Reglamento para el regimen de los montes protectores y de las reservas forestales

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Reglamento para el regimen de los montes protectores y de las reservas forestales
Physical Description:
32 p. ; 22 cm.
Language:
Spanish
Creator:
Cuba
Publisher:
Impr. de Rambla y Souza
Place of Publication:
Habana, Cuba
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Forestry law and legislation -- Cuba   ( lcsh )
Forest -- Law and Legislation -- Cuba   ( lcsh )
Spatial Coverage:
Cuba

Notes

Funding:
Support for the development of the technical infrastructure and partner training provided by the United States Department of Education TICFIA program.
General Note:
Publicado en "Gaceta Oficial" de 28 de mayo de 1923 y Decreto No. 772 que establece penalidad para la destruccion de la palma real y arboles frutales. Publicado en "Gaceta Oficial" de 31 de mayo de 1923

Record Information

Source Institution:
FIU: College of Law
Holding Location:
FIU Law Library -- Mario Diaz Cruz Collection
Rights Management:
All rights reserved by the source institution.
System ID:
AA00004134:00001

Full Text







REGLAMENTO
PARA EL


REGIMEN E LOS MONTES PROTECORES
Y DE LAS

RESERVES FORESTALES


PUBLICADO EN "GACETA OFIClAL' DE 28 DE MA'U DE 192
Y DECRETO N? 772
QUE ESTABLECE PENALIDAD POR LA DESTRUCTION DE LA PALMA REAL
Y ARBOLES FRUTALES.
PUBLICADO EN 'GACETA OFFICIAL" DE 31 DE MAIO DE 1923




PRECIO: 40 CENTAVOS




HABANA
IMPRENTA 1 PAPLLLRI4 DE RAMBLA, BOuIA I CA.
Pi y Margall. Nims. 33 y 35
1923.




,1..
































































i,



:'A


*.F











REGLAMENTO
PARA EL


REGIMEN DE LOS MONTES PROT ORES
Y DE LAS

RESERVES FORESTALES


PUBLICADO Eh GACETA OFFICIAL' DE 28 DE MAYO DE 123
Y DECRETO N? 772
QUE ESTABLECE PENALIDAD POR LA DESTRUCTION DE LA PALMA REAL
Y ARBOLES FRUTALES.
PUBLICADO EN CACETA OFFICIAL DE 31 DE MAYO DE 1923




PRECIO: 40 CENTAVOS




HABANA
IMPRENTA Y PAPELERIA DE RAMIBLA, BOUZA CA.
Pi y Margall, Nurms. 33 y 35
1923.


L -




I"


















































51
1.
Ir
i;




EP




c~w -r"t-


SECRETARIA DE AGRICULTURAL COMEBOIO
Y TRABAJO

DECRETO NO. 753.

Por cuanto en el preafmbulo de ruestro Decreto
nfunero 1576 de octubre 30 de 1922, se anunci6 el
prop6sito del Ejecutivo de promulgar un Reglamento
para la conservaci6n y repoblaci6n de los montes
cubanos, demostrindose las facultades de que para
ello se encuentra investido el Gobierno y la nece-
siad cada vez ms imperiosa demiandada por
elements conscientes de la ,comunidad, de aminorar
los graves dafos que se causan con las talas de los
montes, dictando reglas t6cnicas que impidan la des-
trucci6n de aquelos montes que por su situaci6n de-
ben ser considerados de pfiblico interns, al prop;o
tiempo que se llevon a la practice medidas adeeua-
das tendientes a aumentar el factor de proporcionali-
dad existente entire la superficie cubierta de bosques
y el Area total de nuestro territorio.
Por euanto, la ciencia y la experieneia han de-
mostrado plenamente que los montes desempefan
un papel importantisimo en la fisico del globo y
que no es possible prescindir de su influencia bien-
hehora sin alterar el regimen die las a.ruas, la regu-
iaridad de las lluvias y templanzas del clina. la
salubridad p6blica y la riqueza national.
Por cuanto los perniciosos efeetos que la destrue-
ci6n de los bosques produce, es un mal general de
todos los passes en que ella se practice, conforme








lo demuestra la Historia al presentarnos el cuadro
que ofrecian, en los tiempos antiguos, los paises que
fueron la cuna de las civilizaciones de Europa, Asia
y Africa, y que hoy dia aparecen convertidos en
desiertos inhabitables o regions miserables por el
efecto del empobrecimiento del suelo que la desapa-
rici6n de los Arboles trajo consigo, y cuyos ejemplos
prueban que la eonservaei6n de los montes es una
necesidad para el equilibrio biol6gieo y econ6mico
de los pueblos.
Por euanto es indispensable para la conservaci6n
y cuidado de los montes, dictar medidas que impi-
dan su destrueei6n y aseguren la proteeei6n official
del Estado no solo a los bosques fiscales de la Na-
ci6n, sino tambien a los pertenecientes a los Munici-
pios y ain a los de propiedad particular, debiendo
(1 Gobierno propender al fomento del arbolado en las
regions que de 41 carezean, estimulando las planta-
ciones y creando viveros regionales para la distri-
buei6n de Arboles en las localidades, de acuerdo con
las condiciones de su suelo.
Por cuanto, casi todas las naciones de Europa
y America han dictado disposiciones que regulan la
intervenci6n ofieial en las fincas forestales de pro-
piedad particular, sefialando una limitaci6n a 6sta
en beneficio de la comunidad, cuya limitaei6n ha si-
do establecida entire nosotros por los articulos 245 y
256 de la Ley Orginica del Poder Ejecutivo. los que
vienen a desarrollar y coneretar el present Regla-
mento fijando las orientaciones tbenicas propias de
la material y dando las reglas necesarias para que
los fines de dicha Ley sean conseguidos.
Por cuanto, poseyendo el Gobierno la facultad
legal de definir cuando un aprovechamiento fores-
tal debe autorizarse y los casos en que la conve-
niencia pfibliea obliga a deolararlo fraudulent, to-
das las di.posiciones de este Reglamento quedan









ampliamente fundamentadas. asi como sus diversos
preceptos de caricter penal, basados en el articulo
77 de las Ordenanzas de Montes de 21 de abri! de
1876, que sefiala el castigo maximo que debe impo-
nerse a toda corta de products hecha sin autoriza-
ci6n.
En vista de los fundamentos y razones ante-
que me concede y en virtud de las facultades
que me concede el Articulo 68 de la Cona-
tituci6n, a propuesta del Secretario de Agri-
eultura, Comercio y Trabajo, he tenido a bien apro-
bar el siguiente Reglamento para la ejecuei6n de
los artieulos 245 y 256 de la Ley OrgAnica del Po-
der Ejecutivo, en cuanto se relaciona con la explota-
ci6n de los montes:

REGLAMENTO PARA EL REGIMEN DE LOS MONTES
PROTECTORS Y DE LAS RESERVAS FOEESTALES

CAPITULO I

De los montes protectors

Articulo 1'-Se declara de utilidad pfiblica e in-
teres general la conservaci6n, mejora, fomento y pro-
tecei6n de los montes existentes en la zona protoe.
tora y en las reserves forestales, dictindose a este
efeeto el present Reglamento para la conservaei6n
y repoblaci6n de dichos montes, tanto pfiblicos como
de particulars.
Articulo 2'- Se entiende por regimen fores-
tal el plan desoerAtico que tiene por objeto la con-
servaci6n y el aumento de la riqueza vegetal de les
montes impidiendo su destrucci6n, utilizando sus pro-
ductos por explotaciones raionales que mantengan
los bocques al abrigo de la destrucci6n y fomentan-
do el arbolado en los puntos en que no exista, tan-








to por raz6n de orden climatol6gico y econ6mico, res-
pecto del mejoramiento del suelo, cuanto de salubri-
dad pfiblica.
Articula 39'-Quedan sometidos al regimen fo-
restal: 1. Todos los terrenos con montes pertene-
cientes al Estado, y 2' Los terrenos pertenecientes
a Municipios, particulares, empresas o corporacio-
nes, que sean clasificados como zona de montes pro-
tectores o est6n situados en alguna reserve fores-
tal.
Articulo 4'-Los montes se clasificarfn en pro-
tectores y no protectores.
Son montes protectores los que se encuentran
en la cuenca de recepci6n de los torrentes y los que
por su situaci6n evitan las influencias elimatol6gi-
cas perjudiciales, los aludes, los arrastres de pie
dras, los desprendimientos de tierras o las alteracio-
nes considerable en el regimen de las aguas.
Articulo 5?-Ademis de los montes propiedad
del Estado, se considerarin tambien como de inte-
res general y de utilidad piiblica para los efectos de
la expropiaci6n correspondiente los montes existen-
tes y los terrenos que deban repoblarse forestalmen-
te, cualquiera que sea su duefio, siempre que por
su situaci6n se hallen en uno de los casos siguien-
tes:
A) Los existentes en la cebecera de las cuencas
hidrograficas.
B) Los que en su estado actual o repoblados sir-
van para regular eficazmente las grandes alteracio-
nes del regimen de las aguas ilovidas.
C) Los que eviten desprendimientos de tierras
o rocas, formaci6n de dunas, sujeten o afirmen los
suelos sueltos, defiendan eanalizaciones o vias de co-
municaci6n o impidan el enturbamiento de las aguas
que abastecen poblaciones.
SD) Los que sanean parajes pantanosos.









E) Los montes que con su aproveehamiento re-
gular sirvan para hacer permanentes las condieio-
nes higi6nicas de pueblos comareanos.
F) Los manglares y patabanales situados en el
litoral de la Isla en donde se reproducen las ostras.
G) Los montes en donde se refugian y crian las
aves litiles, entire ellas la paloma toreaza.
Articulo 6?--La Secretaria de Agricultura, por
si o a instancia de los interesados y previous los estu-
dios e informes que estime oportunos, y oyendo a las
Junta Provinciales de Agricultura, a las Jefaturas
de Montes y a la Direcci6n de Montes y Minas, de-
clarari por Decreto Presidencial, en cada provincia,
los montes o terrenos que, atendidos los anteriores
concepts, deban dedicarse como zona forestal de uti-
lidad piiblica o montes protectores.
Esta clasificaci6n deberk hacerse de manera que
comprenda grandes superficies y que tenga, siem-
pre que sea possible, limits naturales. Se justifica-
r4 esta clasificaci6n explicando las classes de protec-
ci6n que ejerzan los montes en ella incluidos.
Articulo 7?-Los propietarios de montes o te-
rrenes enclavados en la zona protector y en las re-
servas forestales serAn dueiios econ6micamente de
ellos y podrAn disponer libremente de su dominion;
pero en su explotaci6n se sujetaran a un plan deso-
crAtico aprobado para cada uno de ellos por la Se-
cretaria de Agricultura, con objeto exclusive de ga.
iantizar su conservaci6n, sin que la Administraci6n
intervenga despubs sino en cuanto sea absolutamen-
te precise para ejereer las funciones de inspecei6n
y vigilancia que aseguren en todo moment la per,
manencia y mantenimiento de las masas forestales.
La Administraci6n respetara aquellos planes de
explotaei6n rational establecidos por los propieta-
rios, siempre que, satisfaciendo los prop6sitos de









esta Ley, esten acreditados por la experiencia y san-
cionados por la costumbre de la localidad.
Articulo 89-Las relaciones que se formen de
montes y terrenos protectores, se redactaran por pro-
vincias, partidos judiciales y tkrminos municipales,
con -eparaci6n entire los que pertenezean al Esta-
do, Municipios, establecimientos o entidades pibli-
cas de eualquiera clase y los que correspondan a
particulares, expresindose, ademAs de la posici6n ad-
ministrativa, el iiombre del terreno, el de su duefio,
y el del poseedor o usufructuario si fuere distinto
de aqu6l, el concept de la pertenencia y posesi6n, la
feeha y naturaleza del titulo de dominio, sus confi-
nes con relaci6n a los puntos cardinals, la exten-
si6n superficial continue, poniendo por nota, en ca-
so de discontinuidad, la distancia minima entire las
parties diversas de la misma unidad legal y la espe-
cie o species dominantes que la pueblan.
Dichas relaciones se encabezarin de este modo:
"Ie'laci6n de los montes y terrenos forestales decla-
rados protectores o de utilidad pfiblica".
Articulo 9-Las relaciones de montes y terre-
nos que por sus funciones protectoras y de utilidad
pfblica han de quedar sometidos a un regimen fo-
restal, las formara la Administraci6n del modo si-
guiente:
1.-ServirAn de base para diehas relaciones:
a).-Las instancias de los interesados prescrip-
tas en el articulo sexto de este Reglamento.
b).-Las propuestas que formula la Seeretaria
de Hacienda, respect a los montes que tiene a su
cargo.
c).-Las propuestas heehas por los Ingenieros
Jefes de los Distritos Forestales.
2"-Los interesados presentarin sus instancias
en las Alcaldias Municipales haciendo constar los
datos enumeradoq en el articulo 8'.









Las Alealdias admitirAn mediante recibo, cuan-
tas instancias se les presented, clasificendolas y or-
denrndolai, segun la situaci6n de los terrenos a que
hagan referencia, dentro del trmino municipal y
en esta forma y orden haran de ellas double indice
autorizado, conservando un ejemplar y remitiendo el
otro con las instancias y las observaciones que juu-
guen pertinentes, a la Jefatura del Distrito Fores-
tal.
3-Los Ayuntamientos formarin tambi&n re
laciones de los terrenos de su pertenencia que consi-
deren convenient someter al regimen forestal, re-
miti6ndolas, en la misma forma y con iguales deta-
lles a los especificados en el inciso anterior, a la Je-
fatura del Distrito Forestal.
4?-Los Tngenieros Jefes de los Distritos exami-
narAn todos los antecedeutes allegados, basando en
este examen y en los datos propios, el plan de los
reconocimientos de zona que habrfn de encomendar
a los Ingenieros subalternos, euidando siempre de
reclamar de los Alcaldes la asistencia a estos recono-
cimientos de representaei6n municipal autorizada.
59-Los reconocimientos tendrAn, principalmen-
te a preeisar el concept protector de cada monte
o terreno solicitado por particulares, Corporaciones,
Aynntamientos, Secretaria de Hacienda, y tambiel
el de los.demis que, no habiendo sido solicitado ni
propuesto por nadie, consiCeren los Ingenieros que
reunen eirounstaneias para ser sometidos al regimen
forestal.
Los Ingenieros que practiquen los reconocimien-
tos formarfn proyeetos de relaciones pareiales, ajus-
tadas siempre al articulo 8", informfndolas y ra-
zonandolas, ademas, con refereneia exclusive a los
concepts que especifican los apartados A, B, C, D,
E, F, y G, del articulo 59 de este Reglamento.
Los demis dates se consiguaran tal como apa-










rezcan en las instaneias o propuestas, quedando ba-
jo la garantia y responsabilidad de los declarantes
hasta tanto que los trabajos de repoblaci6n o la l-
tervenci6n thcnica los comprueben, aquilaten o rec-
tifiquen.
En estos informes no se omitirin nunca las .b-
*servaciones que juzguen donvenientes hacer las re-
presentaciones municipales, uni6ndose originales a
las aetas de reconocimientos cuando se presentasen
por escrito.
6-Todos los antecedentes, datos e informes que
hagan referencia a los reconocimientos se remitrAn
a la Jefatura del Distrito Forestal correspondien-
te.
Los Ingenieros Jefes, estudiando todas las ins-
tancias propuestas, relaciones, e informes recibidos,
asi como todos los antecedentes t6cnicos y practices
que estimen convenient consultar, formarin para
cada provincia un advance o anteproyeeto de Rtela-
ci6n, comprensivo de todos los montes y terrenos fo-
,restalcs que deban conliderarse icomo protectores
y de utilidad pfblica, segfin el prop6sito de este
Reglamento.
Dicho advance de Relaci6n, autorizado por el In-
geniero Jefe, se publicarh en el Boletin Oficial de
la Provincia, juntamente con una lista, tambi6n au-
torizada de los montes o terrenos cuya inclus!a se
hubiera reclamado y que dicho Ingeniero Jefe, ea-
tienda no proceda hacer, con arreglo al articulo 5'.
Sobre este advance de inclusiones y exclusiones
se abrirA un period de reclamaciones de dos meses,
con caricter definitive, anunci4ndolo asi en el Bo-
lentin Oficial, y encargando a los Alcaldes la mayor
publicidad.
79-Las reelamaciones se dirigirin al Distrito
Forestal, el cual las examinara y estudiara, consul-
tando las instancias, propuestas, observaciones e in-










formes que constituyan el expediente de Relaci6n
en la Provincia respective.
Terminado dicho studio, formara el Ingenie-
ro Jefe el proyeeto de Relaci6n, al que uniri su die-
tamen respeeto at concept que motiv6 cada inclu-
si6n y al fundamento de la estimaci6n o desestima-
ci6n de las reclamaeiones beehas.
Este informed y proyeeto acompaiado de ouan-
tos documents lo fundamenten e integren. lo pre-
sentar, el Ingeniero Jefe a la Junta Provineial de
Agriculture, para los efectos que seiala el articulo
6' de este Reglamento.
89-La Junta Provincial de Agricultura, dis-
cutira con urgencia, y sin aplazamientos ni interrup-
ciones, el proyecto de Relaci6n, emitiendo informed .s
bre l1 y elevindolo inmediatamente a la Secretaria
de Agriculture, Comercio y Trabajo.
9?-La Secretaria de Agricultura, oyendo a la
Direcei6n de Montes y Minas, estimard o desestima-
ri cada reclamaci6n de inclusion o exclusi6n, en el
t6rmino improrrogable de tres meses, publiendose
inmediatamente despu6s la Relaci6n en la GAcETA
OFICIAL y Boletin de la provincial respective.
10?.- Contra Ips resoluciones de la Seeretaria
de Agriculture, sobre inclusion o exclusion, dicta-
das en conformidad con lo que dispone la regla an-
terior, podra establecerse recurso de apelaci6n ante
la Presidencia de la Repfblica, de acuerdo con el ar-
ticulo 57 de la Ley Organica del Poder Ejecuti-
vo.
Articulo iq'-En todo tiempo podrA pedirse
la inelusi6n en las Reladiones de Montes o terrenos
que ilenen alguno de los fines que enumera el ar-
ticulo 59 de este Reglamento; pero sera condi-
ci6n precise para acordarla la de que no hayan side
excluidos anteriormente de las Relaciones o reclama-
da o denegada su inclusion.










Las inclusiones, en caso de que procedan, se
concedrAn siempre por la Secretaria de Agricultura,
tramit&ndose las reelamaciones, segin establece el
articulo anterior.
Articulo 11-Los montes o terrenos incluidos por la
Secretaria de Agricultura, en las Relaciones proviu-
eiales, serin declarados protectors o de utilidad pfi-
blica, como previene el articulo 6 de este Re-
glamento. Se hara dicha declaraci6n por Deereo
Presidential, para eada uno de ellos consignando el
coneepto (A, B, C, D, E, F, G), del articulo 5'. por
que se incluy6 en la Relaci6n y las feehas de la in-
elusi6n y de la GACETA y Boletin Oficial que hayan.
insertado la resoluci6n de la Seeretaria de Agricult i-
ra. Se le sefiaara al monte o al terreno como oblin.-
ciones fundamentals e irredimibles las siguientes:
destiny permanent al cultivo de aprovechamiento
forestal, mediante el regimen dasocratico que aprue-
be la Administraci6n; correcci6n de infracciones pur
la discipline administrative sin perjuicio de las san-
ciones concretas especificadas en este Reglamento;
y sujeci6n a expropiaci6n forzosa, cuando proceda
que el Estado la ejecute.
Articulo 12-Es obligatoria para los duefios de
los montes o terrenos declarados proteetores. inscii-
bir en el Registro de la Propiedad el Decreto Presi-
dencial declaratorio del caracter protector o de u.i-
lidad piiblica del predio y de las obligaciones fun-
damentales que se le imponen por el present Regla-
mento.
En todas las transmisiones, caibios o afeccionne
de dominion pleno, idtil o director de estos montes o
terrenos, o de parte de 61, ya se cumplan pnr efe,-
to normal de sucesi6n, o ya por la libre disposi-
ci6n de sus duefios reconocida en el articulo 7"
serA de f-rzosa referencia escriturada la inscrip-
ci6n en el Registro de la Propiedad, de dicho Deere-










to Presidancial, ecn expresi6n de las obligaciones y
derechos que en el mismo se consignen.
Articulo 139-Las Autoridades todas y sus agen-
tes tomarin las medidas necesarias para conservar
los montes protectors de los particulares y .del Es-
tado, asi como para asegurar el papel que tienen
que llenar.-Tambien deben vigilar para que, sin
permiso de la Direcei6n de Montes y Minas, no se
practique en los montes protectores, aprovechados
omno montes altos, ninguna corta a mata rasa, ni
ning6n aprovechamiento considerable destinado a la
venta o a una industrial del propietario en la que
se emplee principalmente la madera.
Articulo 14?-La explotaci6n de maderas en los
niontes protectores del Estado, o de propiedad parti-
cular asi como en las reserves forestales sera permiti-
da por la Direcci6n de Montes y Minas, mediante la
oportuna licencia, siempre que las cortas, san por en-
tresaca y que el concesionario o propietario se com-
prometa formalmente a plantar tres irboles por lo
menos por cada Arbol talado o derribado, lo cual debe
comprobar, dentro del afio siguiente al comienzo de la
explotaei6n, ante los agents de la Autoridad o fun-
eionarims de la Direcci6n de Montes y Minas.
Articulo 159-La inobservancia de las disposicio-
nes del articulo 139 relatives a los montes protectu-
res de los particulars y del Estado, se castigara con
una multa de diez a treinta pesos que sera impues-
ta por el Juzgado Correccional respective.
Al que infringiere el articulo 149 se le impon-
drA por el Juzgado Correccional respective una mul-
ta de quince a treinta pesos, seglin la importancia
del Arbol derribado o talado y en easo de reinciden-
eia se le anulara el permiso y no le serb concedido
al afio siguiente, ademis de pagar multa double.










CAPiTULO II

De la exprnpiacidn

Articulo 169--Si el propietario de un terreno o
de un monte enclavado en la zona protector no qui-
siera repoblarlo por su cuenta o declarase no con-
venirle el plan dasoeratico aprobado para la explo-
taci6n, el Estado se reserve el. derecho de acudir, en
concept de utilidad piblica, a la expropiaci6n for-
zosa, para adquirir su plena propiedad, con arreglo
a lo estableeido en el Capitulo VII de la Orden ni-
mero 34 de febrero siete de mil novecientos dos y
el Deereto quinientos noventa y cineo de veinte y
dos de mayo de mil noveeientos siete.
Articulo 17--El Gobierno debe expropiar los
montes de propiedad particular que crea convenien-
te para el mantenimiento de aguas que surtan las
poblaciones o que sirvan de regadio a terrenos de
cultivo y de eria y para la conservaci6n y mejora
de los montes mismos, todo de acuerdo con lo esta-
bleeido en el articulo anterior.
Articulo 18?- os duefios o propietarios comu-
neros de aguas pueden oponerse a las talas o des-
montes que hagan los propietarios de los funds su-
periores, en la cebeceras de los rios o vertientes y
demis nacimientos de aguas aprovechadas, la oposi-
ci6n en este caso se hard; ante la autoridad mis in-
mediata. Tambien tienen derecho a obligar a re-
plantar el monte que tenga carteter protector para
sus aguas.
Articulo 19?-Los duefios de los predios que se
encuentren en el caso a que se refiere el articulo an-
terior, pueden solicitar del Gobierno Nacional la ex-
propiaci6n del fundo o funds superiores y haeer
ellos mismos la indemnizaci6n que oeasionen como
si se tratase de una expropiaci6n por causa de uti-










lidad p6blica, pero a6n en este caso, no podrAn ta-
lar o desmontar la cabecera o vertientes de agua.

CAPiTLuO III

De las rcscreas forestales

Articulo 20'-Las licencias para realizar apro-
veehamientos forestales en m'nutes- Ipilblicos y de par-
ticulares se extenderAni imponiendo a los contratis-
tas y duefios de las fines respectivamente, las obli-
gaciones siguicutes:
1"-Que en las vegas de los valles se conserva-
rh a cada lado de la corrientes de las aguas per
today su extensi6u una zona de monte con eien me-
trns dte anchor aomo minimo. Dentro de esta zona de
protee. i6n para lon rios. riachuel:,is, arroyos, lagos y
laguna- queda prohibido crtar arboles y arbustos.
2"-Que en I'c sitir's de terreuos dedicados a la
cria don.le huhieren miaaniatiales que proceidan de
palmares o tenudant otro orii-en, queda prohibida la
tala de las maniguas y demnis arboledas, asi como el
aprovechanientr. de pamstos para los ganado-., en uia
zona alrededor dlel o.io de agna, no:' menur de cien
met ros.
3"-Que en las uotafias euya altura de.de su
base exceeda de sesenta metros y cuyas cnmbres sean
impropias para el cultivo. queda prr.hibido cortar
irboles y arbustos desde la medianeria de sus fal-
das hasta la cima.
El propietario o arreudatario cal-cular por si
mismo la line medianera. y no incurrirA en la mul-
ta por la infracci6n. sino en el caso de que se le
pruebe el corte o destruci6n del monte o arboles
mis arriba de la line que aproximadamente ma*-
quen las dos terceras parties de la altura de las fal-
das de la montaia.









4--Que en los lugares donde existan vertientts
o manautiales naturales, se prohibe cortar arboles o
. arbustos dentro de una zona de cien metros, medi--
dos de cada orilla de las vertientes, en today la exteu-
si6n de su curso, y dentro de un radio de doscientos
metr"s arriba de los manantiales que nacen eu la
niojtania o dentro de un radio igual a cien metros
alrededor de las fuentes que nacen en terrenos pln
inos, ya sea que se resuelvan o no en corrientes term
porales o permanentes.
En todos los lugares mencionados en los cud-
tr., ineisoos anteriores queda prohibido cortar o des-
truir toda clase de Arboles o arbustos, silvestres o
plantados, asi ,como la explotaci6n de maderas y de
lefia para carb6n, tanto en los terrenos del Estad-.
comu en los de propiedad particular. Esta prohibi-
ci,'i, no se aplicarh a la extracci6n de maderas de
aroi,!es secos o muertos.
Articulo 21--Estas fajas de montes asi respe-
taflas tendran el carficter de reserves forestales. y
su explotaei6n queda sometida a los preceptos de
los articulos 139 y 14, con las penalidades in-
dicadas en el articulo 15'.
Articulo 229-Cuando las fincas linden con el
mar, asi como en los Cayos del Estado y de particu-
lares, Jos aprovechamientos forestales tendriu que
realizarse respetando una faja de monte a todo IF,
largo de la costa con un ancho minimo de veinte me-
tros.
Los infractores de esta disposici6n, seran ealti-
gados con una multa de diez a treinta pess., mnA
la perdida del produeto explotado. La denuneia s~
harA ante el Administrador de la Aduana respective.
para que se d cuenta al Juzgado Correcional que
correspond, a los efectos de dicha multa. Los pro-
ductos detenidos serAn objeto de un expediente que
se tramnitark administrativamente de acuerdo eon In










dispuesto en el articllo 21? del Reglamento de Mon-
tes vigente.
Articulo 23'-Es obligatorio para los duefios,
eneargados o arrendatarios de fincas particulars, ile
dicadas a potrero o cualquier clase de cultivo y ie?
superficie igual o superior a cinco caballerias, ri-
servar por lo menos del cinco al quince por cienti
de su area total con destino a la formaci6n de una
masa forestal permanent. Quedan exceptuadas lam
fincas con riego y dedicadas integramente a culti-
vos.
Las fineas que actualmente estuvieren cubier-
tas de bosques quedan tambi6n incluidos en la obli-
gaci6n anterior.
La superficie dedi ada a reserve forestal en ca-
da finca puede reducirse a la mitad de lo que le
corresponda, si se destina a arboles frutales.
La Direcci6n de Montes y Minas fijara para
cada finca la superficie obligatoria de reserve fo-
restal dentro de los limits anteriores, segfin las
condiciones de la localidad, extendi6ndole al propie-
tario una autorizaci6n para que le sirva de resguar-
do contra posibles denunciantes.
Articulo 24'-Se concede a los duefios de fineas
una plazo de tres afios para la plantaci6n de las re-
servas forestales indicadas en el articulo preceden-
le. Transcurrido dicho plazo, los infractores ineurri-
ran en la penalidad establecida en el articulo 33 de
este Reglamento.
Circunstancias especialisimas podrun finicamen-
te servir de fundamento para que la Secretaria de
Agri,:ultutra, previo el informed de la Direcci6n de
Montes y Mbinas, declare a una finea particular de
cinco o mas cabllerfas dedicada al cultivo como ex-
ceptuada de la anterior obligaci6n, y en tal caso se
entregari al eneargado que habite la fine un per-
miso official que lo desligue de dieha obligaci6n du-










rante un plazo de tiempo prudencial, superior a
tres afios, expirado el *cual, cae dicha finca dentro
de la necesidad de repoblar la parte correspondien-
te de su superficie, dedicAndolo exclusivamente a la
creaci6n de un monte permanent.
Articulo 259-Cuando una finea particular ten-
ga un monte protector de los indicados en el ar-
ticulo cuarto, la superficie de este monte se tendra
en cuenta al hacer el c6mputo sefialado por el ar-
ticulo 23. Cuando la zona protectora es su-
perior al veinte por ciento de la superficie de la
finca, su duefio tiene el derecho de pedir a la Ad-
ministraci6n que le expropie esa parte forestal d,--
clarada de piiblica utilidad.
Las pequefias reserves forestales impuestas p1,r
el Articulo 20', se tendra tambien en cuenta para
fijar la reserve total propia de la finca que i!dica
el articulo 23.
Articulo 26- A la reserve forestal propia d:l
cada finca se le aplican las disposiciones y pena-
lidades indicadas en los arti-culos trece, catorce y
quince.
Articulo 27'-Ademis de los montes protectori:c
y de las pequefias reserves forestales de que tra-
tan los articulos precedentes, se procedera p-ir la
Secretaria de Agricultura, seglin lo vayan permit ien-
do los crdditos que se le otorguen, a la creaci6n de
algunas grandes reserves forestales, cuyos prop6si-
tos serfn los siguientes:
a) Asegurar la producci6n de una future exis-
tencia de maderas y demAs products forestales.
b) Fomentar los lugares de recreo piiblico.
c) Perpetuar la vida silvestre, animal y vege-
tal.
Articulo 28--Para la formaci6n de estas reser-
vas se adquirirAn terrenos adecuados a tal fin, pro-
cedidndose del modo siguiente:











a) Dedicando a reserves los terrenos foresta-
les que pertenecen al Estado, en los cuales se limi-
tarau los aproveehamieutos a lo estrictamente ne.ee-
rio, bajo los preceptos rigurosos de un plan dasoera-
tico debidameute estudiado.
b) Adquiriendo el Etado terrenos para dedi-
carlos a reserves forestales, siempre que su manu-
teuci6n y administra i'n redunde en interns gen.-
ral.
,1' Aceptando las donacioues de particulares.
Articulo 29"-Para el establecimierto de las r:-
servas forestales se elegiri de prefereucia las cor-
dilleras de montafias en donde tengau bajos pre-
cios los terreios por ser inaplicables al cultivo, asi
como tamibin los lugares pantanosos, y terrenos pe-
dregosos conocidos por la.jas y dit nttes de perro.
La localizaci6u de los reserves forestales en ca-
da provincia se hara por la Direcei6n de Montes y
minas, atendiendo las condiciones particulars ud
cada region, si bien se pueden adelantar las indica-
ciones generals s;guientes:
Pinar del Rios-Se establecerA una reserve cu
la region del Cabo de San Autonio hasta los Rema-
tes de Guane, ineluyendo los manglares y yaneles
de la Costa Norte. En la regiSn de los pinos y enci-
nas se creari una reserve forestal entire Pinar del
Rio y Vifales y otra entire Pinar del Rio y Guane.
Tambi6n se implantara una reserve en la Sierra dcl
Rosario, entire Taeo-Taco y San Crist6bal.
Habana.- Una buena reserve forestal podrA es-
tablecerse en la porci6n de la Isla de Pinos exis-
tente al Sur de la Cienaga de Lanier. Tambiin en
la zona de terrenos quebrados y pedregosos de los
alrededores de Vento. y entire Mazorra y Capdeli-
la, hay posibilidad de crear otra reserve.
Malanzas.-La region pantanosa del Nordeste
de la Provincia, en la cuenca del rio La Palma.










Santa Clara. Pueden elegirse como lugares ade-
cuados la Peninsula de Zapata, los montes de Trini-
dad y la cordillera de Bamburanao.
Camagiiey. Al Norte, en Cayo Romano y en la
Sierra de Cubitas; por el Sur, en la Sierra de Na-
jasa y en los montes de MaraguAn.
Oriente.-En su parte Norte, una reserve en la
region montafiosa existente entire GuantAnamo y Ba-
racoa, otra en la cuenca del Rio Yateras, y tambien
en los pinares de la Sierra de Nipe, al Sur de Ma-
yari. En su parte Sur, una reserve en la Sierra Maes-
tra y otra en los terrenos pantanosos de la Cienaga
de Virana.
CAPITULO IV
Repoblaci6n de los montes
Articulo 30'-La repoblaci6n de los montes se
ejecutarh por el Gobierno, pot- las Corporaciones,
Empresas y particulares.
Articulo 31-Las repoblaciones y mejoras he-
chas por cuenta del Estado se efectuarin en los si-
tios sefialados por la Direcci6n de Montes y Minas
y previa la aprobaci6n del informed correspondien-
te, de ella por la Secretaria de Agricultura.
Articulo 32-Los duefios o arrendatarios de
terrenos atravesados por rios, quebradas, riachuelos
o manantiales en cuyas vegas se hallen destruidos los
bosques que les servian de abrigo, esthn obligados
a plantar, cada afio, Arboles de pronto y gran des-
arrollo, en las mkrgenes de los mismos rios, quebra-
das, riachuelos o manantiales, en una extension de
cincuenta metros en todo el curso comprendido den-
tro del fundo respective.
Los duefios de fincas desmontadas donde exis-
tan lugares que lenen cumplidamente las condicio-
nes tbenicas enunciadas en los cuatro apartados del
articulos 20', estin obligados a fomentar la plan-










taci6n de arboles de rapido desarrollo por lo menos
en la mitad de la superificie comprendida por di-
chas zonas de reserve y de protecci6n alrededor db
los manantiales, cursos de aguas, vertientes y cun-
bres impropias para el cultivo.
En los linderos de las fincas cercadas, se plan-
tarfn igualmente arboles de rapido desarrollo, asi
como todo el que estuviere en posesi6n de funds
rfisticos, acotados c no, que linden con las vias pfi-
blicas o caminos reales, tiene obligaci6n de plantar
irboles de pronto y gran desarrcllo, en forma de ala-
medas, a lo largo de dichas vias.
Articulo 33-Para. cumplir todas estas obliga-
ciones se concede un plazo de tres afios, transcurri-
do'el cual quedarin los infractores incursos en una
multa de veinte y cinco a cincuenta pesos que se
]es impondrA por el Juzgado Correccional respecti-
vo, previa denuncia hecha a la Direcci6n de Montes
y Minas e informada por 6sta en sentido de que
procede el castigo.
Solo a virtud de circunstancias especialisimas
la Secretaria de Agricultura, podri prorrogar el
plazo de tres afios, en la misma forma que se indica
en el articulo 24.
Si un afio despu6s de impuesta esta penalidad
tampoco se realizan los trabajos de plantaci6n, que-
da facultada la Administraci6n para ejecutarlos a
costa del duefio del inmueble.
Los Alcaldes, en sus respectivas jurisdicciones,
exigirAn de cada propietario o arrendatario, el cum-
plimiento de estas obligaciones, recordindoles por
medio de edictos y de notificaciones a los mismos
interesados la conveniencia de llevar a cabo, dentro
de cada uno de los tres afios del plazo concedido, las
plantaciones que prudencialmente pudieran llevar a
cabo, atendidas la extension de las heredades y las
posibilidades de cada uno..









Articulo 34-Con el objeto de fomentar la plan-
taci6n de arboles, formaei6n de montes y desarrollo
ue cultivos e industries forestales, la Secretaria de
Agriculture, dietary medidas que contribuyan a
ello, y para ese efecto crear( plantios, semilleros y
almicigas regionales y dictara las instrucciones para
el buen 6xito de cada repoblaci6n.
Articulo 359-La Secretaria de Agricultura, se-
gin los reeursos de que disponga suministrari gra-
tuitamente a las Municipalidades, Corporaciones y
particulares, las plants, semillas y pies de arboles
que soliciten para la replantaei6n y mejora de los
montes y plantaci6n de los yermos, y a la Secretaria
de Obras Piiblicas, para sembrar hileras de Arboles
a un lado y otro de las carreteras y de los caminos
nacionales.
Articulo 369-Al propietario de terrenos o mon-
tes de todas classes enclavados en zona protector
que desee hacer por si la repoblaci6n forestal, se le
con.cederi gratuitamente por la Administraci6n to-
do el auxilio thenico que necesite, asi como la semi-
llas y plantones que pidiese.
Tambi6n disfrutara por los Arboles plantados de
los premios especificados en el articulo siguiente.
Articulo 37--E1 Gobierno pagara, previo infor-
me de las Jefaturas de Montes de cada Provincia,
por los Arboles plantados, logrados y bien cuidados
las cantidades siguientes:

Por cada plant de cedro. . $ 0.50
Por eada plant de cauc.ho. ,, 0.50
Por .cada plant de caoba. ... ,, 0.40
Por cada plant de madera dura, de
las classes de majagua, yaba,
ocuje, sabicfi,. jicaro, guayacan
blanco y negro. . .... ..,, 0.30









Estos pagos se harin al recibir el plantio por
medio de un acta que firmarin el Ingeniera Jefe
de Montes o su Delegado, el Alcalde de Barrio y dos
vecinos como testigos. Dicho document se presen-
tara por el propietario a la Secretaria de Agricultu-
ra para su pago.
Articulo 38--La Jefatura de Montes de cada
provincia facilitarA a los propietarios, impresos pa-
ra que indiquen el nfimero de Arboles sembra.]os eu
su finca con prop6sitos de repoblaci6n forestal. y
por los que deseen obtener los premios indicados eu
el articulo precedent.
Las Jefaturas de Montes, llevarin un libro rp-
gistro donde constaran los nombres de los propietn-
rios solicitantes a los premios por repoblaci6n, to-
mAndose nota del nombre de la finca, terreuo y :ba-
rrio a que corresponda, nfimero de Arboles plantadl1,
clase de los mismos, con casilla para obserIvaci5'll
en donde habran de figurar el nfimero de arboles
recibidos y pagados.
A los cinco afios de plantados los Arboles, la Je-
fatura de Montes o un delegado, acompailado dl
Alcalde de Barrio y de dos vecinos de reconocida ho-
norabilidad, revisarAn las siembras hechas y a inta-
rAn las que estin logradas y bien cuidadas, eun l
sentido que esten a buena profundidad y no tengan
chupones, que le perjudiquen su buen crecimiento.
Se levantara acta haciendo constar el nfimero y ela-
se de Arboles recibidos para los efectos del articulu,
treinta y siete.

CAPiTULO V

Disposicion.es penwles

Articulo 390-La aeci6n para denunciar las' in-
fraeciones de este Reglamento es pliblical









Cuando eualquier Agente de la Policia o indi-
viduo de la Guardia Rural conozca de algfin corte
en montes del Estado o de particulares que no este
autorizado por la licencia respectiva, o que la ex-
plotaci6n se lleve a cabo con infracci6n de las re-
glas sefialadas en este Reglamento, dara cuenta del
caso a la Direcci6n de Montes y Miina-, para que
6sta curse la denuncia y la informed al Juzgado Co-
rrececional inmediato.
Articulo 40?-Sera Juez competent para cono-
cer de las infracciones de este Reglamento el que
desempefiare las funeiones de Juez Correccional en el
Distrito donde se cometiera la infracci6n.
Se emplearin los procedimientos que se .igucn
en los Juzgados Correscionales para la reprensi6n
y castigo de los hechos punibles sometidos a su ju-
risdicci6n.
Articulo 419-Las declaraciones de los Guar-
das Jurados, Fuerzas de la Guardia Rural, Alcaldes
de Barrio, y Policias Urbanos en las denuncias que
se hagan con arreglo a estas Ordenanzas tendrAn
fuerza de prueba, salvo siempre la justifieaci6n en
contrario. Los Guardas Jurados de cualquier otra
finca, que no tuviere montes, deberin denunciar las
infraceiones de este Re2lamento de que tuvieren co-
nocimiento y que se realizaren en el termino muni-
cipal en que radique la finca para que fueron nom-
brados. A sus declaraciones se darA el mismo valor
que a la de los Guardas Jurados de los montes y
tendran derecho a iguales recompensas que 6stos.
Articulo 429-La tercera parte de la multas im-
puestas por este Reglameuto sera siempre distribui-
da entire los Guardas Jurados, Fuerzas de la Guar-
dia Rural, Alcaldes de Barrio, Polil:iaq o ciudadanos
denunciantes, en la forma siguiente:
Si se hubiera procedido a requerimiento de par-
ticular, el tercio de la multa se dividira entonces de









por mitad entire este y los que llevaren a cabo el
decomiso.
Si el deeomiso lo hubieren realizado individuos
de la Guardia Rural o de la Policia, el imported del
tercio de la multa correspondera a la pareja o in-
dividuo que haya actuado.
Si los individuos de la Guardia Rural o de la
Policia hubieren procedido por noticias o a requei-
miento de un particular, el tercio de la multa se
dividiri de por mitad entire 6ste y aquellos.
SArtieulo 43'-La distribuci6n de las multas im-
puestas se hard por la Secretaria de Agricultura.
previo studio e informed de la Direcei6n de Mont-s
y Minas, euyo Departamento,cursara las 6rdenes
oportunas a las Zonas Fiseales para la entrega a los
interesados de las cantidades que le correspondie-
sen.
Las multas se entenderAn impuestas y se harAn
ifect vas en moneda official.
Articulo 449-En todo caso de multa por in-
fraeeiones de este Reglamento en terrenos de pro-
piedad particular, se entendera que el propietario
es solidariamente responsible con el arrendario o co-
lonos y se procederi contra los dos o contra cual-
quiera de ellos indistintamente, quedandole a uno y
otro expeditas las vias ordinarias para deducir la at-
ci6n de perjuicio a que se creyeren con derecho.

CArTULO VI
Disposiciones generals
Articulo 45'-Por la Direcei6n de Montes y Mi-
nas y por sus Jefaturas dependientes, se practice
ran los servicios siguientes:
1P-Expedici6n de liceneias para el aprovecba-
miento de los products forestales, tanfo en las fin-
eas del Estado como en las de particulares, cuando









los products se utilizan en la misma finca donde
se cortan.
2"-Reparto inmediato y continue de semillas
forestales, plants y pi6s de arboles, segfin la cali-
dad y naturaleza de los terrenos, procediendo de
acuerdo con la Estaci6n .Experimental Agron6mica
de Santiago de las Vegas y con las Granjas Agrico-
las existenes en las provincias, a fin de que en cada
uno de estos Centros se establezca un vivero de arbo-
litos rnaderables.
3-Formular, publicar y hacer circular estu-
dios, cartillas, instrucciones, avisdfs etc., sobre todos
los eonueimientos fitiles a la mejor conservaei6n del
arbolado existence, asi como a la necesidad de re-
poblar terrenos yermos que en nada se utilizan.
4--Coneurrir con la Secretaria de Instrueei6n
Piblica a la designaci6n de los lugares apropiados
a la sienibra de la Fiesta del Arbol, y las classes de
plants, semillas y pies de arboles que convengan a
cada easo y localidad.
5--Propender al fomento de asociaciones forei-
tales y a estimular en los diversos gremios la siembra,
mejora y replantaci6n de los montes y arbolados y
al .cuidado y aumento de las aguas.
6'-Reglamentar los concursos nacionales ruet
sobre plantaci6n y replantaci6n de Arboles establez-
ca la Secretaria de Agricultura.
Articulo 469-Todas las Autoridades estan en el
deber de prestar su apoyo y cooperaci6n a la Direc-
ci6n de Montes y Minas para el cumplimiento de
las disposiciones de este Reglamento, de darle a este
la mayor publicidad y de velar por su eficacia.
Articulo 47-La Secretaria de Agricultura, dic-
tara las 6rdenes oportunas para que se imprima unn
edici6n official de este Reglamento en nimero sufi-
ciente de ejemplares.
Se distribuirin los necesarios entire los Gober-









nadores Prov'iuciales, Alcaldes Municipales y de Ba-
rrios. Se remitirin tambien a la Secretaria de Gue-
rra y Marina para que 6sta disponga su distribuci6n
entire los Jefes de Destacamentos de la Guardia Ru-
ral, los icuales a su vez exigiran a los subalternos
el studio y conoeimiento exacto de todas aquellas
disposiciones, cuyo cumplimiento les incumba y ha-
rhn fijar en las puertas de los cuarteles un cuadro
resume de este Reglamento que les remitiri la Di-
reoci6n de Montes y Minas.
Tambien se proveerin de ejemplares del presen-
te Reglamento a los Jueces Correccionales de toda
la Reptiblica.
A la Secretaria de Instrucci6n Piblica se le re-
mitirin los ejemplares necesarios, para su distribu-
ci6n en todas las eseuelas p6blicas, para fomentar,
por medio de la educaci6n popular, la plantaci6n de
arboles litiles y de adorno, y procurar la conservaci6u
de las bellezas naturales del pais.
Articulo 48'--Dado que en nuestra Universidad
National no se cursan studios de Selvicultura, de
Ordenaci6n y ValoraciSn de Montes, y de Aprove-
chamientos e Industrias forestales, se autoriza a la
Secretaria de Agricultura para que, cuando lo per-
mitan los eriditos de su Presupuesto, pueda enviar
j6venes estudiantes a las Escuelas Especiales de In-
genieros de Montes del extranjero, pagindoles sus
gastos.
Dado en el Palacio de la Presidencia. en la Ha-
bana, a veinticuatro de mayo de 1923.

ALFREDO ZAYAS,
President.
P. E. Betancourt,
Secretario de Agrieultura,
Comereio y Trabajo.
iGaceta, Mayo 2S, 1923.y







j




r















aSr'aTAziA DB AGBIOOUITURA. OMER IO
Y TRABAJO


DIECRETO N 772.

Por cuanto la palma real (Roystonea regia.i
que tan caracteristiea belleza da a nuestros cam-
pos, es un arbol que report sefialadisinmo bene-
ficios, ya mediante 'la riqueza alimenricia de sus
frutos que aprovecha el eerdo para su alinentaei6n
y que se utiliza para la extraoei6n de valiiso acei-
te, ya con la donaci6n peri6dica de sius yaguas
que tantas aplicaciones tiene para el guajiro cuba-
no, sirvi6ndole para forrar sus bohios, como dep6-
sito de agua, para catauros de huevos y frutos, co-
mo euerdas de amarrar, etc. y es ademan sello de ga-
rantia en los tercios de tabaco que legitima este
product en el mercado extranjero; arbol del que
ademAs se utiliza su palmito como alimento, sus
hojas para cubrir las caeas rfisticas y su tronco
para armazun de las mismas, multiplicando de es-
te modo. sus servicios al hombre, al propio tiem-
po que fu o en nuestras 6picas contiendas liberta-
doras, atalaya, parapeto y escudo de nuestrcs he-
roes de la Independencia, asi como tumba y cruz
de nuestros mArtires.
Por cuanto: esta gallarda plant no obstan-
te su belleza, su utilidad y su simbolismo estf desa-
pareciendo rApidamente de algunas regions de Cu-
ba a virtud de los desmoches persistentes que en las




-r -


30

mismas se hacen, cortando todas sus hojas y de-
jando al Arbol en malas condiciones fisiol6gicas pa-
ra desempefar sus funciones normales de respira-
ci6n y asimilaci6n. asi como la debilidad organica
en que queda la palma despu6s de una desfolia-
ci,.n complete es causa de que se vea invadida
por enfermedades que no se presenrarian si; las
bacteria o insects encontrason a la plant en bue-
nas condieiones para resistir el ataque.
Por cuanto: es de urgente' necesidad dictar me-
didas gubernativas que impidan la desaparici6n de
tan valiosa especie de la flora eubana, ya bastan-
te atacada por los agents naturales, como descar-
gas elbetricas enfermedades, vientos etc. para que
no se arre ue a &stas la acci6n del hombre, el que
debe tender a la repoblaoi6n de las mismas y a
aprovecharlas metiicamente sin oeasionar por ello
lsu muerte.
Por Icuanto las medidas protectoras que se
adopted para la palma real deben extenderse igual-
mente para Ins Arboles frutaleo que algunas ve-
ces son objeto rde tala para fines baladi'es siendo asi
que reportan inmensas ventajas a la Sociedad y
que en todas las Naeiones progresivas son re=peta-
dos y defendidos contra la ignorancia de los in-
conseientes.
Por cuanto los articulos 245 y 256 de la Ley
OrgAnioa del Poder Ejeeutivo concedlen faculta--
des al Gbbierno para definir los aprovechamientos
forestales que pueden ser autorizadlos y i'aqellos
que los interests pfblicos exigen sean prohibidos.
fijando ademrns el articulo 77 de las vigente ioird.e-
nanzas de Montes la penalidad mAxima en que in-
eurren los infractores de las reglas iue so dicten
para normalizar diebos aproveehamientos.
En virtud de lo expuesto, y a propuesta del
Secret.ario de Agricultura, Comereio y Trabajo,









DECRETO:

19-Declarar aprovechaniieutos forestales frau-
dulentos, de acuerdo con Ios ar'tculos 1' y 2'.' del
Reglamento de Moutes vigente, los consistentes en
cortar Arboles frutales y palmas reales, asi como
los desmoehes que eonsistan en cortar las hojas de
die:hos arboles except cuando se cumplan ina in-
dicaciones del ineiso 3-' de este Decreto.
2' -Queda terminantemente prohibido cortar ar-
boles frutales y palmas reales, except cuande se
encuentren enfermos o se realicen obras que exijan
su desapariciin. En ambos easos se pediri per-
miso a la Alcaldia Municipal o de Barrio inmedia-
t.. o a la Jefatura de Montes respective, a la
Autoridad. mis pr6xima.
Los infractores de este precepto incurriran en
una multa de $5 a $20 por cada irbol -ue injus-
titicadanmente derriben, y que les seri impues a por
el Juzgado Correccional. respective previa denuncia
hecha ante la Polieia Municipal o Fuerza- de la
Guardia Rural. cualquier otro agent de la Autori-
dad, o d;re,'tamente ante el Juzgado.
3.--'Queda igualmente prohibido desmochar las
palmas reales, dejfndoles una sola hoja o ninguna,
siendo indispensable que se dejen al Arbol pcr lo
menos cuatro de sus hojas, ademAs del palmito.
A los que desmochen las palmas dejaridole me-
nos de cuatro hojas se les impondra una multa de
$5 a $10 por cada irbol que desmochen en tales
condiciones, la cual les sera impuesta por el Juz-
gado Correecional respective, previa denuncia he-
cha ante la Policia o Fuerzas de la Guardia Rnr.al
ante cualquier otro agent de la Autoridad, o di-
reetamente ante el Juzgado.
4-La aeei6n para denunciar las infracciones









de este Decreto es pfibliea. Sera Juez competent
para conocer de ellas el que desempefiare las fun-
ciones de Juez Correctional en el distrito donde se
cometiere la infraeci6n. Se emplearin los prnLeedi
mientos que se eiguen en los Zuzgaidos Correecionales
para la reprensi6n y.castigo de los heehos piniibldei
sometidos a su jurisrdieci"n.
59-De las multas impuestas por infraecikn de
este Decreto percibirin la tercera part los Guar-
dias Rurales. Alealdes de Barrio. policiaq o cinda-
danos denunciantes. Las multas se entenderin im-
puestas y se harAn efectivas en moneda official.
Dado en el Palaeio de la Presidencia, en la
Habana, a 24 de mayo de 1923.

AiERDO ZAYAS.
President.
P. E. Betamnourt,
Secretario de Agrieultura,
Oomereio y Trabajo.
(Gaceta, Mayo 31, 1923.)




. .-


::
~ I
I: x:.
~-
T:!;IT ; '"Q.i;i:'?


Bi,


r







~: ,
'' `i.~
'' ''`
r .r
:i ,:~);~r




'X;

''


.I
































*.~~~~* iyi.i';:

K:

a-

*~. 4

n1


;






ii

I



'1












'I

A,


j;


.. I