<%BANNER%>
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Front Matter
 Table of Contents
 Agradecimiento
 Introduccion
 Funcion del ICTA
 Areas de trabajo y metas
 Organizacion
 Proyecto de presupuesto
 Efectos esperados del funcionamiento...
 Proyecciones futuras
 Recomendaciones


ICTA



Antecedentes, objetivos, proyecto de estructura y presupuesto
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/AA00004337/00001
 Material Information
Title: Antecedentes, objetivos, proyecto de estructura y presupuesto
Physical Description: 117 leaves : ; 28 cm.
Language: Spanish
Creator: Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícolas (Guatemala)
Publisher: Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícolas
Place of Publication: Guatemala
Publication Date: 1971
 Subjects
Subjects / Keywords: Farm management -- Guatemala   ( lcsh )
Agriculture -- Guatemala   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Guatemala
 Notes
General Note: "30 de junio de 1971."
General Note: Photocopy.
General Note: "Borrador para discusión."
 Record Information
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 74440549
ocm74440549
System ID: AA00004337:00001

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover
    Title Page
        Title Page 1
        Title Page 2
    Front Matter
        Front Matter 1
        Front Matter 2
        Front Matter 3
        Front Matter 4
        Front Matter 5
    Table of Contents
        Table of Contents
    Agradecimiento
        Page 1
        Page 2
    Introduccion
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
    Funcion del ICTA
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
    Areas de trabajo y metas
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 64-1
        Page 64-2
        Page 64-3
    Organizacion
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 78-1
        Page 79
        Page 79-1
        Page 79-2
        Page 79-3
        Page 79-4
        Page 79-5
        Page 79-6
        Page 80
        Page 81
        Page 82
    Proyecto de presupuesto
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 91-1
        Page 91-2
        Page 91-3
        Page 91-4
        Page 91-5
        Page 91-6
        Page 91-7
        Page 91-8
        Page 91-9
        Page 91-10
        Page 91-11
        Page 92
        Page 93
        Page 94
    Efectos esperados del funcionamiento del ICTA
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
    Proyecciones futuras
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 107-1
        Page 108
        Page 109
        Page 110
    Recomendaciones
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
Full Text

;i r , t
r Pi '''"~T~f:
*P~ r.
~ b~~: -f~P1CD~--i


.Az

r
'*,S\ *":_c- *i -
lab*^ -,
IB^,^ *'..
Sl^2 ^-


4 L

-i^- : :ii6


;.C. i. b.



IP A
'. -`.4 ...
: f'. .-l. ..

r HI ^ &"A


.'.. I .-- -


.. '. :.,. .
06 `
rY;yili^^ -


Ii


ITECEDENTES, -
-DE ESTRUCTU
^S~irc&pErZ'ii ,.-.- r~.- *f


% '*.,


"PROYECTC
'UESTO ,-


trio de -Agricultu
_Guatemala C. A. .


'1


IIj 7F
1-.; .-T-
a 1
.' *


-CI.
C,




~i~
i~

,





3 6.


INSTITUTE DE CIENCIA Y TECNOLOGIA AGRICOLA

IC TA-


Grupo de Trabajo III


ANTECEDENTES, OBJETIVOS, PROYECTO DE ESTRUCTURA

Y PRESUPUESTO

















Borrador para Discusi6n


Guatemala, 30 de junio de 1971









REPUBLICAN DE GUATEMALA


MINISTERIO DE AGRICULTURE


Grupo de Trabajo III*



















INSTITUTE DE CIENCIA Y TECNOLOGIA AGRICOLA











Guatemala, 30 de junio de 1971


Informe: I: "Grupo de Trabajo para la Creaci6n del Instituto
Guatemalteco de Investigaci6n y Promoci6n Agricola
-IGIPA-, Guatemala, enero 11-15-71."
Informe II: "Plan para la Creaci6n del Instituto de Ciencia y
Tecnologia Agricola -ICTA-, Guatemala, mayo de 1971."
Informe III: "Objetivos de la Instituci6n de Ciencia y Tecnologia
Agricola en el Contexto del Plan de Desarrollo 1971-
1975, Guatemala, 4 de junio de 1971".









PLAN DE OPERATION DEL INSTITUTE DE CIENCIA Y TECNOLOGIA


AGRICOLA I C T A -


Proyecto para:


La operaci6n funcional de un centro de
investigaci6n agricola dedicado al es-
tudio y soluci6n de los problems del
campo y de la familiar campesina dentro
de los Planes de Desarrollo del pais.













Elaborado por el Grupo de Trabajo III Designado por el
Sefor Ministro de Agricultura


Guatemala, 30 de junio de 1971
















Guatemala, 30 de junio de 1971


Sefiores Ministro y Viceministro de Agricultura



Los miembros integrantes del Tercer Grupo de Tra-
bajo nombrado para la preparaci6n del Plan de Operaci6n
del Instituto de Ciencia y Tecnologia Agricola, institu-
ci6n que sera la encargada de investigar y resolver los
problems del campo relacionados primariamente y con
6nfasis en los Cultivos Alimenticios BAsicos, tienen el
agrado de presentar a ustedes el informed adjunto.

Los esfuerzos del grupo de trabajo fueron- dedi-
cados en forma especial a la preparaci6n de un plan de
operaci6n funcional que garantice el 6xito y continuidad
de esfuerzos de esta instituci6n, hacia la soluci6n de
los problems del campo y del bienestar de la familiar
campesina dentro del concept y dindmica del Plan de De-
sarrollo adoptado por el Gobierno de la Repdblica.

Hacemos entrega de este document con la.esperan-
za de que sirva cuando menos como base'de discusi6n y
contribuya en algo a la mejor organizaci6n y formulaci6n
de planes de trabajo del ICTA.


..//













Senores Ministro y Viceministro
de Agriculture
. Pgina No.02







Agradecemos a los Sefores Ministro y Viceministro
de Agriculture la confianza depositada en-nosotros para
la preparaci6n de este trabajo.




Ing. Astolfo Fumagalli C.
Coordinador





ANEXO: Informe





Senor Ministro de Agricultura
Coronel Miguel Angel Ponciano S.
Su Despacho


Senor Viceministro de Agricultura
Ing. Agr. Mario A. Martinez G.
Su Despacho















MIEMBROS INTEGRANTES DEL TERCER GRUPO DE TRABAJO


DR. ALFREDO CARBALLO 0.

Fitomejorador Asociado Programa de Maiz, Centro Interna-
cional de Mejoramiento de Maiz y Trigo -CIMMYT-, M6-
xico.


DR. ROBERT K. WAUGH

Representante de la Fundaci6n Rockefeller en Bogota,
Colombia, Asignado a Planeamiento del Instituto Colom-
biano Agropecuario -ICA-.


ING. AGR. EDGAR LEONEL IBARRA A.

Decano de la Facultad de Agronomia, Universidad de San
Carlos de Guatemala.


ING. AGR. RODOLFO PERDOMO

Asesor de Desarrollo Rural y Recursos Naturales de la
Agencia Internacional para el Desarrollo -AID- y Di-
rector Departamento de Suelos, Facultad de Agronomla,
Universidad de San Carlos de Guatemala.


LIC. ECON. LUIS ARTURO DEL VALLE

Director de la Unidad Sectorial de Planificaci6n Agri-
cola, Sector Pdblico Agricola y Consultor de la Secre-
taria del Consejo Nacional de Planificaci6n Econ6mica.


ING. AGR. ASTOLFO FUMAGALLI C.

Director de Investigaci6n Agricola, Ministerio de Agri-
cultura.















AGRADECIMIENTO A PERSONAS QUE CONTRIBUYERON EN
TRABAJOS ESPECIFICOS




LIC. ECON. HUGO SOTO R.

Jefe Departamento Estudios Econ6micos, Unidad de Pro-
gramaci6n, DIGESA, Ministerio de Agricultura.


DR. JOSE DE JESUS CASTRO

Profesor y Director del Departamento de Entomologia,
Facultad de Agronomia, Uhiversidad de San Carlos.


ING. ROMEO RODRIGUEZ F.

Ingeniero Civil del Departamento de Estudios, Divisi6n
de Recursos Hidrdulicos, Direcci6n de Recursos Natura-
les Renovables, DIGESA, Ministerio de Agricultura.


CARTOGRAFO V. MANUEL ARAGON

Jefe del Departamento de Dibujo y Fotograbado, Insti-
tuto Geografico Nacional.


SENORITA ANA VIRGINIA SANTIZO M.

Secretaria del Grupo de Trabajo III, Direcci6n de In-
vestigaci6n Agricola, Ministerio de Agricultura.














CONTENIDO



Pfgina


I. AGRADECIMIENTO ................... ............ 1


II. INTRODUCCION ................................ 3


III. FUNCION DEL ICTA ............................ 12


IV. AREAS DE TRABAJO Y METAS..................... 39


V. ORGANIZACION................................. 69


VI. PROYECTO DE PRESUPUESTO................... 88


VII. EFECTOS ESPERADOS DEL FUNCIONAMIENTO DEL
ICTA... ..... ..... oe ... ....... ............ 102


VIII. PROYECCIONES FUTURAS........................ 111


IX. RECOMENDACIONES............................. 120



ANEXO:

MAPA: LOCALIZACION GENERAL DE AREAS DE
INFLUENCIA POR CULTIVOS.

LOCALIZACION GENERAL DE AREAS DE IM-
PACTO POR CULTIVOS.

LOCALIZACION DE ESTACIONES EXPERIMEN-
TALE S.











CAP ITULO I


AGRADECIMIENTO



Los miembros integrantes del Tercer Grupo de Trabajo convo-

cado por el Ministerio de Agricultura de Guatemala, desean

agradecer sinceramente al Senor Ministro de Agricultura,

Coronel Miguel Angel Ponciano S. y al Sefor Viceministro

de Agriculture, Ing. Agr. Mario A. Martinez G., el honor

de haber participado en este trabajo y la confianza en

ellos depositada.


Ademas se desea agradecer a la Fundaci6n Rockefeller, a

la Agencia Internacional para el Desarrollo -AID-, al Cen-

tro Internacional de Mejoramiento de Maiz y Trigo -CIMMYT-

de M6xico, a la Universidad de San Carlos de Guatemala, a

la Direcci6n General de Servicios Agricolas -DIGESA- del

Ministerio de Agricultura y al Consejo Nacional de Planifi-

caci6n Econ6mica, su muy efectiva colaboraci6n que hizo po-

sible la- preparaci6n del trabajo aqui presentado.


El Grupo de Trabajo III, finalmente desea agradecer al Se-

for Robert E. Culbertson, Director de la Misi6n AID en

Guatemala, su decidido apoyo y efectiva colaboraci6n al

Grupo de Trabajo. Ademas, hacemos extensive nuestro a-

gradecimiento a los Senores Alphonse C. Chable y---------








2



----Joseph S. Courand, Jefe y Jefe Adjunto, respectivamente,

de la Divisi6n de Agro-Industria de AID quienes proporciona-

ron espacio y facilidades de oficina para la preparaci6n de

este document.


Al personal de Secretaria y Asistente de la Divisi6n de Agro-

Industria les expresamos nuestras gracias por sus finas aten-

ciones durante el desarrollo del trabajo.










CAPITULO II


INTRODUCTION



La reform del Sector Pdblico Agricola (contenida en el

Decreto 102-70) constituy6 un paso fundamental para la in-

tegraci6n y agilizaci6n de diversos servicios de desarro-

llo agricola. En el fondo, la orientaci6n y alcance de

tal reform, responded a la necesidad de contar con meca-

nismos apropiados para asegurar la ejecuci6n de los pro-

gramas comprendidos en el Plan de Desarrollo Rural y otros

que habrAn de ser estudiados en el future. Esos Programas

y Proyectos presuponen a la vez, una movilizaci6n sustan-

cial del sector agricola traditional, o sean los pequefos

y medianos agricultores que dependent fundamentalmente del

product de su esfuerzo en la finca para el sostenimiento

de su familiar y contribuyen a la producci6n de alimentos

bAsicos.


El conjunto de programs, proyectos especificos y acciones

de political que conforman la estrategia de desarrollo agri-

cola para el pr6ximo future, implican un esfuerzo importan-

te en material de desarrollo tecnol6gico de la agriculture.

Desde luego que movilizar el sector traditional e introducir

mejoras tecnol6gicas sustanciales, pueden resultar prop6si-

tos contradictorios. Esto puede ser particularmente cierto

cuando se modifican los mecanismos institucionales relacio-

nados con los servicios de apoyo tecnol6gico y financiero.










Es evidence que si la acci6n promotora del Estado no se reo-

rienta en sus bases tanto filos6ficas como institucionales,

objetivos como los antes mencionados, habrAn de resolverse

en gruesas contradicciones.


En otras palabras, el hecho de que la estrategia de desarro-

llo agricola sea movilizar grupos de agricultores del sector

traditional, supone que los servicios de desarrollo esten

estructurados en funci6n de las necesidades de dicho sector.

Con ese criterio en mente se cre6 INDECA y DIGESA, y se dot6

de un departamento convenient al BANDESA. Sin embargo, se

reconoce.que para pequenos y medianos productores dentro de

proyectos de desarrollo y sobre bases renovadas de tecnolo-

gia, deben ser satisfechas dos condiciones basicas: a) Dis-

poner de "paquetes tecnol6gicos" apropiados para cada culti-

vo prioritario, y para cada regi6n identificable del pals;

y b) Contar con un servicio de asistencia tecnica cap'az de

transmitir dichos "paquetes" a los usuarios. Para lo que

pudiera ser una primera etapa del process de tecnificaci6n

agricola en el pais, aquellas condiciones pueden ser cubier-

tas por medio de DIGESA. Empero, cabe reconocer que si bien

esos paquetes pueden provocar un impact sustancial en la

producci6n, resultarian adecuados solo para una etapa prima-

ria de tecnificaci6n. Es decir que su efecto con el tiempo

podrA agotarse rdpidamente, y en consecuencia, deberdn re-

disefiarse bajo nuevas condiciones y metas de tecnificaci6n.











Esta funci6n de naturaleza esencialmente dinamica, no pue-

de ser desempeiada a satisfacci6n por el Servicio de Inves-

tigaci6n, bajo su forma actual de organizaci6n. Se hace

necesario redefinir los concepts fundamentals que orien-

tar"n los trabajos de investigaci6n agricola en el futuro,

asi como el tipo de organizaci6n que ha de llevarla a cabo.

Las premises de caracter fundamental que determinan el ca-

mino a seguir, son las siguientes: a) La investiqaci6n

debe servir de apoyo para el logro de los objetivos del

Plan de Desarrollo Rural; b) La investigaci6n debe reor-

ganizarse de una manera que respond a requerimientes cre-

cientes en terminos de alternatives t6cnico-econ6micas 6p-

timas, para la tecnificaci6n de los cultivos prioritarios

en el Plan.


Las premises anteriores, en todo caso, orientan solo a ni-

vel general, con respect a las funciones esenciales de un

nuevo organismo dedicado a la investigaci6n o sea el Ins-

tituto de Ciencia y Tecnologia Agricola (ICTA). Para ca-

racterizar mejor los perfiles de dicha organizaci6n, con-

viene formular algunas consideraciones adicionales, a efec-

to de plantear un plan convenient de desarrollo para la

Instituci6n,en diferentes etapas.


a) Los esfuerzos de desarrollo agricola en los pr6ximos

afos estarAn encaminados, como se indic6, a mejorar el

nivel de ingresos de los agricultores tradicionales.---










---Esto indica que la investigaci6n, como soporte clave

de aquellos esfuerzos, debe tender con prioridad el

diseno de "paquetes tecnol6gicos" apropiados para el de-

sarrollo de los cultivos principles dentro de ese sec-

tor. Como se apunta con mayor detalle en otra parte de

este document, los agricultores tradicionales se dedi-

can a la producci6n de granos basicos (maiz, arroz,

frijol, trigo y sorgo) y al mismo tiempo, estos produc-

tos provienen casi exclusivamente del sector tradicio-

nal. Siendo asf, los esfuerzos de tecnificaci6n y por

consiguiente los de investigaci6n, habran de canalizar-

se con preferencia, -en el tiempo y en el espacio- a la

superaci6n del insuficiente desarrollo de la producci6n

de granos basicos, a nivel de los sectors tradiciona-

les.


b) El Plan de Desarrollo Rural 1971/75 plantea como obje-

tivo de importancia national, el mejoramiento de la pro-

ductividad de la agriculture, mediante la tecnificaci6n.

Se trata de alterar una de las caracteristicas salien-

tes del modelo traditional de desarrollo agricola, en

el cual la base de expansion de la producci6n estA cons-

tituida por el ensanchamiento del espacio agroecon6mi-

co. Como se seiala mAs adelante, la producci6n de gra-

nos bAsicos absorbe en la actualidad cerca del cincuen-

ta por ciento de la superficie total dedicada a---------










----cultivos, en-todo el pais, registrdndose una produc-

tividad por unidad de drea y de fuerza de trabajo, suma-

mente baja. Esto significa que no se alcanzard un au-

mento en la productividad global de la agriculture nacio-

nal si la producci6n de granos que como se indica, estd

emplazada sobre la mitad de los recursos fisicos dedica-

dos a cultivos no modifica sus par&metros esenciales de

productividad. La investigaci6n debe sentar las bases

para lograr esos cambios.


c) El Plan de Desarrollo Rural tambien seiala como un obje-

tivo important el aumento al maximo del empleo agricola.

La realizaci6n de este prop6sito tiene algunas limitacio-

nes en las areas de agriculture commercial en donde se es-

tan desarrollando actividades que utilizan poca mano de

obra, como la ganaderia, 6 inclusive, producci6n de gra-

nos con insumos intensivos de capital sustitutivo de

fuerza de trabajo. Otros cultivos como el caf6, algod6n,

cafa de azdcar, etc., tienen una frontera limitada de ex-

pansi6n dada por el mercado international de materials

primas, de manera que sus requerimientos de mano de obra

no aumentardn en grado important.


El objetivo de aumentar el empleo en la agriculture debe

buscarse, entonces en el sector traditional, ya que es

alli donde el problema de subempleo y desempleo cubierto

es m&s grave. Se sospecha que en la actualidad hay----










----proporciones importantes de la fuerza de trabajo de

este sector que esta en condiciones de desempleo encu-

bierto, tanto de tipo real es decir, fuerza de trabajo

con una productividad marginal igual a cero y por con-

siguiente transferible a otros sectors sin afectar la

producci6n- como de tipo estacAonal.


Se acepta que el aumento del empleo de la fuerza de

trabajo agricola puede ser contradictorio con la tecni-

ficaci6n. Aqui es donde el servicio de Investigaci6n

viene a jugar papel important, por cuanto los "paquetes

tecnol6gicos" para el sector traditional, deberdn des-

cansar en insumos de naturaleza complementaria mas que

sustitutiva de mano de obra. Esto es particularmente

cierto por lo que respect al maiz, frijol y trigo en

el altiplano occidental, y de sorgo en el oriented. En

otras palabras, la investigaci6n debe contribuir median-

te una orientaci6n adecuada a viabilizar un aumento en

el uso del trabajo en los cultivos tradicionales, en for-

ma. consistent con las dotaciones regionales de recursos2t


1/ Esto no significa que recaiga sobre la investigaci6n
la responsabilidad de resolver el problema del subem-
pleo y desempleo, a largo plazo. Pero por lo que res-
pecta al sector traditional si debe proveer las bases
para incrementar el uso del trabajo. Es oportuno apun-
tar, ahora, que en los altiplanos del pais la capacidad
de soporte de la tierra esta sobrecargada en cerca de
125 porciento, es decir, hay mas poblaci6n que la que
puede soportar la tierra. Sin embargo, esa capacidad
medida.en terminos de empleo, puede ampliarse con un
cambio tecnol6gico en el sentido apuntado arriba.









d) Cabe apuntar, finalmente, que de la producci6n bruta de

la agriculture, cerca del 11% corresponde a los granos

bdsicos que ocupa un 46% de la superficie cultivada en

todo el pals y de la cual depend cerca del 60% de la

poblaci6n. Resalta en estos datos, el bajo nivel de

productividad en la producci6n de granos y sugiere, de

inmediato, un bajo nivel de ingresos en el sector tra-

dicional.


Si el sector traditional muestra permanentemente insu-

ficiencia para mejorar sus partmetros productivos, ello

debera constituir un objetivo matriz de los servicios

de investigaci6n, a trav6s de la provision de "paquetes

.tecnol6gicos" que, en dltima instancia, permitan alte-

rar las relaciones mencionadas arriba. Desde un punto

de vista te6rico podria arglirse que: a) Debieran aten-

derse otros estratos de agricultores y otros cultivos,

como hortalizas y frutas, por ejemplo ya que estos cons-

tituyen factors de diversificaci6n de la producci6n, y

b) Que la agriculture commercial deberia ser prioritaria

en los esfuerzos de investigaci6n, ya que se require me-

jorar su nivel de competitividad en el mercado interna-

cional. Estos arguments son vdlidos y de hecho no estan

en conflict con la prioridad que el Plan de Desarrollo

otorga al Sector Tradicional y a los granos basicos.


Las consideraciones anteriores conducen al planteamiento----










de una prioridad temporal en los planes de Desarrollo del

ICTA (es decir una primera etapa), orientada hacia la tecni-

ficaci6n de la producci6n de granos b&sicos, como actividad

principal -si no universal- del sector traditional. Esa

prioridad temporal, as' definida, significa que: a) el

campo de acci6n del ICTA no se limita a la investigaci6n re-

lacionada con granos bdsicos, y b) que satisfecha esa pri-

mera etapa, la ubicaci6n del ICTA puede variar de manera que

su caracter trascienda el ambito national 6 international.


Como qued6 establecido en el Capitulo IX del "Plan de Crea-

ci6n del Instituto de Ciencia y Tecnologia Agricola" elabo-

rado por el Grupo de Trabajo II en mayo de 1971, sobre Coo-

peraci6n Nacional, Regional 6 Internacional, el ICTA, debe-

rd disponer de los mecanismos adecuados para poder dar y re-

cibir cooperaci6n de diversas instituciones nacionales, re-

gionales 6 internacionales de los Sectores Pdblicos y Priva-

dos. Ademas, la estructura concebida para el ICTA tanto en

su aspect organizacional como t6cnico, prev6e actividades

cientificas y tecnol6gicas en el area Centroamericana y del

Caribe. En esta forma se podran utilizar intensivamente los

recursos nacionales, regionales 6 internacionales tanto en

el area guatemalteca como en Centro America y el Caribe, fa-

cilitandole al ICTA su impact cientifico y tecnol6gico en

el desarrollo agricola de Guatemala y las regions mencio-

nadas.










CAPITULO III


FUNCTION DEL ICTA EN EL CONTEXTO DEL DESARROLLO AGRICOLA Y
JUSTIFICACION DE LAS PRIORIDADES TEMPORALES



1. Consideraciones Generales:

El Plan Nacional de Desarrollo Econ6mico 1971/75, asigna

maxima prioridad a la agriculture, sobre la base de que

siendo la actividad econ6mica mds important del pais, de-

bera jugar un papel preponderante en el desarrollo econ6-

mico y social.


Esto significa, por otra parte, el reconocimiento de que

el desarrollo hist6rico de la agriculture ha sido insufi-

ciente. En efecto entire 1960 y 1969, el valor bruto de

la producci6n agricola aument6 de Q.318 a Q.444 millones

(a precious de 1968), lo que supone un crecimiento prome-

dio del 4.1 porciento annual. Es decir que la producci6n

bruta por persona aument6 solamente 1.0 porciento por afo.

Si se confront ese aumento con las situaciones de desnu-

trici6n, bajo nivel y mala distribuci6n de los deficits

habitacionales, y otros aspects que han sido destacados

en el Plan de Desarrollo Econ6mico, se concluye que la

expansion global de la producci6n agricola ha sido insa--

tisfactoria.


Entre las restricciones que ha confrontado el desarrollo

de la agriculture, pueden mencionarse las siguientes:











a) La falta de integraci6n o sea la coexistencia de un sec-

tor traditional y uno modern. En el primero, la fronte-

ra de expansion estd determinada por una demand internal

de alimentos en d6bil crecimiento, mientras que en la se-

gunda dominant circunstancias ligadas al mercado mundial de

products agricolas.


b) El grado de concentraci6n de la tierra. El 90 porciento

de la superficie que abarcan las unidades de producci6n,

estd afectado por m6dulos irracionales de tenencia: la-

tifundio o minifundio. Este ultimo predomina en el alti-

plano, principalmente, donde se ha asentado la proporci6n

mds important del sector agricola traditional; bajo con-

diciones de la dotaci6n de recursos menos favorable.


c) Un bajo grado de tecnificaci6n, el que explica en gran

parte los bajos rendimientos obtenidos por unidad de su-

perficie y de la fuerza de trabajo utilizada.


d) La presencia de agudos desequilibrios regionales en el

crecimiento sectorial, favorables a las areas donde se

asienta la agriculture modern.


e) La falta de un complejo institutional tutelar del sector

agricola suficientemente integrado.


Entre las restricciones mencionadas, dos son dignas de desta-

car. Una se refiere al bajo nivel tecnol6gico de la agriculture











---otra a la coexistencia de un sector traditional y otro mo-

derno, que presentan grades y tendencies de desarrollo total-

mente opuestas.


Al observer mds cuidadosamente las tendencies en el sector

traditional, puede destacarse lo siguiente:


a) La actividad predominante en la producci6n de granos bd-

sicos: maiz, arroz, frijol, sorgo y trigo;


b) Salvo en arroz, y en algunas explotaciones de trigo, las

tecnicas de producci6n son rudimentarias. Cabe agregar,

ademas, que una porci6n bastante alta de la producci6nl/
proviene de unidades donde se practice el cultivo inter-

calado, lo cual incide en los niveles finales de produc-

tividad.


c) Las unidades de producci6n generalmente son de.tamaio

subfamiliar, registrdndose ademas una alta incidencia de

microfincas, como se observa en el siguiente cuadro.












i/ El 13, 54 y 85 porciento de la producci6n de maiz, fri-
jol y sorgo respectivamente, proviene de fincas que tie-
nen estos cultivos intercalados entire s o con otros.










CUADRO No.1


GUATEMALA: Porcentaje de la producci6n de granos bdsicos que
proviene de microfincas y fincas subfamiliares.
ano 1964*


FINCAS SUBFA-2) FINCAS MUL-3)
TOTAL MICROFINCAS1) MILIARES TIFAMILIARES


Maiz 100.0 5.9 55.8 38.3

Arroz 100.0 2.8 34.1 63.1

Frijol 100.0 1.5 56.0 42.5

Sorgo 100.0 0.8 54.0 45.2

Trigo 100.0 3.7 59.1 37.2


S*: II Censo Agropecuario 1964


Fincas de menos de 0.7 Has.
Fincas de 0.7 a menos de 7 Has.
Fincas de 7 Has. o mAs


d) El valor bruto de la producci6n por finca en este sector

es sumamente bajo, como se observa en la siguiente com--

paraci6n:


Para 1969, la producci6n de maiz, arroz, frijol y trigo

de 416,000 agricultores en conjunto, alcanz6 un valor bru-

to de Q.65 millones(a precious de 1958), o sea un valor per

cdpita-de Q.150. En ese mismo afo, 10,000 productores de

algod6n, banano, cafe, citronela y t6 de lim6n,----------








----produjeron una cosecha valuada en Q.155 millones, pa-

ra un promedio por productor de Q.15,500 o sea 100 veces

mas que el correspondiente al sector traditional.


El examen de las caracteristicas del sector traditional

permit afirmar que la investigaci6n agricola debe orien-

tarse primordialmente al establecimiento de las bases

tecnol6gicas, para mejorar los niveles actuales de produc-

ci6n y productividad en aquellos cultivos mds difundidos

en este sector. Podria discutirse sobre si la prioridad

no debiera darse al sector modern y, en consecuencia a

otro tipo de cultivos. Evidentemente los sectors moder-

nos son.mas sensibles a esfuerzos adicionales de desarro-

llo, sobre todo en cuanto a inversiones en capitals fi-

*jos, capital de trabajo de origen industrial y otros com-

ponentes caracteristicos de la tecnologia contemporanea.

Por otro lado, el sector traditional present restriccio-

nes para absorber productivamente flujos ilimitados de

nuevos recursos. Aqui estd precisamente el problema. La

investigaci6n debe proveer las bases para que este sector

pueda mds adelante absorber productivamente flujos inten-

sivos de recursos, en forma de cr6dito, asistencia t6cni-

ca, servicios de comercializaci6n, infraestructura, etc.

La dnica forma en que ello puede lograrse es disenando

los tantas veces mencionados "paquetes tecnol6gicos" para

los cultivos predominantes en dicho sector. No hay------










---alternativa. Uno de los problems clave del desarro-

llo agrlcola del pais, est6 en poder canalizar recursos

al sector traditional, en forma productive.


En el siguiente acipite se analiza con mds amplitud la

situaci6n de los granos basicos, con el prop6sito de mos-

trar por que la investigaci6n debe tender en una prime-

ra etapa de su nueva organizaci6n, los problems afines a

esa actividad.


2. Producci6n de Granos Basicos

2.1. Comentario General

Desde el punto de vista del valor de la producci6n, los

granos b6sicos son relativamente de importancia secunda-

ria (representando el 11.2 porciento en 1969), pero en

otros 6rdenes constitute una actividad de importancia cru-

cial en el conjunto de actividades agricolas. Por ejemplo,

de acuerdo con el dltimo censor agropecuario (1964) de un

total de 672.1 miles de unidades productoras que existian

en ese entonces, 473.1 miles (70.4 porciento) estaban de-

dicadas total o parcialmente a la producci6n de granos. Si

a cada unidad productora corresponde una familiar, como es

dable suponer, y si 6sta se compone de 6 miembros como es

frecuente en el medio rural, la producci6n de granos viene

a representar el sustento para unos 2.8 millones de perso-

nas (casi el 60 porciento de la poblaci6n total del pais).

Parad6jicamente, el.producto bruto que esa poblaci6n------










---genera equivale al 11 porciento del total agricola,

lo cual identifica a los productores de granos como -

grupos de muy bajos ingresos.


Por otra parte, la cantidad de tierra que se dedica a

la producci6n de granos es muy alta. De 2.9 millones

de hectAreas que absorbian los cultivos propiamente agri-

colas en 1964 (incluyendo pastos), 1.3 millones (46.1 por-

ciento) estaban dedicadas para granos. Esta relaci6n po-

ne de relieve la baja productividad global que se obserba

en estas actividades: el 11 porciento de la producci6n

agricola (valuada a precio de 1958) se obtiene en el 46.1

porciento de la superficie bajo cultivo. Existe, entonces,

una situaci6n de baja productividad por hombre y por uni-

dad de superficie.


Pese a sus bajos indices de productividad, la producci6n

de granos es important con relaci6n a los abastecimien--

tos locales y nacionales de alimentos. Aparte de que en

muchas comunidades (especialmente de los altiplanos) cons-

tituye una actividad universal, y por lo tanto la fuente

primaria de ingresos reales, los granos son la base de la

alimentaci6n, y en algunos casos extremes, uno solo (el

maiz) constitute el element fundamental de la dieta.


Con todo, la producci6n de granos para fines alimentarios

es insuficiente, aunque en forma menos notoria en el------










---caso del maiz. Las disponibilidades de frijol repre-

sentan un 35 porciento de las necesidades de la poblaci6n

la de arroz un 29 porciento y la de trigo un 15 porciento.

Se prev6e que estos porcentajes se reducir6n mds en el

future, de seguir las tendencies crecientes de la pro--

ducci6nl/.


Lo anterior demuestra que ha habido insuficiencia en el

desarrollo de la producci6n de granos, puesta de mani-

fiesto en: a) Los niveles absolutos y tendencies de la

producci6n, y b) En el patr6n cualitativo de ese desa-

rrollo. En el primer aspect, la tendencia a largo plazo

es hacia abastecer las necesidades, except en trigo, de-

terminadas Astas al nivel del consume actual, y sin que

se creen presiones de otros sectors demandantes, como

podria ser la del ganadero sobre el maiz y el sorgo. En

el patr6n cualitativo, en cambio, destaca la lenta evolu-

ci6n de los rendimientos unitarios, expresi6n final------








1/ Estas consideraciones no ignoran que el consume de-
granos basicos -de cualquier alimento- no es funci6n
dnicamente de las necesidades nutricionales, estable-
cidas desde un punto de vista te6rico. En los niveles
reales del consume estd envuelto un problema.de pre-
cios relatives, oferta efectiva, facilidades de dis--
tribuci6n, hAbitos, etc.











---del cambio tecnol6gicol/. Aunque en algunos casos co-

mo se indica mas adelante, los aumentos de la producci6n no

se deben principalmente a cambios tecnol6gicos reales,

sino a la incorporaci6n de tierras de mayor fertilidad

que el promedio. Ademis, una comparaci6n de los rendi-

mientos medios del pais, con los obtenidos en distintos

tamanos de fincas, o al nivel experimental, muestra la

presencia de una amplia brecha tecnol6gica entire los ren-

dimientos actuales y los que podrian lograrse con "paque-

tes tecnol6gicos" adecuados.


Proporcionar las bases te6rico-prActicos para eliminar

esa brecha, o al menos para reducirla en t6rminos signi-

ficativos, constitute el objetivo principal del ICTA.


Para apreciar mejor por qu6 la prioridad temporal en los

planes de trabajo del ICTA se orienta al complejo granos

bgsicos-sector-tradicional, se present a continuaci6n

un resume en el que se destacan los principles hechos

que caracterizan la evoluci6n reciente de la producci6n

de granos.


1/ Segdn el censo agropecuario de 1964, la agriculture
national utiliz6 16.1.miles de T.M. de fertilizantes
en el ejercicio agricola 1963-64. El 46.4 de este vo-
lumen se aplic6 en los departamentos de Escuintla,
Santa Rosa, Retalhuleu y Suchitepequez, donde predo--
mina la agriculture commercial. En las microfincas y
fincas Subfamiliares, que tipifican al sector tradi--
cional, se aplicaron solamente en unas 24,000 Has., de
las 633,000 que hay en este tipo de fincas. La rela-
ci6n es poco mas del 3 porciento.











a) Maiz/

El volume de la producci6n fue inestable durante el pe-

riodo 1960/61 a 1968/69. Aument6 entire 1960 y 1965, y

registr6 disminuciones sucesivas a partir de entonces

hasta 1968, cuando aument6 de nuevo. Segun las cifras

oficiales la producci6n aument6 de 505.7 miles de T.M. en

1960/61, a 688.7 miles en 1968/69, registrando un incre-

mento medio annual del 4.5 porciento.


La producci6n venia creciendo desde antes de 1960/61, ba-

jo diversos estimulos, Entre 1955 y 1963 el factor deci-

sivo fue la expansion de las zonas de desarrollo agrario.

Durante ese period la superficie cultivada con maiz. au-

ment6 a un 6.7 porciento annual entiree 1960 y 1968 nada

mas que a un 0.8 porciento) o sea que anualmente se suma-

ban unas 18,000 hectdreas, ubicadas en su mayor parte en

estas zonas de desarrollo.


De 1960/61 en adelante la incorporaci6n de areas nuevas

ha sido m&s lenta, debido al virtual agotamiento en la

instalaci6n de nuevas zonas de desarrollo agrario.-----



J/ El anglisis de maiz, arroz, frijol y sorgo, ha sido
tornado parcial o totalmente, y con algunas modifica-
ciones, del "Estudio de la Economia de Granos Basicos
en Guatemala 1960-1969 y sus Perspectivas a Corto y
Mediano Plazo", (SIECA/71/VII-4/12) realizado por la
SIECA. Este informed se consider el mejor que sobre
el particular se haya hecho en los dltimos anos.












---Durante este period los aumentos en la producci6n

(4.5 porciento annual) se han apoyado en cambios en los

rendimientos ulitarios. Un andlisis mas detallado de

los rendimientos, revela que 6stos autentaron mas en los

departamentos de Escuintla, Suchitep6quez y Retalhuleu,

pasando de 1512 Kg./Ha. en 1960/61, a 1972 en 1966/67.

En esta regi6n se localizan las zonas de desarrollo a-

agrario mas importantes, como son La Maquina, Nueva Con-

cepci6n y otras, que en conjunto representan el 55.5

porciento de la superficie cubierta por zonas de desa-

rrollo agrario. A nivel national los rendimientos va-

riaron de 774 a 996 Kgs./Ha. entire 1960/61 y 1968/69.


CUADRO No.2


Rendimientos unitarios de maiz, en diferentes 6po-
cas y regionss.

(Kilogramos por Hectdrea)




1949/50 1960/61 1963/64 1966/67


Promedio Nacional 685 776 808 902
Escuintla-Such.-Reu. 1 132 1 512 1 238 1 712
Huehuetenango-QuichM 678 680 678 639
El Progreso-Baja Vera-
paz-Zacapa 467 571 494 672


* Calculos con base en datos oficiales.










CUADRO No.3


Area cosechada,. rendimientos unitarios y produc-
ci6n de maiz, 1960/61-1968/69*.


Superficie Rendimientos
Cosechada unitarios Producci6n
(000 Has.) (Kgs./Ha) (000 T.M.)


1960/61-1962/63 654.9 857 562.7
1963/64-1965/66 690.2 1 014 700.9
1966/67-1968/69 689.3 951 654.9
1966/67 713.6 900 642.1
1967/68 662.9 956 634.1
1968/69 691.5 996 688.7

* C~lculos con base en cifras oficiales


b) Arroz

En la situaci6n del arroz (granza) destacan var-ios aspec-

tos. En primer t6rmino, la tendencia de la producci6n

rebasa por amplio margen al crecimiento demogrdfico. En-

tre 1960/61 y 1968/69, la producci6n se increment6 de

13.6 miles de T.M. (granza) a 22.9 miles correspondiendo

un incremento annual promedio del 9.1 porciento. La- ex-

pansi6n de la superficie utilizada ha sido el principal

factor en dicha tendencia. Seg-n las cifras oficiales,

la expansion alcanz6 un promedio de 6.6 porciento annual

durante el period indicado, pasando de 9.5 a 13.5 miles

de hectareas. Este fen6meno explica un 64.5 porciento---











---de los aumentos en la producci6n, mientras que solo

un 28.0 porciento se atribuye a cambios en la producti-

vidad. En este dltimo aspect el mejoramiento es suma-

mente modesto (2.3 porciento annual) registrdndose un ni-

vel de 1,700 Kg/Ha, en 1968/69, en comparaci6n con 1,432

Kg/Ha en 1960/61.


En segundo t6rmino resalta la tendencia hacia una mejor

localizaci6n del cultivo. Recientemente el Departamen-

to de Izabal aporta cerca de una cuarta parte de la pro-

ducci6n total, mientras que antes de 1960 su participa-

ci6n relative era de solamente el 2.0 porciento.


Tambi6n es interesante observer que a diferencia de otros

granos, el arroz se cultiva en escala commercial y es muy

poca la producci6n con fines de autoconsumo. Esto puede

estar influido por el hecho de que es un cultivo mas

exigente desde el punto de vista ecol6gico, no .encajando

con las condiciones de aquellas regions donde la agri-

cultura de subsistencia es predominante. Ademds de que

su procesamiento no es factible al nivel casero.












CUADRO No.4


Area cosechada, rendimientos medios y producci6n
de arroz en granza, 1960/61 1968/69.




Superficie Rendimientos
cosechada unitarios Producci6n
(000 Has) (Kg/Ha.) (000 T.M.)


1960/61-1962/63 9.8 1 442 9.5
1963/64-1965/66 10.1 1 695 11.4
1966/67-1968/69 11.2 1 739 13.0
1966/67 8.4 1 750 9.8
1967/68 11.7 1 769 13.9
1968/69 13.5 1 .700 15.3


* Calculo con base en cifras oficiales



c) Frijol

Despu6s del maiz, el frijol es el cultivo mas difundido

en el pals. Existen, segdn el altimo censo agropecuario

(1964), mas de 90,000 empresas agricolas con 40,266 bajo

monocultivo y 50,227 que lo siembran intercalado con o-

tros cultivos.


En cuanto al volume de la producci6n, las cifras dispo-

nibles son contradictorias. La Direcci6n General de Es-

tadistica realize encuestas anuales sobre producci6h y

drea cosechada; los resultados sefalan un tipo y ritmo

de expansion que parecen poco realisticos. El Banco de

Guatemala por su parte, ajusta las cifras anteriores----










-__con base en encuestas de consume, para fines de calcu-

lar el product agricola; el grado de discrepancia que se

introduce en ese ajuste, es amplio. Ante esa situaci6n

el volume de la producci6n se ha estimado con base en

los datos de la Direcci6n General de Estadistica, tomando

en cuenta algunos ajustes en la extension cosechada, pro-

puestos por el Grupo Asesor de la FAO para la Integraci6n

Econ6mica Centroamericana (GAFICA)1/.


Segun estas ultimas cifras, la producci6n se elev6 de

30.5 miles T.M. en 1960/61 a 46.0 miles en 1968/69; con

un aumento promedio annual para el periodo de 6.0 porcien-

to. Casi la mitad de los incrementos se explica por au-

mentos en los rendimientos, que mejoraron de 524 a 657

Kg/Ha., durante el mismo period. Otro 40 porciento se

atribuye a cambios en la superficie, que de 58.2 miles de

Has. en 1960/61, aument6 a 70.0 miles en 1968/69. El 10

porciento restante, se atribuye al efecto combinado de los

aumentos en la superficie y en los rendimientos.









1/ No se toma en cuenta el estimado de producci6n en huer-
tos familiares hecho por GAFICA; y calculado en un 25.0
porciento de la producci6n national reportada en fin-
cas.











CUADRO No.5


Superficie cosechada, rendimientos unitarios y
producci6n de frijol, 1960/61 1968/69*.



Superficie Rendimientos
cosechada unitarios Producci6n
Periodos (000 Has.) (Kg/Ha) (000 T.M.)


1960/61-1962/63 53.3 605 32.1
1963/64-1965/66 60.3 795 48.0
1966/67-1968/69 69.4 652 45.2
1966/67 67.8 650 44.1
1967/68 70.3 649 45.6
1968/69 70.0 657 46.0



* Cdlculos con base en cifras oficiales y de GAFICA



d) sorgo

Hay poca informaci6n sobre la producci6n de sorgo. Solo

a partir de 1964/65 la Direcci6n General de Estadistica

ha realizado encuestas, segun las cuales han ocurrido le-

ves aumentos en la producci6n hasta 1968/69. En efecto,

de 27.2 miles de T.M. cosechadas en 1964/65, esta cifra

se elev6 a 32.0 miles de T.M. en 1968/69. Para los afios

anteriores a 1964/65 no se dispone de datos. GAFICA es-

tima que la producci6n permaneci6 stable durante los

afios 1960/61 a 1962/63, en 16.0 miles de T.M. habi6ndose

elevado a 24.0 miles en 1963/64.

Segfn los datos de que se dispene, se avanz6 muy--------











---poco en la eficiencia productive durante el periodo

1960/61 a 1968/69. El 66.2 porciento de los aumentos

registrados se origin6 en la edici6n de nuevas areas,

mientras que solo un 20.0 porciento procedi6 de cambios

en la productividad. Los rendimientos aumentaron de

592 a 711 Kg/Ha. en el period mencionado, o sea un in-

cremento medio annual de 4.4 porciento. La superficie,

en cambio, vari6 de 27.0 a 45.0 miles de Hectareas.


e) Trigo

La producci6n de trigo aument6 de 26.0 miles de T.M. en

el period 1960/61 1962/63, a 34.2 miles en 1966/67 -

1968/69, o sea una expansion equivalent al 4.0 porcien-

to annual. Este aumento ,se atribuye en su totalidad a

un mejoramiento de los rendimientos del 5 porciento annual.

La superficie cosechada tiende a reducirse a un ritmo del

1 porciento annual. (Cuadro No.7)


La situaci6n reciente del trigo constitute un buen ejem-

plo de los resultados que produce la tecnificaci6n basa-

da en la investigaci6n. La Direcci6n de Investigaci6n

mantiene un program permanent que ha servido de respal-

do a la Gremial de Trigueros, en material de asistencia

t6cnica y abastecimiento de fertilizantes y semillas me-

joradas (Cuadro No.6). 0 sea que el caso del trigo dista

much del que presentan los otros granos. Pese a ello,

existe todavia un margen amplio para mejoramiento de la
productividad.










CUADRO No.6


Volumen de semillas mejoradas y fertilizantes dis-
tribuidos, por la Gremial de Trigueros, a sus aso-
ciados. (T.M.)*


Periodos Semillas Fertilizantes
4

1964/65 1 863 3 458
1965/66 1 610 3 910
1966/67 .1 403 4 692
1967/68 1 863 3 542
1968/69 1 425 3 772
1969/70 1 306 4 462


* Datos del Banco de Guatemala





CUADRO No.7


Superficie cosechada, rendimientos unitarios y
producci6n de trigo, 1960/61-1968/69*.



Superficie Rendimientos
cosechada unitarios Producci6n
Periodos (000 Has.) (000 T.M.) (000 T.M.)


1960/61-1962/63 34.7 749 26.0
1963/64-1965/66 27.1 1 110 30.9
1966/67-1968/69 31.3 1 093 34.2
1966/67 27.2 945 25.7
1967/68 36.3 1 030 37.4
1968/69 30.2 1 305 39.4


* CAlculos con base en datos oficiales.










Como puede observarse en el andlisis anterior, la evoluci6n

de la producci6n de granos bdsicos no podria calificarse de

satisfactoria, particularmente en lo que atane a los rendi-

mientos unitarios. De nuevo, se hace evidence que cualquier

estrategia de tecnificaci6n de la agriculture, deberd enfren-

tar inicialmente el problema de elevar la productividad en

este rengl6n.


2.2. Los "Paquetes tecnol6gicos" y la Producci'6n de
Granos Basicos.


Un asunto a resolver en este moment es el siguiente: Qu6

papel han jugado los programs de investigaci6n agricola co-

mo base para la tecnificaci6n de la producci6n de granos?.

Esto conduce a otros Ha diseiado el servicio de investiga-

ci6n "paquetes tecnol6gicos" apropiados, para cada uno de los

granos bds.icos?.


En general las respuestas son de caracter mis bien en el sen-

tido negative. El servicio de investigaci6n no ha constitui-

do un apoyo efectivo para la tecnificaci6n de la producci6n.

Las razones son diversas. Algunas, las mas importantes, vin-

culadas con la organizaci6n internal del servicio y la falta

de una political definida en cuanto a hacer del mismo un ins-

trumento efectivo de desarrollo. Otras tienen que ver con

elements ex6genos a los Programas.


Como quiera que sea, se dispone, hoy en dia, de lo que------










----podria llamarse "paquetes tecnol6gicos parciales", como

products del Servicio de Investigaci6n, despu6s de un pro-

ceso de ensayos y experiments de muchos afos. Como se a-

naliza mds adelante, la aplicaci6n de los paquetes no se ha

reflejado en avances sustanciales en la productividad.


La orientaci6n que se ha dado a la investigaci6n consiste,

en t6rminos generals, en la realizaci6n de trabajos de me-

joramiento gen6tico, ensayos comparativos de variedades, es-

tudios de fertilizaci6n, 6pocas y densidades adecuadas de

siembra, introducci6n de nuevas variedades y combat de pla-

gas y enfermedades.


En material de granos basicos, la Direcci6n de Investigaci6n

estd operando programs especificos, como se indica a conti-

nuaci6n.


a) Maiz*

Los trabajos de investigaci6n en maiz se realizan actualmen-

te en tres estaciones experimentales localizadas en diferen-

tes zonas ecol6gicas: Labor Ovalle (Zona fria, 8,000 pies

snm. en adelante); Chimaltenango (Zona media, 6,000 pies snm)

y Cuyuta (Zona calida 300 pies snm). Los objetivos de los

trabajos de investigaci6n son los siguientes: -- ------



* Con algunos cambios, omisiones o agregados, el contenido
de este capitulo ha sido torado del studio de SIECA,
mencionado anteriormente.





31


1. Mejoramiento gen4tico: a) colecci6n de maices locales;

b) obtenci6n de lines para formaci6n de hibridos y va-

riedades sint6ticas; c) introducci6n y evaluaci6n de

variedades e hibridos de otros pauses; y d) formaci6n

de variedades de polinizaci6n abierta.


2. Alternatives t6cnicas para prActicas culturales: a) es-

tudio de diferentes densidades de siembra; b) studio

de 6pocas de siembra; c) aporque versus no aporque;

d) control de malezas (por medios mecanicos y quimicos);

e) control de insects (evaluaci6n de diferentes insec-

ticidas para el control de plagas del follaje y del

suelo); f) fertilizaci6n; studio de la respuesta de

maiz a la aplicaci6n de N-P-K y azufre y a la aplicaci6n

de fertilizante en diferentes 6pocas; studio de la in-

teracci6n variedad-fertilizante; de la interacci6n den-

sidad-fertilizaci6n; de la respuesta del maiz a la apli-

caci6n de microelementos y de la relaci6n del potasio

con la adici6n de calcio y magnesio.


El program de iniestigaci6n de maiz cuenta en la actualidad

con nueve t6cnicos. No existe una evaluaci6n explicita de

los resultados de estos trabajos, aunque el hecho de que ac-

tualmente se disponga de variedades de alta productividad---










----probadas a escala experimental/, es un indice de que se

han logrado avances importantes. Sin embargo, desde el pun-

to de vista del desarrollo de la economia del maiz, los re-

sultados de la investigaci6n habrd que ponderarlos en un

context mAs amplio. Y en ese sentido hay algunas observa-

ciones importantes que hacer como se apunta mas adelante.


Arroz: PrActicamente el mismo tipo de trabajos son los que

se vienen haciendo en arroz. En este caso, sin embargo,

6stos se han concentrado en la region de Izabal, para lo

cual la DIA dispone de un limitado numero de tecnicos y de

otros recursos. Se ha logrado la adaptaci6n de variedades

de alto rendimiento, cuyas semillas estdn siendo ya distri-

buidas entire los productores.


Frijol: Las investigaciones se realizan en dos estaciones

y dos campos experimentales, localizados en regions produc-

toras de frijol. El program cuenta con 6 t6cnicos, dos a

tiempo parcial, y el apoyo occasional de los tecnicos de los

Departamentos de Suelos y Fitopatologia.


El program de frijol comprende basicamente las mismas-----



1/ Actualmente se produce semillas de alto rendimiento com-
probado a escala experimental para distintas zonas ecol6-
gicas del pais como las siguientes: "San Marcefo" Zonaa
fria, 3945 Kg/Ha.); "V" 301 Blanco" Zonaa media, 4865
Kgs/Ha.); "V" 520 C o Cuyuta BL" Zonaa cdlida, 3600-3900
Kgs/Ha.









----fases que el maiz; mejoramiento gen6tico, uso de fertili-

zantes, practices culturales, control de plagas, introducci6n

de nuevas variedades, etc.. Se ha tenido present la resis-

tencia a enfermedades, el rendimiento y color del grano, el

habito de crecimiento y el ciclo vegetative.


Los trabajos de fertilizaci6n se estan desarrollando en dis-

tintos lugares del pais, y se contindan usando diferentes ni-

veles de elements mayores (NPK) y algunos microelementos.


Sorgo: En este product tambi6n se han hecho diferentes -
trabajos para examiner el comportamiento de una series de

variedades, asi como para establecer alternatives tecnicas

6ptimas en material de fertilizaci6n, control de plagas y cui-

dados culturales. Estdn disponibles .variedades de alto ren-

dimiento probadas en escala experimental, como la Guateian 1

(hasta 3000 Kilogramos por hectarea).


Los trabajos correspondientes se llevan a cabo principalmen-

te en la estaci6n experimental de Cuyuta.


Trigo: El program de investigaci6n en trigo, es el que ha

tenido mayor continuidad, tanto en personal t6cnico como en

recursos financieros. Ello es atribuible a que parte de su

financiamiento proviene de los propios agricultores, a tra-

v6s de un impuesto que grava la producci6n y del que una por-

ci6n se transfiere al program. Tambi6n ha contribuido la

colaboraci6n que se ha recibido del CIMMYT y del Departamento

de Agriculture de los Estados Unidos.










En t6rminos generals, puede indicarse que los resultados

obtenidos han sido satisfactorios, en lo que se refiere a:


a) Producci6n de variedades nacionales e introducci6n de va-

riedades de otros pauses, de alto rendimiento, calidad,

resistencia a las enfermedades end&micas del cultivo;


b) Ensayos de fertilizaci6n


c) Densidad y 6pocas de siembra.


Evaluaci6n: A juzgar por los datos anteriormente expuestos,

los resultados de los programs de investigaci6n en granos

bAsicos, podrfan considerarse relativamente satisfactorios.

Existen, sin embargo, .diversas circunstancias que limitan los

alcances de los resultados logrados a nivel experimental para

sustentar mas ampliamente el desarrollo de la producci6n.

Por un lado, esta la repetici6n de los experiments en tiempo

y en espacio. "Sencillamente han habido muy pocos experi--

mentos los cuales no proporcionan mas que una indicaci6n ge-

neral de la relaci6n entire un factor especifico y los rendi-

mientos. Dada la diversidad en suelos y condiciones climati-

cas en Guatemala, las reacciones en las fincas pueden ser muy

diferentes a las obtenidas en las estaciones experimentales.

Se necesita conocer much mas acerca de esta variaci6n y de

los factors de riesgo que estan asociados con la adopci6n---








----de practices por el productor individual"l-/.


Una segunda limitaci6n reside en el hecho de que, segun se

deduce de la informaci6n disponible, no se ha evaluado el

efecto conjunto de la fertilizaci6n, variedades mejoradas y

practices culturales, bajo distintas condiciones ambientales.

Esto conduce a otro planteamiento, y es que no se ha prestado

atenci6n a las implicaciones econ6micas de la adaptaci6n de

nuevos m6todos, en el context de las caracteristicas bdsicas

de las distintas regions productoras.


Ademis, es convenient tener en cuenta que las alternatives

tecnol6gicas que estan disenandose para cada una de las dreas

que cubre la investigaci6n (fertilizaci6n, control de pla--

gas, etc.) solo advierte las ventajas estrictamente t6cnicas.

Es decir, aquellas que estan encaminadas a lograr el 6ptimo

rendimiento te6rico, aun cuando este 6ptimo, en terminos de

ingreso neto para el agricultor, pudiese corresponder a un

nivel inferior de aplicaci6n. El resultado a llevar a los

productores se debereferir a la manera de c6mo maximizar su

ingreso neto, mas bien que a una maximizaci6n potential de la

producci6n por drea. Este problema no estd resuelto dentro

de los programs actuales.




L/ Andlisis macroecon6mico del Sector Agropecuario Iowa State
Team, publicado por AID (ditto) 1969.











El program de Granos Basicos require que el Servicio de

Investigaci6n lleve a alcanzar las metas tecnol6gicas que

aqu6l presupone. Esto no es factible sencillamente asignan-

do mas recursos a los programs de investigaci6n actuales.

Se require redefinir la filosofia y labores conceptuales y

organizacionales de esos programs, para que puedan absorber

recursos que se reviertan a los sectors productores, en

forma de "paquetes tecnol6gicos" adecuados. Es decir, las

limitaciones por los que el Servicio de Investigaci6n no ha

funcionado como un instrument efectivo de desarrollo, no

son solo un problema de mis o menos recursos, sino fundamen-

talmente, de mejorar la organizaci6n del servicio y sus al-

cances dentro del context del Plan de Desarrollo y, mas ge-

neralmente, de las necesidades del desarrollo.








CAPITULO IV


AREAS DE TRABAJO Y METAS



El ICTA desarrollard sus actividades directamente sobre cua-

tro extensas dreas geogrAficas de Guatemala. Son 6stas:

1) El Altiplano; 2) La Costa Sur; 3) La Zona Sudorientas y

4) La Zona Nororiental.


El Altiplano: comprende tierras altas (1800 a 2500 metros de

altitude) del centro y occidente del pais. Su temperature

media annual es de 150 C. y su precipitaci6n es de 800 a 1000

millmetros. Se present una estaci6n lluviosa, de mayo a

octubre y una estaci6n seca de noviembre a mayo. En la pri-

mera predominan bajas temperatures y con frecuencia se produ-

ce escarcha.


El Altiplano es una area de poblaci6n indigena, de alta den-

sidad demogrdfica (mls de 100 habitantes por Km2), y con un

regimen de tenencia de la tierra de tipo minifundista, sien-

do el tamano promedio de finca de solo 1.3 hectdreas. Las

cosechas predominantes son el trigo y el maiz, los cuales se

han cultivado en forma traditional desde hace siglos, sobre

suelos que ya se consideran empobrecidos, y que en su mayor

parte estgn situados en laderas de colinas de inclinaci6n

Inms o menos pronunciada. Los rendimientos actuales por hec-

tarea son: Trigo, 900 y Maiz, 700 Kg.









El ingreso per capita en esta regi6n se estima en Q.60 por

ano, y en consecuencia las condiciones de vida de la mayor

parte de la poblaci6n estan tipificadas por la pobreza y la

miseria. El proyecto de trabajo del ICTA en el altiplano

contempla ejercer un impact director sobre 93,500 hectAreas

y una influencia indirecta sobre 430,000 hectareas, en un

termino de cinco afos.


La Costa Sur: comprende las tierras bajas (0 a 300 metros

de altitude) del litoral del Oc6ano Pacifico. Su temperatu-

ra media annual es de 250 C y su precipitaci6n varia desde

1,500 mm (cerca del mar) hasta 2,000 mm (al pi6 de la cor-

dillera). Se present una estaci6n lluviosa comprendida

de abril :a noviembre, y una estaci6n seca de noviembre a

abril. El clima en general se consider calido hdmedo.


La acci6n del ICTA en esta regi6n estard concentrada en

"zonas de desarrollo agrario" (La Maquina, Caballo Blanco,

Nueva Concepci6n y Cuyuta) donde han sido asentadas fami-

lias campesinas. La agriculture en esta zona es diversifi-

cada, aunque los campesinos cultivan principalmente maiz.

Los suelos son f6rtiles y el clima permit obtener dos co-

sechas de maiz por ano, y hasta tres, en lugares que con-

servan humedad durante la estaci6n seca. Los rendimientos

de maiz que obtienen los campesinos varian de 900 a 1,000

Kg por hect6rea por cosecha. El proyecto de trabajo del

ICTA en la Costa Sur contempla ejercer un impacto---------










---directo sobre 40,000 hectdreas y una ipfluencia indirec-

ta sobre otras 100,000 en un t6rmino de cinco aios.


La Zona Sudoriental: comprende tierras de median altitude

(500 a 1,500 metros) situadas principalmente en las regions

montanosas de los Departamentos de Jutiapa, Santa Rosa y

Chiquimula. Su temperature media annual es de 250 C y su pre-

cipitaci6n es de 800 a 1000 milimetros. Se present una es-

taci6n lluviosa comprendida de mayo a octubre y una estaci6n

seca de noviembre a mayo. El clima en general se consider

calido seco.


La agriculture en esta regi6n es practicada por propietarios

de pequetas fincas, cuyo tamafio promedio es de unas 7 hect&-

reas. Los pobladores son del grupo 6tnico llamado "Ladino"

y de descendencia espafola. Las cosechas predominantes como

cultivos de estaci6n son el frijol y el sorgo para grano.

Empero, existen en la regi6n unas 3,500 hectareas que reci-

ben los beneficios de proyectos de riego financiados por el

gobierno, donde se pueden cultivar cosechas de alto valor e-

con6mico. Los rendimientos obtenidos por los campesinos, en

suelos de moderada fertilidad y usando sus m6todos tradiciona-

les son, por hectarea: frijol, 650 Kg; sorgo, 700 Kg. El

proyecto de trabajo del ICTA contempla en la zona sudorien-

tal ejercer un impact director sobre 22,000 hectareas y una

influencia indirecta sobre otras 136,000 hectareas.









La Zona Nororiental: comprende principalmente tierras (0 a

300 metros de altitude) del Departamento de Izabal, cercanas

a los planes costeros del Atlantico. Su temperature media

annual es de 250 C y su precipitaci6n de 2000 a 2500 milime-

tros. Se present una estaci6n lluviosa comprendida de ma-

yo a diciembre, y una estaci6n seca de diciembre a mayo.

El clima en general se consider cdlido humedo. La agricul-

tura en esta zona es diversificada pero hay un ndcleo impor-

tante de unos mil jefes de familiar que se didican al cultivo

del arroz. De hecho,las condiciones climAticas y el lento

drenaje de los suelos plans y fertiles de esta regi6n, ha-

cen que ella sea considerada como la mis adecuada para el

cultivo del arroz en Guatemala. Sin embargo, el rendimiento

alcanzado por los campesinos es solo de unos 700 Kg por hec-

tdrea cuando podria obtenerse mas del double. El proyecto de

trabajo del ICTA en la zona nororiental contempla ejercer un

impact director sobre 10,000 hectareas, o sea el area total

necesaria para cubrir las necesidades de abastecimiento pro-

yectadas en un t6rmino de cinco afos.












AREAS DE TRABAJO


ALTIPLANO (1,800 a 2,500 metros de altitude)


I. Estaci6n Experimental

"Labor Ovalle"

Quezaltenango

Dep4rtamento de Quezaltenango


Experimentos en fincas, en:

1. San Marcos, Depto. de San
Marcos.


2. Tejutla, Depto.San Marcos

3. Huehuetenango,Depto. Hue-
huetenango.

4. Santa Cruz del Quich6, Dep-
to. de El Quich6

5. San Antonio Ilotenango,
Depto. de El Quich6

6. Chinique, Depto.El Quich6

7. Zacualpa, Depto.El Quich6

8. Joyabaj, Depto. El Quich6

9. Santa Lucia Utatldn, Depto.
de Solold.


Campo de Acci6n



Trigo Maiz


Trigo


Trigo


Trigo


Trigo


Trigo


- Maiz


- Maiz


- Maiz


- Maiz


- Maiz

Maiz

Maiz

Maiz


Trigo Maiz










II. Estaci6n Experimental



Chimaltenango, Depto. de
Chimaltenango



Experiments en fincas, en:

1. San Andr6s Itzapa, Depto.
de Chimaltenango

2. Parramos, Depto. de Chi-
maltenango

3. Sumpango, Depto. de Saca-
tep6quez

4. Acatenango, Depto. de Chi-
maltenango.

5. Patzicia, Depto. de Chimal-
tenango.

6. Patzdn, Depto. de Chimalte-
nango.

7. Tecppn, Depto. de Chimalte-
nango.

8. Comalapa, Depto. de Chimal-
tenango.


Campo de Acci6n




Maiz Frijol -Trigo






Maiz Frijol


Maiz Frijol


Maiz Frijol


Maiz Frijol


Maiz Trigo.


Maiz Trigo


Maiz Trigo,


Maiz











B. COSTA SUR (0 a 300 metros de altitude)


III. Estaci6n Experimental Campo de Acci6n



"La Maquina"

Departamento de Suchite-
p6quez Maiz



Experimentos en fincas, en:


1. El Rosario, Departamen-
to de Suchitep6quez Maiz


2. Palo Blanco, Departamen-
to de SuchitepBquez Maiz


3. El Tular, Departamento
de Suchitep6quez Maiz


4. Nueva Concepci6n, Depar-
tamento de Escuintla Maiz


5. Cuyuta, Departamento de
Escuintla Maiz









ZONA SUDORIENTAL (500 a 1,500 metros de alti-
tud)


Estaci6n Experimental Campo de Acci6n


IV.


"Jutiapa"

Departamento de Jutiapa

Experimentos en fincas, en:


1. Jalpatagua, Departamen-
to de Jutiapa

2. Moyuta, Departamento de
Jutiapa

3. Atescatempa, Depto. de
Jutiapa

4. Asunci6n Mita, Depto.
Jutiapa

5. Santa Catarina Mita,
Depto. de Jutiapa

6. Ipala, Depto. Chiquimula

7. Chiquimula, Depto. de
Chiquimula

8. Cuilapa, Depto. de Santa
Rosa

9. Oratorio, Depto.Sta.Rosa

10. Sta.Cruz Naranjo, Depto.
de Santa Cruz

11. Santa Rosa de Lima, Depto.
de Santa Rosa

12. Jalapa, Depto. de Jalapa


Frijol Sorgo


Frijol Sorgo


Frijol


Frijol Sorgo


Frijol Sorgo


Frijol Sorgo

Frijol Sorgo


Frijol 'Sorgo


Frijol

Frijol


Frijol


Frijol

Frijol









D. ZONA NORORIENTAL (0 a 300 metros de altitude)



V. Estaci6n Experimental Campo de Acci6n



"Champona"

Departamento de Izabal Arroz



Experimentos en fincas, en:


1. Los Amates, Depto. Izabal Arroz


2. Los Andes, Depto. Izabal Arroz


3. Virginia, Depto. de Izabal Arroz


4. Morales, Depto. Izabal Arroz


5. Cayuga, Depto. Izabal Arroz


6. Entre Rios, Departamento
de Izabal Arroz


7. Castillo San Felipe, De-
partamento de Izabal Arroz


8. Panz6s, Departamento de
Alta Verapfz Arroz












DESCRIPTION DE LAS AREAS DE TRABAJO


A. ALTIPLANO


Departamentos: Sacatep6quez, Chimaltenango, Solold,
Totonicapdn, El Quich6, Huehuetenan-
go, Quezaltenango y San Marcos.


Altitud: 1,800 a 2,500 metros


Cultivos: Maiz Trigo Frijol


Area de Impacto Directo, Hectareas 93,500

Maiz 60,000

Trigo 31,500

Frijol- 2,000


Tamaiio de fincas (Promedio), Hect&reas 1.3

Ndmero de Agricultores 69,000

Nimero de habitantes directamente afec-
tados 414,000

Area de Influencia indirecta (Maiz) Has. 430,000











B. COSTA SUR



Departamentos: Escuintla, Suchitep6quez y

Retalhuleu


Altitud: 0 a 300 metros


Cultivos: Maiz .


Area de Impacto director, Hectareas: 40,000


Tamano de fincas (Promedio)Hectareas: 20


Nimero de Agricultores: 5,000


Ndmero de habitantes directamente
afectados: 30,000


Area de influencia indirecta, Hectarea: 100,000











C. ZONA SUDORIENTAL



Departamentos: Jutiapa, Santa Rosa, Ja-
lapa y Chiquimula


Altitud: 500 a 1,500 metros


Cultivos: Frijol y Sorgo


Area de Impacto Directo, Hectdreas: 22,000


Frijol 12,000


Sorgo 10,000


Tamaio de fincas (Promedio),Hectareas: 7


Ntunero de Agricultores: 7,000


Nfmero de habitantes directamente
afectados: 42,000


Area de influencia indirecta, Hecta-
reas: 136,000


Frijol 95,000


Sorgo 41,000











D. ZONA NORORIENTAL



Departamentos: Izabal y Alta Verapaz


Altitud: 0 a 300 metros


Cultivos: Arroz


Area de Impacto director, Hectareas: 10,000


Tamafo de fincas (promedio),HectAreas: 10


N(mero de Agricultores: 1,000


Ndmero de habitantes directamente
afectados: 6,000


Area de influencia indirecta, Hectareas: 10,000











CUADRO No.8



PORCENTAJE DEL AREA TOTAL AFECTADO DIRECTAMENTE
POR EL ICTA


AREA TOTAL PROYECTOS DE AFECTADO POR
MILES HAS. IMPACT ICTA EL ICTA


Trigo 31.5 31.5 100

Maiz 630.0 100.0 16

Arroz 10.0 10.0 100

Frijol 109.0 14.0 12

Sorgo 51.0 10.0 20

831.5 165.5 20











CUADRO No.9


Nimero de Ndmero de
Cultivo y Lugar Agricultores Hect&reas


MAIZ

Altiplano

La MAquina y Nueva Con-
cepci6n


TRIGO

Alfiplano


FRIJOL

Jutiapa

Chimaltenango


ARROZ

Champona


SORGO

Jutiapa


TOTAL:


60,000


5,000




8,000




4,000

1,000




1,000


3,000

82,000


60,000


40,000




31,500




12,000

2,000




10,000


10,000

165,000
165,000


82,000 Jefes de familiar a 6 miembros por familiar o sean

492,000 personas, o 17.6% de la poblaci6n que depend de es-

tos cultivos (2.8 millones).










CUADRO No.10


MAIZ


1 9 7 6


Hist6rica Maiz:Necesidades

ICTA

Aumento


294 Kg. extra vale

Insumos 50/o Q.17.64

Valor ganancia por Ha.


AREA CUL-
TIVADA
000
Has.



790

630

- 160


RENDIMIENTO TOTAL
Kg 000
Ha. TM


1,156

1,450

+ 294


913

913


Q. 17.64 por Ha.

8.82 por Ha.

8.82 por Ha.


Ganancia total Q. 8.82 x Has. 630,000 =

* Valor 160,000 Has. 25.oo x 160,000 =

Valor Programa ICTA por ano,
despu6s de cinco afios


Q. 5,556,660

4,000.000


Q. 9,556.660


* Q.25.oo valor en arrendamiento por Ha.


Valor de maiz al productor -


Q. 60.00 TM










CUADRO No.11


TRIGO


AREA CtTL-


AREA CUL-
TIVADA

Has.


1 9 7 6


RENDIMIENTO
Kg
Ha.


Necesidades

Producci6n espe-
rada

Importaci6n TM
(000)

Costo importaci6n

(Q.90.por T)


Necesidades

Producci6n 1976

Importaci6n TM,
(000)

Costo Importaci6n

Ahorro por Impor-
taci6n


118.7


26.6


1,463


38.9


79.8



Q. 7,182.000


31.5


1,694


118.7

53.4


S65.3

Q. 5,877.000


1,305.000


Valor Trigo al productor



Producci6n extra 14,500 TM

Pago extra al productor


Q. 6.oo quintal

Q.132.oo TM


Q. 1,914.00


TOTAL
000
TM


Hist6rica:


ICTA











CUADRO No.12


FRIJOL


1 9 7 6
1976



Hist6rica: Necesidades


IC TA


Aumento


AREA CUL-
TIVADA


Has.




114


109


- 15


RENDIMIENTO
Kg.
Ha.




724


769


+ 45


45 Kg. extra vale

Insumos 50/0%

Ganancia


Q. 6.94 por Ha.

3.47 por Ha.

3.47 por Ha.


Ganancia Q.3.47 x 109,000 Has.

* Ganancia Q.25.oo x 15,000 Has.

Valor program ICTA por ano,
despu6s de cinco aios.


Q. 378,230

375,000


Q. 753,230


Valor frijol al productor Q.7.oo quinta = Q. 154 TM


* Q.25.oo valor en arrendamiento por Ha.


TOTAL
000
TM




83


83










CUADRO No.13


SO RG 0


AREA CUL-
TIVADA
000
Has.


1 9 7 6


RENDIMIENTO TOTAL
Kg 000
Ha. TM


Hist6rica: Necesidades

IC T A

Aumento


73

51

- 22


936

1,344

+ 408


408 Kg.(Q.50.oo por T.M.) vale Q. 20.40 por Ha.

Insumos 50% x Q.20.40 10.20 por Ha.

Valor de Ganancia 10.20 por Ha.


Ganancia Q.10.20 x 51,000 Has.= Q. 520.200

* Valor 22,000 Has. x Q.25.oo = 550,000


Valor del Programa ICTA por
afio, despu6s de cinco afios


= 1,070.200


* Q.25.oo valor en arrendamiento por Ha.








CUADRO No.14


ARROZ

1 9 7 6
1976



Hist6rica: Necesidades


ICTA


Aumento


AREA CUL-
TIVADA
000
Has.




16


10


RENDIMIENTO
Kg.
Ha.




2,136


3,600


+ 1,464


1,464 Kg. (Q.98.oo TM) vale

Insumos 50%/o x Q.144.00

Valor de ganancia


Ganancia

No incluimos valor de Has.
retirado


Valor Programa ICTA por afo,
despu6s de cinco afos


Q. 144.00 por Ha.

72.00 por Ha.

72.00 por Ha.


Q. 72.00 x 10,000 = Q. 720,000


000.000


Q. 720,000


TOTAL
000
TM




33


36


I









METAS


El ICTA, de acuerdo a su filosofia y organizaci6n estd lla-

mado a cumplir dos objetivos finales:


1. Coadyuvar el mejoramiento de las condiciones de vida

del sector agricola traditional, y


2. Coadyuvar a la producci6n de suficientes products agri-

colas para la alimentaci6n del hombre y de los animals.


Para lograr estos fines el ICTA buscard aumentar a corto

plazo la productividad del complejo tierra-hombre, dando

prioridad al desarrollo de alternatives 6ptimas t6cnico-eco-

n6micas para la producci6n de los llamados granos bdsicos:

Maiz, trigo, frijol, arroz y sorgo.


Se ha previsto que en el t6rmino de cinco a~os, de 1972 a

1976, serA possible alcanzar niveles significativos de incre-

mento en la producci6n por hectArea para cada uno de estos

cultivos. Se espera que el impact del ICTA se empiece a

sentir desde el segundo afo de su funcionamiento, pero sola-

mente se han calculado las proyecciones para el ano 1976.


Tomando en cuenta el impact del ICTA se ha estimado que pa-

ra el afo 1976 serge necesario dedicar unas 831,500 hectdreas

al cultivo de granos basicos, segun la distribuci6n que apa-

rece en el cuadro No.8. Como se puede observer, el impact
del ICTA se producird sobre el area total dedicada a-------









---trigo y arroz, pubs son Areas relativamente pequefias,

mientras que de las Areas dedicadas a maiz, frijol y sorgo,

por lo extensas, solo se podrd tender del 12 al 20%. El

rest tambi6n recibird la influencia del ICTA pero en forma

indirecta.


No obstante, segdn se puede ver en el cuadro 9 el sector de

poblaci6n directamente afectado comprende 82,000 jefes de

familiar, haciendo un total de 492,000 personas o sea el

17.6% de la poblaci6n que depend de estos cultivos.


Para el caso se han estimado las necesidades de abasteci-

miento para 1976 y se ha cdmparado el ndmero de hectareas

que seria necesario cultivar empleando los m6todos tradicio-

nales (1,019.600 Has.), con el Area que se necesitaria usan-

do la tecnologia producida por el ICTA (831,500 Has). Estas

proyecciones aparecen en los cuadros Nos.10, 11, 12, 13 y 14.


Las estimaciones indican una baja en el ndmero de hectareas

excepto el trigo, para el cual se proyecta mayor ndmero de

hectareas, para disminuir la importaci6n), acoplada a un au-

mento del rendimiento. Ello significa que quedarian libera-

das importantes extensions de tierra, para dedicarlas a

otros cultivos, y, ademis habria un mayor ingreso para el

agricultor.


El aumento que se proyecta obtener en la producci6n por hec-

tdrea despu6s de cinco anos de acci6n, es aparentemente,----









--muy modest, a saber: Maiz, 294 Kg.; Trigo, 231 Kg.;

Frijol, 37 Kg.; Arroz, 1,464 Kg.; Sorgo, 408 Kg. Sin em-

bargo, dichas metas mds bien pueden considerarse ambiciosas

pues se trata de alcanzarlas sobre dreas muy extensas, (en

total 831,500 Hectdreas) atendidas por 287,000 agricultores.

En el caso del frijol, el moderado aumento que se contempla

se debe a que practicamente hay que empezar desde el prin-

cipio, pues actualmente se cuenta con muy poca tecnologia

pertinente a este cultivo.


Al hacer la evaluaci6n correspondiente obtenemos cifras que

revelan estimativamente el impact econ6mico del ICTA para

el afio 1976. Dichas cifras son las siguientes: (Ver Cua-

dros Nos. 10, 11, 12, 13 y 14.



MAIZ Q. 9,556.660

TRIGO 1,914.000

FRIJOL 753,230

ARROZ 720,000

SORGO 1,070,200

TOTAL: Q. 14,014.090


Un indice sint6tico que se utiliza con frecuencia para medir

el efecto de proyectos de inversi6n, es la relaci6n benefi-

cio costo, aunque en el caso de proyectos de investigaci6n

este concept no es aplicable con much precisi6n. Sin-----










---embargo, en este caso, se ha sumado el costo del proyec-

to al de la asistencia t&cnica necesaria para llevar a los

agricultores los "paquetes tecnol6gicos", de manera que

pueda compararse el costo final de esos paquetes, con el

impact que ellos tendrdn en la producci6n. Una relaci6n

beneficio costo aproximado, ha resultado de 1.6 que se com-

para muy favorablemente con las relaciones correspondientes

a diversos proyectos de capital extensive.


En terminos m&s concretos, las metas fisicas del ICTA; son

las que se puntualizan a continuaci6n:


META No.1


Disenar los "paquetes tecnol6gicos" para que el rendimiento

promedio de malz se eleve de 950 kilogramos/hectarea en la

actualidad, a 1,450 en 1976/77. De acuerdo con la tenden-

cia que el crecimiento de los rendimientos unitarios ha mos-

trado entire 1960/61 y 1968/69, cabria esperar que en 1976/77

6stos fueran de 1,150 Kg/Ha. Esto quiere decir que los es-

fuerzos del ICTA deberdn reflejarse en un aumento del 25 por-

ciento en los rendimientos promedio previstos para 1976/77.


Para viabilizar esa meta, los paquetes tecnol6gicos disena-

dos por el ICTA se aplicardn progresivamente sobre 100,000

hect&reas (hasta 1976/77), localizadas 60% en el altiplano

occidental y 40% en la costa sur. Los rendimientos unitarios

por hectdrea deberian alcanzar 3,000 kilograms. De esta---










---manera, a la altura de 1976/77 se necesitaria sembrar unas

630 mil hectareas en vez de 790 mil que se requeririan para

obtener una producci6n de 913 miles de T.M. en que se estiman

las necesidades para ese ano, si no mediara la aplicaci6n de

nueva tecnologia sobre las 100,000 hectAreas. El rendimiento

promedio national, se habrA elevado a 1,450 kilogramos.



META No.2


Disefar los paquetes tecnol6gicos correspondientes para

10,000 hectdreas de arroz, local-izadas en Izabal, de manera

que los rendimientos alcancen 3,600 kilograms por Ha. en vez

de 2,136 que probablemente serian, de acuerdo con la tenden-

cia hist6rica. Es decir, se trata de elevar el rendimiento

medio national en un 68 porciento, a la altura de 1976/77.


Al tecnificar 10,000 hectareas, se obtendria una producci6n

suficiente para cubrir las necesidades estimadas para 1976/

77, pudiendo retirarse del cultivo una 5.6 miles Has., si la

previsi6n de una siembra de 15.6 miles de Has. en 1976/77 se

cumpliera.



META No.3


Proveer las bases tecnicas para mejorar los rendimientos uni-

tarios de frijol de unos 650 kilogramos que se obtienen ac-

tualmente, a 1,100 en 1976/77. Conforme a los cambios-------










--registrados hist6ricamente en la productividad del frijol

se estima que en 1976/77 los rendimientos podrian ser de

unos 720 kilogramos. Es decir, el disefo de paquetes tecno-

16gicos por parte del ICTA estd orientado a obtener un ren-

dimiento promedio national de unos 769 kilogramos, o sea 6%

mas de lo previsto en condiciones de no tecnificaci6n.


Para llegar a esa meta, los paquetes tecnol6gicos deben ser

apropiados para obtener 1,100 kilos por Hectarea, en las

zonas que reunen condiciones mas aptas en el sudoriente, o-

riente y en Chimaltenango. Aplicados esos paquetes sobre

unas 14,000 hectdreas en 1976/77, permitirla una incidencia

en los rendimientos medios del pais, de la magnitude seiala-

da antes.


Esta tendrd el efecto secundario de liberar unas 6,000 hec-

tdreas para otros usos, De acuerdo con las estimaciones de

las necesidades para el aiio 1976/77 y de los rendimientos

posibles sin esfuerzos especificos de tecnificaci6n, se ha-

.bria necesitado sembrar 114.2 miles de hectareas. Con la

aplicaci6n de la tecnologia que recomiende el ICTA esas ne-

cesidades de superficie se reduce a cerca de 109 miles de

hectareas.


META No.4

Proveer las bases t6cnicas para que los rendimientos medios

de sorgo se eleven a unos 1340 Kilos/Ha., en vez de cerca---








--de 800 que en la actualidad se-est~n obteniendo. Sobre

el nivel de productividad que cabria esperar para 1976/77,

que es el ano de referencia para las metas del ICTA, esa

tecnificaci6n los habrian incrementado un 43 porciento.


La aplicaci6n de la tecnologia que el ICTA provea para la

producci6n de sorgo, debe ser tal que permit obtener ren-

dimientos de 3,000 kilos/Ha. La meta en terminos de super-

ficie a tecnificar es de 10,000 Has. para 1976/77, lo cual

incidird en un aumento del 43 porciento, como ya se indic6,

en el nivel de rendimientos nacionales.


Como las necesidades previstas para 1976/77 ascienden a 68

miles de T.M. con el tipo de rendimientos esperados para

entonces, se habrlan requerido 73 miles de Has. El esfuerzo

de tecnificaci6n permitird reducir esos requerimientos a 51

miles de hectdreas, o sea que se liberarian cerca de 22.0

miles de Has.



META No.5


Los rendimientos en trigo han aumentado a raz6n del 5 por-

ciento annual, considerado el promedio del pais. Este in-

cremento se ha registrado entire 1960 y 1970. Se conside-

ra que el esfuerzo del ICTA en este cultivo, debe ser pro-

veer las bases para que ese incremento se mantenga en los

pr6ximos aios, de manera que en 1976/77 se obtenga un----










---rendimiento medio national de 1,700 kilogramos, en vez de

950 que se obtienen en la actualidad. Aplicada esta meta

sobre unas 31.5 miles de hectareas a la altura de 1976/77,

serd possible obtener una producci6n de 53.4 miles de T.M.

cuya producci6n llegaria a significar el 45 porciento de

los abastecimientos totales del pais.


El esfuerzo que harf el ICTA para sostener el aumento del

5 porciento anual en los rendimientos ( o sea duplicarlo en

15 anos), permitira que la participaci6n del trigo national

en la demand aparente, se eleve de 35 porciento en 1972/73

al ya mencionado 45.0 porciento en 1976/77.


La aplicaci6n de los paquetes tecnol6gicos que diseHe el

ICTA permitird que los requerimientos de tierra en 1976/77,

sean iguales a los que se tienen en la actualidad, o sea

cerca de 31 miles de Has.


Un resume de las metas se encuentran resumidas en los -cua-

dros Nos.15 y 16.




C U A D R 0: No.15


Estimaciones de las necesidades de granos bdsicos par-a 1976/77; de la producci6n,
superficie a sembrar y rendimiento esperados; y de los cambios que provocarn en
esos pardnetros el cumplimiento de las metas del ICTA para el mismo aro.


Arroz
Malz (granza) Frijol Sorgo

1. Necesidades previstas 913 33 83 68
2. Producci6n esperada (igual a las
necesidades)
2.1 Volumen 913 33 83 68
2.2 Rendimientos previstos* 1 156 2 136 724 936
2.3 Superficie necesaria
2.1:2.2) 790 16 114 73

3. Metas de los "paquetes tecnol6-
gicos" del ICTA
3.1 Rendimientos por Ha. 3 000 3 600 1 100 3,000
3.2 Ndmero de Hectareas a
afectar 100 10 14 10
3.3 Producci6n esperada
(3.1x3.2) 300 36 15 30

4. Producci6n "residual"
4.1 Volumen (2.1-3.3) 613 -- 68 38
4.2 Rendimientos (igual a 2.2) 1 156 -- 724 936
4.3 Superficie (4.1:4.2) 530 -- ,94 41

5. Totales
5.1 Volumen de producci6n
(3.3+4.1) 913 36 83 68
5.2 Superficie utilizada
(3.2+4.3) 630 10 108 51
5.3 Rendimientos (5.1:5.2) 1 450 3 600 769 1 344

6. Aumento en los rendimientos
Kilogramos
6.1 Volumen (5.3-2.2) 294 1 464 45 408






CONTINUACION CUADRO No.15


6.2 Porcentaje


7. Superficie que se liberal para
otros cultivos


25%



160


68% -


43%



22


Calculos de acuerdo con la tendencia hist6rica

NOTA: Las cifras estin expresadas en miles de T.M. y de Hectareas, y en Kilogramos por Hecta-
rea cuando corresponde.






C U A D R 0 No.16


METAS EN LA PRODUCTION DE TRIGO PARA 1976/77, A TRAVES
DEL ESFUERZO DE INVESTIGATION DEL ICTA


1. Demanda aparente estimada

2. Participaci6n de la producci6n national
en la demand aparente

3. Producci6n national necesaria

4. :Rendimientos previstos

5. Superficie necesaria

6. Aumento en la superficie, con rela-
ci6n al promedio 1967/68 1969/70
132.0 miles de Has.)

7. Aumento en los rendimientos unitarios
con relaci6n al promedio mencionado
en 6 (1090 Kgs./Ha.)


(000 T.M.)




(000 T.M.)

(Kgs./Ha.)

(000 Has.)



(000 Has.)


108.3


36.0%

39.0

1 463

26.6



-5.4


118.7


45.0%

53.4

1 694

31.5



-0.5


34.2% 55.4%


porcentaje








CAPITULO V


ORGANIZATION



Como se mencion6 en el Documento presentado por el Grupo de

Trabajo II, Guatemala, mayo de 1971, para el Instituto de

Ciencia y Tecnologia Agricola (ICTA) se propone una organi-

zaci6n general, la cual sera expuesta mas en detalle en lo

que sigue:


Para el planeamiento structural del ICTA, tanto como para

el establecimiento de su filosofia bdsica, se han tomado en

cuenta las experiencias que las m&s diversas organizaciones

de investigaci6n han producido en el devenir de muchas d6-

cadas.


Un detenido andlisis de estas organizaciones, gubernamenta-

les, internacionales y de toda indole, lleg6 a plasmar ideas

muy definidas respect a como circunvenir todos aquellos

factors que en una forma u otra determinaban el saldo, casi

siempre desfavorable, que result de la evaluaci6n del sis-

tema y del impact causado en el medio rural y sobre las ci-

fras de producci6n national, en relaci6n a los esfuerzos y

las erogaciones hechas.


De tal analisis result evidence que entire muchas otras cau-

sas que en una forma u otra incident en la baja eficiencia y

pobre eficacia de la mayoria de los servicios de investigaci6n









-- en America Latina, las principles son tres.


1. Un pobre nivel t6cnico-cientifico del personal a cargo

de las investigaciones. Agr6guese a esto que tampoco

se han establecido patrons de adiestramiento adecua-

dos al mejoramiento de ese personal profesionai, ni a

las necesidades futuras de las organizaciones y del

pais en general. Esto puede constatarse al solo exa-

minar el catAlogo de t6cnicos de alto nivel acad6mico,

especialmente de America Central que es el caso en pun-

to ahora.


Hay una evidence y peligrosa inopia de personal alta-

mente capacitado, el cual pudiera poner a estos pauses

en posici6n de capitalizar de una investigaci6n agrico-

la eficiente "in situ" y de aumentar su capacidad para

beneficiarse con los avances tecnol6gicos que se produ-

cen en grandes centros de investigaci6n en todo el.mun-

lo, y que con la capacidad tecnica para interpretarlos,
podrian modificarse para adaptarlos a las condiciones

del medio o transplantarlos intactos cuando fuere acon-

sejable.


Esta falta de capacidad tecnica ha resultado en un ais-

lacionismo que conduce al uso de practicas y t4cnicas

obsoletas; a pobres imitaciones de lo que se hace en

otras parties; a seguir el consejo a veces dado a-----








---la rApida por t6cnicos visitantes y a una acci6n bam-

boleante dentro de los programs de "investigaci6n", que

pasan a convertirse en una labor meritoria si se quiere,

pero que no muestran la imaginaci6n, el dinamismo y la

continuidad necesarias y se convierten en una carga para

el erario publico, una fuente de frustraciones para el

personal tecnico y en una acci6n de casi ningun impact

mensurable.


2. El entorpecimiento de las labores del personal capaz de-

bido a trabas burocrAtico-administrativas, que actdan co-

mo frenos al dinamismo y acrecientan los sentimientos de

frustraci6n, precisamente entire aquellos de quienes la

instituci6n podria derivar las mas positivas acciones.


La inflexibilidad financiera, unida a un sistema adminis-

trativo sin agilidad y a un presupuesto exiguo para si-

quiera medio cubrir las necesidades de un excesivo recar-

go de cultivos y proyectos de trabajo, conducen a una si-

tuaci6n en que las insuficiencias y las ineficiencias se

concatenan para producer los resultados conocidos. Si a

esto se agregan las bajas remuneraciones y la falta de

incentives, la explicaci6n es complete.


3. La investigaci6n se realize con prescindencia del agri-

cultor y luego se pretend que los servicios de extension

divulguen una tecnologia de muy dudoso valor prActico,

por haberse producido dentro de la "torre de marfil" del
investigator y en las estaciones experimentales----------










----dentro de un plan que en muchos casos ni siquiera

cumple con las normas de lo que debe ser un proyecto de

investigaci6n.


La traditional separaci6n de la investigaci6n y la extension

ha constituido una verdadera falla en muchas organizaciones

gubernamentales y de otra indole. Esta incomprensible sepa-

raci6n ha sido combatida de muy diversas maneras, sin que se

haya llegado a la m6dula del asunto, que pudiera sintetizar-

se en dos defects principles.


Uno, que los servicios de extension han sido en su mayoria

transplants director de los sistemas usados en pauses desa-

rrollados.


Otro, que el extensionista no se le especializa en cultivos

u otras actividades especificas, sino que se le convierte en

un professional que conoce un poco de much, pero no lo sufi-

ciente de nada, except cuando se le delega a una drea.de

uno o dos cultivos; y que si tiene capacidad t6cnica, puede

llegar a dominar en el grado necesario para ser un agent va-

lioso en la diseminaci6n tecnol6gica.


En el fondo, la causa del mal es la misma: se prescinde del

agricultor que es a quien se pretend favorecer.


Cuando se transplantan metodos de extension, se hace con pres-

cindencia del medio human en que van a aplicarse. No se con-

sidera que un m6todo elaborado para una poblaci6n de agricul-

tores que tiene un grado de educaci6n cuando menos medio-----










---y que dispone de muy variadas fuentes de informaci6n (ra-

dio, television, peri6dicos, revistas, tel6fono, etc.), pue-

da en manera alguna ser el mismo que se aplique en un medio

analfabeta y pobremente informado.


Si la investigaci6n no se basa en un diagn6stico al nivel de

la finca y si la extension no se adapta al nivel educational

del agricultor, no habrd ningun esquema de enlace de estas

actividades que result en un verdadero impact en el bie-

nestar rural, porque ambas estan divorciadas del grupo a quien

intentan o estan llamadas a servir.


Frente a estas experiencias que claramente evidencian una

cr6nica ineficiencia de las organizaciones de investigaci6n

y extension en muchos pauses, en lo que al bienestar rural

se refiere, se tienen por otro lado experiencias mas o menos

recientes que claramente muestran que es possible beneficiary

al agricultor cuando se eliminan esos tropiezos. De todos

es conocida la eficiencia, por ejemplo, de los programs a-

gricolas cooperatives de la Fundaci6n Rockefeller en Colom-

bia y M6xico. En muchos casos gran parte del 6xito se asen-

t6 en el mejoramiento professional y la agilizaci6n de la ad-

ministraci6n, facilitando las operaciones.


Ann mas recientes son las modificaciones que se han introdu-

cido al sistema traditional que tantos fracasos ha mostrado

en tratar de llevar la tecnologia modern al agricultor-----









----mas necesitado. Las experiencias que se tienen hasta el

moment son de lo mAs halagUefas y hay raz6n para career que

la eficiencia aumentard conforme pase el tiempo. En este

process de transformaci6n se han visto envueltas tanto la in-

vestigaci6n como la extension.


La filosofia actual que guia los process de aceleraci6n del

desarrollo agricola, puede resumirse brevemente asi:


El investigator debe ser el mejor divulgador de los resulta-

dos de sus investigaciones, ya que estd manejando un produc-

to que 61 mismo ha elaborado y si no cree firmemente en la

bondad del mismo, no se puede esperar que tenga exito en su

labor de divulgaci6n e implementaci6n al nivel del agricul-

tor. El mejor que nadie conoce las virtudes y defects de

su semilla o su f6rmula de fertilizaci6n, etc. El investi-

gador debe ser participe muy active en la divulgaci6n tecno-

16gica.


Pero los resultados de sus investigaciones deben responder

a necesidades reales del agricultor y deben ser no s61o t6c-

nica o te6ricamente correctos, sino que deben ser ademns

realistas. Para que esto sea asi, el investigator no decide

mas desde la mesa de trabajo qu6 es lo que 61 cree que el

agricultor necesita. Antes bien, para cumplir su misi6n a

cabalidad, su trabajo debe basarse en un diagn6stico de los

problems, hecho en la finca misma, para proceder entonces a

su soluci6n en funci6n de las necesidades del agricultor mismo.










Quienes ahora asisten al cientifico en su trabajo tanto de

investigaci6n como de divulgaci6n, no son ya extensionistas

tradicionales, sino un nuevo tipo de professional que se ha

denominado "Agr6nomo de Producci6n", definido como: "Un a-

gr6nomo involucrado en el aumento de la producci6n al nivel

de la finca, siendo competent en todas las fases de la

producci6n de aquella o aquellas cosechas que se le asignen".
4.
Su preparaci6n acad6mica y adiestramiento fue tema de discu-

si6n durante una reuni6n celebrada en Filipinas en enero de

1971 y en la cual participaron un grupo de entendidos en la

material.


Los pauses en desarrollo necesitan de este tipo de profesio-

nal para acelerar sus process de producci6n. Los grandes

centros internacionales como IRRI, CIMMYT, CIAT e IITA han

palpado esta necesidad y se han abocado a la preparaci6n de

este tipo de agr6nomos, lo que tambi6n estan haciendo varias

Universidades y Colegios de Agricultura que estan introdu-

ciendo las reforms necesarias en sus planes de studio.


Todas estas tendencies modernas, product de la experiencia

de muchos afos, han sido incorporadas en la estructuraci6n

y planes de acci6n del ICTA, como se verd mas adelante.


Lo que pudiera considerarse como principios basicos de es-

tructuraci6n y filosofia de operaci6n, serian los siguientes:

a) El ICTA debe ser una organizaci6n lo mas simple---------









----posible y su eficiencia y efectividad no se conside-

rardn como funciones de su tamafo.


b) Su eficiencia se consider una funci6n de la capacidad e

imaginaci6n de su element human y de la apropiada va-

loraci6n de las actividades que ese element human tie-

ne que desarrollar, dentro del context de qu6 es lo que

mas conviene, urge o se necesita hacer. Todo ello den-

tro de un plan de soluci6n integral en que s61 se deje

al azar aquello que no es susceptible de ponderaci6n o

que pertenece al dominio de la ley de las probabilidades

o a los llamados actos de dios.


c) El ICTA debe constituir un sistema dindmnico y como tal

estar sujeto a las modificaciones futuras que sus mismas

acciones pudieran reclamar como product de sus propias

experiencias.


d) El ICTA estard exclusivarmente formado por "Unidades de

Trabajo" y "Programas de Producci6n", con el debido res-

paldo t6cnico-administrativo, que garanticen eficiencia

y agilidad. El sistema obsolete de Departamentos, Sec-

ciones y otros casilleros ha sido totalmente descartado.

e) Los agricultores formardn parte muy important dentro de

las actividades del ICTA, para que si6ndolo, la labor de

planeamiento de la explotaci6n de la finca se haga con

el concurso y el consetimiento de las fuerzas vivas de la

producci6n y que esa labor de conjunto se lleve a cabo.

en forma realista y por convencimiento, mds bien que-----











----por imposici6n, contra la que siempre reaccionard

el agricultor que vive y actda dentro de un balance

critic, del que dependent 61 y su familiar.


f) EL ICTA diagnosticard al nivel de la finca, investiga-

rd posibles soluciones tanto en la finca como en la es-

taci6n experimental o el laboratorio y llevard sus lo-

gros directamente al agricultor, estableciendo asi un

sistema de realimentaci6n: agricultor-investigador-

agricultor.


g) Con apego a estos fundamentos filos6ficos el ICTA no

puede fallar, ya que integra como parte de sf mismo al

agricultor recipiente 16gico y natural de los resulta-

dos de la investigaci6n), pero lo hace direct y cons-

cientemente, dejando de lado m6todos tradicionales.


El ICTA aparece como una concepci6n enteramente nueva de lo

que es llevar la tecnologia al medio rural, porque el ICTA

mismo lo hard.


En la aplicaci6n de este principio el ICTA serA irreducti-

ble, porque no serlo constituiria arriesgar al fracaso lo

que constitute sus metas, su sistema motor, su propia raz6n

de ser: el agricultor y su familiar, como miembros de esa

comunidad rural a la que los sistemas obsoletos no han po-

dido llegar.










La estructuraci6n del ICTA, en base a lo expuesto, se mues-

tra en la Figura 1. Como puede observarse la estructura es

sencilla y puede considerarse formada por dos sectors, co-

mo lo indica la linea discontinue. Ambos, desde luego, fun-

cionalmente integrados.


Un sector lo constituyen las direcciones y las unidades de

adiestramiento, de comunicaciones y de administraci6n.


El otro sector que constitute el coraz6n y la m6dula misma

del ICTA, lo integran la Direcci6n Tecnica, la Unidad T4cni-

ca, los Programas de Producci6n, las Estaciones Experimen-

tales y los agricultores. Las flechas de double direcci6n,

indicando el sistema de realimentaci6n agricultor-investiga-

dor-agricultor.


La descripci6n funcional es simple y puede resumirse asi,

para el primer sector.


1. El organismo de direcci6n superior serd la Junta Direc-

tiva, la que definird la political de acci6n del ICTA,

dentro de los lineamientos de los Planes de Desarrollo

Nacionales, y cuya integraci6n y funciones quedardn de-

terminadas en su oportunidad.


2. El Director General recibe las sugerencias o instruccio-

nes de la Junta Directiva. Pasa esta informaci6n al Di-

rector adjunto, quien podrA hacer las sugerencias-------











---para las modificaciones que consider convenientes pa-

ra el mejor cumplimiento de lo dispuesto, especialmente

en lo que respect a su enmarcaci6n dentro de la filoso-

fla del ICTA, pero no solamente en este respect.


En caso de presentarse objeciones de parte del Director

General o del Director Adjunto, el asunto ser. entonces

reexaminado en conjunto por los Directores (General, Ad-

junto y Tecnico), para elaborar una contrapropuesta razo-

nada la que serd sometida luego a la consideraci6n de la

Junta Directiva, como expresi6n de la opini6n de un Ins-

tituto que solamente busca la mejor soluci6n tecnico-pr-c-

tica a los problems del agro, dentro de una filosofia del

mayor beneficio con el menor desembolso.


Las otras unidades del primer sector no requieren des-

cripci6n de sus actividades, ya que 6stas van implicitas

en sus mismas denominaciones. Solamente se hard referen-

cia mas adelante a la Unidad de Adiestramiento.


El segundo sector entra a funcionar activamente a partir

de este punto. Los proyectos aprobados serdn sometidos

a la "Unidad Tecnica" que estarg integrada por un grupo

interdisciplinario de t6cnicos de alto calibre. Aqui se

planearA la acci6n bajo la forma de un program que in-

cluirg: justificaci6n, antecedentes, personal,----------










----metas, duraci6n, costo y proyecciones futuras.


De aqui el plan de acci6n pasa al Director T4cnico quien

lo aprobarl o en su defecto lo discutird con la Unidad

T6cnica para intiroducirle las modificaciones del caso.

Sin la autorizaci6n del Director Tecnico no sera acep-

table ningun program de trabajo.


La ejecuci6n de todos los programs ser6 responsabilidad

conjunta de los miembros de la Unidad T6cnica involucra-

dos en cada program, por lo que se dejardn claramente

expuestas las actividades que cada uno tendrd a su cargo.


La integraci6n de la Unidad T6cnica que se propone, apa-

rece en el Cuadro 17. En este cuadro aparecen el ndmero

de cientificos cada uno con su asistente (Grupo de Apoyo);

los Agr6nomos Asistentes destacados en cada estaci6n ex-

perimental (Grupo de Producci6n); y el porciento 'del

tiempo que cada uno de ellos dedicard al cultivo en cues-

ti6n dentro de cada Programa de Producci6n Finalmente

se consignan el nGmero de hombres-ano por Programa.


Se nota que la Unidad Tecnica dedicara mas hombres afio a

maiz y a frijol. Las razones para esto son, en el caso

del maiz, la extension que se cubrird como Area de Impac-

to que sera de 100,000 hectareas, 40%/ en la Costa Sur-

Occidental y 60% en el Altiplano. En el caso del frijol,
porque es muy poco lo que se tiene en material de-------










---investigaci6n y tecnologia, y el ICTA tendrA practi-

camente que empezar casi desde el principio. Aparte de

esto es muy poco lo que los Centros Internacionales

(CIMMYT, IITA, ICA, etc.) podrian contribuir en tecnolo-

gia del cultivo del frijol.


En el caso del sorgo, el arroz y el trigo, el cuadro es

muy otro ya que si se podria capitalizar en gran parte

de las experiencias y hacer uso de los materials prove-

nientes de los mencionados Institutos, y en el caso del

arroz, tambien de los del IRRI de Filipinas.


Cabe hacer notar aqui que los Agr6nomos Asistentes todos

seran incluidos en el Patr6n de Adiestramiento Acad6mi-

co que se mencionard mas adelante, para que a su regre-

so remplacen al personal extranjero de la Unidad T6cni-

ca o aumenten el caudal de cientificos de la Instituci6n.


Todo program debe incluir obligatoriamente la experi-

mentaci6n al nivel de la finca, para establecer el sis-

tema de realimentaci6n mencionado y que constitute el

sistema nervioso del ICTA. As tambi6n se hard uso de

todas las oportunidades para adiestramiento que pueda

ofrecer un program en operaci6n.


Seri terminantemente exigido el trabajo en equipo porque

asi lo requieren la estructuraci6n y la filosofia del

Institute y solamente seran autorizados por el-------










----Director T6cnico aquellos trabajos individuals que

tiendan a la soluci6n de problems practicos y los que

contribuyan al mejoramiento professional y preservaci6n

de la individualidad del tecnico en cuesti6n. En este

caso se incluyen tambien los trabajos de tesis de grado

(bajo la supervision de uno o mas cientificos de la Uni-

dad T6cnica) de estudiantes nacionales o extranjeros,

siempre y cuando la informaci6n a obtenerse se consider

de utilidad para el ICTA. Solamente en casos muy cali

ficados serdn autorizadas investigaciones basicas que en

ning-n caso ocuparlan mAs del 20%/ del tiempo de cualquier

cientifico de la Unidad T6cnica.


Todos los programs seran peri6dicamente evaluados, para

lo cual se reunirdn, con el mas absolute derecho a voz:

el Director General, el Director Adjunto, el Director

T6cnico, todos los cientificos de la Unidad Tecnica y

los Encargados de las Unidades de Adiestramiento, Comuni-

caciones y Estaciones Experimentales.


3) Una vez que se hubiese logrado cualquier mejora tecnol6-

gica, 6sta serge apropiadamente documentada y pasada a la

Direcci6n de DIGESA para su implementaci6n. Paralelamen-

te el ICTA, por medio de su personal tecnico destacado en

las estaciones experimentales, tambien llevard la infor-

maci6n hasta los agricultores y vigilard estrechamente el
process de aplicaci6n de sus recomendaciones. En-------







II CTA


FIGURE NO I


UNIDAD DE
ADIESTRAMIENTO


JUNTA
DIRECTIVE

DIRECTOR DIRECTOR
GENERAL ADJUNTO


UNIDAD DE
COMUNICACIONESI


DIRECTION UNIDAD DE
TECNICA ADMINISTRATION


z
0

z
rr
w
I-
z

w

O

Z
O
-J




z


0


L)
0Z





O

O
C-Z
-



0


---


-----------,---,-,-- ------,-----,,,,,,, -,~









---esta forma se asegura el funcionamiento del sistema

de realimentaci6n del ICTA.


La Unidad de Adiestramiento tendrA a su cargo el manejo de

los programs de adiestramiento a todos los niveles, los

cuales constituyen parte muy important dentro de las acti-

vidades del ICTA para no caer en los errors apuntados al

principio de este capitulo.


Tomando la Unidad Tecnica en primer termino, y como se ano-

ta al referirse a su integraci6n, hay dos grupos de-t6cni-

cos que se contemplardn dentro de los patrons de adiestra-

miento y los programs propuestos para ello.


El primer grupo lo constituyen los Agr6nomos Asistentes que

son aquellos que sustituiran a los t6cnicos del "Grupo de

Producci6n" y del "Grupo de Apoyo" de la Unidad Tecnica.

Los.primeros estaran destacados en las Estaciones Experimen-

tales y su responsabilidad sera conducir y vigilar los ex-

perimentos y otros trabajos realizados en las Estaciones co-

rrespondientes y en los campos de los agricultores. Para

los segundos su puesto claramente indica sus responsabilida-

des. En el Cuadro No.20 se muestra el Patr6n de Adiestramien-

to Acad6mico para los Agr6nomos de Producci6n y el Cuadro No.

21 para los Agr6nomos Asistentes del Grupo de Apoyo de la

Unidad T6cnica.

El plan contempla 10 afios para la preparaci6n de un total---






C U A D R O: No.17


NUMERO DE TECNICOS ADSCRITOS A LA UNIDAD TECNICA, QUE PRESTAN SUS SERVICIOS A LOS DIVERSOS
PROGRAMS DE PRODUCTION Y PORCIENTO DE TEMPO QUE DEDICAN A LOS MISMOS


UNIDAD TECNICA

Guatemala


(Personal T6cnico)


PROGRAMS DE PRODUCTION


FRIJOL TRIGO


2 Fitomejoradores
6 Especialistas en Producci6n
1 Biometria y su Asistente
1 Fertilidad de Suelos y su Asistente
1 Manejo Suelo y Agua y su Asistente
1 Fitopat61ogo y su Asistente.
1 Entom6logo y su Asistente
1 Economista Agricola y su Asistente
1 Soci61ogo Rural y su Asistente

( 5 Estaciones Experimentales )
21 Agr6nomos Asistentes


1(100%)
2(100%)
'20%
20%
20%
10%
10%
20%
20%


1(100%)
20%
20%
20%
10%
10%
20%
20%


1(100%)
20%
20%
20%
10%
10%
.20%
20%


Quezaltenango
Chimaltenango
La M&quina
Jutiapa
Champona


2(100%)
1 100%)
2(100%)


4(100%)
1(100%) 1(100%)


3(100%)


6.30


3(100%)


Hombres aflo por Programa


MAIZ


SORGO


ARROZ


1(100%)
1(100%)
20%
20%
20%
60%
60%
20%
20%


1(100%)
20%
20%
20%
10%
10%
20%
20%


4(100%)


FRIJOL TRIGO


10.30


6.30 11.30 8.80










C U A D R O: No.18


PATRON DE ADIESTRAMIENTO ACADEMIC PARA PERSONAL EN

ESTACIONES EXPERIMENTALES, COMUNICACIONES, ETC.


1972 1973 1974 1975 1976 1977


4k.
1 SE 1 RE 1 SE 1 RE

N6mina 7 7 8 8 8 2 M.S.







C U A.D R 0: No.19


PATRON DE ADIESTRAMIENTO

-Cursos Cortos Internacionales-




1972 1973 1974 1975 1976




6 5 5 5 5






C U A D R O: No.20
PATRON.DE ADIESTRAMIENTO ACADEMIC Y NOMINA DE PROFESIONALES NACIONALES
GRUPO DE PRODUCTION (UNIDAD TECNICA)

PROGRAMS DE
PRODUCTION

1972 1973 1974 1975 1976 1977 1978 1979 180 1981
1 se 1 se 1 re 1 re 1 SE 1 RE
Trigo 1 SE 1 RE
(N6mina) 5 5 5 5 5
1 se 2 se 1 re 2 re 1 SE 1 SE 1 RE 1 RE 1 RE
Maiz 1 SE 1 se 1 re
5 6 6 7 8
1 se 2 se 1 re 2 re 1 SE 1 SE 1 RE 1 RE 1 RE
Sorgo 1 SE
3 5 5 5 5'
1 se 1 se 1 re 1 re 1 SE 1 se 1 RE
Arroz 1 SE 1 RE 1 re
3 4 4 5 6
1 se 2 se 1 re 2 re 1 SE 1 SE 1 RE 1 RE 1 RE
Frijol 1 SE 1 se
5 6 6 7 7
Direcci6n 1 se 1 re 1 se 1 SE 1 re 1 re 1 RE
T6cnica 1 se 1 SE 1 RE
2 2 3 4 5


N6mina


28 29 33


Nivel M.S.

Nivel Ph.D,


6 se 8 se

1 SE


1 se
6 re 8 re
4 SE
1 RE


3 se 1 se
1 re
6 SE 3 SE


3 re
1 SE
4 RE


6 RE 3 RE 1 RE 15 Ph.D.


se: Salen a estudiar para M.S.
re: Regresan de estudiar su M.S.
SE: Salen a estudiar para Ph.D.
RE: Regresan de estudiar su Ph.D.


1 re


19 M.S,






C U A D R O: No.21


PATRON DE ADIESTRAMIENTO ACADEMIC Y NOMINA DE PROFESIONALES NACIONALES
GRUPO DE APOYO (UNIDAD TECNICA)


DISCIPLINA 1972 1973 1974 1975 1976 1977 1978 1979 1980 1981
1 se 1 re 1 SE 1 RE
Biometria 1 se 1 re
(n6mina) 1 2 2 3 3
Fertilidad 1 se 1 re 1 SE 1 re 1 RE
Suelos 1 se
1 2 2 3 3
Manejo Suelo 1 se 1 re 1 SE 1 re 1 RE
y Agua 1 se
1 2 2 3 3
1 se 1 re 1 SE 1 re 1 RE
Fitopatologia 1 se
1 2 2 3 3
1 se 1 re 1 SE 1 re 1 RE
Entomologia 1 se
1 2 2 3 3
Agr6nomia 1 se 1 re 1 SE 1 re 1 RE
Agricola 1 se
1 2 2 3 3
Sociologia 1 se 1 re 1 SE 1 re 1 RE
Rural 1 se
1 2 2 3 3


N6mina


14 14


Nivel M.S.

Nivel Ph.D.


se:
re:
SE:
RE:


7 se


7 se
7 re


7 SE


7 re


7 RE


Salen a estudiar para M.S.
Regresan de estudiar su M.S.
Salen a estudiar para Ph.D.
Regresan de estudiar su Ph.D.


14 M.S.

7 Ph.D.









C U A D R O: No.22


TECNICOS QUE SALEN PARA STUDIOS DE POST-GRADO


1972 1973 1974 1975 1976 1977 1978 1979 TOTAL



M.S. 7 15 1 8 3 1 351)

** Ph.D. 1 4 13 3 1 22



1) Este dato incluye 21 M.S. que prosiguieron studios para
Ph.D.









C U A D R O: No.23


PERSONAL PROFESSIONAL

(Universitario, M.S,, Ph.D)


1972 1973 1974 1975 1976


Direcci6n General
Nacional 1 1 1 1 I
International 1 1 1 1 1


Administraci6n
N 1 1 1 1 1
I -. -


Comunicaciones
N 2 2 2 2 2
I I I I I I


Adiestramiento
N 1 1 1 1 1
I -


Unidad T6cnica
N 30 42 43 54 57
I 15 15 15 15 14


Estadiones
N 5 5 6 6 6
I 1 1 1 1 1


TOTALES: N 40 52 54 65 68
I 18 18 18 18 17


58 70 72 83 85

N: Nacionales
I: Extranjeros










---de 22 Ph.D's y 35 M.S., ya que un candidate es torado al

nivel de M.S. (I SE column correspondiente a 1972, Cuadro

20).


El Cuadro 22 es un resume de los Cuadros 20 y 21. Este es

un program agresivo de adiestramiento y al proponerlo se ha-

torado en cuenta la experiencia de otros pauses, donde la

lentitud en sus programs de adiestramiento acad6mico ha

producido una sensible inopia de cientificos a la hora de

llenar las necesidades de remplazo del personal que abandon

la instituci6n porque se jubila o por cualquier otra raz6n,

y las de expansion en las actividades del Instituto para cu-

brir nuevas esferas de acci6n, etc.


Se comprende que un program agresivo de entrenamiento no

debe afectar el funcionamiento mismo de la instituci6n, por-

que el ICTA tendrd que contar con todo el personal necesario

para causar impact y alcanzar las metas que se le han fija-

do. Por estas razones y porque ambas actividades son muy

importantes, cabe anotar que ambos Patrones de Adiestramien-

to incluyen los aumentos indispensables en las n6minas de

personal, para cumplir con los Programas de Producci6n y de

Adiestramiento.


El program tambi6n contempla un Patr6n de Adiestramiento

Acad6mico para otro personal del ICTA y de Cursos cortos In-

ternacionales, queaparecen, en los Cuadros 18, y 19, respec-
tivamente.









En los Cuadros 20 y 21 aparecen las n6minas crecientes y

en el Cuadro 23 la n6mina professional, que puede aparecer

como de una magnitude que pudiera causar sorpresa al consi-

derdrsele aisladamente, pero que tiene plena justificaci6n

cuando se la coloca en el context de lo expuesto en los

parrafos que anteceden.


Asi se deja expuesta la filosofia del ICTA y a grandes ras-

gos sus procedimientos operaciones.


Es convenient hacer notar que la Instituci6n constitute un

enfoque totalmente diferente al de cualquiera otra institu-

ci6n similar, en lo que respect a c6mo encarar los proble-

mas del campo y buscarles soluci6n. El ICTA parte del agri-

cultor con el estudio.de los problems en la finca, busca las

soluciones y regresa al agricultor con las mejores solucio-

nes estableciendo un circulo cerrado de actividades que al

cobrar moment establece una s61ida uni6n entire el Instituto

y los agricultores, y asi se eliminan los end6micos proble-

mas de desuni6n entire la investigaci6n y la divulgaci6n y

aplicaci6n de los resultados.


ICTA es un concept enteramente nuevo en que constitute un

Onico y s61ido bloque de trabajo, sin departamentalizacio-

nes o secciones. El Director T6cnico y las Unidades bajo su

jurisdicci6n constituyen una sola maquinaria de acci6n dedi-

cada por entero a la soluci6n de los problems del agro y

por eso podria considerarse que todo el primer sector------