Apendice de la Memoria historica de la villa de Santa Clara

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Apendice de la Memoria historica de la villa de Santa Clara con notas del periodico local "Federacion."
Physical Description:
21, 128 p. : illus. ; 22 cm.
Language:
Spanish
Creator:
González, Manuel Dionisio, 1815-1883
González, Manuel Dionisio, 1815-1883
Publisher:
López
Place of Publication:
Santa Clara
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Santa Clara (Villa Clara, Cuba)   ( lcsh )
Genre:
non-fiction   ( marcgt )

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 24917691
ocm24917691
System ID:
AA00001611:00001

Full Text

APENDICE
DE LA

MEMORIAL HISTORIC
DE LA VILLA DE

SANTA CLARA

POR

MANUEL DIONISIO GONZALEZ

CON NOTAS DEL PERIODIC LOCAL

FEDERATIONN"












-____ .J ^ gy ____








ARSNDICE;

DR LA


2emoria Aitotica de la 'illa


de eantda Clara

IOR

MANUEL DIONISIO 6ONZALEZ

CON NOTAS DKL PERIODIC IOCAL

FEDERATIONN"


1925
L6PEZ, IMPRESOR
ALEMAN 28
Sants Clara



















I


Julio Arturo Vald6s
Director de "Federaci6n".














o,4 3alahta6


Al dar a conocer esta obra, no me gulan otros prop6.
sitos, que dado el poco eutusiasino reinante en la actual.
dad-entre los hombres de letras que a6n existen en mi
ciudad natal-que a pesar de haber sido siempre los mifs
entusiastas por levantar entire los suyos ese localismuo de
que siempre habian hechogala,y que tanto eualteci6 al His.
toriador Manuel Dionisio Gonzflez, tanto en la descripci6n
de la "Historia de Villa Clara" como en sa novel |ge-
nuinaniente cubana] "El Indio de Cubanaciu 6 las Brujas
de Pefla Blanca". Ese localismo, repito, por todos aque-
llos antepasados, que fu6 inculcado a la siguieute genera-
ci6n, que tal parece que con el delirio de la political reinau-
te se ha entibiado. Muivome impulsado por los recuerdos
de un pasado (que no volverfi) a reproducir, primero coino
folletin eu mi pequeflo peri6dico "FEDERACION" la
"Historia de Villa Clara" que en forma adecuada, pueda
ser encuadernada en las pAginna numeradas al efecto, en
su correspondiente tomo; para que de esa manera (por
haberse agotado la edici6n de la referida historic), puedan
tener al alcance de sus manos la actual generaci6u, y qui.
z7.s hasta la venidera, la obra de referencia. Obra, que






Dos PALABRAS


les ponga incontinenti, al alcance de cualquier dato ne-
cesari(. que deseen conocer del pueblo de su nacimiento.

En atenci6n que el tiemnpo transcurre, mis recursos
monetarios se agotan y sin protecci6n official alguna, -tal
vez por estar reflido mi carActer con los hombres que en
los actuales tiempos-sin percatar que estamos en epoca de
plena democracia, tanto se han engolfado en elevadas pose
siones, Ilegando a olvidar muchos de estos, (por lo que se
ve) que si de arriba viene la luz, de abajo venimos todos,
y que siendo la madre tierra la que n1os sostiene, a ella
tceneos que rendir, a su debido tiempo, nuestro tributo.

Esta circunstancia es la que me obliga, tener que dar
a la publicidad este libro sacado del "Ap6ndice de la His.
toria de Villa Clara", ilustrfuidolo con fotograbados de al-
gnnas personas de que la Hiitoria hace menci6n, asf como
de los edificios que sefiala la mismna Historia, donde en la
actualidad se hallan otras cosas en sustituci6n de las ya
muenciouadas.

Todo lo cual, espero, sea tenido en consideraci6n a fin
de que se le d& la necesaria acogida al present volume,
paTa que no obstante, coutinuar en mi labor emprendida
por acabar de publicar "La Historia de Villa Clara" com*
pleta por su autor el ilustre Don Manuel Dionisio Gonzf-
lez Veitia, en el Folletin de FEDERACION y agreg.in-
dole datos que coincide con la actual epoca, este trabajo
que anticipo, sea bastante fitil, tanto para uno como para
otro.los agregos de que va provisto en sus Notas de Fede.
raci/on, como en los fotograbados que en el mismo apa-








Dos PAILABRAS


recent, trayendo a la imaginaci6ii de nuestros Icetores, los
recuerdos de aquellos edificios ya destruidos por la pique-
ta demoledora para dar paso al progress, asi como tambidi
la efigie de aquellos hombres altruistas de la epoca de la
fundaci6n de esta Ciudad, que atinque la Historia descripta
por Don Manuel los meuciona, no aparecen en ella sts
fotograbados que en este volutmen doy a conocer, para que
puedan ser retenidos en la iente de la actual gencraci6n,
que se digne recorrer con sits iniradas el prescnte libro, la
figure de estos y hasta de algunos de sits descendientes,
--que en esta figuran- colmo prueba inuequivoca, del res-
peto y la consideraci6n que nos inerecen.

Esperando de vuestra benevulentc: sepani disimular
un tanto, las faltas de que ad(lezca el pre'ente libro, pues
no obstante mis buenos deseos en dair itta obra complete,
mi carencia de conocinmiento tal vez, sea el mn6vil de estai
faltas y no otra cosa, lo que haya tenido la culpa.
Jri.uo AR'ruRo VALDt'S.













c~ro liei/u de. "J'delfa ctoiQ


























^.





_____ r4~~


EL HISTORIADOR


DON MANUEL DIONISIO GONZALEZ





NOTA DE "FEDERACI(N"


Sanue Sfolzatez
HISTORIADOR DE VILLACLARA
Con la verdad por limpara gloriosa,
las escenas estudia y reconstruye,
y su paciente examen constitute
una labor fecunda y provechosa.
Formando una cadena prodigiosa,
de los hombres los hechos distribuye,
los datos aquilata, y contribute
a enaltecer su pueblo en su obra hermosa.
La Historia que es espejo que retrata
la vision que al pasado le arrebata
y a trav6s de los siglos la atesora.
Del genio muestra la imborrable huella,
en el oriented human es una estrella
y en la vida de un pueblo es una aurora.
FILIx TRIANA TERRY.



Sl*






LUGAR DONDE SE DIJO LA PRIMERA MISA


Este lugar, en la actualidad, se encuentra seftalado con una lipida, a ini-
ciativa de la "Asociaci6n de la Prensa Local" y "Asociaci6n de Reporters",
y con la anuencia de todo el pueblo de Villaclara J






De la Memoria Hist6rica de la Villa de Santa Clara.


J]Vo Sobte Za J4r/menta .J/iW

Y dice el historiador de Vil'aclara, MNIin.l Iioni.iio
Conzilez.
... En la lloma que se design en el dia con el nom-
bre del Carmen. h6cia la parte del rio, que circuye la po-
blacion por ese rumbo, en (uyo sitio p:ircce se reuniictoi
todas las families fnndadoras a su lleg.ida de Remedios,
la tradici6n coloca el acto atgusto, la sacrosanta ceremouuii
de la celebraci6n de la primera misa en Villa-Cl.ra. La
memorial de esa ofrenda religiosa, consagrada sin poilpa,
pero con un espiritu verdaderamiente cristiano en los pin
torescos cailpos de Antonio Diaz, hizo sieinpre venerabl,-
aquel lugar, nientras ecsistio el recuerdo del culto qitue
alli, por primera vez, tributaron al S,-flor los fundaidores
de la villa. Hoy, despuns de tantos aios, undie acaso hia-
bri que conserve vi la menor idea de ese hecho imprrtan
te, que al traves de los tiempos, nos represent aquellas
families infortunadas, combatidas por las desg-racias, pos-
trarse solicitas, en ocasi6n tan solemne, para rendir al Ha-
cedor un testimnonio p6blico de sn reconocimniento, al ver
terminada la vida de angustias y sinsabores, que duraute
tanto tiempo habiau soportado; siendo de deplorarse que,
cuando en otras parties, se han erigido mionumentos, para
conservar con la veneraci6n que se debe esos sitios sagra-
dos, en Villa-Clara, Fermianezca abandonado a la profiiia.
ci6u, el que debiera ser objeto de nuestras atenciones,
aunque no fuera mas que por la memorial que encierra de
uuo de los principles sucesos d- nuestra historic" .....




ih~afma de. J01(urta, c;/L6t('U


71

i/i
J
*


Emplazada en el Parque Vidal de Santa Clara







NOrA DF "FEDFRACION".


El monument a la Patriota y a la Benelactora
Sra Alarta Abreu de Estivez, se levanta en cl Parque
Vidal. pregonando muy alto el agradecimiento y el ca
rito ide su pueblo, del que fIiu un Angel protector.

Lat elocuente, nunque sencilla dedicatoria que os.
tenta esta obra de arte, "condensajustamente el sen-
tir del pueblo de Villaclara", por ser la que result
triunfante en el Concurso de Dedicatorias que inicio
a los efectos, en EL ECO DE VILLACLARA, [que a
lat sazn se publicaba] si Director, el malogrado period
dista v poeta Sr. Juan E. Valdes Veitia, y aceptada por
Ia Comnisi6n Gestora del Monumento despu6s de cons.
ciente dcliberaci6n.

Dice asi la Dedicatoria:

1845 1909
A LA AUGUSTA MEMORIAL
de Maria Abreu de Est6vez, encarnacidn sublime de
la Caridad y del Patriotismo, erige este
Monumento el carilo de su pueblo
VILLACLARA
1918.






deC /a -AeP"'bt(ic a


Gral. Gerardo Machado y Morales, lustre villaclareflo
que ocupa la Primera Magistratura de la Repdblica
por el cuatrenio qua vence el 20 d a Mayo de 1929


2WIdente






ANTIGUA PLAZA DE ARMA


Hoy hermo-o paseo piblico, denominado Parque Leoncio Vidal.






ANTIGUA IGLESIA PARROQUIAL MAYOR


Fotografia tomada antes Je ser demolida






NoTA DI: "FFDH~RAC16N"


c Jledia .atroquial .Jayot

Demolida en el mil noveciento veinte y cuatro, para
colocar en su lugar la estatua de la ilustre villaclarefia
Marta Abreu de Est6vez, que se encuentra en el niismo
sitio donde se hallaba la torre del referido templo o sea en
el mismo lugar en que estuvo la Pila Bautismal eu que
hubo de recibir las regeneradoras aguas del bautismo la
distinguida Benefactora y Patricia.

Era cura parroco cuando su demolici6n el pbro. Angel
Tudurf, hijo de la ciudad de Matanzas, miembro del di-
suelto Ejcrcito Libertador, elocuente tribune eclesifstico,
y un correct Sacerdote, que goza del mayor aprecio de
sus feligreses y de toda la sociedad villaclarefia.






ANTIGUA IGLESIA PARROQUIAL MAYOR


Fotografia tomada en su demolici6n.























Ya sabemos que esta Iglcsia fuN constraid(l de mi;idi ;i
y guano en 1692 por los fundadores de la villa, en cl mis
mo lugar en que estf la que boy ecsiste, o en sus propias
iuinediaciones; y sost6vose tan pobremcnte durante los
primeros afios, que siendo procurador general Fracisco
Sardui, ocurri6 al cabildo, esponiendo-"qte por hallarsc
dicha Iglesia a los principios de siu ftndaci6n, estaba coni
much cortedad para suplir el gasto de pan, vino y cera, y
no teni i iiityordornoque cuidara de su culto, aseo y lin.-
pieza"; habiendo propuesto- "que debian iiiirse las co-
fradias, para que hicieran los gastos precisos, nienctra cl
teniplo, teniendo ei; adelante mejor formna, podia por si so
lo sostenerse."

En effeto, contaba ya por ese tiempo distintas cofra-
dias, tales comio la del Santisino Sacramento, (erigida ca-
m6nicamente en 9 de Noviembre de 1754) la de l.s Ani-


-5 -





Manuel D. GonzAlez


mas del Purgatorio, Sto. Cristo de la Veracruz, el Rosa-
rio, la Candelaria, el Carmen y San Antonio de Padua, y
A devoci6n de algunos vecinos, habianse colocado varias
de esas imnigenes y tainbien la de S. Jose. Cada cofradia
tenia su mayordomo,pero solo hay noticia de haber sidode
la del Rosario el tenieite sacristan mayor Francisco Mar-
molejo, y la de San Antonio el capitan Crist6bal de Moya;
(1) habidndose encargado la mayordomia de fabrica al
rejidor alguacil mayor Domingo Martin, que fu6 el prime-
ro que entr6 a desempeflarla.

El ministerio spiritual estuvo a cargo de fr. Salvador
Guillin del Castillo, que en calidad de "capellfn y tenien-
te cura", comenz6 'a ejercerlo desde la erecci6n de la pa-
rroquia, de que fue primer sacristfin mayor del pbro Fran-
cisco Rojas Sotolongo, habiendo sido Jose de Brito el pri-
mer notario pel juzgado eclesifistico. Todavia en 1694 no
se habia seflalado al cura asignaci6n alguna, y por esto
fue que el Cabildo dispuso, que los criadores en los dias de
pesa dieran 10 libras de care al licenciado D. Diego Ru-
bi de Celis, que lo estaba si-ndo entonces. Parece que la
renta decimal no se consign6 a esta Iglesia hasta el aflo de
1707; en que Dionisio de Consuegra remat6 por un cua-
trienio la de las estancias, vegas de tabacos e ingenios, en
cautidad de 3720 reales; pero en ailos despues lleg6 hasta
33.009, incluyendose todas las species diezmnables de la
jurisdicci6n parroquial. Esos actos pasaban ante el cura
y el alcalde ordinario mis antigno, que como tal, deseni-
peflaba las funciones del teniente de oficiales reales, por
falta de este empleado, que vino a crearse alg6i tiempo
despuds.


-- 6 -





Iglesia Parroquial Mayor


Digno es de particular menci6n el celo religioso con
que los primitivos moradores atendieron a las necesidades
del sautuario, proporcionfindole recursos para la adquisi-
ci6n de los objetos de que carecia; Juana Mnirquez, una de
las principles fundadoras, ademnis de otras ofrendas, con.
siguadas de antemano, le dej6 un legado a sn failecimiien.
t ). Crist6bal de Moya y sn e posa Maria Quinones des-
tinaron 400 ducados para el culto de San A titonio, cuyo al-
tar habian costeado. Bartolome Jidnez dedic6 una coro-
na de plata a la virgen del Rosario, Juan Sarduf, donu
100 $ para alhajas del altar de San Jose, debido a la piedad
de Ana Ramirez; y asi de este inodo fud proveyendosc el
templo de cuanto habia menester, apart de las distintas
imposiciones que iban hacidndose a beneficio de las cofra
dfas; y por efecto de estos sentimuientos que abrigaban en
favor del culto, erigieron luego nuevos altares, donde a
impulses de su devoci6u se colocaron las imigenes del Buen
viaje, San Miguel, la Diviua Pastora, la Concepci6n los
Dolores y las Mercedes.

Esa, que podemos considerar :omo nla priwera 6poca
de nuestra Iglesia parroquial, fue seguida de otra, que
ofreci6 notables adelantos, debicos al celo del pbro. Conye.
do, que siendo cura, acometi6 la empresa de edificarla de
mamposteria y teja. Esta obra tuvo principio en el mies
de Abril de 1725, y no hubo quizis persona alguna, ann
de aquellas mnis destituidas, que dejara de tomar parte en
su ejecuci6n. pues las que no podian facilitar inateriales o


-7-





Manuel D. Gonzilez


recursos pecuniarios, se brindaban p.ra trabajos personales
pr un tiemipo que sefialaban. De los principles contri.
buyentes solo hay noticia del capital Juan Pablo Montea-
gudo, qte di6 6003, y del alguacil mayor Domingo Mar-
tin, que ademias de iginal siuma, don6 despuds mnuchas alha-
jis para el servicio de la misma Iglesia, de cuya obra fut
nombrado "comisario", habiendo desempeilado tainbidn el
cargo del teso cro de sus foncdos. Jos6 de Veitia ofreci6 ti
rar toda la im.,dera necesaia por caiitidad de $100 y dos
yuitas de bueyes qtu se le dieron; pero sucedi6 su muerte:
ctando solo habia cond(ucido 84 palos, y de ellos hizo do.
naci6n al temple, conisignundole ademtAs uu legado de 50$.

Los maestros a quienes se encarg6 la edificaci6n fue-
ron el albafil Jose Beinthan y el carpintero Juan de Car.
denns, habiendo echo los trabajos de torno el maestio
Jose Hidalgo. Los ladrillos empleados en la fibrica, que
a su solidez, reunen un puli mento, que boy no vemos, ni
en los mejores que aqui se construyen, fueron contratados
con el mismo Bentham y Domingo Mateo Guillen, a ra-
z6n de 8 $ iiillar, la teja a 1. $ 4 reales y la cal a 2 reales
fanega. La arena, aunque segfii la trAdici6u no es dudo.
so que pudiera haberse traido alguna del rio Atimao, [que
es la mejor que se conoce] tambidu se sabe que se sacaba
de la plaza, donde se hizo una grande escavaci6n, cuyos
indicios se advertian ahora muchos afnos, c-j:no afirman al.
gunos hombres antignos.

Grande empresa fue para unia poblaci6n como Villa
Clara la edificaci6n de su Iglesia parroquial, en circus


- 8--





Iglesia Parroquial Mayor


cias de no contar sino un corto vecindario, y no poster sus
moradores suficientes recursos para esa obra, que por sit
estructura y dimensions debi6 ser miny costosa. Verdad
es que el espiritu religioso, entouces predominiaute, dcbi6
ser una garautia de buen ecsito; pero aparte de esta in-
fluencia, tampoco hubiera sido dificil llevarse a: cabo, fi-
gurando al frente de ella un hombre como Conyedo, que
gozaba de tan merecida reputaci6n, y cuyos pensandientos
se distingulani siempre por alguna idea de utilidad p6bli-
ca. Tambi~n su ejemplo, consignando en pro de la mis-
ma obra algunas de sus propiedades, hubo de ser otro es-
timulo, que necesariameute habria de mover la voluntad
de sus compatriotas.

Pero sin embargo de todos estos elements favorables,
tuvo la f&brica sus periodos de paralizaci6n, porque se ab.
sorvian los recursos; mas no se desalentaba por ello el
pbro. Conyedo, que obraudo eutonces con mayor actividad,
discurria nuevos melios con que darle impulso: y aunque
el Obispo le concedi6 autorizaci6n para enagenar los cen-
sos de la Iglesia con destino a su fibrica, y el Ayunta-
miento la merced de todos los realengos de la jurisdicci6t
con el mismo objeto, no tuvo necesidad de utilizar estos
ausilios, sino alguna que otra vez, y eso cifecndose solo a
la primera concesi6n. El estableci6 un sistema tal de
provechosas economies. que produjo grades ahorros. a
que propendieron tambien los vecinos, al disputarse, con
todo el-entusiasmo de su f6 religiosa, la prefereucia en la
conducci6n de materials, cuyas faeuas Ilegaron a desem.
periar muchas veces hasta las mismas mugeres.


-9-





Manuel D. Gonzrlez


Mientras se edificaba el templo, sirvi6 de parroquia
ia ermita de Candelaria, que anuque no acabada de recons-
truir, estaba sin embargo en disposici6u de poderse desti-
nar al culto; pero en 1729, concluida ya la capilla del
Santo Cristo, fue trasladadi a ella la administraci6n de
los Sacramentos, y continuados los trabajos, vino a darse
tdrmino a la Iglesia en 1738. Entonces invite el padre
Conyedo a la Municipalidad, para el sefalamiento del te.
rreno que debia comprender a su alrededor, cuyo acto tu-
vo efecto el 31 de Octubre de aquel aflo, concurriendo el
alcalde D. Miguel de Neira y Valenzuela, el field ejecutor
D. Crist6bal de Moya y el procurador general D. Martin
de Veitia, quienes de acuerdo con el parroco, fijaron la li-
nea donde fut construido el atrio. (2)

Nuevos altares sustituyeron despuns a los antiguos,
que no correspondian ya, ni con las proporciones, ni con
la distinta faz que presentaba el templo. Los de San An-
tonio y San Jose fueron costeados, el primero por el citado
Moya, continuando la devoci6n de su padre, y el otro por
Ana Ramirez o sus herederos; el de Dolores parece fun
por el pbro. Hurtado de Mendoza, el mayor, segin tradi-
ci6n, por D. Pedro Prez de Morales, aunque luego se hi-
zo otro de valor de $5000 facilitado por los fondos de fibri-
ca, y el de la Concepci6n ofreci6 darlo el pbro. licenciado
D. Gaspar de Monteagudo; pero habiendo fallecido antes,
cnmpli6 su madre Da. Manuela Rodriguez de Arciniega
con la disposici6u que dej6 al efecto, habidndose colocado
e! 17 de febrero de 1755. No ecsisten noticias con rela-
ci6n a los demais, y solo se sabe, que el del Rosario, que


- 10 -





Tiglesia Parroquial Mayor


es uno de los mins antiguos, fud dorado en 1765 a espenisas
de D. Jos6 del Aguila, Da. Maria Castell6n y Da. Josefa
Vizcaino, y que el de las Mercedes, costeado con las li-
miosnas facilitadas por la hermandad, que formaba su co-
fradia, se erigi6 por los ailos de 1782. Tamaflo celo por
el esplendor del culto no se limit a esas solas ofrendas,
pues munchas otras se cousagrarou tanmbicn a impulses del
fervor religioso de aquellos tieinpos. El pbro. D. Malrce-
lo Perez de Morales, a su fallecimiento, mando hacer 12
vcaudeleros de plata, de valor de $60() con destino a distin
tas cofradias; y las varas de palio y guion, tambidu de pla*
ta, que aun se conservan, fueron debidos a la piedad de
Da. Josefa Gabriela del Aguila, que a su muerte, ocurri.
da en 1778, consign al santuario, adenfis de esa valiosa
dfidiva, los ornainentos, vasos sagrados y denies objetos,
que servian al oratorio que tenia en su inisina casa. (3)

Esta Iglesia, que ocupa c' centro de la poblaci6n,
annque no es un edificio que present por su forma ima
elegaute perspective, tanipoco ofrece una vista desagrada"
ble: su estructura, asi en la parte de carpinteria, como en
]a de albafiileria, es sobre manera s6lida, llimaudo part
cularinente la atenci6n el ordeu conquc est(in edificadas
sus paredes esteriores, que presentando por fuera los ]a-
drillos al descubierto, deja observer la disposici6n y sime-
tria con que apareceu colocados, divididos unos de otros
por una linea blanca, que figure la argamasa o mezcla
empleada en su edificaci6n, tan bieu preparada, que ha
llegado a petrificarse. Los lairillos son de dos colors,
unos rojos y otros oscuros, que parecen barnizados, 3y su


- 11 --





Manuel D. GonzAlez


combinaci6n en distintas parties del edificio, da mayor me-
rito al trabajo. En las dos ocasiones que el obispo Espada
visit esta parroquia se le indic6, como una mejora, la
de vestir esas paredes para darles otro aspect, y siempre
encarg6 que se conservaran bajo su forma primitive.

Tiene el temple una sola nave con dos capillas cola-
terales: la primera, que forma el cuerpo principal, es de
42 varas de largo y once de ancho, siendo las segundas
de regular capacidad: la longitud de todo el edificio, inclu-
yendo el presbiterio y sacristia, es de cincuenta y seis va-
ras. Cuenta actualmente nueve altares, de ellos algunos
muy antiguos, pero reformados: el mayor, dedicado a San-
ta Clara con un cuadro al 6leo de esta images; los de San
Antonio, S. Jose, las Mercedes y las Animas en el cuerpo
principal; los del Rosario y la Concepci6n en una capilla,
y los del Santo Cristo y los Dolores en la otra. En 1817
fue reemplazado el de Animas por el que en el dia ecsiste,
traido de la Habana, y cuyo costo de $1723, 5 reales erog6
el fondo de su cofradia; y a espensas del teniente coronel
D. Jos6 Crespo se coloc6 en 1818 el otro del Santo Cristo,
construido aqui bajo la direcci6n de D. Juan Betancourt.
En la iltima visit del obispo Espada, verificada en 1819,
se suprimieron los que habia donde hoy estan los p6lpitos,
uno consagrado a la Divina Pastora, y el otro a Jesfs de
Nazareno, habidndose trasladado el filtimo a la iglesi anu-
siliar de la Magdalena, que acababa de erigirse, y fue tam-
biWn entouces cuando se sustituy6 el antiguo altar mayor
con el tabernAculo que aun subsiste, y el docel en que se
halla el cuadro de la titular.


- 12 -





Iglesia Parroquial Mayor


Hay en la torre cuatro canpanas, sin la del reloj:
dos pequeflas, que son tan autiguas como el templo, dedi.-
cadas, una a las Animas, y la otra a la Concepci6n, no es-
presindose en niuguna de ellas el aflo en que se fundieron
y dos grades, consagradas la mayor a Santa Claia, y la
otra a la nmisma patrona y a Jesfis Mara y Jose. Estas
campanas, que son sin duda lis mejores de la isla, por sit
escelente sonido, fueron hechas con el cobre que se benc-
ficiaba en la mina de Malezas, babicndose fundido ls dos
iltimas en 1773 y 1786 por un mnoreno noinbrado Juan
Cris6stomno, en un solar de la calle de San Vicente, antes
del que hace esquina a calle de Concha,en la acera del Str.
Rara fud la persona de posibilidad que no ocurri6 alli
al tiempo de la fundici6n, para mezclar en ella, por efecto
de su religiosidad, cuautiosas ofrendas de oro y plata, con-
sistentes en monedas y en prendas y alhlijas de vaior, a
cuya circunstancia parece se debe la ventaja de su sonori-
dad. La torre es de tres cuerpos, pero de poca elevacion:
el filtimo que no pudo concluirlo Bentham por la ocurren-
cia de su fallecimieuto, viuo a concluirse el aflo de 1751
con los fondos sobrantes de la cofradia de San Antonio.
Bajo el primer cuerpo, que di entrada a la Iglesia, se ha-
lla el batisterio. La pila que le sirve, se hizo y coloc6 en
1776, y est6 formada de una piedra blanca de bastaute
circunsferencia, que se trajo de Monte-Capiro. El reloj
es de repetici6n, y fue colocadoel 22de Diciembre de 1820
desde cuyo dia empez6 el vecindario a disfrutar de ese be-
neficio. Su costo, ascendente a $1000, se reuni6 por me-
dio de una suscrici6n pubiica, debiendose en part esta
mejora a la- eficaces diligencias del pbro. Veitia, sacris-


- 13 -





Manuel D. Gonzalez


tfiu mayor entouces de la parroquia. La campana que le
sirve, de peso de 62 arrobas, fuN fundida aqui en 1802,
con destino a la iglesia de la Pastora; pero por hallarse
abandonada su ffibrice en tales circunstancias, se tom6 pa-
ra el reloj. Tiene este una mnquina segura, y su antigua
muestra de madera, cuya numneraci6n habia hecho desapa-
recer el tiempo, fud sustituida eu 1844 con la de minrmol
que ann se conserve.

Las principals festividades que hoy celebra esta Igle-
sia son la Purificaci6n de nuestra Sefiora, Carnestolendas,
los Dolores, Semana Santa, la Resurrecci6n, el Santisimo
Corpus Christi, la Patrona, el Rosario, las Mercedes, la
Connietuoraci6n de los difuntos y la Natividad del Sefior,
costeadas unas por los fondos de ffibrica, y otras por los de
sus respectivas cofradias o sus mayordomos. escepto la de
la titular, cuyos gastos se hacen del caudal de propios.
El cambio que el transcurso del tiempo opera en las cos.
tumbres de los pueblos, somete tam bin a notables diferen-
cias ann aquellas cosas, que por su objeto y naturaleza,
debian considerarse duraderas. Tal pues sucede hasta
con las celebridades de la Iglesia, que ban ido asi mismo
sujetfindose a no pocas Plteraciones. Por ejeniplo: los
ejercicios religiosos de Semana Santa, no son ya lo que
fueron en otras 6pocas, cuando los solemnizaban nuestros
antepasados con aquel espiritu edificaute, con aquella de-
voci6n y recogimiento, que les inspiraban el recuerdo y
contemplaci6u de los grandes sucesos, que forman la his-
toria de la redenci6u del linaje hunmano. He aqui todas
las procesiones que tenian lugar durante esos dias, para


- 14.-





Iglesia Parroquial Mayor


representar los diferentes actos de la pasi6nu: salia el do-
mingo de Ramos la de Dolores, el lunes la de Jesis de Na-
zareno, el martes la de Azotes y Columna, el mniircoles
la de la Sentencia, el jueves a ls doce de la noche la de
la Vera Cruz, el viernes la del Santo Eutierro y el doinii-
go al amanecer la de ]a Resurrecci6n. Las estaciones se
hacian por las calls de la Gloria, San Francisco Javier,
el Buenviaje, Plaza Mayor y el Calvario, cuya carrera for-
maba el "Via Crucis". La escena del descendiniento se
verificaba en la misma plaza, que se ocupaba toda con el
gran concurso de fieles que asistin, formnindose al efecto
una enramiada junto a la ernita de Candelaria, cuya cos.
tumbre estt'vo en practice hasta el aflo de 1819. De allf
salia la procesi6n, llevando los pasos cierto ftnuero de
niflos, vestidos unos de Nazarenos y otros de Angeles, y
Inego que se depositaba el sepulcro en la ermita del Buen-
viaje, continuaba la procesi6n con solo la virgen hansta vol.
ver a la plaza, donde ya entrada ]a noche se predicaba el
serm6n llamado del "Retiro". Esto no es nibs que tin
breve bosquejo de las antiguas funciones de Semana San-
ta, con mnfis o menos diferencia, segfit las variaciones que
iban introducidndose; ahora pueden compararse con las de
nunestros dias, que casi se reduce a los oficios del jueves,
viernes y sAbado, y a las procesiones del Santo Entierro y
la Resurrecci6n.

Pertenece a la iglesia una casa continue, fabricada
inuchos aflos.desputs y cuyos products utiliza el templo.
Antes de esto ecsisti6 otra nmuy pequefia en la esquina,
que servia de calabozo, a aquellas personas que reducia a

15 -





Manuel D. GonzAlez


prisi6n el Vicario en las causes de que conocia. Junto a
ella habia tambien un recinto; cercado de mamposteria,
donde se depositaban los huesos que se estrafan del cemen-
terio, y anecso a ese propio dep6sito, o inmediato a 6l, es-
taba un nicho, a que se daba el nombre de "casa de las
Animas", cuyo lugar era visitado todas las noches por
gran n6mero de personas, que concurria alli a ofrecer su-
fragios por las almas de sus difuntos, encendidndose y co-
locAudose las velas que cada cual Ilevaba, de niodo que, a
poco de oscurecer, siempre aparecia ilumniinado aquel sitio,
objeto de fervorosa atenci6n para nuestros antepasados;
pero cuando mfls profusi6n de luces se advertia, era la no-
die de difuntos, en que, segin noticias de los antiguos,
podian contarse a veces hasta dos mil.

Esta Iglesia, segfin la Real CUdula de 30 de Noviem-
bre de 1852, que estableci6 el arreglo del culto y clero,
estd considerada en la categoria de las de "termiino" des.
de lo. de Enero del siguiente afio, en que se puso en
plant, hahiendo cesado desde entonces su primitive deno-
minaci6n de "Iglesia parroquial mayor", que se sustituy6
con la de "Parroquia o Iglesia de termino" que es la que
le corresponde, conforme al mismo arreglo, en virtud del
cual qued6 suprimido el destino de sacristan mayor. Des-
de esa fecha disfruta cl cura una renta annual de $2000 y
450 un sacristfn teniente de cura, nueva plaza creada con-
temporanieameute. La dotaci6n para gastos es de $700 al
aflo, y el cargo de mayordomo de ffibrica, elejido uno para
cada Iglesia, entr6 a proveerse a propuesta en terna del
p&rroco, cuyo destino es desde entonces annual y obligatorio.


- 16 -





Iglesia Parroquial Mayor


La espresada iglesia desde su establecihniento hasta
la fecha, ha sido visita*da veinte y cinco ocasiones, ya por
los mismos obispos en persona, ya por comisi6n de Cstos.
La primera visit se pas6 en 23 de Enero de 1690, cumndo
no tenia la villa siete meses de fundada, habiendo venido
al efecto el doctor D. Francisco Sotolongo, cnra de Ia lta-
bana, por comisi6n del ohispo Compostela; pero en aflos
despuns lo hizo por si el Ilustrisimo Sr. 1). Gerinitno Val
des, que ftu el primer prelado que 'a visit por el mnes de
Junio de 1707. Hasta 1778 no qued6 la isla dividida en
dos obispados, y al coinpartirse entonces la jurisdiccini
eclesiastica, correspondi6 ]a villa al erigido en la Iliabata.

La filtima visit ha sido la que pas6 en 29 de MNarzo
de 1853 el Escelentisimo e Ilustrfsimo Sr. D. Francisco
Fleix y Solans, actual obispo de la di6cesis. Este prelado
lleg6 a la villa el 19 de dicho mics, y asisti6 a todos los ofi-
cios de Semana Santa, celebrando el jueves inisa de ponti-
fical, y dando la sagrada coimuni6n al clero, a las attori.
dades, al Ayuntamientoy al pueblo, despu s de haber pro
nunciado un discurso contrafdo a Ia instituci6n de la Eu-
caristia. Hizo la consagrici6u de los Santos Oleos, cere
monia que por primera vez se verific6 en la villa, y reser-
v6 la Divina Magestad en el monuminento. Por la tardc
practice la otra ceremonia del lavatorio con doce niflos, se-
g6in antigua costumnbre del pueblo, concnrriendo a los de-
mis actos propios del dia, lo mismo que a los del viernes
y sabado. El domingo de Pascua, desptts de Ia mnisa, di4
la bendici6n papal por facultad delegada de sn Santidad.
concediendo una indulgencia plenaria, y concluida la visi-


- 17 -





Manuel D. Gonzfilez


ta de la Iglesia el dia 29, se ocup6 en nn breve discurso
de la doctrine del Sacramento de la confirmaci6n, el cual
administr6 duratte su permanencia en la villa a 16.450
personas.

Tambidn en uso de la misma delegaci6n de facultades
pontificias, declar6 altar privilegiado el del Santo Cristo
de la propia Iglesia, concediendo algunas otras gracias e
indulgencias. Corriji6 la corruptela introducida desde la
iltima visit, de ponerse almiohad6n a los Tcuientes gober-
nadores, al asistir a Ins funciones de tabla, permitiunJoles
asiento preferente, seg6a la costumbre observada en otras
parties; y declar6 que la "paz" se diera a los seglares por
tin ministro que saliera del altar, pero de ninguna mane-
ra por el diicono; y ecsistiendo en la parroquia desde mniuy
antiguo un hernioso relicario de plata de S. Quirino, que
parece fuN adquirido de un prelado, y con noticias de ha-
bersele dado culto piblico con autorizaci6n de sts antece-
sores, mand6 se buscara en el archivo el origen de tal ad-
quisici6n, para determinar lo conveuiente, mins nada creo
ha podido averiguarse con respect a ese particular.

Desde la erecci6u de esta parroquia hasta fin de Di-
ciembre de 1857, se han hecho eu ella 40,411 bautismos,
5,919 niatrimonios y 20,660 entierros de blancos; y de co-
lor 21,142 de los primeros, 2,114 de los segundos y 10,945
de los 61timos, de manera que resumiendo estos datos, re-
sulta que el total de bautismos de una y otra clase ascien-
de a 61,553, el de niatrimonios a 8,033 y el de entierros a
31,605. dando esto una diferencia de 29,948 a favor de la


- 18 -





Iglesia Parroquial Mayor


poblaci6n. He aqul ahora los asientos parroqluiales, que
vienen a comprobar, tanto el echo del primitr tacimnieito
ocurrido en la villa, como del primer entierro y el primer
niatrinionio. Diceu asi.

"En 27 de Diciembre y aflo de 8o. Yo frai Salvador,
esclavo de mi Sr. San Joseph, del orden Re.l y military de
Redemptores de nuestra Seflora de la Merced y capellan
teniente de Cura por el lThno, y Rtmo Sr. Dr. I) Diego
Evelino de Compostela, digmsinio ohispo desta Isla de Cu.
ba, Xamaica y la Florida, del Consejo de S. M. y su pre-
dicador desta villa de la Gloriosa Santa Clara, baptism sub
condition, y puse los Santos 61cos a Salvador, hijo lejiti-
mo de Juan Sanchez y de Chataiina Goni lez, si longer,
el qual naci6 el dia 15 de Octubre pr6ximo, pasado, y a
los cuatro dias de su nacimieito por necesidad le ech6
agua en casa si padrino, que lo fNu Marcos del Rio y Po.
tenciana de Lugones; y por verdad lo firmo en dicho dia,
times y aflo: fecha ut supra.-Fr. Salvador, esclavo de mi
Sor. San Joseph."

"En la villa de Santa Clara en 19 dias del mes de
Agosto de 1690 afios. Yo Fr. Salvador Guillent del Casti.
tillo, teniente de cura de la Parrochial desta villa, vel, y
di las bendiciones nupciales a Bias, Martin y a Beatriz de
Payba ,su muuger: fueron stit p-drinns Nicolas de Carrazana
y Ana de Consuegra. siendo testigos D)oningo Travieso y
el alguacil mayor Juan de Veitar; y para que conste lo
firm: ut supra.-Fr. Salvador Guillen ,el Castillo."

"En ]a villa de Santa Clara en dos dias del lines de


-- 19 -





Manuel D. Gonzalez


Octulre de mil seiscientos y noventa afios, fuN enterrado
en la Parrochial de dicha villa Juan Pifiero, natural de la
ciudad de la Habana, vecino y alcalde que dijo ser del pue-
blo de San Luis del Caney: declare ser cas:do y tener hi-
jos en dicho pueblo: no dijo el nomibre de sus padres, ni
de su muger ni hijos, ni test, porque estando para hacer-
lo, le di6 un parasisino, estando al parecer no en lo l6timo
de si vida, del cual se lo 1Pev6 Dios: parecieron algunos
bienes del susodicho, y se vendieron, y se pag6 su entie.
rro: recibi6 el Santo Sacramento de la Penitencia y el de
la Estrem-,iunci6i y el de la Eucharistia no lo recibi6 por
causa de tener v6mitos, y por el riesgo no se le di6, y por
mi se le fueron administrados; y para que conste lo firmd:
ut supra. -Fr. Salvador Guillen del Castillo."

Ahora con respect a gente de color, lie aqui el bau-
tisnio, el entierro y imatrimonio que primeramente se hi-
cieron. En 18 de Febreyo de 1691 se bautiz6 el negrito
Jos6, hijo de Tiberio y de Maria, esclavos del capitfn Cris-
t6bal de Moya. En 3 de Marzo de 1692 se sepultaron en
la Parroquia los huesos del moreno libre Juan de Espafia,
muerto en el campo; y en 28 de Diciembre del mismo afto
despos6 el cura Gonzalez de la Cruz al negro I.uis, esclavo
del capitin Luis Perez de Morales, y a la de la inisma cla-
se Marcela, esclava de Juan Diaz Reinoso.

Tiene esta Iglesia $17,904 en diferentes imposiciones
a favor de su fibrica y cofradias, y ecsisten adenias 97 ra-
ruos de capellaufas y memories de misas con $86,062 7 rea-
les de principal. Eutre ellas hay una, que data desde el


- 20 -





Iglesia Parroquial Mayor


aflo de 1819, de $3500 de capital, que dejo cl rico haccnda.
do D. Bernando Gonz.dlez para la celebraci6n de la misa
de once, con la mnira de hacer ese beneficio a los vccinos
del camupo, que por sus ocupaciones no pudieran venir los
domingos a la poblaci6n en otras horas de la iimaflana.

Todavia hoy, en inedio del estado actual de indifcietc-
cia religious, no faltan personas (ite imiten los ejemplos
de piedad de las generaciones pasadas. No hace much
que a espensas de algunos vecinos se tra;jo de Francia cl
hermnoso palio que sirve a l. Iglesia; tras esto se ha adqui-
rido tni 6rgano faminoso, que anil no se ha acabado de arre
glar, y para cnyo cost, apart de varias ofrendas consig-
nadas por algunos devotos, contribuy6 con $1000), sieldco
cura interino, el pbro. licenciado I). Jose Cecilio S.anta
Cruz, con doce onzas el cura propietario 1). Jose Rant('
Alfonso y con igual sunia sit coadjutor el pbro. I). Fer-
in1in Salnz; y iiltiimainenite el vecino I). Jos. Antonio Go
doy, ha echo la valiosa didiva de una rica custodia, que
ha sido colocada en el ines de Diciemnbre de 1858. En fin
para terminar esta resefia, incluii6 nna u6niita de los cu
ras y sits tenientes, sacristanes mayores y colectores que
ha tenido la Iglesi:a desde si fundaci6n hasta el dia.

CURAS V TENIENTES

Fr. Salvador Guillen del Castillo, teniente. ...... 1689
Lic. Gaspar Martinez de Mesa, cura interino. .... 1690
Fr. Juan Miguel, su teniente...... .. ..... 1691
Fr, Crist6bal de Moya id ........ ............. 1691
Francisco de Rojas Sotolongo id .... ....... ... 1691


- 21 -





Manuel D. Gonzflez


Martinez de Mesa, cura propietario .............. 1691
Jose Gonz6lez de la Cruz id. interino............ 1692
Lic. D. Diego Rubi de Celis id. id ......... ... 1693
El mismo en propiedad ....... ................ 1694
Tomfis Vilianueva Guerrero interino .... ....... 1695
Fr. Juan de Aguiar, teniente de Rubi. ......... 1696
Jose Gonzalez de la Cruz, cura propietario.... ... 1698
Josd Suarez id. id ... .......... ............. 1699
Marcos de Valdivia interino por Suarez.......... 1703
Juan Garcia de Reinalte id. por id .............. 1704
Fr. Salvador Guillen del Castillo id. id .......... 1707
Lie. Juan de Couyedo, teniente de Suarez ........ 1717
Fr. Salvador Guillen del Castillo cura interino .... 1718
Lie. Juan de Conyedo, cura rector en propiedad... 1718
Lucas Fernfindez de Chavez, su teniente. ..... 1722
Dr. D. Diego Francisco de Rocha y Bique su coadjutor 1724
El mismo Ferufndez Chavez comio su teniente .... 1725
Fr. Salvador Guillen del Castillo id. id ...... .... 1729
Francisco Antonio PNrez Abal id. id ...... ...... 1730
Fr. Lorenzo Mifiano id. id ..... ............... 1731
Fr. Jose de Queralta id. id... ...... ......... 1732
Tomfis Manzo de Contreras id. id............... 1734
Br. D. Pablo Figueredo y CUspedes cura propietario 1743
Lie. D. Gaspar de Monteagudo su teniente ..... 1744
Br. D. Lorenzo Martinez de Avileira id.......... 1749
Br. D. Manuel Sardui id...... ...... .... 1755
D. Juan Francisco Carrazana y Moya id. ........ 1756
Dr. D. Cayetano Pdrez de Arriaga id.. ......... 1759
El misiuo como cura interino .................. 1761
Br.D.Frasco. Hurtado de Mendoza cura propietario 1762


-22-





Iglesia Parroquial Mayor


Br. D. Lorenzo Siverio su teniente .. ....... 1764
Fr. Miguel Hurtado de Mendoza id..... ........ 1767
Fr. Jose de Fleites id. ........................ 1769
Fr. Jose Antonio PNrez de Cotcho id ............ 1770
D. Agustin Morales y Manzo cura propietario ... 1771
D. Juan de Guzmin y Quintana teniente ........ 1772
D. Miguel Jose Gonzalez Montero id .... ....... 1779
Br. D.F.Autonio Hutrtado de Mendoza cura interino 1782
D. Juan de Guzmtni y Quintana propietario...... 1782
D. Bernabd Jose de Guzmnit, su tenieute ... ..... 1787
El niismio Guzinin, cura interino. ... ......... 1791
D. Miguel Sanchez de la Raya cura propietario.. 1793
Fr. Manuel de Veitia, su teniente ............. 1793
Fr. Antonio de la Madrid id ................... 1797
D. Felix Madrigal, cura interino....... ... ... 1805
D. Jose Dionisio Veitia, coadjutor de Raya.. .. 1815
El nmisnio, cura interino....................... 1815
D. Pedro Guillermo Gutidrrez cura propietario .... 1816
D. Bartolomi Fernfindez, sit teniente............ 1824
D. Manuel Canto su coadjutor........ .. ...... 1837
El mnismio Fernindez id ........................ 1840
D. Rafael Jose de Torres id ...... ........... 1846
D. Vicente Cordero id............ ........... 1848
D. Serafin Ichaso id...... ..... .............. 1849
D. Benigao Guzmin id ..... ... ............. 1850
El mismo y el pbro. Fernandez curas interinos si.
multAneos por muerte de Gutierrez.. ...... 1851
Br. D. Luis Jose Astor cura propietario.......... 1851
D. Francisco Ignacio Blanco su coadjutor ....... 1852
El mismo, cura interino por muerte de Astor. .... 1853


- 23 -





Manuel D. Gonzfilez


D. Bartolomn Fernandez cura propietario ........ 1853
Pedro Jos6 Guzminn, interino por muierte de Fdez.. 1854
Antonio Cassu interiuo por nomhbto. del Obispo... 1854
D. Jos6 Ram6n Alfonso cura propietario ........ 1855
D. Fermnin Sanz, su coadjutor.......... ....... 1855
Lic. Jos6 Cecilio Santa Crui cura interino........ 1857
Manuel Maria Belaza cura propietario actual ..... 1858

SACRISTANES MAYORES
Francisco de Rojas Sotolongo ................. 1690
Lie. Sim nu de los Reyes....................... 1697
Tomis de Orvera, interino .................... 1704
Lic. Sim6n de los Reyes .................... .. 1704
Lic. Juan de Conyedo ............ ..... .... 1712
Lucas Fernindez de Chaves interino ............ 1722
Pedro Gutidrrez ... ....... .... ........ 1724
Lic. Gaspar de Monteagndo interino ..... ...... 1732
Agustin de Veitia y Salas................... 1740
Sebastifin P rez de Prado .......... ... ...... 1762
Br. Agustin P rez de Prado....... ............ 1763
Felix M adrigal.... ..... .................... 1804
Pedro Guillermo Gutidrrez .................... 1816
Jose Dionisio Veitia ........ ................ 1816
Juan Nepomuceno Anido, interino .............. 1832
Jose M aria Buitrago .......................... 1835
Francisco Ignacio Blanco id .............. ..... 1842
Bartolomni Fdez. en cuya 6poca se extingui6 el des-
tino ................ ... ................ 1846

COLECTORES
Lie. D. Juan de Conyedo- D. Marcelo Perez de Mo-
rales-D. Manuel Jos6 de Aguila-D. Juan Bautista Mon-
teagudo-D. Antonio Rodriguez del Rey-D. Jose Dioui-
sio Veitia-D. Francisco Ignacio Blanco.


- 24 -





NOTA DE "FEDERACI6N".



2adte ^A(/eth O?4ao


El tiltimo cura pArroco que tuvo la Iglesia Mayor du-
rante la Dominaci6n Espafiola en Cuba.
Naci6 en Victoria (Espatia). En el aflo 1895, cuan-
do los cubanos luchaban por alcanzar la independencia, cs-
te amiable sacerdote, con geuerqsa manuo y piedad cristia.
na, repartia su pan y todo
l( que producia el templo,
eutre los pobres reconcen-
trados, que por medio de es.
trategica operaci6n military
arroj6 sobre los pueblos el
Gral. Valeriano Weyler,
general en jefe entouces de
las fuerzas espafnolas en la
Isla de Cuba.
Los mn'ritos contrafdos
con el pueblo de Villaclara,
hicieron merecedor al Padre
Chao, que el Ayuntamiento
en sesi6n del veinte de sep.
tiemnibre de 1911, acordara
que, junto con la ampliaci6n del Parque Vidal se erigiera
una magnifica estatua a su venerable memorial, conl los sa-
grados atributos de la caridad cristiana, por tener que de-
saparecer con dicha reform el parquesito construfdo en
ipoca de ia Intervenci6n Americana denomninado "Parque


- 25 -





EL PADRE ALBERTO CHAO.


Chao"; obra que se llev6 a cabo per acuerdo municipal
tambi6n, bajo la direcci6n del inteligentisimo obrero ya
fallecido Rumaldo Ruiz, el cual puso de manifiesto sus
amplios conocimientos del oficio, dotfindole de fuentes ar-
tisticas y caprichosos adornos que por la atracci6n y el bo-
nito aspect que comunicaban a aquel lugar, arranc6 de
los que tuvieron ocasi6n de contemplarlo, calurosos elo-
gios y sinceras felicitaciones. -A este obrero, laborioso
artifice, a quien confiaban siempre aquellos trabajos que
requerlan acertada experiencia y hondos conocimieutos, se
deben, sin duda, las escaleras, columns, palcos y various
trabajos mnis, que hoy ostenta como imperecedero elogio
a su memorial, el grandioso coliseo "La Caridad", precio-
so legado de la ilustre benefactora Marta Abreu.-

En la actualidad, ya casi tocando a su fin la reform
del Parque Vidal, no se ha sefialado aun el sitio que ha de
ocupar la mencionada estatua, cosa que el olvido no habra
de hacer victim de su tupido manto, porque habiendo sido
unanime acuerdo del Municipio, tendra por los encirgados
de hacerlo cumplir, el debido respeto que merecen todas
las leyes dictadas por ese respectable organismo, como supo
complementar felizmente su plausible acuerdo de sustituir
el antiguo nombre de "Las Flores" por el de "Padre
Chao", a la calle que desemboca precisamente frente a
donde se alzaba la Parroquia eu donde ofici6 este digno sa-
cerdote; dando ast una prueba mas de nuestra admiraci6n
y agradecimieuto hacia aquel hombre, que en moments
premiosos para Cuba, supo tener un arranque de piedad y
muchas frases de consuelo para los pobres reconcentrados.


- 26 --





NOTA DE "FEDERACI6N".


Cumpliendo su misi6n de implacable rasera, tronch6.
le la Parca su preciosa existencia, el once de noviembre de
1901, allA eu Victoria, el pueblo de su nacimiento; y cuan-
do a Villaclara arrib6 la infausta nueva, cada coraz6n agra-
decido oprimi6se en serial de duelo y de infinito pesar;
porque aquel digno sacerdote habla sabido ganarse la eqti-
maci6u de todos por sus piadosas acciones.... Y las cam-
panas del viejo templo donde extendia so dgida protect
ra el fiel ministry de Dios, que supieron repicar alboroza-
das por el advenimiento de la libertad de esta tierra espar-
ciendo la buena nueva; hendieron tres aflos despues el es.
pacio con sus lastimeros toques f6uebres, Ilevaudo la des.
consoladora noticia hasta el mnis apartado rinc6n de esta
ciudad que lo consideraba como su protector, y d1 a su vex,
estimaba como su segunda patria.

**
*

Y para mejor complementary este sincero homenaje a
la memorial de aquel benemerito sacerdote, traemos a con.
tinuaci6n un excelente e inspirado soneto que pertenece a
la colecci6n de orodel libro inddito "Al Son del BIlico",
original del bardo villaclareflo SantiagoOrd6fiez de Hara
En esta composici6n podtica que vi6 la tltz pfblica en el
N6mero Extraordinario,"12 de Agosto" de 1922, del pe-
ri6dico FEDERACI6N y que gustosamente reproducimnos,
resalta con pinceladas magistrales la piadosa personalidad
d.l Padre Chao:




EL PADRE ALBERTO CHAO.



3S Yadte Ghao


Con la fidelidad que copia un rio
--espejo natural- al Firmamento,
61 copi6 de Jesus el sentimiento
raro y sublime por lo just y pio.
Vedlo sino: Cuando el paisano mio
luchaba sometido al juramento
de morir o ser libre como el viento
que llena lo que llaman el vacio.
Lleg6 Weyler feroz y armipotente,
y aunque nuestro gafian era inocente
oblig61e a vivir las poblaciones;
y el Parroco Espafiol, viendo el enjambre
de aquellos seres que diezmaba el hambre,
di6 a todos de comer sin distinciones!
SANTIAGO ORD6NEZ DE HARA.
Abril de 1922.


-28-














Stmia df, ?ancdelaria


Esta ermita, que ya ecsistia en 1696 de paja y made-
ra, en la misma plaza de la parroquia, fuN el primer tem-
plo que se propuso reconstruir de miamposteria y teja el
pbro. Con.yedo, a cuya obra se di6 principio por los aflos
de 1717 o 18, habiendo quedado casi concluida en 1724.
Ya sabemos que a fines de 1730 la ocuparon con el titnlo
de "hospicio" los religiosos francisecuos frai Hilario Qui.
fiones y frai Jose Usaches, que habian venido a petici6n
del padre Conyedo, para ayudarle al ministerio spiritual,
y de ellos fue elegido president el primero.

Surgi6 entonces el proyecto de erigirse la ermita en
convento, cuyo pensanmiento autorizaron el Dean y Cabil.
do de Cuba, dando facultad al cura Conyedo para admitir
a los espresados religiosos como fundadorcs, y encargAu-
dole al mismo tiempo que los ecsortase para que ocurrie-
ran por el Real permiso, a reserve de conceder el que com-
petfa a la jurisdicci6n eclesiastica. Facil hubiera sido en
esa 6poca, en que las ideas religiosas dominantes no nece-
sitaban escitaci6n para obras de esta clase, llevar a cabo la


WW "I'MMAW 4" A IIIIIIIIII: --- W





Manuel D. Gonzilez


que se intentaba, si la instrucci6n del espedieute no hubie-
ra sufrido muy largas demoras en la Capitania General y
en la Corte sin resultado favorable; pero fu6 despues ha-
cidndose impracticable, a medida que con el transcurso de
los aflos se iba entibiando, aquel fervor que se manifest
al principio.

Activ&ronse con empefio las primeras diligencias, de
tal modo, que antes de 1732, se habia ya elevado el espe-
diente al gobierno supremo con cuantos datos consider
necesarios el provincial de la Orden; pero parece que no
fueron bastantes para la concession; puesto que, en 20 de
Agosto del mismo aflo, se mand6 que el Capitfn General
hiciera ciertas investigaciones por via de ilustraci6n sobre
diferentes puntos, cuyas nuevas diligencias, evacu.das sin
demora, fueron remitidas con informed favorable del Obis-
po en 1733; mifs no dieron ellas mejores resultados, sin
embargode las esperanzas que eutonces se concibieron, y
al cabo desceund6 la Real cedula de 9 de Diciembre de 1737,
en que se mandaba averiguar si la poblaci6n era de espa-
floles o indios, que nfmero de personas contaba. a quien
pertenecia el hospital establecido en la ermita, cuando y
con que calidades se habia edificado, y que caudal, bienes
y efectos seflalaba el cura para la fabricaci6n del nuevo
hospital, debiendo acompaflarse a estas noticias copia de
la fundaci6n de este con informedel Diocesano. Para esto
fuN comisionado por el gobierno de la Habana D. Francis.
co Javier L6pez de Norofla, que habia venido per esa epo.
ca a los pueblos del interior con el character de juez visita-
dor; y aunque cumpli6 con el despacho de las diligencias


- 30 -





Iglesia Parroquial Mayor


que se le encomendaron, nunca llegaron a elevarse, y
trauscurrieron luego algunos aflos sin volverse a tratar
mis del asunuto.

El capithn D. Pedro del Olmo y Aparicio fud luego el
primero que volvi6 a promoverlo, siendo procurador gene.
ral en 1749, pero no con mejor 6csito que antes, a pesar
de haberse elevado el iiiforine pendiente con el apoyo de
nuevos datos, que justificaban ]a utilidad de ia permanen-
cia en la villa de los religiosos, que entire otros beneficios,
dispensaban al paisel de ia educaci6n,consagrados coimo es-
taban a la enseflanza de la nifiez desde su Ilegada a la po-
blaci6n. Tan ineficaces vinieron a ser estas gestiones, co.
mo las que luego hizo con el mismo objeto en 1760 el pa.
dre provincial frai Pablo Rodrfgnez, e igual suerte corrie-
ron otras posteriores solicitudes encaminadas al mismo fin.

La ermita, sin embargo, continue siempre ocupada
por dos religiosos, y aun por mayor n6mero, Ilevando el
titulo de "hospicio" y como tal se visitaba, contribuycndo-
sele por la Real hacienda la cuota senfalada en 6rdenes su-
periores para pan, vino y aceite, desde que empez6 a con-
siderirsele como convento; y mediante la posesi6n que te-
nian de ella, fueron adelantando sus fabricas interiores, y
haciendo otros gastos en beneficio del culto. Por esto fuW
que particip6 de las consecuencias del sistema constitucio.
ual en su segunda epoca de 1820, quedando suprimida en
19 de Febrero de 1823. Tenia entonces dos religiosos,
frai Rafael Rodriguez Torices, president y predicador
conventual, y frai Antonio Rodriguez, comisario de la ter.


- 31 -





Manuel D. GonzAlez


cera orden, los cuales se retiraron, habiendo permauecido
cerrado el templo hasta 7 de Marzo de 1825, en que, abo-
lido ya aq'iel gobierito, fuN restituido a los frailes, dindo-
se posesi6n de todo al niismo frai Antonio Rodriguez en
calidad de president.

Tatmhinti en 1841, al hacerse estensivas a la isla las
disposiciones adoptadas en la Peninsula respect a las co-
muinidades religiosas, fnu suprimnida la ermita por Ilevar
el titulo de "hospicio", quedando a cargo de la Real ha.
cienda con sus rentas y dermis objetos de su servicio. En
una sola mafilana se cambi6 completaniente la faz del tem-
plo, trasladaindose a la admninistraciin de rentas sis alta.
res, sus imnigenes y demnis cosas que le pertenecian. El
nfniero de dichos altars era decinco: el mayor, consagra-
do a la Candelaria, el de S. Salvador de Orta, erigido a es
pensas de D. Bernab, de Veitia, el de la Concepci6n por
D. Miguel de Neira y Valenzuela y los de S. Francisco y
San Antonio de Padua, debidos tambidn a la piedad de al-
gunos vecinos. La image de S. Francisco, hecha en la
Habana, y colocada en 1748, fu6 costeada en su mayor
parte por D. Juan Vizcaino de la Rosa; y a devoci6n de
Da. Luisa de este apellido, Da. Agueda Garcia y Da.
Francisca de los Reyes se Ilevarou a cabo otras obras.

Esta ermita, situada en unu costado de la Plaza mayor,
tiene un- sola nave, y sus trabajos, son en uu todo iguales
a los de la Iglesia principal, pues fue edificada por los
mismos maestros que construyeron esta. Es de 26 varas
tres cuartos de largo, 9 y cuarto de ancho y 7 y media de


- 32 -





Ermita de Candelaria


alto. Contaba seis piezas destinadas a cerdas cuaudo la
ocupaban los religiosos, y el terreno que le correspondfa,
seg6u mensura practicada por el agrimensor Famadas en
mil ochocientos 23, formnaba uu cuadrilongo de cinco so-
lares nil cuarto y 132 varas cuadradas, inclusa la part co-
rrespondiente it la escuela pia, que estaba incorporada en
el hospicio. De tres de esos solares hizo donaci6u el pre-
bistero Hurtado; lo demis fuN debido al prebistero Con-
yedo. Nunca tuvo torre, pero despues de sit re-ois-
trucci6n se le hizo ul canmpauario, forinado sobre cilatro
horcones dejequf de una altura considerable, que segt'lu la
tradici6u fueron cortados dentro del inisino pueblo, y se
conserve hasta el 26 de Agosto de 1851.

A tiempo de Ilevarse a efecto la supresi6n de la cruni-
ta, se trat6 de utilizar el local para cartel de infanteria, y
anu se le hicieron con tal objeto algimas reparaciones; pe
ro eu 1842 represent6 al Cabildo el sindico procturador ge.
neral, para que se reclamara comlo obra de la villa, en que
no tenian propiedad los regulares exclaustrad,s; y como re-
sultado del espediente que fuN instruido, imand6 la Capi-
tanfa General que se entregase con stus celdas y demais co
sas de su servicio, como se verific6 en el ties de Encro
de 1844; mnis no volvi6, sin embargo, a abrirse al culto, y
viuo por fin a servir de cartel desde el aflo 1849, en que
fue frauqueada para ese efecto. Verdad es que si situa-
ci6n en la inisma plaza, donde esti la parroquia principal,
la hacen, si se quiere, innecesaria; y acasoesta circunstan-
cia debi6 iufluir para no pensarse imas en rehabi!itarla con
destiuo al santuario. Mas de una vez se ha tratado ya del
uso que deba darse a ese local cuando quede espedito; pe-


33 -





Manuel D. GonzAlez


ro de desear fuera que se conservase para ctualquiera iusti-
tuci6n piadosa o de beneficencia p6blica, conio un monti-
mento antiguo, obra primitive del celo del pbro. Conyedo,
que a los recuerdos que ofrece de su epoca de engraudeci-
niento, cuando la juventud villaclarefia recibia el bien
iuagotable de su educaci6n en esos viejos claustros, y don-
de la mnendicidad doliente tuvo un albergue y alcanz6 so-
corro en sus necesidades, line la circunstancia de reposar
tamibien en su recinto las cenizas de muchos de nuestros
antepasados y de varones recomendables por sus virtudes.

La supresi6n, en fin, de la ermita produja en ella
grades alteraciones, pues segregada la escuela pia,que se
estableci6 en otro punto, fueron enageuados A censo los
solares que le corresponding, y en el terreno sobraute se
construyeron entonces por suscricion pfiblica distintas ha-
bitaciones, conque se di6 amplitud al cartel, que aun
ecsiste en el supriunido templo Sin idea ya de volverse a
abrir al culto, solicit y obtuv\) su mayordomo licencia del
Diocesano en 16 de Abril de 1853, para hacer a su costa
iu altar a la imnfgen de la advocacion en el santualic del
Buenviaje, cuyo proyecto estA atn por realizarse.

La entrada auual que tenia la ermita era de 539 $ 3
reales, procedentes de los censos de varias inemorias pias,
de tres capellaufas y del impuesto f favor de la escuela,
instituida en ella bajo la direction de los religiosos, for
mando todo un capital de 6.890 $ !' real. -Restame aho-
ra para concluir estos apuntes, incluir la n6mina de sus
mayordomos.


- 34 -





Ermita de Candelaria


1700-Diego Diaz de Le6n.
1720-Miguel de Neira y Valenzuela.
1755-D. Jos6 PNrez Trimiflo.
1757-D. Juan Sarduf.
1774-D. Francisco de Neira y Valenzucla.
1776-D. Sebastifin Diaz de la Cruz.
1777-D. Manuel P. de Morales.
1789--Alfdrez Mayor D. Bartolome Rodrfguez.
1799-D. Josd Joaqnin Rodriguez.
1819-DI). Manuel Abreu.
1826-D. Jose Silva.
1835-D. Luis Pinto.
1838-D. Juan Manuel Martinetz.


35 --






UNO DE NUESTROS MEJORES EDIFICIOS:


GRAN TEATRO "LA CARIDAD"
Este hermoso edificio (gala Je nuestro ornato) donado por la ilustre Benefactora
villaclarefla Marta Abreu. ocupa el lugar donde se encontraba la Ermita
de Candelaria, descripta por el ilustre Historiador de Villaclara





TEATRO "LA CARIDAD"




Stan cfafro "fa atidad"


Este hermoso edificio, que fuN donado por la inolvida-
ble Marta Abreu de Estevez, para que con el product de
su alquiler. se atendiese al sostenimiento del "Asilo de
Ancianos" (donado tambien por ella) se levanta hoy en cl
mismo sitio donde estuvo la memorable ermnita "La Can.
delaria", que fud reemplazada por el Conveito San Fran.
cisco y este a sit vez por el famoso Cuartelillo de las fiter-
zas Espafiolas.

Para Ilevar a cabo, en 1884, la obra legada por la in.
sigtie matrona,hubo que derrunmbar el referidocaser6n, pa.
ra cuyo efecto se orden6 el desalojo de l:,.i Oficinas de Te-
legrafos, que por aquel entonces allI se encontraban.

En el tel6n de entreactos del gran coliseoque nosocu.
pa, munstrase la arcaica arquitectura del caser6n demolido
junto a la soberbia presencia del edificio erigido; tel6n que
se debe al pincel del notable artist espafiol Arias y el cnal
se conserve como el primer dfa a pesar de tener en la actua-
lidad cuarenta aflos, siendo una verdadera obra de arte que
ha merecido los elogios de todos los que conocieron el"Cuar-
telillo" y de los artists extranjeros que nos han visitado.

Por la escena de este magnifico teatro han desfilado
artists tan celebres como Pablo Pildain, que lo inaugur6
con su notable compaflia dramnitica, Panlino Delgado, Bu-


- 37 -





NOTA DE "FEDERACI6N".


ron, Roncoroni y el famoso tenor italiano, astro rey en el
firmnamento artistic, Enrico Caruso.
El nomubre "La Caridad", por el que se conoce este
teatro, lo obstenta respetando el criterio de la dama donan-
te, que asi lo quiso, que hoy se recuerda reverentemente
con el merecido calificativo de "Benefactora", porque: hi-
zo la Caridad siempre, porque queria que su pueblo disfru-
tara de algo quec no tenia, y lo dot6 de nu templo dedicado
al arte, ya que "de pan solo no vive el honibre".
A cot ci6n dms cncer n inspirado soneto

A contizmuaci6n danios a conocer un inspirado soneto


alusivo al grand
y ficil poeta
hijo de es t e
suelo, pr6digo
en intelectua
lidades, Sera-
fin W Jitui-
nez, autor del
libro "Horas
de Ensueflos"
pr6ximo a ver
la luz pfblica,
y al que le anu
guramos una
buena acogi-
da del p6blico
en general:


Teatro "La Caridad", original del joven

JOYA DE ARTE

Teatro "La Caridad": viejo glorioso
que a nuestro parque provinciano mira,
arrancas una estrora de mi lira
porque tu eres un simbolo glorioso.
Surges en la ciudad como un coloso
a quien el pueblo con orgullo admira,
en quien el pueblo con amor se inspira
y en el que el pueblo busca su reposo.
Eres como una copa de ideales,
por ti han pasado artists magistrales,
como Caruso, estrella que resalta,
y prestando valor a tu grandeza
sobre tl se levanta con pureza
la piadosa vision de Dofia Marta.
SERAFIN W.JIM&NEZ.


-38 -















S;11(iia del "Juen a(fe


Esta ermita fue el tercer temple que se erigi6 en la
villa, cuya obra proniovieron el pardo Antonio Salgado y
los morenos Domingo Quiala, Francisco Moya, Manuel
Antunes y Francisco Hurtado, estando en visit el Obispo
D. Ger6uimo Vald6s, que les concedi6 licencia en 11 de
Junio de 1707 para edificarla en el caniino del Enmburca-
dero de Sagua, y fundar provisionalmente en la Iglesia
mayor; comno se lizo, su cofradia y heriwandad, nombran-
do mayordonio a Salgado y seflalando los jueves de cada
semana parn que pudieran pedir limosna con destino al
culto de la Virgen, a cuya inmagen se obligaron tenerle al-
tar en la misma parroquia inientras se construfa la ermita.

La herinaudad, ademnis del mayordomo, se compuso,
segun lo dispuesto por el Diocesano, de doce hermanos pa-
ra las juntas, cabildos y resoluciones, conttibuyendo cada
uno con doce reales pur su primer asieuto, y despu6s un
real todos los meses; pero podian admitir otros cuya cuota
era de seis reales a su entradi y luego medio real al mnes,
obligados todos a hacer y costear anualmente la fiesta de


- 39 -





Manuel D. GonzAlez


la Virgen y un aniversario por las almas de los cofrades
un dia de la infraoctava de la Conmemoraci6n de los di.
funtos. Data desde entonces la celebraci6n de esos actos;
cuya obligation ha venido succdidndose de unos en otros
hasta el dia; y aunque al priucipio hubo en la hermandad
personas blancas; de muchos afos acfi solo la formian los
morenos de nacion sin contribuciones fijas.

A poco tiempodespues de la ereccion de la cofradia
trataron los hermanos de hacer la ermita en el paraje de-
signado, pero se opuso el cura Jos6 Suarez, porqie estim6
mins a prop6sito para su edificaci6n el camino de Santo
Espiritu; [calle hboy de Cuba coi direcci6u a la Pastora)
y con tal motivo ocurrieron al Obispo los interesados in-
sistiendo en que debia preferirse el del Embarcadero, cue
yo sitio consideraban mejor, tanto por la circunstancia de
vivir todos en sits inniediaciones, cuanto porque habria
ademas de resultar la couveniencia, segun espusieron, de
que el unevo templo formaria triAngulo para las procesio-
nes con los otros dos que ecsistin. El Obispo defiri6 a la
solicitud en 17 de Enero de 1709, y hU aqui porque razo-
nes se halla en el punto que ocupa la ermita del Buenvia
je, cuyos promovedores ya con algunos recursos en 1713,
reunidos por mnedio de limosuas, pudieron dar priuncipio a
los trabajos en Agosto de ese aflo, ayudados por el pbro.
Conyedo. El templo se hizo entouces de madera y guano,
y vino a qnedar concluido 4 la eutrada de 1719, en que se
verific6 la bendici6n, teniendo un solo altar donde se colo-
c6 la imfigen.

Concedida como fu6 a la cofradia la facultad de tener


- 40 -





Ermita del Buenviaje


cabildos 6 juntas para sus resoluciones, viene de aquf la
costunibre, no interrutupida aun, de las elecciones de em-
pleados que hacen anuinmente los morenos, reunuiedose
al efecto los cabildos de las naciones en la mnisma ermita el
dia de Reyes por la tarde; pues estando en la villa el mis.
mo aio de 19 el licenciado D. Toribio de la Vandera, ca-
n6nigo doctoral de Cuba y juez visitador del obispado, re-
present6 el pardo Juan Esteban Sosa esponitindole, que el
cabildo lo habia nomibrabo al:alde ordinario de la cofradha
y necesitaba licencia para que en los dias festivos pudiera
fl mismio cabildo poner un plato, con el objeto de recoger
limosnas para auniento del culto, a cnya suplica se acce-
di6, "mandAudose ademas que se celebraran cabildos para
las consultas y deteriminaciones que ocurrieran, interveii-
dos por el vicario, lo que anti se ejecuta, pero con la dife-
rencia de concurrir el capellan y un delegado del gobier-
no, ocupando este el lugar del juezordinario, que era el
que antes autorizaba 6 piesidia esos actos, los cuales se es.
criben y quedan archivados en la ermita.

Este templo se conserv6 muchos alos bajo la forma
de sit prinmitiva construcci6n, hasta que recolectadas nue-
vas limosnas se detei min6 construirlo de mamposteria y
teja, como hoy, subsiste, en el mismo lugar doude ecsisti6
el antigno. Tambiui esa otra vez fu6 el prebistero Con-
yedo quien tom6 a su cargo la edificaci6n; y aunque no
pudo darle cima por la ccurrencia anterior de su falleci-
miento, le comunnic6 sin embargo t( do el impulnso que es-
tuvo en su mano. La obra tuvo principio en 1743 bajo la
direcci6n de los maestros de albafiileria y carpinteria D.


- 41 -





Manuel D. GonzAlez


Diego Fleites y Jose Rodriguez; pero como no se contaba
con inas recursos que aqnellos que brindaba la piedad reli-
giosa de los fieles, anumentados en parte con lo que en su
particular proporcionaban, tauto el padre Conyedo, como
el pbro. Veitia y Salas, nombrado en afios despues cape-
lltin de la ermita y depositario de sus fondos, sufrieron los
trabajos no pocas interrupciones, hasta que en 1762,muer-
tos ya ambos eclesiaisticos, vino a pondrsele el techo al
cuerpo principal por el maestro Jose Santoyo, pues Rodri-
guez habia marchado a la capital con motivo de la invasion
inglesa. Los gastos que se hicieron agotaron los fondos,
de tal modo, que aunque estaban ya concluidas las pare-
des de las capillas, no pidieron techarse hasta el aflo de
1764. Por fin se termnin6 la ermita el 10 de Setiembre de
1765. pero !,in la torre y sacristia, que fueron obras que
se concluyeron despues. habidndose echo la bendici6n el
12 del propio mies f las 7 de la mnflana por el pbro. D. Se-
bastiAn Perez de Prado, vicario eclesiastico, en quien ha-
b(an recaido tanto las funciones de capellan, como las de-
mas relatives a la fibrica, a cuya ceremonia, sigui6 la ce-
lebraci6n de una solenine misa que ofici6 el cura Hurtado
de Mendoza.

Un solo altar era el que tenia la ermita en esas cir.
cunstancias, el cual sirvi6 provisionalmente a la imAgeu de
la advocaci6n, hasta que a espensas de algunos devotos se
hizo el que ann se conserve, construido por los maestros
Sautoyo y Juan Ramos y colocado en 23 de Diciembre de
1766, cuyo costo fue de 920 $ 5 reales, sin incluir el dora-
do que vino a hacersele despubs. Con se finico altar se


- 42 -





Ermita del Buenviaje


tuvo el templo hasta el aflo signiente en que se ocuparon
las capillas con los de Jesus Nazareno y San Benedicto, y
casi conteuiporaneamente se coloc6 la hermosa lfimpara de
plata, de valor de mas de 300 $, que se sustrajo sacrilega-
iente hace algnims aflos, y cuyo costo hizo en parte el
capellan Pirez de Prado. No debe tamnpoco olvidarse el
interest que desplegaron en favor de la obra los individuos
de color que formaban la herinaudad, especialmetite el ca-
pitan de morenos Andres Ratzate, que adem:is de las li.
mosnas que contribuy6 en efectivo, hizo mnuchos trabajos
de imuportaucia.

Hasta 1779, siendo ya capellan el pbro. D. Agustin
Pdrez de Prado, no volvieron a continuar'.se los trabajos,
habi&ndose dado principio por los de la sacristia, que pron-
to qued6 concluida, siguiendose despuds los de la torre, cu
ya obra, ascendente a 2006 $ 7 reales, se termain6 el 22 de
Mayo de 1790. Entonces se colocaron en ella l., dos finii
cas campanas que habia, y estaban ante sobre la puerta
principal, pero cout6 en aflos despuns con otra, que es la
mayor, fundida por Hilario Diaz Vanega en 1796. La ex
presada torre fu6 hecha por los albani!es D. Diego Fleites
y el moreno Nicolas Perez, y se emplearon en si edifica-
caci6n 35890 ladrillos, 2151 anegas del cal, 159 carreta
das de piedra y 106 de arena. Al celo en fin del nuevo
capellan se debi6 la conclusion dela ermita, & favor de la
cual, no silo adquiri6desde 1776 el solar que estA detr6s
de la sacristia, sino que impnso tambidn a beneficio de la
misma, al dejarla termninada. las cantidades que quedarou
sobrantes de las limosnas recogidas.


43 --





Manuel D. GonzAlez


Todavia en 1800 no tenia mas que cinco altares, in-
clusos los de In Asunci6n y Santa Barbara, recientemente
concluidos; pero en 31 de Julio de 1803 se coloc6 el del Ni-
flo Perdido, cuyo costo de 130 $ hicieron Da. Maria de la
Merced y Da Anna Mat a Carrazana, que se encargaron de
su culto, imponiendo al efecto 200 $ para una inisa auual;
y a poco de esto se colocaron tambien los de S. Isidro,San-
ta Rita, S. Antonio de Padua y los Dolores a espensas de
algunos vecinos, habiendo hecho los dos ultimos el makes
tro Jose Sacramento Izquierdo. Con respect al de San
Isidro consdrvase la noticia de haberse erigido & devoci6n
de algunos labradores, despues de unua horrorosa sequia
que se esperiment6, la cual no debi6 ser otra qae la me.
morable de 1802.

Esta ermnita, situada en el estreino oriental de la vi-
lla, tiene 9 y media varas de alto, 40 de largo con inclusion
de la sacristia y 10 de ancho: su estructura es semejaute
a la de la Iglesia Mayor, y sus trabajos, A que no falta so-
lidez, son una imitaci6n de losde esta. Su nave o cuerpo
principal cuenta 34 y media varas de longitud y sus capi-
lias colatorales guardian proporcion con lasotras parties del
edificio. Entre el nimero de sus mas celosos capellanes
figure el nombre del malogrado pbro. D. Francisco Igna-
cio Blanco, quien apenas se encarg6 del santuario en mil
ochociento 46 se propuso realizar muchas reforms impor-
tantes, que ya ecsigia con urgeucia su estado de notable
deterioro, efecto de la incuria conque habia sido mirado
desde aflos antes. En corto tiempo se oper6 un cambio
complete, desapareciendo sus antiguas puertas, mejorfindo-


- 44 -





Ermita del Buenviaje


se los altares, especialmneute el mayor, asefindose el tent-
plo. a que se ech6 nuevo pavimento, y otras cosas de que
carecia. A todo pues atendi6 el pbro. Blanco con eficaz
solicited, bahidndose hecho a sus espeusas por esa epoca
el elegant coufesionario de caoba que conserva la ermiti:,
del mismo modo que los diez crucifijos que sirven a sus al-
tares, cuyo filtimo trabajo es obra de su mano; y para
complement de esas reforms sucedio que, contempora-
neamente con ellas, varias personas devotas donaran al
miismo santuario ]a mayor parte de las arailas que lo ador
tian.

Este templo que a su antiguo aspect de abandon,
que lo hacia solitario y triste, sustituy6 con las reforms
una perspective diferente, fitl desde entonces uno de los
mas concurridos, Ilamando la atenci6n, tanto por su esime
rado aseo, como por la suntuosa solemnidad de sis cultos,
pero si los que se tributan A la Virgen con el titulo del
Buenviaje el dia de la Natividad y el domingo signientes
llevan a 61 un gentio estraordinario, que apetnas puede
discurrir por la plaza y sits alrededores, despues de
ocuparse todo el Ambito sagrado, atraidos muchos por la
curiosidad de ver los cabildos de morenos de todas las na-
ciones que asisten a aquellos actors, al son del ruido y
acompasada algazara que causan sis tambores y sus can
tos, vestidos unos de casaca, otros de levita con sombre-
ros redoudos y al tres de cuantas modas ha podido alcan
zar el siglo present y parte del pasado, todos de quitasol,
para hacer los honors a la reina de la naci6n a quien toca
la fiesta y demais moreuas que la acompafian, unos con ve-


- 45-





Manuel D. GonzAlez


las, otros con banderas y los empleados de los cabildos con
la insignia, del bast6n, yendo la reina bajo un disforme
quitasol, hecho exprofeso, y sostenido por uno de sus sir-
vientes; si el dia de Reyes, en que tienen lugar las elec-
ciones que practican los misinos cabildos, se agrupa tam
biWu una numerosa coucurrencia a presenciar los graciosos
debates de aquellos y sus estrafnas ceremonies, no menos
concurridos eran as[ mismo los dias de Pascua de Navidad,
en que se ofrecia a la vista del espectador el nacimiento
del Hijo de Dios, obra que encerraba infinidad de curiosi-
dades artisticas, debidas en su mayor part a ia mano del
pbro. Blanco. Toda una capilla se uecesitaba para poder
representar con la debida regularidad los diferentes cuadros
de que se componia. Los objetos. sin embargo de sus
proporciones pequeflas, presentabau bastante naturalidad.
Pilas y cascadas de agua corriente, casas de canipo con
plants naturales, tiendas, edificios, bailes, animnales de
varias classes y un nfimero inmenso de figurillas formaban
el conjunto, en cuyo centro se distinguia el portal de Be.
lea, construido de menudas pajas: Entre esos mismos
cuadros, notabanse tambiin algunos eu que aparecian re
presentadas con much gracia y propiedad distintas cos-
tumbres del pais. Tamafios trabajos solo tenfan la recom
pensa de que, escitaindo la piedad de los fieles, contribufan
estos con algunas ofrendas, que invertia el capellfn en be-
neficio del templo, el cual no tiene otra renta, fuera de
los $250 anuales que le produce los 5000 que cueuta en
imposiciones.

Cuaudo lo visit el Diocesano el 13 de Abril de 1853


- 46 -





Ermita del Buenviaje


qued6 miny satisfecho y complacido del aseo, decencia y
curiosidad con que se encontraba todo, y asi lo consign
en el acta, aplaudiendo el celo del pbro. Blanco; y como se
informase de la particular devoci6n de los fieles y de la
solemnidad y orden con que se celebraban las festividades,
mand6 que se construyera un sagrario en que se colocara
la Divina Magestad, autorizando al capell6n para la adqui.
sicion de una custodia y nu copon de plata. Fficil le hu.
biera sido en otras circunstancias llevar a cabo esas obras;
pero a poco tiempo despues obtuvo e! curato de la Pastora;
y aunque conserve el primer destine, las nuevas atencio-
nes del ministerio parroquial, no le dejaban lugar para
consagrarse como antes al servicio de la ermini, y de aquf
fuN que nada mis se adelantara en ella, y tras esto, abru-
mado al fin con el peso de los padecimientos morales que
lo consuminian, lleg6 al estremo de concluir su ecsistencia
de una manera sensible

N6mina de los Capellanes, de esta Ermita:
1758-Pbro. D Agustin de Veitia y Salas, sacristAn ma-
yor y vicario.
1762-Pbro. D. Sebastian Perez de Prado, comisario sub"
delegado de Cruzada, sacristan mayor y vicario.
1772-Pbro. bachiller D. Agusgtin Perez de Prado, sacris.
tan mayor y vicario.
1800-Pbro. D. Jose Perez de Corcho, vicario ausiliar.
1846-Pbro. D. Fco. Ignacio Blanco, collector eclesifistico.
1858-Pbro. D. Calixto Maria Alfonso de Armas, intrno.
id.-Pbro. D. Jose Miguel de Pujades, tambidn interi-
no, que lo es actualmente.


- 47 -





NOTA DE "FEDERACI6N".


J~klefia del -guelimufe


S~ina Clam Ciab& Iugia del BwaVia*e


Este templo,doude ofician los Padres Pasionistas des.
de hace various afios, ha sido reedificado en su totalidad
por estos"hermanos de la F6 Cristiana",dotindolo de una
nave que df al costado del edificio, pira una escuela de
niflos, donde se dan classes de primera ensefitnza. En es
tas reedificaciones que estuvieron a cargo del Maestro Al-
baflil Francisco Carrandi (hijo de esta ciudad) trabajaron
corporalmentes en los andamios various Padres Pasionistas
como tales obreros a sus 6rdenes, por ser bastante conoce
dores del oficio de albaffil; lo que le dA mayor mdrito a esa
obra religiosa.
Actualmeute, la Iglesia del Buenviaje. es el edificio
de mf6s bella y recia arquitectura, entiendase: de los que se
dedican al esparcimiento de las doctrinas de Cristo.


- 48 --


as I





NOTA DE "FEDERACI6N".


,.fumeta (?aau de (ampo6eltia














Esta casa, que era en su tiempo un portent de arq Ii-
tectura y de belleza, una mansi6n privilegiada, si se quic-
re, hace pocos aflos fuN destriida por ofrecer peligro para
los transeuntes su estado ruinoso. En sit lugar nadi se
ha echo, permianeciendo solo de aquel edificio un solar
yernno hastante espacioso, que es el que hace esquiini a la
calle Gral. Gerardo Machado (antes Buenviaje) por la ca-
lie Pedro Estevez (antes La Uni6n) fretile a lJ4 Iglesia del
Buenviaje descripta por el mitiucioso y clocutnte Hli-to-
riador, Manuel D. GonzAlez.
Este solar yermno es propiedad de los herederos P'erez
de Alejo, en la actualidad ha dado ligar a rotamient os coi
los vecinos colindantes familia Lujan Mayca, vecinos nimy
antignos por esos lares, que reclanain st no fabricaci6A


- 49 -





LA PRIMERA CASA DE MAMPOSTERIA.


por haber sido este lugar el frente de Ina casa de su perte-
nencia que di a la puerta de la called estavivienda. Es-
te pleito que ann se halla pendiente de resoluci6n, es el
niotivo del porque dicho solar ann no se ha fabricado;
utilizfindose mas de una vez en actosde diversion pfblica,
tales como Tios Vivos, Carrousell, Socollon, donde el
p6blico [con especialidad los niflos y las damns han dis-
frutadode gran espansi6n y entretenimniento; ora en el So-
coll6n, aparato consistent en doce o mils carros pequeflos
que se deslizan dando vueltas y mas vueltas con bruscas
sacudidas a intervalos sobre un tinglado de madera guar-
necido por una gruesa plancha de r.cero; ora en los Tios
Vivos y Carrousell, montando sobre los lomos de caballi-
tos de madera tirados por una bestia amaestiada o movidos
a fuerza inotriz. Espectculos amenizados casi siempre
por un organillo.

Y antes de terminar esta nota, queremos a maneri de
dato curioso consignar,que el sobre nombre de Socoll6n
le fue puesto al "The Whip", en Villaclara,por el campe-
chano y entusiasta hijo de la ciudad de Matanzas [rtsiden-
te en esta capital desde hace tiempo) Antonio Tenorio, a
quien la historic no puede pasar inadvertido, por tTatarse
de un ciudadanode gran iniciativa. De todas las fiestas lo-
cales que se celebran, es el alma miter verdad. Y por
esto y por su espfritu progresista, muy caritativo y es-
plendido. se ha hecho acreedor a que el Ayuntamiento
en memorable sesi6n, en un acto de justicia, lo obsequiara
con el merecido titulo de "Hijo Adoptivo de Villaclara",
que Antonio Tenorio conserve con toda brillantez.


- 50 -


















,rmHlu de/ Carte/n

San Antonio Abhnld y San Francisco javier

Esta erniita es otra de las obras del celo y piedad del
pbro Conyedo, quien en 1744 concibi6 la idea de edific.ir-
la hacia la parte del Norte, conocida en tales circunstani
cias por Barrio Nuevo, con motive de haberse ido estcn-
diendo el pueblo en direcci6u a ese rumbo, cuyo temple,
segun su espresi6n, podia cull el tiempo erigirse en parro-
quis [4 i:]. Escogi6 para situarlo la planicie de uua altu-
ra, que empez6 a llamarse desde entonces Loma del
Carmen, al pasar la cafiada de los Almniquies, (5) y con
tal objeto le merced6 el Cabildo todo aquel terreno en 7
de Agosto del iiiismo aflo, habidndose obtenido a petici6n
de D. Jose Suri las correspondientes liceucias de los supe-
riores civil y eclesifstico.

Hizose primero un templo pequefio, de inamposteria
y teja, a espensas del benemurito proinovedor de la obra,


- 51 --


ggauguu-j'i I Vz "l-ug <
4-4'1wgP4kIk





Manuel D. GonzAlez


y en e1 se colocaron la imagen de la advocaci6n, habiendo
quedado abierto al culto pfblico la tarde del 29 de Julio de
1745, en que se celebr6 la ceremonia de su bendici6n.
Despues fuN arbitrando medios para edificarlobajo la for-
ma actual, y le autoriz6 el Obispo, fi fin de que pudiera re
coger litnosnas, asi en la villa, como en el campo, cuyas
nobles tareas compartieron con 61 susdiscipulos los pbros.
Hurtado y Perez de Prado; y con fondos ya para empren.
der los trabajos, se di6 principio a ellos el dia 29 de Agos-
to de 1749; lo maestros de albaniileria fueron D. Diego
Fleites, el capitafn de morenos Andres Banzate y Antonio
Bernabe, y de carpinteria Jose Rodriguez, habidndose em-
plendo en conducir todas las maderas el pardo Diego Ga-
llardo.

La obra vino a terminarse el 22 de Mayo de 1754, y
la ceremonia de su bendicion se practice el 9 de Enero si-
guiente por el cura beueficiado D. Pablo Figueredo y CUs-
pedes, quien celebr6 despuns la misa. Sirvieron a esos ac-
tos las imfigenes de la antigua ermita y un altar provision
nal, que se reemplaz6en 3 de febrero de 1756 cen otro que
construy6 el maestro D. Agustin Fleites. El product de
las limosuas lleg6 solo a cerca de 4000$, y ya podrA con-
siderarse si esta cantidad bastaria para llevar a cinia el
proyecto, sin los ausilios del pbro. Conyed6, que teniendo
hartos recursos para todo en su mismo desprendimiiento,
eran sus rentas las qu'e primero se invertia en la ejecuci6n
de sus obras. El, ademnis de haber coutibuido en gran
parte a la edificaci6n del santuario, acudi6 despues a satis.
facer sus necesidades, costeando sus ornamentos: vasos sa-


- 52 -





Ermita del Carmen.


grados y demas objetos que hubo menester. Hicidronse
el mismo aflo los altares de San Antonio Abad y San Fran.
cisco Javier, erigido el filtimo a espensas del cura Figuere-
do. Sus ini6genes, obra del escultor Andrs Solano, de
que auu se conserve la de San Francisco, se colocaron a
la entrada de 1757, y contemuporaneamen te con esto se re-
cibi6 una campatna, que don6 el tenicnte gobernador que
era entouces de la provincia D. Francisco Gutidrrez y Ri-
vera. El vecino D. Juan Perez de Morales ayud6 a hacker
el mayor costo de la laimpara de plata, adquirida en 1758, y
en 1762,muerto ya el pbro. Conyedo (6 .':), debi6 la ermita
a la piedad de la Madre priora del monasterio de Carmelis.
tas descalzas de la H .bana la hermosa image de la escul
tura de Nuestra Seflora del Carmen, que ann subsisted, la
coal se trajo por el puerto de San Juan de los Remedios, y
desde alli por devoci6n fNu conducida en hombros hasta es-
ta villa donde se le consagraron los primeros cultos el sfi.
bado 11 de Septiembre del aflo citadb, en cuyo dia se veri-
fic6 su colocaci6n.

No pocas mejoras recibi6 el sontuario durante la 6po-
ca en que fu6 capellfn el pbro. D. Juan Felix de Moya,
que con no menos ce.o, que su fundador, emprendi6 dis-
tintas obras importantes, entire las cuales pueden enume-
rFrse la de la adquisici6n de un 6rgano, conque se di6 ma-
yor solemnidad a las fiestas, y el establecimiento del sa.
grario, cuya licencia obtuvo en 1765, habicndose colocado
la Magestad Sacramuentada el dia 14 de Julio de 1767.
Este acto se verific6 con toda pompa por medio de una pro-
cesi6n, que desde la Iglesia Mayor se dirigi6 a ia ermita,


. 53 --





Manuel D. GonzAlez


distingui6udose entre los concurrentes D. Bernab6 de Vei-
tia y D. Silvestre Jimnnez, que en calidad de padrinos, lle-
vaban uno el viso, y el otro la Have del sagrario, los cua-
les, concluida la augusta ceremonial, consignaron por via
de ofrenda a beneficio del templo, el primero 40 y el otro
veinticinco pesos. Hasta entouces no habia mins altares
que los tres dedicados a los titulares; pero a los pocos ailos
se erigieron los de San Ignacio de. Loyola y S. Rafael, co.
locAndose tamibiet los dos fingeles de tamaflo natural, que
ocupan ahora amubos lados del altar mayor, y las imnige.
ies de S. Jose y S. Juan Nepotnuceno, obras todas debida
en su mayor parte, tauto a las disposiciones artisticas del
pbro. Moya, como al interest que manifestaba por el en-
graudecimiento y esplendor del culto. Por ese tiempofu6
cuando se reemplaz6 la antigua imAgen de S. Antonio
Abad con la que aun ecsis-te en su altar.

Goz6 esta ermita de algunas gracias, que sui celoso
capellan el pbro. Moya obtuvo la silla apost61lica, como se
ve de various Breves del papa Clemente XIII, que se con-
servan entire los papeles de su archivo. Fueron pues dife-
rentes privilegios e indulgencias,que entr6 a disfrutar cier-
to niimero de afios, a contar desde el de 1769, en que se
pusieron en prActica; habiendo sido tambien en este cuan-
do qued6erigida y canonicamente instituida la cofradia de
nuestra Sefiora del Carmen. segun auto. de 31 de Octubre
del mismo, espedido por el Provisor y Vicario general del
obispado, mediante las eficaces diligencias practicadas por
el padre Moya algunos afios antes, en que ocurri6 por la
autorizacion convenient al general de I Orden de Car-


54 --





Ermita del Carmen.


melistas descalzos de la pritmitiva observ\'anci, resident
en Ecsija, formando despues las constituciones para su re'.
gimen, que fueron aprobadas por el Ordinario de hr Di6.
cesis y tambien por el Soberano en Real Cdditla de 5 de
Octubre de 1768. Establecida pues la cofradia, conform
a estas disposiciones, se compuso de un prioste, que debia
ser siempre el capellfin, de un mayordoino y cuatro dipu.
tados, elejidos por bienios, debiendo ademnis concurrir n
las juntas el cura y una persona delegada por el gobieruo
del distrito. Fueron los pritneros diputados los phros. D.
Lorenzo Martinez de Avileira y bachiller D. Lorenzo Si-
verio, D. Bernab6 de Veitia y D. Diego Pcrez de Corcho.

Fu6 motivo para una soleimne festividad, celebrada en
la ermita el 4 de febrero de 1770, la publicaci6n de todas
Ins disposiciones constitutivas de la cofradfa, ctyo estable
cimiiento inaugur6 una epoca de mayor esplendor para el
culto, epoca que hnce honor a la memioria del preshftero
Moya, pero que andando el tiempo, habia de ser sistittiidn
por otra de decaimiiento y apaitia, en que estinguida de he
cho aquella piadosa asocinci6n,vino a olvidarse hasta el re-
cuerdo de sus mejores dias; y el temple. qtie antes habia
sido objeto de la fervorosa atenci6n de Ins files, perdida
su antigua pompa, Ileg6 vez en que ofreci6 el notable coir.
traste de perianecer largo tiempo cerrado, sin tin capellan
que lo asistiera.

Una nueva mejora le depara el padre Moya con in
edificaci6n de su torre, cuando el suceso de su falleci-
mieuto vino a hacerla impracticable, sin embargo de ha-


-66-





Manuel D. GonzAlez


ber dejado reunidos casi todos los materials; y lo 6nico
que pudo ejecutarse despues,y eso al cabo de muchos afios,
fuW un campanario de madera, construido en 1802, sobre
cuatro largos horcones en figure de torre, que se conserv6
hasta el aflo 1846, en que se proyect6 el de mamposteria
que hoy tiene, que es una espadafla, que se eleva sobre la
puerta principal. Esta obra a cuyo frente se puso el gen-
til hombre D. Jooquin Machado, se comenz6 el 6 de Agos-
to de aq'iel aflo, y se termuin6 a fines del siguiente, habicn-
dose edificado bajo la direcci6n del maestro de albaffileria
Antonio Maria Rodriguez, y aunque no reune todas las
condiciones que ecsijen las buenas reglas de arquitectura,
da sin embargo al templo no escasa importancia, mejorada
como ha sido notablemente su perspective. Para esta re-
forma se ecsit6 la piedad pfiblica, y abierta una suscrici6n.
pudo con los products de ella y lo que en su particular
proporcion6 el promovente, Ilevarse a cabo la citada obra
y otras reparaciones que ecsijia.el estado de deterioro en
quese hallaba el templo. Concluido el campanario el 23
de Noviembre de 1847 se coloc6 la tarde de ese dia la
crtz conque remata, despues del acto de su bendici6n,que
practice el capelliu que era entonces pbro. D. Manuel de
la Rosa; y como las antiguas canipanas estaban inutiliza-
das, mandfironse a fundir las que hoy le sirven, las cuales
se colocaron el 28 de Mayo de 1848, y cuyo costo hicieron
el mismo Seflor Machado, el rejidor D. Juan Manuel Mar-
tiuez, D. Rafael L6pez Silvero y subdelegado de marina
D. Dionisio Montero.

Mejorado asi el santuario, comenz6 desde eutouces a


-56-





Ermita del Carmen.


salir de aquel estado de decainiento a que habia llegado,
habiendose abierto nuevamente al culto en 4 de Junio del
misnio afio de 48, en que se bizo la bendici6n por el cura
vicario, despues de cuya ceremionia tuvo efecto una gran
festividad. Esas reforinas, que cainbiaron su triste as-
pecto, podian haber presentado una perspective me.
jor, si hubiera sido possible hacer otras reparaciones no
nienos necesarias c importantes; pere no fuN poco lo que
se consigui6, al desaparecer la pirte del edificio que mias
le afeaba, nierced al empeflo conqiie se acoincti6 esa obra
por el Sr. Machado, quien soutemtporaneanmente obttvo el
nombramiento de mayordomno de la ermita.

Otra reform especial se realize despues, debida al
interns que en favor del templo despleg6 D. Carlos Maria
Pichardo, al ser notubrado nmayordomin, por renuncia del
anterior. Hablo pues del nuevo altar mayor, que se pro-
puso erigir en lugar del antigno, cuyo pensamiento encon.
tr6 tn apoyo eficaz de parte de muchas personas devotas,
que deseosas de secundar sus miras, figuraron en la lista
de suscricion, formada al efecto. Traido de paris el cua.
dro al oleo, representative de la imfigen, obra valiosa, que
forma uno de los principles ornamentos del santuario,
fu6 colocado con tods. solemnidad la tarde del 13 de Julio
de 1854, despues que celebr6 la cerenionia de su bendici6n
el pbro. cura D. Antonio Cassu. El cuadro se habia de-
positado en la morada de D. Ignacio Antonio Oms, que
por renurncia de Pichardo estaba siendo mayordoimo,y des
de allf se condujo en procesi6n hasta la ermnita. El altar
es sencillo, pero elegant, y cousiste eit un hermo'o docel


- 57 -





Manuel D. GonzAlez


color punz6, guarnecido con galones de oro, que se eleva
a convenieute altura sobre el taberniculo que ocupa la
mesa del mismo altar. Estas obras, que nos ofrecen un
recuerdo del espiritu religioso de otros tiempos, no fueron
las finicas que entonces se realizaron, pues entire otras, de-
bidas a los sentimientos de devoci6n de algunas personas,
se cuenta la dfidiva hecha por D. Joaquin Lopez Silvero,
que desde Barcelona remiti6 fna herinosa capa de oro, de
bastante valor, y tni manto y vestido para la Virgen.

Esta ermiita es de tres naves: tiene nueve varas de al-
to, unas veiute y siete de largo, incliso el presbiterio y
diecisiete y media de ancho, 8 en la nave central y el resto
en las otras. Su renta annual es de 366 $ y 7 y niedio rea-
les, que le produce los 7340 $ que cuenta en diferentes
imposiciones. No fue edificada en el mismo sitio donde
estuvo la iglesia provisional, de que hasta ahora poco tiem-
po se conservaron algunos vestigios; pero no dista mnucho
de aquel lugar, que estfi a twrmino de la calle del Carmen
en direcci6n al rio. Es ese el mismo punto marcado en el
plano, que acompafia a la Memoria; y en que, seguu la
tradition, se dijo en Villa Clara la primera misa, que, si
no fue precisamente el propio dia de la fundaci6n, debi6
tener efecto al siguiente, en que se celebraba la festividad
del Carmen. Quiza la idea de perpetuar la memorial de
ese acontecimiento, hubo de ser el principal estimulo que
guiara al pbro. Conyedo, al edificar un templo con ese
nombre en el sitio que sirvi6 para consagrar a Dios los
primeros cultos. Lo cierto es que siempre fue miiado por
nuestros antepasados con toda veneracian, habiendose fi-


- 58 -





Ermita del Carmen.


jado alli una cruz, que se conserv6 hasta la eutrada del si-
glo actual.

CAPELI.ANES QUE HA TENIIO E.STA ERMI'TA


1745 Pbro.
1762-Pbro.
1764-Pbro.
I 787-Pbro.
1798 Pbro.
1819- Pbro.
1839-Pbro.
1847--Pbro.
185 1-Pbro.
1855-Pbro.
1858-Pbro.


D. Juan de Conyedo
D. Sebistian Perez de Prado
D. Juan Felix de Moya
bichiller I). Lorenzo Siverio
D. Bernabe Jose de Guzinan
D. Jose de Jesus Ledon
D. Juan Nepoinuceno Anido
D. Manuel de la Rosa
D. Francisco Ignacio Blanco
D. Joaquin Fernandez de la Granja
D. Jos6 Ilarregui, actual


Ay
?TW





NOTA DE "FEDERAC16N"*


En esta ermita del Carmen se halla en la actualidad
[aflo de 1925] el presbitero padre Angel Tuduri Perera,
por haber sido trasladado a dicho templo todo lo concer-
niente a la Iglesia Parroqnial Mayor, demolida obedecien-
do al fallo del Tribunal Supremo de Justicia favorable al
pueblo, en la cuesti6n de derecho que hubo de suscitar es-
te asunto con el Clero, en cuyas gestiones se disti'gui6
sobre manera el entonces Gobernador de las Villas Coro-
nel Juan Jim6nez de Castro Palomino, poniendo en ello
gran actividad, secundado por casi toda la Prensa local y
demAs valiosos ele.ueutos de la ciudad capirefla.

Debi6se la Expropiaci6n de la vieja parroquia porque
se necesitaba hacer la ampliaci6n de nuestro mejor paseo:
Parque Vidal, y se oponia el Clero a su libre venta.

A los tres aflos de haber cesado en funciones de Gober-
nador el Coronel Jimenez, fueron terminadas las obras de
ampliaci6n de dicho parque por su sustituto, el tambien
Coronel, Dr. Roberto Mendez Peflate, el que a satisfacci6n
general supo administrar, con honradez,los fondos para di-
cha obra invertidos.

En un lugar centrico de este modernisimo y hermo-
so parque, donde mismo estuvo la torre del arcaico temple
destruido, se levanta la estatua de bronce de la ilustre Be-
nefactora Marta Abreu, que permaneci6 cubierta (como es
usanza) por una gruesa tela, hasta el dia de su inaugura.
ci6n. (7 F).


- 60 -





~II~WL"WI 1WSOA "'lWWW


c1e6dia de la Oiina Yavota

He dado una idea en la Mentoria de lo que fue, & me.
diados del siglo filtimo, la parte de la poblacion que, con
el nombre de Barrio de Tauoya, comenz6 a estenderse hi&-
cia el rumbo del Sur. Tan pobres eran sus vecinos, que se
lanientaban de no poler concurrir a los temples, en la di-
ficultad de presentarse con deseucia; y para llenar el prc-
cepto annual tenian que ir al ingenio del cura Figueredo,
ubicado en las inmediaciones de la villa. Esta situation
di6 origen & la idea de edificar una pequefla ermita en
aquel barrio, de cuyo proyecto fueron los principles pro.
movedores los pardos Marcelo Salgado, Francisco Cuellar,
Francisco Bernal, ignacio y Francisco Olivera, los cuales
en union de otros ocurrieron al Ayuntamiento con esa so.
licitud en 31 de Agosto de 1759, fundados no solo en la
necesidad que la hacia indispensable, sino en la circuns-
tauncia de que el fomento de la poblacion debia continuar
para aquella parte. La ermita, segun la esposicion, aun-
que consagrada f Maria Santisima, no tenia advocacion


- 61 -





Manuel D. GonzAlez


con titulo alguno en el proyecto, manifestando solo que
ofrecerian cultos a la Virgen y le rezarian tambien el
rosario; y como no estaba en las facultades del Cabildo
hacer semejante concession, acord6 en 7 de Septiembre, que
siendo el Obispo f quien tocaba, A el debian de recurrir los
peticionarios; pero esto no tuvo entonces resultado alguno,
ni volvi6 6 promoverse en muchos afios despues, lo que
induce f career que hubo de negarse la petition.

Con mejores esperanzas, aunque no con ecsito com-
pleto, vino 6 repetirse la solicitud el aflo de 1792 por los
pardos Matias Rodriguez y Jose Rfael Ulabirro en con-
sorcio de otros de la misma clase, pretendiendo la ereccion
de la erniita, pero con el titulo de la Divina Pastora, al
fin de la calle de S. Pablo, [hoy de Cuba] camino de San-
to Espiritu,cien varas de distancia de la filtima casa. Con
tal objetoles merced6 el Cabildo el terreno necesario; y ha
biendo ocurrido por la licencia A los superiores civil y ecle-
siastico, laoctuvieron en 23 de febrero y 15 de Marzo de
1793, con la denominacion de Capilla rural.

Fueron encargados de la .obra el cura D. Miguel San-
chez de la Raya y el sasristan mayor vicario eclesiAstico
bachiller D. Agustin Perez de Prado; pero al interns que
se tom6 en su edificacion el beuemerito presbitero Hurta-
do, A quien se confi6 todo, debieronse sus grades progre-
sos, pues f imitacion del inolvidable Conyedo, y con no
menos celo y constancia que este, arbitr6 medios para lle-
varla a cabo, consagrando en beneficio de ella recursos pro-
pios y hasta la ecsistencia de sus 1ltimos dias. Las limos-


- 62 -





Iglesia de la Divina Pastora.


nas recolectadas hasta 1801 ascendieron A 9170$, cantidad
insuficiente para edificar uin temnplo de las proporciones del
de la Pastora en su primitive construction. Era de tres
naves, tenia como 50 varas de largo con inclusion del pres-
biterio y sacristia y 22 de aucho. Ya casi tocaba & si tir-
niino en 1803, ctrando el sensible aconteciniento de la
muerte del padre Hurtado, vino 4 inttilizar tantos afanrs
y fustrar completantente la idea de verlo concluido; y al
empefio y fervoroso entusiasino con que en dias anteriores
se daba imnpulso & sus filtimos trabajos, sucedicron por
desgracia la tibieza y el abandon.

Habia fallecido tamibien el vicario Perez de Prado,
que hubiera podido sustituir en la emipresa con buenos
resultados al otro eclesifstico difunto, por que A la circus
tancia de haber sido encargado de la fahrica, unia el favo-
r:ible antecedente de deberse A i-us disposiciones y efican
cooperation el trtiiiino de la erunita del Buenviaje. El cut
ra Raya, por el contrario, hoimbre de nil character demasia.
do escdntrico, no era el mnas A prop6sito para el caso, y
adenias tenia hartas atenciones en si feligresia, donde le
faltaba tiempo para consagrarse f tantas obras de caridad
como ejercia. Abandonada pues ]a fabrica, sin que nadic
se mnoviera A concluirla, fild deteriorindose con el tratns-
ctrso de los afios, y cubierto al fin de malezas cl edificio
que hubiera sido tin dia el niejor temnplo de la villa, no
present despues, en medio de aquellos recintos solitarios,
sino la desagradable vista de tin nioniumento ruinoso, qte
atestiguaba sin embargo el fervor religioso de (tros dias, y
el celo y piedad del que tanto se afan6 por legal a sn pais


- 63 -





Manuel D. GonzAlez


esa otra obra, que la indiferencia del nuevo siglo dejara
destruir.

Sin objeto A que destinar la abandonada ermita, fut
al cabo convertida en cemetiterio general el aflo de 1809, 6
pesar de la reclamaci6n que hicieron los pardos, mediante
el prop6sito que inanifestaron de concluirla. Dedicada
pues a ese uso hlasta 1820, vino al fin a quedar erigida en
iglesia ausiliar el 22 de Julio de 1823; habiendo sido nom.
brado cura de ella el sacristfin mayor de la parroquia prin-
cipal presbitero D. Jose Dionisio Veitia, quien recibi6 del
Obispo el encargo de promover arbitrios para su conclu-
si6n, a cuyo efecto se sefialaron tamnbien algunos fondos
de fabrica. Provisionalmente se estableci, la administra.
ci6n de los Santos Sacramentos en una casa inmediata,
(hoy de D. Miguel de Armas) freute a la plaza, donde el
26 de Diciembre del mismio aflo tuvo efecto la celebraci6n
de la primera misa. Muy pobremente pudo arreglarse el
santuario, con todo de haber utilizado para sut servicio al-
gunas cosas pertenecientes a la ermita de Candelaria, su-
primida en tales circuunstancias, y fue precise que para la
colocaci6n de la imigen de la Patrona, se echara mano al
altar que ocupaba S. Juan de Dios en el hospital de este
nombre. La linea divisoria entire una y otra feligresia,
qued6 establecida de este modo: en la villa la calle de Can-
delaria, 3 en el campo el camiino de las Bocas hasta el
filtimo paso del rio Ochoa, correspondiendo a la Pastora
todo el territorio de la hacienda Escambray y sus sitios, el
de la de Zuazo y los suyos, y todas las demas fincas com-
prendidas en es-s dos haciendas. Por la parte del ponien.


64 --





Iglesia de la Divina Pastora


te, el eamino de la Habana hasta el pueblo de la Esperan.
za, tocando a la nueva iglesia todo el terreno desde el ci.
tado camino al Sur, cuya demarcaci6n no ha recibido aun
alteraci6n alguua.

Al tratarse despuis de la prosecuci6n de los trabajos,
se conoci6 desde luego la dificultad de cantiuiarlos en la
grande escala sobre que estaba cimentada ta antigna ffibri-
ci. De cousiguieute, reducidas considerablemente s'ls
proporciones, y variada su primitive forma, se hizo de uua
sola nave, colucciidose la puerta principal .al naciente, en
contrapo'sicion del 6rden en que antes la tenia. Sin mas
recursos para la obra que los que polia prop')rcionar el
fondo de f6brica,tuvo que acudirse a la ayuda de los fieles,
y se logr6 asi llevar a trminiuo una parte del edificio, que
empez6 a servir al culto al espirar el aflo 27. Transcu.
rri, luego algun tiemipo para poder acometerse las obras
restantes, y cuando se aprocsimaban A su fin, agotaeos los
recursos, nada mins se habrtia adelantado en aquellas cir-
cunstancias, si el celo religioso de algunas senforas, no
hubiera respondido de una manera satisfactoria a la ecsi.
taci6n que les dirigi6 el pbro. Veitia. En efecto: reunida
en pocos dfas en dinero efectivo y materials una cantidad
ascendente a cerca de 1000 $, bastO ella para dejar con-
cluida la iglesia en 1834, habiendo ejecutado los iltimos
trabajos de albaflilerfa D. Jose Maria Betancourt, quien
hizo tambien el campanario, que se eleva 25 varas sobre
el nivel del suelo.

Tiene el templo cuatro altares: el mayor, douado por


-65 -





Manuel D. GonzAlez


el Obispo Espada, donde se halla un cuadro al oleo de la
Divina Pastora, ejecutado por D. Antonio de Leon, y co-
locado en 1850, el antigno que ann sirve a la imaigen de
bulto de lIa misi:ma titular, cuya escultura es de imucho me-
rito, el de la Concepci6on, igual al primero debido a los
herederos del pbro. Veitia, y el de S. Juan Neponmuceno,
crigido el afno actual (1858) a espensas de Da. Asunci6n
de los Santos, y construido en la villa por el maestro Juan
Francisco Cudllar. Entre otras mejoras que debe el san.
tuario a su nialogrado cura pbro. Blanco, cuenta una her.
mosa serafina, que no pudo escnchar en la soletine fiesta
que preparaba y en que debia estrenarse, con motivo del
trgico suceso que puso fin a su ecsistencia pocos dias an-
tes.

Esta parroquia en el nuevo arreglo que estableci6 la
Real Ctidula de 30 de Noviembre de 1852, esta consider
da en la clase de ingreso desde 10 de Enero siguiente, y
tiene para sus gastos una asignaci6n annual de 300 $ La
dotaci6n del cura es de 700, y desde entonces se cre6 tam.
bien en ella la plaza de un sacristan teniente cura con
trescientos pesos al ano. Antes de ese arreglo el curato
de la Pastura fu, siempre un beueficio anecso al cargo de
Sacristin mayor de la parroquia principal.

Como una noticia curiosa, incluyo el siguiente estrac-
to de los primeros asientos de bautismos, matrimonios y
entierros, de que hay constancia de stns libros.
DE BLANCOS
En 29 de Diciembre de 1823 se bautiz6 una nifia, hi


- 66 -





Iglesia de la Divina Pastora


ja de D. Pedro Brito y Da. Catalina Rodriguez. que nacin
el miismo dia, y se le puso por nionbre Tomiasa Micaela
En 8 de Enero de 1824 se deposaron T). Manuel de
Jestis Cabrera y Da. Maria Magdalena Rodrfguez.
En 27 de Diciembre de 1823 se hiz.o el oficio de sepil.
tura al cadaver de D, Francisco Maria Perez dc Corcho,
hijo de Da. Maria de la Concepcion del iisino apellidlo y
de padre ocilto.
DE COLOR
fin 28 de Diciembre de 1823 se bautiz6 unn nifla, hi
ja de Ia negra Junana de la Cruz, csclava de Clara )uriiii,
(lque naci6 el 18 del miism) mes, y se le puso por tiomubre
Pastora.
En 15 de Enero de 1824 se desposaron Bias Malnuel
Mfirquez y Maria del Rosario Almeida, pardos libres.
En 19 de Entero de 1824 se hizo el oficio de sepuiltra
nl cadfiver del pardo Joaquin de la Oliva, coio, de 90 aflos,
natural de la Isia Espaflola.
RFSUMEN EsTADnfsTico de los bautismos, matritno
nios y entierros qte hau tenido efecto en Ia citada iglesia
desde su erecci6n hasta el 21 de Diciembre de 1857.
BAUTISMOS M ATRIMONIOS ENTIERROS
Blancos ....5506 801 2077
De color.... 4641 333 1917

Totales 10147 1134 3994
COM PARACION
Nfimero de nacidos............ 10147
Idem de muertos. ............. 3994

A favor de la poblacinu ..... 6153


- 67 -





Manuel D. Gonzalez


La primera y 6inica visit hecha a esta parroquia fu6
la que pas6 en 10 de Abril de 1853 el Escelentisimoe Ilus
trisimo Sr. Fleix, actual Obispo de la di6cesis, eu cuyo
dia administr6 en ella el sacramento de la coufirmaci6n a
1088 personas.
CURAS QUE LA HAN SFRVIDO

Pbro. D. Jos6 Dionisio Veiti;i, propietario.
-Pbro. D. Frincisco Ignacio Blanco, interino.
Pbro. D. Bartolomiu Fernandez, propietarjo.
Pbro. D. Francisco Ignacio Blanco, interino y des-
pues fue cura propietario.
Pbro. D. Joaquin Fernandez de la Grauja, interino.
Pbro. D. Jose Miguel Pujades, interino actualmente.

COADJ 'TORES

Pbro. D. Juan Nepoinuceno Anido, Fr. Jose Maria
Buitrado de la Orden de S. Francisco, y pbro! D. Francis
co Ignacio Blanco.


- 68 -




NOTA DE "FEDERACI6N".


)~(iouel &ec,/t/( 'tdner-


urn


Este artistic imonumenito (el primero que se erigi,
en Villaclara) represent la admiraci6n y reconocimiento
de este pueblo hacia el insigne cubano Miguel Ger6nimni
Gutidrrez, caido con honor y vergiienza y valentia admi-


-- 69





Miguel Ger6nimo Gutidrrez


rables en los campos de batalla, defendiendo las libertades
de esta tierra.
Este niontumento ocupa uia de las esquinas del visto
so Parque de la Iglesia de la "Divina Pastora", temple
cuyo origen y progress nos lo ha narrado con si facilidad
de lenguaje v estilo literario que se observa en todas sus
producciones, el legitimo Historiador de este pueblo. que
al correr del tietupo, "sus esferas de progress ensaunchan-
do" en todos los 6rdenes, nos desinuestra que los aflos que
cuetita desde si fundaci6n no han pasado en vano,ofrecien.
do comno ejetnplo dignos inuitadores de las inas enaltecedo
ras virtudes de sits autepasados ....
Y para termninpr esta hunuilde pAgina de recordaci6u al
intirtir, al poeta y villaclareflo insigne, ofrecemos a conti-
ninaci6n un soneto de la modesta e inspirada poetiza villa
clarefla, culta profesora de instrucci6n pfiblica, Srta. Ma-
ria Dfiniasa Jova:

A Miguel Geronimo Gutierrez
Vilmentc cntregado a Ins Iuerzns espnfiolas, por un traidor.
Con raro sello de elecci6n divina,
Atropos vi6 sellada tu alta frente,
y envidiosa, excecrable y displicente
busc6 el Judas de alma miaus mezquina.
Entonces, tu existencia peregrina
tronchar pudo con mano diligente ....
jAsi apagose un astro refiulgente
y Cuba deplor6 la nueva ruina! ....
Mas, no es la muerte el aniquilainiento
sino, renovaci6n del que ha partido
hacia do brilla el eternal concento ....
Poeta y nmartir augusto y bendecido,
Judas y tu tienen alli su asiento:
0l cual rtprobo, tfi, conuo elegido! ....


70 --









/70w Snmrifo Yele e e; talfae
Villaclareflo ilustre, devoto educador de Ia infancia y
poeta de inmrito, autor del mono61go que publicamos a coi
tinuaci6n hacidudole justicia.y coino uil hometnaje al conte-
rranieo desaparecido que recordaimos con veneraci6n. T:l
era el carifio que llegaron a sentir los discipu)los pir el viej(
meutor, que el infausto dia en que fteron conducidos sts
prcci ados rests ; la itn l: sioi eter.'t, iil el t ray ctfc del co*r-
thjo ftiitebre, pudioins observer coil verd.ldero scneittinicto
c.01llo esos discipiulos rode::bau el carro d(Ide il)a el cuci )o
iitulimado del viejo venerable, ritdidndolcs el iltimo tli-
lnto de carnfio y respeto.
Todos aquellos niilos mnarchaban juito al coche fLine-
Ilre, cual las sencillas maripoxsas que revoletean jntto a la
flor que vierte si aroma
para satutrar el ambiente,
plies el maestro Coil -its
prd(licas evallg6licas, fur-
jaa los cerebrus v satura.
b; Is cm;i azo"eS de esos
adolescentes, que ibati a
darle 1. filtima despedidai
a s qutci ido educador.

Como Tectierdo al ilus.
tre desaparecido, nuiestro
Ayuntamniento, en un ges-
to noble y levantado que
noichio le eualtece, le ha
pesto sit nombre a titta
de nuiestras calles,tenieu-
d, efecto la hermosa cere*
motia ante la presencia de


- 71 --


NOTA DF "FFDERAC1(')N".





Don Emilio Perez de Morfiles


las antoridades civiles y escol 'res, asi como ante selectas
representaciones de todas las classes sociales, quienes con.
fundidas con el numeroso p6blico, impriniian al Parque de
la "Divina Pastora" (8S) en aquel atardecer de loa y de
recordaci6u, un aspect popular y patri6tico.

En aquel acto us6 de ]a palabra en notmbre de la Aso
ciaci6n de Maestros nuestro compafnero en la Prensa e in-
teligente professor de ilnstrLcci6u p6blica, el aventajado li-
ternto Sr. Jesfs L6pez Silvero, quien hizo un verdadero
panegirico del Sr. Pirez de Morales, estudiando detenida.
niente su vida pelag6gica y su labor emotiva en las dis-
ciplinas del Verso galante y spiritual; dedic6 tamibien
nuestro comnpailero tn11 recuerdo al desenvolvitniento de la
ensefianza eln Villaclara desde la 6poca del beneinirito
Padre Conyedo hasta nuestros dias, para demostrar con
datos incontrovertibles el culto intenso que este pueblo
sienmpre ha sentido por la educaci6n y la escuela.

Don Emilio Perez de Morales no solo se dedicaba a
la nieritisimna labor educativa, ui a cincelar bellos versos
en su taller de Bellezas en los buenos tienipos que discre-
teaba con su sonrisa de escetico y su visi6un de artist, en
los salones misteriosos y obstrusos de ]a Vida; tamrbien
di6 ineqiiivocas muestras de ser uu ainante, un id61latra si
se quiere, de los grades de su pueblo, y entire otras niu-
chas cosas que se debeu a sus iuiciativas, encuiutrase el
cambio del nonibre de la calle de San Crist6bal por el de
Eduardo Machado y G6mez -villaclareilo ilustre y de
vastos conocimientos que di6 sit vida en la contienda beli-
ca del 1868 por darle libertades a esta tierra.


- 72 -





NOTA DE "FFDFRACIO6N".


He aqui el Mon61logo de Don Emilio P6rez de Mora-
les a que nos referimnos, y al cual, el viejo esclarecido, en
uno de sus arranques de modestia que le eran habituales,
conio sucede siempre con el verdadero saber, le puso de.
bajo del titulo, q te es el nmismo conque encabezamos esta
pfigina: "Disparate Esceinico en fornma de non6logo, les
crito expresamente para "El Licco") dedicado a los Maes.
tros en esta fornia:
Compafieros:
A quienes niejor que a vosotros debo dedicar este hui
milde trabajo? A vosotros, que sabeis lo que es un Maes-
tro en Cuba, no tengo que haceros ningtuna clase de consi-
deraciones respect al porvenir que le espera cuando enve-
jece en el Magisterio. Al pasar por este trabajo la vista,
tened en cuenta que lo he confeccionado en mlis ratos de
ocio, que son bien pt.cos; y que en si no tieue otro mdrito,
que aquel que vosotros pudierais darle.-Ei. AUTOR.

La escena pasa en esta ciudad
(La escena represent la habitaci6n de un soltero.
El protagonista apareceri vestido en traje de baile).

Alfonso: i Era esta noche el Liceo
iCuan tarde es ya! iC6mo vuela un paraiso encantado.
el tiempo insensiblemente! Hubo champafla y cerveza,
iC6mo lo pasa inconsciente y helados a TUTI PLEN;
lo mismo el que duerme o vela! y en verdad.no anda muy bien
con el licor mi cabeza....
Avanzando hacia el proseenio:
SentAndowe:
iQu4 baile tan animado!
iCuAnto gusto, cuAnto aseo! Qu6 hermosas son las mujeres!
y alli icufn lindas estaban!


- 73-








;Y c6mo me entusiasmaban
esos venturosos seres!.. .
IAh! Conozco un par de ninas
tan hermosas y tan monas,
que han causado grandes riflas
a mAs de cuatro personas.
Cuando se fijan en mi
y cuando me fiju en ellas,
me parecen dos estrellas
en un cielo azul turqui.
Y lo mAs particular
es que estin siempre huroneando
y como consigo hablando
de algo que da en que pensar ...
De azul se visten a veces,
y otras de un verde muy claro;
y lo ven todo con creces
y a todo ponen reparo.
A las fiestas luego van
tambidn de negro vestidas,
sin temor al QUE DIRAN
viendolas tan divertidas.
A cualquiera le dan antojos
de seguirlas por doquiera;
y tras ellas van los cojos
como bola por tronera....

Como sorprendido:
Cuentan cr6nicas sencillas
que las dos son hechiceras
y exponen como agoreras
sorprendentes maravillas.
Dicen que han visto de noche
salir DUENDES de paseo;
y que en alas del deseo
algunos cruzan en coche.
Dicen que hay BRUJAS tambien
que van por la calle franca,
y que forman mAs BEL9N
que las de la Pena Blanca.


Don Emilio Perez de Morales


Dicen que sobre una roca
flota una BOCA del agua;
(opino que sera en Sagua
en donde el mar tiene Boca).
Dicen sin nada de chanzas
que a las nubes sube el pan;
(yo supongo que hablarAn
de ese Pan que estA en Matanzas).
Refieren de buena fM.
y con franqueza muy Ilana,
que un GUIGE sale de pie
en la Punta de la Cana.
Que siempre estAn por Tanolla
dos viejecitas peleando,
porque se rompi6 una olla
sin saber como ni cuAndo.
Y que a las dos o las ambas
como centellas veloces,
el diablo da las tres voces
mas alli de las Quimbambas.
Estas y otras muchas cosas
la historic suele contar
de esas nintas primorosas
que dan much en que pensar....
Se levanta.
Ahora bien: y no es que trate
decir de esas ninas nada;
pero a cualquiera que piense,
le pasa, lo que en mi pasa.
iC6mo es que anden siempre
(s6las
esas nifias tan simpAticas,
y van, y vienen, y suben,
se encaraman, y bajan?....
Si a cualquiera malicioso
hablar de ellas le da ganas:
ino es cierto que esas dos nifnas
no quedan muy bien paradas?
No tienen padres, ni tienen


- 74





Las Nifias


quien las gobierne? Caramba!
16 es que tienen letra abierta
para hacer lo que les cuadra?
A ocasiones me figure
que son como esas fantasmas
que al observarlas se escurren
como Pedro por su casa.
Hablan con todos. y a todos:
y... a cualquiera Sancho Panza
les miran de tal manera,
que le hacen poner en guardian.
No tienen ningfn reparo
en andar siempre entire danzas
y son como PONCHE en leche
o como BEFTEAK con papas.
Es el caso, que esas niflas
solas por las calls se andan.
y en cualquier parte se mueven,
y en cualquier punto se paran.
Pero. j.y a mi quien me mete
en esta y otras PARRANDAS?
Dejemos a todo el mundo
vivir como le d6 ganas.
Que se cierren por la noche.
que se abran por la manana,
y que por aquf se metan.
y que por alli se salgan:
son asuntos muy ajenos
a mi singular prosapia:
y no ser6 y6 quien trate
decir que pitos y flautas,
no sea que luego me tomen
el pelo con tanta charia.
y que convertirme quieran
en un zopenco Juan Lanas....
*

Sin embargo, he de contaros
una historic de esas nifas.
y es que en una noche oscura
y por una calle arriba,


las dos entraron sutiles
en una tosca casita;
y qued6 todo en silencio
que ni el resuello se oia.
El hecho fu6 conentado
de una maners atrevida,
y se habanron tanths cosas
de esas seductoras nifas,
que hasta el sereno dormido
en una ruinosa esquina,
afirmaba de tal suerte
que fueron por 61 tan vistas,
como hay sunto-i en ]on cielos
y en el camp)o GAMIIUSINA8.
l1os demias que se enteraron
del hecho al siguiente dti.
supusieron que nillt entrahnn
al tener con alguien citia;
y que aquella era una cana
de muchas hechicerasn...
Contaban que a media noche
anJaba el DIABILO en camisas
y que temprano cerrahan
de aquel barrio lns vecinas.
Era la bola de nieve
que cada vez mis crecia
y al cabo de una semana
llegaba de esquina a esquina.
I)espu6s so supo que todo
fu6 una farsa, una mentira,
y que to que alli pasaba.
era que a una munfequita
le ponihn en una caja:
y la gente divertida
celebraban Pus velorios
al fondo de la casita:
v como es muy natural
fueron a verlo lan nifias ...

Otras nifias nos sorprenden
por su merito intachable


-- 75








y hasta dejan suspendidos
a los que observan y saben.
Unas tuvo Galileo
que les costaron la cArcel
y que si no se desdice
de aquella afirmaci6n grave
que a la faz del mundo expuso,
cuando aun estaba en patiales
nuestro sistema de mundo,
le aserruchan el gaznate.
Newton tuvo otras que fueron
las que dieron en la clave,
cuando observ6 la caida
de aquella fruta imborrable
que al desprenderse viniera
hacia Tierra en un instant.
Esto le hizo asegurar
con un gozo inmenso y grande
que igual que en la Tierra misma,
todo en el Cosmo se atrae.
De plAcemes fuW ese dia
que rompi6 el velo insondable
a ese infinite que siempre
a nuestra vista se abre,
para que el hombre escudrifie
y aprenda lo que aun no sabe.
Otras hay que se dedican
a former lindos paisajes,
y que figuran al frente
de las obras de gran arte.
Y no he de pasar por alto
esta relaci6n amante
que una vez observe a gusto
en un cuadro de un VelAzquez,
Se trata en 61 de un naufragio;
ya casi a hundirse la nave,
una mujer moribunda
herida en un pecho yace.
Un hijo tiene an los brazos
que llora el pobre por hambre:


Don Emilio Perez de Morales


y anhela del pecho herido
do mana a chorros la sangre,
obtener el alimento ...
y cuando los labios abre,
y acercar quiere su boca
hacia aquel seno inefable,
en las ansias de la muerte
detiene al ninfo la madre,
y hace que aparte su boca
de aquel seno que no late...


Otras hay que son guerreras
y donde quiera se baten
y arremeten con un brio
sin temer jamAs A nadie.
Otras que van A los Polos
y allA por la nieve yacen
sin que se sepa la suerte
de sus vidas apreciables.
Algunas cuentan su historic
de una manera inefable
y sonrien carifiosas
como t6rtolas amantes.
Las mis por el mundo cruzan
cual golondrinas fugaces,
y se pierden en la noche
de los tiempos insondables,
Que jams tienen sonrisas,
sino nebulosidades
y a la faz del mundo entero
nunca ante la luz se abren.
Pobres nifias inocentes,
que jams ven el ropaje
Je la hermosa primavera,
ni del alba los cambiantes,
aunque sientan en su pecho
un gran coraz6n que late
a impulses de los deseos
que haya en sus senos amantes.


-- 76





Las Niflas


Que en la nave de la vida
unos suben y otrog caen;
y aunque todos navegando
vamos en tan bella nave;
icuAn pocos van en la popa!
icuantos los que van al aire!...
S**
*
iCanario! Yo pierdo el tino
y ese maldito licor
de mi cuento a lo mejor
me ha equivocado el camino.
!Qu6 era lo que yo decia?
iNada! Estoy fuera de mf;
y ya va aclarando, y....
idespierto estoy todavia!
Ya aparece en lontananza
la Aurora vertiendo perlas.
y el Sol para disorverlas
sus rayos mIs tarde lanza.
Sonrie la Primavera
y las mas vistosas flores
se contarAn sus amores
en la lejana pradera.
Murmura apacible el rio,
cruza ligera la brisa,
y los campos sus sonrisas
levan hasta el bosque umbrio.
El dia luce esplendente
y su vivisima llama
por todas parties derrama
como destello fulgente.
No altera nada la calma
de la atm6sfera lucida,


y su penacho, la palma
a los aires suspendida,
luce ante la lumbre pura
con gran majestad supreme,
como el m s bello poema
escrito por la Natura.
Luego la noche apacible
vendrA tendiendo su manto
y borrara el bello encanto
de este dia bonancible.
Y brillara en los espacios
de la b6veda azulada
como ftlgidos topacios,
esa estela iluminada
de tembladoras estrellas
que en aus ritmos seductoreq,
son las esperanzas bellas
de los series sofladores:
y cuando el destino quiera
desatar el hilo hermoso
de la vida y su quimera,
y le suceda el reposo ...
Recordando en lo present
lo pasado todavia,
volverA otra vez el dia
a lucir por el Oriente.
Y aqul, sin que cause enojop,
acabo y much lo siento;
pues las niflas de mi cuento
son LAS NIRA8S DE LOS OJos.
Tel6n rapido -


1906.


- 77 -


p4;,-Mw5








j i


J/opital c de faltidad

Este establecimiento, como ya he dicho en otro lugar,
fu6 fundado en 1722 o 23 por el pbro. Conyedo con el tf{.
tulo de Nuestra Sehora de las Angustias, en la ermita de
Candeblria; pero con motivo de la ilegada de los religious
francistanos, que 'a ocuparon en 1730, edific6 a su costa
el mnismo pbro una casa de ma:nposteria y teja, frente a
uu costado de la Iglesia Mayor, con destino al hospital,
que todavia se eouserva, y 6 la cual traslad6 los enfermos,
para cuya asistencia mud6 su habitacion a la misina casa.

Hasta el aflo de 1733 tuvo el padre Conyedo la adini-
nistaci6n personal del establecimiento, cuidando y asis.
tiendo con todo esmero y constancia a cuantos pobres tn-
vierou que recurrir 6 ese asilo de beneficencia, obra gran-
diosa que da celebridad a su nombre y houra al imismnI
tiempo su memorial; pero el c6miulo de sus otras atencio-
ues, le oblig6 a encargarla desde entonces al notario del
juzgado eclesiAstico Pedro Jose Jaramillo, que obtuvo titiu-


- 79 -





Manuel D GonzAlez


lo de mayordomo. Sin eiibanrgo, no fuN esto un motivo
que le retrajo de la atenci6n que le merecia el hospital,
pues adenfis de inspeccionarlo i menudo, l!enaba tanibien
todas sus necesidades; y con recursos propios y con el pro-
ducto de algunas liniosnas, fue consignfiudole rentas por
medio de distintas imposiciones, para que no llegara dia
en que, faltfindole su apoyo, se vieran los enfermnos priva-
dos de los ausilios que alli debian encontrar. En su epo-
ca no tuvo iunca limitado el n6mero de camas, como su-
cedi6 desvues y result abhora. Sietupre las puertas de la
caridad permanecieron abiertas a la indigencia public y
janfis el pobre tuvo que mendigar de puerta en puerta,
agoviado por sus dolencias, el socorro de sus necesidades.

Estas ideas filantr6picas del pbro. Conyedo brillaron
tambien despues bajo la administration de otras personas,
que supieron secundarlas; y si digna es de memorial la
6poca en que estuvo el hospital asistido por su piadoso fun-
dador, no menos satisfactorios recuerdos nos ofrecen las
otras en que corri6 el cuidado del notario Jaramuillo, de
D. Jose Suri y su esposa Da. Agueda Garcia, de D. Felix
de la Cruz Jaramillo y su sefiora Da. Ana de Veitia (9)
y del licenciado D. Manuel Jose Mendoza. No es de tiem.
po tan remoto la administraci6u del 6ltimo, para que de.
jen de conservarse algunas reminiscencias, que nos dan
de su estado. Lo cierto es que el Sr. Cienfuegos, capitin
general de la isla, al aprobar sus cuentas en 1817, aplau-
di6 el celo conque el licenciado Mendoza se consagraba al
cuidado y asistencia de los enfermos, visitfindolos ademas
como facultativo sin costo alguno, y manejaudo sus rentas


-80-





Hospital de Caridad


bajo tin sistema provechoso de tiles econoimfas, por cuyo
comportatmiento le di6 las gracias, esperaudo que conti.
nuaria sin desmayo en el ejercicio de tan piadosas obras.
Al traer ahora estos recuerdos, que miarcan uua de las mne-
jores 6pocas del establecitiiento, preciso es reconocer, que
las que le han seguido, si bieu es verdad que han dado el
resultado de mejorais materials, por haberse ampliado el
local con uuevas ffibricas, nada han ofrecido que podamos
considerar comlo un adelanto, en punto &t las ventajas quc
antes gozaban los infelices acogidos a su asilo.

Todavia en 1762 conservaba el hospital su primnitivo
iionbre, que se cambi6 despues por el que ann lleva dc
S. Juan de Dios. Cuaudo sucedi6 esta variaci6n, fue cri-
gido un altar al nuevo patrono en su sala principal, ha-
bidndose aplicado algunas rentas para el culto: pero la nec
cesidad de establecer en el misino edificio el hospital mili
tar, cuando en 1826 se destin6 a esta guarnici6n una par-
te del batall6n de Tarragona, produjo no pocas alteracio
nes, que contribuyeron a hacer variar el orden de buena
admiinistraci6n que se seguia, y embarazado el local con
el mayor n6inero de enfermos muilitares que desde enton*
ces lo ocuparon, ni pudieron admitirse ya mas que cuatro
o cinco de los de caridad, ni fuE luego, conmo habia sido
antes, objeto del celo y atenci6n de inuchas sefloras, que
visitaindolo casi todas las noches, ejercian alli miuy reco-
niendables actos en beneficio de la humanidad. Este edi-
ficio, de sobrada capacidad para el establecintiento a que
estaba destinado, vino a quedar bastante reducido con la
incorpr-racion del hospital niilitar;pero esta falta fuc remne-


-83-





Manuel D. GonzAlez


diada el aflo de 1849, eu que siendo teniente gobernador
el Sr. Hector, aconeti6 el proyecto de darle mayor exten-
sion, habidndose construido en el interior espaciosos salo-
nes, un calabozo y otrasobras necesarias. Sn renta annual
cono product de los 7915 $ que cuenta en distintas im-
posiciones [sin incluir los 2000, que por testamento le con-
sign6 D. Juan Antonio Ramos, y no estan aun reconoci-
dos ni asegurados, llega a 395 $ 6 reales, a cuya entrada
une abota mil pesos mans, que le estfin asignados de los
fondos mnunicipales, desde que se practice el nuevo arreglo
de este ramno.


-82-





NOTA Dli FEiDIERAC16M.


5 cuela Ywb/ica iko. /

El "Hospital de Caridad" descripto anteriormiente es-
tuvo en el viejo edificio que en la actualidad [afo de 1925)
ocupa la Escuela Pfiblica No. 1, sito en la calle Gral. Juant
B. Zayas (antes Smncti Spiritus) y la calle o boquete de
la Pastor.', y que estfi bajo la competeniitsimia direc-
ci6n del Profesor de instrnicci6nt primaria, hijo de esta ca
pital, Sr. Juan Mendiboure, .uya escuela cuenta con docce
aulas para nifiios, una de ellas nocturne;, a la que como a
otras de la poblaci6n tanmbidui nocturnas y pliblicas, concn-
rren ademis de los niflos que sus ocupaciones no les per-
mite saborear el pan de la instrucci6 en las escuelas diur*
nas, los adults a quienes en st infancia no los intclini-
ron por esa senda de lnz que estirpa el analfabetismio,algiu
nos pertenecientes a la 6poca del coloniage,en lique la rescue.
la estaba restritgida y padecia de irrita.ites privilegios.

Este edificio fu6 reedificado durante el Gobierno in-
terventor de los Estados Unidos de Amdrica de manera
adecuada para el plantel de instrucci6ii que alli se encuen-
tra desde hace tietmpo, pasaudo mientras se efectuaban esos
trabajos todo lo concerniente al "Hospital de Caridad",
al otro edificio done se encontrabi instilado el Hospital
Military de las Fucrzas Espaflolas del coloniage, sito en la
calle de Cuba entire las conoc;d.is actualmnente por Hospi-
tal y Sin Nonibre, casi al fin .dizar la imencionada calle por
su extremno Sur, cuyo noinbre de San Juan rde Dios con-
serva dicho hospital en la actualidad


-83--





















El estableciiiiento de este noiibre, situado en l:t pin.
torescas sabauas que se estienden a la salida de la pobla.
ci6n por la parte del Oeste, es obr,, cot o antes lie dicheli
promovi6 D. Luis Carta. siendo alcalde en 1839; v para
llevarla a efecto, no solo le cotmision6 el Cabildo en union
del otro alcalde D. Francisco Jituniez, sino iue se cre'
tambien una junta, con el titulo de S. Lidzaro, conipnesta
de ambas autoridades. del rejidor D. Manuel Attronio (1C
inez, del sindico doctor D. Felipe Fernfindez, del phro. I).
Bartoloinm de este apellido y de los vecinos D. Joaquii 1.6.
pe7 Silvero, D Juan Jova, licenciado I). Jiaii Antonio
Pascual y D. Domtingo Carta, entire lo,- cMales, los dos fil.
timos ottuvierou respectivaiiiiente los cargos de secret.rifo
y tesorero.

Aunque ese asilo religioso fil erigido a espensas de la
generosida I pfiblica, much debi6 tanibien a los eftecrzos
de su promnovedor, secund;idos por los niieiimbros de la jun.
ta. Entre ellos se reunieron inas de 600 $ con destino a
su edificaci6n, qua pronto piido acometerse, labiindose
verificado la tarde del 11 de Agosto de aquel aflo la solemn-


- 81 -