivares de maiz en
cuatro zonas productoras de Costa Rica.


Rendimiento (t/ha)*
Cultivar Pejivalle Cafias Turrubares Guatuso X

3214 7,44a 9,09a 5,23ab 6,94a 7,06a
EJN-2 6,61ab 4,19d 4,95ab 7,26a 5,75bc
La Mdquina 6,10abc 5,14ca 3,72b 6,54a 5,37bc
Across 7728 5,84abc 5,01cd 3,39b 7,04a 5,32bc
3092 5,12bcd 6,87bc 4,60ab 6,72a 5,78bc
Los Diamantes
8043 4,78bcd 5,02cd 4,11ab 6,78a 5,17bc
Tico V-7 4,76bcd 6,08cd 4,39ab 6,17a 5,35bc
Tico V-9 4,46bcd 5,23cd 3,42b 6,57a 4,92c
B-833 4,24ca 4,83cd 5,79a 5,62a 5,12bc
B-666 3,40d 8,17b 4,67ab 7,76a 6,00b

X 5,45c 5,96b 4,43a 6,73a

* Datos con letras iguales no difieren estadisticamente,
segdn la prueba la prueba de Duncan (p < 0,05).










Los rendimientos promedio de
los diez cultivares de maiz,
indican que el hibrido el
3214 produjo el mayor
rendimiento con 7,06 t/ha;
el rendimiento de este hibrido
difiri6 significativamente del
resto de materials evaluados.
La variedad Tico V-9 tuvo el
menur rendimiento, si bien s61o
difiri6 significativamente de
los hibridos 3214 y B-666.

Los rendimientos generals por
localidad fueron mAs altos en
Guatuso y en Turrubares
tuvieron la menor producci6n;
esta diferencia fue sig-
nificativa. El hecho de que la
interacci6n localidad
tratamiento, determinada en el
anAlisis de varianza, haya
resultado altamente sig-
nificativa revela que los
materials evaluados se compor-
taron en forma diferente en las
distintas localidades. El cul-
tivar que produjo mayor ren-
dimiento en todas las
localidades fue el 3214 lo que
indica su buena adaptaci6n a
todas las localidades y su alto
potential de rendimiento. Sin
embargo otros cultivares como
el B-666 y EJN-2, que en tres
localidades presentaron muy
buenos rendimientos, en una
localidad fueron los menos
productores. Otros materia-les,
como las variedades comerciales
Los Diamantes 8043 y Tico V-7,
si bien no mostraron los
mejores rendimientos, 6stos
fueron buenos e intermedios;
dichas variedades se pueden
considerar con buena adaptaci6n
en todas las localidades.


altamente significativa de las
localidades con los cul-
tivares, el rendimiento
promedio general de las
variedades en todas las
localidades, no indica que los
cultivares que exhiben ren-
dimientos altos sean los que se
adapten bien a todas las
localidades, con excepci6n del
hibrido 3214. El B-666 que ob-
tuvo el segundo mejor ren-
dimiento, no tuvo ese mismo
comportamiento en todos los
lugares estudiados.

El comportamiento de la
mayoria de los cultivares in-
dica que se debe recurrir a los
resultados de cada localidad
para determinar si un material
se comporta bien en ese sitio.

Las concluslones del trabajo
son:

- La mayor parte de las
variedades e hibridos es-
tudiados, no mostraron ren-
dimientos uniforms en las
cuatro localidades evaluadas.

- El hibrido 3214, ademAs de
mostrar el mayor rendimiento a
trav6s de las cuatro
localidades, tuvo buena
adaptaci6n en todas ellas.

Las variedades comerciales
Tico V-7 y Los Diamantes 8043,
rindieron bien en todas las
localidades estudiadas.

- En la localidad de Guatuso
se produjeron los mayores ren-
dimientos, mientras que Tur-
rubares los menores.


a la interacci6n


Debido









Investigaci6n Agricola (San Jose, C.I.) 2(1):50-53. 1988


REACTION DE CULTIVARES DE SAME (Dioscorea alata)
AL ATAQUE DE ANTRACNOSIS (Colletotrichum gloesporloides Penz)l


Jorge Mora B. *


En la zona Atlantica de Costa
Rica, el problema pat6logico de
mayor importancia para el cul-
tivo del fame (Discorea alata)
lo constitute la antracnosis
causada por el hongo Colle-
totrichum gloesporioides Penz.
Esta enfermedad produce
lesiones a lo largo de las ner-
vaduras de las hojas, manchas
de coloraci6n negruzca en la
lAmina foliar y lesiones en la
base del tallo, lo que causa la
muerte rApida de la plant por
estrangulaci6n. La variedad de
fame cultivado por los agricul-
tores de la zona, conocida como
Antillano, es muy susceptible a
la antracnosis lo que hace
necesario identificar varieda-
des que resistan esta enfer-
medad.

Por esta raz6n, los objetivos
del experiment fueron: deter-
minar la resistencia gen6tica
de various cultivares de fame a
la antracnosis y caracterizar
aspects de los cultivares
relacionados con los requisitos
de comercializaci6n del
tub6rculo.

El present trabajo se realize
en la Estaci6n Experimental Los


Diamantes del Ministerio de
Agriculture y Ganaderia,
localizada en Gubpiles, Lim6n a
una altura de 250 msnm. El ex-
perimento se inici6 en junio de
1987 y se cosech6 en enero de
1988. Se utiliz6 un diseio de
bloques completes al azar con
trees repeticiones; la parcela
experimental estuvo formada por
trees surcos de 2 m de largo
separados 1,2 m y la distan-
cia entire plants fue de 0,40
cm; se utiliz6 el surco central
como parcela dtil.

Se evaluaron cinco cultivares
de fame introducidos de Puerto
Rico por el Centro Agron6mico
Tropical de Investigaci6n y
Ensefanza (CATIE): el 6318,
6327, 6328, 7061 y 12174, los
cuales se seleccionaron con
base con color blanco de los
tub6rculos, caracteristica del
cultivar Antillano ampliamente
cultivado en la zona. Se
tomaron en cuenta tambien para
la selecci6n de los cultivares
otras caracteristicas 6ptimas
para la comercializaci6n, como
forma cilindrica del tub6rculo
y una longitud entire los 17 y
55 cm; estas caracteris-
ticas han sido determinadas


* Ing. Agr. Departamento de Fitopatologia, Ministerio de
Agriculture y Ganaderia
1 Menci6n honorifica en la XXXIV Reuni6n del PCCMCA.










principalmente por est6tica del
product y porque facility el
empaque.

Para favorecer el progress de
la enfermedad se us6 como
fuente de in6culo una hilera
del cultivar Antillano al-
rededor del ensayo. La
evaluaci6n de la enfermedad
fue mensual, hasta que se ob-
tuvo la p&rdida total del fo-
llaje de algunos cultivares
por efecto del pat6geno y se
expres6 como porcentaje de
severidad.

Las variables de producci6n
evaluadas fueron: el ndmero de
tub6rculos por plant, el
tamaho de los tub6rculos:


6( 6318 --*
6327 -- -- 1:
6328 --- Antil
50



4



3

w
s \


diAmetro y longitud, el ren-
dimiento total, rendimiento ex-
portable y no exportable. Se
consider tub6rculo exportable
todo aquel que present las
caracteristicas 6ptimas de
comercializaci6n anteriormente
mencionadas; los tub6rculos
deformes y con tamahos muy
pequeflos fueron clasificados
como no exportables.

Los cultivares 6318, 6327, 6328
y 7061 presentaron resistencia
al pat6geno en diferente grado
ya que manifestaron en la
u6tima evaluaci6n valores de
severidad inferiores al 20 %
(Fig. 1).

El progress de la enfermedad en




4 --. 700
D *-

CIO





400 Z
00


300
OU


OCT. NOV. DIC. EN.
PERIODS DE EVAL UAC ION


Fig 1. Progreso de la antracnosis (Colletotrichum gloesporioides
Penz) en seis cultivares de fame (Dioscorea alata).









los cultivares 6318, 6327 y
7061 fue creciente y bastante
similar, mientras que el cul-
tivar 6328 se caracteriz6 por
presentar los mAs altos grades
de resistencia.

Los cultivares 12174 y Anti-
llano sobresalieron como los
materials mas afectados; en
ellos el advance de la enfer-
medad fue bastante rapido,
sobre todo a partir de octubre
que se caracteriz6 por una alta
precipitaci6n (Fig. 1), factor
que increment6 la diseminaci6n
de las estructuras del hongo.

En el cuadro 1 se muestra el
rendimiento para cada uno de
los materialesa evaluados. El
cultivar 6328 que se
caracteriz6 por el mayor grado
de resistencia, sobresale con
el mAs alto rendimiento total
por plant. Dicho cultivar
super6 en 245 % el rendimiento
por plant del cultivar
Antillano el cual present una
alta susceptibilidad al


pat6geno. En lo que a ren-
dimiento exportable se refiere
el cultivar 6328 tambien
produjo la mayor cantidad de
tub6rculos para exportaci6n y
las diferencias fueron sig-
nificativas con los cultivares
mas afectados por la enfermedad
(12174 y Antillano) y con el
cultivar 6318 el cual, a pesar
de manifestar un buen nivel de
resistencia, se caracteriz6 par
ser un cultivar poco produc-
tivo, que produce una gran can-
tidad de tub6rculos por plant,
pero de tamafo muy reducido.
(Cuadro 2).

No se presentaron diferencias
significativas en el ren-
dimiento de tuberculos no
exportables; sin embargo, la
producci6n de tub6rculos no ex-
portables del cultivar 12174
fue la mAs alta (53,5 %) y su-
perior a la exportable lo cual
pudo ser debido en gran part
al efecto drAstico de la enfer-
medad sobre dicho cultivar. En
los otros cultivares el


Cuadro 1. Rendimiento (kg/planta) de seis cultivares de
fame con diferente resistencia a antracnosis.


Rendimiento Rendimiento no Rendimiento
Cultivar exportable exportable total

kg/pl* % kg/pl % kg/pl

6328 4,73a 77,2 1,40a 22,8 6,12
7061 3,28ab 62,6 1,96a 37,4 5,23
6327 3,30ab 79,3 0,86a 20,7 4,17
6318 2,71 b 79,9 0,68a 20,1 3,40
12174 1,86 b 46,5 2,14a 53,5 4,00
Antillano** 2,14 b 84,0 0,41a 16,0 2,55

STratamientos seguidos por la misma letra no difieren
estadisticamente entire si seg6n prueba de Tukey (p 5 0,05).


** Cultivar local









Cuadro 2.


Tub6rculos por plant, longitud y dibmetro de tub6rcu-
los de seis cultivares de fame.


Cultivar** Tuberculos/planta* Longitud (cm)* Diametro (cm)*

6328 1,8 bc 39,2 a 37,6 a
7061 2,2 be 28,9 ab 31,1 ab
6327 2,7 be 25,7 ab 33,2 ab
6318 4,2 a 19,6 b 29,0 ab
12174 1,4 c 31,3 ab 26,7 b
Antillano 1,9 be 27,0 ab 26,3 b

* Tratamientos seguidos por la misma letra no difieren
estadisticamente entire si seg6n prueba de Tukey (p 5 0,05).
** Cultivares ordenados de mas resistente a mAs susceptible a la
antracnosis.


rendimiento no exportable fue
inferior al 37 %; el cultivar
que produjo menos tub6rculos de
rechazo fue el Antillano, a
pesar de ser el menos produc-
tivo y muy susceptible a la
antracnosis.

Los cultivares mAs afectados
por la enfermedad, 12174 y An-
tillano, produjeron los
tuberculos con el menor diame-
tro, los cuales fueron estadis-
ticamente inferiores a los del
cultivar 6328 que se
caracteriz6 por tener los
tub6rculos de mayor tamaho
(Cuadro 2).

Las conclusions del trabajo
son:

- Existe germosplama de buena
productividad y con resis-
tencia gen6tica al pat6geno


Colletotrichum gloesporioldes;
el cultivar 6328 fue el mas
sobresaliente.

- Los tuberculos del cultivar
6328 rednen todas las
caracteristicas necesarias para
la comercializaci6n, en cuanto
a forma, color y textura y
son superiores a los del cul-
tivar Antillano.

El cultivar 6328 produce
tubrrculos de gran tamafio tanto
en longitud como en diAmetro.

El diametro de los
tuberculos fue la variable mAs
afectada por la enfermedad ya
que los cultivares que presen-
taron tuberculos con menor
diAmetro fueron los mAs suscep-
tibles al pat6geno (12174 y
Antillano).









Investigaci6n Agricola (San Jos6, C.I.) 2(1):54-55. 1988


TOXICIDAD DE COBRE EN VIVEROS DE PALMA AFRICANA
(Elaeis guineensis Jac.)


German Quesada H.*


Durante los afos de 1930 a 1950
los suelos del Pacifico Sur ex-
perimentaron intensos trata-
mientos con caldo bordeles a
raz6n de 200 kg por hectdrea
por afo, lo que provoc6 la
acumulaci6n de cobre que ha
causado un deterioro, en al-
gunos casos irreversible, de
suelos que reunian caracte-
risticas de un alto potential
agricola. Esta acumulaci6n de
cobre ha afectado a cultivos
como el arroz y otros granos
bisicos. En cultivos per-
manentes ha obligado a realizar
ciertas practices culturales,
como la de hacer huecos de
mayor dimension a la hora del
trasplante, para evadir la capa
de cobre. En la palma
africana, a pesar de no cono-
cerse el efecto de la toxicidad
de cobre, son de temer sus
efectos en las localidades
donde las concentraciones de
este element son muy elevadas.

El objetivo del present
trabajo fue la deteminaci6n del
efecto fitot6xico del cobre en
plAntulas de palma africana en
suelos bananeros del Pacifico
Sur de Costa Rica.

El disefo utilizado fue de


bloques al azar con cuatro
tratamientos y tres repeticio-
nes. La experiencia se realize
en cuatro localidades
diferentes de la regi6n de Coto
Sur. Para la determinaci6n de
los niveles de Cu se recolec-
taron muestras simples de
suelo

Las plAntulas pregerminadas se
plantaron en bolsas perforadas
de polietileno de 50x60 cm. El
total de plAntulas evaluadas
por tratamiento fueron doce.
El material vegetative utili-
zado fue la variedad commercial
utilizada en Costa Rica, que es
un cruce intervarietal entire
dura y pisifera. Los
parAmetros se evaluaron a los 6
meses despu6s del trasplante
fueron: n6mero de palmas nor-
males, ndmero de palmas muer-
tas, ndmero de palmas pequefas,
ndmero de hojas por plant.

En el cuadro 1 se presentan los
resultados. El anAlisis quimico
de las muestras de suelo indic6
que la concentraci6n de cobre
oscil6 entire 6 y 92 pg/ml de
suelo.

En cuanto al efecto del cobre
en el crecimiento de las


Oleaginosas, Ministerio


* Ing. Agr. Program Nacional de
de Agriculture y Ganaderia.









Cuadro 1. Contenido de cobre del suelo y su efecto en
el crecimiento y en la supervivencia de
plAntulas de palma africana.

Contenido de Palmas Hojas Palmas Palmas
Locali- cobre del suelo normales por pequefas muertas
dad (pg/ml) (%) palma (%) (%)

San Juan 6 81,6 6,1 8,3 8,3
El Roble 33 100,0 6,0 16,6 0,0
Peral 57 66,6 5,9 16,6 16,6
NaranJo 92 58,0 5,9 41,3 0,0

* Diferencias significativas (p50,05) seg6n ANDEVA


plantulas, se determine que el
ndmero de palmas normales en
los suelos con mayores con-
tenidos de cobre baj6
significativamente. Las palmas,
fueron de menor tamaho conforme
el suelo aument6 el contenido
de cobre. No hubo diferencias
significativas en cuanto al
ndmero total de hojas en las
palmas, pero disminuy6 cuando
aument6 la cantidad de cobre en
el suelo. Los tratamientos no
mostraron diferencias sig-
nificativas en el conteo de
palmas vivas, pero es impor-
tante destacar que en el sector
de El Peral con 57 pg de cobre
hubo mayor ndmero de plAntulas
muertas.

Se puede concluir que las pal-
mas en la etapa de vivero son
afectadas severamente en su
crecimiento cuando el suelo
tiene contenidos superiores de
57 Pg/ml. Lo anterior coincide
con los resultados informados
por el Ministerio de Desarrollo
Agrario de PanamA en 1978 (1)
donde described el efecto de la
toxicidad del cobre en la
palma: mal crecimiento,
clorosis leve, raices espesas,
menos ramificadas y de
coloraci6n oscura, ya que el


exceso de Cu afecta la
asimilaci6n del hierro, f6sforo
y otros elements.

En el cultivo de arroz, la
Universidad de Carolina del
Norte (2) registr6 dafos
despu6s de que el cobre fue
mayor de 30 pg/ml de suelo.
Por lo tanto, tomando este cul-
tivo como indicative se podria
recomendar la utilizaci6n de
suelos con menos de 30 pg/ml de
cobre para el llenado de bolsas
en viveros de palma africana.


Bibliografia


1. PANAMA, MINISTERIO DE
DESARROLLO AGRARIO.
1978. Estudio de fac-
tibilidad tecnica y
financier de un
proyecto de fomento de
palma africana. 56 p.


2. NORTH CAROLINA STATE
UNIVERSITY. ANUA1
REPORT. 1973. Economia
research in tropical
soil cupper toxicity of
upland rice. p 118-121.









































La present publicaci6n fue impresa en el De-
partamento de PUBLICACIONES del Ministe-
rio de Agricultura y Ganaderia. Su edici6n
consta de 1250 ejemplares. San Jos6, Costa
Rica Junio de 1988




































































































































































PUBLICACIONES AGRICOLAS
MAG