• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Main
 Instruccion
 Index






Ley de aguas vigente en la Republica de Cuba e instruccion para tramitar los expedientes de aprovechamiento de aguas pub...
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/AA00004130/00001
 Material Information
Title: Ley de aguas vigente en la Republica de Cuba e instruccion para tramitar los expedientes de aprovechamiento de aguas publicas, con notas y aclaraciones
Physical Description: 76 p. ; 22 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba
Publisher: Impr. de Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana, Cuba
Publication Date: 1906
 Subjects
Subjects / Keywords: Water -- Law and Legislation -- Cuba   ( lcsh )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Funding: Support for the development of the technical infrastructure and partner training provided by the United States Department of Education TICFIA program.
 Record Information
Source Institution: FIU: College of Law
Holding Location: FIU Law Library - Mario Diaz Cruz Collection
Rights Management: All rights reserved by the source institution.
Resource Identifier: oclc - 3193193
System ID: AA00004130:00001

Table of Contents
    Front Cover
        Page 1
        Page 2
    Title Page
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
    Main
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
    Instruccion
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
    Index
        Page 75
        Page 77
        Page 78
Full Text
.'-44
24,l �YL~' I . ' :


LEY )DE AGUAS
VIGENTE .EN LA

'REPOIBLICA DE CUBA


INSTRUCCI1N


PARA


TRAHITAR LOS EXPEDIENTES DE APROVECHARIENT
DE AGUAS PUBLICAS,
CON NOTAS Y ACLARACIONE�


*


HA BANA
IKPRENTA v PAPELUZA DE PMBLA, BOUZA V (A
Pf r MaaAL, ON6I. s3 v 35
igo6




;r '-


i;*


;1

"�:`..� .�� 41�i,:i
''E� :
'







�v
b~b., ')'


U14! J3 k,


I'.


:� � �
;
i:�



�;



s,


ird�'!_


�u~"



.I �� .




�.* C' - ''


LEY DE AGUAS

VIGENTE EN LA

REPOBLICA DE CUBA


INSTRUCCION
PARA
TRAMITAR LOS EXPEDIENTES DE APROVECHAMIENTO


DE AGUAS PUBLICAS,

CON NOTAS Y ACLARACIONES









HABANA
IMPNTAs Y PAPEL RIA D RAMBLA, BOUZ \ ( A
Pi Y MAbGnI, Nfjs. 33 Y 35
I!.06


d ,8~-~r.~511A


a, qp .


2


i







I














DIRECTION GENERAL DE ADMINISTRATION CIVIL
D1 LA
ISLA DE CUBA


SEOCu6N DE FOMETrro.-Obras Piblicas.

Por el Ministerio de Ultramar. con feeha 13 del
mes pr6ximo pasado y el aufimero 44, se comunica al
Exemo. senior Gobernador general, la Real Orden
siguie.nte:
"Excmo. senior: Con fecha nueve del corriente
mes se ha expedido el siguiente Real decreto: Atan-
diendo a las razones que Me .ha expuesto el Ministro
de Ultramar: usando de la autorizaci6n que concede
al Gobienro el artioulo 89 de la Constituei6n de la
Mmlarqula, y de acuerdo con lo informado por el
Consejo de Estado en pleno: En ,iombre de Mi Au-
grsto Hijo el Rey Don Alfonso XIII, y como Rei.na
Regente del Reino, Vengo en decretar lo siguiente:
Articulo 1� RegirA como ley en la Isla de Cuba. la
de Aguas promulgada para la Peninsula en 13 de
Jtumio de 1879, sin otras modific.ciones que las con-
tenidas en el texto adjunto.-Articulo 20 El Ministro
de Ultramar di.etara la Instrucei&u para la ejecuci6n
de la ley, y dara ouenta a las Cortes del present de-
creto.-Lo que de R. 0. comunico a V. E. acompa-
fiifndole adjuntos la expresada ley de Aguas, aproha-
da por el Real Decreto cit.ado, y un ejempLar de la
'Uaceta" de Madrid e.u que se han publicado dicho
Real Decreto y Ley, debiendo publicarse tuao y otro
en la GACETA DE LA HABANA, o la misma form que
se ha hecho en la de Madrid".
Y dispuesto por S. E. sit cumplimiento en 6 del
q.ue rige, se public en la GACETA para general co-
nocimiento.
Habana, 12 de Febrero de 1891.

El Director general,
Pedro Fernmndez Mird.






















LEY DE AUAS PARA LA REPUBLIC 0E CUBoo


TITULO PRIMERO

DEL DOMINIO DE LAS AOUAS TERRESTRES

CAPITULO PRIMERO

Del dominio de ias aguas plupiales

Articulo 10 Pertenecer al duefo de un predio las
aguas pluviales que eaen on el mismo mientras dis-
cnrran por el Podraf en consecuendia coistruir den-
tro de su propiedad estmuques, pantanos, csternas o
aljibes donde conservarlas al efeeto, o emplear cual-
quier otro medio adecuado, siempre que con ello no
cause perjuicio al puiblico mi a tercero.
Se reputa.' aguas pluviales para los efeetos de
esta ley las que procedan ikmediatanmente de las llu-
\Ias.
Art. 20 Son de dominio pfblico las aguas pluvia-
les que discurran por barrancos o ramblas. cuyos
causes sean del mismo domYnio public.
Art. 30 Los Ayumntamientos, dando cuenta al
Gohernador de la provincia, podrin conceder auto-
r;zaci6n al que lo solcite para construir en terrenos
p6blicos de su termino y jurisdicei6n, cisternas o al-
jibes donde se recojai las aguas pluviales.
Cuando la resoluei6n del Ayuntamionto sea ne-
gativa, se podrd recurri e.n alzada al Cobernnador
de la provincial. y en iltimo trrmino al Gabernador
geuenal de la isla, quien resolverh definitivamemnte
1 Publicada en la "Gaceta de la Habana" del 26 dl.
P brero al 3 de Marzo de 1891.











CAPITULO II

Del dominion de las agtjas vivas, wnawm tiales
y corrientes

Art. 40 Son pdblicas o del domijaio pfblico:
1� Las aguas que nacen continue o discontinua-
mente en terrenos del mismo dominion.
2� Las contiuas o discontinuas de manantiales y
arroyos que corren por sus causes naturales.
3" Los rios.
Art. 50 Tamto en los predios de los particulars
como en los de propiedad del Estado, de las pro-
vincias o de los pueblos, las aguas que en ellos na-
cen continue o discontinuamente, pertenecen al due-
So respective para su auso o aproveehamiento, mien-
tras discurran por los mismos predios.
En cuanto las aguas no aprovechadas salem del
predio donde nacieron, ya son p6blicas para los
efectos de la present ley. Mas si despuds de haber
salido del predio donde uacen, entrain naturalmente a
discurrir por otro de propiedad privada, bien sea
antes de IJegar a los causes pfiblicos o bien despu6s
de haber corrido por ellos, el duefio de dicho predio
pnede aprovecharlas eventualmente y luego el inme-
diatanente inferior, si lo hubiere, y asi sucesiva-
meinte, con sujeei6n a lo que prescribe el phrrafo se-
gundo del articulo 10.
Art. 60 Todo aprovechamiento eventual de las
agnas de manantiales y arroyos en causes naturales,
pueden libremente ponerlo por obra los duefios de los
predios inferiormente situados, siempre que no 'em-
pleen otro atajadizo mAs que de tierra y piedra suel-
ta, y que la eantidad de agua por cada uno de ellos
consumniia no exceda de 10 litros por segundo de
tiempo.
Art. 7� El orden de prefernecia para el aprove-
.haamiento eventual seri el siguiente:
1� Los predios por donde discurren las aguas an-
tes de su incorporaci6n can el rio, guardando el
orden de su proximidad al nacimiento de las corrien-
tes, y respetando el derecho al aproveehamiento even-
tual en toda la longitud de cada predio.
2� Los predios fronteros o colindantes al cauce,









7

por el orden de la proximidad al mismo, y prefirien-
do siempre los superiores.
Pero se entiende que en estos predJos inferiores
y laterales, el que se hubiere anticipado por un ailo
y un dia en el aprovechamiento, no puede ser pri-
svdo de 61 por otro, aunque 6ste se halle sitaado mis
arriba en el discurso del agua, y que niingn apro-
vechamiento eventual podr . interrumpir .ni atacar
los derechos anteriormeute adquiridos sobre las mis-
mas aguas eu region inferior.
Art. 8" El derecho de aprovechar indefinidamen-
te las aguas de man.ntiales y arroyos se ad'quiere
por los duefios de terrenos inferiores, y em su caso
de los colindantes cuando las hubieran utilizado sin
interrupci6m por tiempo de veinte afios.
Art. 9� Las aguas no aprovechadas por el duefio
del predio donde nacen, asi como las que sobraren
de sus apTovecha.mientos, saldran del predio por el
mismo punto de su cauce natural y aeostumbrado,
sin que puedan ser en manera algmna deaviadas del
curso por donde primitivamente se alejaban. Lo
mismo se entiende con el predio inmediat.amente in-
ferior respect al siguiente, observindose siempre es-
te orden.
Art. 10. Si el duefio de un predio done brot6
un manaintial no aprovechase mias que la mitad, ]a
tercera parte u otra cantidad fraccionaria de sus
aguas, el remanente o sobrante entra en las condieio-
ines del articulo quinto respect de aprovechamientbs
inferiores.
Cuando el duefio de un predio donde brota un
manantial natural no .aprovecha mas que una part
frace'ionaria y determinada de sus aguas, continuara
en opocas de disminuciin o empobrecimiento del ma-
rantial usando y disfrutando de la misma cantidad
de agua absolute, y la merma sera en desventaja y
perjuioio de los regantes o usuarios inferiores, cua-
lesquiera que fuesen sus titulos al disfrute.
Por conscuencia de lo aqui dispuesto, los pre-
dios inferiormente situados y los Lateralmente eu su
caso, adquieren por el orden de su colocaci6nu a op-
ei6n a aprovechar aquellas aguas y consolidar por el
uso .no interrumpido de su derecho.
Pero se entiende que en estos predios inferiores
o laterales, el que se anticipate o hubiese anticipado


PF. .. . .... I I.g












por un afio y un dia, no puede ser ya privado de 61
por otro, aim cuamdo 6ste estuviese situado nms arri-
ba en el discurso del agua.
Art. 11. Si transcurridos veimte afios, a contar
desde el de la promulgaci6n de la ley de 3 de Agos-
to de 1866, el duefio del predio donde naturalmeute
nacen unas aguas no las hubiese aprovechado, consu-
.ami6ndolas total o paroialmente de cuslquier mo-
do, penderi todo derecho .a interrumpir los uses y
aprovechamientos inferiores de las mismas agans, que
por espacio de man aio y un dia se huibiesen ejerci-
tado.
Art. 12. Pertenecen al Estado las aguas halladas
en las zonas de los trabajos de Obras Piblicas, aun-
que se ejecuten por ccncesionario, a no haberse esti-
pulado otra cosa en las condiciones de la concesi6n.
Disfrutarin, no obstante, el aprovechamiento gratui-
to de estas aguas, tanto para el servicio de la cons-
trucci6n como para el de la explotaei6n de las mis-
mas obtas.
Art. 13 Pertencenl a los pueblos las aguas sobran-
tes de sus fuentes, eloaeas. y establecimientos pf-
blicos. Pero si hubiesen side aprovechadas por los
diefios de los terrenos inferiores durainte el tiempo
de veinte afios, ya en virtud de concesiones de los
Ayuntamientos, o ya por su eonsentimiento tAfito,
no se podrA alterar el curso de aquellas aguas, ni im-
pelir la continacian del aprovechamiento sino por
causa de utilidad p6blica debidamente justiAcada, y
previa indemnizaci6n de dafios y perjuicios.
Cuando temporalmente deje de haber so'rantes
por eausas de mayor consume, sequias u obras, no
tendrin derecho a ser indemnizados los usuarios. atm
cuando lo fuesen ea virtue de concesi6n, sin que por
esto pierdan su dere,ho a los sobrautes euando' ce-
sen aquellas causes.
Art. 14. T.sto en el caso del art. 50 como en el
del 10. siempre que trinseurridos veinte afio desde
la publicaei6n de la ley de 1.96$. el duefio del predio
del macimiento de unas aguas, despues de haber em-
pezado a usarlas an todo o en parte, interrumpie-
se su aprovechamieanto por espacio de un afio y un
dia eonuw4eutivos, perdera el dom'nio del todo o de la
parte de las aguas no aprovech.idas, adquiriendo el
derecho quien o quienes por igual espadio de un afib












y un dia las hubiese aprovechado, segfn los articulos
10 y 18.
Sm embargo, el duefio del predio dande nacie-
son, conservara siempre el derecho a emplear las
aguas de.utro del m:smo predio, como fuerza motriz o
on otros usos, que no produzean .nerma apreciable en
su caudal, o alteracion en la calidad de las aguas,
perjudicial a los usos inferiormente estableeidos.
Art. 15. El domino de las aguas minerales que
coiTen por sauces piblicos pertenece, como el de las
aguas communes, a los duefios de los terrenos en que
nacen, y sci, de aprovechamjiento eventual y definiti-
vo de los dueiios d. predios inferiores y fronteros al
cauce, con arreglo a lo dispuesto en 1s articulos an-
teriores a este capitualo.
Para los efectos .de esta ley, se entienden por
aguas minerales las que contienen en disoluci6n sus
taneias tiles pax la industrial general, cualquiera
qu- sea su naturaleza.
Art. 16. El dominion de las aguas mnmero-medici-
nales se adquiere por los mismos medios que el de las
aguas superficiales y subterrineas. siendo el duefio
del predio en que nacen, si las utillza, o del desculri-
dor si la. diese aplicaciin con sujeci6n a los regla-
mentos sa.nitPrios.
Las distano:as para el alumbramiento de estas
auras especiales por medio de pozos ordimarios, soca-
vnne. y g.alez ias y de pozos artesianos para las amcen-
drotes, serAn Las mismas que se establecen para las
aeuas comunes.
Por eausas de salud p6iliea, el Gobierno, oyendo
a la Juventud provincial, Consejo de Sanidad, y al
Consejo de E',tado, podrd deelarar la expropiaci6n
forzosa de-las aguas minero-medicinales no aplicadas
a la curaeicen, y de los terrenos adyacttles que so ne-
eehitaren para former establecimientos bal.earios,
annque eonecdi6ndose doq afios de preterencia a los
duefios para verificarlo por ai.

CAPITULO III

Del donminio de las agwas nmuertas o rslancadas

Art. 17. Son del domino piblico los lagos y la-
ginas formadas por la naturaleza,' que ocupen terre-






:P*












nos p6blicos. Son de proplwdad de particulares, de
los Municipios, de las provincias y del Estado, los
lagos, lagumas y charcos formados en terrenos de su
repectivo dominion. Los situados en terrenos de apro-
vechamiento communal pertenecen a los pueblos respec-
T.ivos.
CAPITULO IV

Dtl donmilio de F a agibis subicrrdnaas

Art. 18. PerteJnecen al duefio de un predio en
plena propiedad las aguas subterrinea que ein 61 hu-
biere obtenido por medio de pozos onJ:iinrios.
Art. 19. Todo propietario puede abrir libremen-
te pozos ordinarios para elevar aguis dentro de sus
fines, aunque con ellos resultaren amenug3das las
aquas lIe sus veeinos. Deberd, si.n embargo, guardarse
la distancia de dos metros entire pozo y pozo dentro
rie las pablacioioes, y de 15 metro en el eampo entrv
la nueva exeava.i6n y los pozos. estaoques, fuentes y
aeequias permanentes de los vecinos.
Art. 20. Para los efeetos de esta ley so entiende
que son pozos ordinarios nqiuellos que se abren, con
el exclusive objeto de atelder al uso dom6stico o ne-
cesiddes ordinarias de la vida y en Ins q1ue no se em-
plain en los aparatos para la e::traccidu del agua
otro motor que el hombre.
Art. 21. La autorizaci6n para abrir pozos ordi-
rParios o norias en terrenos plblicos, se concedera por
L1. Autoridad administrative. a cuyo c-argo se balle el
rIgimen ,y policia del terreno.
El que la obtenga .adquirlir plena propiedad de
las aguas que hallare.
Contra la resoluci6n que reeaiga podr, recurrir
en alzada ante la Autoridad superior jerArquica.
Art. 22. Cuando se buscare el .lumbramiento de
aguas subterrineas por medio de pozos artesiamos, por
soeavones o galerias, el que las hallare o hiciere sur-
g.r a la superficie del terreno, serA duefio de ellas a
perpetuidad sin perder su derecho, aunque salgan de
la ftirea donde vieron la luz, cualquiera q'ue sea la di-
reccidn que el alumbrador quiera darles mientras con-
serve su dominion.
Si el dueiio de las aguas alumbradas no constru-
yese acueducto para conducirlas por los predios infe-


.. * .s . .. .... ., ,._ ._. . . _._. .... ..: .a�_. : ..











riores que atraviesan y las dejase abandonadas a su
curso natural, entonces entraran los duefios de estos
predios a disfrutar del dereeho eventual que les con-
fieren los art.iculos 5" y 10 respect a los mauantiales
,naturales superiores, y definitive que establece el 10
con las limitaciones fijadas ea los articulos 70 y 1-i.
Art. 23. El duefo de cualquier terreno puede
alumbrarlo y apropiarse pleuameate por medio de
pozos artesianos o por socavones o galerias, las aguas
que existent dehbajo de la superficie de su finca, con
tal de que no distraiga o apart aguas piblioas o pri-
vadas de su corriente natural.
Cuando imenazare peligro de que por consecuen-
cia de las labores del pozo arte.iano, socav6n o gale-
ria se distraigan o mermen las aguas piblicas o pri-
vadas, destinadas a un servicio pfiblico o a un apro-
vechamiento privado preexistente con derechos legiti-.
mamente adquiridos, el Alcalde, de oficio, a excita-
ci6n del Ayuntamiento en el primer caso, o mediante
denuncia de los interesados en el segundo, podrf sus-
pender las obras.
La providencia del Alcalde ca sara estado si de
ella no reclama denltro del t6rmino legal ante el Go-
bernador de La provincial, quien dietary la resoluci6n
que proceda previa audienetia de los interesados y re-
conocimiento y dicttamen pericial, cabiando el recurso
de alzada ante el Gober.ador general de la isla.
Art. 24. Las labores de que habla el articulo an-
terior para alumbramientos no podran ejecutarse a
menor distanoia de 40 metros de edificios ajenos, de
un ferrocarril o carretera, ni a menos de 100 de otro
alumbramiento o fuente, rio, canal, acequia o abreva-
dero p6blico, sin La liceneia correspondiente de los
duefios, o en su easo del Ayuntamiento, previa for-
maei6n del expediente, ni dentro de L zona de los
purtos fortifieados sin permiso de la Autoridad mi-
litar.
Tampoco podran ejecutarse estas labores dentro
'de una perteneneia mimera sin previa estipulaci6n de
resareimieuto de perjuieios. En el caso de que no Iu-
biere avenencia, la Autoridad administrative fijari,
las condiciones de la indemnizaci6i, previo ntforme
de los peritos nombrados al efeeto.
Art. 25. Las concesiones de terrenos de ddminio
pfiblico para alumbrar aguas subterraneas por medio




.. . . . "" ;w r




12

de galerias, socavanes o pozos artesianos, se otorgarin
por la Admi.nistraci6n, quedando siempre todo lo re-
lativo al dominion, limitaciones de la propiedad y
aprorechsmiento de las aguas alumbradas, sujeto a
lo que respect de estos partti.ulares prescribe la pre-
sente ley.
S61o podran concederse par. estos alunabramien-
tos subterrfneos terrenos de .dombio piblico, euya
superficie o suelo no haya sido cancedido para. objeto
diferente, a no ser que ambos sean compatibles.
En el reglamento para La ejecucidn de esta ley
se establecer .?i las reg!.a que deherin seguirse en los
experlicktes de esta clause de concesiones para dejar a
salvo los aprovechamientos preexistentes, bicm sean de
pfiblico interns. bien privados con derechos legitima-
mente adquiridos.
Art. 26.-Los concesionaeios de pertenencias mi-
Serns. socavones y galerias generals, desagiie de mi-
.nas, tienen la'propiedad de las aguas halladas en sus
labores mientras conserven las de sus mines respecti-
\.as, con las limitaciones de que trats el parrafo se-
gundo del articulo 16.
Art. 27. En la prolongacidn y conservacidn de
miriados antiguos en busca de agras, continuarin
guard&ndose las distancias que rijan su construcci6n
y explotaci6n en cada loealidad, respetin/dose siempre
los derechos adquiridos.
TITULO I
DE LOS ALVEOS O CAU(CES DE LAS AGUAS, DVE LAS RIBERAS
Y MAiGENiES DE LAS AOCBSIONES, DE LAS OBRAS DE
DEFENSE Y DR LA DESECACI6N DE TERSRNOS.

CAPITULO V

De los dlieos o cauces, riberas, mdrgenes y accesiones
Art. 28. El alveo o cauce natural de las corrien-
tes discontinues formadas con aguas pluviales, es el
terreno que aqullas eubron durante sus avenidas or-
dinarias en los barrancos o ramblas que les sirven de
recipient.
Art. 29. Son de propiedad privada los causes a
que se refiere el articulo anterior, que atraviesai fin-
cas de dominion particular.








13

Art. 30. Son de dominion public los sauces que
no pertenelen a la propiedad privada.
Art. 31. El dominio privado de los Alveos de
aguas pluviales no autoriza para hacer an ellos labo-
res ai construir obras que pnedan hacer variar el cur-
so natural de las mismas en perjuicio de tercero, o
cuya destrucci6n por la fuerza de las avenidas pueda
caesar dafio a predios, fibricas o estajbleeimientos,
puentes, raminos o poblaciones inferiores.

Al'eos, riberas y mdrgetnes de los rios y arroyos

Art. 32. Alveo o cauce natural de an rio o arro-
yo es el terreno que eubren sus aguas an las mayors
crecidas ordinarias.
Art. 33. Los Alveos de todos los arroyos pertene-
cen a los d.uefios de las heredades de los terrenos que
atraviesan, con las Ihnitaeiones que estableee el ar-
ticulo 31 respect de los Alveos de las aguas plu-
vidles.
Art. 34. San de dorminio piblico:
1� Los Alveos o sauces de los arroyos que no se
hallen comprendidos en el articulo anterior.
2� Los Alveos o eauees naturales de los rios, en
la extension que cubren sus aguas en las mayores cre-
eidas ordinarias.
Art. 35. Se antiende por ribera las fajas latera-
les de los alveos de los rios comprendidos entire el ni-
vel de sus bajas aguas y el que 6stas aleancen en sus
mayores avenidas ordinarias, y por mirgenes las zo-
nas laterales que lindan con las riberas.
Art. 36. Las riberas, amu eaundo sean de domi-
nio privado. en virtud de antigua ley o de costumbre,
estin sujetas en today su extension, y las mirgenes en
una zona de trees metros, a la servidumbre de uso pfi-
co en inierks general de la navegaci6n, la flotaci6n,
La pesea y el salvamento.
Sin embargo, cuaado los accidents del terreno
a otras legitimas causes lo exigiesen, se ensanchard o
estrecharfi la zona de esta servidunibre, canciliando
en lo peoible todos los intereaes.
El reglamento determinara euindo, en que ca-
aos y que forma podrin alterarse las distancias mar-
eadas en este articulo.












Alveos yorillas de los agos,, lagu.nas o clorcas
Art. 37. Alveo o fondo de los lagos, lagunas o
charcas, es el terreno que en ellas ocupan las aguas
Pe su mayor altura ordinaria.
Art. 38. Corresponden a los duefios de las fincas
tolindantes los Alv'eos de los lagos, lagunas o chareas
que iwo pertejezean al Estado, a las provincias o Mu-
nielpios, o que por titulo especial de domiiio sean deo
propiedad particular.
Art. 39. Las orillas de los lagos navegables que
se hallen cultivadas estan sujetas a la servidumbre de
salvamento en caso de naufragio en los terminos esta-
bloeLdos en la ley de Puertos (1) respect a las hereda-
des limitrofes al mar, y a la de embarque y desem-
barque, dep6sito de harcas y demis operaciones del
servicio de la navegacidn, en los puntos que la Auto-
ridad desigme.

Accceiones, arrastres y sedimentos de las agure
Art. 40. Los terrenos que fueren accidentalmen-
te inundados por las aguas de los lagos o por los
arroyos, rios o demhs coriientes, continuaran sienpdo
propiedad de sus duefios respectivos.
Art. 41. Los caucus de los rios que queden aban-
daondos por variar naturalmeinte el ourso de las
aguas, pertenecen a los duefios de los terrenos ribere-
fios en today la longitud respective. Si el cauce aban-
donado separaba heredades de distintos dueiios, la
mueva linea divisoria correra equlidistante de unas y
otr as.
Art. 42.-Cuando un rio uavegable y flotable, va-
riaindo naturalmente de direcci6n se abra un nuevo
cauce en heredad privada, este cauce entrarA en el
dominio pfiblico, el duefio de la .heredad lo recobra-
ra, siempre qlue las aguas volvieson a dejarlo en se-
co, ya naturalmente, ya por trabajos legalmente au-
torizados al efecto.
Art. 43. Los causes p6blicos que queder en seco
a consecuencia de trabajos autorizados por coneesi6n
especial, son de los concesionarios, a mo establecerse
otra cosa en las condiciones con que aqu6lla se hizo.
1 Vfase la "Legislaci&n complete de Puertos y MIe-
lies, que se hall de vinta en Obispo nfmero 35, Habana.












Ail. 44. Cuando la corriente de im arroyo, to-
rrente o rio segrega de su ribera una porci6 conoci-
da de terreno y la transpor4a a las heredades fronte-
ras o a las iuferiores, el duefio de la finca que orill.a-
ha la ribera segregada. conserve la propiedad de la
porci6n de terreno transportado.
Art. 45. Si la porri6n conocida de terreno segre-
gado de una. ribera queda aislada e.u el camuee, conti-
infa perteneciendo incondiciacalmente al duefio del
terremao -de cuya ribera fuN segregada.
Lo mismo sucederi euaildo, dividi6ndose un rio
en arroyos. circunde y aisle algunos terrenos.
Art. 46. Las islas que por sucesiva acumulaci6n
de arrastres superiotes se van formando en los rioq,
pertemuecen a los duefios de las mArgenes u orillas mis
cercanas a cma 1 runa, o a la de ambas mirgenes, si la
isla se hallase en medio del rio, dividiendose entonces
longitudinalmeute por mitad.
Si una sola isla asi formada dislare de una mar-
gen mis que de otra, sera itnicameinte y por complete
duefio suyo el de ba marge.n mas cereana.
Art. 47. Pertenece a los duefios de los terrmnno
confinantes con los arroyos. torrentes, rios y lagos, el
aereceutamiento que reciban paulatinamente por la
accesi6n o sedimentaci6n de Las aguas. Los sedimen-
tos minerales que como tales se hubi.ese.n de utilizar,
h.bran de solicitarse cca arreglo .a la legislaci6n de
Minis. (l'
Art. 48. Ctalquiera puede recoger y salvar los
animals, maderas, trutos, nmuebles y otros products
de la industlia arrabatados por la corriente de las
agilas pfiblicas o suniergidos en elLas, presentAndolos
iumediat.amente a la Autoridaid local, que dispondlra
su dep6sito o su venta on pfblica subasta, cuando no
puedan conservaa-se. Se annunciara en seguida el ha-
llazgo en el mismo pueblo y limitrofes superiors, y
si dentro de seis meses hubiere Imclamaci6n por par-
te del duefio, se le entregarA el objeto o ?su precio,
prievio abono de los gastos de conservaci6n y del de-
recho de salvlmeinto. euyo derecho consistird e.n un 10
por 100. Tra.useurrido aquel plazo sin haber reclama-

1 VWase la ultima edici6n de la "Legislaci6n de MI-
nas vikente en la Rep6blica", de venta en Obispo mcmeros
33 y 35, Habana.











do el dueflo, perderA este su derecho y se devolverd
todo a quien lo salv6, previo abano de los gastos de
camservaei6n.
Lo dispuesto en el pArnafo anterior no tendri lu-
g.ar desde el moment en que el duefio de los objetos
prove a su salvamento.
Art. 49. Las brozas, ramas y lefias que vayan flo-
tando en las aguas, o sean depositadas por elas en
el cauce o en terreno de domino p6blico, son del pri-
mero que las recoge; las dejadas en terreno de domi-
nio privado, son del duefio de las finca� respectivas.
Art. 50. Los arboles arranaados y transportados
por las cornentes de las aguas pertenecen al propie-
tario del terrano a donde viniesen a parar, si no las
reciamanu dentro de un mes sus aitiguos duefios, quie-
nes debern aibonar los gastos ocasionados en reco-
ger los Arboles o ponerlos en Lugar seguro.
Art. 51. Los objetos sumergidos en los sauces pf-
blicos siguen perteneciendo a sus duefios; pero si en
el trmimo de thu afio nolos extrajesen, serin de las
personas que verifiquen la extracci6n, previo el per-
miRo de la Autoridad local. Si los objetos sumergidos
ofreciesen obsticulos a las corrientes o a la-viabili-
dad, se concedera por la Autoridad un termino pru-
dente a los duefios, transearnido el cual sin que hagan
uso de su derecho, se procederi a la extracci6n como
de cosa aba.ndomada.
El duefio de objetos sumergidos en aguas de pro-
piedad particular solicitara del duefio de 6stas el per-
miso para extraerlos; y en el caso de que 6ste lo ne-
gase, conceded el permiso La Amutoridad local, previa
flanza de dafios y perjnucios.

CAPITULO VI

De las obras de defemsa contra las agtes plbiicas

Art. 52. Los duefios de predios lindantes eon
causes pfiblicos tienen libertad de poner defenses
contra las aguas en sus respectivas mirgenes por me-
dio de plantaoiones, estaeadas o revestimientoe, siom-
pre que lo juzguen convenient, dando de ello opor-
tunamente conocimiento a la Autoriad local. La Ad-
ministraei6n podrA, sin embargo, previo expediente,
mandar suspender tales obras, y aun restituir las co-






.:...... ".-.,., .. '. .,...s . L .. . ... . .a.-.' . k L .











sas a su anterior estado, cuando por circumstancias
amenacen aq.ullas causar perjuicios a la navegaci6n
o flotaci6n de los ros, desviar las corrientes de su
cnrso natural o producer inundaciones.
Art. 53. Cuando las plantaciones y cualquier
obra de defepsa que se mtente, hayan de invadir el
cauce, no podr &n ejecutarse sin previa autorizaci6n
del Gobernador general de la isla en los rios navega-
bles y flotables, y del Gobernador de la provincia en
los demas rios, con arreglo siempre a lo que se pre-
venga em el reglamento de esta ley.
Art. 54. Em los causes dande convengan ejecutar
obras poco coatosas de defense, el Gobernador conce-
cederf una autorizaci6n general para que los duefios
de los predios limitrofes, cada eual en la parte de cau-
ce lndante con su respective ribera, puedan cons-
truirlas, pero sujetindose a las condiciones que se fi-
jen en la concesi6n, encamimadas a evitar que unos
propietarios cause perjuicio a otros, y conform a lo
que se prefije en el reglamento.
Art. 55. Cuando las obras proyectadas sean de
alguna consideraci6n, el Mmistro de Utramar, a soli-
citud de lop qpe las promuevan, podra obligar a cos-
tearlas a todos los propietarios que bayan de ser be-
neficiados por ellas, siempre que preste su conformi-
dad la mayoria de 6stos, computada por la part de
propiedad que cada uno represented y que aparezca
cumplida y facultativamente justificada la comn(
utilided que las obras hayan de producir. En tal ca-
so, eada cnal contribuirA at pago, segfn las ventajas
que report.
Art. 56. Siempre que pars precaver o contener
inundaciones inminentes sea preeiso an caso de urgen-
eia practeiar obras provisionales o destruir las exis-
tentes en toda clase de predio, el Alcalde podri aeor-
darlo desde luego, hajo su responsabilidad; pero en
la inteligencia de que habrin de indemnizarse des-
puds las p&rddas y los perjuicios ocasioaados, sefia-
lAndose un 5 por 100 annual de inters desde el dia en
que se caus6 el dafio hasta que se verifique la mdem-
nizaci6n. El aboao de esta indemnimaci6n correri res-
pectivamente a cargo del Estado, de los Ayuntamien-
toa o particulares; seggn a quien pertemezoan los ob-
jetoa amenazados por la inmmdaci&n, y cuya defense












I-ya oeasionado los dafios indemnizables y con suje-'
jeci6n a las prescripeiones del regla.meito.
Art. 57. Las obras de interest general, provincial
o local, inecesarias para defender las poblaciones. te-
rritorios, vias o establecimientos pilblicos, y para can-
servnr encluzados y expedites los rios navegables y
flotables, se acordarin y costearAn por la Administra-
ciin. segi'm [o prescerpto en la ley general de Obras
p6bli~as.
El examen y aprobaci6n de los proyectos relati-
-wvs a estas obras corresponiule al MItnistro de Ultra-
nmr, quien halbrai de autorizar la ejecuci6n de las nmis-
ima-. previous los trlmites que se seialarun en el re-
glameinto para la ejecutunn de la present Icy.
Art. 58. El MInistro de Ultranur disponrf que
se hag,, el studio de los rios. bajo el punto de vista
de mejor regimen de las corrientes, asi como de los
trozos navegablles y flotables, el aforo de sus corrien-
tes y medios .de evitar las inuudaciones; fijar los pun-
tos doin.le convenga hacer obras de encauzamiento, sa-
near eciiharcamie.'tos y na.utener espedita la have-
gaci6n y flutaciln.
Art. 59. .Tambin dispondri el Mi.nistro de IlI-
tramar que se estudien aquellas parties de Ins ouencas
y laderas de los ios que convenga mantener forestal-
mente poblados en interns del buen regimen de las
agua-.

CAPITULO VII

Dr la desecacwin de lgunas y t-(rrcnos pa nftalioss

Art. 60. Los duefios de lamtu.as o terrenos panta-
Snosos o encharcd'izos que quieran desecarlos o sajuear-
Slos, podrAn traer de los terrenos piblicos, previa la
oportuna autorizacion, la tierra y piedra que comside-
ren indispensable para el terraplkn y demis oblras.
Art. 61. Cuando Las laguna o tervleos pant-ano-
sos pertenezeam a various duefios, y no siendo possible
la deseecai6n parcial pretendan various .de ellos que se
efectie en comnu, el Gobierno general de la isla, po-
Sdri obligar todos los propietarios a que costeen co-
lectivamnente las obras destinadas al efecto, siempre
que este conform la mayoria, entenadi6ndose por tal
los que representan mayor extension de terreno sa-







'iL aB. , -.. :......," .. ............... . . ....... - .......... . .......... ...




':r~~".ua.qw~a9,ryI.'. z .51-- , I-s


neahle. Si alguno de los propietarios resistiese el pa-
go y prefiriese ceder a los duefios su parte de propie-
dad saneable, podra hacerlo inediante la indemnlza-
ci6n correspondiente.
Art. 62. Cuando se declare insalubre por quien
correspond una laguna o terre~o pantanoso o en-
charc.adizo, procede forzosamente su desecaci6n o sa-
neamiento. Si fuese de propiedad priva.l:i. se I.ara sa-
her a los duefios la. resoluci6n para que dispongan el
desagiue o saieamiento an el plazo que se les sefiale.
Art. 63. Si la mayoria de los duefion se negaren
a ejecutar la deseeaci6u, li Ministro de Ultramar po-
drx concederla a eualquier particular o empresa que
se ofreciese a llevarla a cabo. previ.a a aprobnei(n del
correspondiente proyecto. El terreno saneado queda-
ri de propiedad de quieu hubiese realizado la dese-
caci6n o sameamiento, abonando inicamente a los ain-
tiguos duefios la suma correspondie.nte a la capita-
lizaci6n.
Art. 64. En el caso de que los dluefios de los te-
rreuos pantanosos declarados insalubres no quieran
ejecutar la desecaci6n y no haya particular o empre-
sa que se ofrezca a llevarlo a cabo, el Estado, La pro-
viicia o el Municipio podrin ejecutar las obras cos-
teandolas con los fondos que .al efecto se comsignan en
sus respectivos presupuestos, y en cada caso con arre-
glo a la ley general de Obras pfblicas. Cuando esto
se verifique. el Estado, la provincia o el Municipio
dislrutaran de los mismos ibeneficios que determine el
artioulo anterior, e.u el modo y forma que en 61 se es-
lallece, quedand.o en consecuencia sujeto a ls pres-
cripciones que rijan par esta clase de bienes.
Art. '65. Si los pantanos, lagos o terrenos enclhar-
cadizos declarados insalubres pertenecientes al Est.a-
do. y se presentase n.a proposici6n ofreci.ndose a de-
secarlos y sanearlos, el autor de la proposicidii queda-
rA duefio de los terrenos saneados, una vez ejecutadas
las obras cou arreglo al proyeeto aprobado. Si se pre-
sentasen dos o mis proposiciones, la cuesti6n de com-
petencia se decidira con arreglo a los articulos 61 y
62 de La Ley general de Obras pfiblicas. (I)
S1 Articulo 61. Cuando se present mfs de una peti-
ci6n para uina misma obra, serA preferida la que mayores
ventajas ofrezca a los intereses pdblicos.
Para apreciar estas ventajas, el Ministro de Ultramnr













Art. 66. El peticionario de desecaci6n o sanea-
miento de lagos. pantanos o encharcamientos pertene-
cientes .aJ Estado, al comrn de vecinos o a particula-
res. podrf reclamar, si le conviniere, la declaraci6n
de utilidad piblica.
Art. 67. Las disposiciones contenidas en la Ley
general de Obras pfbllcas, relatives a las autorizacio-
nes de studios y derechos de los que las obtengan,
declaraci6n de utilidad pfibliea, obligaciones de los
coucesianarios, caducidad de las concesianes y recono-
cimiento de las abras ejecutadas para el aprovecha-
miento de aguas pdblicas son aplicables a las autori-
zaciones otorgadas a Empresas particulares pars la
desecaci6im de pantanos y encharoamientos sin perjui-
eio de Las condicianes especiales que en cada caso se
establezean.
Art. 68. Los terrenos reducidos .9 cultivos por
medio de la desecaci6n o saineamiento, gozarfn de las
veontajas de los que de nuevo se roturan.
TITLO II
DE LA8 SERVIDUMBRES EN MATERIAL DE AGUAS
CAPITULO VIII
De las servidlrnmbres naturales
Art. 69. Los terrenos inferiores estin sujetos a
n las corporaciones, a la que len so caso corresponde otorgar
la concesi6n, procedertn a hacer las informaciones que pre-
vengan los reglamentos.
Cuando sea el Mirnistro de Ultramar el competent pn-
ra hacer la concesi6n, antes de resolver sobre la prefereacia
cailre las peticiones, deberA oir a la corporaci6n a que co-
rresponda y a la Secei6n de Ultramar del Consejo de Es-
tado.
Articulo 62. Si de las informaciones a que me reflero el
articulo anterior resultasen iguales on circunstancias las
propuestas hechas, la concesian se hara mediasnte subasta
pOhliea, en la que podr&n tomar parte, no s61o los peticio-
norios, simo cualquier otra persona que acredite haber heeho
el dep6sito del 1 por 100, del presupuesto de la obra.
La licitaei6n versari en primer termino sabre rebajas
"u las tarifas de explotaci&n; y si en ellas resultase igunl-
dad sobre rebajas en el tiempo de la concesi6n, el adjndica-
lario temdri la obligacida do abonar al firmante de la peti-
eidn que hubiese sido presentada la prinera, en el easo de
que fste mo hubiere sido el mejor poster, los gastos del
proyeeto, segtu tasacidn pericial de los mhismos practieada
con anterioridad a la subasta.











recibir las.aguas que naturalmente y sin obra de hom-
bre atluyen de las superiors, asi como la piedra o
tierra que arrastran en su curso. Pero si las aguas
fuesen product de alumbrajniantos artificiales o so-
brantes de acequias de t.egos o procedentes de esta-
blecimientos i.ndustriales que no hayan adquirido es-
ta serv'dumnbre, tendri el duefo del predio inferior
derecho a exigir resareimiento de daiios y perjuicios.
Los duefios de predios o.establecimientos inferio-
res pj)rin oponerse a recibir los sobrantes de esta-
blecimientos imdustriales que arrastren o lleven en di-
soluci6n sustancias nocivas introducidas por' los .'ue-
fioe de 6stos.
Art. 70. Si en cualquiera de los casos del articu-
lo precedent que confiere derecho de resarcimiento
al predio inferior, le conviuiese al duefio de 4ste dai
inmediata salida a las agu~a pars eximirse de la ser-
vidumbre, sin perjuicio para el superior ni para ter-
cero, podrf hacerlo a su costa. o blen aprovecharse,
eventualmente de las mismas aguas si le acomodase,
rwnunciando entretainto al resarcimiento.
Art. 71. El dueflo del predio inferior o sirviente
tiene tambien derecho a hacer dentro de 1 ribazos,
malecones o. paredes, que sin impedir el curso de las
aguas sirvan para regularizarlas o para aprovechar-
las en su caso.
Art. 72. Del mismo modo puede el duefio del
predio superior o domin-ente construir dentro de los
rihazos, mnalecones o paredes que sin gravar la servi-
dumbre del predio inferior, suavieen las corrientes de
Las aguas, impidiando que arrastren consigo la tierra
vegetal, o causen desperfecto en la finea.
Art. 73. Cuando el duefio de un predio varie la
salida de las aguas procedentes de alumbramientos,
scg n los articulos 22y 69, (1) y con ello se irrogare
dafio a tercero,.podri este exigir indem.nizaci6n o re-
sarcimiento. No se reputa daio el contrariar o supri-
mir el aproveehamiento de las aguas sobrantes a los
qne silo eventualmente las disfruten.
Art. 74. Cua.Tdo el agua acumule en un predio,
piedra, broza u otros objetos, que embarazando su
curso natural puedan produdir embalse con inunda-
ieones, distracci6n de las aguas u otros dafios, los in-

1 68 apareae por error en el texto official.












teresados podrim exigir del dueflo del predio que re-
mueva el estorbo o les permit removerlo. Si hubiere
lugar a la indemnizaci6n de dafios, seri a cargo del
causante.
CAPITULO IX

DE LAS SERVIDUMBRES LEGALIES
Seeccia primer

SDe hl servidumbre de acueducto

Art. 75. Puede imponerse la servidumbre forzo-
sa de arueducto para la conducci6n de aguas destina-
dps a algin servicio piblico que no exija la expro-
piaci6u de terremos. Corresponde al Ministro de Ul-
tramar decretar la servidumbre en las obras de cargo
del Estado, y al Gobernador de la proviucia en las
provinciales y nmuicipales, con arreglo a los trfmites
que prescribe el reglamento.
Art. 76. Si el acueducto hubiese de alravesar
vias comunales, concederi el permiso el Alcalde. y
enaamdo necesitare atravesar vias de intereses provin-
cial o cauces piblicos, lo concederi el Governador de
hL provrincia en la forma que prescribe el reglamento.
Cuando tuviese que cruzaxr vias de interns general, ca-
nales de navegaci6n o rios mavegables y flotables,
otorgard el permiso el Gobierno.
Art. 77. Puede imponerse tambi&n la servidum-
bre forzosa de acueducto para objeto de interns pri-
yado en los casos siguientes:
1� Establecimiento o aumento de riegos.
2� Establecimieunto de bafios y fAbricas:
3� Desecacidu de laginias y terrenos pantanosos.
4� Evasi6n o salidas de aguas procedentes de
alumbramientos artificiales.
5� Salidas de aguas de escorrentias y drenajes.
En lod tres primeros casos puede imponerse la
servidumbre, no s6lo para la conducci6n de las aguas
necesarias sino tambi6u para la evasi6n de los so-
brantes.
Art. 78. Al Gobernador de la provincia corres-
ponde en los casos del articulo anterior, otorgar y de-
* retar la servidumbre de acueducto.
Los que se sintieren perjudicados con las reso-









23

luciones del Gobernador podrAn interponer el recur-
so de alzala ante el Gobernador general de la isla ean
el plazo de treinta dias,'y ante el Ministro de Ultra-
mar. dentro de igu.al termino, si diehas resoluciones
fuesen confirmadas, y apelar an su easo a la via con-
tenciosa, conform a lo establecido en el articulo 251.
Art. 79. Eu todo caso debera procederse al de-
creto de constituei6n de las servidumbres, la instruc--
ei6n de expeliente justificativo de la utilidad de lo
que se intent imponer con audiencia de los duefios
de los predios que hayaal de sufrir el gravamen y la
tle los Municipios o proviocias en que radical, en
cuanto a 6stas o al Estado afecte La. resoludi6n.
Art. 80. El duefio del terreno sabre que trate de
impcneise la servidumbre forzosa de acueducto, po-
dlra oponerse por alguna de Las causes siguientes:
1" Por no ser el que las solicite duefio o coucesio-
nario del agua o del terreno que intent,a utilizarla
para objetos de interns privado.
20 Por poderse establecer sobre estos predios con
iguales vent-ajas para el que pretenda impanerLa y
manores inconvenientes para el que haya de sufrirla.
Art. 81. Si La oposicitn se fundase eu la primera
de las causes que se expresan en el articulo anterior,
y, al bacerla se .acompafiase justificaci6n documentada
de su existencia, podrA suspenderse el curso del expe-
diente adiiinistrativo mientras los Tribun.aes ordi-
narios no decidan la euesti6n de propiedad.
Si la oposiei6n fuese de segunda categoria, o he-
tha en otra forma, se tramitar, y resolvera con au-
diPneia de los ihteresados. Eu today. coueesi6n de ser-
vidumbre se entenderA reservado el ejercicio de la via
contelnciosa a las personas a quieies el gravamen afee-
to en su derecho.
Art. S2. Ctu.ndo para objeto de interns piblico
se solicitase por partioulares La imposici6n de servi-
dumbre forzosa de acueducto, se procedera eon la tra-
mitaci6n de las solicitudes de la manera que previene
el reglamento para la ejecuei6n de la preseute ley.
Art. 83. No puede imponerse la servidumbre for-
zosa .de n.ueducto para objetos de interns privado so-
bre edificios ni sobre jardines nli huertos (1) existen-
.tes al tiempo de hacerse la solicitud.

1 El testo official dice huertas por error.




*: &."' . I


24

Art. 84. Tampoeo podr, tener lugar la servidum-
bre forzosa tie acueducto por dentro de otro acueduc-
to preexistente; perosi el duefio de 6ste la conisintiere
y el duefio del predio sirviente se negare, se instrui-
rA el oportuno expediente para obl:gar al del predio
a avenirse al nuevo gravamen, previa indemnizaci6a
si le ocupare mayor zona de terreno.
Art. 85. Cuando un terreno de regadio que reci-
be el agua por un solo punto, se divida por herencia,
vents u otro titulo entire dos o mns duefios, los de la
parte superior quedan obligados a dar paso al agua
como servidumbre de acuedlucto para riego de las in-
feriores, s.n poder exigir por ello indemnizaci6n, a
no haberse pactado otra cosa.
Art. 86. La servidmunbre forzosa de acueducto se
const:tuiri:
1� Con acequia abierta, euando mo sea peligrosa
por su profundidad o situaci6n, ni ofrezca otros in-
convenenetes.
'2" Con acequia cubierta, cuando lo exijan su
profiurnddad, su contigiiedad a habitaciones o cani-
nos, o algi.n otro motive amnlogo, o a jiicio de la Au-
toridad competent.
3� Con caiieria o tuberia, cuando puedan ser ab-
sorbidas otras aguas ya apropiadas, cuando las aguas
conducidas puedan inficionar a qtras o absorber sus-
tancias nocivos o causar daios a obras o ediflcios, y
siempre que result necesario del expediente que al
efecto se forme.
Art. 87. La servidumibre forzosa de acueducto
puede establecerse temporal o perpetuamente. Se en-
tenderi perpetual para los efect6s de esta ley, cuando
su duraeinu exceda de seis afios.
Art. 88. Si la servidumbre fuese temporal, se
abanarh previamente al duefio del terreno el duplo
del arr:endo correspondiente a la duraci6n del grava-
men. por la parte que se le ocupa con la adici6n del
imported de los dafios y desperfectos para el resto de
la finca, incluso los que procedan de su fracciona-
miento por interpoaici6n de la acequia. AdemAs sera
de cargo del duefio del predio dominant el reponer
las cosas a su antiguo estado terminada la servidum-
bre. Si 6sta fuese perpetua se abanara el valor del te-


. ** **** :K *









25

rreno oeupado y el de los dafios o perjuicios que se
! causaren al resto de La finca. J
Art. 89. La servidiunbre temporal no puede pro-
Srogarse, pero si convertirse en perpetual, sin necesi-
dad de nueva concesi6n, abonando el copcesionrio lo
estableeido en el articulo anterior, previa deducei6n
..de lo satisfecho por la servidumbre temporal.
Art. 90, Serin /de cuenta del quo haya promovi-
do y obtenga La servidumbre de acuedueto todas las
-obras neeesarias para su construcci6n, conservaci6n y
�i.limpieza. Al efecto se le autorizar para oeupar tem-
;�: poralmente los terrenos indispensables para el dep6-
:: sito de materials, previa indemnizaci6n de dafios y
p.: perjuicios, o fanza suficeente en el caso de mo ser fs-
:i tos fiedes de preveer, o no conformarse con ella los
' interesados. Estos o la Administraci6n podran com-
;.i pelerle a ejecutar las obras y mandas necesarias para
,, impedir estaneami tos o filtraeiones que originen
deterioros.
Art. 91. Al estahlecerse -la servidumbre forzosa
de acueducto, se fijarh, en vista de la naturaleaa y
S ccafiguraci6n del terreno, la anchura que deben tener
]a aeequia y sus mirgenes, segan la cantidad de agua
que habri de ser conducida.
Art. 92. A ]a servidumbre forzosa de acueducto
es inherente el derecho de paso por sus mnargenes pa-
ra su exclusive servicio.
Art. 93. Si el acueducto atravesare vias pfblicas
o- particulares, de cualquier laturaleza que sean. que-
darc obligado el que haya obtenido la coneesi6n a
cemstruir y a conservar las aleantarillas y puentes ne-
cesarios; si hubiese de atravesar otros acueduetos, se
procederf de modo que no retarde ni acelere el curso
de Las aguas, mi disminuya su caudal, ni adultery su
calidad.
Art. .94. Cuando el duefio de un aeueducto que
atraviese tierras ajenas, solicite aumentar su eapaci-
dad para que reciba mayor caudal de agua, se obser-
, vearn los mismos trimites que para su estableci-
,. miento.-:
,. Art. 95. El duefo de un acuedacto podrA fortifi- -
cat. sus margenes con ecspedes; estacadas, paredes o
rilbazs de piedra suelta; pero no con plantaciones de
nkgtona clase. El duefio del predio sirviente tampoco
pdra bacer plantaciones ni operaci6n alguna de cul-

S' . .;.




� 2.. ...,:... .... . :-.. ..
. ' � , : .. .. ..: ".*.. ,. . � . � . . ,. .












tivo en las mismas mirgenes, y las r.sices que pene-
tren eai ellas podrAn ser cortadas por el duefio del
acueducto.
Art. 9S. La servidumbre de acueducto no obsta
para que el duefio del predio sirviente pueda cerrar-
lo, asi como edificar sabre el acueducto mismo, de ma-
nero que este no experimente perjuicio ni imposibili-
ten las repataciones y limpias necesarias. Las hara
oportunamente el duefio del acueducto, dando aviso
anticipado al dueflo, arrendatario o Administri'lor
del predio sirviente. Si para la limpieza y monda fue-
se precise demoler parte de alginm edificio, el coste de
su reparaciOl serf de cargo de quien hubiese edifica-
do sobre el acueducto, en caso de no haber dejado las
correspondientes aberturas o boquetes para aquel
servicio.
Art. 97. El duefio del predio sirviente podri
construir sobre el acueducto puentes para pasar de
una a otra parte del predio; pero lo hara con la soli-
dez necesaria y de ma.nera que no se amengiien las
dimensions del acuedlicto ni se embrace el curso del
agua.
Art. 9. Em toda acequia o acueducto, el agua.,
el cauce, los cajeros y las mirgenes serbin considera-
dos como parte integrante de la heredad o edificio a
que van destinadas las aguas.
Art. 99. Nadie podri, sino en los casos de los ar-
ticulos 96 y 97, constrdir edificio ni puente sobre ace-
quia o acueducto ajeno, iii derivar agua, ni aprove-
charse de los products de ella, mi de los de sus mAr-
genes, ni utilizar la fuerza de la corniente sin expre-
so consentimieuto del duefio.
Tampoco podrAn los duefios de los predios que
atravesase una acequis o acueducto por. o por cuyos
liuderos corriese, alegar derecho de posesi6n al apro-
vechamiento de su cauce nj mArgenes, a no fundarse
en titulos de propiedad, expresivos de tal derecho. Si
por ser la acequia de construcci6n inmemorial, o por
otra causa mo tuviese bien determinada la amchura de
su cauce, se fijarf, segfin el articulo 91, cuando no
hubiese rest ni vestigios antiguoA que la comprueben.
En las acequias pertenecientes a comunidades de
regantes, se observarA sabre el aprovechamiento de
las corrientes y de los cruces y mfirgenes lo prescrito
en las ordenamzas municipales.









27

Art. 100. La concesi6, de la servidiunbre legal
de acueducto sobre los predios ajenos, caducark si
.dentro del plazo que se hubiese fljado no hiciese el
concesionario uso de ella despu6s de completamente
satisfecho al duefio de cada predio sirviente la valo-
ria, segfn el articulo 88.
La servidumbre ya estableeida se extinguira:
1� Por consolidaci6n, o sease, reuni&adose en mla
sola persona el dominio de las aguas y el de los terre-
nos afeetos a la servidumbre.
2� Por expirar el plaze menor de' diez afios fija-
do en la concesi6n de la servidumbre temporal.
30 Por el no uso durante el tiempo de veinte afios
ya per imposibilidad o negligencia de parte del due-
fio de la servidumbre, ya por actos .del sirviente con-
trario a ella sin contradicci6n del demandante.
4� Por enajenacian forzosa por causa de utilidad
pfblica. El uso de la servidumbre de aeueducto por
cualquiera de los condominios conserve el derecho pa-
ra todos, impidiendo la prescripci6n por falta de uaso.
Extinguida una servidumbre temporal de acue-
ducto por el traLscurso del tiempo y vencimiento del
plazo, el duefio de ella tendral solamente derecho a
aprovecharse de las cosas a su primitive estado.
Lo mismo se entenderA respect del acueducto
perpetuo cuya servidumbre se extinguiese por no po-
sibilidad o desuso.
Art. 101. Las servidumbres urbanas de aoueduc-
to, canal, puente, cloaca, suniidero y demis estableci-
das para el servicio pfiblico y privado de Las poblacio-
nes, edificios, jardines y f6bricas, se regirAro por las
Orde.uanzas ge.nerales y locales de policia urbana.
Las procedeutes de contratos privados, que no
afecten a las atribuciones de los Cuerpos municipals,
se regirin por las leyes comunes.

Secci6n segumda
De ia servidu rnbrc de estribo de presa y de parade
o pa.rtidor
Art. 102. Puede imponerse la servidumbre for-
zosa de estribo, cuando el que intent construir urna
presa no sea duefio de las riberas o terrenos donde ha-
ya de apoyarlas y el agua que por ella deba tomar se




I










28

.destine a un servieio pfblico o de interns privado de
loe comprendidos en el articulo 77.
Art. 103. Las concesiones para esta elase de ser-
vidumbres se otorgaran por la Admiuistraei6n en la
form y seg.n los tOrminos prescriptos en la secci6n
primera de este capitulo.
Art. 104. Decretada la servidumbre forzosa de
estr:bo de presa, se abonari al duefio del predio o
predios sirvientes el valor que por la ocupacidn del
terreno corresponda, y despu6s se le indemnizara de
los dafios y perjuicios que pudieran haber expenmon-
tado las fincas.
Art. 105. El que para (tar riego a su heredad o
mejorarla, necesite construir parada o partidor en la
acequia o regadera por done hay.a de recibirlo s'i
vejamen ni mermas a los demAs regantes, podri exi-
gir que los duefios de las mirgenes permitan su cons-
tricei6n, previo abono de dailos y perjuicios, ipncluso
los que se originen en la nueva servidumbre.
Art. 106. Si los duefios de las mirgenes se opn-
sieran, el Alcalde, despu6s de oirlo, y al Sindicato en-
cargado de la distr;buc.6n del agua, si lo hubiese, o
por falta de 6ste al Ayi~ntamiento, podrxl conceder el
pcrmiso. De la resoluci6n del Alcalde cabra reoirso
ante el Gobernador de la provincia, y ante el Gober-
nador general de la isla en su easo.

Seccid tercera

De Ia serridunmbre de abreraoderos y de saca'de ugua

Art. 107. Las servidumbres forzosas de abreva-
deros y de saea de agua, solamente podrAn imponer-
se por causa de utilidad piblica en favor de alguna
poblaci6n o ca-erio, previa la correspondiente auto-
rizaci6n.
Art. 108. No se impandrin en lo sucesivo estas
servidumbres sobre los pozos ordLnarios, las cister-
nas o aljibes, ni las edificios o terrenos cereados con
pared.
Art. 109. Las servidumbres de abrevadero y de
saca de agua llevan consigo La obligaci6n de los pre-
dios sirvientes de dar paso a personas y ganados
hasta el punto donde hayan de ejercerse aqullas; de-


. I I -











biendo ser tambi6n extensiva a este servicio la in-
demnizaci6n.
Art. 110. Son aplicables a las concesiones de es-
ta clase de sprvidnumbres las prescripeiones que dejam
estableeidas pars el otorgamiento de las de acueduc-
to; al decretarlas se fijarh, segin su objeto y las cir-
cunstancias de la ]ocalidad, la anchura de la via o
send que baya de conducir al abrevadero, o punto
destinado pars sacar agua.
Art. 111. Los duefios de los predios airvientes
podrhn variar la direcci6n de la via o send destina-
da al uso de estas servidumbres, pero no su anchura
ni entrada, y en todo caso sim que la variaci6n per-
judique el 'uso de la servidumbre.
Secci6D carta

De 1, servidumbre de camino de sirga y demis inhe-
rantes a 'os predios ribere-hos

Art. 112. Los predios cantiguos a las riberas de
los rios navegables o flotables estan sujetos a la ser-
vidumbre de camino de sirga. La anebura de 6ste se-
ra de un metro si se destina a peatones, y de dos si a
caballerlas. Cuando lo escarpado del terreno u otros
obstfculos ]o exijan, el camino de sirga se abriri por
el sitio mis convenient; pero en este oaso, y siempre
que el eamino penetre en las propiedades colindantes
mbs de la zona sefialada al camino de sirga, se abo-
nari a los duefios de aqullos el valor del terreno que
se ocupe.
Art. 113. El Gobierno, al elasificar los rios nave-
gables y flotables, determinara la. margin del mismo
por donde haya de llevarse en eada sitio el camino
de sirga.
Art. 114 En los rios que en lo sacesivo adquie-
raim las condiciones de navegables o flotables, por vir-
tud de'obras que en ellos se ejecuten, precedera al
establecimiento del camino de sirga la correspondien-
te indernmizaci6n. con arreglo a lley de Expropia-
ci6n forzosa. (')
1 La Legislaei4in vigente sobre expropiacidn forzosa
se hall en ai segunda ediei6n de lI obra titalada "Refor-
map en Nuostra Legislsid6n", del Ldo. RogeUo Beemntez y
Cfirdenas, de venta on Obispo mlmeros 3.3 y 35.






� ".,. . . . . . . . .











Art. 115. Cuando im rio navegable o flotable de-
je permanentemente de serlo, cesari tambiun la ser-
vidumbre de camino de sirga.
Art. 11'S. La servidumubre de eamino de sirga es
exclusive para el servicio de navegaci6n o flotaci6n
fluvial.
Art. 117. Para los canales de navegaci6n no se
impondrA la serviduumbre de sirga, sino en easo de
acreditarse su necesidad.
Art. 118. En el camino de sirga no podrin ha-
cerse plantaciones, siembras, cercas, zanjas ni otras
obras o laborers que emha.racen su uso.
El duefio del terreno podrA, no obstante, apro-
veeharse exelusivamesnte de las lefias, bajas o hier-
bas que naturalmente se crien en 1l.
Art. 119. Las ramas de los Arboles que ofrezean
obstAculo a la uayegaci6n o flotacidn y al camino de
sirga, seram cortadas a convenient altura.
ArtI 120. Los predios riberefias estin sujetos a
la servidiumbre, de que en ellos se sujeten o afiancen
las maromas o cables'necesarios para el establecimien-
to de harcas de paso, previa indemniza.ci6n de dafios
y perjuicios, asi como a consentir el amarre acciden-
tal. eu easos extremes, de embarcaci.ones u objetos
flotantes de trainsito indemluiznido tambien.
Art. 1121. Si para pre-aver que las avenidas arre-
halen las maderas u objetos comducidos a flote por
los rios, fuese necesario extr.nerlos y depositarlos en
los predios riberefios, los duefios de tstos no podrin
impedirlo, y solo tendrin derecho al abouo de dafios
y perjuicios. A 6l qucdar6u especialmente responsa-
bles las maderas u objetos, los ouales no se retirarAn
si.u q iu sus couductores hayan pagado o prestado
fia.nza.
Art. 12'f Tambien estAn sujetos los predios ribe-
refios a comsentir que se depositeal en ellos Las mer-
cancias deseargadas y salvadas en caso de averia,
nauiragio u otra necesidad urgent, quedapdo res-
ponsables las mismas al abono de dafios y perjuicios
en los t6rminos del articulo anterior.
Art. 123. Los duefios de las mArgenes de los rios
estAn obligados a permitir que los peseadores tiendan
sus redes y depositen temporalmente el product de
la pesca, sin intennarse en la finca ni separarse mas
de trees metros de la orilla del rio, segdin el articulo




SW ~ w -


31

36. a me.nos que los accidents del terreno exijan en
algiln easo la fijacion de mayor anchura. Donde no
exist la servidumr.re de tr&nsito por las mirgenes
para los aproveehamientos comunes de las aguas, po-
dr6 el Gobernador general de la isla estableeerla, se-
fialaando su anchura, previa la iuadenizaci6u corres-
pondiente.
Art. 124. Cuando los causes de los rios o ba-
rrancos haya de desbrozarse y limpiarse de arena,
piedras u otros objetos depositados por las aguas, que
obstruyendo o torciendo su curso amenacen con sus
dafios, se someteran los predios ribereiios a la servi-
dumbre temporal y dep6sito de las nmterias extrai-
das. abonAndose los daiios y perjuicios o dAndose la
oportuna fianza.
Art. 125. 'El establecimiento de todas estas servi-
dumbres, incluso la de traisito por las margenes pa-
ra aproveehamientos comunes de las aguas, compete
a bI Administraci6n, en los grades y termiinos que
queda previsto para los de la secci6n primer de es-
te capitulo.
TITTLO IV (1)

DE LOS APROVECHAMEINTOS IOOMUNES A LAS AGUAS
PCrBLIOAS
Seccita primer

Del aprovcchcnniento de la1s aguas p~iblicas para cl
scrvicio domistico, agricola y fabril
Art. 126. Mientras las aguas corran por causes
cnaurales y pfiblicos, todos padrain usar de ellas para
ibeber, lavar ropas, vasijas y cualesquiera otros obje-
tos. baiiarse o abrevar o bafiar caballerias o ganados.'
con sujeci6n a los reglamentos y bandos de policia
municipal.
1 De la Ley de Aguas anotada por D. Manuel Ocho-
torena y Trujillo, edici6n de 1891, copiamos la siguiente no-
ta: "Sin duda, por no introducir muchas modificaciones al
hacer extensive la Ley de Aguas de la Penunsula a Is Isla
de Cuba, se ban copiado de aqu6Ua hasta las erratas; pues
a mias de las ya sefaladas en los articulos 73 y 83, nos en-
coatramos ahora, con que tampoco aqui exiete el capitulo
X, que creemos debi.era corresponder a este epigrafe, porque
en la-ley se pass del IX al XI, sin que tenga el X otra eo-
locaci6n mis rational que en este sitio."









32

Art. 127. Em las aguas qcue apartadas artificial-
mente de sus causes naturales y piblicos discurrie-
sen por canales, acequias o acueductos descubiertos,
aunque pertenezean a concesionarios particulares, to-
dos padrAn extraer y conducir en vasijas las que ne-
cesiten para uso demestico o fabriles y para el riego
de las plants aisladas; pero la extracci6n habri de
hacerse precisamente a mano, sin g6nero alguno de
mTiqulina o aparato, y sin detener el ourso del agua
ni deteriorar las mArgenes del canal o acequla. Toda-
via deberi la Autoridad limitar el uso de este dere-
cho euaindo cause perjuieios al concesionario de las
aguas. Se entiende que en propiedad privada nadie
puede penetrar para buscar o usar el agua a no me-
diar licencia del duefio.
Art. 128. Del mismo modo an loa canales, ace-
(quias o acueductos de aguas pfiblicas al descubierto,
aunque de propiedad temporal de los concesionarios,
todos podrAn lavar ropas, vasijas u otros objetos.
siempre que con ello no se deterioren las margenes ni
exija el uso a que se destined las aguas que se con-
serven en estado de pureza. Pero no se podrin ibafiar
ni abrevar ganados ,ni caballerfas sino precisamente
en los sitios destinados a este objeto.

Secci6n segmuda

DUl aprovechamierifo de lns aguas puibicas
para la pesca

Art. 129. Todos pueden pesoar an causes pibli-
cos sujetndose a las eyes y reglamentos de policia
que especialmente sobre la pesca puedan dictarse,
siempre que no se embrace la navegaci6n y la tlo-
taci6n.
Art. 130. En los canales, acequias o acueductos
para La conducci6n de las aguas pfiblicas, aunque
construidas por concesionarios de 4stas, y a menos de
hab6rseles reservado el aprovechamiernto de la pesca
por las candiciones de la concesi6n, pueden todos pes-
car con anzuelos, redes o nasas, sujet&ndose a los re-
glamentos especiales de pesca, con tal de que no se
embrace el curso de agusa ni se deteriore el caal o
sus mArgenes.
Art. 131. En todo lo qune se refiera a la construe-


Ki d ,-e.. x ..."& ,,!' ..H . .,..








33

ei6n de encafizadas o cualesquiera otras elases de
aparatos destimados a La pesca, tanto en los rios nave-
gables y flotables, como en los que no lo seam, se ob-
servarin las disposiciones vigentes sabre esta material,
o las leyes y reglamentos que pudieran dictarse.
Art. 132.-Los duefios de encafiizadas o pesque-
rias establecidas an los rios navegables o flotables no
tendrin derecho a indemnizaci6n por los dafios que
en ellas cause los barcos o las maderas an su .nave-
gaei6n o flotaci6n, a no mediar por parte de los con-
ductores infracci6n de los reglamentos generals,
malicia o evidence negligencia.
Art. 133. En las aguas de dominio privado y en
las eoncedidas para el establecimiento de viveros o
eriaderos de peces, solamente podrmn pescar los due-
floe o concesionarios, o los que de ellos obtuviesen
permiso, sin mis restricciones qu4 las relatives a la
salubridad pfiblica.
Seceidt tercera

Del aprorechamienlo de l& aglu0as pard li navtegacion
y flofacidn

Art. 134. El Gobierno, mediate expediente, de-
elararti por medio de Reales decretos, los rios que en
todo o en parte deben considerarse como navegables
o flotables.
Art. 135. La designaci&m de los sitios para el
embarque de pasajeros y mercamcias en los rios na-
vegaibles y pars la formaci6n y estancia de almadias
o balsas en l6s flotables, curresponde al Gobernador
general de la isla, previa -formaci6n de expediente.
Los terrenos necesarios para estos usos se adqui-
rirfin por expropiaei6n forzosa, cuando sean de pro-
piedad particular.
Art. 136. Las obras para canalizar o hater nave-
gables o flotables los rios que no lo sean naturalmen-'
te, se ejecutarfn conforme a lo prescripto en la Ley
general de Obras pfblicas.
Art. 137. Cuando para canvertir un rio en na-
vegable o flotable por medio de obras de arte, haya
que destruir ffbricas, press u otras obras legalmen-
ie construidas en sus causes o riberas, o privar el rie-
go o de otro aprovechamiento a los que con derecho





ii^ - .ii� � ^^








34

lo disfrutasem, precedert la expropiaci6n forzosa o
inndemnizaci6n de daios y perjuicios.
Art. 138. La navegaci6n de los rios es entera-
mente libre para today clase de inavegaciones .naciona-
les o extranjeras con sujeci6m a las leyes y reglamen-
tos generals y especiales de la navegaci6n.
Art. 139. En los rios mo declarados navegables o
flotables, todo el que no sea duefio de sus mfrganes
y obtenga permiso de quienes lo Sean, podti estable-
cer bareas para el servicip de sus predios o de la in-
dutlria a que estuvieren dedicados.
Art. 140. En los rios meramente flotables, no se
podra verificar la conduccien de maderas sino en las
6poeas que para cada uno de ellos design el Minis-
tro de Ultramar.
Art. 141. Cuaudo eo los rios no declarados flo-
tables pueda verificarse la flotaci n en tiempo de
grades crecidas, o con el auxilio de press movibles,
podri autorizarla, previo expediente, el Gobernador
de la provincia, siempre que no perjudique a los rie-
gos o industries establecidas y se fiance por los pe-
ticionarios el pago de dafios y perjuicios.
Art. 142. En los rios mavegables o flotables no so
podri autorizar -la construcci6n de presa alguna sin
las necesarias exclusas y portillos o canalizos para la
navegaci6n y flotaci6n y las escalas salmoneras en los
rios donde estas sean precisas para el fomento de di-
cha clase de pesea, siendo la conservaci6n de todas
esas obras de cuenta del duefio de ellas.
"Art. 143. Em los rios navegables y flotables los
patrons de los harcos y los conductors de efectos
Ilevados a flote, serin responsables de los dailOs que
aqu6llos y 6stos ocasionen.
Al cruzar los puentes u obras pfiblicas y parti-
onlares, se ajustarin los patrons conductores a las
prescripciones reglame.ntarias de Las Autoridades. Si
eausaren algin deterioro, abonarin todos los gastos
'que ocasione su reparaci6n, previa cuenta justificada.
Art. 144. Estas responsabilidades podran hacer-
ae efectiv-as sobre los barcos o efectos flotantes a no
mediar fianza sufiieente, sin perjuicio del derecho que
a los duefios compete contra los patrons o condue-
tores.
Art. 145. Toda la madera y demAs efectos flotan-
tea que vayan a cargo de an mismo conductor, aun-


1awk.tA.&A�.~












pertenezean a diferentes dueflos, seroa respansa-
es al pago de los dafios y deterioros que los mis-
mos efeetos osusen.
El duefio o duefios de la madera u otros efectos
gue se embarquan y vendan en su caso, podr&n re-
clamar de los demis el reintegro que a cada cual co-
rresponda pagar, sin perjuicio del derecho que a to-


dos asiste cor
Art. 116.
observara tan
sas se hayan
dera o efectos
no sea posibli
los efectos ca
derarAn como
tos se entend
ies, a quienes
mar de los di
poaderles.


DE ,LS0 APROV



De la
Art. 147.
veehamiento d
tinadas a emp
vo los casos e
177 y 184 de 1
Art. 148.
aguas pdblica
uso de ellos
parte, se le c
veinte afios, a
de 3 de Agost
Pasado e!
a la parte de
de loquesed
articulo.
En tal ca
terior de las
6" I 7�, 11y 14


itra el conductor.
SLo dispuesto en el articulo anterior se
abi~u cua.do por avenidas u otras cau-
rounido dos o mis conducciones de ma-
flotantes, mezclindose de tal suerte que
e determinar a cuil de ellos perteneclan
usantes del dafiot El tal caso se consi-
I una sola conducci6n y los procedimien-
erin can cualquiera de los conducto-
les quedarA a salvo el derecho de recla-
emhs el pago de lo que pudiera corres-

CAPITULO XI

ECIAMIENTOS ES'PECCIALES DE LAS AGUAS
P&BLJMas
Seccldi primer

co cesidie de aprovechonbientos
Es necesaria autorizaci6n para el apro-
le l9s aguas publicas especialmente des-
resas de Lnteres pIblico o privado, sal-
xpresados en los articnlos 60, 174, 176,
a present ley.
El que tuviese derecho declarado a las
s de mi rio o arroyo sin haber hecho
o habi4ndolos ejercitado solamente en
onservarin integros por el espacio de
contar desde la. promulgaci6n de la ley
o de 1866.
ste tiempo, caducarin tales der ehos
aguas, no aprovechadas, sin perjuicio
lispone por regla general en el siguien.te

so es aplicable al aprovechamiento ul-
aguas lo dispuesto en los articulos 5�,
de la present ley.


IlsW[rs~tP1(PY~pl~L1bPl~a~EjLWi~luj~~












De todos modos cuando se verifique La informa-
ci6n pfblica para alguna concesi6n de aguas, ten-
drA el poseedor de aquellos derechos la obligaci6n de
acreditarlos en la forma y tempo que sefialan las re-
glamentos. Si procediese la expropiaci6n forzosa, se
Ilevara a cabo, previa la correspondiente indemni-
zacidn.
Art. 149. El que durante veinte aflos hubiese dis-
frutado de un aprovechamiento de .aguas pithlicas,
sin oposicidn de la Autoridad o de tercero, conti-
nuara disfrutAndolo .aLn euando mo pueda acreditar
que obtiuvo la correspondiente autorizaei6n.
Art. 150. Tohd. cancesi6n de aprovechamiento de
aguas p6bl;eas se enteanderr hech.a sm perjuicio de
tereero y dejando a salvo los derechos particulars;
respect a la duraci6n de estas concesiones se deter-
min.ar en cada caso, seguin las prescripciones de la
present Ley.
Art. 151. En las concesiones de aprovechamien-
to de aguas p6blicas se ertenderf comprend'da la de
los terrnos de dominion p6blico, necesarios para las
obahs de La presa y de los cainales y acequias.
Respect de los terreaos' de propiedad dol Esta-
do. de l.z provincia, de los pueblos o particulars, se
procederd segin los casos a imponer la servidumbre
forzosa, sin perjuiicio de lo dispuesto en el articulo
78, o la expropiaci6n por causa de utilidad pfblica,
previo el oportuno expediente y demis formalidades
que correspon-dan.
Art. 152. En toda concesi6n de aprovachamiento
de aguas pjblicas se fijarA la naturaleza de 6ste, la
cantid.ad en metros cib;cos por segundo del agua cani
cedida, y si fuese para riego, La extension en hee-
tAreas del terreno que haya de regarse.
Si en aprovechamientos anteriores a la present
ley no estuviese fijado el -caudal de agua, se entende-
ra concedido fnicamente el necesariolpara el ohjeto
de .qu6eUos, que determiaard el Gobennador general
de la isla, con audiencia de los interesados. pudien-
do exigirles establezeam los models convenientes.
Art. 153. Las aguas cancedidas par.i un nprove-
chamiento no podrin aplicarse a ctro divers sin la
formaci6n de expediente, como si se tratara de nue-
va concesirn.
Art. 154. La Administraci6n no serA responsa-










37

ble de la falta o disminuciju que pueda resultar en
el caudal expresado cn la concesi6n, ya sea que pro-
ceda de error o de cualesquiera otra causa.
Art. 155. Sieinpre que e.n las concesiones y en
1Qs disfrutes de e.ntidades determinadas de agua por
espacio fijo de tiempo sno se exprese otra cosa. el
uso cc.'itinuo se entier.:e por todos los iniitantes; si
fuere por dias, el natural se entei.deri de veinticua-
tro horas desde media noehe; si fuese durante el dia
o la noche, se entendera (ntre la saijda y3 la puesta del
sol, y si fuese por sem.anas, se contar6n desde las
doce de la .ioche del domingo; si fuese por dias fes-
tivos o con exclusion de ellos, se entenderin los de
precepto en que ino se puede trahaj.ar, considerindn-
se fnicamente dias festivos aquellos que eran tales
eu la 6poca de la concesi6n o d el eontrato.
La aplicaciOn de esta; disposicio.ues y los por-
menores sobre el modo y tiempo del .disfrute del
agua se encomieudan a los reglameantos administrati-
vos o a las Orde:ianzas de las comunidades de rogain-
tes de que trata el art. V,
Ait. 156. Las autorizaeionu2s para haeer studios
de lodo aprovechamiento de agnras, se s:ajetarfin a
lo que prescribe el art. 56 de la ley general de Obras
p6bLeas. (1)
Art. 157. La- eoncesicnes rde aproveehamiento es-
pecial de aguas p6blicas, lo mismo que las de oese-
eaci6n y saneam ento, se utorgaran prefirieudo los
proyeetos de mis import.mincia y utilidad, y eu igual-

1 Articulo 56. Para la formacioD del proyeeto a que
ae refiere el artieulo anterir.. ei peticianario podra solici.
tar, del Ministcrio de Ultramar, o de las Corporaeiones a
quienes correspond, la eonmpetente autorizacidi.
Esta autorizaci6n s6lo lleva e(,nsigo:
El poder entrar cn propiedad ajcna para bacer los es-
tudios, previo el permiso del du.efio, administrator o colono
si residiese en la propiedad o cerea de ella, y en otro case
o eu el de negatixa, con el d.l Alcalde, que deberf couce-
derla, siempre que so afiance mediamte un ciumputo pruden-
cial, ol pago inmediato de los dafios que puedan ocasionarse.
* Krtleulo 55. Para que pueda otorgarse a un partici.
Jar o Compala la concesi6n do una obra pdblica, en los ea-
sos a qua se reflere el art. 53 a? require un proyeeto con
todos los datos, que con sujeei6n a lo quo se dispanga en
los reglamentos, scan mecesarios pare former cabal juicio de
la obra, de as objeto y de las ventajas que de su construe-
cidu han de reporter los interests generals.









38

dad de eirceinnstaimias Its que antes huhiesen sido pre.
aentadoa.
Lo relatiro a los proyeetos, concesiones, ejeeu.
Cein, nspecer.in y recepciin de las obras que requie-
ran los uaproveehbamientos objeto de la coceesi6n, se
regirh s or as prescripeiones de la ley general de
Ohras publh.as.
Ar 158. Las 'r-.na-siones de aprovecrLmientos
de agua eadlicarin pur no habenre cunmplid. las con-
diciones y plazas, iou .arrvglo a Io. -uales Lubiesen
sid.) o)rrQda.d..
An 159. Fm todo ap ive-.hamiento de aguas pi-
bliea. pars .mial. de navega.:ini a riego. aet.quias
y saneamiento)r . serdin piopiedad peirpeu.a de lAw c.m-
eeiotiarLo< i)s aIlltI de agj y las fdbricas y esta-
bleeImient.s uLdustiliales . ue a lsu LImdracltn hubie-
sean e'i.Ystnrido y planteadu.
Art 160. Eu la csjrllesin de aproveehuamienlos
e. 'eialep . de .igua pua ir-LSe e observ-ar el siguien-
te orden de plnrtereti la
1' Aba..teimit.nt. de poblariones
.2 Ahste-.lnimnro de, ferro, arrile-
,3' Riegi.
4 ('inaie dJe Inaveaclnr
5' Molinos y utra. lahbriras, bareas de pa:so y
[oi:r tes flo)Lan.clt.
t. E< t i~a.41e� para vi.er, :, crioderos de peees.
I)c itr,. de i',cln raise seri-a prefti idLs lii em-
presa.. de .nmy1. Lmp..rt,,r.ia y LiiLAld, y en ieual-
did 'e *.ir,LO.mrin;,w qe a1i.' hub6esnt sobliitado
el r-,r'r.,,,lnmiemeu,)
En tod.i caw se reTp.-tdrar.L pieferentemanie los
ar' rehtanmieut, , i annuity . TxreaJ..s en lai se.rio-
ri'" iPriet., e.U"ii1. y te -r mi del i.ap.iltlu o uterior.
Air. 161. T.odo dpi'rvech.mirnrijto eper4il de
agus puhli-as. eiA llt" d a LI vxr'opliripL;t tbo)u-.a
prr i:ailua de iuli-Jad puh!lia, prerv la idemniza-
eti,'li.i re.'.,prn;il:e 'te. ehar 1de o r. aprove'ahmi.in-
to I-le Ite [jpreda ,--a:in --I , rdsiu fijado en el articu-
In ailer.or peo i:i -� i Ltai -r 'Je l s u e I i t lg u. a
no ser en nrrlit. dc- iIai le., -plleciml.
Art. 1-62. En .:;M..< Lreentes de jnc':endiI6,. Lnur-
da"ei In u ittr ealamidad pAblica, la. Autoridad o sus
deperndj.nte. it.iMnttindeameute podxran dLiponer, y
bin tramitacit6n ni idmuenmizacin prevTa, peru cou




CCr


u i.id.;'' i. deldi rairiia . rm2Iwimnifi.-.. .-11 las i as
r..v- ii p.ara ,ri nr.. ni -r v. . -.tar el . 1..' "i 1i-
al .iis l.jn n ptiubli'-a . i.l. I.. 'ai. 'hi ii i'.. i'* i. i. i
.o ! .il ], r. I i..n'i -.i..I [ - "' " .. ''ll ", rl i. -I Jt r l "i.
0j FilIui.-' *i.r i- vi. -iii.i-.u [*jr1r.1. 1 11 ri. ur0* ,�l "1 r ., " -r"
so hir4lll " :(..] 'llt.J *' l '111. ,. l',r ..r[l. -': I 'l1
LI" c il ) [Ll i- /lr l Ml I t r ~la !I
An 1I En i.l i ...uu i..,r . ,e .r!.3- r. .

garl, r. a er .,._. I 'L . u m i j r I n i
Pio'.;i r Iri -e 1 ,' l . i-iil. ri , .i.. r - i n . ! r. n Jt I r.i,.
*i5) 4' *1it hi i ri Iin . I*ll ii . ...l y.i i . lln i l . .







_ieii� *r! ic - * .rrrirl'" I ' t. -, l* * ri, '�l . n . , J - I . ..l I'r;rI
di uL' ' E'tiu.'.' , '-l i II t 'i'i ...l I1 i I'' f I'j ia ... s. I-
ni .llr- E k ra -.. , rbl l-.i rl. !a..,r j ,, L r ..l . .r
a:d< Kirie* n . * Hilt.ifl*.' p ler ai "u i ( * t i sn ":Tj

Secion, segundda

[1 . i ,l..ti.i.l,1. i I i ,ir *'. i l" . (Iu ... i p .lu . '(.i g*i. ih
,rlh,,l . 1 1u4 - ul t .v 111 *l.lAr3 t P .

-\!t li~i ti . ir..Irr- i uiu. ..) ;1 .1 i. i. l Ii ' .:ma




A Jr I:1 . . , i , [... tl, [..ril rI-..-- d l -. .: , , .,


i '. -u . ,- .*ii -l i ' ii I r . I.1I 1 i , :1l. r| .. ti Iii ri. .
1,tm r ii, .. - .ii iu, .r.. ..r- ni. . rru ., !.i i. .. e !;i
r' rn le- i .. r , l,.J i ,1. t.iiiii , airii4.- , -- . ti . i'el l.I.j.
-i r.r.J] i i Iu l .rn .t. r' .l'hl.- xi. . Ji I. ' .Ii.. ie I.. .

A1!,',' 1.1. I 'la* i -' 1 v'i , 1i 1 ajt.wll l' ll',r's t
ihra p:...ba:.n n.jarr^ dil- iruiJl iir .l.- , iir I'.i p,1'..
I t *! lr,- t u..r.r u hi lAi,'r r.r..r i ri. .. . -ILera L,-
rIJcIr'c:i n ,. i, r.-i bl.-p . :. i 1, Jrl l ,inrs. .J 'r: , , -
ij.Innniai-.:. rr- ' I ' ri-t. a a- uIio I- I iiui>in .P - r' -P,
ule a ,pr.,v'. h niti;il't). lil miiriniranite tilpiil I-'ol
An IIT N.I -? (trt lai It ei.rli aj-i .iL f ..l z .1
dr cuiS .Ii prip-ii.ld Ji- pa rniini-ir pinra a r itiie-
ti.hioulo dJe Uaiu p.-.blte- .n ,rmni coinlIt pr.)ir el Minms-
fro de Ulirariar e hbya deilarad,. (n vista, de IOs
e.,lladios praetiiiadsi al eletio:l, iaue n,) hi"y tiqua.s p6i-


Lu












bliss que puedan ser racionalmente aplicadas al
mismo objeto.
Art. 168. No obstante-lo dispuesto'en los artieu-
los anteriores, el Gobennador de la provincia podra,
en 6pocas de extraordinaria sequia, y oida la Comi-
si6n provincial, acordar la expropiaci6n temporal del
agusa necesaria para el abastecim.ento de tna pobla-
ci6n, mediate la indemnizacibu correspondiente en
favor del particular.
Art. 169. Cuando La concesion se otorgue a favor
de una empresa particular, y en el easo tie que la po-
Ablaci6n que se ha de abastecer no tuviese los 20 li-
tros de agua potable por habitante que expresa el ar-
ticulo 164, se fijari en la misma cancesi6n la tarifa
de precious qiue puedain percibirse por suministro de
agua y tuberia.
Art. 170. Las concesiones de que habla el articu-
lo anetrior serin temporales, y su durac:6n no podri
exceder de noventa y nueve afios, transcurridos los
cuales quedarin todas las obras, asi como la tuberia,
en favor del comfin de vecinos, pero can la obliga-
ci6n por parte del AyLintamiento de respetar los con-
tratos emtre la empresa y los particutlares para el su-
ministro del agua a domicilio.
Art. 171. A los Ayuntamiientos corresponde for-
mar los reglamentos para el r6gimen y distribuci6n
de Las aguas en el interior de las poblaciones, con su-
jeci6n a las iisposiciones generals administrativas.
La formaci6n de estos reglamentos debe ser siempre
anterior al otorgamlento de las caicesiones de que
tratan los articulos a.nteriores. Una vez hecha la con-
cesi&., Slo podrin alterarse los reglamentos de co-
mfn acuerdo entire el Ayuntamiento y el concesiona-
rio. Cuando no hubiese acuerdo se oiri .al Consejo de
Admiimistraci6n de la isla y resolverf el Mmistro de
IUltramar.

Seccit tercera

Del aprovechamiie.to de las nguas pilblicas para el
abastecimiento de ftrrocarriles

Art. 172. Las empresas de ferrocarriles podrdn
aprovechar, con autorizaci6n competent, las aguas
piublicas que sean necesarias para el servicio de los


''' :












mismos. Concederh la autorizaci6n el Gobernador de
la provi.ic:.a cuando el gasto de agua no hubiese de
exceder de 50 metros cibicos al dia; pasando de es-
ta canltidad resolverA el Mialistro de Ultramar.
Si las aguas estuviesen destimadas de antemano
a otros aprovechamintos. debera preceder la expro-
pia'i6n con arreglo . lo dispuesto en el articulo 161.
Art. 173. Para el mismo objeto podrAn las Ems
press, con la autoriza.ci6n que prescribe el articulo
25 de esta ley, abrir pozos ordi,.nrios, norias o gale-
rias, asi como t.mbien perforar pozos artesianos en
terrenos de domimio pfiblico o del cormitn, y cuaudo
tuesen de propledad privada previo permiso de su
duefio, y cu su caso del Gobernador de la. proviincia.
Art. 174. Cuando los ferrecarriles atravieseu te-
rrenos de reg.adio en que el aprovechamiento del
agna sea ihierente al 4iominio de la tierra: las Em-
priesas tendrian derecho a tomar en los'puntos mAs
conveiaientes para el servicio del ferrocarril la canti-
dad de agua correspondieute al terreno que haya.n
ocupado y pagado, quedando obligadas a satisfacer
en la misms proporci6n el ecanan de regadio o sufra-
.gar los gastos ordinarios y extraordinarios de ace-
q.u:as. segim los cascs.
Art. 175. A falta, o por insuficiencia ie los me-
dimo autorizados e.. los articulos anteriores, tendr&n
derecho las Enipresas de ferrocarriles, para el exclu-
sivo Fervlcio de 6stas, al agua mnecesari. que, siendo
de dom'nio particular, no este destinada a usos do-
meticos, y en tales casos se aplicara la ley de Ex-
propiaci6n forzosa.
Seoci6n cuarta

Dcl aprovechn.mien.to de las ariras 'pblicas para riego

Art. 176. Los duefios de predios cantiguos a vLas
p6blicas parfin recoger las aguas pluviales que por
ellas discurran, y aprovecharlas en el riego de sus
predios, con sujeci6n a lo que dispongan las Orde-
manzas de conserv.aci6 n y policia de las mismas.
Art. 177. Los duefios de predios lindantes con
causes p6blicos de caudal no continue, como ramiblaas
rieras, barrancos u otros semejantes de dom:nio p6-
blico, pueden aprovechar en su regadio las aguas plu-


yr.........I.












viales que por ellas discurran, y construir al efecto,
sin necesidad de autorizaci6n, malecones de tierra y
piedra suelta o press m6viles o autom6viles.
Art. 178. Cuando estos malecones o press pue-
dan producir inumdaeiones o causar cualquier otro
perjuicio al p6blico, el Alcalde, de oficio, o por ins-
tancia. de parte, comprobado el peligro, mandara al
jue los construy6 que los modifique en cuanto sea ne-
cesario, para desvanacer todo temor, o si fuese pre-
ciso, que los destruya. Si amenazaran causar perjui-
cio a los particulars, podrin 6stos reclamar a tiem-
po ante 13 Autoridad local, y si el perjuicio se rea-
liza, tendrin expedito su derecho ante los- Tribuna-
les de justicia.
Art. 179. Dos que durante veinte afos hubieren
aproveehado para el riego de sus tierras las aguas
pluviales que desciendan por una ramble o barraueco
u otro cauce semejante de dominion p6blico, podrin
oponerse a que los duefios de predios superiores les
priven de este aprovechamiento. Pero si solamente
hubiesen aproveehado part del agua, no podran im-
pedir que otros utilicen La restante, siempre que que-
de expedite el curso de la cantidad que de antiguo
aprovechahan ellos.
Art. 180. Lo dispuesto en los articulos que pre-
ceden respect de aguas pluviales, es aplieable a los
manantiales discanminuos que s6lo fluyen en epoca
de abundancia de lluvia.
Art. 181. Cua.ndo se intent construir press o
azudes permanentes de fibrica, a fin de aproveehar
n el riego las aguas pluviales o los manamtiales dis-
eontnuos que corran por causes piblicos, serf nece-
saria la autorizaci6n del Gobenmador de la provincia,
previo expediente.
Art. 182. Para construir pantanos destinados a
recoger y conservar aguas pluviales o pfblicas, se ne-
cesita autorizaei6n del Gobernador geneml de la isla,
por delegaci6n del Mhiistro de Ultramar o del Go-
bermador de la provincia, can arreglo a la ley de
Obras pfblicas y reglamento para su ejeoucidn.
Art. 183. Si estas obras fuesen declaradas de uti-
lidad pfblica, podr&n ser expropiadas, previa la co-
rrespondiente indemnizaci6n, los que turieren dere-
chos adquiridos a aprovechar en su curso inferior las
aguas que hayan de ser detenidas y acopiadas on el











pantano; cuando el caudal de 6ste u otras circuns-
tancias no caosientam sostener aquellos aproveeha-
mientos en las nismas condiciones en que venian
existiendo.
Cuando esto pueda vierificarse, se respetarn. di-
chos aproveehamientos, indemrnizando a los que a
ellos tengam dereeho por los daiios que les ocasione
so mnterrupci6n por causa de la ejecueidn de las obras
del pantano.
Art. 184. En los rios navegables, los ribereflos
podrAn en sus respectivas mirgenes est.ablecer libre-
mente ibombas o cualquier otro artificio destinado h
extraer las aguas necesarias para el riego de sus pro-
piedades limitrofes, siempre que no causen perjuicio
a la navegaci6n. En los demis rios piblicos seri ne-
cesaria la autorizaci6n del Gobernador de la pro-
vincia:
Si en cualq.uiera de los casos del pirrafo ante-
rior hubiera de hacerse la extracci6n del agua fun-
cinnando el vapor como fuerza motriz, la autorizaci6n
del Gober.nador recaerA en virtud de expediente ins-
iruido, dAndose publicidad en el Bolktih Oficial, y
audiencia a los interesados.
Art. 185. Es necesaria autorizaci6n del Ministro
de Ultramar para el aprovechamiento de agu is pi-
blicas con destino a riegos, cuya derivacifn o toma
deba verificarse por medio de press, azudes u otra
ohra permanent, construida en los rios, barrancos,
arroyos o cualqruiera otra clase de corrientes .atura-
les ccmtinuas, siempre que hayau de derivaxse mis
de 100 litros Be agua por segundo.
Art. 186. Si la cantida.d de agua que ha de deri-
varse o distraerse de su corriantc natural no excedie-
sc de 100 litros por segundo, narA la concesi6n cl Go-
bernador de la provincial, previo ei oportuno expe-
diente, pudiendo el peticionanrio reeurrir en alzada
al Gobernador general de la isla y al Ministro de UI-
thimar en su caso.
Tambien autorizarin los Gobernadores de pro-
vincia la reconstrucci6n de las press antiguas des-
tinadas a riego iu otros usos. Cuando las obras que
layan de ejecutarse en las press sean de conserva-
ci6n o nueva reparaci6n, y no altered las condiciones
del aprovechamiento, podrfn Ilevarse a cabo sin pre-


IIIBJC~�I~I~?Nll~ln*I��i~~~:*~li� ~i�I-�ii-~�l�'ll-~~ ���I~ L��l


: ". " + " + " . , .. , ... . " . +- : . + ' �... :^ ^ , 1.. ' . 1 1' " *..' ' , . ' ",.+ 'i . .' i "' m ^ " "


_ .. Lr. ~---- -�lll~��Cp~2j~i~�1I1hn~t--9_ _I


y ' "


I





.1~


)ri











( via autorizaciM&, pero dcado de ello coiioeimiento al
Gobernador de la provuicia.
Art. 187. Los Gobenladores de provincial no po-
drAn hacer mAs que uma sola concesi6n en unas mis-
mas obras de toma, de las cuales formal p)arte la re-
pre-a.
Art. 188 Las concesiones de agIna. hechas indi-
vidual o colectivamente a los propletarlos de las tie-
rras par.s el riego de 6stas, serin a perpetuidad. Las
qule ae hiciermu a Soc:ed.ades o Empres-'s para regar
lierras ajenas media.ute el cebro de un canon, seran
por un plazo que no exceda re novent.t y nueve afilo,
trancseurido el cual, las tierra.i i:ednria Ilbres del
Sago del eation y pas-ara a I colmuniidal- de regantes
el domiuio colc'otivo de las prjsua, anequias y demit
obras exclusivn.i iite preeisa. para los riegu.s.
Art. 189 A! solieitar las ecoicesiones di que tra-
tun los articulos a.uteriores .i, arnomIaiara:
1� El proyeeto de las obras, compuesto de pla-
Ius, Memoria explicativa. condicionei y presupuesto
de gastos.
2� Si la solicitud fuese individual, justificaci6n
tie estar poseyendo el peticionario, tonio duefio, las
tierras que interne regar.
3" Si fuese colectiva, la confornmdad de nl mayo-
ria de los propietarios de Las tierr'-s regables, com-
putada por la extension superficial que eada tiuo re-
presente.
4� Si fuere por sociedad o empl-sario, las tari-
fas del cainon en frntos o en dinero debnn pagar las
tierras que hayan de regnrse.
Art. 190. Cuaudo existan aprovechamientos en
uso de un derec.ho reconocido y valedero solamente
cabr6 nueva concesiti en el c-aso del aforo de Las
aguas en afios ordinarios resultare sobrante el cau-
dal que se solicite, despu6s de cubiertos completa-
Smente los aprovechamientos existentes.
Hecho el aforo, se tendri ern cuenta. para deter-
minar la cantidad de agua necesaria, la epoca propia
de los riegos. segin terrenos. cultivos y extension re-
gable. En afios de eseasez .no podra.n tomar el agua
los nuevos coneesionarios mieutras que .no esten cu-
ibiertas todas las necesidades de los usuarios anti-
guos.
Art. 191. No serf necesario el aforo de las aguas







....
^jl t^jgj f. ^..... _ � .. ^ A ,..tiu.^ tiifii a miil --'Ti**irri8


----~ ------ s~







^- :I

45

:estiales para otorgar concesiones de Las invernales,
primaverales y torrenciales que no estuviesen esta-
cional o accidentalmeinte aprovechadas en terrenos
inferiores, siempre que la derivaci6n se establezea a
la altura o nivel convenient, y se adopted las pre-
cauciopens necesarias para evitar perjuicios o abusos.
Art. 192. Cuando corriendo las aguas p6hlicas
de un rio, en todo o en part, por debajo de la super-
ficie de ese suelo, imperceptibles a la vista, se cous-
truyan malecones o se empleeai otros medios para
elevar su nivel hasta hacerlas aplicables al riego u
otros usos, este resultado se considerari, para los
efectos de la present ley, como tn alumbramiento
de agua convertida en utilizable.
Los regantes o industriales ilnferiormente situa-
dos, que por prescripci6n y por coucesi6n del Minis-
terio de Ultramar hubiesen adquirido legitimo titulo
al uso y a.provechaminemto de aquellas aguns, que se
trala de hacer reaparecer artificialmente a la super-
ficie, tendrin derecho a reclamar y a oponerse al
nuevo alumbramiento superior en cuanto 'hubese de
ocasionarles perjuicio.
Art. 193. Los molinos y otros estableeimientos
industrials que resultasen perjudicados por la des-
viaci6n de Ins amuas, de tn rio o arroyo. concedida
con arreglo a lo dispuesto en lI presante ley, recibi-
rin en todo caso del concesionario de La nueva obra,
la indem.:izaci5n corre.,pondiente. Esta consistiri en
el imported del perjuicio por convenio centre las par-
tes: mas si no huhiiese avenencia, se procederi a La
expropiac:6n por causa de utilidad pfblica, previo
el oportuno expediente.
Art' 194. Las empresas de canales de riego go-
zaran:
1� De la facultad -de abrir canteras, recover
piedra suelta. construir holnios de-cal, yeso y ladri-
. 1o, y depositar efeclos o establecer talleres para la
claboraci6n de materials en los terre.nos contiguas a
las obras. Si estos terrenos fuesen pfiblicos o de apro-
vechamiento comin, usarin las empress de aq.uellas
facultades con arreglo a sus necesidades; mas si fue-
sen de propiedad privada, se entenderin previamen-
te con el duefio o su representante por medio del Al-
calde, y afianzar.u competentemente la indemniza-
ei6n de los dailos y perjuicios que pudieran irrogar.






� , .... � i ...... ,, i S,,"... ,.











2� De la exenci6n de los dereohos que deveuglean
las traslaciones de dominio ocurridas en virtud de la
ley de expropiaci6u.
3� De la exenci6in de los dereehos que devengnen
capitals que se inviertan en sus obras.
40 E.n los pueblos en cuyos terminos se hiciere la
construcei6n, los dependientes y operarios de la em-
presa tendrAn derccho a las lefias, pastes para los ga-
nados de transport empleados an los tnabajos, y las
demis ventajas que disfruteiu los vecinos.
Las concesiones, con subvenci6n del Estado, de
la Provincia o del Municipio, seran siempre objeto
de piblica subasta, con arreglo a lo que dispone la
ley general de Obras puiblioas.
Art. 195. Durante los diez primeros afios se com-
putarA a los terranos reducidos a riego la misma ren-
ta imponible que tenia asignada en el filtimo amilla-
ramiento en que fueron consideradas como de seca-
no, y con arreglo a ella satisfaran las contribuciones
e impuestos.
Art. 106. Sera obligaci6n de las empresas con-
servar las obras en buen estado duramte el tiempo de
la concesi6n. 'Si 6stas se rutilizanan para el riego, de-
jarin las tierras de satisfacer el canon establecido
mientras que carezcan del agua estipulada, y el Mi-
nistro de Ultramar fijard utm plazo para la recons-
trucci6dl y reparacidn.
Transcurrido este plazo sin haber cumplido el
concesionario, a no mediar fuerza mayor, en cuyo ca-
so podrb prorrogirsele, se declarara caducada la con-
cesi6n.
Las condiciones de la caducidad seran las mar-
cadas en la ley general de Obras p6blicas para casos
analogos, can arreglo a las prescripciones del regla-
mento de la present ley.
Art. 197. Tanto en las concesiones colectivas
otorgadas a propietarios, como en las hechas a Em-
presas o Sociedades, todos los terrenos comprendidos
et el plaino general aprobado de los que puedan re-
cihir riego quedan sujetos aun cuando sus duefios lo
rehusen, al pago del canon o pension que se establet-
ca, luego que sea aceptada par la mayoria de los pro-
pietarios interesados, computada en la formal que se
determma en el nftmero 3� del articulo 189.
Las Empresas tendran en este caso derecho de












adquirir los terrenos cuyos duefi
del canon por el valor en secano,
prescripciones de la ley y reglan
ci6n forzosa.
Si la empresa no adquiriese
pictario que no la riegue estard
canon.
Art. 198. A las Compafias c
men a su cargo ]a construcci6n de
pantanos, ademis del canon que h
regantes para el pago de intereses
capital. invertido an las abras, se
por via de auxilio, durante un
diez afios, el imported del aunmen
queso ha de imponer a los duefio
pues de los primeros diez ainos e
El mismo auxilio se podrd conce
ties de propietarios que Ueven a
la construccinn de canales y pant
sus propias tierras.
Las concesiones que te.ugan e
drAn otorgarse medieante una ley
dem6s en virtud de un Real dec
puesto en el articulo 147 de esta
lo que previene la general de Obr
Art. 199. Se declaran compr
ci6n del impuesto sobre primer.
nio la de los terre.uos que hayan
me a 1as prescripciOmes de esta Ile
Art. 200. Quedain decharados
ca, para los efectos de la ley de
za, las obras necesarias para el
aguas pfiblicas en riego, siempre
6stas excelda de 200 litros por seg
Art. 201. Si Las Diputacione
dicatos, Ayurtamientos, Compafi
tranjeras o personas partioulares
terio de Ultramar pidiendo que s
to de un carnal o pantano de rieg
accederA a la instancia cuando no
eio p6blico y siempre que los soli
metan a satisEacer los gastos de d
forme a lo que se prefije en el reg
Art. 2W. Los dueflo, Sociad
o Sihndicatos de canales o acequi


Illr~


___ .1p .,::.,,Js .,.:,..j.a


47

is rehusen el abouo
con sujeci6n a las
nento de Expropia-

las tierras, el pro-
exento de pagar el

Empresas que to-
cainales de riego y
an de satisfacer los
y amortizaci6n del
le podra conceder
period de mnco a
to de contribuci61n
Sde las tierras des-
Sque sean regadas.
ier a las Asoeiacio-
cabo colectivamente
taios para riego de

ste auxilio s6lo po-
,concediendose las
creto, segun lo dis-
ley, de acuerdo con
as p6blicas.
endidas en la excn-
traslacidn de domi-
de regarse, confor-
.
de utilidad pfibli-
Expropiaci6n forzo-
aprovechamni-ento de
que el volume de
undo.
s provinciales, Sin-
as nacianales o ex-
acudiesen al Minis-
e estudie el proyec-
;o por el Estado, se
lo impida el servi-
citantes se compro-
lichos studios, con-
lamento de esta. ley.
ades, Corporaciones
as ya existentes en


i .';*
t ','


m lBnm-i� fmirml.i 4Bai~iffriiTim . f. tm fl �ifBifiMRr^fin^^ ^ ^ afi^ ^~~ia







1 f*.


48'

virtud de autorizaci6n, .concesi6n, edula u otro titu-
lo especial que no hubiesen terminado sus obras a la
publicaci6n de la present ley, podrin optar a los
beneficios de la misma. Para otorgarlos sera precisa
una ley. cuyo proyecto presentarh a Las Cortes el Mi-
nistro de Ultramar, cuando del expediente, previa-
mente iustruido, result la conveniancia puiblioa de
conceder los expresados beneficios.
Art. 203. Para el aprovechamiento de las aguas
p6blicas sobraintes de riegos o procedentes de filtra-
ciones, escorrentias, asi como para las de drenaje, se
observard, donde no hubiese establecido un regimen
especial, lo dispuesto en los'articulos 5� al 11 y si-
guienme sobre aprovechamiento de aguas sobrantes
de dominion particular.
Art. 204. En interns general del mejor aprove-
chamiento de las aguis, dispondra el Ministro de Ul-
tramar que se proceda al reconocmiemto de los rios
existentes, con la mina de alcanzar que ningin re-
gante desperdlcie el agua de su dotaci6n, que pudie-
ra servir a otro mecesitado de ella, y con La de evi-
tar que las aguas torrenciales se precipiten impro
ductivas y .ain nocivamente en el mar cuando otras
comarcas las deseen y pidan para el riego y aprove-
chamientos estacionales, sin menoscabo de derechos
adquLridos.
Secci6n quinta

Del aprovechamiento de las aguas piblicas para
canahs de na.leqfaci6n

Art. 205. La autorizaci6n a una Sociedad o Em-
presa particular para caraljaar un rio, con objeto de
hacerle navegable o para construir un canal de nao
vegacibn, se otorgarf siempre por una ley, en la que
se determninari si la obra ha de ser auxiliada con
fondos del Estado y se establecerin las demas condi-
ciones de La concesi6in.
Art. 206. La duraci6n de estas concesiones no
podrin exceder de noventa y nueve afios; pasados
los cuales entrara el Estado en el libre y complete
d.isfrute de Las obras y del material de explotaci6n,
can arreglo a las condiciones establecidas en la con-
cesi6n.









49

Except.anse, segin la regla general, los saltos
de agua utilizados y los edificios comstruidos para es-
tablecimientos industriales, que quedarin de propie-
dad y libre disposici6n de los concesionarios.
Art. 207. Pisados los diez primeros afios de ha,
Uarse en explotaei6n un canal, y en lo sucesivo de
diez en diez, aios, se proceeder a la revisi6n de las
tarifas.
Art. 208. Las Empresas podran en cualquier
tiempo reducir los precious de las tarifas, poni6ndolo
en conocimiento del Gobierno. En este easo, lo mismo
que en los del articulo anterior, se anunciaran al pii-
blico, con tres meses al menos de anticipaci6n, las al-
teracianes que se hieiesen.
Art. 209. SerA obligacidm de los concesionarios
conservar en buen estado las obras, asi como el servi-
cio de explotacimn, si estuviese a su cargo.
Cuando por altar al cumplimiento de este de-
ber se imposibilitase la navegaci6n, el Gobierno fija-
ra un plazo para repamei6n de las obras o reposicin
del material, y transcurrido que sea sin haberse con-
seguido el objeto, declarari caducada la concesi6n y
anunciard nueva subasta, que tendra lugar en los tOr-
minos prescriptos para eanales de riego en el articu-
lo 196..

Seccidn sexta

Del aprovechamieto de las aguas publicas para bur-
cs de paso, puenfes y establecniientos indus-
triales.

Art. 210. En los rios no navegables ni flotables,
los duefios de ambas margenes podrfn e.stablecer bar-
Cas de paso, previa autorimci6n del Alcalde..o puen-
tes de madera, destinados al servicio p6blico, previa
autorizaci6n del Gobenrador de la provincial, quien
fijari su emplatamiento, las tarifas y demas condi-
ciones mecesarias para que su construcci6n y servicio
ofrezean a los transeuntes la debida seguridad.
Art. 211. El que quiera establecer en los rios
meramente flotables harcas de paso o puentes para
poner en comunicaci6n p6blica caminos rurales o
bareas de paso en camimos vecinales que carezean de
puentes, solicitarf la autorizaei6n del Gobernador


T"












de la provineia, expresapno el punto en que intent
coloearlo, sus dimensions y sistema y acompafiando
las tarifas de pasaje y servicio.
El Gobernador cancedera la autorizaci&n en los
terminos prescriptos en el articulo anterior, cuidando
ademfs que no se embrace el servicio de flotaci6n.
La. concesidu de puentes que enlacen trozos de cami-
0os vecimales en los rios mneramente flotables, se ha-
ri con sujeci6n a la ley de Carreteras vigente-en es-
ta IsLa.
Art. 212. Respecto de los rios navegables, s6lo el
Ministro de Ultramrar podri canceder autorizacioin
para establecer barcas de paso o puentes llotantes pa-
ra uso pdbleio. Al otorgar la concesi6n se fijaran las
tarifas de pasaje, y las demis condicianes requeridas
para el servicio de la navegaci6n y flotaci6n, asi co-
mo para la seguridad de los transeupntes.
Art. 213. Las concesiones a que se refieren los
articulos anteriores, s61o dan dereeho a indermnizaci6n
del valor de la abra, cuando el Gobienno necesite ha-
cer uso de ella en beneficio del interns general.
Art. 214. Dichas concesiones no obst.rin para
que el MlAistro de Ultramar pueda disponer el esta-
blecimiento de barcas de paso y puentes flotantes o
fijos, siempre que lo consider convenience para el
servicio public.
Cuando este nuevo medio de trinsito dificulte o
imposibilite materialmente el uso de una barea o
puente de propiedad particular, se indemnizrnzr al
duenio del valor de La obra a no ser que la propiedad
est, fundada en titulos de derecho civil, en cuyo ca-
so se le aplicarA la ley de Espropiaci6u forzosa por
causa, de utilidad piblica.
Art. 215. En los rios no .naveables ni flotantes
el duefio de ambas mirgenes puede estal'lecer libre-
mente cualquier artificio, miquina e industrial que
no ocasione la desviaci6n de las agnas de su curso
natural. Siendo solamente dueflo de'una margen no
podra pasar del medio del cauce. En uro y otro easo
debera plantear su estableeimiento sin eutorpecer el
libre curso de las aguas, ni perjudicar los predios li-
mitrofes, regadlos e industries est.blecidas, incluso
la de la pesca.
Art. 1216. La autorizaei6n para establecer en los
rios navegables o flotables oualesquiera aparatos o






^' .ii; aii.: i;:' ; ... � . . '. .: . .; : , : .-...* . . ,.. :.> .::. �. .*...;. ,: ' :,.r. i .. ;.. .. ., ,; ,:... : - ' **.-* '-***:. .*',* * :^ ^ .e gaw









*51.

mecanismos flotantes, hayan o no de transmitir el
movimiento a otros fijos en tierri, so concederi por
el Gobemador de la provincial, previa la instrudci6n
del expediente, en que se oiga a los duefios de ambas
mirgenes y a los de establecimientos industriales in-
mediatamente in'eriores, acreditindose ademis las
icircunstancias sigmientes:
'1 Ser el solicitante duefio de la matrgen done
deben amarrarse los barcos, o haber obtenido permi-
so de quien lo sea.
2" No ofrecer obstAculo a la navegaci6n o flo-
laci6n.
Art. 217. En las concesioues de que haibla el ar-
ticulo anterior se entendera siempre:
1� Que si la alteraci6n de las corrientes ocasio-
nada por los establecitnientos flotantes produjere da-
fio a los riberefios sera de cuenta del concesionario
]a subsanaci6n.
2� Si por cualquier causa relative al rio o a la
navegacidn y flotaci6n resultase indispensable la de-
saparicion del establecimiento flotante, podra anular-
se ia cancesi6n, sin derecho el concesionario a indem-
.nizacin alguna. Pero que en el expediente que se
instruya debera ser oida la Junta consultiva de (a-
minos, Canales y Puertos, para la decLaraci6n de que
so esta en el caso a que este phrrafo se refiere.
30 Si por enalquier otra eausa de utilidad pil-
blica hubiese necesidad de suprimir algim mecanis-
mo de esta clase, serin indemnizados sus duefios con
arreglo a la ley de Expropiaci6n, con tal que hayan
sido establecidos legalmente y estuviesea on uso cons-
tante.
Se entenderi que no est&a en uso constante,
cuando hubiesen transcurrido dos afios continues sin
tenerlo.
Art. 218. Tamto en las vis .navegables o flota-
bles como en las que no lo sean, compete al GCibenna-
dor de la provincial conceder la antorizaci6n para el
establecimiento de molinos u otros artefactos indus-
triales en edificios situados cerea de las orillas, en los
cuales se conduzea para. eacera el agua necesaria y
que despu6s se reincorpore a la corriente del rio. En
aiingin easo se cancedero esta antorizaci6n perj.udi-
c&ndose a la inavegaci6n o flotaci6n de los rios y esta-
bleeimiientos industriales existentes.


As"I" a


+





l'
.,<






I


:i





. ..












I .*


�I'











Para obtener la autorizaci6n a que'se refiere es-
te articulo, es requisite indispensable de quien lo so-
licite, ser duefio del terreno donde pretend cons-
trnir el edificio para el artefacto, o star autorizado
para ello de quien lo sea.
Art. 219. Cuamdo un estableeimiento industrial
communique a las aguas sustaincias y propiedades no-
eivas a la salubridad o a la vegetaciqn, el Ooberna-
Sdor de la provincia dispoudri que se 'haga un reco-
nocimiento facultativo, y si resultare cierto el per-
juieio, mandarf que se suspend el trahajo indus-
trial hasta que sus duefos adopted el oportune reme-
dlio. Los derechos y gastos del reeonoeimnento serin
satisfechos por el que.hubiere dsalo la quej.a si resul-
tare infundada, y en otro caso por el dueiio del esta-
blecimiento.
Cuaindo el duefio o duefios, en el termnnino de seis
mess .no hubiesen adoptado el oportuno remedio, se
entenderh que renunciau a continuar en la explota-
ci6n de su rndustria.
Art. 220. Las concesione.; de sprovechamientos
de aguas pi'lieas, para establechinientos industrials
se otorgarin a perpetu!dad y ,a eutldici6n de que si
en eualquier tiempo las aguas adquiriesen propieda-
des nocivas a la salubridad o vegetaci6n por causa
dt la industrial para que fueroni coucedidas se decla-
rara la caducidad de la concosion, sil derecho a in-
rlemnizaci6n algnua.
Art. 221. Los que aprovechei c! agua como fner-
za motriz en mecainismos o estublccimientos indus-
triales situ.ados dentro de los ios o en sus riberas o
mArgenes, estarin exe.ntos del pigo de contribuci6n
dur-inte los diez primeros aios.
Secci6n s6ptima

Del aprovechamienoio de las ,nluls Ipiblica. priir,
riveroos o cnideros de pec!r

Art. 222. Los Gobernadores de provincias po-
drin conceder aprovechamientos de aguas piblicas
para former lagos, remansos o estaniques, destinados
a viveros o criaderos de peces, siemipre que no se cau-
se perjuicio a la salubridad u otros aprovechamien-
tos inferiores con derechos adquiridos anteriormente







4N ...L.. :-:.,. . . . **.. -. . .:: -, .... .. . . .. - ,.:




~ww ~


53

Art. 223. Para la industrial de que habla el ar-
ticulo anterior, el peticionario presentari el proyee-
to complete de las obras y el titulo que acredite ser
dlefio del terreno done hayan de construirse, a ha-
ber tenido el consentimieanto de q'iien lo fuese. El
Gohernador de la. provincia instruirg al efecto el
oportuno expediente.
Art. 224. La concesi6n de agruas p6blicas para
-riego, navegaci6n o estableeimientos industrials, po-
drfn. previo expediente, former en sus canales o en
los terrenos contiguos que hubiesen adquirido, re-
mansos o estanques para viveros de pieces.
Art. 225. Las autorizaciones para viveros de pe-
ces, se darAn a perpetuidad.

TITULO V

CAPITULO XII

De la. poicia. de las ag.uas
Art. 226. La policia de las aguas p6blicas y sus
chances naturales, riberas y zonas de servidumbre, es-
tar6 a cargo de la Administraci6n y la ejercera el
Ministry de Ultramar, dictando las disposiciones ne-
ceparias para el buen orden, para el uso y aprove-
chamiemto de aq'u6llas.
Art. 227. Respecto a las de dominion privado, la
Administraci6n se limitari a ejercer sobre ellas la
vigilaucna inecesaria, para que (no puedan afectar a
la salubridad pilblica ni a la seguridad de las perso-
ias y bienes.

CAPITULO XIII

De la comnunidad de regain.es y sus Sitdicctos
y de los Jurados dc riego
Seccitn primer
DE LA COMUNIDAD DE REGANI1EBS Y SUS SINDICATOS
Art. 228. En los aprovechamientos colectivos de
aguas pfiblicas para riegos, se formara necesariamen-
te una comunidad de regamtes, sujeta al regimen de
sus ordenanzas.











1� Cuando el minmero de aqul6lad llegue a 20 y
ano baje de 200 el de hectAreas regables.
2� Cuando a juicio del Gibernador de la provin,
cia lo exigiesen los intereses locales de la agricultural.
Fuera de estos easos, quedara a voluntad de la
mayoria de los regantes la formaci6n de la comu-
nidad.
Art. 229. No estin obligados a former parte de
la comunidad no obstante lo dispuesto en el articulo
anterior, y podrfin separarse de ella y construir otra
mueva en su easo, los regantes cuyas heredades to-
men el agua antes o despu6s que los de la comunidad,
y formen por si solos un coto o pago sin soluei6n de
continruidad.
Art. 230. Toda comimiidad tendri urn Sindicato
elegido por ella, -y eneargado de la ejecucidn de las
Ordenauzas y de los acuendos de la misma comu-
ridad.
Art. t231. Las comunidades de regamntes formarAn
las Ordenanzas de riego, con arreglo a las bases es-
tablecidas en la ley, sometiendolas a la aprobaciOn
del Gobierno. quien no podrd iegarla ni introducir
variacianes sin oir sobre ello al Consejo de Estado.
Las aguas pfiblicas destinadas a aprovechamien-
tos colectivos que hasta ahoia hayan telnido un r6gi-
men especial consignado en sus Ordenanzas, conti-
nuarrn sujetas al mismo, mientras la mayoria de los
interesados no acuerde modificarlo, can sujeci6n a lo
prescnpto an la present ley, sin perjuicio del tum-
plimiento de lo dispuesto ein el articulo 190.
Art. 132. El nfmero de los individuos del Sindi-
cato y su elecei6n por la comunidad de regantes, se
determinara en sus Ordenalzas, atendida La exten-
si6n de los riegos, segin las acequias que requieran
especial cuidado, y los pueblos interesados en cada
comumidad.
En las mismas Ordenanzas se fijarin las condi-
clones de los electores y elegibles, y se establecerA el
tiempo y forna de la elecci6n, asi como la duraci6n
de los cargo, que siempre serfn gratuitos y no po-
drin rehusarse sino en caso de reeleeei6n.
Art. 233. Todos los gastos hechos por una comu-
nidad para la construction de press y acequias, o
para su reparaci6n, conservaci6n o limpia, serin su-
fragados por los regantes en equitativa proporci6n.


. - *.. . . �










55

Los nuevos regantes que no hubiesen contribui-
do al pago de las press o aeequias construidas por
mna comunidad, sufririn en beneflcio de 6sta un re-
cargo concertado en t&rminos razonables.
Cuando uno o'mis regantes de la comimidad ob-
-tuviesen el competent permiso para bacer de su
euenta obras en las press o acequias, con el fin de
aumentar el caudal de las aguas, habiandose negado
a contribuir los demis regantes, 6stos no tandrin de-
recho a mayor cantidad de agua que la que anterior-
'mente disfrutaban. El aunmento obtenido serf de li-
bre disposici6n de los que hubiesen costeado las obras,
y en su consecuencia se .rreglarin los terrenos de
rieoo para que sean respetados los deree,hos adqui-
r.dos.
Si alguna persona pretendie-se conducir aguas a
cualquiera localidad aprovechfidose de las press o
acequias de ana comunidad de regantes, se enteade-
rA y ajustara con ellas lo mismo que lo haria un par-
ticular.
Art. 234. En los regadios hoy existentes y regi-
dos por reglas, ya escritas. ya consuetudinarias, de
una comaunidad de regantes, niingauno seri perjudica-
do ni me.noscabado en el disfrute del agua de su do-
taci6n y uso por la introduccidu de cualquier nove-
dad on la cantidad, aprovechamiento o distribuci6n
de las aguas en el t6rmino regable. Pero tampoco ten-
drain derecho a ningdn aumento si se acrecentase el
caudal por esfuerzos de la comunidad de los mimos
regantes o de alguno de ellos, a menos que 61 haubiese
.cantrib'aido a sufragar proporcionalmeoute los gastos.
Art. 235. Para aprovechar el movimiento de me-
canismos fijos la fuerza motriz de las aguas que dis-
curren por un canal o acequia propia de comimidad
de regantes, seri necesario el permiso de 6stos.
Al efecto se reuniran en junta general y decidi-
rA la mayoria de los existentes computados los vo-
tos por la propiedad que cada uno represent. De su
negative cabrA recurso ante el Gobernador de la pro-
vincia, quien oyendo a los regantes, al Ingeniero Je-
fe de Caminos, Canales y Puertos de la provincia, a
la Junta provincial de Agrioultura, Industria y Co-
mercio. y .a la Comisi6n permanent de la Diputaci6n
provincial, podri conceder el aproveehamiento siem-
pre que no cause perjuicio al riego li a otras indus-


.. "L,=';: i'i 'L : .. .. . : ..", . ..... :., l . . A. ,. . .. -..'"


'17" '17797


1
.i



�Ij
~



; � �











trias, a no ser que la comunidad de regantes quiera
aprovechar por si misma la fuerza motriz, en cuyo
easo tendri La preferencLa, debiendo dar principio a
lap obras dentro.del plazo de um afio.
Art. 236. En los Sindieatos'habrfi precisamente
un Vocal que represente las fincas, que por su situa-
ci6n o por el orden establecido, seam las iltimas en
recibir el riego; y ouando las comunidades se com-
pongan de varias colectividades. ora agricolas, ora
fabriles directamente Lmteresadas en la buena admi-
nistraci6n de sus aguas, tendrin todas en el Sind;ca-
to su correspondiente representaci6n, proporcionada
al derecho que respectivamente les asista al uso y
aproveehamiento de las nusmas aguas.
Del propio modo, cuando el .aprovechamiento se
haya coneedido a una Empresa particular, el conce-
~ionario sera Vocal nato del Sindicato.
SArt. 237. El reglamento para el Sindicato lo for-
Smara la comuhidad. Serin atribucioues del 'Sindicato:
S13 Vigilar los intereses de la comuuidad, pro-
mover su desarrollo y defender sus derechos.
20 Dictar las disposicirqes convenientes para la
inejor distribucl6n de las aguas, respetaudo los dere-
chos ndquiridos y las cost.umbres locales.
3�0 Nombrar y separar sus empleados en la for-
ma que estaiblezca el reglamento.
S4 Former los presupuestos y repartos y eansu-
; rr las euentas, sometiendo unos y otras a la aproba-
ci6n de la Junta general de la comunidad.
5� Proponer a las Juntas Ias Ordenanzas y el
reglamento, o cualquiera alteraci6n que consider
fti. introducir en lo existente.
S6 Establecer los turnos rigurosos de agua, con-
ciliando los interests de los diversos oultivos entire
los regantes, y cuidando de que en los aios de esca-
sez se distribuya del mado mis convenient para los
propios intereses.
7T Todas las que le concedan Las Ordenanzas de
Ila comunidad o el reglamento especial del mismo Sin-
dicato.
Las resoluciones que adopten los Sindicatos de
riego dentro de sus Ordenanzas cuando procedan co-
mo Delegadoe de la Admiinistraci6n, seran reclama-
bles ante los Ayuntamientos o ante los Gobernado-
res de provincia, segfin los casos.









57

Art. 238. Cada Sindicato elegiri de entire sus
Vocales un Presidente y Vicepresidepte con las atri-
buciones que establezcan las Ordenauzas y regla-
mento.
Art. 239. Las comunidades de regantes celebra-
r6n juntas generals ordunarias en las 6pocas sefiala-
das en las Ordenanzas de riego, y extraordinarias en
los casos que las mismas deternifnan.
Estas Ordenanzas fija.rin las condicianes reque-
ridas para tomar parte en las deliberacianes y el mo-
do de computer los votos en proporci6n a la propie-
dad que represented los interesados.
Art. 240. Las juntas generals, a las cuales ten-
drin derechbo de asistencia todos los regantes de la co-
munidid y los industriales interesados. resolverbo
sobre los asuntos arduos de interest comin que los
Sindicatos y algunos de los concurrentes sometan a
su decision.
Art. 241. Cuando en el curso de un rio existan
varias cornunidades y Sndicatos, podrrin formarse
por ccnvenio miLtuo uno o mas Sindicatos centrales
o comunes par.s la defense de los derechos y conser-
vaei6n y fomento de los intereses' de todos. Se com-
pondri de representantes de las comunidades inte-
resadas.
Podrazn tambidn formarse por disposici6n del
Gobennmdor general de la isla, y a propuesta del Go-
heruador de la provincia, siempre que lo exijan los
intereses de la Agricultura.
El niimero de represeantantes que haya de nom-
brarse seri proportional a la extension de los terre-
nos regables comprendidos en las demarcaeiones res-
pectivas.
Secci6n segunda

De los Jurados de riego

Art. 242. Ademis del Sindicato habri en today
comunidad de regantes uno o mAs Jurados, segin lo
exija la extension de los riegos.
Art. 243. Cada Jurado se compondri de un Pre-
sidente, que sera. un Vocal del Sindicato designado
por Aste; y del nimero de Jumdos, ta.nto propieta-
rios como suplentes, que fije el reglamento del Simdi-
cato, nombrados todos por la comiunidad.






'.I.











. \ rl i * - l I '... r r - . I .. I.i t.: , .1 .J u r '. -l'. "
] ',,h .... r ,ll 1. , .I .L i t , l. . . ] 111: ir . ,lur � ...-r
.'jPi .' -i'," (1 i.,. i. .. 1fi t !..-* -so itriet .." e1 h i l.
"i r.1 ... l II 1 I. . sh - !� . ,.' .- .i. I'i . IIr. -l i r.; I
1: riri Ir'-"" ' .. .! ! . .. l - .i , i..i.. , id r. -in iart'--
* I- r ic' Li *. it * t*m- r L' r i hi j ' . r .i m tri, -
-i,., J l,'l l i i-,-. ~

Arli t \ n 24- L .. ...' ir....I \ . ,, ... .vI . l.r ..I ..i , r.
p.'.i-, .. ..- . - r .|.,I,y.. rp. I l ,.rri la lt .I r I.r it v -i .




r.-lvinv .r.v Lv ! ,!ha.. ,|i : . r.l..ri .- 1.,ir. .1- . 1., . ...1..i. .-














'..iali do .h J "I'. - I '.I~ C, p. I'.- i [t i.. ''i . i l " . ( . 'lill .'a-
. vi. " [, ,, i * n v[,l vI .v.. r. . , .x. v;-...-. -rl.v.J . iir ii rI.-

lmlll.i v-I l l ! t l ..| . i i. , i. r |u. ! L ri,.1 'i


vr srn til . | L,'11. ,l-, I l' r * i.'II .i r-,'..J rii i ' vLiO Bi V=


m if d. . H! -, I. .n itijn l n -i . il < ii" i.,r ' ' ' I,. .I .ii-
Ir ., I, r l 1--, | .> .. l.'st ... ill !. .i [r ,, l i.e , . I . . ..|I

l r .". in t..m- ru.x l .i r . i. It . I . i. l - 1-1 li

CAPIT LiL X IV

[i. ,.i, ,)I.*,.,i, 'i.v. , id, * ', . ,,, ,.v.i. ;,;.

A tt 24,. i',*iv *l!.,.iv . i , v ..rr.L.. ,i.- l. Iti nr, '
i*.,ill, v 'lI . iv-z IT .j.- u,.ili 1 p' i i a vp!i var.'.li d It|

1 Di n ir Iv ' rp. n ami "'is tl Ji riiyr -i . riiii. ' ii;l .
,tli' 1 ' E l eI l v1
. 2 i. ... li prr -i. . ip-r ni.- .) dJe 19- Auir.-
,d,:. quei dEl' mii r m. .I. 1-vrenlan I... pr..4 i ham�niwus
iI *..n obj-.l. Je1- a rij -l' ti l-. -- meiplP jiiP Tir p
] t.li .p ., 1 .ill v- jl.i . .1 -i t * - L .'... :. c :.r r .-,p o n d. .L 1 i lJ c u n t-
n-il . . .ir.-n Auiir .ir ade, l. al pn r lA-Inlaliv,:
:3 Ri- ,..l.i r devlfi lii.nirr, i r.- id La-, ciestii nPa.
4 IAfe 4 IlittL .'il br i lu apli. .i1 it it 13 prresta'.r ley,
S.. lidiou ii' .l i - n E f rdo I'L. dv,ki..ii.onv. itde .1L Drle-
d'i,--. .' iS .) IV i -e.'irs' -s1 il lt- h..i lugar con arm-
iglo a La rn i.itrnt..








59 . '

4' Aconiar y cje'.ular lIa iemarencaii, apeu y
deslude de cuanto pcrtener.? al doninii piblico en
wLrtud de las.precripciil]ts de eta ley. Ins perjwuio
de la eopipetepcia de los TribuLdea respecio : Ias
caestiqoles de propirdad . pooe.i'rn.
Art. 249. Los pruyectu.m para cuya aprobacion se
tacullie a li Gubernado'ra. 3 las cntcesaones que les
corresponded I4orgar, S-rin dciqc(badoi en el tinrmi
no de se.i mDeefs. D Ei .-ocr ai. 1,. peliii.'niaro- pLo-
dran ua"idir al G(j bernLdor general d, la isia, que
dicriar la rc.-l.ie.-'eii Iue proc-tea aint, de lous cutro
me.se de p-e.entailai I i.-IJrlim(i'l'n.
Art. 2511. Pars el oiOrarment.l elt I': .. apr..-eha.
[nirtro-.. que u.il bi jtr. Je la ,ir-renlte L- 3. .s rei-ul-
al iii. in-ifspanable, hdrirn' de I. qi'e eln cih- (ar '
prescriba eI reglanw- linr., alU idk-n: Ldle r% Is rlonaf
S'liyos derech-,s ipue-d.J afeclar la mtir.-i.rin I t'.ihr
lon'.clida, ,) la puh-liidad Jrl pi.\Eilolo 3 do Ids reso.
liliuni-s que ain-er' Jc- t datrle ij Adnunikirrwi.ri
tuundo) sqli-lla ui-ri- 0ei.i--Br, :idj i la c(Oi:e-',..u a 'e.-
e ictrerees ..Il-iii tf qi iit ' i ,i- nuj tii-[ l d i p,-r,-.-in -
lidad juIjdira u c.artz..au dL- reple..entult-,n legal.
An. 251. Las priovid'ir-r djcrtbls pur La Ad-
mlinistrac in mluiciripl - i!i 'materr de an-ll., causa-
rarn irt&tdo ir ho ;eP rI.- Latna c-ntra Eil-. ante el iio-
1.-rni.dr on el plazu de -ituntei dlij.
Laa ide dirtrn l.s ,it,-enria.ore pir'.. i-ird.n el
Imni O f tee l si no , re lrlc- ai ontr l t II c . pI.':I i tiLA
aJminciiiirrtiiva 0ii.0' -l GIobei-ruadr ceit-ral dit Li i.
y ii ant'e el I tniiaLS r *i.- ,e t illuia.rr .-n -it[ -a o, V por

t'l-'An.hl a -ilI in I i ali Sl ' -IS E tu,.- 3 r i ro . - -ao elr
ri-unu iedlLnird intlero-re i-r el i 1rnIlno -I Llni le-i
eI.nrad deJri-- li ter-h.a ide Id !id'a''l.'rlt odmiiuL-tra-
Ila. ..Iue t- haIlj rn dhl..di tI...-na
Lae re-..liuiloin .J In Admmnimsracion C'entral,
r ran reIla-IhIa !e p,.ir la .ia *. v' I .itnl0 ,i tc I...< c.i-
su'; qUe. dr.tirmina l', p!iri-n lir, . .ieimprei qule I.l l
rJrO(O. ic iteripi s a ui e l i pl,,zf, de Tres nic-e .r, r.,:iia-
docs li-de Ia na 'tii.ia:.inr admi nistrativra o p-ibliicai:'n
,n Ia - -,C.era". i .. t1.ui-.- eouii-cido el d mnicilio de
I..s- niteetr.al: a quLeueis r- harc saber I), reiullio ,jor
el C'(llru duetiic o iorte.pundiente, o pr,r el G(ober-
Il-ji)O i1i- ia prir-litnia.









60

Art. ,52. Contra las providemcias dictadas por
la Administraci6n dentro del circulo de sus atribu-
ciores en material de aguas, no se a.dmitirn interdie-
tos por los Tribunales de justicia. Unicamente po-
drin 6stos conocer, a instancia de parte, cuando en
los casos de expropiaci& forzosa prescriptos en esta
ley no hubiese precedido el desahucid la correspon-
diente indemnizaciin.

CAPITULO XV
De la com.inle4tcia de los Tribunlmes en. material
de aguas
Art. 253. Compete a la juriadicci6n contencioso-
administrativa conocer de los recursos contra las pro-
videncias dietadas por la Admimstraci6n em material
de aguas en los casos siguientes:
1� Cutando se declare la caducidad de una cance-
si6n hecha a particulares o Empresas en los trrminos
prescriptos en la ley general de Obras pfblicas.
20 Cuando por ella se lastimen dereehos adqui-
ridos en virtud de disposiciones em nadas de la mis-
ma administraci6n.
3� Cuando se impongsn a la propiedad particn-
lar un.a servidumbre forzosa o alguia limitaci6n o
gravamen en los ca.os prescripto� por la ley.
40 E.n las cuestiones que se susciten sobre resar-
cimientos de dafios y perjuicios, a consecuencia de
las limitaciones y gravamenes de que haibl el pirra-
fo anterior.
Art. 254. Compete a los Tribumales que ejer-
cen la j.urisdicei6n civil el conocimiento de las cues-
tiones relatives:
1" Al dom~nio de las aguas publicas y al domi-
nio de las aguas privadas y de su posesi6n.
2� Al dominio de las playas," Alveos o causes de
los rios y al dominion y posesi6n de las riberas, sin
perjuicio de La competencia de la Administraci6n pa-
ra demarcar, appear y deslindar lo perteneciente al
domimio p6blico.
3� A las servidumbres de agua y de paso por las
mirgenes fundadas en titulos de derecho civil.
4� Al derecho de pesea.
Art. 255. Correspqnde tambien a los Tribunales
de justicia el comocimiento de las cuestiones susci-


p""~









61

tadas entire particulares sobre preferencia de dere-
cho de aprovechamiento, segin la present ley:
1� De las aguas pluviales.
tf De las demis aguas fuera de sus sauces natu-
rales, cuando la preferencia se fund en titulos de
derecho civil.
Art. 256. Compete igualmente a los Tribunales
de justicia el conocimiento de las cuestiones relatives
a dafios y perjuicios ocasionados a tercero em sus
derechos de propiedad particular cuya enajenaci6n
no sea forzosa I
1� Por la apertura de pozos ordinarios.
2� Por la apertura de pozos artesianos y por la
ejecuci6n de obras subterr.neas.
3� Por toda clase de aprovechamientos en favor
de particulares.

DISPOSICONES GENERALES

Art. 257. Todo lo dispuesto en esta ley es sin
perjuicio de los derechos legitimamente adquirkios
con anterioridad a su publicaci6n, asi como del do-
minio privado que tienen los propietarios de aguas
de acequias y de fuentes o manantiales en virtud del
cual las aprovecha.n, veinden o permutan como pro-
piedad particular.
Art. 258. Quedan derogadas todas las leyes, de-
cretos, 6rdenes y demfs disposiciones que acerca de
La material comprendida en la present ley se hubie-
sen dictado con anterioridad a su promulgaci6n y
est.uviesen en contradicci6u can ellas.
Art. 259. El Gobernador general de la isLa po-
dr. anticipar las cuncesiones de toda clase de haras
y aprovechamientos que con arreglo a la prqsente ley
compete al Ministerio de Ultramar como Delegalo
de 6ste sin perjuicio y a reserve de la resoluci&n de-
finitiva que proceda si los interesados aceptan esta
condici6n y siempre que no exist oposicl6n o dualis-
mo alguno entire lad Corporaciones o funcionarios
inlormantes; debiendo limitarse, en caso contrario, a
cursar can su informed al Ministerio de Ultramar el
expediente respective para la resoluci6m correspon-
diente.
Aprobasdo por Real deereto de esta fecha. Ma-
drid, 9 de Enero de 1891.-F.sit.





. r t


















:it





I!;
41





N, ".A. . . . . " ,., .. '. .
'I










. DIRECCION GENERAL DE ADMINISTRATION CIVIL
DU ILA '4
ISLA DE CUBA



-SECCT6N DE FOMENTO.-Obras PNblicas


Por el Ministro de Ultramar, con feeha 13 de
Enero pr6ximo pasado y el nimero 84, se comuniea
al Exemo. senior Gobernador general la Real O. si-
guiente -
': ''"Excmo. sefior:-Ep4 ecumplimiento a l; dispues-
t :,o en el articulo 2� del Real decreto de 9 del corriem-
te mes, resolviendo que rija como Ley en la Isla de
Cuba, la de aguas promulgada para la Peninsula en
. 13 de Jimio de 1879. con las correspondiente modifi-
caciones, y de conformidad con lo informado por el
: Consejo de Estado en pleno; el Rey (q. D. g.) y en
s . ,.:su mombre la Reima Regente del Reino, se ha servido
, . disponer que se apruebe la \lnstruccin que es adjum-
..ta para la ejecuci6n de la citada Ley."
S.:. . dispuesto su cunplimiento por S. E. en 6 del
..que rige, se public en la GACEPA OFICIAL, para ge-
Sneral conoeimiento.
Habana, 12 de Febrero de 1891.

El Director general,
P~dro Fermdndez Mird.
",'
* .J


� -�., . . U.
" � .. .�. :" . ..: ,." . , ,'- � " .'. . � .
.:. ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~ ". ' -!* .� ..: . ,." :. �. . . , .


























































































.. ,, � . .. . . .
" ".'� ' . ." :. " . ,-: " . ' .;: : L",:..,� . . .� , " "

















INSTRUCTION

PARA TRAMI'AR LOS EXPEDIENTES DE APROVECHAMIEN-
TO DE AGUAS PCTBLICAS EN LA ISLA DE CUBA, APRO-
BADA PO RE AL ORDEN DE ESTA FHCHA. (1)

Articulo 1" Toda petici6n para aprovechar aguas
o sanear terrenos pamta4uosos se presentar ean el Go-
bierno de la proviueia, en dande debe taner lugar la
obra. y si abraza &sta mas de una provincia en la q.ue
ha de hacerse la toma de aguas o radique la mayor
extension de terrenos. La instancia se dirigir6 at Go-
bernador general de la isla o al Gobernador de la
provincia, segim correspond, al Mnistro de Ultra-
mar. o dicha Autoridad provincial otorgarla con con-
cesidn o autorizaci6n.
Art. 20 A la instancia acompafiara el proyeeto
de las obras, y en su caso la carta de pago del dep6-
sito a que se refiereu los articulos 124 y 134 2 del re-
1 Fu6 pubecada en Is "'aceta de la Habana" de 3
de Marzo de 1891.
2 Articulo 124. El que pretends la conoesi6n de una
olra que afecte al dominio pdblico en los tdrminos desig-
mados en el n6mero 10 del articulo anterior,* deberk pre-
santar su solicitud, en iel Ministerio de Ultramar o en el
Gohier.no General de la Isia, acompafiando nn proyecto, com-
puesto de los documents siguientes:
1� Una memorial explicativa, en que se dd idea clara
de la obra que se pretend ejecutar, y se demuestre que ni
con ella ni eon so explotania6 se menosaaba el uso general
do la parte de dominion piblieo a que dicha obra afecte.
20 Plans que represented la situaci6n, dimeknsiones
principles y demis circunstaneias de la obra.
30 Un presupuesto aproximado, en que ademas del
crilculo del cost de la misma se apnecie el valor de la
part de dominion piblico a que haya de afectar.
40 Las tarifas que se propongan establecer pars el uso
y aproveehamiento de la obra.
Al proyecto debera el peticionario acompafiar on doeu-
* 1 Que la obra de que so rate no menoseabe .ni en-
torpezes el disfrute o uso general de la parte del dominio
pdblico a que se afecta.













glmento de 26 de Abril de 1883, dictado para la eje-
euci6n de la ley de Obras pfblicas de 19 del mismo
mes y afio. Adembs, y cuando no se solicite la decla-
raci&n de utilijdad pflblica ni la imposici6n de servi-
dumbre, se unira certificaci6a que acredite ser el pe-
ticionario duefio de los terrenos que haya.n de ocu-
parse, o el permiso del que lo sea.
Art. 30 Cuamdo se trate del aprovechamieuto de
aguas para riegos, deberi tambien acompafiarse la
justificaci6n de poseer, como duefio, La tierra o tie-
i ras que se hltelite regard, si pide La autorizaci6n el
misnmo propietario, y La conformidad de la mayoria
de los propietarios de tierras. computada por la ex-
teusi6n que cada cual posea, si la peticidn fuese co-
lectiva.
Cuando se hlya de destini.r el agua a explota-
ci6u o uso general, ya sean en riegos. ya en abasteci-
mientos, por los que nio sean los mismos peticianarios,
se presentarin las tarifas para la explotaei6n.
Art. 4" Si se trata del aprovechamiento de aguas,
deberai espresarse en La solicitud, la cantidad que se
pretend utilizar, su destino, o sea la clase y cantiiad
del aprovechamiento, el rio o eorriente de que haya,
de tomarse o derivarse, el punto de toma yN t6rminos
mtmuicipales que se atnaviesen con Ins obras, y si su
mento que acredit.e haber consignadc en la "Caja general do
ilepu6ito u.nn cantimad equivalknte al medio por 100 del pro-
s-up.iesto id laI obras, que hubieren de estabiec.erso sobre
turrenos dJe .omionio piblico.
Articiulo 134. Cuando se rate de una obra de las com-
pr'ondidaes en el nminero 2o del artiiulo 123 de este regla-
iJento,' el Fitlclonario de la concesi6n deber& presenter
cl provecti a , ue se refiere el articulo 124.
En la memoria deber6 justifiarse la neeesidad de la
ncupacidmn del d'miinio publico, mna.aitfstando ademfis en qu6
forms v eSxtensi6n afecta la obra al uao general establecido
sobre el nismo.
En el presupuesto, ademAs de valorar la part de do
minio que se ha de ocupar, se valorar. asimismo el perjuiz
cio que al uso general se causa por la ejecuci6n de la obra,
incluyendo ambos coneeptos em una sola partida.
Al proyeecto se aeompfiar, en este caso la carta ile pa-
go del dep6silo de una cantidad equivalent al 1 por 100
del imported del presupuesto de las obras que hubicnen de
esarblccerse sobre terr,eno de dominio piblico.
* 2 Que menoscabe o entorpezea el mencionado uso
general,











explotaci-5n y , uso han de ser generals o en exciusivo
lproveeho del peticionario.
Alt. 50 Si se trata de saneamientos, se seiinak rin
los terminos municipales en que estkn enelavados los
lerrenos y sus limits o liileros. exprcs6ndose si son
de dominion pi'ilico del Estado, de los pueblos o de
particulars. En estos dos 6itimos casos, y si se pre-
tenide su propiedad y aprovechamiento, .despuu-s de
saneados, dehe-n solicltarse y obtenerse por sep-trado
la declaraci4n de insaluihridad.
Art. 6" Cuando cualquiera qIue sea la elase 4de
aproveehaimiento, se desee obtener la deelaracion de
utilidad pfhlie., o la imposici.6n ,:e sen'idumbres, se
expresara asi en la solicitud.
Art. 70 En todas.i lns solieitude se sefialar, el
domicilio en la capital de la provi.nuia. para que en
il puedan hacerse tod.ns las notifinaciones al peticio-
alrio a su represent'lwite.
Art. So A toda petition de apiovechamiento de
agiias. acompafiarfi el corresponr.l iente proyecto. Este
conmpreniderLnd ls docuennntos siguiente,:
1l Memorial en la qlue. y adembs de la ilesciip-
ciun de I.j obra y de ui emplazamiento, destino, con-
ve.niencia y .utilidtid. .e expres.arA y justificara si han
de aproveehar a unas p6blicas. la cantidad que se so-
licite, comparada con el senic-io que va a llelar. y la
posibilid'd de obtenerlas, comprobab.as por los corres-
porndientes .iforos. Se det.lJlarA lo reference a la to-
mn .le antnas, . si esta se proyeeta por derivaei6.n por
medio de presa, seri indispensable sefialar su altura
en ambos paramentos sobre el e.auce y la cota del pia-
no de coronaci6n referida a un ptmto invari.:tle del
lerreno. asi como calcular la longitud del re.manso.
por si -stc aleannz a inund;r las tieiras riberefias o
imposibilitar alghn .aprovechamietito colowado aguas
arriba. Si el agua se ha de apri:eeh.ar comno fuerza
motriz, se fijarA adem6s el salto que se solicit. Si se
trata de obra que ha ,de ser explotada para uso pu-
blico. se justificar6in las tarifas adoptadas.
2� Plhmio general: Phnos de detalle en lo rece-
rente a la parte del dominion p6blico que haya de
ocuparse. En el caso de saneamiento de terrenos. si
los hubiera de propiedad del Estado, de los pueblos
y particulares, deber.n sefialarse en el plano general
con separaci6n y con sus correspopidientes lideros.










Todos los pianos deberin lHevar su escala y acota-
ciones.
3� Presupuesto en la parte referente al dominio
pDblico; y cuando la obra haya de explotarse para
el p6blico, presupuesto general.
Cuando se trate de obras de riego se acompafia-
ra tamhbin el pliego de condicianes.
Art. 9� Cuando an propietario pida la concesi6n
de agua para riegos y se propoanga utilizarla exclusi-
vamente en sus fincas, el proyecto se reduciri a lo re-
lativo a la toma y ocupaci6n del domino piblico.
Art. 10 Presentada la solicitud al Gobernador,
serA registrada en un libro talonario, que Uevarf la
Secei6n de Fomento, consignandose la fecha y hora
de la entrega, y dando recibo al interesado en que
consten estas circunstamcias.
Art. 11. La solicitud, con el proyeeto y documen-
tos que le scompafien, se pasarAn en el tkrmimo de
tercero dia al ingeniero Jefe de Obras piblicas de
la provincia para que los examine y manifieste si se
hallan completos y pueden servir de base a la infor-
maci6. a que se refieren los articulos siguientes. Si
asi lo estima el Ingeniero Jefe, redactari la mota que
ha .de insertarse con el anuncio, y lo remitira con to-
dos los demAs documents al Gobernador.
El Ingeniero Jefe evacuarA este servicio en el
termino de seis dias.
Art. 1f. Si el Ingeniero Jefe no encontrase sufi-
ciintes los documenitos presentados, manifestarA sus
defects en el indicado plazo al Gobemnador, quien
los devolverh al peticionario con copia del dict.amen
de aquel facultativo para que se reformen, si insisted
en Iln petici6n. Si el peticionario, en el t6rmino de
seis dias no bace observaci6n alguna, se entemdera
que se conform con lo manuifestado por el Ingeniero
Jefe, y perderA todo el derecho de prioridad, sin per-
juicio de que puedan solicitar la concesi6n otra vez
eon los documents reformados. Si el peticiinario
presentase algunas observaciones, decidira el Gober-
nador si se hall conforme con lo expuesto por el In-
geniero Jefe, o elevari el expediente al Gobierno ge-
neral de la isla para la resoluci6n que proceda.
Art. 13. El peticionario que no se conform con
to resuelto por el Gobernador, de acuerdo con el In-
geniero Jefe, podrf recurrir en alzada al Gobernador








69

general, que tanto en este caso cma en el anterior,
resolver4, oyendo a la Junta coasultiva.
Art. '14. En todo easo, el particular que se can-
forme con lo resuelto por el Gobernador, perdera
los derechos de la prioridad, que inieamente se ad-
quirirA desde La nueva presentaei6n del proyeeto. Si
el peticionario apeLase o reourriese a la Superioridad
y obtuviera una decision favorable a. su imtereses o
pDetensiones se le reconocerAn los derechos de la prio-
ridad desde que present la petieiia. Si por el con-
trario fuese confirmada la providencia del Goberna-
dbr, perdera los derechos in.dicados. Las providencias
de los Goberaadores, se dictarAn, sieapre em el plazo
* de seis dias.
Art. 15. Declarados suficientes los documents
presentados, el Gobernador, en' el t4rmino de tercero
da, anunciara al p6blico la petici6n por medio del
Botetin Oficial de la provincial, sefialimdo un plazo de
treinta dias para .admitir todas las reelamaeianes que
se presented, pouiendo de manifesto el proyeeto y ex-
pediente en la Secei6n de Fomento. Al manucio acom-
pafiarn nota expresiva del nombre del peticionario y
de la clase de aprovechamiento que se proyeeta, de
la eantidad de agua que se pide, del.emplazamiento
de la toma y de los terminos municipales que la obra
debe atravesar, con indicaci6n de las aLs esenciales
eondiciones del trazado y los priwaipales puntos de
paso. Si se trata de trabajos de deseeaei6n o sanea-
miento de terrenos, deber comprender sl nota, ade-
mAs de lo relative a las obras, la situaei6n exacLa de
los terrenos y a quien pertenecan. Si se pide la decla-
raci6n de utilidad pulblica parapoder expropiar, o la
imposici6n de servidumbre, se expresarA asi con los
datos que exija la especial tramitaci6n de estas pre-
tensiones. Cuamdo por Las indicaciones del proyecto
sea possible conocer las personas o Corporaciones a
quienes afecte La petici6n, les serA comanieada du ec-
tamente, y siempre a los Alealdes de los pueblos eu-
yos t6rmiuos atraviese la obra para que se anuncie
al p6blico por edictos, con inserei6n del ainuncio y
nota del Boleti. Una copia de ambos documents se
remitira, cuando se trata de riegos, abastecimientos
u otro uso en que se eonsuma el agua, a los Gober-
nadores de las provincias per las que, aguas abajo de
la toma pase la corriente de que haya de hacerse la






4. *










derivaci6n o las de que sea afluente. Dicha copia se
insertarA aen los Boletinei oficiales correspoudientes,
sefialandose lambi6n un plazo de treiinta dias para
admitir las reelamaciones, y se re.mitirA Im ejemplar
de los expresados Boletives al Gobernador de la pro-
vincia en que se instruye el expediente.
Art. 16. Las reclamaciones de los particulars y
Corporaciones se presentarin a los Gobemadores de
las respectivas provincias. Las qlue se presented on ai
provincial en done se haya formulado la petici6n se
pondra6 de manifesto en termino de tercero dia al
peticionario, al que al eferto se pasari aviso y podrA
contestarlas sucesivamente o en conjunto dentro de
los diez dias siguiemtes a la terminaciAin del plazo
marcado en el anuncio.
Art. 17. Si el peticionario nombrrara, como pue-
de hacerlo, representantes en ,cada una de las demis
provincias, se les pasarAn tambien en iglal forma por
los respectivos Gobernadores y las contestar.in en
igiules plazos. EIn este caso, despu6s de contestadas,
y eni el contrario, o en el de no haber reclamaeiones
al tercer liia de Oxpirar el plazo, se pasara el expe-
diente al Ingeniero Jefe de cada province para que
1o examine e informed sobre las oposiciones y sobre lo
que por raz6n de su cargo crea conveniente, debieodo
siempre manifestar si cree oportuno que se oiga a al-
gin otro ftucionario (le la provincia enoargados de
servicios, especiales, acerca de lo que resolverA el Go-
bennador. quien deberA sie.mpre pedir informed a la
Junta de Agricultura, Industria y Comercio y n la
Comisi6n provincial. Tanto los Ing'enieros Jefes, como
las citadas Corporaciones evaouar&l sus respectivos
informes en el termino de diez dias.
Art. 18. El opositor que se present en cualquie-
ra de las provincias inferiores a. la en que se proyec-
ta la toma de aguas, tendrl dereoho para reclamar
el conocimiento del proyecto, asi como los ingenieros
Jefes y Corporaciones. Immediatamente que se haga
esta petici6n, los Gobernadores respectivos la comu-
nicar.n al de la provincia en donde se haya presen-
tado el proyecto, y este Gobernador la remitira a los
demAs por su orden cuando en la provincia indica-
da haya concluido el' plazo de admisi6n de reclama-
clones. En este caso, los opositores tendrin como los
funmionarios y Corporaciones informants diez dias











desde que se les ponga de manifiesto o se les remita
el proyecto para ampliar la reclamacidn o emitir dic-
tamenL Los Ingenieros Jefes que no lo sean de la pro-
vaneia eo qu -e e aya heelo la petici6n, se absten-
dlria de examiner las condiciones tenicas del pro-
yecto, limitindose a la parte en que el aprovecha-
miento pueda atectar a los servicios puestos a su
eargo y a lo referente a las reclamaciones preseinta-
das en su demareaei6n.
Art. 19. Si el peticionario hubiese presentado va-
rio- ejemplares .del proyeeto, podria ser remitidos
can la copia del .ninntio. a los Gobenradores de las
provincial inferiores, y se iviran para los efeetos pre-
\veidos en el p6rrafo anterior.
Una vez terminadas las informaciones, se remi-
trian con el proyecto, e.n u easo, al Gobernador de
la provincial en que radique el expediente.
Art. 20. Reunidas todas Las informaciones en el
Gobierno de la provincial em que se tramita el expe-
diente, y si el peticionario. por career de represen-
taei a en las otras no hubiese contestado a las recla-
nucionres en ellas presentudas, se le comumicarin en
t~nmino de tres dins para que exponga en el de
seis lo que tenga por convenient. Si la obra o apro-
veclhmiento pudiera afeetar a otros servicios distin-
tos de los que corren a cargo del Ingeniero Jefe de
Obras piiblicas, el Gobernador pedir4 los informed
correspondieutes; que deberin evaouarse cada uno
en el termi.no de diez dias.
Art. 21. Cumplidas estos trAaites, se remitirin
el proyeeto y. el expedieute al Ingeniero Jefe. Este,
si cousider.a indispentsable un reeanocimiento o con-
frontaci6n del proyeeto con el terreno, lo participarh
em el tirmino de tercero dia al Gobernador, remiti6n-
dole al mismo tiempo el presupuesto de los gastos
que puedan origina~se, para que el peticionario con-
signe su imported. Una vez puesta a disposici6n del
Ingeniero Jefe la cantidad que represent el presu-
puesto, practicarA, por si o por im Ingeniero em quien
delegue el recanocimiento y confrantaci6n, sobre el
terreno, de los plans, si estima necesario y en todo
caso se comprobarfn las indicaciones del proyecto
reepecto de la altura y situaci6n de la presa, si ha
de ser construida.
Para comprobar los datos sobre aforos, y si ta







:'. . .. . � .'. . . i:. . . . . '. _. :,' . ..'.... .'. ., ," .:' ;: ,�i .'.... . . :


�in""IT-W .- , .. I _ -_ , -_-,g'foaa,'_ta " . I.. I . a


����� � � _


I










6poca no fuese oportuina, podrin los Ingenieros Je-
fes, pedir a los de las divisions hidrol6gicas, y estos
deberan facilitarles los datos que existain en su archi-
vo. Asimismo, y si La obra proyeetada afeetase por
sus especiales circunstancias a otros servicios de
Obras pafblicas, podra el Ingeniero Jefe pedir a los
encargados de aqu6llos los datos necesarios, y en su
caso por conduct del Goibernador, que informe y se-
fiale las condiciones que por las necesidades o exigan-
cias de cada servicio, deban imponerse en la conce-
si&n. Al reconocimiento podran asistir el peticiona-
rio y los opositores, para lo que, con la antelaci6n
suficiente, se sefialara por el Gobennador el dia en
que haya de tener lugar. Del resultado del recono-
cimiento, observaciones presentadas y operaciones he-
chas, se levantara acta, que suseribirfn todos los
asistentes.
Art. 22. Si al reconoeimiento .uo hubiera asisti-
do el Ingeniero Jefe, el Ingeniero entargado le dara
cuenta del resaltado obtenido, inforniando sobre las
reelamacianes y su procedencia y sobre el proyeeto,
posibilidad rational de la ejecuei6n, exactitud de los
datos, modificaciones que convenga introducir, tanto
en lo relative en la cantidad de .agua pedida como en
lo concenniente a la ejeceiin de las obras y condi-
cioones con que podra hacerse I.t concesi6n. El Inge-
niero Jefe AevolverA el expediente al Gobennador,
trasladando en su cso el informed del Ingeiniero su-
balterno con las obsenraciones que cream oportuno afia-
dir. manifestando su coaformidad con lo que acepte
de aquel informed. Si ,ha concurrido al reconocimien-
to, o si 6ste no hubiese temudo lugar, emitiri su infor-
me en los tOrminos indicados. El plazo para evacuar
estos informed. sera el de veinte dias, cuando no ha-
ya necesidad de hacer un reconocimiento y de trein-
ta euando tenga lugar. Si los treinta dias no fuesen
suficientes en este seguindo caso, lo manifestari el
Ingeniero Jefe al Gabernador, que podrA prorrogar-
lo hasta sesenta.
Art. 23. Devuelto el expediente por el Ingeniero
Jefe, el Gobennador oira, en el thrmino de diez dias
para cada informed los de la Junta de Agricultura,
Industria y Comercio, de Sanidad, si la obra pudiese
afectar la salud piblica y de la Comisidn provincial,
declarindose despuMs ultimado el expediente.










Art. 24. Cuamdo corresponda otorgar la autori-
zaei6n pedida al Gobernador, resolve loI que esfime
convenient en un plazo, que no exceder6 de veinte
dias. Si concede el Gobernador la autorizaci6n, fija-i
rc can arreglo a la petici n y resultado del expedien-
te, las condicianes, marcando ademis las facultati-
vas, los plazos para empezar y terminar partial 3 '.
totalmente las obras, los casos de caducidad y el tan-.'. *
to de la flanza, si procede, y dara conocimiento de
ellas al peticionario. que en el termino de treinta .'
dias deberA manifestar su conformidad con las candi-
ciones, o hacer Las observacianes que le ocurra.
En el primer caso se otorgara desde luego la
concesi6n. En el segundo, si las modificaciones que
piden no son aceptables, y en el de que no contested
el peticionario eu el plazo sefalado, se eutendera de-; :. '::,
negada la autorizaci6n, y tanto wn estos cass com '
en el que desde lueo lo fuese el peticionario, a quien
se comunicara directamente La resoluci6n podra in-.,': ..:
'terponer los recursos que la Ley autoriza. La resola,i~.., :;
eirn final del Gobernador se publioeri en el BoiA i; :i'"
Official de ]a provincial y se conmunicara tambi6n ai., .':
opositores, a los Alcaldes tfe los pueblos interesadoc,
,a los Gobenadores de .as provincial inferiores y.,):;'
los funcionarios que delban tener la inspecid6 de?)So .:
trahajos. .i . .
Art. 25. Si la autorizaci6n compete al Miai~ro': ,
de Ultramar, el Gobernador remitira el expediente .*i "'.'-:.
Gobierno general de la isla. con su propio dicta 'i .' ' "
en un termino que no excederA de veinte dias. .I .ll'. ". '
berundor general, oyendo a La inspeci6n general: "
Obras plblicas y a la Junta consultiva del ramo~q ,'ej .. .
debcrAn evacutar su imforme sobre todos y cada.::p: :'i' . "
de los puntos que comprenda el expedient, pro ', :
niendo la concesidn o la negative, y en el primer .. .
so las condiciones eou que pueda. hacerse lo elfa
al Ministro de Iltramar, para La resolucibin' co '
pandiente, previa audiencia de la Junta. can'
de Caminos, Canales y Puertos; y si se aeI emda:::
coucesi6n, se comunicard .al Gobiermo genea fil: . . '
isla con inserci6n de las condiciones aprobad.. .
conocimiento del peticionario, procedi6ndose .
el caso en que la resoluci6n compete al Go i ,.
La resoluci6n que se dicte se publicari e '. Jo
y se comunicara a los Gobennadores y i ll







0 . . . g. . ..









74

ros Jefes respectivos. Los Gobernadores mandarin
publicar en los Boletines oficiales las resoluciones y
ademas las notificari directamente al peticionario y
a los opositores, hacienda constar la fecha de La. no-
tificacidn para que 6stos puedan, si lo estiman opor-
tuno. usar de los recursos que las eyes concede.
Art. 2S. En el caso de que se haya solicitado la
declaraci6n de utilidad public o la imposici6n de
servidumbre se resolvera tambien sobre estos puntos
por quien correspond, segiun la Ley; en el expedien-
te tendri olidado de que se Ilenen, aJ propio tiempo
que los de la concesi6n, todos los trAmites que esijan
las disposiciones especiales sobre la material.
Art. 27. Los plazos sefilados de esta iLstrucci6n
para presentar reclamaciones y para apelar, serfin
improrrogables. Los demis podran prorrogarse por
el Gobernador, o por el Gobierno, segin el easo,
siemp e que se pida antes de expinar el concedido.
La pr6rroga s61o serA en conjunto por un termino
igual al designado en la instrucei6n.
Fenecidos los trmnimos o sus pr6rrogas, seguirh
adelante la tramitaci6n, s.recogera de oficio el expe-
diente si estuviere en poder de alJgnm funcionario o
Corpora.ei6m. sin que por eso dejen de admitirse y
unirse al mismo cuantos documents se presented an-
tes de ser ultimados.
Art. 28. La present Instruccian no es aplicable
a las obhs de aproveebamiento de aguas para las que
se solicite subvenci6n o auxilio del Estado. Para s-
tas se seguirin los preceptos que determine eyes o
reglamentos especiales.
Madrid, 13 de Enero de 1891.-FABif.
















.4 ..'4 . . .



.*V~ . i^ C~Si~il'MS















INDICE
PAgina

REAL D CRETO. . . . . . . . . . . . . . 3
TITULO PRIMERO.-Del dominion de las aguas
terrestres...................... 5 -.

pluviales.. .. ...... .. . . ... .. ... . 5
-CAPITULO II.-Del dominion de las aguas i
vivas, manlniiales y corrie.utes .. . . ... 6
-CAPITULO III.-Del domino de las aguas
muertas o estanc.das.... .. ...... 9
-CAPITULO IV.-Del domr.iio de las aguas
subterrdneas.................... 10
TITULO II.-De los ilveos o causes de las aruas,
de Ins riberas y margences. de las accesicoues,
de Ins obras de defense v de La desecaci6n de
terrenos.. .. .... .. .. .. .. .... ... . 12
-CAPITULO V.-De los alveos o cauces, ri-
lberas. mAireenies v accesioues. . . . . . . .12
-CAPITULO VI.-De las obras de defense
contra las am-as piblicas . . . . . . . .... 16
-CAPITULO VII.-De la deseeacici6n de la-
ginas y terrenos pa.utauooso . . . . . . .. 1 .
TITUlLO III.-De as sen'idminbres en material '.
de aguas.. ................ ..... . 20
-CAPITULO VIII.-De las servidumbres na-
turales.......................... 20
-CAPITULO IX.-De las serridumbres le-
gales.-Seccidn primera.-De la servidumbre
de acueducto. .................. .. 22'
Secei6n segunda.-De la servidumbre de es-
tribo de presa y de parade o partidor. . . . 27
Secei6n tercera.-De la servidumbre de abre-
v.aderos y de saca de aguas . . . . . . ... . 28
Seei6n cuarta.-De la servidumbre de camino
de sirga y demis inherentes a los predios ri-
berefos.......................... 29


*... . * ,... 'Al
































. ' W-1 .4






it.2
U~









.M0.






"*.' KIP.

























4 -,. J S








4A!4
~i.��;~ii � �'!.'�
'a.l�I .WLVr.L:.4&.t 4� j


Ai:










* IE






1st',i







,r:�
*~ �1.4






: � i .�


'I�

















-r^
64 ' $












t �' . 4

� "t-A^., -
.^ :,. :-.. '











..4
i^." �- . .* ^. **'

















l^~l..:' '. .. . %.:.. -*
yt. "' �







F"1 . ..- '
: . '*' . ' '





; . -

w:i


*** ;






* . f . -.
7o i!


I,


* ' * ,. ' A


*4 . ~


4t'


'*q e�


IA'


, a


I
.. , �

A. . ,
* 4 "t. " - . .


I
4'. 4 *


-S 4


. M


lit


4


I.,


F-.
.4..


.4


'I,


A


''


.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2011 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated May 24, 2011 - Version 3.0.0 - mvs