Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas
Physical Description:
71 p. ill. 28 cm. : ;
Language:
Spanish
Creator:
Shana M. Phelan and Karen L. Eckert.
Publisher:
s.n.
Place of Publication:
2006

Notes

Statement of Responsibility:
Shana M. Phelan and Karen L. Eckert.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
aleph - 016563801
oclc - 297227314
System ID:
AA00001368:00002


This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

P P r r o o c c e e d d i i m m i i e e n n t t o o s s p p a a r r a a A A t t e e n n d d e e r r T T r r a a u u m m a a s s e e n n T T o o r r t t u u g g a a s s M M a a r r i i n n a a s s Michelle G. Pasquin (c) 1998. Bermuda Aquarium Museum & Zoo Preparado por la Red de Conservacin de Tortugas Marinas en el Gran Caribe (WIDECAST) Shana M. Phelan y Karen L. Eckert WIDECAST Informe Tcnico No. 4 2006

PAGE 2

Para fines bibliogrficos, ste documento deber citarse: Phelan, Shana M. y Karen L. Eckert. 2006. Procedimientos p ara Atender Traumas en Tortugas Marinas Red de Conservacin de Tortugas Marinas del Gran Caribe (W IDECAST) Informe Tcnico No. 4. Beaufort, North Carolina USA. 71 pp ISSN: 1930 3025 Tra ducido al espaol por: MVZ, Georgita Ruiz M., Consultora Ambiental Traduccin financiada por: Fondo Internacional para la Proteccin d e los Animales y su Hbitat (IF AW) La impresin fue posible gracias al apoyo financiero de: Copias de esta publicacin podrn obtenerse de: Wider Caribbean Sea Turtle Conservation Network (WIDECAST) 1348 Rusticview Drive Ballwin, Missouri 63011 Phone: + (314) 954 8571 Email: keckert@ widecast.org En Internet en: www.widecast.org

PAGE 3

P P r r o o c c e e d d i i m m i i e e n n t t o o s s p p a a r r a a A A t t e e n n d d e e r r T T r r a a u u m m a a s s e e n n T T o o r r t t u u g g a a s s M M a a r r i i n n a a s s Shana M. Phelan Lder del Proyecto WIDECAST Karen L. Eckert Directora Ejecutiva WIDECAST 200 6

PAGE 5

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 1 PR"LOGO Hace ms de 15 aos me involucr en la investigacin del fibropapiloma de la tortuga verde en cola boracin con George Balaz s; tenamos discusiones largas y profundas acerca del bienestar de las tortugas marinas y sobre tcnicas humanitarias para el manejo del dolor. Tras un largo da de necropsias, practicamos la eutanasia en una tortuga verde juvenil severamente afectada de tumores, aplicando un barbitrico T 61, actualmente fuera del mercado veterinario. A veces utiliz bamos tcnicas descritas en antiguos libros de reptiles, que hoy en da se consideran inhumanas, como la decapitacin, el congelamiento o el desangrado. Esper bamos durante largas horas que muriera ya que su latido cardiaco segua emitiendo seales de vida. Despus de muchos aos de experiencia nos dimos cuenta que las tortugas marinas son extremadamente tolerantes al dolor, a un entorno desfavorable y al traumatismo prolongado. Desde 1998 trabajo en Wildlife Trust con una diversidad de especies y en todo momento hemos tenido que lid i ar con estrs y dolor en animales. He tenido la fortuna de ser fundador de una nueva di s ciplina, Medicina de la Conservacin 1 que pretende definir los vnculos entre la salud humana y animal con la salud ecosistmica y el cambio ambiental global. La Medicina de la Conservacin se refiere simplemente a la ciencia y prctica del bienestar ecolgico. Es especialmente relevante hoy en da con las alteraciones ambientales a causa de la actividad humana, donde la destruccin y degradacin del hbitat as como episodios de enfermedades humanas y de la vida silvestre estn increment ndo se La esperanza radica en que cuando contemos con el conocimiento necesario los legisladores junto con los cientficos disearn e implementarn de manera proactiva estr at e gias epidemiolgicas para garantizar la salud ambiental. Este novedoso enfoque en la proteccin de la diversidad biolgica p lante a un reto a los cientficos y a quienes ejercen el conocimiento cientfico de la salud, de la naturaleza y de la sociedad : i dear nuevas estrategias de colaboracin para afrontar las preocupaciones ambientales desde un enfoque molecular hasta uno global. Desde la perspectiva individual, el estrs y el bienestar son temas importantes que hemos considerado. Phelan y Eckert con apoyo de decenas de expertos incluyendo bilogos de campo, veterinarios y rehabilitadores han hecho una contribucin nica y muy significativa al nuevo campo de la Medicina de la Conservacin al desarrollar un a gua prctica muy necesaria que describe e nfermedades y lesiones en tortugas marinas y analiza la naturaleza de sus causas de mortalidad. Esta gua llena un vaco importante en cuanto a cmo responder a situaciones de emergencia Se provee informacin fundamental de antecedent e s y fotografas de referencia sobre la anatoma, as como diagramas para guiar a novatos o bi logos profesionales, personal dedicado a la atencin de v aramientos y veterinarios en un amplio rango de circu n stancias que van desde la flotabilidad y encallamiento, hasta parsito s Ofrece i nformacin clara y actualizada sobre tcnicas de resucitacin, eutanasia y disposicin de cad ver e s para los menos experimentados con las herramientas necesarias para atender eventos inesperados. No hay soluciones sen c illas para atender los pr oblemas ambientales globales; se requiere de una estrat e gia multi modal. Confo en que este nuevo libro fortalecer el cuidado y tratamiento profesion al de tortugas enfermas y lesionadas e n el Mar Caribe y ms all y por ello no slo felicito los esfue rzos de l a s autor a s y de WIDECAST, sino que sinceramente espero que sta iniciativa inspire la creacin de otras guas de campo disead a s para otr o s grupos taxonmicos amenazad o s A. Alonso Aguirre Vice p residente para la Medicina de la Conservacin de Wi ldlife Trust 19 de octubre de 2006 1 Aguirre, A.A., R.S. Ostfeld, G.M. Tabor, C.A. House and M.C. Pearl (Editors). 2002. Conservation Medicine: Ecological Health in Practice. Oxford University Press, New York. 407 pp.

PAGE 6

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 2 PREFACIO Y PROPOSITO Por ms de dos dcadas la Red de Conservacin de Tortugas Marinas en el Gran Caribe (WIDECAST en ingls ) junto con Coordinadores Nacionales de ms de 40 estados y territori o s caribeos, ha vinc ulado a cientficos, conservacionistas, administradores de recursos, usuarios, legisladores, grupos industrial e s, educadores y otros interesados en un esfuerzo colectivo para desarrollar un marco unificado de manejo y promover un a capacidad regional para disear e implementar programas de manejo de tortugas marinas con un slido fundamento cientfico. Como o rganizacin as oci ada a l Programa Ambiental del Caribe de la UNEP y de su Programa Regional para Areas y Vida Silvestre bajo Proteccin Especial (SPAW) WIDECAST est disead a para atender prioridades de investigacin y manejo a un nivel nacional y regional, tanto para las tortugas marinas como para el hbitat del cual dependen. Nos enfocamos en brinda r la mejor ciencia disponible aplicada a temas conte mporne os de manejo y conservacin, para que los involucrados se apropien de ese conocimiento y lo utilicen con efectividad en los procesos de definicin de polticas, proporcion ando un mecanismo operacional as como un marco de coope r acin a todos los ni veles, tanto dentro como entre naciones. Participantes de la red en toda la regin estn comprometidos a trabajar en colaboracin para desarrollar su capacidad colectiva de manejar recursos compartidos como la tortuga de mar Al reunir a la gente en un p roceso de planeacin incluyente, WIDECAST est ayudando a garantizar que la utilizacin pr ctica, de consumo o no consumo no mine la supervivencia de la tortugas marinas a largo plazo Entre las iniciativas de fortalecimiento est la creacin de Grupos d e Respuesta a Tortugas Marinas ). El objetivo de l os GRTML es fortalecer y coordinar los esfuerzos de la gente a lo largo de la r egin del Gran Caribe para auxiliar a tortugas marinas en crisis, ya sea en el mar o varadas en las costas. Con base en las recomen daciones que surgieron de la Reunin General Anual de WIDECAST en 2004 (que se llev a cabo en San Jos, Costa Rica), la iniciativa incluir el desarrollo de diversos lineamientos y manual e s de procedimientos de campo para los miembros de GRTML, as como la estandarizacin de formatos de reportes y manejo de programas de bases de datos. Adems de los lineamientos revisados por especialistas, recursos de Internet, programas de manejo de inf ormacin, as como otros productos tcnicos, los GRTML estarn llev ando a cabo regularmente cursos de capacitacin con oportunidades de intercambios para el personal de campo y voluntarios, administradores de recursos naturales, veterinarios y aquellos in volucrados en el rescate de animales. Los GRTML promover n y facilitar n la colaboracin entre pases con respecto a la capacidad de respuesta a nte tortugas marinas lesionadas para su rehabilitacin y liberacin y con este fin tambin ha n establecido las pautas estandarizadas de zootecnia para instalaciones de rescate y rehabilitacin ; asimismo, para asistir a los veterinarios encargados de cuidar tortugas lesionadas o enfermas. Esta Gua de Campo est diseada para complementar los talleres de entrenam iento de GRTML y para proveer los lineamientos de apoyo a los esfuerzos de respuesta inicial. Por favor visite: http://www.widecast.org/What/Regional/Medicine.html para mayor infor m acin incluyendo como involucrarse en su rea. Karen L. Eckert Directora Ejecutiva WIDECAST

PAGE 7

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 3 AGRADECIMIENTOS Las autoras estn profundamente agradecidas con un gran nmero de amigos, colegas y expertos en much os pases quienes contribuyeron sustantivament e al desarrollo de esta gua de campo. En particular, nos gustara reconocer el apoyo altamente calificado por parte de la Red de Conservacin de Tortugas Marinas del Gran Caribe (WIDECAST), el Marinelife Center de Juno Beach (Florida), Florida Fish and Wildlife Conservation Commission (FFWCC) y Nicholas School of Environment and Earth Sciences at Duke University donde una versin ms antigua le sirvi para su tesis de Maestra en Manejo Ambiental a Shana Phelan. Shana reconoce con cario el apoyo perso nal de Dean Shuler, Karen Phelan, Ashlee Adams y Maria Dunlap y Daniel Dunn y Kelly Stewart, buenos amigos y colegas de la Duke University. La contribucin de la MVZ Nancy Mettee (Veterinaria para Marinelife Center of Juno Beach, Florida) y MVZ, Dr. Craig Harms (Veterinario para el Karen Beasley Sea Turtle Hospital, North Carolina, and Assistant Professor of Aquatic, Zoo and Wildlife Medicine at NCSU College of Veterinary Medicine ) fueron de gran ayuda especialmente durante las etapas iniciales y durante la edicin final de esta gua de campo. Adems, las autoras estn profundamente en deuda con las siguientes personas por su disponi bilidad para revisar y enriquecer los primeros borradores: Dr. F. Alberto Abreu Grobois (Instituto de Ciencias del Mar y Li mnologa, UNAM Mazatln, Mxico), MVZ, Dr. Alonso Aguirre (Vice President for Conservation Medicine, Wildlife Trust), George Balazs (Leader, Marine Turtle Research, NOAA National Marine Fisheries Service Hawai i), Jean Beasley (Director, Karen Beasley Sea Turtle Hos pital), MVZ Flegra Bentivegna (Director, Naples Aquarium and Marine Turtle Rescue and Rehabilita tion Centres, Italy), Janice Blumenthal (Research Officer, Department of Environment, Cayman Islands), Meghan Conti (Environmental Specialist II, FF WCC), Mark Dodd (Sea Turtle Program Co ordinator, Georgia Department of Natural Resources), Dr. Scott Eckert (Director of Science, WIDECAST at Duke University), Dr. Allen Foley (Wildlife Biologist, FFWCC), Sandy Fournies (Rehabilitation Assistant, Marineli fe Center of Juno Beach), MVZ Robert George ( Head Veterinarian, Virginia Aquarium and Marine Science Center), Dr. Julia Horrocks (Director, Barbados Sea Turtle Project, University of the West Indies), MVZ Charles Innis (Associate Veterinarian, New England Aquarium), MVZ, Dr. Elliott Jacobson (University of Florida College of Veterinary Medicine), MVZ Douglas R. Mader ( Consulting Veterinarian, Key West Aquarium and Marathon Sea Turtle Hospital), MVZ Charles Manire (Chief Veterinarian, Mote Marine Laboratory and Aquarium), Richie Moretti (Director, Marathon Sea Turtle Hospital), MVZ Ana Cecilia Negrete (Responsable de Operacin Medicina, Depto. Tortugas Marinas, Parque Xcaret, Mxico), MVZ Terry Norton (Wildlife Veterinarian, St. Catherines Island Center), MVZ Maria Parga (Veterinarian, Rescue Centre for Marine Animals: CRAM, Spain), MVZ Al Segars (South Carolina Department of Natural Resources), Lory Scott (Curator, Virginia Living Museum), Sue Shaf (Rehabilitation Specialist, Marathon Sea Turtle Hospital), Dr Donna Shaver (Chief, Division of Sea Turtle Science and Recovery, Padre Island National Sea shore), MVZ ograms), MVZ, Dr. Raymond Tarpley (Director, MARVET), Dr. Tony Tucker (Dir ector, Sea Turtle Research Program, Mote Marine Laboratory and Aquarium), Dr. Richard van der Wal (Field Coordinator, Turtugaruba Foundati on, Aruba), MVZ Michael Walsh (Director of Veterinary Services, Sea World of Florida), MVZ Scott Weber (Head Veterinar ian, New England Aquarium), y Jean Weiner (Director, FoProBiM, Haiti). Muchas fotografas de esta gua de campo fueron pro vist as de los archivos de l a s autor a s; sin embargo, varios individuos y organizaciones proporcionaron im genes adicionales que enriqu ecieron eno r memente la calidad de la publicacin. Entre ellos se incluyen G. Bala zs (NMFS Hawai i), R. Byrne ( www. marinecreatures.com), A. Caballero (Sint Maarten Nature Foundation), Centro Ecolgico Akumal (Mxico), CREMA (Spain), J. DeSalvo (Trinidad an d Tobago), T. Dickinson (USA), S. Eckert (WIDECAST/ Duke University), J. Gray (Conservation Services, Bermuda), C. Harms (Karen Beasley Sea Turtle Hospital/ NC State University), J. Horrocks (BSTP/ Univ. West Indies, Barbados), G. Jones

PAGE 8

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 4 (USA), S. Kubis (NM FS Hawai i ), C. McClellan (Duke University), A. Meylan (FFWCC), Parque Xcaret (Mxico), R. van der Wal (Turtugaruba Foundation), J. Wyneken (Florida Atlantic University), Marine life Center of Juno Beach (Florida) y el Marathon Sea Turtle Hospital (Maratho n Key, Florida). Un agradecimiento especial se tiene para la artista Michelle Pasqun (Bermuda Aquarium, Museum and Zoo) por su generosidad al otorgar nos permiso para utilizar la ilustracin original de la portada. Finalmente, est a gua de campo no podr a haberse investigado, desarrollado, impreso y distribuido a un pblico internacional, ni tampoco se hubiese n podido llevar a cabo los talleres de capacitacin para promover su uso, sin el apoyo financiero del Western Hemisphere Migratory Species Initiativ e (Division of International Conservation, U.S. Fish and Wildlife Service), Panaphil Foundation, CGMK Karen Eckert fue apoyada en parte por el Mary Derrickson McCurdy Visiting Scholar Fellowship de Duke University. La versin en espaol fu traducida por Georgita Ruiz Michael, Consultora Ambiental, a quien le agradecemos sus capacidades y su paciencia en hacer accesible este documento sea a nuestros colegas lat inoamericanos. El Fondo Internacional para la Proteccin de los Animales y su Hbitat (IFAW) 2 financi la traduccin. Estamos agradecidos con M.Sc. Hedely Guada (CICTMAR, Venezuela), a Erika Moczydlower (County Technical Institute, Florida), a Jorge Lpez Lpez y al MVZ Charles Manire (Mote Marine Laboratory and Aquarium, Florida), por revisar la traduccin en espaol. ¡Nuestro sincero agradecimiento para todos! 2 La misin d el Fondo Internacional para la Protecci n d e los Animales y su H bi tat (IFAW) es mejorar el bienestar de los animales, tanto silvestres como dom st icos, alrededor del mundo, mediante la reducci n d e su explotaci n comercial, la protecci n d e su h bi tat y la asistencia a animales en sufrimiento. En el IFAW Buscamos motivar a la poblaci n p ara que evite las pr ct icas crueles contra los animales y para que promueva su bienestar, as c omo alentar pol ti cas p blicas conservacionistas que permitan un avance significativo en la calidad de vida de las personas y los animales.

PAGE 9

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 5 INDICE Prlogo 1 Prefacio y Propsito 2 Agradecimientos 3 Indice 5 I. Panorama General 7 Tortugas Marinas del Caribe 7 Grupos de Res puesta a Tortugas Marinas Lesionadas WIDECAST (GRTML) 8 Propsit o de esta Gua de Campo 10 Quiere Saber Ms? 1 1 II. Cmo Iniciar 1 3 Contacte a las Autoridades 1 3 Enfati ce la Salud y Seguridad Humana 1 3 Mantenga Registros Precisos 1 4 Haga una Evaluacin Inicial 1 5 Gua Anatmica de Tortugas Marinas 1 6 III. Respuest a a Traumas 1 7 Panorama General 1 7 Preparacin de un Maletn de Campo para Tortugas Marinas 1 8 Limpieza de Heridas 1 9 Golpes de Embarcaciones 20 Problemas de Flotabilidad 2 1 Deformaciones y Mutila cione s 2 2 Emaciacin 2 3 Enma ll amiento 2 4 Fibropapilomatosis 2 5 Anzuelos de Pesca 2 6 Cacera, incluyendo l esiones por arponeo 2 7 Lesiones de Apareamiento 2 8 Contaminacin Petrolera 2 9 Parsitos y Epibiot a 30 Ataques por Depredadores (Tiburn, Perro) 3 1 Ingestin de Basura y Desechos 3 2 Cras : Consideraciones Especiales 3 3 IV. Procedimientos de Resucitacin 3 4 V. Necropsia 3 5 VI. Disposicin de Cad ver es 3 7 Literatura Citada 3 8 Apndice A Formatos de Respuesta Inicial y de Registro de Varamientos 4 2 Apndice B Gua de Identificacin de Especies 4 9 Apndice C Tra slado de Tortugas Marinas Enfermas o Lesionadas 5 6 Apnd ice D Lista de Contactos de Emergencia 5 7 Apndice E Eutanasia en Tortugas Marinas 5 9 Apndice F Manej ando Tortugas con Fibropapiloma 6 4 Apndice G Manejo y Liberacin de Tortugas con Anzuelo o Enmalladas 6 7

PAGE 10

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 6 ALGUNA VEZ HA QUE RIDO AYUDAR? Foto: T. Dellinger Foto: P. Miller Foto: R. Pitman Foto: J. M. Alonso SIGA LEYENDO Foto: The Turtle Hospital

PAGE 11

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 7 I. PANORAMA GENERAL Tortugas Marinas del Caribe Las tortugas marinas son reptiles nobles y an tigu os, cuya vida est adaptada al oc ano. Existen siete especies de estos quelonios, seis de las cuales habitan en la r egin del Gran Caribe. Estas son de la ms grande a la ms pequea, la la d ( Dermochelys coriacea ), la verde ( Chelonia mydas ), la caguama ( Caretta caretta ), la carey ( Eretmochelys imbricata ), la golfina ( Lepidochelys olivacea ) y la lora ( Lepidochelys kempii ). Las tortugas marinas pesan desde 40 kg (tortuga l ora adulta) hasta casi 1,000 kg e n el caso de un macho adulto de l a d. La mayora habita en aguas tropicales o subtropicales. La tortuga L a d tiene la distribucin ms amplia, con sitios de forra j eo y corredores migratorios que incluyen aguas subrticas. Nadie sabe con certeza cuanto t iempo vive una tortuga marina ; sin embargo, los estudios de campo demuestran que generalmente les toma de 15 a 40 aos o ms dependiendo de la especie para alcanzar la etapa adulta. Las t ortugas marinas, como todos los reptiles, tienen pulmones y la mayo ra suben a la superficie regularmente para respirar. Salvo raras excepciones, la nica vez que las t or tugas marinas salen del mar es para anidar. Durante los aos de reproduccin, las t ortugas adultas salen de sus sitios de alimentacin para realizar m igraciones a lo largo de cientos o miles de kilmetros hacia sus sitios de apareamiento y anidacin. Una hembra adulta pu e de anidar dura n te dos dcadas o ms bajo circu n stancia s naturales. De ochenta a 200 o ms huevos son depositados en cada nido. Las hembras normalmente realizan de 2 a 6 anidaciones por ao ( ¡ pero pueden ser hasta 12!) y regresan a desovar con intervalos de 2 a 5 aos. Las tortugas marinas pueden producir varios miles de huevos a lo largo de su vida, pero no todos eclosionan: algunos sern infrtiles, otr os se perdern por la erosin de la playa o sern devo r ados por depredadores y otros ms sern recolecta dos para consumo humano, casi siempre de manera illegal. Las cras son alimento para un sinnmero de depredadores; los juveniles tambin afron t an peligros en el oc ano (predadores, contaminacin, artes de pesca). Menos de un huevo de cada 1,000 producir una tortuga adulta. Entre los per o dos reproductivos, las tortugas l a d adultas realizan largos viajes en mar abierto en busca d e aguamala y presas relacionadas. Las caguamas y las golfinas son omnvoras y consumen moluscos, cangrejos, aguamala y otros invertebrados peces (por lo general ya muertos de captura incidental) al igual que algas marinas. La tortuga verde es herb vora prefiriendo alimentarse de pastizales marinos en aguas tropicales. La c arey se especializa en esponjas de arrecifes coralinos y otros invertebrados. D a do que la mayora de las tortugas marinas son capaces de comer aguamala, las bolsas de plstico repre sentan una seria amenaza generalizada y su ingestin puede resultar fatal. En general, las poblaciones de tortugas marinas en todo el mundo se encuentra n severamente reducidas e n relacin con sus niveles histricos. De acuerdo con la Lista Roja de Animal es en Peligro de la Unin Internacional para la Conservacin de la Naturaleza (IUCN), la sobre explotacin persistente, sobre todo de hembras adultas en playas de anidacin y la extensa recoleccin de huevos son en su mayora responsables d el estatus de Vulnerable", Peligro e n Peligro Crtico de las seis especies del Caribe. Algunas de las colonias reproductoras ms grandes conocidas en el mundo estn por desaparecer, incluyendo algunas del Mar Caribe. A pesar de regulaciones generales, con c olect as en gran medida sin control que han perdurado por s i glos, las t ortugas marinas son vctimas de la captura accidental por artes de pesca activas o a la deri v a, dando como resultado la muerte de decenas (si no es que cientos) o miles de tortugas cada ao. La degradacin de arrecifes y de pastos marinos, contaminacin qumica y desechos marinos, desarrollo costero de alta densidad y un incremento del turismo de playa, son algunos de los factores

PAGE 12

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 8 que han daado o eliminado importantes playas de desove o sitios de alimentacin a lo largo del Mar Caribe. El comercio internacional de productos de tortugas marinas tambin ha contribuido a la desaparicin de algunas especies. Las amenazas se acumulan en el tiempo y pueden ocurrir dondequiera en el rea de distribucin de una poblacin; por lo tanto su disminucin a menudo resulta de una combinacin de factores, tanto domsticos como forneos Debido a que las tortugas son migratorias a lo largo de sus vidas, lo que aparece como una disminucin focalizada pu e de ser l a consecuencia directa de las actividades de la gente a cientos o miles de kilmetros de distancia. Por ell o es muy importante que el manejo y la conservacin, as como el rescate y los esfuerzos de reporte se coordinen a una escala regional. La Red de Conservacin de Tortugas Marinas del Gran Caribe (WIDECAST), con Coordinadores Nacionales en ms de 40 pases y territori o s, est disead a exclusivamente para atender priori dades de investigacin, conservacin y manejo, tanto para las tortugas marinas como para la variedad de distintos hbitat s de l os cual es dependen. Una de estas prioridades consiste en reducir las conse c uencias negativas de la interaccin humana con las tortugas marinas, as como facilitar el rescate y rehabilitacin de tortug as lesionadas o traumatizadas. Grupos de Respuesta a Tortugas Marinas Lesionadas de WIDECAST (GRTML) Delegados de ms de 30 pases y territorios c aribeos acordaron un n imemente en la Reunin General Anual 2004 de WIDECAST la creacin de Grupos de Resp uesta a Tortugas Marinas Lesionadas de WIDECAST (GRTML) para fortalecer y coordinar los esfuerzos de la gente a lo largo del Gran Caribe y responder a tortugas marinas en crisis, ya sea en el mar o varadas en la playa. La reunin visualiz que los GRTML i ncorporara n tanto a personal involucrado en proyectos de tortugas marinas como voluntarios; veterinarios ; cost eos as como administra dore s de parques y re cursos marinos. E specficamente, l a Reunin recomend lo siguiente: Estructura Cada Coordinador Nacional de WIDECAST identificar a un Coordinador Nacional GRTML para organizar y mantener una Red de Respuesta a Trauma s (RRT) y vincular a miembros de la RRT con los recursos del GRTML regional. Cada Coordinador Nacional de GRTML identificar a expertos locales e instalaciones adecuadas, equipo y recursos, para contribuir con la RRT nacional. Cada Coordinador Nacional de GRTML identificar un mecanismo (ta l como un boletn o lista de discusin por I nternet) para mantener informados a los miembros de l a RRT acerca de eventos recientes, actualizacin de informacin, recursos disponibles y capacitacin etc. Cada Coordinador Nacional de GRTML identificar a u n patr o de Asistencia para To /fax, correo electrnico, pgina web) para facilitar la atencin de emergencias e invitar a la ciudadan a a informar. Cada Coordinador Nacional de GRTML identificar en su pa s una Organizacin Lder a quien se le reportarn los eventos de varamiento y la informacin archivada Cada Coordinador Nacional de GRTML se asegurar que la RRT opere en cumpli miento con los requisitos legales de permisos relativos a la realizacin de necropsias, coleccin y almacenamiento de muestras, manutencin de especmenes en cautiverio para su rehabilitacin, etc. WIDECAST podr servir como un centro nacional y regional de distribucin de datos recolectados de varamientos e incidentes relacionad os, con la intencin de utilizar dicha informacin para evaluar las tendencias nacionales y regionales en cuanto a la mor tandad y para informar a las autoridades.

PAGE 13

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 9 WIDECAST mantendr el sitio http://www.widecast.org/What/Regional/Medicine.html para presentar fotos de lesiones comunes; un directorio de expertos de toda la regin as como de los Co ordinadores Na c ionales de l os GRTML y Organizaciones Lderes ; manuales de procedimientos de ca mpo y guas veterinarias; formatos de datos y protocolos para reportes; centros de rehabilitacin localizados en la r egin del Caribe; oportunidades de capacitacin e intercambio s y otros contactos y recursos relevantes. Capacitacin WIDECAST, conjuntam ente con expertos, proporcionar capacitacin profesional a miembros de l os GRTML incluyendo talleres/seminarios sobre procedimientos de atencin a varamientos, estandarizacin en la recoleccin de datos, tcnicas de necropsia, guas para traslado de mues tras/tejidos, su recole c cin y sus medios de conservacin y almacenamiento y el mantenimiento de un equipo port til de campo para atencin de traumatismos. Los graduados de los talleres recibirn un certificado o credencial que los iden tifi car como miemb ros de l os GRTML WIDECAST crear alianzas con hospital e s y centros de rescate existent e s para tor tugas marinas en la r egin del Gran Caribe para facilitar intercambios regulares y oportunidades de asesora as como vnculos con veterinarios para asegur ar que todos los material e s de l os GRTML reflejen est ndares actualizados de las mejores pr cticas veterinarias. WIDECAST desarrollar (o respaldar las ya existentes) herramientas de comunica cin local tales como lista s de discu s in, sitios web, grupos p rofe s ionales ejecutores y/o boletines, para facilitar el intercambio de informacin entre veterinarios locales y los ms experimentados veterinarios de tor t ugas marinas; tambin se aprovechar n estos conductos para intercambiar experiencias relaciona das co n eventos de vara miento/ traumatismo, primeros auxilios, rehabilitacin y liberacin etc. Mejores Prcticas WIDECAST preparar y distribuir formatos de reportes de varamientos y software para manejo de base s de datos En coordinacin con expertos en la materia, WIDECAST desarrollar (o respaldar) los siguientes material e s esenciales: Una gua de campo o manual para asistir en respuesta primaria, incluyendo fotos e ilustraciones de lesion e s comunes ( p.ej. heridas de embarcaciones, Ataques por depredado res, enmallamiento, ingestin de anzuelos, encuentros con cazadores furtivos d errames petroleros, heridas de arpn, fibropapilomatosis, infestacin parasitaria) y una descripcin de c mo ayudar en el lugar de los hechos ( p.ej. tcnicas bs icas de resu cita cin, liberacin de anzuelos, transporte de animales, eutanasia), incluyendo lo que no se debe hacer. Un manual de las mejores prcticas de rescate y rehabilitacin, incluyendo las instalaciones zoot e cnia bsica y procedimientos veterinarios, monitoreo de la salud y recuperacin, proteccin y protocolos de liberacin etc. Un manual de necropsias que enfatiza las tcnicas correctas (incluyendo aspectos de salud y seguridad human a ), explica lo que se puede aprender ( p.ej. estado de salud, condicin reproduc tiv a causa de muerte) y proporciona lineamientos para la colecta, el anlisis, el registro y el almacenamiento de muestras de tejidos. Propsito de esta Gua de Campo El propsito de esta gua de campo es establecer lineamientos y procedimientos bsicos para indivi duos que den respuesta a eventos de traumatismo y varamiento de tortugas marinas. Est disead a como una herramienta de respuesta primaria incluye formatos de datos (Ap ndice A), una gua para

PAGE 14

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 10 identificacin de especies (Ap ndice B) y fotos y descripciones E scrit a en trminos sen c illos, proporciona opciones y procedimientos para el tratamiento de varamientos relacionados con traumatismos y lesiones en el lugar de los hecho s Es la primer a en su tipo en la r egin del Gran Caribe con la intenc in de cubrir las necesidades de l os GRTML Es importante recalcar que, a n con una gua de campo en la mano, habr momentos en que sin un centro de rescate y rehabilitacin y/o un veterinario o clnico experto disponible la recomendacin se a regres ar al mar a la tortuga lesionada o debilitada. Existe la posiblilidad de que el animal no sobreviva. Pero tampoco est garantizada su supervivencia en condiciones de cautiverio que no est n adecuadamente diseadas para este propsito, sin poder su ministrar agua marina limpia, alimentacin a propia da y el cuidado necesario. La s tortuga s marina s puede n soport ar traumatismos incre bles y retomar su rutina diaria, en apar ien cia sin afectacin. Cualquiera que haya pasado cierto tiempo con tortugas marinas en es tado silvestre ha br visto adult a s anidando con aletas destrozadas o ausentes o con grandes trozos arrancados del caparazn, entre otros. Mientras que las posibilidades de un ataque por depredador o algn otro incidente tienden a aumentar durante el per od o de r ecuperacin la experiencia confirma que estos quelonios marinos pueden y de hecho logran su rehabilitacin si se les deja en paz. Dicho esto, estamos conscientes del impacto emocional (para el rescatista) de liberar a un animal lesionado en su ambi ente natural, a n despu s de que todo lo que se hubiera podido hacer se hizo. Se tender instintivamente a querer conservar a l animal, monitorear su progreso y liberarlo s lo cuando haya la garanta de su recuperacin y supervivencia. Pero ante la ausenc ia de instalaciones adecuadas para el cuidado del animal, el rescatista tendr en algn momento que afrontar la decisin de dejarlo libre a su propia suerte. Les a lentamos a usar esta s experiencias como una motivacin para buscar el apoyo necesario en la creacin a corto plazo de una instalacin para su atencin. No necesariamente tiene que ser una clnica veterinaria compleja ; ms bien una localidad adecuada cerca del mar (quiz s un acuario pblico, una estacin de cuarentena o una instalacin pesquera) con la capacidad de mantener tanques de l tamao adecuado con agua salada circulante, ofrecie ndo el resguardo necesario y la dieta a propia da, as e gurando un entorno higinico y sano y personal que proporcione la atencin y la seguridad necesaria s La supe rviviencia de cada una de estos quelonios amenazados es importante hoy en da N os interesa retroalimentarnos con su opinin de c mo mejorar la utilidad de este manual obtenien do informacin ms detallada (o ms diversa) o simplemente mayor claridad con r especto a los temas tratados. Pronto se tendrn disponibles los lineamientos especficos para veterinarios a travs de http://www.widecast.org/What/Regional/Medicine.html Quiere Saber Ms? Esta gua fu e diseada para provee r al personal de respuesta primaria con informacin necesaria para responder con efevtividad ante casos de tortugas marinas enfermas o lesionadas ; sin embargo, prioriza r la atencin, el transporte y el tr atamiento d e fauna silvestre lesionada es una tarea difcil y puede ser riesgosa. Es til tener la mayor informacin posible a la mano. Al desarrollar esta gua de campo l a s autor a s se han basado sobre todo en la experiencia acumulada de literatura publicada, entre vistas personales con veterinarios y otros profesionales, as como la revisin por parte de colegas especialistas en tortugas marinas del Caribe. Adicionalmente, muchos de los documentos estn disponibles en I nternet (ver re cuadro). Les recomendamos fami liarizarse con ellos, para incluirlos entre su s referencia s bibliogrficas de consulta y compartirlos con socios y colegas. Refer encias bibliogrficas completas para st o s y otros materiales citad o s se proporcionan en la seccin de Literatura Citada de e sta gua de campo.

PAGE 15

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 11 Finalmente, un a capacitacin complet a est disponible a travs de MARVET ( http://www.marvet.org ) que ofrece a estudiantes de veterinaria y a veterinarios cursos prcticos, conferencias y talleres con un enfoque primordial en la biologa, en el cuidado clnico y la rehabilitacin de tortugas marinas. MARVET tambin proporciona un curso introductorio en medicina de mamferos marinos, incluyendo temas de la salud relacionados con el medio ambiente. Otra excelente oportunidad de capacitacin y de creacin de redes, se ofrece a travs del Hospital de Tortugas Marinas ( http://www.turtlehospital. org/ ) que adems es anfitrin del taller anual para veterinar ios, rescatistas y rehabilitadores expertos en tortugas marinas ideado para compart ir experiencias y de aprend er unos de otros. RECURSOS DE INTERNET PARA AYUDARLE A RESPONDER ANTE UNA TORTUGA MARINA LESIONADA http://www.ioseaturtles.org/Features/turtlebook_eng.pdf CC 2002a): http://myfwc.com/wildlifehabitats/managed/sea turtles/conservation guidelines/ f Live Amphibians and Reptiles in Field o gists and Herpetologists: http://www.asih.org/files/hacc final.pdf IUCN/SSC Marine Turtle Tcnicas de Investigaci n y Manejo para la Conservacin de las Tortugas Marinas et al. 1999): http://iucn mtsg.org/publications/manual tecnicas/ disponible en Ingls y Espaol En particular los siguentes captulos: Taxonomy, external morphology, and species identific ation (Pritchard y 1999), and y Teas 1999), and et al 1999) Tu http://www.rac spa.org/node/62 and Casale 1999): http://www.rac spa.org/node/62 http://www.rac spa.org/node/62 US Geological Su rv ey, Manual de Necropsia de Tortugas Marinas para Biologos en Refugios o Areas Remotas http://www.nwhc.usgs.gov/publications/necropsy_manuals/index.jsp [disponible en Ingls y Espaol] La Anatoma de las Tortugas Marinas Wyneken 2001): http://www.sefsc.noaa.gov/turtles/TM_470_Wyneken_spanish.pdf [disponi ble en Ingls y Espaol] http://www.nmfs.noaa.gov/sfa/hms/w orkshops/Gillnet_Placard_w_ID_final.pdf et al. 2004): http://www.sefsc.noaa.gov/turtle s/TM_524_Epperly_etal.pdf http://response.restoration.noaa.go v/sites/default/files/Oil_Sea_Turtles.pdf http://www.widecast.org/Resources/STRAPs.html

PAGE 16

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 12 II. COMO INICIAR Contacte a las Autoridades Enfa tice Salud y Seguridad Humana Mantenga Registros Adecuados (ver Apndice A) Haga una Evaluacin Inicial Contacte a las Autorida des Contactar a las autoridades es un primer paso importante. En la mayora de los pases el manejo de especies protegidas o amenazadas incluyendo a las tortugas marinas sin un permiso es ilegal. No intente albergar a una tortuga herida en su su ca sa. Al igual que con cualquier animal silvestre enfermo o lesionado, las tortugas marinas enfermas o lesionadas de la playa o flotando cerca de la costa, debern ser trasladadas de inmediato a un centro de rescate. Dichas instalaciones ofrecen las mejor es condiciones de supervivencia para las tortugas marinas incapacitadas o severamente lesionadas. Para mayor informacin acerca de la ubicacin de dichas instalaciones de rescate o rehabilitacin, de veterinarios especializados, y/o de autoridades respons ables de vida silvestre en su rea, contacte a la oficina de pesca o de vida silvestre local o visite http://www.widecast.org/What/Regional/Medicine.html Para mayor informacin de c mo t ransportar a un animal a un centro de rescate, con un veterinario o a una instal a cin d e signada, ver Apndice C. Ante la ausencia de algn especialista local, existe una Lista de Contactos para Emer gencias de veterinarios experimentados especialistas en tortugas marinas incluido en el Apndice D. ¡ Conforme aument e la experiencia c aribea a travs de los esfuerzos de GRTML, habr cada vez ms expertos residentes en pases c aribeos! Enfati ce la Salud Humana y la Seguridad La capacidad de una pronta re spuesta adecuada y compasiva es importante y en muchos casos una respuesta informada podra ser suficiente para facilitar la pronta liberacin del animal. Dicho esto, es igualmente importante recordar que atender un animal lesionado conlleva un riesgo. U n rescatista p uede ser cortado o mordido, recibir un golpe o ser tirado por una tortuga aleteando ; sufrir insolacin, dolores, desgarres y contusiones o acabar con la cara llena de arena Adems las tortugas particu larmente aquellas en condiciones crti cas, pueden ser portadoras de diversas bacterias, virus y parsitos. Siempre hay que tener cuidado de minimizar cualquier riesgo, tanto par a la tortuga lesionada como para e l rescatista. Las siguientes son medidas preventiv a s recomendadas por Geraci y Lo unsbury (1993) para mamferos marinos y debern aplicarse con las t ortugas: Utili ce gua n tes de l tex cuando manipul e una tortuga, un cad ver, tejidos o fluidos Utili ce prendas de vestir impermeable s sobre la ropa, para no contamin arla Cubr a las heridas su perficiales con algn tipo de vendaje Lav e la piel expuesta y la ropa despu s de manipular a una tortuga marina Acud a a un mdico para atender mordeduras, cortadas y otras lesion e s e inform e al m ism o sobre el origen de la lesin Protjase con guantes de l tex y cubrebocas cuando sea posible

PAGE 17

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 13 Mantenga Registros Precis os La informacin recolectada sobre tortugas marinas muertas o debilitadas es imp or tante. Llene completamente y con precisin el Formato de Varamientos, a n cuando la tortuga no requiera de ni ngn tipo de tratamiento y sea liberada de inmediato. Recomendamos el uso del formato anexo en Ap ndice A, ya que es compatible con la base de datos de WIDECAST. Presente el formato com pleto a su Coordinador Nacional de GRTML (llame a la oficina local d e pesca o de vida s ilvestre o visite http://www.widecast.org/What/Regional/Medicine.html para mayor informacin sobre c mo contactar al Coordinador GRTML de su rea). Ad e ms tome nota p or favor: 1. El registro fotogrfico del varamiento es la pieza de informacin ms importante del evento. De ser posible, enve por lo menos tres fotografas de cada tortuga varada cuando presente el Reporte de Varamiento original a su Coordinador Nacional del GRTML Tome una fotografa de acercamiento de la cabeza de la tortuga, una de la superficie dorsal (arriba) de la tortuga y otra de la ventral (abajo) del animal. Documente el patrn de escudos dorsales y ve n trales, as como otras lesiones o marcas caractersticas que ayuden a su identificacin; procure proporcionar una referencia de tamao en la foto ( p.ej cinta de medir, portapapeles ). Si hay material de enmallamiento, tome fotografa s de la tortuga con estos material e s antes de quit rse los y tome fotos extras de l os mismos material es sobre todo anzuelos o marcas de identificacin (FFWCC 2002b). No deseche ninguno de l os material e s de enmallamiento a menos que el Coordinador Nacional de GRTML o alguna otra autoridad lo solicite n 2. No descarte ning n ca dver de tortuga que tenga una marca o cicatriz de marca hasta en tanto no se lo pida el Coordinador Nacional de GRTML u alguna otra autori dad (en algunos pa ses usted puede no estar autorizado a manipular o disponer de una especi e protegida). Marcas metlicas removidas de las aletas de tortugas muertas o registros de marcas de tortugas vivas debern enviarse por corresponde ncia a la direccin de retorno atrs de la marca. Una marca funcional nunca debe ser removida de una tortu tambin podra estar presente; busque un a mancha contrastante o pigmento producto de algn intercambio quirrgico de pedazos pequeos de tejido fino entre el ca parazn y el plastr n Estas marcas pueden ser detectadas f ci l ment e conforme crece el animal (ver fotografa s ). 3. Si no se ha fotografiado no hay que descartar el cad v er del animal cuya especie no haya sido identificada. Contacte al Coordinador Nacional de GRTML u otra autoridad que le ayud e a identificar la tort uga (ver Ap ndice B). 4. Observe que mientras las tortugas marinas son identi pico de los escudos d el caparazn, a veces ocurren anomalas en estos patrones ( p.ej una tortuga verde, que normalmente tiene 4 pares de escu dos lateral e s, podra en ocasiones tener 5 pares en uno o ambos lados). A veces estas anomalas podran ser indicadores de hibridacin Si usted observa una mezcla aparente de caractersticas, debe incrementar el esfuerzo de registro fotogrfico del esp c i men y guarda r una pequea porcin de msculo congelado (en caso de animales muertos). Deber re colectar de todo s los posibles h brido s, que sean llevados a instalaciones de rescate/rehabilitacin, una muestra de sangre (o de msculo si muer e la tortuga) Marca viva, T. Dickinson Marca de aleta S. Kubis

PAGE 18

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 14 Haga una Evaluacin Inicial La evaluacin inicial de una tortuga enferma o lesionada in cluye t picamente algn tipo de examen fsico. Utilice las siguientes tcnicas de evaluacin para clasificar a la tortuga as : Sana, Lesionada, Inactiva o Muerta (adaptado de Gerosa y Aureggi 2001). Ver Apndice A del Formato de Datos. RESPUESTA PRIMARIA A TORTUGAS MARINAS: L ISTA DE E VALUACI"N I NICIAL Sana Respuesta: Regresar la tortuga al mar, de preferencia en el sito de captura La tortuga levanta s u cabeza con fuerza al respirar. Cuando se jala suavemente de una aleta, hay una fuerte respuesta de retraccin. Cuando se coloca en el piso, la tortuga por lo general intenta desplazarse. Cuando es levantada, la tortuga, se mueve como si estuviera n adando y sostiene sus miembros y su cabeza arriba del plano de la superficie ventral del cuerpo. Lesionada/enferma Respuesta: a Traumas Movimientos muy errticos o espasmdicos sin direccin ni control aparent e. La tortuga muestra un a dbil reaccin local de parpadeo cuando se le toca suavemente el ojo o el prpado superior con el dedo. La tortuga no reacciona o apenas muestra una respuesta dbil de retraccin, cuando se le jala suavemente una aleta o se l e aplica presin en el cuello. Cuando se carga la tortuga no se mueve y sus aletas y su cabeza cuelgan ms abajo de la superficie del plano ventral del cuerpo. Existen seales visibles de traumatismo, como cortadas profundas, ruptura de caparazn, en ma llamiento o ingesti n de artes de pesca (l neas, redes, anzuelos), contaminacin por petr leo o alquitrn heridas por golpes contusos. La tortuga tiene muchos parsitos o muestra seales de deshidratacin como ojos sumidos, piel reseca, caparazn bla ndo y muy delgada (cuello y hombros flacos y sumidos). Inactiva Respuesta: c No hay respuesta o no se detecta, cuando se toca suavemente el ojo o el prpado superior con el dedo. No ha y reaccin de r etraccin cuando se jala suavemente la aleta o se aplica ligera presin sobre el cuello. La tortuga no se esfuerza en moverse cuando se le coloca en el piso. Muerta Respuesta: D isposicin de Ca dveres La tortuga no responde a ningn estmulo fsico. La carne de la tortuga se comienza a descomponer (pudrir) y hay mal olor. Es aparente el r igor mortis

PAGE 19

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 15 Un a nota sobre tortugas aturdidas por el fro: Debido a que esta gua est diseada e spec fica mente para su uso en el ( ¡ clido!) Mar Caribe, se tom la decisi n de no trata r los sntomas de hipot e rmia o enfriamiento La hipot e rmia o enfriamiento es un fenmeno visto nicamente cuando la temperatura del agua de s ciende sbitamente a m enos de 10C (50F). En esos momentos, las tortugas pierden su habilidad de nadar y bucear; se vuelven boyantes y flotan en la superficie donde aumenta su vulnerabilidad ante depredadores y enfermedad es (Norton 2005). El nico pas caribeo donde estas c ondiciones se observan con cierta regularidad es EE.UU, donde el fenmeno es del conocimiento de las autoridades. Por qu es importante conocer esto? Porque aunque una tortuga en shock hipotrmico aparent a estar muerta, puede lograr sobrevivir con el cu idado adecuado. Pueden rehabilitarse y eventual mente ser liberadas, particularmente si se les detecta antes de una exposicin prolongada a temperatur a s fras en el agua. De nuevo recalcamos la importancia de contactar a las autoridades locales de inmedi ato, ya que es vital que estos animales reciban tratamiento a la brevedad. No hay que asumir que estn muertas Gua Anat mica de Tortugas Marinas La identificacin de especies de tortugas marinas (ver Ap ndice B ) depende de una combinacin de factores, sobre todo de patrones de escudos en el caparazn ( p.ej nmero de laterales/costales y vertebrales) y el patrn de escamas entre los ojos; p.ej las tortugas verdes tienen dos escamas mas pre frontales ver dibujo ), mientras que las carey tienen cuatro. La evaluacin y el tratamiento de tortugas marinas lesionadas podra requerir de la medicin del caparazn (la cubierta superior) desde el escudo o placa nucal hasta los supracaudales el registro de la distancia entre la orilla del plastrn (cubierta inferior o del vientre) y la cloaca, el ex a men del rea inguinal para detectar sanguijuelas, la revisin de tumores de fibropapilomas en la regin axilar y as sucesivamente Hemos procur ado mantener al mnimo el uso de terminologa tcnica, pero a veces es inevitable. Los siguientes diagramas son un repaso sen c illo. Para una descripcin m s detallada, ver Work (2000) y Wyneken (2001). rea inguinal rea axilar Fuente : Pritchard y Mortimer ( 1999 )

PAGE 20

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 16 III. RESPUESTA A TRAUMAS Panorama Gen eral Este es un manual de campo, una gua para respuesta primaria. No es una gua veterinaria, ni tampoco promovemos procedimientos en condiciones de campo ni por gente sin preparacin ; eso deber llevarse a cabo ms adecuadamente en una clnica con p ersonal capacit ado. La priorida d siempre deber ser contactar a las autoridades para reportar una tortuga marina enferma o lesionada y despus hacer una evaluacin inicial, intentar estabilizar al animal y/o transportarlo a instalaciones de rescate y reha bilitacin o a la oficina de un veterinario disponible. Si el contacto con las autoridades o con algn experto o el traslado del animal enfermo o lesionado a un centro de atencin es imposible como podra ser el caso si la tortuga fuese encontrada por un pescador o un navegante en el mar tome nota de la ubicacin del animal y contact e a la autoridad de Pesca o Vida Silvestre inmediatamente al entrar en aguas territoriales o arrib ar a un puerto. Si parece una opcin razonable, suba la tortuga a bordo ( o arrstrela despacio con la embarcacin), siga las instrucciones que correspondan a esta gua de campo y contacte a las autoridades a la brevedad. Si se encuentra a una tortuga en coma o que no responde, no asuma que est muerta; consulte la A travs del esfuerzo de l os Grupos de Respuesta a Tortugas Marinas Lesionadas de WIDECAST, la mayora de los pa ses c aribeos contarn con el establecimiento de una Red de Respuesta a tortugas lesionadas (RRL) A lgunos y a cuentan con una l nea 800 abierta las 24 horas para reportar tortugas marinas enfermas o lesionadas. Los Grupos ofrece n capacitacin a funcionarios de Pesca, Guardabosques Guarda c ostas y Guarda p arques m arinos, as como a veterinarios interesados a lo l argo y ancho de toda la regin. Un creciente nmero de instalaciones estn disponible para proporcionar tratamiento urgente y rehabilitacin a corto plazo. En los casos donde no haya un veterinario experto local, se cu e nta con una Lista de Contactos para Emergencias de veterinarios experimentados en tortugas marinas en el Apndice D. Para informacin actualizada, visite http:// www.widecast.org/trauma Por f avor no intent e asumir personalmente el cuidado de una tortuga marina en su casa En los pases c aribeo s es ilegal capturar, transportar y/o poseer tortugas marinas consideradas amenazada s durante la temporada de veda, que en algunos pases dura todo el ao. Las siguientes lesiones, as como opcio nes para atenciones in situ son tratadas en esta seccin: Lesiones por Embarcaciones Problemas de Flotabilidad Tortugas con Deformidades y Amputaciones Emaciacin Enmallamiento Fibropapilomatosis Anzuelos Cacera, incluyendo lesiones por arponeo Heridas por apareamiento Contaminacin Petrolera Parsitos y Epibiota Ataques por Depredadores (Tiburn, Perro) Ingestin de Basura y Desechos

PAGE 21

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 17 Preparacin de un Maletn de Campo para Tortugas Marinas Una efectiva y pronta respuesta a las necesidades de una tor tuga lesionada o enferma puede ser la diferencia entre la vida y la muerte del animal. Hay que toma r a cciones r pidas en campo para estabilizar al animal y transportarlo, limpiarle las heridas, controlar una hemorragia, remover materiales de emallamiento o contricin o extra er anzuelos. En muchos casos las tortugas podran liberarse en el sitio ( Nota : No olvide marcar a la tortuga antes de liberarla; Eckert y Beggs 2004) Est preparado para realizar acciones simples pero potencialmente de salvacin, org anizando un maletn de campo para tortuga s marinas. La experiencia le ayudar a perfeccionar este malet n, pero tener a la mano los siguientes artculos en el maletn (incluyendo una copia de esta gua de campo) po dr ay u dar le a comenzar : RESPUESTA PRIM ARIA A TORTUGAS MARINAS: L ISTA DEL M ALETIN DE C AMPO Tabla de sujetar hojas Nota : Materiales especficos para derrames petroleros, Formas, formatos o planillas y lpiz consultar la seccin Papel impermeabl e Telfono celular Cmara fotogrfica Material de medicin ( p.ej regla, cinta flexible, vernier) Guantes de hule Navaja de campo; opcional : bistur (mango, navajas ) Tijeras (con afilador) Forceps dentados Desarmador y/o cincel para madera Jeringa grande (sin agujas) Surtido de bolsas y botellas de plstico Marcador indeleble (para identificar bolsas y botellas) Marcas para aletas, aplicadores de marcas (pinzas para extraer marcas daadas) Abrebocas Ga s a o tela limpia Toal la(s) limpia(s) Lona (para cargar/arrastrar un animal, segn sea necesario) Polvo coagulante ( como Kwik Stop ) Crema antibitica ( p.ej crema sulfadiazina de plata como Silvadine, Thermazine o SSD) Bactericida tpico de ampio espectro, como una solucin antisptica de yodo providona ( p.ej Betadine) Solucin salina

PAGE 22

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 18 Limpieza de Heridas En varias de las secciones a continuacin, se le instruir sobre cmo retirar cualquier tejido muerto o material ex trao que se desprenda con una mnima resistencia. Qu significa exactamente esto? Las heridas se limpian mejor con un anticptico de amplio espectro, como puede ser una solucin de yodo providona como Betadine. Est a solucin deber ser en una diluci n suave. Ante la ausencia de una solucin antisptica, bastar con agua limpia. Nota : Una solucin excesivamente fuerte de Betadine podra irritatar los tejidos ; por ello, hay que tener cuidado con la concentracin utilizada. E n relacin con la remoci n de tejido muerto o cuerpos extraos, no fomente un de s brida miento agresiv o con personas no capacitadas. El aplicar agua a presin media o una dilucin suave de Betadine ( p.ej a travs de una jeringa grande sin aguja o agua a presin) es ms seguro qu e tocar la herida con instrumentos o con guantes. E s menos probable que l a tcnica de agua a presin ocasione sangrado excesivo al remov er un cuerpo extrao. Nota : Cierto nivel de supuracin de la herida es una buena seal de que el tejido es viable. T ambi n se le vo coagulante en dosis pequeas y aplicar presin directa mente en e l punto de sangrado con una ga s Kwik Stop, contienen sulfato frrico y son los preferidos. Nota : El p o l vo coagulante probablemente no sea efectivo en el caso de una hemorragia profusa que pued a comprometer la vida del paciente. Debe tenerse cuidado de evitar la aplicacin de polvo coagulante en heridas que pudieran conectar con la cavidad abdominal. F inalmente, recomenda mos ; lo ideal es sulfadiazina de ell os se usa en general por encima de los antibiticos triples ( p.ej Neosporn o equivalente), pero los ungento s son aceptables si es lo que se tiene a la mano. Nota : E n ciert o s c aso s u ngentos de triple antibitico tiene n la ventaja de sella r la herida y no dejar que el agua penetre debido a su base de gel de petr leo ¡Utilice guantes! En las fotos supe riores, un tcnico utiliza una dilucin de Betadine co n agua a presin (un water pick) para limpiar suave mente una herida en el caparazn en el Hospital de Tortugas de Topsail ( C. Harms); un flujo de solucin salina est ril aplica da con una jeringa limpia desechos de tejidos muertos desprendidos de una herida superficial del capar a zn cubierto de ungento antimicrobiano de pomada de sulfadiazine de plata ( New England Aquarium) y un rescatista limpia una herida en una aleta con Be tadine diluido, administrado a travs de una jeringa de plstico ( MarineLife Center: MLC). Una nota acerca de la s foto s : Todas las fotos sin crditos fueron tomadas por l a s autor a s. Todos los crditos fotogrficos acreditad o s a Marine Life Center de

PAGE 23

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 19 Golp es por Embarcaciones Problema Las tortugas marinas pueden sufrir traumatismos a causa de embarcaciones Las hlices de lancha s pueden ocasionar cortadas a las tortugas ; impactos ( de embarcaciones y o t ros vehculos acu ticos [ p.ej. Jetski] o windsurf istas ) p ueden causar lesiones internas y el dao tambin p uede estar aso c i a do a actividades pesqueras cuando una tortuga es atrapada en una red y se le deja caer sobre la cubierta del barco. Un golpe seco p uede ser tan peligroso para su vida que incluso el animal ms activo y alerta p odra sufri r lesiones internas severas. Posibles Trantamientos en Campo / Remedios in situ Trate a las lesiones externas como heridas abiertas y proceda como 1. Limpie suavemente la herida (¡utilice guantes!). Remueva el tejido muerto o material suelto que se desprenda con una mnima resistencia. 2. Aplique polvo coagulante (de preferencia un o como Kwik Stop) ; controle la hemorragia aplicando presin digital o introduzca una gasa o toalla limpia dentro de la herida. 3. Aplique ungento antibitico en la herida, de preferencia de sulfadiazina de plata como Silvadine, Thermazine o SSD. 4. Si encuentra un centro de rescate/rehabilitacin o un veterinario disponible, traslade a la tortuga de inmediato (Ap ndice C); de lo contrario regrsel a a l mar. Nota : Heridas en la piel suave del cuello, extremidades y cola se tratan de manera similar a las producida s sobre superficies ms duras. Preocupaciones y Advertencias Los p olvos coagulantes probablemente no sean efectivos para controlar una hemorragia que comprometa la vida de l a tortuga Se debe tener cuidado de evitar la aplicacin de polvos coagu lantes en heridas que pudieran conectar con la cavidad abdominal. Si la cavidad abdominal est expu esta, no enjuague las heridas s lo proteja la herida y traslade al animal. No selle la herida con pegamentos, fibra de vidrio o v endajes. Las bacterias atrapada s debajo del pegamento, fibra de vidrio o v endaje podran provocar la descomposicin de los tejidos interiores. Excepcin : Se pueden utilizar v endajes para mantener el caparazn (o cr neo) en su lugar durante el traslado y evitar la contaminacin de la he rida por su ciedad d el aire, etc. Nota : Marcas de mordeduras semilunares distinguen a los ataques de tiburn de lesiones por No importa cu n dramtica se a la herida ; si el animal muestra seales de vida, busque ayuda de inmediato. ¡Es posible tener resultados impresionantes con los mtodos actuales de reconstruccin y reparacin del caparazn! S. Eckert Heridas profundas en lad (arriba) y en caguama (abajo), MLC

PAGE 24

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 20 Problemas de Flotabilidad Problema Las tortugas marinas de sarrollan a veces desrdenes de flota bilidad, lo cual significa que no son capaces de flotar normal mente sobre la superficie, ni cuando se sumergen. Generalmente, una tortuga afectada flotar con la parte caudal (posterior) fuera del agua, aunque tambi n puede inclinarse hacia un lado (ver foto). Esta condicin va acompaa da a veces de cicatrices notorias o costras en el hueso supraoccipital (parte posterior de la cabeza) y/o sobre los tejidos blandos de la parte posterior del cuello, cuando intent a leva ntar la cabeza para poder respirar mientras flota en esta posicin. Este desorden puede deberse a aire que se haya escapado del tracto respiratorio y se haya alojado en la cavidad abdominal o como resultado de una distensin de gas en el tracto gastrointe stinal debido a una obstruccin intestinal (Campbell 1996). Si u na tortuga afectada flota sobre la superficie y no puede sumergirse, aumenta el riesgo de ser atropellada por una lancha y disminuye su habilidad de bu c ear para alimentarse o escapar de los a taques por depredadores. Posibles Tratamientos en Campo / Remedios in situ 1. No existe un tratamiento posible en campo. Si la tortuga puede ser trasladada para recibir atencin de un veterinario, existen procedimientos clnicos, tales como la trocariz acin o puncin para remover el exceso de aire en la cavidad abdominal, lo cual puede ser muy efectivo. Un complemento de esta gua de campo titulad o se est desarrollando actualme nte por parte de WIDECAST y servir como referencia para veterinarios profesionales del Caribe que pudieran trabajar con tortugas mari nas; esta nueva gua proporcionar detalles adicionales sobre ste y muchos otros procedimientos que no pueden aplicarse bajo condiciones de campo. Ver http://www.widecast.org/What/ Regional/Medicine.html 2. En caso de que no haya un veterinario disponible, regres e la tortuga a l mar. Preocupacione s y Advertencias No fije ningn tipo de peso a la tortuga (con la inten c in de forzar la a sumerg irse ). Una nota acerca de rescatar tortugas en el agua : Si puede acercarse y tocar a un a tortuga en el agua, probablemente sta tenga algn problema. Las tortugas deber a n sumergirse rapidamente para evitar que se le s aproximen o la s toquen. Hay dos excepciones a cuando uno pued a acercarse y tocar una tortuga sin que requiera ser rescatada. Un a es cuando una post cra descansa sobre la superficie y la ot ra es cuando un a tortuga j oven o adult a se ha estado asole ndo, flotando sobre la superficie (frequentemente el caparazn est seco). Conforme la lancha se acerca a la tortuga asole ndose, ella trata desesperadamente de sumergirse pero no lo consigue Pue de tardar hasta 20 minutos en recuperar su flotabilidad neutral para poderse sumergir. En ninguno de los casos la Flotador C. Harms

PAGE 25

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 21 Deformidades y Mutilaciones (Amputacin de Miembros) Problema Las deformidades del caparaz n en tortugas marinas pueden originarse desde el desarrollo temprano e inclusive desde la eclosin. Las deformidades tambin p odr an deberse al ataque de un depredador o a una lesin pro ducida por el hombre, como la prdida de una aleta debido al enmalla miento con filamento de pesca o el golpe por una embarcacin. Posibles Tratamientos en Campo / Remedios in situ 1. Las deformidades ocurren en la naturaleza y las tortugas marinas se adaptan a ellas. Al menos que la tortuga tenga una lesin fresca, r egrsela a l mar. 2. Las t ortugas pueden sobrevivir a la amputacin de aletas y continuar con patrones normales de natacin y alimentacin. El apareamiento puede ser difcil o imposible para un macho sin una aleta anterior y la anidacin para una hembr a sin aleta posterior tambin; pero en general, una amputacin bien cicatrizada no necesariamente significa la muerte para la tortuga en estado silvestre 3. Si la aleta est en proceso de amputacin debido a desechos que causen estrangulamiento (como filamentos de 4. En caso de que la amputacin sea reciente (sangrante, con por Embarcaciones y/o para mayores detalles sobre posi bles tratamientos y remedios en el lugar de los hechos. Preocupaciones y Advertencias Si la habilidad para nadar y/o maniobrar de la tortuga ha sido afectada de manera clara y signifi cativa, como podra ser el caso de la prdida de tres o cuatr o aletas (o la prdida de dos aletas del mismo lado: p.ej ambas del lado izquierdo o ambas delanteras), se podra considerar la eutanasia humanitaria bajo la supervisin de un veterinario (ver Apndice E). Deformidad MLC Amputacion T. Dickinson Amputacion T. Dickinson

PAGE 26

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 22 Emaciacin Problema Las t ortugas con emaciac in severa tiene n los ojos y el plastrn (parte ventral) hund idos y una reduccin de las masas musculares de la cabeza y cuello, lo que hace aparecer muy prominente la cresta supraoccipital (parte posterior de la cabeza). Estas tortugas probablemente est n cubiertas de balanos, lo m brices, cangrejos y dems epibiota y parsitos. Los balanos p odran inclusive al oj arse dentro de la boca, donde concentracion e s altas indicar an que la tortuga dej de comer tiempo atrs. La presencia de sanguijuelas en la piel ojos, boca y cloaca pu e den ser signos adicionales de d e bilidad (Laukner 1985 en RAC/SPA 2004, Campbell 1996). Los animales de vida silvest re en condiciones de debilidad y emaciacin, generalmente tiene n un problema fsico o mdico que inhibe su habilida d de alimentarse. Estos problemas p ueden causa r dao a las aletas, piezas bucales, ojos o tracto gastrointestinal. Las tortugas que sufren de una variedad de enfermedades crnicas y/o que estn severamente parasi tad a s p uede n dejar de comer por per o dos prolongados y eventualmente de bili tarse (George 1997). Nota : Pequeas cantidades de balanos y dems epibiota a n en la boca (especialmente en tortuga caguama) son normales. Posibles Trantamientos en Campo / Remedios in situ 1. Colo que a la tortuga e maciada en un tanque de agua fresca durante 24 horas ( vea tambin Parsitos ). El agua deber estar tibia ( a temperatura ambiente) y ser tan profunda como para cubrir todo el animal. El agua f r esca matar cualquier epi biota y ayudar a hidratar a la to rtuga. Limpie o cambi e el agua, conforme sea necesario, para desechar suciedad y epibiota (balanos etc.), e x cremento, etc. Nota : Las tortugas demasiado dbiles para levantar la cabeza no deben colocarse en agua que cubra sus narinas of fosas nasales sino mantenerla en la sombra, cubierta de toallas hmedas. 2. Si existe un centro de rehabilitacin/rescate o un veterinario disponible, traslade a la tortuga de inmediato (Ap ndice C); si no, poco se p odr hacer en el lugar Ante la ausencia de un cuidad o in tensivo a largo plazo que en condiciones id nea s continuar a hasta que la tortuga recuper ara sus hbitos normales de alimen tacin y dems actividades, restableciendo su estado fsico normal la t o rtuga deber ser regresada al mar. Preocupaciones y Ad vertencias Antes de dejar una tortuga en el agua, se deben evaluar las siguientes condiciones. El animal deber poder: elevar su cabeza, por lo menos a un ngulo de 45 e n relacin con e l cuerpo, mover sus aletas de manera coordinada y regular s u posicin en la columna de agua (Gerosa y Casale 1999). Tortuga marina con granulacin fuerte MLC

PAGE 27

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 23 Enmallamiento Problema E l e nmallamiento con l neas de pesca, redes, trampas de peces o de cangrejos y con plstico ( p.ej anillos de plstico de enva s es de bebidas) puede causar lesiones y muer te. Las tortugas enredadas en estos materiales podran verse impedidas para comer y morir por inanicin o p odran qued ar i nhabilitadas para subir por aire a la superficie y se ahogar an El material de enmallamiente p uede lacerar los tejidos o estran gu lar el flujo de sangre, con el resultado de la prdida del miembro o la muerte si el estra n gulamiento est a l nivel de la cabeza o d el cuello. Es prioritario buscar apoyo veterinario. Posibles Trantamientos en Campo / Remedios in situ 1. Si el cordel o h il o de nylon est enredado suave mente alrededor de la tortuga apretando, pero no al grado de rompe r la piel c rte lo y retrelo cuidadosamente. 2. Si el hil o est apretado y corta el tejido, no lo retire a menos que se encuentre alrededor del cuello El cordel puede oca sionar un torniquete gradual; cuando se retira la presin libera da pu e de causar ruptura de los vasos sangu neos y un sangrado profuso. En este caso el hil o deber ser retirad o en una clnica donde se pueda manejar tal situacin. 3. Si el cordel penetr a la boca de la tortuga y sal e por la cloaca, corte el hil o lo ms cerca posible de la boca y de la cloaca. No jale el hil o! Es p roba ble que la tortuga lo arroje de manera natural. ¡ Cuidado, las tortugas muerden! 4. Si el co rdel est entrando o saliendo de la tortuga (pero no ambos ), aplique una ligera tensin al mismo. Si el hil o no se desliza de manera suave y constante, ¡ deje de tirar del mismo! M s bien, corte el hilo muy cerca de l cuerpo y libere al animal. Preocupa ciones y advertencias En caso de que el hil o est apretado y haya penetrado el tejido, no lo quite sin la asistencia de un veterinario. Si dicha asistencia no est disponible, regrese la tortuga al mar. Tal vez pare z ca inhumano, pero las tortugas pueden sobrevivir con una aleta amputada. No corra el riesgo de que se desangre el animal. Nota : En caso de que la tortuga sea trasladada a donde reciba atencin veterinaria, deje intactos los filamentos porque ayudarn a extraer los anzuelos S i la tortuga es encontrada en el mar enredada en una red o en una l nea de pesca, tal vez no sea necesario (o posible) capturar y trasladar al animal a la costa. Haga lo posible para maniobrar cerca de la tortuga y eval e el tipo de enmallamiento. No pr oceda a cortar los filamentos nada m s, porque lo ms probable es que la tortuga se retire a n enredada. Intente cortar o desenredar el filamento lo ms cerca posible al cuerpo de la tortuga, para que ste se desprenda cuando el animal sea liberad o L a s t ortuga s enredada s puede n estresa rse mucho y les puede ser difcil salir a la superficie a respirar Tr telas con paciencia y con cario. Lnea en la boca, MLC Enredo con soga, J. DeSalvo Lnea de torniquete alrededor de la aleta G. Balazs Hilo suelto alrededor de la aleta MLC

PAGE 28

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 24 Fibropapilomatosis Problema La Fibropapilomatosis (FP) es una enfermedad seria que afecta a varias especies de t ortugas marinas, sobre todo a la tortuga v erde. Las lesi ones predominante s asociada s con est e mal son tumores en la piel clasificados como fibromas, papilomas y fibropapilomas. Lo s tumores extern o s pueden impedir la habilidad del animal de alimentarse o d e navegar y los tu mores internos pueden provocar neumon a, enfermedad del hgado o del rin, u obstruccin intestinal. Los juveniles aparentemente son los ms afectados; las lesiones en hembras anidadoras son raras. El nmero de tumores puede variar de uno solo a varios. P uede n ser lisos o ulcerados, delimitados o pediculados, pequeos o grandes y cut neos o sistmicos. Las lesiones externas se encuentran com nmente en la conjuntiva, barbilla, cuello, aletas, base de la cola y zonas axilares e inguinal es (George 1997). Posibles Trantamientos en Campo / Remedios in situ 1. No existe un tratamiento efectivo y la enfermedad a menudo es fatal. Actualmente el tratamiento busca reducir las molestias provocadas por el/los tumor(es) si afecta n el fun cionamiento normal de la tortuga. Por ejemplo, los tumores pueden ser extra dos quir rgicamente (por un veterinario) de los ojos o la boca para permitir que pueda ver o comer (George 1997 ). E l tratamiento a seguir es la remocin de todos los tu mores de la piel; el pronstico para tumores internos es reservado. 2. Si queda v arada una tortuga viva con papilomas, aslela en un contenedor de tamao adecuado y trasldela (ver Ap ndice C) a un local apropiado para que se puedan tomar biopsias de t e jidos sos pechosos para su evaluacin. Nota: De ser posible la tortuga deb e r mantenerse aislada hasta tener los resultados de la biopsia, ya que existe el riesgo de contagio hacia otros animales (se entiende por mantenerla en tanques separados con ab astecimiento de agua y filtracin independientes; de manera ideal, tambin implica una mesa separada para su examen clnico, as como todo el material y equipo, al igual que el personal para su cuidado. En caso de flujo continuo, coloque a la t or tuga afec tada en el ltimo tanque antes de que el agua salga de las instalaciones.) 3. En caso de que la tortuga tenga una infestacin fuerte de FP y est severamente debilitada, la m e jor opcin p odr a ser la eutanasia por parte de un veteri na rio. Nota : No hay qu e asumir que cada verruga o tumor es FP, s lo a travs de una biopsia se puede confirmar el diagnstico. Preocupaciones y Advertencias Cada vez que se manej e una tortuga sospechosa, todo el equipo, materiales y contenedores utilizados durante su manejo y necropsia debern ser limpiados, desinfectados (de 20 30 minutos) con Clorox al 10% y posteriormente enjuagados cuidadosamente con agua dulce. Debern utilizarse guantes en todo momento mie n tras se manej a una tortuga sospechosa. Ver Apndice F para li neamientos detallados Visite http://www.turtles.org/nmfsbib.htm para consulta bibliogrfica sobre el tema, d el US National Marine Fisheries Service (Murakawa y Balazs 2005). C. Harms MLC MLC

PAGE 29

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 25 Anzuelos de Pesca Problema Los anzuelos de pesca pueden alojarse en la boca, garganta, aleta, estmago o tracto intestinal de la tortuga. Los anzuelos frecuentemente oca s ionan la c eraciones en el tracto intestinal o bie n perforar rganos vitales y los filamentos adjuntos se pueden enredar u ocasionar obstruccin intestinal. Es prioritario buscar la atencin de un veterinario. Posibles Trantamientos en Campo / Remedios in situ 1. Si el anzuelo est enganchado externamente en el cuerpo o la boca y la totalidad de la curvatura de l anzuelo est visible, tire de la punta del anzuelo con cuidado y crtela con una s pinza s, luego retire el resto del anzuelo. Si el anzuelo est en la boca, utilice un abreboca ( p.ej un palo de escoba) para reducir el riesgo de una mordida (ver Ap ndice G). 2. Si el anzuelo se encuentra dentro de la garganta, estmago o tracto digestivo y existe un centro de rescate/rehabilitacin o un veterinario disponible, no corte el filamento; en lugar de eso traslade inmediatamente al animal con un veterinario ( Reco mendacin : Fije el exceso de hilo al capar a zn con cinta adhe siva durante el transporte para evitar jalones). Una tortuga p odra tener alojados internamente varios anzuelos de palangre (no visibles) y el proceso de extraccin p odr a requerir de anest esia. 3. En caso de que la tortuga haya tragado el (los) anzuelo(s) y no est disponible un veterinario, corte el hil o lo ms cerca posible de la boca para quitar el sobrante (si la tortuga est siendo estrangulada por la l ibere la tortuga en e l mar. Preocupaciones y Advertencias Tenga cuidado cuando est maniobrando cerca de la boca de una tortuga y siempre utilice un abrebocas para examinar la cavidad bucal. Maneje todos los cordele s de pesca con delicade z a; no jale c on fuerza. Si la tortuga puede ser tratada por ingestin profunda de anzuelo en un entorno clnico, no corte el hil o adherido al anzuelo ; la mayora de las tcnicas para liberar un anzuelo se facilitan con la presencia del cordel adherido. Si la tortuga se encuentra en el mar tal vez no sea posible atraparla y trasladarla a la costa. Haga lo que pueda p or acercarse a la tortuga y locali ce el anzuelo. Existen herramientas con mangos largos para ayudarse en estas situaciones (ver http://www.dehooker4arc.com ), pero probablemente no se cuente con ellas a bordo Es mejor intentar cortar o desenredar el filamento/anzuelo lo ms cerca de l cuerpo de la tortuga (sin jalar con fuerza) y permitir que la tortuga se ret ire nadando. Ver Gerosa y Aureggi (2001) y Epperly et al. (2004) para informacin til sobre remocin de anzuelos. Ver Apndice G para un a gua breve promovida por US NOAA/NMFS (McNaughton 2004). Las t ortugas enganchadas y/o enredadas pueden estresa rs e mucho Tr telas con paciencia y cario Aleta enganchada (arriba) e ingestin de anzuelo (abajo), C. Harms Lnea en la boca, MLC

PAGE 30

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 26 Cacera, incluyendo Lesiones de A rp n Problema Las lesiones traumticas en tortugas de mar pueden ser intencionales, como en el caso de un intento fallido de cazar una tortuga o de arponear una juvenil en el a gua o de manera inadvertida cuando un pescador intenta liberar a una tortuga de su red. Las tortugas arponeadas presentan heridas profundas localizadas. Los arpones pueden provocar daos a los rganos y tejidos, caus ando heridas abiertas susceptibles de infeccin. Un intento fallido de cazar una tortuga o saquear su nido podra resultar en una fractura del caparazn y/o miembros cortados o lacerados. Posibles Trantamientos en Campo / Remedios in situ El tratamiento depender de la severidad de la les in. En la mayora de los casos estas lesiones no podrn ser tratadas en campo Sin embargo, si no hay un veterinario o instalaciones de rehabilita cin disponibles, existen algunas acciones tiles que se pueden llevar a cabo: Amputacin de aletas: 1. Si perdi una aleta, ponga la tortuga en la sombra, cbrala con una toalla hmeda, e intente controlar el sangrado con polvo coagu la nte y/o con una ga s a o tela limpia aplicando presin directamente sobre la herida. 2. Si quedan dos aletas (contra lateral dela n tera y tra s era; p.ej una aleta anterior izquierda y la post er ior derecha), proceda co mo se indica en el #1. Los expertos dicen que las tortugas son capaces de sobrevivir bien en vida silvest re. Otra opcin a considerar es dejar al animal en cautiverio como una e mbajadora o promotora de la educacin. 3. Si perdi tres o cuatro aletas, la opcin ms humanitaria probablemente sea la eutanasia (Ver Apndice E). Caparazn fracturado: Trate heridas expuestas en tortugas marinas como he ridas 1. Limpie suavemente la herida (¡utilice guantes!). Remueva tejidos muertos y materiales extraos que se desprendan con una mnima resistencia. 2. Aplique poco polvo coa gulante (p odr a ser Kwik Stop); controle el sangrado excesivo con presin digital o presionando con una ga s a o toalla limpia sobre la herida. 3. Cubra la herida con ungento antibitico, de preferencia una pomada de sulfadiazine de plata como Sulfiata zol, Silvadina, Thermazine, or SSD. Golpe de machete en el cuello, S. Eckert Golpe de machete en caparazn, MLC

PAGE 31

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 27 4. Si hay un centro de rehabilitacin o un veterinario disponible, traslade al animal de inmediato (ver Apndice C); en caso de que no lo haya, libere a la tortuga en e l mar. Heridas de arpn: 1. Heridas e n la piel suave del cuello, mie m bros y cola se t ra tan de manera similar a aquellas sobre una superficie ms dura; o sea se limpia, se presiona para detener el sangrado y se trata con an t ibiticos tpicos antes de la liberacin. 2. En caso de una herida profunda, haga lo posible para que se a examin ada por un mdico profesional. Heridas punzo cortantes profundas frecuentemente tienen impactos severos; p.ej dao a rganos vitales, infecciones anaer bi c as, septicemia. Preocupaciones y Advertencias Los p olvos coagulantes probablemente no sean efectivos para detener una hemorragia profus a Se debe evitar aplicar polvos coagulantes en heridas que pudieran tener comunicacin con la cavidad abdominal. Si est expuesta la cavidad abdominal, no limpie la her ida con agua cor riente nica mente proteja la herida y traslade al animal. No aplique pegamento epoxy, ni fibra de vidrio, ni cierre la herida con v endas. Las bacterias atrapadas debajo de estos materiales pueden ocasionar la putrefaccin de tejidos int ernos. Excepcin : Se pueden aplicar v endajes para man tener e l caparazn (o el cr neo) en su lugar durante el traslado y evitar la contaminacin de la herida por suciedad en el aire, etc. Lesiones de Apareamiento Problema Durante la temporada de a pareamiento, tanto machos como hembras pueden presen tar heridas abiertas relacionadas con las posiciones para aparearse Las hembras pueden tener mar cas de mordidas alrededor de la cabeza y del cuello y/o lacera ciones en los hombros o bordes del caparaz n por las garras de los machos. Los machos pueden tener heridas a causa de mordidas en las aletas anteriores y/o posterior e s. Posibles Trantamientos en Campo / Remedios in situ No hay necesidad de tratar estas heridas, ya que ocurren de manera natural y sanarn a su debido tiempo. Preocupaciones y Advertencias Parej as de tortugas p uede n ser arrojadas a la playa mientras se aparea n No se preocupe ni trate de interferir; esto es normal. Si la tortuga est varada aparentemente y tiene algn proble m a contacte a su Coordinador Nacional GRTML, oficial de marina o alguna otra autoridad. Tortugas verdes aparendose, G. Jones Lesin de arpn en el cuello, R. Byrne Tortuga verde con herida de apareamiento en el hombro, MLC

PAGE 32

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 28 Contaminacin Petrolera Problema Los derivados del petr leo pueden afectar desfavorablemente a las tortugas en cualquier etapa de sus vidas. Un a tortuga p odra q ued ar cubierta de petr leo o alquitrn y sufrir de intoxicacin tras haberlo ingerido. Adems de re duc ir su movi lidad por la consistencia del petrleo la exposicin de la piel podra derivar en necrosis y desprendimiento de tejidos (George 1997). Posibl es Trantamientos en Campo / Remedios in situ 1. Rem ueva el petr leo superficial La mayonesa es muy efectiva para remover el petr leo de la superficie y tiene la ventaja adicional de ser inofensiva para los ojos del animal; aplique mayonesa en toda la superficie expuesta. Aceites comestibles como el de oliv a girasol o soya, son efectivos para deshacer y remover el petr leo de la superficie del animal. Puede usar d etergentes para lavar platos ( p.ej. Dawn) u otros surfactantes acompaados de grande s canti dades de agua tibia. 2. Enjuag u e. 3. Repita la limpieza hasta que tod a evidencia fsic a de petr leo o alquitrn haya sido removid a 4. Limpie la cabeza y cavidad oral utilizando telas empapadas con aceite comestible. Utilice un a brebocas cuando maniobre en la cavidad oral 5. Si no existe un centro de rescate/rehabilitacin o un veteri nario disponible, traslade de inmediato a la tortuga (ver Apndice C). Mantenga al animal bajo observacin durante 24 horas hasta asegurar se que tiene mo v ilidad total Si no hay instalaciones disponibles, libere la tortuga una vez que le haya removido el petr leo superficial. Preocupaciones y Advertencias Cuanto utilice detergente para lavar platos, tenga cuidad o de que no le entre jabn en la boca o en los ojos de la tortuga. No existen remedios in situ para la ingestin de petr leo. La mejor solucin es re mit ir estos animales a un centro de rescate/rehabilitacin o con un veterinario dispuesto. Para mayores detalles sobre los efectos fisiolgicos de la exposicin, as como informacin adicional acerca de la limpieza, consulte Lutcavage et al. (1995, 1997), George (1997), Mignucci Giannoni (1999) y Shigenaka (2003 ): http://response.restoration.noaa.gov/sites/default/files/Oil_Sea_Turtles.pdf Tortuga en derrame de petrleo (arriba) seguida de su rescate y limpieza (abajo), S in t Maarten Nature Foundation A. Meylan C. Harms

PAGE 33

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 29 Parsitos y Epibiota Problema Las tortugas marinas pueden hospedar varios tipos de parsitos ( p.ej sanguijuelas) y epibiota (o sea balanos u otros viajeros fijos de l caparazn). Los p arsitos y epibiota son naturales y normales en las criaturas marina s y no recomendamos su remo cin a menos que haya evidencia de debilitamiento o que estn daando evidentemente a la tortuga. S anguijuelas : Las sanguijuelas pueden aparecer en pequeas o grandes cantidades. S e localizan a menudo en las superficies blandas de la piel de las zonas axilares o inguinales, pero pueden adherirse alrededor de l os ojo s la boca, las narinas y la cloaca. Pueden encontrase a gl omeraciones de hueve c illos amarillos o cafs en el caparazn, plastrn y aletas (George 1997). Animales que portan un gran nmero de sanguijuelas sufren de anemias y pueden desarrollar extensas reas de tejido drmico lacerado. Debid o a que l as sanguijuelas son capaces de completar su ciclo de vida sobre la tortuga anfitriona esta puede desarrollar infestaciones severas. Balanos : Vari os tipos de balanos s e encuentran en las tortugas; en grandes cantidades pueden caus ar estrs: mie ntras algunos incre mentan la resistencia superficial al flujo de agua, otros daa n la superficie del caparazn, piel y hueso, permitie ndo la entrada de bacterias u hongos patgenos (George 1997). N u merosos balanos alrededor de la boca indicar n que la tor tuga no ha comido en mucho tiempo, sealando la presencia de alguna enfermedad o lesin que requiere tratamiento. Posibles Trantamientos en Campo / Remedios in situ Sanguijuelas : Bae a la tortuga con agua dulce durante 1.5 a 24 horas (Choy et al. 1989 ) para remover las sanguijuelas ( habr que raspar los huevos); regrese la tortuga al mar. Si la tortuga est debilitada, llve la a una instalaci n de rescate/rehabilitacin para darle baos de agua dulce de hasta una semana ( n o ms) dentro de una estrateg ia integral para remover todos los parsitos externos Balanos : Coloque a la tortuga en un bao de agua dulce por al menos 24 horas para matar los balanos y otros organsmos. Remueva c on cuidado los balanos individualmente insertando la punta de un desar mador en la boca del balano y quit ndolo a presin; como alternativa, inserte la punta del desarmador o cincel sin f ilo, entre el balano y la tort uga y g re lo suavemente para separa rlo. Estas herramientas debern sostenerse en el mismo plano que el capar azn o plastrn cuando se quiten los balanos para evitar daar los escudos. De s pu s del tratamiento, regrese la tortuga a l mar. Preocupaciones y Advertencias Antes de colocar a una tortuga en agua dulce, verifique que el animal pueda levant ar la cabez a para respirar. Si al quitar un balano se produce sangrado aplique polvo coagulante y presione ligera mente con una ga s a o tela limpia hasta detener el sangrado; regres e el animal a l mar. El dao causa d o por la remo cin de balanos puede propiciar una i nfeccin Los balanos incrustados profunda mente en el escudo o aquellos que no se pued a n extraer sin daar el tejido, no deben quitarse. De ariba a abajo: huevos de sanguijuela, C. McClellan; sanguijuelas, balanos, C. Harms

PAGE 34

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 30 Ataques por Depredadores (Tiburn, Perro) Problema Las t ortugas marinas son presa de tiburones y durante la anid acin, de depredadores terrestres ( p.ej perros, jaguares). Encuentros no fatales pueden caus ar dao a la piel, capa ra zn, y/u rganos internos. L a s mordida s de tiburn pueden perforar el capar a zn, daar la piel y varias extremidades y se caracteriza n p or sus cortes desgarrados en forma semilunar, con ausencia de tejido blando y por lo general con dao severo, localizado s en el caparazn y la piel (Campbell 1996). La huella de la mordida semilunar es distintivo de un ataque de tiburn a diferencia de un a lesin por hlice o por otros depredadores. Los perros a menudo rasgan el cuello y otros tejidos blandos, dejando a la tortuga severamente debilitada, sangrando y/o mortalmente herida. Posibles Trantamientos en Campo / Remedios in situ Las heridas externas en t ortugas marinas deben tratarse como heridas expuestas y se debe proceder igual que como se recomienda para hlice para mayores detalles): 1. Limpie suavemente la herida (¡utilice guantes!). Remueva tejidos muertos y materiales extraos que se desprendan facilmente. 2. Aplique polvo coagulante ( un polvo estptico como p odr a ser Kwik Stop); controle el sangrado excesivo con presin digital o aplicando presin con u na ga s a o toalla limpia sobre la herida. 3. Cubra la herida con ungento antibitico, de preferencia pomada de sulfadiazine de plata como Sulfiatazol, Silvadine, Thermazine o SSD. 4. Si hay un centro de rehabilitacin o un veterinario disponible, t raslade al animal de inmediato (ver Apndice C); en caso de no ser as libere la tortuga a l mar. Nota : Heridas sobre tejidos blandos del cuello, miembros y cola son tratados de manera similar que aquellos sobre superficies duras; esto es, limpie, presi one en caso de sangra do y aplique antibitico tpico antes de liberar al animal. Preocupaciones y Advertencias Los p olvos coagulantes probablemente no sean efectivos para detener una hemorragia profus a Se debe evitar aplicar polvos coagulantes en heri das que pudieran tener comunicacin con la cavidad abdominal. Si est expuesta la cavidad abdominal, no limpie la herida con agua corriente nicamente proteja la herida y traslade al animal. No aplique pegamento epoxy, ni fibra de vidrio, ni cierre la he rida con v endas. Las bacterias atrapadas debajo de estos materiales pueden ocasionar la putrefaccin de tejidos internos. Excepcin : Se pueden aplicar v endajes para man tener e l caparazn (o el cr neo) en su lugar durante el traslado y evitar la contaminac in de la herida por suciedad en el aire, etc. Mordedura de perro, J. Horrocks Mordedura de tiburn, MLC M ordedura de tiburn, T. Dickinson Mordedura de tiburn, T. Dickinson

PAGE 35

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 31 Ingestin de Basura y Desechos Problemas La o bstruccin gastrointestinal (impactacin u obstruccin del intestino) puede darse cuando las tortugas marinas comen desechos no biodegradables como el plstico vidrio o metal que se confunden con alimento. Los plsticos en particular, incluyendo bolsas y material de envoltura s, estn dispersos por los oc anos y ocasionan daos considerables a las tortugas y otr o s tipos de vida marina (Balazs 1985, Witzell y Te as 1994, Bjorndal et al. 1994). Posibles Trantamientos en Campo / Remedios in situ Si est disponible un centro de rescate/rehabilitacin o un veterinario, traslade a la tortuga de inmediato (ver Apndice C) para que se pueda tener bajo observacin has ta que el material pase por el cuerpo y se a expuls ado o el animal sea tratado por ). En caso de no en contra r u n veterinario, se recomiendan las siguentes accione s bajo condiciones de campo. Nota : Las t ortugas afec tadas no comen, se deshidratan y sus intestinos se inmovilizan La hidratacin estimula el paso del material extrao, eliminando as la necesidad de una ciruga. Bolsas de Plstico : 1. Jale suavemente de la bolsa de plstico. Si hay res istencia, DETENGASE. Corte la bolsa lo ms cerca posible de la tortuga y regrse la al mar. El material podra eventualmente pasar por el cuerpo. Lnea de Hilo de Nylon : 1. Si se asoma una l nea de nylon de la boca o de la cloaca jlelo suavemente Si hay resistencia, DETENGASE. Corte el hilo lo ms cerca posible de la tortuga y regrs ela a l mar. La l nea pasar por el cuerpo a su debido tiempo 2. Si el hilo se asoma por ambos orificios boca y cloaca, NO LO JALE. Corte la lnea lo ms cerca p osible de la boca y de la cloaca y librela en e l mar. Preocupaciones y Avertencias Tenga cuidado cuando trabaje alrededor de la boca de una tortuga. ¡Las tortugas pueden morder! Siempre utilice un a brebocas cuando eval e la cavidad bucal. Seguim iento : El 17 de sept i emb re de cada ao, en docenas de pa ses alrededor del mundo partici ci Conservancy. Visite http://www.oceanconservancy.org/our work/marine debris/international coastal cleanup 11.html para el nombre de l Coordinador del evento en s u rea, incluyendo contactos en varios pases y territorios del Gran Caribe. ¡Involcrese! Plstico encontrado en el intestino de una tortuga carey, Bermuda Turtle Project Tortuga con pajilla de plstico en la boca, Centro Ecolg ico Akumal Tortuga con lnea en la boca, MLC

PAGE 36

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 32 Cras: Consideraciones Especiales Problem a Las cras pueden desorienta rse por el alumbrado de las playas y dirigirse tierra adentro (Witherington y Martin 200 3 ). En ocasiones, las cras son recogi das ilegalmente de las pla yas de anidacin y puestas en acuarios domsticos como mascotas, donde frecuentemente se mantienen en agua dulce con alimen tacin inadecuada por lo que no se desarrollan. Posibles Trantamientos en Campo / Remedios in situ En caso de rescatar cras que han sido desorientadas por la presencia de luces, deber n libera rse de inmediato. Si fueron rescatadas durante el da, debern mante nerse en una hielera de plstico o cubeta con tapa ligera, hasta la tarde o noche. 1. Coloque unas pulgadas de aren a hmeda de playa en la hielera. Si la arena est demasiado seca, las j venes cras podra n deshidratarse; si est demasiado hmeda, se des gastar a n nadando y podran debilitarse al grado de no poder sostener sus cabezas fuera del agua para respirar. 2. Cubra la hielera o la caja y pnga la en la sombra hasta la tarde o noche. Supervise el contenedor para evitar la atencin no deseada de depredadores ( p.ej perros) y gente curios a 3. A la hora de la liberacin, mantenga a los depredadores ( p.ej perros, aves, cangrejos) lejos de las cras mientras cruz an la playa. Seleccione un a parte de playa no iluminada (de preferencia donde fueron depositados los huevos) para poder liberar las c r as; si la playa est muy iluminada, solicite a los dueos de los predios/hoteles apagar las luces mientras las cras lleg an a l mar. Para facilitar su orientacin natural al mar, use un mnimo de iluminacin y no permita que se tomen foto grafas con flash durante la liberaci n de las cras. Preocupaciones y Adver tencias Nunca lance al mar cras recin nacidas, ni las transporte en lancha a aguas ms profundas. Es importante minimizar cualquier alteracin de este proceso natural, por lo que no se debe interrumpir el trayecto de las cras desde el nido, a travs de la playa por la zona costera, hasta el mar abierto donde permanecern durante los primeros aos de su vida. Excepcin : A veces las cras salen exitosamente del nido, logran entrar al mar y semanas ms tarde son arrojadas a la playa por las olas (p.ej. t posible que estos jvenes quelonios sean llevados en lancha al mar a una convergencia ocenica, donde los pescadores sealen que hay otros animales de esa talla. Nota: En caso de que la cr a est lesionada o cubierta de petrleo, vea la seccin referente al tema en esta gua de campo. Es ilegal poseer tortugas marinas durante la poca de anidacin en muchos pases Caribeos. A menos que claramente estn sufriendo de enfermedad/debilidad, las cras recin nacidas debern ser regresadas al mar lo antes posible ti ya de anidacin. Cada da que una cra es retenida en cautiverio utilizando su reserva alimenticia interna, crecen las posibili dades de agotar la energa de esa yema, por lo que ser forzada a detenerse prematuramente para alimen tarse en aguas costeras plagadas de depredadores. Cras de carey, S. Eckert Cras de lad BSTP

PAGE 37

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 33 IV. PROCEDIMIENTOS D E RESUCITACI"N Una tortuga traumatizada podra e ncontrarse en estado de anoxia ( carente de oxgeno) y comatos a El observador comn puede no notar una respiracin baja muy ocasional El cerebro de la tortuga tiene adaptaciones bioqumicas que le permiten tolerar perodos largos de anoxia; esta respuesta normal a dichas condiciones significa cierta proteccin para la tortuga, permitindole recuperarse por completo, con los cuidados adecuados, sin sufrir consec uencias negativas (George 1997). De ser posible, busque atencin mdica de inmediato. Muchos de estos animales pueden ser entubados con un respirador lo cual favorece enormemente su recuperacin. Es mucho lo que se puede hacer ; sin embargo, a n bajo c ondiciones de campo ( p.ej Stabenau et al. 2001 ), las tortugas en estado comatoso por anoxia debido a haber estado sumergidas (como en el caso de la lucha agotadora cuando estn atrapadas bajo el agua en una red) pueden ser resucitadas exitosamente. Las tortugas comatosas debern mantenerse a una temperatura ptima de 25 30 C (77 86 F). A n cuando no se detecten signos vitales, el animal deber ser colocado bajo proteccin en la sombra y monitoreado durante varias horas para detectar seales de recu peracin. 1. Coloque la tortuga en la sombra con la parte posterior ligeramente elevada del piso unos grados (15 20%), con el objeto de drenar el agua sin ejercer presin adicional en los pulmones. Recomendacin: Se puede usar una llanta, flotador, s alvavidas (ver foto), para elevar la parte posterior de la tortuga. 2. Una toalla empapada con agua sobre la tortuga, quieta y ligeramente inclinada, le ayudar a prevenir un sobre calentamiento. ¡No le ponga la toalla sobre la cabeza y no ponga a la tortuga en un recipiente con agua! 3. Cada dos horas (hasta 24 hr.) revise si tiene reflejo ocular (toque suavemente el ojo o el prpado superior con su dedo ; vea si la tortuga cierra su ojo o titubea) hasta que responda (ver Apndice G). 4. Si la to rtuga responde, djela recuperarse durante algunas horas m s (hasta que se mueva normalmente y levante su cabeza para respirar) y despus regrs ela al mar. Conforme la tortuga comien ce a revivir, p odr m over sus alet as anteriores; poco despus com enza r n los movimientos voluntarios y la tortuga respirar por s sola normalmente. De ser posible, marque siempre a las tortugas marinas antes de liberarla (ver Eckert y Beggs 2004). 5. Gerosa y Aureggi (2001) tambin sugieren ( i ) sostener firmemente a la tort uga unos 10 cm. arriba del piso y mecerla suavemente de un lado a otro (ver NOAA 2001), (ii) pellizcar la cloaca suavemente, a nte lo cual un animal vivo la contrae r o m over la cola hacia los lado s 6. Si no hay respuesta a lo arriba mencionado o si l a respuesta no es perceptible despus de 24 horas Preocupaciones y Advertencias No coloque a la tortuga en un contenedor con agua. Adems de las tcnicas arriba mencionadas, se puede administrar horas para estimular la entrada de aire a los pulmones: imite movimientos de natacin o de vuelo jalando suavemente las aletas anteriores (delante ras ) hacia adelante y hacia atrs y a los lados. Repita el pr oceso. Cuando haya una respuesta, trate a la tortuga como un animal consciente. T. Dickinson

PAGE 38

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 34 V. NECROPSIA Una necropsia ( el equivalente en animales a una autopsia) es una de las herramientas bsicas para determinar la causa de muerte de un animal. Involucra el exa men detallado de un ca dver externa e internamente para encontrar indicios de la causa de muerte. Una buena necropsia conlleva la obser va cin cuidadosa de lesiones y anomalas as como la obtencin, identificacin y almacenamiento de muestras de teji do. Las pruebas de laboratorio de tejidos adecuadamente conservados permiten que los patlogos especializados en vida silvestre, evalen sistemticamente las causas potenciales de muerte en fauna silvestre (Work 2000). El examen externo requiere de una inspeccin cuidadosa de la tortuga poniendo nfasis en la re colec cin estandarizad a de datos, incluyendo las medidas. Las medidas mnimas a registrar son: peso corporal, largo y ancho de la cabeza, largo y ancho de l caparazn (de ser posible, recto y cu rvo), largo y ancho del plastrn, distancia entre el plastrn y la cloaca y distancia entre el plastrn y la punta de la cola. Busque seales de lesiones como las causadas por el encuentro con un vehculo acutico ( p.ej cortes por hlice o propela ), enma lla miento, quemaduras por cuerdas, mordeduras de tiburn, etc. Las tortugas emaciadas tienen los ojos o el plastrn sumidos y una reduccin de masa muscular en la cabeza y el cuello, exagerando la apariencia de la cresta supraoccipital en la parte poster ior de la cabeza. Las aletas deben examinarse para detectar perforaciones o cicatrices a causa de marcas perdidas. Cualquier protuberancia, inflamacin, decoloracin y cicatriz deber ser registradas (Campbell 1996). Por qu llevar a cabo una necropsia ? Una necropsia proporciona informacin til para el manejo, incluyendo dieta y condicin reproductiva. Nunca descarte l a oportunidad de aprender tanto como sea posible de un animal muerto. Las necropsias de tortugas atrapadas en palangres, por ejemplo, pueden pro vee r informacin sobre la ecologa de las tortugas en la etapa pelgica, poco conocida (Work y Balazs 2002). C mo llevar a cabo un a necropsia Esta gua de campo no est diseada como un manual de necropsias. La referencia ms amigable, en n uestra opinin, es la de Work (2000). Presentada en un formato a color y disponible en varios Las fotografas e ilustraciones son muy tiles para reconocer los rganos, obtener las muestras, etc. Work (2000) y Wyneken (2001), proveen informacin sobre cmo tomar medidas estandarizadas; orientacin sobre cmo tomar medidas de las tortugas marinas est disponible en Bolten (1999). Detalles adicionales sobre v arios aspectos de la anatoma de las tortugas marinas se pueden encontrar en Wyneken (2003) y en Bartol y Musick (2003). Jacobson (1999) es otra excelente fuente, as como lo es una gua basada en Internet proporcionada por University of Florida College o f http://labs.vetmed.ufl.edu/sample requirements/microbiology parasitology serology/zoo med infections/ MLC MLC

PAGE 39

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 35 MANUALES PARA NECROP SIA DE TORTUGAS MARI NAS Y RECURSOS ASOCI ADOS IUCN/SSC et al. 1999): http://iucn mtsg.org/publications/manual tecnicas / ; ver en Tissue sampling and necropsy techniq http://mtsg.files.wordpress. com/2010/07/38 toma de muestras de tejidos.pdf http://labs.vetmed.ufl.edu/sample requirements/microbiology parasitology serolo gy/zoo med infections/ US Manual de Necropsia de Tortugas Marinas para Biologos en Regugios o Areas Remotas http://www.nwhc.usgs.gov/publicat ions/necropsy_manuals/index.jsp [disponible en Ingls y Espaol] US NOAA National Marine Fisheries La Anatoma de las Tortugas Marinas 2001): http://www.sefsc.noaa.gov/turtles/TM_470_Wyneken_spanish.pdf ; vea particularmente la seccin sobre diseccin Preocupaciones y Advertencias Recuerde que puede requerir de un permiso para llevar a cabo una necropsia. Las t ortugas muertas no deben levantarse por la cabeza o las aletas De preferencia deben levantarse del caparazn, con una per sona en cada lado de la tortuga, sosteni en do de la placa o escudo nucal y la placa s o escudo s suprapigales ( p.ej una mano sobre el caparazn justo atrs de la cabeza, la otra en la punta del extremo posterior). E n tierra firme, n unca hay razn para levant ar a una tortuga de sus aletas (es posible fracturar o dislocar el hueso de la aleta de esta manera). Cuando se est subiendo la tortuga a una embarcacin, se pueden usar las aletas para ayudar a sacarla del agua siempre y cuando aquellos que la levanten se apoyen de la base de la aleta y no de la punta A n en esta situacin, se debe evitar al mximo tirar de una sola aleta. Los tejidos muertos y en descomposicin de las tortuga s marinas albergan una serie de organismos potencialmente dainos algunos de los cuales pueden infectar a l os humano s Las c onsecuencias potencialmente peligrosas resulta ntes de esta exposicin se pueden reducir utilizando ropa adecuada (overoles de trabajo y guantes de hule), proteccin para los ojos (gafas protectoras o lente s de sol) y teniendo cuidado cuando se manejan tejidos. Debe cubrir se cualquier herida abierta para protegerla y evitar contacto con fluidos o partculas areas Siempre tenga a la mano solucin antisptica (Geraci y Lounsbury 1993). Cualquier cortada s ufrida por alguien mientras se lleva a cabo una necropsia deber ser cuidadosamente desinfectada y tratada. Cualquier herida, por pequea que sea, deber ser monitoreada cuidadosamente para detectar signos de infeccin. Una i nfeccin puede ocurrir bajo e stas circunstancias y tornarse peligrosa rpidamente. D ebe deshacerse adecuadamente del c adver Cad

PAGE 40

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 36 VI. DISPOSICI"N DE C ADVERES Despus de documentar un varamiento o realiza r una necrop sia, se debe r disponer a propia damente del cadver de la siguiente manera : Dejarlo Ah : Dejar el cadver donde se encontr, pintarle una dades de registrar la misma tortuga m s de una vez) y permi tir que el tiempo, la marea y los depredadores hagan el resto. Esto es una prctica comn en sitios deshabitados donde no hay preocupacin por el mal olor ni por una posible amenaza a la salud. El proceso de descomposicin es sorprendentemente rpido y p uede acelerarse abriendo el abdomen para atraer carroeros y evitar que se hinche con el calor del sol. Adems, en caso de que el cadver sea arrastrado de nuevo al mar, estando abierto es ms fcil que se sumerja, reduciendo la confusin relacionada con avistamientos repetidos y la recolec cin redundante de datos Enterrarlo : La sabidura convencional nos dice que una manera rpida de ocultar el cadver y facilitar su descomposicin es enterrndolo. Si sta es la op cin, escoja un lugar elevado en la playa para que no lo desentierre la marea y lo arrastre. Entirrelo bajo un metro de arena por lo menos. Pntele una el agujero excavado. Si reaparece despus, sabr que ya fue identificado y cata logado. Nota : Evite a toda costa sitios de mucho trfico y procure alter ar lo menos posible la vegetacin y la s duna s Trasladarlo : Cuando un cadver se vuelve una molestia, amenaza o rie s go para la salud, sera preferible trasladarlo a un sitio de disp osicin ms apropiado. Se requerir un permiso de traslado de las autoridades a uno o varios niveles. Como sucede en el caso de sepulturas in situ el cadver deber en terr a rse por lo menos a un metro de profundidad, para disuadir a los carroeros y re ducir el mal olor. Incinerarlo : E n localidade s urban a s, c uando y donde sea posible, incinere el cadver. Preocupaciones y Advertencias Los tejidos muertos y en descomposicin de las tortuga s marinas albergan una serie de organismos potencialmente dai nos algunos de los cuales pueden infectar a l os humano s Las c onsecuencias potencialmente peligrosas resulta ntes de esta exposicin se pueden reducir utilizando ropa adecuada (overoles de trabajo y guantes de hule), proteccin para los ojos (gafas protec toras o lentes de sol) y teniendo cuidado cuando se manejan tejidos. Debe cubrir se cualquier herida abierta para protegerla y evitar contacto con fluidos o partculas areas Siempre tenga a la mano solucin antisptica (Geraci y Lounsbury 1993). Los r e stos de animales con sustancias txicas o drogas administrad a s no debern disponerse donde pudieran formar parte de la cadena alimenticia (ASIH/HL/ SSAR 1987). Lad varada, preparada par a el transporte, R. van der Wal Caguama varada (y marcada con pintura), M. Godfrey

PAGE 41

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 37 LITERATURA CITADA ASIH/HL/SSAR. 1987. Guidelines for Use of Live Amphibians and Reptiles in F ield Research. Journal of Herpetology Suppl. 4:1 14. http://www.asih.org/files/hacc final.pdf AVMA (American Veterinary Medical Association). 2001. 2000 Report of the AVMA Panel on Euthanasia. JAVM A 218(5): 669 696. http://www.avma.org/issues/animal_welfare/euthanasia.pdf Balazs, G.H. 1985. Impact of ocean debris on marine turtles: entanglement and ingestin, p.387 429. In : R .S. Shomura y H.O. Yoshida (Editors), Proceedings of the Workshop on the Fate and Impact of Marine Debris, 26 29 November 1984. NOAA Tech. Memo. NMFS SWFC 54. U.S. Dept. Commerce. Honolulu, Hawai'i. http://www.pifsc.noaa.gov/tech/NOAA_Tech_Memo_054.pdf B alazs, G.H. 1999. Factores a Considerar en el Marcado de Tortugas Marinas p.11 6 1 25 In : K.L. Eckert, K.A. Bjorndal, F.A. Abreu G. y M. Donnelly (Editor e s), Tcnicas de Investigacin y Manejo para la Conservacin de las Tortugas Marinas. Grupo Especialist a en Tortugas Marinas UICN/CSE Publicacin No. 4. Wash ington, D.C. http://mtsg.files.wordpress.com/2010/07/17 factores a considerar en el marcado.pdf Bartol, A.N. y J.A. Musick. 2003. Sensory biology of sea turtles, p.79 102. In : P.L. Lutz, J.A. Musick an d J. Wyneken (Editors), The Biology of Sea Turtles Volume II. CRC Press, Boca Raton, Florida. Bjorndal, K.A., A.B. Bolten y C.J. Lagueux. 1994. Ingestin of marine debris by juvenile sea turtles in coastal Florida habitats. Marine Pollution Bulletin 28(3) :154 158. Bolten, A.B. 1 999. Tcnicas para la Medicin de Tortugas Marinas p.1 26 1 3 1. In : K.L. Eckert, K.A. Bjorndal, F.A. Abreu G. y M. Donnelly (Editores), Tcnicas de Investigacin y Manejo para la Conser vacin de las Tortugas Marinas. Grupo Especial ista en Tortugas Marinas UICN/CSE Publicacin No. 4. Washington, D.C. http://mtsg.files.wordpress.com/2010/07/18 tecnicas para la medir de tortugas marinas.pdf Campbell, T.W. 1996. Sea Turtle Rehabilitation Section VII (Appendix), p.427 436. In : D.R. Made r (Editor), Reptile Medicine and Surgery. W.B. Saunder Company, Philadelphia. CCAC. 1993. Guide to the Care and Use of Experimental Animals (Vol. I, Second Edition). Chapter XII: Euthanasia. Canadian Council on Animal Care (CCAC). http://www.ccac.ca/en/Publications/ Publications_Main.htm Choy, B. K., G. H. Balazs y M. Dailey. 1989. A new therapy for marine turtles parasitized by the piscicolid leech, Ozobranchus branchiatus Her p etological Rev iew 20(4):89 90. Colbert, A.A. C.M. Woodley, G.T. Seaborn, M.K. Moore y S.B. Galloway. 1999. Aspectos Forenses p. 2 66 2 70 In : K.L. Eckert, K.A. Bjorndal, F.A. Abreu G. y M. Donnelly (Editores), Tcnicas de Investigacin y Manejo para la Conservacin de las Tortugas Marinas. Grupo Especialista en Tortugas Marinas UICN/CSE Publicacin No. 4. Washington, D.C. http://mtsg.files.wordpress.com/2010/07/42 aspectos forenses.pdf Eckert, K.L. y J. Beggs. 2004. Marcado de Tortugas Marinas. Un Manua l de Mtodos Recomen dados. Red de Conservacin de Tortugas Marinas del Gran Caribe (WIDECAST) Informe Tcnico No. 2. Edicin Revisada. Beaufort, North Carolina. 40 pp. http://www.widecast.org/Resources/Docs/Eckert_y_Beggs_2006_Marcaje_de_Tortugas_Marinas .pdf

PAGE 42

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 38 Eckert, K.L., K.A. Bjorndal, F.A Abreu G. y M. Donnelly (Editor e s). 1999 Tcnicas de Investigacin y Manejo para la Conservacin de las Tortugas Marinas Grupo Especialista en Tortugas Marinas UICN/CSE Publicacin No. 4. Washington, D.C. http://iuc n mtsg.org/publications/manual tecnicas/ Eckert, S.A. y D. Sammy. sion 3.0. Beaufort, North Carolina. 60 pp. http:// www.widecast.org/tagging E pperly, S., L. Stokes y S. Dick. 2004. Careful Release Protocols for Sea Turtle Release with Minimal Injury. NOAA Technical Memorandum NMFS SEFSC 524. U.S. Dept. Commerce, Miami. 42 pp. http://www.nmfs.noaa.gov/sfa/hms/Protected%20Resources/TM_524.pdf FFWCC. 2002a. Sea Turtle Conservation Guidelines. Florida Fish and Wildlife Conservation Commis sion, St. Petersburg Florida http://myfwc.com/seaturtle/Guidelines/Guidelines .pdf FFWCC. 2002b. Sea Turtle Conservation Guidelines. Section III: Stranding and Salvage Activities. Florida Fish and Wildlife Conservation Commission, St. Petersburg Florida http://myfwc.com/seaturtle/ Guidelines/MarineTurtleGuidelines.htm FWS. 2000. Requirements for Care and Maintenance of Captive Sea Turtles. Draft dated October 8, 2000. U.S. Fish and W ildlife Service, Jacksonville, Florida. 9 pp. George, R.H. 1997. Health Problems and Diseases of Sea Turtles, p.363 385. In : P.L. Lutz and J.A. Musick (Editors), The Biology of Sea Turtles. CRC Press, Boca Raton, Florida. Geraci, J.R. y V.J. Lounsbury. 1 993. Marine Mammals Ashore: A Field Guide for Strandings. Texas A&M Sea Grant Publications. College Station, Texas. 305 pp. Gerosa, G. y M. Aureggi. 2001. Sea Turtle Handling Guidebook for Fishermen. UNEP Mediterranean Action Plan, Regional Activity Centr e for Specially Protected Areas. Tunis. http://www.rac spa.org Gerosa, G. y P. Casale. 1999. Interaction of Marine Turtles with Fisheries in the Mediterranean. UNEP Mediterranean Action Plan, Regional Activity Centre for Specially Protected Areas, Tunis. 59 pp. http://www.rac spa.org Gilman, E. 2004. Catch Fish Not Turtles Using Longlines. Blue Ocean Institute [pamphlet]. http:// www.Ioseaturtles.org/Features/turtlebook_eng.pdf Herbst, L.H. 1999. Enfermedades Infecciosas en Tortugas Marinas p.2 39 2 45 I n : K.L. Eckert, K.A. Bjorndal, F.A. Abreu G. y M. Donnelly (Editores), Tcnicas de Investigacin y Manejo para la Conservacin de las Tortugas Marinas. Grupo Especialista en Tortugas Marinas UICN/CSE Publicacin No. 4 Washington, D.C. http://mtsg.files.wo rdpress.com/2010/07/37 enfermedades infecciosas en tortugas marinas.pdf Higgins, B.M. 2003. Sea turtle husbandry, p.411 440. In : P.L. Lutz, J.A. Musick y J. Wyneken (Edi tors), The Biology of Sea Turtles Volume II. CRC Press. Boca Raton, Florida. Jacobso n, E. 1999. Toma de Muestras de Tejidos y Tcnicas para la Necropsia p.246 250. In : K.L. Eckert, K.A. Bjorndal, F.A. Abreu G. y M. Donnelly (Editores), Tcnicas de Investigacin y Manejo para la Conservacin de las Tortugas Marinas. Grupo Especialista en Tortugas Marinas UICN/CSE Publicacin No. 4. Washington, D.C. http://mtsg.files.wordpress.com/2010/07/38 toma de muestras de tejidos.pdf Lauckner, G. 1985. Diseases of Reptilia. In : O. Kinne (Editor), Diseases of Marine Animals, Biologische Anstalt Helgol and, Hamburg, Germany. Vol. 4, Part 2, Chapter 2:553 626.

PAGE 43

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 39 Lutcavage, M.E ., P.L. Lutz G.D. Bossart y D.M. Hudson 1995. Physiologic and clinicopathologic effects of crude oil on loggerhead turtles. Arch. Environ. Contam. Toxicol. 28(4):417 422. http://www.springerlink.com/content/n0l5l60120125418/fulltext.pdf Lutcavage, M.E., P. Plotkin, B. Witherington y P.L. Lutz. 1997. Human Impacts on Sea Turtle Survi val, p.387 409. In : P.L. Lutz and J.A. Musick (Editors), The Biology of Sea Turtles. CRC Press, Boca Raton, Florida. McNaughton, L. 2004. Protected Species Handling Guide. Prepared by JIMAR (University of Hawai i) for NOAA / NMFS Pacific Islands Regional Office U.S. Departm ent of Commerce. Honolulu, Hawai i. Meylan, P., A. Meylan y J. Gray. 2003. Procedures Manual for the Bermuda Turtle Project. Bermuda Aquarium, Museum and Zoo. 37 pp. Mignucci Giannoni, A.A. 1999. Assessment and rehabilitation of wildlife affected by an o il spill in Puerto Rico. Environ. Pollution 104:323 333. Murakawa, S.K.K. y G.H. Balazs (Compilers). 2005. Marine Turtle Fibropapilloma Bibliography. NOAA/ NMFS Pacific Islands Regional Office, Honolulu Hawai'i http://www.turtles.org/nmfsbib.htm NMFS SFSC (National Marine Fisheries Service Southeast Fisheries Science Center). 2008. Sea Turtle Research Techniques Manual. NOAA Technical Memorandum NMFS SEFSC 579. Miami, Florida. 92 pp. http://www.sefsc.n oaa.gov/turtles/TM_579_SEFSC_STRTM.pdf NOAA National Marine Fisheries Service. 2001. Sea Turtle Conservation; Restrictions Applicable to Fishing and Scientific Research Activities. Federal Register 66 (250): 67495 67496 (Monday, Decem ber 31, 2001). http://www.nero.noaa.gov/ prot_res/ProResDiv/turtles/handlingregs.pdf Norton, T.M. 2005. Topics in Medicine and Surgery: Chelonian Emergency and Critical Care. Semi nars in Avian and Exotic Pet Medicine 14(2) : 106 130. NYS/CCE. 2005. Lethal Tools and Techniques (Chapter 5), Best Practices for Nuisance Wildlife Control Operators in New York State. New York State (NYS) Department of Environmental Conserva tion and Cornell University Cooperative Extension (CCE). http://nwco.net/0531 StepThreeLethal ToolsAndTechniques/5 6 0 Stunning.asp Ocean Watch Australia. 2003. Circle of Dependence: Protected Species Handling Manual. Ocean Watch Pyrmont, NSW Australia. 38 pp. http://www.oceanwatch.org.au/sysfiles/media/ PSHMII.pdf Pritchard, P.C.H. y J.A. Mortimer. 1 999. T axonoma, Morfologa Externa e Identificacin de la s Especies p.2 3 4 1 In : K.L. Eckert, K.A. Bjorndal, F.A. Abreu G. y M. Donnelly (Editor e s), Tcnicas de Investigacin y Manejo para la Conservacin de las Tortugas Marinas. Grupo Especialista en Tortugas Marinas UICN/CSE Publ No. 4. Wash., D.C. http://mt sg.files.wordpress.com/2010/07/06 taxonomia morfologia externa e identificacion de las especies.pdf RAC/SPA. 2004. Guidelines to Improve the Involvement of Marine Rescue Centres for Marine Turtles. UNEP Mediterranean Action Plan, Regional Activity Centre for Specially Protected Areas (RAC/SPA), Tunis. 48 pp. http://www.rac spa.org Shaver, D.J. y W. G. Teas. 1999. Redes de Recuperacin y Monitoreo de Tortugas Varadas p.1 74 1 77 In : K.L. Eckert, K.A. Bjorndal, F.A. Abreu G. y M. Donnelly (Editores), Tcnic as de Investigacin y Manejo para la Conservacin de las Tortugas Marinas. Grupo Especialista en Tortugas Marinas UICN/CSE Publicacin No. 4. Washington, D.C. http://mtsg.files.wordpress.com/2010/07/27 redes de recuperacion y monitoreo de tortugas varadas. pdf

PAGE 44

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 40 Shigenaka, G. (Editor). 2003. Oil and Sea Turtles: Biology, Planning, and Response. U.S. Dept. Commerce, NOAA National Marine Fisheries Service Washington, D.C. http://response.restoration.noaa.gov/seaturtles Stabenau, E.K., P.F. Moon y T.A. Heming. 2001. Resuscitation of Sea Turtles. Marine Turtle News letter 62:3 5. http://www.seaturtle.org/mtn/archives/mtn62/mtn62p3b.shtml Walsh, M. 1999. Rehabilitacin de Tortugas Marin as p.2 3 2 2 38 In : K.L. Eckert, K.A. Bjorndal, F.A. Abreu G. y M. Donnelly (Editores), Tcnicas de Investigacin y Manejo para la Conservacin de las Tortugas Marinas. Grupo Especialista en Tortugas Marinas UICN/CSE Publicacin No. 4. Washing ton, D.C. htt p://mtsg.files.wordpress.com/2010/07/36 rehabilitacion de tortugas marinas.pdf Witherington, B.E. y R.E. Martin. 200 3 Understanding, Assessing, and Resolving Light Pollution Problems on Sea Turtle Nesting Beaches. Third Edition, Revised. Florida Marine R esearch Institute Technical Report TR 2. Tallahassee, Florida. 73 pp. http://research.myfwc.com/engine/download_redirection_process.asp?file=tr2%5F0814%2Epdf&objid =39080&dltype=publication Witzell, W.N. y W.G. Teas. 1994. The Impacts of Anthropogenic Deb ris on Marine Turtles in the West ern North Atlantic Ocean. NOAA Tech. Memo. NMFS SEFSC 355. U.S. Department of Commerce. Miami, Florida. 21 pp. http://www.sefsc.noaa.gov/PDFdocs/TM_355_Witzell_Teas.pdf Work, T.M. 2000. Manual de Necropsia de Tortugas Ma rinas para Biologos en Regugios o Areas Remotas U.S. Geological Survey, National Wildlife Health Center, Hawai i Field Station. 25 pp http://www.nwhc.usgs.gov/publications/ necropsy_manuals/index.jsp Work, T.M. y G.H. Balazs. 2002. Necropsy findings in sea turtles taken as bycatch in the North Pacific longline fishery. Fish. Bull. 100:876 880. http://fishbull.noaa.gov/1004/19workfi.pdf Wyneken, J. 2001. La Anatoma de la s Tortugas Marinas NOAA Technical Memorandum NMFS SEFSC 470. U.S. Dep artment of Commerce Miami Florida 172 pp. http://www.sefsc.noaa.gov/turtles/TM_470_Wyneken_spanish.pdf Wyneken, J. 2003. The external morphology, musculoskeletal system, and neuro a natomy of sea tur tles, p.39 78. In : P.L. Lutz, J.A. Musick y J. Wyneken (Editors.), The Biology of Sea Turtles, Volume II. CRC Press. Boca Raton, Florida.

PAGE 45

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 41 APENDICE A FORMATOS O PLANILLAS DE DATOS GRTML FORMATO O PLANILLA DE RESPUESTA PRIMARIA En este apndice hemos o Planilla basado en la lista para cotejar, citada en la Si el animal est muerto, indquelo en el Formato o Pla nilla de Respuesta Primaria y a djntelo al Formato o Planilla de Varamiento ya rellenado. Si el animal est vivo, deber utilizar el Formato o Planilla de Respuesta Primaria o algo parecido, para documentar la condicin del animal cuando lo enc o ntr por p rimera vez En caso de que el animal se libere en el sitio, indquelo en el Formato o Planilla de Respuesta Primaria y enve dicho Formato o Planilla a su Coordinador GRTML nacional. Si el animal es transportado para atencin adicional, asegrese de que el Formato o Planilla de Respuesta Primaria acompae al animal y que el Observador p ueda ser contactado de nuevo, de ser necesario. FORMATO O PLANILLA DE DATOS DE VARAMIENTO ( estndar ) de Registro de Datos de la Base de Datos Regional de Marcaje de Tortugas Marinas de WIDECAST (ver Eckert y Sammy 2005).

PAGE 46

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 42 Grupos de Rescate de Tortugas Marinas Lesionadas WIDEC AST: F ormato o Planilla de Respuesta Primaria Observador (nombre/ tel #): ______________________________________________________ Ubicacin: ___________________________________________________________________ Fecha: _____________________________ Hora ___ _______ AM PM Especie (si se conoce): _______________________ Condicin: VIVA MUERTA Instrucciones : compruebe todo lo que aplique y utilice la parte de atrs del formato para apuntes. Si el animal est muerto, anexe ste al FORMATO DE DATOS DE VAR A MIENTO rellenado. Si el animal est vivo, utilice sta planilla para documentar cualquier accin de respuesta primaria. Si se libera a l animal in situ someta este formato al Coordinador Nacional GRTML u otra autoridad. Si el animal es trasladado para cuida dos adicionales, asegre se que este formato permanezca con el animal (sus observaciones iniciales son importantes para el veterinario) y que el Observador pueda ser contactado de nuevo de ser necesario. S ana La tortuga eleva la cabeza con fuerza cuando respira. Cuando se jala una aleta suavemente, hay una fuerte reaccin de retraccin. Cuando est en el piso, la tortuga intenta hacer movimientos para avanzar Cuando se levanta la tortuga, se mueve como si nadara y sostiene sus miembros y cabeza por encima del plano de la superficie ventral del cuerpo Liberada en el mar: __ SI __ NO Lesionada / enferma Sus movimientos son errticos, espasmdicos y sin direccin, con apariencia de descontrol. La tortuga m uestr a una respuesta dbil de contraccin local al cerrar sus ojos cuando con un dedo se toca suavemente st os o el prpado superior. La tortuga apenas se retrae o no reacciona, cuando se jala suavemente un a aleta o cuando se aplica presin suave en el cuello. Cuando la tortuga se levanta no se mueve y sus extremidades y su cabeza cuelgan por debajo del plano (ventral) del cuerpo. Hay seales vis ible s de trauma s tales como cortadas profundas, fractura del caparazn, artes de pesca ( lneas, redes, anzuelos) enmallamiento o ingestin, contaminacin por petr leo o alquitrn o seales de golpes contusos. La tortuga tiene muchos parsitos o muestra signos de deshidratacin, p.ej ojos sumidos y piel, caparazn suave, delgadez anormal (cuello y hombros sumidos en el caparazn). Inactiva No hay respuesta o no se detecta cuando se toca suavemente el ojo o el prpado superior con el dedo. No se retrae cuando se jala suavemente un a aleta o se aplica presin en el cuello. La tortuga no hace ningn esfuerzo por desplazarse cuando est en el piso. Muerta La tortuga no responde a ningn estmulo fsico. La carne de la tortuga ha comenzado a descomponerse (pudrirse) y hay mal olor. Es aparente el r gor mortis

PAGE 47

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 43 Fuente : Eckert y Sa mmy (2005). Para un forma to en tamao real visite http://www.widecast.org/What/Regional/Tagging.html

PAGE 48

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 44 FORMATO O PLANILLA PARA DATOS DE VARAMIENTO INSTRUCTIVO E s pecie Especifique la especie: tortuga verde o blanca ( Chelonia mydas ), carey ( Eretmochelys imbricata ), lora ( Lepidochelys kempii ), golfina ( Lepidochelys olivacea ), caguama, amarilla, jabalina ( Caretta caretta ) o lad o siete filos ( Dermochelys coriacea ). Gnero Anote el gnero (macho o hembra) si se conoce. Nota : El sexo de una tortuga juvenil no se puede distinguir por ninguna de las caractersticas externas. En el caso de adultos en reproduccin, los machos tienen una cola prensil larga que se extiende mucho ms all del extremo (posterior) del caparazn. Proyecto Si la tortuga fue registrada como parte de un proyecto de campo en proceso, anote el nombre del proyecto. Fecha Anote la fecha de cuando se encontr la tortuga, no de cuando calcula que se pu do haber varado en la playa (esa informacin, si est disponible, Apuntes Hora Anote la hora de cuando se encontr la tortuga, no la hora que calcula en que se pu do haber Apuntes registra con el formato o plan illa de 12 horas, especificando AM o PM ( p.ej 11:30 AM). Clima El clima al momento de encontrar a la tortuga, deber describirse como sigue (elegir uno): Despejado Nublado Lluvia Tempestad/Vientos fuertes (*) Nubes dispersas Desconocido (*) Puede ser til, cuando se evala el patrn de varamientos, saber si los vientos tenan direccin tierra dentro o mar adentro; estos y otros detalles se pueden incluir al Apuntes Localizacin Documente exactamente d nde se var la tortug a en tierra Incluy a el Nombre de la Localidad ( p.ej el nombre de la playa), el Nombre de la Zona (las zonas representan subdivisi ones geogrfica s de una l ocalidad ; p.ej la lnea de costa podra estar dividida en distritos nombrados o enumerados como se cciones), la Latitud (an te la en grados ( o ) minu tos y segundos : p.ej 13 o 22.5672) y la Longitud (an te la en grados ( o ) minutos y dcimas de minuto: p.ej 102 o 59.4549).

PAGE 49

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 45 Distancia a un Punto Fijo de Referencia Hacer una medicin de dos puntos fijos de re ferencia en el sitio del varamiento (conocidos precisa para determinar la localizacin exacta. La precisin puede variar algunos centmetros, dependiendo de la calida d del Punto F ijo de referencia. Esto podra ser m uy importante despus, por ejemplo si las autoridades quisieran analizar los patrones espaciales de varamientos a lo largo de la costa. Observadores Los Observadores son la(s) persona(s) re gistr ando el varamiento. Por f avor p onga su nombre(s) completo telfono o correo electrnico para el responsable de completar el formato o plantilla de datos. Nmero de la Marca Examin e CON CUIDADO a la tortuga, especialmente los bordes de las a letas anteriores y los bordes internos de las posteriores (cerca de la cola) y busque cualquier marca metlica o de plstico. La marca tendr un gra b ado alfanumrico de un lado y una direccin del remitente del otro. R egistre con cuidado toda la informa cin, pero no quite la marca de una tortuga viva. Si la tortuga est evidentemente muerta, quite cada marca y envela a la direccin del remitente en la marca o entrguela a la autoridad local forestal, de pesca o vida silvestre para que se pueda enviar a la direccin proporcionada. Si la tortuga est viva y le coloca una marca antes de liberarla, registre CUIDADOSAMENTE los nmeros en el formato o plantilla de datos. Not a de Transpondedor Pasiv o Integrad o : un pequeo mi cro procesador inerte, envuelto en cristal que es capaz de transmitir un nmero de identificacin nico hacia un lector manual cuando ste activa la marca con una seal de radio de baja frecuencia a corta distancia (Balazs 1999, Eckert y Beggs 2004). Est a marca se inserta bajo la piel y no es visible al ojo. Si un lector o escner de marca PIT est disponible y se detecta una marca PIT, registre el nmero aqu. Las primeras dos fotos ilustran la posici n correcta de una marca metlica sobre la aleta anterior de una joven tortuga verde ( Jennifer Gray, Bermuda Sea Turtle Project); sin embargo, dado que el animal (y por lo tanto la aleta) es tan pequeo, hay demasiado espacio entre el borde de la aleta y la curva de la marca. La tercera foto ilustra la colocacin correcta de una marca metlica sobre la aleta posterior ( NMFS SEFSC). Descripcin Fsica Haga una descripcin fsica de la tortuga en esta seccin; por ejemplo tamao, peso, marcas inusuales y un inventario de los balanos, sanguijuelas, etc.

PAGE 50

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 46 Talla Anote las medidas (unidades mtricas) en su espacio correspondiente Nota : Usu almente la y curva del capa ura curv a un vernier disponible, el observador podra tambin documentar la l ura rect a de l suficient e, siempre y cuando se registre tanto el largo como el ancho. Si la tortuga tiene una muesca distintiva entre los escudos supracaudales, las insignias NE (nucal a hendidura) y NN o NM (nucal a hendidura o nucal a muesca) se refiere n a si el caparazn se midi hasta la parte interior de la muesca posterior o al extremo de su punta, respectivamente. Daos o deformidades del caparazn afectan su medicin? Si la medicin de longitud se ha visto afectada ( usu almente ms corta) debido a un caparazn daad o, marque este cuadro. Nota : Las medidas de un caparazn fuera de lo normal afectarn los anlisis del tamao de tortugas a nivel poblacional. Peso Registre el peso de la tortuga (en kilogramos), si se puede. Nota : Apunte esta informacin nicamen te si la tortuga fue pesada, un clculo o estimacin no es til. Heridas caractersticas Incorpore las notas que describen lesiones u otras caractersticas de l diagnstico de las tortugas varadas. En particular, anote las lesiones, patrones de las cic atrices, etc. que podra n servir para identificar al mismo individuo posteriormente. Parsitos y Epibiota Anote todo aquello relacion ado con parsitos ( p.ej sanguijuelas) o epibiota ( p.ej balanos) que se encuentren en la tortuga varada. Ubicacin de Cicatrices de Marcas Las cicatrices de marcas son las que quedan en la aleta una vez que la marca se ha quitado o se h a cado. La evaluacin de cicatrices de marcas siempre es difcil y particularmente en tortuga lad. Si el observador est capacitad o para identificar esta evidencia, puede anotar la aqu. Condicin de la Tortuga La condicin de la tortuga varada debe ser descrita de la siguiente manera (elija una): Viva Muerta Recientemente Desscomposicin Moderada Desscomposicin Avanzada No Se Sabe

PAGE 51

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 47 Reporte de Necropsia Esta seccin se utiliza para registrar la necropsia, el equivalente a una autopsia animal. Si se llev a cabo una necropsia, los hallazgos se pueden describir aqu o puede anexar se una copia completa del reporte de n ecropsia al formato de datos. Notas Anote toda informacin adicional que no est incluida dentro del formato. INDIQUE DONDE FUERON TOMADAS LAS FOTOGRAFIAS y anxelas al formato de datos. Una nota acerca de Marcas Vivientes ¡Recuerde que las tor Las m permiten tener un mtodo de marcaje permanente, particularmente para programas que buscan marcar post cra s recin nacida s y juveniles pequeos que no pueden ser marcados utilizando m del plastrn y transplantado al caparazn (o viceversa ), que deja una marca permanente, clara mente identi fi cable que crece con el animal en la superficie cont rastante. El Servicio Nacional de Pesqueras Marinas de EE .U (NMFS SFSC 2008) que incluye una descripci n excelente de estas tcnicas. Para los fines de esta Gua de Campo, slo recuerde fotogr afiar cualquier marca que pudiera ser una marca viva. A continuacin se muestr an algunos ejemplos (fotos cortesa del Programa de Marcas Vivas de l Parque Xcaret, Mxico). Todas son tortuga s verde s Chelonia mydas con excepcin de la Carey Eretmochelys i mbricata en la parte inferior derecha.

PAGE 52

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 48 APENDICE B IDENTIFICACION DE ESPECIES Caretta caretta : loggerhead (Ing), caguama (Esp), caouanne (Fr) Adulto (dorso) Adulto (vientre) Cra Cabeza Caractersticas Fsicas Denominada as por: Cabeza relativamente grande (hasta 10 pulgadas [25 cm.] de ancho) Longitud adulto: Caparazn (Cubierta superior) longitud de 3 4 pies (ca. 1 1.2 m) Longitud cra: Longitud de caparazn 1.7 1.8 pulgadas (ca. 44 48 mm.) Peso adulto: hasta 400 lb. (ca. 100 180 kg.) Color adulto: El caparazn es rojizo caf; plas trn (vientre) amarillo a caf claros Color cra: Color uniforme, de rojo caf a gris negro Reproduccin/Anidacin Caribea Pico de anidacin: mayo julio Nmero de nidos: En promedio, 3 4 por tem porada con 13 15 das de intervalo nido): 100 120 huevos Tiempo de incubacin: ca. 50 75 das Estatus Global En Peligro (World Conservation Union: IUCN); comercio internacional prohibido por CITES; protegida bajo el Protocolo referido a reas bajo Proteccin Especial (SPAW) a la Conven cin de Cartagena; protegida bajo la Conven cin I nter a mericana para la Proteccin y Con servacin de Tortugas Marinas

PAGE 53

Phelan y Ecker t (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 49 Chelonia mydas : green turtle (Ing), tortuga verde (Esp), tortue verte (Fr) Adulto (dorso) Adult (vientre) Cra Cabeza (*) los dibujos no son a escala con respecto a las distintas tallas entre especies Caractersticas Fsicas Denoimanda as por : Color de la grasa del cuerpo (teida por su dieta de pastos marinos) Longitud adulto : Caparazn ( c ubierta superior) longitud de 3 4 pies (ca. 1 1.2 m.) Longitud cra : Longitud de caparazn de 1.9 pulgadas (ca. 49 mm.) Ancho adulto : hasta 400 lb (ca. 120 180 kg.) Color adulto : El caparazn (cubierta superior est moteado en gris, verde, caf y negro; el plastrn (vientre) es amarillo claro Color cra : caparazn negro, plastrn blanco Reproduccin Caribea /Anidacin Pico de anidacin : mayo septiembre Nmero de nidos : En promedio, 3 5 por temporada con 12 14 das de interva lo Tamao de nidada promedio : (=huevos por nido): 110 140 huevos Tiempo de i ncubacin : 50 70 das Es tatus Global En Peligro (World Conservation Union: IUCN); comercio internacional prohibido por CITES; protegida bajo el Protocolo referido a reas bajo Pr oteccin Especial (SPAW) a la Conven cin de Cartagena; protegida bajo la Conven cin Inter a mericana para la Proteccin y Con servacin de Tortugas Marinas

PAGE 54

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 50 Dermochelys coriacea : Leatherback (Ing), Tortuga Lad Esp), Tortue luth (Fr) Adult o ( dorso ) Adult o ( vientre) Cra Cabeza Caractersticas Fsicas Denominada as por : Falta de un caparazn oseo (cubierta dorsal); piel como tipo cuero Lon gitud adulto (hembra) : Longitud de capara zn de 4.5 6 pies (ca. 1.4 1.8 m. con 7 bordes prominentes Longitud cras : Longitud de caparazn de 2.4 2.6 pulgadas (ca. 60 65 mm.) Peso adulto (hembra) : 550 1400 lb (ca. 250 650 kg.) [macho hasta 2000 lb. (920 k g.) ] Color adulto : Caparazn y plastrn (vientre) ambos de gris/negro con manchas plidas o blancas Color cra : Caparazn negro con manchas blancas, plastrn moteado en blanco y negro Reproduccin Caribea /Anidacin Pico de anidacin : marzo julio Nm ero de nidos : En promedio, 6 9 veces por temporada con intervalos de 9 11 das de p romedio : (=huevos por nido): 80 90 huevos con [yema] Tiempo de i ncubacin : 50 75 das Es tatus Global En Peligro Crtico (World Conservation Union: IUCN); c omercio internacional prohibido por CITES; protegida bajo el Protocolo referido a reas bajo Proteccin Especial (SPAW) de la Convencin de Cartagena; protegida bajo la Convencin Inter a mericana para la Proteccin y Conservacin de Tortugas Marinas

PAGE 55

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 51 Eretmochelys imbricata : Hawksbill (Ing), Tortuga Carey (Esp), Tortue imbrique (Fr) Adult o ( dorso ) Adult o ( vientre ) Cra Cabeza Caractersticas Fsicas Denominada as por : Su pico como de h alcn Longitud adulto : Caparazn (cubierta superior) longitud de 2 3 pies (ca. 60 90 cm.) Longitud cra : Longitud de caparazn de 1.6 1.8 in (ca. 40 45 mm.) Peso adulto : 132 176 lb. (ca. 60 80 kg.) Color adult o : Caparazn es caf, negro y mbar; p lastrn (vientre) a marillo Color cra : Color uniforme, gris o caf Reproduccin Caribea /Anidacin Pico de anidacin : abril nov i embre Nmero de nidos : En promedio, 4 5 veces por temporada con 14 15 das de interva lo Tamao de nidada promedio : (=huevos por nido): alrededor de 160 huevos Tiempo de incubacin : 50 75 das Es tatus Global En Peligro Crtico (World Conservation Union: IUCN); comercio internacional prohibido por CITES; protegida bajo el Protocolo referid o a reas bajo Proteccin Especial (SPAW) de la Convencin de Cartagena; protegida bajo la Convencin Inter a mericana para la Proteccin y Conservacin de Tortugas Marinas

PAGE 56

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 52 Lepidochelys kempii (Fr) Adult o ( dorso ) Adult o ( vientre ) Cra Cabeza Caractersticas Fsicas Longitud adulto : Caparazn (cubierta dorsal) longitud de 2 2.5 pies (ca. 60 75 cm.), la tor tuga marina ms pequea Longitud cra : longitud de caparazn de 1.6 1.8 in. (ca. 40 47 mm.) Peso : 75 110 lb. (ca. 35 50 kg.) Color adulto : Caparazn gris o negro; p lastrn (vientre) amarillo plido (es evidente un poro en cada escud o inframarginal ) Color cra : C olor u niforme; negro grisceo. Reproduccin [Golfo de Mxico] Caribea / Anidacin Pico de anidacin : abril julio, anida nicamente en el Golfo de Mxico Nmero de nidos : En promedio, 2 3 veces por temporada; anidadora diur na : (=huevos por nidos): 100 105 huevos Tiempo de incubacin : alrededor de 45 55 das Es tatus Global En Peligro Crtico (World Conservation Union: IUCN); comercio internacional prohibido por CITES; protegida bajo el Protocolo referido a reas bajo Proteccin Especial (SPAW) de la Convencin de Cartagena; protegida bajo la Convencin Inter a mericana para la Proteccin y Conservacin de Tortugas Marinas

PAGE 57

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 53 Lepidochelys olivacea : Olive ridley (Ing), Golfina (Esp), Tortue oliv tre (Fr) Adult o ( dorso ) Adult o ( vientre ) Cra Cabeza Caractersticas Fsicas Longitud adulto : Caparazn (cubierta dorsal) longitud de 2 2. 5 pies (ca. 60 75 cm.) Longitud cra : longitud de caparazn de 1.5 2 in (ca. 38 50 mm.) Peso : 75 110 lb (ca. 35 50 kg.) Color adulto : Caparazn gris/verde oscuro; p lastrn (vientre) blanco amarillento (es evi dente un poro en cada escudo inframarginal ) Co lor cra : C olor u niforme; negro grisceo. Reproduccin/Anidacin Caribea Pico de anidacin : abril agosto Nmero de nidos : En promedio, 1 2 veces por temporada con 17 30 das de intervalo promedio : (=huevos por nido): 105 115 huevos Pe riodo de incubacin : 55 das Es tatus Global Vulnerable (World Conservation Union: IUCN); comercio internacional prohibido por CITES; protegida bajo el Protocolo referido a reas bajo Proteccin Especial (SPAW) a la Conven cin de Cartagena; protegida baj o la Conven cin Inter a mericana para la Proteccin y Con servacin de Tortugas Marinas

PAGE 58

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marina s ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 54 WIDECAST 1992

PAGE 59

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 55 APENDICE C TRASLADO DE TORTUGAS ENFERMAS O LESIONADA S Traslado de T ortuga s Viva s Si nece sita trasladar a una tortuga marina enferma o lesionada, haga todo lo posible por mantener al animal en la sombra (para evitar que se acalore mucho ) en tanto espera la llegada del vehculo. Aseg re le un viaje tranquilo y tenga cuidado de mantener al anim al hmedo y protegido de temper aturas extremas de calor o fro. Los siguientes lineamientos se refieren al transporte terrestre local, tpicamente del punto de encuentro al centro de rescate/rehabilitacin o a una clnica veterinaria. No est n formulado s para co nsiderarse en cuanto al envo por aire. Recuerde que cualquier transporte internacional requerir de permisos, incluyendo l os de CITES (ver http://www.cites.org/eng/resource s/transport/index.shtml ). 1. Siempre coloque a la tortuga marina en un contenedor ( p.ej. una caja de madera, una hielera grande o una ca bin a de mascotas) para el traslado. Las dimensiones debern permitir guard ar en su posicin normal las aletas y la cabeza extendida (incluyendo la elevacin de la cabeza para que pueda respirar); la tortuga no deber poder darse la vuelta Los contenedores debern ser man ejados y asegurados durante el transporte en la posicin correcta; la parte superior de ber esta r claramente marcada. Los contenedores debern estar ventilados y acojinados (por lo menos en la parte de abajo), sin lleva r ningn material que pudiera ser ingerido accidentalmente y se deber considerar el hecho de que las tortugas tienen que mantenerse hmedas El mejor rango de temper atura para el traslado deber estar entre 21C y 27C (70 80F) (FWS 2000). 2. Aplique una capa muy delgada de gel lubricante (como podra ser KY, que tiene la ventaja de s er hidrosoluble o Vaselina) excepto alre dedor de los ojos, nariz y boca y evit ando cualquier herida abierta para evitar la deshidratacin durante el traslado a largas distancias. Nota: P ueden usarse t oallas hmedas, pero se debe tener cuidado de evita r que la tortuga se enfre demasiado (debid o a enfriamiento por evaporacin ) Las Tortugas cubiertas con toallas hmedas no debern quedarse en un ambiente con aire acondicionado (FFWCC 2002b). Traslado de Cras Vivas El contenedor deber ser lo suficientemente grande como para alberg ar a la t ortuga cmodamente, pero suficientemente pequeo para evitar movimiento s excesivo s y giros. Se pueden usar c ajas de leche adaptadas o tin as o hieleras del tamao adecuado ( Higgins 2003). En el caso de las cras: 1. Ponga unas pulgadas de arena hmeda d e playa en el contenedor de transporte. Si la arena est demasiado seca, las tortugas jvenes pueden deshidratarse (secarse); si es t demasiado moja da, gastarn energa nadando y es posible que las cras dbiles no puedan sostener sus cabezas fuera del ag ua para respirar. Nunca transporte tortugas marinas, incluyendo cras, en agua. 2. Evite el calor o fro excesivos durante el traslado: aproveche la temperatura ambiente de la noche en su rea Revise regularmente el grado de humedad; se puede admin istrar ms humedad utilizan do una botella de aspersin fina. Preocupaciones y Advertencias Cercirese de que los contenedores estn bien asegurados durante el transporte de tal manera que no se muevan de un lado a otro y puedan voltearse.

PAGE 60

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 56 APENDICE D LISTA DE CONTACTOS DE EMERGENCIA Las siguientes instalaciones tienen personal veterinario con experiencia e n todas o en la mayora de las especies de tortugas marinas del Caribe e n tod a s o en la mayora de las etapas de su vida (cras, juveniles pequeo s en etapa ocenica, juveniles grandes, adultos) y e n la mayora de las situa ciones referidas en este manual de campo incluyendo traumas enmallamiento, derrames de petrleo y contaminacin, prdida de miembros y enfermedades infecciosas (incluyendo fibro papilomatosis). En dichas instalaciones encontrar a sistencia urgente disponible en temas que van desde anestesia y ciruga hasta rehabilitacin y liberacin. Nota : Los veterinarios asociados con The Turtle Hospital [Marathon, Florida] y Mote Marine La boratory and Aquarium [Sarasota, Florida] seran probablemente los de mayor experiencia en condiciones graves de fibropapilomatosis. The Turtle Hospital Attn: Douglas R. Mader, MS, DVM, DABVP Consulting Veterinarian 2396 Overseas Hwy Marathon, Florida 3 3050 USA Tel/Fax: (305) 743 6509 Email: Turtlehosp@aol.com http://www.turtlehospital.org/ Disney's Animal Programs Attn: M. Andrew Stamper, DVM, Dipl. ACZM Research Biologist/Clinical Veterinarian Departme nt of Education and Science Walt Disney World Resorts EC Trl. W 251 2016 North Avenue of the Stars Lake Buena Vista, F lorida 32830 USA Tel: ( 407 ) 560 5576 / Fax: ( 407 ) 560 5750 Email: Andy.M.Stamper@ disney.com www.Environmentality.com North Carolina State University College of Veterinary Medicine Attn: Craig A. Harms, DVM, PhD, Dipl. ACZM Department of Clinical Sciences Center for Marine Sciences and Technology 303 College Circle, Morehead City North C arolina 28557 USA Tel: (252) 222 6339 / Fax: (252) 222 6311 Email: craig_harms@ncsu.edu http://www.seaturtlehospital.org/ Virginia Aquarium and Marine Science Center, and Gloucester Veterinary Hospital (Aquatic Animal Medicine Consultants) Attn: Robert George, DVM Head Veterinarian 717 General Booth Blvd. Virginia Beach, Virginia 23451 USA Tel: (804) 693 3030 / Cell: (804) 815 1917 Email: rgeorge@vims.edu Georgia Sea Turtle Center Attn: Terry M. Norton, DVM, Dipl. ACZM Director and Head of Veterinary Services 214 Stable Road Jekyll Island, Georgia 31527 USA Tel : (912) 230 9229 Email: tnorton@jekyllisland.com www.georgiaseaturtlecenter.org Loggerhead Marinelife Center Attn: Nancy Mettee, DVM Consulting Veterinarian 14200 U.S. Hwy. #1 Loggerhead Park Juno Beach Fl orida 33408 USA Tel: (561) 627 8280 Fax: (561) 627 8305 Email: Nmettee@marinelife.org http://marinelife.org/ University of Florida College of Veterinary Medicine Attn: Mike Walsh, DVM Clinical Associate Prof essor Assistant Director, Aquatic Animal Health Program Large Animal Clinical Sciences 2015 SW 16th Ave (POB 100136) Gainesville, Florida 32608 USA Tel: ( 352) 294 4199 / Fax: (352) 392 8289 Email: walshm@ufl.edu Unive rsity of Florida College of Veterinary Medicine Attn: Elliot Jacobson, DVM, PhD, Dipl. ACZM Professor Department of Small Animal Clinical Sciences 2015 SW 16th Ave (POB 100126) Gainesville, Florida 32610 USA Tel: (352) 392 2226 Fax: (352) 392 6125 Email: jacobsone@ufl.edu

PAGE 61

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 57 New England Aquarium Attn: Charles J. Innis, VMD Associate Veterinarian Central Wharf Boston, Massachusetts 02110 USA Tel: (617) 226 2151 Email: cinnis@neaq.org http:// www.neaq.org Ross University School of Veterinary Medicine Attn: Kimberly Stewart, MS, DVM Coordinator St. Kitts Sea Turtle Monitoring Network P. O. Box 334, Basseterre Saint Kitts & Nevis, Eastern Caribbean Tel: (869) 465 4161 ext. 199 Cell: (86 9) 669 4268 Email: stewartk7@hotmail.com http://www.stkittsturtles.org/www.stkittsturtles.org/W elcome.html Attn: Ana Cecilia Negrete, DMV Biol. Rodolfo Raigoza Figueras Responsable d e Operacin Medicina Depart a mento de Tortugas Marinas Carretera Chetumal Pto. Juarez Municipio de Solidaridad, Playa del Carmen Quintana Roo, Mxico Tel: (984) 8715 270, 266 Email: ane grete@gxcaret.com.mx

PAGE 62

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 58 APENDICE E EUTANASIA EN TORTUGA S MARINAS Las tortugas marinas son muy adaptables. Pueden sobrevivir a traumas impensables y contin uar con su vida productiva. La eutanasia s lo se debe consider ar en el peor de los casos ; por ejemplo, cuando un hecho de cacera furtiva interrumpid a ha causado la amputacin de las cuatro aletas o una contusin que tiene a la tortuga marina en estado comatoso y La condicin nica de fisiologa ec t otrmica en los reptiles y su habilidad para mantener la funcin cerebral bajo condiciones prolongadas de anoxia hacen que la eutanasia con fines humanitarios en este grupo sea un verdadero reto. Por ejemplo, a pesar de que los nervios craneales y el cerebro no t iene n un suministro de irrigacin sangunea, ciertos reflejos como la retraccin del miembro pueden persistir por algn tiempo. La eutanasia es defin ida como la pr odu zca una incon s ciencia casi instantnea y muerte rpida sin evidencia s de dolor o sufrimiento o utilizando anestesia para producir la y Lounsbury 1993). La muerte deber llega r sin s eale s de pnico, dolor o sufr imiento con tiempo mnimo para perder la con ciencia y bajo condiciones que s ea n seguras para el personal involucrado (CCAC 1993). La eutanasia es una opcin cuando: Es necesario ces ar el sufrimiento de un animal en condiciones irreversible mente pobres La decisin puede ser tomada y realizada por una persona calificada y con experiencia, Los materiales y el equipo esenciales estn disponibles, El procedimiento se puede llevar a cabo de manera humanitaria, No existen instalaciones de rehabilitacin disp onibles, y/o La recuperacin es imposible y no hay instalaciones de asistencia disponibles. La tcnica de eutanasia ms humanitaria y menos traumtica es que un veterinario administre una dosis letal de anestesia o un frmaco para eutanasia. Si (y solo si) un veterinario no est disponible, recomendamos des truir el cerebro penetrando el crneo, ligeramente por atrs y en medio de los ojos (ver Figuras 1 4), con una puntilla oculta Una pistola de puntilla (utiliza da para sacrificar g anado) es una herra mienta efectiva, pero cara, acciona da con plvora o aire comprimido que impulsa una puntilla metlica a travs del crneo del animal penetrando el cerebro. S e pueden obtener l os mismos resultados bajo condiciones de campo con una varilla de metal y un mar tillo. La colocacin adecuada de la puntilla sobre la cabeza es crucial, por lo que el animal (y en particular la cabeza) deber permanecer inmvil o sujetado con firmeza y con la barbilla y el cuello sobre una superficie dura ( p.ej una tabla o roca ) (NY S/CCE 2005). Est preparado ya que el animal se sacudir Nota : Si la puntilla entra por la parte superior de la cabeza puede fracturar el crneo, exponiendo a veces tejido parecido al cerebral. ste es real mente tejido fino de la glndula de sal (ver Figura 4) El cerebro est situado en un compartimiento seo debajo del msculo subyacente a l crneo Para garantizar la destruccin total del cerebro, deber seguirse la tcnica de puntilla oculta i n sertando un instrumento punzo cortante a travs de l a piel entre el crneo y el atlas y empujado hacia a delante a travs del foramen mgnum dentro de la cavidad craneal aplicando movimientos de torcin. Si el neuro crneo est fracturado, se puede aplicar la puntilla a travs de esa apertura.

PAGE 63

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 59 Nota : L a p untilla requiere de c onsiderable destreza; puede ser sanguinolento y traumtico. Los profesionales advierten que nicamente deber intentarse despus de adquirir conocimientos de anatoma utilizando esqueletos y despus de un periodo de entrenamiento incl uyendo prcticas con animales muertos, ya que este mtodo puede ocasionar dolor y sufrimiento si no estn total mente destruid a s las regiones indicadas del cerebro (CCAC 1993). Preocupaciones y Advertencias Un fuerte golpe calcula do para penetrar el cr neo hasta el cerebro, no equivale a matar al animal a garrotazos. Ni tampoco es apropiado utilizar cualquier objeto sin punta que est a la mano. Revis e cuidadosamente el perno o varilla de metal que utilizar, la posicin que tendr y el martillo que impartir el golpe. Mantenga en mente que el objetivo el cerebro es tan pequeo como profundo dentro del crneo. Nunca intente matar a una tortuga congelndola (este mtodo es inef icaz e inhumano). La decapitacin humanitaria es difcil llev arla a ca bo en tortugas m ayores a juveniles muy jvenes y no se recomienda. El d esangrado (dren ado rpido de la sangre del cuerpo tras cortar los principales vasos sanguneos, normalmente los del cuello) nunca se recomienda en tortugas, ni tampoco dispararle con u na pistola comn, algo recomendado slo en condiciones de campo siempre y cuando la pistola est en manos de un tirador capacit ado y d iestro Sacrificar a una tortuga marina, especie protegida en muchos pases, p odr a tener consecuencias legales C ontac te s iempre a las autoridades y haga todo lo posible por contar con un veterinario o un tcnico mdico presente. Jams considere la eutanasia a menos que les quede claro a todos los involucrados que no existe otra va humanitaria ni tratamiento posible. A los a nimales que les hayan administrado sustancias txica s o drogas (incluyendo agente s para eutanasia) no se les deber abandonar en reas donde pudieran formar parte de la cadena alimen ticia (ASIH/HL/SSAR 1987). Figura 1 El crneo de una tortug a verde (L), con un corte (R) que revela los rganos sensitivos. La flecha indic a la localizacin del cerebro el objetivo de penetracin de la puntilla en la profundidad d el crneo y posterior a los ojos. Fuentes : http://www.skulls skeletons.com (L); Wyneken 2001 (R). Cerebro B rain

PAGE 64

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 60 Figura 3. Localizacin del cerebro en tortugas mari na s Observe la relacin espacial entre la masa cere bral y los ojos. En la lad, el acceso al cerebro se logra fcilmente a travs de la carcter s tica en la corona de la cabeza. Fuente : Wyneken 2001. Figur a 4. En tortugas de caparazn duro, la puntilla se deber colocar en la lnea media del crneo, detrs de los o jos. Un corte dorsal (L) revela el cerebro protegido por un a c mara se a mostrando un blanco relativamente largo y estre cho Ojo Cerebro Glndula de Sal C mara "sea Secundaria Blanco para la puntilla C. Harms C REMA Fig. 192. Puntos de referencia de cerebros de tortuga marina. Se muestran sobrepuestas las posiciones del cerebro de 5 especies. La ubicaci n de las escamas en la cabeza, los ojos y los odos sirven como puntos de referencia para identificar el lugar del cerebro, que vara en su posicin dorso ventral de una especie a otra. El sitio del cerebro cerebro en la lad, en este dibujo, se basa ms en la forma del espacio que ocupa el cerebro, debido a las malas condiciones de los cerebros de lad que se han examina do Los puntos de referencia son pr ecisos para tortugas grandes ; sin embargo el cerebro de cras y juveniles son despropo rcio nadamente ms grandes.

PAGE 65

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marina s ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 61 Fuente : extrado de American Veterinary Medical Association. 2001. Report of the AVMA Panel sobre Eutanas ia. JAVMA 218(5): 669 696. http://www.avma.org/issues/animal_welfare/euthan asia.pdf VIDA SILVESTRE M uch a s de l a s forma s de eutanasia utilizad a s co n animales en cautiverio no son f actibles en animales silvestres. E ste panel reconoce que hay situaciones que involucran fauna silvestr e donde la eutanasia no es via ble desde el punto de vista de los estndares de seguridad tanto para el animal como para la gente y ser necesari o mata rl os En condiciones de campo aunque representen un reto mayor que aquellas controladas no se reduce o minimiza de ninguna manera la obligacin tica del individuo responsable de disminu ir al mximo el dolor y sufrimiento al terminar con la vida de un an imal. Puesto que la eutanasia de fauna silvestre se practica a menudo con persona s enviadas a lugares alejados son necesarios los lineamientos para asistir a veterinarios, bilogos de fauna silvestre y profesionales de la salud de animales s alvaj es para desarrollar protocolos humanitarios en la eutanasia de especies silvestres. En el caso de la fauna silvestre, el personal quiz no est capacit ado en el uso adecuado de anestesia remota S in el equipo disponible, la gente podra estar trabajando sol a en lugares remot os donde la exposicin accidental a un medicamento anestsico usado para capturar animales s alvajes podra representar un riesgo a la seguridad o bien, acercarse suficiente al animal a una distancia que permita lanzar un dardo pudiera no ser p osible. En estos casos la nica forma prctica de re colectar un animal p odr a ser disparndole o con una trampa mortal. 13,180 184 Bajo estas condiciones, debern escogerse mtodos ms especfico s considerando la edad, especie o clase taxonmica. Las a rmas y muni ciones debern ser las apropiad a s para el propsito y la especie Quien las utilice deber ser lo sufici entemente diestro como para tener precisin, adems de contar con experiencia en la manera correcta y segura de u s ar armas de fuego, en cum plimiento de las leyes y reglamentos que regu lan su posesin y su uso. Las respuestas del comportamiento de animales silvestre s y especies cautivas no tradicionales (zoolgico) en contacto cercano con humanos son muy distintas a las de los animales dom sticos. Estos animales normalmente estn asustados y angustiados. Por lo tanto, es de suma importancia minimizar la cantidad grado y/o conocimiento del contacto human o durante los procesos que requieren cierto manejo. Ocuparse de estos animales requier e a menudo de anestesia general, l a cual provoca prdida del conocimiento alivia la zozobra, la angustia, la aprehensin y la percepcin del dolor. A n cuando el animal est bajo anestesia general, minimiza r la estimulacin auditiva, visual y tctil ayu dar a garantizar un a eutanasia lo ms libre de estrs posible. Con el uso de la anestesia general, se abren mayores opciones disponibles para eutanasia. Una eutanasia de 2 etapas que involucr e anestesia general y tranquilizante o el uso de analgsicos s eguido por frmacos intravenosos inyectables, aunque se prefiera a menudo no es prctic a Los a nestsicos inyectables no siempre estn dis ponibles legalmente para aquellos que trabajan en el control de fauna nociva y el estrs inducido por la captura de l animal vivo, su traslado a instalaciones veterinarias y el confinamiento en un hospital veterinario previo a la eutanasia deben ser considerados al elegir la tcnica ms humanitaria para la situacin en cuestin. Los veterinarios que dan apoyo a aquell os que trabajan con animales silvestres atrap ados vivos, debern considerar la captura, traslado, manejo de estrs y la posible disposicin del cadver c uando se les solicit e asistencia con eutanasia. Una alternativa a la eutanasia de 2 etapas u s ando anes tesia incluye una jaula de contencin con inyeccin intraperitoneal de pentobarbital sdico agentes inhalados (cmara de CO2 o de CO) y un disparo con arma En los casos donde no haya anestsicos disponible s previos a la eutanasia, la inyeccin intrape ritoneal de pentobarbital sdico aunque ms lent a en producir la prdida de conciencia, deber e scoge rse por encima de una inyeccin intravenosa, si el encierro ocasiona un mayor estrs al animal o peligro para el manejador. Las especies de vida s ilvest re se pueden encontrar en gran variedad de situaciones. La eutanasia de una misma especie bajo condiciones distintas puede requerir de tcnicas diferentes. Incluso en un escenario controlad o un animal suma mente grande y reacio puede poner en riesgo la seguridad del p racticante los espectadores y la de uno mismo. Cuando es una cuestin de seguridad y e ste animal grande y reacio, ya sea salvaje o domstico, est en confinamiento restringido, pueden usarse agentes bloqueadores neuro musculares justo ante s de utilizar una form a aceptable de eutanasia. Para que esta tcnica sea humanitaria, el maneja dor deber asegurase de tener bajo control al animal y efectuar la eutanasia antes de que se desencadene el sufrimiento

PAGE 66

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 62 A N FIBIOS, PECES y REPTILES La eutanas ia de animales de sangre fra deber considerar las diferencias de su metabolismo, as como su respiracin y la tolerancia a condiciones de hipoxia cerebral. Adems, a menudo es m uy difcil sabe r si un animal est muerto. Algunos aspectos particulare s de la eutanasia en anfibios, peces y reptiles han sido descritos. 13,51,186,187 Literature Cited 13 Cooper JE, Ewbank R, Platt C, et al. Euthanasia of amphibians and reptiles London: UFAW/WSPA, 1989. 51 Humane killig of animals Preprint of 4th ed. Sou th Mimms, Potters Bar, Herts, England: Universities Federation for Animal Welfare, 1988;16 22. 180 Acceptable field methods in mammalogy: preliminary guidelines approved by the American Society of Mammalogists. J Mammal 1987; 68(Suppl 4):1 18. 181 Ameri use of wild birds in research. Auk 1988; 105(Suppl):1A 41A. 182 American Society of Ichthyologists and Herpetologists, Herpetologist League, Society for the Study of Amphibians and Reptiles. Guidelines for the use of live amphibians and reptiles in field research. J Herpetol 1987; 21(suppl 4):1 14. 183 American Society of Ichthyologists and Herpetologists, American Fisheries Society, American Institute of Fisheries Research Biologists. Guidelines for use o f fishes in field re search. Copeia Suppl 1987; 1 12. 184 Cailliet GM. Fishes: a field guide and laboratory manual on their structure, identification, and natural history Belmont, Calif: Wadsworth, 1986. 186 Zwart P, deVries HR, Cooper JE. The humane ki lling of fishes, amphibia, reptiles and birds. Tijdsehr Diergeneeskd 1989; 114:557 565. 187 Burns R. Considerations in the euthanasia of reptiles, fish and amphibians, in Proceedings AAZV, WDA, AAWV Joint Conference 1995; 243 249.

PAGE 67

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 63 APENDICE F ENFERMEDAD DEL FIBROPAPILOMA: QU HACER CON UNA TORTUGA MARINA CON FIBROPAPILOMAS? Protocolo de Muestra : Proyecto de Tortugas de Bermuda La enfermedad de fibropapi loma (FP) en tortugas marinas es un padecimiento que debilita y a veces es fatal para las tortugas marinas. Se ve con ms frecuencia en la tortuga verde pero tambin es sabido que ocurre en caguama, golfina y lora. Es a ctualmente desconocido en Bermuda s Sin embargo, debido a que se sabe tan poco acerca de las vas naturales de transmisin de FP, es mejor trabajar por el momento asumiendo que es altamente transmisible y tomar las medidas preventivas apropiadas. Los investigadores debern hacer cualquier esfuerzo p or intentar mantener esta enfermedad fuera de poblaciones donde a n no ocurre. El siguiente protocolo se ha desarrollado para reducir la posibilidad de que se establezca el fibropapiloma en Bermuda s y es puesto por delante para guiar el manejo de tortugas potencialmente infe c tadas a bordo del barco Calamus Nota : No hay anidaciones en Bermuda s ; por lo tanto, las tortugas marinas s lo son manejadas tras su captura organizada durante expediciones marinas de investigacin. Reconocimiento de la en fermedad del fibropapiloma : Este padecimiento es fcilmente reconocible por las protuberancias externas que se producen, parecidas a tumor es Est o puede ocurrir en cualquier tejido blando de la tortuga pero se ven ms comnmente en el tejido suave de la c abeza y del cuello, especialmente alrededor de los ojos y en la base de las aletas anteriores y posteriores. Aparecern protuberancias desde el tamao de un chcharo hasta el de una toronja, de color variado pero por lo general de rosado a rojo o gris a n egro. A menudo tienen una apariencia floral, con una textura superficial como la de una coliflor, pero tambin pueden ser lisa s Estos tumores son muy vascul arizados y sangrarn copiosamente cuando se cort e n o s ea n raspados por redes de captura. Prevenc in de la diseminacin de la enfermedad de fibropapiloma : Las tortugas sanas sin ninguna evidencia de protuberancias externas tipo tumor podran ser portadoras de l virus que aparentemente produce el FP, al igual que otros agentes patgenos de las tortugas marinas. Las tortugas tambin pueden ser portadoras de tumores internos con o sin seales extern as de infeccin. Por lo tanto deberemos siempre aplicar la mayor cautela a los fluidos corporales de las tortugas marinas que manejamos. La perforadora de marcaje se deber limpiar para quitarle cualquier residuo de tejido y al igual que el aplicador de marcas deber desinfectar se (durante 20 minutos) con una solucin suave de cloro despus de cada tortuga. La sangre o cualquier otro fluido corporal de un a tortuga no debern entrar en contacto con otra durante el muestreo o en cualquier otro momento. No utilice las agujas de jeringas u otro s instrumento s que maltraten la piel ( p.ej ., aplicadores de marcas PIT, perforadora de marcaje s ) en m ucho s animales sin desinfectarlos minucio samente entre cada animal. Es importante el uso de guantes apropiados cuando realicen procedimientos diversos con las tortugas. Cuando no haya guantes disponibles, la limpieza frecuente con toallas antispticas desechables es obl igatoria. Nota : Tenga cuidado de una posible contaminacin de la ropa o de la piel, no s lo de las manos. Captura de tortugas portadoras de l papiloma en la red de la trampa : Una tortuga con FP evidente no deber ser colocada directamente en la lancha de captura, sobre todo con otras tortugas. La tortuga debe ser manejada con guantes y colocada (junto con los guantes usado s ) dentro de l a cub eta d el equipo ( apartando primero los aparatos GPS y otr o s equipo s ) para estar en condiciones de aislarla de otras tortugas y evitar contamina r la superficie de la cubierta. La cubeta deber talla rse minucio samente con una solucin al 10% de c loro (durante 20 minutos) y enjuaga rse con agua dulce antes de utilizar la de nuevo.

PAGE 68

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 64 Las tortugas con FP evidente no debern s er llevadas a bordo del Calam u s o a un a cuario. El virus que se asocia con la enfermedad p uede sobrevivir durante largos periodos fuera de su husped e specialmente si se le mantiene mojado o h med o Por lo tanto, un tratamiento a fondo con detergentes, desinfectantes o secado prolongado de cualquier superficie posiblemente infectada ser necesario para asegurar que la enfermedad no sea transmitida. Con esto en mente, todas las tortugas sospechosas de infeccin con virus de FP debern mantenerse alejada s de reas donde se tengan otras tortugas, incluyendo la cubierta del barco de captura Calam u s y los tanques y sistema de agua del a cuario. Una tortuga viva con FP no deber ser marcada, pesada o medida. Deber documenta rse foto grficamente; se tomarn muestras apropiada s de los tumores con servad o s directamente en formalina media al 10% (1:10 tejido:formalina; el grosor mximo del tejido es de 1 cm. para una fijacin adecuada) sin ser congeladas y el animal deber ser apartado del contacto con todas las dems tortugas y ser mantenido fuera de cualquier instalacin que albergue tortugas marinas. Si la tortuga afectada est plagada de tumores cuya apariencia claramente indica ser FP y el animal est severamente debilitado, un veterinario oficial de l gobie rno deber considerar la eutanasia. Se debern conservar muestras de varios tumores en formalina media al 10%. Si la carga de tumores es pequea o se sospecha que el tumor pud i era no ser FP, el animal deber ser aislado y se debern tomar las muestras ade cuadas para su evaluacin. Si se confirma el diagnstico de FP, el animal infectado deber ser trasladado a instalaciones adecuadas, como las de The Turtle Hospital e n Marathon Key, Florida, para su futura observacin y posible rehabilitacin. Es muy imp ortante confirmar cualquier posible caso de FP. Esto se puede hace r de una mejor manera colectando biopsias para una evaluacin patolgica completa. Por lo tanto, deber prepar arse un estuche de biopsias con guantes, formalina media al 10%, frascos de ta mao adecuado, bistur, una pequea regla de plstico y cloro para limpiar. Est o podra ser usado para tomar muestras de un ejemplar severamente infe c tado despus de la eutanasia un ejemplar ligeramente afectado que se mantendr en aislamiento hasta cont ar con los resultados de los anlisis o de una tortuga varada muerta con tumores sospechosos. Varamiento de tortugas con papilomas : Si una tortuga portadora de papilomas est muerta cuando se vara, d eber documenta rse fotogrficamente en el sitio del vara miento. Se harn fotografas de todas las superficies y una descripcin registr ada de los tumores, incluyendo sus medidas. Si la tortuga est fresca, se deber llevar a cabo la necropsia siempre y cuando sta se pueda efectuar bajo condiciones de aislami ento para evitar la contaminacin de las instalaciones donde se alberguen tortugas. Si no se puede realizar una necropsia completa, entonces se debern tomar muestras de los tumores sospechosos y con servar los en formalina para su evaluacin patolgica y se dispondr del cadver (incineran dolo o ent erradolo ). Aun cuando el cadver no est en con diciones para una necropsia, tome muestras de tejidos sospechosos y disponga adecuadamente del resto. En cualquier momento que se maneje una tortuga sospechosa, todo el equipo utilizado durante su manejo y necropsia deber ser desinfectado con c loro al 10% (durante 20 minutos) y enjuagado minuciosa mente con agua dulce antes de regresarlo al a cuario. Se debern utilizar guantes en todo momento. No transporte a l c adver u s ando los vehculos del a cuario ni traslade e l cadver al a cuario para su necropsia o congelamiento. Si una tortuga portadora de papilo m a s se vara viva, mantngala aislada en un contenedor de tamao adecuado en una ubicacin apropiada y tome biop sias de los tejidos sospechosos para su evalua cin. La tortuga deber permanecer en aislamiento hasta que se termine la evaluacin de las biop sias. Con base en los resultados de las biopsias y del alcance de cualquier infeccin, se tomar la ___________ ___ Fuente : modificada de Meylan, P., A. Meylan y J. Gray. 2003. Procedures Manual for the Bermuda Turtle Project. Bermuda Aquarium, Museum and Zoo. 37 pp. Used with permission.

PAGE 69

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 65 decisin respecto a si la tortuga deber ser sacrificada o enviada a alguna i nstalacin para su rehabilitacin. Notas de l as Autor as : El protocolo de Bermuda s es reservado y se escribi para un rea libre de FP; pero si la enfermedad ya est documentada en la localidad, hay otras opciones aparte de la eutanasia. Estas tortu g as pueden ser tratadas y cuidadas, pero debern hacerse todos los esfuerzos para crear un rea de contencin completamente aparte de las dems tortugas, ya sean tortugas residentes sanas u otras tortugas bajo un periodo de rehabilitacin. Lo ms importante, como se seala arriba, es no utilizar agua compartida (ni ninguna otra cosa), lo cual significa que se deber hacer cualquier esfuerzo p or mantener separado el abastecimiento de agua y de filtrado de la misma as como del personal que las maneja. Las ni cas personas que t endrn contacto con ambos grupos de tortugas sern las d el personal veterinario encargado y tambin se deber hacer el esfuerzo para mantenerlos apartad os tanto como sea posible. Por ejemplo, procedimientos de rutina en Mote Marine Labora tory and Aquarium, un centro de rescate de tortugas marinas con bas e en Florida para atender tortugas con FP, requiere que una vez que un miembro del staff veterinario haya manipulado a una tortuga con FP, el/ el la no manipular a ninguna tortuga libre de F P por lo menos durante 72 horas (en la prctica, esto significa que el veterinario designado maneje una tortuga con FP justo antes de su fin de semana de descanso). Tambin es importante lo siguiente: los guantes son obligatorios para el personal veterina rio que maneje tortugas con FP; toda ropa sucia, abastecimiento de agua y equipo estn completamente separados entre tortugas con FP y aquellas libres de FP y todo se desinfecta con una solucin de cloro al 10% (y enjuagado minucios amente con agua dulce ) despus de haber sido expuesto a tortugas con FP. En el Loggerhead Marinelife Center de Juno Beach, Florida, los contenedores de plstico y otros materiales utilizados e n tortugas con FP, como plstico poroso son desechados y, por lo tanto, no esteril izados. La e xperiencia en Florida con rehabilitacin sugiere que todas las tortugas con FP bajo tratamiento de rehabilitacin, deber a n permanecer en instalaciones durante un periodo de un ao despus de quita rles el ltimo tumor para asegurar que no vue lvan a crecer. A pesar de que no hay caso s documentado s de transmisin FP a travs del agua o de transmisin por contacto directo con un animal infectado, recomendamos que hasta que los investigadores no tengan un mejor entendimiento de esta enfermedad muchas veces fatal y para la cual no se conoce una cura, se enfaticen las precauciones ms estrictas a todos los niveles. Una estrategia es trabajar siempre primero con las tortugas no in fectadas y despus con tortugas con FP seguido de una desinfeccin Recomendaciones y consejos de las instalaciones ms activas en el tratamiento y cuidado de tortugas con FP en la r egin del Gran Caribe est n disponible s de la siguiente manera : The Turtle Hospital Attn: Douglas R. Mader, DVM Consulting Veterinarian 2396 Overseas Hwy Marathon, Florida 33050 USA Tel/Fax: (305) 743 6509 Email: Turtlehosp@aol.com http://www.turtlehospital.org/ Mote Marine Laboratory and Aquarium Attn: M. Andrew Stamper, DVM, Dipl. ACZM Con sulting Veterinarian 1600 Ken Thompson Pkwy Sarasota, Florida 34236 USA Tel: (941) 388 4441 x458 Fax: (941) 388 4512 Email: astamper@mote.org http://www.mote.org Loggerhead Marinelife Center Attn: Nancy Mettee, DVM Consulting Veterinarian 14200 U.S. Hwy. #1 Loggerhead Park Juno Beach Florida 33408 USA Tel: (561) 627 8280 Fax: (561) 627 8305 Email: Nmettee@marinelife.org http://marinelife.org/

PAGE 70

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 66 A PENDICE G SERVICIOS PES QUEROS MARINOS / U.S. NOAA TORTUGAS MARINAS ENGANCHADAS O ENREDADAS _______________ Fuente : extrado de McNaughton, L. 2004. Protected Species Handling Guide. Preparado por JIMAR (Universidad de Hawai) para NOAA / NMFS Pacific Islands Regional Office, Honolulu, Hawaii. U.S. Department of Commerce.

PAGE 71

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 67

PAGE 72

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 68

PAGE 73

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 6 9

PAGE 74

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 70 NOTAS

PAGE 75

Phelan y Eckert (2006) ~ Procedimientos para Atender Traumas en Tortugas Marinas ~ WIDECAST Informe Tcnico No. 4 71 NOTAS

PAGE 76

habitantes de la Reg in d el Gran Caribe, tanto humanos como tortugas marinas, vivan en equilibri o La Red de Conservacin de Tortugas Marinas en el Gran Caribe (WIDECAST) es una red de exper tos voluntarios y Organizaciones Asociadas al Programa de Medio Ambiente en el Caribe de las Naciones Unidas. WIDECAST se fund en 1981 en respuesta a una recomendacin de la Reunin de Organizaciones No Gubernamentales del Gran Caribe sobre Conservacin para el Desarrollo Sustentable de los Recursos Vivientes UICN/CCA (Santo Domingo, 26 29 agosto del Programa Ambie La visin de WIDECAST para alcanzar un plan de accin regional de recuperacin se enfoca en poner a disposicin el mejor conocimiento cientfico disponible hacia el manejo y la conser vacin de tortugas marinas, fortaleciendo a la gente para utilizar efectivamente ese conoci miento en procesos de diseo de las polticas, a la vez de proporcionar un mecanismo y un marco para la cooperacin dentro y entre naciones. Al involucrar a los interesados de todos niveles y promover investigacin o rientada al diseo de polticas, WIDECAST logra una aplicacin prctica del conocimiento cientfico disponible para conservar la biodiversidad e involucrar a la gente de base en la toma de decisiones y en el liderazgo de proyectos. Enfatizando iniciativas que fortalecen capacidades dentro de pases participantes e institu ciones, la red desarrolla y replica proyectos piloto, proporciona asistencia tcnica, facilita la coordinacin en juntar, compartir y usar informacin y datos y promueve el fortalecim iento de lazos entre la ciencia, la poltica y la participacin pblica en el diseo e implementacin de ac ciones de conservacin. Trabajando de cerca con comunidades locales y administradores de recursos, la red tambin ha desarrollado lineamientos para un manejo estandarizado y criterios que enfatizan las mejores prcticas sustentables, asegurando que el aprovechamiento, ya sea extractivo o no extractivo, no comprometa la supervivencia de la tortuga a largo plazo. Con Coordinadores Nacionales en ms de 40 pases y territorios del Caribe, WIDECAST es capaz de facilitar acciones complementarias de conservacin entre pases, fortaleciendo y ar monizando su legislacin, involucrando a comunidades, difundiendo conciencia sobre el estatus de las seis especies de tortugas marinas migratorias en la regin. Como resultado, la mayora de los pases de Caribe adoptan el plan nacional de manejo, la captura y venta ilegal de pro ductos se han reducido o eliminado en sitios claves, muchos de las colonias reproductiva s estn siendo monitoreadas anualmente, la disponibilidad de modelos productivos alternativos estn incrementando en reas rurales y los ciudadanos se estn movilizando para apoyar acciones de conservacin. ¡Incorporarte! Para mayor informacin visita www.widecast.org WWW.WIDECAST.ORG